P. 1
ABRAMS, M. H. - El Romanticismo, Tradición y Revolución [por Ganz1912]

ABRAMS, M. H. - El Romanticismo, Tradición y Revolución [por Ganz1912]

5.0

|Views: 109|Likes:
Published by Timi Vudú

More info:

Published by: Timi Vudú on Jan 12, 2014
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/05/2014

pdf

text

original

g a n zl91 2

ft y

g a n zl912
M. H. ABRAMS

EL ROMANTICISMO: TRADICIÓN Y REVOLUCIÓN

HI ro m a n ticism o : T ra d ició n y re v o lu c ió n

T ra d u cció n d e T o m ás S e g o via

Literatura y Debate Critico - 13

Colección dirigida P °r Carlos Piera y Robería Quance Diseño gráfico: Alberto Corazón

^ .1

* * CUtiflctcUn

1 BilUntcm
^ *w o n C to W o o r Pethm «Imrif. Z7. M

1

e,-± Frmverdor

'*1 3 1Z S S

» W. W. Norton U Company, Inc.. 1 9 7 1 * De la presente edición
Viso* DrsTwmuaoNFs S A , 1992
Tomás Bretón, 55 28045 Madrid IS B N 84-7774-713-X Depósito L egal M. 24.981 1992 Composición Visor FotocompOSlddii Impreso en España P n n ttif ¡n Sptin Grá/icis Rogar. S. A. FucnJabrada (Madnd)

Prefacio

-I a literatura de Inglaterra-, escribió Shellcy en su Defensa de la poesía, -ha surgido como nacida de nuevo». «Vivimos entre filósofos y poetas que, sin comparación, superan a cuantos han aparecido desde la última lucha nacional por la libertad civil y religiosa», y estos hombres tienen en común «el espíritu de la época». En una carta a Charles Ollier, de octubre de ÍSI^, señalaba también que los grandes poetas extraen -de los nuevos manantiales de pensamiento y sensibilidad que los grandes acontecimientos de nuestro tiempo han sacado a la luz un tono similar en sentimiento, imagen y expresión*, y que tal semejanza en los -mejores escritores* de una época es testimonio de cómo «el espíritu de esa época actúa en todos ellos». Como veremos, varios contemporáneos de Shelley aseveraron cosas parecidas. Convengamos en hacer abstracción, en estos pronunciamientos de Shelley, de toda afirmación de orden láctico, dándoles, así, la formulación siguiente: cierto número de poetas de primera fila, que“ diferían notablemente de sus predecesores del siglo xvm, tenían en común temas, modos de expresión y formas de sentir e imaginar importantes; los_ escritos de estos poetas formaban pane de una tendencia intelectual de amplio alcance cuyas manifestaciones eran tanto filosóficas como poéticas; existe una relación causal entre los drásticos cambios políticos y sociales de la época y la tendencia en cuestión. A mi modo de ver, formuladas así estas afirmaciones, son válidas, y añadiría que no se aplican solo a la literatura y la filosofía inglesas, sino también a las alemanas de tiempos de Shelley. En este libro me propongo fundamentar estas afirmaciones, señalando algunos de los llamativos paralelismos patentes en buen número de poetas destacados, filósofos postkantianos, autores de ficciones románticas y de autobiografías en pane ficticias y representantes de una forma afín a éstas, la que en Alemania recibió el nombre de Univcrtdlgfíthichtt (un esquema filosófico del pasado, el presente y el futuro previsible de la humanidad), tanto en Inglaterra como en Alemania, durante el período de notable creatividad que suponen las tres o cuatro decadas posteriores al estallido de la Revolución Francesa; son paralelismos en cuanto a la posición y la -persona» del autor, a los asuntos, las ideas, los valores, el repertono de imágenes, las formas de pensamiento e imaginación y el trazado de peripecia y estructura, l as muy diversas formas literarias, filosóficas c históricas que esto incluye tendrán cada una sus propias premisas y sus

propios principios de organización, y cada uno de los principales escritores mostrara unas preocupacionesy una voz características; al tratar de una obra o un autor concretos he intentado que tales disparidades de intención formal y de elocución queden justipreciadas. No oblante, estos autores tenían en común la preocupación por ciertos problemas humanos y un modo identificable de considerar cuál era el modo de resolverlos y cómo se encaminaba uno hada esta solución, y ello justifica que Shelley y sus contemporáneos repararan en el -espíritu de la época», en algo a lo que he decidido referirme, por economía de expresión, con el término, convencional, aunque ambiguo, de -romanticismo*. E l subtítulo de E l sobraiaturaltsmo natural (título en la versión' inglesa) indica que, aunque tu mucho menos sea éste mi único tema, me ocuparé una y otra vez de la secularización de las ideas y los modos de pensar teológicos que estos escritores habían heredado. lín Inglaterra v Alemania, dos grandes naciones protestantes con una historia de radicalismo teológico y político, la cultura bíblica dio lugar a ciertos desarrollos colaterales en respuesta a lo que Shelley llamaba «los grandes aconteci­ mientos de nuestro tiempo», refiriéndose sobre todo a la Revolución Francesa, a su ilimitada carga de promesas y a su fracaso, y a las repercusiones revolucionarias y contrarrevolucionarias que suscitó en aquel tiempo en que emergía turbulentamente el mundo político, social e industrial moderno. Filósofos como Fichte, Schelling y Hegel, escritores de imaginación que van desde Blake y Wordsworth a Shelley y al joven Carlyle, en Inglaterra; o Hölderlin y Novalis, en Alemania; así como otros qoe, tales como Schiller y Coleridge, eran por igual metafísicos y bardos, se tenían a sí mismos por portavoces de la tradición de Occidente en un tiempo de profunda crisis cultural. Se presentaban y veían bajo la figura tradicional del filósofo-vidente o del poeta-profeta (en Inglaterra, el principal modelo era Milton, el gran «bardo» de lo que Shelley llamaba -la última lucha nacional por la libertad civil y religiosa») y se propusieron, de nodos diversos pero perceptiblemente paralelos, reconstituir los fúnda­ nmeos de la esperanza y anunciar la certidumbre, o al menos la posibilidad, de un renacer en que una humanidad renovada habitara una renovada tierra que fuera cabalmente su hogar. Es un tópico de la historiografía decir que el pensamiento occidental k seguido desde el Renacimiento un curso de progresiva secularización, pero es fácil equivocarse en cuanto al modo como este proceso ha tenido l*£arpensadores laicos no han sido más capaces de librarse de siglos á cultura judeocristiana de cuanto los teólogos cristianos han podido Iáwarse de su herencia de pensamiento clásica y pagano. El proceso (fuera al menos de las ciencias exactas) no ha consistido en borrar y sustituir las ideas religiosas, sino en asimilarlas y reinterpretarlas como elementos constitutivos de una visión del mundo fundada en premisas laicas. Buena jarte de lo que distingue a los autores que llamo -románticos» procede de It

que se propusieron, cualesquiera fueran sus creencias o taita de cr^ * l, . religiosas, salvar conceptos, esquemas y valores tradicionales que se a basado en l.i relación del Creador con su criatura y su creación, per reformulándolos dentro del sistema dominante de dos términos: sujeto y objeto, yo y no yo, la mente o la consciencia humanas y sus tratos con naturaleza. Pese a hallarse así desplazados de un marco de referencia sobrenatural a uno natural, los problemas, la terminología y los modos e pensar sobre la naturaleza y la historia humanas sobrevivieron, como sobrevivieron las distinciones y categorías implícitas mediante las cuales incluso escritores radicalmente seculares se vieron a sí mismos y a su mundo, y también los supuestos y las formas de su pensamiento acerca de la condición, el entorno, los valores y aspiraciones esenciales y la historia v destino del individuo y la humanidad. Este libro no se propone ofrecer un panorama completo del pensamiento y la literatura de principios del siglo xix. Aun los autores de que me ocupo primordialmente son estudiados a partir de obras escritas en la cumbre de su creatividad, y algunos escritores fundamentales de la época quedan al margen de mi atención. Keats, por ejemplo, aparece principal­ mente por haber presentado en sus poemas un tema romántico central: el del crecimiento y disciplina de la mente del poeta, concebidos como teodicea de la vida individual (lo que Keats denominaba «un sistema de Salvación») que comienza y acaba en nuestra experiencia de este mundo. A Byron lo paso por alto totalmente; no porque piense que es un poeta inferior a los otros, sino porque en su obra principal habla con una contravoz irónica y abre a propósito una perspectiva satírica sobre la postura vática de sus contemporáneos románticos. El libro se organiza como una serie de movimientos de ida y vuelta a partir de diversos pasajes de un enunciado programático, cuya primera * versión data Je los albores del siglo, que Wordsworth presenta en el prefacio a La excursión como «una especie de Prospecto del trazado y alcance» de la obra maestra que se propone escribir. E l recluso, y de la colección completa de sus poemas menores. Me apoyo en que Wordsworth (y así lo admitieron sus contemporáneos ingleses, con los matices que fuera) fue el gran poeta ejemplar de la época, y su Prospecto es el manifiesto de una empresa romántica central con la que es útil cotejar los acuerdos y discrepancias de los escritos contemporáneos. En cada una de las secciones echo también una mirada hacia atrás y otra hacia adelante: hacia la Biblia, la bibliografía exegética, devocional y confesional cristiana, y a aspectos pertinentes de la filosofía tanto exotérica como esotérica, y por otro lado hacia, incluso, ciertos autores destacados de hoy. Lo hago para mostrar que el pensamiento y la literatura románticos representaron un giro decisivo en la cultura occidental. Los escritores de esa época, al reinterprctar su legado cultural, desarrollaron nuevos modos de organizar la experiencia, nuevas maneras de ver el mundo exterior y un conjunto

como Distinguished Feüow de la Society for the Humanities.es ha a la mayoría de los muchos de éM ^ThllTd mcd. en tales asuntos. P. de tal modo que cuatro conferencias han resultado en ocho capítulos.. inhermr#. la naluraJe/. cuyo campo de investigación se correspondía en muchos puntos con el tema de este libro y que estuvo estrechamente vinculado a las Alexander Lémures desde que éstos se inauguraron en 1929 hasta que él se jubiló a] acabar el curso en que tuve el honor de participar en tan distinguido programa. en el Center for Advanced Study m the Behavioral Sciences en Sunford. Aprovecho esta ocasión para agradecer las numerosas muestras de gentileza de que fui objeto en ambas universidades y para rendir homenaje al fallecido profesor A. Lo añadido es. a diferencia de un auditorio. las mismas que en las Alexander Lectures.c*n posterior. según le dicten sus intereses. ha leído todo el manuscrito y el texto ha salido mejorado en muchos puntos gracias a su notable dominio de la tradición literaria romántica y IV . Tuve también la suerte de que el profesor Harold Bloom. éste. nc u‘r cl Afagnum Opus que proyectaba: que trataba di omne sabde ffuibusdamquc alus.los demás ° ” lrt individuo y su yo. Gregory Vlastos y Maurice Mandclbaum. hay que dejar que los autores hablen por sí mismos. me consuela pensar que un lector. con todo. H e ampliado el texto para este libro. a veces. en la medida de lo posible. en 1967-68.XA^ a formas del logro romántico y al cthos en él sumam -nr f cucnu ^ < 1 ^ estos temas y estos materiales son recar la 4 C .a. California. la trabajosa tarea de juntarlos me ha rarrlaK * °* *> °r comentario de Colerdige sobre por qué > a !a!UO C? Co.ado* dcl XIX hasu nuestros dias\ > ’ Dositiva definido su propia empresa literaria por referencia. viniera a Cornell desde Y ale. Mientras esta obra iba creciendo recibí la ayuda de una Guggcnheim Fellowship en la primavera de 1960. i ^ na VWS*^n ^ te rio r de este libro constituyó las Addison L. es libre de demorarse o de saltar adelante. este año.spares. Justifica esto último el principio de que. pasé también un ano muy agradable. Roachc iQAiUrtS ^Ut ^rt)nunc*é en la Universidad de Indiana en abril y inavo de T * ^ un* ver*. Donald MacRae. así como una bolsa de investigación y una exención de docencia de la Universidad de Cornell en 1965. antiguo estudiante mío. S. esencialmente. En este centro me fueron de especial provecho las conversaciones con los profesores M orton Bloomfield. Los temas y el argumento general son. por una afortunada coincidencia. resultó estar escribiendo un libro de tema relacionado con el mío. la historia \ « m o T e tin Z ” . Yi oodouse. sobre la filosofía de la historia y de las ciencias sociales en el siglo xix. las Alexander Lectures de la Universidad de ^ niayo del año siguiente. un tratamiento más completo de los filósofos postkantianos y los historiadores de la cultura alemanes y un considerable aumento en el número de pasajes citados como ejemplo.

en particular Ira Nadel y Arthur Gross Jr. H.. interfería con otros proyectos intelectuales y domésticos. M . lago y cielo. escribí este libro. Tal era de hecho mi situación en el 171 de Goldwin Smith Hall. ha llevado a cabo con excelente humor tareas de a pie. Wordsworth proyecta su visión de la universidad ideal —como observó A. v también Mrs. cuyos territorios fueran desde la literatura y la filosofía antiguas hasta las modernas. a la que se llega por un sendero que domina un panorama wordsworthiano de colinas. donde proyecté. bosque. Y mi esposa.poitroirúmica. Bermece Roske y el equipo administrativo del Departamento de Ingles de Comell. Podría uno pensar en un despacho. Varios ayudantes de investigación de secundo o tercer ciclo. en vez de ocuparse en sus estudios imaginaba una universidad en la que hubiera trabajado. generosos con su saber. Supongamos ahora que imaginamos el lugar ideal para escribir un libro sobre literatura romántica. en buena pane. sin mas que un mínimo de estimulante queja de que este libro. C. elaboré en clases y conversaciones y. En el tercer libro del Preludio. Bradley—. rodeado por despachos de eruditos. quede aquí constancia de la que tengo contraída con todos los demás. de tan larga gestación. a un minuto de pasco tendría uno una biblioteca de investigación de primera fila. como siempre. me lian ayudado mucho en la pesada tarea de preparar el manuscrito para la publicación. Abrams Untvcrádad df Comell / de enero de 1969 V . provista de una destacada colección de obras de la era Wordsworth. Mi deuda con algunos de mis colegas y de mis antiguos estudiantes queda expresada en las notas. cuando describe su estancia en Cambridge. en un espacioso edificio universitario.

but observations which no one has doubted.es nuestro alto argumento» Das Bckanntc iihcrhaupi ist darum. W. G. but which have escaped remark onlv because they arc always before our eyes. nichi erkannt.. PrebdOi Ftnomenolopa del espinlM A picture held us captive. We are not contributing curiosities.. Hegel. and we could not get outside it. weil cs bekannt ist. Philosophical Invattgatiom . Ludwig Wittgenstein. for it lay in our language and language seem ed to repeat it to us inexorably.

.

sino también E l preludio y los poemas más breves del gran período que va de 1798 a 1814. tan sólo con un ligero reajuste a unos puntos de vista más ortodoxos. que emprendiese jamás un escritor de prim era fila.) Con estas palabras anunciaba Wordsworth la génesis de El recluso. Alrededor de una década mas tarde. y sin duda uno de los más grandiosos. de la Naturaleza y de la Vida Humana Cavilando en soledad. Ese pasaje es nuestra guía indispensable para entender el designio que informa la poesía de Wordsworth -incluyendo no sólo las partes terminadas de E l recluso. a juzgar por La excursión (que tal vez está a su vez incompleta). En su Prefacio a La excursión Wordsworth declinó «formalmente anunciar un sistema» para E l reclusof declarando que por el poema completo -el Lector no tendrá dificultad en entresacar para sí el sistema». de tal manera que. Tal como Wordsworth describió su plan en 1814. Wordsworth todavía prefino reimprimir esa declaración radical de sus intenciones poéticas.UNO On Man. según él. Esos escritos estuvieron terminados para 1814. Mining ¡n iolitudc. habría de servir lluram ente como -poema preparatorio.. I Del hombre. añadió sin embargo un pasaje de 107 versos para que sirviera -como una especie de Prospectas del diseño y el alcance del Poema*. además de E l preludio. como -Prospecto» del 1 1 . Este proyecto era tal vez es el más notable. and on Human Life. Wordsworth sólo completó. ^ La primera versión existente de la declaración poética de Wordsworth • fue escrita probablemente en algún momento entre 1800 y 1806 Esc manuscrito se expandió para servir de anuncio. El preludio.a una trilogía en la que cada parte. Desde entonces y casi hasta su muerte en 1850. A pesar de sus * esfuerzos persistentes y angustiosos.. el Libro 1 de la Parte 1 (Hogar en Grasmere).de la nueva poesía que Wordsworth sentía que era su misión específica cantar. se proponía ser bastante más largo que una epopeya normal2 . le había sido otorgada la visión de un vidente'. del -tema. un Naturc. ai final de 1 :1 bogar en Grasmere. como también de su propio sentimiento de haber fallado en una misión para la cual. la Parte II (La excursión) y nada de la Parte 1 1 1 . que era a b u vez una autobiografía de dimensiones épicas.. Como declaración provisional. lo único que tenemos de E l recluso es «un Preludio al tema principal y una Excursión a su alrededor*. en e Prefacio a la excursión (1814). Wordsworth sufrió los acicates de sus bienintencionados parientes y amigos. la obra a la que planeaba -dedicar la Mor de mi vida y la fuerza principal de mi alma -1 y en la que cifraba su pretensión de que se le contase entre los más grandes poetas. como ha observado Helen Darbishire..

Bradley asentó hace mucho una regla esencial para entender a Wordsworth: «El camino hacia el espíritu de Wordsworth tiene que ser a través de su extrañeza \ sus paradojas. Le ha sido dado «un brillo imerno» que «no compane nadie* y que le obliga. Im m ortal m the world which is to com e. invitó a los lectores de sus Poemas de 1815 a que consideraran las piezas separadas -bajo un doble punto de vista. Inmonal en el mundo por venir*. Su pretensión resulta ser asombrosa. De ese gran esquema estructural el Prospectus de Wordsworth es la única exposición explícita y detallada . E l programa de Wordsworth para la poesía En los versos que preceden al Prospectus en su lugar original al final de E l hogar en Grasmere. sí son «dispuestas adecuadamente». 1. según un punto de vista que era corriente hasta hace poco. tantas veces rescrito y tan insistentemente afirmado. No podría haber sido más preciso ni insistente: miraba todos sus poemas como una obra inmensa. y como ad)untas al Poema filosófico. son equivalentes a -las pequeñas celdas. C. el tripartita Recluso es «el cuerpo-. donde el «poema preparatorio« que ahora llamamos E l preludio es la «antccapilla-. Al año siguiente. quisiera yo esparcirlo. a hablar «De lo que en el hombre es humano o divino». y todas sus piezas menores. I would »prrad it wide.conjunto de E l recluso. se juzga que Wordsworth se deja ir a su afición a las sublimidades altisonantes escondwido las evasiones lógicas tras un fraseo vago y una sintaxis relajada. EJ Prospectus es un ejemplo del estilo visionario en el cual. Wordsworth sabia lo que decía y quería decir lo que dijo. te da en el teito. no sacándoles la vuelta»8 . una versión en un wwi iastellano flexible pero m edido. El en esc Prefacio compara también el designio implícito en todos sus escritos con el plan estructural de -una iglesia gótica». (Pari b» citas en veno. y examinémoslo para ver qué es lo qur Wordsworth pretendía estar haciendo como poeta. como componentes de una obra entera en sí mismas. Y quisiera impartirlo. escrito según un solo designio comprensivo. “ El recluso” » * 6 . «enseñado divinamente». añadiendo nemprc en nota el texto original dt las principales (N drl T. Wordsworth anuncia su descubrimiento de que ha sido elegido para ser un poeta-profeta de su época.) 12 . Exige pues nuestra atención más estrecha. los oratorios y los retiros sepulcrales que se incluyen ordinariamente en esos edificios«'. Pero demos por supuesto que en un pasaje esencial tan largamente meditado. * I »ould impart it. A. a fin de no romper la fluidez. además. pero eso no debe perturbarnos. un poema hecho de poemas.

Milton utilizó ese pasaje para introducir el relato de Rafael de la creación del mundo y. escribiendo el equivalente para su propia época de la gran epopeya protestante inglesa. rezaba. Sin^ em ‘ >argo. Un joven Druida al que umbríos bosques l e enseñaron misterios prístinos. que recuerda la afirmación e Milton de que canta con una voz incambiada. -Una voz hablara. La densidad sin paralelo de las reminiscencias miltonianas sugiere lo que el argumento explícito del Prospectus confirma: que Wordsworth se propone emular a su reverenciado predecesor —y rival— . De esos poetas. Iw as not for tlut hour / Nor for that place. mientras que son Spenser y sobre 8 .. i.) So prayed. Shakespeare y Milton*1 '. Ese Bardo es por supuesto Milton. Wordsworth explicó su sentimiento de que en Cambridge «Yo no era para aquella hora / Ni para aquel lugar****** por el hecho de que su destino consistía en ser -un Hijo elegido-.. *: A Voice shall speak. Wordsworth hizo a Henry Crabb Robinson la observación de que -cuando decidió ser poeta. ... Spenser. lis decir. En la versión manuscrita de un pasaje de E l preludio. Casi cada frase del Prospectus resuena con ecos de la voz de Milton en E l paraíso perdido. ganando más de lo que pide. y ¿cua se tema?»**1 1 . que en la línea de los poetas británicos inspirados (lo que Harold Bloom ha llamado «la Compañía Visionaria»). La respuesta a esa pregunta es el pasaje que llamo mas tar «Prospectas del diseño y el alcance* de su obra como poetav El primer parágrafo en verso de este pasaje termina así: -jfo can j —"¡apropiada audiencia encuentre yo aunque poca!” ».. empezan o con la frase inicial.. Chaucer y Shakespeare ejemplifican lo que W ordsworth llame» -la Imaginación dramática y humana». more gaining than tin* asked. / And solitude.e wuh dangers com past round. así como de su plan arg» / acariciado de escribir una epopeya tradicional —«la esperanza cc La trompa heroica con el aliento de la Musa**—. ha sido elegido como sucesor de Milton.... -Cavilando en soledad».Debe despedirse de su proyecto anterior de desempeñar c P^P0 ^ cnte guerrero en el mundo de la acción. sin embargo. sólo temió la competencia de Chaucer. pre­ cede de cerca su plegaria de que «apropiada audiencia encuentre yo aunque poca*1 1 . and what will he the Theme? I sing: —‘fit audience let m e find though few!* (. como en Wordsworth. i remoto y apacible Valle de Grasmere. Y añade.******1 2 . el Bardo / —De muy santa mane ra»***1 0 .. a Bard elect... the hope to lill / The heroic trumpet with the Muse’s breath. Bardo elegido. the Bard— I In holiest m ood. A youthful Druid taught in shady gloves Primeval mysteries. aunque -rodeado todo c peligros / Y soledad-****.

^U tí mas merece esc nombre. y brotar de sus cenizas / El Ciclo y fierra Duevos*** donde el justo «verá dorados días» (111. como sabe. intent to weigh / The good and cvl of our mortal ««*. Milton se había propuesto pesar el bien contra el mal —en sus términos teológicos.6 una cana típica de Wordsworth. y la culm inación del plan providencial en el fin apocalíptico del viejo mundo. si vivo para terminarlo. y es evidente que el Prospectus tiene la misma función que esos grandes pasajes en los que Milton especifica su asunto y su tema. Trece años más tarde describía E l recluso como un poema «que. A ñsa.. las palae mi gran Predecesor. incluyendo (por medio del relato directo. -Él [Wordsworth] estaba orguílosisimo de aspirar-1 * 4 . Es decir. Esas son. W ordsw orth esboza patentemente su versión corregida del argumento de M ilto n . que en cosas sobre cierta Unión de Ternura e Imaginación. tercero.. que se propone representar lo que él llama (verso 69) una «creación«. 334-337). la retrospección y la predicción) la creación de «los Cielos y la Tierra. Wordsworth anuncia que tiene «intención de pesar / Lo bueno y malo del estado mortal nuestro»1 ' (versos 8-9). creencia de V C ordsworth de que él había heredado el modo y la función s e ilton fue duradera.. y si no pone de manifiesto explícitamente su versión de una caída y pérdida del Edén (aunque más tarde Coleridge pretendería que * . que «ha de arder.. ** . a partir del Caos». la venida de «un Hombre más grande* para «restaurarnos y volver a ganar el bienaventurado Asiento». C harla i i* i ” Un csPlr*lu intermediario entre la exasperación y la descr. «justificar los caminos de Dios frente a los hombres»— especificando las implicaciones de la revelación bíblica desde las primeras hasta las últimas cosas. L a mayor parte de los ecos de Wordsworth se originan en las «vocaciones con que M ilton abre el primero.. Com o indica en su sinopsis inicial. y la profundidad de mis sentimientos sobre algunos temas parece justificarme en el acto de aplicármelas a mí mismo*1 6 . cn cuanto la m ás alta especie de _ ii í .. and from her ashes spring / New 1leav n 14 . de Shal^ SCni cn ^uc ^ usaba la Imaginación no era la característica lein« csPcarc* pero que Milton poseía cn un grado que sobrepasaba de Poes ^ ° Si ° lrOS ^ >oc^ as: 2 cuya Unión.b. lo m ide contra los temas épicos tradicionales. En el Prospec­ tus.contra la que ty'o ' 'i CKnjJ>^lca” fa «Imaginación entusiasta y meditativa: principios de 1801^ S* or insistentemente su propia empresa»'4 . espero que los tiempos ros no dejarán m orir de buena gana". alude a sus circunstancias personales y justifica su adecuación para la inmensa urea invocando y afirmando la inspiración divina. la caída del hombre «Con pérdida del Edén». shall bum. séptimo y noveno H>ros de E l paraíso perdido.

requiere una jornada imaginativa que tiene que descender mis profunda­ mente y alzarse más alto que el vuelo de Milton: A simple produce of the common day Which speak of nothing mort than we are. «hasta ahora único Argumento / Juzgado heroico»*****1 8 —. haberse aventurado solamente «a bajar I En el oscuro descenso» hasta la «Laguna Estigia* y »el Caos y la Eterna Noche».tal había sido su intención*'). había bautizado e igualado a la • Musa celestial que inspiró a Moisés y a los profetas bíblicos y se habla asociado al Espíritu Santo que se movió sobre la faz de las aguas al comienzo de todas las cosas creadas. audacia y sublimidad a las epopeyas griegas y romanas de armas y hom­ bres. común». propone por lo menos una resurrección * desde el -sueno / 1 )e l. Above th\4«»niiiw Mount while it pursues Thmp unatu’tnpted vet in Prose or Rhyme ^ hitherto tlie only Argument I Heroic deemd. la «fuente primigenia / De toda iluminación»... En su vuelo épico. a que descienda sobre él. «conducidos a lo alto por ti». V il. Wordsworth conmina al -Espíritu profét ico». asi el Espíritu de Wordsworth. Así como el Espíritu de Milton prefiere -sobre todos losf Templos el recto corazón puro»**. siguiendo un precedente cristiano. que inspira Al Alma humana de la tierra universal». y después. Milton había proclamado grandiosamente que su -aventurada Canción» se cernirá Sobre el Monte Aoniano mientras busca Cosas nunca intentadas en Prosa o Verso***” —o sea. pues ese paraíso será -Sencillamente el fruto de su día.i muerte» y el modo de instauración de un paraíso terrenal -transferido sin embargo desde un marco de referencia sobrenatural a uno natural. El cosmos del poema de W ordsworth es sin embargo de mayor extensión. haber ascendido -AI Ciclo de los Ciclos.w m . *** A metropolitan temple in the hearts / Of mighty Poets. que cn su tema cristiano su canción sobrepasara en originalidad. posee también »Un templo metropolitano dentro del corazón / De los fuertes Poetas»***.. Milton había preten­ dido. pues debe llevar a cabo una empresa poética que es mas novedosa. 12-14). Words­ worth pide tranquilamente una musa mayor que la de Milton. y aspirado el Aire Empíreo» (1IL 13-21. con la ayuda de la Musa. y queda descrito con palabras «Que no hablan de otra cosa sino' de lo que somos»4. ¿ Wordsworth se adelanta a apropiarse de Urania. mas aventurada y de dimensiones todavía mayores. la musa pagana que Milton. hrfore all Temples th* upright heart and pure..

11 tales musas Descienden a la tierra o si habitan el cielo m ás subido! I ucs debo hollar sombríos sucios. más profundo y mas aterrador que los remos del caos y del infierno: ¿cuál puede ser el prodigioso escenario de este poema? — cuando miramos Dentro de nuestro Espíntu. y todo el coro \ ociferante de los Ángeles. Que haya surgido nunca en forma personal— Jehova —con su trueno.y ascendiendo arriba respirar en los mundos Ue los que el ciclo de los cielos e s simplemente un velo. No el pozo mis sombrío del mis profundo Erebo*. if s u e !» Descend to earth or dwell in highest heaven! for I mu« tiead on shadowy ground. That ever w as put forth in personal form Jehovah— with hit thunder. All strength— all terror. Wordsworth había escrito: «EJ pozo más sombrío ¡ Del mas profundo infierno. into the Mind of Man— My haunt.I1 1 1 — i p il ! J I ¡Urania. m ust sink Deep—and.** Mis arriba qué el ciclo eterno que está más allá de los cielos visibles1 9 . and the em pyreal thrones I pats rhem unalarmrd Not Chaos. I shall n eed Tii} guidance. not Tlie darkest pit of lowest { rebut Not aught of blinder vacancy. and the m am region of m y song .[The darkest pit / Of t|K* procoundcsi hell]— Ni cosa alguna de mis ciega ausencia. and the choir Of shouting Angels. y la región ceniral de este mi canto***.. aloft ascending. i toda fortaleza —todo terror. más imponente que Jehová con su trueno y los vociferantes ángeles. scooped out help of dream s— can breed such trjr and aw e As tall upon us oflm w l»en w c look. or a greater Muse. vaciada Con avuda del sueño —un miedo y un espanto abrigarían Como los que nos suelen abrumar cuando miramos.. breathe in worlds To which die heaven of heavens is but a veil. V no el Caos. o una Musa mayor.. del Espíritu humano —Mi madriguera. —en un manuscrito anterior. me hará falta I u guia. y los empíreos tronos— Sin alarma los cruzo. single or in bands. ya solo ya en tumulto. Ititu our Minds. —w hen we look.. Urania. debo hundirme Hasta lo hondo .

Campos afortunados y Bosques y floridos Valles. Así pues. las alturas y profundidades del espíritu > del hombre deben reemplazar al cielo y al infierno. Thrice luppy Islet. A lo cual la respuesta es que no lo creía.. al asunto tradicional de la epopeya cristiana de Milton. como decía el epígrafe. Blake se escandalizaba ante la empresa literaria de Wordsworth porque era paralela a la suya propia. rúes en su M ilton (18041810). Después de escuchar cortésmente la leal defensa de Robinson de aquel poeta.. cuya función es restauramos «el bienaven­ turado Asiento« del paraíso perdido.William Blake. anil Grave* and tlow'ry Vale*. U otros Mundos fingían.* (1 1 1 . pero lo que Wordsworth llama en el Prospectus «este universo divino» es para Blake el resultado ilusorio de la caída del hombre. con su seductora mezcla de candor y de generosidad. sitúa finalmente a Wordsworth «como un Pagano. . como tampoco se creía más gran poeta que M illón.. like tltoie Hapenan Garden* lam’d of old.. según el Prospectus. Como aquellos Jardines Hespcndob de antigua nombradla. Siguiendo su modelo. Satán había discernido las recién creadas estrellas que. l ortunatc i'ielaf. S66-570) seem ’d other World». en el triple (o cuá­ druple si contamos E l preludio) sucesor de la epopeya religiosa de M ilton. Of oilier World* they seem 'd. pero divergente en cuanto a la cuestión esencial del naturalismo. vistas más de cerca. Lo que Wordsworth proclama es que el espíritu del hombre es una térra incógnita que sobrepasa en sus terrores y sublimidades. hn el transcurso de su vuelo desde el infierno hasta la tierra. »Justificar los caminos de Dios ante los Hombres* mediante su propia revisión imaginativa de la doctrina del Paraíso perdido. Islas por triple cuenta afortunadas. y por ende en el desafio que presenta a su explorador poético. parecían otros Mundos. que ese pasaje -le provoco * un gruñido de tripas que casi lo mata*. y los poderes del espíritu deben reemplazar a los protagonistas divinos. «¿Cree el señor Wordsworth que su espíritu puede sobrepasar al de Jehová?«2 0 . con caprichosa exasperación. or luppy Ule». Blake. que respetaba a Wordsworth lo suficiente como para leerlo cuidadosamente y tomar en serio sus pretensiones* dijo a Henr> Crabb Robmson. o unas Islas felices. pero aun así con gran loor como el más grande poeta de nuestra época»2 1 . Wordsworth pasa de inmediato a identificar el poder supremo de ese espíritu. también Blake se había propuesto.

aif . Or am ere fiction of what never was? .. y cl J f d!n dcl Edén. & dup'd From earth's materials. que tiene por vivo hogar la verdetierra Que rebasa con creces cuanto el arte especial De los más delicados Poetas ha invocado Y formada de material terrestre. dice Milton. 1 S‘ vcrdadcras son. f ortunate Fields—like those of old Sought in the Atlantic Main—why should they Ik A historv only of departed things.Q s * ^ ° r° ’ lsla' lü' 'a. O una mera ficción de lo que nunca ha sido?**1 1 2 '. cuando esa residencia sea restaurada al hombre e! cií'Iíi • m3S ^ran< ^ e* su localización puede estar en la tierra o en •scri ul p. F. whose living hom e is the green earth Surpassing far what hath by special craft Of tiicate Poets. para cada uno de nosotros. y esos bosques Elisios. como posibilidad ordinaria de cada día. waits upon m y steps Pitches her tents before m e as I m ove My hourly neighbour.l punto queda específicamente expiKitoen su primera versión manuscrita: Lu Belleza. . been call’d forth. '“ Kares placenteros fabulosos. 250-251 . la tierra se iir» \K |ara. .atluí lo son un ñor i ir» u ^ i r .primer pworanu del' "■ !' tf? l'Jranudu cn cl Arbol de la \ ida. El Paraíso. Lo único que tenemos que hacer • Heffman Fables true..** (IV. pero que para su mirada visionaria esta realidad nte so repasa en belleza a todas las construcciones imaginativas de poetas que ían pintado una edad de oro. repitiendo las frases mismas de Milton. Beaurv. here only.mP ° naJ f ellos. -las Fíbulas sólo. / If true.. . »»• Paradise. Wordsworth deja cloro que su propósito * a a verde tierra. completa su leyendas paganas i I l-".dm« d* belleza v t n . Millón saquea las * Hespérida v 01 . ni el paraíso cristiano necesita ser un paraíso perdido.S°i ^ 463-465). pues entonces. espera en m is peldaños Alza ante mí sus tiendas mientras marcho Vecina mía a cada hora**. Campos Bienaventurados —cual los que los antiguos En el Atlántico buscaban— ¿por qué habrían de ser Una historia no más de cosas idas.. ^ a continuación dice. Pues esos remos están al alcance en esta tierra. a fin deesbo/ai la Hespérida ‘■ n|uran3W “ brouturafc* del verdadero paraíso. que el Elisio pagano y las islas de los Bieraventurados no necesitan limitarse al reino de la fantasía. and groves Elysoo.

And the creation (by no low er n am e Can u l> e called) which they with hlended m ight Accom plish: — this is our high argum ent. en soledad y paz.o el sostenido prothalamion de su anticipada «consumación»» Esa canción habrá de ser un evangelio para efectuar una resurrección espiritual entre la especie humana —habrá de -despertar al sensual / De su sueño de muerte»***2 4 — mostrándole simplemente lo que cae dentro de las posibilidades que el poder del hombre puede cumplir. »» I.es mm nuestro espíritu ú universo exterior en unas «ñus bodas un apasionado abrazo amoroso. in lonely p eace.. Si celebra sus bodas con el buen universo Fn el amor y la pasión sagrada. And justify the wavs ol l»od to m en . shill find their A sim ple produce of the com m on d ay. y el paraíso es nuestro.•*} . y la canción de Wordsworth ha de ser el «verso de esponsales. el verso de esponsales / De aquella gran consumación. y el mundo exterior al espíri­ tu2 5 .. "mind 1of M an. distinguido del que Milton había definido en su anuncio inicial: Que del gran Argumento en lo m ás alto Pueda afirmar la Providencia Eterna. «Yo. / Cantaba. es cosa que deja inconfundiblemente clara explayándose sobre ella con pompa y circunstancia. When w edded to this goodly universe In love and holy passion. Pues el poeta proclamará cuán exquisitamente un espíritu individual —y quizá también el espíritu en desarrollo del hombre genérico— está adaptado al mundo exterior.. ' Would chant. Es decir. El argumento vislumbrado con ayuda del «Espíritu proictico» terminará pues en las bodas de los protagonistas. y cómo los dos unidos son capaces de dar rudimento a un nuevo mundo: Y la creación (ningún nombre m ás bajo Se le ha de dar) que con poder m ezclado Ellos cumplen: tal es nuestro alto argumento****. tal como es aquí y ahora. Y las vías de Dios hacia los hom bres justifique*' s** • For the discerning intellect [en cl m anuscrito..«»u p yhn t0 the highth of ihis greai Argum ent 1m ay asset! Hiem al Providence. Ion*.. before ihe blissful hour arrives.. arouse the sensual from their sleep I Of death. mucho antes de llegar la hora bendita. *** . encontrará que son Sencillamente el fruto de su día com ún*. • * Puesto que el intelecto discemidor del Hombre. Que Wordsworth se consagra deliberadamente a esa figura de unas bodas culminantes y procreativas entre el espíritu y la naturaleza. the spousal verse / Of this preat consum m ation. . éste es nuestro altísimo argumento. .

spirilu protetico«. encontramos la concepción de Wordsworth de *u papel poético y de su gran drtignio TI autor. Pues aquí vine con poderes santos ^ santas facultades. y el poder de esc espíritu como adecuado en sí mismo.. un nuevo mundo que es el equivalente del paraíso.Aqu. ya a traba/ar o ya a sentir. en una palabra. con verdad. gracias a la consumación de un santo matrimonio con el universo extenor. VPordsworth.. pero en su mayor parte Se oculta inalcanzable a las palabras* I wat a diesen »on 1*°* h«hcT I lud comr wnh h c * l> po*rn And iacuJurt whcthrr to work ot feel 2C . primeros pobladores.. v como tal le ha sido otorgada una -Visión. y más arriba Eso» primeros hombres..Del Genio.. de la Fuerza. es el ultimo en un linaje de poetas inspirados por el -l-. en un milagro cotidiano y recurrente. Fa este. echando una mirada atrás desde su madure? hacia su experiencia juvenil.. A aprehender las pasiones y los talantes todos Que el tiempo y el lugar y la pasión imprimen Sobre el mundo visible.. Un mundo había sobre mí y mío era. para crear a partir del mundo de lodos nosotros. Fn un pasare del tercer libro de E l preludio. si lo que vieron Los Poetas de antaño. No puedr verse ya en estos tiempos dóciles Con no desordenados ojos. que yo quise tocar Aunque con mano débil. aunque es un -Ser ' transitorio.. puede reconocer los signos tempranos de su elección dentro de la sociedad de los poetas-profetas. De la Creación y de la Divinidad misma He estado hablando. pues vivía. pues mi asunto ha sido Lo que pasó dentro de mí.. . La visión es la de las imponentes profundidades y alturas del espíritu humano. » Proeza genuina. Si es que las profecías son locura. y fine a obrar Cambios así con el poder de este mi espíritu.. asi como tempranas pruebas de la interacción divinamente creativa entre su espíritu y el universo visible que habría de ser el tema que le estaba destinado: Fui un hijo elegido. para mí solamente ^ para el Dios que miraba mi espíritu. No faltó qutrn dijera que es locura: y es verdad que lo era.. Lo hice yo.(versos 97-98) que sanciona su pretensión de superar la historia cristiana de Milton en el alcance y U audaz novedad de su tema. un argumento heroico.

indeed.. el patrón cristiano de la caída. la redención y la emergencia de una nueva tierra que constituirá un paraíso restaurado.. far hidden from the reach of words. sin duda. Pues muchos de esos escritores se presentan también como miembros de una pequeña sociedad de poetasprofetas y bardos. no la adecuación de sus poderes para cumplir una tarea que podría exigir más de lo que la poesía misma puede lograr. para un poema más que retórico! Y. but in the nuun li lirv. if things view'd By Poets of old time. for m y them e has been What pass'd within m e. 'twas my own Im ade it. en términos apropiados a las circuns­ tancias históricas c intelectuales de su propia época. argum ent I No less but m ore Heroic than the wrath I Of stem Achillcv To 21 .. Creation and Divinity itself I have been speaking. el renovador matrimonio entre el espíritu y la naturaleza cuya anunciación levantará «al sensual de apprehend all passions and all m oods Which tunc. and work I ike changes there by force of m y own nund... Tomemos incluso la impresionante figura de Wordsworth para este ultimo acontecimiento. And to the God who look’d into m ym ind. medían su empresa contra anteriores revelaciones del presente. en leyendas en prosa o en la «gran Oda* visionaria— reelaborar radicalmente. en Alemania tanto como en Inglaterra. and placc.. and higher up By the first m en. . it was.. ¡lema extraordinario. Power.Of Genius.Ls de notarse que en el verso donde habla del »heroico arrímenlo». in irutli. . menos idiosincráticos nos parecen los pronunciamientos de Wordsworth. which 1wish’d to touch With hand however weak. cuanto más nos fijamos en las principales pretensiones de algunos de los más importantes contemporáneos de Wordsworth. May in these tutor'd days no m ore be seen With undisordcr’d sight.. a la pretensión de Milton en la introducción al Libro IX del Paraíso perdido de que el suyo era un •argumento / No menos. And genuine prowess.. earth's first inhabitants. heroic argum ent. Some call'd it madness: such. mis Heroico que la cólera i Del recto Aquiles» . for it only liv’d to m e. p \ en csie caso es innegable que lo que Wordsworth alaba es lo elevado del argumento que le ha sido dado. If prophesy b em adness. a fin de superarlo. and season do im prevs Upon the visible universe. sin embargo. Wordsworth hace eco. 1 had a world about me.. y se propusieron —en el teatro. This is. tal como se presentan en la Biblia misma o tal como las representan Milton y otros poetas bíblicos.. pasado y futuro de las cosas.

nio no as soñaron ni el sensual ni el soberbio1 * 2 7 . 1 >nueva Ti ° nUCStras b°da* con la Naturaleza. .. n Ca? 'rul0 ílnal de JenMlem con la voz del Bardo que “ ‘1. ¡Inglaterra. dc6P i¿rtarc. casi contemporáneamente con la primera versión del Prospectus de ^ on/sworth. gives in dower A new Earth and new Heaven.Vt?n ÍOS ticmP °s: exult* nuestra alma las torres de Londres reciben A l Cordero de Dios para que habite La entraña de Inglaterra verde y apetecible4 . acto en el que participa simpatéticamente el cosmos. es espíritu y la fuerza. iluminado por un grabado de Albión y Un a^razo amor‘8 . Which.En la conclusión del Prometeo desen­ cadenado de SheUey. And now the time returns again: Our souls exult & London s towers.' *? ^ * n‘U‘™ “* d‘ m jnacion femenina separada: ¿Jerusalem tu hermana va te llama! ¿1 or qué quieres dormir sueño de muerte ociarla a ella fuera de tus viejas murallas. inspirado. grita a la «sagrada naturaleza»: is die spint and the power.° n ^tenor de total vitalidad que el Que Juri««4 . E J poema se cierra con el amanecer del -Día Eterno* de una resurrección universa] en un paraíso restaurado. nos da en dote nueva r. Receive the Lamb of God to dwell In ifjigiands green & pleasant bowers. despiértate! ^ va|VUC. 22 .U* N U 9c * * twn An Qdt [Abatimiento: Oda].. • • England! awake! awake! awake! Jerusalem thy Sister calls! Why wilt thou sleep the sleep of cieatli? And close her from thy ancient walls. En un pasaje climático del Hyperión de Hölderlin.. llamaba -/oy* [Alegría] C ° n .pueda u n ^ con su 'man. son también comparables. Dos obras alemanas que se escribieron a fines de la década de 1790.erra y nuevo Cielo. despiértate.. el joven poeta-héroe. Undreamt of by die sensual and the proud. la regeneración del hombre en un mundo renovado tiene por símbolo central la unión de Prometeo y Asia.Coleritíge escribid m u. wedding Nature to us.

y tú serás com o su novia.. ingleses y alemanes. Vendrán. como figura central en un complejo parecido de ideas referentes a la historia y al destino del hombre y al papel del poeta visionario como heraldo a la vez que maugurador de un nuevo mundo y supremamente mejor.. Novalis afirma también perentoriamente que toda «la filosofía más elevada se ocupa del matrimonio de la Naturaleza y el Espíritu»3 1 .rin en una sola divinidad abañadora de to d o **1 . tus hom bres Un pueblo rejuvenecido te hará .¡Cambie todo desde su* cimiento«! ¿urja el nuevo mundo desde las raíces de la humanidad!. y el hom bre y la Naturaleza se un. así como al poeta-vidente adecuado para cantar esa gran consumación en un poema épico: Ahora.ovcn de nuevo a ti tam b»cn. El rey abrazó a > urubonzantc am ada y el pueblo siguió el ejemplo del rey y las gentes se acariciaban unas a otras3 0 . Al final de esa compleja alegoría se anuncia que -los viejos tiempos regresan».. Exploraré los antecedentes más prominentes de esos conceptos en la historia intelectual y literaria.. Naturaleza. Quizá vendrá un día aquel que ha de cantar el gran poem a heroico que comprenda en espíritu cuanto fue. El filósofo Scbelling espera una unión exactamente igual entre el intelecto y la naturaleza. as circunstancias políticas y sociales de la época de Wordsworth que ayudan . era una prominente metáfora de época que sirvió a numerosos escritores importantes.. Habrá una 10U belleza. tras largos vagabundeos. [la filosofía] ha recobrado la m em ona de la naturaleza y de la unidad de la naturaleza con el conocimiento. Entonces no habrá ya ninguna diferencia entre el m undo del pensam iento v el mundo de la realidad. En uno de sus fragmentos. Este libro está organizado como un comentario —a veces un comentario libremente discursivo— sobre esa y otras cuestiones expresadas en el Prospectus de Wordsworth a su poesía. en los que los Jardines de las Hespéridos -florecerán de nuevo y el fruto de oro esparcirá su fragancia».. cuanto es. que se vuelve epidémico: Mientras tanto el trono había cam biado imperceptiblem ente transfor­ m ándose en una m agnífica cam a de bodas. lejos de ser único. y la paz de la edad d e oro se dará a conocer por pnmera vez en la arm oniosa unión de todas las ciencias. Habrá un solo m undo.. cuanto será. y que -del sufrimiento ha nacido el nuevo mundo» en eJ que no habrá más penas.. Empieza a quedar claro que el matn(nonio sagrado de Wordsworth. la dase d e poem a que se atribuye a los videntes de antaño'*. El acontecimiento que simboliza esta consumación es el abrazo nupcial del rey y la reina.. La novela inconclusa de Novalis Hemrich von O/terdmgen incorpora un Marchen que resume el tema del conjunto.

según su propia interpretación. imaginar y valorar característicamente románticas. Blake identificaba al Profeta hebreo con el Bardo británico. y desarrolló parte de sus ideas directrices t en forma de comentario al Pentateuco. La teología había sido el estudio favorito de Schiller en sus años de juventud. -son el Gran Código del Arte»3 5 . y en Milton figuró caprichosamente a ese poeta entrando con el pie izquierdo. sino también un poeta muy representativo. Schelling y Hegel (como el . y en varios episodios y versiones: «El Viejo y el Nuevo Testamentos». el gran poeta de la historia y la profecía bíblicas. y las obras de Milton-3 '. escribió. Lichte. En su propia persona. ) su pertinencia para el asunu* y la fomu de algunos de los poemas de Wordsworth. lo mismo en Alemania que en Inglaterra. Puesto que Wordswonh no es sólo un poeta altamente innovador. y las tradiciones teológicas. subrayaré las notables analogías entre el programa y la práctica de Wordsworth en los escritos de algunos contemporáneos importantes — metafísicos y filósofos de la historia lo mismo que poetas y novelistas—. a fin de indicar hasta qué punto las obras que miramos como distintivamente modernas siguen encamando las innovaciones románticas en ideas y en designio. sino también el diseño. Este procedimiento sacará a luz importantes elementos tanto de la continuidad como del cambio entre maneras de pensar. Los escritores alemanes de aquella época estaban empapados en literatura y exégesis bíblicas. Me propongo también mirar hacia adelante lo mismo que hacia atrás. y detrás de E l paraíso perdido estaban las Sagradas Escrituras. Detrás del programa de Wordsworth para la poesía estaba E l paraíso perdido. Prestamos demasiada poca atención a la extensión y persistencia con que los escritos de Wordsworth y de sus contemporáneos ingleses reflejan no sólo el lenguaje y los ritmos. la tarea inconclusa de Mikon de redimir al pueblo inglés5 4 . y sus largos poemas cuentan una y sólo una historia. filosóficas y literarias de las que los escritores románticos fueron los herederos. Blake «declar¿ calurosamente» a Henry Crabb Robinson que «todo lo que sabía estaba en la Biblia». a fin de proyectar la idea completa mente sena de que estaba llevando a cabo con su tarea imaginativa. la imaginería y muchos de los valores morales centrales de la Biblia.a uar cuenta de la emergencia de esa* idea*. nos dice Wordsworth —esa clase de imaginación que confiaba en haber demostrado él mismo «en estos desfavorables tiem pos— -son las partes proféticas y líricas de las Sagradas Escrituras. aunque muchas veces con una perspectiva sobre el hombre. El diseño de la historia bíblica «El gran almacén de la Imaginación entusiasta y meditativa». la naturaleza v la vida humana drásticamente cambiada. así como de Milton. 2.

encierra un patrón de la historia que es profundamente distintivo. que era una fundación de la Iglesia de Inglaterra bajo un decano clerical.. era (según sus propias palabras) un «hebraísta tolerable». constituyen un panorama del hombre y el mundo desde el comienzo literal hasta el fin literal. y con su habitual agudeza reconoció que Wordsworth se había propuesto ir más allá que la empresa de Milton humanizando los ««atisbos del bien y el mal en el Paraíso perdido»* de Milton y liberándolos del «residuo de Dogmas y supersticiones» de Milton. pero había estudiado cuidadosamente el Prospectus de Wordsworth. Y para Novalis. Keats era mucho menos directa y persistentemente bíblico que cualquiera de sus grandes colegas poetas. pero en su totalidad.. aunque agnóstico y vigorosamente antijahvista. Keats miraba su propio destino de poeta como el exigente destino de ir más allá que Milton. Coleridge. y se dedicaron explícitamente a traducir la doctrina religiosa tn su filosofía conceptual. Finalmente.*3 7 . «finalmente. la Biblia»3 9 . idolatraba -al sagrado Milton». Thomas Meldwin nos cuenta que -tan por encima de todos los demás poemas clasifica efectivamente E l paraíso perdido. la Biblia era c gran código del arte.poeta Hólderlin) lubian sido todos ellos estudiantes universitarios e teología. que hasta le parece un sacrilegio nombrarlo cuando se habla de cualquier otro Poema. y había sido destinado antes a tomar las ordenes eclesiásticas.en el sentido 25 . como para Blake. aunque en primer lugar. el diseño. desde el Génesis hasta el Apocalipsis. Ese panorama ha asimilado elementos de varias culturas circundantes. (Utilizo la expresión «filosofía de la historia. y de acuerdo con la manera en que los acontecimientos más antiguos se recuerdan e interpretan sucesivamente en los libros posteriores. a fin de desarrollar «un sistema de Salvación que no afronte a nuestra razón y humanidad»3 *. Los libros canónicos del Viejo y Nuevo Testamentos. así como sus poemas. como dijo él. un inveterado poeta-teólogo y un predicador laico que estuvo a pelo de aceptar el nombramiento para un pulpito unitario. Empecemos pues por el principio y busquemos en la Biblia la luz que puede arrojar sobre el argumento y la imaginería del Prospectus de Wordsworth y sobre los numerosos otros escritos de la época que reflejan y transponen. en sus diversos modos. y también que Wordsworth. la lista de libros que dio a Meldwin como adecuados para constituir una buena biblioteca consistía sólo en Milton y otros catorce títulos. los conceptos y las imágenes de la historia y la profecía bíblicas. aunque en primer lugar. incluyendo. que aspiraba a ser el Milton de su época antes de ceder esa tarea a Wordsworth. Debemos tener presente que Wordsworth había recibido una formación religiosa en Hawkeshead. Sabemos también por Mary Shelley que -la Biblia era su constante estudio»3 8 . la Biblia. por ejemplo. En la antigüedad clásica. Shelley. las filosofías de la historia caen principalmente en dos categorías.

Algunos proponentes de esta teoría l j ***1 anos de una visión de eterna recurrencia. en la que se supone que hay -una constante renovación y repetición del orden de la naturaleza» y «los ciclos recurrirán incesantemente»... espccialmoMr i Y t ^0 UrU vmon de ^ distribución de conjunto del tiempo.mo a lo malo a lo pésimo a lo mejor.elemental del . la del circuitus temporum. Y habrá una completa restauración del todo.“ luo una declinación.n 3 . valor. y una vez más existirán Sócrates y Platón y cada hombre.) Una de * •^* M enestatr y la felicidad humanas. los de los ciclos* ° S tCOncos Políticos. La segunda visión. y que desde estuvo muv Aü! con. I^ H^nos. por ejemplo. De ahí los tempranos y repetidos ataques cristianos contra la principal doctrina competidora. el patrón cristiano de la historia tiene estos atributos distintivos: es finito. o incluso que cada ser individual recurrirá y cada JConteamientc» particular volverá a acontecer a su debido tiempo. que historiador * • ¡ . . era la teoría a lo m » ° S f 111? 0 “ e conjunto de los acontecimientos va de lo malo m C'° J ° . de nosotros creer tal cosa». es providencial. alzándose de entre los muertos. no muno más Y nosotros mismos después de la resurrecc. que fue hecho explícito por Jos primeros comentadores cristianos. exclamó San Agustín. manteniendo que los npo¡s e cosas que han sucedido antes volverán a suceder. sostenía que los mejores tiempos entonces ha haKvT0^ 10* °U° Pasad ° muy distante. -Lejos. y así sucesiva eran n interminable. y es simétrico.IJues una vez murió Cristo por nuestros pecados. Frente a los puntos de vista greco-romanos..cn pensamiento refinado de los filósofos...1 1 ' ' 4 poesía. Representa los acontecimientos como aJgo que ocurre una vez y de una vez por todas. con los mismos amigos y conciudadanos. exhibe diferencias radicales respecto de esas formas clásicas —diferencias que fueron fieles al pensamiento y la cultura postclásicos y al curso mismo de la historia.ón estaremos para siempre con el Señor * • 26 . así como en los poetas. a lo largo del principalmente al* tS*as* visión primitivista. seguida por una renovación. " P t. 1) La historia bíblica es finita. y las mismas cosas serán restauradas sin fin4 0 . en un espacio temporal único y cerrado. presenta bruscos cambios de dirección.. y sufrirá el mismo destino y se enfrentará a las mismas experiencias y emprenderá los mismos hechos. ya que el ^ Tiempo ace volver aJ mundo a la fase correspondiente en el ciclo de los Íwmhh i . y. Según ^versión de la recurrencia individual propuesta por Crisipo. que estuvo confinada estuvieron al • 1 1 . cada ciclo histórico terminará en una ekpyrosis o conflagración total. tiene una trama claramente definida. E l paradigma de la historia implícito en el canon bíblico.

el «Curso ordinario de la Naturaleza» es -una Disposición o Establecimiento de Causas segundasque «producen los Efectos más regulares.. es lo que queda indicado por la notable U . . con pérdida de aquel Edén». dividiendo la sucesión de acontecimientos en tres. literales y figurados.para cantar -De la Primera Desobediencia Humana. en las ciencias naturales o en la simple observación ordinaria. Pronto se desarrollaron vanos esquemas para periodizar la historia. que invocan a la Musa Celestial que había enseñado a Moisés cómo -Al comienzo. un medio y un fin. o seis edades. funcionante a la vez como superficie y como símbolo. Estos acontecimientos están resu­ midos en los versos iniciales de F. y luego de la venida de -un Hombre más grande» y de cómo habrá un día de Restaurarnos v recobrar el bienaventurado Asiento*. como reflejos de la primera desobediencia del hombre.I paraíso perdido de Milton. pero eran éstas en su mayoría tentativas de ordenar las fortunas o vicisitudes de las naciones e instituciones en el transcurso temporal del mundo caído —vicisitudes que se reducen a 1a insignificancia cuando se ponen en comparación con el cambio radical de las fortunas de la especie humana que había tenido lugar con la caída o con la Encamación. o como prefigura ciones de la redención final. asistidas únicamente por el Concurso ordinario de la pnmera Causa*. el pensamiento cristiano manifestó pues una fuerte y persistente tendencia —a la que la asimilación del dualismo platónico dio un ímpetu acrecentado— hacia una interpretación dual o múltiple de las personas. o que habían de tener lugar con la segunda Venida.. que es la obra invisible e inmutable del propósito de Dios. de los cxégetax cristianos o leer la miñada de acontecimientos incidentes ya sea como ecos o como profecías de los episodios nodales: es decir. Dios lo planeó todo antes de que empezara. bajo las relaciones aparentemente casuales o causales de los acontecimientos. La distinción inherente en el panorama bíblico entre el orden aparente y las conexiones visibles de las cosas. como prefiguraciones o más tarde reminiscencias de la Encamación y la Pasión.1 diseño ele la historia bíblica constituye una trama netamente definida con un comienzo. \ a fuera en las Escrituras. Desde sus primeras etapas.r ) 1. y Él controla sus detalles. los objetos y los acontecimientos como a la vez manifiestos y cubiertos. gracias a Su invisible Providencia. y una secuencia fuertemente acentuada de acontecimientos críticos. 3) La trama de la historia tiene un autor oculto que es también su • director y el garante de las cosas por venir. Tal como resumió Thomas Burnet la distinción tradicional. y el orden prepotente pero oculto de la Providencia. o cuatro. todo tendía a verse como provisto de una duplicidad divina. los Cielos y la 1ierra / Se levantaron del Caos. en la historia. alcanzablcs para la inspección humana. que es la «Providencia* de Dios4J. surgió pronto en la teología como la distinción entre las causas secundarias y la primera causa.. Hasta qué punto la historia toda se veía como un drama que giraba en torno de muy pocos agentes y acciones..

y de su sustitución. la presión persistente de la visión cristiana de la historia no es retrospectiva sino fuertemente prospectiva. la esperanza no es sólo una obligación sino también una recompensa por la fe cristiana. el mundo es creado por un fíat divino. de la abrupta terminación de este mundo y del tiempo. la inmensa ventaja del esquema cristiano frente a los esquemas competidores: el paganismo es sin esperanza. incluyendo el «río de agua de vida». es la crisis. Empieza con la creación del cielo y la tierra y termina con la creación de -un nuevo cielo y una nueva tierra*. El patrón de la historia cristiana. pues el fin es también la meta. del plan providencial entero. Y en este patrón lo que de veras cuenta es la felicidad terminal y no la inicial. en palabras de Karl Lówith. La forma de las cosas por venir: Las bodas apocalípticas A lo largo de los siglos las profecías bíblicas del último acto del drama de la historia han dado forma de manera poderosa e insistente a la intelección y la imaginación del hombre occidental. que traerá una restauración inmediata de la felicidad perdida en la tierra. la historia del hombre empieza con su felicidad en un paraíso terrenal y termina con su felicidad en un paraíso equivalente4 4 . y por muy extremo que sea el desprecio de la vida en este mundo entre algunos de sus apologistas. el -árbol de la vida« y la inocencia original del hombre. El nacimiento del Redentor. ya fuera primitivista o cíclica. constituye pues «un gran rodeo para alcanzar al final el comienzo»4 5 . Hay una caída precipitada desde una felicidad inmortal hasta una vida mortal de corrupción y angustia en un mundo enfermo. por un reino celestial en la eternidad. el íe/os. en un preciso instante del tiempo. De repente. Su reino irá seguido. pero el cristianismo da esperanza al hombre. cataelismáticos. pues siempre lo mejor está todavía por venir. después en una ciudad celestial que reproducirá las condiciones del Edén. primero en la tierra. espera la segunda Venida de Cristo4 *. es continua y gradual. sin embargo. I a más detallada. como lo señalaron Pablo y otros de los primeros propagandistas.4) Si la principa) linca de Un cambios en el patrón clásico proimiu-nu de la historia. 22:1-3). porque sí. en el momento desconocido pero lijado. para todos los que sean considerados dignos en el Juicio 1mal. y marcan una diferencia drástica. 3. pues «no habrá más maldición» (Revelación. De ahí. i* . A pesar de su insistencia en un paraíso perdido en el lejano pasado. la linca de los cambios en la historia cristiana (y esta diferencia está preñada de consecuencias) procede por cambios bruscos: los acontecimientos clave son abruptos. y asegura el resultado feliz. I I desenlace visible de b trama. 5) El esquema bíblico es simétrico. el punto de inflexión absoluto en la trama que divide el reino de la ley y la promesa del reino de la gracia v el cumplimiento. incluso absoluta.

En su forma tardía y desarrollada. •bañaron las profundidades de la imaginación» de Milton de tal manera. lu atraído los tumcnianoi de numerosos no profesionales. v expresa el plausible juicio de que -ha tenido y tal vez tiene todavía mas influencia. . Joseph Priestley.. añade que -si descendemos entre la gente ineducada. l. Los elementos de raiz de la forma se presentan en la preocupación creciente. H. l.awrcncc ñus dice que. James Harvey en sus Mcditations among the Tomhs [Meditaciones entre las tumbas]. Esos elementos se encuentran reunidos bajo el nombre del profeta Isaías. entre los profetas del Viejo Testamento. w inconíorme. -La imaginería y los remas del Apocalipsis-. que sacó lanías imágenes literarias del Libro de la Revelación como de los tres Evangelios Sinópticos juntos4 *. para cuando cumplió los diez años -estoy seguro de que ha ia oído y leído aquel libro más de diez veces». Parecida afirmación puede hacerse para Spenser. en la ¿poca en que era un nin. por la escatología. Siguiendo los ejemplos de los pasajes descriptivos de Milton en t i paraíso perdido y del elaborado y elocuente desarrollo de Thomas Bumct sobre los acontecimientos de la Revelación en su Sacred Thfory of the Earth (Teoría sagrada de la Tierra]. que los Evangelios y las grandes Epístolas-* . D. y en el surgimiento de la espera de un liberador mcsiánico4 9 . incluyendo. y la preocupación por el Apocalipsis en esos dos poetas tuvo importantes consecuencias para sus sucesores románticos en la tradición profética. > -revelación-) es una visión profética. Hasta en la época neoclásica inglesa el fin apocalíptico del mundo siguió siendo un tema favorito de piezas de cajón en prosa y verso. los últimos días fueron descritos gráficamente —para nombrar tan sólo los ejemplos más conocidos— por Dryden en la conclusión de Arme Killigrew. y William Cowper en el sexto libro de The Task [La tarea]. sobre el advenimiento de un nuevo mundo de holgura. Edward Young en su oda The Last Day [El último día] y en el noveno libro de Night Thoughts [Pensamientos nocturnos]. en la preocupación relacionada con la anterior por «el día de Jahwch» y las convulsiones y desastres que se verán caer sobre los enemigos de Israel.» e imponente de loda* las ilckri(KH)nei de lo* último* días« c l ibro de \j Revelación. James Thomson en la conclusión de The Seasons [Las estaciones]. expresada en símbolos arcanos y elaborados. a exegetas diversos como Isaac Newton. ha observado Michacl l'ixler. y sobre el propio Israel. regocijo sin mezcla y paz universal.awrence y au L laudel4 '“. «el fin ulterior de los días». abundancia. seguiremos encontrando la Revelación latente». de hecho. en tiempo* má* recientes. -en aquel día». un apocalipsis (griego apokalypsis. con particular insistencia. John Pomfret en sus odas pindaricas On the General Conflagraron [Sobre la conflagración general] y Dies Novtssima^ Pope en The Messiah [El Mesías). después de la caída de la ira de Dios sobre Israel.limador. de los inminentes acontecimientos que acarrearan un iin abrupto del orden del mundo presente y lo sustituirán por una condicion nueva y perfeccionada del hombre y de su medio.

ni la voz de lo* que gritan.. profecía* > las expectaciones escatológicas abundaban en el siglo \ medio^ que precedió y siguió aJ nacimiento de Cristo. Los pasajes apocalípticos $c incorporaron a los Evangelios Sinópticos y a las Epístolas de Pablo. mirad.mponentee Fn el transcurso de su visión («Yo Juan vi tstas cosas v ia T ¡ ^ una sen ed. que no caducará. Los sueños que se encuentran en Daniel incluyen una visión de las cuatro bestias (que significan cuatro reinos sucesivos) en la que la cuarta bestia. devoraba y hacía pedazos. s el Libro de la Revelación en el Nuevo—. y gloria.e. y enormemente fuerte.. y m e gorare en mi pueblo: y la vo/ delos no % c °*ra m ás en ella. (65:17-25. las adapt'r al m e t í a n isrno cristiano y las desarrolló en el simbolismo mtr. y su reino el que no será destruido.. acontecimientos simbólico* paralelos pero progresivos — la'abertura de siete sellos. lenguajes. busca (en palabras de Rufus Jonesj «el feroz consuelo de una expedición de alivio apocalíptica por parte del ciclo^'0. el derramamiento . 9.. el son.ncadamente ordenado de la más . entonces -uno como el Hijo del hombre vino con las nubes del cielo* y fue llevado ante el Anciano de los días. 11. . 2. v el león comeri pajjcomo el buey. de modo que todos los pueblos.. . Ei lobo y el cordero estarán juntos. «espantosa y terrible. algunos a la vida imperecedera. Y le fue dado dominio. y algunos a la vergüenza y al eterno desprecio» ( l i 2 ). ( 7:1 14) Una revelación posterior en Daniel añade la profecía de una resurrección. y hollaba los residuos con sus pies* y cuando -los tronos fueron derribados» apareció «el Anciano de los días* en un terrible trono. también caps. . no vendrán al espíritu. y los dos más grandes de los apocalipsis plenamente desarrollados í de aquel periodo (algunos otros sobreviven como ¡tpocrypb¿t) se adoptaron en el canon bíblico —el Libro de Daniel en el Viejo Testamento. yo creo unos nuevos cielo* v uta nueva tierra: y Io n anteriores no serán recordados.Pues. debieran servirle: su dominio es un dominio imperecedero. cuando «muchos de los que duermen en el polvo de la tierra despierten. c El autor del Libro de la Revelación adopto los conceptos. desesperando de la historia y de la posibilidad de efectuar una recuperación por su propio esfuerzo.. Esas obras encarnan las visiones Je una minoría desesperadamente oprimida con una orgullosa prosapia de elección que. y un reino. naciones.do de s.e trompetas. rases c A* Icafas Daniel y otras prolecías y euatologias |inius. 24 27) . * me gozare en Jerusalcm.

. y del lagar salió sangre. . en el cual los celos desaparecerán con gran mido. Esos eran precisamente los términos en que Isaías había descrito antes la venida de un reino de paz a este mundo. de que este mundo terminará en el fuego.. 1n el l ibro de la Revelación la predicción del remo de Dios en la tierra se mantiene. Entonces ocurrirá la resurrección universal y el Juicio Final. operamos nuevos celos y habite la rectitud. v también: -los nuevos cielos y la nueva tierra que haré permanecerán ante mí. cumplida su función en la divina trama. En Isaías y en Daniel la restauración de la * felicidad bajo d dominio de Dios debia tener lugar en este mundo y durar eternamente. las estrellas caen como higo* maduros. después del cual el viejo cielo y ia vieja tierra. que derivan del Apocalipsis bíblico. ampliamente adoptada en sucesivo. 66:22 ). para ser sustituidos por un nuevo cielo y una nueva tierra y por la nueva y eterna Jerusalcm que reconstituirá. -creo nuevos ciclos y una nueva tic na-. \ todas estas cosas. desaparecerán. pues las cosas anteriores habrán pasado« (21:4). Después de esc período el Dragón quedara suelto de nuevo y será finalmente vencido. la tierra también v la* obras que hay en ella arderán. En 2 Pedro 3:10-13 lo encontramos unido a la idea.»lian como un rollo de papel y el fruto de la ucrra es cosechado y arro­ jado -al gran lagar de la ira de Dios. vengo pronto». insiste el profeta. los ciclos se ent. La primera de ellas es ésta: -Y vi un nuevo cielo y una nueva tierra: pues el primer cielo y la primera tierra habían pasado. Pero la feroz destrucción es una limpieza.(65 :17 . -Y. -Y aquel que se sentaba en el trono dijo. «En verdad vengo pronto. ** Debido a que recurren persistentemente en escritos posteriores. Durante esa pro­ digiosa violeiu ia. le había dicho el Señor. 20 ). mira. ni habrá más dolor. quiero subrayar las imágenes clave del l. Isaías 34:4. 63:1 -4). Sin embargo nosotros. -Y Dios enjugará todas las lágnmas de sus ojos: v no habrá más muerte. c / . 3 1 . las condiciones del Edén perdido. y ya no había mar».üi siete putiiu'r apuntan a catástrofes y placas naturales. teologicos o seculares. Pero el »lía del Señor vendrá como un ladrón en la noche.ibro de la Revelación que señalan la consumación de la trama histórica. y muchas veces las frases son recurrentes en la cscatología tanto bíblica como extraWblica . 5). hana los btnías de los ^alullos. pero con la calificación de que ha de ser temporal v durar únicamente mil años» -el Milenio-5 1 . Mira.( 22 : 12 . según su nna nueva tierra donde promesa. El concepto. hago todas las cosas nuevas* (21:1. por el espacio de mil seiscientas leguas* (6:1S-l 4:14-20. ni pena ni gritos. preparatoria del encadenamiento del Dragón y el establecimiento del Remo de Cristo v de sus Santos rcsutrectos. y los elemento* se fundirán con Ardiente valor. para aquellos que lo merezcan. así como al conflicto emrc las fuerzas tic Cristo y d c*l Ami-Cristo. • Pues mira». son inminentes.

t i termino «apcxaiipsis. la sania Jcrusalrm. pero un estado pasajero en la Reve lación). la santa Jerusaleni.. sigue una detallada descripción de las brillantes glorias de *la desposada. descendiendo de Dios de los ciclos. «Y yo Juan vi la audad santa. incluso cuando se aplica a las visiones bíblicas de los acontecimientos de los últimos día».**5 3 . Para completar la ambigüedad. 21:10). sino meramente una forma purgada y renovada de £ a tierra que habitamos ahora. Milton descartó esas alternativas como insolubles y de menor importancia. preparada como una novia adornada para su esposo».. descendiendo del cielo de Dios»*. Cuando «la disolución de este mundo esté madura»... En el Apocalipsis la inminencia de las últimas cosas la pregona -una voz como de gran multitud» que anuncia que «las bodas del Cordero han llegado. donde se aplica muchas veces vacamente pai. nueva JerusaJem. la promesa de la nueva tierra última en el Apocalipsis mismo fue interpretada por algunos comentadores como si no significara una localización trascendente en la eternidad del cielo. Pues el libro llamado el Apocalipsis incluye el episodio del remo milenario de Dios en la tierra. descendiendo de los cielos •this world's dmolution shall be npr (. pues. Cristo vendrá con gloria y poder «para recompensar / A sus fieles y acogerlos en la bienaventuranza^. Si en el Cielo o la Tierra.. .. > significa a veces una nueva tierra trascendental.. la llegada del nuevo aelo y la nueva tierra es señalada por eJ matrimonio entre Cristo y la ciudad celeste. o tam bién una cuidad en el cielo y en la eternidad (en la Revelación. Wliedter in Heav’n or Earth. su novia.i significar cualquier revelación repentina y visionaria o cualquier atontecí miento de destrucción violenta y dü gran escala —o incluso cualquier cosa que sea muy drástica—. Debe notarse que. for then die Emit Shall all br Paradise.J to reward ' His faithiuJ and reccivr ihrni into bins». que sera la residencia de los redimidos después de que esta tierra haya sido borrada. de tal manera que el término «apocalíptico» significa a veces un estado Inun­ de felicidad en esta tierra después de ser renovada (que es el estado final de las cosas en Isaías y en Daniel. esa gran ciudad. y su esposa está lista» (19:6-7). Yo limitaré el término »apocalipsis» al sentido utilizado en el comentario bíblico» donde significa una visión en la que el viejo mundo queda sustituido por un mundo nuevo y mejor. la esposa del Cordero. la Tiem Entonces será toda Paraíso.i crítica literaria reciente.w I ij puesto cada vez m a> • if moiia en l. no importa en qué lugar.. Esta es la segunda imagen distintiva de las úlumas cosas. el término es equívoco v puede significar la expectación de un paraíso va sea celestial ya sea terrenal.

cuyo condigno castigo para la desposada es su divorcio de Dios y su condena al ex ilio. . «Y me dijo..i. después de haber descargado su ira en el día de Jahweh. sino como uno que se goza como el desposado con su desposada: Na no te llamarás Abandonada. -Pues tu Hacedor es tu esposo. cni venga el sediento. Pues el Señor ha reconfortado a su pueblo. ha redimido a JerusaIcm» (52:1.(22:17).. «¡Cómo la ciudad santa se ha vuelto una puta!» (1:21). «mi deleite está en ella») junto con su tierra (rebautizada Beulah. y os llevaré a Sión.. dice el Señor. «A sí dijo el Señor... Los pasajes más memorables que pintan la reunión de Dios con su pro­ metida redimida. Impresionantes elaboraciones de ese gran topos bíblico se encuentran en Ezequiel 16. Y sucedió por la ligereza de su prostitución que ensució la tierra y cometio adulterio con piedras y con ganados. Esta imagen insistente y obsesiva de la consumación de todas las cosas como celebración de vinas bodas sagradas tenía sus raíces en el antiguo concepto del Viejo Testam ento del matrimonio como una forma i e alian/a. que en este contexto está representado no como el des­ posado. Pero «Despierta. oh Sión. m tu ticria se llamará Desolada: sino . Venid. bajo los auspicios de Dios. '/ 10).de Dio** 121:2.. 9). oh Jerusalem. y le he dado una cédula de divorcio. Regresad. la ciudad santa.. despierta.Dónde está la cédula del divorcio de tu madre. «casada») y el pueblo de Israel. La iñotmza de la humanidad por el A p oca ? m Y el expresa adecuadamente como una urgente invitación a unas IXM W Is p in tu y l. la violación de t:sa alianza m atrim onial jxir Israel se figuraba como su infidelidad sexual. aunque con la promesa de una futura reunión entre la nación arrepentida y purificada (o por metonimia.. el que tuvo más profunda influencia es aquel donde Isaías figura la redención final como unas bodas sagradas entre Sión (rebautizada Heph/ibah. Y que el que oye diga. Bienavent aquellos que son llamados a la cena de bodas del Cordero» (19:9). pues estoy desposado con vosotros. revístete de tu fuerza.. Por una fácil inferencia metafoiu . se presentan en Isaías. y tu Redentor el Santo Único de Israel* (54:5). v la consiguiente representación de la alianza particular del Senoir l con Israel mediante la metáfora de un matrimonio entre el pueblo j e Señor (Proverbios 2 :17. mientras que los que están destinados a cielo y la nueva nerra están representados como huéspedes QUC an SI invitados a la fiesta de las bodas. revístete de tus bellos vestidos. hijos disolutos. Malaquías 2:4-14). la tierra purificada o la ciudad de Jerusalem renovada) y el Divino Prometido. Escribe.i desposada dicen. o la prostitución con ídolos y dioses extraños. su adulterio. Entre muchos pasajes.. a la que he repudiado?» (50:1). en Oseas 2-6 y en Jerem ías 3: Por todas las causas por las que Israel en su desliz cometió adulterio la he rechazado.

elaborar. la imagen del prometido y del matrimonio se aplica repetidamente a Cristo. En los Evangelios. se centró en una de las numerosas especificaciones existentes de la esposa leal como una nueva o purificada Jerusalem'’5 . -Y Jesús les dijo. asocia os con cJ matrimonio ritual y el rito de la prostitución sagrada. «la gran puta-.. pues la larga evolución de la figura. asi tu*. Juan 19:30) significaban que Cristo subió a b cruz como a un tálamo donde consumar las bodas con F Z L m m u g ir * !* ™ b E n c a rm o ó n . el Cordero. Y durante el tiempo en que las cinco vírgenes locas se habían ido a comprar el aceite que habían descuidado proveer. lo mismo a su primer Advenimiento como al segundo. y los que estaban listos entraron con él a la boda: y cerraron la puerta. pues no sabéis ni el día ni la hora en que vendrá el H ijo del hombre*56. ¿Pueden tener duelo ios hijos de la cámara nupcial mientras el prometido está con ellos? Pero vendrán los días en que el prometido será apartado. reinterpretar y variar mediante juegos metafóricos los pasajes de textos anteriores— concentró el concepto de la idolatría como prostitución en la persona de la falsa esposa. que ce e ra in I 4 muerte y resurrección de las deidades de la vegetación en las Medio Oriente antiguo5 4 .La figura de Cristo el Prometido estaba tan intima intrincada con el concepto de Cristo el Redentor. 8 un°s comentadores recientes explican la omnipresente imaginería * Ca. I uci a sí como un hombre joven desposa a una virgen. transfirió el papel del prometido de Jehová a Cristo. a través de los profetas y hasta el Libro de la Revelación. «Babilonia la Grande. . Sed pues vigilantes. que los comenS s i ^ o n bien pronto la tradición de que las palabras de Cristo en la cruz Uconsummalum en la Vulgata. juc uj ttaniarat Hcpir/jbah. Madre de prostitutas y abominación de la tierra». no es de ningún modo necesaria para explicar la igura bíblica. C mairimonio y prostitución como una asimilación de los mitos.. desde su forma rudimentaria en los primeros libros del Viejo Testamento. es coherente. y tu tierra lleulah: pues el Señor > c delriu *** l *t > tu tierra será desposada.# c<>nio el desposado se poza en ta desposada. y representó la unión culminante del Cordero y la Nueva Jerusalem com o el cumplimiento de la predicción en Isaías y en otros profetas de una redención final en la forma figurada de unas bodas divinas. lujos te sposaii**: y a s . así Dios \e (62:25) i « j.gozará en q. así como en el Libro de la Revelación. el autor de la Revelación —siguiendo el procedimiento tradicional de los autores tanto del Viejo como del Nuevo Testamento de introducir. fundir. Después de muchos siglos de semejante evolución. Se trate o no de una pótesis defendible. plena y explicable sin referencia a nada exterior a los propios textos bíblicos. y entonces ayunarán-. «vino el prometido. en d » p rrn o »no d .

