You are on page 1of 17

“Del Onanismo a la psicosis masturbatoria”.

Psicopatología del autoerotismo desde Tissot a H.Ey.

John Everett Millais,


The Knight Errant 1870, Tate

En recuerdo del texto:


Onania or the Heinous Sin of Self-Pollution and All its Frightful
Consequences in Both Sexes Consideres, with spiritual and pshysical advice to
those who have already injured themselves by the abominable practice.

José Luis Día Sahún


Psiquiatra. Hospital Miguel Servet Zaragoza
Trabajo presentado para lectura y discusión en:
Acto de Bienvenida a los residentes de Psiquiatría 2006-2007
Y despedida psiquiatras promoción 2002-2006.

1
Queridos compañeros y compañeras.
¿Qué somos y qué queremos ser? Pues sí, psicopatólogos y alienistas, cómo
nuestros psiquiatras clásicos, esos del siglo XIX que trataban el Onanismo.

Viene a colación porque vamos a hablar de la masturbación y de sus terribles secuelas


en nuestra salud mental. Al menos eso decían Tissot y otros ilustres colegas, o ¿acaso
es buena la práctica masturbatoria?
Repasemos para no olvidar, sí recuperemos aquí también la memoria histórica.
¿Qué es el onanismo? ¿La práctica del “onanismo” está descrita en la clasificación
del DSM-IV actual?

Según la Real Academia Española ©

Onanismo. De Onán, (personaje bíblico).

1. m. masturbación.

f. Estimulación de los órganos genitales o de zonas erógenas con la mano o por otro
medio para proporcionar goce sexual

¿Cuál fue el pecado de Onan?.


Recurro al sabio e ilustrado Voltaire y su diccionario filosófico.
Nos dice: sic
“Judá casó a su primogénito Her con Tomar la Fenicia. Her murió por haber sido
perverso. El patriarca quiso casar a su segundo hijo, Onán con la viuda del
primogénito. Para “hacer salir hijos a su hermano”, y el primer hijo debería llevar el
nombre del primer marido.
“Onán odiaba a su hermano, no quería tener un hijo con el nombre de Her”.
“Dícese que echaba el semen en el suelo. ... ¿en el acto de la cópula o por medio de la
masturbación eludiendo los deberes conyugales?”.
De aquí el pecado de “onanismo”.
Voltaire. Diccionario Filosófico. Tomo II. Edic. Temas de hoy. ( año. 1775)
Onán, Onanismo. (Pág 414).

Otras acepciones del término en desuso :


“Masturbare”: “manu” y “turbare” y “manu estuprare”.
“Epigramas” de Marcial (40-104 d.c.).
(Nuestro poeta y filósofo epigramático de Bilbilis. Zaragoza).

“Autoerastia” de nuestro Letamendi, médico de Madrid. (citado por H. Ellis)


Geistige Onanie”: Hufeland (principios XIX): “excitación con la fantasía de imágenes
voluptuosas sin que el cuerpo pierda su castidad”
Onania psychica. Kann 1844, en su psychopatía sexualis:
“Idiosisncrasia monosexual” Gustav Jaeger: (formas animales de la masturbación)

2
“Autofilia” Dr. Laipts (Dr. St. Paul): “para los vicios solitarios”
“El Autoerotismo” de Havelock Ellis.
“Onanismo”. S.A. Tissot. 1774.

Aquí tenemos una definición clásica de onanismo:

J.B. Serrurier. “Pollution” y “Masturbation” Dictionnaire des sciences médicales 1819.


“Ese joven,…en el marasmo más absoluto, su vista completamente apagada. Allí
donde se encontraba, él satisfacía las necesidades de la naturaleza. Su cuerpo exhalaba
un olor nauseabundo. Tenía la piel terrosa, lengua vacilante, ojos hundidos, dentadura
descarnada, las encías ulceradas,.... La muerte ya no podía ser para él sino el final
dichoso de sus prolongados sufrimientos. ..”

Abusar de la actividad sexual resultaba perjudicial para la salud ya desde Hipócrates.


Pero ningún autor clásico se refiere a la masturbación como enfermedad. Y para
demostrarlo, tengo en mi biblioteca un facsímil del manuscrito original del siglo XV,
titulado: “Speculum al Joder” o Tratado de recetas y consejos sobre el coito.
(Cod. Bibl. ;ac. De Madrid. nº 3.356, Fol.. 35-54. Ed. Mediavalia.)

Os paso a enumerar algunos capítulos para que os hagáis una idea clara:

-El primer capítulo trata sobre los daños que causa joder mucho.
-El segundo capítulo de los remedios para los daños de joder mucho.
-El tercer capítulo de cuando los hombres deben joder .
-El capítulo sexto trata de cómo producir esperma, de aumentarla, de espesarla, de diluirla,
según el provecho y al fuerza que da al joder. El tema que nos ocupa.
-El capítulo séptimo trata de las viandas y medicinas compuestas que benefician y
engendran el esperma y de las medicinas y lavativas que incitan al joder.
-El capítulo octavo trata de los ungüentos que enderezan y dan fuerza al miembro.
Una pequeña joya del saber medieval, lleno de buenos consejos para “el joder”.

Qué más se puede decir sobre el elogio de la masturbación.


El filósofo y bibliotecario alemán Forberg publica en latín su estudio "De Figuris
Veneris" ("Manual de Erotología clásica), una colección de textos griegos y romanos
antiguos que se refieren a una gran variedad de comportamientos sexuales, y en el nos
recuerda sin pudor la técnica masturbatoria, y cita algunos versos del semidiós Príapo:

Eso que veis húmedo en este órgano


Por lo cual certifico ser Príapo
1o creáis que sea lluvia o rocío
Es de él mismo que se alivia
Con el recuerdo de una complaciente doncella.

¿Cómo llegamos pues a descubrir la enfermad del onanismo?.


¿Cómo se produce un cambio de opinión tan repentino?.

