You are on page 1of 1

El honor es una cuestin bastante propia de la condicin humana.

Claro s, que no me refiero al honor a la espaola (aunque pueda ser que s, vemos). Al honor como or ullo, aunque ms que or ullosos somos honerosos, pero no es la base el or ullo. En este punto de la afirmacin aparece otro concepto importante, el or ullo. El or ullo al parecer es el !o ensal"ado de nuestra conciencia de ser social. #in embar o, por mas social que sea, es de uno. $. %a ar en la montaa es ser uno. %a ar por la calle es ser uno. El camino de la noche entre un carrete ! la casa es uno. El camino es uno, la direccin una. &a estrella que brilla es una. El p'aro que se cru"a raudo en la curva cerrada que dibu'an las ruedas la bicicleta, uno, $. #i bien, !o ! el espacio somos dos, las ruedas de la bicicleta, al i ual que mis piernas, o'os, cocos ! fosa nasales son dos. (untos somos uno. &a bicicleta 'unta es uno. Ahora, el brillo de la nieve en la montaa de un da cualquiera entre otoo ! primavera es todo. &a brisa !a sea helada, !a sea tibia, es toda. #er cada ve" ms uno, es posible. #er cada ve" ms dos, es imposible, trate usted de ser dos, se llevara una sorpresa al comprobar que no lo puede comprobar. )rate usted de ser todo, o toda, o todos o todas, ! tendr un ran desafo. *n ran desafo, porque es posible, puede serlo, habra que definir antes ciertos parmetros de lo que se pretende, en el tiempo que se quiera lo rar o la ma nitud del todo al que aspiramos. +ara as sumarse a la ran tarea de ser todo. ,e ser la brisa de la nieve ! la lu" del viento. El sol del invierno ! la lluvia de un sapito de a ua en el parque o-.i ins. )rate usted de ser el pasto que alo'a los pies descal"os. )rate usted de ser el a ua que rodea el barco que lleno de vino, alimentos, dro as, libros, instrumentos musicales, lle a a tu puerto. )rate de ser un monocultivo de ale ra, un monocultivo de a ua en el desierto, un oasis de nieve en una estrella, un manantial de comida en la pobre"a. )rate, intente, 'u/ uese ser todo en la nada . (ue a a ser ms que un consuelo en una tarde de domin o. Convi/rtase en el todo que chorrea de la empanada por el codo.