You are on page 1of 25

01.

El ascensor
02. La suerte
03. La playa
04. Abrazos y besos
05. Para entrar a vivir
06. La euforia
07. Batida descolorida
08. La duda
09. Una mañana
10. En la esquina
11. El mantel
12. El escondite
13. Dulcemente
14. En la ciudad desierta
15. Volcánica
16. Mundos paralelos
17. Palabras
18. Vuelo
19. Circular
20. Por defecto
21. La grieta
22. Los chicos
23. Siete
24. Ombligo
El ascensor

He visto dentro de la gente una ilusión


Deshilachada por la lluvia y por el sol
Arcoiris en blanco y negro
Pero yo veo al rosa como mi color

Gente que pasa por la calle que no mira


Y yo de rosa en mi ascensor
La luz de la farola gira
Y de repente gira la gente

Salto por lo alto sobre los tejados


Y los gatos miran hacia abajo
Vuelan sobre mí agradecidos
Me acarician el ombligo

He visto dentro de la gente una ilusión


Que no distingue la alegría del dolor
Caramelos y adoquines
Que van cayendo desde el suelo a mi balcón

La plaza llena de hormigas


La fuente de color
La vida pasa tranquila
Gira que gira que gira el reloj

Subo por entre vapor de nubes


Hasta donde no se ve
En el suelo hay miedo y yo sonrío
Es mi hora del recreo
La suerte

Gira el centro hacia afuera y hacia adentro


Gira y gira y se convierte en movimiento
En espiral, en un intento

Vibra y gira hacia arriba una esquina


Vibra y nunca desafina, se rehace
Se desliza sobre sí misma

Sube un eco, gira lento lejos de su


Movimiento, salta adentro, cae cerca
de la esquina de su centro.
La playa

Rema mar adentro, se aleja de la orilla y


mira atrás
Sólo se oye el agua, sólo se oyen gritos
En la orilla

En la playa los niños hacen


Castillos de arena por el aire
Las cometas corren por encima
Y una ola borra sus pies con una risa

Bajo el agua una mujer y un hombre


Se miran, sonríen y no dicen nada
Se desnudan, suben a una roca
Desde donde miran a la playa

Rema mar adentro, se aleja de la orilla


Sin mirar
Abrazos y besos

Hay un sitio en la ciudad al que no tengo acceso


Por exceso o por defecto corro y nunca llego
Por eso cada mañana rezo
Y cuando llega la noche recojo mis sesos

Y los pongo en el tarro de la mermelada


Aunque esté cansada siempre sé lo que hay que hacer
Si soy hombre disimular la papada
O el cansancio si soy mujer

La verdad, no sé que es lo que más me preocupa


La rutina diaria de injusticias sociales
O esta voluntad de ganar tanto dinero
Para que no me vean más el pelo por

Esta ciudad con jardines a los que nunca llego


Por exceso de defectos siempre acabo preso
Por eso desde mi celda rezo
Y cuando llega la noche recojo mis sesos

Porque mañana tengo que dar la talla otra vez


Me espera un salto nuevo y esta vez sin red
Y si me ciegan los focos y me caigo al suelo
Me invitan por contrato a levantar el vuelo, pero

Su dinero me hace salir entero


De la caída, ni un hueso roto ni un día libre
Y me evado y me centro en asuntos irreales
Que me protegen de todos los males de

Esta ciudad hecha de cartón y yeso


Te disfraza de ratón y se convierte en queso
Por eso cada mañana rezo
Y por la noche al acostarme recojo mis sesos

Hay un sitio en la ciudad al que no tengo acceso


Normalmente por exceso corro y siempre llego
cansado, cada mañana me preparo y rezo
Y por la noche al acostarme abrazos y besos
Para entrar a vivir

Ya tengo un lugar, ya se dónde estar


Mi espacio íntimo, mi sitio mínimo
Tan lejos del mar, de la luz solar
Mi reino cálido es un parking público

Al considerar en esta ciudad


El precio máximo, futuro insípido
Reconsiderar mi capacidad
Es un buen síntoma, cerrar el círculo

Para trabajar debo abandonar


Mi plaza mágica, doblo las sábanas
Tiene que aparcar, vecino ejemplar
Es un vehículo brillante y rápido

Mientras sueño va con seguridad


Por entre el tránsito hacia el océano
Cuando llego al bar a desayunar
Mi aseo higiénico en el baño público