La arranadísima imagen cscritural de una unión marital que representa“ la reconciliación de Dios con Su pueblo redimido y con la tierra. ha empleado a menudo la unión sexual como su símbolo central para expresar los acontecimientos decisivos de la historia bíblica. apocalípticas al final de los tiempos. E l recurso aí C antar de los Ornares en busca de imaginería erótica ’ alcanzó su cúspide al final de la Edad Media. que consideraban capaz de alcanzar.. La canonización de los Cánticos. y para varios de los sacramentos eclesiásticos también. En algunas exégesis la unión celebrada en el Cantar de los Cantares se interpreta como prefigu­ ración del matrimonio del Cordero al final de los tiempos —una especie de prothalamion. El resultado de esos complejos desarrollos es la paradoja de que el cristianismo.. entre comentadores cuya preocupación era menos la teología que la devoción privada. 4. Esos píos exploradores del mundo interior transfirieron el locus de las b^das del C ordero. subiendo a ella.. consumó sus bodas.a ultimo del . y el templo santo. la ciudad de Jerusalcm . del que el Libro de la Revelación es el epithalamion. acalorada­ mente discutida. ayudó a justificar la inclusión. de la conclusión apocalíptica de la historia al alma individual. o de Chñstus con la Ecclesia. Historia cristiana y psicobiografía cristiana 1 I pensamiento cristiano pronto extendió la referencia de la bíblica desde el día Último de la raza humana hasta el d. que son de un fisicalismo franco. se dio amorosamente al tormento en lugar de Su prometida. del Cantar de los Cantares en el canon bíblico tanto ludio corno cristiano. deullado y erótico. abrió un rico acervo de imaginería sensual en el que podían alim entarse los escritores ulteriores para embellecer el simbolismo material austeramente abstracto de los otros libros de la Biblia. o alguna otra de las numerosas relaciones alternativas5 *. En los vividos términos de un sermón atribuido a Agustín: Como un prometido Cristo salió de su habitación. y unió a sí para siempre a la mujer5 7 .el la experiencia. Y cuando notó los suspiros de la criatura. Salió con un presagio ile Sus nupcias al campo del mundo. señalando la manera de interpretar sus canciones de pasión y unión sexuales como una alegoría que significa el amor y el matrimonio del Señor con Israel. bste topico introduce una nueva e importante dimensión de las descripciones tradicionales de la trama bíblica. y allí. la un. incluso en esta vida caída. que bajo la poderosa influencia de la teología paulina lia sido principalmente ascético en sus doctrinas y actitudes.sacrificio que a la vez certificaba y prefiguraba Sus bodas.. Vino ai tálamo nupcial de la cruz.ón mística con Cnsto el Prometido.

para que llevem os fru to a Dios»*2 . plenamente desarrollada. Y por siempre las lágrimas de sus ojos enjugan/ hac 1. que son ya esposas del Prom etido celestial. Colosios 3:1-10). donde estudia la canción nupcial inexpresiva Ix : d bendito Reine» manso de amor y dicha. en esta vida. pues. tfir rra n fm -rer fnrnt h»< cyc\ también moriréis a la ley por el cuerpo e otro. El resultado es el surgimiento en Agustín. donde el cantor elegiaco alcanza la visión — descrita con palabras qoe hacen eco al Litro d e b R e v e la c ió n — del pastor m uerto que vuelve a b vida. y cree en aquel que rne envía. pero Jas palabras de Cristo fueron interpretadas a menudo antiguamente como significando que la llegada del reino universal puede alcanzar una realización inmediata en el espíritu de cada creyente. vosotros Un fenómeno más importan te y más dram ático fue la tendencia. I s a esta tradición a ia que el padre e» duelo de la elegía del siglo x iv Pearl ¡P e rla ) éebe su consuelo en la visión soñada de su hija entre las vírgenes redimidas en la Nueva Jenisalem. E l reino de Dios no cae bajo la observación No dirán ¡H elo aqm? 01 dirán ¿H elo allá!. " P ° r consiguiente si un hom bre está en Cristo. «Por tanto. Su psicología moral es muy diferente de los tratamientos clásicos representativos de la confianza en uno mismo. y no caerá en condenación. que viene de San Pablo a través de la reciente Vida de San Antonio63 de Atanasio. modelado a la ve? sobre el conflicto. ver tam bién Efesios 4:21-25. los cataclismos y los bruscos cambios del patrón cristiano de la historia. mientras espera la compañía más «asta de aquellos que sean juzgados dignos en ei Ju ic io Final'*0. les contestó y dijo. In »oirmn tro p i and sweet Sene ríes 1luí sjuj. ve transfiere al ciclo como esposa d e l C ordero. y sobre la descripción de la violencia destructiva de Dios durante el dies trat\ preparatoria del adveni. para que os desposéis con . en un punto C risto . Y e»e/ Evangelio de Juan un p»o presente y espiritual a través de la muerte hcart rW unrxprrtiwe nuptiaJ Son^.^ miento de una nueva creación. uui And m liten giorv move. donde se representa. Agustín sigue la tradición establecida de la conversión. acto de fe absoluto. casi desplaza la referencia a un apocalipsis usto un Ju ic io Final racial: Aquel que escucha mi palabra. I bar caterum km A\ ihe Sants above. y su nueva vida Pablo la figura como una m uerte a la vieja alianza matrimonial en la forma de las leyes y un renacim iento a un m atrim onio espiritual con el divino Prometido. rn verdad os digo. de «dos voluntades» trabadas en un conflicto intestino — Armageddon traducido a la psicomaquia y de un sufrimiento salvaje. es una nueva creatura: las viejas cosas han pasado. vivir 1 * 1 prim er hom bre que dio testimonio personal de en que consiste su!rir la abrupta transición a esa nueva vida fue San Pablo. que que“ ** ciego en el cam ino de Dam asco para que pudiera ver un nuevo mundo Y convertirse así en 1 1 ejemplo imperecederamente influyente de la experiencia ^ cristiana de ia conversión. la unión con Cristo y la em ergencia de una nueva creación — no a dlud temfms sino aquí y ahora. es sin embargo enteramente acorde con las crisis. Y cuando le pregn»aron los fariseos cuándo vendría el reino < 1 * Dios. fondada en textos del propio Nuevo T estam ento.a hora se acerca. discontinuidad y repentinas inversiones. cuya alma. y es ahora cuan ^ los muertos oirán la voz del H ijo de Dios: y los que escuchen. ^ vida eterna. de la autobiografía espiritual distintivamente cristiana. m etafó­ ricamente. en el Apocalipsis. alian/able ahora y por cada m dividuo gracia. Alrededor de tres siglos y medio más tarde. Conversa allí con todos los Santos de allá amba. lr¡ tkr faA rst Kinpíonii rneek < é joy and love. (Lucas 17:20-21) la frase final se traduce ahora a menudo como «el reino de Dios está entre vosotros*. I as alusiones de Pablo a su experiencia son m etafóricam ente paralelas a las profecías de fc aniquilación de la vieja creación y su sustitución por un nuevo cielo y una nueva uerra. con el mismo que se levanto e entre los m uertos. o por lo menoscomofestivo participante en las nupcias del C o rd e ro . y añade un extenso análisis de sus agonías espirituales. m ira que todas las cosas se hacen nuevas* (2 Corintios 5:17. en el relato de su crisis espiritual en los ocho libros cié las Confesiones. herm anos m íos. El individuo renacido vive com o en un m undo recreado. sino que pasará de a mué la vida. fcn solemnes tropeles y duJccs Sociedades Que cantan. todo el drama escatológ ico de la destrucción de la vieja creación. el reino de Dios esti dentro de vosotras. a in terio riz a r el apoca­ lipsis transfiriendo el teatro de los acontecim ientos de la tierra y el cielo exteriores ai espíritu del creyente individual. Pues la experiencia mental de las Confesiones es una atmósfera de claroscuro. ved. 1. t j tn verdad. entre las fuerzas de Cristo y del Anti-Cristo. y cantando en su glona caminan. la continuidad personal y el sopesamiento racional de alternativas*4 . en el m om ento de su muertecorporal.1 una nueva vuia. persistente y autodestructivo que culmina en la abrupta interposición de Dios para instaurar. De ahí también la posibilidad de! elevado clím ax en el Lycidas de Mili on.— — — M — fi individuo redim ido.

que a menudo desconciertan al lector moderno por su franqueza y su detalle7 0 . t-urn. o erthrow me. Dios trino que hasta ahora Sólo llamas. c! triunfo y el matrimonio redentor con la única verdadera le que se efectúa en el espíritu de cada creyente cristiano. ¡bro Jc .dmil Vou. y la obra es una de las grandes favoritas de Wordsworth. un acontecimiento exterior de la historia sagrada. Mas estoy prometido a quien es Tu enemigo. queme y renueve. Si Tú no me sojuzgas.. el Libro I de The Faene Queene [La reina de las hadas]**. acosado por un poderoso y astuto enemigo y sujeto a violentos cambios y bruscas inversiones. blow.. E l más detallado desarrollo de la escatologia espiritual se encuentra sin «•mbáreo no en los alegoristas. J * I» c u t a n » * . Takr mr 10 You. mr ihould drlr Hu. E l Caballero de la Cruz Roja escapa de los ardides de la falsa prom etida. cautiva.o no rnd.iri olios. vuele.P. cuya victoria por venir sobre el dragón y cuyas bodas con la prom etida anunciarán la restauración del Edén para toda la humanidad elegida. Krason.. como uno de los productos de un milenio \ medio de esos des.r o n / * ' C < l. ..« capnvrd.Cir. « ¡tí l¡gur*b sagrado y ve expresa i menudo en una imaginería sensual sugerida pof el i .menor de « la pasión y su apocaJip ¿ una escenificación previa . Me esfuerzo en admitirte. H e aquí. . El poeta es Spenscr. significa la búsqueda. Ame. u oscuro concepto» significa el Advenimiento histórico de C risto . resuellas. Duessa.. Mas.. Divorcc mr.. impmon mr. aprésame.o b.P ° Irase* de Agustín uin pumtum iptunt tempon> . Yn dcarlv 1lovc You. V . que representaron el peregrinaje del alma. to anorbrr dur. amares— Los autores do comentario« sobre e! Cántico. bu.a Revelación resurrección úlrim os días según .. Labor «o .ano*. rxccpt You ravtsh mr. and provr. v con un giro del sentido literal. jamás he de ser Ubre. esta «Alegoría continuada. pero obligada a OtTO. brca. e inclina Tu fuerza que me rompa.a una im itatm c o m o '™ 5 ' ' LOiDrjvatlo a ja vcz como una itan » interior . brillas y reconvienes. un acontecimiento interior que puede ocurrir dentro del alma de cada hombre**. pues el mismo texto fe 5^ on$. A. la Puta de Babilonia. en su sentido literal.^cra que significa.. unor or brrak .. Una. fin d* b* *tutim)+ una nueva identidad. alzaron el mapa del camino místico como un sostenido y arduo viaje y búsqueda espirituales.*^a Creatura y el comienzo de la nueva: -morir a la muerte \ vivir a la vida»M.. Túmbame que me alce y quede en pie.st. La meta del viaje interior es la muerte y renovación de b vieja personalidad por medio de un -matrimonio espiritual» del alma como spoma / )< * / con C risto como Prometido. ve. seguidos por una larga lila de contemplativos posteriores.. knock. se le otorga una visión de la Nueva Jerusalem . an Your foric . Mencionaré un solo ejemplo tardío porque es de un hombre que Wordsworth colocaba sólo por debajo de Milton como poeta de la «Imaginación entusiasta y meditativa» y con el que buscaba y temía ser comparado67. Tu virrey en mí. de la historia providencial al relato ficticio— configuró el diseño y los detalles de composición de m u cl^ alegorías literarias de la Edad Media y comienzos del Renacim iento. my lirart. un conocido soneto devoto de John Donnc: Mi corazón magulla. nmrr »hall br Ir«.mt. Un notable indicio del paralelismo psico-histónco del pensamiento cnsuano es la temprana aparición de un elaborado desarrollo de la istintton entre la «letra» y el «espíritu» del relato bíblico. lor I «cept You mtlirall me. pero .1. Cual ciudad usurpada. c. en una hnia paiuottalií que a veces se presenta en metáforas de relación amorosa física. Esta polisemia de referencias simultáneas a la historia exterior de la humanidad y a la historia espiritual del individuo ampliada de las Escrituras hasta comprender a los autores seculares. bu.. fcc. se muestra débil o desleal. sin embargo.rak. El prototipo de la trama y de los elementos simbólicos de esta obra esti en el Libro de la Revelación^. . ihrce prnonrd God fw V “ U . Divorcíame.« kno.ay! inútilmente. y también porque incorpora cantidad de los acontecimientos e imágenes que he venido comentando. rvn dhifte. aR.menor de los rrc co ó n d t l. -Donde está para ti ordenado un fin bendito». O.ir de los (. mata al «viejo Dragón». radiante de -celestial belleza-. en o tra dimensión. Y aun así te amo mucho y quisiera tu amor. deshaz o rompe ya ese lazo.. la lucha.. debió ampararme. En una de sus dimensiones. Tómame para T i.. después de una larga lucha. descrita metafóricamente como el .nsto y co. Your viccroy < « mr. Haitr. ataca y. y al final se promete ceremoniosamente a la verdadera prometida. o incluso de violento ataque sexual.. La Razón. and makr mr nf* I likr an murpW lown. pues yo. and «tiuld br lovM But am beirothed unto You< rntmy.. la tentación. sino entre los e s c r i t o r e s que conocemos «mímeos» cr. and « k jo That l nuy rise and itand. levantando con ello el largo sitio del rey y la reina (Adán y Eva) y reabriendo el acceso a la tierra llamada Edén.hr..m. desde Orígenes hasta Ricardo de San Víctor. . y en uno de sus vanos sentidos -espirutialeso -aiegoncos». ^ N i he de ser nunca casto salvo que Tu me raptes . No.

es especialmente afín a nuestra encuesta un modo de interpretación aplicado por los Protestantes de izquierda. en cuanto al grado de felicidad.**. representado como un rapio de alma largamente renuente' 1 —todos estos elementos. (X I!. hzpp4 er U t SluJI *11 be P jr * l i * r . 1^-23). La violencia de un Dios iracundo |>eio amoroso. y más feliz con mucho. cf. si añade a su costosa sabiduría hechos dignos y las virtudes cristianas. sino que has de tener Un paraíso en tu interior. mucho más feliz sitio que d de este Edén. como le dice Miguel . th r bo< MeU llttt J w s r t tn him burm .. Üonne los comprime en catorce versos virtuosistas de un ingenio lleno de seriedad La misma iradkión de corrrspondeik ia > históricas v espirituales di** ocasión a Mihon para muchos de sus conceptismos senos con los cjiie juega a lo largo de £7 p*r*i\o pnduio. los de la Luz Interior. que efectuaban una lectura radicalmente heterodoxa de la historia y la profecía apocalíptica • . hago untas las cosas nuevas»). Asi. 40 .^ v cfttfo ^ ¿r la m/. *Mira. / Though in mid Heav’n. Saian lleva consigo jI i den -el abracado Infierno que arde sin pausa en el / Aun en medio del Cielo( I X 467-468. y mucho más dichosos días1 *0*7 2 . Je una« inu^vno Jt Un último* dius tal como Se describen en el Libto de la Revelaoon.ii caído pero ya arrepentido Adán. Í a í bappier pUcr T k in ib n o f M m .. bul «hall poskeii A p * r * d » u «ritfuo Ú k t.. and fi r happirf day». Inversamente.sentina se sitúan en la corriente principal del pensamiento cristiano. que se habían vuelto desde hacía mucho lugares comunes de la devoción cristiana. Uiuiuciiias a uiu aplujcion personal y espiritual. 463-465) Semejantes lecturas espirituales de los textos literales de la I. 585-587. Sin embargo. el conflicto con Las fuerza» del mal encamadas en un adversario. IV. estado psicológico que. es precisamente equivalente del estado histórico del mundo exterior después del apocalipsis que Miguel acaba de predecir pues la Tierra Entumes veri toda Paraíso. la desiruciion del mundo criado en una inmensa Lotiflagudo (detalle que viene de 2 Pedro 3:10) a fin de volverlo nuevo (Revelación 21:5. no tendrás ya reparo £n separarte de este Paraíso. rhen wih rhou noc br loach for thn» lite Fartii T o Je*ve tiu * f'ar^dix.. y el final matrimonio con el Prometido.

además. a los buenos y malos ángeles —todo eso debe «verse dentro de vosotros mismos» (p.. < ferrard 'X instanley.. tal como le dicen otros. |X*ro piricntáre a minio de ejemplo a un escritor ingles. a la 1 ierra de Canaán. a Caín y Abel. que ha engañado al mundo entero. no saín1 lo que es Dios por la luz que hay dentro de él. i|ur desarrolló una teoría de comunismo cristiano y en 1649-SO estableció una efímera comunidad de «Dignen» [Excavadores] en Surrcy Lo* panfletos de Viinstanley extienden la correspondencia entre U historia espiritual del individuo y la historia bíblica de la humanidad desde las últimas hasta las primeras cosas. estados. acontecimientos. o hasta que alcanza unos pocos años. pero en realidad no es otro que -ese gran Dragón. ya sean de regocijo o de pena». de modo que se establezca un paralelo entre la inocencia de Adán en el Edén v la de cada hombre al nacimiento: -un niño que esta recién nacido. Y el ciclo y el infierno de los clérigos ortodoxos no son mis que las fantasías exteriorizadas de una mente perturbada —»una Doctrina de un espíritu enfermo y débil. -en verdad no es conocimiento.di Ij biblia \ I iim > j¿i ande rcprcventante de c-ua tradición hcrmCMtlW* |. incluyendo a Adán. debe verse y sentirse todo dentro de vosotros mismos». dirigente de un grupo disidente durante la Revolución puritana. y habéis chocheado con ella. confesar que las letras. 567 568). a Judas. a Israel. del temple de su propio Corazón y Naturaleza. conflictos y procesos de los espíritus individuales en el transcurso de su expenencia en la tierra. y asi. se basa en la interpretación de la Escritura por aquellos que «piensan que son sabios y cultos. altera drásticamente el procedimiento antiquí­ simo de retener el sentido literal en el texto bíblico como base de los sentidos espirituales (»cultos. que escribió en 1648: «lodo lo que llamáis historia. es inocente. No sólo atribuye un sentido espiritual a los v personajes. o que cree que Dios esii en los ciclos encima de las nubes. y la habéis hecho vuestro ídolo. El resultado es que la historia bíblica queda completamente interiorizada y el texto entero se convierte tan sólo en un vehículo metafórico sostenido que expresa las fuerzas.. sino imaginación» (pp. lugares. ^ ese es AdÁn% o la especie humana en su InoceniiaV C instanley. que ha perdido su entendimiento. y asi reza a ese Dio* que imagina . sino que invalida sistemáticamente el sentido literal. palabras e historias desnudas son espíritu»7 5 . a Abraham. la mayoría citados de su central declaración de fe. H e aquí unos pasajes representativos de Winstanlcy.. cae en fantasías.. afirma Wtnstanley. a Moisés. a los jefes de los judíos. inofensivo. Todos sus elementos constitu­ tivo s. The Neu* L j tr of Ri^bírousnrn [La nueva ley de rectitud]. acciones y doctrinas dffft representados en la Biblia. 215)—.nob Hitfhmr. pues impide a los hombres conocer al Espíritu. y los únicos hombres enviados por Dios para predicar el Evangelio». Toda divinidad doctrinal. J Quienquiera que adora a Dios de oídai..

U. Os digo que ese gran misterio ha empezado a aparecer. (P.a dt* 11 no te salvará nunca.... .(p. no un acontecimiento generico y exterior. y cada uno marchará rectamente en la Creación unos para otros. 206). 153).caáqrc5 » no digáis mis al pueblo * hombre quT ¿ J ^ qUC * " * * * & 6. y libera a la 7 * ^ 4' esclavitud. 173-174). el Recto Juez se sentará en el Trono en cada hombre y cada mujer»» (p. será este mundo mismo. los Predicadores de oído. descubre toda oscundad. entonces se cumplirán las profecías de la Revelación: *Y cuando esa iuerza universal de la Rectitud cubra la tierra». 181). p. el paraíso restaurado del Apocalipsis no será una localización fuera de este mundo a la que seremos transferidos después de la muerte.214) i í i i ^ igual que su comienzo y su medio. sino que un Cristo de i r. O h vosotros. Cuando. 42 . y debe verse por los ojos materiales de la carne: Y aquellos cinco sentidos que están en el horrfbre tomarán parteen esa gloria. el final apocalíptico del texto ico sigm ica una experiencia personal e interior. y gobierna en él. 107) que un h S r r A0™ **?? IwS Prcd. vive y actúa aquel mismo que es el Rey de la Rectitud. (p.i ** C * *cgl|ros de que ese Adán está dentro de cada gobernando en cT^Tombrc " pníScnlil actuando v (p. cf. como fue en el comienzo» (p. niro dd corazón. 170. En consonancia con esto. 12:9» (p. al comer hombre .. ) fu era de él no hay tuntún Salvador. y una nueva tierra. 176). pictórica de todas las cosas. donde habita la Rectitud » (pp. «Bien: esc será un gran día de Juicio. «Y será transformado en una nueva criatura aquel en quien los viejos apetitos corruptos han desaparecido. Rev. «Y ahora en ese nuevo ciclo y nueva tierra. no engañéis más al pueblo contándole que esa gloria no será conocida y vista hasta que el cuerpo yazga en el polvo. 176) inti r mtü a c r ^lítanc. -Y esa profecía no se cumplirá generalmente hasta ese tiempo. y toda la fuerza es en él una nueva fuerza* (p.000 años.que es el Demonio ^ * 14flCscsr hombre «dora su propia imaginación. esa fuerza triunfe en el espíritu de todos los individuos. lo convierte en un nuevo cielo. en la plenitud de los tiempos.ciC S ÍP[Pues el espíritu| que es la lu/ v la vida l •. *Ahora el segundo Adán Cristo ha tomado el Reino e mj cuerpo. tal como lo experimentarán nuestros sentidos redimidos y glorificados en nuestra existencia terrenal. 184). el mundo será «una Tierra floreciente de leche y miel. fue el una manzana P * * j hombres de pecado y de mancha.

Reconocemos la similitud en pasajes com o éste de Jeruuilcm 77. Este paralelismo entre Blake y Winstanley (veremos en un capitulo posterior que se extiende también al mito central de Blake de la caída como escisión del hombre primigenio) no debe sorprendemos.. sino la facultad de la visión y de la verdad eterna: No sé de otra Cristiandad ni de otro Evangelio sino b libertad tanto dcJ cuerpo como del espíritu para ejercer las Divinas Artes de la Imaginación-. el dios del cielo material al que más tarde incorporará en Urizen: ¿Por que estás tú callado e invisible Padre del Celo.. Trabajar por el Conocimiento es Construir Jerusalem.... infinita»7 6 . aunque Blakc rehabilita el término «Im aginación» haciéndolo significar no una fantasía enfermiza. lo es en el sentido de que «este desaparecen por un perfeccionamiento del goce sensual». el infierno y el paraíso no eran lugares exteriores sino estados de espíritu. ¿Qué es el Divino Espíritu? ¿Es acaso el Espíritu Santo otra cosa que una Fuente Intelectual?. que pretendía que un -Sacerdocio» de mentalidad literal había hecho que el hombre olvidara que -Todas las deidades residen en el pecho humano». cada cosa aparecería al hombre tal como es. Apetito Corporal. Por qué te ocultas entre nubes De todo O jo indagador?0 Y la insistencia de Winstanley en que el nuevo cielo y la nueva tierra * apocalípticos serán el mundo existente tal como lo perciben los «cinco sentidos que hay en el hombre» glorificados sugiere la afirmación de Blake de que. aunque «la antigua tradición de que el mundo se consumirá en fuego» es verdadera.Winstanley recuerda extrañamente a Wtlliam Blake. Cuando Why art thou silent & invisible Father of Jealousy. ¿Qué son los Tesoros del Cielo que debemos desenterrar para nosotros mismos. pues «si se limpiaran las puertas de la percepción. Ociosidad y devastación de las cosas del Espíritu?.y por consiguiente es en realidad «el Demonio».. y* para quien el cielo. está empa­ rentado con el Nobodaddy de Blake. no son todos ellos Dones Mentales?. Why dost thou hide thyself in clouds From every searching Eye? . son acaso otra cosa que los Estudio? y I ogros Mentales? ¿Qué son todos los Dones del Evangelio. * El Dios de Winstanley que es exteriorizado y adorado «en los cielos arriba de las nubes». ¿Qué es la Dicha del Cielo sino Perfeccio­ namiento en las cosas del Espíritu? ¿Qué son los Sufrimientos del Infierno sino Ignorancia.

.. con verdad.. que había asimilado ya la doctrina boehmenista y otras doctrinas exóticas. La región principal de su canción es «el FIspíritu del Hombre*...) all terror. / Que haya surgido nunca en forma personal»— que es el iracundo y tronante Jehová del Apocalipsis. De la Giración y de la Divinidad misma He estado hablando. Creation and Divinity itself I have b een speaking.. for my theme has been what pass'd within m e. Power. que -entiende por la Biblia el sentido espiritual-'7 .. pues mi asunto ha sido Lo que pasó dentro de mí.. se levantó un trono en el cieio. añadió en seguida... y el -sentido espiritual» de Blake derivaba de la ' tradición indígena inglesa de una hermenéutica radical de la Luz Interior. de la Fuerza... nos dice H . Es éste. entronizado en el empíreo entre su «coro / Vociferante de los Ángeles»**. pero al explorar ese reino interior. el poeta pasará. ** .. y que sigukS propagándose por medio de ésta o la otra de las sectas divergentes en el Londres de los días de juventud de Blake. y mies de miles7 1 .Blake declaró calurosamente que -todo lo que sabia estaba en la Biblia-. That ever was put forth in personal form | ) choir of ¿outing angels.. III. y uno estaba sentado en el trono. heroic argument. 44 . Y todo alrededor del trono había veinticuatro asientos.. {E l preludio... Y oí la voz de muchos ángeles todos alrededor del trono y las besuas y los ancianos: y su número era diez m il veces diez mil. sin alarma. junto a la Deidad exteriorizada —«todo terror. m irad. Robinson. C . 171-182) Y si buscamos la poesía de Wordsworth en su Prospectus.. Thu is. sino como manera de pensar— a los anuncios de Wordsworth de ese alto tema poético: _ D c ! Genio. Y del trono salían rayos y truenos y voces. Of Genius. Pero nótese que la drástica interiorización de los poderes de la divinidad en Winstanley también se acerca —no como credo explícito. id truth. Nuestros oídos están afinados ahora a los ecos del Libro de la Revelación en el pasaje de Wordsworth: E inmediatamente estaba yo en el espíritu y. ti»e Mm d of Man (. encontramos que lo que al principio parecía singular en sus afirmaciones tiene ahora una resonancia familiar.. un argumento heroico".

Este acontecimiento se transporta sin embargo del futuro indefinido al presente de la experiencia. / O una mera ficción de lo que nunca ha . y las Islas y Naciones de la tierra se someterán todas a él. que es la «nueva Ley de rectitud». en el que el Cordero y la Nueva Jerusalcm quedan sustituidos por el espíritu del hombre como prometido y la naturaleza como prometida. la belleza (en una frase bíblica) -alza sus tiendas.»"*. en quienes lo escuchen y le crean. anunció también que la Revolución puritana que estaba en marcha por entonces señalaba el comienzo de unos tiempos gloriosos en Inglaterra. E l nuevo David.. nos dicc Wordsworth* po dran igualarse aJ temor y el temblor que sentimos cuando miramos as profundidades del espíritu humano. sido»—**. por contagio mundial. Además. pues su bendición llenará todos los lugares: I odas las partes de la Creación donde sigue estando la maldición serán sacudidas y movidas. descansará en todas partes. « I al es»..1 ampoco ningún iniicrno exteriorizado ni -cosa alguna <fe m i s ciega ausencia. Pero esa «gran consumación» bastará sin embargo p a ra ' crear el paraíso restaurado predicho en el Apocalipsis — aunque la sintaxis de Wordsworth deja en suspenso si el paraíso original era una verdadera •historia no más de cosas idas. el correlato espiritual de la resurrección del último día —un despertar del «sueño I De la M uerte*— . llega ahora a reinar. Todo apunta hacia «la hora bienaventurada» que es la versión wordsworthiana de las bodas sagradas al final de los tiempos. proclama altivamente Wordsworth. «los poderes progresivos. y se traduce de una intervención exterior a un acto de visión espontánea. (p.. se cumplirán tal vez algún día universalmente. I De la especie entera». Mientras el poeta marcha por a región del espíritu. y que ese acontecimiento. esa recreación del mundo que puede llevar a cabo un 1 espíritu individual aquí y ahora. Mientras tanto la anunciación profética por el poeta de las altas posibilidades humanas efectuará. «nuestro alto argumento». 152-153) * hliiulrr vacancy scoopcd cut By help oí dreams liistory. efectuaría el milenio universal profetizado en Daniel y en la Revelación... Caminos alternativos del milenio: progreso y revolución Gerrard Winstanley no sólo previo en 1648 un futuro en que el triunfo general del Espíritu en los espíritus individuales inauguraría una nueva tierra. vaciada / Con ayuda del sueño.a cada hora ante él. . 5.. of departe*! thing* Or j mere fu i ion oí wlui nevet wa*.

9 ue ^ alcanzaría solo después del final de la creación. A principios del siglo v Agustín. está hoiho. no en los cielos. 207 20*) Blakc110* ^UC 3 P r’n tlP*os ^ dfcüda de 1790 Wordsworth. En lo sucesivo la interpretación figurativa del reino terrenal se convirtió en la doctrina establecida de la Iglesia. La extendida y persistente expectativa de que la historia lu de terminar . y estallaba repetidamente en febriles « p r c S " (id inm inente r«o rn o «le C risto Kcy. y ha tenido un efecto poderoso e ineluctable « i la formación del pensamiento tanto secular como religioso.ya crti w dw . Y en d periodo 46 . la propia Iglesia había pasado de la situación de una pequeña secta perseguida a una posición de poder dominante. seguía siendo tema de sabios comentarios v abstrusas computaciones antméticas. Durante ¡os siglos de espera de la llegada de lo que al principio se había esperado de manera inminente como la segunda Venida8 0 . El elemento explosivo de la profecía apocalíptica era el milenio. pues los tiem p o s en «jijo el Señ o r I)w>\ «mmpoinitc reinará en toda b tierra están empezando. está In h o . y el milenarismo literal se vio como una aberración. La anticipación de un rf*nc> celestial. no significaba ninguna amenaza al orden establecido del mundo. E l concepto. junto con Aj anos otros contemporáneos. y esto constituía una patente amenaza al statu* quo. rcgoci|atc.se regocijaba en una seguridad parco a e que la revolución de su época desembocaría en un paraíso errena . de un estado final de felicidad literal en esta tierra. Pero en su componente milenansta (o quiliástico. interpretó la promesa bíblica del m ilenio como una alegoría que significaba el Reino invisible y espiritual de Dios que había sido inaugurado de hecho por la primera Venida de C risto. comparable. el texto bíblico denunciaba el estado presente del mundo como irremediablemente malo y prometía la pronta intervención de Dios para aniquilar todos los estados e instituciones existentes a fin de establecer Su reino.r lCK^ as en un nuevo cielo y una nueva tierra es exclusiva üt avaización judeo-cristiana^. regocíjate. sino en la tierra. siguiendo a algunos precedentes anteriores. no lulni vj tiempo j>jtj . e Urí?. Para indicar las complejas interrelaciones entre esos diversos A*I A°S trn e < lUe‘ pasar brevemente de las interpretaciones espirituales e Apocalipsis a algunas interpretaciones literales e históricas de los acontecimientos que este prometía. y la capital de la cristiandad había pasado a ser aquella misma Roma que había sido la pagana y obscena Babilonia del Lib ro de la Revelación. sin embargo. o (según una opinión bastante común) mejor < |ue el paraíso perdido de Jos comienzos. seguía también vigorosamente vivo en <1 pensamiento y el arte populares. tro (p. ve^ P °. y También que las antiguas expectativas milenaristas de estos c ores influyeron en los temas de sus producciones imaginativas posteriores. según el término griego). en La ciudad de Dros.

y por Coleridge y Shellcy también. (Wordsworth clasificaba a Bacon. Bury solían atribuir la inauguración v rápida expansión de esta idea después del Renacimiento a los conspicuos adelantos de la ciencia. y muchas veces tan transformada respecto de su prototipo bíblico. lo mismo en el reino moral que en el intelectual y en el material. porque era tenido en extraordinaria estima por Wordsworth. en una etapa. que ha sido fácil pasar por alto tanto su peculiaridad como su fuente— . los puntos de vista de Francis Bacon sobre el progreso son especialmente pertinentes. Ronald S. y que los grandes adelantos del post-Renacimiento en las ciencias y las artes aplicadas entró en un esquema preexistente de expectativa histórica.. Por primera vez los hombres parecían haber“ desarrollado maneras de alcanzar el anticipado estado de abundancia y felicidad de manera gradual y pacífica y no de manera abrupta y catastrófica.. Bacon veía la teoría cíclica como el enemigo específico de su misión: «Con mucho el mis grande obstáculo al progreso de la ciencia* es la desesperación que engendra la suposición de «que en la revolución de los tiempos y de las edades del mundo las ciencias. no menos que en las punieras épocas cristianas. Historiadores como J. la colonización extranjera y la expansión comercial y económica8 1 .. crecen y florecen. sin embargo. Grane y últimamente Emest Tuveson con convincente detalle— han subrayado el hecho importante de que el concepto de un progreso inevitable y omnicomprensivo se desarrolló dentro del marco existente del prospectivismo cristiano. continuo e ilimitado. hemos seguido viviendo en un medio intelectual que está orientado. B. pero de tal manera que cuando han alcanzado cierto punto y condición ya . y al optimismo engendrado por los descubrimientos geográficos. y por medios humanos y materiales. en una cultura largamente predis­ puesta a esperar un futuro inevitable de absoluto bienestar moral y material en la tierra8 2 . En este contexto. con Milton y Shakespeare. al* * gunos historiadores revisionistas de la idea de progreso —entre ellos Cari Becker. Recientemente.) Como los primeros apologistas cristianos. hacia -un lejano aconte­ cimiento divino hacia el que avanza la creación entera» —suposición tan profunda y extendida. La presión de esa orientación milenarista ha ayudado a dar forma a importantes elementos del pensamiento occidental que no tienen paralelo cercano en las culturas que se han desarrollado fuera de la órbita hebreo-cristiana. Uno de esos elementos es la teoría de un progreso histórico general. la tecnología y las artes prácticas. Parece claro que el desarrollo moderno de la idea de un progreso general tuvo múltiples causas..creciente secular de después del Renacimiento. según la frase de Tennyson.. sin necesidad de una súbita expedición de alivio de los ciclos. como un hombre en el que tenía su altar -todo cuanto de la divinidad del intelecto los habitantes de este planeta pueden esperar que alguna vez resida entre ellos-1 3 . pero a la vez alteró drásticamente ese esquema. en otra se marchitan y decaen.

cuyo malvado y malhadado divorcio ha lanzado en la contusión todos los asuntos de la familia humana»*6. moral y cogmtivo. £1 se propone. ya sean innatos ya adquiridos. en esa tarca «el comienzo es de Dios*. La meta de La gran instauración de Bacon es investigar -si ese com ercio entre el espíritu del hombre y la naturaleza de las cosas. por las artes y la ciencia»-8* » . que es estrecham ente equivalente de nuestra entrada en el Reino moral de D io s que nos fue prom etido en los días más recientes. los datos básicos sigue». por la religión y la fe. que distorsionan las relaciones entre el espíritu y el mundo. Esta purga y reintegración del espíritu ha de alcanzarse eliminando. como también su fin destinado según su lectura. I a caída cqgnitiva del hombre se debió a la pérdida de «aquel puro e incorrupto saber natural por el cual Adán dio nombres a las criaturas según su propiedad».del espíntu de un niño: con «el entendimiento enteram ente liberado y limpio. F l esquema de Bacon es el del avance inmediatamente posible (o.il dt sis episodios decisivos. La caída. y esa pérdida representó un divorcio y separación dd espíritu respecto de la naturaleza o (en los términos de los poderes mentales implicados) de Jos sentidos empíricos respecto de la razón. o por lo menos controlando. tu\< » un doble aspecto. donde nadie puede entrar salvo como un niño*^. aunque en una interpretación especi. En un pasaje climático de La gran instauración. m ediante el establecim iento -para siempre de un matrimonio leal y legal entre la facultad empírica \ la racional. por la Divina Providencia. pasados y futuros. de la falsa filosofía.. y el conocimiento se acrecentará" sipntica que la exploración del globo «y el adelanto de las ciencias están destinado*. ios -ídolos. -üar esperanza . la última. es decir. com o sugiere en el pasaje que he citado. por el hado. fundada en las ciencias* es ajgo -no muy diferente de la entrada en el reino del cielo. por el contrario. siendo los de la historia bíblica.. pues será un re to rn o a la condición del Edén original por la vía de la recuperación en el hom bre de la ■pureza e integridad. pues el hom bre «cayó al mismo w ij de su estado de inocencia y de su dominio sobre la creación. sin em bargo. el espíritu que ha recobrado su pureza e integridad originales en la percepción) con el universo exterior 4« . a encontrarse en la muma época*1 4 . o fantasmas-. Bacon proclama que su tarea no es otra qw? un prothalamion que celebra el próximo matrimonio del espíritu redimido (es decir. puede por algún m edio restaurarse en su condición perfecta y original».no pinedcn avanzar máv«. dice Bacon. la entrada en el reino del hombre. providencialmente necesario e inevitable) dd dominio del hombre sobre la naturaleza y sobre las condiciones matenaJes de su bienestar por medio de la aplicación de la ciencia experimental En este esquema. b profecía de Daniel «tocante a las últimas épocas del • • mundo: Muchos irán aquí y allá. Una y otra de estas pérdidas pueden sin embargo repararse en parte incluso en esta vida: la primera. Sem ejante m atrim onio proclam ará nuestra entrada en el -reino del hombre-.

y un linaje y raza de invenciones que podrán hasta cierto punto colmar y superar Us necesidades y miserias de la humanidad1 *. es como e l a d a m o y decoración de la cámara nupcial del espintu y el universo.1 explicación de cuyas cotas. .. Mi intención no es pretender que Wordsworth saco su concepto e imaginería de la prosa de Bacon —esas cosas pertenecen al dominio público de la cultura occidental—.. que celebra las bodas del espíritu del hombre «con el buen universo * y la «creación.i .de Bacon un estrecho equivalente del «poema de bodas» de Wordsworth en el Prospectus. de cuyo matrimonio hemos de esperar (y sea este el rezo del canto nupcial) que nacerán asistencias para el hombre. aun cuando esas maneras sean tan diversas como el entendimiento científico purgado de Bacon y la imaginación poética liberada de Wordsworth. muy pocas páginas después del anuncio de su -canto nupcial». el paralelo baconiano hace resaltar el hecho de que en el Prospectus Wordsworth intenta consagrarse a la idea del progreso gradual de toda la especie humana hacia la gran consumación: mi voz proclama Cómo el espíritu individual de manera exquisita (Y no menos quizá las tuerzas progresivas De nuestra especie toda) al mundo externo Está adecuado. y de la redención del hombre y de su mundo con la unión del prometido y la prometida.. Además. inesperadamente. y tic la verdadera relación entre a naturaleza de las cosas y la naturaleza del espíritu. fomentaron notables paralelos metafóricos en pensadores preocupados de maneras seculares con el próximo reino del hombre. Encontramos pues.de un mundo paradisíaco que será logrado por su -poder mezclado-. Y sea cual sea la relación entre esos dos escritores. con a s i s t e n c i a del bien divino. en el «canto nupcial..*. Bacon procede a describir la relación válida del ojo investigador con la naturaleza (preparatorio del logro de un apocalipsis científico de la naturaleza) con palabras notablemente parecidas a las declaraciones de W'ordsworth sobre la necesidad en el poeta de mantener la vista lija en su objeto: my voice proclaims How exquisitely the individual Mind (And the progressive powers perhaps no less O f the whole species) to the external World Is fitted. sino únicamente mostrar cómo la persistente asociación bíblica de la caída y de la infidelidad del hombre con la separación y el divorcio. en La gran instauración.

. y donde existe una clase amplia y oprimida de trabajadores*'1 . después de un indispensable preliminar de feroz destrucción. absoluto y universal. justicia y condiciones Optimas para la felicidad general. como sabemos.^ Ufmn*^*. reconstituirá el orden político. E n sus form as más recientes y fatales. cataclismatico y omnicomprcnsivo que. ia doctrina y la puesta a prueba de una revolución total. tal vez para siempre. Otro periodo semejante fue el de las guerras civiles * en la Inglaterra del siglo xvu. que no es nosotros mismos y que explica el triunfo ineluctable de la total justicia. social y moral existente de manera absoluta.ti (Jilo \ohre los tiu lm ^ A k S n í ? ra^ C^ ^ rtfci^ir m í su. especialmente los «Hombres de la Quinta Monarquía» (nombre que proviene del apocalipsis de Daniel) que. época en la que encontramos fervientes expectativas escatológicas entre las diversas sectas radicales de los ejércitos parlamentarios. com unidad y felicidad en 1a tierra. su certidum bre es una fe en la Providencia. gracias a una explosión de violencia y destrucción ineluctable y purificadera. como lo ha mostrado Norman Cohn en The Pursuit of the Millennium [L.de mantener el ojo I irme mentí. Sal de tus Reales Cámaras. y así ( 2 ) traerá abruptamente. d e** un cambio abrupto.. 1os siglos xv y x v t en la Europa del norte —la época de l«r taboriras. ya sea trascendental o inmanente. que no obstante en los tiempos recientes ha PCCi 1 una subestructura elaborada y refinada de sanciones teóricas. en países protestantes. y el propio Oliver Cromwell expresó su convicción de que -Yo soy uno de esos cuyo corazón ha salido a esperar unas dispensaciones extraordinarias. L a doctrina de la revolución absoluta no tiene una base empírica. «altas melodías en nuevas y elevadas Medidas para cantar y celebrar las divinas Mercedes y los maravillosos Juicios en esta 1 ierra para todas las Edades». oh Principe de todos los Reyes de la tierra. demuestra que no tenemos m otivo para esperar una perfección radical ni cn la naturaleza m oral del hom bre ni en sus instituciones políticas. 1. o en todo caso. m *s bien nos concede graciosamente escribir apocalipsis o verdadera visión de los pasos del Creador impresos en ^ . el -Mesías de los Ultimos Días»— fueron una época de diversos movimientos para acelerar el inminente reino divino por medio de una lucha contra los poderes establecidos del m al***. si la h istoria del hombre desdichado muestra algo. sufrim iento y desorden a una era de paz. Se* trata e a creencia en una revolución inminente. de Thomas Müntzer y de Juan de Leyden. M ilton reiteró su expectativa de la figura tradicional del matrimonio apocalíptico: Tu Reino está ahora al alcance de la mano.. económicas y sociales. instaba a Inglaterra a regocijarse de que -los tiempos cn que el Señor Dios omnipotente reinará en toda la tierra están empezando*'*. a fuer de santos en el ejercito de Cristo -el General*. Pero el curso de la historia no ofrece ninguna base válida para una certidum bre a gran escala sobre el futuro9 0 . según aquellas promesas que había procla­ mado de las cosas que habrán de cumplirse en tiempos ulteriores. más pertinente a nuestra preocupación que la teoría de un progreso general rectilíneo es un modo de pensamiento histórico que es n * 0 mas prim itivo. o las leyes científicas que imponen los acontecimiento* históricos. aquel día se escuchara a «alguien» (sin duda él mismo) cantando canciones apropiadas a esa gran consumación. desde sus cimientos mismos. una l'i< »vivieiK 1. Gerrard Winstanley. tú nos harás parí ¡apantes de tu visión y d i* CUa^ S* nos alarranlON cn tus obras con el sudor de 111 sabluth*'. Pero son peculiarmente occidentales. que esperaba confiado el advenimiento cn la verde y apacible tierra tle Inglaterra del «Eterno y pronto esperado Rey» que «abrirá las Nubes para juzgar los varios Reinos del Mundo. cuyo efecto sobre el I . o en un tiempo notablemente corto. y tú de pie cn la puerta. garantizada por un texto infalible. (3) será dirigida por una élite militante que encontrará unidas contra ella las fuerzas dedicadas a preservar los males presentes. «ípt'iiüc n u riL i^ y r*** ** ^ nuestra frente. (5) sus beneficios durarán mucho tiempo. porque la transformación de las circunstancias institucionales y el am biente cultu ral del hombre curará el malestar intelectual y espiritual que le ha llevado a su actual predicamento. se propusieron desempeñar su papel en los violentos preliminares de la fundación de Su reino en la tierra?*. imágene» simplemente como • ■ * > 1» Ci los Prohíbe que demos un sueño de nuestra propia imaginación ^ munt^ °.a tentativa de traducir la profecía de la Escritura en acción revolucio­ naria lia sido un fenómeno recurrente. proclamando tu universal y dulce Monarquía a través del Cielo y la Tierra».a búsqueda del Milenio]. SI 50 .. O sea que sus raíces están en el esquema bíblico de una historia apocalíptica. el cambio de la presente era de profundo mal. se extenderá a todas partes por irresistible contagio hasta incluir a toda la especie humana. consolidados en una institución o clase o raza específicas. y no puedo dejar de pensar que Dios las está e m p e z a n d o E l sentimiento de un inminente reino terrenal inflamaba también la imaginación de M ilton.. En Anim adversións. y relativamente recientes. o necesidad dialéctica. especialmente. resultará cn la perfección de un paraíso terrenal para una humanidad redimida.1 convertida en su equivalente secular de una teología inmanente. y su prototipo es la expectativa profundamente arraigada y nerali/ada en el mundo occidental. sino en últim a instancia teológica.í^ sen* súbito. on todo. esa doctrina ha pretendido en general basar sus predicciones en un razonamiento válido a partir de la experiencia histórica. en una época de rápido desarrollo comercial o industrial. (4 ) aunque se originará en un momento y lugar particulares y críticos. y ( 6 ) es inevitable. que se concibe que p>osee muchos de estos atributos o todos ellos: ( 1 ) la revolución. porque está garantizada por un algo. I a concepción y la conducción de una rebelión local contra un individuo o grup» o nación opresivos ha ocurrido sin duda en todas las épocas v en 1 idos los lugares.

algunos poetas románticos importantes — induyendo a W ordsworth. Southey. y más aún los primeros años de la Revolución francesa. / Hallamos nuestra dicha. III. Pues el hecho es que mu­ chos de los elementos más distintivos y recurrentes tanto en el pensamiento como en la literatura de esa época tenían su origen en conceptos. (E l preludio. como también la compartieron Hölderlin y otros jóvenes radicales en Alemania.. y si no. in the end. con lo que sin duda parece una excursión desordenada por el designio e imaginería de la historia bíblica y por las diversas interpreta­ ciones posteriores de los acontecimientos centrales que tienen lugar entre las primeras y las últimas cosas. Para volver a la época de nuestro asumo principal: la última parte del Siglo xvjn íuc otra época de expectativa apocalíptica en que la glor ia y la promesa de la Revolución norteamericana. revivieron entre muchos no conformistas ingleses la excitación milenarista de M ilton y otros predecesores del siglo xvu. Blake. Aunque esos escritores pronto perdieron la confianza en un milenio acarreado por los medios de la revolución violenta. 6. Shelley— compartieron esa esperanza en la Revo­ lución francesa como el portento de la felicidad universal. sitio donde al fin. Este trasfondo de texto v exegesis bíblicos se mostrará sin embargo repetidamente pertinente para nuestro entendimiento de los logros del romanticismo.'P . desde la revolución política hasta los poderes propios de la conciencia humana será tema de posteriores comentarios. or not ji all». Los detalles de ese cambio generalizado en las bases de la esperanza. / We find our happiness.plate ui which.da lC “ Jm " y t0djS lM ‘ r— " . según los términos de Wordsworth. característicos de esa época. . a través del principal modelo de Wordsworth. que viven en «el mundo / Nuestro de todos. se­ gún era su costumbre. no abandonaron la forma de su visión anterior.n PO. tin.. Sobrcnaturalism o natural Empecé con el «Prospectus del designio y alcance» que da Wordsworth de su tentativa de obra maestra y seguí. fueron trasladados a los hombres «como seres naturales en la fuerza de la naturaleza».. incluyendo la obra cuyo argumento anunció W ordsworth en su Prospectus como la posibilidad de un paraíso terrenal que sería simple producto del día común. . Coleridge y más tarde. as natural beings in the strength oi nature. el pensamiento y la imaginación románticos siguieron el pensamiento e imaginación apo­ calípticos. que. imágenes y patrones arguméntales teológicos. an the world / Of all of us. En muchos importantes filósofos y poetas. no la hallamos»*.. Y en el periodo formativo de sus vidas.¡ J Í S Í “ PrünK'l.

nuestras ideas. nuestras tradiciones.i realidad y las form as universales del pensamiento. el exilio y la reunión. rcconocio hace mucho su im p o sib ilid ad de escapar de las fórmulas religiosas que. y el carácter deltberado con que a menudo se llevó a cabo. el paraíso perdido y el paraíso recobrado. y a concluir en el lenguaje de un creyente. o también una forma secularizada de la experiencia devota. nuestras leyes. que gira en torno a la destrucción y la creación. porque no existe otro. Sj a pesar de ello seguimos sin de hasta qué p u n to los conceptos y patrones de la filosofía conspicuo« y no ha escapado a la atención * darnos cuenta y la literatura ^ rum. pira los tiempos presentes.. La asim ilació n de los elem entos bíblicos y teológicos a marcos de re­ ferencia seculares o paganos em pezó con el establecimiento del cristianismo. fuera de la cual no somos capaces ni siquiera de hablar y actuar. Una conspicua tendencia romántica. y tomamos fácilmente nuestras m aneras hereditarias de organizar la experiencia por las condiciones de l. Estamos llenos de la Divinidad. Carlyle observó sardónicamente que los hombres no pueden vivir mucho tiempo sin el diablo. \ se aceleró inmensamente a partir del Renacimiento y hasta el siglo x vin . 2bss.) Pero puesto que vivían. nuestros monumentos. después del racionalismo y el decoro de la Ilustración. Pierre Proudhon. puesto que están tramadas en la tela de nuestro lenguaje. Lo que es excepcional en el periodo que empieza en la década de 1790 es el alcance de esa empresa. controlan la a rtic u la c ió n de nuestros pensam ientos: I ‘M. así como emocionalmente pertinentes. el infierno y el cielo. esto es. teológicas a pesar mío. fue un regreso al drama severo y a los misterios superracionales de la historia y las doctrinas cristianas y a los violentos conflictos y abruptos giros de la vida interior cristiana.lo*' crítico s e h istoriadores.. . deben tomarse como literales o como figuradas. sin saber si mis fórmulas. Jovis omnia plena. por obser­ vación y experiencia. están todos infectados de esa indeleble superstición. abogado militante él m ism o del «ateísm o humanitario*.). nuestros lenguajes y nuestras ciencias. (Echando una mirada de conjunto al panorama contemporáneo. el desaliento y la alegría. la muerte y la resurrección. k l fenóm eno es [Me veo) obligado a proceder como un materialista. y sin la cual simplemente no pensamos96. los escritores románticos revivieron esos antiguos asuntos con una diferencia: se proponían salvar el conjunto de la historia y el destino humanos. después de la Ilustración.ín ticas son una teología desplazada y reconstituida. se debe a que seguimos viviendo en lo que sigue siendo esencialmente una cultura bíblica. los paradigmas experienciales y los valores cardinales de su herencia religiosa reconstituyéndolos de una manera que los hiciera ineluctablemente aceptables. inevitablemente. aunque con m anifestaciones derivadas más que directas.

Colendge. Schellmg. T. .las extremas profundidades del espíritu v que serviría de cimiento untficador de toda la poesía moderna. observa el protagonista de Carlyle en Sartor Resartus. e re at o bíblico. pues la tendencia general era naturalizar. a su manera abrupta. Los. retener lo que seguía siendo o en os¡m itos. Friedrich Schlegel estaba de acuerdo en que en el momento presente «cada individuo verdaderamente creativo tiene que inventar una mitología para él mismo». entonces. I. 10). y veía en la Naturpbilosopbie contemporánea el esbozo de una mitología universal que armonizaría el mito griego y las pretensiones aparentemente antitéticas de la cristiandad9 8 . Los escritores contem poráneos de Alem ania anunciaban también la necc-sidad de lo que Friedrich Schlegel llam aba una -nueva m ito lo g ía q u e se formaría -desdi. «no tiene en el siglo XVüi el aspecto que tenía en el VIH-. 1 os primeros escrito^ i osoficos de Schiller. llevó a cabo una lucha de toda la vida para salvar lo que le parecía el mínimo irreductible dd credo cristiano dentro de un sistema metafísico esencialm ente secular. y esta es la mejor 34 .100 en la forma de los m itos clásicos m o d ifi­ cados de Hypenon y La caída de Hiperión [The hall of Hyperion]. hace medio siglo: -El romanticismo.o quedar esclavizado por los sistema* preelaborados del credo. se proponía asimilar lo que parecía in telectu al y moralmente válido de esa mitología a su propia visión del m undo agnóstico y esencialmente escéptica. a sus resultados podemos aplicar otra frase de Sartor Resartus — «Sobrenatural i5 mo Natural»1 0 1 —. las instituciones y la moralidad cristianos al uso [/(THsalrm. agnóstico o ateo. La afirmación de Carlyle a principios de la década de 1830 define precisamente un esfuerzo esencia] de la generación precedente. preveía su inminente desarrollo a partir de una síntesis entre la interiorid ad revolucionaria del idealismo filosófico y las revelaciones de la ciencia física contemporánea"7 . teísta. El poeta arquetipico de William Blake.. «I I M ythus de la religión cristiana». y sobre todo Hegel. a menudo de maneta explícita. I« » sobrenatural y humanizar lo divino. particularizada en la medida en que un ito r particuUr (u ck cristiano. E Hulme reconocía esa tendencia y la apreciaba. que declaraba que «la Divina Commcdia y E l paraíso perdido han conferido a la m itología m oderna una forma sistemática»9 9 . se esforzaba po r p ro yectar su propio -sistema de Salvación. v « * proponían.n. que desde su época de madurez era un cristiano profeso. en diversos grados y por diferentes caminos. trabajando en a construcción de la ciudad imaginativa de Golgonooza. o lo que Hcgel llamaba la «representación imagen-. Fichte.P o n jlu rs del periodo. y anuncia que la gran necesidad de la época es «encarnar el Espíritu divino de esa Religión en un nuevo Mythus». John Keats. mientras que por su lado Shelley. cuya postura filo só fica era la de un naturalismo humanístico. declara que crear un Sistema. traduciéndolo a los conceptos y al esquema de la *a especulativa.

ni la de otros comentadores no ortodoxos que lo consideran no como un signo de debilidad.. el -transitorio Ser que ha contemplado / Tal Visión». Mi última frase hace eco deliberadamente a Wallace Stevens. vi ganaron el derecho a sus puntos de vista gracias a una dura luchi. Barreras que saltar. Bounds to hr leapt. Pero el historiador del período no necesita aceptar esta valorización. Wordsworth. pero salvando a la ve/ lo que pudiera uno salvar de su pertinencia y sus valores exponenciales.tii’lmu u*n que puedo dar de él. como l n parte un simple ciudadano. «enseñado por la divinidad. Stevens identificaba expresamente la meta -de T o wrestle with. in part An outlaw. and victory to complete.. que consideraba que era un aero de valentía mirar de frente los propios dogma**. y el infierno. es teligton derramada* . darkness to Ik explored. insiste en que -la búsqueda sin mella» com prende sus riesgos y altos desafíos: de enemigos Con los cuales luchar. como recordatorio de que la tentativa romántica de salvar la experiencia y los valores tradicionales acomodándolos a las premisas que podía defender una época posterior ha seguido siendo una preocupación de primer orden de los poetas postrominticos. al -Espíritu del Hombre* en el acto de encontrar lo que sería suficiente. Jchova. Y en un manuscrito del Prospectus se describe a sí mismo. denigraba los esfuerzos rom ánticos como una falta de nervio. y la resolución de ceder lo que estuviera uno convencido que había que ceder de la estructura dogmática subyacente del cristianismo. anunciando en E l hogar en Grairuere su misión. que acaba de descubrir. sino como un despliegue de excesiva imaginatividad. en parte Un forajido. lisos versos indican hasta qué punto Wordsworth consideraba audaz su tentativa de trasladar su guarida y la región principal de su canción del cielo. and a borderer ot Ins age. Hulme. de hablar como he sentido I De aquello que en el hom bre es humano o divino». La* empresa romántica fue una tentativa de mantener el orden cultural heredado contra lo que a muchos escritores les parecía la inminencia del iaov. Es indudable que los mis grandes escritores románticos. un merodeador de sus tiempos**. In ¡»art a Id lo w citizen. negrura que explorar*1 0 *. de una victoria que alcanzar. . el historiador desinteresado puede verla sin duda como un despliegue de integridad y de valentía. mientras fueron jóvenes y audazmente exploradores.

I>ear cosas más que humanas con voz humana. para aprender el habla del lugar*’"* 4 \ fue Entonces cambió el teatro Entre los poetas modernos ninguno está más cerca dc algunas de hs formula. ¿N o ha de encontrar. eso es hablar con máxima agudeza**1 0 6 . Ja resignación sin ilusiones y el epicureismo de un poeta cósm ico más antiguo: Lucrecio. No tiem}*r tuvo Q»c encontrar: la euicni estaba en pie. h ha» to be living. Its past was j souvenir. v'onicxut y Jt agente» v cl Icngiuie dc la Escritura cn Í I poema tic) cjp iriiii en el acto di* hallar l o qur sea suficiente. En lugar de la tradición que W ord sworth había heredado de M ilto n . se hizo eco a menudo de la voz heroica de Milton así como del idiom a de la profecía bíblica. It has not a!way* had To find thr «cene was set. Pero dentro dei marco y el tono alterados de las meditaciones de Stevens sigue habiendo una notable continuidad con Wordsworth. v repelía leí que había en c! guión. Eso no es posible. pregunta a propósito de su protagonista en Sunday Mornmg [Mañana dc domingo]. rhat cannot be.la momma. Hablar humanamente desde lo alto o lo hondo De las cosas humanas. no creía que E l recluso fuera una epopeya sino un poema por el cual renunció a su an te rio r esperanza de soplar en «la trompeta heroica» °\ pero al tomar el relevo del papel de M ilto n . encontrarnos en Stevens unas cualidades m ás cercanas al naturalism o.. decir cosas humanas Con m ás que humana voz. de tal modo que sus diferencias respecto de su predecesor resaltan con especial prom inencia. . also. that it acute»» speech . Wordsworth. Su pasado era un recuerdo.vorri«. Thr poem of the mind in the an of finding 'K'hat will suffice. to letra the »perch of the place To uy More than human thing» with htinun voice.' la tentativa dc emu cn it . tampoco eso es posible. cannot lie. to «ay human things with more The human vo*e. that. J ? *1**^ humanly from the height ot bum the deptI» w human dungs. como sabemos. it repeated what Vas in the senpt Then the theatre was changed To tomethmg else. distinto. Stevens rediaz-aba explícitamente tanto la postura proféiica corno la V02 épica. Ha de ser vivo.w < s de Wordsworth que Stevens.

or will endure ! iki her remembrance of awakened birds. < I aliará nucirá sangre? ¿O lu de llegar a x r Sangre del parala? ¿Y la tierra lu de parecer I I paraíso todo lo que podemos conocer?. Campos Bienaventurados*.* I ji sí misma lu de vivir la divinidad. Nor any old chimera of the grave. There is not any haunt of prophecy. por medio de la -consumación» de una unión con la tierra común que exigirá de nosotros «nada más que lo que somos». . nor cloudy palm Remote on heaven's hill.n algún bálsamo o U llr/a de la Tierra ( (]ur amai como celeste pensamiento. In any halm or beauty of the earth.. Or her desire lor |une and evening.ai them home. that has endured As April’s green endures. o que deba durar ( orno el recuerdo en ella de pájaros despierto«. cafe y naranjas. ni isla Melodiosa. alfombra.de encuentren su risa lo » » espíritus.. que ha durado Como dura el verdor de los abriles. dor.. Ni subsuelos de oro. Neither the golden underground. nor isle Melodious. y una cacatúa verde. Ni hay un sur visionario. tipped By the consummation of the swallow’s wings. Nor visionary south. y esos bosques / Elisios.. ni brumosa palmera Remota en celestial colina. where spirits *. Shall our blood fail? Or shall it come to be Hie Mood of paradise? And shall the earth Seem all of paradise that we shall know?. Stcvens representa el cavilar en la soledad de una mujer moderna mientras saborea los lujos de su desayuno dom inical en un marco brillante y nada wordsworthiano de sol. No hay parida de la profecía. En estos discretos versos reconocemos sin embargo algo que K aproxima al alio argumento del poeta romántico que (mientras -la Belleza —viva Presencia en esta tierra— esperaba en su um bral) proclamaba el poder del espíritu del hom bre para realizar un equivalente de «El Paraíso. O su deseo de junio y de anochecer» sugerido Por la consumación de una\ alas de golondrina .. Ni hay quimera del sepulcro...I.. filings to he cherished like the thought of heaven? Oivimtv must live within herself.

101.ncompl<"ta. |Lr. Lruvrrutx Torxmto Q marserly. p. 365-372.%j «. en Poetkal Works. V II. anotando cuando se préseme b ocasión las diferencias significativas respecto de los manuscritos m is antiguos ri Ptradue Loft. I di Seliiivourt £ ■ : y B U in irr (2*' cd. V. V. en el Etsay. lu ensalza como un -(Gran Bar. Ssipplrmentan• to the Prejace [Ensayo suplementario al Prefacio) de 1815. Citare el Prospectus en la versión de 1814. clr MCUá a t a « ordiworth leer E l fnlm im . 2. 1964. pane del mamo edificio-. de liditli ). En una caita a Sir George Kcaunioni del 3 di jumo ai. •Wordsworth-. X X X II (I9 6 J).am Wmdfwouh. cd I XJPt H rlc n tW b is h irt (5 vo lt.l preludio como -un corto pórtico a £/ rrdiuo.p.*l Work*. 7 *r PociK* l Work* o/ lF»//wm Wordtworrh. «T h r Unhm shed Gochtc Calhedral-. p. publicado el año a»tenor. O xford. • A. «cate en H Apéndice a esc libro los diverso« esbozos del Piospe^ius de ''X i « k íaoi*!i > d probk ma de «u tecliaoon Tfie F'ocLtt. ana de G o k n d jr a Ilíomas Pode del 3 1 de marro de 1800. O i r n d l U ntvcrsnv. %b f n la .ll. 140.eltm nf Wtlliam and /Mnif/'v mrf hr f* riv y r*n I7Ñ7-I9QÍ. 5«*). y u u estim ación de b longitud proyectada dr f l trrlmo. llama j 1.c < > l i. * Home at Grasmere. The PoetUAl Works.«insptracHm de verdad |. visto en < 1 x X n w n un BocÁ'i and Thrn W rarn. nota. Luca» (3 voU . Bradley. Coleridge. V. V . p. * ' Prefacio a los Pocm¡ de 1914. de. ). * ** « P o tíK jJ U7orita. 4 1 (-1luC'onwtrítfti work* oí Bard and Sagc |La» obr« t « . Pruebas de tjuc M f»rcio n csta . and "lite Reclux /7W>/*74. ed. V.«]) y X II. vv. reimprcsu. jr en 77*. donde Wordsworth describe su» «Poemas menores. JC I s > (. Colcndf?. j a Tkr Excmma*.»I tn ith .UC3 (Letten The t ariy i eart. Pertinentes a los punto« cié vista de Wordsworth sobre d poeta bárdico y proíetico son The Prelude.« Krídai del I'octj y el Sub. fc_ de Selincoun ¿V l'hrttcr l Shaver i od ..incoin. Literary CrtUiam of WUham WwdtwMth. V . Wordsworth ie extiende sobre ciertas partes del programa anunciado en ef Prospectos. | > | > ISO Thr I r i t e n o f C h a rla ¿tul U a ry L t m k ed de h V. * c l« /u r . 664 ss.:> 1*50). uno» con otren I Conc<-taJm en un» |xKlrr. pp uxn-xl. 1 '>»<*on. o w o m ra w » m Ijo o c I Strvcm on . ed. Véase también p. ¡ The Pretude. 28: «El extracto de “ E l recluso” introducido en el prefacio a "La excursión’' es tal vev. 1959). ( .. la más completa exposición del argumento general de la poesía de Wordsworth». 75. ve dan devenpt iones resumidas ile Jj ntsioru de £/ rttimio Se encontrará un comentario detallado de su* intrincados problemas « l U les*» doctoral de John >indi W ordtworth. « c h with cach I Connrttrd m j nughty «liomr . así tomo una -subordinación. Nebraska.P o fts erra « Prophrts.orno veremos ern H capítulo V il. Litermry Cníicism ofW dlurn Wordturorth. 23-31. 143. 2. 335*338 (w . cd. Morley í.puí.Preludt... ed. The l. 23-24. 246 S# . En » « ia Te W . 1 ^ ftW a n < ?a 'L w ’oerm de 1*15. Oxíurd. Kiul M Z all il.). \X ordsworth había descrito t. 170-183. 1940 IV49). 454. de D e Sekncourt y Darbishire. l<*66).respecto de E l itcI mío La importancia del Prospeaus fue pronto observada por un reseñador anónimo de las Complete Poética! Works de 107. C. 6 de marzo «1c 1804.como poemas que tienen «conexión unos con otros-. cd.» voK . en The N ew York Revicu\ V il (1839).P o e u i in d in a como Profetas. Oxford Leiturn un Poetry (London. Omtuctí. p. p.lo!.N O TA S TI»orrxas iir Q urncey.

4 E l pumo de vota de que las fábulas paganas de la edad de oro. Wordwarth. en The Poetrj jn d Prn u o f W iUiatn BUke. de E* de Scimcoun (2 vub. 1965). joachm. Robinson on BaoJa and T lx ir lVnten.. Véa* Arthu. Pero admitió que Wordsw orth no pudo haber querido decir affi nada impío». V o n W t h habí. de Ed ith J . O tros contemporáneos te preocuparon por la arrogancia herética del pasaje del Prospectus de Wordsworth. 752-765.4. véase Salmo 13:3-5.t.1 manera u i que Ij había definido Agustín» como el oeln creado pnmcnuacm r y eterno» el -lugar de residencia. 77* M iddlr )'mm /JÜ6-20. 1. tn «u vida y sus pumos de vista así tom o en su poesía. Véanse también la> anotaciones marpinales de Blake a los Poems de W ordsworth de 1815 y al Prospectua. cá.more. Wordsworth.rtlrr <« > /S a m a d 7 *rW n* C'nímdjr. pp. Colcndge le revordab» que E l *c<!uu> trnia -que halxr afirmado ana Caída en algún sentido. (v i7. 774 ss.y (Balt. O. Flaxman.* un paralelo emrt el v Milton -i 1 j edad dr treinta años* < nllettrd l. 3 9 *4 C r. Salmo 141:4) de 1 .. 654-656. Dicey (I ondon. y Tht Cont<nfion of Cmtn. :i H . Id " dn Koldncn Itité ltm . véase Lionel Suvenson.aihcdral». X1L. y Han. E l 21 de julio de 1832 Colcndge describía el plan de El m im o diciendo que incluía «un proceso n A m ta f en opeiaciún« 77«r Table Talk and Omnutna. en BUkt. ) ha*. ^ Sobre el -sueño de la muerte-. I. w .(Collecírd Ijttlm . añade Robinson. Camjeuoncx. ■ v é a se también f ! fsra tin m ■JrraJí. 1937>. de H . ed.. 67 y p 240. 1 I u una cana a W a rd iw o n li del >0 de nuyo de I81. PP. **yo hubiera dicho quémalo". febrero de 1826. etc. H C Rohtmon on Booki and T lx ir Uf ’ rite n . 1917). C Robmsoti on Booki and T lx ir W rile n . V. 1 1 1 .m primeros ewr. Tht I film of P W..(1 Reye* H J7 . Rorrutniit Poei% and Kpu Tr<uhinm (Madison fie Milwaukee. 59t> . pa*»na al paral«. de David Erdman & Harold Bloom (N ew York. «no pude. un becho-. l. 327.m. H cn ry Crabb Robinson. 1*12. I. 122.li i 1 Cn^gs (O O oíd. Coleridge.1 *'»nh -un p»ieia inas qm nin^unu .. y H. p. -En realidad-. 1915). I.to. «se sintió ofendido por algunas expresiones místicas del fragmento del prefacio donde Wordsworth habla de ver a Jcbox'á sin alarma “ Si mi hermano hubiera escrito eso". y «se­ ñalar.. C. **84 jm d Vksrothy W ortiiuarlh. pj> 174 J7S. The Excmruon.ano. Culeridge (Ixsndon. cana a Dorothy W ordsworth. Lovew & jn d Kdtlrtl Idem m Antu. 9-|T " M illó n usaba la frase bíblica -el cielo de lo» ciclo«. nota 17. aAad. '* / /paraíso f*rrdtdt>. 6. . 2W-WJ. ed. n a También Paradite Lost. IV.mentado. p.k*de Millón-. Esta afirm ación puede complerarse con un pasaje del Ms. Sobre rl j*rado de idrnufnación dr W ordtworth con Milmn. 1922).11. l. nos dice Robinson. el Elisio y las Islas de lo i Bienaventurados eran un lejano reflejo distorsionado del verdadero paraíso ha sido un lugar común entre los «. V il. J J de Tfer Prrlmde q Selincourt fecha en 1798 1799 Those fm t born affimties which fu O ur new exntrnce «o fxisitnf thinus . dijo Flaxman. cd.S. IVS6 n ). 1965).» v poeta» ermuno». etc. 1. Morley (ManchestcT.. en un contexto donde anMa u « Edad de Oro resuuruU Vtoe. v todavía no puedo. 327.amb. Blake.(Agustín. N . n-lii).amb no es satisfactoria.del Señor y de «ios ciudadanos de T u Ciudad que m i en «I cielo muy por encima de los cielos que vemos. 574-575). Lamb. Dtt " Fn . 19)5). *The Unhnuhcd Goihic ( . cf. 156-157. A Tliomas Poole. 1 1 . 1. 10-11. ed. 2 K tic ahnl tic 1814. de A. explicar el pasaje Y la explicación de L. 249 -FarewcU happy Fields / Where Jen torew dwells. cn.do tamban la U W . Colcridvc. por ejemplo que hay sufnmientot más profundos en el espíritu del hombre que en cualquier infierno imaginable» H . t. p 15. Oxford. felices Campos / Donde la Alaria habita por siem pce. (Adiós. un Plan manifiesto dr Redención. y Bnan W ilkie. Robinson. pp..m \V rk i r Nm*l» (H cdelbc^. Pncripttve Sketch« (1793). cd.

The Life of SheUey. btuttuaii. 10-148 ’ ^ Novalis. Thomas Medwin. ed de Thomas Hutchinson (London. 255. trad.Sobre el uso que hace Shelley de la Biblia en sus poemas.JE « » rfiüHladc. New Y ork. 551. cap. Reynolds. I I I «9-90 * Nóvala. g Thomas Burnet. 1970).. * A J H . d t u n ió n c m rc I .V . I.. 271. dr frrurr*. The Letten o f John Keats. 1 4 dc lebrero 3 ¿e mayo de 1819. III. K. t. ed. # W . 14 19. 90*91. £rf/er fo escrita en abril de 1802. dc Hyder L. Mdton. p. 1913). veavc Poetk J Work*. -Shelley’s Reading». Mass. In tin Bejptntni (Ithaca. * Medwin. taJ como consta en el Diario de Mary Shelley y en las cartas de Shelley. Lamina 16.(En todo este libro cu«» Biblia en la Versión Autorizada qur es la que leyeron los poetas románticos. C. p. Véase la antología The Romantics on Milton. y sobre su intenso estudio dr la Biblia. Lovejov & George Boas. 103. c Catado por Arthur C). * Man Shelley. I ondou.y otra* panes del Viejo Testamento.. p 156. ed. siendo comprendidas por las cotas que estin hechas . . véase The Leiters o f Perry Bysshe Shelley. Dart>„lme. 282. Vease Tbr r. 1942). «Pues las cosas invisibles de Él desde la creación del mundo se ven claramente. The Life of Percy Bysshe Six Hey. En -Note on the Revolt of Islam*. Luí ciudad de Dtot. 1932). II.de Shelley de -los Salmos.* ed. * Hölderlin. BUke. 328. 1935). Michigan. fecnacion. 2 vols. en The Po etry an d Pro se o f W illia m B la k e . 20. Cambndge. tj * ^ Preimdf (1805). Apéndice V III. de Frederick I Jones (2 vob Oxford. 3 de miyo de 1818. Henry von Ofterdingen. Buxton Forman ( London. ed. N. IV . y a George y Georgiana Keats. ♦ dr Wolfe Bolman Jr. p. Rollins (2 vols. V. ISO. Berlín. 1948). 1943). 262. en. C Robinson. Sam tlnh IT*rrirr. 388 « r o ía formaba pane también de la primera versión de Coíer. p.. * Lámina. 8M85 Una version anterior de los versos 82-167 tue escuta en febrero dr 1798 como pane dr 7*Ar R mined Cottage. * Blake. eJ Profeta Isaías.) |l i versión española sigue por consiguiente esa reda<< lón. New Mexico. ed de De Sdincour. 47-50. sobre la importancia re tiva para la írlicidad humana de la Encarnación |»or comparación con el Advenimiento 60 . Literary Criticism. 84. ingjcsa de Palmer Hilt> (New >oik. A. n.-i.. 19 5 7). V ittreich Jr (Cleveland & London. u F W J. Shellry's Prose. de J. véase Bennett Weaver. Coleridge. pp. Lamb..dgt de este poema..ib (. del T . nocidas I « prim er» que adcctiui I Nuestra nueva e ú n cn cu a I« to u v Jcg ru ). ed. 97*99. X II. v „ i . ed. ed de Friedrich Betssner (fr vols. de H . p. 1 1 Prefacio a Jos Poems de 1813. 1958). 12. Toward the Understanding of Shelley (Ann Arbor. trad mgl. 1964). ed. véase laminen X II. The Sacred Theory o f the Earth (6. 13. Primitivism and Related Ideas rn A ntiquity 'Baltimore. p. The Laococin. (New York. * H . 194íi * > • . 77. dc Zall. III.. p. 375. . 1954). El trato primitivo de este concepto incesantemente recurrente es la Epístola a I« » romanen de Pablo 1:20. Véase también W. el Libro de Job. *xvi_ Y " nU* ! . J 143. «cuya sublime poesía le llenaba di deleite. I.rí*d r. de David Lee Clark (Albuquerque. von Schilling* 7 V J* r j o f the W orld [La» edades del mundoj. W ordswrth.J QIBo dijo n Oí» ti* rnnnnriy of Christ'* Nativity. Äw /r arxu/ XPeriee (3 s*ols. Mary habla del «constante hojear. este libro es un amplio análisis y antología del primitivismo y el ciclismo griegos y romanos.. en The Complete Poetical Work's of Shellc\. pp. vm jc p. 4 1 Agustín. r f J l l c r “ > " ' < « « * « / « I u « . Guthrie. v Prefacio a Prometheus Unbound.. 278-279. 84. 172ft). 1 v/. pp. »Notes on Poems of 1817». 4-14.

«Yo cteo nuevos cielo* y una nueva tierra*. 10. H H. 5. Martin Buber. de que su historia se mueve desde la -pérdida drl Fdén* hacia la recuperación de -el Asiento lui-naventurado.® ed. Rowley. 638-MO. En el 61 . Ol^ervattons upon t¡*e Praphccte* of Daniel. Sobre las imágenes de la Revelación y los Evangelios en Milton. 1964). 1914). v Rufus M. en Pointing ti* W ay (New York. Stanley Brice Frost. X. 71. véase. 193.v Sobre el desarrollo de la profecía hasta lo apocalíptico y la naturaleza de los escritores apocalípticos. véase Jean Damélou. Oíd Testament ApocaJyptk. fjh ti’iiil’ X X II (1953). 203 s' En The Christiatt Doctrine. F. '33-338. 7.. 1957). pp 438 ss. and the histórica! hour*. al principio de E l paraíso perdido. III. también Harry Levin. / Per« ahora empieza. prrvé un nuevo día o Sabbath.owttli. 187.Para ilustrar esta interpretación de la promesa del Nuevo Testamento. pp. 1733). . The Pm ent Stdlt ot i uropc Compara! with Antient l'rophetttf (London. 4 ( niicol and F xegetuai CommenUr\' on the Ret>elation of St John (2 vols. Kaac \ewton.Sobre los paraísos retrospectivo y prospectivo en lo* escrito* cristianos \ «I nmnitf término se aplica comúnmente a la residencia terrenal primigenia de Adán > I %a. and í^*e Apoialypx of af fohfi.. p.. 1946). v después relevar para el Jum o lu u l Amí tlirn ¿i Um our blui. (V entonces y por ím nuestra bcndxión / Plena y perfecta seri. Secretos de Enoc. de nul años. H Lawrence. ed. véase THeodore Banks.oodon. y que no tiene importancia determinar.11 «U (•iliiniinot .tal como se la encuentra en vanos apocalipsis bíblicos y apócrifos.stos puntos de vista están resumidos y comentados en S El Hooke. Christopher R. D. y laminen al hnal Runo de! C ielo . L.i «i u/. 183. -Terre et parado che* les peres de I e^hse-. 547-551 F. 305-324. The Oíd Testament Interpretauon of H iitory (I ondon. Milton había dicho que si con «<* final conflagración quiere decirse la destrucción de la sustancia del propio mundo* o sólo un cambio en la naturaleza de sus partes constituyentes es cosa incierta. 1952). l. Heavcnly and Earthlv-. Milton cita Isaías 65: P . 900-901. p.n l. Millón and tlx Kmgdoms of God íEvanston. Edtnburgh. de Benjamín Smith (2 partes.. f r. lia I /HniíUf'jott l thiai % Quanerly. II. 184. Apocalyptic. v mil años como un dia» Sobre la frase -nuevos cielos y nueva tierra. 1956). The Releiancr of Apocalyptu (3.xxxíu. y de todas las cosas en ellos contenidas adoptadas para nuestro servicio o nuestro deleite y que poseeremos perpetuamente. ¿ K ai 1 l. tu Qrt%tns and Growth (London. ( \ 2 Pedro 3:8. 199. véase R H Charles.. X II.. Joseph Priestley. Apocalypst. Burkett. *' Lawrence. escrito en el siglo t. -Terte et panda*. 1938). 1964). p. -Prophecy. I'ull mil jhtÍc«i ii. -Un día es para el Señor como mil años. p. «Pues mil años a tus ojos no son sino como ayer cuando ha pasado». v Sobre la tradición de la transfiguración de la nena prometida y la ciudad santa de jerusalem en lov últimos días.. New York. Nuestra glorificación irá acompañada de la renovación del cielo v la tierra. Jeuish and Chrntian Apo<alypsei (London. M iitan i Ima^ery (New York.| 4 4 De donde la afirmación de Milton. n Micluel Fixler. The Etemal Cospel (New York. C. 1794). Véase también E l paraíso perdido. ej. X X JX (1966). Mranm% tn Hntorx (Chicago.imt'. pp. Apocaiypse (New York. í'au l Qíaudcl mterroge l'AfnxalypK (Parts. The Sit$e Pertlous (London. 1949). La igualación de mil años con cada dia de la semana de creación de Dios se basa en el Salmo 90:4. Jones. jl nuevn Kcino en la tierra que ha de establecerse en el milenio. X I. lim lio» Upm. 1952). *Panniilei. North. que vendrá al final de la historia de seis mil años del mundo (32:233:2). 1920). 1932). 176-177. I I Apocalipsis no bíblico. véase Jean Damélou. 1950).

