You are on page 1of 23

Jean de La Bruyère - Los caracteres o las costumbres de este siglo. Traductor: Andrés, Ramón http://www.saltana.

org/1/arg/65.html#.Usbc-vTuK8E INTRODUCCIÓN ¿Un lugar para La Bruyère?

La modernidad tiende a asimilar los acontecimientos pasados como un único hecho, y concibe la historia de tal modo que convierte la memoria en una sucesión de escenas estáticas, en una naturaleza muerta. La creencia de que el individuo va construyendo el espacio y el tiempo, un individuo avaramente propietario de sí mismo y de las cosas, quien posee una exacerbada conciencia del futuro que lo catapulta hacia un proyecto existencial antes que hacia una vida, reflejan la incapacidad de mirar a la redonda y pensar que no hay un centro. Es la imposición de la vida como obra técnica, que diría Emanuele Severino, y, como tal, está sometida a una continua transformación. Y transformar lleva implícita la noción de producir. El pensamiento mismo como elemento de producción, tan asimilado al ideario surgido durante la Ilustración, ha llevado a interpretar el pasado como un lugar en ruinas, a erigir al género humano en testigo de algo que no recuerda, que no ha visto, como si observara el cuadro vuelto del revés pintado en 1670 por Cornelis Norbertus Gijsbrechts. Borrar los rastros, todo vestigio, y considerar que éstos convienen más a un museo que a la conciencia, ha provocado un desencuentro entre los hombres, y sobre todo un olvido: reparar en que el mundo es uno, el de siempre, y que las generaciones lo moldean a su antojo.

En este sentido es muy llamativa la interpretación de Roland Barthes acerca de Jean de La Bruyère, con ocasión de un prefacio escrito a una edición de Los caracteres, impresa en 1963. Es un texto lleno de idas y venidas, un crucigrama semiológico, un repertorio de afirmaciones que al poco tienen su enmienda, un racimo de argumentos que no parecen satisfacerle para situar «en el ahora» al que fuera uno de los moralistas más importantes del siglo XVII francés. Aduce que la perfección de su escritura, su ponderación y mesura, le han valido un gran reconocimiento, llamémosle académico, pero que, sin embargo, no ha interesado —son sus palabras— ni a los historiadores, ni a los filósofos, ni a los sociólogos, ¡ni a los psicoanalistas! Afirma, además, que no ha sido insertado en ninguno de esos diálogos que los escritores franceses han tenido entre sí, léase Pascal y Montaigne, Voltaire y Racine, Valéry y La Fontaine. En su obstinación, echa de menos que La Bruyère no sea un escritor radical —es extraño que unas líneas más abajo admita que el libro «lo arrasa todo a su paso»—, y lo proclama «inutilizado para usos prácticos». ¿Estamos hablando de un material de desguace?

Da la impresión de que Barthes no sabe qué hacer con él, dónde ubicarlo, y que su empeño en buscarle un lugar en la modernidad es empresa inútil. Lamenta que su pesimismo no sea tan

drástico como el de La Rochefoucauld, y lo califica de moralista atemperado, que no quema. No deja de ser curioso que este crítico observe en la obra de La Bruyère una escena inmóvil, un lienzo del siglo XVII «que no nos es próximo». Pero eso es tanto como apostillar que un retrato de Van Dyck nos remite a una realidad evaporada, que el miedo, la soberbia o la virtud murieron con los protagonistas del cuadro, que aquel mundo sucedió y quedó soterrado, sin más. Se toma por regresión lo que en realidad es capacidad de mirar, y se diría que hay una proclividad a no querer reconocer los espacios del origen. Y olvida decir que la mirada del ser humano siempre ha tenido un buen acopio de vejez, y así también sus debilidades.

Los personajes de los que habla La Bruyère son arquetípicos, y por su condición tienen una irreparable vigencia. El hipócrita, el posibilista, el fatuo, el fanfarrón, el malévolo, el adulador, el ambicioso, el opresor o el ingrato nos rodean y siguen conformando los tentáculos de lo que eufemísticamente suele llamarse «nuestro prójimo». Así es, y así será. Nada ni nadie variará nuestra naturaleza, bien perfilada en Los caracteres, que muestran, con la mayor sutileza, pero sin rodeos, esa herida que a menudo recibimos de los demás, y que también nosotros proferimos. No creo que La Bruyère necesite una puesta al día, como tampoco lo requieren la música de Marin Marais o la pintura de Nicolas Poussin. Sus páginas son un espejo que devuelven la cara y la cruz de la invariable condición humana, de ahí que resulte ocioso preguntarse sobre la actualidad de un autor que ha examinado a los hombres de cerca, con tiento afinadísimo. Sólo puede admitirse que ha cambiado la percepción de los hechos, pero la sustancia es la misma.

Una ilusión óptica

Lo que Barthes concibe en Los caracteres como parcelación de las clases de individuos, es en sí un mosaico, una réplica de lo acaecido en la sociedad y un análisis de las relaciones entre quienes la componen. La Bruyère demostró conocer muy bien la materia que tenía entre manos: nunca estuvo al soslayo de los acontecimientos; no podía estarlo quien vivía en la corte de Luis XIV, esplendorosa aunque, como todas, poblada de taimados y advenedizos, un mercado de intereses instalado en salones de sillería blanca y dorada, un ajedrez en el que las torres y los caballos podían ser fulminados por el más artero de los peones. Allí, en 1684, sufrió al colérico Louis, duque de Borbón y nieto del Gran Condé, quien había encomendado a La Bruyère, gracias a la recomendación de Bossuet, parte de su instrucción. El trato de aquel muchacho epiléptico y desganado fue tortuoso, y sólo un golpe de fortuna le llevaría dos años después a un discreto cargo de bibliotecario y secretario. Saint-Simon, en una carta de 1710 dirigida a «la maison de Condé et M. le Duc en particulier», habla de la ferocidad extrema, los insultos y las «plaisenteries cruelles» que La Bruyère soportó del guillado Louis. El camino había sido áspero, pero le condujo a un empleo idóneo para quien deseaba hacer de la mirada y la escritura un arte, pero también un oficio.

Así. Pero el autor de Los caracteres. la música. estimó al controvertido Gassendi. tomó partido por Racine y no por Corneille. y su tarea nada tenía en común con esa litigante fuente de entelequias alimentada por algunos filósofos. Su posicionamiento a favor de los «Antiguos» frente a los «Modernos». y para siempre. disfrutó con Molière. al cual sustituyó en la dirección del Liceo cuando el maestro se retiró a Calcis. que tuvo lugar en 1693. aseveró que «En dejarse gobernar hay tanta debilidad como pereza» [157]. el castigo. el ridículo. hombre de mundo y solitario a un mismo tiempo. sabía que los mecanismos del poder. largo poema que Charles Perrault declamó en 1687 en las estancias de la Academia. el cabello. vivían con el convencimiento de que algo anunciaba las redentoras Lumières: un nuevo mesías iba a poner las cosas en su sitio.Mientras traducía Los caracteres de Teofrasto. que diría Ivan Illich. el mareo y el vértigo. los sabores. como embriones volterianos. No son casuales la admiración por Montaigne y su prolija lectura de Pascal. Precisamente. están en el hombre. temas todos ellos que reclamaron en mayor o menor medida la atención de La Bruyère. la astronomía. prolífico. el desprecio hacia el opresor. La Bruyère estaba en el punto de mira de los optimistas. y a los progresistas de salón del Mercure Galant les trató de pajarracos siniestros. se asomó al ventanal que abriera Mersenne. no calló. recibieron su parte el noble y el burgués. incisivo también. de los creadores de espejismos. la insensatez. no se guardó ni un bolsín de pólvora. iba imbuyéndose del agudo espíritu del que fuera oyente de Platón y luego discípulo de Aristóteles. el sudor. de no dar una vuelta más a la tuerca y. la crítica ante las infamantes condiciones de los campesinos. el que redactara unos Diálogos sobre el . la amistad. querella surgida a raíz de una lectura de «El siglo de Luis el Grande». un esprit prudente. fortalecer la estructura inhumana de la herramienta. sino de negarse a entrar en un juego de farsantes. reflexionó sobre Descartes. teniendo en cuenta la versión latina que Casaubon había publicado en 1592. el elogio. Teofrasto. y tanto fue así que el texto se consideró un ignominioso panfleto. los metales. No se trata de una aceptación de las reglas. el viento. aunque sólo fuera en su pura apariencia. la injusticia aparece con reiteración en Los caracteres: su sentido de la equidad. de paso. su amplia relación de libros dejó asimismo buenos legajos de páginas sobre la melancolía. la virtud. Ilusión óptica. el eclesiástico y el político. le granjearon no pocos enemigos. cuervos viejos. Y precisamente los que se llenaban la boca con la palabra libéralité trataron de impedir que el Discours prononcé dans l´Académie Française llegara a la imprenta. la ambición. la defensa del desvalido o el llamamiento a los pueblos para reclamar sus derechos ha hecho que algunos estudiosos consideren al autor como avanzadilla de los valores ilustrados. las pasiones. no un jaleador. que no pensaba en términos políticos. las plantas. las piedras. la calumnia. la instrucción del soberano. En su Discours de ingreso en la Academia. Pero La Bruyère era un moralista. «oiseaux lugubres». sus jerarquías. un atentado contra las formas y contra aquellos que pretendían cambiarlas. la injusticia. escribió sobre los más varios asuntos: en su interés se hallaban no sólo las cuestiones como la naturaleza de la miel. Nuevo deseo de pensar que el mundo vino al mundo en el siglo XVIII. esos que. no un filósofo. Más cerca del ideario que pueda encontrarse en las páginas de Étienne de la Boëtie.