Nos acercamos ya a la supuesta enfermedad que nos ocupa:


Veamos que nos dice, ya en el inicio del siglo XVIII, el famoso doctor Boerhaave en su
“Institutes of Medicine” (1708). Nos refiere así:

3
“La descarga profusa de semen produce cansancio, debilidad, convulsiones, delgadez,
sequedad, sofocos, y dolores en las membranas del cerebro, junto con embotamiento de
los sentidos –en particular la vista-, tabes dorsalis, estupidez y trastornos similares” .

La iglesia siempre se había preocupado por la masturbación de sus fieles, sus prejuicios se
veían ahora refrendados por la opinión médica.
Gracias a teólogos como Gerson que endurecieron la represión, podemos ver el rigor por el
“acoso a las caricias culpables”.
Veamos un clásico de los manuales de confesión. (iglesia de Côme). (ver “breve historia
del sexo”, de Béatrice Bantman. ).

“¿Ha tocado Vd. con la mano o de otra manera, por placer partes del cuerpo que el
pudor obliga a esconder”. “Ha contribuido Vd. a excitar el miembro viril de su novio”

Y ya, sin previo aviso, irrumpe la obra que cambiará nuestras vidas durante más de un
siglo: Onania or the Heinous Sin of Self-Pollution and All its Frightful
Consequences in Both Sexes Consideres, with spiritual and pshysical advice to
those who have already injured themselves by the abominable practice. 4ª edic.
Londres 1718.
De autor desconocido, aunque algunos lo atribuyen a un tal Bekker, médico de poca monta,
que se hizo famoso con su panfleto.
Veamos que dice de la clínica de los enfermos ingleses.
Esto es lo que sufren y padecen los que practican tal vicio nocivo. Os lo clasifico en siete
puntos. ¿Os suena a alguna enfermedad del CIE-10?

-Debilitamiento facultades intelectuales: Se pierde la memoria, las ideas se oscurecen,


ligera demencia.
-Inquietud interior continua, con angustia y remordimiento de conciencia, incluso llanto.
-Alteración de la fuerza corporal. Debilitamiento.
-Tos, fiebre mantenida. Desde el sopor casi continuo, hasta la vigilia perpetua.
-Se vuelven hipocondriacos o histéricos.
-Dolores agudos: La cabeza, el pecho, estómago, intestinos, reumatismo y rigidez.
-No sólo granos en la cara, sino también pústulas superantes en el rostro, nariz, pecho,
muslos, y con intenso picor.
-Los órganos genitales: desde impotencia hasta la pérdida de semen ante la más tímida
erección.
-Priapismo. Disurias, estrangurias, dolor testicular. Esterilidad.
-Persistentes diarreas, hemorroides y secreción anal de materia fétida.

El doctor de Samuel-Auguste Tissot, publicó en Lovaina en 1760 su libro más famoso:


El Onanismo. (3º ed. De 1774).
« L´onanisme ou Dissertation physique sur les maladies produites par la
masturbation”
Recordemos que se hicieron 62 reediciones, hasta 1905.
Os presento el primer caso clínico.
Un tal L.D., relojero sano y sensato hasta los 17 años.

A partir de los 17 años, recurrió a la masturbación frecuente, diaria.

4
“1o había transcurrido ni un año, cuando una gran debilidad se le apoderó. Su alma
entregada a esas indecencias, no sabía pensar en otra cosa, las reiteraciones de su
crimen eran cada vez más frecuentes”.
¡Demasiado tarde para retirarse del lodazal¡, nos dice el autor. Ya el mal había
progresado sin solución, y sus partes genitales tan irritables y débiles, ¡¡este
desgraciado¡¡ (nos dice).
Ya no necesitaba realizar un nuevo acto manual para que se le derramase esperma.
Así es como padecía nuestro paciente.

En el libro de Tissot, queridos alienistas, encontramos casos clínicos sobre la masturbación


en la mujer. Paradigmas de este padecimiento que iba a asolar Europa y sus conciencias:
Una muchacha de 18 años, que había gozado de buena salud, cayó en vicio del
onanismo. Una debilidad alarmante se le apoderó, carecía de apetito, con insomnio,
inflamación edematosa, horrible. Hasta que un hábil cirujano sospechó, la interrogó y
ella confesó. Esa infamia la había arrojado al estado más triste. “abatimiento, languidez,
dolor y muerte”. Al cesar esa maniobra peligrosa, se detuvo el progreso del mal.

Pero ojo, estemos atentos, además de la masturbación o acción manual, hay otro tipo de
mancha que podíamos llamar clitoridiana, cuyo origen se remonta a Safo de Lesbos.
¡¡Qué desgracia, más que horrenda, no persigue a sus seguidoras¡¡.

“Mozas de Lesbos, amadas, que me hicisteis infame”.


(“Lesbides, infamem quae me fecistis amatae”). Ovidio. En “Herodias”

Queridos alienistas del siglo XXI y jóvenes residentes, qué difícil se nos hace explicar la
enorme influencia de esta obra a través de los tiempos.

Algunos, como el anticlerical Lallemande (1838), se revela contra este cuento malsano,
otros como el erudito Christian (1881), no admitió esta “locura masturbatoria”.
Havelock Ellis. (1901), del que luego veremos su libro sobre “autoerotismo”, nos dice:
“el libro eleva la masturbación a la categoría de atroz pesadilla”, y acusó a Tissot de
confundir su reputación de médico con el fanatismo de un creyente converso.

Pero la “Locura ex Onania” (siguiendo el texto de E.H.Hare) ya era imparable.


En el “Involuntary seminal Losses” de Claude F. Lallemand (1842), Médico de
Montpellier, se nos dice:
« la masturbación como un peligro para el futuro de la civilización”.

Nuestro clásico Philippe Pinel en su “Traité sur L´aliénation Mentale” (1809, 2ª edic.)
menciona la masturbación sin atribuirle causalidad psíquica. “frecuente en los maniacos”,
“más como el resultado, que no su causa”. (nos dice).

