codice

DE CUAUHTEMOC

CODICE DE C UA U HTEMOC
Biografía
Por Dolores Roldán

EDITORIAL O R IO N
MEXICO

1980
íV

v:

D erechos reservados conform e a la ley.
C o p y rig h t © by the A u to r

PRIM ERA EDICION

Tipografía: Gráfix, S.C. R ío Pánuco 18-B M éxico 5, D.F.

ED ITO RIA L ORION. Sierra Mojada No. 325, México 10, D. F.

Impreso y hecho en México Printed mademade in Mexico

GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS

ICHCATEOPAN MOTOLINIA JOSE FRANCISCO JOSE AMADO FLORENTINO JUAREZ SALVADOR RODRIGUEZ JUAREZ EULALIA GUZMAN GOBIERNO DEL ESTADO DE GUERRERO ALFONSO QUIROZ CUARON

A MI MADRE INDIA. AL VIEJO (MI COMPAÑERO).

“ AQUI ESTAN LAS PALABRAS-RECUERDO QUE REPITEN LO QUE SE SABE QUE SUCEDIO EN LA ANTIGÜEDAD” . ( “ IN NICAN CA TLAMACHILLIZTLATOLZAZANILLI YE HUECAUH MOCHIUH” ).

PROLOGO

FRAY BERNARDINO DE SAHAGUN:
Mis dedos están rígidos p o r la edad, ya no puedo escribir. . . La hum anidad ignorará siem pre lo que ha sido este pueblo. N uestra civilización le ha asesta­ do un golpe tan rudo que no se podrá levantar y puede ser que jam ás se sepa qué gran cultura intelectual h ab ía alcanzado. Aprovechará m ucho conocer el quilate de esta gente m exicana, el cual aún no se ha conocido, porque vino sobre ellos aquella m aldición que Jere­ m ías de parte de Dios fulm inó contra Judea y Jerusalén, diciendo, en el Cap. 5o: yo haré que venga sobre vosotros, yo traeré contra vosotros una gente m uy de lejos, gente m uy robusta y esforzada, gente m uy antigua y diestra en el pelear, gente cuyo lenguaje no entenderéis ni jam ás oísteis su m anera de hablar; to d a gente fuerte y anim osa, codiciosísim a de m atar. Esta gente os destruirá a vosotros y vuestras m ujeres e hijos, y todo cuanto poseéis, y des­ truirá todos vuestros pueblos y edificios. Esto a la letra ha acontecido a estos indios con los españoles: fueron tan atropellados y destruidos ellos y todas sus cosas, que ninguna apariencia les quedó de lo que eran antes. Así están tenidos p o r bárbaros y por gente de bajísim o quilate, com o según verdad, en las cosas de policía echan el pie delante a m uchas otras naciones que tienen gran presunción de políticos, sacando fuera algunas tiranías que su m anera de regir contenía.

al m enos en las cosas de gobierno y policía. Porque si en los ritos e idolatrías m ostraron ceguedad y engaño diabólico. para que las antiguas alabanzas durasen para siem pre. m ovidos p o r la golosina de la fertilidad y riqueza. . y de la orden en la gobernación. Pero puede vuestra m ajestad ser cierto que si alguna falta en m i relación hubiere. M OTOLÍNIA: O ído he yo p o r mis oídos a algunas personas decir que sus veinte años o más de letras no las quieren em plear con gente tan bestial: en lo cual me parece que no aciertan. con sus claros y delicados ingenios. sujección y reverencia. que los deberían regalar com o a gusanos de seda. H ERNA N CORTES: Porque para dar cuenta. porque a mi parecer no se pueden las letras m ejor em plear que en am ostrar al que no lo sabe el cam ino p o r donde se tiene de salvar y conocer a Dios. C uanto más obligados serán a estos pobres indios. y de los rito s y costum bres que esta gente tiene. para que las gentes advenedizas y extrañas. sería m enester m ucho tiem po y ser m uchos relatores y m uy expertos. no halla quien los sobrepuja y en quererse señalar en to d o para que su m em oria durase para siem pre. que será antes p o r co rto que por largo. grandeza y autoridad. del señorío y servicios de este M utezum a. de diversas naciones y regiones. m uy poderoso señor. ánim o y fuerzas. adornán­ dolas con herm osura de razones. com o a ella acuden. a vuestra real excelencia. de la grandeza. huelguen de saberla leer y pierdan la m ala y falsa opinión con que condenaban la barbaridad que a estas gentes atribuían. pues de su sudor y trabajo se visten y enriquecen a los que p o r ventura vienen sin capas de España.12 FRAY DIEGO DURAN: Esta dichosa patria ha procreado hijos que con m ás suficiencia la pudieran haber resucitado y dado vida. extrañas maravillosas cosas de esta gran ciudad de T em ixtitan. con perp etu a m em oria.

. sabían al escuchar las extrañas palabras que los más fuertes hab ían em pezado a despojarlos. aplastados por lo desconocido. cuando los españoles llegaban a un lugar. Los indígenas am edrentados p o r las armas. LOURETTE SEJOURNE: El aniquilam iento de la gran civilización de la Am érica antigua. debían leer a los indígenas un docum ento redactado en latín . Para esos seres hum anos el fin de la vida era rebasar los lím ites de la realización individual para par­ ticipar en la transfiguración de la naturaleza en su totalidad. JORGE GURRIA LACROÍX: Según estaba prescrito. constituye en el siglo XVI un fenóm eno sin paralelo en la historia de la hum anidad. SUBDIRECTOR DEL MUSEO DEL HOMBRE. DE PARIS: Los indios precolom binos m erecen el nom bre de benefactores del género hum ano en el cam po de lo que se puede llam ar alta cultura.13 JACQUES SOUSTELLE. que recibía el nom bre de R equerim iento. una ejem plar cultura m ilenaria brutalm ente decapitada.

com isionada por el I. p o r parte de cada uno de los veintisiete doctorados que avocó el MEDICO FO REN SE. ubicándolo. se glosa la biografía con apoyo en los docum entos y la tradición que hizo públicos el Dr. y el Códice de Tlapa. y los docum entos. JO SE ALVAREZ AMEZQUITA. de Alvarez C him alpopoca. se reanim a C uauhtém oc en todas las etapas de su existencia. LUIS ALVAREZ CHIMALPOPOCA Y SEÑORA SARA ALVAREZ CHIMALPOPOCA DE PALACIOS. solam ente cono­ cida en nuestra historia su epopéyica defensa de M éxico. inteligencia. En la p au ta integrada p o r la historia. desde que nace. C om pleta la biografía de C uauhtém oc. en Ichcateopan.A . en la Casa del A lfeñique en Puebla. desinteresadam ente. firm an las pruebas y los dictám enes de restos óseos. Gro. reconocidos en centros científicos nacionales y extranjeros. últim o T latoani de T enochtitlan. ALFON SO QUIROZ CUARON.H . naturalm ente. y tum ba de los restos m ortales del HEROE. realizado p o r la MAESTRA. La selección de los veintiocho doctorados. los docum entos conservados p o r sus últim os descendientes en este siglo: DR.N . experiencia. Apoya la tradición de Ichcateopan el Códice llam ado LIENZO TLAPA No. 2..RADICAL De CUAUHTEMOC. ANTROPOLOGA Y ARQUEOLOGA EU LALIA GUZMAN BARRON. gran civismo y. DR. base para el descubrim iento de la fosa del HEROE. de AZTACTEPEC Y CITLALTEPEC. objetos y docum entos que autentican a la citada com arca com o lugar del nacim iento. SAL­ VADOR RO DRIG UEZ JU A REZ. Pue. (M éx) cuyos restos hum anos y objetos contenidos en la fosa. inclusive Quiroz Cuarón. en el ám bito de sus costum bres descri­ . descubierto p o r el M AESTRO SATURNINO TELLEZ REYES. 1574 (2). y las tradiciones y sus correlativos docum entos de Ichcateopan. fueron analizados e investigados con técnica. sobre to d o .

t . es inherente a la PA TRIA misma.16 tas p o r cronistas e historiadores. tex to s que han sido cernidos de circunlo­ quios. realizado individualm ente con am or p o r la imagen del biografiado. sin cam biar el peculiar estilo de cada autor. Este trazo honrado.

Y ACALLAN (TABASCO). TENENCINGO. ALMOLOYA DE ALQUISIRAS. NAHUAS Y CHONTALES. MAZATENCOS. . TOLUCA O M ATLAZINCO. SAN GASPAR TONATICO Y ZACUALPAN (EDO. Alva Ixtiixóchitl puntualiza la existencia de construcciones y linaje to lteca en Toluca. ORIGEN NAHUA Y DOMINIO MEXICA EN LAS ACTUA­ LES JURISDICCIONES DEL ESTADO DE MEXICO Y DE GUERRERO. y teniéndolos p o r m ás belicosos de lo que ellos creían.). ahora se llama M exicaltzinco.t INTRODUCCION LOS TEXTOS HISTORICOS CONFIRM AN DE LAS TR A D I­ CIONES DE ICHCATEOPAN Y DE LOS HERMANOS AL­ V A REZ CHIMALPOPOCA. EL PARENTESCO Y DOMINIO M EXICA CON TLAHUICAS. MEXICAPAN Y TELOLOAPAN (G U E R R E R O ). El Códice Cualac (G uerrero). TAXCO. SULTEPEC. Acabada la fiesta se despidieron.F . Ellos (los m exicanos) que lo deseaban. TO RQ . confirm a la influencia tolteca y el dom inio m exica. ICHCATEOPAN. HIST. COIXCAS. M ATLAZINCAS. obedecieron luego y dejando los culhuas se apartaron a un lugar que llam aron A catzintitlan. tra tó con los suyos la valentía de los m exicanos. MAZAHUAS. llegando el rey (de Culhuacan) a su casa. UBICADOS EN AREAS DE: TACUBA Y AZCAPOTZALCO (D . llegados p o r Puebla y dispersados en la frontera de G uerrero con Oaxaca. tra tó de echarlos de su tierra. M EXICALTZINGO. DE M EXICO). PACHIVIA.

Q uetzalla. Dio una voz el princi­ pal de M atlatzinco Chim alteuctli. T lacozautitlan y Chilapan. ICHCATEOPAN. acom etieron a los toluqueños. 1436 /1 4 4 0 (9-T E C P A T L /13 TECPATL). Los m exicanos com enzaron a cautivar grandísim a parte de toluqueños. En esta gloriosa expedición agregó a la corona de México a H uaxtepec. . desde Acam apichtli prim er gobernante en. Y autepec. T epoztlan. hasta Cuauhtém oc. F . abuelo de C uauhtém oc. y C uauhtém oc IIo tlatoani y últim o. Llegó C him alteuctli y dijo: “ Señores m exicanos. los toluqueños iban huyendo. O ztom antla. Poctepec. Vino T ezozom octli.C . de acuerdo como lo establecía la ley dinástica tenochca. Y ecapichtla. más o m enos. M octezum a II.J . CHIMALPOPOCA (Escudo hum eante o resplandeciente. T ízoc. A xáyacatl. Ylachmallac. C ontinuaron en el m ando: M octezum a I. y distante más de cincuenta leguas: Coixco. señor de Tenancinco y díjole: “ Señor. Tololoapan. Tzinacantépec. T lacotem pan. y predecesor de Izcóatl 4o Tlatoani. Teoxahualco. II 267 y TEZOZ 402 D íjoles Axayaca a los m exicanos no m atasen m uchos m atlatzincas. M octezum a Ilhuicam ina pasó a la provincia de los coixcas al sur de México a vengar la m uerte que aquellos pueblos habían dado a ciertos m exicanos. hijo de A huízotl 8o tlatoani. Tlachco (Taxco). encontram os m an­ tenida la descendencia patrilineal en el trono.# (Posteriorm ente en el reinado de A xayácatl. nom bre solar afín a C uauhté­ m oc). A huízotl. D. diciendo: “ M exicanos. tiene origen al ser proclam ado en 1416. 1350. vuestra real persona ha ganado y conquistado los pueblos m atlatzincas” . 108 ASCENDENCIA DE CUAUHTEMOC HIST. M exicaltzingo lle­ gó a convertirse en lugar de descanso de los Señores m exica­ nos). de allí fueron (los m exicanos) a Calimaya. com o tercer tlatoani. Tepem axalco. En la estirpe señorial de T enochtitlan. El apellido CHIMALPOPOCA que ha distinguido a los descendientes de C uauhtém oc. aq u í habéis de m orir” . ya somos vuestros vasallos” .. sucesor de su herm ano H uitzilíhuitl. hijo de A huízotl que no gobernó. D. Cuitláhuac.

Sobrino segundo de Cuitláhuac. Hermano de Motecuhzoma II. No hijo de tlatoani. Ahizotl. Sobrino de Itzcóatl.pero no hijo de tlatoani. Huitzihuitl. . Motecuhzoma I. Octavo tlatoani. Primer tlatoani. Undécimo tlatoani. Cuitláhuac. Hijo del anterior. Segundo tlatoani. Su madre era de Cuauhnáhuca. Hijo de un noble mexicano.19 A C A M A P IC H T U 1er Rey H U ITZILIH U ITL 2o Rey ¡TZC O ATl C H IM A LPO P O C A Jtr Rey AXAYACATL 6o Rey MOTECÜHZOMA I So Rey A T O T O Z T L ll (M ujer) A TE2O20M 0C (n o ie in ó ) AH U IZO TL Bo Rey TIZOC 7o Rey C U A Y A U H T IT A ll Princesa de Ichcateopan A H U IZO TL £no reinó) M O T E C Ü H Z O M A II 9o Rey C U IT LAH U AC 10° Rey CU A U H T E M O C ASCEN DEN CIA DE CU AU H TEM O C SEGUN LA T RA D IC IO N DE ICHCATEOPAN Acamapichtli. Tercer tlatoani. Su madre era hija de macehuales de Azcapotzalco. Sobrino de Ahuízotl. Su madre era de Tetepanco. Su madre era de Ichcateopan. Hermano de Huitzihuitl. Noveno tlatoani. Hermano de Axayácatl. Parece que su madre fue mexica. Hermano de Chimalpopoca. Axayácatl. Sexto tlatoani. Cuarto tlatoani. Chimalpopoca. Itzcóatl. Hermano de T íz o c . Su madre era de Iztapalapan. Motecuhzoma II. Quinto tlatoani. Séptimo tlatoani. Décimo tlatoani. Su madre era de Culhuacán. Cuauhtémoc. Sobrino de Motecuhzoma I. T íz o c .

DESDE LOS REYES MAS ANTIGUOS HASTA EL PR ESEN TE” . Las dem andas de privilegios. QUE ES LA DE NUESTROS ANTEPASADOS” . tienen datos de 1521. HIST. y nahúas. m azatecos. E. sobrino nieto de D. Gabriel T acuba. Am ado A m ador C him alpopoca. trasm itidos sucesivamente a tres individuos de nom bre AMADO AMADOR MOCTEZUMA CHIMALPOPOCA. “ QUE TODAVIA QUEDA GENTE DE SU RA ZA PERTEN ECIEN TE AL REY COATEMO Y A SU SEÑOR MOTEZUMA. ALYA. O tro docum ento fechado en 1689. abuelo de los herm anos Alvarez Chi­ m alpopoca. Real de Minas de Sultepeque. Salvador R odríguez Juárez. DOCU. TRAD ICHC. Gaspar A m atepeque.20 TRADICION ES Y DOCUMENTOS Y DE ALV A REZ CHIMALPOPOCA. en los cuales se subraya: “MOCTEZUMAS Y CHIMALPOPOCAS. legado a JO SE AMADO AM ADOR MOCTEZUMA CHIMALPOPOCA. A principios del siglo XV II. señor D. la últim a po­ blación de couixques y m atlazincas que coexistían con los chontales. trasm isores de la T radición de Ichcateopan. conservados p o r los herm anos Alvarez Chim alpopoca. se dividía en Real de Zacualpan. G. lo m ism o que las com arcas de ubicación). recoge hechos del año 1519. Z A C U A L P A N cercano a Taxco. CHIMAL. F lorentino Juárez penúltim o poseedor y de quien son las notas finales. com arca de los prim eros . (R esulta lógica la relación del nom bre del Ing. Ellos fueron vecinos de S. DO N D E SU PROPIA FAM ILIA DESDE LOS SEÑORES MAS ANTIGUOS DE TEN OCHTITLA N” . con los llam ados Am ado A m ador M octezum a Chim alpopoca. de su padre M ariano M octezum a C him alpopoca. era en 1569. en 1609 tam bién dejó a sus hijos los m ism os docum entos de la TRADICION O CARTA VIVA. ASI COMO LOS SEÑORES DE TULUAPAN (TELOLOAPAN) Y HUASTELICA QUE (¿E L PUEBLO?) DESCIENDE DE RA ZA CHONTAL. exponen la m ism a prem isa: “ SON DE SU PROPIA FAM ILIA DESDE LOS SEÑORES MOCTEZUMA CHIM ALPOPOCA” . QUE ELLOS SON SU PROPIA FAM ILIA. S. El cuarto heredero de la tradición y del m ism o nom bre. La tradición y los docum entos de ICHCATEOPAN m anifes­ tados p o r el últim o depositario. siglos XV II y XVIII. DE ICHCATEOPAN. suscritas en los docum entos incom pletos y confusos. y Real de Minas de Tem ascaltépec. ratifica: “ QUE TODO ESTO DEBE RECORDA RSE PA RA QUE LO SEPAN LOS MOCTEZUMA Y LOS CHIMALPOPOCA.

de la descendencia de Cuauhtémoc. y Zacualpan de indígenas que fue encom ienda de Pedro de Salcedo y Juan Bern al.— Capula.Area y principales municipios de la ubicación. m ineros. data de 1529. en tomo a Ichcateopan. la prim era m ina en este lugar. D. F ernando T zim alpopoca chozno- .

abuelo de los Alvarez Chim alpopoca. B. B.22 ALVA. fueron los reyes: M ontezu­ m a. descendien­ te de C uauhtém oc y abuelo de los herm anos Alvarez Chim al­ popoca. son la Descripción del A rzobispado de México en 1570 y otros docum entos. choznoabuelo de los Alvarez C him alpopoca. C. Díaz del Castillo) tuvo am plio conocim ien­ to de los pariente y la tradición de C uauhtém oc. A L M O L O Y A D E A L Q U IS IR A S perteneció a la Alcaldía de Sultepec y Zacualpan. pueblo sin im portancia para un hijo de conquistador. AMADO AMADOR CHIMALPOPOCA. e al Señor de Tacuba. TRA D . la Relación de Ichcateopan. su im portación y venta en M éxico. e al señor de Cuyuacan e a otro gran cacique. publicados en 1897 p o r don Luis G arcía Pim entel. ORO Z. lo confir­ ma en su escudo la cabeza del Señor de Tulapa que se encade­ na con las de otros seis Señores que asesinó. Coadlavaca. F em ando. alcalde de Ichcateopan. D. Bernal Díaz del Castillo lo cita: El blasón en sus arm as (de Cortés) tra ía SIETE CABEZAS DE REYES presos en una cadena. 639 En M atlatzingo e en Tulapa. 414 VON WUTHENAU í HIST. com o amigo íntim o de Ascencio. DIAZ D EL CASTILLO SABIAN. CHAV. CHIMAL. y la colección titulada Papeles de Nueva España. quien fue alfabetizado p o r F em ando Tzim alpopoca. Señor de dos provincias . C azam azín. en cuyo Vol. E L O RIG EN DE CUAUHTEMOC. incluyó el com pilador Paso y Troncoso. fue correspon­ dido con ayuda pecuniaria de su alum no. se le agregó Alquisiras en hom enaje al guerrillero insurgente PEDRO ASCENCIO DE ALQUISIRAS. Las publicaciones en donde se consigna la filiación chontal de Ichcateopan. ten ía G uatem uz m uchos pa­ rientes p o r parte de la m adre. C. Los docum entos contienen la biografía de Pedro Ascencio. este caudillo es de trascendencia en la tradición acotada p o r el Ing. Diego Díaz del Castillo. más que m aestro. CORTES Y B. H ernán Cortés se apropió gran parte de esta área. cuyos com bates con los realistas acontecieron en estas com ar­ cas. se com prueba al haber sido su hijo. sin duda en 1914. m ism o año en que don Florentino puso por escrito la tradición heredada de los viejos de la com unidad. DE ESTA AREA. apareció publicada en Madrid en el año 1905. Este cronista (B. D. nació en este m unicipio. en esta form a m ejoró su situación económ ica. D. VI.

encom endó los pueblos de Calim aya. que se decían Tulapa ju n to a M atalzingo. año 1574(2). Por real donación de 20 de julio de 1529. soberano de Mé­ xico. titulado LIENZO DE AZTACTEPEC Y CITLALTEPEC. 2. (Ver P oderío de Cortés. A 297-427 Serie Nezah. E S R E V E L A ­ D O R Y LE G ITIM A A IC H C A TE O P A N COMO L U G A R DEL O R IG E N Y D E L A TUM BA D E CU A UHTEMOC. hace poco tiem po conocidos. G ro. pertenecientes al señorío chonta! de Ichcateopan. Cortés ya los había encom endado antes. del Museo del INAH. SATUR­ NINO TELLEZ REYES. existentes en esos pueblos. una estancia llam ada Chapultepec. E. gran extensión dél Estado de México. Juana A ltam irano. (Es obvio que faltan en la lista los nom bres y cabezas sím bolos de C uauhtém oc y Coanacotzin). el Em perador Carlos V. en térm inos de Calim aya. . hizo entrega de diferentes poblaciones del Valle de Toluca al M arquesado del Valle de Oaxaca. EN LA CASA DEL ALFEÑIQUE DE LA CIUDAD DE PUEBLA. Juan G utié­ rrez A ltam ira y de su m ujer D. Tepem axalco y M etepec. Dn.23 A rt.. \ . . en XI de 1528. situada en el Valle M'atlaícingo. (Era dueño de). De Méx. Condes de Santiago de Calimaya. catalogado en la Colección de Códices pág. hoja 194) PARENTESCO Y DOMINIO MEXICA EN ACALLAN CHIMAL PAIN 147 CODICE 1481 (2-A C A TL). de V. INEDITO. se llamó M atlatzincatzin. cuya m adre fue una noble dama de ACALLAN CODICE REVELADOR DE LA TRADICION DE íCHCATEOPAN T ELLEZ REYES LIEN ZO T LA i'A El m aestro norm alista. E. antropólogo y nahuatlato. 184. con clasificación: C artográfico-histórico de la región de Tlapa. G. H ernán Cortés. descrito com o: CODICE DE PRO TESTA CONTRA LAS V EJA CIO­ NES DE LOS PRIM EROS ENCOM ENDEROS.. a su prim o D. Un hijo de A xayacatzin. En 1521. descubrió el Lienzo Tlapa No. como consta en sus docum entos. C ortés llamó a Coyoacan a los señores de Chontalcoatlan y N ochtépec. H ernando le cedió a su hija Catalina Pizarro (hija n atu ­ ral con doña Leonora Pizarro).

.

.

del maestro Mariano J. en lienzo de algodón. por disposición del maestro Antonio Pompa y Pompa. catedrático de Historia y Sociología mexicanas en la Universidad de Puebla. La interpretación del maestro Rojas. CUADRANTE INFERIOR DERECHO 2-2. Del códice se listan las interpretaciones del maestro Saturnino Téllez Reyes. en 1963. El maestro Rojas dividió el códice en cuatro áreas. TAMBIEN LLAMADO DE PROTESTA CONTRA LAS VEJACIONES DE LOS PRIMEROS ENCOMENDEROS. LLOVIZNA O LLOVIZNITA. ALFONSO QUIROZ CUARON obtuvo plena aprobación.y Cuayahutitalli. los comentarios del maestro Ismael Díaz Cadena del INAH. la paleógrafa Ma. para la absolu­ ta comprobación de la autenticidad del CODICE. en donde tuvo oportunidad de conocer.J. mide 1. EXPLICACIONES DEL CODICE: las siglas S. EN LA CIUDAD DE PUEBLA. en Ichcateopan en el estado de Guerrero. sin poder. como pauta cardi­ nal con numeración progresiva. 1574 (1572). la autentican los maestros Ma. realizar da y firmada por él. La numeración progresiva de las interpretaciones del maestro saturnino Téllez Reyes. clasificación cartográfico-histórico de la región de Tlapa. en la tradición son padres de Cuauhtémoc. del desglose del maestro Rojas.25 SECUELA DEL CODICE AZTACTEPEC-CITLALTEPEC O LIENZO DE TLAPA No. y en donde corresponde. con una nota al pie que dice: Bibliografía. CUADRANTE INFERIOR IZQUIERDO: 2-1. El maestro Téllez Reyes.38 mts. son antiguos el registro y la copia del Códice. Eugenia Bazán y el nahuatlato Ismael Díaz Cadena.. apoya determinantemente la investigación del maestro Téllez Reyes. el maestro Saturnino Téllez Reyes. clasificado en 1964 por el norteamericano John B. símil al de la tradición CUAYAHUTITALLI. y las claves del trabajo del maestro Rojas. Se anexa facsímil de este desglose firmado por el maestro Rojas. Glass. registrado en el Catálogo de la Colección de Códices. hijo de Ahuízotl 8o. 2. En 1949. confrontó los nombres dados en la tradición con los que conocía escritos en uno de los códices. CUADRANTE SUPERIOR DERECHO: 1-2. Del maestro Ismael Díaz Cadena. Esta copia firmada por el ilustre maestro nahuatlato Mariano J. De este códice fue exhibida una copia en la Galería de Artes Plásticas de la ciudad de México.R. traducciones del 1 al 18. son del maestro Saturnino Téllez Reyes. Rojas.R.. traducciones del 1 al 16.en los códices. Rojas. Asesor en la Delegación del IMSS. bajo el título de las Vejaciones de los Primeros Encomenderos. DESCUBIERTO POR EL MAESTRO SATURNINO TELLEZ REYES. Aparece fotografiado en su tama­ ño natural en la lámina 137. EL EX-PRESIDENTE LUIS ECHEVERRIA. EN LA CASA DEL ALFEÑI­ QUE. Poscortesiano. antropólogo y nahuatlato oficial del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). El acervo de la contundente prueba. y en el códice se confirma. los complementos en tomo al documento. Ismael Díaz Cadena y la firma del maestro Antonio Pompa y Pompa. como sigue: CUADRANTE SUPERIOR IZQUIERDO: 1-1. dependiente del INAH. hoy Museo del Estado en la ciudad de Puebla. están sobrepuestas al códice. También en apoyo del maestro Téllez Reyes son los comentarios del maestro Díaz Cadena. demandó del Director del instituto Nacional de Antropología e Historia. antropólogo y nahuatlato. puso especial atención. Gobernador de Tenochtitlan. del Museo de Puebla. nombre completo y número romano. interesado en las noticias. LAS CARACTERISTICAS DEL CODICE SON LAS SIGUIENTES: CODICE AZTACTEPEC-CITLALTEPEC o LIENZO DE TLAPA No. durante los descubrimientos realizados por la MAESTRA EULALIA GUZMAN. 1 . también el nombre de CUIATZILTL o QUIATZITL o QUIAHUITL. lo mostró a personalidades de reconocida capacidad. también llamado de PROTESTA CONTRA LAS VEJACIONES DE LOS PRIMEROS ENCOMENDEROS. 2. nombre de la princesa hija del Señor de Ichcateopan. fechada el 26 de noviembre de 1976. reunieron la interpretación tentativa del maestro Rojas. fue funcionario durante varios años en la Casa del Alfeñique. Del Dr.08 x 1. 184. Inédito del Museo del INAH. SATURNINO TELLEZ REYES. Eugenia Bazán. PUE. lo primero que lo entusiasmó fueron los nombres AHUIZTLI AMO CHICAPILLI cuya traducción es AHUIZTLI.T. M. del Museo Nacional de Antropología.Civilización Azteca. traducciones del 1 al *0. en 1934. le siguen las claves del códice que tienen enlace. y en la tradición de Ichcateopan AHUIZOTL. El maestro normalista. al profundizar su investigación comprobó que en el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Gro. hijo sin mando. traducciones del 1 al 20. HOY MUSEO DEL ESTADO. pág. observar y estudiar ampliamente todo lo que allí se exhibe. Ahuízotl hijo. que no había conseguido el maestro Téllez Reyes.

la víbora blanca.R.J.: Se identifica Axayácatl con el glifo sobre su cabeza. M. el río blanco.: En la pictografía de un joven con el cuadrángulo sobrado de la sobe­ ranía que es acompañado por la fecha cuatro pedernal (4 técpatl). Rey de Tenochtitlan.T. tiene un glifo símbolo de agua.R.R.R.26 AZTACTEPEC (Cerro de las Garzas) 2-1 (10) AZTACTEPEC (Cerro de las Garzas) 2. S. se ocultaba debido a la represión española. señores toca­ dos con cópil. y lo trajeron su respetable mujer y su hijito desde que dijeron que tuvo su fin. 13. El águila está en un cuadrángulo irregular.T.J. la primera inscripción dice: Meixica Icpactli.R. lo pincharon. Alonso de Camargo. TRADUCCION: lo dejaron desmayado.: 1-1 (18) CITLALTEPEC (Cerro de la Estrella) 3.T. Asiento de los Mexicanos o FUNDACION DE MEXICO-TENOCHTITLAN. M.: 2-2 (2) cuiatziitl (quiatzitl) TRADUCCION: lluvia. y por lo tanto. S.: De donde está el último Señor.R.R.R.T.J. (II. princesa hija del Señor de Ichcateopan. S.R. el único documento que tiene escrito el nombre de la consorte de Ahuiztli o Ahuízotl.T.J.R.R. S. con la otra mano tiene asida una soga con que amarra las manos y el cuello de: 1. no era factible presentar la figura de Cuauhtémoc como soberano. el superior. La traducción está apoyada en una obra en francés. M. S.: 1-1 (6) tlacatecotetl (tlacatecuhtli) TRADUCCION: el amo. escrita en náhuatl por Cristóbal del Castillo a fines del siglo XVI. 15. Marcos Juárez ni de D. es la capitulación.J. DIAZ CADENA DEL INAH: En el cuadrante superior izquierdo del Lienzo se entronca la tradi­ ción.: CITLALTEPEC (Cerro de la Estrella) M.T. S. que refiere la Crónica Mexicayótl de Tezozómoc. 8.: La superposición está en el águila en sentido descendente del símbolo de Cuauhtémoc de cuauhtli: águila. S.: 1-1 (3) mexica icpali (icpatli) TRADUCCION: asiento de los mexicanos.: . lloviznita. M.: Van directamente a un grupo de personajes que están en el siguiente No.R. S. extirpe mexica la toltequidad (Cultura de Tula).: Se refiere a Cuauhtémoc: M.J. la toltequidad (Cultura de Tula) y el propio mito de Quetzalcóatl. 11.T.TRADUCCION: aquí en Tlapa.: Sobrepuesto al área del otro. sin duda fecha del nacimiento de Cuauhtémoc. sino del hijo de Ahuízotl.R. 6.R. 8o. 4. el sauce blanco partido. espinas y el corte de un caracol y la inscripción que literalmente dice: AHUIZTLI.: Fila en la parte superior.J. llovizna. 9. y temo: descender.: 2-2 (6) ahuitztli amo chicapili (chicapilli) TRADUCCION: Ahuiztli (espina del agua) no es noble de fuerza (vigoroso) 10.T. progenitores de Cuauh­ témoc.T. 9. S. en el cual figuran la madre de Quetzalcóatl.R.T.R.. y el propio Cópil.: QUIAHUITL. DIAZ CADENA DEL INAH.R.T.R.-. corres­ ponde a un personaje que no porta cópil porque en 1572. alcalde mayor de aquí de Tlapa en el año 1574. está el glifo del agua de Tenochtitlan. marco (Marcos) Xoares (Juárez) qa ihua D.T.: Atl y Tlachmolele: agua y quema.: 2-2 (3) nican tlapa amo iteihua besora (Becerra) imatla Do. S. arrancan huellas de pasos que marcan elsentido de la lectura. sentados en sus icpactli o tronos. ambos.: Aquí en TLAPA: M.: El ángulo es cautiverio de indígenas.R.R. S. son fragmen­ tos sobre la Historia de los Mexicanos. a cuya figura la adorna una ave de bello plumaje.T. cuyo nombre solamente se conocía en la tradición de Ichcateopan como Cuayautli o Cuayauhtitalli.: 2-2 (14) zotlaonolo (zotlahnolo) ocacuoluco (ocahualoco) teocuilo (tezocuilo) huicova? (huicohua) mohiziuate ti (motzicihuatl) mopipil mizo (inic) toqui (quihtoque) quipiac Allaniá (itlamica). se agusanó. símbolo de guerra el mar hirviente. 5. Quiauhtzin: Señor de la lluvia. se incluyen glifos y grafías que establecen el escalón entre el origen de MéxicoTenochtitlan. traducción de Del Paso y Troncoso. S.: El cuadro siguiente son escudos tirados en tierra. 12. Becerra no está en manos de D. 7.: El español tiene el cetro de mando o sea Fernando o Hernando Cortés. en la parte final quiere decir que no se trata del rey. S. hecha por Del Paso y Troncoso en 1908. (I. S.R. nalozo (Alonzo) yoi (de) camarco (Camargo) Alcaje (alcalde) maioz (mayor) (nica) tlapa xihuitl 1574.T. 14.R. S. raíz etimológica de lluvia.T.

Manuscrito de Cantares Mexicanos. M. en donde el glifo señala un bulto funerario. hueco. se identifica como el Señor de Ichcateopan.: . o sea capitulación de Anáhuac.: Cerca de este campo (16 anterior) está un cerro con un pájaro en su cima.T.R. y la especifica­ ción Huitziltépetl o Cerro del Colibrí. Gro.R. DIAZ CADENA DEL INAH.: Junto a este Señor.: A este glifo de TLAPA.R. devorando la cultura. con apoyo en la obra francesa Misión Arqueológica y Etnológica que estudió los lienzos de Chiepetlán. 24.' 1-2 (15) xachitl (oaxitl) TRADUCCION: cajete. DIAZ CADENA DEL INAH. Sources d’Ethnohistoir Mexicaine. Biblioteca Nacional de México. S.J. 18. que debe ser quien ordenó pintar el Lienzo (?).J. 22.R.: El personaje en su pactli o trono. Este cerro se identifica con la estrofa final del cantar que evoca a Cuauhtémoc. 17.T. (III. (IV.: Representación del momoxtle del entierro de Cuauhtémoc y la existencia de la placa de cobre a la que se le hizo la inscripción que se conoció en el hallazgo de la iglesia de Ichcateopan.T. S. S. 16. tal como varias citas históricas describen a Cuauhtémoc..R.T. maxcos de metoza (D.: 2-2 (9) huitziltzilcatepeca (huitzitzilcatepeca) huitzitzilcatepequeneos.27 Un personaje con cópil de soberano indígena y ya vestido a la usanza española.: 2-1 (3) D. le sigue: 20.T.R. vasija. oquedad en forma de cajete. en la obra “Estudes Mesoamericaines” VoL 1. ya esforzaos!.: Las huellas de pisadas en el códice revelan el itinerario de los restos. S.” M. Marcos de kendoza) Don Marcos de Mendoza. 1972. S. 19. S. cuyo concepto se refiere a los guerreros muertos converti­ dos en colibrí que disfrutaban en el paraíso o Casa del Sol.T.R. 1972) 21.: Fauces abiertas del monstruo Tierra. hasta ser depositados en la base de la pirámide escalonada.R.T. S. indudable centro ceremonial.R. cuyo glifo consiste en dos ajorcas o anillos por los que pasa UNA SERPIENTE. ¡ea.T. libio titulado Lienzos de Chiepetlán (Manuscrits pictographiques et Manuscrits en caracteres latins de S.. dice: “O Titlamahuizo Huitzil­ tépetl. la pictografía de una pirámide escalonada con un hueco en el centro con un bulto mortuorio.R. Miguel León Portilla.: 1-2 (5) opracimilte (opeuhimictia) TRADUCCION: comenzó su martirio.: En la cuarta parte inferior izquierda del Códice. Méx. ¡xomochicahuacan netle ya!”Traducción: “Al Cerro del Colibrí llenas de asom­ bro. S. M. Méx. en los folios 54r y 83r-v.R. S. las pisadas se dirigen al área con glifo identificado como TLAPA.T. Du Centre National de la Recherche Cientifique.R. 23.J. Gro.J. Miguel Chiepetla. Es composición anónima del siglo XVI.: De la cola del colibrí de este Cerro Huitzñtepetl. aparece un perso­ naje no investigado que escribe en primera persona: Yo Marcos de Mendoza. M.R. traducido por el Dr.

.

UNICO HEROE A LA ALTURA DEL ARTE. que no reconocen a señor ninguno” . enviemos a personas prác­ . de acuerdo con las Leyes de la Triple Alianza. V encida Ichcateopan. Hacia el año 1450. A fines del siglo XV. pues com o no quisieron v e n ir a nuestra fiesta. Señor de Tlacopan. será bien que enviem os a ver qué hacen. Señor de Tezcoco. Acabadas las fiestas de la coronación de A huízotl. rey de M éxico. DE MEXICO Y GUERRERO E. com o Tezcoco era uno de los m iem bros de la Gran Con­ federación de A náhuac. RAMON LOPEZ VELARDE CAPITULO I DOMINIO DE LA GRAN CONFEDERACION DE ANAHUAC EN LAS COMARCAS DE MATLAZINCAS. ICHC. Y TRAD. TEZOZ. y de T enochtitlan M otecuhzom a Ilhuicam ina Jefe Suprem o de los tres ejércitos. • HIST.CODICE de CUAUHTEMOC (Biografía) CUAUHTEMOC INDESTRUCTIBLE ALFONSO QUIROZ CUARON JOVEN ABIJELO: ESCUCHAME LOARTE. N ezahualcóyotl fue acom pañado en esa guerra por sus dos confederados: T otoquihuatzin I. quedó com o su gobernante un principe de Tezcoco. están m uy cerrados los pueblos de Teloloapan. A huízotl dijo: “ Sea m ucho de enhorabuena. el Señor de Ichcateopan provocó de nuevo la guerra con la C onfederación de A náhuac. A huízotl. 521 1450 ( I O-TOCHTL). N ezahualcóyotl. dijo un día Cihuacóati a A huízotl: “ A hora. MAZAHUAS Y CHONTALES EN LAS ACTUALES ENTIDADES: EDO. Señor. esta vez llevó la jefatura de los tres ejércitos. declaró la guerra al Señorío de Ichcateopan.G. 8 o T latoani de T enochtitlan.

húm eda del am or de todos sus seres. Tam bién hubo en Teloloapan población chontal. hija del Señor de Zom pancuáhuitl (antiguo nom bre de Ichcateopan) y de su esposa (que era) hija de Mo tecuhzóm a (Ilhuicamína). Los vencedores tom aron prisioneros algunos de los vencidos. vamos a T eloloapan” . m u ndo vegetal de gigantescos árboles apiñados. m u ndo de lluvia y rocío. salieron a ellos los de Teticpac y dijéronles: “ ¿Donde váis. vieron con el de Teloloapan tres pueblos m uy grandes. O ído esto. PADRES DE CUAUHTEMOC E. de cascadas y barrancas. P R IN C E SA C H O N TAL D E ICHCATEO PAN. TRAD. R espondieron los m exicanos: “ Somos m ercaderes. Los m exicanos cogiéronles y danles tanta prisa y tan ta grita.— R egión de los dioses X ochiquétzal y Macuixóchitl. señores?” .G. fueron escogidos doscientos hom bres con dos capitantes.la paz. todavía conocida con el nom bre de M exicapan. se unieron en m atrim onio y así se hizo. Los miserables de Teloloapan dieron voces pidien­ do m isericordia. Fueron cuatro principales a m anera de m ercaderes. entre ellos a la joven C uayauhtitali. HIST E L PRINCIPE A H U IZ O T L D E M EXICO SE UNE A CUAY A U H T IT A L I O Q U IAH U ITL. sierra revuelta con celajes y mosaicos de flores de plum a y aves de pétalos. Se volvieron los m exicanos y lo contaron a Ahuízotl. E. IGHC. En Teloloapan se estableció una im portante colonia de m exicanos. de ríos y manantiales y de brillantes aves. A huízotl m andó cesar el com bate y se vino m archando con la presa y despojo. La joven prisionera fue conocida en México por el príncipe A huízotl. rasgada po luces de aurora o rayos . Dijeron los de Teticpac: “Volveos porque están cerrados y no quieren ver ni reconocer señor ninguno” .30 DOLORES ROLDAN ticas” .G. y les vinieron a recibir todos los pueblos de aquellas partes. CUAUHTEMOC IC H C A TE O P A N . así como en Ichcateopan. hijo de A huízotl gran señor de Tenochtitlan.

donde cada peñasco es un m o n u m en to y cada hoja parte del fasto. 1572 N A C E CUAUTEMOC. La noche del 22 de febrero se deslizó con sus sombras. Cascadas y rocío elevaron sus almas en arcoiris para form ar las naves del más sutil tem plo pan teísta. En algún lugar. de ochenta y tres años de edad ( “la carta viva” ) en el palacio del Señor Rey de C uayauhtitla. n a h u a s° Despierta: Ya hay rosincleres. Era el sol niño de_15 01 . sus rayos brillaron en cumbres y en espuma de cataratas. 1501 Febrero 23 (9-12 C ALLI. en algún lugar en casa de A yopechcatl. _El 23_ de febrero_de_1 501. capitán. m uchacho. sé enviado.G. ya anda la m ariposa de llamas. te envía acá tu m adre. y todos los seres cantaron: A. levántate ven. Has llegado a la tierra.K. el Señor Dos. y en el casi ignorado pueblito chontal de Ichcateopan. levantate. NEM O N T E M I O D IA S AC IAG O S). tigre. S ya la aurora se Paró ’ ya grita el faisán de llamas la golondrina de llamas.M.G.CODICE DE CUAUHTEMOC 31 de torm enta. 103 íbid. la Señora Dos. los vientres m aduros llegan a la vida. hijo de la princesa C uayauhtitali o Q uiahuitl (Lluviecita) de Ich- . • I OQ E. suavem ente el sol restituyó la luz a las es­ pinas y a las orquídeas. la aurora irradiaba sobre el predestinado defen­ sor de Anáhuac. nació un niño. según el docum ento de la tradición escrito en 1768 por José Francisco. Aguila. ven! Niño nuevo. allí incrustado. tu padre. ¡Levántate. Niño jo y a levántate ven. era Cuauh témoc. ICHC' YCOD. hijo m ío el m enor. se le donaba espíritu grandioso. con adornos de collares dan a luz. ven.

esta casa donde has nacido. y m uy tierno. que es el cam po donde se hacen las guerras. aquí floreces. tu padre y m adre. tu propia tierra o tra es. hijo de A huízotl Rey de T enochtitlan. aq u í brotas. luego la partera dio voces a m anera de los que peleaban en la guerra. eres ave que llam an zaquan. Hijo m ío m uy am ado. no es sino un nido. en o tra parte estás p rom eti­ do. hijo m ío. Sábete y entiende. esto significaba que la paciente había vencido varonilm ente y que h ab ía cautivado un niño. le dijo: “ Séais m uy bien llegado. esta es tu cuna y el lugar donde reclines tu cabeza. eres ave que llaman quecholli. herm ano de M ontezum a segundo. de m edio de ti corto tu om bligo. En naciendo la criatura. ~ ' C uauh tém oc hijo de un príncipe A huízotl.DOLORES ROLDAN cateopan. no sabem os si prosperarás. e del príncipe A huízotl. L E C O R T A N E L OMBLIGO. porque eres soldado y criado. que no reinó. era varón. m uy am ado. Habló la partera a la criatura. cata aquí la doctrina que nos dejaron nuestro señor Y oaltecutli y la señora Y oaltícitl. si tienes algunos m erecim ientos o has nacido com o m azorca de m aíz anieblada. donde se . que no es a q u í tu casa donde has nacido. a q u í te apartas de tu m adre com o el pedazo de la piedra donde se corta. es tu salida en el m undo. que eres ave y soldado del que está en todas partes.

que viven sobre los trece . tenga ella por bien de te recibir. una rodelita y un arquito. y de lavarte. él m ostrará a toda b u e n ro s tro y c o ra z ó n . preguntó la hora en que había nacido. la partera lavó (al niño) y le habló: “ Hijo m ío. A cabado de cortarle el om bligo. llega a vuestra m adre la diosa del agua llam ada C halchiuhtlícue o C halchiutlatónac. y cuatro saetas pequeñitas: una del oriente. tenga por bien de lim piar tu corazón.CODICE DE CUAUHTEMOC 33 traban las batallas. luego tom ó al niño entre ambas m anos con la cara hacia el oriente y com enzó a decir: “ ¡Oh águila. Llam aron a la partera que lo bautizara. tu padre y m adre. que se llam an O m etecuhtli y O m ecíhuatl. que está en todo lugar. has llegado a este m undo. tendrá/ dignidad entre los que rigen cosas de la milicia. será en la guerra valiente y esforzado. tú fuiste criado y engendrado en su casa. El adivino señaló a los padres y a los viejos: “ Será señor . A los cuatro días para bautizarlo le hicieron de masa de bledos o huauhtle (golosina actualm ente llamada alegría). otra del occidente. h ízo te m erced Q uetzalcóatl. La partera dem andó un lebrillo nuevo lleno de agua. aquí a cuatro' días se bautizará” . aquí ha venido a este m undo este vuestro siervo. oh tigre. al cual han enviado nuestra m adre y nuestro padre. tenga ella por bien de apartar de ti la suciedad que tom aste de tu padre y m adre. ahora jú n ta te con tu m adre la diosa del agua que se llama C halchiuhtlicue y C halchiuhtlatónac” . tu oficio es dar beber al Sol con sangre de los enemigos. mismo signo de océlotl o tig re. ha te enviado nuestros dioses.1 valiente hom bre. nieto m ío!. oh valiente hom bre. Luego la partera habló con la misma agua: “Piadosísim a señora nuestra que os llamáis C halchiuhtlicue o Chalchiuh­ tlatónac. Llegado el Tonalpouhque o adivino. otra del m ediodía y otra del n orte. para allí eres enviado. y dar de com er a la Tierra que se llama T laltecutli” . m iró en sus libros el signo. fue cuauhtli que quiere decir águila. pusieron en m edio del patio de la casa las alhajuelas para el bautism o. y de hacerle bueno y lim pio” . el gran Señor y la gran Señora. Ju n to s todos en saliendo el sol. BAU TIZO .

la partera echó agua sobre el resuello. que están con vos alabán­ doos” . de cansancio. tened por bien. salen com iendo lo que arrebatan y com ienzan a gritar: “ ¡Cuauhtém oc. que habéis enviado a este lugar de dolores y de aflicciones y de penitencia. dadle el don que soléis dar a vuestros soldados.DOLORES ROLDAN cielos. llam ada el om bligo del niño. y de lloro. . venid a com er el ombligo de C uauhtém oc!” . y darles de com er y de beber. oh gente de guerra. le dio a gustar a la creatura. ya eres de la suerte de los soldados que son águilas y tigres. y ahora están regocijando y cantando delante del Sol! ¡Soldados. Acabadas las cerem onias entraron niños y jóvenes en la casa del bautizado. no sabem os qué es su ventura con qué viene revuelta. venid acá. oh esmeralda. tam bién le tocó el pecho y el cerebro y le dijo: “ Hijo m ío m uy am ado. Y luego le viste la m antilla atada sobre el hom bro y le ciñe un m axtli. Dicho esto. donde descansan y se gozan los valientes soldados que m ueren en la guerra. láveos en ella” . oh zafiro!. Luego lo envolvió diciendo: “ ¡Oh piedra preciosa. para que pueda ir a vuestra casa llena de deleites. oh plum a rica. Señora. donde hay calor destem plado y frío destem plado. no sabem os qué le fue dado antes del principio del m undo. vete hacia el cam po de las batallas. son recreaciones y regocijos del Sol” . tom aron la com ida que allí les tenían aparejada. de hacer lo que os rogam os” . p o n te en el m edio donde se hacen las guerras! ¡Oh. C halchiuhtlicue m adre y herm ana de los dioses. lugar de ham bre y sed. Has llegado a este m undo. tom a tu rodela. dadle vuestros dones y vuestras inspiraciones. tu oficio es regocijar al Sol y a la Tierra. véis aquí vuestra creatura. por el don que tenéis para lim piar desde antes del principio del m undo. C uauhtém oc. en vuestras m anos se deja esta creatura. los cuales m urieron en la guerra. form oos vuestro padre y vuestra m adre que se llaman Ometecuhtli y O m ecíhuatl. lugar de m u­ chos trabajos y torm entos. tom a el dardo. F IE STA . Después tom ó la partera al niño y levantando hacia el cielo dijo: “ Señor. entra en el agua que se llama m etlálac. Term ina la partera diciendo al niño: “C uauhtém oc.

El em bajador de T enochtitlan le dice al recién nacido: “ ¡Oh nieto m ío y Señor m ío . séais m uy bien venido. con que peleasteis contra la m uerte en el parto. la atadura del siglo de 52 años. séais m uy bien llegado. pues habéis venido tan deseado!” . persona de gran valor. ha cogido una piedra preciosa. séais m uy bien llegado. Deseamos. Después que se supo que la princesa C uayauhtitali parió.S. oh plum aje rico.CODICE DE CUAUHTEMOC B. Sea nuestro Señor alabado. Era del Q uinto Sol M ovim iento que había vuelto a ilum inar con el sacrificio de los dioses N anahuatzin y Tecciztécatl. cabello y uña de alta generación!. en el H uizachitlan (Cerro de la Estrella) en Iztapalapa. abuelo de C uauhtém oc. A ño fastuoso en que se celebró. II 192 35 P A R A B IE N E S A L N IÑ O Y A L A M AD RE. de la estrella Y oaltecuhtli (A ldebarán). de Tlacopan. Os han hecho de vaciadizo com o una cuenta de oro. C ontinúa el em bajador de Tezcoco: “ Muchas gracias hace­ m os a nuestro Señor présente. del Señor Nezahualpilli de Tezcoco y del Señor T otoquihuatzin II. de vos ha tom ado un plum aje rico nuestro hijo de Quetzalcóatl. los amigos y parien­ tes van a visitar al niño y a la m adre. CU AUH TEM OC TEN IA SE IS A Ñ O S D E ED AD 1 5 0 7 (2-ACA. vuestra vida y pros­ peridad por m ucho tiem po. sois Señora de gran valor” . y la batalla. p o r últim a vez en la cuenta nahúa. oh zafiro. que es sobre los trece cielos. tam bién llegan em bajadores del Señor A huízotl de T enochtitlan. porque con prosperidad apartó de vos el peligro. Term ina el em bajador de Tlacopan diciendo a la princesa C uayauhtitali: “ De voz señora. os han agujerado com o una piedra preciosa m uy rica! ¡Séais enhorabuena venido. lo mismo hacen los gobernadores de los poblados de esta com arca. HIST. habéis sido form ado en el lugar m ás alto. porque ha tenido por bien que viniese y saliese a luz esta preciosa piedra y este rico quetzalli” .TL). reposad. jurisdicción de T enochtitlan. ULTIM A C E LEBRAC IO N D E L A A T A D U R A DEL SIG LO N A H U A . después de cuatro eras cósmicas en que los dioses habían destruido a los hom bres. frotando los m aderos ai paso en el cénit. Señora. oh esmeralda. donde habitan los dos suprem os dioses. al apagar to d o el fuego y ser encendido nuevam ente por los sacerdotes. de gran precio y de gran estima! !Oh piedra preciosa. . descansad.

El prim er d ía del mes de m arzo celebraban el año nuevo. abuelos m ío s” . el cuarto nom bre era Xilomaniztli. cuello. que no hiciese desacato a nadie. instruirlo para que hablase palabras bien criadas. el segundo nom bre era C uahuítlehua o “ em pezar a cam inar los árboles” o “ em pezar los árboles a levantarse” . porque en m arzo em piezan a caer algunos aguaceros y las sem enteras estaban sazonadas.36 TEZOZ. a los cuales encom endó no le consintiesen hacer ninguna fealdad. fue entonces cuando su m adre. lo m ism o a las personas bajas.con ramas en m anojitos llegaban al tem plo. C uauhtém oc cum plía seis años. En Ichcateopan com o en to d a A náhuac. I 239 \ .. igual que en T enochtitlan se h ab ía solem nizado la fiesta de la “ atadura del siglo” . los acariciaban y decían halagos. quiere decir que “ya h ab ía m azorca fresca y en leche” . a buscar plantitas y retoños acabados de brotar. para que se desarrollaran norm alm ente. II 327 ED U C A C IO N D E CUAUH TEM OC A L O S S E IS A Ñ O S D E EDAD. plum as y algunos chalchihuites. allí m ism o. brazos. cada uno lo ofrendaba a los dioses. m anos. pies. 229 DOLORES ROLDAN 1 5 0 7 (2-A C A TL). ni deshonestidad. En la cum bre del H uixachtécatl fue donde cayó el tizón para encen­ der el fuego y era la cuarta vez que los m exicas am arraban los años desde que se hallaban en T enochtitlan.D. ju n to con com ida. Esta era la cerem onia X iuhtzitzquilo o “ tom ar el año en la m an o ” . antes de llevar a los niños a desayunar. Fue la atadura de nuestros años. tirar al to to lo q u e y oíros. En este año. piernas. bailar el trom po. y a contestar: “Vayáis enhorabuena. D.S. C uayauhtitali h ab ía llevado a su hijo C uauhtém oc. C E LE B R A C IO N D E L A Ñ O NU EVO . y ancianos. que ten ía cuatro nom bres: X iuhtzitzquilo o “ tom ar el año en la m an o ” o “ ten er un ram o en la m an o ” . Cada celebración de principio de año. sus padres les estiraban de­ dos. le perm itió la com ­ p añ ía de dos pajes para que se regocijase con ellos. B. hom bres y m ujeres. suciedad. unidos con la demás gente de Ichcateopan. la princesa C uayauhtitali. el tercero era A tlm otzacuaya que quiere decir “ atajar el agua” . Tam bién lo en treten ían con juegos com o correr. reverenciase a oficiales de la R epública. narices y orejas.

las m ontañas. A cudía a los m ercados o tianquiztli a recoger granos de m aíz.CODICE DE CUAUHTEMOC 37 COD MENDO CINO A L O S SIE T E AÑ O S. aprendió a norm ar sus ideas en la razón ajena a sensibilidad inútil. creadores del sol. obediente. Era som etido a ayunos con una o dos tortillas. a ser diligente. justo realizador de obra sublim e y eterna. a orar a los dioses. azotes y otros torm entos. Conocía y amaba los m ontes y sus árboles. las piedras. tierra y agua. sabiduría del m u ndo regido con leyes sin estigma . descubría que no había anim dlito ni planta. Su rebeldía sería castigada con púas de maguey en su carne. En todo encontraba vida com ún a la suya. en esa escuela aprendía la enseñanza más pura y más sencilla. Ya cum plidos siete años. norte. poniente. abrió a su espíritu las seis ventanas cardinales (oriente. sus ojos fu ero n dueños de la luz. . sur. se le señaló a Cuauhtém oc auxiliar en las tareas dom ésticas. Cuauhtém oc vagaba absorbido su pensam iento en la bondad de O m etecuhtli y O m ecíhuatl. de todo el Universo. allí se graduaba su voluntad. aire. EL N IÑ O IN IC IA P R U E B A S D E ES­ TOICISMO. del cielo. frijol y desperdicios. ze n it y a zim u t) en m edio de todos los vientos. del am or en su natural esencia. hum ilde de espíritu. luces y estrellas. ni piedra que no tuviera calidad. Desde en to n ­ ces gestó su conducta que forjaría al organizador inconm ovi­ ble.

38 DOLORES ROLDAN Fundación de México. . Cod: Mendocmo.

se contaban hasta 78 edificios constituidos para adoraíorios.K. reinas tu aquí!.CODICE DE CUAUHTEMOC 39 TENOCHTITLAN Y TLATELOLCO La Tenochtitlan era jardín de pluma. cual plum a de quetzal. el cuarto Teccizcalli. el tercer teocalli se llam aba Macuicalli o M acuilquiauitl. B. baños. m onum ental fuente. Tlillancalm écac. Coacalco. ten ía veinte puertas. la construcción brillaba con ta- •HIST. su preciosismo en m il m etáforas lo describían lo m ism o el m acéhuatl del Calpulli que el tlacatecuhtli del Calmécac. al oeste. y la otra de Tláloc. el trigésim osegundo edificio era el Tezcatlachco o juego de pelota. está M éxico. y la más im portante de Tlacopan. alabastro.M. Tlaxicco. ¡Es tu casa dador de la vida. aposentos sacerdotales. Al poniente estaba el pala­ cio de M octezum a ílhuicam ina (casas viejas). una de H uitzilopochtli dios solar de la guerra. fundada en 1325 (2-Calli).G. la com unicaban con tierra firme sus calzadas. tres grandes patios. m u ndo m itológico que fe liz m edía la vida. en form a de pirám ide truncada rem atada por las dos capillas. estanques purifica­ d l e s . la del sur con Iztapalapa que a su vez se u n ía con la que iba a Coyoacan. Tlilapan. En A náhuac se oyen tus cantos: Sobre los hom bres se extienden. México Calmécac. etcétera. herm osos jardines. Q uauhxicalco. I 2 32/4 . I H aciendo círculos de jade está tendida la ciudad: irradiando rayos de luz. dios de las lluvias? el segundo cu era del dios del agua Tlaloque. ju n to a ella son llevados en barcas los príncipes: sobre ellos se extiende una florida niebla. Un mexica. y adoratorio. Tochinco. circun­ daba el conjunto cerem onial el coatepantli o m uro form ado de grandes culebras encadenadas. desco­ nocido su nom bre. seguían los edificios Poyauhtla. Mixcoapan T zom pantli. casas de retiro para jóvenes de uno y otro sexo. Teutlalpan. la del norte con el Tepéyac. estaba cim entada en una isla. El gran teocali era el centro de la ciudad. POES. c h a lc h íh u itly luz.S. dejó canto perenne: A. La ciudad de T enochtitlan. hubo otra hacia el oriente que no tocaba la costa. NAH. Las calles de tierra eran cru­ zadas por setenta y tres acequias surcadas por miles de canoas.

.. (El Gran Teocali). Templo Mayor de México.

O 4- TEMPLO MAYOR DE MEXICO DOLORES ROLDAN .

se veía la ciudad de Tlatelolco con su gran teatro. sorprendieron a los españoles. Desde C hapultepec. desbaratándose los m ercados. destacaban los num erosos portales que circundaban el extenso y fam oso Tianquiztli . Al oriente el palacio de A xayácatl. D. no quiero decir más sino que en su servicio y tra to de la gente de ella hay la m anera casi de vivir que en España. Al norte de T enochtitlan. h ab ía en ellas más m anera y policía en todas las cosas. un gran atam bor que h ab ía en sólo este tem plo. Al sureste estaba el palacio del Tlatoani o gobernador M octezum a X ocoyotzin. porque com o allí estaba siempre este señor M utezum a. en­ contraron los españoles tesoros incalculables. se p o n ía la ciudad en tan to silencio que parecía que no h ab ía hom bre en ella.D. En seguida la Casa de las Aves que albergaba desde al dim inuto huitzilihuitl (colibrí) hasta el cuauhtli o águila caudal. pertenecientes a la población secular de más o m enos m edio m illón de habitantes. oído. 66 H. topacios. y con tan to concierto y orden com o allá. aunque no acabaría tan aína. En el tem plo de Q uetzalcóatl. todos los días se tañ ía a la hora que se pone el sol. Con perfecto trazo. y que considerando esta gente ser bárbara y tan apartada del conocim iento de Dios y de la com unicación de otras naciones de razón (?). am bos zoológicos únicos en Pream érica. Y por no ser más prolijo en la relación de las cosas de esta gran ciudad. su sonido ronco se oía p o r toda la ciudad. donde además de hospitalidad. que era el segundo nom bre de Q uetzalcóatl. pues ha tocado “Y écatl” . 54 HIST. en T enochtitlan se repartían en todas direcciones las setenta mil casas. el doble acueducto su rtía a las ciudades gemelas T enochtitlan y Tlatelolco. pices de esmeraldas. es cosa adm irable ver la que tienen en todas las cosas. quedando todo en tan ta quietud y sosiego. y todos los señores sus vasallos ocurrían siem pre a la ciudad. m árm oles y jaspes (según descripción del C onquistador A nónim o). La gente de esta ciudad es de más m anera y prim or en su vestir y servicio que no la o tra de estas otras provincias y ciudades. decían: “ Recojám onos. m ajestuosos tem plos y edificios. la Casa de las Fieras. y ju n to . el cual.C. unas lujosas y otras m odestas. solam ente separado p o r la acequia T ezontlali.CODICE DE CUAUHTEMOC 41 HIST. rubíes. recogiéndose la gente.

Se publicó por primera vez en Nuremb Cortés al Emperador Carlos V durante la conquista de México. . la ciudad. y algunos de los poblados de los alrededores.Fig. 1 -Plano de Tenochtitlan (hoy la ciudad de México). atribuido o Hernán Cortés pero diseñado Mayor.

Se advierten el Templo zrg en une edición en latín de las "Cartas de Relación”.orobablemente por alguno de los conquistadores que militaron a sus órdenes. de los informes que envió . en otras palabras.

Palacio de Axayácatl. Pueblo que corresponde a Tacú baya (¿tlacuihuayan) con la bandera de Austria izada. Casa de animales o Museo Zoológico. 9. Mercado de Tlatelolco. Calzada de Itztapalapan. Sobre el muro sur de Cohuatepantli se ve el nombre de Temixtitan. del Mercado de Tlatelolco. 20. Vemos también a Chapultepec con su bosque y sus manantiales. 29. hoy Palacio Nacional. 11. queda frente a la calzada de Tlacopan. Casa de la Celada.raía el agua potable hasta el corazón de la ciudad de México. llamada Amanalco. 24. Punto donde estaba el puerto de las canoas que hacían el tráfico con Tetzcoco y pueblos del oriente. muy imperfectamente dibujado. 25. como se llamaba entonces) con los lagos que la rodeaban y unida a la tierra fírme por varias calzadas: nótense las brechas y los puentes de madera sobre algunos de los canales que cruzaban a la ciudad. hoy de la Constitución. para Tlacopan. Cohuatepantli o Muro de la Culebras. 26. Plaza. 10. 12. con mayúsculas. es posible identificar dos Tzompantli o lugares donde se exponían los cráneos de los sacrificados. 28. Templos al P. Idolo gigantesco decapitado. 4. se hunde bajo tierra y así penetra hasta el centro de la ciudad.zá&Acatlyacapan y en la orilla de la ciu­ dad se bifurcaba en una calzada hacia Tenayuca y la otra hacia la punta del Ceno o Tepeyacac. Fuente de Chapultepec. Bosque de Chapultepec. que se remonta a la conquista española. con siete cortaduras. Allí se construyeron después las Atarazanas. sigue por lo que hoy es calzada Melchor Ocampo. Laguna donde fue aprehendido Cuauhtémoc. 15 16. Palacio nuevo de Moctezuma. Calzada de Nonoalco. 19. 2. Teocalli donde hoy está la iglesia de S. o Muro de Serpientes: se ven también algunos de los templos y osarios. En el centro. 5. 7. Calzada hacia Tenayuca. Fuerte de Xóloc. que comunicaban una casa con otra. 23. como puentes. Calzada de Tlacopan. Advertimos hacia el centro el gran recinto del Templo Mayor rodeado por el Cohuatepantli. 27. 8. En las calles de agua están señalados los maderos. Miguel Nonoalco. 6. Calzada que salía de la Puerta N. 14. Dique construido para evitar las inundaciones en la ciudad. El Templo Mayor. Jardín de Palacio. 17. tuerce y entra a la calzada de Tlacopan y al llegar a la orilla de la ciudad. Casas y jardines de Moctezuma. 22. \zm. 1. y merece estudiarse con cuidado. de Cohuatepantli. Palacio de Huehue Moctezuma. nos mues­ tra a la ciudad de México (o Tenochtitlan. 21. y el acueducto que de allí salía y i. (Fórum). le llamaban Tetamazolco o lugar del sapo de piedra. con sus cuatro puertas encima de las cuales están figurados los Tlacochcalcos o casas de las flechas. 3. El acueducto que nace en la fuente de Chapultepec. fuera de la ciudad. Casa de Cuauhtémoc. 13. 18. Coyoacán.44 DOLORES ROLDAN Este plano. .

. plata. para vigilar las operaciones comerciales (este edificio fue penúlti­ m o reducto de C uauhtém octzin.G. m edicinales.CODICE DE CUAUHTEMOC 45 H. ques la de Iztapalapa. hasta allen­ de fronteras de A náhuac. allí se encontraba el Tecpan o palacio del G ober­ nante.D. unas que venían con bastim entos e otras que volvían con cargas y m ercaderías. oro. conchas. Y luego le tom ó de la m ano (M octezum a a Cortés) y le dijo que mirase su gran ciudad y todas las más ciudades que ha­ bía d entro en el agua. las puentes que ten ía n hechas de trecho en trecho. com o adelante direm os. e víam os que cada casa de aquella gran ciudad y de todas las más ciudades questaban pobladas en el agua. y la de Tacuba. Tienen o tra plaza tan grande com o dos veces la ciudad de Salam anca. cuando Cuedlavaca. bebestibles. y el cacao y el algodón que. A todos los españoles maravilló la organización del m ercado.. y la de Tepeaquilla. plum as. nos echó de la ciudad. e ansí lo estuvim os m irando. que fue p o r donde después salimos hu y en d o la no ­ che de nuestro desbarate. Y veíam os el agua dulce que venía de C hapultepec. de que se proveía la ciudad. toda cercada de portales alrededor. y en aquellas tres calzadas. 51 B. que desde allá la p o d ría ver m uy m ejor. . los m agistrados y los tlacuilos o escribientes. era el principal centro com er­ cial de ambas ciudades en donde se vendía to d a clase de ar­ tículos com estibles. donde hay cotidianam ente arriba de sesenta mil ánimas com prando y vendiendo. que fue p o r la que entram os cuatro días hacía. de casa a casa no se . además. p o r donde entraba y salía el agua de la laguna de una parte a otra. en los últim os días del sitio y capitulación de su patria). C ortés lo citó en sus relaciones a Carlos V. e víam os en aquella gran laguna tan ta m u ltitu d de canoas. joyas. y que si no h ab ía visto m uy bien su gran plaza. . animales vivos. e otros m uchos pueblos alrededor de la m ism a laguna en tierra. donde hay todos los géneros de m ercadurías que en todas las tierras se hallan. Los pochteca o com erciantes. (m ercado). porque desde aquel grande y m aldito tem plo estaba tan alto que todo lo señoreaba m uy bien. industriales e industrializados. eran patrones m onetarios con que tasaban las diferentes m edidas de peso y volum en. concurrían a elegir los productos que llevaban al intercam bio. nuevo señor.C. caracoles. y de allí vimos las tres calzadas que entran en M éxico.

plum as. donde hay todos los géneros de m ercadurías que en todas las tierras se hallan. que fue p o r donde después salimos h uyendo la n o ­ che de nuestro desbarate. C ortés lo citó en sus relaciones a Carlos V. e ansí lo estuvim os m irando. Y veíam os el agua dulce que venía de C hapultepec. donde hay cotidianam ente arriba de sesenta mil ánimas com prando y vendiendo. que fue p o r la que entram os cuatro días hacía. y la de Tepeaquilla.. y la de Tacuba. oro. . y en aquellas tres calzadas. era el principal centro com er­ cial de ambas ciudades en donde se vendía to d a clase de ar­ tículos com estibles. A todos los españoles maravilló la organización del m ercado. en los últim os días del sitio y capitulación de su patria). eran patrones m onetarios con que tasaban las diferentes m edidas de peso y volum en. . hasta allen­ de fronteras de A náhuac. de casa a casa no se . y el cacao y el algodón que. nuevo señor. plata. Y luego le tom ó de la m anofM octezum a a Cortés) y le dijo que mirase su gran ciudad y todas las más ciudades que ha­ bía dentro en el agua. caracoles. y de allí vimos las tres calzadas que entran en M éxico. allí se encontraba el Tecpan o palacio del G ober­ nante. las puentes que ten ía n hechas de trecho en trecho. toda cercada de portales alrededor. además. para vigilar las operaciones comerciales (este edificio fue penúlti­ m o reducto de C uauhtém octzin. joyas. animales vivos. com o adelante direm os. concurrían a elegir los productos que llevaban al intercam bio.C. e víam os en aquella gran laguna tan ta m ultitu d de canoas. porque desde aquel grande y m aldito tem plo estaba tan alto que to d o lo señoreaba m uy bien. Los pochteca o com erciantes. los m agistrados y los tlacuilos o escribientes. . y que si no había visto m uy bien su gran plaza. ques la de Iztapalapa. Tienen otra plaza tan grande com o dos veces la ciudad de Salam anca.CODICE DE CUAUHTEMOC 45 H. cuando Cuedlavaca. unas que venían con bastim entos e otras que volvían con cargas y m ercaderías. p o r donde entraba y salía el agua de la laguna de una parte a otra. e víam os que cada casa de aquella gran ciudad y de todas las más ciudades questaban pobladas en el agua. que desde allá la p o d ría ver m uy m ejor. bebestibles. industriales e industrializados. (m ercado). conchas.C. de que se proveía la ciudad.D. m edicinales. 51 B. e otros m uchos pueblos alrededor de la m ism a laguna en tierra. nos echó de la ciudad.

e Rom a. en C onstantinopla en toda Italia.C. cuyos eran y a quién per- B.C. A quí están sus conquistas: T latlauhquitépec. Unos ten ían cuidado de las pinturas de los térm inos. y a la raya de Pánuco entre T uzapapán (Túxpan). unos que trataban de los Anales (X iuhám atl). M ontezum a ten ía m uchas guarniciones y capitanías en lo de Soconusco.46 DOLORES ROLDAN pasaba sino p o r unas puentes levadizas que tenían hechas de m adera. y las casas de azoteas. y en las calzadas otras torrecillas y adoratorios que eran com o fortale­ zas. T enía cuenta de todas las rentas que le traían a M ontezum a. T enían para cada género sus escritores. tom am os a ver la gran plaza y la m ultitud de gente que en ella había. asentado por cuenta y razón los que nacían y borraban los que m orían con la mism a cuenta. Y después de bien m irado y considerado todo lo que ha­ bíam os visto. T zotzollan. con sus libros hechos de su papel que se dice Amal (am atl). y todas blanquean­ do que era cosa de adm iración. provincias. y de las suertes y repartim ientos de tierras.D. Tzolla. pueblos y lugares. # MOCTEZUMA XOCOYOTZÍN M octezum a X ocoyotzin había sido elevado a Tlatoani (go­ bernador) de T enochtitlan. N ocheztlan. o en canoas. T otépec. II 17 . Tecuictépec. mes y hora. O tros ten ían a su cargo las genealogías y descendencias de los Reyes y personas de linaje. Icpatépec. y ten ía de estos libros una gran cantidad.D. que solam ente el rum or y zum bido de las voces y palabras que allí h ab ía sonaba más que de una legua. con día. unos com prando y otros vendiendo. 207 B. 17 IXTL. integraban la Gran C onfederación de Anáhuac. y víam os en aquellas ciudades cúes y adoratorios a m anera de torres y fortalezas. Tlaniztla. en lo de M echuacán. e entre nosotros hobo soldados que habían estado en m uchas partes del m undo. TLAT. en lo de G uazaqualco. poniendo por su orden las cosas que acaecían en cada un año. 282 ANAL. lím ites y m o­ joneras de las ciudades. y dijeron que plaza tan bien com pasada y con tan to concierto y tam año e llena de tan ta gente no la habían visto jamás. desde 1502 (10-T ochtl). en unión de Nezahualpilli de Tezcoco y T otoquihuatzin de Tlacopan (Tacuba).

H abía entre estos naturales cinco (clases de) libros. el cuarto era el del bautism o y nom bres que daban a los niños. 1-837 A cuechótzin en Tecam achalco C alcozám atl en Cuauhquechóllan Tlacayáotzin en Tenanco Itzcahuátzin en Chalco Y aom ahuítzin en Cuauhuáhuac T latolcátzin en X ochim ilco M ayahuiátzin en Ixtacalco Ixto to m ah u átzin en Teopancálcan C uitláhuac en Ixtapalapan Tezozóm oc en Culhuácan C oapopocátzin en Coyoacan T ecuhtlehuacátzin en Atzcaputzalco Panítzin en E hecatepec Tlacochcálcatl en Cem pohuállan Ixcozauhqui en Tepeyac (Tepeaca) N ahuiácatl en Itzócan Cacam átzin en Am equem écan Tizapapalótzin en H uaxtepec C halcayaótzin en Mizquic A tenchicálcan en Cuitláhuac A tlpopocátzin en T ízoc C em poalxóchitl en Tecpan T ochihuítzin en M exicaltzinco H uitzillátzin en H uitzilopochco T o toquihuátzin en Tlacópan (Tacuba) M otecuhzom atzin en Tenayocan M azacoyotzin en M atlatzinco C oapopoca en N áutlan . estaba en un local del edificio contiguo al palacio de M otecuhzom a Ilhuicam ina. otros eran de historias. de figuras y caracteres. genealogías. el tercero de sueños.' Cada ciudad tenía su archivo. el segundo de días y fiestas en todo el año. El prim ero habla de los años y tiem pos. em baim ientos. y los de adm inistración pública. GOBERNANTES DE LOS PRINCIPALES SEÑORIOS. cerem onias y agüeros en los m atrim onios. vanidades y agüeros en que creían. el quin to de ritos. AL LLEG A R CORTES EN 1519. el de T enochtitlan. dioses y ciencias. MATS.CODICE DE CUAUHTEMOC MOTOLIN IA cenecían. p o r lo m enos el referente a la H acienda Pública.

IV -23 / a esta tierra aparecieron señales: La prim era fue en el cielo l j una llama de fuego m uy grande y resplandeciente. En la cuar./ adonde os llevaré!” . La quinta fue que la laguna de / \ México parecía hervir. La segunda. allí se veía m ucha gente arm ada. TLAT. La sexta se oyó de noche / en el aire una voz de m ujer que decía: “ ¡Oh hijos m ío s. sin hacer aire. / ( el chapitel de un cu de V itzilopuchtli se incendió. la fueron a m ostrar . tenía en la cabeza un] espejo. La tercera cayó j un rayo sobre el cu de X iuhtecutli. gobernaba su tu to r en Teotihuacan A tonaletzin en Tepeyahualco T zontem óctzin en H uexotla Citlalcóatl en Tultitlán Q uinatzin en T epotzotlan T zotzoltzin en X ippacoyan Tollan A cxóyotl en Chiapas Cozcacuauhtli en la M ixteca Cacama en Tezcoco Consijoeza en Zaachilla C uauhtém oc en Ichcateopan A ztatzontzin en C uauhtitlan X icoténcatl padre) Q uecehuatl en Tlaxcala en (el H uexotzinco Tlaltécalt en C hiconauhtla Teyaoyahualohuatzin en Te­ pe chpan Tlam apatzin en Axapochco Cuechim altzin en O tóm pan (O tum ba) X aquintecuhtli en Coatlinchan A yocoátzin en Tepexi M atlillihuitzin en Apazco M exayacatzin en Xilotepec Ocollotzin en X ocotitlan Condoy en T otontepec M octezum a X ocoyotzin en M éxico-Tenochtitlan. dios del fuego.48 DOLORES ROLDAN Teuhtlilli en C uetláxtlan • Tem etzin en Chololla (Cholula) Teohuac en Calpan C oyótzin en Acólman Q uetzam am alitzin H uétzin niño. Zinzicha en Michuacán AUGURIOS DE LA INVASION ESPAÑOLA EN ANAHUAC I.j ta. el agua / echábanla sobre el fuego y no se apagaba. Yucatán. La séptim a señal fue que cazaron una/ ave parda del tam año de una grulla. de día cayó una com eta. Cosijopii en Tecuantépec Canek en el Petén.

En la octava señal aparecieron m onstruos. y desapareció.CODICE DE CUAUHTEMOC 49 a M octhecuzom a. Tam bién se dijo que Papantzin. . resucitó para predecir la invasión por gente extraña. herm ana de M octezum a II.

donde serás labrado y agujerado com o piedra preciosa y plum a rica. que aquí estam os. y por esta causa ahora tu padre y tu m adre. Oye pues y sábete que cuando eras tierno te prom etieron y te ofrecieron tu padre y tu m adre. sirviendo a nuestro señor recibirás sus m isericor­ dias. para que aquí barras la casa y la limpies por am or de nuestro señor Quetzalcóatl. B. Cum plidos los 12 años C uauhtém oc. tam- . aquí estás presente. y te han de abrir los ojos. hazte de levantar de m añana. II 213/5 1513 (8-C ALLI). andarás con ligereza.S. Ellos tienen autoridad para castigar y para herir a sus hijos que enseñan. para que morases en esta casa del Calmécac. estarás m uy de voluntad y que no tengas afección a ninguna cosa de tu casa. no seas perezoso. donde te ha traído nuestro Señor que está en todo lugar. el oficio que te dieren tom arás. mas verdaderam ente son tu padre y tu m adre los que te han de criar y enseñarte las buenas costum bres. y los oídos. Hijo m ío m uy am ado. te venim os a poner aquí donde has de estar. donde los pone y ordena nuestro Señor que está en todo lugar. casa de lloro y de tristeza. delante de los m aestros que le habían de criar. su padre el príncipe A huízotl (hijo de A huízotl. velarás de noche. lo llevaron al Calmécac de T e n o c h titlá n . para que veas y oigas. Estarás en el Calmécac. de aquí salen los que poseen ahora los estrados y sillas de la república. Cod: Mendocino. y donde eres hijo propio. hablóle A huízotl de esta m anera: “Hijo m ío.50 DOLORES ROLDAN CUAUHTEMOC INGRESA AL CALMECAC Calmécac. 8o Rey de México T enochtitlan) acom pañado de su cónyuge C uayauhtitali. y aquí están tu padre y tu m adre que te engendraron.

. que aunque vivieron en grande hum ildad. y un varón de una m ujer. fueron reverenciados y tenidos en m ucho y poseyeron las dignidades del reino. Hijo m ío. pero tam bién en los cuerpos. Allégate a los sabios y hábiles y de buen ingenio. pon los ojos en ellos. tuvieron autoridad para m atar y para hacer guerras. m ira sus virtudes. no te arrojes a la m ujer com o el perro se arroja a lo que ha de com er. y m antuvieron al Sol y a la Tierra con sangre de hom bres. resiste hasta que ya seas* hom bre perfecto y recto. no so­ lam ente en las ánimas. sino piérde­ se.-Tira de la Peregrinación. y entonces se saca la miel. guárdate de todas las cosas sucias que ensucian a los hom bres. y para esta generación y m ultiplicación ordenó dios que una m ujer usase de un varón. causan­ do enferm edades y m uertes corporales. m ira que te apartes de los deleites carnales. has de tener m ucho cuidado de entender los libros de nuestro Señor. m ira que el m undo ya tiene este estilo de engendrar y m ultiplicar. aunque haga m ucho frío. ni tiene sustancia ni da m iel. Hijo m ío.CODICE DE CUAUHTEMOC 51 bien habéis de hacer sacar sangre de vuestro cuerpo con la espina de m aguey.-I-Tecpatl. Am ado hijo. y bañaros de noche. antes que abran el m aguey para sacarle la miel lo dejan crecer y venir a su perfección. (IJI6). m ira que el m aguey si lo abren de pequeño para quitarle la miel. dándote a las m ujeres antes de tiem po. pero esto conviene se haga con tem planza. Salieron de Aztlán. m ira su fam a y el resplandor y claridad que nos dejaron.

con trepidantes plum as de quetzal entrelazo la H erm andad. CU IC ACALLL C uauhtém oc concurría al Cuicacalli del Dios Xochipilli. NAH. que cum plían al hacer sabios a los rostros ajenos por m edio de las tradiciones o libros vivos. conservados en el Amoxcalli o biblioteca. POE.K. C uauhtém oc m em orizaba la poesía arm ónica de Tem ilotzin: Ya vine. C uauhtém oc a todo atendía y entendía. De la historia se le grabó la trayectoria valiente y perseverante de los chichimecas. La introduciré al palacio A . Encauzado por sus padres en lo religioso. a su prim o acolhua Cacam atzin y a su amigo tlatelolca T em ilotzin.52 HIST. admiró de entre los folladores de cantos. doy plum as de Tzinitzcan.D. que guiados por H uitzilopochtli fundaron Tenochtitlan. desde su salida de las Siete Cuevas de Aztlán (heráldica) ju n to con las otras seis tribus. con plum as de guacam aya rodeo. cada uno ten ía su propia inspiración. y Tlapitzcaltzin señor de las flautas. ahora recreaba su espíritu en la profunda filosofía de Q ueízalcóatl com o la inspiración y sus desdoblam ientos en H uitzilopochtli la aspira­ ción y Tezcatlipoca la vida. con oro m atizo. De sumo interés y aprovecham iento le fueron las com plicadas m atem áticas y el m anejo de abacos. esteras y otros instrum entos. DOLORES ROLDAN D.G. bajo las enseñanzas de los sacerdotes: O m etochtli. la com plejidad del poder del dom inio m ental. aprendía canto y danza ju n to con otros alum nos de uno y otro sexo. tam bién. Sin esfuerzo se sublim ó en teogonia y cosm ogo­ nía. Prim o y arnigo eran rostro y corazón de la F lor y Canto (poetas). S abias eran las enseñanzas de los tlam atinim e y de los tlam acazqui. 1-14 Com o incipiente m om achitique (estudiante). Señor del Cerca y del Ju n to . Allí.M. am bos eran buscadores de la palabra verdadera que ios acercara al Tloque N ahuaque D ador de la Vida. amigos m íos: Con collares ciño. Eran m aterias obligadas el Tonalám atl libro adivinatorio. rodeo con cantos la C om unidad. representante del dios del pulque. El que se Inventa Solo. y los libros plegados pintados en papel de am ate. I 190 A. y demás deidades. para ios cálculos astronóm icos.

saludando al Señor M otecuzom a le dijeron: “ Señor nuestro. Me envía acá com o m ensajero el dios: yo soy el dueño de las flores: yo soy Tem ilotzin: yo he venido a hacer am istad aquí. vive m uchos años. y los de Tlacuba. vencieron los tenochca.CODICE DE CUAUHTEMOC 53 B. allí me presento. vuestro ejército ha vencido a sus contrarios y tom ó la provincia sobre que iba. II 328/9 y ah í ya todos. y los m atlaitzincas. todos hasta que nos hayam os ido a la región de los M uertos: en esta form a hem os venido a tenem os prestados unos a otros. Cod: Mendo'cino. y los de las Chinam pas y los de la cierra seca” . allí haré com poner cantos.S. El Señor M otecuzom a respondió: “ Séais . Pero ya vine. C uauhtém oc com enzó a aprender las cosas de la guerra. en la prim era guerra cautivó un ene­ migo. y los de Tlatilulco. y los Tezcucanos. C uando cum plió quince años. allí haré b ro ta r cantos a mis amigos. y los otom íes. Su Iniciado en la Guerra. enseñándole a pelear y am parándole de los enemigos. cuando llegaron a T enochtitlan. sabe que el dios de la guerra H uitzilopochtli nos ha favoreci­ do y con su ayuda. IN IC IA D O E N L A G U ERRA . Luego lo llevaron a la guerra. ¡padre convidó a los capitanes y soldados viejos a un convite y les dio m antas y m axtles labrados para que tuviesen m ucho cargo de C uauhtém oc en la guerra. vosotros. Y luego los m ensajeros que se llam aban tequipan titlan tin . allí le enseñaron a su defensión y ofensión de los enemigos y a cautivar enemigos.

descendím iento de agua. contra los de Q uetzaltepec y Iztactlalocan. Huitzilopochtli. y m axtles preciosos labrados. De todas las festividades. donde estuvo bajo el patrim onio de las familias del Tecatecutle (sic) A huízotl. agua. I 287 -r \ . orejeras de cuero. y otras divisas para usar p o r toda su vida. H abía m andato de no dorm ir toda esta noche. estuvo este niño en la ciudad de T enochtitlan al lado de las familias reales de Tezcoco. VARIAS CEREMONIAS A las cerem onias de cada deidad en sus respectivo^ tém elos. asistía C uauhtém oc. que quiere decir estar en vela o alerta. 1516 ( 1 1-TECPATL). la cual fiesta llam ada atem oztli caía. TRAD. de pantorrillas y de pechos. Esta fiesta se dirigía a pedir agua para la prim avera. llama­ ban ixtozoztli. a veintiséis de diciem bre. ICHC. pinjantes de oro con otras plumas ricas. esperando la venida del agua. é s te d í a . m antas ricas de señores con diversas divisas. Huélgome de o ír esas nuevas” . borlas con tiras de oro entretejidas a las plum as ricas para ponerse en la cabeza. y a é s te niño lla m a b a n A tl. FIESTA d e H U ITZILOPOCHTLI. las más suntuo­ sas que había presenciado eran la de Q uetzalcóatl. H abía com idas de tam ales de masa y legum­ bres y ofrendas de ellos. según nuestro calendario. palacio de los T lacatecuhtli o príncipes. envió sus gentes el año mismo que m urió. y los vencieron y sujetaron al Im perio. sacándose la sangre de sus lenguas y orejas. Entonces rec ib ió el_grado de pilli en el aposento llamado Pücalli u h o gar de_caballeros^ de im portancia después d el Teucalli. de brazos. M octezum a le dio insignias de valiente: bezote de piedras preciosas de diversos colores. sacrificios de sí mesmos. Fingían que bajaba un ni ñ o d e l c i e l o . y así D. de sus m iem bros viriles. Que por los años de 1516. Muy bella le h ab ía pareci­ do la conm em oración de la bajada de H uitzilopochtli al m undo.54 DOLORES ROLDAN TORQ. II-LXXX B. El Rei Nezahualpilli de Tezcuco que en com pañía de el de México y Tlacopan hacía sus guerras. y hicieron hechos m ui hazañosos en esta guerra Ihuitltem oc y Quauhtem octzin. II 328/9 E.D. m uy bien venidos.G. Tláloc y Tezcatlipoca.S.

F IE ST A D E TLALO C . al M onte de Colhuacan. liadas las ram as al tronco. 1-81 estaban indios e indias en el patio del tem plo con lum bradas para resistir el frío (A la mesm a m anera que agora la suelen estar to d a la noche de Navidad). previam ente convertido en jard ín . y los m inistros encabezados por M octezum a. fue llevado del m onte entre cantos y bailes.CODICE DE CUAUHTEMOC 55 Huitzilopochtli D. al tem plo de Tláloc.D. a buscar el árbol más alto y coposo. a causa de que el m aíz sem brado estaba . y cortado p o r los hacheros. Esta fiesta para pedir buen año. que parecía haber nacido allí. lo plantaron tan bien en el patio. lo llam aban T ota o sea nuestro padre. y demás niños y jóvenes de recogim ientos y escuelas. Tam bién un veintinueve d e abril h ab ía ido con todos sus com pañeros del Calmécac.

C uauhtém oc entre los m ancebos que com petían durante esta fiesta. I 3 9/42 nacido. en el patio del tem plo juntóse la gente de la ciudad para pedir agua al cielo. des­ pués de arrojadas. que estaba ju n to a la pieza de H uitzilopochtli. truenos y relámpagos y de to d o género de tem ­ pestades. La estatua de Tláloc denotaba el fuego de ios rayos y relámpagos que del cielo echaba. de la m esm a reputación. arrem etieron a las gradas y arrojaron a lo alto las cañas que llevaban en la m ano. subieron por las gradas del tem plo. U n día nueve_de_mayo fiesta de Tezcatlipoca y de Tóxcatl.56 DOLORES ROLDAN D. pugnan- .D. cuando enviaba las tem ­ pestades y relámpagos. Sacaron los m inis­ tros del tem plo en aderezadas andas a Tezcatlipoca con par­ ticulares insignias de plum as. brazaletes y quitasoles. adorábanle com o a dios de los aguaceros y de los rayos. todos puestos en orden. se celebraba en el tem plo de Tláloc. en el m esm o tem plo. F IE ST A D E TEZCATLIPO CA.

D U R A N T E L A F IE ST A D E Q U E TZA LCO ATL. D J). En esta tierra los reyes y príncipes tenían m uy particular cuidado y cuenta de prem iar y ho n rar a los virtuosos y a los valerosos hom bres y levantar linajes y dictados. La principal que las leyes señalaban era la m ilicia. y desde (ahí) en adelante com o ^ a hom bres señalados los respetaron y honraron. . daban gran honra. fue objeto de esta condecoración. los ancianos del tem plo ios honraron llevando a los aposentos. Ternilotzin y otros internados del Calmécac. lo presenciaron. un tres de febrero. prem io y blasones.CODICE DE CUAUHTEMOC 57 Tezcatlipoca do de llegar los unos prim ero que los oíros a los platos de colación y a las dignidades del tem plo. gobernador de Iztapalapa. C uitiáhuac. I 6 5 /6 7 C O N D EC O RAC IO N A C U IT L A H U A C (T L A T O A N I D E IZ T A P A L A P A ). y ya bañados les dieron m uchos aderezos. lo cual se efectuó durante la fiesta de Q uetzalcóatl. Fue C uauhtém oc el segundo (en llegar) de los cuatro ganadores. Poníanles nuevo nom bre que era tequiuaque: “hom bre que usa bien del oficio de soldado” . C uauhtém oc.

DOLORES ROLDAN Q uetzalcóatl estaba en un tem plo alto. joyas. y la cara de pájaro con un pico colorado. ringleras de dientes y la lengua de fuera. sobre un altar aderezado de oro y plata. al cuello joyel de oro grande. suntuoso braguero. el pico hasta la m edia cara. quejándose de los dolores que sentía con m uchas . Era este ídolo de palo. un buboso fingía estar m uy lastim a­ do de ellas. blanco y colorado. amarillo y luego una cinta negra que le venía ju n to al ojo ciñendo por debajo del pico. m antas m uy bien labradas y galanas. (especialm ente en Cholula). todo el cuerpo de un hom bre. pintada de negro. hubo danzas y m uy graciosos entrem eses en el pequeño teatro que h abía en m edio del patio: En el prim er entrem és. y en la m ano izquierda ten ía una rodela de plum as blancas y negras. plum as. Estaba este ídolo en una gran pieza. tenía en la m ano derecha una segur a hechura de hoz. Después de la cerem onia y el hom enaje a Cuitláhuac. m uy autorizado en todos los lugares de la tierra. En ía cabeza tenía una m itra de papel pun­ tiaguda. m anta de plum a.

CODICE DE CUAUHTEMOC

59

graciosas palabras y dichos, hacía m over la gente a risa. Acaba­ do este entrem és, salía o tro , de dos ciegos y dos m uy lagaño­ sos; entre estos cuatro pasaba una graciosa contienda y m uy donosos dichos, m otejándose los ciegos con los lagañosos. A cabado este entrem és, entraba otro, representando un arrom adizado y lleno de tos, fingiéndose m uy acatarrado, haciendo grandes y graciosos ademanes. Luego representaban un m oscón y un escarabajo, saliendo vestidos al natural de estos animales; uno, haciendo zum bido com o m osca lle­ gándose a la carne y o tro ojeándola y diciéndole mil gracias, y o tro , hecho escarabajo, m etiéndose a la basura. Todos los cuales entrem eses, eran de m ucha risa y contento.

D.D.

TLACHCO O JUEGO DE PELOTA
(Este juego, igual que todos, era producto de su cultura mágica-religiosa; tam bién co n ten ía carácter deportivo, y

I
66

Tlachco o Juego de Pelota.

dicen los historiadores se jugaban quinielas). En todas las ciudades y pueblos que ten ían algún lustre, edificaban ju e ­ gos de pelota con galanas cercas y bien labradas; el suelo m uy liso y encalado; con m uchas pinturas de efigie de ídolos y dem onios, a quienes aquel juego era dedicado, y a quienes los jugadores ten ían p o r abogados en aquel ejercicio. Era cuando la guerra, p o r tregua o p o r algunas causas, cesaba y les daba lugar. En m edio de este cercado h ab ía dos piedras fijadas en la pared, frontera la una de la otra; ten ían cada una un agujero en m edio, el cual agujero estaba abrazado del dios del juego: ten ía cara de m ono; la piedra de la una parte

60

DOLORES ROLDAN

D.D.

I
206

D.D.

I
207

servía a los de una banda para m eter por aquel agujero la pelota (de hule), y la otra del otro lado, para los de la otra banda. Cualquiera de ellos que prim ero m etía por allí su pelota, ganaba el precio. Era un juego de m ucha recreación, especialm ente para los que lo tom aban p o r entretenim iento, entre los cuales había quien la jugase con tanta destreza y m aña que en una hora acontecía no parar la pelota de un cabo a otro, sin hacer falta ninguna, sólo con las asentaderas y rodillas sin que pudiese llegar a ella con la m ano ni pie, ni con pantorrilla ni brazo, estando tan sobre aviso para no dejarla parar, que era cosa maravillosa. Al juego acudía gran m u ltitu d de señores y caballeros; ju ­ gábanlo con tan to contento y regocijo, que se les p o nía el sol en aquel co ntento. La fiesta se celebraba una vez al año. C uauhtém oc practicaba ju n to con otros jóvenes, el tlachco o juego de pelota. Sostuvo un encuentro, él en un bando y T em ilotzin, su amigo tlatelolca, en el otro. T rem enda lucha sostuvieron, tocó a C uauhtém oc m eter la pelota; todos le honraron y le cantaron cantares de alabanza, y bailaron con él un rato, y le dieron prem io de plum as, m antas, bragueros, cosa que tuvo en m ucho, aunque la honra fue lo que él más estim ó, porque casi le honraron com o a hom bre que en com bate particular de tan to s a tantos hubiese vencido y dado fin a la contienda. Com o era costum bre, todos lo jugaron en cueros; puestos encim a los bragueros que a la continua traían , unos pañetes de cuero de venado para defensa de los m uslos, que siempre los traían raspando p o r el suelo; puestos en las m anos unos guantes para no lastim arse, con que siem pre andaban afirm an­ do y sustentándose p o r el suelo. La práctica de este juego les daba destreza y fuerza, era a las que más afición ten ían , sin desatender tantos otros depor­ tes com o las carreras Painal en h o n o r de H utizilopochtli, El V olador de significado religioso y calendárico; los diver­ tidos X ócotl H uetzi o palo ensebado, el Xipem e T o totectin que eran com bates sobre m ontones de zacate, la cacería y m uchos otros.

CODICE DE CUAUHTEMOC

61

NEZAHUALPILLI INTERPRETA EL ULTIMO AUGURIO NEFASTO
D.D. II 4 6 7 /9

1515 (10-A C A TL). En todos los tem plos de la ciudad h ab ía un indio que representaba al mismo dios o ídolo, así era reveren­ ciado y servido. Un m ancebo por semejanza del dios Huitzilopochtli, que se llam aba Tzocoztli, vido en la parte de oriente

Netzahualpilli anuncia a los españoles. Cod. D.D.

una com eta poderosa, atem orizado fuese para los que le ser­ vían y su guarda, y díjoles: “Despertad y veréis una cosa maravillosa y espantosa, no vista jam ás en estas p artes” . Todos se levantaron m irando hacia el oriente, la vieron estar a la hora que am anecía, encim a de la ciudad de M éxico, con ía luz de la m añana se deshacía. Se fue a palacio dando noticia al rey M otecuhzom a, quien llam ó al rey de Tezcuco Nezahualpilli . (hijo de N ezahualcóyotl). el cual venido, le respondió: “ Por cierto, Señor, el pronóstico viene sobre nuestros reinos, sobre los cuales ha de haber cosas espantosas y de adm iración grande; habrá en todas nuestras tierras y señoríos grandes calam idades y desventuras; no quedará cosa con cosa; habrá m uertes innum erables; perderse han todos nuestros señoríos, y esto será p o r perm isión del Señor de las alturas, del d ía y de la noche y del aire,* de lo cual to d o has de ser testigo y lo has de ver y en tu tiem po ha de suceder; porque yo ya, en yen­ do de tu presencia, me iré a m orir y sé cierto que ya no me verá más y esta será la postrera vista en esta vida, porque yo

DOLORES ROLDAN

m e quiero ir a esconder y huir de estos trabajos y aflicciones que te esperan. No desmayes, ni te aflijas, ni te desesperes; haz el corazón ancho y m uestra ánimo y pecho varonil contra los trabajos de la fo rtu n a ” .

CACAMATZIN UNGIDO TLATOANI DE TEZCOCO, SE EN FR EN TA A LA ENVIDIA DE SU HERMANO IXTLIXOCHITL
HIST.

IXTL. HIST. CHICH, II 330

1516 ( 1 1—TECPATL). 'C acam atzin, a la edad de veintidós años, por su calidad m ental, espiritual y física, y m éritos guerreros, obtuvo el apoyo de la m ayoría de los consejeros y tam bién de su tío M octezum a X ocoyotzin, Señor de Tenochtitlan, para suceder, com o Tlatoani de los acolhuas en Tezcoco, a su padre Nezahualpilli, fallecido este año, designación que provocó rebeldía de Ixtlixóchitl, su herm ano de dieciocho años, al declararle la guerra segregando el dom inio y estable­ ciéndose com o Señor en O tum ba. Cacam atzin heredaba el valor de N ezahualcóyotl su abuelo, y de su padre Nezahualpi­ lli; tam bién, com o ellos, era un rostro de carne y color en la F lor y C anto (poesía). Despachó sus em bajadores (M octezum a) para que ju n to con los electores y grandes del reino diesen los votos a su sobrino Cacam atzin, pues dicen que le quería infinito, ten ía edad suficiente para poder gobernar y que en las guerras pasadas h ab ía probado m uy bien su valor y era m uy valeroso capitán. Y que habiéndose determ inado el reino, todos los grandes y señores de él se fuesen con su sobrino a la ciudad de M éxico, en donde q uería fuese jurad o com o lo h ab ía sido su padre y abuelo.

CUAUHTEMOC VU ELVE A ICHCATEOPAN
E.G. TRAD. ICHC.

1 5 1 7 ( 12-C ALLI). Después de educarse en la ciudad de Ten o ch titlan , al lado de las familias reales de Tezcoco y bajo el patrim onio de las de su p ad re A h uízotl (term inada su edu­ cación ) volvió a Z om pancuáhuitl (Ichcateopan), su señorío m aterno. Allí perm aneció hasta la edad de 18 años.

CAPITULO II

INVASION ESPAÑOLA
TEZO.

77
HIST.

En este tiem po anunció el ídolo Q uetzalcóhuatl, Dios de los cholultecas, la venida de gente extraña a poseer estos reinos. Después que Cristóbal Colón llegó en 1492 a las Antillas, irrum pieron bandadas de españoles em pecinados en buscar riqueza y capturar nativos para esclavizarlos. H E R N A N D E Z D E CORDOBA D ESC U BRE M EXICO. 1517 (12-C ALLI). En 1517, unos 100 españoles, del Darién (Pana­ m á) llegaron a Cuba; el gobernador Diego de Velázquez

Hernández de Córdoba. Cod. D.D.

64

DOLORES ROLDAN

B.D.C.
37

HIST.