se acerca. con la debilidad humana como decorado y en primer plano los personajes que dan vida al huraño. al militar consumido en su gloria. en la difícil supervivencia de una sociedad azotada por la carestía y los abusos. Un partidario de los «Antiguos» puede también. los mercaderes que venden allí sus productos con el fin de obtener ganancias. I. concluye. y que el amor propio es un filón inagotable. separarse y no añorarse nunca más. Van Delft (1998) le llama «espectador de la vida». apoyar el discurso del irónico Pio Rosso sobre la mentira. incluso por sus más constantes estudiosos. poco después. al licencioso. la figura del espectador está hecha a propósito para una realidad vivida como espectáculo. toca. Porque el traductor de Teofrasto. también conoció el claroscuro de los distintos estratos sociales. se aleja. que caminó con un fajo de libros bajo el brazo por los corredores de Chantilly y Versalles y recorrió palmo a palmo las calles de París. «li esamina uno per uno. ofrecía una idea exacta del mundo. Capaz de fijar la mirada. ante cada hombre. autor de Du mesonge. al . La Bruyère pensó que un baile de máscaras. a constituirse en una especie de predicadores laicos. 26). a las puertas del Siglo de las Luces. dice el estudioso italiano. Ciertamente. en el que se entrelazan las manos. pero La Bruyère se aproxima y detiene ante cada mujer. cuyas casas de fortuna consolidada solía frecuentar. expresión que le había aplicado ya SainteBeuve en 1836. Un baile de máscaras Montaigne. la suya» (Ensayos. Giovanni Macchia (1988) cree que a un noble como La Rochefoucauld jamás le hubieran interesado los escenarios que no tuvieran un telón cortesano. pues reparó en las vicisitudes de las gentes. plagado de artistas. como un demócrata. o participar del escepticismo mostrado por un admirador de Sexto Empírico como lo fuera François de La Mothe le Vayer. el miedo. y menos las miserias de los campesinos. «espectadores de las vidas de otros hombres para juzgar y ordenar sobre ellos. y los que no buscan otra cosa que mirar todo aquello que acontece a su alrededor. caso per caso». evocando las palabras de Pitágoras referidas a los juegos olímpicos. Como Vauvenargues.quietismo —aparecidos póstumamente en 1698— ha sido observado por la crítica. comprobó lo que ya sabía: que a todos es común la ambición. La Bruyère se encuentra entre estos últimos. nunca inadvertidas al preceptor del duque de Borbón. hecha a la insalubridad de unas viviendas ahumadas y apenas iluminadas por pequeños vanos. habituado a codearse con la nobleza y las familias de la burguesía. Los moralistas franceses estaban acostumbrados a ver de lejos a sus semejantes. la estupidez. para. Fácil conclusión si pensamos que el siglo XVII francés fue en líneas generales poco subversivo. escritores e intelectuales nacidos de la monarquía y amparados por ella. al torpe. señala que hay tres clases de hombres: los que ejercitan el cuerpo para alcanzar la gloria. como un cristiano ejemplar. reconoce. No por su implacable censura debe considerársele necesariamente un escritor revolucionario: no es patrimonio exclusivo de revolucionarios denunciar lo ilícito.

Se es siempre actor y espectador a un tiempo. Pero las páginas de esta galería humana tienen una impronta muy cercana a Molière. con un maestro como Montaigne. así lo definió el abate D´Olivet en su Histoire de l´Académie Française. sino comprender la causa de sus acciones. sino una realidad en constante movimiento sobre la que recae un comentario moral. La Bruyère se supo un espectador del theatrum mundi por el que desfilan todas las muecas y tonos de voz posibles. una vocación de vacío. y no menos los que simulaban trabajar en la corte. acostumbrados a los carruajes aparatosos y a unos afeites salidos de los más refinados ateliers parisinos.fingidor o al codicioso. primero porque el asunto de su actualidad parece no preocuparle. observarlas sin acudir a abstracciones. con circunspección otras. Consiguió. la conciencia. «De la moda»: en alguno de ellos asomará nuestro rostro. al igual que lo fueron Bierce y Schnitzler. Otros son más . una cómica acritud que aquilina el perfil de los protagonistas y los envuelve en calzas labradas y capas de seda. podría decirse. «que desea vivir en paz con sus amigos y sus libros. El anhelo de sabiduría. mas no había cortesano ni burgués que no supiera que sus páginas correspondían a aquel hombre retirado. en la Inglaterra isabelina o en la España del entarimado Siglo de Oro. No es una percepción misantrópica o pesimista la de este teatro moral de la vida. Lo entronca. que fue un zarpazo a la credulidad. por referir ejemplos próximos. sino la visión de quien reconoce sin aspavientos que no hay otra obra en el repertorio. El que podría pasar por ser un cristiano ferviente y ávido de verdades no fue en realidad un moralista devoto. capaces de pasar en un destello de lo burlesco a lo trágico. asoma su esencia en Los caracteres. Supongamos que cada uno de dichos espejos corresponde a un capítulo de Los caracteres. que son otras formas de religión. Con causticidad a veces. «Del mérito personal». y segundo porque considera una labor ilusoria asignar a un escritor una posición definida. a lo Francisco de Sales. «De la ciudad». «De los grandes». la teatralidad era una divisa y también un modo de expiar las flaquezas tanto individuales como colectivas. Pirandello y Zweig. el citado Van Delft muestra más tino que Barthes a la hora de «enfocar» a La Bruyère. Desde luego. colocados estratégicamente y de los cuales es imposible zafarse. más que el físico. Espejos de los que nos habla Jurgis Baltrusaitis. cuyos Ensayos constituyen la puerta triunfal de entrada en el siglo XVII y «le royal accès aux Caractères». se vieron sorprendidos en el juego especular que poco a poco fue tramando La Bruyère. Los más impenitentes aducen con puerilidad que se trata de una perspectiva antropocéntrica —¡como si los hombres pudieran acceder a otra!—. un laberinto de espejos que reflectan. Su autor no esbozó un dibujo de trazo inanimado. «Del hombre». de sagesse. pero como hoy. Seguramente muchos paseantes de las Tullerías. Escenas de fondo impresionista. «De la corte». publicó sin firmar la primera edición de Los caracteres en 1688. pródigas en caricaturas. actores que toman muy en serio su papel. un volver la espalda a la utopía. «De las mujeres». «Del corazón». en el Versalles de Luis XIV. y no es difícil percatarse del lazo. a discursos metafísicos. ni un anatomista. Tantos lectores como enemigos El mundo barroco. como Madame de Scudéry. Espíritu desmitificador. soliviantador. que ni busca ni huye del placer». proclamado por Monsieur Eyquem comporta no juzgar a los hombres.

