SANTO TOMÁS DE AQUINO

Frederick Copleston Historia de la Filosofía Tomo II 1. Vida.

Tomás de Aquino nació en el castillo de Roccasecca, no lejos de Nápoles, a finales del año 1224 o comienzos del 1225, hijo del conde de Aquino. A la edad de cinco años fue puesto por sus padres en la abadía benedictina de Monte Cassino; como oblato, y allí hizo sus primeros estudios el futuro santo y doctor, que permaneció en el monasterio desde 1230 a 1239, cuando el emperador Federico II expulsó a los monjes. El muchacho volvió a vivir con su familia durante unos meses, y salió luego para la universidad de Nápoles, en el otoño del año últimamente citado, cuando tenía catorce años de edad. En aquella ciudad había un convento de frailes dominicos, y Tomás, atraído por la vida de éstos, ingresó en la orden en el curso del año 1244. Esa decisión no era muy aceptable para su familia, la cual, sin duda, deseaba que Tomás ingresase en la abadía de Monte Cassino, como un primer paso para una brillante carrera eclesiástica, y pudo deberse en parte a esa oposición familiar el que el general de los dominicos resolviese llevarse consigo a Tomás a Bolonia, adonde acudía para un capítulo general, y, luego, enviarle a la universidad de París. Pero Tomás fue raptado por sus hermanos durante el viaje y fue retenido como prisionero en Aquino, durante un año aproximadamente. Su determinación de permanecer fiel a su orden superó la prueba, y pudo seguir su camino hacia París en el otoño de 1245. Tomás estuvo probablemente en París desde 1245 hasta el verano de 1248, en el que acompañó a Alberto Magno a Colonia, donde éste iba a fundar una casa de estudios (studium generale) para la orden de predicadores, y donde permaneció hasta 1252. Durante todo ese período, primero en París, después en Colonia, Tomás estuvo en íntimo contacto con san Alberto, que supo reconocer las posibilidades de su discípulo. Es obvio que su gusto por la erudición y el estudio debió de ser grandemente estimulado por el contacto íntimo con un profesor de tal erudición y tan extensa curiosidad intelectual, y sería igualmente difícil suponer que el propósito de san Alberto de utilizar lo que el aristotelismo tuviera de valioso pudiera no ejercer una influencia directa en la mente de su discípulo. Aunque santo Tomás no hubiese aun concebido, en esa temprana fecha, la idea de completar la tarea: iniciada por su maestro, debió recibir al menos una profunda influencia de la abierta mentalidad de .éste. Tomás no poseyó la omnímoda curiosidad de su maestro (o quizá sería mejor decir que tuvo un mejor sentido de economía mental), pero poseyó indudablemente mayor capacidad de sistematización, y la combinación de la erudición y la

Fue en la corte de Urbano IV donde conoció al famoso traductor Guillermo de Moerbeke. los viajes más o menos frecuentes. pero su estancia en París y en Colonia en compañía de san Alberto fue sin duda un factor de primera importanciaen su desarrollo intelectual. En 1268 santo Tomás regresó a París y enseñó allí hasta 1272. Ya hemos hecho mención de la controversia que tuvo lugar a propósito de las cátedras de franciscanos y dominicos en la Universidad. En 1272 fue enviado a Nápoles para establecer un studium generale. en Santa Sabina de Roma (1265-67) y en Viterbo con Clemente IV (1267-68). Leyó las Escrituras. el 7 de marzo de 1274. para tomar parte en el concilio. y continuó su actividad profesoral hasta 1274. En 1252 santo Tomás regresó de Colonia a París y continuó sus estudios. porque murió en el camino. durante los cursos 1252-54. y dejaba tras de sí una vida consagrada al estudio y a la enseñanza. Tenía cuarenta y nueve años de edad. y las controversias en que se vio envuelto.amplitud mental del mayor de los dos hombres y de la fuerza especulativa y la capacidad sintetizadora del más joven no podía por menos de producir espléndidos frutos. y ocupó su cátedra como profesor dominico hasta 1259. hasta 1268. fecha en que el papa Gregorio X le convocó a Lyon. pero nunca llegó a su término. el hecho principal es que san Alberto Magno fue (mutatis mutandis) el Sócrates de santo Tomás. En el curso del mismo año fue nombrado Magister. si exceptuamos el incidente de su. pero fue una vida consagrada a la búsqueda y defensa de la verdad. y fue Urbano quien encargó a Tomás que compusiera el Oficio para la festividad del Corpus Christi. en el monasterio cisterciense de Fossanuova. No había sido una vida de gran actividad o agitación externa. la licencia o permiso para enseñar en la Facultad de Teología. Santo Tomás inició el viaje. y al término de dicho período recibió su licenciatura. y las Sentencias de Pedro Lombardo como Baccalaureus Sententiarius durante los cursos 1254-56. entre Nápoles y Roma. envuelto en las controversias averroístas y en las provocadas por los renovados ataques a las órdenes religiosas. Estuvo en Anagni con Alejandro IV (1259-61). en Orvieto con Urbano IV (1261-64). Sería santo Tomás quien lograría la expresión de la ideología cristiana en términos aristotélicos y quien utilizaría el aristotelismo como un instrumento de análisis y síntesis filosóficas y teológicas. como Baccalaureus Biblicus. Es cosa de menor importancia el que prefiramos considerar el sistema de san Alberto como un tomismo incompleto o no. prisión juvenil. y una vida llena de una profunda motivación . En 1259 santo Tomás se trasladó de París a Italia y enseñó teología en el studium curiae adscrito a la corte pontificia.

o. que le distraían enteramente de lo que le rodeaba).espiritual. sus éxtasis y su unión mística con Dios en sus últimos años testimonian el hecho de que las verdades . En algunos aspectos santo Tomás de Aquino se pareció mucho al profesor de leyenda (hay varias historias que se refieren a sus momentos de abstracción. y. ya que fue un santo. de concentración. pero fue mucho más que un profesor de teología. aunque no permitiera a su devoción y amor que se manifestaran en las páginas de sus escritos académicos. mejor.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful