t

l
i
i
f
i
¡
:
f
l
;
{
:
r
'
:
r
r
3
:
l
i
i
r
'
.
r
'
i
¡
:

.
r
j.
ir
¡
i:
l
:
"
.
1
ii:
!
r

!
:
i:
,
1
i
i
d
!
.
.
t
:

,
i
r
'
l
l
!
[
q
!
r
¡
i
:
.
i
.
i
i
,
r
:

-
i
.
¡
¡
:
,
,
t
s
:
,
:

,
f
i
$
'
S
¡
l
-
,
"
¡
.
¡
i
1
i
i
';
:
.
:
l
1
:
!
:
'

,
{
;
l
*
ia
E
e
É
t
¿
o
-
ü t
,'
EZLN: `üy !ü,el fego y !a palabra
Gloria Muioz Ramirez
Derechos reservados.
©`üü5Revista Êc/c/4|c
redaccion@revistarebeldia.org.mx
©`üü5Demos, Desarrollo de Medios, S.A de C.V
La Jornada Ediciones
Av Cuauhtemoc l`5GColonia Santa Cruz Atoyac
Delegaci6n Benito Juarez. Mexico, D.F ü55iü
ISBN
lmpreso en Mexico
'

| N 0 | C c I
Introducci6n o presentaci6n
(o las dos cosas)
l;
Pro logo

l'&'·I'''
Algunas piezas
para el rompecabezas

, .,` . · � '�_ � � ��
� � · -   �- � ! ¸
., H •   r�  ;  � .

`�- �
¯¯ • �� ,
 f·   � � �·

� * ¯� �

³ �  

f
Diez afos de lucha
. . .
y reslstenCia zapatlsta
ä¡
Hay un tiempo para pedir,
otro para ex1g1r
y otro para eJercer
`:¯

°
¯` � �

· | !ª
 

A,

•   �f, _ :

�� .· . ' ' I ! I ' '
' I
 
÷
' ' ! | ` | i ' I '
¸ ! � `
'  
 

latre1accica
'I
epr:s:at+cma
,el+s1esces+s}
E )fCI ZA ÕL lmEOON NAON
Mmco
A quien corresponda:
Corda el afo de 1994 y en el calendario abril mediaba. Er la madruga­
da dellS, yen la misma carta en la que escribf lo del "sfndrome de la ce­
nicienta" (ver la Treceaba Etela, parte 2),aparece lo siguiente:
"Pero resulta que la otra noche me entrevist6 U periodista y_entre
las preguntas sobre Zedillo, Salinas, etcetera, sali6 una que me hizo enten­
der todo: '�Y que opina usted de esta etapa romantica de la guerra?' Vol­
tee a verlo por si bromeaba, pero no, estaba serio y checando si la cinta de
la grabadora estaba corriendo. '�Romantica?', pense. Ese periodista, junto
a otros, llevaba varios dias en uno de los poblados mas pobres de la selva,
durmiendo bajo el techo de una antigua escuela y comiendo ... comida en-
l3
-I
latada. A unos metros de donde el dormia, una familia comia solo frijoles
y tortilla (y cada maiana se ofreda Ia companera base de apoyo a lavar la
ropa o hacer cafe para 'los companeros de la ciudad'), tenian guardia za­
patista dia y noche, nosotros pernocrabamos a unos metros de ellos. 'Si
para el, que esta cerca nuestro, esto es romantico', me dije, '�Que sera pa­
ra los que estan lejos?'"
"Unas horas despues de la 'romantica' pregunta, y entre la bruma de
una febre que me acoso por tres dias, hubimos de activar el dispositivo
de defensa al saberse la noticia del ataque armado contra el reten militar
en Tuxtla. Sacamos a los pocos periodistas que habia. A nadie le gusto. De
hecho adivino un franco fastidio en todos los periodistas cuando les toea
sufrir una alerta raja, los saca de balance, se sienten agredidos imitilmen­
te, '�para que si nada va a pasar?, pinche-marcos-ganas-de-estar-chingan­
do-y-de-maltrataros-etcetera'. Total que nos quedamos solos y, a como
pintan las casas, por un buen rata. Hasta los aparentemente mas asiduos
se feron 'por un tiempo', no obstante que les explique que convenia que
estuviera siempre alguien por aca porque surgian casas que alguien debia
verlas, etcetera. Pero se aburren. Su tiempo es otro, y me divierte pensar
que quieren entender lo que aqu{ ocurre y saber como, por que, cuando,
donde y quien, en media de su desesperaci6n de apenas unos dias 'sin-na­
da-que-hacer-yo-en-cambio-debo-preocuparme-por-cosas-lo-menos­
igualmente-importan tes-si-no-es-q ue-mas'".
"� Y que esperabas marquitos? �A John Reed? No, pero si a su equi­
valente. Alguien con la paciencia sufciente como para acceder a las par­
tes internas despues del desesperante escalafon de la desconfianza nuestra.
Alguien sin tanta atadura hacia alla fuera o dispuesto a conaria por un
buen tiempo. No, no para siempre. Alguien que, sin dejar de ser periodis­
ta, viviera con los zapatistas, nosotros. Ya se que si dijera yo esto mas de
uno se apuntara, pero deben pasar ames una serie de pruebas que, hasta
ahara, ninguno ha superado. Quiero decir que a ese alguien nosotros lo
tenemos que escoger. Pero nadie se queda el tiempo suficiente para entrar
14
¯
I
��
 
1
 

 


¬:
I�
l
(I
|
I;
a concurso de oposicion. En fn, como decimos aca, 'queja-queja-queja".
Tres anos despues de la fecha de estas lineas, una mujer de profesion
periodista acabo, no sin dificultades, por brincar el complicado y espeso
muro del escepticismo zapatista y se qued6 a vivir en las comunidades in­
digenas rebeldes. Desde entonces compartio con los companeros el sueno
y el desvelo, las alegrias y las tristezas, los alimentos y sus ausencias, las
persecuciones y los reposos, las muertes y las vidas. Poco a poco los com­
paneros y companeras la feron aceptando y haciendola parte de su coti­
dianeidad. No voy a contar su historia. Entre otras casas, porque ella ha
preferido contar la historia de un movimiento, el zapatista, y no la propia.
El nombre de esta persona es Gloria Munoz Ramirez. Durante el pe­
riodo que va de 1994 a 1996 trabajo para el periodico mexicano Punto,
para la agencia de noticias alemana DPA, para el periodico norteamerica­
no La Opinion y para el diario mexicano La jorad. En 1995, en la ma­
nana del 9 de febrero y junto con Hermann Bellinghausen, realizo para
La Jornad Ia que pudo haber sido la Ultima entrevista con el Subcoman­
dante Insurgente Marcos. En 1997 dejo su trabajo, su familia, sus amigos
(ademas de casas que solo ella sabe), y se vino a vivir a las comunidades
zapatisras. Durante estos 7 anos no publico nada, pero siguio escribiendo
y su olfato periodistico no la abandono. Claro que Ia periodista ya no lo
era, o ya no solo era periodista. Gloria fe aprendiendo a tener oua mira­
da, Ia que esta alejada del deslumbramiento que producen los refectores,
del barullo de los templetes, del atropellado andar detras de la nota, de la
lucha por la exclusiva. La mirada que se aprende en las montafas del su­
reste mexicano. Con paciencia digna de una bordadora, fue recopilando
fragmentos de la realidad de adentro y de afera del zapatismo en estos,
ahara, 10 anos de vida publica del EZLN.
Nosotros no lo sabiamos. Fue hasta que se anuncio el nacimiento de
los Caracoles y Ia creacion de las Juntas de Buen Gobierno, que recibimos
una carta de ella, presentando ese bordado de palabras, fechas y memo­
rias, y poniendolo a disposicion del EZLN.
15
¼
'
°
' I
Leimos el libro, buena, entonces no era un libro, sino un extenso y
policromado tapiz cuya vista ayudaba bastante a dibujar Ia complicada si­
lueta del zapatismo de 1994 a 2003, los 10 afios de vida publica del Ejer­
cito Zapatista de Liberacion Nacional. Nos gusto pues. No conocemos
ningtn material publicado con esa minuciosidad y tan completo.
Le respondimos a Gloria como de por si respondemos nosotros, es
decir, con un "Mmhh, �y?". Gloria volvio a escribir y habl6 del doble ani­
versario (20 afos del EZLN y 10 afios del inicio de Ia guerra contra el ol­
vido), de Ia etapa que arrancaba con Ia creaci6n de los caracoles y las
Juntas de Buen Gobierno, algo de un plan de festejos de Ia revista Rebel­
dia, y no recuerdo que tantas otras cosas mas. Entre tanta tarabilla, algo
estaba claro: Gloria proponia publicar el libro para que los j6venes de aho­
ra conocieran mas sobre el zapatismo.
"�Los j6venes de ahora?", pense, y le pregunte a Mayor Moises
"�Que nosotros no somos los jovenes de ahora?". "De por si somos", me
respondio el Mayor Moises sin dejar de ensillar el caballo, mientras yo se­
guia aceitando mi silla de ruedas y maldeda que el botiquin de campafia
no incluyera Viagra . . .
�En que estaba? jAh sf!, en el libro que no era libro todavfa. Gloria
no espero a que dijeramos que sf, o que quien sabe, o que, con el mas pu­
ro estilo zapatista, no respondieramos. A contrario, a tapiz, o sea a bo­
rrador del libro que no era libra, Gloria anexaba Ia solicitud de completar
el material con sendas entrevistas.
Fui con el comite y, sobre el suelo lodoso de septiembre, extend! el
tapiz (o sea el borrador del libra).
Se vieron. Quiero decir, los compaferos se vieron a sf mismos. 0 sea
que, aparte de ser tapiz, era un espejo. No dijeron nada, pero yo entendf
que habfa mas genre, mucha mas, que tal vez tambien veda y se veda.
L respondimos a Gloria que "adelante".
Eso fue en agosto o septiembre de este afo (o sea, 2003), no muy me
acuerdo, pero fue despues de Ia festa de Los Caracoles. Me acuerdo, sf, que
16
` ò
 
.
'
I
llovfa mucho, que yo iba subiendo una lo. ma repitiendo en cada paso Ia
maldicion de Sfsifo, y que el Monarca estaba emperrado en que en Rdio
lnsur
g
ente, La voz de los sin voz, pas:ramos un remix de "La del mofio co­
lorado". Cuando voltee a decide a! Monarca que tendria que pasar sobre
mi para hacer eso, me resbale por enesima vez, pero ahora fi a caer sabre
un mont6n de piedras afiladas y me corte en la pierna. Mientras hada un
recuento de los dafios, el Monarca; como si tal, paso sobre mi. Esa tarde
transmitimos en Rdio Insur
g
ente, La voz de ls sin voz una version de "La
del Mono Colorado" que, a juzgar por las llamadas de radio que recibimos,
fe un exito rotundo. Yo suspire, que otra cosa podia hacer.
El libro que el lector o lectora tiene ahora en sus manos es ese tapiz­
espejo, pero disfrazado de libro. Nb se puede pegar en la pared o colgar
en Ia recamara, pero usred se puede asomar a el y buscarnos y buscarse.
Estoy seguro de que nos encontrara y se encontrara.
El libro EZLN 20 y 10, el ]ue
g
o y l
p
albra, escrito por Gloria Mu­
noz Ramirez se ha editado por el empefo de dos esfuerzos, el de la revis­
ta Iebelia y el del peri6dico mexicano L jorada, que dirige Carmen
Lira. Mmh. Otra mujer. El disefio editorial es de Efrafn Herrera y las ilus­
traciones son de Antonio Ramirez y Do mi. Mmh . . . mas mujeres. Las fo­
tos son de Adrian Mealand, Angeles Torrejon, Antonio Turok, Araceli
Herrera, Arturo Fuentes, Carlos Cisneros, Carlos Ramos Mamahua,
Eduardo Verdugo, Eniac Martinez, Francisco Olvera, Frida Hartz, Geor­
ges Bartoli, Heriberto Rodriguez, Jesus Ramirez, Jose Carlo Gonzalez, Jo­
se Nunez, Marco Antonio Cruz, Patricia Aridjis, Pedro Valtierra, Simona
Granati, Victor Mendiola y Yuriria Pantoja. La edicion fotografica estuvo
a cargo de Yuriria Pantoja y el cuidado de Ia edicion lo realiz6 Priscila
Pacheco. Mmh . . . de nuevo mas mujeres. Si el lector ve que las feminas
son mayoria, haga lo que yo: r:squese Ia cabeza y diga "ni modos".
Hasta donde tengo entendido (hago este escrito a Ia distancia), el li­
bro tiene tres partes. En una aparecen entrevistas a companeros bases de
apoyo, comites y soldados insurgentes. En elias los companeros y compa-
17
l
fieras hablan algo de los 10 afos previos al alzamienro. Debo deciros que
no se trata de una imagen global, sino de rer�zos de una memoria que to­
davia debe esperar a unirse y presentarse.
Sin embargo, esros pedazos ayudan mucho a entender lo que viene
despues, o sea Ia segunda parte. Esta contiene una especie de biricora de
las acciones publicas del zapatismo, desde el inicio de la guerra en la ma­
drugada del primero de enero de 1994, hasta el nacimiento de los Cara­
coles y la creaci6n de las Juntas de Buen Gobierno. Se trata, a mi manera
de ver, del mas complero recorrido de lo que ha sido el accionar publico
del EZLN. En esre periplo, el lector podr: encontrar muchas cosas, pero
una salta a Ia vista: el ser consecuente de un movimiento. En Ia tercera
parte aparece una entrevista a yo. Me la mandaron por escrito y hube de
contestar frente a una grabadorita. Yo siempre he pensado que el "rewind"
de las grabadoras es "recordar", asi que en esa parte trato de hacer un ba­
lance de los 10 afios, ademas de ref1exionar sobre otras cosas. Cuando res­
pondia, solo frente a la grabadora, afuera llovia y una de las Juntas de
Buen Gobierno daba "el grito de independencia". Fue la madrugada del
16 de septiembre del 2003.
Creo que las rres partes se ligan muy bien. No solo porque es Ia mis­
ma pluma Ia que las dibuja. Tambien porque contienen una mirada que
ayuda a mirar, a mirarnos. Esroy seguro de que, como Gloria, muchos y
muchas, al mirarnos, se miraran a si mismos. Y tambien esroy seguro de
que ella, y con ella muchos y muchas, se sabran mejores.
Y de eso se trata todo esto, de ser mejores.
Vale. Salud y en el tapiz no busque escarabajos, capaz que los en­
cuentra y entonces si, pobre de usted.
Desde las montafas del Sureste Mexicano.
Subcomandante lnsurgente Marcos.
Mexico, Octubre del2003.
18
t�"

|
I
I
\
1• .   '
' I ¹ ; . I ' ' ' � ' I |

ì I ' ' ` ' I ' | ' ' '
I
Í!0 lege
E ) ZPATISTA DE LIBERAOON NACIONAL
MEco
L POSDATA, REBELDE COMO ES, M TOMADO POR ASALTO EL LL DEL
PR6LOGO. TODOS SABEN QUE í POSDATAS VAN AL FINAL DE L CARTAS
1 NO COMO INICIO DE LOS LIBROS, PERO Ac, EN L MONTANAS DEL SU­
RESTE MEXICANO, TENEMOS UNA DISCIPLINA DE "NUEVO TIPO", L SEA QUE
CADA QUIEN HACE LO QUE LE DA L GANA. LOS MUERTS, POR EJEMPLO,
NO SE QUEDAN QUIETOS. FIN DE L NOTA
PO. QUE SE EXPLICA POR Sf MISMA. Hace lûafos, Ia madrugada del pri­
mero de enero de lºº4,nos alzamos en armas por democracia, libertad
y justicia para todos los mexicanos. En una accion simulranea, tomamos
7 cabeceras municipales del suroriental estado mexicano de Chiapas y le
declaramos Ia guerra al gobierno federal, a su ejercito y polidas. Desde
2l


¸
¸ '

entonces el mundo nos conoce por "Ejercito Zaparisra de Liberacion
Nacional".
Pero nosotros ya nos llamabamos asi desde antes. El 17 de noviembre del
afo I983, hace 20 aios, se fndo el EZLN, y como EZLN empezamos a
caminar las montafias del sureste mexicano, cargando una pequefia ban­
dera de fonda negro con una estrella raja de cinco puntas y las letras
"EZLN", rambien en rojo, al pie de Ia estrella. Aun cargo esa bandera. Es­
ta !lena de remiendos y maltratada, pero todavia ondea airosa en Ia Co­
mandancia General del Ejercito Zapatista de Liberacion Nacional.
Tambien nosotros llevamos remiendos en el alma, heridas que supo­
nemos cicatrizadas, pero que se abren: cuando menos lo esperamos.
Durante I 0 afios nos preparamos para esos primeros minutos del
afo 1994. Alia se mira Enero del 2004. Pronto seran I 0 afios de guerra.
10 aios de preparacion y I 0 afos de guerra, 20 aios.
Pero no voy a hablar ni de los primeros I 0 aios, ni de los de despues,
ni de los 20 sumados. Es mas, no voy a hablar de afios, de fechas, de ca­
lendarios. Voy a hablar de un hombre, un soldado insurgence, un zapatis­
ta. No voy a hablar mucho. No puedo. No rodavia. Se llamaba Pedro y
murio combatiendo. Tenia el grado de subcomandanre y era, en el mo­
menta de su caida, jefe del estado mayor del EZLN y mi segundo a! man­
do. No voy a decir que no ha muerto. Esra muerto de por sf y yo no
quisiera que estuviera muerto. Pero, como todos nuestros muertos, Pedro
camina porad y cada tanto se aparece y habla y bromea y se pone serio
y pide mas cafe y enciende el enesimo cigarrillo. Ahara esra aquf. Es 26
de octubre y es su cumpleaios. Le digo "salud al cumpleaiero". El levan­
ta su pocillo de cafe y dice "salud Sub". Yo no se por que me puse "Mar­
cos" si nadie me dice asf, rodos me dicen "Sub" o sus equivalences. Pedro
me dice "Sub". Platicamos con Pedro. Le cuento y me cuenca. Recorda­
mos. Reimos. Nos ponemos serios. Aveces lo regaio. Lo regaio por in­
disciplinado, porque yo no le ordene que se muriera y el se muri6. No
22

:t


'
 �
'

u
.�
t
l
 
¸:
i�

!
 
f
t

� 
 
l

'
·•
� ' '
¸ !
9 9 4 I
|
obedecio. Lo regaio pues. El solo abre mas los ojos y me dice "ni modos".
Sf, ni modos. Entonces le ensefo un mapa. De por si le gusta ver los ra­
pas. Le sefialo lo que hemos crecido. Sonrie.
Josue se acerca, saluda y felicira "felicidades compaiero subcoman­
dante insurgente Pedro". Pedro se rie y dice "Uta madre, cuando acabas
de decir todo eso yo ya cumpli afios de nuevo". Pedro lo mira a Josue y
me mira. Yo asiento en silencio.
De pronto ya no estamos celebrando al cumpleaiero. Estamos los
tres subiendo una lora. En un descanso Josue dice "Ya va a salir 10 afos
del inicio de Ia guerra". Pedro no dice nada, s6lo enciende el cigarro. Josue
agrega "Y 20 afos de que nacio el EZLN. Hay que hacer un gran baile".
"20 y I 0" rep ito despacio, y agrego "y los que nos faltan ... ".
Para esto ya llegamos a Ia puma de Ia lora. Josue baja su mochila.
Yo enciendo Ia pipa y con Ia mano sefialo alia a los lejos. Pedro mira a
donde sefalo, se levama y dice, se dice, nos dice: "Si, ya se mira el hori­
zonte ... "
Se va Pedro. Josue levanra de nuevo su mochila y me dice que tene-
mos que segmr.
Y sf, de por sf asf es: renemos que seguir. ..
�Que les estaba diciendo? jAh sf! Nosorros nacimos hace 20 afios y
hace I 0 afos nos alzamos en armas por democracia, libertad y justicia.
Nos conocen con el nombre de "Ejercito Zaparista de Liberacion Nacio­
nal" y nuestra alma, aunque con remiendos y cicatrices, sigue ondeando
como esa vieja bandera que se ve alia arriba, esa con Ia estrella raja de cin­
co puntas sabre fonda negro y las lerras "EZLN".
Nosorros somas los zapatistas, los mas pequeios, los que se cubren
el rostra para ser mirados, los muertos que mueren para vivir. Y rodo es­
to es porque hace I 0 afios, un primero de enero, y hace 20 aios, un I7
de noviembre, en las montafias del sureste mexicano ...
'
Subcomandante Insurgence Marcos.
Mexico, 26 de octubre del 2003.
23
c�
¼
|� |~ | ' '
' l
¸ ¸ (
. | | ' • ¦

| • ´ �· l - |
l'°`·
A
[
an+sji:t+s
IU
E ÌJ¯dc novìcmbndcJ7: �n u�o�� dc ì�digcnas y
mcstìzosllcgoala5clvaLacandona.Lnuncampamcntodcmontana,ba-
|o cl cobì¡o dc una bandcrancgracon una cstrcllaro¡adccìnco puntas,
mndaron Iormalmcntc cl L¡crcìto Zapatìsta dc Lìbcracìon lacìonal. Y
cmpczaroncldcsproposìto.
Lìczañosdcspucs,clprìmcrodccncrodcJ771, mìlcsdcìndigcnas
armados tomaron sìctc cabcccras munìcìpalcsylcdcclararonlagucrraal
gobìcrno dc Mcxìco. 5usdcmandas: traba|o,tìcrra, alìmcntacìon,:ccho,
salud, cducacìon, ìndcpcndcncìa,¡ustìcìa, lìbcrtad,dcmocracìa,paz,cul-
turaydcrcchoalaìnIormacìon.
�Quc ocurrìo cn cl surcstcmcxìcano cntrc clJ¯ dc novìcmbrc dc
J78j y cl prìmcro dc cncro dcJ771: ío scpucdc atindìmcnsìonar csa
hìstorìa.íoporclandcstìna,noporvcrgiicnzadccsospucblos, sìnopor-
quc, como cllosdìccn, ¨dcporsimcmuygrandcloquchìcìmos`.
A vcìntcañosdcsuacto|undacìonal, hablantrcsìndigcnas orìgìna-

¯
|
' '
• �� � � � ¸
rie�aels rierespu�e��e lsqueseencentréellje:citeZapatista
1�Libe�� ��i����pr�s�cién1elescientesceniles1ein-
1igenasu ���� �leelsueúe,bablanaecénecenecierenales
pineres g�

��

��

, ��� céneseergani:arencenepuebles,aecénese
prepararen

¡aI�� l�gt rra,1ecénecrecierenysebicierengran aes. Sir-
vanestes sa gséleparain+giuaresesprineres1ie:aúes,esa
1�  �
capaciaaa  �i:ati


�ecisienyvalentíaquebicierenpesibleel le-
vantanieri�����e���es1eJ771cennuevealnun1eentere.
� � ��� �

COMPAERO RUL
Representante regional de los pueblos zapatista
L|egeel nenente1eplaticar nuestra bisteria queheclan1estina. Ye
seyaePuebleCbiceynellanePaul.A ninereclutéunnibernane,
neaijequesiqueríair aun|ugarparaescucbarlequeneibana1ecir,
entencesllegueaese|ugarymepreguntarensiestabaye1eciai1eaescu-
cbar|apelíticasebre|aergani:acién.Na1anJsesene1ijerenyye1ije
quesi.
lnesetienpe|aseguriaa1quetenianesera|anecbe. lbanesalas
reunienesalas1ie:yregresabauneal+s1eceeunaaelanaúana,para
quena1ienesescucbarallegara|acasa.Luegeneinvitarenenetre|ugar
queellescenecan,aenaesereuníancenlesinsurgentes,yabíencentre
auncapitJnyaunteniente,llegabanvesti1esaePeaex,eseacenepe-
treleresecenenaestres. Cuan1eunese lesencentrabaen el canine
elles1edanqueerannaestres,y1ea|ina1ieseinaginabaqueestaban
bacien1euntrabajepelíticesebre|aergani:acién.
Buene,pues1espuesne1ijerenqueheraalcanpanentequese lla-
na¨!egén'.Abíllegueybabiasélesietecenpaúeresinsurgentes,entre
elleselVayerVeises.lnelcanpanenteestuvinessiete1íasynes1ie-
reninstruccienesaeleque1eberíanesbacerenlespuebles.Yacuan1e
nesíbanesaelcanpanente1Jbanes|ainstruccién.!uinesárenaien-
128
I
'
.
' ,
7 ? ?

' '
7 7 ?
1epeceapece. lescenpasnesaabanlelletesynes
vanes1anaecuent+ae|aexpletacienquenesbaceel
gebierne.Despues,yaqueentenaines1equesetrata,
luinesreclutanaenesetresnisnesanuestrepueble,
peceapece,bastaquete1eelpuebleyaestJrecluta-
1ey|atareasebacenJslJcil.
Cuan1enesetresíbanesaaejarelbastinentea
lescanpanentes,teníanesquesaliralastres1e|ana-
úana,paraqueasinesananecieraenlapica1a.Asíhi-
nesbacien1e.LenJsqueteníanesquecui1arera|aseguriaa1.Leque
unesabíaleteniaenelcer+:én.Na1ielcsabia.NaaanJslesabíaelque
eracenpaúere,elqueneera,puesne.
Yacuan1eestJteaeelpueblerecluta1eyyabaynucbespueblesas|,
entencesyaalgunesseaninarenair1ereclutasparaserinsurgentes.Va
riesse|ereny1ea|íhecrecien1e|aguerrilla.Vientrasunesse ibana|a
nentaúa,enlespueblesnesibanespreparanaetanbienlesnilicianes,
prinereunaescua1ra,luegeunpeletén.Llegéelnenenteenqueenca-
1apueblebabíacinceeseispeletenes1enilicianesquerecibí+nentrena-
nienteyte1e.lsas|ceneselue1esarrellan1enuestraergani:acién.
Cuan1elesiiisurgentesllegabananuestrepuebleesperque1eper
síyaestJte1eelpueblerecluta1e,eseaqueyate1eelpuebleeracen-
pa. lntencesbabiaquebuscarrespensablelecalyluege respensablere-
gienal,perqueya

sennucbeslespuebles.
CuanaellevJbaneselbastinentealcaapanente,llevJbanestesta-
1as,pinele,a:ácar0 panela,D siteníanes1ineriteleslle·anessuscigarres
a les cenpas. Cuan1e|legJbanesse +legrabanybadanesuna pequeúa
|estaabí.SibabíaunaguitarrapuesbailJbanes,cenebabíacenpaúeras
abipuescenesasbailJbanes.Asíellesnesagarrarencen|an:aytæbien
nesetres.DurJbane·bastaaie:equince1íasenelcanpanente.
,nereprincipieelnenbreaeguerraaenipuebleera¨Suste¨,per-
quecuanaenesetresnesabíanesnaaa1e|aergani:acién,paséuncen-
29
¯
·
-*´
•''•´´·¯ ·
¯
``
:-
pafiero insurgente y nosotros vimos raro que se metio en un solar. Lo fui­
mos a buscar pero no lo encontramos. Entonces, ya cuando supimos de la
organizacion, nos acordamos del solar y le pusimos "Susto" al pueblo.
En el campamenro "El Malefcio", en IJo;, conod al compafiero
subcomandante Marcos. Estaba muy joven pero muy faco, de por si yo
creo que porIa caminata, subi a lomas que estaban muy dificiles, estaban
altisimas y esas lomas las subia el. Ahi lo conocimos a e! y tambien al sub­
comandante Pedro, que tambien llegaba.
Ya cuando el pueblo es todo compa, pues ya !I egan los insurgenres a!
pueblo. Todos los compaferos de I a comuni dad pues los ven, y se organi­
za la fiesta y el baile. El pueblo da comi da, cafe, y ah£ convivimos con
ellos. Hay mucha platica po!itica que nos orientaba sobre I a situacion.
Nos dicen como organizarnos ycomo prepararnos para I a lucha.
As£ era ese tiempo cuando empezamos ...
30
\
`'
7 ? ? - 7 7 ?
COMDATEAR
Comite Clandestino Revolucionario Indlgena
1o me llamo Abraham, soy del pueblo `+¯.
Cuando llega a nuestros pueblos el Ej ercito Zapatista, alla por IJo+,
IJo¯, nosotros de por si ya habiamos probado otras luchas padfi cas. La
genre ya estaba protestando contra el gobierno. En ese tiempo, c uando
!! ega ! a organizacion clandestina, se nos hablo de una lucha revoluciona­
ria. Nosotros de por si fuimos de los primeros. El que llevo Ia idea a nues­
tro pueblo es un compa que ya no vive, se llamaba Tomas. El nos platica
de Ia l uc ha, pero poco lo creiamos, porque ese compa era medio borracho.
Pero nos explicaba y poco a poco fuimos tomando en serio codas sus pa­
labras, hasta que llego con un compa insurgente y entonces ese nos dio ! a
platica. El compafero insurgente llego con un folleto que teni a una expli­
cacion politica de ! a situacion nacional, ah£ deda como es Ia explotacion
y todo eso.
Nosotros de por si entendimos mas o menos rapido, porque de por
si ya esra !a idea de otros movimientos en los que hemos participado, pe­
ro no en el sentido revolucionario, sino en luchas donde se ll ega a nego­
ciar con el gobierno por ! a tierra, por el cafe, por I a brecha lacandona ahi
en Los Montes Azules. Como de por si exisdan esas represiones de las que
nos hablaban los compaferos, cuando llega el mensaje del EZLN pues ra­
pido nos alegramos, y nos pusimos c ontentos de que hay otra lucha que
va a defender I a seguridad de los campesinos y de los pobres.
Eramos un pufi ito, eramos jovenes, y poco a poco fuimos dando a
otros compafieros el mensaj e. Les decimos Ia explicacion pero que no le
digan a nadie. Si es un j oven pues que no le diga a su papa ni a su mama
ni a su hermanito, solo el.
El pueblo `+;´ antes se llamaba "Suicida". Le pusimos as{ primero
porque Tomas quiso suicidarse por una chamaca, pero despues lo cambia­
mas yl e pusimos `+;´, por otras historias.
31
¯
¡ i
¦
Ya cuando esri reclurado un buen grupo de companeros en el pue­
blo, pues vi mos Ia necesidad de pasar a otro pueblo. Nos fuimos a Sinal y
luego ya formamos la region. Yo tenia 1 8 aos.
Las companeras trabajaban para hacer las tostadas que les Il evabamos
a Ia montana, y rambi en los hombres ayudabamos. Nos reparrlamos bol­
si tas para recoger pi nole, para transportarlo de noche. Cuando nos mov{a­
mos para Ia montana teniamos que buscarnos una historia por si nos
encontrabamos a algui en, porque ante todo tenia que h aber di screcion pa­
ra pasar las c osas. Cuando re to pan en el camino pues tienes que decir una
hi storia, a donde vas. Puedo deci r que voy a visirar a mi famili a o otra co­
sa. Todo era porIa seguridad para poder pasar el basti mento. En ese ti em­
po, al princi pi a, pues hay gentes que no sablan nada.
Yo los v{ pasar por mi pueblo al Subcomandante I nsurgente Marcos
y al Subcomandante Insurgence Pedro. Llegan en la casa y luego Tomas nos
dice que h ay que ir a dejar esos compas, a guiarlos. Nos vamos con ellos
pues. La salida es a las 1 2 de la noche. Tenemos que pasar de noche los
otros pueblos y agarrar ya de dla la montana. Cuando llegamos donde es­
ta el campamento, nosotros nos regresamos y ahi los dejamos a l os dos.
El pri mer campamento que co nod se llama "Zapata", y ya l uego nos
llevaron a otro campamento que se llama "Puma". Ensegui da vi mos otros
campamentos, ya con ellos, llegabamos y convi viamos con los compas y
sallamos de regreso a nuestros pueblos. El capitan Marcos -en ese ri em­
pu no era subcomandante- nos platicaba como esra Ia montana y como
funciona ah! el c ampamento. Cuando lo visitamos nos dic e donde esra el
agua para tomar y como es Ia seguri dad ah!, como es el respeto, y donde
se pueden h acer las necesi dades. Todo eso estaba organi zado y nos decia
el capitan Marcos que si queriamos vi vi r ahi, pues pod!amos vi vi r ahl. Nos
decia "aqul estamos alegres con los changos". Luego de un ti empo de es­
tar ah!, hay que sali r a trabajar a los pueblos.
Conforme se fue dando el avance y empezamos a crecer, pues se em­
pezaron a organizar las fuerzas. Empezaron a bajar mas los insurgences a
32
• II
  I
I
I


I
| '
7 ? ? 7 7 ?
los pueblos, a c onvi vir y platicar con las gentes en los
pueblos. Con ellos hadamos festas, hacian sus progra­
mas c ulturales y todo eso. As! nos desarrollamos en un
afio. Entre 1 985 y 1 986 el pueblo se integra todo a Ia
lucha. Ya no habia por que guardar mas secretos entre
nosotros, solo c on los de afuera que todav{a no son
c om pas.
Cuando estabamos chiqui tos en Ia organi zaci on le
buscabamos Ia forma para que pasaran los compas.
Ellos decian que son docrores, maestros, petroleras, to­
do eso dedan. Cuando llevaban c arga dedan que eran c osas enlatadas pa­
ra Ia ti enda de tal parte.
Nos decian los compas en Ia clase que i ba a llegar el dia en que tene­
mos que usar las armas para acabar con el sistema. Nosotros ya hablamos
probado formas padfcas pero no habla modo de que nos h ici eran caso.
Entonces vimos que no hay mas que entrarle a luchar con las armas, y asi
nos organizamos c ada vez mas y mas fuerte. Cuando llegabamos al cam­
pamento, cuando Uegabamos a Ia visita, hacemos ejercicios y entrena­
mientos. Los compafieros nos daban platicas de como usar las armas, de
como se llama un arma y que potencia ti ene. Y as{ se va desarrollando el
trabaj o y cada vez somos mas grandes. De unos pueblos se pasa a otros
pueblos y de unas regiones se pasa a otras regiones.
Ya cuando se formaron las regiones se empez6 a hacer trabaj o ahl, se
hi zo por ej emplo una cllnica, un hospital, que se le Uamaba "Posh". Ahl
c onoci a varios c ompaneros, y es cuando nos damos cuenta de que Ia or­
gani zacion ya es grande, que ya se avanz6 un chi ngo. En ese tiempo ya se
esra acercando el ti empo de 199 4 y es cuando se empez6 a pregumar a los
pueblos como se si enten, si se si enten buenos para chingar al gobi erno. El
pueblo ya esra harto y dice que ahora s{ ya es su momento. Se empezaron
a sacar las decisi ones, se empi ezan a hacer unas aetas, las aetas las fi rman
los pueblos y l os compas, y entonces ya a Ia guerra.
33

COMPAERO GERADO
De los primeros pueblos zapatistas
Mi nombre es Gerardo, del pueblo Israel, algunos compafieros me co­
nocen, ahi vivo y acerca de eso vamos a plaricar. Es como contar una his­
to ria de lo que nosotros conocimos, cuando rodo esto empezo.
Nosorros lo vimos cuando empezo el trabajo de Ia organizacion del
Ejercito Zapatista en los pueblos. En primer Iugar nosotros aprendimos
medidas de seguridad, porque si ho hay seguridad, no se puede hacer na­
da. Entonces con las medidas podemos avanzar y eso es lo que hadamos.
Conforme fimos conociendo Ia lucha y creciendo fuimos poniendo mas
medidas, porque el trabajo se iba desarrollando, iba grande. Nosorros iba­
mos conociendo mas o menos donde estaban los campamentos. Yo cono­
ci cuatro campamentos en aquel tiempo, desde 1 984. ,El primer
campamento qu� conod se llamaba.'.�LaRosita", el otro es "Agua Fria", el
otro no me acuerdo el nombre'"� �-s�,es lo que conocimo·durante los
afios que trabajamos llevando a los1rn���gentes Ia tostada, el ,inoliro, apo­
yando a los compas. Nos ayudabam6���mbos, porque lo que nosotros no
conodamos ellos si conodan. Nosotros recesitamos saber cosas que no sa­
bemos, y ellos tambien necesitan cosas de nosotros; yasiempezamos a h;-
cer los trabajos.

Conforme iban creciendo los rrabajos habia que t�ner toqaia·hias
seguridad. Nuestro amigo antes era Ia noche, porque solamente en Ia no­
che podiamos caminar. En el dia no podiamos, en el dia nos dormfamos
y a las nueve, diez, once de Ia noche sales con tus Z;kilos a recorrer tres
o cuatro dias de camino. Saliamos a esa hora desde Ia casa hasta donde
merece llegar ese alimentito.
En los dias que llegabamos ahi a los campamentos, pues los insurgen­
ces nos ayudaban en algunos trabajiros que nosot os no sabiamos. Nosotros
veiamos como se fe desarrollando el trabajo y como, despues, se fe trans­
formando nuestra lucha conforme fueron agarrando ferza los pueblos.
34
 


L

:
 
¯
´
¦

'

.
.
·
ì


| ' |
7 3 ? -

/
7 ?
I
[ principio, hace casi ZU afios, pues ya salia un
miliciano de un pueblo, luego dos milicianos y ya lue­
go recibian algun entrenamiento y conforme eran mas
se iba cambiando el trabajo. Si eran cinco milicianos, a
Ia mejor ya salia un insurgence del mismo pueblo.
Quiero decir que era paso por paso, no rapido, mante­
niendo pues Ia lucha, apoyando pues Ia lucha.
Asi fue como iba creciendo rodo. Antes de 1994,
ya vimos que estaba acumulada la ferza, se veia que si
hay, que somos un chingo ya.
A mi me recluto un mi hermano. En una de esas veces que tenia via-
je fe cuando me empezo a platicar. Entonces casi juntos empezamos, co­
mo que no le di tiempo, y ya con una o dos platicas le dije si le entro, que
si no se hace ahora pues cuando.
Primero fuimos oyendo las explicaciones de Ia lucha, nos enteraron
de cosas sencillitas, porque no luego nos dijeron hay esta cosa y se trata de
esro, porque el que reclutaba tambien tenia su medida de seguridad y no
se avienta asi nomas. Ahora, cuando ya te decides a hacer el trabajo, en­
ronces ya con los viajes empiezas a conocer, pero tienes que poner de tu
parte ahi para que llegues a conocer.
Mi pueblo es de por si de los primeros que apoyaron Ia organizacion.
Era 1 984 cuando le entramos. No eramos todos los del pueblo al pri!ci­
pio, pero luego lo organizos a todo y asi ya podian los insurgences lie­
gar a nuestra comunidad y sentirse protegidos. Asi llegamos a Ia guerra ...
II
El Subcomandante lnsurgente PEDRO
L21 de febrero del ZUUU, el Subcomandante lnsurgente Marcos le es­
cribio una carta postuma al recien fallecido escritor mexicano Fernando
Benitez. La carta contenia un relato "con el que tambien tratamos de re-
35
¯
cordar a quienes hoy no estan con nosotros, pero que estuvieron antes e
hicieron posible que hoy estemos nosotros". El sub se referia entonces a
Subcomandante Insurgenre Pedro, muerto en combate !a madrugada del
primero de enero de l''+.
En el relato que el jefe militar del EZLN cont6 en aquella ocasi6n,
apareda el subcomandante Pedro en primera persona, como contando
su propia historia desde otro !ado, desde !a muerte. Habla, entonces, el
sub Pedro:
"Me acuerdo de ese dia. El sol no caminaba derecho, sino que se iba
de !ado. Quiero decir, si se iba de ad para alla, pero iba como de !ado, asi
nomas, sin encaramarse en eso que no me acuerdo ahorita como se llama
pero una vez el sup nos dijo. Esraba como frio el sol. Bueno, ese dla todo
estaba frio. Bueno, no todo. Nosotros estabamos calientes. Como que !a
sangre o lo que sea que tenemos dentro del cuerpo, estaba con calentura.
No me acuerdo como es que dijo el sup: 'el cenir' o algo as!, o sea que es
cuando el sol se !!ega hasta lo mas alto. Pero ese dia no. Mas bien como
36
v 8 o v v o
que se iba ladeando. Nosotros igual avanzabamos. Yo ya estaba muerto,
acostado panza arriba y vi bien que el sol no se estaba caminando derecho
sino que se estaba andando de !ado. Ese dia ya esdbamos muertos todos
y como quiera avanzabamos. Por eso el sup escribio eso de 'somos los
muertos de siempre, muriendo otra vez, pero ahora para vivir'. 2Cuando
mero nos morimos todos? Pos !a verdad no me acuerdo, pero ese dla en
que el sol se caminaba de ladito ya todos esrabamos muertos. Todos y to­
das, porque tambien iban mujeres. Creo que por eso no nos podian ra­
tar. Como que esta muy dificil eso de ra tar a un muerto y pues un muerto
no riene miedo de morirse porque de por si ya esra muerto. Ese dia en Ia
manana era un corredero de genre. No se si porque empez6 !a guerra o
porque vieron tanto muerto avanzando, caminando como siempre, sin
rostro, sin nombre. Bueno, primero corria !a genre, luego ya no corria. Ya
luego se detenia y se acercaba para oir lo que dedamos. jQue ocurrencias!
Viera que yo estuviera vivo, jde tarugo me iba a acercar a oir lo que dijera
un muerto! Como que pensarla que los muertos no tienen nada que decir.
Estan muertos pues. Como que su trabajo de los muertos es andar espan­
tando y no hablando. Yo me acuerdo que en mi tierra se deda que los
muertos que caminan todavia, es porque tienen algun pendiente y por eso
no se esran quietos. En mi tierra asi se deda. Creo que mi tierra se llama
Michoadn, pero no muy me acuerdo. Tampoco me acuerdo bien, pero
creo que me llamo Pedro o Manuel o no se, creo que de por si no impor­
ta como se llama un muerto porque ya esta muerto. Tal vez cuando uno
esta vivo pues si importa como se llama uno, pero ya muerto pa' que.
"Bueno, el caso es que la gente esta, despues de su corredera, se iba
acercando a ver que le dedamos todos los muertos que eramos. Y enton­
ces pues a hablar, asi como de por si hablamos los muertos, o sea como
platicadito, as!, sin mucha bulla, como si uno estuviera platidndole algo
a alguien y no estuviera uno muerto sino vivo. No, tampoco me acuerdo
que palabra hablamos. Bueno, un poco si. Algo tenia que ver con eso de
que estabamos muertos y en guerra.
37

I

¨Ea|ama1taga1aba|íamesteµa1e|acla1a1.A me1le1íayaestJ
|ames¡te¡ataa1ate1e¡atalt¡etetta.\eyaesta|aacesta1ea|me1le-
1|a,¡etese·íc|atlte¡aee|se|aeseaa1a|a1etecbey·í¡aebaJaltíe.
\l¡eteaesertí,¡at¡ae|esmaettesaesleatea¡etesí·ea.\l¡aebaJa
ltíe¡et¡aee|se|e.:a|acemea¡aga1e,may¡J|l1e,cemeslta·letaltíe.
Te1esaa1a|aa1e,a|a1e¡a'ette. \eae,yeme¡ae1éacesta1e¡aaia
attl|a,·lea1ee|se|yttataa1e1eacet1atmecémees¡ae1ljee|sa¡¡ae
se1lcecaaa1ee|sa|¡ae1ameteattl|a,caaa1eyaaca|é1esa|ltyem-
¡leiaa1ejatsecaet1ea¡ae| |a1e.Ceme¡aeeattasa¡eaa1e|se|y·ay
seescea1e1ettJs1,esa|eµa.\acaaa1ee|se|selaeaescea1etaeme
1lcaema.Asícemaestabayeae¡e1ía·e|teat|acabeia,sé|e¡e1íaml-
tatmete¡ataattl|ay,sla·e|teat,|e¡ece¡aea|caaiata¡ataaaeyette
|a1e.letese·l¡aee|se|aesel|a1etecbe,slae¡aesel|a1ela1e, ce-
mecea¡eaa,cemeceamle1e1eeacatamatseeaese¡aeabetltaaeme
acaet1ecéme1ljeç,ese1eJae|sa¡,¡eteta|·eia|tatemeacaet1e.
`\emeacet1éabetlta¡et¡aesetajéaa¡ece|a¡le1tayseblieaaa
tea1ljaasícemeaaabetl1a1ecacbl||e,yeateaces¡a1e·ete|cle|eye|
se|camlaJa1eseetta·ei1ela1ecemea¡ae|1ía.0ttacesaaese¡ae1e
·et.Asíacesta1ecemeestey, a¡eaassla|caaiee|cle|e.Nebavmacbas
aa|esye|se|esucame¡¿1e,esea¡aeestJbaclea1e|tíe.\ eateaces
meacet1é1ea¡ae|1íacaaa1e|esmaettes¡aesemesem¡eiamesesta
gaetta¡ataba||at.Sí,¡ataba||at.�lata¡aéettacesabatíaaaaagaetta
|esmaet:es?
´Les1eJa¡ae¡etestatea1ljasea|cariaa·ete|cle|e. letabí¡a-
saa|e|lcé¡tetesya·laaes.\leaeayse·aa,1latle,a·ecesbasta1eaecbe.
E||esae|esa|ea¡etaye|es·ee,|es·eey|es·lgl|e.Tam|léametíe.Sí,
¡et¡aea||aa|1ecaeatas,esesa«leaesybe|lcé¡tetes·leaeaac¡et¡ae
aestleaeamle1e.Sí,,asé¡ae1e¡et sí|esmaettes1aamle1e,¡eteeses
a·leaesybe|lcé¡tetes|e¡aetleaeamle1ees1e¡ae|esmaettes¡aese-
mesaesecbemesacaalaat1eaae·e.\ yeaesé¡ata¡aétaata|a||a,sl
1e¡etsíaa1a¡e1tJabacet¡et¡aeyaestamesmaettcs. Nlme1e¡ae
38
,

¡
·� | ' . ,
- 8 ? 1
'
v v J r
-· ·

`<
´•
· ��
aesmatea.1a|·eies¡et¡ae¡aletea1ats

caeatay is

ce�

tlem¡e

a|
¡ae|esmaa1a.Nesé. letesísé¡aee|dseba�|¢lc|et1e|·v:e-
·:¡¸

,·¸ ¸ . ;_ `´
1e1e|¡e1eteseesasíceme1emJ¡

a

��e1e

��



��eyme-
ta|y¡é|·etaytal1ey ...y ..y1ele

�:|

a:��a.ale1e,ya

- • •• '.
mle1ebae|eaesesa·leaesyeses|�|���.u��áebae|ee|alte¡ae
·leae1eattl|a.E|1ea|aieae.| l

�� �

�ab.���b�
¨
) �

cemc+�

e
|ascesascam|laa,ceme¡aete1 e�·: li�� wás��e.

��
� •
¯
taaia,aesebae|ee|alte1ea|aje.Nesettessem�

�b�

� N ettes
 �
macbescemeaesettes.Sí,abíest

J

|

stléa¡ae� 

e�

�|esm�
I

�� �� � ¸ .´¡ ··
tesbaeeaaes¡etaaia.
` •� � •
M
��.

� ��� ���� ���

e1eese·ee¡et|a

ea1
��������
cbe
������ ����

aesestaa1eacaet1e,|ese et¡a �||�� `

y

±sta
|lea¡aee|se|secamlae1e|a1e y
¡
� _�

��� �e1e
` � ¹´ �_ ¸_

¡aesecamlaeasí1ela1e,:e1e¡J|l1eye|em aesreeme¡aesa
tta|aje1e|se|es1atca|et,aeteaetltíe.
´
`\slmea¡ataa,¡aesbasta|ebagea|aaa|lsta¡e|ítlce.Vlteaste1,
ye1lge¡aee|¡te||ema1eeste¡aíses¡ae¡atasceatta1lccleaestleae.
AbíestJ¡aes¡aecatgaaase|ltíe,y|ageate·l·a·ey1ejabacetceme
slesta·letamaetta,ye|ctlmlaa|esjaei,y|a·íctlmaestJealacJtce|,ye|
meatlteseesge|letae,y|a·et1a1es¡etsegal1acemeeafetme1a1,y|es
esta1laates estJaeacetta1esy |es|a1teaesestJasae|tes,ye|lgaetaate
lm¡attecte1tas,ye|sa|leeslgaeta1e,ye|eclesetleaetl¡aeias,ye|¡ae
ttabajaaa1atleae,ye|meaesmaa1a,y|esmJsebe1ecea,ye|¡aetleae
macbetleaemJs,ye|¡aetleae¡ecetleaeaa1a,yse¡temlaa|ma|e,y
secastlgaa||aeae.
`\ aesé|e,a1emJs, a¡aí, |es maettesba||aaycamlaaayse1aa
easascesastatas,cemeese1ettatat1eea1eteiataaase|¡aetleaeltíe
y,míte|eaemJs,seaa1a1e|a1e,sla||egataese¡aate¡aeaemeacaet-
1ecémese||ama¡etee|sa¡aes1ljeaaa·ei.\ectee¡aeaa1íame
·eyaacet1at¨.,Catta1e|Sa|cemaa1aatelasatgeateVatces.2 1 1ele-
|tete1e2000).
39

¬
En las montafias del sureste mexicano el Subcomandante Insurgente
Pedro no solo es una leyenda, es alga vivo, algo que existe y se trae a Ia me­
moria a cada momenta. Del sub Pedro hablan los insurgentes y un nudo
se les hace en Ia garganta. "Todavia no puedo hablar de el, es muy doloro­
so", dice el Mayor Insurgente Moises, quien tom6 el mando de Ia zona a
los pocos minutos de Ia cafda en combate del subcomandante Pedro.
De un hombre que gustaba de caminar de noche, que fumaba
"Aas", que no perdonaba su cafecito, que bailaba la de "El Caballo Blan­
co", que recitaba c Tecun Uman, que cuidaba de su tropa, que era muy
militar y muy estricro en las cuestiones de seguridad, que echaba relajo
con el subcomandante Marcos, de quien era su segundo al mando, hablan
los insurgentes que vivieron con el, que lo vieron caer, junto a los que mu­
ri6 en pleno combate en Ia primera madrugada de 1''+. Tambien da su
testimonio genre qclos pueblos, con Ia que vivi6 durante casi diez afios,
40
v 8 ? v v o
genre a Ia que ensefi6 a luchar, a Ia que preparo para que un dia se levan­
tara en armas en busca de una vida mejor.
Hoy, a diez afios de su caida, queda clara que el camino del EZLN
no se puede entender sin Ia historia de personas como el Subcomandan­
te Insurgente Pedro.
Mayor lnsurgente de Infanteria M0ISËS
`
Hablar del sub Pedro ... yo que estuve trabajando con el, es un poco do­
Jaroso. Lo conod cuando era insurgente, lo conoci cuando yo empece
tambien, y Í roco ver su caida cumpliendo con su deber. Me dejo as! co­
mo mando de esta unidad. El sub Pedro es un compafiero muy preocupa­
do por sacar adelante el trabajo que le toco en ese tiempo. Hizo rodo lo
que tuvo que hacer.
Cuando es el momenta de Ia preparacion el es muy estricto, como
ya se dijo. Tambien cuando discutiamos con el sobre los trabajos, ambos
nos ayudabamos sobre rodo en Ia cuestion politica. Me pregumaba cual
es Ia costumbre de los pueblos, cual es el modo de los compas, par que
hay diferentes organizaciones, quienes las dirigen, rodo eso me pregunta­
ba para poder planear como es que hay que hacer el trabajo, para poder
descubrir los pueblos ...
El subcomandante Pedro es muy esrricto en Ia seguridad, porque
eramos clandestinos y pues no debe saber nada el ejercito de nosotros.
Tambien es estricto en el manejo de las armas, y en las exploraciones que
se tienen que hacer para poder tener conocimiento de los terrenos. Siem­
pre fue duro en eso, y cuando hay problema mas se pone duro. Pero tam­
bien es cierto que es muy alegre, hay muchas cosas que se pueden hablar
de el, anecdotas y eso. « «
Yo no lo conod en |a montana, lo conod en Ia ciudad, en una ca­
sa de seguridad donde me toco llegar. Te esroy hablando de diciembre
de 1'o¸, cuando me llevaron a Ia ciudad. No pensaba yo que me fue-
+1

·�
ran a llevar a Ia ciudad, pensaba yo que me iban a llevar a Ia montana,
porque me gustaba mucho lo que yo escuchaba en !adta \cnrºrºma·,
del Frente Farabundo Marti, de El Salvador. Pero pues antes de ir a Ia
monrana me llevaron a Ia ciudad y ahi lo conoci al sub Pedro. El ya ha­
bia estado en Ia montana, con los fundadores del EZLN, pero ruvo que
bajar a la ciudad porque le habia pegado Ia leshmania, lo que nosotros
le llamamos mosca chiclera, estaba curandose en Ia ciudad y a mi me
toco conocerlo ahi.
En ese tiempo yo no podia hablar el espaiol, como ahorita que ya
puedo hablar, entonces tenia esa difcultad. Yo no queria que se acercara
a mi, porque me platicaba cosas y no le entendia ... Una cosa que me pa­
so en ese tiempo es que algunos de los que estaban ahi en la casa de segu­
ridad, pues no me ensenaban las cosas y me ordenaron preparar comida
para un viaje de algunos compas. Yo no sabia ni como manejar Ia estufa
ni nada, y entonces el sub Pedro (que todavia no tenia ni grado) me en­
cuentra haciendo el trabajo y me pregunta "que estas haciendo", y le digo
"estoy friendo carne de polio". Y el me dice "pero te va a explotar Ia estu­
fa", y le pregunto por que y me explica que porque ya Ia ten go llena de
aceite. Entonces se encabrona y va y despierta a Ia responsable y le recla­
ma que no me enseno a hacer el trabajo. Y ahi lo vi que era estricto, muy
duro en las cuestiones que habia que ensenar, el decia que una vez ense­
nado ya puedes dejar que se haga el trabajo, pero antes no.
En 1985 ya vengo a Ia montana y me lo vuelvo a encontrar ahi, pe­
ro ya era subteniente. Era un companero muy decidido, no le importaba
no conocer Ia montana, porque los que vienen de Ia ciudad no conocen
Ia montana, asi como uno que esta en Ia montana y se va a Ia ciudad tam­
poco sabe moverse. Pero no le importo eso, siempre hacia el esfuerzo y nos
preparo. En Ia preparacion esruvimos trabajando mucho tiempo, pueden
sacar Ia cuenta, estamos hablando �e que lo reencontre en Ia montana en
1 985 y Ia preparacion se da hasta los ultimos dias, practicamente hasta Ia
manana de 1 994.
42

- ? ? - - ?
Podemos decir todas las palabras de revolucionario
o revolucionaria, rebelde, o luchador o lo que sea, asi
como dicen muchos de afuera, pero el no nada mas lo
dijo, sino que lo que decia lo hada y lo cumplio hasta
sus ultimas consecuencias. Cuando ru organizas, orien­
tas, diriges, tienes que llegar hasta su consecuencia, aun
en una movilizacion pacifica. Cuando uno dice que hay
que luchar, pues tienes que llegar hasta el final.
Y en este caso, a nosotros como Ejercito Zapatis­
ta, el subcomandante Pedro nos demostro que no es nada mas decir, sino
que hay que llegar hasta donde el nos mostro. No quiero decir que no val­
gan las luchas pacifcas, por supuesto que si valen, pero hay que entender
que ahi tambien puede uno caer en varias formas, ya sea que te metan en
Ia drcel, ya sea desaparecido, ya sea que te maten en torturas y que no se
sepa donde esd. tu cuerpo. En este caso, sabemos donde esd. el sub Pedro,
de el si sabemos.
Lo que el nos enseno, su palabra, Ia tenemos presente cada uno de
nosotros, y a cada uno de nosotros nos toea ahora demostrar que tambien
podemos cumplir como el.
Habra otro momento para decir mas cosas, tengo muchas anecdotas
de el. En los Ultimos meses del 93, me dijo "si algo pasa ru te encargas, cual­
quier cosa que pase tu te encargas". Yo no le erda, decia yo "a el le toea'', y
resulta que cuando estabamos ya peleando, perdemos Ia comunicacion y no
hay y no hay Ia comunicacion con el. Mandaba yo aenlace para saber co­
mo estaba y no hay tampoco, hasta que tuvimos que tomar Ia presidencia.
Cuando recibi Ia senal de que habia caido el subcomandante Pedro,
entonces dije "jChin!, ahora sigue lo que me dijo, ahora jSi! Y en ese mo­
mento uno se olvida de que tambien puede ser atacado. En ese momento
no me importo, tuve que pasar a Ia orra calle y ahi estaba el sub, le hable
pero ya no habia movimiento de el. Asi es que se ordeno el traslado a Ia
posicion de las compafieras sanitarias ... y ahi viene una cosa muy dificil
43
`


� �·
-`�` '
:
.

' ·

��te�aáeres,1ea|gunesni|icianesya|gunescenpaae-
r�n·e� �� ·ieren. . . a|gunesenpe:arena1ecir¨céneespe-
si�����cae, e|estJ prepara1ey te1as esas cesas¨, cene si
l:i�ueneespesib|equeunnan1ecaiga.lntencestu·equeasunir|a
resabi|i1a1 babía quecentre|aresepues,esenie1e, esa1esnerali-
:acién.\e|es1ecaa|escenpas¨|asba|asnerespetan,neinpertaquien
sea,perebayquecentinuar¨.
Yepienseques�bayqueserre·e|ucienariesbayqu�ser|ebasta|e
á|tine,perqueese1equeunene||egueasuscensecuenciase1ejeaban-� _
1ena1aalagenteyesascesaspuesnese·a|e.Nesetres|es|ucba1eres,|es

etresbernanes1eetresesta1es,1eestenisnepaísVexicey1e|nun-
1e,necesitamesasuuirese.
Unacesaqueesinteresanteesceneseencentrabane|subPe1rey
e|subVarces.A |es1essubs|escenectanbienjuntes,cuan1eseen-
centraban.Veacuer1e1euna·e:,ycreequeluelaa|tinae1e|asá|ti-
nas·ecesqueseencentraren, enunacenuni1a1quese||anaZacata|.
lstabayeabí,estJbanessenta1es|estresceneenuntriJngu|e,yescu-
cbe|asin1icacienesperparte1e|subVarcesa|subPe1re. ¨Jienesque
cui1arte¨,|e1ecae|subVarces.¨Jenenesquecui1arnes,perquetáeres
e|nan1eprinere¨1ecae|subPe1re.Yentencese|subVarces1eca¨sí,
pereyeteestey1icien1equetácenenan1esegun1etienesqu�cui1ar-
te,perqueeresnisegun1e,ycua|quiercesaquenepase,siguestá¨.ln-
tences1ecíae|subPe1re¨nestenenesquecui1ar,pere|es1es¨.A±bes
enteadianque|es1esseteníanquecui1ar,pere|es1esqueríansa|ira pe-
|ear.òcenten1íanycenpren1íanpues.l|subPe1re1epersírespetaba
cuan1e|e1ecíanmuyc|aras|ascesas.
Céneera|are|acien1enan1eanan1e,ye|e·eíaqueserespe-
tabanysequerían.A ·ecesestabanbab|an1ey escucbabaye|as·eces
serias,yalrateestabanyarelajean1e,cbistesean1eabí.lseese|ne1e,
queunecenpren1e,entien1e|equebayquecerregire|equesetieneque
apren1er.
44
·
- ? ? - - ?
ln etra ecasién p|aticarenes nucbas anec1etas
1e|subPe1re.Alerane sepue1ete1eperque1ue|e. . .
Capita Primero lnsurgente de Infanteria
)£µ£ßC0
[,enpaáere :ubcenan1antelnsurgentePe1reye
|ecenec1es1equeneintegrea|ash|asinsurgentes.
Des1equeye||egue·isuscua|i1a1escenesercenba-
tiente.!ueunbuencenpaáereen|a|ucbay puesestu·ecennesetres
bastasunuerte.
Cuan1e||egesunenenteyeestu·ecene|ensuuni1a1, e|cene
subcenan1antenJsbienheninan1e.E|sienpretenabacen nayer
1ecisién|esp|anes,asise·eía,erauuy1ureencuestienes1eseguri1a1,
nes p|aticaba1e|ainpertancia1e|aseguri1a1,y en|acuestiénni|itar
apren1inesnucbe1ee|.
E|sepegenucbecene|pueb|e,cen·i·ía,cenpartía1e|equee|pue-
b|ecenía,yaherape:e|,lrije|,ecaleauarge,nunca|e1espreciaba.:e·eía
uncenpverenuy1eci1i1een|a|ucba1e|pueb|e.Otracesaperparte1e
e|, esquesienpresuper·isaba|estrabajesquenesencargababacer.Ye ne
acuer1eun1íaquesa|ícene| yne1ije.¨tepreparasnaúanaperque·anes
arecenecer|apica1+`,ycauinanesyye|e1ecía¨subcenan1anteyacani-
nanesnucbeynebayna1+`ye|ne1eca¨te1a·íala|t+`,ycaninJbanes
ycaninJbaues, yseguíanescaninan1ey|e·e|·íaa1ecir¨nebayna1aya
canrinauesnucbe¨,ycaninanesycauinanesyne1ije¨yala|tapece,æí
es.J,yper|n||eganesye|1ecaqueyeteníara:én,perqueapenasestaba
apren1ien1eacaninar, aresistirnJsen|ascen1icienes|sicas.Y entences
ne1icuenta1equee|tenía|ascen1icienes|sicas,erauncenpaãereresis-
tenteencaninarysepertarte1as|ascen1icienes1e|terrene.
l|cenpauereapreciabanucbea|ascenpaáerasinsurgentesytan-
biena|asbases1eapeye,a|asnujeres,a|esniaesya|esancianes.
45
.
Para salir en 1994, ei me ordena que tengo que avanzar hacia delan­
te, el deda que tengo que tomar con mayor seguridad los trabajos. El dla
que lbamos a salir bacia Ia direccien donde se tienen que hacer las opera­
ciones militares, el31 de diciembre de 1993, el todavla prueba los vehi­
culos, y me deda "Lico, voy a probar este vehfculo porque se me ha
olvidado Ia practica". Yo me rda porque se vela que sl sabia mover Ia uni­
dad. Y salimos, marchamos hacia el terreno de Ia operacien y las ultimas
erdenes que dicta eJ son que cada qui en salga al lugar que les toea cubrir.
1para ml esas son las ulrimas indicaciones que el nos cio.
Me acuerdo de otra cosa. A el le gustaba mucho recitar una poes{a,
el Tecun Uman, y a ml me daba mucha risa, y el me deda por que te des.
Es que algo raro, lo escucho y me doy cuenta que el Tecun Uman era Ja­
cinto Canek, un dirigente indlgena.
Capitan Primero lnsurgente de Infanteria NOÉ
Nuestro compafero subcomandanre Pedro ... primero que nada digo
que todo nuestro respeto para el, aunque fsicamente ya no esta como
miembro de este regimienro, lo seguimos respetando ... para mi no esta
muerto.
Yo tambien convivl con ei durante mucho ciempo, y conod su ca­
racter y su forma de convivir con nosotros en Ia monrafa. El, como otros
compaferos han dicho, es muy feliz cuando esta conviviendo con Ia tro­
pa, ei tiene un don de mando que educa, es el maestro de nosotros, nos
oriente acerca de Ia guerra, nos oriente bien para organizar Ia guerra en
contra del mal gobierno.
Para nosotros es como un padre, porque hay cosas que a nosotros no
nos salian bien, y el te orientaba, te deda "esto no lo hiciste bien por eso
te Hare Ia atenci6n para que ya no lo sigas haciendo mal", y as{ nos dej6
esa experiencia de no cometer el mismo error que a veces cometemos ...
as{ fue durante el tiempo que estuvo con nosotros.
46

¯



� ��
J I
. .
- ? ? - -
Recuerdo que el siempre caminaba de noche, y
nos probaba tambien a nosotros para ver cuanto habla­
mos aprendido a caminar de noche con armas, caminar
con cuidado. Es estricto tambien en seguridad, cuando
habia cosas serias, nos pon{a a! tanto, siempre nos aler­
taba, para que asi aprendieramos.
Cuando conmemorabamos algo de algun compa­
fero caldo o un cumpleafos, recuerdo que le gustaba
mucho bailar una musica que se llama "El caballo blan­
co", se tiraba al suelo y se ponla a bailar. Siempre le gustaba bailar, y tam­
bien Ia poesia de Tecun Uman Ia recitaba, asi nos bacia contentar a Ia tropa.
Cuando salimos en el 94 cada rato nos deda "ahora si compafieros,
liege Ia hora, le tenemos que demostrar al mal gobierno que vamos a ga­
nar Ia guerra porque ya es mucho lo que nos esra hacienda". Asi nos ad­
verda casas acerca de Ia guerra, como hay que prepararse, no sabiamos Ia
fecha exacta, pero si nos deda "enrrenense, preparense, practiquen" y to­
do eso. Nunca pensamos que ese primero de enero iba a caer el, pero s{
estabamos claros que algunos de nosotros ten{amos que caer. Nos cost6
un poco entenderlo pero ni modos, tenemos que seguir sus pasos de el,
como nos ensef6 ... Eso es lo que respeto de el, porque cumpli6 su deber,
are a su pueblo, nos quiso cop1o su tropa, nos ensef6 y por eso segui­
mos aprendiendo de el, aunque ya no este con nosotros ..
Capitan Primero lnsurgente de Infanteria L0CI0
lues hablando del compafiero subcomandanre Pedro, yo lo conod en
1989. Antes, en Ia otra unidad donde andaba yo, de por si los compafe­
ros que regresaban de prepararse con ei dedan que es un compafero muy
alegre, muy amable con Ia genre. Y desde ahl yo tambien andaba con que
lo queria conocer. Si lo conoda en los actos conmemorativos que se rea­
lizaban, pero no conoda su caracter personalmente, y desde ese afio de
47

¦'b' lo empece a conocer y empece a prepararme con el, y ahi me di
cuenra de que es cierto que era un compafiero muy buena, muy sacrifica­
do, pero tambien muy estricto. Sacrificado se dice porque a el le gustaba
mas caminar de noche, y en ese tiempo caminabamos en las picadas, en
las lomas. Se sufre en Ia noche, Ia lluvia, Ia oscuridad, Ia carga, el equipo ...
En las cuestiones militares era estricto, porque el insurgenre tiene
que aprender lo que es la disciplina, lo que es la unidad, el compafieris­
mo. No permiria que uno se sobresalga. Gracias a el tenemos para ense­
iar a otros compafieros que tenemos ahara. En cuestiones militares nos
ensei6 rodo lo que teniamos que aprender de el. En lo de la politica pues
es igual, rodo lo aprendimos de parte de el, cuando ibamos a los pueblos,
hadamos planes para hacer trabajo hacia las comunidades. Lo que yo en­
sefio, deda, es lo que deben ensefiar tambien a los otros y lo que deben
recibir las otras comunidades. Tambien era muy estricto en cuestiones de
seguridad, para enrrar a una comunidad primero tenfamos que pregunrar
que hay primero, para saber que teniamos que enfrenrar. La ensefianza del


- 8 J - - J
compafiero subcomandante Pedro nos ha servido mu­
cho hasta Ia actualidad.
Llega el momenta en que se decide empezar la
guerra. Ese dia, aquella tarde, me pregunt6, a las seis o
siete de la noche, que si estaba yo dispuesro, porque en
ese tiempo yo llevaba un arma que se llama SKS, y me
!a cabi6 en ese momenta y me dio un arma Sten,
porque me deda que tenia que tener una mero buena.
Le dije "yo creo que si estoy lisro, para eso estoy". En- Ñ'4'WW
ranees, a partir de eso, como ya explicaron otros compaferos, nos lanza­
mos y llegamos cerca del Iugar donde se tenia que hacer la operaci6n
militar. Se distribuyeron las misiones. Nos toc6 al mando el Mayor Moi­
ses y con el nos roc6 el punro donde estaba Ia fuerza policiaca, y ahi tuvi­
mos que cumplir. Pasaron muchas horas, nos mand6 el Mayor a ver que
pasaba en el grupo donde estaba el subcomandante Pedro. Yo me propu­
se para ir a verlo donde se enconrraba, desgraciadamente lo enconrre pe­
ro herido de balas y no revise si todavia estaba vivo. Me encargaron otro
trabajo y por eso solo avise que estaba herido, ahi deje de verlo y se que­
claron otros compaieros con el.
Su recuerdo que tenemos ahara es toda Ia ensefanza que nos dej6 y
que nos sirve hasta Ia fecha.
Capitan Primero Insurgente de lnfanteria CORELIO
1me prepare en Ia unidad que mandaba el Subcomandanre Insurgen­
te Pedro, por eso si lo conod perfectamenre, porque fue nuestro mando
en esa unidad, el Sexro Batall6n. En su cad.cter militar era muy estricro
en las medidas de seguridad, en el manejo del armamento, en todas las ca­
sas que eran peligrosas, pero tambien es un compafiero que tiene mucha
paciencia en ensefar y en corregir.
Siempre, durante rodo el tiempo que estuve con el en la unidad,
1'


siempre lo vi muy alegre, contehto, con nosotros . . . compartia mucho con
nosotros. Cuando las cosas iban bien estaba cortento, porque hay me­
mentos en que hay problemas en los pueblo-s, problemas de seguridad, y
pues se concentraba ahi a resolver los problemas.
De por si siempre anduve mas tiempo con el porque me nombro co­
mo su escolta. Cuando eJ salia a hacer reuniones en los pueblos me lleva­
ba con el, a veces iba otro companero, pero casi siempre iba yo. A el le
gustaba caminar de noche, a veces caminabamos toda Ia noche, habia llu-

via, lodo, todo lo que es sufrimiento, hambre, y todo lo pasabamos.  
Cuando llegabamos al pueblo no demostraba cansancio, siempre llegaba
contento, alegre, y mas cuando ya conoce a los pueblos.
A subcomandante Pedro le gustaba el cafe y el cigarriro, sus "Alas"
de por si, y cuando llegabamos a un pueblo ya le tenian su cajetilla de ci­
garros y SU j arrito de cafe, entonces se ponia mas COntento, mas alegre, Se
va el cansancio . . .
Cuando no nos salia bien nuestro trabajo, nos llamaba Ia atencion,
nos corregia pues, habia mementos en que puteaba. Eso si, es estricto en
eso, pero lo analizabamos que de por si tenia raz6n, porque nosotros no
lo hadamos bien el trabaj o. 1lo bueno es que tambien el analiza que tam­
bien se propaso, y entonces viene y nos pide disculpas y nos dice que eso
de putearnos no es justo. Asi es como el reconoce ese fallo.
Antes de que se confrmara Ia guerra, el y nosotros ya queriamos los
vergazos, partir madres . . . Nos preguntaba a nosotros que queriamos y le
dedamos que de por si habia que empezar. Cuando se supo que de por si
se iba a hacer Ia guerra, pues mas COntento estuvo, se puso mas alegre.
Cuando llego el memento de Ia guerra, entonces salimos de Ia mon­
tana, de por si veniamos platicando. ' . . fuimos los ultimos que salimos de
Ia montana, veniamos el y yo plaricando de los combares, que ahora si lie­
go el dia, que ya llego el memento de que vamos a partir madres. Me en­
cargo unas cosas que yo las guardara y pues hasta ahora tengo un
recuerdo, una pluma que tengo de el . . .
50
&

v 8 J v v J I
Cuando llegamos al punto y llego el memento que
renfamos que atacar al enemigo, nos demostro su valen­
tfa, demostr6 que ser vanguardia es ir a atacar al enemi­
go. Enronces eso es lo que tengo presence, el valor que
demostro alguien que esta bien decidido. Asi fe como
nosotros entramos al ataque, y como los ataques se ha­
cen siempre con planes, a el le toco ir por otro !ado. Ya
despues fe cuando supimos que estaba mueno.
Nosotros llegamos ahi. Yo llegue personalmente en
donde estaba el Subcomandante Insurgence Pedro, lo levantamos y lo lleva­
mos a un Iugar donde estaban otros companeros. Asi fe como el cayo, pe­
H para nosotros no esta muerto, sigue, yo de mi parte lo tengo presente . . .
Leso lo que puedo decir de nuestro compafiero subcomandante Pedro.
Teniente lnsurgente de Sanidad GARL
Asubcomandante Pedro yo lo conod cuando me integre a las filas del
Ejercito Zapatista. El companero era muy estricto en las ordenes, en Ia
disciplina, en el companerismo, y cualquier fallo que tenfamos como tro­
pa, nos corregia en buena forma.
El subcomandante Pedro queria mucho a los compafieros bases de
apoyo, a las companeras, a los ninos y a los ancianos, a todos pues, les ex­
plicaba cual es Ia situacion, por que estamos luchando. A el le gustaba ca­
minar en Ia noche, no le importaba si estaba lloviendo, y nos llevaba
tambien a nosotros, es Ia forma en que nos empezo a ensenar a caminar
en Ia noche, sin luz, no se usaba Iampara.
Me acuerdo que un dia nos toc6 salir, nos fuimos a un campamen­
to que se llama "Tortuga' y el compaiero subcomandante Pedro se vestia
de doctor, por Ia seguridad que teniamos que cuidar en ese tiempo, y a
nosotros nos deda que teniamos que poner ropa civil, vestido. Cuando
fbamos caminando encontramos animales y empezo a disparar y nos de-
5 1
¯

J
'
cia que reniamos que cazar animales, porque habia otros compaieros que
no tenian alimento y se preocupaba como alimentar a su tropa.
Ya despues, ÍÌ la guerra, pues nos dijo al servicio de sanidad que re­
niamos que prepararnos mas, preparar los botiquines para la guerra. Re­
cuerdo que en los ulrimos momentos nos hablo y nos pregunt6 si ya
estabamos listos. Yo conteste que si. Ya en el terreno de operaciones el me
dijo que si habia heridos tenia que avisar con el, pero despues ya no supe
que paso. Cuando lo empece a buscar para avisarle que habia un herido,
me dedan que no se encontraba . . . Lleg6 el compaiero Mayor Moises pa­
ra avisarme que el subcomandante Pedro habia caido . . . Yo lo revise, tenia
varias heridas, le inyecre adrenalina pero ya no pudimos hacer nada por
el. Y asi fue, pero lo importante es que cumplio con su deber, que murio
al frente de su tropa porque era un mando que no se qu�daba arras, y nos
enseio muchas cosas . . . Por eso lo tenemos presente hasta ahorira.
COMADATE A�
Comite Clandestino Revolucionario lndigena
[i como dicen los compaieros era la vida del subcomandante Pedro.
Yo lo conod muchas veces, pero no convivi mucho tiempo. Lo conod
desde 1 985 en los campamentos de los insurgentes, y tambien en los pue­
blos. Cuando empece a conocerlo no tenia grado, despues supe que ya te­
nia grado del ejercito, de la guerrilla . . . El recuerdo que me ha dejado,
cuando se tom6 Ia decision de la guerra, es como el aplaudia y como bai­
laba porque estaba saliendo mayoria para hacer la guerra. El sabia que de
por si ya no habia de otra y le daba gusto que se respetara la decision de
los pueblos. Ese es el recuerdo que mas me ha dejado, hasta parece que lo
esroy viendo . . .
Y tambien cuando te habla, cuando te explica una cosa, cuando te di­
ce como resolver los problemas, como hacer un trabajo, te dice con cariio,
te dice bien explicado. En varias ocasiones lo alcance a platicar, el bromea,
52
· [

��
'

l
'
|
´

- 8 ? - - ?
es chisroso como nosorros que bromeamos. Ya el mero
dia del enfrentamiento no sal! con el, porque salio con
otros compaieros, a nosotros nos toco en otro lado.
Nosotros lo tenemos en la mente presenre, pues
seguimos su ejemplo, su lucha de ese compaiero que
muri6 con nosotros.
COMPAERO GERDO
De los primeros pueblos zapatistas
Ln el caso del subcomandante Pedro, ciertamente lo conocimos y traba­
jamos pues con el y nos ayudaba en muchas cosas, nos daba orientacio­
nes. Fue una persona buena pues, lo conod como bueno.
El compaiero subcomandante Pedro era una persona consciente,
donde quiera que ibamos a las reuniones ei era el que nos daba �as en
las regiones, porque antes no habia municipios como hay ahora, yo me
acuerdo de eso, pues trabajamos j untos un largo tiempo.
Hasta que llego el dia de la guerra del 94, hasta ahi todavia nos dio
platicas, nos orienta algunas cosas, nos dijo como es que nosotros tene­
mos que manejar nuestro pueblo como responsables, que siempre tenemos
que estar concientes en cualquier momenta cuando Hpueblo nos necesite.
Yo no pude recibir otro cargo porque estaba pobre de letra, pero si toma­
ba en cuenta lo que nos deda. Siempre nos daba Ia orientacion, nos deda
que teniamos que poner el esfuerzo, la paciencia, que asi vamos a lograr
algunas cosas.
Los cambios que se fueron dando y que se dan ahora, pues el desde
esa fecha nos orienta, nos dijo las cosas que debemos hacer. Cuando se dio
Ia guerra, pues ya no volvimos hablar con el, pero si recordamos lo que
nos deda.
Es como si fera que viviera, es algo doloroso, pero lo recordamos y
lo respetamos.
53
. | ' .
COMPAERO RUL
Responsable regional de los pueblos zapatistas
1o aÌ subcomandantc !cdro síÌo conoc. LÌcramuyaÌcgrc, dondcÌoví
hccnunpucbÌogucscÌÌamaZuÌma.^ícstabanrcunÍdostodosÌosÍnsur-
gcntcs,cÌ scscntíamuyagusto±í,haca muchasmuccas, muyaÌcgrcpucs.
LÌsubcomandantc!cdr�aQb��antccnÌagucrra.Luzdohubo
larcunÍonparadccÍdÍrÌo Ì� g���cÌÌovIco�scscnt uagus-
to, muyaÌcgrc,porgucdp� s¡� � ccÍmo�pucDÌ��,
·,• ¸ · ��� ¸ � �_ ´

· , ' •.•__ \
AsíÌorccucrdo, aÌcgrc. . .  �- · � ¯ �´¦ · .
¬
~
·
�����
� � �
III � ·
´ ´`` ´
��
` ´´:·· · '��· ¡, <^ �``·,
¯ • .• ·_ ` ,¸_,· ¯¯

_,
¡Vb3-¿üü3

 
De Ia clandestinidad inicial a las Juntas de
B�
eii co
l
i
 
�o
·
NcÍntcahossonmuypoco,IaÌta,dÍccnÌosÍnsurgcntcsdcÌL¡crcÍtoZa-
patÍstadcLÍbcracÍonÌacÍonaÌ, Ìos mÍsmosguc día trasdíahaccn guardÍa
cn Ìa montaña, Ìos guccstan pcndÍcntcs, Ìos guc saÌÍcron la prÍmcra ma-
drugadadc !JJ+ dÍspucstos a morÍrsÍn |magÍnarsccÌ camÍno guc scguÍ-
na su Ìucha.
Ln cstapartcdc ÌostcstÍmonÍos,Ìos ÍnsurgcntcsyÌos rcprcscntantcs
dcÌospucbÌoscoÍncÍdcncngucdcspucsdcÌprÍmcrodccncrotodoÌosto-
mo porsorprcsa. ¨Ìo sabíamos nÍsÍguÍcra guc íbamos avÍvÍr, dÍccn, y
sus paÌabras toman mayorscntÍdo dcspucs dc habcrÌos cscuchado habÌar
dcÌsubcomandantc!cdro.
JodoscoÍncÍdcn cn cÌ orguÌÌo guc Ìcsda pcrtcncccra una Ìucha `cn
lagucnonoscucntanÌosavanccs, sÍnogucÌosvcmos, ÌosvÍvÍmos,Ìosha-
ccmos. òÍ nunca ÍmagÍnaron cÌ cncucntro con ÌasocÍcdad cÍvÍÌ, mcnos
gucundíaÌospucbÌoscstananorganÍzadoscnÌas]untas dcLucnLobÍcr·
no, csas gucahora son una rcaÌÍdad cn tcrrÍtorÍo rcbcldc, dondc cÌ guc
manda,mandaobcdccÍcndo.
`+
� '
- 8 J · - - J
``ucstro modo-Íccn-csgucprÍmcrohaccmosÌapractÍcay|uc-
go|a tcona yasícxpÌÍcan ÌaorganÍzacìon dc su autonomIa, cÌ momcnto
actuaÌ dc suÌucha.
¿Ícl gobÍcrno: ¨Íc cscnohayguccspcrarnada,yaÌoconoccmos,
coÍncÍdcncadauno porsuÌado. Lo gucsÍguc, ascguran, cs rcsÍstÍr, orga-
nÍzarscyscguÍrsÍcndo rcbcÌdcs. ¨Lso sìcmprc Ìovamosascr¨. . .
Mayor lnsurgente de lnfanteria Mms:s
¿LÌbaÌanccdc cstos ZUy ! 0anos'!rÍmcrovoyahabÌardcagucÌÌosdÍcz
prÍmcros ahos cnÌos guc cstabamos organÍzandoÌospucbÌosyIormando
ÌosÍnsurgcntcsymÍÌÍcÍanos,dc !JbJa ! JJJ.LaorganÍzacÍoncncontro Ìa
Iormadccncontrara Ìagcntccncsosæos.Ìucstro LZLÌ supoadaptar-
sc anucstros pucbÌos Índígcnas, o sca gucÍaorganÍzacÍon supo haccr Ìos
cambÍosgucscncccsÍtabanparapodcrcrcccr.LncÌmododcrccutamÍcn-
to cra guc nosotros nos tcníamos guc adaptar comomÍsarÍos poÌítÍ-
cos. . . Los compancros tÍcncn unaIormadcvÍdaycncontrarlcs su modo
hÍzogucavanzaramucho cÌtraba¡o paratcncrcadavczmas pucbÌos.
LuandocmpczamoshabíaprobÌcmasdctÍcrra, porc¡cmpÌo cnÌabrc·
chaÌacandona,cnNontcsAzuÌcs, cnÌosprccÍos dcsus productos, cnÌaco-
mcrcÍalÍzacÍon, y todos csos probÌcmas Ìograron guc Ìos compæcros
cntcndÍcran un movÍmÍcnto como cÌ dcÌ L¡crcÍto ZapatÍsta. Ìosotms Ìcs
pÌatÍcbamos Ìas ÌuchasdcLucÍo Labañas, dcZapata, dcLcnaroVazgucz.
`ucstra organÍzacÍon cmpczo a organÍzarsc mc¡or. Luando cxpÌÍca·
mos porguc Ìuchamos sc cmpczo a pÌantcar mas cÌaro Ìo guc gucrcmos
concsta Ìuchayparaguc.1o dc por síhÍcc cÌ traba¡o dccomÍsarÍo poÌí-
tÍco, o scagucmctococxpÌÍcar nucstraÌuchaagrupos dc IamÍÌÍas dcca-
da pucbÌo, cxpÌÍcaba porguc Ìuchamos cn cÌ LZLÌ, sc Ìcs ÍnvÍtaba a
partÍcÍparcn ÌaÌuchaysc ÌcsdÍcc comohayguccuÍdarscporguc todocs
cÌandcstÍno.òcÌcsdÍccguccstamoscncontradcÌgobÍcrno, gucÌuchamos
contracÌ sÍstcma guc nos tÍcnc¡odÍdos. LxpÌÍcamos cadapunto dc por·
``
|
que luchamos. El problema de cuando explicamos nuestra lucha es, por
ejemplo, que les decimos de Ia salud, y ellos entienden que luego luego va
a haber buena salud y buena educacion. Entonces viene la explicacion de
que Ia lucha es larga, de que un dia tiene que haber una guerra para po­
der conseguirlo, que el gobierno no haentendido de otra manera, porque
al gobierno no le interesan ni le preocupan los indfgenas. Les explicamos
lo que de por sf viven ellos ypues ellos saben que de por sf asf esti su si­
tuacion y nos preguntan que hay que hacer. Y nosotros les explicamos las
luchas de Villa, de Zapata, de Hidalgo y como se han cons
e
guido las co­
sas, les explicamos que gracias a esos movimientos se consiguieron algu­
nas cosas pero que falta.
Entonces les explicamos nuestro sueno. Y les decimos que luchamos
por buena educacion, buena salud, buen techo y todo por lo que de por
si luchamos. Cuando fue pasando el tiempo Ia organizacion comenzo a
mostrarse y a crecer. Empezaron los batallones de insurgentes y de mili­
cianos. Se empezaron a construir clfnicas en cada region, estas clfnicas las
organizabamos los insurgentes y es asi como el EZLN empieza a darles
servicios a los pueblos y a organizarse con ellos. Todo esto es un gran sa­
crificio, pero asi ya empiezan los pueblos a participar mas y ellos mismos
ayudan a construir sus clinicas.
Nosotros como insurgentes fue un gran avance que logramos que los
pueblos nos den su apoyo. El resultado del trabajo politico que se hizo es
que los pueblos ya mantienen a su ejercito. Antes no era asi. La comida de
los insurgentes que estaban en montana Ia traian de Ia ciudad. Cuando fue
avanzando el trabajo politico el sosten de Ia tropa quedo en manos de las
comunidades. Ellos empezaron a sentir que son lo mismo. Es cuando em­
piezan a formarse estructuras ya como organizacion. Los pueblos nom bran
a sus represenantes, a sus responsables locales, yesos responsables tienen
Ia tarea de controlar, vigilar y llevar informacion a su pueblo. El responsa­
ble local es el enlace entre su pueblo y los insurgentes. Despues se forma­
ron las regiones, donde ya se reunian puros responsables locales. Ai en sus
;o
reuniones de responsables locales elegfan su responsable regional, o sea un
responsable de varios pueblos. Ellos necesitaban comunicarse y coordinar
su trabajo, para cuidar y vigilar mas. Ellos tenfan que comunicarse entre
pueblos para enterarse de cualquier cosa, por ejemplo si habfa movimien­
tos militares o si se acercaban personas extranas, y entonces lo comunica­
ban a Ia montana y asi ya teniamos controlado el territorio.
La organizacion crecio tanto que tuvieron que crearse nuevos meca­
nismos de comunicacion. Porque antes el enlace era caminando y se tar­
daban hasta dias en contactarnos, pero luego Ia organizacion era tan
grande que se tuvieron que empezar a usar los radios y asi ya se tenia co­
municacion entre ellos y con nosotros en Ia montana.
En las reuniones regionales los compaferos empezaron a sentir Ia
fuerza de Ia organizacion, porque cada responsable sabfa cuantos insur-
57
' ¦
`


i'
· |
· '
' .
genres y cuamos milicianos hay, y ya todos saben que somos un chingo.
Y aparte que esdn viendo Ia ferza, escan viendo que Ia situacion cada vez
esta mas difcil, que cada vez esran mas jodidos y pues empiezan a querer
lanzarse. Ellos ya vieron que si pueden organizarse, ya saben cuantos in­
surgences ymilicianos hay, cuantos pueblos controlamos, y ahi se nace Ia
idea de que el pueblo necesita su autonomia.
Los pueblos se dan cuenca que los proyectos que el gobierno les daban
a las comunidades no eran decision de Ia genre, nunca les preguncan que
quieren. El gobiero no quiere sacar adelante las necesidades de los pueblos,
solo quiere seguirse manteniendo. Y ya desde ahi nace Ia idea de que hay
que ser autonomos, que hay que imponerse, que hay que ser respetados y
que hay que hacer que se tome en cuenca lo que los pueblos quieren que se
haga. El gobierno los trataba como si los pueblos no saben pensar.
Enronces poco a poco se va romando Ia decision de que esta llegan­
do su tiempo de levantarse en armas y asi llegaos a 1 992.
Ya son cantos miles que es cada vez mas dificil conrrolar Ia seguridad.
�Imaginate como se puede guardar tanto tiempo Ia clandestinidad entre
cantos miles y miles de compafieros?
�Como le vamos a hacer para conseguir buena salud, buena educa­
cion, buen techo, para todo Mexico? Todo esto es un compromiso dema­
siado grande. Y pues asi lo veiamos. En esos primeros diez afios
adquirimos muchos conocimientos, experiencias, ideas, formas de organi­
zarnos. Y pensabamos, como nos va a recibir el pueblo de Mexico (por­
que no le llarabamos sociedad civil). Y pues pensabamos que nos van a
recibir con alegria porque de por si varos a pelear y a morir por ellos, por­
que queremos que haya libertad, democracia y j usticia para todos. Pero a!
mismo tiempo pensabaos �Como sera? �Sera que si nos van a aceptar?
Lo de ahora, lo de los ·ulrimos diez afios, desde las u!timas horas de
1 993 y los primeros minutos de 1 994 hasta ahorita, lo que vemos es que Ia
genre ya sabe quienes somos, que buscamos y para quien es eso que busca­
mos. _Despues de los primeros dias de enero lo que vimos fe Ia gran movi-
- 8 J · - - J
Jizacion del pueblo de Mexico. Ellos, el pueblo, salen a defendernos, salen
a las calles para decir que se pare Ia guerra . . . Yo rodavia me pregunto como
fe posible que miles y miles de personas sin saber todavia quienes somos
salieran a las calles a apoyarnos. Pero creo que de por si vieron que estamos
dispuestos a morirnos por lo que buscamos, porque ya no hay de otra.
Despues el pueblo de Mexico nos oblige a buscar otros carinos ade­
mas de las armas. En rodo este tiempo, en estos diez afios de lucha publi­
ca, vimos que esrabamos en otra etapa, porque no nos conodamos con Ia
genre y ni ellos nos conodan y emorices empezamos a reconocernos. Vi­
mos que era una etapa en Ia que necesirabaos que nos conocieran y no­
sotros conocerlos a ellos.
Como Ejercito Zapatista aceptamos el dialogo porque Ia genre asi
nos lo pidio. Pero ahora eso ya es historia, ahora el pueblo de Mexico, in­
digenas y no indigenas, ya se dio cuenca de que con el gobierno no se pue­
de. El gobierno y los ricos no van a renunciar a dejar de explotar, ellos van
a defenderse. Ellos encarcelan, matan, torturan, desaparecen, asi es su mo­
do. Con nosotros �omos un Ejercito tambien lo incentaron.
El gobierno y los
 
partidos se volvieron a burlar de los indigenas. Su­
puestamente dialogar es para solucionar y de nada sirvio con ellos, pero si
sirvio que conocimos a Ia genre.
La pregunta que surgio entonces, cuando se vio que no vale para na­
da el gobierno, fue �Que vamos a hacer si no resuelve el gobierno, si ya vi­
mos que con ellos no se puede?
Pero el dialogo si sirvio con el pueblo, porque nos encontramos los
explotados, los pobres de muchas partes, nos conocimos entre nosotros. Y
es ahi donde nosotros empezamos a aprender de ellos, de sus luchas y pues
tambien les explicamos como luchamos nosotros.
Nosotros sentimos que con el pueblo de Mexico ambos nos estamos
echando la mano. Ellos se han arriesgado a venir a conocernos ad y no­
sotros tambien nos hemos arriesgado a ir a sus lugares, todo para conocer­
nos y para escucharnos. Eso sirvio mucho para explicarles a nuestros
58
59
¯
acmpuñarlasatmaº
losotrosyptztí+mosuntcr�ìtorìo
gucsccrcaronl¢s@·uì¯ìpìo�.��:����,
" LZLlle¶(·ian idca�dccomo,µµ
¯¹'¯ ï
.