pues. Hace metáfora de lo que podría pensarse como evidente. escribió para instruir y deleitar. y los miembros del Mercure Galant se apresuraron a decir que la causa de su fallecimiento había sido una opípara cena. se acercó al susodicho editor y le dijo: «¿Quiere imprimir esto? —eran Los caracteres—. pero no de menor significación. como se ha dicho. en el Étude sur La Bruyère citado por Sainte-Beuve. y durante aproximadamente una década —con adición de máximas y a partir de 1691 firmados— visitaron la imprenta para una nueva impresión. como «Del soberano o la República». Un día. La Bruyère aparece como un trabajador del lenguaje que tiende —fórmula muy barroca— a enmascarar el concepto bajo la percepción y crear un orden de significados en correspondencia con el lector. que era moneda obligada a los intelectuales. a momentos digna de un pendulista. La Bruyère tuvo conciencia de ser un escritor y no sólo un moralista. escribir un libro Muy comentado el impresionismo de su escritura. Ahora sí. lo cual permite situarnos en un punto medio entre el testimonio y el escritor. ciertamente. la del hombre de letras. y para ello recurre al fragmento más que a la máxima. como lo es construir un reloj» [3]. que hacía sentir los zapatos pequeños a quienes deseaban caminar a zancadas. artistas y escritores que recibían la protección del llamado Rey Sol. Michallet pondría en luz la obra de un escritor al que se miraba de reojo. No sé si os saldrán las cuentas. Los caracteres tuvieron tanto éxito que año tras año. son una maquinaria compleja sobre la que no prevalece el estilo. Walckenaer. «lo cual es un modo a un tiempo de desmoralizarlo y de darle la seriedad de una técnica».000 francos. el autor sabía que escribir es propiamente un oficio. y mucho menos con el irregular y a veces amontonado Boileau. antes bien persigue que cada . pero lo hizo desde una perspectiva que hoy llamaríamos literaria.circunstanciales. A su muerte incluso corrió el rumor de que había sido envenenado. Barthes acierta a decir que. que no disminuya la eficacia del discurso. En el capítulo «De las obras del espíritu» se lee: «Escribir un libro es un oficio. Construir un reloj. Ello también facilita una mayor libertad interpretativa y de paso le deja al lector un espacio más holgado para ejercitar su imaginación. Al contrario. Sus fragmentos. cuenta que el escritor acudía a menudo a la librería del tal Michallet. de la sentencia. Pese a todo. Su estructura y estilo nada tienen que ver con la sequedad de las máximas de La Rochefoucauld ni con la desnudez de Vauvenargues. pero si así fuere los frutos serán para ma petite amie». Malezieux le dijo que ganaría tantos lectores como enemigos —«Voilà de quoi vous attirer beaucoup de lecteurs et beaucoup d´ennemis»—. llamémoslo literario. Su editor Michallet debió sentirse satisfecho. pues La Bruyère había destinado todas las ganancias en dotar a la hija de éste. donde se divertía con las agudezas de la pequeña. y así fue. como los clásicos. No es. antes prefiere el párrafo largo que le posibilite esgrimir un despliegue. el detallismo que la caracteriza. en su sentido más estricto. apartado sobre el que se ha enfatizado acerca de la presunta sumisión de La Bruyère a la figura de Luis XIV. amigo de la frase lapidaria. desde una noción nueva entonces. dote que ascendió a casi 300. hueca reflexión si se tiene en cuenta.

No es raro. y a dicho académico vino a sumarse Suard. de un color. De ahí que La Bruyère procure no pocos estímulos. que vio . enriqueció la lengua como pocos. que La Bruyère reflexionara con insistencia acerca del «oficio de escritor»: lo revelan sin disimulo su «Prefacio» y el capítulo inaugural «De las obras del espíritu». D´Olivet le reprocha una escritura afectada. convencido. por su temperancia y conocimiento de los hombres. Su admirador Sainte-Beuve puso de manifiesto este aspecto. Eso es mucho decir. denosta aquellos que están «escritos con precipitación». sin atenuantes. dio prosperidad. dispar. La cita se encuentra en L´Esprit des Journaux de 1782 recogida por Sainte-Beuve. que no pudo declararse estoico según la moda. una clave que parece propia de Lampedusa. de Feletz aceptó en La Bruyère un gran dominio de la lengua. que preparó un autor cuyo nombre no ha llegado hasta nosotros y el cual asegura que el malogrado Luc de Clapiers. «mêlée au goût de la prose de Voltaire». Pero más allá de los estudiosos. «assez aisément à Montaigne». pero toda obra tiene sus panegiristas y sus impugnadores. usa expresiones como «redondear mi estilo». tanto intelectuales como sensoriales. Tampoco ahorró elogios Saint-Simon. caso de Los caracteres. y con más razón la que posee una sustancia moral. por su estilo. fue quien ensalzó con mayor énfasis el talento y la originalidad de La Bruyère. a la que. la claridad estilística de Pascal. tras la muerte del escritor. poco amigo de los ilustrados. admite. los armónicos de un sonido. así como las razones que justifican el orden de los capítulos y la sucesión de las reflexiones que los componen». que le reconoció «más imaginación que gusto». con relieve. gracias a lo detallado de sus descripciones y a la pericia mostrada al desgranar las gradaciones de significados de una palabra. que son la expresión de un hombre que no aceptó el simulacro. de que éste tuvo en un mismo ramillete la sabiduría y amplitud de espíritu propios de Locke. fechado en febrero. nos importa la opinión de un moralista como Vauvenargues. teniendo en cuenta estos principios. no sin remarcar su afición a alterar y violar sus reglas («en viole les règles»). Como es preceptivo. En dichas páginas preliminares no esconde su disgusto — como el dicharachero Diego de Torres Villarroel lo hace en el preámbulo de su autobiografía — ante los muchos libros aburridos e insulsos que se dan a la imprenta. Aprovecha Sainte-Beuve para decir a sus coetáneos que tomen como ejemplo el modelo de Los caracteres por amor a la sobriedad y «à la proportion de la pensée au langage». la desbrozó y la redujo a la frase puramente francesa. cosa lógica si tenemos en cuenta que el anónimo recopilador de escritos sobre el bibliotecario de Versalles añade. a quien consideró ilustre por su ingenio. un abuso de metáforas. tuvo sus detractores —no sólo ideológicos. donde M. un instrumento verbal lo suficientemente valioso como para reproducir un mundo verosímil y por ello incontenible. Algo similar vemos en los Jugements historiques et littéraires sur quelques écrivains (1840).cuadro se presente como una trama combinatoria de situaciones susceptible de ocultar un final sorpresivo. marqués de Vauvenargues. en los que se presenta un proyecto de lenguaje. asegurando que La Bruyère. contenida precisamente en el mismo número de L´Esprit. y muestra la coherencia de un planteamiento al expresar su propósito: «he pretendido pintar a los hombres en general. como los «corveaux» del Mercure Galant—. el pensamiento original de Montesquieu. «sin reglas ni estilo».

hija de un acomodado procurador de Châtelet. Quizá por esta causa se creyó legitimado para exigir del lenguaje la propiedad de no dejar a oscuras ningún recoveco del espíritu. Estreno de Andrómeda. La escuela de las mujeres. en cuya acta de defunción aparece como «de la Brière». el Louvre y Versalles. Nace André Campra. Fallecen Pierre Gassendi y Eustache Lesueur. . y que para ello. Es el año de la muerte de Nicolas Poussin. Denis Gaultier. Molière. Molière. Philippe de Champaigne pinta Ex voto. un error que mantiene Voltaire en El siglo de Luis XIV al referirse al autor. 1660: Charles Le Brun termina algunas de las decoraciones encargadas por Luis XIV —que contrajo matrimonio este mismo año— para las Tullerías. 1650: Fallece su abuelo. en su Historia de la Academia señaló que La Bruyère había nacido cerca de Dourdan en 1644. a poco menos de un siglo. «se necesitarían los treinta y tres volúmenes de la Enciclopedia». una búsqueda de sentido. Réthorique des dieux. y posteriormente de derecho canónico en París. D'Olivet. 1666: Muere Louis La Bruyère. 1665: La Rochefoucauld imprime sus Máximas.en la literatura una asimilación de la inteligencia y la técnica. Primogénito de Louis. como lo hace Van Delft. de Corneille. de Racine. y de Isabelle Hamonyn. que al parecer tenía en sus antepasados paternos algunos miembros «fondateurs de la Ligue». 1662: Muere Blaise Pascal. donde el 17 de agosto es bautizado en la iglesia de Saint-Christophe-enCité. su más famosa compilación para laúd. 1655: Inicia sus estudios de humanidades. Guillaume. cuyo estudio culminará en 1665. CRONOLOGÍA DE LA VIDA DE LA BRUYÈRE 1645: Nace en París. La compañía de Molière representa Alejandro. que el de La Bruyère es un libro de saber total. Barthes no puede echarse atrás al reconocer. Más tarde será alumno de derecho civil en Orleans. cobrador de rentas de la ciudad. Muere René Descartes en Estocolmo. El misántropo. 1652: Fallece Georges de La Tour a causa de la peste.

Henry Desmarets presenta en Versalles la «tragédie-lyrique» Endimión. Nicolas de Largillière se establece en París. sobre el texto de Molière. 1678: Mme. Boileau. que le procura una renta anual de 2. 1680: La Bruyère conoce a Bossuet. Cadmo y Hermíone. Jean le cede unas tierras cerca de Plaiseau. Racine. 1671: La Bruyère recibe una herencia de su tío Jean. presenta la «comédie-ballet» El burgués gentilhombre. La princesa de Clèves. Orphée descendant aux enfers. Desavenencias crecientes entre Racine y Corneille. Dada la estrechez económica de éste. 1674: El 22 de septiembre presta juramento de su cargo en el Tribunal de Cuentas de Ruán. Henry Du Mont escribe sus Motets a cuatro voces. Muere Molière. Philippe Quinault. Pensamientos sobre el cometa. . Su lienzo de La Bruyère es una obra muy lograda.350 libras. 1683: Nace Jean-Philippe Rameau. entidad dependiente de la Oficina de Finanzas de Caen. Nicolas Malebranche. Lully. que repartió entre sus sobrinos. donde la familia pasará los veranos. 1673: Adquiere un cargo de Tesorero en la Oficina de Finanzas de Caen. fallecido este año. Muere La Rochefoucauld.1667: Corneille. Andrómaca. Atila. donde retrata a la nobleza y personas relevantes. Regresa a París para instalarse con su hermano Louis. Jacques Champion.1682 Pierre Bayle. 1675: Luis XIV nombra arquitecto real a Jules Hardouin Mansard. Nace Saint-Simon. de la Fayette. Les pièces de clavecin. 1668: Nace François Couperin. se publican los Pensamientos de Pascal. 1670: Bossuet es nombrado preceptor del Delfín. Arte poética. La búsqueda de la verdad. Marc-Antoine Charpentier.