8. 77* /'. sustituyen y cumplen la obra del sexto día cuando -maclu» v hcrrfcra creó él entonces. de Migne. w 0 análisis de Erich Auerbach del patrón psicológico característico en la descripción agust imana de la tentación de Alipio en el espectáculo de los gladiadores {Confesiónrj. Juan 2:1-3. hasta la inversión de los papeles sexuales tenia precedentes exegéticos: In teaion duc. que se consideraban como misterios nupciales). ion. Thou shareds't the spousal rapeurr ol the sharp spear's hcad And thy blm palé Wroughr for our boon what Eve*s did for our bale. Hisiory and Eschafloxy (N ew York. han sido -redimidas de entre los hombres para vmr con el Cordero. I 1 tTcacK^ n del cielo V la tierra en el primer día. Rechrrches tur les Confessions dr Saint Augmtm (París. Claude Chavasse. LX1V (1V49). pp. . ej. Farrar. / Compartiste el rapto nupcial de la aguzada punta de lanza / Y el madero de tu bietavcnturanza / Obró por nuestra dicha lo que Eva hizo por nuestro escarnio. History of interpretation (London. Jean Uamclou. > w vera la qui ahou pmnimj Jt Ai Cj t>crr3*' Austin Farrer. 1953). La antigua concepción de la Pasión como consumación de un matrimonio es todavía viable en The Vnknown tros de Covemry Patinare. detalladamente ilustradas en los Cánticos. FL Dodd. The Btble and the Liturgy. Véase Rudolf Bultmann. ^ Mateo 9:JS. pp. y Erich Auerluch. [En ia estación debida. en Patrología Latina. England. . 191-220. pp (> S< > S . da una lista de diecinueve diferentes interpretaciones alegóricas de los Cánticos. también 11:25-26. Indiana. también Mateo 22:2 ss . p. 32-33.< and the L/turgv {Notre Dame. celebradas en los sacramentos rituales íno sólo del matrimonio. 1940'» Agustín. . Cristo murió por nosotros-. pp.. Fíenos 5:23-32. incluyendo el matrimonio r %t|r [ . -Risinp. Véase C. 1886). a < ^ Para ^ ^ P 'tu la r y cumplir la promcu del comienzo del mundo ul T . The Bride of Christ íl. cxx.ru?. l ucas 5:34-35. . X X X I> ». ^ " *' “ ^ ‘ v^ ras 7:26. pp. incluso antes deJ segundo Advenimiento de Cristo. cunam'd by eclipse.(Génesis 1:27). *0~47. Véase también Jcan Damélou.000 vírgenes que. V. VI .] ftcdcric W . _ . cumplidas en la Encamación. to Cbrist on llie l^ross-.ol 1*86 L U n ptobanie puente entre la promesa en el Vicio Testamento Je un nuevo matrimonio entre Dios e Israel y la doctrina de la consumación en la cruz del matrimonio Je Cristo con los hijos de Adán es la predicación de Pablo sobre el ágape en la < . cj. la atujad misma avanzando. The Intrrpretation of the Fourth Cospel{Cambridge. y esperando su plenitud y disfrute en las bodas del Cordero al fin del mundo. Marcos 2:19-20. Sobre el papel en la conversión de Agustín de la Vita Antonu de Antanasio (al qui­ se refiere el propio Agustín). ** Algunos Padres de la Iglesia establecieron una tradición de simbolismo coherente que veía La bodas apocalípticas como iniciadas por la creación de Adán y Eva. velado por el eclipse. «c Lj base es Revelación 14:1*5. asi Cristo y la Nueva Jerusalem. también Galateos 6:15. . sino también del bauiismo y la Eucaristía. 25:1-13. 181 *s.1C. 5:24-25. Scrmo vppautus. / Mecido por un terremoto. « Romanos 7:1-4.sustituyen ^ i l I x a .. e está ru t 4 ? prometida aparecerá. Véase p.una awj aj . en su dulce-temido lecho.ondon. Modern Language Notes. consumadas por la Pasión.: «Pero Dios nos da su amor en el hecho de que mientras rramos U>d¿m» pecadores. A Rebirth of /mages (Boston. 1950). secundo Adán y segunda Eva. I% 3 ). Rock d by an earrhquake. la prometida. como en el 1ibro dr I» Kwi-U. predecidas por los probetas. Roraaos 5:6. donde d autor contempla 144. »■ i descripción dej fin del mundo en la Revelación. véase Pierre Courcelle. ^ n b e en el Génesis: asi como -los nuevos cielos y la nueva tierra. . on His sweet-fearful bed. 1:29. l . 206-207. pp. 1956). 1957). prefiguradas por cierto número de acontecimientos históricos en el Viejo Testamento. ed.

Blake. The StuJy of r/ x . Medieval Tbonyht (New York. i ml ibio Richard Rolle. 138 142. 470. 1^41). H. pp. N. C. 467-468. entre la etperiencía Jutimivameme cristiana de la conversión. 57-58. Robinson. Lámina 14. PP. 1Véase George H. la b ro VIH . y véase E l paraíso perdido.. 66-72. pp 130. * Mysticisrn de Evelyn Underhill (New York. 4 9 3 4 9 4 . 2HI 283." i* » .. y muchas veces útil. Sabino.W a ic rt Bennett. y algunos estudiosos mas rec^U rt han propuesto que en esa Égloga Virgilio estaba influido por la profecía hebrea. «Ambos leemosla Biblia día y noche / Pero tú lees negro donde yo leo blanco*. declaró Blake en The Tverlasting Gospei (Poetry and Prose.y The Marriage of Heaven and Hell.n a? Unj con «u C ordero blanco como leche«.. Symhclism r.o n d o n . / / > . Wordfworik Lamh. en The Dav n and TwihRht of ‘ /.. mega sm embargo que haya ninguna prueba dr tal influencia. «Y asimismo a éste se le llama un rapto como los otro«*. Modem Philology..il Opinión* of WíUiarn Wnrdíxvorlh. pp 242-244 R. Zaehner. John Donne expresaba el punto de vista central de la época. p. etc. Bervl Sinalley. Wordsworrh dice que -preeminentemente . v Mimen* (Pnncetant Neu. 80-89. The Workf of Gerrard Winititnley (Ithaca. pp. pp. 3^3-349. p.orofiitrianism (New York. \ ..j'serido* ile él. véate. Jersey. III. 369. «Aunque sea siempre legal. * Ihui. Hughes. f tiíit . 1933). III. pp. 19M). y los rituales de icsurrección del orftsmo y otros * j1 1 o* •místenosos ilr !j antigüedad. I3 Í sx 7 he C o n fem o m o f Sí Augutttne. 1955) es un compendio fácilmente accesible de pasajes pertinentes. f n el poema Per tonal Talk. 369-379. sin embargo no debe admitirse eso m puede haber por ello pelero de descuidar o debilitar el sentido literal mismo». 5-21.Hihle in ti* Middle A^es (Oxford. se cuentan Otelo y -La . p 2M. ej. inducir los diversos sentido* que las Escrituras admiten. 1961).. cuando aceptaba una lectura espiritual o alegórica controlada de las Escrituras.v. 1952). véase A D Nock.• • le*. 516). 1944). inglesa de H. The Limits of Literary Crítiásm (London. pp. caps 4-5.. Véase también el extenso comentario de oul’. The Paradise Within (New Haven. * Sobre la posibilidad de que la escatología hebrea haya asimilado elementos de antiguos mitos 7 oroastrianos del triunfo final de las fuerzas del bien sóbrelas fuerzas del mal. y sobre la correspon­ dencia interior con el Paraíso. Mystieism. Vi'-ase JoNephiiM. y H Elander* Dunbar.* Véase Helen Gardner. La predicción de Virgilio en la Cuarta Egloga de que a Edad de Oro perdida regresará fue ampliamente citada por exegetas y poetas como piernona. • “ Myself Am HeH” «. trad. Nótese stn . > • • » :). 1964). pp 360 361. 1953). Sobre la teoría del polisemantismo de las Escrituras.1-To Nobodaddy.ón pagana de la verdad cristiana. v como si fuera contra la naturaleza». pp. 377. 12. * Revelación. C. Conversión (Oxford.ortli M > hfe el primer libro de The Fuerte Queene en su Dedicatoria de The VPhile !> ■ ■ < ■■ > * RxUtiMH P tu tu a l W o rk i. pp. A D Núck comenta L\ mipurtjnifi diferencia«. Véase Evelyn Underhill. Sobre los juicios de Wondsworth acerca del «divino Spenser«. -Pero el sentido literal de cada lugar es la intención principal del Espíritu Santo en ese lugat.a violencia de la experiencia de la unión espiritual con Dios ha sido descrita a vece* por los místicos como un rapto. véase Memtt Y. p.. : Sobre algunas afirmación« anteriores a la de Milton en cuanto i una correspondencia con el infierno en el interior del microcosmos del hombre. 35-39. también 10:1-4. Coleridge. 56-64. 133.. -Terre et parad*»*.. pp 1 0 8 1 2 2 . pp. The Fittluiion o f -The Faerie Q n e m f (Chicago. [K-miniUc aquí. 136-139. pero subrayaba la primacía del sentido literal e histórico. 1956). cj. 1 1. versos 37-42. en el que eraban Je acuerdo tanto los anglicanos como las principales sectas puritanas. J Shccd (l. L IV (1956-1957). Introducción. comp. «pues se hace con violencia. pp. Conversión. 12 ss.< / . véase Maritham 1 " ■ 11 '. detriU de las semejanzas. véase Jean Daniélou. véase p. v 1ouis I Martz. pp. entre los libros que tratan de «temas personales». 47-51 7 .

«Anghcan Apologetice and the Idea of Progress.. Alguno» efccntoro griego». Entonces habrá un segundo Tiphy». Saturno.tuM' de u iviatl .dr apanaite-}) lonmina a la (tutoría a resistir la llegada a la ». Hdlrmvmm W Utopia fBerkeley & \joí Angele». 214 287. l a diferencia respecto de la profecía bíblica queda 1 lar. y una ver mis el gran Aqintes *eti eotbdn J Troya-. vol XII.1 en f gran poema lineo de Shellcy -The wor4d's grcai age begtm anew. 1699 1 74S-. Véase también p. OH.[No te apartes mis ..tnbyy i«pxr la O í ^ . de una configuración de eterna recurrencia a una configuración de profecía apocalíptica.u o . de roda la humanidad . l. . trad. I. »in institución#«. / ¡Oh.Basta' no apures hasta Jai hecrs U urna f De la amarga profecía. inglesa de Geoffrev Buswell íl ondnn. Ernest Tuveson. . / EJ mundo está harto del pasado. Prmutrvnm and the Idea of Progretf (Baltimore. en la que ia historia akanza su pumo más alto y entonces se detiene. OK. r‘ Cari Becker. comp. pp xvii*1*. Mildebrand. baila1»deben volver d odio y (a muerte? / ¡Basta! ¿deben los hombres matar v morir? ¡ .Im «Jim cmpicu de nwvo. Véanse los ejemplos reunido*. The ¡dea of Progren (1920).m um. y romanos presentaron visiones del progreso humano p as/.u n . Thr Idea o f Progrett in (. hasta la rercera v final etapa terrenal de hermandad monástica sin clases. 1949). v un segundo Arpo jura | Jetar a kn héroe» escapdat. habrá también una segunda guerra. George H. adaptadas al remo del note. Véa»e también John Haillir. Bun. imghi n die ot roí it Ia»r* (jOh. dd Hijo y del Eapíntu Samo.ube. 1967). Ya U Vu^cn |« d « „.U » y futuro. Lovejov. Arthur O. The Idea af Progrets (Berkeley & Los Angeles. fcn m i tondusión Shellej (como Blake en tu Introducción a las SanK s uf Expmrmr -furn awav no more: Vhjr wsh thou tum away. 1934). que muera o descame por fin!] En efecto. Tite Idea o f tir Hmmanitiei and Other E\\ay\ (2 vol». 1949). Pane II. j jw m ile ittu m iK a i vu lu a - • \u$ihi» iit I íq. Introducción. que se hace eo> de UCiam fcgioga. It » r ! niuu kolr *nd ücatii mum? C c j j r ' b iu m : n r n k ill x m i d ic? Ctanr* don nut to its drrgs thr ara Oí bitter propkrcA Thr Morid 1» veiry nt thr pau. -Luke's Eschatologv». The Reitef m Progrez: (New York. ChKago. Magnu« 4b •azrxjv urcuiarum naKit ut «mió Uní rnín rf Virgo tedeum Saturna tvgtu • O PM IK « ™ d < .U e» vnw i .d e i* d * K c* «nai N O irU . R S Cranr. la Introducción de Charles A Beard en la reedición Dover de Bury (New York. p m se distinguen de lo» teóricos posteriores al Renacimiento cu que ponen limite» al alcance de las actividades humanas en las que se manifiesta el progreso.. I !Tgrgt> . esos poetas claman por una transformación de la historia. por Ludwig Eddtftetn. 1967)... *’ J B.uspnle de \us vklm praton*'.. el grado de adelanto posible y la extensión de tiempo en que puede continuar el progreso antes del inevitable desplome del ciclo histórico. c Ham Conzelmann interpreta la escatología del Evangelio de San Lucas como fundada ya en el punto de vista de que la Parusia no tendrá lugar hasta el lejano e indefinido futuro: The Theoíogy af St.UstKaJ Antufm/y (Baltimore.*4 de la Iumwtu . *Progresi». ¿ . una u va «. j\u que Itabría. 1960. Ya en el siglo xji Joaquín de Flora había traducido la hiuona » la rscatología bíblicas a una teoría de ia» eras históricas. Y véase 2 Pedro 3:3-4. 1955).y terminar aOI.. A « rc | regroa. en The Encyclapedia o f Oye Social Science i (1934). Prefacio a Lotus Whitnry. ej.ton I* v . cada una de las cuales recapitulaba un ciclo paralelo de Mootecirmrmos pero en piar»* sucesivamente mis elevados. 1951). d i .

1957). Véase también M L Peacock Jr . 3. 1 4 . 328.. Pans. M Francis Bacon. Sch'* '1 I uhtr y Hegel. The Punuit c »f the Millennium. En latín: -Atque in eo sunt omnia. de Roger Picard (2 vols. 1932). pp 231. 1 1 Según la traducción de The New Organon. X III il957). y su interpretación dr la redención del hombre como una reintegración tic las facultades mentales y una unidad recobrada con la naturaleza. Anderson. v Shrllry • Prn*r. pp 90 92. inglesa de Louis W irth & Kdward Shils (New York. pp. caps. de Paul M Zall. 41-SK. Hntorical /nexitabihty (London.. 15.^ itickl. w /b i d p. p. Io» tdósofo* alemanes mis importantes. Miututtt ju Hulan. p 140. y Gershom Scholem. London.. 312.el ojo del Poeta había estado firmemente fijo cn su tema. The Nru> O rinan. cn Pierre Proudhon. vap \[\\. Judana (Franktun am Main. incluso cn pleno siglo XIX y por pane de un ateo declarado. 370-371. The ('ntical Opinioni of William Wordsworth. A Hiilory of Messiann Spekulation in Itruel ¡rom tltc First thmufth the Seventernth Centunei (Boston. 314. 9 0 Véase lsaiah Berlín. Boston. 280. Karl Mannheim. vi Cohn. trad. en The Works of franai tia<on.Literary Criticism of William Wardytvorth. 1959). cd. earum imagines pbne ut sunt excipiat» Cf Wordswanlv -Me he esforzado siempre por mirar fijamente mi tema. «. 1936). Tfße Prose Worin of William WsorUtuvrlb. véase Abba Hillel Silver.: 1 . de Fulton H. ed. Aforismos I. VI.. «j. 1954).. pp. The Purmit of the Millennium (London. w | Norman (John. pp. cn The Neu Organon jnd Related Wruinp. ü. 267. siquis oculos mentís a rebus ipsis numquam dejiciens. / Los tipos y símbolo» «Je la Eternidad» (The Prelude.uchuw '■ * * |j*LJ Traditio. I. eti b »Iccad* ' mis tirde. ut ex eo connubio. 1876). ifad. •Zum Verständnis der messiantschcn Idee im Judentum». W 4 |. Ne» Mexico. esl «ie Kol)cna Florcnce Brinklrv (Durham. Se encontrarán juicio* comparable» »obre el genio de Baton en Coleruitf on ihr Sevmteeth Century. Vittorio Lanternari hace la crónica de los violentos culto» unir turista* fomentado» fuera de la civilización europea por . IX .» En Francesco Bacone (Barí. Kam. rd de David Lee Clark iAlbuqucrque. *' Aforismo* H.«iwith. pp. Los ténninos clave en el latín de Bacon son: «thalamum Mentís et Umvcrsi». Ihe (jreat lmtanration. Como veremos en el capítulo IV . ed de James Spedüin^. 22. •Epithalainn autem votum sit.. cu d t* Alexander B (¿rotan (3 voll. 251. en consecuencia espero que se encontrará que hay en estos poemas poca falsedad de descripción». Munart in.. Robert Lcslic Ellis & Douglas Dennon Heath (15 vols. 1954). siguieron relacionando explícitamente im vmiane» particular**« < progreso humano con la escatologia hiblrca bajo fl minio de una teología ractoisalr/. l. I960).. cf. ibul. 17V 180. ibid. 1863). * Aforismo». y sobre el concepto de la revolución total.#i I \ K. 353 ss. North Carolina.aoa que Kam llamaba -quiliasmo idosófico». Veremos en el tercer capítulo cuán extendida estaba en el ocultismo del Renacimiento la interpretación de Bacon de la caída del hambre como una división tanto entre los poderes del espíritu como entre el espíritu y U naturaleza.. Jdeotogy and Utopia. 1963). 29.Iii. 1 . 570-573).lxviu. Se encontrará un impresionante ejemplo del grado en que la teoría del progreso histórico s la perfectibilidad humana seguían expresándose en los términos bíblicos de la caída s la inminente redención del hombre en un paraíso terrenal. Paolo Rossi alega que Bacon adaptó a la ciencia empínca el procedimiento para obtener el dominio de la naturaleza propuesto por el Magus iluminado en la magia del Renacimiento. 1957) Sobre los movimiento» mesiánicos judíos. p 66: véase también 77v Natural and f xpenmrnul Hrxto+y for ihc Foundation of Philowphy. nuluyemlo * Herder. 22-23. Véase también la súbita revelación a Wonlsworth del pasaje cn una barranca alpina como «Caracteres del gran Apocalipsis. I95SU pp.icn-xitu. 233. *’ -Answer to the 1etter oí Mathctcs». 318.. 173. Syucme det contradicttom < ? (onomttfMC\ cd. d t* Fulton H Anderion (New York. ed. X X II.

de Charles Frederick Harrold (New York. especialmente pp. 1957). 118.0í O / Modem Poetry. The Complete Prose Work-' n vols. I. Tin Ri>t of armammi (Ncu \ ork. véase también Introducción. véase también William Haller. Prirdrich Schlegel. 7 *Ar Political Jcth'itiei of the liaptut' and Fifth Af. 616. dc Herben Read M (London. pp. xxiv. T . Pierre Proudhon. Gesprdih alter dir Poetic (1800K en Kumtanschauun^ do Frrthn> manttk. Speculations. 1953-19621. Samtliche Werke. 738-740. New H^vcn. * A Defence of Poetry. o bien la hará innecesaria. 19311. en Tise Collected Poems of Wallace Steirns (New York. Halle. p . Coleridge declaraba que en E l preludio «te has atrevido a decir / Lo que debe decirse al espínru comprensivo. as Miller (l^ipzig. Syxteme de% cantradutiow économnfhi% (1846). p. pp. cd. En To William Wordsworth. vv. -Romanticism and Classicism-. Esas alternativas probablemente significan lo mismo*. Milton ami tin. o bien creará un sustituto de ella. w . 184-190. 1937). p. Brian Wilkie ha comentado la relación de i I preludio con b épica en Romantic Poets and Epii Tradition (Madison. p. dc Samuel French Morse (New York. véase I ntz Struh. 1 . 1942). 196I) C <P * a t u ' c « » » D B r o u n . Hulme. m Home at Grasmere. ihid . 197). * ' Carlyle. p. Pte. D u Mylhologtc m der deutschen Literatur (2 vols. . Wisconsin. pp.por los escritores alemanes del período. *Jf misionero* cristianos.» descripción completa de lav expectativa* v desilusiones apocalípticas de Milton en Michael iixicr. Shelley’s Prose. 196S). t(i4l /66C {Toronto. Sihclhng. 1961). ed.. ed. Sartor Resartus.Puritan Dilemma. 300. p 707 Se encontrará un. ílM i * Ptp**** cd. ed dc Rollins. 1936). ■ t ^ ^ton< O f Reformation in England (1641). Opus Posthumous. ed. 1912) Sobre las in rm u ' v •intento» miienamtas de la época. Uno de los movimientos visibles de la imaginación moderna es el movimiento que se aparta dc la idea dc Dios. opfnrtv (Milano. fctforrx a je rfo p j. En una de bs expresiones en prosa del concepto de Stevens: -La idea poética principal en el mundo es y lia sido siempre la idea de Dios.^ J. The Camden Society. n I . 103.»natiby rw • ** "C and the Interregnum (Washington.. dt Andr. 239-240. p. Home at Grasmere. 194. II. Philosophic der Kunst. cle Roger Picard (2 V ^ \ \ .lam ’ 1923^ I* 53. de C H. Mdton and the Kingdoms of God (London. ed. 254. Firth. 269-271.x The Lettrr\ o f John Keats. 1-11. 1964). ni Monmmn rrhuiou di ¡titila < > ¡. Chocorua to its Neighbor. 66 .. ¡Tema difícil y alto!» . 55-36. New Series X I IX ^ PP ' ^ ^ case también Arthur Barker. E. w . vol \ p 4 4 < i Sobie ei llamado a una «nueva mitología. 290. 747-750. xv. 700*701. Collected Poems. 1910).ruiciUn/oj tul ti tv*-. Ammadiersion* (1641). 1938).. I a poesía que creó b idea de Dios o bien la adaptará a nuestra inteligencia diferente.

pues no puedo reducir la vida a un patrón nítido. Fragmento M\.. Thomai Carlyle. -Words^orth. Si hay un desarrollo en mi vida —y eso parece una suposición ociosa— entonces ha provenido más de las cosas extenores que de cualquier intención consciente por mi pane. el verdadero Poema Épico? Empieao en parte a suponerlo así. 1 look uno past urm a * . An Autobiograpby Son como una creación en mi corazón.. . pero tengo muchas dudas sobre tales cosas. prophet* look Iiiin iutunty. supongo. 7wo Notebook% cQue queda por decir cuando ha llegado uno al fin de un texto sobre la propia vida? Debería esperarse. que surja alguna clase de desarrollo. Ldwin Muir.\^AIM 1UI..O II «El preludio» de Wordsworth y la autobiografía-crisis They are as a creatmn oí my lieart. ¿Hay verdaderos Poema* Heroicos de estos tiempos que escribir con la tinta dr la Ctmcut? Una Biografía filosófica correcta del Hombre (y lo que quiere decirse con filosófica es todo lo que esc nombre puede incluir) ¿sería el único método de celebrarle? ¿La verdadera Historia.. I M ira el tiempo pasado como los profeta» miran / lo futuro.

.

. tal como la describe el propio Wordsworth en su grandioso diseño.— Be not this lalwmr useless... La función de E l preludio. when and where. Algo hay en mí que nadie aún comparte. . Wordsworth pasa a rogar al «Espíritu profético» que si con esto Mezclo asuntos más bajos. quisiera yo esparcirlo. I )e esta manera designaba y justificaba Wordswortb el relato personal que constituye la parte de E l reclino que él llamó E l hogar en Grasmere. and who. with the thing Contemplated. and what he was— The transitory lleing that beheld This Vision. Inmortal en el mundo por venir***. if with this 1 mix more lowly matter. es dar cuenta de las circuns­ tancias y la maduración mental de un «transitorio Ser». así como el poema entero que más tarde su esposa llamó E l preludio Wordsworth describía esta última obra como una obra «tributaria» y también «como una especie de pórtico del Recluso. describo el Espíritu del Hombre Que contempla. y quién es y qué es —1 1 transitorio Ser que lia contemplado l a! Visión.. El tiempo empleado en componer E l preludio esti a caballo sobre el que le tomó escribir el Prospectus. como recordó Coleridge el plan de 1815. Possessions have I that are solely mine. y cuándo y dónde y de que modo ha vivido—. y la obra completa fue concebida como parte integrante de la estructura de conjunto cuyo «diseño y alcance»» especificaba Wordsworth en ese manifiesto poético. Y quisiera impartirlo. «El Poema sobre el crecimiento de tu propio espíritu». que culmina en el hecho de alcanzar una Visión y en el reconocimiento de que su misión es impartir la visión en la forma pública y duradera de un poema de una clase sin precedentes. parte del mismo edificio»1 . Que este trabajo no sea inútil'. Something within which yet is shared by none.Habiendo anunciado rn el Prospectus de E l recluto su alto argumenro. Cosas poseo que son sólo mías. con la cosa Contemplada. «era como el terreno y las Raíces de donde el Recluso debía surgir como el Árbol» —dos obras distintas. and how he lived. pero que formaban «un Todo completo»2 —. describe the Mind and Man Contemplating.

no empieza en el comienzo. sin embargo. sino en el final: durante el paseo de Wordsworth al -Valle que había escogido» (1. en que los interlocutores son «mi espíritu* y «la faz hablante de tierra y cielo* (V . el viento revivificador retorna con la función de un leitm otiv poético1 . 372373). cuyos primeros ejemplos habían aparecido en Alemania sólo una década antes aproximadamente de que Wordiworth empez-ara a escribir su poema: el BildHngsrornan (Wordsworth llamaba a F. «el dulce aliento del Cielo». * I tpcak h ire truth / A* if aloor to thee ui private talk 70 . Í J fnctitdio es un equivalente poético plenamente desarrollado de dos portentosas innovaciones en la prosa de ficción. El poema entero esta escrito como un discurso sostenido dirigido a Colendge —«Yo digo la verdad desnuda / Como a ti solo en la charla privada»* (X . 115) donde ha fijado su residencia en esa etapa de su vida con que concluye el poema7 . que el definía como «la introducción de un nuevo elemento en el universo intelectual» cuyo «signo infalible es el ensanchamiento de la esfera de la sensibilidad humana*4 . L a id e a J e E l p r e lu d io En csu época de ín stam e y drástica experimentación con los materia *** form « 1L. y el solitario autor completa a menudo esa forma con un monólogo interior. esa -ermita» (I. Colendge. le lleva finalmente a emprender E l preludio mismo. 11-12). en la que formas y sensaciones «echan atrás nuestra vida* (I. 660-661) y evocan a la I would impart ft. Durante ese paseo. I would spread it wide. en el transcurso del poema. aunque es adecuada.I pieludw un poema sobre «el crecimiento de mi propio espíritu*' ) v el Kumtlerrftmun (\C ordsworth hablaba también de él como -un p«. evoca en el interior del poeta «una correspondiente suave brisa creadora». Immortal in thr *orld which is to come. 100). en momentos de sequedad imaginativa. o bien lleva a cabo un extenso coloquio con el pasaje. era específicamente la «del espíritu de un Poeta»b ). Wordsworth no cuenta su vida como un simple relato en tiempo pasado.I . La construcción de E l preludio es radicalmente acronológica. es un oyente in übsentia. y sobrepasó con mucho a todos los ejemplos alemanes por el detalle con que su -historia-. un j ptutus profético o una inspiración que le asegura de su misión poética y. sino como la rememoración presente de cosas pasadas. una brisa exterior. líl poema justificaba ampliamente la pretensión de VTordsworth de que habla demostrado tener genio original. como decía él.> cm a sobre rni propia educación poética». que comprime las circunstancias de dos o más ocasiones pero se refiere ante todo a su paseo al Valle de Grasmere.j p^u pot alto Li novedad radical de / */ prrlmdio cuando fue terminado en 1805.

M poeta se da cuenta de la casi imposibilidad de desentramar *la desnuda* remembranza de aquel tiempo» de las intrusiones de la -meditación posterior** (after mcciitation) (111.|h*i \o iu pasada »jue iCKXiNic iu n U persona presente alterada cn una m últiple conciencia que W o rd sw o n h llama -«ios conciencias». Los estudiosos se han percatado hace mucho de que es peligroso confiar en la validez factual de E l preludio. se describe a sí mismo como alguien que se asoma en una barca a la deriva sobre unas aguas tranquilas. como dice él. y la tardía decisión de Wordsworth de añadir al principio y al final dei poema la parté media excluida. M4-648). El poema ha sufrido del hecho de que sepamos tanto sobre el proceso de su composición entre 1798 y 1805. de las trampas y las retracciones de las corrientes del agua. 1seem Two consciousnesses. . el poeta. consciente de mi mismo Y (ic al^ún otro Ser*. 8). «movimientos retrógrados» en el tiempo (IX . a la vez parezco Dos conciencias. En cambio. Una obra debe juzgarse sin embargo como un producto terminado y que se sostiene libremente. lleva a cabo una exploración persistente de la naturaleza y la significación de la memoria. y de las manifestaciones de lo duradero y lo eterno en el reino del cambio y del tiempo1 0 . pasando por una «pieza zaguera». y de su propia imagen intrusa pero inescapable (es decir. conscious of myself And of some other Being. H a y un am plio -Nació» entre el vo de ahora y el yo de entonces. sometimes. su evolución desde una parte constituyente. sus experiencias en Londres y en Francia1 1 . fusiones y. y en E l preludio. Asi. tal como surgió después de seis años de elaboración y • Which yet have tuch self presence in my mind That. Wordsworth procede por elipses a veces desconcertantes. Que tienen sin embargo tal presencia cn mi espfntu Que. ineptitud artística. perplejo de distinguir los objetos efectivos del fondo del lago de los reflejos en la superficie del escenario que le rodea. hasta un «pórtico» de E l reeluso. buscando los elementos de continuidad entre sus dos personalidades dispares. Sólo intermitentemente coincide el orden narrativo con el orden de las ocurrencias efectivas. when I think of them. su autoconciencia presente)*. «incumbido en la • superficie del tiempo pasado». y en consecuencia se ha acusado a Wordsworth de incertidumbre intelectual. mala memoria o incluso mala fe. de su poder de mantener el frescor de la sensación y su «sensibilidad creadora primera» contra los efectos mortales del hábito y el análisis. cuando pienso cn ellos. En una figura excelente y sutil de ia interdifusión de las dos conciencias.

For boly services.. William Wordsworth. y organiza su vida en torno a un acontecimiento que considera como la crisis espiritual no solo de él mismo.. que lo representa después de que ha alcanzado la madurez en respuesta a la vivificante brisa exterior a los campos abiertos Dije una profecía: los números poéticos llegaron De manera espontánea. el poeta sea en efecto d -transitorio Ser*. una idea supervisora controla el relato de Wordsworth y lo configura en una estructura en la que el protagonista se presenta como alguien que ha sido elegido para desempeñar un papel especial en una trama providencial como d ijo Wordsworth en el pasaje inicia!. que sólo se ha vuelto patente ante su lucidez madura. de decadencia y decaimiento». asi marcado. 59-63) De ahí que en esa historia del espíritu de un poeta. La amplitud de la forma que ha escogido permite a Wordsworth introducir algo de la confusión y contingencia de la experiencia ordinaria. and doih’d in priestly robe My spirit. that my verse may live and b e Even as a light hung up in heaven to chcar M ankind in tim es to comr.«elaboración. as it might seem . selecciona sin embargo para darles un tratamiento mas extenso únicamente aquellas de sus acciones y experiencia que son significativas para su evolución hacia un fin inherente1 '. y de sacerdotal ropaje Revistieron mi espíritu. en un tiempo «de esperanzas derribadas. En otras palabras. se diría. para traer a la humanidad oleadas de consuelo y alegría. Para su servicio santo (1. . pueda presentarse revelado como un principio que operaba invisiblemente desde el principio. que mi verso viva y sea Igual que luz colgada en el cielo que alegre Al ser humano en tiempos por venir5 : i. pero sea también el poetaproíeta ejemplar que ha sido elegido. thus singled out. las principales alteraciones v dislocaciones tie los acontecí * micnros de la vida de Wordsworth están impuestas deliberadamente. en palabras de Wordsworth en una de las versiones del Prospectus. . sino de su generación: aquel to the open fields I told A prophecy: poetic numbers cam e Spontaneously.1 tin de que d diseño inherente a esa vida. Acorde con esa idea controladora..

(X . pero escogido para qué. se representa como un nivel m is alto que la unidad inicial. pero el espíritu recobra entonces una integridad que. La primera es el descubrimiento por Wordsworth de aquello exactamente que ha nacido para ser y hacer. por el hecho de que el espíritu madura posee poderes. En Cambridge había alcanzado una etapa de la vida.. Y ese papel ha de ser el de uno de los «Poetas. But in the minds of all ingenuous Youth. La narración está puntuada por iluminaciones recurrentes. consecuentemente. No en mi propia persona únicamente hallé. Hay un proceso de desarrollo mental que. y en un paseo a su casa después de un baile Jurante un amanecer de verano.. «una eminencia*. además de un mayor radio. de modo que pueda pensar en la soledad: su papel en la vida no exige involucrarse. El descubri­ miento de este hecho resuelve un problema central que ha estado implícito todo a lo largo de E l preludio: el problema de cómo justificar la experiencia humana del dolor y la pérdida y el sufrimiento. 384-385). está ordenado en tres etapas. 82 ss. a pesar Je perdidas confesadas. 343-344). y tiene sus clímax en dos revelaciones de primera importancia. aunque suspendido a veces. Cambios y subversiones de esta hora*. se despliega continuamente1 4 . ahora puede reconocer que su vida es «al final / Toda ella gratulante si se la entiende bien*** (X III. «salvo pecando mucho. cada uno de los cuales está ■ Not in my single self alone I found. o «puntos del tiempo». Sino en el ánimo de todo ingenuo joven.. sino un destino de retirada del mundo de la acción. 169). in the end I All gratulant if rightly understood. 232-234) / / preludio. o dedicado a qué. sino desasirse1 5 . es cosa que no había especificado. como los Profetas*. . Change and subversion Ironi this hour.üespeda/ainieutu de las feroces lealtades y esperanzas desordenadas respe de la especie humana que los intelectuales liberales ingleses y e u r o p e o s habían puesto en la Revolución francesa. / Un Espíritu dedicado» (IV . ** . que son producto de las experiencias críticas que ha sufrido. había experimentado una iluminación según la cual seria. Ahora en cambio la recuperación después de la crisis de desesperación y de su dedicación a la Revolución francesa incluye la vislumbre de que ese destino no consiste en comprometerse con lo que es pregonado «con los pomposos nombres / De poder y acción» en «la agitación» / Y en el tumulto del mundo*. en la que había sentido que era un «H ijo elegido* (III. profundidad y sensibilidad consciente. ese proceso queda violentamente roto por una cnsis de apatía v desesperación.

amor y heroica g ra n d e s (X II.).deJ poder «de percibir / Algo nunca antes visto». 220-379).. en J7V1. -No con eso empezó / Nuestra Canción. y de este modo «crear / Una existencia igual» (X III. 921). esta historia ha llegado A su debida conclusión: la disciplina y cumplimiento Del espíritu del Poeia.c* ° cn ^ tierra. 1 ss. 1 ss. 36-119).a crisis de Wordsworth supuso pues lo que ahora llam am os una crisis de identidad.mi canción: de esos. . I a ocasión e* Ja escalada < ie l Monte Snowdon. de dignidad. la luz de la luna •sobre la hierba / Caía como linterna». ^ . en el Prospectus. de acuerdo con su idea controladora. y describe en el libro final de E l preludio1 6 . había gritado después de la crisis de Francia.k rim ic n to °^ . En el transcurso de E l preludiot Wordsworth deja caer repetidamente la sugerencia de que su obra ha sido diseñada para volver de nuevo a su punto de partida. adecuado I Para set transmitido». Y ahora. la unión entre el espíritu y el mundo exterior y la resultante «creación. \ ha de escribu asi una nueva clave de poesía en un nuevo estilo poético. y ve la escena entera como «la perfecta imagen de un poderoso Espíritu» en su libre y continua reciprocidad creadora con su medio. de las in n o vacio n es particulares en los temas. en el libro duodécimo. que se resolvió l?e if t. ni habrá de terminar con ello«. como había planeado desde el principio. antes de ia experiencia decisiva de Francia.. «Aceptando a la vez obrar y ser obrados». Y puesto que w d efu n ció n de ese oficio acarrea la definición.l acontecimiento que selecciona Wordsworth para la revelación climática de E l preludio es pues precisamente el momento en que alcanza -esa Visión» el »transitorio Ser* cuya vida se había propuesto describir. «El Espíritu del Hombre / — M i madriguera. / Recogeré las alabanzas»: el mundo nano de hombres m odestos y sufrientes y de cosas comunes o triviales • .. invocando las -brisas y suaves airrs» que habían soplado en «feliz preámbulo» a su poema (X I.(X . dije.t y V II. el estudio y los valores poéticos nacía los qu e su v id a ha sido orientada explícitamente. oljnado en »un nuevo m undo. t i preludio es un poema que incorpora el descubrimiento de su propia ars poética Su segunda revelación ia alcanza en la cumbre de una montaña. 1. que Wordsworth.. como parte integrante de E l recluso. y la región central de este mi canto». extrae de su posición cronólogica cn su vida. Amigo mío. un comienzo artístico. que con poder mezclado / Ellos cumplen*. así como el «alto argumento» de ese poema. Cuando atraviesa la capa de nubes. dice que su descubrimiento de sí mismo constituye una conclusión religiosa («El arrebato & Aleluya que llega / De todo cuanto alienta y es») que es ai mismo tiempo.. 74 .. Lo que se ha revelado a Wordsworth en esc paisaje simbólico es el grandioso locus de E l recluso que había anunciado en eJ Prospectus. A medida que se acerca al final de la canción. -L> c esos. F.

. para la que E l preludio fue ideado para servir Je -pórtico. W o rd sw o rth pide allí a Coleridge que -Evoque en su espíritu ( El ánimo en el cual se empezó este Poema». Ju/^at a ñus poderes ran < onfirmados. O Friend. sin presunción. as to make me capable O f building up a work that should endure.. La conclusión procede entonces a especificar la form a circu lar del conjunto. por supuesto. Su final estructural es su propio com ienzo. y de ahí esta Canción que así como una alondra He prolongado. la meta y los experimentos estructurales en las principales empresas de * £nd now. La ig le sia g ó tica de Pro u st Esos rasgos del poema de Wordsworth traen a) espíritu el tema.. ind such My knowledge*. this lmtory is brought To its appointed close: the discipline And consummation of the Poet’s mind. *• 1 rose As if on wings. 75 ... 2. es E l recluso.. Suppose my powers so far confirmed. 1 hope. 261 278) Esa obra. El preludio es pues un poema vuelto sobre sí mismo que trata de su propia génesis —un preludio de si m ism o —. parte del mismo edificio*.. and hence this Song. y tal Mi sabor. which like * lark 1 have protracted.. espere». que me vuelvan capaz De coimruir una obra que deberá durar*. (X U 1 . and saw be neath me stretch d Vast prospect of the world wchich 1 had been Ami was. es El preludio cuya composición esta concluyendo justamente ahora1 7 ..** 1 h ( X I I I .ÍHa rTM J* llc£J(i(l Al tiempo (que era desde el comienzo nuestro objeto) En que podernos. y su comienzo a tem poral. y miré tendida bajo mi Un vasto panorama del mundo que había sido Y que era.. es la entrada de W o rd sw o rth en el escenario de su vida en la que termina. com o lie señalado.we have reach’d The time (which was our object from the first) When we may. En aquel momento Me alcé pronto Como alado. . not presumptuously. 370-381) Esa canción. que describe la vista de su propia vida que se le ba hecho visible al comienzo de El preludio..

gira en torno a una crisis que implica b cuestión del significado de la vida del autor y el p ro p ó sito de sus A ifnm ientos. a partir del cual se despliega toda la -vasta e stru ctu ra del recuerdo». arte m i* o menos ficticia sobu. Da entonces un ráp ido aJto en el tiempo hasu un momento de ilu m in a ció n en la etapa intermedia de la vida del autor — el sabor de la m agdalena em papada en té— . la cualidad «an estética* del in te le c to y del hábito (tan necesario para la vida. Incurablemente enfermo.. e s ti puntuada |> < m momentos iluminados. desesperando de la validez de su vida y del arte mismo. la im p o rtan cia de la p ercepción aparentemente trivial o banal. presentes. el tiem po y las relaciones de lo que pasa con lo que es etern o. La narración se m antiene unida gracias a la trama de motivos recurrentes y recibe la luz de m últiples ilum inacion es. algunos de iuicíC^M í creadora-: la obra Je Como el poema de Wordsworth. que está preocupado con la memoria. después de una profunda crisis mental y física. se resuelve con el descubrimiento po r el au to r de su identidad y vocación literarias y la consigu ien te necesidad de dejar los compromisos mundanos por el desasimiento a rtístico . I . exhausto. I n una secuencia de iluminaciones que incluyen acontecimientos del pasado evocados invo ntariamente por impresione*. un ** o de éxtasis* que es en efecto una conversión a la religión del arte un 76 . con el acontecimiento aJ que ha estado apuntado toda la inm ensa obra: el acontecimiento de su propio comienzo.incoóles es^iiiores moderno-. y sobre to d o con el tiem p o y la posibilidad de liberarse del tiempo. al quedarse dormido* ha experimentado ya ios aco n tecim ien to s que está a p u n to de desplegar. sino como el surgimiento de su personalidad y sus experiencias pasadas d e n tro del contexto de su personalidad y su conciencia presentes p rofu n d am en te alteradas. el narrador asiste a la recepción de la princesa de Guermantes. pero tan m o rtal para el fresco r de la percepción y la verdad del recuerdo). A U recb m b f du lemps perdu. entre las cuales la escena cen tra l es la de Marcel esperando a que su madre suba al piso de arriba después de que la familia ha recibido a cenar a Monsieur Swann. a través del tiempo. experimenta una «felicidad . yendo atris y adelante. la narración propiamente dicha em pieza pues con m em orias de b infancia del autor en Combray. esti constantemente p reocup ado con la naturaleza de b memoria voluntaría e involuntaria. Pero «a veces en el momento en que todo parece perdido *J«ne lugar la premonición que es capaz de salvarnos-1 8 . la gran novela de Proust se abre con preámbulo en un momento de su vida en que el narrador. de m anera d esco n certan te. o -epifanías-. rsta •Un^ui. i i preludio apunta a uno de los logros literario s más influyentes de este siglo. el d e sa n o llo ilol artista miMiu. A n te tod o. Su pasado entero se expresa no por medio de la narración d ire cta. f termina.. e in clu ye su propia pocuca y a veces las circunstancias de su propia génesis. la tentativa de establecer una única identidad a partir de múltiple conciencia. y el narrador.

» Una de las analogías lavoritas de su obra es en Proust. En esa recuperación de la experiencia anterior no solo el poder de vivir y gozar la esencia de las cosas -enteramente fuera de tiempo**. me había hecho un favor. El co sto in evitab le de la creación es el sufrimiento. ¿De dónde venía. *l. de t.os verdaderos paraísos son los paraísos que hem os perdido.. está fuera del tiempo. La vocación de Marcel es también una obra de re d e n ció n . pero «los dolores instantáneos se vu elven ideas. pues si la espiga de trigo no cae a tierra y muere.I i» su levelanón lina! el narrador aprende la >ignihcacion de sus ilumi uoni's partíales anteriores y logra finalmente responder a las pregunta planteadas pero dejadas sin respuesta por la iluminación inicial. sino del tiem p o . Pero «era tiempo de empezar». pero es el dolor el que desarrolla los poderes del e sp íritu . una -grande i .. y el a rtista debe morir a su compromiso con el m und o a fin de ren acer al desasimiento del artista.. de su red en ció n » (X III.» «Finalmente. resumirse) bajo este títu lo : “ U n a vo cació n ” * * 20. a p a rtir de la «resurrección» de su fugitivo pasado sujeto al tiempoSó lo ahora puede reconocer que un designio implícito había estado gobernando en silencio su pasado aparentemente casual y m alg astado . vive sola. anunciando su descubrimiento de una teoría del arte d e n tro de la obra que ejemplifica la teoría.. un mundo eterno de arte.a felicidad sólo es benéfica para el cu erp o . «l. el autor descubre sufrimientos de la vida. 439-441). pero si muere.. Esa vocación es la de ser un evangelista estético para su época. es capaz de recobrar el pasado en una nueva creación: una obra * e sté tica que es el paraíso recobrado. final y acumulativa. p e ro no de la redención de los hombres. Era claramente tiempo... a morir para este mundo. En la conclusion de El preludio.Sin embargo.' ¿Qu significaba?»1'. del que la creatividad es \ el p recio in ap reciab le. el arte es -el genuino Ju ic io Fin a l» *1 . Wordsworth había conminado a Coleridge a que se le u n iera en la tarea de hacer para los hombres «una obra. sino tam bién de crear un mundo nuevo. como en el Wordsworth de H rcilu$t>y arquitectónica: la intrincada estructura y disposición de luer/as de «une éghse». son en última instancia para el m ayor b en eficio a rtístico y terminan en goce estético. En el transcurso de su revelación tam bién que todas las penas y Mi enfermedad.. da mucho fruto2i. el dolor mata». pues al extraer la esencia de su sumisión al tiem po .il m anera que «toda m i vida hasta aquel día hubiera podido. la transformación misma produce goce». «Debo ponerme inmediatamente a ese* trabajo.. cliar* ^ saboreó la m agdalena: -Esa poderosa alegría. para el artista que ha alcanzado fin alm en te su verdadera vocación-. al forzarme como un severo consejero espiritual. porque está purgado de la im ­ pureza y es « ex tratem p o ra l».

de los escritores religiosos confesionales. es por una parte una culminación del modo clásico de dar una justificación de la propia vida. como hemos visto. tales semejanzas son menos sorprendentes cuando nos damos cuenta de que esas obras están emparentadas.ant. SU *\ ai ° i0n 1 llhrP le Champí que su madre le había leído • I J n.a palabra inicial del poema misma había sido ’ ongíemps. la decadencia y Vari pour l'art—. y dentro de la tradición el primer y más grande ejemplo.. en el relato circunstancial de los acontecimientos privados del espíritu individual2 *. y cierra la sinfonía com o la abrió-*'** en la frase final. Es pues la primera historia sostenida de una vida interior.rtkr-r f4 i" * V "*1 5U elaboradamente ordenado. » Tales semejanzas en obras p o r lo demás tan disím iles — W o rd sw o rth despues de todo.arjn ** había ido y Mamá estaba a punto de subir»*4 memorias de la escena central de su infancia en Combray con las cuales. inmediatamente después del poema. manifiesta la influencia del simbolismo. Marccl está* en . era las Confesiones de San Agustín. t aní o üe hierro de la pequeña campana que me decía que por fin __ nsicur u. escrita en las postrimerías del siglo iv . en el Nuevo Testamento) a individualizar e interiorizar el patrón de la historia bíblica: al hacerlo asi. impuso al flujo de la experiencia. en la coda: « En las dos iPíf Üf565 ^ l *mas del libro». Pero es moderna precisamente porque es enteramente cristiana. -dans le Temps». y de que su fuente última (como lo indica el vocabulario densamente religioso de ambos escritores) no es secular. vieja de quinientos años. Agustín desarrolló con gran detalle y finura la tendencia (ya evidente. aunque se interesó vivamente en los wordsworthianos George Eliot y John Ruskin. A sí. 3. Marcel había empezado su búsqueda nove uel tiempo perdido—. al azar de los acontecí miemos y a los fenómenos fugitivos de b memoria la trama durable y los 78 . tanto como cualquier libro del que se haya pretendido tal cosa. que repite el irmps perdu del titulo y ai que hace eco el tcrnps e cada una de las dos frases que siguen. y uno de los libros más influyentes que existen tanto en la Europa católica como en la protestante. E l arte de las “ Confesiones'’ de San Agustín La obra de Agustín. mientras que Proust. Un refinamiento más confirm a la rotundidad del conjunto. la primera obra moderna. 1. y merece llamarse. *la palabra Tiempo' empieza a sonar. Esa fuente es la tradición. como ha dicho l'dm und W ilso n . -agrio. sino teológica. es el heredero de Milton y de la severidad m oral del puritanismo inglés. realizando hechos patentes en un escenario público. agudo e inagotable». Pero convierte el procedimiento clásico de presentarse uno mismo como representante de un ideal cultural.a' v escucba todavía reverberar.

con Dios y con la creación natural. I as Confesiones empiezan en el momento presente. que escucha sin ser visto la meditación que el autor lleva a cabo en la soledad. Hay en el libro dos personalidades distintas —«lo que fui una vez» y -lo que soy ahora» \ entre esas dos identidades se sitúa la ocasion decisiva en que los -pecados pasados. lo que he hecho.. el hombre. Y sobre iodos ellos puedo meditar como si estuvieran presentes2 1 . compañeros de mi goce y compartidorcs de mi mortalidad.de Agustín quedaron «perdonados y pagados. y característico de la H libro. El conjunto es una * extensa «confesión* dirigida a Dios. A ^ lo largo de todo el libro Agustín evoca su vida explícitamente como recuerdo presente del pasado. . Esos son Tus sirvientes. Al echar la vista atris después del desenlace. m is amos a quienes m e has ordenado servir2 7 . A! definir esa obra oculta esboza el concepto de lo que ahora llamamos motivación inconsciente. sino que esti escrito descle un punto de vista especial y para un propósito dado. que has escogido para que sean Tus hijos. el regenerado Agustín nuede discernir la obra silenciosa del plan providencial de D. que se abre con unos acontecimientos de la infancia del autor. con una meditación y oración del escritor maduro sobre las relaciones de Dios con Su creación y con Su criatura. mis conciudadanos... mis compañeros de peregrinaje. interiorizando la distinción. corno sus numerosos sucesores. en el inmenso tribunal de mi memoria. dándome alegría en T i..conc eptos e im aginería canónicos de esc género único I uropa cristiana que es la autobiografía espiritual. cuándo y dónde y en que estado de ánimo estaba cuando lo hice. iii). pero que expresa bajo el modo retórico de unos coloquios consigo mismo. antes de proceder a la narración propiamente dicha. sino también a los oídos de los hijos de hom­ bres que creen... Una de las metas de Agustín es conocerse mejor y fortalecer así su voluntad privada.os desde el comienzo de lo que entonces parecían las contingencias azarosas de su vida no regenerada. no es la presentación de una vida individual por su interés intrínseco. c incluso con especulaciones sobre su condición prenatal. mis hermanos. en el que Agustín tal como era está c<»presente junto a Agustín tal como es: Todo esto lo hago dentro de mí. pero también se ve a sí mismo en un papel público como uno de los hijos elegidos de Dios cuya vida ha quedado transformada \ sobre los que se ha impuesto la misión de llevar las buenas nuevas a otros caminantes cristianos: Confieso no súlo ante Ti. Y también en mi memoria m e encuentro conmigo mismo —me recuerdo a mí mismo. cambiando mi vida por la fe en Tu sacramento» (X...

l preludio se copa en un momento crítico con un mendigo ciego. como indicios de una etapa de su laborioso viaje desde el apego a las cosas de este mundo Hasta el desasimiento y la transferencia de su fidelidad al reino trascendental E l ocie graluit de su juventud al robar unas peras. una nueva. v). 621 622). \ la omnipresente peto invisible Primen Causa. configurado 8C . vüi).l preludio de ^ ordsworth'4 '. -Lo llevaste a cabo a través de mí V sin que yo me percatara de ello* (VI. Y en un encuentro aparentemente fortuito con un mendigo borracho y feliz en una época de «extrema miseria» reconoce ahora que -Tú actuaste para poner en mí b conciencia de mi miseria* (V I. v). selecciona. (La discrepan* u entre eJ relato que da Agustín de los aconte cimientos decisivos de su vida interior en sus Confesiones y lo que había escrito en el momento de esas acontecimientos ha ocasionado un debate sobre Ja «veracidad* de Ja autobiografía de Agustín exactamente paralelo ai debate sobre Ja valide? tactual de t. entre Ja . que Je impulsaban simuhineamentc hacia los bienes de este mundo sensible y hacia eJ bien queesti mas allá de los sentidos y del mundo. por consiguiente. Antes de eso había estado desgarrado por el conflicto de «mis dos voluntades. vi). A lo Jargo de las Confesiones el meollo y región central de su relato no son los acontecimientos y acciones exteriores.txmiun en la «iáioti cristiana Je la Juitona. Así Wordsworth en t. vi). Todo se ordena alrrdrdor de la gran escena de su conversión en el jardín de • Milán. Tú -actuabas entonces en mi mediante el scvreto oculto de Tu Providencia. hasta en los detalles. lin el jardín experimenta la angustia de la aniquilación de esa antigua personalidad y el trabajo de/ lucimiento de la nueva. por ejemplo (recordarnos el robo juvenil de una barca por Wordsworth). sobrr convenciones que habían quedado establecidas en una secuencia de obras desde el relato de la conversión de Pablo hasta la Vida de San Antoruo de Atanasio> :. le revela su participación en el robo de una manzana del Edén (II. pues -hay algo en el hombre que el espíruu mismo del hombre que está en él no sabe* (X.(V. Y en otro de sus poemas.Piusas slv undaiu\ que son accesible» a la observación humana. sino lo que Agustín llama la «vida íntima» de *b parte interior». al que mira fijamente «como amonestado desde otro mundo* (V II. ordena y sólo se demora en las pocas que estin cargadas de significación espiritual. hay una diferencia entre l’u jú h'id sobre mí y *mi razón* de ñus acciones (V. pero que (como lo indican los comentarios del propio Agustín) estaba modelado a su vez. -Como amonestado»: la experiencia de Wordsworth es un providencialismo del «como si*. una gracia traducida. iv-x). una carnal. De entre la multitud de las res gestae el visar de su pasado. para dar una forma retrospectiva a los datos crudos de su experiencia recordada. «muriendo para la muerte y viviendo para la vida*: relato que ha dado forma a la experiencia de innumerables hombres desde la época de Agustín. Agustín utiliza el plan Je Dios tardíamente descubierto como idea controladora. una espiritual*» (V III. una vieja. vii).

tropieza de pronto con un sanguijuelas que. xiii ss. un presente de las cosas futuras» (X I. vii-x). desde Rousseau y Wordsworth hasta Proust y Joyce. un presente de las cosas pasadas. hasta llegar a ese ferviente admirador de las Confesiones Ludwig Wittgenstein3 1 . junto con el historia humana general. Agustín alcanzó una asombrosa sutileza para distinguir la variedad y el matiz de las humanas -afecciones y los movimientos de su corazón. un presente de las cosas presentes. ^ -Uncir ntalurn?» -¿De dónde pues viene el mal puesto que Dios que es bueno hizo todas las cosas buenas?» (V IL v). «en el impulso de una mirada temblorosa» (V IL xvii). los tópicos que desde entonces han solicitado el cuidadoso estudio de los filósofos profesionales. por decirlo así. plantean lo que es para el el problema centra . y pasa a la «descreación» de todas las cosas al final apocalíptico del 81 . La tentativa de Agustín de resolver el problema comprende la distinción entre los «tres tiempos. en esos pasajes Agustín estableció el vocabulario espiritual para todos los autoanálisis y tratamientos de la autoformación postenores y para todos los descubri­ mientos de la propia identidad. que ocurren en el tiempo y desaparecen. xx). de la relación del tiempo y el cambio con lo que es eterno e inmutable (X I. pero que sirven como portentos de la final escapatoria fuera del tiempo hacia la eternidad. de la compleja interacción entre lo que el espíritu deformante aporta a sus percepciones y lo que es dado en la percepción. y de la significación de los momentos recurrentes de iluminación m ictu trefndantti dspectus. Esos tópicos han llegado a ser también la preocupación de escritores de confesiones seculares.(IV .miokpccttvameiiic á partir de una cApcnmcia pnücHic.(X. esc «lugar interior que sin embargo no es ningún lugar. de la dificultad de separar en la memoria el hecho puro de la presencia intrusiva de la persona que recuerda. En el camino hacia la Confesiones Agustín había meditado en las relaciones del Creador con la creación y de lo intemporal con lo que existe en el tiempo. En el libro final vuelve a la génesis de todas las cosas. en una revisión de la significación de la creación al principio del tiempo. así como los análisis de la diferencia entre el tiempo subjetivo y el tiempo medido por los movimientos de cuerpos exteriores. A esa pregunta contesta su descubrimiento de que el mal desemboca en un bien mayor. le salva. iO di* Las experiencias personales de Agustín. Gracias al intenso escrutinio de si mismo. las ocultas e inalcanzables cavernas de la memoria». Comprenden la cuestión de «los vastos recesos. Especialmente prominente y persistente es el problema de -¿Qué es el tiempo?». wu ador de el más profundo desaliento. en su propia villa como en la historia de la humanidad. xiv). Agustín abrió también.). bajo el modo de una filosofía de la experiencia vivida. y del lento y oscuro crecimiento de las convicciones y los valores que irrumpen bruscamente a la conciencia en el salto cuántico de un momento de visión luminosa.

. uno exterior. Lo hice yo. . and place.. ¡Oh Cielos! cuán tremendo el poder de las Almas. busca m ás arriba».. ¿"V qué es este Dios?.. yo el alma. y su respuesta era su belleza.Pregunte a los cielos. pregunté a la tierra y contestó: -Yo no soy * .que su vida había alcanzado durante su residencia en la Universidad de Cambridge: For hither I had com e with holy powers And faculties. . 0 de Belleza. por P r °jUnc^ a disparidad..anochecer. Y no sepa qué imperio majestuoso tenemos. De la Creación y de la Divinidad m ism a He estado hablando. y contestaron: «Nosotros no somos tu Dios.. F." » * “« y . mientras es nuevo Para ellas todavía el yugo de la tierra. al cotidiano rostro De la Naturaleza le hubiera puesto encima 1 a pasión transitoria...toc^ as c° 5a* que están en la tierra hicieron la misma confesión. y contestaron: «Ninguno de nosotros es el Dios que buscas». El hombre interior sabe estas cosas a través del ministerio del hombre exterior: Yo e! hombre interior las sabía. esto siento y suspiro Por los poderes incomunicables. Y me volví a mí mismo y dije: -¿Y tú? ¿Quién eres tú?« Y contesté: «Un hombre-. y mío era. Ahora bien.ice. bajo la fuerza De la naturaleza. al sol. and work Like changes there bv force of m y own m ind. cuyos símbolos dan voz a los atributos e intenciones de su autor3 3 . pues mi asunto ha sido Lo que pasó dentro de mí. Tú no embarco h ™ ^ "* ** mucvrt cn c* tiempo ni reposas en el tiempo Sin f 0“ quc vcmos cn cl ucw^ v ha™ *" < • » tiempo*. (I I I ..* ntraS tiempo existe que el reposo cuantió va no hay Pasará ourldn ^ C° 8*Qn° 5jmemc **11° de ! • » = >cosas que Pues aquí vine con poderes santo* N santas facultades. Mi pregunta era mi mirada sobre eilos. puesto que vosotras no sois Él. una interior. y vine a obrar Cambios así con el poder de este mi espíritu. de la Fuerza.. F.rnc anoch< * < * ves r ^ l rU Scñ° r’ C5lis SirmPrc rn acc*^n y siempre en reposo. (X .no hay hombre vivo Que no haya conocido sus momentos divinos. Puntos tenemos todos dentro de nuestras alm as F. Las transacciones del espíritu y de la naturaleza Ba. nos hace recordar que ttncr una conversación con un paisaje no es en absoluto una inno^ ronJ^nt* ca’ y que cl -hablar frente a la tierra y el cielo» de or sworth es descendiente directo del antiguo concepto cristiano del Iwrr naturae. hay claramente en mí un cuerpo y un alma.. a través de los sentidos del cuerpo. VI) Un mundo había sobre mí. pues vivía para mi solamente Y para el Dios que miraba mi espíritu.egad° á ^ fin: l™ dr¿ . 83-194) Esto es lo que escribió Wordsworth. Como seres que son.All That 1beheld respired with inward m eaning . ¿A cuál de los dos he debido preguntarle por mi Dios?. Y gritaron con gran voz: *£l nos hizo*..Todo l o que yo contemplaba respiraba un sentido interior. naturales*.. y la Vida Del gran todo. describiendo una «eminencia. Pregunté al mar y a las profundidades y a las cosas que se arrastran. para eso Yo estaba tan despierto como lo están las aguas Al moverse del ciclo.o las semejanzas entre las Confesiones y E l preludio suhv. ..«*mpo: la paJabr «inclusión: mpieza 3 resonar a medida que nos acercamos a son muy buenas r*3 I. an season do unprcss Upon the visible universe. P T' 00 t * ... whether to work or feel: To apprehend all passions and all m oods Which time. a las estrellas. . Para llegar al meollo de esta diferencia re a o a lado pasajes de cada una de esas obras que tienen un vocabulario común y un tema emparentado. 4.Del Genio.n donde todo es único. a la luna. Y dije a todas las cosas que se agolpan en las puertas de los sentidos: -Decidme de mi Dios. Decidme algo de Él-. y que baste añadir Que parí todo lo que de Terror o bien de Amor. . Y de lo que hacen dentro de sí.sto en cuanto a la Presencia única.I pasaje de Agustín lo | njpresenta cn coloquio con cl «cielo y la tierra-. ya a trabajar o ya a sentir A aprehender las pasiones y los talantes todos Que el tiempo y el lugar y la pasión imprimen Sobre el mundo visible.

while yet The yoke of earth 1?. for my theme has been What pass'd within me. es con este resultado peculiar sus atributos y funciones tradicionales (los «poderes santos». new to them. quo sirven como premisas y primeros términos funciona]es a lo largo de las Confesiones Dios. And knows not wJiat nujestic sway we haw. * espíritu*. la creación natural y el hombre —o mis precisamente. Lo que me interesa no es la pregunta autobiográfica válida: «¿Cuál era el credo de Wordsworth: panteísta. y lo único que se le permite hacer es ser espectador de una acción terminada: -pues vivía para mí solamente / V para el Dios que miraba m .. I made it.iie Of the great whde. el alnn humana—i De estas tres oosas.o «espíritu» humanos. Or Beauty.. unto this 1wai as wakeful. panenteísta. pero sólo se le menciona después del hecho. And to the God who look’d im r> my mind. Dios (figurado aquí como hablando a través de Su creación) conserva toda la iniciativa. As natural beings in tlie strength o f nature . puesto que < | cuerpo y Jos sentidos deJ hombre son parte de Ja naturaJeza... -. this I feel.. O Heavens! how awful is tlie might of Souls. como causa primera eficiente y final de la naturaJeza y del alma. Points Jiavc we all of us within our souls.f j pasaje de Agustín tiene tres puntos de referencia. Where aJJ stand single. 'twas my own.there's not in u n That lives who hath noc had htt godlike hours. And what they do within themselves. Pero si Dios ha pasado a ser un no-participante. for it only liv’d to me.. «Creación* y «Divinidad») sobreviven. suffice it here to add That whatsoe'er of Terror or o{ Lave. and make Breathings for incommunicable powers. En el pasaje de Wordsworth Dios no ha desaparecido del todo. Con respecto al esquema conceptual de E l preludio. para ser heredados íjumo con los correspondientes sentimientos de asombro y reverencia) por los dos componentes restantes de la tríada de Agustín. Nature’s daily face put on from transitory passion. cristiano?* en el sentido de «¿Qué proposiciones sobre Dios habría estado dispuesto a afirmar Wordsworth fuera deJ poema?-3 4 . and the I. as waters are To the sky's motion. la naturaleza y el -alma. Power. I had a world about me. even. Of Genius. Creation and Divinity itself 1have been speaking. la pregunta pertinente es: -¿Qué papel desempeña Dios dentro del poema mismo?» Para contestar a esta pregunta no basta con hacer la Thus much for the one Presence.

los poderes y acciones tradicionales de Dios. E l hecho notable es sin embargo que este proceso metafísico no borra. En E l preludio de 1805 (y este hecho esta apenas velado con frases pías en las revisiones y adiciones posteriores e Wordsworth5 *). a la persona y a la no-persona. por los otros dos elementos de la tríada —con palabras del propio Wordsworth en el pasaje que he citado. dejando como agencias primigenias al hombre y al mundo. por supuesto. pasando por la caída y la 85 . en posición marcadamente prepotente. así como toda la historia de la humanidad. F. cuyas interacciones (en la persona humana y a través de olla) traen al ser el mundo fenomenal y constituyen toda experiencia individual. incluso en la más tardía y mucho mas tradicional Excursión (1814) de Wordsworth: *Es como si no hubiera mis que él en el universo»3 6 . al ego y al no-ego. en su larga interacción. fe/os. pero sigue siendo un factor adventicio y no operativo. y en el límite eliminar. desde el equivalente metafísico de la creación. bajo la fuerza I De la naturaleza. al espíritu y al otro. al espíritu y a la naturaleza. En su tradición central.n esa manera de proceder E l preludio participa de un movimiento más amplio de la filosofía romántica3 7 . el pensamiento cristiano había establecido tres elementos primarios: Dios.Iisu de los pasaje* que lucen referencia a Dio*. porque Sus funciones tradicionales han sido ocupadas todas. Fichte. sujeto y objeto. no obstante. lo interesante es que Wordsworth describió el proceso de su desarrollo espiritual dentro de un sistema de referencias que no tiene más que dos términos generadores y operativos: el espíritu y la naturaleza. o (en la antítesis favorita de los filósofos postkantianos) al sujeto y al objeto. empiezan con un principio mdiferenciado que se manifiesta inmediatamente bajo el modo dual del sujeto y el objeto. ahora. el papel de Dios. como creador y controlador de los otros dos y como fin. son adecuados para dar cuenta de todo ello. la naturaleza y el alma. por los hombres -como seres que son. por ejemplo. con Dios. se alude ceremonialmente a Dios de vez en cuando. Dios es el recordatorio puramente formal de Su personalidad anterior. de todos los procesos naturales y esfuerzos humanos. si todas las alusiones a la deidad se extirparon de £/ preludio. ln respuesta es claramen • «Nada impon ante». para cualquier fin práctico. sino que simplemente asimila. así como el esquema de conjunto de la historia cristiana. pues la cuestión esew* es: «¿Qué hucr Dios en el poema?« Y a esto. Schelling y Fiegel. no habría ningún cambio sustancia en su asunto ni en su desarrollo. La tendencia en el pensamiento romántico innovador (manifestada en proporción a la cir­ cunstancia de si el pensador es o no un teísta cristiano) es la de disminuir marcadamente. Fueran cuales fueran sus creencias —y parece probable que W 'ordsworth no se metió en honduras en cuanto a la cuestión de la ortodoxia hasta que le incitaron a hacerlo la alarma de Coleridge y las reconvenciones de amigos y reseñadores—. Como observo Hazlitt con su habitual agudeza. naturales» —.

En las secciones intermedias E l preludio representa a la gente. respondiendo en espíritu a los atributos y alteraciones del paisaje. tan maternal y buena*.. Wordsworth complementa sin embargó su historia literal de una vida real en este vanado mundo con la descripción correlativa del crecimiento del espíritu del poeta como una transacción directa entre ese espíritu y la naturaleza.*. . En los dos próximos capítulos tendremos ocasión de mirar mis de cerca la forma típica de la trama de los sistemas filosóficos postkannanos. pero desmitologizados y con la rov encía que todo lo controla convertida en una -lógica.wn>0 ta l»*. siguiendo el ejemplo de Frost ut Midrught [Escarcha a medianoche] de Coleridge.o dialéctica ^ u r con trola todas las interacciones del sujeto y el objeto. *jm vntre todos »u% coitu*tn|Hti 4ih-o* lúe ? * * 'f*°^«*aincnu i’K pfxxalitnkntxi: -La ÍíJom íÍÚ o pues idéntica P*iO la d i » k ' a n k i u c cu que lo c> Je uiia nuneia V ? ? ! 1 **tuita de la maneta Je mirai las cowu ijuc k* llama comúnmente t. -mi vieja Dama. varios compañeros de juegos. y el intercambio entre su espíritu y la naturaleza constituye el poema entero. sino algo más parecido a la Fenornenolopa del espíritu de Hegel —obra que consigue la proeza de resumir la historia cultural del espíritu en su maduración enteramente en los términos de las diversas separaciones.«UWVkKJa ijH > * W 4 JJ tliul sli U 1 1-iiIU l pl •t itk-il >v i . en su i di crvis form as. con el termino genemo »le -idealismo-. de otro modo no seria una autobiografía (ni siquiera una autobiografía espiritual). vom o lo expresó H egel. F. que generalmente plantea y resuelve una crisis espiritual5 9 . incluyendo a su madre y su padre. las acciones y los aconteci­ mientos de la vida cotidiana de Wordsworth. También El preludio empieza con el poeta a solas en un panorama abierto. aunque con parsimonia en el número y el detalle. Gracias a un tnunfo de la invención. por eso podemos designar justificadamente a la filosofía rom anuca. . viejos mendigos y Beaupuis el revolucionario. y procede por pasajes recurrentes en los que el espíritu se percata de una nueva etapa de su crecimiento al llegar a un nuevo trato con la naturaleza. la descripción de gentes que no son el poeta mismo. En muchos pasajes. Observemos tan sólo ahora cómo esa metafísica de la interacción sujetoobjeto es paralela a la forma lírica ejemplar que Wordsworth. *6 . « ». Encontramos pues en E l preludio. da su carácter istin tivo y su dueño a lo que llamamos «filosofía romántica I n estj grandiosa emprima es sin embargo el sujeto. estableció en Tintern Ahbey [La Abadía de Tintern]: un individuo se enfrenta a una escena natural y hace que acoja su pregunta. as» como relatos de las acciones y experiencias literales de Wordsworth en Hawkeshead y en Cambndge. la mente o el espítuu lo que r * Pnma^ l) V toma la iniciativa y las funciones que* eran antes prerrogativa o c b deidad.su conservación Je los conceptos cristianos tra Ji i ^. conflictos y reconciliaciones increméntales del sujeto y el objeto—. Londres y Francia. tr*ma tradicional cristiana.

desde el primer amanecer i De tu infancia. asimilar Ivasta los materiales recalcitrantes de los libros posteriores de E l preludio a la naturaleza y la actuación del paisaje. por ciemplo.I> v » 1 ejemplo. nos indica que las locuciones de Wordswortb sobre el -akm a* y el -espíritu.a* ha seleccionado para «enmarcar / A un Ser favorecido. y el lugai Pictórico de im pregnaciones. rock». guia y disciplina al r individuo que la -Natúrale-/. las más grandes de esas obras del hombre están igualmente naturalizadas.ficae. una amante.li my early freimos liad teco nurs d. 365*365). un padre.(1. sino constituir una manera de hablar poética o un procedimiento conceptista seno*1 . Iikc those wilds In whu. pues su poder sobre el brota De la gran Naturaleza existente en las obras De los tuertes Poetas. incita. E l Poder Visionario Atiende al movimiento de los vientos Que en su misteno la palabra envuelve**.|ip in t | o -los espíritus* de la naturaleza no pretenden afirmar un credo. un ama de cria. la ruturalexa cita doLada de lot ¿tributos y poderes de utu madre. y su N Jí'as throrm’d witl» imprrjyutions. (V U . . Y los valles desnudos. en pasajes que se alternan con exposiciones literales. con mil cuevas y rocas. And nakcd valleys. 7S1-7<M) En la sección de E l preludio consagrada a los -Libros». Vuionanr Power Ai temífc upon the mottons oí l4 »e tmbodied tn the mytteiy oí w «él. hill oí caverna. i Londres. Y audibles reclusiones*.a descripción de esa exaltante respuesta a la exmenc» de tos hombm fuera de él mismo. y de su creciente ident. 612-621) 1.(E l hecho de que en la primera versión de este pasaje no fuera la •Naturaleza-. lleva e utu o de -El Am or de la Naturaleza que lleva al Am or de la Humamdad-. así como de una deidad (o unas deidades) que descubre. un maestro. 735.) Wordsworth logra. sino primero lo* -genios* y después los -espíritus» los que llenaban ese papel. para el lector que -con la viva Naturaleza ha estado en intimidad». V ill. And audible seclusKm* 1rum the great Naturc that exirts in wmks OI mightv Poctt. (V.ón con ellos. todavía «el Espíritu de la NaturaWta estaba sobre mí-. com o loi sitios m ontaraces Que alimentaron m i sentir prim ero.

Siente Como el amanecer de otro sentido. Whatever shadings of mortality Had fallen upon these objects heretofore Deep. no tiernos: fuertes. the m ountains shared it.L-piMKlirt «. not tender: strong gloomy were they and severe. G e n io .‘ti_J _ forma -glorificada.cn iraJ vs la s u b ila a p a ric ió n del pa... y la última es la de una región secundaria de su canción. Un sentimiento de recién nacido. A nrw-boru feeling. de tal manera que el correlato de su nuevo mirar aJ hombre con Otros ojos.stui l 0 iim un I W lT j u /• iviv . la primera es la de un paisaje visto como el espíritu del hombre. even as of another sense.. Hondos... la principal región de su canción. •:t. It spread far and wide.. U profundizada cxpericnaa que úenc el poeta del suírmnemo . Los árboles. la vida que él mismo ha vivido. se le dirige a la naturaleza una grave exigencia.y *como una Cruz aerea. The trees. sino «el Espíritu del A dawning. los montes lo compartían. jnd the brooks. com o se recordará. the scattering O f Childhood . escombros De la Infancia*4 1 . mirada com o un paisaje. que d eb a to d e la N a tu ra le z a . and no m ore. A liuman-hcancdnesi about my love For objects hitherto the gladsom e air Of m y own private being. los arroyos. En el nivel recurrente de la narración en que el espíritu y la naturaleza deben bastar para generar la trama de E l preludio. —epifanía que Wordsworth analiza como un epifenómeno de la niebla v el sol poniente (VIH W 410)-. pero otra más grave aún se dirige al espíritu.es su nueva percepción de los objetos naturales como inmersos en una lint y una sombra diferentes. que en Wordsworth. como en los idealistas alemanes. Pues no es la naturaleza.. la mortalidad humanos se traduce sistemáticamente en una relación alterada entre su ojo y su objeto: la escena natural articula y devuelve reflejados los sentimientos rudimentarios que le aporta la percepción del espíritu.. Se extendió lejos. es la fuerza prioritaria y preminente. * > * 1 1 Sil . sombríos eran y severos. d eb ajo d e D io s / Presid e- Were difftri'nt tn kind. Todas las sombras de mortalidad Que sobre esos objetos pudieron caer antes Eran ahora de otra clase. Y en la serie de revelaciones con que se cierra E l p r e l u d i o . Un hummo calor de este amor mío A unos objetos que hasta entonces fueron Tan tolo aire dichoso de mi ser privado..

que se representa como prototípica para los hombres a quienes se dirige. y recobre el bendecido Asiento». en la larga estirpe de las Confesiones de Agustín. La teodicea de la vida privada I n el Prospectus de E l r e c l u s o y en los poemas asociados con ¿ste.Hombre el que constituye -la principal región de mi canción*. y si Wordsworth desarrolla en l1 preludio lo que Harold BÍooitt llama un «mito de la Naturalr'/a». no puede haber una ciega irracionalidad o una mera contingencia en el corazón de las vosas. el instinto / De la Divinidad» (V III. es que si la vida ha de valer la pena de vivirse. transfiere el lugar de la preocupación primaria por el mal de la historia providencial de la humanidad a la histona providencial de la persona individual. sino un humanismo. sino de «lo que paso dentro de mí* y de «mi espíritu juvenil»4 2 .. En la visión de Milton. en el que hombre es -de todas las cosas visibles corona. Pero la de Wordsworth es una teodicea secular . habla -no de cosa* exteriores».. ya sea de alcance universal o de la vida privada.n pasaje donde W ordsw orth habla -De la Fuerza. y c. es decir. En último análisis. éste está incorporado dentro de un mito más elevado y comprensivo del espíritu. V es restablecida más tarde por el resultado de esta experiencia. tiene que haber un sentido (como propósito bueno e inteligible) en la ocurrencia de los males tanto físicos como morales. 634*639). sin recurso a una deidad que intervenga o a un reino celestial para remediar cualquier desequilibrio entre el bien y el mal de nuestro estado mortal. / De la Creación y de Divinidad misma». Tal era su versión del propósito miltoniano de «justificar los caminos de Dios hacia los hombres». / Como. la bondad última que gobierna el curso de su vida queda cuestionada por su sufrimiento y la crisis de su espíritu. más que cuanto sabemos. este acontecimiento no tendrá lugar «hasta que uno mayor que el Hombre / Nos restaure. y es así un paraíso presente en este mundo. La teodicea cristiana de la vida privada.j l. Wordsworth anunció su intención de »pesar / Lo bueno y malo del estado mortal nuestro*-. es una teodicea que sitúa la justificación del sufrimiento humano en la restauración de un paraíso perdido. El supuesto de Wordsworth. como el de Millón. El paraíso de Wordsworth en cambio puede alcanzarse simplemente por una unión del espíritu del hombre con la naturaleza. la visión que informa a E l preludio no es un naturalismo. del sufrimiento v de la pérdida como un medio necesario hacia el bien mayor de la redención personal. En E l p r e l u d i o de Wordsworth. v justifica la experiencia de las malas acciones. z t. susceptible de describirse «con palabras / Que no hablan de otra cosa sino de lo que somos». preliminar autobiográfico a E l recluso. como el de todos los escritores de teodiceas. El argumento de Wordsworth.

