You are on page 1of 1

Reporte sobre la gira del curso “Problemas de Aprendizaje La experiencia de ir a ese colegio en el cual pudimos trabajar con adolecentes

con distintos y muy variados problemas de aprendizaje, fue realmente enriquecedora desde todo punto de vista. En primer lugar, esta visita logró mostrar esa otra faceta de la educación que por lo menos en mi caso era desconocida, me refiero a la posibilidad de trabajar educando personas con algún problema de aprendizaje más severo que el común. Para ir a esta gira, si bien llevábamos actividades planeadas, tuvimos que adecuarlas según los grupos, que nos íbamos turnando, y cada uno fue muy distinto del otro. Lo que para un grupo funcionaba no lo hacía tan bien para el otro y viceversa. Por esto digo que es realmente sorprendente toparse no solo con las diferentísimas personalidades de los jóvenes individualmente hablando, sino también con las diferencias de personalidad entre los diferentes grupos, pues cada uno tenía su propia personalidad sin duda. A partir de las diferencias mencionadas más arriba; en muchas de las actividades había que desarrollar como encargado, sobre todo la paciencia para explicar reglas y dar ejemplos, lo que no era tarea sencilla. Pero, finalmente, esa satisfacción recíproca de ver una tarea realizada, solapaba cualquier dificultad anterior. El avance gradual que pude notar con los juegos y actividades que llevábamos fue muestra fehaciente de que con esfuerzo, paciencia y entrega se puede lograr llegar a un objetivo sobrepasando las barreras que un “x” o “y” problema de aprendizaje pueda presentar a la hora de la enseñanza de nuevos conocimientos. Además, pude constatar al conversar con los alumnos que a pesar de las dificultades que experimentan, desean salir adelante y disfrutan de poder tener la oportunidad de aprender y eso es algo que uno como docente no debe nunca olvidar, esa magnífica oportunidad que tenemos nosotros también de enseñar y guiar a jóvenes y niños que desean alcanzar sus ideales. Por otro lado, esta oportunidad, nos unió como grupo de personas con un mismo fin (llegar a ser buenos educadores) más allá de las fronteras de un aula universitaria… Desde la odisea para parquear pasando por el olvido de un bolso cualquiera hasta la comida en el foodcourt. No puedo más que estar agradecido con la vida por esa oportunidad que como futuro educador tuve al viajar a ese colegio y conocer que tan amplio es el espectro de nuestra profesión no solo como educador que imparte lecciones sino como agente de cambio para la vida de muchos educandos que muchas veces por problemas de aprendizaje aunados a problemas sociales y de entorno, terminan desertando del sistema educativo, socavando los ideales juveniles en detrimento de la sociedad. ¡Que importante es sin duda, la labor del docente!