B.D.C.
3 7/8

IXTL. IV
189

ayudó m oralm ente a Francisco H ernández de C órdoba que poseía recursos para arm ar cuatro naves que capitaneó, con el fin de continuar las expediciones. Al llegar a la costa de Y u­ catán, vieron pirám ides y torres de tem plos; bajaron en Cabo C atoche y fueron atacados por los naturales; siguieron a Champ o tó n (C am peche), al desem barcar, los naturales los atacaron; se dirigieron a la Florida, las tem pestades los obligaron a vol­ ver a Cuba, H ern án d ez d e C órdoba, descubridor de México, m urió a consecuencia de las heridas recibidas en los cóm bales. M ontezum a tuvo noticia de la prim era vez que vinim os con Hernández de C órdoba, entendió que nuestra dem anda era buscar oro; todo se lo habían llevado pintado en unos paños de nequén. M andó a sus gobernadores procurasen tro car oro a nuestras cuentas, y tam bién para saber nuestro intento. J U A N D E G R IJA L VA. 1 5 1 8 ( 13-TOCHTL). Los super­ vivientes de la expedición de H ernández de C órdoba, que hab ían visto buenos edificios, despertaron la codicia de los residentes en Cuba; el más entusiasta fue Diego V elázquez, que costeó cuatro naves y las dio al m ando de Juan de Grijalva con instrucciones de rescatar oro y plata. En m ayo de 1518, los m andó surcar el Golfo de México. Descubrieron la isla de Cozum el, y retrocedieron en Chetum al (Q .R.), al llegar a Cam peche desem barcaron, los nativos atacaron; obligados a em barcarse llegaron a la laguna de Térm inos y a varios ríos, al de Tabasco llam aron Grijalva en h o n o r de su capitán. En el islote de San Juan de Ulúa, rescataron catorce m il pesos en oro. En seis días que allí estuvim os trujeron más de diez y .seis mil pesos en joyezuelas. E vimos otra isla algo m ayor, fue el Joan de Grijalva y pusim os Isla de Sacrificios, y allí enfrente saltamos. H abía m uchos indios a rescatar oro, lo m andó el gran M ontezum a, donde agora es el puerto de Veracruz. Acor­ dam os Pedro de Alvarado llevase todo el oro a la isla de Cuba. Túvose noticia de la venida de los cristianos p o r algunos m ercaderes que hab ían ido a las ferias de X icalanco, Ulúa y C ham potón, especialm ente cuando rescataron con Grijalva, y así ten ían por m uy ciertas las profecías de sus pasados, que esta tierra h ab ía de ser poseída p o r los hijos del sol, demás de las señales que hallaban en el cielo, de lo cual esta-

CODICE DE CUAUHTEMOC

65

I. TLAT. IV 2 5 /2 6

GOMARA e IXTL.

B.D.C. 37

HIST.

ban todos con grandísim a pena en considerar que se les acer­ caban sus trabajos y persecuciones. La prim era vez que parecieron navios, los calpixques de M octhecuzom a fueron a ver, se llam aban Pinotl, Teozincocatl y Tentlil. Llevaban cosas para venderlas, so color de ver qué cosa era aquello: lleváronlos algunas m antas ricas que sólo M octhecuzom a usaba. V ieron a los españoles, besaron las proas de las naos, pensaron según parece era el dios Quetzalcóatl que volvía y le presentaron obsequios al que llevaban por general que era Grijalva. Los indios se volvieron para México a dar la nueva a M octhecuzom a. En la nóm ina de los presentes que Grijalva envió con Alvarado a V elázquez, gobernador de Cuba, para rem itirse a Carlos V, se encontraban máscaras incrustadas de piedras preciosas, sartales de oro fino, tocados de plum as de quetzal y navajones de m osaico, atavíos propios de Q uetzalcóatl (m is­ m os obsequios envió M octezum a, tam bién a Cortés). Por lo que yo vi y en ten d í después el tiem po andando, en aquellas provincias e otras tierras de la Nueva España se usa­ ba enviar presentes cuando se trata de paces, com o adelante verán. H E R N A N CORTES. En Cuba se encontraba Hernán Cortés

H. Cortés y su escudo con las siete cabezas de los señores que ahorcó. México a través de los siglos.

e se tornaron abrazar. La m alicia y invidia reinaba en los deudos del Velázquez. 58 . y visto el gobernador Diego V elázquez. y las piernas y los m uslos bien sentados.C. luego a otro pueblo y tam bién huye­ ron y dejaron gallinas y otras cosas. Saltam os en tierra en Cozum el y no hallam os indios. le decía que le había de hacer m uy ilustre señor e rico en poco tiem po.D. M A R Z O 12. L A LEN G U A. las barbas ten ía algo prietas y pocas y ralas.C. de la mism a m anera que las barbas. no m uy alegre.C. decía que Cortés iba alzado. Diego Velázquez envió en posta a la T rinidad para revocar a Cortés el poder y no dejar pasar el arm ada. JERO N IM O D E A G U IL A R . luego éste cam inó a donde estaba su com pañero Gonzalo G uerrero. 56 B.C. C ortés fue a despedir del D iego'Veláz­ quez. Después que volvió a Cuba el capitán Joan de Grijalva.D.D. que no quiso venir. Eram os quinientos y ocho. Fue de buena estatura y cuerpo.D. 1519.66 DOLORES ROLDAN B. m ucha pólvora y pelotas. el mismo Diego Velázquez fue allí con nosotros. las dieron a un Jerónim o de Aguilar. y el cabe­ llo que en aquel tiem po se usaba. B. se habían ido huyendo. C ortés no se quitaba de com pañía del gober­ nador. C ortés dio a los caciques cartas camisas. Hicim os a la vela con n u e \e navios. C ortés supo de los dos españoles que estaban en la pu n ta de Catoche. Llegamos a) puerto de la Trinidad. En 1511 al ayudar a V elázquez en la invasión de Cuba. y bien proporcionado y m em brudo. m ejor le pareciera. ciento-y diez y seis caballos y yeguas. y era cenceño y de poca barriga (luego dice que engordó m ucho y de gran barriga) y algo estevado. 45 y 48 desde 1504. En esta isla com enzó Cortés a m andar de hecho. B. esclavos y tierras. ordenó enviar diez navios. 1519-F E B R E R O (1-A C A TL). y si tuviera el rostro más largo. dédicado a la agricultura. y era en los ojos en el m irar algo am oroso y p o r otra parte graves. com o' capitán fue elegido H ernando Cortés. tiros de bronce y cuatro falconetes. e once navios grandes y pequeños. y la color de la cara tiraba algo a cenicienta. sin m aestres y pilotos y m arineros. y ten ía el pecho alto y la espalda de buena m anera. después de m uchos ofrecim ientos y abrazos de Cortés al gobernador y el gobernador a él. que eran las tierras ricas. obtuvo oficio de escribano.

trajeron oro. no fuese dino de lo ver.CODICE DE CUAUHTEMOC 67 E. estuvo la doña Marina con Cortés. vinieron principales de Tabas­ co. Desque conocieron las estocadas se apartaban de nosotros. propició el dom inio de Anáhuac.C. 75 HIST.D. e hobo alli un hijo que se dijo don M artín Cortés.D. V inieron treinta indios principales y con buenas m antas. L la m o s é a l s itio Santa M aría de la V itoria. e yo. los de a caballo dánles tan buena m ano. y a doña Marina (o Malinali) dio a Alonso H ernández Puerto Carrero y después fui a Castilla el Puerto Carrero. y entre ellas una m uy excelente que se dijo doña Marina después de vuelta cristiana. que se dice Tabasco. dijese a unos indios que pasaban en una gran canoa que les querem os dar de lo que traem os com o a herm anos. Su incondicional servilismo a Cortés. E aquí creyeron los indios quel caballo y el 'Caballer o e r a n to d o u n o . Prendim os cinco indios. los indios nos cercan con canoas con tan gran rociada de flechas. como pecador. que habían quedado él e Gonzalo Guerrero. y trujeron gallinas. la lengua. M andó Cortés ver la tierra dentro.C. con los cuales estuvo Aguilar. Cortés las repanió a cada capitán. Cortés dijo a Aguilar. . cerca del río Coatzacoalcos. se encontró capitanías de indios e com enzaron a flechar. llegamos al río de Grijalva. Quince días del mes de m arzo de mili e quinientos y diez y nueve años. pudiera ser.la lengua.. y no fue nada en com paración de veinte m ujeres. 1519-111-12 (1-AC ATL). M arina era hija del gobernador de Paynala u Oluta. 65 67 E. En doce días de m arzo de mil e quinientos y diez y nueve. allí tom ó Cortés posesión de aquella tierra por Su Majestad y él en su real nom bre (?). quince hom bres y dos m ujeres. iban tirando grandes rociadas de flechas y varas tostadas. A quí es donde dice Francisco López de G om ara que con los de caballo y que eran los santos apóstoles Señor Santiago o Señor San Pedro. fuim os sobre ellos nom brando a Señor Santiago. L A M A L IN C HE. fue la prim era guerra en com pañía de Cortés en la Nueva España. pescado y fruta e pan de m aíz. Jerónim o de Aguilar dijo que había ocho años se había perdi­ do él. y nunca volvieron las espaldas hasta donde estaban tres casas de ídolos. m antas. a pláticas llamasen a los caciques de los pueblos.

D ecía el Pueblo: “ ¡Sea lo que f u e r e ! . y que la gorra que la ponga en la cabeza y to d o lo demás le m anda dar el rey nues­ tro señor en señal de am istad. sus m ensajeros. 189 I. vino Tendile. que era de C otztlatl. Y paresce ser el Tendile traía consigo granaes pintores.68 B. C ortés Ies dio cuentas torcidas y les rogó viniesen a con­ tra tar con nosotros. m uchas piezas de oro y m andó traer diez cargas de ropa. M octecuzom a envió un presente a Cortés. desem ­ barcam os. abril de mili e quinientos y diez y nueve años.C. que llevará presto aquel presente y traerá respuesta. 77 DOLORES ROLDAN B. ya vamos a dejar de ser. se_decía p ita lp ito q u e . 1519 ( 1-AC ATL). desam parados y sin gente. navios y caballos. y m andó pin tar rostro y cuerpo de Cortés. y a vamos a ver con nuestros ojos nuestra m u e rte !” . y no le cuadró m ucho que los hijos del sol quisieran venir a México. llegamos con la arm ada al p u erto de San Juan de Ulúa. A ño que señaló N ezahualcoyoízin que se h ab ía de destruir el im perio chichim eca. la gente estaba recogida en sus casas. trajeron una p in tu ra con el aviso de la venida de los españoles. ya nadie venía acá. C ortés m andó traer una silla de cadera y piedras m argaritas.D. . No hacían o tra cosa que dedicarse a su tristeza. El Tencíie dijo que M ontezum a es tan gran señor que hol­ gará conoscer a nuestro gran Rey. Las m adres no dejaban salir a sus hijos. Jueves de la Cena. TLAT. En este tiem po aquí en M éxico estaba com o si fuera una ciudad abandonada: ya nadie salía. con presentes y gallinas. diam antes torcíao s y una gorra de carm esí. porque él tra ía cuentas a trocar por oro. V inieron indios que envió un gobernador de M on­ tezum a. Estaban ios cam inos soli­ tarios y lim pios. dijo a Tendile enviase aquella silla en que se asiente el señor M ontezum a para cuando le vaya a ver y hablar.. porque sabe que es gran señor. que venían p o r em bajadores del E m perador D. envió Teopiii o T euhtlile gobernador de M octecuzom a. IV 105-6 S A N J U A N D E ULUA. ¡Mal haya! ¿Qué o tra cosa habrá que hagáis? ¡Ya vamos a m orir. y a doña M arina e Aguiiar. viernes Santo de la Cruz. 81 IXTL. aos lebreles. L A PRE D IC C IO N D E N E Z A H UA L C O Y Q T L S E CUMPLE.D. que los hay tales en M éjico. tiros y pelotas y to d o el ejér­ cito. que m ande señalar qué día y en qué parte quiere que le Yaya a ver. Carlos..C.

D. Llevaban el presente que M octhecuzom a les m andó llevar y se los pusieron al capitán D. y tam bién Cortés cabalgó. y ponen fuego a las lom bardas. H ernando Cortés. 81 C O R TE S IN C O N FO RM E CON L O S R E G A L O S D E MOC­ TEZU M A. El capitán dijo: ¿Hay otra cosa más que esto? Dijéronle. que envíen aquel casco lleno de granos de oro para enviarlo a nuestro gran em perador. para que hicieren gran trueno. . y van las piedras por los m ontes retum bando con gran ruido. Ibid. A M E N A Z A A L O S M EN SAJERO S. y todos los de a caballo se aparejasen para que aquellos criados de M ontezum a los viesen correr. El Tendile se despidió. IV 30 B. El capitán m andólos atar y m andó soltar tiros de artillería. Les dijo Cortés quería saber si el oro desta tierra es com o el que sacan de nuestros ríos.CODICE DE CUAUHTEMOC 69 Regalo de Moctezuma para Cortés.C. no hem os traíd o más. Flo. Luego m andó Cortés a los artilleros tuviesen las lom bardas con buen golpe de pólvora. fue en posta y le m ostró el debujo y el presente al gran M ontezum a. Cod. y los gobernadores y los indios se espantaron y lo m andaron pin tar a sus pintores para que su señor M ontezum a lo viese. y que llevasen pretales de cascabeles.

M otecuzom a sabiendo lo que pasaba llam ó a su sobrino Cacama y a su herm ano C uitlahuacatzin. que había buenas minas. un arco con su cuerda. dijo aquel gran cacique Quin ta lbor y el Tendile. sino algún cruel enemigo suyo. SE P A R E C IA A CORTES. trajo veinte ánades de oro. que habían visto unas casas de m adera m uy grandes que andaban por la m ar en que venían esios feroces dioses. que valía m ucho. e -perros. leones. Dijeron al Rey to d o lo que les había acontecido dándole señas de los navios. El Rey determ inó que los rescibiessen en paz dándoles todo lo necesario. Q U IN T A L B O R . tigres. CACIQUE M EXIC AN O . que por ser tantas no lo sabré escrebir. a C ortés que resciba aquello con la gran voluntad de su Señor. y diam antes azules y otras cosillas. E N CONCEJO. y propuso si se recibirían los cristianos y de . pena­ chos de oro y de ricas plum as verdes e oirás de plata.70 TEZO Z. Y luego m andó traer sobre treinta cargas de ropa de algodón y de plum a. CACAM A VOTA POR R E C IB IR A COR­ TES. 83 TEZO. e fueron tantas cosas que ha tantos años. dio a cada gobernador dos cam i­ sas de H olanda. y les rogó decir al gran M ontezum a que a donae quiera que estuviera le quiere ir a ver. se de c ia Q u in ta lb o r se le parescía a lo propio a Cortés. venados de oro. m onos y diez collares. Tendile m andó sacar el presente. el cual allí venía con aquella gente tan feroz. tam año com o rueda de carreta y o tra m ayor rueda de plata.D. no m e acuerdo de todo. doce flechas. m andó ju n ta r a su corte a consejo. venía un cacique m ejicano. pidióles el rem edio para que estos dioses enemigos los-echasen de su tierra. Aquel oro del casco tuvim os en más.C. Y desque io hobo dado. lo prim ero fue una rueda de hechura de sol de oro m uy fino. y dos varas de cinco palm os. y trujo el casco lleno de oro. pinjantes. Por perm ission divina no pudieron em pecerles cosa alguna. Y dijeron a C ortés que su Señor le enviará un presente de piedras ricas. y todo de oro m uy fino. figurada la luna. y los demás señores. El Rey quedó espantado. 82 DOLORES ROLDAN B. Vino Tendile con indios cargados. C ortés to rnó a dar las gracias. aventa­ dores de lo m ism o. que ya todos se persuadían que no era aquel señor que espe­ raban. e que lo reparta con los leules e hom bres que consigo trae. a concejo. aquellos eran dioses m uy fuertes. 137 Despidieron a los pobres tan escandalizados y tem erosos. en granos chicos.

B. Salimos de Cem poal. le otorgam os el quin to del oro de lo que se hobiese.CODICE DE CUAUHTEMOC 71 I.D. ios que no tenían indios de Cuba. después de sacado el real quinto. 90 C H A LC H IU C U E YE C A N IN V A D ID A Y N O M B R A D A LA V ILLA R IC A D E L A VERACRU Z. Respondió Cuitlahuacatzin a él le parecía que en ninguna de las m aneras. echar una m irada maligna o conjurarlos con palabra mágica. fue condición que le hiciésemos justicia m ayor y capitán general. V enían cinco mejicanos recaudadores de M ontezum a. qué m anera. Cortés m andó les . M octhecuzom a volvió a enviar m ensajeros pero iban con ellos adivinos y hechiceros para que viesen si los podrían en­ cantar o hechizar. nos holgam os porque antes traíam os a cuestas nues­ tras m ochilas. Llegamos a Quiaviziián. quince indios vinieron donde C ortés. TLAT. 1519-1V-V IE R N E S SA N TO . el Cacama respondió era de contra­ rio parecer. y lo peor de to d o . Chalchuihuecan (Veracruz) llegan ios españoles. no le estaba bien dejar de recebir unos em bajadores de un tan gran príncipe com o era el que los enviaba. de más de que si ellos quisiesen algo que a él no le diesse gusto. que un tan gran señor com o era su tío .C. Cod. le dicen se habían ausentado (los indios) porque tenían m iedo de nosotros y de los caballos. no hallam os indio ninguno.D. con el fin de que enferm asen. les podía enviar a castigar su osadía teniendo tantos y tan valerosos hom bres. muriesen o se regresasen. D. Com o alzam os a H ernando Cortés hasta que su majes­ tad en ello m andase. traían cuatrocientos indios de carga.

tom am os consejo quel m ejor cam ino era por la provincia de Tascala. y al padre Juan Díaz si no fuera de misa tam bién le castigaran. y cortar los pies al piloto Gonzalo de U m bría. E L JO V E N . * A C ortés le aconsejam os no dejase navio ninguno en el pu erto . Con tres prisioneros que les habíam os tom ado el día antes.72 DOLORES ROLDAN B. M ontezum a envió un presente de oro y m antas e a dar. y dan refriega de flecha y vara tostadas. les m andó dar de com er y que se fuesen a decir a su señor M ontezum a. éram os sus grandes amigos y servidores. cuando Cortés firm ó aquella sentencia dijo con grandes sospiros y sentim ientos: “ ¡Oh. 1519-IX-2. 1519-V III. que . Partim os de allí. Con aquella ayuda acordam os fundar la Villa Rica de la Vera Cruz. quién nó supiera escrébir. quien m andó ahorcar ai Pedro Escudero e a lu á n C erm eño. llegamos artillería y escopetas y ballestas y com enzaron a volver las espaldas.D. porque en tre ta n to questábam os en la tierra adentro no se alzasen otras personas. viénense dos escuadrones de guerreros fle­ chando. entonces prom eterion serían con nosotros en lo que les quisiésem os m andar. Y endo por nuestro cam ino viene u n escuadrón de tascaltecas questaban en celada. 1519-VII-10. y azotar a los m arineros Penates. dijo Cortés les defendería­ m os. enviam os a decir no diesen guerra.las gracias a C ortés porque les soltó a sus criados. A los caciques de lengua to to n aq u e. 117/8 aprisionasen. Partim os m ediado del m es de agosto de mili e quinientos y diez y nueve años. a m edia noche m andó llevasen a su aposento dos. L O S COMBATE. X ÍC O T E N C A T L . TLAXCALA Ibid. m ostráronse m uy recios. y a ellos” . 122 C O M B ATE CO N T L A X C A L T E C A S . que tom aron de aquel cruel Nerón. Bernaldino de Coria lo fue hacer saber a Cortés. Amigos del Diego Velázquez acordaron irse a Cuba para avisalle cóm o p o d ían tom ar a nuestros procura­ dores con el oro.C. La p arti­ da para M éxico. E ntonces dijo Cortés: “ Santiago. p o r no firm ar m uertes de hom bres!” Y paréscem e que aqueste dicho es m uy com ún ' entre jueces que sentencian algunas personas a m uerte.

V einte escuadrones nos resistían. que les querem os m ucho. Pasó esta batalla en Tehuacingo e Tehuacacingo. Acordó Cortés soltasen los prisioneros.C.D. N uestra artillería y escopetas y. nos lo pagaban. nos den pasada p o r su tierra para ir a Méjico. Cortés m andó dijesen a ios caciques ae Tascala que vengan de paz. quedó m uerta.. les dábam os buenas estocadas. los de a caballo lo siguieron. no p o d ía ­ m os ver nin g ú n 'm u erto . los tirús Ies hacían m ucho m al. como eran m uchos am ontonados. que si no vienen les m atarem os todas sus gentes. Oím os aquellas tan soberbias palabras. ocho capitantes. Una cosa nos daba la vida.D. ios despada y rodela. flecheros. Dijeron sus papas y adivinos üe día no podíam os ser vencidos.ballestas. 134 les m atam os y herim os m uchas gentes con los tiros y vanse retrayendo donde estaban en celada sobre más guerreros con su capitán general Xicotengas y con sus devisas de blanco y color a d o c o n s u s la n z a s y m o n ta n te s . C O N FE D ERA D O S D E T L A X C A L A C O M B ATEN A CORTÉS. C om enzaron aflojar. Vim os asom ar los cam pos llenos de guerreros con grandes penachos y sus . 131/2 B. nos vimos libres. La parcialidad de X icontenga (El Viejo). Qué granizo de piedra de los honderos. otro que se decía G uazoban. X icontenga ten ía m ucha más gente que la otra vez. diestros. Les m atam os m uchos indios. y los de espadas y m acanas y m ontantes nos hallaron rnuy apercebiaos con las escopetas y ballestas y estocadas.CODICE DE CUAUHTEMOC 73 B. sino de noche. a donde está su padre. otro T ecapacaneca. o tro que se decía Maseesqasi.C. y se les dijeron no fuesen locos que viniesen de paz. en lo llano con caballos y artillería. las ondas y piedras com o granizos eran harto m alas. otro Chichim ecatecle. los de a caballo tan. ■ X IC Ó TE N C A T L . X icotenga ju n tó diez mili indios. A Pedro de M orón échanle m ano y dieron una cuchillada a la yegua. y que allá harán las paces honrar sus dioses con nuestros corazones y sangre. la respuesta que les dio^Xico atega que fuésem os a su p u e blo. les hacíanios l. su bandera era Una ave blanca tendidas las alas com o que quería volar.devisas y m ucho ruido de trom petillas y bocinas. en hiriéndolos luego lo apañaban y llevaban a cuestas. . fuesen a decir a los caciques que venimos para pasar por su tierra e ir a Méjico a hablar a M ontezum a. CO M BATE SOLO. E L JO VE N . después de Dios.-1519-IX. ellos fueron fortaleza. por tres partes encom enzó a flechar y tirar varas.arto daño.

B. Era X icontenga alto. I Q O AO 149" T L A X C A L A CAPITU LA. questaba apercebido con guerreros para dar en nuestro real de noche. e digan que vengan le aguardaríam os dos días. si no dentro de dos días les irem os a m atar y destruir. Cortés soltase los prisioneros y enviase a los caciques m ayores. no quiso escuchar a los cuatro principa­ les. El M ozo. a otros los de'dos pulsares. si no viniese. que venía a dar la obidiencia nuestro rey. bien hecho. vengan de paz. Cortés m andó prender diez y siete indios espías. dijo venía de parte de su padre y de Ma­ seescasi y de todos los caciques R epública de Tascala. la cara larga com o oyosa y .c. y los enviamos a su señor X icotenga. iríam os a buscar. Tlaxcala capitula. y que no sean más locos y vengan 4 e paz. El Viejo. que ya hobiéram os ido sino porque les querem os m ucho. X icontenga. de grande espalda.74 DOLORES ROLDAN que se vuelven con gran pérdida y m uy arrepentidos. Q uestaban en consulta Maseescasi y X icontega. se cortaron las m anos.D. El capitán X icontenga con caciques y capitanes. com o era de condición porfiado y soberbio.

Aquel mismo d ía vinieron em bajadores de M ontezum a e dijeron a Cortés que su Señor enviaba decir no fuésem os a su ciudad.D. dijeron a Cortés que su señor M ontezum a se huelga de nuestra buena andanza. trujeron más de tres mili pesos de oro en ricas joyas. Cortés le dio las gracias m uy cumplidas. no por Cholula. Respondieron que aún no habernos entrado en su tierra e ya les m andábam os dejar sus teules. N uestro capitán dijo m andasen traer de comer. CHOLULA I. Nos llevaron aposentar a grandes salas. no dejábam os siem pre destar m uy apercibidos. C ortés comenzó a hacer un parlam ento: que nuestro rey y señor nos envió a m andar que no adoren ídolos. Los de Tascala tornaron a decir fuésemos por Guaxocingo. ansí la dieron de palabra e no ante escribano. Los de Tlaxcala ha tiem po están en guerra. tan valiente com o el m exicano. le dieron hablillas (a Cortés): “ Es gran perverso nues­ tro enemigo el de Cholula. TLAT. 167 B. S A L E N D E T L A X C A L A L O S ESPAÑO LES. Al tercero día ni nos daban de com er.C. 169 1519-X-12. hasta treinta y cinco años. dar obidiencia a vuestro rey les place. es amigo del m exicano” . Vinieron de Méjico hom bres de m ucha estim a. no lo pueden hacer. nos dieron de com er abastadam ente. ven con enojo. Paresció m andar M ontezum a veinte mil hom bres en aquella ciudad. ni sacrifiquen hom bres. doscientas piezas de ropa. luego se fueron a Cholula. se les arde el alma contra los de Cholula. El capitán m andó a los tascaltecas en el cam po hiciesen sus ranchos. Fue acordado con brevedad nuestra partida. N uestro camino fue por Cholula.D.CODICE DE CUAUHTEMOC 75 B. tam ­ bién para tenelles p o r herm anos e que otros grandes caciques han dado la obidiencia a Su M ajestad. Enviaron de Cholula m ensajeros a darnos el para bien veni­ dos a su tierra e trajeron bastim entos. porque otro día se quería partir para velle .C 164 Ibid. será bien que ellos la den. nos diesen guerra. 161 rebusta. Cortés dijo a los em bajadores no se fuesen a Méjico. Los víam os questaban m uy de paz.D. Cuando esto oyeron los españoles. m ostraba en su persona gravedad.C. están en disgusto. B.

les pusim os guardas porque no se fuesen sin licencia. que no cupieron en los patios. 170 E L E JE R C IT O CH O LU LTECA A SE SIN A D O . con los em bajadores de M ontezum a disim ulásem os. Ibid. N uestro capitán m andó trujásem os dos papas. respondió que no p o d ía venir. que otro día p o r la m añana nos p arti­ ríam os para Méjico. V inieron ocho tascaltecas. Terrible matanza de Cholula. que le tengan aparejados tam em es para llevar el fardaje. respondieron que ellos ni su señor M ontezum a no saben cosa ninguna. ya todos nosotros los . dijeron a Cortés questa ciudad está de m ala m anera.76 DOLORES ROLDAN Luego m andó llam ar (Cortés) al cacique principal (de Cholula). Dimos parecer diésem os en los indios guerra. por m uy grandes que son. C ortés les despachó fuesen a sus capitanes que estuviesen m uy aparejados. Lienzo de Tlaxcala. Trujeron m ás indios de guerra que les dem andam os. dijésemos los m alos cholutecas han querido hacer una traición.

y tam bién los hom bres del pueblo” . que en aquella ciudad pidió Cortés tres mili indios. Así se hizo. I. com o ciegos m urieron. ya se pusieron en m archa. no con escu­ dos hicieron frente a los españoles. Es com o si la tierra tem bla­ ra. Fernando m andó llamar los principales del pueblo. para no dejar salir ningún indio de los questaban con armas. Y así por esto com o por las señales que para ello veía. se dieron gritos. que en pocas horas m urieron más de tres mil hom bres. No más con perfidia fueron m uertos. sus astiles.C. Oviedo: —¿Cómo oíste decir que pasó? Cano: —Lo que o í por cosa m uy notoria es. La gente hum ilde no más está llena de espanto. sin que escapase ninguno. sin saberlo m urieron. e que de aquella fecha cree este testigo que entre m uertos e cautivos fueron más de veinte m i l . y que en soltando una escopeta diesen en m ucha cantidad de indios que había ju n to al aposento y m uchos dentro en él. IV 9 9 /1 00 soldados de espada y rodela puestos a la puerta del gran patio. e hice llam ar a algunos de los señores de la ciudad diciendo que les quería hablar. trujeron cuatro o cinco mili indios e los m etieron todos en la m ezquita. 36 OVIEDO 175 BER. TLAT. dejélos atados. él ju n tam en te con ellos. para que llevasen el far­ daje. todo se le hacía llegar a Moctecuhzom a. y en tan to que to d o esto se hacía. que m urciélagos semejan. ¡Nada en su corazón ten ían los de Cholula! No con espadas. los guías. e los hizo todos poner a cuchillo. acordé de prevenir antes de ser prevenido. que después que tuve los señores dentro en aquella sala. hay m uertes. Y después de sucedidas las m atanzas de Cholula. m andó a los españoles. C uando se hubo llegado. Sus lanzas. e que vinieron e les dijo que trujesen gente para llevar las cargas de los españoles. ya van hacia Méjico. se hizo pregón: “Han de venir todos los nobles. y m etilos en una sala. que los m atasen a todos. DE T. com o si la tierra girara en to rno de los ojos. los señores. Cuando todos se hubieron reunido. y en tan to hice que la gente de los nuestros estuviese apercibida. se cerraron las entradas. Van alzando en torbellino el polvo de los caminos. los capitanes. VAZ.CODICE DE CUAUHTEMOC 77 H. En el m om ento hay acuchillam iento. e hice soltar la escopeta y dím osles tal m ano. no hace más que sentirse azorada. hay golpes. e se ios dieron. . D. y cabalgué.

Y sus perros van por delante. van relum brando. encima la Iglesia de Cholula. Llegamos a Tam analco. van infundiendo espanto. vinieron los de Chalco. Chim aloacan e M ecameca e Acacingo.C. com o lo teníam os de costum bre. llevan sus narices en alto. llevan tendidas su narices. M octezum a Xocoyo- . 178-182 HIST. son m uy espantosos. los van precediendo. van de carrera. son horrendos.78 DOLORES ROLDAN sus espadas com o el agua que hacen ondas. les va cayendo la saliva. sus cascos de h ie rro . MEXICO B.D. tam bién estruendo. Pirámide de Quetzacóalt. todos ju n to s trujeron un presente de oro y dos cargas de m anta e ocho indias. en 1519. C O N STITU C IO N D E A N A H U A C A L L L E G A R C O R T E S F orm aban parte de la Alianza. haciendo van estruen­ do. van ataviados de hierro. Salimos de Cholula con gran concierto. Sus cotas de m alla.

Colhuacan. Por delante van com o guías cuatro de a caballo. C acam atzin. Su do­ m inio se dilataba al suroeste en la costa del Pacífico. que se decía. uno la lleva en el hom bro. Com enzam os a cam inar para Méjico y fuim os a dorm ir a Eztapalatengo. saliendo al paso a la gente. de V eracruz. C ortés m andó ju n ta r a los principales de Itztapalapan. del mismo Zacatula continuadas las entidades: Estado de México. Mexicaltzinco. Enhiesta vienen al frente la bandera de tela. Los españoles salieron de Iztapalapan para llegar a M éxico. M ontezum a acordó de enviar a un su sobrino. Luego fueron a Iztapalapan. andan jadeantes. Las confederaciones de Tlaxcala. viene echándoselas de' m uy m acho. y al sureste. no tienen dirección fija. TLAT. los perros de ellos. viene m uy gallardo. M izquic. de Zacatula (G uerrero) hasta X oconochco (Chiapas). la viene haciendo trem olar.CODICE DE CUAUHTEMOC 79 B. se hacen escuadrones. m exica de T enochtitlan. acolhua de Tezcoco. Luego ya vienen. señor de Tezcuco. Hidalgo y Veracruz. hasta Xicallanco en Campeche. se ponen sus aderezos guerreros. Cacam atzin le dijó a M alinche: aquí venimos a dar todo lo que hobieres m enester. a dar el bien venido a Cortés. C uitláhuac. al norte. IZ T A P A L A P A . El corazón de los espa­ ñoles con ello quedó satisfecho. dan la vuelta y vuelven. Vienen los caballos que traen en sus lom os a los . jadean sin cesar. Cacam atzin. Igualm ente tam bién los perros. 178-182 I. ques nuestra ciudad” . van exam inando con detención las cosas. IV 104/7 tzin. los go­ bernantes entraron bajo su autoridad. ven constantem ente arriba a las azoteas. se atan y ponen en su perso­ na sus armas. y de M etztitlan (actual m uni­ cipio de Hidalgo) conservaban independencia de Anáhuac. H uitzilopochco.D. van por delante van olfateando por todas partes en pos de las huellas. C A C A M A T Z IN R E C IB E A CORTES. siguen camino recto: llegaron a Cuitláhuac. En seguida sus caballos se ponen en fila. tlatelolca de Tlatelolco. Convocaron a los gobernantes de la región de las chinam pas: X ochim ilco.. Tabasco. y T otoquihuatzin. tepaneca de Tlacopan (Tacuba) y Azcapotzalco.C. El gran M ontezum a nos envió otros em bajadores con un presente de oro y m antas. m eteros en vuestras casas. encabezan a los demás. Cortés le abrazó y le hizo m uchas quiricias. Itzcohuatizin. van siguiendo las calles. lado del Golfo. van oyendo y atisbando p o r todo lugar.

184 hom bres. / Y otro día llegamos a la calzada ancha y vamos camino de Estapalapa. se desgarra donde pusieron m ano o pata. como hom bre que guía milicias.C. sus espadas. T liluhquitépec. por las grandes torres y cues y edificios que ten ían dentro en el agua. Los arcabuceros traen arm a de fuego. otras gruesas y rom as. esos “ caballos”. Cargan su com ida en fardos. porque hay m ucho que ponderar en ello que no sé cóm o lo cuente: ver cosas nunca oídas. nos quedam os adm irados. luego la tierra se agujera. y aque­ lla calzada tan derecha y p o r nivel com o iba a Méjico. otras tie­ nen p u n ta de obsidiana. en tom peates. van dando gritos de guerra con el golpear de sus labios. si era entre sueños. y en tierra firme otras grandes poblazones. com o si en el suelo cayeran piedras. y aun algunos de nuestros soldados de­ cían que si aquello que vían. sus capitanes. Tendidos en hileras. Unos arrastran los grandes cañones en ruedas de palo. esos ciervos bufan. que fue el señor de aquel . ni vistas. Com o tercer cuerpo. arcos. Y desque vimos tantas ciudades y villas pobladas en el agua. sus escudos de cuero. su capitán que es algo así com o nuestro tlacatecatl. con sus cotas de algodón. carcajes con saetas em plu­ madas: unas afiladas en punta. Vienen rodeándolo. vienen cercándolo. vienen los ballesteros. hacen estrépito los cascabeles. ver la grandeza de otros caciques que nos salieron a rescebir. la espuma de sus hocicos cae al suelo goteando. sudan a m ares. escudos.D. Y viene al fin cerrando la m archa. ni aun soñadas. Huexotzinco. se revuelven com o gusa­ nos. vienen siguiendo dispuestos en plan de guerra. se aprietan en to m o de él. cuando corren hay estruendo. van agitando sus cabezas. sus guerreros. sus asistentes. en huacales. Pues desque llegamos cerca de Estapalapa. Luego los m oradores de Tlaxcala. sobre el hom bro llevan su ballesta. es com o agua enjabonada con am olé. con ar­ m aduras de algodón. en cacatles. es diestro como jefe de guerra. repleto de flechas de hierro. y todos de calicanto.80 DOLORES ROLDAN B. y decíam os que parescía a las cosas de encantam iento que cuentan en el libro de A m adís. sus lanzas de hierro. relinchan. en m ecapales. el carcaj va colgado. penden del cuello de sus caballos cascabeles. vienen haciendo gran grita. com o viámos. van diciendo mil cosas. y no es de m aravillar que yo lo escríba a q u í desta m anera.

que entram bos eran deudos m uy cercanos de M ontezum a. Van p o rtan d o collares de oro. y el señor de Culuacán. collares de tejido de petatillo. unos que entraban y otros que salían. sus caballeros. y entoldados con param entos de algo­ dón. enviaba el gran M ontezum a adelante a recebim os. que fue cosa m uy adm irable vello (verlo) y paseallo. y en señal de paz tocaban con la m ano el suelo y besaban la tierra con la m esm a m ano. que no me hartaba de m irar la diversidad de árboles y los olores que cada uno ten ía.CODICE DE CUAUHTEMOC 81 I. sin saltar en tierra. la del c o razó n - . se engalana M otecuhzom a. llegamos donde se aparta o tra calzadilla que iba a Cuyuacán. cosas. de cantería m uy prim a. que creía que en el m undo no hobiese otras tierras descubier­ tas com o éstas. M OCTEZUM A. Después de bien visto todo aquello. collares de cuentas colgantes gruesas. Y desque entram os en aquella ciudad de Estapalapa de la m anera de los palacios donde nos aposentaron. tam bién los demás grandes príncipes. llegaban ante Cortés decían fuésem os bien venidos. Partim os de Estapalapa acom pañados de aquellos grandes caciques. van todos a dar el encuentro a los que llegan. y otra cosa de ver. y de las aves de m uchas diversidades y raleas que entraban en el estanque. Se adereza. y un estanque de agua dulce. porque jam ás habían visto caballos ni hom bres com o nosotros. de cuán grandes y bien labrados eran. y andenes llenos de rosas y flores y m uchos frutales y rosales de la tierra. ques otra ciudad. que se decía Coadlabaca. En la calzada m uchas puentes de trecho a trecho. y la m adera de cedros y de otros buenos árboles olorosos. m uy de ver. T rujeron un presente de oro los caciques de aquella ciudad y los de Cuyuacán. los nobles. fuim os a la huerta e ja rd ín . Estaban llenas las torres e cues y en las canoas y de todas partes de la laguna. IV 107 pueblo. e todo m uy encalado y lucido. Digo otra vez que lo estuve m irando. sus m agnates. de m uchas m aneras de piedras y pinturas en ellas que había harto que ponderar. con galanía de libreas diferenciadas. con grandes patios e cuar­ tos. TLAT. íbam os por nuestra calzada llena de aquellas gentes que no cabían. vinieron principales y caciques con m uy ricas m antas sobre sí. que podían entrar en el vergel grandes canoas desde la laguna por una abertura que tenían hecha. y los que nos venían a ver. En grandes bateas han colocado flores de las finas: la flor del escudo.

Méjico. y la amarilla fragan­ te. con m ucha argentería y perlas.D. el señor de Estapalapa. que colgaban de unas com o bordaduras. calzados unos com o cotaras. El gran M ontezum a venía m uy ricam ente ataviado. el gran M ontezum a venía cerca. los cuatro señores que le traían del brazo.C. C acom pañado de otros grandes señores. Cod. 185/7 V E N H U IT Z IL L A N SE E N C U E N T R A N M O CTEZU M A Y CORTES. D. Moctezuma recibe a Cortés. en ricas andas. otros señores venían delante del gran M ontezum a barriendo el suelo p o r donde había de pisar. chalchivis. señor de •C P Tezcuco. Son guirnaldas con travesanos para el pecho.D. Se adelantaron C acam atzin. año de mili quinientos \ ^ y diez y n u eve años. el señor de Tacuba. venían cuatro grandes caciques que traían el palio sobre sus cabezas. trayéndole del brazo aquellos grandes caciques debajo de un palio m uy riquísim o a maravilla. ocho días deJLmes de noviem bre. y la color de plum as verdes con grandes labores de oro.82 DOLORES ROLDAN en m edio se yergue la flor de buen arom a. venían con rica m a­ nera de vestidos a su usanza. Fue ésta nuestra venturosa entrada en la gran ciudad de T enustitán. B. la valiosa. adonde estaban otras torrecillas. se apeó el gran M ontezum a de las andas. \ Vs'‘ v i . las suelas de oro y m uy apreciada pedrería p o r encim a en ellas. que hobo m ucho que m irar en ello. 1519. N O V IE M B R E 8 ( 1-AC ATL). el señor ^ de Cuyuacán. .

y desque llegó cerca de M ontezum a. C uando hubo term inado de dar collar a cada u no. en el m irar.CODICE DE CUAUHTEMOC D. todo* los viejos y jubilados que había en servicio de capitanes y maesos de cam po en las guerras. e cenceño. el M ontezum a le dio el bien venido. les pone en la cabeza guirnaldas de flores. y tras ellos. e pocas car­ nes. quíte­ m e un collar que llevaba de m argaritas de vidrio y se lo eché al cuello. Cortés vio y entendió e le dijeron venía el gran M ontezum a. a los recibir.C. y se volvió a m í y me los echó al cuello.D. TLAT. y tra ía los cabellos no m uy largos. dijo C ortés a M otecuhzom a: —¿Acaso eres tú? ¿Es qué ya tú eres? ¿Es verdad que eres C tú M octecuhzom a? Le dijo M otecuhzom a: / —Sí. sartales de flores para cruzarse el pecho. vino un servidor suyo con dos collares de cam arones envueltos en un paño. e/ m ostraba en su persona. IV 108 Llegaron a México con m uchos baile? y danzas y otros m uchos regocijos que delante de ellos iban. hace dones al capitán y a los que vie­ nen a guerrear. 186 B. salieron los sacer­ dotes con incesarios y bocanas y caracoles. por un cabo am or e cuan­ do era m enester gravedad. todos em bijados y vestidos a su m odo sacerdotal. Al tiem po que yo llegué a hablar a dicho M utezum a.D. y de cada collar colgaban ocho camarones de oro de m ucha perfección. Luego (M octezum a). lo tenían p o r desprecio. les pone flores en el cuello.C. tan largos casi com o un geme. hechos de huesos de caracoles colorados. y la color ni m uy m oreno. con sus bastones en las m anos y rodelas. e nuestro Cortés le respondió fuese él m uy bien estado. En seguida collares de oro. todo género de dones de bienvenida. y\ el rostro algo largo e alegre. y o soy. . e los ojos de buena m anera. e poca barbas prietas e bien puestas e ralas. sino propia color e m atiz de indio.C.D.C 186 H.D. 42 B. y aquellos grandes señores que iban con el M ontezum a detuvieron el brazo a Cortés que no le abrazase. II 542 83 B. Era el gran M ontezum a de edad de hasta cuarenta años y de buena estatura e bien proporcionado. Se>le iba abrazar. todos vestidos con un disfraz de águilas y tigres. era m uy polido e lim pio. 191 I. se apeó de1 caballo. sino cuanto le cu-< b rían las orejas. después de haber andado la calle adelante.

así com o a Cacam atzin. a todos m area. todos los indios que allí estaban se pararon com o aturdidos y andaban com o borrachos. el hum o se tiende. y tam bién detuvieron consigo a Itzcuauhtzin { [ gobernador del Tlatilulco. las echaron a tiro .84 I. Desde que los españoles hubieron entrado a M éxico. pusieron presos y cargaron de hierros a M otecuhzom atzin. a los demás dejaron ir. verle y conocerle hem os deseado m uchos días ha. de espacio nos veremos. el m ayordom o de M octecuhzom a que ten ía puesto en Tlatilulco. y el hum o largo sigue. Los señores que se hallaron presentes con M octecuhzom a fueron los siguientes: el señor de Tezcoco. hem os venido a su casa M éxico. y él los llevó a una sala que se llam aba Teuhcalco. y así los presentes com o los ausentes cobraron un espanto m ortal. TLAT. retum ban. ataron. el señor de T lacupan. y el oro fundiéronlo e hiciéronlo barretas. C om enzaron los españoles a q u itar el oro de las plum as y de las rodelas y de los otros atavíos del areito que allí estaban. sin com batir. Luego D. De que los españoles llegaron a las casas reales con M octe-^ f cuhzom a. de piedras. y a Itzquauhtzin generalísim o (Tlacochcálcatl). Y luego dispararon sus arm as. 189 I. gobernador de Tlatilulco. y m uchas joyas ricas de plum a. nunca m ás le dejaron J 7 apartar de sí. hacen estruendo. T etlepanquetzatzin. y p o r qu itar el oro destru­ yeron todos los plum ajes y joyas ricas. to d o lo tom aron . con el ruido y el hum o de los tiros. y las piedras bajas y plum ajes. se ensancha. H ernando C ortés tom ó p o r la m ano de Moctecuhzom a y fueron ju n to s para las casas reales. luego le detuvieron consigo. Com enzaron a irse p o r diversas partes m uy espantados. IV 45 y 106 CHIMALPAÍN. donde ten ían los plum ajes ricos. echan chispas. se difunde largam ente. TLA T. rey (T latohuani) de T eztcuco. y las piedras que les parecieron bien tom áronlas. C acam atzin. IV 44 DOLORES ROLDAN I. el que gobernaba Tlatilulco. todo m anchado en hum o queda. T opantem octzin. TLAT. que yo le quiero m ucho y de nadie recibirá daño. 45 y 106 C ortés dijo a Marina: “ Decidle a M octecuzom a que n o haya tem or. Itz q u a u h tz in . cual hed o r de ciénega en tra a la cabeza. de oro. De que se hubieron aposentado los españoles com enzaron a preguntar a M octecuhzom a p o r el tesoro real para que dije­ se donde estaba. y hablarem os” .

de todos los pueblos de la com arca. 11 A llí fue aposentado el M arqués con to d a su gente.D. andando p o r su rueda y tanda. abuelo del presente M otecuhzom a.CODICE DE CUAUHTEMOC 85 los indios de Tlaxcala. to d o por m andato de M otecuhzom a. D. con tres soldados de guardia que se rem udaban cada tercer día y con una cadena . donde eran proveídos de to d o lo necesario con m ucha abundancia. Y con esta solem nidad y aplauso entró el Marqués en México y fue aposentado en las reales casas en que vivía M otecuhzom a. el cual estaba preso con todos ios señores en su aposento. y escudriñaron los españoles toda la casa real y tom aron to d o lo que les pareció bien.

deseando C ortés pagar al rey su visita. que ya estaban casados / los que habían quedado con las m ujeres naturales y tenían \ m ucha generación. Expúsole la unidad de Dios. y sentado. q u e a d o r a ís pero s i é l e s bueno para España los Nuestros lo son para Mé­ xico. M O CTEZU M A N O C O N TR AD IC E N I AC EPTA L A NUE.86 DOLORES ROLDAN F. y después to m ó a venir^ ) > d en d e./ ( y plum ajes. form ó una batería de sus cañones enfrente de la puerta del palacio y cerró su cuartel. el cual se volvió a su naturaleza. com o si aquel m ism o d ía esperase algún asalto de los enemigos.C. y siem -/ pre hem os tenido que los que de él descendiesen habían de \ venir a sojuzgar esta tierra y a nosotros com o a sus vasallos. envió a pedir audiencia. añadió. D istribuyó luego el general (Cortés) las guardias.C 338 y los grillos a los pies. (Carlos V. y todos los demás reyes y señores (igualm ente). y tenem os asimismo que a estas ) ' partes trajo nuestra generación un señor cuyos vasallos to d o s/ eran. y con hasta cinco o seis mil piezas de ropa dé-> / algodón. no Cortés). y / las cosas que decís de ese gran señor o rey que acá os envi ó U CREEMOS Y TENEMOS POR CIERTO. Al día siguiente. que así com o lCortés lo había expuesto lo habían entendido sus m ayores: “ No contradigo. Cortés se introdujo en m aterias de religión.J. EL SEA NU ESTRO/ SEÑOR NATURAL. obrando en todo esto con tanta diligencia. 338 H.C. y queriéndolos llevar consigo no quisieron I ir (?) ni m enos recibirle por señor (?). M octezum a ícpuso que en lo que m iraba a la J creación del m undo.en m ucho tiem po (?). propuso en esta m anera: “M u-/ chos días ha que por nuestras escripturas tenem os de nuestrqé } antepasados noticia que yo ni todos los que en esta tierra habi-/' tam os no somos naturales de ella sino extranjeros. del incruento sacrificio de la misa para hacer el paralelo con los crueles sacrificios de los m exicanos. A poco rato ya que to d a la gente de mi com pañía e s tá b il I aposentada. Hablóle de los ritos del cristianism o. nada le cogía de nuevo. y venido? a ella de partes m uy extrañas. y así se volvió. com o lo ha m ostrado la experiencia de tantos siglos. y ta n to . volvió con m uchas y diversas joyas de oro y plata.J.f VA RELIG IO N ./ 1 m osa casa para nos aposentar. 42 F. C O R TE S DISPUSO SU S C A Ñ O N ES E N P L A N D E A T A ­ QUE. y . ¿Q U E TZA LC O A TL? Hasta llegar a una m uy grande y her. m uy ricas. la bondad d e l D io s . Me dijo (M octezum a) le espera-'/ L se.

por las tierras de aquellos señores que se habían ofrecido. Como yo m andaba que cada uno de ellos diese cierta m edida de oro. ten d ría más concepto de las voluntades que a su servicio m ostraban. ciento y tan to s m arcos. Al dicho M utezum a le dije que vuestra alteza ten ía necesidad de oro y que le rogaba que enviase de los suyos y yo asimismo algunos españoles. así se hizo. que p o d rían valer cien m il ducados y más suma.CODICE DE CUAUHTEMOC 87 así no tratéis de persuadirm e a que abandone su cu lto ” . y otras cosas. y de la orden en la gobernación. treinta y dos mil cuatrocientos y tantos pesos de oro. y de los ritos y costum bres que esta gente tiene. extrañas y maravillosas cosas de esta gran ciudad de T em ixtitan. sería m enester m ucho tiem po y ser m uchos relatores y m uy expertos. que de lo que ellos tenían sirviesen a vuestra m ajestad. R epartió entre Cortés y los cuatro capitanes que le acom pa­ ñaban algunas piezas de oro y diez cargas de ropa fina de algodón. con lo cual se despidieron no m enos pagados de la real benignidad. Demás de esto. C upieron asimismo a vuesta alteza del quinto de la plata que se hubo. a vuestra real excelen­ cia. Porque para dar cuenta. y que asimismo me diese de lo que tenía. cuyo núm ero es casi infinito. sin todas las joyas de oro y plata. y plumajes y piedras y otras m uchas cosas de valor que para vuestra sacra m ajestad yo asigné. considerada ser de algodón. y a cada soldado un collar de oro. me dio el dicho M utezum a m ucha ropa de la suya. Fi­ nalm ente dijo que en cuanto a los sacrificios no hallaba razón para no inm olar a los dioses unos hom bres que por la cualidad de prisioneros de guerra. porque lo quería enviar. Diome unas turquesas de oro y otras m uchas cosas. com o el oro y com o las otras cosas que h ab ía enviado a vues­ tra Majestad. del señorío y servicio de este M ute­ zum a.C. cupo a vuestra Majestad del quinto. estaban ya condenados a m uerte. S U A L T E Z A TEN IA NECESIDAD . de la grandeza. Pero puede vuestra majes- . que satisfechos de su beneficencia. porque además de la necesidad que vuestra alteza ten ía. M A R A V IL L O S A S C O SA S D E TE N O C IÍTITLA N . en todo el m undo no se p o día hacer ni tener otra y otras m uchas cosas que por ser tantas y tales no las sé significar a vuestra m ajestad. m uy poderoso señor. así en joyas com o en tejuelos y hojas de oro y plata. H.

estuvieron conmigo hasta quitar los ídolos y lim piar las capillas y poner las imágenes. cuando cayó preso el último gobernador de aquel lugar. ¡Y dicen que eran bárbaros!. y la tradición de Ixcateopan. y “Quauhtemoctzin Tlacateuhtli”. vuestra sacra Majestad p o r sus leyes lo prohibe. Y DE AHI ADELANTE SE APARTARON DE ELLO. los “ Anales de México y Tlatelolco”. con las palabras “Xocoyotl”. a la izquierda se ve sobre el símbolo de Tlatelolco (montículo de tierra o de arena) la figura de Cuauhtémoc sentado como Señor. 53 f L) / / La ’’ Ordenanza de Cuauhtémoc”. com o de su población. censo y puestos. Según el Códice de 1528. arriba de la cabeza. Cuauhtémoc tomó el mando supremo de Tlatelol­ co precisamente en el año en que vinieron los españoles a México (1519). demás de ser m uy aborrecible a Dios. Abajo. y m anda que el que m atare lo m aten.C. y todo con alegre sem blante.88 DOLORES ROLDAN I. porque. NUNCA SE VIO M ATAR NI SACRIFICAR CRIA TURA ALGUNA. frente a los demás jefes. H. DL tad ser cierto que si alguna falta en mi relación hubiere. como acostum braban. Y EN TODO EL TIEMPO QUE YO ESTUVE EN LA DICHA CIUDAD. . y les defendí que no m atasen criaturas a los ídolos. al frente. que será antes p o r corto que por largo. Y el dicho M utezum a y m uchos de los principales de la ciudad dicha. de 1523. M octezum a m andó hacer a solicitud de Cortés para dar idea a la C° rte dC ^ spaña’ tan to de *a fábrica m aterial de la ciudad. C O R TE S N O VO LVIO A VER SA C R IF IC IO S HUM ANOS.

En este año tom ó el m ando de T latilolco el Benjam ín (joven) C uauhtem otzin T lacatécatl.CODICE DE CUAUHTEMOC 89 CUAUHTEMOC. II 374 D. TLA£ATECUHTLI DE TLATELOLCO. TRAD. JCHC. en consejo de guerra. fue a parapetarse com o príncipe e general. C oanacotzin (C uitláhuac estaba preso) ordenó a C uauhtém oc para llegar a Tlacatecuhtli.E. que ten ían al Sol com o p atró n . Rey C uayauhtitla.D._C uando este gallardo príncipe y ejército estuvieron ante los señores de la T enochtitlan. .G. el gallardo príncipe C uaterno. En este mis­ m o año llegaron a este reino los castellanos. a estar com o Señor de los tlatelolcas. fue a T enochtitlan en representación de su agüelo Señor de Zomp an cu áh u itl. ANAL. C uando fueron solicitadas las fuerzas de todos los reyes tributarios para la defensa de la patria m exica­ na. DE MEX. Los ejércitos tributarios fueron repar­ tidos en to d a la T enochtitlan para reforzar a esos pueblos que form an esa ciudad. 1519 noviem bre. I 112 1519 (1-C A Ñ A ). En el solar del Cuauhcalli o casa de águilas. (Itzcoatzin gobernador de T latelolco estaba preso ju n to con M octezum a). Y S/CONT. de edad de 18 años. le raparon la cabeza dejándole sobre la oreja izquierda un . para los caba­ lleros águila o tigre de ánim o invencible.

Fue cuando ahorcaron a un principal de Acolhuacan. Lo asaetearon. era m uerto. MEX. CUAUHPOPOCA. Fue acordado que aquel mesmo día se prendiese M ontezum a. NAG. haberse dado p o r nuestro amigo y m andar a vuestros capitanes de Tucapán tom asen armas contra mis españoles y m atar un español. 170 Y ANAL. M. y cubriéronlo con m anta de red de henequén. estando aún en la ciudad de Cholollan.C.C. 268 V inieron dos indios de la Villa Rica. B. fue quem ado. 45 ANON. y seis soldados. m uy a m anera de señor. vivo aún. com o de hecho era. que no ■ le hacía defensa al cuerpo. y después que confesaron haber m uerto a los españoles. o dalle hem os de estocadas” . y el dicho Qualpopoca respondió que si había otro Señor de quien pudiese serlo. HIST. el cual entrenzaron con cinta colorada y pintáronle la m edia cabeza de azul y la m edia de colorado o amarillo. Y en lo de ir preso y salir de sus palacios. les hice interro­ gar si ellos eran vasallos de M utezum a. o le lleva­ m os preso. que quedó por alguacil m ayor. M ontezum a respondió que nunca tal m andó que enviaría luego a llam ar sus capitanes. de nom bre N ezahualquentzin (herm ano de Cacam atzin).OR. llam ado Cohualpopocatzin. le dijo: “ Señor M ontezum a: m uy maravillado de vos estoy que. me los entregaron. Juan Velázquez de León y los demás capitanes dijeron: “ ¿Qué hace vuestra m erced con tantas palabras?. Y al dicho Q ualpopoca traían en andas. y yo los hice poner a buen recaudo con sus prisioneros. no era su voluntad salir. QUEMADOS POR CORTES. Y B. y un caballo” . COATL Y QUIAHUITL. En segundo lugar. vinieron antél presos. Cóatl y Q uiahuitl) quem a­ dos públicam ente en una laza.90 DOLORES ROLDAN pegujón de cabellos. 206-209 212 H. andando com o en cueros. en batalla que dieron los mejicanos. Don H ernando dice haber recibido la noticia por carta del capitán. Sus capitantes que m ataron nuestros soldados. Entró Cortés. decían que Juan de Escalante. se los envió a C ortés para que hiciese justicia.D. y después de asaeteado. m urió el rey de N auhtla. Y así fueron éstos (C uauhpopoca. TLAT. y traídos. No sabemos atinar en la m anera puesta en práctica por Escalante para .

que le rogaba m ucho se acordase de la am istad que h ab ía entre los dos desde que lo salió a recibir y m eter en M éxico. Cod. ni le quería o ír cuanto más saber. y prim ero que dejase las armas vengaría a su tío y a sus dioses. y que siem pre era m ejor paz que guerra. que con palabras blandas prendió a su tío . al señor de Tacuba. se quitase de andar revolviendo guerra. que ya h ab ía entendido sus palabras. que él no sabía quién era el rey de los españoles. R espondió Cacam atzin que no ten ía él am istad con quien le quitaba la honra y reino. y defensa de su tierra y religión.C. careciendo de intérpretes totonacas y nahúas. Prisión de Moctezuma. que habíam os abierto la casa adonde estaba el gran tesoro de su abuelo Axv a yaca.D. al señor de Iztapalapa. Florentino. DE GOM. . 221 L. C ortés le envió decir al Cacama­ tzin. Cacam atzin envió a decir a Cortés. e al señor de M atalcingo.CODICE DE CUAUHTEMOC 91 darse cuenta de la verdad de los acontecim ientos. II 257 Cacam atzin entendió que hacía m uchos días questaba preso su tío M ontezum a. y que la guerra que hacer quería era en provecho de sus vasallos. C ortés envió a decir a C acam atzin. acordó convocar al señor de Cuyuacán. CACAMATZIN SE REBELA B.

92 DOLORES ROLDAN APRESA CORTES TODOS LOS GOBERNADORES Tenía ya Cortés en su poder a los dos reyes más poderosos de A náhuac (México y Tezcoco) y no tardó en coger al de Tlacopan. DE / . y varios personajes. para los que quedaban en la Villa Rica. pues todos fuim os en ello. y demás desto. que para los procuradores que fu ero n 'a Castilla. y tras esto.M. a Itzcuatzin señor de Tlatelolco. ansí por la parte de C ortés com o de los capitanes. que lo tom aban y escondían. DE AG. p o r / F. a los señores Iztapalapa y Coyohuacan herm anos de M octezum a.D. aunque ignoram os las circunstancias de estas prisiones. que gastó en el arm ada. y sus principales caudillos incapaces de ponerse al frente de una revolución.C. y luego C ortés dijo que le sacasen a él otro quin to . Se sacó el real quinto. e escopeteros y ballesteros p o r el consiguiente. FGO. que eran setenta vecinos. y los que traían caballos dobladas partes. 234 H abía en el oro más de seiscientos mili pesos sin la plata y otras m uchas joyas. tras esto dijo que h ab ía hecho cierta costa en la isla de Cuba. Y todos los más soldados y capitanes dijimos que luego se repartiese porque habíam os visto que cuando se deshacía de las piezas del tesoro de M ontezum a estaba en los m ontones m ucho más oro. e otros sacali- . com o el fraile de la M erced. y los capitanes. y se iba m enoscabando. En esta situación exigió el reconocim iento de la corona R IJS T de castilla. Esto se llama ser astuto y bribón. C. que se apartase del m ism o m o n tó n la costa que h ab ía hecho Diego Velázquez en los navios que dim os al través. es decir cuando la nación m exicana estaba acefalada. a dos hijos de este mismo rey. y para el caballo que se le m urió y para la yegua de Juan Sedeño que m ataron los de Tascala. y que faltaba la tercia parte dello. pero es de creer que uno a uno los fuese cogiendo cuando entraban a visitar a M octezuma. que lo sacasen del m o n tó n . A unque estaba preso y detenido en una sala (M octezum a) siem pre le traían de com er m anjares diversos.c. SACALIÑAS DE CORTES B.J. para el fraile de la M erced y el clérigo Juan Díaz. y demás desto.

m uchos soldados hobo que no lo quisieron rescibir. y con to d o se quedaba Cortés.CODICE DE CUAUHTEMOC 93 ñas. que quedaba m uy poco de parte. y p o r ser tan poco. .

y m ucha diversidad de joyas. 476 Com o Diego V elázquez supo habíam os enviado a Su Majes­ tad todo el oro habido. para que inform a­ sen él era el legítim o C apitán General del Rey de Castilla. que regalasen aquel ejército. y que F ernando C ortés ten ía usurpado aquel cargo. envió aviso al Diego Velázquez para que nos enviase a prender y quél le daría todo favor. V iniendo el Pánfilo de Narváez. M O C TEZU M A L E E N V IA E M B A JA D O R E S Y O BSEQ U IO S A N A R V A E Z . 2 42/3 EN VIA A NARVAEZ PR EN D ER TORQ. Todos cam inam os para Cem poal. y oro en granos. Con el prim er aviso que tuvo M otecuhzom a. El Diego V elázquez hizo una arm ada de diecinueve navios con Pánfilo de Narváez para que llevase preso a C ortés y todos. y m uchas cosas de gran valor. de la llegada de Pánfilo de Narváez. volvió a m andar a sus gober­ nadores y m inistros.C. y envió por la tierra a los tres soldados que se le avían allegado. C ortés com unicó lo que sentía y con grandes dádivas de oro que nos da y ofrecim ientos que nos h aría ricos para que estuviésem os con él. y esto . el cual con diligencia se fue alojar en Cem poalla. L L E G A D A D E N A R VAEZ.CAPITULO III DIEGO V ELAZQ UEZ A CORTES B. y diesen presentes al capitán general. y le proveiesen de vitualla. e el sol y la luna. y com o el obispo de Burgos lo m andaba todo porque Su Majes­ tad estaba en Flandes.D.

le castigaría. L le g ó Narváez a p render a C ortés p o r orden de V elázquez. C ortés tra tó de paces y le pidió ayuda. el M arqués recogió su gente y volvió a M éxico con mil hom bres más de los que ten ía. II 546 C O R T E S SO R P R E N D E Y P R E N D E A N A R V A E Z . a los descuidados soldados de Narváez em pezaron a herir y des­ baratar. a su capitán le fue dada una p u n ta de pica en un ojo. . echáronse a los pies del buen M arqués. saltaron los soldados y el M arqués con las espadas en las m anos. que se lo arrancó. Cortés ataca a Narváez Z. para que los recibiese a su gracia. De suerte que no nos espantem os de que los indios con las m anos cruzadas venían a pedir m isericordia. y le prendió. Los dem ás soldados que Narváez tra ía echa­ ron a h uir y los que no pud iero n . 143 D. y que si h ab ía C ortés hecho alguna cosa m ala. y otros algunas picas y alabardas. de Tlaxcála. llegó a donde estaba el Narváez bien descuidado. no queriendo dársela.D. Ido Narváez. Y to m ando a Narváez con unos grillos a los pies lo hizo em barcar y volver a Santiago de Cuba 1520-VI-24. A ese m ism o p u n to . fue con dádivas atraer su gente a su servicio. TEZO Z.96 DOLORES ROLDAN m ism o dijo ai Señor de Cem poalla.

no le ordenase alguna traición. . que aque­ llos bailes y cantos eran que se llegaba la solem nidad de la fiesta de su dios. 193 . que se sosegase. Cod.D. m andó llam ar a sus principales y díjoles que aquellos españoles querían gozar de la grandeza y excelencia de México.CODICE DE CUAUHTEMOC 97 Matanza en el templo. porque él estaba allí preso. D. fue m atar a todos los señores y principales capitanes y grandes señores de M éxico. M otecuhzom a. Y esto salía de don Pedro de Alvarado. y sobre IXTL. tom ó osadía y atrevi­ m iento de condescender con el consejo de Pedro de Alvarado q u e . ni aviso entre él y los suyos. lo cual era debajo de cautela y traición para m atarlos a todos. tr aslación del ídolo H uitzilo p o ch tli^ fiesta m uy solem nizada^ El M arqués preguntó a M otecuEzom a qué eran aquellos bailes y fiestas. MATANZA EN EL TEMPLO MAYOR El M arqués a M éxico venía tan pujante. o por el ánim o cruel con que deseaba verse (C ortés) ya señor de la tierra. Y es de saber que aquellos días celebraban los indios la solem ne fíesta_de^Tóxcatl. El M arqués le rogó que para la fiesta de ju n tasen en el tem plo todos los señores y principales de la provincia y los m ás valerosos hom bres porque quería ver y gozar de la grandeza y nobleza de M éxico. M otecuhzom a le respondió y satisfizo no haber tal pensam iento. sin caer en su entendim iento m alicia.Hicieron su baile que llam an M azehualiztli. En todo salieron m ás de mil caballeros en el patio del tem plo m ayor.

98 DOLORES ROLDAN ANON. tienen sus calabazos de tabaco hecho polvo para aspirarlo. ya es el canto. les dieron bofetadas en la cara. ya es el baile. Todo lo que ten ía n era sus m antillos labrados. los golpearon en las m anos. 116 ANON. sus collares. TLAT. sus turquesas. 170 sí tra ía cada uno de ellos las m ejores joyas y preseas que ten ía n . . Los que estaban cantando y danzando estaban totalm ente desarm ados. A estos prim eram ente dieron em pellones. sus bezotes. ya se enlaza un canto con o tro . sus penachos de plum a de garza. T LA T. sin armas ni defensa ninguna. sus dijes de p a ta de ciervo. TLAT. M ientras se está gozando de la fiesta. Y los que tañen el atabal. y los cantos son com o un estruendo de olas. los viejecitos. sus sonajas. 170 I.

inm ediatam ente entran al Patio Sagrado para m atar a la gente. se lanzan al lugar de los atabales.CODICE DE CUAUHTEMOC I. to d o lo escudriñaron. en vano. todos vienen en armas de guerra. Y h ab ía algunos que aún. Pero a otros les dieron tajos en los hom bros: hechos grietas. Luego vienen hacia acá. 117 Ibid. los apuñalaban. Y luego que hubieron cerrado en todas ellas se aposentaron: ya nadie pudo salir. 170 En ese preciso m om ento los españoles tom an la determ ina­ ción de m atar a la gente. co rrían . Dispuestas así las cosas. por si alguno estaba oculto allí. p o r doquiera anduvie­ ron. allí sí se pusieron en salvo. Inm ediatam ente cercan a los que bailan. O tros se m etieron en la casa com ún. Luego se m eten den tro de las casas (del templo. TLAT. con las espadas los hieren. llevan sus escudos de m adera. Y los españoles andaban por doquiera en busca de las casas de la com unidad. A otros les desgarraron la cabeza. Al m om ento todos acuchillan. vienen a cerrar las salidas. luego lo decapitaron. dieron un tajo al que estaba tañendo: le cortaron am bos brazos. O tros escalaban los m uros. y de las entrañas que parecían arrastrarse. buscaban cosas. Anhelosos de ponerse en salvo. lejos fue a caer su cabeza cercenada. TLAT. iban arrastrando los intestinos y parecían enredarse los pies en ellos. Pues algunos in ten tab an salir: allí en la e n tra ­ da los h erían . aparentando ser m uertos se salvaron. la de Acatl iyacapan ( “P unta de la C aña” ). O tros se entrem etieron entre los m uer­ tos. y algunos los llevan de m etal y sus espadas. pero no pudieron salvarse. En las casas com unales p o r todas partes rebuscaron. A aquéllos hieren en los m uslos. a éstos en las pantorrillas. A algunos les acom etieron por detrás. les rebanaron la cabeza. no hallaban a dónde dirigirse. a los que traían pastura . los pasos. desgarrados que­ daron sus cuerpos. inm ediatam ente cayeron por tierra disparadas sus entrañas. lo veían y lo acuchillaban. alancean a la gente y les dan tajos. la de Tezcacoac^T“ Ser: giente de^espejos”). p o r doquiera lanzaban estocadas. 116 99 ANON. enteram ente hecha trizas quedó su cabeza.! para m atar a todos: a los que acarreaban el agua. y el hed o r de la sangre se alzaba al aire. a los de más allá en pleno abdom en. La sangre de los guerreros cual si fuera agua corría: com o agua que se ha encharcado. Pero si entonces alguno se p o n ía en pie. Van a pie. las entradas: La E n tracLa_JÍel-Aguila. todas las entrañas cayeron por tierra. en el palacio m enor.

los indios ios cerca­ ron y los com batieron reciam ente. que daban de com er a los españo­ les. 283 de los caballos. antes m ostró estar enojado con el dicho M otunzum a. . que fue.100 DOLORES ROLDAN ANON. a los que barrían. dijeron: “ Señor. I 41 B. gobernador de T latilulco. m ire cuánto bien y honra nos ha hecho esie rey. tem ple su ira. C om enzó la guerra entre los indios y los españoles. y hacían gran daño en los indios. cual si hubieran sido citados: traen sus dardos. DE TAP. han m u erto nuestros guerreros! ¡Han sido aniquila­ dos. dardos! ¡Venid acá de prisa. ¡Basta! ¿Qué es lo que estáis hacien­ do? ¡Pobres gentes del pueblo. Después desto acaecido vino el dicho D. que un tiánguez no quiere hacer. corred: m uertos son los capitanes. Cual si fuera capa am arilla las cañas. escudos. y el ulular de la gente que se golpeaba los labios. 117 I. Envió el gran M ontezum a dos de sus principales a rogar a nuestro C ortés que le fuese a ver. Y cuando se supo fuera em pezó una gritería: ¡Capitanes. con saetas y aún con jabalinas. m exica­ nos. a los que m olían. si p o r él no fuese ya fuéram os m u e rto s” . se alzaron gritos. y luego echaron grillos a M octhecuzom a. que le q u ería hablar: y la respuesta que les dio dijo: “V aya para perro. a los que estaban de vigilancia. . sobre ios españoles se tienden. Y com o oye­ ron a C ortés nuestros capitanes. e dijo: “ ¿Qué cum plim iento he .! ¿Acaso tienen escudos? ¿Acaso tienen macanas? ¡No m as andan enteram ente desar­ m ados! E L S A N G R IE N T O A T R A C O L O S O B LIG A A M P A R A R S E . ni de com er no nos m anda d ar” . todos los capitanes. 118 BER. E ntonces la batalla em pieza: dardean con venablos. . venid acá!. sus escudos. ¡Que todos arm ados vengan: sus insignias. F ernando C ortés con to d a la gente quel dicho Narváez tra ía e no quiso castigar al dicho Alvarado de aquel esceso. Itzcohuatzin. con harpones de cazar aves. TLA T. Pero el rey M otecuhzom a acom pañado del T lacochcalcatl de Tlatelolco. Al m o m en to fue el agru­ parse. . C ortés se indinó más com o parecía de reprehensión. oh capitanes m exicanos! E ntonces se oyó el estruendo.D. les dicen: —Señores nuestros. se fo rta­ lecieron en las casas reales con el m ism o M octhecuzom a y con Y tzq u au h tzin .C. y los españoles se defendían con los tiros de pólvora y ballestas y escopetas. Y sus jabalinas furiosos y apresurados lanzan. TLA T. V A Z.

Con la m uchedum bre se agravó la necesidad de víveres que 358 ya se padecía. m odificando su táctica. herm ano 358 del rey. m os que presos en el cuartel. levantándose ju n ta m e n te contra él sus vasallos. Cam inando el general (Cortés) de e rro r en error.C. e agora véis que aún de com er no nos dan?” FJ. encuentros se veía a los capitanes en las prim eras filas anim an­ do a los guerreros. hiciese celebrar el m ercado acostum brado para proveerse. se defendían de la artillería arrim ándose a las paredes. Ies dijese que cesasen las guerras. era C uitlá­ huac. intim ándole fuese a cum plir sus órdenes. r~ D.OR. C U IT L A H U A C A L F R E N T E D E L A R E S IST E N C IA . distinguiéndose uno m uy galán. e que nos quería- . acum ulándole aquel hecho haber sido concier­ to entre él y los españoles y que los hizo ju n ta r para que allí v fuesen m úertos. 288 u n a azotea.D. suma de todas las crueldades de N erón. C uitlahuatzin no volvió a la prisión. Sabe­ HERR. a cuya causa le negaron la obediencia y eligie­ ron p o r rey a un sobrino suyo_Hama^LoXmtlá_huac. C U IT L A H U A C L IB E R A D O P R E P A R A L A D E FEN SA .C. desde donde herían a caballos y jinetes con largas lanzas arm adas de prolongados pedernales. M. M. y guerra contra los españoles y la m uerte de . Y B. FJ. De esta m ortandad sucedió la rebelión . algunos en la cadena gorda.M otecuhzom a. C ortés sacó de la prisión al príncipe C uitlahuatzin. en las acom etidas de la caballería se arrojaban a los cana­ les. se hallaban presos com o él. Téngam e nuestro Señor la plum a y m ano para no descom e­ 549 dirm e contra hecho tan atroz y m alo. dejó libre a C uitláhuac. DEC. r* C uitláhuac se puso al frente del m ovim iento nacional el 25 403 / de ju n io día nahui m alinalli del mes T ecuilhuitontli. eran 363 los reyes de T lacopan y de Texcoco. p o r lo cual m andó Cortés decir al rey.C. ni restituyó el m ercado. En los Y B.OR. que pusiese en libertad al que le pareciese para cum ­ plir sus órdenes. R espondió el rey que los hom bres de más autoridad de quienes p o d ría servirse para m andarlo. tirándose al suelo al ver los cañonazo*s. m uchos sacerdotes y nobles de m ayor cuenta. con gran­ des am enazas. \ rey y señor de toda la tierra.CODICE DE CUAUHTEMOC 101 yo de ten er con un perro que se hacía con Narváez secretam en­ te.D. A cordó C ortés que el gran M ontezum a desde B. C O R T E S IN T E N T A A P A C IG U A R L O S ESC U D A N D O SE E N M O C TEZU M A.

118 .m os ir de su ciudad. . L. y dejéis las arm as p o rq u e estos nom bres son m uy fuertes más que nosotros. dicen que dijo con gran dolor: \ “ ¿Qué quiere ya de m í M alinche. Y cuando el gran M ontezum a se lo fueron ja decir de p arte de C ortés. pues-_en_tal estado p o r su causa m i ventura m e ha traíí d o ? ” . I. TLA T.. que y o 110 deseo vivir ni r oille. ¡ah tlatilulcas!. C O R T E S O B LIG A H A B L A R A IT Z Q U A U T Z IN (D E T L A T E LO LCO ). A la puesta del sol Itzq u au h tzm gobernador de T latilulco subióse sobre los tlapancos de la casa real y com enzó a dar voces diciendo: “ ¡Ah m exicanos!. m irad que el señor M octhecuzom a vuestro rey os ruega que ceséis de pelear. Y no quiso venir. y si no dejáis de darles guerra.102 DOLORES ROLDAN Sitiados los españoles. de Tlaxcala.

según lo afirm an todos los indios.CODICE DE CUAUHTEMOC 103 TEZO Z. Luego com enzaron a dar alaridos y a tirar saetas y dardos hacia donde estaba el que hablaba ju n to con M octhecuzom a.. ella sin levantar la vista le contesta: “ No dirás soy traidora si sabes que con fierros hieren a mi padre y Señor M octezum a. dos veces que lo veo. TLA T. Una joven que in te n tó en trar en el palacio ocultando alim entos. y com o vil hom bre le hem os de dar el castigo y pago” . y m aldecir a M octhecuzom a diciendo: “ ¿Qué dice el p u to de M octhecuzom a y tú bellaco con él?. y p o r tan to ten ían cercadas las casas reales que a nadie dejaban entrar. Oídas estas voces p o r los m exicanos y tlatilulcas. ni un pedazo com ió de la to rtilla sagrada que llevé. ni m e te r' ningún bastim ento porque m uriesen de ham bre. lo m ism o hizo todo el ejército. disparóle m uchas flechas. no vuelva” . alzó la voz y dijo las palabras que quedan dichas.dejuujei^se ejitregó ajsllos_de puro mie~do~\MÍos h a puesto a todos en este tra b a jo ? . de edad de diez y ocho años dijo en alta voz: “ ¿£)ué_-gs_Icume dic§_ est^ b ellaco de¡ M otecuzom a. sonrisa me m ostró . pues con ánim o^.G. . C IT L A L L I. CHIMAL. pero no es cierto. —Sabio consejo —contesta C uauhtém oc— no vuelvas allí. 89 I. CU AU H TEM O C DESCO N O C E A M O CTEZU M A. él la interroga. POR L L E V A R A L IM E N T O A M O C TEZU M A. En diciendo esto alzó el brazo y enar­ cado hacia él. no cesarem os de la guerra” . POES NAH. o será suya m ás angustia si los feroces invasores descubren que eres jilote. de que m urió.K.M . Dicen algunos que entonces dieron una pedrada a M otecuczom a en la frente. y apenas h ab ía acabado. ni salir. y los españoles arrodeláronlos. E ntonces el principal que llevaba consigo. cuando un anim o­ so capitán llam ado Q uauhtém oc. com enza­ ron entre sí a bravear. su fin fue com o adelante se dirá. m ujer^de los esp^ñoley^que t al s e jm e d e llam ar. nada soy para defenderlo. ill recibirá gran daño todo el pueblo porque ya han atado con hierro a vuestro rey ” . Y A. T enían gran rabia contra los españoles porque m ataron a los principales y valientes hom bres a traición. 118 ALV. TRAD. es llevada ante C uauhtém oc.No le querem os obedecer po rque ya no es nuestro rey. y dijo p o r el am or que le tengo. sufre m ucho. y así no recibieron daño. E S L L E V A D A A N T E CUAUHTEM OC. UNA S IE R V A .

C U AU H TEM O C Y D E M A S C O M B A TIE N TE S. y A N AL. unos se acusaban a otros de haber entrado. donde ningún tlaxcalteca perdonaban de los que a las m anos p o d ían haber. y luego se levantó gran revuelta entre los m exica­ nos. NAC. D ieron b a te ría los m exicanos a los españoles siete días y los tuvieron cercados veinte y tres días. elevo m i pensam iento a los dioses.D. en donde se enrosca la guerra. m atáronlos. El gran enojo e ira que los m exicanos ten ían co n tra los españoles. A G R E S IO N E S E N T R E L O S F IE L E S A M O CTEZU M A Y L O S R E B E L A D O S. Citlalli. a Cipactzin T encuecuenotzin y a los hijos de M octezum a: A xayácatl y X oxopeualoc. Supieron los de afuera que algunos m exicanos entraban allá y m etían saetas secretam ente. y tam bién a los que tra ían m antas delgadas que llam an ayatl que era librea de los pages de M octhecuzom a. 285 -O bedezco -a mi Rey y padre. te protejan a ti que eres de la casa de escudos. y a los que hallaron culpados de haber m etido algo. allí donde se bebe la m uerte. 49 ANAL. ni p o r agua. Los tenochca em pezaron a m atarse m u tu am en te. y debes estar en donde se está agitando la guerra. aunque m ozo. el cual. a orilla del agua de las aves. que unos dándonos guerra por unas partes y otro s p o r o tra. a todos los acusaban y decían que h a b ía entrado a dar com ida a su Señor y a decir lo q u e’pasaba fuera. el C ihuacóatl T ziuacpopocatzin.104 DOLORES ROLDAN I. — Vuelve a tu disfraz y o cúltate.D. Tuvieron ta n to atrevim iento. Yo hum ilde Citlalli. y así m ataron m uchos. en traro n a ponernos fuego en . salía arm ado cada día a pelear y a anim ar a los suyos. y luego pusieron gran diligencia en guardar que nadie entrase ni p o r tierra. y a todos los m ataban y de allí adelante hubo gran vigi­ lancia que nadie entrase y así todos los de la casa de M octhecu­ zom a se hu y ero n y escondieron porque no los m atasen. IN F L E X I­ B LE S. y hicieron grandes baluartes para que no pudiesen salir los españoles p o r ninguna parte. TLA T. TLA T. MEX. y en este tiem po ensan­ charon y ahondaron las acequias y atajaron los cam inos con paredes. en especial de los serviciales o pages de M octhecuzom a que tra ían bezotes de cristal que era particular librea o señal de los de la fam ilia de M octhecuzom a. II 549 B. sabio T lacatecuhtli. m ataron a sus príncipes. y a ti.C. 65. anim ábalos el valeroso m ancebo C uauhtem octzin. TLA T. 49 D. I.

que en realidad le hallaron m uerto a puñaladas y la pedrada casi sana en la m ollera. C ortés m andó dar garrote a los reyes y señores que en su po d er estaban. DE AG. me dicen. p o r las partes bajas le m etieron la espada. 11-549 FCO. y aún la noche estaban sobre nosotros tan to s escuadrones dellos. no les pudieran entrar. fueron arrojados fuera del cuartel en el lugar llam ado T eaoyotl. recibiendo m uchas puñaladas. escriben y pintan: es com ún opinión que (M otecuhzom a) m urió de una pedrada. Los españoles m ataron a M otecuhzom a estrangulándolo. sin dejar ninguno. dio el alm a a cuya era. se defendió valerosam ente. más ellos estaban tan fuertes y ten ía n tan to s escuadrones que se rem udaban. ITZC U AU H T Z IN Y D E M A S S E Ñ O R E S PRESOS. 194 CHIMALPAIN nuestros aposentos. D eterm inó darle m uerte al sin ventura M otecuhzom a. que aunque estuvieran allí diez mil H éctores troyanos y otros tam os Ro'ldanes. C ortés calló. 70-1 IXTL. DE AG. gobernador de Tlatelulco. lo torné a pregun­ tar y satisfacerm e. 70-1 IXTL. con los de Itzcuahtzin. tam bién m ataron a C acam atzin. rey de Tezcuco y a Itzquauhtzin generalísim o (tlacochcálcatl).D. M octezum a. y en el aposento donde él estaba h ab ía otros m uy grandes seño­ res detenidos con él. que sintiesen más nuestras fuerzas y esfuerzo. aunque dicen sus vasallos que los m ism os españoles lo m ataron. le habían m etido una espada p o r la parte b ^ ^ J ^ e jT m e s ^ T lO T I ñ u I lo ^ T r ^ Dicen qué uño le tiró (a M octezum a) una pedrada de la cual m urió. con parecer de los capitanes m andó m atar. porque ahí h ab ía una tortuga de piedra. sus despojos. . 194 D. a los cuales el dicho Cortés. C A C A M A T Z IN . A cordó nuestro capitán saliésemos a pelear y procurásem os de los vencer. dicen la pedrada no haber sido nada. al cual pusieron el d ía antes en un gran asalto para que les hablase y com enazando a tirar dicen que le dieron una pedrada. más aunque se la dieron no le po d ía hazer ningún mal porque había ya más_de cinco horas que estaba m uerto.. y concertándose con sus capitanes dio orden cóm o se hiciese. señor de Tlatelolco. Los capitanes se fueron a H ernando C ortés. A S E S IN A D O S M O C TEZU M A. porque ellos se querían salir y escapar. Cacama. herido en la cabeza. y le requirieron que se saliese.CODICE DE CUAUHTEMOC 105 FCO. aunque atado a la cadena. Estoy obligado a po n er lo que los autores p o r quien me rijo en esta historia.

no se q uería apartar de la religión de sus padres. y luego m urió. pero que creía que sí. estando presentes algunos Seño­ res de los que estaban presos con él. 1520 años. en T latilolco. rey de T enochtitlan. esto es falso.D. p o r satisfacerm e lo pregunté al fraile conquistador referido y debajo de duda m e dijo que él no lo h ab ía visto bautizar. porque es increíble que Cortés om itiese sem ejan­ te noticia en su relación a Carlos V. y aun al fraile de la M erced (O lm e­ do). a los tres los m ataron los “ espa­ ñoles” : al Tlacochcalcatl Itzcuauhtzin. reinó diez y nueve años. 149 DOLORES ROLDAN F. se ocuparon más en buscar el tesoro de M otecuhzom a. M O C TEZU M A N O S E B A U TIZO . 498 B. Q uieren decir que en ochenta días que allí estuvieron le industriaron (a M octezum a) en las cosas de la fe p o r un m inis­ tro clérigo que llevaban y que recibió el agua del santo bautis­ m o. Alvarado y O líd. durante cuarenta y seis años. hijo de Axayacatzin. y a C acam atzin. que no en enseñar la doctrina a M otecuhzom a y las cosas de la fe. Lo cual. MEX. pero es cierto y constante que p o r Pascua (que fue aquel año a 8 de abril) nada se sabía en M éxico de la arm ada de Narváez.J. que tan to im portaba para su justificación. 64 D. C oncertado que se bautizase. que se h a b ía bautizado en esos días: que los soldados y capitán estuvieron en estas casas y aposentos. Com o vimos a M ontezum a que se h a b ía m u erto . que se le difirió para la Pascua porque fuese más solem ne. dice en sus m em orias que M octezum a antes de m orir recibió el bautism o y nom bra a sus padrinos C ortés. el rey de T etzcoco. p o r haberlo o íd o a algunas personas fidedignas lo pongo. 11-549 TO R Q . El señor Cacam atzin rey de T etzcoco. Diego M uñoz Cam argo. que siem pre estaba con él.D. que allí estaba Fray B artolom é de O lm edo que lo haría: R espondió M octezum a que p o r m edia ho ra que le quedaba de vida. fue cuando m urió el señor M otecuzom a X ocóyotl. 289 En el año 2-pedernal.106 TEZO Z.C . De esto la historia no hace m ención ni cuenta tal cosa. la tristeza que en todos hubo p o r ello. el C uauhtlatoani de Tlatilolco. CRO .C. El Tlacochcálcatl Itzcuauhtzin h a b ía fungido com o cuauhtlatoani. hijo de N ezahualpilli. contado com o rey. reinó por cinco años. G om ara dice que M octezum a pidió p o r carnes­ tolendas el bautism o. pero. y después se im pidió con la llegada de N arváez. y el santo clérigo con ellos. se lo tuvim os a m al no le atraer .

y braseros y lum bres. dio por descargo que no creyó que de aquellas heridas m uriese.K. C IT L A L L I L L O R A POR M OCTEZUM A. desconsolada está Citlalli. Y B. . Ya tarde sacaron y echaron en los portales. NAH. C uéntese del m odo que se quiera la conducta de C ortés en el castigo de M octezum a y Q uauhpopoca. ella tam bién con una tea alum bra el rescate de los despojos de sus am ados gobernantes. que p o n ía espanto. los cuales lleva­ ron ciertos indios que no m ataron. 377 COD. mes tecu ilh u íto n tli < m urió M octezum a. Al asentar que don H ernando Cortés m andó dar m uerte a los nobles que en su poder ten ía . TRA D . la cuestión se viene debatien­ do desde los testigos presenciales de la conquista. hem os m editado con calm a.G. AUBIN. 51 FCO. Itzcuatzin. y él. Florentino. ALVA CHIMAL. TLAT.M. la austeridad de su educación en el Calmécac es im presionada con la angus­ tia de ella. Moctezuma asesinado. siempre resulta injusta y crim inal. No lo inventam os. 70-1 M. vinieron tan ta m u ltitu d de m ujeres con hachas encendidas. Cacam atzin y otros señores. G. se le acerca. I ll a que se volviese cristiano. no nos m ueve odio. i En la fiesta pequeña de los caballeros. Cod. E ntre la m ultitud que llora al descubrir los cadáveres de M octezum a. DE BUST. C uauhtém oc la identifica. DE AG.M. sino convencim iento.CODICE DE CUAUHTEMOC 107 I.OR. 1520 (2 P E D E R N A L). A. Hallaron los m exicanos m uertos a M octhecuzom a y al gobernador del Tlatilulco echados fuera de las casas reales. POES. no som os los prim eros en decirlo.

C O R T E S PID E PAZ. el señor del C ontorno y del C írculo derram e en ti su energía. Tzapotlan. N O C H E T R IS T E D E L O S E SP A Ñ O L E S. Mi T lam acazqui X ólotl. Coadlavaca (C uitláhuac) com o el gran M ontezum a era m u erto que le enterrasen com o a gran rey que 'era. fuese a decir al cacique que alzaron p o r señor. — Vuelve a o cultar tu rostro.D.C. ya van traspasando los canales vuestros enemigos! ¡Se van a escondidas!” . Que tratasen paces para salim os de M éjico. iban delante y los tlaxcaltecas pegados a sus espaldas cual si fueran un m uro. TLA T. que saldríam os ha dalles guerra e a quemalles todas las casas. no sacia su lloro.108 DOLORES ROLDAN B. —Siem pre me detendré a o ír tus palabras cerca del color azul del cielo en las aguas tendidas. E tenchicalco. una m ujer que sacaba agua los vio y al m o m en to alzó el grito: “ ¡M exicanos. 290 I. que si no. C uando llegó la m edianoche salieron los españo­ les. —Te pidió vivas. andad hacia acá. M andó C ortés a un papa e a un principal de los questaban presos. que agora m uerto M ontezum a. para siem pre estará allí. y nos decían: “ Agora pagaréis m uy de verdad la m uerte de n uestro rey y el deshonor de nuestros ídolos. te con­ duce a lugar protegido. — Dice ella. mi corazón es flor de desola­ ción. V IC TO R IA D E C U ITLA H U A C . —C uauhtém oc X ocóyotl. Llevaban puentes portátiles de m adera. 125 —Muy triste mi corazón desea m i cuerpo acom pañe al M íctlan. pero cuando al de M ixcoatechialtitlan. Con to d o esto no cesó la gran b atería que nos daban de vara y piedra y flecha con gran braveza. Me das flores en tus consejos. ya se van. al que hab ían alzado no le venía p o r derecho. a mi Señor M octezum a. — Mi pensam iento te entiende. y las paces que nos enviáis a pedir salí acá y concertarem os cóm o y de qué m a­ nera han de ser” . a quien ten íam o s respeto. sobre ellos iban pasando los canales de T ecpantzinco. tu llanto lo va elevando a la región de los m uertos. El D ador de la Vida te ilum ina. —No saciar tu iloro es ofensa al Dios que te creó y te pintó cual un canto. y que alzasen a su prim o del M ontezum a. quedan los chalchíhuitl de tu pala­ bra en m i corazón. allá será puesto en su sitio en el interior del cielo. .

125 Los que tienen barcas rem an afanosos. m exica­ nos! ¡Se van vuestros enemigos.CODICE DE CUAUHTEMOC 109 OR. y los españoles. capitanes. lanzaban saetas y tiros de arcabuz. los de T liliuhquitepec. hacia T lacopan. los de T latelulco. tlaxcaltecas y m exicanos. con ellos el canal quedó lleno cegado. Cuando los españoles llegaron al canal de los Toltecas. se dejaron ir los de Tlaxcala. aquellos que . O tros a pie se dirigieron a N onoualco. los que tripulaban las barcas defendidas por escudos. Col. Florentino I. fue com o si desde un cerro se despeñaran. y los de a caballo y algunas m ujeres. lanzaron sus dardos co n tra los españoles. los de T enochtitlan. H abían m uertos españoles. TLAT. 385 E ntonces gritó un hom bre sobre el tem plo de H uitzilopochtli. B. Cuitláhuac debió conocer ser el p u n to im portante el Tecpantzinco y sobre él cargó un gran grueso de guerreros. venid a perseguirlos!” . los españoles tam bién tiraban a los m exicanos. to d o m undo oía su grito: “ ¡G uerreros. Una mujer descubre la huida de los españoles.

y m uchos naturales de los españoles. N O VIO S A L T A R A A L V A R A D O Todas las puentes y calzadas estaban llenas'de guerreros. echélos adelante. C. Torné a la rezaga donde peleaban reciam ente. B. 294 B E R N A L D IA Z D E L C . sobre los cuerpo pasaron y salieron a la o tra orilla. pasé a nado todas las puentes y las gané hasta la tierra firm e. Lienzo de Tlaxcala. y yo con cuatro de caballo y veinte peones. iban siguiendo. porq u e h a rto ten íam o s que salvar nuestras vidas. y en la triste p u e n te . Recogidos los que estaban vivos. Y to d o lo que en aquel caso dice G om ara . a los indios de T ascaltecatl. otras m uchas cosas y to d a la artillería.C. que dijeron después que fue el salto de Alva­ rado. con cinco de caballo y cien peones. los m ataro n . Después de la noche triste huyen los españoles. digo que en aquel tiem po ningún soldado se paraba a vello si saltaba poco o m u ch o . y hab ían m uerto m uchos españoles y caballos y perdido to d o el oro y joyas y ropa. Infinita gente de los contrarios sobre nosotros.D. com batién­ donos desde el agua com o de la tierra. m e fui en la rezaga peleando con los indios hasta llegar a u n a ciudad que se dice Tacuba.110 DOLORES ROLDAN H.

y nunca o í decir deste salto de Alvarado hasta después de ganado Méjico. y dos herm anos. com o dicen. v algunas relaciones de los naturales. Al tiem po que van m archando los vienen asediando los indios desde lejos. la p uente y abertura m uy ancha y alta. 145 F. arden lenguas de fuego. allí cobraron aliento. TLA T. afli­ gido y que no ten ía o tro socorro debajo del cielo que el de don F em an d o Ixtlixóchitl. en unos nibelos que puso un G onzalo de O cam po. se expande en capas el hum o. el cual era tan grande que cuando él estaba en el m ay o r fuego de la guerra le socorría (aunque esto callan los españoles no sé p o r qué). estaba el agua m uy ho n d a y no p o d ía llegar al suelo con ella. en paz lo pasaron sobre el pu en te p o rtá til de m adera. porq u e ya que quisiera saltar y sustentarse en la lanza. M urió Tlaltecatzin.C. fue nuestra salida hu y en d o a diez del m es d e julio del dicho año. 194 TEZOZ. L A D IV IS IO N E N T R E L O S M E­ X IC A N O S. entre las dos filas. a estos daños se agregaban los que ellos m ism os se causaron con la guerra civil. 125 126 127 Ibid. H abían perdido a su rey. quedó traspasado. antes (tam bién) m ataron al rey C acam atzin. San Ju an de Junio de mil e quinientos y veinte años.D. era el que iba señalando y m arcando los cami­ nos a los españoles. 1 D E B IL IT A B A S U PO DER. de paso van poniendo fuego a los tem plps. salieron huyendo por la calzada que va a Tlacopan. Al llegar donde hay otro canal. C him alpopoca. de uno y de otro flanco van en fila sus venados. los cargadores. tam ­ bién m exicanos m ueren y de T latelolco. que nom bran caballos.C. V iéndose C ortés con el agua a la garganta. varias personas reales y b u e n a p arte de la nobleza. que no la p o d ría salvar ni sobre lanza ni de o tra m anera. com en y parten . 369 es burla. C uando hubieron llegado a P opotla llegaron los m exicanos a coger presos tlaxcaltecas y m atan españoles. Q uedaron en los puentes m uertos los hijos e hijas del M ontezum a y otros reyes. tal vez p o r socorrer a su rey que estando en poder de los españoles padecía ham bre. Los españoles desam pararon la ciudad. En el tiem po que los españoles sitiados en el cuartel. 1520-VII-10. C uando hub o am anecido. les . el hijo de M otecuhzom a.J. 132 B. p rín ­ cipe tepaneca. según don Alonso A xavácatl. tres herm anas suyas. Fue nuestra entrada en M éxico d ía del Sr.CODICE DE CUAUHTEMOC 111 I. lanzando alaridos. 298 IXTL. allí se sintie­ ro n hom bres.

Ixtlixochitl protege a Cortés en Texcoco. Los sacerdotes. venían algunos m exicanos dando alcance. 145 IX T L IX O C H IT L E L T R A ID O R . dio aviso a sus fronteras para que le diesen a C ortés to d a ayuda. C uando ellos (los españoles) se hubieron establecido en T etzcoco. ¿Quién es el que nos ins­ pira valor? porque ya son cuatro los que fueron llevados y m atados. D ijeron entre sí: “ ¿D ónde están nuestros príncipes? Sin duda ellos los expulsarían de nuevo. y p o r ventura se declararían abiertam ente en su favor confiados en su grande autoridad. T LA T. a los sacerdotes del incienso: al sacerdote de incienso de A m antlan y al sacerdote de incien­ so de T lalocan” . Lienzo de Tlaxcala. TEZOZ.112 DOLORES ROLDAN ANAL. se originó una funesta disensión. p o ntífices y jefes fueron los que m ataron a los soberanos. . entonces los tenochca em pezaron a m atarse m u tu a ­ m ente. 6 5/6 enviaban secretam ente víveres. superior del Uitznáuac (tem plo de T ezcatlipoca). M ataron al Q uauhnochtli. F e r n ^ n d o J ^ i x ó c ^ des­ pués de h aber tenido una gran batalla c o n X i ^ l a ^ a t z ^ ( C u i tláhuac) su tío . el superior del Tlacatecco (tem plo de U itzilopochtli) y a C uapan.

Com o ya estaban algo descansados (los m exicanos) de la guerra pasada. esto hicieron agradeciendo a sus Dioses porque los hab ían librado de sus enemigos. Curáronse y esforzáronse en Tlaxcala. TLA T. y pusiéronlas sus carátulas de turquesa. H ernando Cortés. español. con 300 soldados castellanos y m uchos caballos y am ias. Cuando los españoles salieron de M éxico y fueron a Tlaxcala era el mes T ecuilhuitontli que com ienza a dos de junio y el mes siguiente h ueyiecuilhuitl que com ienza a veinte y dos de junio. Y llegados a la ciudad de Tlaxcala les hicieron m uy buen tratam ien to . En O tum ba llegó don Carlos p o r orden de su herm ano (F ernando) con cien mil hom bres y com ida para favorecer a Cortés.CODICE DE CUAUHTEMOC 113 I. Con esto tom ó ánim o el capitán D. lloraron por el desastre que les había sucedido. 57 los de don F em an d o Ixtlixóchitl los detenían. hicieron m uy gran fiesta a todos sus Dioses. y con m uchos quetzales de plum a rica. L O S M E X IC A N O S C E L E B R A N L A VICTO RIA. hechas de m osaico. y sacaron todas las estatuas de ellos. Y otro d ía se fueron a Tlaxcallan (los españoles). y ataviáronlas con sus ornam entos. Mapa de Tepexpan. Reinado de Cuitlahuac. Llegó a Tlaxcala un Francisco H ernández. C O R T E S S E R E F U G IA E N T L A X C A L A Y R E C IB E R E ­ F U ERZO S. .

estaban m altratados los tem plos y arruinadas m uchas casas de la capital. 159 M . MEX. cuando estaban los españoles allá en Tlaxcallan.G.J. herm ano de M octecuzom a. TRAD. fue cuando se asentó p o r rey el señor C uitlahuac. plata. que ya h abían pasa-j do veinte días después de su m uerte. hijo éste de A xayacatzin. cuando les persiguieron de a q u í de M éxico. y nerm ano m enor de M oteuczom a X ocoyotl. además de las enorm es cantidades de oro. T acuba-T etlepanquetzaltzin. F. erogadas en contribuciones y presentes para los españoles. ju ra ro n los m exicanos 10° Rey a j j^üitjah u a tzin . 1520 años. La C onfederación quedó constituida: T enochtitlan-C uitlahuaczin.J brado T lacatecuhtli del Palacio Real (alto puesto con m ando . Asi­ m ism o ha enviado sus m ensajeros p o r todas las tierras y provin­ cias y ciudades sujetas a aquel señ o río . o quizá 5 o sea 16 de sep­ tiem bre. en un d iV 8 -v ien to . CRO. piedras y otras m ate­ rias preciosas. Bajo el breve gobierno de C uitláhuac.114 DOLORES ROLDAN CUITLAHUAC UNGIDO TLATOANI DE TENOCHTITLAN. sirviendo de víctim as los prisioneros castellanos y los aliados presos. fue cuando se vino C uitláhuac a asentar por rey. T excoco-C oanacochtzin.OR. 369 H. 194 TEZO Z. tlaxochim aco y xocholiuetzi. en este m encionado año 2-pedem al. ICHC.í de h o m b r e s j ? ^ ^ -1 ^ Los m exicanos procuraban reparar sus q u ebrantos. se h a b ía n insolentado m ás los enem igos de la nación. I Inm ediatam ente.G. C uauhtém oc fue nom . GOBIERNA OCHENTA DIAS IXTL. que prim ero era rey de de Itztapallapan. Y B. cuando en el cóm puto m ensual de los ancianos había transcurrido un d ía de O chpaniztli (acción de barrer). Cuetravacin aparejó m uchos géneros de arm as y se fortalece en la gran ciudad y en otras ciudades cerca de la laguna. se dedicó a la reorganización social y restauración de lo destruido en los meses hueitecuilhuitl. C uitláhuac se puso al frente del m ovim iento nacional el 25 de ju n io d ía nahui m alinalli del mes T ecuilhuitontli. rey de T en o ch titlan . 403 E. quedando ungido em perador el mes O chpaniztli (7 de septiem ­ bre 1520 ) con las fiestas acostum bradas.C. se hab ían sustraído de la obediencia los totonacas y otro s pueblos. rey de T en o ch titlan . 79 Idos los españoles a Tlaxcala. a decir y certificar a sus vasallos que él les hace gracia p o r to d o un año de todos los .

unos quedaron ciegos. D on Pedro (C oanacotzin). fue ungido en ochpaniztli. 135 f l / 1 ‘ I. Fue cuando quedaron lim pios de la cara los guerreros m exicanos. Bregando C uitláhuac contra los estragos de la pestilencia. AUBIN M . M uchas gentes m urieron. Liberado de los pronósticos jam ás vio con reverencia a . Y B . Algunos los tapó p o r todas partes. H ubo m uertos p o r el ham bre. C uitláhuac es una herm osa figura en la historia de la con­ quista. nadie p o d ía andar. TLAT. C uando se fueron los españoles de M éxico. C uitláhuac g o b e rn ó en los meses de hueitecuilhuitl. en el pecho. cacarizos.OR. TLAT. en tepilhuitl y en quecholli (septiem bre 1520) m urió. se volvió (de T excoco) a México a ocasión que m urió su tío . en la cabeza. la cual enferm edad nunca h a b ía acontecido en México.OR. en ausencia de su herm ano Ixtlixóchitl vino desde México a Tezcuco y procuró persuadir a los tezcucanos fuesen a ayudar a su tío C uitlahuatzin contra los cristianos. L A EPIDEM IA D E V IR U E LA S. nTen o tra tierra de esta Nueva España. que­ daron cacarañados. luego en ezoztli. no más estaban acostados. y en tiem po de éste acaeció una m ortandad o pestilencia de viruelas. de enferm edad de una viruelas que un negro_de Narváez les pegó a los indios. p o n ía calor en activar lo necesario para la guerra. ju n ta ra a su devoción más de 200 mil hom bres. Y B. a m uchos se les echó a perder la cara. y hizo tan to que si el don F em ando Ixtlixóchitl no viniera con tiem po. 146 COD. 423 trib u to s y servicios que son obligados a le hacer. Don Pedro. los horrores del ham bre. tlaxochim aco. El tiem po que estuvo en fuerza esta peste duró sesenta días funestos. 136/7 M .CODICE DE CUAUHTEMOC 115 TEZO Z. Reunió los contingentes de guerra colocados en las fronteras de Tlaxcala para com batir a los españoles. xo co tlh u etzi. se difundió entre nosotros una gran peste. 407 T EZO Z. en la cara. y que no le den ni le paguen cosa alguna que por todas las m aneras que pudiesen hiciesen m uy cruel guerra a todos los cristianos hasta los m atar o echar de to d a la tierra. p o r eso se cuentan o chenta días de su reinado. El décim o señor que fue de M éxico se decía C uitláhuac y tuvo el señorío ochenta días. nadie de o tro se preocupaba. el desaliento de lo s aliados y la insubordinación de las provincias. C U IT L A H U A C T Z IN CO N TAG IAD O . V ino a establecerse en la fiesta de T eotleco y su térm ino en la fiesta de Panquetzaliztli. 146 y 116 I. ya nadie ten ía cuidados de nadie.

con desprecio a las arm as poderosas que causaban inm enso estrago. III Los ojos am barinos de Citialli inquietan a C uauhtém oc. siendo su voto co nstante. El conocim iento de los ) blancos debió afirm ar sus juicios. no olvida.K. Peleó sin descanso. A m arrado / a la cadena gorda (p o r C ortés). sin em bargo. solam ente extinguido con la m uerte. ni m enos recibirlos de paz en M éxico./ tlan. i CUAUHTEM OC Y CÍTLA LLI. NAH. casi siem pre fue d erro ta­ do. allí. mi m adre enferm a en pobreza vivía. Su m em oria y valor son im borrables com o “ la noche triste ’’ que lloraron los españoles^ *** . — Tu corazón es perfecto . se yerguen nuestras flores. ten ía aliados a los traidores a la patria. TRA D . fue p a trio ta y previsor.116 DOLORES ROLDAN n ) / i s I \ i I I i i los pretendidos hijos de Q uetzalcóatl. Es noche decem brina. La fam a no ha tejido el cum plido elogio de este m onarca azteca. ella de sus recuerdos: “ N ací en Mexicalzingo. cosa im posible. tratolos siem pre con desconfianza y ceño. él dispuso se me cuidara con cariño. cautivó a los castellanos traíd o s en el cuartel y lanzó la m u ltitu d de los escuadrones \ a los cam pos de O tom pan (O tum ba) en donde. pues e] invasor no estaba solo. CHIMAL. A.G. Buscó sin fru to la alianza de sus enem igos (nativos) y procuró estrechar los vínculos entre los elem entos del im perio.M . la invita a bogar. conversan. com o conseje. puso en m ovim iento las guarniciones por todas partes al paso de los invasores. POES. su b o ndad vive en m í. no dejarlos p en etrar en el im perio. al ponerlo en libertad acaudilló ¿ al pueblo.^ ro. en presencia del Dios que Hace el D ía. desbaratándolos en las puentes. donde las preciosas flores acuáticas abren sus corolas. volvía a la carga. encendiendo en su pecho el ju sto rencor. ALVA. p o r pertenecer a los vencidos. dirigió el ataque furioso a la fortaleza de los españo­ les. com batió en prim era fila hasta arrojarlos de T enochti. eres sonriente m ariposa y flor con brillos de . — C om enta C u auhté­ m oc— . salvó mi vida al entregarm e en la casa de m i Am o y Señor M octezum a. Mi corazón canta con el tu y o . en pequeña canoa llega a la chinam pa. mis flores y mis cantos te desgrano. Tu alm a es una pin tu ra estrem ecida. fue vencido. después de los pusilánim es desaciertos de M otecuhzom a. m ás p o r m ala suerte que por las am ias.

.

es un préstam o la Tierra. tu lugar es el sitio de los dardos.. . N ada te entristezca. —Si el D ador de la V ida lo dicta. Citlalli en la m ás sublim e dem anda. aún vivimos. En mis m anos estás. Tus flores em belesan m i corazón. serás m ujer gue­ rrera. disponen en la Tierra se encienda la guerra. el silencio es su contes­ tación. G ocem os. H asta la Región del M isterio iré contigo. son préstam o las fragantes flores. p o r poco tiem po será.. flor de El que da la Vida. que sea sitio de h um o. No siem pre será-nuestra casa aquí. —El D ador üe la V ida-m e ha dado de tu energía. Un collar de chalchíuitl en ti tejeré. Tal vez com o aves quetzales pasem os en vuelo hasta el in terio r del cielo. que grazne el águila y ruja el tigre. donde tiñe el hum o. — X óchitl xocóyoxl — dice Cuauhxém oc— te hago ofrenda de m i palabra cual haz de amarillas flores. capturarás un hijo. G ózate y alégrate. Qmetecu h tli Señor Dos y O m ecíhuat! Señora Dos. donde reina El que T odo Hace Vivir.118 DOLORES ROLDAN q u etzal. con bellas' flores narcóticas se tiñe mi corazón.

ozom atli. fueron a hacer oración y . significación de su unión ante el fuego. en la habitación dedicada a la cerem onia h a b ía una estera labrada frente a dos braceros uno con fuego y otro q uem ando copalli. am bos.é. él salió a su en cu en tro . que estaba adornada con ram as y flores. fue elegido en su lugar C uauhtém oc. . . La noche de la clebración del m atrim onio. m arido y m ujer se dieron en la boca los prim eros bocados. los cónyuges. llevó a cuestas a la novia a la casa de C uauhtém oc. Al term inar la fiesta. M ENDO­ CINO. separados. Los sacerdotes señalaron el d ía propicio entre los de ácatl. porque legítim am ente pudiese ser Se­ ñ o r. OKIG. acom pañada de cuatro ancianas portadoras de teas encendidas.. Siguió el b an q u ete. hija del dicho M otezum a. M uerto C uitláhuac (del contagio de las viruelas o huezáhuatl).. cuauhtli o calli. concertaron de casallo con la dicha D oña jlsabel. T r ” M A T R IM O N IO D E TEHUICHPO Y CUAUHTEMOC. u n a tíc itl o m édica. m u tu am en te se sahum aron y se sentaron en la estera. La concurrencia danzó alegre. Prece­ dió a la cerem onia de Tlatoani. sobrino del gran E m pera­ dor M otecuhzom a. ella a la izquierda de él. 277 COD.CAPÍTULO IV CUAUHTEM OC SUCEDE A CUITLAHUAC. C uando llegaron. TO R Q . cipactli. DE LOS MEX. la unión de T ehuichpo con C uauhtém oc. La tíc itl ató el áyatl del novio con el huipilli de la novia.

Por m uerte de C uitláhuac subió al trono de M éxico el joven C uauhtém oc. N A HU A TL FCO. su_jiom j3£e^j^ descienda ( e T '^ '^ r o c ^ com o si las señales m anifestadas en su nacim iento fueraiT pronóstico de su fu tu ra suerte. C uauhtém oc era hom bre de buen entendim iento. los sacerdotes los llevaron al aposento preparado para ellos. POES.dor de T en o ch titlan . valeroso y valiente por su persona. u n d é c im o ^ ^ últim o Em pera. los desposados llegaron al tem plo a ofrecer a los dioses.G. los m uebles y m antas de la cám ara nupcial. .K.M . que aquel año caygm n^entre el 25 y ^29_dejenja^J_S2i^ A. Y B. que era Señor. \Mapa de Tepechpan. severo y áspero de condición. al term inar. 4 2 5 /6 1521 (II-TECPATL).120 DOLORES ROLDAN penitencia durante cuatro días. en la cama pusieron un chalchíhuitl. en el Códice Cósm ico tejido con plum as azules y amarillas. aíem oztli y tititl. Q uatem ús. M . Pasó com o jefe los m eses panquetzaliztli. CU AU H TEM O C UNGIDO TL A T O A N I D E TEN O C H TITLA N . DE A G U IL A R TO RQ . coronándose en los días nem ontem i. el D ador de la V ida lo tiene p in tad o com o el últim o T latoani de A náhuac. Al día siguiente. 1-524 C uauhtém oc. dueño de un corazón y un rostro. m ancebo de hasta diez y ocho años (en 1521).OR.

y los ojos más p arecían que cuando m iraba. y allí deliberaron quién h a b ía de ser Señor. m uy herm osa m ujer m oza. G uatem uz era de m uy gentil disposición. CERV. hijo de u n a su herm ana. viuda del rey C uitlahuatzin e hija de M octezum a^ ~ ~ -—_ — _ ' El undécim o caballero llam ado C uauhtem otzin. El undécim o caballero. fiesta de Q uetzalcóatl). DE SALZ. los m em ontem i del m es Q uautliteua (entre 25 de enero y 3 de febrero. porq u e ya no vivía herm ano alguno de los pasados reyes. esco­ gieron a C uauhtém oc de la línea de los señores antepasados. sino confiriendo los unos con los otros. criado en el Calm écac. que hab ían siem pre de estar al lado del Señor y e n te n d e r en to d o s los negocios graves del reino. Elegido C uauhtém oc. Electos los cinco de acuerdo con la astrología. osádo y anim oso. y era casado con (T ecuichpo) una hija del m esm o M ontezum a.C. llevó adelante las providencias m ilitares de su antecesor. de donde se entenderá el invencible ánim o que en tan tierna edad tenía. 4 22 121 F J . en te n d id o . II 3^1 Era G uatem uz entonces de edad de diez e ocho años. 378 COD.S. ansí de cuerpo com o de faiciones. nem ontem i. eligieron otro s cuatro que eran com o senadores. y tam bién los soldados viejos de la guerra yao teq u iu aq u e. recatado y am oroso. y tam bién los viejos que llam aban achcacauhtzin. III-268 B. v rein a a su prim a T ecuichpotzin. p ru d en te y sabio (sobre los dem ás. y tam bién los sátrapas que llam aban tlanam acázque o papauaque. y la color tiraba su m atiz algo m ás blanco que a la color indios m orenos y decían que era sobrino de M ontezum a.D. el de más dom inio m ental). el d ía p ro p i­ cio los llevaron desnudos al Cu de H uiizilopochtli. AUBIN. de bien hablar. C uando m urió el señor rey C uitláhuac. TEZO Z. Se ju n ta ro n en las casas reales. hom bre valiente. llam ado C uauhtem otzin. subió al tro n o en los días aciagos. hasta veinte. Los m exicanos eligieron en lugar de C uitlahuatzin a su sobrino C uauhtem octzin. o p o r votos. Tom ó p o r m u jer.C .CODICE DE CUAUHTEMOC FCO. A llí vistie­ . y o tro s capitanes que eran princi­ pales en las cosas de la guerra. No se hizo por escrutinio. para elegir al o tro . y era de edad de veinte y un años. subió al trono en los días aciagos. que era con gravedad que hala­ güeños y no h a b ía falta en ellos. Era joven de veinticinco años y de m ucho esp íritu . y la cara algo larga y alegre. se ju n ta ro n ios senadores T ecu tlato q u e. y aunque p o r poca edad poco práctico en la guerra. B.

Coanacotzin .-66 90-100/1 ron a C uauhtém oc con el xicolli (parecido al huipil) color verde dibujado con huesos de m u erto . cascabeles. al term in ar condujeron a C uauhtém oc a la casa real. el Tlillancalqui P etlauhtzin. etc. Se encontraban: el C ihuacóatl T lacotzin. zonajas. allí perm anecieron cuatro días en penitencia. V allaban la cerem onia los batallones de oto m íes. llena de picietl. pillis y pardos. Tizociauácatl T u p an tem o ctzin . le pusieron en la m ano izquierda una talega verde con incienso y en la m ano derecha el incensario. hu eh u éh u etl. el M exicatl A chcauhtli. cuachi. Al term inar bajaron. le calzaron cotaras verdes. colgada a la espalda una calabazuela con borlas verdes. C uauhtém oc y los as­ trólogos señalaron la celebración final. nadie con ta n ta em oción y encantam iento com o la enam orada Citlalli. le cubrieron la cara con m anta verde. y l los cuatro senadores a sus respectivas casas. Los m ayordom os o calpixques se encargaron de adornos y festejos para el acto.122 DOLORES ROLDAN B. Después. el U itznáuatí M otelch iu h tzin . Desde abajo to d o el pueblo m iraba la cerem onia. lo subieron p o r las gradas hasta llegar delante de la e statua de H uitzilopochtll. Los sacerdotes tocaban el tecziztli o caracol. II. y fueron conducidos a la casa llam ada Tlacochalco. M ixcoatlailotlactzin A uelitoctzin. T lacatécatl T em ilotzin. T epanécatl U itzitzin.S. tlalpitzalli o flauta. el T ecutlam acazcatzin (p rín cip e sacerdote) C oatzin. tequihuaques. U itznáuatl U itziliutzin. en este caso los tlato an i C oanacochtzin de T excoco y T etlepanquetzaltzin de T acuba. tep o n ax tle. los caudillos de T latelolco: T lacochcácatl C oyoueuetzin. puso incienso en las brazas y lo esparció a la estatua. lo m ism o hicieron con los otros cuatro. Los sacerdotes.

que os sirva con hum ildad y llaneza. M. no perm itáis. y no perm itáis que en vuestro tro n o y en vuestro estrado se ensoberbezca.G. y ha de tom ar a cuestas los negocios y trabajos de nuestra \ república. S ubstituto de los señores y gobernadores que ya pasaron de esta vida.M . que agravie ni veje a sus súbditos. POES. noche y viento: Lo otorgó tu corazón.K. no perm itáis. tiene los ojos puestos en el orador. responde: — Gran m isericordia y liberalidad ha hecho nuestro Señor en haber elegido al indigno que no lo m erece. C uauhtém oc en cuclillas. hanos com unicado su claridad y su resplandor. d ía bien­ aventurado. com o verdadera imagen vuestra. am o nuestro. Veam os lo que querrá hacer: ríase algún d ía de mis boberías nuestro Señor Dios. Señor. Hacedle. no perm itáis m ancille vuestro trono con alguna injusticia o agravio. Señor. este pobre hom bre ha aceptado y recibido la honra y señorío que V. orejas y bezos. Señor. II XXXIV Tocó a C oanacochtzin de Tezcoco. ha salido el sol. Ya. ya. con barbote y orejeras y con brazaletes. que ha de regir y gobernar nuestro pue­ blo. term inada la oración. le habéis adornado las m anos y los pies. A hora estam os m aravillados cóm o has p u esto tus ojos en este hom bre rústico y de poco saber. lo que m anda y quiere nuestro Señor Dios. ofreció copal al fuego antes de orar: “H oy. recitar la oración al dios Tezcatlipoca. m as antes tened por bien Señor. los cuales trabajaron en llevar a cuestas las pesadum bres de esta vuestra gente y vinieron a poseer vuestro tro n o y vuestra silla.CODICE DE CUAUHTEMOC 123 A. Señor. (Sublim ado. Señor. de pie e inclinado hacia la tierra y los pies ju n to s. . hásenos dado una hacha . y con cuero amarillo para las gargantas de los pies. C uauhtém oc. m uy resplandeciente. NAH. una nueva lum bre. y la cabeza. hágase asimismo lo que ordenaron y votaron los señores que m e eligieron. que estos atavíos e insignias y ornam entos le sean causa de altivez y presunción. que es la principal dignidad de \ este vuestro pueblo. dueño del con to rn o y del círculo. le ha dado. y m e lo q uitará a m í y lo dará allá adonde sabe que conviene. pues. Hágase. ya tiene la posesión de gloria y riquezas. para que tenga el gobierno de vuestra república y de vuestro pueblo. (que) cuando quisiere tom ará para sí su reino y dignidad. ora:) Señor.

y m axtles y otras joyas para dar a los convidados. El Señor C uauhtem octzin te n ía aparejado plum ajes y m an­ tas. p o r ser m uy preciosas y raras. venían los m ism os señores o enviaban a sus presi­ dentes para asistir en el convite y fiesta de la elección. a cada u n o según su persona. y a su ho ra dio platos y diferencias de guisados. ¿cuál es m i m érito y mi suerte? ¡De entre el polvo y la basura tú m e sacas: en el estrado y el tro n o tú m e colocas! ¿Quién soy yo y p o r quién m e estim o? C uauhtém oc co n tin ú a su discurso: P o r cierto he o íd o cosas dignas de ser notadas. N oche y d ía se danzó y cantó. m uy preciosas. 324 ¿No te equivocas acaso tom ándom e p o r otro? ¿a m í m ísero y tosco? E ntre el polvo y la basura es el sitio de m i vida.S. C oanacotzin.124 DOLORES ROLDAN B. dignas de ser m uy guardadas. y así m e conviene a m í tenerlas m uy guardadas y estim adas to d o el tiem po que viviere.S. le dice C uauhtem oc. joyas y atavíos para el baile. pero a to d o el pueblo y reino. . lleno de polvo y basura. y para b o rd ó n de m i oficio en m i m ano. y tam bién habéis orado en favor de los reyes y señores antepasados que reinaron en este rein o ” . T am bién les presentó cañas de hum o de m uchas m aneras en sus platos y m uchas m aneras de flores. II 100/1 B. “ No solam ente a m í. Ni siquiera sé dónde está mi cara ni m i cabeza: ¿por qué. y m uy encom endadas a la m em oria. y tenerlas he yo para m i consolación en m i pecho. habéis orado a nuestro Señor Dios para que nos favorezca. y m uchas m ane­ ras de cacaos en sus jicaras. así com o piedras preciosas y zafiros. no soy digno de tan buena oración. (La difícil situación im pidió los pom posos p rotocolos en estas solem nidades. a cada uno según su dignidad* a todos dio plum ajes. y m uchas m aneras de tortillas m uy delicadas. pusieron en su aposento. con qué razón?. que son consejos de padres y m adres que m uy pocas veces se suelen decir. no soy hom bre que agrade. com o h a b ía sido costum bre que llegaran:) E m bajadores desde Q uauhtim alan hasta M ichoacán y desde m ar a m ar. com o habéis hecho.

que teniendo dispuesto com batir a los tenochca hasta destruirlos.D. Tecam achalco. COANACOTZIN RECHAZA LA PAZ PROPUESTA POR CORTES Ibid. subir entonces a rey no era para gozar las lisonjas de palacio. envió Gonzalo de Sandoval castigase y trújese. El joven patricio repulsaba a los conquistadores. sabía su destino al aceptar el m ando. todas las piezas y las indias y m uchachas y m uchachos que habíam os habido y echados el . C oanacochtzin m andó hacerle pedazos. mas sin acabarle de o ír. O R. 317 Tuvo noticia C ortés que en C ozotlán Castil Blanco.C. sino para arrostrar los peligros del cam ­ pam en to . C ortés envió a H uitzcacam atzin para que dijese a C oanacoch. CORTES SOSPECHOSO \ B. A G RESIO N ES DE CORTES A O TRAS CIUDADES B. resuelto a defenderla hasta el últim o trance. Y B. el prim ero que alzó la voz y la m ano para escarnecerlo. habían m u erto nueve españoles. bajo el m anto real se cobijaban la destrucción y la m uerte. se lo hacía saber. 425 125 Desm oronábase el im perio por la traición de sus hijos y la espada del conquistador. 319/22 T odos ocurrim os con lo que habíam os habido en Tepeaca. que era G uatem uz. 437 C oanacochtzin rey de A colhuacan h ab ía perm anecido en Texcoco durante el tiem po en que los españoles estuvieron lejos del Valle.D. M irando C ortés la tardanza del envia­ do.C. E staba en aquel pueblo escuadrones m ejicanos en su guarda y respondieron que señor ten ía n . y en Castil Blanco. Fue el prim ero que se rebeló contra M otecuhzom a. Q uedó identificada su suerte con la de la patria. sacado de M éxico la N oche Triste. a fin de que le recibiese de paz en su reino. fue condenado a m uerte. despachó nuevo m ensajero acom pañado por Cuicuitzcatzin.CODICE DE CUAUHTEMOC M. C uicuitzcatzin ape­ nas escuchado p o r su herm ano le puso en prisión teniéndole p o r espía de los blancos.

luego X icotenga “ El V iejo” . en especial los de a caballo. y dem ás desto. porque to d o s se callaban con las barras de oro que ten ían . y com o noso tro s los pobres soldados que no ten íam o s m ando. y los m ás caciques de Tascala. a negocios. CO NSTRUY EN LOS BERG A N TIN ES Se dio orden cortasen m adera para ir o tra vez a M éjico. y a la isla de Jam aica p o r caballos y yeguas. D irán que sin dineros cóm o enviaba (C ortés) a Diego de Ordaz a negocios a Castilla. pólvora. en aquella sazón procurábam os salvar nues­ tras vidas. y a la isla de Santo D om ingo a la A udiencia R eal. y tuvim os sospecha que los cuarenta mil pesos de las partes de la Villa Rica. y dem ás se cargaron de oro m ás de och en ta indios tascaltecas p o r m andado de C ortés y fueron los prim eros que salieron en las puentes. N E G O C IO S D E CO RTES. que era una J com o ésta. dijo que le placía no solam ente diez m ili sino m uchos m ás si los q u e ría e que iría p o r capitán nu estro gran amigo C hichim ecatecle. vista cosa era que salvarían m uchas cargas dello. C ortés vio buen aparejo de escopetas.126 DOLORES ROLDAN hierro. luego sacan o tro q u in to para C ortés. C ortés con algunos capitanes procuraron hab er de los tascaltecas que lo sacaron. que q u ería decir guerra. pues está claro que para Castilla y para otras partes son m enester dineros. ballestas y caballos. que tam bién lo h o b o . Xicotenga “ El V iejo” . ofrecieron servir a C ortés en to d o lo que quisiesen m an d ar p ara la guerra co n tra m ejicanos. y que ansim ism o enviaba a A lonso de Avila y a Francisco Alvarez a Santo D om ingo. los de Narváez y los oficiales de su M ajestad. A esto digo que al salir de Méjico huyendo. que no se perd e ría to d o . quedaban en la sala m uchas barras de oro en u n m o n tó n . la noche antes cuando m etim os las piezas hab ían ya escondido y tom ado las m ejores indias. acordó h ablar a los caciques de Tascala para que le diesen diez mil indios de guerra que fuesen con nosotros hasta T ezcuco. Ibid. C uando no nos catam os apartan el real q u in to . no m irábam os en el oro si salieron m uchas cargas en las puentes o no. 3 2 5 /7 . y echó fam a que lo h ab ían robado y con ello envió a Castilla a los negocios de su persona y a com prar caba­ llos. los soldados apañaban dello. C hichim ecatecle.

quél te dará lo que hobieres m enester” . y com o no estaban m uy sanos de la viruelas.CODICE DE CUAUHTEMOC 127 IXTL. se calcina su corazón y su cuerpo está doliente. te está esperando. topam os con guerreros de Méjico y de Tezcuco. Y oyotzin y los dem ás a Tlaxcalan a ofrecer su am istad con otras m uchas razones. Y dijeron que los escuadrones en las ba­ rrancas eran de m ejicanos. TLA T. Llegaron siete indios principales de Tezcuco. traían una bandera de oro e una lanza larga. el Tlacochcaicatl C oyohuehuetzin y el T ziuhtecpanecatl M atlalacatzin. T eco­ coltzin. entre los m ejicanos y los de Tezcuco ten ían diferencias y bandos. 175 En este tiem po una em bajada del rey de A colhuacan. que enviaba G uatem uz. recibe esta bandera de oro y que te vayas a aposentar a su ciudad. y com o h a b ía n sabido lo de Gacachula y O zucar y en Tepeaca y Xalacingo y Castilblanco todas las guarniciones m ejicanas habíam os desbaratado y creían que iban con nos­ otros el poder de Tascala y Guaxalcingo. los m oradores se iban con sus haciendas y hatos e hijos e m ujeres. Dicen los enviados: — Nos envía acá el Señor el de Cohuacan Tecocoltzin. viene a conferencias en Tlatelolco con: T ecucyahuacatl. Cortés sabía que C ohuanacoxtzin era de la parte del rey C uauhtém oc y h a b ía m andado m atar a su herm ano Q uiquizca porque h ab ía ido de parte de sus herm anos Ixtlixuchitzin. bajam os la sierra. no se atrevieron a darnos guerra. 195/6 1520-^X11-25. el T lacatecatl T em ilotzin. Dice esto: “ Oigan por favor los m exicanos tlatelolcas: A rde. C ortés colocó de rey de Texcoco a T ecocoltzin. O tro día fuim os a Tezcuco. T etlehuehuezquitzin. Pasada la pascua de Navidad del año de mili e quinientos y veinte años. dijeron: “ M alinche: C ocoyoacin (T ecocoltzin). unos a los m ontes y otros a los carrizales que hay en la laguna. y abajaron su bandera y se hum illaron. T ezcacohuacatl Q uiyotecatzin. ques señal de paz. TECOCOLTZIN IN TEN TA CONVENCER A LOS TLATELOLCAS ANON. veíam os indios asom brados y com o questaban de guerra. según paresció. suplantando a C ohuanacotzin. nuestro señor de Tezcuco. T opantem octzin. De igual m odo a .

lanzas. M andó Cortés llam ar al principal contrario del cacique (Coan acotzin) que se fue. m e lo van quitando. fuim os cam ino de Iztapalapa. que viniesen con sus arm as.C . 327 m í m e arde y se calcina mi corazón. nada ya haré en su favor” . flechas. des­ que estuviesen acabados. G uatem uz. Cristóbal de Olí. las albarradas. del hueco de mi m an to . ofreció to d o su po d er (Ixtlixóchitl) y que enviaría m ensajes a otros pueblos. capitán herm ano. hondas y todos los géneros de guerra que están ha­ ciendo. los de Tascala y principales de Tezcuco que nos dio don H ernando (Ixtlixóchitl). ¿Pues qué. F u ero n ante G uatem uz ocho indios. se llam ó don H ernando Cortés. y enviar p o r todas sus provincias que si algunos de nosotros tom asen se los trujesen a Méjico para sacrificar. sino hacer albarrada y pertrechos. no quiso enviar respuesta. para qué quiere que m ueran todos los suyos y la ciudad se destruya.acudir porque de cuando en cuando enviaba G uatem uz grandes pira­ guas y canoas con m uchos guerreros. lo oyen: sesenta días van que tiene intención de que se haga com o él (tenochca) lo ha dicho.D . A cordó C ortés que A ndrés de Tapia. tom asen nuestra am istad contra M éxico. piedras rollizas. es acaso nuestra m adre y vuestro padre el chichim eca hab itan te de A colhuacan? Pues aq u í está. p o r dondequiera cogen. Pues digo: Que p o r su sola voluntad lo disponga el tenochca: que p o r su propio gusto perezca. y les envió a p erd o n ar m uchos trib u to s. era un m ancebo (Ixtlixóchitl) que se volvió cristiano. 336 C ortés acordó de enviar a decir al señor que hab ían alzado por rey. C ortés le dem andó m ucha copia de indios trabajadores para las acequias p o r donde habíam os de sacar los bergantines a la laguna. le dicen: “ Nos haces h onor. m acanas.128 DOLORES ROLDAN B . no se d em andaría cosa ninguna. De mi fardo. y grandes prom esas. Todo concertado y señalados los lugares donde habíam os de . Se acabó el hab itan te de este pueblo. que es gastar el tiem po en balde. CUAUHTEM OCTZIN RECHA ZA LA PAZ Ibid. T anta priese se daba en . viniesen de paz y íes perd o n aría las m uertes y daños. Le reto m an el discurso los señores de T latelolco. habíam os de po n er cerco a M éxico. p ertre­ chos y alm acenes de varas.

los nuestros los hicieron retraer al . poner a p u n ­ to varas. nuestros soldados se ponen en concierto hasta que en tierra m ataron m uchos. tiraderas y piedras rollizas con hondas. y se hobieron m uy buenas indias. Dos indios dijeron que no m uy lejos va cam ino (p o r tierra) al pueblo. hobieron m ucha ropa de algodón. CU A U H TEM O C TZIN D E FIE N D E X A L T O C A N . en canoas. los tascaltecas. m ataron pocos porque se acogieron a los m ontes. encontró escuadrones de m ejicanos. Cortés se aper­ cibió para ir en persona. hirieron a diez de nuestros solda­ dos y m uchos amigos tascaltecas. doscientos cincuenta soldados. y una capitanía de Tezcuco. sino m orir todos peleando o q u itar­ nos a nosotros las vidas. Com o ha­ b ían venido a Tezcuco sobre quince mili tascaltecas con la m adera de los bergantines. 340 hacer trece bergantines y los m ejicanos procuraron tres veces po n er fuego. prendim os quince indios de quien Cortés supo to d o lo que en Méjico hacía y concertaba G uatem uz. Pedro de Alvarado y Cristóbal de Olí. Después de haber o íd o misa salió con su ejército. y to d o género de guerra. ju n to s com enzaron a dar en los nuestros. desde allí a Escapuzalco estaba despoblado y ansim ism o Tacuba. otro día los m ejicanos y los de Saltocán. treinta de a caballo. Estaban en cam po aguardando a C ortés m uchos escuadrones de aquellos pueblos por donde había pasado.CODICE DE CUAUHTEMOC 129 Ibid. questán fundadas las casas en el agua. y h ab ía cinco días questaba. O tro d ía fueron cam ino de G ualtitán. O tro d ía m uchos m eji­ canos venían a dar guerra. andaban tan ju n to s que nuestros soldados a buenas cuchilladas los hicieron retraer. y los de Tacuba y m ejicanos. tuvo h arto nuestro capitán en rom perlos con los de a caballo. que fuese cuando quisiese. hacer albarradas. y otras m ayores que espadas com o m acanas. y de d ía y de noche trabajaban de hacer cavas y ahondar los pasos de puentes. m uchos m ejicanos les daban gritas. e oro y otros despojos. C ortés dijo quería ir a Saltocán. que h ab ía enviado a llam ar de paz y la respuesta fue que si allá íbam os que ten ían fuerzas y fortaleza com o Méjico. en cam po les hallaría. espadas de a dos m anos. ballesteros y escopeteros. hacer lanzas m uy largas para m atar caballos’engastadas en las espadas que nos tom aron la noche del desbarate. o tro día cam ino de T enayuca. Supo C ortés que G uatem uz h ab ía enviado escua­ drones a Saltocán para los ayudar. y era que no habían de hacer paces.

Perm anece obediente a la disposición para librarla del peligro en aquel retiro . ju n tó la nobleza m exicana. En el altar eterno de los volcanes Iztacíh u atl y P opocatépetl. C IT L A L L I. m andó se retrujesen y los de a caballo haciendo arrem eti­ . de las vidas. y las visitas de X ólotl. ella m ira a los dioses y el ro stro de su am ado. T enía gran cuidado en saber lo que hacían sus enemigos y cuando entendió que se apercibían y querían po n er en cam ino. Levam ó la vitualla de la com arca.D. m etido C ortés en el garlito. CO RTES HU YE PA RA TEXCOCO B.130 DOLORES ROLDAN en trar en Tacuba y quem ar m uchas casas y m etelles a sacom a­ no.C. de la patria. y m uchos se ofrecieron a Cortés. Desque supieron en M éjico. por su amo y Señor. hijos y m ujeres con que a todos confirm ó en su voluntad y obediencia. CHIMAL. Su único bien es el don de la oración elevada a O m etecuhtli Señor Dos y O m ecíhuatl Señora Dos. HERR. y él en pie. y el fru to de am bos que arrullará en sus brazos. hacía ejercitar la gente en las arm as. ordenan salir m ás escuadrones de su ciudad a pelear con Cortés. hizo un razonam iento persuadiéndoles a la defensa de la religión. y le prom etieron de m orir en ella. queda ella en la desesperanza respirando angustia del aire p ro ­ fanado con el hum o m ortal que vom itan los artificios blandi­ dos p o r el agresor extranjero de corazón duro y filoso com o sus espadas. II-X ALV. CUAUHTEM OCTZIN SE APRESTA A LA DEFENSA DEC. m etió m ucha gente en la ciudad y m ucha de la inútil la envió a las m ontañas. 344 H icieron que se retraía n . Hizo grandísim as provisiones de arm as. honras. TRA D . Fue m uy diligente C uauhtem octzin en hacer prevenciones. acom ­ pañada p o r la nanacihua. vuelve tan ta m u ltitu d que sintió cóm o los m ejicanos le hab ían soba­ do. ofreció m ercedes a los que se señalasen más. porque conocían la fortaleza de las dos partes. Dos veces m ás vuelve C uauhtém oc a ver a Citlalli. ganó m uchos amigos aunque algunos no se quisieron confede­ rar con él. M uchos señores de la tierra estuvieron neutrales.

se ju n ta ro n más de veinte mil dellos. El señor de Méjico. todos llevamos las piezas que habíam os para echar el hierro de su M ajestad.D. a él le descalabraron. G onzalo de Sandoval envió decir a G uaxtepeque que son buenas las paces. Los de Chalco sin aguardar socorro de nosotros envia­ ron a llam ar de G uaxocingo. le daban grita los m ejicanos que volvía hu yendo. aquellos m eji­ canos p o r se defender. y tañ ían sus caracoles y atabales. que era una J. venía el agua algo turbia de su sangre. 3 5 0/2 B. L O S H U A X T E C O S S E A L I A N A CORTES.D. m uchos heridos se venían a esconder en aquella quebrada e arroyo. Cinco días en T acuba estuvo C ortés. los m ejicanos m ataron y prendieron m uchos. los de Chalco les m ataron m uchos m ás y les prendieron quince capi­ tanes. (des­ pués) entró en el pueblo. flecha y piedra com o granizo. creyendo se nos .CODICE DE CUAUHTEMOC 131 das. dicen que m ostró m ucho sentim iento dello. daban voces. con gran presa de esclavos. sin podelles hacer daño. y vienen de repente a Chalco. si no lo hacen. gritas y silbos. veinte mil m ejicanos. les hizo m ucho daño. vinieron p o r unos riscos abajo. En Acapistla estaban m ejicanos en guarnición para ir a Chalco a dar guerra. sospecharon lo cierto. al llegar (Sandoval) com enzaron a tirar vara. 3 5 3 /6 A G R E S IO N E SP A Ñ O L A A OAXTEPEC.C. G uatem uz supo el desbarate de sus ejércitos. El Sandoval y sus soldados com enzaron a subir. le m ataron dos caballos. escapó C ortés del poder de Méjico. C O M B ATE D E C H A L C A S Y H U E JO T Z IN C A S CON M E X I­ CANOS. V inieron a dem an­ dar paces y darse p o r vasallos de su M ajestad los pueblos T ucupán (T úxpan) e Mascalzingo e N autla. A cordó (C uauhtem octzin) enviar más de dos mili canoas grandes.C. mas luego herían los caballos. desde allí dio vuelta para Tezcuco. Luego suben sus riscos y fortalezas. rescibieron m uchas heridas. hirieron tres caballos y m uchos soldados. H E R R A R O N A L O S N A T IV O S CAPTU RAD O S. irá allá de guerra. */ BATALLONES DE CUAUHTEM OCTZIN EN TODOS LOS EM PLAZAM IENTOS B. Llegado Sandoval a Tezcuco. La respuesta fue que vayan cuando quisieren. que quiere decir “guerra” .

Salimos de C him alhuacán. com enzam os a dar p o r la espalda a los m ejicanos y se fueron h u y en d o . llegamos al peñol que estaba lleno de guerreros. cuando las vendían en el alm oneda o las hab ían tra tad o m al. ansí de m antas m uy grandes com o de buenas indias. TEXCO CO Y H U E JO TZ IN G O A L IA D O S A CO RTES. tascaltecas y otro s pueblos. si en T epeaca se hizo m uy m alam ente. otras se quedaban én nuestros aposentos. T ezcuco y G uaxocingo. en este pueblo se ho b o gran despojo. se les desaparecían y quedaba p o r deuda en los libros del r e y . P artim os hallam os escuadrones de~gt¡^fíeros m ejicanos. pasam os despoblado Y autepeque. C ortés m andó p o n e r fuego y vinieron los caciques. C ortés m andó a los de a caballo y a nosotros fuésem os a en co n trar con ellos. M uchas capitanías de m ejicanos aguardando. Fuim os a Coadlavaca. ío s'd e a caballo los siguie­ ron hasta T epuztlán. V inieron m ás de veinte mil amigos de C halco. E N T E P O Z T L A N Y C U E R N A VACA B O T IN D E N A T I V A S Y R IQ U E Z A S. quel señor de Méjico (C uauhtem octzin) les . Quiso nuestro Señor Dios que acordaron de se dar de paz. echan los indios ta n ta piedra y peñascos. Con buen concierto bajam os. le hab ían m u erto dos o tres soldados y herido siete. flechas y piedras. después que sacaban el real q u in to . venían veinte indios principales a de­ m andar paces. 360 h a b ía de volver después de pagado el real q u in to . decíam os eran nab o rías que h ab ían venido de paz de los pue­ blos com arcanos. C ortés nos m ando subir al peñol. F uim os luego a G uaxtepeque. a q u í se hob iero n m uy buenas indias e despojo. no fue ansí. Los m ejicanos te n ía n la Vitoria. era o tro quinto para C ortés. p o r que no ten ía n agua. no las llevábam os a herrar. se m ata­ ron m uy pocos indios. tiraban m uchas varas. decíam os se h ab ían huido. C ortés en la tierra llana. nunca tan ta gente de guerra de nuestros amigos fueron com o agora. m uy pocos soldados llevaron partes. en la noche nos desaparecían las m ejores indias. y los caciques vinieron a hablar y servir a Cortés.132 DOLORES ROLDAN Ibid. Algunas esclavas conocían a los soldados cuál era bueno. y desde allí adelante que tom am os buenas indias. cosa espan­ tosa. les echaban el hierro y pagaban el q u in to . L O S D E O A X T E P E C SE R IN D IE R O N PO R SED. m uy peor se hizo en T ezcuco. las llevábam os de noche. questaban tan descuidados que dim os en ellos. y otras partes para los capitanes. CHALCO. cuál m alo.

Lienzo de Tlaxcala. Aquel fírm e y constante pelear se d eb ía al aliento de C uauhtém oc y al de los reyes C oanacochtzin y T etlepanquetzaltzin.D. m u ltitu d de guerreros esperando. B. A la noticia de la tom a de X ochim iico. 362/5 envió m andar nos diesen guerra. les envió buen escuadrón de m ejicanos para que les ayudasen. rom pi­ m os p o r el agua nadando. C O R T E S A PU N TO D E SE R A T R A P A D O . G randes arrem etidas hacíam os. pues si las arm as llegaran a hacer falta. y lo peor era que venían otro s escuadrones dellos p o r las espaldas. flecheros y varas de a dos gajos y piedras con hondas. al pasar la Derrota de Cortés en Copolco. XO C H IM ILC O D EFEN D ID O POR CU AU H TEM O C TZIN. h o b o soldados tan ta agua bebieron que se hincharon las barrigas. . qued arían las uñas para despedazar a los enemigos.C. m uchos capitanes traían espadas de las nuestras puestas en lar­ gas lanzas m uy relucientes. hízoles presente el peligro de la patria. el deber de com batir hasta la m uerte sin am edrentarse. otros a vuelapié. las ofen­ sas recibidas p o r los dioses de los blancos. el em perador reunió a los guerreros.CODICE DE CUAUHTEMOC 133 TORQ. espadas de a dos m anos com o m o n tan tes hechas de navajas. Cam inam os para Suchim ilco ques gran ciudad.

nuestros amigos los tascaltecas m ataron e hirieron tres capitanes y prendieron cinco principales de ios cuales supim os lo que G uatem uz había ordenado. desde allí vieron la gran ciudad de Méjico llena de guerreros. hirieron m uchos soldados.D. dijim os volviese a unos m am paros y se curase C ortés y el Olea y el caballo. y to m ó Cortés a cabalgar. presto arrem etim os a buenas cuchilladas y estocadas. los capitanes y Cor­ tés. quedaron hartos tendidos. los de a caballo no tardaron en salilles al encuentro. Fuim os a repo­ sar a donde estaban los grandes adoratorios de aquella ciudad. aunque bien herido en la cabeza y quedó el Olea m uy mal herido de tres cuchilladas. presto llegaron y a cuchi­ lladas y estocadas hicieron lugar. nuestros soldados subieron en el cu m ás alto. y los m ejicanos echaron m ano a C ortés. los de a caballo p o r una parte y nosotros p o r o tra. S E R E F U G IA R O N E N L O S A D O R A T O R IO S . tuvim os m uchas piedras e ballestas y esco­ petas y lanzas grandes. les llevábam os buenas cuchilladas. eran más de quince mili indios. C U A T R O SO N S A C R IF IC A ­ DOS. P R E N D E N CINCO P R IN C IP A L E S M E X IC A N O S. hirieron cuatro. Fue acordado saliésemos de aquella ciudad y no aguar­ . suenan tantas voces y trom petillas e caracoles y atabales por unas calles en tierra firme y vienen tan to s m ejicanos e tíran n o s tan ta vara e piedra. y los tornam os a resistir. A Cortés. volvieron m u­ chas canoas cargadas de guerreros a tirar. salimos.134 DOLORES ROLDAN B. el caballo y él. A cordam os hobiese los de caballo ensillados y enfrenados. cayeron en el suelo y llegaron m ejicanos para apañarle vivo. enviaba para que no saliésemos de aquella ciudad con la vida. sentim os el rem ar de m uchas canoas y a buenas pedradas y con lanzas los resistim os. 366/8 puente hirieron m uchos. El caballo (de C ortés) se desm ayó. Ya questábam os curan­ do los heridos con quem alles con aceite.C. haciendo vela. de tal m anera que aguardaban con las lanzas a los de a caballo. L O S E S P A Ñ O L E S SA Q U E A N . quel señor de Méjico. y com o aquello vieron unos tascaltecas e Cristóbal de Olea. ya se le habían ju n ta d o hasta quince de a caballo. De día vinieron a cercar los escuadrones m ejicanos. adonde tenían sus ídolos. se ju n ta ro n con los escuadrones que G uatem uz envia­ ba p o r tierra. G uatem uz. los de caballo con C ortés por otras partes toparon sobre más de diez mil m ejicanos de refresco para ayudar.

CODICE DE CUAUHTEMOC

135

dásem os más batallas. Com o en aquella ciudad eran ricos, nuestros soldados fueron a las casas y cárganse ellos y m uchos tascaltecas de ropa y otras cosas de oro. O tros soldados van y estando den tro sacando ropa, vino u n a gran flota de canoas de Méjico, hieren m uchos soldados y apañan cuatro soldados y vivos los llevaron a M éjico, Jos demás se escaparon. G uatem uz m andó cortar las cabezas y las enviaron p o r m uchos pueblos de nuestros amigos y envían decir que antes que volvam os a T ezcuco, piensa no quedará ninguno de nosotros a vida, y los corazones y sangre ofreció a sus ídolos. T ornó a enviar flotas de canoas llenas de guerreros, y capitanías p o r tierra. Sali­ m os de aquella ciudad, C ortés nos hace un parlam ento del peligro y cóm o habíam os de ir. CU A U H TE M O C TZIN L O S FE R SIG U E H A S T A C O YO A C AN . Los escuadrones que h a b ía enviado G uatem uz, vieron nos íbam os retrayendo de Suchim ilco, salen tan de repente tan to s, que hirieron ocho soldados; en to d o el cam ino hasta Cuyuacán nunca faltó rebatos de guerreros de m ucha vara y piedra y flecha; a Cuyuacán hallárnosla despoblada, acordam os rep o ­ sar. Los de a caballo se encuentran con diez mili guerreros que el G uatem uz enviaba de refresco de los capitanes m ejica­ nos, los de a caballo tem ieron, hasta que todos y nuestros amigos los tascaltecas, arrem etim os a buenas estocadas y cuchilladas; se fueron con la m ala ventura; se prendieron principales, se supo dellos, ten ía G uatem uz ordenado de enviar o tra gran flota de canoas, y m uchos m ás guerreros p o r tierra. C E LA D A A CO RTES, D O S E S P A Ñ O L E S SA C R IF IC A D O S. A ntes de volver a nuestro real en T ezcuco; otro d ía cam ino de T acuba, salieron m uchos escuadrones, les resistim os y los de a caballo los seguían p o r tierra. A pártase C ortés con diez de a caballo a echar una celada a los m ejicanos, los m ejicanos hacían que iban h u yendo, C ortés con ios de a caballo siguién­ doles y cuando m iró p o r sí, estaba una gran celada y dan en C ortés y en los de a caballo, que Ies hirieron los caballos y si no dieran vuelta de presto, allí quedaran m uertos o presos; apañaron los m ejicanos dos de los m ozos de espuelas de C ortés, vivos les llevaron a G uatem uz e los sacrificaron. Llegan­ do a T acuba reparam os dos horas, subim os en el alto cu, desde

136

DOLORES ROLDAN

él se señoreaba la ciudad de M éjico, questá m uy cerca. Pasamos Escapuzalco despoblado, pasam os otros pueblos despoblados.

EN ACOLMAN RECIBIERO N A CORTES, IXTLIX O CH ITL Y LOS ESPAÑOLES LLEGADOS DE CASTILLA
Ibid.
37 1 /3

Llegam os a A culm án, subjeto de T ezcuco, hallam os españoles que h ab ían venido de Castilla. V ino G onzalo de Sandoval ju n ta m e n te el señor de Tezcuco don F em an d o (Ixtlixóchitl). Los naturales trujero n de com er. H E R R A R O N A L O S N A T IV O S CA PTU R AD O S. Se m andó pregonar que indios e indias que habíam os en aquellas entradas se llevasen a herrar; si m al lo hab ían hecho de antes, m uy p eo r se hizo, después de sacado el real q u in to sacaba C ortés el suyo, y otras trancalinas para capitanes, y si eran herm osas y buenas indias las que m etíam os a herrar, las h u rtab an de noche que parescían de a h í a buenos días, después teníam os p o r naborías.

IX TLIX O C H ITL EN TR EG A LOS BERGA NTINES Y LAS ZA N JA S, Y CO RTES M ANDA FA B R IC A R PROYECTILES
IX TL. IV-203

B.D.C. 3 7 3 /4

C uando llegaron a la ciudad de Tezcoco (los españoles) halla­ ron la zanja acabada de hacer, tardaron en hacerla cincuenta días, m ás de cuarenta mil hom bres de los reinos de Tezcuco que ten ía puestos allí Ixtlilxúchitl. V iendo C ortés los bergantines hechos y la zanja para salir a la laguna, envió a decir a nuestros amigos, que cada pueblo hiciesen ocho mili casquillos de cobre, ocho mil saetas de m adera; en ocho días lo tru jero n , m andó repartiese ansí saetas com o casquillos.

PA SC U A D E L E S P IR IT U S A N T O , A L A R D E M IL IT Ä R D E C O RTES. 1521 (2-T E C P A T L ). A cordó C ortés el segundo d ía de Pascua del E sp íritu S anto, año de mil y q uinientos y veinte y un años, se hiciese alarde en T ezcuco; halláronse och en ta y cu atro de a caballo, seiscientos cincuenta soldados despada y

CODICE DE CUAUHTEMOC

137

IX TL. 203

B.D.C. 377

IX TL. 212

rodela, m uchos de lanzas, ciento noventa y cuatro ballesteros y escopeteros, destos se sacaron para los trece bergantines. M andó que ninguno fuese blasfem ar de N uestro Señor Jesu­ cristo, ni de N uestra Señora, su bendita m adre, ni de los santos A póstoles, ni otros santos, so graves penas. Q ue ningún solda­ do tratase m al a nuestros amigos (aliados), ni les tom asen cosa ninguna adquirido en la guerra, fuese india, indio, oro, plata, ni chalchihuís. Ningún soldado fuese salir para ir a ningún p u eb lo ; todos llevasen m uy buenas armas y bien colchadas y gorjal y papahigo y antiparras e rodela; ninguno jugase caballo ni arm as; ningún soldado duerm a sin estar con todas sus arm as vestidas y con los alpargates calzados Pregonó en lo m ilitar, al que duerm e en la vela o se va del puesto, pena de m u erte; que soldado que huye, pena de m uerte. IX T L IX O C H IT L CO N S U E JE R C IT O IM ITO A C O R T E S Hizo alarde C ortés con sus españoles; lo m ism o hizo Ixtlixúchitl: cincuenta mil hom bres de C halco, Itzocan, C uauhnahuac y T epeyac; cincuenta m il, sin ocho m il capitanes, de T ezcoco; cincuenta m il de O tum ba, T olantzinco, X ilotepec, cincuenta mil Tziuhcolhuacas, T lalahuhquitepecas. M andó Ix tlixúchitl ju n ta r las canoas de guerra. A L IA D O S D E CO RTES. V enían de Tascala con gran copia de guerreros, p o r capitán general X icontenga, El M ozo, capitán cuando las guerras con Tascala; de G uaxocingo, y o tra capita­ n ía de cholultecas, venían en gran ordenanza, con grandes divisas cada capitán, y sus banderas tendidas, y el ave blanco que tienen p o r arm as que paresce águila con sus alas tendidas, su alférez revolando sus banderas y estandartes, todos con arcos, flechas, espadas de a dos m anos, varas con tiraderas, m acanas y lanzas grandes e chicas, y sus penachos; puestos en concierto y dando voces e gritos e silbos; tard aro n en en trar en T ezcuco m ás de tres horas. C ortés ordenó la m anera de ir a p o n e r cerco a Méjico. IX T L IX O C H IT L , T R A ID O R Y A ST U T O . Ix tlix ú ch itl se halló personalm ente en los ochenta días que duró la guerra de M éxico, siendo el prim ero en todas ocasiones, p o r librar a los españoles de sus enem igos los m exicanos, que si no fuera p o r él y sus herm anos, deudos y vasallos, hub o ocasiones en que p o d ía n m atarlos sin que quedara u no. Ixtlix ú ch itl que peleaba con sus propios herm anos y tío s, desde las azoteas deshonrarle

138

DOLORES ROLDAN

Ibid. 197

sus tío s llam ándole tr aidor contra su patria, a la verdad les sobraba la razón ;Jxt]ixúcHl!T caTIaba y"peleaba^ de lo cual esta­ ba el rey Q uauhtém oc m uy sentido. M andaron el rey C uauhtém oc y C ohuanacoxtzin a sus capi/ tañes los más valerosos, que al que prendiese o m atase (a L Ix tlixóchit l l le harían grandes m ercedes; a lo cual dio palabra j '^¡Te^lTevarío preso a M éxico, el caballero valeroso descendiente 1 de la casa de Iztapalapa. Ixtlixuchitl fue avisado y lo envió a °j desafiar, y en los cam pos de Iztapalapan salieron a pelear los dos tan solos sin que ninguno de los soldados de los ejércitos se entrem etiese, y diose tan buena m aña Ixtlixúchitl q u e venció a su co ntrario, y lo ató de pies y m anos, y después , m andó traer m ucho carrizo seco, y se lo echó encim a y lo quem ó vivo, y dijo a los m exicanos que dijeran a su señor L C uauhtém oc y a su herm ano C ohuanacoxtzin, que así los h a b ía de hacer prim ero, antes que lo prendiesen, com o h ab ía ' hecho a su capitán.

EN TEN O C H TITLA N SE PR EPA R A LA DEFENSA
IXTL, 204

D.D. 563

. L

j

] j l

En M éxico no se d o rm ía, que lo m ism o hacían los reyes Q uauhtém oc, C ohuanacoxtzin y T etlepanquezatzin, aper­ cibiendo de to d o lo necesario y fortaleciendo la ciudad, y ju n ta ro n casi trescientos mil hom bres en su favor. C U A U H T E M O C T Z IN H A B L A A S U PUEBLO. C uauhtem octzin, señor de M éxico, viendo que to d a la tierra venía contra él, donde no sólo le eran m enester las m anos, pero el ánim o y corazón para p o d er defender, dijo a los suyos: “V alerosos m exicanos: ya véis cóm o nuestros vasallos se han rebelado co n tra nosotros; y a tenem os p o r enemigos a los tlaxcaltecas, cholultecas y huexotzincas, tezcucanos, chalcas, xuchim ilcas y tepanecas, se han llegado a los españoles y vienen co n tra nosotros. Por lo cual os ruego os acordéis del valeroso corazón y ánim o de los m exicanos chichim ecas, nuestros antepasados, que siendo tan poca gente la que en esta tierra ap o rtó , se atreviese a acom eter y a en trar entre m uchos (pueblos) y suje­ tó con su poderoso brazo todas las naciones, no dejando costas ni provincias lejanas, que no corriesen y sujetasen, ponien d o su vida y haciendo al tablero, para aum entar y ensal-

j ¡ k ¡
j

) ]

CODICE DE CUAUHTEMOC

139

B.S. 301

zar su nom bre y valor. Por lo cual ha venido el nom bre mexicano a tener la nom bradla y excelencia que tiene y a ser ) tem ido su apellido p o r to d o el m undo. Por tan to , ¡oh valero­ sos m exicanos!, no desmayéis ni os acobardéis, esforzad ese pecho y corazón anim osos para salir con una em presa más 7 im portante que jam ás se os ha ofrecido. M irad que si con ésta I no salimos, serem os esclavos perpetuos. Tened lástim a de los i viejos y viejas, de los niños y huérfanos, ¡defendam os la Pa¡ tria! No miréis a que soy m uchacho y de poca edad, sino m irad que lo que os digo es la verdad y que estáis obligados a defender vuestra Patria, donde os p rom eto de no la desam parar ( hasta m orir o librarla” . Todos con grandísim o fervor le pro m e­ tieron hacer lo m ism o. S E A P R E S T A N A L A D E FEN SA . Llegado el M arqués y sus capitanes a M éxico, cada uno p o r la vía que le fue encom enda­ da y todos a un p u n to , los m exicanos salieron a defender su ciudad con ánim o valeroso, hinchando de gente sus albarradas y las acequias con gente arm ada en canoas, esperando a los españoles sin m ostrar p u n to de cobardía; repartiendo el rey C uauhtém oc, que era el general de to d o el ejército, to d a su gente en cuatro partes, para que, p o r la m ism a vía que los españoles le acom etían, hallasen resistencia y quien les defen­ diese la entrada, y acudía a todas partes C uauhtem octzin, con tan ta diligencia que, m etido en una canoa pequeña, arm ado con su espada y rodela, volaba de una parte a otra, para ver el concierto de sus gentes y lo que hacían. V estía el uniform e de guerra, casquete de plum as coloradas de T lauhquechol, alrededor una corona de plum as ricas, y n del m edio de la corona salía un m anojo de plum as de quetzalli . con penachos de este plumaje-, hacia las espaldas un atam bor h pequeñuelo dorado. Su coselete de plum a berm eja con caracoI litos de oro hasta los m edios m uslos, faldeta de plum a rica. L Su rodela con un círculo de oro, la orilla de plum a rica colo­ rada, verde, azul, etc.; del m edio abajo colgados unos rapacejos con b o tones y borlas to d o de plum a; un collar de piedras de chalchihuites y turquesas; plum as verdes en lugar de cabellera con bandas de oro entrepuestas; a cuestas llevaba el atam bor con faldetas de plum as verdes en un cacaxtli; llevaba orejeras de oro hasta los hom bros, hechas a m anera de m azorcas de m aíz; con un caracol tocaba el arm a, y unas tro m p etas; tam ­
7

140

DOLORES ROLDAN

I. TLA T. 137

bién usaba unas banderillas de oro las cuales, en tocando al arm a, las levantaba en las m anos para que com enzasen a pelear los soldados. Usaba estandarte hecho de plum a rica, en el m e­ dio la imagen del sol hecha de oro. V U E L V E N L O S ESP A Ñ O LE S. Ya vienen los españoles, ya se ponen en m archa hacia acá, p o r allá p o r Tezcoco, del lado

De Texcoco salen los españoles. Lienzo de Tlaxcala.

B.D.C. 378-380

de C uau h titlan ; vienen a establecer su real, a colocarse en T lacopan. A Pedro de Alvarado el cam ino que va a Tlatelolco. El M arqués p o r el rum bo de C oyohuacán. Sabedor era el M arqués de que era m uy valiente el capitán de T enochtitlan. X IC O T E N C A T L , E L M O ZO , A S E S IN A D O POR S U IN T E N ­ TO D E A Y U D A R A C U AU H TEM O C TZIN . C ortés m andó a Alvarado a T acuba; C ristóbal de O lí en C uyuacán; G onzalo de Sandoval asentarse ju n to a Iztapalapa. Enviam os adelante las capitanías de Tascala hasta llegar a tierra; no iba X icontenga el M ozo, h a b ía vuelto para Tascala, que iba a to m ar por fuerza el cacicazgo y vasallos, tam bién dijeron que X icontenga

CODICE DE CUAUHTEMOC

141

MUNOZ CAMARGO

B.D.C. 380/1

B.D.C. 3 8 1 /2

i

no ten ía voluntad de ir a la guerra de Méjico. C ortés m andó hacelle volver. La respuesta fue que si el viejo de su padre Maesseescasi le hubiera creído, no se hobiera señoreado tan to dellos, dijo que no q uería venir. Cortés de presto m andó lo alcanzasen y lo ahorcase, en un pueblo sujeto a Texcoco. Después de m u erto , los guerreros se repartieron los fragm en­ tos de la capa y el m axtlatl, teniéndose p o r dichoso el que p o d ía alcanzar reliquia. 1521, M A Y O 13. Trece de M ayo de mili e quinientos y veinte y un años, fuim os a dorm ir a A cuylm a (A colm an), o tro d ía a G ualtitlán, sin gentes; pasam os Tenayuca y Escapuzalco, tam bién despoblados; llegamos a Tacuba tam bién despoblado. L O S E SP A Ñ O L E S Q U IE B R A N L O S C A Ñ O S D E L A C U E ­ DU CTO D E CHAPULTEPEC. Después de haber oíd o misa, de nos encom endar a Dios, acordam os fuésem os a quebralles el agua de C hapultepeque, que proveía la ciudad; m uchos guerreros nos esperaban, hirieron a tres soldados; les hicim os volver las espaldas, y nuestros amigos de Tascala m ataron veinte y prendim os siete y ocho dellos; puestos en huida, les quebram os los caños p o r donde iba el agua y desde entonces nunca fue a Méjico entre ta n to duró la guerra. TAC U BA, CO M BATES. A cordaron fuésem os por la calzada de T acuba; eran tantas las canoas llenas de guerreros, hirieron sobre treinta soldados; fuim os entrando hasta una puente, cargaron m u ltitu d de guerreros, no podíam os contra tan gran p o d e río ; arrem etíam os luego se echaban al agua, h erían los caballos desde el agua; ten ía n m am paros donde estaban otros con unas lanzas largas que habían hecho de las arm as que nos tom aron cuando nos echaron de M éjico; venían una flota de canoas atajam os para to m am o s las espaldas; cuando nos vieron retraer e salir fuera los tascaltecas, grita nos daban y se venían a ju n ta r con nosotros pie con pie; la calzada hincha­ ron vara, flecha y piedra que tirab an ; dim os gracias a Dios de nos haber librado, ocho soldados quedaron m uertos y más de cincuenta heridos. A quella noche se curaron los heridos y se m urió un caballo. IZ T A P A L A P A , CO M BATES. G onzalo de Sandoval salió de T ezcuco después de la fiesta de C orpus Cristi, vino a Iztapalapa a dar guerra y a quem ar m uchas casas; vinieron escuadrones

y m ujeres y niños. quedó el cam ino lim pio. fueron sobre M éxico. C O R T E S VINO A C O YO A C A N . y que les respondían con otras ahum adas de otro s pueblos. Peleando vieron en u n a serrezuela ju n to a Iztapalapa. TLA T. Se da batalla sobre el agua. Los m exicanos cuando se dieron cuenta de que los tiros de cañón o de arcabuz iban derechos. El M arqués se lanza hacia los tenochcas siguiendo el cam ino hacia A cachinango (sobre la Avenida C oyoacan). C ortés vino con los bergantines hacia C uyuacan. porque vieron a C ortés que ya h ab ía salido de Tezcuco con los trece bergantines. con los bergantines y las diez y seis mil canoas en donde iba su ejército. m urieron m uchos y quedaron heri­ dos veinte y cinco españoles. h ería a m uchos indios. se echaban p o r tierra. M ucha gente m urió y se h u ndieron en el agua. sino que iban de un rum bo a o tro haciendo zigzag. 137 B. Tepitzinco (El Peñón). V ino viento favorable.142 DOLORES ROLDAN de m ejicanos y tuvo Sandoval buena batalla. 207 C O R T E S E N T R A CO N L O S B E R G A N T IN E S A M EXICO. pelearon (los m exi­ canos) un rato. se cham uscaron I. Los m exicanos tuvieron aviso del peñol. veían que iba a dispararse un cañón. al segundo tiro cayó p o r tierra. Los cañones estaban colocados en la proa y hacia donde estaban aglom e­ radas las barcas. Con esta Vitoria quedaron los nuestros p o r señores de la laguna. fueron tan to s los que m urieron que se tiñó to d a la laguna grande de sangre. luego llegaron (los españoles) hasta H uitzilan. Con m uchos batalla y los m exicanos le hacen frente. C ortés e Ixtlixúchitl hicieron seña a los suyos que todos a un tiem po acudiesen hasta m eter­ lo d en tro de M éxico. se desgarró. IXTL.C. T anta priesa ten ían los artilleros que se les quem ó la pólvora. (rum bo de Pino Suarez) estaba o tra m uralla. C ortés e Ix tlixúchitl. preparados los cañones lanzaron tiros a la m uralla. en donde estaba grandísim a sum a de gente de guerra. viendo el viento contrario com enzaron a huir. 383/4 . m andó sacar cuatro tiros. todos em bistieron. allá lanzaban sus tiros. de m iedo huyeron. los que pudieron alcanzar los m ataron.D. se ju n ta ro n tantas (canoas) que cubrían casi toda la laguna. m uchos ju n to a ella replegados. ya no cam inaban en línea recta. hacían grandes ahum adas. se detienen sus bergantines. los guerreros se desbandaron. la pri­ m era parte donde tuvieron guerra fue sobre el peñol.

y p o r otra parte gentes de guerra. y quel bergantín más pequeño no anduviese en la laguna. C U A U H TE M O C TZIN R E C H A Z A A S A N D O V A L . acordó ir con los bergantines. R E P A R T IO C O R TE S L O S B E R G A N T IN E S. 389 caras y m anos. V inieron grandes escuadrones a rom per y dar guerra. Envió G uatem uz deshacer la calzada por donde h ab ía entrado el Sandoval. fue acordado que dos bergantines les pudiesen quebrar. C ortés con Cristóbal de O lí vieron gran copia de canoas hacia Iztapalapa. Los m ejicanos m etían agua y bastim entos. C U A U H TE M O C TZIN D E F IE N D E TO D A S L A S POSICIO­ NES. e que venciéndonos eran desbaratadas las calzadas donde estaba C ortés y Sandoval. M A T A R O N A L C A P IT A N E SP A Ñ O L Y T O M A R O N EL B E R G A N T IN . com o iban . y a G onzalo de Sandoval dos. el T atelulco y los pueblos de la laguna. para que trújese pólvora. volvían m uchos dellos heridos. porque teníam os aviso quel G uatem uz ten ía pensam iento rom per nuestra calzada. a dar guerra desde que am anecía hasta la noche. A cordam os nos m eter en una placeta y dejam os en Tacuba lo¿ de caballo y los tascaltecas guardasen los pasos. no h ab ía día que no traían los berganti­ nes presa de canoas y m uchos indios colgados de las antenas. Los m ejicanos arm aron trein ta piraguas entre unos carrizales. D ía ninguno faltaban grandes capitanías de m ejicanos. Despachó C ortés u n bergantín a Iztapalapa.CODICE DE CUAUHTEMOC 143 Ibid. CO N L O S B E R G A N T IN E S A S O L A B A N . al real de Sandoval. G anábam os puente o albarrada. 386-388 B. h erían alguno de nosotros. a Sandoval le halla­ ron peleando con guerreros que envió el G uatem uz. los bergantines las desbarataban. que nos descalabra­ ban. a Cristóbal de Olí dejó seis. vara e flecha nos tiraban. hacían hoyos en el agua para que cuando peleásem os cayésem os y desbaratar­ nos. En T acuba com enzam os a pelear. A las canoas. T anta piedra con ondas. Sandoval no p o d ía hacer m al a los de Iztapalapa y a él le h erían sus soldados.D. adonde agora llam an N uestra Señora de G uadalupe. C ortés envió cuatro bergantines a Pedro de Alvarado. la dejábam os sin guarda y aquella m ism a noche to rnaban a h ondar. acordó venir a u n a poblazón en la laguna. T enía G uatem uz capitanes y escuadrones en cada calza­ da. M andó C ortés a Sandoval dejase Iztapalapa y fuese a_ Tepeaquilla.C. h abían hincado m uchas estacadas. com enzó a com batir.

m atam os m uchos m ejicanos y se prendieron cuatro personas principales. y m ataro n a los que resistie­ . Alvarado y los de a caballo. A cordaron de que todos ju n to s acom etiesen a la ciudad y que quince mil amigos guardasen la calzada de C ulhuacan. abrieron una puente y zanja m uy ancha y h onda. con tiros de bronce y buen pelear nos sostuvim os contra ellos. con aquella Vitoria que ten ía n los m ejicanos. m ataron al capitán e tom aron el bergantín. m as era fingido que h u ían . tuvieron h arto en ro m ­ per los escuadrones. estacadas con m aderos gruesos. D E S C A L A B R O D E A L V A R A D O . e allí apañaron cinco de nues­ tros com pañeros. y m uchos desde las azoteas e de las casas. salen dos de nuestros bergantines tras ellas. e m am pa­ ros e albarradas. Pelearon con ellos hasta que los hicieron retirar al tem plo m ayor de H uitzilopochtli. R E C U P E R A N E L TEM PLO M A Y O R . no cata­ m os ten ían encubiertos m u ltitu d de guerreros que salen al en cu en tro . sus capitanes y papas. y nos dan tal m ano. m ataron ocho y hirieron m uchos. les ganam os la prim era albarrada. gran enojo ten ía . Esto pasó en el cuerpo de la ciudad. nos ten ían m edio desbaratados. que no curásem os de pasar hasta haber cegado aquella gran abertura.144 DOLORES ROLDAN B. creyeron de nos desbaratar. Desque los m ejicanos vieron que todas las casas las allanábam os p o r el suelo. 1521-VI-23. al Pedro de Alvarado le descalabraron. que no les podíam os sustentar.D. hirieron soldados. que andábam os pie con pie. e hirieron a los más. rem eros y capitanes. G uatem uz. e que las puentes y aberturas las cegábam os. nos m am param os con los bergantines y a buenas estocadas y cuchilladas. acordaron viniesen a Tacuba. salen todas las piraguas tras los bergantines. y los que se iban retrayendo vuelven sobre nosotros. creyendo llevábam os Vitoria vamos siguien­ do entre unas grandes casas y torres de adoratorios. estábam os cercados. los de a caballo con los de Tascala. C ortés lo supo. rom pieron los escuadrones hasta les hacer retraer. en partes que nuestros bergantines zalabordasen. porque p o r allí no les entrase algún socorro de X ochim ilco y otras partes a los m exi­ canos. les m ataron un soldado y el caballo. 2 0 9 /1 0 canoas. vivos los llevaron a G uatem uz.C. m uchos hoyos en el agua. escribió a Alvarado que todos los de a caballo durm iesen en las calzadas. 395 IXTL. to m a ro n a venir a nuestro real que no nos p odíam os valer. C U A U H TE M O C TZIN E N TAC U BA.

y los m exicanos m ataron m uchos tlaxcaltecas. G uatem uz m andó que en tres reales nos diesen guerra de n o c h e . los cuales toda esa noche no habían dorm i­ do porque el rey C uauhtém oc personalm ente h ab ía estado con IXTL. y los siguieron de puente en puente hasta llegar a la plaza. m urió grandísim a suma de ellos y algunos de los nuestros. com o solían ha­ cer los m exicanos. se lo ganaron. hirieron a quince y dos m urieron. especial­ m ente a los palacios de A xayaca. 1 5 2 1 -VI24. M uchos capitanes m exicanos lo defendían. Ixtlixúchitl m ató m uchos. 395 C U A U H TE M O C TZIN R E F U E R Z A L A D E FEN SA . hallaron los puentes lim pios y quebrada la calzada. C ortés cogió la m áscara de oro (con piedras preciosas) que ten ía puesta. en la p u erta del tem plo m ayor. C ortés y Ixtlixúchitl. 214-15 IXTL. y los nuestros aunque con harto trabajo. en la prim era p uente que pasaron los bergantines y canoas. en donde se hizo fuerte con m uchos de sus capitanes. llegaron C ortés e Ixtlixúchitl. en donde se hicieron fuertes. en la capi­ lla m ayor donde estaba H utzilopochtli. L O S E SP A Ñ O L E S Q U E M A N EDIFICIOS. un año que habíam os entrado en Méjico.CODICE DE CUAUHTEMOC 145 ro n .D. hasta que los echaron fuera de las capillas y tem plos. les resistim os. y la casa de las aves. CU A U H T E M O C T Z IN D IR IG E L A REC O N STRU C C IO N . Ixtlixúchitl le cortó la cabeza al que pocos años antes adoraba. salieron por agua y tierra contra M éxico. V einte y cuatro de junio de mili quinientos veintiuno. B. em bistieron con el ídolo. y le qu itó una espada española que tra ía. y en lo de Sandoval por el consiguiente. tam bién quedaron m uchos m ejicanos m uertos y heridos. Fue a un capitán m uy valeroso y deudo suyo.C. hasta los palacios de C acam atzin. era m uy valeroso. porque C uauhtém oc los había reprendido porque hab ían huido y desam parado a sus ídolos. los hicieron retirar a sus casas y tem plos. 215 . y dieron sobre los enemigos. (Ixtlixóchitl) ayudó a los cristianos y pusieron fuego a las casas y tem plos. y se le escapó huyendo con algu­ nas heridas. lo mismo hicieron los dem ás. después de haber o íd o misa. que se la h ab ía quitado a un español que m ató . En el real de C ortés tam bién les pusieron gran aprieto. subieron a la torre y derribaron m uchos ídolos. hobo m uchos m uertos y heridos. O yeron misa los nuestros y fueron hacia la ciudad.

que los nuestros no les pudieron defender. C ortés les m andó nos ayudasen con las canoas que tuviesen. E C A T Z IN T L A P A N E C A T L A PU N TO D E L IQ U ID A R A CO RTES.C. IZ T A P A L A P A . C ortés y Sandoval ganando p uentes y albarradas. hicieron los ranchos de C ortés y tra ían com ida m uy poca y de m ala gana. para com batir a Méjico. Culhuacán y M ezquique. cuarenta de ellos. de m anera que los m exicanos com o borrachos se arroja­ ron co n tra los enem igos. 217 I. V inieron Iztapalapa.D. los tascaltecas salieron m ás de mil descalabrados. 66/7 ellos. C ortés ganó una abertura de agua algo h onda. luego arrem etió a los españoles aquel capitán tlatilulcano que se llam aba T lapanecatl H ecatzin. y aferró con un español y dio con él en tierra y tom áronle los otros soldados que iban con T lapanecatl H ecatzin. quem aron m uchas casas y m ataron m uchos enemigos. M aría la R edonda). de noche las to rnaban a abrir los m ejicanos.146 DOLORES ROLDAN B. estaba una calzadilla m uy angosta. y com o oyeron el m andato. los soldados tlatilulcanos estaban escondidos y agazapados p o r tem o r de la artillería. Alvarado y Q uauhtlizcatzin ganaron dos puentes. ten ían apercibidos m uchos escuadrones de guerreros y m uchas canoas. CHURUBUSCO. G randes poderes del G uatem uz las estaban guardando. C ortés propuso fuése­ m os en tran d o en la ciudad m uy de golpe hasta llegar al Tlatelulco. y cautivaron m uchos de los tlaxcalte- .C 394 B. IX T L IX O C H IT L S A L V A A CO RTES. y el Alférez cortados los brazos y el p endón real en po d er de los enemigos. Puentes y zanjas que ganábam os cada d ía. e que viniesen hacer sus ranchos de C ortés y trujesen com ida.D. vuelven sobre C ortés tan gran furia de escua­ drones m ejicanos. los tlaxcaltecas y otros iban cantando. 396 IXTL. E n traron los españoles que no ten ía n en nada a los m exica­ nos. V ichilobusco. Ixtlixúchitl quedó atrás peleando con los m exica­ nos. A L IA D O D E E SP A Ñ O L E S. pasando el mal paso. y com enzó a d ar voces esforzando a los suyos. Trabóse una batalla m uy recia. quedaban m uertos m uchos de los naturales. C U LH U A C A N Y M IZQ U IC SE A L I A N A CO RTES. esperando la pelea y la grita de sus capitanes que m andasen pelear. los m exicanos cantaban de la m ism a m anera según solían hacer en las guerras. C uando llegó C ortés. QUA U H TLIZC A TZIN . m uertos y presos españoles. TLA T. llegaron a un barrio que se llam a Tlioacan (actual barrio de Sta. A lvarado.

Al tiem po que sacó a C ortés del agua descalabraron (a Ix tlix ú ch itl). m ataron ocho caballos. Púsose con esto el cam ino todo lodoso que no p o d ían andar por él. una rodela y m acana. peleó bravo­ sam ente. Alcanzó Ixtlilxúchitl a C or­ tés en la calle de T lacopan que se iba retirando con harto . El cam ino se puso resbaloso. quiso N uestro Señor Dios ayudallo para se defender: luego llegó Cristóbal de Olea (posible equivocación de Bem al Díaz del Castillo. 398 IXTL. em bistió con los enem igos hasta que se encontró con el general de los m exica­ nos (¿E catzin?) que era valerosísim o. tuvo p o r bien huir echándose al agua. Ixtlixúchitl m andó a sus soldados detuviesen a los enem igos y diole la m ano a C ortés. por le defender perdió la vida Olea. Y cuando estaban para en trar en Huecatitlan los jefes de castellanos. le trujeron un caba­ llo en que se escapó de la m uerte.C. En este lugar tom aron a los españoles una bandera. así se trabaron. M artín^** " Cortés. cita al m ism o que salvó a C ortés en X ochim ilco). Los m ejicanos prendieron al Cristóbal de G uzm án y vivo le llevaron a G uatem uz. allí los d e rro tó Ecatzin el Tlacatecatl. el M arqués y Sandoval y Guzm án. Los m ejicanos iban siguiendo a C ortés y a sus soldados hasta su ^ j real. DE TLAT. B. TLA T. y Lerm a estuvo a p u n to de m u erte. el sitio preciso fue donde hoy se nom bra S. aunque esto se lo aluden a ciertos españoles. y a C ortés ya le ten ían engarrafado seis o siete capitanes m ejicanos. m ató destocadas cuatro de los capitanes que ten ían engarrafado a C ortés. que ya uno de los enemigos le iba a cortar la cabeza. 148 IXTL. y dejándose en cueros con sólo un pañito que le cu b ría las partes bajas. F ueron perseguidos p o r el agua los españoles y toda su gente (aliados). y peleando hicieron saltar a los españoles en las acequias y a todos los indios sus amigos. El pendón fue capturado.CODICE DE CUAUHTEMOC 147 I. y le reprendió m ucho porque se había adelantado. a q u í prendieron a m uchos españoles y lleváronlos arrastrando.D. A C ortés hirieron una pierna. luego m uchos soldados a C ortés le ayudan a salir de aquel peligro. viendo la furia de los enem igos. 217 cas y chalcas y tezcucanos. se deslizaba sobre el lodo. y m ataron m uchos de ellos. Ixtlilxúchitl libró a C ortés. y le sacó de la agua. 1522 (4-CONEJO). Los cautivos eran llevados a rastras. < > SA C R IF IC IO D E ESP A Ñ O LE S. 217 ANAL. le llevaron vivos sesenta y seis soldados. DE LA CONQ.

siguen todos los de los pueblos (aliados). vimos co n tra nosotros escuadrones m ejicanos y m uy herm osas divisas y penachos. Los m exicanos no durm ieron haciendo grandes bailes y dan­ zas. D ecían los capitanes: “ ¡Ea pues m exicanos!” . TLAT. estaban ofresciendo diez corazones de nuestros com paI ñeros. 398/9 IXTL.D. ju n ta m e n te m uchos atabalejos y caracoles y bocinas y 7 silbos. com o in stru m en to de dem oI nios. 398 trabajo. 217 B. otros tres quem aron.l ■ f un atam bor. y los dem ás españoles h u yeron con los bergantines a lo alto de la agua. ellos hicieron el principio. VIC TO R IA D E M E X IC A N O S Y T L A T E L O L C A S . H uicholobos y Tezcatepuca. y luego los sacrificaron en el tem plo m ayor de T latelulco.C. C uando llegaron a Y acacolco. Cuando acabó el sacrificio ensartaron en picas las cabezas de los espa­ ñoles. las cabezas de los aliados no las ensartaron. pidiendo gente y socorro para echar de M éxico o m atar a los españoles.148 DOLORES ROLDAN I. prendieron quince de ellos. unos van llorando. los otros españoles estaban m irando desde los bergantines cóm o los m ataban. 148-65 B. Luego co­ m enzaron a to car sus trom petas y a pelear con los españoles. T oda la noche estuvo C ortés e Ixtlilxúchitl m uy tristes y adoloridos. y a los presos qu itaro n las arm as y despojá­ ronlos. Los españoles cautivados fueron cincuenta y tres y cuatro caballos. otros se van dando palm adas en la boca. se les pone en hilera. Ya llevan los m exicanos a sus cautivos al rum bo de Yacacolco. F ueron delante los españoles. f O ím os tañ er del cu m ayor.C. el m ás triste sonido. A Alvarado tam bién le m ataro n cuatro españoles y algunos amigos. llevaban de vencida a los españoles. nos echaron delante cinco cabezas que . tocan d o m uchas bocinas y atabales y otras señales de alegría. N uestro ejército ques de Pedro de Alvarado en Tacuba.D. Envió Q uauhtém oc em bajadores p o r to d a com arca a dar aviso del buen suceso. allí se hace el sacrificio. y lleváronlos a un cú que se llama Tlacochcalco. llegaron a su real con pérdida de dos mil amigos y cuarenta españoles presos. m uchas canoas perdidas y los bergantines p o r poco se pierden. tam bién ensartaron las cabezas de los caballos y sobre ellas las cabezas de los españoles. allí les sacaron los corazones delante del ídolo que se llam aba M acuiltótec. uno a uno van subiendo el tem plete. otros cantando.

tom a mi consejo que te estés algunos días en tu real y m anda al T onatio y a Sandoval. y m anda to car su corneta (caracol) y re­ tum baba el sonido que los m etían en los o ídos. con qué rabia y esfuerzo se m etían en nosotros a nos echar m ano es cosa despanto. La gran ab ertura. a q u itar les entren basti­ m entos. Los de a caballo hacían arrem etidas. dijo a Cortés: “ Señor M alinche. Nos ayudó m ucho que ya osaban todos nuestros berganti­ nes rom per las estacadas que los m ejicanos hab ían hecho en la laguna. S IT IA R . Sandoval vio a C ortés y dijo: “ Oh. ni escopetas. aquestos son los consejos y ardides de guerra que siempre nos daba?” . C ortés aquello entendió. hijo Sandoval. sana de tu pierna.D . cargan sobre el Sandoval. y no él. y algunas noches recogen el agua.CODICE DE CUAUHTEMOC 149 Ibid.C . Y vienen contra nosotros m uchos escuadrones que de nuevo enviaba el G uatem uz. sino es el tesorero Julián de A lderete. 4 00/1 B . le m ataron seis soldados y le hirieron los que tra ía. m ás que guerra tendrán con la ham bre e sed” . que mis pecados lo han perm itido. y con dos tiros gruesos m atábam os m uchos dellos. ni ballestas. y no soy tan culpante en ello com o me ponen todos nuestros capitantes y soldados. le echó los brazos encim a y le dio gracias p o r ello. Desque los m ejicanos hobieron desbaratado a Cortés. Se venían hasta nos echar m ano que no aprovecha­ ban cuchilladas ni estocadas. Y C ortés le respondió saltándosele las lágrimas: “ ¡Oh. y el agua que beben es m edia salobre de unas fuentes que tienen hechas. no recibas pena p o r no batallar cada día con los m ejicanos. a quien encom endé que cegase aquel paso donde nos desbarataron y no lo h izo !” Y entonces res­ pondió el m esm o tesorero. porque están d entro de esta gran ciudad tantos mili xiquipiles de guerreros. que p o r fuerza com erán el basti­ m ento que tienen. y dello se sustentan. m as qué pueden hacer si les quitas la com ida y el agua. ansí eran señores de la laguna y de^muchas partes de la ciudad. ¿y qués esto.ni agua. con los bergantines anden noche e d ía. a él le dieron tres heridas. y com o llueve cada día. 4 07/8 habían cortado de ios de C ortés y decían: “ Así os m atarem os com o hem os m uerto a M alinche y Sandoval. IX T L IX O C H IT L SU G IE R E A CO RTES. señor capitán. Súchel com o era de suyo señor y esforzado. éstas son sus cabezas” . que el mismo C ortés ten ía la culpa. en cuatro días teníam os cegada .

les m andó fue­ sen hablar a G uatem uz para que tuviesen paces con nosotros. p o r­ que su señor G uatem uz les m andaría m atar. la cual deshicim os. arrem etidas de los de a caballo y los bergantines. C U A U H TE M O C TZIN Y S U CONCEJO. según supim os. V olvieron m uchos tascaltecas con sus capitanes. tam bién les envió a decir que sabíam os que se les h abían aca­ bado los m antenim ientos. porque no se acabe de destruir (la ciudad). les hacía m ucho daño. Los tres m ensajeros parescieron ante su señor G uatem uz y sus capitanes. y que ya ha visto tantas m uertes en las batallas y tenem os de nuestra parte todas las ciudades y pueblos. C ortés ten ía presos tres principales de Méjico. R E C H A Z A N L A PAZ. En los tres reales les íbam os entrando en su ciudad. com o teníam os cegada la abertura y puentes. que la plática fue que ya había probado todo lo que se puede hacer sobre la guerra.150 DOLORES ROLDAN Ibid. CEGADO E L ULTIM O A B A ST E C IM IE N T O D E AG U A. le ruega vengan de paz. m uy pocos de Cholula. que fueron. los principales dijeron que no osarían ir con tal m ensaje. Súchel (Ixtlixóchitl) envió decir a su herm ano. A S O L A B A N Dos bergantines a dar caza a las canoas que m etían agua y bastim entos. enviase a C ortés to d o el poder de guerreros que pudiese sacar de Tezcuco. tan to se los rogó Cortés. vinieron más de dos mili hom bres de guerra. CO N L O S B E R G A N T IN E S Y R E F U E R Z O S. C O R T E S D E M A N D A PAZ. les hacíam os estar a raya. estaban guardándola algunos m ejicanos. Por todas partes habíam os ganado. Llegamos adonde ten ían la fuente que bebían el agua salobre. otros m uchos indios de G uaxocingo. p o r los tiros les hacíam os apartar. 41 0 /2 y allanada. la p o d ían pasar. que ya se lo ha enviado a decir cuatro veces. que cada d ía vienen m ás contra ellos. y en nom bre de su M ajestad les perdonará las m uertes y daños que nos han hecho y les hará m uchas m ercedes. ten ían atrevim iento a nos venir a nuestros ranchos e tirar vara e piedra e flechas. los gran­ . y traían en los bergantines m uchos indios presos. les fuim os entrando con las escopetas y ballestas. Cortés y Sandoval cada d ía iban ganando albarradas y calzadas y puentes. que se conduela del perdim iento de sus vasallos y ciudad. m andó dijesen al G uatem uz que le quiere bien p o r ser deudo cercano del gran M ontezum a su amigo. y que agua no la tenían. Estaban sobre nosotros poderes de G uatem uz.

las paces que dices buenas son. vienen tan to s escuadrones en tres reales. y los caballos corrían p o r las calles de su ciudad. y abrieron fuentes de agua salobre. E ntonces el G uatem uz dijo: “Pues ansí queréis. e de Tacuba y de Talatcingo. según paresció. que sea. de noche. tuvieron tra to con los de Suchim ilco y otros pueblos. ninguno tuviese tem or de decir lo que sentían. pues ya ves que a todos tus súbditos y vasallos de Tepeaca e Chalco. vuestros parientes los señores de Iztapalapa e Cuyuacán. pues en todas tus cosas te has m ostrado varón. y de Tezcuco. h erían y m ataban de . y desventuras sobre los m antenim ientos y agua. si no. dan recia guerra com o leones m uy bravos. guarda m ucho el m aíz y bastim ento que tenem os y m ura­ m os todos peleando. yo le m andaré m ata r” . porque se m etían p o r las puntas de las espadas y lanzas p o r nos echar m ano. m uy bien em pleado en ti el reinado. los hijos de nuestro gran M ontezum a. todos m urieron.CODICE DE CUAUHTEMOC 151 des poderes que nos h ab ía venido contra ellos. C uando peleaban tocaba la corneta (caracol) el G uatem uz. C O N T E S T A N COMO L E O N E S B R A VOS L O S M E X IC A N O S. Tuvim os dos días sin entralles en su ciudad esperando la res­ puesta. qué se hicieron. m ira los servicios y dádivas que les dio vuestro tío el gran M ontezum a en qué paró. los han hecho esclavos y señaladas las caras. E allí todos p rom etieron de pelear o m orir en defensa de su ciudad. nos ha ido de m al en peor. mas piensa desque estos teules en traro n en estas tierras y en esta ciudad. vuestro prim o Cacam atcin rey de Tezcuco. Los papas le dijeron que sus ídolos les h abían prom etido Vitoria. Ya esto acordado. entonces habíam os de ten er orden que no nos desbaratasen. m ira prim ero lo que nuestros dioses te han p rom etido. y desde a q u í adelante ninguno sea osado a dem andarm e paces. y los pa­ pas tam bién dijesen el suyo e lo que sus dioses H uichilobos y T ezcatepuca. le dijeron: “ Señor y nuestro gran Señor: nuestro R ey. oro y riquezas desta ciudad. tom a buen consejo sobrello y no te fíes de M alinche y de sus palabras. aunque m ás les m ataban y h erían. que les m etiesen agua en canoas. to d o se ha consum ido. que no nos catam os. los bergantines les h abían rom pido sus estacadas. que les m andaba cada uno diesen su parescer. p o r el consiguiente. y nos atorm entarán por o ro ” . más vale todos m uram os en esta ciudad que vernos en poder de quien nos harán esclavos.

Al saber por boca de X ólotl. B. que los socorros quesperaba de M ataltzingo. ALV. que mire ya no tiene bastim entos ni agua. Luego salieron los m ejicanos con la m ayor furia. H. y ninguno de vosotros hem os de dejar a vida. y tenemos* / m ucho bastim ento y agua.C. venían contra nosotros. m atábam os y heríam os m uchos dellos. C ortés hobo m ucho placer. les heríam os y m atábam os m uchos. ansí los hizo retirar. Citlalli quebranta su obediencia. teníam os con ellos pie con pie. que los m esm os de M ataltzingo. pusieron p o r obra ju n ta r los poderes e venir en socorro de Méjico y de su pariente G uatem uz. el tropiezo de los CHIMAL. se une a los defensores. en (los) tres reales nos dieron recia guerra. C O R T E S D E M A N D A PAZ. los cuales enviaron hacérselo saber a C ortés y de presto m andó a Andrés de Tapia.m ujeres y las armas para los hom bres” .C. Desque G uatem uz vio los prisio­ neros de M atalzingo. parécem e deseaban m orir peleando. M alinalco. que se inform e de dos principales de M ataltzingo y seis principales m ejicanos que se habían preso en las batallas. son paradlas . y para ello envió a Gonzalo de Sandoval e trujim os dos principales de M ataltzingo. V inieron m ensajeros de Corna414 navaca a dem andar socorro. y más de las dos partes de su ciudad por el suelo. les m andó salir de Méjico. y desta m anera pelearon seis o siete días arreo. refuerzos de M atlazinco. andaban con nosotros pie con pie. Tulapa e otras provincias venían sobrellos. hablar sobre paces.152 DOLORES ROLDAN nosotros. deja TRA D . la chinam pa y llega al círculo de fuego. 415 Cortés envió a G uatem uz a rogalle que viniese de paz y que le perdonaría todo lo pasado. e m ataron diez } . que cada día 126 nos am enazaban con éstos y m ostraban esperanza de ser ellos socorridos (de M atlazinco) y este socorro de ninguna parte les p o d ía venir si de éstos no. las ^palabras. L E C O N T E ST A N CON G U ERRA .D. y no se les daba nada por m orir.D. C IT L A L L I.C. B. Y por quebrar algo las alas a los de la ciudad. En M ataltzingo e Tulapa (jurisdicción de Ichcateopan) ten ía el G uatem uz m uchos parientes por parte de su m adre. no quiso responder cosa ninguna. pasaron tres pueblos (de) nuestros amigos. Nos decían: “ ¡En qué se anda M alinche cada día que tengam os paces con vosotros! Ya nuestros ídolos nos han prom etido Vitoria. R E P Ü E R Z O S DE IC H C A TE O P A N D E S B A R A T A D O S POR' ) CORTES.

lo cual sintió m ucho Q uauhtém oc. ten ían tantas albarradas. trabajos. com en­ zaron a com batir la calle principal que va a la plaza m ayor. 415 IXTL. y tirar vara. q u etlen q u ito s” . 2 T ecpatl. de las cuatro partes de m éxico ganadas las tres. los enemigos arrojaron pedradas. m ataron casi mil y m uchos prendieron. Ixtlixúchitl. tuvo noticia de lo que había en la ciudad. con los de Alvarado y T etlahuehuezquitzin. no se rem u­ daban ya tan to s escuadrones com o solían. C U A U H TE M O C TZIN P IE R D E A C O A N A C O T Z IN (H E R ­ M A N O D E IX T L IX O C H IT L ). flechazos. y Ixtlixúchitl cuarenta mil hom bres. pólvora y ballestas. y nos decían: “ Q uetlenquitos rey Castilla. que cubrió el suelo. buscar yerbas y cortezas de árboles para sustentarse. ganaron los españoles la calle de Tlacopan. ganando puentes y albarradas llegamos. Los de la ciudad dem andaron paz fingida. A cordó C ortés entrásem os hasta T atelulco. prendió a su herm ano C ohuanacoxtzin general de los m exicanos. . El d ía siguiente. aguardando si venía. Dos m exicanos m uertos de ham bre vinieron a Ixtlixúchitl. C ortés (e) Ixtlixúchitl. y derribaron y quem aron los palacios (uno en la calle de Allende.C. M A T A N Z A D E IN E R M E S M E X IC A N O S. C ortés tom ó hasta cien españoles y quince de a caballo. 2 Mallinalli. los m ás nos hirieron. 1521-VII24. Se h ab ía acabado la pólvora. 220/2 soldados que les cortaron las cabezas. lanzas. Les íbam os ganando gran parte de la ciudad. Com o salían a pescar. piedra y flecha. Q U E M A N L A S C A S A S D E CU AU H TEM O C TZIN. perdieron la espe­ ranza de algún socorro adem ás de que sus vasallos aculhuas se pasaron al lado de Ixtlixúchitl. y ellos peleaban m uy com o varones.D. o tro en la calle de Brasil) del rey Q uauhtém oc. una m adrugada dieron sobre los desventurados m exicanos. y el teniente questaba en la Villa Rica envió luego soldados. que no se las podíam os tom ar ni entralles. sin riesgo se p o d ían com unicar los del real de C ortés y Ixtlilxúchitl. ni abrían z a n ja s ^ ni calzadas. 24 de julio. C O R T E S R E C IB E R E F U E R Z O S. y ham bres y pestilencia. que quiere decir: “ ¿Qués lo que dice agora el rey de C astilla?” . los nuestros em bistieron. estaban desarm ados. h a b ía tan to m ejicano en guarda de sus ídolos y cues. y se lo entregó a C ortés que le m andó echar grillos.CODICE DE CUAUHTEMOC 153 B. los nuestros pregun­ taro n p o r el rey. llam ado H ueytecuylhuitl.

E ntonces los de T enochtitlan tom aron en brazos a H uitzilopochtli. Ana). 66 D E T E N O C H T IT L A N S A L E N CU A U H TEM O C TZIN Y EL D IO S H U IT Z IL O P O C H T L IA TLA TELOLCO. la bala fue a caer en la Puerta del Aguila (Q uauhquiáuac). a depositar en la Casa de los M uchachos (el Tepochcalli) que está en Am áxac. (Los españoles) vinieron a colocar dos cañones en m edio del cam ino de Tecamm an m irando hacia acá. . era Cuauhtem octzin. TLA T. cuando dispararon. ANON. Lienzo de naxcala. Ataque al gran Teocali de Tenochtitlan. Y su rey vino a esta­ blecerse a Y acacolco (Tem plo de Sta. lo vinieron a m eter a T lateloloco. ^ 3 a tANAL.154 DOLORES ROLDAN Iglesia de Santa Ana.

Estos eran los que andu­ vieron gritando. Coaíh u itl O yxim áchoc. cuando se vinieron a m eter a T latelolco. No os desanim éis. T R A IC IO N A N L O S C H IN A M P A N E C A S A CUAUHTEM OCTZIN. sus principales: “ Señores nuestros. . G ritan sus jefes. que suelen traer puesto su casco de plum as. insignias de guerra. No se han de adueñar de los almacenes del p ro d u cto de nuestra tierra. H uiznáhuatl. Estuvim os com batiendo en los cam inos de Yacacolco. N onohualco. durante to d o el tiem po que estuvim os com ba­ tiendo. de T ultitlan. M ízquic. azcapotzalca. No hacem os más que guardar nuestras casas. el intendente (Teuhcálcatl) de los tem plos T éntlit. se cortaro n el cabello. el m aíz. Lo que para vosotros guardaba vuestro rey: escudos. Un poco nos queda. Y a q u í están los que lo oyeron: (tlapaneca. de C hicunauhtla. T eltlyaco. . tenayuca) los de Coyoacan. . los de m enor grado tam bién se lo co rtaro n . ya no se vieron en esta form a. Coatlan. ¿A dónde hem os de ir? ¡Mexicanos somos. C uitláhuac el de Tepechpan e Itzyoca. orejeras de oro. cuando ellos vinieron a entregar las insignias. . Itztapalapan. piedras finas. tlatelolcas somos!. E zhuahuácatl. sus objetos de plum a de quetzal. A hora bien. Dejaron su ciudad de T enochtitlan para venir a m eterse a Tlatelolco. todos es vuestro. 63 M E X IC A N O S SOMOS. m exicanos tlatelolcas. los chuachiques y los otom íes de grado m ilitar. C uitláoac. rodelas ligeras.CODICE DE CUAUHTEMOC 155 I. A tezcapan. V inieron a socorrer a los m exicanos y tlatilulcos. no perdáis el espíritu. TLA T. Tepeyácac. Estos son los que andan gritando p o r los cam inos y entre las casas y en el m ercado: X ipánoc. el vice Cihuacóatl M otelchiuh. T om aron de prisa todas las cosas los que m andan acá. A quí está vuestro sustento. que todos estaban fortalecidos en él Tlatilulco. sus objetos de oro. com o se dijo. los chinam panecas. de C uauhtitlan. H uanitl que era M ixcoatlailótlac. que son los de X ochim ilco. C oanacotzin el de T etzcoco. (el) que se dio a conocer com o jefe de Tezcacoaco. X óchitl el de A colnáhuac de A náhuac. el T lacochcálcatl Itzp o to n q u i. X oxohuitlan. colga­ jos de plum a. T L A T E L O L C A S SOMOS. . el sostén de la vida. los capitanes tenochcas allí (en su refugio de T latelolco). Todos los señores de estos rum bos oyeron el discurso dicho p o r los de T enochtitlan.

y ganárnosles una calle de agua m uy ancha (A cequia de Tezontlali.. y Q uauhtem octzin dijo a Ma­ yeoatzin: “H erm ano. castiga a esos que han pecado” . más o m enos corría p o r las actuales calles de M osqueta. y los capitanes habláronles diciendo: “ Señor n uestro. en el m om ento se ponen en m archa un tigre y un águila. Y a los de Xochim ilco y Cuitlaoac. y venidos hallaron al Señor de México que se llam aba Q uauhtem octzin y a los otros principales que con él estaban. Diéronles armas y m u­ cho cacao. casi volaba la barca. etc. rem aban. Organo y Héroe de Granaditas). lleváronlos delante del Q uauhtem octzin que estaba en un lugar que se llam aba Yacalulco. Cuepo- .DOLORES ROLDAN M exicatzinco. y el señor de Cuitláoac reprendió a aquellos que h abían hecho m ala obra.. etc. Algunos soldados de los m exicanos dieron aviso a los capitanes. y los de X ochim ilco co­ m enzaron a robar p o r las casas donde estaban. el prim er tigre Tem ilotzin y el segundo C oyohuehuetzin. venim os a socorreros en esta ciudad. somos enviados de nuestros m ayores para pagar la deuda que debem os. haz tu oficio. el segundo Tlacatzm . están a q u í presentes los m ejores soldados para que ayuden por agua y p o r tie rra ” . etc. En­ tonces el prim er águila T opantem octzin.. y dijeron a Q uauhtem oc­ tzin y M ayeoatzin la traición que hacían los de Xochim ilco y C uitláoac. aparejaos para pelear” . todos com enzaron a pelear. y luego los pusieron en el lugar donde habían de pelear. El señor de M éxico y los demás dijeron: “ En m erced tenem os lo que los señores hacen de enviaros para n uestra ayuda. m ataron algunas m ujeres. para cortarles el paso. D ía del A póstol Santiago. a otros m etieron en las canoas para llevarlos com o esclavos. donde está ahora una iglesia de Santa Ana en el Tlatilulco. que cautivaron. y a todos los dem ás que habían cautivado los m exicanos m andá­ ronlos m atar en los cúes de los ídolos. y el Q uauhtem octzin le ayudó: m ataron cada uno cuatro. y viejas. y luego fueron contra ellos. que separaba T enochtitlan de T latelolco. niños. entram os en la ciudad y segui­ m os p o r la calle grande que iba a dar al m ercado. Luego el M ayeoatzin com enzó a m atar en ellos. desde Y acacolco. se encam inaron hacia T eteuhtitlan. Los españoles y la gente de Tlaxcala tenían el cam ino de Yacacolco. E N T R A N E N T L A T E L O L C O L O S E S P A Ñ O L E S 1521-VII25. Tlilhuacan y A tezcapan.

Y C ortés les entró hasta una plazuela donde ten ían otros adoratorios y unas torrecillas. E ntraron cuatro de a caballo en el T ianquiztli del Tlatilulco. que com batían en barcas. Después que dieron una vuelta salieron huyendo y salieron tras ellos m uchos solda­ dos tirándolos. son com o un velo am ari­ llo que se tiende sobre los enemigos. no desam para­ ban a las m ujeres y a los niños.D. eran m uy valientes. en una de aquellas casas estaban unas vigas en lo alto y en ellas m uchas cabezas de nuestros españoles que habían sacrificado en las batallas pasadas. Un capitán m andó Alvarado. B.C. TLAT. m ucho m ayor que cuando eran vivos. levantam os nuestras banderas y estuvim os batallan­ do con tan to guerrero. los contrarios le h acían venir diez o doce gradas rod an d o . luego se trabó batalla m uy recia. se holgó m u­ cho y dijeron que tuvo invidia. con grandes trabajos en las barcas los colocaban o en algunas casas les buscaban refugio. Cuauhcuahtzin el Tepanecatl. A cor­ dó Cortés entrásem os hasta llegar a T latelulco. A panuazcan y A tljceuhían (posible calle M atam oros) va derecho a Ayácac y a T otecco a cargo de los de X ochim ilco. En la cercanía de Yacacoico ten ía n su m orada X iuhcozcatzin el Tezcacoácatl. Culhuacan e Itztapalapan. ques la plaza m ayor. que tenían barcas. Itzquiuhtzin. Por donde andaba le daban recia guerra. cual una serpiente van pasando las flechas van deslizándose en tropel. que son CXIV gradas. C uitláhuac. C ortés y sus capitanes vieron que el cu m ayor se ardía. porque tom aron mal agüero de verlo quem ar. no p o d ía en trar tan presto en la ciudad com o los I. 67 B. El m ism o día pusieron fuego al cu m ayor. 416 E N T L A T E L O L C O L O S E SP A Ñ O L E S Q U EM AN E L TEM­ PLO D E H U IT Z IL O P O C H T L IE I Z A N S U B A N D E R A . Los (que defendían) habitantes de A tlicehuían y de Yayácac. y ten ían los cabellos y barbas crecidas. y nuestras banderas encim a.D.CODICE DE CUAUHTEMOC 157 pan. peleó. para llevarlos a Am áxac. y to d o se quem ó. que era de V itzilopuchtli. le fuem os a socorrer e yendo nos siguieron los escuadrones con que peleábam os. 416 . e ganales aquella fortaleza y se quem aron los ídolos. subim os sus gradas. m ataron m uchos soldados m exicanos.C. si trababan com bate no se am edrentaban. H uitzin. M ízquic. los m exicanos com en­ zaron a llorar am argam ente. les subiese en lo alto del cu del H uichilobos.

O tra vez entraron los españoles. que desde encim a del Tem plo esforzaba grandem ente a los suyos. Cinco bergan­ tines atracaron en N onoalco. y o tro .DOLORES ROLDAN de Alvarado. Al verlo los españoles retrocedieron y llegaron hasta A tlice­ h u ían . ahora es cuando! ¡Echem os eso de una vez por todas!” . T Z IL A N C A T Z IN . esperaban que los indios salieran a su encuentro. atisbando. T Z O Y O T Z IN Y TEM U TZIN . y hacían gran daño en los contrarios. llevaba consigo m uchos soldados. Pero el T lacatécatl Tem ilotzin que estaba parado sobre un tem plo bajo. dando voces. unos arm ados com o águilas. CAPITANES MEXICANOS Y TLATELOLCAS A X U Q U E N T Z IN . los sacó hasta donde está la Casa de los M uchachos. los soldados m exicanos salieron tras ellos hiciéronlos dejar la presa. y semejanza de Tigre. y él com enzó a gritarles: “ ¡Guerreros. Mas desde ha cuatro días se ju n tó con nosotros C ortés com o el Sandoval. podíam os ir de un real a otro. otros com o tigres. En otra ocasión un bergantín español llegó a entrar hasta A tlicehuían y en su com pañía venían entrando m uchas barcas de xochim ilcas. C oyohuehuetzin se puso en defensa en el tem plo m enor. otra vez se rehicieron en líneas. T E M IL O T Z IN Y C O Y O H U E H U E T Z IN Señaláronse en este últim o conflicto. TEM ILO TZIN . otros com o leones. algunos m exicanos principales. arm ado. M urió el capitán de los m exicanos A xuquentzin. y el capitán C oyohuehuetzin Aguila-Tigre en barca vino desde Tolm ayecan a lanzarles dardos. en figura. vio a los españoles. com enza­ ron a robar y cautivar indios. ni descanso y sin volver atrás. en A tlicehuían (cerca de la Calle M atam oros). el cual. los persiguió y los hizo arrojarse a sus barcas. mas . Tam bién ellos una vez más hicieron regresar a C oyohuehuetzin. que se llamó C oyohuehuetzin. y esforzando a los demás para que peleasen sin m iedo. echando en tierra a los castella­ nos. pero los fueron persi­ guiendo los m exicanos. C O YO H U E H U E TZIN E IT ZP A P A LO T ZIN . m uchas barcas guarnicionadas íiían en su com pañía. en este m ism o tiem po atacó el joven o to m í Itzpapalotzin. los hizo retroceder. en especial un T em ilotzin Tlacateccatl.

R odri­ go de C astañeda llevaba un plum aje como los indios y sa- . De improviso se presentó un gigantesco y fuerte guerrero. tuvieron que reem barcarse. éstos se m antuvieron quedos. Florentino. Cod. A unque a Tzilacantzin disparaban ballestas y arcabuces no lograron tocarle. En el siguiente desem barco la pelea duró el d ía entero. m uriendo de ambas partes cantidad de indios. perecieron los dos valientes guerreros tlatilolca: Tzoyotzin y T em utzin. derribó sucesiva­ m ente a tres de cada pedrada. con tres piedras rollizas. paróse a corta distancia de los blancos. y com o en auxilio de los españo­ les llegara el tropel de los suyos. nom brado Tzilancatzin (segundo de C uauhtém cc en sus huestes venidas de Ichcateopan) vestido com o O tom iltl con su ichcahuipilli. sucediendo lo m ism o en las siguientes escara­ m uzas. C A ST A Ñ E D A .CODICE DE CUAUHTEMOC 159 Tzilancatzin. causando daños a los españoles. quienes se arrojaban contra los teules hirien­ do y derrocando. M A Ñ O SO E M ISA R IO D E CO RTES. pues aunque em peñosam ente lo buscaban. siem pre salía con diverso disfraz para no ser reconocido. una en la m ano derecha y las otras dos en la m anija de la ro d e­ la.

69 /7 0 — Dejad solo al tenochca. y cuando más descuidados estaban les dispa­ raba la ballesta sin errar. C uauhnáhuac. ¡Allí está la palabra que vosotros tenéis de nuestros jefes! Id a decir a C uauhtém oc: Que tom en acuerdo. TLAT.160 m DOLORES ROLDAN . Allí están reunidos los señores del pueblo. V enid acá. TLA T. los hem os ido a tra e r” . es un chiquillo C uauhtém oc. 175 ANAL. no tiene com pasión de los niñitos. 175 ANON. las m udaré para Coyoacan. 68 ANON TLA T. Vino a am edrentarlos. M ízquic. en donde se nom bra Y auhtenco. (dice Cortés). b u rlad o r” . Lo acom pañan Tlaxcaltecas. hay parla­ m en to . C uitláhuac. tam bién su corazón sufre por el pueblo en que n ació ” . 177/8 ANAL. TLA T. Luego se colocan en una barca y desde lejos dispuestos. ANON. ¿Qué. de las mujeres? ¿Es así com o han de perecer los viejos? Pues están aq u í conm igo los reyes de Tlaxcala. Viene a decirles: “ ¡Vengan acá algunos!” . Culhuacan” . a dar gritos el llam ado Castañeda. Allá con ellos se hizo ju n ta . lo llam aron Cuicone. 530 b ía hablar en m exicano. . a la Casa de la Niebla en donde están el Capitán y M alintzin y El Sol y San­ doval. No era posible dejar solo al tenochca. . Ya dicen los tlaxcaltecas: “ Está bien: sois los que son buscados. or: Y B. Dijo M alintzin a ellos: “Venid acá” . . se dicen: “ ¿Qué querrá decir?. Itzpancalqui A chacauhtli C hapoltzin y el Tlapaltécatl Cuexacaltzin que están de guardia en T enantitlan T laxoxiuhco. X ochlim iloco. Ellos (los tlatelolcas) dijeron: “ ¿Acaso de las gentes se está burlando el tenochca?. Y de esta mism a m anera se fue 'a decir delante de los tenochcas. vayamos a o írlo ” . os llama el capitán (C ortés)” . A colhuacan. allá me irán a decir sus palabras. “ ¿Qué piensan los m exicanos?. Cholula. com o ellos hayan concertado. que los m ataba con burlas y no com o valeroso. Yo me iré para T eucalhueyacan. Y en cuanto a las naves. Tl a t . que p o r sí solo perezca. dice el capitán. Chalco. E ntonces salieron. H uexotzinco. C O R T E S N O C O N VE N C E A L O S T L A T E L O L C A S. Y ellos. Desde las barcas no más se gritó. acércabase a los contrarios. y le gritaban: “ Bellaco. van con él (Castañeda) a N onohualco. decíales chanzas y chistes. dicen al Capitán: “ V inieron los tlatelolcas.

Tres días es la batalla allí. Luego llegaron a colocarse en C uepopan (Sta. TLA T. LOS ESPAÑOLES SE DISFRAZABAN Los españoles m uchas veces se disfrazaban com o se aderezan I. En el tercer lugar que es Z acatla. En el segundo lugar. T lapanecatl Popocatzin. ¡son gentuza del sur de A náhuac!” . en Tecpancaltitlan (Calle Santa L ucía) y en donde se vende el incienso. m uy viriles se m uestran. guerre­ ros. A cacolco (al sur de la Iglesia de Santa Ana en Peralvillo). en tres sitios estaban colocados los arm azones. Las naves de ellos. la R edonda) y en Cozcacuahco. los españoles y los de Tlaxcala. En A cocolecan (Calles C onstancia y G ranada) dirigían a los que nos acosaban. Luego llegan al Patio Sagrado: cuatro días es la batalla allí. 155 . EL ZOM PANTLI M urieron dos m il hom bres de T latelolco. en hileras. vienen a ponerse en T exopan. frente al tem plo de la m ujer (C ihuacóatl) hay exclusivam ente cráneos de tlaxcaltecas. p o r el cam ino de Tlilhuácan. Los guerreros m exicanos van y vienen por doquie­ ra. m uy fuertes se siente. F ue cuando hicim os los de T latelolco arm azones de hileras de cráneos (tzom pantli). Se replegaron en uno. Luego llegan hasta Yacacolco (entre las calles de González Bocanegra y M ata­ m oros) los españoles. en el que está en el p atio Sagrado de Tlilan (Calco: “ Casa N egra” ). Se ponen en actividad con sus dardos de m etal. Dicen: “ Cam inad hacia acá. ¿quiénes son esos salvajillos?. Los guerreros m exicanos vienen a ponerse en pie de defensa en hileras.CODICE DE CUAUHTEMOC 161 COY OH UEHUETZIN Así las cosas. en Yacacolco (Allende y M atam oros). es donde están ensartados los cráneos de nuestros amos (españoles). contra nosotros se disponen a atacar. Allá se colocaron tam bién las banderas que h abían sido conquista­ das p o r el T lacatécatl E catzin. tam bién están ensartados cráneos de nues­ tros am os y dos cráneos de caballo. nadie m uestra ser fem enil. V ienen a echam os de allí. Es la batalla con C oyohuehuetzin y cuatro más. nadie va p o r línea recta. Ma.

Luego com enzó a dar voces a los suyos. se cubrían con una tilm a. que tra ía las armas vestidas. cargáron­ se piedras. determ inaron en trar p o r San M artín (cercano a la iglesia Santa A na). en el cam :no hacia Am áxac (J. De alcan­ ce m urieron m uchos xochim ilcas.162 DOLORES ROLDAN los de a c r. tam bién los bergantines se retrujeron hacia la laguna. Los indios enemigos concertaron cegar una laguna para e n trar al fuerte de los m exicanos. 70/2 157 C O IO V E V E TZJN O CO YO H U EH U ETZIN. arrojándose sobre los enemigos con gran furia. C H ALC IIIU H TEPEH U A . la gente se replegaba contra la tierra. salieron al encuen­ tro los del Tlatilulco. que estaba cerca de donde está ahora la iglesia de Santa L ucía (¿L a C onchita?). T L A P A N E C A T L (E H E C A TZIN ). tom áronles (los españoles) el capitán que llevaban que se llama T lapanecatl (E hecatzin ) pero escapó con una herida en una pierna. estaban m uy en guardia. E ntraron en consejo nues­ tros eaem igos para acom eternos. ten ían fija la m irada a ver p o r qué rum bo venía a salir el tiro . tierra. y se retrujeron otra vez al tianquiztli donde llam an C opainam acoyan donde estaba un baluarte. Carranza. Un capitán que se llam aba Coiovevetzin. adobes y m adera. el español cayó en tie­ rra y los m exicanos le tom aron. com enzaron la pelea. Los españoles iban en tran d o . se recataban m uy bien los guerreros de Tlatelolco. la m itad una águila y la o tra m itad un tigre. en donde se vende el incienso. TLAT. de las casas que derrocaban . m exicano. luego salieron los m exica­ nos que estaban en el fuerte e hicieron gran daño a los amigos de los españoles. U no de los m exicanos del T latilul­ co que se llam aba C halhiuhtepehua púsose en celada con otros soldados. estaban m uy pegados a nosotros sus escudos y venían a dar contra sus lanzas. C onstancia y G rana­ da). 69 I. y este capitán con los suyos los seguían y retrujéronse hacia un lugar que se llam a A tliceuía. Cuando h abían flechado los españoles. vino en una canoa de Tolm ayecan y seguíanle m uchas canoas con gente arm ada. hirieron a un caballo. CAPIT \NES TENOCHCAS Y TLATELOLCAS Ibid. y los españoles se retrujeron.

H U IT Z IL H U A T Z IN O V IT Z IL O A T Z IN . donde está la iglesia de la C oncepción. los sacaban arrastrando los m exicanos. A otro día los españoles pegaron fuego a aquella casa (TepUchcalli) h ab ía m uchas estatuas de los ídolos.tru je ro n cal. carpinteros y clavazón para hacer dos hondas ie recias sogas y cordeles. piedra. les haría se diesen de p a z . El capi­ tán de grado Cuáchic V itziloatzin. En el real de C ortés. fueron contra los que cegaban la laguna. ULTIMOS SUCESOS B. Y a los cuatro días sucedió algo sem ejan­ te. com enzaron a pelear. 222 y robaban. con m uchos soldados sobre los tlapancos com enzaron a resistir a los espa ioles poniéndose p o r m uro para que no pasasen a donde estaba el bagaje. un soidado decía h ab ía estado en grandes batallas. TEM ILO TZIN . m uchos m urieron. el Tlacatecatl Temilotzin aún en vano se puso en guardia contra ellos. Por su parte. otros caían entre los m aderos que habían puesto. ganaron los nuestros (españoles) dos tem plos de Tlatelulco. no pudieron los españoles pasar a donde querían y retrujéronse. los españoles com enzaron a m atar y a destrozarles. salieron otros soldados. que en dos días que tirasen a las casas ado «de G uatem uz se hab ía retraíd o . pelearon gran rato . sacaron escondidam ente cuatro canoas con gente de gue­ rra y cuatro capitanes. 419 EL TRABU CO .CODICE DE CUAUHTEMOC 163 IXTL. estaba ataviado com o águila y llevaba espada para cerrarles el paso. subiéronse a las azoteas.C. Se pusieron en m ovim iento nuestros enemigos hacia el rum bo en donde estaba colocado el pueblo. Estuvo dándose batalla hasta cuando apenas h ab ía un poco de sol. al ver nada era posible. la m ayor fuerza que los enemigos tenían. Visto por los m exicanos lo que hacían los enem i­ gos. se echó al agua. den tro de su fuerte.D. Hacia allá se encam inaron los españoles. Después de haber quem ado m uchas ca^as. que haría un trabuco en Tlatelulco. los españoles peleaban contra los m exicanos ya. pusieron en la honda una piedra echiza y no pasó . O tro d ía los españo­ les acom etieron al fuerte Am áxac. llegaron a una casa grande que se llam aba Telpuchcalli.

qué decís?” Inm ediatam ente todos alzaron el grito y dijeron: “ Que no lo traigan acá. que era lo que quedaba de la ciudad (Tlatelolco). R espondió luego y dijo (C uauhtém oc): “ ¿Y vosotros. entre ellos veinte capitanes. viene a decirle: “Viene a traer un recado X óchitl” . Luego van los de Tlatelolco. Ixtlixúchitl prendió en esta ocasión con sus propias m anos. perdido este barrio en donde estaba Q uauhtém oc. y las calles llenas de hom bres m uertos y enferm os. com enzaron a ir contra el fuerte. luego cayó. Va guiando a la gente el capitán de H uitznáhuac. quel trabuco fue cosa de burla. los m exicanos escondíanse de la artillería. y no los p o d ían entrar. a ver el m ensaje que viene a dejar. Luego van a decir al rey de los Tenochcas: T epantem octzin. que apenas cabían de pies. R E C H A Z A D O . cayó m ucho más atras del tianquiztli. ya hicimos agüeros con incienso. El trabuco no llegó a donde estaba la gente. en A xocotzinco. el huasteco. Luego lo vienen a po n er (a Ixtlixóchitl) en el tem plo de la M ujer (C ihuacóatl). casi cien hom bres. Com o el trabuco no pudo hacer nada. . C ortés hobo enojo con el soldado.DOLORES ROLDAN adelante del trabuco. C oyohuehuetzin y Temilotzin. m ató m uchos. de los niñitos. Topantém oc: ¿No tienen com pasión de los pobres. C oyohuehuetzin. arm á­ ronle encim a de un cu que estaba en el T ianquiztli M um uztli. que los nuestros no pisaban o tra cosa si no eran cuerpos. . de . IX T L IX O C H IT L M E N SA JE R O D E CO RTES. y com o salió el tiro en vacío com enzaron los españoles a reñir. le dicen: “Príncipe m ío: X óchitl el de A colnáhuac. El acol­ náhuac X óchitl dijo: “ Os m anda decir el C apitán y M alintzin:” “ Oigan. Cuando hubieron recogido a X óchitl viene a dar cuenta (a C uauhtém oc) el capitán de H uitz­ náhuac. un huasteco. Carranza y Constancia y G ranada). p o r favor. Que oiga solam ente su m ensaje el que lo ha ido a recoger” . C uauhtém oc. diz que te ha de dar su recado” . C uauhtém oc conferenció con T opantem oc. Com o los m exicanos estaban recogidos en un barrio que se llam a Am áxac (Calles J. Inm ediatam ente va el capitán de H uitzná­ huac. PERD ID O EL ULTIM O B A R R IO D O N D E E S T A B A CU AH TEM O CTZIN . eran tan pocas las casas y tan ta la gente. Ya hicim os agüeros con papel. ordenaron de hacer un trabuco.

el que corta pape­ les: “ Príncipe m ío : O íd lo que de verdad direm os: Solam ente cuatro días y habrem os cum plido ochenta. ni aguardasen nunca despojo y L ’ue uno solo que quedase h ab ía de m orir defendiendo su p atria. . 180 IXTL. y le envió tortillas y gallinas e cerezas. Ixtlilxúchitl viendo que los enemigos no querían pelear después que les ganaron los tem plos. \ le dejaron entrar. el sabedor de papeles. enviaron a decir a Alvarado y T etlahuehuezquitzin. les dijo se diesen de paz (a los cristianos). Ellos respondieron no tra ­ tase de am istad. 4 1 7 /8 los viejitos. Dijo a esto el Tlacochcálcatl C oyohuehuetzin: “ Habladle al h u asteco” . que m an d aría Méjico y todas sus tierras y ciuda­ des com o solía. Dejemos estos ( cuatro días para que se cum plan o c h e n ta ” . estu­ vimos tres días. el huasteca. C ortés a G uatem uz rogándole se diese y no hobiese m iedo. con grandes ofrescim ientos. íxtlilxúchitl dio aviso a Cortés. m andándolo sacrificar. 222/3 B. ^ 1521. gallinas. com batiesen en barrio m uy fuerte que ellos le ayudarían. Dice el sacerdote. julio 7. a un tío J suyo (de Ixtlixóchitl) fuese a tra ta r de paces con C uauhtém oc. Enviaron C ortés e lx tlix ú ch itl. e tunas. C ortés y Ixtlilxúchitl.G. ! M O R IR . Y cuando oyeron el mensaje que les vino a com unicar el acolnáhuac X óchitl luego se ponen en delibera­ ción: “ ¿Qué es lo que decís vosotros? ¿Qué determ inación to ­ m áis?” . huevos. / diciendo que m ás querían m orir que no paz. tortillas blancas! Aún se le perm ite: ¿Qué dice? ¡Que p o r su propia voluntad se som eta el tenochca. luego va a dar la palabra al rey de los tenochcas. C U A U H TE M O C TZIN R E IN T E G R A CO N M A N T A S L O S C O M E STIB LE S D E CO RTES. nos m andó C ortés no entrásem os en la ciudad.D. o que por su propia voluntad perezca!” . C uando hubo recibido el m ensaje el capitán de H uitznáhuac. P A Z NO. que no esperase ningún concierto. Y acaso es disposij ción de H uitzilopochtli de que ya nada suceda. a los españoles y / naturales que iban con él los echaron a a d r a d a s y lanzadas. Ya todos en Tlatelulco. Y dicen (a los agoreros): “V enid. que su persona sería m uy acatada y honrada dél. p o r fa­ vor: ¿Qué m iráis en vuestros libros?” . de las viejitas? ¡Ya todo acabó aquí! ¿Acaso todavía pueden las vanas palabras? ¡Vengan m aíz blanco. C uauhtém oc.CODICE DE CUAUHTEMOC 165 Ibid.

cuanto más gallinas. OR. M U JE R E S Y LISIA D O S. porque Cortés. CU A (JH TEM O C TZIN M A N D A P R IN C IP A L E S COMER F R E N T E A CORTES. Cortés m andó entrásem os en la ciudad (TJatelclco) en la parte adonde se habían recogido. que entre otras generaciones estuvieran discantadas o tenidas en m ucho. que bien lo pagaron. G uatem uz entró en consejo con sus capitanes. Muchas cosas acaecieron en este cerco. envió principales. y dos caballos. Y B.166 DOLORES ROLDAN e cacao. 530 . y en ese m om ento sacan unas tortillas de un fardalejo que traían e una pierna de gallina y cerezas. y en curar los heridos. Envió G uate­ m uz cuatro m ejicanos principales con aquella respuesta. les m andó dar m uy bien de com er y beber a los m en­ sajeros. no le pasara lo que a M ontezum a. en especial de las m ujeres de T em ixtitan. y sentáronse m uy despacio a com er. de quien ninguna m ención se ha hecho. y Cortés. OVIEDO / C 1T L A L L I UNIDA CON A N C IA N O S. y el G uatem uz to m ó a enviar otros m ensajeros. que no se p o d ía valer. y nunca quiso venir y salen tantos batallones de m ejicanos con sus divisas y dan a C ortés tan ta guerra. y como vieron que les íbam os ganando toda la ciudad. E soy certificado que fue cosa maravillosa y para espantar ver la p ro n titu d e constancia que tuvieron en servir a sus m aridos. NIÑ O S. ¡ e con ellos dos m antas ricas. A Y U D A A D E FEN D ER L A CIUDAD. Estuvieron cinco días que no les dábam os guerra. presto en traría en todas sus casas y vería si ten ían m aíz. hirieron a m uchos de nues-l tros soldados. otro tan to fue p o r la parte de nuestro real. envió G uatem uz dos principales a decir a Cortés que quería hablar con él. parescían que com enzaban de nuevo a batallar. lo creyese no tenían ham bre. y en el labrar de las piedras para ios que tiraban con hondas y en otros oficios para más que m uje­ res. los niños tiraban piedras y gritaban los denuestos que oían a sus padres. no quiso venir el G uatem uz. aconse­ jaron aguardarían tres días en dar la respuesta. Las ancianas arrojaban tierra y cuanto podían desde las azoteas. y en el de Sandoval lo m ism o. Y M. y con ellos más refresco. los hom bres que no podían com batir HERR. (Cortés) envió a decir no querían venir de paz. y les to m ó a enviar a G uatem uz. y salían cada noche m uchos pobres indios y se venían a nuestro real com o aborridos de la ham bre.

E L Q U E T Z A L T E C O L O T L D IS F R A Z D E L P A D R E D E C U AU H TEM O C TZIN . TLA T. ju n to con los vencidos se esforzaba en ayudar tan ligera com o ajena a su em barazo. el fu n d am en to y fortaleza de los m exicanos está en V itzilopochtli. el P erforador del fuego (o) M am alhuaztli! ¡La ha venido arrojando co n tra nuestros enemigos! Ya . p o d rá ser que se esp a n te n en verlásT ~ Com o se las vistieron pareció u n a cosa espantable. les ponian arm as y acopiaban las piedras para las ondas. lo revistieron. que era insignia del rey A huizotzin. cuando asestaron golpes (a los enem igos) y cuando hicieron prisioneros. no pudieron. CHIMAL. le pusieron el ropaje de teco lo te de quetzal. m ancos o im posibilitados.CODICE DE CUAUHTEMOC 167 I. Un principal m exicano que se llam aba C ioacoatlacotzin dio voces a los cinco: “ ¡Oh m exicanos. TLA T. 72 A N AL. Ahuelito ctzin . M ixcoatlailotlactzin. acordaron to m a r p ro n ó stico o agüero. el cual arrojaba entre los enem igos su saeta. 72/73 159 p o r cojos. y te n ía n fe en aquel arco y saeta que cuando saliese no p o d ían ser vencidos. en esta estrechura m urie­ ron pisados y acoceados. T em ilotzin. E stando los m exicanos acosados de todas partes. to m a ­ ron a un gran capitán de nom bre O pochtzin. Le dijo C uauhtem octzin: —Veis a q u í estas arm as que se llam an Q u etzaltecólotl de m i padre A vitzotzin. arrojándosela con los rem os. alzaban sus faldas para p o d er seguirles m ejor. vístetelas y pelea con ellas. 70 ALV. T o p an tem o ctzin . El rey C uauhtem octzin y los capi­ tanes C oyohuehuetzin. es nada m enos que la Serpiente de fuego (o) X iuhcóatl. y cercáronlos de todas partes. vean estas arm as nuestros enem igos. oh tlatilulcanos!. I. m an d a­ ro n a cuatro capitanes que fuesen delante de él. aquella saeta te n ía casquillo de pedernal. Los españoles d e te r­ m inaron rom per.los tlatelolca. Fue tam bién entonces cuando se b atieron las m ujeres de. D iéronle ta m ­ bién el arco y la saeta de V itzilopochtli que te n ía n guardado p o r reliquias. T lacuhtzin y P etlau h tzin . TLA T. Los españoles com enzaron a cam inar hacia donde estaban los m exicanos en su fu erte. Las m ujeres tam bién peleaban cegando a los contrarios con el agua de las acequias. Citlalli. los m exicanos quisieron h acer u n a celada. andaban vestidas con insignias de guerre­ ros. de m anera que p o r ninguna p arte p o d ía n salir. la m ism a saeta lleváis. TRA D . y m atarás algu­ nos.

el “ tecolote de quetzal” . m exicanos. un poco de tiem po tendrem os escapatoria. que el siguiente d ía vendría. delante de sus enemigos por aquella vía si no fuese peleando y para quitarle la vida. C ortés los recibió y se holgó de verlos. los regaló m ucho. que en ninguna m anera podía ir ante C ortés. y le requirieron m u­ chas veces. no hacían más que estar a la expectativa unos y otros. que él le daba su palabra que cum pliría to d o lo que sus em bajadores concertasen. y que tom asen y le dijesen a C ortés. hiere este dardo. volvieron a Ixtlilxúchitl y le dijeron que no podía venir el rey para verse con C ortés. el oro y bajó inm e­ diatam ente de la azotea. nuestros enemigos se dispusieron a atacarlo. los indios estaban replegados en defensa. ni se llevaron (oro y plum as) nuestros enemigos. sino cinco señores. para tra ta r la paz y disculparon a su rey p o r enfer­ m o. aún. El día siguiente m andaron aderezar el teatro de la plaza po­ niendo estrado real (o sitial) en donde se habían de tra tar las paces. diciéñdoles que sin el rey no se p o d ía negociar nada. los persiguió. y si con esto no bastaba. mas no quiso tra tar con ellos cosa ninguna. 223/4 tom áis. todo quedó en calma. No m urió él. los españoles nada obraban. pero los hizo retroceder. que ya les quedaba poco para acabarlos de destruir. C U AU H TEM O C TZIN N O SE PRESENTO . Ixtlilxúchitl inform ó a C ortés de lo que el rey Q uauhtém oc enviaba decir. Inm ediatam ente la haréis ver por el rum bo de nuestros ene­ migos. la flecha. nadie hablaba. Llegado el tiem po no fue el rey. A hora. T o m ó C ortés a enviarle a decir que el d ía siguiente últim am ente iría a la plaza y allí le aguardaría por . Ellos fueron a su rey y éste les dijo. entre ellos el gobernador y capitán general del reino. y m ucha com ida. eran los 1 m ayores señores de su reino. De golpe acabó la batalla. Después de haber­ les dicho fuesen a rogar a su rey se diese.168 DOLORES ROLDAN IXTL. tom ó las plum as. Si a uno. se espantaron los españoles. Ya va en seguida el “ tecolote de q uetzal” . ¡como sea la voluntad de nuestro Señor!” . fue com o si se derrum bara un cerro. entonces. Y al día 1 siguiente. que hiciesen lo que quisiesen. cuando lo vieron ' nuestros enemigos. la voluntad de H uitzilopochtli. subió a la azotea el “ teco lo te de q u etzal” . los llenó de pavor. a dos. tenéis que lanzar contra nuestros enemigos. que sería infam ia m uy grande ir un m onarca com o él.

com batiesen p o r las acequias y laguna. en que todos los m exica­ nos están reducidos a la pobreza. VIII-12. que si no venía Q uauhtém oc. Hiciéronse este d ía u n a de las m ayores crueldades sobre los desventurados m exicanos. 180 182 IXTL. 160 espacio de tres horas. conejo núm ero cinco. to d o se ha acabado: el espejo m uestra la trágica im agen del fu tu ro . cual si restallaran brasas. “ Orejera de culebra” . 1521. C oncer­ taro n Cortés e Ixtlilxúchitl y los dem ás señores capitanes. aterrorizados. sólo queda diáfana u na m ínim a parte. del señor de Tezcoco. Los m ensajeros se to m a ro n y dieron la respuesta de la determ inación de C ortés a su rey. que se llam a M acuñi T ochtli. fue C ortés con Ixtlilxúchitl y oíros señores a la plaza para aguardar al rey Q uauhtém oc. en este tiem po se m ostró aquel fuego. señor de Tacuba. una grandes. ya no hay guerreros. H ay que decirle a C uauhtém oc. y he a q u í que el espejo se oscurece. El d ía siguiente. T etlepanquetzaltzin. C oanacoch. ESPEJO M AG IC O D E T E T L E P A N Q U E T Z A L T Z IN . M éxico está perdido. haciendo espirales. m andaron a Sandoval y a sus com pañeros con los bergantines y canoas. Estuvieron casi hasta m edio día aguardando. T etlepanquétzal sacó su espejo adivinatorio. O quiz. ya no hay lucha.CODICE DE CUAUHTEMOC 169 IX TL. se m ovía haciendo giros. sin perd o n ar a nadie la vida. TLA T. y del sum o sacerdote C oatzin “ venerable serpiente” . M ientras arreciaba la batalla entre m exicanos y españoles. que era el sexto de su octavo m es llam ado M icayehuitzintli. M E T E O R O C E L E ST E E N L A M A D R U G A D A D E L D IA 13. “hom bre esforzado” . un escuálido grupo de m acehuales. Era tan to el llanto de las m ujeres y niños que quebraban los corazones de los hom bres. con los enemigos. apareció cual si viniera del cielo. fueron m uertos y presos cincuenta mil hom bres. y C ortés e Ixtlilxúchitl p o r las calles y albarradas. en com pañía del señor de A zcapotzalco. DE IN­ DIOS. viendo que no venía. era cual ro cío la lluvia. en ella los cuatro nobles aztecas ven apare­ cer. Y se vino aparecer u n a com o grande llama. 2 24/5 PROC. era com o un rem olino. los aca­ barían de destruir a fuego y sangre. y en el n uestro 12 de agosto. otras chicas. del día siguiente acabar de ganar lo que quedaba. iba com o echando chispas. Cuando anocheció llovía. los nuestros en traro n hasta lo más fuerte que ten ían los m exicanos para su defensa. 224/5 í. pronuncia sus palabras de hechicería o encanta­ m ien to . .

retum baba. El dicho día era de Sn. CUAUHTEMOCTZIN Y SUS CAPITANES SOBRE LA CAPITULACION DELIBERAN H. el jefe de H uitznáhuatl. Era en la azotea de casa de A ztautzin. qué tendríam os que dar com o trib u to . P etlauhtzin. los cuales hicieron algún daño. D O S T IR O S D E ESCOPETA Y ULTIM O A TA Q U E . el Tlacatécatl. Y. 160 otras com o leve chispa. En el año 3 Calli fue cuando pereció la ciudad. T upantem otzin. perecim os en el N exochim aco en el día 1 Cóuatl. nadie chistó una palabra. 74 I. rodeó la m uralla cercana al agua y en Coyonacazco fue a parar. que son: C oyohuehuetzin. que está cercana a Amáxac. luego fue tom ado aquel rincón que ten ían y echados al agua los que en él estaban. . TLAT. com o si un tubo de m etal tuviera al fuego. A chcauhtli. adem ás.C. allí fue a term inar. Nadie hizo alarde de m iedo. fueron hacia el rincón de los enemigos. m uchos ruidos hacía. H uitzitzin. ]Qf En Tolm ayecan deliberaron cóm o se haría. TLAT. Y com o tam poco esto aprovechaba. hice asentar los dos tiros gruesos hacia ellos. Tendidos estaban en sus posiciones nuestros enemigos (los españoles).170 DOLORES ROLDAN IXTL. M otelchiuhtzin. A huelitoctzin. príncipe de los [sacerdotes. m andé soltar la escopeta. otros sin pelear se rindieron. el gobernante de M éxico. el intendente de la Casa Negra (Tlilancalli). . el Ticociahuácatl. el Tlacochcálcatl. y los demás príncipes m exicanos: T lacotzin. H uitzlihuitzin. el jefe de H uitznáhuatl. C ihuacóatl. Cortés por las calles. para ver si se darían. 225 ANA. T em iiotzin. Viendo que se venía la tarde y que no se querían dar. y en qué form a nos som eteríam os a ellos. el intendente de ios puentes. chisporroteaba. los de Tlatelolco. H ipólito M ártir. Los que tal hicieron eran: C uauhtem octzin. el M ixcoatlailotlacatl. VIII-13. Y el capitán (Cortés) estaba viendo constantem ente hacia acá parado en la azotea. desde allí fue luego a m edio lago. 1521.

llorando. todos confusos. Francisco V erdugo. CU A U H TEM O C TZIN E N S U CAN O A LLE G O H A S T A L O S E SP A Ñ O L E S D ISPU ESTO A P E L E A R . G arcía de Olguín capitán de un bergantín. 225 IXTJ ??6 Cortés vio que no quería paces ningunas G uatem uz y sus capitanes. sin que quedase parte de los enemigos. viejos y m ujeres. . los niños. que dentro de pocas horas le ganaron. que ten ía aviso Ixtlilxúchitl. Ixtlilxúchitl con Sandoval capitán de los bergantines.C. 171 419 IXTL. Tepiquehueca. Hecha la señal. tuvo aviso de que la canoa que seguía era donde iba el rey. Pedro de Alvarado. último lugar. dio tras ella hasta alcanzarla.CODICE DE CUAUHTEMOC B. en las canoas con su rey. el rey estaba allí con m ucha gente de las barcas.D. Los señores y la gente noble. C ortés se subió en el cu m ayor del Tlatelulco para ver cóm o Sandoval entraba con los bergantines. La gente de guerra confusa y triste. y diéronse tan ta prisa. los nuestros em bistieron todos a un tiem po al rincón de los enemigos. Luis M arín y otros soldados. El rey Q uauhtém oc La Conchita. m andó a Gonzalo de Sandoval entrase con berganti­ nes en el sitio adonde estaba retraíd o G uatem az con to d a la flor de sus capitanes y personas nobles que en Méjico había. hacia una laguna pequeña. Le estaban acom pañan­ do a Cortés. arrim ados a las paredes de las azoteas m irando su perdición.

del cuerpo escapa el alm a en pos de C uauhtem octzin. C uando en el ám bito se expande el grito angustioso p o r la prisión de C uauh­ tem o ctzin . sem idiós C uauhtem octzin. NAH. el fru to . y quiso em bestir.G. es cercado p o r la guerra el tlatelolca! A L M O R IR C IT L A L L I. HIST. En T latelolco. ahora. ansioso. 11-93 ALV. U LTIM O REDUCTO. T L A T E L O L C O . se rindió. viéndose de esta m anera.172 DOLORES ROLDAN I. to m ó su rodela y m acana. De la m o rib u n d a extrae. U na brazada se extiende de príncipes m exicanos. cae presa de fiebre. ciudad . es cercado p o r la guerra el tlatelolca! Ya viene a cerrar el paso el arm ero C o y o h u eh u etzin . ju ra a los dioses y a los padres del niño. Y cuando llevan a C uauhtem octzin luego el pueblo to d o le llora. D ecían: “ jYa va el p rín cip e m ás joven. de­ fenderlo de las acechanzas. X ólotl solloza. CHIMAL. lucha. la arrebata de la vorágine que arrolla a los vencidos. cuando el niño llora entre sus toscas m anos. X ólotl ofrece a los dioses su vida p o r la de ella. Citlalli se desplom a. ¡Es cercado p o r la guerra el tenochca. TLAT.. delira con la presencia de su am ado. ella abre los ojos p o r últim a vez. es im posible. X ólotl consigue encontrarla. el vástago de su. viendo que ya los enemigos los ten ía cerca. ¡Es cercado p o r la guerra el tenochca. ¡Es cercado p o r la guerra el tenochca. ¡oh T lacatecatl Tem ilotzin! Ya salen de sus naves los castellanos y los de las chinam pas. C uauhtem octzin. LIT. m andó a los rem eros llevasen la canoa hacia ellos para pelear. y a va a entregarse a los españoles!” . B R O T A E L R E N U E V O . ardiendo revienta el tiro: Ya la niebla se ha difundido: ¡Ya p ren d iero n a C uauhtem octzin!. ya salió p o r el gran cam ino del Tepéyac el Acolhua. TRAD.M. A fánate.K. es responsable del tesoro sagrado. m as viendo que era m ucha la fuerza de enem igos que le am e­ nazaban con sus ballestas y escopetas. 1a salva de ser capturada para esclava de los españoles. y uno que iba rem ando te n ía p o r nom bre C enyautl. solam ente dos lo acom pañan: el capitán T ep u tztito ío c y su criado laztachim al. HIST. ctzin en u n a barca. la tritu ra el peso de la desdi­ cha. 161 A. la oculta entre las ruinas de T enochtitlan. es cercado p o r la guerra el tlatelolca! Ya se ennegrece el fuego.

digno de com pasión. no más. eran arrancadas de la inanición soportada durante el largo sitio del invasor. Así sucedió con nosotros. CU A U H TEM O C TZIN F R E N T E A CO RTES. TLAT. nuestras m acanas de obsidiana. TLAT. Y cuando lo hubieron llevado (a C uauhtem octzin) hasta allá. 73 ANA. sucum bieron en aquel atardecer tem pestuoso de tétrica sinfonía con ayes de m ori­ bundos. Perm anecieron allá diez días luchando en el tem plo del m ercado. esto fue lo que vimos. 161 gemela de T enochtitlan se com batió la últim a vez. De este m odo llegó así el final. y con to d o el fervor consagrado a su Patria. H ubo lluvias en to d a la noche. De este m odo perecieron el m exicatl.CODICE DE CUAUHTEMOC 173 Tlatelolco en 1962. nuestros escudos ni la com ida acostum brada. Ya desde que estuvim os en Amáxac. ANA. cuando lo hu- . fueron copados p o r la adversidad. Cuauhtém octzin al frente de un puñado de héroes. rugido de caracol. el tlatelólcatl. porque sufrim os dolores. percusión de huéhuetl y de teponaxtle. unidos a su joven Tlatoani. y estruendo de los relámpagos. cuya bravura y tenacidad en defensa de su tierra y aire. 70 I. lo que vivimos con asom bro digno de lágrimas. TLAT. p o r tan to s que éram os ya no teníam os m ás nuestros es­ cudos. dejando abandonadas sus ciudades.

luego lo subieron arriba de la azotea. pues a mi ciudad y vasallos tenéis destruidos y m u erto s” . 226 B.174 DOLORES ROLDAN IXTL. Este se pone a verlo detenida­ m ente. entonces el G uatem uz dijo a Cortés: “ Señor .D. y con esto acabaréis el reino m exicano. Luego lo sentaron ju n to al Capitán. al fin com o a rey. le acaricia el cabello a C uauhtém oc. C ortés con alegría lo abrazó y le hizo m ucho am or a él y a sus capitanes. que será m uy ju sto . lo colocaron frente al capitán. y le dijo: “ ¡Ah capitán! ya yo he hecho todo mi poder para defender mi reino. C ortés lo recibió con m ucha cortesía. y él (C uauhtém octzin) echó m ano al puñal de Cortés. 420 bieron desem barcado. quitadm e la vida. lo tom aron de la m ano. y pues no ha sido mi fo rtu n a favorable.C. y librarlo de vuestras m anos. luego vinieron a verlo los españoles.

Lienzo de Tlaxcala.CODICE DE CUAUHTEMOC Denota de los Mexicanos. .

tom a ese puñal que tienes en la cinta j y m átam e luego con él” . y no puedo más y pues vengo por fuerza y preso ante . hacia donde estaba C ortés. y que allá las tuviesen. que. y les dijo a voces que se rindieran. Era tarde y com enzaba a llover. Iban en aquella gran canoa o piragua. 420 M alinche: ya he hecho lo que soy obligado en defensa de mi ciudad. pues ya estaba en poder de los enemigos. Ixtlilxúchitl. C ortés preguntó por la m ujer y por otras grandes señoras de otros capitanes que venían. G uatem uz y sus capitanes dijeron que lo tenía en m erced.J. La gente de guerra que sería hasta sesenta mil los que habían quedado de los trescientos mil que eran de la parte de México. le tenía en m ucho más su persona j y que (no) era dino de culpa ninguna. Ixtlilxúchitl prendió y llevó consigo a estos señores. G uatem uz respondió que había rogado a Gonzalo de Sandoval y a G arcía de Hol­ guin que las dejase estar en las canoas. llevó consigo a G uatem uz y su familia y a m üchos . y Tlacahuepantzin hijo de M octehecuzom a. 226 F. C ortés le respondió con doña Marina e Aguilar. com o la llama Bernal Díaz. y la gente más ilustre llegó a consolar a su rey. el rey de México C uauhtem octzin y la reina Tecuichpotzin y el rey de Tlacopan T etlepanquetzaltzin con otras perso­ nas distinguidas. y no pudo hacerlo solo. e que antes se le ha de S tener a bien que a mal.D. tu persona y poder. y otros m uchos. a la reina y demás señoras las m andó llevar a la ciudad de Tezcoco con m ucha guarda. IX T L IX O C H ITL IN T E N T O PRE N D E R A CUAUHTEMOCTZIN. 226 B. C U AU H TEM O C TZIN O RD EN A A SU PUEBLO DEPONER L A S A R M A S . 416 IXTL. con m uchas señoras. M andó C ortés se fuesen a C uyuacán.C.' p or haber sido tan valiente. viendo a su rey dejaron las armas. por andar en canoa no tan ligera com o un bergantín. así lo h izo y se subió por una torre alta. que procuró harto de prender por su m ano a Q uauhtém oc. y en la otra (canoa) iba la reina Pagara tzin O xóm oc. pudo alcanzar dos en donde iban algunos príncipes y señores. m ujer que fue del rey Cuitláhuac. y el m ism o G uatem uz le iba a echar ) m ano dél. Cortés le rogó m andase a los suyos se rindiesen.C. y quél m andará Méjico y sus provincias de antes.176 DOLORES ROLDAN IXTL. Cortés envió por ellas. como eran T etlepanquetzatzin del reino de T lacopan. PREND IO A TE T LE P A N Q U E TZA T Z IN Y OTROS.

Y cuando hubieron llegado a casa de C oyohuehuetzin. 162/3 L O S E SP A Ñ O L E S S A Q U E A R O N L A CIUDAD Y C A Ñ O N E A ­ R O N A L O S IN E R M E S VEN C ID O S Este día. a su lado se sentó M alintzin. S U RO PA E S T A B A SUCIA.CODICE DE CUAUHTEMOC 177 principales. allí se sentó el M arqués. el tesorero Tlazulyautl. Vienen cogien­ do del m anto a C uauhtém oc. su bendita m adre. lo llevaron a A cachinanco ya de noche. a un tem plete allí colocado. T etlepanquetzaltzin. C ihuacóatl. con bordados de color. E ntonces se sentaron. C oanacotzin. el jefe de México A chcauhtli. Lrracias a N uestro Señor Jesu­ cristo" y a N uestra Señora la Virgen Santa M aría. ninguno con su escudo. Tam bién T lacutzin. una m anta m ulticolor hacía som bra al capitán. p edrería y plum as. m ucho más agua que otras veces. IXTL. ten ía puesta una m anta de hilo de m aguey de color verde. Se prendió G uatem uz y sus capitanes en trece de agosto. C U A U H TE M O C TZIN Y L O S PRIN C IPALES. V enían en fila los españoles. TLAT. Después de que C uauhtem octzin fue entregado. luego subieron a la azotea. oro y plata. 227 I. Después se fueron derecho a A tactzinco. nuevam ente vinieron m uchos españoles. depués de haber saqueado la ciudad. tom aron los españoles para sí. 1521 A G O ST O 14. los tres vienen en fila. Llovió y relam pagueó y tro n ó aquella tarde y hasta m edia noche. M otelchiuhtzin el jefe de H uitznáhuatl. pero al siguiente día. a Gonzalo de Sandoval y a los dem ás capitanes que cada uno fuese a su real. cuando había ya un poco de sol. iban arm ados de guerra con cotas y con cascos de m etal. y Petlauhtzin intendente de la Casa Negra. ansimismo m andó a Pedro de Alvarado. dos filas que se prolongaban y acababan m uy lejos. el sumo sacerdote C oatzin. y los soldados las m antas y demás cosas. en donde está la casa del T lacochcatl C oyohuehuetzin. Y desque se hobo preso G uatem uz quedam os tan sordos com o si de antes estuviera un hom bre llam ando encim a de un cam panario y tañesen m uchas cam panas. tam bién era su final. ninguno con espa­ da. a hora de vísperas' en d ía de señor San H ipólito. con fleco de plum a de colibrí com o suelen usar los . lejos llegaban las filas. C uauhtém oc estaba a su lado. año de mil e qUíñíeñtos y veinte y un años. Am én.

to d a esa m anta estaba sucia y no ten ía puesta o tra cosa. M ixcoatlailótlac (T em ilotzin). tam bién ten ía puesta u n a m anta tejida de fibra de m aguey con fleco y ribete de flores. C U A U H TE M O C TZIN A U T O R IZ A A S U PU EBLO S A L IR D E T E N O C H T IT L A N Y TLA TE LO LC O . tam bién estaba m uy sucia. U nos van p o r agua. van al rum bo de X o x o h uiltitlan.C. que era lástim a de los ver. salgamos! ¡Vamos a com er hierbas!” . pegado a él estaba el yo p i caballero Popocatzin. G uatem uz rogó a C ortés diese licencia para que el po d er de M éjico saliese. T lacotzin. . m uy m anchada. que sobren ropas sucias.D. TLAT. sucios y hediondos. Al otro lado estaban los de T enochtitlan. llenas de hom bres y m ujeres e criaturas. lo pusieron en una barca. T odos los que h ab itaban en barcas y los que hab itab an sobre arm azones de m adera enclavados en el lago. están irritados los españoles porq u e aún lie-. am arillos. y cuando allá hub iero n llegado. 424 I. Y cuando tal cosa oyeron.178 DOLORES ROLDAN TORQ 571 I. 163 B. m uchos en esta ocasión m urieron. Aún allí m atan a algunos. van algunos su m acana y su escudo. otros van p o r el cam ino grande. Iba el Rei Q uauhtém oc. Pero se em pieza la huida. van al rum bo del Tepeyácac. van al rum ­ bo de N onohualco. Luego seguía A huelítoc. lo llevaron a la casa de C oyohuehuetzin. luego em pezó la huida general. en tres días con sus noches en todas tres calzadas. P etlauhtzin. el sum o sacerdote C oatzin. Los que habitaban las casas de la ciudad van derecho hacia A m áxac. que aunque rica y bien labrada. A su lado (de C uauhtém oc) en seguida estaba C oanacotzin rey de T etzcoco. no es m ucho. y tam bién m anchada. hacia el bifurcam ien to del cam ino. M o telchiutzins jefe de M éxico A chcauhtli. Luego to m aro n un cañón (los españoles). lo subieron a la azotea. el tesorero T lazolyauhtl. tan flacos. allí se desbandan los pobres. nadie va. estaba m ui sucia. vestido de sola una m an ta. Luego o tra vez m a­ tan gente. E ntonces gritaban y decían: “ ¡Es b astan te. pero donde faltaba lim pieza de libertad. con esto va a acabar la guerra. Pero al rum bo de X óloc o al de M azatzintam alco. Luego seguía T etlepanquetzaltzin rey de Tlacopan. tam bién no ten ía m ás que u n a m an ta de hilo de m aguey. 161 de Ocuila (C om arca M atlazinca y C hontal). con flores labra­ das esparcidas p o r to d a ella. TLAT.

[gusanos. escogen m ujeres blancas. En los cam inos yacen dardos ro to s. y en las paredes están salpicados los sesos. 181 I. . Con los escudos fue su resguardo. Y M A R C A N C O N FU EG O A L O S VENCIDOS. TLAT. están requisionando a las gentes. L O S E S P A Ñ O L E S B U S C A N ORO. p o r sus cabellos. de trigueño cuerpo. . A algunos les m arca­ ron con fuego ju n to a la boca. Y tam bién se apoderan. y cuando las bebim os. los valientes y los fuertes. TLAT. El llanto es general. lagartijas. p o r todos la­ dos les pasan la m ano. las m ujercitas lle­ vaban las carnes de la cadera casi desnudas. 162 ANON. G olpeábam os. Los pequeñitos son llevados a cuestas. . rato n es. H em os com ido palos de co lo rín . los de corazón viril. P or su p arte los españoles. de allí la [arrebataban. los cabellos están esparcidos.CODICE DE CUAUHTEMOC 179 ANON. piedras de adobe. p o r sus orejas. al borde de los cam inos. to d o era harapos lo que vistieron. tam bién jovenzuelos que fueran sus servidores. a unos en la m ejilla. hilachas com o camisa. en ta n to . a otros les daba el agua hasta el cuello. algunas m ujeres a la h o ra del saqueo se u n taro n de lodo la cara. algunos se ahogaron en el agua m ás profunda. a unos les daba hasta el pecho. los m uros de adobe. TLAT. sus m andaderos. tierra en polvo. M U JE R E S. Pero ni con escudos puede ser sostenida su soledad. es com o si bebiéram os agua de salitre. se fueron p o r el agua. Al salir (los vencidos) iban con andrajos. hilachas p o r faldellín. D estechadas están las casas. . . y era nu estra herencia u n a red de agujeros. Com im os la carne apenas sobre el fuego. hem os m asticado gram a sálitrosa. p o r sus senos. la com ían. les abren las faldas. Pero algunos van alegres. p o r todos lados hacen rebusca los cristianos. 162 y los hab itan tes de Tolm ayecan. van divirtiéndose al ir entrelazados en el cam ino. Rojas están las aguas. T am bién fueron separados algunos varones. TLAT. G usanos pululan p o r calles y plazas. enrojecidos tienen sus m uros. en el fuego m ism o. de piel trigueña. 178 I. están com o teñidas.

D. sólo era nuestro precio veinte to rta s de gram a salitrosa. Basta: de un pobre era el precio sólo dos puñados de m aíz. No se ha halla­ do generación en m uchos tiem pos. un d ía 1-Serpiente. en nada fue estim ado. que todas las casas y barbacoas de la laguna estaban llenas de r cabezas y cuerpos m uertos. h ed ía ta n to que no h ab ía hom bre que lo pudiese / sufrir. que yo no sé de qué m anera lo describa. Aquellas casas adonde se h a b ía re tra íd o G uatem uz. todo estaba lleno de cuerpos j m uertos. el Tlacóchcal C oyohuehuetzin y T em ilotzin. am én. CO RTES DIO LAS GRACIA S A SUS ALIADOS I b id . en las calles y en los m ism os patios del T atelulco no h a b ía o tra cosa. plum ajes de quetzal.C. del sacerdote. 423 Buscan oro. y no podíam os andar sino entre cuerpos y cabezas de indios m uertos. 425 N uestros amigos C hichim ecatecle y dos m ancebos X icontengas. 181 B. precio del joven. 424 B. y hasta las cortezas de algunos árboles. O ro. TLAT.C. Se nos puso precio. sólo diez to rta s de m osco. Hallóse la ciudad com o arada y sacada las raíces de las hierbas que h abían com ido. jades. que tan to sufriese ham bre. Yo he leído la destrucción de Jerusalén. m as si fue más m o rtan d ad questa. C ortés estuvo m alo del hed o r en aquellos días questuvo en T atelulco. i C uando nos hubim os dispersado. e . m antas ricas. no lo sé cierto. Y esta fue la m anera com o salió el pueblo. todo eso que es precioso. a las orillas de las casas de los extraños. digo. En la fecha eri*\ fque nos esparcim os fue en T laxocim aco. Nada les im portan los jades. que ju ro .D. j guerreros de todas las provincias y pueblos subjetos a Méjico que allí se hab ían acogido. los señores de T latelolco fueron a establecerse a C uauhtitlan: son T opantepoctzin. agua dulce no les hallam os sino salada.180 DOLORES ROLDAN ANON. hijos de X icontenga “ El Viejo y Ciego” . del niño y de la doncella. se fue a m eter a los rincones. guerrearon valien­ tem ente co n tra el po d er de Méjico y nos ayudaron m uy bien. las plum as de quetzal y las turquezas. sed y continuas guerras. M A S M O R T A N D A D QUE E N JE R U S A L E N . En un año 3-Casa fue conquistada la ciudad.

dando palabra a C ortés de ayudarle en todo lo que les quisiese m andar. robaron las casas. C ortés les dio m uchas gracias porque nos habían ayudado. e con m uchos prom etim ientos que les haría señorear y les daría el tiem po adelante. y luego fueron a Coyoacán con to d o el ejército. 227 . y los tlaxcaltecas. y los más niños. pinturas y rela­ ciones. no se las dejaron. que se decía Súchel (Ixtlixóchitl) hizo cosas de valiente y esforzado. Llevaron m uchos hom bres y m ujeres por esclavos.T. y aun las casas y unas pocas de tierras en que vivían sus descendientes. Me espanta de Cortés. y se fueron a sus tierras. 11-77 "Hernando C ortés herró m uchos esclavos en la tom a de M éxico y m andó vender tam bién com o esclavos a más de tres-' cientos prisioneros en la expedición que hizo al Pánuco. y entre ellos casi toda la nobleza m exicana. en donde se despidieron con todos los señores de Ixtlilxúchitl. los palacios de N ezahualpilzintli y quem aron parte de los archivos reales. de los m exicanos m urieron más de doscientos cuarenta mil. sino de los tlaxcaltecas. e otros m u ­ chos capitanes. com o se ha visto. 226 C O R T E S N O REC O N O CIO L A L E A L T A D D E IX T L IX O CHITL. ya que no se le dio ningún prem io. de m ás de doscientos mil que fueron de la parte de los españoles. los cuales según todos los historiados dicen que. especialm ente la de D. IXTL. con su ayuda y favor ganó. según las historias. lo cual no hicieron los acolhuas y demás provincias.R. no diera noticia de él ni de sus hazañas y heroicos hechos. nadie se acuerda de los aculhuas tezcucanos. pues que apenas quedaron algunos señores y caballeros. IXTL. V. que siendo este príncipe (Ixtlixóchitl) el m ayor y más leal amigo que tuvo en esta tierra. sino que lo que era suyo y de sus antepasados se le q u itó . que después de Dios. los despidió.CODICE DE CUAUHTEMOC 181 de don F em ando señor de Tezcuco. A C O YO A C AN . y to d o el oro que cogían se lo daban a los españoles.A. m urieron de la parte de Ixtlilxúchitl y reino de Tezcoco. ochenta días cabalm ente. el cual se los agradeció m ucho.P. Duró el cerco de M éxico. y de poca edad. más de trein ta mil hom bres. M. Alonso A xayaca. huexotzincas y cholultecas se despidieron de él.S. más aínas venían a robar que a ayudar. tierras y vasallos.

prisioneros son los reyes” .182 DOLORES ROLDAN Van hacia Coyoacán.K. A. R esponde el rey C uauhtem octzin: “ Oh sobrino m ío . NAH. C oanacoch. ¿Quién eres tú . 11-94 Pasados los nueve días son llevados en tu m ulto a Coyohuacan C uauhtem octzin. estás cargado de hierros. mi sobrinita!. LIT. Códice Vaticano A. que te sientas ju n to al Capitán General? ¡Ah es doña Isabel. Los confortaba T lacotzin y les decía: “ Oh sobrinos m íos. T etlepanquetzaltzin: prisio­ neros son los reyes.M. estás preso.G. tened ánim o: con cadenas de oro atados. . HIST.

. . serás esclava. que te sientas ju n to al C apitán General?. ¡Ah es doña Isabel.sin em bargo. es verdad. mi sobrinita!. es verdad. ¿Quién eres tú. es donde se dan a conocer los hom bres. sólo cantos tristes se difunden a q u í en M éxico y en Tlatelolco. pero allí. el quetzal será tejido 7. Por cierto. prisioneros son los reyes!” . en C oyohuacan. (En las negras paredes del M éxico que m o ría iban a b ro tar las flores de la tristeza con esta m elancólica frase:) Sólo flores tristes. I 7 Habrá un hijo. ¡Ah. prisioneros son los reyes!. serás persona de o tro: será forjado el collar.CODICE DE CUAUHTEMOC 183 ¡Ah.

cuando fuim os al banquete no h a b ía asientos ni mesas para la tercia p arte de los soldados y capitanes. cuando h u y e ro n de M éxico. C O R T E S E X IG E A C U A U H T E M O C T Z IN M A S ORO. que anduvieron sobre las m esas después de haber com ido que no acertaban a salir al p a tio . que m e parece cosa para re ír y ansim esm o valiera m ás que no la hobiera. otro s decían que h ab ían de com prar caballos con sillas de oro. El capitán convoca a los reyes y les dice: “ ¿D ónde está el oro . C ortés m andó hacer un b an q u ete en C uyuacán p o r alegrías de la h ab er ganado. TLAT. y valiera m ás que no se hiciera po rq u esta plan ta de N oé hizo a algunos hacer desati­ nos.C. otro s iban gradas abajo rod an d o . ten ía m ucho vino de un navio que h ab ía venido de Castilla.CAPITULO V DESTRUCCION Y CRUELDAD B. e haber ofrecido ciertas m andas a Dios N uestro Señor. Para la fiesta m andó convidar a todos tres reales. y su aljaba las h abían de ha­ cer de oro de las partes que les h ab ían de dar. Ya que h abían alzado las m esas salieron a danzar las dam as con los galanes cargados con sus arm as de algodón. C uando h u b o cesado la guerra se puso C ortés a pedirles oro que hab ían dejando en el canal de los toltecas.D. 424 I. 164 F E S T IN D E L O S E SP A Ñ O LE S. Después que se ganó esta grande ciudad y haber dado m uchas gracias a Dios N uestro Señor y a su bendita m adre N uestra Señora. ten ía puercos.

p o r m anera que los oficiales de la hacienda del rey decían y publicaban que G uátem uz lo te n ía escondido y que C ortés holgaba dello p o rq u e no lo diese y habello to d o para sí. diadem as de oro. no es esto que está a q u í? ” . ¿no acaso to d o se lo llevaron?” .D. ajorcas de oro para los brazos. E ntonces M alintzin le dice lo que el capitán decía: “ Sí. B usquen los principales” .gran privado. capacetes de oro. H obo fam a que el oro lo h a b ía echado G uatem uz en la laguna. ¿no to d o lo m ostraron? ¿no se ha ju n ta d o en T exopan? ¿Y lo que to m a ro n nuestros señores.C. Y p o r estas causas acordaron dar to rm e n to a G uatem uz y al señor de T acuba. TO RM ENTO A C U A U H TE M O C TZIN . T odo lo pusieron delante del capitán. to d o cuanto a nu estro palacio llegaba noso tro s lo encerrábam os bajo pared. E ntonces responde el cihuacóatl T lacotzin: “ Oiga p o r favor. 428 . pero en el canal de los toltecas nos lo hicie­ ro n dejar caer en el agua. TLAT. to d o se ju n tó en u n a m asa y se m arcó con sello. I. ¿acaso n o y a p o r esto han sido llevados presos los que lo hayan m erecido?. y que los teules (españoles) que andaban en los bergantines ro b aro n su p a rte . es verdad. bandas de oro para las piernas. E ntonces vienen a sacar de una barca to d o el oro. (T etlepanquetzaltzin) que era su prim o y . 164 ANAL. acaso ellos la hayan to m a d o ” . les a to rm en ta ro n e que les qu em aro n los pies con aceite. C uauhtém oc. p o r favor. discos de oro. Barras de oro. aquel oro.186 DOLORES ROLDAN que se guardaba en M éxico?” . la gente de T en o ch titlan no suele 'pelear en barcas: es cosa exclusiva de los de T latelolco. dem ás desto lo h a b ía n rob ad o los tascaltecas y los de T ezcuco y G uaxozingo y C holula y to d o s los dem ás nuestros amigos (aliados) questaban en la guerra. to d o lo tom am os. cuatro días antes que se prendiese. TE T LE P A N Q U E T Z A L T Z IN Y T L A C O T Z IN . 74/5 E ntonces habla T lacutzin: “ Oiga. E ntonces C uauhtém oc le dice al C ihuacóatl: “ ¿Qué es lo que dices C ihuacóatl? Bien pudiera ser que lo hubieran to ­ m ado los tlatelolcas. T odo lo tenéis que p resen tar” . TLAT. Y señaló con el dedo. Luego dice el capitán: “ ¿No m ás ése es el oro que se guardaba en M éxico? Tenéis que presentar a q u í to d o . B.

el cual con tiem po lo rem edió. viendo a su rey Q uauhtém oc a to rm en ta d o p o r el tesoro. com o se lo dijo Ixtlilx ú ch itl. Juan C ano respondió: Avéis de saber que así a G uatim uzin com o al rey de T acuba. unos ahorcados y a otros les echaron los perros que los despedazaron. TLAT. porque le diesen sus tJjessoros. D E L O S R E B E L D E S POR E L TO R M E N TO D A D O A C U A U H TE M O T ZIN . C ortés conociendo el riesgo lo m andó soltar. que se decía T etepanquezal. Después quem aron los pies al Q uauhtem octzin. entre ellos fue C ohuanacoxtzin. 2 3 3 /4 C uando los enviados de los señores de T latelolco se hu b ie­ ron ido. se am otinaron. en la p u n ta de la caña. viendo no se hallaba el tesoro. y fueron m uchos de ellos sentenciados a m u erte. van allá y lo cuelgan en un palo de la casa del A u itzotzin.DE GOM. la herencia de nuestros soberanos. C uando lo quem aban m iraba m ucho al Rey. 75 CRIS. F ernando C ortés dio to rm en to s e quem ava los pies e las m anos al dicho Cuauhtem octzin. C uando "am aneció lo trajeron (¿C uauhtém octzin. que daba ocasión a que se tom asen a rebelar. de lo cual se enojó m ucho Ixtlil- . m andó quem ar vivo a un caballero criado del rey C uauhtém oc. 76 ANAL. 1-107 OVIEDO 135 L.\ CODICE DE CUAUHTEMOC 187 ANAL. para que habiendo com pasión le diese licencia de m anifestar lo que hab ía: Q uauhtém oc lo m iró preguntán___ ____ ___ dole: “ si estab a él eri^lgúji4em axcal^ — . quem ándoles los pies e u n tá n ­ doles las plantas con aceyte e poniéndolas cerca de las brasas y en otras diversas m aneras. del fuego no confesó (Tinacotzin_ X ihuacóatl) a cuantas preguntas le hicieron. Los señores m exicanos que habían escapado de la guerra de M éxico. y lo am arraron a un palo. 2 2 7 /8 IXTL. e al señor de T ezcuco. C ortés estaba en C oyoacan. y adem ás se alzaron o tra vez co n tra C ortés. el capitán H ernán C ortés les hizo dar m uchos to rm en to s e crudos. C O A N A C O T Z IN IB A A SE R D ESPE­ D A Z A D O POR P E R R O S. el m osquete. DEOJ. TLAT. le dijo que sabía claram ente que era en vano cuanto hacía y gran inhum a­ nidad. Ix tlilxúchitl no pudo sufrir la crueldad de C ortés. E ay m ism o vido después quel dicho D. T etlepanquetzaltzin?). se acercan a los soberanos de T enochtitlan y les hacen hablar. T O R T U R A A O T R O A L L E G A D O D E CU AU H TEM O C TZIN. ^'E l caballero tuvo tan to sufrim iento que aunque m urió en el torm ento. 75 IXTL. y fueron presos los m ás culpados. Allá acabó la espada.

I. o si acaso su bezote. ningún soldado las quiso tom ar. o en sus insignias de guerra. N O HU BO M A S ORO. 4 2 8 /9 xúchitl contra C ortés. 182 M A S F E R O C ID A D POR ORO. o su luneta de la nariz. TLAT.188 DOLORES ROLDAN B.D. H abían hecho m uchas pesquisas y todos los m ayordom os de G uatem uz decían que no h ab ía más de lo que los oficiales del rey ten ían en su poder. En este tiem po se hace requisa de oro. entré yo y o tros soldados. o tal vez su dije pendiente. se reju n tó to d o cuanto se pudo descubrir. su colgajo del labio. y m uchas joyas y piezas de poco valor que eran del m ism o G uatem uz. Fuim os con el G uatem uz a las casas en que solía vivir. Después dijeron que cabían a los de a caballo a ochenta pesos. luego ha de juntarse. se investiga a las personas. y de allí sacó el real quinto y o tro q u in to de Cortés. ellos m ism os fueron con nosotros adonde lo habíam os sacado y to rn aro n a sacar obra de ochenta o noventa pesos. y a pesar de los españoles. h ab ía m uchas sospechas que lo ten ía escondido Cortés. E ntonces m urm ura­ m os de C ortés que m ás conquistados nos tra ía que la conquista que dim os a Méjico. se les pregunta si acaso un poco de oro tienen. to d o cuanto sea. En la laguna adonde nos decían que h a b ía echado el oro G uatem uz. estaba una com o alberca y sacam os un sol de oro com o el que nos dio M ontezum a. que ya lo h ab ían fundido y hecho barras. lo cual nos lo dem andó Cortés y el tesorero Julián de A lderete. que eran hasta trescientos y ochenta mili pesos de oro.C. siem pre sacábam os piecezuelas de poco precio. a los ballesteros. si lo rescataron en su escudo.«Luego lo . Y hecho así. si allí lo tuvieron guardado. escopeteros y rodeleros a sesenta o cincuenta pesos. le m andó q u itar de los perros que ya le querían despedazar.

Los m aniatan. herm anos y deudos ju n ta ro n joyas y piezas de oro. el cual dijo que era poco para rescatar a un gran señor com o era su herm a­ no. Allá m urió el sacerdote que guardó el (ídolo de) U itzilopochtli y ellos investigaron d ónde se en contraban los bienes del brujo y los del sacerdote T ótec. que ya estaba bien castigado. sus prim os. C uando aparecieron. Y C O RTES. el cual se lo dio a C ortés. flaco y m altratad o y le curaron. el capitán de H uitznáhuac. 228 B. H uitziltzin de T epanecapan. se lo enviaron a Ixtlilx ú chitl. porque te n ía los pies bien lastim ados.C. el huasteco. T E T L E P A N Q U E T Z A L T Z IN D IC E TE N E R O RO P A R A QUE L O S E S P A Ñ O L E S LO M A T E N . en donde sus vasallos lo recibieron con hartas lágrimas de verlo tan enferm o. que m andase tra e r cierta cantidad de oro de Tezcoco para rescatar­ lo y enviárselo al E m perador.C. Y se fueron a buscar oro en C uitlahuactonco. Ixtlilxúchitl envió a Tezcoco p o r el oro que h a b ía quedado y se lo dio a C ortés. O R O P A R A L IB E R A R A C O A N A C O T ZIN . Envió segunda vez a T ezcoco. C ortés respondió que hasta que de España viniese recado del E m perador no le p o d ía soltar y si tan lastim ado estaba.D. 427 viene a presentar uno de sus jefes. el Cuezacaltzin de Tlapala. El señor de T acuba dijo que te n ía en Tacuba ciertas cosas de oro que le llevasen allá y lo d aría. M andó C ortés a G uatem uz que adobasen los caños de . allá los h abían llevado. del sacerdote del incienso. E L A U T O C R A T A . e yo fui y cuan­ do allá llegamos dijo el cacique que p o r m orirse en el cam ino h a b ía dicho aquello. los llevan o tra vez a C oyouacan. S E Ñ A L O E L A R E A P A R A L O S E SP A Ñ O L E S. y P o tzo n tzin de C uitlachcohuacan. Ix tlixóchitl le dijo a C ortés le quitasen a su herm ano los grillos. E ntonces ellos se los confesaron cuando la gente fue llevada a X altocan. 75 B. que no ten ía oro ni joyas ningunas. 4 29 IXTL. ahorcaron a am bos en m edio del cam ino en M azatlan. Sus bienes estaban guardados en Q uachilco.D. TLAT. C U A U H T E M O C T Z IN D ISPU SO L A R E S T A U R A C IO N D E L A CIUDAD. Y S U S A D M IN IS T R A D O ­ R E S. fue Pedro de Alvarado y seis soldados. C uando nuestros señores fueron allá a buscarlo. no hobim os m ás oro. que le m atasen. y rescató a su herm ano y lo envió a T ezcoco.CODICE DE CUAUHTEMOC 189 ANAL. en la casa del Itzp o to n q u i.

572 ANAL. que después se llam ó D on Ju an . T E M IL O T Z IN E N C A P O L T IT L A N Y U E U E T Z IN E N A T IC PAC. el soberano de C olhuacan. la gente em pezó a regresar nuevam ente para establecerse en T latelolco. p o r parecerle ofensa que h a c ía al Rei Q uauhtem oc. el soberano de U itzilopochco.190 DOLORES ROLDAN A. Después de estos acontecim ientos. a un Principal. y lo rehusa­ ba. y provincias. Después ord en aro n que gente xochim ilca fuese descarnada p o r perros y que E cam extlatzin de T etzcoco fuese descarna­ . para fijar los derechos de pesca de T latelolco (O bviam en­ te para C ortés). N uestros am os. y aunque se excusaba. A Q uauhtem oc le quedó el S eñorío de la o tra p arte de T en u ch titlan . com o lo fueron to ­ dos sus antecesores) dijéralo él quando vivía. que es una copia hecha en 1523. to davía no h a b ía n llegado a establecerse. que hiciese lo que le m andaba el C apitán y vivió en el G oviem o de Tlatelulco m uchos años. Y el D on Juan U euetzin va y se establece en A ticpac. A am bos los a horcaron allá. A H U E L IT O C T Z IN . al fin lo acep tó . los cristianos. lim piasen las calles. que tuvo h a rta ocasión de sentirlo. puentes y calza­ das bien aderezadas. les señaló qué p arte h a b ía n de dejar desem ­ barazada para que poblásem os nosotros. y C ortés se hizo Señor de M éxico. p o rq u e Q uauhtem oc le dijo. y de to d o s sus Reinos. de un original precortesiano de 1430. L E Y E S P A Ñ O L A D E H O R C A Y P E R R O S FERO C ES. en el año 4 T ochtli. Después viene T em ilotzin y se establece en C apoltitlan. que le hicieron de su S eñorío (que al fin era Rei. 75/6 agua de C hapultepeque. Y al T lacatécatl y así com o al T lillancalqui de Q u au h titlan los m an d aro n descarnar p o r perros. Plano de la O rdenanza de C uauhtém oc. C uando fuim os a establecernos en T latelolco. Nos tranquilizaron única­ m en te p o r quedarse ab solutam ente en C oyouacan. que si sintió u n o esta división. fue m andado hacer p o r el tlacatecu h tli C u auhté­ m oc. Allá ahorcaron a M acuilxochitzin. CASO 42 TORQ. Este plano. palacios y casas hiciesen nuevam ente. M urie­ ron C oyoueuetzin y T op an tem o ctzin en Q u au h titlan . antes de dos m eses. TLAT. Uamado A huelitoctzin. SE Ñ O R D E T L A T E L O L C O . que Y o digo. D espués a P itzo tzin . Y con esto se acabó esta J u n ta . estuvim os (to d av ía) co m p letam en te solos. Hizo Señor de T latelulco.

com o h a b ía dispuesto el capitán general que se hiciera. Z ihuatlan. T o x tep ec. encarcelándolo. enviaron gente de guerra los españoles para sujetarlos. envió a su herm ano para que diesen el parabién a C ortés. . C ortés tuvo que som eter a G uatzacoalco. CHIMAL. M andaron refuerzos en favor de T epeaca y Itzocan co n tra los reinos de la M ixteca.solam ente. tem iendo no fuesen sobre su reino. Tam bién en to n ces fue cuando se encarceló al dicho Pázotl. con la pri­ sión y m uerte de Cacam a. 242 do p o r perros. tam bién a T ehuantepec y T zacatecan. H u atoxco. SE ENTREGA IXTL. Q uecholan. C uatro coyouaque h u yeron ju n to s. ofreciendo servir al E m perador y ser am igo. En T o to tep ec in te n ta ro n quem ar a los españoles. T zapoteca y H uaxacac (O axaca) que los agredían. Q uetzaltépec. 229 El rey de M ichuacan llam ado C atzontzi. A los dos m eses de perm anecer en C oyoacán. Tlazquiauhco. allá se desbarató el pueblo de todas las partes. nadie los h a b ía acom pañado. LOS NATIVOS INTENTAN DEFENDERSE Provincias de T excoco. estaban rebelados y m ataron españo­ les que buscaban oro y esclavos.CODICE DE CUAUHTEMOC 191 MUN. cuando ya se vinieron a dar vasallos a las gentes. U nicam ente trajeron consigo sus libros pintados. pero le dieron m uerte. H abían venido únicam ente a establecerse aquí. y a los señores m exicanso el pésam e de sus trabajos y persecución. C uando los hubieron licenciado se fueron a A zcapotzalco. Tabasco y otros. Y ya que llegan a C oyoucan. cuando ya se dieron regalos a la gente. tuvo noticia de la destrucción de M éxico. tam bién estaban rebeldes C oaztlahuac. hacia las costas del m ar. TZINMTZINCHA-TANGAXHUA (CALTZONTZJN) DE MICHOACAN. CUAUH. pero solam ente tres llegaron. Después licencian del cautiverio a los señores de T enochtitlan.

y los cuales viéndose m uy oprim idos de los nues­ tros (españoles). y después de haber sujetado estas provincias. te n ía n o ticia de su riqueza. C ristóbal de O líd fue vencido p o r los de Colim an. y poblado C olim an se to rn a ro n los nuestros. Fray Pedro de Gante. Z elim átlac. y fueron sobre Colim an. se rindieron con los de Im piltzinco.DOLORES ROLDAN CORTES IRRUMPE EN TODA ANAHUAC C ortés m andó españoles a Z acatula para labrar bergantines y dos carabelas para descubrir to d a la costa y buscar islas. y tam bién a los de Impiltzinco y nunca los p u dieron sujetar p o r ser gente m uy belico­ sa. se fueron de a q u í a Z acatulan en donde to m aro n m ás gente. y otro s pueblos. que está sesenta leguas de Z acatulan. . C ortés m andó castigase a los de C olim an. Zihuatlan.

Luego fueron a Chila. tuvieron una cruel batalla. a m edida que am bos intercam bian conocim ientos. prim o de su m ajestad. Juan de T ecto y Juan de Ayora. m uy distintos a los españoles que conoce. envió aviso al E m perado nuestro señor. que era donde desbarataron a F rancisco de G aray. y trajeron to d o s los trib u to s de los años que no h abían dado. C ortés le dijo a Ixtlilxúchitl le daba en n om bre del E m perador. Itziuhcóhuac y C holuia.CODICE DE CUAUHTEMOC 193 LLEGA FR. CHIMAL. ENTRE LOS RECEPCIONISTAS SE ENCUEN­ TRA XOLOTL Y SU NIETO IXTL. m urie­ ron de los de Ix tlilxúchitl. TRAD. Al observar la santa conducta de los frailes. que está cerca de la m ar . Francisco. 232 ALV. vinieron los que estaban rebelados a darse. E n tre la m u ltitu d que recibe a los prim eros frailes se en­ cuentra X ólotl y su nieto . Llegaron a A y o to x titla n . hab ían m u erto a ciertos españo­ les. les dieron guerra. 233/5 1523. Pedro de G ante. C ortés no le repitió más. Al principio el fraile no le to m a im portancia p o r su fam a de loco. la estim ación es recíproca. ¿DONES DE CORTES AIXTLIXOCHITL? IXTL. fueron heridos c incuenta españoles. m ás de cinco mil y de los enem igos tres tan to s m ás. . com o eran los prim eros. entre ellos el Padre Fr. IXTLIXOCHITL INCONDICIONAL A CORTES. y pedirle despachase religiosos para la conversión de los naturales. 1523 A G O ST O 13. a Fray Pedro de G ante se le acerca. el viejo se im presiona hasta las lágrimas de verlos vestidos hum ildem ente. JUAN DE TECTO Y JUAN DE AYORA. de to d o lo que h ab ía hecho. Com o hubiese C ortés ganado a M éxico. Ix tlilxúchitl le respondió que lo que le daba era suyo y de sus antepasados. CONTI­ NUAN LOS CRUELES SOMETIMIENTOS F ue C ortés sobre P ánuco. O tum ba. visto p o r Cortés y Ix tlilxúchitl que no q u erían darse de paz. M arzo 19. PEDRO DE GANTE. Su m ajestad envió esta vez cinco o seis religiosos de la orden de S.

en lo cual se echa de ver claram ente que los prim eros españoles que vinieron a estas partes sin amigos. y al rey Q uauhtém oc. y cargaron ta n to que p o r poco fueran vencidos y m u erto s los nu estro s. fueron condenados a m uerte y quem ados. salía siem pre vencedor p o r ten er amigos. 236 PIDE GUERREROS A CUAUHTEMOCTZIN Los españoles que h ab ían quedado en Pánuco. C hiapan. INVASION HASTA GUATEMALA En el año de 1523 teniendo noticia que los de Q uauhtem alan. y los vestidos y arm as colga­ dos p o r las paredes. y m ataro n infinidad de indios. cu atro cien to s caballe­ ros y capitanes. H alláronse en este castigo sus propios hijos. e n tra ­ ron lo saquearon to d o . y así m ataro n más de cuatrocientos de ellos. eran de poco efecto . que les fue forzoso rebelarse. h acían guerra a los que eran de la parte de los . fueron heridos diez m il de los de Ixtlilxúchitl. m urieron grandísim a sum a de ellos. y se lo entregó a C ortés. no pudiendo sufrir a los españoles. y Ixtlilxúchitl con hasta veinte mil hom bres. En los tem plos se hallaron los cueros de los españoles de Garay que los h a b ía n desollado. y cada uno de ellos dio m ás de quince m il hom bres de guerra. Llegados a Pánuco. CORTES IXTL. fueron vistos p o r los ene­ m igos. el cual y sus vasallos hab ían convale­ cido. que donde quiera que él iba a sujetar o ten e r guerra con alguna provincia. y siem pre llevaban lo peor. lo cual suce­ dió m uy a la co n tra a C ortés. el cual lo m andó ahor­ car. O tlatlan . y com o tuviese C ortés aviso de esto. no hallaran ninguno.194 DOLORES ROLDAN C ortés con cien personas y cuarenta de a caballo. especialm ente los herederos para que escarm entasen. F ueron presos p o r los nuestros sesenta señores. X oconuxco y otras provincias de la costa del sur. que si se tardaran un d ía m ás. los cuales eran los que guiaban la danza y c o rrían los prim eros riesgos. hicieron tantas insolencias a los de Pánuco. Ixtlilxúchitl prendió p o r sus propias m anos al señor de T o to té p e c . pidió a Ixtlilxúchitl socorro de gente. de la p arte de G aray. no hallaron m ás que cien españo­ les.

CODICE DE CUAUHTEMOC 195 cristianos p o rq u e les h a b ía n hecho insolencias y agravios. en su sten tar y pagar a los españoles en servicio de Dios y del E m p erad o r n uestro señor. Casi a la m itad del año llegaron a esta tierra F r. prem ios y pagas a sus soldados. F u ero n sobre Q u etzalten an co .C. y m urió de am bas p artes cantidad de gente. luego los vencieron. plata y joyas h a b ía en los palacios de su padre y abuelo. señores y caballeros deudos suyos. en basti­ m en to s. C ortés envió españoles p o r T ehuatépec a X oconuxco. y aun el que te n ía n sus herm anos y deudos. y casti­ garon m uchos lugares especialm ente T zap o tlan . ciudad fuerte y grande. V icario del Papa. El general. con doce com pañeros religiosos (Uno de ellos era Fray T oribio de B enavente o M otolinia) del orden de S. En el año de 1524. que quiere decir en su lengua el fraile p o b re.todos ellos cu an to oro. sus m ensajeros para recibirlos y proveerlos de to d o lo necesario y en donde quiera que llegaban los recibían con m ucha fiesta y regocijo los naturales. com o tuvieron no ticia que h a b ía n llegado al p u e rto . 2 4 2 .D. CHIMAL. que los naturales llam an chicuacen tecp atl (pedernal núm ero 6). p o rq u e cu an to le . pelearon y los desb arataro n . A yudando Ix tlilx ú ch itl. deudos y vasallos en donde le costó h a rto s trabajos y grandísim os gastos. y pusiéronle este n o m b re de M otolinea los caciques y señores de M éjico. y e n to n ­ ces vino con ellos fray T oribio M otolinea. CUAUHTEMOCTZIN FRANCISCANOS IXTL. sus herm anos. a los cuales les cos­ tó la vida a m uchos capitanes. fray Francisco de los Angeles nos hizo m ercedes que luego envió los doce religiosos que dicho tengo. Francisco. 515/6 1524-VI-13. Envió Q u au tém o c y los dem ás señores. 242 B. asim ism o gastó grandísim a sum a de hacienda en proveer las arm adas que se hicieron p o r diversas partes y guerra de M éxico. CUAUH. y fueron heridos m uchos españoles y se sujetó T zapotlan. M artín de V alencia. y dio a. se rehicieron y volvieron sobre los nuestros con m ás ánim o.—Y MANDO RECIBIR A LOS DOCE MUÑ. que fueron los prim eros que convirtieron y bau tizaro n los naturales según la ley evangélica.

Fray Pedro de G ante fundó la escuela para niños. gastó m illares de pesos de oro en hacer la arm ada. (A estos frailes se incorporaron G ante. tam bién porque decían que aquella tierra era rica de m inas de oro. T odos lloran al ver que les arrebatan a sus señores. lo aconsejó Diego V elázquez. y Cristóbal de O lí se alzó con to d o ello. El G uatem uz y los demás caciques. Ya que nos encontram os con los reverendos religiosos. tru jo consigo al m ayor señor de M éjico. . X O L O T L CO N L A M IR A D A D ESPID E A CU AUH TEM OCTZIN. es la despedida que ahoga. el prim ero que se arrodilló delante de Fray M artín de V alencia fue C ortés. E ntre el pueblo que los ve p artir. gobernador de Cuba. y los indios le querían m ucho porq u e era una santa persona. G uatem uz. 525 ALV. Es dem oledor el desconsuelo y desesperanza del pueblo. T eniendo C ortés la gobernación de la Nueva España p o r m andado de Su M ajestad. y que le dio cinco navios bien abastecidos e gran copia de soldados. y tra ía unos hábitos m uy ro to s y andaba descalzo. T ecto y Ay ora). X ólotl alcanza a en c o n trar sus ojos con los de su Señor C uauhtem octzin. lo único que les daba alivio. Francisco. sino a pie.D. y siem pre les predicaba.C 517 Ibid. y m uy amarillos. le dio relación cóm o h a b ía enviado a C ristóbal de O lí a p oblar unas provincias que se nom bran H onduras. C ortés h ab ía enviado al Francisco de las Casas co n tra Cris­ tóbal de O lí. acordó de ir. daban p o r Dios lo daba a los indios y se quedaba algunas veces sin com er. y los h ábitos ro to s. y ansí el G uatem uz y los señores de Méjico. espantáronse com o vieron a los frailes descalzos y flacos. vieron ir a C ortés de rodillas a besarle las m anos. estaba m uy codicioso. m uchos caballos y to d o género de arm as. y no llevar caballos.196 DOLORES ROLDAN HIST. dejó en Méjico buen recaudo de artillería. Es la despedida m ás triste. CORTES LO PER­ SIGUE PARA CASTIGARLO B. y le besó los hábitos y a todos los m ás religiosos. p o r el destino de sus señores que lleva C ortés a su contum az expedición hasta las H ibueras. TRAD. ubicada atrás del convento de S. CHIMAL. p AL REBELDE CRISTOBAL DE OLID.

. despensero G uinea. Era avanzada com ercial y m ilitar ¿ m exica. T eltlap an q u etzatzin y Z ih u aco h u atzin .. p o rq u e los reyes C uauhtém oc y T letep an q u etzatzin . su criado. A lonso de G rado. dem ás que estaban presos. y m uchos otros. Jerónim o Ruiz de la M ota. R odrigo M añuelo. 94 IXTL. rep o stero F ulano de San Miguel. g obernador y capitán general de los m exicanos. Ixlixóchitl no quiso dejar el gobierno a ninguno de sus herm anos.D. zuruja- . cam arero Salazar.CODICE DE CUAUHTEMOC 197 D. m ism a inform ación que le facilitó e x te n d e r sus invaL f siones en el área que dom inaba la Gran C onfederación de A náhuac). y a C ohuanacoxtzin. Se h a b ía de p a rtir para Ibueras. m es de octubre. m aestresala a Juan de Jaso. iba C ortés con pena de O líd. E N C H ALC O S E U NE C O R T E S C O N IX T L IX O C H IT L . a Serván Bejaran o .. Ju an Jaram illo. Serm an. Luis M arín. Francisco M arm olejo. tru jo grandes bajillas de oro y de p lata a cargo de Tello de M edina. Avalos y Sayavedra. G onzalo R odríguez de O. A lonso V aliente.R. m ay o rd o m o C arranza. IX T L IX O C H IT L N O M B R A G O B E R N A D O R E S S U S T IT U ­ TOS. Palacios R ubios. y sujetar de cam i­ no provincias que estaban rebeladas p o r causa de los españoles que les ro b ab an sus haciendas y les h acían mil m olestias. ^ J o planeó en las estadísticas que le elaboró M octezum a X ocoy o tz in . B otiller. G aspar de G am ica. no se e n tre te n ía n en las cosas del gobierno de sus reinos.. H ernán López de Avila. era hom bre de e n ten d im ien to . (Es factible especular que el interés de C ortés para ¿ i n o m b rar gobernador de esta com arca a C ristóbal de O líd. C or­ tés llevó consigo al rey Q u auhtém oc. Llegados a Chalco se ju n tó con Ix tlilx ú ch itl. Pedro de Sau­ cedo. señores m uy poderosos. 247 B. y tru jo un clérigo y dos frailes franciscos (F ray Ju an T ecto y F ray Ju an de Ay ora). tam bién dejó a Z o n teco n y C ohuatecatl para las cabeceras de M éxico y T lacopan. y T latecatzin y M exitzincontzin. Navarrete. A B R U M A D O R C O N T IN G E N T E L L E V A C O RTES. a d oña M arina la lengua. Pedro Solís C.C 525 N A C O O L A S H IB U E R A S. octu b re . 1524. Santa C ruz. Pedro de Ircio. De Mechuacán tru jo (C ortés) o tro s caciques. Izcuincuani. eran m uy pequeños y porq u e no les levantasen testim onios. Diego de M azariegos. m uchos caballeros y capitanes: G onzalo de Sandoval. p o r m édico a Pedro L ópez. A N T E S D E S A L IR . Llegado el tiem po que se h a b ía de p a rtir para Ibueras. Gil G onzález de B.

Los españoles estaban m uy m al con los religiosos.. Tan tem ido estaba C ortés. cinco chirim ías y sacabuches y dulzainas. otro que jugaba de m anos y hacía títere s. ocho m ozos despuela. que n o faltó sino echarlos de M éxico. uno era don Francisco de M ontejo. 527 no a m aese Diego de Pedraza. lo cual o íd o p o r Alonso Izuincuani. caballerizo G onzalo R odríguez de O. R IÑ E N L O S E S P A Ñ O L E S CO N L O S F R A IL E S POR S U D E F E N SA D E L O S N A T IV O S . dos pajes de lanza. C ortés les m andó ir p o r dos cam inos hasta G uzacualco. porque volvían p o r los indios. com o sucedió. agora fuese bueno o m alo. un volteador. que se fuesen a la ciudad de T ezcoco. se casó Juan Jaram illo con doña M arina. no le pudieron convencer. acémilas con tres acem ileros españoles. y los religiosos que no pudieron sufrir ni to lerar las m al­ dades de los españoles. y (a) los n a tu ­ rales les hacían m il m olestias. . y que allí les diese to d o lo que h ab ían m enester sin que se entrom etiesen con ellos los españoles.C. Los conquistadores viejos que se quedaban le hicieron requerim iento a C ortés que no salga de M éjico.D. que p o r todo eran cu atro . Ix tlix ú ch itl envió a decir a Izcuicuani su gobernador. y que pusiese m ucha gente de guardia de noche y d ía para la seguridad de sus personas. de tal m anera que se alzaron y m ataro n españoles. se hacía lo que él qu ería. Soldados y gen­ te extravagante venida de Castilla. otro s m uchos pajes. Salido C ortés. sobre tres mil indios m ejica­ nos con sus arm as de guerra.198 DOLORES ROLDAN IXTL. hizo lo que su Señor le m andó con to d a p u n tu ali­ dad. El T u erto . En un poblezuelo de un Ojeda. que si los religiosos recibían pesadum bre p o r los españoles.) A L A M A L IN C H E C O N J A R A M IL L O . se fueron a T ezcoco. estaban tristes al ver que sus reyes y señores los llevaba C ortés a tan lejanas tierras y presos. im aginando los llevaba para m a­ tarlos a traición. porq u e para todos ju n to s no h ab ría ta n to s bastim entos. C O R T E S CASO E N O R IZ A B A (V E R . E S T A N D O B O R R A C H O . u n a gran m anada de puercos que venía com iendo p o r el cam ino. 2 4 7 /8 B. dos cazadores halconeros. y estuvieron en Tezcoco hasta que vino C ortés e Ixtlixúchitl. p o r am or de los religiosos se apaciguaban. cerca de O rizaba. los españoles estaban encontrados los unos con los otros. sin m uchos otros que eran de su servicios de aquellos caciques.

DE GOM. E M B A JA D O R D E C O R T E S E N TA B A SC O Y X IC A L L A N C O . que se les enviase u n a p in tu ra . 91 IXTL. y al veedor Peralm indes C hirino de Ubeda. m ixtéeos. quien les e x te n d ía e] salvoconducto que los am paraba en la co ntinuación de su viaje al siguiente p u e rto Xicall'anco. en la cual m u rieron h a rto s espa­ ñoles.R. los señores de Tabasco y X ica­ lanco. Situado en la desem bocadura del río del m ism o n o m bre. y hasta N icaragua. C O A T Z A C O A L C O S O V IL L A D E L E S P IR IT U SA N T O . p o r fuerza lo h a c ía ir. etcétera. acabada la p in tu ra se la enviaron. huaxtecos. resultó gran odio y nació u n a gran guerra civil. estaba p in ta d o to d o el cam ino desde X icalanco hasta N aco y n ito (N aco y N ito). C ortés envió desde la villa del E sp íritu Santo.C 528 Se casó Ju an X aram illo con M arina T enepal. No osábam os decir n o . p o rq u e si de antes h acían m al a los naturales.CODICE D ¿ CUAUHTEMOC 199 L. C ulparon a C ortés que lo consintió teniendo hijos en ella. tierras de guerra. tzotziles.D. C ortés se holgó m ucho. . nos m anda ir jo m a d a de m ás de quinientas leguas. con p o d e r para que gobernasen. y suspendiesen a A lonso de E strada y R odrigo de A lbornoz. enviaron Q uauhtém oc y Ix tlilxúchitl a avisar a los señores de T abasco y X icalanco. en lugar de apaciguar y com poner. local. zapotecos. C ortés llegado a la villa del E sp íritu Santo. C U A Ü H TEM O C TZIN . 250 B. le dibujó a C ortés en u n a m an ta de al­ godón o de h en eq u én . Un tlahuilo m exica resi­ dente en este p u e rto . para el g obernador m exica. C ortés m andó que to d o s los vecinos de G uazacualco fuése­ m os con él. q uestaba pob lad a de los conquistadores m ás a n ti­ guos de M éjico. m ayas. estando b orra­ cho. iban con C ortés para Ibueras. chontales. 11-126 D. llegados a M éxi­ co. caribes. 248 Ibid. Los pochtecas llegaban con obse­ quios y saludos de los tlatoanis de la C onfederación de Anáhuac. ahora fue p eo r con estas revueltas. tzeltales. los cuales. pues que les in ferían m il agravios y se tragaban sus haciendas. la ru ta q u e seguían los p ochtecas para llegar a Naco (R epública de H onduras). y estuvo M éxico para perderse. y en el tiem po que h ab íam o s de reposar de los grandes trabajos y de p ro cu ra r algunos bienes y granjerias. e alguno se lo decía. era p u e rto terrestre y m arítim o de intercam bio entre m exicas. al facto r G onzalo de Salazar. y agradeció a los de Tabasco y X icalanco.