El primer psiquiatra que la estudia es Benjamín Rusch (1812) (de Filadelfia):


“el onanismo como causa de locura”. Nos dice:
“produce debilidad seminal, impotencia, disuria, tabes dorasal, tuberculosis, dispepsia,
pérdida visión, vértigo, epilepsia, hipocondriasis, pérdida memoria, mamalgia, estupidez
y muerte”.

B. Rusch, en su “Medical Inquiries and Observations upon Diseases of the Mind”. (1812).
El mismo Esquirol, discípulos de Pinel, en su “Des Maladies Mentales” (1822), leemos:

5
“el onanismo es un síntoma grave de manía, si no desaparece impide la curación.
Al disminuir las defensas produce en el paciente estupidez, tisis, marasmo y muerte”.
“conduce a la melancolía y al suicidio”.

En Inglaterra, otros célebres galenos, como Prichard (1835), nos alertan:


“los vicios sexuales son causa habitual de locura tal como señala Esquirol”.

En su artículo “Locura”, del Dictionary of Practical Medicine (1844) de Copland, queda


dicho:
“cualquier gran agotamiento orgánico y nervioso predispone y causa directamente
locura”. “Los tres grandes factores para el agotamiento son: la masturbación, el
libertinaje, y los estímulos tóxicos; aunque el libertinaje no causa locura en grado similar
a la masturbación”. (Cuidado con seguir al pie de la letra la indicación).

Y qué decir de los alienistas alemanes.


A partir de 1830, expresan una opinión más moderada y científica. Así, Flemming (1838),
se atreve:
“espero no ser acusado de hacer apología de la masturbación, por cuestionar la postura
de Tissot”.
Para el mismo Griesinger en 1861:
“El aumento de deseo sexual de algunos pacientes al inicio de la locura es un síntoma,
no la causa de la enfermedad”. Los efectos patológicos de la masturbación se deben a la
vergüenza y a la angustia que provoca la incapacidad para resistirse a ella”.

Otros autores europeos como Morel, en su “Traité des Maladies Mentales” de 1860,
estudian el tema. Otros como Guislain (1852), dejan dicho: “el hábito del vicio solitario
provoca múltiples males, entre ellos, la histeria, la manía, la melancolía, el suicidio, y
sobre todo “la demencia por parálisis””. “Muchos adquieren el hábito después de caer
enfermos”.
Recordar a nuestro alienista catalán Giné y Partagas, seguidor de Guislain en España y su
“Tratado sobre frenopatología”.

Volvamos a Inglaterra, con el famoso Maudsley, en 1879, en « Locura de la


masturbación », en su primera edición de “Pathology of the Mind.”, y en su segunda
edición: “insanity and sel-abuse”, nos insiste:
“El trastorno mental de la masturbación es difícil de distinguir de la simple locura de los
adolescentes. Incluso cuando se comprueba la masturbación no se puede asegurar que
sea un síntoma o una causa”.

En el continente americano, la “locura masturbatoria” fue defendida por Spitzka, jurista de


Nueva Cork.
“el acusado egoísmo, la malicia, falsedad, y la crueldad de estos pacientes”, es tal que
“el más bondadoso y filosófico de los alienistas puede verse incapaz de percibirlos como
otra cosa que unas monstruosidades repulsivas y una fuerte contaminación física y
moral para otros pacientes”.

¿Cómo explicar esta locura?.


Permitirme recurrir a Michel FOUCAULT, y su excelente texto “Los anormales”.
(Curso del Collège de France. Clase del 5 de marzo de 1975.)

6
El problema de la masturbación: el discurso cristiano de la carne y la psicopatología
sexual.
Y “El control de la sexualidad”. Nos advierte Foucault de esta “Fabulación científica” de la
enfermedad, y habla de la “atribución de la culpa”, de responsabilidad al paciente, y de
las técnias de la “confesión” :
“Qué hiciste con la mano”. ¿Qué hiciste con tu cuerpo?”.
El poder médico en acción, la propedéutica y la prevención del onanismo, llevan a las
siguientes terapias documentadas y ampliamente utilizadas. Las clasificamos por:

1. Métodos mecánicos. Entre ellos tenemos:


-Las camisas de noche, los corsés, las vendas, y otros medios coercitivos físicos.
-El cinturón del Dr. J. Laffond , el más empleado a principios del siglo XIX.
-La varilla de Wender (1811)
-Sonda permanente en la uretra de los varones.

2. Medios químicos.
-Los opiáceos utilizados por Dr. Davila.
-Baños o lavativas con soluciones diversas.
-El Dr. Larrey, Cirujano de Napoleón, invento una excelente Solución de bicarbonato
sódico para aplicación en uretra.
-También las Ortigas fueron empleadas, por su acetilcolina.
-Aunque el más moderno, sin duda fue al « Apparatus for burning the inside of the
penis ». de Acton, William, en 1857.

Y cuando los métodos de sujeción física no eran eficaces, podemos asistir al siguiente caso
clínico del Dr. Dubois.

Caso clínico. Dr. Antoine Dubois. (siglo XIX).


“Una enferma a la que se había tratado de curar en vano atándole las manos y las
piernas. Se le quitó el clítoris “de un solo golpe de bisturí” , “Se cauterizó el muñón por
medio de un botón de fuego” “el éxito fue completo”.

¿Qué más os puedo contar del auge de las terapias antimasturbatorias?.


Leer a continuación, y sostener el aliento:

-En 1822, el cirujano Graefe , practica la ablación de clítoris en enfermas.


-En 1883 el cirujano Garnier practicaba la ablación del clítoris a las niñas que se
entregaban a la masturbación.
-I.B. Brown: entusiasta de la clitoridectomía. Publicado en The Lancet en1866..
-Eyer (EUA) (1894), otro ilustre de la técnica y su “cirugía de los oficios” (curanderos)

Sigamos bien de cerca al gran teórico de la masturbación.


El Dr. Deslandes (1835), y su justificación de “cortar por los sano” , o sea la “ablación
del clítoris” para estas enfermas es mal menor: Así nos lo justifica.

“con la amputación del miembro, se sacrifica una parte por el todo”


“categoría –tan numerosa- de las mujeres insensibles a los placeres del amor.
“lo que no les impide ser buenas madres y esposas modelo”.