/ Y una parte necesaria» en la tarea de hacerle hombre. tancas. que iodos U n pcn«m icntQ i y los sentimientos \i»e turrón a mi espíritu infundidus. Y en esc segundo nivel narrativo Wordsworth incorpora el problema del sufrimiento dentro de su mito dc gran alcance relativo a la interacción entre el espíritu y la naturaleza.y de mí! ¿que todos Lo* terrores. should ever have made up The calm oiftencr that ii m ine when I A m worthy of m ywrlf' Praue to the end* Thanks likewise for the m eans! T h e terror«. en el que una naturaleza Ah me! that all the early miseries Regrets. 355 362) En otras palabras. Pero a lo largo de E l preludio se esta contando una doble historia —una historia de la vida de Wordsworth en el mundo y una historia correlativa dc su vida en la naturaleza— . vexauons. que culminan en su crisis de duda y desesperación después del fracaso de la Revolución francesa. that all T h e dwughts and feelings which have been infus'd Into m y mind. dolor. vejaciones. error y miseria.enu> Como cl medio necesario hacta la m et a de *icn que na e¿ otro que la etapa de la madurez conseguida: lA . En uno de los niveles Wordsworth cuenta esta historia en los términos de sus experiencias literales de terror. la teodicea wordsworthiana de la vida privada (si qu^remai acuñar un término. all . que Lraducc el doloroso proceso de una conversión y redención cristiana al doloroso proceso de la autoformaeión. conciencia de uno mismo y seguridad en la fuerza que es su propio premio. Añoranzas. podríamos llamarla »biodicea*) pertenece al f género distintivamente romántico de la fíildungsgeschichie. y todas la* antiguas muertas. lassitude*. = (I. Hayan hecho por fin Li tianquila existenc ia que es m ía cuando soy Digno dc m í! ¡Alabado sea ei fin íj jGracias también a! mcdio. y justifica estas experiencias (como dice en una revisión del pasaje que acabamos de citar) por -llevar una parte. de hacerle poeta y de hacerle exactamente la clase de hombre y de poeta que fue.razoiuniH-ni^ ^ M«c conserva b forma del antiguo mii'uncnre I traducr la Providencia controladora a mu teología mundor i ^IX H * cso **8° *<*?xt*nsivo a nuestra vida rn este un maw» I * ° 4u^ nm. las crisis y el autorreconocim iento que culmina en una etapa de coherencia con uno mismo.

o de .. actúa efectuando -placer y repetida dicha». cuando pasa a la correlativa presentación de su alm a directamente comprometida con la naturaleza. alterna su «tierna visita* con «interveneiones m ás severas. «el rugiente océano y los páramos-. lo «imponente* y lo «grandioso». ministerio / Más palpable*. (i. La teodicea del paisaje Apen.y "ternura*. las «tranquilas escenas». todo lo cual manifiesta -amor. y empuja al espíritu -con sentimientos de deleite*.. cchañe al sol y correr por los campos y bosques.. y vu ueci ( nado a la vez por la belleza y por el m iedo’. Del primer tipo son los aspectos dulces y «sin temor* de la naturaleza: el panorama en calma y ordenado. 91 .iv ha empezado Wordsworth la historia de su vida de niño dedicado a la . las -suaves brisas-. cpmo señaló Samuel M onk hacc ñus de tres décadas. En esta polaridad natura! de -hermosas formas o grandiosas.actividades ordinarias de bañarse. W ordsw orth adaptó las dos categorías «O tica* inlcrtorcs del l .protccii.de«energía» y «feliz quietud*4 '. Pero «la Naturaleza. De este tipo opuesto son los aspectos imponentes v aterradores de la naturaleza: vastas escenas e selvatiquez y majestad. los elementos «en tumulto-. los •cuernos hermanos que constituyen la fuerza [de la naturaleza]*. mientra* que una naturaleza parlantr define y comunica al espíritu áspid jirado de conocimiento de si mismo que su etapa de experiencia acumulativa le ha preparado a recibir. and l fcte* u |> r«»Mri*d Alit c bv bramy and by (car. U. «un jardín con sus paseos y sus arriates de flores-. cuya «doble influencia. tal como la forman las influencias contrarias de la escena exterior I I btUo tiempo sem inal tom óm i aluu. que actúan en el espíritu mediante el «terror» y mediante «el dolor y el miedo» y manifiestan no el «amor* de la naturaleza sino sus acciones punitivas: su impresionante disciplina de temor*4 4 .(orinas sublimes o bellas-«. de paz yexcitacióninfunde en el espíritu una mezcla de «emoción» y «calma». 505*306) ■ A lo largo de los libros anteriores de El preludio Wordsworth representa repetidamente su espíritu desarrollándose gracias a un sostenido intercambio con -esos dos atributos».. los objetos pequeños. «los quietos Cielos«.ni u*eil tune had my >ou|. «la tormenta a medianoche».ua conduce* a) espíritu a través di etapas sucesivas de i rrvimientO. cuando quiere construir / Un Ser favorecido*.

r s*gJo vvu* que habían dividido tas cualidades» csu-uca:, n vl.m natural4 0 . En general lo bello es de escala reducida, ordenado v tranquil«" producc placer en el observador y esii asociado con el amor; mientras que lo sublime es vasto (y por ende sugiere infinitud), salvaje, tumultuoso e imponente, está asociado con el dolor y evoca sentimientos ambivalentes de terror y admiración. Pero detrás de esta dicotomía estética familiar del 'siglo xvm hay siglos de especulación sobre el mundo natural —especulación cuyas preocupaciones no eran estéticas, sino teológicas y morales, y que de hecho constituían una teodicea sistemática del paisaje—. Pues sobn el fundamento paulino de que -las cosas invisibles para I i di > J e la c re a c ió n del mundo son claramente vistas»*, pronto se había planteado el problema de cómo justificar la bondad de un Creador omnipotente que ha traid- a! ser una tierra que, en muchos Je sus aspectos, no es bella \ lu netua. sino salvaje, baldía, fea, peligrosa y terrífica. Tal es justamente la pregunta que dirige a Dios Dorigen en , < de Frankitu de Chaucer cuando, mientras su marido esta lejos en un distante viaje, mira con terror desde el borde de un acantilado el nur \ sus -negras rocas terríficas y hostiles» Que más parecen obra de turbia confusión Que no cualquier hermosa creación De tan perfecto Dios sabio y estable. ¿Por qué hiciste una obra tan poco razonable? Ya se que los letrados dirán ellos también. LCon buenos argumentos, que todo es para bien*. Pero, habiendo desplazado así el pase de la teodicea del mal \ el sufrimiento humanos, con su telón de fondo de Edén, Calvario \ la Nueva JerusaJem, a los aspectos feos y aterradores de lo que debería ser el mcior de todos los mundos físicos posibles, Dorigen, impotente, remite toda disputa sobre la cuestión «a los clérigos-, mientras sus amigas, para distraerla del «desasosiego* f«disconfort»] del mar salvaje, la llevan a los lugares convencionales de belleza ordenada y agradable: La llevan a la vera de ríos y veneros Y con rumbo hacia otros lugares placenteros**. (versos 856-899) * ~.gnsly fecndly rokkcs blakr, That sem en ratber a foul confusión Oí werk than any fair creación Of swich a parfit wys God and a stable, Why han ye vm > ght th» wcrk unrcsonahlc?~. I wooi wcl elerkes wol seyn as hem leste, By arguments, that al is for dic beste r1 9Tbey leden hire by ryveres and by wellcs. And eek in otherc places delitables.

I• » s vientos piopusieron una variedad de respuesias a esa pregunta, ^ («.• rn un.) «If las habn ualcs era que un Dios perfecto y sabio había creado originalmente un mundo perfectamente terso* ordenado, útil v hermoso. I j. moniañas v otros lugares silvestres y los páramos eran producto, no de la benevolencia divina, sino de la depravación humana, pues habían sido esttopeados por la |usta ira de un Dios ante la caída original del hombre en el I den, o bien (y en algunos comentadores, además) habían sido efecto ile la devastadora inundación con que Él castigó la casi universal corrupción lit- la especie humana en los tiempos de Noé. Henrv Vaughan expresó la ..piiiion útimiii en m i poema Corrupttan: cuando Adán peco,
íi » )• > la

Maldición al m undo, quebrantando l a obra entera en su caída1 .

i j montañas, por consiguiente, > otros aspectos inmensos, caoticos y espantosos de ia naturaleza, como ha dicho Marjorie Nicolson, se veían como -símbolos del pecado humano- y de la consiguiente ira de un Dios justicieramente punitivo4 7 . Un documento tardío y circunstancial de esta tradición es The Sacred Tlxorx o) ti* f.arth |La teoría sagrada de la tierra] de Thomas Bumet, i.uva primera versión latina se publicó en 1681-1689. Por un lado, ese libro inmensamente popular alimentó el desarrollo de la -físico-teología», que se proponía demostrar la existencia y los atributos de Dios, y especialmente la justicia de sus Caminos ante el hombre en la creación, enteramente mediante el razonamiento a partir de los fenómenos de la naturaleza. Por el otro lado, sirvió de influyente modelo para la traducción dc los i'.eptus teológicos y morales a una cstctica del paisaje. Bumct fue comparado a menudo con Milton (Coleridge describe The Sacred Theory como una grandiosa Leyenda miltómea»4 *), y no sólo por la magnificencia barroca de su estilo. Tal como lo describe el subtitulo dc Bumet en la versión inglesa aumentada, su lema es -una Descripción del Original dc la Tierra. \ de todos los Cambios Generales que ha sufrido ya, o que va a sulrn, hasta la Consumación dc todas las Cosas». E l radio de su obra, desde la creación hasta el apocalipsis, coincide pues con el de la trama de f.l paraíso pcrdido\ y aunque Burnet cuenta la historia principalmente en términos de cambios del universo físico efectuados por la ley natural o -segundas Causas», esas causas operan en armonía preestablecida con lo que él llama la -primera Causa- —es decir, con el propósito y providencia subyacentes del Dios de Milton4 9 . Según Bumet el Dios perfecto había dado origen, en un principio, a un mundo perfectamente bello; éste, conforme a los cánones de belleza
H e drew

the Curse upon the world, and Craekt The whole frame with hif fall.

timíorin^S U < \ J rn^1* era un mundo «suave de contornos, recular \ con m v Mn ° " Iaí] as y «n Mar* (I, 72). La humanidad primigenia vivía üu. c,a ' * * * * * 0 perfectos, en una zona del mundo sin mácula j ^ * *íln mas ^ el resto. Lsta zona era el paraíso descrito en Cn™ [ Y tAnibien recordado, de forma difuminada, en los mitos »y *C*mpos Elíseos, las Islas Afortunadas, los Jardines de las ™ ’ ’etnoo^ etc.» — pasaje que bien podía estar en la memoria de or sworth cuando en el Prospectus se refirió al -Paraíso \ Elíseos I ines, Campos Afortunados...»5 0 . la causa providencial de la destrucción c esc mundo perfecto fue el juicio iracundo de Dios ante -la Maldad v de * egeneración de los Hombres* en los tiempos de Not\ cuando -se a rio el Abismo» y «Ja Armazón de la Tierra se quebró v cayó en el jjr.iN Abism os la inundación y cataclismo resultantes transformaron toda In natura Jeta en su estado presente, -en el que debe seguir hasta la Redención y Restitución de todas las Cosas»*. El mundo que habitamos aiiora no es por consiguiente sino la ruina del paraíso, con algunos restos por cierto de su belleza original, pero en conjunto «-Imagen y Pintura de la gran Ruina... el verdadero Aspecto de un Mundo que yace en sus Escombros* ( ] t 130. 90, 223, 148). Frente a las panes en ruinas del mundo presente Burnct muestra las comp/ejas actitudes que contribuyeron a formar la nueva estética del siglo siguiente. Pues encuentia valores positivos en aquellos aspectos del paisaje que son vastos, desproporcionados, aterradores, y según los canabones estéticos tradicionales, feos; pero esos valores son a la vez estéticos y quasi-teológicos, pues en ellos el rostro parlante de la tierra declara la infinitud, el poder y la ira de una deidad justa. En cuanto a la Forma presente de la Tierra, ponemos por 1 estigo a toda Ja Naturaleza; las Rocas y las Montañas, las Colinas y los Valles, el hondo y ancho Mar y las Cavernas de la Tierra: hablen ellos, y digan su Origen: ;Gomo llegó el Cuerpo de la Tierra a quedar despedazado v enmarañado así?
(II, 331-332)

Y sin embargo esos mismos fenómenos, «los más grandes Objetos de la Naturaleza*, las «Regiones ilimitadas donde habitan las Estrellas... el ancho Mar y las Montañas de la Tierra», le parecen -los más agradables de contemplar*. Hay algo augusto y altivo en el Aire de estas cosas, «juc inspira al Espíritu con grandes Pensamientos y Pasiones; pensamos naiuialmentc, en tales Ocasiones, en Dios y su Grandeza: y cuanto tiene tan sólo una Sombra y Apariencia de IN F IN IT O , como tienen teda las ( usas que ion demasiado grandes para nuestra Comprensión, llena y colma el

i %}>intu v»> n %ii I X ii’M», ) l» arroja * una agradable c%pccic de tutu por y
A d im raiió n .

^ mii embarco tiu Montañas... no ion sino grandes tales ijtu m uestran cierta V u ^m lu iciuju en la N itu ra lc/x .

Ruinas; pero (I, 1 8 8 -1 89)

Inherentes precisamente en esos elementos en ruinas dei paisaje que mamiiestan la aterradora ira de Dios se encuentran los mis ahos valores v estéticos, porque también ellos expresan el infinito poder de Dios, y evocan asi en Burnet actitudes y emociones que los hombres habían sentido antes Irente a! propio Dios omnipotente. [ a distinción de Burnet entre los aspectos bellos y •grandes» de la n.mírale/.i fue desarrollada por los teóricos posteriores (con avuda de un término importado del tratado de Longmo sobre el estilo elevado) y • transformada en la distinción entre lo bello y lo -sublime-. Incluso en tratamientos naturalistas posteriores de estas categorías, reconocemos una consonancia con el contexto teológico anterior, donde los elementos' bellos de la naturaleza son duradera expresión de la amorosa benevolencia de Dios, mientras que lo vasto y desordenado de la naturaleza expresa su infinitud, su poder y su cólera, y evoca así una paradójica unión de deleite y terror, placer y sumisión. Kdmund Burke, por ejemplo, en su muy influyente Philosnphical Enquiry mío... the Sublime and Reautiful [Investi­ gación filosófica de... lo sublime y lo bello], funda el sentido de la belleza en la pasión de amor y lo asocia con el placer, mientras que «todo lo que es apropiado de alguna manera para excitar las ideas de dolor y peligro, es decir, todo lo que es de alguna manera terrible... es fuente de lo sublime I o sublime tiene también su fuente en las cualidades asociadas de «tuerza»', «vastedad-, «infinitud» y -magnificencia», y sus efectos característicos en el contemplador son los tradicionales que despierta la concepción del poder infinito de un Dios severo pero justo: •terror», ••asombro», -sumisión-, -admiración* y «reverencia- . William Vi’ordsworth, que mostró en sus escritos un interés temprano \ continuo por las categorías antitéticas de lo bello y lo sublime' , heredaba pues una larga tradición de encontrar significados morales y teológicos en las cualidades estéticas del paisaje, así como de investigación de la bondad y justicia cósmicas por referencia a los atributos contrarios del mundo natural. A partir de esas vislumbres construyó su descripción de un espíritu individual en el desarrollo de su capacidad de responder c interpretar ante -todo lo que de Terror o bien de Amor, / O d e - Belleza, al cotidiano rostro / De la Naturaleza se hubiera puesto encima- (111. 1321U ) —hazaña que en su sutileza y penetración no tenia precedentes ni en la físico-tcología. ni en la estítica, ni en la psicología de su , Podemos íg u ir de la manera mis clara ¿procedimiento de en la biografía del Buhonero que interpoló en la versión de 17 8 de su
9S

mayor poema narrativo, TU Ruined (Soilage |La alquería cu ruinas) Wordsworth dijo a Isabella Fenwick que en el Buhonero represento •principalmente una idea de lo que yo me figuraba que podría halu*r llegado a ser mi propio carácter en sus circunstancia«.-4 '4 , y más tarde transfirió algunos pasajes de esa descripción a E l preludio. La biografía del Buhonero es pues el primer esbozo de lo que he llamado la -idea» controladora de E l p r e l u d i o , y en ella Wordsworth, en unos 250 densos versos, describe el desarrollo del Buhonero desde la primera infancia, a través de una crisis espiritual (sufrida «antes de que pasara su vigésimo año*, en la que «su espíritu quedó perturbado* v se volvió -en vano... Hacia la ciencia en busca de cura» a tm de «mitigar la fiebre de su corazón-), hasta la época en que descubrió su papel en la vida v -consintió / En esa baja ocupación-. Pero aunque su ocupación exterior era la de un buhonero, había nacido también para ser un poeta mudo y sin gloria, pues era un hijo elegido Le tur dado un oído que sentía a fondo la voz de la Naturaleza en el oscuro viento La sonora montaña y el fugitivo arroyo. ...En toda forma Hallaba una secreta y misteriosa alma. Un aroma, un espíritu con extraños sentidos1 "". Lo compacto de esa biografía permite a Wordsworth sostener el modo narrativo de la transacción entre el espíritu y la naturaleza de una manera que no es posible en la extensa autobiografía de E l p r e l u d i o . En su primera infancia el espíritu del Buhonero se había alimentado de sus experiencias solitarias de terror, fuerza y grandeza de lo sublime natural: Se asentó así el cimiento de su espíritu En esa comunión, no sin terrores. Siendo aún niño, mucho antes de sus tiempos, Había percibido la presencia y la fuerza De la grandeza, y sentimientos hondos Labraron en su espíritu muchos grandes objetos**. (versos 77-82)
he was a choscn son To him was given an ear which deeply felt The voice of Nature in the obscure wind The sounding mountain and the running stream. ...In all shapes He found a secret and mysterious soul, A fragrance and a spirit of strange meaning. So the foundations were laid In such communion, not from terror free.

96

Aunque incluso crti aquella época, en los -lineanuentos fijo* .y « n,u rostro del paisaje, lubía -trazado un espíritu henchido y liu s in tc • ^ estahj todavía preparado para una etapa ulterior de la enseñanza e naturaleza, -la lección profunda del anuir- cifrada en los aspectos u c e de la escena exterior. En rl corazón suyo No estaban todavía ni el amor. Ni !j pura alearía del amor, Que difunde el sonido o el aliento del aire. O la muda mirada de las cosas felices*.

I 1 paso a esa etapa en la que aprende a descifrar la lección de amor en la naturaleza esta fijado con precisión en el tiempo: ocurre «antes de su noveno serano cuando, habiendo sido enviado solo por prim era -ez * cuidar las ovejas de su padre, contem pla la belleza de un amanecer en las montañas.
Miró I a tierra v el océano allá abajo tendidos En su contentamiento y honda dicha. Algo rozó las nubes Y en sus rostros callados él leyó Inexpresable amor... Su espíritu era un rito de gracias al poder Que lo había hecho. Bendición y amor*0. (versos 106-141)

Tales fueron las experiencias que alim entaron el desarrollo de su espíritu maduro que, «en su justo equilib rio de amor», tuvo la fuerza psíquica de

While yet a child, and long before his turn* He had pcrccived d’the presence and the power O f greatness, and deep feelings had impressed Great objects on his mind. In his heart l.ove was not yet, nor the pure joy of love By sound diffused, or by the breathing air,* O r by the silent looks of happy things. He li>okcd The ocean and die earth beneath him I’ay In gladness and deep joy. The clouds were touched And in their silem faces did he read Unutterable love— I hs mind was a thanksgiving to the power That made him. It was blessedness and love.

97

panictpn* cri el abatimiento humano que vio sufrir»'*'. i

-Se pudo permitir sufrir I Con los

. I nn s n P; 1 S. a¡c helador, Wordsworth dice que el niño -había aprendido • *! !? f c cua” do estaba en la escuela, antes d e * llegar a descubrir » mismos significados escritos mis distinta e impresionantemente en los vo ta im billa, en el lenguaje simbólico del paisaje: Pero allá en bs montañas llegó a sentir su fe Allí vio la enmura — Allá todas las cosas Aparentaban la inmortalidad, el giro de la vida, ^ la grandeza en su giro también, en su infinito; „.y no creyó siquiera: suo*, (versos 54-36, 146-155)

I

Pero pareecría que el Buhonero aprendió a transferir los divinos atributos del Libro de la Esentura al Libro de la Naturaleza con algún apoyo de la psico-teología de la Sacred Theory de Bumet; pues una de las relaciones que encontró codificadas en una escena de tremenda sublimidad fue la de la venganza cósmica que había desencadenado el diluvio amasador tic montañas en la época de Noé — en algún pico Acostumbrado a años de olvido, en el que puede verse, Como por el silencio del pensamiento inscritas En su áspera ladera visionaria, Muchas historias de tormentas invernales, O de aquel día de venganza, cuando el mar Se alzó como un gigante de su sueño, Y azotó las colinas, Y cuando el firmamento de los cielos Llovió la oscuridad que vio la raza humana Todos los hombres, sí, vivos entonces y sin esperanza**1 '

1n / / preludio (que contiene también ecos de la Sacred 7Jxrory de Buriu-f\ así como de varios tratados del siglo xvm sobre la estética del paisajeV cuando Wordsworth pasa del medio rural de su infancia a la abigarrada vida de Cambridge, Londres y 1rancia, se representa a sí mismo llegando a un acuerdo con su experiencia en periódicos enfrenta­ mientos con el escenario natural. El espíritu encuentra en ese escenario lo * que estaba preparado para encontrar, y lo que encuentra es su propio aspecto En palabras del propio Wordsworth, -de ti mismo es de quien debes dar. / N o podrás nunca recibir si no* (XI« 333-334). Y lo que en tales momentos aporta el espíritu a la naturaleza es el producto hasta entonces rudim entario de su experiencia de los hombres y del mundo, puesto que ha llegado finalmente a un entendimiento con la naturaleza. U n ejem plo im portante de esta táctica recurrente constituye un notable pasa}.- del L ib ro V I de E l preludio. Wordsworth describe allí su prim er viaje a pie por Francia en el verano de 1790. durante el cual participó jovialm ente en aquel periodo festivo de la Revolución. En su cam ino a través de los Alpes de Francia a Italia, cruza el Paso del Smupon v desciende al estrecho y oscuro barranco del Gondo, para leer allí, inscrita en las propiedades físicas del escenario, una revelación sobre el hombre y la naturaleza y la vida humana. Bum et había incorporado mucho antes en The Sacred 7/H’ory remintscencías de su viaje a través de las .grandes Rumas» de los Alpes , V 1 » descripción de la sublimidad alpina se había convertido en un topoi de rutina entre los conocedores del horror placentero del siglo xvm, como John Dennis, Shaftesbury, Addison y Thomas Grav que había competido en la representación de panoramas donde, como decía él. -no hav un precipicio, un torrente, un acantilado que no esté preñado de religióniy poesía-"0 . l a descripción de Wordsworth del barranco a los pies del Simplón resume pues un siglo de comentarios sobre la ^''B'ón y poesu del sublime paisaje alpino, reunidos por un poeta de genio y dotado de una vida ominosa:
La altura sin medida De bosques que se mustian y nunca estarán mustios, El fragor detenido de grandes tataratas, Y en aquel hueco desgarrón, por todas partes Los vientos que derriten otros vientos» desolados y locos,

But m the mountains did he fee! his faith There did he see the writings—A ll things there Looked inmortality, revolving life. And greatness still revolving, infinite; ...nor did he Mteve — he saw.

some p eak

f amiliar with forgotten years, which shews. I menbed. as with the silence of the thought. Upon its bleak and visionary sides, Thr history of many a winter storm. O r of the day of vengeance, when the sea Rov |,kc a giant from his sleep, and smote Thr hills, and when the firmament of heaven

l os torrentes cayendo del claro dejo and, l as rocas que susurran muy cerca del oído, Negras peñas llovidas que hablan junto al camino

Rained darkness winch

die »ace ot m en beheld Yea all the m en that lived and had no hope.

Cu«p ** hubiera en trlUv una voz. la vi*ta nurvanu Y la vhira de vértigo del iiino enloquecido,.. U Kvcr+ij J de la lección que expresa esta escena resulta m.u marcada aún en un añadido manuscrito que sugiere el punto de vista de Burnrt de que lu montaña» v pocas son las minas dejadas por la colérica destrucción de un mundo prístino, e ind.ca también la pertinencia implícita .leí panorama pan las contingencias de la vida humana: I «neutras no* parábamos o bien mientra trepitamos Grande? trozos de monte primitivo yacían En ruma inerme, bloques enormes levantados £11 vilo, a los que aún no les es dado desplomarse, La mona] cruz sagrada, monumento perdido Aunque frecuente para el pobre Viajero... Pane integrante de la descripción que da NX’ordsw orth de la aterradora sublimidad es sin embargo un aspecto contrario de la escena: la luz y la serenidad de la belleza, que se muestra en -el claro cielo azul» y en -las nubes sin trabas y La región del Cielo-. Y esta coincidentía oppositorurn expresa súbitamente una revelación que Wordsworth hace equivaler a la exhibición de los contradictorios de Dios en el Apocalipsis, en el propio Libro de la Revelación. Allí el Cordero del evangelio de amor Se había mam/estado como la deidad aterradora del dies trae, mientras los hombres imploraban «a las montañas y las rocas. Caed sobre nosotros y esconded nos... de la cálen del Cordero: Pues el gran día de su ira ha llegado-; pero los capítulos iniciales y finales habían reiterado insistentemente que el Dios de la ira y de la destrucción es uno y coeterno con el D ios que manifiesta su amor en la creación al comienzo y en la redención al final

The im m easurable height Oi woods decaying, never to be decay'd. The stationary blasts of water-falls. And everywhere along the hollow rent Winds thwarting winds, bewilder’d and forl«»m . The torrents shooting from the clea blue sky, The rocks that mutter'd close upon our ears. Black drizzling crags diat spake by the way-tide
As if a voice were in them, the sick sight And giddy propect of the raving stream... And ever as we halted, or crept on. Huge fragmentes of primaeval mountain sprrad In powerless rum, blocks as huge aloft Impending, nor permitted yet to fall, The sacred Death-cross, monument forlorn Though frequent of the pensh'd Traveller .

100

ild in'injHi -Yo %oy Alia > O mega, el principio y < ? ) hit»; -No y soy el primero \ el último«; -Yo soy Alia y Omcga. el principio v e tin. el primero y el úliunu«4 '1 . Ln la versión de WprcUworthí I I tumulto y la paz, b negrura y la lui F.ra todo cual obra de un espíritu. rasgo* De un mismo rostro, brotes en un árbol solamente. Caracteres del gran Apocalipsis. Tipos y símbolos de la Eternidad, Del primero v el último, y el de enmedio. y sin fin*. (V!. 551-572)
En concordancia con el marco de referencia de dos términos de Wonásw orth, el Apocalipsis de la Escritura se asimila a un apocalipsis de la naturaleza; sus caracteres escritos son objetos naturales, que se leen como tipos y símbolos de la permanencia en el cambio; y sus cualidades antitéticas de sublimidad y belleza se ven como expresiones simultaneas en

el rostro del cielo y la tierra, que declaran una verdad no vista que el claroscuro de la escena articula para el espíritu preparado: una verdad sobre la oscuridad y la luz, el terror y la paz, los contrarios ineluctables que hacen nuestra humana existencia. Este reconocimiento no es sin embargo el fin, sino sólo una etapa intermedia en la evolución del espíritu del poeta. El Libro IX , que iniciará la cuenta fiel de su segunda visita a Francia y sus consecuencias, se abre con una declaración de la renuencia humana de Wordsworth a enfrentarse a esa crisis de madurez, mientras da rodeos y pasos atrás como un no que teme el camino -que lleva directamente al devorante mar»; el pasaje hace eco ominosamente a la invocación de Milton a su libro noveno, que narra la caída del hombre y su expulsión del paraíso a -un mundo de pesar, / De pecado y su sombra la Muerte, y de Miseria»***^. Después del fracaso de la ilimitada promesa inicial de la Revolución francesa, las crecientes divisiones y conflictos en un mundo que se ha vuelto loco se reflejan en las divisiones y conflictos interiores de Wordsworth, hasta que la integridad de su desarrollo espiritual se despedaza en lo que parece una locura incipiente. Sufre de pesadillas kafkianas, e implora De cara a injustos Tribunales, con la voz Trabajosa, el cerebro confuso, y un sentido
• Tumuli and pcacc, thc darkness and thc lijjlit Wcrc all like workings oí onc mind, thc tcaturci O í thc same face, blossoms upon onc trcc, Charactcrs oí thc grcat Apocalypsc, The typc* and svm bols of F.tcmity. C > ( (irst and lasi, and nudst, and without cnd. a world ol woc, / Sin and her studow Death, and Miscry.

10 1

This The soul's Iasi and lowest ebb. reemplazó la actitud de toral receptividad a todo loque is naturaleza da —-Nunca pen*c en juzgar. y ei hábito de -la lógica y el minucioso análisis*.(X II. * BeJott unjust Tribunals. con una descripción de la parálisis de la antenor relación recíproca entre su espíritu y la naturaleza. 378 181) Perdí Tcw. I ¡asi A ll feeling uf conviction. and a tense O f treachery and desertion in the place T lie holiest I knew of. a brain confused. Tins was the ensif of that strong disease. 21)— queda inmediatamente correlacionada. in (me.<X. Ta. Cedí Jcicsperado las preguntas morales.. weaned out with contrarieties. infectando basta sm percepciones. Pues su coraron *sc habú desviado / De la naturaleza por azares externos**’ ***1 * (X. — .. M.nur y lunvilvIon. Tal fue Ja bajamar mis baja y última del alma***6 ’. 886-187). v |lnjJnicntc. • nght and wrong. my own mul. with a vo*cc labouring... and. fue la crisis tic esa tu e rte enfermedad. con el don de uxL esa gloria «limado y satisfecho»— con una actitud en la que el espíritu se ponía «cu juicio» sobre la naturaleza. ihe ground / Of moral obligation. S tk . en el doble relato de Wordsworth. fciiirrmu. Tieided up moral questions in despair.. ) W3] benighted l»earf and mind. udt r ‘ I rr rttsrr hi ^sternal a c o d rrts. Ascripción de la noche oscura de su alma — Anochecí en mi COr2f aT 7 «Pfrttu-***. dogavtado por la» contrariedad«.

. with what dismal sight» bear j i the outward view. I-a desdicha v la culpa del Hombre m ucho tiempo Nos tuvieron inmóviles..** (X I. and inwardly oppress'd. And lastly utter los» of hope it*elf. en su invo­ cación al tercer libro. E l p o «* hj^iia sucumbido al -sueño / De la muerte-. that through the fields Snt gentlv breraes and soft airs that breathe J '»« breath of Paradise. No con eso em pezó Nuestra Canción.tlie eye.m i... (XI.b eru d en mi. anil not with these our Song ro u st end Ye motion* of delight.. así d -h ilitado. and there. / l j despótico sentido nuestro». s „ espíritu. De cosas que esperar. Liking. ***• 1ong time bath Man’s unhappiness an d guilt Detain'd us. de la com posición en la pintura de pa. de su -Imaginación. y lH I < nn p .Oh impulsos de deleite que a través de los campo* Con dulzura os movéis. que se gozaba -adormeciendo las internas facultades.. iones con la naturalota. T > tlw ir i’i th* to\ . -to lay the inner faculties adeep.C l'v a lu a b l la c itcn a «g ú n las categorías e s le í» a i fiu » y ló m a le s de lo pintoresco que se habían abstraído de los p rin cip io .. y rrvontriis el cammo Al reducto de! alma!**** .sajes“ . Y en lupar de la anterior l. se abre con otro extenso paraielo *. 12* 1*5) [ ' dt‘c lr' j qU. te h rj» esuavo ~ucl ojo«.a n < * find your w av didiking here. En la versión de ^ oniswonh. del que en el Prospectus se había propuesto -despertar al sensual. / The m ost despotic of our sen se». U jjiin reglas tramfendas tir un arte rroitativo A las ¿otas que r u in por encima drl arte*. y por dentro oprimidos.on E l paraíso perdido.COfl dllgUSU) ütful. «aunque luga­ mente detenido / Ln la oscura morada»***. haciendo eco esta vez al alivio de Millón. Restaurada». 171-199). Y al fin. *4' though long detain’d / ln that obscure so»oum. pérdida extrema de la esperanza misma.mediante su evangelio de poder i del espíritu liberado. by nule* of mimic an transferr’d To things above all an... oh brisas y aires suaves que exhalan l'l hálito de! Paraíso.. ni habrá de terminar con ello: . al escapar de los reinos del infierno.. And things to hope for Not with these bffftO Our Song.iiegix la. por qué lóbregas vistas acosadas Para mirar afuera..

Wordsworth observa que al decir tal cosa. de un aliento más amplio y de una firme estabilidad. Rcvived thc fechngs oí my earlier life. ** To fear and love.. Mounted the roar of Evil as one is rashly named by those ^ nakcd in the Heavcns. como polvo somos33**. en la que. for there fear ends. f* a Universe of death..] habit to enslave the mind. contemplaba esa escena / En solitaria gloria» . por el amor humano / Asistido!*"'... y que nunca serán ya perturbados . toda belleza.. vive la m uerte»*** { E l paraíso perdido. de tal manera que «en un mundo de vida viven-'*****. toda grandeza viene.. In presence of sublim e and lovely Forms..s devir. Wordsworth relata el proceso de esta recuperación mediante su habitual alternancia entre los detalles de su vida exterior (la influencia de Dorothy.. Thc falsest of all worlds. Del amor. Revivió el sentimiento de mi vida anterior.. De este poder. que su espíritu ha vuelto a escapar a -un mundo de vida* desde un equivalente vivencia! del infierno descrito por Mihon (en la frase a la que W ordsw orth hace eco dram áticam ente aquí) como -un Universo dt* muerte que D ios p o r m aldición / C reó m alo y que sólo para el mal serta bueno / En donde toda vida muere. sovercighty within and peace at will [..] truth in m oral judgem ents and delight ( That fails not in thc external universe [. dice Wordsworth. Iracasa alia en el mundo exterior*.| in a worid oí life they livc 104 Who know not what they say. mientras arriba una luna «desnuda por los Cielos.l mal cual cosa única es nombrado al descuido Por aquellos que ignoran lo que dicen. y que así pone un universo de muerte L1 más falso de todos. Hnlarged. Sigue inm ediatam ente la prim era parte dialéctica w ordsw orthiana del bien y Me dio esa fortaleza y ese saber en paz. look'd down upon this shew / In single glory Willing ío work and to be wrought upon |. se sigue «soberanía adent ro y paz a voluntad*. Atribuyase esto. Que cuando pasa. W ith thc adverse principles of pain and joy. la oscuridad y la luz: la aterradora grieta oscura. el toma y daca de influencias entre la luna y la escena envuelta en nieblas ostenta el poder radical de los espíritus humanos de enfrentarse a la naturaleza en un intercambio creador y dador de vida. in place of that Which is divine and true. que finalmente trae de nuevo a su espíritu a lo que había sido antes. en se ha liberado finalmente. «hondo y tétrico sitio de un hálito en el cual / Ascendía el estruendo de las aguas-*****. «la verdad en los juicios morales y deleite / Que no 1 Nature's Self. el poeta ve el paisaje como «la perfecta imagen de un poderoso Espíritu«... en un súbito estallido de iluminación natural. al temprano comercio...itrasesai'. se vuelve a la brisa interlucutora que había soplado en el alegre preámbulo de su canción —especificada ahora como » e l hálito del Paraíso que encuentra el camino «a los reductos del alma— para que le asista en la restauración del paraíso interior*". all grandeur comes. wc arc like dust.. for here Do wc l>cgin and end. Be this ascribcd. «Dispuesto a obrar y de que en él se obre*. F. pues allí acaba d miedo. That gone.. icjiücn^ta.UC el espíritu. el mal: Al temor y al amor. All truth and beauty. Esta resolución final de su crisis está reservada para el libro final de E l preludio y viene después de la revelación climática en el Monte Snowdon. Como el barranco al pie del Paso del Simplón. Ln presencia de Formas sublimes y preciosas. Gave me that peacc and knowledgc full oí pcacc. Al amor ante todo y sobre todo. La personalidad de la Naturaleza Me condujo de nuevo al día abierto. 622-624). pero ahora en el nivel de una conciencia profundizada. Conductcd me again to open day... to early intercourse. a deep and gloomy brcathing*place through which / waters.. which God by curse / Created evd’ for evil only good I Where all life dies. temía «estar pisando un tema / Que estaba reservado para acabar mi Canto»*****.. II.. del «hábito a esclavizar sentido vulgar-'. 105 . Ampliado*. death lives.. la perspectiva reúne los contrarios del tumulto y la paz. as» tu infierno personal. en el sitio Del que es divino y verdadero1 **. by human lovc / Assistcd. con leyev de (X Ü l 39-143) I:. from pervading love. de la resolución de la larga En una versión manuscrita de este pasaje. del invasor amor. Toda verdad. by laws of vulgar sense. From lovc. de Coleridge y de los -rudos Vagabundos« y «hombres bajoscon quienes habló en sus «rancias solitarias) y su comercio privado con -la Personalidad de la Naturaleza. Sobre todo. and never more to be disturbd.. Con esos dos principios contrapuestos del dolor y la dicha. substitute a universe of death. pues en él Fstá nuestro comienzo y nuestro fin. To lovc a s first and chief. to «ncroach upon a theme / Rcscrv'd to cióse my Song.

lo han dedicado les ha parecido que el salto de W s w o rth del dolor y el mal al amor y el bien se ha logrado con una astucia lógica.. bondad incalculable! Que ene bien venga todo el del nial. Tal es el equivalente naturalista de ordssvonli.melectual-. en una teodicea pactada entre el espíritu y | Í naturaleza.CXacUflMrntc equivalente en su lugar y su función Milton cuinT0 i dc Al^n cn cl último 1 . T o G o d more glory.y el -dolor». b» m L e s consiste en disponer .ámente. o h e de alegrarme Más mucho.. morales y quasi-teológicas— con las que ha venido tejiendo el complejo diseno de su teodicea desde la declaración inicia! de que creció criado a la vez por la belleza y por el miedo. inversamente. pues allí acaba el miedo-.. esun fm deliberado hacia el cual hay que manipular el poema como la trama de ÍT n u la obra de teatro-“ Pero ^ordsworth no «.ü ffffB f— maternal V *llW mas ^t0*« un *3 iiior mis intelectual.. de modo que en este linal recuento ao sólo lo bello. 469-478) "1 1 1 1 1 ■■■■■ pu seiKi 4 » t %ul> lm u ur t>caiHiJu¡ tumis* ¡En presencia iie tortitas subhntcs o (>clla*|). Uno de los principales esfuerzos de las últimas partes del poema. and is divine. y por ende lo que si supone erróneamente que es cl »nial».anJY y ” . goodness immense! T h a i all this good of evil shall produce. « ■ b 1 07 106 . no se hace mención de la Encamación. v del otro. de la doctrina miltoniana de que el amor de Dios no solo subsume y justifica* sino que necesita el dolor y el temor impuestos al hombre por la ira de Dios —paradoja planteada por Dante de manera m ás tajante que la de Milton cuando inscribe sobre las puertas eternas de su j tenebroso infierno que el amor primordial lo había hecho. la muerte y ella P a r 0 . la «grandeza».. ahora ha avanzado hacia el más elevado descubrimiento de que el amor es -ante todo y sobre todo. y el de comedio. la teodicea cristi° r^^orth está hecha en el idioma tradicional Je la a la dri lar . y sin iin-. sino lo sublime resulta provenir del amor. that much more good thereof shall spring. De un lado está lo -sublime. que bien mucho mayor de aquí vendrá» Más gloria para Dios. \r T " * ' K “ d .1 y ®j retorno a una tierra que entonces -será toda hombres* ** wonoce la justicia de los caminos de Dios ante los •Oh bondad infinita. Y el maJ se vuelva bien.» .y su casi sinónimo.. toda grandeza viene. ha » cambio radical dentro de cl rftnvcrslAn secular» que dicho Francis Chrtstenscn. reúne y resuelve bs cualidades contrarias de la escena natural —estéticas. y por consiguiente o s lo primero y lo último len -cl amor. av. ^ En el pasaje de E l preludio de 1805. ¡nm maravilla Que lo que por creación sacó ai comienzo l a luz iie b muebla? Estoy todo dudoso L> e si he de arrepentirme ahora del pecado Que hice y ocasioné.en un argumento coherente la historia «leí Íp ln u i de un poca” .1 )1 0 de b epopeya de la resurrce* * ° J a^C SC U C Ur J predecir el nacimiento. loque vea ion ^ ^ imur . (X II. > habrá la gracia de exceder b ira**. ¿ ¿ L i J » espiritual trae como ItutO mrnraleza es correlativo de un el cual. las -Formas preciosas» de la naturaleza (la identificación se agudiza en la revisión posterior del verso 146. or rejoice Much more. la Crucifixión o la Segunda Venida. more wonderful Than that which by creation first brought forth Lighi out of darkness? Full of doubt J stand Whether 1 should repent me now of sin By me done and occasion'd..que el amor Má* de la .. Y mientra» que en la anterior revelación del poeta en cl barranco alpino lubía vislumbrado los opuestos de la paz y el miedo lomu atributos iguales y también coetemos del «primero y el último. en mod„ J .y el -optimismo de P * U ¿» «arda.i Sün -«wanicnic humanos-. es -una esp*c*^ (cQmo b aescnbc a señala -la enttada del poeta en su mat i „ j domesticación de lo — * » o r J. and over wrath grace shall abound.vino** < X U lObv. E l reconocimiento que describe Wordsworth es producto final de un comercio continuo entre el espíritu y la naturaleza. que > o n h «alegría» > el «amor*. No iodos los lectores de E l preludio dedican a su conclusión el mismo cuidado que dedican a las secciones anteriores y a ^ " o s de ios que s. pues és!c -procede / ‘lechra-tón J . sin embargo. more good will to Men From God. -Del amor. toda belleza-. ** O goodness infinite. And evil turn to good. mis buena voluntad De Dios hacia los hombres. / Toda verdad. Junto a lo sublime se sitúan cl -miedo. -In • proceeds I More from the brooding Soul. y al definirlo. nl. Fccemi la divina potcstate La som m a sapienza e 1primo imorc* . ni siquiera de una deidad.. £ * «q g cl bien subsume al mal con un argumento coherente. |unto a lo bello se sitúan los pt limpios contrapuestos». esta nuestro comienzo v nuestro lin»).

La Naturaleza. aunque su preparación espiritual ha sido larga. •Al parecer la amaba tanto como la amé». if mrrcly henee. segura alternativa?’ “ ^ 36 41..a con clu sión de la teodicea de Wordsworth no es sin embargo un argumento extemporáneo.tfu c n o i de Wordsworth. ¿cómo habría de faltar Algún cambio. no niega que el crecimiento es cambio. es de una clase que. pues su propia «alma-. «Una vez más en la presencia de la Naturaleza. en E l preludio la justificación del aparente mal gira en tornu a una crisis y una transformación interior. un acceso a la gracia que tiene lugar en un punto preciso del tiempo. pero en un nivel más alto que incorpora lo que ha habido en el intervalo. el terror y el sufrimiento. según sus propus palabras. V si esa coiu lusión muestra «optimismo». Una diferencia importante es que en el relato de Agustín.a relajada de estos pasajes como signo de que \X o rd sw o rth siente algo meno* que la total seguridad a que aspira. aunque ahora «con la memoria en mí de lo que huí-* (X I.. y efectúa de un golpe la destrucción de la vieja creatura y el nacimiento de la nueva. y sin embargo en esa pasión Había habido cam bios. la ganancia sobrepasa a la pérdida. 393-3%). I. Itow could there íail lo be Some ihange. la visión clara y la fuerza que son nuestras cuando. Pero si en el relato en suconjunto. ihat yeari oí lile . y es p o sib le también inferir de nuestro conocimiento de su destino posterior c o m o p o eta que ha cedido demasiado a cambio de demasiado poco. sino que está arraigada en el comienzo. Así pues. aunque fuese sólo porque los años De la vida se iban. insiste no sólo en que son humanamente inevitables. En el relato secular de Wordsworth del «crecimiento» de su espíritu. dice Wordsworth. el proceso es el de una gradual recuperación que necesita tres libros para contarse por entero. Had tufícr'd chance. -Miradme pues*. y restaurado». dice. había sido constituida desde su «acim ien to para ser «una roca con torrentes rugientes»* (X III. de los ispeaos sublimes de la naturaleza e x te rio r. la conversión es instantánea y absoluta. y el paradigma cristiano de cambio abrupto a algo radicalmente nuevo lo sustituye por una estructura (la típica estructura romántica. sino en que son condiciones indispensables pjra el desarrollo de ia calma. y con ellos la ganancia o la pérdida Inevitablemente. como veremos en el próximo capítulo) en la que el desarrollo consiste en una curva gradual que regresa a un estadio anterior. 221-232). somos dignos de nosotros mismos. como dice él. «punctum ipsum tempons* » . paralela a la agonía y conversión de Agusun en el jardín de Milán. thm restored | | wuh memory left oí whar had been estaped.) Once more in Nature’% preicme. lejos de negar la realidad del dolor. Bchold me then (. según el cálculo de Wordsworth. * E s posible leet la fuenr. y el cambio acarrea pérdida.

transforma esa vida en un paisaje sobre el que el se cierne en un vuelo metafórico: y desde su alta perspectiva puede discernir que todas sus partes están centradas en el amor. much nearer. la visión que le fue dada al principio del poema. aunque lo que ahora pone a prueba es su vida tal como esta representada Were going on. y que todas sus penas terrenales son en ultimo término para un mayor bien: Trae de nuevo a lu espíritu I I ánimo en que iuc emprendido este Poema. nos dice. in the unwearied I leavens Singing. I n esa distracción y esc intenso deseo Le decía a la vida en la que había vivido: ¿Dónde estás? ¿No es la tuya una voz que me llega Y en la que oigo un reproche? Me alcé pronto Como alado. . and hence this Song. en el secundo libre» conclusivo de E l preludio. del problema del sufrim iento humano. y de ahí esta Canción que así como una alondra He prolongado. and with them loss or gam Inevitable. Pero centrando todo en el amor. which like a lark I have protracted. Where art thou? Hear I not a voice from thee Which ’tis reproach to hear? Anon 1rose As if on wings. yet even then In that distraction and intense desire 1 said unto the life which I had lived. y miré tendida bajo mí Un vasto panorama del mundo que había sido Y que era. sure alternative. se vuelve hacia la valoración de ia vida particular que él ha vivido. 0 Friend! the termination of my course Is nearer now. Tal fue. y al fin ^ Lleno de gratitud si se me entiende bien*7 1 . mucho m ás cerca.Queda una segunda etapa en la elaborada resolución de Woixjswort . y muchas veces con voz m ás quejumbrosa Acordada a las penas de esta tierra. como hemos visto. Call back to mind The m ood in which this Poem was begun. Vet centring all in love.í ahora m ás cerca. Habiendo reconocido h verdad general de que el amor es lo primero y lo último. and saw beneath m e stmch'd Vast prospect of the world which 1had been And was. and often with m ore plaintive voice AitenifH-r’d to the sorrows of the earth. ¡oh Amigo! el término de mi carrera I> t. en el Cielo incansable Cantando. pero incluso entonces. De manera característica. and in the end All graiulam if rightly understood.

1 cannot nun the way. Si volvcmus al lum nuo del poema. jnirqui en su vom icn/o ewna los versos finales de la epopeya de M illó n . entre la tristeza y la expectativa. nor scar’d at its own liberty. a saber: el libro inicial de El recluso propiamente dicho. aunque el preámbulo viene primero en el orden estructural de El preludio. Miro a mi alrededor. -se propusiera encastrar su epopeya directamente en el lugar preciso en que termina la epopeya miltoniana*7 \ Esto. where to choose Their place of rest. • • The earth n ail before me: with a heart Joyou s. and Providence their guide. El • The World was before them. en el cual escoger Su lugar d«1descamo. 15-19) Los críticos que han notado ese paralelismo lo interpretan en el sentido de que significa que E l preludio en su conjunto es una especie de secuela de E l paraíso perdido.. encontramos en el verso JS el pnuu-i ii* n»l»lo notable Je Lat alusiones cuidadosamente escogidas s toloiadas a t t parano per.. dejan el paraíso para emprender su lomada en «te mundo de todos nosotros: Am e Hlos *e extendía d mundo entero. y que do teme su propia libertad. They hand in hand with wand'hng steps ami slow. and should the guide I d n iK Be nothing better than a wandering cloud. inaugura la etapa de la vida del narrador que viene al final en su orden temporal.a olna üe arte que c* t i pniud¡\> un»mu. pues pasa por alto el hecho de que.. No es pues E l preludio lo que Wordsworth pretende encastrar en el punto del poema miltoniano donde el hombre.** (1. . a paso errante y lento. parte en su peregrinación para recobrarlo. cuando Adán y i va. I look about.{nio —ejemplo muy impresionante.. ««como si Wordsworth». Solitarios *e evitaron a andar por el Edén ••Ij tierra entera está ante rní». dice también Wordsworth: pero su ánimo es alegremente confiado. sino el relato que sigue a E l preludio. en mi opinión. es un error (aunque fácil de cometer). y aunque el guía que escoja No haya de ser mejor que una nube errabunda. y con la Providencia como ^uíj Cogulov de la mano.i'íi mí u ím u ii Ti o cn iu iu p lc tjtu . dice Elizabeth SewrU. habiendo perdido el paraíso. Through Eden took their solitary way. y confia su guía no j la Providencia *> in o a la naturaleza: l-a tierra entera está ante mí: con corazón Alegre. 110 . No podré enar Ja vía.

Ni pudo* darse. lo describe en unos términos que hacen eco repetidamente a la descripción del 1dén en E l paraíso perdido de Milton (p. cuantió » H k t uru elección.] amon* the bo*m ! Of bludul U cn . a servir con él en una época recreadora en una tarea que es bastante explícitamente la del evangelista de una nueva redención. y en la conclusión Wordsworth conmina a su compañero p<»ético Coleridge.w a s nrithcr p * n .es un paraíso mis alto que el dc Milton porque está habitado por el hombre tal como es. Pero ese poeta. Aunque -esta Época vuelve a caer en la vieja idolatría-. como había dicho en el preámbulo inicial. versos 1 2 *» sv). I Bienamado Gra*mere».* exhibido en su mezclado estado -de sólido bien I y mal real*.n su primera ojeada a ese valle feliz. el suyo es un paraíso* mucho más íeir/ que el paraíso original de Adán. cuando. en el Prospectus que concluye ese poema. donde el poeta se instala en el lugar de descanso que lia seleccionado al final ilcl preámbulo. y la única posibilidad. como sirvió a Milton. Ñor i ould Ih * givcn. es un poeta-profeta. con su mil y su sufrimiento inerradicables. que posee la sólida ventaja de la realidad sobre -todas las doradas fantasías de la Edad dorada-. porque posee un atributo que -entre los emparrados / L> el bienaventurado Edén. versos 114). al que se ha dirigido todo el relato. -al parecer. sin duda aun por venir. se había asomado a el desde una «escarpada barrera». ya se la coloque -antes de todo tiempo» o en algún distante futuro -antes que el tiempo expire» (versos 405-406. tenemos que ser para los hombres trabajadores del común trabajo (Quiera la Providencia otorgamos tal gracia) De hacer su redención. En la conclusión del propio Preludio. consideradas -al final todas congratulatorias».. / D e un dulce Valle al que volver mis pasos* * ( I.surpanmg grace {. rj . 81-82). es decir. siendo un -niño errabundo». de alcanzar un paraíso que le sirve. al justificar las penas que han alimentado el crecimiento de su espíritu. gracias a una «gracia excesiva-. ni se dio nunca. " * I made a choice / O í onc swrct Vale whiihcr mv Mcp» shouM «uro. tu ... que tiene un papel público que cumplir.¿Htgrfr tu L> ras turre.es una felicidad que incorpora la memoria de lo que significo \ haber carecido de ella (versos 103 1W) Sobre todo. 625-^32j. I. .. Sin embargo. La cuestión en la que repetidamente insiste Wordsworth en El hogar en Grasmere es la de su experiencia personal de una verdad que. Wordsworth ha completado su -historia» privada de -la disciplina y cumplimiento I Del espíritu del Poeta». para justificar el mal de nuestro estado moral.. v ahora que ha regresado a esc -querido Valle. O sea.marcado / Para santos servicios». anuncia como el argumento de todo E l recluso: que en nuestra vida en este mundo efectivo. yace la posibilidad. le había aparecido como »un paraíso ante el* (E l l> ogar en Grasmete..

torrentes.. proicia* ilv la Naturaleza. I hat «lark J\ t:p thoroughfare had Nature lodg'd I he Soul the Imagination of the whole 112 111 tlut breath . (X III. el poeta discierne -una fractura en el vapor. joint-Jabourer%in a work »Should Providente such grace to us vouchsafe) Of iheir redemption. .1 una cosa que is un gbrid in excehis no a la naturaleza .. ha logrado la obra maestra misma. puesto que es ella misma De sustancia y de obra más divina.sino al espíritu del hombre Nosotros Los instruiremos sobre la manera En que se hacr el espíritu del hombre Mil veces mis hermoso que la tierra que habita Liuima de la Fábrica del mundo. above this Frame of things. hi beauty exalted. cuando en el panorama que se ve desde el Monte Snowdon el espíritu se descubre a sí mismo en sus más altas obras. 431-452) De este modo anuncia el final de su larga preparación para cscritai su obra maestra. 7... A la Imaginación del todo***. por donde / Ascendía el estruendo de las aguas. no menos qiu Proust. La imaginación redentora He reservado para considerarlo aparte un elemento esencial en la teodicea del espíritu v la naturaleza de Wordsworth.U. Prophets of Nature. we to them will speak A lasting inspiration.. ríos / Innumerables».. En esa brecha Donde la voz sin casa de las aguas subía. En aquella avenida oscura y honda Había alojado aJ Alma la Naturaleza. Utu imperecedera u»piQctóii. as it is itself Of substance and of fabric more divine I lirough which the homeless voice of waters rose.v Pero el profeta de la naturaliza pasa < lc inmediato . . Instruct them how tlie mind of m an becom es A tbowvand tim es more beautiful than the earth On which he dwells. Durante la revelación que precipita la resolución del argumento. ordswortb. Pero al describir esa preparación. surely yet to come. i n hcücw exaltada.

lo hemos acompañado Hasta la luz y el día abierto. azorado y tragado. y luego Se nos perdió su rastro. i s un sólr otro nombre de la fuerza absoluta del mirar m ás claro. which. Y por fin. «Ese mis intelectual amor no puede ser / Sin la Imaginación» (o» más claramente en una revisión ulterior: I ste espiritual amor ni actúa ni podría existir / Sin la Imagina* ción**.in i|tic* brotan del invasor amor. pasa a decir que cur ainoi no ¥ puede ni existir ni triunfar sobre el mal si no es gracias a la imaginación mino m í complemento y su intermediario. donde apenas se oye I I rumor de las aguas. Representa a esta Iacuitad en la metáfora de una corriente de agua que fluye intermitente­ mente por encima y por debajo de la tierra: Tal facultad lia sido el alma móvil De esta larga tarea nuestra: su curso hemos trazado Desde la oscuridad. y seguido su flujo Por los caminos de Natura. Wordsworth revela ahora que en su descripción de h l M ins. follow'd it to light . and the very place of birth In us blind cavern. justificando el miedo. in truth. Tins faculty liatli l> ccn the moving soul Of our long labour: we have traced the stream I rom darkness... Tim love m ore intellectual cannot be I Without Imagination (. la Infinitud y Dios****1 . de la amplitud de espíritu. 1 a .la razón lujo su humor más ex altad o Abruptamente. de tal modo que lo que ha venido relatando todo el tiempo es la historia del nacimiento. Is but another name for absolute strength And dearest insight. la desaparición y la resurrección de la imaginación.Ki iones del espíritu y la naturaleza. And reason in her most exalted mood.. ese gran pensamiento Que nos hace vivir. q ue. whence is faintly heard The sound of waters. y desde el sitio mismo Del nacimiento en su caverna ciega. amplitude of mind.en el jusai».) This spiritual I ovc acts not nor can exist / Without Imagination. el crecimiento. en verdad. que sigue. 1uego lo saludamos. una vez más erguido Con fuerza. de su avance hemos sacado I I sentimiento de vida sin fin.. e¡ dolor y el aparcóte «naJ mino ios. el protagonista había sido en i calidad ese poder de su espíritu.

. Then given petting.oh Hombre! Tu propu fuerza.d m » u q « aqud li |»acu n *u r*l J. H o w Impaired and Kestorcd]» Ahora. For they are each in each. y no perduran Por > cpara< jo —Aquí has de ser. So also hath dut intellectual love..i im a^in. no Helper hast tlmu Imre. • This Histoy hath chiefly told / O f intellectual power. from stage to stage / advancing. .» qur rtiw A i la vrrd.c.. en el 1l^ u* *u teodicea natural describiendo la imaginación y el Wltocerual como do» co$as en una. »ón fue nuestro tema. J f ® 6 " * c *** Prrswort ORVlivu dd día > anu. (XI.<^ n ^ a Imaginación. dos entidades distm a. ' I» '" » j i i u i . aqui no hay Asistente.T ira Hi t 1 ^ ri" íí. as « rose tmce more Wivh strength And lastly* from its progress have we drawn T lir feeling ui life endJcv*. Asimismo el amor intelectual lo ha sido. accompanied its course Among the way* of Nature.. ( X III. 4 2 ~ 4 8 \ cuanu» ! A Libros X I y XII* que son cenitales en ’ fTCUPerac.ulón fo rt*lc r» im !* "' "> T n r ron„ie„ . en tata / AvwMndo-.° I* * * Ul>j ir u i» tic l.«a rrvuJt^io* desastroso»”..° r^ 'marT*'. *ha lu h líd o vcihir im ln / I > . 0 Man’ Stretfth to tlifieli. 185-189) Si mi explicación sobre Wordsworth y la imaginación ha sido compli­ cada* es en parre porque —ya fuese debido a la dificultad de lo que tenía And open day. And of imagination teaching truth Until that nausral graeiusness of mind G a« re way to overpressure of the time* And their disstrous issues. . bewilder'd and engulpli'd. u Imagination laving been our tlieme.-J espíritu '* . and cannot stand Dividtiallv —Here must thou be. Foes están uno en otro.a s.„tcUxtxui Jr hn. adtenrards Lost sight of it. file great thought Bv which wr Irvr. Infinity and God.. ^ < ^ * w o rth titulara los Si la Imagina«. per*. y cómo fue dañada > naginatiun..

que la deto sciada en la decorosa oscuridad de su taquigrafía7 4 — En todo caso. es distinta del amov intelectual. Su religión no deja ningún lugar a la imaginación.. sin duda aún por venir». y esie últim o es -ante todo y sobre todo» \ en el está -nuestro comienzo y nuestro fio*i v es también el mediador indispensable por el que se manifiesta que el amor rebasa al dolor y al aparente mal. No pretendo proponer una correlación estricta. ^ embargo. aquí no hay Asistente. la facultad de la imaginación ha nacido. ¡oh Hombre! Tu propia fuerza. la muerte y el regreso de Cnsto redivivo para salvar a la humanidad y restaurar un paraíso perdido lo que sirve para demostrar el -bien infinito..que decir o a l. de escribir una obra poética -De su redención [de los hombres]. con extraordinaria insistencia y reiteración: Aquí has de ser. Aquí sostienes tú tu estado individual Nadie puede contigo compartir la tarea. la imaginación desempeña un pape) equivalente al del Redentor en la trama providencial de Millón. / Con fuerza». en cuanto uno de los -Profetas de la Naturaleza». I Que con el mal produce tamo bien. el alto argumento de El preludio de 1805 no necesitaba ningún Redentor exterior. y no satisface ninguno de los anhelos del alma. que era generalmente de mentalidad liberal.. pero están -uno en el otro». cuando ya había adoptado algunos preceptos cristianos. el contexto inmediato. Wordsworth observó ante Henry Crabb Robinson que -no podía sentir a la manera de los Unitarios de ninguna manera. salvando al poeta de «un utrntrw de muerte» y ai>ricndo el camino hacia un paraíso terrenal. hace bastante claro su contenido. / Y que transforma el mal en bien-.oU-rniies con tuujO esenciales de / / paraíso perdido.. sino tan sólo un paralelismo funcional de conjunto entre la historia sacra de la humanidad según Milton y el relato secular que hace Wordsworth del crecimiento de un espíritu individual. jumo con la estructura < ic coniumo / / ßHcludnt que comprende insistentes paralelismo* . después se hunde en el subsuelo. “ Puedo sentir mas simpatía por el creyente ortodoxo que necesita un Redentor • Pero después añadía: -No necesito ningún Redentor.i prudencia en la l'1«v«iúii dei utv»do de »Vetirlo— exposición del propio Wordsworth ha sido inhabitualmente jb u ru v i. Pero todavía en 1812. 11 . Pues en la teodicea de Milton es el nacimiento. porque en ese poema la función había quedado invenida en un poder del espíritu del hombre sin asistencia alguna.—declaración que sorprendió tanto a Robinson. pero sólo para erguirse -una vez mis. Como dice a continuación Wordsworth. Queda pues de m anifiesta* que en el rnito sostenido con el que Worduwonh representa al esptruu en su comercio con la naturaleza. ni podemos tampoco estar seguros de que Wordsworth haya asignado deliberadamente a la imaginación el papel del Redentor en su tentativa proclamada.

de una tendencia intelectual de su época. en la forma sorprendente de una identificación expresa: «La Imaginación. hablando del arte. bendito para siempre jamás-'6 . cesaran todas . no de la naturaleza. Novalis. v ¡unto a él no boy tuntún Salvador» . entonces ya no necesitaréis a vuestro Dios.. declaraba un heredero postenor del pensamiento romántico. y en un drástico ejercicio del principio de parsimonia. «La tragedia». es el Cuerpo Divino del Señor Jesús. y todo el drama de la caída y la redención se representa dentro de vosotros mismos “ Herc must thou be.. puso un concepto. no Helper hast thou herc. el hombre «se proclama a sí mismo y su evangelio de la naturaleza. Goethe consideraba sus obras de imaginación como un modo de redención. pues d * -Cristo de dentro del corazón.No luy iíuíu' u\uiuiar-a que Para dar forma a ru capacidad. En Alemania. Hcrc kerpett thou thy individual »late: No oxher tan divide witji thee thi» work. sino de sí mismo. Dt otro mcxJo no es tuyo en absoluto’ (X III. El*c *t» not ihine at all 116 .. en Gót¿ vori Berlichmgen dice: «Llevé adelante la confesión poética que había empezado ya. declaraba que -en sus obras y en sus actos y las fallas de sus actos». y de la nuestra. No vecoodarv hand can intcrvene To fa\h*>n din ability. libera al hombre de la esclavitud. 1 8 8 197) En este aspecto El preludio de Wordsworth participa. amaos a vosotros mismos a través de la G»cia. dejando un solo agente para representar el antiguo argumento espiritual: Dad un simple paso adelante. William Blake. aunque sea ton precaución. íar From anv reach oí outward frllowship. como ts característico de él. Friedrich Nietzsche. I'n el siglo xvii el espiritualista radical Gerrard Winstanlev había anhelado los -días por venir.en que ciertas ficciones exteriores como c! Cordero exhibido a distancia para ser nuestro Mediador. EJ pníKipic» vital y primordial o tuyo Altí en lo* escondrijo* de tu naturali/a. es tuya. O Man! Strengtfc lo thyself. ‘tu thine In the fecessct oí thy naturc. Inaccesible a todo compañerismo externo. que ponía su fe en el poder redentor de la creatividad divina del hombre. Es el Mesías de la naturaleza»7. de modo que gracias a esa penitencia atormentadora pudiera hacerme digno de una absolución interior»7 *.. tachó a la vez eJ papel de la naturaleza y el de Dios. -es que no podemos creer los dogmas de la religión y la metafísica» y sin embargo seguimos «necesitando la más elevada clase de medios de salvación y de consuelo-.

se om itan entrv sus temas principales. ¡perdonarme el lote! I os que somos asi. hasta que -de allí sacado todo el odio. B. . Cuando nos deshacemos de los remordimientos Nos corre por el pecho tal dulzura Que por fuerza reimos y cantamos. de modo queel coloquio no es ya entre el espíritu y la naturaleza. I very event in action or in thought. es -el |kh'iiu del espíritu en el uto ili encontrar I lo que sea suíivlente-. esa alma debe hacerse su propia traidora. su propia liberadora. la Persona de Yeats pasa revista a su vida de error y sufrimiento. el espejo convertido en lámpara*1 » Algunos poemas del propio Yeats ostentan la suficiencia del alma individual para actuar el drama entero de la caída y la redención. en un pasaje comparable con el vuelo visionario de Wordsworth por sobre su vida recordada poco antes del final de E l preludio: Me basta con seguir hasta su fuente Cada acontecimiento actuado o pensado. la única actividad. Ycats toda la literatura moderna se mueve en el camino establecido por Nictzsche: I I alnu individual. Resulta que sólo c% suficiente Ij experiencia esencial para la cual los poetas anteriores habían omhado en la intervención de una deidad.1 . Que todo nos resulta bendición.» poesía moderna* dijo N Xalíate Slevens. Todo lo que miramos en tomo es bendición**1 2 . tiene que tr todavía ñus le|t»v. forgive myself the lot! NX'hcn such as I cast out rem orse So great a sweetness flows into the breast innocence. Sorda a las conminaciones del alma de que abandone la vida por la beatitud. sino entre aspectos antitéticos del espíritu solo: -Un Diálogo de la Persona y el Alma» [Self and Soul]. Medir el lote. «Cuando uno ha abandonado mu creencia en dios. la traición de lo inconccbido en el nacimiento. / Recobra el alma la inocencia radical**. equivalente a la de Rlake: -Decimos que Dios y la imaginación son una misma cosa-. all hatred driven hence I The soul recovers radical I am content to follow to its source. la poesía es esa esencia que toma su lugar como la redención de la vida». Stevens saca una conclusión que es formalmente . MeaMiure the lot.los dostérminos de Wordsworth se han reducido a uno. Su alegato en favor de la eficacia de esa imaginación es sin embarco mucho más modesto que el de Blake: -Cuánto más arriba la más alia candela alumbra la o s c u r id a d Para W . En el más importante poema de gracia autónoma de Yeats.

los evangélicos (protestantes y romanos). evoca el pasado y anticipa el futuro. V e arr bien by cverythmg. se propuso explorar el problema de una teodicea secular de la vida individual a medida que avanza a través de sucesivas etapas de la experiencia y la visión. F. larga o corta. en una vida que termina en este mundo. •mnKsd ^ Kíul ¡aS 3 Un 4r™ wnr^M V O rT^IJMO. Keats no tuvo acceso a E l preludio. llegamos a una etapa de tinieblas. apunta a una culminación que está comprendida en la vida misma. un autodescubrimiento v un descubrimiento de la vocación que son circulares pero progresivos. pero entonces.l reverendo I D. porque ha aprovechado el general «avance de! intelecto». son de hecho fragmentos de autobiografías reacomodados. asi como el programa del Prospectus de Wordsworth publicado con La excursión. Pues -las vislumbres de Millón en cuanto al bien y el mal en el Paraíso perdido. experiencias.-A esc punto había llegado Wordsworth cuando escribió T intem Abbey . P. que son su posesión común. y esc avance. Maurice comete el error natural de colocarlo al final y no al principio de la tendencia que describe (y denigra). y el largo debate superficialmente cristianizado sobre «Desaliento» [ Despondenn 1 ] y sobre -Desaliento corregido» en la misma Excursión. artistas.dt Milton estaban todavía arraigadas en los «Dogmas y supersticiones substs 1 . hombres de genio. se encuentra por todas partes el tema romántico de la justificación del mal y del sufrimiento. quiero echar una mirada a otros dos ejemplos ingleses de la autobiografía-crisis representada en tomu ficticia. por ejemplo. la Caída dr Hipcrión de Keats y Sartor Rcsarluy de Carlylc.\joy\. el Preludio dt Wnrdswunh me paiccr la declaración moribunda del meiiiu siglo que acabamos dt dejai arras. presenta -una vasta Mansión de Muchos Apartamentos» en la que avanzamos desde «la Habitación infantil o impensada* hasta «la Habitación del Pensamiento Virginal». pues las disparidades entre esas tres obras escritas a lo largo de un período de más de tres décadas. ya fuera abiertamente religiosa o exteriormente secular. Keats y Carlylc a? t° género de £/ preludio como su carácter representativo ***** palmarios para ciertos cuidadosos lectores \ict orianos que lectores de nuestra propia época. La innovación lírica fundamental del período romántico. los extensos poemas de descripción y meditación. en verso o en prosa. # •: 8. en la que -no vemos el equilibrio del bien y el m al*. en el contexto de / • / preludio de Wordsworth.l nuevo “ mythus**: Wordsworth.* . oraciones. pero tiene razón en cuanto al curso de la confesión cristiana convertida en la forma de una Rildungsgeschichte que. en las obras más largas de filosofía. ponen muy de relieve lus atributos. novelística. -F. Byron. En su versión del gran tropo de la vida como viaje. Wordsworth. santos1 '.l Peso del Misterio» llamó Keats al problema de la justificación dei sufrimiento. en un coloquio que especifica el presente.Mno Kra‘ . Puesto que E l preludio se había publicado apenas el año anterior. Maurice «cnbio a Charles KtngsJey en 1851: E**oy «»ep irrn dr qur tiene usted razón. Keats reconoció que la preocupación persistente de Wordsworth era justificar la experiencia de la pérdida y el sufrimiento en los términos de un propósito que es inmanente a la maduración del espíritu. Ahora. Keats deja bien claro que es el movimiento desde el sobreñaluralismo cristiano hasta el agnosticismo humanista. pero estudió cuidadosamente L a abadía de 7 intem y la Oda de las premoniciones [lntimations Oda].iU \iJa > el mundo que contempla «onm grat ulator m indo clin.vervthiog » r look opon n ble*» I Más tarde observaremos hasta que punto. fuera cual fuera el nombre o el aspecto bajo el que Se presentara ante ellos. > la vieja lucha por las bendiciones de la reconciliación con un Dios alienado se convierte en la tentativa de recobrar en la W c must laugh and we must -vinf. Goethe. En algunos de esos poemas la confrontación tiene lugar en una época de crisis espiritual a la que se llama «abatimiento¡dejection) (la acedía. la expresión — o por lo menos la expresión inglesa— de ludo aquel proocao de autoconstrucción en el que. en un modo de conciencia cuyo nombre habitual e% -alearía. en una frase tomada de Tintem Abbey\ y en una carta de mayo de 1818. en el cual Dios. F. gracias a una mirada agudizada sobre el corazón humano.v • ' aii»* •can o de le r d e o perdón d r uno mismo \ redención de uno m ism o madure/ un estado anterior de integridad con un» mismo y con fi mundo exterior. representado en la forma argumental de una autoeducación. Con ese salto penetrante a que están acostumbrados los lectores de sui cartas.. y por ende define y valora lo que significa haber sufrido y envejecer. seguía siendo el único agente que los hacía aptos para ser avezados en lo mundano. poemas.* Pero ya con haber llegado hasta allí «debo pensar que Wordsworth es mas profundo que Milton». estaban todos empeñados. de acuerdo con sus diferentes «quemas y principios.. deiectio o aridez espiritual de los expertos cristianos en vida interior). que sus novelas. teatro y poesía narrativa. y «convenciendo a los propios nervios de que el Mundo está lleno de Miseria y Quebranto». manifestaban. en los que el poeta se enfrenta a una escena particular en una etapa significativa de su vida. Reconoció también que Wordsworth había escogido deliberadamente abordar ese problema allí donde Mihon lo había abandonado. lamo en el concepto como en el diseño.

Keats había prometido que «si vivimos. De este modo Keats. «¿No ves lo necesario que es un Mmulo di Dolores y contrariedades para educar a una Inteligencia y eoimnirla en un alma?» —en el sentido de que las inteligencias no son más que r^us Sin formación y no individualizados: «no son Almas hasta que adquieren identidades. como los filósofos y poetas alemanes contemporáneos que no había leído.dentro del coraron humano... thc day» u í pcaec and tlum berom iulm jrc flcci. el dios que había ejercido su «benigna influencia. también nosotros los exploraremos»8 6 .sobre «todos aquellos actos en los cuales vuelca / Su corazon de amor la suprema Deidad»*. traducía explícitamente el sistema teológico de la salvación a un sistema secular de educación progresiva. 335). pero incorpora su investigación de la lógica del mal en un mito greco-romano. la pérdida de la Edad de Oro saturniana. «Saturno ha caído» (I.teme*. En su inicio..) all thosc acts that Deity supremo / Doth easc u% licarr « > t Imv 10. sustituyendo la -pérdida del Edén.que habían sobrevivido a la Ketotiiia protéstame. > jm ( no pen • . Una y otra vez Saturno hace la pregunta: ¿Por qué? ¿Quién? ¿Cómo? ¿Qué justificación puede haber en el transcurso de las cosas para la destrucción influcnce bcnign (. unos cinco o seis meses después de haber escrito la primera de sus dos notables cartas. Al estimar dónde se situaba Wordsworth en relación con M ilion en la exploración de «esos oscuros Pasajes».. hasta que cada una es personalmente ella misma Semejante teodicea de la vida individual en la tierra» en oposición al punto de visi. Su metáfora es ahora la del mundo como -el valle de la construcción del Alma». Eso es exactamente lo que se propuso hacer en el poema H y peñón.de Milton por su análogo pagano. asi se lanza Keats a emular y rebasar a Milton y al «más profundo» Wordsworth por igual. 108-112. donde la función del sufrimiento es sujetar la •inteligencia o Espíritu» nativo del hombre al conocimiento v a las pasiones (¿fresas: su expresión es sorprendentemente moderna) que forman poco a poco su -identidad*». Hypenon es una epopeya miltoniana. 234). y seguimos pensando. II.. es -un tenue esbozo de un sistema de Salvación que no se enfrenta a nuestra razón y nuestra humanidad«8 '. . Keats esbozó su propi». de modo que ahora «esos días de paz y soñolienta calma huyeron-** (I. dice keats. es claro que asi como Wordsworth se había lanzado a emular y rebasar a M ilion en su intención «de pesar / El bien y el mal de nuestro estado mortal». * cristiano que ve el mundo como un lugar idel que hemos de ser redimido* por cierta interposición arbitraria de Dios y llevados al Cielo-. como lo ha hecho Wordsworth ‘ Ep una caria escrita un año después. esquema jwa validar el sufrimiento conio disciplina necesaria con vistas j un bien mayor.. al calibrar lo que había llamado «el equilibrio del bien y el mal». 120 .

112 ss.. Aunque inm ortal. a modo de altos Dioses-**' (l. Saturno y sus compañeros los Titanes habían gobernado en una elevada sencillez sin sentimientos. 227 ss.. I That is the top of sovereignty. De pronto lee en el rostro de Mnemósine. y el re to ^ prosigue hacia la revelación de que el sufrimiento. como s» sólo allí. había llamado «el corazón humano». es explicable no meramente por una ley natural. she felt cmel pain. y aunque ahora sufren pasiones v angustias com o los hombres. hazañas. sintiera la cnieldad del dolor1■ " . 330-331). la i ti. diosa de la memoria —que habrá de ser madre de las musas y por ende de todas las artes— la historia de la inmerecida derrota de los Titanes.. del estadio anterior: Un inmenso saber hace de mí un Dios.i ra/. pues -soportar toda verdad desnu a. en un súbito ensanchamiento de la conciencia que abarca el reconocimiento de que todo proceso acarrea perdida.. all calm. as if just there..i tául u lu idad ü t.. en ausencia de lo que Keats. y simplemente a > tjue enfrentar y aceptar esa verdad. * to hear all naked truths. 181-229).. m embargo. Ese conocimiento es el del bien y el mal.. impasibles / Sin un rasguño. Thea no puede hacer otra cosa que posar su mano sobre el lugar dolido Donde palpita el corazón humano. (1. por inmerecida que sea. solem n. pues aunque también él vive «en dolorosa ignorancia-.» ti de Oro mediante el (leírotaraieirto de irrep: odiables di--idjdi'sr \ contesta desesperado que no puede *enci»nira l.iic l.ón de que seáis así: I No. en su cana sobre la -Mansión de Muchos Apartamentos-». Oceanus ptofiere una solución que es acorde con el estoicismo pagano: -caemos por el curso de la ley natura » de que -el primero en belleza sea el primero en poder-. no where can unriddle. aunque no inválida.. leyendas sin brillo. imdisturh’d I Unruffled. toda calma.)'í (U. 42-44) Apenas hace su demorada aparición. . sino por un principio mora iam bién. find reason why ye should be thus: I No. incluso n o merecí o.).por su ignorancia y ts á\i o ^ y activo en su deseo de conocimiento. like high Gods. es sin entendimiento humano.. II. -solemnes. 128 ss. Nom bres. y de que no puede haber progreso creador sino por medio de la dolorosa destrucción. no puedo descifrar por ningún lado* (1. esa respuesta. / Tal es la cúspide de la soberanía-. se siente -maldecido y mermado. es insuficiente. Though an immortal. y descubre el conocimiento que busca. Apolo revela por qué merece su preeminencia sobre Hiperión. upon that aching spot Where l»ean the human heart.

Y puesto que Apolo es -el Padre de toda poesía» 13). / Un humanista. Entre el abandono de esa obra en abril de 1819 y su reanudación al final de aquel verano. . sino también como el dios de la poesía trágica. .. renacimiento s sal. a la ordalía del espíritu en crecimiento del poeta mismo. mi débil mortalidad»««.. dentro del cual una escalinata lleva al altar de Moneta (que incorpora y sustituye a Mnémosine. dcnrutcionc»... gray legends. La caída de Hipertón transfiere el lugar donde se descifra el misterio de la carga.nl v su ar o que es el misterio de que sólo por la pérdida y el sufrimiento podemos alzarnos de la simple e ignorante inocencia a la más alta dignidad e una conciencia más inclusiva.oJu mu en tropel . . un Médico para todos los hombres»3« . aspira a ser -un sabio. rchcJu . y después ser un poeta que siente -la agonía • ’igantcsca del mundo-. se queda dormido y se despierta en un segundo sueño cn el que el jardín se ha desvanecido y ha quedado sustituido por un an tig u o santuario. -sin más sostén ni más puntal / Que mi propia.nn» < • >auccsox.ón. a medida que avanza a través de etapas de la experiencia hacia el descubrimiento de su identidad y su estatuto como poeta. con compás. El coloquio .£ * r t ó ” . en este poema mismo. i me deifica. el narrador. renace no sólo como dios del sol. •> *— * " ' “ "ra" ** ‘ « mu rrfusc of nw J / By « h » tu to < l.. la Titana del poema anterior). la Divina comedia. compleja e íntegra.145-210. 91-118) ■ I u i. el elevado género literario que. un conocimiento secreto.. sino en una descripción alegórica del progreso del propio narrador a través del infierno \ el purgatorio hasta el cielo.1 poder. como el centro sensitivo del poema. n una tiesta que -parecía sobra de m anjares / Que probara algún ángel o ¿ y 1 ” sc ^ lacc verdaderamente un dios (y así. sucesor de Hipcrión. que había reconciliado el mal y el sufrimiento con la justicia de Dios no en un relato cn tercera persona. 123 122 . y después uno que. de la ordalta del espíritu en crecimiento del dios de la poesía.* » » * * . sobre el Valle de la construcción del Alma.lies. Con ello ha ganado también el derecho a ensayar su poema ep. “ Titanes caídos > que sufren siendo inocentes ( l. Moneta que sigue sirve para resumir y proyectar en forma dramática un extenso proceso de autotormación.iin 1 1 \urñi» inicial es el de un |ardin donde el poeta come y bebe . el narrador ha establecido su Lenidad como poeta y definido la clase de poeta que g a n a d o ad . autoanálisis y autodcscubrimiento en la vida interior del poeta. : i s í < * . sovran voices. suelea par los huecos d i.. i.y-.c and Uve Ria„ . supremas voces. el poeta siente *lo que es morir y revivir aun antes I De nuestra hora fatal-**. 2V-30).(1. with fierce convulse / Die into life. deeds. demostrar su disposición y capacidad para soportar el peso del ^ ono^ ™ eV trágico de que el crecimiento y la creatividad humanas supone um pérdida v un sufrimiento correlativos.mis seso*. Creauons and destroying*.endo un hombre mortal <verso 304 . (III. Majestad*». la visión que Moneta le d e p . agonfo. Keats hace esto asimilando su epopeya miltoniana a la forma de una teodicea anterior. v oí without stay or prop / But my own wc hunun»i. pero traduce la teodicea de su viua p *isada a la forma de un misterio ritual p a gan o de m uerte. Keats comienza La caída de Hipcrión con una larga Inducción en la que sc presenta 2 sí mismo.. rebellions. como quien debe con tiera convulsión / M orir hacia la vida»3 *. ación por medio de una iniciación a la gnosis. dire events.. H narrador pasa a ju stificar su pérdida del Edén como una eaída en •*ier»o sentido afortunada. recapitulan las etapas progresivas de su desarrollo y manifiestan su creciente conciencia de lo que significa ser un poeta en lugar de un soñador. .mui. gana la etapa en que es capaz de resistir.co s " ' v : . en lugar de envenenar simplemente todos sus días. que rog nuestra Madre l\\a. -de er como ve un Dios». : Knowledge e n o rm o u s m ak es a God of me.nm *. r« ai . Los desafíos que Moneta despliega en forma de acusaciones contra sus deficiencias.r j ‘iz z z . Keats había clarificado su «sistema de Salvación*» en su segunda carta. es decir. Apolo experimenta la aplicación de este* principio a el mismo. aunque sigue s. I V » » to »“ mcn mortal. efectúa involuntariamente el deriocamiento inocente Htpcrion) con sólo asumir voluntariamente la lmm. all at once Pour into the wide hollows o f my brain. Al interrumpirse el fragmento. la visión soñada de Dante. desplaza al sencillo género pastoril de la Edad de Oro. Puesto así a prueba. . i irau%ioimu'io ai experimentar una visión dentro uet doble sueño • pie n . Majesties. Names. And deify me. cn la dura prueba de morir para eJ estado de ignorancia a fin de nacer para el estado de conocimiento maduro. En una creadora aplicación de la convención medieval. y las respuestas que él da a esas acusaciones. Cuando se acerca a la escalera más baja y finalmente la toca. agonies. . por la triste justicia de la inmanente de las cosas.

1 diferencia de E l preludio. cuino en la descripción extensa y realista de \\ ordsworth. para que nuestras almas. D. cuya «única Biblia» es la que «se siente en mi propio corazón • H V . Imln que. «El Mythus de la Religión cristiana no tiene el mismo aspecto en el siglo XVUI que tenía en el vm». es casi como si perecieran. incorpora ij justificación del dolor como cosa indispensable a su maduración a l. así como en las ejemplares Confesiones del propio Agustín*8 . Representa esos sucesos no como una autobiografía.poeta. Maurice denominaba irónicamente «nombres de genio* distinguiéndolos de los «artistas». una conjetura probable es r. d emimienio Je l espinru del poeta gira sin embargo en torno a una crisis en J. que si no. encontró que había gastado su material destinado al elemento central de la epopeya propiamente dicha: la madurez para cí entendimiento trágico de Apolo. implica la clarificación ante sí mismo de su propia poética y de la alta función del poeta como sabio. Sartor es también un experimento radical en la forma artística.. salvar las formas primeras de la experiencia cristiana en un mundo que tenía que arreglárselas sin el tradicional Creador y Redentor. es un mythus sin credo.t ve/ como hombre y con» poeta de la humanidad sufriente. pero . muv explícitamente. así Keats. en i. es tan obviamente excéntrico que a menudo s » le .\ desemboca en la génesis del poema épico que el poeta vislumbra v qut finalmente se pone a narrar. que se encuentran en el abundante género de las iñstorias espirituales de los siglos xvii y xvm. asi como Wordsworth encontró que había absorbido en /7 [> a E l recluso —su descripción del -transitorio Ser que luí cumempL • » Tal Visión-— el material que hubiera debido ser el centro vital d* // recluso mismo. pero también mucho más cercano a sus prototipos teológicos comunes. al abordar el crecimiento del propio espíritu del poeta por medio de la Inducción a su epopeya.ati fácilmente inadvertidas. «a encarnar el divino Espíritu de esa Religión en un nuevo Mythus. vivan*. * * •» El Sartor Resartus de Carlyle da cuenta del «proceso de autoconstruc­ ción» de uno de esos espíritus que F. ficción d e * un rite Je fussage En la forma condensada v ritual dt Krat*. de modo que tiene que dedicarse. en una edad de hierro. \un. padre de toda la poesía.. y apunta a una salvación que es el estado de conciencia madura: el logro de un universo que Carlyle llama M Imperecedero Sí». Es mucho más obra de ficción que El preludio de Wordsworth. Y aunque hay más de una razón convincente para que Keats abandonara esta última empresa. en un nuevo vehículo y ropaje. Ese nuevo mythus. humanista y médico para todos los hombre.i qut alcanza y reconoce su identidad y su misión poéticas. cuyas innovaciones no son ostentosas \ ju. Carlyle se propuso.

Uno de ellos es 1)iogenes Teufelsdroeckh. el espíritu es primario y prepotente. y en silen cio te comunicas con él. reconstruimos una m etafísica romántica que nos es familiar y la historia de una vida*1 . u n ’ Apocalipsis escrito por Dios» que «habla» al espíritu p re p a ra d o por medio de . y nuicadas sucesivamente. que conoce el desenlace de la vida desde el comienzo. en honesto asombro. E n el comercio sujeto-objeto. 53). pues es uu.uanio j su genealogía literaria es un híbrido tic las Cnrijefiones vgustm \ ese progenitor de tenias las auunovclas. que (según la sucinta descripción de Harry Levin) es «el diario de un novelista que está escribiendo una novela sobre un novelista que lleva un diario sobre la novela que está escribiendo***0 . pero tiene que lu». S a rto r no tuvo ningún equivalente cercano hasta esas manipulaciones serio-perversas de la obra de Ilición autorreflexiva tales como I. el Tristram Shandy de •«Krik. en plena confusión cronológica* en Seis considerables BO LSA S D E P A P E L . la obra-dentro-de-la-obra. A través de los cambios de perspectiva. Los expedientes de la doble autoría.t. socavándolas.i parodia seria de la autobiografía espiritual que juega. autor alemán de una enigmática^ obra sobre í. «la única realidad: y la N a tu ra le z a . con los símbolos de los seis Signos del Zodiaco austral» (pp. la naturaleza st desiribc sin embargo como «la de las mil voces». Un exponente más reciente y eminentemente complejo del género es Vladimir Nabokov. A pesar de su estatuto s u b sid ia rio . es una obra donde t »do se hace con espejos —un infinito retroceso de espejos que se reflejan mutuamente y se distorsionan fantásticamente. 1” . « n u estro Y O » . es la extraña revelación de su propia vida por un editor demente que reconstruye ostensiblemente la vida de un poeta en el proceso de editar el poema autobiográfico del poeta. como dice I eufelsdroeckh. ibt Werden itnd Wirken% el otro es su editor y biografo bruánuo. U n Y o se enfrenta al no-Yo: «Estás a solas con el Universo. convenciones que no obstante acepta. quedan escindidas en Üarlyle en personajes literarios separados.)n Kinder. Fuego pálido t por ejemplo.»% a estrafalaria en b historia de la pri*a narrativa. pero re fle jo de n u e stra propia í uerza interior» (p. co n su innumerable producción y destrucción. para interpretar el libro y construir una biografía coherente y total a partir de los únicos datos disponibles. 77-79).os monederos falsos de André Gide. y las «dos conciencias» de Wordsworth. Las personalidades de Agustín. como una misteriosa Presencia con otra» (p. los : nabatos uitobiográhcos casi ilegibles que Teufelsdroeckh ha pergeñado i :i iliii rvntes etapas de su vida y ha dejado. cuidadosamente selladas. 55). con la!. con tinta china dorada. y está representado a veces como el único suelo de la experiencia.li.n. y las bolsas de papel proporcionan a Carlyle la excusa literaria para v io lar el tiempo calendárico en la vida de Teufelsdroeckh mediante saltos y retornos que parecen al azar pero en realidad hacen resaltar su diseño inmanente y en despliegue. las oscilaciones temporales y la tenebrosa retórica.

Pero allí donde la justificación de Woidswonh de la disciplina del sufrimiento tenia sus raíces en el estoicismo cristiano.no se ha generado esa Adoración. Como otros escritores que siguen la tradición de la confesión agustimana.8 ua^*do en la larga historia de las crisis de alma cristianas. Habiendo perdido todos los apoyos tradicionales. tüJ l C SU Bluminc.. dt.a fin de que . 1 a solución de Carlyle está netamente en el dialecto 1111 c transfiere 1 1 problema de la teodicea a la vida privada.. hueco Hades de extinto Pandemónium. *p 157). de dentro-.cntO analítico y al racionalismo escéptico del pensamiento M ninf ° v *ni.j que »la N: •aturaleza. Después de una serie de «Tentaciones en el Desierto». cuestión constantemente reeunente que cada época nene que resolver de nuevo. que transforma correspon ternemente el universo exterior.quees. y (salvo que era mi propio corazón.nbrfn u n . 148.. el que devoraba sin cesar) también como un salvaje. r Z X trabajo apostolizo».. y es* experiencia va seguida de la t rusión bido al ' SU S? 1 ? ® um*. descrito en una analogía explícita con el Apocalipsis bíblico. el proceso culmina en un acontecimiento espiritual de autodestrucción y recreación.. (pp..gracias a una saludable -Adoración de la Pena. Para Carlyle la sabiduría de la madurez se basa en el reconocimiento del carácter sagrado del sufrimiento y la -Divina Profun­ didad de la Pena». como consecuencia »le haber sucum del s i^r0CC .(pp..spuiio y Tiempo» (pp. un -Gehcnna. Teufelsdroeckh a través de los d. S « n ^ V ^ iji| ( ^ „.cn.i . como si los Cielos y la Tierra no fueran sino Jas mandíbulas sin freno de un monstruo devorante. Carlyle ha ■ si. 220). y me sacudí de encima el vil Miedo para siempre-. 186. 1*949*) A pesar de su vuelta a la conversión agustiniana en un instante del ( jrlylc ve la historia de conjunto de su protaSomsta en concor . Durante un profundo sueño reparador la -Aniquilación de la Persona. indefinido. I 4(> » . y también en la renuncia al -placer« y al -Amor de la Felicidad» a fin de encontrar en cambio -la Bendición. 1 W .id * ucupado lutiu i tiempo >on I. como en un «Gólgota. aprensivo de no sabía qué. su « .. J “ -comienza. -Desde esa hora me inclino a fechar mi Renacimiento Espiritual—crisis y recuperación que hace equivaler a un morir a la juventud para renacer a la primera madurez: -Tal vez directamente tras eso empecé a ser un Hom bre* (pp. la versión de Carlyle es una versión secular del antiguo recurso a la Pasión de C ris to como paradigma.. 260-266). aliot i poed discernir que la eternidad está en nxlav panes a nuest to alrededor.1 es expulsado puf !. 166-168. E l «pumo de inflexión de la batalla.» relación entre el iietnp»» y u ■ tentidad.ín on o7 ^mor > Esperan** infinita.i latí sólo logramos penetrar con la mirada a través de la* ilusione* perceptivas. Aulor¡a como su daba forma a su vida con vista ^ cn x ¡mcn un divina vocación«. madre prodiga* ha provisto de . Teufclsdroeckh experimenta la Artgst de la existencia —«Vivía en continuo. En ese mundo sin vida. -pues está en la naturaleza del hombre c¡i ijmbi. claro que lo que él mismo parece considerar en . «¡Álzate despierto.hnch con el modelo mmintico de una etapa del cream. 166)—.(p.ibulutía. Estos sucesos plantean el problema de qué es lo que -en esto* tiempos se llama el Origen del Mal-.. 164). el protagonista «caminaba solitario. 185) ocurre sin aviso. y «me desperté a un nuevo Ciclo y una nueva Tierra*. no tmede evitarlo auruiuc propi. Pero esa nueva tierra es simplemente la vieja tierra redimida por el espíritu del hombre. P _ pequeña banda de Amigos.m. a yendo. o -formas de Pensamiento* cognitivas. _ un ^ utilíudo^como Aru-.st..1 -I clr/ I n i i i V i j « j |.seguido . del l. y no el de ningún otro.00 »ri c m j i I j 1. la resignación v el poder de la mirada que son los atributos dt la madure/. 114).W * J esai empegar . siguiendo a Novalis. Como su contemporáneo del romanticismo tardío. hasta «eno ja d o m i.de lo que Carlvle llama oe l iebre '** '*' recibiendo -• 1 (p.-una nueva envoltura de Vida. que es el correlato exterior de un angustioso viaje y búsqueda interiores. cayendo.(p.. 164). hacia el Abismo. y no ha sido generada. anhelante temor. y después di si no es de Dios! (pp. A la -Adoración de la Pena* atribuyele el origen y la génesis que te plazca: . el • ^ tntrí r u el -Imperecedero No. llama «el “ Mesías de la Naturaleza” . .en un •'Iwrmoso jardín de P ifa b a ’ 1 j i tMr * " C * PrmaRon. Su crisis rtsu habido un designio oculto que resuelta en el dcsaibnmicnto ^ q ^ ^ ^ ^ ^ ^ . y Molino de la Muerte-. P r*mcr« 1 t’tapa de su viaje es a través de un í icrno espiritual. Kierkegaard. el protagonista -si li. en un súbito irrumpir a otro nivel en la «sucia y pequeña Rué Saint-Thomas dt l'E n fe r *. como eJ tigre en su jungla.. .ne r^rcgrino* y lleva a cabo una «extraordinaria peregrinación por el mundo152). así como la náusea espiritual.(p. ^. -¡el alma abandonada ahogándose lentamente en los tremedales del Asco!» (p. .a. no está Mfiüt ¡Siéntela en tu corazón. una paliza espiritual cuyo salvajismo lia 10 r^rf .o haca la X Hemos . «el bello mundo viviente de Dios-. cuando la idea de la desconfianza «se abalanzó como un torrente de fuego sobre mi alma entera. en «un pálido. y justifica la pena • • el sufrimiento como las condiciones necesarias para alcanzar la .(p..Dlch sos poco«! fe \ c UIUn en la «mis alta tarea dict el editoi cerca del imal.res Heredadas. al que Carlyle. su mayoría espiritual.que se valida a sí misma.versos estados y etapas sucesivos del Crecimiento.se cumple finalmente.it su Oialeetci de siglo en siglo. » • ' « . 185)— .(pp.

/ondeado en alguna oscuridad quietísuna. la canción revolucionaria francesa i*a—.chear I Mankind ni tu tu s to lo im .—es decir. Como indicio de su diferencia podríamos anotar que el evangelio de Wordsworth se centra en un quietismo visionario — reí ánimo tranquilo de la santa indolencia / Una sapientísima pasividad*— . en cJ Prospectus. su ruego de sus versos puedan «alegrar / AI ser humano en tiempos por venirPero para los críticos más sensibles.1s lt|ris $ • rl Je sil nitor i i libro se cierra ton la irónica sugerencia de que sus Jos personajes.nrnjaJ (pp ISS.. Tcufelsdrocckh ha desaparecido de su guarida en el café 7 i r G r i i n n j de la ciudad de Weissnichtwo. van en contra de su pretensión.. AI detenemos rn los paralelismos entre esas dos obras. ¡Esti -una ve/ más según todas las apariencias peidido en el espacio!»-. m «iitt/e*» [. de cantar «de los benditos consuelos en el desaliento-.. y que ese uno podría incluso estar ahora cu I tindres. ¡Teufdsdrocckh está efectivamente en Londres! (pp. dejando como últimas palabras críptica'*F. una generación aproximada mente desptics de la muerte de Wordsworth. era precisamente el éxito de su tentativa de traer consuelo a unos «'tiempos de decadencia v desmayo* la que le daba un estatuto inferior tan sólo al de Shakespeare y Milton Matthew Arnold peguntaba en Memorial Verses [Poesías memoriales): of CQmMiatioftt xurir '•! «JrrrlK*tif»fi and ditmay. que ahora equivale casi i una cenidum brcv es que. 9. a decir verdad n < » Mcinprc quieta. podrían Je hecho ser uno.) . cuya meta « ñutía menos que el Renaumiemo de !i S. no debemos olvidar lo vasta que es la distancia entre el poeta-vidente * romántico y el profeta Victoriano. pero nuestra propia conjetura privada. d revoltoso protagonista y su sumiso biógrafo. veinticinco años después de que se terminara E l p r e l u d i o . Todo esto mientras el editor ha ido adoptando cada ve/ más | . 198-200. 292-297) Carlvle escribió este notable libro en 1830-1831.t gcht an (Está empezando).ilr |*a)mgenciia-. pero veinte años antes de que se publicara. Wordsworth como evangelista Los admiradores de Wordsworth que comparten la visión moderna dt rjur ¡a poesía es poesía y nada más.de la revolución parisina de 1830. pero el de Carlyle desemboca en un agotador activismo v etonómii • : •¡Arriba y a trabajar!» -¡Produce! ¡Produce!»9 3 .. 268 -270). trabajando en su tarca apostólica de redención espiritual de! hombre En -estos tiempos oscuros.

i I primer éxito de W ordsw orth de que tenemos noticia tuc ante el propio Coleridge. And all my Tale is oí myselí. sin duda aun por venir-.D óndv luí Jará U l. notable sumario de aquel «más que histórico. m tin. fortificar. y que esa persistente preocupado tic transmutar la pena en fortaleza es -el único tópico que. mientras Coleridge escuchaba se efectuó en ¿1 un paso inconfundible. que él está al parecer. mis desmayados pasos Pero fue Coleridge quien falló —de hecho había empezado a fallar aun ame' de que Wordsworth le pidiera que sostuviera sus desmayados pasos—. Y cuando en enero de 1807 Coleridge. «J profesor Stallknecht tiene tal ve?.. ¡oh Amigo honrado! Que estás siempre a mi lado en pensamiento. razón al decir que la frase implica eme el poeta ha revivido ile la muerte espiritual gracias a su propia canción .en paralelo io n la -salvación-). po#a? A Travcller 1 am.marcado I Para santos servicios» V termina con el mandato hecho a í oleridge de llevar adelante con el. as hcn-tofore. últimn hora« N uevam ente c) poder «:\innivtt d r Vordsworrhr* I i• vI»i Stephen sostenía que *VCordswortl» es i'l único |W r tl Que ser leído en estos tiempos Je desolación». del sueño de la muerte nuevamente a la vida: Where svill I urope's latter hour Again find W órcbwoitn* hralnu. 1 . -e* reconciliar. P u c llamarse de veras c onsolador-. l. Mis aún: Wordswortli se ta a propuesto en <1 Prospcctus -alzar al sensual de su sueño / V > e muert (haciéndase eco del Salmo 13.. como hasta ahora. ... darnos quietud-9"’. tn lodo caso. donde el despertar -del sueno de *a se pon«.... Y Tú. hundido en el estupor espiritual. registro a. dice John M orley. ovó al poeta leer por primera vcí. And Tliou. Sostén.ih / ¡ \ ilc! espíritu del hombre. ( oleridge lo llamaba una canción órfica» (verso 45). Upliold. la larea de la humana -re éUcion.niel suceso en la oda A Wiliuun Wordswarth. como profeta c !. completo I ! preludia. más que proférico canto. . al que conmina a ser el Virgilio de esa peregrinación p o r la vida interior: Y Viajero soy.tal como aparecía ante alguien que había desempeñado un papel importante en su genes». ur«pa *le e«a-. aunque temporal. mi Relato es todo de mí mismo.interesante preguntarse hasta qué punto tuvo éxito \\ ' »tdsworth como evangelista de la naturaleza y del espíritu.. O honor’d I tícim I! Whn m mv thought* art ever at my sitie. y empieza con la proclam ad n. my lamtmt* sieps.o que hace. y dado el interés de ( oleridge en los misterios órficos y su precisión en el lenguaje.

oscuro y macilento». e ilustraba su condición con unos versos del poema-crisis de Coleridge Abatimiento: Oda [Dejection: An Ode]: «Un dolor sin herida. tratándose de un hijo dominado por un padre autocratico. que él -llenaría el lugar de todo lo que habían perdido»*—. J r r j. El primer alivio de su «seco y pesado abatimiento» llega con la lectura de una escena de las Mémoires de Marmontel —significativamente. «para mi estado mental-. no la mera belleza exterior.J^ un ^'omo un niño J urbuicnto.* * ^ in U 4 oaa <oraròn d in iu iio eku d iiiu . gritando dentro del corazón . da a entender a su familia. porque representaban el intercambio entre la naturaleza y el espíritu. 30 . w ith an outcry in the heart. en la que Mili reconoció el diseño de crisis. -Una crisis en un mona mental. porque «expresaban. dice Mili. la escena en que el joven Marmontel.. cuando cae sobre ellos la primera “ convicción del pecado” . su quinto capítulo. awakenrng as a babe T u rbu len t. L ife'* joy rekindling routed a throng of pairuK crfl pangs of Love. parecía que no ine quedaba nada por qué vivir». Éstos fueron -una medicina». Especialmente importante fue la Oda de intimaciones (v. adapto el cartabón agustmiano dt la c riM s al l&cño Contempori neo de la vida como serie de etapas ascendentes hacia l. de John Stuart Mili es un relato austeramente m v u 1 . fmivii» *Ur nti * c t palpitaban »1« nuevo» otno la v »Ja \rucKv co el homl»rr ahogado. o en los términos asociacionistas de Mili. como dice Mili.'n'»«ij ítc h i A i vivir levantaba Un tr. Sin embargo. sino estados de sentimiento. vacio. vomo d propio Caris le. t < *M C ^c*Pe r. Pero más decisiva aún para su recuperación fue su introducción a los Poemas colectivos de W'ordsworth de 1815.). una cupa adelante».i propia formación. T h e pulses of my being beat anew And even a» Life return» upon the drowned. M ili comparaba 2 a súbita y total apatía y anonua en que cayó a la edad de veinte años con el estado -en que se encuentran generalmente los conversos al metodismo.. li ®V 'CATiylc . -m e* encontré en oración». bajo la excitación de la belleza-. muestra que hasta una máquina de • r puede estropearte. pérdida y ganancia compensatoria que acompaña al crecimiento de la juventud a la madurez. En la Oda ^ A h ! as 1 fattened with a heart forlorn. FI título del capítulo indica también que M ili. poco después de la muerte de su padre. teT ìm3r k lc^lura. v de pensamiento teñido por el sentimiento.jjv l de dolore* -IM o rn sat lurida'.i i • |C SIJ *«tcbctttal —la autobiografia de una máquina ile vapor.

-Nunca olvidare». hace algunos años. como la Autubtoyrafia de Mili. pero eso es sólo por el éxito que lia tenido el programa revolucionario de Wordfwocth para la poesía En William Cullen Bryant.on una actitud apropiadamente alterada: «.ntré que carmiítén él tullía reí mi» vitií expcnen^ M O T U ’iarttc ^ !► * mía (tir «I rjmtnrn liatwju*n!tdo q\x el primer tinuor «irl geno |u*c*t*l . v nunca más fUuve tu jeto a dlí^ . Esos * poemas difícilmente nos parecerían radicales a nosotros.. . sin embargo deid en forma personal se ha desvanecido de. -Dio» no queda formalmente depuesto en ningún sino».*üblu ara 1 1 preludio. las Bulada* lirkms tuvieron más o menos el efecto que Wordsworth se proponía de alzar al lector del sueño de la muerte y revelarle un nuevo cielo y una nueva tierra. I» *«. v sin embargo el cambio que operó en mi solo podna comprarse con el que se dice que se operó en el propio l ablo gracias a la Disma aparición» en el camino de Damasco. i m n. dice * h'te.i «i. en una experiencia que él definió por reterencia al prototipo de todas las conversiones al cristianismo: -No me aporto ninguna nueva doctrina.<impletamemr de mi halmual depresión.ii la vlila no era iluniitrrn. v la faz de la naturaleza. 1 j Autnliagiaftd de M ark RHlhnjortl es el relato irnn* lictuio de \u propia vida poi Williain Hale Vhite. l a poesía de W oTdsworth desempeñó un papel también en el género vii toruno de las confesiones dr desesperamin v recuperación. y el agente inmediato de la experiencia de \v hite tuc un encuentro von las Bal&din lírica* de Wordswtnxh.1 1H . uno do lo» iwiRKTQtóí i Imni'ori ^ de la época que se liberaron dei cvangelismo gracias a una forma invenida de la experiencia de la Conversión que era central en la piedad ia an^e! ' a l libro. se i ItflKft antes de ijuist . de conversión v dt*... Decía que. se transformaba en una extraña frescura y vida»". En Wordsworth. pareció que mil manantiales brotaban a la vez en su corazón. -con que sentimiento mi amigo Bryant. a U que se enfrenta entonces un espmtu .vmidad .I .. por ejemplo. En WiUiam Hale W U tt el efecto de esos poemas consistió en una conversión que lo saco del cristianismo de su infancia. me describió el efecto que produjo en él [cuando era todavía joven] su encuentro por primera vez con las Baladas de Wordsworth. pero que lialvo tnruado u iumpcntaiiún. al abrir el libro de Wordswonh.. .«« • In-” “ ' I " J ' " “b” u a J ’S S valle Wordiwonh hno mconKientcmcnit por m. de pronto. Y la tuina ctuont rauli* de la manera que* ahora me ensetuba a mi a eiumurarla i I resultado fue tiwc *»i» gradual pero . escribió Richard Henry Dana en 1833..ando sus asimile la naturaleza. lo que reformador religioso ha hecho: recreó mi Suprema D...

ocurrió una tarde del último curso de la escuela.. . con pleno conocimiento y sinceridad. Thf Golden Strmg [La cuerda de oro] de Bede Griffiths.is se ivl. y la naturale/a «empezó a revestirse para mí de una especie de carácter sacramental-. que empezaron en el otoño de 1869.1 /»i cxturúÓH.. nos dice el autor en su Prólogo. -llo\ toqué mas o menos el fondo. la pérdida de todo sentimiento de convicción. y percibo palmariamente que debo enfrentarme a la elección con los ojos abiertos: ¿debo tirar j r a m u m e n t v por la borda el asumo moral. el receso de la voluntad de ir adelante y una fatiga ante el paso del misterio que le nenta a abandonar con desesperación las preguntas morales—. lúe -la inmortal / xiujuón di Wordsworth». Cuando John Stuart Mili se 4*017)6 . como cosa inadecuada a mis aptitudes innatas.. Dijo que varias cosas: la lectura de Renouvier (especialmente su reivindicación del libre albedrío) y de Wordsworth.aí la que vino en su rescate.^ ÓWH» sabemos. dejan» v|iit. Es la diferencia entre la muerte y la vida«. I os síntomas de su enfermedad del aliña. «Uno de los acontecimientos decisivos de mi vida».‘ todos m jn jvxin.. ! I mundo me apareció como lo describe Wordsworth con “ la gloria y el frescor de un sueño” . el espectáculo de unos espinos en pleno florecimiento. «Era como si hubiera empezado a ver y a oler y a oír por primera vez. ( uál iU *m is esmtus luya servido de hecho a su empresa piofética. o debo seguirlo y sólo eso seguir. nos son íamiliaiv un asi o de ¡a vida». exclamó -¡Caray! Qué diferencia entre el que soy ahora y el que era por estas fechas la primavera pasada. sin embargo. 132 . \ también según las obras que le luyan sido accesibles.?» «¿Puede uno. convencerse de simpatizar tanto con el proceso total del universo como para asentir de corazón en el mal que parece inherente hasta en sus detalles» Para marzo de 1873. es cosa que ha vanado según el temperamento y las necesidades del lector individual.. su padre podía informar a Henry James del renacimiento espiritual de su hermano: Vino aquí la otra tarde cuando yo estaba solo..iuon.in o»rt el alto aijjumento que aborda en el Pro&pettiis. I'ero manilo W illiam James cayó en una crisis espiritual. cuando un coro de pájaros. del que se ha estado alimentando desde hace ya bastante tiempo1 0 '. el alto vuelo y la canción de una alondra le impresionaron con una sorpresa tan gran como si «hubiera sido llevado de pronto entre los árboles del Jardín del Paraíso*. y. Que el poder del evangelio de Wordsworth no se ha agotado en nuestra época es lo que se ve en una autobiografía publicada en la década de 1950. -encontró en ella poca cosa-1 0 1 ..Me aventuré a preguntar qué era lo que en su opinión había pro movido especialmente ese cambio..

demasiado tarde te he amado*. Sé ahora el significado de las palabras de San Agustín: -Oh tú. Belleza.. pero lo encontré en la sociedad de su Iglesia y en el Espíritu de Caridad. lal como l. que había resuelto su propia crisis y ayudado a otros hombres a resolver las suyas. ayudó ahora a Bede Griflitbs en su vuelta al prototipo del coloquio religioso del espíritu con la naturaleza. después de treinta años. Wprdsworth. Los pensadores románticos creían que todo proceso se mueve hacia adelante y a la vez regresa hacia atrás.Lo buscaba en la soledad de la naturaleza y en el trabajo de mi espíritu. . Sólo ahora. m . Se co n virtie ro n en ñus nuestro* y guía*...y • penetró en las profundidades de mi alma«. puesto que no sois Él*.» Más tarde en su desarrollo llego sin embargo un momento en que » e l esplendor de las Conjcftoncs de San Agustín estalló ante mí. El lector recordará el pasaje donde Agustín se dinge a la faz hablante de la tierra y el cielo: Y dije a todas las cosas que se agolpan a la puerta de los sentidos: -Decidme de mi Dios. mis tarde deja claro que Wordsworth fue facile prtnccpi . Piltre esos -profetas» románticos de una -nueva religión«*. y su respuesta era su belleza.. Y todo eso llegó a mí no tanto como un descubrimiento sino como un reconocimiento1 ®. de cuya belleza todas las formas de la naturaleza no son sino reflejos pasajeros.i encontré expresada en el “ Preludio" y en los “ Versos escritos arriba de la Aludía de Tintero” tenían para mí un dignificado mas profundo que cualquier cosa que hubiera conocido jamás. Shelley v K ra ts . Mi pregunta era mi mirada sobre ellas..I • 'urdida que (usaba c) tiem po c u c'. y abandoné poco a poco mi adhesión a toda forma d i. la absorción que hace Wordsworth del Dios personal en una naturaleza sacramental en comunión con una facultad apoteósica del alma. demasiado tarde te be * amado.Y gritaron con grandes vocev -El nos hizo-.pecie de adurstión de la naturaleza h h |k . . tan antigua y tan nueva. porque se acercaban m ás a mi propia experiencia.Ijl religión de W ordsw orth. Esa misteriosa Presencia que sentí en todas las formas de la naturaleza se ha desvelado poco a poco como el Ser infinito y eterno. y que había convertido a Mili del benthamismo y a W'illiam Hale White del agustinismo. se ha hecho claro para mí lo que m e fue revelado aquel día en la escuela.1 i tom ar i l lu jjjr de cualquier otra religión H ab ía em pezado * leer j los poeta* rom ánticos. y en co ntré i*n tilo * eI registro de una experiencia como la m ía.cristianismo1 ^..

véase E l preludio. CaJJected Letterx. Monta se publico en 1785. ha subrayado la «conciencia temporal. P 454. 11 Una detallada exposición de la evolución dc E l preludio. al pasco de Wordsworth de Bristol a Racedown en septiembre de 1795. 1969).« nota de F«^*»ck a Dfcr Norm an Boy. subrayado trv . Rooke (2 vols. Poetical Works. The Chronology of the Emrly Year1 {Cambridge. V II 176-189. 30. I. Wordsworth. Véase también Mark L. 4 s. m $M . N. XIII» 408. ArdwgheUo de J. 1789-/814. Bicentenary Wordsworth Studies. 1964).. ej. X I. London. Coleridge describe la capandad tic los hombres de «contemplar el pasado en el presente* de modo que se produzca esa -continuidad en su conciencia» sin la cual «existen en fragmentos*. Studies in Romanticism. dc Jonathan Wordsworth (Ithaca.. tesis doctoral (Cornell University. véase Maun. p. J Heinse en 17#v. I. Coleridge. l. tanto en su esquema de conjunto como en sus pasajes constitutivos. 641. que es lot •cimiento« v construcción / I3e un Fsoíntu < TZl I. agosto de 1809).. \ wr Iuruo O C 1 KQS. la •disciplina / Y consumación del espíritu del Poeta / fin todo lo que se alzaba como mas prominente / Han quedado fielmente retratadas». . P «preám bulo. V. y £ / preludio. como era necesario-. P 5IK. E l preludio. B. ¿ J l ‘ “:»’W w r "T 1 * 25 a< di^*n»hrr de 1B04. 339. 338-339. The Friend. temprano J J. 1 -12 . The Prelude. véase su ensayo »Wordsworth's Two-Handed Engine-. II. Lebrjahwr de Goethe en 1795-17%. 573.. p.NOTAS dr tttn ^ nur* ° ^e 1804. 1967). Véase también cl Ms. Herbert Lindenberger. Wordsworth. •n r< t'J ***** K. 1-56. se encontrará en John Finch. A! escuchar por primera vez El TOncyHm^0^ ^ 0' Colendge especificó la auda? novedad del -alto tema por primera ve/ u cantado por ti». sobre la •escena visible» de «horas recordadas». X II. Reed. p. Y .. 247-264. V il. 4 Bt¿unioni.que abre E l preludio se ha atribuido. /-rffrrv /Tv ¿. en •Wordsworth’s Symbolic Vale as It Functions in The Prelude» .Wrr•"• 696 6 1 )1 M W * preceden a! Prospectus.de Wordsworth c identificado E l preludio como ancestro dc loi «libro* temporales» modernos. Que E l preludio concluye en el tiempo con la residencia de Wordsworth en Grasmere está indicado en X III. 134 . 11 E l Preludio X III 269-279: Aunque -mucho se ha omitido. 1964). ed. /torr Toíttt an j SucreJ Fount* (New York. Mass. * P. pp. 1963). sobre la época de decadencia y desmayo. 1970). sin pruebas válidas.e Hccbe. V . Tf)e £-r/y » a n . and •The Recluse». ed ' *** también £/ prrludut. «islas en las profundidades innavegables / De nuestro tiempo pasado» 10 En un pasaje de The Friend (Ensayo V. 512). que Wordsworth haya comprimido voluntariamente algunos aspectos de su llegada a Racedown con su pasco postenor a Grasmere Vale a fin de hacer de la inducción a E l preludio el ejemplo prototípico dc un cambio de escenario que significa una nueva etapa en su historia espiritual.etten. ed dc Barbara E. 40. Mary Lynn Woolley se ocupa dc la fusion que hace Wordsworth ue lugares e incidentes separados en un solo valle típico. /tim ry C'rtticnm of Wordiworth. 594 A Wondjwonh. Isabella Fenwick a TTwrr tt7 « j Boy. 170-171. * IV . 1 « M s . Pottmmi W ork*. in Memory of John A Ufan Finch. I*. Cita My H e a rt Leaps U p tie Wordsworth para ilustrar el concepto. 7 aD “ PP»*n»emary to the Prrfacr pi 181S». 3C de mayo dc 1815. v el Hyperion de Htilderlm en 1797’ 5obrr la evolución postenor de la novela «obre el desarrollo del aniMa. cap. como lo sugieren De Selincourt y Darbtshire (E l preludio. 2 9 8 -312. v 1 . 448-457. On W ordsw orth's -Prelude (Pnnceton. caps. 365.ir/* >Var. Es probable. John Finch presenta sin embargo pruebas convincentes de que el principal prototipo de la vida de Wordsworth fue su paseo a Grasmere en el otoño dc 1799. 4 • F « ^ rQ C T L S r" . IV.

mu*wra em ular que t% *emriante a la de l'l ptrludia y. 3 7 Agustín. 1 1 1 . 607-60Í. • recapitula el conjunto de la vid. . llJV . 1 6 3 . Rff/wicfcfJ I" H i«>sg\ p 71 Wittuenttetn MS .on . (I'icntKe-ll all.nb. Cambridge. Vordsworth borró de II prrluJ¡o rl rctonocitnicmo apologético del Ms. excumunet y detalles que enmatearan tu arquitectura. " Ib td ... " Ibtd. por ejemplo . Véase ta. que y» no existe. 4 5 . dr S « n .rsonas en los relato. iií-iv. Mass.. on au etoda ma» redunda. U miro en el nempo pjr.in l e . 1 9 4 4 ). I hr Mmd of a f'oct {2 vol* .8 9 9 . vonversion Agustín. la vaticdad de unaautobiografía de tamaño épico permite.8 6 6 8 6 7 . 1 1% sorprendente que se diga a veces —incluso por admirador» que expretan eosa» agudas «obre un panes constitutivas— que F l prtlmJto e* informe y acumulativo en tu . por ki. viti. Par«. véas-c 1 1 1 . Baltimore.s. en el pináculo de sus poderes. 1 9 5 1 ). • * Ibtd I X . 1 0 3 2 -1 0 3 3 . Confeuonn .da. p. véase Courcelle. pero la mugen de' > 1» infancia. nno »nW w d o rn d. Ib td . y exige. xvm.ir tu ^erdadrra linca de dnannllo rn i ¿mbndg«. del Dante que D ™ . 47t ). 1 9 5 4 V 1 1 1 . bheed 1 » c 1 cw_ (1ondon. Ribliothéque de U Vléiade. vv WU-7 5 2 .penenct. " A la rrr/>err/>e dn irmps prrdu (3 volt.« « . de D a n ^ c u v a a n t.9 0 4 9 0 6 . Cnuc* .S. \ m»r iciin tn j en una conclusión hecha para cubrir tai apariencias y en la que no tom luve nada ^ oedcworih fue uno lie loa grande» nuestros de la estructura poética compleja Tmicrn Abi>rv. tumo le duo W ordtw urih a ow« l.donde U conclusión 'anticipando las futura* memorias «Ir tu hermana «obre aquel tiempo) vuelve »-obre » 1 mitma para asmular lot elementos del poema entero..en»ick.» * .d a « lia transformado en una -nueva v.i todavía presente en mi memorta-. d i S « "> A m puta. 1 1 1 . porque e s .1 1 21 1 6 ( I t i tytgit' rti rjfrf'fflfw. tune t na e*.por la profundae. ” Ibid. p.* u a v . -Asi por ejemplo mi infamia. -Debo advertir que van oi año« / Sr han «¡altado para llegar a ctle incidente* (£/ prrlmdto.8 7 0 . 1 1 1 . D«i<r /I C o llrU ^ o. 1 0 4 0 * ’4Ib td . inglesa unliiada es la de F. Sobre la techa de la ascensión dr 'Kordtworth al S a o * don. » 7 . del poeu JT n t u ll cristianismo v la poesía -no son vocaciones . igualmente mti invada Además... 1 9 3 6 ). especialmente la Pane II I.»l*«r la» da»víanm e» . pero no hay razón para pensar que la hahtlidad de WortUworth para dar forma lo abandonó 1 uando. 1 1 1 .. ni. orno ante-»* (ed 1 HSQ. Ibtd. . cap. A Htstory o f Amobw^raphyin Antu/mty (2 vols.1 0 4 4 -1 0 4 6 .1 0 3 5 . l. trabajó y volvió a trabajar eta «antecapilla» de la gran -iglesia gótica* que debía ser su monumento como poeta. * Sobre la relación de las Confetti»** con lai tradiciones clásicas.. 1 0 4 4 . Parit. X . 1941). K ^ 2 .enw. 8 8 0 . de V ita N u m j -el Dante que e. Watt a que te cierra haciendo eco a la drtcrtpcion inicial— . 86(1. U trad.fpanblc». A ve/'« C aitlc (New ^ ork. u* doblegaba.nmm'r.-mpl«». 1 ínter ti A lfin-y se computo en tu totalidad antea de que una tola palabra turraconfiada al papel.9 59 8 j. « r In C o n j ^ n . ‘ C iK Raymond Dcxter I (avens. J. Fdmund ^ X ilson. 1 1 1 . I n 1 aturaste con la economía de la lírica. *' S í ptrlnMi\ X II. 1 1 1 .. cuenta la h . Véase tamWn el comentan« üe ohn ! 3 r o sobre el papel de las dos . w donde dúc.. Y X I.ando la evoco s hablo de ella. 1 1 . 4 47 6 . véase G ro ri Misch. -el rtpintu < N . I ilo n prumo rcl*otai p arro* tan trcwo . C o n /e.

s un sutil pro retomo quc hace volver cl hi. cn Hegrl «el idealismo absoluto se presenta como cristianismo esotérico y el cristianismo como hegelianismo esotérico». en realidad. y a la ley suprema / De aquella Inteligencia que lo gobierna todo). de Morley. •Henry Crabb Robinson. x n \ ii F. • Structure aad Style in the Greater Romantic Lync*.. cap. al -Fapintu.m .Se encontrarán ecos de este pasaje * n b ComftUi*tir\ de Agustín. en VII. implorando tu ayuda. sic acciptctur. n. tiene su cco > su complánenlo cu la . sic apcnctur) Sobre el concepto del tiempo . y -los Ktpíntus. 3 dc enero dc 1815. vi. últmia% palabras del párrafo fina!.[sujeto alii /Tan sólo a b Conciencia. Sanderson (3 vols.en Agustín y otros escritores hasta los tiempos presentes.a — como ai el poeta no pudiera decidir si era un monoteísta o u" Pol»t**i»U natural-. p. Wordsworth dio igualmente un aspecto padoso a las versiones tempranas del Prospecto de El recluso cuando lo publicó cn 1814 en d Prrfano a La exornan. así se nos abrirá. Fairchild. 638.m cum_ Quarram tc. es engañoso leer las referencias alternadas de Wordsworth al -Alma. ed. 80 ss En todo caso. Brian Wilkie sugiere que las agencias y poderes que Wordsworth atribuye a la naturaleza son equivalentes a la •maqumana.y -las Alma*».1963). 133-143. "Sobre la naturaleza y la historia de esta forma linca. -A u te pediremos. rl tratamiento más detallado está en Hoxie N .de la epopeya tradicional: Romantu Poett and Fpu tradition. Complete Worki.. I.(Quaerentes en. B. a tu puerta llamaremos así.Com ha observado H e n ryCopleston cn su History of Philosophy. P. de Frederick V . cn u buscaremos. xx. and the law supreme / O f that Intelligence which governs all. firmamento muestra la obra < Je su mano*— y cn un pasaje de San Pablo que era una » 1 . 1950). así rrciWemos. pp.cim itnJ cita uc 1 4 4 L. 20.(A le petatur. añadió los versos 20-22: -subject there / To Conscience adv. 1%5). London. un misticismo sentimental y mctafísico en el que se utilaa el lenguaje deí cristianismo. Baos pasajes se arraigan. trad mgl. 194^). de P. las citas favoritas de Agustín (Romanos 1:20): -Pues las cosas invisibles desde el comirn/. •M s. v (inmediatamente despurs de. IV B Las principales revisiones dc Wordsworth en los pasajes que se refieren a la deidad se examinan en The Prelude. 1956). " Hegel. Rthtfous Trends in English Poetry. pp. S tu d w Human Tinte (Baltimore. reconoció la tendencia común haaa un análogo secular del cristianismo: «Creo que la religión [de Wordsworth] es similar a (laj de los metaíísicos alemanes. pp. Lrcttem on the Philosophy o f Religion. pp. 241. buscan hallaran. in ie quaeratur ad te pulseiur sic. que es una especie dc analogía dc esa religión poética y filosófica» (On Books and Then Writers. de Lecciones de filmofui < lc la hatona de E B. en The Prrludc. en lo que ( olendge llamaba •un hecho < id espíritu* b sensación profundamente sentida por el poeta «le una comunión . que están hechas. Ixxi-lxxiv y en Helen Darbtthire. asi encontraremos.al d. que era versado cn la filosofía alemana contemporánea y conocía cambien íntimamente a Wordsworth y su poesía. New York. Ill (New York. x.de la naturaleza como declaraciones proporcionales su religión de la naiuralc/. n F. nue*o al prmtipio. ej. ed.a c i„.ste concepto se basaba cn Jos Salmos — Los cielos dec laran 1j gloria de I )io\ . * Sobre las creencias religiosas de Wordsworth. J J (17981799). p. Speirs &r J.. From SenUhdtty to Romanttciim. reseña de La excursión. coloquio coa la naturaleza que cito en el texto) X.uiy/'wunrj jv»rqoe «la COfUcjKion dii* mi imponanie „ L i t p i r i t i i IJB gi - Con/atones X III. véase M H Abrams. Howc (21 vols . vol V il (London. véase Georges Poulct. domine. de la creaiM» son claramente vistas de el. cn los términos dc una filosofía del sujeto objeto. ed. siendo comprendidas por las cosa-. xvu. I. hasta su eterno poder > su divinidad. cl n«gO tic Agustín cn cl parrafo inicial dc Ij introducción I < » • . 19J0-I934). The Poet Wordiwortb (Oxford. invocan* te). m v . ftkqurtc yo. 158).. tic invenietur. y sobre las razones de ella cn Golendge. Hilles & Harold Bloom (New York. por ejemplo. ed. IV. dc De Selincourt & Darbishirc.. vol. 640. 1%2). Scñoi. “ Hazlrn. 113.

. C. p 16. »m mvrfrs. -ui < * • e» > < u asvtU a t kii»nv«' w» • ttilli. p. M Poetical Works. p ^ 492. v la versión de lB^C. Véase también su cuidadosa distinción cntte los escenarios bellos y sublimes cn su Guide to the l akes. 1935). ^ véase 1 1 .an iaj upon hci1el Alrna inmortal con podci divino I lniorina. Ibid. Ms. V. 36. cn uno » 1. 577 578. V . il r a n ti qu tM iu o h i t j u r i ilifign % u |*H*nu. I owes.* Sl Edmund Burke. uk ii««whU4. p 83. B. p. 1he Prelude. 378*37941 The Prelude. pp. 386 387 Como el Buhonero. la expenene« «Ir sulnmiento y mortalidad acumulada cn el cipírttu se traduce cn un cambio cn a ladiancta y el color c|ue visten el mundo natural ■ ■— El preludio. 77 (variante del Ms.. ” 7V* Ruined C o ttle . 373 (subrayado mío). 5 2 0 3 2 6 .. -la callada. S71. p. * ’ ‘ Ibid. I 13 M Ya en los Esbozos descripttvoi dc 1793 Wordsworth incluía una larga nota sobre los atributos dc lo sublime: Poetical Works. cd. del Prospectus es aún m ás cercana a Bumet: -El Paraíso. y cn li < >da de I j » premonición*.. . v Ib id .. 384-388 (w . 220-281). 69. • . y los bosques / Elisios. ed. ^7«. 227-232.' 4 3 94 4 1 4 9 0 SOI.• ' un tuiivn . 23-39 t v *' Marjorie Hope Ntcolson. 1955). 62. N.osa:. U1 3 4 8 . The Sublime A Study of Cnttud Theonn in A V ili-Centtny I ngland (New York. i. w Ibid. véase J. 1.i-lay hablante del ciclo y la tirria* ’ I I rundió. 310-311). alimentaba I La grandeza y la ternura-. 3g 9 W . * • » 1959). 19S8). y VL. los cinco últimos versos de este pasaie están escritos en el verso dc la página manuscrita. pp. Mountain Gloom and Mountain Glory (Ithaca. pp.. X I1 . I. 4 '* The Saaed Theory of the Earth (6 / cd. h7b -cuanto I Vcia o escuchaba o sentía. “ Véase lind I. 240. 11). N. -the immortal Soul «nth Gotfliki power / Iniotms. c Indice. IV. »»m iw i un üiwuru» c6filimio etitre u >» ‘jfwntu y l. Una vanante dc un Ms. Véase también Hcrtien I indcnbcrgcr. 102. 142-144 w Ib id . 1M-136.. < » 3 0MO. s )«n pasajes del Ms. U. y p 571. The Road to Xanadu (Boston & New York. I 14.inwnto del tspintu del desde su anterior visita al misino eu'cnarifl w manifiestacomo un aco*^ * * inusual. cl tiempo puede echarle encitiu*. En cuanto a la alta admiración dc Colendgc por Bumet en la década de 1790.. 3 6 2 3 7 1 . -Burnet*. Pane L Seccione* b-18. anti thaws tlie dcqKit sleep I H u t lims . II.. y véase cap II. de Ernest de Seltncourt (London.. islas afortunadas como aquellas I del profundo océano.. s in n u r v i r i ■ in t o u n i t u d t o l i i c i u i n . 99. 522. 1726). y la nota editorial. 1906). véase también 1. . A Philosophical Enquiry into tl* Ongm of Our Ideas of the Suhltme and Heautiful. p.. 572. creates. 53 (vanante del Ms. 1. 1%3). cj. 349. cd. > 00 244. p. 4 * Anotación de Coleridge cn cl duno dc Pepys. Sl Véase por ejemplo. familiares y tremendas. 171 177 Asi también cn IV 1 % 15«. XU. 2 voUM London.* m toiu. p. A) —aparente reminiscencia de la opinión de Bumet de que el mundo en ruinas donde vive la humanidad conserva rastro» de la belleza dc su primer estado . iv ii tit f t .. lo diminuto J \ grandioso». Am cn U ahaJia M liniern. cn Coleridge on toe Seventeen™ Century. 1 1 1 . 3-4. -. 384. pp 21-26. w K M n clcttx . crca y runde cl tuenc* ms* prolundo v*. 1 . Monk. Ul. triste tronica dc la humanidad-. T Boulton il ondon. que turna ahora como %u acompaña miento cuando mira -lucia Ij naiuralr/a-. I. pp. de ). Clasificaba la Theoria Sacra dc Burnet junto con los escritos de Platón y del obispo Taylor como pruebas innegables de que la poesía dc la más alta clase puede existir fin metro* IHmyrapbia literaria. 1 1 . * • Samuel H. df Roberta Florence Brinkley (Durham. 1927). L.. Poetical Works. Wordsworth en El preludio sc som ete a la disciplina natural del terror -antes de haber visto I Nueve veranos* (I. 546 majestuosos-. On Wordsworth's Prelude (Princeton. B). también.

n H i r * J Í R I>. p . y en -toda la naturaleza». . esconde m £ Z ™ 7 .. puesto I T " . * i ^ S Í 2 5 f S . 1954). V.n y Dirb.J terrible “ Véa 7 im c "**• (¿«Croe 7*r £*rfv >'e*n. .ro III de E l paral«. x .r “ 10 dc M ll. XI <19*9). XI.„ *n T \ iftu„ . a diferencia de M illó n .v L C 'u '0. . IV ). ? cun la imro“ a ¿ " M.V : Í Í / K . pp..u piniculo I Guardaba para mí una secreta dicha-. " Th. v vea ve encontrara unj ^ Ed?umJ (foac <4 v® k i New York.VÍf . Cr u Z Z iL « P í Crj . \ lo » t a lle * ' b r t U m u dc k # "I*?1 1 ™* r*onh*k» -el rrw.. v'.i4ruallj5“ *« ‘il* creación la -bondad cnmedio . en la teodicea que concluye los Wa mál sucinta: . £*if/ñ¿ . 359. y esa conversión interior efectuó una transformación correlativa del mundo exterior -la apariencia de todas las cosas cataba alterada. él el de c a T Mí ' W f w t o prrJuJa.eaicnSíTamn 1 £1 V ° . la Nanalwe of H» Conversión. 1:17.77.w c. que no le perm ite va "V 1 ”? 1 " 1 dc D.C.PIOü* í.o r .CtUI^ r £ . Pero después leyó por casualidad el texto dr I fm .. \ '« * * "* * • “ " «• ' « « " « e n /. y le llevó -no sólo a una convicción. ha experiencia de una gloria del paisaje llevó entumes a Edwards./©o. -la doctrina de la soberanía de Dios* para elegir de antemano a quienes se le antoja »para que perezcan eternamente y sean atormentados imperecederamente en el infierno.. p 17' 1 ^ 2. / Que. U h ÍÍ| ^ &. ¡ n t « n i r m u .ob™ l‘C v T ™ “ ' «« ..ü Rom antim m . a solitarias 138 .¿Quién dispuso pues el tormento? I I amor fLittU (jtaJ/ng.lu del mal estaba en .:6* 22:1 ' ^ ’ordsNtorth muerda tal vo también mav allá Cri pemamient } I ¡¿ J^ r í^ C " b .había aparecido -como una doctrina horrible ante mi». manuscrita.a formulación dc T. en casi todo*. .VT • «-* „«a*. rumo* Ct> C o n f o s t ó e i '* V *. Desde la infancia. The Prelude. 153-165).v a tio s t u etp «i.. . Ehot. dice.. S ¿ f * " í " ” w " ' Xl-* * .Jr. X ' J 7 yK 2 ’ y « «* « í * 1850.r rr' Tn ..ra ¡* * ^r l c 1 . p 34). m.l. ||. r/lt¡m a„ matutino d e V íf ..n cn un "jrtj J *u hermana en «en a n o .' Y o » v«'ver la P r.X ’ . 306-307. n enio.F ¡ ° 1 mo’ ‘*c *** r* pnmero.W X U íi |I% 2 ). pp.wc” quc Pr«*. «taba eirenvamente " í 276 F * * ^ 304*307* ' S4 JM ¿ ' r ^ 'W iu V w ^ w . f^r PrJude'^no 1 14 U S °n . | j i . w John Jones.377 •c T H o t n a M a a U jJO . U brilla.cl '««I» *v‘" en Marjone Nicolton. ' * * * " reelaborado m á s de acuerdo c o n s u s idcaa e n 1 1 « * 1 lengua* tcal6*wo « r^ ^ » k » *1 “ ! T 7 VI ‘‘í ^ SmiPl...o n P ° r su ce6 u f» ./ / » r r M i o . »‘»ibolismo de la naturale/j -un contrapeso.. . sino a una convicción deleitable* de la absoluta soberanía de Dios. a n t e a d o .* 1 .1*. dulce fisonomía o apariencia de divina gloria. fres cuartos de siglo antes de Wordsworth.. de modo que.M’ w “ A n u d a s 4 *“ a lre d e d o r.\ X o f x i .. r u ^ 4 . 224-232. 126-129 * Un impresionante paralelismo teológico con ia experiencia secular de Wordsworth se describe en la historia espiritual dc JomÜMll Edwjrds.. parecía que había como una tranquila. H o r i l . . ' 17* así com« b variante z ¿ 'l ! u " n !i PCTduioJ£[ rd dr F. . . . . ru. /rr0” ’ Sr" >lh'l'n .w o«h... ^ U preludio.SW in. 1965).ncoi. i Z en J n ¡ b ^ d . 922-927. I 88S).. / N.. S..\ I iL. ™ jp w Bloom (New York. VUC' Vr ' J Pnm JVCra. III. y versión Ms. 77»f Egotutnal Sublime { London. ..r.„u vera cu n d o estaba A U nl " P " “ “ profunda-. H ? Simplón Pau*.O J 1 1 * » • « « * » »únbólicj del retorno del día v del C Í E ' - iT n u dt?crif ci¿ dr V orf. nundo el esp.U nMm t *»»»«* M u l t it u d »i. 420. 5-6.on . I. él el último. uc L» A.. 1 .uJ ° . ‘ ^ lo iuUimc natural: -huiré los mis (remendó* que w . * * * * * qu< a b r ía n »u» l a i u r c I * . 288-28^ "¡"P.UC v e n ía d e a b a . <W S im p ló n s el b a r r a n c o d e G o n d o ..>'. 4S Sr Hmntrn.

1 1 1 .«. ed. xii. ed.v. On UW na-ortA’j • Pre lu d e .* ed. 13. 1. 1% 1) . 57.. 272-273 *' 11ye l ife of Frederick Denison Muunce. Mass. 3. 1945). d i W .mtilia Armonía no entendida. (New York. l% 1). Dichtung und Wahrheit. * Imagination. Collected Poems. pp. Bnefe und Werke (Berlín. Jerusalem. aunque con circunspección.a Jo n a th a n . que debía empezar en el remo dc . 58-59. y Pan* y al cabo dc diez año* debía alcaniar la . señala lo mismo en cuanto a que *u tío no sentía la necesidad de un Redentor cn la época de la crisis descrita en El preludio. 3 de nuyo Je IK18. 291:292) i I mia Di-. 87 y 1. 1958). A J. dc Karl Schleclua (3 vols. pp. II. X III. 1. All p an ul I v. Goethe..1 Introducción. New > ark. H enr\ ( r jl'l' fiohtnvtn om Books ¿nd Thets U ’n io i. p. ed. X lll. 7 . y Mnrjicnwie.Donde puedo encontrar las agonías. H Reynolds.tM iium nni Srlntm ni. 1935). mezclado con no poca autoconíianza pclagia.\ Mmv .. Aid.. tía'. K e p rc *e n L s m * Innn. London.tr (Ncu Haven. Sleep and Poetry ev un poema que termina ion la urcunstam la de su propio comienzo: .. pp 162. v . c<L dc Ldtth Morlrv rrujv. p. 1 . I. xxxiii. Yeats. i^ollrcted Poena (New York. 21 tie abril dc 1819.Flora. dud.vida más noble* dc la poesía trágica .|. en The Collected Poentt of Walixee Stexms. P. 101-103. 214215. 1936). Fin u l Soldoquy o f the Interior Paramour.° 79. Teniendo una visión inadecuada de la neceudad del bien divino. "intellectual Love: The Scvond Thrnir ul The PnrludeI'M I A. Hntary o f Western Pbdo\oph\ (2. >42. “ •A Reynolds. " Blake. 1884). 60. quc nos dite que lubia mcmomado cientos < jt vciM)« tic Pope. . 77«* Orpbn ?«. revucrda ui vrz aqui la afirmación elm de la teodicea dc The £ iu t © « A / u n All Dtxurd. 1XXX (1%5>. de Wnmarl. el esfuerzo / Dc los corarones humano»* Como t i preludio s varios otros retratos del artista en desarrollo. 370*385 \ f c otdvwortl».. O put Potthumoui (New York. 719. H fflj. 166-1X0.-Tenía bastante orgullo estoico.4 Dialogue of Self und Soul. vol. 158. habiendo rasm -do cl prmupal Pooier esencial. p 276. * La Imaginaron. 281 * Ya desde Sleep and Poetry (18161 Keats había anunciado su sentido dc vocación y delineado su programa para la poesía. dc Robinson sobre esta mi&ma conversación. 1957). München. colocaba sus es­ peranzas donde no podían estar» [M ernoin of W illia m W ord rtrnrth (London. Cambridge. 1 . II. p. dc Frederick Maun« (2 vols.. Pane !. y Mtlton. 1851J. H a rm o n y not uiulrmooti. B Yeats \Oxford.lc I M I ami ÍW T johnum (Ni*u YotV. véase también 24. 120. 278-282.* tut detalles iK lov iio*. 218. X X V III (1890). 1066. urmctvil Go<*i fl. 1 :1 fitrluilto. 58 4 / j I d w a rd *. c»l mn cl ro m H a h U n tc tic la n a t u u ic r . ] Mi/a! nth Sewell. N .«. ed. 89). *' O f Modem Poetry. 239. The Oxford Book of Modem Vene. ' -The New Law oí Righteousness». p 524 1. 158. *' A George* v Georgiana Keats. en Goethet Werke (ed. de Hvdcr L Rollins (2 voU. 23. P ra y e r hr M y Daughter. p 70. 28V -2%: -having track'd the main essentia) Po*tr. Novalis. infórme. I arnlxcn X III. / Todo Mal parcial. III. 265-266. ip her was . alto camino sublime].lnnuiuni. 74. The / m m of Jo b i Keah. Ei reverendo Christoplier Wordsworth. Thr Works of G e rrjrd Wtmt*nlev. 4-5. p. 5. en las Werke de Nteizsche. p. Bien urnscrul. 1943). 19541. 59 El pasaje ha sido atado por John I indenbergcf.4 T al como se cita cn Bertrand Russell.

1. uirtMHii en 1»*0K -Todo gian Poeta t» un M a ró n » . r ¿I ¿ t La <a¿ia dr Hipniñu debe flln m a iH que vi mi» glande de lo* uní. I. v alegre. IW.ttin m r . V I. p. .»trancas.1062-1079.Iianatu. 1t” ^» r ' 4utal'Ut%t. * . comp .lambu ^mtk ífcr ¿hw&nt J t l |Vnpto Chaucer el soñador ic d n p icru v decide pon» » fn w t r n* •* nerfin • "A l I W at» hrsi. .ior alemán K.. p. t M I l o r n u circular b u n puede reflejar la de ese poema. * Harry Lrvin. de Charles Fredenck H arrold (New York. W l l . 188.la . y vartantr Je v%. cristiana en el . and th lt anc*on~ / This w n my sweven..arl Gutiko^ . j. confieso que en las conferencia» de Hegel el milagro de Damasco Invertido. 1965) es un eitenso análisis de la estructura del libro de Carfyir. junto a las confesiones religiosa-.:ún ui usi porrna *rutta rus visión fi manitma» Parjdtso. 154 Bode Griffiths..0* Ibid .. Starr. ■\ r A t n n 1 ’ S ta llk n rc h t.!l . 198. D ard alm (1% 8).ií hora tras hora. Catciaguub encarga a Dante que de publicidad i su . trrnxn* *nn b devtta*» del autor tic -putei por esento todo lo que había vino. s. pp.. cí.ndswcinli e». ha dejado totimomo de un etocto similar rn» bv voi'.' K r w k ie iu k i iiu jv /ji j .u . -Wordi»orth’s Hthus-. no* km «W *' tw joc f n rueda« y e*o cu acgiuda'* ' Tul lúe m¿ un ño. Las do» obras del siglo xi\ esian un embargo mocho m ás cerca en contenido y construcción de esa obra filosóficamente retinada y deliberadamente artística que es las Confeuones de Agustín que de bs autotnogrofus Tifwwa. 31. pero voluntariamente simples. sobre l a excursión de ^ordsworth véase tamban p. •P « > \ \ alter Kaufmann.WiUum June» and the Tw«*-bum S«. > • 1915).p ¿18 •. G.« //v U7. Introducción.v.. P * r A hUÚ R utheriord a . pp.PMLA. //cur»» tn a Lthrary.. Prefacio dr T\h Idlr Man. ni las sV k Hegtfl tuducu dehlscradamctsu U ^ a la dialevtica metalista. 105. 3 -V.hing Strout.(Iimin4s 6-7. ni" . ]sme\ Jo yte (N orfolk. .eñ. 1850). p. He%el (Nrw York.rmrr. rrflejaiía en U pbmiu de cobrr en b que está grabando. Tmnyuin (Pnnceton. N ew York. 1941). 1 . 42. 150 IM • \\ illta m M a lr W h i t r . v.i)..eslíe Stcphcn.01 Autohtography of John Stuart MtU. antr ri mundo presenIr. l. tcrmrruloM por los bdcM dr b roca. Dtfot and SptniujJ Auioinv^taphv (Pnnceion. III. 16.Lehenshddrr 0«70>. 170)..(p. •Pumanism and tile Sptntuai Autobiogtaph). 217 . LX X < 1955). -Sartor.Re\artu^de G B. 5). f i f a n Blakr te anticipó a Carlyle como autor de una semiparodia autorreflrxiva * En Tht M arruge xsf H cjn m and H fll. 30. en Pitenn ju J I m* ^ nmijp 1 v o k . 9-10. la (¿screpancij entre ia converuón narrada de Teu/elsdruevkh y lus relato» de Carlyle de su propia cmtt espiritual ha llevado a un debate sobre la autenticidad autobiográfica de íartor. ^66.. 128. de los eteritores puritano» v pM nyligai ^Thom as Carfyie. 1%5>. leto a d W rw u a u . Kt ¿u cma < *u e era dr O m m C T ) . v de que estaba adaptando a su propio -mythus. X'entant u f the S r lf (New York. ed. Callcd .. . donde un precipicio de ladm planos frunce rl . Uvi-Uvii. la conversión de un Pablo teológico a un Saúl filosofante). Carlisie Moore. 339. por ejemplo (forma invenida de la% vi. Sanar Rryartmi. 20! . 1%6).ipl*y o f Jo ln t \tu jr i II. que yo M »a el parque en invierno. IK95).unfevior. 1 M 6 . hn su breve introducelór. ed. }?3*'3§b.1. pp. con fur^m corrosivos escribió la siguiente frase ijur ahora pcnil* " kn f-tpirwus de los Imtmbtvt y <|ur leen en b tierra. 1973). n o d » n . pp. con ácido corrosivo. Tin.Goidat Strm g (New York. 77* Htbbcrt four’u l d \ I9 5 é » >I^ ^ J.1 John Morley. vi a un podernso Diablo envuelto en negras nufx-t. Carlyle era plenamente consciente de que ia experiencia central dr b autobit^rafta-cnti» está condicionada culturalmente —de que la -conversión' n un «¿ogro espiritual peculiar de ia Era moderna (es decir cristiana). Se encontrar! un »nili»U de U erni» de June. 52. ft.»•» SU rf **d P tttn j ttrva como epígrafe tina vira de The Hou rr a u J ¡hr Ix a jt (qiU.tcrvncia* de Hcgcl. 1954). 101 Ralph Iljrton I'm v. 54> 548. Yean. • Sartor Mnarlm and the Froblem oí Carylyle'» **CxM}»ettsan> *. i . Un nUddtr * •*» *«.C SouU. destrabe iu vmón de »u propu |>crsonalidad •diabólica’. dridr Qnter Ahomndm^ de Bunvan hasta Mrmotr de Cowper. el pataje momo que representa rsa visión: SMmt el abnmo de lot «neo sentidos. ISl‘> I : t u. 258.j p u n «• ia mrtWi lie Oam r. 322. pp. íh f PrAudt. I. Tht Thou^t and Cbaracur of VnUum Jaiw< U *oU . véase también láminas H lsj ** L a nuuno que en las Conftuann de Agustín y en el Preludio de Wordswortl). 17 *s U. 194. reptante^ eternas repeticiones v palabras de relleno que no venían a cuento. ahoia e»u . 1 as conicrtncus eran -co. 1 John N Morra..secular las convenciones cristianas. quien» »r* i«ms»»W maestro o conm nada* (Tht /rrirr» o/ W dham a n d /5<m*dry WormmM *»V < ■com o . • " • 6 i«u m o a la prctalntua s k . d r lo h u Ja c o b O*“ (New Y<»rk. p. p. Sartor Rnartus. 7’fcr C ampieur P a ftx a J U'orii o/ W dhant «I ondon. y el poema lírico I and |_j rx|»resiór) mis extrema del quietismo de Wordsworih e» el largo poema 14C l-U m .w\ lu. Strun%t Vr<i» o f Thamthi (2 ' esL.|#| IhM RyU lé nt ||HQT UKNi 1 » ü » 4* 'Sari K* m» es*-*»» pp 18 V 197 i» C'toéfr l'rinpetius. Blotwwwff^. Morn% «Oía cotí a^ude/a El preíndiu así corno Sartor Rnartui. *• l l prAudto. como luch» put d w ^ W W identidad y su vocación en Cu. * l'rafcmento M » . véasr p e. 320.b Kubard Henrv Dana. > 60. / Ind. • » * jp wrfrB^mk*.sioui protéucas de Swcdenborgj. Conn. í_ D I. n iw n n ¿uním ionaío le fue dado a tu poeta cuino introducción al poema que lo en^an-.ijo v \ \ mas ur. V seise. se repitió pata t. A. j» mI m a m o du IV .

Hegel. Carta a Joseph Cottle. Fenom m alops del npintm The common end of all narrative. which in real or imagined History move on m a irr«r Line. ^utmKKlti ommi thcolu&a circularis et in circulo posiu exmrt. of a ll Poctm i*_. peregrinos y pródigos I n L i ireuni ere ncu tic un circulo pnnopto y fin totiiciticn H cricU io I I ck umum noumum r iK admoncu. assume to our Understandings a circuU r motion—the snake with its Tail in its Mouth. Nicolas. Coleridge. v . to make those events. 18 1* •v . cl circulo quc prciupone fu Im como su meta y asi lo tiene por comienio. dc Cuva. nay.o vcrdadero es su propio devenu. Prefacio. Dr docU ignarantta l.aníi C a p I t u i .o 1 1 1 La jornada circular.

individual Mind / (And the piogreinive powers pcrlupt no lest I O i the whole species) (and). all-concealing tunic. templando con malicia tu justa descripción dr la* virtudes de Wordsworth. tin. ¡unto con el Prospectus dc L I recluso que from die first 'twa* Peter'* dnft To be a kind of moral eunuch. observa que dcvdc el principio Pedro tendió a ser (.I . the discerning intellect of Man When wedded to tins goodli) universe In love and holy passion. por el icnor dc sus teínas».ti los (tempos dc W urdiworih era tema dc observaciones jocosas. dijo Fiazlitt. ionio lü c * s en nuestros tiempos. Toen el borde del sayo de Natura. con bastante desilusión. individuales y genéricas. específicamente. -que en esta tierra no existen ni el matrimonio ni el dar en matrimonio»' En Petei Bell il*e Third Sclley. xij Es notable que un poeta tan ascético utilice la imagen de unas bodas apasionadas para formular el -alto argumento» de su poesía: el intelecto discernidos del Hombre Cuando desposa el divino universo En el amor y la pasión sagrada** y este hecho da fe del poder y la persistencia del uso bíblico del matrimonio como figura de la redención. H e touchcd tin* hem of N at me'» shift. tanto en el individuo como en la raza humana. orno un eunuco en lo moral. Hay sin embargo una circunstancia novedosa en la elocuente reafirmación por Wordsworth de la imagen tradicional: representa la «gran consumación» como unas bodas. entre el espíritu y la naturaleza —entre «el Espíritu individual / (Y no menos acaso las fuerzas progresivas I De la especie entera)»* y «el Mundo exterior*’ *»—. Felt faint—and never dared uplift The closest. La excursión. tlir external W o rld . que era un |>octa palmariamente asexual.i túnica más intima y más púdica* av. -Podría uno suponer. justo después de leer... entre el espíritu y la naturaleza? Un indicio importante se encuentra en la carta que Coleridge escribió a Wordsworth en mayo de 1815. Desfalleció —y no osó nunca alzar l . ¿Qué qui­ so dar a entender Wordsworth con esas bodas culminantes.

cosa frente a pensamiento.1 < luc habías echado un cimiento sólido c c* td iíic io apanando los confusos sofismas de Locke y l°S S i t í e o s M ecánicos... .. q u c d e b í. en cuanto. se concebía como implicando una separación.iJc lo o e l * n ic r . como una unidad con el lodo».it... apuntaba sin embargo a un Plan manifiesto tic Rodenuún j » OVL c ° u. En este capítulo y en los dos siguientes espero dejar claro que fue efectivamente una preocupación cardinal de Wordsworth cn cuanto bardo.. pero es paralelo a ciertas decla­ raciones problemáticas del Prospectus del propio Wordsworth y señala el camino hacia su interpretación. como objeto frente a sujeto.o r c s . como un • m .. y colocamos a la naturaleza en antítesis con el espíritu. la distinción central es la que se da entre la -intuición de las cosas que surge cuando nos poseemos nosotros mismos. una «Enemistad*.. la de ayudar a redimir al hombre fomentando una reconciliación con la naturaleza que.o r S 71 T exlu\o en su conjunto: z T SU' CO" V C . «los sensuales» a los que Wordsworth en el Prospectus se proponía alzar «de su sueño / De muerte»? eran los que habían caído en esa división y conflicto con la naturaleza por haberse hecho esclavos del sensualismo lockeano y su «filosofía del mecanicismo». y de Coleridge a la vez en cuanto bardo y en cuanto metafísico. Tal como Coleridge interpretó el designio poético de Wordsworth.a Kcconciliación trente a esa Inenm tad con la ntu ■ . doctrina válida «en algún sentido. muerte frente a vida»4 ... dc v . que es la plenitud de la vida y la alegría.vtituoon por la V id a y la Inteligencia tie la filosofía del metanu.. atestiguada por la Experiencia».». sino que su rejJidad está atestiguada por la hxpcrieneia v la ‘O ndcacia. había afirmado una Caída en algún sentido.. posibilidad no puede entenderse a partn de la naturalr/a de o unta« . que (como la caída del hombre) «arroja la Muerte*. * •»Ttt.u».modos J e desarrollar y disciplinar al espíritu humano rmdiame la ío.m . Después. mientras que la anunciación de Wordsworth de un paraíso que habría de alcanzarse mediante una unión entre el espíritu y la naturaleza era equivalente a lo que Coleridge llamaba un «Plan de Reden ción de su Esclavitud. .ik V ( . en su abstracción y sistcmaticidad. la caída del hombre. de Reconciliación frente a esa Enemistad con la Na turaleza»... debido a que el hombre se ha arrancado de su primitiva unidad con 146 .isn.it que en todo lo que es más digno del Intelecto humano arroja la Muerte NJ in af« SU^'|SC ^ El pasaje entero.-n.*/..u¡ . la necesidad de una revulut ion general n o*.*u tvrbno /.< . entre el hombre y la naturaleza. E n uno de los muchos pasajes donde Coleridge expresó concep­ tos similares. es manifiestamente a ormtilación de Coleridge el inetafísico. y el modo de experiencia que se da cuando «pensamos cn nosotros mismos como seres separados.. ..cn u^a palabra. entendí que la Raza Huniaiu hí* -k ° W n c r n o **.

Pero los escritores románticos a * su vez no habían hecho sino elaborar y adaptar una de las tesis más anuguas sobre el bien y el mal radicales.hw» i« « n t q ue t\a prcociipanon na un elemento cu un cunjuntu de ««»iutom» ínterrelatlonados que tuvieron amplio curso en la época de ^ ortkv. Estas ideas las comparten en nuestros tiempos teólogos.. Semejante visión del predicamento del hombre moderno era parte inte­ grante del esquema de conjunto de la historia que suscribían muchos filósofos y hombres de letras románticos. su extrañamiento. k. y uno de los más persistentes entre los patrones ordenadores con los que los hombres han tratado de entendérselas con su naturaleza y su destino —patrón que explicaba dónde la civilización había extraviado el camino. Esa* manera de pensar tenía raíces a la vez en la cultura pagana y en la bíblica.im ana ni nomore dividido u iv iu iu u y no contradice ni su pertinencia general para la con K . de modo que su presencia no es de por sí indicio de la calidad o adecuación de la visión del mundo de la que forma parte. sociologos. que semejante patrón conceptual es reconocible en escritos que van desde ciertas posiciones cercanas al borde lunático del pensam. su comunidad con sus prójimos y su compañerismo con un mundo exterior ajeno y hostil. está dividido de los otros hombres y está dividido de su medio ambiente. Las varias deca­ das que empiezan con la de 1790 constituyeron una genuina época en la historia intelectual y cultural.ento has» acunas de las más sutiles tentativas de nuestra literatura de v a l o r a r al hombre y su lugar en la naturaleza y en el proceso histórico. y de que en el meollo del malestar moderno se encuentra su fragmentación. artistas. o (en el más cargado de esos términos paralelos) -enajena con— .K. Además. Mf prnp. que en otros tiempos estuvo sano. psicólogos. escritores. El individuo (según ei análisis habitual) ha llegado a estar • radicalmente escindido en tres aspectos principales. a Permítaseme decir.«*uh v Colcndge —conceptos que se lian desarrollado en el diagnóstico ciuuiuumi de nuestra propia época de angustia: la pretensión de que el hombre. su vínica esperanza de curación (para los escritores que mantienen la esperanza) es encontrar el camino de una reintegración que restaure su unidad consigo mismo. ampliada y aplicada al mundo emergente de continua revolución y desorden político. economistas. está ahora enfermo. lia vuelto »ion» y cm-niti... ofrecía la sanción de una regla de vida practicable y señalaba el camino hacia una posible curación—. Está dividido en su interior..» par» el. filósofos. su disociación. el hecho de que el concepto del hombre y enajenado sea uno de los más viejos lugares comunes -----.. críticos y lectores de revistas como Life o Selecciona del Reader's Digestí y los abundantes escritos sobre este tema se han reunido en antologías de gran difusión*. antes de abordar este panorama altamente selectivo. pero no por una innovación absoluta sino por un regreso a un modo de sabiduría hereditaria que tue redcfinida. y existía en formulaciones a la vez míticas y conceptuales. un.■ 1 1 » . industrial y social y que es el mundo donde vivimos hoy.

la de la materia. Según Plocino. Las categorías de la emanación se derivan por analogía con la fuente que rebosa. salud y desorden humanos.1 Plotino. de modo que en su pensamiento h unidad absoluta funciona a la vez como fuente y supremo modo de toda existencia y como el lugar y el criterio de todo valor. I. y así sucesiva­ mente hasta todas las cosas existentes. el universo material. o del fuego que irradia calor y luz.is: su distancia tcrm inil de lo Uno y lo Bueno. porque la materia sea en sí misma un mal positivo. rebosa (sin disminuir) en un otro. a través de una serie de etapas o «hipóst asís*: primero. el espíritu (incluyendo la totalidad de las formas fifis platónicas). Pero como veremos cl problema es que diversos diagnosi icadores ofrecen puntos de vista emrramente opuestos sobre las causas y la curación del molestar humano. y que lo Uno es idéntico a lo Bueno0 .n |j nuev. la materia procede del Bien primordial. que se inaugurò n. Plotino formuló un monismo radical que sostiene que el primer principio es lo Uno. y como límite más lejano posible. El gran circulo: Neoplatonismo pacano y cristiano Puesto que la historia filosófica de esta manera de pensar ha consistido principalmente en una larpa serte de anotaciones . tpso fado. el Uno indiferenciado.i ciencia v la nurs i filosofia del siglo \vn y llegó a su primera gran uisis m la epoca que llamamos convencionalmeni e romàntica.sas hipóstasis descienden a lo largo de una escala de «lejanía'* creciente desde lo Uno que.« H B o m o V H B n i propia epoca enormemente perturbada. y por ende* su 148 . es una escala de creciente división y multiplicidad. como en la teoría de los mamqueos y de algunos gnósticos (que Plotino ataca con sarcasmo). el mal es un atributo negativo que invade la naturaleza debido a su localización distintiva en la escala de las lupóstar. pues oomo todas las demás cosas existentes. En Plotino. la condición presente y el desuno dd hombre. El mal aparece en la etapa final y más remota. después cl alma (incluyendo todos los niveles de las almas individuales). F. pero no. por virtud de la plenitud misma de su perfección. ¿De dóndr viene pues la patente multiplicidad y cl mal del mundo? La solución de Plotino a este problema se sigue del concepto llamado tnuÜcionalmente «emanación» —la más seminal tal vez de todas las metáforas del pensamiento metafísico—. cuyos síntomas describen dentro de las mismas categorías generales de hien y m al esenciales.. o (en la fusión que hace Shelley de ambas figuras de Plotino) la «fuente ardiente» de la que fluye todo y que es «el fuego del que todo tiene sed». podemos empezar con las Enfada* y después rozar algunos di lov desarrollo* poueriores que fueron de especial importancia para los pumos de vista distintivamente románticos sobre la naturaleza.

Mientras está Allá. o la extrema «privación. deja a su padre v cae.. ix. vi». 16). IW » -la» VUM» profundamente c^imlul. Aparece un estado en que las almas individuales se vuelven parciales y centradas en si mismas. en la figura del alma como amante y lo Uno como amado (V !. cada una hacia un lugar únicamente suyo Mantenido este estado largamente. todo lo que tenemos y somos. en un fatigado deseo de [Hinei si apañe encuentran su camino. Ha caído. logra abandonar el mundo exterior por el interior. pero sólo si un hombre. y esta metáfora se elabora en una distinción entre el alma errante (que ha fijado su deseo sobre las cosas del mundo material) como una prostituta y el alma fiel como Afrodita celestial. es una cosa parcial. para ello. hacia eso regresamos como a aquello de donde vinimos» (V I. hay una figura familiar. Plotino opone un contraproceso de «epístrofe» o retomo a la fuente: «Hacia el Ser Real regresamos. en el que el alma humana individual. compenetrándose y ocupándose de esa sola cosa. debilitada. en un éxtasis de unión en que se desvanece toda división (V I. el Alma es un desmor del I odu. desvía sus deseos de lo Uno a la multiplicidad material. su visión no se asienta ya en lo Intelectual. de separación y multiplicidad. abandona todo lo demás. (IV.n. 9) Alternando con esta figura erótica de la relación del alma separada con lo Uno. 1111 amor mortal. aquí su amor es mis bajo. se hace i entrada en si misma y preticupada de si misma y se propone ser atitosuficicntc. aislada. de una cosa traqueteada por todo un mundo de cosas.de unidad. v. o vicio.. Semejante retorno es alcanzable durante esta vida. que manifiestan las almas que estin amuralladas en la materia del cuerpo... enfrascada cn el fragmento. busca de nuevo al padre . A veces Plotino expresa gráficamente la añoranza de la pane separada hada su fuente.iv ttmcm o nada en común. Afrodita de la vía pública: sin embargo el alma es siempre una Afrodita. 7). J-6. aquí. 10). ix. gracias a una larga disciplina. II.n" '' «-'pecio de file. llena de cuidados. (VI. viiL 4) A esa eterna «procesión» desde lo Uno. El mal físico es pues i iitivamcntc identificado ton el mi» alejado estado de diviiión. mientras que el mal moral. se tiene por resultado de una -caída» o -descenso-. y aun asi sólo pasajeramente. anida en una forma de ser. 9). su diferenciación la ha separado. Pero un día llega a odiar su vergüenza y abandona el mal de la tierra. cercenada del todo. v. cn la que el alma es una hija que «se mete en otro amor.(I. convenida en prostituta. iv.. en su condición separada v parcial. mantiene el amor celestial. allá el alma es Afrodita de los cielos. toloiada* cn lui polo* más remoinv vnn opuestas en naturaleza.

. manteníanlo por sus reversiones a llí un circulo sin principio y sin fin. cuyo movimiento es desde la unidad .. convergente sobre sí mismo y por sus convergencias revelador de la unidad en b multiplicidad1 . vi. En esa obra enorme­ mente influyente. A q u í. c n una v e rsió n forma!...1 4 C •Huyamos pies a b amada Patria«: ¿ste es el consejo más sano ¿Pero nial es esa huida? ¿Cácno hemos de ganar el mar abierto? Pues Odisco es « n duda para nosotros una parábola cuando ordena la fuga fuera de las hechicerías de C ñ v e o Calipso* no contento de ilcn.. \ ix.> i.. fura e alma individual y % u fuente iiim eMcndida. Prodo representa la procesión y la epistrofa como un movrmiento circular en el cjoe los círculos más pequeños de la emanación J el retomo a sus principios secundarios están comprendidos dentro de un soJo gran círculo de todas las cosas.... ix..... 9.de iu* causas de nuevo ha«ra oí causan hiuy ctrcu'tios mayores y mesures. m . . 1 1 . Esa reversión del final al comienzo hace que todo el orden sea uno y determinado. i/. otros a sus causas superiores..... Pues se reviene a aquel principio do donde procede.. o aun al principio de todas las cosas.. y el movimiento es uno y continuo. ■ . y luego vuelven a converger en un regreso a su punto de panida: Todo lo que procede de cualquier principio y se reiñerte a él tiene una actividad cíclica.. une su fin a su principio.. 8 . 1 ) ..der.. e«á la imagen radical de una tenaz visión m etafísica (y m etafórica) d e l hombre y del cosmos. también V.nnvuiii en Ij Un VU. En toda procesión diurna el fin a l está asimilado al comienzo. I j analogía luj.oraisr en todo ii pacer que se ofrece a sus ojos y todo el deleite de los sentidos que llena sus días. i fin el siglo y Prodo se dedicó a reducir el pensamiento de Plotino a ana forma sistemática en sus Elementos de teología... -¿Pero qué haremos? ¿Cómo es el camino? < tno llegar a la visión de b B elleza inaccesible?» Cita la ¡liada. 1 ). según se apañan de la unidad prim itiva y se subdividen. originándose en lo inmóvil y a lo inmóvil volviendo de nuevo A :: rodas !a as proceden en un circuito. llam ém osla «el gra n arcuio»: el curso de todas las cosas es un c irc u ito c u y o fin a l es su comienzo. Pues desde el principio son todas las cosas.tntra su |ttr* (V i.C espiritual interior cn busca de un hogar perdido i ’ VV^...' * cn C4ta aplicación Plotino propone una lectura alegórica del * re ato épico de Homero que estaba destinada a una larga y prolífica vida V I¿ Pensamiento europeo. Para nosotros La Patria es Alli de duude vinimos.. > a él se revienen.» pjili. y allá está I I Padre ( 1 .. por cuanto algunos se revierten a sus antecesores inmediatos.. Para facilitar el co m en ta rio .

«el Bien atrae hacia sí a todas las cosas. el neoplatonismo. un proceso giratorio cerrado. en todos los lugares y todos los momentos en que iue conocido. y en el que este movimiento liatia y desde la división se idemilica con el apañamiento del bien y la caída hacia el mal. cuya perfección se equipara a su unidad autosuficiente e indiferenciada. tomado en su conjunto. que tiene lugar en el tiempo y sólo de una vez por todas. y liega a su fin en un apocalipsis..■ rísticos de un cristianismo neoplatonizado que son los mis pertinentes para nuestro tópico actual. continuo y eterno. desde rl Bien. que se refleja en una división en el interior de la naturaleza del hombre.. con su Dios personal y su trama. y empieza con una creación. . pero con la promesa de un futura reunión: la oración de Jesús pidiendo «que sean uno. y en los casos extremos transformadas. Había* ciertamente diversos pasajes bíblicos que daban puntos de apoyo para la interpretación y expansión neoplatónicas —por ejemplo. se considera que es esencialmente una separación frente a la unidad. que se hagan perfectos en uno» (Juan 17: 2 1 23). avanza a través de un calda. De manera semejante. en la versión posterior del gran círculo en Dionisio el Areopagita. Este esquema del mundo. Sin embargo.uu uiu í reciente multiplicidad y de vuelta hacia la unidad. así como nosotros somos uno. o una división. ejerció una profunda atracción sobre los teólogos tanto hebreos como cristianos. o absoluto. con su primer principio abstracto e impersonal y el interminable giro de la procesión y la epistrofa. el primero y el último*—. extrañamiento respecto de lo Uno. Podemos reconocer el impacto del neoplatonismo por las tensiones que impuso en las categonas cristianas esenciales cuando eran modificadas. Como escnbe Leó Hebreo en sus Diálogos del amor. con un revolución sin yerro.Ii. un variar nunca su centro ni su dirección. es radicalmente ajeno a la Hcilsgcschichte cristiana. por la asimilación de una religión histórica a una metafísica pagana intemporal. girando en un perpetuo círculo por el Bien. una pasión y una segunda venida. y el retorno lucia el bien'4. c! Dios Padre personal tiende a convertirse en un primer principio impersonal. Nótese que en > IVoclo este círculo es una circulación. o las repetidas declaraciones de la Revelación: *Yo soy Alfa y Omega. perpetuamente avanzando y permaneciendo y regresando a Sí misma1 0 . Prim ero. la figura recurrente del divorcio de Israel y el exilio lejos del Dios único. correspondientemente. fragmentación. en el Bien y hacia el Bien. El mal. Permítaseme sugerir muy sumariamente tres aspectos caracte. una encamación. y es el gran Poder Atractivo que une a las cosas que están divididas»: Y aquí la Divina Añoranza muestra especialmente su benignidad y su naturaleza interminable. y alteró de muchas maneras y en diversos grados los credos sacados de la revelación de las Escrituras.

Pecado y división . adoptando sin calificación el punto de vista de que toda separación es un mal.vu y preserva U unidad de su naturaleza. Algunos pensadores. que empieza en la unidad y perfección. lineal.. Es decir que la eterna circulación se conviene en un solo círculo. anguloso en sus abruptas desviaciones y simétrico en su equilibrio entre el paraíso creado al principio y el reino que habrá de recobrarse aJ final— se modula en el patrón del círculo neoplatónico.U en % ‘iYiuil toque . la tentativa de una parte de ser suficiente ante sí misma. a su vez. la redención se mira como un proceso de reintegración. y luego. Segundo. queda temporalizado y recibe un comienzo y un final históricos específicos. o por lo menos dos cosas inseparables. de las que ura implica siempre a la otra1 1 . llevaron ese punto de vista hasta sus últimas implicaciones haciendo retrocede! la caída más atrás del Edén > situándola en el acontecimiento de la creación misma —creación considerada como esa original y desastrosa escisión de la unidad primordial que inauguró el universo material a h vez que escindía al hombre—. puesto que todas las creaturas y la creación participarán en d retomo redentor a una unidad divina. una poderosa corriente de «amor» o energía sobrenatural cohesiva y mantenedora. M ( naturaleza en dos. En algunos pensadores el patrón cristiano de la historia —finito. En consonancia con ello. hacia una posición de alejamiento y una condición de enajenación respecto de la fuente. que fluye incesan temen te descendiendo de Dios a través de los sucesivos niveles de un ser cada vez más remoto y regresa circularmente a Dios: la fuerza que mantiene unido a) universo y se manifiesta a la conciencia humana como la añoranza del retorno a un estado indiviso1 2 . Este acontecimiento final se simboliza a menudo con las bodas sagradas del Libro de la Revelación —figura que se usa ahora para significar la reunión de todas las partes fragmentadas en su condición inicial indivisa. y este punto de vista. del mwno modo que la rectitud luce que el hombre sea un.IU.I hombre son casi una sola y misma cosa. se manifestó como la herejía de la «apocatastasis».. Encontramos también sin embaído una aplicación mucho más radical y comprensiva deJ diseño circular. o afirmación de la personalidad.. la caída del hombnr se concibe que es primordialmente una caída-fuera y una caída-lejos de lo Uno. gira y desciende hacia la división y el mal y vira . pero el circulo neoplatónico. en un período de tiempo dado. la divmnn v. el pecado original humanóse identifica como cemiamiento en uno mismo. cuando se le asimila así a la historia cristiana. mientras que la consecuencia primera de la caída —la muerte— se describe como un estado de división respecto del Ser único.i W I * . En todas las versiones de la caída como caída fuera de la unidad.-auv. Tercero. la doctrina de que no hay condenación eterna. \ . en su forma extrema. el círculo neoplatótuco de la emanación y el retorno se manifestaba del modo más amplio en el concepto del circuitus spirituahs.

Toda división en la naturaleza fue resultado de la caída del hombre. -Pues el final es siempre como el comienzo». y por ende no mostraba ninguna diferenciación sexual. así como la escisión del hombre primordial en los sexos masculino y femenino. los escritos de Juan Escoto Erigena. y en el mundo por venir -esa dispersión y separación del comienzo único» sufrirá «un proceso de restauración al único \ mismo fin y semejanza»1 5 . pensador del siglo ix que. por virtud de su firme distinción entre los significados literal y alegorico de la Escritura. Dios. tal como fue creado originalmente a imagen del propio Dios. reditus y adunatio —un avance que es también una división. la caída del hombre implico simultáneamente la separación del cielo y la tierra y del mundo y el paraíso. el espacio y el tiempo (II. como el hombre antes de la calda. relacionando el Apocalipsis con el Génesis. es uno e indiviso. interpretó -el final o consumación» de todas las cosas como una rotación de vuelta a su unidad primera. en el aislamiento intelectual. En estos escritores. desde la creación hasta el apocalipsis. •fuente y causa y meta» de todas las cosas1 4 . muestra cuán drásticamente queda transformada la trama cristiana de la historia por una aplicación masiva del emanacionismo circular a una lectura libremente alegórica del relato bíblico. Orígenes platonizó manifiestamente el esquema cristiano de la historia cuando describió la caída como un desliz en la dispersión desde el divino Uno. incluyendo a Agustín. vii). En su De divis tone natarac. construyó un sistema metafísico en gran escala. y el hombre. Puesto que el hombre es el microcosmos en el que se resume toda la creación. -unió lo masculino y lo femenino en su sola persona» 153 . que tuvo lugar en un intervalo de tiem po muy breve o nulo después de la creación (IV . era también uno e indiviso. y allí se detiene. sin embargo. y produjo las divisiones de la eternidad en el mundo existente de la cualidad y la cantidad. Tomás de Aquino y Dante. 1 s U diseño de un gran circulo temporal y finito se aplica no sólo al mundo y a toda la humanidad (cuya historia se concibe como un largo rodee» circular para alcanzar su origen).\ M ilu * iic inii'v o hacia b unidad y b jtcilecctón. divisio. Por otra parte. el Erigena asimila los sucesos centrales de la historia sagrada. Va en época tan temprana como el siglo 111. y un retomo que es también una reunión . y. que en Su elevada forma. sino también a la vida de cada individuo redimido (cuya «conversión» se concibe que ocurre en el momento en que su dirección cambia de un movimiento de alejamiento a un movimiento de vuelta a su integridad perdida). a las categorías primarias de processio. Algunos elementos de la visión del mundo neoplatónica se incorporaron a las categorías doctrinales de muchos exponentes importantes de la ortodoxia occidental. La Redención se hace posible gracias a Cristo. xv) y dio como resultado la separación del hombre respecto de Dios. el neoplatonismo se limitó al estatuto de una superestructura metafísica sobre un credo que permanecía fijado en la historia literal.

y no termina en ningún otro fin sino su propio origen.ndividuali*ación no se pierden sin em bargo. las matemáticas ía un d i?* lo“ as cuales manifiestan un diseño que empieza con i 3 ' 2 un ro deo a través de la división para volver a la unidad. aunque Este cu ° A . no de tal manera que su sustancia perezca. x iii). hacia el cual se esfuerza y en el cual. el Engena emplea la figura de las bodas apocalípticas. 2 E l hombre dividido y reunificado: la tradición esotérica E l Erígena es un metafísico impresionante. y a las que te llevaré cuando e! mundo termine» (V. 'i m. sino de tal m anera que retornará a las causas de las que procedió.{II ^ división. sino del mundo como un todo. E n esta unidad restaurada. •lustra cc ^ P ^ >ccs*on y re to m o constituye un vasto ciclo. a pan ir del cual empezó a moverse y hacia el que se esfuerza incesantemente por retornar. que Yo había preparado jairamente en mis pensamientos antes de que empezara el mundo. reposará. E l mito es el del hombre primordial como andrógino cósmico que se ha desintegrado en el mundo material y bisexual de partes . (V . y unidad en b eternidad. caícli. a fin de tenerse y encontrar en él su final reposo. Y lo mismo ha de entenderse no sólo de las partes del mundo sensible. sobreviven n o ° ^ * . se reúne con el la d ifrrg iL. detectamos un mito que sólo parcialmente ha sido cooceptualizado. asi la rciiem ion n . que se Pro tn h # *o 7 C í f r * * °5 CUCTPos «les*« y se refleja (según el sistema y las ck ° Engena) en la estructura de la dialéctica. xxxviii). iii) Y para significar el retomo de la humanidad a la unidad de su origen. cuando lo encuentre de nuevo.1 )’ * * • pepeeso tic redención c\ un retorno que . en una reunión acumulativa de lo tie rra . hasta i f m c iV n o’ paraíso con el mundo y del ciclo con Ij la naturaleza k ¡S Íj ^ 'e n d o « « n id o en sí todas las divisiones de C re a d o r en * ^ ndosf « p irilu a liz a d o de nuevo. Pues el final de éste es su comienzo. . ^"“ l del movimiento entero es su comienzo.srno sucede co n el proceso cósmico: principio de reint •• inviene lo\ r masculino c o n \ °* Puo. pero en su doctrina del hombre primordial como epitome en el que «está contenido todo lo que se sigue de Dios*. SUS c n c ? f nac*o n cs m ateriales sino en su esencia (V . Tal como resume Dios su plan divino en De drvisiont.. éste consiste en «esas muy íntimas y secretas bodas de mi divinidad y la humanidad. de tal manera que toda la naturaleza creada participa de su caída en la división sexual y otras divisiones y participará de su fatal retomo a la unidad1 5 .

. IS5 . Primero. cuando se arrepienta. dos principios cardinales de esas complejas ) desordenadas exégesis de la Biblia son especialmente pertinentes. y por ello divorciada y exiliada. entre unas gentes para quienes la tragedia central y repetida había sido el Galut —exilio y dispersión de la ciudad santa y la tierra ) posteriormente de cieno número de hogares temporales—.n su forma occidental este mito tiene raicé» en el Simposio de* IMaton (la historia contada por Aristófanes de la división en dos del hombre bisexual). persistiendo todavía en nuestros días como el componente central de la philosophia pcrninis esotérica5 Dos formas de esa sabiduría tradicional fueron lo bastante difundidas y profundamente influyentes como para justificar un comentario particular.ajina-. o alguna vez fue la tierra». en el gnosticismo y en los misterios órficos y otros misterios1 *. la amada pero infiel. y que era -diariamente su deleite. y durante varios siglos. y también en varias formas de neoplatonismo y de mitología gnóstica y pagana. se convirtió para muchos judíos en un texto canónico del mismo nivel que la Biblia y el Talmud. eran una exposición altamente desarrollada que después de algún tiempo. mientras que las vicisitudes de esta unión se utilizan para explicar el curso de la historia. >en conílut.. y los elaboraron en una rcinterpretación radicalmente «mística* o figurada de la letra del Antiguo Testamento. En el transcurso de los siglos posteriores i la Biblia se desarrolló una línea de comentarios judíos que entretejían esas sugerencias con corrientes de filosofía y mito no bíblicos. Esta figura —junto con pasajes tales como la alusión en Proverbios 8 a una sabiduría femenina celestial que «el Señor poseía. y ha dado pruebas de una notable tenacidad. ha sido el principal medio pictórico de encarnar y sostener la doctrina de que la perfección es idéntica a la simple unidad y que el curso cosmico va de lo Uno y lo Bueno hacia el mal y la m ultiplicidad y de vuelta^ a lo Uno. «el Libro del Esplendor». I. y la otra la versión cristiana de la tradición hermética. es fácil com­ prender que el mal original y esencial $ e identificase con el exilio del hombre y de su inundo lejos de su fuente en la unidad del Ser divino. pero »ontorva la capacidad de recobrar su integridad |> crd i< la . Una de las tradiciones es la Kabbala hebrea.j. regocijándose siempre ante ¿ 1»— abría el acceso a un componente femenino en el austero monoteísmo masculino de la teología hebrea. De estas doctrinas esotéricas. en el Zobar la naturaleza entra en la naturaleza misma de Dios. El lector recordará aquella figura recurrente en el Antiguo Testamento ' de Israel como una mujer. que ya para el siglo xin se identificaba como Kabbala. Esas dos tradiciones tuvieron una y otra un doble origen: en la Biblia. Para nuestro propósito. Segundo. prometida del Señor. «la ) Tradición • I*. los documentos reunidos con el título de Stfrr Ha-Zohar. y la unión sagrada se conviene en un símbolo central y omnipresente que da cuenta del origen y el mantenimiento de toda vida. escrito a fines del siglo xiii. de una reunión con el Prometido. a la que se le hace la promesa.

Pero la meta redentora última de la voluntad divina es hacer retomar todas las cosas separadas. el infinito y oculto Uno. completa y permanentemente. a traV^s de una multiforme y cominua diviaión \ dispersión. «matrimonio») como está escrito. el retomo total de la unidad sólo es posible en la visión espiritual del místico. según el Zobar.. y al que se hace referencia figuradamente como -Princesa». Como dice Gershom Scholem. la reina y el rey. que tendrá lugar al final deJ tiempo. o Dios y Su Shekhinah2 1 . -Pro metida*1 *. «En ese día el Señor será uno y su nombre uno» (Zac.. o bien algo que entra en una relación para b que no está hecho. la respuesta es: el Rey Mesías. Originalmente había habido una unión perfecta y sin interme­ diarios entre Dios y la Shekhinah. y todos los mundos se unirán en un solo lazo (literalmente: «serán uno por apareamiento». 9).. que ligaba todos los mundos de la creación en una unidad con la vida de Dios. Podrá decirse: ¿No es Él uno ahora? No.desde 1* génesis literal. «El mal moral.*2 0 . Aunque en el mundo presente esa división puede curarse en pane gracias a los actos píos de los hombres individuales. 9). a su lugar de partida en la unidad primordial —consumación que se describe figurativamente como la reanudación de la unjón marital originalmente continua entre las polaridades arquetípicas masculina j femenina. que constituyen el »mundo de unión»— que están representadas míticamente como componiendo el cuerpo de Adán Kadmon.. X IV . y habrá una unión completa («el todo existirá en un apareamiento») como está escrito: «En ese día el Señor será uno y su nombre uno» (Zac. aisladas unas de otras y de Dios. es siempre o bien algo que resulta separado y aislado. XIV. «la divina presencia*. Pues entonces habrá completud arriba y abajo. E l pecado siempre destruye una unión. en un acontecimiento que se describe como «el exilio de la Shekhinah I I efecto fue escindir la integridad inicial puramente espiritual en -el mundo de separación* — las partes dispersas del universo material. dentro del En-Sof. que abrió una brecha en la unidad divina. que se esfuerzan por mantener su autosuficiencia pero sienten la añoranza de regresar a su fuente única—. incluyendo las encamaciones corpóreas de las personas humanas individuales. Así Moisés fue un nuevo comienzo en el mundo. pues la Matrona está apartada 156 . Así. hasta la duradera reunión de todas las cosas. emanan diez manifestaciones —las StftrotJ). -Reina-• . pues entonces habrá cal perfección en el mundo como no la ha habido durante todas las generadones anteriores. En tiempos venideros Dios restaurará la Shekhinah en su lugar. arameo: ziwwaga: «apareamiento». Inmanente en el interior de esas manifestaciones de la deidad se encuentra la Shekhinah. pues ahora a causa de los pecadores Él no es verdaderamente uno. «Matrona». d Hombre Uno primordial. Esa unión fue perturbada por el pecado de Adán. el principio femenino dentro de la unidad divina. Y si preguntáis: ¿Quién es Ja terminación?.

Estos principios son comunes también a muchos de los cultos esotéricos e iluministas que se han desarrollado a partir de fuentes orientales. comparten ciertos principios. Unos trescientos años más tarde. que existía a la vez como un cuerpo independiente de ídosofia esotérica y como el fundamento metaffsico de la ciencia de la alquimia y aunque uno de los modos de sabiduría se propone explicar el significado secreto de las Escrituras y el otro exponer una práctica secreta. para quienes han alcanzado la gnosis»2 4 . y de que cuando «dio nacimiento al Hombre. En este esquema se pone un fuerte acento sobre la polaridad. que el hermetismo no trazaba la neta división moderna entre lo animado y lo inanimado. quedó dividido en dos sexos.) expone la doctrina de que el primer Espíritu. Además. y específicamente antropomórfica. Es decir. y as5.C. Pero cuando la Matrona regrese al lugar ilcl templo» y *'1 ey se despose con fila |«se aparee con ella en un solo apaream iento*). el hombre era también bisexual. concebida sobre el modelo de los opuestos sexuales y considerada como la fuerza que impulsa todos los procesos naturales. un Ser como É l mismo*. junto con todas las creaturas vivas. Al referirse a los escritos herméticos. es bisexual. El cuerpo de la literatura hermética es amplio. Eso es el Bien. establecía también una correspondencia entre lo humano y lo no humano. sus espíritus. eso es la consumación. Pero el hombre se enamoró de la naturaleza y de la materia e hizo allí su domicilio. propuso una forma . es más preciso por consiguiente hablar del cosmos como un macro-anthropos que hablar del hombre como un micro cosmos. de regreso a la unidad. La ontología básica es a grandes rasgos biológica. neoplatónicas y gnósticos en el ambiente de la cultura bíblica. Hubo algunos intercambios entre el kabbalismo y el hermetismo europeo ese cuerpo de escritos. desplegado a lo largo de muchos siglos de especulación. pero de tal manera que lo humano sirve como forma paradigmática. el curso de conjunto de las cosas se mira como un movimiento circular desde la unidad hasta la multiplicidad y. subirán de nuevo a través de las esferas y «entrarán en Dios. sino que aplicaba las categorías de las cosas vivas a la totalidad de la naturaleza. después de la muerte del cuerpo. en última instancia. podemos sin embargo entresacar un patrón conceptual reiterativo2 3 . que procedieron a multiplicarse según su clase. Sin embargo. As! -El Poimandres».nu una uno. si los hombres aprenden a conocer aquel estado que fue su origen. variado y escrito en un simbolismo fantástico que está diseñado para ocultar sus poderosos misterios al no iniciado. Paracelso. escribiendo en pleno auge de la filosofía hermética durante el Renacimiento. el primer libro entre los documentos del Corpus Hermeticum (que data de los siglos i y ni d. «que es Vida y Luz». entonces iodo estará unido junto sin separación^.

. .ción fu«a de la unidad constituyó |.'. El mundo es una cu ‘m a T . en el que cada parte individual trata de ser autosufidcim*. gracias a manipulaciones físicas en el laboratorio. v la Adán nn qUj S..d Í Z r" T P ™ » P-“ >.i . en el reino de la naturaleza metálica. Tal cs el cimiento de toda nuestra filosofía». t*n ijuc rccnm embargo un di M n seno cdi wico similar*”* . el magnum opas debía producir. de manera correspondiente. junto con toda la creación de la que el hombre es el microcosmos. En la transformación última.CZJ entCra cs b caída dc la naturales. ' caída.plt.Cr.L > • ’ .d dc todas las existencias separadas. pero su caída lo sumí«1 ) en el grosero mundo material de elementos físicos y sexuales separados y en con teto. ya fueran materiales o humanas. S.ola*^. rs impulsadas por u n ^ !* n F ° ff ala" ° Una serie de manifestación« emergencia dTlo< cr“ dor dc P °d " « opuestos que implica. el p mordía] —que representaba en sí mismo la totalidad cósmiia— nía un cueipo no físico y era andrógino.° P ° r «Ha»2 4 . Pues «cada cosa que ha sido creada naturalmente desea volver a ser lo que fue antes de la creación. La crean.1 * CO " K’ M M agm a. el Diosnombre. era un alquimista practicante más que un filósofo hermético. a Jos hotnhr Üp ° . 158 . «Todas las cosas retornarán a su comienzo y sólo quedará aquello que era antes del Mysterium Magnum y que es eterno. la Piedra Filosofal. Venimos dd Mysterium Magnum y no procréalo»27... como ha dicho I . incluyendo ^ caída de I Ú r7 T ” ° qUÍ “ “ sfPar.. la alquimia. M ‘luclerna y \Sc M V se conc'hc como una unidad sm. y puesto que la meta dc toda alquimia era transformar todas las cosas. a diferencia de Paracelso. Tal como fue creado originalmente. la tendencia inherente a volver al origen único es facilitada por la Piedra Filosofal..Ura. Pero puesto que la materia y el espíritu se consideraba que estaban relacionados por un sistema de correspondencias. En su período de pleno desarrollo. en la perfección de su propia naturaleza. fue Cristo.ua y fnstuni/ a ooctrina. T aylor. era «a la vez una artesanía y un credo»2 8 . IEU. el principio de transfor­ mación y unificación que es la tarea del alquimista liberar y purificar. L 1 movimiento cósmico de descenso hacia la división está sin embargo compensado por el movimiento complementario de retorno a la fuente. Para el iniciado que.. . efectuada por . que tenía el poder dc favorecer el lento proceso de la naturaleza transmutando los metales básicos en su perfección primordial como oro.según Paracelso. eaaÓn del mundo. i j . **e* ento» bisicos del azufre. el hombre quedará transfigurado y volverá Circularmente a su punto dc partida. quien la hizo posible para el hombre. *sta transformación de lo físico de vuelta a lo espiritual.. \¡ da comr. dc u manera que la descripción de la operación de laboratorio s e r v i a como correlativo objetivo del régimen humano dc redención religiosa.. coincide con m i m Íd íc Ín Q° n d° 'a m. y el retorno simultaneo de las cosas separadas hacia la unidad. Adema. los lenguajes de la alquimia física y espiritual eran intercambiables. el mercurio y |.

se equiparaba en el reino del espíritu con el advenimiento de la muerte y renacimiento espirituales. que 159 .jhh M »M U L * lu* poderes opuestos pero generadores de este mundo caído de io lineo i« . reúne en sí los atributos de ambos sexos3 3 . pero sobre todo por Jacob Boehme5 2 . «n ew. (Como clave de una de las fuentes del tema romántico del amor simbólico del hermano y la hermana. En estas últimas décadas muchos estudiosos nos han hecho percatamos de lo extraordinariamente prevalentes que fueron. que reúne los dos sexos en la forma unitaria que habían mostrado antes de su separación. En Boehme encontramos por ejemplo el antiguo mito del hombre primordial y espiritual. el andrógino microcosmico que caYp en a división sexual. o rey y reinad— . Este m ytítnutn (oniunctionis. incluso entre los pensadores que encabezaron el Renacimiento europeo. el Mesías de la Naturaleza. Esta * tradición oculta fue comunicada a su vez a los pensadores ulteriores por varios teóricos. el diseño cósmico de separación y retomo a una fuente se representaba a veces como el Ouraboros. la serpiente circular que se muerde la cola. o Sol y Luna. su el Ungrund Pero este U npuni posee un prunto. así como material y psicológica. así como las versiones cristianizadas de las doctrinas kabbalistas3 1 .se hace posible granas a Cnsto que. que llevaba a un nuevo nacimiento alquímico. Y desde el período temprano de la filosofía hermética. es feralmente una Nada.efcU. en su a w¿efei determinación y de d. las ideas herméticas. representa una innovación notablemente sutil y extremadamente influyente en la “ círculo neoplatónico de la emanación y el rc*onJ?' n r«tablee* I. y la conjunción se representaba a menudo en la literatura hermética por medio de una figura masculina y una femenina en un abrazo sexual1 0 . W t a « * « como fuente primordial una unidad eterna que. y cuya redención — a recuperación de su integridad caída. basándose en que los opuestos masculino y femenino tenían una fuente genética común. Pero en Boehme este mito forma parte de un sistema meuliaco que.' concebían sobre el modelo de los opuestos sexuales. que tiene la función apocalíptica de restaurar a la vez al hombre caído y dividido y al universo caído y fragmentado en la perfección de su unidad original. como el Adán de antes de la caída.* figurada como un -rebis* o andrógino.stinciones. y la culmmaición de la operario física entera se imaginaba frecuentemente como la coniunctio o •bodas químicas» di* los opuestos macho y hembra prototípicos — identi­ ficados en el simbolismo alquímico con el azufre y el mercurio. En la alquimia cristiana la Piedra Filosofal se suponía que correspondía a Cristo. eme Suefe.g N. aunque expresado en un idioma extraño. vale la pena observar que en la alquimia. la (onium'tio se representaba a menudo como una unión incestuosa entre herm ano y hermana. entre ellos Giordano Bruno. la unión química se equiparaba al acoplamiento sexual.) De las bodas químicas nace la Piedra Filosofal. liislom de I» cm d ín según el Libro del Ginem.

cielo e mfiemo. eternidad y tiempo. fuertemente separado de Dios en un aislamiento del que sólo podrá ser rescatado por la intervención de aquella gracia que le dio su Redentor. y transforman así la Nada en un Algo —de hecho. en un conflicto trágico que es al mismo tiempo la esencia misma de la vida y de la creatividad así como la condición necesaria para mantener la posibilidad de avanzar de vuelta hacia la tensa paz del equiiibno primordial3 6 . por el desvío de Adán lejos de Dios y hacia la naturaleza. a la vez mutuamente atractivos y repulsivos. entonces el comienzo se traga de nuevo [verschlmgt] el final. la creación descrita en el Libro del Génesis se siguió de la división primordial de las fuerzas en el Ungrund y manifestaba la forma de un círculo. estableciendo asi ios contranos del impulso y la oposición que ponen a la unidad« que de otro modo sería estática. que se efectuó por el principio de centramiento en la propia persona (Sclbbcit). 160 . Legó también la visión irresistible de un universo caído que está constituido de cabo a rabo por una oposición de contrarios quasi-sexnales. es bien y mal. en la fuente de todas las cosas existentes'4 —. en un movimiento como el de una rueda giratoria. que luego procede a reconciliar consigo mismo. en la tentativa de ser autosuficiente ante sí mismo. es Él mismo toda existencia. Según Boehme. y es como era eternamente.tendencia a la aiitorrcal¡7. El movimiento al que todas las cosas se ven as! impulsadas es un movimiento circular. La coincidencia de Jos opuestos en el Dios único se manifiesta en la oposición de las fuerzas positivas y negativas que constituyen la totalidad de la naturaleza. pues «el eterno reposo encontró el comienzo de la creación en la noche del sexto día» en la que empezó el Sabbath. es decir. allí precisamente aparece Su ira3 \ EJ origen del mal cósmico fue la caída de Lucifer. que compone un diseño como el de la serpiente que se devora a sí misma: «Pues todos los seres se mueven hacia adelante hasta que el final encuentra el comienzo. sin que quede ningún modelo*. El resultado de esas caídas sucesivas ha sido que el hombre se ha hundido cada vez más profundamente en el mundo material y animal. Este suceso fue seguido por la caída —más precisamente por una secuencia de caídas— de Adán. comienzo y fin.» fuer/a opuesta Jo t WiÜen. y así se ha alejado cada vez más de la unidad en dirección de la división. que coincidió con la creación del mundo material donde vivimos ahora. luz y tinieblas.ación efectúa dentro tic* sí un. hasta convertirse en un fragmento (Brucbstück). allí donde Su amor está oculto en un ser. «entonces el comienzo y el final volvieron a la unidad. cuyas reconciliaciones momentáneas dan lugar a renovadas tentativas de dominio por los poderes contrarios. Boehme legó a la filosofía un primer principio que se hace creador generando su propio contrario. Pues hay un solo Dios.

peces o cualquier criatura de la tierra: de modo que se dice con verdad: La creación entera está en el hombre... y ya *ólo se trau de esperar la llegada del Prometido5 *. y .. y colinas. el poder y la talsedad se tambalean. Sin embargo.uado a repetir el diseño tire ular figurado en el Genesis. Pues el final ha encontrado el comienzo. 1 l|UlJ U. He aquí algunas páginas de The New Law of Righteoumess de Winstanley (1648) que representan el amplio curso. y el Prometido está preparándose ahora mismo para Sus bodas santas en el Sabbath de la historia: Ahora el im al ha vuelto a encontrar el comienzo. el hombre. Pues ese paraíso lia nacido de nuevo.ón empezó con un orden [Regi'nm t] único. todos vosotros nacidos en Dios. que es la parte Femenina. una 9 interior. no por el poder del Espíritu justo que es Cristo. pues asi como la creac. y valles.. y buscó tu contentamiento en criaturas y objetos exteriores. y no se deleitaba en ninguna otra cosa. empezó a caer alejándose de su Hacedor. en lo múltiple en el tiempo. del mito del Adán microcósmico y andrógino que cae en la división y efectúa así la creación material. pasa por la división y regresa a la unidad. el poder Masculino». y las criatu­ ras cayeron lejos de é \ y se convirtieron en enemigos y se enfren­ taron a él. Varias doctrinas de este notable zapatero de Goerlitz pronto se abrieron camino hasta la teología cristiana radical. Boehme anuncia que la clausura del circulo en la unidad del paraíso que fue su origen está al alcance de la mano. entonces perdió su dominio. bajo una forma popularizada. Al principio del tiempo toda la creación vivía en el hombre... lo que fue el paraíso.. y se alza revelado a los hijos de Dios en el espíritu y en el alma. Tal vez el lector recuerde mis citas de Gerrard Winstanley en el primer capítulo como ejemplo extremo de una lectura de la Biblia enteramente como una alegoría espiritual. no había oposición entre él y las bestias.U‘ •*»«» ‘«*ho en |(li diaj btu-rmcdio*«' ti Vs ño i T r ° Crt'í J !rW s del '« "P ® den. nada habrá de detenerlo... especialmente entre los pictistas de Alemania y cierto número de puritanos de la Luz Interior en la Inglaterra del siglo xvii. Expresan también el punto de vista asociado con el anterior de que la historia tanto del cosmos como de cada individuo caído y redimido describe un círculo que parte de la unidad. Y el hombre vivía en su Hacedor el Espíritu. as! lo múltiple busca retomar a la unidad»3 *. a razón de mil años por cada día de la creación. d. aves.. y veréis. «llevado por los poderes de la maldición de la carne.. -pero se dividió.. Además. y entonces se alzaron montañas. sentiréis y encontraréis. y el hombre vivía en su Hacedor..

Y así su semilla «murió toda en la fe*... Y atí * í ” C* cora. así (odas la» he«.. P*ra vivir fto^lo^oK ™*W«ción.os teólo* ÍV S F '* ° qUC < íucdahl demostrado cn los escritos de leu abstracta A l fn° \ CO nK> hcmos visl°» había «lustrado su doctrina epopcva r í/ MCUrS° c.<^ n del hombre v en las accione* . «Huyamos Odiq^n* 2111 Patn? " * aP*.rcu. ™ '* ^ í 10 lracri dc nuevo *»nibre.. y el retorno de mnlr. Y toda servidumbre. donde Pablo declara que Abraham vivió «en la tierra de promisión como en país extranjero».í^ Hlo ^^•^|||^. ser^ S T ^ 0 3 *!“ rcpOMr Cn Paz tan • * > maldición y ligrimas se apartarán4 0 . allá nuestro todo.u hecho egoísta. hubieran podido tener ocasión de volver.n rtc .u 'K> m . es decir.ar dcI i. ¿Q ué huida vuelo nos llevará allá? Nuestro camino es vo lvem os como Dios»41..a\ y *wn » « n o egoísta.| y criaturas *r h 2 T k 2 . y confesó que eran extranjeros y peregrinos en la tierra. 3‘ F J rclorno dd pródigo El r convenible ejemplificado en la vida del hombre era fácilmente según un nm.rd * S*í "Í * ir?lcrPreta com< >una parábola del retomo dc lo i3 r. prop.el hombre ha caído lejos de su Hacedor..nu con una lectura alegórica de la entonce« / . para que vivan y estén en reposo en él. y „«.. Pero ahora desean un pats mejor. Pero ahora k nÜ* « id o lejos del hombre. Pues Jos que tales cosas dicen declaran palmariamente que buscan un país. si hubieran pensado en aquel país del que salieron.4 * PCr%° ° 2^ es > ' dc las obras literarias cristianas. no habiendo recibido las promesas. El pasaje prim ordial es Hebreos 11:8-16.^)| a hombre.a a * a humanidad. amada o qué Agustín podía encontrar también en las Escrituras mismas una analogía alternativa de la vida como vjaje en busca de un lugar distante. este pasaje inspira la figura cristiana radical (utilizada en forma condensada como topico < li 162 .¿juedó persuadido de ellas. y Jas abrazó. Allá está el Padre. y **í el hombrr en é l.° ^ no* En La ciudad de Dios Agustín no tuvo escrúpulos en aplicar esa figura pagana a la vida cristiana: <Sc ha olvidado ese sentimiento d e Plotino? — Debemos huir a la tierra paterna. 1 .. om*T0» cn ía qu^ el consejo de Agamenón. pues ha preparado para ellos una ciudad4 2 . Y cn verdad.. pues vivió en la fe dc una ciudad «cuyo constructor y hacedor es Dios». En Agustín y en otros incontable! escritores. sino habiéndolas visto de lejos. 'odas Us cosas h a J» . un país celestial: por lo cual Dios no se avergüenza de ser llamado su Dios.

y mandó matar la ternera gorda para que «comieran y se regocijaran: Pues este mi hijo estaba muerto. Muchos comentadores utilizaron esta parábola como suplemento a la imagen del prrc^rinatHS de la Epístola a los Hebreos. U vida cristiana modelo.pistola a los Hebreos. entre la inmersión del Pródigo en la vida disipada -con cortesanas» y la imagen del Antiguo Testamento de la violación del contrato marital como una fornicación con prostitutas. Y venga el sediento*. por ejemplo. que lo recibió con alegría. sus catástrofes e inversiones. y la añoranza de la meta se expresaba a menudo. y allí dilapidó su fortuna en una vida disipada». emprendió el regreso a su patria y a la casa de su padre. Y que quien oiga diga. que «se desvía de su Creador» pero «después de ugun tiempo regresará a su Padre»4 5 .. lo vistió con el mejor manto. que es a la vez una ciudad y una mujer. Ese viaje parabólico ofrecía analogías de detalle. que recogió su herencia y «partió de viaje a un país lejano. y por la autorizada voz del propio Jesús. y ha sido encontrado». aunque es su derecho de nacimiento. especialmente el relato del éxodo del pueblo elegido huyendo de su esclavitud en Egipto y de sus prolongadas enrancias en las regiones salvajes antes de su entrada en la tierra prometida. El apólogo del Hijo Pródigo fue especialmente favorito entre los teólogos neoplatónicos. que miraba la historia entera como un movimiento desde lo Uno hasta la división y de regreso a lo Uno..c < * “> dadot de la 1 .. detallada e impresio­ nante de la vida como viaje lineal y no circular que se había pronunciado explícitamente como parábola del pecado y la redención del hombre. ya sea individual o genérica. entonces. esta figura difiere del via|e circular de Odisco pui el hecho de que su diseño es lineal. al final triunfante de la Historia de la humanidad4 4 .»“ «iUl. Ven. se extendió largamente sobre esta historia como figuración del hombre caído. Ven. estaba perdido. como una insistente invitación a unas bodas: «Y el Espíritu y la prometida dijeron. l a meta del viaje se imaginaba generalmente como la Nueva jermalcm.. que fueron explotadas por los comentadores. lleno de remordimien­ tos.. como en el pasa.■ '• '* < “ *. pero apunu hacia una meta que. En su lorma lubitual. y está vivo de nuevo. La Biblia contema también una figura adecuada. un anillo y zapatos. Este tropo central de la vida como peregrinación atrajo a su órbita a vanas historias del Antiguo 1 estamento sobre exiliados errantes. E l Erigena. es un lugar diferente y mas elevado que aquel de donde partió. siguiendo el texto de Revelación 22:17. La alusión es una de las favoritas de Agustín en sus ConjcHon<s\ . Era la historia del Hijo Pródigo (Lucas 15:11-32). prosigue un curso de aquí allá que uene sus puntos altos y bajos. y también entre el don de la sortija por el padre que perdona y la promesa de nuevas bodas con una Israel arrepentida.» como traína litera») en la vn»v el liombie posi-adamco es un exiliado y vaKabundo en país «Uamcro y la vida es uiu iral>a|osa percgnnatm en busca de una ciudad mc|or en otro país que es su verdadera patria«.

«Estoy dividido en el tiempo. pues «el alma es culpable de fornicación cuando se aparta de Ti* para buscar lo que no hallará en ningún sitio -a menos que regrese a Ti* ( II. De modo que no volveré la espalda sino que vendré a la paz de esa Jerusalem. volviendo a la Fuente de nuestro ser. y recordando a Jerusalem en mi corazón que se levanta en la añoranza de ella: Jerusalem mi Patria. terminará donde empezó. no habría ningún lugar permanente para nuestro retorno» (X I. nos separamos: «nos regocijamos con alegría por la voz del prometido. pues sólo -por la continencia.(X. toda nuestra vida en este mundo es inescapablemente una experiencia de fragmentación y de conflicto que sólo cesará con nuestra reunión con lo Uno. declan Agustín. Así es como É l es el Principio: si él no permaneciera cuando nosotros errábamos. mi Dios». Esta caída lejos de Dios es un darse a las prostitutas. Ua precepto tácito de la tipología bíblica era que las imágenes que significan la misma cosa son intercambiables. la suma de todo bien inefable porque sólo Tú eres el único Bien supremo y verdadero. Jerusalem que es mi madre: y acordándome de Ti que eres su Gobernante. su Luz.. donde están los primeros frutos de mi espíritu. A manen de ejemplo. y me reformarán y me confinnarán en la eternidad..... -y me alejé tamo de Ti. gimiendo con gemido inexpresable en mi peregrinación. en una unión marital con el Prometido del que. dice Agustín. a la vez un lugar y una persona.. el viaje circular del Hijo Pródigo.. xxix). todo pobre y despojado. Gracias a una fusión de la peregrinación de la Epístola a los Hebreos.lio ) B. la meta del complejo viaje es a la vez un país y una ciudad y un hogar. como •Tu hijo pródigo* cuando se fue «a aquel país lejano» dr donde «regresó. la culminación deI Libro de la Revelación y la imaginería del Cantar de los Cantares. mi madre querida. xviii). y un padre que es también b madre. y allí Tú reunirás de mi dispersión y deformidad presentes todo lo que soy... he aquí dos pasajes relacionados entre sí en los que Agustín representa su vida como un viaje desde la dispersión y el mal hasta b unidad y el bien.itWnlwuK* propone incluso que a todo lo largo del libro -Agustín • ve su propia vida en los términos de la parábola del Hijo Pródigo-4 '1 . somos todos rrunidos y enlazados en la unidad dentro de nosotros mismos. su Padre y Tutor y Esposo. De hecho. a la vez masculina y femenina. . en nuestra errancia.. Es a b vez un caída desde la unidad a la división y la dispersión de b propia persona.(1. el prometido y la esposa: Permíteme entrar en mi cámara y cantar mis canciones de amor a Ti. -Caí en la vanidad-. Y el curso de la vida de fe. v¡). y mis pensamientos y los lugares más profundos de mi alma se desgarran con toda clase de tumukos hasta el día en que sea purificado y fundido en el luego de Tu amor y santamente unido a Ti» (X I. xxix). mientras que habíamos sido despedazados en la multiplicidad. vm). de aquí la drástica condensa­ ción y desplazamiento de la metáfora en la literatura devota cristiana.

se desarrolló el cuento del peregrino de la clase trabajadora que lleva al hombro su morral y camina pesadamente eni re cercas y pantanos en busca de la Ciudad Celeste. en el «reino verdadero* que es también «nuestra ciudad* y donde a su debido tiempo Dante cenara también en la fiesta de las bodas a la vez como amigo del Prometido y como miembro de la Esposa (X X X . o concepto oscuro»* cristiano del que la Faene Q ueene de Spenser fue un tardio y complejo ejemplo. John Bunyan. X X X I.oí esa ciudad tuspita el atinjo cid prninetulo. la conclusión está señalada a menudo por una promesa de matrimonio o unas bodas. que se cierra con la ceremoniosa promesa matrimonial del Caballero de la Cruz Roja a Una en la Tierra de Edén liberada. luz y alegría (X X X . al despertar había -decidido buscarla»4 7 . 98. o Humanidad. y el protagonista es generalmente no una persona particular. 1-3). y está celoso de ella. o Everyman.. pues c* un miembro de 1 » Esposa de C n sto .. X llL xu») En pasajes asi. las Confesiones de Agustín. la acción es un viaje en busca de una tierra o una ciudad que es la residencia de una mujer de encanto erótico irresistible. Como complemento de esa alegoría aristócrata de la búsqueda del caballero montado. cuya belleza atrae como un señuelo al peregrino por grados sucesivos de vuelta hacia la fons et origo de todo amor. xvi. El poema en su conjunto representa el viaje de Arturo en busca de la Rema de las Hadas. 45). 130-135. sino alguien llamado Cristiano. búsqueda y puesta a prueba en el combate y en la tentación moral. en el foco femenino de todo deseo. njurf^ndit U adopcttyh a redención de \u cuerpo. El más grande ejemplo de esta trama de peregrinación y búsqueda introduce en el verso inicial su metáfora-raíz del camnitn Jt nostra vita y une su autobiografía espiritual con su alegoría genérica. con su trama estereotipada de viaje literal. por su «excelente belleza arrebatado». pues es el amigo del prometido. 28-42. pues Dante es a la vez su persona individual y el tipo de viajero cristiano logrado en su descenso a través del infierno y su ascenso a través del purgatorio hasta una visión del paraíso que es proléptica de la experiencia de todos los redimidos all' ultima giustizia ( < ParadisQ%X X X . señalaban también el camino hacia esa abundante forma de la narrativa cristiana en la que la significación no es literal sino alegórica. X X X I. Las leyendas caballerescas de la Edad Media. eran fácilmente transformables en la -Alegoría. o Peregrino. que en Crace Abounding (Gracia abundante) escribió el más vivaz S*fT v MI . Suspira por día. 79-87). la venturosa conclusión de esta búsqueda está prefigurada por el primer canto. a la que había visto en una visión antes del comienzo de la narración y. a (X II. que dieron nacimiento^ al duradero genero de las historias espirituales. de tal manera que transforma a Beatriz. E l poema funde también el simbolismo matrimonial del Antiguo y del Nuevo Testamentos con la doctrina erótica del neoplatonismo prerrenacentista. que es una criatura.

..Cl Incluso en esta versión puritana y cruda versión do\ u J i * C\ ... puede verse como una serie de elaboradas y refinadas variaciones sobre el paradigma de una unidad y bien primordiales. cn Jacob Boehrne y en lo s p ictistas alemanes y los teólogos de la Luz Interior de Inglaterra.d e a m o r em. muchos pensadores alemanes. «sólo un hombre merece el término.JICdel Peregrino] la proletaria. sintiéndose un poco vigorizados. gritando a causa de 5 p ° ° rc S ' e n c o n t r á i s a m i a i n a d o . También en esa tierra nar. Por razón de la gloria . el contr an ^ 3 \. entraüd^ c n J” '. Plotino»1 *. pero sólo como aproximación inicial y sólo si incluimos. la ticrr I U SC ^ a P. 4* Formas de la imaginación romántica La^ procesión y epistrofa de la metafísica neoplatónica y de una teología neoplatonizada.sla ciudad a la que iban. d c x td le (fu e e s to y e n fe r m o . . Por lo cual yacieron allí un rato.. e] mito de la división. 1^1 V. Esta afirmación es acep tab le. • » NVn de b historia personal literal di inmortal alegoría d/lT k/” C n. ¿qué tienen que ver estas cosas con la filosofía y la literatura de la generación romántica? En primer lugar podemos contestar —si se nos permite la simplificación de ahorramos las generalizaciones iniciales— que las categorías básicas de la filosofía postkantiana característica. CUV° era muy suave y placentero. l j ° i Cnlrc. En segundo lugar. y del pensamiento de muchos poetas de mentalidad filosófica. una emanación en la multiplicidad que es i p s o f a c t o una caída en el mal y el sufrimiento. tom aron en serio los conceptos esotéricos que encontraban cn G io rd a n o B ru n o y o tro s filósofos del Renacimiento. ra f C c*uclad. y del reflejo sobre ella de los rayos del sol. oposición y nueva conjunción sexuales que está cn el centro del pensamiento oculto.. I tJ\ . ^ qUC CS la m eu e s li representada en una Qcl . nov“ Y el novio se renovó. Esperanzado tuvo también un ataque o dos de la isrna enfermedad. y un retomo a la unidad y al bien. las vanantes de la metafísica de la emanación que fueron d esarrolladas por lo s pensadores cristianos y dejamos un margen ad ecu ad o para lo s cambios impuestos en el paradigma heredado por las d iversas prem isas y conceptos operativos de los pensadores románticos ind ividu ales. prosiguieron su camino....S . la persistente metáfora cristiana de la vida como peregrinación del exiliado hacia el hogar y hacia la prometida que ha abandonado infielmente. declaró PauJ R e iff. «Si hemos de hablar de alguien como “ clave** para la comprensión del romanticismo». y asimismo algunos ingleses.4 V . y más preparados para soporta« su enfermedad. S^ fno ^uc P °r aqucl Úempo los Peregrinos estaban.A g uscúi4 « c ^..enguaje del deseo sexual. ju n to con P lo tin o . C r is tia n o en ermo de deseo. A llí estak* i ..

sino en sus premisas centrales y en su visión básica— había sido una pane respetable. por partes o símbolos de las verdades que se estaban abriendo a él*S2..oleridge perciben su agudo interés en el neoplatonismo. Hegcl pTcstó una atención detallada y respetuosa a los filósofos neoplatónicos. el hermetismo —no en su margen lunático de hacedores de oro. de magos practicantes y de libertinos espirituales. la naturaleza con el hombre y a nutem «O el espíritu. / <iLiunc\ de historia de la fdoyofia.miento en su cammo d vueha aU unidad de su origen. Así como las mitologías y teogonias populares precedieron a la ciencia. dijo Schelling. Desde Ficino y a lo largo de todo el Renacimiento. en los pensadores esotéricos del Renacimiento y en las especulaciones de Jacob Boehmc — ínteres agudo pero cuidadosamente calificado. muchos de los espíritus m ás agudos y sensibles encontraron radicalmente inapropiado. ipso {acto. el ambiente intelectual de la Ilustración.ira tomar las tumultuosas sensaciones de sus nervios» y los espectros coexisientes de su fantasía. su manera de dividir analíticamente ** proponía explicar todos los fenómenos físicos y mentales dividiéndolos en partes irreductibles y consideraba todas las totalidades como agregados de esas partes elementales) y su concepción del espíritu humano como totalmente diferente y ajeno a su medio no mental. Boehme. Sin embargo. de hecho una parte casi umversalmente aceptada del universo intelectual. «fue un fenómeno milagroso en la historia de la humanidad. como aberraciones que desacreditan los escritos donde se presentan. tal como nos lo describe. bajo el encabezado de «La filosofía moderna en su primera expresión»—.1 11 su. esc -teosofo. En el transcurso del siglo xvu ese modo de pensamiento había quedado desplazado por las filosofías que se basaban en la nueva ciencia. asi J. tanto para la experiencia humana inmediata como para las necesidades humanas basicas. durante las varias décadas que siguieron a la de 1780. Boehme. El vitalismo renacentista había imaginado un universo íntegro sin divisiones absolutas. precede a todos lo* sistemas científicos de la filosofía moderna»*'. un universo que es activado ademas de cabo a rabo por dinamismo de fueras opuestas que no sólo sostiene su sino que lo mantiene también en mov.. en el que todo está interrelacionado por un sistema de ccrespondcnoas y lo vivo es continuo con lo inanimado. a Giordano Bruno y a Boehine a este ultimo filosofo 1 c dedicó una sección especial en L a que 1 c colocaba. cuyas hipótesis de trabajo enormemente eficaces fueron traducidas de inmediato de una comoda ficción a un diagrama del universo efectivo. pues como él dijo de Boehmc.. en el nacimiento de Dios.estuvo a veces -tan profundamente engañado como p. junto con Hrancis Bacon. Sería un error considerar los elementos derivados de la tradición esotérica.ca viable opuesta . En esta manera de pensar algunos f ila o s r ^ o detectaban premoniciones de una contra-metafis. con su visión del mundo mecánica (como decían ellos). Y todos los estudiosos de C.

. La vieja visión del mundo les ayudó a definir el malestar de su propia época. «metáforas de la poesía». y a veces adoptaron su mitología para proyectar y dramatizar su sentimiento de que no pertenecían al medio político de su época opresiva y plagad* de crisis. que se manifiestan ampliamente tanto en b estructura de los sistemas metafísicos individuales como en el diseño de las obras literarias individuales de escritores importantes. Este sentimiento de ser un extraño en un mundo que había sido hecho por el propio intelecto desdichado del hombre se manifestaba también en un difundido renacimiento de la forma argumental tradicional de la errancia de un exiliado en busca del lugar al que pertenece verdaderamente. Corno cficc Coleridge aJ explicar la importancia para él de esa tradición esotérica. clcm cn la m in o v d u alism o con tem porán eos: m u t. en el medio filosófico de su juventud: Pues los escritos de esos místicos. ordenen en un sistema conceptual -científico».. eran sin embargo siempre una columna de fuego a lo largo de la noche.1 menudo para mí una móvil nube de humo durante el día. con diferencias que distinguen marcadamente las diversas búsquedas románticas de la odisea píotimana y de la peregrinación cristiana. como veremos. Algunos poetas centrales de la época romántica. Otro punto preliminar.m ecan icism o . a volver a traer al pensamiento científico algunas de las hipótesis más productivas de la física del siglo xix y de nuestros días5 4 . incorporaron en sus escritos unos mitos y una imaginería que son de origen reconociblemente esotérico.. en la Naturphilosophie de Schelling en Alemania y de Coleridge en Inglaterra— procedió. contribuyeron a mantener vivo el corazón en la cabrzM \ m e dieron un presentimiento indistinto pero bullicioso y activo de que todos los productos de la mera facultad reflexiva participaban de la MUERTE. Sin embargo. Inciden taimen te. va quedando claro ahora que la visión esotérica del universo como un pleno de fuerzas opuestas pero mutuamente atractivas y quasi-sexuales —que fue desacreditada y desplazada por el mecanicismo cartesiano y newtoniano. en las cuatro décadas que 168 . por una peripecia de la historia intelectual.. * * * Propongo examinar en los próximos dos capítulos algunos patrones de desarrollo prominentes. pero revivió. y los conceptos que van asociados con ellos. utilizaron esos elementos como conveniencias simbólicas. coherente. es decir. alemanes e ingleses. en una forma refinada. durante ñus vagabundeos por las selvas de la duda". aunque.il de elementa* nut »cus (como dijo Schelimg con respecto a Bochme en v\ pasaje que acabo de citar) se traduzcan en conceptos filosóficos y estos Sl. Si eran demasiado . como veremos.

no la lucha que brota de su cquipolandad. pues éstos.■■ dignen i I liQ. desarrollado por Schelling y llevado a sus últimos extremos por Hegel— se representa a sí mismo como un sistema en movimiento. Pero no es sólo el universo que describe la filosofía el que manifiesta el movimiento perpetuo: el sistema filosófico mismo se concibe como un proceso impulsado inmanentemente y en perpetua evolución de oposiciones. y también sobre las relaciones entre la filosofía y la literatura. E í decir.i.. l-. que ayudan a explicar los notables p a r a l e l i s m o s entre esas formas románticas de pensamiento e imaginación.. en teoría. contrariedades. que su primera premisa. entonces en verdad nada querría agitarse y todo se hundiría en la inmovilidad»5 5 . dice Schelling. contradicciones— que se manifiesta como una tensión de repulsión y atracción. en el que reconocía sin embargo a su «maestro y predecesor»: Spinoza conoce ese poderoso equilibrio de los poderes primordiales que opone uno a otro como lo extenso. Pero conoce sólo el equilibrio. y el pensamiento. Como lo revela esta cita.. y si cada cosa estuviera en paz. omnicomprensivo y autocontenido. Schelling considera el prurito que empuja al universo como la energía inherente a las polaridades —concebidas como antítesis. se desarrolla en todo lo que es esencial en el universo —incluyendo incluso el sistema mismo. Si sólo hubiera unidad. sin excitación o exaltación [SfeigtTwng] mutua. De ahí la deficiencia de su sistema respecto de la vida y el desarrollo. / E l sistema semoviente y autosostenido. Lo notable es que el sistema de la filosofía romántica —en un estilo esbozado por Fichte. «la contradicción es el manantial y el meollo de la vida. con lo que daban a entender que era autogenerativo. de fuerzas centrífugas y centrípetas. un proceso dinámico que es empujado por una fuente interna de movimiento hasta su propia completud. por virtud del hecho de que su conclusión regresa a la premisa y la implica. fuera cual fuera la naturaleza del mundo que describían.. usá visión panorámica de un cuerpo amplio ) » nu> diverso de materiales. de tal manera que el sistema completo se sostiene libre de toda dependencia respecto de cualquier principio que le sea extenor—.. por una necesidad inmanente. 16 9 .. Los filósofos postkantianos llamaban a su pensamiento organizado un -sistema». puede ayudarnos a mantener el rumbo el hecho de que termine mi capítulo con algunas observaciones generales sobre las filosofías características de la época.. Schelling definía así la deficiencia de la filosofía de Spinoza. Semejante sistema difiere esencialmente de las estructuras metafísicas de la mayoría de sus grandes predecesores. con conceptos fijos ordenados por conexiones racionales en una estructura estable de verdades imperecederas. se habían compuesto.. Porque. los dos poderes están en inactividad uno junto al otro.

la naturaleza en inteligencia. en el proceso de la naturaleza. E l sistema filosófico autoiniciado. * rt Ct Opi»jci¿B y conflicto entre c * l yo y el no \»» c«. Cada vez que se mete uno en la filosofía de Hcgcl se encuentra uno en movimiento inmediato. son ellos mismos «automoviinicntos.en la tesis a la que se opone una nueva antítesis. y esta oposición primordial implica las oposiciones entre inteligencia y naturaleza.esoi ::óu.. ( « decir. que avanza ha«. sujeto y objeto™. ofrecieron la nica de un \isteina AwtiO de m^*an$ico.a . tiene su reciproco en b compulsión dinámica dentro del esquema conceptual de su propia filosofía a resolver la contradicción entre sujeto v objcío. -En la ciencia el Concepto se desarrolla fuer d r j . La compulsión. el propio conceptual de Fichtc se desenvuelve planteando una tesis. la única facultad por la que somos capaces a la vez de -pensar y reconciliar las contradicciones»*. antítesis y resolviendo la oposición en una síntesis que a mi vez se convjt ru.en utir * vi i ' nova< ^ ’ oposiciones. en eJ Idcalnmo Trascendental. entre Ja libertad y la necesidad. entre naturaleza e inteligencia. De manera consonante. l.. por decirlo así.contra un no-yo u . ScJielling la sitúa en el concepto de la «imaginación» del artista productivo. que se mueve a s! misma y se da a sí misma sus determinaciones». se echa a andar y se mantiene en movimiento por ¿¿ compulsión a Ja clausura de la oposición básica entre los conceptos oe sujeto y objeto. »comenzando con un verdbdcran^Jr ** un* r? > d ° » í / « i í í 4 .. fue -el más feliz. la contradicción última que opera «en las raíces del ser entero del artista*. a convertir eJ objeto en sujeto. y debe ser posible partir de uno de los polos sin ser atraído hacia el otro*5 7 ..1 m®m j» P °r una •locha infinita.. en lu •*N ^ Fichte. la energía «srnna ° * a < n un. continuamente evolvente. que se presuponen y exigen mutuamente. conciencia e inconsciente. círculos. dice Coleridge.. ^ 5. a] unir en un sola cosa actividad y producto.. -El Concepto es la propia personalidad del objeto que se presenta a sí misma com o su devenir. * • ^ *n£» *igue diciendo Coleridge.ia tm estado final I-a* l. m n < > l* > V |ojo»ir\ ^ rcconcilbrin. entonces estos polos deben buscarse uno a otro en todas las ciencias. Las unidades elementales de su sistema.rf/c*a ^ conocimiento de Fichte empieza con sj misma ° 1 ^ura acl*V M kd quc ic pone a sí misma ante pueda r e a p 0 únicamente para poder tener un campo donde mitran . los «conceptos* * [Be^rtffc].vcrk° de lichte. y pasa a ser su propio complemento o antítesis5 9 .i!' Xr . fcj Salenja del idealismo trascendental de Schellmg. dos polos. oponiendo a esta u i4 . entre lo consciente y lo inconsciente.. y que anula. entidades espirituales*.-*. debe haber por consiguiente básicamente dos ciencias. que tiene su resorte y principio conct »o'j n Sm ^ ^ ~ . omnicomprensivo y autosuficiente alcanzó su culminación en la dialéctica de Hegel. para tomar un ejemplo temprano. mejorado) del tema Dinámico». «Si todo conocimiento tiene.. C aVla una mcL* acercable pero inaccesible de liben ul .

concreta cn sí misma y cn desarrollo. * . ‘ Todci pucdc v" ‘c < < m a uni i»«aw» ■ I'- 1 toiíhdad d e . ' "do. dandey&r-. Las metáforas recurrentes cn la exposición de Hegel revelan ‘ que el paradigma del que deriva sus categorías es biológico. id! m i en obra la n .. gracias a una energía inmanente.. dice Hegel... '° lm.. y * i.° t n «I mundo cícu. el remolino es únicamente simple reposo transparente»6 1 . .°mran°* y c o n t r ^ ^ .:'r.. una cosa viva y que crece». L. “ L U t " l l í '" ! " '' * < "u a. "«^> qur hay movimiemt. y que su sistema metafísico es de hecho sistémico —concebido sobre la analogía del crecimiento de un organismo vivo... se disuelve inmediatamente. el principio dinámico —el di 1 poder creador de unos contrario? que son antitéticos per«. pero que sin embargo en su totalidad constituye la verdad que es intemporal y por tanto cn reposo. la referencia persistente.' ''y < Í i ’ r Im !s V d K ^ "^ á T Xe — ComcPto . «tiene el impulso de desanolltirsc. ueiimr la naturaleza de sus sistemas y para establecer su verdad superior sobre las filosofías alternativas.1UÍ hay » .>° 11* " ° ) .los movimientos de los conceptos componentes es.. es pues un sistema orgánico»*2 .^ • | ugnan por L reconciliación o síntesis— se m anifiesta en el : i i: “ ' U. es como una flor. concordantemcnte. dialéctica —tic movimiento inmanente v naso q .i idea.. de perfume. en el que las partes están cn incesante movimiento autogencrado. ° q u c .). •«nc't.nmediaio o naiurul i 1 convertirse súbitamente cn tu opuesto*'5.Ut A» rte « v e tó n v tU K C ÍÓ * ¥ J * . ■. * u t™ .. .a . L a i.." iTai. Hegel la describe en un famoso oxímoron: «La verdad es así el remolino bacanal en el que ningún miembro está sobrio. Y la dialéctica en la que ninguna parte esti en toposo. Dentro de esta perspectiva biológica inclusiva. evoluciona hacia su forma plena—.u» L lV l?.. o -ciencia.c de sut urol. de color. mueren cuando se separan de su medio orgánico y constituyen un todo que. «La idea».. tan pronto como se desprende.vo. 3 cíct.. y porque cada uno. nunlfl" 13 ™ ti pensamiento sistemático del filósofo. i ..unu. Tanto en Hegel como en Schelling. y la verdad cn este sistema filosófico energético e H tcgio no es inherente a algunas proposiciones separadas del todo (pues la separación las hace a la vez -muertas y positivas. a la vez j .u. de forma. «Lo verdadero». es a la «vida en cuanto opuesta a la .m° 5t * •» « w . «una unidad de hojas. K ij c* clcT mo j su? propK>i c.Ul' cn euanto implícitamente otro qut lo i K" vc (ur*»do m >s »»i de su propio set . ¡Z ..muerte».u progresión y prodición „muren.losotia. no.. sino a la totalidad t el proceso dinámico mismo: -este movimiento entero constituye lo positivo y su verdad».

una semilla de inmortalidad. Esta dialéctica se representa a veces en unos términos que revelan su afinidad con el prototipo (central en el pensamiento esotérico anterior) de la división.. y se anula toda distinción entre los amantes. Todo lo que da al hijo recién procreado una vida múltiple y una existencia específica. Cada etapa de su desarrollo es una separación. y su meta en cada una es recobrar para sí la plena riqueza de la vida [de que gozaron los padres). Para definir la polaridad esencial que subyace bajo «la producción de las panes primeras del sistema del mundo*. Después de su unión los amantes se separan de nuevo. en ultimo análisis. escnlwó Coleridge a C. que explota las posibilidades conceptuales del fenómeno que consiste en que la unión bisexual entre amantes humanos da nacimiento a un vastago monosexual. se vudve cada vez mis hacia Ja oposición y empieza a desarrollarse. ponerlo contra sí y unificarlo consigo mismo. El elemento nonal. lia Negado a la existencia. ha perdido el carácter de separabilidad. desaparece la conciencia de una personalidad separada. por los cuales y en los cuales se revela la Unidad. Schelling se refiere a la procreación humana.s .son •(para tomar prestado tu feliz y muy expresivo Símbolo) el Macho y la hembra de! Mundo del Tiempo. pero en el hijo su unión se lia vuelto irmparada Esta aoión en el amor es completa. Hegel adelanta un paralelismo más complejo. en cuyos conejos y retiradas y concilia­ ciones nupciales se celebran inclusivamente todas las otras bodas v nacimientos*'’4 . En la oposición y unión sexual de los padres es inherente e! concepto de antítesis complementarias que. A. por mutu. el cuerpo.. opuestos separados. En un temprano manuscrito sobre el amor como principio que supera las oposiciones.i . En d fragmento críptico de Hegel vemos una analogía constitutiva en el proceso de ofrecer lo que habrían de ser las categorías esenciales de su dialéctica madura. -Los dos Polos Primarios de la Naturaleza». tiene que traerlo a su interior. haber adquirido sus atributos por analogía con la reproduu n '»n bisexual. que entonces repite la función de sus padres en la cadena genealógica ininterrumpida de unión y procreación: Lo que ea primera instancia es lo mis propio del individuo se une al todo en d tacto y contacto del amante. Tulk. de la [raza] eternamente autodesarrollada y autogenerada. La semilla se lilnra de su unidad original. oposición y reunión procreadora de los sexos. «d único ejemplo en el que se nos permite hasta cieno punto ser testigos de una creación original-*3 .tunden CU una umon que gen*ia una nueva existencia paren*. [en el amor y a través del ainorj Dios ha actuado y errado. y un vastago rnro. pero sólo puede seguir siéndolo mientras—cada amante separado es un órgano en un todo vivo'. Lo que se ha unido [e* el vistago] no vuelve a dividirse. reunión. Así el proceso es: unidad. -los dos Opuestos correlativos y correspondientes.

El proceso. El movimiento dialéctico dentro del sistema fdosófico intemporal constituye consecuentemente una especie de trama prcordenada. extendida en el tiempo. en otras palabras. •uracción. Este concepto de la efectuación ineluctable de un diseño implícito en el pensamiento sistemático. dice Hegel. se manifiesta como historia6 6 . ni permite opciones esenciales a la iniciativa del metafísico.n la generación resultante de un d escendiente qu e reú n e IOS rasaos de am bos padres pero empieza ininedtatamente su desarro o independiente de un nuevo individuo monosexual que procede a buscar su p rop io opuesto sexual y unirse con el. nn en ia que «icxia uniwvi* jriulatlj. Finalmente.. El mundo. preservadas y elevadas a un nivel superior. encontramos el concepto emergente de una síntesis que pasa a una nueva oposición que lleva a una nueva síntesis generativa.qu<. Los sistemas se representan como moviéndose hacia una meta inherente o estado final. mediante un proceso en el que cada etapa surge de la precedente en un orden autodeterminante. El movimiento inherente de los sistemas post­ kantianos de pensamiento no es en modo alguno al azar.. Teología inmanente. su naturaleza más propia c íntima. o inversamente. . ¡i. y una trama similar se exhibe.|. su universal». y en otro aspecto. y en el curso de toda experiencia humana y toda historia humana. todas las oposiciones sucesivas son su cesivam en te afrfgtbobmi es decir (en esc triple equívoco alemán que el c o n v irtió en una de las ideas metafísicas más in flu ye n te s). T a l c o m o H e g e l d e sc rib e el proceso. es «Pensamiento Objetivo». se mueve por una teleología inmanente. y respecto del concepto de Schelling de las m últiples polaridades: la nocion de una única cadena ininterrumpida y o m n iin clusiva de síntesis autorrenovadoras v acumulativas y por ende progresivas. tal como se manifiesta en ■ i el pensamiento sistemático del filósofo. De ahí que el mismo «espíritu» autoevolutivo que se realiza en el sistema total de la filosofía (W isxm chaft) se manifiesta también como «naturaleza». la evolución dialéctica de la razón sistemática en la filosofía tiene su correlativo fenomenal y temporal en el proceso del universo físico. «la Razón está en el mundo: lo cual significa que la Razón es. en los agentes y acontecimientos del mundo exterior. en el hecho de la herencia g e n e a ló g ic a acumulativa de todas las uniones componentes entre individuos en «la I raza) eternamente autodesarrollada y autogenerada* encontramos el germen de 1j innovación dialéctica primordial de H e g e l respecto del método de I ichte de unas tesis y antítesis secuenciales p ero segmentadas. su principio inmanente. cuando es «espíritu dado en el tiempo». en la naturaleza y en la historia de las acciones y conciencias humanas es muy semejante al concepto teológico de la obra ■ . En la forma plenamente desarrollada de esta manera de pensar que se encuentra en Hegel. constituyendo una secuencia que los filósofos llaman a veces «deductiva». %on empujadas j una . son a] mismo tiempo anuladas.

I£l diseño teológico. Fichte escribe: l. del gran círculo del cristianismo neoplatónico.P ° 4. Schelling empieza su propio Idealismo trascendental con la premisa dc una unidad absoluta —la «identidad» o «indiferencia» (la extrema falta dc diferenciación)— del sujeto y el objeto.so^ de la resultado: el resultado último en el que la filosofía vuelve s.'Mm:ultifcv. »es su propio devenir.f> rrxoruj exterior conwi í I* n'sin* Providencia. a saber a aquello a través dc lo .V cncontra • * filosofía dc IV h ir . y se manifiesta cn su forma dividida sujeto-objeto tanto en cl reino de la naturaleza como en el del espíritu. cuyo proceso de demostración ha llegado de vuelta. o Ego y No-Ego. al final. según el cual el proceso dc la emanación termina en su comienzo. edcnck Copies. Pero la verdadera «ciencia del conocimiento. -hjsi4 que llcpniuv al tiecliu tcúrko mát alto.cn. o el espíritu. ? *•***"“ * filotóficoi ion. transferido de un Dios (según U repetida ír iWK i ' i‘**MmUdor la operación inmanente rfcctivaincmr quc « L * *“ . cn su identidad onginal. entre las concepciones populares que Fichte. pero sólo . en el que todo conocimiento llega a su conclusión. tal como se traspone en los sistemas metafísicos de los idealistas alemanes. Pero -un sistema está completo cuando regresa a su punto de partida». Kant.00 rn l¡>prioridad conventual *e pone a sí CnV> * Cn . que loda ciencia en su m ás alta perfección y unidad debe hacerse posible en la medida en que cl primer principio de la filosofia c\ precisam ente también su último principio: cuando aquello con que em pieva toda filosofía. oe ia evoJucon de la verdad. Esa «unidad eterna y original» queda «escindida por el proceso del pensamiento». cl circulo que presupone su fin como su meta y así lo tiene como comienzo. en oposición al procedi miento no sistemático de Kant."ental y los acontecimientos decisivos dc la té rm in o s filo só fic o s n o o t i^ " ’T qucda ' r“ P u rs''1 en «temporal dc c«.on) . «ni aceptar la posición de existir por condescendencia. incluyendo la filosofía teórica.»erra con su primer principio. debe convertirse en el cu. no puede permitirse desatender esas concepciones populares» y «los cuentos y alegorías de la religión»7 0 .a desmitologizar los especulativa.smo como su'cto>* ’asta cl lejano d Pensamiento cine I * í1 “ ' ** muevcn inevitablemente tanto í omo c univrrso“ Kn parlc' s. que „ ' i * VCZ no °f ra co“ < lue un Crijtianismo aplicado*1 ’’. Como veremos en cl siguiente capitulo. .“ ^ ' Conv. hace observar Fichte.no7 ° u ” 0 m. aunque imperfectamente refinada. por su propia actuación. Así resume ¿1 cl diseño dc su filosolia en la Lógica abreviada: l. y se hace consecuente* mente.‘> uc cl CB°> ° cl absoluto.o verdadero». Hegel describe repetidamente su filosofía *i/Uj acontcclm. debe tomar el camino opuesto y Devar desde Ja unidad del ego absoluto. fn . «a aquel terreno onginal de toda armonía de lo subjetivo y lo objetivo que.^nto que trasciende la teología cristiana. tonocptualcs cl esquema *“ d‘í*n° dc con» unto Y en los detalles •«Mora bíblica dcs<l^ *r8u. Dc ene modo la filosofía muestra U 17S tii La umdad perdida y la unidad recobrada. como dijo Noval» dc decir. y el comienzo y el fin son cl Uno.rt. sobre el supuesto explícito de L r in « S? ° ' Cnarna Cn SU diseñ0 de . Schelling y Hegel se propusieron explícitamente traducir en sus filosofías se contaban de manera prominente la historia de la caída y la profecía de la redención dc la humanidad. completamente cerrada |BeicWasien]*n. «procede a partir del supuesto dc que una multiplicidad se da como algo que reunir en la unidad de la conciencia». sin del historiador J T n j Pcln“ m‘r" t ° postkantiano (cn palabras dogma! cHtrL f r. I"'' p. Y en la conclusión de sus /undamentot del interna total del conocimiento.n dudi. que pone el no-yo dentro de sí mismo y después continúa cn una secuencia que abarca la multiplicidad de 174 .nal el ego % c pone contieni emente como determinado a través del no-yo.l círculo ha quedado ahora compirlo. En gran parte.« « miento filosófico i tad° invo unur'o dc la retención cn el pensa m ü^o b Í . «-ontecimicmo div.a histo™ y en sus fábulas y de la a ! 11113 avinzada.n un ensayo temprano. p io n e s culturales previas. «l... es también a su vea el resultado último de la filosofía práctica.l punto de vista mismo que se toma originalmente tan sólo cn su propia evidencia. cn I a1 orí^ cn íth Í s alto de verdad conceptualmente articulada i-v» " cs aunquc 1 * filosofía no debe dejarse intimidar por la raigan.. Asi la ciencia teórica del conocimiento se «. Y lo que garanti?a la completud de nuestra deducción de las principal» cocnpu! del e$o es el hecho ile qur se redondea y cierra el círculo del sistem a de te s a s compulsione!7 * * Ir.UCU dc la R ” 0". pero no obstante reconocible. dice Hegel. y es lo que sucede con su sistema. m. sólo podía representarse por medio de una intuición [Anscbauung] intelectual*7 4 .» El sistema del propio He6el se propone remediar esa deficiencia.snu > alcanza el punto con que empezó. es o*1 * versión extraordinariamente compleja.dice Hegel. que tiene que abarcar el sistema entero del espíritu humano».en °^04i durante el proceso en una filosofía Que el m*«T ^ Una cmPrcsa deliberada.V Hegel pretendía que ni Fichte ni Schelling habían logrado mejor que Kant antes de ellos alcanzar su meta declarada de redondear sus sistemas haciéndolos regresar desde la división hasta el comienzo en «la unidad perfeccionada y rn l dc sujeto y objeto. vuelve a si misma. Schelling propuso.

o «naturaleza». la exterioridad. un mal*. es la separación con que empiezan la conciencia y la reflexión cuando «el hombre se pone en oposición al mundo exterior»10 —en el tajo. y la segunda se manifiesta en una escisión en el interior de la naturaleza del hombre mismo. se concibe por lo general como de dos dimensiones. -entiendo lo que es una naturaleza viva tan bien como entiendo mi propia vida. los pensadores románticos consi­ deran la reflexión filosófica. consiste en la pérdida de la unidad original del espíritu consigo mismo (su armonía primordial de impulso y acción) gracias a la emergencia en el hombre de un darse cuenta de una oposición y conflicto entre esa 176 .. el acto mismo de tomar el pensamiento (puesto que busca necesariamente la comprensión mediante la división analítica de lo uno en una multiplicidad) como algo que es en sí mismo.mediante la comprensión. porque una vez comenzado. la unidad perdida y la unidad por recobrarse. mientras que «la vida que % resiste y se preserva a través de la muerte es la vida del espíritu»7 8 . la naturaleza y la mente— . tan pronto como yo mismo me separo. regresa al final para iragarsc su propia premisa generadora. Cuando se enfoca la historia de la humanidad como ese diseño circular manifestado en el tiempo. sigue inexorablemente dividiendo todo «lo que la naturaleza ha unido permanentemente». su sistema filosófico. no dejando nada fuera de el mismo. en palabras de Schclling. la división. escribe Hegel. la separación. la visión cristiana del paraíso perdido y el paraíso futuro adopta la forma de la unidad. un Aw. dice Schclling. el sujeto y el objeto.. que es conocido. Como dice Novalis resumiendo lo que era un lugar común romántico: «Todo mal y perversión es aislamiento (es el principio de la separación)»7 9 . el aislamiento se equiparan con el ma!. como también se decía.. así como con esa otra consecuencia de la caída bíblica del hombre. En consonancia con esta perspectiva. entre el ego y el no-ego. de l. La primera se manifiesta en una escisión entre su espíritu y la naturaleza exterior.. efectúa la «inefec­ tividad* desmembrada que llamamos «muerte». En su dimensión tpgnitiva.. En su dimensión moral. En el pensamiento romántico.. porque es tanto la causa inicial como la manifestación continua de su mal y su sufrimiento. una cognitiva y la otra moral. «una enfermedad espiritual de la humanidad. habiéndolo generado todo. esa división consiste en la pérdida de la unidad original del espíritu y la naturaleza. La factura primordial que resulta cuando el hombre empieza a reflexionar. Sin embargo. gracias a la emergencia en el hombre de un darse cuenta de una separación del sujeto que conoce respecto de ese objeto. Y el malestar radical y cardinal del hombre. como en el neopíatónico. y por tanto a filosofar. no me queda nada mas que un objeto muerto»7 -La actividad de diferenciar.apariencia de un círculo que se cierra v»b r< i comienzo a la manera cu que lo tienen las oirás uciuia» \ m » »UM . la muerte -Mientras yo mismo sea idéntico a la naturaleza-. el espíritu y lo otro.i naturaleza.