R. y con ellos m e enviaron siete a ocho personas honradas. Y ucatán. pasaron un río . X IC A L L A N C O . Sus habitantes chontales estaban gobernados p o r tenochcas. Itsm o C entro­ am ericano y m ás allá. se ocupa­ ron los naturales en hacer otro s tan to s puentes hasta llegar a la provincia de C opilco. se pasaron tres m uy grandes.C. p o líticam en te. era tianquiztli más cosm opolita que Coatzacoalcos. y de A naxaxucan. dem ás de m uchas ciénagas y río s pequeños. estaban ciertos españoles.200 H. 185 DOLORES ROLDAN D. la Huaxteca. lonja tasadora de los p ro d u cto s de la m eseta. O axaca. c o n stitu ían u n a am enaza para la confederación m aya. '187 IXTL. Y así lo hicieron que los m ensajeros fueron bien recibidos. las au to ri­ dades co rrespondían los presentes al ratificar el salvoconducto ex ten d id o en C oatzacoalcos para co n tin u ar cruzando el terri­ to rio m aya hasta llegar a su m ercado en N aco. m andándoles que viniesen a hablarm e o enviasen personas a quien yo dijese lo que hab ían de hacer. Llegaron a T onalán. que fue el u n o en un pueblo que se dice T um alán (Tonalá) que está nueve leguas de la Villa del E spíritu Santo y el o tro es Agualulco que está otras nueve adelante. que era m ucha. U . C am peche. pasó p o r cincuenta río s. p orque a su causa se h a b ía perdido to d a la contratación de aquella costa.) Las auto. y que les hacían m ucho daño. de allí pasaron o tro m uy grande que fue necesario hacer un p u en te.C. E.1 ridades de Xicallanco recibían los obsequios de las autoridades de T en o ch titlan que les entregaban los pochtecas. 93 H. Chiapas. que en todos h u b o puentes. P roveído esto que p o r la m ar h ab ía de llevar. Adem ás de ser p ro d u c to r im por­ tan te de cacao. 251 Envié a las provincias de Tabasco y Xicalango a hacer saber a los señores de ellas mi ida a aquellas partes. que a ellos se lo supiesen bien decir. y de las ciudades del Archipiélago del Caribe y la p enínsula T am pa (actual F lorida. que. trabaja­ ron m uy bien los naturales y luego cam inó el ejército otras tre in ta o cu aren ta leguas. que está de aquella villa del E sp íritu Santo hasta tre in ta y cinco leguas. al río Q uiyahuilco. recibían o tro m ayor daño los m ercaderes y tra ­ tantes. L L E G A N A TAB ASC O . Petén Itzá y N ito. m e dijeron que en la costa de la m ar de la o tra p a rte de la tierra que llam an Y ucatán. y hasta llegar a esta provincia. haciendo escalas en A callan. y o com encé mi cam ino p o r la costa de ella hasta una provincia que se dice C upilcon.

En Iztapa se inform ó C ortés de caciques y m ercaderes. se nos abrasaron las lenguas no hallábam os cam ino. que en m i c o m p añ ía iban. y dos religiosos de la orden de San Francisco (F ray Juan T ecto y Juan de A ora). dijeron h ab ía m uchos río s y esteros. con la gran ham bre que h a b ía y no m iraba más de su a p etito . estaba quem ado y destruido de los españoles. y algún oro ofreciendo a C ortés. y despoblado. se abastecieron de com ida. los de Iztapan. que es la Gran Acala. Salieron de estos p u n to s pasaron u n a ciénaga. vinieron cargados de m iel.C. A nduvieron perdidos p o r estas m o n ta ­ ñas. No ten íam o s qué com er sino yerbas y raíces. Ixtlilxúchitl les envió a llam ar diciéndoles que se volviesen. los cuales com o tuvieron noticia sus reyes venían allí. estaba despobla­ do. Indios de M echuacán y . D E H A M B R E M O R IA N L O S N A T IV O S . del m al que decían del. y u n a m añana to m a al m ism o cam ino que abríam os. hobim os de abrile con espadas. Ix tlix ó ch itl los llam ó.C. fueron a O tam oztepec. ellos con su Señor. y que los reyes venían allí.C 531/2 llam ado Q uetzapalan. al tercer d ía fueron a dar a A huetecpan. estaba la gente.CODICE DE CUAUHTEMOC 201 B. estuvieron en Z ihuatlan (C unduacan) y Chilapan (sujeta a T excoco). que ningún daño les iban hacer. fueron hasta Iztapan. anduvim os dos días p o r el cam ino creyendo iba derecho al p u eb lo . a un estero. se volvieron y los rega­ laron y dieron to d o lo necesario. se volvieron y regalaron y dieron to d o lo ne­ cesario. no m orir de ham bre.D. 530 IXTL. L A P R E S E N ­ CIA D E C U A U H T E M O C T Z IN L O S D E TU V O . cacao y com ida. hicieron un p u e n te . echaron a huir. venían señalados los pueblos del cam ino de ir hasta G uaycala. les dijeron asim ism o m uchas cosas. 252 IXTL. h a b ía o tro Acala chica. y p o r echam os de sus casas. que así se lo m an d aro n Q uauhtém oc y los dem ás señores. N o pude p o r la brevedad del tiem po darles a e n te n d e r más de lo que dije a los de Iztap an . 252 H. luego o tra ciénaga de m ás de u n a legua hasta una m o n ta ñ a áspera de unos árboles altísim os que apenas veían el cielo.D. En cierta isleta. que era m ejor nos volviésem os. dijeron que no h a b ía m ás jo rn ad a. ‘ D E L O S E S P A Ñ O L E S H U IA N L O S N A T IV O S . viendo españoles. C ortés q u e ría reven­ ta r de enojo. 192 B. les m o stró un paño de henequén que tra ía de G uazacualco. En A h u etecpan.

que hace contacto con “La Machona”. A los señores. el Joven Abuelo fue ahorcado \ conjuntamente con el Rey de Tlacopan. Ix tlixóchitl y dem ás señores y sus vasallos. que parescía zorros y adives que ahullaban. . y cuando no. antes de Santa Ana. ahora límite entre Tabasco y Veracruz. p o r grandísim o regalo. Barra del actual Sánchez Magallanes. EXPLICACION DEL MAPA No. pues los naturales del trán sito eran sus vasallos. una noche dejarlos allí perdidos y dar la vuelta para M éxico. Barra de Tupilco.202 DOLORES ROLDAN m ejicanos m o rían . con la ham bre no le daban m úsica. com ían sólo yerbas y frutillas silvestres. Boca del Río Tonalá. 1 / / ITINERARIO que en Tabasco siguió el Emperador Cuauhtémoc en el viaje que a las Hibueras hizo Hernán Cortés. en sólo el tiem po que se ocuparon en hacer esta puente sin los dem ás referidos atrás. y aun sus reyes y señores. Pueblo tierra adentro que dice el Conquistador que con él comenzaba la Chontalpa. Ahora es la ciudad de Paraíso. por estar al sur la enorme Laguna del Carmen. no sabían de trabajos. 1) 2) 3) 4) 5) 6) 7) Coatzacoalcos. a la que Cortés llama Copilcón. quedaban en el cam ino desesperados. Lo señalan como Agualulco. C ohuanacoxtzin. les daban sus vasallos ciertos granos de m aíz que quitaban a los caballos de los espa­ ñoles. En el punto marcado con el número 25.d e m odo que si quisieran m atar a los españoles en esta ocasión. Padecieron los naturales grandísim a m iseria y ham bre. el sábado de carnestolendas de 1525. La m ana­ da de puercos que tra ía para C ortés. se hizo un gran puente. Ayapa. porque no los viésem os venían siem pre cuatro jo m ad as atrás reza­ gados. que ha de ser el actual Agua Dulce. pues les era fácil a ellos que no a los españoles. Aquí cruzó el ejército el gran Mezcalapa. Cupilco. eceto u n o . El Mezcalapa desembo­ caba en la Barra de Dos Bocas. Poblado prehispánico. entre los que va el Emperador Cuauhtémoc y el Rey de Tlacopan. hacían lo que se les m andaba con m ucho g u sto . De aquí parte la expedición a Las Hibueras. com o las chirim ías y sacabuches y dulzainas que C ortés tra ía . lo p udieron hacer m uy fácil­ m ente. el m ayordom o. Para cruzarla. sin que corrieran ningún riesgo. otro s caían m alos. jam ás se quejaron. Sería necesario escribir un libro entero para exponer los trabajos que padecieron C uauhtém oc. y renegábam os todos los soldados de lo o ír. y en lo que sigue.

pronúnciase ‘ja ” . Comenzando por el Oxolotán. es agua o río. Hoy esa región se señala en el mapa como pantanosa. o si se quiere: Zapote rojo (mamey) que también es Haaz”. que abunda en esa región. El actual río “Grijalva” es la boca por donde escurren todos los ríos que entran a Tabasco. engrosándose con varios arroyos. del Hormiguero. “oaj” pan o tortilla. “Chi” en maya. Arroyo y laguna de Acumba. pues siendo esta región habitada por los mayas. En maya “Jal” es camino. es boca.¡Villahermosa. el Amatán. más un terrible pantano. para encontrarse en Tres Brazos. El Caguatán de Cortés. agua ‘ja ”. “Cintli”. corrupción de Cacau-ha-pan ¿fue es el río o la región del cacao. Cacaos. y la laguna es conocida como de “Las Cruces” . Mazatepec. El Naranjo y Chichicaste. voz maya que se desenvuelve: “Cun” . hay una región que se conoce hasta hoy como “Malinche”. En maya mono es “max”. Pueblo al que se refiere Cortés como Anaxuxuca. maíz en mazorca y “Tlán”. La Concepción. región. El Zagoatán de las Cartas de Cortés. Cortés escribe: Tizatepec. Después de Tepetitán. no se compagina un nombre que señala en nahuatl lo que eso significa que es “Osoma”. para seguir a Río Chico. Después de cruzar el “Usumacinta”. sin que olvidemos las aguas del Bitzal. la gente andaba rebelada. Aquí encontró la expedición el río al que le pusieron “Chico”.CODICE DE CUAUHTEMOC 8) 9) 10) 11) 12) 13) 14) Iquinuapa. Río Usumacinta. Según Bernal Díaz. y después de Villahermosa. pues dice que acamparon cerca del Río Chilapán. Puxcatán y Chinal. arroyos y lagunas que lo conforman desde su nacimiento en el Alto Petén en Guatemala. “ha”. Cumuapá. maíz en mazorca “nal”. 203 Cunduacán. con el impetuoso “Usumacinta” con su gran número de ríos. y “pan” región o bandera a que corresponde un lugar. Pueblo prehispánico que señala Cortés. Tasajeras. “Kan” amarillo. “aj” . El hoy . “Chijapán” es el lugar en donde se encuentran las bocas de las aguas. como se llamaba el actual “Grijalva”. se encontraron con un arroyo y una laguna. se engrosa con el Chilapa que con­ tiene las aguas del río Tulijá que pasa por Salto de Agua y el Macuspana que se forma con el Poaná. por haber sido informados que un poco más arriba seguía el Río Grande o “Usumacinta’V como lo llamaron los aztecas. Corrupción de Hoaztapán. olla. porque en todas partes dejaban cruces los expedicionarios. boca de las aguas. Población que hasta hoy subsiste. No sería de dudar­ se que en esta región se encuentre el puente más imponente hecho por los expedicionarios. población. mono. poblado cerca del actual Villahermosa. río que toma el nombre de Tepetitán al pasar por esta prehispánica. la corriente del río Teapa y del Puyacatengo. Recibe antes de “Pueblo Nuevo de las Raíces”. Jalpa de Méndez. En la “Majagua” se le unen los ríos Pichucalco y otro que nace en “Juárez”. sin habitantes. Tepetitán. agua. 15) 16) 17) 18) 19) 20) 21) 22) . que sigue como río Tacotalpa o de la Sierra. En este caso. Así lo nombraron los mexicanos. El Guanal. Astapa actual. Caguatán. Aquí cruzó Cortés el Chilapán. Nacajuca. el ‘Grijalva”. Aztlán y a 55 kilóme­ tros de la capital del estado. la tierra del plátano. pues no es maya: mayas eran los habitantes de ese lugar. El río Usumacinta tuvo nombre parecido que significaba lo mismo en maya. los arroyos El Jobo. Nombre que los mexicanos tradujeron. En maya “cacau” es la semilla con que se hace el chocolate.

de la familia Ocampo. Xicalango. El Mono. muñéndoseles un caballo por haberse insolado. Teapán. isla o península. por la costumbre de incendiarlos a fin de que se les haga fácil la caza del venado que. siguen los grandes llanos de Balancán que encontraron quemados. “cicté” es el chicle de mascar. Como por esta región volvió a encontrar el río “Usumacinta”. Canek es apellido. Frente al pueblo ahorcan a Cuauhtémoc. Estapilla. lo llama “el pueblo de Usumacinta”. Pasó el actual estado de Tabasco. Bernal Díaz dice que de Teapán. que es ahora la finca “Reforma”. Aquí fue ahorcado Cuauhtémoc. Tenosique. encontraron ubicada la Gran Akalan a que se refería Cortés. unas canoas cargadas de víveres.ZQ4 DOLORES ROLDAN Después de pasada esta región pantanosa. En este lugar se fundó el 25 de marzo de 1519. (pues más adelante se llama el Mactún. envió a Francisco de Medina como Capitán de las naos que se hallaban por allá. hasta desembocar frente a Itzá-Canek. Frontera ocupa el lugar del pueblo ‘Tabasco”. le enviaron cuando estaban en Chilapan. Cortés habla de Canee. Este pueblo de Usumacinta tomó ese nombre por llamár­ sele “del Usumacinta” . Petén Cicté. o aguas retrancadas. Voz maya y no nahuatl. Otros escritores lo designan Canitzán o sea Canek-Itzá. se le hizo una efigie en piedra por esos lugares. de oeste a este. en algún lugar alto. Akal es pantanoso. según Bernal Díaz del Castillo. o sea el hombre de piedra). Tintal Grande. del que derivó el nombre del pueblo que era el del Cacique. Esta línea es el “Camino de Cortés” como se llama hasta hoy. Este lugar es donde radicaba ‘Taabs-Couoj” al que llamaron los conquistadores “Tabasco”. corrupción de “Tanab-Cicté”. Akálan. 23) 24) 25) 26) 27) 28) 29) 30) 31) 32) 33) 34) 35) NOTA: Cortés escribe a Carlos V el 3 de septiembre de 1526. . En maya Petén es arboleda muy grande. se le llamó “Cabecera” para volver a llamarse ahora Usumacinta. su encomienda. Itzá-Canec. En este lugar. Allí. con lo que vuelve a confundir el itinerario. cien canoas con bastimentos. Balmac y Aldama. Akalan. El Petenecté que escribe Cortés. Aquí se trata de grandes árboles de chicle. está el arroyo llamado por corrupción “Chis Múc”. a fines de 1524 y principios de 1525. ni había por qué llamar a un pueblo maya en esa forma. región de aguas sin corriente que se forma en ese lugar con las aguas de los arroyos llamados ahora: La Pita. Ha de haberse llamado Ix-ja-pán o región del maíz. “Ixjapán” era el verdadero nombre del Usumacinta. Katec. Itzá en maya es “indio maya” . al ser cabeza de siete pueblos. La Palma. abundaba tanto. y que lleva a “Flores Petén” . Aquí estaban las embarcaciones que Cortés equipó desde Coatzacoalcos y a las que ordenó con Francisco de Medina que zarparan para Bahía de la Ascención cerca de Honduras. o sea el marcado con el númerc 31. que viene a ser lo mismo: el pueblo de Canek. como llamaron “el pueblo de Tabasco” al de Taabs-Couoj. recibió del Cacique Tabasco. Cortés antes que zarpara del Grijalva para Tepetitán. que muchos histo­ riadores confunden con el actual Frontera. conjuntamente con el Rey de Tlacopan. Atasta. más tarde. Al llegar Cortés a las márgenes del Usumacinta. según Bernal Díaz del Castillo. Lxtlixóchitl dice que a su tío que anduvo con Cortés. que lazaron veinte. pues Usumacinta no es voz maya. Santa María de la Victoria. a donde se encaminaba. en maya. al estar siguiéndolos. casa habitación de los chicleros.

.

.

CMC AMAX RIO &RIJAL-VA Rio teapa Hczca .

sobre la ruta que siguió Hernán Cortés. consideran el legendario Itzancanac. ha sido investigada por el escritor tabasqueño. obvia el asesinato de Cuauhtémoc. de la más alta jerarquía: EULALIA GUZMAN y SALVADOR TOSCANO. El maestro Toscano.CODICE DE CUAUHTEMOC 207 HACIA ACALLAN IXTL. EXPLICACION DEL MAPA No. Díaz del Castillo e Ixtlixóchitl. 2 UBICACION DE ACALLAN E ITZANCANAC. ensayos. por su parte. 253 P A S A N E L R IO U SU M A C IN TA. guiado en crónicas. experto conocedor de estas comarcas. y a Itzancanac lo sitúa en el lado opuesto al Canitzá que numerosos paisanos de él. demostrando que Oviedo estructuró su historia en las confesiones que le hizo Cortés. tuvieron Usumacinta. es avalado por dos investigadores de nuestra historia. señor PEDRO VEGA. que ha seguido paso a paso a Cortés. comentarios y demás material escrito desde el siglo XVI hasta la fecha. cerca del municipio Tenosique. Señor y Rey Cuauhtémoc. AGRADEZCO SU DEFERENCIA. entre el sur de Tabasco y el Peten Itzá en el norte de la República de Guatemala. para después continuar hacia las Hibueras en la actual República de Honduras. SEGUN LA INVESTIGACION DEL ESCRITOR PEDRO VEGA El área_de_Acallan e Itzancanac. . historias. El mapa y el somero resumen. La maestra Guzmán puntualizó la comar­ ca de Acallan y el lugar del asesinato de Cuauhtémoc. sujetos a pequeñas rectificaciones. siendo el único que propaló haber sido asesinado Cuauhtémoc en Itzankanak. son un adelanto de la obra que en breve publicará el señor PEDRO VEGA. espigó en todas las fuentes sobre el respecto. al delimitar la Gran Acallan. dentro de la actual entidad de Tabasco. consumado en AKAKJA. y en donde asesinó al último Tlatoani de Anáhuac. Al cabo de los tres días dieron sobre un estero de m ás de quinientos pasos. El trabajo del señor Vega. El escritor Pedro Vega.

los españo­ les se q u edaron espantados al ver la destreza y m aña con que lo hicieron los naturales. D. que halagásem os los caciques para que n o huyesen. C ortés supo cóm o se IXTL. ansí com o llegué con bastim entos com o era de noche. Y o con tres com pañeros e ciento y tre in ta cargas de m aíz y o ch en ta gallinas. h a b ía ido Acala para traello. V inieron dos españoles de C ortés. y m iel.C. Y L O S E SP E R A C O N E N T U SIA SM O . A C A L L A N . y sus indios. que venía ya cam ino de Acala. H. fuésem os con ciertos principales de Z iguatepecad a los pueblos de Acala. HIST. cosa ninguna. con unas cuentas les halagam os y les rogam os fuesen a Z inguatepecad a ver al M alinche (C ortés) y le llevasen de com er.D. y huevos. saliese a tres días al cam ino con ello.208 DOLORES ROLDAN grandísim o trabajo en hacer un p u en te m uy grande con m ucho riesgo de los naturales. que en cuatro días la acabaron. no dejaron a C ortés. y frijoles. tuvieron en hacer esta p u e n te . ya se im p o n ían los pochtecas que llega­ ban con salvoconducto de las autoridades de Xicallanco. O BSEQ U IO S. decíanle los soldados: “ Buenos puercos habéis com ido vos y C o rtés” . que m andaba que con to d o el b astim en to que pudisen h aber. La expedición ha pasado el río Usumacinta p o r T enosique (Tabasco). que p asiese diligencia en que los caciques no se ausentasen. 254 E. p o r causa que h a b ía n huido to d a la gente del pueblo donde le h a b ía dejado.R.C. se andaba en canoas p o r río s y esteros. que la m en o r es casi tan gorda com o un hom bre. lleva m ás de m il vigas. E N V IA B A S T IM E N T O S . P A X B O L O N A C H A E S A V ISAD O D E L A L L E G A D A D E L A EXPED IC IO N . 534 . Y certifico a vuestra m ajestad que no creo habrá nadie que sepa decir en m anera que se pueda en te n d e r la orden que estos señores de T en u x titan que conm i­ go llevaba. C ortés m e m andó a m í e un G onzalo M ejía. sino que es la cosa m ás ex trañ a que nunca se h a visto. y sal. porque Acala eran sobre veinte poblezuelos en tierra firm e e isletas.G. duró la fábrica seis días. No o b stan te ser m ercado m aya y gobernar el m er­ cader P axbolonacha. y otras fru tas. 195 Diéronse tan buena prisa y m aña en ello. cargan los soldados y lo to m aro n to d o . Fue esta pu en te la cosa m ás ex trañ a del m u n d o . 94 B. Llegados al prim er pueblo de Cala.C 534 B.D. 1525 feb rero 20. ni a capitán.

O tro d ía fueron a T izapetlan. p a rtí tras ellos. allegué a la provincia de A calan. L L E G A N A A C A L L A N . en especial dos. Cortés h o b o llegado a G ueycala. Después d e sp artid o s los indios y españoles que iban delante de A calan. que qu ería hacer pesquiza. ciertos presentes para Cortés. hicieron una choza . estuvieron descansando cuatro o cinco días. 255 H. dijeron que ocho jornadas de allí h ab ía hom bres con barba. y con voluntad de no se ausentar.C. 255 lo hab ían to m ad o . h a b ía hartos días que los esperaban p o r­ que de X icalanco era avisado. el cual estaba m uy co n ten to com o supo que sus reyes y grandes señores iban con los españoles a verle a su tierra. IXTL. renegaba y pateaba. llámase Teutiercas (T eo tílac). prim er pueblo T izatepetl. Llegaron a T eotílac tem prano. Llegaron los españoles que h a b ía enviado a Acalan. to p aro n con m ás de cien naturales de Acalan que venían a recibirlos. Ix tlixóchitl y los dem ás señores. dos jo m ad as más allá de la provincia de Acalan.CODICE DE CUAUHTEMOC 209 H.C. por parte de m ercaderes de Tabasco y Xicalango. H-c 196 B. donde nos aposentam os y echam os fuera los ídolos. Los caballos salieron a nado a la o tra banda. V enían de Acalan dos personas honradas. IXTL. se inform ó del cam ino y de otros hom bres com o nos­ otros. que se llam a A paspolon a m e decir que él h ab ía holgado m ucho con mi venida. m uy bien recibidos con regalos de com ida y to d o lo necesario. salieron de este p u n to para T eotílac. Cuauhtém oc. los caciques trujeron bastim en tó . dijeron venir de p arte del señor de una provincia. con que Dios sabe el alegría que todos hubim os.C. en especial que nos dijeron que la gente quedaba m uy segura y pacífica. tiene muy herm osas m ezquitas. hallam os los naturales en sus casas y m ucho bastim ento. se holgó C ortés. 537 IXTL. el m ism o que va a salir a C oahuatzacoalco. con o chenta indios de aquella provincia cargados de m anteni­ m ientos. traían m ucha com ida y refresco. H erm oso pueblo. con ellos españoles que h abían ido a dar aviso al rey de la provincia de A calan.D. a la ribera de un río grande. que h a b ía m uchos días que h ab ía noticia de m í. llam ado A pochpelan. y que holgaba de c o n o ­ cerm e. y envió con esta gente. C ohuanacoxtzin. enviándoles a decir. Envióm e con ellos un poco de oro.

era pequeño y estaba en la selva.G. dos o tres jo rn a ­ das después de pasar el río U sum acinta. H O M E N A JE A C U A U H T E M O C T Z IN E N A C A L L A N . Según Ixtlilxóchitl. este últim o no aparece en la lista de localidades. Nos han contes­ tado en esta form a: “ Q ue venga n uestro soberano. Y él. Y después de haber escuchado las palabras del soberano. nos fuim os p o r allá. hablaron con nuestro soberano y señor y le dijeron: ‘ Señor y soberano. en la tarde del 26 de febrero de 1525. H IST. y les in fo rm aro n lo que Q u au h tem o tzin les h ab ía dicho. a donde tú nos enviaste. dan idea de que dicho pueblo. hicieron grandes alegrías. A N A L. y m ás p o rq u e C ortés les h ab ía dicho que desde Acalan se h ab ían de volver sin pasar m ás adelante. (En la p robanza de M aldonado se dan com o lugares del asesinato de C u auhtem otzin. y a los reyes se las hicieron a las espaldas de u n cu grande. su afluente oriental. que visite a: . TAXAHA y YAXZAM . a q u í en A callan. El Códice de 1528 y la tradición de Ichcateopan. deshabitado. Y TRAD. decidles así: ¿Será que ya nos vam os a Casti­ lla? Que su tío se com padezca de noso tro s p o rq u e nosotros debem os p resta r hom enaje al gran Señor que es el soberano de Castilla. n uestro am o y soberano. 7 o aposento de paja para que se albergaran C ortés y los suyos. debe ser el lugar deshabitado en la selva perten ecien te a TAXAHA o TEO TILAC. Decid a los señores que rigen Acallan. Tan luego que los m ensajeros hub iero n regresado. o TEU TIER C A S). B em al D íaz y C ortés. cuya capital era ízam Kanac. cruzaron el río San Pedro M ártir. ¿será que ya nos vam os a Castilla? Y a q u í están vuestros súbditos. los naturales tam bién solían hacer ciertas fiestas p o r este tiem po según su antigua costum bre. y a otras tres jo rn ad as más llegaron al pueblo que Ixtlilxóchitl llam a T eo tílac (en ná­ h u atl). Com o era tiem po de carnestolendas cuando los españoles se holgaban. según se desprende de los acontecim ientos que se narran. que nos haga dignos (de esta m erced )” . A cam paron allí.210 DOLORES ROLDAN E. E ntonces salieron los m ensajeros de los tlatelolca. Al llegar a A callan saludaron a los señores. la gente de A callan saludaron a los señores. y Pax-Bolón M aldonado (te x to m ás adelante) Yaxzam (en chontal) del señ o río de Acallan. to d o s dijeron: “ Q ue venga el señor. el soberano Q uau h tem o tzin Tlácatl les dice: “ Señores de T latelolco.

Sed felices aq u í. H aced to d o lo que esté en vuestro poder. superando la corona real a to d o .Qué sé yo si regresaré o si pereceré allá? Quizá no vuelva a veros. E stad c o n tr ito s . Y sólo digo esto: A yudadm e en algu­ na form a con algo para que yo pueda dar ía bienvenida al gran Señor que es el soberano de C astilla". colocaron sus teponaztles y sus abanicos de plum as de quetzal y después bailaron con los brazos extendidos entrelazándolos. com ieron los señores. a los viejos. 1528 sus súbditos. . Los llevan a donde está X acaltzinco. p o r su esplendor. a los que están jugando. . Que salgan ocho ten ates de caña con oro am arillo. súbdito. TLA T. Ellos co n testaro n a la arenga de Q uaubícrnotzin lo siguien­ te: “ Óh señor y amo ¿acaso eres tú . A m ad a vuestros hijos. brazaletes de jad e de alto valor. Para que no oca­ sionéis dolor a la gente. No los abandonéis. y ju n ta ro n m antas reales y sandalias ricas y joyas provistas de pendientes de oro y collares de jad e . Después de llegados se les dio atole y to m aro n pinole. p o rq u e a q u í está tu propiedad. que nos haga dignos” . El soberano co n testó : “ Me habéis hecho bien. a los niños que to d av ía están en la cuna. con joyas provistas de colgantes y esm eraldas y collares de turquesas. He aquí tu trib u to . p o rq u e es tu propiedad. ei regó a los señores de Acallan diciéndoles: “ Est -zaos lo m ás que podáis con la ayuda de Dios. F ue en la m adrugada que les escuchó. a los ancianos. Y después se echaron los ocho ten atesjso b re la espalda y los cargadores partieron. C ouanacochtzin y T etlepanquetzatzin y algunos nobles m ás. Después de la com ida repartieron obsequios. Yo os lo reco­ m iendo expresam ente porque nosotros serem os enviados a Castilla. señores. Después de h ab er intercam biado o1 equios.CODICE DE CUAUHTEMOC 211 ANAL. La gente de Acallan arreglaba los axóyatl. Tened cuidado y com padeceos de ellos. con lo que vuestro corazón me d a” . Am adlos. No vayáis a pueblos extraños. Y después de haber am anecido. Después p artiero n los tres soberanos: Q uauhtém oc. es tu trib u to .. no se vayan a un pueblo ex trañ o . Y COD. Y los acallantlaca. él les dijo: “ V am os a visi­ ta r a los nobles acallantlaca” . 8. fueron a su en cu en tro con abanicos de plum as de quetzal decorados con oro y con ellos form aron un dosel. hum illándote? No te intranquilices.

burlándose (o solazándose) unos de otros. porq u e no tianen víveres. M íralo. Y él. a quien nadie había llam ado. M alintzin le dice: “ ¿Es realm ente verdad lo que tú dices? Quizas no sea del todo verdad lo que tú afirm as. CU A U H TE M O C TZIN Y L O S D E M A S S E Ñ O R E S S E S O L A ­ Z A N . así estaban todos co n ten to s. “ V ente hija m ía . mi tío M exicatl?” . a los o to m í. el señor M arqués y tú . porque los hem os oíd o consultarse en la n oche. el M exícatl de los tenochca. El ve y oye claram ente los teponaxtlis y el canto y ve las pelotas de plum as de quetzal. y los reyes estaban en buena conversación. y era bien que fuesen para . 255 El. Se baila to d o el día y al ponerse el sol reina alegría y siguen entregándose al baile. el M exicatl C ozóololtic contestó: “ Es absolutam ente verdad lo que digo. 9 Y COD. D ijeron que iban a quitarnos a los extranjeros. “ Fslá bien M exícatl lo que m an ifestaste” . E m pero él. porque veo que Q uauhtem octzin aparece com pletam ente encantado con la revista de tropas. Y salió M alintzin y dijo al M exícatl: “ ¿Qué tienes.212 A N AL. “ ¿C uánto tiem po se necesitaría para que los aniquile­ m o s?” . E ntonces se fue y se lam entó. o sea que Q uauhtem octzin encabece una conspiración” . entonces se despidieron. el C ouanacochtzin de T ezccco y el T etlepanquetzatzin de T lacopan no tienen a q u í ningún vasallo consigo sólo Q uauhtem octzin les da algo de com er. A sí perecerem os a q u í nosotros y él. Y cuando el sol iba a poner. Se com ió o tra vez y ellos retuvieron al soberano Q uauhtem octzin para com er y después de la com ida partieron. Y to d o s los tres sintieron bien y ya están bailando. entre otras burlas: “ Señor. Yo m e lam ento porque el capitán M arqués y tú perecerán a q u í” . De este m odo los hem os o ído consultarse en la noche. “ Que se les asalte” . IN T R IG A D E M E X IC A L C IN G O . solos n uestros ejércitos iban. Después Malin­ tzin m ism a inform a al señor M arqués. según las leyes de mi abuelo N ezah u alco y o tzin ” . TLA TL. Señor. mi hija M alintzin” . tal com o ella lo había o íd o del C o z t : Mexi. 1528 DOLORES ROLDAN IXTL. el soberano Q uauhtem octzin tlácatl y C ounacochtzin y T etlep anquetzatzin: com o estos señores. R espondió riéndose el rey Q uauhtém oc: “ En esos tiem pos. la provincia que vamos a conquistar será para m í. C ohuanacoxtzin dijo al rey Q uauhtém oc. Por ta n to . está solo en su cabaña y reposa allá.

y que los príncipes en estas ocasiones es bien que se . y uno de los grandes T lacatecatl. sobre la gallina que lleva el codicioso lobo.CODICE DE CUAUHTEMOC 213 IXTL. defendió su patria. cóm o fuera para vosotros este tiem po dichoso tan alabado y ensalzado. y otras mil calam idades que padecem os. se holgaron y can ta­ ro n rom ances para este propósito. sino por holgarse y desechar sus trabajos. y nuestros trabajos bien em pleados que han de ten er dos prem ios.. m ás bienaventurados nosotros que los gozam os. que es buen p asto r en los reinos. T em ilotzin. com puestas por los filósofos antiguos: ¡Oh sapientísim os reyes N ezahualcóyotl y N ezahualpilli. AA. que com o buen padre. Ellos le respondieron que aquello no lo ha­ cían para darle pesadum bre. será para mi corona real” . sea para m í. m ás ahora que nos ayudan los hijos del sol. pero el im perio chichim eca careció de la paz y concordia. imaginó m al. y nuestra soberbia y discordia nos entregaron a m anos de estos extranjeros. que llaman los castellanos Jesucristo. desposeídos de nuestros reinos y señoríos. 2 5 6/7 L. su condición. respondió suspirando: “ ¡Ah! señores. P IE N SA C O R T E S QUE TO D O S S O N D E S U CONDICION. que profetizaban todas las cosas que ellos veían y padecían. com o lo ha hecho mi señor el rey Q uauhtém oc. por m ás que lo defienda su m adre. pues tan to lo deseasteis ver. V . díjoles parecía m uy m al entre los señores y príncipes. Saltó Tetlep an q u etzatzin . O tros señores estaban en esta plática. V isto C ortés a los señores m uy co n ten to s. para padecer los largos y ásperos cam inos. o com o el pequeño pollo que se lo arrebata el engañoso halcón cuando no está allí su pastor. DE GOM. y el o tro en la vida etern a donde está el T eo tloquenahuaque. burlarse los unos con los otros. cóm o se burlan VV. les rogaba no lo hicieran o tra vez. y que no hay cazador que se la quite. dieron tam bién sus razones. las ham bres y fríos.A . ya que va to d o al revés. y nos contradijisteis nuestros errores! M uchas veces. y olvidados de nuestra regalada patria com o si fuera nuestra enem iga” . y dijo: “No señor. y com o dice el proverbio. pues T lacopan de los tecpanecas que era el postrero en las reparticiones. p o r lo m ucho que a m í m e quieren. aunque sea de la h o nra. el uno de esta vida. serían hasta nueve. piensa el ladrón que todos son de. y la fam a sin interés de riquezas que son perecederas.. ge­ neral del reino de M éxico. será ahora el prim ero” .

y m uy trabajosas. y de haberle quem ado los pies a mi prim o C uauhtém oc (esto decía por el to rm e n to . y no ai cosa. se hab ían vuelto tres soldados cam ino de M éjico. 576 m uestren m uy co n ten to s para que sus vasallos tengan ánim o de padecer los trabajos. y otros: “ Veis a q u í señores. (para C ortés). 576 B. Lo descubrió a C ortés dos caciques. que se acordaran de lo pasado. Tapia e Juan V elázquez. y no m iráram os a la fe que debem os. de nos m atar volverse a Méjico y tornarse a levantar. y que nunca tuvo pensam iento de salir con ello. fue la ventura de estos pobres. y estos indios hablando sus sucesos. m uchos soldados h a b ía n adolescido. y a no inquietarnos. que no salió dél aquel concierto. el cuidado de guardarle (a C uauhtém oc) en tal tiem p o . y estando ya recogidos. y parecíale que era grave carga. Es que yendo C ortés esta jo m a d a . V eíase en tierras extrañas. y tan to s días ha que nos trae tras sí Cortés. E sto es lo que pasó. que por algún resquicio no se asom e á la plaza. p o r darle c o n te n to no se b u rlarían m ás los unos con los otros. que le dieron cuando buscaban el tesoro). no se entienda. y com o las paredes tiene oídos. p o r secretam ente. donde se alojaron. que se h abían m u erto de ham bre cuatro chirim ías y el voltea­ dor. no sabe si todos fueron en ello. G uatem uz y otro s principales m ejicanos habían puesto en pláticas. llegaron a cierto lugar. y piensen que lo tratam o s de veras” . diría que fue ésta y . que de reyes. que o ió esta razón un Indio M exicano. som os hechos esclavos. a C uauhtém oc y a T etlepanquetzaltzin. sino solam ente la plática. bien pudiéram os hacerles una burla. El cacique de T acuba dijo que entrél y G uatem uz h abían dicho que valía más m orir de una vez que m o rir cada d ía en el cam ino. si a m í me preguntasen la causa de esta su m uerte. y fue con ella a C ortés. A esto respondió C uauhtém oc: “ Dejad Señor C ohuanacotzin esta plática. dijo C ohuanacotzin rey de T etzcuco. y según lo dicho. 538 TO RQ . que se trate. o lo ordenaban. V illano. y señores. viendo la gran ham bre que pasaban sus m azeguales y parientes. y Plebeio. El G uatem uz confesó que ansí era em pero.D.C./ 214 DOLORES ROLDAN TORQ. C onfesaron nos veían descontentos. y llevando consigo estos reyes. y si nosotros fuéram os otros. y estos pocos de cristianos que con él vienen. y com o para creerlo avia m enester poco. que siem pre faltaba la com ida. y pues él no gustaba de ello. que más querían m orir que ir adelante.

porque m e m atas sin justicia.CODICE DE CUAUHTEMOC 215 TE ZO Z. CRON.C. el llam ado C otztem exi. C ortés les m andó hacer una cruz en un árbol m u y grande que se dice ceiba. questaba ju n to a las casas a do n d e te n ía n los ídolos. que llevaba en su com pañía. tres horas. 9 D urante las C arnestolendas de 1525. dijo el G uatem uz: “ ¡Oh M alinche. DE GOM. Los tres soberanos se entregaron en las m anos de los solda­ dos que se estaban acercando. F ernando Cortés. y no pienso que fue q uerer alzar estos tristes indios con la tierra. 538 ANAL TLA T. fue llam ando los reyes sin que uno supiese del o tro ni nadie porque no se alborotasen. p o r los tlatelolcas y los m ichoacanos. fue cuando fueron calum niados C uauhtém oc y los otro s reyes. IX TL. SIN PROBA N­ ZA L. días h a b ía que y o te n ía enten d id o questa m u erte m e habías de dar e h ao ía conoscidcPttisr falsas palabras. Ellos se clavaron a los soberanos com o ios perros al cuello (de sus víctim as). MEX. y con los otros reyes. que y a los señores estaban divididos. En el año 7-CASA. pues tú no m e la diste cuando te entregué m i persona en m í ciudad de M éjico!” . M artes de carnestolendas.D. M ARTES DE CA RN A V A L. C U A U H TE M O C TZIN REP R O C H A A C O RTES. antes d eí día. El señor de T acuba dijo que daba p o r bien em pleada su m u erte p o r m o rir ju n to con su señor G uatem uz. año de 1525. 339 T E ZO Z. 1525. 258 B. h ab itan te de T latelolco. lo que les im putaron falsam ente. allá en H uey M olían. 1525. y más en ocasión. con lo que les calum niaron. V erdaderam ente tuve gran lástim a de G uatem uz y de su prim o. fue quien les acusó falsam ente. M arqués del V alle. Dios te la dem ande. p o r habelles conoscido tan grandes señores. precisam ente él. cuando les llevara D. E fue esta m u erte que les dieron m uy injustam ente e paresció m al a to d o s los que íbam os. fue dizque nueva­ m en te les h arían la guerra a los españoles. Y cuando le ahorcaban. C uauhtém oc de T en o ch titlan y T etlep an q u etzatzin de T lacopan. D espués los subie- . CO RTES ASESINA A CUAUHTEM OCTZIN Y DEMAS SEÑ ORES. en Izankanak se ejecu-j tó el señor G uatem ucin. 165 no querer andar con él tan sobresaltado y cuidadoso con él. a los reyes.

.

Y sin h ab er m ás probanzas. y otro s cinco Señores con ellos. donde se les colgó de una ceiba. m andó ahorcar al Guatem uz y al señor de Tacuba. Pablo Pax-Bolón M aldonado. En cuanto se bautizó a F em an d o C uauh­ tém o c y a D. Pedro T etlep an q u etzatzin . que era de T etzcuco. Los tres fueron m atados allánen U eym ollan sobre el árbol pochote. ¿SE B A U T IZ O O N O CU A U H TEM O TZIN ? Allá (en H ueym ollan) fue a m o rir la persona de don H ernando de Alvarado C uauhtem octzin. CHÍM. sino tam bién a don Pedro C ortés T etlepanquetzatzin. al p u n to hizo b a u ti­ zar a los reyes. le pusieron en las m anos u n a cruz. M EX. que es m ui grande. que era su prim o.\lo cual le q u ita seriedad. no sólo al C u auhtem otzin. que era el Señor de T lacopan. donde h a b ía gober­ nado du ran te cuatro años. 339 T E ZO Z. a C uauhtém oc. y m ui copado. 165 E. y T etlep an q u etzatzin . Ni siquiera se les som etió a u n interrogatorio. ni C ortés ni L ópez de G om ara. inm ediatam ente les sentenció en justicia el M arqués: am bos reyes m urieron en H uey M olían. que debieron de ser de la consulta. 576 MUÑ. ni Berna! D íaz del Castillo . A ntes que los ahorcasen. y C ortés quedó descargado de ellos. CRON. Señor de T enuchtitlan. ron al árbol de p o ch o te y los castigaron con gran crueldad.G . y tem ores. o com prehendidos en los recelos.CODICE DE CUAUHTEMOC 217 B. que llam an P ochotl. al C ouanacochtzin d e T e zc o c o y al T etlep an q u etzatzin de T lacopan. De esta m anera m urieron estos reyes. y al don Pedro C ohuanacochtzin. los frailes franciscanos los fueron esforzando y encom endado a Dios con la lengua doña M arina. 538 TORO. C uando el M arqués supo tal falsedad.C. Fue colgado por orden del capitán general don H ernando C ortés y los españoles lo colgaron de un árbol p o ch o te. C ortés. Fuélos ahorcando aquella N oche de un A rbol. En sus pies te n ía grillos de hierro con ios cuales estaba sujeto al árbol p o ch o te. que los Castellanos llam an Ceyba. 243 TEZOZ. Los hechos parecen confirm ar que nunca se bau tizó . Los colgaron todos. A q u í am anecieron to d o s estos tres reies colga­ dos. que C ortés te n ía concebidos de ellos. y al C ihuacóatl T lacotzin. que es su eco. Pero adem ás de que su relato tiene graves equivocaciones.D. ahorcando al Q uauhtem octzin. M urió com o cristiano. dice en sus papeles de 1612 (citados m ás adelante) que C ortés hizo que se bautizara m om entos antes de ser decapitado. CUAUH.

según tradición que proviene de un compañero del héroe.218 DOLORES ROLDAN que lo acom pañó en la expedición. no da E l cóaice de 1528 representa a Cuauhtémoc colgado del cueUo. Señor de Tezcoco. C ortés hace que un Padre (¿F r. (A nales de T latelolco y A nónim o de T late­ lolco. El desarrollo de los hechos que precedieron a la ejecución. tal com o los describen el códice citado e Ix tlilxóchitl. que tam b ién fue en ese viaje. T am poco lo dice “ U nos A nales H istóricos de la N ación Me­ xicana” . Juan de Tecto. CUEVAS E-G* lugar al bautizo. y Cortés lo mandó colgar para que no denunciara el hecho ante Carlos V M. ni Alva Ix tlilxóchitl que recibió los relatos de su antepasado Ix tlilxóchitl. no afirm an tal cosa. Protestó Fr. tam p o co citan el supuesto bau tizo ). se le colgó primero de los pies y se le aplicó fuego en la cabeza. confiese a C uauhté- . escrita p o r Señores de T latelolco que acom pañaron a C u auhtém oc en la guerra y algunos de ellos en la expedición. F R A Y J U A N D E TEC TO A S E S IN A D O PO R COR TES. Ju an de T ecto?).

Estos signos rigen a los acontecidos que se encuentran abajo de ellos. “N ada m e d ijo ” . enojado. El fraile in te n ta d o ctrin arlo . dice el fraile (pro b ab lem en te se refiere a o b ten e r secretos de él). 11°. pero C uauhtém oc dice que él cree en un sólo Dios Invisible. Mort des Rois Mexicains Citée par Hum­ boldt. Expedition de Honduras”. et dernier Roi de México. pero no en lo dem ás que le dice. m anda ahorcar al fraile. En la parte superior. éste pide p o r m erced le conceda quede cerca de su cadáver la cruz de olm o que trae desde España. En la paite inferior tiene la siguiente leyenda en francés. Essai II. 75. así como a todo lo largo del códice aparecen los signos cronográficos que en el caso especial corresponden a Maculili Acati. C ortés exige que el fraile le com unique lo que C uauhtém oc h a dicho. . 5caña (figura 1): Chicuace Tecpatl. seguramente puesta por Aubin. p. 74. 64. 7-casa (figura 3). C ortés.CODICE DE CUAUHTEMOC 219 m oc. “73. Quauhtemoctzin. 6-pedemal (figura 2) y Chicóme Calli.

C O A N A C O T Z IN QUEDA AG O N IC O . que era ya tarde. IXTL. O RIOS. e Ix tlilx ú ch itl m andó al ejército que se estuviese que­ do. lo h a b ía m andado ahorcar el ú ltim o . V A T. C uauhtém otzin y o tro Señor (T etlepanquetzaltzin). que ya to d o s estaban aparejados para h acer pedazos a los españoles si pudiesen. y que a su herm ano lo estaban ahorcando. con otras m uchas razones. TR A D . Fray Jo h an n D ekkers (T ecto) llegó a la Nueva España en co m pañía de Fray Jo h an n V an de A uw era o Juan de A ora o A yora. y colgados de un árbol. los q u erían m ata r a él y -demás españoles.. 25 y 26. y C ohuanacoxtzin. m as Ixtlilxúchitl. y apellidar su ejército co n tra C ortés y los suyos. que a esta ocasión fue avisado que los reyes estaban ahorcados. p o r no darle pesadum bre. E. Prim ero (ahorcó) al rey Q uauhtém oc. aunque con . y p o rq u e no se alborotase la gente. salió de presto del aposen­ to y em pezó a dar voces. O yó a te n tam e n te Ixtlilxúchitl a C ortés. que entonces hiciese lo que quisiese. 258 En la lám ina 90 correspondiente a los años de 1524.G. DOLORES ROLDAN MOTOLIN IA 86 T IR A DE TEPECHPAN. que ya estaba b o ­ queando. llegó de presto y cortó el cordel con que estaba colgado C ohuanacoxtzin.220 COD. lo cual visto por C ortés en el aprieto en que estaba y no hallando o tro rem edio. fueron decapitados y sus cuerpos suspen­ didos por los tobillos de las ram as de una ceiba. y los dem ás señores. y que el que m ás culpa te n ía era su herm ano C ohuanacoxtzin. aparece el fraile Juan de T ecto colgado de un cadalso. A ntes de colgarlos. que le q u e ría dar la razón p orque h a b ía hecho aquello. y luego a T etlep an q u etzatzin y a los demás. y de Fray Pedro de G ante. y el postrero fue C ohuanacoxtzin. y le dijo: que Q u auhtém oc. Luego C ortés ordenó que lo endereza­ ran y colgaran del cuello. Los dos prim eros acom pa­ ñaron a C ortés en la expedición de las H ibueras y m urieron d u ran te ella. no le h a b ía querido ahorcar antes y com o vio que d o rm ía ta n to . el cual le m o stró la p in tu ra que pin tó C oxtem exi. La tradición escrita de Ichcateopan dice que C uauhiém oc m urió de horrible to rm e n to . y que si no le pareciese que fue m uy ju sto . las cuales oídas p o r Ixtlilx ú ch itl. con su cruz entre las m anos. ICHC. y em pezó a rogar a Ixtlilxúchitl que lo oyese. y la oral afirm a que m urió colga­ do de ios pies y entre las llamas de una hoguera que C ortés m andó encender precisam ente abajo de la cabeza del Gran Señor de T enochtitlan.

Fue C uauhtém oc valiente hom bre. quisieran algunos. m uertos de ham bre. ni otras tierras y provincias en su favor. IXTL 249 h arta pena se apaciguó disim ulando cuanto pudo esta traición. com o es n o to ­ rio. sol y frío . y lo p o d ían hacer con m ucha facilidad. pero más Infam ia sacaron que no oro. no dejaran español con vida. y que les levantaron falso testim onio.y p o n ién H o M o sm e g o al fuego. y com o cuando porque dijese del tesoro de M oteezum a. pues jam ás sus vasallos se alzaron. y en el T o rm en to . es verdad que se preciaba m ucho de él. hom bre valiente. C laram ente parece.CODICE DE CUAUHTEMOC 221 L. y asi quando le prendieron. TORQ 376 L. q u an to en la perseverancia de el C erco. y creo que por eso le llevaba siem pre consigo p o r la ciudad a caballo. que le dieron. y en todas sus adversida­ des tuvo ánim o Real. viéndose perseguidos. cuanto en la perse­ verancia del cerco. que si no fuera por am or de sus señores com o tengo dicho. y así cierto. que Q uauhtém oc y los dem ás señores m urieron sin culpa.. Tlaxcalan. Era Q uauhtém oc. tan to al principio de la G uerra para la Paz. que era el triu n fo y gloria de sus victorias. si cabalgaba y si no a pie com o él iba. los naturales desespera­ dam ente. el cual fue u n tá n d o le m uchas veces los pies con^aceite . M aslT o”quiso ten e r que guardar en tierra y tiem po tan trab a­ jo so . según de la historia se colige. T lacatle. y en todas sus adversidades tuvo ánim o y corazón real. . y estaban encontrados los unos con los otros. y C ortés debiera guardarlo vivo cóm o oro en paño. que los indios le honraban m ucho por su am or y respeto y le hacían aquella m ism a reverencia y cerem onias que a M otezum a. DE GOM. y así cuando le prendieron. porque no ten ían a Tezcoco. ni to m aro n arm as contra los españoles. que F em an d o C ortés le guardara para gloria y triu n fo de sus V ictorias. DE GOM. com ó quando le ahorcaron. y que m irasen a sus reyes y señores el trabajo y largo cam ino que llevaban con tantas penas. com o cuando le ahorcaron. le dieron to rm e n to . y pues ellos los llevaban con tan ta pacien­ cia que hiciesen lo m ism o. ta n to al principio de la guerra para la paz. siem pre les respondían que los llevasen en am or de Dios. tam bién fue ahorcado. C O N D E N A N A C O RTES. y aunque se enviaron a quejar a sus señores de los agravios que les hacían aquéllos.

y estim arlos com o piedras preciosas. y aun a sus nietos. los h a b ía de ten e r sobre sus ojos. y yo no puedo escribir esto que es tan herm oso. cu an to m ás que él tuvo m uchos m ás amigos que enem igos. sino que “ nadie en una larga y tem pestuosa carrera puede gloriarse de haberla corrido sin m ancilla” . que quien quiere engrandecer la honra y fam a de la victoria no huye de encarecer las fuerzas del vencido. porq u e los m ism os españoles dieron la ocasión. II 109 IX TL. y cuando eso fuera no m erecieran ta n ta h o n ra. R IV A PALAC. ¿Por qué estos crim inales m atan a los señores m ás nobles y jóvenes?. fuera im posible. lam enta y llora su corazón. sólo porque la tierra quedase sin señores naturales. la reprueban más o m enos enérgicam ente. que adm ira. dejó escrito en el libro “ Arco Iris de Paz” : “ E stos (los españoles) pueden escribir librem ente tan tas cosas de su Señor R ey Jesucristo. ICHC. ga­ llardo y grande com o C uaterno. y el m ism o A lam án. y no han h ech o . y obscurecer sus glorias y dárselas a sí solo. Tlaxcalan y otras partes. sino que apocan ta n to a los vencidos que es vergüenza. y aún no ta n solam ente obscurecen la ayuda que tuvieron de T excoco. TR A D . Su vida tue la defensa de la justicia de esta herm osa tierra. com o lo dicen. y aun no se pueden decir enem igos a los que tienen este no m b re. ¿por qué esos que hablan de D ios han m atado a este m i Señor y R ey Cua­ terno. lo m ism o que la m ayor p arte de los que después han hablado de esa ejecución (de C uau h tem o ctzin ). si co nocía ta n to bien com o Dios le h a b ía hecho. tan parcial en to d o lo que atañe al con­ q uistad o r de M éxico. C ortés los m ató sin culpa.222 E. referente a nuestro R ey o Señor C uaterno” . h o n o r y eterno triu n fo del vencedor. que en to d o se parece al Rey de esos m alvados? Estos no tienen p erd ó n de los dioses. el cual. 260 JO S E F R A N C ISC O “ carta viva” . pero él siem pre p ro cu ró de m ata r a los señores.G . (Sintetiza en esa expresión lo que fue la breve vida de C uauhtem otzin en defensa de su Patria). Los escritores contem poráneos. y fuera de to d a verdad y razón. para gloria. no se atreve a decir m ás en defensa de C ortés. porque si se m ira bien. si él únicam ente y sus com pañeros sujetaran to d a la tierra. que era el triu n fo de sus hechos. Creo que estos hom bres m alvados (los españoles) perten ecen a los m ism os que les m ataro n a su Señor R ey (Jesucristo) que tam bién era joven herm oso. . DOLORES ROLDAN MATS.

hechas las paces entre C ortés y Ixtlilxúchitl. y f . no lo quiso creer. porq u e así se lo m andó. tuvieran m ucha m ás fam a de la que tienen. Ya era de d ía. H A C IA IZ A N K A N A K . A P A X P O L O N S A B E D E L O S C R IM E N E S D E C O RTES. 258/9 Me vino a ver un m ancebo tra ía oro y aves. y sea com o fuere.C. estuvo dos días allí conm igo. N O F U E I Z A N K A N A K E L L U G A R D E L O S CRIM ENES. el cual se holgó de verle. 196 TOSCANO 201 IX T L . López de G om ara es el único cronista que m enciona a Izamkanak com o lugar de la ejecución. Ixtlilxúchitl le consoló y m andó hablase a C ortés. y de pesadum bre y tristeza. com o está referido. Los que escriben o dijeron que Q uauhtém oc y los dem ás fueron m uertos porque querían m atar a los españoles. pero los naturales. aunque el decir que era m u erto su padre. vi que no decía verdad. H. cantos e h isto­ rias de esta tierra. y las pinturas. el cual de allí a pocos días m urió de unas cám aras de sangre que le sobrevinieron. Algunos autores escriben que la m uerte de Q uauhtém oc fue en Izacanac. 260 [bid. M andó Ixtlilxúchitl llevar a su herm ano en andas. a quien yo sigo. C O H U A N A C O T Z IN M U E R E L A S T IM A D O POR L A SOG A. iba enferm o de la garganta del cordel con que le hab ían querido ahorcar. dijo que su padre era m uerto. p o r haber tan pocos días que h a b ía enviado sus m ensajeros. U na jo rn ad a antes que llegasen a Izancanac salió al encuentro un hijo del señor llam ado A pochpalan. y dijo que su padre (A paspolon) era ya m u erto . ellos m urieron en tierra de la provin­ c ia de Acalan. que ya en to d o s los pueblos de Acalan se sabía. Y D E SE A L IB R A R S E D E EL. porque no q u ería ver a los españo­ les p o r las cosas que h a b ía n hecho. com o atrás queda referido. lo dicen p o r encubrir sus m aldades y traiciones. de la m u erte de los reyes y señores. tom aron la vuelta para Izancanac. sin que alguna historia o algún natural hava que dijera ser esto verdad. lo dicen según está referido atrás. y dio el pésam e a Ixtlilxúchitl.CODICE DE CUAUHTEMQC 223 lo cual si ellos hicieron esto. y le dio ciertas cosas de España. atendiendo a que ésta m enciona a A callan (Izankanak). si excluim os la Probanza Pax Bolón M aldonado.

IX T L IL X O C H IT L M A N D O E SC U L P IR SE E N UNA PEÑA. Ixtlilxúchitl fue con él. el cual es m uy grande y de m uchas m ezquitas. A h-Pax-Bolón vino. o tro d ía salieron p ara Izancanac y se ap o sentaron en las casas de A pochpalan. El m ancebo no p o d ía negar la verdad: C ortés le rogó fuese a llam arlo (a A pachpolon). y lo m ism o hizo Ixtlilxúchitl. que no era m u erto . al aposento de C ortés. si era verdad que era m u erto A pochpalan. y llam ó secretam ente al hijo de A pochpa­ lan. allí h a b ía de darm e las cosas necesarias. P or ta n to .C. m e dijo que A paspolon era vivo y que él m andaba m e desviasen del cam ino porque no viese los pueblos de ellos. D iom e cierto oro y m ujeres. U no de los naturales de aquel pueblo. que p o r la crueldad que los españoles hab ían hecho. rogó ju n ta m e n te a Ixtlilxúchitl fuese con él a Izancanac. ciudad cabecera de su provincia. Hice llam ar al hijo de A paspolon y le dije que m e m aravillaba de él y de su padre haberse querido negar. 259 H. A ntes de e n tra r en la Giudad (Izankanac) Ix tlilx ú ch itl previno a A pochpalan m andase a sus arq u itecto s le retratasen en una . rogándole guardase secreto. lloró y dijo. servidos y regalados. sin le yo ped ir ninguna cosa. y le dijo a éste las causas porque se h a b ía m andado negar. m e dijo m e lo h a b ía negado porque su padre se lo m andó y que él iría lo traer. M arzo 2. y le dijo sabía que era vivo su padre. hasta Izancanac. y le rogó secretam ente le dijese. Llegaron a un pueblo llam ado T eotlycacac. 197 E.C. se h a b ía m andado negar. previniéndole a su hijo dijese ser m uer­ to . p o rq u e hasta h o y ninguna cosa he pedido a los señores de estas partes si ellos no m e lo quisieron dar. y todos ju n to s m archaron a Izam kanac. V inieron (A pachpolon) y m e dio en descargo te m o r de saber m i vo lu n tad . este Señor nu n ca vio a C uauhtém oc. De allí a dos días vino. y pidió a Ix tlilxúchitl le perdonase. tuvim os copia de bastim entos. El respondió. C ortés le dijo la causa p o r­ que lo h a b ía hecho. pues le h a b ía parecido m al a to d a la tierra lo que h a b ía hecho en m ata r a los reyes. 260 C O R T E S IN V E S T IG A QUE V IV E A P A X P O L O N .G . que m e rogaba fuese al pueblo principal donde el residía. C ortés tra b ó grande am istad con el Señor de aquí. o tro d ía partim os. to d o aquello lo h a c ía p o rq u e no le entrase en sus tierras. alguna gente estaba ausentada.224 IXTL. allí serían recibidos. fueron m uy bien recibidos y regalados. le dio el pésam e a Ixtlilxúchitl. (T izatepetl) se m ostró m i am igo. 197 IXTL. IXTL. DOLORES ROLDAN 259 H.

el don A ndrés M otelch iu h tzin . G randísim a pena y trizteza abrum ó a los señores m exicas que h ab ían venido con él (C uauhtem otzin) a H ueym ollan. allí se enterneció. según los cantos. A pochpalan. esculpiendo su re tra to en la peña. y así lo retrataro n al natural con las m ism as arm as que llevaba puestas en aquella ocasión. CUAUH. y le dio tam bién un caballo blanco. o p o r lo que C ortés le h a b ía dicho acerca de los m uchos dioses. Era esta provincia m uy grande y te n ía m uchas ferias. DE GOM. A CU AUH TEM OCT Z IN C O N V E L A ZQ U E Z. Y el don Juan V elázquez T lacotzin. prom etiéndoles de no h o n rar m ás las estatuas de allí adelante. y con él. llorándole m uchas lágrimas el don Juan V elázquez T lacotzin C ihuacóatl y el don Carlos O quiztzin. en tre las cuales era la m ay o r la de N ito (G ua­ tem ala). A poxpalón quedó espantado de aquel castigo de tan gran­ dísim o rey . MUÑ. En esta provincia son todos m ercaderes los naturales. allá tam bién fue a m orir a H ueym ollan. El capitán C ortés quiso arreglarlo y vestirlo com o español. en el regre­ so de H ueym ollan vino a m o r i r é N uchiztlan. A C ortés no le cuadró tan to p o r haber poco oro m ezclado con cobre. lo m ism o que su h erm ano Carlos O quiztzin. D E P A L A B R A . En cu an to al don Carlos O quiztzin. Estuvieron en Izancanac algunos días m uy servidos y regala­ dos: C ortés y Ixtlilxúchitl recibieron m uchos presentes de A pochpalan. C O R T E S S U S T IT U Y E . y los dem ás señores que le consolaron. y el don Diego de A lvarado H uanitzin. le dio u n a espada y u n a daga. CHIM. este don Ju an V elázquez T lacotzin C ihuacóatl. IN M E D IA T A M E N T E E S A S E S IN A D O JU N T O CO N S U H E R M A N O O Q U IZTZIN .CODICE DE CUAUHTEMOC 225 L. CRON. Ixtlilxúchitl lo fue a ver con A pochpalan. 243 T E Z O Z. lo cual Ixtlilxúchitl m andó para que sus descendientes viesen su retrato y hubiese eterna m em oria de él. quem ó infinitos ídolos en pre­ sencia de los españoles. allá en el propio H uey­ m ollan fue instalado en el tro n o de T en u ch titlan . y de tem or. y de ser su amigo y vasallo de su rey. ESTE . que en lo adelante deb ería de cargar al T lacotzin. En el pro p io N uchiztlan quedó no m b rad o el don A ndrés . Después que h u b iero n colgado a C uauhtem otzin. según opinión com ún y en los cantos parece. que hoy en día. M EX-167 peña m uy alta que está ju n to al cam ino de Izancanac.

H. 198 M otelchiuhtzin com o jefe m ilitar para T en u chtitlan. en Anales de T latelolco. ¡Vete! ¡Regresa a tu casa en T enochtitlan! Cuando estem os de regreso te buscarem os. y le dice: “Mi tío M exicatl. com o sencillo cam pesino que era. C uauhtem otzin fue denunciado ante C ortés. Señor de C oyohuacan. TL A T . m e dijo que G uatem ucin. señor que fue de T en u x titan . C O R T E S S A L E D E A C A L L A N . 1525. porque ya estás anotado para que el Señor capitán M arqués te descubra ” . C uídate de no establecerte en cualquier otro pueblo. C ortés señala a un tal Cristóbal. CUAUH. y tam ­ bién a éste fue el propio capitán H ernando C ortés quien lo instaló. (7-A C A T L ).G. de una p ro ­ y ectad a conjura: Bem al D íaz del Castillo dice que fueron Juan V elázquez y T apia. Se lim itó a regresarse de U eym ollan Acallan. Regresa solam ente a tu casa. Ixtlixóchitl y T orquem ada afirm an que fue una falsa versión de Cortés. CHIM. L A M A L IN C H E A M E N A Z A A M E X IC A L T Z IN C O E L COTZTE M E X IC o C R IS T O B A L (¿POR QUE?). Mas ahora ya no tienes que ir allá. ¿cóm o tuvo conocim iento de la denuncia. y le llevé conm igo aquel cam ino con to d o s los dem ás señores. 243 ANAL. Ten cuidado de no venir aquí. deberíam os llevarte a Castilla. a quien yo después que la gané he tenido preso. Este año ocurrió la m uerte del Ce-Tochtzin. tlatilulca de origen. al m ism o individuo lo llaman C ozoloótic. que se llam aba M exicalcingo y después Cristóbal. etc. m ism o que h a b ía aconsejado a los españoles que hi­ cieran colgar al Señor C uauhtém oc y a los Príncipes sus com ­ pañeros.. don F lo ren tin o si no p o r la tradición?. Chim alpahin y T ezozóm oc desm ienten a B em al D íaz. Me p a rtí de A calan el prim er dom ingo de cuaresm a del año 1525. A hora bien. puesto que las obras que se citan eran poco conocidas y obviam ente no estuvieron a su alcance.C. Aquel que realizó las ejecuciones fue el nom brado C otztem exi. y es que un ciudadano de T en u x titan . Los tlatelolca llam aron m entiroso al C ozte Mexic. teniéndole p o r hom bre bullicioso. Y la M alintzin va con é lr el m entiroso Cozte Mexi. 10 E. . cuando los soberanos hab ían sido m uertos.226 DOLORES ROLDAN MUÑ. En esta provincia acaeció un caso que es bien que vuestra m ajestad lo sepa. o riundo de M exicaltzingo. C otztem exi.

C. y u n Tacitecle (Tlacátlec).D. n ‘13" B. y m u erto s noso tro s irían hasta m ata r a C ristóbal de 01 id. h asta los m ata r y acabar todos. p orque n o p arecía que te n ía n m ás culpa de haberles o íd o . lo hace m o rir en u n suplicio y a to d o s sus confi­ dentes. No es esto lo que escandaliza. C O N D E N A N A C O RTES. y que les h a b ía parecido ten er m anera m e m atasen a m í y a los que conm igo iban. . y salía de la cam a donde d o rm ía . y T etepanquezal. 539 y díjo m e C ristóbal que G uatem ucin y G uanacaxin. e com o h a b ía m andado ahorcar a G uatem uz e a su prim o el señor de T acuba. Di m uchas gracias a N uestro Señor por haberla así revelado y en am aneciendo p re n d í aquellos señores. y que a M exicalcingo le h a c ía n señor de cierta provincia. y que ten ía n ya hecho rep a rtim ie n to de las tierras entre sí. su tira n ía a sem ejanza de u n fiscal. y a los o tro s solté. p orque no sabían unos de otros. Nadie puede sufrir p en a p o r pensam iento ni deseo p o rq u e la facultad de im ponerla está reservada al Dios de los cielos. señor que fue de T acuba. m uy pensativo e d esco n ten to del trabajoso cam ino que llevábam os. C ortés andaba m al dispuesto. y enviar m ensajeros a T en u x titan para que m atasen to d o s los españoles que h a b ía n quedado. . que era en la p arte de T atelulco. y que así serían señores com o antes lo eran. paresció ser que de noche no reposaba de pensar en ello. hiciese colocar las cabezas de estos reyes aplicándoles sacrilegam ente un te x to de la Sagrada E scritura. aunque aquella bastaba para m erecer la m u erte. sino que la corte de España lo aprueba y p o r tro fe o en d e rre d o r del blasón que concedió a C ortés. y que iría n do n d e hubiese españoles. C ortés u surpando esta em inente p o testad p o r deshacerse de este p rín cip e. C O R T E S AT E R VIO SO. h a b ía n hablado estaban desposeídos de sus tierras y señorío. tuvieron que confesar que G uatem ucin y Te­ tepanquezal h ab ían m ovido aquella cosa.M. e h a b ía cada d ía ham bre e que adolescían y m o ría n m uchos m ejicanos. DE BUST. C ortés echó sobre su delincuente cabeza la copa de la iniquidad después que hizo apurar a los m exicanos de las tribulaciones. Y que p o n d ría n en los p u e rto s de la m ar. fueron ahorcados estos dos. recias guarniciones para que ningún navio que viniese se les escapase. cuya presencia le era insoportable porq u e le reco rd ab a en el fondo de su corazón.CODICE DE CUAUHTEMOC 227 C. señor que fue de T ezcuco.

y se quedaron tres españoles. D E S C U E L G A N E L C A D A V E R . los españoles to p aro n cu atro naturales de M azatlán.C._descuelgan el cadáver. que no dijo cosa bu en a ni m ala sobre ello. y se descalabró en la cabeza. hallaron a los vecinos d urm ien d o . (Después de salir de A calan los espa­ ñoles. Y com o los españoles se apartaron. 262 B.G. e calló. pasaron M azatlan. tom ásem os la gente antes que se ausen­ tase. después de to d o lo referido atrás. no hallaron a nadie. IXTL. todos h u y ero n porq u e tuvieron aviso de la venida de los españoles.228 DOLORES ROLDAN IXTL. T op aro n con o tro pueblo despoblado. aunque los vecinos no quisieron volver a sus casas. los españoles dieron sobre ellos y m ataro n quince. D E SERTAR O N PARA RESC ATAR EL CADAVER DE C U AU H TEM O C TZIN . en am aneciendo en traro n al pueblo. a los trece días. de m anera que pudiésem os llegar sin ser sentidos. A ntes que saliese de A calan envié ver el cam ino de Mazatlán. rum bo a íchcateopan. Salieron los castellanos de Izancanac. al cruzar un río :) Y en este p u eb lo se h u y ó un negro y dos indios naborías. TRAD.D. no pud iero n p ren d er m ás de uno. no osaron los nuestros llegar. volvieron los otros que habían huido. lo envuelven en hojas olorosas y tilm as o m antas finas' de’ algodón y parten con él. Proseguida la m archa. p o r cam inos extraviados y descansando en pueblos am igos. vino v los llevó a T iacac. y descuidóse . A nduvieron hasta Tiacac. y u n pueblecillo sin gente. M A S C R U E L D A D E S D E L O S E SP A Ñ O L E S. y fueron a M azatlan. se proveyeron de com ida. porque m e dijeron h a b ía m ucho despoblado.y cayó m ás de dos estados abajo. en marchiás n o ctu rn as. 1525 M arzo 13 ó 14. los cuales guiaron a un pue­ blo. . que en su lengua de ellos se llam a Q uiatleo. Ix tlix ú ch itl llam ó al gobernador. que era aposento principal de aquel poblezuelo. 1CHC. allí los regaló.C. 199/201 E. die­ ron sobre ellos. que no se echaron de m en o s hasta de a h í a tres días. 33 guerreros m exicanos se desertan de la expedición guiados p o r T zilancatzin (el m ism o T lacatecuhtli que llegó ju n to con C uauhtém oc a T en o ch titlan en noviem bre de 1519) y vuelven a Teotílac. E N T O D A S L A S C IU D A D E S H U IA N D E L O S C R U E L E S ESP A Ñ O L E S. F u ero n a X uncahuitl. que p o r h aber m ucha gente. cuando los m oradores v enían fueron presos. 542 H. 262 a pasear en u n a sala a donde h a b ía ídolos.

estaban to d o s espantados. llegaron p o r O cuilan. víspera de pascua de R esurrección a 15 de abril del año 1525. Se halló entrada y hallárnosle despoblado y m uy lleno de bastim entos. 1525. salieran desam parando sus casas. Con estas hostilidades y otras tales. y fui a Yasuncabil. es que corrió la fam a de la cruel m uerte que C ortés dio a los reyes y señores.C. Era víspera de pascua de la Santa Kesurrección de nuestro Salvador Jesucristo. ú ltim a etapa. Pasados m ás de cu aren ta días llegaron a Zacualpan y de allí a Z o m p an cu áh u itl o Ichca te o p a n ./’ Tasco. 543 H. no quedaba hom bre ni m ujer que teniendo nuevas de que venían a sus países. lo m ism o el cam ino de Tasco a la costa del Pacífico. el cortejo p o d ía descansar en esos lugares y recibir de los h ab itan tes el hom enaje a su Señor. Con las tiranías de los españoles. 201-205 S a lid o d e M a z a tla n s e g u í p a r a T a iz a ( I tz á ) y r e m e d io p a r a p a s a r si n o fu e s e e n c a n o a . E L C O R TE JO F U N E B R E D E C U A U H T E M O C T Z IN L L E G A ^ A IC H C ATEO PAN . Del rodeo. Miren los letores qué Pascua p o d íam o s ten er sin com er. viendo que lo hacían con personas de p o d er y grandeza. ¿cóm o no h abían de estar los pueblos despoblados? La causa de que estos lugares estaban despoblados. llegaron a u n a laguna. 110 te n ía m o s B. 205 E.c. TRAD. especialm ente con saber que Ixtlilxúchitl andaba con Cortés. du ran te la cerem onia y rito acostum brados en el en tierro de los grandes . Desde T e o tílac (cerca de Izam kanac) los lugares que to caro n se guardaron en la tradición oral (sin revelarse). ICHC. H. M a lin a lc o . espantados y escandalizados de las crueldades y tira n ía de los españoles.G.D . Después de pasado un cerro llam ado T eteyztacan. C am inaban d u ran te la noche y de d ía descansaban evitando en cu en tro s en em ig o s. d en tro estaba la cabecera de Tiacac (Itzá). Abril 25./ T enancinco.CODICE DE CUAUHTEMOC 229 entre ellos al Señor. el cual asim ism o estaba despoblado. en T eloloapan se detuvieron en eJ sitio conocido com o T ecam pana. C hontalcuatlan y N ochtépec ya estaban en po d er d e ^ españoles. (En Taica). los co nductores del cadáver. prendieron o tro s quince y veinte y tantas m ujeres. poblados de chontales y m exicanos. Me p a rtí de este pueblo de Tiac. seguí m i cam ino para Taiza (Peten Itzá). . Zacualpan. Llegué a estas caserías de Tencis.C.

llegados a N ito m enos hallaron qué com er. Ciertos hom bres que prendieron. m andaron fuesen a dar aviso a Canee. hasta T ax ay tetl. Prosiguieron su cam ino. F u ero n a T eoxoic. buscando guías para que los llevasen a N ito. (en) una sierra m urieron sesenta y ta n to s caballos despeñados. Teloloapa. para acom pañar a su Señor en “ donde de algún m odo se vive” . las m adres a sus hijos. A ndrés y que su ejército fuese p o r Naco para que apaciguase a los españoles que esta­ ban encontrado^.230 DOLORES ROLDAN señores de M éxico. cam inaron hasta u n pueblecillo de A m oan. saltaron en tierra hasta un lugar despoblado y arruinado. vino Canee con presentes que dio a Ix tlixúchitl y a Cortés. en Tlezean. m uchos ofrecieron sus vidas. no vi­ no. IX TL. (en) Tahuican hallaron basti­ m en to . la exaltación em otiva del pueblo fue im p o n en te. en donde cogieron cierta cantidad de m aíz y chile. to rn áro n se a las barcas. Rogó C ortés a Ix tlix ú ch itl fuese con él en tres navios hasta la b a h ía de S. estuvieron esperando a A m oan. 262 C O R T E S C O N TIN U O S U C A M IN O . llam ado Axunc apuyn. Gro. El d ía siguiente com enzaron su cam ino. llegaron a A zuculin que estaba despoblado. señor de esta provincia no sujeta al im perio chichim eca. .

después de haber ahorcado al soberano C uauhtem octzin. él dijo ai M arqués: “ Son dos: el m ism o E catzin a quien estás buscando. quien conquistó la bandera (durante el sitio de T en o ch tillan ) y T em ilotzinT lacatécatl” . ¿Por qué h u ís? ” . bajando al in terio r del barco de Castilla. vuelven y com enzaron a flechar a los nuestros. desde allí hizo entradas en la tierra adentro a unos pueblos cercanos que agora están despoblados. platican.D. 10/11 A N A L. le puse a la villa aquel nom bre. a visitar al gran soberano. C uando el barco ya navega siete días (?).CODICE DE CUAUHTEMOC B. acordó poblar una villa que la nom bró N atividad. L A M A L IN C H E IN T E N T A A T E M O R IZ A R L O S . TLA T. com o m andó ahorcar al soberano Q uauhtem octzin y a los otros dos soberanos? Por eso nos escondim os. y supo que estaba el pueblo de_N aco. Allá quizás serás despedazado o . C uando la M alintzin y el M arqués los vieron.^onde deggüaron a Cristóbal de OH.C. diciendo: “ ¿Q uiénes son estos que hablan en el in terio r del b a rc o ? ” . Dice ella: “ V enid. arrem eten y prendieron hasta diez indios y quince m ujeres. 552 H. señora M alintzin” . VAN A ESPAÑA H. 231 551 B. E catzin respondió: “ ¿Quién no tem e la ira del señor M arqués. Dice el señor que ahora nos vam os hacia allá. a C asti­ lla. TLA T. F undé allí una villa que p o r ser el d ía en que se em pezó a talar el asiento. 216 (En) Z inacantencintle C ortés estuvo escondido con sus sol­ dados. E ntonces los sacaron. C ortés con los suyos acuchillaron a ocho principales.C. de la Natividad de N uestra Señora (8 sep­ tiem bre de 1525). C ortés fue a desem barcar a donde agora llam an Puerto de Caballos-. A L EM BARCARSE. 219 A N AL. 11 ' A 25 días del m es de abril de 1526 hice mi cam ino p o r la mar. E C A T Z IN Y TE M ILO TZIN .C. ¡ í ) V ( CO RTES TER M IN A LA EXPEDICION A LAS H IBU ERA S.G. Los que los escucharon se dirigen al M arqués y al M alintzin. Los m ás indios se fueron a to m ar sus arm as.D. Ecatzin-Tlacatécatl-Tlapanécatl-Popocatzin y T em ilotzin-T lacatécatl-T ezcacouácatl-Popocatzin se escondieron. A LOS SO BREVIVIENTES LOS RA CE CR EER . Y cuando h ab ían aparecido. les dijeron: “ ¿Por qué tenéis m iedo?.

Pero en el caso de que hubiera alcanzado . N ada en el agua con las piernas hacia el sol. Allá serás m a ta d o ” . “ Escucha M alintzin. E ntonces el M arqués los exalta a la dignidad de soberanos y les dice: “ A hora sois grandes sobera­ nos. De repente se levanta T em ilotzin y Ecatzin piensa que seguram ente va a p erd er sus sentidos. C uando esta conversación tuvo lugar. “ Y ahora visitarem os al gran soberano. T em ilotzin? ¿A dó n d e podrem os ir. . ¿a dónde nos vam os?. confiesa sinceram ente. si un lagarto se lo com ió o si los peces se h u b iero n coy m ido a T em ilotzin. no los he co n tad o . quizás que haya dejado inservibles las m anos de alguien. le llam a y le dice: “ ¿A dónde te vas T em ilotzin?. si u n a serpiente lo tragó. Lo vieron cóm o se arrojó al agua. al fin desap arece. ¿C uántos soldados del soberano has m ata d o ? ” . M alintzin . dijo ella. que nos vayam os allá. T E M IL O T Z IN S E A R R O J A A L A G U A . antes bien se va.DOLORES ROLDAN arrastrado. el barco ya h a b ía navegado seis (sic) días. no se p o d ía ocupar en ningún / trabajo. quizás que haya hecho pedazos la pierna de alguien. El no obedeció. allá vais a m o rir” . no p o d ía dejarse ver. la costa. Dijo ella: “V ente. ¿Cóm o p o d ía ocuparm e en contar? He luchado. T em ilotzin. ¿dónde nos hallam os?” E catzin le contesta: “ ¿No estam os presos. Em pero el T em ilotzin no quiere escuchar que se le retenga. Q uizá haya herido a algunos en la nuca. allá pereceréis. “ Oh am a m ía . Mas el E catzin-TlacatécaltT lapanécatl-P opocatzin dijo a M alintzin: “ ¿Por qué he de ten er m iedo? ¿No es lo m ism o si y o fuera m u erto en la gue­ rra? No o b stante viajo. ¡re g resa . cuántos de los se­ ñores m ata ste ” . escucha._ Nadie sabe si h u b o alcanzado la costa. Después él dice a E catzin: “ O h soberano E catzin. quien vive en Casti­ lla. he aniquilado a no pocos sin ten er cuidado de ello” . pues el barco ya tiene seis días de navegar?” ./ v e n te !” . ¿Cóm o contar? ¿Quién puede haberlos co n tad o entonces? ¿Cómo puedo sa­ b er yo si alguien m urió o si no m u rió ?” . he pegado. sentaos” . quizás haya quebrado el cráneo a alguien. “Y tú . H abla francam ente. oh señora M alintzin” . es así com o Ecatzin te lo ha dicho. quizás a alguien el pie. A ún en el caso de haber en co n trad o u n a p o b la c ió n / no p o d ía dejarse ver en ella. m i am a M alintzin” . “ Que así sea.

cuan­ do C ortés se d isponía a reto rn ar a V eracruz. H abían dejado m u erto en el dicho N ochiztlán a don Juan V elázquez T lacotzin C ihuacóatl. A NON. Fui forzado arribar a la Isla de C uba. Tam bién entonces fue instala­ do don Juan de G uzm án Itztlo llin q u i com o Señor de Coyohuacan p o r el p ropio capitán general don H ernando C ortés.CODICE DE CUAUHTEMOC 233 (T em ilotzin term in ó . En aquel m ism o año h a b ía sido instalado en N ochiztlán don A ndrés M otelchiuhtzin. T em ilotzin tuvo un solo hijo que recibió el bautism o cristia­ no D. TL A T . le h a b ía n dicho que iban a Castilla y se rehusó. fue el p o e ta que can tó : “ E ntrelazar con plum ajes de quetzal la herm andad y ro d ear con cantos la c o m u n id ad ” )'.). liberándose de la infam ia llegó a reunirse con sus com pañeros en la Casa del Sol. C ortés volvió (a M éxico) en ju n io de 1526. con facultades de Carlos V. de cuyo deceso a los siete meses. ES ENCAUSADO H. Juan A nelitoc. de allí escribí a vuestra M ajestad y m e p a rtí a 16 días de m ayo y en ocho días llegué al p u e rto de C halchi­ cuecan. HIST. C ortés p artió a España. en el G olfo de H onduras. para gobernar y tom arle ju icio de residencia a C ortés. lo recibió con honores y le concedió el m arquesado del Valle de O axaca y lo confirm ó com o capitán general. A lcanzaron M éxico los que venían de H ueym ollan. Los poderes de Ponce de L eón recayeron en M arcos de A guilar. de su crim inal expedición a las H ibueras. el intem pestivo fa­ llecim iento de Ponce de L eón se le atrib u y ó a C ortés. CO RTES A L R E G R E SA R A LA N U EV A ESPAÑA . 219 En cu atro días (29 de abril) llegué hasta ciento y cincuenta leguas del p u erto de C halchicuecan (V er. tam bién se hizo sospecho­ so C ortés. que fue señor de Coyohuacan. . A lonso de E strada quedó de gobernador y desterró a C ortés de la Capital. pero fue hasta su llegada a T en u ch titlan cuando de hecho com enzó a gobernar.C. 1526 (8-TO C H TL). tal vez. Carlos V . El era hijito del C uauhpopocatzin. y en el m es siguiente llegó Luis Ponce de “L eón.

M ucha era la riqueza de H ernán Cortés..234 AR. 427 DOLORES ROLDAN SILV. en el Valle de O axaca eran fam osas sus villas con miles de vasallos. TR A D . linda con O axaca. T acubaya y C oyoacan. PO D ERIO D E C O RTES. gran extensión del estado de G uerrero. y asesinatos de su m ujer C atalina Juárez. EL H IJO DE CUAHTEM OCTZIN ES BA UTIZADO JUAN CUAUHTEM OC ALV. G ante le va tom ando cariño a su n ieto . y para su persona joyas y telas m uy finas. que hasta ese p e río d o se le em pezó a trib u ta r. las viejas y nuevas Casas de M octezum a. en 15 de o ctu b re de 1524. CHIMAL. y de G aray. T am bién poseía obrajes. T epexi de la Seda o Tepeji de R odríguez en el estado de Puebla. carre­ tas y miles de cabezas de ganado m ayor y m enor. Por las continuas visitas de X ólotl. desobediencia a Narvaez y a Tapia. del V. 6 y 351 HIST. El Peñón. C ultivado p o r G ante para . allí m ism o en jacalitos vivían españoles y esclavos. m aquinaria. En el ingenio de T laltenango delim itado p o r 41 parcelas. En sus palacios h ab ía lo m ás fino y exquisito. explicándole que con la cédula del rescate y las guerras h ab ía tal cantidad de esclavos. Cada industria estaba d otada de esclavos. T oda su riqueza le infu n d ía gozo en su corazón. según las m uchas m inas que se descubrían. a la edad indicada m ás o m enos en 1526. íntegro el estado de O axaca. Nueva España p ro d u ciría m ás oro que todas las islas ju n ta s. su enorm e m arquesado abarcaba desde en la ciudad J e M éxico. gran extensión del E stado de M éxico y to d o el estado de M orelos. lo recibe en la prim era escuela que funda atrás del conventode San Francisco (Calle de G an te). T enía p arte de o tro ingenio en A xom ulco. El niño es bau tizad o con el nom bre de Ju an C uauhtém oc. de los p ro d u cto s ten ía apretadas bodegas. ZAV. que de c o n ta r con herram ientas que esperaba llegarían p ro n to . Ñ uño de G uzm án en 1528 quedó en el gobierno p o lític o y c o n tin u ó el juicio co n tra C ortés acusado de in te n to de rebeldía. C ortés escribió a Carlos V. de Ponce de L eón. Chapultepec. En la colocación del M arqués del Valle indica (El C ódice de T epexic de la Seda).A. en la p arte sur. fraude a la corona con el q u in to real.

R ecibió para su subsistencia la población llam ada T ziucouac. 1530. capturan para esclavos. M artín Ecatzin Tlacatécalt-Tlapanécatl-P opocatzin. X ólotl procura estar lo más cerca de G ante. a to d o s los nativos. llegó a V eracruz C ortés. Va acom pañado de Fr. E! fraile partió luego. S / / / DE SU PR IM ER V IA JE A ESPAÑA V U ELV E CO RTES H IST. sin pasar a la capital. TL A T . em prendió varias expediciones a diferentes sitios. . diciem bre 29. E C A T Z IN . 12 1530. com o único apoyo en defensa de la ferocidad de los invasores que nada respetan. llevándose consigo a dos jóvenes. A N A L. para ofrendas (m ism os que se en co n traro n en septiem bre de 1949 al hacer la excavación en busca de la tu m b a. y recom endando el secreto de la tu m b a. Prestó hom e­ naje al gran soberano. M OTO LINIA EN ICHCATEOPAN. lo destinan a su m ism a com arca. sobre la cual d ebería construirse la iglesia c a tó ­ lica. con el títu lo real de P ro­ te c to r de los Indios. em pieza a los doce años a difun­ dir las enseñanzas recibidas. 1CHC. T oribio M otolinia que. enero. llega a Ichcateopan el m isionero fran­ ciscano Fr. julio 15. A Ecatzin lo llevó C ortés a Castilla. de su palacio en Cuernavaca. EXHUMA Y REINHUM A LOS RESTOS DE CUAUHTEM OTZIN 1529. Sobre su tum ba se construye una capilla con piso de adobes y un altar bajo. prim os paternos de C uauhtém oc.CODICE DE CUAUHTEMOC 235 catequizar a sus congéneres. Juan Juárez. regresó a los cinco años a M éxico T latelolco. m anda trasladar sus restos. sin excepción de edad ni sexo. bajo el altar m ayor de la iglesia co n stru i­ da después). E nterado del lugar del entierro de C uauhte­ m o c. M exicalcingo.~se presenta a catequizar. D.

con stru y en la nave. E. viuda m uy joven de un soldado. con cúpula y arco toral. con­ virtiendo la capilla en presbiterio. ICHC. doña L eonora de Guzm án y M endoza. ICHC. bautizados Ju an y C ruz. la fecha cincelada en la piedra clave del arco de la entrada principal a la iglesia. TUMBA DE TZILANCATZIN JUNTO A LA DE CUAUHTEMOCTZIN. En 1535 llega el prim er V irrey D. La iglesia de Ichcateopan term inó de construirse en 1539. En la m ism a iglesia está sepultado el joven T etzilcatzin de Pachiuía (hoy Pachivia. previsoram ente procura ser agradable con u n a de sus clientes. X ólotl em pieza a ganar su voluntad no cobrándole las verduras que vende. su situación es precaria. com pañero y em isario de C oatem o.G.G. nom brado p o r Felipe II para gobernar la Nueva España. A ntonio de M endoza. Vuelven a Ichcateopan los dos parientes de C u auhtem octzin. con instrucciones de M otolinia para term in ar la Iglesia. Era ex p erto en dirigir bata- . tem ido de to d o s p o r suponerlo pariente del V irrey. asegurándole posee m ucho oro. y víctim a de su m aldad. De ese m odo cum plía M otolinia con la p o lítica de la Iglesia C atólica. E. Los encom enderos se encuentran en desaforada expansión inva­ diendo to d a A náhuac. lugar p róxim o a Ich cateo p an ).G. de construir la nueva iglesia sobre la antigua para su p lan tar el culto antiguo.236 DOLORES ROLDAN X O LO TL PR O TEG E A JU A N CUAHTEM OC A LV. y a quien X ólotl logra com prom eter a base de soborno con entregas de oro para que defienda a su nieto del acoso de los encom ende­ ros. H IST. tam bién. se atreve a dem andar su ayuda para defender a Ju an C u auhtém oc. TRA D . 153 7 /1 5 3 9 . A sí lo indica. H ernán C ortés es de los más poderosos en el área de M exicaltzingo. CHIMAL. EN ICHCATEO PAN E. TRA D . cosechadas en la chinam pa de M exicalcingo. le aconseja a M endoza acepte las partidas periódicam ente. de la esclavitud. TRA D . y m antiene su interés. y es Pedro M endoza el gobernante. después con pequeños obse­ quios del poco oro que le queda. X ólotl nunca p o d ría confiar en M endoza. “ Q ue a él se le debe ta n to m érito para n u estro rey o señ o r” . m ism o que a nadie entregará a la fuerza ni con to rm e n to .

El padre G ante que conoce el problem a. lias. D oña L eonora protege al jovencito p o r la paga. Gro. JUAN CUAHTEMOC SE UNE A LEO­ NORA A LV. A gobiado p o r sus años y agravado por el destino inseguro de su n ieto . en el libro XII de la obra del Padre Sahagún. . listo para la p in tu ra (la escritura) inteligentísim o. según ella. se m enciona a T etzila­ catzin com o u n o de los más valientes guerreros defensores de T enochtitlan y en las ilustraciones del m ism o libro hay una representación de él. el oro se acaba. X ólotl ya está m uy viejo. XOLOTL MUERE. Es el año 1540. Por otra parte. CHIMAL. M endoza se alegra. E n Pachivia se sabe que Tetzilacatzin fue nativo de allí. no tiene parientes con algún po d er para encom endar a su nieto. llegó con C uauhtem otzin en noviem bre de 1 5 1 9 a T enochtitlan. Juan Cuauhtém o c lo llora am argam ente. y un poco doña L eonora. y el padre G ante tam bién pasa angustias para defender a sus niños y jóvenes. m uere m uy triste. p o r o tra parte. TRA D . considera al jovencito su presa. era de m uy elevada estatura. tam bién lo lam enta el padre G ante. sabio y diligente en to d o . y en la tradición oral de Ichcateopan se dice que él fue quien guiaba el grupo de guerreros que condujo el cadáver de Cuauhtém oc desde Acallan hasta Ichcateopan.CODICE DE CUAUHTEMOC 237 Iglesia de Pachivia.

.

queda Juan C uauh­ tém oc reconocido com o propiedad de ella. En las conversaciones con su esclavo. y de acuerdo con el fraile. ahora que Juan C uauhtém oc ya tiene diecinueve años. habla con el padre G ante sobre el peligro de esclavitud que am enaza al m uchacho. con inm ensa satisfacción agrega a su nom bre el apellido C him alpopoca de Ju an C uauhtém oc que h a b ía sido un secreto. En 1520 la provincia debió h ab er tenido m ás de 3 0 0 m il habitantes. en este pueblo que se llama H uitzquilocan. H uixquilucan p er­ ten ecía a la provincia trib u ta ria de C uauhuacan. la subyuga. de la jurisdicción de Tacuba. aprende m uchas cosas de los antiguos m exicanos. ED O . en su casa le dedica una habitación. H U IX Q U ILU CA N . E m pieza p o r ser m uy am able. D oña L eonora que nunca im aginó interesarse en u n indio. lo libera del peligro de ser asesinado o esclavizado. H IJO DE CUAUHTEM O CTZIN Y C ITLA LLI. que a q u í es donde hace m ucho tiem p o que nos deja­ ron nuestros padres que se llam aban “ H u ey ctp o p o catzin ” y . Pueblo de fundación prehispánica y que form ó p arte. CON E L DOCUM ENTO QU E A CO NTINUACION SE TR A N SC R IB E: FR A G M EN TO D EL ACTA DE LA R EU N IO N CELEBRAD A EN UN DIA D EL AÑO 1542. m atlatzincas. DE M EXICO (En el archivo m unicipal obra copia certificada de la trad u c­ ción de d o cum entos y códices en lengua n áh u atl. cuyos origi­ nales están en el A rchivo G eneral de la N ación). cuya pobla­ ción se co m p o n ía de tepanecas. reflexiona en que ella cuenta 30 años de edad y necesita encauzar su vida. Fascinada p o r Ju an C uauhtém oc.CODICE DE CUAUHTEMOC 239 procura ten er al joven entre los dem ás que instruye. o to m íes y nahuatlacas. cuya personalidad sem ejante a la de su padre. El d o cu m en to en cuestión dice: H oy en la fecha. p ro fu n d am en te enam orada. su sorpresa es m ás grande que su curiosi­ dad cuando sabe que el jovencito es hijo del valiente C uauhtém octzin. 1542. duran­ te la C olonia. SE COM PRUEBA LA EX ISTEN C IA FISIC A DE JU A N CUAUHTEM OC CHIM ALPOPOCATZIN.

Totoquihuatzin gobernó desde 1490 en Tlacopan hasta que Cortés. nos fue dando en hojas de papel (estam pas) a nuestro am ado padre Señor S. A ntonio que a q u í está cuidando y hoy que ha llegado nuestro Señor D. fue asesinado por Cortés. de las fricciones que ha ten id o con el V irrey A ntonio de M endoza. El primero. C ortés desairado p o r el R ey. D ESCEN DIENTES DE CUAUHTEM OCTZIN ALV. De la unión de L eonora y Juan C uauhtém oc nació Josef O m etzitzitlaltin T zim alpopoca. que m arca la unión de Ju an Cuauhtém oc y L eonora. El V irrey D. Con tal fin le pidió veinte m arcos de o ro. lleva su queja ante el R ey. A ntonio de M endoza se nos dieron tierras se nos entregaron los terrenos que hem os de cultivar los indios del pueblo que siem pre h ab ía sido de ellos y para que siem pre conste la fu n ­ dación y origen del pueblo “H u itzquilucan” y él com o ahora en esta fecha se han nom inado los pueblos que a q u í se enum e­ ran p ertenecen a esta ju risd ic c ió n :. En el año de 1540. m uere en diciem bre de 1547. a España. gobernó en Coyoacan.de todos los que form an el F IN DE CO RTES H IST. sol fuim os adm itidos. lo asesinó junto con Moctezuma. y enferm o. en 1520. Jo se f se presentó a las autoridades a exponer: (’) Nombre de dos gobernantes del señorío de Tlacopan.240 DOLORES ROLDAN “ T o to q u ia h u a tz in ” “ Señores de T lacopan” ( ’) cuando vinieron al antiguo terren o de nuestros m ayores fue cuando a q u í vinie­ ron a organizar nuestros señores y ahora a q u í llegó a nosotros la fe que a la verdad creem os salidos a recibir y obedecim os a nuestro Señor C ortés cuando ellos trajeron la fe vinieron p o r la salida del. El segundo.. CHIMAL TRAD. sale C ortés p o r segunda ve?. y para que p e rp e tu a ­ m ente así conste ahora en esta fecha YO D O N J U A N “CHIM A L P O P O C A T Z IN ” “O tlayecan” (el prim ero o principal) y don Miguel T o to q u iah u atzin a q u í estam os sirviendo ejer­ ciendo el nuevo m ando a q u í d e n tro de nuestra casa de au­ diencia que em puñam os la vara judicial con el nom bre de N uestro Gran Señor en presencia. . Luis de Velasco in te n tó prohibirle usar el apellido T zim alpopoca. sin que fuera reconocido p o r el Rey de España. Coapopocatzin. .

F ern an d o T zim alpopoca. su genealogía. dibujó el escudo con técoatlm acana (arm a de guerra). A m o m ic tla tla tla u tli” : “Ni al oro. F e m an d o T zim alpopoca alcanzó a ser m aestro de n a ti­ vos. Los herm anos Alvarez C hiam alpopoca. Pedro le obsequió p a rte de la riqueza que a él le h a b ía h eredado la viuda de su p a tró n A lquisiras. y la señora Sara Alvarez C him alpopoca de P. co n testació n que recogió su hijo Jo se f Pedro C hicihuac T zim alpopoca. tatarab u elo de los d o c to ­ res José Alvarez A m équita. com o lem a en su trad i­ ción.. F ern an d o T zim alpopoca era m uy p o b re. en el centro el águila sobre el nopal y sobre su cabeza el cópil o corona. al dejar por escrito con sellos oficiales. caudillo de la Independencia. m antuvieron gran am istad hasta que Ascencio fue asesinado p o r los realistas. Los nom bres de los descendientes de N otatzin C uauhtem otzin H u eytatli M exica y T zitlallin de M exicaltzinoo. en tre sus alum nos se co n tó Pedro A scencio A lquisiras. el chim alpopoca (escudo h u m ea n te). Esta historia. la obsequiaron al Presidente A dolfo López M ateos para su colección de arm as. El relato recogido p o r el ingeniero A m ado A m ador C him alpopoca. D. son los siguientes: Ju a n T zim alpopoca C uauhtém oc E leonora de G uzm án y M endoza Jo se f O m atzitzitlatin A ntonia T etzilaixtac Jo se f A ntonio A m oxtli M aría N opalxuchil .CODICE DE CUAUHTEMOC 241 “ QU E LO HABIA PO R H EREN CIA Y NO PO R COMPRA N I GRACIA D EL R E Y ” . y D. posiblem ente es la vida real del héroe. y dos estrellas a los lados: u n a sim boliza a Citlalli y la o tra a Leonora G uzm án C him alpopoca. Luis Alvarez C him alpopoca. y coincide en cierta m anera con los datos biográficos. y D. la leyenda en náh u atl: “ A m o coztlicom ita tl. una pistola. Ni al favor” síntesis de la citada defensa del C hoznoabuelo. abajo en cada lado. de los objetos perso­ nales que conservaban de Pedro A scencio. am erita c a p ítu lo aparte. lo ú ltim o que te n ía n . Allí se cita que D.

O cham pa Ju an a C ualihca Fernando Chimaipopoca. . Jo se f Pedro C hicohuac M aria Chichiltic J o se f Ma.242 DOLORES ROLDAN Amado Amador Chimalpopoca.

doña Francisca expuso a su m arido la tradición de su apellido. tuvo para sí el reino de T en o ch titlan solam ente p o r cinco años. y él. y su escudo.CODICE DE CUAUHTEMOC 243 V icente T latlatzin Francisca N etzal Francisca T zim alpopoca (1) Miguel de Salgado C orrea y Espinosa de los M onteros F ernando T zim alpopoca (2) Silveria Baina Ixtacípam extli Francisco Xavier C him alpopoca G uadalupe D íaz de C him alpopoca A m ado A m ador C him alpopoca G uadalupe D íaz de C him alpopoca (1): En este m atrim onio. y dejó tan sólo una hija. El rey C u au h tém o c. hijo de A hu itzo tzin .G. . “ quien asim ism o desapareció” . 167 E. José Alvarez A m ézquita Sara C him alpopoca de Alvarez (3) (3): Sus hijos. Estas palabras parecen sugerir que hubo o tro vásíago no m encionado. TEZOZ. que desapareció. con gran satisfacción dejó con­ tin u a r el apellido C him alpopoca com o paterno. descendientes directos en este siglo: José Alvarez A m ezquita Luis Alvarez C him alpopoca Sara Alvarez C him alpopoca de Palacios. (2): El tatarab u elo que dejó el d o cum ento de la genealogía.

Sara Alvarez Chimalpopoca de Palacios.244 DOLORES ROLDAN Sra. .

.

Ocnampa casado con doña Juana Cualihca hija de don Josef Pedro Chicohuac casado con doña Ma.) Declaro (TEXTUAL): En el Rial y Minas de Zacualpan alos once días del mes de mayo de mil ochocientos y seis años. Chichiltic luja de don Josef Anto. 1808. D. Amoxíli casado con doña María Nopalxuchil hijo de don Josef Omaízitzitlaltin casado con doña Anta. Y MIL OCHOCIENTOS Y UNO” DOS REALES (SELLO: (AÑOS. DOS REALES ANOS DE MIL OCHOCIENTOS.246 TEXTO DEL DOCUMENTO ANTERIOR SELLO: ESCUDO: CORONA legible en el dibujo) (LEYENDA: HÍSPANIARUN RF CAROLUS IV D. Mariano mi padre. IV.G. Con voluntad del Señor mi Abuelo q ’ es la mia de q’ por falta de maior varón sean las hembras las q’ here­ den y mantengan nuestra generación y descendencia. Asi lo escribo de mi puño y letra por ante los testigos Don Manuel de Alday y Don Bernardo de Soria Españoles i maiores de edad para acerlo sierto y valedero como y cuando convenga a los intereses de mis hijos y susesores. a el le corresponden en legitima mis títulos y Nombres y averes q ’ heredé de mis los predichos muy altos y muy nobles antecesores de mi Casta y prosapia en linea recta y sin q’ a otros algunos les convenga o conveníales pudiera en derecho legal i trasferible como el que yo represento.) DOLORES ROLDAN “SELLO TERCERO. Siiveria. Firmado bajo mi signo de familia Testigo Testigo Bernardo de Soria Fernando Tzimalpopoca M.D. 1807) (CAROLUS. Yo don Fernando TzimaLpopoca casado con doña María Siiveria Baina Ixtaclpamextli hija de doña Francisca 'Tzimalpopoca casada con don don Miguel de Sal­ gado Correa y Espinosa de los Monteros hija de Don Vicente Tlatlatzin casado con doña Francisca Netzal hija de don Josef Ma. heredó D. Tetzilaixtac hija de don Juan Tzimalpopoca Cuauhtemoc casado con doña Elionora de Guzman y Mendosa hijo del muy alto y valeroso Emperador mi Señor y Notatzin Cuauhtemotzin Hueytatli Mexica y de su Esclava y mi Señora la Reyna Tzitlalin de Mexicaitzinco: Que teniendo ya un hijo varón llamado Francisco Xavier de mi esposa la dicha Doña Ma. ctct Chimalpopoca .G.M. Fernando Xavier. Miguel de Alday REVERSO DE LA HOJA Por muerte de D.