Y para los varones, contábamos con “La técnica de la infubulación”, bien desarrollada en

7
Escocia, en 1878, por Yellowlees: la técnica del alambre de plata.
“Colocó anillos en el pene a todos los masturbadotes hasta más de 1892.”

¿Qué Bibliografía podemos recomendar ?.


;o os perdáis los siguientes textos. “Tout sur l´onanisme, seul et à deux ».
P- Garnier. Onanisme, seul et à deux, sous toutes les formes et les conséquences. París.
1883.(en Inglés: Librairie Garnier. 1934. (first: 1891) about masturbation and non-coital
sex, with the snug title 'Masturbation alone and together'.

G. Jalade Laffond. “Confection des corsets et des ceintures propres à s´opposer à la


pernicieuse habitude de l´onanisme. Nouveaux moyens de s´opposer à l´onanisme. Paris.
1821. .
L. Deslandes. De l´onanisme..., op cit pp 430.
E.A.G. Grafe “Guérison d´une idiote par l´extirpation du clítoris”. En: Nouvelle
Bibliotheque médicale, IX, 1825.
Acton, William, 1857. The Functions and Disorders of the Reproductive Organs in Youth,
in Adult Age, and in Advanced Life. London.
John Harvey Kellogg, M.D., "Treatment for Self-Abuse and its Effects," Plain Fact for Old
and Young. Burlington, Iowa: F. Segner & Co. (1888).
Haveock Ellis. El Autoerotismo. En Estudios de psicología sexual. Madrid. 1913
Y un texto en castellano:
MARTÍ; DE LUCE;AY, A. Masturbación y autoerotismo. El Erotismo de los exhibicionistas.
Orígenes de la masturbación. Sus efectos en el hombre y en la mujer. Los sueños eróticos.
Tratamientos adecuados. El autoerotismo en la religión.. M., Edit. Fénix, 1933.

Para poner buen fin a esta hipótesis masturbatoria, nos fijamos el texto de Edward H.
Hare: El origen de las enfermedades mentales.
« La locura masturbatoria : historia de una idea », y en una “Historia de la represión
sexual” de Van Ussel, junto con “Eros y civilización” de Marcuse. ¿qué puede explicar
esta locura médica?. Veamos algunas explicaciones tales como:

-El porqué de la “persecución extremadamente cruel de los masturbadotes”. Spitz (1952).


-Mejor una conclusión de fe, aunque sea falsa: “el error más obstinado de toda filosofía, el
más perjudicial para el progreso, consiste en creer que una conclusión errónea, es mejor
que ninguna ». Isaac Ray (1873).
-“es más importante que una hipótesis sea útil que verdadera ”.A.;. Whitehead:
-“el efecto Edipo”. (Influencia de una predicción en el acontecimiento). Karl Popper
(1957).
-“los pacientes hacen lo que se espera que hagan”. Fl. ;ightingale (1861).

¡Dejemos a un lado la moral médica que condenó al onanismo¡.


Avanzamos en la dirección adecuada. Os presento a Havelock Ellis (1859-1935), jamás
ejerció de medico, pero su afán de conocimiento, su ilustración científica sobre la
sexualidad, le llevó a escribir entre 1897 y 1910, sus siete tomos sobre "Studies in the
Psychology of Sex".
Obra cumbre de la descripción conducta sexual humana. Basta decir que fue procesado por
ello. (al igual que su contemporáneo Oscar Wilde, por motivos diferentes). Influyó
notablemente en la obra de Freud.

8
Os dejo con su obra: AUTOEROTISMO:
“Estudio de las manifestaciones espontáneas del impulso sexual”.
Podemos leerlo en la edición española de 1911. (Hijos de Reus. Editores. Madrid.)

Centrémonos en su Capítulo 1º: Definición de autorerotismo.


Veamos su contenido.
“La masturbación no es más que una parte del campo autoerótico.- Fenómenos autoeróticos
en los animales, entre salvajes y razas bárbaras.- El “rin-no-toma” Japonés y otros
instrumentos especiales para placeres autoeróticos.- Abusos de los utensilios y objetos
de la vida diaria.- Frecuencia con que aparecen las horquillas en la vejiga.- Influencia de la
equitación y viajes en ferrocarril.- La máquina de coser y la bicicleta.
Excitación sexual pasiva y activa.- Delectatio morosa.- El soñar despierto.- Pollutio,-
Excitación sexual durante el sueño.- Sueños eróticos.- Los fenómenos autoeróticos
nocturnos en los histéricos.- Frecuencia de su carácter doloroso, etc.

A modo de ejemplo clínico, cita paciente del Dr. T. Morris. (Nueva York, 1892):
“mujer muy religiosa, que no ha permitido tener pensamientos sexuales con referencia a
los hombres, pero se masturba todas las mañanas, estando de pie delante del espejo,
frotándose contra una llave de la cómoda. Un hombre jamás excita sus pasiones, pero la
vista de una llave en el cajón de la cómoda despierta en ella irrefrenables deseos
eróticos”.

Cita a Freud, al referirse al placer sexual de columpiarse. Y añade:


“columpiar a otro puede ser origen de excitación voluptuosa, y una de las 600 maneras de
gozar sexualmente, enumeradas en Les 120 journées de Sodome por el marques de Sade,
es empujar vigorosamente el columpio de una joven.

Ya en el Capítulo 2º, Hellis nos ilustra con amplitud “sobre la histeria y el


autoerotismo”.
Describe aquí, ampliamente los trabajos de Breuer, Freud y Charcot, entre otros.
Describe también los trabajos del Dr. King, llamados por este último: “histeria sexual en
la mujer”.