una pensión de 3. Este mismo año se producirán dos reimpresiones de la obra.000 libras a cambio de sus servicios como bibliotecario y secretario. con una duración de diez años. Añade 74 observaciones. 1686: Muere en Fontainebleau el príncipe de Condé. 1687: El librero Étienne Michallet obtiene un privilegio real. Nacen Montesquieu y Joseph Bodin de Boismortier. La Bruyère dimite como tesorero de la Oficina de Finanzas de Caen al serle otrorgada. 1685: Muere Isabelle Hamonyn. Bossuet termina sus Oraciones fúnebres. iniciadas en 1656. Tratado de la educación de las jóvenes. Los caracteres de Teofrasto traducidos del griego. que se casará con Luis en 1686. es llamado por el Gran Condé para impartir lecciones de historia. 1688: Se editan. Conversaciones sobre la pluralidad de los mundos. Marin Marais. sin el nombre del autor.1684: Gracias a Bossuet. a la que agrega 76 fragmentos. El éxito espoleará una nueva edición al año siguiente. Fénelon. Fontenelle. Pièces à 1 et 2 violes. Pierre Mignard pinta La marquesa de Seignelay como Tetis. esta vez en la Vendôme. esta vez aumentada y retocada. de Montespan. Charles Perrault lee en la Academia El siglo de Luis el Grande. todavía adolescente. con Los caracteres o las costumbres de este siglo. 1692: Séptima edición de Los caracteres. 1689: Cuarta edición de Los caracteres. a fin de contribuir a la dote de su hija. también asiste a las clases. poema que desatará la querella entre Antiguos y Modernos. El matrimonio entre sus alumnos le exime de las clases. tras la muerte de aquél. filosofía y geografía a su colérico nieto Luis. La Bruyère cede otro terreno a su hermano Louis. Muere Lully. con 159 observaciones más. De Machy imprime sus Pièces de viole. La hija legitimada de Luis XIV y de Mme. La Bruyère renuncia a sus derechos en bien de su editor. El padre del duque estableció también una difícil relación con La Bruyère. 1691: La sexta edición aparece por primera vez con el nombre de La Bruyère. para imprimir Los caracteres. . Fallece Corneille. al que aquejaba la epilepsia: «Triste éleve dont les inapplications exercent l'opiniâtreté du maitre!». duque de Borbón.

que a lo largo de un siglo conocerán más de cuarenta reimpresiones. M. Empieza a escribir los Diálogos sobre el quietismo. la que será su novena edición de Los caracteres. recibirá la condena de Inocencio XII en 1699. non mordere: prodesse. cuervos viejos. a quienes La Bruyère había llamado en su Discurso «vieux corbeaux [. Guyon defienden su doctrina. La Explicación de las máximas de los santos acerca de la vida interior (1697) del primero.1693: Elegido miembro de la Academia.. y al que se tilda de verdadero panfleto. non officere. non mordere : prodesse.] oiseaux lugubres». Bossuet. con 47 observaciones más y una esmerada revisión. 1699: Última edición —la décima— de Los caracteres. Érasme Admonere voluimus. 1694: Octava edición de Los caracteres. en la línea de Miguel de Molinos y su Guía espiritual (1675) en España. Carta a Luis XIV. Primeras controversias sobre el quietismo. non laedere: consulere moribus hominum. 1696: Muere en Versalles el 11 de mayo. en plena disputa entre Antiguos y Modernos. y de P. También es el año de la muerte de La Fontaine. de quien había aparecido en 1668 la primera colección de las Fábulas. Precisamente esos «continuos graznidos» hicieron presiones y sembraron toda suerte de intrigas para que el texto no llegara a la imprenta. cosa que finalmente no sucedió. (T) Admonere voluimus. Recibe numerosas críticas por la acrimonia del discurso pronunciado el 15 de junio. Petrucci en Italia. Política sacada de la Sagrada Escritura. sobre todo por parte de algunos componentes del Mercure Galant. El propio Fénelon y Mme. es decir. Erasmo (*) . 1698: Aparición de los Diálogos póstumos sobre el quietismo.. se añade al volumen el Discurso pronunciado en la Academia francesa. y La Bruyère pasa a ser tutor de sus sobrinos. Fénelon. Antes de mayo había revisado. pájaros lúgubres «de cris continuels». autor de La nada de las criaturas y el todo de Dios. Sus enemigos del Mercure Galant atribuyen maliciosamente su muerte a una indigestión. pero no aumentado. víctima de dos ataques de apoplegía. Sátira de las mujeres. non laedere : consulere moribus hominum. 1695: Muere su hermano Louis. En la corte se suceden los rumores acerca de un posible envenenamiento. non officere. Boileau.

pour le rendre plus présent et plus attentif à ce qui va suivre. se la restituya. pues. c'est ce qui fait que l'on prêche et que l'on écrit : l'Orateur et l'Écrivain ne sauraient vaincre la joie qu'ils ont d'être applaudis . et dans toute la lecture de cet ouvrage. que lo que yo describo son los caracteres o las . s'ils venaient à manquer de censeurs ou de critiques . que ahora. et de penser toujours. si por ventura acontece que. y de esta suerte prepararlo para lo que siguiere. no deberá lamentarse de ello si sirve para atraer y hacer que las verdades. et s'il arrive que l'on plaise. De él he tomado la materia de esta obra. Aparte de que la más segura aprobación y la menos equívoca es el cambio de costumbres y la enmienda de aquellos que les leen o escuchan. una vez terminada. ya que los hombres no dejan de solazarse en el vicio. et l'auteur les doit proscrire : voilà la règle : il y en a une autre. mais comme les hommes ne se dégoûtent point du vice. instructives. familiares. si cela sert à insinuer et à faire recevoir les vérités qui doivent instruire : qand donc il s'est glissé dans un livre quelques pensées ou quelques réflexions qui n'ont ni le feu. et s'il se connaît quelques-uns des défauts que je touche. y así también el logro que menos debe esperar. ils seraient peut-être pires. preciso es no cejar de reprochárselo. aceptadas. ni le tour. acomodados a la gente del común. familières. no se debe escribir más que para instruir. on ne doit écrire que pour l'instruction . a lo largo de su lectura. pero. la cual tengo interés que se siga. pour délasser l'esprit. C 'est l'unique fin que l'on doit se proposer en écrivant. l'ayant achevé avec toute l'attention pour la vérité dont je suis capable. con toda la consideración por la verdad de que soy capaz y el respeto que me merece. instruyan. Ni el orador ni el escritor son capaces de vencer la satisfacción del aplauso. et que j'ai intérêt que l'on veuille suivre . bien qu'elles semblent y être admises pour la variété. no sean sensibles. se deleita. outre que l'approbation la plus sûre et la moins équivoque est le changement de mours et la réformation de ceux qui les lisent ou qui les écoutent : on ne doit parler. qui est de ne pas perdre mon titre de vue. Puede contemplar con calma este su retrato copiado del natural. Tal vez fueran peores si les faltaran críticos o censores. mais ils devraient rougir d'eux-mêmes s'ils n'avaient cherché par leurs discours ou par leurs écrits que des éloges . Hay otra. qu'il n'est pas permis de négliger. Es de justicia. mas deberían sentir vergüenza si con sus sermones y escritos no hubieran perseguido otra cosa que elogios. que Devuelvo al público aquello que me ha prestado. corregirse de ellas. accommodées au simple peuple. et qu'il mérite de moi. il est juste que. y si en él reconociere algunas de las imperfecciones que señalo. à moins que d'ailleurs elles ne soient sensibles. Cuando en un libro se deslizan ciertas reflexiones que ni tienen el fuego ni la pujanza ni la viveza de otras. No se debe hablar. il ne faut pas néanmoins s'en repentir. y por otra parte. además. je lui en fasse la restitution : il peut regarder avec loisir ce portrait que j'ai fait de lui d'après nature. sin embargo. Éste es el único fin que debe proponerse el escritor. le lecteur peut les condamner.PREFACE PREFACE Je rends au public ce qu'il m'a prêté : j'ai emprunté de lui la matière de cet Ouvrage . ni la vivacité des autres. s'en corriger. por esta razón se predica y escribe. pues se trata de la conveniencia de no perder de vista el título de la obra y pensar de continuo. et le succès aussi que l'on doit moins se promettre . instructivos. il ne faut pas aussi se lasser de leur reprocher . por más que se antojen escritas para la amenidad y remansar el espíritu. entonces puede el lector condenarlos y el autor proscribirlos de sus páginas: tal es la regla.