Por entre las grietas de cemento van naciendo flores


Que iluminan por la noche
Y yo observo sus colores esparciendo polen
Fecundando parachoques

Ya tengo un lugar, ya se dónde estar


Mi espacio íntimo, mi sitio mínimo
Tan lejos del mar, de la luz solar
Mi reino cálido es un parking público
La euforia

vértigo, látigo cálido


sueño despierto, soy el espacio
el firmamento rueda
y la estrellas se deshacen convertidas en arena blanca

sólida, líquida, cósmica


materia envuelta en un relámpago
haz luminoso el tiempo
desata los nudos que separan el futuro del pasado

luz en las personas y en los objetos


en los movimientos claridad
luz blanca que vibra y nunca desafina
la suerte está de mi lado para siempre

mundo cerrado, callado, inquieto


no sé dónde está la oscuridad
la sombra está esperando en una esquina
lejana, extraña, quieta, ajena, ausente, dormida

vértigo súbito, cálido, cósmico


tránsito sólido, caleidoscópico
síntoma, estrépito cómico, víspera
lúcida, sueño numérico

vértigo, látigo cálido


sueño despierto en un relámpago
soy luminoso, soy el tiempo
desato los nudos, me preparo y empiezo a correr
Batida descolorida

Batida descolorida no sabe a nada,


No tiene vida
No invita a nada porque no respira
baila con la pata coja, pero

Una batida coloreada cubre los cuerpos


De agua dorada
Resuelve el tiempo, borra las marcas
Baila con la pata coja y no resbala

Dos cuerpos entrelazados pueden ser restos


De su pasado
Pueden ser números y aniversarios
Fechas en los calendarios, pero

Dos cuerpos pueden ser carne, huesos y músculos,


Pueden ser sangre,
calor y luz, hielo que arde,
Vértigo sobre el alambre
La duda

Hay que decidir, dejar entrar o hacer salir


Recuperar o permitir perder, luego seguir
Hay que concentrar o dispersar, poder mover
O no tocar, acelerar, frenar, reconstruir

Hay que confirmar, hay que negar,


Resucitar o hacer morir ligero
Hay que hacer decir, hacer callar
resituar o desplazar sin miedo

Hay que conservar o desgastar, oscurecer


O deslumbrar, deshilachar, trenzar, tejiendo
Hay que despertar o hay que dormir, hay que arañar
O acariciar, borrar, colorear, desdibujar

Hay que recordar, hay que olvidar


Hay que mostrar o hay que guardar silencio
Hay que nivelar, descompensar,
Girar hasta poder parar

Arcoiris blanco y negro


De repente entre la gente brilla
Rema mar adentro
Sin oír las voces en la orilla
Vibra afuera y hacia adentro
Siempre cerca de su esquina
Cuerpos que pueden ser carne
Vértigo sobre el alambre, vida
Una mañana

Una esquina soleada, coloreada,


Una mujer de pie sin hacer nada
Mientras habla sola, despreocupada,
El sol la mira y baila

El azul de sus zapatos, brillante a ratos,


Juega a reflejarse entre los gatos
Mientras huelen sus tobillos, agradecidos,
Se lamen y se sacan brillo

Cruza un hombre despistado, acalorado,


Los gatos pasan por su lado
Mientras duermen las persianas tras las ventanas
El sol lo mira y calla

El botón de sus tejanos americanos


No aguanta más el paso de los años
Van sobre los adoquines sus mocasines
Nadando como dos delfines

Un anciano los mira y levanta el vuelo


Y la mujer se sacude a los gatos del pelo
Y pasa un hombre nadando entre dos delfines
Y nadie ve nada con la cabeza baja

En el colegio venden una ciudad desierta


Y los padres la compran porque está de oferta
Y castigan a un niño porque no es sincero
Y nadie se queja porque les da pereza

Si las ventanas bostezan cuando amanece el día


Se ve en sus bocas abiertas las cosas de la vida
Hay un terrón de azúcar sobre los adoquines
Grita mamá a su madre, se pone los patines

