You are on page 1of 5

Titulo de la obra: DICIEMBRE

Pseudónimo: PECHIN

DEL 1 AL 7 DE DICIEMBRE

Hoy he ido a pasear con la Luna, a dar una vuelta, ya que no ha llovido; Yo, Ella y
Corny..

Hemos comprado el diario... uno sí, otro no, uno sí, otro no... estos defectos míos...
He visto como jugaba un escarabajo en su pie y me he atrevido a fotografiarlo mientras
Corny nos llenaba de arena humedecida por la ansiedad. Me ha picado un bicho ¡¡ Sí ¡¡
un bicho, pero me he sentido bien, ella estaba ahí para curar mi actitud hipocondríaca.

Luego hemos comido ensaladas de felicidad y complicidad enlatada, que sabe aun
mejor que al natural... si la juntas con una tortilla de buenas intenciones.

Ya más tarde, hemos buscado un refugio para ver como huía el Sol, sin querer huir de él
nunca; pero claro, para que ella salga, el otro ha de irse.Eso le pone triste, o le cambia la
cara, como hoy le ha hecho. Espero que entienda que para el rey astro el tiempo es
"tiempo" ahora, y que no lo era antes; seguro que volverá a sonreír ¡La Luna siempre lo
hace.

La he llevado a su casa, a su noche, y allí la he dejado con tantas ganas de formar un


eclipse como de acabar con las aceras de su calle a dentelladas...

No se ha despedido de Corny, la Luna es una despistada... o tenia la cabeza en otro


pensamiento para otros impuro... Aunque él me lo ha recordado con un lametón..
Y ella me ha dejado el recuerdo de una fotografía de nosotros, vomitando una
declaración de principios en voz baja, al VIENTRE de la Mar...

DEL 8 AL 16 DE DICIEMBRE

He girado la misma esquina tres veces,


Y no veo los mismos pies en las aceras
Porque los semáforos cambian, supongo
Y las huellas vagan entre el viento y no el suelo.

Demasiada droga para acordarme,


Del camino hacia la calle del recuerdo,
Donde una sombra de mujer me espera,
Y dan de comer a los que buscan sueños, o los han perdido.

Demasiados coches velan las calles,


Para que yo siga con la mirada fija al frente
Y no quiera ver la sombra de la luna,
Susurrando demagogia entre mis brazos.

He doblado las rodillas en el andén de las aceras,


La lluvia empezó a mojar los adoquines,
Y el agua se filtra por las alcantarillas
Llevándose de nuevo las huellas de la gente...

DEL 17 AL 24 DE DICIEMBRE

No se si quizás es volver a la misma piedra,


El que el silencio vuelva a ser
Quien jadee en mis paredes
Mientras espero la señal que me divida
Entre el yo que sueña
Y el yo que grita a la nada.

El quedarme helado frente


A este espejo en que vomito
Lo que nada habita en este cuerpo
Lo que nada palpa si hay batalla
Lo que nada vuelve si he perdido
Es quizás, por lo que sigo creyéndome vivo.

Evito no ser arpía, por rozar lo que no puedo


Y no soy conformista al razonar
Que he de ser paciente
Y acabar solo tocando la materia muerta,
Sin que nada le de cuerda, para que ruede...
Más que palabras que pueden borrarse.

Lloro de rabia, de envidia,


Por no dejar que escape esta locura,
Por no dejar que marche esta inmadura,
Estúpida e inútil desnudez
Con la que hago que sufra
A quien he creado, para que cuide de mi sol podrido.

Siembro donde nada ya habitaba


Tallos de mi levedad hundida,
Ríos de la nefasta esperanza,
De perdones remolcados,
Con la que ahora
Todavía sueño,
Para echarme atrás
Romper el silencio...
Volver a ser un traidor hipócrita
Y no sentarme en esa piedra,
Si no he de hacerlo contigo, en carne, y vida...

DEL 25 AL 31 DE DICIEMBRE (QUIZÁS 1 DE ENERO)

No encojas los hombros en un gesto precoz


Como contestando a una pregunta ya hecha
Por el propio peso de esas palabras escondidas bajo las piedras
Del camino creado por la ceguera de tus ojos.

Y fíjate como devoras tus uñas


Mientras descubres que debajo de estas
Juega a esconderse el ansia acumulada
De todos los pasos soñados vanamente

Sería un acto indiferente arrancar con las manos


Toda la tierra que has pisado,
Quizás a dentelladas, o golpes de alma húmeda…
Arar en esa tierra sobrescrita de poemas inútiles.

La senda sin principio, en que nació


El despropósito de ser fiel a tu pecho,
El hecho conjurado y manipulado de ser afín
A una silueta difícilmente creada para ser guía de nadie.

Dejar que lo pasado, pisado y pesado


De lo andado, construido y destruido,
Fuerce el primer cimiento de un nuevo cuento;
No es más que un paso de barro, en ese camino creado por la ceguera de tus ojos…

Related Interests