Señor Rey que fue de esta Nueva España. Por la presente doy este m i m andam iento en él incoporado para en guarda de su derecho. MATS. sino el de H uitzilihuitl amigo de C ortés. R efrendada de m ano de M anuel M artínez V ázquez y a las espaldas de ellas están cinco señales e vistas p o r m í la dicha Cédula a te n to lo pedido p o r el cacique D. a m ás de ser posterior a la época antigua y co n ten er grandes errores históricos. . . y a m ediados del siglo X V II. Diego de M endoza de A ustria M octezum a hijo de D. Dice el do cu m en to real (la C édula): “ D. y fundándose en algunos docum entos n o to ria ­ m en te falsos. Dada en M adrid a dos días del m es de O ctubre de 1525. y en una genealogía en p arte publicada en el terc er to m o de la edición m exicana de la “C on­ quista de P re sc o tt” . para nada tra ta de C uauhtém oc ni en p arte alguna trae su jeroglífico. hechos incom patibles. con D oña Ju an a su m a d r e . Diego de M endoza.. Dada en Servilla a catorce días del m es de A b ril de 1 5 2 3 ” 11-108 . D. en otros que tra ta n de diferente persona. Carlos. F ernando C ortés C uautém oc. . . sus hijos to m aro n el apellido de A U STR IA M ONTESUM A. DIEGO DE M END OZA A U STR IA Y M OCTEZUMA “ Y o. por hacer bien y m erced a vos D.etc. . en los cuales se equivoca hasta el nom bre que to m ó en el bautism o el últim o R ey de M éxico. D. . Diego de M endoza A ustria y M octezum a. p o r parte de D. A nto n io de M endoza” . y ser n ieto del M onarca y E m perador M octezum a.CODICE DE CUAUHTEMOC 247 C O N FR O N TA DE LAS OBRAS Y DOCUM ENTOS QUE CONTIEN EN CITAS DE FA LSO S PA RIEN TES DE CUAUHTEM OCTZIN. . form aron un expediente pre­ ten diendo descender de M octezum a y de C uauhtém oc. A ntonio de M endoza V isorey y G obernador por su M agestad en esta Nueva España p o r qu an to el Rey mi Señor fue servido de despachar una su Real C édula. . . Fecho en M éxico a o cho días del m es de Julio de 154 7. Rey de C a s tilla . . e t c .. la cual. MATS. 1-877 De un descendiente de T ezozóm oc llam ado H uitzilihuitl.

172 DOLORES ROLDAN E n el año 5-casa. DOC.. COMO H IJO DE Z A Y O L TZIN . 1).248 TEZO Z. E l 21 de O ctubre de 1728. Carlos V . F E R ­ NANDO CO RTES CU A U H TEM O TZIN . 173 DICC. D IEG O M E N D O Z A . En el D iccionario P o rrú a se da 1562. A U STR IA . P R IN C IP E D E T L A T IL O L C O . En los m ism os co n tex to s de M éxico a Través de los Siglos. H IJO D E L SE Ñ O R Z A Y O L T Z IN . M aría C ortés M octessum a C him alpopoca T o to q u ih u asth le. tam bién presentó la C édula Real dada en M adrid el 12 de o ctubre de 1562. 34 TEZOZ. para concederle a M en­ doza escudo de arm as. M aría M endoza. se en cu en tra en el T om o 1-877 la rectificación de lo citado en el T om o 11-108. firm ada p o r el E m perador D. De la C édula hay dos datas: en M adrid 1525 y Sevilla 1523. T ezozóm oc cita 1557 el año del deceso de D . en de­ m anda de privilegios. Asimismo fue en esté año m encionado cuando m urió el señor D o n D iego de M endoza. el 5 de M ayo de 17 4 4 presentó copia de la C édula Real fechada en Servilla a 14 de abril de 152 3 . “1549 a ñ o s ” fu e cuando se asentó p o r rey el señor D o n Diego de M endoza . hijo de D . etc. rey de Tlatilolco. a favor de D. A LV. A m bas fechas se en cuentran en las dem andas de M aría M endoza A ustria y M octezum a de T latelolco. Diego de M endoza después de h aber rem ado 14 años en T latelolco. PO R R . que reinó p o r catorce años. Ju an a le concedieron el 8 de febrero de 1 5 6 2 el privilegio de arm as. presentó p etició n de privilegios D. CHIM. y de M aría Cortés. y n ieto del E m pera­ dor M octezum a. rey de Tlatilolco. DIEG O DE M END OZA . do cu m en to Real (la Cédula) Sevilla a 14 de A b ril de 1523. Cacica y principal de la R epública y Parcialidad de Santiago T latelolco. G LOSA : . Y HERAL. A ustria y M octezum a. año en que se le concedió el privilegio de arm as. apoyada en lo m ism o anterior. En el año 13-casa. “1 5 5 7 a ñ o ”. Carlos V y D ña. PR IN CIPE DE T L A T E L O L ­ CO. C uauhtém oc no p o d ía ten e r un hijo adulto que recib ía en 1523 ó 1525 cédula y escudo de arm as p o r hazañas gue­ rreras. M OCTEZUM A. CACICAZ.

esta princesa.. 156 G LO SA : . convirtiéndose en esposo suyo el llam ado “Ju an de T urosas” (T olosa). D esposó el gran rey M otecuzom a X o có y o tl. M aría de M endoza A ustria M octezum a de T latelolco. 155 TEZOZ. Y HERAL. asim ism o m ujer. pri­ m eram ente se la llevó D on F ern an d o C ortés. allá la otorgó el “M ar­ qués del V alle” . SUCHIMATZIN. (De to d o s los hijos de M octezum a es la única de este n om bre). de quien le nacieron dos hijas llam ada la prim era D oña L eonor de M ote­ cuzom a. (que) LO FU E TAM BIEN LEG ITIM O DE D. y la segunda D oña M aría de M otecuzom a. pero ésta se m urió doncella. M A R IA M OCTEZUM A. M U JER LEG ITIM A DE D. “M arqués del V alle” . ¿MUJER LEGITIMA DE CUAUHTEMOCTZIN? M aría de M endoza A ustria M octezum a o C ortés. CORTES. apoyan sus dem andas en la m ism a versión de que M aría M octezum a C ortés Suchim atzin fue m u ­ je r legítim a de C uauhtém oc. se llamó D oña M aría de M o tecu zo m a y sim ple­ m e n te m urió cuando joven. CAGICAZ. padres de D . y A gustina de M endoza. hija del gran rey M otecuzom a X o co y o íl. el 18° hijo. El 16°. en su dem anda afirm a descender de D. Cacica de T latelolco dem anda privilegios: A rbol de la Cesárea Regia Prosapia del E m perador M octe­ zum a. TE Z O Z .CODICE DE CUAUHTEMOC 249 MARIA MOCTEZUMA. FER N A N D O CO RTES CUAUHTEM OC H U IL Z IL IH U IL UNDECIM O REY DE M EXI­ CO Y DE DÑA. Y HERAL. M ARIA M OCTEZUMA CO RTES SUCHIM A TZA TZIN . DIEG O M ENDOZA A U STR IA . D oña Isabel de M otecuzom a T echuichpochtzin. CO RTES SUCHIM ATZIN. princesa ésta “ M estiza” a quien diz que desposó un “m in e ro ” de Z acatlán. ú ltim o de este Im pero M exicano (?) padre legítim o de DÑA. 125 TEZOZ. FER N A N D O CUAUHTEMOC H U IT Z IL IH U E T . según dicen los ancianos. sobrino del E m perador M octezum a. de que nació y provino de ellos la llam ada Doña M aría Cortés de M otecuzom a. A gustina de M endoza. Dña. T ezozóm oc asienta dos veces que m urió la hija de M octe­ zum a. ETC. igualm ente m ujer. de n om bre M aría. y llama M aría C ortés de M octezum a CAGICAZ. DIEGO DE M ENDOZA “ EL V IE JO ” APELLIDA DO A U STR IA .

com o hijo de C uau h tem o ctzin . los testim onios respecto al . . m adre de T ezozóm oc. T ezozóm oc solam ente enum eran los nom bres de sus hijos del segundo m atrim onio con Ju an C ano y de su tercera unión. T ezozóm oc era sobrino de Isabel). La única objeción que pudiera hacerse respecto de esta cédula (de 1523 y 1525) que original existe en el Archivo general de M éxico. con H ernán Cortés. y llega hasta po n er en duda si hubiera sido casada d oña Isabel con C uauhtém oc. Su tercer m atrim onio con Cano tuvo cinco hijos. ISA B EL DE M OCTEZUM A. . fundándose en el silencio de C ortés sobre este casam iento en ocasión en que p o d ía haber hecho referencia a él. D oña Isabel era m edioherm ana de d oña Francisca de M oteczum a. Isabel M octezum a casada con A lonso de G rado no tuvo sucesión.250 DOLORES ROLDAN a la hija de Isabel M octezum a o T ehuichpo. TEHUICHPO T EZ O Z . D. desposándola luego religiosam ente otro “ español co n q u ista d o r” llam ado “ Pedro G allego” . 422 G LOSA : Esta princesa D oña Isabel de M otecuzom a T ecuichpochtzin la dejó el “M arqués” . d oña Isabel quedó sin sucesión de ninguno de estos dos m atri­ m o n io s” . en segundo. im pide considerarlos den tro de los lím ites verosím iles. . sería que C uauhtém oc no tuvo hijos en su m atrim onio con la princesa T ecuichpo.C. A lam án lo afirm a diciendo: “ M uerto A lonso de G rado.D. La discrepancia y am bigüedad en el cotejo de los docum en­ tos. que p erm itan incluirse en la presente biografía: en prim er lugar. a Diego de M endoza de A ustria M octezum a. b autizada D oña Isabel y que casó en segundas nupcias con A lonso de G rado y en terceras con Pedro Gallego. MATS. hija m ayor (?) del E m perador M octezum a. a quien desposaron con Ju an de Turosas (Tolosa). (De la princesa doña Isabel de M oteczum a. tuvo a Ju an de A ndrada de M octezum a. CHIMAL DOC. el cual “ fue a m orir en E spaña” . de que nació D on Ju an A ndrada de M otecuzom a. m uy herm osa m u jer m oza. 156 A LV . y era casado (C uauhtém octzin-T ehuichpo) con una hija del m esm o M ontezum a. Con Pedro de Gallego. II 108 B.

años 1800/1 y 1806/7 La referencia de los supuestos parientes de C uauhtém oc. y tercero. en línea recta. p o r su correlación en el tiem p o y en el espacio. de los herm anos A lvarez-C him alpopoca. avalado con sellos del R ey de España Carlos IV . se expiden únicam ente para evidenciar su inconsistencia. . es definitivo lo p e rp e tu ad o en el registro de la genealogía cuauhtém ica. com prendidas en obras y d ocum entos investigados. h u b o descendien­ tes. se elim ina de la inusitada declaración de las descendientes de D. ninguno se presta a especular. Para la finalidad de esta integración docum ental biográfica. el m aridaje de ella con C uauhtém octzin. M aría C ortés M octessum a C him alpopoca T o to q u ih u astle.CODICE DE CUAUHTEMOC 251 m atrim o n io de C u auhtem octzin con T ehuichpo o Isabel M octezum a.

gobernador de A callan en aquella fecha de 1525. y a Tapia o M otelchiuhtzin. parcialidad a te n tato ria para la integridad del héroe. no ob stan te. una es: M. a q u í traslado (al C hontal) lo que está escrito en lengua ACALAN TIX G H EL FRA N C E V. Pablo Paxbolon. nieto de P axbolonacha. lo condena. (2a. señalan al nativo M exicaltzingo bautizado C ristóbal./ T ixchel/ F rance V. Ixtlixóchitl y T orquem ada culpan a C ortés. En el siglo X V II. PRESEN­ TADAS PARA DEMANDAR PRIVILEGIOS R especto a la supuesta conspiración de C uauhtem otzin. Lo m ás interesante del d o cum ento de la probanza presentada p o r M aldonado. U niversity of O klahom a Press./ N orm an 1968/565 pp. se presentan dos versiones en dem anda de privilegios al rey de España. la incondicional de C ortés. son diferentes las versiones de los denuncian­ tes: C ortés. se agrega­ ría a los inigualables hechos de C uauhtém octzin. para registrar los servicios de Francisco M aldonado y su suegro D. Anales de T latelolco. juzgando que N A D IE PU EDE N E G A R LE EL DERECHO QUE TEN IA DE H A BER SE REBELA DO EN D EFEN SA DE SU PA TR IA . su m ism o panegirista. E d.■252 DOLORES ROLDAN DENUNCIAS DE LA SUPUESTA CONSPIRACION DE CUAUHTEMOCTZIN EN CONTRA DE CORTES. E m pero. Bernal D íaz del Castillo cita a Ju an V elázquez el C ihuacóatl T lacotzin. subordinados de C uauhtém octzin.). en co n tra de C ortés. se resum e a continuación con breves aclara­ ciones. Roys. y López de G om ara. haber sido su antepasado la denunciante. de ser cierto. Scholes y R alph L. Pablo Paxbolon. escribano público en este pueblo de Tichel. en lengua chontal: ■ Y o. CUEVAS 291 de 1915 GLOSA : La probanza del nieto de D oña M arina. V ersión española de la trasuntación de la relación que pre­ sentó Francisco M aldonado. am bos asesinados p o r C ortés antes de volver a T enochtitlan. Chim alpain y T ezozóm oc. que reclam ó ante la C orona Española. La o tra reclam ación es la probanza form ulada en 1612. espigado de: T he M aya/ C hontal Indians o f A calan. SCHOLES Y RA LPH . a h í se afirm a que C uauhtém octzin in te n tó la conspiración en co n ju n to con Paxbolonacha. las contradicciones en su contenido son índice de fal­ sedad. se han difundido publicaciones que lo subrayan com o prueba irrefutable.

español. que le quiero ver. escribano que m urió m ucho tie m p o ha. Y llegados ante el C apitán del Valle. que no quiero sino pasar a ver tierra. gallinas de la tie rra . que yo le haré m ucho bien si él m e recibe b ie n ” . su rey. que em pieza el prim ero el asiento del Rey Paxbolonacha. Y así les dijo el capitán: “V enga el rey. que soy enviado p o r el señor del m u n d o . . (TAX AH A o YAXZAM.CODICE DE CUAUHTEMOC 253 m exicana p o r Ju an B autista. 49. V inieron los españoles a esta tierra en el año de m il quinien­ tos veinte y siete (?). copal y m ucha fruta. Y dijo el capitán: “ Rey P axbolon. llam ado TEO TILA C p o r Ix tlixóchitl y TEU TIER C A S p o r C ortés). se volvieron y dijeron a Paxbolonacha. . em perador. y (él) les dijo: “ Q uiero irm e a ver con el capitán y españoles. El pueblo de ACALAN que se llam ó ISANCANAC. p o rq u e d eb ía haber en tre ellos quien les dijese no venía allí el rey. D on Pablo P a x b o lo n . solam ente se a n o ta n :) 1.. . m aíz . rey. está tú en tu reino y ciudad. . que está su tro n o en Castilla. Y los que venían en nom bre del rey. . y el C apitán del Valle con ellos.. a q u í he venido a tus tierras. que no vengo a guerras ni a hacerle m al. que (es) tuvo veinte días C ortés. donde se cortó la cabeza al capitán m exicano Q uatem uco. que m e envía a ver la tierra y de qué gente . enviaron a llam ar a Paxbolonacha. y de los españoles no les creyeron. dijo u n o de los principa­ les: “ R ey y señor. (Esto se lo dijo C ortés al hijo de P axbolonacha). le salieron a recibir. trasladé los nom bres y cuenta de los pueblos de los m agtunes. Q ue en traro n p o r T anocic ( ¿Tenosique?) y pasaron p o r el pueblo de T axich y salieron al principio de la tierra de X acchute y llegaron a proveerse en el pueblo de TAXH H A A . En cinco del m es de julio de m il seiscientos doce años. el capitán se llam aba D on M artín (?) C ortés. com o sigue: (De la lista de los pueblos. . (Ix tlix ó ch itl y C ortés concuerdan en que fue el hijo de P axbolonacha o A paxbolon quien les n o tificó de la m u erte de su padre). que y a dijim os. Sabido p o r los españoles. el cual recogió todos sus principales de to d o s sus p u e b lo s . que yo quiero ir a ver lo que quieren los españoles” . cu an ta hay que ver. Y les llevaron m u ch o presente de m iel. Y estando allí con to d a su gente. que les quiero ver y saber qué q u ie re n ” . TA X A H A . que son chontales de Acaían.

Y luego partió el C apitán del Valle. O íd o esto p o r el C apitán del Valle. y acabado de bautizarle. y que no les p e d ía n sino m iel. p o rq u e tres o cu atro veces m e ha tra ta d o que os m ate m o s” . el cual habló con P axbolonacha rey: “ Señor R ey. Y antes tuvieron veinte días descansando. y la tierra donde se coge la p lata y la p lu m ería y el cacao. que venía con el capitán de M éxico. le cortaron la cabeza y fu e clavada en una ceiba delante de la casa que había la idolatría en el p u e b lo de Y A X Z A M . que es M éxico. ni a ningún indio h a b ía n m u erto n i aporreado. TEO TITLA C o T E U TIER C A S. Los renglones subrayados coinciden con la cita de Ix tlix ó ch itl). rey de los indios de M agtune C hontales. u n a vez m ás se com prueba que los asesinatos no se c o m etiero n en Izancanac). que sí h a ría . P axbolonacha. no p o d ía te n e r dos rostros con ellos ni enseñarles dos corazones con los españoles. y al te rc e r d ía le sacaron y le bautizaron. prendió a C uatem uc y le echó en prisiones. O ído p o r él esta razón. D ejadlo ahora. este principal y capitán de los m exicanos que traes. que eso quiero ir a ver” . Y estando allí. C ortés y P axbolonacha llegan a IZANCANA C. rey de Nueva España. se fue al C apitán del Valle y le dijo: “ Señor C apitán del Valle. y visto e im p o rtu n a d o . anda con cuidado con él.254 DOLORES ROLDAN está p oblada. gallinas y m aíz y dem ás frutas que les daban cada d ía . no te haga alguna traición. vio que los españoles no h acían m alos tra ­ tam ientos. Y o soy de parecer que los m atem os. Y pensan­ do sobre el caso. Y respondióle el capitán que descansase. Y estaba allí Q uatem uc. le respondió: “ V erem e en ello. estos españoles. y considerando que pues no le ha­ cían m al. que yo traigo m ucha gente y vosotros sois m u ch o s” . y no se certifican si se puso p o r n o m b re D on Ju an o D on F e m a n d o . Y esto dijo Q u atem uco a P axbolonacha. y con él to d a su gente y el R ey y P axbolonacha con to d a su gente. que sólo te pido m e despaches para U lúa. em pezaron a trazar . vendrá tiem po que nos den m ucho trab ajo y nos hagan m ucho m al y que m atarán nues­ tro s pueblos. (D espués de ahorcar a C uauhtém oc y dem ás señores. . y llegaron a la ciudad de IZAM CANAC. que tratarem o s de ello ” . que no vengo a guerras. Y así le respondió que m u ch o de enhorabuena le d a ría paso y que se fuese con él a su ciudad y tierra y que allí tra ta ría n lo que m ás convenía. . (El m ism o TA X A H A .

y posterio rm en te tuvo éxito en incorporarlo a los do cum entos de la p robanza com o u n elem ento sustancial. sabía de la existencia del T exto C hontal y estaba fam iliarizado con su contenido general. que form uló la probanza. A sí com o la narración del T ex to describe bajo la luz m ás favorable la entrevista de C ortés con Paxbolonacha. El T ex to C hontal cita u n a razón distinta p o r la cual Paxbolonacha rehúsa particip ar en la conjura. . que te n d ría una legua de travesía con sus bajíos. Y ¿ p o d rían ten er duda alguna ahora que habían visto a los españoles?” M aldonado. “ los hijos del sol . así consi­ deram os que las versiones del T ex to y la probanza sobre el episodio de C u auhtém oc están obviam ente redactadas para pro p o rcio n ar pruebas ulteriores de la lealtad de la casa reinan­ te en A calan hacia la C orona Española. y así se em pezó a henchir los bajíos y a hacer la p u en te. Se dice que el señor de A calan recom endó al señor A zteca “N o esforzarse en vano. Por consiguiente. SCHOLES Y RA LPH L. ROYS.CODICE DE CUAUHTEMOC 255 COM ENTA­ R IO DE F. que v endrían vestidos y calzados? (en español en el original). ¿acaso no se h a b ía pro fetizad o que su m an d ato dura­ ría hasta la llegada de los hom bres blancos. que se acabó d en tro de dos días p o r la m ucha gente que había. p o r qué p arte se p o d ía hacer p u e n te para po d er pasar el río con to d o el ejército. es m uy significativo que la evidencia de la p ro ­ banza de M aldonado y el T ex to C hontal difieran en este p u n ­ to.V .

G ro. R EPO R TER O DE E L U N IV ERSAL: “YACE CUAUHTE­ MOC EN LA SER RA N IA DE G U E R R E R O ” . Lic. G obernad#? del estado de G uerrero. la obra del periodista M OISES M ENDOZA. por m edio de su C o­ m isión E ditorial. F ebronio D íaz Figueroa. y a LUCIA ALCOCER DE FIG U ERO A . Presidente M unicipal. editada e im presa p o r él m ism o..C A P ÍT U L O V I M OISES M ENDOZA. H ISTO RIA DE UNA NO TICIA POR MOISES M ENDOZA. PER IO D ISTA DE EL UN IV ERSA L El A yuntam iento de A capulco. La C om una M unicipal firma la im presión. tócale en ocasio­ . Esta nueva edición es en hom enaje al valiente periodista. ING. RUBEN FIG U ERO A . enca­ bezada por el C. fue incinerada p o r parte de la opo­ sición a su contenido. A b u n d a n los que creen que al periodism o lo caracteriza lo efím ero . la cual. sin embargo. además de aportar a diario el m aterial de que se servirá el historiador de mañana. y está dedicada a EU LALIA GU Z­ MAN. en 1950. cónyuge del C. reim prim ió en 1978. titu lad a REY Y SEÑOR CU AU HTE­ MOC (El hallazgo de Ixcateopan).

Que el docum ento dice que des­ pués de ahorcado C uauhtém oc. según el cual se pretende haber localizado el sitio en que fue sepultado C uauhtém oc. R elata tam bién el docum ento. G ro.. ni que sus huesos se ha­ b ían perdido en la selva. Pasma y maravilla cóm o Ixcateopan. En lo íntim o de la vida de los habitantes de aquel villorio tan olvidado. vecino de Ixcateopan. RU M O R D E QUE FUE H A L L A D O UN M A N U SC R IT O D E M O TO LIN IA . la actitud am oro­ sa y valiente de M otolinia. a lo largo de m ás de cuatro siglos. guardó con celo y discreción el secreto del entierro de su Rey.. en prim era plana: YA C E CUAUH TEM OC E N LA S E R R A N IA D E G U ERRE RO . M. y. levantando un tem plo que dedicó a Santa M aría de la Asunción. en cuyo curso han ocurrido y seguirán ocurriendo cosas maravillosas. conoció una proeza hom érica del indígena. com o lo es el traslado del cuerpo de su Rey desde tierras rem otas hasta la sólida m eseta de la que fue capital de Z om pancuahuitl. siguiendo con fidelidad las instrucciones de M otolinia. EL L U ­ G A R S E R IA IX C A TE O P A N . a lo largo de seis o siete generaciones. trasm itían el secreto y la consigna: ¡Si­ lencio! C orrespondió a nuestro siglo. enterarse de que C uauhtém oc no era ceniza dispersa. h ab ía un fuerte núcleo de juram entados con el gran fraile. En este m om ento EL UNIVERSAL puso al servicio de la causa su actitud tesonera y ese factor im ponderable que en el oficio tiene tan to valor: el instinto. los indios trajeron el cadáver a Ixcateopan. el 7 de febrero de 1949: “ Un señor apellidado R odríguez. al m ism o tiem po. que com o en una carrera de relevos. La noticia había sido enviada por el señor Bernardo Salga­ do H. qué m otivos tuvo el fraile . lugar de donde el últim o E m perador de los m exicanos era nativo. La revelación del secreto secular se ofreció el día 8 de fe­ brero de 1949.M. corresponsal del periódico en T eloloapan. encontró un im portantísim o m anuscrito del padre M otoli­ nia. con todo ello.258 DOLORES ROLDAN nes poner su contribución al servicio de investigaciones de trascendencia. M otolinia señaló el lugar del enterra­ m iento.

La noticia. Nuevos datos llegaron el 9 de febrero. M artínez. EL 13 DE FEB R ER O .. y con tal carácter fue a la Gran T enochtitlan al frente de un ejército. descri­ bió cóm o el señor Salvador R odríguez Juárez. a la m uerte de éste” . jefe del destacam ento en Teloloapan. asimismo. trasm itió el m ensaje a la Secretaría de la D efensa N acional. solicitando que se nom bre una com isión de historia­ dores que estudie los docum entos de referencia y em ita dic­ tam en sobre su au ten ticid ad ” . h a b ía echado un grueso velo sobre los actos posteriores al sacrificio del E m perador. poseedor de los docum entos. relativos al nacim iento e inhum ación del últim o E m perador m exicano: C uauhtém oc. dando cuenta de que el segundo com andante del 4 o escuadrón. encontró docum entos de alto valor histórico. que el gran m exicano radicaba en Ixcateopan com o rey de los chontales. enviados por el corresponsal señor José O. del p u erto de A capulco. partiendo de los inform es de Bernal D íaz del Castillo. siendo nom brado después em perador. general Miguel Z. El com andante de la Zona M ilitar. en auxilio de M octezum a. la H istoria. Siem pre h ab ía sido una incógnita la suerte del cuerpo de C uauhtém oc. La no ta telegráfica decía lo siguiente: “ En la C om andancia de la Zona M ilitar se recibió un m ensa­ je del teniente coronel José Ibarra. del servicio en Ixcateopan. LOS DOCUMENTOS DE ÍXCATEOPAN SEÑOREABAN EN EL AM BIENTE Y M ENUDEABAN LAS OPINIONES EN LA C. CAPITAL: PRO F E SO R G O M EZ D E O ROZCO: “ Será de im portancia . fuera de to d a especulación. rom pió el secreto de más de cuatro siglos. El 11 de febrero llegó a la capital el señor Bernardo Salgado H.CODICE DE CUAUHTEMOC 259 p ro te c to r de los indios para guardar secreto respecto a la últim a m orada de C uauhtém oc. que eran aliados de los aztecas. M anuel R odríguez Juárez. era interesante. se estableció una guardia m ilitar a cargo del pelotón del m ism o lugar. Se refiere. Se inform a tam bién que en el sitio donde se hizo el hallazgo. persona aficionada a las investigaciones históricas. M uñúzuri.

D entro de m i posibilidad. debo com entar m uy favorablem ente la form a com o El Univer­ sal ha publicado la noticia. PRO FESO R JO R G E ENCISO: “ El caso es m uy serio y grave para em itir una opinión a la ligera. doctor Daniel R ubín de la Borbolla. y a la que estarán invitados los señores doctor Silvio Zavala. porque los indios que lo veneraron en vida. acerca del posible despeje de la incógnita que ha rodeado desde hace más de cuatro siglos el paradero de los restos del E m perador C uauhtém oc. es celebrar una ju n ta de mesa redonda a princi­ pios de la semana entrante. en la m uerte lo protegie­ ron. com o lo es el que se refiere a C uauhtém oc y al paradero de sus respetadas cenizas. ya que sin subestim ar la im portan­ . Existe una vieja tradición de que el cadáver del E m perador de los m exicanos fue arrancado de las garras de C ortés. estoy dispuesto a cooperar en la investiga­ ción” . Ojalá que de las investigaciones se aclare este p u n to de nuestra H istoria. y llevado por los indios para su enterram iento a un lugar secreto.0 260 DOLORES ROLDAN suprem a investigar la autenticidad de los docum entos a que alude El Universal. se form ulará un program a de inm ediato y rápido desarrollo. con la presencia del señor arqui­ tec to M arquina. director del Museo Nacional de A ntropología. DO CTO R R U B IN DE LA B O R B O L L A : “ En prim er lugar. y con el acopio de datos que podam os tener para la fecha. el historiador Manuel Toussaint. utilizando los elem entos con que co n te­ m os para realizar un estudio con la seriedad que el caso re­ quiere y adoptar después las resoluciones lógicas a que se llegue” . En esa ju n ta . Juzgo natural el en tu ­ siasmo de los vecinos de Ixcateopan” . Para adoptar una resolución acerca de lo que debem os hacer. es que el cuerpo del E m perador se salvó de ser ultrajado. para que form em os una opinión. director del Museo Nacional de H istoria. el ingeniero E duardo Noguera y otros historiadores al servicio de los museos. esta tradición no ha desaparecido. hemos dado aviso a los directores de los m useos y a los historiadores del Institu­ to (IN AH ). La tradición popular indígena. El prim er paso del In stitu to . hace m ás de cuatro siglos. PRO FESO R L U IS C H A V E Z OROZCO: “ No puede form u­ larse opinión a priori acerca de un asunto fundam ental para la Historia de M éxico.

Nadie p o n ía en duda las aseveraciones . en la que tom arían parte tan to el M useo de A ntropología. le m anifestó que se h aría una investigación del caso. parecía ser el criterio de los histo­ riadores y de los funcionarios sobre quienes recaía la responsa­ bilidad de hacer luz en el apasionante caso de Ixcateopan.CODICE DE CUAUHTEMOC 261 cia que tiene. en el caso de ser requerida. h ablar con la persona que los descubrió y usar todos los recur­ sos científicos que podam os disponer. Creo que será necesario tener a la vista los docum entos. Un estricto espíritu científico. lo hace con toda clase de reservas. y que puede ser continental. es decir. para cooperar en la investigación del descubrim iento del sitio donde parece que reposan los restos de C u auhtém oc” . habríam os realizado el descubrim iento más sensacional e im portante en la H istoria de M éxico y en la H istoria de A m érica” . Subrayó que el In stitu to Nacional de A ntropología. En la m ism a form a estim o yo el caso. D O CTO R A L F O N SO CASO. le doy la im portancia que tiene. poseedor de los papeles que revelaron donde estaban enterrados los restos de C uauhté­ m oc. C A R T A V IV A . La casa del señor Salvador R odríguez Juárez. fue em ocionante tenerla en nuestras m anos. En la hipótesis de que se confirm ara la versión de los vecinos de Ixcateopan. 13 de febrero. estaba saturado de veneración y cariño a C uauhtém oc. inclinado a la investigación m ás rigurosa. T itular de la Secretaría de Bienes Nacionales. IXCATEOPAN CASA D O N D E S E H A L L A B A N L O S DO CU M ENTO S. to d o parecía m archar sobre ruedas. com o el M useo Nacional de H istoria. H asta ese m om ento. em inente arquéologo: “ La Secretaría de Bienes Nacionales declaró pondrá sus elem entos a la dispo­ sición de las autoridades correspondientes. por co nducto del señor Enciso. para dictam inar. forrada con un pergam ino sus borrosos carac­ teres. en la cual se habla del lugar en que reposan los restos de C uauhtém oc. se encuentra a espaldas del tem plo. El am biente de Ixcateopan. en el sentido de que ese pueblo es tum ba de Cuauhtém oc.

(Su contenido integrado. que co n ten ía la Carta Viva.262 DOLORES ROLDAN La construcción de la capilla es . se da m ás adelante).anterior a 1539. que da a la que hoy es calle de Vicente Guerrero. Después de la C arta Viva se nos m ostró en aquella ocasión el libro titulado: Salvador Rodríguez Juárez y su familia. . Esta fue la primera construcción de la iglesia de Santa María de la Asunción de Ichcateopan.como ya se ha comprobado.

nativos de estas tierras. 67 y 68. La firma trazada por el copista es simbólica de que el relato fue dejado por Motolinia. Salvador Rodríguez Juárez dio a la publicidad lo que originó la investigación que culminó con el descubrimiento de los restos de Cuauhtémoc. tierra del señor R e y Cuaterno de los chontales. . Zacaulpan. Está aquí su palacio de su señor R e y Cuaterno. A p u n te s que m e dieron los emisarios de sus señores de esas tierras donde abunda m iel y p erfum es para pagar el tributo de su Señor. nativo de Ichcateopan. Zom pancuahuitl. Tenancingo. en castellano de nuestro tiem po: “ M i gira a inform ar la procedencia del señor R e y Cuaterno de Tenochtitlan. en cuyos márgenes y espacios tiene anotaciones que aclaran o com plem entan el contenido de aquéllas. 66. Tiene su fam ilia y descendencia en estas tierras. M O T O L IN IA El segundo de los dos primeros documentos que el Sr. en el cuadernillo de cuatro hojas. titulado “Destierro de Ignorancia y Amigo de Peni­ tentes”. Desde un principio se dijo que es una copia mal hecha de otro documento más antiguo. Tchicateopan. Es un libro impreso en la segunda mitad del siglo XVII. Se encuen­ tra n en las páginas 64. Las notas marginales manuscritas contienen en síntesis lo escrito. Toluca. 65.CODICE DE CUAUHTEMOC 263 D E S T IE R R O D E IG N O R A N C IA S Y A L IV IO D E P E N IT E N ­ TES.

cóm o pueden estas gentes entender todo lo que y o no entien­ do. sólo p o r am or de . 177) de Cas­ tilla. nos parecieron la clave de un mensaje angustioso: “N o tengo perm iso de escribir nada de la vida de su Señor R e y Cuaterno. 179) de Dios. M O TO LIN IA En la 128: Tiene m ucho oro y plata. se lee: “Ichicateopan. Página 176: “Todas estas cosas tienen m ucho m isterio . ju n to al to m b o está (página 130) la puerta de la m ina de Zom pancuahuitl h o y Ichicateopan. piedra morada. casi saben el idiom a (pág.-M O TO LIN IA. m ayo 7. a Cartagena a Génova para que admiren lo rico de esta tierra virgen y herm osa. piedra de lache. O bien: “Nadie anote esto porque tengo prohibido escribir la vida de este señor R ey. cóm o saben (pág. 177) este idiom a y son tan inteligentes estos indios chontales. es antiguo. Páginas 181 y 182: “Yo envié a m i R e y un vestido herm oso de esta tierra Ichicateopan. M ucho silen cio ”. a 25 de diciem bre de 1523. 1524 (?). que se llamó R e y Cuaterno. Los térm inos de la Carta Viva y el sencillo relato que puede leerse en ios m árgenes y espacios libres del libro piadoso. Lástim a que las prim eras hojas. A l Oriente está po r el cam ino del am ate". y o entiendo que estas gentes están civilizadas y no rehú­ san el santo bautizo (pag.264 DOLORES ROLDAN En la página 97. donde estuvo el pie de im prenta. I I I (?) del paredón. 1523. tapada con un m eta n te tom bo. qué hermosura verlas reunidas de diez en diez com o catecúm enos ”. M ucho silencio En la página i 18: “ E ste libro queda en m anos de los indios chontales para su enseñanza de tem or de D ios y recuerdo de m i expedición. fu e nativo de estas tierras Z om pancuahuitl ichicateopan-M O TO L IN ÍA En la 117: “N o tengo perm iso de escribir nada de la vida de su Señor R e y Cuaterno. Tiene cuatro pies de hondo esta mina ” Página 129: “La m ina de Zom pancuahuitl está en la barran­ ca de Texum il.-MOTOL IN I A El libro piadoso de que se hace m ención — decíam os en to n ­ ces— aunque em pastado tal vez en el siglo XIX para protegerlo de la ruina. y o pisé estas tierras de los indios chontales donde m e dijeron los nativos de estas tierras que su señor era natural de esta tierra. se hayan destruido y otras estén carcom idas por la polilla.

El propietario de los papeles. Inquisición llamóse Santo Tribunal contra H erética Pravedad. Al exteriorizarse las prim eras m anifesta­ ciones de partidism o y de apasionam iento. y no de la Penitencia. L IC E N C IA D O JU LIO JIM E N E Z R U E D A : “ Ojalá que los . falso Ixcateopan atribuido a M otolinia. o bien con ten ­ dencia a cohonestar p u n to s de vista divergentes. que conserva en Ixcateopan el señor Salvador R o d rí­ guez Juárez. dim os en El U niver­ sal un llam ado que. ha suscitado u na serie de hipótesis abiertam ente opuestas. señor R odríguez Juárez. Es u n a penosa grosería hecha a la cultura. Com o com prende uno al prim er vistazo. Para conocer la verdad en rela­ ción con los restos de C uauhtém oc. L O S N O M B R E S D E CU AU H TEM O C Y M O T O L IN IA SU S­ C IT A N PO LEM ICA. del que parece copia el ya conocido El m anuscrito atribuido a Fray T oribio de Benavente. ni su firm a de M otolinia. la falsifica­ ción fue hecha p o r u n o que escribía m uy m al y que era m uy ignorante” . quien afirm a haberlo heredado. se perdió en el vacío: N O A V E N T U R A R JUICIOS. desgraciadam ente. los prejuicios m enudearon. serían proféíicos.” (Las declaraciones se ilustraban con fotografías am plificadas de los m anuscritos atribuidos a M otolinia. Nadie atendió este llam ado en la ciudad C apital. e tc . H IST O R IA D O R E N R IQ U E C E R V A N T E S : “ Esta falsifica­ ción es el insulto más grande que se le ha hecho en vida o m uerte al padre M otolinia. hay que esperar el d ocu­ m ento que dice tener el señor Juárez.CODICE DE CUAUHTEMOC 265 mis hijos y p o r Dios no tengo tem or de los esbirros del Santo Oficio de la Penitencia. nos m anifestó poseer otro docum ento altam ente p ro b ato rio . (Se refirió a la carta q u é M otolinia escribió con tin ta sim pática). y con firmas obtenidas en el Archivo General de la Nación para com pararlas). afirm ó que lo pondrá en m anos de la com isión oficial que vaya a hacer la investigación correspondiente. Este llegó al país en 1524. Mo­ tolinia. C uauhtém oc m urió en 1525. Escritos de 1522 ó 23. D O CTO R JO SE A V IL E S SO L A R E S : “ En nom bre de la cultura nacional. hallados en Ixcateo­ pan. Ni su letra es del siglo XVI. p ro testo contra el estúpido.

y dijo que. inm ediatam ente le dije que tal docu­ m ento m e parecía apócrifo” . aún cuando fuera en copia fotostática para com parar la letra con la de otros docu­ m entos. D O CTO R A L F O N SO CASO sin desechar la hipótesis soste­ nida en el docum ento descubierto. de com probarse que los restos del últim o E m perador azteca están en G uerrero. en los térm inos de los aeronautas que ha entrado a la zona de la to rm en ta. M A R IA N O C U E V A S: “Corre en estos días la especie o burda patrañ a de que en un pueblo del Estado de Guerrero se encuentran los restos de nuestro heroico y sim pático (?) guerrero C uauhtém oc. dijo le sería indispensable. EU LALIA GUZMAN COMISIONADA POR EL INSTITUTO NACIONAL DE ANTROPOLOGIA E H ISTO RIA Aparece Eulalia G uzm án el 16 de febrero. porque no me gusta ocuparm e de niñerías y bien seguro de que nadie haría caso a sem ejante infundio. ser un docum ento original de fray Toribio de M otolinia. debo declarar: Hace pocos días se m e presentó. M otolinia. ni tengo ningún interés en recordarlo) estaban los restos m ortales de C uauh­ tém oc. Leyó con interés la versión del m anuscrito proporcionada p o r Ei Universal. com isionada por el In stitu to Nacional de A ntropología e H istoria. De ella podía decirse. conocer el escrito atribuido’ a Fray T o n b io de Benavente. para sostener un juicio definitivo. A dm itió la posibilidad de que Ixcateopan hubiera sido u n feudo de los antepasados de C uauhtém oc. . del evangelizador de los indios. pero como ya aparece mi nom bre en la prensa. parece corresponder al fraile m isionero.266 DOLORES ROLDAN escritos del siglo XVI se dejaran leer tan fácilm ente como éstos” . Está en ella y seguirá en ella. Dejé rodar la bola. m uy bien recom endado. y así poder decidir su autenticidad. por su estilo. un respetable caballero diciéndom e que en ese pueblo de Guerrero (no recuerdo su com plicado nom bre azteca. El único fundam ento que me presentó fue una copia en m áquina de lo que él creía. vinculado con el supuesto hallazgo. de buena fe. y al term inar la lectura. El m ism o me lo leyó. Expresó que el descubrim iento en sí mismo es apasionante.

He a q u í algunos nom bres: Luis Parra. aprecia en toda su profundidad el disgusto de los ancianos contra don Salvador R odríguez Juárez. SA L­ VADOR RO D R IG U EZ JU A R EZ En su prim era estancia en Ixcateopan del 17 al 20 de febrero. etc. m useos. Gilberto Tostado Alvarez. G ilberto Solano.. su aspecto — dice la h istoriadora— era de m ucho respeto. Dijo que cuando el Rey C uauhtém oc salió de la Gran T enochtitlan. viajó p o r el extranjero. en las exploraciones de M onte Albán. vio m anuscritos m exicanos. debían com unicar cuanto supieran. H um ber­ to C olín. Pedro Espinoza. Dijo que habiéndose producido la revelación. visitó b ibliote­ cas. últim o poseedor de los papeles. tiene su casa calle de p o r m edio. un diálogo en tre la investigadora y los ancianos. lo que c o n stitu ía un hecho irrem ediable. y contra el secretario del A y u ntam iento. llevado por . p o r haber revelado los secretos. O ax. D O N M A R G A R IT O Z A R A G O Z A . m aestra de Filosofía y Letras y de H istoria. Lo secundó don Margarito Zaragoza y se entabló. Margarito Zaragoza. llaves para abrir el corazón de los buenos habitantes del apartado villorio. Se llenó la sala.CODICE DE CUAUHTEMOC 267 Eulalia G uzm án ayudante del d o c to r A lfonso Caso. T odos ellos poseían la tradición. los ancianos ocuparon los asientos delanteros. Habló ella buscando las palabras más sencillas y persuasivas para su audi­ torio. Eulalia G uzm án recogió el testim onio de catorce ancianos que tienen m ás de ochenta años. de esta m anera. La señorita G uzm án prom ovió una reunión en el A yuntam iento. DISGUSTO DE LOS ANCIANOS EN CONTRA DE D. porque to d o ello red u n d aría a la postre en gloria de su Rey y Señor. que tan to veneraban. El anciano Felipe Terán respondió y sus palabras rom pieron el hielo. afirm aban por igual: “ En Ixcateopan está enterrado el R ey: lo trajeron los guerreros” . que ha pasado su vida frente al m om oxtli. D escendientes en línea recta de José Am ado y José Francisco. El m ás joven cuenta setenta y cuatro y dice de él m ism o: “ Soy el cham aco de esta fam ilia” . En su prim er viaje a Ixcateopan lleva su experiencia y su sencillez. enrique­ ció la tradición escrita con varios datos.

—En la iglesia — respondía la señora— ante los santos. cuando supo que había dejado de ser un secreto el entierro de su R. “ Estos guerreros — diece don M argarito— fueron los que. que es un anciano alto. y colocándola ju n to a los docum entos. desprendiéndose del grueso del ejército. que mi abuelo pidió a M éxico un retrato de nuestro Rey y trajeron éste. (Todavía no se construía la torre que corona el reloj) allí prendía una vela. cam biaban el rum bo. donde. salían a las eminencias y desde allí atalayaban el horizonte. recogien­ do el cuerpo de su soberano. proporcionó a la historiadora Eulalia Guzm án inform aciones igualm ente valio­ sas: “ Los indios señalaban la ru ta más segura. para ellos. que reclu­ taron un ejército de ixcateopenses que lo acom pañaron. Creo que ha llegado el m om ento de entregar la imagen de m i Rey a la devoción de to d o s” . dejo mis oraciones. se asentó el palacio de la princesa C uayautital.268 DOLORES ROLDAN C ortés a la expedición a Las H ibueras. enjuto y vivaz. indicando la peli­ grosa con una colum na de hum o. Uno de ellos narró que antiguam ente los danzantes llamados . tan to s que no sé contarlos. —¿Por qué.ey. desertaron y. m adre de C uauhtém oc. abuelita. el testigo. si el horizonte estaba lim pio seguían confiadam ente con su carga a cuestas” . D O N L U IS P A R R A . — preguntaba el niño P edro— no prendes esta veía en la iglesia?. Desde entonces. pero aquí velo a mi Rey. de m enor solidez. y luego se dirigía a la parte posterior del edificio. D O N PED RO E SPIN O SA. exigió que tuviera luz diaria. en la casa se le rindió el debido hom e­ naje. El viejecito explicó: “ Hace m uchos años. Don M argarito. “ Son extranjeros — dice— que m uchas veces han estado aquí escarbando y robando o b jeto s”. si veían hum o en la lejanía. desde su casa ha visto a los saqueadores del m om oxtli. tom ó una vieja litografía y la trajo a la casa del señor Salvador R odríguez Juárez. D O N G ILB E R TO TO STAD O A L V A R E Z . no fue solo. casi centenario. recordó que su abuela prim era­ m ente entraba al lugar de oración. rezaba sus preces de cos­ tum bre. lo condujeron a Ix cateo p an ” . Los guerreros que se dispo­ nían a em prender la jornada con su Rey m uerto a cuestas. según la tradición.

llegaban en la m añana de ese día hasta atrás del tem plo. donde pasó el penúl­ tim o año de su vida. entonces llegaban unas m ujeres con cántaros con agua y flores. Q uedaron los apuntes a lápiz y con desorden. Don Florentino Juárez solam ente dejó una especie de borrador para un trabajo m ás pulido. que la m uerte no le dejó realizar. La m aestra G uzm án interrogó a los ancianos respecto al rescate del cadáver de C uauhtém oc. le narró que de niño. los M artes de Carnaval. que y o guardo. y el “ papel blanco cerrado con h ilo ” . según dijeron que dijo el padre M otolinia: hasta cuando la carta viva no p u d o ya. Copio estos d o cu m en to s tal com o están y escribo a m i m o d o de entender. y de su tío José Francisco. y ésta. Miguel G arcía. señori­ ta. en m ovim iento de espiral. igual la fruta rebanada. los apuntes de don F lorentino Juárez. IN ST R U C C IO N E S D E D O N F L O R E N T IN O A SU S HIJOS: “La Carta Viva que nos legaron los antepasados. A Eulalia Guzm án le fueron revelados los demás secretos de Ixcateopan. en donde sim ulaban ahorcar a un joven. después de 13 días de haber sido ahorcado en aquel trópico donde es rápida la des­ com posición. escribió en un libro de oración y están los apuntes. A ctualm ente en lugar de horca levantan un palo ensebado. U sted ha visto que la carne colgada se seca. un vecino. para sepultarlo en Ixcateopan. D on F lorentino Juárez los dictó en el pueblo de Ixcapuzalco. transcribió palabras de su padre don José A m ado Juárez. Los apuntes en cinco cuadernillos. ascendían hacia la m eseta de Ixcateopan. quedan los papeles del pueblo. que trasm itió a su hija Jovita. Después de la C arta Viva y el Libro Piadoso Des­ tierro de Ignorancias y Alivio de Penitentes. que los colgados no se pudren. por M exicapan. se secan. son cuatro hojas que están en un fo rrito de cuero. perseguían a los Agüileros y salvaban al joven del patíb u lo . Un anciano le contestó: “Usted no sabe. La Tecam pana en Teloloapan. que habla de la cara­ vana llevando el cuerpo del Rey m uerto. A sí fu e” . Texcalcam a y Tenanguillo.CODICE DE CUAUHTEMOC 269 Agüileros. el más interesante. entregó los papeles a su sobrino Salvador R odríguez Juárez. en trance de m uerte. para que se conserven p o r el peligro de la . sus m ayores le habían enseñado un canto en náhuatl.

esto es interesante y se viene hablando de una Carta Viva que dejó a los indios un padre misionero. pónganlos en m anos de las autoridades civiles o en m anos de los señores curas. sean unos o los otros. y si llegaren a caer estos docu m en to s en m anos de los revolucionarios. R evolución.270 DOLORES ROLDAN Vieja fotografía de don Florentino Rodríguez con uno de sus nietos. Don Florentino nació en 1842 y murió en 1915. . y o les ruego encarecidam ente no los rompan.

M i padre.CODICE DE CUAUHTEMOC 271 Un papel blanco cerrado con hilo es el más interesante. “Testamento histórico ” o instrucciones dejadas por el Sr. m e entregó estos docum entos. éste es interesante y da los datos de todo. al encomendarles la guarda de los documentos y de la tradición. A m a d o Juárez. que y o no entiendo ni sé de esto. acom pañado de más ancianos que m e hablaron de un papel blanco que está pegado. guardo p o r acuerdo de los ancianos m ayores de este pu eb lo . don Florentino Juárez a sus descendiente. .

hijos m íos. antes m orir que faltar a nuestro respeto al gallardo joven R e y Cuauhtém oc. que nunca pasen estos teso­ ros a m anos de los que no sean hijos de este pueblo de Santa María de la A sunción. que consintam os que sean estropeadas las cenizas de nuestro gallardo R e y . cuando m e entregaron los secretos del pueblo que po r tradición traían estos datos. y o quiero que así com o estos dos herm anos José A m a d o y José Fran­ cisco* han venido custodiando estos docum entos y velando con luz diaña y sahum ando de copal. yo. la casa y hogar de nuestros descen­ dientes en quienes vayan recayendo estos tesoros. que este joven tenía la edad de 23 a 25 años y que había sido llamado a M éxico para que prestara auxilios en las guerras a los conquistadores y que perm aneció allí m uchos días desem peñando el cargo de R e y . donde se guardan las reliquias de nues­ tro Señor R e y C uauhtém oc. “ APUNTES DE LAS PLATICAS DE LOS ANCIANOS CUANDO ME EN TREG ARON LOS PAPELES: Me dijeron los ancianos. nunca apaguen su luz n i de día ni de noche. por tradición pido de ustedes sean respetadas las cenizas de yiuestro Señor R e y hasta cuando la vida de sus descen­ dientes no haya más generación que pueda cubrir estos se­ cretos de nuestro venerable padre. hijos m íos. y reclamen estos dere­ chos hasta cuando sea necesario. hijos nati­ vos de este pueblo. herm anos José A m a d o y José Francisco. aunque bien sabem os que sus polvos deberán estar en la tierra de su cuna hasta la eter­ nidad. raza de Santa María de la A sunción.272 DOLORES ROLDAN CARTA VIVA Don F lorentino inicia sus apuntes: En Ixcateopan de Santa María de la A sunción. hijos m íos. Yo. M e dijeron que de estos lugares había subido en silla un joven R e y que se llamó Cuauh­ tém oc. según la tradición de nuestros antepasados que supieron todos los secretos de nuestro señor padre que han pasado sobre tantos años cubiertos y sepultados en nuestros corazones. es im posi­ ble. así perm anezcan estos docum entos com o las propias cenizas de nuestro gallardo R e y . José A m a d o y José Francisco. herm anos (T odo parece indicar que los herm anos José A m ado y José Francisco son los que se dirigen a la posteridad). cuavautli y estorazán. .

José Francisco nació el 4 de octubre del año 1685 e escribe A la eda de 83 años en 1768. características propias de un semiletrado. sobre todo porque en su tiempo se desconocían los documentos del siglo X V I que los contienen. y al lugar de su último entierro. va­ ra transmitir la tradición oral de Ixcateopan relativa a la vida y ala muerte de Cuauhtémoc. Jui Bautizado en Zacualpan según me digeron mis Padres o en Tenancingo e jui chixo Pedro Juan e Malia Juliana Chimalpopoca Guastelica e mi padre Yndio nativo de Rasa Chontal de Ychicatimopan Donde vivo. rey de los mexicanos.CODICE DE CUAUHTEMOC 273 Página preliminar de las notas escritas o dictadas por José Francisco en la 2a. La mala letra y el poco dominio de la escritura y de la lengua. . son la garantía más firme de la autenticidad de la tradición que transmite. juntamente con la riqueza de datos históricos que no pudo adquirir por la vía erudita un campesino de la pobreza cultural escolar señalada. soy originario guastelica Descendiente de los sochimicas mi apellido por mi madre Chimalpopoca y soy decendiente Del principe tecatecutle Auilizot Chixo de Ahuizoto Rey e padre Del Gallardo Cuaterno. Esta pagina dice literalmente. mitad del siglo XVIII.

allí lo tuvieron escondido cerca de 40 días. do nde era un pueblo entonces grande y conocido en ese tiem po. y que cerca de 25 a 3 0 hom bres desertores lo robaron. después de m uchos días perm anecieron haciéndose m ás grande el grupo de h o m ­ bres y m ujeres que adoraban a ese joven R e y . que nunca fu e casado con ninguna dama. y en tilmas lo envolvieron y lo trajeron cam inando en cam inos m u y extraviados. estuvo sosteniendo su cargo. allí ya era una tribu la que se había levantado. y luego caminaron a rem ontarse a parte alta que se llama la Tecampana. haciéndole andar en com pañía de otros señores. habiendo perm anecido el cadáver en un paraje que le llaman tescal. y entonces el m e z­ quino y m al hom bre Cortés lo ahorcó en com pañía de otros señores m exicanos. y dijeron a don Fernando Cortés que este joven se iba a rebelar contra su gobierno. Llegaron a Zacualpan después de haber caminado cerca de 46 días. p orque les dijeron algunos desertores cóm o había m uerto el R ey. y m e dijeron que fu e joven de la edad temprana. m uchas fam ilias abandonaron sus hogares. valiente. de m o m e n to recibieron noticias . fu e indom able.274 DOLORES ROLDAN D espués de algún tiem po que fu e . en hablar nunca habló palabras malas. donde estuvieron m ucho tiem po adorando y tocando instrum entos antiguos de sus tiem pos. conservó su vida en la ju ve n tu d y que era de estos lugares. m u y bravo. esto les dijeron a los que se estaban agregando. lo denunciaron. y y en d o en calidad de preso. estando de pie en la reunión donde estaba el cadáver del joven R e y . pasados algunos días de andar. dijeron que tom aron agua y suspiraban todas las gentes sin llorar. que sólo tenía el don de ser m u y casto. y de repente se acercaron jefes de los conquistadores y soldados que tom aron Zacual­ pan. no encon­ traron nada porque los m ism os desertores lo habían transpor­ tado p o r diferente rum bo y lo tuvieron en la m ism a form a escondido en un lugar llamado Tlapacolla. que después de algún tiem po fu e vencido po r las fuerzas de don Fernando Cortés. quisieron bautizarlo y no consintió. envuelto en hojas de árboles de aromas. fu e intrépido. porque venían persiguiendo a los desertores. Tescal Tenancingo. después de m uchos días lo cambiaron a Alpichafia. y al joven rey lo ahorcó y quedó por más de 13 días colgado. que m ucho tiem po lo tuvie­ ron m artirizado y llegaron al grado de quem arle los pies.

se desperdigaron y tom aron rum bo a sus hogares. que sólo sabían que era rum bo a A ca tem p a y que tenía de señas su nom bre Chinaucla. a trabajar m uchas cosas que les enseñó un padre que vino a este lugar y fu e a L os A ngeles. A l lí éstos se enseñaron á leer. y que­ dó en C uayautitla depositado en su palacio. según m e dijeron era Puebla. guardando los restos del R e y . algunos de los desertores se presentaron con los conquistadores. m e relataban los sen tim ien to s de su corazón.. el p u e ­ blo. tam bién m e dijeron que al irse se llevaron a dos indios a M éxico. atem orizados de la p este que les pegó en Chinaucla. H abiendo educado a las gentes. después de m uchos días que estuvieron a llí en ese lugar. m e dijeron que no conocían el lugar. y que había en ese lugar m uchas tum bas p o r la peste. dejando los restos del R e y en esta su tierra. joyas e instrum entos musicales que extraviaron en ese lugar.CODICE DE CUAUHTEMOC 275 sorprendentes de los de Zom pancuahuitl. que venían con ellos unos frailes que estuvieron algún tiem po en este lugar. bañados en lágrimas y en copio­ so llanto. y se levantaron. donde estuvieron m ucho tiem po. según dijeron que en 1529 los indios. Llevando el cadáver en la m ism a fo rm a que antes. y después de estar un tiem po com o en paz. y entonces dicen que enterraron los restos del R e y y penaron a los indios que nunca dijeran estos secretos a nadie. abandonando m uchas cosas . esto m e dijeron los ancianos. donde estuvieron co m o esclavos m u ch o tiem po. que cada vez que m e decían estas cosas tenían que llorar los vieje- . ya era m ucha la gente que estaba a llí adorando a su R e y m uerto. E n cada vez q u e m e decían. a quien le debíam os los favores que tanto m e reciolataban (sic). pegó una peste terrible que los obligó a sepultar cadáveres en ese lugar. Por este m o tivo regresaron a Z om pancuahuitl donde era la tierra de este señor R e y . sólo m e dijeron que era m u y pobre y joven y com padecido de los pobres indios. y después se los llevó un padre m isionero a un lugar que llaman de L os A n g e­ les. era el lugar donde habitaba m ucha gente. que ese padre m isionero era el m ism o q u e había venido a estas tierras. lo trajeron en la m ism a form a. y ya en un lugar alto llamado Chinaucla . que era culebra de piedra.

según está pronosticado p o r los ancianos. que nos tenían co m o bestias brutas. que prohibieron de tal manera que el que llegara a descubrir la procedencia de este varón. serán los enem igos acérrimos de este secreto. que nos dijeron los ancianos cóm o nosotros. com o j errar a u n animal. y ofrendaron al dios del A gua m uchas joyas. hijo m ío . nos tuvieron m ucho tiem po. Les ruego que si alguna vez los m al intencionados juzgan nuestro secreto. si alguna vez llegara a realizarse el descubrim iento del m isterioso secreto de hace m uchos años. 26 de febrero de 1525. nuestra raza. habiendo visto las grandes dificultades que se atraviesan con el clero. p o n ién ­ dolas en un m anantial de la calle de Tenanguillo. y según m e dijeron los ancianos. p u e sto que d e l jo ven R e y nada dijeron de él. (C uaderno n úm ero dos: p ronóstico de los ancianos:) “Yo m e he preocupado p o r escribir todo cuanto supe y cuanto p u d e saber. M e dijeron que el martes de Carnaval. lo que servirá en el tiem po y para el tiem po que sea necesario. y cuando D ios . nos jerraban a nues­ tros antepasados. deben advertir que la historia no la hace el vencido. llenos de lágrimas. M e decían: hijo m ío . fu e un m ar de lágrimas que inundó el corazón de los indios. y sirva de apoyo decir las cosas ciertas de lo que es. F ue el lugar —continúa d iciendo— d o n d e lloraron sin cesar. que pasaron más de dos horas postrados en tierra. y o no soy capaz de dirigirme ante quien corresponda para el descubrim iento verdadero de las cosas pertenecientes a nuestro ú ltim o R e y Cuauhtém oc. y esto llegaría a armar un escánda­ lo espantoso. (Penúltim a jornada llevando al R e y m uerto). Con él term inaron las guerras. que al descubrirse los secretos se van a levantar com o fieras una pórción de hom bres. Yo sólo quiero que a la postre d el tiem po. lo quem arían vivo. fu e m u ch o lo que sufrió nuestra pa­ tria. sino el vencedor.276 DOLORES ROLDAN citos y m e hacían llorar con ellos-cuantas veces tenia y o que oír estas cosas. con los gobiernos civiles y militares. Si alguna vez nuestros descendientes tuvieren el valor civil de enfrentarse ante los enem igos que resultaran. fu e tanta la amargura y el dolor que sufrió nuestra raza. m urió ahorcado el R e y en un lugar q u e no sé nom brar”. no sabemos contar los años. que no sepan nada de esto. voy a decir lo que sé.

CODICE DE CUAUHTEMOC

277

quiera, sepan los enem igos que nuestro ú ltim o R e y , descen­ dien te de nuestra generación, no fu e perdido ni arrojado a las fieras; fu e recogido y sepultado com o un verdadero Señor y R e y de nuestra N ación M exicana . A u n q u e nunca digan nada en la Historia, de nuestro querido R e y , él está con noso­ tros; sus polvos y sus cenizas son la honra de nuestra Patria. A h o ra quiero decirles y darles las instrucciones de lo que m e dijeron los ancianos; q u e cuando en aquel tiem p o intentaban saber el paradero y el lugar d o n d e estaba sepultado el R e y , m andaron a m uchos frailes engañando y repartiendo cuentas y espejos al que dijera de d ó n d e era y dónde había quedado el cuerpo del R e y , y m e dijeron que nadie dijo; se concretaban en robarles las cuentas finas de piedra cam biando con sus miserables espejos y cuentas de vidrio corriente que tra ía n ”. (D on F lo ren tin o Juárez reconstruye el cam ino que com uni­ caba, en la época prehispánica, a Ixcateopan con la G ran Ten o c h titla n :) ‘M e dijeron (los ancianos) que el cam ino andable era el que nos conducía a Toluca para llegar a M éxico, y cuando subían de estos lugares llevaban el tributo para los señores reyes de M éxico. T odo lo que llevaban co m o pago de tributos tenía que ir adornado con plum as de colores; llevaban hermosas piedras labradas, tilmas de algodón en diferentes colores y dibujos. M e dijeron que de estas tierras salían m uchos regalos en oro y plata, así com o cántaros de abundante m iel de abeja. L o que m e supongo es que hay entierros, o sea tapazones de joyas antiguas, asi com o tum bas de ricas joyas; m e dijeron que los indios de aquella época transportaron, p o r orden del R e y , m uchas joyas, o sea oro y plata, que sepultaban en estos contornos. Según m e dijeron que se dividía (la república d el señor R e y ) desde el lugar de ACamixtía, Chotalcuatlán, Zacualpan, A capetlahuaya, to d o el R ío Grande, Cuexala, el R ío Balsas, Planes de Iguala, el R ío P uente Camposano, hasta cerrar hasta Acam ixtla. Que de a q u í para arriba pertenecía al señor R e y de T ex coco, y de Zacualpan para arriba, al señor R e y de Toluca. Sólo nos queda el puro m unicipio m u y reco rta d o ”. (Los ancianos que p roporcionaron estos lím ites al d epo­ sitario de los secretos, se referían a la república que le venía

DOLORES ROLDAN

a C uauhtém oc p o r herencia de parte de su m adre, Cuayautital). “ M e dijeron (los ancianos) que está pronosticado p o r los sabios de aquel tiem po que al principio del año 50, regido el año p o r señas m u y particulares que habrá,, regido el año po r el sol y en año non, será descubierto el secreto p o r los efectos del año par, que entra hasta el año 50".

EU LA LIA GUZMAN La obra de Eulalia G uzm án se eriza de dificultades, perseve­ ra y avanza; su actitu d ante los m anuscritos es de sabio. No dogm atiza, ni fulm ina, ni proclam a. Observa. Las disciplinas m entales que obtuvo en las universidades de Berlín y de Jena seguram ente la hicieron impasible, y si a eso agregamos su ascendencia indígena, el carácter está com pleto.

EU LA LIA GUZMAN REG RESA A LA CIUDAD DE MEXICOA D IFU N D IR LOS RESULTADOS DE SUS PRIM ERAS INVESTIGACIONES: 1. Estam os ante u n secreto cuatro veces centenario acerca del destino final de C uauhtém oc, la m ás grande y pura perso­ nalidad heroica de la H istoria de M éxico. No es descabellado, sino que existen m uchas razones para estim ar que los restos del ú ltim o rey de T enochtitlan hayan recibido sepultura en Ixcateopan. 2. Los docum entos atribuidos a M otolinia, no son escritos de su pu ñ o y letra, pero pueden ser copias hechas en la pasada centuria, para sustituir los originales destruidos p o r el trans­ curso de los siglos. 3. Se apoya la hipótesis en que tales copias tienen la ortogra­ fía del siglo XV I, el estilo del D efensor de los Indios y datos que concuerdan en gran parte con lo realm ente acontecido en la sem ignorada expedición de C ortés a Las H ibueras, y que es im posible pudieran conocer los sem ianalfabetos habitantes de Ixcateopan, salvo por la tradición trasm itida de padres a hijos e n el transcurso de los siglos.

CODICE DE CUAUHTEMOC

279

(A continuación la historiadora expuso su teo ría, q u e el tiem po h a b ía de confirm ar plenam ente, respecto a la fecha que m ostraban los m anuscritos y que tan to escandalizó a los historiadores: 1523, com o año del enterram iento de C uauh­ tem oc). 4. Si aceptam os que los docum entos pueden ser copia literal de escritos de M otolinia, destruidos p o r la acción de tres siglos, el copista pudo equivocarse. La form a en que se escri­ b ía el 9 en el siglo XV I, se presta a co nfundir ese núm ero con el 3. D iciendo 9 el docum ento au téntico, se tiene que la fecha correcta es 1529, cuando ya era posible que hubiesen sido llevados los restos de C uauhtém oc a Ixcateopan. (De hecho se h a b ía abierto la brecha correcta).

O BJECIONES SIN FUNDAM ENTO DE V A RIO S H ISTO RIA ­ DO RES A unque Eulalia G uzm án h a b ía dado a conocer sus p u n to s de vista sobre los papeles hallados en el pueblecillo guerrerense, los m iem bros y los invitados de la Sociedad Alem ana M exicanista no h ab ían ten id o tiem po de enterarse de ellos, ni hab ían de enterarse nunca. El 10 de m arzo, la Sociedad A lem ana M exicanista hacía el señalado h o n o r de ocuparse del asunto de Ixcateopan. Con bom bos y platillos se anunció la asistencia de los im por­ tan tes personajes que no acudieron la prim era vez. C uando abrió la asam blea don Pedro H endrichs, Villa Rojas pidió que se diera lectura al inform e que rindió al In stitu to N acional de A n tro pología e H istoria, la profesora Eulalia G uzm án encargada, p o r esa dependencia, de exam inar los m anuscritos de Ixcateopan. R O B E R T O H. B A R L O W : “ Ichcatem oteopan no es nom bre antiguo, ni siquiera colonial, sino retien te . Si se encuentra un docum ento colonial con ese nom bre, m e lo com eré con m os­ taz a ” . (A puntem os que, meses después de celebrada esta sesión, la profesora G uzm án nos inform ó que ya te n ía en su po d er el d o cum ento antiguo pedido p o r Barlow, que para no estropear­ le a éste el aparato digestivo, no le exigiría com erse con mos-

280

DOLORES ROLDAN

taza el libro entero, sino solam ente la fotocopia de la página en que se lee el viejo nom bre de Ixcateopan). “ C uauhtém oc — siguió diciendo Barlow — fue gobernador m ilitar en Tlatelolco. Los docum entos son falsos y con malas intenciones y de fecha reciente. Son apestosam ente falsos. A h uízotl estuvo en la región y destruyó a Teloloapan. Es posible que en Ixcateopan hubiera habido una guarnición ten o ch ca” . (Opinó que los docum entos fueron escritos entre 1850). W E IT LA N E R , narró que en Pachivia, cercano a Ixcateopan, recogió la tradición de que allí nació M octezum a el Mozo. D O N A L D J. L E O N A R D dijo: “A q u í hay algo podrido; hab ía m isterio en el presidente m unicipal de Ixcateopan y en el poseedor de los docum entos, R odríguez Juárez. ¿Por qué se im itó la firm a de M otolinia, si no era para un engaño?” . PED RO H END RIC H S, se dijo conocedor de la región, rebatió la Carta Viva p o r el lado de la botánica, dijo: “En los docum entos hay contradicciones; en la enum eración de los ár­ boles de la zona. En cuanto a la existencia de una m ina en ese lugar, no es im posible: Ixcateopan fue real colonia y aun llegó a apartarse el q u into que le correspondía al rey de España. No puede ser que existan allí m inas que contengan a la vez oro y plata y piedra m orada (am atista de cuarzo teñida con m anganeso). Hay aq u í un revoltillo de to n terías. El nom bre que dan los m anuscritos a la m adre de C uauhtém oc puede corresponder a una cuadrilla cercana al río A m atitlán (Cuaulotitlán). H abía la tradición de que en F uerte de A rriba o Puerta de A rriba, existía el palacio de un rey tenochca. Hay, no lejos, el Cerro de los M onos, al pie del cual existen unas estatuas enorm es. El año 1486 A huízotl conquistó Teloloapan y O tzum a. Tal vez aq u í naciera la confusión que existe en cuan­ to al origen de C uauhtém oc. Q uizá tuviera éste el títu lo de rey allí, y luego hayan ocurrido la alteración y la falsificación de los hechos. En cuanto al árbol T zom pantli, de que hablan, los m anuscritos, no es de la región, pero es posible que lo hayan llevado de lejos” . FED ERIC O GO M EZ D E OROZCO, dijo que los docum en­ tos eran falsos, que seguram ente se tratab a de venderlos caros y que tal vez salieron de una fuente de las Relaciones Geográfi­ cas que m andó hacer el rey Felipe II. Dijo tam bién que M otoli-

CODICE DE CUAUHTEMOC

281

nia firm aba de dos m aneras y que en 1529 el padre andaba p o r G uatem ala, que no estaba m uy seguro. C A R L O S L IN G A Y S A L V A D O R M A T E O S H IG U E R A , se refirieron a los m étodos especiales para establecer la identidad de los docum entos. P RO F E SO R A N T O N IO POMPA Y POM PA, estuvo de acuerdo con el dictafnen de Góm ez de O rozco. LIC E N C IA D O A L F O N S O O R TE G A M A R T IN E Z , opinó tam bién en contra diciendo que los m anuscritos eran una au tén tica falsedad; sus palabras fueron recibidas con aplausos. SE R G IO M O R A L E S dijo que algunas frases del m anuscrito le daban la idea de que eran traducciones literales del náhuatl.

EU LA LIA GUZMAN CONTINUA SU MISION L O S D O C U M EN TO S D E IX C A T E O P A N S O N C O PIAS D E O T R O S A N TIG U O S. L enta, paciente Eulalia G uzm án en busca del rastro del am anuense que, según su hipótesis, copió la Carta Viva e hizo las anotaciones en los m árgenes y fines de capítulo del libro D estierro de Ignorancias y Alivio de Penitentes. Revisó los viejos infolios de la parroquia, los archi­ vos m unicipales, to d o s aquellos papeles que voluntariam ente le p roporcionaron los vecinos en su deseo de cooperar lo más am pliam ente posible en el esclarecim iento com pleto del asunto. Q uedó elim inado que F lorentino Juárez hubiera sido el copista; m uerto en 1915, se conservan cartas, apuntes, firmas, que pusieron fuera aquella posibilidad. Revisando la señorita G uzm án los papeles del archivo p arro ­ quial, en co n tró el ejem plar de u n a carta pastoral que dirigía a sus fieles el arzobispo de M éxico don Alonso Núñez de Haro y Peralta. M irando con el m ayor cuidado el papel en que está im presa la pastoral, la señorita Eulalia G uzm án encontró al verso las siguientes líneas: ”1 7 7 7 esta fec h a copié los secretos del papel de los ancia­ nos p o r estar hecho pedazos. . . polvo ”. Luego, hay u n a rúbrica alargada h orizontalm ente abajo de la palabra polvo, m uy sem ejante a la que se le pone al nom bre

282

DOLORES ROLDAN

de M otolinia en los docum entos. La im portantísim a n o ta está escrita con tin ta. La hipótesis dejó de serlo, para convertirse en un hecho que sirvió de base y sustentación de to d a una teo ría. El copista, según su data, ni era rústico del siglo pasado ni ignorante de nuestra centuria, sino un hom bre cuidadoso y responsable de las tradiciones del pueblo, que vivió en el siglo XV III. F IR M A D E M O TO LIN IA . Se le entregó “ el papel blanco cerrado con h ilo” que tan to encarecía don Florentino, era la carta escrita con tin ta sim pática que dejó M otolinia com o el docum ento más precioso y que constituye una constancia de la actitu d del fraile ante los huesos del Rey. Eulalia G uzm án no quiso estar sola al revelar los signos del d o cum ento, llamó a las autoridades e hizo levantar u n a acta; en presencia de to d o s aplicó u n a plancha caliente en una de las hojas. Al contacto del calor aparecieron algunos rasgos de la firm a de M otolinia en la p arte inferior, y arriba varios renglo­ nes que hablan de Puebla y del año 1537. La em oción de Eulalia G uzm án fue p aten te al ver la firma auténtica. “Tiene el mismo garabato” , según sus palabras; ella conoce que el franciscano no siem pre firm ó de la misma m anera.

IN TER ES PATRIOTICO DEL GOBERNADOR DE GUE­ R R E R O , G R A L. BA LTA ZAR R. LEYVA M ANCILLA En el m es de julio la historiadora reto m a a Ixcateopan, perm a­ nece allí más de diez días, entregada a sus trabajos, para los cuales no conoce fatiga ni desaliento. El gobernador del Estado, General Baltasar R. Ley va M an­ cilla, expresa a la historiadora que está dispuesto a colaborar en to d o aquello que signifique el m ejor éxito de la investiga­ ción. Inclusive, desea que se vaya a la suprem a prueba: la exploración en el terreno señalado p o r la tradición oral y por los papeles. Q uiere celebrar el prim er centenario de la C onstitución del Estado Libre y Soberano, con un hecho de tanta trascen­ dencia.

CODICE DE CUAUHTEMOC

283

El Gobernador del estado de Guerrero, Baltasar Leyva Mancilla, y el jefe de las operaciones, hacen la primera guardia.

A p artir de entonces la señorita G uzm án no se siente sola, tiene detrás al E stado de G uerrero. La actitud del E stado de G uerrero fue la prim era derro ta a la burla y a la incom prensión.

IN TER V EN CIO N D EL D R . ALFON SO QUIROZ CUARON Eulalia G uzm án, en el mes de agosto solicitó la colaboración de varios técnicos del D epartam ento de Averiguaciones Espe­ ciales del Banco de M éxico, que dirige el d o c to r Alfonso Q uiroz C uarón, la cual se le prestó desde luego, y en el m ism o m es fueron a Ixcateopan el fotógrafo E duardo M unguía y el ingeniero quím ico Ignacio Diez de Urdanivia.

entre los cuales señalaba los que se descubrieron a principios del mes y “ un papel blanco cerrado con hilo. que bien pue­ de ser una fecha. en esta últim a vez que estuve allí. tom o II. pude leer un cuaderno de apuntes escritos a lápiz. más otras personas vecinas del pueblo. term inan abajo con las cifras 15. Con la esperanza de encontrar indicios orientadores. La letra en que . sino la firm a. m e m ostró otros apuntes de don F lorentino Juárez. aparece claram ente: “Puebla de los. . entre lo legible. y m e trajo el papel blanco a que hace referencia don F lorentino. referente a C uauhtém oc. fecha en que hice m i prim era visita a Ixcateopan. depositario de los docum entos.37.•284 DOLORES ROLDAN EL 16 DE AGOSTO LA PROFESORA EULALIA GUZMAN RESOLVIO HACE. sólo m arcada la cabeza de cada hoja con una cruz en tin ta café. En dos renglones. el más in teresan te” . que cotejam os los presentes con la que apareció en el diario Excelsior en febrero de este año. ” y la cifra 1537. en blanco. se aplicó calor a la prim era hoja. el Presidente M unicipal y el Secretario del A yunta­ m iento. G ro. en el cual don F lorentino Juárez dejaba a sus hijas u n a serie de indicaciones referentes a la tradición de C uauhtém oc y un pequeño grupo de docum entos pertenecientes al mismo asunto. escritos tam ­ bién a lápiz y en letra que no es la de él. en parte ilegibles.. que se publicó en el libro Cartas de Indias. debo decir lo siguiente: Desde febrero de este año. separadas. el señor Rodríguez Juárez. estando presentes los mismos antes citados. Se levantó el acta respectiva. además.R DEL CONOCIMIENTO PUBLICO EL PROCESO DE SUS LABORIOSOS TRABAJOS: “ Para que no se desvíe el conocim iento acerca del estado que guardan al presente los hechos y la investigación que se prosigue en Ixcateopan. En esa ocasión se aplicó calor a la parte superior de la segunda hoja y aparecieron siete ren­ glones. Al pie de lo escrito la firm a de fray Toribio M otolinia. Es un pliego tam año folio. . En mi opinión la firm a del docum ento es la m ism a que la conocida del padre M otolonia. Supusimos que estaba escrito con tin ta invisible. estando presentes. así. D urante m i segunda visita a Ixcateopan en el mes de m ayo. la cual se sacó en aquella vez del facsím il K.

y casi la absoluta m ay o ría dice que bajo el altar m ayor de la iglesia. lo poco que hay legible m e da la im presión de que no se tra ta abiertam ente de C uauhtém oc o del lugar donde reposan sus huesos. Sin em bargo. He pedido que para dar una opinión sobre la firm a de M otolinia. ” (¿pasos?). la exploración se iniciará en el altar m ay o r” . haría falta buscar más indicios. no parece ser de M otolonia. Gro. y tu n b o o tu n b a en la segunda hoja. tal vez p o r los vacíos que lo interrum pen y las palabras difíci­ les de leer. Tal vez las palabras tengan un sentido convencional. sino sólo la firma. exam inen el d ocum ento en cuestión. AMBOS DEL DEPARTAMENTO DE INVESTIGACIONES ESPECIALES DEL BANCO DE MEXICO I. data del siglo XV al siglo XVI.CODICE DE CUAUHTEMOC 285 están escritos ios renglones en am bas hojas. El papel se encuentra form ado p o r fibras de algodón . todavía no aparece el docum ento que p o r su antigüedad y contenido nos diga dónde se encuentra la tum ba de C uauhtém oc. Se señalan tam bién com o lugares probables el que ocupó el palacio de los señores indígenas y otros tres. un quím ico y un fotógrafo con cá­ m ara especial para el caso. Puebla de los Angeles y el año 1537. pero si es preciso ya investigar en el terreno arqueológico. II. excepto en la prim era expresión “ Puebla de los” (¿A ngeles?). se encuentran m encionadas en los apuntes de don F lorentino. . ta n to en Ixcateopan com o en los pueblos cerca­ nos. m otivo de este dictam en. Por mi parte. Por lo ta n to . El tex to es todavía incoherente. Recogidos nuevos relatos orales de quienes los recibieron de sus m ayores. RESULTADOS TECNICOS DEL INGENIERO QUIMICO IGNACIO DIEZ DE URDANIVIA Y DEL FOTOGRAFO EDUARDO MUNGUIA. la cifra 1537. esta últim a y las dos prim eras. to d o s coinciden en afirm ar que los restos de C uauhtém oc reposan en Ixcateopan. otra expresión que parece decir: “ ándese a pie lo. El docum ento en co n trad o en la población de Ixcateopan. (la carta de M otolinia escrita con tin ta sim pática). todavía abrigo dudas. .

hizo las gestiones para explorar el sitio propiedad de la nación. Inútil fue la espera del arqueólogo prom etido . Estos puntos fueron dados a conocer oficialm ente a la seño­ rita profesora Eulalia G uzm án el 5 de septiem bre de 1949. Ignacio Diez de Urdanivia. El gobernador de G uerrero. lo que concuerda con el papel usado en esa época. para iniciar la excavación. consum ara la autenticidad de los restos de C uauhtém oc. La firm a corresponde al grafism o del padre fray Toribio de Benavente. General Baltasar Leyva M an­ cilla. Se señaló el lunes 19 de septiem bre de 1949.286 DOLORES ROLDAN Ing. LA EXCAVACION EN EL TEM PLO DE IXCATEOPAN La quím ica certificó la antigüedad de los docum entos. III. M otolinia. con su carácter oficial. faltaba que la excavación llevada a cabo. Se p u ede-afirm ar que la escritura se realizó con plum a de ave. ten ía interés en el esclarecim iento to ta l. y com o adherente tiene albúm ina de huevo. Por el análisis quím ico se encontró que las sustancias em pleadas para escribirlo fueron jugos vegetales (m anzana y lim ón) V. IV.

CODICE DE CUAUHTEMOC 287 Uno de los documentos que don Florentino Juárez recibió de sus antepasados. Examinando las dos firmas de 1532 de la página de enfrente (letras L y M). en septiembre del mismo año concluye­ ron que el documento data del siglo XVI. Los expertos Eduardo Munguía e Ignacio Diez de Urdanivia efectuaron su oxidación mediante aplicaciones de calor y. la firma corresponde al grafismo de Fray Toribio de Benavente. lo cual es enteramente normal. la escritura se realizó con pluma de ave. se hallan anomalías semejantes a las que podrían adver­ tirse en el documento escrito con tinta simpática. empleando en lugar de tinta un jugo vegetal. similar a los empleados en esa época. El papel es de fibras de algodón y su adherente. Le fue confiado a la profesora Eulalia Guzmán en mayo de 1949. .

A M O R P A R A E S T O S P O B R E S IN D IO S (Juan y Cruz. dos funcionarios guerrerenses: el abogado M auro H uerta M olina. El depositario de la tradición oral y escrita. A M O R A L O S D E ZO M P A N C U A G U IL ”. La profesora G uzm án. con firma de M otolinia sem ejante a la de “el papel cerrado con hilo” . a las ocho de la m añana del m artes 20 de septiem bre de 1949. que educó) QUE VUEL VEN A S U T IE R R A B E N D ITA D E DIOS.288 DOLORES ROLDAN p o r el In stitu to N acional de A ntropología e H istoria para que auxiliara a la señorita Eulalia G uzm án. durante estos días dio a conocer valioso m anuscrito guardado en un relicario de oro. el d o c to r A lejandro Sánchez Castro y el antropólogo Anselm o M arino Flores. tam bién. su secretaria la señorita Gudelia G uerra. COMO P R O V ID E N C IA S A N T A D E D IO S DEJO A M IS H IJO S E ST E REC U ERD O . Los h abitantes de allí: ancianos. representante del G obernador Leyva M ancilla. El prim er d ía se em pleó en abrir un foso de dos m etros de ancho p o r dos de largo y uno de profundidad. . parientes de C uauhtém oc. y el diputado Crispín A larcón. que vino a establecer la relación precisa en lo que parecía inconexo. R A T IF IC A D A L A F IR M A D E M O T O L IN IA . tom aron sus puestos. era un pequeño pedazo de papel en mil dobleces. se excavó u n m etro más para abrir u n túnel bajo la m esa del ciprés. se exploraría en el lugar conocido com o m om oxtli. m agistrado del T ribunal Superior de Justicia. adultos y niños. Resonó la piqueta en el tem plo de Ixcateopan. Y B E N D IC IO N A M IS Q U E R ID O S H IJO S (dos palabras m u y borrosas). se tu rn a ­ ban com o en guardia perm anente. E L TIEMPO D IR A LO QUE VI Y LO QUE HICE. Su lectura difícil p o r el deterioro del tiem po es im portantísim a. Será inolvidable para quie­ nes lo presenciam os. que sólo ofreció enterram ientos del siglo XIX. Estaban presen­ tes. representando la Legislatura. PU EBLA D E L O S A N G E L E S 1531. de acuerdo con la tradición que allí señala estuvo el palacio de los abuelos del Héroe. DEJO E L R EC U ER D O IN M O R T A L D E 1529. en caso de no encontrar los restos de C uauhtém oc. IC H C A TE O P A N SE P U LTE A L SE Ñ O R R E Y COATEM O. 29 D E D IC IE M B R E D E 1525. “SE Ñ O R D IO S Y S A N T O S E N Q U IENES TENG O TODO M I A M O R Y E SP E R A N Z A S A N T A D E DIOS.

Firma auténtica de Motolinia. Firma auténtica de Motolinia. Firma simbólica de Motolinia trazada por quien escribió los dos primeros documentos. Firma auténtica de Motolinia.CODICE DE CUAUHTEMOC 289 1. 1537. 2. No fue considerada como firma auténtica ni como copia. 1548. 4. sino como un trazo s simbólico. 1527. tomada del documento escrito con tinta simpática y en poder de don Salvador Rodríguez Juárez. . 3.

con la tradición oral y escrita sobre el entierro de C uauhtém oc. calculado su peso en cuatro toneladas. y o tra correspondiente a un altar del siglo XV I. y un banco de lajas sin unión. antes de las ocho de la m añana ya estaban los peones. la señorita Guzm án y sus acom pañantes. después u n a peana m uy antigua que seguram ente sostuvo una cruz sobre la tum ba. nos enfrentábam os a un m isterio. Se encontraron dos cons­ trucciones: la del altar m oderno con data 1860. Lo confuso es el año de 152^>. inexplicable era que su pesada estru ctu ra no hubiera resentido alguna peligrosa inclinación. el 29 de diciem bre de 1529. y la irrefutable constancia de que M otolinia sepultó los huesos del últim o Soberano. se confirm ó que la pesada construcción descan­ saba solam ente sobre relleno de tierra suelta. la jo m a d a fue de las ocho de la m añana a dos de la tarde. se cavó m ás profundam ente para abrir el túnel que perm itiera explorar bajo el altar. El pueblo aceptó consciente la resolución de derruir el altar. Al qu itar la últim a capa de m anipostería. quedó descubierto to d o el m om oxtli.290 DOLORES ROLDAN Al centro del m anuscrito una cruz y escrno: “PO BRE SIE R VO. Las piedras del m uro del ábside parecían guía para conti­ nuar la exploración. y al fondo un piso de adobe blanco. se reanudaba a las cuatro y term i­ naba con la luz solar. El segundo d ía de trabajo. estaba sobrepuesto. en el tem plo. a los prim eros golpes de los picos. pudo verse que éste no tenía cim iento. (A bajo:) E S T O S M IS H IJO S J U A N Y C R U Z E N JE SU C R ISTO D E ZO M PANCU AGUIL. característica de Ixcateopan. Se volvió a cavar. lim pia su área apareció roca viva colores ocre y verdoso. El G obernador Leyva Mancilla llegó. En tres días de trabajo. lím ite de algo. Com o se acordó la víspera. G O B E R N A D O R P R O V IN C IA L. El pequeño túnel que se com enzó el . (palabra ilegible y la firm a:) TO R IB IO M O TO LIN IA . según la ins­ cripción en u n a piedra. se in terru m p ía para ir a com er. Desde el prim er día. para seguir trabajando. 1 5 3 7 ” Los datos n ítid o s son el año 1537 en que volvieron a Ixcateopan Juan y Cruz. la m aestra G uzm án le explicó las m aniobras y la necesidad de derribar el ciprés» Casi dos días llevó la dem olición.

al verla p o r la calle la anim aba: “ Señori­ ta.CODICE DE CUAUHTEMOC 291 viernes se supendió p o r falta de m adera para adem arlo y evitar derrum bar el retablo. La m aestra G uzm án perm anecía impasible. pero oficialm ente nada debe decirse respecto a una exploración. allí está” . necesito conocer los originales y estudiar el caso para poder externar concretam ente una opinión fundam entada y detallada” . com o tam bién la hay en A calan. antes de que ésta concluya. No he seguido el curso de las investigaciones que se hicieron. Pero entonces m anifesté mis objeciones tal y com o aparecieron. la m aestra Guzm án repasa­ ba el docum ento escrito con tin ta sim pática. SIL VIO Z A V A L A . cuarto día. ningún secreto más descubrió. de que fue en cualquiera de esos dos lugares donde se enterró a C uauh­ tém oc” . . De los reportajes en ‘LA PR EN SA ” . repito. pues seguram ente en Ixcateopan hay la tradición. pero. tratab a de encontrar algo más que la orientara en la encrucijada. el piso parece arreglado p o r la m ano del h o m b re ” . T am poco creo que se trate de algo de mala fe. hasta no tener la certeza sobre las cosas que van a obtenerse de la excavación. la siguiente nota de Anselmo M arino Flores: “ La m adera se encontró aquí y se apuntaló el túnel para seguridad de todos. Tuve mis dudas. para su trasm isión periodística. La noche del sábado. del periodista Julián Carlos y Jim énez. EN LA CIUDAD DE MEXICO M ientras se hacían los trabajos de exploración en Ixcateopan. volvieron los enemigos a la carga. son los siguientes: IG N A C IO M A R Q U IN A : “Mi opinión personal es que no hay allí ningún entierro de los restos de C uauhtém oc. Era conm ovedor cóm o la gente de allí. calzado con la firm a del fraile. D irector del Museo Nacional de H isto­ ria: “ Vi los prim eros docum entos publicados en La Prensa y en los que se han fundado para decir que los restos del rey azteca reposan en la pequeña población guerrerense. El dom ingo 25 de septiem bre recibim os en Iguala.

A R T U R O A R N A I Z Y FRE G : “ N ada sacará en lim pio la H istoria. S A L V A D O R TO SCANO. JO SE VASC O N CELO S: “ H abría resultado m ucho más fácil conducir los restos de C uauhtém oc a España. aunque sí. me parece que lo han hecho cien tíficam en te” . Como han procedido ahora en Ixcateopan los investigadores. A N T O N IO POMPA Y POMPA: “ Yo estim o que en una investigación de esta naturaleza no se debe to m ar partido. este tipo de investigaciones ayudará a conocer m ejor a m uchos de nuestros contem poráneos” . Lo más conveniente es que se haga. científico. director del Museu Nacional de A rqueología: “ Será m uy difícil toda identifica­ ción de la osam enta en caso de que se encuentre algo. de la nueva industria de buscadores de sepulcros. que trasladarlo a través de las serranías desde Acalan. a Ixcateopan. tierra de h abitantes que odiaban a los aztecas. de los indios de la región” . porque en esto. Sin em bargo. director del Museo de las V izcaí­ nas: “ Eso de que los restos de C uauhtém oc reposan en Ixcateopan.podido precisar. Igual­ m ente será m uy difícil saber en qué estado quedaron los pies del E m perador después del to rm ento. donde se dice que fue sacrificado. Estas cosas deben verse desde un pu n to de vista de altura. por la vía m arítim a.292 DOLORES ROLDAN G O N ZA LO OBREGO N. Com o sus herm anos de raza. D A N IE L R U B IN D E L A B O R B O L L A . hicieron una excepción con C uauhtém oc. en to d o caso debió ser quem ado ya m u erto ” . los historiadores no han . Todas estas circunstan­ cias harán m ucho m uy difícil la identificación. tan to m ás si no hay el rasgo cultural o si no hay una lesión ósea que sepam os históricam ente que existe” . Eulalia no es una charlatana” . según tengo entendido. nada más. com o están haciendo. Secretario del In stitu to Nacional de A ntropología e H istoria: “ No com prendo cóm o los m exica­ nos que acostum braban la crem ación de sus m uertos. una investigación científica para saber si es verdad o m entira lo que se afirm a en to rn o a los restos del últim o rey m exicano. es otra de las locuras de doña Eulalia. la p ro ­ fesora Eulalia G uzm án debe tener algún fundam ento para proceder en la form a com o lo está haciendo en sus investi­ gaciones. y de los cuentos.

tem blaban. partiendo del oriente donde había surgido ' la prodigiosa señal de aquel piso aderezado por la m ano del hom bre. Anselmo M arino Flores. brilló abajo una p u n ta de lanza. Era una placa oval. Volvió a golpear con su barreta. y el silencio perm itió escuchar claram ente una extraña repercusión. limpió la superficie ennegrecida. Ocurrió E L L U N E S 26 D E SEP­ TIE M B R E D E 1949.. com o si fuera una llama. 26 DE SEPTIEMBRE DE 1949. — ¡Levanten esas piedras! — O rdenó una voz. Un olor acre. había barro endurecido por el tiem po. Eulalia G uzm án tom ó en sus m anos la placa y dijo en m edio del silencio. Com o era habitual. Y lloraba. ju n tas cubrían algo. con algo que no te n ía la resistencia ni la consistencia de la roca. Se aproxim aba la hora de abandonar la tarea y m archarse a com er. hacia el Oriente. se com enzó a trabajar a las ocho de la m añana. Resolvióse ahondar en el centro de la cruz. m olesto. Las dos lajas fueron removidas. descifrando los caracteres a la luz de una .CODICE DE CUAUHTEMOC 293 HALLAZGO DE LA TUMBA DEL EMPERADOR. Se vio que al term inar la roca. TRIUNFO DE LA TESIS DE EU­ LALIA GUZMAN El hecho fue fascinante. La expectación fue enorm e. El peón Abel R odríguez dio con la pu n ta de su barreta. Uno de los peones respondió: “ ¡No puedo. de aquellos que no es posible olvidar en la vida. es mi R ey!” . penetrante. maravilloso. que consum ió casi toda la jornada m atutina. al quitarla. Fue cosa instintiva que se ordenara abrir una cala en cruz sobre la roca. Bajo una gruesa capa de polvo veíase un objeto m uy raro. lo hicieron los peones con la diligencia y el entusiasm o de siem pre. faltaban veinticinco m inutos para las dos de la tarde cuando ocurrió lo presentido. Las m anos de aquellos hom bres que ha­ bían sacado del foso las grandes y pesadas piedras del m om oxtü. Se hizo con tan to cuidado. con un pequeño cepillo. P ronto se disiparon las em anacio­ nes y se reanudó la exploración. Los peones pusieron al descu­ bierto dos lajas de 50 cen tím etro s de largo aproxim adam ente. invadió el recinto. después de haberse asegurado el retablo y el pequeño túnel.

año del sacrificio. . Y abajo: R e y e S C o a tem o ”. lám para de gasolina: “ Es una placa de cobre.294 DOLORES ROLDAN Distintos grados de oxidación de la punta de lanza en sus dos caras. 1529. Tiene una inscrip­ ción bajo una cruz latina: 1525. año del entierro.

Todos estaban en el tem plo.CODICE DE CUAUHTEMOC 295 La placa ovalada de cobre nativo que se halló encima del cráneo con la inscripción grabada a cincel: 1525-1529 Rey e S. Coatemo. la respiración anhelante. . . . Excedida la hora de suspender el trabajo. ¡Viva M éxico!” Un repique congregó al pueblo. obedeciendo la orden de los ancianos de q u e se echaran al vuelo las cam pana cuando apareciera la tum ba dei Rey. la señorita Guzm án. para no quebrantar la regla. citó a todos para las cuatro. Una voz se sobrepuso a la em oción colectiva de la gente que llenaba el tem plo: “ ¡Viva el rey C uauhtém oc!. los niños y los m aestros la escuela. las lágrimas en los ojos. Los hom bres abandonaron sus faenas. las m ujeres sus casas.

Los ancianos. El pueblo acudió puntual a la cita. T odos querían ver lo que se había encontrado en la tum ba. m edía 40 cen tím etro s de largo p o r 32. les rogó que se dispersaran para seguir trabajando y recoger los huesos. así com o lo demás que hubiera en la fosa recién abierta. “ No hubo — dice ia historiadora— clam oreo ni gritos” Luego de m ostrarles los preciosos objetos.296 DOLORES ROLDAN Rodeada de los ancianos del pueblo y de don Salvador Rodríguez Juárez. LA FO SA Y S U CONTENIDO. M irándola se caía en la cuenta. m ostró el óvalo de cobre y la p u nta de lanza brillante y herm osa. Era una fosa rarísim a. por sus mejillas rugosas rodaba el llanto.5 de ancho y 40 de pro fu n d i­ dad. La profesora G uzm án resolvió salir con la placa oval y la p u n ta de lanza hallada sobre ios huesos. el atrio quedó solitario. Eulalia G uzm án subió a una silla girando hacia los cuatro puntos cardinales. la profesora Eulalia Guzmán anuncia el hallazgo. La gente obedeció autom áticam ente. fue sepultado por fray T oribio de Benaven- . m ás ancha en la superficie que en la base. poseedores de la tradición y del secreto. llenaron el atrio. estaban en prim er térm ino. no cabían en el tem plo.

que Eulalia G uzm án pensó al principio. o de los guardianes del Señor. den tro de la rígida pobreza franciscana. M otolinia. que no era sino ceniza de la calcinación a que fueron som etidos.CODICE DE CUAUHTEMOC 297 te. se tratab a de la fosa de ofrenda. de acuerdo con el rito. unos fragm entos . Era tan pobre. idea que dese­ chó al vaciar el depósito. Los huesos estaban hundidos en polvo negruzco. A m anera de recipiente.

tal com o una m adre acoge en su regazo a su hijo. un fragm ento de cristal de roca que originalm ente se creyó un diam ente sin tallar.298 DOLORES ROLDAN óseos del cráneo c o n ten ían los siguientes objetos: dos cuentas de jade m exicano. Abajo. en la base de la fosa. Una gran bandera nacional cubrió la fosa. por el tormento dei fuego que sufrió Cuauhtémoc en los pies. nueve cuentas pequeñas de m etal color verdoso. En la cara plantar de la extremidad distal del tercer metatarsiano del pie derecho se aprecian deformaciones que podrían corresponder a quemaduras causadas en vida. m enos los restos del Héroe. en este caso. dos anillos de m etal en form a de cinta. Todo era hum ilde en la escon­ dida m orada. tres m edias cuentas de am atista. y otra m ediana se replegó am orosa­ m ente sobre las cenizas. . una placa de cobre de form a rectangular. brillando con fulgores herm osísim os. veintinueve cuentas grandes de m etal de idéntica tonalidad y.

