You are on page 1of 1

Tiempos 8

Richard CHUHUE, Li JING NA, y Antonio COELLO, editores. La Inmigración China al Perú. Arqueología, Historia y Sociedad. Lima: Universidad Ricardo Palma / Editorial Universitaria / Instituto Confucio, primera edición, octubre de 2012, 530 p. Una voluminosa e interesante publicación es este texto publicado por la Editorial Universitaria y el Instituto Confucio de la Universidad Ricardo Palma que recoge las ponencias que se dieron en el Simposio “Arqueología, Historia y Sociedad en la Inmigración China al Perú” desarrollado en octubre del año 2011 en el Centro Cultural de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos conmemorando los 162 años de presencia china en el Perú. Desde diferentes ángulos y temáticas se analiza el aporte de la comunidad china a la cultura peruana y su participación como parte integrante de nuestra sociedad. Así, en el campo de la arqueología republicana, José Antonio Hudtwalcker nos presenta un estudio sobre los restos de inmigrantes chinos culíes que han sido encontrados en la isla San Lorenzo frente al puerto del Callao, lugar donde iban a parar aquellos chinos traídos en la segunda mitad del siglo diecinueve para trabajar en las haciendas costeñas, encontrando el autor que la mayoría de ellos murieron en la isla producto de encontrarse muy enfermos y no haber podido resistir el maltrato y las condiciones climáticas en esta estación cuarentenaria antes de arribar al Callao. En otro artículo, Juan José Heredia narra las diferentes visiones que tenían los intelectuales peruanos de fines del siglo diecinueve y comienzos del veinte sobre la llegada de los chinos al suelo patrio y las dificultades que pasaron para adaptarse al Perú, por ejemplo, el hecho de sufrir maltratos físicos en Huanta, Ayacucho, al ser considerados como “invasores y usurpadores de propiedades”. En el artículo de Richard Chuhue, titulado “Intelectuales sanmarquinos de ascendencia china”, se hace un repaso sobre aquellos descendientes de chinos que destacaron por su paso en la Universidad de San Marcos y en la sociedad peruana de su tiempo y así al referirse a Pedro Zulen, hijo mayor de padre chino, indica que al ser designado como secretario honorario de la Asociación de Comerciantes Chinos en el Perú, éste declina al cargo expresando que “sus ocupaciones no le permitirían servir con la devoción que acostumbro”. Un estudio de Milagros Lock nos relata la actividad comercial de los inmigrantes chinos en Lima y toma como ejemplo el caso de la Compañía Comercial Hong Kong S.A., fundada por Alejandro Siu Chau en 1966, que es una empresa importadora y distribuidora de productos e insumos chinos en el Perú. La autora repasa brevemente la vida de Alejandro Siu Chau para hacer notar como el esfuerzo personal y la capacidad de trabajo son atributos que destacan en los inmigrantes chinos y por ello, en base a una sólida organización empresarial y familiar, alcanzan el éxito teniendo como factores claves “la confianza y lealtad mutua en el trabajo”. En síntesis, un libro que se constituye en un buen aporte al conocimiento de la comunidad china en el Perú, su historia y su integración a la sociedad peruana. Juan San Martín Vásquez
292