Ll problcma £@ g(e ¯o ha) ungobìcrno gucobcdc�ça,
gobìcmo manµó@q�·Û³ tch=ct�o, gu� rì ��s��� pìcnsaguc
lospucblosìnq(g¢ñ4·nosab¢�p�i¡�at, gur�crc noscomoìndìos
patara¡adas,pcmlaÌìstolÍ+ ¬l¢÷¡r"0|vìojÌ�sdcmostrogucsísabcmos
pcnsary guc saþ¢n;: · 0rg�_�0�·
,
Ja ì�¡iIstìcìay |a pobrczatc haccn
pcnsar, tcproduccn ,. ·¹s, tc Ìacc¤¡u�¡ìcnscs comohaccrlc, aunguc cl
gobìcrnonotcc�uc¹·
.
'-��.����
Lldìalogo
¿n clgobìcrno no sìrvìo para nada pcro a nosotros nos
cnrìgu
¡
cìo,porg
gçasívìmosa|agcntcynosdìom1·idcas.losotrosdcs-
dclaMarchadc¦|0lordc |`1ìcrradi|im¤· .¸ :,osìnlcyvamosa
construìrnucstrøg0bìcrno·¹H¹ |¯ .¸ . . . ,,�,
losotros d¢ µ¤r sí tcncmo� cì uoJo dc guc prìmcro raccmos Ia
práctìcaydcspu
{s litcoría.Y asímc,dcspucsdc latraìcìon,cuandolos
partìdospolítìcç)ydgobìcrnorcchazaronclrcconocìmìcntodclospuc-
blosìndìos,cmg��ämosavcrcomocsguclcvamosahaccr.
Lnlapractjça0osotroshìcìmoslosmunìcìpìosautonomosydcspucs
pcnsamoscnun}�·0cìacìondcMunìcìpìosAutonomos, guccsclantccc-
dcntcdclas|un(a!0cbucn Lobìcrno. Lstaasocìacìoncs unapráctìca,cs
uncnsayodcco
jpo tcncmos gucìrorganìzandonos. Lcaguínacclaìdca
dc como ìrmc¡o;ãndoyasíscda|aìdcadc|a|umadc bucnLobìcrno.
losotrosd
,porsítcncmosunaìdcaylallcvamosa|apractìca. Ìcn-
samosgucsonìq€ãsbucnaspcroyacn|apractìcavcmossìtìcncnproblc-
ma, ocomovapµt4 ìrrcsolvìcndo losproblcmas.
Cadamunì¿pìotìcncdì|crcntcsproblcmasguccn|rcntar. Hayunos
gucavanzanmas,otros gucavanzan mcnos, pcrocuandosc¡ umarony
60
. · ¸
. ' | ,
v 8 J v v
l
|

?

cmpczaronaplatìcarcomorcsolvíacadaunosusproblcmas, csohìzoguc
sctormara unacstructuranucva,gucsonlas|umasdc bucnLobìcrno.
Ahorayacstantcnìcndocncucntros cntrc las dì|crcntcs |untas dc
bucn Lobìcrnoyasívanvìcndo lamc¡ormancradc rcsolvcr losproblc-
mas. 5c cncucntran cuando tìcncn problcma una |unta con otra, pcro
tambìcnparaayudarsccnotrostraba¡osyparaavanzarcntodo logucsc
lcc·r prcscntandoacada|unta.
Lccstamosdcmostrandoalpaísyalmundogucparapodcrdcsarro-
llarunavìdamc¡or, scpucdcsìnIapartìcìpacìondcl malgobìcrno. Lsos
avanccsdcsalud,dccducacìon,dccomcrcìo,csossonproycctosguccsta-
moshacìcndo con |asocìcdadcìvìl nacìonal c ìntcrnacìonal,porguc¡ un-
tostodoscstamosconstruycndo csto guc pcnsamos guc cs un bcnchcìo
paracl pucblo.
�ÌorgucnosapoyaclpucblodcMcxìcoydcotrospaíscs:Ìcnsamos
gcporgucvcngucnosotrosnosolocstamospcnsandocnnosotros. 5o-

l¬ccìmosgucclpucblosípucdcplancarydccìdìrcomodcbcscrsucco-
nomía y su gobìcrno, y nosotroscstamos traba¡ando cn la practìca csta
mancradcgobìcrno.
1odocstctraba¡o cs una rcsponsabìlìdad muygrandc. 5csìcntcco-
mo|acancìon¨cltìcmpopasaynosvamoshacìcndovìc¡osynosotrosno
gucrcmoshaccrnoscaudìllosnìdìrìgcntcs,porcsoclpucblodcbccstaror-
ganìzado.
layunaprcparacìoncnmcdìodclospatrulla¡cs,dc|acontraìnsur-
gcncìa,dclosparamìlìtarcsycnmcdìodcmuchosotros problcmas. Y así,
cn mcdìodctodocsto,scsìgucnprcparando.
Ll guc no tìcncrcconocìmìcnto cs clgobìcrno constìtucìonal, por-
gucsìno�porguclas|untastìcncnahoramastraba¡oguccllos:Las|un-
tas cstanrcsolvìcndoproblcmasgucantcsrcsolvíacl Mìnìstcrìo Ìublìco.
Ahoralospucblos,aungucnoscanzapatìstas,vanabuscar|a¡ ustìcìaalas
|untas.Lntonccs,dìgoyo,losgucnosonconstìtucìonalcssoncllos.Ano-
sotrossínosrcconoccn.
61
¯

�Que siento en este 2 0 aniversario? Estos 1 9 afios que yo llevo han
sido duros, pero no es nada, falta mucho que hacer. Pero ahora la diferen­
cia es que ya nos conocimos y ya estamos con el pueblo de Mexico y con
otros hermanos de otros pa!ses. Yo espero que si este en sus corazones que
no estamos solos, como ellos dicen. Ahora se necesita que pasen a la pd.c­
tica. Quisieramos que un dia ya no haya "ellos" y "nosotros", sino que to­
dos seamos los mismos, los zapatistas. Vamos a ir construyendo junto con
ellos el benefcia para el pueblo.
Yo la verdad no pense que ibamos a ver esto. Resulta que no nos mo­
rimos todos y que aqui estamos, y que todavia falta mas. Ahora al pueblo
de Mexico es al que le toea decir que cosas se han logrado y sobre todo
que falta hacer.
Veinte afios es muy poco. Falta . . .
62
|
- ? l - - J
Capitan Primero lnsurgente de lnfanteria ÏF0FMC0
lara m! que tanto los insurgentes como los pueblos no pensabamos que
!a lucha se hiciera tan pronto, que tan pronto llegaramos a este momen­
to, aunque falta mucho ... Mas bien a mi como insurgeme !a idea y el
pensamiento era que nos preparamos a hacer la guerra contra el gobierno
y as{ seguir, como se dice en la Primera Declaracion de la Selva Lacando­
na, que vamos a llegar peleando hasta !a capital y yo estoy convencido en
ese sentido.
Y es que asi nos formaron, asi estaba creada !a idea. Y resulta de que
no fue asi. La lucha, Ia guerra, nadie lo sabfa como se va a presentar. Los
compaferos de los pueblos, por ejemplo, si tenian animales o poco dine­
ro, pucs como uno sabia que va a morir, pue_s habia que comerselos o gas­
t rse el poco dinero, asi esrabamos preparados. Estamos pensando que si

nos matan es por una razon de !a lucha, no que vamos a morir solo por
morir. La mentalidad en aquellos tiempos era mas centrada en Ia cuestion
militar, pensamos que el pueblo de Mexico va a alzarse en armas y asi to­
dos juntos vamos a derrocar a! gobierno.
En los primeros diez afios, de 1 983 a 1 993, pasaron cosas buenas. La
organizacion supo crecer, supo resolver sus problemas internos y supo cui­
darse del enemigo. Aunque el enemigo descubrio nuestra presencia como
grupo armado revolucionario, pero supimos salir adelante y seguir cre­
ciendo. Nuestros problemas o nuestras fallas nunca fueron tan grandes co­
mo para que nos desparecieramos, porque estamos bien claros y
convencidos de la idea de nuestros primeros compaferos, que pasara lo
que pasara nunca nos vamos a retroceder. Asi se vio claro cuando se hicie­
ron un chingo de pueblos y de milicianos y de insurgentes.
De estos diez afos de lucha publica que tambien hemos intentado
sin armas, aunque sin dejarlas, hemos logrado avances. Como por ejem­
plo en Ia cuestion politica, desde los primeros dias del primero de enero
fuimos muy claros en nuestra palabra, demostrando con los hechos por-
63
¯

θ

 
�.



`.

��

guccstamospclcandoyclpucblosupocntcndcrnucstracausa. losotros
lcdì¡ìmosa pucblo rcalmcntccomo vìvimos, lapobrc/a, lasituacion dc
los obrcros, la cxplotacion. losotros no cstamos luchando por intcrcs
nucstro, sinoguccsportodoMcxìco, portodoclpucblo,y csporcsoguc
|asocìcdadcìvìlapoyoysìgucapoyando.
Llavanccprìmcrocsgucnos cntcndicra |asocicdadcìvìlynosolo,
sìno guctambìcn¡untoconnosotroscomcnzaraacxìgirlasdcmandasy
acn|rcntar|gobìcrno.
Hayotroaprcndìza¡c,y csgucnosotrosvcmosguchayotrospucblos
guc luchanyrcsìstcn,porguclacxplotacìon no solo cstacnChìapas, si-
no guchaycsacxplotacìoncntodoMcxìco. losotroshcmoscscuchado
supropìaluchadcotros ìndígcnas, tambicnhanmucrtocxigìcndosusdc-
mandas, ytambìcn rcsìstcnconsuspropiosmodos.
Yo sicnto bucnoguccstamoscumpÍicndo 20 anosydìczanos.Vc-
mos guc hcmos construido algunas cosas por |alucha pacíhca, pcro no
guìcrcdccìrgucyatcrminamos,|alta.Vco bìcnysicntobucno,pcrosìcn-
toguctodavíaÙltaunchìngo. . .
Hablandoìntcrnamcntc,lomasgrandccs|a|ormaciondclas|untas
dc bucn Lobìcrno. lucstros propios pucblos han aprcndìdo y cstán
aprcndìcndoaorganizarscsìnclgobìcrno.Lllos,nucstrospucblos,dcpor
sísabcngobcmarsc. Ìorc¡cmplo,cnsucducacionahílollcvanmuydìs-
tìntoa lacducacìongucdaclgobìcrno.Ahícstasusalud,suhospìtal.Ahí
cstánsuspcgucñas bodcgas. Ypucs nocs otro cabron guìcn noscstidì-
cicndocomohaccrlas cosas,sìnogucnosotrosgucno sabcmoslccr ycs-
cribìrdcporsícstamossacandocl traba¡oadclantc.
5ìcntoorgullodctodo cstc traba¡o, porguc vcmos gucvamospa-
ra adclantc, porguc cada díavamosavanzandoycso lo vcmos. Vcmos
guccuando dccìmos unacosapucslalogramosycsoda mucho orgu-
llo.Ynucstrospucblosasímcro scsicntcn,aungucnadicsc conha. Ls-
tamos convcncìdos dc guc scguimos sicndo rcbcldcs, cso sìcmprc lo
vamos ascr.
64

I
` 7
1 ' .
v 8 J v v J
Capitan Primero lnsurgente de Infanteria NO£
Íara mi cs un logro muygrandc cumplìr20 añosdcla|ormaciondcl
LLIl. Ilcgaratcncr20 anoscs algo bucno. Ls un logro dcl sucno dc
loscompañcrosguc llcgaronprimcro. Cuandonosprcpararonpcnsaba
yo guc iba a scr puro disparo. Ya dcspucs dc los prìmcros días dc 94,
cuando nosdimosaconoccrguìcncramosyporgucluchamospucs to-
dosccambic,porguclasocicdadcìvìl cmpczoacntcndcrnucstraÍucha.
Yahí si guìcro dccir gucgracias al compañcro 5ubcomandantc Insur-
gcmcMarcosguc hizocntcndcralagcntcgucnucstraluchanocraso-
lo para nosotros sino paratodo Mcxìco, gucvìcran todos guc cstamos
olvìdados.
lopcnsamosgucvamosacumplìrZUañosasí.Cuandosalìmosala
g�rracstamos pcnsandoguìcn rcgrcsayguìcnno. ÍorcsocÍ5ubcoman-
�ntcÌnsurgcntcÌcdronosprcguntosìcstabamosdccìdìmosypucssícs-
tabamos.
Ln cstos dìczanossíhcmosvìstc logros, porgucprìmcrogucnada
lasocicdadcìvìlyacntcndìocualcsnucstroob¡ctìvodccxigìrnucstrosdc-
rcchos como indígcnas, nucstras trccc dcmandas para todos los mcxìca-
nos. Cuando la gcntc cmpczo a cntcndcr nucstra lucha cmpczaron a
organizarsc,abuscarcomoscvanaorganìzarconnosotros. Lntonccsvìc-
ncnloscncucntrosconcl LLIl,comolaConvcncìonlacìonal Lcmo-
cratìca, y nucstra organìzacìon sc apucsta mas cn la lucha pacíhca y
cmpczamosatraba¡ar¡untocon cllos cncstosdictanos.Ìcroaun conla
luchapacíhcaconlasocìcdadcìvilnuncahcmosdc¡adolasarmas, porguc
sabcmos guc son lascgurìdad. 5i no sclograpor mcdìos pací|ìcos noso-
trosscguimosdispucstos. losotros nolÍamamosagucscorganiccncnun
c¡crcito, sino guc organìccn cllos su rcsìstcncia. losotros, nucstros puc-
blos, nos cstamos organizando cn |untas dc bucn Lobìcrno, y cso dc-
mucstra guc sípodcmos haccr cosas sin cl gobicrno. Ìorcso sc crcaron
cstas mcdidas sin pcrmisodc clÍos.
65
¯

|
4
I
I
' . ' ' |
ComoL¡crcitoLapatistaqucsomos, nosotroslosìnsurgcntcsvamos
aprotcgcralos pucblos.Ahoritalas|untas, porc¡cmplo, dcbcndc man-
darobcdccìcndo.Lnotrosladostambicnpucdcnorganìzarsuautonomía,
porgucnohayguccspcraralgobicrnoporgucnuncavaadarnada. 5olo
scncccsìtaconcicnciayvalorporqucvasacn|rcntaralgobìcrnoycscgo-
bìcrnopucsnolovaapcrmitir.
Hcmosvistoquccncstosdiczaños publìcos schacombinado nucs-
tralucha,buscandoaltcrnativasparano scrtangucrrcrìstas, como dccì-
mos nosotros. Lamos chancc a quc sc organiccn amcra y nosotros
tambicnnosorganìzamosadcntro.
5í scpucdchaccr la lucha pacíhca pcro cstamos dìspucstos a usar
nucstrasarmas,comohaccdiczaños. LcporsísomosclLZLl.
Qucrcmos rcspcto acomo nos organizamos. Lstamosdcmostrando
gucpodcmoscmpczardcsdc chìguìtoypucs ir hacìcndo mas grandcs y
cstamosscgurosguclov|mosalograr. luncapcnsamos gucvamosalo-
grartodocsto,pcroahoralovcmos.
luncamcimagìncgucscva a|untartantagcntc.Antcsdc ! JJ+
nohabíatcmor. Ìcnsamos quccl pucbloscvaalcvantarconnosotros
conlasarmas, pcro no pcnsamos guc nos va a pararlasocicdad cìvil
paraconoccrnos. Hcmos conocido muchos y ahoraya sabcmos guìc-
ncs son. Ln cstos dicz anos hcmos aprcndìdo cosas. Ln la polítìca
aprcndìmosguc un gobìcrno dcbc mandarobcdccicndo, ya lo sabía-
mospcrotambìcnloaprcndìmos. Lncucstioncsmìlitarcstambìcnhc-
mos aprcndìdo mucho cstos dìcz añ os. Hcmos aprcndido a rcsistir
|rcntca los 75 mil soldados guc nos mandaron, aprcndimos a burlar.
ccrcos,sus ìntcligcncìas militarcs, suscstratcgiasgucnostcndìcron,y
las burlamoscon ysinarmas. íunca caímoscnsus provocacioncspc-
ro aun asi los burlamos. Ln lo cconomico pucs scguimos cn |a rcsis-
tcncia.Logucnosdc nucstro pucblo csloqucusamos.Ln|aidcología
hcmos cntcndido quc asi vamos a scguir hasta quc nucstros pucblos
nos digan.
66
7 3 J - - ?
Capitan Primero lnsurgente de lnfanteria LUCl0

Hablandodclosprimcrosdìczanos dc lalucha,|ucrondcprcp�
racionpolítìcaymìlìtardc nosotros los insurgcntcs ydc nucstras comu-
nidadcs. Íuc mucha prcparacìon dc todos. Lo gucyovco ahoracs guc
csosdiczaños,dc !JbJa !JJJ,sìrvìcronmuchoysigucnsirvìcndo,por-
qucaprcndìmos muchoycso cs lo gucsc vc ahorita. íucstraorganìza-
cion para nosotros y para mucha gcntc tra¡o algo quc antcs no cxistía.
AÞoritaloguccstamosvìvìcndocsportodologucpasamosantcs,cncsos
diczañosatras.
5ctcníaquchaccr|agucrrayasíschìzo. 5ctcníaguclucharconlas
armas yasílohìcìmosdcporsí. Lstabamosclaros dc guc|aluchacs con
lasarmasyasícstabamosconvcncìdos,porguc nos prcparamosparacso.
¸ Ahoralogucvcocsgucdcspucsdcdiczaños,cstamosclarosdcgucdc
po:sídcbiocmpczar|agucrracn ! JJ+yguctodavíapucdc alargarscmas,
porguccslægoclcamìno,pcrovcmosgucnolchcmostalladoalpucblo.
Lclo guc hcmos aprcndìdo cn todo cstctìcmpo,pucscsgucsabc-
uos bìcndondccstaclcncmigo, pcro tambicndondc cstannucstrosalia-
dosdc lucha.
losotrostcníamos|aìdcadcgucvamosalucharpormuchotìcm-
po, pcro con |aluchaarmada, pcro rcsultaguctcncmos guc haccrotras
cosasyguctcncmosgucaprcndcryguc|agcntcnosapoya, pcro nocon
lasarmas.
A mímcdaorgullocstctìcmpo. Hansidomuchaslas cosasgucal-
canzo avcrdcsdcgucschizo|agucrraylo quc nucstros pucblos sìguìc-
ron vivicndo. Lo gucyo vco cs guc nosotros no solo dccimos las cosas,
sinoquclashaccmos.
Lagcntcnosalioaapoyarnosconlasarmaspcrosiapoyalascausas
ysicstacncontradclgobicrno. Lsto no quìcrc dccir gucyalas armasno
sirvcn.Lasarmasaguícstan. Ìcrotambicnhaccmosluchapací|icaconlos
pucblosdcotraspartcsdcMcxìcoydcl mundo.
67
¯
 ,
 
  �

l
. . . .......... , .
De 1994 para ad hemos tenido oportunidad de conocer much:t
gene y hemos aprendido. Tam bien hemos aprendido mucho de Ia guerra,
a defenderos y luchar, a burlaros del enemigo. Porque antes en los pri­
meros diez afos era pura preparaci6n, y ahora estos diez afios usamos esa
preparacion politico militar para defendernos.
Hemos recibido golpes duros, pero eso nos ha ensefiado a resistir y
a resolver los problemas que enfrentamos.
Yo pienso que asi como hemos llevado la lucha hemos tenido Ia
oporrunidad de conocer a otras personas de Mexico y de rodo el mundo.
A lo mejor de orra manera nunca los hubieramos conocido. 0 sea que si
nos seguimos rodo el tiempo echando tiros pues quien sabe si nos da
tiempo de conocernos con Ia genre.
Yo estoy muy claro de que ahora estamos hacienda Ia lucha de acuerd
a las necesidades y a crecimiento de nuestros pueblos. En eso estamos aho­
ra y pensamos que a lo mejor otros pueblos de Mexico van a decir o v�n :1
ver que si se puede organizar el pueblo, aunque ellos lo hagan de orro modv.
Yo no sabia si ibamos a llegar a tener Juntas de Buen Gobiero y
ahora ya las tenemos porque as{ se necesita y esto es muy bueno para los
pueblos: Y esro va para adelante porque de por si hay muchos planes y cs­
ro esta creciendo un chingo.
Yo le veo mucha diferencia a este tiempo con orros riempos. Nues­
tros nifios ya esran naciendo con una escuela y con una clinica, con su
propio sistema de educacion y de salud. Todavfa esta dura Ia cosa en cucs­
tiones de producci6n y de comercializaci6n pero ya estan buscando I 1113.­
nera de que se solucione y que haya proyecros y esto esr muy bucnv,
porque ya no es lo mismo que antes.
En las tropas nos seguimos manreniendo y seguimos crccicndv.
Nuestro trab:jo es proteger el trabajo de las Juntas de Buen Gobicrno y
en eso estamos pendientes. Estamos esperando 6rdenes por si hay OtJ co­
sa, pero ahorita ese es nuestro trabajo, nuesrra tarea, nuestro debcr como
1nsurgenres.
68
Capitan Primero Insurgente de Infanteria CORNELO
Durante estos 20 afios han pasado muchas cosas pero rodo es una ga­
nancia. Antes era diferente Ia idea en el rrabajo clandestino. Nosotros nos
preparamos para una guerra por unas demandas que tenfamos que alcan­
zar. Nosotros nos dedicamos mucho a Ia preparacion militar y estamos
claros de que vamos a pelear con las armas hasra rriunfar, no estamos pen­
sando en otra cosa o en que lo vamos a poder hacer de otra manera.
Nosorros somos milirares y pues llego su momenta de salir al comba­
te. Antes de abandonar los campamentos para salir a Ia guerra, yo de mi
parte me despedi de Ia montana. Sabia que seguia el combate y que a lo
mejor voy a vivir o a morir, pero resulra que despues empezamos a ver nue­
vas cosas y eso nos confunde un poco. Pero ya al1ora, despues de diez afios,
pues estamos muy claros. Sabemos que Ia lucha se puede hacer de muchos
69
� �
´ · ¸ _
|

, :


I
|
� | l ¹
| .
modos. Lcspucsdcdìctanoscstamosclarosguctodologuclogramoscs
porgucdcporsíhìcìmoscsagucrra.Llapoyopopular,|aconhantagucnos
tìcncn, c- otraarmaycon csopodcmoslograr muchas cosas, aunguccon
clgobìcrnoyavìmosgucdcporsínoscpucdclograrnada.
Ahora lo vco como csrcalmcntccldcsarrollo dc nucstralucha, co-
mo cs unagucrra, como sìguc su camìno. Los movìmìcntos guc hcmos
hcchoconnucstralucha,salìraplatìcarconotrospucblosdcMcxìco,sa-
lìr cncapuchadosyunì|ormados, todo cso lo hìcìmosyyo nunca pcnsc
gucscìbaapodcr.
Ya hastallcgamosalamcra capìtal pcroamcspcnsamosguclova-
mosahaccr con las armas. Ll gobìcrno dc porsíno oyc nì lospartìdos
polítìcos, pcrocsonoìmportaporgucdcporsíllcgamos, nosvìmos con
|agcntcycsocsmuchaganancìa.
Íaralospucblossìgucscguìrrcsìstìcndoyscguìrorganìtandosc.lo-
sotroscomoìnsurgcntcssìgucscguìrcuìdandoyprcparandonosmìlìtary
polítìcamcntc,porgucnosotroslosìnsurgcntcsdcporsícxìstìmos. 5cgui-
mos prcparandonos, scguìmos cntrcnando, scguìmos lo guc nostocadc
porsícomomìlìtarcs.Alospucbloslcs tocasacaradclantcnucstrosmu-
nìcìpìosautonomos,mandarobcdccìcndocomorcalmcntcdcbcgobcrnar
unaautorìdad.Ya todolo cstamos ponìcndo cnpractìcaporguccsocslo
guctoca.
Lurantc cstos dìct anos los ìnsurgcntcsaprcndìmos como rcchatar
lasdì|crcntcs gucrras guc nos hacc cl gobìcrno, talcs como |agucrrapsì-
cologìca,|agucrrasucìa,lasprovocacìoncs, los paramìlìtarcs. . . íosotros
yaaprcndìmoscomorcchatarcsasgucrrasyaprcndìmosarcsìstìrcncucs-
tìoncsdc|avìda. íosotrosvcmoscomovanmcjorandonucstrospucblos
ycomoaprcndcnarcsìstìryporcsodccìmosgucnosotrosmìsmosaprcn-
dcmosdcnucstrospucblos.
Yo mcsìcntocontcntoporguclo cstamosvìvìcndo nucstros avanccs,
nadìcnoslosplatìcasìnogucnosotroslovcmos. Lstosdìctañosnìlosscn-
tìmoscomopasaron,csguchaytantotraba¡oguc�acasoscsìcntcnlosæos:
¯U
v ? J v v
_
J I
Teniente lnsurgente de Sanidad GARE
N osotros como :nsurgcntcscxplìcamosalos pucblosguclaluchavaatar-
darmuchosanos. Lcshablabamosalasmu¡crcs,alos¡ovcncs,yasícmpcta-
uosa|ormarbatalloncsylucgorcgìmìcntos.Ycmpctauosacrcccrmucho
ynucsuaorganìtacìonschìæmuygrandc. lucpurocrcccrcsosdìctprimc-
rosanosysch:cronìntcgrandocadavctmascompæcrosìnsugcntcs.
Lcspucsdc 1994, yacuandosalìmoscn |agucrra, |uìmosdccìdìdos
dcporsíparalogucpasara,pcrorcsultagucaguíscguìmos,vcmosnucs-
trosavanccsynosscntìmosgucvìvìmosdcporsíparascguìrtraba¡ando.
Lo guc vco cs guc cadaæohaymas partìcìpacìonycrcccmos mas. Íor
c¡cmplo las compañcras antcs partìcìpaban muy poco, pcro dcspucs dc
�94 sc|ucabrìcndo mas cl camìnoparalascompancras. I companc-
�dc los pucblosvìcroncomolasìnsurgcntcs tambìcnsalìmos alaguc-
rra y como cmpunamos las armas y nos vìcroncomo salìmos como los
compancros.Aíscvìocomolasmu¡crcsnosoloscrvìmospatalacocìna
oparamantcncralos nìnos,sìnoguctambìcnpodcmospartìcìparcn las
hlas dc losìnsurgcntcs.
Así|uc como dcspucsdc lagucrracmpctaronallcgarmas mu¡crcs.
Ahoravcìntcanosdcspucssìgucnllcgandomu¡crcsìnsurgcntcs.Lscaguc
sìgucnllcgandomascompæcrasyrcalmcntclocstamosdcmostrandoguc
cstamoscrccìcndo 1ambìcncn los pucblos cstan crccìcndo, tambìcnya
haymas mu¡crcscomorcsponsablcslocalcs,rcgìonalcs,mìcmbrosdcl Co-
mìtc,tambìcnscìntcgranalostraba¡osdcsalud,dccducacìonyotrostra-
ba¡os guc dc porsíscncccsìtancnnucstralucha.
1amb�cnhaycambìo cnsupcnsamìcntodcloshombrcsdclospuc-
blos. Ahora ya dc¡an guc las mu¡crcs partìcìpcn, porgucantcs no daban
pcrmìso. 5u pcnsamìcntodcloshombrcshacambìadoy, aunguc |alta,ya
no cs lomìsmodc antcs. Lsoscambìos dc loshombrcs dc porsílascom-
pancras han luchado por cllos, porguc cstan conscìcntcs dc sus dcrcchos
ylos oblìgan agucscdcncsoscambìos.
71
¾

+


#

I
·
'
í

'
|
'
·
' ·
Lstos diczanospasaronbicnrapido.Yo crcogucasiscsicntcporlos
traba¡os guc hay y por la participacion. Aunguc tcncmos problcmas la
gcntcnodc¡adcparticipar,yatcncmosnucstrosgobicrnoscnlospucblos.
Las|untas dc bucn Lobicrno ya sc cncargan dc rcsolvcr los problcmas,
pcrocspocoa poco. Lospucblosmandanasus|untas,nocsguclas|un-
tashaccnlogucguicrcn.Aguiclpucblocscl gucmanda.
Yo como partcdclosscrviciosdcsaludvcoguchcmoscrccidomu-
cho.{ principio hicimos unasclínicasgucatcndíanpcgucnasncccsida-
dcs,pcrocranmuychiguitas.lcrodcspucsdc ! JJ+clscrviciohacrccido
mucho, pcro cs poco a poco. Ahorita hay promotorcs dc salud cn cada
pucblo, haybotiguincs, haycxplicacìoncs dc salud. Ll pucblo sicntc guc
supromotorqcsaludlos cnticndc porguccsdcahímismo,nocsdclgo-
bicrno.Ahorayahastatcncmoshospitalcsyahíscprcparanlospromoto-
rcs guc aticndcn cn las microclíriicas. 1odavía hay muchas ncccsidadcs, ¸
pcrolascn|crmcdadcsmaslcvcsyalasaticndcncnlospropiospucblos.
Lnnucst;os tcrritoriosschandisminuidoin|cccioncsdc vías rcspi-
ratorias, parasitarias, intcstinalcs.1odocstoschalogradodcporsíporcl
traba¡o y por |sorganitacion, ypor|agcntc dc lasocicdad civil guc ha
apoyado. Los promotorcs dan muchas cxplicacioncs dc |a higicnc y por
csosc ha logrado sudÍsminuciondc|acn|crmcdad.
Ln los hospitalcs poco apocoyascaticndcnurgcncias.Yo dcporsí
pcnsc guc todocsto sc iba adar,porgucaunguc nos dccan gucnucstra
lucha ibaascrlargaygucscibanadarmastraba¡os,tambicnpcnscguc
vamosairvicndocl cambio. Ll5ubcomandantcÌnsurgcntcÌcdronosdc-
cía"sinos morìmosprcparcnsc porgucvaahabcrmastraba¡o, porgucva
allcgarmasgcntc`.
Yo sípcnscgucvaa vcnirmasgcntcdc Mcxicoy dc otras partcs,
porgucdcpo(,íasinosdccannucstrosmandos.losdccanguclosobrc-
ros,losmacstros,loscstudiantcs,algundíavanacstarconnosotrosy|uc
cicrto porguc dc porsíhan vcnido. Hanvcnido mcdicoshasta dc otros
paíscs paravcrcomo nos organizamos, para participar con nucstrospro-
¯Z
' � '
ì
¸ l
. · `
_ • l .
· I •
- 3 ?

' � '
·
¹ - - ?
motorcsdc salud. Haymuchadi|crcnciaconloshospitalcsdclgobicrno,
porgucaguínosccobra,lospromotorcs traba¡angratisparasuspucblos.
Lstoyorgullosadc nucstralucha,porgucscvcnrcalmcntclasmc¡o-
rasparanucstrospucblos, porguchaygcntc dcotrospaíscsgucnosapo-
ya, porguc cstamos dcmostrando guc no buscamos cl podcr, sino guc
luchamosparatodoslosmarginados.ltrosrcvolucionariosdiccngucvan
atomarcl podcrpcrono haccn nada, pcro nosotros dccimosgucnova-
mosatomarclpodcrysínos organitamos. Ìorcsocstoyorgullos�
losotros somos como un pucntc por dondc pucdc

�a�s
compancros, así como dicc cl compancro 5ubcomandant��u�
N
���  ����
[OHPAR0 KUl `´ �

� � · · • ·"
Representante de los pueblos zapatistas _

Nosotros nos pasamos dict anos prcparandonos cn
 
��vo para
unagucrralarga. 5cmbramos |ri¡ol, cana, platano, yuca, porguc pcn-
samosgucnosvaascrvirparacuandoclcncmigonoscstcatacando a
los pucblos.
losotros, pucs, como pucblos cmpctos a organitarnos para |a
gucrra. Lcporsíhrmamos nucstraictadc|agucrraporgucdcporsíya
novcmosdc otra. Ypcnsamos guc dc por sínucstra lucha sc va allcgar
hasta|aciudaddcMcxico, pcrolucgovino|agucrraylascosasscmcron
dando dc otrasmancras.
Ahoritaschandado muchoscambioscnnucstrospucblos. Loscom-
pasnosdccanguchabíagucprcpararnoscnlopolíticoy cnlomilitar,guc
todoibaascrvirparadcspucs.Ylovimosgucsícscicno,guctodosirvc. . .
{ subcomandantcMarcosnosotroslcconhamosmuchoporguccl
hacc dc porsíloguclc dicccl pucblo. lo cs como otros guchaccn lo
gucguicrcn.Ll no,clcstaconnosotrosynosotros lcconhamosyclnos
con|ía. . .
73
¯
\
� .
-¯×¯1
=-··
.~ � . -
Estamos organizados ahorita en los municipios autonomos y cad

vez tenemos mas trabajos. Con lo de las Juntas de Buen Gobierno pues
vino mas trabajo y ese de por si no se acaba.
^ principia pensamos que 1a educacion y Ia salud y todo lo vamos
a conseguir solo con las armas, pero se vio que podemos organizarnos de
otras maneras sin dejar las armas, con nuestra organizacion y nuestro tra­
bajo. No con el gobierno, porque de ese sf no esperamos nada, pero no­
sotros solos sf nos organizamos junto con la gente.
Me siento contento porque yo no me imagine que vamos a lograr
poco a poco nuestro trabajo. Por eso confiamos en nuesrra organizacion,
porque lo vemos, porque lo tenemos, no porque nos lo platican.
Yo donde vivo no hay carretera, pero sf hay educacion, los nifos ya
van aprendiendo. En la salud ya tenemos promotores y se van resolvien­
do necesidades, aunque todavfa falta mucho.
Nosorros nunca nos dio nada e! gobiero, asf es que siempre hemos
resistido. No vamos a agarrar nada del gobierno, pero de por sf nunca nos
¯1
|
' 8 J ' ' J
dieron nada. La resistenci a es lo mas importante de lo que sigue para los
pueblos. La resistencia y Ia organizacion.
Yo tengo 1 9 afios en Ia lucha. Mi pueblo fue de los mero primeros.
No me desanimo despues de 1 9 afos de lucha, porque he entendido.
Sobre codo porque lo que nos han dicho ha ido saliendo, o sea que es
verdad.
L0HPAFk0 LFkM0
Oc
|
os prìmcros pucb
|
os zapatistas
Luando nos iniciamos en 1 98 4 en nuestra organizacion no lo pensamos
como va a ser code. Poco a poco hemos ido orientandonos, pero siempre
hemos tenido adelante y en primer Iugar !a seguridad.
En los primeros afios, hace casi Zu afos, cuando los compaferos in­
surgentes llegaron a los pueblos, lo principal del trabajo de los pueblos era
Ia seguridad de los insurgences en Ia montana. Esa era !a tarea de los pue­
blos, cuidarlos.
Tambien era sostenerlos. Les llevabamos lo que podiamos conseguir,
tostada, pinolito, cafita o le que encontraramos. Nos damos cuenta de
que donde esdn no hay nada y nosotros damos lo que se puede.
Tambien otra tarea era seguir creciendo como pueblos y explicar la
1ucha. Primero unas fami!ias y luego todo el pueblo. l sea que ten!amos
en esos afos muchos trabajos. Era cuidar la seguridad de los insurgentes,
sostenerlos poco a poco con lo que se pudiera y tambien ir explicando
nuesrra lucha y pues ir trayendo mas familias ) mas pueblos.
Despues se decide Ia guerra. Nosorros lo decidimos que ya tenemos
que empezar. Y despues siguen otros trabajos. Por eso tenemos claro abo­
rita que tenemos que organizarnos para !ograr !o que queremos porque
nadie va a venir a darnos nada. Ni el gobierno ni nadie.
En mi pueblo no habia escuela antes, no habia nada. Pero ahorita los
muchachos ya esdn tomando cursos de promotores de educacion, y no-
5
¯
|

l


¸
=

sotros en el puebl o estamos construyendo Ia escuel a, porque de por sl nos
tocan diferentes trabaj os.
La resistencia quiere decir que tenemos que esforzarnos para estar
bien. La genre no esra pensando en migaj as y come l o que l e da su pr
9
plo
sudor. No lo vamos a dej ar I a resistencia, eso es l o que tenemos.

La l ucha ¢S l arga y es diflcil, prol ongada. A veces estamos contentos,
estamos echando bail e; y otros tiempos es de trabaj o y tenemos que en­
trade. Ah! vamos, estamos animados.
COMDAT A8
Comite Clandestino Revolucionario Indigena
L.primero de e nero de 1 994 no imagine nada de l o que esta ahora. I ma- .
ginamos que lbamos a tomar l as ciudades con l as armas. No pensamos
que vamos a vivir, pensamos que a l o mej or caemos y que otro continua
Ia l ucha. No pensamos que va a ver genre que va a apoyar. Pen samos que
van a ser pocos l os que van a entender Ia l ucha.
Fue mucho el cambio, porque vimos que mucha genr e empezo a ha­
bl ar de nosotros. Empezaron a decir que hay que parar Ia guerra y buscar
otras formas, asi con Ia pol!tica. Lo vimos que Ia fuerza del puebl o deda
que l e busdramos por otro ! ado. El puebl o dij o que no a l a vi ol encia y
por eso l o escuchamos.
76
• � | | ' . . : : ' ' · ' � | · `
- 8 J - l - - J
Se ha visto mucho que Ia sociedad se movil iza con nosotros.
Nosotros nos emocionamos mucho en el recorrido de Ia Marcha.
Nosotros en nuestro territorio no vemos a otras gentes, pero gracias a Ia
Consul ta y a Ia Marcha que pudimos conocer a otras gentes. Cuando sa­
l imos en Ia marcha conocimos a muchos. Es mucho gusto de ver tanta
gente que no piensas que vas a encontrar. Todos gritaban que no estamos
solos y fu e mucha emocion.
No es preocupanre que el gobierno no escucho a Ia gente. Eso no nos
preocupa, porque lo vimos Ia fuerza de Ia genre. Por eso no nos preocupa
el gobierno ni l os partidos politi cos. S ol o nos dieron chance de sentarnos
en sus sill ones de su Camara, o sea que sol o dieron Ia cara para decir que
nos senraramos, pero nada l o tomo en serio, l o tomo como rel aj o.
Por eso vimos que basta con el gobierno, que hay que seguir l uchan­
do, que hay que trabaj ar mas, quiere decir que fal ta tiempo y que hay mu­
chas cosas que tenemos que organizar en l os puebl os.
La organizacion de ahorita no es porque el gobierno l o esra permi­
tiendo, sino que existe Ia l ucha y Ia organizacion porque de por sl existe.
De por si el gobierno no da nada a Ia buena. Es el puebl o el que decide.
Y nosotros existimos porque de por sl estamos, no nos desaparecen.
Los pol iticos no l e pusieron i mportancia, pero no sorprendio porque
ell os de por sl no van a hacer nada. Pero l os puebl os decimos que sin l ey
o con l ey de por sl vamos a funcionar.
Es como Ia guerra de 1 994, el gobierno no lo permi tio pero de por
si sal io. Asi va a ser con l as Juntas de Buen Gobierno, quiera o no quiera
el gob ierno va a sali r ese trabaj o.
Ahorit a siento mucho orgul l o. Uno de que estamos vivos y Ia esta­
mos viendo Ia organizacion. Lo otro es que si han habido cambios y sabe­
mos que estos 20 afi os son muy pocos. Una l ucha es l arga. Eso nos dij eron
desde 1 984, nos dijeron que era l arga y diflcil y estamos cl aros en eso.
Son 20 afos pues, pero estamos empezando.
. 1 ì
· '
77
l '
' î ·
*
i
i
K
&
'
f
u
s
*
-
e
;
:
#
:

q
r
t
r
,
r
*

.
h
h
,

+
i
w
#
'
.
.
'

'
.

.
.
.
,
t
'
l
r
.
'
*

.
*
'
t

ü

t
r
&
.
*

w
i

"
s
*
h
-
'

i
:
:
'
W
.
f
f
i
'
i
'

:
.
,
1
"

:
#
a
i
'

:
'

.
!
,
r
'
"
-
'
r

,
#
'
6
,

'

-

"
{
t
'
i

i
'
r
i
"
'

!

r
l
I
.
i
.

_
:
]
t
,
.
-
i
:
:

'
'
:

*
-
,

'
i
:
;
$
'
i
f
l
I
'

*
'
-
t
r
*
'
:
a
;
r

.

:.
W
f
f
'
.
*
,
@
f
f
i
*
,
-
f
u
_
,
t
*
r
y

9
S
;
'
'

'

#
'
,
'
,
s
&
:
l
'
i
9

"
'
r
;
s
i
&
Á
,

·

.
.:

|

|¹ '¹ �.
¡·
¦ . | ' ' |. ' ' ' '
L t
' ¦¸ ¸�
¸²,
·`
+ _ · · _
¸.�¯ ,¯· (
l

¸¸ ·· ,
 

¹ ·•
.l·.
_

||:c:sa·a:'+.a:
¸·.·|·:.+�.. ��� �::
¸ " .
· ¸, ¸
|
..
·
`
´


···)�__ �ArtI»·«!l._�·

'
¸

L
\
/ · \ ¹

¸_ ¸
''·¸
·

\
 
E
'
� ¯
¹ * ¨
l primero de enero de !994 el EZLN lleg6 para qu-�
darse. Ese amanecer sus tropas sorprendieron no s6lo al pais, si-
- no al mundo entero, con la toma militar de siete cabeceras
municipales del estado de Chiapas. Fueron los primeros dias de
una guerra decidida como "una medida ultima pero justa''' tal
como lo afirmaron en la Primera Declaraci6n de la Selva Lacan­
dona. Una medida Ultima contra la miseria, la explotaci6n y el
racismo, pero, sobre todo, una medida ultima contra el olvido.
Las demandas: techo, tierra, trabajo, salud, educaci6n, alimen­
taci6n, libertad, independencia, justicia, democracia y paz.
Ell? de noviembre de Z00Jse cumplen Z0afios de la for­
maci6n de un ejercito constituido mayoritariamente por indi­
genas chiapanecos. Un ejercito regular que tambien cumple, el
8 1
·
¯

¡
´¹I


.
+.

.
·
-
!

"�
´
prìmcro dc cncro dc ZUU+, dìct anos dc habcr|c dcc|arado |a
gucrra al gobìcrno tcdcra|, un cjcrcìto cscasocnarmamcntoy
rìco cn pa|abras y rcbc|día, cn dìgnìdad y rcsìstcncìa, cn pro-
pucstasy paradojas.
5ccump|cndìctañosdcclandcstìnìdady otrosdìctdcvì-
da publìca. 5cdìcctícìl, pcro quìcnhubìcra podìdoìmagìnar
qucun l/ dcnovìcmbrcdc I98J un pcqucnogrupodcìndí-
gcnasy mcstìtos,cnun|ugarrccondìtodc|a5c|vaLacandona,
dccarabatorma|mcntcconstìtuìda|atormacìondcuncjcrcìto
rcgu|ar qucundíadcclararíalagucrra a| gobìcrnodc Mcxìco,
cnrcìvìndìcacìondcsusdcrcchosmísc|cmcntaÌcs.1quìcnpo-
dríaìmagìnar, tambìcn, quccsc día ||cgaría justocon|acntra-
dacnvìgordc|1ratadodcLìbrcLomcrcìo,c|prìmcrodccncro
dc l99¬.1aunmís,quìcnhubìcrapcnsadoquc,dìctanosdcs-
pucs dccscamancccr gucrrcro y a ZU anos dcdìstancìa dc su
actotundacìona|,c|cjcrcìtosobrcvìvìríanoso|oa|podcrmì|ì-
targubcrnamcnta|sìno,tundamcntalmcntc,atodas|ascmbcs-
tìdas po|ítìcas protagonìtadas no so|o por c| Iodcr, sìno, cn
m�dcunaocasìon, por grupos quccnotromomcntoschu-¸
�æconsìdcradohcrmanos.
´.·
�prcscntc tcxto cvoca prìncìpa|mcntc cstos dìct u|tìmos
ano�¸D�ntrodccstcjcriod,tratadcubìcar|asìnìcìatìvaspo-
|ítìcastap�tìstas,sucmpc�ìnam�cntoporunasa|ìdapo|ítìcaa |a
gucrra,Íarcsìstcncìayrcbc|día1emilcsdcìndígcnascho|cs,to-

,¸¸

qucs,:ojo|abaÌcs,itottì|cs,mamcsy0c|ta|cs.5ctrata,tambìcn,
dc ubìcar|a ya |argalista dc cncucntrosquc, a |olargodcuna
dccada, ha sostcnidoc|LZLl con lasocìcdadcìvì|nacìonalc
82
'
'
' '
�EN´!/

Z/º/TJ5T/
¡ �.¸ ´`
ìn
¡crnacìonal, d¤ulr00r u0� �stratcgìaconstruìda �n:l czµ
no, sobrc|amarcha,abascdccamìnar-prcgtintando.
• �
La mayor partcdc
������ �
r

d
-�9
a
���� ��
.
� ¯� � ` :

� � ��� ,· `·. � �
dìcadoasu |uchapo|ítìc)ì�po� c � �csquc
� � �� � · �

 � �· �� , .
_

��

` ���
ar
gas, |arcsìstcncìay onzao  �� |csdcpucb|osìndígc-
nasrcbc|dcs.5ìncmbargo,nopor|odc �tacadodcsuandarpo- ¸
htìco sc pucdcn o|vìdar csos prìmcros combatcs quc sc
cc|cbraroncn 5anLrìstobaldc|asLasas, LasMargarìtas,A|ta-
mirano,Öxchuc,Huìxtín,LhanalyÖcosìngo.loscpucdc,nì
sc dcbc, o|vìdarc|ìnìcìodcuna gucrra prcscntchastanucstros
días,porqucnomcunagucrradcpapc|,como|acalìhcaríamís
tardcc|cntonccssccrctarìodcKc|acìoncsLxtcrìorcs,|oscAngc|
Gurría, sìnounagucrraconmucrtosdcambos|ados,unaguc-
rra dcsìgua| cn la quc, por un lado, había ìndígcnas ttottì|cs,
ttc|talcs, tojo|aba|cs, cho|cs, mamcs y toqucs, unìdos por prì-
mcravctcnunaìnsurrcccìony,porc|otro,uncjcrcìtoarmado
conrìucsdca|topodcr,auxì|ìadoporavìoncs,hc|ìcoptcros,tan-
qucsy tanquctas, uncjcrcìto, c| ìnstìtucìona|, sorprcndìdopor
an cjcrcìto dc ìndígcnas qucrcc|amaban, y rcc|aman, ¨dcmo-
cracìa, |ìbcrtad y justìcìa´ paratodos|osmcxìcanos.
1ampoco sc pucdc o|vìdar quc c| camìno po|ítìco dc |os
tapatìstashasìdo tratado cnmcdìodcotcnsìvas mì|ìtarcs, pa-
ramì|ìtarcsy po|ìcìacasquc,a|díadchoy,contìnuancntrcntan-
Jo cìcntos dc pob|ados dc |a 5c|va, A|tos, lortc y Losta dc
|hìapas. 5u dc|ìto: scguìr pcnsando quc un mundo mcjor cs
posìb|c, unmundodondcqucpanmuchosmundos.
83
¯
|
·�
  � ,�
� �

|
' Í
� ·I�!.«
T


�'�� ���� ��� � ¾  � ¬���

¤·
��

V

'
¸

El l evant amient o armado de l Ejercit o
Zapatist a de Libe racion Naci onal:
La gue rra
blLZIllogrouncxitomi|itypoliticoalocupmsictcciudadc
dc Chìapas durantc la olcnsiva dclprimcro dc cncrodc 1 994. 5ctrato,
comolo cxplicaron mistardclosìapatistas, dcdarungolpcinicialmuy
�crtc con cl hn dc Lamar laatcncion.Y lolograron.¬ partir dcaí la
historiatomariaotro giro yprontoloslusilcscallarianparadancpasoa
lapalabra, principalarmadcla|uchazapatista.
¡amadrugadadcl primcrodccncro, clLZ¡ldcclarolagucrraal
¨suprcmo gobicrno cncabcìadopor Carlos5alinasdcGortariyalcjcr-
cito lcdcral. Lsc mismodialosìapatistasdicronaconoccrunprograma
politicodcdicìdcmandasyanunciaron,conlatomaarmadadcsictcprc-
sidcncias municipalcs, su lucha por dcmocracia, libcrtad y justicia para
todoslosmcxicanos.
Lnlalrimcralcclaraciondcla5clvaIacandona,lcidacscprimcrodc
cncro cncl balconprincipal dc cada unadc lasprcsidcnciasmunicipalcs
tomadas, ydistribuidaa travcsdcunpcqucnoyyalcgcndariopcriodico
85
¯

\ `
llamado!|D-s¡-r/s1srM-\i.sos,clLZ¡lscdìrìgioasialpucblodcMc-
xìco.¨losotros,hombrcsymujcrcsintcgrosylìbrcs,cstamosconscìcntcs
dcquclagucrraqucdcclaramoscsunamcdìdaultìmapcrojusta.¡osdic·
tadorcs cstín aplìcando una gucrra sucìa no dcclarada contra nucstros
pucblosdcsdchaccmuchosanos,porloqucpcdìmostuparticipaciondc-
cìdidaapoyandocstcplandclpucblomcxìcanoqucluchaportrabajo,tìc-
rra, tccho, alimcntacìon, salud, cducacìon, ìndcpcndcncia, libcnad,
dcmocracìa,justìcìaypaì. lcclaramosqucnodcjarcmosdcpclcarhasta
lograrclcumplìmìcntodccstasdcmandasbisìcasdcnucstropucblo, lor-
mandoungobicrnodcnucstropaislìbrcydcmocritìco´.|Írimcralccla-
racìondcla5clva¡acandona. 1 dccncrodc 1 994).
Lnclcditorialdc!|D-s¡-r/s1srM-\i.sos,losìapatistascxplìcaron
losmotìvosdcl lcvantamicntoarmado:¨¡Ícvamoscìcntosdcanospidìcn-
doycrcycndocnpromcsasqucnuncasccumplicron,sìcmprcnosdijcron
quclucramos pacicntcsy qucsupicramos cspcrar ticmposmcjorcs. los
rccomcndaronprudcncia,nospromcticronqucclluturoscriadistìnto.Y
86
v v +
yavìmosqucno, todosìgucìgualopcorquccomolo
vìvìcron nucstros abuclos y nucstros padrcs. lucstro
pucblosigucmurìcndodchambrcy dccnlcrmcdadcs
curablcs,sum|docnlaignorancia,cnclanallabctìsmo,
cnlaìncultura.Y hcmoscomprcndìdoquc,sìnosotros
nopclcamos,nucstroshijosvolvcrinapasarlomìsmo.
Yno csjus to`.,!'D-s¡-r/s1srM-xi.sos. 1 dccncrodc
1994).
A diasìguìcntc(2 dccncro)laslucrìasìapatìstas
ìnicìaron clrcplìcguchacìalasmontanas. Iastropasdcl LZIlatacaron
cl Cuartcldc¡ancholucvo, scdc dc la3 1 ZonaMi|ìtar, para cubtìr la
rctiradadcsus compancros.
¡oscnlrcntamìcntosmiscrucntosscprodujcroncnclmunìcìpìodc
Ocosingo,dondclosindigcnas rcbcldcs lucronsìtìadosdurantcdosdias
poruncontìngcntcdcmìl800 soldados, quc aldiasìguìcntc lucrclor-
ìadopor otros dosmìl400. Ln clmcrcado munìcipal qucdo atrapado
ungrupodcìapatistasycìvilcsy cltirotcoschììo ìntcrmitcntc.
·
`ì mc
Jìo un pocodc micdoal prìncipio, pcrolucgo, ya cuando tiras, como
qucyano sìcntcs. 'ídamicdopcromismicdoda scguìrscdcjando quc
tcmatcclhambrcolacnlcrmcdad.Íorcsoluchamos,parayanomorìr-
nos`,dcclarocncsosdiaslatcnicntcìapatìstaAmalìa,unaìnsurgcntcdc
orìgcntìcltalqucscprcscntoalaprcnsacnlacomunidadrcbcldcdclra-
dolayacal.
¡agucrra,consucuotadchorrorymucrtc,cstabaìnstaladacnMc-
xìco. Lmpcìaronloscìcrrcsdccarrctcrasporpartcdclcjcrcitolcdcral, al
tìcmpoqucunmìcrobusconìndigcnasdclscrvicìodcsaludìapatìstaluc
acrìbìllado.1ambicn,lastropasgubcrnamcntalcstirotcarondosambulan-
:ìasdclaCruì¡oja¡ntcrnacìonalconunsaldodcdossocorristashcrìdos.
Ll c|crcìtollcgolatardcdcldosdccncroalaciudaddc SanCrìstobaldc
las Casas, lamis ìmportantcdc las sictc cabcccras munìcìpalcs tomadas,
altìcmpoquc trasccndìoquc clgcncralAbsalonCastcllanoslomingucì,
87
¯

'
7
¦
×
• • • • • • • • • • • • • • •
cx gobcrnador chiapancco cclcbrc por su dcspotismo,

m corrupcion,yconstantcsrcprcsioncscontrasusoposito-
rcs,luctotnadocomoprisioncrodcgucrraporpartcdc
losrcbcldcs.
Lntrc cl3 y 4 dc cncro los soldados tomaron cl
controldclmcrcadodcOcosingo.Apartirdccscdiaydurantclashoras
siguicntcslos rcprcscntantcs dc cicntos dc mcdios dc comunicacion |lc-
garon a la ìona y cmpczaron la contabilitacion dclos mucrtos. Lran
dcccnas. 1odo- los pcriodistas mancjaron un númcro dilcrcntc, pcro
coincidicroncnquclamayoriacrancivilcs.Lncscmismolugarlosloto-
gralosycamarogralosdclasgrandcscadcnasintcrnacionalcsdcnoticias
captaron la imºgcn dc cinco zapatistas con tiro dc gracia y las manos
amarradaspor |acspalda.
Lncsos¡ismosmomcntos, cnclmunicipiodcAltamirano,losza-
patistassacaoana sushcridosdclhospitallocal ycn5anCristobaldclas
Casasmisdctr:s milsoldadosdcl75 batallondc¡nlantcna tomaban el
controldclaciuJ+d.
Llhostigamicmomil:r!rpronioalcanzoalospcriodistasylucronti-
rotcadosporcleJcrcitol.=·i1i10· \cIículosdclpcriodico!s}sros1s,q;
|aagcncialranccÍrcssydcÍ|!/osoc/-rs.
lorlascarreitrasscvcianpasarlosconvoycsmilitarcsscguidosdclas
caravanas dcperì0distasy,pocoapoco,dcrcprcscntantcsdcOrganismos
noGubcrnamentaÌcs. LlµasoalazonadcconUictocontinuoccnindosc,
pcrolaprcns+|'.¿porcaminosaltcrnos.Ianoticia dclalzamicntoindí-
gcna,paracsosmumcntos,yacstabacntodoclmundoyocupabalaspri-
mcras planasdc Ì0· principalcspcriodicos.
lorsupat(çcl gobicrnolcdcral, hastaclmomcntocnsìlcncio, hizo
susprimcrasdcdaiacioncscn\ozdcunaluncionariadcscgundonivcl: la
subsccrctaria de |obcuación, Socorro líaz, quicn lcyo un documcnto
cclcbrc por þ| instnsibilidad , dcspotismo. A partir dc csc momcnto la
política dc comunicacion dcl gobicrno lcdcral, quc lc habia luncionado
88
• • • • • • • •
• • • ••
' ' +
sorprcndcntcmcntcbicndurantc cl rcgimcn salinista, sulriríasusprimc-
rasbajasycmpczariaapcrdcr,ripidamcntc, |abatalladclacrcdibilidady
lcgitimidad.
Lncldocumcntodcla5ccrctaha dcGobcrnacionscmcnosprccìola
magnituddclconIlicto: ¨schaprcscntado unasituaciondclicadacnsolo
cuatrodclos 1 10 municipiosdcChiapas, cnlos 106 rcstantcslascondi-
cioncssondcnormalidad`,scuatodcdcslcgitimarlo:¨losgruposviolcn-
tosprcscntan unamczcladcintcrcscstantonacionalcscomocxtranjcros
ymucstranahnidadcsconotraslraccioncsviolcntasccntroamcricanas´,y
scdiscrimino, comotantasvcccs, alind|gcna: ¨algunosindigcnashansi-
dorcclutadosy,sinduda, manipulados´.
Micntras continuaban los cnlrcntamicntos cn las alucras dc Oco-
singo,5amucl¡uizGarca,obispodc5anCristobaldclasCasasyhom-
brcclavcparacntcndcrla siiuacionchiapancca, llamoa latrcguaya la
suspcnsiondc las hostilidadcs. Lsc mismo día, avioncs y hclicoptcros
dc|alucrzaAcrcaMcxicanainiciaronbombardcoscnlosccrrosdclsurdc
5anCristobal dclasCasasy cnlasmontanasdc la rcgion dcIa5clva.
Al díasiguicntc, cl podcrmilitargubcrnamcntallucsorprcndidoporcl
cscasoarmamcnto zapatistay sictcacronavcslucrontirotcadaspor los
rcbcldcs.

Llbalanccmìlìtardclosprìmcroscìncodiasdc.onticnda, rcalììado
porcl LZ¡l,arro|o lossìguìcntcsrcsultados: nucvcmucrtosìapatìstasy
20 hcrìdos gravcs |sìncontarlosìndigcnasc|ccutadosconcl tìrodcgra-
cìacnclmunìcìpìodcOcosìngo) .Lnclcjcrcìto lcdcral, dcacucrdoalìn-
lormc ìapatìsta, scrcgìstraron27 mucrtos, 40 |crìdos y 180 prìsìoncros
quc sc rìndìcron y lucron lìbcrados postcrìormcntc. ,Comunìcado dcl �
LZ¡l. 6 dccncrodc 1 994).
Asìmìsmo, durantclosdias l y2 dc cncroluc:on lìbcradosporlas
mcrìas ìapatìstas230 prìsìoncros quc sc cncontraban cn cuatro círcclcs
dclcstado: ¸doscn5anCrìstobaldclasCasas, unacnOcosìngoyunamís
cnIasMargarìtas).
LlLíadc¡cycsclprcsìdcntc5alìnasdìosuprìmcrmcnsa|calana-
cìon:ncgoqucsctrataradcunalìamìcntoìndigcnayolrccìoclpcrdona
quìcncsdcpusìcranlasarmas. 5ìmultíncamcntc lasocìcdadcìvìlcmpcìo
aorganììarscconcllindcpararlagucrray vìgìlarlasaccìoncsdclc|crcì-
tolcdcral, paraloquc mísdc 1 5 organììacìoncs cìvìlcs constìtuycronla
CoordìnadoradcOrganììacìoncsCìvìlcspor lalaì ,Conpaì).
Asi, cn mcdìo dcunagran rcsonancìa, cl LZ¡lplantco, cn clprì-
mcrodcloqucscriaunalargascrìcdccomunìcados,cnunacstratcgìadc
comunìcacìon con la socìcdad qucacabahasìcndosuprìncìpal arma, sus
condicìoncsparacstablcccrcldìílogocon clgobìcrnolcdcral: rcconocì-
mìcntocomoh:crìabclìgcrantc,clccscallucgodcambaspartcs,rctìrodc
'
l v v
tropaslcdcralcs, clccscdclosbombardcosylalorma-
cìon dc una Comìsìon lacìonal dc Intcrmcdìacìon.
¸|omunìcadodclLZIl. 6 dccncrodc 1 994).
Mìcntrascsto succdiaìnìcìolasolìdarìdadnacìo-
nÀcìntcrnacìonalconcl movìmìcntoìnsurgcntc. ¡os
míschticoscucstìonaronsumctodo,pcronadìc,nìcn

clgobìcrnonìcnlosscctorcsmísrcaccìonarìos,pudodcscalìlicarlascau-
sas.¡aIìgadclacìoncs5obcranasIndígcnasdclHcmìslcrìoOccìdcntal,
clConsc|odcl1ratado¡ndìolntcrnacìonalyclCcntrodc`ashìngtonpor
la la., dcshlaron cn lacapìtal no

tcamcrìcana, Icntc a la cmba|ada dc
Mcxico, cn dcmanda dc la suspcnsìon dc la ¨pcrsccucìon mìlìtar dcl
Lzll´, altìcmpoquc clpartìdocspañol·ìquìcrdaUnìdacxìgìo� l ccsc
dclarcprcsìonylabusqucdadcunasalìdapolitìca.
.
Asìmìsmo, |a¡cddcAccìonCanadírcalììounavìgìlìacn lacinba�
|adadcMcxìcocnOttawa, mìcntrasclgrupoLspartaquìstaMcxi�


,
·
�|
Movìmìcnto LcmocrítìcoIndcpcndìcntc,clComìtcdcLclctis
³
Fopiilai
ycllartìdodcl1raba|o, cxìgìcronclaltoa lagucrra, clrc�pctoals



·^=`' � �
choshumanos, lacrcaciondclascondìcìoncsparacl¸dìíogo

cspu

as
· ·· ·
alosrcìagossocìalcs. Mìcntras,cnMadrìd,clCoitdc5olìdarìdad+ n

.
cllucblo ·ndigcnaMcxìcan o rcalììabaunam�rch+ paracxìgìrclccscdc
lashostìlìdadcs.
.

�`'

��
¸
¸
·
¸

¡os bombardcos cn¡a 5clvay¡osAtos c

n��a�


nuclCamacho 5olislucnombradoComìsìonado��.�l.r.�y

n-
cìlìacìon cn Chìapas y |a gucrra cobro su prì�mra ba|a cntrc•los
luncìonarìosdcprìmcrnìvcl: rcnu�cìocl

5c�r�tarìod�G

bcrnac
|
:�

,cx
gobcrnadordcChìapas,latrocìnìoGonìílcìGarrìdo,quìcnmcsustìtuì-
dopor|orgcCarpììo.
Lcsdc ¡ondrcs, Amnìsua·ntcrnacìonal condcno los bombardcos
dclc|crcìtolcdcralcontralascomunìdadcsìndígcnas, mìcntrascnLspa-
ualacomunìdaddcìntclcctualcs,artìstasycscrìtorcsconsìdcroncccsarìa
la salìda politìca al conllìcto. Ll Ccntro dc Lcrcchos Constìtucìonalcs,
91
\
.
'·`
�I
¯
|

!


.I

 

'�
¹_
¨
·
·r

con s¸qç cn \anhattan, LstaJos Luìdos, dcnuncìo c|ccucìoncs y bo¡
´` = ·

bardcoscontr;losìndígcnas.
j
o hab
;¸n pasado nì dos scma�as dcl ìnìcìo dcl lcvantam:cnto,
cuandoclLZ|lcmpc/o laarduatarcadctratardccxplìcarsulucha,una
luchaqucscc�tabaconstruycndosolrclamarchaycnsusorprcsìvocn-
cucntro conl; socìcdad cìvìl, ¡cmq�c¡artía dc prìncìpìos conccb:dos
dcsdcantcsd
¸lagucrra. Lnuno1.s�sprìmcroscomunìcados, los zapa·
cxplìca
,¸n por pr:mcravcìst|posturaantccllodcrylosproccsos
clectorzcs,mi·maquchanmantcnido |ycxplìcadoìnsìstcntcmcntc) du·
' ¯
· -
rante(o@oscsIos anos: ¨LlLZ¡lnobusca qucganc un partìdo oquc
gancotr�¸¸]/Í` luscaquchayajustìcìa, quchayalìbcrtad, yqucha-
yadcmoz,azìaparaqucclpucbloclìjaaquìcnmcjorlcacomodcasucn-
tcndcr,qpç cst� voluntad, cualquìcra quc sca, rccìba rcspc:o y
cntcndìmìcntod·losmcxìc«no·todosydcotrospucblos. LlL|crcìto/a·
_· 7

]
atìstadc¡ìb
çracìonlacìonalpìdcqucclgobìcrno, dccualquìcrparti-

do

q
_
c
¸
ca,
sca un gobìcrno lcgitìmo, rcsultado dc una clcccìon
: l `°�: .~´

vcrd

dcramcn
(clìbrcydcmocritìca, yrcsuclvalasncccsìdadcsmisaprc·
mìantcsdcnu:stropucblomcxìcano,cspccialmcntcdcnosotroslos:ndi-
[
cnas`
¸ ¸Comµr:caJodclL/I^. 11 dccncrodc1994) .
loccdía·dcspì··´' :¯·.··.! •:::..:oi: ·:.i¸;na, scani:,:o
] ' ` ¹'¨ ³´¹¯'` ` � • ¯* ' |
un�movr:tacroi1· ¯ •Ì< _ =.�·I_·. ·¹' � ·.· ¹' .ca
clccscalmcgoy;¦ inì.ìodcundìilogoconlosìndígcnasìnsurrcctos. la
socìcdad cìvìl·a,onal lcvantosuvoìysc hììocscuchar. Salìnasscadc-
lantoalapresì0nvalrcclamogcncralììadodclpucblodcMcxìcoalavor
dc unasolnzón¡olít:ca, ydccrctoclccscalmcgohorasantcsdclamo-
vìlììacìon� '`{| [|trcìto solo atacari sì cs atacado`, dì|o. la marcha, dc
cualquìcr¦r;na,

rcalììoymisdccìcnmìlpcrsonascolmaronclZoca-
lodc lacìudadd�Mcxìcocncontradclagucrracnclsurcstcmcxìcano.
Sìn cm|argo, 24 horas dcspucs dclccscal lucgo dccrctado, tropas
mìlìtarcsapoyad|· porhcl:coptcrosartìlladosatacaronunaunìdadìapa-
tìstacn Ocosing0. Iagucrrasctrasladoalasmontanasyclccscallucgo
92
'
' ' ' ¦ '
· · +
soloschììovilìdocnlascìudadcs.A pcsardccsto, cl LZ¡laccptotam-
bìcnclccscdclashost:lìdadcs.
LlLZ¡l ìrrumpiocnclpaiscsc prìmcrodccncro, cmpcìolaguc-
rray sc cncontro, comolo cxpl:caron mistardc sus dìrìgcntcs, con un
mundo dìlcrcntc, uncsccnarìo qucnocontcmplaban, unpanorama quc
nuncaìmagìnaron. lnmundoquccntcndìosuscausaspcroqucmarcho
yscmovìlììoparaquccallaranloslus:lcsdcamboslados.Iucunmomcn-
todccìsìvoparalahìstorìadclLZ¡l,pucsantcladìsyuntìvadccscuchar
alasocìcdadcìvìl, dctcncrscycnlrcntarunmundodcsconocìdo, paracl
qucobvìamcntcnocstabaprcparado,o,dcotramancra,contìnuarconla
luchaarmada,paralaqucsíscprcparodurantcd:cìlargosanos,optopor
loprìmcroyscdìspuso,apartìrdccscmomcnto,autìlììarlapalabraco-
mo prìncìpal arma, acscuchar, aprcguntar yatratar dccntcndcrlosrc-
clamosdccsasocicdadcìvìlqucloapoyo,pcronolosìguìoconunmsìl
alhombro.
f
1
�¸ ¯

'

|c|:c:o-u:cìcnorccc
Dialogo de la Catedral de San Cristobal
de las Casas, regreso de la delegacion
zapatista a las montafias, la Convencion
Nacional Democratica (CND),
las elecciones federales ¡estatales
¡la ruptura del cerco militar
Ûpu6 dd LC al fu,go, los "ono:cimi,nros " suscitown '" cas­
cada. Del13 al 24 de enero, el LZIl reconoci6 a Manuel Camacho So­
lis como representanre del gobierno federal. El gobernador interino de
Chiapas renunci6 y en su Iugar fue nombrado Javier Lopez Moreno. Mu­
chos cambios en muy pocos dias, pero ninguno, como lo explicaria des­
pues el subcomandanre Marcos, de fondo.
Aperd6n ofrecido por el presidenre Salinas de Gortari, el vocero za­
patisra respondi6 con un texto titulado "<De que nos van a perdonar?",
mismo que los inrelectuales defnieron como un magnifico e incontesta­
ble alegato de las razones de Ia lucha zapatista: "<De que tenemos que pe­
dir perd6n? <De que nos van a perdonar? <De no morirnos de hambre?
iDe no callarnos en nuestra miseria? <De no haber aceptado humilde­
mente Ia gigantesca carga hist6rica de desprecio y abandono? <De haber­
nos levantado en armas cuando encontramos todos los otros caminos
cerrados? iDe no habernos atenido al C6digo Penal de Chiapas, el mas

¯
-

��


��


'




�+
' '� � '
a|satae,teþtesivece|qaeseteag+memeti+?�De|+|etcemestt+ae+|
testeaelþaisyalmaaceeateteqae|+aigaia+a|amaaavive+áa,estJ
easas|+|itaatesmJsemþe|tecices· �De|+|et�es þteþataae |ieay+
ceacieaciaaatesceiaici+t?�De|+|et||ev+celasilesalcem|+te,ealag+t
aeatces,ûecl+s?�De|+|et+þteaaiae+þe|e+taatesae|acet|e?�Deset
mexicaaesteaes?�Desetm+,etit+tiameateiaaigeaas?�De|lam+t+lþae-
|lemesic+aealac|+t,cetec+s|+sletm+sþesi||es,þetleqaelesþette-
aece: �De laclat þet |i|ett+a, aemect+ci+ , jastici+? �Deae segait|es
þatteaesae|asgaetti|l+s+atetietes?�Deaeteaaitaes?�Deaeveaaetaes?
�Deaettaicieaataes?...�Qaiéa tieae qaeþeait þetaéa, qaiéaþaece
etetg+t|e?...¨,Cemaaic+aeaelLZLN. 18 ceeaeteae1994).
Ua+celasþti�t���ciea�sce|cemisieaaaeV+aaelC+m+c|elae
el est+|leci�� � ��� a� lt+acas¨. Saa Vigael, ea Ocesiage ,
Caaa+'� )�ej+c,e�!º tg�tit+s, þete aiagaa+aeestas+ccieaes
evité���e�eci+seci+le�C|i+þ+s,þaesmi|esaec+mþesiaesseme-
viliia Jer+aa+del+d�stitaciéa�eaivetses+|c+laesmaaiciþales,
þetlctga!-

�iettas.ln esteceateste,seiategtéelCeacejeLstat+|
aeOq.aii+ciea-lnaigeaas,C+mþesia+s,CLOlC)qaeagtaþéa280
etgaa|i+cieaesdeC|i+þ+s.
aaa|as¸euiesqaelesi+þ+tist

,eameaieaeaaagaettaqaeae
tetm+|,+áaceaelceseæhegeae:tet+ce),l|jabaaþestat+s,aeûaiaa
esttategiasy amþlia|+a iatetlecatetes.Aí, el 20 aeeaeteseaitigietea
þetþtimet+vei+|asetg+aii+cieaesia1igeaasce|þ+is,eaaacemaaic+-
ae¡ae,ciei+aescesþaés,ceatiaá+aehaieaaesatel+ciéaceaelmevi-
mieriteiaciea+ciea+|·¨Nesettes|esiaþ+tistassiemþtelemestesþetaae
ysegaitemestesþet+aaea|asaileteatesetg+aiiacieaesiaaeþeaaieates,
|eaest+s.Ne|as|emese|ligaae+qaeseeatteaeaaaestt+|ac|a,ca+a-
cese|aaeattaaeessiemþteþetsave|aat+c,|i|temeate...Siaesettes
ae|a|iét+meslev+at+ae aaestteshsiles, elge|ietaeaaacase|a|iet+
þteecaþ+ae þetlesiaaigeaasaeaaestt+stiett+s...Nesettessegaitemes
tesþetJace|esaasteaes,tesþet+acesasletm+saelac|+.Lesiavit+mes
96
| i |
' ' +
+
¸ae,c+c+qaieasaetgaaiiaciéa,saletm+ae|ac|+,
aa+mesaaesttecet+iéacealamismaesþet+aiaae|i-
aeu+c, cemectacia , jastici+¨. ,Cemaaic+ae ae|
lZlN.20 ceeaeteae1994).
L|ciJ|egese+cetc+|a,aaþteaésticeaeqael+sþteaegeci+cieaes
i|+aþet|aeacamiaelaelali|etaciéaaelgeaetalA|s+léaC+ste||+aes
�iagaei,+c+m|ieaeqaeelge|ietaeleaet+l li|et+t++cieatesceia-
cigeaasi+þ+tist+saeteaiaes,tettatacesealasaileteatesctce|esce|Ls-
t+ce.L+cetemeai+aeeattegaaelmilitattetitaaesitviécematceþ+t+l+
þtimetaþteseataciéaþú|licaaeaaþae|leeateteeate|elai+.Ca+aala-
þeTeþe,ac, mismeqae, ceaelcettetaelesaäes, seceaveuiti+eaaa
sim|eleaeIatesisteaciaiaaigeaa.
Ll+cteaeeattegaaelexge|etaaaetc|iaþaaeceaesé|elaee|iatet-
c+m|ieaeaaþtisieaeteaegaett+ctael,aesþiaa+ae,þetcieatesaeia-
c.gea+s i+þ+tist+s þteses. lae |+ þteseat+ciéa étic+ ce aa mevimieate
iasatgeateqae,|ejesaesactihcataaaezge|etaaaet+cas+ceceaivetses
+sesiaates,leceaceaé+catg+tceaelþetaéaaeaqaé||es+qaieaesaes-
þtecié,|amillé,exþletéaataatetaates+aes.
Ceal+þ+tticiþaciéaaele|isþeSamaelkaii C+td+cememeai+-
cct,seacetaéel iaicieaelciJlegeeatteleste|elaes,e|cemisieaaae
ga|e taameatal,aet+lmaaetaqaeel20 aele|tete, a|etaeae+m|a-
|+aci+s ae l+Ctai kej+lateta+cieaal, l|egatea+ SaaCtisté|+lae|+s
C+sasles 19 aeleg+cesaelLZLNþat+þ+tticiþateaelciJ|ege.Lt+a18
iaaigeaasyaamestiieqaelesaitigi+milit+tmeate, þeteqae+c+t+|a
l+sétaeaes þeliticasaelacemaaa+aci+iacigea+,aa|em|teqaeatt+-
þél+ateaciéacelesmeaiesaecemaaic+ciéaþ+t+cilaacitlesmeti-
vesae sa |ac|+ , qae seþteseaté cea e| aem|te ceSa|cemaaa+ate
lasatgeate V+tces. LlaiJlegeaeSaaCtisté|+llaeaamemeatecl+ve
ceatteael+lac|+i+þ+tista.laesaeacaeatte,eaaitecte,ceal+þtea-
s+,ceal+ seciec+a civi|a+ciea+l eiateta+ciea+l ,ceal+c|+seþe|itic+
ceatt+laqaese|evaatateaea+tmas.
97

l

¯
  :

'
¦



n
=
��

Llcomandantc1acho, dclComìtc Clandcstìno lcvolucìonarìo¡n-
digcna¸CC¡¡),cxplìcopostcrìormcntc quc cl dìilogo¨sìrvioparadarnos
aconoccryparanosotrosconoccrmuchagcntc. Sìrvio, pucs, paracxplì-
carlcs quìcncssomos yporque luchamos`. ï, cnclcc:o, aprovccharon cl
tìcmpoparaconccdcrìnnumcrablcscntrcvìstasaloscicntosdcpcrìodìs-
tasacrcdìtadosdctodo clmundo,ypara cntrarcncontactoconrcprcscn·
tantcs dc OlGs, dc la ìglcsìa, dc partìdos polítìcos, dc organììacìoncs
campcsìnasy,prìncìpalmcntc,congcntccomunycorrìcntcdclasocìcdad
cìvìl. Lraclprìncìpìo dclaprcndììa|c politìco dcunmovìmìcnto armadc,
cl princìpìo dc una scrìc dc cncucntros y dcscncucntros, cl ìnìcìo dc la
construccìon dcun movìmìcnto quc sc caractcrììariaporsabcr ¸yaprcn-
dcr)acscuchar, adccìrsupalabra,a prcguntar ya caminar sumando.
Ll2 dcmarìotcrmìnaronlasconvcrsacioncsdcpaìconlaprcscnta-
cìondcundocumcnodc34 compromìsosgubcrnamcntalcsqucclLZIN
acordollcvaraconsulta.A tcrmìnarlarondadcncgocìacìoncslosìapatìs-
tas rcgrcsaronalasmontaíasycontìnuaronsus cncucntros con rcprcscn-
tantcsdclasocìcdadcivìlyconunamplìocspcctrodclaslucrìaspolitìcas
dclpais. losrcprcscntantcs dclos mcdìosdccomunicacìonìngrcsaron, a
nvì:acìondcladirccciónzapatìsta,altcrrìtorìorcbcldcylosrcportajcsso-
brclascomunìdadcsìndigcnas ìapatìstasdìcron, asi, lavucltaalmundo.
lasconsultascnlospucblossobrclaspropucstasdclgobìcrnoìnìcìa-
roncnlascanadasdclaSclvaIacandona, pcroclproccsoscìntcrrumpìria
cl23 dcmarìo,conclascsìnatodclcandìdatoprcsìdcncìaldcllartìdo¡c-
volucìonarìo¡nstìtucìonal¸lI|),IuìslonaldoColosìoMurrìcta.
Ll10 dcabrìllosìapatìstasrccordaronclanìvcrsarìoluctuosodclgcnc-
ralrcvolucìonarìoLmìlìanoZapata.lurantctodoclmcsìngrcsaronaltcrri-
torìo cn rcbcldia divcrsas caravanas dc ayuda, mìcntras los ganadcros y
|ìnqucrosìntcnsìhcaronclhostìgamicntocontralascomunìdadcsìnd|gcnas.
lnmcsmistardcscprodu|ocl prìmcr cncucntro cntrcclLZlly
clcntonccscandìdatodcllartìdodc|a¡cvolucìon lcmocritìca ¸lIL)a
laprcsìdcncìa dc |a ¡cpublìca, Cuauhtcmoc Cirdcnas Solorìano, |ìgura
98
polítìca con la quc los ìapatìstas habrían dc sostcncr una rclacìon dc
acucrdosydìlcrcndosconstantcs. Iosrcbcldcs, paracsosmomcntos, csta-
bancnunproccsodc ¸rc)conocìmìcntodclpanoramapolitìconacìonal,
porloqucsostuvìcronìnnumcrablcscncucntrosconrcprcscntantcsdcca-
sitodoclcspcctropolítìcodcììquìcrda.
lasadosapcnasscìsmcscsdcl lcvantamìcnto,losìapatìstasyahabian
conlormadounmovìmìcntonosolocntornoÛ lasdcmandasdclospuc-
blosìndìos,sinocncontradclautorìtarìsmogubcrnamcntaly dcsuspo-
litìcas socìalcs y cconomìcas. Ln cstc contcxto, rcspondìcron con un
¨NI¨alaspropucstasgubcrnamcntalcs, altìcmpoqucdccìdìcronman-
tcncr cl ccscal lucgoyabrìrundìilogocon lasocìcdadcìvìl. Iacstratc-
giadc abrìrdiilogosycncucntrosaltcrnosconlasocìcdadcivìl,cscuchar
yprcguntar, ìndcpcndicntcmcntc dclproccso dcncgocìacìoncon clgo-
'ìcrnolcdcral, caractcrìzahasuandarpolítìcodurantclosproxìmosanos.
Aprcndcrahaolarycscuchar, camìnar- prcguntando, csascrialaclavc.
,si, al tìcmpo quc ìntcrrumpìcronlas ncgocìacìoncs con clgobìcr-
no,hìcìcronpublìcalaScgundalcclaracìondclaSclvaIacandona,cnla
99
¯
i
-
´

.
·
1

' ' · ¹
¡aellamateaalasecieaaaa|egtataattasiteþadhcealaaemectacia,
meaiaate la etgaaiiaciéa ae la Ceaveaciéa Nacieaal DemectJtica
,CND).L|e|jetive,ezþlicatea,eta¨etgaaiiatlaezþtesiéacivil,laae·
feasaaelaezþtesiéaþeþalat..,ezigitlateali:aciéaaeeleccieaesli| tes
y aemectticasy|ac|at,siaaescaase,þeteltesþetealave|aataaþeþa-
lat¨.,SegaaaaDeclataciéaaelaSelvaLacaaaeaa. I2 aejaaieae l99+).
Vieattasseetgaaiia|aeleacaeatteeaaaþatajeaelaselvaLacaa�
aeaa,VaaaelCamac|eSe|ísteaaaciécemeCemisieaaaeþatalaPa:ea
C|iaþas,aejaaaesulagata|etgeVaata:eCaéllat,|em|te¡aeaeaejé
aiagaaa |aellaaesaþaseþetelestaae, ae|egtéaiagúaacetcamieate
cealeste|elaes,seheceme||egé,cealasmaaesvadas.
Del5 a 9aeageste,eameaieaelascamþaaaselectetalesea|asca
aelaþtesiaeaciaaelakeþú|lica,se|levé3 ca|elaCeaveaciéaNacieaal
Demecttica,eaelþtimetceatteaeeacaeatteþelíticeycaltatalaiseaa-
aeþetelLZLN,aem|taae¨Agaascalieates¨,eaalasiéaalestaaeaeaae
se cele|té la Ceaveaciéa ae |as laet:as teve|acieaatias ae Vézice ea
l9J+),eaelþe|laaeaeCaaaa|aþeTeþe,ac.A, cetcaaesietemilme-
zicaaes,eatteteþteseataatesaeetgaai:acieaes seciales, attistas, iate|ec-
taa|es, iaaígeaasaeteaeelþaís,e|tetes,|emesezaa|es,camþesiaes,
þetseaassiaetgaaiiaciéa þelí:ica,tesþeaaieteaalaceavecatetiaaeles
:aþatistas,¡aieaes|icieteaaallamaaealasecieaaacivilþataaettetatla
víaatmaaa,þataaettetat|esae|lescememilitates,, þataa|titlaþesi|i-
liaaaae segaitlac|aaae,þeteestave:siaatmas, ceaeltestteaesca-
|iette.laelaCNDlaþtimetaacciéaþelíticaagtaaescala,aesþaésaela
gaetta,eala¡aeelLZLNþaaemeaitsacaþaciaaaaeceavecatetiacea
tesa|taaes¡ae,cealesatea,te|asateasasþteþiasezþectativas.
Les te|e|aesiaaígeaastataateaséle27 aías þata laceasttacciéa
aelþtimet'/gaascalieates`,laeteaaíasaelaeaa,esþetaaia,aíaseales
¡ae,ae|ette|aaeaelaselva,mi|esaeþetseaasseetgaai:a|aaþataþat-
ticiþatealaþtimetaaavegaciéaaeaa|atce,elaelit:catta|ae,teþ|ete
aeþataaejas.¨Laþataaejaaaactéaica,latietaa|ecataaelessiatestte,
l00
'
v v +
claesþteþésiteaeaamevimieatecivi|eaaiálegecea
aamevimieateatmaae¨,Discatseaeiaaagataciéaae
lal`Í 8 aeagesteaeJ99+).
Días aesþaés ae la cele|taciéa ae la CND, e|
ÍZI`
aeclaté¡aeaeiatetletitiaealatea|i:aciéaae|ase|eccieaesleae-
t+|esaiestata|es,þetle¡aeþetmititíalaiastalaciéaaecasi||as,e| li|te
ttsasiteae|þetseaalaellastitateleaeta|Llecteta|, aelaCemisiéaLsta-
:+lL|ecteta|,ae|esteþteseataatesaelesaistiatesþattiaesþelítices.De
estam+aeta,,þetþtimetave:eala|istetiameaetaaaelþaís,setea|i:a-
teacemicieseaaatettitetieaeclataaea|iettameatete|e|ae.
Ll2Jaeagestesece|e|tatea|ase|eccieaesleaetales,, simaltJaea-
meate,estat+leseaC|iaþas.Uaaelecciéamatcaaaþetelltaaae|eetetgé
c| ttiaale a| caaaiaate ae|þattiae ae Lstaae, Ltaeste Zeail|e Peace ae
Leéa,mieatt+selcaaaiaate� ge|etaaaetaelPR,Laaataeke||eaelia-
:éa,seþtec|+méveaceaeteameaieaeþtetestas,aeaaaciasaeltaaae.Ua
mesaate·aelaseleccieaes.el .+aaiaateae|PRage|ietaeaeC|iaþas,
\maaeAreaaaaeligaetea,saltiéaaateaaae¡aecasi|ecestélaviaa.
Dataatelassemaaassigaieatesse|levateaaca|eactesaetesistea-
:iacivi|,cea||ictesþese|ectetaleseaelestaae,ceu|o ¸.eºc tcn·¤ cÌ ¡.i-
aetama m.|i:.t ,g en LðL amÌì·i¡c. ·c tear|· þct segaaaa ecasiéa la
CeaveaciéaNac:eaalDemecttica,siaa|caa:atþteþaestasceactetas.
Laesteceatezte,elLZLNceaceaecetsa|ectataaelþtecesee|ecte-
t+|:¨Neesþesi||eaca|atceae|sistemaaeþattiaeaeLstaaecea|asmis-
m+s atm+s ¡aele sasteataa , avalaaaatelaeþiaiéa þá|lica. Viea:tasla
etgaaiiaciéaaelaseleccieaessigaeamaaesaelþattiaeaeLs:aae,caal¡aiet
iateateae|ac|aaca|atealaFasttaciéa,ealaiameviliaaaþeliticaela
claeaicaciéa:aica.Uage|ietaeaettJasite,aecam|ie,esaecesatieþatala
aemectacia.lataeste,les||amaaesalaletmaciéaaeaagtaalteateeþesi-
:et,¡aeaaaateaesesesmil|eaesaemezicaaes¡aeestJaeaceattaae|sis-
temaaeþattiaeaeLstaae, seavistesceaesþetaaia`. ,Lasa,eaelLZlN.
¨La|atgattaves|aaelaeletalaesþetaa:+'.22 aeseþtiem|teaeJ99+).
I0J
|
| |

|
|l
"r
¦
� �

''
'l

` • ¸
_

´4
¹·

.
��
l


•´

� ·
J


��

í
!
.
Aha+lesaeseþtiem|tesecemetiéeaVéziceette+sesia+teaea.·e
aelacáþalaaelþeaet.L+·íctim+laeelsectetatiegeaet+laell+tt|aeIc-
·elaciea+tieIastitaciea+l,PkI),|eséltaaciscekai:V+ssiea.
Desþaés,eaelmatceael2eaai·ets+tieae|+m+t+a:+estaai+ailael
2aeecta|te,les:+þatistasceatiaaateasaiatetlecaciéaceal+seciea+a
ci·il,atta·ésaeaameasajeea·iaaeal+m+ailestaciéaqaeceat+lme:i-
·esecele|téea|aciaa+a aeVézice: ¨Usteaes, |etm+aes, les estaa|aa-
tes, les e|tetes, les celeaes, les c+mþesiaes, l+s am+s ae c+s+, les
emþle+aes,lesattist+seiatelectaales|eaestes,les|em|tes,majetesqae
|+ce2eaaesþ+tticiþ+teaeaaaeaelesme·imieatesmJsimþett+atesae
esteaeletesesigle,s+|eale¡ae eslac|atceatt+l+meatita, |ac+lam-
ai+,lesa|easas|ijes, les|em|tes,majetes¡ae,aesþaésae l)e°,la-
c|atea,lac|+aceattaelsistemaaeiajasticias.He,,ceme|ace2eaaes,
elmexicaaeqaeaeaceþtalimesaas,qaeaeaceþt+eþresieaes,¡aeesaig·
ae,¡ae sete|el+,¡aelac|+,essesþec|eseaeaesetmezicaae,aesetez-
ttaajetc''. ,CemaaicaaodelLZLN.2c.ecta|teae)7+).
Seisa|+saesþaés, el°
aiJlegeceaelge|ietae
¡aellev++ael+ateel
temþeehcialmeateel
cémþlicecetieleag+ae
þ+t+aea·al+t|+cal·
, |+ iinþesiciéa. ..¨
.
étciteZ+þ+tist+ae
Li|etaciéaNacia+leae|ii� �cl����ar��mac|esettetes.A­
gaaesaeellesseaþteaacteaeaa�tt�tet¡�µa|tic+,

aaesttaigaet+aci+,
l+slimit+cieaesaeaaestteaaa+tamaJes,s|arestte,cetcaaes . .. Naestt+
þ+la|t+ae|+siae,mac|+s·e:es, �aOnadaail+mJseþettaa+
l02

¯
|

' v +
|
ï asi, eameaieae|+ilesiasatgeates, þeestas, e|t+saeteatte, el
IZlN aaaaciésa þl+a. ¨He,, ceme eaJ))),

caaaaeþteþ+tJ|amesla
gaetta,cemeeaJ))!caaaae|aaeciaimes,cemeeal)°+ca+aaecam-
¡limeselþtimetaae, cemeeaJ)°)ca+aaeseiaiciéelaesþettarae|+
es¡etaa:+,elþlaa:+þatistaeselmisme.c+m|i+talmaaae,|+cetleme-
jet,mJsjaste,mJsli|te,mJsaemectJtice,esaecit,triJs|amaae¨.,Ce-
maaicaaeaelLZLN.l/aeae·iem|teaeJ))+).
Llþtimeteaeaiciem|teteméþesesiéacemeþtesiaeateaelakeþá-
|lic+,LtaesteZeaillePeaceaeLeéa.LlLZLNleteci|iéceaaacema-
aic+aetital+ae¨Biea·eaiaea|+þes+aill+'.¨Usteaesae|eaaesaþatecet,ae
séleþetteþteseat+taa++|ett+ciéa|istétic+,aaaaegaciéa|am+aa,aa+
ctaelaaadaica,ae|eaaes+þ+tecett+m|iéaþet¡aeteþteseataaU iasalte
+|aiateligeacia.Usteaesaes|icieteaþesi|les,aes|icieteactecet.Semes
saette,saceattatiesi+més. l+taaes+þatecetaes,ae|eaaes+þ+tecetaste-
aes¨.,CemaaicaaeaelLZLN.Jaeaiciem|teael))+) .
Petsaþ+tte,AmaaeA·eaa+ae+samiéelcatgeaege|euaaeteate-
|ela|+aeC|iaþas,les:+þ+tist+sleteceaecieteacemeta|,eaaaacete-
meai+celm+a+aetitesiaa|geaasea|a¡ae,ea1x-�lµ�aaelþ+lacieae
ge|ie·aeaeT��l+C�tiétte:,leicietn �tteg+ael|+stéaaemaaae.
Yaþat� ha+li:+t elaae, elJ

���

� ,aaaí+aesþaésael+
m+gaaae·�la+ciéaael þesem ���� � ����el+:ctþe:aeceaé-
micaaela�e·ege|ietae,,a � �t����� ����

aiepie+aaacti-
siseceaéniicasia þteceaea��s)l��������� ��� �siaaisþatataa
séletite, l+a:ateaaa+aaevleasiþelitic+tempeaaeelcetcemi-
lit+t teaaiae se|te elles ,�+þatecieado��30 ciþiesael est+ae,
.