En el Capítolo 3º , Hellis describe la conducta masturbatoria observada en población


general, según la cultura y critica la mal llamada psicosis masturbatoria. He aquí su
temario:
“Predominio de la masturbación. Su existencia en la infancia y en la niñez.-
¿Es más frecuente en los varones o en las hembras?. Después de la adolescencia más
frecuente en apariencia en las mujeres.-
“Supuestos males de la masturbación.
Bosquejo histórico de los juicios emitidos. La masturbación en los hombres de genio. (Nos
recuerda a la Melancolía en los hombres de genio, de Aristóteles). La masturbación como
sedativo nervioso.- Casos típicos.- Actitud de los griegos con respecto a la masturbación.-
Actitud de los teólogos católicos.- Actitud de los mahometanos.- Actitud de la ciencia
moderna.- ¿En que sentido es normal la masturbación?, y el “Papel inmenso que representa
en la vida los fenómenos autoeróticos transformados”.

Recordando a Havelock Ellis y sus "Studies in the Psychology of Sex" , en el Apéndice


C, describe el “El factor autoerótico de la religión”.
Recurre para ello a los textos clásicos de:

9
“El cantar de los cantares”. El misticismo cristiano y su colorido sexual.
El genio de Raimundo Lulio: “Libro del amante y del amigo”. (el gran humanista catalán).
El misticismo sexual, la gran escuela de místicos españoles.
“La deliciosa agonía”, el “suave martirio”, de Santa Teresa.
En “Conceptos de amar a Dios”....”Bésome con el beso de su boca,...” (del Cantar de los
cantares). En la obra “La imitación de Cristo”: III. “Del maravilloso efecto del amor
divino”.

El mismo Ellis, a modo de despedida nos recomienda entre sus libros, las siguientes
lecturas:
« L´erotomanie des mystiques chrétiens ». 1.903. De B. de Montmorand..
“La logique des sentiments » . De gran Ribot.
« Des psychoses religieuses »Ball, Morselli, Vallon y Matie. (en Arch. Neurologie 1897)
“La volupté, la cruauté et la religión.”.Del gran psiquiatra Krafft-Ebing. Ya conocemos su
obra magna : Psychopatie sexualis. 8º ed. 1.901.
-« Le sentiment religieux dans l´extase » . E. Murisier. En Revue phylosophique. 1898.

Seguimos en nuestro camino por los senderos del onanismo.¡¡

Gracias al excelso texto de J. Postel y C. Quétel. Historia de la psiquiatria. (ed. FCE.


México), os cuento algo de la vida del gran psiquiatra Krafft-Ebing Richard. (baron von).
(1840-1902).
Sabéis que estudió con Griesinger, y que en 1.863 publicó su tesis sobre Estados
delirantes, y al final en 1902 sucedió a Meynert en la cátedra de Viena.
Sólo recordar su dos grandes textos, Psiquiatria legal y Manual de psiquiatria, de1879,
y el que nos ocupará durante unos minutos, su inabarcable obra magna: Psychopatia
sexualis publicada en 1.886.

No podéis acabar vuestra residencia sin haber gozado de la psicopatología descriptiva y la


indagación científica de las conductas sexuales descritas en su texto.
Fue un pionero en clasificar las “perversiones sexuales” según dos tipos: Anomalías de
elección de objeto (p.ej. fetichismo) y de finalidad (p.ej: sadismo).
A él le debemos los famosos términos psiquiátricos : “sadismo” (“por el divino marques
de Sade”) y “masoquismo” (por la vida de Léopold von Sacher Masoch)
Y para que os sirva de ejemplo, os presento el caso clínico de “onanismo patológico” del
Sr. X. De 29 años.

Cuando niño, tuvo la escarlatina, acompañada de delirio. Hasta los 14 años, fue afable y
cariñoso y, a partir de entonces, solitario y “melancólico”. Con once años aprendió a
masturbarse y a practicar el onanismo mutuo con otros niños. A los 17 años, seducido en
mutuo onanismo por un hombre que amaba a los hombres.
1unca sintió amor hacia su propio sexo, a pesar de sus prácticas sexuales con hombres
cariñosos. 1unca trato de copular por miedo a la infección; no sabía si era potente o no
con las mujeres, pensaba que no podría serlo porque últimamente sólo soñaba con
hombres. Se sentía mal, puesto que el onanismo dominaba su vida, la masturbación
empezó a partir de ahora a mostrarle su lado negativo.
Sufría cefaleas, y neuralgia testicular nocturnas, insomnio, y obsesión por el onanismo.
Tenía miedo del futuro, temía a las secuelas de su conducta ,pero esperaba encauzar su
vida sexual con normalidad. Había iniciado una relación con una mujer, que le
resultaba agradable, y la idea de hacerla su esposa le gustaba. Durante cinco días se

10
abstuvo del onanismo, por sí mismo, se veía incapaz de superar el hábito. Últimamente
se había sentido muy deprimido, sin interés por el trabajo, cansado de la vida.

Como veis, nos vamos olvidando de Tissot, y de sus terapias antimasturbatorias.


A través de galenos ilustrados como Ellis y Krafft-Ebing, vamos superando los prejuicios
morales y vamos cambiando de siglo. La época victoriana llega a su fin.

En 1897 Krafft-Ebing junto con Meynert proponen a un tan Sigmund Salomon Freud
(1856-1939) para profesor extraorndinario, no sería hasta el 5 marzo 1902 cuando el
emperador José lo ratificó. Empezaron entonces las famosas reuniones de la “Sociedad
psicológica” de los miércoles. La vida de Freud ya se confundirá, a partir de entonces, con
la historia del psicoanálisis. Pero sus obras están aquí para ser disfrutarlas, y nos hablan de
nuestra vida sexual.
En 1895, su “teoría general de las neurosis”, en las que opuso, las neurosis propiamente
dichas (neurosis de angustia y neurastenia) cuyo origen sería la vida sexual actual del
enfermo, a las Psiconeurosis (histeria y neurosis obsesiva) ligadas a un traumatismo sexual
–real o fantasmagórica- que se remonta a la primera infancia.
Vendrían después modelo teórico para la histeria, “La interpretación de los sueños”
(1900), y la “Psicopatología de la vida cotidiana” (1904).