es . contre les froids plaisants et les Lecteurs mal intentionnés . sans ces conditions qu'un auteur exact et scrupuleux est en droit d'exiger de certains esprits pour l'unique récompense de son travail. avec beaucoup de raison. me faisaient redouter les caprices de la multitude et la légèreté du public. no cabe ceñirlos a una sola corte ni a un único país. ¿En qué mejor podríais emplearos? No habrá año que las locuras de los hombres os procuren un nuevo libro». Vivid mucho tiempo. me han hecho temer los caprichos de la multitud y la ligereza del público del cual. inépuisable . Sin estas condiciones —que un autor estricto y escrupuloso debe reclamar de ciertos espíritus. Después de esta prudente y no menos necesaria advertencia. il faut savoir lire. He de confesar. que pourriez-vous faire de mieux ? il n'y a point d'année que les folies des hommes ne puissent vous fournir un volume : d'autres. dudo que deba continuar escribiendo. on ne peut pas néanmoins les restreindre à une seule Cour ni les renfermer en un seul pays.LXXXX. ces Caractères. et la crainte de faire dire à quelques-uns. et ne costumbres de este siglo: aunque a menudo retrato los de la corte de Francia y de los habitantes de mi nación. toute plainte. je crois pouvoir protester contre tout chagrin. contra los chanceros de poca ley y los lectores malevolentes. Y no basta con quererlo. et dont on pénètre assez les conséquences. vivez longtemps. entre la impaciencia de redondear mi libro y darle mejor disposición con nuevos caracteres. agréable. por otra parte. et si on le peut quelquefois. agradable e inagotable. si no se atina a referirse con propiedad a lo que se ha leído estrictamente. y el temor de que algunos exclamen: «¿Es que no terminaremos nunca con esos Caracteres ni habremos de leer otra cosa?» Algunas personas juiciosas me decían: «El asunto es de consistencia. pues en él he pretendido pintar a los hombres en general. et avant la cinquième édition. Hay que saber leer. Après cette précaution si nécessaire. je doute qu'il doive continuer d'écrire. ne finiront-ils point. utile. sino que es menester querer hacerlo. ne s'écarte du plan que je me suis fait d'y peindre les hommes en général. et des hommes de ma nation. toute fausse application et toute censure . entre l'impatience de donner à mon livre plus de rondeur et une meilleur forme par de nouveaux caractères. contra toda queja. desde el año de 1690 y antes de la quinta edición. provechoso. et ne verrons-nous jamais autre chose de cet Écrivain ? Des gens sages me disaient d'une part.DC. con no menos razón. pese a todo. toda maliciosa interpretación. creo poder protestar contra todo enfado. et traitez-la sans interruption pendant que vous vivrez . sin que por ello mi libro sienta mengua de su amplitud y utilidad. s'il préfère du moins sa propre satisfaction à l'utilité de plusieurs et au zèle de la vérité. y cuyas consecuencias son fácilmente previsibles. como quiera que desde hace unos treinta años sólo se lee por leer. de qui j'ai néanmoins de si grands sujets d'être content. et ensuite se taire. sans que mon livre ne perde beaucoup de son étendue et de son utilité. et dans une certaine suite insensible des réflexions qui les composent. il faut encore le vouloir faire . ce n'est pas assez. toute maligne interprétation. ou pouvoir rapporter ce qu'on a lu. tengo motivos para estar contento-. y versad sobre él mientras viváis. así como las razones que justifican el orden de los capítulos y la sucesión de las reflexiones que los componen. la matière est solide. antes bien que anteponga su propia satisfacción a la utilidad de los demás y al celo por la verdad. Otras.ce sont les caractères ou les mours de ce siècle que je décris : car bien que je les tire souvent de la Cour de France. y después callar. como única recompensa de su trabajo—. que me ha embargado la duda. contra cualquier capciosa aplicación y toda censura. J'avoue d'ailleurs que j'ai balancé dès l'année M. et ni plus ni moins que ce qu'on a lu . comme des raisons qui entrent dans l'ordre des Chapitres. arguyendo con pertinacia que.

et je gardai un tempérament qui les rapprochait . no son máximas lo que he querido escribir. qui se voient par apostille. je ne feignis point d'ajouter quelques nouvelles remarques à celles qui avaient déjà grossi du double la première édition de mon ouvrage : mais afin que le public ne fût point obligé de parcourir ce qui était ancien pour passer à ce qu'il y avait de nouveau. vienen a ser reglas morales. Por lo demás. pero otras tienen . elles sont comme des lois dans la morale. Ce ne sont point au reste des maximes que j'aie voulu écrire . il fallait aux hommes pour les amuser. no tengo autoridad ni talento bastante para erigirme en legislador. qui servît à lui montrer le progrès de mes Caractères. et lus de même. también aprisa. al confundirlas con las antiguas. de libros insulsos y aburridos. Algunas son de esta naturaleza. plus fini et plus régulier à la postérité. insertando en las tres ediciones que han seguido un grande número de nuevas observaciones. Y para que nadie anduviere temeroso de que este ejercicio vaya a tender al infinito. et à aider son choix dans la lecture qu'il en voudrait faire : et comme il pouvait craindre que ce progrès n'allât à l'infini. j'ajoutais à toutes ces exactitudes une promesse sincère de ne plus rien hasarder en ce genre. sans règles et sans la moindre justesse. he curado indicar ese segundo incremento con una señal particular. con el propósito de que el público no se viera obligado a recorrer lo antiguo para llegar a lo nuevo. seulement par leur nouveauté . j'ai moins pensé à lui faire lire rien de nouveau qu'à laisser peut-être un ouvrage de mours complet. sólo por ser novedad. de suerte que creí no resultaría inútil distinguir el primer aumento con otro signo más sencillo. le mieux que je pouvais faire était de me reposer : je pris alors quelque chose de ces deux avis si opposés. sin reglas ni estilo. a guisa de oráculos. que deben ser breves y concisas. d'un mauvais style et de nulle ressource. et que si je ne savais qu'augmenter un livre raisonnable. debo confesar. cuanto en dejar a la posteridad una obra de costumbres más completa. no he pensado tanto en hacerle leer algo nuevo. en insérant dans les trois éditions qui ont suivi un assez grand nombre de nouvelles remarques . He acordado tomar entonces algo de dichas opiniones opuestas y guardado entrambas un equilibrio que las aproxime: no fingí añadir nuevas observaciones a las que ya habían engrosado en más del doble la primera edición de mi obra. et qu'il trouvât sous ses yeux ce qu'il avait seulement envie de lire. contraires aux mours et aux bienséances. escritos con precipitación y leídos. he añadido a todas estas precisiones una sincera promesa de no arriesgar nada más en este género. más regular. Pues si alguno me acusare de faltar a mi palabra.manquaient pas de me suggérer que personne presque depuis trente années ne lisant plus que pour lire. Tampoco desatiendo que habría atentado contra el uso de las máximas. a fin de entretenerles. Empero. je pris soin de lui désigner cette seconde augmentation par une marque particulière : je crus aussi qu'il ne serait pas inutile de lui distinguer la première augmentation par une autre plus simple. más acabada. et j'avoue que je n'ai ni preciso dar a los hombres. il verra du moins qu'on les confondant avec les anciennes par la suppression entière de ces différences. de nouveaux chapitres et un nouveau titre : que cette indolence avait rempli les boutiques et peuplé le monde depuis tout ce temps de livres froids et ennuyeux. y que si yo no atinaba más que a aumentar un libro razonable. Que si quelqu'un m'accuse d'avoir manqué à ma parole. para las que. lo mejor que podía hacer era descansar. que sirviera para mostrarle el avance de mis Caracteres y ayudar de este modo a espigar la lectura que le plazca. en todo ese tiempo. nuevos capítulos y hasta un título nuevo. écrits avec précipitation. que esa indolencia había llenado las librerías y poblado el mundo. verá que. y así sus ojos alcanzasen aquello que tenían deseo de leer. contrarios a las costumbres y al decoro.