··

mismes ¡ae laetea aecl+taesmaai�· ��é�es, te|elaes. lai-
ci+tea+siel latgeþtece�

te|teceti������sa+ateaemía.La
� �� •
·
´ �

·
·
`
·
esteam|ieate, ,ante e �iaeateitricd� listiliaaes, ele|isþe
S+maelkai:inicióaa+v

,,aí+s•i¬ t�•

ge|ietaeteceaecié
alaCemisiót�N
_
ciea+laetmea+ci� icemeiast+aciame-
aiaaet+p.


|aiJlege.
` -` •

��

��
La Te rc e ra De claraci6n de la Se lva
Lacan dona. La ofe n siva gub e rname n tal de l )
de fe br e ro. El diilogo de San An dres Sacamch' e n
d e los Pobr e s ¡la movilizaci6n nacional
e in t e rnacional de l zapatismo
bI ro nuevo d' 1995, fu, '"ibido ¡ormilO< d, b"" d, •poy� "'"
patistas acompafiados por cientos de periodistas y personas de Ia sociedad
civil, en el "Aguascalientes" de Guadalupe Tepeyac. Ahi, entre cantos,
poesias y bailes, las bases de apoyo del EZLN y los y las insurgentes cele­
braron el primer afio de Ia insurrecci6n que clio a conocer su lucha en to­
do el mundo. En medio de Ia "alegria" (que es como suelen Hamar los
indigenas a sus fiestas) el EZLN anunci6 Ia Tercera Declaraci6n de Ia Sel­
va Lacandona, en Ia que propuso a Ia sociedad civil Ia creaci6n del Movi­
miento de Liberaci6n Nacional (MLN) .
Este nuevo intento de unir a las diversas fuerzas sociales y politicas
en un amplio frente oposiror, se plante6 como objetivo luchar "por rodos
los medios y en rodos los niveles, por Ia instauracion de un gobierno de
transici6n, un nuevo constiruyente, una nueva carta magna y Ia destruc­
ci6n del sistema de partido de Estado" (Tercera Declaraci6n de Ia Selva
Lacandona. 1 de enero de 1995) . Extendieron tambien el llamado a
105

ì
¡

¡
'

, .
| |
l
·1·

l

:
'

¹

þ+tticiþ+teae|VLN+|+Ceaveac|éaN+c|ea+lDemectJt|c+,+C�+a|·
témecCJtaea+sSe|éti+ae.
Amea|+aesae|þt|metmesael+aeseþteaajeaaeacaea:teqae|+·
|ti+ ae m+tc+t |es saceses ce |es meses s|gaieates. L| sa|cem+aa+ate
V+tces,miem|tesaelCCkseteaa|eteaceaeleateacessectet+t|eae
Ce|eta+ciéa, Lste|+a Vecteiam+ B+tt+gJa, ea e| Aga+sc+|ieates ae
Ca+a+|aþeTeþe,+c.A|etaeaeaa eaetme|e|icéþtete||+ace+tti|+tea
Vecteiam+,|+sa|sectet+t|+aeCe||etae,Be+:tiiP+teaesk+age|.Teae
þ+ted+ qaei|+||ea þaes,cemetesalt+aeaees+teaa|éa,elLZLNae-
:teté e| cese +|laege eleasive,aai|+tet+l,þettiemþeiaaehaiae,,ai+s
aitecciéate|e|aeseteaaiéþettetcet+ec+siéacea Ca+a|·
|ieteaiaciettes.De|2 +l4 aele|tetesesie-
DemectJtic+eae|est+aeaeQaetét+te,cea
•seg eate+|+Tetcet+Decl+t+c|éaael+Se|v+L+c+aae-
' (. �.¸ . �_
ae Li|et+ciéaN+ciea+|,VLN), e|jet|ve
vj�a+ c|t|±þet|+sc|+t+saileteaci+seatte|+scettieates,etg+-
an�cienesd�

nqai�:J+.H+st+e| |ag+tae|eacaeattelleg+teal+s+mea+-
�ðILC1ÍL Zea|||e,qaiea+caaié+Qaetét+te+ce|e|t+taa
+a|vetsatie.��a� l�þtema|g+c|éaael+Ceastitac|éa.
- �����seceasamé|+tt+iciéaga|eta+meat+lþaes,eacea-
ttJaaese�� �eaesþtev|+s+lteiaicieae|a|J|ege,elþtes|aeateLt-
nesteei��ra�ciéeac+da�a+c|ea+l |+saþaest+iaeatihc+c|éaae|es
• ait|geates|+s,etaenósadet�aciéa.L|ejétciteleaet+|aest+c+ae
eaC,� ir:icié+siaaa

oías|v+mllIt+tceatt+l+scemaa|a+aes|+sesae
+þeye d¡es lrisatgeates.

Lse uIaþet |+ a+n+a+, aespetlea|st+s sestavimes aa eacaeatte
cca salcem+aa+ate V+tcesqa|ea,xisi||emeate þteecaþ+ae, sesþe-
c|+|+,aIc gucHge||etaett+|+eatte n:+aes.¨Dig+a|esqaev+mes+g+-
a+t¨, |¡etea sasþ+|+|t+s ae aesþeaid+. L|+m||eate est+|+ eat+tec|ae
þetee| aitigeatei+þ+t|st+est+|+|ejes de|m+g|a+tqaeþ+t+es+s|et+s|+
106
|
'
|
' ¯ '
ltecat+aati+Ceaet+lael+keþá||ic+,+|+||+ae|ea|-
ae,eal+c|aa+aaeVézice,+l+|ac|+aet+seci+|L|is+
3ea+v|aes, +cas+a+ ae set |+ ¨cem+aa+ate L||s+¨, e| `
ejétc|teseaisþeai++ea:t+t+l+scemaa|a+aeseates|s-
|eaci+,,|et+smJst+tae, aeteaati+a +|||stet|+aet ,
|ac|+aetsec|+||+vietL|ett|+g+Betaegaé,+|etgeS+a-
:|+ge,+cas+aesaesetait|geatesae|LZLN.
Dat+ate les ai+s s|ga|eates e| ejétc|:e leaet+|
+v+aiése|teeltettitetiete|e|aeae|+Selv+, LesA­
|es.¬ saþ+seþet|+scemaaia+aesaestteié|+staa|-
meat+ti+sc+s+s, te|éles ateas|||esae |+|t+ai+, temþ|é eaþea+iesl+s
m+agaet+sael+stem+sae+ga+,qaemé|+teþ+, se l|evé+a|m+lesae
:ti+ai+,+ateleca+lc|eatesaeiaaigea+s|a,etea+|+smeat+a+s,aeaae
se|teviv|etea+ l+|atemþetie+limeatJaaeseae||et|+s.Aateesteþ+aet+-
m+, se iaic|+tea mevil|i+cieaeseateaee|þ+ísþ+t+ aeteaet l+gaett+y
e||ig+t1 ge||etae+teteta+t+aa+se|ac|éaþe|it|c+.Decea+saem|les
aeþetsea+sve|vietea+l|ea+te|Zéc+|ec+þ|t+||ae,+|tiemþeqaecieates
aeþetsea+ssem+a|lest+tealteate+|+sþt|aciþ+|esem|+j+a+saeVézice
eaelmaaae.S+|velesc+c|qaes,g+a+aeteslec+|es,a+a|e+þ|+aa|é |+tet-
þeeleasiv+m|li:+tqaea|s|qaiet+c+þtaté+l liaeti+þ+tist+.
Llge|eta+aetimþaeste,Laa+tac Re||edeRncón, teaaac|é+sa
c+tge, mieatt+sl+Cea+i|iieaall+m+aeatgeate+|+sþ+ttesþ+t+qae
te|aici+t+aelaiJlege.Lesi+þ+tist+sceaa|ciea+teasategtese +|+sae-
gec|+c|eaes+|+s+lia+ae|Ljétc|teae |+scemaaia+aes |aaigea+s,+l+
+aa|+c|éaae|+sétaeaesae+þte|easiéa.Deteacieaes,esc+t+mai+s,+se-
s|a+tes,viel+cieaes,þae||esea:etess+qae+aes,þtesaatesi+þ+t|st+saete-
a|aesytettat+aeseaTelac+,£st+aeaeVézice), ea¥+ag+,Vet+ctai),
mJsae30 m||aesþl+i+aeslaeteaels+laeael+eleas|v+m||it+t.
Decea+saeþetieaist+sl|eg+tea+ |+ meat+a+,aeaaec|eatesae
majetes,a|aesse|tev|v|+a|+je |+ ceþ+aelesJt|e|es,cem|eaaeh|et-
|+s,s|atem+t+ga+,,s|aem|+tge,htmes,lat|es+s+ate|+tt+|c|éa,sia
1 07


 

� �

¹
·.

'
\
'
'
ìntcncìoncsdcdoblcgarscyaccptarlascondìcìoncsdclgobìcrno.¨Dcpor
sícs trìstcpcroaslcs|aluchay nosotrosvamosascguìrlc. . . No,no quc-
rcmosnadadclgobìcrno,noqucrcmoslìmosnas,scloqucsaqucdcnucs-
tros pucblos asuscjcrcìtosporqucnolosqucrcmos, nadìc losqucrcmos',
rcclamaba \cronìca, una jovcn tojolabal quc, j unto a sus hcrmanos, lc
arrancabaalamontanaalgoqucllcvaralaboca.
El l l dcmartoclCongrcsodclaUnìondìscutìoyaprobo laLcypa�
raclDìalogo,laConcìlìacìony|alatDìgnacnChìapas,ysccrco laCo-
mìsìondcConcordìaylacìlicacìon(Cocopa),conlormadapordìputados
yscnadorcsdctodoclcspcctropolítìco.En losdlaspostcrìorcs,clEZLN
dìoaconoccrlasìtuacìondclascomunìdadcstapatìstas, agradccìoalaso-
cìcdadcìvìlsumovìlìtacìonyrclrcndosucompromìsodcavantarcnuna
salìdancgocìada.
loco dcspucs sc anuncìoquc,tras unìntcrcambìocpìstolar, clgo-
bìcrnoyclEZLN acordaron quclascdcdclprìmcrrccncucntroscrlacl
pobladorcbcldcdc5anMìgucl,cnclmunìcìpìodcÔcosìngo.Dosdlas
dcspucsclEZLN yclgobìcrnolcdcrallrmaronlaDcclaracìonConjun-
ta dc 5an Mìgucly cllrot�

�c ßascs para cl Dìalogo, y acordaron
rcunìrsccnclmunìcìpìo

n\nrcs5a�amchcudc1oslobrcs,nom-
brado·partìr  o;µ� �rin�

�e alogoylanc-
go�

Í-�

¤0 �������
¸
� ������ � �� �
�£l ZU dc a��¡�mt · aaa ��ìcìo dI�s negoc(a�io•
. � �


) · . | � .��� • ¸¸� �{

�· . ;- ·r
ncs, sc su:pcndio c��it�rrtrt
a
patì�, ncìrìos brii��

�� r�   � ¸· ,,· r : �  

¸ ¸
:

��
mcntalcs dcbìdoa|a c��cìJ � mìlcs d�� �as bascsapy¸ • =,
.
·
. ¸¡• -- ·¸-; · ·-y
 
EZLN, qucacdìcron acomaar �s �g ds El gobìcrnoorqucs�

; ·· ·��.· . .�
to una campaâa en' los mcdìos d�coinunk
a
c¡on con cl argumcnto dc
qur cldtilogo no �día ìnìcìar dd:do.�gt:clo� ì::dlgcnas sc cncontra-
banar�ados.����'¬oá��arma, aldiasìguìcntclosta-
patìstas agrac�

moviltta�.on,�o scual dc bucna voluntad
puìcronasus bascs :cgrcsara sus comunìdadcs. Dccualquìcrlorma, |a
d��ostracìonde lucrtaya sc Iabía consumadoy cìcntos dc pcrìodìstas
108
9 9 O
L
109
� �
,



'

� � � ·l '

.|
|
�.

|
Mesa 2: Democracia y justicia; Mesa 3: Bienestar y Desarrollo; Mesa 4:
Conciliacion en Chiapas; Mesa 5: Derechos de Ia mujer en Chiapas; Me­
sa 6: Cese de Hostilidades.
A partir de aqui se incrememo Ia agenda zapatista: respondieron a
los resultados de Ia Consulta con Ia propuesta de organizar una mesa de
diilogo nacional sin el gobierno, y a nivel internacional convocaron a Ia
realizacion del primer Encuemro Imercontinental por Ia Humanidad y
Contra el Neoliberalismo. Tambien, dentro del proceso de negociacion
con el gobierno, pactaron Ia organizacion de un Foro Especial sobre los
Derechos de los Pueblos Indios, otro sabre Ia Reforma del Esrado y uno
mas sobre Ia problematica de Ia mujer. El mensaje de los zapatistas era cla­
ra y lo explico asi el comandame David: "Nosotros no queremos que so­
lo nuestra palabra se escuche en el diilogo. Queremos que se oigan todas
las voces de todos los hombres y mujeres que luchan como nosotros . . . "
Y, en efecto, Ia estrategia de diilogo de los zapatistas incluyo Ia par­
ticipacion de todas las voces posibles. El Comite Clandestino Revolucio­
nario Indigena (CCRI) dio un nuevo golpe politico al anunciar que
invitaria a mas de 100 asesores, entre dirigentes indigenas, antropologos,
historiadores, intelectuales y representantes de diversas organizaciones so­
ciales y politicas, a participar con ellos en las negociaciones de San Andres.
Se inauguraba, as{, una nueva forma de negociar con el Poder, una forma
incluyente que suprimia el "toma y daca", y el modelo de "ventanilla" en
el que un grupo presentaba un pliego petitorio a negociar y el poder de­
cia "esto si, esto no".
Muy poco tiempo duro el ambiente en calma pues, con el di:logo apa­
rentemente encarrilado, el gobierno asesto un nuevo golpe a los zapatistas,
con Ia detencion, el 23 de octubre, de Fernando Y :ez Mufioz, acusado de
ser el "Comandante German" del EZLN. Esta seria una constante de las
rondas de negociacion: cuando se pensaba que todo iba marchando bien,
un nuevo golpe del gobierno interrumpla el proceso. Ante esta situacion, los
rebeldes se declararon en alerta raja, hasra que, a los dos d!as, el arquitecto
11 0

'

' ' ¯
Y:ez, inquebrantable luchador social de larga trayectoria, fue exonerado y
·· jjberado por Ia Procuradurla General de Ia Republica (PGR).
Las platicas se reanudaron en noviembre y, al mes siguiente, el am­
biente se volvio a tensar con el anuncio zapatista de construir, para Ia
celebracion del segundo aniversario del levantamiento, cuatro nuevas
Aguascalientes (lugares de encuentro politico y cultural) en Ia Selva, el
Norte y los Altos de Chiapas. El gobierno tomo estas medidas como ac­
ciones armadas y amenazo con ocupar estos espacios de reunion. Una vez
mas se esruvo al borde del reinicio de las hostilidades, pues los zapatistas
� se negaron a destruir los Aguascalientes y sus bases de apoyo, sin armas,
defendieron los espacios. El I+ de diciembre, luego de suspenderse una
reunion entre Ia Conai y el EZLN por los patrullajes militares, Ia Cocopa
y el EZLN firmaron Ia convocatoria para Ia realizacion del Foro Especial
sabre Derechos lndlgenas. El ambiente se relajo y se lagro un acuerdo pa­
ra llevar a cabo las fiestas del segundo aniversario. Y asi, con baile, los za­
patistas celebraron e1 segundo afio del levantamiento armada.
1 �
T åUTUN0N| A
æ=GH0ô IN0IñkNA8

|

La Cuarta D e claraci6n de la Se lva
Lacan dona ¡ e l llamado a la c on f ormaci6n de l
FZLN. Prime r os acu e rdos s obr e
D e r e ch os ¡Cul tura In dfge n as. Of e n sivas
paramilitar e s. Incumplimi e n t o de l os
acu e rdos, susp e n sion de l dial og o ¡salida
de Ia prime ra zapatista de la Se lva
a la Ciudad de Mexic o
b|þt|meu ceeaeuce1996, cemvms|ma|t+ae+ea|es:|a:e
Aga+s:+||eates,|a+agat+cesesem|smecí+,|aegeceaa|atease|est|-
g+m|eatem|||t+tqaeþteteac|ésacestta::|éa),e|Ljét:|teZ+þ+tist+ce
L||et+:|éaN+:|ea+|c|e+:eae:etl+Ca+tt+De:l+t+:|éacel+Selv+L+-
c+acea+,ea|+qaete|teacésa:emþtem|seþetaa+se|a:|éaþ+:íh :+y
þteþase l+ :eastta::|éa cel lteate Z+þ+t|st+ ce L||et+:|éa N+:|ea+l
,lZLN), aa+|aeti+þe|ít|:+ceaaeve t|þe,aeþ+tt|c+t|+,qaeaela:|e
þet e| þecet, |aceþeac|eate y+atéaem+, :|v||y þ+:í|i:+, |+s+c+ ea e|
LZLNy+l+qae,+|h a+|cel+saege:|+:|eaes,|esi+þ+t|st+ssesam+tí+a.
¨lav|t+mes+|+se:|ec+c:|v|| a+:|ea+|, +|ess|aþ+tt|ce, +|mev|-
m|eatese:|+|y :|ac+c+ae,+teces|esmez|:+aes,+:eastta|taa+aaev+
|aeti+þel.t|:+.. .Ua+aaev+|aeti+þelít|:+:ayes|ategt+atesaecesem-
þeaeaa|+sþ|tea+cesemþea+t:+tgesceele::|éaþeþa|+teþaestesga-
|eta+meat+|esea:a+|qa|et+cesasa|ve|es. Ua+|aeti+þelít|:+qaeae
+sþ|te +|+tem+ce|þecet.Ua+|aeti+þe||t|:+qaeaese+aaþ+tt|ce
11 3
¾
`

!
.
polítìco. . . Unanucvamcrzapolitìcaqucpucdaotganìzarlasdcmandasy
propucstas dcloscìudadanos paraqucclqucmandc, mandc obcdccìcu-
do. Unalucrzapolitìcaqucpucdaorganìzarlasolucìondclosproblcmas
colcctìvosatinsìnlaìntcrvcncìondclospartìdospolítìcosydclgobìcrno.
Noncccsìtamos pcdìrpcrmìsoparascr lìbrcs. Laluncìondcgobìcrnocs
prcrrogatìvadc la socìcdadycs su dcrcchocjcrccrcsa luncìon. . . ` (Cuar-
taDcclaracìondcla5clvaLacandona. 1 dccncro dc l 99G) .
Lnunambìcntclcstìvo,apcsardclasrccìcntcsagrcsìoncsmìlìtarcs,
yconlapartìcìpacìon dclasocìcdadcìvìlydclasbascsdcapoyozapatìs-
tas,cn loscìncoAguascalìcntcsdclLZLNsccscuchoclanuncìograbado
dcla Cuarta Dcclaracìon. Dcspucsscdìocldcbatc cn cascada.Artìculìs-
tasycolumnìstasdctodoslospcrìodìcosnoscdìcronavastoparacrìtìcar
oaplaudìrlanucvaìnìcìatìvarcbcldc. Loscucstìonamìcntosalospartìdos
polltìcos, ladccìsìon dc no luchar porcl podcr, laconstruccìon dc una
mcrza polltìca dcnucvo tìpo basada cn cl mandar obcdccìcndo lucron,
cntrcotros, los puntos mascucstìonadosporlaclascpolltìcay,al mìsmo
tìcmpo, los mas cntcndìdos por una socìcdad cìvìl dcscncantada dc los
partìdos polltìcosydcsustìcmposclcctoralcs.
5ìmultincamcntcalaconstruccìondccstanucvalucrzapolitìca,du-
rantclosprìmcrosdlasdccncro clLZLNìnìcìolostrabajosdclIoroNa-
cìonalLspccìal dc Dcrcchos y Cultura Indígcnas, cn cl qucmas dc)00
rcprcscntantcsdcporlomcnos3)pucblosìndìosdìscutìcronyllcgarona
dìvcrsos conscnsos sobrcsus dcmandæ. Laautonomla indlgcna, acorda
ron, scrlacl cjc dclalucha por una nucva rclacìon dclospucblosìndìos
con cl Lstado. Ll 7 dc cncro, clsubcomandantcMarcossctraslado sor-
prcsìvamcntca5anCrìstobal dclasCasasparapartìcìparcnclloro.A h-
nalìzarcstcprìmcrcncucntrodcloszapatìstasconclcspcctronacìonaldc
laluchaìndlgcna, los partìcìpantcs acordaron convocar alaconstìtucìon
dclCongrcsoNacìonalIndlgcna,CNl).
¨LstcIoroNacìonalIndlgcnapucdcscruncjcmplodcqucnotcnc-
mosqucpcdìrpcrmìsoparapcnsarnos lìbrcs,justosydcmocritìcos. No
I I 4
. '
v v ó
lcspcdìmos qucolvìdcnsusdìlcrcncìasydìscusìoncs,
nolcspcdìmos qucsc unan alucrzas o qucsc rìnda
un pcnsamìcntoalalucrzadcotropcnsamìcnto. Lcs
pcdìmos quc tcngamos rcspcto y tolcranca al quc
pìcnsadìlcrcntccnclcamìnopcrotìcncclmìsmoan-
Ielo dcvìda. . Lcs pcdìmos quc, juntos,lcdcmos a
cstcpalsyacstc mundo qucsolonosolrccclamucr-
tc0 lahumìllacìoncomo luturo, unalcccìon.lalcc-
cìondcladìgnìdadhumanaqucsalvaalmundodcla
cstupìdczyclcrìmcn`. (Dìscursodcìnauguracìondcl
IoroNacìonalIndlgcna.4dccncrodcI 99G).
'
LlloromcclausuradoporclsubcomandantcMarcoscl Sdccncroy
ædlasìguìcntclosrcprcscntantcsdclos3)pucblos ìndìosparticronrum-
|o asuscomunìdadcs. Nosch¡cronconlasmanosvacas,llcvaronclcn-
cargo dc transmìtìrclnacìmìcnto dcsunucvaorganizacìon.cl Congrcso
NacìonalIndlgcna, un cspacìodccncucntrosìndìrìgcntcsnìcupulas,un
cspacìopcnsadodcmancrahorìzontalparalucharporlasdcmandasdclos
ìndígcnasdctodoclpals,cntrccllasclrcconocìmìcntodcsuautonomía.
Lacstratcgìazapatìsta,dclìncadapcronoacabada,dcconstruìrcspa-
cìosdcpartìcìpacìonycncucntronosoloanìvclìndlgcnaynacìonal,sìno
tambìcn cncltcrrcnoìntcrnacìonal, contìnuodurantclossìguìcntcsdlas.
Ll 50dccncrodìcronaconoccrlalrìmcraDcclaracìondclaKcalìdadcon-
traclNcolìbcralìsmoyporlaHumanìdad, cnlaqucllæaronalacclcbra-
cìondcLncucntrosContìncntalcsy,postcrìormcntc, allrìmcrLncucntro
IntcrcontìncntalporlaHumanìdadyContraclNcolìbcralìsmo.
Dcspucs dcl apoyo ìntcrnacìonal quc rccìbìcron durantcydcspucs
dclagucrraìnìcìadacl prìmcro dc cncro dc I 994, los zapatìstascmpc-
zaron aorganìzarlasolìdarìdadconsumovìmìcntodurantclalrìmcra
|onsultacclcbradacn agosto dc l 99), cvcntocnclquccorroboraronla
granìnuucncìaypcnctracìondcsupalabracn otros pucblosdcl mundo.
Lsaslcomo,cncncrodc I 99G, lanzaronclscgundollamadoìntcrnacìo�al
I I )

¯

|

|
,
 
Ì

|


� ` ··
Í
!

�'
l

· '
|

|
'

' ¦ . ' '

¹ I •
en torno a una causa espedfi ca y global: "Contra Ia internacional del
terror que representa el neoliberalismo debemos levantar Ia internacional
de Ia esperanza. La unidad por encima de fronteras, idiomas, colores, cul­
turas, sexos, esrrategias y pensamientos, de todos aquellos que prefieren a
Ia humanidad viva". (Prim era declaraci6n de Ia Realidad contra el Neoli­
beralismo y por Ia Humanidad. 30 de enero de 1 996).
Los zapatisras llamaron entonces a todos los individuos, grupos,
colectivos, movimientos, organizaciones sociales, ciudadanas y poHticas,
a los sindicatos, las asociaciones de vecinos, cooperativas, todas las iz­
quierdas habidas y por haber; organizaciones no gubernamentales, gru­
pos de solidaridad con las luchas de los pueblos del mundo, bandas,
tribus, intelectuales, indfgenas, estudiantes, musicos, obreros, artistas,
campesinos, grupos culturales, movimientos juveniles, medios de comu­
nicaci6n alternativa, ecologistas, colonos, lesbianas, homosexuales, paci­
fistas, feministas . . . a todos los seres humanos sin casa, sin tierra, sin
trabajo, sin alimentos, sin salud, sin educaci6n, sin libertad, sin j usricia,
1 1 6

' | ' '
¸
' ' ó
sin independencia, sin democracia, sin paz, sin patria, sin mafana . . . a
participar en el Primer Encuentro Intercontinental por Ia Humanidad y
Contra el Neoliberalismo.
Empezaron, as{, el largo camino de Ia lucha contra Ia globalizaci6n y
Ia conformaci6n de un movimiento internacional que habria de dar gran­
des sorpresas en los afios por venir.
El 10 de febrero las bases de apoyo zapatistas recordaron con una
marcha el primer aniversario de Ia ocupaci6n militar de sus comunidades,
e1 primer aniversario de Ia expulsion de los indigenas de Guadalupe Tepe­
yac y de los presos polfticos acusados de ser zapatistas. La marcha de mi­
les de hombres, mujeres y nifios con el rostro cubierto, inici6 en el pueblo
viej o de Guadalupe Tepeyac, ocupado por el ejercito, y termin6 en La
Realidad con un festejo cultural en el Aguascalientes. �El motivo del "fes­
tejo"? "Es que estamos vivos", dedan los hombres y mujeres entre bailes y
cantos. Por Ia libertad de los presos politicos y el cese del hostigamiento
militar, los indfgenas chiapanecos llamaron, una vez mas, a! pueblo de
Mexico a manifestarse.
Siguiendo en Ia ruta del dialogo con el gobierno, el 15 de febrero Ia
Comandancia del EZLN dio a conocer un documento escrito en colabo­
raci6n con su

mplio grupo de asesores: "El Dialogo de San Andres y los
Derechos y Ia Cultura Indigena. Pumo y Seguido", en el que anunciaron
el termino de Ia primera fase de las negociaciones, dejando claro que las
demandas fundamentales de los pueblos indigenas no habian sido satisfe­
chas del todo y que, por lo tanto, continuaria Ia lucha por conseguir su
plena satisfacci6n.
En el documento se advierte que los acuerdos no cubren el grave
problema agrario nacional ni Ia reforma que en esa materia deberfa hacer­
se a! artfculo 27 constitucional. Sefalaron tambien que los compromises
mfnimos entre el EZLN y el gobierno federal dejaron fuera las autono­
mias municipales y regionales y que, entre otras omisiones, se encontraba
el problema de Ia transformaci6n profunda del sistema de justicia, con el
1 1 7
¯
¸l

. | . ' . �

1 v v
I
¹

'
¸•
|
'
l

''

'
l
'
l

hndcqucscgarantìccn nosololosdcrcchosìndìvìdualcs, sìno tambìcn
colcctìvos. losdclospucblosìndlgcnas.Lasolucìonprolundaalaproblc-
matìcadclamujcrìndlgcna,clacccsodclospucblos indìos alosmcdìos
dc comunìcacìon, cl plcnocjcrcìcìo dc ungobìcrno propìo, lucronalgu-
nos dclospcndìcntcsplantcados. (Documcntodcl LZLN yascsorcs ¨Ll
Dìilogodc5anAndrcsylosDcrcchosy|aCulturaIndlgcna. luntoy 5c-
guìdo". I ´ dclcbrcrodc I 99G).
Undladcspucsdcqucscdìo3conoccrcstcdocumcnto,cl I Gdclc-
brcro,lucgodc dìczmcscsdc trabajo, dc unascrìcdc cncucntrosydcscn-
cucntros,dc tcnsìoncsyprcsìoncs, dcpcrsccucìoncsyhostìgamìcntos,cl
LZLNyclgobìcrnolcdcrallrmaron losprìmcros acucrdos dcpaz, rclc-
rcntcsala prìmcramcsadcncgocìacìoncssobrcDcrcchosyCulturalndl-
gcna. Ln cstos acucrdos cl gobìcrno sc compromctìo a rcconoccr cl
dcrccho a|aautonomladclospucblos ìndìos cnlaConstìtucìon,aam-
plìarsurcprcscntacìonpolltìca,agarantìzarclacccsoplcnoalajustìcìa,a
construìrunnucvomarcoj urldìcoqucgarantìzarasusdcrcchospolltìcos,
sus dcrcchos jurìsdìccìonalcs y sus dcrcchos culturalcs. Ll gobìcrno sc
compromctìo,adcmas,arcconoccralos ìndlgcnascomo sujctosdcdcrc-
cho publìco. �arcca quclas cosas ìban por bucncamìno, pucs aunquc
los zapatìstas advìrtìcronquc los acucrdos rcprcscntaban solo unapartc
dclosdcrcchosdclospucblosìndìos, dccìdìcronlrmarlosycompromc-
tcrscalucharporsucumplìmìcnto.
Nohuboccrcmonìaprotocolarìadc|alrmadccsosprìmcrosacucr-
dos, pucsladclcgacìonzapatìsta,cncabczadaporloscomandantcs1acho,
DavìdyZcbcdco,scnaloquc,porclmomcnto,solocranpapclcsyhabrla
qucvìgìlarsucumplìmìcnto. Ll tìcmpolcsdarla|arazony,porlo pron-
to,cadadclcgacìonlrmarlaporscparado.
Lasncgocìacìoncssobrcclscgundopunto, rclcrcntcaDcmocracìay
|ustìcìa, ìnìcìaronconmalosaugurìos, pucscuandocl LZLNdìoacono-
ccrsulìstadcascsorcs cìnvìtados conlormadapormasdc300pcrsonas
dc las dìlcrcntcs tcndcncìas polltìcas, cl panorama sc cnturbìo con |a
I I S
ìrrupcìon
vìolcntadclgrupoparamìlìtar¨lazy|ustìcìa",quc dcstruyoun
tcmplocatolìco cncl munìcìpìodc1ìla.
lcscatodo, loszapatìstasno dcscuìdaronsusotroslrcntcs, susvcr-
dadcroscspacìosdcdìí|ogo. Ll 5dcmarzodcI 99G,saludaron|acclcbra-
cìon dcl II Lncucntro Nacìonal dc Comìtcs Cìvìlcs para cl Dìilogo
Nacìonal,qucscllcvoacabociilacìudaddclozaKìca,Vcracruz.5ccon-
lormo cntonccs la ComìsìonLspccìal lromotora dcl IZLN, y con clla
arrancolaorganìzacìondcloscomìtcscìvìlcsdcdìilogo, comocstructu-
ramlnìmadcpartìcìpacìoncn|anucvalucrzapolltìcazapatìsta.clIZLN.
5ìmultancamcntc,losrcbcldcsatcndlancllrcntcìndlgcna,po:loquc
cnvìaron tambìcnsu propucstapara|aconlormacìon dc
lromotoradclIoroNacìonalIndlgcnalcrmancntc,
organìzarlaconstruccìondclCongrcsoNacìonal
conlosquc habrladc trabajarlaComìsìon
pucssctrasladarlanalCNIcnsuconjunto,
prcscntarynosuplantar, construìry no
cncucntrosìntcrnacìonalcscontraclncoh
tìnuabancldìilogoconclgobìcrno,asi
cìonìntcrna.LlSdcmarzo,lasmujcrc� bascsd�oyozapatìstastomaron
|acìudad dc 5an Crìstobal dclasCas�, cnun�manìlcstacìonsìnprccc-
dcntcscn|aqucscvolvìcronacscucha

rlasvo�dclasmujcrcsìndlgcnas
ìnsurrcctas. Lascallcsscllcnarondc mìlcs dcmujcrcsconpas

�ontanas
yvcstìdosmultìcolorcs, muchascargando nìnoscn |acspaldao tomados
dclamano,conpancartasyconsìgnas,grìtos,cantosybaìlcs.Aslcclcbra-
ronlas mujcrcs rcbcldcsclDlaIntcrnacìonaldc|aMujcr.
¨Las mujcrcszapatìstas, lascombatìcntcsyÌ�s nocombatìcntcs,lu�
chanporsuspropìos dcrcchoscomo mujcrcs. Lnlrcntan tambìcn |acul-
tura machìsta quc cn los varoncs zapatìstas sc manìlicsta cn muchas
lormas.Las mujcrcszapatìstasnosonlìbrcsporclhcchodcscrzapatìstas,
I I 9

·�

|
`I
. i

M

l
'

! ,

l

¦
l

|
¡
¦
l
l
¦
·

'

i
tienen todav{a mucho que luchar y mucho que ganar",
dijeron las indfgenas, a! tiempo que saludaron a las Hu-
j eres que luchan en cualquier parte del mundo. (Dis­
curso del EZLN. 8 de marzo de 1996).
Ademas de organizar Ia marcha de las mujeres, los
rebeldes dieron en ese mismo mes su apoyo economico
para comprar petroqulmicas, sostuvieron un dialogo
con caricaturistas, saludaron Ia lucha del pueblo tepoz­
teco contra el club de golf, pidieron a Estados Unidos
y Europa suspender Ia venta de armas a Mexico.
A pesar de que Ia represion y los desalojos vio­
lentos se incrementaron en el Estado, continuaron las negociaciones
con el gobierno federal y, en medio de elias, se efectu6 un nuevo ope­
rativo policiaco en el municipio de Nicolas Ruiz, en el que murieron
cuatro campesinos. La nueva matanza de indigenas tens6 el ambiente
en Ia recien instalada mesa de negociaciones y el di:logo nuevamente
estuvo en crisis.
Por si fera poco, en Ia mesa de negociacio
n
es los representantes del
gobierno guardaron absoluto silencio. No fueron a dialogar ni a escuchar,
solo a hacer acto de presencia, lo cual fue calificado no solo por los zapa­
tistas, sino por todos los participantes, como una nueva burla a Ia paz.
Sin embargo, siempre de acuerdo con su estrategia de abrir simul­
taneamente otros canales de dialogo, del + al 8 de abril se celebro en La
Realidad, municipio de San Pedro de Michoac:n, el Primer Encuentro
Continental por Ia Humanidad y Contra el Neoliberalismo, foro en el
que miles de participantes del Continente Americana se reunieron para
discutir, por vez primera, propuestas para enfrentar las politicas neolibe­
rales impuestas en todo el mundo.
Hombres y mujeres de Canada, Estados Unidos, Mexico, Guatema­
la, Costa Rica, Venezuela, Puerto Rico, Ecuador, Brasil, Peru, Chile, Uru­
guay y Argentina, ademas de observadores de Francia, Alemania y el
1 20
v v ó
Esrado Espana!, se reunieron en Ia comunidad tojolabal de La Realidad
para preparar lo que seria en agosto el Primer Encuentro Intercontinental
por Ia Humanidad y contra el Neoliberalismo, mejor conocido como "el
intergalactico".
"EI poder tratara de evitar otros encuentros como el de La Realidad.
Ynosotros debemos. defender. este suelo, traerlo bien guardado en el bol­
sillo del pantalon y sacarlo cada tanto para una caricia o para un aliento",
fueron las palabras profeticas del discurso de clausura. (Discurso del
EZLN. 7 de abril de 1996).
En las siguientes dos fechas conmemorativas, el 10 de abril y el 1 de
mayo, aniversario luctuoso del general Emiliano Zapata y Dia del Traba­
jo, respectivamente, el EZLN envio sendos saludos a las manifestaciones
que con esos motivos se celebraron en Ia ciudad de Mexico.
La mesa de dialogo con el gobierno federal continuaba sin avances
cuando, el 3 de mayo, un juez de Tuxtla Gutierrez sentenci6 a los lucha­
dores sociales Javier Elorriaga Berdegue y Sebastian Entzin Gomez, bajo
los cargos de conspiracio

, rebeli6n y terrorismo, a 13 alos y 6 alos de
prisi6n, respectivamente. El EZLN declar6 entonces que Ia sentencia sig­
nificaba que para el gobierno los zapatistas eran terroristas, peligrosos de­
lincuentes a los que habia que encarcelar y matar. La resolucion del juez,
dijeron, era una provocacion a Ia paz y una violaci6n a Ia Ley para el dia­
logo, por lo que suspendieron su participaci6n

I
J
yna:: n
eJ
ociacion en Ia
que, ademas, solo ellos hablaban y proponian. x-·
'

"El proceso de dialogo entr
.
e el EZLN y el gobierno fed

ral ha reci-.
bido, con estos argumentos, lin golpe defnitivo . . . El unico futuro que
e
!
'
gobierno nos ofrece al final del proceso de di:logo y negociacion, es el de
Ia prision y Ia muerte. Todos los esfuerzos de di:logo y de lucha pacifica
que el EZLN ha emprendido desde su aparici6n publica, en enero de 1 994,
,8 los que
h
a llamado una y otra vez al pueblo de Mexico, son condena­
dos junto a los presuntos zapatistas", advirti6 Ia Coman dan cia General.
(Comunicado del EZLN. 5 de mayo de 1996) .
121

 

'
l
| •·
.
'
'

Mas adelanre, en una larga carta dirigida a los legisladores de Ia Co­
copa, el EZLN fue tajante: "Libres o presos los presunros zapatistas, e1
Dialogo de San Andres es insostenible si el EZLN se define, ante cual­
quier poder federal, esratal o local, como una organizaci6n terrorista".
(Carta del EZLN a !a Cocopa. 18 de mayo de 1 996) .
El ambiente se volvi6 a tensar y, por si fera poco, el grupo paramili­
tar del municipio de Chilon, conocido como "los Chinchulines", arac6 con
armas de alto poder a un grupo de campesinos de Bachaj6n e incendi6 va­
rias casas. La Comisi6n Nacional de los Derechos Humanos pidi6 al gober­
nador de Chiapas !a invesrigaci6n de los hechos pero no hubo respuesra y,
dlas despues, se efecru6 orro araque, esta vez protagonizado por el grupo pa­
ramilitar Paz y Justicia, en !a comunidad de Usipa, municipio de Tila.
Las fuerzas paramilitares, entrenadas por el ejercito federal, incendia­
ban casas, templos, escuelas, asesinaban a hombres y mujeres bases de
apoyo del EZLN, y rodo quedaba en Ia impunidad. Ese era el ambiente
cuando, rras una inrensa movilizaci6n nacional e internacional, !a Corte
apel6 !a resoluci6n del juez y fueron liberados Javier Elorriaga y Sebastian
Entzin. El EZLN respondi6 con !a suspension del estado de alerra y, dfas
despues, Elorriaga, historiador y luchador social, se incorpor6 a! Frente
Zapatista de Liberaci6n Nacional.
De esta manera, a principios de junio !a Cocopa logr6 resrablecer el
contacto direcro con los rebeldes, con miras a !a reanudaci6n del dialogo.
Sin embargo, a punto de reiniciarse las negociaciones entre el EZLN yel
gobierno federal, hizo su primera aparici6n en el estado de Guerrero el
Ejercito Popular Revol ucionario (EPR), grupo armado producro de una
coalicion de diversas fuerzas revolucionarias. Fue el 23 de junio, a un afio
de !a matanza de 17 campesinos guerrerenses en el Vado de Aguas Elan­
cas, !a fecha que eligio el EPR para ingresar a! ya enrarecido panorama po­
litico. El ambiente se tens6 pero los zapatistas se desmarcaron de ese
movimiento yse pudo concretar el Foro Especial para !a Reforma del Es­
tado, segundo espacio de encuentro pactado dentro de las negociaciones,
122

' ´ ó
en el que participaron mas
'
de mil 300 personas, entre representantes de
organizaci ones pol!ticas, sociales, sindicales y ciudadanas, as! como inte­
lectuales y personalidades del ambiente politico y cultural.
El Foro Especial para !a Reforma del Estado se llev6 a cabo del 30
de junio a! 6 de j ulio en !a ciudad de San Cristobal de las Casas y for­
ma parte de los trabajos de ! a segunda mesa de negociaciones, referente
a Democracia y Justicia. A! evemo se traslado una delegaci6n del EZLN
conformada por un grupo de comandante de todas las regiones rebeldes
ypor el subcomandante Marcos. El encuentro fue un exiro, pues convo­
c6 a un amplio y plural espectro politico que se planteo la conformacion
de un nuevo proyecto de nacion.
En el foro, una vez mas, los zapatistas plantearon mas preguntas que
respuestas: "�Cuantas apariciones de grupos guerrilleros son necesarias y
en que lugares, para que sociedad y Esrado reconozcan que hay esrados de
Ia federaci6n que se manejan como haciendas porfirianas? �Cuanta ines­
tabilidad po!itica y econ6mica es necesaria para recordar que Ia cerrazon
l z¸
¯ �

I
|
'

pol!tica del poder representado en Porfirio Diaz genera !a guerra mas
cruenta que han tenido los mexicanos en su historia? � Cuantos muenos,
cuanta destruccion, cuanta carcel, cuanta imporencia, cuantos magnici­
dios, cuantos criminales refugiados en Irlanda o en Manhattan, cuanta in­
seguridad economica, cuantos gobernadores narcotraficantes, cuanto pais
destruido? �Cuanto es necesario para reconocer que alga no funciona, que
alga se pudre, que alga se muere definitivamente en el sistema politico
mexicano?". (Discurso del EZLN. 30 de junio de 1 996).
Durante las semanas que siguieron, el gobierno federal decidio apro­
el deslinde de los zaoatistas de la nueva guerrilla del EPR, para He­
.
entre una "guerrilla buena'' (el
. Los rebeldes chiapanecos denun-
sin caer en el juego, continuaron sus
Ia sociedad.
sus encuentros con !a sociedad
Del 27 de julio a! 3 de agosto,
uup<uull en mesas de discusion en los
1bicados en las comunidades de Oventik,
se realiz6 en el Aguascalientes de
tventik, municipjo e
 
��dres Sacamch' en de los Pobres, y hasta
. .+ : ·• ¸��
�� _ uríilegaron hombres y ���provenientes de los cinco continentes:
. .
delegaciones de Italia, Hi�sAran Bretafa, Paraguay, Chile, Filipinas,
Aania, Peru, Argentina, .ustria, Uruguay, Guatemala, Be!gica, Vene­
zu
e
la, . Colombia, Iran, Dinamarca, Nicaragua, Zaire, Francia,
� ~7···¹ ' '•' ·'
Ecuador, Grecia; Jap6n, Kurdistin, Irlanda, Costa Rica, Cuba, Suecia,
Noruega, Holanda, Sudafri
c
a, Suiza, Estado Espafol, Estados Unidos,
Portugal, Pais Vasco; Catalufa, Canarias, Turquia, Canada, Puerto Rco,
1 24
v v ó
Bolivia, Australia, Mauritania y de todo Mexico, se dieron cita en los ¬·
tos de
Chiapas para de ahi distribuirse en el resto de los Aguascalientes.
En medio de Ia neblina de Oventik, frente a los miles de personas de
diferentes colores, los zapatistas dijeron su palabra: "Derris de nosotros
estamos ustedes. Derras de nL,estro pasamontafas esta el rostro de todas
las mujeres excluidas. De rodos los indigenas olvidados. De todos los ho­
mosexuales perseguidos
.
De rodos los jovenes despreciados. De todos los
migrantes golpeados. De todos los presos por su palabra y pensamiento.
De rodos los trabajadores humillados. De rodos los muertos de olvido. De
rodos los hombres y _mujeres simples y ordinarios que no cuentan, que no
son vistas, que no son nombrados, que no tienen manana . . . Hoy, miles
de seres humanos de los cinco continentes gritan su 'jYa basta!' aqui, en
las montafas del Sureste mexicano. Gritan 'jYa basta!' al conformismo, al
nada hacer, a! cinismo, al egoismo hecho dios moderno. Hoy miles de pe­
quefos mundos de los cinco continentes ensayan un principia aqui, en las
montafas del Sureste mexicano: el principia de la construcci6n de un
mundo nuevo y buena, un mundo donde quepan todos los mundos".
(Discurso del EZLN. 27 de julio de 1 996).

1 25

'
| ·l¦

¾
´.¦

¸

El Encuentro Intergalactico finalizo el 3 de agosto con la lectura de
la Segunda Declaraci6n de Ia Reali dad por Ia Humanidad y contra el Neo­
liberalismo, documento con el que nacio el acuerdo de conformar una red
colectiva de todas las l uchas y resistencias contra el neoliberalismo, en Ia
cual se reconocieran las diferencias y se conocieran las semejanzas. Esta
red intercontinental de resistencias, se propuso, no tendria estructura or­
ganizativa, ni centro rector ni decisorio, ni mando central ni jerarqulas.
Era, pues, el nacimiento de una red que, con el tiempo, habria de confor­
mar el movimiento mundial antiglobalizaci6n.
Una vez finalizado el encuentro, los rebeldes intentaron continuar
con los trabajos de Ia Mesa sobre Democracia y Justicia, pero el gobierno
federal propuso dejar de lado el tema y avanzar a Ia siguiente mesa, lo que
fe rechazado por el grupo insurgente.
Ante la actitud gubernamental, despues de una consulta a sus bases,
el 3 de septiembre el EZLN anuncio que suspendla su participacion en las
negociaciones de San Andres. Fueron momentos de suma tension pues,
inmediatamente despues del anuncio, el gobierno incremento el hostiga­
miento militar contra las comunidades indlgena
s
rebeldes.
En un comunicado los rebeldes plantearon cinco condiciones mlnimas
para Ia posible reanudacion del dialogo: liberacion de todos los presuntos Z¯
patistas; una comision guberamental con capacidad de decision poHtica y
que respete a la delegacion zapatista; Ia instalaci6n de la Comision de Segui­
miento y Verificacion; propuestas serias y concretas para la mesa de demo­
cracia y justicia; y el fin del clima de persecuci6n militar y polidaca contra
las comunidades indlgenas. (EZLN. Comunicado 29 de julio de 1 996).
El gobierno de Ernesto Zedillo ignor6 estas condiciones y, en su
Iugar, incremento Ia violencia paramilitar en Ia zona.
Simukneamente a Ia suspension de las negociaciones, el EZLN en­
via una carta a los combatientes y mandos del Ejercito Popular Revolu­
cionario, en Ia que no solo rechazaron e1 apoyo militar ofrecido por esta
organizacion armada, sino que aprovecharon para, una vez mas y en tono
1 26
v v ó
categ6rico, explicar su lucha y su estar armada y sus
enormes diferencias con respecto a las guerrillas rradi­
cionales: "Ia diferencia no esta, como insisten ustedes y
otros en ver, en que ustedes no dialogaran con el go­
bierno, en que sf luchan por el poder y en que no han
declarado Ia guerra, y en cambio nosotros s( dialoga­
mos (ojo: no solo con el gobierno, tambien, y sobre to­
do en proporcion muy superior, ·con la sociedad civil
nacional e internacional); no luchamos por el poder y
sf Ie declaramos Ia guerra al ejercito federal (desaHo que
nunca nos perdonaran). La diferencia esc en que nues­

¯
rras propuestas poHticas son diametralmente distintas y esto es evidente
en el discurso y Ia practica de las dos organizaciones. Gracias a su apari­
cion de ustedes, ahora mucha gente podra entender que lo que nos hace
diferentes de las organizaciones poHticas existentes no son las armas ni los
pasamontafas, sino Ia propuesta polltica. Nosotros nos hemos trazado un
camino, nuevo y radical. Tan nuevo y radical que todas las corrientes po­
Hticas nos han criticado y nos ven con fascidio, ustedes incluidos. Somos
inc6modos. Ni modos, as( es el modo de los zapatistas . . . " (Carta del
EZLN. 30 de agosto de 1 996).
Los zapatistas continuaron organizindose con los indlgenas del res­
to del pals, por lo que respondieron afirmativamente a Ia invitacion de en­
viar a una representante rebelde al Congreso Nacional Indlgena, a
celebrarse en Ia ciudad de Mexico. El gobierno federal y Ia clase empresa­
rial reaccionaron con aspavientos ante Ia posibilidad de que una zapatista
arribara a! Distrito Federal. Vinieron, una vez mas, tensiones y hostilida­
des. El gobierno insistio en que la ley para el dialogo no facultaba a los za­
patistas para transitar libremente por el pafs. Los rebeldes, por su !ado,
defendieron su decision de romper el cerco militar y partir a Ia capital del
pafs. La Cocopa, en esos momentos, fue clave para que las negociaciones
llegaran a buen termino y Ia comandante Rona, mujer indlgena, enferma
1 27

¸



!
*

¦


��


· �
:
:

·

¸ · ]
� �



'
|

·
percresuel¡a,|uelarepresentanterebeldeenca:gadadedesa¡arncsclc¡
pcderm¡l¡ targubenamental,s¡ncalaclasepclit¡ cayempresar¡al.
£112 decctubre,despuesdeunaman¡ |estac¡ cndedecenasdem¡les
de¡ ndlgena· ypcrpr¡meravezenHZccalcdelaC¡ udaddeMex¡cc.una
¡ntegran¡ edelad¡ recc¡cndelLZLN,laccmandantakamcna,prcnunc¡c
und¡scurscqueculm¡no ccnel lemaquehabrladeaccmpanarlaluc¡a
pcrelreccncc¡m¡entcdelcsderechcsylacultura¡ ndlgenas.¨Nuncam1s
unMex¡ccs¡ nncsctrcs".
Lapresenc¡ adelaccmandantakamcna enel lr¡ merCcngrescNa-
c¡ cnal lndlgenaled¡ca! eventc unaenvergadura¡nternac¡cnal. C¡en¡cs
de¡ ndlgenasdetcdcel palsd¡ alcgarcnyre£ex¡cnarcnacercadelaprc-
blem1t¡ caen sus respect¡vas ccmun¡ dades, cc¡nc¡ d¡ ercn en |crtalecersu
luchapcrel cumpl¡m¡entcdelcsAcuerdcs de San Andres yencam¡nar
juntcspcrelreccncc¡m¡ entcdesuautcncmla.
Lcs¡ ndlgenasregresarcnasuspueblcsypcccdespues.H¯dencv¡ em-
c re,l cszapatista.lograrcnÌ instalac¡cnd-Ìs Ccm¡s¡ cndeSegu¡m¡ en-
tc y\er¡¡cac¡cn. lcrel LZLN part¡ c¡parcn destacadas perscnal¡ dades,
talesccm.".dol|cStavenhagen,Amal¡ aSclcrzancyelcb¡spc8artclc-
meCarrascc.
Desµues.delZ4 aÌ 29 dencv¡ embre, se reun¡ercnelLZLN,laCc-
ccpaylaCcna¡ para redactar la¡ n¡c¡at¡va de re|crmas ccnst¡ tuc¡ cnales
scbrederec¡csycultura¡ ndlgenas.Llgcb¡erncyelLZLNaceptarcnque
|ueranlcsleg¡ sladcresdelaCcccpaqu¡ enesredactaranunaprcpuestale-
galparaseraceptadacrechazadas¡nmcd¡¡cac¡ cnes.
^ ¡nal dela reun¡ cn,laCcccpa presentc suprcpuestalìnalyel
LZLNlaacep¡cccmcmuestradebuenavcluntad,percdejccla¡cquenc
I2&
v v 0
ccn¡ emplarcnvar¡ csaspectcsdelcsAcuerdcsdeSanAndres.Llsecre-
de Ccbernac¡cn, Lm¡l¡ cClua, ||et, demaneraverbaltamb¡ end¡c
aprcbac¡cnpercp¡d¡cqueregre·ara LrnestcZed¡ llcdeunv¡ajepara
•|cr
mal¡zarelacuerdc.
Lste me uncdelcsmcmen¡ cs cruc¡alesdela negcc¡ac¡ cn, puesla
` 'ecretarladeCcbernac¡cnd¡cmarc¡aa¡ r1· asudec¡ s¡ cncr¡g¡ n»lyelprc-
osc de negcc¡ac¡ cn su|r¡c un gclpe hasta el mcmentc ¡ rreparable.
C¡uay1: tseentrev¡stc ccnla Ccccpapara¡n|crmarlenuevcs¡ nccnve

n¡entesscbre la¡ n¡c¡ a¡¡vadeleyscbre Derec¡csyCulturalnd¡genas, es
dec¡r. seretractcdesupalabraencuan¡ caaceptarla¡ n¡ c¡ at¡vatalyccmc
es¡abae¡¡zcsenalam¡entcsde|cndc.Nuncaccmcentcnceslaccm¡s¡cn
deleg¡sladcrestuvcensusmancslapcs¡b¡l¡daddeejercersuautcncmla
yactuarcon d¡gn¡dad. Lcsd¡putadcsysenadcressereun¡ercnentcnces
ccnelpres¡ denteZed¡llcparademandarlelaaprcbac¡cndelaprcpuesta
deleyyes¡ elesp¡d¡ cunplazcdequ¡ ncedlasparadarlesunarespuesta.
larespuesta|ue ¨nc'y,desdeentcnces,elcumpl¡m¡entcdelcsAcuerdcs
deSanAndres, aprcbadcsel¹0 de|ebrercde l 990,has¡ dcelejedelas
mcv¡l¡zac¡cnesdelcszapat¡ stas,delcs¡ ndlgenasdetcdcelpalsydesec-
¡cres¡mpcrtan¡esdelascc¡edadc¡v¡lnac¡cnale¡ nternac¡ cnal.
Lltercerañcdelaguerraterm¡ncaslccnmalcsaugur¡cs.Antela¡n-
cert¡ dumbredelarespuestaz«pat¡ staalaccntraprcpuestapres¡denc¡al,el
gcb¡ernc¡ ncrementclapresenc¡ am¡l¡ tarypcl¡ cacaenlasccmun¡ dades
¡ndlgenasrebeldes.
¨S¡estecuartcañcesdeguerracdepazdepende¡dequeelsupre-
mcpcderaceptelah¡stcr¡aydequereccnczcacncquelcsd¡|erentesme-
recenunlugarparasupa|abrayparasupasc.Lstecuartcañcser1,ccmc
tcdcs lcs pasadcs y tcdcs lcs quevendr1n, de. . . ¸v¡v¡ rpcr lapatr¡ ac
mcr¡ rpcrlal¡ bertad!", d¡jercnlcs¡ ndlgenas rebeldes enmed¡ cdelya
trad¡ c¡ cnalba¡ leccnelque, apesardeav¡ cnes,hel¡ccptercsytanquetas
amenazantes, ccnmemcrarcn lcs m¡l 9´dlasdesdeque¡ n¡c¡cel levanta
m¡en¡c. ,Mensajedel LZLN. Madrugadadel¹deenercde l 997) .
l29

Movilizaciones por el cumplimiento
de los Acuerdos, incremento de las acciones
paramilitares en la zona Norte, inauguracion del
silencio zapatista como arma, marcha
de los 1,111bases de apoyo a la ciudad
de Mexico, climax de la violencia
paramilitar en Los Altos, refugiados
y masacre de indigenas en Acteal
ÎI •fo ""ncO con m�os P'"ogios. En los P'imcros df" d, lº',
el EZLN respondio si aceptaba o no las modificaciones sustanciales que el
gobierno de Ernesto Zedillo realizo a Ia propuesta de ley sabre Derechos
y Cultura Indigena elaborada por la Comision de Concordia y Pacifica­
cion. Iniciativa que, a pesar de dejar fera aspectos importantes de los
acuerdos firmados en febrero de l' 90,fue aceptada por los insurrectos.
El l l de enero, en la comunidad de La Realidad, en el marco de una
reunion con los legisladores de la Cocopa y los miembros de la Conai, los
zapatistas rechazaron tajantemente la contrapropuesta de ley realizada por
Zedillo, y seialaron que no regresarian a Ia mesa de negociaciones hasta
que se cumplieran los Acuerdos de San Andres. " dia siguiente de este
anuncio, el gobierno incremento Ia presencia militar, el hostigamienro
contra las comunidades indigenas y el asedio a los zapatistas.
"El senor Zedillo se niega a cumplir lo frmado en San Andres por
sus representantes. Esto es inaceptable, hoy es el desconocimiento de los
l 5l
¯
:

!

l

| �.!


l

i



'
¸
i �
ccmprcnisus adquiridcs scbre derechcs ind¡ genas, maùana ser1 cl in-
cumplimientcde lcs cadavez m1s lej ancsacue¡dcsde paz. . . Laccn¡¡a-
p¡cpuestadelgcbiernclede¡al pcne encrisis tcdc el p¡ccesc depaz�n
Mexicc, cues(icnaensuundamentc|apcsibilidaddeunasclucicnt+ pi·
daypacilìcadel ccnHictcyvuelveatende¡ lascmb¡ade la gue¡¡ascb¡e
lcspueblcsindicsdeMexicc",denuncicelLZLNantelcscadavezn1s
inermeslegisladcresde |aCcccpa.

Unnesm1s tarde, enlebre¡c, ccincidiendcccnelaniversaricde|a
h¡madelcs acuerdcs, n1sde l 0 uil ind¡genaszapatistas marcharcnen
San C¡istcbaldelasCasas,exigiendcalgcbie¡ ncelcumplimientcdesu
palab¡accnlaaceptacicndelainiciativap¡cpuestapc¡ laCcccpa
¨Mientrash¡ mabalcs prime¡csacue¡dcsdepaz, el supremcgcbier-
ncp¡eparc primerc, ye|ecutc despues, elincumplimientcdelc acc¡da-
dcenSanAndres. Mientrasselaltabaalapalab¡aempeñada,decenasde
milesdescldadcsccntinuarcnce¡candc, hcstigandcypersiguiendcalas
ccmunidadesind¡ genas.As¡ cunplicelgcbie¡ ncsupalabradeseguirpcr
lav¡ adel di1lcgc y la negcciacicnpararesclve¡ |ajustaguer¡adelcsza-
patistas",señala¡cnlcs ind¡ genas¡ebel desdu¡ante|amul¡ itudinariaycc-
Íorída cou·· ntracicn.
Lnelactc denunciarcnel accsc gube¡namental alasinstanciasde
ccadyuvancia. ¨Ciegc,elmalgcbie¡ncnc sclc gclpeaalcsind¡ genas¡e-
beldes,sinctambienaquienesasesc¡anlapazyaquienes,ccmc|aCccc-
paylaC·nai,ccadyuvanymedian paraevita¡ laguer¡a. Lainiciativade
leyind¡ genaelabc¡adapc¡|aCcmisicndeCcncc¡diaylacihcacicn,ins-
tancia del pcderlegislativc lederal,hasidc atacadaunayctravezpc¡ el
ejecutivclederal.Ahcraseacusaalcslegisladc¡esde`lalscs¡ edentcres'y
alainiciativadeleyseleachacaelpretende¡ `|al¡agnentacicnde|aNa-
cicn mexicana'. . . Lscud1ndcse inutilmente en tecnicismcs j u¡+ diccs, el
gcbie¡nclede¡al t ratcdec·ulta¡ lcesencial ncest1dispuestcacunplir
supalab¡a,ncreccnccelasdenandasautenticasdelcsind¡genasnexica-
ncs,ync quiereresclver|a gue¡¡azapatistapc¡ |a v¡adeldi1lcgcy|a ne-
l 52
- - /
gcciacicn",explica¡cnenuntextch¡madcpc¡elSub-
ccmandanteMa¡ccs.
Ll+ demarzc, laCcccparenuncic a|apcsibili-,
dad
deeje¡ce¡ u

aactituddignayautcncma,alaban-
dcna¡, delactc, la delensadesu prcyectc deley. La
¡espuestadel gcbie¡nclede¡al lue,unavez m1s, la¡e-
p¡esicnyelhcstigamientc, yancsclcccntralcszapa-
tistas, sinc ccnt¡atcdcs aquellcs que luchaban pcr el
cumplimientc de lcs acue¡dcs. Lj enplc de lc ante¡ic¡ lue |a expu!sicn
viclcntade0´lamiliasdelac¡ganizacicnind¡ genaXi´Nichy, el &dema¡-
J,ladetencicnviclenta,pc¡ pa¡tedelasluerzasdeSegu¡ idadlublicadel
estadc,dedcssacerdctesj esuitas,uncdeellcsasescrdelLZLNeneldi1-
lcgc,ydedcsdi¡igentesdeXi´ Nich.
Lnesteccntextc,elLZLNrespcndicalccnunicadcdelaCcccpa
advirtiendclesquesupcstu¡aempecrabalasituacicnpcl¡ ticaymilita¡ en
lazcna.Lnunacartalechadael 9dema¡zc,lcszapatistashiciercnun¡ e-
cuentcdelcsdañcsy¡ecc¡da¡cna|aCcccpatcdcelp¡ccescdenegccia-
cicn. lc¡ |a impc¡tancia del dccunentc, a ccntinuacicn se¡ eprcducen
l¡agmentcsdelmismc.
Lstaeslahistc¡ia.`ðhnalesdeagcstcde l 990,&mesesdespuesde
quesehrma¡ anuncsacue¡dcsyncsecumplie¡an) ,lasbasesdeapcycdel
LZLN c¡dena¡cnal CCII-CC que suspendiera su pa¡ ticipacicn en el
di1lcgcde SanAnd¡es. Lasuspensicnsedic pc¡|alaltadese¡iedadgu-
bernamentaleneldi1lcgc. Ll incunplimientcdeacue¡dcspactadcs,lcs
prescspcl¡ticcs,elhcstigamientcmilitar yparamilitar,elmantenimientc
deunadelegacicn¡acistaeincapaz,ylalaltadeprcjuestasse¡iasene! te-
made Demcc¡aciay|usticia,scnsclcbctcnesdelagigantescamuest¡a
dequeelgcbie¡ ncj ugc,yj uega,ccn|ague¡¡aenccnt¡adelcsind¡ genas
mexicancs. Seplantea¡cnentcncesnuestras cinccdemandaspa¡ala¡ea-
nudacicndeldi1lcgc. , lc¡ cie¡tc,el LZLNdemandcydemanda un in-
te¡lccutc¡ gube¡namentalccncapacidaddedecisicn,vcluntadpcl¡ ticay
l 55
¯
.!

·!

!

'
respeto a Ia delegacion zapatista, y no el 'fortalecimienro de Ia interlocu­
cion gubernamental', como dicen ustedes en su carta. El hecho de que e1
senor Zedillo desconozca los acuerdos a los que llego su delegacion con­
frma que los senores Bernal y Del Valle no tenran, ni rienen, ninguna ca­
pacidad de decision. De su carencia de vo!untad polltica y su falra de
respeto habla su historia).
"La Cocopa se propuso entonces una serie de iniciacivas para reanu­
dar el dialogo. Se pactaron las llamadas 'reuniones tripartiras' entre Ia
Conai, Ia Cocopa y el EZLN para discutir y acordar salidas que no solo
resolvieran esa crisis, sino que redefnieran el marco del dialogo y lo vol­
vieran mas expedito. En los hechos, Ia delegacion gubernamental habra si­
do desplazada y un nuevo actor, Ia Cocopa, apareda. Los senores Bernal
y Del Valle hablan llevado el proceso de crisis en crisis y el fracaso de su
metoda estaba ya comprobado.
"Despues de lograr Ia instalacion de I a Comision de Seguimiento y
Verifcacion (no sin antes haber librado importantes obsraculos interpues­
tos por los senores de Gobernacion), Ia Cocopa se aboco a resolver el pun­
to del cumplimiento de los acuerdos frmados por el gobierno yel EZLN
en Ia mesa de Derechos y Cultura Indrgenas. El EZLN acepto Ia proposi­
cion de que Ia Cocopa elaborara una iniciativa de reforma constitucional,
tarea que le posibilitaba su papel de coadyuvante. Entonces, para cons­
truir esa iniciativa, Ia Cocopa se asumio como con·eo en esa etapa (a pe­
sar de nuestra advertencia de que no resultaria) y presento las propuestas
de cada parte a su contrario. Despues de fracasado este metoda (como ya
habla fracasado en Ia mesa de San Andres), las partes acordaron que Ia Co­
copa redactara un documento sobre los acuerdos y que, sobre ese docu­
mento, se pronunciarran tanto el EZLN como el gobierno federal.
"Recordaran ustedes que, habiendo obtenido este acuerdo de las par­
tes para que Ia Cocopa redactara un solo documento ('para no estar inrer­
cambiando infi nitamente propuestas', palabras textuales de ustedes) y que
sobre ese documento se defnirian las posiciones respectivas, trabajaron
134
'
- - 1
una
propuesta de iniciativa de ley. Ustedes presentaron su documento el
]9 de noviembre de 1996 advirriendonos que ese era el ultimo esfuerzo
deJa Cocopa, que solo aceptaban un sr o un no a! documento y que, en
caso de una respuesta negariva de cualquiera de las partes, Ia Cocopa con­
sideraria que habra fracasado en su labor de coadyuvancia y se desintegra­
ria. En esas fechas ustedes nos dijeron que identica advertencia le habran
hecho a! gobierno federal. Nosotros reconocimos que el esfuerzo de Ia
Cocopa era uti! y que, a pesar de que no incorporaba Ia totalidad de los
acuerdos de San Andres en ese rema, significaba un avance.
"Despues (sigamos pidiendo ayuda a Ia memoria), como recordaran
ustedes, el secretario de Gobernacion (creo que todavla es Emilio Chuayf­
fet Chemor) acepto el documento y solo les pidio que esperaran el regreso
del senor Zedillo (en ese entonces de viaje) para hacer publica su acepta­
cion. Posteriormenre siguio Ia cobardla del senor
Chuayfet y su falta de honestidad, cuando nego que
hubiera aceptado el texto, alegando que ni siquie­
ra lo habla lddo y que su respuesta hab!a sido
afirmativa porque entonces estaba bajo el influ­
jo de una conocida (para el) bebida alcoholica
Hamada chinchon (o algo as!). Entonces, el se­
nor Zedillo hablo con ustedes y nos pidio a no­
sorros tiempo para dar su respuesta (o tal vez
para dejar que el senor Chuayffet se recuperara
de los chinchones). Dos semanas despues, el
.,´
\ ¸

� �` ����
{ �  ' * :
I �·¹� \ �

`¸   `
 
.
· ¹
.
¦

gcb¡ ernc respcndv ccn unaautent¡caccntraprcpuesta

, ,·,

que n

cscluignc¡alade|aCcccpa, sincquep¡etende
´ _

'�`   � �� ��` �
. •¸• � �� � �

· �

¡en

egcciartcdalamesascbreDe¡echcsyCultu¡alnd¡
.
¦ . �� �� �� �
,�� -,
��
genas. Ncsct¡csccnccimcseldccumentcdelgcbie¡nc
� ·� �� ,, �· �

�� �

¸ �- ´���� ���� y,pc¡ supuest�,lc¡ echazamcs.Lnt�nces,hacedcsme-
| ¡ ` ¯`¯� sesya,lesped¡ mcsque|aCcccpa¡ |¡asupcsturaante
l

'
¦

�;
+
~� j•
'

'
esaspretensicnesdelgcbiernc.
¨Ll

` Nc' zapatistaal»ccntraprcpuestadeZedillcdesatcuninten-
scy¡ iccdebate, nacicnaleinte¡nacicnal, scbre el temadelcsde¡echcs
indics. larticula¡ mente, lcs puntcs scb¡e autcncm¡a, ncrmatividad y
pa¡ ticipacicnpcllticadelcspueblcsind¡genassuscita¡cninte¡vencicnes
ycpinicnesinteresantesyesclarecedc¡as.Ll señc¡ Zedillcenccnt¡cnulc
apcyc inteligentea sus ya endebles argumentcs en ccnt¡adel rcccncci-
mientcde lcs derechcshistcriccsde lcspueblcsindics.
¨Lnmencsdedcssemanas, elgcbierncpe¡diceldebatenacicnaly
ncpudcscstenerm1salgunarazcndepescpa¡a¡ echazarlap¡cpu«stade
Ccccpa. Lntcncesviniercnelsilencicylcsintentcsdeminimiza¡ lacri-
sis hnaldeldi1lcgcentreelgcbie¡ncyelLZLN.l¡cntcquedcclarcque
elgcbie¡ nc nc ten¡ a, ni tiene, ningun argumentc para rechazar |aprc-
puesta de la Ccccpa y nc cumplir ccn su palabra. La verdade¡a razcn.
nuncahubcintencicndelL|ecutivclederald:cumpl¡¡ lcsacue¡dcsyre-
sclve¡ elccnNictcpcrlav¡ apac¡¡ca, serevelc ccn nitidezyccntunden-
cia. Sclce|autc¡itarismc,laprepctenciay|acegue¡a,quescnintr¡ nseccs
alp¡esidencialismc,lleva¡cn|ac¡isisasupecrpuntc,esteque ahcrade-
lineasu¡ espuesta,sencreslegisladcres" . ,LZLN. Ca¡ taalaCcccpa,9de
ma¡zcde I997).
Lldi1lcgcent¡centcncesenunimpassedi¡cilde¡cmpe¡, ylasmc-
vilizacicnesnacicnales

�internacicnalesncsehiciercnespe¡a¡.Tal ccmc
lcsenalc elLZLN en unaca¡tadi¡igidaalcsCcmitesdeSclidaridad,el
incumplimientcgube¡namentaldelcs acuerdcssi¡vicparaalgcpcsitivc,
pueslas prctestas de|arcncla¡cquelasdemandasind¡ genaszapatistasnc
l50

- v J
eransclcdeChiapas,sincquerespcnd¡an alasaspi¡acicnesdetcdcslcs
pueblcs indicsdelpa¡ syreNejaban, ccnsusparticularidades espe·¡cas,
lcsanhelcsdelcs ind¡ genasdetcdc elccntinenteamericanc.Ademasde
¡ue, unavez m1s,lasmcvilizacicnesluercnespe|cdel respaldcinte¡na-
cicnalalacausaind¡ gena.
Llgcbiernc, pcrsupuestc, nce ntendiclcqueestabasucediendcy,
pcrenesimaccasicn,alasdemandasdelcspueblcsindics¡espcndicccn
v iclencia. D¡ as despu-ssellevc acabcunaincursicnpclicacaenlacc-
munidadzapatistadeSanled¡cNixtalucum,municipicSan|uandela
libe¡ tad.Llsaldc.cuat¡ccampesincszapatistasmuertcs,29heridcsy&0
lam¡liasexpulsadas.
Lnab¡il,elgcbie¡nclederalncmbrcunnuevc¡ep¡esentanteparalas
negcciacicnes. led¡c|caqu¡ nCcdwell,exse creta¡ icde1u¡ismcyexgc-
bernadc¡ deChiapas,ensustitucicndeMa¡ccAtcnic Bernal. Cambic
dencmbres,nadam1s.
Lcsmesessiguientessecaracteriza¡cnpc¡elincrementcdelami|i-
ta¡izacicndelestadc,accmpanadadelaviclenciaextremad-lcsgrupcs
pa¡ami! itares ccnt¡ alcszapatistasciviles. Lcs asesinatcs, las expulsicnes,
|aquemadepcbladcsentercs,ac¡cstcdcsccmetidcspcrlcspa¡amilita-
res auspiciadcspc¡ eleje¡citclede¡alyelgcbie¡ nclccal, mercn|accns-
tauemientrasenChiapasyentcdcelpa¡ s se¡ ealizabanlasdispendicsas
campa^as electc¡alesdel 997.
LlLZLNinaugu¡celsilencicccmca¡mayrespuesta.Alasp¡cvcca-
cicnesgubernamentalesselesrespcndicccnlaausenciaderuidc,ylrente
iestruendcscp¡ccescelectc¡a! lcszapatistas¡eaccicna¡cncallandc.
Lnesteccntextc,apenastresd¡ as antes delaseleccicneslederales,
el5 de| ulic, el LZLNanuncic su decisicndellama¡ alcs pueblcs¡e-
beldesanc pa¡ticiparenuncsccmicicscelebradcsenmedic delhcsti-
gamientcmilitu¡ ypa¡amilita¡ y,enesemismcdccumentc, explicarcn
su silencic. ¨Ln estcs d¡ as pasadcs ncsct¡cs callamcs. la¡a mi¡arncs
dent¡c, parasemb¡arncsde nuevc, param1sluerteshace¡ ncs,paraque
l 5/
¯

l

'

l
l
li•

'

'
¡ |
el corazon yIa palabra encontraran nuevos lugares para hacerse. Para es­
to son6 nuestro silencio".
En medio de unas elecciones en las que Ia izquierda parridaria tenia
posibilidades de rriunfo en Ia capital del pais, los zapatistas acusaron que
algunos grupos "progresistas" les pidieron callar y no estorbar. Les pidie­
ron, dijeron, "humildad a los humildes, silencio a los siempre mudos".
Entonces, una vez mas, explicaron su propuesta politica: "En coyun­
ruras elecrorales o fuera de elias, nuesrra posicion politica es y ha sido cla­
ra. No es partidaria pero tampoco es antipartido, no es electoral pero
tam poco es antielectoral. Es contra el sistema de partido de Estado, es con­
tra el presidencialismo, es por Ia democracia, Ia libertad, Ia justicia, es de
|
izquierda, es incluyente, es antineoliberal".

Apesar de las cdticas recibidas por parte de Ia clase politica. o pre­
cisamente por elias-por buscar construir Ia "otra" politica, el EZLN in­
sistio en Ia explicacion: La "otra" politica, sefalaron, "no busca ocupa el
espacio de Ia politica partidaria, nace de Ia crisis de esta y tiende
·
a ocupar
el espacio que no es cubierto por el quehacer partidista. La 'otra' polirica
busca organizarse para 'voltear' Ia logica de Ia politica partidaria, busca

' ·



- - 1
construir una nueva relacion de Ia Nacion con sus partes: ciudadanos que
rienen derecho a serlo de tiempo complero, diferenciados y espedfcos,
unidos por una historia y por lo que deviene esta hisroria. Esta nueva re­
lacion implica tanto al gobierno v los partidos politicos, como a los me­
dios de comunicacion, las iglesias, el ejercito, Ia iniciativa privada, las
policias, el Poder Judicial, el Congreso de Ia Union".
Su postura, mantenida durante estos cuatro afos (y durante los seis
que venddan), advenia que Ia politica es un asunto de elites y que demo­
cratizarla no significa ampliar esas elites o suplirlas por otras, sino "libe­
rar" Ia politica del secuestro en que Ia mantienen los politicos y "llevarla
hacia abajo", hacia quienes deben mandar y en quienes reside Ia sobera­
nia: los ciudadanos. El "mandar obedeciendo" zapatista, insistieron, im­
plica este "volteo" de Ia politica y es un proceso, no un decreta. Se trata,
explicaron en ese rurbulento 1 997, de "una revolucion que haga posible
Ia revolucion".
En ese mismo comunicado los rebeldes puntualizaron sus posturas
con respecto al presidencialismo, al ambito electoral, a Ia democracia, al
voto como posibilidad de rebeldia y al voto como legitimacion del auto­
ritarismo, entre orras.
Las elecciones federales se celebraron y el Partido Revolucionario
Insritucional perdi6 Ia mayoda absoluta en I a Camara de Diputados,

mientras que Cuauhtemoc Cardenas, del Partido de la Revolucion De­
mocr:tica, obtuvo el triunfo como jefe de gobierno de Ia Ciudad de
Mexico.
En medio de una "democracia" instalada por decreta y con las co­
munidades sitiadas vasediadas por el ejercito, el 27 de julio el EZLN, fie!
a su estrategia de abrir canales de comunicacion con Ia sociedad civil, sa­
ii6 por primera vez del pafs representado por un hombre y una mujer
bases de apoyo de Ia insurgencia, con destino al Estado Espafol, para
parricipar en el Segundo Encuentro Intercontinental por Ia Humanidad y
Contra el Neoliberalismo.
139
¯
· Î
,
· I

.¸··'
• . ·_,,.

� �


�¯


�·

, |
Unavezm4s,elLjerci¡c7apa¡is¡adeLiberaci·nNacicnaldecidicccn-
¡inuar cons ucaminar-pregunandc. Llcbje¡ivcya ncerasclcencc¡rarse
ccnlas ociedadcivilen¡ erri¡cric rebelde,sinc rcmper-|cerccmili¡ar¸
alcanzar la ciudadde Mexicc. lasada |a ccyun¡ura elec¡cral�anunciarcnla
marchademill l l bases deapcycccndes¡inca|aciudaddeMexico.
Ll&desep¡ iembrepar¡iercndeles¡adcdeChiapaslcsm4sdemilde-
legadcsrebeldes . Se¡ ra¡cde unamcvilizacicnmasiva ccnvarics obje¡ ivcs:
a) movilizaralascciedad civil nacicnal e inernacicnal en un momen¡c
pcs¡elec¡oral enel que, debidc a| i riunlc en lacapi¡�l del perredis¡a
Cuauh¡emcc C4rdenas, el gcbiernc lederal dic¡aba pordecre¡o que las
condiciones demccr4¡icas delpais es¡abandadasparalainccrporacicndel
LZLNalavidains¡i¡ ucional.b)explicaralc largcde|amarchalascausas
desualzamieno,lascctdicicnes demili¡ arizacicnyparamili¡ arizacicn ¸
suprccesodeau¡cncmla.c)dilundirlcsAcuerdos deSanAudres,prc¡es-
¡ arporsuincumplimien¡ cyreccgeradhesicnes paralaaprcbacicndela
inicia¡ ivade leyscbre Derechcs yCul¡uralndigenaelabcradaporla Cc·
ccpa, enelcon¡ex¡cdeunnuevc Ccngresc.d) rcmperel cercc mili¡ar ¸
paramili¡ar¡ endidcscbrelasccmunidadesenres¡s¡encia.e)es¡ ablecerccn-
¡ac¡cs direc¡cs ccnlascciedadcivil,ccncrganizacicnes pcll¡ icas herade
lcs par¡ idcs,ccnONC`s , ccncrganis mcs ecles iales de base. ccnuniversi-
¡arics,con¡ rabajadcres ycampesincs el ndigenas de¡ cdcel pals .lex¡li-
carsuluchayccnccerlas delcs dem4s.g) caminarypregunar. . . .
Lbases deapcyozapa¡ is¡assalierondeChiapas el&desep¡ iembre
enmedicdeunac¡ cmul¡ i¡udinaricdedespedida,yas upascporOaxa-
ca,lueblayMcrelcslueronsembrandcs upalabrayccsec¡andcadhesic-
nes as ucausa. lndlgenas y nc indig·nas enccn¡ rarcn en |a marcha un
espacic de mcvilizacicnypro¡ es¡a,ncsclopor lalal¡ade cumplimien¡c
delcsAcuerdcsdeSanAndres, sincporlcs innumerables agravics queel
necliberalismcvadejandoas upasc.
Ll recibimiencdelos capi¡ alinos ,el l2des ep¡ iembre) lue mul¡i-
¡ udinaricyen¡ usias¡a. Ln la ciudaddeMexicc, lcs delegadcs zapa¡ is¡as
l40
| ' '
º º 1
ar¡iciparcn en el Ccngresc de Iundacicn del Irene
,pa¡ is¡a de Liberacicn Nacional, dcnde explicarcn
lcs mc¡ivcs pcrlcs quenc pcdrlanadherirse, enescs
mcmen¡cs a| recienccns¡ i¡uidoIren¡ e.Lls ubcoman-
dan¡eMarccsenvicunsaludcys enalcquemienras el
` '
gcbierncnccumplierasupalabraenelprccesodenegcciacicn,lcszapa-
¡is¡as ncpcdrianserpar¡ edeunaluerzapoll¡icacivil.
LllreneZapa¡ is¡adeLiberacicnNacio

¹
al nacic,asl,comounacr-
ganizacicnhermanadelL7LN.
Lnsu mensaje, elL7LN aclarc. ¨lero no sclc hayzapa¡is¡as en el
L7LN.Ncsclchayzapa¡is¡ asarmadcs yclandes¡incs . Hay¡ ambienza-
¡a¡is¡as civiles ypachccs. Hay¡ ambienzapa¡is¡as en el IZLNyeno¡ras
¡ar¡es. . . lerc¡ampcccpcdemcsseguirde¡ eniendclcs nipidiendcles que
ncsesperen,quencavancen, quenu crezcan, quencse hagangrandes,
¡ue ncse crganicen¡as¡aquehayapazj us¡ay dignayel LZLN pueda
ccmpar¡irccnus¡edes presen¡eylu¡urc'.
Lcsmil l l l zapa¡ is¡as par¡iciparcn¡ambienenlaSegundaAsam-
alea del Ccngres cNacicnallndlgena, dcnderepresen¡an¡es de casi¡o-
dcs lcs pueblcs indlgenas del pals, relrendaron su ccmpromisc de
lvchar pcrel cumplimien¡ cdelosAcuerdos deSanAndres , queccn-
¡emplanelreccnccimien¡ cdesuau¡cncmla,en¡ rec¡ rcs aspec¡csdes us
derec¡cs ysu cul¡ ura.
Las bases deapoyoregresaronasus comunidades ncsinan¡esdejar
clarasupcs¡ uralren¡ealasagresionesmili¡ ares .¨Seguiremoshaciendc¡ o-
dclcposiblepcrqueseanes¡as accicnescivilesypachcasynolaguerra,
las quecons¡ ruyan la paz para los mexicanos", dijercnensudiscurscde
despedidadelaciudaddeMexico,el l7desep¡iembre.
Duran¡elcs mesessiguien¡es losgcbiernos lederalyes¡a¡alrespcn-
aieronalagranmcvilizacicnccnelincremen¡ odelaguerras uciaccn¡ra
lcs indlgenas rebeldes . Ll 4 dencviembre, el obispc Samuel luiz ysu
ccadju¡ orlaul \erasulriercnuna¡en¡adcene| municipicde1ila, ccn
l 4l
!

|!!
'
|
l
¦
l
'
un saldo de varias personas heridas, por parte del grupo paramilitar Paz y
Justicia. Dos dias despues, en San Cristobal de las Casas, Maria de Ia Luz
Ruiz Garda, hermana del obispo Samuel Ruiz Garda, sufrio un atentado.
"Los recientes atentados tienen el objetivo de hacer llegar a! EZLN
un mensaje clara: Ni mediacion, ni diilogo, ni paz", sefialaron los zapa­
tistas en un comunicado tres dias mas tarde.
Vinieron entonces semanas de extrema violencia por pane de los
grupos paramilitares. Mi l es de indigenas sufrieron sus agresiones en el
municipio de Chenalho, en los Altos de Chiapas. El im¡:sscdel dialogo
genero una situacion peligrosa y una violencia auspiciada por el gobierno
y su ejercito. Con Ia proteccion de polidas y soldados, los paramilitares
recluran por Ia fuerza, cobran impuestos y queman casas de indigenas
opositores al gobierno local y federal. Ante este panorama, miles de indi­
genas huyeron de Ia violencia y se refugiaron en Ia comunidad zapatista
de Polho, donde sobreviven atn hoy en condiciones infrahumanas.
Junto con las agresiones vinieron las protestas. El 29de noviembre
las bases de apoyo zapatistas de las zonas Altos, Norte, Selva, Sierra,
Frontera y Costa, marcharon pacfficamente en San Cristobal de las Ca­
sas y unieron sus protestas a Ia marcha que, simultaneamente, miles de
personas realizaron del
A
ngel de Ia lndependencia al Zocalo capitalino.
"Contra la violencia y Ia impunidad", fue Ia principal consigna de Ia )L¯
vilizacion.
Durante los primeros
.
dias de diciembre, continuaron los desplaza­
mientos de miles de indigenas rebeldes en los Altos de Chiapas. La situa­
cion se torno crftica y asi lo denuncio el EZLN el l 2del mismo mes:
"Mas de 0mil desplazados de guerra son el resulcado de los ataques de
las bandas paramilitares y Ia polida del estado, dirigidas ambas por el go­
bierno esratal, con el beneplacito del gobierno federal. Tan solo en Ia co­
munidad de Xcumumal se encuentran refugiados mas de 3 mil ´00
indigenas. Esran completamente aislados, pues permanecen sitiados por
las guardias blancas y policias de seguridad publica del estado".
l42
|
v - J
"Los zapatistas de Chenalho viven a Ia intemperie y sufren, ademas
de Ia falta de vivienda, vesrido y alimentacion, enfermedades que alcan­
zan ya el rango de epidemias", denuncio el grupo rebelde.
De esta manera, mientras el gobierno estatal fingia un dialogo para
el retorno de desplazados, el priismo chiapaneco se dedico a! saqueo y des­
truccion de las pertenencias de los_ expulsados de sus comunidades. Cafe,
ganado, ropa y utensilios domesticos se repanieron entre los paramilitares
agresores.
Vi nieron entonces los reportajes en prensa y television sabre la dra­
matica situacion en que se encontraban sobreviviendo miles de indigenas
del municipio de Chenalho. Un reportaje para Ia television hecho por el
periodista Ricardo Rocha, entre otros destacados en Ia prensa escrita,
143
¯

l1'

²
|•


'

'1
ì'

|-

 
 


¯`
v
·

¸| ! ' !
mcs(rc a|asoc iedad¨unpeque¤c bctcn de|agiganescamues(, adein
¸
tc¡eranciaycrimenccnlcsqueellartidckevclucicnariclrs(itucicnal
_
lcsgcbiern
¸slederalyestatalpretendendcblegar|arebeld¡ azapatista¨
.

Lnest
¡ccntextcdesumagravedad,|aCcccpasecicsutiempc.ln.

lcrmoquequrantelasegundasemanadeenercsusinegranesviaj ar¡ana
Chiapas, estzdcenelque, reccncciercn,lasituacicnerapecrqueenlcs
primercsdl\:del levantamientc,pueseste,dij ercn¨ncprcdujcelnu
_
e
¸
rc demuer¡osquehaya¡cra".
lcrsu
parte, laCcmisicnNacicna¡ delntermediacicn, ¡a Ccnai,y
e¡ CentrcdyDerechcsHumancsFrayBartclcmedelasCasasadvirtiercn
quelas negcciacicnespresentabanunaseriededihcultadesdebidc¨alen-
trecruzamie
ytcdeinteresesestatalesyunaestrategiaccntrainsurgente¨ .Ll
mismcdladc estaadvertenciaun grupc de ´0indlgenaspriistas realiza-
rcndisparcs
ymantuviercn un reten en la zcnadeCh¡ mix. Lcs pri¡stas
armadcs,pa)a¤ilitares)patrullarcntcdceldia¡ ascarreterasqueccmuni
canlcspcb!ãdcsdeActealyLaLsperanza.
Lsteer
¡elpancramacuandcseprcduj c,e¡22dediciembre,unade
¡ asmatanza
¸m1satrccesyanunciadasqueserecuerdenenelpa¡s. Ln|a
ccmunidad
.3eActeal,ubicadaenelmunicipicdeChetalhó,enLcsAl-
tcs de Chia窷·4´indigenas,|amaycriani¤usymujeres per¡enecientes
algrupcciv
]|¨LasAbejas¨ ,luercnmasacradcsccnarma·deluegcyama-
chetazcspc
yp0hcmbresarmadcsdeunabandaparamilitarintegradapcr
ind¡ genasgrÌÍ\l1°ydellrentecardenista,lFCIN) . Lnt¡ ata¡ueresulta-
rcnheridas
µt:as2´perscnas,varicsde ellcsni¤cs.La balaceradurcm1s
deseishcra
¸y, mientras,decenasdepclicasdeSeguri.adlublicaperma-

neciercna
200 metrcsdedcndeccurr¡+|amatanza,es·uchandclcsdis-
parcsylcsgritcssin intervenir.
Lnlcs
q;sessiguientesluercnccnsignadas l 2´ pe:scnas,incluyen-
dc al alcal
_¸p: ilstayvaricsjeles pcliciaccs, perc nc sedesliudarcn res-
pcnsabilida¢ts a luncicnarics de maycr pesc. A cas¡ siete ancs de
ccurridc,el cr imendeActea¡ permaneceimpune.
l44
l
º º 1
LlL7LN,espcnsabi!izcdirectamenteaLrnestc
lcncedeLecnyasusecretaricdeCcberna-
Lmilic Cluayllet,guieres dcs a¤cs antes ha-
a lanaprcbadc la estrategia de ccntrainsurgenciadel

ej ercitc
lederal. Asl, quedc en evidencia que el gc-
a ierncledera¡ dise¤cunaestrategiaparaleladedi1lc-
simuladc, sin ninguna intencicn de cumplir lc
accrdadc,sincccn elhn dedartiempcalaprepara-

cicndelcsescuadrcnesde|amuerte.
ÍmatanzadeActealprcvccccientcsdemcviliza-
cicnesdeprctestaenMexiccyen tcdc elmundc.Des-

¡uesdelainsurreccicndelprimercdeenercde l994,esteueelmcmeuc

enquemaycrdih:sicntuvcelestadcdeChiapas. Lldescreditcy|adesa-
¡rcbacicninternacicnalcayercnscbre7edillc,qu¡ en,lejcsdesersensiblea
lc ccurridc, ccntinuc incremenandc el hcstigamientc y prcvccandc el
excdc dede·enas demilesde ind¡ genas. L¡ 20dediciembrel¡egarcnm1s
dedcs mil scldadcsaChenallc.
Lstavezelrepudicinternacicnalncsc¡ch:ede¡csgrupcssimpatizan-
ttsalmcvimieuc,sincque incluycalgcbierncdeLstadcs Unidcs,alpri-
merministrc de Francia, Licnel|cspin,al lapa|uan lablc ll,a|a Unicn
Furcpea, alsecretaric delaOrganizacicndelas NacicnesUnidas,acente-
aasdeperscnalidadesdelacultura, elpericdismcy|apcl¡ ticadelLstadc
Fspa¤cl,Francia,ltalia,Urugua,,Brasil,LstadcsUnidcs.entrectrcs.
Llancterminc, una ·ezmás,ccn H aumentcdeelectivcsmilitares
en|azcna. Llpretextc. |a ccnmemcracicn del cuartc aniversaric del le-
vantamientc¡ue,segunelej ercitcledera¡ ,aprcvechar¡ an¡ cszapatistaspa-
rat cmarcabecerasmunicipales. Ívigilanciamilitarserelcrzc entcnces
ev lcs municipics de Las Margaritas, Ccmit1n, Occsingc, Altamiranc,
Clilcn, Cital1, Oxchuc, lalengue, Tila, Sabanilla, Tumbal1, Saltc de
Agua,Simcjcve¡,Huitiup1n,|ctctcl,LlBcs¡ueySanCristcbaldelasCa-
sas. Sinembargc,paravariar, lcs zapatistasncdej arcndebailar.. .
l4´
¯

l 1'
'
`

'

·
¦ t |

|

Incremento de la violencia militar,
paramilitar ypolidaca. El silencio zapatista como
respuesta. La movilizacion nacional
e internacional. La convocatoria a la
Consulta por el Reconocimiento
de los Derechos ¡la Cultura Ind!genas
ypor el Fin de Ia Guerra de Exterminio
¢5U ro inici6 con laoontinu"i6n de Ìexuem' violenci' que ca­
racterizo el afio anterior. Durante los primeros dias del afo, aun con el
lura y l dolor provocado por Ia atroz matanza de 45 tzotziles en Acreal,
las comunidades indigenas rebeldes recibieron nuevas golpes militares,
paramilitares y polidacos.
La respuesta gubernamental a Ia masacre fue el envio de miles de
soldados a las comunidades. Desde las primeras horas de 1 998, se inicio
Ia persecucion de miembros y simpatizantes del EZLN, con el fin de pro­
vocar choques armadas, desmantelar los municipios autonomos y golpear
a las bases de apoyo de Ia insurgencia.
El primero de enero el ejercito ataco Ia comunidad tzeltal de Yalr­
chilpic, en el municipio de Altamirano, donde destruyo y robo perte­
nencias de los indigenas del poblado, bajo Ia justifcacion de que ahi se
encontraba un supuesto arsenal insurgente. Ese mismo dia, los
pobladores rzeltales de San Caralampio, en el municipio de Ocosingo,
1 47
¯

��

 

�I

' '

': '
'

¸

¹
'
reci¡iercnlas agres |cues delas ¡ rcpas lederales ,las cuales deuv|ercnal
res pcnsa¡le lccal del LZLN en ese ejidc, acus adc de¡ enerunapis¡cla
que nuucaenccn¡ rarcn.
Aden»s ,el3 deenerc,unagrupanien¡cde¡ rcpasdelejerci:clede-
r+lnan¡ uvcs¡¡¡adalaccnun¡dad¡cjcla¡alde La ke+l¡ dadpcrespacicde
l7hcrasccn¡ inuas . Duran¡ eelcpera¡¡ vcelejerc¡¡ clus¡¡gca¡nd¡genasdel
pc¡ladc, in¡errcg»ndclcs ÷cnacc¡ cnes hs¡ cas y anenazas÷sc¡re H
paradercde JaCcnandanciaCeneralzapa¡¡·¡a.S¡nul¡»neanen¡e,lcsscl-
dadcs del ejerci¡ c tcnarcn pcr asa¡¡cJa ccnun¡dad¡ zel¡al de Mcrel¡ a,
nunic¡pic deAl¡ an¡ ranc, dcndeca¡ earcn cas as y+nenazarcnalcs pc-
¡ladcres .Hcras n»s¡arde,cua¡ rcperscnas dees¡ eejidc hercnde¡ enid+s
y¡cr¡ uradas enelcanincquevaalaca¡eceranun¡ c¡pal.
Ll´deenerc,laccnun¡ dad¨ l 0 deA¡r¡l",¡an¡ienenelnunicip¡c
deA!¡an¡ ranc, hes¡ tiadapcrelejerc¡¡clederaly, esenisncdla,n¡ en-
¡ ras el gc¡¡erncnega¡ala clens¡va,¡ rcpas de asal¡c in¡en¡ arcn¡cnarel
pc¡ladc¡zc¡z¡l de Ildana, en el nun¡ c¡ p¡ c autcncnc SanAndres Sa-
canch`endelcs lc¡res.
Ccncccnsecuenciade la¡ ndignac¡cnnac¡ cnale¡ n¡ ernacicnalpcr
Ja nasacre deAc¡ ealluedes¡¡¡ u¡ dcelsecre¡ ar¡ cdeCc¡ernaciun,Ln¡l¡ c
Chuayf e¡¡, yelc»tgclueccupadcpcrlranc¡sccLa¡as¡¡daOchca.Llgc-
¡ernadcrin¡ er¡ ncdeChiapas ,| ul¡ cCesarku¡zl errc,renuncicy enO\ | u-
garZedillcdes¡gncakc¡er¡cAl¡cres Cu¡llen.Can¡ics dencn¡res perc
n¡ ngun c.n¡ic de es¡ ra¡ egiay, al ccn¡ rar¡c, el gc¡¡e:nc increnen¡c el
hcs¡¡ganien¡calas ccnun¡ dades indigenas.
S¡ nul¡»neanen¡ealas incurs¡cnesn¡ l¡¡ares ,Zed¡llcpresen¡calCcn-
grescdeJaUn¡cnuna¡n¡cia¡ivadeleysc¡reDerechcsyCul¡ uralndigena
que, c¡vianen¡ e, desccncc¡ clcs principales pun¡ cs deJaprcpues¡adeJa
CcccpaydelcsAcuerdcs deSanAndres.
Ll l 2deenerc, las ¡ases deapcyc zapa¡¡s¡as yJascciedadc¡vil en
Chiapas ,el D¡s¡ri¡ clederalyc¡ ras par¡es delpais , narcharcnenprc¡es-
¡apcr Javiclenc¡ agu¡ernanen¡ al.Las¡ases deapcycquesencv¡l¡zarcn
l4&
v v O
pcrJapazhercnreprinidas eulaca¡eceranunicipa! deOccs¡ngc,dcn-
dehercna¡ acadaspcrlapclic¡ adeSeguridadlu¡l¡ cadeles¡ adc,qu¡enes
d¡ercnnuer¡ eaCuadalupeMendezlcpez, oujerzapa¡¡s¡adelaccnu-
aidadde�aCarrucha.
Lanuer¡ eyJarepresicndiercnp¡ eaunacar¡ ad¡ r¡g¡ daalaCcn¡-
s¡caNac¡cnaldeln¡erned¡acicn, enJaqueelLZLNreccrdol+sre¡¡era-
d+s nues¡ras des uccnprcnisc ccn unapazjus¡ayd¡gnaalclargcde
cua¡rcancs,j us¡cdesdeel l2deenercde l994.Ljenplcsdees¡ai n¡ c¡ a-
¡¡v+spachcas ,reccrdarcn,hercneldi»lcgcdeCa¡edraly JaCcnvenc¡cn
Nac¡cnalDenccr»¡icaen l 994,eld¡»lcgcdeSanAndres yJaCcnsul¡a
Nacicn+leln¡ernacicnalpcrJalazen l 99´:Jaccnvcca¡criaaJalcrna-
c¡ cndell ZLN,lacele¡rac¡cndellcrcNac¡cnalIndigena, Jahrnadelcs
pr¡nercs acuerdcs ccn elgc¡iernc lederal ,ques¡guens¡ncunpl¡rse),el
Lncuen¡rc Ccn¡¡ nen¡al,ellcrcNac¡ cnalparaJakelcrnadelLs¡ adc,el
Lncuen¡ rc ln¡erccn¡inen¡al pcrJaHunan¡dadyccn¡rael Necl¡¡er+l¡s-
nc,las reun¡ cnes¡ ripar¡¡¡+s Ccccpa-LZLN-Ccna¡ en l 990,yl an+rcha
/
/
.
¸
·
� �
¯


l 49


·l
` .