Rebasando lo individual, llegó a los dominios de la religión, de la cultura, el arte y la


filosofía. Sus obras posteriores: “Tres ensayos sobre una teoría de la sexualidad” (1905),
“Tótem y tabú” (1912), Introducción a la metapsicología (1915), “Más allá del principio
del placer” (1920), “El yo y el ello” (1923), “Inhibición síntoma y angustia” (1926), “El
porvenir de una ilusión” (1927) o “malestar en la civilización” (1930).
A él le debemos conceptos esenciales tales como la noción de Represión (las pulsiones
prohibidas se expulsan del campo de la conciencia, conservando su potencial energético),
de Transferencia, la Libido, (o energía de los instintos sexuales en las distintas etapas
madurativas del niño: oral, anal, fálica y genital), y el complejo de Edipo como núcleo
central de la neurosis.
Sabemos de su dolorosa enfermedad terminal, y de su exilio a Londres, a raíz de la
invasión de los nazis de Austria, y por fin incinerado en el cementerio de Goleen Grenn.

Pero veamos que nos dice Freud del onanismo y la vida sexual, y su relación con las
neurosis.
En 1895, Freud, publica su ;eurosis de angustia. (ver sus Obras completas. Biblioteca
Nueva. Tomo I ( Pág. 184)).

“La perturbación a la que damos el nombre de “neurosis de angustia””.


En su capítulo: Aparición y etiología de la neurosis de angustia. ¿Sé trata de un proceso
etiológico, de de una tara hereditaria?, se pregunta.
En las neurosis adquiridas, se refieren las perturbaciones e influencias nocivas de la esfera
sexual. Así en los varones: cita a continuación..

a) Angustia de los abstinentes voluntarios, combinada con síntomas de defensa


(representaciones obsesivas e histeria)..
b) Por excitación frustrada durante el noviazgo, y de aquellos, que por miedo a las
consecuencias del comercio sexual se contentan con tocar o contemplar a la mujer.
c) Hombres que practican el coitus interruptus. (en un matrimonio suele enfermar sólo
uno de los cónyuges)

11
d) Angustia de los hombres en edad crítica: declina su potencia y aumenta su libido.

Dos casos válidos para ambos sexos:


-;eurasténicos a causa de la masturbación, caen en la neurosis de angustia al abandonar
tal forma de satisfacción sexual. Incapaces de soportar la abstinencia. (ver caso clínico de
Krafft-Ebing )
-La neurosis de angustia sólo adquiere un desarrollo considerable en los hombres aun
potentes y mujeres no anestésicas. Así, en neurasténicos cuya potencia ha quedado
gravemente dañada por la masturbación, la neurosis de angustia emergente en caso de
abstinencia sólo adquiere escaso desarrollo y limitado a: “Formas de hipocondría y ligero
vértigo crónico”.
Una mujer con “anestesia” –ha de suponérselas siempre potentes- será así menos accesible
a la neurosis de angustia. (pág. 190) (ver: contribuciones al Symposium sobre la
masturbación).

Qué nos dice Freud sobre la neurosis de angustia en las mujeres:


“La neurosis se presenta en las mujeres en los casos siguientes”:
Veamos las siguientes presentaciones clínicas:

a) Como angustia virginal o angustia de los adolescentes. A raíz de súbita revelación de


lo hasta entonces encubierto, una lectura, una conversación, una visión del acto sexual.
Combinada casi típicamente con la histeria.
b) Como angustia de las recién casadas: Aquellas recién casadas que en las primeras
cohabitaciones han permanecido con anestesia de la sensibilidad contraen con frecuencia
una neurosis de angustia. En la práctica, la mayoría no la contraen, exigiendo pues la
concurrencia de otras condiciones.
c) Mujeres con maridos aquejados de ejaculatio praecox o grave disminución de la
potencia.
d) Aquellas cuyos maridos practican el coitus interruptus o reservartus. Según lleguen o
no a alcanzar en el coito la satisfacción sexual. (ver pág. 189)
e) Como angustia de las viudas o mujeres voluntariamente abstinentes, combinada con
representaciones obsesivas.
f) Como angustia en el climaterio, como la última elevación de la necesidad sexual.

A continuación , S. Freud, en “Tres ensayos para una teoría sexual”, publicado en 1905
(1º edic.) y 1.920 (4º edic.)
(Ver Obras completas. Ed. Biblioteca ;ueva 1981. pág. 1172 a 1194),
;os equipara el “instinto sexual” al término de “libido” y describe los tipos y formas de
“Las aberraciones sexuales”. (Siguiendo a H. Ellis y a Krafft-Ebing).
Estos son lo tipos:

1) Desviación sobre el objeto sexual.


A) La inversión. Tipos:
B) Impúberes y animales como objetos sexuales.

2) Desviaciones relativas al fin sexual.


A) Transgresiones anatómicas:
a) Empleo sexual de mucosa labial y bucal.
b)Empleo sexual del orificio anal.
c) Importancia de otras partes del cuerpo.

12
d) Sustitución inapropiada del objeto sexual: Fetichismo.

B) Aparición de nuevos fine sexuales.


-Tocamiento y contemplación (exhibicionismo):
-Sadismo y masoquismo. (Krafft-Ebing).
-“Algolagnia” activa o sadismo.
-“Algodinia” pasiva o masoquismo. (dolor, crueldad).

Como vemos en esta clasificación de la conducta sexual “desviada”, ya no incluimos ese


onanismo que tanto daño provocó a lo pacientes de Tissot.

Siguiendo con nuestra historia de la psicosis masturbatoria, nos toca describir el trabajo del
psiquiatra Ernst Kretschmer (188-1964), quien en 1918 describe el delirio de relación de
los sensitivos, un delirio reactivo a las relaciones interpersonales, de base interpretativa, y
basado en la referencia culpabilizadota, la “carga del fracaso”. Existiría una disposición
caracterial asténica y con rasgos depresivos.