.-iiatma eza« que es el sustrato de su naturaleza humana (los in s tin to s . y el lugar y criterio . y la «verdadera filosofía. cuyo principio clave es el de la «reconciliación» o síntesis de todo lo que esté dividido. en un objeto para sí. Pero esta fisión inicial.. En primer lugar. Progreso por retorsión: la espiral romántica.parte de la separación primordial «a fin de anular y sublimar (aufzuhebcn] esa separación para siempre». entre el espíritu v la naturaleza exterior. Y para Hegel la meta inherente al proceso total del espíritu* tal como se manifiesta en el transcurso del pensamiento humano. citado mas arriba en este capítulo.. es decir. y luego sublimar esa otredad. opuesto y en conflicto... Se hace enajenado y luego regresa a sí desde la enajenación. y esas diferencias son de la mayor imponancia. La autoconciencia humana le enajena asi de su mundo y le impone también el terrible fardo de la libertad de elección en el conoci. La filosofía romántica es así primordialmente una metafísica de la integración. miento del bien y del mal. y entre el espíritu y sus propios instintos naturales. muerte frente a vida»8 2 . consiste en reclamar final y completamente para la conciencia el mundo del que había sido enajenada por el acto inicial en el que se hizo consciente: E l espíritu es el movimiento de convertirse en otro que el mismo. aunque es en sí misma un mal. y es dentro de esta tradición filosófica donde podemos entendedla vehemencia del rechazo de Coleridge. cosa frente a pensamiento. es el acto misino que libera la n energía que pone en movimiento la filosofía especulativa cuya meta esencial (como sigue diciendo Schelling en el pasaje que be citado) consiste en borrar toda separación y oposición cognitiva > moral en una unidad restaurada y duradera. y colocamos a la naturaleza en antítesis con el espíritu. y se conviene en la propiedad de la conciencia1 3 . aJ acto de la «mera comprensión» por el cual «pensamos en nosotros mismos como seres separados. pues acarrean una perspectiva sobre la vida y un conjunto de valores que son enteramente opuestos a los más característicos del neoplatonismo filosófico. como objeto frente a sujeto. no tendríamos necesidad de filosofar*.y compulsiones naturales del hombre que co n stitu yen el reino de \ & «necesidad») y su «razón» subjetiva (la capacidad de d istin g u ir eleccion es a utnativas que son correctas o erradas) junto^con su reino subjetivo de • libertad» (la capacidad de escoger lo que es correcto y rechazar lo que es ^ errado). bidimensional. iv. F J diseño romántico típico difiere del monismo circular de los neoplatónicos en dos aspectos principales. i tseo. Sin la «separación original.. En esc contexto es en el que hemos de entender la pretensión de Schelling de que -todo filosofar consiste en recordar lacondición en la que éramos uno con la naturaleza»1 1 . los sistemas tempranos de la filosofía postkantiana transfirieron la unidad que es el comienzo y la meta de todo proceso.

meta. la unidad simple e indifeS SU or. según el punto de vista de Hegel. más alta..ümbu la naturale'/a y di la cxpcnrocu humana. en rl C|n ^ historia de la raía y del individuo —que había sido ^ llUM Uf1 cP 'SOt*'° Pasak ro de ausencia de la felicidad. to d o s lo s principios se preservan»"8 .«Jo val. En el p ro c eso del conocimiento sistemático. la unidad rCC°.. «a la noción de La Idea con que empezamos-. «En la Vida.nunJo . «las dos contra-fuerzas componentes se interpenetran efectivamente una a otra y generan una tercera más alta que incluye a las dos anteriores.Scnt sino una unidad que es más alta porque incoipora las crenciacuines cncootradas en el camino.co reino donde. vuelve al mismo punto en un giro superior»8 5 . con el resultado de que «la ú ltim a etapa de la filow fía es el producto de toda filosofía anterior. simplificada en determinación.Icl l. 178 . y de este •proximable progresivamente por la humanidad. y en la visión de la filosofía vital». no *** con> o en la escuela de Plotino. pero en un plano más alto de valor. pero «lo separado se busca de nuevo a sí mismo» y si «lo separado se perfecciona antes. en a versión romántica mis representativa de la emanación \ el re 0 f7^k' P roccso s e * invierte en dirección de su comienzo. Une asi la idea del re­ tomo circular con la idea del progreso lineal para describir un círculo ascen­ dente o espiral La descripción posterior que hace Hugo von Hoffmannsthal de ese diseño es tersa y completa: «Todo desarrollo se mueve en una línea espiral. encontramos nuestra felicidad. como ice Hegel en un comentario que se añadió a la conclusión de su Lógica abreviada. . La descripción de Goethe de lo que él Dama desarrollo «espiral» utiliza el termino alquímico Steigcrung (reaizamiento.f T — uiüdad ya lucra como accesible a la humanidad nio sólo Himplo) como infinitamente recesiva. «la abundancia del contenido. perfeccionamiento) para referirse a ese resultado: «Las dos grandes ruedas de toda la naturaleza» son «el concepto de polaridad y de perfeccionamiento*. Según esta visión. del rr.no . produce gracias a la unión de las partes perfeccionadas una tercera cosa nueva. -Hemos regresado ahora-. Con. finalmente. pero «este regreso ai comienzo es tambim un avance*8 4 .onar Ia calidad de esa vida misma. la reunión o síntesis que sigue a cualquier división en contrarios constituye una «tercera cosa» que es más alta que la unidad original porque preserva la distinción que ha superado.. para cerrarse donde ha­ bía comenzado. como expresó el concepto Coleridge. o 110 la ntramos en absoluto: el fin de nuestra vida en este mundo no puede lum ?tr° Pcr^ ecc. el círculo semovien­ te gira a Jo largo de una tercera dimensión vertical. “ ita tamen ut sit alia et major” »8 7 . enteramente inesperada»56. nada se pierde .„o plotiniano a cite . En otras palabras. Todo fenómeno debe separarse a fin de manifestarse como fenómeno. En segundo ligar. regresa a si m ism a y se desarrolla en su verdad superior». no deja nada atrás. Uj' '''g j jjj UH’o\ podían m u ya f u e n («*n I.. una el tí * C c sv *a c *< * 1 hacia la existencia en este mundo— se convirtió en n. En uno y otro caso. úlnmo..

v 0. que reconocían la tuerte atracción de la unidad primordial i cl ser. y que esc diversismo constituye «el rasgo más significativo y distintivo de la revolución romántica»9 0 . y el ím al que aspira toda existencia lín ¿sta Z f . Y es más alta. ni debería volver. Bien está. y en lugar de perderse para el mundo. y un hombre es su aspiración a una armonía c integridad mucho más alta que la unidad que ha perdido. sino a la integración más inclusiva. sino también porque. debemos añadir que lo que fue más distintivo en el pensamiento romántico fue la insistencia normativa no en la plenitud como tal. como una nostalpa i esesjH.m. señalan esos pensadores no * solo porque preserva la diversificación y la individualidad. pero no es toda la# verdad. En el punto mas alto de la cultura.num rxempUr omnmm. sino la compleja unidad del término del proceso de divisiones y reintegraciones r t -la ' u felicidad T í™ Jin“ . es una condición que tenemos que ganamos mediante un esfuerzo incesante a lo largo de un camino inclinado y circular. ya lo veremos. más bien traerá a si a este ultimo en toda la infinitud de sus fenómenos y lo sujetará a la unidad de la razón». | huu la pcrtcxción misma (4 pn. la n o J i T b crdad.” ■ » “» " K 3 E S que estancada dc la ™ períecoón propia del ¡ absoluto m e conmueve tan poco como yo la conmuevo a « B a > ls d. para decirlo como Coleridgc. Lovejoy ha dicho que el cambio del «uniformismo» al «diversismo» —la preferencia por la máxima diversidad.Ii» . en lugar de ser una condición que ha sido simplemente dada al lom e. del bien y dc la belleza no es la simple unidad drl origen.7 7 . lejos dc ser una forma de primitivismo cultural. Eso es cicrto.I.'rada de una condición perdida a la que «1 hombre civilizado no podra volver nunca. El típico ideal romántico.I i» la tradición central tic! pensamiento neopljtómco. el Uno shlohiianti m dil< í. y lo mismo que en 17 9 .u c a por 3 contrano.am. O. i h i a m . es un ideal de esfuerzo agotador a lo largo del duro sendero dc la cultura y la civilización. dice Schiller. A. La norma del mayor bien se transfería asi dc la unidad simple. «el hombre combinará la mayor plenitud de existencia con la más alta autonomía y libertad. sino en una unidad organizada en la que toda individualización y diversidad sobreviven. lo simple y lo general— surgió en «la generación dc escritores alemanes que llegaron a la madurez entre la década dc los setenta y la dc los noventa». por la plenitud de la individua­ lidad y por la particularidad.» h . opuesta a la preferencia anterior por lo uniforme. -*r4 . pues lo que hace de él un riviltwdo.ento7 c Janes respecto de la apoteosis tradicional dc la simplicidad estima uniforme v aiuosuíiacntc supera a la dc la mayoría de los peinador« dc nuestro periodo. pero miraban esa atracción. si «la comprensión» que opera en el conocimiento abstracto «distingue sin dividir» y prepara asi el camino -a la re-unión intelectual del todo en uno» en la «eterna razón»’*.„anc. no a la pura diversidad como tal. en palabras de Coleridge. como distinciones sin división.-m m .

igualdad impoluta y unidad consigo misma» y por consiguiente •no es seria en cuanto a la otredad. Lo verdadero es el todo. a jerarquizar todas las cosas vivas y todos los logros humanos. el Dios único que está al final del desarrollo espiral. no es otra cosa que la actualización lograda del circulo entero del devenir. Hegel insistió de modo simibr en que el absoluto filosófico «no es una unidad original como tal. Scheiling replicó en un ensayo de 1812 que «el verdadero método del filosofar consiste en ascender. o una unidad inmediata como tal*.. dice. puesto que. E l absoluto que es el criterio-principio de la verdad y el valor filosófico debe buscarse no al comienzo sino al final del proceso de desarrollo: «lo absoluto debe comprenderse esencialmente como resultado*. Hegel no vacila en formular la posición extrema a la que apunta esta manera de pensar. como Omega. Transferir la localización de la verdad más alta y el más alto valor del simple comienzo al complejo final de un vasto proceso equivale a transformar b emanación de Plorino en evolución. O en el lenguaje tradicional de la teología. «Siempre y necesariamente el fundamento de donde se despliega todo es más bajo que aquello que se despliega desde él*.. de norma tanto para la vida conio para la belleza. Pongo a Dios como primero y último. como Alfa y Omega. Lo verdadero. como muchos de sus contemporáneos alemanes. hablando con rigor. que «en sí misma es. como a SchiUcr. Como de costumbre. no puede. la enajenación y la superación de esa enajenación».b vida.. Ic sirvió. pero como Alfa no es lo que es como Omega. es inconmensurablemente m ás grande de lo que era en Su unidad indiferenciada al comienzo del proceso. es el Drus explícitasw. no en descender».. morales y estéticos. realidades». y convertir así la derogación plotiniana del movimiento desde lo Uno hasta lo múltiple como descenso desde b perfección. De lo absoluto debería decirse que . Al punto de vista tradicional de Jacobi según el cual «el fundamento» de donde sacamos todo es necesariamente de un orden superior de realidad y de valor que aquello que se saca de él. A esc complejo atributo Coleridgc lo llamó -multiplicidad en Ja unidad». en su alabanza como etapa indispensable en la ascensión hacia b perfección. según el doble criterio de la indusividad y la organización: |a multiplicidad y diversidad de las panes componentes junto con el grado de su integración en un todo unificado**-. también en el arte la unidad y nitidez de la belleza -no reside ln b exclusión de ciertas realidades.. sino en la inclusión absoluta de todas 1 . y en la medida en que es el primero. porque habrá evolucionado hasta una unidad que incluye toda diversidad. y tendió. llamarse Dios. Deus impliatus. Pero el todo es sólo la ciencia perfeccionándose a $í misma a través de su desarrollo. a menos que dijéramos expresamente «el Dios no desarrollado*.

Más arriba observé hasta que pumo el pensamiento filosófico postkantiano incorporaba una versión conveptualizada del diseño de la historia cristiana. En su Idealismo trascendental Schelling definió «la totalidad de la filosofía» como *la historia progresiva de la autoconciencia». v. de la conciencia humana. En ese proceso la meta redentora de la historia de la humanidad quedó transferida de la reconciliación y reunión del hombre con un D ios trascendente a una superación «le la oposición entre el ego y el no-ego. la historia de la humanidad. ya sea genérico o individual. Pues todo lo esencial que existe y sucede se refiere en último término al «devenir». o lo q u e st convierte en s¡ nmmo*4 . o más precisam ente. I o absoluto en que culmina la dialéctica hegeliana del espíritu y sus otros enajenados es un todo-cn-uno. se representa como disciplinado por el sufrim iento que experimenta a medida que se desarrolla a través de sucesivas etapas de división. se concebía no como una puesta a prueba con vistas a un mundo ultramundano. habiendo superado pero a la vez preservado toda individuación precedente. sino como un proceso de autoform ación. sujeto. así como la historia del individuo reflexivo. La redención como autoeducación progresiva. o una reunión del espíritu con su propio otro. En esta filosofía la primacía y la iniciativa residen en el principio del espíritu. Consecuentemente.l‘s remitido. y esa culm inación se representaba como ocurriendo en la conciencia plena­ mente desarrollada de los hombres que viven su vida en este mundo: la justificación de la dura prueba de la experiencia humana se sitúa en la experiencia misma. incorpora en si nada menos que todo. alcanzará una plena y triunfante conciencia de su identidad. El espíritu del hombre. y en la tradición occidcntal el atributo distintivo del espíritu es la -conciencia». y su actividad distintiva es el «conocimiento». De ahí el grado extraordinario en que esos sistemas metafísicos —aunque se proponían dar cuenta de la totalidad del universo— eran ante todo sistemas epistemológicos y cognitivos. V previam en te m e*o comiste *u nal uraJcra: w i efectivo. o autoeducación. o una reconciliación del sujeto con el objeto. del espíritu y del ser moral del hombre desde el amanecer de la conciencia hasta la etapa de la plena madurez. tjuc e» m.Iu al fm *| lo que en en verdad. conflicto y reconciliación. habiendo quedado superadas todas las oposiciones. a la historia en despliegue. es una Heilsgeschichte traducida en el modo secular de una Bddungsgeschickte. de la significación de su pasado y de su destino cumplido. hacia la etapa culm inante en la cual. y Hegcl describe el tema de la Fenomenología del espíritu como «el devenir 181 . El curso de la vida humana (con esa econom ía de la expresión que hacen posible los com puestos alem anes) no es ya una Heilsgeschichte sino una Bildungsgeschichte. esa unidad indivisa que.

|.sorj es también. el conocimiento que mundo concebí V i°conocido consiste a la vez en la creación de un hombre drcrl#» COmo extenor al espíritu cognoscente y en la caída del persona) ha<r ^ lnoccn.. la cntora de la vida humana se mira como esa etapa definitiva de la ¡V a colectiva de la humanidad en la que. C | C ° nocc¡ as. volverá a poseer en in w ? f CXtrcmo l< ^ 0 1° que.cncta*W* t« ímc contexto filosófico. cuya «meta es la visión por el espíritu de lo que constituye el conocimiento*98. en esc sentido es en el que «la historia del mundo» como «proceso de desarrollo y realización del espíritu» es «la verdadera Tfwodicaea. la redención de la caída ocurrirá en la «reconciliación consciente que toma el lugar de la identidad inconsciente [original) con la naturaleza. la justificación de Dios en la His­ toria*9 7 .n . Hegel dejó claro que consideraba que la trama de la historia consistía en la autorrealización y autoeducación del espíritu.m«a esa cosa y la hace propia. ai*toconcicncia. en su más alta manifestación. y «la conciencia de este hecho pone fin a la inocencia».a c2Í(i* Y . I i* '1 * j a c. en sus etapas anteriores de conocimiento ip< -r ecto y parcial. La transformación de la historia teológica en el proceso de la educación humana se muestra incluso en los títulos de algunos de los numerosos esentos sobre «historia universal» de fines del siglo xvm. En consecuencia. «La caída general del hombre». ..i metí r .conciencia hasta . que ocurrió cuando el paganismo griego cedió el camino al cristia­ nismo. por tanto. Sólo en ese punto. ha separado y enajenado como objeto respecto de sí mismo como sujeto. desde Die Emehung des Menschcngcschlechts de Lessing (1780) hasta Übcr die asthetisdx' Erziehung des Menseben de Schiller (1795). uniíicador i cosa au * * S C cfP|rilu * cuando logra plenamente asir y comprender l. En su Fenomenología del espíritu Hegel declara que «el individuo general..a redención sc tradujo al reino en evolución F Ujnana etapas o «momentos» de su conocimiento rep ara al conor A * j ^ 0 . De manera correspondiente. y que el resultado de este proceso constituye la justificación de los caminos de Dios ante los hombres.. de b conciencia h ° c^caíl0n•. reside el final y supremo apaciguamiento y expiación de la cognición.c*a primordial (equiparada a la unidad de la conflicto d » ? C conocimiento del mal (equiparado a la división y analítico v V * í**3002)* Pero si en el conocimiento es inicialmenu intecrad ir .dj dc lj educación [BiUung) ik . así como de la enajenación del destino. fue -la ruptura del hombre con la naturaleza». escribió Schelling en 1803.v. «de o coincidencia del mundo tal como nos es conocido con el mundo de a n^ uraJeza"* en que «el mundo del pensamiento se ha convertido en el mun o e la naturaleza. el espíritu autoconsciente.. según la versión de Schelling. y restituye la unidad en un nivel 182 . por la plenitud > on e su poder de conocimiento organizado. debe considerarse en su educación [Bildung]». historia Cristian-.. sólo en eso puede alcanzarse el cumplimiento de las exigencias de la moralidad*9 6 .I *j 1 1 "1 " “ dt't:lll.

en su estilo persistente de paralelismos bíblicos.1 su vez optimista por sostener que lo mejor está aún por venir y que el fin de la historia humana justifica los medios de la Providencia. El dolor físico y moral.» lu > . equivalentes a las Estaciones de la Crucifixión. En Hegel. salvo en la medida en que la visión cristiana de la historia es . \ es el reconocimiento de este proceso —la caída desde la inocencia que llevará a una inocencia más alia— lo que -se expresa en la idea de Providencia-1 *.por abrirse camino hacia un modo más alto de la unidad original consigo mismo. Por el contrano. En su Fenomenología describe las etapas del proceso educativo del espíritu humano genérico como «estacio­ nes». de la perdida y La destrucción en la vida humana y en la historia. describiendo su relato anterior de los sufrimientos de la conciencia humana en la evolución hacia su ineta de • ‘conocimiento absoluto» como la realidad conceptual de la historia de la Pasión —como «el recuerdo del Gólgota del espíritu abso­ luto»1 0 2 . ni tampoco minimizaban las agonías de la condición humana. la destrucción» y la «inexpresable miseria» del espectáculo humano. y concluye el libro. Contemplando -la enfermedad. así como la angustia [/Iwgs/]. a Hegel le parecía que la historia era en conjunto un vasto -banco de carnicero». E¿tos tilosofos no negaban la realidad del mal. de la que. v i E l viaje espiral de vuelta a casa. lo oscuro y lo sufriente de la naturaleza de Dios es necesaria 2 fin de elevarlo a la m ás alta conciencia1 0 1 . y también en Schelling. el papel esencial que Schelling y Hegel asignaban a la enajenación. es «algo universal y necesario en toda vida». Puesto que es Dios mismo quien se despliega a través de la historia.mis . escribió Schelling en Las edades del mundo. por su . al conflicto y a la muerte en i ada etapa sucesiva de un proceso de desarrollo ponía más elevadamcntc de relieve lo inevitable del sufrimiento. La participación en todo lo ciego. el sistema metafísico intemporal. pero lo concebían (según la frase • le Schelling) como -un mal necesario»'0 2 . tal como se despliega a través del tiempo en el modo de la historia. experimenta el sufrimiento necesariamente -implicado en el desarrollo* y en la educación progresiva de la conciencia de la humanidad: Dios conduce a ta naturaleza humana por un curso que no es otro que aquel por el que debe pasar su propia naturaleza. tiene pues una trama claramente dchmda: la dolorosa educación a través de un conocimiento constantemente en expansión del sujeto consciente mientras se esfuerza —sin saber distmtivamente lo que quiere hasta que lo alcanza. el mal. ! esta una ceona del progreso —o mas precisamente una teoría de la educación progresiva del espíritu del hombre— pero no es una filosofía del optimismo.

y todo «individuo debe pasar también por el contenido de las etapas educativas del espíritu general. es el lugar que había dejado atrás cuando partió al principio y que. y para ese modo imaginativo. Lessing había representado anteriormente el curso que está determinado por una Providencia inmanente como la Weg o Bahn de la humanidad como un todo. Discutiendo «la F IL O SO FIA de la Historia». pero. como etapas de un camino [IPVgJ que ha sido preparado y allanado para él»1 0 4 . otros después) debe 184 . el espíritu «tiene que abrirse camino a través de un largo viaje [U^eg]».es. la segunda la Odisea de la historia»1 0 3 . el protagonista es el espíritu colectivo o conciencia de los hombres. en busca de una meta que. cuando vuelve a alcanzarse. resulta ser todavía mejor de lo que había sido al comienzo. cada hombre individual (algunos antes.acto primordial de conciencia. es una epopeya en dos partes de partida y retomo. La imagen reiterativa de Hegel para expresar el proceso autoeducativo de la conciencia. Una de las figuras favoritas de Schelling para expresar el curso de todas las cosas era la analogía de Plotino del viaje circular del héroe homérico. y la historia es la de su dolorosa peregrinación a través de dificultades. en la que «la primera parte es la litada . Coleridge dice que si vemos que «el fomento y la evolución de lo humano es la meta final». proceso que se interpretaba a su ve/ conu> |. o también como la re conciliación consigo mismo de un concepto que se lu desplegado hasta un extremo en que «pasa». tendían a derivarse de un modelo de génesis. Así la redención. decía. sin que lo sepa. el proceso humano. es la de una Weg —una ruta o un viaje—. que debe recorrer también cada hombre particular: «El camino \Bahn\ mismo por el que la raza humana alcanza su perfección. como hemos visto. incluso después de trasladada a la historia y traducida en la autoeducación del espíritu general de la humanidad. -Para convertirse en verdadero conocimiento».. reconciliación sucesiva de contrarios recurrentes. ya sea colectiva o individual. crecimiento v desarrollo biológicos. a su propia antítesis o «negación*. sigue representándose con el tropo cristiano central de la vida como peregrinación y búsqueda: la Bildungsgeschicbtv de la filosofía romántica de la conciencia tiende a imaginarse en la forma narrativa de un Bddungsretse cuyo fin es su propio comienzo. la* categorías básicas de esto pro*. Pero además el proceso histórico se representaba a menudo en estos filósofos en una forma alegórica o gráfica. según el término de Hegel. se ha dividido inexorablemente ( uando las describo en términos metaíisicos. sufrimientos y desastres recurrentes. el vehículo más apto y accesible era el tradicional de la historia de la humanidad como un viaje circular de vuelta .1 casa. • Representado así.. reconocemos que su curso es el de un viaje circular: -El hombre saJe a la naturaleza» sólo para aprender «por fin que lo que busca lo ha dejado atrás*1 0 *. En su traducción sistemática del proceso cristiano de la redención al proceso de la historia humana. que ¿I concebía como «La educación de la raza humana»..

nulo primero-"* |. Schciling y Hegel mismos escribieron poesía. en el designio e incluso en los detalles figurativos. Alguno de esos vagabundos son pecadores acuciados por la culpa. en redondo v hacia arriba y de vuelta. En ningún otro lugar y K momento han estado tan íntimamente entrelazadas la literatura y la filosofía técnica como en la Alemania del período que empieza con Kant. y todos incorpo­ raron los conceptos y procedimientos filosóficos del momento en los temas y estructuras de sus principales obras de imaginación. los filósofos se mantenían en estrecho contacto con la literatura. Y veremos que la figura del viaje circular hacia el hogar. y más tarde Carlyle. en la que el protagonista es un vagabundo compulsivo. ni por la influencia de un Zeitgevst misteriosamente no-causal. Los dos capítulos que siguen tratarán de algunos ejemplos notables. y por la frecuente interacción. por mucho que vacile.de la partida de su propia persona enajenada. desde su -momento. avanza sin cin > argo irmemente hacia adelante así como lucia arriba.IuIktIu "--. que es un extraño y un exiliado de nacimiento incluso en su tierra natal. si las obras de filosofía y de literatura de este período manifestan visibles paralelismos en las ideas. Pero es especialmente común la iorma narrativa de la peregrinación y la búsqueda — el viaje en busca de un algo desconocido o inexpresable que lleva poco a poco al errante de vuelta a su punto de origen. el lugar cardinal— en sus sistemas metafísicos1 0 *. tanto en la filosofía como en la literatura. que en otros filósofos románticos es una alusión recurrente pero pasajera. sobre el modelo de Caín o del Judío Errante. es «una literatura del movimiento»1 0 9 . en su periodo central. sino gracias a la participación en el mismo medio histórico e intelectual. t i camino de Hegel.scftu Uel progreso lineal de la Ilustración que. en Inglaterra) asimilaban ávidamente los escritos de los filósofos. y la generalización puede aplicarse igualmente a la literatura alemana. Gran parte de la literatura romántica inglesa. gracias al recurso a precedentes similares en la tradición religiosa y cultural. que recapitula las visicitudes ilcl espmtu en las etapas esenciales de su laborioso viaje educativo. por otra parte. hasta que se encuentra «en casa consigo mismo en su ot redad»1 0 7 .| camino de |. es el camino romántico a lo largo de un plano inclina«. de la trama romántica de la búsqueda circular o espiral. otros son como Ismael. ha dicho Bemard * Blackstone. vii. muchos de ellos escribieron ensayos filosóficos. Por su parte.e»mK muestra el a. Hcgel lo desarrolla hasta hacerlo el v e h ícu lo constante de su Fenomenología del espíritu. No es por casualidad. y también de los conceptos de los que esta 185 . Sistema filosofico y trama literaria. y ambos pensadores concedían a la literatura y a las artes un lugar prominente —Schelling. L os poetas y novelistas alemanes más importantes (así como Coleridge. o de vuelta al punto de origen.

Denn das Irdische wird donen unverganglich sem . o de tod o-s lo» espíritus filosóficos..eso se concibe como una caída desde la unidad j ir. ucrza y libertad en la que el protagonista descubre finalmente quién es.a» que los alemanes llamaban el Marchen. pues el viaje es un camino espiritual a para el 1° m .P ° de mil° inventado. que incorpora una filosoiía de |j encarnan lilor. la nostalgia del padre o de la madre y del lugar protector perdido1 1 0 . En iodo caso través d V . El cristiano viajero en su laboriosa peregrinación hacia e puerto celeste se conviene sin embargo en un héroe cuyo viaje es una e |>caci n en la expenencia a través de unas etapas de conciencia que cu minan en el nivel de la madurez intelectual —una etapa de integridad. antecedente de esta forma narrativa es la alegoría cristiana' vu|e tie la vida. o a veces. o de toda también ° puedcn "H^eane en un modo alegórico y simbólico. como el deseo hacia el padre. Detrás de muchas versiones románticas de la búsqueda interior circular podemos reconocer el prototipo pnncipal de la vanante circular de la antigua peregrinado cristiana.y *Ufrumento que se justifica como un medio necesario menos Un b#C n > ’ P °r *° Rcn«ral. y en la literatura romántica como en la cristiana. aunque de manera más la dtvii *** K*|a* c4c Prot.ÍU| lCtK. el hogar y la novia todo junto. la parábola del Hijo Pródigo interpretada como el tipo del viaje de toda la humanidad lejos de su hogar original y de vuelta hacia él. toma su cayado de peregrino y parte confiado por el camino ascendente hacia aquella edad de oro que está allá en algún sitio y donde lo terrenal es indistinguible de lo celestial: form a r* l»tcralc\ v correlato im aginativo v el vehículo T a l« trama« H im m lisch . Encontraremos también sin embargo que en muchos escritos románticos el viaje en busca de una consumación terrenal está calificado por el descubrimiento de que la meta es una meta infinita que queda para siempre fuera del alcance del hombre. esa parábola se mezcla a menudo con las bodas apocalípticas que señalaban la restauración del Edén en el Libro de la Revelación En concordancia con esto.i* 3C O n7 cto de »puestos que a su vez empujan al movimiento ' Y* " acu 1 1 1 5 3 integración mis alta. o también como el deseo de un figura femenina que resulta ser la amada que hemos dejado atrás. es decir. paia qué había nacido y eJ propósito implícito de tocio lo que ha sopona do en el camino—. la añoranza del cumplimiento se expresa a veces como Heimweh.ptU'lii i? presentanJo el camino del peregrine» individual com o toden lo» kiimmiifS8r — — ■ «»tas. Para presentar como lo presenta Scfailler el dilema en su excelente poema Der Pilgrim: en la primavera de su vida el poeta pródigo abandona la casa y la herencia de su padre. cuyas posibilidades están limitadas por las condiciones de un mundo finito. „ vida v jT J! V Xr l.*cca impl'cllA. de manera desconcenante. la madre.

Pues para Blake -el Sueño bajo la Colma del Viajero perdido. El fácil paso de la metáfora de la búsqueda de un hogar espiritual perdido a la metáfora del matrimonio entre el espíritu y la naturaleza es típico e instructivo. -en bu»ca de aquel dulce clima de oro / Donde acaba el viajero su jornada»*1 1 1 . Propone también una descripción alternativa de la meta del camino filosófico: -Die höhere Philosophie behandelt die Ehe von Natur und Geist»1 1 7 . mediante un triunfo de la imagina­ ción. scek. del ciclo de su existencia presente y entrar en la visión duradera de un mundo íntegro y enteramente humano que es el único adecuado al gesto de su deseo.es una fantasía de cumplimiento del deseo. como el propio Schiller. y la añoran/a romántica que atribuye a su girasol.m m m Pero «■peregrinación lleva u n uSlo a la conclusión de que nunca está alK: Ach. der Himmel Uber m ir W ill die Hrdc nie berühren. pero sólo gracias a una súbita y radical alteración de la conciencia. Und da* don in niemals hier. Pero a este punto de partida tendré que volver finalmente. resolvían la antinomia entre la * necesidad humana y la posibilidad hum ana sustituyendo el logro por la aproximación. Sirve también para recordamos que el comienzo de nuestra sinuosa peregrinación fue mi propósito de explicar de qué manera. Algunos poetas. haciendo que el éxito en la vida dependiera de que el hombre sostuviera su aspiración infinita a lo lar^o del uan&curo de su existencia finita. y con qué significación. l*n otros poetas (Blake es el cjc*m plo supremo) la meta de la vida se representa como alcanzablc.ng alter tltat »wert golden clin* I Where thc travellrri joumey » * » ^ ^f 1 4 I 'Ik * * . llegó Wordsworth a formular el alto argumento de su poesía como la posibilidad de unas bodas entre el espíritu del hombre y -este d ivino universo». El hombre debe arrancarse. Novalis pone en foco una analogía filosófica de la trama literaria de la búsqueda romántica: -Die Philosophie ist eigentlich Heimweh—Trieb überall zu Hause zu sein». Ach. kein Steg will dahin lühren. En uno de sus Fragmenta. es una nostalgia sin esperanza.

199 y 206. E Roli (New York. Este concepto del gran circulo del ser debe distinguirse del concepto cíclico de la historia. de Barbara £ . 107 (IV. ed. 92.. Por ejemplo: Man Alone: A Urnatton in Modern Soctety. En cuanto a la circulación continua e interminable de cada alma saliendo al orden temporal y volviendo al ser. y de parecida manera las cosas que han perdido su porción en b unidad. 439-441). de! 2 1 de julio de 1832. The Element.* En una forma variante de ia geometría cósmica del círculo. ed. trad. por eiemplo. debía demostrar -el estado entero del hombre y de la Aociedad como suieto de un proceso redentor en operación e ilustrativo de él. R. 1961). La teoría de los ciclos a una teoría temporal..' ed. Altrnalton The Cultural Chínate of Qur Tune. TheCatín ted U ed de Dav. 335*341. xiv). On ihf Dtvtne Ñamo [De los nombres divinos).. 1889-1890). 1958). 30C s JOde mayo de 18 15.o -los que dicen que el Demiurgo es malo y d mundo es el mal-.. 1920. Page (Chicago. 1951). 1%4). de Gcraid Sykes (2 vols. total e medicablemente ajeno al mundo esencialmente malo en que se encuentra. trad.i>lr / n. 1% 2).. inglesa dr C . II. en tambio. La segunda enéada.Y añade* «Es en sustancu lo que he estado haciendo toda mi vida en mi sistema de filosofía Recordamos que Wordiworth concluyó E l preludio conminando a Coleridge a que uniera a él como compañero de traban» -en el trabajo. Colendfc diee que d plan de E l mima. 574-575 En 7\. un principio que hace a las cosas una y al hacerlo así las hace buenas. New York. Collntcd lurttm of S 7 Coleridp. I. 1952). pp. iv y IV. d Dios incalificado y el Uno incalificado se funden en un único principio. o f Theology. ed. estando infectadas de división.Dodds(Oxford. -On Word*wonh*s Poctry-. ix. tal como l„ |u iw. e» 188 .ai de Quinery. Rooke. -Donnr's “ VaJediction: Forbiddmg Mourning"-. inglesa de Stephen MacKenna & R S. de F. 33 y 146.NO TAS • Otado por Thon. 1933). Libro IX* se dirige -contra los gnósticos. en el sentido de que en el interminable proceso de cambio del mundo de lo mejor i lo peor y de nuevo a lo mejor. y trad. Georges Poulet. The Six Ennead\ (La seis encadas]. X I. la misma etapa del bienestar humano y las mismas cbses de acontecimientos recurrirán cuando el paso del tiempo vuelva a traer J mundo a la posición particular en el ciclo cronológico. The Gnostic Religión (Boston.y el -hombre extranjero-. * Prodo.1 Oscuro se rebelan en vano-. Véase también el anilisis de Hans leisegang de las formas de pensamiento circulares en su libro Denkformen (2 . véase Props. 10 Dionisio el Aeropagita. I V . XXX (1 963.ric & Marv Jo*eph«»n (N e* York.. en Leí mttaniorpho\e-f du cercle (París. ELH .. 4 The frtend. De ahí proviene que las cosas que de alguna manera han caído lejos de su bien quedan por ello mismo privadas de su participación en la unidad.para significar a alguien cuyo conocimiento y valores están [ limitados al testimonio de los sentidos. Edmburgh. * Cotendge urili?a «sensual. Prop. inglesa de E. El gran círculo. ed. 13. véase Hans Joñas. / De hacer su redención Idel bomhrrL un duda todavía por venir.(X III. 1 Piotmo. quedan privadas de su bien.d Maston (14 vols. diwutido con Wordsworih. Véase John Fneccero.. * íhuL. ofrece una historia detallada de las diversas aplicaciones teológicas y metafísicas de un tipo de círculo muy diferente: ese círculo peculiar cuyo centro está en todas partes y su circunferencia en ningún sitio. «. en brame: An Ode -Í:l Sensual \ . el Uno que es el comienzo y el fin se conabe no como el punto en la circunferencia del círculo de donde todo sale y adonde todo retoma circularmente. y especialmente Sobre el concepto gnóstico de la -vida extranjera. 520. sino como el punto en el centro del círculo que en su pulsación le ensancha hasta b circunferencia y luego se contrac de nuevo en un punto.. I. Props. mostrando cómo c *ta idea reconciliaba todas las anomalías y prometía la lutura gloria y restauración. Sobre los puntos de vista gnósticos. Berlín.

». K Stewart & F. C XXI1. de John W. vj. . n De Principia. Le traite du Narctsse de André Gide (1891) representa este antiguo argumento. que empieza con Dios. Adam. > por cumiguiente n*im lo» gr»(kn de aptoximación a b realidad. inglesa de Eredenck Crombie (Edinburgh. 1937). Scholetn. Seeles fie Jcan H. 1962). | ricdcin-rj. de Migne. -Hay una atracción continua. De amare. al inglés por Jonathan Griffm con el titulo de Aípects o f Lovr in W ntfm Sotirry (London. En cuanto a los elementos neoplatónicos y gnósticos en el cabalismo. Sobre las recientes afirmaciones de la validez de b lógica subyacente al mito del andrógino véase Suzanne Lilar. Mauticc Simón & otros (5 vola. 1%5)» y Norman O. irad. vi.. inglesa de H... están presentes simultáneamente rn el universo de las cotas existente* ' " l eón Hebreo. en «Of tl>e Standard o f Tosté» and O ther Essayi. J'hr Philowplry o f Ltnr [ Filosofía del amor). por ejemplo. bendito sea. L o ir \ fíody (New York. en medio de todas sus errancias. 77* ComoUtion of Philuwphy [Consolación de l* filosofU]. p. London & Boumcmouth. Boecio. XXII (1953). 1 * . hembra detrás y varón delante Después los aserró en dos y auvió a la mujer y se la trajo a Adán». 1949). regresar a él. trad. Major Trtndi in Jeu>ish Myiticttm (New. 1961). pp. 1%5). ^ bien >U feluidad. en Patrología Latina. Der Mvthus vom Urmensdjen (Munchen. Por ejemplo.. en The Wntings o f Origen. In resurrectione enun sexus auíferetur. G. De divisione naturae. Proindc ex adunatione divisionis hominis iai duplicem sexum praedictarum divisionum incipit ascensus et adunatio.v El hombre primordial había sido también bisexual: «Observad que en el momento de la creación de Adán. i. buscan sin embargo. 115. Brown. y perderse en esa inmensidad de perfección-. trad.. inglesa de E.ocb Claxtical Librar?. Véase también II.o\ que por d eten d el bien vuelven De nuevo j Ijs (nemes »Ir donde al «. ed. The / ohar. quae post Dcum sunt. hn la versión de Marsilio Fiemo. omnis creatura visibtlis et invisibilts condita est. desde León Hebreo hasta Nikolaj Bcfdjajcv. inglesa de l larrv Sperhng. Eranos-]ahrbuch.. H Juan Escoto Erígcna. trad. 1 1 . videlicet homtne. V . 1 . -Der gnostische Anthropos und die judische Tradition-. . 2. 288. 1% 3).é Véase. lo hizo varón y hembra a la vez.'»nuetm > cayeron. quoniam in eo omnia. 1966). contincntur. thid. N tng una co ta terrenal Puede tener c o n tin u a c ió n A menos que el am o r de v u e lta la traiga A l i causa que prim eram ente h esencia dio. 1955) es una recomendable antología de pasajes sobre la escisión y reintegración del andrógino primordial. 2. pp 53-59. p tó l. 1962). . II. véase también Unprung und Anfangf dei Kahhala del profesor Scholem (Berlín. ed. 1869). London.York. una atracción que retoma j| mismo lugar desde donde comenzó como una especie de circulo». et natura adunabitur. 72*74 v 2(>6 270. p 356: Hste poderoso anuir E s co m ún a todo-* I. K.ju in r " -* ! > « h1jh Ií «tjpjs < U * la iou 4«uii eterna ik* emanación y retorno a! „idilcienciado. escribiendo bajo la figura de un -platomsta». IV. el Santo. 528 B. 1-4 . Le Couple (Paris. trad. Quispel. David Hume. 1 -3 y III. Rand íl.. Lcnz (Indianapolis. 893 B-C: -ln quo. v». Puf ejemplo. que va al mundo y termina por fin en Dios. -The Platonist-. 20. 4-6.. 17 I-Jiist Bcnz. resumió hábilmente el curso circular humano: -La Divinidad es un océano ilimitado de bendición y gloria: los espíritus humanos son comcntcs menores que se alzin al comienzo de este océano. IB El comentario clásico sobre el cabalismo es Gershom G . Barnes (Loaxkta. Ideoque offttina otnnium dicitur.

' « • ) . I ) „ * i^ f g ia ^ s r .«'cíñ el resumen de (a crcac.7i Al * ( O h Z 4./ » ^ w C. sin contrarios no hav mnrún progreso.V-2J5 • I’ ¿M» S . Hull (Bollingen Cn. 18 1 9 .M '1M concepto vías. .e »111 embargo permanecen en constante conflcto. m .p 6 1 0 ír r '‘' s ^ «■ • *!«« i* 4 K h ' ° x'l. 597-598: .ih „ ' ™ f e » .. 2-3. no lucra por esas dos cosas <„. ej. Giordano Z ^ a V Bur¿ .t' ^ pp.7 8 . f v í r o i 'S r * ' Uml” ' n Myíterm m Maptum. * « " ■ * ■ « « i » forclictrv fucrun |Ml. 70 3: . terrenal« o cualqu.^ «(I |»p. 3.. la Europa cristiana. W . 4 . V.n g .ariN 19SS\ T . La philosopkir de Jacob !. G. °m' trad ‘"s ’csa de R.Amoniacas..m t. G.os véase el lú cid o ""’ d” a7lad™eomIn»r ’ Boebme (París. 24. tbtd./ I s ^ S l ^ í s s a M /ovr¿' • w.r.rr cosa que pueda m encon«e.1 & Vil! V .3í dlvlI' a'. véase Chréttens Je la Renaissance (París. 7 4 ..".. S'’ y N ° ' yJ ™ co." I < > * K m *i» a m t ( I W I & " ”< t Sdm fim . |% 0) /' wi. l ó O í T i r f t f ? “ '"' * F s í 7 Rr ' * * ' * * « . VI. cd de jolm Huser í. 19 0 V I . / . Tbroiopbhcbf Fragrn 0624). * '*/l/ww^ ^ M l .> .“°. \4 l i 'u r m i « . S f r l » .. f" f e S & s t ó íü s a r a r * g . mttic Tradmon Sobre Boehme lc«ndre Koyrí. todas las cosas serian una nada y permanecerían quieta» y sin movimiento*.. £j an¡ . í. Sene* y v T lT t /^ w * ^ a . 41K . . • . Bohmc's ^ ' (Ch. 4 | e " tn ic -rr ^ I ^ ¡U * n n w .cie° ' . j fin de que la verdad pueda hacerse apáreme. en Samiliche Wrrke V 38 P .T’ g Vork.? y f r “ » ■“ .110. V I . ■ f ' j " ' ^ Alchrm iu.1 r .n ..r< 1 '1 9 2 4 .E l lector debe ííber « r r e ñ 'f " ÍT " C ° m Í” Cn . S. M ud u. III. ^ / r^ w / f. 166 ss.ón c n V ^ I ""gnum M623)! í t f . . V lll. VI.o lr c j | J I t r a J l U T » « * « ct l i t r . p H 6. tptnrmri\ ^ * JyIo fA U hem ith (New York I9f. matrimonial están «producid» en C P T " C e n .^ T / I" r !t l* ? en cuanto a la prevaicncu <Jrl r^- aut« s X c i B. El No es un oponente del Sí. ): A 1'*xari*irc Ixini H r i b u r g . C. S 1. o de la verdad.rHlli>oluJj.9M).r i“ í < .36> -'•1 1 7 -■ • " ' ' /V f '. « b * * » « • H er. > '.. . ? . .« * « * sJcht^*11 d ” VílPc . Jung. í m n #„. i . B w t k l u f d i . PP 76-77 "' V cj.= £ £ £ * ' ° rk. G J.. A J. V Mnterikm Magnum. °n « * A I v m ‘ Die Entfjltun6 d" " 1 * B°sen in “ » T r H " J' J“ "b» 2 ^ S » í«S” M .. 1958) v T r í' R“ " ‘< >— F » n c . PtycM ogia Vrra ( 1 6 2 0 ) .SirasburR. v « « .*o U . 1929). PP..l % J > FranVois Secret. . En una palabra. * My$Urium PamopWuum.

en Mtchatl Faraday (Neu York.yw T T U tn J. l rra. de Sab. 2 0 * f ’u o f C. Sl Schelling. véase Morton W . pp. cd. 1 1 . pp. de Rov Battenhouse (New York. 97. 1954). pp.thc" ’ *l l l c Meaning «* 7*r \rafmnr and 77* V t W o r r . 1942).* ed. de Marcus Dodds (New York. vi. tbtd. Die Aesthetik da deutschen Fruhromantxk..: <olendgc. 1 .qí. PP 1 29 • s. 1 1 1 . Reiff. VI. I y 1 1 . 212-213. de J Shawcross (2 vols. ohscrva < !«c Agustín. 2)0.. XIX . 83. Oye A *« of the World (1811). 1. R Owst cita ejem plo*.. de Frederick de Volíe Bolman J. cap. Siirntluhe Werke. 1%2). -no puede afirmar cn ninguna pane una sustancia constante. más arriba. mezeb -do» pasaje* de bs 1 neadas. ha mostrado que Paraday y Otros pioneros de la teoría electromagnética sacaron provecho de b Ndtmrphtlosophn' al desarrollar los conceptos de polaridad. Philosophie der Offenharun& Simthche Werke. The j4cfitY Unwenc Pantheism and lis' Concept oj Imaginatton tn the Englith Romanttc Poetf (London. bajo iorraas y aspetos '' * ‘‘M " 4 w V\ G V Sm. Illinois Studies in Language and Literatura.. De drukione nalurae. " ¡ind . 155-157 Sobre b divulgación L i l i ll l f T c" lnA r €'°? * inK. . En Aurora. Oxlord. * '■The I'ilgrim ’i Progreit (London. X X X I (1946). ingl. véase H. //*• ( ity of Cod. trad. vol. * .95. 1907). IX. I * It. -La verdadera lilosoítav dijo Fnednch Schlegel. Evelyn UnderbU tma de b aplica• ion de esta . 123. 3 * * ln m r pasaje probablemente Pablo % c hace eco de Levituo 25:23 y Salmo 39:12 M ' V ’n .magen al viaje místico del alma en Mytíkwn (12-* ed. una eternamente viva y en movimiento que origina fuera de si misma. 322-335. n. Pearce Williams. hvíi.. su crisis y su conversión en el vehículo de un viaje que culmina en un encuentro de amantes: después de una profunda depresión y una lucha angustiosa. 2% El ‘ . p.„. 4 •Erigena.. 145-151. como un novio abraza a su am ada—experiencia estática que. Piper. * FttuTiccriih trntury Apoealyp* (New Bcufnvkk N.nr. XXV1-XXV11 (»957-1958). L. . y que constituyeron el punto de partida histórico de la moderna teoría de campos.ie> (I ondon.2)¡ y c . es -como el nacimiento de la vida en medio de la muerte». Biogrjphia Literaria. Boehtne representa su ptopta búsqueda espiritual./r. N o tn on the Parabln o f Onr lord (New York. ‘ Schelling. Spiritual Kefnrmrrt .. New York 1961) nu 102-108. y allí fue abrazado con amor. 210. >1 parecrr citando dr mcmwia. 1 5 . caps. según dice.4 Compamon to the Study of St. del uso detallado de la figura en lot sermones medieval. 1955}. 1 . algo que esté sin su. 1955). Pane II. T M r> l. p.» the Sirteenth and S n m irm th Crnt*. Carta-prefacio a Sir Walter Raleigh. c.rtT*rd W im U tdry.. Samuel Chew describe b divulgación de b peregrinación alegórica en la literatura v otras artes del Renacimiento en The Pilgrutuqp of Life (Ne* Ha%en & ! " ndon* . New York. M V. i? Spenser. f‘RUtÍ aC U PC T C ZTWJ.. xxxvui. V. cd. 1950). (New York. 1902).W .lrtW . trad. su espíritu desciende -a través de las puertas del infierno hasta el mis secreto nacimiento de la divinidad. 98 Sobre la persistente vigencia en Priestley. t. AuguUme. lineas de íuerxa y campos de tuerza.i i . 8 y u. ed.e41^ a ***** * '<**• ^ R M joño.a ™ b tradición eclesiástica. 1 1 . encuentra la mis alta realidad únicamente en un devenir eterno. cn Litrrature and Pulpa m Medieval LntUnd (2. 88. cambiar. 1 5 1 -1 5 2 ** Paul F.or. 4 ‘ Véase las referencias cn Richard Chevenix Trench. iV Véase cap. 61. Lrasmus Darwtn y otros científicos de fines del siglo xvui de la idea antimecánica de que toda materia es vital y está imbuida de fuerzas inmanentes. 1867).J m 'u ' " 4 ‘ " ' 1 l'U“ i‘ cn li nmm* * H “' « s re x al un» de ilundc t» l'^íhotoyn. 1914). que oponían a las ideas mecamcistas heredadas del newtonismo ilel siglo XVUl. pp. p.

de |j*. de Walter Kaufmann en He$ei RemtrrfrrlMKm.ondon. The Af¡n cj *be World\ p. System tram cm dentoirn Idealum m (180C). Para Novalis. 1961). cuando «el espíritu meramente exterior o abstracto se conviene^en om > para sí miimo o entra en la existencia. una mfimti plenitud y pluralidad» Philosoptmclfr \ otleiunyru 4«. p. 307-308. M 'En las palabra-. 31-32. p 46. vol. IVrfacio > la Fenomenología del np intu . en el modo limitado de un lenguaje figurado «tomado de la naturaliva-. II.. p. v Schcllmf. Tolk. 213 217 la traduenón cxptbta que hace Schellmg en conceptos filosóficos de los detalles tanto físicos como ptuológKos de la atracción. I. 365-366.nKit. Knox & Richard Kroner (New York. V. 615-629 ** Hegel. II.urox«»«trmcjue tamhiantr*. de Derwent Coleridge (3. 410. A. pp. p. 1 0 ! . pp. IV (1959). «momentos. dice H. 212. p 54.. porque o . Cf. pp. de Gcorg Lanon (3. CollecteJ Letters..ondon. Eva creación rs la palabra de representación pictórica \Vontellnng)» que expresa el proceso medíame el cual el pensamiento puro se hace -opuesto a sí mismo. Texis. dm fahtrm Ifi& t fot ft&>. de WlIIiam Wallace (2. V II (1963). y de la redención universal corno irpresretaiiones. la d e s c r ip c ió n de CoJcr»dgr del movimiento-en-el-reposo en el desarrollo autogcncrado »le u n a p la n t a «r#vx. 1930).* ed. 561-563. -la pofandad de los sexos aparecía como el prototipo de toda polaridad»: la unión dr los opuesto tiene su modelo fenoménico en el -abrazo. sccc 6 . cd. 1%5). dr T M. rrad.. 1846). pp. véase cap.. de Johanncs Hoffmcistcr (Leipzig. en la qut La sene en tera. 80. •* QtmnMsmm der Phdotoplne Je* Rechlt. ^ Hcgcl. rn la y Sermón ed. 13. H. 1940). d e E a r l L e s l i e Cnggs (Oxíor). cd.* ed. * ■ Prefacio i la Fenomenología. Y véase Phdnomenolog* det G en tes.CU° n-S i » A H u to ryaf Philowphy (I. ‘ Novalis. trad. o sea al otro.* cd. Y The 5atTKr nf Lope. The Lope of Htgei. III. ed. j Mahl. pero es U manen mis alta de comprehemlcr la Idea Absoluta.. 535-536. En cuanto al prototipo bisexual que suhyacc tras la diaJécii: a de b antítesis creadora en Nietzschc. 340. M Coleridge a C . Oxford. sccc. * fh d . tomimus transacciones del espíritu consigo mismo Phanunienolovit «n m i» pp 136 544 ( 7p. de Kaufmann. pp. el movimiento autodetermmante y autorrealízantc-. 24. y Phanomenologie des G astes. p p . J. en Otj Christíanity: Early Theological Writings. irad. ingl. I. H Windischmann (Bonn. pero sirve al mismo tiempo de correlato y símbolo del extremo opuesto en la escala del ser. de Hegrl. 466 -la filos<ffía liene el mismn contenido v luí que el arte y u ret. III. i The L f t r of He&L trad.. «el símbolo natural de esa vida superior de la razón. Véase Ote Idee Jet foMenm /enalten tm Werk des Novalis. ingl. ñnefe und Werke. secc. G. I.Prosigue analizando fíe manera similar los acontecimientos bíblicos decisivos de la caída del hombre. I> Pawón y la Resurrección. ingl. 1I56-1ÍÍ61). and Commenlary (New York. de C. 468: -El método no es mi* que el movimiento de la noción [Bcgrtff. Struthcrs (2 vols. 1 2 I ¿ LA t lnd dr V l J W ' •«« 24. Uega a la perfección». la unión y la generación sexuales. 702. 1852).gio«.. lad e ttH n i. 442. 44. Véase también en las pp. I. 1979). Johnston & L. inglesa y ed. 77-78. «Love. de W . cd. Spttm un d G e x h ib ir der Philotophic. II? ■* NioRTjpká Literaria.del macho y la hembra y la timeits de 1 os opuestos nent su modelo en el hijo que es concebido en esc abra/o. 1892).. «¿Mira! — como sosteniendo el incesante movimiento plástico de las p a r te s e n la profundísima quietud del todo se convierte en el organtstnu\ visible de toda h vida silencjota o elesaemaJ de la naturaleza-. pp. ** Hegel. Sdm tluhe W etke (14 volt. 12 de enero de 1818. pp. delarncarnaaón. Apéndi­ ce B. p 424. C REA un mundo.. Stuttgan. Parte I.(1797 ó 1798). t -*ruinen.ondon).. I eipzig. También The Sueme nf l. 7 7 x* Statesrnan's Manual. trad. de Wallacc. trad. ** Schellmg. -concepto-1 mivnu Su monmiemo es.. 148 1 50.

n .fferences of ÜK hihtean and ScM /m pan System o f Philosofhy. • Prefacio a la Fenomenología del espíritu. p»p. parte 11. pp. 1957). p. Hegel cita al neoplatómco renacentista Ciiordano Bruno -“ Am d 5er U n o e en todo. p. I Fie lilt-. II.eto y el obnrtov en su etapa última como Idea Absoluta. •Grundlage der gestimmten W'tssenschaftdeine.lilii. parte I. de Kaufmann. " Prefacio a la Fenomenología. 54. cj. ed. Briefe und Werke. The I ogtt of Heyel. v° ‘. vol. en Goethes Werke (Weimar). Se £ alcanudo la reconciliación absoluta-. 332-333. de Kaufmann^ Véase también Hegel. 1 9 6 2 ). | a m ii ie en la aparente inactividad que observa meramente cómo el elemente. T . p. Véase también Jean Hyppolile. 239. que se distingue « mueve por su propia na. 1. p. ingl. 20). 1946). 57-58. 412. -el desarrollo entero del espíritu desde sus primeras etapas ha sido motivado por su propio impulso: para salvar el abismo entre el su.. V II. 15-14.. Goethes Werke. vol. "¿a* I iiitlljy . Und. 67 ss. 8. mismos. en Kaufmann.. The Philosophy of Hegel (Dover Pubhcauons. en Zur Morphologie. 1. parte 11. Phänomeno/ogie des G n iln . Fichte (8 vola . vol. En la filotofu de Hegel lia dicho 'S'. Matthijs Jolles lu mostrado hasta qué grado este concepto es operativo en el pensamiento general de Goethe y en el diseño de sus creaciones literaria». 184$). ifriA. y eds. 40<^O8 en la trad mgl. 5 6 . X I (1BS3).. U l. P P . {•sv proceso descendente es el mismo que ese retomo . 526-327 ' Schellmg. '88 en la trad. IV . parte 1. vol. Wilktnson 6c L . II.6 4 Prefacio a la Fenammolo^U del etpintm.raleza y retorna de nuevo a tu unidad*. pp. 520. II Allgemeine Deduktion des dynamischen Processes. 309-111. -No eres químico». Se encontrara una indicación tic la relación de los puntos de vista de Goethe con el concepto ocultista del andrógino dividido y la polaridad y unión bisexual p. de Kaufmann. *7 8 en traducción ingl. Kahn. en Kaufmann. pp. L (1964). irads. parte I. pane I. « Schell ing. véase también el Prefacio a la FenomeruJopa del espíritu. y sus n.. en Roben L. este proceso -estí y» completo. p. p. p. 193 . vol. 195». trad. 74. véase l liíabeth M. n Cit. y con e » el desarrollo del espíritu está completo. 1 4 1 * 1 4 2 . 166. de Rooke. I. S iM ÍW p t W erkt. Berlín. -fc. N atu r.1 conocimiento-.jw . observa Novalis. | II. M The Logic of He*el. X IX . 630. “ concepto**|. Kn cuanto a la crítica de Hegel ai -formalismo« de b dialéctica Schelling. mgl. infcl. Stace.1 1 2 . cj. -Some Recent Definitions of Germán Romanticismo Kicr University Studies.Hl* PP* Véase lambtcn Idem / u einer Philosophie der Natur. Willouphby.a de la fdowßa. pp. en Goethes Kunstanschuuung (Bern. de Hermann G to C » e r. 67-68. d e .SoWc ote tóp««. Comparar con Hegel. trad.Wallace. pp. 11. mi manera c» U um alta: U Noción lÄrgr///. así como en sus investigaciones científicas./ernutns sobre la histor. pp 27 28. vol. Gentie el uructure de la I henomenolope Je I Esprit de Hegel (Paris. He$el. Sämtliche Werke. Samtl. l. p. 379. Sobre la compleja utilización por Schiller del concepto de la -tercera cosa* que sirve de mediación y a la vez preserva las diferenciación» y contrarios. p p . vol. tbid. secc 17. pp. 516. 74. pp. Early Theological V ritu ^ pp. cd. * Novalis. Sämtliche Werke. p. de Kau man*V ' *’ Cor. xciii-xciv. dice Hegel en unj declaración que subraya el hecho de que ti movimiento circular Oci sistema conceptual c< inherente a Im concepto.eto y ob. III. 11. y parte l. parte I. 5617u einer Philosoph* de.eto son ahora Meniscos.ehe Werke. 1%7). i? 77k* Friend. On t/n Aesthetu Fdmation o/ Man de Schiller (Oxford. Sämtliche Werke. -a menos que sepas que por medio de una genuina combinación se sigue una tercera cosa que es ambas al mismo tiempo y mis que ambas» {Briefe und Werke. * /ur Naturwissenschaft. Su. IV . 77. /< /«*« r« einer Philosophie der Natur. p. (Jrn n d rm i/ri I t^enlhuntliclsen der \X'i"fn\(ha/tilehre. H rp el A Reexam ínate ( N e w Y o r k . y forma un cuvu o». cap. >49-350. 1 3 0 .

il< V ih h Klu. 564. de Kaufmann. * * * Scbrtfr gfct Herrn F.on IVr.. T U Lost Travellrrs (London. 220-222 PlU’ VM4r M ' H Abrim'.. U «w r„f.^ A//rror W / / * ■¿a. Denkformen.V M P l. i n d i c a qur ^ ' . 125.9J6>* P P 293' 298’ K a . I. pane I.u. ~ c l Í ' ° 2 Fenomenología. y Phanommologic des L/cistn. lia viajado ya por su camino dc la vida mis dc una vez. * apUición del tmmno a un periodo -L» M ccuru bifurcación^ fv)*” * ' 5“ t Compartir con Hrfcl rn Kaulniann. pane I. 32.da ... p. Sobrr Fdmcatton o f Man. Hrgel. 101 Bernard Blacksrone. .e' atendimiento-. pane I. Pfumommo/ogtf des Gastes. Sam llicJx U ’erke. ^ pu“ c. O * /A. Citado por Mam Lci*cgang. 140.. dijo Goethe.. 1962). el. 67. 402 404. X III (1897). 57. p 6j ^ mp. < r" • '« (Mem. Sámtliche Schriften. 48.. pp.ur „ forma a . cd. p 74 * « * * la » « “ * ü v. 628. de Johannrs nomncister (5. tnid..dj Cd ^ J ° IUnn° « ■ <** «*- v U ^ U'n8' S¿m . n l. # •p * * * 1* * 0 . Jacobt.. pp. • éf rpjj r*’j. de Wilkmson & Wi|louRh l> v Vodk. 107 Hcgcl. I.. vol.c. < NYu PP 59. pp. *Cada ciencia se conviene en poesía —después de que se ha .¡ J mi . Strtngcrs and Pil^rinis (Norwcgian Univcrsíty Press.Kht W 'rk '.J. dc Rooke. véame también seccs. .0. grioa» a la restauración a p m d j"1 ' " f > ° ' . Thr Friend. cd. p.r f-omptrítenui< 7/*<»rv o/ I.‘ UVC|ov sol’fr *• •Koim nta„m„ . 91-92. 79-80. de Kaufmann. V I. Si queremos adscribir también a la humanidad un movimiento espiral. p. sigue volviendo atris siempre hasta aquella región por la que va ha pasado-. vol.i/r. Sobre el argumento dc la búsqueda.« . de Ralph Bar. Hoffm ristrr fS * rd H V * Vrmunft m Jr r Grxhuhte. 1942).0* Las observaciones de Novalis se aplican a una f*ran pane dc la filosofía y la literatura dc su época.r J. 106. iccc. . y Northrop Frye.Cn' y u ***»■» liumwm.* Win:. de Hoffmeister. p. *Aunquf cl cmbnón“ dudj u" h“ piri si ” 50. i 88390 “ I» « A m*l. pp. r. ^ 7 W . 105 Prefacio a la FrnomrnologU. trad. 290 i vid. 38. V III. vol. -por el que debe pasar la humanidad esta bastante determinado y. PP 8 ? 89.0 lj cont— -. york. » a s 41" ^ ^ ^ lrad dc Fredcr.c Pasa» c* d»^“ > » j“ >«mplc «nominalun». vol. 93. 81. *. vol. A Study of Enf¡lnh Románticism (New York. 1953).. cd.ittytrJx t¡u r (Loodoo. Samthchr Werke. Sámthchr Werke. pp. 508-509.. 1968).w ü if Vrrnunft m der Gnchichte. II. 61-62. Hambur*. 1955). también III. p. V. V il. pp.ni' v. parte I. 400 402 Lessing. -El círculo-. PP.. véaasc también Georg Roppen & Richard Somrner. 1964). “ t Z d“ ¿ tnto>°r !" r t «* * Georg Lauon (2 vol. pane I. dc Kaufmann. (New York. p. H .ck dc Wo.i' l‘' “ ** . Una vez más •TZoZ h ^ c iu a j z t 3 9 2 .>1 3 ” r P0 1 .íc Bolman Jr. ed dc Karl Lachmann & Franz Munckcr (U ip rig ). D u Eniehunf dt\ Memchrngcschlecbts. g "V’'W " m. „„T Í“ “ . 549.talidad únicamente fijación de la W f a E Í “ “ P ^ 0" ' L> — M o está contra la ** SchiJlrr. ed. l#4g). ^helling. P P .. ed. p.mi"n-v lW r.

575. III. 173 17 4 . " I n elianti» a la divulgación en la literatura pielitta alemana ile .W. 172. pp 138. ) -la poesia ci el heror de ta lilinoíra I a lilouifia eleva (a poesia j m i pi »pu» principio l»ásu»• Hitefr und Werke. 1 1 1 . y «lei Hetmwtb por el padre v la parria. Kchm.noven id» »rii (ilmolu . Drr WortuhaU dn dcuHchen Pvinmmi (Tulnn*«.» .la» li puras de la * peregrinación de vuelta a casa. To tlx Aauier Who ì\ the Cod of Thu World y Ah' Sunflower.13V Sob«e el Hamurh i »mimico. . Briefr und Werke. Novalis. 0 rphcmi: D a Duhttr und dir Toten (Duiieidorf. 1954). véase August 1atigen. p 20 *" Blake. veau. 1950).

Nada (uera del (lujo asegura su resultado.. Hegel. por la enajenación a la reintegración •W o *.chn wir dítm hin?. están en la expenencu finita.C a p ít u l o IV El viaje circular. |U concienciaj * enhena y cu «a cnajcnac. William James. «Imtner nach Hausc-. la expenencu tunta como tal no tiene hogar.... F enomeitolopa del n p in tu Todo los -hogares. y asi « t i en su casa consigo misma en su oiredad como tal -Esc es el movimiento de h conciencia. Ptagmjíttm .óa « presenta como objeto Por otro lado hay en ese proceso mnmu el otro momento en que [la autoconnencaj ha trascendido igualmente r y ob)envación y U ha devuelto a si m„ma. Solo puede esperar la salvación de sus promas promesas y potencias intrínsecas. H rinnch trm O ftndm yrn l'or un lado. Nóvala.

.

Muestra por ejemplo la continua influencia de su temprano entusiasmo por la teología pietista en boga en su Suabia natal. me parece altamente significativo que Schiller presentara su temprana formulación del patrón del desarrollo individual y racial (formulación que siguió siendo el marco dt ru pensimiento posterior. y las inescapables limitaciones del ego fenomenal. Schiller da muestras del fuerte impacto de la ética de Kant. con su concepto básico del hombre «como perteneciente a dos mundos» —el nouménico y el fenoménico— y su consecuente visión de que ser civili­ zado implica una continua tensión. Encontramos también en Schiller la influencia del pensamiento de Hcrder. Schiller sentía intensamente la fuerza de la paradoja de la civilización de Rousseau: que el progreso humano en la intelección y en las ciencias. Sean cuales sean las diversas fuentes de sus ideas. C. y entendía a fondo la nostalgia rousseauniana de una vida unificada en la que el hombre está en completa armonía consigo mismo y con los otros hombres. Oetinger. opresión y renuncia a los instintos. en una comunidad1 . el hombre como parte de la naturaleza y por consiguiente sujeto a la vez a sus impulsos instintivos y sensuales y a las leyes de la estricta necesidad causal2 . sus exploraciones epocalcs. sobre eso* t«'mas^ bajo el modo de 19 9 . entre las exigencias categóricas del ego noumenal. que supone la libenad absoluta. y esta influencia incluía probablemente las teorías del behme nista I . implica una correlativa declinación de la felicidad humana al imponer un fardo cada vez mayor de complicación* conflicto. como ha dicho lsaiah Berlin* «de lo que es pertenecer» a un tiempo. para los supuestos sobre el bien y el mil humanos que controlaban ese diagnóstico y para la visión de conjunto de la historia y el destino de la humanidad de la que el diagnóstico era pane integrante. mas sutil. y su exposición de la «noción de estar en casa* en una unidad social —es decir. que nunca puede resolverse completa mente. después de una temprana etapa óptima. El pensamiento maduro de Schiller sobre estos asuntos asimiló las contribuciones de muchos predecesorei y contemporáneos.C UATRO Ningún pensador tuvo mas consecuencias que Fnedrich Schillcr para la formulación distintiva del diagnóstico del malestar moderno. quien desarrolló una versión refinada del mito de la caída del hombre primordial bajo la forma de unos contrarios en pugna que empujan hacia la reunificación definitiva en una Wiederbrmgung a l l e r DingeK Como la mayoría de los intelectuales de su época. o voluntad moral. con su norma reguladora del hombre completo funcionando como parte integrante de un todo social orgánico. un lugar y un grupo. artes e instituciones sociales. con su insistencia en la resolución de los males del mundo en la plenitud del tiempo.

En el capítulo I SUgeri que el prospectivismo milenarista del pensamiento cristiano había fomentado el desarrollo de una teoría secular del progreso histórico. pero a lo largo de un plano ascendente que lo dejará infinitamente mejor situado al final que lo que estaba en el lejano com ienzo. se producía en una época en que el curso de los acontecimientos había planteado dramática mente la cuestión de si los adelantos de la ciencia. La detallada recurrencia al modelo bíblico de la historia humana y de la profecía. sino constitutiva. Muchos de esos pensadores adaptaron la fábula cristiana de un paraíso perdido y futuro a la teoría que reunía netamente los puntos de vista alternativos de la historia humana o bien como declinación o bien como progreso. que ayudó a dar su configuración distintiva a las filosofías románticas de la historia. y la nueva psicología de la escuela de Locke parecía ofrecer los medios educativos para alcanzar la meta tan largamente esperada. la intelección divisoria podría ser ella misma un mal y la raí/ de todos los males—. Ai correlacionar así el contorno de la historia providencial con una Universa! fp& kbte secular. Schiller estaba enteramente en concordancia con los principales filósofos de su época. Tendemos a descartar ese procedimiento como una reverencia pro forma a la ortodoxia y a la autoridad. en la que el hombre construye su destino independien­ temente de la intervención sobrenatural. Es instructivo sin embargo tomar en serio la pretensión de esos filósofos de que habían e n c o n ­ trado su verdad filosófica encarnada en el pensamiento por imágenes de la religión. mientras que la nueva tecnología parecía ofrecer los medios materiales. que surgió en una época en que los espectaculares adelantos de las ciencias ofrecían un modelo conceptual del progreso secular. que trataban también el relato bíblico como una representación mítica o figurativa de valiosas vislumbres de la naturaleza v la historia de la humanidad. 200 . entre los pensadores alemanes de fines del siglo x v j m y comienzos del xix. o bien como el uso de un paralelismo teológico para ilustrar una visión de la historia que se había desarro­ llado independientemente del relato bíblico. de la racionalidad y de la cultura podrían estar exigiendo un precio demasiado alto —de hecho. e investigar hasta que grado el diseño providencial pudo no ser una analogía meramente ilustrativa.m— w m m im k h una exégesis sobre el significado simbólico Je la historia bíblica Je la caida y la prometida restauración del hombre M\¡o relativo a la prima a toixedad humana. según la guia de los documentos macanos (1790). de si en lugar de ser un bien en sí mismo y una garantía de la perfección venidera. Esto lo realizaban representando la caída del hombre desde la feliz unidad hasta el mal de la creciente división y sufrim iento como una etapa indispensable en su ruta de regreso hacia la unidad y felicidad perdidas de su origen.

o «tercera edad del mundo» que. había sido vislumbrada prematuramente por «ciertos visionarios de los siglos xill y xiv* (Secs. l a paradoja tic la división afortunada: Schillcr y la historia universal I-I ensayo de G. 8S-87. y representar el proceso educativo en la metáfora persistente de un laborioso viaje por la larga ruta que lleva a la perfección. es decir. La revelación bíblica no hizo sino dar a la humanidad las verdades que la razón descubriría después por sí misma sin ninguna ayuda. equiparó las etapas de la civilización con etapas de la maduración de un individuo. es que podemos «considerar la secuencia toda de los seres huma­ nos. la idea básica de esa forma. debe haberlo recorrido antes» (Secs. 201 . desde la etapa pueril en la época de los antiguos hebreos. Y pide a la Provi­ dencia inmanente que «¡prosiga su paso imperceptible!. R. Sólo en nuestros tiempos hemos alcanzado esa etapa de temprana madurez en que poco a poco -empezamos a poder prescindir de la doctri­ na.. y efectivamente «el desarrollo de las verda­ des reveladas en verdades de la razón es absolutamente necesario. En la Biblia. sin embargo. -Lo que la educación es para el individuo.1. si es que han de ayudar a la raza humana a seguir adelante* (Secs.. ^1-93). l. a través del pe­ ríodo de la juventud de la humanidad en los tiempos del Nuevo Testa­ mento... asimiló la Providencia exterior a un principio histonco inmanente. Lessing tradujo la revelación de la caída y redención del hombre en las Escrituras a una historia secular de la educación progresiva de la humanidad en la razón y la moralidad. Isa perfección será el equivalente terrenal del reino celestial profetizado en las Escrituras. 73. durante el transcurso entero de las edades. cada hombre individual. en la teoría de un milenio terrenal que habla sido proclamado |> or Joaquín de Mora y sus seguidores. 89). dice Lessing. esas verdades racionales se ha­ bían revestido de la forma de una historia que se acomodaba a la etapa de desarrollo educativo alcanzado por la humanidad en aquella época particular. tal como la expresó Blaise Pascal. que llevará inevitablemente a un «tiempo de perfección* cuando el hombre «haga el bien porque es el bien* — «el tiempo de un nuevo Evangelio imperecedero».essing sobre La educación de la raía huma­ na (1780) fue una obra influyeme del género que los alemanes llamaban Universdlgeschichte. La ver­ dad primordial de que nos asegura ahora la razón es que hay en la natu­ raleza humana una teología intrínseca de progreso educativo. ¡1 lenes que llevar contigo a tantos en tu eterno viaje [WVg]!» ¡tienes que cruzar tan* tos atajos!» Pues -el sendero [fíabn] mismo por el que la raza alcanza su perfección. del Nuevo Testamento»... 76). lo es la revelación para la raza humana como un todo»5 . y servirá para justificar las deficiencias y dolores que el hombre sufre en el camino. como un solo hombre que vive perpetuamente y aprende algo todo el tiempo»4 .

118. la caída * |4 j . ¥ i irfai1i i a|*m^uc c o n tada co n una sencillez p ro pia para niños. la del amor de la humanidad. y llegará a serlo» (X III. Pero el destino del hombre es «ganar para sí por b practica aquel grado de luz y certidumbre por cu­ yo medio. los hombres se convirtieron en -esclavos del deseo. e n que la «libertad» del hombre era equivalente a la * C T t a d d e lo s a n im a lrs .. bajo la guía de su Padre. 113. En sus Ideas sobre la fdosofla de la historia cU la humanidad (1784 1^85). nuestros sentidos m ás finos. la del arte. * ? c r u ^ ia trad u cid o ya el relato b íb lu o del Edén. sie rv o s de los sentidos» (V il. así interpretada. nuestros instintos. en el que la doble caída del hombre (a la vez en la esclavitud del deseo sensual y el instinto y en la racionalidad) se mira como paso necesario hacia el bien mis alto de una libertad. es decir. u^*í# 0 n a vu ve rsió n de h istoria u n iv c r u i.„.C^ n c V pa? q u e e x is tió una ve7 b ajo el m ando absoluto de . sino filósofo. pues la h istoria cscritutal. siervo y hombre libre.. encarna |4 de I « > r i ° r' a t a n . 194 196). En su condición presente el hombre vive «en dos sistemas de creación cruzados». *** ant. la caída coincide u > n comienzo del p en sam ien to filo só fico . Pero «precisamente de ese v e n en o vacó Dios miel-.1 ■ ■ ■ * . Immanuel Kant. educa y desarrolla. la de la libertad y belleza genuinas. E sa primera caída fue también de la inocencia al *tado de n atu ra le z a . en el curso de la cual «nuestra capacidad de razón tomará la forma de la razón. en aquella etapa del desarrollo umano en q u e «el n iñ o ya n o es un niño. produjo al año siguiente su propio ensayo sobre l l oriRm conjetura! de la historia drl hombre Previniéndonos sobre la . animal y hom­ bre.//j nn..!K ia del hom bre en el Edén sign ifica aquella rv . un poder intelectual ganados y plenamente desarrollados.( m i ro jrio \ «n * ^_ #I77&I M i . 2 5 ).aJa miembro c o n d í7 a A i 5 * la<* ° *n(^'<. 132). escritas después de la publicación del ensayo de lessing. y la continuación de la cadena d iacontecimientos* que alg ú n d ía terminará en aquel destino en que «la pobre oruga se convertirá de nuevo en mariposa en un Paraíso mejor* (V ÍI. 126 128). Herder alteró y expandió los detalles de ese esquema de la historia humana. y en esa «duplicidad de ser* « una crcatura dividida que «está en contradicción consigo misma y con la tierra». que reseñó las Ideas sobre la fdoiofla de la historia de la humanidad en 1785. en el desliz mismo de A ain el bienestar de la raza entera. nuestros impulsos naturales. puede llegar a ser un hombre libre noble por su propio esfuerzo.R*n' * dtHMmntlns d e1 . una calidad humana. « A s í D io s c o n d u c e . pues todos los «castigos de Dios son beneficios*.nil « . 189 191. el «fin de nuestra existencia terrenal­ es «b educación de la humanidad»..° ^ r a 7 J hum ana entera com o de *. ___c ° m e r del fruto del co n o cim ien to del bien y del m al significa la primera conciencia q u e tiene el hom bre de que posee un poder de elección «ntrr alternativas mejores y p eo res. La historia humana queda especificada ahora como una Bildungs^eschichír. metafl'sico y qui/i casi granuja» < V !I. pues es a la vez natural y racional.