 

\

� �

'

"|
¯

.
:
'··
'

' • ·
l
'
'

|
'
' ¦ '
de lcs l , l l l ¡ases de apcyc al Distritc l ederal
l 997. ,CartadelLZLN. l4 deenercde l 99&).
La respuesta gu¡ernanental a las in¡ c¡ at¡vas
ncv¡ lizacicnespacllìcaslueelincunplinientcde
pr¡ nercsacuerdcs hrnadcs, |aactivac¡ cnde
paran¡litares,elases¡ natcdelasbasesdeapcyc,|ape

secuc¡cnde Jadireccicnre¡elde,y|a saturac¡cndemi-
litares en tcdc el territcric chiapanecc. L|enplc del recrudec¡ n¡eatc
n¡l¡tarhe, enescsdias, elpernanentehcst¡gan¡entca Jaccnun¡dadde
Lakealidad,dcndeelejerc¡tclederaldc¡lcel nunercdevehiculcsart¡lla·
dcs,den¡litaresy dereccrr¡ dcs.Cuatrcvecespcrdía,hasta5& un¡dades
-
nctcr¡zadaspatrullarcn Jaccnun¡dadindlgenatcjclabal.Av¡cnesn¡lita·
resrealizarcnvuelcsd¡urncsynccturncsadilerenteshcrasy, dedía,sc¡re
laschczasindigenasejecutarcnnan¡ c¡ras¨depicada`` ,usadas enccnbate
aerecparael+netrallan¡entcy¡cn¡ardecdepcs¡c¡cneshjas).
Lascciedadcivilnacicnal einternacicnal, aJa que tantc apelael
LZLN,ncdejcdeprctestarni unsclcncnentc.Del22ded¡ c¡ en¡rede
l 997,diadeJanasacre de Acteal) al l 5de enerc de l 99&,undíades-
pues delasesinatcdeCuadalupeMendez,¡asedeapcyc zapatista),hu¡c
ncvilizac¡cnesen l 50c¡ udadesde 27 paisesdelcs ´ ccnt¡ nentes. Lnes-
pecial,el l 2deenercdeesteañc, decenasdeactcsdedilerentestanrcs
se real¡zarcnenMex¡ccyendilerentes partes del nundc, tcdcs ccn un
n¡sncreclanc.altcaJaguerradeextern¡n¡ c,cast¡gcalcs respcnsa¡les
de |anatanzadeActeal,ycunplin¡entcde lcsAcuerdcsde SanAndres.
Denaneraparalelaa|arepres¡ cn, elncv¡n¡entcprc zapatista en
Mexicc y en el nundc seincrenentc. La respuesta de |a scciedadc¡vil
lue del tanancde las agres¡cnesy, aden1sdenarcharygritarsusprc-
testas, seluercncrganizandcnuevas naneras dencv¡lizac¡cn,s¡ ncabe-
zas ni dir¡gentes, s¡ n prctagcnistas, sin que nad¡ e dijera que y ccnc.
l lcrec¡ ercnentcnceslcs¡ailes,cantcs, pcesías, narchas, pintas,gr¡ tcsy
nucha¡ndignacicn,dentrcdeunespectrcculturalysccialcadavezn1s
l ´0
P
2!µi¡o
º º

'
U
y ¡lural. ind|genas, nuj eres,j cvenes, anasde casa, estudiantes,

, lcncsexuales, sindicatcs, canpesincs, c¡rercs, ccnites de
cl¡daridad, intelectuales, art¡stas, sin papeles, etcetera, gente ccnysin
� cn¡re ¨Centedeesaquedice. ¸:aBasta!yescr¡¡e|ahistcr¡ aquevale

cuenta.Centequencsha¡la,gentea|aqueescuchancs, gentea|aque
+hcra le escri¡incs. Cente ccnc ustedes, ccnc ncsctrcs" . ,Carta del

FZLN.20deenercde I 99&) .
Lnescsnisncsdlascanb¡c,unavezma,elCcn¡s¡cnadcgu¡erna-
mentalpara|alazenChiapas.Ll lugarccupadcpcrungr¡syned¡ccre
Fedrc|caqu¡nCcldwell,luellenadcpcrctrcdecaracteristicassinilares.
Fnil¡ c ka¡asa, quien entrc ccn elcargcdecccrdinadcrde un di1lcgc
¡nex¡ stente,¡a|c las crdenesdel tan¡ienrec¡enncn¡radc Secretaricde
Cc¡ernac¡ cn,lranc¡sccLa¡ast¡daOchca.
Laestrategiagu¡ernanenalccnsist¡cen,ccnunananc,gclpeara
la ccnunidades indigenasy, ccn|actra,clrecerdecaraalcs nedicsde
ccnunicacicnel rein¡cic del di1lcgc. La¡a t¡daOchcaenv¡ calcszapa-
tistas Ja¨clerta'de¨revis¡cndelaspcsic¡cnesdelejercitcacanb¡c dere-
negcciareltenaindigena',lcquehecal¡hcadcpcr |ainsurgenciaccnc
unnuevcengañcparaccnhndira|acpin¡cnpu¡l¡ca. ¯Asíqueelgc¡ier-
ncaunenta|apresenc¡ anilitary Japersecucicnparanegcciarquevuel-
va asu n¡vel anter¡ cra can¡ic dequeelLZLN denarchaatr1s en su
aenandadecunplin¡entcdelcsAcuerdcsdeSanAndres, gclpeaalcs
manic¡picsautcncncsyclrecerenunic¡ pal¡zaracan¡icde`quitarlessu
esenc¡ aindlgena,prcpcnequelcsccnandantesdelCCkl-CCdelLZLN
reci¡andirectanenteeldinercdelgc¡ierncparaadninistrarlc, yclrece
`clvidar`Jare¡elicnquesacudicMexiccyleanargc a lcdersucenade
|nde siglcynilenic" .
¯S¡entateccnnisccndicicnesctenatc',heccncleyercnlcszapa-
tist+slcsnensa|esyprcpuestasgu¡ernanentales.Setrataba,advirtiercn,de
çuelasanena:asdeaniquilacicnhic¡eranpreler¡¡le,enlacpinicnpu¡lica,
|arenegcciacicn.¨:detr1sde|arenegcciacicnqueelgc¡ierncpretendiadel
l ´ l
¯
• ! l
'


`! i

|

,
·

|
¦

tema indigena, estaba -denunciaron-Ia negacion de San Andres, Ia ne- ;
gacion de 'otra politica', de Ia polftica que se extendio y profndizo cuando
.
Ia mesa de San Adres dejo su imagen de arena de pugilaro y se convirri6
en ancha y profunda mesa de encuentro y nacimiento . . .
Apenas era el segundo mes del afio de l 99&y ya se hablaba de Ia su- ,
cesion presidencial del afo ?000. El gobierno federal, en el entretanto,
trataba de obtener vemajas antes del proceso electoral. Su apuesta consis­
tfa en tratar de "deschiapanizar" Ia agenda nacional, obtener un respiro •
para recomponer su imagen internacional ypara aliviar el desgaste de los
militares. Pero para esto necesitaba, con o sin el aval del legislativo, el des­
conocimiento de la ley para el diaJogo del l l de marzo de l 99´, Ia reac- .
tivacion de las ordenes de aprehension y el consiguiente reinicio de Ia -
persecucion.
En este contexto, antes de sumergirse, por segunda ocasion, en un es­
truendoso y estrategico silencio, el EZLN anuncio su decision de seguir
resistiendo y mantenerse firme en Ia lucha por el reconocimiento de los de­
rechos de los pueblos indios. Los zapatistas se comprometieron a seguir "tra­
tando de enconrrar el o los caminos para tender de nuevo los puentes de
dialogo con Ìa sociedad civil nacional e interacional y las organizaciones
politicas y sociales de Mexico". (Ensayo del EZLN. 27de febrero de l 99&) .
A Ia sociedad civil le pidio continuar por el camino trazado: seguir
en Ia construccion de una mesa de dialogo "donde nos sentemos los to­
dos que somos, una mesa muy otra, ancha y profunda como Ia que us­
tedes y nosorros construimos en San Andres hace 2 afos, una mesa que
tenga el ayer como fundamento, el presente como cubierta y el futuro
como ali mento, una mesa que dure mucho y no se rom­
pa, una mesa hecha de piedras, de muchas pi edritas, es
decir, de muchas resistencias (que es Ia forma en que Ia
esperanza se viste cuando l os tiempos son ad versos) . . .
Mientras tanto, los gobieros federal y estatal
continuaron con una campafia abierta en contra de los
l ´2
municipios aut6nomos. El &de abril un impresionanre operativo policia­
co y militar detuvo a lideres indigenas evangelicos en Ia colonia La Hor­
miga, en San Cristobal de las Casas. Tres dias despues, en Taniperla, sede
del municipio autonomo Ricardo Flores Magan, mas de mil soldados, po­
licias y agenres de Migracion realizaron un operativo para detener y en­
carcelar a civiles zapatistas y a un grupo de observadores. En total, l o
personas fueron detenidas yencarceladas, entre elias el profesor universi­
tario Sergio Valdez y el estudianre Luis Menendez. Doce extranjeros fue­
ron expulsados del pais.
El Ejercito Zapatista decidio entonces no hablar. Respondieron a las
provocaciones militates con acciones de resistencia pacifica, a Ia contra­
propuesta gubernamental que desconocio lo pactado, respondieron con el
silencio como arma.
El primero de mayo, otro operativo policiaco y militar inrento el
desmantelamienro del municipio autonomo Tierra y Libertad. Cientos de
l ´J


'
¸ l |
'

|

·'
i ¸

¦ | ' | ' ' ' � � ' '
s cldadcs v pclicas se enlrentarcn ccn lcs pc¡ladcres dela ccnuaidad
Anpatc¬guatinta, sede del municipic re¡elde. La pclica qaencysa-
quec las c|ìcinas del nuevc ayuntamientc ygclpecavarias nuje:es. La
estecperativc luercndetenidas ´5 perscnas¡asesdeapcyczapatistas,
de
las cuales cchc luercnccnsignadasyencarceladas .
Ll 5 de mayc un nuevc cperativc tcmc el nunicipic de Niccl»s
kuiz, dcninadcpcrla cpcsicicn.Miles denilitares ypclicas disclvie-
rcnun actcdeprctestayallanarcnl+scasas paradetenera 1 50 ccnune-
rcspe:redistas.
Lcs cperativcs para `restaurar el Lstadc de Derechc' prcvccarca
s erias viclacicnes alcsderechcs humancsytcdavialalta¡ann»s . Llcli-
n+xde laviclenciaccntralcs municipics ypue¡lcs zapatistas llegc el
l 5 de j unic ccn un amplic cperativc enla ccnunidadde Ll Bcsque,
dcndeluerzasccn¡inadas demilitaresypclicas atacarcntrespc¡ladcs .
LnChavaje¡al, lcs militares dispararcnarmas deluegcy¡azukas ytres
campes incs y unpclicaperdiercn la vida. Ln Unicn lrcgresc, dcnde
nadiese res ts tic÷seguneltestimcnicdelcslugarencs÷,sietejcvenes
.
4
- º U
c+npesincs ¡ases de apcyczapatistas luercn aj usticiadcs pcrlapclica.
Decenasdeindigenas luercndetenidcs .
Lldi»lcgc,clapcsi¡ilidaddelnisnc,s ulricunnuevcgclpeel7de
junic, diaen que SanuelkuizCarcarenuncica la CcnisicnNacicnal
aeIntermediacicn,Ccnai)yestas e disclvic,dejandcaslsininstanciame-
aiadcra un prccesc de negcci+cicn intertunpidc, perc nc rctc chcial-
nente. La Ccnai dejc clarc que s u dis clucicn s e de¡ia a la lalta de
vcluntadpcliticagu¡ernanental.
M»sadel+nte,ell 7dejulic,elLZLNrcnpicelsilencicccnunan»-
lisis delas ituacicnnacicnaly, dcs dlas despues, dicaccnccerlaQuinta
DeclaracicndelaSelvaLacandcna,enlaqueccnvcccalarealiz+cicnde
laCcnsultaNacicnal pcrelkeccnccimientcdelcs lue¡lcslndicsypcr
elhndelaCuerradeLxterninic.
Asesinatcs,intinidacicnes,decenasdedetenidcstcrturadcsyencar-
celadcs, hcstigamientcs militares yparamilitares, miles dedespl+zadcs y
¡uenadeinstalacicnes autcncnas hercnlaccnstanteduranteestcssie-
te nes es delanc. La respuestade lcs re¡eldes, unavez n»s, h:e caminar
preguntandc,ccnvccaraunanuevamcvilizacicnmasiva,enlrent+rlavic-
lenciagu¡ernanentalccniniciativas depaz.
LlLZLNdehnicccmcsuuniccinterlccutcralascciedadcivil.Ccn
elgc¡iernc, en esas ccndicicnes , ncha¡iadi»lcgcpcsi¡le. \a nc ha¡ia
instanciamediadcrayla Ccccpaseenccntra¡ade¡ilitadayridiculizada,
tras sudecisicndencdelendersu iniciativadeley.
Laestrategiagu¡ernamental deaniquilaralas¡ases deapcyczapa-
tistas ydes nantelars us nunicipics autcncmcs, apesardelaviclenciaex-
trenaccnlaquesellevc aca¡c, nc dic resultadcs . LlLZLNsc¡revivic
ccnccrganizacicnaunadelasclensivas m»s lercces queens uccntrase
la¡iandesatadc,ccns ervcsucapacidadmilitar.expandicsu¡+sesccialy
selcrtalecic peliticamenteal evidenciarselajustezades usdenandas .
Supcliticadecaminar-preguntandcccntinucaunennedicdelare-
presicn,pcrlc que tendiercnpuentes ccnctras crganizacicnessccialesy
1 55

• l
'
!
'
!
·
l
'
!
l
'
!
|
, l
!

' . . I

pcliticasyccµ niles deperscnas sin partidc, y, juntc actrcs, siguiercn
tendiendcpuçntesatcdcelnundc, ccntri|uyendcacrearunagranred
que lucha pcr nedics pachccs en ccntra del necliberalisnc.A nisnc
tienpc, ccntribuyercnalnacinientc deunncvinientcculturalnuevc g
|rescc en tcmc a una denanda hunanista central. ¨un nundc dcnde
quepannuchcsnundcs'.
LnlaQµintaDeclaracicndelaSelvaLacandcna,elLZLNexplicé
susilencicylesccstcsdel nisnc. ¨Silencic,dignidadyresistencia[e
rcnnuestras¦crtalezasynuestrasnejcres arnas. Ccn ellas ccnbatincs
yderrctancs3 un enenigcpcdercscperclaltcderazcnyj usticiaensu
causa. . . Nc cbstanteque,en eltienpcquedurcestenuestrcestarcalla-
dc, ncsnantµvincssinparticipardirectanente en lcs principalesprc-
blenasnacicµalesccnnuestrapcsicicnyprcpuestas,aunqueelsilencic
nuestrc leperaiticalpcdercsc nacery crecerruncresynentirassc|re
divisicnesyrµpturasinternasenlcszapatistas,ytratcdevestirncsccnel
traj edelaintelerancia, laintransigencia, la debilidad ylaclaudicacicn,
peseaque alguncssedesaninarcnpcr lalaltadenuestra palabrayque
ctrcsaprcvec|arcnsu ausenciaparasinularservccercsnuestrcs,apesar
deestcsdclcresytanbienpcrellcs, grandes luercn lcs pascs que ade-
lantencsanduvincsyvincs'. ,Quinta Declaracicn de laSelvaLac+n-
dcna. l 7 de jalic de l 99&).
LaQuintaDeclaracicndejc clarcl cque dilerentescrganizacicnes
pcliticasysccalcs, intelectuales,acadeniccs,gentedelaculturaysectc-
resinpcrtantesdelascciedadcivil,yahablanseñaladcendilerentestien-
pcs y espacios. ¨Nc ha|r1 transicicn a la denccracia, ni relcrna del
Lstadc, nisclacicnrealalcsprincipalesprc|lenasdelaagendanacicnal,
sin lcs pueblçs indics. Ccn lcs indlgenas es necesaricy pcsible unpals
nejcrynuevc.SinellcsnchayluturcalguncccncNacicn',advirtiercn
lcs zapatistas, al tienpc que ccnvccarcn atcdcs lcs pueblcs indics del
pals,ala scciedadcivilnexicana,a las crganizacicnespcllticasyscciales
independientesyalascciedadcivilinternacicnal,acelebrarunaCcnsulta
l´0
º º U
Nacicnalsc|relaIniciativadeLeyIndlgenadelaCc-
misicndeCcnccrdiaylacihcacicn,ypcrelFindela
CuerradeLxterninic.
La iniciativa-ncvilizacicn revelc unavezn1sel
caractercreativc yaudazdelasccnvccatcrias zapatis-
tas. Ll LZLN enviarla una delegacicn prcpia a cada
uncdelcs nunicipicsdetcdcelpals para explicarel
ccntenidcdelainiciativadeCcccpayparaparticipar
enlarealizacicndelaccnsulta.
 \

Llespectrcsccialccnvccadc, ccncentcdasycadaunadesusini-
ciativas, lue anplicy plural. Lcspueblcs indicsdetcdcMexicc, lcs
trabajadcres,canpesincs,naestrcs,estudiantes,anasdecasa,cclcncs,
pequeñ cs prcpietarics, pequencs ccnerciantes yenpresarics, | ubila-
dcs, discapacitadcs, religicscsyreligicsas, jcvenes, nujeres, anciancs,
hcncsexualesy lesbianas, niñcs y niñas. . . Se trataba, explicarcn, de
quetcdcs enccntraran unespacic de participacicn pcllticadentrcde
la Ccnsultayque, denaneraindividualc cclectiva, participarandi-
rectanenteccnlcszapatistasenlaprcnccicn,apcycy realizacicnde
lanisna.
Laccnunidadcientllìca,artísticaeintelectualtanbienmeccnvcca-
da,aligualquelascrganizacicnessccialesypcliticasindependientesylcs
prcpics partidcs pcliticcs¨hcnestcsyccnprcnetidcsccnlascausaspc-
pulares'. LlCcngrescdelaUnicnmetanbieninterpeladcy,pcrsupues-
tc,hubcunllanadcalaCcnisicndeCcnccrdiaylacihcacicnparaque,
cunpliendcccnsuslabcresdeccadyuvanciaenelprccescdepaz,all�na-
raelcanincparalarealizacicndelaccnsultascbresuiniciativa.
Ccncencadaunadelasiniciativaszapatistas,lacrganizacicndela
Ccnsultaseccnvirticenlancvilizacicndesectcresinpcrtantesdelasc-
c.edadcivilentcrncaunatareaccncreta.Dichcenctraspalabras,lacr-
ganizacicn era la ncvilizacicn ensl nisna, independientenentedelcs
resultadcs.
I´¨
¯


|

¸

· ª

| |
¡

ª
| '

d:i
j · f ' !
Para proyectar !a mejor manera de celebrar Ia
Consulta, los zapatistas convocaron, del 20 a! 22 de
noviembre, a! Encuentro EZLN-Sociedad Civil a cele­
brarse en San Cristobal de las Casas. Aevento asistie­
ron 32 delegados zapatistas (entre ellos, el mayor
insurgente Moises, quien salia por primera vez despues
de Ia guerra de 1994) y mas de J mil mexicanos de to­
do el pais.
El Encuentro EZLN-Sociedad Civil sirvio tam­
bien como marco para una reunion entre los dirigentes zapatistas y los le­
gisladores de Ia Cocopa. Fue una reunion infructuosa en todos sentidos.
No habla mucho que dialogar con los diputados y senadores rebasados
por !a situacion de violencia, sin poder de decision, sin interlocucion con
el poder ejecutivo, sin campo de accion y sin volumad de defender Ia ini­
ciativa de ley redactada por ellos.
Sin embargo, los resultados del otro Encuentro reflejaron el animo
de una sociedad dispuesta a participar en las iniciativas pacificas del
EZLN. Los zapatistas, una vez mas, sorprendieron a !a sociedad civil con
el anuncio de que sedan nada menos que 5 mil mujeres y hombres bases
de apoyo los que salddan de sus comunidades para promover !a realiza­
cion de Ia Consulra. Ademas, dentro de los resolutivos se acordo que, m­
mando en cuenta las ponencias y propuestas de los participantes, el
EZLN redactara !a convocatoria final para llevar a cabo !a Consulta.
La convocatoria se cl io a conocer el 1 1 de diciembre de 1998. La
fecha elegida fue el 21 de marzo de 1999 y las preguntas fueron las si­
guientes:
Pregunta l . �Est:s de acuerdo en que los pueblos indlgenas deben ser
incluidos con toda su fuerza y riqueza en el proyecto nacional y tomar
parte activa en Ia construccion de un Mexico nuevo?
Pregunta 2. �Estas de acuerdo en que los derechos indigenas deben
ser reconocidos en !a Constitucion mexicana conforme a los acuerdos de
158

'

- - c
San Andres y la propuesta correspondiente de Ia Comision de Concordia
yPacificacion del Congreso de Ia Union?
Pregunta J.�Est:s de acuerdo en que debemos alcanzar Ia paz verda­
dera por la via del dialogo, desmilitarizando el pals con el regreso de los
soldados a sus cuarteles como lo esrablecen Ia Constitucion y las !eyes?
Pregunta 4. �Estas de acuerdo en que el pueblo debe organizarse y
exigir a! gobierno que "mande obedeciendo" en todos los aspectos de la
vida
nacional?
La organizacion de !a consulta-movilizacion previo, en una primera
fase, Ia integracion de brigadas de promocion y difusion y su registro en
laOfcina de Contacto para Ia Consulta, Ia cual estada a cargo directa­
mente de los zapatistas. Se trataba, una vez mas, de una iniciativa con va­
rios objetivos: a) reivindicar los derechos de los pueblos indlgenas, b)
dejar claro que la paz solo era posible con el reconocimiento de estos de­
rechos y con el fin de Ia guerra de exterminio, c) continuar impulsando
una nueva forma de hacer polltica (caminar-preguntando), una politica
consrruida "por todos, con todos y para todos", haciendo posible que todos
"hagan escuchar su voz y hagan sentir su peso en las grandes decisiones
l
1 ·
·
¡

Í
'

ì
I
nacicnales",d)inpulsarlaccnsultapcpularccnclcrnadepanicipacica
libreyvcluµtaria,ccnelhndeexigirsclucicuesalcsprcblenasquealec
¸
tan al pais,ye)prcncverlaCcnsultaccncpartedeunprccescdemc-
vilizacicndelpueblcdeMexiccensuluclapcr|adenccracia,lalibe
na]
y|aj usticia.
Lsteturbulentcancternincparalasccnunidadeszapatistasccnla
celebracicndelquintcaniversaricdesualzanieuc,leclaqueaprcvecla
,
rcn para dar a ccnccer un analisis-balance de la situacicn. ¨Ll anc ]e
l 99&h:eelancdelaguerragubemanental en ccntra delas ccnuni]a·
des indlgenas de Mexicc. Lsteañc de guerraseiniciael 22 dedicienbre
de l 997ccnlauiasacredeActeal . . . Llbrutalactc signihccelinicic]e
unalargac¦cnsiva nilitary pcliciacaenccntrade lcs pueblcs indicsde
Chiapas. . . Jcsrespcnsablesintelectualesdirectcsde lanasacredeActeal
tienenncnbreyapellidc. Lalistala encabezaLrnestcZedillc lcnce]e
Lecn, ylesigueLnilicChuayllet, Iranciscc labastida, generalLnrique
Cervantes,|ulicCsarluizIerrcyAdcllcOrive. Se leslansunadc,ea
lalabcrdeencubrinientc,lcsaric Creen, Lnil.c labasa Canbca, lc-
bertcAlbcresCuilleny|crgeMadrazc Cuellar. Lstcscrininalesccupaa
uccuparcndiverscscargcsgubernanentalesen lcs 1nbitcslederalyes-
tatal,ytardec tenpranchabr1ndeccnparecerante laj usticiayrespcn-
der pcrsugradc de inplicacicn en este leclc brutal ysangrientcque
narccyadehnitivanenteel lìndelsiglcnexicanc. . .
¯Laactivacicndegrupcsparanilitaresccnstituyelacclunnaverte-
braldelagµerrasuciadelgcbierncdeZedillc enccntradelcsindigenas
nexicancs. Desdelebrerodel 99´, cuandclracasc laclensivanilitarde-
satadapcrlatraicicngubernanental,LrnestcZedillcccnccic,aprcbcy
eclcaandarlaestrategiaparanilitarpararesclvernedianteeluscde|a
luerzalaluchazapatista. Mientras ellartidc levclucicnariclnstitucic-
nal,lll)pcnialanancdecbradeestaenpresadenuerteyelLjercitc
lederaldabaªrnanentc, nunicicnes, equipcs, asescriayentrenanien-
tcs,el gcbierncdeZedillc iniciabalasinulacicndeundi1lcgcy una
l 00
·

º º U
aegcciacicnquencbusca|+nnibuscanlasclucicnpa-
dhc
del ccnHictc. . . Iste|+u Mcctezuna 8arrag1n,
\arccAntcnic Bernal,|crgedel\alle,Custavc lrue-
g
_
syLniliclabasaCanbcascnlcsdistintcsncnbres
¡uelatenidc la lipccresia gubernanental. Ningunc
deellcshatenidcelvalcrde,sabiendcseusadcsparala
guerra, negarse a ser ccnplices de lcs asesinatcs que
scnelunicclaberdelgcbierncenelccnNictcdelsu-
restenexicanc. . .
Lneldccunentcccnelquelcszapatistasdespi-
diercn l 99&,enlistarcn|acadenadehechcsviclentcs
'
delquintcancdeguerra. l) ataquesalcsnunicipicsautcncncs,2)ata-
quesala Ccnaiya laCcccpay5)ataquesalcscbservadcresinternacic-
aales. Ll saldc de la clensiva. la nasacre de indlgenas, el ataque a lcs
municipicsautcncncs,|areanudacicndelcsccnbates,ladestruccicnde
|aCcnai,lainncvilidadde|aCcccpa,elincunplinientcdelcsacuerdcs
]eSanAndres,eldesprecicalCcngrescdelaUnicnylaexpulsicndecb-
servadcresinternacicnales.
Sinenbargc,lcszapatistasncterninaronelañcccnunadenuncia,
sincccnunexlcrtc.lancvilizacicndel2l denarzcentcrncalaCcn-
sultapreparadaccnbaseencuatrcpreguntas. dcsscbrelcsderechcsin-
drgenas, unascbrelaguerrayunascbrelarelacicnentregcbernantesy
gcbernadcs. leiterarcnquesuprincipaldenandaera,yes)elreccncci-
mientcdelcsderechcsdelcspueblcsindicsyque,acinccañcsdelini-
cicdelalzanientc,elLjercitcZapatistadeLiberacicnNacicnalseguirla
luclandc pcr denccracia, libertad y j usticia para tcdcs lcs nexicancs.
¯Nuestrc cb|etivc' ÷insistiercn÷ ¨nc es hacerncs delpcder, tanpccc
catenerpuestcsgubernanentalesni ccnvertirncsenunpartidcpchticc.
Nc ncsalzancspcrlincsnas ccreditcs. Nc querencselccntrcldeun
territcricc|aseparacicndeMexicc. Ncapcstancsaladestruccicnnia
ganartienpc¨. ,LnsaycdelIZLN.Madrugadadel l deenercde2000)
l ol
¾
"
|

|

El ambiente preelectoral. Cinco mil
zapatistas se dispersan por todo Mexico,
Ia Consulta Nacional e lnternacional por el
Reconocimiento de los Derechos ¡Ia Cultura
Indigenas ¡por el Fin de Ia Guerra de Exterminio.
Encuentros del EZLN con Ia sociedad civil.
Violencia paramilitar. Resistencia
en Amador Hernandez. La huelga en Ia UNAM
¡su relacion con los zapatistas
l sexto afio de Ia guerra contra el olvido, ! ''', se inici6 en medio
de un wrbellino politico preelectoral. La clase politica mexicana se pre­
paraba ya para Ia elecci6n de candidaros para Ia presidencia de Mexico.
Sin escuchar ni ver a su electorado, los partidos politicos se enfrascaron
en luchas internas que, como en cada proceso electoral, nada tenian que
ver con las demandas del pueblo.
En este contexro, una vez mas se gest6 el desprop6sito y, a con­
tracorriente, el EZLN abri6 un espacio para construir una nueva for­
ma de hacer politica, una incluyente y tolct:ntc, (na que escuchara
permanentemente, una que se construyera hacia los !ados y mirara ha­
cia arriba con dignidad, y tambien con las herramientas necesarias pa­
ra obligar a los de arriba a estar mirando conrinuamente hacia abaj o:
La Consulta por el Reconocimiento de l os Derechos de los Pueblos In­
dios y por el Fin de I a Guerra de Exrerminio, a celebrarse el domingo
21 de marzo.
1 63

¹

J

¸ '
'

!
J
·
l
· Í
¸
¸
_


' | |
' |

� ¸

·
: Ï ;


i


� �
·,
•l
·
-
j
|

,

!

'
| ·

'
Lnenercdel 999,enplenacrganizacicnde|aCcnsulta,e|ejercitcle- `
deral,ccnlaexcusadedestruiruncsplantlcsdenarihuana,incarsicncea°
laccnunidaddeAldana,nunicipicdeChen+lhc.Lcspatrullajes
nilitares
aerecsyterrestresaunentarcnen tcdala zcnazapatistaylas ccnunidades
ccntinuarcnscbreviviendcbajcelhcstigamientcdelaguerrasucia.
Lsesteelpancranaenelque,enunasegundaetapadecrganizacica
delaCcnsulta,elLZLNccnvcccalasbrigadasdeprcnccicnacrgaai-
zarseenCccrdinadcrasestatales,ccnelhndequetantclcsnienbrcsdel!
FrenteZapatistadeLiberacic�Nacicnalccnclcsdectrascrganizacicnes
y,scbretcdc,lascciedadcivilnccrganizada, enccntraranunespacic
plu
ral,abiertc,tcleranteeincluyentedeparticipacicnpclltica.

Sinult1neanente, se ccnvccc alacelebracicn delaCcnsultala-
ternacicnal, en laquesellanc atcdcs lcs nexicancs ynexicanasæa- ¹
ycres de l 2ancs,quevivieran enelextranjerc, aquesecrganizarany
participaran en el eventc desde sus respectivcs palses de residenci+.
1anbien,lcszapatistas llanarcn a|a crganizacicn deuna|crnadaln-
ternacicnal pcrlcs Lxcluidcs del Mundc, acelebrarseelnisnc dlaea
lcscinccccntinentes.
Deestananera,elespectrcsccialypcliticcccnvccadcpcrlcszapa-
tistasselueanpliandccadavezn1s.Lnel1ncitccultural,escritcres,ac-
tcres,pintcres,escultcresynusiccs,entrectrcstrabajadcresdelas artes,
viercnenelzapatisncunespacicdenanilestacicnpcliticaycultural.Di-
verscsgrupcsde rcck, deMexiccydedilerentespartes del nundc,na-
nilestarcn a partir de l 994 nc sclc su sclidaridad ccn la causa de lcs
indígenas,sincsuprcpiainccnlcrnidadccnelncdelcnecliberal.
Ll&demattc,enccasicndelDlalnternacicnalde|aMujer,sedic
accnccer|adistribuciont¬ritcrialdelcs ´ nildelegadcsydelegadasza-
patistasqueprcncverianpcrtcdcelpais |aCcnsulta,quedandcdelasi-
guientenanera.
Del``Aguascalientes'deOventik,saldrlanlasbasesdeapcycccndes·
tinc alestadc deO+xaca.
l 04
' '
- - -
Del ``^guascalientes' de Mcre|ia, partirlan ccn
aestinc alcsestadcsdeNayarit. |aliscc, Cclina, Mi-
chcac1n,Cuerrerc,Cuanajuatc,QueretarceHidalgc.
Del``^guascalientes'dekcbertcBarrics,lasbases
drapcyczapatistassaldrianccnrunbcalcsestadcsde
\ucat1n,Quintanakcc,Canpeche,Tabascc,\eracruz
Chiapas.
Dcl `^guascalientes'deLaCarrucha,partirlana
lcsestadcs de Baja Calilcrnia Ncrte, Baja Calilcrnia
'ur, Scncra, Sinalca, Chihuahua, Ccahuila, Nuevc
Icn,1amaulipas,Durangc,Zacatecas,Aguascalientes
y'anLuislctcsi.
\, hnalnente, del ``^guascalientes' de La leali-
aad,saldrlanlcsylaszapatistas runbcalcs estadcsdeluebla,Mcrelcs,
Tl+xcala,LstadcdeMexiccylasdelegacicnesdelDistritcIederal.
Cadacccrdinadcraestatal,anunciarcn,enviarlaunarepresentacicn
m¨^guascalientes'ccrrespcndienteparareccgeralcsdelegadcsydelega-
d+szapatistasquevisitarlansusnunicipics.
Apartirdel l 2denarzcde l 999lcszapatistasseccncentrarcnen
lcscentrcsAguascalientesysealistarcnparaenprenderelviajeel l4del
misncnes, díaenelque,insclitanente, ´ nilzapatistasbasesdeapcyc
s+liercndesusccnunidadesparadispersarsepcrtcdc elpals.
Llesmerzcde|ascciedadcivilheencrne.Lncanicnes,trenes,avic-
aes,burrcs, caballcsyapie, lcszapatistasreccrriercnlakepublicaMexi-
cana.Llccntactcccnlascciedadcivilhedirectcysehernanarcnluchas
yrcsistencias.Iinalnente,el2l denarzctuvclugarlagranCcnsultayen
ellaparticiparcn2nillcnes&00nilperscnasdetcdcMexiccy4&nilne-
·icancs residentesenelextranjerc,lagrannaycriadeLstadcsUnidcs.
Lcs´ nil zapatistasregresarcnasusccnunidadeseinlcrnarcnsc-
arelcqueenccntrarcnaluera.niseria,dclcr,angustiapcr|alaltadetra-
aajc, viviendas destruidas, lalta de salud yeducacicny, en general, un
l0´

´
¸ ,
_ _

¸

l

Í`
'

. :

!
·
¸
\
·,
.
¹
!
.
pancrana descladcr en el que scbreviven nillcnes de nexicancs.
tanbienenccntrarcnluchasyresistencias,dignidadyganasdecrganiz+r-
sc.Lnccntrarcnapcyc a sus denandasy una dispcsicicnde la sccie
d+]
civilaseguircaninandcj untcs.
LlexitcdelaCcnsultaprcvcccaunn1salcsgcbierncsleder+ly e:-
tatal,quienesncntarcn unacbrateatralenlaquesupuestcsinsurgentes
¡
zapatistas se rendian hente | ejercitc lederal y entregaban sus arn+sy
unilcrnes.lrcntcquedcaldescubiertcquelcssupuestcsrebeldesenre+.
·
lidader+nparanilitaresdegrupcMlk^,yqueelpagcpcrsusinula]+
desercicnmeenespecie,vacas)ydinerc.
Ll7deabril,apenas l´diasdespuesdelaCcnsulta, luerzasarn+-
, �asdelalcli�iadeSeguridadlublica�elestadc deChiapastcnarcnpcr .

�saltclapreenciadel--�.¸.. s�..AdresSacanach`endelcslcbres,
�ug+rcnd ��

achabae



e��-icipalautcncnc,elegidcdenc- ¸
��

arne

� acuer

aa|�. a:·yccstunbres delas ccnunidades
indiet:�,�e���cs d anAndresentreelgcbierncleder+l
��� _


´ `
- '×�   �

· ¨• ' ` ·

·``¯
� �s •gi��
_

yestatalinpusiercndeestananeraunapresi-

d�

ca-�..,¡di¡itinaccnnienbrcsdellartidckevclucicnaricIns-
titu

icu
��
l

panecc, ncntarcn una guarnicicn de pclicas arnadcs e
iniciarcnsucanpañadeprcpagandavanaglcri1ndcsedehaber¨desman-
teladc"ctrcnunicipicautcncnczapatista.
Sinembargc,µ diasiguientedeldes+lcjc,unas5 nilbasesdeapc
yc delLZLN, tzctzilestcdcsellcs, retcnarcn pachcanentelasinstala-
cicnes de la presidencia de San Andres Sacanch`en de lcs lcbres yse
instalarcnenel lugarparacuidar sugcbiernc.
Ccnestaaccicn,señalarcnlcszapatistas,serecuperclasededeldi1
lcgcdepaz,sedelendiercnlcsderechcsyculturaindigenasy,scbretcdc,
¨sehizc hcncra|avcluntadnanilestadapcrnillcnes deciudadancsen
laccnsultadel 2 l denarzcde l 999, queseñalcccntcdaclaridadelsial
reccnccinientcdelcsderechcsindigenasyel nc ala guerra".
l 00
º º º
lcstericrnente,lcsgcbierncslederalyestatalini-
ciarcnunaseriedeucvinientcsdetrcpasydepclicas
lederalesyestatalesccnelhnderetcnarlasinstalacic-
nes,aunquehnalnentedesistiercn.
Ll recuentc de |a Ccnsulta tuvc lugar casi dcs
mesesdespues,del7a| l 0denayc,enelpcbladctc- �
jclabal deLa kealidad, adcndellegarcnaprcxinada- �
mente 2 nil perscnas para celebrar el Segundc ¸ ¸¸
1
Lncuentrcentre |aScciedad CivilyelLZLN, ccnel �
hndeanalizarlcsresultadcsyplantear,juntcs,nuevasestrategiasparaexi-
giralgcbierncelcunplinientcdelcsAcuerdcsdeSanAndres,perc,sc
aretcdc,paraccntinuardialcgandcyhernanandcsusrespectivasluchas.
lartedeunagranncvilizacicnyncvinientcensinisna, elsaldc
cuantitativcdelaCcnsultalueelsiguiente.
BrigadasenMexicc.2nil5´&.
BrigadistasenMexicc.27nil&´9.
Otrcspaisesdcndesedilundic laccnsulta.29.
Brigadasenctrcspaises.20´.
DelegadcszapatistasenMexicc.4nil990.
TctaldenunicipicsvisitadcsenMexicc.nil 299.
lcblacicnccnla queseentrcenccntactcenMexicc. 04nillcnes
´9&nil 409.
Nunercdecrganizacicnespcliticasyscci+lesccntactadasenMexi-
cc. nil l 4l .
lerscnas invclucradas en l acrganizacicn e nMexicc y sin ccntar
Chiapas. l 20nil.
Mesasyasanbleas. l4nil&95.
\ctcsenMexicc.2nillcnes&´4nil757.
\ctcsenctrcspaises. ´&nil57&.
Scbreestcsresultadcs,el LZLNsepreguntcypreguntc.
¨� Quesignihcaqueunacrganizacicncercada,perseguida,hcstigada
l 07
¯

¹
iI
|

Ì·

¹ .
'

� �
i l
• |
· í

`

Í
[ I
y atacada por medios militares, politicos, ideol6gicos, sociales y econ6mi­
cos pueda preparar a 5 mil de sus miembros para romper el cerco y cub
rir
los 32 estados de la Federaci6n mexicana?
"�Que fuerza politica, social y ciudadana se necesita para recoger a
esos ´ mil transgresores de la ley en las montafias del sureste mexicano
_
trasladarlos a rodos los rincones de Mexico?
"�Como fue posible celebrar el mas gigantesco ejercicio de dialogo
que haya conocido la hisroria de este pais?
"�Que hay en el coraz6n de esos hombres, mujeres, nifos y ancianos
que desafiaron amenazas, mentiras y riesgos para encontrarse frenre a
fente con los zapatistas, viajar con ellos, comer con ellos, dormir con
ellos, hablar con ellos, preguntar con ellos, responder con ellos, caminar
con ellos?
"�Donde qued6 el miedo a comprometerse, a participar, a ser actor
y no espectador?
"�Que movi6 a decenas de miles de mexicanos y mexicanas en terri­
torio nacional y en el extranjero a levantar la bandera de Ia consulta no so­
lo sin recibir pago alguno, sino induso teniendo que poner de su bolsillo?
"�Como contar Ia dignidad, el deber, la memoria y el compromiso
de todos y todas esos y esas obreros, obreras, campesinos, campesinas, in­
digenas, estudiantes, punks, chavos banda, activistas politicos y sociaies,
miembros de organizaciones no gubernamentales, artistas e intelectuales,
homosexuales y lesbianas, comunidades edesiales de base, sacerdotes,
monjas, obis
p
os, jubilados, y pensionados, deudores, hombres, mujeres,
nifios, ancianos, j6venes?" (Mensaje del EZLN. 1 0 de mayo de 1 999).
Pero no rodo fueron cuentas alegres. El gobierno de Zedillo, en com­
plicidad con el de Albores Guillen, se empefi6 en incrementar Ia campa­
fia de comrainsurgencia, por lo que, mientras en La Realidad se llevaba a
cabo el Encuentro Nacional en Defensa del Patrimonio Cultural, el ejer­
cito entro a Ia comunidad zapatista de Amador Hernandez (localizada en
Ia reserva de los Montes Azules, en Ia Selva Lacandona), cuyos habitantes
1 68
- -

-
se opon{an a la construcci6n de una carretera que servirla unicamente pa­
ra abrir paso al ejerciro y a sus labores de contrainsurgencia, y para el sa­
queo de maderas y explotaci6n de yacimientos de uranio y perr6leo. Los
rebeldes impidieron el paso de la maquinaria y de los soldados y a partir
de ese momenta comenzaron un movimiento de resistencia que habria de
durar mas de un afo, tiempo durante el cual montaron un plant6n per­
manente fente al nuevo campamento militar. Fueron meses de lucha y re­
sistencia, ejemplo de dignidad y rebeldla. En esta ocasi6n, como en cada
una de sus movilizaciones, no estuvieron solos, pues cientos de personas
de la sociedad civil nacional e internacional acudieron a acompafar diver­
sos momentos del plant6n, aun con las abiertas amenazas lanzadas por el
gobernador Roberto Albores Guillen, quien, para esos momentos, ya era
mejor conocido como "El Croquetas".
El ambiente en contra de los observadores nacionales y extranjeros
se recrudeci6 en rodo el territorio rebelde: se incrementaron los retenes
militares y de migraci6n, y se continuo con una campafa de hostigamiento
1 69
' j
� !
' �
1

|
�|'
ypersecucicn,atravesdelcsnedicsdeccnunicacicn,
enccntradetcdc aquel quetuvieraalgunapanicipa-
cicndesclidaridadccnalgunaccnunidadind|genaza-
patista.
Sinenbargc,lcszapatistas,lejcsdeinterrunpir0
disninuir sus ccntactcs ccn|accnunidad nacicnal
einternacicnal,lcsincrenentarcny,enlcs nesessi-
guientes, prctagcnizarcn unaseriedeencueurcs ccn
dilerentesgrupcsde|ascciedadcivil. LaCcnandancia
CeneraldelLZLNscstuvcreunicnesen|accnunidad
tcjclabaldeLalealidad,ccnelFrenteZapatistadeLiberacicnNacicnal,
ccn naestrcsdelaUniversidadledagcgicaNacicnal, ccnelncvinien-
tcpcrladelensadel patrincnic cultural, ccnelSindicatcMexicancde
Llectricistasy, scbre tcdc, ccnestudiantes enhuelga de la Universidad
NacicnalAutcncnadeMexicc.
ScbrevincentcncesunintercanbicepistclarintenscentreelSubcc-
nandantelnsurgenteMarccsyunsectcrde|accnunidadintelectualna-
cicnal, ccn nctivc de las dilerentes pcsicicnes adcptadas lrente a |a
huelgaestudiantil n1slargadetcda|ahistcriade|aUniversidadNacic-
nalAutcncnadeMexicc,UNAM).
Ln el narcc de |a huelga universitaria encabezada pcrel Ccnsqc
CeneraldeHuelga,CCH),centenasde estudiantes acudiercnalaSelva
LacandcnaaintercanbiarexperienciasccnelCCll. Lapcsturazapatis-
talrentealahuelgalueresunidaenunintercanbicepistclarentreelsub-
ccnandante Marccs y el escritcr Carlcs Mcnsiv1is. ¨Su causa es j usta,
tienen razcn, lcsapcyancs, lcsadnirancs, lcs querencs,van aganar.
Aden1s,scn elslntcnade`algcdelcquetanbienscncss|ntcnancsc-
trcs.|acrisispcl|ticacdelquehacerpcllticc. . . ) .
Hubc, unavez n1s, encuentrcsydesencuentrcs ccn un sectcrdel
ncvinientc estudiantilccndenandas legltinas,perccuycs netcdcs re-
sultarcn cuesticnables para anplics sectcres de |a scciedad ,sectarisnc,
l ¯0
- v º
intclerancia,verticalidadenlas decisicnes, etcetera) .Aquiesinpcrtante
seâalarqueluesclcunsectcrdelncvinientcelquenantuvcesteccn
pcrtanientc, pues anplics grupcs estudiantiles lucharcn pernanente-
mente pcrenccntrar unasalidadigna al ccnllictc, sin renunciar a sus
legltinasdenandas.
LahuelgaenlaUNA\ccntinuabay, sinultineanente,lcstzeltales
ytcjclabales rebeldessiguiercn resistiendc, accnpañadcs pcr grupcs de
estudiantesenhuelga, pcrestudiantesdelaLscuela NacicnaldeAtrc
pclcgiae Histcria,LNAH)ypcrperscnasdedilerentescrganizacicnes,
principalnentedel IZLN, enunplantcnlrentea canpanentc nilitar
delaccnunidaddeAnadcrHern1ndez. Hastaahillegcunnensaje de
alientc de parte del Ccnite Clandestinc levclucicnaric lndigena. ¨Ll
ejenplcdedignidadyvaleulaqueustedesest1ndandc ahcrancsclc
llegaa ncsctrcs, asusccnpañercsdelLZLN,tanbienest1llegandca
cbrercs, canpesincs, indlgenas, cclcncs, anas de casa, estudiantes,
naestrcs, artistas e intelec(uales, religicscs hcnestcs, jubiladcs, hcn-
bres,nujeres,niñcsyanciancsdectraspartesdeMexicc.\tanbienlle
gan1sallidenuestrcpalsqueesMexicc. . .
·
¨Lnlaradic,latelevisicnv|aprensaqueestinal

ervicicde���cn
tirayeldinerc,dicenqueescsscldadcsestanahlparaquesepued�cons
ttuir una carretera que traeti benehcics a lc

s indíg

nas .. .

¸
Sabencsbienquelascarreterasquehaccnstruid

U¸�� o�s �
vadcniunsclcbenehcicalcsindigenas.Ccnlas
_
ter

no

h_
n�n�
dc nediccs, ni se han ccnstruidc hcspitales, ni llegan ni+¬
¸
,
·
u|�
hacen escuelas, ni llegannateriales paranejcrarlaviviendadelcsindí-
genas,ncnejcraelprecicdelcsprcductcsquevendenlcscanpesincsni
scnn1sbarataslasnercancasquedebenccnprarlcsindigenas .. . Ccn
|ascarreterashanllegadclcstanquesdeguerra,lcscañcnes,lcsscldadcs,
|aprcstitucicn, lasenlernedadesvenereas,elalcchclisnc,lasviclacicnes
denujeresyniñcsindigenas,|anuertey|aniseria. . . ',CartadelLZLN.
Agcstcde l 999) .
l ¯l
l
'
'

El ejemplo de resistencia ) dignidad que dieron las bases de apoyo
zapatistas, en esta lucha para impedir Ia construccion de una carretera en
Ia Selva Lacandona, es digno de esrudiarse aparte. Fueron meses enteros
en los que 24 horas al dfa los y las zapatistas hicieron guardia frenre al
cuartel militar. En Amador Hernandez acciono por primera vez Ia Fuerza
Area Zapatisra, cuando, para contrarresrar el ruido ensordecedor con el
que los militares pretendfan acallar las protestas indfgenas, los zapatistas
"bombardearon" con cientos de avioncitos de papel el cuarrel federaL En
Amador Hernandez cientos de hombres y mujeres de Mexico y de dife­
rentes partes del mundo, resisrieron el frio, el calor, el hambre y el cansan­
cio, acompaflando Ia resistencia indigena que exigfa el retiro del ejercito y
Ia devolucion de sus tierras.
Simulraneamente al planton en Amador Hernandez, a Ia solidaridad
con el movimiento esrudianril en huelga de la UNAM ) a los encuentros
con diversos secrores de Ia sociedad, el subcomandante Marcos, a nombre
del CCRI del EZLN, difundio, durante el segundo semestre de 1 999 )
1 72
- - -
los primeros meses del 2000, diversos arriculos sobre el neoliberalismo
y Ia globalizacion, sobre Ia guerra y Ia situacion nacional e inrernacional y
sabre el papel de los intelectuales y Ia izquierda; ademas de una serie de
cartas con multiples destinatarios, entre ellos inrelectuales, diversos sec­
rores sociales tales como los esrudiantes, los trabaj adores del periodico
¡:,··o:d:,los homosexuales y las madres de los desaparecidos politicos,
asi como una larga misiva dirigida a Ia Relarora Especial de Ia ONU para
Ejecuciones Extrajudiciales, Sumarias o Arbitrarias, Asma Jahangir.
La situacion para finales de este afo estuvo marcada, por una parte,
por el incremento del hostigamiento y de Ia guerra sucia en contra de los
pueblos rebeldes y de todo aquel, nacional o extranj ero, que participara
activamente con los zapatistas; y, por otra parte, por el aumento de los en­
cuentros personales y epistolares del EZLN con diversos sectores de Ia co­
munidad nacional e internacionaL
Despues de seis afios de guerra, Ia militarizacion y paramilitarizacion
era alarmante en el estado de Chiapas (y en muchos otros estados como
Oaxaca, Hidalgo y Guerrero) . Segun cifras oficiales, para ese afo eran 30
mil los elementos del Ejercito Mexicano destacamentados en Chiapas. Si n
embargo, dlculos no oficiales aseguran que eran cerca de 70 miL
La militarizacion en Chiapas, denunciada por organizaciones de
derechos humanos, campamenros de paz y muy especialmente por I a
organizacion no gubernamental Enlace Civil, era, y es , alarmante. A
partir del primero de enero de 1 994, el gobierno federal envio a Ia zo­
na de conflicto a cerca de diez mil soldados del Ejerciro Mexicano; 200
vehiculos (jeeps artillados y tanquetas, entre orros) y 40 helicopteros.
Pero en diez dias de conflicro el numero de efectivos se incremento a
1 7 miL En ese mismo afo ( 1 994) , el gobierno federal restringio el
confl icro armada a cuatro municipios: San Cristobal de las Casas, las
Margaritas, Ocosi ngo y Altamirano. Yluego se extendio. En 1 999 el
Ejercito Mexicano amplio su radio de accion a 00 de los 1 1 1 munici­
pios de Chiapas.
1 73
¯

I

ì·
i
`
}•
,

,
i
l �

¦'


'

'

lara|aguerraenelsurestenexicanc,deacuerdcadatcsccuenidcs
enelensaycdelLZLNscbre|aCuerraCecestrategicaenChiapas,|echa-
dce| 20dencv|enbrede l 999), elejercitc|ederal está crganizadcenla
septinaPegicnMilitar, que cuentaccn ´ zcnasnilitares. |a 50 ccn sede
en\i|laherncsa, |a5 l en Panchc Nuevc, la 50enTapachula, |a5& en
Tencsique,yla 59 enOccsingc.Aden1s cuentaccnlas siguieues bases
aereasnilitares.TuxuaCutierrez,Ciudadlenex,Ccpalar.
Ohcialnente, |a |uerza principal del Ljercitc |ederal, |a äanada
IuerzadeTareaArccirisccntabaenChiapasccnl l agrupanieucs. San
Quintln,Nuevc Mcncn,Alta iranc,LasTacitas,Ll Linar. Cuadalupe
Tepeyac, Mcnte Llbanc, Occsingc, Chanal, Bcchil y Aatiu1n. Sin
enhargc, enunreccrridc pcr lazcnase pudc verihcar laexistenciade
:n���s


asgtiarnicicnes nc ccntenpladaschcialnente,tales ccnclas
q

�cnba

cn San Caralanpic, Calvaric, Laguna Suspirc,
1�rla italaMonteLlbanc,LagunaOcctalitc,SantcTcn1s,La
Trin|da|crd1n, �enlnsula, lbarra,Sultana,latiwitz,Carrucha,Zaquil1,
S�nrcetai�Yalc  Flcrida,Ucuxil,Tenc,Tcnin1,Chilcn,Cu-
xu
[
ji, Atrirar:c,Ra�chcM�sJ,RanchcNuevc,Chanal,Oxchuc,Pan-
choH Bancc,¯

opisca, C� I+s Margaritas, Plc Ccrczal, Santc
Tc�, Cuada p�1`epeyac, VicenteCuerrerc, Iranciscc\illa, Ll Lden,
NuoMomón,Maravilla1ncjapa, San\icente, P|zcdeOrc, laSan-
bra,IlcrdeCa|e,Am+dcr1ern+ndez,Scledad,SanQuintln,Anatitl1n,
P|cLuseba,enlazonaSelz, Cn�r:alhc,LasLinas,Yacteclun,LaLiber-
tad,Yaxnel, luebla,Tanquinucun,Xcyeb,Majcnut,Majun,lepentik,
Lcs Chcrrcs, Acteal, lextil, Zacalucun, Xunich, Cancnal, ·Tzanen Bc
lcm, Chinix, Quextik, Bajcventik, lantelhc, Zital1,Tenejapa, SanAn-
dres,Santiagc Lllinar,|clnachcj,LlBcsque,Bcchil, San Cayetanc,lcs
ll1tancs,Cate,Sincjcvel,Niccl1sPuiz,Anatenangcdel\alle,\enustia-
ncCarranza ,en Lcs Altcs), Huitiup1n, Sabanilla, laralsc, Lcs Mcycs,
Quintana Pcc, Lcs Naranjcs, |esus Carranza, Tila, L. Zapata, Linar,
Tunbal1, Hidalgc |cexil, Yajalcn, Saltc de Agua, lalenque, Chancal1,
l /4

- - -
Pcbertc Barrics, llayas de Catazaj1, Bcca Lacantun
,enlazcnaNcrte) .
Aden1s,segundiversascrganizacicnesindlgenasy
scciales deChiapas ,distintas ydistantes al LZLN), el
LjercitcMexicanctenla, en l 999,200pcsicicnesnili- ·
taresenChiapas,lcquesignihcabaunccnsiderablein- } ¯ F¿ '
crenentc respectc a lcs /0 puestcs que tenla en l 99´. Ln una carta
dirigidaaLrnestcZedillcyalsecretaricde|aDe|ensaNacicnal,Lnrique
CervantesAguirre,lasagrupacicnessccialeseindlgenasccnpresenciaen
lascanadasde|aSelvadeChiapas, nani|estarcnquetansclcenlcsnuni-
cipicsde Occsingc, Altamiranc, Las Margaritas, La Independencia yLa
Trinitariaseenccntrabandestacanentadcs5/nilscldadcs.Lnescscincc
municipics,senalarcn,lapcblacicnncllegaalcs500nil, lcquesignih-
cabaquehablaunscldadcpcrcadanuevehabitantes.
Apartedelas |uerzas ¨regulares" encuadradasenlaszcnasnilitares
delLjercitcyIuerzaAereaen Chiapas,elgcbierncccntabaccn´I Cru-
pcsAercncvilesdeIuerzasLspeciales ¦CAIL),delcscualescuandcne-
ncs cincc estaban en Chiapas, dcnde tanbien cperaba un cuerpc de
ln|anterladeDe|ensas Purales, 0batallcnesdein|anterla,2regimientcs
decaballerlanctcrizada, 5 grupcsdencrtercsy5ccnprlasncencua-
dradas.Aden1sde l 2ccnpanlasdeln|anterlancencuadradas enSaltc
deAgua,Ataniranc,TenejapayBccaLacantun.
Laparanilitarizacicnenlazcna, aseisancs delestallidc arnadc
zapatista, arrcjaba ci|rasigualnentealarnantes puessesablade, cuan-
dcnencs, laaccicndesietegrupcsparanilitares. Susncnbres. M1sca-
ra Pcja, laz y |usticia, MlIA, Chinchulines, Degclladcres, lunales,
AlbcresdeChiapas.
Llancternincyalcszapatistaslesscbrarcnnctivcspatabailar.es-
tabanvivcs,lasccnunidades siguiercn hrnesyresistiendc,anpliarcnsu
inUuenciaan1spueblcsyregicnes,seenccntrarcncadavezccnn1sgen-
tedeMexiccydelnundc.Zapatavivlaylalucha,nihablar,seguia.
l /´
M


El silencio zaparista ante el torbellino electoral.
Solidaridad con los estudiantes presos.
Postura ante los comicios presidenciales.
Despedida a Ernesto Zedillo ÿanuncio
de la Marcha de .icomandantes
ÿun subcomandante
a la Ciudad de Mexico
¢lnucºcsiglclucncibidccnMcxicc cnmcdicdeunatubulcn-
ciaprcclcctcralpccasºcccsºista.Lnlrascadcscnlaluchapcr|aprcsidcn-
cia dc |a kcpublica, lcs partidcs pcllticcs cmpciarcn a dclìnir sus
cstratcgias ccn rcspcctcalagucrracnChiapas, tcmaincludiblcaunquc
lucrasclccncldiscursc.
Lcspuesdcunacncarniiadaluchapcr|acandidaturaalaprcsiccncia,
lrancisccLabastidaOchca,uncdclcsprincipalcsprcmctcrcsycjccutcrcs
cclagucrrasuciacnChiapas,mcclcgicc ,dcsignadc)candicatcccllarti-
cckcºclucicnaricInstitucicnal,lkI).lcrpartcdcllartidcAccicnNacic-
næ ,lAN), cl cxgcrcntc cclaCccaCclay cxgcbcrnadcrdcCuanajuatc,
\iccntclcxQucsada, lcsganclaparticaalcspanistasccctrinaricsyccn
clapcycdclgrupcautcccncminadc¨Lcsamigcsdclcx',ingrcsclcrmal-
mcntcalaccmpctcnciapcr laprcsidcncia.CuauhtemccC+rdcnasSclcria
no, dcl lartidc dc la kcºclucicn Lcmccr1tica ,lkL), sc alistc para
ccmpctirpcrtcrccraccasicncnlas clcccicncsprcsidcncialcs.
l¨¨
¾

:
:

¸
���
!
.
'
!
¦

!
|
!
l`
|

la:.ateesesmeses,\|ceate!eze¡té¡e:aa.c|.:.est:.te¿|.1e
me:c.eeteca|.¡ae|e|a1|c.|.aeea|:eat.:.|t.¡.t|sme, ¡e:|e¡ae|a·
s|st|éea¡aesa¡esta:.cea:es¡ecte.C||.¡.ses:.:|.|.s.e.eae|e|+|e·
¿eyeae|:es¡ete.|.|asa:¿eac|.,L.|.st|e.Oc|e.seem¡eãéeat:.t.:
ees¡ect|v.meatee|cea1|:te,y,¡e:sa¡.:te,C+:eea.s:e|é:t.ae|atea:é,
cemeeaet:.sec.s|eaes,m.ateae:aa.s.a.e|st.ac|.'' cea:es¡ecte.|
¿:a¡emsa:¿eate
L|LZLX:ec|.téeat:.:.|jae¿ee|ecte:.|y, aa.veimJs,e¡té¡e:
e|s||eac|eceme.:m.yest:.te¿|.:é|eea:.ate|es¡:|me:esmeses1e|
.ãee|sa|cem.a1.ateV.:cesceat|aaéceae|eavieeem|s|v.s.e||e:ea-
tes¡e:sea.||1.eesee|Jm||te|ate|ecta.|yca|ta:.|aa.c.:t.¡éstam..|
esc:|te:,||ste:|.ee:y¡e:|e1|st.le:a.a1ebea|tet,aas.|aeay:eceaec|·
m|eate.l.||eCeat+|etC.s.aev.,aaeas.yese|:e|.ee:ec|.|ate|ecta.|
ye||.sc|sme|||e:.|t|ta|.ee¡Oz|me:ea'`, aas.|aee.|más|cey|ac|.-
1e:sec|.|leaé\|||.aaev.yaaemJs.|.smaje:es|asa:¿eat.seaec.s|éa
1e|l|.late:a.c|ea.|1e|.Vaje:.
La|e|:e:e,|.le||:.leee:.|l:eveat|v.,lIl)v|e|é|..ateaem|.
aa|ve:s|t.:|.e |a¿:esé.|.s |ast.|.c|eaesee |. ua|ve:s|1.eX.c|ea.|
Aatéaem.eeVéz|ceceae|| aee:em¡e:|.|ae|¿.estae|.at||,eaaa.

U

z U U
.cc|éa ea |. ¡ae tem.:ea ¡:eses . |es esta1|.ates
a|em|:esee|Ceaseje Cete:.|1ehae|¿. li.sees-
¡aés,e|LZLXm.a||estésase||e.:|e.e| acea1|c|ea.|
ceae|mev|m|eateaa|ve:s|t.:|e,sa:ec|.te.|aseee
|.·|e|eac|.¡.:.:em¡e:|.|ae|¿.y|.ez|¿eac|.ee||-
|e:t.1.|esestae|.ates:ec|a|ees.
L. ce::es¡eaeeac|.t.¡.t|st.se | ate::am¡|é ea
.|:||y|eseess|¿a|eatesmeses|ae:eaee.|se|ates|-




 ,


•`

`
¸

¡_



¸ , ¡


'




`
·
ì

|eac|e. l|a.|meate, H l9 eejaa|e, e|LZLXe|e.ceaece:sa¡esta:.
âeate.|¡:ecesee|ecte:.|¡:es|eeac|.|Aev|:t|é,ea¡:|me:|a¿.:,¡ae|.s
e|ecc|eaesse||ev.:|.a.c.|eeame1|eeeaa.¿ae::.,¡aest.ateeaC||.-
¡.scemeeaCae::e:e,O.z.c.,h|e.|¿e,lae||.,\e:.c:at,:.aLa|sle-
tes|y ea et:es |a¿.:es cea ¡e||.c|éa | aei¿ea., eecea.s 1e m||es ee
se|e.eesee|¿e||e:ae|eee:.|y¡e||:.seee|ve:s.sce:¡e:.c|eaes,:e.||t.-
|.aaa.¿ae::.eeezte:m|a|eeaceat:.ee|es¡ae||es|ae|eseeVéz|ce.
l.ezt:em.¡e|:et.,|.¡e:secac|éay|.|.|t.1e:eceaec|m|eateee|esee-
:ec|es|a1|es,sea.|.:ea,¡:evec.a¡aeceat|aáe|.:es|steac|.1et.¡.t|s-
t.s,¡aesem.atea¿.a.ct|v.s|.s¿ae::|||.s1e|llI ye|Llly¡aese
sameaet:es¿:a¡es.:m.easceaeem.a1.s1ejast|c|.yeemec:.c|..
laesem|smeeecameate,Las.yeee|LZLX.l 9eejaa|eee2OOO),
1eaaac|.:ea¡aee|ase |ae|sc:|m|a.ee eeeacaest.s¨ees¡|.té.|vete
c|a1.1.aecemee|ecte:y,¡e:|em|sme,y.ae|m¡e:t.|.e|s¡at.:aa.
e|ecc|éa ea|.s a:a.s, s|ae¿.a..|.e¡e:1e:|.ea |es eac.|et.1es ee|.
¡:ea·.esc:|t.y1e|esaet|c|e:es1e:.e|eyte|ev|s|éa
\.t|c|a.aeee|¡es|||et:|aa|eeeaa¡.:t|1e1ee¡es|c|éa,.ev|:t|e-
:ea¡aesa||e¿.1..|.s|||.¡:es|1eac|.|aes|¿a|| c.:|.e|t:Jas|te.|.ee-
mec:.c|.,eat.atee|¡e1e:sezea.|ses|¿a|e:.ceaceat:.aeeeaaa.se|.
¡e:sea.,y |es¡eee:eseac.:¿.1es1e|e¿|s|.:e|m¡.::|:jast|c|.ceat|aa.-
:.acemee|emeates1ece:.t|ves
laesteseat|1e,|as|st|e:eaea¡aeaa¡e1e:|e¿|s|.t|ve.a:éaeme
e|a1e¡ea1|eate1e|ejecat|vees|m¡:esc|a1|||eeaaa.eemec:.c|.,se
l¨9
¯

I

I
ptcnunciatcn cnccnttadcunºctcdcunidadalaºctdcunptcycctcdc
dctcchacncabciadcpct\iccntclcx,ypctlacclcbtacicndcunaccnticn·
daclcctctal liupia, cquitatiºa, hcncstay plutal.
linalucntc,tcitctatcnlapcstutapcllticauantcnidadutantcu1sdc
scisancs. ¨Il ticupc clcctctalnc cs clticupcdclcsiapatistas. Ncsclc
pct nucsttccstatsintcsttcynucsttatcsistcn.iaatuada.1aubien,ysc-
btc tcdc, pctnucsttcal1n cncnccnttatunanucºalctuadchacctpcl|t.-
caqucpccc cnadaticncqucºctccnlaactual...In |aidcaiapatista,la
dcucctaciacs algc qucsc ccnsttuycdcsdcabajcyccntcdcs,incluscccn
aquc|lcsqucpicnsandilctcntcancscttcs.Ladcucctaciacs clcjctcicicdcl
pcdctpct lagcntctcdc cl ticupc ycn tcdcslcslugatcs'.
Il2 dcjulic,d|adclasclcccicncsptcsidcucialcsylcgislatiºas,lcsia·
patistas, dcacuctdc a una pcstutaptccstablccida, pctuiticrcnlainstala
cicndccasillas clcctctalcs cnlasicnastcbc|dcs,scabstuºictcndctcaliiat
l80
z U U U
actcs dcsaccta|c c ac.icn a|guna cu ccntta dcinstalacicncs clcctctalcs
|uncicnaticsdc|llIyvc:an:c·, ucllauatcnaºctatpctningunc dclc
can
didatcscsuspattidcs,yccuuinarcnal pucblcdcMexiccqucºc|acr
las
clcccicncsunapcsibi|idaddclucha, aluchatcncsctcttcncyccncsc·
u
cdics,yadclcndctc|vctc.
Lancchcdccsc.dcjulictctuinc laccntinuidaddcu1sdc/0ancs
ccgcbictncsptcsidcncialcscuanadcsdcllattidclcºclucicnaticlnstitu-
.icnal, ccnla ccnlìtuacicudcl ttiunlc cn laptcsidcnciadcMexicc dcl
panistay cxgctcntcdclaCccaCcla, \iccntclcxQucsada. M1s tatdc,
lablcSalaiat,candidatcdcuuaalianiadctcdcsccnttacllk,sciupu
sc cnlaclcccicndcgcbcnadctdclcstadcdc Chiapas.
1tasunlatgcsilcncicdccasiscisucscs,clIZLNºclºicalacsccna.A
|n+csdcncºicubtclcsiapatistasdcspidicrcnalptcsidcntcsalicntc,Itncs-
tc/cdillclcnccdcLccn,ccnunacattasiuilaralaqucdihndictcncuan-
cc lc dictcn la bicnºcnida. In cl dccuucntc cl subccuandantc Matccs
tccctdclapcsadillaqucsigni|ìcc clscxcnic icdillistapatauillcncsdcuc-
x.cancsyucxi.auas.¨uaguicidics,ctisiscccncuica,cupcbtcciuicntcua-
s.ºc, cntiqucciuicntcil|citcybtutaldcuncscuantcs,ºcntadc|ascbctan|a
aacicnal,inscgutidadpub|.ca,csttcchauicntcdcligascnttcclgcbictncycl
.tiucnctganiiadc, ccttupcicn,ittcspcnsabilidad,guctta. .. y chistcsualcs
yualccntadcs'. ,CattadclI/LN..8dcncºicubtcdc.000)
Ccn tcspcctc al ccn|:ctc atuadc, clIZLN csbcic lacsttatcgiadc
Zcdillcdutantclcsscisancsquc:cuantuºccnclpcdct,ancsqucscca-
ta.tctiiatcnpct ladcblccsttatcgiadchngitdispcsicicnaldi1lcgcyccui-
auat cl cauiuc dcla º|a ºiclcuta, ancs cn lcs quc cl cjccutiºc ¨intcntc
rcpctit lahistctiadclattaicicndcChinaucca,cl9dclcbtctcdcl995),
ccttcchcuilcsdcuillcncsdcpcscsttatandcdcccuptatlaccncicnciadc
l.stcbcldcs, uilitatiiclasccuunidadcsind|gcnas ,yncsclc lasdcChia-
¡as) , cxpulsc acbsctºadctcs intctnacicnalcs, cnttcnc, cquipc, atucylì-
aan.ic patauilitatcs, pctsiguic, cncatcclc y cjccutc suuatiaucntc a
ia¸atistasynciapatistas,dcsttuyccl tcjidc sccialdclcaupc chiapanccc,
1 81
*

 

ys|¿a|ea1e'.ceas|¿a.1esa||je¡a:.:|ve,e|¿ta¡e¡.·

l
:.m|||:.:V.sc.:.lej.m.:.:emes|.sem|||.:.¡.:|s·

� ��
:.,,m.a1ém.s.c:.:.a|aesymaje:esem|.:.:.1.sea
´ -
� Ac:e.|,e|..1e1|c|em|:.1e l99¯".

¯
�- �
L.c.::.:e:m|aéceaaae|ecaea:eus:e1sev.±

ez|||e.Xes�:�es.¡a|se¿a|mes'..es1|.s1es¡aés,e|¡:|·
_ ��

� me:e1e1...em|:e, e|l/LX1.e.ceaece:sa|ec:a:.

` .ce:c.1e|¡:ecesee|ec:e:.|.laaaeas.ye:|:a|.1e¯Vé·
|
'

'
'
• ¹
!
z|ce2000, vea:.a.s.||e::.s,¡ae::.s¡e:.|:|:',1e1|c.·
1e.|.|asa:¿ea:eLac|.,¡a|ea|.||.mae::ee|91ese¡:|em|:e.a:e:|a:,
|es:e|e|1es||c|e:eaaa|.|.ace1e|escem|c|es¯l|¡aa:ecemaaeaes:.s
c.m¡.ã.saeaa¡:eaa1e1es¡:ec|e.|c|a1.1.ae.V.sce:c.a.s.|.¡a|||-
c|1.1me:c.a:||,|.sc.m¡.ã.s¡e:|.l:es|1eac|.ceac|||e:ea.|c|a1.1.aa
cemeaa1esmeme:|.1ecem¡:.1e:¡ae¡.¿..|cea:.1e,ae|.cemac|.s
¡:e¿aa:.syaeez|¿e¿.:.au..lasaem¡ec|a.1.m.:c|.cea:am|e1|ve:·
¿ea:e.|1e|.c|a1.1.ai.,|.c|.se¡e||:|c.mez|c.a.¡.1ec|é|.1|s¡.:|1.1
ea::esase|:ec|m|ea:esy|.sez¡ec:.:|v.s1e|.¿ea:e'.
l|::|aa|e1e|.e¡es|c|éa,|ae¿e1e¯l.ães1e¿e||e:aes¡:||s:.s,|ae
|e|1e¡e:|es:.¡.:|s:.scemee| :esa|:.1e1e aa.¿:.am.a||es:.c|éac|a·
1.1.a.¡ae1|jeXO.|.cea:|aa|1.11e|s|s:em.¯. . aa.ma|:|:a1.aé·
a|m.1emez|c.aesymez|c.a.s|e1|e:eae|:|:e1e¿:.c|..aa s|s·em.
¡e||:|ce ¡ae,¡e:m.s1es|e:e1éc.1.s,sem|:é1ec.:.s::e|esyc.1.ve:es
|.||s:e:|.a.c|ea.|.Lesmae::esea e|c.m|aeaee:.a¡eces|.jas:|c|.,
|.1emec:.c|.,|.|||e::.1,|.se|e:.a|.a.c|ea.|,|.¡.:,|.v|1.1|¿a..|.
ve�1.1, |. |e¿|:|m|1.1, |. ve:¿|iea:. y, se|:e :e1e, |. es¡e:.a:.. lsas
mae::es¡ae:ev|veac.1.:.a:e l965, l968, l985, l988, l994, l99¯
,las.ye1e|l/lX. l1e1|c|em|:e1e2000).
A1em.s,e|lZLX¡|1|éaecea|aa1|:.|:e:a.ac|.,¡e:¡aeeseysé-
|eese es|.||e¿.1.1e!ez',cea::.as|c|éa,yseã .|.:ea¡ae|esáa.cas
ca|¡.||es1e¡ae|.m.yeo.1e|esc|a1.1.aes||¿.:.a|.1emec:.:|:.c|áa
1e|¡.|s .|.1e::e:.1e|lll,|ae:ea|es¡:e¡|es¡:||s:.s,ceasas¡e||:|c.s
l8.

¹
z U 0
eceaém.c.sysec|.|es,sam.aeje1|sc:ec|ea.|1e|¡:esa¡aes:eysas||¿.s
ceae|a.:ce::.|ice
·e|:e|.c.m¡.ã.¡:es|1eac|.|1e|lll,¡aeeac.|e:éC..a|:emec
,.:1ea.s.e|¿:a¡e|asa:¿ea:e|a1|cé¡ae|aeaa.c.m¡.a.¡aeem¡e:é
e|ses|ea.1.¡e:e|cea::e,y ea¡e||:|c.,1|je:ea,e|cea::eaeesm.s¡ae
|.1e:ec|.ea::.as|:e1e.sea:.:se,y,.aa¡ae|ae¿esece::|é|.c|.|.|:-
¡a|e:1.,eae|c.m|ae1ejév.:|es|es|ea.1es.|.c:e1|||||1.1,|.cea|i.a:.,
|.ce|e:eac|.y|.es¡e:.a:..
!|a.|mea:e,e|sa|cem.a1.a:eV.:cesseã.|é¡aeceae|.scease1e
!az,¡:|me:e1ea::e1e|lAX,|ae¿eea|.c.m¡.ã.,y.|e:.ceae|::|aa-
|e,|.a|::.1e:ec|.v|ee|¡.:.¿a.s,e|:eäec:e:y|.::||aa.¡ae|asc.|..
\s|,ea:e:ae.Acc|éaX.c|ea.|se1.aa.|ac|.se:1.ea::ea|::.syme-
1e:.1es1e1e:ec|..lae|::.asca:se1e|1||e:ea1ee|¡.::|1esev.1esv.-
aec|ea1e,v.¡e:1|ea1e¡e:|||y,.s|¡.:ece,sé|e.¡e::..aa!ez::|aa|.a:e
1es ces.s. e| ce|e:.:a|ye|cae:¡e¡ae|.|:.1ese::es¡aas.||e1e|es
e::e:es1e|aaeveljeca:|ve|e1e:.|`.
l|. 1e ja|.ee|lR aesé|e¡e:1|á|.¡:es|1eac|.1e|.le¡á|||c.,
:.m||ea:aveaa.1e::e:.||s:é:|c.ls:.1er:e:.es¡:e1ac:e1emac|.s
|ac|.·l|ae:eceaece:|eyaecem¡e::useeaceasecaeac|.esaa.me:-
¡.|a1.1',|a1|c.:ea|es:.¡.:|s:.seae|eas.ye¡e||:|ce1.1e.ceaece:aa
1|..a:es1e¡ae!ez.sam|e:.|.¡:es|1ea:|..

¾

'

,, _ .�

'

´
� � �   �


Lcsindlgcnastcbcldcsccnºccatcnaunainsclita
ccnlctcncia dc prcnsa para cl dla . dc dicicubrc, cs
dccit, pataundladcspues dc la tcmadc pcscsicndcl
nucºc ptcsidcntcdc Mexicc. Scgcncro cacnccs una
gtancxpcctatiºapcrlapalabtadclgtupc armadc,ya|
pcbladc dc La kcalidad acudicrcn dcccnas dc pcric-
distas dc casitcdcs lcs mcdicsactcditadcs cn cl pa|s,
adcm1s dcpattcdclaprc

sacxttanjcraquc |ablallc
gadc a Mexicc para cubrir cl actc prctccclatic dcl
��

·

••
•t


Í
cambic ptcsidcncial.
Ccmcpccasºcccs,lcsiapatistasllcgarcnpuntua|csasucita.Llsub-
ccmandantcMatccsapatccicj untcalmayctMcisesyclccmandantc1a-
chcydictcninicica|accnlctcnciaccnlalcctutadccuattcccuunicadcs.
Ln cl ptimctc lcdictcnlabicnºcnida, ala manctaiapatista,alptcsidcn
tc\iccntclcx. ¨CcnlcsiapatistasustcdpartcdccctccnlcqucscrcHc
rcactcdibilidadyccnuania,. . . ) Ncd.bchabctduda.ncsctrcsscmcs·us
ccnttatics. Lcquc cstícnj ucgccssicstacpcsicicnscdapctcanalcsci-
ºilcsypacHccs, c si dcbcmcsccntinuataliadcscnatmasyccn c| tcstrc
cubicttc|astaccnscguitlcqucbuscamcs,qucnc cscttaccsa,scnctlc·,
qucdcmcctacia, libcttadyj usticiapatatcdcslcsmcxicancs. .. ,Cattaa
\iccntclcxQucsada. .dcdicicmbrcdc2000).
Ln csa misma misiºa, cl subccmandantcMatccshiic cl rccucntc
dc2 mil5.5diasdcguctra. ¨Lurantccstcs casisictcancsdcguctralcs
iapatistas hcmcs tcsistidcy ncs hcmcs cnltcntadcadcs Ljccutiºcs lc
dcralcs ,autcdcncminadcs `ptcsidcntcs) , dcs scctctarics dcla Lclcnsa
Nacicnal, scis scctctaticsdc Ccbctnacicn, cincc ccmisicnadcsdc`pai,
cincc gcbctnadctcs dc Chiapas y una multitud dc luncicnatics mc-
dios. . . Lutantccstcscasisictcan cslcsiapatistas|cmcsinsistidc, unay
ctraºci,cnlaºladcldi1lcgc.Lc|cmcshcchcpctquctcncmcsunccu·
ptcmiscccnlasccicJadciºil, qucncscxigiccallatlasatmas ciacntat
unartcglcpaclicc.
184
z U U U
Lna|gunlugatdc|aciudad dcMe\i.c.cl nucºcptcsidcaccscucha-
balaºcidclcs tcbcldcs. ¨Sic|:gclaºiad:|di1lcgcsincctc,scricytcspc-
tucsc, simplcmcutc dcmucsttc ccn |cc|cs su dispcsicicn. 1cnga la
scgutidaddequctcndt1unatcspucstapcs|ti.adclcs iapatistas.Aslpcdr1
tciniciarsccldi1lcgcy, ptcac,cmpciat1d ccnsttuitscla paiºcrdadcra'.
Lncl scgundc ccmunicadc, lc|dc pcrc| ºccctc yjclc militat iapa-
tista,dicrcnaccncccr|asttcsscnalcsmlnimasquccxiglana|cjccutiºclc-
dctal pata pcdcr tciniciat cl di1lcgc. la -ptcbacicn dcl ptcycctc dcÀcy
clabcradcpctlaCcccpa,lalibcracicndctcdcslcsiapatistasprcscsdcn-
ttc yluctadcC|iapas,y cl tctitcycicrtcJcsictcdclas.59pcsicicncs
qucclcjetcitcmaacnlacnclcstadc.AmadctHctn1ndci,Cuadalupc1c-
jcyacykicLuscba ,cctcadclAguascalicutcsdcLakcalidad),|clnachcj
,cctcadclAguascalicntcsdcOºcntik), kcbcttcßatrics,cctcadclAguas-
calicntcs dcl mismc ncmbtc, cn laicnaNcrtcdcl cstadc), LaCarrucha
,cctcadclAguascalicntcsdcl mismc ncmbtc,cn laicnaSclºa), yCaxul-
|1,cctcadclaccmunidaddcMcisesCanJ|i).
Ll Lj etcitc Zapatista

dcLibctacicn Nacicnal anuncic, cn cl tcrcct
cccumcntc |cldc, quc una Jclcgacicn tcbc|dc matc|arla ala ciudad dc
M

.!

Mexiccparadcmandaral|cngrcscdcla Lnicn laaprcbacicndclaiai ,
.iatiºa dclcyscbrc Lcrcchcsy|ulturaInd|gcnas, clabcradacnncºicm-
brcdc 1 996 pcrla|cccpa.
La dclcgacicn zapatista, anunciarcn, cstarla ccnlcrmada pcr ]]
micmbrcsdcl||kI, cnrcprcscntacicndclcspucblcstzctzil, tzcltal,tc-
jc|abal, chcl,zcquc,mucymcstizc. Susncmbrcs:|cmandantaslsthcr,
lidclia,Susanay\clanda,yccmandantcsAbcl,Abraham,Alcjandrc,Bal
marc, Lanicl, Laºid, lduardc, lilcmcn, Custaºc, Isaias, Ismacl, |aºicr,
Maxc,Mistcr,Mcises,Omar, Scrgic,1achc,Zcbcdcc,ySubccmandaat:
InsurgcntcMarccs.
linalmcntc, cn cl cuartcy t.ltimc mcnsajc dimndidc csatardc, cl
Ljercitc Zapatistasaludc |a dcsignacicn dc LuisH. Alºarczccmcnucºc
ccmisicnadc dc íaz, yscnalc quc una ºczqucsccumplicranlas scnalcs
dcmandadas,lc ctcrgarian cl car1ctcrdc ¨imcrlccutcrº1lidc'.
Lacrganizacicndc|amarchaarranccald|asiguicmc.\inicrcnca-
tcnccsccmunicadcs para|aprcnsa,paracl |cngrcsc NacicnalIndigcna
yparalasccicdadciºil nacicnalcintcrnacicnal.
Ll8 dcdicicmbrc tcmcpcscsicn ccmcgcbcrnadcrdc|hiapasía-
blc SalazarMcndiguchia,aquicn,aligualquca\iccntclcx, lcszapatis-
tas ccnliricrcn cl bcnchcic dc la duda. ¨Ll scncr Salazar Mcndiguch|a
ticncahcralapcsibilidaddcccntribuir,primcrc,a larcanudacicndcldis-
lcgcy, pcstcricrmcntc, aqucestcaºanccccn scricdad yrcspcnsabilidad
hastallcgarallindc|agucrrayclinicicdc la ccnstruccicndc |apazccn
j usticiaydignidad. ,|cmunicadc dcl lZLN.8 dcdicicmbrcdc2000).
ll22 dcdicicmbrc,atrcsancsdc|amatanzadcActcal, dcndcluc-
rcnmasacradcspcrgrupcsparamilitarcs45 nincsmujcrcs,hcmbrcsyan-
ciancs, ind|gcnas tcdcs, cl lZLN cxigic castigc para lcs ºcrdadcrcs
culpablcs, cldcsmantclamicntc dc lcs grupcs paramilitarcs y cl cumpli-
micntcdclasscnalcsdcmandadasparaunpcsiblcrcinicicdcldi1lcgc.
lsc mismcd|a, clgcbicrnc crdcncclrctircdclcjercitcdclapcsi-
cicnqucmantcn|acnlaccmunidaddcAmadcrHcrn1ndczdcsdcclmcs
186
z U U U
Jcagcstc dc 1 999. Adcu1s,scanuncic l adcrcgacicndcl dccrctc dccx-
jrcpiacicn,dictadcpcrclgcbicrncdcZcdillc,quc dcspcjabadcsustic-
rrasalcs ind|gcnasdccsaccmunidadtzcltal.
Lurantc 16 mcscs, d|atras d|a, minutc aminutc,milcsdc ind|gc-
nasrcbcldcsdicrcnunadclasmaycrcsmucstrasdccrganizacicn,ingcnic,
crcatiºidadyrcsistcnciapacilicalrcntcauncampamcntcmilitar.Ncquc
r|anlaccnstruccicndcunacarrctcraqucpcrmiticraclingrcscdclcsmi-
litarcsydclaprcstitucictiylasalidadclcsrccurscsnaturalcsdclasclºa.
Impusicrcnsurcsistcnciaylcgrarcnsucbjctiºc.
LlLZLNsaludc |asalidadc lcsmilitarcs pcrc, sicmprc cautclcsc,
|amca|asccicdadciºilnacicnalcintcrnacicnalaccntinuar|amcºiliza-
cicnparaclcumplimicntcdclrcstcdclasdcmandas.
Asillcgccllindcancyccnel lcslcstcjcsdclseptimcaniºcrsaricdcl
lcºantamicntcarmadc.Lnaºczm1smilcsdcind|gcnasscccnccntrarcncn
lcscinccAguascalicntcszapatistasparalcstcjarccncantcsybailcslcssictc
ascsdcsucstar ºiºcs, dcsurcsistcnciay, scbrctcdc,dcsupcrsistcncia.
¯



!

|
·

La Marcha del Color de la Tierra, !a esperanza
¸movilizaci6n. Mexico ¸el mundo reciben
a los zapatistas. La traici6n de los parridos
pollticos ÿla promulgacion de una
contrarreforma sabre Derechos ¸Cultura
Indfgenas. Mas hostigamiento ÿpersecuci6n,
ahara con el gobierno del "cambio"
¢l•DO yc siglccmpcmn,qui:ccmcningtincuc.ccncspc-
raniayoptimismc.Iniciabaclanc¨,clseptimcdclagucrraccntracl
c¦ºidc,c¦ancdclaMarc|adclCclcrdclaTicrra. Lcsiapat|stasama
nccicrcn, ccmc cslcy,bailandc alscndclamarimbaydc|cstcc|adcs
clcctrcniccs.Lapaiscºislumbrabaccmcunapcsibilidadrcaly lcsrc-
bc|dcs, aunqucccndcsccnlìania, lc apcstabana alcaniar¦a.
Ln c¦discurscdclseptimcan|ºcrsaric dcl ¦cºantam|cntc, lcsiapa-
t|stas|icicrcnunrccucntc,ancpcrauc,dc¦csrc|cjcsquc|ablaprcdu-
cidcsuandararmadc.
¨Ln clprimcrrchcjch|imcsºicntcdcabajc,dcspcrtar|ncspcradc.
Lcmuylcjcscnclticmpc,lamcmcriasc|iic alicntc dclucgc.. .
¨Ccn clrchcjcscgundc,labicsluimcsparalapalabrayc|dcparac¦
ccraicn dcl ctrc. Quictcqucdccl lucgcyclpcc|caprcndicaccnjugar
cnsanc|andcclncsctrcs. . .
¯Ccncldcstcl|cdcltcrccrrc|cjcacucrdc|ic|mcsccnclq+cmandaba
189
Å
Î

l

paraquclosqucsomoscolorysangrcdc|aticrra,contodosunlugardig-
notuvicramos.Llqucmandabanocumplicsupalabra, pcrocomoquic-
tanosotrosnos convcrtimoscnpucntcparaotrosmundos...
¨luccnclrc|cjocuanoqucquicncsnosmandanysustcntantomaron
clpaso primcro. Unmilcicntoonccvcccsmircnucstramiradaa|asolcdad
por hndcrrotada.Sincmbargo, |acstupidc:qucmxdaba consangrcquiso
tapartantomirar.Actcal scllamadondcnoscccrrar1nyalosojos|æas.
¨Llquintorcllcjomcdccrcccrlarcsistcncia,dchaccrlacscuclaylcc-
cicnqucscnalaba.Al1,dcl ladodclqucdijoquc mandaba,lagucrra,la
dcstruccicn, lamcntira,laimolcrancia.Aci,|acalladadignidad. clsilcn-
ciorcbcldc, clgobicrnodclospropios.
¨LlrcHcjoscxtocamincmucho,cincovcccsmil,yatodaslasticrras
dcquicncsllamamoshcrmanos.Acllosprcguntamos,aclloscscuchamos.
Cuardamossupalabraparaqucmaduraray,asu ticmpo, suticmpocn-
contrara.
¨\inoporhnclscptimoyconclcaycloqucyatambalcantccstaba.
\inoclotroconmuchosrostrosysincara,connombrccinnominado,y
ancnimocomplcto, no clhnal, pcrosiunacscala... Noshablaron ynos
dijcronquccnclsictccraclmomcntoparallcgarsca|aticrraqucsccrc-
cchaciaarriba'. ,1iscurso dclLZLN. 1 dccncrodc2001 ).
Aunquc las palabras dc inicio dc ano mostraron optimismo, cl
LZLNmarcctambicnsudcsconhan:a.¨!oyquicnmandadiccqucquic
rc|apa:.Lomismodijoquicnloantcccdicyno hi:o sinotratardcdcs
truiraquicncslodcsahabansclovivicndo.Iorcsohoyqucrcmosrccordat
atodos,yaquicncsgobicrno, quchaymuchasinjusticias pcndicmcsdc
rcmcdiar... " ,1iscursodclLZLN.1 dccncrodc2001 ).
Losdiasquc siguicronlucronintcnsos.Arranccdcllcno|aorgani·
:acicndc|amarchaylos:apatistasdicronaconoccr|acrcacicndclCcn·
trodclnlormacicnZapatista||L¹.ohcinadiscuadacomo pucntcentrc
clLZLNy|asocicdad civilnacionalcintcrnacional.Nucvamcntc,anun-
ciaron, sc cncargariancllosmismosdclaorgani:acicn.
1 90
. .
z 0 U l
LlcnviodcmisivassalidasdircctamcntcdclaSclvaLacandonascin-
crcmcntc.Ll CongrcsoNacional lndigcna, |asocicdadcivilnacional, |a
comunidad intcrnacional, la Comisicn dc Concordia y Pacihcacicn, cl
.F�
CongrcsodclaUnicnylaprcnsalucronalgunosdclosdcstinatarios.
Ll²0 dccncroclcjcrcitoscrctircdcCuxulh1, |ascgundadclaspo-
sicioncs dcmandadas. ¨Lstamos contcntos pcro no cstamos contcntos¨,
dijcronlasbascsdcapoyomostrandosicmprcsudcsconhan:a.
E1 2 dccncro, cnclscptimoanivcrsariodclccsc almcgo,losindi-
gcnas rcbcldcsvolvicronatomar|aciudaddcSanCristcbaldclasCasas.
Milcsdct:ot:ilcs, t:cltalcs, tojolabalcs, cholcs, :oqucs, mamesymcsti:os
conclrostro cubicrto, invadicronlascallcsdc|aciudadcolctaparadccir
supalabra:
"1csdchaccsictcauoshcmoscxigidoquclosgobcrnantcsrccono:-
canlosdcrcchos y |aculturadc los quclchandadohistoriay honor a
nucstrapatria,quccsMcxico .... 1csdchaccsictcanoshcmosinsistidocn
clcaminodcldi1logocontodosparallcgaralapa:.^hora
Q
ttccmpic:a
unnucv��¸igloyunnucvomilcnio,cstamosinsi sticndocn��cam

n-d�l

di1logc¸tcrminar |a guerra¨. , 1iscurso dcl LZLN. 1 2 dcc n�ro dc ·.
;r  2001 )
'
.
.