de ahí lo extenso o lo breve de mis reflexiones. qui veut qu'à la manière des oracles elles soient courtes et concises . que l'on dise de moi que je n'ai pas quelquefois bien remarqué. par un seul trait. una descripción entera. [2:9] No existe tarea más deplorable en el mundo que labrarse la gloria de un nombre. par une peinture . pourvu que l'on remarque mieux. par un raisonnement. al cabo. Uno piensa las cosas de manera diferente. quelques autre sont plus étendues : on pense les choses d'une manière différente. et qui pensent. et on les explique par un tour aussi tout différent . non mordere. et l'on vient trop tard depuis plus de sept mille ans qu'il y a des hommes. El texto de Erasmo empleado como lema por La Bruyère. No queda más que espigar entre los antiguos y los más diestros de los modernos. l'on ne fait que glaner après les anciens et les habiles d'entre les modernes. par une métaphore ou quelque autre figure.assez d'autorité ni assez de génie pour faire le Législateur : je sais même que j'aurais péché contre l'usage des maximes. au contraire. le plus beau et le meilleur est enlevé . servir a la moralidad. y no ser su obstáculo».. Sur ce qui concerne les mours. y también de manera diferente las explica: mediante una sentencia. yo. Nota del traductor (*) «Admonere voluimus. par une description. [1:1] Tout est dit. quelques-unes de ces remarques le sont. pero ese alguien debe saber observar más agudamente que yo. [2:9] Il n'est pas si aisé de se faire un nom par un ouvrage parfait. de là procède la longueur ou la brièveté de mes réflexions : ceux enfin qui font des maximes veulent être crus : je consens. par une simple comparaison. y llegamos demasiado tarde cuando hace más de siete mil años que hay hombres. En lo que concierne a las costumbres. un paralelo. [1:1] Todo se ha dicho. dice: «He querido advertir y no morder: ser útil. y no herir. por el contrario. par une sentence. una pintura. una metáfora o cualquier otra figura. un razonamiento. consiento que digan de mí que alguna vez no fui un fino observador.. una simple comparación. [3:53] Les femmes sont extrêmes . un solo rasgo.». [3:53] Las mujeres están en los extremos: . par un fait tout entier. elles sont meilleures ou pires que les hommes. todo termina cuando la obra apenas se ha esbozado. mayor extensión. que d'en faire valoir un médiocre par le nom qu'on s'est déjà acquis. par un parallèle. y que piensan. lo mejor y más bello se ha esfumado con los libros de antaño. Aquellos que escriben máximas quieren que los demás las asientan.

si elle ne mérite ce nom que lorsqu'elle est agréable . [3:80] Ne pourrait-on point découvrir l'art de se faire aimer de sa femme ? [4:11] L'on n'aime bien qu'une seule fois . [4:52] On convie. se mêler dans le monde. si no es posible. si cuenta con algo de talento. [2:25] Un hombre libre. [4:64] La vie est courte. qui brillent par leur vertu. ni descendants . para no morir sin haber reído. c'est la première : les amours qui suivent sont moins involontaires. puede gozar de fortuna. toda la amargura. Pero no es fácil conseguir tales provechos para el que está casado. l'on ferait à peine d'un grand nombre d'années une vie de quelques mois. puisque si l'on cousait ensemble toutes les heures que l'on passe avec ce qui plaît. [3:80] ¿No se podría descubrir el arte de hacerse amar por la mujer propia? [4:11] No amamos por entero más que una sola vez. invitamos. y. il semble que le mariage met tout le monde dans son ordre. et aller de pair avec les plus honnêtes gens : cela est moins facile à celui qui est engagé . son bien et ses services : rien ne coûte qu'à tenir parole. [4:39] Queremos dar toda la felicidad a la que amamos. y cuyas eminentes cualidades irradian un prodigioso resplandor. [4:64] La vida es breve si sólo le damos este nombre cuando es grata. la mesa. [4:40] Regretter ce que l'on aime est un bien. on offre sa maison. sa table. [4:63] Hay que reír antes de ser feliz. cuanto poseemos. sin compañía de mujer. tout le malheur de ce qu'on aime. Al igual que aquellas extraordinarias estrellas. Se diría que el matrimonio pone a cada uno en su lugar. apenas los largos años de una existencia se nos convertirían en unos pocos meses. o bien son peores. darse a admirar al mundo y codearse con la gente de más lustre.[2:22] Il apparaît de temps en temps sur la surface de la terre des hommes rares. ou si cela ne se peut ainsi. no tienen antepasados ni descendientes: forman por sí solos un linaje. Semblables à ces étoiles extraordinaires dont on ignore les causes. et qui n'a point de femme. de peur de mourir sans avoir ri. [4:39] L'on veut faire tout le bonheur. exquisitos. peut s'élever au-dessus de sa fortune. de las que ignoramos la causa y más todavía su extinción. s'il a quelque esprit. ils composent seuls toute leur race. en comparaison de vivre avec ce que l'on hait. ils n'ont ni aïeuls. et dont les qualités éminentes jettent un éclat prodigieux. [4:65] Qu'il est difficile d'être content de quelqu'un ! o bien son mejores que los hombres. [4:63] Il faut rire avant que d'être heureux. [4:40] Añorar al ser amado es un bien si lo comparamos con el hecho de vivir junto al que odiamos. on invite. . la primera: los amores que acontecerán después son menos involuntarios. que brillan por su virtud. ofrecemos la casa. pero lo único que no damos es la firmeza de nuestra palabra. pues si sumásemos todas las horas transcurridas en el goce. [4:52] Hospedamos. et dont on sait encore moins ce qu'elles deviennent après avoir disparu. [2:22] De tiempo en tiempo aparecen en la superficie de la Tierra hombres excepcionales. [2:25] Un homme libre. exquis.

Cada uno era padre de una hija única. et de la monnaie. elle n'est pas faite à cinquante . . En cambio. et ne se trouvent souvent dans une assiette plus tranquille que lorsqu'ils meurent. acaso de las más destacadas: era su antigua compañera. n'est pas un fort bon caractère : il faut dans le commerce des pièces d'or. signe un ordre qu'on lui présente. [6:6] Dos mercaderes vecinos. finissent par l'ambition. O no se es ambicioso. nada dice a favor del nuestro: es necesario que en el comercio corran tanto las monedas de oro como las de cobre. elle entre au service d'une fort grande Dame et l'une des premières de la Cour . y sólo descansan cuando mueren. elles ont été nourries ensemble. al salir de un opíparo banquete que le ha llenado la panza. [4:76] Les hommes commencent par l'amour. il est excusable. vivieron en esa familiaridad que dan la misma edad e igual condición. ou on l'est toujours : mais le temps vient où l'on avoue que l'on a aimé. Ambas se criaron juntas. [5:37] No poder soportar los caracteres malos. y a los cincuenta no está hecha. [6:18] Champagne au sortir d'un long dîner qui lui enfle l'estomac. [5:37] Ne pouvoir supporter tous les mauvais caractères dont le monde est plein. qui ôterait le pain à toute une Province si l'on n'y remédait . Uno edifica en la vejez. tuvieron desigual fortuna. [4:76] Los hombres empiezan con el amor. en plena digestión. una de ellas. [6:18] Champagne. ou on ne l'est point. [6:6] Deux marchands étaient voisins et faisaient le même commerce. con los dulces vapores de un vino de Avernay o de Sillery. según la cual. [6:10] Un projet assez vain serait de vouloir tourner un homme fort sot et fort riche en ridicule . y muere cuando empiezan su labor los pintores y cristaleros. lo truecan por la ambición. et l'on meurt quand on en est aux peintres et aux vitriers. Tiene su disculpa. surge el momento en que se confiesa haber amado. pues. dejaría sin pan a una provincia entera. Pasado el tiempo. l'on bâtit dans sa vieillesse. qui ont eu dans la suite une fortune toute différente : ils avaient chacun une fille unique. de los que el mundo rebosa. et ont vécu dans cette familiarité que donnent un même âge et une même conditions : l'une des deux pour se tirer d'une extrême misère cherche à se placer. quel moyen de comprendre dans la première heure de la digestion qu'on puisse quelque part mourir de faim ? [6:40] Il faut avoir trente ans pour songer à sa fortune. [6:10] Vana empresa sería ridiculizar a un hombre muy torpe pero rico. [6:52] Il n'y a au monde que deux [4:65] ¡Cuán difícil es estar satisfecho de alguien! [4:75] Qué pocas veces se llega a decir: «Yo era ambicioso». les rieurs sont de son côté. firma una orden que le presentan al vuelo. tratando de huir de la miseria. que alguien pueda morir de hambre? [6:40] A los treinta años se piensa en hacer fortuna. y que vendían el mismo género. ¿cómo iba a comprender. busca situarse y entra al servicio de una dama de la corte. o se lo es siempre. a no ser reparada. los que debieran reírse estarían de su parte.[4:75] Le cas n'arrive guère où l'on puisse dire. et dans les douces fumées d'un vin d'Aveney ou de Sillery. j'étais ambitieux . chez sa compagne.