Su madre baila y canta, vive tarareando


Mientras el sol la mira ella taconeando
El hombre saca pecho, la mira sin mirarla
Y el sol le dice el precio con la cabeza alta
En la esquina

luz si me falta oscura no puedo ver que si te falta no puedes ver


que luminosa, dale espacio paredes blancas a esa luz

voy preparado recitando paseando las respuestas tarareando


que voy a darme sonriente cuando esa luz cuando esa luz

hay un camino sin punto final una escena que empieza y no acaba
una maravilla
voy preparado para recitar las respuestas que tengo que darme
cada esquina brilla

ves? un espacio oscuro si tú te alejas no veré


que si me alejo luminoso no puedes ver cómo se acerca esa luz

hay un camino maravilla resbaladizo cada esquina brilla


la escena empieza y acaba como si empezara el día

hay un camino sin punto final una escena que empieza y no acaba
una maravilla
voy preparado para recitar las respuestas que tengo que darme
cada esquina brilla

ya tengo escrita dedicada abierta media palabra


da una clave inexplicable delicada no dice nada no dice

dos espontáneos cara a cara recitando que si te falta no puedo ver


resbaladizo que si me falta luminosa luminosa

hay un camino sin punto final una escena que empieza y no acaba
una maravilla
voy preparado para recitar las respuestas que tengo que darme
cada esquina brilla

ves?, en la esquina hay plantada una flor


si germina será con calor
y si no, hace falta más luz
El mantel

Mientras busco una respuesta que no llega me siento a tu


lado
Has puesto un mantel sobre una roca que se moja
No tenemos prisa, no decimos nada, sólo nos miramos
Y es como un descanso ver ese mantel

Cuando me preguntas dónde está mi ropa no sé qué decir


Tú también estás desnuda y te parece natural
Pero como el frío llega pronto sé que tengo que vestirme
Para proteger mi piel y mi intimidad

En la playa hay niños, se confunden con granos de arena


Juegan en la orilla y una barca que no ven se aleja
Dentro de la barca caben tantas cosas que se empieza a
hundir
Viendo como vuelan por el cielo las cometas

Cuando vemos una niña con patines sobre el agua


Esperamos que haya entre la multitud una ovación
Pero nadie mira, todos tienen la cabeza baja
Por si acaso toca demasiado el sol

Luego me preguntas y yo te pregunto y no nos entendemos


Y tú te levantas y no sé por qué pero te alejas
Te sumerges en las olas, luego asomas la cabeza y hablas
Y yo con el ruido de la playa no oigo nada

Mientras busco una respuesta que no llega me siento a tu


lado
En la playa hay niños, se confunden con granos de arena
Juegan en la orilla y una barca que no ven se aleja
Dentro de la barca cae una cometa
El escondite

He encontrado un sitio entre las rocas


Para guardar las cosas que vamos encontrando
Si las olas altas se las llevan
Encontraremos otras entre la arena

Guardo entre las rocas un pañuelo usado


Y unas gafas negras de cartón
Y un cepillo roto y un cordón mojado
Y una caja con candado que no puedo abrir

Hay dentro del mar agua salada


Si se apaga el sol no vemos nada

Hay una mujer y un hombre entre las rocas


Quitándose la ropa mientras conversan
Si una ola pasa y se la lleva
Caminarán desnudos sobre la arena

Guardan en las rocas una llave


Y una lata a medio vaciar
Y un cristal que ya no corta y una barca
Rema mar adentro, se aleja de la orilla sin mirar

Nada bajo el sol, pasa una barca


Cuando cae la red un pez se escapa
Dulcemente

Ven a caminar
Si en la esquina se apaga una luz
No digas nada

Dar es esperar recibir


Para dejar de temer
Confiar para saber entender
Y llegar a jugar, mira

Si entendemos que somos como niños


Dejaremos de no querer jugar
Te concedo que todo lo que digo
No es más útil que ponerse a caminar

Dar es espera recibir


Para dejar de temer
Para poder entender
Que sí podemos jugar
Al escondite
Si queremos jugar
En la ciudad desierta

Todas las paredes que me daban sombra


Caen sin aviso para darme luz
Y me encuentro inmerso en la ciudad desierta
Que me recibe con la puerta (de atrás) abierta

Todas las personas que me voy cruzando


Abren bien los ojos para ver mejor
Ven desconcertados cómo todo brilla
Y no encuentran preguntas ni respuestas

Aunque no encuentre nada en el camino


Vuelvo a pensar en lo mejor
Voy tarareando frases sin sentido
Mientras sube y baja el ascensor

Suerte de la suerte, que gira y gira


Dando vueltas a mi alrededor
Se levanta polvo en las esquinas
Y de pronto llueve o hace sol

