La Lingüística Aplicada es una disciplina multidisciplinaria que nace en los años 60.

Es una disciplina autónoma reconocida nacional e internacionalmente por y en sus a sociaciones, congresos, proyectos, publicaciones, etcétera (Bugarski, 1987 en Fernán dez Pérez, 1996).

Es una disciplina que crea sus propios objetos de estudio que surgen del encuent ro con otras disciplinas como la lingüística descriptiva, la pedagogía, la sociología, l a psicolingüística, la psicología, la antropología, la biología, la neurología, la informátic , etcétera. Su principal interés es ofrecer una base de datos teóricos que permiten entender y a yudar a resolver problemas, a alcanzar soluciones en torno al lenguaje y a las l enguas. De esta manera está vinculada con las necesidades de la sociedad, es integ radora, y concibe la investigación como un proceso cíclico que establece redes de id a y vuelta entre la teoría y la aplicación ( Fernández Pérez, 1996). La investigación básica o teórica, deductiva o inductiva, tiene como objetivo el const ruir premisas o modelos teóricos con base en los procesos sociales, psicológicos, et cétera. La investigación aplicada pretende analizar si estas premisas se aplican realmente a la adquisición de una segunda lengua, a los patrones lingüísticos de una comunidad en particular; o bien, si dan cuenta de comportamientos lingüístico en comunidades e n contacto o en conflicto. Finalmente, la investigación práctica estudia cómo integrar los conocimientos teóricos y aplicados a la educación y al aula de la enseñanza-aprendizaje de una segunda lengu a, y toma forma en el diseño de materiales para la enseñanza. Puede también utilizarse para la toma de decisiones y solución de problemas lingüísticos específicos en ámbitos ot ros que el de la educación, como por ejemplo, el ámbito laboral, social y familiar.