a tenor de sus palabras y conducta. los resortes y los movimientos están ocultos. o por la imbecilidad ajena. les mouvements sont cachés. la première afin qu'il apprenne que nous disons du bien de lui . y tanto más perfecta cuanto que. sin la condición de herederos. La renta más o menos generosa se marca en las facciones. que avanza insensiblemente y cumple su vuelta: imagen del cortesano. parecen no pensar ni en sus abuelos ni en sus nietos. ils [6:52] En el mundo no hay más que dos maneras de ascender: o por la propia industria. je veux dire qu'elle est composée d'hommes fort durs. il revient souvent au même point d'où il est parti. la seconde afin qu'il en dise de nous. que está compuesta de hombres muy duros pero pulidos. [8:70] L'esclave n'a qu'un maître : l'ambitieux en a autant qu'il y a de gens utiles à sa fortune. después de haber andado largo camino. [6:67] Tal vez los hijos serían más queridos por sus padres. la segunda. [8:95] L'on contemple dans les Cours de certaines gens. mais fort polis. mais la mine désigne les biens de fortune . image du Courtisan d'autant plus parfaite. et l'on voit bien à leurs discours et à toute leur conduite. pero el rostro señala los bienes de fortuna. qu'après avoir fait assez de chemin. y su heredero en diez meses más de lo que él gastó a lo largo de su vida. [6:67] Les enfants seraient peut-être plus chers à leurs pères . qu'ils ne songent ni à leurs grands-pères. [8:37] Il est aussi dangereux à la Cour de faire les avances. et réciproquement les pères à leurs enfants. ou par sa propre industrie. [8:95] Se encuentran en las cortes ciertas gentes que.manières de s'élever. [8:65] Les roues. [8:10] La Cour est comme un édifice bâti de marbre. ou par l'imbécilité des autres. les ressorts. [8:10] La corte es como un edificio hecho de mármol. que tiene tantos dueños como personas puedan procurarle el favor. para que se sepa que hablamos bien de él. [8:65] Las ruedas. quiero decir. le plus ou le moins de mille livres de rente se trouve écrit sur les visages. [6:53] Les traits découvrent la complexion et les mours . [8:37] En la corte es tan peligroso dar un paso como no darlo. [8:36] Dos razones son las que llevan a hablar bien de alguien en la corte: la primera. et son héritier plus en dix mois. para que él hable bien de nosotros. [8:70] El esclavo sólo tiene un amo. [8:36] L'on dit à la Cour du bien de quelqu'un pour deux raisons. [6:53] Los modos revelan el temperamento y las costumbres. nada se muestra de un reloj más que su manecilla. qu'il ne faisait vivant en dix années . los padres por sus hijos. qui insensiblement s'avance et achève son tour . qu'il n'a su faire lui-même en toute sa vie. y recíprocamente. ni à leurs petits-fils : le présent est pour eux . [6:65] El avaro gasta el día de su muerte más que en diez años de existencia. [6:65] L'avare dépense plus mort en un seul jour. qu'il est embarrassant de ne point les faire. rien ne paraît d'une montre que son aiguille. Para ellos sólo . sans le titre d'héritiers. vuelve a menudo al punto de partida. no así el ambicioso.

il y a presque toujours de la flatterie à en dire du bien . Es como no poder soportar que la piedra caiga o que el fuego ascienda. [9:56] Deberíamos callar en lo tocante a los poderosos. es su naturaleza. il est plus dur d'appréhender que de la souffrir. il y a du péril à en dire du mal pendant qu'il vivent. leur injustice. [10:25] Los ocho o diez mil hombres de una milicia son para el soberano como la moneda con que comprar una plaza o una victoria. c'est leur nature. [11:38] Ce qu'il y a de certain dans la mort. [11:34] Nada hay que los hombres deseen conservar tanto y que le procuren un peor trato que la vida. [11:36] La mort n'arrive qu'une fois. el amor a sí mismos y el olvido para con los demás. et l'oubli des autres . [11:1] No nos enfurezcamos contra los hombres al ver su dureza. ils sont ainsi faits. Más duro es temerla que sufrirla. sus perros y caballos. si economiza hombres. [9:3] L'avantage des Grands sur les autres hommes est immense par un endroit . [11:34] Il n'y a rien que les hommes aiment mieux à conserver. est un peu adouci par ce qui est incertain . [10:25] Les huit ou dix mille hommes sont au Souverain comme une monnaie dont il achète une place ou une victoire . leurs chevaux. pero les envidio la dicha de tener a su servicio gentes que les igualan. y a su muerte es cobardía. del mismo modo que hoy suspiramos por la florida juventud perdida. Están hechos así. Es un indefinido en el tiempo que tiene algo de lo infinito. sus monos. Les cedo la buena pitanza. ou que le feu s'élève. s'il fait qu'il lui coûte moins. leurs singes. et se fait sentir à tous les moments de la vie . en corazón e inteligencia. leur riches ameublements. et que l'on appelle éternité. c'est ne pouvoir supporter que la pierre tombe. [11:39] Pensemos que. y a veces exceden. [11:38] Lo que hay de cierto en la muerte queda aminorado por su propia incertidumbre. c'est un indéfini dans le temps qui tient quelque chose de l'infini. al llegar la edad caduca . je leur cède leur bonne chère. leur fierté. et de la lâcheté quand ils sont morts. et qu'ils ménagent moins que leur propre vie. s'il épargne les hommes. l'amour d'eux-mêmes. sino que abusan de él.n'en jouissent pas. Si logra que le cueste menos. leurs fous et leurs flatteurs . su orgullo. su ingratitud. mais je leur envie le bonheur d'avoir à leur service des gens qui les égalent par le cour et par l'esprit. pero se la siente en todos los instantes de la vida. de eso que llamamos eternidad. il ressemble à celui qui marchande et qui connaît mieux qu'un autre le prix de l'argent. sus enanos y aduladores. ils en abusent. Hablar bien de ellos casi siempre es adulación. se asemeja al negociante que conoce mejor que otro el valor del dinero. y no lo gozan. et qui les passent parfois. et ne cuenta el presente. [11:1] Ne nous emportons point contre les hommes en voyant leur dureté. [11:36] La muerte sólo llega una vez. [9:56] L'on doit se taire sur les Puissants . [9:3] La ventaja de los grandes sobre el resto es inmensa en un aspecto. leurs nains. y que no habrá de volver. En vida es peligroso pronunciarse en contra. [11:39] Pensons que comme nous soupirons présentement pour la florissante jeunesse qui n'est plus. los fastuosos muebles. leurs chiens. leur ingratitude. su injusticia.

sentimos un resabio de vergüenza al ser dichosos. [11:48] Il n'y a pour l'homme que trois événements. [11:102] La mayoría de los hombres emplean la mejor parte de su vida en hacer miserable la otra. [11:40] L'on craint la vieillesse. vivre et mourir : il ne se sent pas naître. c'est-à-dire. Lo mismo sucede a los mayores con las cosas del mundo. ce serait une désolante affliction que de mourir. los hombres y los animales. [11:46] El pesar que causa a los hombres haber malbaratado el tiempo pasado. [11:56] A los niños todo les parece grande: los patios.reviendra point. l'habitude et la nouveauté. amamos la vida y huimos de la muerte. saturado de interrogantes y reflexiones. parce qu'ils sont petits. et le politique rempli de vues et de réflexions ne sait pas se gouverner. no sabe gobernarse. [11:91] Quelle mésintelligence entre l'esprit et le cour ! Le Philosophe vit mal avec tous ses préceptes . [11:43] Si unos hombres murieran y otros no. [11:41] L'on espère de vieillir et l'on craint la vieillesse. [12:31] La physionomie n'est pas une añoraremos el tiempo viril en el que todavía nos hallamos y que no apreciamos lo bastante. que l'on n'est pas sûr de pouvoir atteindre. Del primero no tiene memoria. [11:82] Il y a une espèce de honte d'être heureux à la vue de certaine misères. les autres non. les hommes. [11:48] Tres acontecimientos hay para el hombre: nacer. [11:41] Esperamos envejecer y tememos la vejez. y el político. [11:40] Tememos una vejez que no estamos seguros de alcanzar. les animaux . les cours. la caducité suivra qui nous fera regretter l'âge viril où nous sommes encore. [11:91] ¡Qué desavenencia entre la mente y el corazón! Vive mal el filósofo en pugna con sus principios. et j'ose dire par la même raison. [11:43] Si de tous les hommes les uns mouraient. ne les conduit pas toujours à faire de celui qui leur reste à vivre. et que nous n'estimons pas assez. el morir sería una desoladora aflicción. et il oublie de vivre. [11:82] A la vista de ciertas calamidades. [12:4] Deux choses toutes contraires nous préviennent également. un meilleur usage. los jardines. es decir. les meubles. y me atrevo a decir que por la misma causa: porque son pequeños. [12:4] Dos cosas contrarias nos persuaden por igual: la costumbre y la novedad. les édifices. [11:102] La plupart des hommes emploient la meilleure partie de leur vie à rendre l'autre misérable. naître. no les empuja siempre a administrar mejor el que les queda. [11:46] Le regret qu'ont les hommes du mauvais emploi du temps qu'ils ont déjà vécu. [11:56] Aux enfants tout paraît grand. aux hommes les choses du monde paraissent ainsi. y olvida vivir. les jardins. los muebles. [12:31] La fisonomía no es una regla que . l'on aime la vie et l'on fuit la mort. il souffre à mourir. los edificios. vivir y morir. sufre al morir.