¿Quién aprovecha mejor que un niño


El desorden de la calles?
Volcánica

Cuando dices una palabra que quiere decir lo contrario


De lo que intentas esconderme siento un cierto desconcierto
Una especie de paradoja del revés, como un calcetín

Y si luego intento explicarme pierdo el hilo de mi propia voz


Tu mirada, tu alegría triste, tu risa y tu llanto
Provocan un cierto desconcierto en mi ya confusa percepción

Volcánica, tiene su lógica irónica


Como una réplica
Melódica, muerde los vértices doblados
Por esa lógica

Cuando haces un gesto ambiguo que revela una indecisión


Que nadie entiende, ni siquiera tú, desenfoco el objetivo
Cierro los ojos y los abro, y entonces casi lo veo claro

Atónito, soy un parásito anónimo


De mi propio espíritu
Famélico, muerdo los vértices mordidos
Por mi parásito

Volcánica, un manto de lava balsámica


Cubre mi espíritu
Atónito, como el estreno de un cómico
Con miedo escénico
Mundos paralelos

Hay un mundo paralelo junto al mar


Que desemboca en el puerto
Donde te veo
Donde te explico

Que vengo de otro mundo paralelo


Que desemboca en un puerto
Donde camino y no te veo

Y si camino en línea recta


Puedo llegar a otro mundo paralelo
Que desemboque en un puerto
Parecido al primero
O al segundo mar
Palabras

Sigo buscando, buscando, buscando


Echando redes sobre las palabras
Y ellas jugando, saltando, jugando
Se ríen y no dicen nada

Si escribo “luz” en mi libreta secreta


Y luego insistes en que has leído “sombra”
Cuando reviso el texto escrito grito
Al ver que en realidad había escrito “bomba”

Si dices “nunca” en tono huraño me extraño


Porque he entendido que me decías “siempre”
Hasta que viene a poner paz un rato el gato
Y nos aclara que no has dicho nada

Siguen jugando conmigo, saltando


Correteando por entre mis piernas
Y yo bailando con ellas, bailando
El suelo entero es una fiesta

Si balbuceo y se me escapa media palabra


Y se me queda enganchada entre los dientes
Tú la empujas hacia adentro mirando al techo
Sin saber si dice una verdad o miente

Y si un “quizás” deja la puerta abierta


A otras palabras que miran y suspiran
Un “sí” y un “no” se ponen a su izquierda y a su derecha
Y tras los tres desfilan las palabras

Sigo buscando, buscando, buscando…

Sigo enredando, curando y cuidando


A las palabras que vienen a verme
Y ellas jugando, saltando, jugando
Corriendo, jugando, saltando, jugando
Se ríen, jugando, saltando, jugando…
Vuelo

Cuando caminas por la barandilla


El cielo se abre y te recibe
Y se desvive por ser parte activa
De tu vuelo a la deriva

No necesitas casco de astronauta


Para cruzar la biosfera
Ni gravedad, pesa demasiado
La levedad es más llevadera

Haces un alto sobre un asteroide


Lleno de gatos del espacio
Su ronroneo vibra y no se oye
Y mientras tanto te lamen los zapatos

Dando vueltas comen sus galletas


De piedra y sales minerales
Ves pasar una bicicleta
Que gira y gira, va sin pedales

Se levanta un polvo cósmico


Emana luz fosforescente
Con los planos escondidos
El viaje es más sugerente
El hiperespacio iluminado
Nos hace ver todo más claro
Y te das un baño entre la no materia
Antes de volver aquí al terrado

Cuando aterrizas en la barandilla


Y descansas de tu vuelo
Saco al terrado mis mejores sillas
Y te espero
Circular

Con un compás marco una circunferencia


Que delimita el mapa de la ciudad por la que salgo a pasear
Por su perímetro sórdido voy de puntillas
Entre la gente que duerme sin esperar
Algo de suerte, restos de serie
Mi compás da vueltas y se cierra

En el balcón ato una cuerda que cuelga


Hasta tocar el suelo de la ciudad por la que bajo a pasear
Mientras desciendo voy viendo fragmentos de vida
Por los balcones abiertos para respirar
Luego en el centro todos contentos
Antes de la disco hay un concierto
Quiero bailar en un redil circular

En la pista que da vueltas los chicos y las chicas giran y giran


Una esfera brilla sobre sus cabezas y gira también
En la esquina de la discoteca un hombre da vueltas a su
cabeza
Si levanta la mirada la ciudad gira con él
Cuando amanece, se lo merecen
Todos a dormir y al día siguiente
A trabajar en un redil circular
Por defecto