T R E V IÑ O . de la A sunción. las prim eras las m o n taro n la A utoridad M unicipal y los in te­ grantes de la Com isión Investigadora.— MOISES M ENDOZA. tan solas? ¿Dónde se halla la gente que no celebran el gran acontecim iento? — Están encerradas en sus casas llorando — le contestó.—ESTELA R O D R I­ GUEZ DEL OLMO.-A N T O NIO R O D A R TE.— FRANCISCO G IL E S .-A B E L RODRIGUEZ J. de esta E ntidad.-S ID R O N IO Q U IJA N O . Dos m ujeres procedentes de lejano lugar.— JUAN REYNA .-D O M IN G O FU E N T E S.MO­ DESTA R O M A N .— MATIAS SALAS S. los m iem bros de la Defensa Rural.— ALEJAND RO SANCHEZ. — MAURO H U ER TA . RO DRIG UEZ DEL O L M O .-M A C LO V IO D IA Z . Al día siguiente del descubrim iento llegó el gobernador de G uerrero en com pañía de la señora Leyva Mancilla y del gene­ . firm aron los que. A quella noche. el más puro. Indígenas de las com arcas del antiguo reino de Z om pacuahuitl.-E L E N A GOMEZ JA IM ES. repicaron jubilosas.JULIO SH ERER GARCIA. espiri­ tualm ente en su am ada tierra que es M éxico” . ahora venim os a verlo” . que fue m uy herm oso. llegaron al tem plo para dejar sus lágrimas y sus flores..-CO N CEPCIO N RO­ D RIG UEZ DEL OLMO DE R O D R IG U E Z . REDACTOR DE EL U N IV ERSA L. el P entatlón U niversitario. nuestro H éroe.-IG N A C IO Q U IJA N O . y civiles. al ser declarada hija predilecta de Ixcateopan: “ C uauhtém oc ha nacido por segunda vez. continuaron.— JUAN BLANCO A . intervinieron y quisieron h acerlo : EU LALIA GUZMAN. en sus diferentes ocupaciones. vio las calles desiertas y preguntó a uno de sus acom pañantes del pueblo: —¿Por qué están las calles tan desiertas.CODICE DE CUAUHTEMOC 299 Las cam panas del Estado de G uerrero. Así se descubrió la tum ba del Rey y Señor de M éxico. A p artir de las veinte horas hubo guardias ante los restos. al abandonar Eulalia G uzm án el tem plo de Ixcateopan. Eulalia G uzm án dijo.HERM ILO REYNA.-A L FO N SO P.-A L B E R T O MA. En el interior del tem plo de N uestra Señora Santa Ma.— SALVADOR RO D R IG U EZ. REDACTOR DE EL NACION A L . se levantó el acta correspondiente. dijeron: “ Sabíam os que aquí estaba.-SA M U E L TO RRES S .

llegó ésta: “ El In stitu to Nacional Indigenista felicita a usted por el descubrim iento de la tum ba de C uauhtém oc y el resultado de sus investigaciones científicas. envió al arqueólogo Jorge R. Los tres fueron recibidos p o r el pueblo y las autoridades. D irector del In stitu to . E ntre las felicitaciones que en gran núm ero recibió la profe­ sora Eulalia G uzm án. el m om oxtli. n u n ca” . etc. A lfonso Caso” . Lic. y las m uchachas lugareñas les pusieron al cuello herm osos collares de zem pazúchiles de los que se des­ pojaron al estar frente a la tum ba. llegaron a Ixoaieopan el licenciado Caso y el arquitecto Igna­ cio M arquina. A costa. El 29 de septiem bre. . Refi­ riéndose a la autenticidad del hallazgo. a quien interrogam os al borde de la tu m b a. al term inar. EU LA LIA GUZMAN TRASM ITE LA NOTICIA DEL DES­ CUBRIM IENTO Al recibir noticia el Insituto Nacional de A ntropología e H isto­ ria. tres días después del descubrim iento. Más tarde lo abordam os en el atrio. Justo hom e­ naje al funcionario y al hom bre que auspició m oral y económ i­ cam ente la exploración que tan esplendido resultado había tenido. y entonces m anifestó que aún persistía la incredulidad de ciertos arqueó­ logos e historiadores de la capital. apenas term inada su observación dijo con palabras que recogim os y anotam os escrupulosam ente: “ Los resultados son patentes y sorprendentes. representante de la C om andancia M ilitar de la Zona. Todos m ontam os guardia. A L F O N S O CASO Y M A R Q U IN A E N IX C A T E O P A N . el general Baltasar Leyva M ancilla dijo: “ Esto está com pletam ente claro” . A tentam ente.300 DOLORES ROLDAN ral Miguel F uentes Pérez. No esperábam os esto nunca.. para colocarlos sobre ella com o sim bólica ofrenda. cerca del cúm ulo de m a­ teriales que form aban el altar. La profesora G uzm án puso en m anos del gobernador una pequeña cuchara de albañil para que con ella levantara la placa cuadrangular que servía de base al enterram iento.

una vasta porción de Ixcateopan. adm itió que se advertía una . Se le preguntó qué opinaba sobre el sitio donde deberían reposar las cenizas del Joven A buelo y fue co n tu n d en te en la respuesta: “ Si Ixcateopan las guardó durante cuatro siglos. Caso nada quiso opinar. R especto al gran m om oxtli donde. “ N aturalm ente. Fue más allá y anunció que el G obierno de la R epública y el de G uerrero ren­ dirían u n gran hom enaje al últim o soberano de T enochtitlan. de ser posible. Se extendió en consideraciones respecto al m onum ento que debe erigirse al rey C uauhtém oc y dijo que. por las razones de todos conocidas” . estuvo el palacio de los m ayores de C uauhtém oc. donde se guarden reliquias. inm ediata al lugar del históri­ co hallazgo. no sólo desde el p u n to de vista de la H istoria. debe convertirse en Museo de C uauhtém oc. a su m odo de ver. se publicó en El Universal el I o de octubre de 1949). se presente la historia del gran personaje y. pues no m e gusta m eterm e en terrenos ajenos” . según la tradición. “ No es. (Esta entrevista que celebram os con el descubridor de la tum ba núm ero 7 de M onte A lbán. porque allá sa­ bíam os de antem ano hasta su orientación. el arquitecto M arouina y yo. la tum ba de C uauh­ tém oc era en realidad u n escondite. Com o la entrevista con el licenciado Caso la celebram os después de que h ab ía observado detenidam ente el sitio donde se hallaron los restos de C uauhtém oc. tiene derecho a seguirlas guardando” . sino de la Patria m ism a. a ver las exploraciones de la señorita Eulalia G uzm án y hem os encon­ trado que ha hecho u n descubrim iento sum am ente im portante. quisim os conocer su opinión respecto a las características de la tum ba. se reconstruya la ru ta probable que siguieron los indios que lo condujeron desde el lugar del sacrificio hasta Ixcateopan. agregó.CODICE DE CUAUHTEMOC 301 “Vinim os. porque la m ilpa. entonces m uy crecida. proeza en verdad extraordinaria. dijo Caso. el Lic. es a la profesora G uzm án a la que le corresponde dar a ustedes explicaciones sobre este asunto. desde luego — d ijo— nada parecido a las tum bas arqueológicas que exploré en M onte Albán. y a que C uauhtém oc es uno de los héroes m áxim os de M éxico” . no per­ m itía observación satisfactoria.

para saber sobre la exploración: “ Todo lo hem os encontrado c o rre c to ” —contestó. adm itió la posibilidad de que tuviera partículas de oro. y razonan de este m odo: ¿si ha aparecido la tum ba de C uauhtém oc. y Caso hizo la defensa de la investigadora en estos térm inos. Hablam os con él hasta de las consejas volanderas sobre el tesoro de C uauhtém oc. los anillos. etc. Después fue exam inada la p u n ta de lanza. no lo olvidarem os fácilm ente. De las cuentas. cálidos y combativos': “ En realidad. para que fueran exam inados p o r los visitantes. Am bos vieron prim ero la placa oval. T anto M arquina com o Caso estaban en espera del notario público de Teloloapan. respondió: “ Eso es m uy natural cuando ocurre un acontecim iento com o éste que estam os presenciando: to d o s quisieran que sus deseos se realizaran. Al exponerle la cuestión. estaba accesible. p o r qué no ha de aparecer el teso­ ro ? ” . las cuentas de jade.. de las opiniones que diversas personas h ab ía em itido en la ciudad de México m ientras se hacía la exploración. para observar m ejor las diferentes piezas. al estar m irando el licenciado Caso el dorso tan brillante. Llegó el funcionario y procedió a qu itar los de la vitrina que co n ten ía las placas de cobre. la fotografiaron. com unicativo. las cuentas de m etal. Lo que se creía un dia­ m ante sin tallar. elogiaron su belleza. licenciado David M uñoz. dijo Caso que sin ser juicio definitivo. para que quitara los sellos que había colocado en las vitrinas donde se guardaban los huesos y los objetos. en los archivos y bibliotecas. se olvida que Eulalia G uzm án es una persona de am plia preparación para las tareas que ha desarrollado tan felizm ente. creía eran de vidrio de las llam adas “ cuentas de rescate” que en el siglo XVI ten ían en m ucho los m exicanos. . Posterior­ m ente la vitrina fue sacada a la luz del sol frente a la puerta lateral del tem plo. El licenciado Caso. expresó era un cuarzo m uy herm oso. Interrogam os tam bién al arquitecto Ignacio M arquina. m anuscritos m exica­ nos. Se habló tam bién en la entrevista.302 DOLORES ROLDAN explanada. ¿Quién de sus detractores po d ría decir que ha pasado igual tiem po en sem ejante lab o r?” . no se tiene en cuenta que hizo estudios en Alema­ nia y que perm aneció cinco años en diversos países europeos estudiando.

Detrás de la im provisada urna. la señorita Guzm án ordenó sacar la vitrina que co n ten ía los huesos. se hicieron representar el Legislativo. de todas partes de la R epública llegaron comisiones a rendir trib u to y a cubrir de flores el sitio del hallazgo. sostenía la bandera nacional. DECRETADO POR LA LEGISLATU­ RA DEL PROPIO ESTADO. El m om ento fue em ocionante. Las cenizas quedaron precisam ente bajo un gran arco de zem pazúchiles colocado en la p u erta lateral del tem plo. JUV ENTINO PINEDA Y ORTEGA. en la ciudad de M éxico. EL SENADOR Y LICENCIADO DONATO MI­ RANDA FONSECA. los hum ildes ram illetes que llevaban en los tallos el calor de las m anecitas devotas. A cudieron los tres Poderes del E stado. H abía que ver con qué unción y reveren­ cia los indios conducían lo que queda de nuestro Rey y Se­ ñor. PRONUNCIARON DISCURSOS EL PRESID EN TE DE LA LEG ISLA TU RA DEL ESTADO. tum ba del Héroe. IXCATEOPAN CAPITAL DEL ESTADO DE GUERRERO DURANTE LAS VEINTICUATRO HORAS DEL 12 DE OCTUBRE DE 1949. el cam po vibraron de patriotism o. Los m aestros hablaron a sus alum nos de C uauhtém oc. No hay prece­ dente en la historia de M éxico de una exaltación colectiva com o la que se produjo al saberse que los restos de Cuauhtém oc habían sido encontrados. D iariam ente grupos de niños acudían al Paseo de la R eform a. El pueblecillo guerrerense. La capital. EL DIPUTADO FED ERA L LICENCIA- . la provincia. se tom aron algunas fotografías y películas cinem atográficas.CODICE DE CUAUHTEMOC 303 Term inado el exam en de los objetos. se advirtió cuán poco se sabía de él. con sus dos Cáma­ ras. para colocar al pie de la estatua del H éroe. encallecida y dura. y dos de la Federa­ ción. y la Suprem a C orte de Justicia de la Nación. una m ano de labriego. se convirtió a la vez en altar patrio. Cayó el sol de lleno sobre los huesos calcinados. ¿Quién p o d ía dudar entonces de que se reconocía la auten­ ticidad del hallazgo? M A N IF E ST A C IO N E S D E N A C IO N A LID A D .

guardado durante generaciones. guardaron el secreto con el pueblo de M éxico. ¿acaso el heroísm o? A q u í está C uauhtém oc que es m aestro en esta elevada cualidad h u m an a” . C uauhtém oc es el sím bolo m ás puro de nuestra nacionalidad: es el centro que une. pero hizo esta declaración: “ Ixcateopan es el santuario de la Patria y la en trañ a m ism a. afirm ó. SE N A D O R M IR A N D A F O N SECA. acudieron uniform ados. Teloloapan y otras poblaciones. sino p o r una técnica más avanzada. G rupos indígenas guerrerenses tam bién estaban allí. Sólo es com parable su grandez al heroísm o y santidad de los m isione­ ros que. LIC E N C IA D O TEO FILO O LEA Y L E Y V A . EL LICENCIADO JO SE LOPEZ BERM UDEZ EN REPRESENTACION DEL PA R TI­ DO REV OLUCION ARIO INSTITUCIONAL (PRI) O SEA EL PA RTID O EN EL PO DER. es el tro n ­ co. p o rta n d o banderas y con bandas de guerra. “Prefirió el sacrificio a traicionar a su p a tria ” . En la nave del tem plo resonaron palabras em ocionadas de patriotism o: D IPU TAD O C O LO R A D O IR IS . hizo el entierro del Rey y Señor de México. M inistro de la Suprem a C orte de Justicia de la Nación. desde el m om ento en que ocurrió el hallazgo de los restos de C uauhtém oc. exam inando la civi­ lización que trajo a M éxico la C onquista. y tuvo tam bién u n recuerdo para el insigne fraile M otolinia. que con su secreto.304 DOLORES ROLDAN DO M ARIO COLORADO IR IS. com o M otolinia. hizo el elogio de los ancianos de Ixcateopan. no habló en la cere­ m onia. consideró que ya no está incom pleta la Fiesta de la Raza para la Am érica. dijo que C uauhtém oc fue d errotado en defensa de su ciudad y de su im perio. Niños de las escuelas secundarias y prim arias de Iguala. según la tradición y los docum entos. no por falta de valor o de patriotism o. dijo: “ C iertam ente era m ás avanzada en lo m ecánico. P R O F E SO R M O L IN A B E T A N C O U R T . es el recio p a tró n en que se injertó nuestra raza. Lo llamó sím bolo de patriotism o y de entereza. D IRECTO R GENERAL DE ASUNTOS INDIGENAS. LO P E Z BER M U D EZ. hicieron posible preservar las cenizas del Héroe. Y EL PR O FESO R M OLINA BETANCOURT. a quien llam ó la m ás alta torre del h o n o r nacional. pero en lo espiritual ¿qué nos enseñó?. quien. Siempre he creído que el signo m ás espectacular de la .

pero previam ente. pero que el signo de la inteligencia más apreciable es la discreción. revela la inteligencia de este pueblo. extrem aron su actividad hasta la ligereza. de los objetos y de los huesos. con el señuelo de la exclusi vidad: pero en realidad. y el hecho de que varias genera­ ciones hayan tenido la discreción bastante en to m o a la tum ba de C uauhtém oc. Picaluga y R odolfo H errero. C O N ST A N T IN O C A B R E R A . con el torcido fin de desorientar a la opinión pública y de enfriar el estusiasm o popular. El culto cívico a C uauhtém oc. estuvo en Ixcateopan la tarde del 8 de octubre y parte del día siguiente y regresó a la capital tras un examen apresurado de los docu­ m entos. nosotros nos quedam os con lo n u estro ” .CODICE DE CUAUHTEMOC 305 inteligencia es la m em oria. PROF. representado por Ortega M artínez. o sea el genio de los m exicanos. . conciencia de nacionalidad. M adero.” H ablando de quienes se em peñan en considerar a C ortés com o padre de la nacionalidad m exica­ na. dijo el M inistro: “ Allá ellos.' Alguien com entó profèticam ente: “ Eulalia Guzm án ha sido entregada a los sayones” . había de dicta­ m inar sobre la autenticidad de los huesos y de los objetos. y con oficiosidad punible. En m edio de este fervor patriótico. fue acicate para los adversarios del hallazgo de Ixcateopan. m anifestó que se levantaría una esta­ tua a C ortés cuando tuvieran la suya V ictoriano H uerta. La Com isión designada y encabezada por el D irector del In stitu to Nacional de A ntropología e Historia arquitecto Igna­ cio M arquina. se propor­ cionaron algunos anticipos del carácter negativo del docum en­ to a algunos órganos periodísticos. se tom ó oficialm ente la inexplicable resolución de que una comisión del In stitu to Nacional de A ntropología e Historia (INAH). del general V icente G uerrero y de V enustiano Carranza. o sean los victim arios de Francis­ co I. COMISION DESIGNADA POR EL INSTITUTO NACIONAL DE AN TROPOLOGIA E HISTORIA. O cho días después ya estaba redactado y firm ado el dicta­ m en. D iputado a la Legisla­ tu ra local p o r el distrito. saliendo al paso del m alinchism o. jurisdicción de Ixcateopan. Y acertó.

Las observaciones hechas en dicha visita fu ero n com unica­ das desde luego al C. al d ía siguiente. el citado funcionario encargó al In stitu to se nom brase una com isión com puesta p o r técnicos en las diversas disciplinas antropológicas. En la parte que corresponde a los antecedentes. licenciado M anuel Gual Vidal. Fue inútil. dice textualm ente: Con la anterior inform ación. copias del docum ento cuyo aplazam iento se pedía.306 DOLORES ROLDAN A P E L A C IO N D E E U L A L IA G U Z M A N Más que en defensa propia en la del prestigio científico de México y de la respeta­ bilidad oficial. director del In stitu to Nacional Indigenista. hicie­ ra ahora el de los m ateriales hallados en la fosa. D IC T A M E N OFICIAL. porque el Secretario de Educación entregó a la prensa. y en vista de la com plejidad que presentaba el hallazgo y de las dudas que despertaron ciertos detalles del m ism o acerca de su autenticidad. antes de dar a conocer el dictam en de la Comisión M arquina. se trasladó al lugar. a renglón cerrado. previos los estudios nece­ sarios. el In stitu to envió inm ediata­ m e n te a Ixcateopan al jefe de arqueólogos. invitando al señor licenciado A lfo n so Caso. inform án­ dole que había recurrido nuevam ente al D epartam ento de investigaciones especiales del Banco de México. para que lo acompañara en su visita de inspección. consta de cinco hojas tam año carta. señor Jorge R. que la profesora Guzm án trasm itió al In stitu to Nacional de A ntropología e Historia el 26 de sep­ tiem bre. arquitecto Ignacio Marquina. para que. . se enum eran las diversas fases del acontecim iento histórico hasta llegar a la noticia del hallazgo. se dirigió el 17 de octubre al secretario de Educación Pública. dada su recono­ cida autoridad en esas materias. dictam inasen acerca de las investigaciones y explora­ ción efectuadas. que habría de em itirse desde un aspecto rigurosam ente científico. El tex to que entregó a los periodis­ tas el Secretario de Educación. Acosta. y le pedía esperar tan valiosa opinión. D irector del In stitu to . para que. así com o había hecho el estudio de uno de los docum entos. para que colaborase en los trabajos de exploración e igualm ente el C. A p artir de este punto. la últim a de las cuales está destinada a las firmas. Secretario de Educación Pública. 18 de octubre.

las oxidaciones que presentan estos objetos pudieron lograrse p o r la acción prolongada de agentes oxidantes. el 14 de octubre. en un dictam en prelim inar. conviene dejar constancia de la disparidad que existe entre lo que decla­ raron el arqueólogo Acosta. . ingenie­ ros qu ím ico s designados por la Dirección de la Industria Militar. N i el contenido ni la letra de los docum entos correspon­ den al siglo X V I y la inscripción que existe en el óvalo de cobre que cubría el entierro presenta las mismas características que aparecen en los docum entos. doc­ tor Eusebio Dávalos y profesor Javier R om ero. las que desconciertan y hacen pensar. teniente coronel Luis Tercero Urrutia y m ayor R o b erto Tapia. licenciado A lfo n so Ortega M artínez. CONCL U SIO N ES D E L A CO M ISIO N DEL INAH . en representación del director del propio I n s titu to ”. en Ixcateopan. director del M useo Nacional de H istoria. algunas son com pletam ente ajenas a las que éste usaba. acom pañó a dicha Com i­ sión. y fotógrafo Luis Lim ón. El secretario del In stitu to . Las placas oval y rectangular. y la lámina en form a de pu n ta de lanza. están construidas principalm ente por cobre y obtenidas po r el procedim iento de forja . En cuanto a las firm as atri­ buidas a M otolinia. Las cuentas y los anillos acusaron una com posición de plata y cobre ligados. A ntes de pasar al capítulo de las conclusiones. posiblem ente en caliente. y lo inform ado al secretario de Edu­ cación Pública. el licenciado Caso y el mismo M arquina. I. artificialm ente. y otras im itan rasgos que pueden explicarse por conocim iento del fa csím il publicado en el siglo X IX . ¿Qué obscuras razones se esgrimieron para cam biar to ta l­ m ente los térm inos de apreciación sobre el hallazgo? Son precisam ente estas som bras en un asunto tan lim pio. de la Dirección de M onum entos Coloniales. L os restos encontrados en Ixcateopan corresponden por lo m enos a cinco sujetos. arquitecto A lfredo Bishop. III.CODICE DE CUAUHTEMOC 307 La Comisión se integró p o r las siguientes personas: doctor Silvio Zavala. en que el apasionante asun­ to C uauhtém oc fue trasladado del terreno científico al p o lí­ tico y se pensó aniquilarlo. antropólogos. II. o bien p o r procedim ientos rápidos . profesor Carlos Margain. arqueólogo.

a ocho colum nas: “ Sólo confusión e inconsistencia en el dictam en sobre C uauhtém oc” .. La Com isión concluye. En lo que toca al exam en de las cuentas de plata y cobre. de aquella frase que corearon las risas y los aplausos: “ Los do­ cum entos de Ixcateopan son auténticam ente falsos” . VI. lo que sólo p o d ría conseguir después de nuevas explo­ raciones. N o fu e posible. El d o c to r Zavala da la clave pensando en el facsím il de la firm a de M otolinia. ¿Que p o d ía esperarse de una Com isión de la que form aban parte tres individuos que ya hab ían externado su criterio sobre Ixcateopan? No debe olvidarse que Ortega M artínez fue autor. en relación con el entierro en­ contrado en Ixcateopan. El arqueólogo Carlos Margain M anifestó que com o no le fue posible o b ten er datos arqueológicos suficientes para fundar su opinión. La Com isión trabajó de espaldas a la ciencia m oderna. De él dijo m uy bien El Universal. V. igno­ rando el auxilio extraordinario de la quím ica. que no existen pruebas c ie n tífi­ cas que perm itan afirm ar que dichos restos sean los de Cuauhtém oc. del laboratorio. El prejuicio h ab ía hecho concebir a sus autores el concepto de superchería y todos sus pasos están encam inados a esta m eta. es probable que el entierro se haya efectuado durante la construcción de uno de los altares. en m em orable mesa redonda de extranjeros y extranjerizantes. Su dictam en es u n a afrenta al progreso cien tí­ fico de M éxico: fue hecho por m entes del siglo XVI y con procedim ientos de aquella época. del m icroscopio. Gro. que sólo se conoció en M éxico hasta el siglo XIX. determ inar con seguridad en qué fo rm a y en qué época fu e hecho el entierro. a sí com o los anillos y los fragm entos de am atista y de cristal de roca. con los datos que arrojó la exploración arqueológica. IV. no se encontraron características suficientes para definirlos. Ni para el d o c to r Zavala ni para sus colegas hubo noticia de los estudios hechos por Illescas Frisbie. Urdanivia M ora y . y el argum ento h ab ía de revertirse con el tiem po.308 DOLORES ROLDAN La antigüedad de estos objetos no pu ed e ser precisada po r el solo exám en q u ím ico . pero teniendo en cuenta la evi­ dencia de los datos proporcionados p o r el exam en de los docu­ m entos. se abstiene de firm ar este dictam en.

la atm ósfera era asfixiante. ni sobre la firm a de M otolinia. observó los trabajos y denunció públicam ente a los m iem bros de la Comisión M arquina: “ Sin ser profeta y apoyado sim plem ente en observaciones directas y en el conocim iento de los hom bres. D IO D O RO R IV E R A . con asistencia por lo m enos de cincuenta personas. estuvieron m anejando los papeles. a cuyo criterio se h ab íá confiado un estudio que tan directam ente llegaba al corazón de los m exicanos. . El exam en de los papeles se hizo a la luz de una lám para de gasolina en cuanto term inó la luz natural. Dije entonces. sobre el papel de uno de los docum entos de Ixcateopan. La sesión concluyó a las nueve de la noche. durante el exam en que hicieron de la tum ba. que el dictam en sería negativo. LIC.CODICE DE CUAUHTEMOC 309 M olina Berbeyer. y se confirm ó. Fum aban despreocupadam ente. el m odo tan ligero y nada científico con que aquellos hom bres. unos de investiga­ dores científicos reconocidos. Todos nos dim os cuenta de como lo hacían. los m iem bros de la Com isión com enza­ ron a trabajar. N uestra opinión se robusteció al d ía siguiente. Horas después com entaba en mi alojam iento. Los curiosos m iraban por encim a de las cabezas de los com isionados. La sala se llenó de hum o. los huesos y los objetos. la Com isión Oficial. y otros de observadores de la conducta de los m iem bros del INAH. anuncié el dom ingo 9 de octubre en qué sentido iba a form ular su dictam en sobre la tum ba de C uauhtém oc. El sábado anterior p or la tarde com enzó la investigación en casa del poseedor de los papeles que dieron la clave del hallazgo. Fue colocada una gran mesa en el centro de la sala y. con mis com ­ pañeros. TESTIGOS DE LA PRECIPITACION CON QUE OBRARON LOS COMISIONADOS POR EL INSTITUTO NACIONAL DE ANTROPOLOGIA E HISTORIA Se presentaron irrecusables testim onios. la ceniza de los cigarrillos cayó m uchas veces sobre los papeles que con tan ta devoción y res­ p eto guardaron durante más de cuatro siglos los ancianos ixcateopenses.

Los tom aban. M A R IA N O FRA N C O . y luego de colocarlos sobre la banca. pero entonces se irguió el espíritu científico de aque­ llos señores e im pidió que lo hiciéram os. Prim ero estuvieron en la sacristía exam inando una especie de plano que extendieron en el suelo. La cosa era patente: todos nos dim os cuenta de que los investigadores sólo querían salir del paso porque llevaban ju i­ cios preconcebidos. com o elem entos de juicio. y tom aron fotografías. Quienes presenciam os la escena nos ha­ llábam os m olestos. soplaban sobre ellos para quitarles el polvo que seguram ente para verdaderos investiga­ dores hubiera sido precioso.310 DOLORES ROLDAN A las diez de la m añana llegaron los com isionados al tem plo. pero p o r desgracia el carácter oficial de la Com isión le daba inm unidad. cuyo hispanismo y deseo de acom odar la Historia a sus personales opiniones. es m anifiesto” . C olocaron una banca de m adera ai lado de la vitrina en que se guardaban provisionalm ente éstos. otros exam inaban los huesos. Me bastaron. N osotros quisim os im presionar algunas placas. PROF. ratificó io dicho p o r el Abogado Rivera. No dejó de ser curioso el procedim iento de que se sirvió este últim o para dictam inar sobre el papel: tom ó el cuadernillo de la C arta Viva y palpó la prim era y la últim a hoja. que hizo el viaje a Ixcateopan con el fin de estudiar la posibilidad de establecer un buen servicio de transporte. em itió su . Causaba indignación el poco respeto con que procedían. De la sacristía pasaron al lugar donde se hizo el descubrim iento de la tum ba. m anifes­ tando: “ Es verdad que los m iem bros de la Com isión fum aban despreocupadam ente y que m uchas veces cayó la ceniza de los cigarrillos sobre los docum entos. No vimos claram ente de qué se trataba. la presencia del doc­ to r Silvio Zavala. pusieron un lienzo encim a y com enzaron a sacarlos. funcionario de los Ferrocarri­ les Nacionales de M éxico. y confiando to d o al tacto . el licenciado Ortega M artínez le quem ó una m ano al d o c to r Zavala. por lo reducido del local y el gran núm ero de curiosos. se frotaban las m anos para desprenderse de las adheren­ cias. Dispusieron la osam enta según su leal saber y entender. M ientras unos observaban la excavación y la pequeña fosa.

sino estrictam ente un 'sen ­ tim iento p atrió tico e histórico. Y ¿qué decir del cuarzo?. la entrevista periodística que nos concedió fue la ú lti­ m a en su vida.CODICE DE CUAUHTEMOC 311 opinión. D O C TO R IS A A C O C IIO T E R E N A . Su opinión . Puedo afirm ar que todas estas piezas están trabajadas en cobre nativo. tan interesante desde diversos aspec­ tos. Todo es de una im portancia que conm ueve. estudioso inves­ tigador. se me recrearon ios ojos: están hechas con suprem a habilidad y creo que son de m anufactura españo­ la. tam bién puso su prestigio científico al servi­ cio de la autenticidad de los restos de C uauhtém oc. es la tum ba de C uauhtém oc. la besé. La p u n ta de flecha es de una im portancia m uy grande. El libro piadoso que lleva ñ o r títu lo D estierro de Ig­ norancias y Alivio de Penitentes. las m anchas rojas que la placa oval tiene en la cara que estuvo en contacto con los huesos. Sí. más tarde nos preguntó si teníam os un nookie (lente de cám ara Leica) que sirve para fotografiar docum entos y cosas de m iniatura. los anillos. La falta de una lupa y la carencia de un aditam ento tan im portante para tom ar buenas fotografías. Biólogo notable que honró a M éxico. y la besé. GEOLOGO. advertí los golpes de m artillo para aplanar las placas. M irando las cuentas. Llevé conm igo un pequeño m icroscopio que me sirvió adm irablem ente para exam inar las placas y la p u n ta de lanza. sin necesidad de m ayores com enta­ rios. son una maravilla. Para m í. Al día siguiente. así com o las cuentas. predom ina lo indígena y porque C uauhtém oc es mi Rey y mi Señor. ING. me em ocioné hasta las lágrimas. porq u e en m í. con qué equipo trabajaron los m iem bros de la Com isión del In stitu to Nacional de A ntropología e H istoria” . m áxim e que to d o parece indi­ car que aquel pueblecillo. se dirigió a uno de nosotros. y cuando el licenciado Ortega M artínez exam inaba un m apa en la sacristía del tem plo. indica. etc. Nos declaró: “ En el hallazgo de Ixcateopan no debió intervenir para nada la pasión de la polém ica. C uando tuve en mis m anos la placa oval y vi al m icroscopio su inscripción hecha rudam ente. y un testim onio más en el caso de Ixcateopan. ni siquiera quisieron verlo. solicitando una lupa. es m uy herm oso. Las oxidaciones hablan de antigüedad. está allí com o sím bolo de la pureza del H éroe” . E ZE Q U IE L O RD O Ñ EZ.

m erece todo crédito y se explica. y Diego Rivera. CONTRAPRODUCENTE INTENTO DEL INAH El pueblo llamó a los dictam inadores. Las palabras de am bos. siempre aten to a todas las m anifes­ taciones m exicanistas. El trabajo arqueológico me pare­ ce adm irable. porque con ello. Son acreedores a cordiales parabienes el señor secretario de Educación Pública. Juzgo mi deber expresar que fraguan el verdadero espíritu de nuestra nacionalidad” . además de sus profundos conocim ientos en la m ateria. La trascendencia cívica de este descubrim iento es enorm e. V erbalm ente. tienen la m ajestad de un testam ento.312 DOLORES ROLDAN nos la dio escrita de su puño y letra: “ Estas im presiones perso­ nales. los llamó ¡Resabios! Fue tan im popular el dictam en de los sabios. no tienen más valor que el de su sinceridad. expresó: “ Que term ine la polém ica. digno de la com petencia y de la solvencia cientí­ fica que todos reconocem os en Eulalia Guzm án. M éxico saldrá ganando. el señor gobernador del Estado de G uerre­ ro y el periódico El Universal p o r haber fom entado tan herm o­ sas investigaciones en el pueblo de Ixcateopan. LICENCIADO GUAL . m ujer insigne y paradigna de la m exicana. El ingeniero O rdóñez m urió el 8 de febrero de 1950 y el d o c to r O choterena el 11 de abril del mismo año. sabia y am ante de su Patria. ¡Los sabios!. incalculable. el m uralista genial. las pruebas aportadas p o r los peritos del Banco de México son convincentes. jubilosos debem os inclinarnos reverentes ante los huesos de C uauhtém oc. gran dom inio en asuntos de bioestadística y una m odesta rectitud que lo hacen digno de haber trabajado con el excelente equipo de investiga­ dores a que me he referido. de un individuo que no es arqueólogo. y es seguro que se irá acrecentando en el futuro. La autenticidad de los restos de C uauhtém oc es para m í. y no solam ente la m em oria del H éroe” . porque en él concurren. porque no tiene razón de ser. in d u d a ­ ble. que el SECRE­ TA RIO DE EDUCACION PUBLICA. El estudio osteológico que ha hecho el ilustrado anatóm ico profesor Liborio M artínez. Todos los m exicanos.

Lo acompañan la profesora Eulalia Guzmán. declaraba oficialm ente: “La Secretaria de Educación Pública ve con agrado que se continúen las investigaciones sobre los restos de Cuauhtémoc.CODICE DE CUAUHTEMOC 313 El 21 de octubre de 1950 el gran artista mexicano Diego Rivera se traslada a Ichcateopan a estudiar los restos óseos de Cuauhtémoc. el profesor Liborio Martínez. Por lo tanto. pues su m ayor deseo es que se haga com pleta luz en un asunto de extraordinaria importancia. don Salvador Rodríguez Juárez. tres días después de haberlo entregado a la publicidad. VIDAL. con beneplácito .

porque para ellos sólo im portan los huesos del presupuesto. seguram ente con más carne que los del H éroe” . Zavala repuso: “No. Declaró el 21 de octubre 1949 (Excélsior del 22): “ Este dictam en no debe ser el único. y creo que mis com pañeros los otros firm antes del dictam en opinan igual. expresó lo siguiente: “ Estos señores. pero p o r serlo tengo veneración por nues­ tros héroes. D O CTO R A L F O N S O A L A R C O N Y G E N E R A L HECTO R . con reprensible precipitación. lo tuvim os que elaborar en un tiem ­ po relativam ente c o rto ” . ¿Cuáles fueron estas razones? LIC EN C IAD O N E M ESIO G A RC IA N A R A N JO . y yo en lo personal. sin duda. los firm antes del dictam en. Yo soy hispanista. D O CTO R S IL V IO Z A V A L A . p o r determ inadas razones. y eso no puede ser jam ás un buen m étodo cie n tífic o ” . A una pregunta sobre si la Com isión tuvo tiem po suficiente para investigar o si se le fijó fecha determ inada para entregar su dictam en. Eso de tratar de hacer hispanism o condenando a C uauhtém oc. aunque. P A LM A . es auscultando la opinión de otros hom bres de ciencia. puedan prestar En cualquier otro lugar del m undo. Hay héroes que están p o r encim a de pasioncillas. declarada su filiación política. no tuvieron ningún m iram iento ante la grandeza de C uauhtém oc. P RO FESO R G A B IN O A. nosotros no tuvim os fecha fija para em itir nuestro dictam en. tuvo arrepentim iento tardío. pero aquí. uno de los más grandes. y no es con prejuicios ni en form as tum ultuosas com o se inves­ tigan las cuestiones históricas inherentes a ese personaje glorio­ so de nuestra H istoria. En M éxico practicam os un dem ocrático sistema de investigaciones científicas. Estim o que se ha obrado con precipita­ ción. es C uauhtém oc. y uno de ellos es el últim o E m perador azteca. es una insensatez. estoy convencido de que la única m ane­ ra de que se averigüe este asunto.314 DOLORES ROLDAN acogerá cualquier nuevo esfuerzo que se haga en ese sentido y apreciará la colaboración que personas significadas en estas disciplinas. estas actitudes son poco frecuentes. de ninguna m anera. dijo: “ Los hispanistas de m edio pelo son los peores enemigos de la hispanidad. la declaración anterior hubiera provocado la dim isión de M arquina y dem ás colabora­ dores con cargos oficiales.

de las festividades del prim er centenario del Estado de G uerrero. en tan to no se dem uestre lo contra­ rio. TA M B IE N E X T E R IO R IZ O S U P R O T E ST A . EN LA CIUDAD DE MEXICO. en el sentido de que. ETC. en el D istrito Federal. H O M E N A JE D E L A S E SC U E L A S SE C U N D A R IA S. porque ni siquiera se esperaron los estudios de los peritos del Banco de M éxico. dicho dictam en fue dado precipitadam ente. y en el aula. EL CO M ITE E S T A T A L D E L A A L IA N Z A DE COMUNI­ D A D E S IN D IG E N A S DEL E STA D O D E G U ERRERO . LOS NIÑOS. desfilaron ante la estatua del Héroe (en la ciudad de M éxico) para cubrirla de flores. su solidaridad con el G obier­ no del Estado. LO PEZ. La . Leyva Man­ cilla.. GLO­ RIFICA N AL HEROE EN HOM ENAJES OFICÍA LES. “ Este Com ité m anifiesta. del C om ité Organizador. más que la devoción que el pueblo siente por el verdadero padre de nuestra nacionalidad m exicana” . Gro. en la im posibilidad m aterial de trasladarse a Ixcateopan. LOS SOLDADOS. sus m entes infantiles idealizaron la egregia figura con la expli­ cación de sus m aestros. sin im portar para ello. Millares y millares de niños.. E N L A QUE DIJO: “ Parece que fuertes intereses p olíticos o de castas y otras m anos ocultas se mueven para frustrar u opacar tan m agno descubrim iento” . que preside el general Baltasar R. am bos hicieron su protesta respetuosa pero enérgica en contra del dictam en oficial em itido p o r la Com isión designada por la Secretaría de Educación Pública. seguirá considerando que los restos de nuestro gran Em pe­ rador azteca se encuentran en Ixcateopan. p o r lo tan to . respectiva­ m ente. a m antener en pie la bandera del patriotism o y la seguridad en torno a los sagrados restos de C uauhtém oc. H A B L A N D O E N N O M B R E D E L O S S IE T E M IL L O N E S DE IN D IG E N A S D E L PAIS. LOS JO V EN ES. designados para analizar la lám ina que cubría la tum ba. y excita a todos los buenos m exicanos y especialm ente a los amigos de G uerrero y guerrerenses en general.CODICE DE CUAUHTEMOC 315 F. P R E SID E N T E Y VICEPRESID ENTE. considerando no haberse tom ado en cuenta todos los elem entos y docum entales.

y de ella se desprende que en aquella entidad federati­ va. En la Cámara de diputados se presentó una iniciativa para inscribir en los m uros de la sala de sesiones el nom bre de C uauhtém oc. m archaron desde la plaza de la C onstitución. al prim er defensor de la Patria no se le ha otorgado sem ejante honor. En o tra ocasión fueron los alum nos de las escuelas prim a­ rias. m aestro de heroísm o y de indom able espíritu m ilitar. a lo largo de las avenidas M adero. en una masa im ponente. tratam os de pre­ cisar su postura ante la investigación sobre la autenticidad de los restos de C uauhtém oc. cuanto se refiere a la tu m b a de Ix cateo p an ” . E L E JE R C IT O N A C IO N A L pasó lista de presente ante quien debe ser considerado com o el Jefe de la institución ar­ m ada. Juárez y Paseo de la R eform a. ni m ucho .316 DOLORES ROLDAN noche del 18 de noviem bre los alum nos de las escuelas secun­ darias. ocuparon la explanada donde se yergue el bronce ilustre. con verdadero esp íritu científico y con im parcialidad. dirigidos por el profesor A ntonio Galicia Ciprés. hasta la estatua de C uauhtém oc. y quien esto escribe (Moisés M endoza) llevó a ella la representación del Sindicato Nacional de R edactores de la Prensa. no quieren m onum entos ni hom enajes a C uauhtém oc. y un núcleo de m aestros. (Ya está inscrito) CO M ISIO N D E L A S E C R E T A R IA D E ED U C AC IO N PU BLICA encargada de llevar a cabo diversos hom enajes. y me atrevería a decir que en todo el país. RECTIFICACION VIDAL: DEL LICENCIADO MANUEL GUAL “ Está abierta la investigación y no se ha term inado. aunque parezca increíble. porque. D irector General de Segun­ da Enseñanza. E L SE N A D O D E L A REP U BLIC A recogió y proclam ó la obligación nacional de erigir u n gran m onum ento y constituyó un p a tro n a to . A catando instrucciones de este organismo. si antes no se dilucida. y de paso dijimos: “ Los periodistas del Estado de G uerrero han hecho una en­ cuesta. los que. . oficiales y privadas. porque fue el más grande estratego del México a u tó c to ­ no. con antorchas en alto. se constituyó el 3 de noviem bre.

que se cum plieron felizm ente. que se efectuó en todo el país. Sobre .CODICE DE CUAUHTEMOC 317 m enos se ha declarado cerrada. que 1950 fuera el Año C uauhtém oc. al borde mismo de la. La opinión que expresó el In stitu to Nacional de A ntropología e H istoria fue de acuerdo con datos que ten ía en su poder. atendiendo una indicación del G obierno del Estado de Guerrero. A la prim era asistió el arquitecto M arquina. V A R IA S SESIO N ES. que la Secretaría de Educación. En 1949. en 1950. Sabemos. Dimos la enhorabuena a los m aestros de Historia patria. sacudiéndose prejuicios y rutinas. quien seguram ente advirtió la frialdad que lo rodeaba y no volvió más.. el senti­ m iento del m agisterio fue de pleno reconocim iento. los profesores de Historia Nacional que im parten sus enseñanzas en las escuelas secun­ darias. E ntre las resoluciones tom adas. fueron en peregrinación cívica a Ixcateopan. pero las resoluciones quedaron en el papel. etc. Querem os suponer que por una lam entable coincidencia. dentro de los m arcos directivos de la Secretaría de Educación hubo dos paladines del hallazgo de Ixcateopan: Rafael M olina B etancourt. pero esperam os que se apor­ ten otros más para esclarecer esta cuestión que tan to im porta al país. del 7 al 20 de noviem bre. que inclusive colaboró en la inves­ tigación. a propuesta del In stitu to Nacional de Bellas A rtes. porque. y A ntonio Galicia Ciprés. fueron cesado el pri­ m ero y rem ovido el segundo. ha pro­ longado la comisión de la señorita Eulalia Guzm án para que siga investigando” . donde nacía una nueva enseñanza de nuestra H istoria. p o r ejem plo. tum ba de C uauhtém oc. Se acordó. habían ido al pueblecillo guerrerense. que investigadores del Banco de M éxico están trabajando en el m ism o asunto y esperamos sus conclusiones con el m ayor interés. colocar placas de bronce en lugares históricos. LOS PROFESORES DE HISTORIA EN IXCATEOPAN A iniciativa de Galicia Ciprés. debe m encionarse la Jornada Nacional de Hom enaje a C uauhtém oc. Tan no se ha dicho la últim a palabra. Tam bién se resol­ vió film ar una película.

la co­ lumna vertebral. tan brillantem ente representada p o r un grupo hom ogéneo de hom bres de estudio. D O CTO R A L F O N S O Q U IR O Z CUARON. quedó una placa de bronce con esta inscripción: “ AL H ER O E SIMBOLO DE AMERICA: CUAUHTEMOC. En su posi­ ción constante de ejercitar m étodos científicos rigurosos — Je ­ fe del D epartam ento de Investigaciones Especiales del Banco .318 DOLORES ROLDAN un m uro de la vieja capilla. IXCATEOPAN. 26 DE NOVIEM BRE DE 1949” NUEVA INTERVEN CION DE ALFONSO QUIROZ CUA RO N Y SUS ASESORES Se ha dicho ya que la profesora Eulalia G uzm án. previendo la opinión negativa de los m iem bros de la Com isión del In stitu ­ to Nacional de A ntropología e H istoria sobre el descubri­ m iento. com o recuerdo de la visita. acudió p o r segunda vez — la prim era fue el 18 de agosto de 1949 para el exam en de los do cu m en to s— al auxilio de la investigación privada. El Dr. joven investiga­ dor que representa en el M éxico de nuestros días un nuevo tipo de hom bre de ciencia. CON SU RENDIDO HOM ENAJE. Liborio Martínez. Quiroz Cuarón y el Prof. LA JUV ENTU D Y EL M AGISTERIO DE LA SEGUNDA ENSEÑANZA. despejó la confusión causada por las falsas conclusiones tom adas apresuradam ente.

CON RESPECTO A LAS CONCLUSIONES (INCONCLUSAS) DE LA COMISION DEL AÑO 1976. Director de la Escuela Médico Militar. reconocidos m undialm ente. CUYOS RESULTADOS REDUNDAN EN LA MISMA CONTUMACIA DE SUS COLEGAS PREDECESO­ RES QUE FORM ARON SENDAS COMISIONES EN 1949 Y . tuvo el acierto de rodearse de técnicos expertos. El sabio D octor Alfonso Quiroz Guaren. Ramón del Villar. era el hom bre señalado por el destino para cum plir la elevada m isión que desem peñó con espíritu patriótico. (Al final de este capítulo se explica la confronta de los DICTAMENES DIRIGIDOS POR EULALIA GUZMAN Y ALFONSO QUIROZ CUARON. Alfonso Quiroz Cuarón. Roberto Villarreal Villarreal. Enrique Acosta Vidrio y Liborio Martínez. para establecer la verdad en el hallazgo de Ixcateopan.CODICE DE CUAUHTEMOC 319 de M éxico— resolviendo asuntos de suma com plejidad. desinteresada­ m ente.

de un atlas de grandes proporciones que seguram ente causaba dolores de cabeza m uy intensos a su dueño. sino unas cuentas de cobre. em itir dictam en sobre u n a exploración ya hecha. licenciado Al­ fonso Ortega M artínez y licenciado L eopoldo M artínez de Cosío. hubiera cerám ica azteca V. llenó de desasosiego y de preocupa­ ciones a los autores del dictam en negativo. y que carecía de docum entación gráfica sobre el desarrollo de la practicada en Ixcateopan. C om entó la pobreza del entierro. incu­ rrió en contradicciones. (Olvidaba el arqueólogo Margain que el entierro no es indígena.320 DOLORES ROLDAN 1950. presidida por el profesor A ntonio Pom pa y Pom pa. se celebró la reunión. Los prim eros fue­ ron arqueólogo Carlos Margain. por lo tan to . SESION O FIC IA L Auspiciada por las sociedades M exicana de A ntropología y M exicana de H istoria. M A R G A IN com enzó p o r confesar que es m uy difícil. hicieron análisis de antropología física. Dijo que no era p o lítico o diplom ático exam inar bien los huesos p o r el entusiasm o y fanatism o que despertaban en Ixcateopan. (C uando el 27 de noviem bre el . d o c to r Silvio Zavala. etc. antropólogo físico d o c to f Eusebio Dávalos H urtado. DA V A L O S H U R T A D O que ju n to con su colega el profesor Javier R om ero. Al term inar expresó que el sello arqueológico h ab ía sido d e stru id o y que. Proporcionó algunas explicaciones sobre lo que observó en aquel lugar y dio im portancia al hecho de que en las proxim idades de la fosa donde se encontraron los huesos. unas am atistas y u n pedazo de cuarzo. que no ten ía ni cerám ica ni copal. sino hecho p o r M otolinia). no po d ía afirm ar ni negar. Habló de un prim er fém ur infantil y de las gibas frontales prom inentes. LAS TR ES COMISIONES FU ERO N NOMBRADAS PO R EL MISMO INSTITUTUO NACIONAL DE ANTROPO­ LOGIA E HISTO RIA (INAH). H ubo cuatro oradores y un declam ador. Las noticias de los buenos éxitos que cada día alcanzaba la investigación privada al hacer el estudio de cuanto concernía a la tu m b a de Ixcateopan.

dijo que de los trece a los catorce años hizo cam pañas. pensam os en el dolor de cabeza que sufriría el d o cto r Dávalos H urtado). y advirtió enfáticam en­ te. Ni p o r equivocación habló del papel en que está escrito el docum ento con tin ta sim pática. Queriendo expli­ car la m ultiplicidad de esqueletos. ciego ante el valor extraordinario de este docum ento. Tam bién una diapositiva de la placa de cobre. Negó todo. Ni por casualidad se refirió a lo investigado por Eulalia Guzm án referente a que la llam ada Carta Viva era copia mal hecha de docum ento más antiguo. Dijo que fue un m exicano de gran fantasía. unas cuartillas sobre don F lorentino Juárez. A brum ó con su eru­ dición sobre códices para sostener que C uauhtém oc no nació en Ixcateopan ni su. con un lenguaje m uy siglo XIX. aceptó que C uauhtém oc fue sacrificado en tierra de chontales y que Ixcateopan (cosa que había escandalizado al padre Cuevas) fue chontal. es decir. ni de haber procurado identi­ ficar la rúbrica y la firm a del fraile franciscano que se encuen­ tran en la parte inferior del citado docum ento. se lim itó a decir que en el siglo XVI no se usaban las comas. P. R efutó la técnica del profesor Liborio M artínez p o r las publicaciones que se habían hecho. ni se escri­ bían la letra S y el 5 en esta o en aquella form a. d o tado de extraña curiosidad en busca de lo que imaginaba. De mala ley expuso las diapositi­ vas con las anotaciones marginales del libro de penitencia que ostentan la firma de: “Yo R. que de allí los h ab ía tom ado el falsificador del entierro. m adre fue de allí: situó Matalzingo y Tulapa en el Valle de Toluca. Nada nuevo a lo archisabido agrego. que había tenido una niña en una m ujer no identificada y se preguntó si esta niña no habría m uerto ju n ­ . com o si fueran auténticas. afirm ó no creer que corres­ p o n d ían a los acom pañantes del Señor. M ostró una diapositiva con el respetable lote de huesos que los antropólogos físicos de la Comisión M arquina no tuvieron tiem po de exam inar o no quisieron hacerlo. a las órdenes de M octezum a X ocoyotzin. en !a región de Chalco. D O CTO R Z A V ALA. LIC EN C IAD O O R TEG A M A R T IN E Z . decla­ m ó más que leyó. que el osario del tem plo estaba m uy cerca de la fosa. Amecamoca y H uejotzingo.CODICE DE CUAUHTEMOC 321 d o c to r Quiroz anunciaba que el occipital articulaba perfecta­ m ente con el atlas. LIC EN C IAD O LEOPOLDO M A R T IN E Z DE COSIO. M otolinia” .

en la tercera década del siglo XVI. de Sevilla (España). se des­ cubrieron los docum entos de M otolinia y se conoció su firm a. en el Archivo de Indias. En nuestro país se conoció la firma del fraile hasta 1887. Puso a C ortés p o r las nubes. es porque ha sido testigo de ellas. que tan to s preparativos dem andó. h ab ía sido term inado en 1860. E ntre los códices consultados. E D U A R D O E N R IQ U E R IO S investigó en un te x to de fray T oribio de Benavente lo que venía a destruir la inconsistente afirm ación de que no h ab ía constancia escrita ni dato de con­ fianza. para apuntalar un dictam en que se estaba cayendo de mal hecho. no encontró uno que se refiera a la conducción del cadáver del lugar del sacrificio a Ixcateopan. Tam poco encontró dato alguno que com probara que M otolinia estuvo en Ixcateopan. o ha sido bien inform ado. SE AGREGAN REFUTACIONES A LOS COMISIONADOS DEL INAH Cuando los del In stitu to Nacional de A ntropología e Histo n a creían que su últim o hallazgo había sido don Florentino Juárez com o au to r del entierro de Ixcateopan. que en 1877. Cuando habla de las actividades de los m iem bros de su O rden. Veam os lo que escribe en el capítulo tercero del tra tad o segundo de H istoria de los Indios: “La prim era vez que salió fraile a visitar las provincias de C oyxo y Tlalco fu e de Cuanhuahuac la cual casa se to m ó el segundo año de su venida. El fraile estaba en Huejotzingo en 1529 y le pareció cosa del otro m undo ir de H uejotzingo a Ixcateopan. y en el núm ero fu e quin­ ta casa. se aclaró. siendo guardián del con­ vento de Tlaxcala. en las cuales . de visitas o m isiones de franciscanos a la región de Ixcateopan. en 1536. actor erí las m ism as. cuando apareció la prim era edición de M éxico a Través de los Siglos. y el últim o altar del tem plo de Ixcateopan que sellaba la tum ba. D esde a llí visitando aquellas provincias. A sí discurrió la velada. seguram ente porque no quiso tom ar en cuenta el secreto de esa proeza.DOLORES ROLDAN tam ente con su padre en la expedición a Las Hibueras. Escribió Ríos: “M otolinia da principio a su útilísim a obra H istoria de los Indios en la Nueva España.

escribe: “ Edi­ ficóse este pueblo a instancias de los frailes m enores” . y así lo hacem os p o r conducto de usted. . rep re­ sentante del señor gobernador del E stado de G uerrero. M otolinia. O tros cronistas tuvieron que decir que él. Los suscritos.CODICE DE CUAUHTEMOC 323 hay m uchos pueblos y de m ucha gente. perdido en el cap ítu lo en que relata con m uchos porm eno­ res el suceso. La razón por la que no diga “yo fui” . m enos aún. ni. adelante se d irá”. d ig o . EN TREG O A L PR ESID EN TE DE LA REPUBLI­ CA. REA LIZA D A S EN IXCATEOPA N. JU N TO CON LA SIG U IEN TE CARTA: N uestro trabajo es de estricto carácter científico y en m odo alguno no ha sido in flu id o p o r ideas preconcebidas ni p o r razones de afecto o am istad. a petición de la señorita profesora Eulalia G uzm án y del señor d o c to r Alejandro Sánchez Castro. No es necesaria m ucha penetración para advertir que M otolinia fue acto r en este episodio m isional de las provincias de Cohuizco y Tasco.. de haber celebrado en ella la prim era m isa. al reseñar la fundación. algunas de ellas a colores. que es en el año 1536. más de cuatro m illo­ nes de ánimas se bautizaron y p o r donde y o lo sé. E L DOCTOR QU IROZ CUARON. hay pruebas de que M otolinia estuvo en Ixcateopan. que fu e el año 1521. M IG UEL ALEM AN. . Prueba de ello es que habiendo sido de los fundadores de Puebla de los Angeles. En consecuencia. LOS DICTAMENES Y LAS PR U E­ BAS DE LAS INVESTIGA CIONES DE LOS ESPECIALISTAS DEL BANCO DE MEXICO. Yo creo que después que la tierra se ganó . Esti­ m am os que en el presente caso el conocim iento de la verdad es la m ejor obra que podem os entregar a nuestra Patria. es bien clara para los que conocem os la m anera de escribir de fray Toribio. El habla las más de las veces en im personal. E L 23 DE NOVIEM BRE DE 1949. y ape­ nas. fu ero n m u y bien reci­ bidos y m uchos niños bautizados. hab ía celebrado la misa de fundación de Puebla de los Angeles. hasta el tiem po que esto escribo. ptoce/ / . El dictam en consta de cuarenta y una páginas. deja escapar un “ y p o r que m e hallé presente. p o r virtud de intereses políticos. que él llama C oyxo y Tlalco. con veinti­ cuatro ilustraciones fotográficas.

A semejanza de sus . III. se nom bra para dictam inar sobre las investigaciones científicas en el hallazgo de Ixcateopan. con el fin de dictam inar acerca de los si­ guientes puntos: 1. ingeniero Pedro C. 2. cohibida. licenciado Alfonso Caso. profesor W ilberto Jim énez M oreno. IV. decidió trabajar a puerta cerrada sin presencia de periodistas. d o c to r José Jo aq u ín Izquierdo. V. La Gran Com isión..324 DOLORES ROLDAD dim os al estudio de unos objetos de m etal descubiertos el d ía 26 de septiem bre de 1949 en una tum ba situada debajo del altar m ayor de la iglesia de Santa M aría de la Asunción. Gro. Des­ cripción de los objetos. El licenciado Lucio M endieta y Núñez. y 3. se ex­ pone al final de este capítulo. Sánchez. Estudio quím ico de los objetos de m etal. Pablo M artínez del R ío . Consideraciones acerca de los objetos de m etal. dividimos el presente estudio en los siguientes capítulos: I. con franqueza que le honra. Manuel Gam io. VI. Estudio del lugar. las actas no estuvieron al día. en Ixcateopan. Tiem po de la oxidación que los afecta. Conclusiones. en la página 35). Com posición quím ica de los objetos. POR EL DOCTOR QUIROZ CUARON. renunció diciendo. APARECE NUEVA GRAN COMISION OFICIAL El 6 de enero de 1950. profesor A rturo Arnáiz y Freg. M anuel Toussaint. no cultivar ninguna de las disciplinas que se necesitaban para dictam inar sobre el hallazgo de Ixcateopan. Quiroz Cuarón. Consideraciones acerca de o tro s fenóm enos físico-quím icos. PROCLAMA DIRIGIDA A LA NACION MEXICANA. Sus sesiones se grabaron en alam bre. una nueva llamada Gran Comisión. Ver la n o ta entre paréntesis. N aturaleza de la oxidación de los m ism os objetos. constituida por el licenciado Julio Jim énez Rueda. EXISTEN REALMENTE RESTOS HUMANOS DE CUAUHTEMOC (El contenido de la proclam a del Dr. Para obtener claridad en la exposición. II.

Enérgico. con m ofa. y de otras construcciones religiosas que existen” . E ntonces. en cuanto a la grafía de Ixcateopan no era m edular en el asunto. y sobre el uso de las comas y de deter­ m inados signos de escritura en el siglo XVI. Exam inaron el m agnífico y com pleto ESTUDIO DE LOS RESTOS OSEOS DE CUAUHTEMOC. la autenticidad de la tum ba de Ixcateopan. iba a ser don V icente Riva Palacio. y p o r haber dedicado páginas de adm iración al Héroe en la obra m onum ental México a Través de los Siglos. uno de los delegados. por negar sim plem ente. Se dirigieron a los direc­ tores de las bibliotecas más fam osas del m undo. en m onoscabo del C onquistador. Riva Palacio era au to r de la tradición y del entierro de Ixcateopan p o r su devoción a C uauhtém oc. otras construcciones religiosas que no existen. con los resultados de la encuesta. del d o c to r A ntonio Piga.CODICE DE CUAUHTEMOC 325 antecesores pensaron crear un personaje de superchería. las respuestas fueron de desconocim iento. preguntando sobre la obra o las obras de ese m isterioso profesor Maracacci. se presentó en una sesión dispuesto hacer polvo a los doctores Góm ez Roble­ da y Quiroz Cuarón. Mas no se atrevió a tan to la Gran Comisión. La anécdota pinta el am biente en que se ha negado. cuando era m inistro de F om ento del gobierno del General D íaz. encabezado p o r el d o c to r Alfonso Quiroz Cuaron. así com o de la del tem plo en que ha tenido lugar el hallazgo. A juicio del que concibió tan lum inosa idea. hurgaron en las autoridades en que se apoyan y les chocó la cita del profesor Maracacci. pues don Florentino no pudo con la carga. llamó a la Comisión. El pueblo. el delegado interrogó al do cto r Gómez R obleda sobre el profesor M aracacci. Declararon hasta octubre de 1950: “Ha sido fijada la grafía correcta del nom bre del pueblo de Ichcateopan y se ha hecho cuidadoso estudio de la historia de la población. C onsultaron a investigadores extranjeros en m ateria de m etales y oxidaciones. “com isión de los supersabios” . donde se cita al pro­ fesor M aracacci. . p o r haberle erigido la estatua del Paseo de la R eform a. el interpelado sostuvo la existencia física del sabio italiano y en la sesión siguiente colocó sobre la mesa de discusiones un T ratado de M edicina Legal. El señor Tossaint pretendió estudiar desde su escritorio.

Margain y del arq u itecto Alfredo Bishop. etc. si bien que algo indi­ rectam ente. e) Por o tra p arte. p u n ta de lanza ritual. considero que existe la posibilidad de poder fechar con precisión la época del entierro en cuanto se hagan. con el entierro de que se trata. depositados con el entierro en 1529. Debe saber la N ación entera. creo conveniente m encionar desde ahora. unas exploraciones m ás en la inm e­ diata vecindad del entierro encontrado. de ser el entierro secun­ dario con características de los aborígenes de la época prehispánica (discos de cobre. ejecutados a la m anera indígena. sino de. c) Sin em bargo. C O N C LU SIO N E S D E L A R Q U IT E C T O BISHOP: La portada principal consta de un arco form ado de dovelas de cantera. sí considero posible que los objetos encon­ trados en el entierro. es mi criterio que. es decir.326 DOLORES ROLDAN MANIOBRA DE MALA LEY. C laram ente se advierte la prim itiva . La p o rtad a lateral está form ada p o r un arco de clara inspiración ojival y ejecución indígena y prim itiva. am bas con­ sideraciones son las siguientes: CONCL U SIO N ES D E L A R Q U E O LO G O M A R G A IN : a) El entierro encontrado no es de época reciente. En otras palabras. ju n to con los restos óseos. al igual que las pilas­ tras que lo soportan y que recuerdan los haces de colum nas usadas en el estilo ojival. que la segunda Com isión en­ contró lo que h ab ía ocultado la Com isión M arquiha-Zavala (prim era Com isión). b) La antigüedad exacta del entierro no es posible aún preci­ sarla con to d a exactitud. con capiteles de clara influencia ojival.. apoyado sobre pilastras del m ism o m aterial. d) Adem ás. un a antigüedad considerable. con to d a la técnica debida. que existen datos que perm iten reforzar la opinión de que los obje­ tos pertenezcan al siglo XVI: vi fragm entos de cerám ica prehispánica — silgo X V I— que se me dijo fueron encontrados en condiciones que perm iten relacionarlos. cuentas de plata. m uy bien pue­ den ser contem poráneos con la fecha que ostenta u n o de ellos. ofrendas rituales de características un tan to prehispánicas. incluidos en el entierro) es m uy posible que se encuentren cerca del entierro y en relación m ás o m enos directa con él. referente a los inform es del arqueólogo Carlos R.

CODICE DE CUAUHTEMOC 327 ejecución de los m otivos ornam entales en am bas portadas y la interpretación indígena de los elem entos decorativos ojivales en que estaban inspirados los frailes franciscanos a su llegada a M éxico. Su objeción es determ inante: ‘^Rechazo el hecho de que haya com isión oficial para fallar en. tiene rasgos absolutam ente indígenas. (Es hecho irrefutable que hubo elem entos que la Comisión M arquina-Zavala rechazó deliberadam ente). ni la incom prensión. y lo mismo diríam os si interviniera cualquier iglesia o partido. del cual no debe salir. sino de pedernal tal vez. En la ornam entación de dichos escu­ dos se usó el característico chalchíhuitl. EU LA LIA GUZMAN A N TE LA GRAN COMISION N uevam ente la batalladora. Clásicos son los casos de Colón ante los teólogos y sabios de la Ju n ta de C órdoba. Los adornos de la tiara pontificia fueron interpretados com o haces de cañas num erales de la época precortesiana. La fisonom ía de los ángeles. libra la batalla p o r el hallazgo de Ixcateopan. ni la sorda cam paña de que se la ha hecho blanco. que no parecen haber sido usados instrum entos de m etal. y en ese caso no es ya la verdad del hecho lo que interesa esclarecer. p o r C uauhtém oc y p o r M éxico. dice Eulalia G uzm án. en la p o rtad a principal. u n a doctrina. y de Galileo juzgado por un tribunal . traslada el problem a del terreno puram ente científico en que se ha colocado. en el siglo XVI. y la calidad del dibujo en la interpretación de los escudos de Castilla sobre la cornisa de la p o rtad a principal. al terreno p o lítico p o r excelencia. es de tal m anera im precisa y prim itiva. sino un criterio. La técnica palpablem ente indígena y prim itiva de la orna­ m entación de las portadas. incansable m ujer. No han hecho m ella en su espíritu ni la burla. perm ite asegurar que el tem plo de que se tra ta fue co n stru id o p o r frailes franciscanos en el siglo XVI. lo que interesa hacer triu n far. acostum brada y a a las tem pestades.m ateria^científíca. una tendencia o un dogm a. el solo hecho de que un organismo oficial intervenga en la afirm ación o nega­ ción de la verdad que se trata de probar.

y el hecho antes señalado quedará para el porvenir como un caso increíble de oscurantism o o de despotism o ignorante. los m aestros de las Escuelas Prim arias. cuyo funciona­ m iento será de acuerdo con las bases y estatutos que establezca ese organism o. para honrar y p erpetuar así. hoy y en el futuro. los ayuntam ientos de la República. en los días más apasionados de la polém ica. pone en ridícu­ lo. sobre las llevadas por los niños aparecían sus dedicatorias afirm ando su fe y patrio­ tism o. Las peregrinaciones al nuevo santuario de la Patria eran inin­ terrum pidas. expidió el 31 de diciem bre de 1949. el cual seguram ente se resolverá por m ayoría de votos. p retender que una comisión de personas eruditas designadas p o r una autoridad oficial dé un fallo defi­ nitivo sobre una m ateria científica. Los profesores de H istoria. el decreto único núm ero 44: “ Se autoriza al Ejecutivo del Estado para la form ación de un P atronato pro m onum ento a C uauhtém oc. en que el Estado y la Iglesia tenían en sus m anos el dogma científico. Por lo tan to . de colectar y adm inistrar fondos económ icos destinados única y exclusivam ente a lo s'g asto s generales que im porta la erección de dicho m onum ento en el pueblo de Ixcateopan. Pero ya no estam os en tiem po medieval. . los m iem bros de las Misiones Culturales. la m em oria del H éroe” . pues la verdad científica no se prueba con votos. p o r los conductos y medios lícitos que estén a su alcance.328 DOLORES ROLDAN eclesiástico en Italia. IXCATEOPAN La tum ba de C uauhtém oc. El XXXVIII Congreso constitucional del Estado libre y soberano de G uerrero. todos en un desfile sin fin. considerando que C uauhtém oc repre­ senta la más sana raíz de nuestra nacionalidad. y en caso de em pate por el voto de calidad del presidente de la Com isión. éste en que vivimos es el siglo de la ciencia experi­ m ental. que se encargará. a cualquier gobierno que así quiera proceder. siguió cubriéndose de flores. sino en el laboratorio. ¡LA CIENCIA SE PRUEBA CON LA CIENCIA!.

ALFONSO QUIROZ CUARON ACLARA: “ En los prim eros días de febrero de 1951 la Comisión del INAH. del licenciado Raúl Castellano y del señor Francisco G uerrero. rindió dos dictám enes. A esta invitación ya se había respondido con once nuevos estudios de la más alta calidad científica.— C uauhtém oc Cárdenas. del general Francisco J. A 7 de abril de 1 9 5 0 — Lázaro Cárdenas. riqueza espiritual y física de M éxico. El dictam en negativo se publicó inm ediata­ m ente. J. E L G E N E R A L M UJICA DEJO E S C R IT A S L A S SIG U IE N TE S L IN E A S: Peregrinos del patriotism o. uno negativo firm ado por diez de sus m iem bros. ocurrim os ante el Padre sin igual de esta Patria salvada p o r él sin usuras ni regateos. N uestro homenaje. firm ado por el Dr. la autenticidad de la tum ba. Suscribió este pensam iento en el libro de visitantes: “Con nuestra honda sim patía al pueblo de Ixcateopan. Mújica. el afirm ativo hasta el año 1952. Salva­ dor R odríguez Juárez que participaron en form a im portante en el descubrim iento ”. el EX PRESID ENTE DE LA REPU­ BLICA. y otro afirm ativo. José Góm ez Robleda. también. Los estudios prueban sobrada­ m ente en el terreno estrictam ente científico. en com pañía de su hijo C uauhtém oc. Juro que para defender m i nacionalidad. quedó extático ante los huesos. seré intransigente. que ha sabido guardar con gran veneración los restos de nuestro gran Em perador C uauhtém oc . así com o el hecho indudable de que la m ayoría . — R aúl Castellano. A 7 de abril de 1950. G ENERAL LAZARO CARDENAS. entregados del 26 de m arzo al 31 de julio de 1951.— Francisco Guerrero. El hom bre que reivindicó la riqueza del petróleo.CODICE DE CUAUHTEMOC 329 VISITANTES DISTINGUIDOS El 7 de abril de 1950. a la em inente investigadora profesora Eulalia Guzmán y a las personas com o el Dr. el Secretario de Educación Pública declaró abierta la investigación para los especialistas. Ante dos D ictám e­ nes. visitó Ixcateopan. Mújica. — F.

no obstante que publicó en ostentosa exclusiva. dirigido a la m aestra Eulalia G uzm án. el año 1976. Alfonso Quiroz C uarón. JULIO SCHERER GARCIA M aestra Dolores Roldán.330 DOLORES ROLDAN de los restos óseos pertenecen a un solo esqueleto. en el No. Presente. resultó contraproducente. durante 1949/51. las tradiciones. de un hom ­ bre atlético. restos que son de C uauhtém oc. El in ten to de am putarle su legítim a acti­ vidad periodística. como de 24 años de edad. le so­ licité la ju sta publicación en su m ism o sem anario. tan to p o r las señales históricas. ahora su órgano tiene más acogida. 2 de su Revista. lo ha am argado hasta el grado de . Señor Julio Scherer G arcía. su evasiva fue obvia para in terp retar que el revés de perder la dirección de Excélsior. com o p o r la indudable huella de quem a­ duras causadas en vida.. etapa del descubrim iento de los restos de C uauhtém oc en Ichcateo­ pan. la antigüedad. el m ordaz artículo firm ado por un señor G uzm án. CARTA DE DOLORES ROLDAN AL SR. D irector de la Revista Proceso. Por creer le investía la misma ecuanim idad. etc. Señor D irector: A todos los incontables lectores que nos indignó la injusticia que usted soportó. en el tercer m etatarsiano del pie derecho” . com o preám bulo al dictam en de los hallazgos de Ichcateopan. con los es­ tudios científicos que encabezaron la m aestra Eulalia Guzm án y el Dr. de la con­ fronta que hice de estos dictám enes del INAH. Marzo de 1977. sentim os verdadera satisfacción al tener ante nuestros ojos la nueva publicación Proceso. dirigida por Julio Scherer G arcía. em itidos p o r la Com isión del Institu­ to N acional de A ntropología e H istoria.

y que pasa su vejez y enferm edad con una insignificante pensión. es EU LALIA GUZMAN quien continúa recibiendo em bes­ tidas de enemigos m ercenarios. no está usted a salvo del daño. y habita la mism a casa que construyó su padre a principios de este siglo. En especial me refiero a la m ujer ante quien hay que ponerse de pie porque ha entregado ciencia y energías a su M éxico. de lo acervo de su corazón. en aquel barrio tan hum ilde.CODICE DE CUAUHTEMOC 331 arrojar ácido a quienes todavía lo consideran tan leal com o antes. . Señor Scherer. Sí. porque su trayectoria vertical la tiene m arginada por los oportunistas.

d e s t a c a n d o lo m á s esencial. D U R A N T E 19 4 9. C O N R E S P E C T O A LOS R E S T O S DE CUAUHTEMOC. “ La C o m i s i ó n d esa rr ol ló t o d a s las a ct i v i da de s necesarias p a ra el d e b i d o c u m p l i m i e n t o de su o b j e t o y T R A S H A B E R E S T U D I A D O C U I D A D O S A M E N T E C A D A U N O DE LOS D. R o l d á n ) .1 95 1 ( E G . los cual es f u e r o n p u b l i c a d o s el 2 de n o v i e m b r e de 1 9 7 6 . ENCONTRADOS EN ICHCATEOPAN. “ L O S I N T E G R A N T E S DE LA C O M I S I O N D E S A R R O L L A ­ R O N SU T R A B A J O C O N LA C O N V I C C I O N DE Q U E LA H O N R O S A R E S P O N S A B I L I D A D Q U E LES H A B I A S I D O C O N F I A D A E N T R A N A B A LA O B L I G A C I O N DE A T E N E R ­ SE E X C L U S I V A M E N T E A LA V E R D A D C I E N T I F I C A ” . 1 9 7 6 ) . I N AH .A Q C 1 9 4 9 / 5 1 ) .332 DOLORES ROLDAN C O N F R O N T A C I O N L L E V A D A A C A B O P O R LA M A E S ­ T R A D O L O R E S R O L D A N (D. Roldán COM. En a i g u n o s a s p e c t o s p a r t ic u la r es se I N V I T O A I N V E S T I G A D O ­ R ES A J E N O S A LA C O M I S I O N P A R A Q U E P R E S E N T A ­ RAN DICTAM ENES E IN FO RM E S E SPEC IA L ES” . CON LOS R E S U L T A D O S D A D O S P O R EL G R U P O DE C I E N T I F I C O S Q U E A S E S O R A R O N A LA M A E S T R A E U L A L I A G U Z M A N Y A L F O N S O Q U I R O Z C U A R O N . N O M B R A D A EL 1 4 D E E N E R O DE 1 9 7 6 (COM. A m a n e r a de p r e á m b u l o s u b r a y o de los “ R E L E V A N T E S P A R R A F O S ” . E m p i e z a n apantalladores: “ En c o n f o r m i d a d c on las t a r e as q u e se le a si gn a ro n . (Se c it a n r e s u m i d o s los p u n t o s e x p u e s t o s p o r la C om i s i ó n IN A H d e 1 9 7 6 . INAH 1976 . la C o m i s i ó n revisó los e s t u d i o s y los d i c t á m e n e s e m i t i d o s s o b r e los hal lazgos r e al iz ad o s el 2 6 d e s e p t i e m b r e de 1 9 4 9 p o r la P r o f e s o r a Eulalia G u z m á n y L L E V O A C A B O N U E V A S I N V E S T I G A C I O N E S A P R O V E C H A N D O EL A V A N C E G E ­ N E R A L EN L OS C O N O C I M I E N T O S H I S T O R I C O S Y T E C ­ N I C O S D U R A N T E LOS U L T I M O S C I N C O L U S T R O S . 2 d e la Revista P r oc es o q u e dirige el s e ñ o r J ul i o S c he r er G ar c í a ) . DE LOS E S T U D I O S REALIZADOS P O R LA C O M I S I O N DE L I N S T I T U T O N A C I O N A L DE A N T R O P O L O G I A ( I N A H ) . GUERRERO. en excl usiva en el No. la sencilla f o r m a en q u e ellos m i s m o s p ulver i­ z an sus d i c t á m e n e s al i nc ur ri r en las crasas c o n t r a d i c c i o n e s q u e o s t e n t a n la e x p l i c ac i ó n inicial c o n la final. d i c t a d o s p o r los i n t e g r an t e s de la C o m i s i ó n I N A H de 1 9 7 6 .

De los a n t e r i o r e s “ p á r r a f o s r e l e v a n t e s ” . d o c t o r José G ó m e z R o b l e ­ da y p r o f e s o r L ib or i o M a r t í n e z . (?) Es to b a s t a p a r a c o m p r e n d e r la t r e m e n d a c o n t r a d i c c i ó n c o n ­ t e n i d a en los d i c t á m e n e s de la C o m i s i ó n del I NAH. hi ci er on el e x a m e n a n t r o p o l ó ­ gico y m é d i c o legal de los h u e s os . n i n g u n o de los cuaies se e n c u e n t r a r e p r e s e n t a d o p o r la t o t a l i d a d del e s qu e l e t o . “ Y TRAS HABER ESTUDIADO CUIDOSAMEN­ T E C A D A U N O DE LOS I N F O R M E S P R E S E N T A D O S LLEGA A LAS SIGUIENTES CONCLUSIONES”. e n c o n t r a r o n q ue la m a y o ­ COM. s uf i­ c i e n t e m u e s t r a de p o c a seriedad. A T R A V E S DE LA I N V E S T I G A C I O N C I E N T I ­ FI C A. Se p u e ­ de a f i r m a r q u e se t r a t a de m u j e r me sti z a. Roldan. Roldan COM. “ I N V I T O A I N V E S T I G A D O R E S A J E N O S A LA C O M I S I O N P A R A QUE PR E S E N T A R A N DICTAMENES E INFORMES ESPE­ C I A L E S ” . 1 9 7 6 . c o n t r a d i c e las a s ev er aci on es a p a n t a l l a d o r a s y e vi denci a i r r es po ns ab i li da d: “ EN C O N S E C U E N C I A . Ichcateopan”. D. INAH 1976 EG-AQC 1949/51 . D E T E R M I N A R DE UN A M A N E R A P R E C I S A Y D E F I N I T I V A SI LOS R E S T O S C O R R E S P O N D E N A LOS DE C U A U H T E M O C ” . r e b a s ad a co n la c o n f r o n t a de sus “ p á r r a f o s r e l e v a n t e s ” c o n los t r a b a j o s e n c a b e z a d o s p o r Eulalia G u z m á n y A l f o n s o Q u i r o z C u a r ó n : MORFOLOGIA HUMANA. o sea n o i nd í ge na . El si gui ente “ p á r r a f o r e l e v a n t e ” del final. NO ES P O S I B L E EN E ST O S M O M E N T O S . En los r es tos h u m a n o s e xi st e n piezas óseas de d i s t i n t o s i nd iv id uo s. e s p i g a m o s de su c o n t e n i d o lo si gui ent e: La C o m i s i ó n de 1 9 7 6 “ L L E V O A C A B O N U E V A S I N V E S ­ T I G A C I O N E S A P R O V E C H A N D O EL A V A N C E G E N E R A L EN LOS A C O N T E C I M I E N T O S H I S T O R I C O S Y T E C N I C O S D U R A N T E LOS U L T I M O S C I N C O L U S T R O S ” . Roldan.CODICE DE CUAUHTEMOC 333 I N F O R M E S P R E S E N T A D O S LLEGA A LAS SIGUIENTES CONCLUSIONES s o b r e la a u t e n t i c i d a d de los hallazgos de D. D o c t o r A l f o n s o Q u i r o z C u a r ó n . INAH 1976 D. “ L OS I N T E G R A N T E S DE LA C O M I S I O N D E S ­ A R R O L L A R O N SU T R A B A J O C ON LA C O N V I C C I O N DE Q U E LA H O N R O S A R E S P O N S A B I L I D A D Q U E LES H A B I A S I D O C O N F I A D A E N T R A Ñ A B A LA O B L I G A C I O N DE A T E N E R S E E X C L U S I V A M E N T E A LA V E R D A D C I E N T I ­ FICA” .

se c o n c l u y e q u e los r est os ó s e o s s on m u y a n t i gu os . h ú m e r o .15%. r ó­ t u l a . 4 6 1 5 4 . se d e t e r m i n a p o r las m e d i c i o n e s d e los h u e s o s largos. t i bi a. el h ú m e r o . 2 .57%. Pe ro. En r e s u m e n . d e s a p a r i c i ó n de las t r a b é c u l a s y n o t a b l e d i s m i n u c i ó n del calcio. e s t e r n ó n . la de los e n c o n t r a d o s en M o n t e A l b á n . q u e d a c o m p r e n d i d a e n t r e los 25 y 3 0 a ño s . E n ­ c o n t r ó . ó x i d o de m a g n e s i o 1. la m e d i d a d e u n a m u e s t r a d e siete a ñ o s de i n h u m a c i ó n a r r o j ó 2 . i n t e r p r e t a los b o r d e s d e s v a n e c i d o s y b o r r o s o s d e las i má g en e s c o m o p r u e b a de a n t i g ü e d a d . A l g u n o s h u e s o s d e es te c r á n e o se ven d e c o l o r n e gr o i n t e n s o y al t a c t o se n o t a n t e r s os y b i t u m i n o s o s y el mis­ m o a s p e c t o se logró q u e m a n d o h ue s os .86%. t a m b i é n . f é m u r .00%. c a l c á n e o y m e t a t a r s o . e x p e r i m e n t a l m e n t e . a los q u e se agregó c op al . la c l av íc ul a y la p r i m e r a costilla. sacr o. 7 0 0 6 8 . los h u e s o s a c o m p a ñ a n ­ t es p u e d e n c o r r e s p o n d e r a o f r e n d a d o s . 9 2 8 5 7 . c o m o se sabe. las c a r a c t e r í s t i c a s del f r a g m e n t o del h u e s o i líaco p e r m i t e n a f i r m a r c on c e r t e z a el s e x o m a s c u l i n o del e s q u e l e t o . f r a g m e n t o s d e h u e s o s e x t r a ñ o s al e s q u e ­ l e t o de C u a u h t é m o c .334 DOLORES ROLDAN r ía d e los h u e s o s se i d e n t i f i c a r o n c o m o p e r t e n e c i e n t e s a u n a p e r s o n a c u y a s c a r a c t e r í s t i c a s f ísi cas c o n c u e r d a n c o n lo q u e se s abe d e C u a u h t é m o c a t ravés d e las i n f o r m a c i o n e s hi st óri cas. t e m p o r a l . el f r o n t a l .00%. y el h e c h o de e st ar cal­ c i n a d o s —c o n o c i d a la p r ác t i c a q u e se o b s e r v a b a en e st o s c a ­ s o s — c o r r o b o r a la tesis d e q u e se t r a t a del e n t i e r r o de un s e ñ o r p r e h i s p á n i c o . c la ví c ul a . El e x a m e n r a d io l óg i co l levado a c a b o p o r el r a d i ó l o g o C a rl os L e c h u c a . lleva a la c o n c l u s i ó n de q u e la e d a d d e la p e r s o n a a q u i e n p e r t e n e c i ó el e s q u e l e t o . a d e m á s . sílice 5. f l ú o r 0. p e r o n é . y . i n s o l ub l es 1. La d e n s i d a d d e los de I c h c a t e o p a n f u e d e 2 . m e t a c a r p i a n o s . q u e p e r t e n e c i e r o n a un a d u l t o . f ó s f o r o 13. a u n a d o l e s c e n t e y a u n n i ñ o . e v id e n c i a d e p a r t í c u l a s m et á li c as .17%. ilíaco. Se h a l l a r o n . f al anges . O a x . y la m i s m a c o n c l u s i ó n se d e s p r e n d e del e s t u d i o de las d i m e n s i o n e s . e t m o i d e s . . En este c aso. Se pr ec is ó q u e la d e n s i d a d o peso e s p e c í f i c o d e los h u e s o s v a r í a c o n el t r a n s c u r s o del t i e m p o y q u e es m a y o r en los h u e s o s r eci ent es. p r o p o r c i o n e s e i ns e rc i on e s m u s c u l a r e s o b s e r ­ v a d as en h u e s o s c o m o el f é m u r . Me d i c i o n e s v er if icadas c o n la t é c n i c a de T o l d t i nd ic an q u e se t r a t a de u n c r á n e o m a s cu l i no . El e s t u d i o de los p u n t o s de osifica­ c ión de las pi ez as a n a t ó m i c a s q u e c o r r e s p o n d e n a las v é rt e br a s. La e s t a t u r a . s o b r e t o d o . El análisis q u í m i c o d i o los r e s u l t a d o s s i guient es : ó x i d o d e calcio 54. cost ill as.

t u b e r c u l o s a s o m i c ó s i c a s ” . MEDICINA FORENSE. en v i r t ud de los c a r a c t e r e s m o r f o l ó g i c o s q u e p u e d e n d e t e r m i ­ nar se en los h u e s o s r e c o n s t r u i d o s . e s t u d i ó las pi ezas ma xi l o d e n t a l e s . El e s t u d i o a n a t ó m i c o d e los r e s to s ó s e o s . I) Se t r a t a d e un m a x i l a r s u p e r i o r f r a c t u r a d o . II) Se e n c o n t r a r o n ele­ m e n t o s e x t r a ñ o s . y q u e q u e d ó d e s d e e n t o n c e s b a l d a d o de los pies y s o l a m e n t e p o d í a a n d a r m u y p o c o . a lesiones e s p e cí f ic as l uéticas. a n o m a l í a s q u e e v i d e n t e m e n t e n o c o r r e s p o n ­ d e n a e x o s t o s i s d e e d a d a v a n z a d a . c o n ­ t e n i d a en la d e sc r i p c i ó n s igui ent e: “ En la c ar a p l a n t a r d e la e x t r e m i d a d distal del t e r c e r m e t a t a r s i a n o del pie d e r e c h o se a p re c i a n d e f o r m a c i o n e s c o n s i s t e n t e s en p r o l o n g a m i e n t o s late­ rales. d i c t a m i n ó en r el aci ón a los d o s m a x i l a r e s s u p e r io r es . . d a t o s q u e c o n c u e r d a n c o n lo q u e d i c e la h is t o r ia d e la p e r s o n a l i d a d t a n t o f ís ica c o m o p si c ol ógic a del ú l t i m o rey d e los m e x i c a n o s . p u e d e a f ir ma r se q u e se t r a t a d e un l o n g i t i p o e x c e d e n t e . d e i n t e g r i d a d casi c o m p l e t a y d e c i n c o . Su r e s u m e n c o m i e n z a : “ La gran m a y o r í a de los h u e s o s e x a m i n a d o s c o r r e s p o n d e n al e s q u e l e t o d e u n i n d i v i d u o del s e x o m a s c u l i n o . d e c o n s t i t u c i ó n a t l é t ic a . c a t e d r á t i c o d e la E s c ue la M é d i c o Militar. la p r o b a b l e d ol ic o ce f al ia . y R a m ó n del Villar. d e e d a d e n t r e los v e i n t e y t r e i n t a a ñ o s y d e talla a p r o x i m a d a ­ m e n t e de u n m e t r o y s e t e n t a c e n t í m e t r o s ” . o sea p o r el t o r m e n t o d e f u e g o q u e se le apl icó a los pies. u n i d o s d e s a r t i c u l a b a s . los m i e m b r o s largos y la e s t a t u r a alt a.. S o b r e el t i p o . 8 0 c e n t í ­ m e t r o s . p o r los d o c t o r e s E n r i q u e A c o s t a V id ri o. III) Se t r a t a de u n a m u j e r a d u l t a joven a p r o x i m a d a m e n t e de 25 a ñ o s . ni p r o b a b l e m e n t e . U n a n ue va a p o r ­ t a c i ó n se ha ce en este d i c t a m e n a los e s t u d i o s a n t e r i o r e s . . la c ar a a la r ga d a . d e la v ar i e d ad e s t é ni c a y d e c o n s t i t u c i ó n a t lé t ic a . INAH 1976 EG-AQC 1949/51 la c a l c u l a d a en este c as o d i o cifras de a l r e d e d o r d e 1 . r u go s i d a d e s y u n a p e q u e ñ a s al iente c ó n i c a de t r es m i l í ­ m e t r o s de a l t u r a . . es cos a q u e nadi e d is c u te . . C a b e p e n s ar q u e tales d e f o r m a c i o n e s t e n g a n p o r o r ig en u n a lesión c a u s a d a en vida p o r q u e m a d u r a s . c o m o son las ó r b i t a s g r a n ­ des. o sea q u e c o r r e s p o n d e a u n h o m b r e al to .CODICE DE CUAUHTEMOC 335 COM. . Q u e C u a u h t é m o c suf r ió el t o r m e n t o del f u e g o p o r ó r d e n e s de C o r ­ tés. E s t u d i o s o d o n t o l ó g i c o s . . c a t e d r á t i c o d e A n a t ó m í a en la F a c u l t a d de Me d ic i na d e la U N AM y en la Escuel a S u p e ­ r i or d e M e d i ci n a Rural. c o m p r e n d e el i n v e n t a r i o y d e s cr i pc i ó n d e las pi ezas y su clasi ficaci ón. El d o c t o r F e r m í n R e y g a d a s M. ni a lesión t r a u m á t i c a .

el a u t o r c o n c l u y e : “ S ol ic i to u n e x a m e n m i n u c i o s o y un análisis q u í m i c o de d i c h o s c u e r p o s . 2) Por c u a n t o a la e d a d c r o n o l ó g i c a las p o s i c i o n e s relativas e n t r e las z o n a s del m a x i l a r y el p a l a da r . d a t o s c o n c o r d a n t e s c o n los o b t e n i d o s en o t r o s e s t u d i o s r elativos a los h ue sos . el de sg a ste de las piezas y el d e s ar r ol lo del p r o c e s o al veolar . lo q u e e l i m i n a t o d a p os i bi l i da d de q u e est e c r á n e o sea de u n e s q u e l e t o del s e x o f e m e n i n o . R. d e la a r c a d a s u p e r io r : 1) Los m a x i l ar e s c o r r e s p o n d e n en e s t r u c t u r a y u n i f o r m i d a d de a s p e c t o y p r o p o r c i o n e s . en r a d i o g r a f í a s y en u n m o l d e d e al i gn a to . t a m a ñ o y ca lc if ic ac ió n revelan a u n a d u l t o j oven sin a n o r m a l i d a d e s .DOLORES ROLDAN p i ezas d e n t a r i a s i m p l a n t a d a s . bien a l i n e a d o s y en o c l us i ó n n o r m a l . A t k i n s o n . la p a r t e m á s i m p o r t a n t e de! e s t u d i o es la q u e se refiere al e x a m e n de los d i e n t e s y ma xi la re s: a t e n d i e n d o al t e j id o es­ p o n j o s o d e es ta p a r t e del e s q u e l e t o . al g r u p o m a y o r i t a r i o d e r es tos ó s e o s d e u n a sola p e r s o n a . tr e s m o l a r e s y d o s p r e m o l a r e s . C o n f i r m a e s ta e d a d e! d o c t o r S.71 m t . i n di ca n q u e se t r a t a d e u n a p e r s o n a d e 21 a 2 5 a ño s. o c u a l ­ q u i e r o t r o i ndici o q u e p u e d a a y u d a r a f o r m a r u n a c o n c l u s i ó n . p a r a el cual se sirvió de r a di o g r a f í a s „ t o m a d a s p o r él m i s m o . el s e g u n d o m o l a r p e r m a n e n t e . El e m i n e n t e o d o n t ó l o g o D o c t o r Félix del Paso. p o r u n a p a r t e . En lo q u e se refiere a los n u ­ m e r o s o s c u e r p o s e x t r a ñ o s d e c o n t e n i d o m e t á l i c o q u e se a d ­ v i er t e n en m u c h o s h u e so s . d e a c u e r d o c o n la r elación e n t r e la s u t u r a y. s e l e c c i o n ó 2 9 nega ti vo s. y q u e el s u j e t o t e n í a en vida sus d i e n t e s c o m p l e t o s t a m b i é n en el ma x i l a r i nf er ior . lo s igui e nt e: D e s p ué s del e x a m e n visual d i r e c t o ba j o la a cc ió n de la luz e l é ct r ic a i n c a n d e s c e n t e y u l tr a vi o le t a. tal c o m o se o b s e r v an . esta c o r r e s p o n d e a incisivos c e n t r a l e s de 8 m m . el b u e n a s p e c t o d e los a l ve ol os y su r e gula ri da d en f o r m a y c al ci fi cac ión i nd ic an q u e la p é r d i d a de los d i e n t e s se s u f r ió d e s p u é s d e la m u e r t e . c o n t r i b u y ó t a m b i é n c o n u n val ioso e s t u d i o r o e n g e n o g r á f i c o .p a c k . al u lt r a . y los lugares de i m p l a n t a c i ó n d e los m o l a r e s . 3) Po r las m e d i ­ d a s t o m a d a s en la r e c o n s t r u c c i ó n d e la a r c a d a s u p e r i o r . c o n 1. de e s t a t u r a . p o r la o t r a . el e x a m e n d e la ti e rr a e x t r a í d a j u n t o c o n los h u e so s. las c a r a c t e r í s t i c a s de f o r m a . d e a l t o y s egún e st as m e d i d a s r es u l ta p a ra la ca ra un d i á­ m e t r o d e 1 7 . 7 m m . se p u d o d e t e r m i n a r p o r la igualdad de la e s t r u c t u r a ó s e a . d e a n c h o p o r 1 0. 1 2 c m. d e largo. las p iezas q u e p e r t e n e c e n a un m i s m o e s q u e ­ l eto.

En el c o n j u n t o de e st os t res ú l t i m o s e s t u d i o s t é c n i c o s . t a m b i é n . reveló la p r e s en c ia de i one s d e c o b r e y p e q u e ­ ñ í s i m o s cristales d e sales d e c o b r e en el s e n o del h u e s o . el p r i m e r o en p e q u e ñ í s i m a s c a n t i ­ d a d e s y el s e g u n d o en p r o p o r c i ó n m a y o r . p u e s pa ra q u e ese h e c h o se h a y a p r o d u c i d o . c o n s t i t u y e u n a p r u e b a d e la a n t i g ü e d a d del e n t i e r r o . en su d i c t a m e n e s ta b le c ió : 1) q u e d i c h o s o b j e t o s s o n de c o b r e n a t i v o y q u e en u n f r a g m e n t o d e h u e s o se d e t e r ­ m i n ó la p r es e n c i a d e c o b r e y h i e r ro. Este análisis q u f í n i c o y e s p e c t r o g r á f i c o q u e sugirió el d o c t o r Félix dei Paso. La i m p o r t a n c i a q u e ti e ne la e x i s t e n c i a . f i r m a ­ d o p o r los d o c t o r e s Q u i r o z C u a r ó n y G ó m e z R o b l e d a y el p r o f e s o r L ib o ri o M a r t í n e z . t o d o s los cual es revelar on la p r e s en c ia d e c o b r e y h ie rr o. es pr ec i so a c e p t a r q u e los h u e s o s . q u e f u e r o n : e x a m e n r a diológi ­ c o . de la t i e rr a c on q u e se e n c o n t r a b a n a p l a n a d a s tres c a ra s lat er al es de la f osa. f u e r e al i z a do p o r el in g en i e r o q u í m i c o I gnaci o Diez d e U rda nivia . b) la i de n t i f i c a c i ó n del e s q u e l e ­ t o principal n ú m e r o 1. se e n c o n t r ó i n t e g r a d a en p a r t e p o r c o m ­ p u e s t o s de h i e r ro . d e b i e r o n c o e x i s t i r en p r o x i m i d a d d u r a n t e siglos. la p r e s en c ia d e c o b r e y h i e r ro en p r o p o r c i o n e s s e m e j a n t e s a las de los h ue so s. la t ie r ra n e g r u z c a q u e casi l le n ab a la f os a . Por ú l t i m o . e n c e r r a d o s en la f os a .f é r r i c o y l i m o n i t a . q u e la ti e rr a q u e se halló d e n t r o del c r á n e o reveló la p r e s en c ia d e ó x i d o f e rr o so . h a y s u fi c i e nt e s e l e m e n t o s q u e c o m p r u e b a n : a) la a n t i g ü e d a d s e c ul a r del e n t i e r r o . r e v e l ó . 3) el p r o p i o i ng en ie r o Diez de U r da ni vi a di o los r e s u l t a d o s o b t e n i d o s en los e x á m e n e s q u e p a r a c o n t e s t a r a lo s o l i c i t a d o p r a c t i c ó en los h u e s o s q u e p r e ­ s e n t a n c o n c r e c i o n e s m e tá l ic a s. c o n sus m a t e r i a s de h i e r r o . c o n el de C u a u h t é m o c q u e j u s t a m e n t e se i d e nt if i ca p o r las c a r a c t e r í s t i c a s a n a t ó m i c a s del e s q u e l e t o y p o r la i n s c ri pc i ón de la p la c a d e c o b r e . q u í m i c o y e s p e c t o g r á f i c o . y q u e p o s i b l e m e n t e sea un n u e v o e l e m e n t o q u e a y u d e a la i d e n t if i ca c ió n d e los r e s t o s ” . c u b r i e n d o a s í los r es to s ó se o s. . q u e es al q u e c o r r e s p o n d e la i n m e n s a m a y o r í a d e las piezas. d e c o b r e y hi er r o s e p a r a d a m e n t e o f o r m a n d o c o n g l o m e r a d o s d e p o s i t a d o s en los h ue so s. 2) q u e el e x a m e n e s p e c t r o s c o p i o p r a c t i c a d o p o r el d o c t o r Isaac O c h o t e r e n a en el c o r t e h is t o l ó gi c o d e u n f ra g­ m e n t o de t ibi a. c o m o c o n s t a en el e s t u d i o d e los r es t os ó s e o s d e C u a u h t é m o c .CODICE DE CUAUHTEMOC 337 s o b r e e s t o s c u e r p o s e x t r a ñ o s . c on s i st e en q u e ella p o r s í sola. 4) el e x a m e n e s p e c ­ t r o g r á f i c o . los o b j e t o s de c o b r e y la t ierra.

de má s de 25 t o n e l a d a s . . . c r e c i en t e del c e n t r o haci a las orillas. La p r i m e r a iglesia q u e se c o n s ­ t r u y ó en I c h c a t e o p a n era m u y p e q u e ñ a y p o s i b l e m e n t e e s t u v o d e n t r o del p a n t e ó n c e r ca del m o m o z t l e . D i c t a m e n de la a n t i g ü e d a d del t e m p l o f i r m a d o p o r el a r ­ q u e ó l o g o A l e j a n d r o V o n W u t h e n a u e g re s ad o d e la c i e nt í f i c a EG-AQC 1949/51 . Por má s d e t res siglos el e n t i e r r o p e r m a n e c i ó invi ol ado. Ai d e s t r u i r la p e a n a . Al d e m o l e r el a lt a r m a y o r se vio q u e ni és te ni sus u l t e r i or e s a m p l i a c i o n e s t e n í a n c i m i e n t o s p r o p i o s . INAH 1976 EXCAVACIONES ARQUEOLOGICAS. d o n d e g r a vi tó el peso. INAH 1976 ESTUDIO DE LA IGLESIA. El e m i n e n t e Ing. se vio q u e el piso d e a d o b e q u e s eguí a . e v id e n c i a b a el se c ul a r e n j u n t a m i e n t o . La c o s n t r u c c i ó n de la iglesia de la A s u n c i ó n se inició. La c o n s t r u c c i ó n de los diversos e l e m e n t o s d e la iglesia. En 1 5 7 0 se c o n s t r u ía el a r c o toral. c ar ec ió de los c o n ­ t r ol e s q u e se c o n s i d e r a n ne ce s a r io s en c u a l q u i e r t r a b a j o de este t i p o . q u e n o p r e ­ s e n t a b a huel l as d e h a b e r s ido t o c a d a y c u y a c o n v e x i d a d . sin e s t r o p e a r el r e v o c a d o de b a r r o q u e c u b r í a el piso n a tu r a l de roca. p u e s t o q u e t ie n en q u e ser p o r lo m e n o s a l g u n o s a ñ o s a n t e r i o r e s al p r i m e r alt ar m a y o r d e la iglesia. . El r e v o c a d o y el m o m o z t l i s on signos d e fi ni t i v o s d e id en t if i ca c ió n y de a n t i g ü e d a d . en la iglesia de I c h c a t e o p a n . De a h f q u e la e x ca v a c i ó n c a r ez ca d e validez c ie nt í f i c a . c o n f i r m a r o n las c o n c l u s i o ­ nes a las q u e llegó la C o m i s i ó n d e 1 9 5 0 . p o r e t a p a s . Cuevas. h iz o el e s t u d i o del e n t i e r r o de I ch ca te op an de a c u e r d o c o n el e x a m e n c o n s t r u c t i v o de sus e s t r u c t u r a s s u p e r p u e s t a s . c u a n d o m u y t e m p r a n o en 1 5 5 0 . c u y a c o n s t r u c c i ó n d a t a de 1539. o sea q u e t o d o s esos e l e m e n t o s c o n s t r u c t i v o s f u e r o n s o b r e p u e s t o s y q u e las s u b s i g u i e n t e s a m p l i a c i o n e s f u e r o n y u x t a p u e s t a s . La revisión q u e se hi zo de ios m a t e ri a l e s r e l a c i o n a d o s c o n los t r a b a j o s de e x c a v a ­ c ió n a r q u e o l ó g i c a e f e c t u a d o s p o r la p r o f e s o r a Eulalia G u z m á n . Las p ie dr as del m o m o z t l i f u e r o n c u i d a d o s a m e n t e a c o m o d a d a s . v ue l ta hacia a r ri ba . G r o . . . la m a y o r pr es ión se h a b r í a p r o d u c i d o en el c e n t r o . N o h u b o ni p u d o h a b e r f r a u d e . revela p r e c a u s i o n e s in u si ta ­ das. t e n í a su s up er fi ci e r e vo c a d a c o n u n a especie d e e st uc o .338 DOLORES ROLDAN COM. Si n o h u b i e r a e x is t i d o el m o m o z t l i . EG-AQC 1949/51 COM. del a l t a r m a y o r y su ciprés. s ino un r el le no h o m o g é n e o en su lugar. q u e a p a r e c i ó c o m p l e t a m e n t e liso. D i r e c t o r de la Es cue la de I ng e n i e r ía de la U NA M y d i s t i n g u i d o esp ec i al i s t a en m e c á n i c a d e suelos. Civil d o n José A.