I+tacsaslcchascldcbatcsobre|asalidadcladclcgacicnys�habia
.
lcvanadia23 clprcsidcntcdclamcsadircctivadc|aC1inar�dc1i-
put��s, RicaroCarcaCcrvantcs,scualcquclamovili:aciéncrailcgal,
porlcq

losrebcldcspo

drianscrdetctiidos.
/
L�sprcparativosdclamarchacontinuaronycl¹·dccncroclLZLN
  doac onoccrlatutaqucscguina

condcstinoa|aciu�addcMcxico.
.
¯:cs scmanas antcs dc la saltda dc la marcha, \tccntc los, como
sicmprcclocucntc, dcclarc: ¨Llpaiscsm1squc Chiapas ¸...| Sihaymar-
·
· /·
·.
caa,quchayamarcha.Sinoquicrcnmarcha,nomarchan;comogustcn¨.
Sincmbargo, dtasdcspucscl discursoprcsidcncialscmodihcc.Los
rcsultadosdcsuscncucstasylaatcncicnintcrnacional loobligarona| vi-
rajc: ¨Mi prioridad, cstos dias, cs quc la marcha dcl LZLN salga bicn.
191
M

|

 

!
|
.

'
'


l

··

`
Iongocnricsgomiprcsidcncia, todo mi capitalpolitico.!ayqucdanc
unaoportunidadaÀ1r.¤:, dijoclptcsidcntccl¨¹dclcbrcro.
Micntras cl comisionado para |a pa: cnChiapas,Luis!.AIvarc:,
considcrabapositivoqucclLZLNbuscaraundialogoconclCongrcsodc
laUnion-asolounosdiasdclasalidadclamarcha-clComitclntcr-
nacionaldclaCru:Rcja, quchabiaacccdidoaacompanara ladclcgacion
:apatistacnsuviajca laciudaddcMcxico,scrctractoargumcntandoquc
clgobicrnolcdcralhabiatccha:adosuparticrpacioncn�stc pasoparacl
dialogo.
Los :apatistas dcnunciaron cl doblc lcnguajc dcl gobicrno quc,
porunlado, aplaudiapublicamcntc lasalidadclacomandancia:apa-
tistay, porclotro,obstaculi:abalascguridaddclamisma.``^hicstarc-
mosconustcdcs. Nada nosdctcndra, luc la rcspucsta dcl LZLNala
socicdad civil.
\asiluc.Ll¨·dclcbrcroalmcdiodia,dcsdccincodilcrcntcspun-
.-·
to�dcltcrritoriorcbcldc,¨¹comandantcsyunsubcomandantcparticton
• ccnds�inoa laciudaddcMcxico,tcnicndocomoprimcraparadalaciu-
daddc�CristobaldclasCasas, Chiapas. Conclrostrccmbo:ado,sin
masar�asqucla palabrayla lcgitimidaddcb\ lucha, los¨·micmbros
dclComitcClandcstinoRcvolucionario lndigcna Ç,lucronrccibi-
dosporunamultitud imcgradacnsumayonaporlasbascsdcapoyoquc
salicronadcspcdirlos.
Ln una ccrcmonia indigcna, la dclcgacion rccibio los bastoncs dc
mandodccada uno dc pucblosindiosprcscntcs.\ahi, dcsdc cl tcmplctc
cnclquciniciaronclrccorrido,cl LZLN anuncioqucncccsitabadclapo
yo ¯dc un luchador social, alguicn quc haya dcdicado toda su vida a |a
translormaciondclascondicioncsdcvidadclosmcxicanospobrcs,alguicn
qucyahayasuhidopcrsccucionycrccl porlacausa:apatista, alguicnquc
tcngacomovirtudcscldcsimcrcspcrsona|ylahoncstidad".1alcscaractc·
nsticas, indicoclgrupo armadc, las rcunia clarquitccto [rnando\anc:
Muno:, aquicnlcsolicitaronacompauat cnsu marcha a la dclcgaciony
l1¨
z U U
scrvirdcpucntccntrcclLZINylosdiputadosyscnadorcs,asicomocon
l+sdircccioncsdclosdilcrcntcspartidospoliticos.
¨Lc damospucsla bicnvcnida ylcdccimos quccsun honor para
nosotroscl qucgcntcconsucstaturahumanacstcanucstrolado",dijc-
ron los:apatistas., 1iscursodclsubcomandantcMarcos.LZLN.¨·dc
lcbrcrodc ¨´´¹).
Masadclantc, cljclcmilitaryvoccro:apatistascdirigio alamulti-
tudinariamanilcstacion:¨Connosotrosvanlospasosdctodoslospucblos
indiosylospasosdctodosloshombrcs,mujcrcs,ninosyancianosquccn
clmundo sabcnquccn cl mundo cabcntodosloscolorcsdc laticrra".
,1iscursodclsubcomandantcMarcos.LZIN. ¨·dclcbrcrodc ¨´´¹).
Alasscisdclamananadcldiasiguicmc,¨´),lacaravanadcladig-
nidad indígcna comcn:o cl largo camino hacia la ciudad dc Mcsico.
Masdc cuarcntacamioncsy otro tantodcautomovilcs, sincontar los
transportcsdclaprcnsanacionalcintcrnacional,scpusicroncnmarcha
paraacompanaraladclcgacion:apatista.Apcnascraclinicioylacara-
vanayacontabaconmasdc ¹milpcrsonasdcdivcrsasorgani:acioncsy
nacionalidadcs.
Lasiguicntcparadalucnadamcnosquclacapitaldclcstado,1ustla
Uuticrrc:, scdcdc lospodcrcscstatalcsquctantohan combatidolosrc-
|cldcs.Lstclugarlucunadclasprimcrassorprcsasdclamarcha,pucsno
sccspcrabaunactomasivoniquclostustlccosabarrotaranlascallcscon
l1¹
N
·.
·

`'
gtites,ceasiga+s1e+¡e,e,,+aeséle¡+t+|+1e|eg+·
ciéat+¡+tist+,siae¡+t+te1+|+c+t+v+a+¡aecea|etme
¡+s+|+al+s|et+ssei|+eas+ac|+a1e.
Des¡aés1eaa|teve+cte,|esmiles1eia1igea«
+cem¡+a+1es1e|+secie1+1civila+ciea+leiateta+cie·
a+|,ceatiaa+teasac+miaecea1estiae+]ac|i:Ja,es·
t+1e1eO+x+c+.Eaelc+miaese|icietea¡teseates|+s
maestt+s1eseli1+ti1+11emiles1ee+x+¡aeaes¡aes+-
|a1+teu e| ¡+se1e |+c+t+v+a+, +|+ ca+| |e+cetc+|+a
|tat+,+ga+,tett+s,tetti||+s,te1ele¡aetaviet+a+|+m+ae.
Eaaa|ag+tceaeci1ecemeL+Veates+se|iteaa+¡+t+1+¡+t+te+·
|it+taa|teve+cteceagta¡esia1igea+s1e|+tegiéa. |a+ves,mixes,t+·
¡eteces , c|ia+ateces |es ¡i1ietea llev+t sa ¡+|+|t+ , |+cet sa,+s |+s
1em+a1+s1eles¡ae||es1e|lstme.
¥ha+|meate,|+jeta+1+1el1i+25 1e|e|tetetetmiaéea]ac|i:Ja,
O+x+c+, 1ea1e|+ cem+a1+at+Est|et |+||é1e|+1il|ci|sita+ciéa1e|+s
majetes ia1igea+s: `ltiaci¡+|meate aesett+s |+s majetes semes tti¡|e·
meateex¡|et+1+s.Uae,¡etsetmajetesia1igea+s,,¡etqaesemesia1i·
gea+s ae s+|emes |+|l+t , semes 1es¡teci+1+s. Des, ¡et set majetes
1iceaqae aes+|emes|+||+t, aes 1icea ¡ae semesteat+s,qaeaes+|e·
mes¡eas+t.Neteaemesl+smism+se¡ettaai1+1esqaeles|em|tes.1tes,
¡et set majetes¡e|tes.Te1es semes ¡e|tes ¡et¡ae aeteaemes|aea+
+limeat+ciéa, viviea1+1iga+,e1ac+ciéa, ae teaemes |aea+s+|a1.Va·
c|+s majetesmaeteaeasas |t+tessas|ijes¡et|+sea|etme1+1escat+·
||es¨.¸Discatse1e|+cem+a1+at+Est|et.EZLN.25 1e|e|tete1e2001).
El1i+26 ¡et|+m+r+a+lest+¡+tist+scit+tea+aa+cea|eteaci+1e
¡teas+.E|metive.teci|ietea+mea+t+s1emaette1eaagta¡emetcea+·
tie1e|+lec+li1+1,,+ateest+sita+ciéa, tes¡ea1ietea. `Niagaa++mea+·
t+ |+tá ¡ae1esist+mes1eaaestte e|jetive 1e||eg+t+|+se1e1e| ¡e1et
legis|+tive|e1et+|¡+t+¡temevete|teceaecimieaeceastitaciea+|1e|es
1etec|es,|+ca|tat+ia1igea+s`.
1 94

z U U
'

1
Des¡aés1el+aaacie|+m+tc|+ceatiaaésac+miaey+l+aec|ecet
¸+seeaceatt+|+ea|+c+¡it+l1elest+1e,1ea1e|+1eleg+ciéa|eteci|i1+
¡etaa+¡l+z+celm+1+1eia1igea+s1e|+tegiéa,1emestites1ete1ee|
est+1e¨Nes|+m+t+vi|l+1esac+¡+ci1+11eetg+ait+ciéa,sacem|+tivi
J+1,sasiaceteetgal|e¡et|+st+|esqaeles1+ace|et,aem|teeaest+s
tiett+s...Lesia1igea+se+x+qaeaes|+ceaqaeca+|qaietia1igea+eaca+l-
qaiet ¡+te 1eVéxicesesiea+etgal|ese 1e setia1igea+...Es¡et+mes
qaele¡ae|asc+meste1es|esia1igea+s1eVéxicese++|et+si¡esi|le,
,qae teag+a +|i aa|ag+t im¡ett+ate les ¡ae|les ia1ies1e est+s tie-
tt+s...¨,1ijetea|esz+¡+tist+s1at+ateel+cteceatt+|eaest+cia1+1.,Dis-
:atse1elsa|cem+a1+ateM+tces.26 1e|e|tete1e2001 ).
L+ca+tt+jeta+1+1e|+m+tc|+iaiciéeae|c+miaetam|e+Te|a+-
:Ja, est+1e 1e lae|l+, 1ea1e miles 1e a+|a+s, m+t+teces, ¡e¡elec+s ,
mixteces,teci|ietea+|+c+t+v+a+.Esemisme1i+,e|c+1+vetmásaame-
tase1esû|e1eve|icalesceatiaaésac+miaeceu1esuao+1+cia1+11e
0tit+|+,est+1e1eVet+ct z,|ag+teael¡aese1ie

�tcb.|.o.e�u�a�te
' ' ·
'
másset¡tesive,emetive+ates1e|leg+t+|+cia1+11M.xic�.
Aate aa+¡|+t+ te¡|et+ 1e ia1igea+s, tt++t�s,calene�,aiaes,
¸
.
._

¸ ¸ ¸ ¹
gea:e1e1istiat+setg+ait+cieaesseci+|es,aa+|+aice:men�ode¡etse-
a+s1e|+seciea +acivil, elcem+a1+ute i.¬·-|ex¡licé, aa�»etm�� el
· ´ ¸·¸! , ` ; • ·

ceace¡te1e+ateae�í+¡ eliea1e

|
²

a1+1esia1i+s.  �

se�
cea|++ateaemí�¡oaetemes i���iaaestte¡+is+ �e 1+
qaeqaetemese

ce���lt�� x|cte�,1ea1eseiaclaj+�..�-.
|es¡e|te�d�¸�ste¡+is.´·istta|tau!éxicecea|:|tate1ea1e:ie+.�es
ca+aas . �e�tiqaecea¡mil|oa��eamis�|+mbte�mc���e¨.1Disc��-
sa!e|cem+a1aatelsnx|IZLN.:1e�tedeì· `

E| 1i+ tetmiaé cea aa +cteeii�|+��+ ceatt+l 1�|+cla 1a1 d�
· · � . ¸

,�.,
` •& .
lae||+,1ea1eaa+vezuJs|+geate!l e�c+l|es. ta+maltita1cea�

|etm +1+m+,et�+ti+tti����

etjé!���|es���eCD� 1��
´ · · ¯ ´ � � �
.
.

¯ � �

.
¸ ·
;

tejiaegt+s, ¡etet+nbién gta¡es em+esttes,tr+|+j+1etes, cclu¸
aes, |+tteaist+s, |e�esexaal�,aiüosy m.:jetesd: te1+s|+s e1+1�s,
1 95
¯
· '
¡-
i

Í
'
I
I

I

rccibicron a la comandancia :apatista y a los micmbros dcl Congrcso
Nacional Indigcna.
¨IncuatrodiasdcnucstraMarcha dcla1ignidad lndigcnay cn
nucstropasocnlosdistintospucblosyciudadcs,juntoconmilcsdchcr-
manosyhcrmanas dc lasocicdadcivilnacionalcintcrnacional,junto a
nosotrosschansumadolospasosyloscora:oncsdcmilcsdchcrmanosy
hcrmanasmcxicanasy dcotrospaiscsdclmundoparaacompañarnoscn
nucstrolargocaminar,{juntoconustcdcsschar+m1sgrandcym1shcr-
tcnucstralucha',dijovisiblemcntccmocionadoclcomandantc 1avid¿-
tc dcccnas dc milcs dc poblanos. , 1iscurso dcl comandantc1avid.
lZLN. ¨¨dc lcbrcrodc¨¹¹ lì.
Los:apatistaspcrnoctaroncsanochccnclConvcntodclasCarmc-
litas y cnla madrugada dcl dia siguicntc particron rumbc 1 cstado dc
1laxcala,lugarcnclquctomélapalabraclcomandantcMistcr: ¨!cmos
rcsistidom1sdc °¹¹ anosdondcnosndivididomcticndoncs

suidco-

•`·x

logia,pcroahoraqucno�cstamosuiiicndoya no¡asar1not°¹ anos
_ ' ' • \
dc¬.iscriay aban�cno,��inoantcs uoscndr1nquc rcconoccry�ctar
�o�o pucblos indios qu

lormamospartcdc cstanacicn . 1iscursdcl
-}
• ¯ ¯`´'¬� �
comandantcMistcr.IZLN.¨º dc lcbrcrodc Z¹¹´ì.


1c s�ucsdclmadrugadoracto cnclkioscodcl�p|a:aorincia�d�

1laxcala���

marha¡.::rumboaI�


pasanLor los
de1cpa tcpcc, Imiliano Zapataj iu u�Sahagun, dc sc



b rccsactoscon ultit�diapartic��cicn.

__ InIachucaclcoi::�ndantcZcbcdco,lamcsoyapo�

sucoior•ioa
- · , ´¯
¹ .

�a,dijc�upalabra: ¨!aga¬sto�osclusodclaconcicncadcsunwgu
nos c�labusqucdadclasolucicnpacihcaalconHicto, qu�scacl�
dcMcxicoclquclcdc clrumbcdclaconvivcnciadigna, social�cultu-
ral' ,1iscursodclcomandantcZcb�dco.IZLN.`ö dc!cbrc�od� ¨¹¹·ì.
Lajornadadcactcsnotcrmi�cahi. Siguicron|orosytc�plctcscn
Actopan y cn lxmiquilpan, dondc un torrcncial aguaccro sorprcndic a
unamultitudqucÞo scmovicdcsulugar paracontinuarcscu�hola
, · ¯
.
l1'
·¨
z U U
palabradclos:apatistas.Ilhnaldcldiacncontrcalacaravanacnclmu-
nicipiodcl1cphc,dondcladclcgacicnpcrnoctccnunbalncariopropic-
dadcolcctivadclosindigcnasotomicsdclacomunidad.
Ilprimcrodcmar:olaMarchadclColordcla1icrrasulricsupri-
mcr pcrcancc. In la ruta dcl1cphc a Qucrctaro,un autobusarrcmctic
contraunodclosvchiculosdcl CcntrodcInlormacicnZapatista.In cl
pcrcancclucarrolladounohcialdclaIolicaIcdcraldcCaminosyrcsul-
taron lcsionadas cuatro intcgrantcs dcl cquipo dc apoyo :apatista. Il
IZLNlamcntccllallccimicntodclolìcialysccontinucunainvcstigacicn
paracomprobarsisctratcdc unaccidcntcodcunatcntado.
Lacaravanacontinucsucamino.InlacapitaldclcstadodcQucrc-
taroscpronuncio uno dclosdiscursosm1smcrtcscontraunjclcdcgo-
|icrno cstatal, conocido a partir dc csc momcntc como ¨cl hrulais"
Loyola,quicnhabiaamcna:adoabicrtayvcladamcntcalosintcgrantcsdc
lacaravana.Incscmismolugar,clIZLNsaludcalosdos:apatistascn-
carcclados injustamcntc porcl gobicrno dc Loyola. ¨Aprovcchamos quc
aunnonoshanlusiladoparamandarlcsdcciranucstroshcrmanos :apa-
tistas prcsoscnlacircclqucrctana, Scrgio|crcnimo S1nchc: y Ansclmo
Icrc:Koblcs,qucnocstcntristcs, qucprontosaldr1nlibrcsy qucsulu-
garcnlacircclscr1ocupadoporquicncsahoragobicrnansinsiquicraco-
noccrlahistoriadcsucntidadlcdcrativa".,1iscursodclsubcomandantc
Marcos. ldcmar:odc ¨¹¹ lì.
l1¨
¾

¸
!
·l

'
:

!
¦
l

•l

|
·¸
¦'(

'
'
1
|`

Adiasrgurcntc,|acaravanasc cncontroantcmrlcsdcpcrsonas
quc
colmaronlascallcs¡ |apla:adcAc+mbaro, cstadodcCuanajuato.Llca-
mrnocontrnuoporZrnapccuaroyPat:cuaro,cstadodcMrchoacin,luga-
tcscnlosqucscrmprovrsaronscndosactosantclascxrgcncrasdclagcntc.
Unaparadam1scnclmunrcrprodcLruapan ydcspucslallcgada1dcs-
trnehnaldclajornada. lacomunrdadpurcpcchadcNuno, dondc:ccc·
lcbtanacl1crccr Congrcso!acronallndigcna.
Ll3 dcmar:ocomcn:aronlormalmcntclostrabajosdclCNl,con
laasrstcncradcrcprcscntacroncsdc40 pucblosrndigcnasdclpais. 1elcga·
dosdclospucblosamu:go,cora,curcatcco,chrapa,chrnantcco,chochol-
tcco, chol, chontal, guarr|ro, huastcco, suavc, krkapu, kukapa, manc,
matlat:rnka, mayo, maya, ma:ahua, ma:atcco, mrxc, mrxtcco, n1huau,
n|nu, oodham, papc, popoluca, rar1murr, purcpccha, tcnck, tlahurca,
tlapancco, tojolaba|, totonaco, trrquc, t:eltal, t:ot:rl, wrxarrtarr-hurchol,
yaqur,:apotccoy:oquc,rnundarondclcnguas,colorcs,pcnsamrcntos,lu·
chasyrcsrstcncrasdosdiasdc trabajorntcnso.
1 98
z U U
Lntrcsusrcsolutrvos,cl|;µgr�s·Nacronallndigcnadcmandc|csi-
gurcntc:
Primcro. Llrcconocrmrcntoconstrtucronaldcnucstrosdcrcc|osdc
|ospucblosrndros,conlormcalarnrcratrvadcrclormaconstrtucronalcla-
boradapor laComrsrondc ConcordrayPacrn
cacron , Cocopa).
Scgundo. Ll rcconocrmrcnto constrtucronal dc nucstra cxrstcncia
¡|cnacomopucblosrndigcnas. ..
1crccro.Llrcconocrmrcntoconstrtucronaldcnucstrornalrcnablcdc-
rccho:lalrbrcdctcrmrnacroncxprcsadocnlaautonomiacnclmarcodcl
Lstadomcxrcano.
Cuarto. Ll rcconocrmrcnto constrtucronal dc nucstros tcrrrtorros y
trcrrasanccstra|cs. . .
Qurnto.Llrcconocrmrcntodcnucstrossrstcmasnormatrvosrndigc-
aascn laconstruccrondcun rcgrmcnjundrcamcntcplcralrsta.
Scxto.Iadcsmrlrtarr:acrondctodaslasrcgroncsrndigcnasdclpais.
Scptrmc.Lalrbcracréndc todoslosprcsosrndigcnasdclpaisqucsc
cncucntranprrvadosdcsulrbcrtad porhabcrluchadopor|aJclcnsadcla
actonomiayclrcspctoanucstrosdcrcchos,rndrvrdualcsycolcctrvos.
Ll´dcmar:o la caravanapartrorumbcaMorclra,caprtaldclcsta
codcMrchoacn, dondc|agcntcscconccntrécn|apla:accntralparaun
æatutrno acto, cnclqucclcomandantcAbclhabloscbrclasagrcsroncs a
sctcrrrtorro:¨¡ansrdodcsmantcladosmunrcrprosyautorrdadcsauténo-
æasporclsrstcmaquchoypadcccmostodoslospobrcsdcMcxrco.A pc-
s+rdctodocstonucstrospucblosschanlort+lccrdo,qucrcsrstcnyluc|an,
convrrtrcndocnncstasycantoslosgolpesdHcncmigo¨. ,1rscursodclco-
æandantc Abcl. LZLN. ´dcmar:odc2001).
La srgurcntc parada luc ya cn tcrrrtorro mcxrqucnsc, cspccin
ca-
æcntccnclmunrcrprodc1cmoayay,ya¡arahnalr:arcldia,larntcrmr-
n+b|ccaravanacompucstaporrndigcnasdctodoclpaisysocrcdadcrvrl
n+cronalcintcmacronal,llcgoalacrudaddc1oluca,caprtaldclcstado
ccMcxico.
I''

'
l
S

¯

I ¦
� �

` l

'

":

|

! 1
Ì
.

|
' '
�|
l+:+es:+s+|:a:+s,|+eae:me:ece¡c|éa¡aem|||eaeseemez|c+aes1+·
|+a+|+m+:c|+y,se|:e:eee,|+|acea|e:m|e+ey:e|e|di+cea::+e|¿e||e:·
ae¡ae||+:ece¿|eaee+·a¡+se,¡:eeca¡+|+aesé|e+'|cea:elezy+sa
¿+||ae:e,s|ae+|essec:e:esem¡:es+:|+|es¡aev|e:ea.mea+i+eessas|a:e·
:eses+a:eaa+mac|eeam|:e¡ae:eJ.m+|+aesé|ee|:eceaec|m|emeee
|esee:ec|es|aei¿ea+s,s|aej as:|c|+e|¿a.|e+e¡+:+:eees|esmez|c.aes.
lae¡:ec|s+mea:eea1e|ac.eeaee|+cem+re+ac|+i.¡+:|s:+eav|éaa
meas+je+|essere:esee|e|ae:e.1|eaeam|eee¡e:¡aee|cen¡ae|es¡e|:es
sev+a++|i+:+aaes::e¡+seysev+a+ce|:+t:eees|es+gt+v|es.1|eaeam|e·
ee¡e:¡ae:eceaecea¡ae|rceae|c|eaeseev|e+ee|+m+yet|+ee|esmez|-
c+res,yaesé|eee|es|aei¿ea+s,es:Jrmaym+|yese¡aeee¡tevec+taa+
:e|e||éa. . ',l|sca:seee|sa|cem+re+r:eV.:ces.5 eem+tieee2001 ).
l|6 ee m+:ie |+ c+:+v+a+||e¿é+ Cae:::+v+c. es:+ee eeVe:e|es
eeaee,+eemJseeeec|:sa¡+|+|:+,|esi+¡+:|s:+seeC||+¡+seej+:eaaa+
e|:eae+1e:+|+|es¡|esee|¿eae:.|lm|||+ae/+¡+:+.l+s|¿a|ea:e¡+:+e+
ae1e¡ei:|Ja,y+|ie|cem+ae+a:els+i+s:e|:e:é|+eescea|+ai+¡ae|es
¡:evec+|+e|aaeve¿e||e:ae:¥+ae¡ae:emesea¿+ães¡e:¡aee|seãe:
'|cea:elez::+:+eeea¿+ã+t+|¡ae||eeeVéz|ce.Xaev.memees:Je|-
c|eaee¡aey+|+yeemec:+c|+y¡aey+|+ye|c+m||e.¥aecem¡+ãe:es,
aese::es |es i+¡+:|s:+s eeseee|¡:|me:eeeeae:e ee 1 994 eec|mes¸¥+
b+s:+' . . . ,l|sca:seee|cem+ae+r:els+i.s.l/lX.6 eem+:ieee20011.
Í ei+s|¿a|ea:e|+c|ae+eeel¿a.|+,eae|es:+eeeeCae::e:e,+|:|é
sus pucrtas yce:+ieaes+ |+|m¡+:+||e m+:c|+ee |es ce|e:es. V||esee
+mai¿es,u+¡+aeces,a+|a+uym|z:ecess+||e:eaeesascemaa|e+ees¡+·
Iû un;r sus NvL€Ë ycxigencìa+|+see|esi+¡+:|s:+sy+|+see|:es:eee|es
¡ae||es|ae|esee|¡+is.laes:e|a¿+:e|CClls.|aeécea:es¡e:e+|+se:-
¿+a|i+c|eaes+:m+e+sllfl,lllylAlll+jeu+e+ee|ei+¨eem+tie
:e:m|aéeaCa+a:|+,Ve:e|es,|a¿+:ea;| ¡aese|+||éee|i+¡+:|smeee
+mesyee|ee+|e:+C+m|a+:.mesea:eacese|m|smec+m|aeee|+||s-
:e:|+,¡e:e ae|+:e¡e:|:emes. :emesee+a:es, si, ¡e:esemesaaeves¯.
,l|sca:seee|sa|cem+ae+a:eV+:ces.¨eem+:ieee2001 ).
200
z U U
l|li+la:em+c|ea+|ee|+Vaje:,8 eem+:ie,|+c+:+v+a+¡+sé¡e:
Areaeca||ce,¡ae||ea+:+|ee|¿eae:+|lm|||+ae/+¡+:+,eeaee|+ee|e¿+-
c|éaee23 cem+ae+a:esyaasa|cem+ae+a:e|ae:ec|||e+¡e:|es||jes
ee|je|e:eve|ac|ea+:|e.l+:a:+cea:|aaé¡e:C||a+mec+,| a¿+:eae|¡ae
z+¡+:+ae+ses|a+ee+::+|c|éa,y1|+|:|i+¡+a,eeaeesev|s|:ée|Ca+:te|
eae:+| ee|esi+¡+:|s:+s. l+ +:ea+je:a+e+ :eve|ac|ea+:|+ ca|m|aé ea
V||¡+Al:+,y+ea:e::|:e:|eee|l|s::|:eleee:+|,eeaeese|+||éee|+s|-
:a+c|éaee|+maje:|aei¿ea+yc+m¡es|a+.
l|9 eem+:iee|¡ae||eee·+al+||eOz:e:e¡ec:ec|||é|+|a:e:m|-
a+||e|||e:+eeve|ica|esceaeecea+see m||es ee¡e:sea+s+|e:ee.l+
a+:c|+seeacem:+|+ea|+¡a::t+ee|+c|ae+eeeVéz|ce,eeaee|+¿ea-
:ese¡:e¡+:+|+y+¡+:+:ec| ||:+|es|aei¿ea+s,c+n¡es|aes,::+|+j+ee:es,
ce|eaes,+::|s:+s,m+es::es,ja|||+ees,es:ae|+ates,+m+seec+s+,¿ea:ecea
ys|ae:¿+a|i+c|áa,|ate|ec:a+|esyesc:|:e:es,j áveaesee+m|essezesee:e-
eeVéz|ceyeemac|es¡+ise·ee|maaee.
Uaei++meseeea::+:+|ce:+iáaee|+c|ae+eeeVéz|ce,|+ee|e¿+-
c|áa i+¡+:|s:+ysas m||esee+cem¡+ã+a:es es:av|e:ea ea Xec||m||ce,
eeaee,aa+veimJs,e|sa|cem+ae+a:eV+:cesse:e|:|é+|+seec|+:+c|e-
aesve:t|e+s¡e:e|sec:e:em¡:es+:|+|.l|m|eee¡e::a:|+|+y+ee:e:|e:+
d+ ¡e:ce¡c|éa ee |es em¡:es+:|es. lse y sa :+¡a.:|ce cee|c|ea:e
|a:e|ec:a+| |es|m¡|eee+:sec
¹
em+ee¡aee|s|¿|e¡ae||+m+:eave|a:e'
|+:e:m|a+ee,y¡aee|se¿aa1em||ea|e¡aeeé+::+s. . . le:ees|aeae¡ae
201
M
'
|



 
|
se¡+a, seãe:esee|e|ae:e,¡ae|es :|em¡es ee+ye:ae
ve|ve:Ja+se|esee|eya||eseem+ã+a+¥+aeesca·

c|+:eme +||�s|asa|:es ',l|sca:seee|sa|ce·
`

_

`
+ae»������ 1 0 eem+:ieee2001 ) .

see 15 ei+seec+m|aey1 2 es:+eesee|+
·v|s|:+ees,|+m+:c|+¡ae¡+::|éee:+aC:|s-
+sC+s.sy+aee:+|+m|sm+V|||eaesee¡e:·
m¡+ã+:easa¡+se,c|ea:eseeeec|+:+c|eaesse
|+ve:y eacea::+,|+s¡:|me:+sae:eaveces
|ees,|+sse¿aae+see|¿e||e:aeyee|es
||es se ||ea+:ea ee |aei¿ea+s, e|:e:es, c+m¡es|aes,
m+es::es, ce|eaes, c|e|e:es, ¡esc+ee:es, :.z|s:+s, eâc|a|s:+s, em¡|e+ees,
veaeeee:es+m|a|+a:es,:e||¿|eses,|es||+a+sy|emeseza+|es,+::|s:+s,|a·
:e|ec:aaes,m|||:+a:es,|e¿|s|+ee:es,ee¡e::|s:+s, +c:|v|s:+syaa|+:¿ee:cé·
:e:+¡ae cem¡:eae|+ + eecea+s ee m||es ee |em|:es, maje:es, a|ães,
jáveaesy+ac|+aes.
ua¿:+a::+||e:||+acecea|+cem+ae+ac|+ee|ljé:c|:e /+¡+:|s:+
eeL||e:+c|éaX+c|ea.l + |e:ee, :ece::|é|+s c.||es ee|+c|ae+eeesee
Xec||m||ce|+s:+e|7éc+|ec+¡|:+||ae¥+||, |:ea:e+|+¿|¿+a:esc+|+-·
ee:+¡aeeaee+|+eae|cea::eee|+l|+i+ee|+Ceas:|:ac|éa,|es:e|e|-
eesi.¡+:|s:+s e|je:easa ¡+|+|:+. `Véz|ce aevea|mes + eec|::e¡aé
|+ce:, a|+¿a|+::e+a|a¿áa|+ee'ea|mes+¡ee|::e|am||eemea:e,:es·
¡etaes+mea:e,¡aeaes+yaees,¡aeae¡e:m|:+s¡aevae|v+++m+aece:
s|a¡aees+|+aee:+:ea¿+aa|a¿+:e|¿ae¡+:+aese::es|es ¡aesemes
e|ce|e:ee|+:|e::+¯ ,l|sca:seee|sa|cem+ae+a:eV+:ces 1 1 eem+:·
ieee2001 ) .
L+Cem+ae+ac|+Ceae:+|ee|l/LXes:+|+y+eae| l|s::|:eleee·
:+|, es¡e:âc+mea:eea|+lscae|+ X+c|ea+| eeAa::e¡e|e¿i+ e h|s:e:|+
,lXAh),|a¿+:¡ae|+cemaa|e+eeeese¡|+a:e| e|:ec|é+|esi+¡+:|s:+s
202
_
z U U
ceme|es¡ee+jeea|+c|ae+eeeVéz|ce.Lese|.s¡aes|¿a|e:eaae:ea|a-
:eases,yea|es¡:e¡+:+:|ves¡+:+|e¿:+:¡aee|Cea¿:eseee|+la|éaes-
cac|+:+ |es +:¿amea:es se|:e e| :eceaec|m|ea:e ee |es le:ec|es y la
Ca|:a:+lae|¿ea+s,em¡ei+:ea|es¡:|me:es¡:e||em+s.Lese|¡a:+eesy
sea+ee:es|av|:+:ea+|esee|e¿+eesi+¡+:|s:+s+eec|:sa¡+|+|:+eaaa++a-
e|eac|+cea|+scem|s|eaes aa|e+seelaa:esCeas:|:ac|ea+les,Asaa:es
lae|¿ea+syAsaa:esLe¿|s|+:|ves,|eca+||aec+||âc+ee¡e:e|CCky¡e:
e|mev|m|ea:e|aei¿ea+cemeaa+¡:e¡aes:+|a+em|si||e`Xe+ce¡:+mes
aae|+|e¿eve:¿eai+a:eceae|¡eee:|e¿|s|+:|ve,||m|:+ee+aa:|acéay
ceaaa¿:a¡e :eeac|ee ee |e¿|s|+ee:es cay+ Fac|éa se:|+ev|:+: ¡ae e|
CXly|esi+¡+:|s:+s¡aee+ae|+|e¿+:cea:eeee|¡eee:|e¿|s|+:|ve' ,Ce·
maa|c+eeee|l/LX13 eem+:ieee2001) .
Les|e¿|s|+ee:es¡:e:eae|e:ea+s||¿ae:+:| +e|meas|éa||s:é:|c+ee| +
mev|||i+c|éaa+c|ea+|e|a:e:a+c|ea+|.:|a|m¡e::+::.i.s,¡es|c|éaece-
aém|c+,ce|e:,seze,|eee|e¿i+,:e||¿|éa,ee+e{o+ãe,e|¡ae||eeeMé-
z|ce sem+a||es:é¡e:¡aese :�

eaec|e:+

� ee:ec

|a

�e+s�
Ceas:|:éay¡e:¡aesece|||e:+a|+s:sse�ales z|¿|e.sµ :e|
· ,¸ }
-
cem
°
ºe¬|c|éa¡+:+|���rre|+|e¿e,r�|¿e||e:ae.le
¯
a+eees- `
,
~

te¡+:ec|e:eae

a

|+t|eseia:+ee

�ea+ee:es.
¸

••` ··�
' ¸ r· _ -¡ ¡· ·
|
_ _
J| e
_ _ , _ �
¡
.·� , ·
|ea:

3c +se¡

c+:
ª
t:+ +.s.m 3 esac e, +

aeie

· ¯ ´�
·
:e|e·
-
aa::|aa sas+etc+me·escea|+sec|ee+e


|v||a+


m|

|a:e:a�¸
c|.l..+��� :|me��m+a+ea|+c)a�eeo|ce�|�Ck1:�|
I
• �
·
���e�em|eceae|a¿� +e|+|l�d¡ea

ea|a:e|ça+|es,cr;
:+�+j�.cJ:
��
cea


J:es,.�¿:�¡esee.,cem+es::�s

� e

:a�


es�esa�eaes,|+ ema

e+e
1

)+LXAhyee|+ce|

+s�
+|� +|éa,+cae|e:ea +| s|:ate||:éca|ceX.�|ea+|y |s|:+:e�
·´ · '· � l : `
¡a�|e��

� :|es
9
ee||e:ea:ese

|e¿+c|

n
ª
see|l|st:|:eleá
³
+|

��¸
� ua��m+:ies¡aésee¡ee|es|aeï¿ea+se|e:ea¸0 ceaece:saex

-
• • '´ � ' · ì
´ · ��
' gem|+eese:e�cec|.+eeseae|¡|eaaee|Cea¿:esee

1.�|es|eg��-
¡ 1 ¹ ,r :¸�·

·¸� .� } • ¸• ~� ¸ ¯
'; |�áetesael.l|+a:es;ie|ey:eee�µate:+|ae|�+:¡|.ese|m¡eai+H
I •

•••

.


+|+cease:v+ee:+Dc |esa|+s ¡:||st+s,¡e:¡:. 1 9 eemarzo |
.´ ·
��
¸ ¸
/ ¦ ' , , = ·t´
203
,
¡ ', ¸ �


¸
¸¯ _ __''

¸ , ·
.
· '
· ! ¸
  .·' · · \
.
ó

.
¯

' ·
¦

I

Ì I
' '
zapatistasanuncarcnsurcgrcscalasucuanasdclsurcstcmcxicancyun
actc dcdcspcd;dalrcn|cal lalacicLcgislativccl22 dcmarzc.
¨lucstcacsccgcrcntrclcspcliticcsylag�ntc,clLZLNncduda.cs-
táccn|agcntc, dccllahcucsrccibidcclcidcatcntcylapalabrarcspctuc-
sa. lrcntc a los pcliticcs nunca bajarcmcs |a cabcza ni accptarcmcs
humillacicncsy cngancs. Nc harcucscclapararccibirscllcs dc`rccibidc'
cnnucs;rasdcmandashistcricas. . . laccrraicndclaclascpcliticacsclara.
Lagcntc,lcspucblcsindics, |a sccicdadcivilnacicnalc intcrnacicn±cs-
tánccnvcncidzs dc lajustciadcnucstrasdcmandasylas hanapcyadcin-
ccndicicnalmcntc. Ll LZlN scguir1 buscandc y ccnstruycndc cspacics
incluycntcspa(alaparticipacicndctcdcslcsquc dcscan un Mexiccvcr-
dadcramcntcpucvc. . . ` ,Ccmunicadcdcl LZLN. 1 9 dcmarzcdc2001).
Lancchedccscuisucdia,clprcsidcntc\iccntclcxanuncicclrc-
tirc dclcjercitcdc|accuunidaddcCuadalupc1cpcyacyscnalcquc cn-
viaria una m,;iva a la ccmandancia :apatista. la carta nc llcgc y lcs
rcbcldcsccntiµuarcncl rcccrridcplancadcparaantcsdcdcjar|aciudad.
\isitarcnasilçstrcs plantclcs dclaLnivcrsidadAutcncmaMctrcpclita-
na ,LA[)y, pn+lmcntc,participarcncnprcbablcucntcuncdclcsactcs
máscmctivc,delrcccrridc. cldclaLnivcrsidadNacicnalAutcncmadc
Mcicc,UN¹
Tal yccµolcprcucticrcn,cl22 dcmariclcszapatistasacudicrcn
alasamcrasqclCcngrcsc dc|aLnicn adcnunciarlaccgucrayclracis-
mc dcunscctordc laclascpcliticaquc scncgcacscucharlcs. Micntras
cllcscxplica|zn lasituacicnyscdcspcdiandclcs milcsdcpcrscnasrcu-
nidascn|aç,|l�¯cntiguaallalaciclcgislativc, dcntrc dclrccintclcsdi-
putadcs y ,çµ|dcrcs discuuan la pcrtincncia c nc dc dcjar quc lcs
iapatistashicicr|n uscdc|atribunam1saltadc|aa�i�.
´"´:`' � � � � i
Ll acuctdo llcgc. y aun cn ccntradc|a tctal lraccicndcl¸
partidc dcl prcsidcntc \iccntc lcx ,lAN) , lcgisl������ rcstc dc las
lucrzas pclltiças pcsibilitarcnclcncucntrc ccn lcs za�ti�as cnclplcnc
dclCcngrcscdclaLnicn.
204
z O O
Ll28 dcmarzc, cuandctcdcclmundc pcnsabaqucclsubccman-
dantcMarccstcmaria|atribuna,lcsiapatistasvclvicrcnascrprcndcrnc
sclc a|aclascpclitica,sincabucnapartcdclasccicdadcivilnacicnalc
intcrnacicnal.Lnamujcr,unaindigcna, unaccmandantaiapatista,tcmc
|apalabraydijcclmcnsajcccntralancmbrcdclCcmiteClandcstinckc-
vclucicnariclndigcna-CcmandanciaGcncraldclLZLN.
LaccmandantaLsthcrscrclìriccn sudiscursc alatcrriblcsitua
cicndclasmujcrcsindigcnas,asupcbrcza,cxplctacicn,rcprcsicnycx-
clusicn. Hablc dc su triplc marginacicn. scr pcbrcs, mujcrcs c
indigcnas. sc rclìrica lcs bcnclìcics quc tracriaparalcs millcncsdcin-
digcnasdclpais|aaprcbacicndc|ainiciativadclcyclabcradapcr|aCc-
ccp a, dclcndiccldcrcchca|adilcrcnciay, hnalmcntc, abricdcparcn
parlapcsibilidaddcundiálcgcvcrdadcrcccnclpcdcrLjccutivc.Llar-
quitcctclcrnandcYáncz, anuncic,scccmunicariaccnclccmisicnadc
paralapazcnChiapas,LuisH. Alvarcz,ccnclhndcccrtilìcarclcum-
pliuicntccabaldclastrcsscualcsdcmandadas. ,Liscurscdc|accman-
dantaLsthcr. 28 dcmaricdc200 1 ) .
Ccncstcimpcrtantcchistcriccaccmcciuicntclcs23 ccmandantcs
yunsubccmandantcscdcspidicrcndclcsuillcncsdcpcrscnasquctan-
tccnMexiccccuccnctrcspaiscsdclmundc,accmpanarcnsupasc. Ll
cauinc dc|apai,quiz1sccuccnningunctrc mcmcmccncscsm1sdc
sictcancs,scvislumbrabaccmcunapcsibilidadrcal.
205

·
. +
·
.
|
¯
¸
Lntctal;/diascaminc|aMarchadclCclcrdc|a1icrraalclargcdc
omilkilcmctrcs.Ladclcgacicnzapatistaylasdcccnasdcmilcsdcaccmpa-
nantcs indlgcnasync ind|gcnas, pasarcnpcr Î ;cstadcs dc |a kcpublica.
Chiapas, Oaxaca, lucbla, \cracruz,1laxcala, Hidalgc, Qucretarc,
Cua-
najuatc, Michcacn, cstadc dcMexicc, Mcrclcs, Gucrrcrc ycl Listritc
lcdcral,lugarcscnlcsqucrcalizarcnuntctaldc77 actcsmultitudinarics.
�Alguicn cn su sancjuicic scr|a capaz dc dcsc|r csta mcvilizacicn` ¿Al-
guicnpcdrlacstartancicgcyscrdc:�Ircvalcccr|anlcsintcrcscspcl|ticcs
ycccncmiccspcrcncimadclclamcrciudadano:�Sclcdar|a|acspaldaa
lcsind|gcnas dclpalsya lcs millcncsdcpcrscnasquccnMexiccycncl
mundc cxigicrcnclrcccnccimicntcdclcsdcrcchcsyculturaindlgcnas`
Ll 2° dcabril|lcgc |a rcspucsta. LlScnadc dc |a kcpublicaaprcbe
¨pcrunanimidad',ccn I 09vctcsdclasbancadasdclIR, IAN,IkDy
\crdc Lcclcgista, una rclcrma ccnstitucicnal cn matcria indlgcna quc
dcsccncciclcsprincipalcspuntcsdc| ainiciativadc lcy clabcradapcr la
Ccccpay,pcr|ctantc,lcsAcucrdcsdcSanAdres.
Antcsdcquclcszapatistashablaran, rcprcscntantcsindlgcnasdctc-
dcclpa|s,dccrganizacicncssccialcsydcdcrcchcshumancs,academiccs,
intclcctualcsnacicnalcsycxtranjcrcs,artistasyj uristasrcchazarcndcan-
tcmanc|aratihcacicndc|arclcrmacnclplcncdclCcngrcscdc|aUnicn,
pcrccnsidcrarlahcchaa |a mcdidadc las mcrzas más rctardatarias dc1
Nacicn. Las rclcrmasa|ainiciativadclcydc|aCcccpahnalmcntc luc-
rcnratihcadas,yclprcsidcntc\iccntclcx,ccnccicndcpcrlcctamcntclas
ccnsccucncias,scaprcsurcasaludarlas.
Ll29dcabrilclLZLNhjcsupcstura:Scñalc,cnprimcr|ugar,quc
|a rccien aprcbadarclcrma nc rcspcndic cn absclutca las dcmandasdc
lcs pucblcs indics dc Mexicc, dcl Ccngrcsc Nacicnal lnd|gcna, dcl
LZLN, nidc|asccicdadcivilnacicnalcintcrnacicnalqucscmcvilizcdu-
rantc|amarcha.
Ln scgundc |ugar, scñalarcn lcs zapatistas, |a rclcrma traicicne
lcsAcucrdcs dc SanAndrescn lcgcncraly, cn|cparticular, |ahamada
20o
z U U �\�
¨iniciativadclcydcaCcccpa" cnsuspuntcssus�an- �
cialcs. autcncm|a y librc dctcrminacicn, Ics pu���

in
�icsccmcs�jctcsdcdcrcchcp��� i as�
uncs,uscydtslrutcdclcsrccursc



s

�i
.. � � -�¬ - ¸ ¸¯ .-
dc
autcridadcsmunicipalcs




���

�� ¸

� ´´·  �
gicnal,cntrcctrcs. ` `~- �  
"Llscñcrlcxsaludc|aactualrc

aasab����
qucnc csnilcjanamcntcparccida �_i��

�scn

����

mcprcpia.Lccstamancrascdc� �����
simulchaccrsuya| a`iniciativadc���
ncgcciabaccnlcsscctcrcsdurcsdclCcngrcsc unarc-
lcrmagucncrcccnccclcsdcrcchcsindlgcnas". ,CcmunicadcdclLZLN.
29dcabrildc200l).
Lstch.cctrcmcmcntcdccisivcdclandarrcbcldcdcl cszapatistas.
Apartirdcaqulnadavclvcrlaascrigual.1alccmc|cscnalarcncnsucc-
municadc, ccncsarclcrmalcslcgisladcrcslcdcralcsyclgcbicrnclcxista
ccrrarcn|apucrtadcldi1lcgcy|apaz, pucs cvitarcnrcsclvcrunadclas
causasguccriginarcnclalzamicntczapatista,dicrcn|arazóndcscralcs
dilcrcntcsgrupcsarmadcscnMexiccalinvalidarunprcccscdcdi1lcgc
yncgcciacicn, cludicrcn cl ccmprcmisc histcricc dc saldar una cucnta
qucMexiccarrastracnsuscasidcscicntcs ancs dcvid+scbcranacindc-
pcndicntc,yprctcndicrcn lraccicnarclmcvimicntcind|gcnanacicnalal
ccdcralcsccngrcscscstatalcsunacbligacicndcllcgislativclcdcral. ,Cc-
municadcdcl29dcabrildc200l ) .
Ll LZLN,pcr| ctantc,dcsccnccicchcialmcntccstarclcrmaccns-
titucicnal scbrc dcrcchcs y cultura ind|gcnas. Ccn csta lcy, dijcrcn, sc
traicicnarcn las cspcranzas dc una sclucicn ncgcciada dc | a gucrra cn
Chiapas,yscrcvclccldivcrcictctaldc|aclascpcl|ticarcspcctcdclasdc-
mandaspcpularcs.
Lnccnsccucncia,lcsrcbcldcsanunciarcnqucclarquitcctclcrnandc
\ánczMunczsuspcndcr|atct±mcntcsutrabajcdcccrrcccntrcclLZLNy
20¨
M
1
e|ejeca:|ve|eee:+|.Xe|+|:|+,e|je:ea,m.·cea:+c:eea::ee|¿e||e:aeee
lez ye| l/lX,|+·:+¡aeae:+a:eceaec|ee·cea·:|:ac|ea+|mea:e|e·ee·
:ec|e·y|+ca|:a:+|ae|¿ea+·ee+cae:ee+|+||+m+e+`|a|c|+:|v+ee|eyee|+
Cece¡.'.le·i+¡+:|·:+·,+·.,·e¿a|o+aea:e·|·:eac|+yea:e|e|e|+.
:|l:ae·:e/ee|||·aece·|:é·é|eee·me·e·¡+:+me·::+:·ave:e+ee·
:+e·::+:e¿|+eaC||+¡+·,+'|cea:elez|eeca¡éaa¡ecem.·Xe·é|e·ae
:e·e|v|ée'cea|||c:eea` ¡ ; m|aa:e·',ceme|e¡:eme:|é,·|ae¡ae+|e·
ca+::eme·e·ee·a¡e:|eee¡e:e|éca+|¡a|e:¡e·||.||e+eeee|.|e¿ecea
|e·i+¡+:|·:+·
h+·:+e|memea:eae·e:ecae:e+aa+|a|c.+:|v+ee|ey:+aee|+:|e+
¡e:c+·|:eee·|e··ec:e:e·ee|+·ec|ee+eAc+eem|ce·,|e¿|·|+ee:e·,¡ae-
||e·|ae|¿ea+s, +a+||·:+·, e:¿+a|i+c|eae· ·ec|+|e·, +a::e¡é|e¿e·,ja:.·:+·,
ez¡e::e·ea +saa:e· |ae|¿ea+· eee::e· ¡+|·e·, ¡e||:é'e¿e·, ¡e:|ee|·:+·y
+::|ca||·:+·, ea::ee::e··ec:e:e·ee|+·ec|ee+ec.v.|,ee|+·|e:·ay:e|e·|e-
a+:eaea:+a:eca+::e|+:¿e·+ãe··e|:e|e·¡:e·ycea::+·eeaa+ .a|c|+-
:|v+¡ae, +aa¡aeae:ece¿|+ea·a:e:+|.e+e|e·Acae:ee·ee:+aAae:e·,
208

2 O O
|ae|e¿|·|m+e+¡e·e'l/LX,¡e:|e·¡ae||e·|ae|e·ee|¡+·,y¡e:m|||·
ae·ee¡e:·ea+·ee'+·ec|ee+ec|v||a+c|ea+|e|a:e:a+c|ea+|
l|·|¿a|ea:e¡+·eee|¿e|.eue|eee:+|cea·|·:|éeamea·+:aa+c+m¡.
ã+eeee·¡:e·:|¿|ecea::+|e·i+¡+:|·:+s,+ca·.aee|e·ee|a::+a·|¿ea:e·yeea
¡ae:e:e|e|.|e¿e.lae·:ecea:ez:e,e|cem|·|ea+ee¡+:+|+¡+ieaC||+¡+
ia|·!
_
v+:ei,.a·|·:|éea·a·||+m+ee·¡+:+|+:e+aae+c|éaee|:·ae¿ec|.
.|ea:·,|ae¿eee·e.+|+:¡ae`e|·||eac|eae+yae+:.+ce::e¿|:|e·m+|e·¡a
·|a
eae+|+a¡+eec|ee¡e:eem+·|+ee:|em¡e|+scemaa|e+ee·|ae|¿ea+s'.
£1 24 eem+ye|+Cem|·|éaeeCeace:e|+yl+c||c+c|éa,Cece¡+)
céa¡||ceee|+·:e|e·m+·¡ae·e||c|e:ea+·a¡:e¡|+|a|c|+:|v+,·|ac+m¡.
ee+cc|éa, ·|ave:¿..eai+y ·|a ·ea·|||||e+e¡e||:|c+, |a·|·:.éea:eaa|:·
cea'|cea:elez¡+:++a+||i+:|e·¡e·|||e·e·cea+:|e·¡ae¡e:m|:|:|+a·+
|.:ee||m¡+··eea¡ae·eeacaea::+e|cea|l|c:e'
l+:e|e:m+·e|aeee·¡ae·+ve:+c|éa+|e·cea¿:e·e·e·:+:+|e·,eea
ee|ae:+:||ic+e+ea:+a:e|e·me·e·eem+ye,j aa|eyja||e,eamee|ee.
a+a||e·:+c|eae·ee¡:e:e·:+cea::+|e·e|¡a:+ee·|ec+|e·,+¡a|eae·|e·¿:|
:+:ea::+|ee:e·'y`jae+·'.la+|¿aae·e·:+ee·|e·+vea:+:ea|aeve·y ea
e::e·:av|e:ea¡ae·+||:¡e:|+¡ae::+ee+::.·ee|e·:ec|a:e·|e¿|·|+:|ve·.
Ne ¡ae|e:eae+:|+c+:+¡e:e+áa+·|cea·am+:ea|+::+|c.éacea::+|e·
¡ae||e·|ae|¿ea+·.
l+:+|e|+mea:e+|+c+m¡+ã+|eee:+|eeee·c+|||ic+:|ve·c.a::+|e·i+-
¡+:|·:+·,·e|ac:emea:+:ea|+·+¿:e·|eae·ee|e·¿:a¡e·¡+:+a|||:+:e·ea|+
iea+y·e|a:ea·||c+:ea |e·¡+::a|+je·y|e·:|¿+m|ea:e·m|||:+:e·cea::+
|+·cemaa|e+ee·:e|e|ee·
A¡+::|:ee|me·eem+ye·e:e¿|·::+:ea+cc|eae·m|||:+:e·eac+·|:e·
e+|:iea+eecea|||c:e,ee·ee|+cea|e:m+c|éaeeaaeve·:e:eae·,¡+::a·
||+;e· |e·:|¿+m|ea:e· e |a:e::e¿+:e:|e·, ea::e e::e·. :e¿áa :e·:|mea|e·
:ece¿|ee·¡e:e:¿+a|i+c|eae·eeee:ec|e·|am+ae·,e|eje:c.:e¡ee|++·a
¸+·e|a|e:m+c.éaee|:|¡eee¿ea:e¡ae|+||:+ea|+·cemaa|e+ee·, ¡:e
¿aa:+|+a¡e:|e·i+¡+:.·:+·y¡e:`¿ea:eez::+ã+'¡aeae|ae:+ee|+iea+
le·:e:eae·¡e:m+aea:e·¡ae`e|c|+|mea:e'eej+:eaeeez|·:|:ceae|
209
'

. | .



gcbicrncdc\iccntclcx, lucrcnsustituidcs pcrrctcncsintcrmitcntcscn
lcs cruccrcs dc lalcstina, Cintalapa, laraiscy Chccclj1, pcr mcncicnar
alguncs.Adcm1s,lcspatrullajcsqucantcricrmcntcscrcaliiabanccntrcs
vchiculcs militarcs, sc implcmcntarcn ccn m1s dc scis carrcs artilladcs
ccnunapcricdicidaddctrcsvcccsal dia.
Ljcmplcs dcl incrcmcntcdclas accicncs militarcs cn cl cstadc luc-
rcnlcssiguicntcs.ScinaugurarcnpatrullajcsdcCatea San Cayctanc,cn
clmunicipicdcSanAndresSacamch`cndclcs lcbrcs, scinstalcunrcten
y cpcrativc militardc Cate aSimcjcvcl,cl27 dc mayc, cnclMunicipic
AutcncmcdckicardcllcrcsMagcn,llcvarcnacabcpatrullajcsmilitarcs
dcsdclaLagunaSanta ClarahastaCintalapa,lrancisccLccnylalcstina,
almismcticmpcqucrclcriarcnlcscampamcntcsmilitarcsdcCintalapa
yCruccrclaIcstina.
1ambiendcl2 al4 dcjunic, scllcvóacabcuncpcrativcmilitarcn
laccmunidad dc1iacum, ccmunidad cn su mayc

r

ia iapatista, ccn cl
: ?
prctcxtcdcbuscardrcgas.
!

Lncstcmismc scntidc, durantcla�rimcrascm�nad� i�cgis


n scbrevuclcsrasantcs cn

S�n Migucl ,munic
¡
pi
º
.c

Occsi

c,
�icntrasquccnlaccmunidadzapatistadclradc layaca�mavicri  
qucscbrcvclólazcnadcjc•cacruncbjctcquchiiccxp�s.Lncsc
mcmcs,laccniitnidaddckcbcrtcß)icsdcnunci��cstigamicn�csmi-
litarcs,micnt
,
asqucdivcrsasccmuni
]
adcsdcYajalcn

hcrcnv|ctirnasdc
··• ·
uncpcrativcde desarmccnc
[
quc,auc

nosccnccntrcnada,scvicla-
rcn|csdcrccIcshumancs dclapcblacicn.
Lcsgcbicrncs

lcdcralycstatalahrmabancnlcsmcdicsdcccmuni-
cacicnquccnChiapasrcin+balacalmayqucclcjcrcitchcralcstabarc-
plegadc y, cn lcs hcchcs, cl 1 1 dc julic sc incrcmcntc, cntrc otrcs, cl
numcrc dcclcctivcsdclcuartclmilitardcCintal+pa
'
�-kcddcUclcnsc-
rcsCcmunitaricspcrlcsDcrcchcsHumancsdcnunciónucvasincursic-
ncs militarcs y hcstigamicntc ccntra lcs habitantcs dcl Municipic
Autóncmcdc\iccntcCucrrcrc.
21 0

1

z O O
Lanucvarclcrmacnmatcriaindigcnayclincrc-
ncntc dclhcstigamicntcmilitar, lcrmabanylcrman,
partc dc un plan gcncral cuyc cbjctivc principal cst1
cncaminadcalaprivatiiacicndclasicnasccnrccurscs
naturalcs.A|,pcrcjcmplc,lasautcridadcsautcncmas
dclmunicipicdckcbcrtcßarricsdcnunciarcnlaapcr-
turadcunacarrctcraccmcpartcdclascbrasdcccns-
truccicndcuncampcdcgcllyunccntrcturlsticc.
lcrcscs mismcs d|as, divcrsas crganiiacicncs dc
dcrcchcshumancsdcnunciarcnlascuticasccndicicncs
cnlasqucsccnccntrabanlcsprcscspcliticcscnlcsdi-
lcrcntcspcnalcsdclcstadc,talcsccmclarcprcsiónqucsulrlanpcrdclcn-
dcrsus dcrcchcs y pcr cxigir cl cumplimicntc cabal dc las trcs scnalcs
dcmandadaspcrlcsiapatistaspararciniciarcldi1lcgcccnclgcbicrnc.
Durantclcsmcscssiguicntcsccntinuarcnlasmanilcstacicncs,derc-
pudicccntraclCcngrcscdclaUnicnyclgcbicrnc lcxista,qc �st
cnquc cuChiapasrcinaba�`unasantapai'. ll dcblcdiscurscdc

�� c�
tcgiap� Chiapasschiic aunm1s cvidcntccuandcsu ccisi�

dapar

asuntcsindigcnas,XcchitlC1lvci,u

claróquccraccmprcnsi�que


tcdcscst1nsatislcchcsconlcsc
_
bicsccnstitucicnalcs".
Iinalmcutc, clÍdc agostc\iccntclcxdccrctclasrclcmas alaCcns-
utucion,�cnlapublicaccndclasmismascn cl1iano (1·mì·1�»·
.·:»Sc dccrctc, tambieii,latraicionalcs pucblcsoriginaricsdMexicc.

Laprctcstacontinucyschiic accióncuandolcs indtgcnasyIasc-
c|cdadcivilcmpciarcnaprcsicnaralcs¤unicipicsygcbicrnoscstatalcs,
para quc prcscntaran unascric dc ccntrcvcrsias ccnstitucicnales antela
SuprcmaCcrtcdc|usticiadclaNación ,SC|N),ccnclhndccvitarquc
larclcrmaccnstitucicnalcnmatcriaindigcnacntraracnvigcr.
Lntrcjulic ycctubrcdcl2001 lucrcnprcscntadasantclaSC[Nun
tctal dc 330 ccntrcvcrsias ccnstitucicnalcs, pcrpartc dc municipicsdc
lcscstadcsdcOaxaca,Chiapas,Cucrrcrc,Mcrclcs,\cracrui,Michcac1n,
2 1 1

La Suprema Corte de Justicia de la Naci6n cierra
el drculo contra los pueblos indios de Mexico.
Polemica sobre el EZLN, las luchas en el Pais
Vasco ÿETA. Los pueblos zapatistas cominuan
con la organizaci6n de su autonomia.
Se inaugura la Casa-Museo del Doctor Margil
ÿnace la revista í:/:|
Ì.|a1J¡·|me:1.+1J.ãese:¡:ea1|á.|somaa.1.1es|a1.¿e
a.s:.¡.t|s:.s|.|'.a1eCe|e|:.|.ae|ec:.·e.a|·e:s.:|e1e|.':.m|ea:e
ysaea::.1.eaaae·e,ceme1| o.ae||es
la:.a:e|es¡:|me:es mesesa.1.¡.:ec..:em¡e:e' s|'eac|e1ela
Cem.a1.ac|.Ceae:.|, ¡e:e |es·ece:es 1e |es maa|c|¡|es.a:áaemes
cea:|aa.:ea1eaaaci.a1e|.s|aca:s|eaesm|||:.:esea|.s.emaa·1.1es
:.¡.:|s:.s
l.s330 cea::e·e:s..s.|.s:e|e:m.sceas:|:ac|ea.|eseam.:e:|.|a
1.¿ea.s|¿a|e:easaca:se.les¡e1e:esejeca:|·ey |e¿|s|.·|·e|.||.:eay
ae¿.:eae|:eceaec|m|ea:e1e'es1e:ec|esy|.ca|:a:.1e'es¡ae||es|a·
1|esl'¡e1e:jac|c|.|,:e¡:esea:.1e¡e: |.·a¡:em.Ce::e1e]as:|c|.1e
|.!.c|áa,:ea..|.¡.'.|:.
lae|ea::e:.a:e|es¡ae||es:e|e|1escea:|aa.:eae:¿.a|:.a1esa
.a:eaem..,aa¡:ecese¡ae|a|c|.:eaea1|c|em|:e1e1 994 y¡ae,.m.s
1eec|e.ães1e1|s:.ac|.,cea:|aa.|.,y cea:|aá.,s|ea1eaa:e:e
21 5
¯

l
³

�  



' . �





`


'

²

·j
·
¯ I
Ceme¡.::eeeeste¡:ecese,y¡e:¡eae:aaejem¡|eee|.e||c||:.·
:e.eeceast:a|:sa.ateaem|.s|aeej.:ee:es|st|:,|.s |.sesee.¡eyei.·
¡.t|st.s¡e:teaec|eates.|Vaa|c|¡|eAatéaemeO|¿.ls.|e|,:ec|.i.:ea|.
ceast:acc|éaeeaac.m|ae¡aesé|ese:·|:|.¡.:.e| ¡.se ee|eje:c|te|e·
ee:.|y¡.:.e|s.¡aeec|.aeest|aeeem.ee:.s. lajal|e e:¿.a|i.:eaaa
||e¡aeeeae|.ccese.|.cemaa|e.eeeX|c|tee|.lae| |a¿.:,¡:éz|me.|
¡ae||eeeb.c|.jáa ,maa|c|¡|eeüc|.leeC|||áa),aaes200 |em|:es,
maje:esya|ãesi.¡.:|st.s.aaac|.rea¡ae¸e|||e¡aeeea:.:|.|.st.¡ac
ae:.:et|:.e.|.m.¡a|a.:|..
Lv|e|.c|eaes.|esee:ec|es|am.aesceat|aa.:eaeaC||.¡.s,¡e:
|e¡ae:e¡:eseat.ateseeAma|st|.late:a.c|ea.|,A) :e.||i.:eaaa.¿|:.
¡e:|.eat|e.ecea e| haee:ece¿e:test|mea|esee.ct|·|st.s¡:emete:es
eeee:ec|es|am.aes,v|ct|m.seee|ve:s.s.¿:es|eaes¡e:¡.:teee.ate-
:|e.ees|eee:.|esyest.taeseee¡.:.m|||t.:es.
lat:et.ate, e|:e|.te:ee|.O:¿.a|i.c|áaeeX.c|eaesla|e.s¡.:.
|es le:ec|esham.aesee |es lae||eslae|¿ea.s,leee||e:t.vea|.¿ea,
eec|.:é¡aeeaVez|ce|esee:ec|esee|esc.m¡es|aesest.|.am.|t:ec|es
¡e:v|e|.c|eaes,.|ases,·|e|eac|.se|ect|v.y|.||.sea|..em|a|st:.c|áaee
jast|c|.,¡e:e,se|:eteee,¡e:e|·|eje¡:e||em.ee|.teaeac|.ee|.t|e::.
:t.·ea|.¿easeã.|é|eev|eeate.`se:Jmaye||c||| e¿:.r|.¡.ieaC||.¡.s
¡..¡ae|es|ae|¸ea.·::eea¡aeeste¿e||e:ae,|¿a.|¡aee|.ate:|e:,ae·|e·
estJca¬¡i|eae.'.
lae|mes ee ja||e, ea|.c|ae.e ee Veate::ey, est.ee ee Xaeva
Leéa,e|.:¡a|tectey|ac|.ee:sec|.l!e.a.aee¥JãeiVa.a:|a.a¿a:é |.
C.s.Vaseeee|lecte:V.:¿||,la¿.:¡ae.||e:¿.|.||ste:|.ee|.e:¿.a|-
i.c|áa¡ae|.cemJsee30 .ães·|s|am|:é|.c:e.c|áaee|lje:c|te/.¡.-
t|st.eeL||e:.c|éaX.c|ea.|.
A|.cteee.¡e:ta:.eet.aem||em.t|cees¡.c|e,e|sa|cem.ae.ate
V.:cesea·|éaa.m|s|·..Cemes.|emes,asteet:.|.j.,jaateceae::es
|em|:es ymaje:es |eaestes,eae| ca|e.ee ee |. meme:|.ee |ac|.ee
aaest:e¡ae||e l.:te|m¡e:t.ateee est.meme:|.es:J¿a.:e.e.ea|.
2 1 6

z U U z
C.s.Vaseeee|lecte:V.:¿||,ea|.C|ae.eeeVea-
te::e¡XaeveLeéa,Vez|ce.laest.c.s.masee,seea-
caeat:.a test|mea|es ee aa. ¡.:te |aae.meat.| ee
aaest:.||ste:|.cemei.¡.t|st.s,||ste:|.ee|.¡aeest.-
mese:¿a||esesy,ea|.mee|e.eeaaest:.s¡es|||||e.ees,
t:.t.mesee|ea:.:'.,C.:t.ee|l/LX.]a||eee2002).
V|eat:.s|.:a¡:em.Ce:teee]ast|c|.:et.:e.|.
c.e.veimJse||.||ese|:e|.sceat:e·e:s|.s¡:eseat.e.s
ceat:.|.:e|e:m.eam.te:|.|ae|¿ea.,|.·|e|eac|.ea
C||.¡.saa:v.meatese|ac:emeat.|.. l|7 ee.¿este,
]eséLé¡ei:.at|i,c.m¡es|aetie|t.||.seee.¡eyei.-
¡.t|st.,aeejecat.eeea|.s|amee|.c|eaesee|.cema-
a|e.e6 ee A¿este, ee| Vaa|c|¡|eAatéaeme 1 7 ee
aev|em|:e. :a||je,aaa|ãeeeaaes 1 2 .ã es,test|¿e
¡:eseac|.|ee|c:|mea,.se¿a:é¡aee|.ses|aeaeb.|t.·
i.:A||ease, em¡:es.:|e t:.as¡e:t|st. eeA|t.m|:.ae,
ceaaa.esce¡et..
' '
L.s.¿:es|eaes¡.:.m|||t.:esy|es|est|¿.m|eatesm|||t.:esy¡e||·
c|.cesae|m¡|e|e:ea¡ae|.e:¿.a|i.c|áa.atéaem.ceat|aa.:..Teee
|eceat:.:|e. C|eates!em||esee|.ses ee .¡eye i.¡.t|st.s s|¿a|e:ea
ceast:ayeaeeaa¡:ecese:e|·|ae|c.t|·eeesas|e:m.see¿e||e:ae.Les
¡:eyectes.atéaemesees.lae,eeac.c|éayceme:c|.||i.c|áa,eat:eet:es,
ceat|aa.:eat:.|.j.aee,m|eat:.s¡aec.e.veimJsmaa|c|p|es.atáaemes
se |e:m.a.|.a cea |ec.||e.ees, .|c.|e|.se ¿e||e:aes ee et:es ¡.|ses,
¡:|ac|¡.|meateea:e¡ees.
laesteceatezte,|.s.ate:|e.eesee|Vaa|c|¡|eAatéaemeT|e::.y
L||e:t.e,eec|e|e:ea:eca¡e:.:`tet.|meate'e|¡:ee|eL.l.i,maa|c|¡|e
e|c|.|eeVetei|au.,ce:c.ee|.|:eme:.ceaCa.tem.|.).L.st|e::.s,se-
ã.|.:ea,e:.a`¡:e¡|ee.eeeaaest:ecem¡.ãe:eCa|||e:melem¡|||eCJ|-
·eil|ate,ee|ej|eebe||s.:|elem|a¿aei,¡a|ea|.s¡ase.e|s¡es|c|éaee
|es¡e||.ee:es.atéaemesee|ej|ee'
21 7
¯

l

¡
 

j�
(

|
Desde mediados de agosto, la amenaza volvio a cernirse en el es­
tado de Chiapas. Las comunidades indigenas zapatistas y de otras orga­
nizaciones, fueron advertidas de que serian desalojadas de la reserva de
Ia biosfera de Montes Azules. La respuesta rebelde a esta amenaza ven­
dria mas tarde .
La escalada de violencia no paraba y el gobierno "del cambio" era
complice de la impunidad con Ia que actuaban las bandas paramilitares.
El 18 de agosto se produjo en el Municipio Autonomo San Manuel qui­
zas el ataque paramilirar mas grave despues de la matanza de Acteal. Un
detenido y torturado, cuatro heridos de bala y varios heridos de golpes
fue el saldo del ataque per¡etrado por la organizacion paramilitar OP­
DIC, en el crucero Quexil. Pese a la agresion, las bases de apoyo zapa­
tistas dejaron claro que seguiria funcionando el reten que tenian
instalado en ese crucero para impedir el trafco de madera, autos roba­
dos y alcohol. Ylo cumplieron.
Los grupos paramilitares, inicialmente desconcertados por las derro­
tas electorales del PR en Ia entidad y en el pais, se reagruparon y retoma­
ron las acciones ofensivas contra los municipios autonomos.
El 2;de agosto dos campesinos, bases de apoyo del EZLN, fueron
asesinados a balazos en la rancheria Amaytik, por paramilitares priistas de
esa comunidad y de la vecina Pefia Limonar, a escasos kilo metros de C­
talapa, Iugar de operaciones del Ejercito. En Ia accion, que el Consejo Au­
tonomo califico de emboscada, resultaron heridos otros siete indigenas
zapatistas, uno de ellos de gravedad.
Ante esta situacion, Ia solidaridad y apoyo nacional e imernacional
nuevamente comenzo a manifestarse. A raiz de los ataques contra los mu­
nicipios autonomos (con saldo de cuatro muertos, mas de 2Oheridos, fa­
milias desplazadas y fuerte tension en las comunidades indigenas), grupos
civiles, tanto de derechos humanos como ecologistas o comites de solida­
ridad, personajes de Ia cultura y academicos especializados, se manifesta­
ron de distintas maneras contra el gobierno del "cambio" encabezado por
218
ï

|
z O O z
Vicente Fox, e iniciaron una serie de protestas frente a las embajadas de
Mexico en el extranjero.
En este contexro, el6 de septiembre Ia Suprema Corte de Justicia de
Ia Nacion (SCJN) declaro improcedentes 522 de las 55O controversias
constitucionales presentadas por igual numero de municipios de Chiapas,
Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoadn, Morelos, Oaxaca, Puebla, Tabas­
co y Veracruz, en contra del procedimiento que se utilizo p�ra aprobar las
reformas constitucionales en materia de derechos y cultura indigenas.
El miimo tribtmal de Ia nacion determino por mayoria de ocho voros
contra tres, declararse incompetente para atender las legitimas demandas
de los pueblos originarios de Mexico. De esta manera, el poder judicial,
ultima esperanza legal de los indigenas para el reconocimienro de sus de­
rechos, cerro el drculo de Ia traicion. Los tres poderes del pais, el Ejecu­
tivo, el Legislativo y el Judicial, no respondieron ni estuvieron a Ia altura
no solo de los justos reclamos de los indigenas, sino de la sociedad en su
conjumo:
La SCJN argumento que no tiene facultades para revisar reformas y
adiciones a Ia Carta Magna ni al procedimiemo que les da origen. De es­
ta manera, ocho ministros ni siquiera consideraron los argumemos y los
2I 9
ì

'

¯

contenidos de
l
as 55O conrroversias interpuestas, mientras que los otros
tres indicaron q
ue si se debieron analizar las razones de las mismas.
El proceso
µJque se enfrenro la Suprema Corte no tenia precedente,
y
se presentaba como una oportunidad para darle paso a una real separacion
de poderes. Sin
embargo, Ia mayor parte de los ministros prefrieron con­
tinuar subordinldos al poder ejecutivo. El mensaje que recibieron los in­
digenas fue dar
o: los caminos legales para hacer valer sus derechos estaban
cerrados.
Nuevame
nte Chiapas estuvo en el centro del debate nacional. Las
consecuencias
del fallo de Ia Corte eran impredecibles y el futuro no se
p
resentaba ne
cesariamente optimista. La Comandancia General del·
EZLN se mantuvo en un antidimatico silencio, mientras que diversos
sectores de Ia so
ciedad nacional e internacional manifestaron su rechazo.
22O
z U U z
"El camino de Ia legalidad esta agotado y Ia paz se aleja una vez que
se ha cerrado a los pueblos indigenas Ia ultima puerta del Estado", advir­
rieron en un pronunciamiento conjunto mas de I OOorganizaciones indi­
g
enas y de derechos humanos, intelectuales y academicos.
"jQue Dios nos a
y
ude! Nos dieron el tiro de gracia", exclam6 el obis­
p
o emerito de Tehuantepec, Arturo Lona, mientras que el cantante Manu
Chao publico el siguente texto: "�Y ahara? �Que salida? 2Que soluciones?
jLa Corte Suprema parece haber decidido que ninguna! . . . Sigue Ia vergiien­
za dictando sus !ees. Y, desde Barcelona, lo deploro con toda mi alma ... "
Por su parte, fieles hasta el fnal a su estrategia politica, los legislado­
res panistas y prifstas aplaudieron el fallo de Ia Corte, mientras que los es­
crirores Jose Saramago y Ernesto Sabato expresaron su desazon y
desacuerdo ante la resolucion y reprocharon al Estado mexicano y a! pre­
sidente Vicente Fox su ominosa postura contra los pueblos originarios de
Ia naci6n.
El intelectual mexicano Pablo Gonzalez Casanova, por su parte, advir­
tio que Ia decision de Ia Suprema Corte tendria consecuencias predecibles:
"una redistribucion del territorio nacional que busca el Plan Puebla-Pana­
ma(PPP) y el
A
rea de Libre Comercio de las Aericas (ALCA)". El filoso­
fo Adolfo Sanchez Vazquez, comento por su !ado que con esta resolucion
"se deja abierto el camino de !a violencia al cerrar Ia via legal". LÌrechazo de
Ia Corte "refleja el menosprecio y racismo que desde el Estado mexicano se
promueve hacia los indios", declaro Ricardo Robles, sacerdote jesuita com­
prometido con las causas indigenas desde hace )7afios.
Vestidos de luto, integrantes del Congreso Nacional Indigena, de Ia
Asociacion Nacional de Abogados Democraticos, Ia Union de Juristas de
Mexico, Alianza Civica y pueblos de Morelos que interpusieron contro­
versias constitucionales, se pronunciaron fente a Ia Suprema Corte;
mientras que grupos solidarios de varias ciudades europeas condenaron Ia
decision: En Madrid, Espana, Ia Plataforma de Solidaridad con Chiapas
convoco a una protesta de 2+horas fente a! Ministerio de Asuntos Exte-
22I
¯
'
'
'
·

'
'
rieres,eataateqaediversasagrapacieaesdeAlenaaiaeaviareaneasajes
pretestaadeperlavieleaciaeaChiapasyperellallejadicialdelnáxine
tribaaaldeMéxice.
PepreseataateseclesiásticesdeVeracrazy Micheacáa tanbiéa na
ailestarea sarechace y,par+|elaneate, iategraates deergaaizacieaesia-
dtgeaasycivilesdeChiapasnarchareaperlascallesdeSaaCristébalde
lasCasaseadenaadadeaaaselaciéaparaelceaûicte.
Mieatrasestey nássacedla, elceasejerejarldicedelaPresideacia
delaPepáblica,|aaadeDiesCastreLezaae,ahrné. ¨elpaisdebeestar
ceateate de qae ahera si hacieaea las iastitacieaes¨, y, per sa parte,
MarthaSahagáadeFex,espesade|presideate,declaréqaeeae|gebier-
aelederal¨leapestanes alapazy eldesarrelle, janás aladivisiéayal
egelsneperqaede lespaeclesiadigeaasdebenesrescatarsasvaleresy
tradicieaes¨.
Laspretestasaecesabaa.PresideatesnaaicipalesiadigeaasdeOa-
xaca,VeracrazyChiapas,yrepreseataatessecialesy debieaescenaaales
naailestareaqaeseseatlaalastinades,iadigaadesyeleadidesper|are-
selaciéadelaSaprenaCerte.¨Leqaeaeshiciereaesaaabarla.Aaaes-
tra esperaaza de jasticia se respeadié cea cerrazéa y aateritarisne¨,
asegararea.
Peretraparte,elEacaeatreNaciea+ldePaeblesIadies,qaereaaié2
aaes2OOdelegadesdeergaaizacieaesde15estadesdelpaiseaChilpaacia-
ge, Caerrerc, aaaacié aaajeraadade nevilizacieaes el l2 de ectabre,
ceanarchaseaelDistriteFederal, Caerrere,Oaxaca,MerelesyMichea-
ca,ybleqaeesdecarreteraseaVeracraz,YacatJayCanpeche, ceaelha
deceatiaaat|alachaperelreceaecinieate ceastitacieaaldelesAcaer-
desdeSaaAadrés.
Másade|aate,aliaaagararseeltercerFereNacieaaleaDeleasadela
MediciaaTr+1icieaal, aaes)OOparticipaates de !7paeblesiadies de2O
eatidades del pais, desceaecierea larelerna ceastitacieaal ¨iadigeaist+
del28deabri|de2OOl,ydeclarareaqaeaatelaqaiebradelEstadedede-
222

2 O O 2
rechereceaecaacene¨aaicaCeastitaciéaeanateria
iadlgeaa|aqaeceatieaelesacaerdesdeSaaAadrés¨.
Eaelnarcedelaspretestas,|anadragadadel l o
deseptienbrelaspriacipalesestataasdeleshéreesde
la Iadepeadeacia abicadas ea la ciadad de Méxice,
amaaecierea cea pasaneatanasaegres, paliacatesre·
jesybaaderasdelEjérciteZapatistadeLiberaciéaNa-
cieaa| ,EZLN).
El discarse dialegaista del gebierae deViceate
Fex ceatiaaé y, ea les heches, se iastalé aa aaeve
canpaneate nilitarealazeaaaertedelestade,eae|accesealMaaici-
pieAatéaeneLaPaz.Estanevilizaciéacastreaseecarriépeceaatesdel
iacreneatedetrepas,alneaesnilelectivesnás)eae|aertedelaSelva
LacaadeaaylasianediacieaesdeMeatesAcales,ahaalesdeageste.
Freatealesreclanesderepreseataatesdelacenaaidadtriqai,ea
Oaxaca, perlaratihcaciéade aaaleyiadigeaaqaeaerepreseatabasas
iatereses,yaate| aadverteaciadeqaela¨vieleaciaaesélesedaperne-
diedelasbalas,siaetanbiéacaaadeaehayagaaaiedacaciéa¨,Vicea-
te Fex llané a les paebles iadies del pais a evitar ¨la vieleacia y la
iatraasigeacia¨.
Paralelaneate,eaaaacteiaasitadeeaPena,It+lia,2/;parlanea-
tariesitaliaaesdetedaslasherzaspeliticas,desdeelgebieraeyhastala
epesiciéa,iaclaideelpartiaedelprinerniaistre,Silvie8er|asceai,hicie-
reapáblicaaaacartadirigidaaleslegisladeresnexicaaesealaqaedenaa-
darea,¨respetaesesdelaaateaeniaydelaseberaa|a`de|Ceagresedela
Uaiéa,laaprebaciéadelaleyiadigeaaprepaestaper laCenisiéadeCea-
cerdiayPacihcaciéa,Cecepa)¨qaetradacelesacaerdesdeSaaAadrés¨.
El+¯deaevienbre,eaecasiéadel+7aaiversariedelaacinieatedel
EZLN,salióalalazaaaaaevapablicaciéadeizqaierda.larevistaR·/·/-
á/c,eslaerzeediterialqaetaesaladadeperlesiadigeaasrebeldesatravés
desavecere,elsabcenaadaateMarces.
225
I

La revista no ocult6 su posicion: "Somos zaparistas. No aparentamos
una falsa neutralid<�d llcna de hipocresias. Estamos comprometidos hasta
d fondo. Quercmos ayudar < consrruir una herramienta para todos aque­
llos que no luchamos por el poder y que nos declaramos prestos, en Ia sin­
razon, a desafiar Ia Ley de Ia Gravedad".
El subcom
andanre Marcos envio a los primeros siete numeros de Ia
nueva publicad6n, siete cuemos de Duriro, en los que se refrio a! zapa
- ·
tismo y a su relacion con el Poder, entre ouas temas. Algunos fragmentos
de estos texros son los siguientes:
"Dice Durito que el zapatista sembro el manzano para que un dfa,
cuando el no este, alguien cualquiera pueda corrar una manzana madura
y ser libre para decidir si se Ia come en un arreglo frural, en pure, en ju­
go, en un pastel o en uno de esos odiosos (para Durito) refrescos de man­
zana". (Rebeldif. No. 1. Noviembre de 2002).
" ... cuando el rebelde ropa con Ia Silla del Poder (as(, con mayuscu-
las), Ia mira detenidamente, Ia analiza, pero en Iugar de sentarsc v� por
una Jima de esiS para Jas ufas y, con paciencia, Je va Jimando las p:l!:IS bas­
ta que, a su entender, quedan tan f.giles que se rompan cuando alguicn
se siente, cosa que ocurre casi inmediatamente. Tan tan". (Rebelfa. No. u·
Diciembre de 2002).
"Dice Durito que los zapatistas somos unos pearones muy ocros.
Porque, en Iugar de ver con indiferencia el paso soberbio del rrcn, un
zapatista ya se acerca sonriendo a Ia via y pone un pie. Seguramente picn­
sa, ingenuo, que as! had. tropezar a Ia poderosa maquina y se descarribra
sin remedio". (Rebeldia. No. 3. Enero de 2003).
"Dice Durito que, mienuas los politicos se aglomeran y pelean por
Ia !lave frente a Ia puerta del poder, los zapatistas pasan de largo, se paran
frente a una de las paredes del laberinto que, ademas, no tiene nada que
ver con Ia habitacion del poder y, con un plumon negro, marcan una
'X' .. . (Rebeldia No.4. Febrero de 2003).
"Dice Durito que todas las opciones multiples que el Poder ofrece, es-
224
conden una trampa: 'Donde hay muchos caminos y se nos presenta Ia po­
sibilidad de elegir se olvida algo fndamental: todos esos caminos llevan a
lo mismo. Asi, Ia liberrad no consiste en elegir el destine, el paso, el ritmo,
Ia velocidad y Ia compafla, sino en solo elegir el camino. Y mas aun, Ia li­
bertad que ofrece el Poderoso es solo Ia liberrad para elegir quien caminara
en nuestra representacion', dice Durito". (Rebelia. No.5. Marzo de 2003).
"Dice Durito que Ia rebeld!a en el mundo es como una grieta en un
muro: su primer sentido es asomarse a! otro !ado. Pero despues, esa mira­
da debilita el muro y termina por resquebrajarlo por complero". (Rebel­
dia. No, 6. Abril de 2003).
"Como cualquier ave, el zapatismo nace, crece, se reproduce con
otro y en otro, muere y, como es ley que hagan los pajaros, se caga en las
estatas". (Rebelia No.7. Mayo de 2003).
Mas adelanre, a fnes de noviembre, en el marco de Ia inauguraci6n
de un "Aguascalientes" en Madrid, Espana, el EZLN volvi6 a romper el
silencio con el envio de una carta saludando el nuevo espacio de rebeldia
que, como los cinco Aguascalientes instalados en Chiapas, seria Iugar de
encuentro politico y cultural del Estado Espafiol.
Con Ia lectura de Ia misiva enviada a los organizadores y participan-
225
tesdeleveate,seiniciéanepisedienásdeestadécaaa
de lachayrebeldia. Leszapatistas criticareaa|area'e-
zaesµañela,alpresideate|eséAzaar,aFelipeCeazález
y aljaezPeraaade 8altasarCarzéa, aqaieaacasarea
deestar¨llevaadeadelaateaaverdadereterrerisneae
£stadeqaeaiagunbenbreynajerheaestespaecever
sia iadigaarse¨.
£l "clown Carzén¨, señalé el sabcenaadaate
Marces, ¨hadeclaradeilegal lalacbapellticadelPaisVasce. . . ydenaes-
trasaverdaderavecaciéalascistaalnegarlea|paeblevasceelderecheae
lacharpehticaneateperaaacaasaqaeeslegitina. . . ¨
La respaesta del jaez Carzéa nese bize esperar. £ael periéaice
nexicane El Univeal respendié: ¨ . . . le rete caaade as ted qaiera y
dende astedqaiera, a qae sianáscaras aidislraces, caraacara,peaa-
neshablardelterrerisne,derebeldia,dedignidad, delacha,deiasar-
geacia,depelitica,dejasticia,detedesaqaellesvaleresqaesirveaµara
ceastrairaapais y aaadenecraciay deleaderlesderechesde les qae
neaestieaea¨.
£l/dedicienbrecerrespeadiéeltaraeal£ZLN.£lsabcenaadaa·
teMarcesaceptéelretey hjélascendicienesdelencaentre.£ldebatese
realizariaealaislade Laazarete,y enesenisnelagar, en lernapar+lela
pere aesinaltáaea,serealizanaanencaentreentre tedeslesacteresµe-
litices,secia|esycaltar�esde|apreblenáticavascaqaeasiledesearaa.
Siel sabcenaadaate Marces perdiael debate, esµecihcéel nisme
jele nilitar y vecere zapatista, Carzén pednadesencapacbarle, pere si
perdiaeljaezesµaäelseteadriaqaecenpreneteraaseserarjandicamea-
te+l£ZLN ealasdenaadasqaese presentanaaaatelasiastaaciasjar|·
dicasiateraacieaales, paraexigirelrecenecinientede les derecbesy|a
caltaraindigeaa.
¨Uaaepertaaidada|aµalabra¨parabablarsebre|acenplejasiua·
ciéadelPaisVasce,hieleqaepidiéelsabcenaadanteMarcesalgebier
22o
|
z z O O
aeespañel,a|grape£TA,alassecieaadesesµanelayvasca,ynayespe-
cialnentealaizqaierda,abertzale).
Aate la erganizacién pelitice-nilitar vasca £as|adiTaAs|atasana
,£TA), elvecerezapatistadejéc|arasapestararespectealasprácticaste-
rreristas:¨Ceasideranesjastay legitina|alachadelpaeble vasce persa
seberan|a,pereesaneblecaasa,niningaaa,jastihcaqaesesacrihqaelavi-
dadeciviles.Neséleaepredacegaaaaciapehtica+lgaaa,yaanqaelapre-
dajera, Hcestehunanees inpagable.Ceadeaaneslasaccienes nilitares
qaed+äaaacivi|es. Ylascendenanesperigaal,prevengaade£TAedel
£stade£spañel,deÁQaedaedeCeerge` 8ash,deisraehesepalesti-
aes,edecaa|qaieraqae,bajeaenbresesigl+sdilerentes,adaciendeene
razenesde£stade,ideelógicasereligiesas, cebre sasvictinasentreaiäes,
majeres,anciaaesybenbresqaenadatienenqaevereaelasaate¨.
Alaergaaizacióa£TAselepidióeateacesqaedecretaraaaatregaa
aailatera|paraqaesepadierallevaracabeeleacaeatredelasherzaspe-
lticasvascas, ellainclaida.
£l I; dedicienbre,el partide pelitice indepeadentistavasce8a-
tasanaagradeciód£jérciteZapatistadeLiberaciéaNacieaal ,£ZLN)
¨sainterés,selidaridadyaµeyealacaasavasca`' ycenanicó sadispe-
sición¨aparticipareacaalqaier iniciativaqaecenseriedady basede-
necrática teagaperebjete crear las ceadicienes pehticas necesarias¨
qaegaraaticea elderecbeadecidirlibrey denecráticaneateelhtare
aelPaisVasce.
Sepredajeentences aaadelaspelénicasnásditundidasynenes
cenpreadidasdelceat|icte.Lanayerpartedelesnediesdecenanica-
ciéaaprevechó laceahsiéaydihadiéqaeel£ZLNapeyabadgrapete-
rrerista £TA, versiéa qae algaaes iatelectaales y acadénices
aµrevechareaparadesliadarsedelnevinieatezapatista.
Mientraseldebate ecapaba las µrineras plaaasdelesperiédicesy
aiversesespaciesenlesnedieselectróaices,|acenaaidadiadigeaaArre-
yeSaaPable,asentadaea|aregiéadelesMeatesAzales,hedesa|ejada
22/


'
·
¡
¯
perelgebierne|ederal.Estacenanidadnezapatistaeraanadelascena-
nidadesindigen+sanenazadasdeserdesalejadasdeesteterriterie.
ElgebiernetederddeVicenteFexcanpliaasilasanenazasvertidas
desdeageste,en respaldeaanpreyecteneeliberalqaeen|a SelvaLacan-
dena, espechc+nente en la regién de Mentes Azales, centenplaba, y
centenpla,elretiredelascenanidadesindigenasasentadasenestelagar.
El pretexte del desalejees lapreservación deestareservaecelógica. Sin
enbarge,lesverdaderesinteresesqaeestJndetr1ssenabselatanenteen-
presariales.ElpreblenarealenMentesAzalesesqaelascenanidadesin-
digenas +sentadas enel lagar, leinpiden algebiernedeFexapeyaran
desarrelletaristiceenlazena,qaeinclayehetelesybalnearies,entreetres
atractivesdiseñadespataeltarisneextranjere.
Elpreblenasepresentéprinere cene deindeleecelégicey, n1s
adelante, se transternéen an preblenajaridiceagrarie,paesla reserva
deMentesAzalesternapartedelasn1sdeo00nilhect1reasqae,enla
decada de les setentas, heren cedidas per decrete presidencial a anas
caantas|aniliasdeindigenaslacandenes,qaienesaherareclanansaper-
tenencia. Cabeseñalarqae, deacaerde a an estadiede laerganización
¨Maderasdellaeble¨,leslacandenesrecibierenlastierrasdepartedelen·
tencespresidente,LaisEcheverriaÁlvarez,ydarantedecadaspernitieren
yprepicarensaexpletaciényelsaqaeedenaderaspreciesas.
Lcenanidadesanen+zadasdedesalejepertenecen adistintaserga-
nizacienesindigenas,anassenbasesdeapeyezapatist+s,etrastrabajancen
laAseciaciénParaldelnteresCelective,APIC)independiente,yanasn1s
seerganizancenel lartidePevelacienarielnstitacien+l,lPl).
El !7dedicienbre,desdiasantesdelestestejesdelneveneani·er-
sariedelalzanienteinsargente,elEZLNhjésapestaray,sinaclararca1-
lespebladesanenazadespertenecenasasbasesdeapeyeyca1lesne,cen
el hn de ¨ne descebijaralesqaene senzapatistas¨,advirtié. Lsiqaees
baeneqaele sepantedesycentienpe.enel casedelespaebleszapatis-
tasnehabr1desalejepactice.
!!º
z O O z
Aden1s, les ind|genas rebeldes explicaren qae
les zapatistas qae se encaentran asentades en la re-
giéndeMentesAzales,¨estánahineperqaecarezcan
detierraetenganelnerbeseplacerdedestrairlasel·
va,sineperqaesehanvisteebligadesadejartedepa·
ra ne engresar el silencie cen qae el leder y sas
intelectaales sepaltan|adesgraciay lanaertedeles
indigenas nexicanes¨. ,Carta del EZIN. !7 de di-
cienbrede!00!).
¨Henes hablade ~señalaren en la advertencia
signadaperelvecere yjete nilitardelEZIN~ cen
lesrepresentantesdeesespebladeszapatistasycenlas
aateridades delesnanicipiesaaténenesqaelesce-
rrespenden.Ellesneshancenanicadesadecisiénde
nantenerseahi,aanacestadesaprepiavida,nientras
neseselacienenlasdenandaszapatistas.Nesetresleshenesrespendide
qaelesapeyanestetalnente¨.
Aanqae la anen+zapersiste, les desalejes, perleprente, se inte-
rranpieren.
Darantelesdiassigaientes,)0y)J dedicienbre,decenasdeniles
dehenbresy najeressedesplazarendelaSelva,delNerteydeLesÁ-
tesdeChiapas.Sadestine,cenenaeveañesatr1s,laciadaddeSanCris-
tébaldelasCasas.
!!7

Las definiciones del zapatismo con respecto a Ia
clase po!itica. Nacen los Caracoles ¡las Juntas
de Buen Gobierno. EL EZLN consolida
su autonomla ¡lanza iniciativas para construir
¡tejer redes de resistencia a nivel nacional
e internacional
La madmgada dd noveno Wo dd ahami,mo indfgena cobij6 Ia <a­
lida de decenas de miles de zapatistas tzotziles, rzeltales, tojolabales, cho­
les, zoques y mames. San Cristobal de las Casas, Ia ciudad colonial por
cuyas calles los indigenas hasta hace poco tiempo no podlan transitar por
las banquetas, los recibla como nueve afos aws, nuevamente con el ros­
tra cubierto, pero esta vez sin mas armas que Ia palabra conquistada.
En una de las concentraciones mas numerosas de estos nueve afos,
mas de !0mil indlgenas bases de apoyo del Ejercito Zapatista de Libera­
cion Nacional tomaron Ia ciudad de San Cristobal. Con machetes y an­
torchas en mano, organizados en columnas, los hombres, mujeres, nifos
y ancianos de los pueblos rebeldes, inundaron las calles en compafia de
miles de personas de otras partes de Mexico y del mundo.
La manifesracion, muestra de fuerza y organizacion, concluyo con
una concentracion presidida por miembros de Ia Comandancia General
del EZLN, quienes habfan permanecido ocu!tos desde abril de !00¹,
!11
*
i �´

¡

|

•·


r
'
ª
��
´�
�:
'

`.
:
!