Podemos disfrutar de su trabajo: “El delirio sensitivo de referencia”. (1ªedición de 1919)


(En. Ed. Triacastela. Madrid. 2.000),
En este texto, en el capítulo 4, titulado: « El delirio de los masturbadotes”, tenemos las
últimas descripciones clínicas de lo que nos ocupa.
Nos detalla E. Krestschmer, la inclinación de los neuróticos sexuales hacia la
autorreferencia:
“los masturbadores,.., la idea de que en la frente llevan escrito su vicio, y que los demás
lo reconocen y se lo hacen notar”, esta alusión de perjuicio irá desde ligeros
sentimientos de referencia, asociados a su neurosis, hasta psicosis paranoides graves.

Para ello nos presenta el ya famosos caso clínico de: “El maquinista Bruhn”, que nos
servirá como paradigma del delirio del masturbador.

“este joven, de vivas sensaciones eróticas, pero demasiado tímido e inhábil con las
muchachas, cae en el vicio de la masturbación intensa, que combate con sentimiento de
culpa”. Se aprecian pues unas concepciones éticas severas, escrupulosas, e una
“insuficiencia vergonzante. Se estable así una lucha inútil de una ética escrupulosa
contra el instinto natural insuperable: “el vicio de la masturbación, lleva a terribles
remordimientos de conciencia”.
Las concepciones morales de la sociedad y la lectura del “Onanismo” de Tissot, le
llevan a una grave depresión ansiosa con temores hipocondríacos, y a un delirio de
referencia y alusión. La psicosis culmina con un intento de suicidio. (pag. 145).

El carácter de Bruhn es de tipo sensitivo: timidez, profundidad y blandura de ánimo.


Una larga contención de la vida afectiva, con concepciones éticas severas y escrupulosas.
Una gran aptitud profesional, e hipersensibilidad social producen el resto.
La vivencia, la pasión amorosa inútilmente combatida de las sensitivas, llega a producir
una “insuficiencia vergonzante”, producida por la lucha inútil de una ética escrupulosa
contra el instinto natural insuperable.

El conflicto, insiste Kretschmer, no tiene un desarrollo puramente ético-individual, sino


que son las concepciones morales fijas de la sociedad, las que provocan la desgracia.

13
Así, en todos los casos de masturbadores, las divulgaciones científicas populares son las
culpables de la desviación psíquica. Y concluye nuestro autor:
“hace mucho tiempo que los psiquiatras y neurólogos han advertido la enorme
equivocación de los conceptos corrientes sobre la importancia médica y moral de la
masturbación.”

Otros conflictos eróticos afectivos, que comparten la misma patogenia de las neurosis de
referencia, serían:
Los enamorados tímidos y desgraciados, y en las mujeres, el delirio amoroso y delirio
erótico de referencia de las solterotas. (Veamos su texto excepcional de “el Delirio
sensitivo de referencia”).

Para dejar claro nuestra admiración por este autor, recordar su obra “Estructura del
cuerpo y carácter”, donde describe los tipos corporales de las psicosis endógenas:
pícnicos, atléticos y leptosomáticos, y para concluir, con la publicación en 1929 de “los
hombres geniales”, donde defendía la mezcla de razas. Años más tarde, por este motivo,
los nazis le hicieron renunciar a la Sociedad Alemana de Psicoterapia que presidía.

¿Qué queda en nuestro saber psicopatológico de la psicosis masturbatoria?.

Nos acercamos al final. Le toca el turno a Wilheim Reich (1897-1957).


Qué podemos decir de nuestro entrañable Reich. Ahí va una pequeña biografía:

Conoce a Freud y en 1920 es miembro de la Sociedad Psicoanalítica de Viena.


De 1925 a 1927 escribe “La función del orgasmo” (1927) .
Funda la Sociedad Socialista de Investigaciones Sexuales.
Funda la Asociación Alemana para una Política Sexual Proletaria (SEX-POL).
En 1933 es expulsado del Partido Comunista por su Psicología de masas del fascismo.
Es expulsado de la Asociación Internacional de Psicoanálisis: Análisis del carácter.
En 1939 se traslada a EE. UU: The ;ew School for Social Research.
Reich investiga sobre el “Orgón” creando el “acumulador de energía orgónica”.
El 12 de diciembre de 1941 es detenido por agentes del FBI, y procesado.
Acusado de fraude por la "Administración de Alimentos y Drogas" (FDA).
En 1956 agentes de la FDA destruyen el material de su Instituto y requisan sus
publicaciones. Víctima de una "caza de brujas".
Es llevado a prisión el 12 de marzo de 1957, donde fallece el 3 de noviembre de una
crisis cardiaca.

Después de lo dicho, nos queda su imperecedera obra.


Veamos el “Análisis del carácter” de W. Reich:
En el Carácter GENITAL y en el carácter NEURÓTICO, Reich describe la función
económico sexual de la coraza caracterológica, y realiza el siguiente análisis.

1. Carácter y éxtasis sexual.


2. Relación entre carácter y represión sexual.
3. Diferencia libidinal entre carácter genital y neurótico.
a) Estructura del Ello.
b) Estructura del superyó.
c) Estructura del yo.
4. Sublimación, formación reactiva y base neurótica.

14
En la “Función del orgasmo” de W. Reich,
Cada forma de neurosis tiene su característica perturbación genital:

-Las histéricas: falta de excitación vaginal con hipersexualidad exagerada: abstinencia.


-Los hombres histéricos: impotencia y/o eyaculación.
-Los neuróticos obsesivos: abstinencia rígida, ascética, racionalizada. Impotentes para
orgasmo.
-;eurasténicos: El pene ha perdido el carácter penetrante,...espermatorrea.
-Hombres fálicos-narcisistas: “Don Juanes”.
Excesiva potencia sexual como defensa a la homofobia. “demostrarse a sí mimos su
potencia sexual”, que lleva a La neurosis hipocondriaca crónica y su “astenia sexual”.