[12:57] Après l'esprit de discernement. [12:75] Je ne mets au-dessus d'un grand politique que celui qui néglige de le devenir. âge d'or. [12:109] No cortejar a nadie ni aguardar que nos cortejen. tampoco hay frutos lejanos para quien se instruye en la paciencia. pensent mal de nous. ne nous font pas de tort . Los días. y hasta el propio tiempo terminará por desaparecer: no es más que un punto en los inmensos espacios de la eternidad. se pierde para siempre. y será borrado. [3:58] Un homme est plus fidèle au secret d'autrui qu'au sien propre . comme à notre égard est unique . état de l'homme le plus naturel. acérquese a una muchacha. lo más raro en el mundo son los diamantes y las perlas. los meses y los años caen sin vuelta en el abismo de los tiempos. et qui se persuade de plus en plus que le monde ne mérite point qu'on s'en occupe. peut consulter les yeux d'une jeune femme qu'il aborde. [12:109] Ne faire sa cour à personne. [3:64] Un hombre que empieza a intuir achaques y a temer los avisos de la vejez. [13:31] Chaque heure en soi. les mois. [12:35] Ceux qui sans nous connaître assez. s'il commence à vieillir. es única. ce n'est pas nous qu'ils attaquent. pero puede servirnos de conjetura. [3:64] Un homme qui serait en peine de connaître s'il change. [3:58] Un hombre es más fiel al secreto ajeno que al suyo propio. est-elle écoulée une fois. Dulce condición. ce sont les diamants et les perles. . [12:90] Le flatteur n'a pas assez bonne opinion de soi. ni attendre de quelqu'un qu'il vous fasse la sienne . Una vez huida. no son causa de ofensa. les millions de siècles ne la ramèneront pas : les jours. puesto que no nos atacan: sólo se enfrentan al fantasma que ha forjado su fantasía. c'est le fantôme de leur imagination. ce qu'il y a au monde de plus rare. une femme au contraire garde mieux son secret que celui d'autrui. [12:35] Aquellos que sin apenas conocernos piensan mal de nosotros. il n'y a point d'avantages trop éloignés à qui s'y prépare par la patience. [12:108] No hay camino demasiado largo para el que va a paso lento y sin presura. [12:90] El adulador no tiene buena opinión de sí ni de los demás. el estado más natural del hombre. edad de oro. escuche el tono con que le habla: desvelará lo que temía. nos ha sido dada para juzgar a los hombres. elle a péri entièrement. guarda mejor su secreto que el del prójimo. y los millones de siglos que habrán de encadenarse no nos serán retornados. [13:31] Cada hora en sí misma. ni des autres. [12:108] Il n'y a point de chemin trop long à qui marche lentement et sans se presser .règle qui nous soit donnée pour juger les hommes : elle nous peut servir de conjecture. ¡Dura escuela! [12:57] Después del espíritu juicioso. una mujer. douce situation. [12:75] Únicamente pongo por encima de un político al que no quiere serlo. et se perdent sans retour dans l'abîme des temps . les années s'enfoncent. le temps même sera détruit . y en lo que nos atañe. Rude école. consulte sus ojos. y sobre todo si se halla en el convencimiento de que el mundo no merece su esfuerzo. et le ton dont elle lui parle : il apprendra ce qu'il craint de savoir. por contra.

l'indépendance. et que j'apppelle des modes. lo ennoblecen añadiendo partículas en cuanto prospera su fortuna. un nom illustre : celui-là par le changement d'une lettre en une autre se travestit. Que deviendront ces modes.ce n'est qu'un point dans les espaces immenses de l'éternité. quieren pasar por flamencos o italianos. avec les grands hommes qui les ont portés : il s'en trouve enfin qui nés à l'ombre des clochers de Paris veulent être Flamands ou Italiens. [14:11] À combien d'enfants serait utile la loi qui déciderait que c'est le ventre qui anoblit ? mais à combien d'autres seraitelle contraire ! [14:51] La question est une invention merveilleuse et tout à fait sûre. les richesses. alegrías. que cuentan con un solo nombre disílabo. [16:10] Exigiría de aquellos que van contra la opinión común y las reglas generales. poder. Otros. ¿Qué será de todo ello cuando el tiempo haya desaparecido? Sólo la virtud. superfluidad. la puissance. para el lugar en que sirven o el empleo en que se hallan. la superfluité. que podrían conservar sin deshonra. en fin. también está el que da en mudar una letra. et croient que venir de bon lieu c'est venir de loin. sépase grandeza. No son pocos los que suprimen sus apellidos. où ils n'ont qu'à perdre par la comparaison que l'on fait toujours d'eux qui les portent. quand le temps même aura disparu ? La vertu seule si peu à la mode va au-delà des temps. la grandeur. comme si la roture n'était pas de tout pays. que suprimen una sílaba y de su oscuro nombre surge uno ilustre. independencia. qui passent. et de Acontecen en el tiempo. placeres. dès que leur fortune devient meilleure : celui-ci par la suppression d'une syllabe fait de son nom obscur. et il sera effacé : il y a de légères et frivoles circonstances du temps qui ne sont point stables. pour en adopter de plus beaux. Los tienen para el campo y la ciudad. autoridad. y de Siro viene a llamarse Ciro. et de Syrus devient Cyrus : plusieurs suppriment leurs noms qu'ils pourraient conserver sans honte. circuntancias huecas y frívolas. pour les lieux de leur service ou de leur emploi : d'autres ont un seul nom dissyllabe qu'ils anoblissent par des particules. los que nacidos a la sombra de los campanarios de París. privanza. allongent leurs noms Français d'une terminaison étrangère. tan poco de moda. ils en ont pour la campagne et pour la ville. y a las que yo llamo modas. que mostrasen un saber superior a los demás y tuvieran razones claras y argumentos capaces de convencer. sin embargo. [14:9] Certains gens portent trois noms de peur d'en manquer . No faltan. [14:9] Algunos llevan tres apellidos por miedo a tener pocos. les joies. et sauver un coupable qui est né robuste. [16:10] J'exigerais de ceux qui vont contre le train commun et les grandes règles. qu'ils eussent des raisons claires. creyendo que venir de lejos es proceder de buen lugar. y alargan sus apellidos franceses con terminaciones extranjeras. Los hay. le plaisir. l'autorité. [14:11] ¡A cuántos hijos les sería de provecho la ley que dictase que es el vientre el que ennoblece! ¡Y a cuántos resultaría un perjuicio! [14:51] La tortura es un maravilloso invento para doblegar a un inocente enjuto y salvar a un culpable corpulento. excede al tiempo. para acogerse a otros de más lustre. qu'ils sussent plus que les autres. sin embargo. con lo cual sólo pueden perder por la comparación que se establece entre ellos y los hombres insignes que los llevaron. riquezas. . como si en dichos países no hubiere villanía. la faveur. pour perdre un innocent qui a la complexion faible. que no son estables.

La visión de la muerte le afecta más hondamente que todo lo que sabe acerca de ella: la enfermedad. [16:39] Si todo es materia. mêmes sensations. c'est-à-dire. y acaso accedería a ser eterno. il ne s'ennuie point de vivre. es decir. mais à être seulement esprit. idénticas sensaciones. même monde. no le aburre el vivir. la douleur. et si on les goûte. Se requiere toda la pujanza de la religión para resignarlo. el dolor. même terre. el mismo mundo. es decir. impaciente ante toda novedad. como en el resto de los hombres. el hombre. même soleil. Nada es más semejante al hoy que el mañana. si gustaren. no siente anhelo al respecto. la misma tierra. no es más que un efecto del orden de las partes de la materia. ¿quién añadió al mundo otra idea distinta relativa a las cosas materiales? ¿La materia guarda en su esencia una idea tan pura. el cadáver le menoscaban el deseo de conocer otro mundo. también me sorprendería . c'est-à-dire à n'être plus un corps. [16:39] Si tout est matière. je m'en étonne . lo que el propio hombre concibe como no materia? [16:50] Si no gustan estos Caracteres. né inquiet et qui s'ennuie de tout. L'homme cependant impatient de la nouveauté n'est point curieux sur ce seul article . et si la pensée en moi comme dans tous les autres hommes n'est qu'un effet de l'arrangement des parties de la matière . rien ne ressemble mieux à aujourd'hui que demain : il y aurait quelque curiosité à mourir. il consentirait peut-être à vivre toujours : ce qu'il voit de la mort le frappe plus violemment que ce qu'il en sait. Inquieto desde la cuna y hastiado de toda cosa. le cadavre le dégoûtent de la connaissance d'un autre monde : il faut tout le sérieux de la Religion pour le réduire. la maladie. qui a mis dans le monde toute autre idée que celle des choses matérielles ? la matière a-t-elle dans son fond une idée aussi pure. [16:32] Qui a vécu un seul jour. je m'en étonne de même. ha vivido un siglo: el mismo sol. a vécu un siècle. aussi immatérielle qu'est celle de l'esprit ? comment peut-elle être le principe de ce qui la nie et l'exclut de son propre être ? comment est-elle dans l'homme ce qui pense. Sin embargo.ces arguments qui emportent conviction. aussi simple. ce qui est à l'homme même une conviction qu'il n'est point matière ? [16:50] Si on ne goûte point ces Caractères. [16:32] Quien ha vivido un solo día. y si el pensamiento que hay en mí. tan simple e inmaterial como lo es la del espíritu? ¿Cómo puede ser el principio de aquello que la niega y excluye de su propio ser? ¿Cómo puede acontecer en el hombre lo que piensa. probar ese paso que habrá de llevarnos de ser un cuerpo a devenir en un espíritu. Parece que el morir tendría que alentarnos cierta curiosidad. me sorprende.