Cuando camino por la lluvia me salen soles


Que se deslizan por la suela de mis sandalias
Cuando me vienen blanco y negro pinto colores
Cuando me cantan tonos tristes, tonos mayores
Cuando mayor es lo que cantan canto pequeño
Cuanto más rojo y amarillo, más negro y blanco
Cuando me aprietan las sandalias por tantos soles
Busco caminos que den lluvia y me descalzo

Cuando se llena la calzada, yo callejones


Cuando los gritos se desbordan, diques de silencio
Cuando se llena de papel el escritorio
Subo a la barandilla y vuelo
Cuando los vuelos van cargados, yo barandilla
Cuando se asoman los silencios, papeles llenos
Cuando los diques se resienten y piden vida
Me mezclo con los que pasean, me mezclo
La grieta

Hemos encontrado una grieta en medio del paisaje


Por donde pasa el viento y el verano
Un lugar para irnos de viaje
Con poco peso
Una puerta abierta, una letra oculta en una frase
Una fisura

Cinco de la tarde, vuelvo a casa con un plan trazado


Después de tantos años de quejarme
Hemos encontrado el resultado
A una pregunta
Quién me pediría tantas horas de jardinería
A pico y pala

Aunque todos pasan porque van con la cabeza baja


Abrimos con el pico el agujero
Y al atravesarlo todo cambia
Quién nos diría en el primer verso
Que la grieta abría un universo
A pleno día

Al otro lado el decorado cambia sensiblemente


Los contenidos y los sonidos se distorsionan
También la gente
Es más sensible a hacer posible lo insostenible
Ven diferente

Todas las respuestas tienen desde hoy varias lecturas


No hay nada que se mire como antes
Desde que hemos visto la hendidura
En el paisaje
Desde que la gente ha encontrado en ella su presente
Su alegría
Los chicos

si los chicos no compraran drogas


este mundo no se aguantaría
el mercado inyecta ese dinero
en las venas de las droguerías
con las drogas vuelan en proyectos
si pudieran, todo lo que harían
mientras venden a los jubilados
inseguros seguros de vida

si los chicos no bebieran tanto


este mundo no resistiría
las resacas de tanto mercado
vomitando tanta plusvalía
con el whisky aroman sus deseos
si pudieran, todo lo que harían
mientras venden de lunes a viernes
inseguros seguros de vida

si los chicos no follaran algo


este mundo no se calmaría
eyaculan sobre los mercados
y fecundan a la economía
con el sexo bailan en el cielo
si pudieran, todo lo que harían
mientras sueñan con tener un hijo
inseguros, seguro de vida

si los chicos no bailaran tanto


este mundo se congelaría
sin embargo, dando tanto bombo
se derriten esas perspectivas
cuando danzan calientan sus huesos
si pudieran, todo lo que harían
mientras venden toda la semana
paz eterna, luz, a puerta fría
Siete

Camina por la calle, le gusta caminar


Porque cuando camina tiene más hambre
Hambre de ver el mundo, hambre de caminar
Para tener más hambre de ver el mundo
Si la mitad de la gente camina
La otra mitad
Cierra los ojos y ve maravillas
Pero también camina

Sentado en una silla le gusta imaginar


Porque cuando imagina tiene más hambre
Hambre de ver el mundo, hambre de imaginar
Para tener más hambre de ver el mundo
Si la mitad de la gente imagina
La otra mitad
Abre los ojos y ve maravillas
Pero igual imagina
Ombligo

Mientras tú hablas con ella


Yo escribo que hablas conmigo
Y mientras bailas con ella
Yo escribo y bailo contigo
Cuando te acuestas con ella
Me río, me rasco el ombligo
No digo que me de igual
Pero lo digo
Y con las uñas escribo silencios
Sobre mi ombligo

Cuando acaricias su pelo


Yo escribo y me peino contigo
Mientras le quitas la ropa
Yo escribo sin mucho abrigo
Y si el deseo se duerme
Me río de su castigo
Lo digo sin importarme
Pero lo digo
Y con los dedos dibujo deseos
Sobre mi ombligo

Sobre las puertas


Dibujo letras
Con cinco cuchillos

Sobre las puertas


Dibujo estrellas
Y luego escribo

Related Interests