Para concluir con el papel de la sexualidad y de la masturbación en el psiquismo, veamos


en qué consiste la “Teoría de la economía sexual”. W. Reich.
Expongo un breve resumen de sus teorías. Un enfoque “sexo-económico” de la
psicoterapia, que con la intensidad del orgasmo establece el criterio de curación en materia
de salud mental.
Con el “orgón” el “acumulador de energía orgásmica”, su teorías se hacen delirantes.
No obstante sus teorías sobre la vida sexual humana, la libertad del individuo y la
represión siguen siendo válidas.
Veamos unos ejemplos de su teoría de la economía sexual:

-La salud psíquica depende de la “potencia orgásmica”, o sea, de la capacidad de


entrega en el acmé de excitación sexual durante el acto sexual natural.
-La enfermedad mental es un resultado de las perturbaciones de la capacidad natural de
amar y de relacionarse adecuada y satisfactoriamente con los demás.
- La conducta antisocial surge de pulsiones secundarias que deben su existencia a la
supresión de la sexualidad natural.
-El individuo educado en una atmósfera de negación de la vida y del sexo contrae angustia
de placer (miedo a la excitación placentera): neurosis.
- Esa angustia de placer es la base del miedo a una vida libre e independiente.
-La persona neurótica sólo puede experimentar esta angustia como algo siniestro y
atemorizante.
-La estructura caracterológica del hombre actual se caracteriza por un acorazamiento
contra la naturaleza dentro de sí y contra la miseria social que lo rodea.
-La represión sexual, la rigidez biológica, la manía moralizadora y el puritanismo
existen por doquier.

¿Qué queda de la psicosis o neurosis masturbatoria en nuestra psicopatología actual?

Para acabar, otro clásico de la psicopatología.


Ni más ni menos que nuestro Henry Ey.
Veamos su CLÍ;ICA DE LA ;EUROSIS (ver texto: H.Ey y P. Bernard-Ch.Brisset.
Tratado de psiquiatría. 8ª ed. Toray-Masson). Recordar que la primera edición es del
año 1965.

¿Qué anomalías de la actividad sexual, se producen en las neurosis?.


Según H.Ey, de dos Tipos: “inhibición sexual” y su sobre compensación:
“donjuanismo”.

15
¿Qué clínica sexual presentan las neurosis? Veamos:

-Un Autoerotismo: Masturbación. ¿Acaso volvemos al “Onanismo de Tissot”?.


Aquí, la Actividad fantasmagórica predomina sobre la Conducta de realidad.
Aquí, hay una única preferencia de satisfacción sexual: el onanismo.
Aquí, la ausencia de conducta masturbatoria o abstinencia sistemática, representa por el
contrario un temor a la pulsión sexual, y también forma parte inequívoca de la neurosis.
Nos preguntamos: ¿La abstinencia sistemática: es un signo de virtud o un signo de
neurosis?

¡Y la Culpa neurótica¡. ¿Puede seguir causando una psicosis masturbatoria?


¡Y el Delirio sensitivo de referencia¡ “Los masturbadores,..
¿Acaso aun llevan en la frente escrito su vicio? ¿Aún creen que los demás los reconocen
y se lo hacen notar?

Sigamos con la neurosis de ansiedad de H.Ey, y su clínica.


-La impotencia:
Es preciso realizar un análisis de la conducta neurótica que la mantiene.
Los Trastornos en la eyaculación.
¿Son muy frecuentes (tipo precoz, retardada, ausente), en nuestros neuróticos de hoy día?.
La Impotencia orgásmica, como defecto de sensación voluptuosa, anestesia sexual.
¿Sigue siendo predominante en nuestra ansiedad neurótica?.
¿Qué nos queda hoy día del Temor a la castración?.
¿Seguimos sintiendo culpabilidad por nuestras experiencias genitales?.

¡ y la neurosis en la mujer¡: La frigidez en la mujer:.


Como diría Freud: “A las mujeres ha de considerárselas siempre potentes”. (ver “aparición
y etiología de la neurosis de angustia”).
¿Qué papel juega la anorgasmia, el vaginismo y dispareunia en la clínica de la ansiedad
actual?.
¿Es el Complejo de castración imaginario en la mujer una “reivindicación fálica”.
¿Qué papel juegan hoy día los Hechos culturales y sociales en la práctica sexual?
Sigue siendo un síntoma neurótico la Inhibición del placer sexual en la mujer.

¿Qué queda de esa culpabilidad más o menos consciente en relación al deseo sexual?
¿El homólogo de la sexualidad culpabilizadota es la agresividad culpabilizadora?
¿Es la cólera reprimida, fruto de nuestra insatisfacción sexual? (citando a Reich).

Acabamos ya nuestro periplo. ¡¡ De Tissot a Henry Ey ¡¡


¡ Del Onanismo a la Psicosis masturbatoria y la Neurosis de ansiedad ¡¡.

Como colofón sirva este pequeño homenaje a la figura de W. Reich, y para ello, copiamos
las actas de la última quema de libros realizada en EUA por orden de la FDA.
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::://::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
In ;ew York City, on August 23, 1956, the FDA supervised the burning of several
tons of Reich’s publications in one of the city’s garbage incinerators.
Among the materials burned were:

16
Orgone Energy Bulletin (12,189 copies)
International Journal of Sex Economy and Orgone Research (6,261 copies)
Emotional Plague Versus Orgone Biophysics (2,900 copies)
Annals of the Orgone Institute (2976 copies)
The Oranur Experiment (872 copies)
Character Analysis
Cosmic Superimposition
Ether, God, and Devil
Listen, Little Man
People in Trouble
The Cancer Biopathy
The Function of the Orgasm
The Mass Psychology of Fascism
The Murder of Christ
The Sexual Revolution
“This destruction of literature constitutes one of the most heinous examples of
censorship in United States history”.
(Fahrenheit 451)

WILHELM REICH
(1897 -Dobrzynica (Galicia)- 1957-penitenciaría de Lewisburg (Pensilvania))

Dr. J. L. Día Sahún.. “Seminario de Psicopatología descriptiva y fenomenología”


H. Miguel Servet. Psiquiatría. Paseo Isabel La Católica 1-3. 5.009 Zaragoza.
Tf: 976 76 55 00. FAX: 976 76 56 12. jldiasahun@gmail.com

17