''

'\
 
 

��

::
|
·
-
caaaderegresareade|aMarchadelCelerde|aTierra.Lascenaadaatr
Esthery FideliaylescenaadaatesDavid,Tache,Onar,MisteryBrasL|,
sedirigiereaa|aaaltitadceasiete discarsesea les qaertdehaiereasa
pestaratreatea|aclasepel|ticanexicaaaytreatealgebieraede\icea:e
Fex.Hablareçtaabieade|apreblenáticaiadigeaa,delasaajeres,delas
resisteaciasdeetrespaeblesdelnaade,delesiatelectaalesypersaµaes-
te,denaaeraespecialserehriereaatedeslesqaeternaajartedelash-
lasdelEjercitcZapatista.
Lesdiscarseszapatistasdelaeveaeaaiversarieeaglebareaaaprece-
seqaeiaicióañesatr1s, el Jodetebrere deJ77o, caaadeel EZLN y
¿[
gebieraetederalhrnarealesprineresacaerdeseacaaiaadesa|aselacióa
de|agaerraeçChiapas. Despaesde aa ctìnalede teasiea·s,leszapatis-
taslegrareaqae|aCenisiéadeCeacerdiaylacihcaciéa,Cecepa)elabe-
rara,eaaeviembredeesenisneañe,aaaiaiciativadeleyqae,aaaqaeae
recegió la tetalidad de lesacaerdessebreDerechesy Calt«ralad|geaas,
heavaladaperlas despartes.Eaeaere deJ77/elpedere,ecativesere-
tractóy |aiaiciativaseceagelépern1sdecaatreañes,tienpeqaelesre-
beldesdedicaraaalacharparaqaesevetarayeatraraeavi¡er.
Alelargedecaatreañesseergaaizareaaasiahadeaevilizacieaes
deapeyea|aiaiciativadeley,yseerigiaósebre lanisaaaadebatesia
precedeatesenMexicey eanachaspartes delnaade.Cene partedelas
esherzesparaqaesereceaecieraalesderechesdelespaeblesiadies,ea
J77/nilJJJbases de apeyerebeldesnarchareaalDistrite Federal,ea
J777elEZLNceavecóaaaagraaceasaltaaacieaaleiateraacieaal,y ea
200J|aCeaaadaa ciaCeaeralnarchóalaCiadaddeMex,ce,eaaar·-
cerrideeaelqaeailleaesdenexicaaesseaaiereaasagrit+yexigeacia.
Eadiciembrede 2000, sia1aine deqaesevetaraat.ver,elpeder
ejecativeeavié|aiaiciativadeleyde|aCecepaalCeagresede|aUaiéa.
Eaabrilde200J,despaesde|aMarchadelCelerde|aTierra, lesseaade·
res de las tres priacipales taerzas peliticas del pa|s ,lAN, `] y l}),
canbiarea|aiaiciativayvetareaperaaaleyqaedesceaecié lesAcaerdes
2)2
de SaaAdres.Elpl
�¡
ie
¸
�lCeagresera
sideate\iceateFexde iaa�diatesaladó.
tésaprenalgaciéaea�|uo··.-./..���
El sigaieate pase le

di

r�a Hás ������•
pais,qaieaes,iadigaadesp

�etei4�
deSaaAadres,preaeviereaciitre

��


ticiade|aNaciéa. Easeptienbre

ce.;��
recarsesyasisecerréelcrcale.
Sebreestepreceseelprineredeeaere
pestara.ElcenaadaateTachedije.¨Lestrespriacipal`
cesdeMexice,qaeseaellAN,elPPíyellPD,se
paeblesiadiesdeMexice,detedeelpaebleq
_
tedeaaestresderechesydelageatedetedeH tnaade
:sdespaesdecr�`
r
`, ·
apeyaba. . . Lestrespederesde|aUaiéa.elEjecative, H!egislativeyel
|adicial,seaegareaa|aselaciéapeliticaypacihcaalasdenaadasdeles
paeblesiadiesdeMexice¨.
¨Tedaesahisteriadeeagesytraicieaesaeterniaaceaqaeaeshaa
derretade.Nesetresceaezapatistassegainesbascaadecaniaesparaqae
elpaebleseaseberaaeyparaqaesecanplaledeaaadarebedecieade,así
qaesegair1asabieadedeaesetresy,sebretede,segaimasabieadeqae|es
zapatistasaeelvidanes,qaeaeaesreadinesyqaeaeaesveadenes. . . ¨
,DiscarsedelcenaadaateTache.EZLN.Jdeeaerede!JJ²).
Latiestadelaeveaeaaiversariedelalzanieate|ae|arga,yeae|la
les cenaadaatesiadigeaaszapatistasrespaldareaeltrabaje delSabce-
aaadaate lasargeateMarces,jeteailitary vecere delaiasargeacia.
¨LesdecinesqaecaaadeelsabceaaadaateMarcesdiceqaeapeya|a
lachapel|ticadel espaebles,ledecinestedes|cshenbres,najeresy
aiñeszapatistas¨,aclaréelcenaadaateMister,eaclaraa|asiéaaldeba-
teprepiciadeper|aiaiciativazapatista¨Uaaepertaaidada lapalabra,
qae preteadia eldi1lege y eacaeatre de |as ditereatestaerzas peliticas
della|s\asce.
2))
·
´'~:
��´\
¯

 

l

|' ¸
|'¸
��

`

* �



· !,


'
"Nosotros los indlgenas si pensamos en lo interacional y nosotros
los indigenas si tenemos el derecho a opinar y decidir lo que nosotros que­
ramos hacer. . . Por eso les decimos a los poderosos del mundo que si ellos
se unen para globalizar con la globalizacion de Ia muerte, entonces tam­
bien nosotros vamos a globalizar !a libertad". (Discurso del comandante
Mister. EZLN. 1 de enero de !001)
La defnicion de una postura frente "al sefior Vicente Fox", le corres­
pondio a !a comandanta Esther, qui en, envuelta en el mismo manto de ori­
gen rzeltal con el que hablo ante el Congreso de !a Union, dijo: "Solo re .
digo que el pueblo esti desencantado de tus engafios que haces . . . Dijiste
que ibas a resolver los problemas, principalmente de !a lucha del EZLN.
Que en 1°minutos cambias la situacion de los pobres en Mexico. Pero fue .
mentira. No te importan los que se esforzaron para que tu subas al poder.
Lo que te interesa es quedar bien con los ricos, no con los pobres . . . " (Dis­
curso de la comandanta Esther. EZLN. 1 de enero de !00)).
Para hablar del polemico y estruendoso silencio zapatista, el coman­
dante David tomo la palabra: "Nuestro silencio lo han usado para decir
que los zapatistas ya estamos acabados, que estamos divididos, que los di­
rigentes ya se rindieron o se vendieron, y que el mando ya se quedo solo,
y que los pueblos zapatistas ya se feron con el gobierno . . . Entonces, si es
as{ �quienes son los que esramos aqui presentes? �A poco no son los zapa-
tistas los miles de hombres y mujeres, jovenes, nifios y ancianos que estan
aqul reclamando, y las decenas de miles que se quedaron en sus pueblos
por no haber conseguido dinero ni rransporte para llegar en esta manifes­
tacion?". (Discurso del comandante David. EZLN. l de enero de !00°).
Frente a Ia catedral de San Cristobal, donde nueve afos aws se lle­
vo a cabo el primer dialogo con el gobierno federal, !a comandanta Fide­
lia se reftrio a las mujeres: "Quiero invitar a las mujeres a que se organicen
para que juntas nosotras podamos para defender nuestro derecho y tam­
bien nosotras tengamos igualdad. Hermanas, ya no permitamos que nos
sigan engafiando el gobierno y el presidente de Ia Republica porque hay
!)+
muchas cosas que estan viniendo sobre nosotras como mujeres que so­
m
a
s". (Discurso de !a comandanta Fidelia. EZLN. I de enero dc 2003,.
Por su parte, el comandante Omar les hablo a los mill ones de jove­
nes que en Mexico y en el mundo han hccho suya Ía rebeldfa zapatista:
"Por eso jovenes de estas tierras mexicanas y del mundo, no dejemos de
luchar para desaflar a los gobiernos del mundo porque esa es nuestra es­
peranza, que todos juntos cambiemos esos gobiernos neoliberales". (Dis­
curso del Comandante Omar. EZLN. l de enero de !00),.
Álos pueblos indfgenas del pals les hablo el comandante Brus Li: "Ya
es riempo que todos nos organicemos y que formemos nuesrros munici­
pios autonomos. No hay que esperar hasta cuando el mal gobiero de per­
miso. Debemos organizarnos como verdaderamenre rebeldes yno esperar
que alguien nos de permiso para ser autonomos, sin ley o con ley". (Dis­
curso del comandante Brus Li. EZLN. I de enero de !00),
!)´
¯
¹

¸

Lanaailestacién, agaerrida cenepecas, ceacla-
yócercade|anedianecheceanilesdeecetesencea-
dides y el raideestrenecederdel cheqaede nilesd
¸
nachetes,hachasdeleñader,ceasyetresiastraneates
delabraaza.¨Haganesgrandelalazparaqaelespae-
¸ blesveaaqaenanteaenes|arebeldia`,dijeelcenaa-
daateDavidalImæ delnaltitudinarieacte.
Despaésde esta signihcativa cenceatraciéa iadi-
gena, lesprineresdadeenerecent;aaéeldebatese-
� bre|ainiciativa¨Unaepertanidadalapalabra`,sebre
|apteblen1ticadelPaisVasceysebre|asapaesta,yar-
nada perlesnediesdecenanicaciényalgaaesiate-
lectaales) sinpatía zapatista per |a ergaaizacióa
peltice-ni|itat
ETA.
Enaµa,egaadacartadirigidaaETA,earespaestaaaaanisivaen-
viadaper
@@ej
º
aaizacién,elsabcenandaateMarceshetajaate:¨Naes-
trasarna,aes,nparainpeaerideaselernasdevida,sineparadelender
aapeasa¡;entçyaanededeverelnandeyrelacienarseceacÌqae,s|,
paedea
|
render
g.Ì· dc etrespeasanieuesyvidas,peretanbiéntie·
nenachegue(Q¶;``´' `· r' « IUSD¡IOS aqaienestieaeaqaeexigirres-
pete. Cea
9
aiçqtieaea qae ganarseel respetees cea sa paeble. Yaas
cesaesrespeq`,yetranaydistiataes'niede. . . Nevenesperqaéþa-
diéranespqg¡qµrlesqaéhacerecénehacerle.�Qaénesvaaaeasenar·
�Anatarpçqqq¦µ+sperqaehablaanalde|alacha·�Ajastihcar|anaer-
tedeaines@¡ ;,zeaesde|acaasa·Niaecesitanesniqaerenessaape·
yeeselid,;,]¡q,Teaenesya|aselidaridadyelapeyedenachagenteea
Méxice y ea;|muade¨.
Elvec;;e;zbe|dedejóclaraslaseaernesdilereaciasqaeseparaales
nétedesdela|çµazapatistadelesatilizadesperETA.¨Naestralachatie-
aeaacédige]çjeaer,heredadedeaaestresaatepasadesgaerreres,ycea-
tieae, eatreeµ, cesas. el respetar |a vida de les civiles ,aaaqae ecapea
25G
´1
z O O J
cargesenlesgebiernesqaeaeseprinea), elaerecarriralcrineaparaalle-
garaesderecarses ,nerebanesniea|atieadadeabarretes),y el ae res-
peadercenhiegealaspalabras,pernacheqaeaeshieranenesnieamn).
ladierapensarseqaealreaanciaraesesnétedestradicieaalnenterevela-
cieaaries',renaacianesaa\ eaaaestralacha. lere,a|ateaaelazde
aaestrahisteria,pareceqaehenesavaazaden1sqaeqaienesrecarreaata-
|esarguneues. . . ¨ ,CartadelEZLN./deeaerede!00)).
Eldebatecentiaaéy,eaeleatretane,|aCenaadanciadelEZLN
aie aceaeceran"CaleadariedelaPesistencia¨.Faereadecedecanen-
tes, ane percadanesdelane,enles qaeeljelenilitar yvecereinsar-
gente detallé ana radiegraliadelas lachas y resisteacias qae sedaa en
igaalauneredeestadesde|aPepublica.
Eleurelazadedelaslachasqaecienesdeergaaizacieaesllevana
cabeen dilerentesl agaresdelpais,iaiciéenOaxacaycentiaaéperles
estadesdePaebla,Veracraz,Tlaxcala,Hidalge,Qaerétare,Caaaajaate,
Reçiéa NcrtePaciIce.EstadedeMéxice,Caerrere,MerelesyDistri-
Î !.::... C^ dec:r. l· .¬isnarataqaesigaié|aMarchadelCelerde|a
.:rrra ,ancaracel) .
EncadaUHO delesdecuneates,llanades¨estelas¨,piedrasg·aeadas,
trabajadascea|atécaicadeba,etrelieve,qaecenti:oearepresentacieaesde
perseaajes, lechas, aenbres, heches. . . y prelecias), |a cenandaacia del
EZLN reaaiélasresisteaciasqaedilereatespaebleslibraacentra|apriva-
tizaciéadelesneaanenteshistérices,per|adeleasade|atietta,perelres-
petealesderecheshanaaes,eadenaadadejasticiaparalestrabajaderes
iadecaneatades ,braceres), y anlarge etcétera. Iae|aradiegraliade an
siatiadelachasqaesesiatetizaneaelrechazealaspel|ticasneeliberalesen-
cabezadasperaagebiemeqaeigaerayelvidaalasclasesdespeseidas,ales
qaenenestieaea,esdecir,a|anayeria.
EaelCalendariede|aPesistencia,elEZLNexplicéqae¨qaienvie-
aedeabajeydetaalejeseaeltienpe, tieae,escierte,lamesydeleres.
lereésteslelaereainpaestesperqaieaeshiciereade|ariqaezaSU dies
!)¯
¯
!

|
|

|
|
J
J
'
l
¦
'
!
. :
:
'
'
|
y saceartada.Ytanbién. qaienvienecenpase tandilatade, nay lejes
paedeveryeneselejanepanteqaesacerazénadivin+hayetrenande,
anenaeve, anenejer, anenecesarie, anedendecabentedeslesnan-
des. . . ¨,C+lendariedelaPesistencia. EZLN. Febrerede!00)) .
£neldecanentenáneredecedelCalendariedelaPesistencia:¨La
daedécinaestel+',el£ZLNdesistiédesainiciativa¨Unaepertanidada
lapalabra¨,en|aqaeprepenianqaelasherzassecialesypeliticasvascas
rehexienaransebrelapreblenáticadeesepaisy,adenás,censideraban|a
salidadeanadelegaciénzapatistaaEarepa,cenelhnde,adenásdeha-
ceractedepresenciaeneseencaentreydebatirceneljaezB+ltasarCar-
zén,apelaranteleserganisnesinternacienalesparatratardecensegairel
recenecinientea les dereches y |a caltaraindigenas, qae las instancias
nacienalesnegarenalespaebleseriginales.
¨£l£ZLNnancaseprepasenediarenelcenÐictevasce,ninache
nenesdecirealesvascaencesleqaedeberiandehaceredejardehacet
Sélepedinesanaepertanidadparalapalabra.Naestraprepaestapade
habersideterpeeingenaaeanbascesas,perenancamedeshenesta,ni
qaiseserirrespetaesa.Ne esnaestrenede. . . Sidebenesabstenernesde
participaren el encaentre¨Unaepertanidada lapalabra, ne esperqae
nes desvelenlas cnticas, repreches e acasacienes nezqainas. Se debe a
qaenepedenes,entérninesdenaestraética,participarenanencam-
treqae necenta¬cenelavaldetedas las herzas nacienalistas delPais
\asce. ..¨, explicéelsabcenandanteMarces,qaientanbiéndiepercen·
claideel debateceneljaezBaltasarCarzén.¨Eljaez Carzén, apesarde
ser el retader, prehriégaardarsilencie.Asidenestréqaees baenepara
interregar a prisieneres tertarades, para letegraharse cen laniliaresde
victinas del terrerisney hacercanpanadeaatepreneciénparael pre·
nieNebeldelaPaz, pere qae ne seatreve adebatircen algaiennedia·
nanenteinteligente¨.
Las dehnicienes zapatistas cen respecte a la clase pelitica enSu
cenjante, y enparticalar les caestienanientes heches al Partidede|a
21º
'
� ·
� �

¯ ¬ ´
.
x O O J
}� ' ´¸ !
� '´ �`
` . .
°ª• " 77
� ������ ����� � 
pa
�'
desapaes

anen
�ede

rzqarerda,
� eva elenrca nacin+l qae mclaye, entre etres, a
�¹º .
Ca� c|�µelérzane, hderpeliticeperredista.
��traseldebatecentinaaba,basesdeapeyezapatistasdelacena·
nidad���deCaté,pertenecientealManicipieAaténene!Paz,enla
regiénc�deTanbalá,zenanertedeChiapas),denanciarenanenazas
deexpalsiényvielenciaperpartedemiembresde|aerganizaciénKichañ
Kichañeb,ligadaalPartidedelaPevelaciénDenecrática(PR)yalge-
bierneestatal.
Enelterreneintemacienal, elgebiernede£stadesUnidesencabe-
zadeperCeergeN Bash,iniciéanagaerradevastaderacentraelpaeble
delrak.\inierenentenceslaspretestasdenillenesdepersenasentede
elnandeyMéxicenelaelaexcepcién.
£nltalia,paisqaecencentréenPenaanásdeannilléndeper-
senasqaesenanitestarenencentrade |abarbarie,leszapatistashicie-
reneirsavezysapretesta:¨Estaeslagaerradelniede.Saebjetivene
esderrecaraHasseinenlra|.Sanetane esacabarcenÄ Qaeda.Tan-
pecebascaliberaralpaebleiraqai.Nesennilaj asticianiladenecracia
nilalibertadlas qaeanimanesteterrer.£selniede. El niedeaqaela
hananidadenteraseniegaeaaceptaranpelicaqaeledigaqaédebeha-
cer,cénedebehacerleycaándedebehacerle¨.,MensajedelEZIN./de
tebrerede!00)).
Másadelante,enabril,lavezdelesrebeldeszapatistasencentrade
lagaerrasevelviéaescachar. Estavezatravés deancaset�enviadeala
narchaqaecentalnetive secelebréenlaciadaddeMéxice: ¨£sana
gaerra centralarebeldia, es decir, centrala hananidad. Esanagaerra
aandialensasetectesy,sebre tede, enelNOqaepreveca. . . lra|está
en£arepa,enlaUniénAnericana,enOceania,enAnéricaIatina,enlas
aentanasdelsarestenexicaney eneseNOnandialyrebeldeqaepin-
taannaevenapadendeladignidady|avergt|enzasencasaybandera¨.
,MensajedelEZLN.Abrilde!00)).
!)7
¯

'
í

Las rcbcld|as cncl mundo ticncn muchas manilcstacioncs. \nadc
cllas, cncl ímbito cultural, sc cncontro cl l 0dc abril conotra rcbcldia.
Lacompantadctcatro,1amcrantong' ,1umadrcnchanclas) intcgradapor
2+ninosactorcsdclbarrio parisino ßcllcvillc, visito alosninos indigcnas
rcbcldcs cnclAguascæicntcsdcÖvcntik.Lnmcdiodc|agucrracnChia-
pas, ydc |a dcsatadaporLstadosUnidoscontraIrak, ungrupodc niuos
marginadosyrcbcldcsdcIrancia,sccncontro conmilcsdcninosyniuas
zapatistas.
Ln cl mismo mcs dc abril, nucvamcntc cn cl ímbito dc |agucrra
contraIrak, clLZLNapoyo|acampanacontra|agucrra¨1raba|amospor
|aIazy|a|usticia`, chizounllamadoa|asocicdadcivildcMcxicoydcl
mundo amovilizarscyanoparar|a protcsta. Lahrmadc un manihcsto,
cntrcotras cosas, scrviria parahaccrsc oir.
Las amcnazasdc dcsalojo cn |a rcgion dc MontcsAzulcs continua·
ron, pcro cl / dcmayoclgobicrnocstatalydirigcntcs lacandoncs pacta·
ronunatrcguaparanorcalizarmísdcsalojosdccomunidadcscn|arcscrva
dc|abioslcra. ¨No crccmos|atrcguagucdiccncl gobicrnoyloslacando-
ncs`, dcclararon porsu partc losrcprcscntantcsdclascomunidadcsNucvo
2+0
z O O J
5anlsidroyNucvo`anKlacl,guicncsncgarontcncrcontactoconauto-
ridadcsdclgobicrno.¨Nogucrcmosdiílogoconclgobicrnohastagucno
cumplacon|alcydcdcrcchosindlgcnas`, dijcron.
Aí,cnuntcrrcnominadoporlaspolíticascontrainsurgcntcsgucprc-
tcndcn ¨contcncr`` ydccilitar las dcmandas dc los ind|gcnas rcbcldcs, los
proycctostunsticosconscrvacionistasdccaríctcrprivadoinsisticron,cinsis-
tcn,cnabrirscpaso,soctctodocnclsurycloricntcdcMontcsAzulcs.
LaorganizacioncivilMadcrasdcl Iucblo dcl 5urcstc, rcalizounin-
íormc cn cl guc scnalo guc ¨obcdccicndo a intcrcscs dc corporacioncs
multinacionalcsgucguicrcnobtcncraguaO pctrolco,ydcsarrollar|abio-
tccnolog|ayclccoturismocnlasclvaLacandona, clgobicrno csgrimc cl
discurso `ambicntalista yamcnazaconcldcsalojo violcnto dclospobla-
dosascntadoscnMontcsAzulcs,`cnbicndclahumanidad´.
Lnclcstudioaludidosccxplicaguc¯laUamadaComunidad lacan-
donascconstituyocnmarzodcJ7/2porrcsolucionprcsidcncialdcLuis
Lchcvcrria^lvarcz, con basc cn un cnormc traudc agrario, mcdiantc cl
cualsccrcadolosamcntcunlatimndiocomunalparatavorcccratrcspo-
blados,dosdcloscualcsnisiguicracstabanallí)yunicamcntcaGGtami-
lias dc mayas caribcs ,lalsamcntc llamados ` lacandoncs), violando cl
dcrcchoagrarioprcviodc+/pobladosind|gcnasy+miltamiliastzcltalcs,
cholcs, tzotzilcsytojolabalcs,tanmayascomoloscaribcs,ascntadascncsc
tcrritoriodcsdclosanos´0yGÛ,dclascualcsJ / yacontabanconrcsolu-
cionprcsidcncial`.
Lichospucblos,advicrtcMadcrasdclIucblodcl5urcstc,hansido
pcriodicamcntc amcnazados dc dcsalojo, acusados primcro dc ¨invaso-
rcsdcltcrritoriolacandon`,ylucgodc ¨dcprcdadorcs`dcunírcanatu-
ralprotcgida.
Ll G dcjulioscrcalizaronclcccioncsdcdiputados cn todoMcxico.
Ln Chiapas, losmunicipiosautonomoszapatis¸tas nopcrmiticron|ains-
talaciondccasillasclcctoralcscnsuscomunidadcsy,cnalgunoscasos,in-
ccndiaronclmatcrialclcctoral.
2+l
¯
I I

Sinenitirninganadeclaraciénlernal,aateridades\veceresdeva-
riesnanicipiesrebeldesenlesAltesylaSelvaLacandeaaceiacidierenen
qae, cene en ecasienes anterieres, el G de jalie las |a·e· de apeye del
£jérciteZapatistadeLiberaciénNacienal,£ZLN)seepeadr|ana|area-
lizaciénde anpreceseelecteral pretagenizadeper anaclasepeliticaqae
traicienéalespaeblesindies.
£nChiapashaycalna,ahrnéelpresidenteFexeadilerentesleres.
Sinenbarge,diasantes ydespaésdelaseleccieneslederalescentinaaren
eperandelesnaevespaestesderevisiénencarreterasycaninesde|are-
gién.AlganesacargedelaAgenciaFederaldelnvestigacién ,AFl),cen
persenalnilitarydelas pelidasFederalPreventivaySecterial.Mientras,
enelestade¨encalna`'seinstalarendesnaevespaestesdecentrelenlas
cenanidadesSanAntenieelBrillanteyTacitas,en les nanicipiesaaté-
nenes San|aan de la Libertad ,£l Besqae) y San Manael ,Ocesinge),
respectivanente.
£nlascañadasdeOcesingeylazenanerteseintensihcaren lesne·
vinientesdel£jércitey laspelidasestatales,enparticalarenChenalhé,
elnertedelaselva,laregiénlrenterizaylesalredederesde|azenaNer-
te) . Faentesperiedisticascenstatarenhasta+0naeves retenes entedeel
estade,paestes derevisiénqae,persapaeste,ehcialnenteneexistian.
Pasadeelprecese e|ecteralenelqaeel abstencienisne hieel gran
trianlader,el£ZLNdieaceneceranaseriedeinpertantesydehniteries
cenanicadesenlesqaeratihcé,ene|planeinternacienal,sapestaraan-
telagaerraenlrak,nientrasqaeen el terrene nacienalreiterésapesi-
cién ante el gebierne de \icente Fex, les tres priacipales partides
pelitices,ylestrespederesde|aUnién. elejecative,el legislativeyelja-
dicial, altienpeqaeexplicélasnaevasiniciativaszapatistasysareerga·
nizaciéninterna.
£l l 7 de j a|ie, el sabcenandante Marces señalé qae ¨en aaestre
pais,laclasepeliticanexicana,dendeseinclayentedes|espartidespe-
liticescenregistreylestrespederesdelaanién)traicienélaesperanzade
2+2

º O O J
nillenesdenexicanes,ydenilesdepersenasdeetres
paises,deverrecenecidescenstitacienalnentelesde-
rechesy|acaltaradelespaeblesindiesdeMéxice. . .
lrentea tede este, el £ZLNdecidiésaspendertetal-
nentecaalqaiercentactecenelgebiernelederalne-
xicaneylespartidespelitices,ylespaebleszapatistas
ratihcarenhacerdelaresistenciasaprincipallernade
lacha.,Cenanicadedel£ZLN. l 7 dejuliede200))
Darante estes neses, explicaren, |es paebles indigenas zapatistas
prepararen anaseriedecanbies, qaesereherenasalancienanientein-
temey asarelaciéncen| aseciedadcivi| nacienaleinternacienal. Para
explicaresescanbies,dijeren,)0nanicipies aaténenes zapatistasseli-
citarenqaeelsabcenandanteMarcesasanieralasmncienesdepertavez
delesnanicipiesaaténenes,aanqaesé|etenperalnente.
Anteelincrenente delas accienesparanilitaresenlazenadeLes
AltesdeChiapas,particalarnenteenlesnanicipiesdeChenalhé,Pan-
telhó y Cancac, la Cenandancia Ceneraldel£ZLNadvirtiéalesnan-
des de estas erganizacienes qae sas crmenes ¨esta vez ne qaedar1n
inpanes¨.Leszapatistasenviarenelsigaientenensajealasbandaspara-
nilitares: ¨Segán|aleydelTaliénesejeperejeydienteperdiente,pe-
tenesetresestanesenelertayelrecenesdesejespercadadienteyteda
ladentadarapercadadiente,asíqaeastedesdicensiseaninan¨.£nel
nisnecenanicadeadvirtierenqaeelPlanPaebla-Panan1neseperni-
tir1entierrasrebeldes.
£nsacalidaddeveceredel£ZLNydelesnanicipiesaaténenes,
el sabcenandante Marces dieacenecerdarantetedaanasenanasiete
dehniteriesdecaneuesqaecenlernarenla¨Treceava£stela¨,lacenti-
aaaciéndelCalendariede|aPesistencia) .£nelprineredeellesexplicé
|aesenciadelserzapatista.£stesindigenas,dije,¨enejanhastaaqaienes
sinpatizan cen sacaasa.Yes qaene ebedecen. Caaade seesperaqae
hablen,callan.Caandeseesperasilencie,hablan.Caandeseesperaqae
2+)
¯
• • • • • • • • • • • • • •
dirijan, se ponen awis. Cuando se espera que sigan
awis, agarran para orro !ado. Cuando se espera que so­
lo hablen ellos, se arrancan hablando de arras casas.
Cuando se espera que se conformen con su geografia,
caminan el mundo y sus luchas". (Treceava Esrela.
EZLN. Julio de 2003).

En Ia segunda enrrega de Ia Treceava Estela, los in­
digenas rebeldes explicaron ampliamente el largo
aprendizaje que han tenido en su contacto con Ia sociedad civil nacional
e internacional, durante estos casi diez afios de lucha y resistencia.
Respecto a Ia "ayuda" que diversos sectores de Ia sociedad han envia­
do a las comunidades indigenas rebeldes, no sin indignaci6n, indicaron
que "en los 'Aguascalientes' se amontonan computadoras que no sirven,
medicinas caducas, ropa extravaganre (para nosotros) que ni para las obras
de teatro ('sefias' les dicen ac:) se utilizan y, si, zapatos sin su par. Y siguen
llegando casas as(, como si esa genre dijera 'pobrecitos, estan muy necesi­
tados, seguro que cualquier cosa les sirve y a mi esto me esta estorbando"'.
No solo eso, sefialaron, rambien que "hay una limosna mas sofstica­
da. Es Ia que practican algunas ONGs y organismos internacionales. Con­
siste, gosso modo, en que ellos deciden que es lo que necesitan las
comunidades y, sin consultarlas siquiera, imponen no solo determinados
proyectos, tambien los tiempos y formas de su concreci6n. Imaginen Ia
desesperaci6n de una comunidad que necesita agua potable y a la que le
endilgan una biblioteca, la que requiere de una escuela para los nifos y le
dan un curso de herbolaria". (Treceava Esrela. Parte 2. Julio de 2003).
Hablaron tambien, y feron contundentes, del signifcado de su re­
sistencia y de su estar armadas: "Ofertas para comprar su conciencia han
recibido muchas los zapatisras, y sin embargo se mantienen en resisren­
cia, hacienda de su pobreza (para quien aprende a ver) una lecci6n de
dignidad y de generosidad. Porque decimos los zapatistas que 'para todos
todo, nada para nosotros' y si lo decimos es que lo vivimos ... El apoyo
244


r

• •
• • • • •

2 0 0 3

de Ia sociedad civil que demandamos es para Ia construcci6n de una pe­
quefa parte de ese mundo donde quepan todos los mundos. Es, pues, un
apoyo politico, no una limosna".
En este contexto, el EZLN anunci6 Ia muerte de los "Aguascalien­
res" para el 9 de agosto, muerte con Ia que, dijeron, mueren rambien el
"sindrome de cenicienta" de algunos "sociedades civiles" y el paternalismo
de algunas ONGs nacionales e internacionales, "cuando menos mueren
para las comunidades zapatistas que, desde ahora, ya no recibidn sabras
ni permiriran Ia imposici6n de proyectos".
En Ia tercera entrega de Ia Treceava Estela, los zapatistas anunciaron
su reorganizaci6n interna, a traves de Ia creaci6n de Juntas de Buen Go­
bierno y el nacimiento de los cinco Caracoles, ubicados en cada uno de
los lugares que anteriormente ocuparon los ''Aguascalientes".
Los Caracoles, explicaron, ademas de ser espacios de encuentro po­
litico y cultural (como los anreriores ''Aguascalientes"), "seran como puer­
ras para entrarse a las comunidades y para que las comunidades salgan;
como venranas para vernos dentro y para que veamos fuera; como boci­
nas para sacar lejos nuestra palabra y para escuchar Ia del que Iejos esra.
Pero sobre todo, para recordarnos que debemos velar y estar pendientes
• •
·
 
I
J
 l

!
l


!: `
•i
:

delaca|alidaddelesnaadesqaepaeblaaelnaade¨. ,TreceavaEstela
Parte1.|aliede!001).
Lesaen|resdelesCaraceles,decidideseaasan|leadecadaregiéa,
qaedareade|asigaieatenaaera:ElCaraceldelaPealidad,dezaµatistaste-
jelabales, tzeltalesynanes,seaenbré. ¨Madrede les CaracelesdelMar
deNaestresSaenes¨.ElCaraceldeMerelia,dezapatistas tzeltales,tzetziles
ytejela|ales, hehanade. ¨TerbelliaedeNaestrasPalabras¨. El Caracel
abicadeeaLaCarracha,dezapatistas tzeltales, sellana: ¨PesisteaciaHa-
ciaaaNaeveAnaaecer¨,nieatrasqaeH CaraceldePeberteBarries,de
zapatistascheles, zeqaesytzelta|es, seaenbré. ¨QaeHablaParaTedes¨.
Peráltine,el CaraceldeOveatik,detzetzilesytzeltales,sellanadesdeel
pasadeºdeageste¨PesisteaciayPebeldtaperlaHanaaidad¨.
Elcaarteneasaje deestatrasceadeatalserie,sereherealPlaaPae·
|laPaaaná¨cenealgeyaextiate¨. Freateaestepreyecteglebaldetrag-
neataciéa de la aaciéa nexicaaa, les zapatistas laazarea el Plaa La
Pealidad-Tijaaaa, qae¨ceasisteea ligartedas las resisteaciasea aaest|e
paísy, cea ellas, receastrairdesdea|ajealaaaciéa nexicaaa. Eatedes
les estades delatederaciéaexisteahenbres, najeres, aines yaaciaaes
qaeaeseriadeayqae, aaaqaeaeseaaenbrades, lachaaµerladene-
cracia, lali|ertadylaj asticia.Naestreplaaceasisteeahablarceaellesy
escacharles¨. ,TreceavaEstela.Parte+.|aliede!00²).
Eaelterreaeiateraacieaalaaaaciarea,paraelaertedelceatiaeate
anericaaeel ¨PlaaMereliaPele-Nerte¨, para Ceatreanérica, ElCari|e
ySadanérica,el¨PlaaLaCarracha-TierradeFaege¨,paraEareµayÁtri-
ca,el ¨PlaaOveatikMescá¨,yparaAsiayOceaaia,el¨PlaaPeberteBa-
rries-Naeva Delhi¨. El ebjetive µara tedes, sena|area, es el nisne.
¨lacharceatraelaeeli|eralisneyperlahanaaidad¨.
Lhisteriaytaacieaanieate,hastaahera,delesnaaiciµiesaatéae·
nesre|eldeszaµatistastaeexµlicadaanplianeateealaqaiataµartedees·
taEstela. ¨Aaaqaetuereadeclaradeseaecasiéadelaraptaradelcercede
dicien|rede l 77+¨-receaecierea-¨lesMaaiciµiesAatéaenesPe|el-
!+o
z O O J
desZapatistas,MAPEZ) tardarea tedav|a aatienpe
eaceacretarse¨.Hey dijerea, ¨elejerciciedelaaate-
aeníaiadígeaaesaaarealidad eatierraszapatistas,y
teaeneselergallededecirqaehasideceadacideper
lasprepiascenaaidades. EaestepreceseH EZLNse
hadedicade aa|caneate aacenpanar, ya iaterveair
caaadehayceaßictesedesviacieaes¨. ,TreceavaEste-
la.Parte¯.|aliede!001).
Ea ese extease decaneate detallarea qae
¨caaadelesnaaicipiesaatéaenesseechaaaaadar,
elaatege|ieraeaesélepasadelelecalaleregieaal,
tanbiéasedespreade,sienprede nedeteadeacia|)
dela`senbradelaestractaranilitar.Ealadesigaaciéaedestitaciéade
lasaateridadesaatéaenasel EZLN aeiatervieaeparaaada, ysélese
hal initadeaseäalarqae,paesteqaeel EZLN,persaspriacipies, ae
lachaperlatenadelpeder,aiagaaedelesnaadesnilitaresenien-
|res del Cenité Claadestiae Pevelacieaarie ladígeaa paede ecaµar
cargede aateridad ea lacenaaidade ea les naaicipies aatéaenes.
Qaieaesdecideaparticiµarea lesge|ieraesaatéaenesdebeareaaa-
ciardetiaitivaneateasacargeergaaizativedeatredelEZLN¨.
LaegedeexplicareltaacieaanieatedelesMAPEZ,receaecierea
qaeestáalejesdeserpertectes.Elnaadarebedecieade,dijerea,¨eales
territeries zapatistas es aaateadeacia, yaeestáexeatadesabe-y-|ajas,
ceatradiccieaesydesviacieaes,µereesaaateadeaciadeniaaare¨.
Al llegaralsexteneasaje,sigaieadecealaexplicaciéadeestaaae-
vaetapadesaergaaizaciéaiateraa, elEZLNaaaaciélacreaciéadelas
|aatasdeBaeaCebierae,creadasceaeltiadeceatrarrestareldeseqaili-
|rieeaeldesarrelledelesnaaicipiesaatéaenesydelascenaaidades,
paranediarea les ceaûictes qaepadieraapreseatar·eeatrenaaicipies
aatéaenes,yeatrenaaiciµiesaatéaenesynaaicipiesgaberaanea-
tales, para ateader las deaaacias ceatrales CeasejesAatéaenes µer
!+/
¯
¸

|
violacioncsalosdcrcchoshumanos,protcstascinconlormidadcs,paravi-
gilar larcalizaciondcproycctosy tarcas comunitarias cn los MAKLZ, y
parapromovcrclapoyoaproycctoscomunitarios, paravigi¦arclcumpli-
micntodclaslcycs,paraatcndcryguiaralasocicdadcivilnacionalcin-
tcrnacional para visitar comunidadcs, llcvar adclantc proycctos
productivoscinstalarcampamcntosdcpaz,para, dccomunacucrdocon
clCCK!-CGdclLZLN,promovcryaprobarlaparticipaciondccompa-
ncrosycompañcrascnactividadcsocvcntoslucradclascomunidadcsrc-
bcldcs. Ln suma, cxplicaron, ¨para cuidar guc cn tcrritorio rcbcldc
zapatistacl guc mandc, mandcobcdccicndo`. ,1rcccava Lstcla. Iartc G.
|uliodc2OO5) .
Cada|untadcßucn Gobicrno ticnc unsu nombrc,clcgido porlos
ConscjosAutonomosrcspcctivos.La|untadcßucnGobicrno5clvaIron-
tcrizascllama¨Hacialacspcranza`,yagrupaalosmunicipiosautonomos
dc¨Gcncral Lmiliano Zapata`, ¨5anIcdro dcMichoacín`, ¨Libcrtad dc
los IucblosMayas`, `¹icrrayLibcrtad`, micntras guc la |unta dc ßucn
Gobicrno1zotsChoj,scllama¨CorazondcArcolrisdclaLspcranza'`,y
agrupaalosmunicipios autonomosdc¨ I /dcNovicmbrc`, ¨Irimcro dc
Lncro`, ¨LrncstoChcGucvara', ¨ÖlgaIsabcl`,¨LucioCabanas`,¨Migucl
Hidalgo`, ¨ViccntcGucrrcro`.
La|untadc ßucn Gobicrno 5clva1zcltal, llcvacl nombrc dc ¨Ll
CaminodclIuturo`,ycontcmplaalosmunicipiosautonomosdc¨Iran-
cisco Gomcz`, ¨5an Manucl`, ¨Irancisco Villa`, y ¨Iicardo Ilorcs Ma-
gon`.Lacuarta|untacorrcspondca laZonaNortcdcChiapasyscllama
¨Nucva5cmillagucvaaIroducir`,yagrupaalosmunicipiosautonomos
d `V G ` ¨L Ì b ` ¨L M � ` ¨5 | K b l c rccntc ucrrcro , c a ajo , a ontana , an osccn c c-
d|a`,¨Lapaz`, ¨ßcnito|uírcz`, ¨IranciscoVilla`.
Yhnalmcntc, La|untadcßucn Gobicrno dcLosAltos dc Chiapas
I1cnombrada¨Corazon|ntricodclosZapatistas Lclantc dclMundo`,
yabarcalosmunicipiosautonomosdc¨5anAndrcs5acamchcndclosIo-
b ` ¨5 | d Ì Lb d` ¨5 I d I lh ` ¨5 C

` rcs , an uan c a I crta , an c ro o o , anta atanna ,
2+8
x O O J
¨Magdalcnadcla Iaz`,¨ I GdcIcbrcro`,y¨5an|uanApostolCancuc`.
Lnlascptimayultimacntrcgadccstatandadccomunicados,clLjcr-
cito Zapatistainvito alasocicdad civil nacional c intcrnacionala¨lacclc-
craciondclamucrtcdclos^guascalicntcs , a la Iìcstaparanombrar alos
Caracolcs ycliniciodclas|untasdcßucnGobicmo. Lacita. Övcntik,
MunicipioAutonomodc5anAndrcs5acamch´cndcLosIobrcs,losd|as8,
9y IOdcagostodcl 2OO5`. ,1rcccavaLstcla. Iartc/.|uliodc2OO5).
Lcsdccl/dcagostomilcsdcbascsdcapoyoypcrsonasdclasocic-
dadcivildcMcxicoydcotrospaiscs,cmpczaronaconccntrarsccnlaco-
munidad dc Övcntik, cuyo ccntro dccncucntro pol|tico ycultural I¡c
rcmodcladoparasusnucvasluncioncs.
Cicntosdc organizacioncs nacionalcs c intcrnacionalcssaludaroncl
nacimicntodccsta nucvactapadclaautonomiaind|gcna,construidasin
pcdirlc pcrmiso a ningun podcr gubcrnamcntal, conlalcgitimidadguc
ctorgancicntosdc milcsdcindígcnas organizadoscn5Omunicipiosau-
tonomosycn unsinnumcrodccomunidadcs rcbcldcs.
Laconvocatoriaaacompanarcstcnucvocslucrzoorganizativodclos
2+9
¯

pucblos zapatìstas, llcgo a la socìcdad cìvìl nacìonal cnun momcmo dc
agudacrìsìsdclos partìdospol|tìcos, cn mcdìodc un prolundo malcstar
socìaldcmostradoporunm+rc+doabstcncìonìsmo clcctoral. Laorganìza-
cìonrcbcldcsìgnìhco, paramuchos, |a posìbìlìdaddcscguìrcrcycndocn
gucunmundomcjorcsposìblc.
Ll º dcagostoÔvcntìksc vìstìo dc ticsta. HastaclCaracoldc cst+
comunìdadllcgaron mìlcsdcpcrsonas, ìndígcnasynoìndígcnas,paracc-
lcbrar, acompanaryscrpartcdcl nucvo dcsalío zapatìsta. Ll ìncrcmcnto
dc las movìlìzacìoncs mìlìtarcs no ìmpìdìo guc mìcmbros dc la Coman-
`
da�cìaGcncraldcl LZLN burlaran cl ccrco yschìcìcranprcscntcscn|a
__

sc:

,dcunodclos cnconucvosCaracolcs.Lascarrctcrasyloscamìnosdc
` · `
.
¸

¸
tc
j
'
a�cnatucroniadìda�porcolumnasdcmìlcsdchombrcs,mujcrcsy
·


  ascsdcpoo,gu�s�dìrìgíanasuhcsta,alacclcbracìondclaau-
� � � ���
¨ :

gost

, í dc l0 mìl pcrsonasscconccntraroncnloslcstc-
josp�ra

��l ¨m�crt�'a¡os¨Aguascalìcntcs´ynacìmìcnto alos¨Caraco-
lcs´,

_
c
j
naugur
_�
cl lu�



ì�iito dc las nucvas ¨|untas dc
ßucnGo|

¬o´

.
� `··
`
Ln cl acto prìncipal, |acomandantaLsthcrllamo a los pucblos ìn-
dìosadctcndcrsu dcrcchoascrmcxìcanos.¨1anuncanos podrínacabar
nì traìcìonar´, dìjo, rctirìcndosc a los trcs prìncìpalcs partìdos polítìcos
¨guc scpusìcrondcacucrdoparancgarnosnucstrosdcrcchos´. ,Dìscurso
dcla comandantaLsthcr. LZLN. 9 dcagosto dc2OO5).
LamìsmacomandantagucdosanosatrísdcmandoantcclCongrc-
sodc la \nìoncl rcconocìmìcnto dc los dcrcchosy la culturaìndígcnas,
llamoa los pucblosorìgìnarìosa¨guc aplìgucnlalcydclosAcucrdosdc
5anAndrcs.Ya cs momcntodcaplìcarloscn todoclpaís.Noncccsìtanos
pcdìrlc pcrmìso a nadìc. Aunguc cl gobìcrno no los ha rcconocìdo,para
nosotroscsnucstralcyynos dctcndcrcmoscon clla` .
Ôtra comandantadc nombrc Kosal|ahablo dcsudcmostracìoadc
mcrzay organìzacìon. ¨Hoycstamos dcmostrando unavcz mís gucso-
2;O
2 O O J
moslucrtcsparaluchar. 5abcmosgucyahcmosrcsìstìdo l0anoscncsta
luchaycstamosdìspucstosascguìr´,dìjo,comosialguìcnlodudara.¨Los
munìcìpìosrcbcldcssc vcgucsonbucnosychingoncsporgucsabcmosrc-
sìstìr.LlmalgobìcrnononoshadcrrotadoporgucnopucdcNoscdcsa-
nìmcn. No sc asustcn antc amcnazas y pcrsccucìoncs dc los malos
gobìcrnos. Nucstraluchahacrccìdo mucho. Haycompancros ycompa-
ncrascntodoclmundo´. ,Dìscursodc|acomandamaKosalía.9dcagos-
todc2OO5).
Lnclsìgnìtìcatìvoycmotìvoacto,clcomandantcDavìd,cnsucalì-
dad dc anhtrìon, dìolabìcnvcnìdaalosmìlcsdc partìcìpantcs, lcs hablo
asuspropìos pucblos,ymctcjìcndocl rcstodclos dìscursos. Llcoman-
dantc1acho scrchrìocnconcrctoalas lucha dcloscampcsìnos dcMc-
xìco, mìcntras guc cl comandantc Ômar lcs hablo a los jovcncs y |a
comandanta Iìdclìa a las mujcrcs. Ll comandantc ßrus Lì, porsupartc,
dìoaconoccrclIlanLaKcalìdad-1ìjuana,consìctcacucrdosysìctcdc-
mandasnacìona|csy,tinalmcntc,clcomandantcZcbcdcolcshabloalos
rcbcldcsdctodoclplancta.
Ln una ìntcrvcncìon grabada, producìda por |a rccìcn ìnaugurada
Radio Insurgente h Íz de los Sin Íz, cl5ubcomandantcÏnsurgcntcMar-
cos,dcvolvìo¨cloído, |avozy|amìrada'' alospucblosy munìcìpìos au-
tonomos rcbcldcs, guc lc tucron contìadas para guc, cn cstc pcrìodo,
cxplìcaraaMcxìcoyalmundolarcorganìzacìonìntcrna .¨LlLjcrcìtoZ-
patìsta no pucdc scrlavoz dc los guc mandan, aunguc mandcn bìcn y
obcdccìcndo.LlLZLNcslavozdclosdcabajo´,dìjocljctcmìlìtaryvo-
ccro, nucvamcntc,solodclLZLN.
A|cxplìcarlos rctos dclIlan La Kcalìdad-1ìjuana, clcomandantc
ßrus Lì dìo a conoccrsìctc acucrdos, con cl hn dcguc scansuscrìtosy
amplìadospororganìzacìoncsìndcpcndìcntcsdctodoclpaísLntrccllos
dcstacan cl rcspcto a |aautonomíac ìndcpcndcncìadc las organìzacìo-
acs socìalcs, lapromocìondc lormas dc autogobìcrnoyautogcstìon cn
todo cltcrrìtorìonacìonal,|alormacìon dcunarcddc comcrcìo bísìco
2;I
M

¸'


` '
' \
· !
·
·¸ ! ·· .

eatr��cm��idadesyel inpalsede |areeeld|acivily

pacihca
.
tr�

�'
��

disp

• �

i

aes del nal geeieraey
�espartrde

c

s. ,

ae del cenaadaate Bras
- � Li.EZLN.  OOJ
�¯

,

¯ ´ �
¸¸ ¸¸

�l� � � �

��ijaaaaprenaeve a s

vez
¯ ~   t� � �a�abarcaaladeteasadelaprep|edad
� · ���¡idal ��.A� �• tierra,ylapretecciéaydeteasa
�||

deks rcc�� �a����es,autraeajedigaeyjastepara
• ,.ad��d.sal� paelica,+lineatacióa
�� � ��� �

¯ � �� ·
-�

·
  ����������ygratait,n�t � Iadigaidadde|anajer,

� •
 
de!z y���anciaaes. �
Eaelterreae iateraacieaal, lesza¸atistassaladarealaslachasyre-
sisteaciasqaesedaa ea el naade,eaespeciallaqaelierael paeelevas-
cey,qaiz1sprprineravezdenaaerapáelica,serehriereaaCaea.¨Para
sepaeelevaaaestraadniraciéayrespete. Peqaeñescenesenesaada
pedeneshacer.Peresaeeneseieaqaelesplaaesdeatacarla islaaesea
meatiras,cemetanpeceladecisiéadeesepaeelepararesistirydetea-
dersedel+siavasieaesextraajeras¨. ,DiscarsedelcenaadaateZeeedee.
EZLN. 7deagestede2OOJ).
CealaiaaagaraciéadelesCaracelesylas|aatasdeBaeaCeeier-
aesecerré,�eseaerié¹)uacicleiaiciadesietenesesatrá,elprinerede
eaerede2OOJ,caaade,ealaciadaddeSaaCristéealdelas Casas,laCe-
nandaacia Ceaeral del EZLN die aceaecersapestara treateal peder
pelitice aaciead, sadecisiéadehacerrealidadlesAcaerdes deSaaAa-
dres, qaettaicieaareales tres pederesdelaNaciéa,ysa plaadesegair
tejieaderedescealaslachasyresisteacias qaeeacaeezaa etrespaeeles,
tantedeMéxicecenedeetraspartesdelnaade.
Elaaaaciesediesietenesesaates,pereearealidadelcicle iaicié
aaevenesesatr1s,eaaevienerede2OO2 caaadeelEjérciteZapatistade
LieeraciéaNacieaalenpiezaavivirel aüeaánere2Ode saexisteacia.
Larespaestagaeeraaneatalal desahe zapatista aesehize esperar.
2;2
'
z O O J
Eaeldiscarse÷séleeaeldiscarse-,elgeeieraetederalseñaléqaelas
|aatasde Baea Ceeieraecae|aaeaelnarcedelaceastitacieaalidad,y
saladéqaelaprepaestazapatistasedieradeatredelterreaepeliticeyae
delnilitar. Siaenearge,apa.tirdeeateaces,deacaerdeaiaternesde
diversesOrgaaisnesaeCaeeraaneatales,elgeeieraehaprenevidela
reactivaciéade les grapes paranilitates, ahera directameate ceatra las
|aatasdeBaea Ceeierae.
Lasdeaaaciasrealizadasperlas|aatasdeBaeaCeeieraeapartirde
qaeeatrareaeataacieaanieatedejaaveraaaclaraeteasivanilitarcea·
tralesceuresderesisteaciacivilSiaenearge,aadapareceanedreatara
lesnilesdepaeelesergaaizadeseaelEZLN.Nada,asegataa,deteadr1
c precesedeceaselidaciéadesaaateaenia.
Eaterriterieeareeeldia,tedeslesdiasyacaalqaierhera,cieatesde
nilesdeIeneres,najeresyaiüestraeajaaealaceastracciéadeaaaal-
teraativa,ealaedihcaciéa,ladrilleperladrille,deaanaadenejer,aae
eaelqaeqaepaatedeslesnaades.
Sea yadiezaüesapartirdelalzanieate.Uaadécadaealaqaeae
haataltadelesdeleresysiasaeereseaelsarestenexicaae,pereealaqae
seeresaleeleacaeatredeesespaeeleserigiaariesceaaanaadeqae,ce-
neellesdicea, aedejadeserpreaderleseael1aineaeséledeacenpa-
ñarleseasalacha,siaedehacerlasayaysegairlaceastrayeadejaates.
Leszapatistascanplea2Oaüesdehaeersehadadeydiezdelevaa-
tarelvaele.¨YaseniraHherizeate¨,dicesahinae,y¨elcamiaenar-
caHsales qaevieaeaatr1s¨,ceaclaye.
2;J
��

',
|
|,
N
. . ' . � ' ' , _ ' | � ' · �
U1¸UÜ T� pc1ir,
� •
• � � � • • •
' ���
cu•nQwH veinte afos de
que el Ejercito Zapatista de Liberaci6n National se fnd6 en
algun Iugar de la Selva Lacandona. El primero de enero de
2ÛÛ+ se cumplen diez afios de lucha publica, de resistencia,
creatividad y paradojas de un movimiento que el primero de
enero de I99+ lleg6 para quedarse. Es momento de festejos y
recuentos, de mirar para aws, de hacer un balance, hablar de
aciertos yerrores, estrategias ysorpresas. Es momento, pues, de
reflexionar sobre lo andado.
Hace veinte afios que cientos de pueblos rebeldes, cientos
de miles de ind!genas, se mantienen en la lucha. Los primeros
diez afios fueron de clandestinidad, tejiendo un trabajo pollti­
co persona por persona, familia por familia, comunidad por
257

r.´
%
comunidad. Como feron posibles esos diez afos sin que nadie
se enterara. Como se consigue guardar un secreto que incluye a
miles y miles de indigenas rebeldes. Veinte afios despues, sigue
pendiente el recuento de la dosis cotidiana de heroismo y deci­
sion de esos pueblos primeros, una historia que solo se puede
imaginar si se toma en cuenta que todo lo que siguio, y lo que
flta, es posible por la existencia y resistencia de ese nucleo du­
ro, ese grupo que cumple veinte y diez de fego y de palabra.
El Subcomandante Insurgente Marcos, jefe militar y voce­
ro del movimiento rebelde, hace el balance de una decada de
lucha y resistencia zapatista. En la primera entrevista concedi­
da desde la Marcha del Color de Ia Tierra, accede a responder
a las preguntas que Ia revista R·/·/1/sy el periodico Ls]·ms-
u,en el marco de esta publicacion, le hicieron llegar a las mon­
tafias del sureste mexicano.
Marcos atiende la sugerencia y no contesta por escrito. To­
ra la palabra frente a una grabadora y solo, frente a un micro­
fono, habla sin pausas. Estas seran, imaginamos, pregumas que
responde sin pasamontafias y sin mas testigos que la lluvia y los
coheres que de pronto se escuchan a lo lejos.
El Sub recuerda el inicio de Ia guerra, habla de esos doce
primeros dias, de los enfrentamientos iniciales y, mas adelante,
se refiere por primera vez en una entrevista al Subcomandante
Insurgente Pedro y a su caida en combate la madrugada del pri­
mero de enero de l99+.
258

��



|
]

.·¸
• •


� : � ��
; ' ' }
,

� �
� t �
' :,

• . �  '

' .

t

1 |

·
·'
\
�_ . �
` `
`
·
.
i

'
'
� �`
l. �


 

)

 
i
| Ì

/

I
¸ ` ¸
·

_

,
¸ ,

`,

~� � �
¦
'
¸

·

\ �
·' ´ ¸ l ·


� `
¸ `

'

��
��
Inicio ymotivos de la guerra, los recuerdos, los enfentamientos
Aori, i nucvcinosynucvcmcscs-cstimoscnscpticmorcdc2003,
sicmprchiyqucinsist:rcnmircirli|cchiporquclucgocimoiinliscir-
cunstinciis-,nosotrosscguimosvicndoligucrriqucscinicio clprimc-
H dc cncrodc 1994, y quc iun mintcncmos, comounigucrri qucsc
llcvo i cioo por li dcscspcricion, pcro quc cntonccs vimos ncccsirii.
lucvciñosynucvcmcscsdcspucs, scguimosvicndoqucmcncccsirii.
Ícnsimosqucsi nohuoicriiniciidoligucrri, sino huoicriinicii-
docl lcvimimicmoirmidodclIjcrcitoZipitistidc¡iocricionlicio-
nil, muchis cosi· cn ocnctìcio dc los pucolos indios y dcl pucolo dc
Mcxico, inclusodcl mundo, no sc hioríin dido dc li|ormi cn qucsc
hindido.
Íorun|ido,clrccucrdodccsosdiisdccomoitcsycn|rcntimicmos,
dc csos inicios, cs un rccucrdo doloroso. Kccordimos, pucs, i nucstros
259
¯

_

'
|
'

 

compincroscaiJoscncsosprtmcrosdiis, iloscompi-
ncros quccaycroncnÒcostngo, cn¡isMirgirttis, cn
Altimirino. Compincrosquc compirttcron connoso
tros muchos inos prcvios icscprtmcrodccncro, prc-
piríndosc y pcnsindo cómo toi i scr csc tntcio dc li
gucrriy qucioiipisirdcspucs. Lompiñcrosconlos
quccompirrtmosmuchiscosis, cntrccllos,rccucrdoL
compincro5uoÍcdro, quccricntonccscljc|cdclIs-
tidoMiyory scgundo i|mindodclIL¡l. Llmucrc
cn ¡isMirgiritiscn lisprtmcrishorisdclprtmcrodc
cncro. Kccucrdotimoicn1comindintcHugooscüor
Ík, como lc dccimos, qucmucrccnÒcostngo, cnlos
comoitcs contriclcjcrctto|cdcrilcncsiplici. Lclos
compiñcros tnsurgcntcs dc MitcriilcsdcGucrri, rccordimosiÁlviroy
Ïrcdy, quc timoicn ciycron cn comoitc cn Òcostngo... rccordimos i
compiñcrosmtlictinosquccicncnunoy cnotro|ido.
IstítimoicnclrccucrJo dc li rcspucsti orutil-|iltidctodoho-
normilttir-dclcjcrcito|cdcral,qucnoscdirtgiosóloicomoittrinucs-
tristropis, qucpiricsocstíoimos, sinoquccmpccóiliquidirctvtlcsyµ
dirloscomost |ucrin oijis nucstra, dispirindostntonntson, pirito-
dos|idos, soorctodocnliquch¡c iqucllimisicrc cnÒcostngo, cncsos
prtmcros díis. Kccucrdo, pucs, csi |iltidc honor mtlttir quc cxhtotó cl
cjcrcito |cdcril dcsdc cntonccs, y quc lucgo rcpcttríi i lo lirgo dc cstos
dtct iños dc gucrri dtsconttnui quc hcmos sostcntdo contri cllos. los
hcmoscncontrido¸ycscclrccucrdoquc tcncmos dclos|cdcrilcs)concsi
|ilti dc honor mtlitir ili hori dc pclciry con lis trctissuciisi lisquc
rccurrcpiritritirdc clcvir sudctcrioridoprcstigto.
Íorcl lidonucstro,rccordimosinucstroscomoiticntcs, nosólolos
ciidos, stnoilosqucstgucncnptcdcluchi, dcsticidimcntc iliscom-
pincris tnsurgcntis, quc sc rcvcliron cn muchos cisos como mcjorcs
comoittcntcs quc los vironcs. Istí timoicn li ictttud y li |Ìrmcti dc
260
¬ º J | ì·· v º O ª ª
nucstroscompiñcroscomindintcs, los micmorosdclComitcLlindcstt-
no Kcvoluctonirto Índigcni -li tnmcnsi miyoni dc cllos mircho il
|rcntccnloscomoitcsjuntoconnosotrosynucstristropis,ydcmostri-
ron lo quc pocos dcmucstrin hoycnlis orginttictoncs. quc cl dirtgcntc
dcoccstirjuntoconsugcntc,noi|mirgcndcclli,oipirtcdccllioitrís
dcclli. Isocsloqucihorirccordimos.
¡ilccturiquchiccmosnucvcinosynucvcmcscsdcspucsdccsctnt-
ctodcligucrrics,cnrcsumcn, quchicunigucrridcscspcridipcronc-
ccsirii-tinto-pirilos pucolos tndtos dc Chtipisy dc Mcxicoquc
histicsccntonccspcrminccincnclolvtdo,comodccimosnosotros,cn
clrtncónmísolvididodclipitrti.Ycriliuntci|ormipiriquccimoti-
rinliscosis, nosólorcspcctoili|ormicncómolosvciic|gootcrno|c-
dcril sino timotcn li soctcdid mcxtcini, incluso li soctcdid
tntcrnictonil.
Iltntctodcligucrrircprcscntipirinosotroscldolorpcrotimotcnli
cspcrinci. 5cgunlilccturiquchiccmosihoricsocsloqucmircóypcr-
mttiótodoloquchipisidodcspucs. Istosmísdcnucvcaosnohioríin
stdopostolcscnsucxitostncsisprtmcrishorisdcl lcvintimtcntoirmido.
¡ilccturiquchiccmos, ipirtcdclitntcrni, dccscintciodcliguc-
rri, cs timoicn ilgo quc vi i mircir histi hoy li htstorti puolici dcl
IL¡l.Ycsqucvcmosquc,ipirtcdcloscn|rcntimtcntoscntrcclIZ¡l
yclIjcrctto|cdcril,hiyotrocn|rcntimicntoqucno csproptimcntcigrc-
stvo,cntrc clIZ¡ly loqucnosotrosllimimoslisoctcdidctvtl. Lcsdc
losprimcrosmtnutosdcltnictodclilcimtcntoscdicstccncucntroy,dc
ilguna|ormi,comtcntiiivcntiri|cjcrcito|cdcril,unidclispirtcs,co-
moilgocomplctimcntccxtcrtori|con|ltcto.
5i sc rcvtsin lis|otos dc iqucl prtmcro dccncro dc 1994, sc vcli
convivcncti,csirclictóncistpromiscuicntrclistropistipittstisyliso-
cicdidcivtl.¡oqucyotcngoihoricn mtmcmortivtsuil, cscsisorprcsi
dc losctvtlcsrodcindoilostnsurgcntcs,lisorprcsidcvcrlosy timotcn
li sorprcsiy cl itoroquc hio|i cn nosotros, cn nucstris mtridis y cn
261
¯

'

 

nucstrosrostros,i|cncontrirnosconcsigcntc. lohioiicimiridcriipc-
rotimpocohioiiigrcsivtdidcnunosyotros. Lomoqucunosyotroscs-
tíoimosconvcncidosdcqucc|otrono cric|cncmigo.
Isto vi i mircir dcsdc unprtnctpto |oqucvi i scr |i rc|icion i|o
|irgodctodoscstosinosdccncucntros, dcscncucntros yrccncucntroscn-
trcc|IZ¡lylisoctcdidctvt|. Istmportintcscni|ir, cncsti|ccturiquc
cstimostritindo dchiccr, qucdcsdcc|prtnctpto scdi cstccncucntroy
dcsdcc| princtpto c|gootcrnoyc|Ijcrcttocmptcciniqucdiri|mirgcn.
Istín,si,comounimcrciigrcstvicontriliqucsccomoitc,pcroqucpo-
coonidiviitcncrqucvcrcn|oqucscviiconstrutr÷nocn|oqucsc
viidcstruir-i|o|irgodc cstoscisidicciños. Iscsirc|icióndcsorprc-
si, primcrodcicoro.P, ¡iquí cstís|, dcunoyotro|ido, cipitistisyci-
vt|cs, ipirtir dccscprimcrodccncro dc1994.
Istovi iscrtmportintc-|odigo, |orcptto-porqucdurintcto-
dos|osdiisdc comoitc, |i ictttuddc |i soctcdidctvt|rcspccto3 |ostn-
surgcntcs cs tritir dc siocr qutcncs son, cómo son, quc ptcnsin, quc
qutcrcn.¯ritir dc cntcndcr quc |os hioíi ||cvido i tomir csi dcctstón.
Mtcntrisqucliictttuddc|gootcrno |cdcri|ydc|cjcrcito |cdcri|criini-
qut|irlos, ip|istir|os, dcstruir|os, dcsipircccr|os. Ydtgimosqucnosotros,
dcspucsdc|osprimcroscomoitcscn|osqucsctomiron|isciocccris, cs-
tíoimosmís ocupidoscncomoittr, cnpcrmtttrc|rcp|tcguc dcnucstris
tropisy cnsoorcvtvtr.
5csuponc quccnuni gucrri |osctvi|csipircccncomorc|ugiidoso
comov|cttmis,ycncstccisonocrinunicosintotri, iunquc,c|iro,hiy
l ¥ 0 | T¹ h | O P k .
cisoscn|osqucsiocurrióis|, quchuoorcmgiidosydcsp|icidoscniquc-
||osdíis. Ícrocn|imiyoriidc|oscisos1íindioin, ±mcnoscn|isci-
occcris quctomimos, cn|isp|iciscn|isquccomoittmos,cn|isp|iciscn
|is quc¸nos movimos, dondc huoo comoitcs, dondc huoo prcscncti. ¡i
miyoríidclipoo|icióncivi|nohuíiintcliprcscnctidcnucstristropis.
Intonccs,dcsdc|isprimcrishorisdccstigucrriqucyivipiridicc
iños, sc di cstc cncucntroy sc dcsp|ici dcsdc csc cntonccs c| |ugir quc
stcmprc hin qucrtdo pclcirc|gootcrno|cdcrilysustropis, c| |ugirprc-
pondcrintc.Yo crcoquchistdodctcrmtnintcpirimuchiscosisquchin
ido ipircctcndo dcspucs.
Hiy otricosi, li|ormi dc tomir |isdcctstoncsdc|oscipittstis, o
sci construtr |is cosis dcsdc ioijo, no dccidtr|is dcsdcirrtoi. Is cso |o
qucnosdilimcrciylicon|iincidcquccstimoshictcndootcni |iho-
ridc quc cmpccimos |igucrri. Is unidc|isdudisqucsuc|ccirgir, cn-
trc muchis mís, un comoiticntc: st cstí otcn |o quc cstí hictcndo.
losotros tcniimos muchisdudis, stioimosipodcr, sttcniimos|icipi-
ctdid, cuíl toiiscrlircspucsti dcli gcntc, cuíltoiiscrlircspucsti dc|
cjcrcttocncmigo, cuí| ioiiscrlircspucstidc|osmcdtos. Muchisdudis
tcniimos, pcronotcníimos|idudidc|i|cgttimtdiddc|oquccstíoimos
hictcndo. lomc rc|icro i |i dccistón pcrsonil dc cidi comoittcntc -
qucpcsi ymucho-dcdccidirsci pc|cirhisti|imucrtcpiriconscguir
i|go. lo,mcrc|icroi|oqucsignt|ici cstir||cvindoicioo|iicctóncon
unrcspi|doco|cctivo,cncstccisodc dcccnisdcmt|csdctndigcnisymt-
|cs dccomoittcntcs. �.
Diez afos: el fego yIa palabra, consolidar Ia autonomfa
Mís quc dtvidtr cn grindcs ctipis cstc pcrtodo, nosotrosdtsttnguir|i-
mostrcsgrindcscjcsi|o|irgodccstoscisidiccinos.I|qucnosotros||i-
miriimos c| cjc dc mcgo, quc sc rc|icrc i |is iccioncs mt|itircs, |os
prcpiritivos,|oscomoitcs,|osmovimtcntosproptimcntcmi|ttircs.I|cjc
263
¯
de Ia palabra, que se refiere a encuemros, diilogos, comunicados, donde
esra Ia palabra o el silencio, es decir, Ia ausencia de palabra. El tercer eje
seria Ia columna vertebral y se refiere a! proceso organizativo o a Ia forma
en que se va desarrollando Ia organizacion de los pueblos zapatistas. Esos
tres ejes, el eje del fuego yel eje de Ia palabra, articulados por el eje de los
pueblos, de su proceso organizarivo, son lo que marca los diez afios de vi­
da publica del EZLN. El eje del fuego o el eje de Ia palabra, aparecen con
mayor o menor intensidad, en determinados periodos con mayor o me­
nor duracion rambien, y con mayor o menor incidencia en Ia vida del
EZLN yde su entorno, o en Ia vida nacional o en el mundo. Pero los dos
ejes siempre tienen que ver y estan determinados porIa estructura que van
adquiriendo los pueblos, que no solo son el sosten del EZLN, sino, como
lo hemos dicho muchas veces, son el camino por el que anda el EZLN. El
ritmo de su paso, el intervalo entre un paso y orro, Ia velocidad, tiene que
ver, tanto en el fuego como en Ia palabra, con el proceso organizativo de
los pueblos. En algunos casas es el fuego, quiero decir Ia parte militar, pre­
parativos de combate, movilizaciones, maniobras, combates propiameme
dichos, acciones de avance o de repliegue, los mas importames o los que
aparecen mas visibles. En otros casos es preponderance Ia palabra, o los si­
lencios que se construyen en entorno a Ia palabra, en este caso para decir
callando, como decimos nosotros. A lo largo de estos casi diez afios se
marca uno y otro eje, pero siempre rienen que ver con Ia manera en que
los pueblos se esnin organizando.
No es lo mismo como esran organizadas las bases de apoyo del EZLN
para la guerra, a como se organizan para dialogar con el gobierno o con |a
sociedad civil, o para resistir, o para construir Ia autonom{a, o para construir
formas de gobierno, o para relacionarse con otros movimiemos, o con otras
organizaciones, o con genre que no es movimiemo ni tiene organizacion.
En este caso, los pueblos, las bases de apoyo zapatista, adoptan for­
mas que se van construyendo, que no vienen en ningt'm libra ni en nin­
gun manual, ni, por supuesto, les hemos dicho nosotros. Son formas de
2u¬
| / u |
I V - O | º
2u;
¯

organizacion que tienen que ver mucho con su experiencia, y no me re­
fero solo a su experiencia ancestral e historica que viene de Cantos siglos
de resistencia, sino de Ia experiencia que han construido ya organizados
como zapatistas.
En ese sentido, 1994 esra marcado fndamentalmente, a mi manera
de ver, por el eje de fuego; no solo por el inicio de Ia guerra y los comba­
tes a lo largo de enero, sino tambien porque todo ese afio se caracteriio
por movilizaciones militares, tanto del gobierno como nuestras. 1Ia par­
te de Ia palabra estaba mas incipience, mas como tanteando.
Í grandes movilizaciones militares son las de enero de 1994 y di­
ciembre de ese mismo afio, cuando se da Ia ruptura del cerco. Ambas im­
plican grandes movilizaciones de miles de combatientes.
A lo largo de ese afio, si recuerdan, cuando hay apariciones publicas
del EZLN siempre se hace enfasis o se marca el aspecto militar. Hay des­
fles y despliegues militares para insistir en que somos un ejercito.
Por Ia parte de Ia palabra se dan encuentros importances, pero a Ia
vista de los diez aos se ven como esfuerzos incipiences, comparados con
lo que va a haber despues.
Esta, por ejemplo, el dialogo de Catedral, que mas que un dialogo
con el gobierno era un dialogo con Ia sociedad civil. Es, pues, Ia continua­
cion de ese encuentro sorpresivo que hay entre el EZLN y los civiles, del
que hablaba el primero de enero de 1994, pero durante el dialogo de Ca­
tedral se da en forma mas acabada, porque mas que dialogar con el gobier­
no, el EZLN se dedico a hablar con Ia genre, en este caso, a craves de los
medios de comunicacion. Se dieron muchas emrevistas, hubo encuentros,
etc<tera, donde el EZLN trataba de decir: esto soy. Pero todavla segula fal­
tando Ia pregunta: y tu quien eres, claro, refiriendose a Ia sociedad civil.
En la Convencion Nacional Democratica se insiste todavia en Ia par­
te de esto soy yo. El EZLN se habia dado cuenta que al gobierno no le in­
teresaba acabar con el conflicro sino mantenerlo en un limite que le
permitiera acabar el sexenio, aunque, finalmente, no lo pudo acabar bien
266
·
'

| A Y u | I¹ V¹· |¹ .

por las rupturas interas que provocaron el asesinato de
Colosio y luego el de KuMassieu ... Pero bueno, en Ia
parte de Ia palabra, eso fe lo que tambien paso, Ia CND.
/ mismo tiempo en 1994 el EZLN empieza a
tratar de conocer y defnir un perfl de lo que es Ia cla­
se politica con Ia que se esta encontrando tambien.
Aparte del encuentro con la sociedad civil, se dan los
primeros encuentros con partidos politicos o con lide­
res politicos, todavia tanteando bien de que se trata.
De cualquier forma, aun con el dialogo, Ia CND
y los encuentros con Ia clase politica, veo que el 94 es­
ca marcado por Ia linea de fego.
|

� � � � ¸ �� �

� � � ��� �
!
` ¡ �
  ��


� :� '
·
¸; ¸ i , •`


´ � �� ~ �'

� ����
1995 sigue la linea de fego, marcada por la traicion del gobierno de
Zedillo a1 dialogo que apenas se estaba iniciando con el. Se da la ofensiva
militar contra Ia posiciones del EZLN en Ia Selva Lacandona, se dan en­
frentamientos, caen compafieros, caen soldados enemigos y se da esa gran
movilizacion militar, Ia militarizacion que hasta aora no solo se mantie­
ne sino que se ha incrementado a lo largo de estos afios.
Todo 1995 es eso, esta marcdo por eso. Se inicia, pues, el dialogo con
Zedillo pero todavia marcado por Damenaza militar, en este caso del gobier­
no federal, porque el ezln hace en agosto una consulta previa a la entrada mas
en forma a lo que va a ser el dialogo de San AJc.Ia primera consulta na­
ciona e inter�acional, donde se pregunta sobre el futuro del EZLN.
El EZLN esta haciendo eso, bconsulta, porque esra pensando que si le
va a entrar adialogo es porque le_ va a entrar en serio. En Ia consulta buena
parte de Ia genre, un millon doscientos mil, dicen que si hay que convertir­
se en ferza polltica. Entonces el EZLN tiene que emrar al dialogo con esa
perspectiva, pero aun esra el problema de Ia palabra muy abajo. Durante
1995 sigue siendo preponderance Ia linea de fego, aunque Ia consulra im­
plico un acercamiento mas acabado que Ia Convencion Naciona Democra­
tica en 1994. En 1995 el EZLN recibe varios golpes.
267
¯
· `
Luego llegamos a 1996. El EZLN comienza a
construir la palabra en forma mas acabada, como ar­
ma pero rambien como punto de encuentro. En 1996
son el Foro Nacional Indigena que despues se va a
constiruir en Congreso Nacional Indigena, es el Foro
de Ia Reforma del Estado, es el Encuentro Continen­
tal e Intercontinental. Gracias a las comunidades za­
patistas, pero tambien a estos encuentros, el EZLN
empieza a preguntar tu quien eres y a obtener respues­
tas de parte de la sociedad civil. Comienza a ser mas
preponderante el eje de la palabra.
En 1997 el EZLN va respondiendo a esta nueva forma organizativa
de las comunidades, que avanzan cada vez mas, y Ianza otra vez una ini­
ciativa de dialogo. Esta vez ya no pone comisiones sino un gran contin­
gente, que es la marcha de los 1111, que recorre gran parte de la
Republica para llegar a la ciudad de Mexico, con el fn de exigir el cum-
plimiento de los Acuerdos de San Andres.
Desde esa fecha, el cumplimiento de los Acuerdos de San Andres, que
es el horizonte de la guerra zapatista, se convierte en un eje muy importan­
te de las movilizaciones del EZLN. Sin embargo, para tratar de echar arras
ese avance y ante las derrotas que est< teniendo el regimen, se reactivan los
grupos paramilitares, adquieren mas y mas beligerancia y, fnalmente, en di­
ciembre de 1997, con Acteal, el afio toma forma definitiva por la linea de
fego. Y esa herida, esa cicatriz, va a durar hasta nuestros dias.
1998 es sobre todo linea de fuego. El EZLN y sobre todo las corim-
nidades resienten una ofensiva brutal de parte del gobierno, los ataques a
los municipios autonomos, choques, enfrentamientos con bajas de ambas
partes en varias regiones del movimiento zapatista, enfrentamientos de
miles de bases de apoyo contra columnas del ejercito federal para impedir
nuevos asentamientos militares. En fin, rodo eso defne que 1998 se mar-
que como linea de fuego.
268
r ¥ U K T¹ V i O - A º A
En 1999, el EZLN trata, como siempre trata, de voltear la tortilla.
Vuelve a insistir en la palabra porque est< encontrando respuestas a la pre­
gunta de quien eres del lado de la sociedad civil, pero rambien de la clase
politica. Ya se empieza a ver, a definirse, el talante de la clase politica que
va a ser defnitive en el 2001 y 2002.
En 1999 se Ianza la Consulta Nacional por los Derechos y la Cultu­
ra Indigenas, y los pueblos zapatistas dan una muestra de fortaleza al po­
der mandar a 2 500 varones y 2 500 mujeres a recorrer toda la Republica.
La Consulta Nacional representa un esferzo organizarivo no solo del
EZLN, que ya llevabamos muchos afios organizados, sino de mucha gen­
re que no tiene organizacion y que se organiza no solo para la consulta, si­
no para recibir a los delegados, transponarlos, preparar actividades de
informacion y propiamente la consulta. Toda esta movilizacion le da al
EZLN, ademas de un apoyo fndamental para la ley sobre los Derechos
y la Cultura Indigenas, un termometro cabal de Ia relacion que ha estado
construyendo durante todo ese tiempo con la sociedad civil. Por ahi debe
haber algunos datos en Kºaºu|4 del esfuerzo organizativo que significo
para la sociedad civil esa consulta.
Para nosotros 1999 es una respuesta al gobierno federal y a la politi­
ca agresiva que habia llevado en 1998, es una respuesta a los poderes de la
Union sobre la importancia de la ley indigena, pero, sobre todo, es una
respuesta al EZLN de un gran sector de Ia sociedad que estaba esperando
construir una relaci6n politica con nosotros.
En el afio 2000, ante el periodo electoral, el EZLN se repliega y usa
otra vez el eje de Ia palabra, pero ahora con el silencio. Se d las eleccio­
nes, la derrota del PRI, el ascenso de Fox y el EZLN saca Ia carta. Despues
de valorar la Consulta Nacional y los encuentros que tuvo con diversos sec­
tares sociales en el afo 2000, Ianza la Marcha del Color de la Tierra.
En la Marcha del Color de la Tierra, el EZLN empieza a tratar de
acercarse mas a esa sociedad que percibe a partir de Ia Consulta de 1999,
esa sociedad que tiene iriteres en construir algo nuevo, que es tambien lo
269
¯
que quieren los zapatistas. Y tambien el ezln se esti haciendo una pregun­
ta fndamental sobre !a clase politica mexicana -si tiene caso o no seguir
construyendo una relacion asi. Se da la marcha con todos los actos que no
voy a repetir aqui.
El EZLN, despues de que se da !a votacion en el Senado, en el
Congreso de la Union, obtiene una respuesta definitiva sobre Ia clase
politica mexicana.
El 2002 se dedica entonces a !a preparacion de lo que va a ser esa
imerlocucion con !a sociedad civil, y a construir, en los hechos, lo que ha
venido demandando durante tanto tiempo.
En el 2003, ahora que se anuncia !a construccion de las Juntas de
Buen Gobierno, se avanza en Ia autonomia indigena y el EZLN ya se pre­
senta como una alternativa no solo en !a palabra, sino tambien en la pric­
tica. No estoy hablando de un ejemplo a seguir ni de una guia para !a
accion, sino como un referente. El EZLN tiene un perfil politico practi­
co que ofrecer a !a hora que dialoga con otros. Un referente politico-pric­
tico, civil y padfico, porque el referente que teniamos era el de una
organizacion armada, el de que habia que organizarse y
levantarse en armas:
Lcreacion de las Juntas de Buen Gobierno y los
municipios auronomos significan ya otra alternativa,
otra opcion o referente para !a sociedad.
A lo largo de rodos esos aios, desde 1994 al 2003,
pero m:s marcadamente en 1996 y 1997, el ezln em­
pieza a construir una relacion con el mundo, con per­
sonas y movimiemos a nivel internacional, una relacion
que tiene sus subes y bajas pero que va a ser importan­
te para este proceso de construccion de un referente ci­
vil y padfico, alternativo. Una especie de ensayo de otro
mundo posible que es el que se esta rratando de cons­
truir en las comunidades indigenas.
270
| Y u | ¡¹ V | O º¹

Eso es mas o menos, a grandes rasgos, lo que puedo seialar de esos
tres ejes: el eje del fuego y el de la palabra, dependiendo de la columna
vertebral que es el eje de !a organizacion de los pueblos. Y es a partir de
ahi que se construye una relacion con la sociedad civil, con sus propias ca­
racteristicas, y donde se da el proceso al que nos llevaron ellos, los politi­
cos, en 2001, con el rechazo al reconocimiento de los derechos y la cultura
indigenas.
Sorpresas de estos diez a.os, adertos, encuentros
Ai, en orden cronologico, la primera sorpresa es que el mundo que en­
contramos no tenia nada que ver con el que imaginabamos en las monta­
fas. De ahi, lo mas importante es habernos dado cuenta que la genre, asi
en general, tenia mucho interes en entender, en informarse, en saber de
que se trataba todo eso; a diferencia de lo que pudiera esperarse, de que la
genre estuviera apatica, que no les importara o lo que fera. En este sen­
tido, fuimos muy afortunados al encontrarnos con ese Mexico, con esa
genre dispuesta a escuchar y ver que era lo que estaba pasando con los za­
patistas. Esa fue una de las grandes sorpresas.
Otra de las sorpresas que hemos tenido es la juventud. Nosotros pen­
samos que iba a estar totalmente esceptica, reacia, dnica, poco receptiva a
cualquier movimiemo, mas egoista, mas encerrada en si misma. Y no, es
una juventud generosa, abierta, con ganas de aprender y ganas de entre­
garse a una causa justa.
Otra sorpresa m:s es !a gran participacion de las mujeres, del sector fe­
menino como se dOluego, en cada una de las iniciativas y a todos los nive­
les. Fue una sorpresa !a decision y Ia entrega de esas mujeres, de esas hermanas
como decimos nosotros, tanto a nivel nacional como internacional.
Una sorpresa politica fue el impacto que tuvo Ia palabra zapatista a
nivel imernacional, y no me refiero solo al aspecto intelectual, sino al im­
pacto que ha tenido en movimientos y organizaciones en todo el mundo.
271
Æ
¸J
Otra de las sorpresas, hay que reconocerlo, es el grado de deterioro
de la clase polftica mexicana, como para que nos atrevanios a decir que no
tiene remedio de plano. Nosotros pensamos que sl habfa sectores con los
cuales se podia hacer algo, pero ya vimos que no. Eso es, a grandes rasgos.
Si lo pudiera resumir todo dida: Ia gran sorpresa politica es que se
haya dado un punto de encuentro, o un canal de comunicacion, entre es­
te proceso organizarivo de los pueblos y lo que estaba pasando abajo a ni�
vel nacional e internacional. Y la ultima gran sorpresa es la receptividad
que hubo al principia en todos los medios de comunicacion (aunque Ia
mayorfa se fe cerrando conforme pasaban los afos) para que se supiera
lo que realmente estaba ocurriendo en las comunidades indfgenas, no so­
lo de Chiapas sino de todo Mexico.
Yo pienso que el acierto mas grande que hemos tenido es la disposi-
cion y la capacidad de aprender, primero de aprender a pelear, de apren­
der a reconocer al enemigo, de aprender a reconocer al que no es enemigo,
de aprender a hablar, de aprender a escuchar y aprender a caminar junto
con otros, de aprender a respetar y a reconocer la diferencia. Y, sobre to­
do, de aprender a vernos a nosotros mismos como somos y como nos ven
otros. Eso, pienso, es el acierto mas grande de los zapatistas: hemos apren­
dido a aprender, aunque parezca lema pedagogico.
Lautocritica, lo que no se volveria a hacer
åi pudiera regresar el tiempo, lo que no volverfamos a hacer es permitir
y . . . promover . . . que se haya sobredimensionado Ia figura de Marcos.
Que mas no volvedamos a hacer. Pienso, honestamente, que rodo lo
que hicimos, bien y mal, lo hicimos pensando -despues de valorar-que
en ese momenta esa decision era Ia mejor. Si enronces hubieramos valora­
do otras cosas que no vimos, quiza habdamos torado otra decision, pero
en ese momento no podlamos haber hecho otra cosa. Hicimos lo que pen­
samos que podfamos hacer. Unas veces nos equivocamos y otras acertamos.
272

| Y u | I¹ V | O
El aprendaje
ª / | /
Lmre las muchas cosas que hemos aprendido em Ia
riqueza de Ia diversidad.
La gran ventaja de haber entrado en contacto con
Ia sociedad civil es haber entrado en contacto con mu­
chos pensamientos y no con uno solo. Y eso nos ha per­
mitido construir H pensamiento de que, frente a Ia
homogeneidad y a la hegemonfa, es preferible el respeto
'_ |
y Ia convivencia con los diferentes. Otra cosa que hemos aprendido es a va­
lorar y a respetar, y a tomar en cuenta, siempre, la nobleza de la mayoda de
la genre, que se ha entregado en diferentes ocasiones fundamentales para la
vida del ezln y de las comunidades indfgenas sin pedir nada a cambio, y no
solo, ramb!en poniendo mucho de su parte, en algunos casos arriesgandolo
rodo para apoyar una causa que consideran justa.
El proceso de encuentro con ella, con la sociedad civil, lo platique en
partes de Ia Treceava Estela de Chiapas, pero se puede resumir en esto: ha
sido un encuentro marcado por el aprendizaje nuestro y el aprendizaje de
Ia sociedad civil para reconocernos mutuamente, y reconocernos a noso­
tros mismos. lr construyendo un lenguaje, un puente de comunicacion,
una forma de entendernos.
La palabra como arma yel silencio como estrategia
Nos damos cuenta del valor de Ia palabra, en realidad, hasta los diilogos
de Caredral o un poco despues. Ahf empezamos a aventar muchas palabras,
sobre todo a traves de los medios de comunicacion, y luego vimos que pro­
dudan buenos resultados. El silencio lo venimos a descubrir mas adelante,
a Ia hora que descubrimos que el gobierno estaba mas interesado en que ha­
bliramos, no importaba que mentaramos madres, pero que dijeramos algo
porque pensaba que asf sabla lo que estabamos haciendo. Ycuando estamos
273
Ã