CODICE DE CUAUHTEMOC 339 o r d e n d e San B e n i t o: “ La f e c h a d e 1 5 3 9 . la p u e r t a d a t a del siglo XVI11. Su a r c o c o no p i a ! le d a u n r aro got ici s­ m o . u n o d e ellos e n c a r g a d o d e I c h c á t e o p a n . hijo de Bernal Dí a z del Casti llo. . s eñala siete é p o c a s en la c o n s t r u c c i ó n . 1 5 6 8 . la v e n t a n a p a r e c e se r m u c h o m á s r eci ent e. d e c l ar a el P. c o m o casi t o d o s los c i p r e ce s d e a q u e l l a é p o c a . Es ta f u e la p r i m e r a c o n s t r u c c i ó n d e la iglesia d e la A s u n c i ó n . En la f a c h a d a p ri nci pal. los cu al es d ij e r o n q u e er a m u y c o n t e n t o s d e h a c e r ­ lo. c o n s u l t a d a s p o r el a r q u e ó l o g o V o n W u t h e n a u . a n t e r i o r a 1 5 3 9 . El a l t a r m a y o r s uf ri ó varias t r a n s f o r m a c i o n e s y tal c o m o se e n c o n t r a b a e n el m o m e n t o de d e m o l e r l o . c o n t a n t o q u e este t es t ig o lo dijese p ú b l i c a m e n t e en la iglesia. En la p u e r t a d e c e d r o a ú n en u s o . el c ipr és es un e j e m p l o de n e oc l á s ic o d e g e n e r a d o d e la s e g u n d a mi t a d del siglo p a s ad o . a c u s a d o d e mal c r i st i a n o p o r los s a c e r d o t e s . q u e c o ns e r v a a p l i c a ci o n e s al f r es co y q u e p u e d e a t r i b ui r s e al siglo X V I . se o p u s o s i s t e m á t i ­ c a m e n t e a la r e p a r a c i ó n del t e m p l o . e s t a b a o c u l t a p o r u n a tr iple c a p a d e e s t u c o q u e c u ­ b r í a t o d a la p o r t a d a . u n a es u n f r a g m e n t o d e c apit el j ó n i c o . la o t r a es u n sencillo capitel d ó r i c o de pi lastra. ex Vicar io d e I c h c a t e o p a n . m o d i f i c a c i o n e s y a m ­ pli aciones. A la p r e g u n t a VI. a n t e s q u e la pr incipal. se le a c u s a b a d e q u e s i e n d o c o r r e g i d o r de a qu el lugar. F r a n c i s c o de Mo ya . A r c o s s e m e j a n t e s los h a y en Ta xc o" y H u a ji n tl á n. q u e di j o a ¡os n a t i v o s “ q u e n o era bien q u e t uviesen mal a d o r n a d a y d e s b a r a t a d a su iglesia. A p r i nc i pi os del siglo p a s a d o se agregó el pretil d e a rc os i nv er t id os y r e m a t e s q u e c o r o n a n el t e m p l o . T re s d i f e r e n t e s vistas de d o s pi edr a s e n c o n t r a d a s e n la e x c a v a c i ó n d e la base del ciprés. e n c o n t r ó el Pr oc e so de In­ qu is ic ió n a b i e r t o c o n t r a Diego Dí a z del Castillo. y 1 5 7 0 . q u e al llegar al p u e b l o vio q u e la iglesia e s t a b a a r r u i n a d a y d e s b a r a t a d a “ e x e n t a y sin a d o r n o a l g u n o ” . al gún s ig n if ic ad o sicol ógi co o s i m b ó l i c o t ie n e n s e n d o s í do l os . este ú l t i m o h e c h o en 1 5 4 0 p o r el i n d í g e n a Miguel C h o n t a l . y a c o m p r o b a d o . q u e la en ca la se n o c u b r i e s e n ” . La p o r t a d a lateral se c o n s t r u y ó en 1 5 3 9 .6 9 . . a p a r e c e la f e c h a 1 7 6 9 . p e r t e n e ­ ce al n e oc l ás i c o p o p u l a r del siglo X I X .7 1 . p a ra q u e viniese a n o t i c i a d e t o d o s los indios del d i c h o . q u i z á del siglo X VI I . La c o n s t r u c c i ó n d e la capil l a es. de la i n f o r m a c i ó n de esa d e f e n s a . En f u e n t e s d o c u m e n t a l e s d e 1 5 6 9 . c u b i e r t o en p a r t e c o n h o j u e l a d e o r o . e m p o t r a d o s en lo a l to de un p u e r t a y u n a v e n t a n a . e s c u lp i d a en la pi e­ d r a clave.

y él nos r e s p o n d i ó “ m a l p a l a n z y m a g u e a s ” . s a b í a n q u e el c a d á v e r del R e y h a b í a s ido r e s c a t a d o del lugar d e su m u e r t e . ¿ p o r m a n d o de q u i e n se h ac e? Y n o s o t r o s le r e s p o n d i m o s y a es la iglesia a nt ig ua . n o c a be d u d a q u e el hijo de Bernal Dí az del Castillo y el n i e t o de . c o n c o n ­ q u i s t a d o r e s t an d e s t a c a d o s c o m o Diego D í a z del Castillo hijo de Bernal Dí a z del Cast il l o. y n o s o t r o s le d ij i mo s y si se cae y si se p u d r e . Diego Dí a z era y a c o r r e g i d o r de I c h c a t e o p a n e n 1 5 6 8 y L o r e n z o S uá r e z al cal de m a y o r de d i c h o p u e b l o en 1 6 3 4 . hijo del c o n q u i s t a d o r Bernal Dí a z del Casti llo q ui e n s a b í a q u e C u a u h t é m o c t e n í a p a r i e n t e s p o r p a r t e d e m a d r e en e st a r e gi ón. El Prof. a d o n d e di ce n misa. M o y a l ogró c o n ­ v e n c e r a Diego Dí az d e q u e n o se o p u s i e r a y así. en q u i n c e d í a s se a c a b ó d e e nc a la r . T o d o s est os d a t o s i ndican c l a r a m e n t e q u e la iglesia y a e r a a n t i g u a en 1 5 6 9 y era del p u e ­ blo. y c o n su dil igencia y f a vo r.340 DOLORES ROLDAN p u e b l o . n i e t o d e J u a n J u á r e z h e r m a n o de d o ñ a C a t a l i n a J u á r e z e s po sa d e C o r t é s . el cual s u p o q u e d e s p u é s envió a l lamar al g o b e r n a d o r y p r inc ip al es del d i c h o p u e b l o . c o r r e g i d o r . L l a m a la a t e n c i ó n q u e e n t r e los e s p a ñ o l e s q u e f u n g i e r o n c o m o a u t o r i d a d e s de I c h c a t e o p a n en los p r i m e r o s a ñ o s d e la C ol o n i a . se mo j a . p e r o q u e el c or re gi ­ d o r Di ego Dí az del Casti l lo. y les dijo q u e lo q u e este t es ti go les h a b í a d i c h o a c e r ca d e la o b r a de la igle­ sia q u e n o lo hici esen sin su licencia. q u e los n at iv o s d e s e a b a n c o m p o n e r l a . y L o r e n z o S u á r e z d e Peralt a o J u á r e z de Pe ra lt a. y q u e tal vez él. y este t e s t ig o lo h i z o a s f e n p r e s e n c i a del d i c h o Diego D í a z. e s t a n d o h a c i e n d o u n a r c o toral de n u e s t r a iglesia. y este testi go se a d m i r ó de q u e tal o bi es e d i c h o ” . la s ol i c i t ud d e b í a pr ec is a r el iugar en q u e q u e r í a n servirlo. q u e q u i e re de ci r “ c aí ga y p ú d r a s e ” . se o p o n í a t e n a z m e n t e a q u e se re pa ra ra. no s di jo n o hagáis iglesia. Ch á ve z O r o z c o c o m p r o b ó q u e p u e s t o s oficiales d e la c o l o n i a e ra n d a d o s a s ol ic it ud de q u i e n e s a s p i r a b a n a ellos. En el c a so d e c o r r e g i d o r o alcalde m a y o r . q u e el P. Más i m p o r t a n t e es la d ec l a r a c i ó n de Diego M a r t í n e z . y la iglesia del p u e b l o iban allá a reedi fi carlo. c o m o H e r n á n C o r t é s. d i c h o c or r egi ­ d o r “ v i n o a ello y a y u d ó e n d i c h a o b r a de la d i c h a iglesia p o r su p r o p i a p e r s o n a . y él nos r e s p o n d i ó q u e n o h i ci é s e m o s m á s en ella. princi pal d e I c h c a t e o p a n . fi g u r e n d o s i n d i v i d u o s d e m u y c e r c a n o p a r e n t e s c o . q u e se q u e ja c o n t r a el c o r r e g i d o r Dí az del Castillo. y q u e dice: “ Y u n d í a . c u b r i r y a d e r e z a r la d i c h a iglesia. y e st o r e s p o n d e a esta p r e g u n t a ” .

En 1 9 4 9 . o t r a c i r c u n s t a n c i a in ex p l ic a bl e es q u e se o p o n í a a c u a l q u i e r m e j o r a en la iglesia. a u n p ar a los e r u d i t o s . c u ñ a d o de Co r t é s . XI X y XX. f or j ó los d o c u m e n t o s h al l a do s y que se siguen encontrando. ANALISIS DE LOS DOCUMENTOS.5 1 . s i s e s o s t e n í a q u e se irat a b a de u n a t r a d i c i ó n oral q u e a d e m á s se a p o y a b a c o n c u a t r o m a n u s c r i t o s a t r i b u i d o s a M o t ol i n i a . ¿ p o r q u é p er s on a s t a n c o n s p i c u a s t u v i e r o n i nt er és en irse a e n c e r r a r en I c h c a t e o p a n . y de tan lejos vino el hijo. t i t u l a d o D o n F l o r e n t i n o J u á r ez no p u d o ser el c r e a d o r de la t r a d i c i ó n de I c h c a t e o p a n . en su e s t u d i o p u b l i c a d o en m a r z o de 1 9 5 0 . C o r t é s t a m b i é n s o s p e c h ó algo semejante. r e s p e c t i v a m e n t e . y t o d o e st o en el s e g u n d o t e r ci o del siglo p a sa d o . má s c i n c o c u a d e r n o s es­ c r i t o s a f ine s del siglo XI X y p r i n c i p i o s del XX. q u e según las c o n c l u s i o n e s de los i nt e g r a n t e s . m u c h o s a ñ o s a n t e s de q u e diversos y c o m p e t e n t e s i n v e st i g a do ­ res l ocal izar an viejos d o c u m e n t o s en a rc hi vos d e Mé x ic o y de E s pa ñ a. p u e s t o s en I c h c a t e o p a n . p u e b l o sin p er s pe c ti va s a p a r e n t e s . q u i z á p o r c o n s e j o d e su p ad r e. XVI I.CODICE DE CUAUHTEMOC 341 J u a n J u á r e z . c o i n c i d e n c o n los c o n t e n i d o s en la t r a d i c i ó n . pi di er on . E n t r e los d o c u m e n t o s a n t i g u o s e n t r e g a d o s p o r d o n S a l va d or R o d r í g u e z J uá re z. A h o r a se t r a t a d e u n a versión q u e se h a c o n s e r v a d o p o r e sc r it o en 28 d o c u m e n tos q u e se p r e s e n t a n c o m o d e los siglos X V I . t o t a l m e n t e d e s c o n o c i d o s en aquel la é p o c a . a o c u p a r el c o r r e g i m i e n t o de I c h c a t e o p a n . sino i g no r ad os p o r los mis- COM. 1) Los d o c u m e n t o s d e I c h c a t e o p a n a c t u a l m e n t e c o n o c i d o s m o d i f i c a n la p o s t u r a inicial en rel aci ón a la t r a n s m i s i ó n de la i n f o r m a c i ó n s o b r e la t u m b a de I c h c a t e o p a n . n u e v a m e n t e f u e c o r r e g i d o r de I c h c a t e o p a n en 1 5 7 8 . El h i s t o r i a d o r Luis Chá ve z O r o z c o . q u i zá su p a d r e le h a y a d i c h o q u e en Ich­ c a t e o p a n t u v o C u a u h t é m o c su p a r e n t e l a m a t e r n a y q u e a ll í p o d r í a es tar s e p u l t a d o el h ér oe . INAH 1976 EG-AQC 1949/51 . r e d u c e al a b s u r d o las a f i r m a c i o n e s de la C o m i s i ó n Oficial del I N A H . c re ó el f ol c l or e . XVI I I. p u e s t o q u e él i n v e n t ó la t r a d i c i ó n . fi guran d a t o s q u e er an i g n or a ­ d o s n o sól o p o r el p u e b l o c o m ú n . el s e ñ o r J u á r ez t u v o q u e e st ar d o t a d o d e p o d e r e s e x t r a o r d i n a r i o s . s i t u a d o en u n a z o n a m o n t a ñ o s a y casi inaccesi ble? Bernal Dfaz t o d a v í a vivía en 1 5 6 8 y era un p e r ­ s o n a j e r e si de nt e en G u a t e m a l a . p r o b a b l e m e n t e a b s u e l t o . y f i n a l m e n t e realizó el e n t i e r r o f r a u d u l e n t o . A c u s a d o de mal c ris tia no en 1 5 7 0 . c u y o s p u n t o s .

d e ella e s t a b a n e n t e r a ­ d o s s ó l o los q u e r e c i b í a n e n s e ñ a n z a s u p e r i o r y e ra n a f i c i o n a d o s a ia hi st or ia . C A S O EN 1 9 5 1 . S E P T I M A R E L A C I O N . la llegada d e M o t o l i n i a y su i n t e r v e n c i ó n en el r e e n t i e r r o . a sus p a d r e s . y q u e s o l a m e n t e se h a n c o n o c i d o m e d i a n t e i n v e st ig ac io n e s d e p r i n c i p i o s d e est e siglo: T L A C A T E C U H T L I NO E R A S I N O N I M O D E R E Y . y q u e s ól o se ha n s a b i d o m e d i a n t e investiga­ c i o n e s d e p r i n ci p i o s d e este siglo.Te z co co .342 DOLORES ROLDAN m o s e s t u d i o s o s . además debió hablar perfectam ente náhuatl p a r a s a b e r q u e las v oc al es o ó u se a p l i c a b a n i n d i s t i n t a m e n t e al s o n i d o i n t e r m e d i o n á h u a t l ou. Pero. C O M O S I E M P R E SE H A B I A C R E I D O Q U E EL T L A C A T E ­ C U H T L I E R A UN A L T O F U N C I O N A R I O Q U E A Y U D A B A A L S E Ñ O R EN E L G O B I E R N O . q u e n o C u a u h t é m o c .La e x p e ­ d i c ió n de C o r t é s a las H i b u e r a s n o e r a del d o m i n i o p ú b l i c o en el siglo X I X ni a p r i n c i p i o s del p r e s e n t e . además. e n vez d e C u a u h t é m o c . D E S C U B I E R T O EN 1 9 5 4 . LO C O N F I R M A C H I M A L PA I N EN S US A N A L E S . su ejecución cerca de Izancánac. D o n F l o r e n t i n o n o era. se ref i er en a! n a c i m i e n t o d e C u a u h t é m o c . s i no a ú n p o r ios m i s m o s e s t u d i o s o s . el a u t o r d e la falsifica­ c i ó n t e n í a q u e h a b e r c o n s u l t a d o el V o c a b u l a r i o N á h ua t l C a s t e l l a n o . Y ASI L O A F I R M O E N F A T I C A M E N T E EL D R. entre los documetos anti­ guos entregados posteriormente por don Salvador Rodríguez Juárez.TI a c o p a n . . a la e di f ic a ci ó n d e la iglesia. E S T E D A T O ES M U Y IM PO RT A N TE P O R Q U E H A ST A HACE MUY POCOS AÑOS SE C R E I A Q U E T L A C A T E C U H T L I Y T L A T O A N ! E R A N LA M I S MA C O S A . del P. y el A r t e d e la L e n g ua N á h u a t l . P U B L I C A ­ DO EN P A R I S EN 1 8 8 9 . e t c. c i e r t a m e n t e . q u e se e d i t a r o n e n M é x i c o en 1892 y 1904. d e n t r o dei p e r í m e t r o q u e h a b í a o c u p a d o el t e m ­ pl o p r e h i s p á n i c o . f igu ra n d a t o s q u e e ra n i g n o r a d o s n o s ól o p o r el p u e b l o c o m ú n . . Esos p u n t o s .Pa ra escri­ bir C o a t e m o . I gnacio C a r o c h i . d e F r a y A l o n s o d e Mo li na . EN U N A DE S U S I N T E R V E N C I O N E S EN LA C O M I S I O N DE D I E Z H I S T O R I A D O R E S . y s a b e r t a m b i é n q u e las p a l a br a s C o a t e m o y C u a t e r n o son má s c e r c a n a s a ia p r o n u n c i a c i ó n c o r r e c t a de! n o m b r e del h é r o e . i n t e g r a n t e d e ¡a c o n f e d e r a c i ó n Mé xi c o. Y EL C O D I C E DE C U A U H T L I N C H A N . a! r es cat e d e su c a d á ­ ve r y lu e go su c o n d u c c i ó n a su p u e b l o d e or i g e n. p e r s o n a ilus- . c o m o y a h e m o s vi st o. a la s i t u a c i ó n d e d e p e n d e n c i a e n t r e el s e ñ o r í o de la región de I c h c a t e o p a n y la casa real d e T e z c o c o .

CODICE DE CUAUHTEMOC 343 t r a d a n¡ r e l a c i o n a d a c o n e r u d i t o s d e los c e n t r o s d e c u i t u r a c o m o M é x i c o y Pu e b l a. e f e c t u a r o n o x i d a c i o n e s m e d i a n t e a p l i c a ci o n es de ca lo r. c u y o análisis c r is t a l og r áf i c o a r r o j ó la p r e s en c ia de ó x i d o c u p r o s o y ó x i d o c ú p r i c o . r e s u l t ó q u e el pa pe l es de f i b r a s d e a l g o d ó n simi l ar a los e m p l e a d o s en el siglo X V I . Los p r i m e r o s e s t u d i o s q u í mi c os r e a l iz a do s p o r los in g e n ie ro s I gnacio Diez d e U rd an ivi a y Rafael lllescas Frisbie. 5 0 m e t r o s d e p r o f u n d i d a d . t o d o s los d o c u m e n t o s y las e x p l i c a c i o n e s d e la m a e s t r a Eulalia G u z m á n . la f i r m a c o r r e s p o n d e al g r a fi s mo de f r a y T o r i b i o de B e n a v e n t e . se h a y a n a n o m a l í a s s e m e j a n t e s a las q u e p o d r í a n adver tir se en ei d o c u m e n t o e s c r it o c o n t i n t a s i m p á t i c a . los i n t e r e s a d o s . se p u b l i c ó en el p e r i ó d i c o Ex ce ls i o r q u e d ir igía el s e ñ o r J u l i o S c h e r e r G a r c í a . f u e c o n f i a d o a la m a e s t r a Eulalia G u z m á n . e s t u v i e r o n d u r a n t e m u c h o tiem p o a tem peratura. e n diez c a ­ p í t u l o s . hu m edad y concentración de oxígeno y b i ó x i d o de c a r b o n o p r a c t í c a m e t e c o n s t a n t e s . del I n s t i t u t o de Fí sica d e la U N A M . G o m a r a y T o r q u e m a d a . Se e n c o n t r ó h i e r r o y a l u m i n i o en p e q u e ñ a s p r o p o r c i o n e s . p u e d e n c o n s u l t a r ­ los). Si la o x i d a c i ó n se h u b i e r a . c o n el cu a l . los i ng e ni e r os Ignaci o D i e z d e U r da ni vi a y E d u a r ­ d o M u n g u í a . En las b a t i d u r a s d e s p r e n ­ d id as de los o b j e t o s n o se e n c o n t r ó a z u f r é . INAH 1976 EG-AQC 1949/51 ESTUDIOS SOBRE LAS PLACAS DE COBRE. COM. y ei t é c n i c o Rafael M ol in a B e r b e y e r . se e sc ri bi ó c o n p l u m a de ave y p o r t i n t a j ug o vegetal. Alva I xt l i x óc h i t l . lo q u e es e n t e r a m e n t e n o r m a l (a p a r t i r del 6 d e f e b r e r o d e 1 9 7 6 . p o r h a b e r p e r m a n e c i d o a m á s de 1 . d i c t a m i n a r o n q u e las t res piacas. lo q u e significa q u e los h u e s o s y a e s t a b a n q u e m a d o s c u a n d o se d e p o s i t a r o n en la tumba. ( C o n t i ­ n ú a n m á s e j e mp l o s ) . en d o n d e se d i s p o n í a d e las o b r a s de Bernal D í a z . Es to s o b j e t o s t i e n e n diver sos g r a d o s d e o x i d a c i ó n y p r e s e n t a n m a y o r c a n t i ­ d a d d e á c i d o c ú p r i c o q u e d e c u p r o s o . f á c i l m e n t e . las c u e n t a s y los ani llos s o n de c o b r e n at iv o . La e v i d e n ­ cia i nd ic a q u e p u d i e r o n h a b e r s ido m a n u f a c t u r a d a s e n el siglo X V ! . El p r o f e s o r O c t a v i o C a n o C o r o n a y los d o c t o r e s Ma rc os M o s h i n s k y y C ar l os G r a e f F e r n á n d e z . e s t u d i a r o n u n a e s c a m a d e s p r e n d i d a de la placa o va l a d a . en las letras L y M. U n o de los d o c u m e n t o s q u e d o n F l o r e n t i n o J u á r e z reci bió d e sus a n t e p a s a d o s . a u n q u e e s t o n o se p u e d e a f i r m a r c a t e g ó r i c a m e n t e .

p e r o c o m o u n a ñ o es igual a 3 6 5 x 2 4 x 6 0 x 6 0 . sug ir i er on uti lizar las m a t e ­ m á ti c as c o n los d a t o s d e ia q u í m i c a p a r a c a lc ula r el t i e m p o d e la f o r m a c i ó n de los ó x i d o s . la o r t o g r a f í a y el t i p o de n ú m e r o s n o c o r r e s p o n ­ de al siglo XVI. .DOLORES ROLDAN p r o d u c i d o p o r un a g e nt e q u í m i c o en f o r m a artificial. El i n g e n i er o y m a t e m á t i c o Et an is la o R a m í r e z t a m b i é n c al cu l ó la a n t i g ü e d a d d e la o x i d a c i ó n . g r a d u a d o en el I n s t i t u t o P o l it é c n i c o de París. 0 0 4 c m . 4) los q u í m i c o s Diez de Ur danivia y M ol i n a B e r b e y e r e n c o n t r a r o n u n e s p es o r d e ó x i d o c u p r o s o y c ú p r i c o . Por su p a r t e d o n E s ta ni sl ao R a m í r e z . de 0 . 2) el c ál culo h e c h o se refiere s o l a m e n t e a la p r i m e r a fase d e la o x i d a c i ó n l ent a del c o b r e en ó x i d o c u p r o s o . s e g u nd o s . R u f f o Pérez Pliego y el i n g e ni er o m e t a l u r ­ gista A l b e r t o C e r v a n t e s Be itr án. sin e m b a r g o . a n t e r i o r e s d i e r on c o m o a p ó c r i f a la in sc ri pc ió n de la p l a ca de c o b r e . ya q u e el t i p o d e letra. 1 5 p o r 1 0 a la m e n o s s é pt i m a p o t e n c i a . e st o lo r eal i zaron los d o c t o r e s E n r i q u e B u s t a m a n t e Llaca. El d o c t o r B u s t a m a n t e a pli c ó las m a t e ­ m á t i c a s y e xp l i c ó q u e d e s p u é s d e ha be r se d e p o s i t a d o la c ap a de ó x i d o de e s pe s o r X í ndice L. . s i m u l t á n e a m e n t e se e f e c t ú a la s e g u n d a fase. y el i ng eni er o y m a t e m á t i c o E s ta ni sl ao R a m í r e z . o sea la o x i d a c i ó n del ó x i d o c u p r o s o en ó x i d o c ú p r i c o . y es s a b i d o q u e en u n a e t a p a d a d a . del o r d e n d e 10 el evado a la m e n o s 6 p o t e n c i a . el t i e m p o de o x i d a c i ó n d e b e h a b e r s ido s u p e r i o r p o r q u e 1) la o x i d a c i ó n t u v o lugar en la o s c u r i d a d . el ó x i d o c ú p r i c o r e t a r d a la o x i d a c i ó n del c o b r e a ú n libre. El d o c t o r B u s t a m a n t e m i ­ d i ó e s c a m a s q u e se d e s p r e n d i e r o n de las pl ac as d e c o b r e y q u e q u e d a r o n a d h e r i d a s a los a l g o d o n e s en q u e se envo lv ie ro n . r e s ul t ó u n a e d a d m í n i m a d e 3 8 7 a ño s . se t i e n e c o m o r e s u l t a d o un p e r i o d o de o x i d a c i ó n d e 4 2 3 a ñ o s. m a t e m á t i c o g r a d u a d o en Priricept o n . el r e s u l t a d o a rr oj a algo m á s de 3 0 0 a ñ o s . igual a 3 . Las d o s c o m i s i o n e s oficiales ( I N A H ) . B. t a m b i é n m i d i ó las e s c a ma s c o n un e s f e r ó m e t r o . 3) el o x í g e n o d e n t r o de ia t u m b a f u e d i s m i n u y e n d o . la m a t e ­ ria o x i d a n t e h a b r í a d e j a d o r as tr o d e t e c t a b l e p o r el m é t o d o de d i f r a c c i ó n d e los r a y os X. t o d a v í a se d e p o s i t ó u n a c a p a de e sp e s or q u e el c ál cu l o d a c o m o s u p e r i o r a 1 0 e l e v a d o a la m e n o s 13 p o t e n c i a ( cm/ s g) . cosa q u e la r e t a r d a . El q u í m i c o F. c os a q u e p u d o h a b e r r e t a r d a d o a ú n má s la o x i d a c i ó n .

sus o x i ­ d a c i o n e s so n n a t u r a l e s y n u n c a e s t u v o e x p u e s t a a t e m p e r a t u r a s elevadas. y en la o final d e C o a t e m o . de! tal m a n e r a q u e el g r a b a d o r t u v o q u e r ec ti fi car a lg u na s líneas. c o m o ha s i do c o r r o b o r a d o p o r los e x á m e n e s q u í m i c o s . ai i n s t r u m e n t o n o se le d i o igual f u e r z a ni s i e m pr e se c o l o c ó p e r p e n d i c u l a r m e n t e a la p l ac a. r aya a la d e r e c h a de los mi llares y d e la le tr a e. c r i s t al og rá fi co s y los e s t u d i o s m a t e m á t i c o s . la ir re gu la ri d a d de las r a ya s y su p os ic ió n en la serie c o n t i n u a d a ind ic an u n p u l s o p o c o hábi l. e x a m i n ó c e n t e n a r e s de d o c u m e n t o s i n d u b i t a b l e s del siglo XVI y l ocalizó n ú m e r o s s e m e j a n t e s . f u e e x a m i n a d o p o r la e speci ali st a p r o f e s o r a A n a Ma. D u e r o . El e s t u d i o p a le o g r á f i co de la p l ac a o v a l ad a d e c o b r e n a t iv o de la t u m b a d e C u a u h t é ' m o c . el g r a b a d o r t u v o q u e m a r c a r sus t r a z o s c o n inci siones f o r z o s a m e n t e rect as. p u e d e a dv e r ti r s e el t i p o d e e s c r i t u r a a q u e p e r t e n e c e la l e y e n d a q u e es el h u m a n í s ­ t i c o al c o m p a r a r t o d o s y c a d a u n o d e los c a r a c t e r e s g r a b a d o s en la placa. c o n los c o r r e s p o n d i e n t e s e j e m p l o s de la t a b l a q u e se h i z o c o n c a r a c t e r e s f o t o g r a f i a d o s d e d o c u m e n t o s m e x i ­ c a n o s de este t i p o de e s cr i t u r a p r o c e d e n t e s del siglo XVI . Re s u l t a ilógico c o n s i d e r a r e st a inscr ip­ c ió n c o m o si se t r a t a r a de u n e s c r i t u r a m a n u s c r i t a . C o r t é s H e r r er a. r e s u l t a n d o un d o b l e t r a z o c o m o p u e d e verse e n la R y e n la e d e R e y. los signos d e s e p a r a c i ó n . 5 3 0 Li br o del c o n t a d o r J u a n O j ed a . 1 . la f e c h a . a l g u no s t r a z o s se a c e r c an d e m o d o i m p e r f e c t o al estilo g ó t i c o r e f o r m a d o en 1 5 1 5 p o r A i b e r t o D u r e r o .CODICE DE CUAUHTEMOC EG-AQC 1949/51 345 La pl a ca de c o b r e n at iv o . 0. lo cual se d e b e a la f o r m a d e las l etr as c u y o s t r a z o s s o n f o r z a d o s d e b i d o a las l i m i t a c i o n e s del m a t e ri a l e n q u e se g r a b ó y el i n s t r u m e n t o c o n q u e se h iz o la i ns c r i p c i ó n . 3. n o c o n t i e n e e s t a ñ o ni z in c . el p r i m e r e x a m e n de las letras. A ú n p u e d e verse en la pl aca los g ol pe s q u e se le d i e r o n p ar a a p l a n a r l a y luego p o d e r e s c u lp i r los c a r a ct e r es u s a n d o u n cincel c u y a l í n e a de i m p a c t o es d e c u a t r o m i l í m e ­ t r o s . n o o b s t a n t e . La r a y a a la d e r e c h a de los millares n o r e p r e s e n t a ­ ba en a qu e l siglo n i n g ú n c o n c e p t o m a t e m á t i c o . . R e s p e c t o a las f e c h a s 1 5 2 5 y 1 5 2 9 . n o era c o m a d e s e p a r a c i ó n s i n o p u n t o q u e era c o s t u m b r e p o n e r en las c a n t i d a ­ des a r b i t r a r i a m e n t e : 1. f u e f o r j a d a en f r f o y. n o c o n c o r d ó c o n los est ilos q u e se t i e n e n c o m o p r o p i o s del siglo X V I . lo q u e i mp l ic a n e c e s a r i a m e n t e d e f i n i d a s l im i t a c i o n e s p a r a e j e c u t a r los t r a z o s d e los c a r a c t e r e s . p u e s es u n g r a b a d o p r i m i t i v o . 5.

sin n o m b r a r l a . 5. en el H i s p a n i c u m Civicum j u s . En r e s u m e n : en el n o r t e d e G u e r r e r o y s ur del E s t a d o d e M é x i c o n o exi ste u n a t r a d i c i ó n oral s o b r e C u a u h t é m o c q u e d a t e dei sigio X V I . COM.I d e nt if i ca c o n i t z a n c a n a c . . e x i st e o t r a en los p o b l a d o s c e r c a n o s al r í o U s u m a c i n t a a ce rc a de! e n t i e r r o d e C u a u h t é m o c . i n d e p e n d i e n t e m e n t e d e la t r a d i c i ó n oral d e i c h c a t e o p a n . al s a c e r d o t e y d o c t o r Angel Ma. a t e n i d o s a esa f u e n t e . V er s ió n 3. a C a n i t z á n . Roidán. a j u s t a d o s al m e d i o p o l í t i c o d e su c í r c u l o niegan el me z ti z aj e t e n o c h c a . s e ñ a l a n .. E x t r a o r d i n a r i a i nvesti gaci ón realizó la C o m i s i ó n del I NA H. T r a t a en g e n e ­ ral s o b r e el origen c h o n t a l d e C u a u h t é m o c p o r l í ne a m a t e r n a . AN ALISIS DE LA TRADICION O R A L V er s ió n 1. . Bernal Dí a z dei Castillo. c o n s e r v a d a p o r ia f a mil ia A l d e c o a . 1. . INAH 1976 D. i g no ra n q u e b as t a c o n s u l t a r a C h i m a l p a i n . en e st e c as o. La l e tr a e. s eñal an a la m a e s t r a Eulalia G u z m á n c o m o la e n r i q u e c e d o r a . 1 5 8 3 . 5 8 5 . es ob v i a su i gn o­ r an ci a d e q u e en esa m i s m a z o n a vari os sitios son s e ñ a l a do s c o m o t u m b a d e C u a u h t é m o c . p e r o los d a t o s q u e i n c l u ye n o c o n t r a d i c e n la c r ó n i c a histór ica.c h o n t a l d e C u a u h t é m o c . Registra la e x i s t e n c i a en la Iglesia d e la A s u n c i ó n de I c h c a t e o p a n del e n t i e r r o de un rey o p e r so n a j e i m p o r t a n t e . ( C o n t i n ú a n m á s e j em p l o s ) . . . q u e la t r a d i c i ó n oral es r e ci en t e. . en el r e p o r t a j e d e Luis S uá r e z . L os c o n t u m a c e s a s í son: al d o c t o r A l f o n s o Ca so le n e g ab a n la a u t e n t i c i d a d d e la t u m b a 7 d e M o n t e A l b á n . en a q u e l l a é p o c a el p u n t o n o se u s a b a c o m o c o m a a r i t m é t i c a . . . D. G a r i b a y K. d e 1 9 7 6 . a p a r e c i d o e n la revista S i e m p r e del 8 d e s ep. se us ó c o n e st a f u n c i ó n a b u n d a n t e m e n t e en el siglo XVI . . . s u s t i t u c i ó n d e la c o p u l a t i v a “ y ” e n t r e R e y y S e ñ or . le a t r i b u í a n i nv en c i ón d e la f i l o s o f í a y p o e s í a n á h u a t l . INAH 1976 Parece haber sido difundida a fines del siglo X IX o a principios del X X por personas ligadas con el grupo políticamente domi­ nante de Ichcateopan. An al es de Tíat elolc o . p e r o en la i nvest igación h is t ór i c a COM. Roidán. No c u e n t a c o n d o c u m e n t o s ni c o n o t r o s e l e m e n t o s q u e ia r e sp a ld e n. 2. que parte COM. Roidán. . . d e s d e 1 9 4 9 .346 DOLORES ROLDAN 1 . Los de la C o m i s i ó n I N AH . . d e la t r a d i c i ó n . INAH 1976 seguramente dei último tercio del siglo X iX y que fue comple­ mentada y enriquecida a partir de su difusión en 1949. y el C ó d i c e d e la Casa del Al fe ñi ­ q u e e n Pu e bl a . . 8. . p a r a c o m p r o b a r l o . D. . p r o b a b l e m e n t e s ur gió a m e d i a d o s del siglo XI X.

Roldan. I t z a n k a n a c n o es e! lugar p re ci so del a s e s i n a t o d e C u a u h t é m o c . . si e x c l u i m o s la P r o b a n ­ z a Pax B o ló n M a l d o n a d o . e n las c e r c a n í a s d e la m e t r ó p o l i d e Acall an. es la r a z ó n d e su e v i d e n t e t er g iv e rs a ci ón l l a m a n d o c i e n t í f i c a s las c o n c l u s i o n e s d e los die z h i s t o r i a d o r e s d e I N a H . a t e n d i e n d o a q u e é s t a m e n c i o n a a A ca li an ( I z a n k a n a k ) . . u n e q u í v o c o h i s t ó r i c o q u e lleva y a m á s d e c u a t r o ­ cientos años de vida” . los d o c u m e n t o s c h o n t a l e s p r i m i t i v o s en q u e e s t á i ns pi r ad a. y a los d i c t á m e n e s d e VEINTISIETE CATEDRATICOS RECONOCIDOS MU ND Í A L M E N T E . c o n c r e t a m e n t e s e ña l an a T u x k a h á . ESTUDIOS HISTOR/OGRAF/COS. e n su a ma r i l l i s m o d e s c u b r e su abuli a d e n o h a b e r ll eg ad o. p o r ios m i s m o . q u e n o p e r c i b i e r o n n i n g u n a r e t r i b u c i ó n en este c aso.5 1 e x p l i c a t a m b i é n p o r q u é el s i gn if i c a do h i s t ó r i c o q u e a d q u i r i ó la p o l é m i c a s o b r e los hal laz­ gos de I c n c a t e o p a n f u e el d e u n e n f r e n t a m i e n t o e n t r e los r es ul ­ t a d o s d e la i nvest igación c i e n t í f i c a y el i n te r és p o l í t i c o d o m i ­ n a n t e en a q u el m o m e n t o . Si la ve rs ió n s o b r e la t u m b a d e C u a u h t é m o c en I c n c a t e o p a n se inició en el siglo p a s a d o . La C o m i s i ó n d e 1 9 7 6 . INAH 1 Q 7 6 ú n i c a m e n t e s e ña l an el lugar del a s e s i n a t o c o m e t i d o p o r C o r t é s e n las p e r s o n a s d e C u a u h t é m o c y va ri os s e ñ o r e s d e sus a c o m p a ­ ñ a n t e s . La c o y u n t u r a p o l í t i c a d e 1 9 4 9. . f i r m a d o p o r diez historiadores (el d o c t o r G ó m e z R o b l e d a q u e se c o n t a b a e n t r e ellos. La f i g u r a de C u a u h t é - m oc com o héroe nacional se definió hacia finales del siglo * X Í X . r e c o n o c i ó la v e r a c i d a d del g r u p o d e E.CODICE DE CUAUHTEMOC 347 COM. G u z m á n ) . d e n t r o d e u n c o n t e x t o n a c i on a l i s t a g e n e r a l . A G o m a r a d e b e m o s . d a r l e el cariz d e p r o d u c t o d e p o l í t i c o s d o m i n a n t e s en a qu e l m o m e n t o . y los d i c t á m e n e s del g r u p o d e Eulalia G u z m á n y A l f o n s o Q u i r o z C u a r ó n . a c o n f r o n t a r el v o l u m e n • d e 5 5 2 p á gi na s e d i t a d o en 1 9 6 2 p o r el I N A H . . a m é n d e n u m e r o s o s f o l l e t o s . . es cabal lo a s e n t a d o p o r el h i s t o r i a d o r S a l va d or T o s c a n o : “ G o m a r a es el ú n i c o c r o n i s t a q u e m e n c i o n a a lzanr k a n a k c o m o lugar d e la e j e c u c i ó n . . c u a n d o m e n o s . D. es e x p l i c a b l e q u e el g r u p o p o l í t i c a y e c o n ó m i c a m e n t e d o m i n a n t e de esa c o m u n i d a d h a y a a p r o v e ­ c h a d o e¡ c l i m a genera! p a r a m a n i p u l a r l a en b e n e f i c i o p r o p i o . ios c ua i es s o n de! d o m i n i o d e los i n t e r e s a d o s en p u b l i ­ c a c i o n e s d e las e d i t o r i a l e s C r í m i n a l i a S U P E R V I V E N C I A DE C U A U H T E M O C y A c o n c a g u a I C H C A T E O P A N LA T U M B A D E C U A H T E M O C .

en la r e c a pi t u l a c i ón d ec l ar a su i n c a p a c i d a d : “ EN C O N S E C U E N C I A . D E T E R M I N A R DE U N A M A N E R A P R E C I S A Y D E F I N I T I V A SI LOS R E S T O S C O R R E S P O N D E N A LOS DE C U A U H T E M O C ” . DOLORES ROLDAN La C o m i s i ó n I N A H . . A T R A V E S DE LA I N V E S T I G A C I O N C I E N T I F I C A . NO ES P O S I B L E EN E S T O S M O M E N T O S . d e 1 9 7 6 . Roldán.348 D.

. estuve en esa com ar­ ca. de H onduras). ruinas que. su incursión en los m unicipios de Balancán y T enosique. 447. señor A m brosio G onzález. y de dos este­ las. Fragmento de estela maya-Balancán. y la o tra a un guerrero con su prisionero. publicó en la Revista M añana. y sin dificultades com probé. llamó Acallan. con la experta interpretación de mi . encontró en el rancho Reform a de Balancán. en abril de 1977. No. conocedor de la ru ta de C ortés hacia las H ibueras (R ep.CODICE DE CUAUHTEMOC 349 LAS ESTELAS DE B A LA N C A N . A fortunadam ente el Presidente M unicipal de Balancán. una sim bolizaba a Cuauhtém oc. TAB. SON M A Y A S R E P O R T A JE D E L A R E VISTA M A Ñ A N A . A tendiendo a la seriedad del reportaje. allí existentes. T ab. le inform aron. En el año 1951. me prestó su ayuda. el reportero Carlos Argüelles.

acom pañante. donde el señor Argüelles situó Acallan. profesor Bernardo Pérez.J 350 DOLORES ROLDAN Estela maya cronológica y astronómica-Balancán. que las estelas son m a­ yas. . Por lo que respecta al conjunto de ruinas que destacan abajo de la m aleza.

CODICE DE CUAUHTEMOC

351

Ruinas en Balancán, Tab.

confirm é su acierto durante mi últim a investigación de cam po para la presente biografía, en agosto de 1979, al recorrer estos lugares p o r el río U sum acinta, invitada por el señor Pedro Vega, escritor e investigador apasionado de los últim os m om entos de vida y su m uerte, del Rey Señor C uauhtém oc; el señor Vega me proporcionó el m apa de la Gran Acallan o H ueym ollan, que al norte llega al rancho R eform a de Balan­ cán, ya citado, y al sur a Tenosique. Este m apa y su explica­ ción, se encuentran en la página 195 de esta m ism a obra.

352
R O ST R O D E C U A U H T E M O C

DOLORES ROLDAN

Estudio del rostro de Cuauhtémoc, dibujado sobre el cráneo de sus restos encontrados en Ichcateopan, realizado por Diego Rivera.

Retrato de Cuauhtémoc, de los hermanos Alvarez Chimalpopoca.

Indígena de la Sierra de Puebla muy parecido a, Cuauhtémoc. Sr. Benjamín Roldán.

Son afines en la característica longitipo, el dibujo de Diego Rivera, el retrato de Cuauhtémoc y el del indígena de Puebla.

En ju n io 27 de 1972, en la REVISTA SIEM PRE que dirige el señor José Pagés, apareció el artículo: CON EL CRANEO DESCUBIERTO POR EULALIA GUZMAN EN IXCATEOPAN, DIEGO RIVERA HIZO UN ESTUDIO ANTROPOLO­ GICO PA RA RECON STRUIR EL V ERDA DERO R O S T R O D E CUAUHTEMOC. EL PIN TO R DIEGO RIV ERA , m idió los huesos del cuerpo para conocer la estatura del héroe. M eticulosam ente tom ó

CODICE DE CUAUHTEMOC

353

m edidas del cráneo: los frontales, el etm oides, etc.; usó el índice antropológico craneano o índice cefálico para caracteri­ zar la form a de la cabeza. Con estas m edidas com enzó a dibujar y llegó a proyectar el cráneo en su perfil; en algunos croquis estudió la m irada; luego dibujó la nariz y rellenando los m axilares esbozó la boca. Dos ensayos hizo. El resultado se identifica con las citas históricas: Bernal Díaz del Castillo: . . era de m uy gentil disposición así de cuerpo com o de faiciones y los ojos más parecían cuando m ira­ ban que eran con gravedad y halagüeños y no había falta en ellos. . . y la color tiraba m ás a blanco que la color y m atiz de los indios m orenos” . Tam bién de Teja Zabre: “ Debe recordar­ se que los m exicanos form aron un núcleo hum ano superior de guerreros y nobles, amos de to d o un im perio, y que Cuauhtém oc era dentro de su pueblo persona de calidad regia, con una larga ascendencia de reyes y sacerdotes, de familias selecciona­ das para el poder por la educación y la sangre. No es extraño que sus condiciones físicas, hasta en el color de la piel y la expresión de los ojos, dieran fe de su linaje y de su personali­ dad y causaran profunda im presión, no sólo en los conquista­ dores que lo llegaron a conocer ya vencido, sino entre sus propios súbditos y familiares y hasta sobre los mismos jefes y sacerdotes que lo designaron entre los parientes de M octezum a com o el único digno de ser jefe suprem o en la empresa guerre­ ra más difícil que había conocido la nación” .
D. Roldan.

La descripción de Bernal Díaz del Castillo y los dibujos de Diego Rivera, ambos del rostro de C uauhtém oc, se acoplan íntegram ente en la característica longitipo, y la gravedad de la m irada, del retrato al óleo del siglo XIX, realizado con a n tiq u í­ simo bosquejo, en posesión, como herencia, de los herm anos Alvarez Chim alpopoca, últim os descendientes en línea patrilineal, del héroe. La idea dejada por Bernal Díaz del Castillo, el dibujo de Diego Rivera y el retrato , tienen plena com probación del bello rostro en la fo to del nativo originario de la Sierra de Puebla, señor Benjam ín Roldán. OTRO REPORTAJE MUY INTERESANTE DE LA RE­ VISTA SIEMPRE, del 8 de septiem bre de 1976, es el que hizo el periodista LUIS SUAREZ, de su incursión a Tenosique, Ta-

354

DOLORES ROLDAN

1 Boca del cerro. Tenosique, Tab.

basco, sobre la tradición m antenida allí, com o ara del sacrifi­ cio y tum ba de C uauhtém oc. De este m unicipio, en C anitzá, situado a la orilla del río U sum acinta, todos los habitantes, las autoridades m unicipales, y los m iem bros del C om ité Pro M onum ento a C uauhtém oc, que preside el profesor José Ma. Silva Trujillo, reiteran el hecho ancestral: “ EL ULTIM O A LIEN TO DE CUAUHTEMOC FUE EN TABASCO” , y m uchas narraciones del recorrido de C ortés hacia las H ibueras, inclusive la existencia hasta 1924, m uy discutible, del lugar donde crecía la ceiba del sacrificio. Ase­ guran que C anitzá es el mismo Itzancanac y tum ba del héroe. T radición trasm itida p o r un señor Aldecoa, español. Las aseveraciones sobre Canitzá son rebatidas p o r el señor Pedro Vega, ya citado, en el mismo m apa en que delim ita el área de Acallan, sitúa Izankanak en el lado opuesto a Cani­ tzá, y ubica el asesinato de C uauhtém oc en la com arca Akakja. Ver m apa y explicación en la hoja 195 de esta m ism a obra. El apasionado relato de la tradición conservada con p a trió ti­ co civismo, sublim a la talla de C uauhtém oc, y si en Ichcateo-

CODICE DE CUAUHTEMOC

355

Canitza, Tenosique, Tab.

pan la tradición es autenticada con estudios científicos, y un códice revelador, predecesor de otros, nadie niega a esta m ara­ villosa com arca su capítulo consagrado en la historia de la Patria. C uauhtém oc nació en Ichcateopan; su últim o aliento lo tuvo en Acallán; en el mismo Ichcateopan están sus restos m ortales, Y EN TODO MEXICO Y MAS ALLA, SE DILATA SU PO R­ TEN TOSA ENERGIA. Este reportaje del señor Luis Suárez, sirvió a los C om isiona­ dos del In stitu to Nacional de A ntropología e H istoria (INAH) 1976, para su dictam en nom inal, en el caso de los hallazgos de Ichcateopan.

356

DOLORES ROLDAN

Esqueleto de Cuauhtémoc.

ULTIMO PERITAJE DEL DR. ALFONSO OUIROZ CUARON, EN EL ESQUELETO DE CUAUHTEMOC, EN ICHCATEOPAN, GRO.
El 19 de septiem bre de 1978, el G obernador del Estado de G uerrero, Ing. Rubén Figueroa, nom bró al Dr. Alfonso Quiroz C uarón, para que ayudado por quienes creyera conveniente, integraran el esqueleto de C uauhtém oc (D escubierto por Eula­ lia Guzm án el 26 de septiem bre de 1949), sobre el mauseleo de m árm ol que m andó construir en el espacio de la tum ba ubicada en el interior de la iglesia de Ichcateopan. Ante la pre­ sencia de N otario Público, los doctores Q uiroz Cuarón, Acosta Vidrio y M artín del Cam po, sacaron los huesos de la urna de cristal. El cráneo tenía pegujos de plastilina. lim piado con m ucho cuidado, lo conform aron correctam ente, debido, obvia­ m ente, a que !os últim os com isionados oficiales del INAH en

CODICE DE CUAUHTEMOC

357

1976, que estuvieron m anipulándolo, no supieron o delibera­ dam ente lo deform aron, para publicar era cráneo de m ujer m estiza, no indígena. En seguida, los tres doctores tropezaron con la falta del TER CER M ETATARCIANO y EL ATLAS, que ellos m ism os, los tres doctores, catalogaron y fotografiaron para su publica­ ción en periódicos, y varias obras entre ellas: Rey y Señor C uauhtém oc de Moisés M endoza; Ichcateopan la Tum ba de C uauhtém oc de la E ditorial Aconcagua; la Superviven­ cia de C uauhtém oc, publicada p o r Ediciones Criminalia a cargo del Lic. José Angel Ceniceros, etcétera. Con la falta de esas piezas clave, quedó el esqueleto m odelado en el m au­ soleo. En este caso del Hallazgo de Ichcateopan, el prim er peritaje del Dr. Alfonso Q uiroz Cuarón, data de 1949; el últim o es el ya citado, tre in ta días antes de su ausencia física, acaecida en octubre de 1978.

ya. siglo XVI. ¡ea. quetzaltica cueyohuatim ani. esforzaos! In m ochcaxochiuh quetzaltica cueyohuatim ani. se dice. C uauñtém oc. tu flor de algodón. resplandecen con luz de tlatlahuizcallehuatim ani ya. tehuatzin tetoca. ¡xim ochicahuacan netle ya! . ¡xom ochicahuaca netle ye! ¿Que huei zo. Al Cerro del Colibrí llenas de asom bro. ti Q uauhíem octzin. con variantes insignificantes. ye m opan o m antiaz tauh p o r ti seguirá siendo nuestra totepeuh? ciudad? Arderás de cólera. O titlam ahuizo H uitziltepetl. esforzaos! Yeh inach oc tim oxicoz: cequi m opatiuh yetiuh. M anuscrito de Cantares M exicanos. Señor. pasó la flor de la guerra.358 E V O C A C IO N A C U A U H TEM O C DOLORES ROLDAN Com posición anónim a. ¿Acaso tú. en los folios 54r y 83r-v. en un día. O m oteocuitlayehuatzacaya. cem ilhuitl. con briiio de quetzal relucen. otra será tu recom pensa. Este poem a apare­ ce incluido dos veces. Al Cerro del Colibrí llenas de asom bro. O cuei achica. Biblioteca Nacional de México. nariguera. o ye ehua ya in ílachinolxochitl Tu palabra. m ochcaxochiuh. tu flor. insigna de oro M otlatol. aya m oteocuitlayacaxochiuh. Tu flor de algodón con brillo de quetzal reluce. amaneceres. Tu dorado atavío de pieles. ya. O titlam ahuizo H uitziltepetl. ¡ea. La paleografía y la traducción al castellano se debe al D octor: M IGUEL LEON-PORTILLA De prisa. das cim iento.

si su lucha “en u n día pasó. para siempre vivirán. A nuncio de lo que para M éxico h ab ía de ser la figura de C uauhtém oc. JO R G E G U RR ÍA LACROIX o . sus flores.CODICE DE CUAUHTEMOC 359 Con expresiva evocación de C uauhtém oc. de quien se pro­ clama que. la flor de la guerra” . en cambio su palabra.

m agnetism o. sugestión. p o r los antiguos m exicanos. Estas publicaciones fantásticas carecen de disciplinas en historiografía. PARAPSICOLOGIA PREAMERICANA. tiene su origen en la TELECIN ESIA (confundida con la LEV ITACION ). levi- . poderes que hasta ahora em piezan a ser estudiados y com prendidos en la parapsicología relacionada con la m ente hum ana en su facultad receptora y transm isora de energía (el hom bre es una antena). Las investigaciones de los especializados rechazan las oscuras invenciones. de la alta cultura. espiritism o. con nexos evidentes en las altas cu ltu ­ ras orientales. parapsicología que estudia lo paronorm al que se consideraba no ten e r explicación com o la telep atía. dem ostradas y com probadas p o r C uauhtém oc y dem ás tlatoanis y tlacatecuhtis. a los habitantes pream ericanos la elevada cultura alcanza­ da p o r ellos. para lanzar a la publicidad obras desorientadoras de visitantes extraterrestres. ciencias indispensables para llegar a la in terpre­ tación m ás factible. al cruzar p o r últim a vez el río U sum acinta. son facultades distorcionadas p o r escritores de ficción. antes de ser asesinados por C ortés. considerada en los poderes ocultos del hom bre (El pensam iento náhuatl h ab ía alcanzado el suprem o grado de la abstracción racional: D octor Miguel León Portilla). La explicación de la habilidad ejercida hasta el mes de febrero de 1525. antropología y arqueología. negándo­ les.APENDICE Las facultades psicológicas propias de los antiguos sabios m exicanos. en esta form a.

inclusive de M éxico. DE BURNA FUERON AL DECCA EN LA INDIA. fueron del dom inio de los precolom binos. China. Estas asom brosas coincidencias entre “el otro m u n d o ” de D ante y los árabes con el de náhuas y m ayas se debe. el m undo entero. no debido a la alta fantasía del poeta. etcétera. DE DONDE LLEVARON SU RELIGION Y CONOCIMIENOS A BABILONIA Y EGIPTO. en sus observaciones directas. FUERON PRIM ERO A BURNA Y ALLA INSTRUY ERO N A LOS NAGAS. a! fenóm eno de los arquetipos tan sagazm ente estudiados p o r Ju n g ” . agregados los efectos m agnéticos de la pirám ide y la punción con espinas. E cuador. ubicación de la Dua­ lidad Divina. el segundo a Cincalco— hacen pensar que sabían cóm o com binar alucinaciones y mediumnidad: u n a convergencia que sólo el imaginarla produce escalofrío. hongos y otras sustancias psicotrópicas. sino a ia influencia árabe. Brasil. que tom an el aspecto inconfundible de la vida y que hablan. además. la alucinación produci­ da p o r la ingestión (com unión divina) del peyote. PA R­ TIEND O DE SU TIER R A DE NACIM IENTO EN EL ESTE COMO MISIO­ NEROS DE RELIG IO N Y CONOCIMIENTOS. cuyas confrontas de la cultura pream ericana con asiáticas. hoy acupuntura. T odos estos substratos que desconciertan en este siglo. C. el español se aficionó y de ahí. no solam ente la alcanzaron Anáhuac y el T anhuantinsuyu o Perú. Agua y Aire. si tam bién había urbes maravillosas en C olom bia. Japón . asienta en el Ram ayana: LOS MAYAS. y la m anifestaban hasta los tehuelches o patagones sureños. Esta ciencia-religión tiene analogía p atente con las cultu­ ras de Naga (desaparecida). chupar el tabaco encendido tam bién era ritual. telecinesia (elevar objetos). Los viajes al más allá tal com o lo relatan los hechice­ ros de am bos M octezum as . Tierra. La m ate­ rialización de los fantasm as. centro de la energía creadora de TODO EL COSMOS (sin energía no hay m ateria). Egipto.e l prim ero a C hicom óztoc. (El d o c to r G utierre Tibón explica: “ No se tratab a de em baucadores. La ciencia-religión. sin com prender la magia.362 DOLORES ROLDAN tación (elevar el cuerpo). Es digno de m encionarse que los reinos de u ltratu m b a de Dante están concebidos en form a análoga.. Babilonia. del siglo IV a. las apoyan. cuyo rastreo m ás antiguo lo encontram os en los datos del historiador hindú VALM IKÍ. Dios-M atemáticas. prácticas de todos los pueblos y de todas las épocas. con pauta en su ciencia-religión. Chile. nos dan ejem plos . etcétera. de nuestro C ontinente. e iherente el m icrocosm os-hom bre producto de la fórm ula: Sol. sino de m édium s m uy expertos que tal vez cono­ cían los efectos alucinantes de los hongos o del ololiuqui con la evocación de los m uertos. Las investigaciones de los especializados de diferentes épocas y ciuda­ des. son fenóm enos m etapsíquicos de difícil explicación en el esta­ do actual de la ciencia. lo mismo que los eskimales norteños. una vez más.

china y japonesa. agua-sol. M octezum a II C uauhtem octzin. al explicarle a M octezum a X ocoyotzin. De N ezahualcóyotl sabem os que auguró la llegada del invasor europeo. desde 1509. ferocidad y destrucción causada por el europeo. etcétera. Tem ilotzin. abligó a ocultar su cultura desde a los tlatoanis hasta los m acehuales. YA NO ME VERAS MAS. preponderantem ente con naga. unos más otros m enos. de sím bolos y de edificios. quechúa y nahúa. de este colegio salían los avocados para tlatoanis. pues aun los prim eros frailes. Tlacaláel. antropología y arqueología. Diego Durán y T orquem ada. quien desee com probarlo. X icoténcatl. E hecatzin. principalm ente de Sahagún. la enseñan­ za se com plem entaba con pruebas estoicas. las m atem áticas com pli­ cadas para el m anejo de la astronom ía. amén de otros objetos). tam bién la teoría del em brión de la vida germ inado en el m ar. precisan las radicales símiles de las lenguas m aya. lo que anunciaba el com eta aparecido en 1515'. HABRA MUERTES INNUMERABLES. los clasificaban de endem oniacos. N ezahualcóyotl. eran m aterias obligadas: el Tonalám atl. lo mismo referente a rasgos étnicos. tlacatecuhtlis y demás conductores de los pueblos. debem os al asom bro que les causó el m ito y la magia. M octezum a X ocoyotzin tenía sobre él. luz-oscuridad. M octezum a Ilhuilcam ina. le dijo: HA­ BRA EN TODAS NUESTRAS TIERRA S Y SEÑORIOS GRANDES CALA­ MIDADES Y DESVENTURAS. sin em bargo. PORQUE YO ME QUIERO IR A ESCONDER Y HUIR DE ESTOS TRABAJOS Y AFLICCIONES. la com plejidad del poder del dom inio m ental. C uitláhuatzin. Cacam atzin.CODICE DE CUAUHTEMOC 363 en filología. a cargo de ios tíam atinim e (m aestros) que cum plían al dar firm eza de piedra a los corazones y hacer sabios los rostros de los m omachitique (estudiantes). tales descripciones. se exhibe un calendario chino sem ejante a ios m esoam ericanos. M uy notables son sus explicaciones de la cruz de la alquim ia en cotejo con la cruz pream ericana. y la astronom ía (de esta últim a. libro adivina­ to rio . los augurios de la destrucción. en co n trar en crónicas e historias. heredero de su sabiduría. en el Museo de las Culturas en esta ciudad. La am bición. dom inaron la cultu­ ra mágica. todos. Tezozóm oc nos dice que Nezahual­ pilli conocía las seiscientas artes de la nigrom ancia. y su hijo Nezahualpilli. Y ESTO SERA POR PERM ISION DEL SEÑOR DE LAS ALTURAS. DE TODO HAS DE SER TESTIGO Y LO HAS DE VER Y EN TU TIEMPO HA DE SUCEDER. intentó detener a C ortés por m edio de los nigro- . DEL DIA Y DE LA NOCHE Y DEL AIRE. T etlepanquetzatzin. tierra-sol. De aquellos estudiosos egresados del Caimécas son brillantes ios nom bres de ítzcóatl. ambas contienen el sím bolo de la dualidad: fem eninom asculino. Nezahualpilli. En el Calmécac.

. el más volum inoso de nuestra R epública). . . pues pensar de volver atrás era m uy n o torio perecer to d o s . en la conciencia m exicana am bos se to m a n indes­ tructibles. SEÑOR DE TACUBA. si entre todos los candidatos. Esta cualidad y calidad fue su característica. Fue C uauhtém oc bautizado con el signo astrológico de su náhual solar en el ocaso. que sería im posible poderlo significar. llevaba yo m ucha gente y caballos. PO RQU E CUAUHTEM OCTZIN ANDABA PELEANDO EN EL PATIO. DIJO TETLEPANQUE­ TZA LTZIN. im perturbable afrontó la lucha y soportó el torm ento de abrasarle m anos y pies con aceite. su dom inio m ental rebasó al de los demás. que Cortés no pudo ocultar su aturdim iento. Los españoles y yo con ellos.. construyeron sobre el caudaloso río (aún. U ltim o tlatoani tenochca no p o r m éritos m ilitares. . Era tal la obra que a todos pareció im posible de acabar.364 DOLORES ROLDAN m antes de C uauhnáhuac (Cuernavaca). la con­ testación que dio a su com pañero de to rm en to es aplastante estoicism o: ¿ACASO ESTOY EN UN TEMAXCAL? (D ELEITE). por po strer rem edio determ inarm e de hacer una puente en él. el últim o se cita en la obra Procesos de Indios: TETLEPA N Q U ETZA LTZIN . EN COMPAÑIA DE O Q UITZIN. . . a ese destino él se enfrentó inflexible. y com o los veía tan desm ayados. tan to . p o r m edio de la TELECINESIA . LOS NOBLES V IER O N A TERRORIZA DOS UN ESCUALIDO GRUPO DE MACEHUALES. en Tabasco.. EN DIAFANA PARTE MINI­ MA. y estaban descorazonados y dejativos y porque ya . p o r joven. habíam os com ido todos los bastim entos que h ab ía en el c a m in o . . un puente increíble. m andé re p a rtirla m adera. La últim a prueba de su poder psicológico lo aplicó unido a los poderes de los dem ás señores. así que NINGUN SESO DE HOMBRE BASTABA PARA EL REMEDIO. la cual encargué cortasen y trajesen aquellos s e ^ r e s de los indios que conm igo iban. Y autépec. com enzam os a hincar ia m adera. TETLEPA NQU ETZA LTZIN SACO SU ESPEJO ADIVINATO­ RIO. Pedro. EL ESPEJO OSCURECIO. EN UNA CEREM ONIA QUE SE H IZO A ESPALDAS DE LAS CASAS DE LOS IDOLOS. SUBIERON AL TEMPLO DE HUITZILOPOCHTLI. . . porque pasar p o r él parecía im p o sib le . H uaxtépec. . presagio para su A náhuac. al citarlo en sus relaciones a Carlos V. N um erosos actos de nigrom ancia se efectuaron durante el sitio de Tenochtitlan-T latelolco. Ocuilan y T epoztlan (en T epoxtlan aún se encuentran). DE COANACOTZIN Y DEL SUMO SACERDOTE COATZIN. SEÑOR DE AZCAPOTZALCO. era el que m enos ten ía . abatido ju n to con la Patria. al cru­ zar el R ío U sum acinta en su fusión con el S. ungirlo fue p o r el resultado del escrutinio de los teotlam acazqui.: “ Púsom e en tan to estrecho este estero o ancón. MEXICO ESTA PERDIDO. que dem ás de los españoles venían conm igo m ás de tres mil naturales.

y llamé a todos aquellos SEÑORES DE ELLOS. Al pey o te le dicen tío . . LLEVA MAS DE MIL VIGAS QUE LA M ENOR ES CASI TAN GORDA COMO EL CUERPO DE UN HOMBRE.. riegan flores y yerbas. y que pasada teníam os luego una m uy gran provincia que se decía A C A L A N . La sangre de avecitas sacrifica­ das la u n tan al doliente. cuevas y m anantiales. C om enzaron. QUE EN CUATRO DIAS LA ACABARON de tal m anera que pasaron p o r ella todos los caballos y gente. . la Virgen o los santos para que el espíritu arm onice con el cuerpo. calientan piedras y les arro­ jan agua que produzca vapor para bañar al enferm o. la exponen nuestros herm anos nativos postergados en sierras y selvas. de su cosm ovisión y el tra­ tam iento de las enferm edades.luego a repartirlo entre sí. L A O R D E N QUE E S T O S S E Ñ O R E S D E T E N U X T IT L A N QUE CONMIGO L L E V A B A . quem an copal. Evocación de la GRAN CULTURA ANTIGUA. y DIERON TAN BUENA PRISA Y MAÑA. Com o en los tem axcales... Varios santos católicos son dioses de la tierra. T U V IE R O N E N H A C E R E S T A P U E N TE . V S U S IN D IO S. las tres cruces que veneran son Réyenare el sol. basta citar dos ejem plos: En los A ltos de Chiapas. y la Virgen M aría la Luna.) Y CERTIFICO A VU ESTRA M AJESTAD QUE N O CREO QUE H A B R A N A D IE QUE SEPA D ECIR E N M A N E R A QUE S E PUEDA E N TE N D E R . es herm ano de Cristo. Y DE NUEVE Y D IEZ BRAZAS DE LA RGA (16 m ts. ángeles de la m ontaña. Al son­ dear el pulso o pasar un huevo p o r el cuerpo. ROGABA MUCHO QUE ELLOS ESFO RZA SEN A SUS G E N T E S . C onceptúan las eferm edades com o fisiológicas y psicológicas. m ándeles que ellos no entendie­ sen en la puente y que yo (?) la h aría con los indios.CODICE DE CUAUHTEMOC 365 no com ían otra cosa sino raíces de yerbas. de inm ediato diagnostican la gravedad. Jesucristo el Sol. son dioses de los trece niveles del cielo. M echaca la luna y S oporí la estrella de la m añana. invocan a Cristo y ven al Sol o viceversa. SIN O QUE E S L A COSA M A S E X T R A Ñ A QUE N U N C A SE H A V IS T O ”. . En las cerem onias en­ cienden ceras. Y LES D IJE M IRASEN EN CUANTA NECESIDAD ESTA B A M O S. d etectan en las partes enferma^ la poca o nula vibración y la estim ulan con masaje o ventosas al m ism o tiem po que im ploran la m ediación de C risto. En la Sierra Tarahum ara. y tardará más de diez años que no se deshaga si a m ano no la deshacen. m uchos otro s practican. . e in terp retan los sueños com o reflejo de las causas. Adem ás de estos actos. . .

—V ersión de H einrich Berlin. A G U ILA R. FRA Y FRANCISCO. —H istoria N atural y M ineral de las Indias. DE AG.—Ed.—R elato Breve de la C onquista de la N ueva España.Ed. J .-Ichcateopan.C. C LA V IJER O .— INAH. DOC. 1528. 1945. R obredo. TLAT. N o. CHIMALPOPOCA. de París. Bellas A rtes. BANGALLO. M ARIUS A L E X IS . . FRANCISCO JA V IE R . A. Anales H istóricos de la N ación M exicana. JO S E DE S. H . BARLOW Y ACOSTA S.—M emorias de la A cadem ia Mex. TLA L. ANAL.367 BIBLIO GRA FIA SIGLAS EN LOS TEXTOS A U TO R Y OBRA ACONCAGUA. CASO CASO. BARLOW R O B ER T H.—H istoria de la N ueva E spaña. AUBIN CO D ICE. A LFO N SO . ALV. 1 9 1 7 .—Méx.—D ocum entos.-C ó d ice y Pinturas A R G U ELLES. An a l . —Los Caciques Coloniales de T latelolco. 1948. 1950. MEX. —Barrios A ntiguos de T en o ch titlan y Tlatelol­ co. ACOSTA ANONIM O A G U ILA R.H is to r ia A ntigua de M é x ic o . -A n a le s de la Con­ CONQ. 1956 . TRA D .Ed. 1964.—Anales de T latelolco y Códice de T latelolco. XV. 1977.— INA H .—Vargas R ea. B otas. —T latelolco a Través del T iem p o . DE quista de T latelolco a Través de los T iem pos. -A n a le s H istóricos de la N ación M exicana. Porrúa. 1944. BARLOW. 1973. COD. F. FRANCISCO JA V IE R . DR.— V er­ sión de A lfonso Teja Z abre. AUBIN JO SE PH .J. CHIM a L A L V A R EZ .— Ed. NAC. 1938. ANAL.—M inería y M etalurgia en A m érica Española.—Aca­ dem ia M exicana de la H istoria. AUB.—Goupil. . DE FCO. ANONIMO. de la H istoria. A NAL.2 Vol. Códice 1578. La lu m b a de C uauhtém oc. HIST. DE LA ACADEMIA MEXICANA DE LA H ISTO RIA . M ODESTO.—Revista M añana. 418. A nales de M éxico y sus C ontornos. ACOSTA. CHIMAL A LV A R EZ. CHIMALPOPOCA. CA RLO S. m e x . EDICIONES Y PU B L IC A C IO N E S. Y CONTR. R. Vol.-H is to ria A ntigua de M é x ic o . ALV.—H istoria de la N ación M exicana. J .—Tradición.—Biblio­ te ca Nal. FRA Y FRANCISCO. FGO. CLA V IJER O .

—Cédula de 1523. G U IL L E R M O . —H istoria V erdadera de la C onquista de la N. Fernando de Alva Ix tlix ó c h itl. Investigaciones H istóricas. CERVANTES DE SALAZAR. 2a. 1951. 1973 (G obierno de:). biografía de grandes personajes (G obierno de:).— M éxico. Inst.— T raducción de Del Paso v T roncoso.— M adrid. M. DE SALZ.F . CERV. FER N A N D EZ DE O VIEDO Y V A LD EZ.P.—Crónica M exicana.D. CHIMALPAIN. CUEVAS CO RTES.. A m equam ecan. CA STILLO . FCO. 1975. la .—Fragm ento del Códice y Persona­ jes de la E poca de la C onquista E spañola COMPAIÑ Y PULID O. p o r S.—UNAM.— Ed. SAN ANTON MUÑON FRANCISCO D E.-C acicazgos y N obiliario In­ dígena de la N.—Relaciones Originales de Chalco.—Ed. ESTADO DE MEXICO. 2. CHIM ALPAIN.—Ed. BERNAL. ESTADO M AYOR P R E S ID E N C IA L . 1963.—T raducción: Francisco de la M aza. E N R IQ U E -R ío U sum acinta o M ono Sagrado. 1949.-C rónica de la N. de M éx. 1274. 1855. F R A N C IS C O . H E R N A N .—La Supervivencia de C uauhtém oc. —U nos Anales H istóricos.368 H.—H uixquilucan. 1967.—París.-H isto ria Gral. ivíUÑ.— Ed. L U IS—D.—V ersión de Carlos Pereyra. F lo ren tin o Ju á re z no Pudo ser El Crea­ dor de la T radición de Ichcateo p an . S. 1889.C.—Direc. Particular.J. Colección A ustral No. Angel Ma. / D. .— París. CUEVAS. Jo sé Angel Ceniceros. ED ICIO N ES. M onografía. D U RA N. Edic. R endón. CHIMALPOPOCA. Bibliográfico M exicano. Jo sé Porrúa.-C u au h tém o c.— Ed. OROZ CHAVEZ OROZCO. V ol. Y H ERA LD. de Méx. E spaña. Ed.—Biblioteca Nal. E spaña. P orrúa. G aribay K.—Fondo de C ultura E conóm ica. CODICE. 1950.—Condesa de Santiago de Calim aya.D. CRIM IN A LIA . DIAZ DEL CASTILLO. Lic.—H istoria de las Indias de la Nueva E spaña. E dición. CHIMAL B. P orrúa. 1965.— T raduc. CACIC. M A RIA NO . G O N Z A L O . D . y N atural de las Indias. CUAUHTEMOC.—Florencia. CHAV. CON Q UISTA D O R ANONIM O.—D. P orrúa. CHIMALPAIN CU A U HTLEH U AN ITZIN .—Feo. para la H ist. Espa­ ñ a. ESTADO DE MEXICO. O VIEDO FER N A N D EZ DE RECAS. 1908.—H istoria de la C onquista de M éxico.—Cartas de R elación.—Serie N ezahualcóyotl.C.—Anales de C uautitlán y L eyenda de los Soles. Del Paso y T roncoso.—D ocum entos Inéditos del Siglo XVI. CRISTO BA L D EL. Hallazgo de los R estos del H éroe. FRA Y D IEG O .

369 GALINDO Y V ILLA . FRAY TO RIBIO DE BENAVENTE. O rion.M . Porrúa. GUZMAN EU LA LIA . MIGUEL.—H istoria de la L iteratu ra N ahua. A.G.K. . —B iblioteca Nal. LOPEZ DE GOM ARA. DE BUST.— Ed. Ed. M adrid.-P e rió d ic o N ovedades.—B iblioteca del E stu­ diante U niversitario. MOTOLINIA M OTOLINIA.—UNAM.—D ocum entos de Ichcateopan. G U RRIA LACROIX.—La G enealogía y Biografía de C uauhtém oc. M anuscrito de Cantares M exicanos. ANGEL M A RIA .. GUZMAN. A N GEL M ARIA.. España. GARCIA QUINTANA. G U RRIA LA CRO IX . LEON PO RTILLA . de M éxico. 1952. -H istoria de los In­ dios de la N. GUZMAN EU LA LIA . El Diario de Culiacán (Sin).—A probada p o r V erdadera p o r D. 11. - INSTITU TO NACIONAL DE ANTRO PO LOG IA E H ISTO RIA (INAH). Siglo X V I.UNAM.—Cartas de R elación de Cortés a Carlos V. DE HERRERA H E R R E R A Y TO RD ESILLA S. JO R G E . A N T O N IO .—Epica N áhuatl. DEC. CULTURA. C ortés. 1954.-D écadas de Herrera.—H istoriografía Sobre la M uerte de Cuauh­ tém o c. con notas de Carlos Ma. JO S E F IN A . ANGEL M ARIA.—Bibliografía M exicana del Fondo de C ultura E conóm ica.— Ed.—B iblioteca del E studiante Universi­ tario. H istóricas.-C u au h té m o c en el Siglo X IX . folio 54. In stitu to de Investig. 1978. GARCIA IZCABALCETA. IX TLIX O C H ITL. 1953654.— UNAM. FRA NCISCO . -Evocación a C u auhtém oc.—C om posi­ ción A nónim a. 1958. 1925. DE A L V A . GARIBAY K. DE GOM. A N GEL M A RIA . GUZMAN EU LA LIA .— GARIBAY K. 1949.—Biblioteca Central Cd.. JE S U S . 1945. No. A n tó n M uñón Chim alpain Q uauhtlehuanitzin. de B ustam ante. N o.—H istoria Sum aria de la Cd. Ju a n B autista de S. P orrúa. GARIBAY K. EU LA LIA . siglo XV I. 2 Vol. 1969. 1976. FERN A N D O de Jo sé Ignacio Garibi. 1935. de Méx. 1952. y C.-V ersió n L.— Ed.-O b ra H istó rica. GARIBAY K.—Tradición de Ichcateopan. 51.— Ed. IXTLIX.—Paleografía y traducción del Dr. MA.—H istoria de las C onquistas de II. de M éxico. 19-VI-78. —Códice Cualac o C o to to lap an .— V einte H im nos Sacros N ahúas.. León Portilla. JO R G E . 1949.

M.(y) V .— Historia Antigua de la Conquista de México. 1975.—Relación de Texcoco. Edición.— Ediciones Municipa­ les. 5 Vol. Danza y Música Precortesianas.IGNACIO. 1960.— Ed. CARLOS. OROZCO Y BERRA. F. HUMBERTO.—Fondo de Cultura Económica. Chavero. 1917. Bellas Artes.—El Templo Mayor de M éxico. O JE D A . VICENTE. MUNOZ CAMARGO MUÑOZ CAMARGO. IGNACIO.— Junio 1951. OR. EHjción..— Historia de Tlaxcala. Nacional.370 MUÑOZ ORTIZ. 1965. 3a. PONCE.— Historia Eclesiástica Indiana. POMAR. Estados Unidos Mexicanos. de Hacienda. Biografía y Geografía de México.— La Ultima R uta de Cuauhtémoc.— Ed.A. 4 Vol. 1967.—La Minería en el Nuevo M undo. 1954. DIEGO. .— Revista Siempre. Garibay K. JO SE .— Pruebas y Dictámenes Científicos de los Hallazgos de Ichcateopan descubiertos por Eulalia Guzmán.S. Gro. 1978. ALFONSO.A. MENDIETA. PEÑAFIEL.— Im prenta Mexicana.— Nov 18-1949.— México a Través de los Siglos. DE O. RAUL. MARQUINA. PRIETO. 1961.—Sría.T. MARTI. MANUEL.— Diccionario de Historia. CODICE.R. E. SAMUEL. CRISTOBAL DE. QUIROZ CUARON. Edición de 1942.—6a. HERNEST.— Bibliografía del XVI.— Declaración en el juicio de Residencia a Her­ nán Cortés. PORRUA.— México en la Cultura (Periódico Novedades). PEDRO. Porrúa.S.— Tratadillos sobre Antigüedades. COD. Artístico y Monu­ m ental. MENGUIN.— México Pintoresco.— El Templo Mayor de México.T. Ed.-INAH. RIBERA CAMBAS.. de C.— Acapulco.—Canto. MOISES. DE MINERIA. ORDENANZAS CRIS. PAGES. Cumbre. Madrid.— Antigüedades de México.— Documentos para la Historia de México. JUAN BAUTISTA. Ed. 3 Vol. NORIEGA.—Revista de Occi­ dente.— Baessler Archv. RIVA PALACIO.P. M. MARQUINA..— Edición del Estado de México. M. MEN­ DOCINO MENDOCINO.— García Izcabalceta.—Rey y Señor Cuauhtémoc. 1892. MANUEL. MENDOZA.— Berlín 1939/40. 1913. FRAY GERONIMO DE.— Versión de Angel Ma. 1953. 1771.

JU L IO . BER. Econom ía y Comunica­ ciones en Preamérica. MEX.-Crónica UNAM. TEZOZOMOC..-M onarquía Indiana. Ponrúa. TIBON. FRAY BERNARDINO D E .— 4 Vol.4 V o l.-Estudios de Cultura Náhuatl. SILV. TLAT ROLDAN. 1947. 1975. 1979. VAT O RIOS VATICANO O RIOS.— Revista Siempre.Ed. Ed. 13.— Ed.— Lienzo Tlapa No. Tabasco. ZAVALA. CODICE VEGA PEDRO. SALVADOR. 1975. Orion. TEZOZOMOC. D. TELLEZ REYES. 1978.— Crónicas de la Conquista de México. DOLORES. Códice Ram írez. VAZ. Garibay K.— Aspectos de Población.-Crónica Mexicana. 8 de Sep. Vol. Porrúa. SAHAGUN.-D iana.-E d .— Anales de Cuautitlan. 1953.— UNAM. 1878.— Edición de Angel Ma. ART. 1973.— Edición del Colegio Nacional.— Historia de los Indios Mexicanos. COD. HERNANDO A LVARADO .— Ed. DE T. LUIS. JO SE . SILVIO. 1976. GUTIERRE. 1950. ARTEM IO. SALVADOR. Sultepec.R. 2 del Museo de TIRA DE TEPECHPAN TIRA DE TEPECHPAN UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA DE M EX ICO. 1939.—Fondo de Cultura Econó­ mica.— Monografías Almoloya de Alquisiras. TEZOZ.— Relación de la C onquista. 1969. Puebla. 1968. TOSCANO. FRAY JU A N D E .-Andanzas de Hernán C ortés. 1965. TORQUEMADA. SCHERER GARCIA.— Cuauhtémoc. DE V. VAZQUEZ DE TAPIA.A. PROCESO DE INDIOS TAPIA. (y) I.-R evista Proceso No. . 2 . VALLE ARIZPE.— Historia deí Nombre y de la Fundación de Méxi­ co.de Tenancingo.TLAT(y) ANON. España.-H istoria General de las Cosas de la N.-N ov. TEZOZ. 1975. TOSCANO TORQ. ANDRES DE T. de 1976. Porrúa. SATURNINO. B.— Esclavos Indios en Nueva £*paña. Instituto de Investigaciones Históricas.—15 de noviembre de 1978.S. HERNANDO ALVARADO.— Mapad e Acallan.371 RAMIREZ.— Ed. CRO. ANDRES DE. Manuel Romero de Terreros. JUAN DE. M exicáyotl. BERNARDINO.—Fondo de Cultura Económica. SUAREZ. ZAV. P. Vigil. Porrúa. SANCHEZ ZAVALA.— Ed. TOVAR.

CE V.372 AC AL AN TIX. ROY S . 2a.FRANCE V. Edición. SCHOLES y RALPH L. FRANof Acalan. .R.-T h e Maya Chontal Indians CHEL. Tixchel. LES Y RALPH L.— University of Oklahoma Press. SCHONorman 1968.

PADRES DE CUAUHTEMOC CUAUHTEMOC TENOCHTITLAN Y TLATELOLCO CUAUHTEMOC INGRESA AL CALMECAC 29 29 30 30 39 50 63 63 72 75 78 89 95 95 97 114 116 119 119 126 130 136 158 163 CAPITULO n INVASION ESPAÑOLA TLAXCALA CHOLULA MEXICO CUAUHTEMOC. CORTES MAND¿ FABRICAR PROYECTILES CAPITANES MEXICANOS Y TLATELOLCAS ULTIMOS SUCESOS .INDICE Pag. TLACATECUHTLI DE TLATELOLCO CAPITULO n i DIEGO VELAZQUEZ ENVIA A NARVAEZ PRENDER A CORTES MATANZA EN EL TEMPLO MAYOR CUITLAHUAC UNGIDO TLATOANI DE TENOCHTITLAN CUAUHTEMOC Y CITLALLI CAPITULO IV CÜAUHTEMOC SUCEDE A CUITLAHUAC CONSTRUYEN LOS BERGANTINES CUAUHTEMOCTZIN SE APRESTA A LA DEFENSA IXTLIXOCHITL ENTREGA LOS BERGANTINES. PROLOGO RADICAL INTRODUCCION ASCENDENCIA DE CUAUHTEMOC TRADICIONES Y DOCUMENTOS DE ICHCATEOPAN Y DE ALVAREZ CHIMALPQPQCA CODICE REVELADOR DE LA TRADICION DE ICHCATEOPAN CODICE DE CUAUHTEMOC (Biografía) 11 15 17 18 20 23 29 CAPITULO I DOMINIO DE LA GRAN CONFEDERACION DE ANAHUAC EN LAS COMARCAS ETC.

CUAUHTEMOC CARDENAS Y GRAL. MARTES DE CARNAVAL. GRAL BALTAZAR R. CON LOS RESULTADOS DADOS POR EULALIA GUZMAN Y ALFONSO QUIROZ CUARON REPORTAJE DE LA REVISTA MAÑANA REPORTAJE DE LA REVISTA SIEM PRE: ROSTRO DE CUAUHTEMOC ‘ 257 257 261 266 279 282 283 293 305 329 332 349 352 . ALFONSO QUIROZ CUARON HALLAZGO DE LA TUMBA DEL EMPERADOR.185 DESTRUCCION Y CRUELDAD TZINMTZINCHA-TANGAXHUA (CALTZONTZIN) DE MICHOACAN. JUAN DE TECTO Y JUAN DE AYORA AL REBELDE CRISTOBAL DE OLID. HUO DE CUAUHTEMOCTZIN Y CITLALLI CONFRONTA DE LAS OBRAS Y DOCUMENTOS QUE CONTIENEN CITAS DE FALSOS PARIENTES DE CUAUHTEMOCTZIN DENUNCIAS DE LA SUPUESTA CONSPIRACION DE CUAUHTEMOCTZIN EN CONTRA DE CORTES. PEDRO DE GANTE. 26 DE SEPTIEMBRE DE 1949 COMISION DESIGNADA POR EL INSTITUTO NACIONAL DE ANTROPOLOGIA E HISTORIA VISITANTES DISTINGUIDOS (A ICHCATEOPAN): GRAL. PRESENTADAS PARA DEMANDAR PRIVILEGIOS 185 191 193 196 215 231 234 235 239 247 252 CAPITULO VI HISTORIA DE UNA NOTICIA POR MOISES MENDOZA. CORTES LO PERSIGUE PARA CASTIGARLO 1525. SIN PROBANZA CORTES TERMINA LA EXPEDICION A LAS HIBUERAS EL HIJO DE CUAUHTEMOCTZIN ES BAUTIZADO MOTOLINIA EN ICHCATEOPAN. SE ENTREGA LLEGAN FR. FRANCISCO J. CORTES ASESINA A CUAUHTEMOCTZIN Y DEMAS SEÑORES. EXHUMA Y REINHUMA LOS RESTOS DE CUAUHTEMOCTZIN SE COMPRUEBA LA EXISTENCIA FISICA DE JUAN CUAUHTEMOC CHIMALPOPOCATZIN.M U JIC A CONFRONTACION DE LOS ESTUDIOS DE LA COMISION INA 1976. REPORTERO DE EL U NIVERSAL IXCATEOPAN EULALIA GUZMAN COMISIONADA POR EL INSTITUTO NACIONAL DE ANTROPOLOGIA E HISTORIA OBJECIONES SIN FUNDAMENTO DE VARIOS HISTORIADORES INTERES PATRIOTICO DEL GOBERNADOR DE GUERRERO. LAZARO CARDENAS. LEYVA MANCILLA INTERVENCION DEL DR.

EN ICHCATEOPAN EVOCACION DE CUAUHTEMOC. 1-66 (abajo del 62) M éxico a Través de los Siglos L. MAPA No. de Tlaxcala 109 (D ibujo:) Col. ALFONSO QUIROZ CU ARON EN EL ESQUELETO DE CUAUHTEMOC. TLAT. F lorentino C uitlahuatzin Fragm ento del escrito de Am ado A m ador C him alpopoca OVIEDO.D. de Tlaxcala Cod. CHIMAL.D. M arquina Explicación del plano atribuido a C ortés D. MIGUEL LEON PORTILLA APENDICE 356 358 361 FOTOS DE DOLORES ROLDAN Y EDUARDO MUNGUIA F E DE ER RA TA S No. 3 2 -------40 4 4 --------58 D.D. F lorentino 114 (Renglón 22 de arriba hacia abajo:) Cuitlahuaczin 1 1 7 -------166 OVIEDO 206 210 219 234 238 -------ANAL.C. TRADUCCION DEL DR.ULTIMO PERITAJE DEL DR. (E n el dibujo:) Códice Mendocino t (En la fo to agregar:) I.C. 1-62 65 (R e tra to :) M éxico a través de los siglos 96 (D ibujo:) Z. 7 CUAHTEM OCTZIN --------- I. 7 (D ibujo:) Tira de Tepechpan CUAUHTEM OCTZIN Fragm ento del escrito de Am ado A m ador C him alpopoca José Alvarez A m ézquita Chimal­ popoca Y RALPH ROYS (F o to :) Fragm ento del cráneo F o to tom ada por el señor Luis Suárez 243 (N ota (3 ):) José Alvarezv v A m ézquita 252 (T exto final:) y RALPH 297 -------Á 355 -------- . ALV. de Hoja DICE DEBE DECIR 24 (En el Códice las siglas en ro jo :) E.-TRADIC. 2 ANAL.D.

México 10.. por cuenta y orden de E D IT O R IA L O R IO N .F. Sierra Mojada 325.La impresión de este libro se terminó el día 30 de junio de 1980 en ios Talleres Gráficos de E D IT O R A V I LA. . con un tiro de 2. México 10. D. D. S. Sierra Mojada 315.000 ejemplares..F.A.

se invitó al ofrecimiento de su códice (biografía) al Señor Rey Cuauhtémoc. Coatlicue la tietra. ésta es tu cuna y el lugar donde reclines tu cabe­ za. o partera Eulalia Guzmán. dualidad divina. Te hace merced Quetzalcóatl que está en todo lugar. chalchíuitl precioso. D. vaciadizo de tu alta generación. de la Asunción en Ichcateopan. tu oficio es dar de beber al sol con sangre de los enemigos. El 23 de febrero del presente año. ¡Oh ti­ gre!. gracias por darme rostro y corazón para grabar el Códice que ofrezco al último Tlatoani de Anáhuac: Cuahtemoctzin. r dar de comer a la tierra que se llama TlaltecutlL ¡Oh águila!. 1980. en otra parte estás prometido. te han enviado nuestros dioses: Tu padre Ometecuhtli. parto asistido por la Ticitl. pluma rica. tu madre Omecíhuatl. Chalchiutlicue el agua. y. la tierra. aquí brotas. Ambas solemnidades propias de Ichcateopan. no es sino un nido. Ehécatl el viento. generadores del sol Tonatiuh.Maestra Dolores Roldán Calle del F ú tbol 178 México 21. de la atadura de 448 años de su nacimiento como semidiós. ave que llaman Quecholli. Esta casa donde has nacido. del vientre de Coatlicue. en el recinto de sus dos nacimientos. ave v soldado del Señor de la Tierra que está en todas partes. aquí te apartas de tu madre como el pedazo de piedra donde se corta. donde se traban las batallas. En este día evoco la oración misma de su primer orto en 1501: “Seáis muy bien llegado. F. fuiste creado y engendrado en su casa. aquí floreces. Xiuhtecutli el fuego. que es el cam­ po donde se hacen las guerras. Gro. también. el 23 de fe­ brero. para allí eres enviado. el 26 de septiem­ bre de 1949. ave que llaman Zacuan. Ma. Omecíhuatl {Se­ ñora Dos) energía cósmica negativa. se rememorará en esta ceremonia: Ometecuhtli (Señor Dos) energía cósmica positiva. La presentación de la citada biografía. . tu propia tierra otra es. será en esta ciudad capital el El mismo ofrecimiento llevado al Señor Rey Cuauhtémoc. ubicado en la Iglesia de Sta. es tu salida en el mundo. has llegado a este mundo. el 23 de febrero de 1501. hoy que se atan 4 79 años de su primer brote de la gran señora Cuayauhtitali. ¡Oh valiente hombre!.

Cuauhtémoc. esta oración tuya es hasta la eternidad. Grita el Dios Quetzalcóatl. Hoy despide fragancia el copalli en los popocaxtles. de tigres blancos. recogí los cantos en pensamientos de esmeraldas y flamas rojas. tem bló la Tierra. tu teponaxtle de jade está enhiesto. tu cópil está enhiesto. . Adórna­ te. Nunca habitaste la fría región de las alas. es collar ensartado con chalchíhuitl de energía de los que ya fueron borrados del Libro de la Vida. hoy es de plum a que no se rasga. Fue el si­ tio de cascabeles. por los cuatro rum bos se rom ­ pieron dardos. y se encuentran en donde de Algún Mo­ do se Vive. se oye. También se ensartan chalchíhuitl de energía de los que aún respiramos bajo el Póchotl verdinegro donde se deslizan las aves rojas. T u corazón está ju n to al Dueño del Mundo. rugió el tecziztli. peces blancos. por los rayos de Tonatiuh. que su cabeza humilló ante los mexicanos fundadores de la gran ciudad. a ti que sobre el vientre. del mexica océlotl. grato al alma. sandalias de obsidiana. extendiendo sus alas iluminadas. Breve y firme pasaste por la gran Tenochtitan de pluma y alabastro que feliz m edía la vida. los entrelazo con ajorcas de oro. A quí estamos en tu Casa de las Flores. Te ofrezco tu códice de cantares. ranas blancas. se oyen. te dieron ios dioses flechas de obsidiana. tu flecha xiuhcóatl está en­ hiesta. y su flecha la serpiente de fuego xiuhcóatl lanzaste. tendida en agua tranquila. Hay flores esparcidas en los tejidos de juncias y pal­ ma. Este lugar de nobles defendiste: de H uitzilopochtli tomaste el ropaje de plumas amarillas y de jades. corazón del tunal y la piedra: morada del águila caudal. de chalchíhuitl que no se quiebra. embriaga. región de lucha con el sol nocturno. Reti­ ñeron los teponaxtles. no en vano tom aste las plumas de quetzal. El es­ pejo mágico de Tetlepanquetzaltzin reflejó el fin. y el instante de ese día es tu eternidad. Tu tilma de ayatl desgarrada aquel 13 de agosto de 1521. del tlatelolca cuauhtli. de espadañas blan­ cas. fuiste dado a luz como Gran Guerrero y vives desde siempre en el Códice Cósmico de Plumas Azules y Amarillas en el que nos dibuja el dador de la vida. en la guerra brilló: te pusiste la rodela como máscara. de serpientes blancas. Tenochtitlan de sau­ ces blancos. tu chimalli está enhiesto. se elevó el canto del mexica cuauhtli. ju nto al Arbol Florido entre los hitzilihuitl preciosos. del tlatelolca océlotl. Gritan sus aves divinas. fue el sitio de batalla. retiñeron los huéhuetl. deleita. sobre el escudo.

es a nombre de los que hemos intervenido a m antener y respetar viva su memoria. debajo del altar mayor de la iglesia Sta. Mariano Moctezuma Chimalpopo­ ca. Alfonso Quiroz Cuarón y sus veintiséis sabios. Pedro Vega (tabasqueño) y yo. Se describe su defensa de Tenochtitlan-México. Jovita Juárez. Gilberto Solano. Jovita Juárez. a cuestas llevó por riscos y abismos. el que rescató el cadáver y lo llevó hasta esa comarca. Ramón López Velarde. tu integridad física y espiritual en cristal de roca simbolizó. Saturnino Téllez Reyes. Moisés Mendoza (periodista de El Universal). Ma. Se nom bran: Tzilancatzin. el 26 de septiembre de 1949. de la Asunción. Dolores Roldán. Salvador Rodríguez. en Ichcateopan. José Francisco. Se recuerda la oración con que lo recibió la partera al mom ento de nacer en 1501. la macehuál. Margarito Zaragoza. de la gran Señora Cuayauhtitalli. cuya capitulación fue el 13 de agosto de 1521. Florentino Juárez. tu cuerpo yacente envuelto con mantas de algodón y yerbas olorosas. y a demostrar a los opositores la autenticidad del hallazgo de sus restos y la tradición en Ichcateopan. . Pedro Espinoza. Gilberto Tostado Alvarez. Angel Ma. Diego Rivera (el pintor). Florentino Juárez. Gilberto Tostado Alvarez. frente a los invasores españoles. Garibay K. Mariano Moctezuma Chimalpopoca. de haber sido desenterrados sus restos óseos por la maestra Eulalia Guz­ mán. al cumplirse 448 años. y.El primer chalchíhuitl grabado en tu códice se llama Tzilancatzin. Margarito Zaragoza. José Amado Amador Moctezuma Chimalpopoca. José Amado. Alfonso Ouiroz Cuarón y sus veintiséis sabios. Gilberto Solano. el estado de Guerrero. José Francisco. Dilatan tu collar tus fieles: Eulalia Guzmán. tu valiente tlacatecuhtli. Pedro Espinoza. de Cuauhtémoc. Los silenciosos guardianes del secreto (en Ichcateopan): Amado Amador Moctezuma Chimalpopoca. El ofrecimiento de su biografía al Señor y Rey Cuauhtémoc. Motolinia.. EXPLICACION: Este ofrecimiento se hace al cumplirse 479 años del nacimiento. Luis Parra. Luis Parra. que con su firma autentica la veracidad de los restos. Salvador Rodríguez. Igual de valiosos se ensartan: los silenciosos guardianes de Ichcateopan: Amado Amador Moctezuma Chimalpopoca. A su lado esplende la aureola de Motolinia. el 23 de febrero de 1501. Los que intervienen desde 1949: Eulalia Guzmán. José Amado. también.

simboliza el pétlatl o estera jerárqui­ ca. . SIMBOLO FINAL: Chiconahui-calli ó 9-Casa fecha del nacimiento de Cuauhtémoc. símbolo de sabidu­ ría nahúa. ROSTRO DE CUAUHTEMOC: En el recuadro. NAHUIOLLIN: Recuadro izquierdo. EXPLICACION DE LA PORTADA DEL CODICE DE CUAUHTEMOC (BIOGRAFIA) FONDO COLOR PURPURA: Simboliza fuego del dios Xiuhtecuhtli CODICE DE: el color y la celosía.Diego Rivera. plumas de quetzal azul turquesa y cascabeles crotálicos de oro. Saturnino Téllez Reyes. ver las solapas. Pedro Vega. 4-movimiento. Garibay K. y en su poesía Ramón López Velarde. el estado de Guerrero. Dolores Roldán. el color es del chalchíhuitl precioso o sangre preciosa del hombre. Angel Ma.. CUAUHTEMOC: (nombre): Contiene los elementos del dios (¿uetzalcóatl. Moisés Mendoza (periodista de El Universal).

": ‘ re z a d o en p a p e l p e re c e d e ro . al m a rg e n de su je r a r q u ía y tra d ic ió n c u a u h té m ic a . lo ún ico que se p r e s ta a d u d a .Izs g<miqpÉs. ta m b ié n de e scu l­ tu r a s . q ue a r b itr a r ia m e n te re su m e a los p re a m e ric a n o s en la m p iñ o s . E s copia a l óleo. es su a b u n ­ d a n c ia p ilo sa. L u is A lv a re z C h im alp o p o ca y la se ñ o ra S a ra A lv a re z C h im a lp o p o c a .ROSTRO D E CUAUHTEMOC L a m ism a o b je c ió n que a u s te d le p u e d e m o tiv a r el r e tr a to de C u au h tém o c de la p o r ta d a . . I n c lu ir en e sta B IO G R A F IA D O ­ C U M E N T A L . O b serv án d o lo con d e te n im ie n to . de a n tiq u ísim o b o s­ que. 1 Pasa a la solapa siguiente) . e x p líc ita m e n te se sa- tisfa'= . É n le 3 c o rre sp o n d ie n te s del co n ­ te x to " 'i 'r r i f i ? : . d el sig lo p a sa d o . no es p o r sim p a ­ tía e sp o n tá n e a n i a fá n p a trio te ro . en p ro p ie d a d de sus ú ltim o s d e sc e n ­ d ie n te s en este siglo. c o n tra p u n to del p a tró n so m ático d ifu n d id o . n a ­ tu ra lm e n te d eb id o a la in flu e n c ia de las efig ies a p ó c rifa s e s te re o tip a d a s en c e rv e ­ ce ría s y c a le n d a rio s. COMO A U T E N T IC O E L R O ST R O .D E C U A U H T E M O C H A S T A A H O R A C O N O CID O . p re v ia fu e la in v e s tig a c ió n o b lig a d a . es la m ism a q ue m e a s a ltó . los d o c to re s Jo sé A 'v a re z A m é z q u ita C h im alp o p o ca.

m V E N IA U N C A ­ C IQ U E M E X IC A N O . s e m e ja n te s o1 ig u a le s a los e u ro p e o s: 11. en I lu a u h tla .in c o n ta ­ b le s: e sta o b ra con d a ta en 1849. ” S+ - E s n o to ria la supervivene-ia de in d í­ g e n a s con ro s tro s p ilo so s. e x iste n se m e ja n te s. .es el de M a ría S a b in a . que tu v o como m odelo el a r ­ tis ta F e lip e S a n tia g o G u tié rre z C o rtés p a r a p in ta r su c u a d ro (í C abeza de I n ­ d íg e n a ” . * i i Ig u a le s al bello ro s tro de a u té n tic o in d íg e n a . U n o . se ex h ib e en la A ca d e m ia de S a n C a rlo s. . Yo m e ag re g o a los e je m p lo s. e . es B é rn á l D íaz del C as­ tillo q u ie n o b serv ó la s : c a ra c te rís tic a s f-sicas de n a tiv o s. cu y a fo to es co n o cid a en toefo el m u n d o p o r s e r la s a c e rd o tiz a cj. O ax aea. .’ S E D E C IA Q U IX T A L B O R .. S E L E P A R E C IA A LO P R O P IO A C O R T E S . DOLORES RO LD A N .. cié Ja solapa anterior) < E n e sta p re v ia e x p lic a c ió n del ro s tro de C u aulitém o e. . con c e ja a b u n d a n te .e\ lojs h o n g o s a lu e in ó g en es.

Related Interests