You are on page 1of 6

• Verbos regulares.

Sigue la regla de
formación de tiempos. 
• Verbos irregulares. Presenta alteraciones
en algún tiempo verbal.
• Verbos perfectivos. Indican la conclusión o
término de aquello que significan. Morir,
llegar, entrar. 
• Verbos imperfectivos. Denotan duración.
Pasear, cantar, etc.
• Verbos defectivos. Aquellos que no tienen
una conjugación completa. Abolir, soler,
balbucir, morir... Dentro de este apartado
incluimos los llamados verbos unipersonales
o impersonales (aquellos que sólo se
conjugan en 3ª del singular). Llover, nevar,
etc.
 Verbo copulativo. Sirve de unión entre el
sujeto y el predicado nominal. Se caracteriza
porque no tiene significado y actúan como
nexo entre el sujeto y el atributo. Además el
atributo puede ser sustituido por el pronombre
lo.
 Verbos semicopulativos. Aquellos verbos
que conservan su significación pero requieren
un atributo para que la oración tenga sentido
completo. Se hizo profesor. No siempre admite
la sustitución del atributo por el pronombre lo.
 Verbo predicativo. Siempre expresa un
estado, una acción, etc. Se dividen en:
Transitivos, intransitivos, pronominales
Transitivos. La acción recae sobre una persona o
cosa, expresa o tácita. el objeto que recibe la
acción es el CD. Dentro de esta categoría podemos
distinguir reflexivos y recíprocos.
Intransitivos. Verbos en los que la acción resulta
completa sin necesidad de un CD. Existen verbos
que pueden ser utilizados como transitivos y como
intransitivos. "Comí a las tres", "comí unas
lentejas".
Pronominales. Son aquellos que se conjugan
necesariamente con pronombre pero éste ya no
desempeña ninguna función. Hay algunos que sólo
son pronominales, arrepentirse, enfadarse, etc.;
otros en cambio admiten una forma pronominal,
dormirse, y otra no, dormir.
 Verbos auxiliares. Son aquellos que
sirven para formar los tiempos
compuestos de la conjugación y las
perífrasis verbales. Pueden tener uso
como auxiliar, "ha venido", y como verbo
pleno, "hay mucha gente".
Esta clasificación utiliza terminología y
documentos de varios autores, no
pretende sentar cátedra sino ofrecer una
visión general, clara y racional para que
los alumnos puedan clasificar verbos.
Es cierto que algunos criterios son
semánticos y otros sintácticos, si bien he
preferido agrupar para evitar dispersiones
y clasificaciones más complejas.
Las distintas categorías no son
excluyentes entre sí y de hecho un verbo
puede ser imperfectivo y transitivo.