� �


��
��
� �
�� �

' _ � �� �
'
·
_
¸

, ¸ � · · ¸
¸ ; ¸ �¸
� �

\
'

� �

¸�
.
x

cnstlcnctono sioc guc cstimos hictcndo.Un cjcrctto
quchiusidolipi|ioridcunimincriU mndimcntil
comoirmi, cuindocilli,lcsmucvciprcocupictón.lo
sioríiprcctsircuíndomcroclstlcnctoidqutcrcpcso...
IsdchntttvimcntcconZcdt||o,pori|lídc|¹´´! ¹´´¯,
cuindoscconstruyó,pcrodondctuvomísc|cctomccn
¹´´º, prcctsimcntc justo intcs dcl scgundo cncucntro

con|isoctcdidctvt|,gucschtæcn5inLrtstóoildclis
Lisis.
Ícamno de |.ç...-·.
LGucrri,clLtílogodc5inLrtstóoi|,liLonvcnctónlictoni|Lcmo-
críttci, |iprtmcriLonsultilictoni|por|iÍic,c|dtílogodc5inAdrcs
5icimchcndc|osÍoorcs, losÏorosIspcctilcssoorc LcrcchosyLulturi
Índigcnis y soorc |iKc|ormi dc| Istido, los Incucntros Lonttncntil c
Íntcrconttncntil por li Humintdid y contricl lcoltocriltsmo, li cons-
trucctóndclIrcntcZipittstidc¡tocrictónlictoni|, li pirttctpictón cn
c|uictmtcntodc|LongrcsolictonilIndigcni,lisiltdidc|iLomindin-
tcKimoni i|ictudiddcMcxtco, |imirchidc|is¹¹¹¹ oiscsdcipoyo
cipittstis,|iLonsu¡tilictoni|cÍntcmictoni|porclKcconoctmtcntodc
|osÍuco|os Índtos, guc tnc|uyó c|rccorrtdo dc ; mtl cipittstispor todo
cl tcrrttorto nictoni|, liMirchi dclLolor dc liJtcrri y, hni|mcntc, li
tnsti|ictón dc|is|untisdcßucnGootcrnoy cl nictmtcnto dc los Liri-
co|cs, cntrcmuchosotroscvcntos, llimidos, siludosy convocitortis.
5ctritidc tmctittvispuoltcis, iunguc |iltini|gunisqucnotuvtc-
ronccoomcrondcmcnorrcpcrcustón,qucscconstruycnconoisccn, o
guc ttcncn como columni vcrtcoril, cl proccso dc orgintcictón dc los
puco|os cipittstis, cncl dcsirrollo dc sus |ormis orgintcittvis. Istimos
hio|indodcuniorgintcictónguccstídctilmodoh¡stonidiconsupuc-
o|o, con su oisc dc ipoyo, guc dthctlmcntc pucdc sicir uni tntctittvi
2¯+

| A Y J | T¹¹ V ² O ¹¹ , , ,
ipirtc dc, quc no tmp|tquc ono tcngirclictón con csi oisc soctil. In-
ton.cs, dtgimos, cncsi|íncidclipiliori, cn csi línci dc |ucgo, clpro·
ccso dc construcctón y dc ivincc y dc construcctón dc lis |ormis
orginicittvis dc |iscomuntdidcscipittstis, ttcncgucvcrmucho conc|
rcconoctmtcntodc|otro,cncstccisodclisoctcdidctvt|. Intonccs, ouc-
ni pirtc dc|is tntctittvis mcnctonidis, son |os tntcntos, icioidos ono,
concxttoL stncxtto,con|osquc|iscomuntdidcsdclcclntritindccons-
trutrlitntcr|ocuctónyc|dtí|ogotdyvuc|ticonunosyconotros.
In|iconstrucctóndccsitntcr|ocuctón,cncscsiocrcómocsclotro
ymostrimosnosotroscomosomos,æmtsmottcmpo, c|I/¡l-junto
con|iscomuntdidcs-cstíconstruycndo|ilcgtttmtdiddcsumovtmtcn-
to, cxpltcindo sus ciusis, |is condtctoncs quc |oortgtniron, sus |ormis
orgintcittvis, ctnvttindoicidiqutcnnoiqucnosstgistnoi qucstgi
suproptocimtno, quc, comodtccn, dcicucrdoimoos¦o|osvirtos) guc
viyiniscroqucscin.
A vcccslitntcr|ocuctónconlisoctcdidscdi
tndigcni dcl cc|n, muymircidimcntc conlos
dcotdoatmpictoguctuvoc|cc|nyli
gucrcctotó, sc|cponccspcctiliccntoi
movtmtcntos intvc|tntcrnictonæ. Mís��cncri|
-isistndchntrunidiscounscctor
prc|crcncti i litntcr|ocuctóncontndgæ, con
¡icstritcgti, histicntonccs, histi d scpacdc dcctr,csc�ntruu
|cgtttmtdiddcunmovtmtcnto, conoccri|otro, conoccrSU m�
'´ ´
ccr|isttuictónintvc|nictonilctntcmictoni|. ·-. ·
`

' �
Balance del diogo de San c·...--..de |�c....yp�rlos  �..
•. · ¡,
de Got.æ.
: ' •

¸
·;
³ ·
Lir|os5i|tnisd:Gortirtcsun |idróncntc�

cs|o

clo ��h���nt
ccsyihori.Ilprtmcrdtí|ogoconsugootcmoCR5i�Lrtstóo��n
 
�tt
: ´_¦ �
2¯`

-
´'· .
.*
·.:

··
2¯u
| Y u | I¹ V º O º ² ^

a nosotros como medio para mirar a orro !ado. En ese momenta empezo
Ia estrategia del EZLN de voltear Ia silla, es decir, acabar con el esquema
de ventanilla en los dialogos gubernamenrales yaprovechar esos espacios
para dialogar con los orros, con Ia genre, con Ia sociedad civil como deci­
mos nosotros.
En el caso del dialogo de Ia Catedral en San Cristobal de las Casas,
como no teniamos el modo y ni nos imaginabamos como le ibamos a ha­
cer para dialogar con Ia sociedad civil, enronces el dialogo se dio sobreto­
do con los medios de comunicaci6n, esperando que Ia genre, la sociedad
civil, se enrerara a traves de ellos, de lo que querlamos decir: esto soy, es­
to es lo que quiero y esto es lo que fui, para decir eso sirvio el dialogo de
Catedral.
Fue un dialogo que nos sirvio de mucho; fue muy desgastanre par­
que fue muy intenso. En pocos dias mucho rrabajo y a Ia distancia pensa­
mos que el desenlace fue bueno, porque como resultado de este dialogo
mas genre nos conocio, mas genre se aclaro bien. Esas eran nuesrras inten­
ciones y nuestros propositos y fue el punro de parrida para que el ezln
construyera Ia legitimidad que ahora riene.
Diaogos de baAdres yErnesto Zedillo Ponce de Leon
Zedillo es un criminal que, aparte, es economisra o pretende serlo. El ba­
lance del dialogo de San Andres, con su gobierno, es muy posirivo para
nosottos, porque permirio dade una estructura mas acabada a lo que in­
tentabamos en San Cristobal. Conseguimos que en Ia mesa se sentaran to­
dos los que pudimos invitar y represenro, en esa parte, sin tomar en
cuenta todavia los acuerdos, una experiencia que todavia no ha sido valo­
rada ni en Mexico ni en el mundo. Una experiencia de dialogo, de en­
cuenrro de una fuerza que no pretende Ia exclusividad de una mesa en Ia
que se esra respondiendo a su demanda, sino que invita a todos. Esto ya
se ha escrito en algunos !ados.
2¯¯
¡
1
Íl principal aporte de San Andres es Ia manera en que se construye
el dialogo entre el gobierno y el EZLN. Pero, ademas, del lado del EZLN
se abre Ia puerta para otros !ados, incluso para organizaciones y plantea­
mienros muy cdticos o hasta rivales del EZLN.
En lo que se refere a los acuerdos alcanzados sobre Derechos y Cul­
tura Indigenas, signifcaban Ia concreci6n del punta fundamental que el
alzamiento de enero de ¹´´·puso en Ia agenda nacional, es decir, Ia si­
tuacion de los pueblos indios de Mexico. Signifcaron Ia posibilidad de in­
corporar no solo las experiencias de los zapatistas, sino de pueblos de
todas partes de Mexico, y sintetizarlas en la demanda del reconocimiento
constitucional de sus derechos. Precisamente por Ia manera en que se
consuuyo ese proceso de dialogo, por como se habfan construido los re­
sultados, el cumplimiento de los Acuerdos de San Andres significaba ni
mas ni menos que Ia salida del ezln a la vida publica. Por rodo eso, como
se vera despues, la clase politica se alio para impedir el reconocimiento de
los pueblos indios, de sus derechos, y para impedir el quehacer del EZLN
en Ia arena civil y politica.
Vicente Fox, el fracaso de la clase politica
Ln cuanto a Vicente Fox: siendo sintetico dida nada mas que el proce­
so de negociacion fue un fracaso por toda Ia clase politica, no nada mas
por Vicente Fox, sino por todos los poderes de la nacion, por todos los
partidos politicos, por toda la clase politica, ese proceso fracaso. Si hubie­
ra uiunfado no solo habria sido ejemplar para Mexico, sino para el mun­
do. Habria marcado una ruptura y un precedente para orientar procesos
de dialogo y negociacion en rodo el mundo. Pero en Iugar de eso, ellos
prefirieron encerrarse en su cuarto a contar el dinero del que gozan, en Iu­
gar de resolver el problema y marcar un precedente para conflictos inter-
nacionales.
278
| / Y J ' ¯ V ² O ² / º /
E1 EZLN yla lucha indigena
Hay que tamar en cuenta que algunos sectores han dicho que el EZLN
agarra Ia lucha indigena despues del alzamiento, ya avanzado el movi­
miento. Segun esta version, de manera oportunista, dice por ejemplo Ia
Asamblea Nacional Indfgena Plural porIa Autonomia (ANIPA), cuando
el EZLN se da cuenta de que lo indigena esta pegando, empieza a reorien­
tar su discurso hacia ese rubro. Lacusaci6n es ridkula, como todo lo que
hace ANIPA. Si uno roma en cuenta el acto fundamental del primero de
enero de I99¬, en el discurso de Ia Primera Declaraci6n de la Selva La­
candona se explica quienes somas, y se dice: "somos producto de 500 afios
de luchas y etcetera", y no hay ningun grupo social que pueda decir eso
en Mexico mas que el indigena: ni obreros, ni campesinos, ni intelectua­
les pueden decir eso de estar 500 afios ...
La otra raz6n que hay que tamar en cuenta es que en un ejercito que
se presenta como el EZLN, don de hay dos o tres mestiws y miles de indi­
genas, no creo que sea necesario decir que es importante Ia cuesti6n indige­
na. Luego, cuando el EZLN abre a Ia prensa sus fronteras, por llamarlas de
alguna forma, se permire el acceso de la prensa a las comunidades indfgenas
y hablan con Ia genre, rodo esto en el momenta en que se estan realizando
los combares. Esto es mucho mas elocuente que cualq!ier declaracion de
esas que hacen los dirigentes de la ANIPA y sus asesores.
Solo quienes se disputan el hueso de representar a los indfgenas por
puro interes econ6mico o cuota de poder, los que se Haman los indigenas
profesionales, los que viven de aparentar o fngir que son indigenas, pue­
den disputarle esro al EZLN. Sabre todo tomando en cuenta que el
EZLN nunca se ha presentado como el representante, el lider o el con­
ductor de todos los pueblos indios de Mexico. El
EZLN siempre ha dicho que solo habla por los pueblos
indios que estan organizados dentro del EZLN, en
concreto, en el sureste mexicano.
279
¼
Bueno, ademas, ese sefialamiento crftico o calumnia que circula en
algunos sectores, se hace siempre a espaldas nuestro, nunca frente a noso­
tros, porque saben que no lo pueden sostener.
Siguiendo Ia historia, nuesrra historia, cuando se estan discutiendo
las !eyes revolucionarias en l 993, en lo que ya se estaba formando con el
nombre del Comite Clandestino Revolucionario lndlgena, es decir, los je­
fes de los diferentes pueblos indios -tzeltal, tzotzil, tojolabal, chol, zoque
y mam-, se discutio si se iba a hacer hincapie en ciertas demandas indl­
genas del EZLN en el momenta del alzamiento, y la parte que argumen­
to mejor y que triunfo fe Ia que deda que habla que dade un caracter
nacional, de tal forma que no se ubicara a! movimiento con aspiraciones
regionales o "etnicas", porque se deda que el peligro es que se fuera a ver
nuestra guerra como una guerra de indios contra mestizos, y que era un
peligro que habla que evitar. A mi me parece que Ia decision fe acertada,
que Ia Primera Dedaracion de la Selva Lacandona es contundente y es cla­
ra, que Ia defnicion mas clara de Ia cuestion indlgena conforme fe avan­
zando el movimiento ya despues de hacerse publico, ya despues del inicio
de Ia guerra, fe tambien acertada y fe modesta. En ningun momenta se
pretendio encabezar ni hablar a nombre de todos los pueblos indios de
Mexico. Entonces no se porque sacan eso -si de por s{ de cualquier ma­
nera les dan el hueso, de todas formas se acomodan.
Ahora, el ezln ya de manera publica no se presenta ni se concibe a s{
mismo como el parteaguas de Ia lucha indigena. Nosotros nos presenta­
mos, como dice Ia Primera Dedaracion, como parte de un proceso de lu­
cha que viene de muchos afios y que esta en muchas partes. En el caso de
Mexico, Ia lucha indigena no empieza en ¹ 99+ni empieza en Chiapas,
hay antes de enero de I 99+muchas luchas de resistencia, de experiencias
valiosas en muchas partes de Mexico, con otros pueblos indios en diferen­
tes regiones del pais. Y el ezln siempre lo ha dicho.
La mesa de San Andres, Ia Mesa Uno que se refiere a Derechos y Cul­
tura lndlgenas no represento a! EZLN. Si hubieramos pensado que eramos
280
r / 7 u N ¯ . ¯ u ª O º - s ~
los dirigentes del movimiento indigena nacional, ha­
briamos entrada nada mas nosotros. lnvitamos a las or­
ganizaciones, grupos, intelectuales, todos los que han
trabajado y que saben cuales son las demandas de los
pueblos indios, que son diferenciadas pero que se agru­
pan a grandes rasgos en esto que se ha defnido como
Ia autonomla. Esto era importante marcarlo desde el
principio porque al inicio del movimiento, en los pri­
meros meses, la clase politica y muchos medias de co­
municacion afrman que el principal problema, o que
el fundamento de Ia cuestion indlgena en Mexico, es un problema de asis­
tencialismo. Es decir, los ind!genas son pobres y hay que clades limosna,
en este caso, mas limosna, mas lastima.
Marcos sigue hablnd a l gabadora. De pronto se empiezn a escu­
char a fo ljos, truenos de cohetes Jstivos. E! subcomandnte explica fente a!
microfno: "Esto que esra tronando ahora es que esran dando El Grito las
Juntas de Buen Gobierno. Es Ia madrugada del l 6 de septiembre, estamos
celebrando Ia lndependencia de Mexico. Bueno, yo no porque estoy en
un rincon, pero alia esra Ia Junta de Buen Gobierno"
E! sup intenta continuar su grabacion pero e! ruido de los cohetes lo
vuelve a interumpir "Sigue el coheterio, pero es por el festejo deIa inde­
pendencia de Mexico frente a Espana, pero ya e .. ", se discula.
Bueno, en un principio se plantea el problema indigena como un
problema de pobreza material y no como lo habian planteado no solo el
EZLN, sino, mucho antes, otros pueblos y organizaciones indlgenas en el
resto del pals, quienes lo defnieron como algo mas complejo que impli·
caba cuestiones culturales, de autogobierno, de auronomfa y no mera­
mente Ia falta de una limosna mas sustanciosa. A principio buena parte
de Ia opinion publica nacional e internacional ve el problema como de
"pobres inditos, hay que ayudarlos un poco, a que tengan buena casa y a
que se eduquen", pensando que Ia educacion C Ia forma en que el indigena
281
M

¹í
',
`
¦

dcjidc scr indígcni, iprcndccspiñol, olvidisulcngui, sc imcstiti osc
lidiniti, comosc dcci intcs, ycsosignihciqucyimcjoró, clmomcnto
cnqucdc| ódc scr |ndígcni.
Intonccs, digimos,csicsuniprimcrictipidcliluchiindígcni.5c
rcconocc quccnMcxicoy cnclmundoliscondicioncsdc vidi dclosin-
dígcnis son dcsistrosis, prchistóricis.Y sc compiri su situición con cl
proycctodc 5ilinisdc Gortiri, unproycctodcingrcsoi|primcrmundo,
cldcunpiíscipitdc didc oitcriiiliglooilitición.Ícro,cvidcntcmcn-
tc,clproolcmiindígcninocstioisólocncsicompirición.
Inliscgundictipi, quccsilrcdcdordclosdiílogosdc5inAndrcs,
scpucdcnigrupirtodiscstiscxpcricnciisydcmindisquc hiycnclmo-
mcntocn quc c ctlnrcnunciicxplícitimcntc -ylo cumplc- il pipcl
dcvinguirdiiodc cioctidccscmovimicntoindígcniricoy muyvirii-
do. ¡igcntccntonccssc dicucntiqucclproolcmi indígcni nocs sólo
unproolcmicconómico, cstimoicnculturil, políticoy sociil. Ycmpic-
tiniplintcirscliscxpcricnciisquchiycnotros|idos, comicntinidir-
sc i conoccr y i irticulirsc cnlo quc son losAcucrdos dc 5inAndrcs,
dondcyiscincluycndcmindisdciutonom|i, dc iutogooicrno,culturi-
lcs.Istocsloqucviiirticulirsclucgocnlosmunicipiosiutónomosti-
pitistis ycnlis|untisdc ßucn Gooicrno, nosólocomo productodc li
cxpcricnciitipitistisinoquc,ihorisí,rccogicndotodoloquchioíimos
iprcndidodcnucstrocontictoconclmovimicntoindígcninicionil,y cn
ilgunoscisosconclmovimicntointcrnicionil.
Incstiscgundictipi, clmovimicntoind|gcniconstruyc cnMcxi-
co,juntoconclIZ¡l-nodirigidoporcl-,csicspccicdcpucntcodc
ciusicomunqucuncitodos, qucscninlosAcucrdosdc 5inAndrcs, cl
rcconocimicntoconstitucionil dc lospucolos indios piri goocrnir ygo-
ocrnirsc y dccir unmontón dc cosis.lorquc cncl momcnto cn quc sc
plintcin liscosissólo inivcl isistcnciilisti, csdondc cl pri, cl pin y cl
prd,vcnun|ilón:oucno÷diccn-sisc tritidcdirmísdincrocstíoicn,
nosotros nos qucdimos con uni pirtc y lcs dimos otri, is| comprimos
282

¬ - x u | I ' c V - O | ¬ º ^
votos, ctcctcri. lcrocncl momcntocncl quc sc plintcinlisdcmindis
dclos pucolosindios cncuintoi orginitición polítici y |ormis dcgo-
oicrno, lospirtidospolíticosno cstíndc icucrdo, comolo dcmostriron
cncl LongrcsodcliUniónyihoricnsuscimpiñis.
Intonccs, pucs, cnliscgundictipisccmpicti iconstruiruncon-
scnso soorclisdcmindisindígcnis.Inlitcrccrictipi, qucvi dclihr-
midc los¬cucrdosdc5inAndrcsiliMirchidclLolordcli¯icrri, sc
cmpictin i gcncrilitir cstisdcmindis, i di|undir il intcrior dcl movi-
micnto indígcni nicionil y timoicn ilcxtcrior, i li socicdid civil, i los
mcdiosdccomunicición, pormcdiodc otrisorginiticioncssociilcs.Isi
tcrccrictipiicioi cuindo clLongrcsodcliUnión lcgislicncontri dc
csos dcrcchos concl ipoyo dcl Ijccutivo, ylucgocsidccisión cs ivilidi
por li5uprcmiLortcdc|usticiidcÍilición.Incscmomcntoscicioi
csictipi ycmpictilictipicnliquccstimos.Inrcsumcn: cnliprimc-
rictipiscplintcilincccsidid dc cicrtosdcrcchos, cn otrictipi sc dc-
rnindiclcumplimicnto dc csosdcrcchosy cnliultimictipisccjcrccn
csosdcrcchos, cscnliquccstimosihori .
.
La dae politica
L.IL¡^ silcililut puoliciy, dcslumoridoporcsisilidi, cmpicti i
tintciryircconoccrcltcrrcnodcquicncsquicnrcilmcntc.losólorcs-
pccto ilicisc polítici, pcrotimoicnrcspcctoiliclisc polítici, clctln
cstioiiprcndicndo.
Uniorginiticiónqucditintovilori IipiÌaori,diporscntidoquc
dclotrolidoocurrclomismoytirdimosunticmpo0D cntcndcrqucno,
quc prccisimcntc piri liclisc políticili piliori notìcncibsolutimcntc
ningun vilor.Ícropiriquciprcndicramoscstopasironviriælunis, co-
modicc uncompi.
Intonccs, ihí nos |uimos tintcindo, hÍm0s ��blindc ccn virios
scctorcs y lo primcro quc iprcndimos dc cstc �� hc quc piri cl

4Þ7
¯
polltico la palabra no riene ningun valor. Lo segundo
que aprendimos es que no hay principios, ya no diga­
mos morales, no hay ningun principia polltico que sos­
tengan. Un dia dicen una cosa y despues otra. Incluso
ven mal a quien hace lo conuario. Me refero en gene­
ral a toda la clase polltica sin importar a que partido
polltico pertenezca. La diferencia entre unos y otros
puede ser que hay algunos honestos, es decir, que no
roban. No me refero a su ser consecuemes, que serian
los menos. Lo que los hace politicos, ese desprecio por
la palabra empefiada, esta falta de principios yde hori­
zonte polltico es en general para todos, no haria ninguna distinci6n. Son
lo mismo en cuanto a que no hay principios ni tienen moral. Pueden ser
un dla de derecha si por ahl va el ·c··»
,
o ser de izquierda si cambi6 el ·c
·|»
,
.o pueden ser de centro. Por eso la busqueda del centro, porque as! es
m:s facil correrse de un extremo al otro. Aunque hay partidos que hacen
eso con gran versatilidad.
Todo esto lo fuimos aprendiendo poco a poco. Todavia con Ia
amargura de saber a que nos enfrentabamos, tratamos con Ia Marcha
del Color de la Tierra de obligarlos de alguna forma a que sentaran ca­
beza o que se dieran cuenta, ya no confrontados con el ezln sino con
todos los pueblos indios y con una movilizaci6n nacional e internacio­
nal como fue la Marcha del Color de Ia Tierra. Aun asi se portaron co­
mo pollticos.
El principal aprendizaje durante esta decada es que con la clase po­
Htica mexicana no hay nada que hacer, defnitivamente, ya ni reirse, pues.
Los cabios entre el Mexico de ÎVV9yel de ahora
Hay una diferencia fundamental entre el Mexico de hoy, 2003, y el de
1 994. Ya hubo el inicio de una guerra y empezaron a pasar cosas a partir
284
f•

| A ¥ u ' ' ' c V | O | A k A . •
de enero de 1994, cosas que no habian pasado en mucho tiempo en la
historia del Mexico moderno: el asesinato del candidato presidencial del
partido en el poder, el asesinato del secretario del partido que esra en el
poder, los ajusres internos disfrazados de pugnas judiciales y de acusa­
ciones, la derrota del PRI despues de tantos aios. Todo eso denrro de Ia
clase politica.
Amismo tiempo, por otro lado, la genre tambien enfrenta un pro­
ceso; Ahora la genre es m:s critica, m:s dispuesta a participar y a movili­
zarse, que hace aios. Pero, gracias a la labor de zapa de la clase politica,
ahora Ia genre es rambien mas esceptica, pero ese escepticismo no es co­
mo antes, que dedan "siempre gana el PRI". Ahora hay algo de rencor y
de coraje en la mayoria de la genre en contra de la clase politica.
Y lo que esta ocurriendo es que los medios de comunicaci6n (Ia ma­
yoria de eHos) esran abrazando a la clase policica, sin darse cuenta que el
vuelo es de calda y no de ascenso. Sin darse cuenra de que el descredito,
la falta de credibilidad, de interes, y el rencor que esta acumulando la cla­
se politica, lo esran acumulando tambien los medias de comunicaci6n
que, enrusiasmados en su nueva labor de Ministerio PUblico, olvidan que
a quien llevan del brazo es alguien ilegitimo. Llegalidad no tiene ningun
sustento si carece de legiumidad.
El cambio fndamenral lo hemos visto en la genre. En cuanto al sis­
tema politico, la alternancia es un cambio pero no significa de ninguna
manera democracia, y las Ultimas elecciones lo demostraron porque estu­
vo ausente el ciudadano. El modelo econ6mico que tenia el PRI en 1 994
no solo continua, sino que se ha profundizado. Ahi esta el despojo a los
fundamenros de Ia soberania nacional. En lo social se acelera el proceso de
descomposici6n, precisamente con politicas econ6micas que destruyen el
tejido social. Ahl esta el cinismo de la clase politica que no tiene ninguna
alternativa real para Ia mayoria de Ia genre.
En resumen, tanto en lo politico como en lo econ6mico y social,
Mexico esra en una crisis mas profunda que Ia que tenia en 1994.
285

�'³
��


|
¯

El mundo entre Í994 y 2003
¡.mundo que encontramos en enero de l 99+sf pensabamos o adivina­
bamos como iba a ser. Ya se habia dado el derrumbe del campo socialista
y Ia lucha armada en America Latina no era muy popular, ya no digamos
en otras partes del mundo. Eso ya lo esperabamos. Pero el avance que ha­
bfa tenido el neoliberalismo y Ia globalizacion en rodo el mundo resulr6
una sorpresa, porque entonces detectamos no solo que habfa avanzado el
proceso de desrruccion y reconstruccion que hemos mencionado en algu­
nos de los textos, sine que tambien habfa avanzado el nacimiento y el
mantenimiento de formas de resistencia y de lucha en todo el mundo. Las
internacionales socialistas o comunistas, o esas redes internacionales mu­
tuas para oponerse al capiralismo, habfan desaparecido, pero habfan sur­
gido focos de resistencia en varios !ados y se estaban mulriplicando. A eso
se debe que el alzamiento haya tenido receptividad en una parte impor­
tance de Ia comunidad internacional, en gente organizada o con ganas de
organizarse. Yme refero a algo mas alia del sentimiento de lastima o de
¬ ^ Y J ` T | ¯ V º O ¨ / º /
conmocion, legfrima, por cierto, de emocion frente a lo que signifcaba el
alzamiento del EZLN y, a craves de el, poder conocer las condiciones in­
dignantes en las que vivian los pueblos indfgenas antes de ese primero de
enero de l 99+. Eso fue para mucha genre; para otros, aparte de esto, sig­
nifco una apuesta politica seria.
Ese mundo que encontramos en I 99+,si bien lo imaginabamos, no
lo alcanzabamos a entender, y por eso no alcanzamos a entender Ia recep­
tividad que tuvo en muchos grupos, sobre todo en grupos de jovenes de
todas las tendencias politicas y concepciones. No alcanzabamos a enten­
der porque <1 movimiento zapatista provoco esra simpatfa y que se crea­
ran comites de solidaridad practicamente en los cinco continentes.
El mundo que hay hoy, diez afos despues, esra mas polarizado. Es lo
que nosotros prevefamos, que Ia globalizacion no estaba produciendo Ia
aldea global sino un archipielago mundial que se esra agudizando, y no
solo en cuanto a los intereses economicos, politicos y sociales de esta gran
sociedad, del poder en general, como decimos nosotros, de este reparto,
conquista y destrucci6n del mundo, sino tambien en cuanto a lo que se
refere a Ia resistencia, a Ia rebeldfa que esra creciendo de manera autono­
ma, independiente, no como linea de consecuencia, no como una resis­
tencia que se pueda llevar a todas partes del mundo, sino que esra
adquiriendo su modo en cada Iugar.
El movimiento anti
g
lobalizaci6n. No fimos los primeros
¡movimiento antiglobalizacion o, como ahora se dice, alterglobaliza­
cion -porque no se trata de oponerse a que el mundo sea mundo, sino
de crear otro mundo, como se dice por ahf- no pensamos que sea un
movimiento lineal, con antecedentes y consecuentes, ni que tenga que ver
con situaciones geografcas y de calendario, de fechas, de decir que prime­
ro fue Chiapas, luego Seattle y despues Genova y ahara Cancun. No es
que uno preceda al otro y lo herede.
287
\
,·ª

¯
Nosorros concebimos nuestro movimiento, y lo declaramos en 1 994
a medios internacionales, como un sintoma de algo que estaba pasando o
que estaba por suceder. Usamos entonces Ia imagen del iceberg, somos,
dijimos, la punta del iceberg que esta asomando y pronto asomaran pun­
tas por otros !ados, de algo que esta abajo, que se esd gestando y que es­
ta por reventar, dedamos entonces.
En ese sentido, Chiapas no precede a Seattle en tanto que lcanuncie
o Seattle sea Ia cominuacion. Seattle es otra manifesracion de esa rebeldia
mundial que se esta gestando fera de los partidos politicos, fuera de los
canales tradicionales del quehacer politico. Y asi cada una de las manifes­
taciones, y no me refiero a las que han seguido a Ia Organizacion Mundial
de Comercio y que se han convertido en su pesadilla mas cotidiana, sino a
otro tipos de manifestaciones o movilizaciones o movimientos mas dura­
deros en contra de esa globalizacion de Ia muerte y de Ia destruccion.
Somas mas modestos en cuanto a nuestro Iugar. Somos un sintoma
y pensamos que nuestro deber es mantenernos lo mas posible como asi­
dero y referente, pero no como un modelo a seguir. Por eso nunca hemos
disputado, ni lo haremos, decir que el principia fe Chiapas y los Encucn­
tros Continental e Intercontinental. La rebeldia que hay en Chiapas se lla­
ma zapatista, pero en Seattle se llama de otra forma, en Ia Union Europea
de una forma y en Asia de otra forma, en Oceania de otra. Incluso den­
tro de Mexico, en otras partes la rebeldia se llama de otra forma.
Nosotros vemos muy bien ese movimiento alterglobalizador, en el sen­
tido en que no rep ire el modelo vertical de toma de decisiones, de arriba ha­
cia abajo, y esto le ayuda a que no tenga un comando central, 6rganos de
direccion o algo asi. Y que el movimiento haya sabido respetar las diferen­
tes formas que se manifiestan en su interior, los pensamientos, las corrien­
tes, los modos, los intereses y Ia forma en que se roman slls decisiones.
Por lo poco que se de Cancun hasta ahora, por lo que aparece en la
prensa, particularmente en el periodico tc].¬cLse ve que esta dinami­
ca se mantiene y que sigue siendo un movimiento plural, no muy masivo,
288
¯

ì

¬ ~ · J | T ' ¯ V - O | / º /
pero se entiende porque se rrasladan de todas partes del
mundo. No es lo mismo movilizarse aqui, en Chiapas,
por alguien que esta muy cerca, que movilizarse por al­
guien que esta en Corea del Sur, por mencionar el ejem­
plo ahora mas candente. Pero sigue estando esta
pluralidad de intereses, esta diversidad y esta riqueza, y
tambien esas formas de lucha y de manifestarse.
En esre sentido vemos que el movimiento antiglobalizacion o alrer­
globalizacion sigue siendo rico en experiencias, todavia tiene mucho que
aportar y pensamos que va a dar mucho, siempre y cuando no caiga en Ia
tentacion de las esrructuras o de las pasarelas. Ï decir, el riesgo que hay
siempre es que un movimiento se convierta en una pasarela de personali­
dades, sin que esas personalidades tengan respaldo de movilizaciones en
s

lugares.
.
Nosotros pensamos que ese movimiento se esta traduciendo ya no
solo en Ia critica a modelo que representa, en este caso, Ia OMC, sino
que, en muchos aspectos, se esran construyendo alternativas no en el pa­
pel, sino en formas de organizacion social en varios lugares, donde ya se
puede decir que hay germenes de ese otro mundo posible.
Se dice que diversos movimientos tanto de Mexico como de otras
partes del mundo, han visto en el zapatismo un ejemplo de lucha e, inclu­
so, que algunos han retomado sus principios para Ia construccion de sus
. .
prop1as res1stene1as.
Nosotros les decimos: a los que siguen el ejemplo que no lo sigan.
Pensamos que cada quien tiene que construir su propia experiencia y no
repetir modelos. En ese sentido, lo que les ofrece el zapatismo es un es­
pejo, pero un espejo no eres tu, en todo caso te ayuda solo para ver co­
mo te ves, para peinarte de esta forma, para arreglarte. Entonces, les
decimos que vean en nuestros errores y aciertos, si es que los hay, las cosas
que les puedan servir para construir sus propios procesos, pero no se trata
de exportar el zapatismo o de importarlo. Pensamos que Ia genre tiene Ia
289
¯

suficiente valentia y sabiduria para construir su propio proceso y su pro­
pia movimiento, porque tiene su propia historia. Eso no solo hay que sa­
ludarlo, sino que hay que propiciarlo.
Los retos, los errores, las apuestas �Que sigue?
Ösea que quieren el programa de accion . . . Mhhhm . . . Primero hay que
aclarar que no todas las convocatorias ni iniciarivas zapatistas tuvieron res­
puesta masiva de Ia sociedad civil nacional e internacional. Nosotros pen­
samos que cuando esto ha ocurrido no ha sido culpa de Ia genre, sino que
feron errores, en este caso mios, porque es mi trabajo, porque aqui en el
EZLN los errores se conjugan en primera persona del singular y los acier­
tos en Ia tercera persona del plural. Por mencionar dos de esas convocato­
rias zapatistas que no tuvieron respuesta masiva, estan, por un lado, Ia de
"Una oportunidad a Ia palabra", referente a Ia problematica del Pais Vasco,
que era tambien con lo que se iba a abrir Ia incursion del ezln en Europa;
y Ia otra se refere al momenta en que se difundia en los medios Ia guerra
de Estados Unidos contra Irak. En ese conrexto nosotros hicimos un lla­
mado para firmar un manifiesto que hicieron un grupo de intelectuales.
Llamamos a Ia gente a organizar mesas, discusiones, pero no ruvo eco. En
esas dos convocarorias no hubo respuesta masiva, cuando menos en esas
dos, pero puede haber mas por ahi. Esto es para decir que no a todo le he
atinado, porque los errores son en Ia primera persona del singular.
Pero en realidad este apartado esra inrerrogando sobre el que sigue,
y el objetivo del ezln ahora no es otro que consolidar ese ejercer los dere­
chos de las comunidades, porque, como explicaba al principia, el eje fn­
damental o Ia columna vertebral de estos dos brazos o Hneas de accion, Ia
del fego y Ia de Ia palabra, es el eje de Ia organizacion poHtica y el desa­
rrollo de esa organizacion poHrica, social y cultural que hay en las comu­
nidades. Y ahora se trata de las Juntas de Buen Gobierno y los municipios
auronomos. Ahi hay un paquete.
`9U


¸
´
¯ ^ · o ' I | E V º O | / º /
Como quiera Ia apuesta esta claamenre defnida en los discursos de
Ia Comandancia el dia 9de agosto, el dia en que mueren los Aguascalien­
res y nacen los Caracoles. Hay apuestas en lo inrernacional. Hay una
apuesra muy clara en lo nacional, que trata de generalizar estas formas de
aurogobierno o aurogestionarias (que aqui son posibles de una forma) en
orros !ados.
Del gobierno y de Ia clase politica no vale Ia pena ocuparse mucho,
puesro que tampoco se ocupan de uno. Entonces no hay que desvelarse
mucho por ese !ado.
Los pueblos zapatistas, Ia resistencia
Agrandes rasgos, eso que seria Ia columna vertebral del movimiento za­
yarista, lo que se refiere al proceso de organizacion de los pueblos, podria
agruparse asi:
Hay que remontarse al momenro en que los pueblos se organizan en
una organizacion polirico-militar y lo que eso implica, siempre en colec­
tivo. En este caso, pasando del nucleo familiar al de Ia comunidad. Lue­
go de Ia comunidad a Ia region con varias comunidades, y luego de Ia
region a Ia zona con varias regiones, luego de Ia zona a todo el EZLN, a
los diferenres pueblos indios que se agrupan.
Ya despues del alzamienro, debido al conracto
que se tiene con Ia sociedad civil nacional y marcada­
mente con Ia sociedad civil inrernacional, los pueblos
enriquecen su experiencia cultural, su horizonte, como
decimos nosotros, y pueden enfrenrar ya con mas co-
modidad, ya alejados de Ia tenracion del fundamenra­
lismo etnico -ese que es tan caro y tan querido por
ANIPA- un proceso de aurogobierno, nada mas que
este queda un poco retenido porque es parte de las de­
mandas nacionales.
`9I
´
·
··
.·.'·

¯
 

¯
l�
̺
Digamos que se empiezan a construir las formas
mas avanzadas de autogesti6n y de autogobierno, que ya
fncionaban a nivel comunitario incluso antes de que el
EZLN llegara a Chiapas, pero luego avanzan a un estadio
mas avanzado, a de los municipios aut6nomos, alrededor
de 1995 y 1996, pero este avance se da de forma irregu­
lar. Algunos municipios tienen mas experiencia en ese
proceso de aurogobiero, lo construyen y es producto de
su propia lucha y de su propio desarrollo, y es ahf donde
jalan al EZLN para que aprenda y se vaya adecuando.
En otros lugares no ocurre asf, son lugares en los
que se supone que habfa municipios aut6nomos pero
~
no operaban realmente. En otros !ados sf se desarrollan
como un gobierno, y con Ia caracterfstica de que manden obedeciendo,
con cambios de funcionarios, remoci6n, sanciones por corrupci6n, etce­
tera. Todo esto, en nuestro caso, en las comunidades zapatistas, no es pa­
labra o promesa o utopia, sino que es una realidad, y tampoco es aporte
nuestro, es aporte de las comunidades desde antes de que nosorros llega­
ramos. Esto se va desarrollando cada vez mas pero de forma dispareja.
De dos afos a Ia fecha, despues de que el Congreso de Ia Union y de
que el Ejecutivo federal traicionaron Ia movilizacion nacional e interna­
cional a favor de los derechos y Ia cultura indfgena, se empieza a tratar de
emparejar el desarrollo de los municipios autonomos, se empiezan a con­
solidar los que ya esdn, a desarrollarse los que van un poco para arras, y,
a partir de Ia declaracion de Ia Suprema Corte de Jusricia que cancelaba
este reconocimiento, se empiezan a encaminar hacia esa nueva erapa que
llamamos las Juntas de Buen Gobierno, que son relaciones intermunici­
pales entre municipios autonomos para resolver problemas que se fueron
detectando a lo largo de su existencia.
Como deda yo en Las Esrelas -los remito a elias-, particular­
mente en Ia Treceava Esrela, rodo esto se da en un proceso de guerra, de
292
��

� '
| A Y u | T ' : \ º C - ^ ³ A

persecucion, de hostigamiento y de araques de paramilirares, de campafias
en los medios muy fuerres en contra, de enfermedades, de catastrofes na­
turales, y rodo lo que se pueda imaginar como obstaculo.
Todo esro enfrentaron los pueblos zapatistas, y aun asf, construyen
esa a!ternariva de buen gobierno que son las Juntas, aunque fata ver si lo
cumplen, como decimos nosotros.
Se han organizado de manera colecriva. Esto es facil de decir pero di­
ffcil de entender y mas de llevar a cabo. Aquf lo que ayuda mucho es Ia ex­
periencia ancestral, ahora si que viene de siglos, de las comunidades,
primero para desarrollarse dentro de sus culturas y luego para sobrevivir los
diferentes intentos de aniquilaento y de etnocidio que han sufrido a lo
largo de Ia historia, desde el descubrimiento de America hasta nuestros dfas.
Esa manera colectiva que les permitio desarrollarse cultural, social y
;
:
on6micamente, luego sobrevivir a La Conquista, a La Colonia; al Me­
. xico independiente y al Mexico moderno, es lo que luego les permite
construir Ia resistencia segun el modo de las comunidades. El aspecto fn­
damental de esa resistencia es que es posible porque es colectiva, y ademas
tiene Ia ventaja de que debido a esta interlocuci6n que construyo el zapa­
tismo con Ia sociedad civil nacional e internacional, Ia resistencia empezo
a generar Ia posibilidad de construir una alternativa, y no solo se trataba
de resistir hasta que un dfa se cumplieran los acuerdos, sino que paralelo
a eso resistir, ir construyendo los medios de cumplimiento o de ejercicio
de esos derechos que se estaban demandando.
| que hace que los zapatistas no se rindan a los diferentes gobiernos,
a los ofrecimienros, es Ia experiencia, Ia historia y Ia conciencia de esa histo­
ria. Todo lo que ha pasado antes, las palabras, las promesas y lo que ocurre
despues de esas pro mesas, nos hace creer frmemente, siempre, que esran era­
cando de engafarnos. Por eso no estamos pidiendo que nos den, sino que
nos dejen hacer sin que dejemos de ser lo que somos, indfgenas y mexicanos.
El mismo colectivo, el trabajo politico, el control que se hace, el de­
sarrollo de las formas de comunicaci6n que tenemos ainterior de nuestras
293
¯
comunidades, hace que sea posible que Ia comunidad arrope a rodos y ca­
da uno de sus integrantes, que por voluntad propia deciden mantenerse
en Ia resistencia.
Acabamos de hacer una investigaci6n, y los pueblos prifstas no estin
en mejores condiciones de vida que las comunidades zapatistas, por poner
un caso. Las comunidades rebeldes zapatistas, no rodas, son las unicas que
cuentan con el servicio de salud gratuito. No hay ninguna comunidad,
aparte de las zapatistas y aunque no sean rodas, que pueda decir lo mismo.
En educaci6n, no se trata de que si pagan o no, sino de que si tienen
o no, y las comunidades zapatistas, asf en promedio, tienen mas centros
educativos que las comunidades prifstas. Eso en lo que se refere a salud y
educaci6n. Lalimentaci6n, esa sf es igual para uno y otro. La ayuda que
les da el gobierno a los prifstas se Ia gastan en trago y no mejoran en na­
da su alimentaci6n ni su vestido. En cuanto a problema de I

tierra, ese
es parejo para todos, aunque el hecho de que el zapatismo propicie, pro­
mueva y aliente la producci6n colectiva, ha permitido, un poco, que la si­
maci6n no se agudice tanto como en las comunidades prifstas.
No estamos en las mejores condiciones, pero estamos mejor que an­
tes del alzamienro. Ademas, estas mejoras no son producro de las limos­
nas o de habernos vendido, sino  tdf}
�f
to dcla 6r

anizaci6n interna de
las comunidades, de la organizacion ·:
dtre cor4riidades y del apoyo he­
roico de la sociedad civil nacion�
·
e

��ernacio'n
a
No es lo que queremcs, falta . r'ucho; para lograr lo que queremos,
pero estamos en mejores condiciones que antes del alzamiento y, ademas,
con la convicci6n de que nue

tra pobreza y nuestras carencias tienen rum­
ba y tienen fn, o sea, tienen una esperanza que las alimente.
¡ mujeres en el EZLN
Ln cuanto a Ia lucha de las mujeres indfgenas rebeldes, de su triple mar­
ginaci6n por ser mujeres, indfgenas y pobres, las compaferas se organizan
2 9+

. ·
m / Y u | ¯ ¯ v º O º / - -
en dos niveles. Hisr6ricamente, digamos que las mujeres de las comuni­
dades esraban mas marginadas, hechas a un !ado, y en el momenta en que
algunas j6venes indfgenas se van a Ia montana y se desarrollan mas, eso
trae consecuencias en las comunidades.
En ese entonces, las insurgentes estaban mas avanzadas o en mejores
condiciones como mujeres, que las mujeres de las comunidades. Pero este
impacto que se produce en las comunidades empieza a tener su desarrollo.
Y ahora en las comunidades este proceso de organizaci6n tambien ha avan­
zado mucho, aunque dista de lo que debe ser.
En lo que se alcanza a ver asi, a grandes rasgos, uno es que en los
puestos de direcci6n, en zonas donde no habia mujeres comites, coman­
dantas, como en Ia zona tzeltal, de dos o tres afos para aca ya hay com­
paferas, porque las mujeres de los pueblos se organizaron para elegir a sus
` propias represemames o responsables, como decimos nosotros. Esto pasa
desde hace mucho en Ia zona tzotzil. Pero en orras partes, es hasta hace
dos o rres afos cuando se empiezan a aparecer mas mujeres. Se puede de­
tectar mas en el momenta en que se empez6 a generalizar el sistema edu­
cative zapatisra, en el que las mujeres, las nifas que por lo regular se Ia
pasaban en Ia cocina o cuidando a sus hermanitos, ya asisten a Ia escuela,
aunque rodavfa no logramos generalizarlo.
Ya practicamente es inexistente el casamiento por compra, o sea, que
a una compafera Ia casen con alguien que no quiere. Cuando menos en
comunidades zapatistas. Pero aun sigue existiendo Ia violencia inrrafami­
liar contra las mujeres, el hostigamiento sexual, aunque no existe esa fgu­
ra en las legislaciones de las comunidades. Lo que pasa es que ahi no
puedo decirlo yo, sino que las mujeres dijeran los problemas que estan en­
frentando.
Como EZLN nosotros pensamos que este movimiento de liberaci6n,
de emancipaci6n de Ia mujer, tiene que ver mucho con las condiciones ma­
teriales, es decir, no puede ser independiente y libre Ia mujer que depende
econ6micamenre del hombre. En ese senrido, el avance de las cooperativas
2 9`
¯
indigenas de mujeres les permite a ellas tener un ingreso y tener Ia inde­
pendencia econ6mica, les permite hacer muchas cosas que antes no se po-
dia. Y eso se esd. tratando de generalizar, aunque no siempre a nivel de
cooperativa, pero se trata de propiciar que las compaferas puedan traba­
jar u obtener un ingreso que les de mas independencia, y que eso propi­
cie otras cosas. Pero de eso esramos muy lejos todavia, porque tiene que
ver mucho con las condiciones econ6micas de las comunidades zapatistas.
Nosorros vemos que hay mas parricipaci6n de mujeres en el CCR.
De tres afos a la fecha, el porcentaje de comandantas ha crecido hasta lle­
gar a mas del treinra por cienro, y antes andaba entre el 10 y el 15 por
ciento en todo el co mite. Ahora sf hay comandanras de todos los pueblos
indios y antes no era asf. Parricipan mas, tienen sus reuniones aparre. Yo
percibo mas respeto de los comandanres hacia las comandanras, cosa que
no pasaba, pero falra todavia mucho. Esperamos que algtin dia podamos
dar buenas cuencas respecto a esto.
Los retos de las Juntas de Buen Gobiero
Ï.principal reto es el que hemos enfrenrado todos: el aprendizaje. Las
Juntas de Buen Gobierno esran ahora en ese proceso de aprendizaje, don­
de van a tener que delimitar bien sus funciones respecto de los municipios
aut6nomos, porque en estos primeros dias se han dado casos de invasion
de fnciones. Esra pasando que las Juntas de Buen Gobierno empiezan a
tomar decisiones que le tocan a! municipio aut6nomo y, en otros casos,
fnciones que sf les tocan las delegan a los municipios aur6nomos.
Esran ahora en el proceso de asenramienro, de definir su horizonre y
su radio de acci6n con los municipios aut6nomos, con otros municipios
que no son zapatistas y con otras Juntas de Buen Gobierno. Entonces, se
esran organizando ahorita para ese aprendizaje. Esran en cada Iugar repre­
senranres de cada municipio aut6nomo, acompafados por una delegaci6n
del CCR de cada zona que les explica y les ayuda a explicar a cada genre
2 9!
¬ - x u | I ¹ E V º O ' / o /
que llega. El papel del CCR es que rodo sea transpa­
rence hacia las comunidades, que sepan que es lo que
se esta haciendo en cada momenro, que dinero se esra
recibiendo, a que se esta destinando, para que pueda
ejercerse ese mecanismo de vigilancia que ha dado re­
sultado por siglos, donde el colectivo vigila que el in­
dividuo no se corrompa, etcetera.
¹ \

El problema que se esta encontrando ahora es que   �

`"*¬
¯~¬ . `

`´`� ¯`'.
. ·� �
Ia genre que viene a hablar con las Juntas de Buen Gobierno piensan que
ellas son el EZLN, y les hacen pregunras que corresponden a ezln y no
sobre las formas de gobierno. Y no hay que olvidar que hay mas comuni­
dades zapatistas que las que esran organizadas en municipios aut6nomos
y en Juntas de Buen Gobierno. Hay comunidades indigenas que no han
.�canzado Ia cohesion, o no alcanzan a tejer todavia territorialrhente Ia ca­
'
¡acidad para ser un municipio aut6nomo, y mucho menos para tener una
Junta de Buen Gobierno y, proporcionalmente, son mayoria las que no
tienen representaci6n auto noma en un municipio o en una Junta de Buen
Gobierno.
Enronces, pensar que el EZLN es igual a Junta de Buen Gobierno es
todavia no acabar de entender lo que plantea el ezln y por lo tanto, de­
mandarles a las Juntas de Buen Gobierno posiciones, opiniones, fncio­
nes que competen al EZLN, a Ia organizaci6n que agrupa a los pueblos
en resistencia. Eso es algo que todavia tiene que aprender Ia otra parte, Ia
sociedad civil.
Nosotros pensamos que todo esto se va a resolver con esa capacidad
de Ia que hable al principio, de Ia que nos enorgullecemos los zapatistas,
Ia capacidad de aprender.
N
' '
·

:·u··::]·:¿é]:::,:-,é
,
·»«
Adrian Mealand. 4-°
Angeles Torrej6n. I 80, I8°
Antonio Turok. 2-3,93,26°
Araceli Herrera. /8-/9,I I6
Arturo Fuentes. I93,I9/,20I,20°
Carlos Cisneros (L]ema). 84,89
Carlos Ramos Mamahua (L/ema). I98
Eduardo Verdugo. 6-/,23°,240
Eniac Martinez. I/2,2I9, 22°
Francisco Olvera (L]em). 208.
Frida Hart (L/em). 86,I °3,
Georges Bartoli. I30arriba, I62

Heriberto Rodriguez (L]ema). 99,I I2,I88,2/6
Jests Rmirez. I 0- I I , 24-2°,36,40,/6
Jose Carlo Gonzlez (L/em). I30abajo, I69, !94,
Jose Nuiez (L ]em). I04,2°4-2°°
Marco Antonio Cruz. 90
Patricia Aridjis. 62
Pedro Valtierra (L/em). 94arriba, I46
Simona Granati. I43,2I4,249
VIctor Mendiola (La ]ema). 94abajo
Yuriria Pantoja Millan. 30,48, 69,/4, I09,I I I , I23,I/6
Eicion ftogdfca:
Yuriria Pantoja Millan
Cui dHedicion:
Priscila Pacheco
Ilustaciones:
Antonio Ramfrez yDomi
Diefo:
Efrafn Herrera
Foros:
Diseio: Yuriria Pantoja Millan
Imagen: Creaci6n Grafca
Arnulfo Aquino
298
¯


·

' |
¯

Related Interests

rcalììoymisdccìcnmìlpcrsonascolmaronclZoca-
lodc lacìudadd�Mcxìcocncontradclagucrracnclsurcstcmcxìcano.
Sìn cm|argo, 24 horas dcspucs dclccscal lucgo dccrctado, tropas
mìlìtarcsapoyad|· porhcl:coptcrosartìlladosatacaronunaunìdadìapa-
tìstacn Ocosing0. Iagucrrasctrasladoalasmontanasyclccscallucgo
92
'
' ' ' ¦ '
· · +
soloschììovilìdocnlascìudadcs.A pcsardccsto, cl LZ¡laccptotam-
bìcnclccscdclashost:lìdadcs.
LlLZ¡l ìrrumpiocnclpaiscsc prìmcrodccncro, cmpcìolaguc-
rray sc cncontro, comolo cxpl:caron mistardc sus dìrìgcntcs, con un
mundo dìlcrcntc, uncsccnarìo qucnocontcmplaban, unpanorama quc
nuncaìmagìnaron. lnmundoquccntcndìosuscausaspcroqucmarcho
yscmovìlììoparaquccallaranloslus:lcsdcamboslados.Iucunmomcn-
todccìsìvoparalahìstorìadclLZ¡l,pucsantcladìsyuntìvadccscuchar
alasocìcdadcìvìl, dctcncrscycnlrcntarunmundodcsconocìdo, paracl
qucobvìamcntcnocstabaprcparado,o,dcotramancra,contìnuarconla
luchaarmada,paralaqucsíscprcparodurantcd:cìlargosanos,optopor
loprìmcroyscdìspuso,apartìrdccscmomcnto,autìlììarlapalabraco-
mo prìncìpal arma, acscuchar, aprcguntar yatratar dccntcndcrlosrc-
clamosdccsasocicdadcìvìlqucloapoyo,pcronolosìguìoconunmsìl
alhombro.
f
1
�¸ ¯

'

|c|:c:o-u:cìcnorccc
Dialogo de la Catedral de San Cristobal
de las Casas, regreso de la delegacion
zapatista a las montafias, la Convencion
Nacional Democratica (CND),
las elecciones federales ¡estatales
¡la ruptura del cerco militar
Ûpu6 dd LC al fu,go, los "ono:cimi,nros " suscitown '" cas­
cada. Del13 al 24 de enero, el LZIl reconoci6 a Manuel Camacho So­
lis como representanre del gobierno federal. El gobernador interino de
Chiapas renunci6 y en su Iugar fue nombrado Javier Lopez Moreno. Mu­
chos cambios en muy pocos dias, pero ninguno, como lo explicaria des­
pues el subcomandanre Marcos, de fondo.
Aperd6n ofrecido por el presidenre Salinas de Gortari, el vocero za­
patisra respondi6 con un texto titulado "<De que nos van a perdonar?",
mismo que los inrelectuales defnieron como un magnifico e incontesta­
ble alegato de las razones de Ia lucha zapatista: "<De que tenemos que pe­
dir perd6n? <De que nos van a perdonar? <De no morirnos de hambre?
iDe no callarnos en nuestra miseria? <De no haber aceptado humilde­
mente Ia gigantesca carga hist6rica de desprecio y abandono? <De haber­
nos levantado en armas cuando encontramos todos los otros caminos
cerrados? iDe no habernos atenido al C6digo Penal de Chiapas, el mas

¯
-

��


��


'




�+
' '� � '
a|satae,teþtesivece|qaeseteag+memeti+?�De|+|etcemestt+ae+|
testeaelþaisyalmaaceeateteqae|+aigaia+a|amaaavive+áa,estJ
easas|+|itaatesmJsemþe|tecices· �De|+|et�es þteþataae |ieay+
ceacieaciaaatesceiaici+t?�De|+|et||ev+celasilesalcem|+te,ealag+t
aeatces,ûecl+s?�De|+|et+þteaaiae+þe|e+taatesae|acet|e?�Deset
mexicaaesteaes?�Desetm+,etit+tiameateiaaigeaas?�De|lam+t+lþae-
|lemesic+aealac|+t,cetec+s|+sletm+sþesi||es,þetleqaelesþette-
aece: �De laclat þet |i|ett+a, aemect+ci+ , jastici+? �Deae segait|es
þatteaesae|asgaetti|l+s+atetietes?�Deaeteaaitaes?�Deaeveaaetaes?
�Deaettaicieaataes?...�Qaiéa tieae qaeþeait þetaéa, qaiéaþaece
etetg+t|e?...¨,Cemaaic+aeaelLZLN. 18 ceeaeteae1994).
Ua+celasþti�t���ciea�sce|cemisieaaaeV+aaelC+m+c|elae
el est+|leci�� � ��� a� lt+acas¨. Saa Vigael, ea Ocesiage ,
Caaa+'� )�ej+c,e�!º tg�tit+s, þete aiagaa+aeestas+ccieaes
evité���e�eci+seci+le�C|i+þ+s,þaesmi|esaec+mþesiaesseme-
viliia Jer+aa+del+d�stitaciéa�eaivetses+|c+laesmaaiciþales,
þetlctga!-

�iettas.ln esteceateste,seiategtéelCeacejeLstat+|
aeOq.aii+ciea-lnaigeaas,C+mþesia+s,CLOlC)qaeagtaþéa280
etgaa|i+cieaesdeC|i+þ+s.
aaa|as¸euiesqaelesi+þ+tist

,eameaieaeaaagaettaqaeae
tetm+|,+áaceaelceseæhegeae:tet+ce),l|jabaaþestat+s,aeûaiaa
esttategiasy amþlia|+a iatetlecatetes.Aí, el 20 aeeaeteseaitigietea
þetþtimet+vei+|asetg+aii+cieaesia1igeaasce|þ+is,eaaacemaaic+-
ae¡ae,ciei+aescesþaés,ceatiaá+aehaieaaesatel+ciéaceaelmevi-
mieriteiaciea+ciea+|·¨Nesettes|esiaþ+tistassiemþtelemestesþetaae
ysegaitemestesþet+aaea|asaileteatesetg+aiiacieaesiaaeþeaaieates,
|eaest+s.Ne|as|emese|ligaae+qaeseeatteaeaaaestt+|ac|a,ca+a-
cese|aaeattaaeessiemþteþetsave|aat+c,|i|temeate...Siaesettes
ae|a|iét+meslev+at+ae aaestteshsiles, elge|ietaeaaacase|a|iet+
þteecaþ+ae þetlesiaaigeaasaeaaestt+stiett+s...Nesettessegaitemes
tesþetJace|esaasteaes,tesþet+acesasletm+saelac|+.Lesiavit+mes
96
| i |
' ' +
+
¸ae,c+c+qaieasaetgaaiiaciéa,saletm+ae|ac|+,
aa+mesaaesttecet+iéacealamismaesþet+aiaae|i-
aeu+c, cemectacia , jastici+¨. ,Cemaaic+ae ae|
lZlN.20 ceeaeteae1994).
L|ciJ|egese+cetc+|a,aaþteaésticeaeqael+sþteaegeci+cieaes
i|+aþet|aeacamiaelaelali|etaciéaaelgeaetalA|s+léaC+ste||+aes
�iagaei,+c+m|ieaeqaeelge|ietaeleaet+l li|et+t++cieatesceia-
cigeaasi+þ+tist+saeteaiaes,tettatacesealasaileteatesctce|esce|Ls-
t+ce.L+cetemeai+aeeattegaaelmilitattetitaaesitviécematceþ+t+l+
þtimetaþteseataciéaþú|licaaeaaþae|leeateteeate|elai+.Ca+aala-
þeTeþe,ac, mismeqae, ceaelcettetaelesaäes, seceaveuiti+eaaa
sim|eleaeIatesisteaciaiaaigeaa.
Ll+cteaeeattegaaelexge|etaaaetc|iaþaaeceaesé|elaee|iatet-
c+m|ieaeaaþtisieaeteaegaett+ctael,aesþiaa+ae,þetcieatesaeia-
c.gea+s i+þ+tist+s þteses. lae |+ þteseat+ciéa étic+ ce aa mevimieate
iasatgeateqae,|ejesaesactihcataaaezge|etaaaet+cas+ceceaivetses
+sesiaates,leceaceaé+catg+tceaelþetaéaaeaqaé||es+qaieaesaes-
þtecié,|amillé,exþletéaataatetaates+aes.
Ceal+þ+tticiþaciéaaele|isþeSamaelkaii C+td+cememeai+-
cct,seacetaéel iaicieaelciJlegeeatteleste|elaes,e|cemisieaaae
ga|e taameatal,aet+lmaaetaqaeel20 aele|tete, a|etaeae+m|a-
|+aci+s ae l+Ctai kej+lateta+cieaal, l|egatea+ SaaCtisté|+lae|+s
C+sasles 19 aeleg+cesaelLZLNþat+þ+tticiþateaelciJ|ege.Lt+a18
iaaigeaasyaamestiieqaelesaitigi+milit+tmeate, þeteqae+c+t+|a
l+sétaeaes þeliticasaelacemaaa+aci+iacigea+,aa|em|teqaeatt+-
þél+ateaciéacelesmeaiesaecemaaic+ciéaþ+t+cilaacitlesmeti-
vesae sa |ac|+ , qae seþteseaté cea e| aem|te ceSa|cemaaa+ate
lasatgeate V+tces. LlaiJlegeaeSaaCtisté|+llaeaamemeatecl+ve
ceatteael+lac|+i+þ+tista.laesaeacaeatte,eaaitecte,ceal+þtea-
s+,ceal+ seciec+a civi|a+ciea+l eiateta+ciea+l ,ceal+c|+seþe|itic+
ceatt+laqaese|evaatateaea+tmas.
97

l

¯
  :

'
¦



n
=
��

Llcomandantc1acho, dclComìtc Clandcstìno lcvolucìonarìo¡n-
digcna¸CC¡¡),cxplìcopostcrìormcntc quc cl dìilogo¨sìrvioparadarnos
aconoccryparanosotrosconoccrmuchagcntc. Sìrvio, pucs, paracxplì-
carlcs quìcncssomos yporque luchamos`. ï, cnclcc:o, aprovccharon cl
tìcmpoparaconccdcrìnnumcrablcscntrcvìstasaloscicntosdcpcrìodìs-
tasacrcdìtadosdctodo clmundo,ypara cntrarcncontactoconrcprcscn·
tantcs dc OlGs, dc la ìglcsìa, dc partìdos polítìcos, dc organììacìoncs
campcsìnasy,prìncìpalmcntc,congcntccomunycorrìcntcdclasocìcdad
cìvìl. Lraclprìncìpìo dclaprcndììa|c politìco dcunmovìmìcnto armadc,
cl princìpìo dc una scrìc dc cncucntros y dcscncucntros, cl ìnìcìo dc la
construccìon dcun movìmìcnto quc sc caractcrììariaporsabcr ¸yaprcn-
dcr)acscuchar, adccìrsupalabra,a prcguntar ya caminar sumando.
Ll2 dcmarìotcrmìnaronlasconvcrsacioncsdcpaìconlaprcscnta-
cìondcundocumcnodc34 compromìsosgubcrnamcntalcsqucclLZIN
acordollcvaraconsulta.A tcrmìnarlarondadcncgocìacìoncslosìapatìs-
tas rcgrcsaronalasmontaíasycontìnuaronsus cncucntros con rcprcscn-
tantcsdclasocìcdadcivìlyconunamplìocspcctrodclaslucrìaspolitìcas
dclpais. losrcprcscntantcs dclos mcdìosdccomunicacìonìngrcsaron, a
nvì:acìondcladirccciónzapatìsta,altcrrìtorìorcbcldcylosrcportajcsso-
brclascomunìdadcsìndigcnas ìapatìstasdìcron, asi, lavucltaalmundo.
lasconsultascnlospucblossobrclaspropucstasdclgobìcrnoìnìcìa-
roncnlascanadasdclaSclvaIacandona, pcroclproccsoscìntcrrumpìria
cl23 dcmarìo,conclascsìnatodclcandìdatoprcsìdcncìaldcllartìdo¡c-
volucìonarìo¡nstìtucìonal¸lI|),IuìslonaldoColosìoMurrìcta.
Ll10 dcabrìllosìapatìstasrccordaronclanìvcrsarìoluctuosodclgcnc-
ralrcvolucìonarìoLmìlìanoZapata.lurantctodoclmcsìngrcsaronaltcrri-
torìo cn rcbcldia divcrsas caravanas dc ayuda, mìcntras los ganadcros y
|ìnqucrosìntcnsìhcaronclhostìgamicntocontralascomunìdadcsìnd|gcnas.
lnmcsmistardcscprodu|ocl prìmcr cncucntro cntrcclLZlly
clcntonccscandìdatodcllartìdodc|a¡cvolucìon lcmocritìca ¸lIL)a
laprcsìdcncìa dc |a ¡cpublìca, Cuauhtcmoc Cirdcnas Solorìano, |ìgura
98
polítìca con la quc los ìapatìstas habrían dc sostcncr una rclacìon dc
acucrdosydìlcrcndosconstantcs. Iosrcbcldcs, paracsosmomcntos, csta-
bancnunproccsodc ¸rc)conocìmìcntodclpanoramapolitìconacìonal,
porloqucsostuvìcronìnnumcrablcscncucntrosconrcprcscntantcsdcca-
sitodoclcspcctropolítìcodcììquìcrda.
lasadosapcnasscìsmcscsdcl lcvantamìcnto,losìapatìstasyahabian
conlormadounmovìmìcntonosolocntornoÛ lasdcmandasdclospuc-
blosìndìos,sinocncontradclautorìtarìsmogubcrnamcntaly dcsuspo-
litìcas socìalcs y cconomìcas. Ln cstc contcxto, rcspondìcron con un
¨NI¨alaspropucstasgubcrnamcntalcs, altìcmpoqucdccìdìcronman-
tcncr cl ccscal lucgoyabrìrundìilogocon lasocìcdadcìvìl. Iacstratc-
giadc abrìrdiilogosycncucntrosaltcrnosconlasocìcdadcivìl,cscuchar
yprcguntar, ìndcpcndicntcmcntc dclproccso dcncgocìacìoncon clgo-
'ìcrnolcdcral, caractcrìzahasuandarpolítìcodurantclosproxìmosanos.
Aprcndcrahaolarycscuchar, camìnar- prcguntando, csascrialaclavc.
,si, al tìcmpo quc ìntcrrumpìcronlas ncgocìacìoncs con clgobìcr-
no,hìcìcronpublìcalaScgundalcclaracìondclaSclvaIacandona,cnla
99
¯
i
-
´

.
·
1

' ' · ¹
¡aellamateaalasecieaaaa|egtataattasiteþadhcealaaemectacia,
meaiaate la etgaaiiaciéa ae la Ceaveaciéa Nacieaal DemectJtica
,CND).L|e|jetive,ezþlicatea,eta¨etgaaiiatlaezþtesiéacivil,laae·
feasaaelaezþtesiéaþeþalat..,ezigitlateali:aciéaaeeleccieaesli| tes
y aemectticasy|ac|at,siaaescaase,þeteltesþetealave|aataaþeþa-
lat¨.,SegaaaaDeclataciéaaelaSelvaLacaaaeaa. I2 aejaaieae l99+).
Vieattasseetgaaiia|aeleacaeatteeaaaþatajeaelaselvaLacaa�
aeaa,VaaaelCamac|eSe|ísteaaaciécemeCemisieaaaeþatalaPa:ea
C|iaþas,aejaaaesulagata|etgeVaata:eCaéllat,|em|te¡aeaeaejé
aiagaaa |aellaaesaþaseþetelestaae, ae|egtéaiagúaacetcamieate
cealeste|elaes,seheceme||egé,cealasmaaesvadas.
Del5 a 9aeageste,eameaieaelascamþaaaselectetalesea|asca
aelaþtesiaeaciaaelakeþú|lica,se|levé3 ca|elaCeaveaciéaNacieaal
Demecttica,eaelþtimetceatteaeeacaeatteþelíticeycaltatalaiseaa-
aeþetelLZLN,aem|taae¨Agaascalieates¨,eaalasiéaalestaaeaeaae
se cele|té la Ceaveaciéa ae |as laet:as teve|acieaatias ae Vézice ea
l9J+),eaelþe|laaeaeCaaaa|aþeTeþe,ac.A, cetcaaesietemilme-
zicaaes,eatteteþteseataatesaeetgaai:acieaes seciales, attistas, iate|ec-
taa|es, iaaígeaasaeteaeelþaís,e|tetes,|emesezaa|es,camþesiaes,
þetseaassiaetgaaiiaciéa þelí:ica,tesþeaaieteaalaceavecatetiaaeles
:aþatistas,¡aieaes|icieteaaallamaaealasecieaaacivilþataaettetatla
víaatmaaa,þataaettetat|esae|lescememilitates,, þataa|titlaþesi|i-
liaaaae segaitlac|aaae,þeteestave:siaatmas, ceaeltestteaesca-
|iette.laelaCNDlaþtimetaacciéaþelíticaagtaaescala,aesþaésaela
gaetta,eala¡aeelLZLNþaaemeaitsacaþaciaaaaeceavecatetiacea
tesa|taaes¡ae,cealesatea,te|asateasasþteþiasezþectativas.
Les te|e|aesiaaígeaastataateaséle27 aías þata laceasttacciéa
aelþtimet'/gaascalieates`,laeteaaíasaelaeaa,esþetaaia,aíaseales
¡ae,ae|ette|aaeaelaselva,mi|esaeþetseaasseetgaai:a|aaþataþat-
ticiþatealaþtimetaaavegaciéaaeaa|atce,elaelit:catta|ae,teþ|ete
aeþataaejas.¨Laþataaejaaaactéaica,latietaa|ecataaelessiatestte,
l00
'
v v +
claesþteþésiteaeaamevimieatecivi|eaaiálegecea
aamevimieateatmaae¨,Discatseaeiaaagataciéaae
lal`Í 8 aeagesteaeJ99+).
Días aesþaés ae la cele|taciéa ae la CND, e|
ÍZI`
aeclaté¡aeaeiatetletitiaealatea|i:aciéaae|ase|eccieaesleae-
t+|esaiestata|es,þetle¡aeþetmititíalaiastalaciéaaecasi||as,e| li|te
ttsasiteae|þetseaalaellastitateleaeta|Llecteta|, aelaCemisiéaLsta-
:+lL|ecteta|,ae|esteþteseataatesaelesaistiatesþattiaesþelítices.De
estam+aeta,,þetþtimetave:eala|istetiameaetaaaelþaís,setea|i:a-
teacemicieseaaatettitetieaeclataaea|iettameatete|e|ae.
Ll2Jaeagestesece|e|tatea|ase|eccieaesleaetales,, simaltJaea-
meate,estat+leseaC|iaþas.Uaaelecciéamatcaaaþetelltaaae|eetetgé
c| ttiaale a| caaaiaate ae|þattiae ae Lstaae, Ltaeste Zeail|e Peace ae
Leéa,mieatt+selcaaaiaate� ge|etaaaetaelPR,Laaataeke||eaelia-
:éa,seþtec|+méveaceaeteameaieaeþtetestas,aeaaaciasaeltaaae.Ua
mesaate·aelaseleccieaes.el .+aaiaateae|PRage|ietaeaeC|iaþas,
\maaeAreaaaaeligaetea,saltiéaaateaaae¡aecasi|ecestélaviaa.
Dataatelassemaaassigaieatesse|levateaaca|eactesaetesistea-
:iacivi|,cea||ictesþese|ectetaleseaelestaae,ceu|o ¸.eºc tcn·¤ cÌ ¡.i-
aetama m.|i:.t ,g en LðL amÌì·i¡c. ·c tear|· þct segaaaa ecasiéa la
CeaveaciéaNac:eaalDemecttica,siaa|caa:atþteþaestasceactetas.
Laesteceatezte,elLZLNceaceaecetsa|ectataaelþtecesee|ecte-
t+|:¨Neesþesi||eaca|atceae|sistemaaeþattiaeaeLstaaecea|asmis-
m+s atm+s ¡aele sasteataa , avalaaaatelaeþiaiéa þá|lica. Viea:tasla
etgaaiiaciéaaelaseleccieaessigaeamaaesaelþattiaeaeLs:aae,caal¡aiet
iateateae|ac|aaca|atealaFasttaciéa,ealaiameviliaaaþeliticaela
claeaicaciéa:aica.Uage|ietaeaettJasite,aecam|ie,esaecesatieþatala
aemectacia.lataeste,les||amaaesalaletmaciéaaeaagtaalteateeþesi-
:et,¡aeaaaateaesesesmil|eaesaemezicaaes¡aeestJaeaceattaae|sis-
temaaeþattiaeaeLstaae, seavistesceaesþetaaia`. ,Lasa,eaelLZlN.
¨La|atgattaves|aaelaeletalaesþetaa:+'.22 aeseþtiem|teaeJ99+).
I0J
|
| |

|
|l
"r
¦
� �

''
'l

` • ¸
_

´4
¹·

.
��
l


•´

� ·
J


��

í
!
.
Aha+lesaeseþtiem|tesecemetiéeaVéziceette+sesia+teaea.·e
aelacáþalaaelþeaet.L+·íctim+laeelsectetatiegeaet+laell+tt|aeIc-
·elaciea+tieIastitaciea+l,PkI),|eséltaaciscekai:V+ssiea.
Desþaés,eaelmatceael2eaai·ets+tieae|+m+t+a:+estaai+ailael
2aeecta|te,les:+þatistasceatiaaateasaiatetlecaciéaceal+seciea+a
ci·il,atta·ésaeaameasajeea·iaaeal+m+ailestaciéaqaeceat+lme:i-
·esecele|téea|aciaa+a aeVézice: ¨Usteaes, |etm+aes, les estaa|aa-
tes, les e|tetes, les celeaes, les c+mþesiaes, l+s am+s ae c+s+, les
emþle+aes,lesattist+seiatelectaales|eaestes,les|em|tes,majetesqae
|+ce2eaaesþ+tticiþ+teaeaaaeaelesme·imieatesmJsimþett+atesae
esteaeletesesigle,s+|eale¡ae eslac|atceatt+l+meatita, |ac+lam-
ai+,lesa|easas|ijes, les|em|tes,majetes¡ae,aesþaésae l)e°,la-
c|atea,lac|+aceattaelsistemaaeiajasticias.He,,ceme|ace2eaaes,
elmexicaaeqaeaeaceþtalimesaas,qaeaeaceþt+eþresieaes,¡aeesaig·
ae,¡ae sete|el+,¡aelac|+,essesþec|eseaeaesetmezicaae,aesetez-
ttaajetc''. ,CemaaicaaodelLZLN.2c.ecta|teae)7+).
Seisa|+saesþaés, el°
aiJlegeceaelge|ietae
¡aellev++ael+ateel
temþeehcialmeateel
cémþlicecetieleag+ae
þ+t+aea·al+t|+cal·
, |+ iinþesiciéa. ..¨
.
étciteZ+þ+tist+ae
Li|etaciéaNacia+leae|ii� �cl����ar��mac|esettetes.A­
gaaesaeellesseaþteaacteaeaa�tt�tet¡�µa|tic+,

aaesttaigaet+aci+,
l+slimit+cieaesaeaaestteaaa+tamaJes,s|arestte,cetcaaes . .. Naestt+
þ+la|t+ae|+siae,mac|+s·e:es, �aOnadaail+mJseþettaa+
l02

¯
|

' v +
|
ï asi, eameaieae|+ilesiasatgeates, þeestas, e|t+saeteatte, el
IZlN aaaaciésa þl+a. ¨He,, ceme eaJ))),

caaaaeþteþ+tJ|amesla
gaetta,cemeeaJ))!caaaae|aaeciaimes,cemeeal)°+ca+aaecam-
¡limeselþtimetaae, cemeeaJ)°)ca+aaeseiaiciéelaesþettarae|+
es¡etaa:+,elþlaa:+þatistaeselmisme.c+m|i+talmaaae,|+cetleme-
jet,mJsjaste,mJsli|te,mJsaemectJtice,esaecit,triJs|amaae¨.,Ce-
maaicaaeaelLZLN.l/aeae·iem|teaeJ))+).
Llþtimeteaeaiciem|teteméþesesiéacemeþtesiaeateaelakeþá-
|lic+,LtaesteZeaillePeaceaeLeéa.LlLZLNleteci|iéceaaacema-
aic+aetital+ae¨Biea·eaiaea|+þes+aill+'.¨Usteaesae|eaaesaþatecet,ae
séleþetteþteseat+taa++|ett+ciéa|istétic+,aaaaegaciéa|am+aa,aa+
ctaelaaadaica,ae|eaaes+þ+tecett+m|iéaþet¡aeteþteseataaU iasalte
+|aiateligeacia.Usteaesaes|icieteaþesi|les,aes|icieteactecet.Semes
saette,saceattatiesi+més. l+taaes+þatecetaes,ae|eaaes+þ+tecetaste-
aes¨.,CemaaicaaeaelLZLN.Jaeaiciem|teael))+) .
Petsaþ+tte,AmaaeA·eaa+ae+samiéelcatgeaege|euaaeteate-
|ela|+aeC|iaþas,les:+þ+tist+sleteceaecieteacemeta|,eaaaacete-
meai+celm+a+aetitesiaa|geaasea|a¡ae,ea1x-�lµ�aaelþ+lacieae
ge|ie·aeaeT��l+C�tiétte:,leicietn �tteg+ael|+stéaaemaaae.
Yaþat� ha+li:+t elaae, elJ

���

� ,aaaí+aesþaésael+
m+gaaae·�la+ciéaael þesem ���� � ����el+:ctþe:aeceaé-
micaaela�e·ege|ietae,,a � �t����� ����

aiepie+aaacti-
siseceaéniicasia þteceaea��s)l��������� ��� �siaaisþatataa
séletite, l+a:ateaaa+aaevleasiþelitic+tempeaaeelcetcemi-
lit+t teaaiae se|te elles ,�+þatecieado��30 ciþiesael est+ae,
.

··

mismes ¡ae laetea aecl+taesmaai�· ��é�es, te|elaes. lai-
ci+tea+siel latgeþtece�

te|teceti������sa+ateaemía.La
� �� •
·
´ �

·
·
`
·
esteam|ieate, ,ante e �iaeateitricd� listiliaaes, ele|isþe
S+maelkai:inicióaa+v

,,aí+s•i¬ t�•

ge|ietaeteceaecié
alaCemisiót�N
_
ciea+laetmea+ci� icemeiast+aciame-
aiaaet+p.


|aiJlege.
` -` •

��

��
La Te rc e ra De claraci6n de la Se lva
Lacan dona. La ofe n siva gub e rname n tal de l )
de fe br e ro. El diilogo de San An dres Sacamch' e n
d e los Pobr e s ¡la movilizaci6n nacional
e in t e rnacional de l zapatismo
bI ro nuevo d' 1995, fu, '"ibido ¡ormilO< d, b"" d, •poy� "'"
patistas acompafiados por cientos de periodistas y personas de Ia sociedad
civil, en el "Aguascalientes" de Guadalupe Tepeyac. Ahi, entre cantos,
poesias y bailes, las bases de apoyo del EZLN y los y las insurgentes cele­
braron el primer afio de Ia insurrecci6n que clio a conocer su lucha en to­
do el mundo. En medio de Ia "alegria" (que es como suelen Hamar los
indigenas a sus fiestas) el EZLN anunci6 Ia Tercera Declaraci6n de Ia Sel­
va Lacandona, en Ia que propuso a Ia sociedad civil Ia creaci6n del Movi­
miento de Liberaci6n Nacional (MLN) .
Este nuevo intento de unir a las diversas fuerzas sociales y politicas
en un amplio frente oposiror, se plante6 como objetivo luchar "por rodos
los medios y en rodos los niveles, por Ia instauracion de un gobierno de
transici6n, un nuevo constiruyente, una nueva carta magna y Ia destruc­
ci6n del sistema de partido de Estado" (Tercera Declaraci6n de Ia Selva
Lacandona. 1 de enero de 1995) . Extendieron tambien el llamado a
105

ì
¡

¡
'

, .
| |
l
·1·

l

:
'

¹

þ+tticiþ+teae|VLN+|+Ceaveac|éaN+c|ea+lDemectJt|c+,+C�+a|·
témecCJtaea+sSe|éti+ae.
Amea|+aesae|þt|metmesael+aeseþteaajeaaeacaea:teqae|+·
|ti+ ae m+tc+t |es saceses ce |es meses s|gaieates. L| sa|cem+aa+ate
V+tces,miem|tesaelCCkseteaa|eteaceaeleateacessectet+t|eae
Ce|eta+ciéa, Lste|+a Vecteiam+ B+tt+gJa, ea e| Aga+sc+|ieates ae
Ca+a+|aþeTeþe,+c.A|etaeaeaa eaetme|e|icéþtete||+ace+tti|+tea
Vecteiam+,|+sa|sectet+t|+aeCe||etae,Be+:tiiP+teaesk+age|.Teae
þ+ted+ qaei|+||ea þaes,cemetesalt+aeaees+teaa|éa,elLZLNae-
:teté e| cese +|laege eleasive,aai|+tet+l,þettiemþeiaaehaiae,,ai+s
aitecciéate|e|aeseteaaiéþettetcet+ec+siéacea Ca+a|·
|ieteaiaciettes.De|2 +l4 aele|tetesesie-
DemectJtic+eae|est+aeaeQaetét+te,cea
•seg eate+|+Tetcet+Decl+t+c|éaael+Se|v+L+c+aae-
' (. �.¸ . �_
ae Li|et+ciéaN+ciea+|,VLN), e|jet|ve
vj�a+ c|t|±þet|+sc|+t+saileteaci+seatte|+scettieates,etg+-
an�cienesd�

nqai�:J+.H+st+e| |ag+tae|eacaeattelleg+teal+s+mea+-
�ðILC1ÍL Zea|||e,qaiea+caaié+Qaetét+te+ce|e|t+taa
+a|vetsatie.��a� l�þtema|g+c|éaael+Ceastitac|éa.
- �����seceasamé|+tt+iciéaga|eta+meat+lþaes,eacea-
ttJaaese�� �eaesþtev|+s+lteiaicieae|a|J|ege,elþtes|aeateLt-
nesteei��ra�ciéeac+da�a+c|ea+l |+saþaest+iaeatihc+c|éaae|es
• ait|geates|+s,etaenósadet�aciéa.L|ejétciteleaet+|aest+c+ae
eaC,� ir:icié+siaaa

oías|v+mllIt+tceatt+l+scemaa|a+aes|+sesae
+þeye d¡es lrisatgeates.

Lse uIaþet |+ a+n+a+, aespetlea|st+s sestavimes aa eacaeatte
cca salcem+aa+ate V+tcesqa|ea,xisi||emeate þteecaþ+ae, sesþe-
c|+|+,aIc gucHge||etaett+|+eatte n:+aes.¨Dig+a|esqaev+mes+g+-
a+t¨, |¡etea sasþ+|+|t+s ae aesþeaid+. L|+m||eate est+|+ eat+tec|ae
þetee| aitigeatei+þ+t|st+est+|+|ejes de|m+g|a+tqaeþ+t+es+s|et+s|+
106
|
'
|
' ¯ '
ltecat+aati+Ceaet+lael+keþá||ic+,+|+||+ae|ea|-
ae,eal+c|aa+aaeVézice,+l+|ac|+aet+seci+|L|is+
3ea+v|aes, +cas+a+ ae set |+ ¨cem+aa+ate L||s+¨, e| `
ejétc|teseaisþeai++ea:t+t+l+scemaa|a+aeseates|s-
|eaci+,,|et+smJst+tae, aeteaati+a +|||stet|+aet ,
|ac|+aetsec|+||+vietL|ett|+g+Betaegaé,+|etgeS+a-
:|+ge,+cas+aesaesetait|geatesae|LZLN.
Dat+ate les ai+s s|ga|eates e| ejétc|:e leaet+|
+v+aiése|teeltettitetiete|e|aeae|+Selv+, LesA­
|es.¬ saþ+seþet|+scemaaia+aesaestteié|+staa|-
meat+ti+sc+s+s, te|éles ateas|||esae |+|t+ai+, temþ|é eaþea+iesl+s
m+agaet+sael+stem+sae+ga+,qaemé|+teþ+, se l|evé+a|m+lesae
:ti+ai+,+ateleca+lc|eatesaeiaaigea+s|a,etea+|+smeat+a+s,aeaae
se|teviv|etea+ l+|atemþetie+limeatJaaeseae||et|+s.Aateesteþ+aet+-
m+, se iaic|+tea mevil|i+cieaeseateaee|þ+ísþ+t+ aeteaet l+gaett+y
e||ig+t1 ge||etae+teteta+t+aa+se|ac|éaþe|it|c+.Decea+saem|les
aeþetsea+sve|vietea+l|ea+te|Zéc+|ec+þ|t+||ae,+|tiemþeqaecieates
aeþetsea+ssem+a|lest+tealteate+|+sþt|aciþ+|esem|+j+a+saeVézice
eaelmaaae.S+|velesc+c|qaes,g+a+aeteslec+|es,a+a|e+þ|+aa|é |+tet-
þeeleasiv+m|li:+tqaea|s|qaiet+c+þtaté+l liaeti+þ+tist+.
Llge|eta+aetimþaeste,Laa+tac Re||edeRncón, teaaac|é+sa
c+tge, mieatt+sl+Cea+i|iieaall+m+aeatgeate+|+sþ+ttesþ+t+qae
te|aici+t+aelaiJlege.Lesi+þ+tist+sceaa|ciea+teasategtese +|+sae-
gec|+c|eaes+|+s+lia+ae|Ljétc|teae |+scemaaia+aes |aaigea+s,+l+
+aa|+c|éaae|+sétaeaesae+þte|easiéa.Deteacieaes,esc+t+mai+s,+se-
s|a+tes,viel+cieaes,þae||esea:etess+qae+aes,þtesaatesi+þ+t|st+saete-
a|aesytettat+aeseaTelac+,£st+aeaeVézice), ea¥+ag+,Vet+ctai),
mJsae30 m||aesþl+i+aeslaeteaels+laeael+eleas|v+m||it+t.
Decea+saeþetieaist+sl|eg+tea+ |+ meat+a+,aeaaec|eatesae
majetes,a|aesse|tev|v|+a|+je |+ ceþ+aelesJt|e|es,cem|eaaeh|et-
|+s,s|atem+t+ga+,,s|aem|+tge,htmes,lat|es+s+ate|+tt+|c|éa,sia
1 07


 

� �

¹
·.

'
\
'
'
ìntcncìoncsdcdoblcgarscyaccptarlascondìcìoncsdclgobìcrno.¨Dcpor
sícs trìstcpcroaslcs|aluchay nosotrosvamosascguìrlc. . . No,no quc-
rcmosnadadclgobìcrno,noqucrcmoslìmosnas,scloqucsaqucdcnucs-
tros pucblos asuscjcrcìtosporqucnolosqucrcmos, nadìc losqucrcmos',
rcclamaba \cronìca, una jovcn tojolabal quc, j unto a sus hcrmanos, lc
arrancabaalamontanaalgoqucllcvaralaboca.
El l l dcmartoclCongrcsodclaUnìondìscutìoyaprobo laLcypa�
raclDìalogo,laConcìlìacìony|alatDìgnacnChìapas,ysccrco laCo-
mìsìondcConcordìaylacìlicacìon(Cocopa),conlormadapordìputados
yscnadorcsdctodoclcspcctropolítìco.En losdlaspostcrìorcs,clEZLN
dìoaconoccrlasìtuacìondclascomunìdadcstapatìstas, agradccìoalaso-
cìcdadcìvìlsumovìlìtacìonyrclrcndosucompromìsodcavantarcnuna
salìdancgocìada.
loco dcspucs sc anuncìoquc,tras unìntcrcambìocpìstolar, clgo-
bìcrnoyclEZLN acordaron quclascdcdclprìmcrrccncucntroscrlacl
pobladorcbcldcdc5anMìgucl,cnclmunìcìpìodcÔcosìngo.Dosdlas
dcspucsclEZLN yclgobìcrnolcdcrallrmaronlaDcclaracìonConjun-
ta dc 5an Mìgucly cllrot�

�c ßascs para cl Dìalogo, y acordaron
rcunìrsccnclmunìcìpìo

n\nrcs5a�amchcudc1oslobrcs,nom-
brado·partìr  o;µ� �rin�

�e alogoylanc-
go�

Í-�

¤0 �������
¸
� ������ � �� �
�£l ZU dc a��¡�mt · aaa ��ìcìo dI�s negoc(a�io•
. � �


) · . | � .��� • ¸¸� �{

�· . ;- ·r
ncs, sc su:pcndio c��it�rrtrt
a
patì�, ncìrìos brii��

�� r�   � ¸· ,,· r : �  

¸ ¸
:

��
mcntalcs dcbìdoa|a c��cìJ � mìlcs d�� �as bascsapy¸ • =,
.
·
. ¸¡• -- ·¸-; · ·-y
 
EZLN, qucacdìcron acomaar �s �g ds El gobìcrnoorqucs�

; ·· ·��.· . .�
to una campaâa en' los mcdìos d�coinunk
a
c¡on con cl argumcnto dc
qur cldtilogo no �día ìnìcìar dd:do.�gt:clo� ì::dlgcnas sc cncontra-
banar�ados.����'¬oá��arma, aldiasìguìcntclosta-
patìstas agrac�

moviltta�.on,�o scual dc bucna voluntad
puìcronasus bascs :cgrcsara sus comunìdadcs. Dccualquìcrlorma, |a
d��ostracìonde lucrtaya sc Iabía consumadoy cìcntos dc pcrìodìstas
108
9 9 O
L
109
� �
,



'

� � � ·l '

.|
|
�.

|
Mesa 2: Democracia y justicia; Mesa 3: Bienestar y Desarrollo; Mesa 4:
Conciliacion en Chiapas; Mesa 5: Derechos de Ia mujer en Chiapas; Me­
sa 6: Cese de Hostilidades.
A partir de aqui se incrememo Ia agenda zapatista: respondieron a
los resultados de Ia Consulta con Ia propuesta de organizar una mesa de
diilogo nacional sin el gobierno, y a nivel internacional convocaron a Ia
realizacion del primer Encuemro Imercontinental por Ia Humanidad y
Contra el Neoliberalismo. Tambien, dentro del proceso de negociacion
con el gobierno, pactaron Ia organizacion de un Foro Especial sobre los
Derechos de los Pueblos Indios, otro sabre Ia Reforma del Esrado y uno
mas sobre Ia problematica de Ia mujer. El mensaje de los zapatistas era cla­
ra y lo explico asi el comandame David: "Nosotros no queremos que so­
lo nuestra palabra se escuche en el diilogo. Queremos que se oigan todas
las voces de todos los hombres y mujeres que luchan como nosotros . . . "
Y, en efecto, Ia estrategia de diilogo de los zapatistas incluyo Ia par­
ticipacion de todas las voces posibles. El Comite Clandestino Revolucio­
nario Indigena (CCRI) dio un nuevo golpe politico al anunciar que
invitaria a mas de 100 asesores, entre dirigentes indigenas, antropologos,
historiadores, intelectuales y representantes de diversas organizaciones so­
ciales y politicas, a participar con ellos en las negociaciones de San Andres.
Se inauguraba, as{, una nueva forma de negociar con el Poder, una forma
incluyente que suprimia el "toma y daca", y el modelo de "ventanilla" en
el que un grupo presentaba un pliego petitorio a negociar y el poder de­
cia "esto si, esto no".
Muy poco tiempo duro el ambiente en calma pues, con el di:logo apa­
rentemente encarrilado, el gobierno asesto un nuevo golpe a los zapatistas,
con Ia detencion, el 23 de octubre, de Fernando Y :ez Mufioz, acusado de
ser el "Comandante German" del EZLN. Esta seria una constante de las
rondas de negociacion: cuando se pensaba que todo iba marchando bien,
un nuevo golpe del gobierno interrumpla el proceso. Ante esta situacion, los
rebeldes se declararon en alerta raja, hasra que, a los dos d!as, el arquitecto
11 0

'

' ' ¯
Y:ez, inquebrantable luchador social de larga trayectoria, fue exonerado y
·· jjberado por Ia Procuradurla General de Ia Republica (PGR).
Las platicas se reanudaron en noviembre y, al mes siguiente, el am­
biente se volvio a tensar con el anuncio zapatista de construir, para Ia
celebracion del segundo aniversario del levantamiento, cuatro nuevas
Aguascalientes (lugares de encuentro politico y cultural) en Ia Selva, el
Norte y los Altos de Chiapas. El gobierno tomo estas medidas como ac­
ciones armadas y amenazo con ocupar estos espacios de reunion. Una vez
mas se esruvo al borde del reinicio de las hostilidades, pues los zapatistas
� se negaron a destruir los Aguascalientes y sus bases de apoyo, sin armas,
defendieron los espacios. El I+ de diciembre, luego de suspenderse una
reunion entre Ia Conai y el EZLN por los patrullajes militares, Ia Cocopa
y el EZLN firmaron Ia convocatoria para Ia realizacion del Foro Especial
sabre Derechos lndlgenas. El ambiente se relajo y se lagro un acuerdo pa­
ra llevar a cabo las fiestas del segundo aniversario. Y asi, con baile, los za­
patistas celebraron e1 segundo afio del levantamiento armada.
1 �
T åUTUN0N| A
æ=GH0ô IN0IñkNA8

|

La Cuarta D e claraci6n de la Se lva
Lacan dona ¡ e l llamado a la c on f ormaci6n de l
FZLN. Prime r os acu e rdos s obr e
D e r e ch os ¡Cul tura In dfge n as. Of e n sivas
paramilitar e s. Incumplimi e n t o de l os
acu e rdos, susp e n sion de l dial og o ¡salida
de Ia prime ra zapatista de la Se lva
a la Ciudad de Mexic o
b|þt|meu ceeaeuce1996, cemvms|ma|t+ae+ea|es:|a:e
Aga+s:+||eates,|a+agat+cesesem|smecí+,|aegeceaa|atease|est|-
g+m|eatem|||t+tqaeþteteac|ésacestta::|éa),e|Ljét:|teZ+þ+tist+ce
L||et+:|éaN+:|ea+|c|e+:eae:etl+Ca+tt+De:l+t+:|éacel+Selv+L+-
c+acea+,ea|+qaete|teacésa:emþtem|seþetaa+se|a:|éaþ+:íh :+y
þteþase l+ :eastta::|éa cel lteate Z+þ+t|st+ ce L||et+:|éa N+:|ea+l
,lZLN), aa+|aeti+þe|ít|:+ceaaeve t|þe,aeþ+tt|c+t|+,qaeaela:|e
þet e| þecet, |aceþeac|eate y+atéaem+, :|v||y þ+:í|i:+, |+s+c+ ea e|
LZLNy+l+qae,+|h a+|cel+saege:|+:|eaes,|esi+þ+t|st+ssesam+tí+a.
¨lav|t+mes+|+se:|ec+c:|v|| a+:|ea+|, +|ess|aþ+tt|ce, +|mev|-
m|eatese:|+|y :|ac+c+ae,+teces|esmez|:+aes,+:eastta|taa+aaev+
|aeti+þel.t|:+.. .Ua+aaev+|aeti+þelít|:+:ayes|ategt+atesaecesem-
þeaeaa|+sþ|tea+cesemþea+t:+tgesceele::|éaþeþa|+teþaestesga-
|eta+meat+|esea:a+|qa|et+cesasa|ve|es. Ua+|aeti+þelít|:+qaeae
+sþ|te +|+tem+ce|þecet.Ua+|aeti+þe||t|:+qaeaese+aaþ+tt|ce
11 3
¾
`

!
.
polítìco. . . Unanucvamcrzapolitìcaqucpucdaotganìzarlasdcmandasy
propucstas dcloscìudadanos paraqucclqucmandc, mandc obcdccìcu-
do. Unalucrzapolitìcaqucpucdaorganìzarlasolucìondclosproblcmas
colcctìvosatinsìnlaìntcrvcncìondclospartìdospolítìcosydclgobìcrno.
Noncccsìtamos pcdìrpcrmìsoparascr lìbrcs. Laluncìondcgobìcrnocs
prcrrogatìvadc la socìcdadycs su dcrcchocjcrccrcsa luncìon. . . ` (Cuar-
taDcclaracìondcla5clvaLacandona. 1 dccncro dc l 99G) .
Lnunambìcntclcstìvo,apcsardclasrccìcntcsagrcsìoncsmìlìtarcs,
yconlapartìcìpacìon dclasocìcdadcìvìlydclasbascsdcapoyozapatìs-
tas,cn loscìncoAguascalìcntcsdclLZLNsccscuchoclanuncìograbado
dcla Cuarta Dcclaracìon. Dcspucsscdìocldcbatc cn cascada.Artìculìs-
tasycolumnìstasdctodoslospcrìodìcosnoscdìcronavastoparacrìtìcar
oaplaudìrlanucvaìnìcìatìvarcbcldc. Loscucstìonamìcntosalospartìdos
polltìcos, ladccìsìon dc no luchar porcl podcr, laconstruccìon dc una
mcrza polltìca dcnucvo tìpo basada cn cl mandar obcdccìcndo lucron,
cntrcotros, los puntos mascucstìonadosporlaclascpolltìcay,al mìsmo
tìcmpo, los mas cntcndìdos por una socìcdad cìvìl dcscncantada dc los
partìdos polltìcosydcsustìcmposclcctoralcs.
5ìmultincamcntcalaconstruccìondccstanucvalucrzapolitìca,du-
rantclosprìmcrosdlasdccncro clLZLNìnìcìolostrabajosdclIoroNa-
cìonalLspccìal dc Dcrcchos y Cultura Indígcnas, cn cl qucmas dc)00
rcprcscntantcsdcporlomcnos3)pucblosìndìosdìscutìcronyllcgarona
dìvcrsos conscnsos sobrcsus dcmandæ. Laautonomla indlgcna, acorda
ron, scrlacl cjc dclalucha por una nucva rclacìon dclospucblosìndìos
con cl Lstado. Ll 7 dc cncro, clsubcomandantcMarcossctraslado sor-
prcsìvamcntca5anCrìstobal dclasCasasparapartìcìparcnclloro.A h-
nalìzarcstcprìmcrcncucntrodcloszapatìstasconclcspcctronacìonaldc
laluchaìndlgcna, los partìcìpantcs acordaron convocar alaconstìtucìon
dclCongrcsoNacìonalIndlgcna,CNl).
¨LstcIoroNacìonalIndlgcnapucdcscruncjcmplodcqucnotcnc-
mosqucpcdìrpcrmìsoparapcnsarnos lìbrcs,justosydcmocritìcos. No
I I 4
. '
v v ó
lcspcdìmos qucolvìdcnsusdìlcrcncìasydìscusìoncs,
nolcspcdìmos qucsc unan alucrzas o qucsc rìnda
un pcnsamìcntoalalucrzadcotropcnsamìcnto. Lcs
pcdìmos quc tcngamos rcspcto y tolcranca al quc
pìcnsadìlcrcntccnclcamìnopcrotìcncclmìsmoan-
Ielo dcvìda. . Lcs pcdìmos quc, juntos,lcdcmos a
cstcpalsyacstc mundo qucsolonosolrccclamucr-
tc0 lahumìllacìoncomo luturo, unalcccìon.lalcc-
cìondcladìgnìdadhumanaqucsalvaalmundodcla
cstupìdczyclcrìmcn`. (Dìscursodcìnauguracìondcl
IoroNacìonalIndlgcna.4dccncrodcI 99G).
'
LlloromcclausuradoporclsubcomandantcMarcoscl Sdccncroy
ædlasìguìcntclosrcprcscntantcsdclos3)pucblos ìndìosparticronrum-
|o asuscomunìdadcs. Nosch¡cronconlasmanosvacas,llcvaronclcn-
cargo dc transmìtìrclnacìmìcnto dcsunucvaorganizacìon.cl Congrcso
NacìonalIndlgcna, un cspacìodccncucntrosìndìrìgcntcsnìcupulas,un
cspacìopcnsadodcmancrahorìzontalparalucharporlasdcmandasdclos
ìndígcnasdctodoclpals,cntrccllasclrcconocìmìcntodcsuautonomía.
Lacstratcgìazapatìsta,dclìncadapcronoacabada,dcconstruìrcspa-
cìosdcpartìcìpacìonycncucntronosoloanìvclìndlgcnaynacìonal,sìno
tambìcn cncltcrrcnoìntcrnacìonal, contìnuodurantclossìguìcntcsdlas.
Ll 50dccncrodìcronaconoccrlalrìmcraDcclaracìondclaKcalìdadcon-
traclNcolìbcralìsmoyporlaHumanìdad, cnlaqucllæaronalacclcbra-
cìondcLncucntrosContìncntalcsy,postcrìormcntc, allrìmcrLncucntro
IntcrcontìncntalporlaHumanìdadyContraclNcolìbcralìsmo.
Dcspucs dcl apoyo ìntcrnacìonal quc rccìbìcron durantcydcspucs
dclagucrraìnìcìadacl prìmcro dc cncro dc I 994, los zapatìstascmpc-
zaron aorganìzarlasolìdarìdadconsumovìmìcntodurantclalrìmcra
|onsultacclcbradacn agosto dc l 99), cvcntocnclquccorroboraronla
granìnuucncìaypcnctracìondcsupalabracn otros pucblosdcl mundo.
Lsaslcomo,cncncrodc I 99G, lanzaronclscgundollamadoìntcrnacìo�al
I I )

¯

|

|
,
 
Ì

|


� ` ··
Í
!

�'
l

· '
|

|
'

' ¦ . ' '

¹ I •
en torno a una causa espedfi ca y global: "Contra Ia internacional del
terror que representa el neoliberalismo debemos levantar Ia internacional
de Ia esperanza. La unidad por encima de fronteras, idiomas, colores, cul­
turas, sexos, esrrategias y pensamientos, de todos aquellos que prefieren a
Ia humanidad viva". (Prim era declaraci6n de Ia Realidad contra el Neoli­
beralismo y por Ia Humanidad. 30 de enero de 1 996).
Los zapatisras llamaron entonces a todos los individuos, grupos,
colectivos, movimientos, organizaciones sociales, ciudadanas y poHticas,
a los sindicatos, las asociaciones de vecinos, cooperativas, todas las iz­
quierdas habidas y por haber; organizaciones no gubernamentales, gru­
pos de solidaridad con las luchas de los pueblos del mundo, bandas,
tribus, intelectuales, indfgenas, estudiantes, musicos, obreros, artistas,
campesinos, grupos culturales, movimientos juveniles, medios de comu­
nicaci6n alternativa, ecologistas, colonos, lesbianas, homosexuales, paci­
fistas, feministas . . . a todos los seres humanos sin casa, sin tierra, sin
trabajo, sin alimentos, sin salud, sin educaci6n, sin libertad, sin j usricia,
1 1 6

' | ' '
¸
' ' ó
sin independencia, sin democracia, sin paz, sin patria, sin mafana . . . a
participar en el Primer Encuentro Intercontinental por Ia Humanidad y
Contra el Neoliberalismo.
Empezaron, as{, el largo camino de Ia lucha contra Ia globalizaci6n y
Ia conformaci6n de un movimiento internacional que habria de dar gran­
des sorpresas en los afios por venir.
El 10 de febrero las bases de apoyo zapatistas recordaron con una
marcha el primer aniversario de Ia ocupaci6n militar de sus comunidades,
e1 primer aniversario de Ia expulsion de los indigenas de Guadalupe Tepe­
yac y de los presos polfticos acusados de ser zapatistas. La marcha de mi­
les de hombres, mujeres y nifios con el rostro cubierto, inici6 en el pueblo
viej o de Guadalupe Tepeyac, ocupado por el ejercito, y termin6 en La
Realidad con un festejo cultural en el Aguascalientes. �El motivo del "fes­
tejo"? "Es que estamos vivos", dedan los hombres y mujeres entre bailes y
cantos. Por Ia libertad de los presos politicos y el cese del hostigamiento
militar, los indfgenas chiapanecos llamaron, una vez mas, a! pueblo de
Mexico a manifestarse.
Siguiendo en Ia ruta del dialogo con el gobierno, el 15 de febrero Ia
Comandancia del EZLN dio a conocer un documento escrito en colabo­
raci6n con su

mplio grupo de asesores: "El Dialogo de San Andres y los
Derechos y Ia Cultura Indigena. Pumo y Seguido", en el que anunciaron
el termino de Ia primera fase de las negociaciones, dejando claro que las
demandas fundamentales de los pueblos indigenas no habian sido satisfe­
chas del todo y que, por lo tanto, continuaria Ia lucha por conseguir su
plena satisfacci6n.
En el documento se advierte que los acuerdos no cubren el grave
problema agrario nacional ni Ia reforma que en esa materia deberfa hacer­
se a! artfculo 27 constitucional. Sefalaron tambien que los compromises
mfnimos entre el EZLN y el gobierno federal dejaron fuera las autono­
mias municipales y regionales y que, entre otras omisiones, se encontraba
el problema de Ia transformaci6n profunda del sistema de justicia, con el
1 1 7
¯
¸l

. | . ' . �

1 v v
I
¹

'
¸•
|
'
l

''

'
l
'
l

hndcqucscgarantìccn nosololosdcrcchosìndìvìdualcs, sìno tambìcn
colcctìvos. losdclospucblosìndlgcnas.Lasolucìonprolundaalaproblc-
matìcadclamujcrìndlgcna,clacccsodclospucblos indìos alosmcdìos
dc comunìcacìon, cl plcnocjcrcìcìo dc ungobìcrno propìo, lucronalgu-
nos dclospcndìcntcsplantcados. (Documcntodcl LZLN yascsorcs ¨Ll
Dìilogodc5anAndrcsylosDcrcchosy|aCulturaIndlgcna. luntoy 5c-
guìdo". I ´ dclcbrcrodc I 99G).
Undladcspucsdcqucscdìo3conoccrcstcdocumcnto,cl I Gdclc-
brcro,lucgodc dìczmcscsdc trabajo, dc unascrìcdc cncucntrosydcscn-
cucntros,dc tcnsìoncsyprcsìoncs, dcpcrsccucìoncsyhostìgamìcntos,cl
LZLNyclgobìcrnolcdcrallrmaron losprìmcros acucrdos dcpaz, rclc-
rcntcsala prìmcramcsadcncgocìacìoncssobrcDcrcchosyCulturalndl-
gcna. Ln cstos acucrdos cl gobìcrno sc compromctìo a rcconoccr cl
dcrccho a|aautonomladclospucblos ìndìos cnlaConstìtucìon,aam-
plìarsurcprcscntacìonpolltìca,agarantìzarclacccsoplcnoalajustìcìa,a
construìrunnucvomarcoj urldìcoqucgarantìzarasusdcrcchospolltìcos,
sus dcrcchos jurìsdìccìonalcs y sus dcrcchos culturalcs. Ll gobìcrno sc
compromctìo,adcmas,arcconoccralos ìndlgcnascomo sujctosdcdcrc-
cho publìco. �arcca quclas cosas ìban por bucncamìno, pucs aunquc
los zapatìstas advìrtìcronquc los acucrdos rcprcscntaban solo unapartc
dclosdcrcchosdclospucblosìndìos, dccìdìcronlrmarlosycompromc-
tcrscalucharporsucumplìmìcnto.
Nohuboccrcmonìaprotocolarìadc|alrmadccsosprìmcrosacucr-
dos, pucsladclcgacìonzapatìsta,cncabczadaporloscomandantcs1acho,
DavìdyZcbcdco,scnaloquc,porclmomcnto,solocranpapclcsyhabrla
qucvìgìlarsucumplìmìcnto. Ll tìcmpolcsdarla|arazony,porlo pron-
to,cadadclcgacìonlrmarlaporscparado.
Lasncgocìacìoncssobrcclscgundopunto, rclcrcntcaDcmocracìay
|ustìcìa, ìnìcìaronconmalosaugurìos, pucscuandocl LZLNdìoacono-
ccrsulìstadcascsorcs cìnvìtados conlormadapormasdc300pcrsonas
dc las dìlcrcntcs tcndcncìas polltìcas, cl panorama sc cnturbìo con |a
I I S
ìrrupcìon
vìolcntadclgrupoparamìlìtar¨lazy|ustìcìa",quc dcstruyoun
tcmplocatolìco cncl munìcìpìodc1ìla.
lcscatodo, loszapatìstasno dcscuìdaronsusotroslrcntcs, susvcr-
dadcroscspacìosdcdìí|ogo. Ll 5dcmarzodcI 99G,saludaron|acclcbra-
cìon dcl II Lncucntro Nacìonal dc Comìtcs Cìvìlcs para cl Dìilogo
Nacìonal,qucscllcvoacabociilacìudaddclozaKìca,Vcracruz.5ccon-
lormo cntonccs la ComìsìonLspccìal lromotora dcl IZLN, y con clla
arrancolaorganìzacìondcloscomìtcscìvìlcsdcdìilogo, comocstructu-
ramlnìmadcpartìcìpacìoncn|anucvalucrzapolltìcazapatìsta.clIZLN.
5ìmultancamcntc,losrcbcldcsatcndlancllrcntcìndlgcna,po:loquc
cnvìaron tambìcnsu propucstapara|aconlormacìon dc
lromotoradclIoroNacìonalIndlgcnalcrmancntc,
organìzarlaconstruccìondclCongrcsoNacìonal
conlosquc habrladc trabajarlaComìsìon
pucssctrasladarlanalCNIcnsuconjunto,
prcscntarynosuplantar, construìry no
cncucntrosìntcrnacìonalcscontraclncoh
tìnuabancldìilogoconclgobìcrno,asi
cìonìntcrna.LlSdcmarzo,lasmujcrc� bascsd�oyozapatìstastomaron
|acìudad dc 5an Crìstobal dclasCas�, cnun�manìlcstacìonsìnprccc-
dcntcscn|aqucscvolvìcronacscucha

rlasvo�dclasmujcrcsìndlgcnas
ìnsurrcctas. Lascallcsscllcnarondc mìlcs dcmujcrcsconpas

�ontanas
yvcstìdosmultìcolorcs, muchascargando nìnoscn |acspaldao tomados
dclamano,conpancartasyconsìgnas,grìtos,cantosybaìlcs.Aslcclcbra-
ronlas mujcrcs rcbcldcsclDlaIntcrnacìonaldc|aMujcr.
¨Las mujcrcszapatìstas, lascombatìcntcsyÌ�s nocombatìcntcs,lu�
chanporsuspropìos dcrcchoscomo mujcrcs. Lnlrcntan tambìcn |acul-
tura machìsta quc cn los varoncs zapatìstas sc manìlicsta cn muchas
lormas.Las mujcrcszapatìstasnosonlìbrcsporclhcchodcscrzapatìstas,
I I 9

·�

|
`I
. i

M

l
'

! ,

l

¦
l

|
¡
¦
l
l
¦
·

'

i
tienen todav{a mucho que luchar y mucho que ganar",
dijeron las indfgenas, a! tiempo que saludaron a las Hu-
j eres que luchan en cualquier parte del mundo. (Dis­
curso del EZLN. 8 de marzo de 1996).
Ademas de organizar Ia marcha de las mujeres, los
rebeldes dieron en ese mismo mes su apoyo economico
para comprar petroqulmicas, sostuvieron un dialogo
con caricaturistas, saludaron Ia lucha del pueblo tepoz­
teco contra el club de golf, pidieron a Estados Unidos
y Europa suspender Ia venta de armas a Mexico.
A pesar de que Ia represion y los desalojos vio­
lentos se incrementaron en el Estado, continuaron las negociaciones
con el gobierno federal y, en medio de elias, se efectu6 un nuevo ope­
rativo policiaco en el municipio de Nicolas Ruiz, en el que murieron
cuatro campesinos. La nueva matanza de indigenas tens6 el ambiente
en Ia recien instalada mesa de negociaciones y el di:logo nuevamente
estuvo en crisis.
Por si fera poco, en Ia mesa de negociacio
n
es los representantes del
gobierno guardaron absoluto silencio. No fueron a dialogar ni a escuchar,
solo a hacer acto de presencia, lo cual fue calificado no solo por los zapa­
tistas, sino por todos los participantes, como una nueva burla a Ia paz.
Sin embargo, siempre de acuerdo con su estrategia de abrir simul­
taneamente otros canales de dialogo, del + al 8 de abril se celebro en La
Realidad, municipio de San Pedro de Michoac:n, el Primer Encuentro
Continental por Ia Humanidad y Contra el Neoliberalismo, foro en el
que miles de participantes del Continente Americana se reunieron para
discutir, por vez primera, propuestas para enfrentar las politicas neolibe­
rales impuestas en todo el mundo.
Hombres y mujeres de Canada, Estados Unidos, Mexico, Guatema­
la, Costa Rica, Venezuela, Puerto Rico, Ecuador, Brasil, Peru, Chile, Uru­
guay y Argentina, ademas de observadores de Francia, Alemania y el
1 20
v v ó
Esrado Espana!, se reunieron en Ia comunidad tojolabal de La Realidad
para preparar lo que seria en agosto el Primer Encuentro Intercontinental
por Ia Humanidad y contra el Neoliberalismo, mejor conocido como "el
intergalactico".
"EI poder tratara de evitar otros encuentros como el de La Realidad.
Ynosotros debemos. defender. este suelo, traerlo bien guardado en el bol­
sillo del pantalon y sacarlo cada tanto para una caricia o para un aliento",
fueron las palabras profeticas del discurso de clausura. (Discurso del
EZLN. 7 de abril de 1996).
En las siguientes dos fechas conmemorativas, el 10 de abril y el 1 de
mayo, aniversario luctuoso del general Emiliano Zapata y Dia del Traba­
jo, respectivamente, el EZLN envio sendos saludos a las manifestaciones
que con esos motivos se celebraron en Ia ciudad de Mexico.
La mesa de dialogo con el gobierno federal continuaba sin avances
cuando, el 3 de mayo, un juez de Tuxtla Gutierrez sentenci6 a los lucha­
dores sociales Javier Elorriaga Berdegue y Sebastian Entzin Gomez, bajo
los cargos de conspiracio

, rebeli6n y terrorismo, a 13 alos y 6 alos de
prisi6n, respectivamente. El EZLN declar6 entonces que Ia sentencia sig­
nificaba que para el gobierno los zapatistas eran terroristas, peligrosos de­
lincuentes a los que habia que encarcelar y matar. La resolucion del juez,
dijeron, era una provocacion a Ia paz y una violaci6n a Ia Ley para el dia­
logo, por lo que suspendieron su participaci6n

I
J
yna:: n
eJ
ociacion en Ia
que, ademas, solo ellos hablaban y proponian. x-·
'

"El proceso de dialogo entr
.
e el EZLN y el gobierno fed

ral ha reci-.
bido, con estos argumentos, lin golpe defnitivo . . . El unico futuro que
e
!
'
gobierno nos ofrece al final del proceso de di:logo y negociacion, es el de
Ia prision y Ia muerte. Todos los esfuerzos de di:logo y de lucha pacifica
que el EZLN ha emprendido desde su aparici6n publica, en enero de 1 994,
,8 los que
h
a llamado una y otra vez al pueblo de Mexico, son condena­
dos junto a los presuntos zapatistas", advirti6 Ia Coman dan cia General.
(Comunicado del EZLN. 5 de mayo de 1996) .
121

 

'
l
| •·
.
'
'

Mas adelanre, en una larga carta dirigida a los legisladores de Ia Co­
copa, el EZLN fue tajante: "Libres o presos los presunros zapatistas, e1
Dialogo de San Andres es insostenible si el EZLN se define, ante cual­
quier poder federal, esratal o local, como una organizaci6n terrorista".
(Carta del EZLN a !a Cocopa. 18 de mayo de 1 996) .
El ambiente se volvi6 a tensar y, por si fera poco, el grupo paramili­
tar del municipio de Chilon, conocido como "los Chinchulines", arac6 con
armas de alto poder a un grupo de campesinos de Bachaj6n e incendi6 va­
rias casas. La Comisi6n Nacional de los Derechos Humanos pidi6 al gober­
nador de Chiapas !a invesrigaci6n de los hechos pero no hubo respuesra y,
dlas despues, se efecru6 orro araque, esta vez protagonizado por el grupo pa­
ramilitar Paz y Justicia, en !a comunidad de Usipa, municipio de Tila.
Las fuerzas paramilitares, entrenadas por el ejercito federal, incendia­
ban casas, templos, escuelas, asesinaban a hombres y mujeres bases de
apoyo del EZLN, y rodo quedaba en Ia impunidad. Ese era el ambiente
cuando, rras una inrensa movilizaci6n nacional e internacional, !a Corte
apel6 !a resoluci6n del juez y fueron liberados Javier Elorriaga y Sebastian
Entzin. El EZLN respondi6 con !a suspension del estado de alerra y, dfas
despues, Elorriaga, historiador y luchador social, se incorpor6 a! Frente
Zapatista de Liberaci6n Nacional.
De esta manera, a principios de junio !a Cocopa logr6 resrablecer el
contacto direcro con los rebeldes, con miras a !a reanudaci6n del dialogo.
Sin embargo, a punto de reiniciarse las negociaciones entre el EZLN yel
gobierno federal, hizo su primera aparici6n en el estado de Guerrero el
Ejercito Popular Revol ucionario (EPR), grupo armado producro de una
coalicion de diversas fuerzas revolucionarias. Fue el 23 de junio, a un afio
de !a matanza de 17 campesinos guerrerenses en el Vado de Aguas Elan­
cas, !a fecha que eligio el EPR para ingresar a! ya enrarecido panorama po­
litico. El ambiente se tens6 pero los zapatistas se desmarcaron de ese
movimiento yse pudo concretar el Foro Especial para !a Reforma del Es­
tado, segundo espacio de encuentro pactado dentro de las negociaciones,
122

' ´ ó
en el que participaron mas
'
de mil 300 personas, entre representantes de
organizaci ones pol!ticas, sociales, sindicales y ciudadanas, as! como inte­
lectuales y personalidades del ambiente politico y cultural.
El Foro Especial para !a Reforma del Estado se llev6 a cabo del 30
de junio a! 6 de j ulio en !a ciudad de San Cristobal de las Casas y for­
ma parte de los trabajos de ! a segunda mesa de negociaciones, referente
a Democracia y Justicia. A! evemo se traslado una delegaci6n del EZLN
conformada por un grupo de comandante de todas las regiones rebeldes
ypor el subcomandante Marcos. El encuentro fue un exiro, pues convo­
c6 a un amplio y plural espectro politico que se planteo la conformacion
de un nuevo proyecto de nacion.
En el foro, una vez mas, los zapatistas plantearon mas preguntas que
respuestas: "�Cuantas apariciones de grupos guerrilleros son necesarias y
en que lugares, para que sociedad y Esrado reconozcan que hay esrados de
Ia federaci6n que se manejan como haciendas porfirianas? �Cuanta ines­
tabilidad po!itica y econ6mica es necesaria para recordar que Ia cerrazon
l z¸
¯ �

I
|
'

pol!tica del poder representado en Porfirio Diaz genera !a guerra mas
cruenta que han tenido los mexicanos en su historia? � Cuantos muenos,
cuanta destruccion, cuanta carcel, cuanta imporencia, cuantos magnici­
dios, cuantos criminales refugiados en Irlanda o en Manhattan, cuanta in­
seguridad economica, cuantos gobernadores narcotraficantes, cuanto pais
destruido? �Cuanto es necesario para reconocer que alga no funciona, que
alga se pudre, que alga se muere definitivamente en el sistema politico
mexicano?". (Discurso del EZLN. 30 de junio de 1 996).
Durante las semanas que siguieron, el gobierno federal decidio apro­
el deslinde de los zaoatistas de la nueva guerrilla del EPR, para He­
.
entre una "guerrilla buena'' (el
. Los rebeldes chiapanecos denun-
sin caer en el juego, continuaron sus
Ia sociedad.
sus encuentros con !a sociedad
Del 27 de julio a! 3 de agosto,
uup<uull en mesas de discusion en los
1bicados en las comunidades de Oventik,
se realiz6 en el Aguascalientes de
tventik, municipjo e
 
��dres Sacamch' en de los Pobres, y hasta
. .+ : ·• ¸��
�� _ uríilegaron hombres y ���provenientes de los cinco continentes:
. .
delegaciones de Italia, Hi�sAran Bretafa, Paraguay, Chile, Filipinas,
Aania, Peru, Argentina, .ustria, Uruguay, Guatemala, Be!gica, Vene­
zu
e
la, . Colombia, Iran, Dinamarca, Nicaragua, Zaire, Francia,
� ~7···¹ ' '•' ·'
Ecuador, Grecia; Jap6n, Kurdistin, Irlanda, Costa Rica, Cuba, Suecia,
Noruega, Holanda, Sudafri
c
a, Suiza, Estado Espafol, Estados Unidos,
Portugal, Pais Vasco; Catalufa, Canarias, Turquia, Canada, Puerto Rco,
1 24
v v ó
Bolivia, Australia, Mauritania y de todo Mexico, se dieron cita en los ¬·
tos de
Chiapas para de ahi distribuirse en el resto de los Aguascalientes.
En medio de Ia neblina de Oventik, frente a los miles de personas de
diferentes colores, los zapatistas dijeron su palabra: "Derris de nosotros
estamos ustedes. Derras de nL,estro pasamontafas esta el rostro de todas
las mujeres excluidas. De rodos los indigenas olvidados. De todos los ho­
mosexuales perseguidos
.
De rodos los jovenes despreciados. De todos los
migrantes golpeados. De todos los presos por su palabra y pensamiento.
De rodos los trabajadores humillados. De rodos los muertos de olvido. De
rodos los hombres y _mujeres simples y ordinarios que no cuentan, que no
son vistas, que no son nombrados, que no tienen manana . . . Hoy, miles
de seres humanos de los cinco continentes gritan su 'jYa basta!' aqui, en
las montafas del Sureste mexicano. Gritan 'jYa basta!' al conformismo, al
nada hacer, a! cinismo, al egoismo hecho dios moderno. Hoy miles de pe­
quefos mundos de los cinco continentes ensayan un principia aqui, en las
montafas del Sureste mexicano: el principia de la construcci6n de un
mundo nuevo y buena, un mundo donde quepan todos los mundos".
(Discurso del EZLN. 27 de julio de 1 996).

1 25

'
| ·l¦

¾
´.¦

¸

El Encuentro Intergalactico finalizo el 3 de agosto con la lectura de
la Segunda Declaraci6n de Ia Reali dad por Ia Humanidad y contra el Neo­
liberalismo, documento con el que nacio el acuerdo de conformar una red
colectiva de todas las l uchas y resistencias contra el neoliberalismo, en Ia
cual se reconocieran las diferencias y se conocieran las semejanzas. Esta
red intercontinental de resistencias, se propuso, no tendria estructura or­
ganizativa, ni centro rector ni decisorio, ni mando central ni jerarqulas.
Era, pues, el nacimiento de una red que, con el tiempo, habria de confor­
mar el movimiento mundial antiglobalizaci6n.
Una vez finalizado el encuentro, los rebeldes intentaron continuar
con los trabajos de Ia Mesa sobre Democracia y Justicia, pero el gobierno
federal propuso dejar de lado el tema y avanzar a Ia siguiente mesa, lo que
fe rechazado por el grupo insurgente.
Ante la actitud gubernamental, despues de una consulta a sus bases,
el 3 de septiembre el EZLN anuncio que suspendla su participacion en las
negociaciones de San Andres. Fueron momentos de suma tension pues,
inmediatamente despues del anuncio, el gobierno incremento el hostiga­
miento militar contra las comunidades indlgena
s
rebeldes.
En un comunicado los rebeldes plantearon cinco condiciones mlnimas
para Ia posible reanudacion del dialogo: liberacion de todos los presuntos Z¯
patistas; una comision guberamental con capacidad de decision poHtica y
que respete a la delegacion zapatista; Ia instalaci6n de la Comision de Segui­
miento y Verificacion; propuestas serias y concretas para la mesa de demo­
cracia y justicia; y el fin del clima de persecuci6n militar y polidaca contra
las comunidades indlgenas. (EZLN. Comunicado 29 de julio de 1 996).
El gobierno de Ernesto Zedillo ignor6 estas condiciones y, en su
Iugar, incremento Ia violencia paramilitar en Ia zona.
Simukneamente a Ia suspension de las negociaciones, el EZLN en­
via una carta a los combatientes y mandos del Ejercito Popular Revolu­
cionario, en Ia que no solo rechazaron e1 apoyo militar ofrecido por esta
organizacion armada, sino que aprovecharon para, una vez mas y en tono
1 26
v v ó
categ6rico, explicar su lucha y su estar armada y sus
enormes diferencias con respecto a las guerrillas rradi­
cionales: "Ia diferencia no esta, como insisten ustedes y
otros en ver, en que ustedes no dialogaran con el go­
bierno, en que sf luchan por el poder y en que no han
declarado Ia guerra, y en cambio nosotros s( dialoga­
mos (ojo: no solo con el gobierno, tambien, y sobre to­
do en proporcion muy superior, ·con la sociedad civil
nacional e internacional); no luchamos por el poder y
sf Ie declaramos Ia guerra al ejercito federal (desaHo que
nunca nos perdonaran). La diferencia esc en que nues­

¯
rras propuestas poHticas son diametralmente distintas y esto es evidente
en el discurso y Ia practica de las dos organizaciones. Gracias a su apari­
cion de ustedes, ahora mucha gente podra entender que lo que nos hace
diferentes de las organizaciones poHticas existentes no son las armas ni los
pasamontafas, sino Ia propuesta polltica. Nosotros nos hemos trazado un
camino, nuevo y radical. Tan nuevo y radical que todas las corrientes po­
Hticas nos han criticado y nos ven con fascidio, ustedes incluidos. Somos
inc6modos. Ni modos, as( es el modo de los zapatistas . . . " (Carta del
EZLN. 30 de agosto de 1 996).
Los zapatistas continuaron organizindose con los indlgenas del res­
to del pals, por lo que respondieron afirmativamente a Ia invitacion de en­
viar a una representante rebelde al Congreso Nacional Indlgena, a
celebrarse en Ia ciudad de Mexico. El gobierno federal y Ia clase empresa­
rial reaccionaron con aspavientos ante Ia posibilidad de que una zapatista
arribara a! Distrito Federal. Vinieron, una vez mas, tensiones y hostilida­
des. El gobierno insistio en que la ley para el dialogo no facultaba a los za­
patistas para transitar libremente por el pafs. Los rebeldes, por su !ado,
defendieron su decision de romper el cerco militar y partir a Ia capital del
pafs. La Cocopa, en esos momentos, fue clave para que las negociaciones
llegaran a buen termino y Ia comandante Rona, mujer indlgena, enferma
1 27

¸



!
*

¦


��


· �
:
:

·

¸ · ]
� �



'
|

·
percresuel¡a,|uelarepresentanterebeldeenca:gadadedesa¡arncsclc¡
pcderm¡l¡ targubenamental,s¡ncalaclasepclit¡ cayempresar¡al.
£112 decctubre,despuesdeunaman¡ |estac¡ cndedecenasdem¡les
de¡ ndlgena· ypcrpr¡meravezenHZccalcdelaC¡ udaddeMex¡cc.una
¡ntegran¡ edelad¡ recc¡cndelLZLN,laccmandantakamcna,prcnunc¡c
und¡scurscqueculm¡no ccnel lemaquehabrladeaccmpanarlaluc¡a
pcrelreccncc¡m¡entcdelcsderechcsylacultura¡ ndlgenas.¨Nuncam1s
unMex¡ccs¡ nncsctrcs".
Lapresenc¡ adelaccmandantakamcna enel lr¡ merCcngrescNa-
c¡ cnal lndlgenaled¡ca! eventc unaenvergadura¡nternac¡cnal. C¡en¡cs
de¡ ndlgenasdetcdcel palsd¡ alcgarcnyre£ex¡cnarcnacercadelaprc-
blem1t¡ caen sus respect¡vas ccmun¡ dades, cc¡nc¡ d¡ ercn en |crtalecersu
luchapcrel cumpl¡m¡entcdelcsAcuerdcs de San Andres yencam¡nar
juntcspcrelreccncc¡m¡ entcdesuautcncmla.
Lcs¡ ndlgenasregresarcnasuspueblcsypcccdespues.H¯dencv¡ em-
c re,l cszapatista.lograrcnÌ instalac¡cnd-Ìs Ccm¡s¡ cndeSegu¡m¡ en-
tc y\er¡¡cac¡cn. lcrel LZLN part¡ c¡parcn destacadas perscnal¡ dades,
talesccm.".dol|cStavenhagen,Amal¡ aSclcrzancyelcb¡spc8artclc-
meCarrascc.
Desµues.delZ4 aÌ 29 dencv¡ embre, se reun¡ercnelLZLN,laCc-
ccpaylaCcna¡ para redactar la¡ n¡c¡at¡va de re|crmas ccnst¡ tuc¡ cnales
scbrederec¡csycultura¡ ndlgenas.Llgcb¡erncyelLZLNaceptarcnque
|ueranlcsleg¡ sladcresdelaCcccpaqu¡ enesredactaranunaprcpuestale-
galparaseraceptadacrechazadas¡nmcd¡¡cac¡ cnes.
^ ¡nal dela reun¡ cn,laCcccpa presentc suprcpuestalìnalyel
LZLNlaacep¡cccmcmuestradebuenavcluntad,percdejccla¡cquenc
I2&
v v 0
ccn¡ emplarcnvar¡ csaspectcsdelcsAcuerdcsdeSanAndres.Llsecre-
de Ccbernac¡cn, Lm¡l¡ cClua, ||et, demaneraverbaltamb¡ end¡c
aprcbac¡cnpercp¡d¡cqueregre·ara LrnestcZed¡ llcdeunv¡ajepara
•|cr
mal¡zarelacuerdc.
Lste me uncdelcsmcmen¡ cs cruc¡alesdela negcc¡ac¡ cn, puesla
` 'ecretarladeCcbernac¡cnd¡cmarc¡aa¡ r1· asudec¡ s¡ cncr¡g¡ n»lyelprc-
osc de negcc¡ac¡ cn su|r¡c un gclpe hasta el mcmentc ¡ rreparable.
C¡uay1: tseentrev¡stc ccnla Ccccpapara¡n|crmarlenuevcs¡ nccnve

n¡entesscbre la¡ n¡c¡ a¡¡vadeleyscbre Derec¡csyCulturalnd¡genas, es
dec¡r. seretractcdesupalabraencuan¡ caaceptarla¡ n¡ c¡ at¡vatalyccmc
es¡abae¡¡zcsenalam¡entcsde|cndc.Nuncaccmcentcnceslaccm¡s¡cn
deleg¡sladcrestuvcensusmancslapcs¡b¡l¡daddeejercersuautcncmla
yactuarcon d¡gn¡dad. Lcsd¡putadcsysenadcressereun¡ercnentcnces
ccnelpres¡ denteZed¡llcparademandarlelaaprcbac¡cndelaprcpuesta
deleyyes¡ elesp¡d¡ cunplazcdequ¡ ncedlasparadarlesunarespuesta.
larespuesta|ue ¨nc'y,desdeentcnces,elcumpl¡m¡entcdelcsAcuerdcs
deSanAndres, aprcbadcsel¹0 de|ebrercde l 990,has¡ dcelejedelas
mcv¡l¡zac¡cnesdelcszapat¡ stas,delcs¡ ndlgenasdetcdcelpalsydesec-
¡cres¡mpcrtan¡esdelascc¡edadc¡v¡lnac¡cnale¡ nternac¡ cnal.
Lltercerañcdelaguerraterm¡ncaslccnmalcsaugur¡cs.Antela¡n-
cert¡ dumbredelarespuestaz«pat¡ staalaccntraprcpuestapres¡denc¡al,el
gcb¡ernc¡ ncrementclapresenc¡ am¡l¡ tarypcl¡ cacaenlasccmun¡ dades
¡ndlgenasrebeldes.
¨S¡estecuartcañcesdeguerracdepazdepende¡dequeelsupre-
mcpcderaceptelah¡stcr¡aydequereccnczcacncquelcsd¡|erentesme-
recenunlugarparasupa|abrayparasupasc.Lstecuartcañcser1,ccmc
tcdcs lcs pasadcs y tcdcs lcs quevendr1n, de. . . ¸v¡v¡ rpcr lapatr¡ ac
mcr¡ rpcrlal¡ bertad!", d¡jercnlcs¡ ndlgenas rebeldes enmed¡ cdelya
trad¡ c¡ cnalba¡ leccnelque, apesardeav¡ cnes,hel¡ccptercsytanquetas
amenazantes, ccnmemcrarcn lcs m¡l 9´dlasdesdeque¡ n¡c¡cel levanta
m¡en¡c. ,Mensajedel LZLN. Madrugadadel¹deenercde l 997) .
l29

Movilizaciones por el cumplimiento
de los Acuerdos, incremento de las acciones
paramilitares en la zona Norte, inauguracion del
silencio zapatista como arma, marcha
de los 1,111bases de apoyo a la ciudad
de Mexico, climax de la violencia
paramilitar en Los Altos, refugiados
y masacre de indigenas en Acteal
ÎI •fo ""ncO con m�os P'"ogios. En los P'imcros df" d, lº',
el EZLN respondio si aceptaba o no las modificaciones sustanciales que el
gobierno de Ernesto Zedillo realizo a Ia propuesta de ley sabre Derechos
y Cultura Indigena elaborada por la Comision de Concordia y Pacifica­
cion. Iniciativa que, a pesar de dejar fera aspectos importantes de los
acuerdos firmados en febrero de l' 90,fue aceptada por los insurrectos.
El l l de enero, en la comunidad de La Realidad, en el marco de una
reunion con los legisladores de la Cocopa y los miembros de la Conai, los
zapatistas rechazaron tajantemente la contrapropuesta de ley realizada por
Zedillo, y seialaron que no regresarian a Ia mesa de negociaciones hasta
que se cumplieran los Acuerdos de San Andres. " dia siguiente de este
anuncio, el gobierno incremento Ia presencia militar, el hostigamienro
contra las comunidades indigenas y el asedio a los zapatistas.
"El senor Zedillo se niega a cumplir lo frmado en San Andres por
sus representantes. Esto es inaceptable, hoy es el desconocimiento de los
l 5l
¯
:

!

l

| �.!


l

i



'
¸
i �
ccmprcnisus adquiridcs scbre derechcs ind¡ genas, maùana ser1 cl in-
cumplimientcde lcs cadavez m1s lej ancsacue¡dcsde paz. . . Laccn¡¡a-
p¡cpuestadelgcbiernclede¡al pcne encrisis tcdc el p¡ccesc depaz�n
Mexicc, cues(icnaensuundamentc|apcsibilidaddeunasclucicnt+ pi·
daypacilìcadel ccnHictcyvuelveatende¡ lascmb¡ade la gue¡¡ascb¡e
lcspueblcsindicsdeMexicc",denuncicelLZLNantelcscadavezn1s
inermeslegisladcresde |aCcccpa.

Unnesm1s tarde, enlebre¡c, ccincidiendcccnelaniversaricde|a
h¡madelcs acuerdcs, n1sde l 0 uil ind¡genaszapatistas marcharcnen
San C¡istcbaldelasCasas,exigiendcalgcbie¡ ncelcumplimientcdesu
palab¡accnlaaceptacicndelainiciativap¡cpuestapc¡ laCcccpa
¨Mientrash¡ mabalcs prime¡csacue¡dcsdepaz, el supremcgcbier-
ncp¡eparc primerc, ye|ecutc despues, elincumplimientcdelc acc¡da-
dcenSanAndres. Mientrasselaltabaalapalab¡aempeñada,decenasde
milesdescldadcsccntinuarcnce¡candc, hcstigandcypersiguiendcalas
ccmunidadesind¡ genas.As¡ cunplicelgcbie¡ ncsupalabradeseguirpcr
lav¡ adel di1lcgc y la negcciacicnpararesclve¡ |ajustaguer¡adelcsza-
patistas",señala¡cnlcs ind¡ genas¡ebel desdu¡ante|amul¡ itudinariaycc-
Íorída cou·· ntracicn.
Lnelactc denunciarcnel accsc gube¡namental alasinstanciasde
ccadyuvancia. ¨Ciegc,elmalgcbie¡ncnc sclc gclpeaalcsind¡ genas¡e-
beldes,sinctambienaquienesasesc¡anlapazyaquienes,ccmc|aCccc-
paylaC·nai,ccadyuvanymedian paraevita¡ laguer¡a. Lainiciativade
leyind¡ genaelabc¡adapc¡|aCcmisicndeCcncc¡diaylacihcacicn,ins-
tancia del pcderlegislativc lederal,hasidc atacadaunayctravezpc¡ el
ejecutivclederal.Ahcraseacusaalcslegisladc¡esde`lalscs¡ edentcres'y
alainiciativadeleyseleachacaelpretende¡ `|al¡agnentacicnde|aNa-
cicn mexicana'. . . Lscud1ndcse inutilmente en tecnicismcs j u¡+ diccs, el
gcbie¡nclede¡al t ratcdec·ulta¡ lcesencial ncest1dispuestcacunplir
supalab¡a,ncreccnccelasdenandasautenticasdelcsind¡genasnexica-
ncs,ync quiereresclver|a gue¡¡azapatistapc¡ |a v¡adeldi1lcgcy|a ne-
l 52
- - /
gcciacicn",explica¡cnenuntextch¡madcpc¡elSub-
ccmandanteMa¡ccs.
Ll+ demarzc, laCcccparenuncic a|apcsibili-,
dad
deeje¡ce¡ u

aactituddignayautcncma,alaban-
dcna¡, delactc, la delensadesu prcyectc deley. La
¡espuestadel gcbie¡nclede¡al lue,unavez m1s, la¡e-
p¡esicnyelhcstigamientc, yancsclcccntralcszapa-
tistas, sinc ccnt¡atcdcs aquellcs que luchaban pcr el
cumplimientc de lcs acue¡dcs. Lj enplc de lc ante¡ic¡ lue |a expu!sicn
viclcntade0´lamiliasdelac¡ganizacicnind¡ genaXi´Nichy, el &dema¡-
J,ladetencicnviclenta,pc¡ pa¡tedelasluerzasdeSegu¡ idadlublicadel
estadc,dedcssacerdctesj esuitas,uncdeellcsasescrdelLZLNeneldi1-
lcgc,ydedcsdi¡igentesdeXi´ Nich.
Lnesteccntextc,elLZLNrespcndicalccnunicadcdelaCcccpa
advirtiendclesquesupcstu¡aempecrabalasituacicnpcl¡ ticaymilita¡ en
lazcna.Lnunacartalechadael 9dema¡zc,lcszapatistashiciercnun¡ e-
cuentcdelcsdañcsy¡ecc¡da¡cna|aCcccpatcdcelp¡ccescdenegccia-
cicn. lc¡ |a impc¡tancia del dccunentc, a ccntinuacicn se¡ eprcducen
l¡agmentcsdelmismc.
Lstaeslahistc¡ia.`ðhnalesdeagcstcde l 990,&mesesdespuesde
quesehrma¡ anuncsacue¡dcsyncsecumplie¡an) ,lasbasesdeapcycdel
LZLN c¡dena¡cnal CCII-CC que suspendiera su pa¡ ticipacicn en el
di1lcgcde SanAnd¡es. Lasuspensicnsedic pc¡|alaltadese¡iedadgu-
bernamentaleneldi1lcgc. Ll incunplimientcdeacue¡dcspactadcs,lcs
prescspcl¡ticcs,elhcstigamientcmilitar yparamilitar,elmantenimientc
deunadelegacicn¡acistaeincapaz,ylalaltadeprcjuestasse¡iasene! te-
made Demcc¡aciay|usticia,scnsclcbctcnesdelagigantescamuest¡a
dequeelgcbie¡ ncj ugc,yj uega,ccn|ague¡¡aenccnt¡adelcsind¡ genas
mexicancs. Seplantea¡cnentcncesnuestras cinccdemandaspa¡ala¡ea-
nudacicndeldi1lcgc. , lc¡ cie¡tc,el LZLNdemandcydemanda un in-
te¡lccutc¡ gube¡namentalccncapacidaddedecisicn,vcluntadpcl¡ ticay
l 55
¯
.!

·!

!

'
respeto a Ia delegacion zapatista, y no el 'fortalecimienro de Ia interlocu­
cion gubernamental', como dicen ustedes en su carta. El hecho de que e1
senor Zedillo desconozca los acuerdos a los que llego su delegacion con­
frma que los senores Bernal y Del Valle no tenran, ni rienen, ninguna ca­
pacidad de decision. De su carencia de vo!untad polltica y su falra de
respeto habla su historia).
"La Cocopa se propuso entonces una serie de iniciacivas para reanu­
dar el dialogo. Se pactaron las llamadas 'reuniones tripartiras' entre Ia
Conai, Ia Cocopa y el EZLN para discutir y acordar salidas que no solo
resolvieran esa crisis, sino que redefnieran el marco del dialogo y lo vol­
vieran mas expedito. En los hechos, Ia delegacion gubernamental habra si­
do desplazada y un nuevo actor, Ia Cocopa, apareda. Los senores Bernal
y Del Valle hablan llevado el proceso de crisis en crisis y el fracaso de su
metoda estaba ya comprobado.
"Despues de lograr Ia instalacion de I a Comision de Seguimiento y
Verifcacion (no sin antes haber librado importantes obsraculos interpues­
tos por los senores de Gobernacion), Ia Cocopa se aboco a resolver el pun­
to del cumplimiento de los acuerdos frmados por el gobierno yel EZLN
en Ia mesa de Derechos y Cultura Indrgenas. El EZLN acepto Ia proposi­
cion de que Ia Cocopa elaborara una iniciativa de reforma constitucional,
tarea que le posibilitaba su papel de coadyuvante. Entonces, para cons­
truir esa iniciativa, Ia Cocopa se asumio como con·eo en esa etapa (a pe­
sar de nuestra advertencia de que no resultaria) y presento las propuestas
de cada parte a su contrario. Despues de fracasado este metoda (como ya
habla fracasado en Ia mesa de San Andres), las partes acordaron que Ia Co­
copa redactara un documento sobre los acuerdos y que, sobre ese docu­
mento, se pronunciarran tanto el EZLN como el gobierno federal.
"Recordaran ustedes que, habiendo obtenido este acuerdo de las par­
tes para que Ia Cocopa redactara un solo documento ('para no estar inrer­
cambiando infi nitamente propuestas', palabras textuales de ustedes) y que
sobre ese documento se defnirian las posiciones respectivas, trabajaron
134
'
- - 1
una
propuesta de iniciativa de ley. Ustedes presentaron su documento el
]9 de noviembre de 1996 advirriendonos que ese era el ultimo esfuerzo
deJa Cocopa, que solo aceptaban un sr o un no a! documento y que, en
caso de una respuesta negariva de cualquiera de las partes, Ia Cocopa con­
sideraria que habra fracasado en su labor de coadyuvancia y se desintegra­
ria. En esas fechas ustedes nos dijeron que identica advertencia le habran
hecho a! gobierno federal. Nosotros reconocimos que el esfuerzo de Ia
Cocopa era uti! y que, a pesar de que no incorporaba Ia totalidad de los
acuerdos de San Andres en ese rema, significaba un avance.
"Despues (sigamos pidiendo ayuda a Ia memoria), como recordaran
ustedes, el secretario de Gobernacion (creo que todavla es Emilio Chuayf­
fet Chemor) acepto el documento y solo les pidio que esperaran el regreso
del senor Zedillo (en ese entonces de viaje) para hacer publica su acepta­
cion. Posteriormenre siguio Ia cobardla del senor
Chuayfet y su falta de honestidad, cuando nego que
hubiera aceptado el texto, alegando que ni siquie­
ra lo habla lddo y que su respuesta hab!a sido
afirmativa porque entonces estaba bajo el influ­
jo de una conocida (para el) bebida alcoholica
Hamada chinchon (o algo as!). Entonces, el se­
nor Zedillo hablo con ustedes y nos pidio a no­
sorros tiempo para dar su respuesta (o tal vez
para dejar que el senor Chuayffet se recuperara
de los chinchones). Dos semanas despues, el
.,´
\ ¸

� �` ����
{ �  ' * :
I �·¹� \ �

`¸   `
 
.
· ¹
.
¦

gcb¡ ernc respcndv ccn unaautent¡caccntraprcpuesta

, ,·,

que n

cscluignc¡alade|aCcccpa, sincquep¡etende
´ _

'�`   � �� ��` �
. •¸• � �� � �

· �

¡en

egcciartcdalamesascbreDe¡echcsyCultu¡alnd¡
.
¦ . �� �� �� �
,�� -,
��
genas. Ncsct¡csccnccimcseldccumentcdelgcbie¡nc
� ·� �� ,, �· �

�� �

¸ �- ´���� ���� y,pc¡ supuest�,lc¡ echazamcs.Lnt�nces,hacedcsme-
| ¡ ` ¯`¯� sesya,lesped¡ mcsque|aCcccpa¡ |¡asupcsturaante
l

'
¦

�;
+
~� j•
'

'
esaspretensicnesdelgcbiernc.
¨Ll

` Nc' zapatistaal»ccntraprcpuestadeZedillcdesatcuninten-
scy¡ iccdebate, nacicnaleinte¡nacicnal, scbre el temadelcsde¡echcs
indics. larticula¡ mente, lcs puntcs scb¡e autcncm¡a, ncrmatividad y
pa¡ ticipacicnpcllticadelcspueblcsind¡genassuscita¡cninte¡vencicnes
ycpinicnesinteresantesyesclarecedc¡as.Ll señc¡ Zedillcenccnt¡cnulc
apcyc inteligentea sus ya endebles argumentcs en ccnt¡adel rcccncci-
mientcde lcs derechcshistcriccsde lcspueblcsindics.
¨Lnmencsdedcssemanas, elgcbierncpe¡diceldebatenacicnaly
ncpudcscstenerm1salgunarazcndepescpa¡a¡ echazarlap¡cpu«stade
Ccccpa. Lntcncesviniercnelsilencicylcsintentcsdeminimiza¡ lacri-
sis hnaldeldi1lcgcentreelgcbie¡ncyelLZLN.l¡cntcquedcclarcque
elgcbie¡ nc nc ten¡ a, ni tiene, ningun argumentc para rechazar |aprc-
puesta de la Ccccpa y nc cumplir ccn su palabra. La verdade¡a razcn.
nuncahubcintencicndelL|ecutivclederald:cumpl¡¡ lcsacue¡dcsyre-
sclve¡ elccnNictcpcrlav¡ apac¡¡ca, serevelc ccn nitidezyccntunden-
cia. Sclce|autc¡itarismc,laprepctenciay|acegue¡a,quescnintr¡ nseccs
alp¡esidencialismc,lleva¡cn|ac¡isisasupecrpuntc,esteque ahcrade-
lineasu¡ espuesta,sencreslegisladcres" . ,LZLN. Ca¡ taalaCcccpa,9de
ma¡zcde I997).
Lldi1lcgcent¡centcncesenunimpassedi¡cilde¡cmpe¡, ylasmc-
vilizacicnesnacicnales

�internacicnalesncsehiciercnespe¡a¡.Tal ccmc
lcsenalc elLZLN en unaca¡tadi¡igidaalcsCcmitesdeSclidaridad,el
incumplimientcgube¡namentaldelcs acuerdcssi¡vicparaalgcpcsitivc,
pueslas prctestas de|arcncla¡cquelasdemandasind¡ genaszapatistasnc
l50

- v J
eransclcdeChiapas,sincquerespcnd¡an alasaspi¡acicnesdetcdcslcs
pueblcs indicsdelpa¡ syreNejaban, ccnsusparticularidades espe·¡cas,
lcsanhelcsdelcs ind¡ genasdetcdc elccntinenteamericanc.Ademasde
¡ue, unavez m1s,lasmcvilizacicnesluercnespe|cdel respaldcinte¡na-
cicnalalacausaind¡ gena.
Llgcbiernc, pcrsupuestc, nce ntendiclcqueestabasucediendcy,
pcrenesimaccasicn,alasdemandasdelcspueblcsindics¡espcndicccn
v iclencia. D¡ as despu-ssellevc acabcunaincursicnpclicacaenlacc-
munidadzapatistadeSanled¡cNixtalucum,municipicSan|uandela
libe¡ tad.Llsaldc.cuat¡ccampesincszapatistasmuertcs,29heridcsy&0
lam¡liasexpulsadas.
Lnab¡il,elgcbie¡nclederalncmbrcunnuevc¡ep¡esentanteparalas
negcciacicnes. led¡c|caqu¡ nCcdwell,exse creta¡ icde1u¡ismcyexgc-
bernadc¡ deChiapas,ensustitucicndeMa¡ccAtcnic Bernal. Cambic
dencmbres,nadam1s.
Lcsmesessiguientessecaracteriza¡cnpc¡elincrementcdelami|i-
ta¡izacicndelestadc,accmpanadadelaviclenciaextremad-lcsgrupcs
pa¡ami! itares ccnt¡ alcszapatistasciviles. Lcs asesinatcs, las expulsicnes,
|aquemadepcbladcsentercs,ac¡cstcdcsccmetidcspcrlcspa¡amilita-
res auspiciadcspc¡ eleje¡citclede¡alyelgcbie¡ nclccal, mercn|accns-
tauemientrasenChiapasyentcdcelpa¡ s se¡ ealizabanlasdispendicsas
campa^as electc¡alesdel 997.
LlLZLNinaugu¡celsilencicccmca¡mayrespuesta.Alasp¡cvcca-
cicnesgubernamentalesselesrespcndicccnlaausenciaderuidc,ylrente
iestruendcscp¡ccescelectc¡a! lcszapatistas¡eaccicna¡cncallandc.
Lnesteccntextc,apenastresd¡ as antes delaseleccicneslederales,
el5 de| ulic, el LZLNanuncic su decisicndellama¡ alcs pueblcs¡e-
beldesanc pa¡ticiparenuncsccmicicscelebradcsenmedic delhcsti-
gamientcmilitu¡ ypa¡amilita¡ y,enesemismcdccumentc, explicarcn
su silencic. ¨Ln estcs d¡ as pasadcs ncsct¡cs callamcs. la¡a mi¡arncs
dent¡c, parasemb¡arncsde nuevc, param1sluerteshace¡ ncs,paraque
l 5/
¯

l

'

l
l
li•

'

'
¡ |
el corazon yIa palabra encontraran nuevos lugares para hacerse. Para es­
to son6 nuestro silencio".
En medio de unas elecciones en las que Ia izquierda parridaria tenia
posibilidades de rriunfo en Ia capital del pais, los zapatistas acusaron que
algunos grupos "progresistas" les pidieron callar y no estorbar. Les pidie­
ron, dijeron, "humildad a los humildes, silencio a los siempre mudos".
Entonces, una vez mas, explicaron su propuesta politica: "En coyun­
ruras elecrorales o fuera de elias, nuesrra posicion politica es y ha sido cla­
ra. No es partidaria pero tampoco es antipartido, no es electoral pero
tam poco es antielectoral. Es contra el sistema de partido de Estado, es con­
tra el presidencialismo, es por Ia democracia, Ia libertad, Ia justicia, es de
|
izquierda, es incluyente, es antineoliberal".

Apesar de las cdticas recibidas por parte de Ia clase politica. o pre­
cisamente por elias-por buscar construir Ia "otra" politica, el EZLN in­
sistio en Ia explicacion: La "otra" politica, sefalaron, "no busca ocupa el
espacio de Ia politica partidaria, nace de Ia crisis de esta y tiende
·
a ocupar
el espacio que no es cubierto por el quehacer partidista. La 'otra' polirica
busca organizarse para 'voltear' Ia logica de Ia politica partidaria, busca

' ·



- - 1
construir una nueva relacion de Ia Nacion con sus partes: ciudadanos que
rienen derecho a serlo de tiempo complero, diferenciados y espedfcos,
unidos por una historia y por lo que deviene esta hisroria. Esta nueva re­
lacion implica tanto al gobierno v los partidos politicos, como a los me­
dios de comunicacion, las iglesias, el ejercito, Ia iniciativa privada, las
policias, el Poder Judicial, el Congreso de Ia Union".
Su postura, mantenida durante estos cuatro afos (y durante los seis
que venddan), advenia que Ia politica es un asunto de elites y que demo­
cratizarla no significa ampliar esas elites o suplirlas por otras, sino "libe­
rar" Ia politica del secuestro en que Ia mantienen los politicos y "llevarla
hacia abajo", hacia quienes deben mandar y en quienes reside Ia sobera­
nia: los ciudadanos. El "mandar obedeciendo" zapatista, insistieron, im­
plica este "volteo" de Ia politica y es un proceso, no un decreta. Se trata,
explicaron en ese rurbulento 1 997, de "una revolucion que haga posible
Ia revolucion".
En ese mismo comunicado los rebeldes puntualizaron sus posturas
con respecto al presidencialismo, al ambito electoral, a Ia democracia, al
voto como posibilidad de rebeldia y al voto como legitimacion del auto­
ritarismo, entre orras.
Las elecciones federales se celebraron y el Partido Revolucionario
Insritucional perdi6 Ia mayoda absoluta en I a Camara de Diputados,

mientras que Cuauhtemoc Cardenas, del Partido de la Revolucion De­
mocr:tica, obtuvo el triunfo como jefe de gobierno de Ia Ciudad de
Mexico.
En medio de una "democracia" instalada por decreta y con las co­
munidades sitiadas vasediadas por el ejercito, el 27 de julio el EZLN, fie!
a su estrategia de abrir canales de comunicacion con Ia sociedad civil, sa­
ii6 por primera vez del pafs representado por un hombre y una mujer
bases de apoyo de Ia insurgencia, con destino al Estado Espafol, para
parricipar en el Segundo Encuentro Intercontinental por Ia Humanidad y
Contra el Neoliberalismo.
139
¯
· Î
,
· I

.¸··'
• . ·_,,.

� �


�¯


�·

, |
Unavezm4s,elLjerci¡c7apa¡is¡adeLiberaci·nNacicnaldecidicccn-
¡inuar cons ucaminar-pregunandc. Llcbje¡ivcya ncerasclcencc¡rarse
ccnlas ociedadcivilen¡ erri¡cric rebelde,sinc rcmper-|cerccmili¡ar¸
alcanzar la ciudadde Mexicc. lasada |a ccyun¡ura elec¡cral�anunciarcnla
marchademill l l bases deapcycccndes¡inca|aciudaddeMexico.
Ll&desep¡ iembrepar¡iercndeles¡adcdeChiapaslcsm4sdemilde-
legadcsrebeldes . Se¡ ra¡cde unamcvilizacicnmasiva ccnvarics obje¡ ivcs:
a) movilizaralascciedad civil nacicnal e inernacicnal en un momen¡c
pcs¡elec¡oral enel que, debidc a| i riunlc en lacapi¡�l del perredis¡a
Cuauh¡emcc C4rdenas, el gcbiernc lederal dic¡aba pordecre¡o que las
condiciones demccr4¡icas delpais es¡abandadasparalainccrporacicndel
LZLNalavidains¡i¡ ucional.b)explicaralc largcde|amarchalascausas
desualzamieno,lascctdicicnes demili¡ arizacicnyparamili¡ arizacicn ¸
suprccesodeau¡cncmla.c)dilundirlcsAcuerdos deSanAudres,prc¡es-
¡ arporsuincumplimien¡ cyreccgeradhesicnes paralaaprcbacicndela
inicia¡ ivade leyscbre Derechcs yCul¡uralndigenaelabcradaporla Cc·
ccpa, enelcon¡ex¡cdeunnuevc Ccngresc.d) rcmperel cercc mili¡ar ¸
paramili¡ar¡ endidcscbrelasccmunidadesenres¡s¡encia.e)es¡ ablecerccn-
¡ac¡cs direc¡cs ccnlascciedadcivil,ccncrganizacicnes pcll¡ icas herade
lcs par¡ idcs,ccnONC`s , ccncrganis mcs ecles iales de base. ccnuniversi-
¡arics,con¡ rabajadcres ycampesincs el ndigenas de¡ cdcel pals .lex¡li-
carsuluchayccnccerlas delcs dem4s.g) caminarypregunar. . . .
Lbases deapcyozapa¡ is¡assalierondeChiapas el&desep¡ iembre
enmedicdeunac¡ cmul¡ i¡udinaricdedespedida,yas upascporOaxa-
ca,lueblayMcrelcslueronsembrandcs upalabrayccsec¡andcadhesic-
nes as ucausa. lndlgenas y nc indig·nas enccn¡ rarcn en |a marcha un
espacic de mcvilizacicnypro¡ es¡a,ncsclopor lalal¡ade cumplimien¡c
delcsAcuerdcsdeSanAndres, sincporlcs innumerables agravics queel
necliberalismcvadejandoas upasc.
Ll recibimiencdelos capi¡ alinos ,el l2des ep¡ iembre) lue mul¡i-
¡ udinaricyen¡ usias¡a. Ln la ciudaddeMexicc, lcs delegadcs zapa¡ is¡as
l40
| ' '
º º 1
ar¡iciparcn en el Ccngresc de Iundacicn del Irene
,pa¡ is¡a de Liberacicn Nacional, dcnde explicarcn
lcs mc¡ivcs pcrlcs quenc pcdrlanadherirse, enescs
mcmen¡cs a| recienccns¡ i¡uidoIren¡ e.Lls ubcoman-
dan¡eMarccsenvicunsaludcys enalcquemienras el
` '
gcbierncnccumplierasupalabraenelprccesodenegcciacicn,lcszapa-
¡is¡as ncpcdrianserpar¡ edeunaluerzapoll¡icacivil.
LllreneZapa¡ is¡adeLiberacicnNacio

¹
al nacic,asl,comounacr-
ganizacicnhermanadelL7LN.
Lnsu mensaje, elL7LN aclarc. ¨lero no sclc hayzapa¡is¡as en el
L7LN.Ncsclchayzapa¡is¡ asarmadcs yclandes¡incs . Hay¡ ambienza-
¡a¡is¡as civiles ypachccs. Hay¡ ambienzapa¡is¡as en el IZLNyeno¡ras
¡ar¡es. . . lerc¡ampcccpcdemcsseguirde¡ eniendclcs nipidiendcles que
ncsesperen,quencavancen, quenu crezcan, quencse hagangrandes,
¡ue ncse crganicen¡as¡aquehayapazj us¡ay dignayel LZLN pueda
ccmpar¡irccnus¡edes presen¡eylu¡urc'.
Lcsmil l l l zapa¡ is¡as par¡iciparcn¡ambienenlaSegundaAsam-
alea del Ccngres cNacicnallndlgena, dcnderepresen¡an¡es de casi¡o-
dcs lcs pueblcs indlgenas del pals, relrendaron su ccmpromisc de
lvchar pcrel cumplimien¡ cdelosAcuerdos deSanAndres , queccn-
¡emplanelreccnccimien¡ cdesuau¡cncmla,en¡ rec¡ rcs aspec¡csdes us
derec¡cs ysu cul¡ ura.
Las bases deapoyoregresaronasus comunidades ncsinan¡esdejar
clarasupcs¡ uralren¡ealasagresionesmili¡ ares .¨Seguiremoshaciendc¡ o-
dclcposiblepcrqueseanes¡as accicnescivilesypachcasynolaguerra,
las quecons¡ ruyan la paz para los mexicanos", dijercnensudiscurscde
despedidadelaciudaddeMexico,el l7desep¡iembre.
Duran¡elcs mesessiguien¡es losgcbiernos lederalyes¡a¡alrespcn-
aieronalagranmcvilizacicnccnelincremen¡ odelaguerras uciaccn¡ra
lcs indlgenas rebeldes . Ll 4 dencviembre, el obispc Samuel luiz ysu
ccadju¡ orlaul \erasulriercnuna¡en¡adcene| municipicde1ila, ccn
l 4l
!

|!!
'
|
l
¦
l
'
un saldo de varias personas heridas, por parte del grupo paramilitar Paz y
Justicia. Dos dias despues, en San Cristobal de las Casas, Maria de Ia Luz
Ruiz Garda, hermana del obispo Samuel Ruiz Garda, sufrio un atentado.
"Los recientes atentados tienen el objetivo de hacer llegar a! EZLN
un mensaje clara: Ni mediacion, ni diilogo, ni paz", sefialaron los zapa­
tistas en un comunicado tres dias mas tarde.
Vinieron entonces semanas de extrema violencia por pane de los
grupos paramilitares. Mi l es de indigenas sufrieron sus agresiones en el
municipio de Chenalho, en los Altos de Chiapas. El im¡:sscdel dialogo
genero una situacion peligrosa y una violencia auspiciada por el gobierno
y su ejercito. Con Ia proteccion de polidas y soldados, los paramilitares
recluran por Ia fuerza, cobran impuestos y queman casas de indigenas
opositores al gobierno local y federal. Ante este panorama, miles de indi­
genas huyeron de Ia violencia y se refugiaron en Ia comunidad zapatista
de Polho, donde sobreviven atn hoy en condiciones infrahumanas.
Junto con las agresiones vinieron las protestas. El 29de noviembre
las bases de apoyo zapatistas de las zonas Altos, Norte, Selva, Sierra,
Frontera y Costa, marcharon pacfficamente en San Cristobal de las Ca­
sas y unieron sus protestas a Ia marcha que, simultaneamente, miles de
personas realizaron del
A
ngel de Ia lndependencia al Zocalo capitalino.
"Contra la violencia y Ia impunidad", fue Ia principal consigna de Ia )L¯
vilizacion.
Durante los primeros
.
dias de diciembre, continuaron los desplaza­
mientos de miles de indigenas rebeldes en los Altos de Chiapas. La situa­
cion se torno crftica y asi lo denuncio el EZLN el l 2del mismo mes:
"Mas de 0mil desplazados de guerra son el resulcado de los ataques de
las bandas paramilitares y Ia polida del estado, dirigidas ambas por el go­
bierno esratal, con el beneplacito del gobierno federal. Tan solo en Ia co­
munidad de Xcumumal se encuentran refugiados mas de 3 mil ´00
indigenas. Esran completamente aislados, pues permanecen sitiados por
las guardias blancas y policias de seguridad publica del estado".
l42
|
v - J
"Los zapatistas de Chenalho viven a Ia intemperie y sufren, ademas
de Ia falta de vivienda, vesrido y alimentacion, enfermedades que alcan­
zan ya el rango de epidemias", denuncio el grupo rebelde.
De esta manera, mientras el gobierno estatal fingia un dialogo para
el retorno de desplazados, el priismo chiapaneco se dedico a! saqueo y des­
truccion de las pertenencias de los_ expulsados de sus comunidades. Cafe,
ganado, ropa y utensilios domesticos se repanieron entre los paramilitares
agresores.
Vi nieron entonces los reportajes en prensa y television sabre la dra­
matica situacion en que se encontraban sobreviviendo miles de indigenas
del municipio de Chenalho. Un reportaje para Ia television hecho por el
periodista Ricardo Rocha, entre otros destacados en Ia prensa escrita,
143
¯

l1'

²
|•


'

'1
ì'

|-

 
 


¯`
v
·

¸| ! ' !
mcs(rc a|asoc iedad¨unpeque¤c bctcn de|agiganescamues(, adein
¸
tc¡eranciaycrimenccnlcsqueellartidckevclucicnariclrs(itucicnal
_
lcsgcbiern
¸slederalyestatalpretendendcblegar|arebeld¡ azapatista¨
.

Lnest
¡ccntextcdesumagravedad,|aCcccpasecicsutiempc.ln.

lcrmoquequrantelasegundasemanadeenercsusinegranesviaj ar¡ana
Chiapas, estzdcenelque, reccncciercn,lasituacicnerapecrqueenlcs
primercsdl\:del levantamientc,pueseste,dij ercn¨ncprcdujcelnu
_
e
¸
rc demuer¡osquehaya¡cra".
lcrsu
parte, laCcmisicnNacicna¡ delntermediacicn, ¡a Ccnai,y
e¡ CentrcdyDerechcsHumancsFrayBartclcmedelasCasasadvirtiercn
quelas negcciacicnespresentabanunaseriededihcultadesdebidc¨alen-
trecruzamie
ytcdeinteresesestatalesyunaestrategiaccntrainsurgente¨ .Ll
mismcdladc estaadvertenciaun grupc de ´0indlgenaspriistas realiza-
rcndisparcs
ymantuviercn un reten en la zcnadeCh¡ mix. Lcs pri¡stas
armadcs,pa)a¤ilitares)patrullarcntcdceldia¡ ascarreterasqueccmuni
canlcspcb!ãdcsdeActealyLaLsperanza.
Lsteer
¡elpancramacuandcseprcduj c,e¡22dediciembre,unade
¡ asmatanza
¸m1satrccesyanunciadasqueserecuerdenenelpa¡s. Ln|a
ccmunidad
.3eActeal,ubicadaenelmunicipicdeChetalhó,enLcsAl-
tcs de Chia窷·4´indigenas,|amaycriani¤usymujeres per¡enecientes
algrupcciv
]|¨LasAbejas¨ ,luercnmasacradcsccnarma·deluegcyama-
chetazcspc
yp0hcmbresarmadcsdeunabandaparamilitarintegradapcr
ind¡ genasgrÌÍ\l1°ydellrentecardenista,lFCIN) . Lnt¡ ata¡ueresulta-
rcnheridas
µt:as2´perscnas,varicsde ellcsni¤cs.La balaceradurcm1s
deseishcra
¸y, mientras,decenasdepclicasdeSeguri.adlublicaperma-

neciercna
200 metrcsdedcndeccurr¡+|amatanza,es·uchandclcsdis-
parcsylcsgritcssin intervenir.
Lnlcs
q;sessiguientesluercnccnsignadas l 2´ pe:scnas,incluyen-
dc al alcal
_¸p: ilstayvaricsjeles pcliciaccs, perc nc sedesliudarcn res-
pcnsabilida¢ts a luncicnarics de maycr pesc. A cas¡ siete ancs de
ccurridc,el cr imendeActea¡ permaneceimpune.
l44
l
º º 1
LlL7LN,espcnsabi!izcdirectamenteaLrnestc
lcncedeLecnyasusecretaricdeCcberna-
Lmilic Cluayllet,guieres dcs a¤cs antes ha-
a lanaprcbadc la estrategia de ccntrainsurgenciadel

ej ercitc
lederal. Asl, quedc en evidencia que el gc-
a ierncledera¡ dise¤cunaestrategiaparaleladedi1lc-
simuladc, sin ninguna intencicn de cumplir lc
accrdadc,sincccn elhn dedartiempcalaprepara-

cicndelcsescuadrcnesde|amuerte.
ÍmatanzadeActealprcvccccientcsdemcviliza-
cicnesdeprctestaenMexiccyen tcdc elmundc.Des-

¡uesdelainsurreccicndelprimercdeenercde l994,esteueelmcmeuc

enquemaycrdih:sicntuvcelestadcdeChiapas. Lldescreditcy|adesa-
¡rcbacicninternacicnalcayercnscbre7edillc,qu¡ en,lejcsdesersensiblea
lc ccurridc, ccntinuc incremenandc el hcstigamientc y prcvccandc el
excdc dede·enas demilesde ind¡ genas. L¡ 20dediciembrel¡egarcnm1s
dedcs mil scldadcsaChenallc.
Lstavezelrepudicinternacicnalncsc¡ch:ede¡csgrupcssimpatizan-
ttsalmcvimieuc,sincque incluycalgcbierncdeLstadcs Unidcs,alpri-
merministrc de Francia, Licnel|cspin,al lapa|uan lablc ll,a|a Unicn
Furcpea, alsecretaric delaOrganizacicndelas NacicnesUnidas,acente-
aasdeperscnalidadesdelacultura, elpericdismcy|apcl¡ ticadelLstadc
Fspa¤cl,Francia,ltalia,Urugua,,Brasil,LstadcsUnidcs.entrectrcs.
Llancterminc, una ·ezmás,ccn H aumentcdeelectivcsmilitares
en|azcna. Llpretextc. |a ccnmemcracicn del cuartc aniversaric del le-
vantamientc¡ue,segunelej ercitcledera¡ ,aprcvechar¡ an¡ cszapatistaspa-
rat cmarcabecerasmunicipales. Ívigilanciamilitarserelcrzc entcnces
ev lcs municipics de Las Margaritas, Ccmit1n, Occsingc, Altamiranc,
Clilcn, Cital1, Oxchuc, lalengue, Tila, Sabanilla, Tumbal1, Saltc de
Agua,Simcjcve¡,Huitiup1n,|ctctcl,LlBcs¡ueySanCristcbaldelasCa-
sas. Sinembargc,paravariar, lcs zapatistasncdej arcndebailar.. .
l4´
¯

l 1'
'
`

'

·
¦ t |

|

Incremento de la violencia militar,
paramilitar ypolidaca. El silencio zapatista como
respuesta. La movilizacion nacional
e internacional. La convocatoria a la
Consulta por el Reconocimiento
de los Derechos ¡la Cultura Ind!genas
ypor el Fin de Ia Guerra de Exterminio
¢5U ro inici6 con laoontinu"i6n de Ìexuem' violenci' que ca­
racterizo el afio anterior. Durante los primeros dias del afo, aun con el
lura y l dolor provocado por Ia atroz matanza de 45 tzotziles en Acreal,
las comunidades indigenas rebeldes recibieron nuevas golpes militares,
paramilitares y polidacos.
La respuesta gubernamental a Ia masacre fue el envio de miles de
soldados a las comunidades. Desde las primeras horas de 1 998, se inicio
Ia persecucion de miembros y simpatizantes del EZLN, con el fin de pro­
vocar choques armadas, desmantelar los municipios autonomos y golpear
a las bases de apoyo de Ia insurgencia.
El primero de enero el ejercito ataco Ia comunidad tzeltal de Yalr­
chilpic, en el municipio de Altamirano, donde destruyo y robo perte­
nencias de los indigenas del poblado, bajo Ia justifcacion de que ahi se
encontraba un supuesto arsenal insurgente. Ese mismo dia, los
pobladores rzeltales de San Caralampio, en el municipio de Ocosingo,
1 47
¯

��

 

�I

' '

': '
'

¸

¹
'
reci¡iercnlas agres |cues delas ¡ rcpas lederales ,las cuales deuv|ercnal
res pcnsa¡le lccal del LZLN en ese ejidc, acus adc de¡ enerunapis¡cla
que nuucaenccn¡ rarcn.
Aden»s ,el3 deenerc,unagrupanien¡cde¡ rcpasdelejerci:clede-
r+lnan¡ uvcs¡¡¡adalaccnun¡dad¡cjcla¡alde La ke+l¡ dadpcrespacicde
l7hcrasccn¡ inuas . Duran¡ eelcpera¡¡ vcelejerc¡¡ clus¡¡gca¡nd¡genasdel
pc¡ladc, in¡errcg»ndclcs ÷cnacc¡ cnes hs¡ cas y anenazas÷sc¡re H
paradercde JaCcnandanciaCeneralzapa¡¡·¡a.S¡nul¡»neanen¡e,lcsscl-
dadcs del ejerci¡ c tcnarcn pcr asa¡¡cJa ccnun¡dad¡ zel¡al de Mcrel¡ a,
nunic¡pic deAl¡ an¡ ranc, dcndeca¡ earcn cas as y+nenazarcnalcs pc-
¡ladcres .Hcras n»s¡arde,cua¡ rcperscnas dees¡ eejidc hercnde¡ enid+s
y¡cr¡ uradas enelcanincquevaalaca¡eceranun¡ c¡pal.
Ll´deenerc,laccnun¡ dad¨ l 0 deA¡r¡l",¡an¡ienenelnunicip¡c
deA!¡an¡ ranc, hes¡ tiadapcrelejerc¡¡clederaly, esenisncdla,n¡ en-
¡ ras el gc¡¡erncnega¡ala clens¡va,¡ rcpas de asal¡c in¡en¡ arcn¡cnarel
pc¡ladc¡zc¡z¡l de Ildana, en el nun¡ c¡ p¡ c autcncnc SanAndres Sa-
canch`endelcs lc¡res.
Ccncccnsecuenciade la¡ ndignac¡cnnac¡ cnale¡ n¡ ernacicnalpcr
Ja nasacre deAc¡ ealluedes¡¡¡ u¡ dcelsecre¡ ar¡ cdeCc¡ernaciun,Ln¡l¡ c
Chuayf e¡¡, yelc»tgclueccupadcpcrlranc¡sccLa¡as¡¡daOchca.Llgc-
¡ernadcrin¡ er¡ ncdeChiapas ,| ul¡ cCesarku¡zl errc,renuncicy enO\ | u-
garZedillcdes¡gncakc¡er¡cAl¡cres Cu¡llen.Can¡ics dencn¡res perc
n¡ ngun c.n¡ic de es¡ ra¡ egiay, al ccn¡ rar¡c, el gc¡¡e:nc increnen¡c el
hcs¡¡ganien¡calas ccnun¡ dades indigenas.
S¡ nul¡»neanen¡ealas incurs¡cnesn¡ l¡¡ares ,Zed¡llcpresen¡calCcn-
grescdeJaUn¡cnuna¡n¡cia¡ivadeleysc¡reDerechcsyCul¡ uralndigena
que, c¡vianen¡ e, desccncc¡ clcs principales pun¡ cs deJaprcpues¡adeJa
CcccpaydelcsAcuerdcs deSanAndres.
Ll l 2deenerc, las ¡ases deapcyc zapa¡¡s¡as yJascciedadc¡vil en
Chiapas ,el D¡s¡ri¡ clederalyc¡ ras par¡es delpais , narcharcnenprc¡es-
¡apcr Javiclenc¡ agu¡ernanen¡ al.Las¡ases deapcycquesencv¡l¡zarcn
l4&
v v O
pcrJapazhercnreprinidas eulaca¡eceranunicipa! deOccs¡ngc,dcn-
dehercna¡ acadaspcrlapclic¡ adeSeguridadlu¡l¡ cadeles¡ adc,qu¡enes
d¡ercnnuer¡ eaCuadalupeMendezlcpez, oujerzapa¡¡s¡adelaccnu-
aidadde�aCarrucha.
Lanuer¡ eyJarepresicndiercnp¡ eaunacar¡ ad¡ r¡g¡ daalaCcn¡-
s¡caNac¡cnaldeln¡erned¡acicn, enJaqueelLZLNreccrdol+sre¡¡era-
d+s nues¡ras des uccnprcnisc ccn unapazjus¡ayd¡gnaalclargcde
cua¡rcancs,j us¡cdesdeel l2deenercde l994.Ljenplcsdees¡ai n¡ c¡ a-
¡¡v+spachcas ,reccrdarcn,hercneldi»lcgcdeCa¡edraly JaCcnvenc¡cn
Nac¡cnalDenccr»¡icaen l 994,eld¡»lcgcdeSanAndres yJaCcnsul¡a
Nacicn+leln¡ernacicnalpcrJalazen l 99´:Jaccnvcca¡criaaJalcrna-
c¡ cndell ZLN,lacele¡rac¡cndellcrcNac¡cnalIndigena, Jahrnadelcs
pr¡nercs acuerdcs ccn elgc¡iernc lederal ,ques¡guens¡ncunpl¡rse),el
Lncuen¡rc Ccn¡¡ nen¡al,ellcrcNac¡ cnalparaJakelcrnadelLs¡ adc,el
Lncuen¡ rc ln¡erccn¡inen¡al pcrJaHunan¡dadyccn¡rael Necl¡¡er+l¡s-
nc,las reun¡ cnes¡ ripar¡¡¡+s Ccccpa-LZLN-Ccna¡ en l 990,yl an+rcha
/
/
.
¸
·
� �
¯


l 49


·l
` .

 

\

� �

'

"|
¯

.
:
'··
'

' • ·
l
'
'

|
'
' ¦ '
de lcs l , l l l ¡ases de apcyc al Distritc l ederal
l 997. ,CartadelLZLN. l4 deenercde l 99&).
La respuesta gu¡ernanental a las in¡ c¡ at¡vas
ncv¡ lizacicnespacllìcaslueelincunplinientcde
pr¡ nercsacuerdcs hrnadcs, |aactivac¡ cnde
paran¡litares,elases¡ natcdelasbasesdeapcyc,|ape

secuc¡cnde Jadireccicnre¡elde,y|a saturac¡cndemi-
litares en tcdc el territcric chiapanecc. L|enplc del recrudec¡ n¡eatc
n¡l¡tarhe, enescsdias, elpernanentehcst¡gan¡entca Jaccnun¡dadde
Lakealidad,dcndeelejerc¡tclederaldc¡lcel nunercdevehiculcsart¡lla·
dcs,den¡litaresy dereccrr¡ dcs.Cuatrcvecespcrdía,hasta5& un¡dades
-
nctcr¡zadaspatrullarcn Jaccnun¡dadindlgenatcjclabal.Av¡cnesn¡lita·
resrealizarcnvuelcsd¡urncsynccturncsadilerenteshcrasy, dedía,sc¡re
laschczasindigenasejecutarcnnan¡ c¡ras¨depicada`` ,usadas enccnbate
aerecparael+netrallan¡entcy¡cn¡ardecdepcs¡c¡cneshjas).
Lascciedadcivilnacicnal einternacicnal, aJa que tantc apelael
LZLN,ncdejcdeprctestarni unsclcncnentc.Del22ded¡ c¡ en¡rede
l 997,diadeJanasacre de Acteal) al l 5de enerc de l 99&,undíades-
pues delasesinatcdeCuadalupeMendez,¡asedeapcyc zapatista),hu¡c
ncvilizac¡cnesen l 50c¡ udadesde 27 paisesdelcs ´ ccnt¡ nentes. Lnes-
pecial,el l 2deenercdeesteañc, decenasdeactcsdedilerentestanrcs
se real¡zarcnenMex¡ccyendilerentes partes del nundc, tcdcs ccn un
n¡sncreclanc.altcaJaguerradeextern¡n¡ c,cast¡gcalcs respcnsa¡les
de |anatanzadeActeal,ycunplin¡entcde lcsAcuerdcsde SanAndres.
Denaneraparalelaa|arepres¡ cn, elncv¡n¡entcprc zapatista en
Mexicc y en el nundc seincrenentc. La respuesta de |a scciedadc¡vil
lue del tanancde las agres¡cnesy, aden1sdenarcharygritarsusprc-
testas, seluercncrganizandcnuevas naneras dencv¡lizac¡cn,s¡ ncabe-
zas ni dir¡gentes, s¡ n prctagcnistas, sin que nad¡ e dijera que y ccnc.
l lcrec¡ ercnentcnceslcs¡ailes,cantcs, pcesías, narchas, pintas,gr¡ tcsy
nucha¡ndignacicn,dentrcdeunespectrcculturalysccialcadavezn1s
l ´0
P
2!µi¡o
º º

'
U
y ¡lural. ind|genas, nuj eres,j cvenes, anasde casa, estudiantes,

, lcncsexuales, sindicatcs, canpesincs, c¡rercs, ccnites de
cl¡daridad, intelectuales, art¡stas, sin papeles, etcetera, gente ccnysin
� cn¡re ¨Centedeesaquedice. ¸:aBasta!yescr¡¡e|ahistcr¡ aquevale

cuenta.Centequencsha¡la,gentea|aqueescuchancs, gentea|aque
+hcra le escri¡incs. Cente ccnc ustedes, ccnc ncsctrcs" . ,Carta del

FZLN.20deenercde I 99&) .
Lnescsnisncsdlascanb¡c,unavezma,elCcn¡s¡cnadcgu¡erna-
mentalpara|alazenChiapas.Ll lugarccupadcpcrungr¡syned¡ccre
Fedrc|caqu¡nCcldwell,luellenadcpcrctrcdecaracteristicassinilares.
Fnil¡ c ka¡asa, quien entrc ccn elcargcdecccrdinadcrde un di1lcgc
¡nex¡ stente,¡a|c las crdenesdel tan¡ienrec¡enncn¡radc Secretaricde
Cc¡ernac¡ cn,lranc¡sccLa¡ast¡daOchca.
Laestrategiagu¡ernanenalccnsist¡cen,ccnunananc,gclpeara
la ccnunidades indigenasy, ccn|actra,clrecerdecaraalcs nedicsde
ccnunicacicnel rein¡cic del di1lcgc. La¡a t¡daOchcaenv¡ calcszapa-
tistas Ja¨clerta'de¨revis¡cndelaspcsic¡cnesdelejercitcacanb¡c dere-
negcciareltenaindigena',lcquehecal¡hcadcpcr |ainsurgenciaccnc
unnuevcengañcparaccnhndira|acpin¡cnpu¡l¡ca. ¯Asíqueelgc¡ier-
ncaunenta|apresenc¡ anilitary Japersecucicnparanegcciarquevuel-
va asu n¡vel anter¡ cra can¡ic dequeelLZLN denarchaatr1s en su
aenandadecunplin¡entcdelcsAcuerdcsdeSanAndres, gclpeaalcs
manic¡picsautcncncsyclrecerenunic¡ pal¡zaracan¡icde`quitarlessu
esenc¡ aindlgena,prcpcnequelcsccnandantesdelCCkl-CCdelLZLN
reci¡andirectanenteeldinercdelgc¡ierncparaadninistrarlc, yclrece
`clvidar`Jare¡elicnquesacudicMexiccyleanargc a lcdersucenade
|nde siglcynilenic" .
¯S¡entateccnnisccndicicnesctenatc',heccncleyercnlcszapa-
tist+slcsnensa|esyprcpuestasgu¡ernanentales.Setrataba,advirtiercn,de
çuelasanena:asdeaniquilacicnhic¡eranpreler¡¡le,enlacpinicnpu¡lica,
|arenegcciacicn.¨:detr1sde|arenegcciacicnqueelgc¡ierncpretendiadel
l ´ l
¯
• ! l
'


`! i

|

,
·

|
¦

tema indigena, estaba -denunciaron-Ia negacion de San Andres, Ia ne- ;
gacion de 'otra politica', de Ia polftica que se extendio y profndizo cuando
.
Ia mesa de San Adres dejo su imagen de arena de pugilaro y se convirri6
en ancha y profunda mesa de encuentro y nacimiento . . .
Apenas era el segundo mes del afio de l 99&y ya se hablaba de Ia su- ,
cesion presidencial del afo ?000. El gobierno federal, en el entretanto,
trataba de obtener vemajas antes del proceso electoral. Su apuesta consis­
tfa en tratar de "deschiapanizar" Ia agenda nacional, obtener un respiro •
para recomponer su imagen internacional ypara aliviar el desgaste de los
militares. Pero para esto necesitaba, con o sin el aval del legislativo, el des­
conocimiento de la ley para el diaJogo del l l de marzo de l 99´, Ia reac- .
tivacion de las ordenes de aprehension y el consiguiente reinicio de Ia -
persecucion.
En este contexto, antes de sumergirse, por segunda ocasion, en un es­
truendoso y estrategico silencio, el EZLN anuncio su decision de seguir
resistiendo y mantenerse firme en Ia lucha por el reconocimiento de los de­
rechos de los pueblos indios. Los zapatistas se comprometieron a seguir "tra­
tando de enconrrar el o los caminos para tender de nuevo los puentes de
dialogo con Ìa sociedad civil nacional e interacional y las organizaciones
politicas y sociales de Mexico". (Ensayo del EZLN. 27de febrero de l 99&) .
A Ia sociedad civil le pidio continuar por el camino trazado: seguir
en Ia construccion de una mesa de dialogo "donde nos sentemos los to­
dos que somos, una mesa muy otra, ancha y profunda como Ia que us­
tedes y nosorros construimos en San Andres hace 2 afos, una mesa que
tenga el ayer como fundamento, el presente como cubierta y el futuro
como ali mento, una mesa que dure mucho y no se rom­
pa, una mesa hecha de piedras, de muchas pi edritas, es
decir, de muchas resistencias (que es Ia forma en que Ia
esperanza se viste cuando l os tiempos son ad versos) . . .
Mientras tanto, los gobieros federal y estatal
continuaron con una campafia abierta en contra de los
l ´2
municipios aut6nomos. El &de abril un impresionanre operativo policia­
co y militar detuvo a lideres indigenas evangelicos en Ia colonia La Hor­
miga, en San Cristobal de las Casas. Tres dias despues, en Taniperla, sede
del municipio autonomo Ricardo Flores Magan,