V Kant se enfrenta expresamente a la cuestión. pero entre él y «ese lugar imaginado de felicidad.. como si lo sacara de un jardín que satisfacía sus necesidades sin esfuerzo de su parte. lo que en la forma narrativa bíblica está . cnatura de su im aginación». según dice el texto bíblico. y lo arrojara al ancho mundo. En el futuro el hombre añorará a menudo «un Paraíso. le iba bien. y -una vez probada esa condición de libertad. es en la forma de una antinomia: es a la vez una ganancia y una pérdida..» naturaleza. obseda Kant. un progreso o una declinación. [que] no le permite regresar a aquella condición de crudeza y sim plicidad fuera de la cual le ha arrastrado* (VIH .. donde le esperaban tantas tristezas. además del conocim iento del bien y el mal (que. Así pues. en la perspectiva de Kant. la sustitución del comportamiento instintivo por el pensamiento racional. de manera característica. La razón 1 e abrió también al hombre la visión que mira más allá del momento presente para anticipar un plan para el futuro. penalidades y males descono­ cidos-*.representado* como -la salida del hombre. Ll estado original del hombre. US) ^ el fardo de la libre elección en el conocimiento del bien y del mal—. impuso por consiguiente en él la necesidad de trabajar y le dio el conocimiento de la muerte. fue efectivamente inocente pero en los hechos conceptuales era ésta la inocencia de la ignorancia y de la absoluta obediencia al «instinto» esa voz tle Dios» -Mientras el hombre inexpenmentado obedeció a ese llamado de 1 . Su respuesta. de si ese desarrollo histórico fue una ganancia o una pérdida. del Paraíso* lúe en los hechos históricos su «paso. en forma imaginativa. se hizo imposible para ¿1 regresar a la condición de servidumbre bajo el dominio del instinto*. en una unión tic la imaginación especulativa y el razonamiento j punir de la experiencia humana. que había planteado dramá ticamente Rousseau. La histona del Jardín del Edén y de su pérdida se convierte así. la «irresistible com pulsión de la razón».nú t*f tuJuinlMi' intrínseca tic tal h u to ru conjetura). la que explica que sus valoraciones diferentes de la naturaleza en cuanto opuesta a la cultura P»r*xcaii contradictorias. según la perspectiva que tomemos. 111-115). K ani dice que se valdrá de la historia que *>c encuentra en el Libro del Génesis como de «un mapa».« Pero pronto despertó la razón humana y le ofreció la posibilidad de una elección libre entre alternativas infinitas. campea«*.) Desde el punto de vista del hombre individual. es la conciencia de que tiene libertad de elección entre alternativas buenas y malas). h a u d a . y no* pide que sigamos el texto bíblico «paso a paso» a ftn de ver *si el camino que emprende la filosofía según los conceptos coincide* con el relato de las Iscrituras".. interpretado como su equivalente conceptual. en la versión de un como-si. co n xi c% necesario. 20' . de una probable verdad histórica: el desarrollo de su facultad racional sacó al hombre «de la condición inofensiva y segura del niño protegido. (Es el paso tácito de Rousseau de una perspectiva a otra. de la tutela del instinto a la condición de la libertad* (V lll. com o el ángel bíblico que guarda la puerta.

y del lado físico el resultado de esa caída era una multitud de males en lj vida (consiguientemente. predicha sobre fundamentos puramente empíricos.(V III. beneficios públicos. un modo de castigo) nunca antes conocidos. a oposicion sobrevivirá «hasta que el arte perfecto se haga otra vez úl. que Kant identifica como el equivalente secular de la fe cristiana en un milenio por intervención divina9 . en términos de Rousseau. en el que la transgresión del hombre hacia la racionalidad era el primer paso indispensable. [El individuo] por consiguiente tiene motivos para asignar todos los males que sufre y todo lo malo que efectúa a su propia culpa. la emergencia fuera del estado de naturaleza y de instinto y el paso a la cul­ tura y a la razón aparece como una ganancia. una caída. en la que (según está implicado en laiterminología) habrá un regreso a la condición natural inicial. esta división y oposición se resolverán sin embargo algún día en una tercera etapa más alta. pero al mismo tiempo. y por consiguiente de inocencia«. como miembro del todo —de la raza humana— tiene motivo para admirar y ensalzar la sabiduría y el ordenamiento de los medios hada el fin del arreglo total. (V III. llevó inevitablemente a -males. Pues el -destino* de la raza -no consiste sino en un progreso hacia la perfección-. por tanto. p ro h ib ic io n e s el primer paso fuera de esa condición era. es decir. Pero si tomamos el punto de vista de la raza humana como un todo. pero sin perdida de los valores intermedios de la etapa de arte. no una pérdida.que abrió la posibilidad del libre albedrío e inauguró así los deberes v morales. las tendencias de la naturaleza sobreviven en una condición de «ruptura» [Abbruch] y «conflicto* con las exigencias opuestas de la cultura. En una frase casual. Para un individuo. y —cosa peor aún. concibiéndolos como condiciones inevitables del progreso del hombre hacia una alta civilización última. 117-118). En palabras de Nant.Z 204 A\ ' T ™ Kum t W ieJer NaUir w ird \ ' del dc»»no moral de la raza humana. en asociación con la razón refinada— a vicios que eran enteramente ajenos a la condición de ignorancia. Kant plantea la cuestión de una manera que apunta hacia la dialéctica del proceso historico que pronto desarrollarían sus contemporáneos más jóvenes. ha sido desde el estado de naturaleza hasta el estado de cultura o «arte»». dice Kant. El curso de la historia. la nieta . en nuestra etapa presente. del lado moral. 115-116) La teodicea secular de Kant es pues una teodicea de males privados. El mal y el sufrimiento humanos se justifican según un modo de pensar que en otro lugar él llamó «quiliasmo filosófico».

a una condición futura en la que la acción libre y racional de acuerdo con la ley moral se ha vuelto ella misma espontánea. se adentro en el camino (IV'Vg] peligroso hacia la libertad moral».t l. volvió a dar forma al esquema y reformuló el proceso de la historia universal. a regresar a aquel lugar del que había partido como una planta y una criatura del instinto: desde un paraíso de ignorancia y servidumbre había de abrirse paso. al hacer explícito y detallado lo que sus predecesores habían implicado al pasar. además. el hombre «se libero del ronzal de la naturaleza. por ende equivalente al comportamiento instintivo espontáneo de la condición original e indivisa del hombre: El hombre estaba destinado a aprender a buscar.. colocado en un clima suave y fructífero. coincide con los acentos principales de Kant y Herder—. Pero el hombre tenía que cumplir su destino conviniendo el comportamiento instintivo (en el que su inclinación se traduce inmediatamente en acción) en «actos de libertad y moralidad». La rebelión del hombre contra «d a voz de Dios en el Edén. Cuando fue introducido en el mundo.n la época pues en que Schillcr daba conferencias en Jena como profesor de historia en 1790. que le vedaba el árbol del conocimiento» ha de interpretarse pues en términos naturalistas como -una caída [A bfall] desde su instinto. un paraíso donde obedecería a la ley moral en su corazón con la misma constancia con que en los comienzos había obedecido al instinto. en los que tiene que considerar y escoger entre alternativas bajo la regla de una ley moral. puede figurarse como un viaje circular fuera del paraíso y de regreso al paraíso —es decir. según la guía de los registros mosaicos. y por ende como la primera manifestación de su actividad autónoma. El curso de conjunto de la historia. el concepto de una caída o declinación histórica se ha amalgamado con la idea de progreso para dar a la historia una forma 205 . «La transición del hombre hacia la libertad y la humanidad*. y como espíritu libre y razonable. lo miraba todo con -ojos felices* y «espíritu alegre». No hay mucha novedad sustancial en el ensayo de Schiller —hasta su subtítulo. y como las plantas y los animales siguen obedeciéndole. la condición de inocencia que había perdido ahora. el hombre era enteramente criatura del instinto. del que él mismo era consciente. la primera aventura de su razón. En Schiller. hasta un paraíso de conocimiento y libertad. y. como lo son todavía los «animales irracionales*. indica claramente Schiller.. dice Schiller. por los medios de su propia razón. y se lanzó al loco juego de la vida. el comienzo de su existencia moral». aunque fuera después de miles de años. Obligado por un impulso interior. tenía un amplio y distinguido precedente jura su tratamiento conjetural de la historia en Algo referente a la primera HHinliitl humana. pero en su breve sección introductoria.

-tiene razón también en Pfnpnl UCn3 a *** »nipónante paso de la naturaleza humana en acia la perfección.y en llamarlo -un paso de gigante de 1 . Whethrr in Heav’n or Earth.r<lul Pu« l " »«R*r d. Pero el desrar°K COnf U lPÜMto *1 maestro religioso. "^ente el hombre se convirtio en una criatura culpable . pues por el el hombre «puso por primera vez el pie en I. for then the Faith Shall all be Paradise. qm convierte el retomo circular del cristianismo neoplatónico en un ascenso I espiral. A lo cual Adán. Ora en el Cielo ora en la Tierra. pues la Tierra Entonces será Paraíso. lugar con mucho m ás dichoso Que éste de Edén. queda suspenso en una antinomia de perspectivas contradictorias todo dudoso De si he de arrepentirme ahora del pecado Que hice y ocasioné. E l texto de Schiller deja claro que hasta ese portentoso concepto. es una traducción en sus términos filosóficos de un concepto teologico tradicional: ia paradoja de la feltx culpa. „ en luear ü ** C j naturaleza en un ser moral imperfecto ÍÍK«nf ^ Un ° io instrumento en un desdichado artista-. Según esa antigua y persistente doctrina. «tiene ^ toda la razón en tiatai n. no sólo fue su caída la condición esencial de la Encarnación. una criatura"inocente c l T Í ^ Pr. o he de alegrarme E s to y H ii faithful. En la versión sucinta de esa paradoja expresada por Adán en E l paraíso perdido. Cristo premiará lu par A sus fíeles Y los tendrá en bienaventuranza. y mucho m ás dichosos días*.«. dice a Adán el Arcángel Miguel. como excla­ mó San Ambrosio. .nu. s "h l£ *"■ m C|° r' C acontf.ei^sólo ran Ui Unidac* coí1 ‘‘8 ° *Wmo a la que el hombre ha de volvei rto maestroi.» I esca el transcurso de muchos milenios le llevará a convertirse en I amo de si mismo*1 0 . como Kant preguntando si la caída delinstinto a la razón fueganancia o pérdida para el hombre. and far happier days. y por ello la demostración de la abundante gracia de Dios. «quae reparatur in melius!*1 1 . »I njam aa*. del pueblo“ * “ di-' Schillcr. eJ pecado primordial de Adán fue una afortunada caída porque de ese maJ viene un bien mayor: «Félix ruina-. and reccivr them into bliss. sino también de la final recuperación por eJ elegido de un paraíso que será una gran mejora respecto del paraíso que perdió Adán. far happier place Tlian tins of Eden. Pues en Su Segunda Venida.

aunque cada vez con m is distinciones y más elaboración dialéctica. Mis gloria para Dios. From Cod. Whether I «should repent me now of sin By mee done or occasion’d. que quedan subsumidas en una sucesión de expresiones más comprensivas. el aconte­ cimiento más afortunado v m ás grande de la historia de la humanidad»0. that much more good thereof shall spring.Mas muu lín. Y entre sus añadidos al diseño que había esbozado en La primera sociedad humana destaca una descripción explícita y detallada del estado inicial del hombre como un estado de simple auto-unidad. pero en su estado dividido contiene una dialéctica intrínseca que empuja hacia una unidad más alta que incorporará la multiplicidad intermedia y resolverá todos los conflictos. or rejoice Much more. tocias esas duda* se disipan: -Esta caída \Abfal¡\ del hombre desde el instinto —que indudablemente trajo el mal moral a la creación. la razón «debe cuidarse de dañar la variedad [Manni%falti%keit] de la Naturaleza». t|\u* l*un nttu. El hombre empezó sujeto a la naturaleza bajo «el dominio de la ciega necesidad».. En su historia de la cultura como proceso educativo de la humanidad. reconocemos sin embargo ciertos rasgos familiares. la fragmentación y la oposición. sobre este paradigma de un retorno circular que es también un avance. To God more glory. más buena voluntad IX. Empieza con una serie de expresiones parciales de oposiciones y resoluciones. no es lineal sino circular-1 4 . que (como observan los profesores Wilkinson y Willoughby en su excelente edición de las Cartas estéticas) en su -movimiento de conjunto. sin ninguna contradicción.Dios hacia los hombres. La estructura de la obra de Schiller Sobre ¡a educación estética del hombre (publicada en 1795) es notablemente intrincada. sin embargo. 207 .lto tiu yo i di aquí vcm lri. Y habrá la gracia de exceder la ira*1 * (v.) Fn versión secular que da Schiller de la caída afortunada. El diseño es visible en la estrategia característica del pensamiento propio de Schiller. pues debe efectuar una unidad más alta bajo el modo Full of doubt I stand. more good will to Men.. L os escritos posteriores de Schiller son variantes. para incorporarse finalmente en una síntesis de todas las síntesis parciales. En el transcurso de esc retomo. and over wradi grace dull abound. que ha caído en la multiplicidad. así como en la manera en que enfoca a la vez el curso de la historia universal humana y de cada vida individual. pero sólo a fin de hacer posible con ello el bien moral— es. de la cual pasó a la libertad en el uso de su intelecto analítico y el ejercicio de la elección. pues «en el proceso de la civilización* todos los hombres «deben caer lejos de la Naturaleza por el abuso de la Razón antes de que puedan regresar a ella por el uso de la Razón».

lie la totalidad del carácter [Totalitat des Charakters\-ÍS El modo más »lt. o a proseguir sus intercambios después de que se han roto los lazos del afecto1 *. Y dividir las funciones sociales primarias entre clases especializadas es fragmentar el espíritu individual: «Separar las artes que forman al ciudadano y al hombre de estado. A mediados del siglo xvin t* | filósofo escocés y sociólogo pionero Adam Ferguson había crecido en una región del Perthshire donde muy pocas millas separaban . en su notable Eisay ort thc History of C ivil Socirty [Ensayo sobre la historia de la sociedad civil]. resulta en la división de las clases sociales entre una reducida élite y un vasto numero de trabajadores deprimidos (p. En su sexta Carta ntétuat asimiló los análisis sociológicos de Ferguson.dotó a Grecia de su forma característica. las arres de la po­ lítica y de la guerra. 31-33). en nombre del provecho que le traen. consi­ guientemente. donde más prosperan es donde se consulta menos el espíri­ tu. considerarse como una máquina.. Schtller tenia a la mano una formulación incisiva y detallada de ld división que es inherente a las disposiciones económicas y sociales de una época cada vez más industrial y comercial. t|e totalidad alcanzado hasta ahora por el hombre. de la sociedad comercial desarrollada de las Tierras Bajas de Escocia. aunque efectúa un inmenso aumento de la productividad. es una tentativa de desmembrar el carácter humano y destruir las artes mismas que intentamos mejorar. 230). junto . en aislamiento. La poderosa máquina que suponemos que lia formado la sociedad tiende solamente a lanzar a sus miembros a la división.En oposición a la integridad de la comunidad que se da en una sociedad ruda. hace del obrero industrial un autómata sin espíritu: «Los fabricantes. aunque necesaria para la eficacia acrecentada. y trata con ellos como con su ganado y su tierra. dice Ferguson. Ya en 1767. Ferguson apuntaba el precio que el hombre y la sociedad civilizados tienen que pagar —en división. y donde el taller puede.1 la compacta comunidad de clan de sus Tierras Altas nativas. cuyas partes son hombres* (pp. La división de los papeles económicos. después de su divis.(p. y la división del trabajo. fue la cultura de la Grecia clásica Pero si «la Naturaleza omniuniíicadora. en el «estado comercial» moderno se encuentra a veces al hombre como un ser desligado y solitario: h a encontrado un objeto que lo lanza a la competencia con sus sem ejantes..ún inuial dentro de la naturaleza humana. Schiller conocía y admiraba mucho los escritos de Ferguson1 7 . es d «Intelecto omnidivisor* el que da al hombre moderno su naturaleza fragmentada (pp. en conflicto y en distorsión psicológica— por la eficacia y la afluencia que se hacen posibles por obra de la motivación de la ganancia y de la creciente división del trabajo y especiaiización de la función en la economía manufacturera y comercial. 182-183). 186).

no había otro camino por el que la especie como un todo pudiera haber progresado». pues -por poco que puedan beneficiarse los individuos de esta fragmentación de su ser. como los agentes reconciliadores y unificadores en un mundo mental y social en desintegración hecho de 209 . el goce se separó del trabajo. habiéndose habituado a «juzgar toda experiencia por un fragmento particular de experiencia». las leyes y las costumbres quedaron ahora partidos... «Debe estar abierto a nosotros para restaurar por medio de un Arte más alto \einc }jóhtr< Kumt] la totalidad de nuestra naturaleza que las artes mismas han destruido [urldn. el hombre mismo pasa a no ser sino un fragmento». con fu propia compleja dialéctica de la historia humana. conflicto y distorsión. el camino cultural de bajada resultará ser el camino de regreso y de subida. en el cual. «duraderamente encadenado a un solo pequeño fragmento del Todo. mientras que el espíritu de los nego­ cios. 33).. clases enteras de hombres que no desarrollan sino una parte de sus potencialidades».. aislamiento. industrial y política. Pero (O felix d ivisio !) la autodivisión y la «especialización fragmentaria de los poderes humanos» por lo cual «los individuos. anuncia dramáticamente Schiller.B i O T i J* r 9 fP W ion di t larac iones conexas de Rousseau y de Herder. y de la facultad imaginativa que produce el arte. Este arte más alto resulta ser el arte de lo bello. fragmentación. 39-43). y finalmente «la sociedad positiva empieza. el esfuer­ zo de la recompensa».. En nuestra sociedad los individuos son «fragmentos» de un todo y «podríamos casi sentirnos tentados a afirmar que las diversas facultades aparecen como separadas en la práctica como están distinguidas en la teoría de los psicólogos y vemos. Si proseguimos en el único camino de progreso abierto al hombre civilizado. y un conflicto desastroso puso en oposición sus poderes armo­ niosos». mientras tanto. irata «de hacer que las reglas de su propia ocu­ pación se apliquen indiscriminadamente a todas las demás» (pp. gracias al agregado de partes innumerables pero sin vida. 33-39). «El Estado sigue siendo para siempre un extraño para sus ciu­ dadanos». y las desarrolló en lo que sigue nendo un diagnostico clasico de los males de la sociedad moderna en términos de división. o sea las bellas artes. Con las «divisiones más marcadas entre las ciencias» y la -separación más rigurosa de los rasgos y ocupaciones. se asegura una manera mecánica de vida colectiva**. Aplica este análisis al espíritu del individuo. los medios del fin. «Fue la civilización [Kultur] misma».... sufren bajo la maldición de ese propósito cósmico** es el camino indispensable hacia un bien genérico mayor. la unidad interna de la naturaleza humana quedó también dividida. y también a cada institución social. a desintegrarse en un estado de moralidad primitiva». «El Estado y la Iglesia. -la que infligió esa herida al hombre moderno» (p.div Kunst 7 crstórt hat]» (pp. En el lugar de un sistema -orgánico» de gobierno tenemos «un ingenioso mecanismo de relojería. a las relaciones entre individuos y entre clases. Schiller inaugura así el concepto del papel cardinal del arte.

Vordsworth v Shcllcv.vcrsls ‘‘» r n . inevitablemente y en un orden definido. r .BUk*. puesto que am bas con looncs siguen siendo permanentemente opuestas una a la otra.que une los y b a ^ . desde lo natural a través de lo estético hasta una tercera cosa. un estado moral que preservará los valores tanto de la naturaleza como de la estética: Podemos distinguir pues tres diferentes momentos o etapas de desarrollo a través de los cuales tienen que pasar [durchlaufrn mussen] tanto el individuo como la especie en cuanto totalidad.Jorl dd Jru'’ Scl.ll'Bó J un P < > r pensadores .cion<ís opuestas y así destruye la oposbón |> rt> t alio dK Entgegensetiung auf\ Sin embargo. (pp. F w l hombre en su estado físico sufre meramente el dominio de la naturaleza. 1 2 3 -1 2 5 ) En este pasaje Schiller introduce el uso de aufheben en el múltiple sentido dialéctico (que Hegel se anexó mas tarde) en el que significa a la vez la anulación y la preservación. reconciliados (según la v L V. c| libertad.a eP °CJ) cn un* tercera cosa. Colcnd.'y ° ■ ” '* k '" CZJ' U l* 1 1 « » une la por -la -ví. (p. y sugiere también la elevación. í i es lambien un -estado medio. por el que debe pasar también cada individuo si ha de completar su educación hasta la madurez.. si han de completar el ciclo completo de su destino [Kreis ihrer Bettimmung]. está con 210 ___________________________ . no ftay otra manera de unirlas sino destruyéndolas [ais indem sic aufgebohen wcrdtnl.N °vaI“ .P T . Sobre ¡a poesía ingenua y sentimental (1795). jl j •neccs.artículo «n tral'd c u^c romW y 8**Ur* ~ co. de los contra­ rios en una síntesis o tercera cosa. En las Cartas estéticas de Schiller la larga historia de ia civilización se enfoca como el viaje educativo de la raza humana. Ambas condiciones desaparecen totalmente en una tercera sin ejar ningún rastro de división tras de sí en la nueva totalidad que h a quedado hecha. cl M * 1 * * ' «•* ‘» u*d*" > »'idos Spirltncb cuvo . ' l » ° C " d.illc..an distinto.. 171) E l segundo ensayo importante e inmensamente influyente de Schiller sobre la estética.1.ckd Mitcnor» en una «armonía Je leves» no todas las realidades» L a T ? ? reJidade*' *¡no en la absoluta inclusión de contrario«. u l .KCP '° t)Ul .W d ¡Íamt 'me ° PUCStOS‘ de b matena y |J for™ ’ h pasividad j * t “ S d° S cond. se emancipa de ese dominio en el estado estético. U una oposición inicial del f«r f ¿ * * T e " “ namicntos que implica. y adquiere el dominio sobre él en el moral. La ruta lleva a través de tres etapas principales.^hclhni.flca.." expone por medio de una " u" .

Se enfrenta siempre a «dos ideas o sentimientos en conflicto. compone no por reflexión y regla. compo­ ne percatándose de la multiplicidad de las alternativas. como -una unidad sensual indivisa. y al leer su poesía. y así. En los comprensibles estados de ánimo de opresión. 504). no vemos en la naturaleza no-racional sino una hermana m ás afortunada que se quedó en la casa de su madre. y como un todo armonizador» (p. los sinsabores del viajero evocan inmediatamente las figuras del exilio y la nostalgia. nuestro espíritu está «en un estado de tensión y oscila entre sentimientos en conflicto. éramos a la vez felices yperfectos. Asi el poeta «ingenuo*. su necesidad interna. Ese es el lugar de donde el hombre salió al lar^o camino de la civilización. 543). Fuimos. con lo efectivo com o lím ite y con su idea como infinito». naturaleza. 509. El intenso sentimiento que tenemos por el mundo inanimado y los paisajes» por lo* niños» las gentes rurales y los aborígenes. sino por una necesidad interior. alejados en el país extraño del arte. o característicamente moderno. Si el camino de la civilización y la cultura se mira como un doloroso viaje por la autodivisión y el conflicto interior. no se puede volver. Tenemos que seguiradelante ham una unidad última que no es simple sino completa J no es una condicio que hemos heredado sino que hemos ganado. sino el objeto en el sujeto. por el camino (UFegJ de b razón y la libertad. como ellos. y escuchar. la conmovedora voz de la madre. Pero. de vuelta una vez m ás a la naturaleza'*. En el momento en que empezamos a sentir la opresión de la cultura. Mientras tuimos meros hijos de la naturaleza. El poeta sentimental.titilado por ideas similares y despliega variaciones sobre un diseño similar del desarrollo y el destina humanos. Son lo que fuimos. dice Schiller. nos hemos hecho libres. y nuestra cultura nos llevará. deseamos con dolorosa añoranza volver a casa. y hemos perdido am bas cosas. . que es «pura naturaleza». de la que nosotros salim os intempestivamente a una tierra ajena en la arrogancia de nuestra libertad. son lo que habrem os de volver a ser. por otra parte esta dividido de si porque es autoconsciente. representa de manera característica no el objeto mismo. En este ensayo la insistencia de Schiller es en el corte primario en la unidad del espíritu consigo mismo que convierte la conciencia no personal en conciencia personal o autoconciencia —el percibirse la persona como ser d istin to del objeto que percibe.(pp. su unidad externa consigo misma». que Schiller incorpora en una forma variante de la parábola del Hijo Prodigo. y al que un día habrá de retornar. y la intervención de la reflexión y la elección entre el instinto y la acción—. revela nuestra atracción hacia la naturaleza «ingenua» y ex presa nuestro reconocimiento de que todos esos ejemplos manifiestan una «existencia de acuerdo con sus propias leyes.

el del individuo y el de la raza se imaginan así por igual como un viaje circular desde la autoumdad a través de múltiples tomas de conciencia tuna regresar a esa unidad.. el hombre cultivado no porde pues hacerse perfecto nunca bajo ese modo. Pero como el Ideal es en infinito que no puede alcanzar nunca. Schiiler exhorta al poeta moderno a «no llevarnos de re greso a nuestra infancia.oiik idmcia con b de b vida y la civilización como proceso de educación pan la madurez. y en que (el hombre natural y el artista naturalj no pueden progresar de otra manera sino cultivándose. una edad de oro-. pm> por medio del equihbno v no de b criación «ir tu Jitivi«(4l| E¿a luturaleza que envidia* en lo no racional ei indigna de tu respeto « . merece r* nutuio más alto. como en b tradición cristiana. 49 4 4YS) fin el ensayo de Schiller. como puede el hombre natural bajo el suyo. respecto dr esa meta final. esti fuera de cuestión cuál de los dos. Esta última realiza su valor por la reafczación absoluta de una finitud. a fin de permitimos sentir la armonía mis alta que recompensa al lu­ chador y bendice al conquistador. nunca podemos alcanzarla del todo— : Ear camino por el que viajan los poetas modernos es el misino que dcfce tomar b humanidad. el arte lo divide y l< » parte en dos. áe tu añoranza Ha quedado a tu xaga. EJ camino del poeta. la figura del vía yeto nostálgico del hogar es intercambiable con la nostalgia del hombre por «u» paraíso. adebnte hacia el Elisio» (pp.al del vían f 2 12 « »Igún lu*ar alejado de e»re mundo: pero la meta . 537-542).. y por consiguiente pasando a ser del otro tipo. En la medida en que la meta final de l> humanidad no puede alcanzarte sino por semejante progreso. Uu ha |x > .sino «llevamos adelante hasta nuestra mayoría de edad. rj rrpoto.I iicha por b unidad pero nn li busque* en la uniformidad. colectivamente y en cuanto individuos. para la que el camino de regreso a la Arcadia está para siempre cerrado. l a naturaleza lo constituye en unidad consigo mismo.udad crleu. 505 506) U meu drl ru K profano del hombre. La unidad que buscarnos al final es sin embargo más alta que la unidad que abandonamos al principio —infinitamente más alta. un estado de inocencia.. |a analogía ¿c la vuii v b civilización como un viaje deja ver lábilmente su » . La meta por la que se esfuerza el hombre por medio de b cultura es sin embargo infinitamente más alta que la que alcanzaría por medio de b naturaleza. Además. debe quedar para siempre j t„ **** (pp. Que se imponga a sí mismo la tarea de un idilio que llevara a b humanidad. como descubrimos ahora. b otra alcanza su valor gracias a la aproximación a una gnndczj infinita.. de tai mane­ ra que aunque siempre podemos acercamos mis a ella. (pp. como la c. a través del Ideal regresa a la unidad.

puede tan sólo -aproximarse a esa meta hasta el infinito*— . Para decirlo con palabras de Hölderlin en un esbozo temprano del Hiperión: «Ninguna acción. com o la aplica Schiller en su ensayo Sobre la poesía ingenua y sentimental. la -gloria» del alma humana es que »nuestro hogar / Está en la infinitud» y por consiguiente en -algo que para siempre csti a p u n to de ser».. Coleridge expresa así esa inversión del ideal clásico: en Sófocles. de tal manera que -su camino hacia ella nene que ser interminable» — es decir. Menos que el Todo nunca satisfará al Hombre. O en los términos de Fichte en La vocación del estudioso.» Aplicada. «Lo limitado es despreciado por su poseedor. que Schiller había asimilado. y el Camino está completo desde el momento en que es hollado*. .. el establecimiento del punto de mira propio del hombre como un Streben nach dem Unendlichen y la medida de la dignidad y la grandeza humanas por la discrepancia misma entre su infinito amago y su asimiento fmito. al terren o de la estética tanto como al de la moral. E l resultado de esta manera de pensar es que la meta del viaje de la vida se sitúa en la experiencia del viaje mismo. ¡uua un fin del que está inexorablemente reparado por los lazos finitos de su ego fenomenal. la Dirección es a la vez el Destino. o una falla de la p erfección .. que nada le basta nunca».ha quedad* • ahora para siempre inaccesible gracias a una visión que limita Jjs posibilidades humanan a este mundo finito En los términos de 1* metafísica moral de Kant. por ejemplo. es radicalmente inalcanzable». las exigencias infinitas del ego noumenal del hombre lo empujan a lo largo de »un progreso interminable desde las etapas inferiores hacia las superiores».. una excelencia en las que el espíritu puede descansar». «una completud. junto con la falta de fe en la realidad de todo objeto de las aspiraciones humanas mis allá de los que no pueden satisfacerle — tal es la paradoja que se encuentra tras la formulación de lo que se convirtió en una prominente norma romántica: la elevación de lo ilimitado por encima de lo limitado. y en la aplicación extrema de Blake en There h N o Natural Religion [No hay religión natural]. Tal como lo expresa Schiller en sus ( tulas estéticas: -A los ojos de la Razón que no conoce límites. -la meta última del hombre. Esa es la gloria del hombre. ningún pensamiento puede alcanzar la vastedad de tu deseo. pero tan prometedora de nuestro progreso. m ientras qu e en Shakespeare hay -una insatisfacción. una satisfacció n . esa norma se con vierte en la preferencia por la tentativa imposible de alcanzar una m eta artística que está más allá de la capacidad humana. que no la cam biaríam os p o r el reposo del espíritu que se demora en las formas de la sim etría asin tien do con admiración a la gracia»1 * * . por encima del lo g ro p erfecto de una meta accesible por ser finita. 1 1 mantenimiento de la confianza en las aspiraciones humanas a las que ningún objeto mundano es adecuado. En la versión de Wordsworth en E l preludio.

Unos diez años más tarde F . interpretar esa historia como una representación ^ c " eJ*nucmo del hombre de la felicidad de la ignorancia y su r a en las múltiples autodivisiones y conflictos que acompañan a la rgencia de la autoconciencia. profundos cimientos y se lanzó a un conflicto consigo mismo que no h a sido zanjado todavía y que sólo puede zanjarse mediante un audaz avance hasta aquel punto supremo desde el cual lo especulativo y lo práctico aparecen unidos en una sola cosa. cuando queda establecido como subsistente fuera de todos los individuos. y así destruimos nuestra inocencia.—o sea.ichte se propuso deducir la totalidad de la (listona universal a partir de «la unidad de un primer principio*. «sin prestar ninguna atención a ninguna experiencia.2 . [Pero una tendencia innata hacía inevitable ese paso] y el primer hombre que planteó la cuestión sobre el ser de Dios rompió los límites. equiparar la caída. A partir de esta premisa Fichte deduce cinco épocas necesarias en b historia de la especie humana. COn^ u^ntes con la historia bíblica de la pérdida y futura * f . que avanza desde la etapa de «el dominio incondicional del instinto sobre la razón» hasta la final «época del arte de 214 . convulsionó a la humanidad en sus m i*.V . que consiste en que •¡2 meta de la vida de los hombres en la tierra» es alcanzar un «estado (mal» en el cual «ordenarán todas sus relaciones con libertad según la razón«. Escribiendo a Jacob» sobre su propia Wusemchaftslebre. . podría haber prescindido de la filosofía. y valorar la caída como una afortunada autodivisión. es equivalente a lo que se ha llamado tradicionalmente «Dios». descubrimos nuestra desnudez. con el comienzo de la propia i oso ia especulativa. Su punto de partida consiste en establecer la idea de un «plan mundial». El comienzo de esta filosofía especulativa fue la caída metafísica del hombre: Si la humanidad no hubiera probado nunca esa fruta prohibida. Empezamos a filosofar gracias al orgullo. porque era el primer paso necesario en el viaje educativo gracias al cual el 0. de la decisión libre y del intelecto ana *tico. k preocupación exclusiva del hombre por el pensamiento práctico dejo su lugar a la filosofía especulativa cuando distinguió entre el ego particular o individuo empírico y el «Ego absoluto» o «puro» que. y absolutamente a prion— . Fichte declaraba 5Ue. a lo largo de una ruta que parece una regresión jkto es en realidad una progresión. y desde entonces filosofamos por la necesidad de nuestra redención-®. para los filósofos alemanes empezó a ser j jr .nMeWo de cajón mostrar que la historia y el destino secularrs tKUDfiiL . procediendo «puramente como filósofo.ant y Schillcr. interpretada así. L a filo so fía ro m á n tic a y d a lto a rg u m e n to ro m á n tic o PC S^ > U fS K. 11 * pensante y luchador gana el camino de vuelta a su perdida integridad. Para**o.

sin conocimiento. y por ese propósito m ism o abandonó un día esa condición. su instinto y el imperio de la necesidad). llevan a grandes bienes. obediencia al instinto. desde «el estado de inocencia de la raza humana* hasta -el estado de justificación y santificación cumplidas*. no es otro que un camino de regreso a aquel pumo en el que se encontraba en el com ienzo mismo. por su propia fuerza tiene que hacerse de nuevo lo que fue un dta sin esfuerzo de su pane. Sólo que la hum anidad tiene que hacer ese viaje por su propio pie. puesto que gracias a esos males -la raza humana es educada. De esc estado de naturaleza el hombre fue sacado por la urgencia de su razón que. y no tiene m ás m eta que la de regresar a su ongen. según esur punto d e vista.en la que «estamos en disputa interior con nosotros mismos* ... y esa división pnmordial entre los impulsos del homo sensibilis y las exigencias del homo mtelligibdis nos pone «en una extraña discordia. Sin embargo. y esas diversas etapas constituyen además estaciones en el camino del viaje circular del hombre desde un paraíso no ganado hasta un paraíso que tenemos que ganan Pero el viaje [VtfVg] colectivo. vuelvan loi tiempo* al oro de su primer ser. que. capítulo I I I (1792). por decirlo asi... Sus frecuentes referencias a los escritos de Lessing. y de la feliz. Hlosóficamente hablando. construye para sí su paraíso según el modelo del que ha perdido2 1 Schelling inauguró su cañera filosófica a los diecisiete años de edad con una tesis de maestría en latín Sobre el origen de los males humano* en la más antigua filosofía del Génesis. distinguiendo entre el bien y el mal.. hasta que. En el paraíso (para utilizar una im agen bien conocida). filosóficamente considerados. representa el dominio de la naturaleza en el interior del hombre (sus sentidos. a la miseria de verse confrontado con múltiples elecciones morales. estableció la posibilidad de la libenad de la voluntad. El relato bíblico de la caída del hombre es un mito que encama !a verdad filosófica bajo el disfraz de una narración histónca. cuando. incluso si pudiéramos regresar al Edén n o escogeríamos regresar (p. Pero apenas ha reunido el valor para atreverse a conducir su propia vida cuando aparece el ángel con la espada de fuego de la obligatoriedad de lo justo y lo expulsa del asiento de su inocencia y su paz. -para expresar el asunto en una palabra. Pues los males de la condición humana.para el logro de su meta uluma. por el esfuerzo y el conocimiento.. pero ahora únicamente bajo la guía y el cuidado de . trabajo ni ane. como el mito pagano equivalente de una edad de oro. la hum anidad prosigue aquí abajo. La caída fue de la inocente ignorancia al conocimiento. Herder y Kant sobre los comienzos de la cultura revelan la tradición que está siguiendo. el hombre se despierta a la vida. IVro este drama en cinco actos de historia deducida lógicamente resulta coincidir con las cinco etapas de la teología cristiana. el Edén. en el paraíso de la acción recta y del ser recto. 32).|j razón [Vemunftkunsl|».

y su separación inicial llevó a una fragmentación progresiva de «el hombre entero».Ja razón-'1 . observa Hegel. Pues la reflexión filosófica empieza can aquella separación original para unir de nuevo por medio de la libertad lo que había estado unido de manera original y necesaria en el espíritu humano. «lia preser­ vado una antigua pintura [Vorstellung] que representa el origen y las con secuencias deesa desunión* —un «Mythus vom Siindenfall» cuyo poder de 216 . después de la publicación de las Cartas enéticas de SchiUer y de su Sobre la poesía ingenua y sentimental. a fin de anular [aufzuheben| esa separación pa­ ra siempre*. y gracias a su propio mérito». El hombre. de unidad consigo misino y con la naturaleza exterior. e s decir.porque es un medio inevitable por el cual el hombre -como un conquistador. En la medida en que tienen eso en común. dice. Tal posición implica una ruptura radical. pero los otros dos métodos. la única manera de reconciliarse y de reintegrarse a la paz es declinar toda pretensión a pensar y a saber \ «La leyenda mosaica de la Caída del Hombre*. mirada bajo esa luz. Schelling desarrolló el concepto del mal como esencialmente división y conflicto. sin embargo. en el curso de las conferencias con que completó el esbozo de la lógica en su Enciclopedia de las ciencias filosóficas De los tres métodos para distinguir la verdad. es un mal-.. puede regresar a sabiendas a su condición perdida. los [dos] métodos que pretenden aprehender la verdad por medio del pensamiento puede considerarse naturalmente como parte y parcela del orgullo que lleva al hombre a confiar en sus propios poderes para el conocimiento de la verdad. el de la mera «experiencia» o «conocimiento inmediato» incluye «todo lo que los moralistas califican de inocencia».. por tanto. luchando por hacerse libre. «La reflexión pura es por tanto una enfermedad espiritual. pero originalmente ignorante. y. el de la •reflexión* y el de «la cognición filosófica deben dejar atrás esa armonía natural no buscada*. dejó «el estado (filosófico) de naturaleza* en el que «era todavía uno consigo mismo y con el mundo que le rodeaba-. que es una síntesis donde todas las divisiones quedan aufgehoben. es «un mal necesario. Desde el punto de vista de la «filosofía genuina-. puede considerarse como la fuente de todo mal y perversión: la transgre sión unginaL AI parecer. Cinco años nías tarde. y valoró la división inicial del hombre como una caída afortunada que lo puso en movimiento en lo que él consideraba ahora como un curso espiral hacia el mayor bien de una unidad merecida. tanto dentro dd hombre como entre el hombre y la naturaleza. Hegel ofreció una elaborada exposición de la consonancia entre el relato en las Esenturas de la caída del hombre y la visión filosófica del desarrollo de la intelección y la cultura.

se hiende a sí mismo en la autorrealización. puesto que estos últimos están inexorablemente autodivididos y son inevitablemente autoconscientes. y el mundo natural». formuló su famosa figura de la gran ruta circular de regreso al paraíso. «se encuentra en el pensamiento y sólo en el pensamiento. no hacía sino resumir lo que se había convenido en uno de los lugares comunes filosóficos más familiares. . «El principio de la restauración». no sólo en la raza sino »en cada hijo de Adán». contestó. es un circuito desde una autounidad instintual. hasta una armonía más alta que «debe brotar del trabajo y el cultivo del espíritu». En su etapa instintiva y natural. Ahora el paraiso está cerrado con llave. dice Hegel (haciendo eco patentemente a la figura de Schiller de que «fue la civilización misma la que infligió esa herida al hombre moderno»). dice el expositor. y que el camino trazado por la historia de la cultura. la vida espiritual lleva el ropaje de la inocencia y de la sencillez confiada. muestran unas gracias inalcanzables por los bailarines humanos.. para la época en que Heinrich_yon_ Kleist. Lo espiritual. Debemos viajar alrededor del mundo y ver si por ventura está abierto de nuevo en algún lugar del lado de allá. a través de la autooposición y la autodivisión. La mano que inflige la herida es también la mano que la cura»2 *. Pero esa posición de vida escindida [Entzwriung] tiene que ser suprimida a su vez [ist. •Entonces.. 2 17 .. pero la esencia misma del espíritu implica la absorción de esa condición inmediata en algo más alto. a fin de caer de nuevo en el estado de inocencia?» •Sin duda». y el ángel se alza tras de nosotros. que «es un don de la mano de la naturaleza». escribiendo en 1810. «Esc es el último capítulo de la historia del mundo»2 1 . aufznhfbcn\ y el espíritu tiene que ganar por su acto propio su camino de vuelta hacia la concordia [zur Einigkeit zuriickfübren]. Así pues. reside en una justa comprensión del tercer capítulo del Génesis: Hemos comido del árbol del conocimiento.. Utiliza la figura para apoyar su paradoja (derivada de Schiller2 7 ) de que las marionetas. donde los puntos centrales son que «la hora en que el hombre deja el camino del mero ser natural señala la diferencia entre el. que esa oposición entre la persona consciente y la naturaleza era una etapa necesaria hacia «la meta final del hombre». actuando por pura necesidad. ¿tendremos que comer de nuevo del árbol del conocimiento. La clave de esa disparidad entre la marioneta y el bailarín. Procede a una interpretación circunstanciada del mito de la caída.sobrevivencia durante miles de años es un signo de que incorpora un contenido que el filósofo -no puede permitirse descuidar*— . agente autoconsciente.

irresoluble y eterno*9 ..cnte. es resultado de la caída del hombre y constituye la naturaleza esencial del pecado mismo.C. y que equipara la caída desde el paraíso con una escisión de la unidad primordial.Absoluto o «Dios-CSCn^*^ S^holling en 1806. arrojan también luz sobre la explicación de ColendTge de que el plan de Wordsworth había consistido en afirmar «Una Caída en algún sentido. -el ultimo y supremo apaciguamiento y afinación [Versóhnung] de la cognición». de «levantar al sensual de su sueño / De muerte* (p. imagen. como aut orrevelación de! infinito v lo finirá S Una v*va de unidad y multiplicidad. D u rd La tradición neoplatónica. que es el hecho mismo del pecado—. procla­ mando una unión entre el espíritu y la naturaleza que restaurará un paraí­ so expericncial. y después presentar *un esquema de la Redención» que seré «una Reconciliación de esta Enemistad con la Naturaleza»3 0 . Schelling.!!) rC* con .iLU P ° r c x ' s l c Para ellos tal mundo fin í adscribirse a su propia voluntad.*®n en qut* sc encuentra el hombre que sostiene que ! íUIk °L ^U C | conc^ ^ > c como muerto. finito y absoluto de debido a nsubí0|Ul0 tÍcbl| do a iu L. f 5 . 32) (compárese con el Todcsschlaf de Schelling).C c' mundo verdadero y efectivo. que persistió desde los Padres de la Iglesia hasta los idealistas alemanes. así tampoco ese modo de conciencia es absoluta­ mente necesario.ca cosa que puede sueño extremo i° * ° C T 2 ®ü?cra dc Percibirla «es sueño.’ C ° m? V . absolutamente plural y separado. Las declaraciones de Schelling se acercan a su vez a la tentativa de Wordsworth.. y así como podemos re mimos del pecado. existencia de semejante mundo en la conciencia de la numamdad esti exactamente tan difundida como el hecho del pecado en realidad. de lo llamarse despertar-. Hemos mostrado que ei i ° . ¿Cómo hemos de explicar ante su conciencia ° gUnos filósofos de que la naturaleza aparece particularidades»? *tomo un conjunto sin vida. correlativa de una Zwiespalt (p.. es el estado de conciencia reunificada en el que -el mundo del pensamiento se convierte en el mundo de la naturaleza» (p.. !a Ún. 95) en el espíritu de quien la percibe. como un hecho». se encuentra detrás de la extraordinaria pretensión de Schelling de que la percepción de una naturaleza extraña y sin vida. nos ayuda de otras 218 . y su pretensión correlativa de que la redención. cuya gran influencia en el movimiento literario alemán se extendió por intermedio de Coleridge hasta Inglaterra. anunciada en su Prospecto a E l recluso. 32). o el entonces la preten d [TodafchUj] )-. que se desvió de la unidad en el del h 1 L a“ los> u^c.cncu IWissenscbafil sino enteramente • \ . [Es ésta] una verdadera caída platónica 1 .

. Como muchos de sus contemporáneos. Schelling representa el curso general de la historia humana. sino hacia una fuente pagana. dormita en cada alma -el arquetipo. se revelaría como -la Odisea del espíritu que. Schelling figuró la redención.¿Qué esconde la anunciada edad de oro cuando. sin embargo. a fin de que m ás urde. Las ideas. La primera parte es. Pero en ese punto mismo de extrema distancia empieza el proceso de redención o de regreso hacia la fuente. Schelling había asimilado una cantidad considerable de teología esotérica. diríamos. en su propio producto mis alto. una caída cósmica intemporal —una Abfall o Ahbrechen— que es el equi­ valente metafísico de la creación del mundo fenomenal fragmentado. dentro del sujeto-objeto indiferenciado que es el absoluto. permanecer en ello sin perturbarlo1 2 . de donde hemos venido. había comparado el alma dividida en busca de su fuente unitaria con el viaje de Odiseo a Ilion y de regreso a -la Patria. espera al nuevo Homero que.. especialmente de Boehme. pudieran retomar a lo Indiferenciado y. Ahorn la humanidad. cuatro años más tarde. como un viaje de vuelta a casa.. en la segunda se vuelve centrípeto. Schelling dice que la naturaleza -es un poema* que. hablando una vez mis en el lenguaje indiviso de la mitología. «el pumo de la extrema enajenación [ Entfernung] respecto de Dios». como un viaje circular que constituye la trama de una epopeya homérica: La historia es una epopeya compuesta en el espíritu de Dios. la segundadla Odisea de la histona. como sujeto que reconoce que es su propio objeto. la ¡liada. para su analogía favorita del viaje circular se volvió no hacia la Biblia. la esleta general de la caída. el espíritu del hombre3 1 . y allí está el Padre». Es­ tablece ahora. maravillosamente engañado. la verdad se vuelve otra ver fibula y la fabula verdad?. los espíritus. .Como una oscura imagen. (1811). concebida así. escribe Schelling en Las edades del mundo. como cosas separadas. el regreso de la humanidad a una unidad perdida. recordémoslo.de -el comienzo primordial 2 19 . al buscarse a sí mismo huye de sí mismo*. a su sistema metafísico anterior. Fn su Itlealismo trascendental (1800). cantara la nueva epopeya de una era reunificada. y que alcanza su límite en la «yoidad* [Ichheit] finita del hombre. Para la época en que escribió Filosofía y religión. Sus do* partes principales son. En la primera parte el movimiento era centrifugo. reconciliados con ello. Plotino.maneras a ver las relaciones del papel y el lema poéticos de Wordvworth ion una tendencia general del pensamiento de su tiempo. si pudiéramos descifrar su mensaje seemo.. y segundo. tenían que caer lejos de su centro e introducirse en la separación de la naturaleza. pero de una mitología mis alta que ha incorporado los descubrimientos de la filosofía moderna. aquella que representa el regreso. pnmero aquella que representa la salida de la humanidad de su centro hada su m ás extrema enajenación [Entfernung] respecto de su centro.

Ahora. Habrá un solo mundo. y se acerca al «alto argumento» del poema más que heroico que. [la ciencia sistemática de la filosofía) ha recobrado la memona de la naturaleza y de la antigua unidad de* la naturaieza con eJ conocimiento.de las cosas». como hijo elegido al que le ha sido otorgada esa «visión».. sin embargo. que abarque en espíritu lo que fue. no habrá ya ninguna diferencia entre el mundo del pensamiento y el mundo de la realidad. TaJ vez esti todavía por venir aquel que ha de cantar el más grandepoema heroico. la naturaleza se convierte cada vez más en la impronta visible de los más altos conceptos. Los pensamientos más suprasensibles reciben ahora el poder fínto y la vida. Los hombres no han sido capaces hasta ahora de sostener -ese estado de visión-. e inversamente. Y Wordsworth. Dentro de breve tiempo. pero después la había abandonado^4 ... la historia de la vida del poeta o del espíritu creador en su doloroso crecimiento hacia la madurez y el poder poético. La meta de la búsqueda no ha sido alcanzada todavía” .. después de largas errancas. la clase de poemas atribuidos a los videntes de antaño. el pasado y el futuro y que aborda el tema del viaje de la humanidad de regreso a su hogar espiritual. sentía que era su tarea destinada componer. Pero ese tiempo no ha llegado aún. como veremos. «oiegui después indicando la consonancia de esta forma literaria con los 220 . que será a la ?ez un paraíso y una edad de oro de paz despues del conflicto. que es la restauración de una unidad perdida del intelecto humano consigo mismo y con la naturaleza. lo que es. El juicio de Schelling de que el tiempo no estaba del todo maduro para tal poema refleja tal vez la circunstancia de que él mismo había empezado una epopeya de la naturaleza. y el poeta y el filósofo periódicamente «se rejuvenecen sintiendo la unidad de su naturaleza-. Schelling se hace heraldo del poeta-profeta que cantará la más grande de todas las epopeyas... Esto se parece mucho al papel profetico que Wordsworth habü asumido en su Prospecto a E l preludio. pues -lo que estaba indivisiblemente junto en el origen se despliega y se esparce pieza a pieza en esta vida presente*. el romanticismo. cuyo tema será el viaje de regreso al paraíso perdido o edad de oro. y de integración después de la separación. La Fenomenología del espíritu" de Ffegel: estructura metafísica y trama narrativa caP^tu^° comenté algunos ejemplos ingleses de un género distintivo. lo que sera.. estaba lejos de ser el único que asumía la persona de un bardo que ve el presente. 3.. y la paz de la edad de oro se dará a conocer por primera vez en la armoniosa unión de todas las ciencias.

porque conserva e incorpora todas las autodivisiones o diferen­ ciaciones a través de las que ha pasado aquel concepto en su camino dialéctico. La totalidad de la filosofía se parece así a un círculo de círculos5 6 . En consecuencia. que representaba la historia de la humanidad como un proceso educativo en que la persona unitaria cae en la autoconciencia sufriente. de la filosofía (Wissenschaft) sistemática y de la Universalgeschichte. El círculo individual. pero en una lograda «unidad consigo mismo» que es más alta que la unidad inicial del simple Ser per se. en su camino circular de regreso a la unificación de su ser fragmentado. por ser una totalidad real. rompe lo* límites impuestos por su medio especial y da lugar a un círculo mas amplio. Recordamos la afirmación de Hegel. de que -la filosofía muestra la apariencia de un círculo que se cierra sobre sí mismo»'5 . Empezamos con el Ser. los pensamientos »fluidos* o »conceptos» [BegriffeJ. Esta naturaleza compleja de la Fenomenología se aclarará si consideramos su relación con la estructura de conjunto del sistema metafísico de Hegel. Resulta. así como con la forma contemporánea de la «historia universal». esto es. El sistema total de esta filosofía. nos dice. Pasamos así del primero al segundo círculo importante de su sistema. en la Lógica abreviada. el espíritu de cualquiera que piensa dentro de la filosofía) se despliega a través de sus aspectos componentes. al parecer. La Idea (o para decirlo de otra manera. hasta que alcanza su forma conceptual suprema y final. que la cuestión no es tan simple. La lógica empieza con el concepto de «Ser». sin embargo. el Ser abstracto: donde estamos ahora tenemos también la Idea como Ser: pero esta Idea que tiene Ser es la Naturaleza»3 *. que se despliega. En cada una de esas partes. «la ciencia de la Idea en su I 221 . un círculo cerrado y completo en sí mismo. el de la filosofía de la naturaleza. «la Idea Absoluta». «este regreso al comienzo es también un avance. lo que quiere decir Hegel. se divide en tres partes principales: lógica. Muy esquemáticamente. La Fenomenología del espíritu de Hegel (1807) se alza de plano en la intersección de esos géneros diferentes pero colaterales. solo para regresar a sí mismos en un nivel más alto de tal manera que constituyen «automovimientos. Esta forma representa «un retomo al [concepto] de la Idea* con el que empieza la lógica.sistemas autogeneradores de la tilosoh'a del sujeto-objcto. círculos»'7 . la Idea filosófica se encuentra en una especificidad o medio particular. que inevitablemente salen fuera de sí mismos hasta el extremo de su propia antítesis. Dice también: Cada una de las partes de la filosofía es un todo filosófico. como sucede siempre con Hegel. filosofía de la naturaleza y filosofía del espíritu. pues es una obra que funde explícitamente los modos de la Bildungsbiograpbie circular y que se implica a sí misma. por una sucesiva espiral dialéctica de concepto a antítesis y de regreso a un concepto más alto.

en su sistema aS *?’ concepto primitivo del Ser que inauguró el mKn . En palabras de Hegel. de manera que constituye la totalidad de la experiencia humana. xxxviixxxviii). puja a inmanentemente. Pero la dialéctica hegeliana del pensa­ miento es también una dialéctica de la historia. influyentes y desconcertantes que se hayan escrito jamás. P0 1 " 0 . Un error frecuente es tratar de leerlo como un libro de filosofía sistemática.0”‘ dt U vuelta a sí nrnm* i j ^ ^ °* °fk del espíritu» -la ciencia de la Idea empieza con 1 j * a < ?lf 3 olredad». como el crecimiento de la conciencia humana hacia el descubrimiento de la «ciencia» o verdad sistemática intemporal. aunque el libro está configurado a fondo por el pensamiento sistemático de Hegel.a etapa final constituye ahora doble sentido d * espíritu consigo mismo que «comprende» (en el totalidad dr qUC IIKOrpora y quc cmicndc sistemáticamente) la de las rr«*< * errr¡c.otredad-. es -el resultado último en que la filosofía vuelve a sí : 2 can*a el punto en que empezó»5 ’. la evolución de la conciencia humana a través de diversas etapas o «formas». E<te ultime* circulo dialéctico se cierra con . Pues el espíritu no se despliega meramente de manera intemporal en «puro pensamiento» como «Idea«. I ^ k ^ 'lssensc^a/t>el «círculo» completo. sino en el modo de una narración literaria. -este devenir de la ciencia en general |der Wissenschaft überbaupt] o del conocimiento es lo que representa esta 222 . Y de hecho. contra la advertencia explícita de Hegel de que no es filosofía —o más bien de que es. pero no es. * 1 ™tr? cncu ^cl espíritu subjetivo fuera de la naturaleza y una unidad rvcohr ^ ! ° íulo*. y por ello «concreto«) es el final4 0 . q u e suben en espiral > \an ensanchándose hasta constituir la gran Krcis von Kreisen que lo compren e todo. de pequeños círculos d ialéctico s qu e com ponen n contmuum en la forma de tres grandes círculos. y regresar así al comienzo que (hecho ahora explícito. La Fenomenología es uno de los libros más originales. al alcanzar el final que (aunque sólo implícitamente) está en e comienzo. está deliberadamente compuesto no en el modo de una exposición o demostración filosófica. El intrincado diseño to tal del í»m r» S*5rcma ^egeliano pide pues que se lo imagine c o m o una evo lu ció n . Se despliega también en y en cuanto la conciencia en evolución de la raza y de cada individuo.an^ Aiit la ctaPa final regresa circularmente. entero.aaones que se han desplegado durante el proceso propio nivel C!r¡Cu. Esta última manifestación es el tema de la Fenomenología del espíritu: el desarrollo de das u^erdende Wlssen — es decir. filosofía—. y' tx> r hacia arriba haw!" f>roc^ K > dialccticu similar avanzamos lucia adelante > filosofía sistem iticaX h T i i ? uc ? . Ia lcrccra reK. pp. en su camino hacia su cumplimiento último del sistema total de la Wissenschaft (Fenomenología. autogenerador y autodes'T ? ^ filosofía sistemática como dialéctica intemporal y eternamente valida del verdadero conocimiento. «comprehendido». y asimismo de la conciencia humana.

. y el individuo general.. |el espíritu] tiene que abrirse camino a través de un largo viaje ( U^eg]»41. La narración de Hegel nene un protagonista. hasta aquella etapa que la conciencia humana genérica ha alcanzado en vida suya: La tarea de guiar al individuo desde su punto de vista ineducado {ungMdrtert] hasta el conocimiento tenía que tom arse en su sentido general. a los espíritus particulares. La ciencia [U/issem áxft] representa ese movimiento educativo a U vez en su detalle y en su necesidad.. la conciencia humana colectiva figurada como un agente único.empo.. La Fcnomniologia no es sin embargo de ninguna manera la Unroersaigmhichtr abstracta. seme|ante relato... tal como lo expresan claramente el Prefacio y la Introducción.ón del espinn. etapas d e un cam ino que ha sido preparado y allanado para él. el espíritu autoconsdcnie. Por el contrano.. En el progreso pedagógico del niño reconocemos la historia de la educación del mundo.1 modo narrativo es pues el modo de una educación progresiva hacia la etapa de madurez. -puesto que no tiene por objeto sino la evolución del conoctnuenio s a & rts e S S S S S S “ s r s s s l í s de la redención y el renacer. esti organizada prunordialmente de acuerdo con los principios literarios de estructura..1 . pues cada individuo efectivo es capaz de recapitular el viaje educativo en su propia conciencia. el viaje educativo... la historia habitual del viaje educativo de la humanidad que era corriente en tiempos de Hegel. La meta es la v.. tomando la carga del tremendo traban de la historia del mundo4 *. Como dice Hegel en su Introducción. 223 . :rPin.1 individuo [particular] debe pasar también por el contenido de U» etapas educativas del espíritu general.1 espíritu del mundo ha tenido la paaencia de pasar por esas «m » en el largo transcurso del t. es decir. i«-»«**. F . de lo que constituye el conocimiento. sin embargo. a medida que -el espíritu que se educa a si mism o madura lenta y calladamente hacia (su] nueva lorina-..fenomenología del espíritu. La historia que cuenta se aplica también. F . y Hcgcl encama esa historia espiritual c intelectual de la humanidad en el vehículo inet-afónco privilegiado del Hddunpwcf. y despliega sistemáticamente artificios típicamente literarios. pero como. tenía que considerarse en su educación [Brfdung\. -Para llegar a ser conocimiento verdadero..s.. al que denomina das allgtmanf IndtvtduKm o Jrr j/lgcmeinc G nst: -el individuo general y el espíritu general-.u .

y muchos de sus términos operativos r m. Esta trama resulta ser la búsqueda involuntaria del espíritu que trata de redimirse volviendo a poseer su propia persona perdida y escindida. con lo cual.)ri5 dc mayores consecuencias desde que • l* ere» ledro y »obre esta piedra construiré mi iglesia-..éttica-aufl* h™ Anular. a las Leidenstationen —las «Estaciones de la Cruz*»— se trasluce en el siguiente parágrafo de la Introducción. laVf1 d 1 f 1 1 dia. 549.. ese lenguaje «onenTnr T *. el curso de cuya vida es una dolorosa y progresiva autoeducación. y la alusión subterránea. que representa la conciencia de cada hombre y del hombre común. más extraordinaria nos parece la obra en sus detalles. en estos dos pasajes. a fin de que pueda purificarse para hacerse puro espíritu al alcanzar. Josiah Royce observó de pasada hace medio siglo que la Fenomenología de Hegel está emparentada con el Bildungsroman contemporáneo4 S . como estaciones |StationmJ marcadas para él por su propia naturaleza. Hegel compuso la Fenomenología como una Bildungsbio graphie que es en un sentido literal una historia espiritual.Tú C . como dice Hegel en su sección final. Puesto qu* las referencias de Hegel son persistentemente múltiples. es una biografía del «espíritu general».n' .O puede considerarse como d camino del alma. podrá estar -en casa conmigo mismo en su otredad» (p. gracias a la experiencia completa de sí mismo. en un reconocimiento último de su propia identidad. b secuencia de sus formas. su propia negación y destrucción. en la retrospectiva filosófica. dcnom'|"«'vo. Sigue siendo sin paralelo en cuanto al intrincado cumplimiento de una tentativa artística imposible. regresiones y crisis siempre renovados de muerte y renacimiento espirituales. Por una notable hazaña de la invención. «puede por eso considerarse como el camino de la duda. expresada en una trama en forma de viaje circular desde una autodivisión y partida inicial. en su anunao periodístico de la Fenomenología4 4 . el conocimiento de lo que es en sí mismo4 1 . «estaciones en el camino». Puesto que ese Wtg supone. y como Joyce.1 . Nos­ otros podemos ser mis precisos y más detallados. B. o más propiamente como el camino de la desesperación». Hegel tiene que inventar un lenguaje fnra acomodar su especial visión de la historia de la humanidad.Uf? r Y P . I . que trabaja a través J t. Hegd utiliza la frase Stationen des Weges. 790). Pero cuanto más de cerca miramos. incluso en una época que ha pasado por rmnegam Wake. el camino hacia el cumplimiento triunfante de la búsqueda educativa: «La sene de sus formas a través de las cuales viaja la conciencia en su camino es más bien la historia detallada de la educación [Bildung] de b conciencia misma hasta el nivel de la ciencia». a través de diversas recon ciíiaciones y enajenaciones. Dicho de otra manera. Usto puede servir de esbozo preliminar del diseño de Hegel. conflictos. para la «conciencia natural**. Pero el viaje del espíritu a través de la muerte y el renacimiento resulta ser en cambio. preservar Cnsio duo .

hasta su identidad y su destino./t'nomcnologia es el primer libro largo de Hegel. B. sino también el escenario cambiante en el mundo fenoménico de la naturaleza y la sociedad que levanta como objeto contra sí mismo en cuanto sujeto o sujetos conscientes. 563-564. cada uno de los cuales está dotado de la abundancia entera del Geist» (pp. por decirlo así. 40. y lo escribe con vigor y elevado humorismo. así como por múltiples personajes humanos o -espíritus* particulares: «una lenta procesion y secuencia de Geistcr. el pensamiento del filósofo Hegel. 144) —hasta que el proceso. . Pues el lector. y un relato que es relatado.. protagonista del relato. que «preserva» su identidad anterior como una «identidad sublimada* [dies aufgehol>ene Dasein): es su «identidad anterior. y el Nosotros es Yo» (p. Resulta de hecho que el espíritu único es todo lo que hay en el relato. Pues el espíritu al final del proceso relatado en la Fenomenología ha experimentado un renacimiento bajo una nueva identidad \dtis nene DaseinJ. enteramente consciente de los aspectos irónicos y a veces cómicos de la notable historia que se ba propuesto contar. Por ejemplo.. desde la ciega nesciencia. lleno de chistes privados y de trampas narrativas. Constituye no sólo todos los agentes. una autobiografía—.. el espíritu procede a recordarse y representarse ante sí mismo tal como era durante sus propias etapas anteriores de desarrollo. el espíritu. que aparece en una multitud correlativa de disfraces cambiantes. es también su propio antagonista. Y desde el punto de vista de esta nueva e iluminada personalidad (la autoconciencia sistemática que posee ahora en la conciencia de Hegel). explícitamente. no mantiene una misma identidad fenoménica. una galería de retratos. el espíritu. como dice Hegel. Tenemos el privilegio de mirar ese proceso. se descubre a la con­ ciencia en su propia última manifestación. 562-563. como dice Hegel de una de las etapas de la evolución. en el cual «la conciencia no sabe lo que le esti sucediendo». como si -sucediera. B. y puesto que el ser del espíritu incluye la totalidad de su propio desarrollo incesante.. pero renacida desde el conocimiento* (pp. añadiremos. de tal manera que el actor único hace todos los papeles del drama. a través de la constante disminución de su ignorancia. y constituye en realidad un camelo sostenido y serio para el lector desprevenido. sino que pasa por desconcertantes metamor­ fosis en la forma de objetos exteriores y acontecimientos fenoménicos. el espíritu lleva a cabo sin embargo toda esa representación asombrosa sin percatarse de ello. En una sostenida ironía dramática. 807). constituye asimismo la totalidad de la trama. en una revelación en marcha en la que nuestra propia conciencia tiene el privilegio de participar a medida que leemos—. La Btldungsbiograpbie resulta así haber sido un relato en primera persona oculto —en el más pleno sentido posible del término. Este protagonista. bajo el modo de una doble conciencia. el Yo es Nosotros. es uno de los Geister en los que el espíritu sigue manifestándose. B. no menos que el autor y que el tema de la Fenomenología. 74. 805-807). o «formas de la conciencia* [Gcstalteri des BewHsstseins]. 227). detrás de su espalda» (p. B.

escindido [en/zuri/] por la reflexión. ° N < * uc cs un acl° unitario de simple percepción. para decirlo con las palabras de He*cl —en una de las locuciones caseras que brotan seductoramente de la danza de sus abstracciones-. desintegrados.Crí la* ° *eonc?cncM sí en su otredad. y en ese conocimiento «se alza por encima deesa condición» (pp. En seres k C° trr. conociendo la «naturaleza autofragmentadora de toda relación».t 599f 604). sólo para sufrir. del siglo xvm europeo. B. 158. por dialéctica. en esa dimensión más alta en que ha sido interiorizada en una sola conciencia. 547-548). Le Netseu de Ramea*. en la que una configuración particular de la conciencia se ve impelida inescapablemcnte a un extremo que la convierte en su opuesto conflictivo. B.c•os y personajes.(p. Pero cada conflicto avanza hacia una reconciliación temporal en una anagnórisis.) Esa -condición autoenajenada» carac tenza especialmente a los espíritus refinados. que leyó en la traducción de Goethe mientras escribía la Fenomenología. para los cuales el arte y la cultura se presentan en oposición a lodo lo que es natural. el espíritu se divide de nuevo para «■vertirse en d rr sich entfremdete Geist. una irónica inversión en la que el esclavo se convierte en amo de suamo. B. el m i. se confrontan uno j . 376. 74). y en los cuales la conciencia. de la que la cristiandad medieval es el cjonplo histórico inaugural (p. la del terreno ético. B. En la fase subsiguiente de la vidi consciente. que pasa a una relación tw •i j 'T Li*trC ^ conquistador y el conquistado. reaparece como «la ccaciencia desdichada» o «la conciencia de la persona en cuanto ser doble y meramente contradictorio». E J curso de cs tas metamorfosis está representado como una peripecia recurrente o inversión irónica \Umkehrung des Bewusstseins] (p. en cuanto autoconciencias separadas. en la que ^nrorr»Ü^ 3 40 vue^ ve un para sí misma en la experiencia de la un *A .or (recojo sólo algunos puntos críticos del relato) dos umanos. Esa etapa evoluciona hasta el clímax de la enajenación en la «libertad absoluta y el terror* («presentadas en su extremo histórico por la Revolución francesa). (En esa sección Hcgel ha sacado piüvecho del notable estudio de Diderot sobre un temperamento desorga n izado. en la que. y así «es meramente la furia de la aniquilación* (pp. llega a percatarse de «su propia condición desgarrada».. uta escena de reconocimiento. La antítesis amo-esclavo. Hegel emplea muchos términos referent« con el __ ^ w Proceso de Trennung («división») entrr la conciencia _yju otro.. 347. «cada uno de los opuestos absolutos se V A I detallar 226 . 251). 509.u^ Una 2 muene por el dominio. y objeto F«t ° nccf tu" lzaCM*1 * X por ende de toda distinción entre sujeto la concirn i. 414. Su libre de toda r Ut.. 418.1 *S metamorfosis por las qur pasa el espíritu único para 1 lUi dlv««o» ob. ÍEmt/rrmditnr!1 1 ^ PorTcnro* ° de ellos es «enajenaciones» o «alienaciones» \ < m análisis de U tm ? ln? ^ < * csc^ c Hegel se ha vuelto indispensable para condiexin humana—. que sólo cs capaz de una acción puramente negativa. 211). 128.

L m m u S S . El reconocimiento de esta verdad está esbozado en la penúltima etapa de la autoeducación del espíritu. 782*783). el conflicto y el sufrimiento constantemente renovados del espíritu errante se reconoce que han sido males que están justificados porque conducen a un bien mayor. el pensamiento-imagen de la religión revelada. U7-1JI) Al desenlace que concluye el relato de He... ™ cjd. a la vez que preserva su sustancia. la Encamación y l. y en e que se encuentra. y ion condicionen indispensables para la emergencia de ese bien. como momentos de su propio desarrollo educativo4 *: la conciencia humana se percata de que ha sido su propio traidor y puede ser su propio redentor. B.. (pp.. comprenderse.endo ahora. S47. B.reconoce en su otro. 808) Hegel describe la forma de la trama de su historia de la conciencia en su búsqueda (en un estrecho paralelismo con la descripción de Aristóteles de lo que es una trama literaria integral) como provista de un final que se sigue necesariamente del principio y del medio. B. dice ¿1. en cualquier tiempo y que esta suced.o propio » « » ¡« « Jo . 68-69. y ese reconocimiento dos extremos» (p. brota como el “ ¿SÍ!" entre 1 o » l*n el desenlace. bajo el aspecto de la filosofía sistemática. y lo representa como una miento climática en que el espíritu * vuelve del tiente» al encontrarse. la verdad no se capta o «comprehende» racionalmente hasta la etapa final.. Es a este respecto como el producto final. Se alcanza en el punto en que el conocimiento ya no se ve obligado i ir mis allá de sí mismo. 564. que es la historia que ha sido «comprehendida*. y de este modo repos«r enter* . con su -imagen-representación» en • la forma de la objetividad* (p 549. el relato que Hegel ha venido narrando. 7R9) de la caída. el surgimiento del cristianismo revelado. que hace caduco.el él lo llama -conocimiento absoluto... la división. Sin embargo. es el equivalente de la Pasión —a la vez »la reme­ moración y el Gólgota del espíritu absoluto* (p.i redención. B. el logro de la filosofía genuina. pero que entrega una satisfacción que no necesita nada más allá de si misma: l a meta del conocimiento queda establecida para ¿1 con la m ism a necesidad que la secuencia de su progreso. Desde este punto de vista último el espíritu reconoce que nidos los misterios de la religión le son inherentes. El movimiento hacia esa m eta no es por consiguiente capaz ni de detenerse ni de encontrar satisfacción 1 Bffrtedw«i\ en ninguna etapa interior.

la vida de Dios y todo lo que se luce en el transcurso del tiempo. tiene por camino \Weg] la rememoración 228 . del volver a vivir. la Wissenschaft no es otra que la dialéctica totai de la verdad que está encarnada en el sistema filosófico deI propio Hegel. dice Hegel. encontrarse a sí mismo. B. Es sólo eso lo que desea >nada mis. y así está en casa consigo mismo [bei sich uf] en su otredad como tal» (pp. como dice Hegel en su conclusión. enajenación [VerdoppAung. que es el conocimiento absoluto del espíritu conociéndose a si mismo como espíritu. Pero Hegel dice también que el camino por el que la conciencia llega a su meta de autoconocimiento total. y así el «asir» su propio pasado temporal desde el comienzo hasta el presente. es a la vez una vuelta a casa y una reunión —una vuelta a casa a sí mismo. 550. absoluta. «no hace su aparición en el tiempo y en la realidad sino en el punto en que el espíritu ha llegado a esa conciencia respecto de sí mismo» (pp. su forma cumplida en la conciencia del filósofo Hegel. B. Entfrem Pero *01° de manera que pueda encontrarse a sí mismo. en la que el espíritu aparece finalmente a su propia conciencia t*n la «forma de la objetividad». o «el conocimiento del [objeto] como él mismo». IV. Todo lo que sucede en el cielo y en la tierra —lo que sucede eternamente—. 549-550. tal como describe Hegel de nuevo el final de la búsqueda espiritual en su Historia de la filosofía. Ahora bien.. bajo el modo de un viaje espiritual. devenir para sí y unirse él mismo consigo mismo [sich m u stch tusammenschlif'itr] Es división. de tal manera que el tortuoso viaje educativo del espíritu termina en el acontecimiento hacia el que ha venido apuntando sin saberlo desde el comienzo. es a través del rememorar. -en la forma de formas de la conciencia» (p.. (HegeJ escribe con guión la primera ocurrencia de la palabra que significa rememoración. no son sino el esfuerzo hacia el fin de que el espíritu pueda reconocerse a sí m ism o. aunque eternamente váiida. y una reunión consigo mismo—: Este «ur-en-casa-consigo mismo [BeiskbseinJ. 556-557. es precisamente la historia de la conciencia en evolución que acaba de ser recordada y narrada en la Fenomenología misma. es Wissenschaft\ pero esta ciencia. Er-lnnerungJ p. vuelve a participar. Esta última «forma del espíritu» como conocimiento absoluto. 797-798). 564.) Y ese proceso por el cual la conciencia recuerda. de manera que pueda regresar a sí mismo4 7 . ese reunirse del espíritu puede describirse como la nieta suprem a. la meu. asimila y llega así a comprehendcr su identidad en su propio pasado. hacerse objetivo para si. como muestra Hegel en una recapitulación final de su libro entero. -Así».pr<*tou de la conciencia en eJ que -ha anulado y trascendido [aufgrbobcn| y tomado en »i esa enajenación [Entdusserung] y objetivación. 790-791). O. a fin de hacer ver el juego de palabras entre «recordar» c •interiorizar». 789-790).

. 144). es un preludio propcdéutico al sistema de Hegel. son la lógica. Es decir. De ahí que la Fenomenologia sea también parte integrante del sistema. sino como «historia comprehendida. R. G. que presupone su comienzo y alcanza su comienzo sólo en su final» (p. 801).|Ernmcrung\ de los espíritus \Gastrr]. «el camino | WVg] Hacia la Wisscmthaft es ya él mismo Wissenschafl\ por la naturaleza de su conteni­ do. 808) La paradoja es sin embargo que para que la conciencia «rememore» sus propias etapas pasadas no como la mera sucesión de acontecimientos en el tiempo. \ ese final —que. Como dice Hegel en su Introducción.. y tal como llevan a cabo la organización de su remo. 806-809). como sabemos.. es pues una de las primeras... 74. B. Pero la visión dialéctica de Hegel le prohíbe una neta separación del preludio y la función. pero al mismo tiempo la más intrincada y extrema. H viaje educativo de la conciencia general es por tanto necesariamente circular: -Es un círculo que regresa a sí mismo.. [p S64: B. según se nos dice en una frase que cierra el libro. la ciencia del conocimiento fenoménico en evolución [die Wissemchaft des erscheinenden Wissens}» (PP* 363-564. aunque ahora -en un nivel más alto-—. sino también el comienzo de la exposición escrita de Hegel de la Wissemchaft sistemática. 559. cuyas tres fases principales.—historia que ha sido incorporada por la conciencia y así es entendida en toda su organización necesariamente dialéctica— debe haber alcanzado la Wissemchaft al final de su viaje educativo antes de que pueda partir a ese viaje desde el co­ mienzo. La filosofía es un resultado que contiene y preserva el proceso autoeducativo entero que esconde pero que incluye y corona. ( Pero la constitución del libro se completa todavía más por el hecho de que su final no es sólo su propio comienzo. Es un libro de rompecabezas 229 ... es la rememoración del espíritu de su propia historia bajo el modo de una «organización comprehendida. el expositor de Hegel. Mure. de esas modernas obras retorcidas de la imaginación. es «el comienzo de donde partimos». B. Fl libro de Hegel. en la unidad consigo mismo vuelta a lograr por «el espíritu que se conoce a sí mismo». [La diferencia en la forma es la que hay] entre el aspecto genético y el aspecto plenamente desarrollado tic un sistema científico4 1 . B. tomado como forma literaria.. es la Wissemchaft de la experiencia de la conciencia» (p. la filosofía de la naturaleza y la filosofía del espíritu. describe la compleja relación de la Fenomenología con el cuerpo de los escritos filosóficos de Hegel: Como historia de la autoeducación del hombre para la filosofía. que el final de la Fenomenología del espíritu es el comienzo de la rememoración organizada que constituye la propia Fenomenología del espíritu. tal como son en sí mismo*.

Hemos caído fuera de la naturaleza.' _ __ nunm . y lo que una vez fue uno. cn empieza de hecho la Fenomenología específica h / T" . 75 . en que -su del espíritu* (p.P °r e* espíritu iluminado de las cosas pasadas). cine exzentrische Bahn: Todos pasamos por un camino excéntrico. en el individuo como en la raza./ U nra.» ! % *ntc. q u e * es enigmát ico en su Pasajeras. como S S c S n Í f e i f l h. C en *d° Reneral y diseño total la obra wortii sobre ci crri-ir> P1 * ™ estrictamente contemporáneo de Word* de escribir E ! preludio l'n 'x zrl SU pr.<*° ' auto”«pl»cado. Nos desgarramos del pacífico en hat pan del mundo. Algunos otros viajeros educativos: el “ Hipcrión” de Hölderlin. el Ser (en el único sentido de esa palabra). opiatamente bajo el modo de dos conciencias justifica el nial v . B 145)*° c° . según podemos 230 . esta perdida para nosotros.VJ -experiencia de la conciencia». ÚltJma fr“ e dc su ^«oducción.maT r n° ! r . ei haust o de Goethe.(Wordsworth terminó Fenomenología.üpi° csPlnlu.dcncia con Ia Scnuina Wissenscbaft 4. y teníamos que perderla si habíamos dc ganarla de nuevo por el esfuerzo y la lucha.•auiotúntemelo j conjunto y dclilxT % J0itrn.erUo como condiciones necesarias para el logro que gobiernan licn e s u d . que resulta haber sido una partida necesaria por el camino que lleva a una reunión más alta con ta naturaleza enajenada. Cntük de la ProP u i identidad y las propias descubrimiento de los principios implícitos génesis y hacia la 5 ^ ? * * ° rB *nizaf . Su idea central es una que hemos venido describiendo: el curso dc la Bildung humana. A fines dc 1795 esbozó^ un Prefacio a su novela en marcha Hipcrión.nc. que resumía la intención de la obra tal como se presentaba entonces.) F* U rt ano antes de que Hegel completara su educación cipm tual contJí qUC i" »“ “ »biografía representativa de una (la rememoración on* . Pcro cs j ** «V^VOC© en todas sus partes y alusiones cs D O^Ucmcnte narolrh C \ ^U CC n C0n.ón’ «"»luciona a la v a hacia su propu final la 1 b qUC SÍrVC dc Preludio. a fin de restaurarlo a través de nosotros mismos. La bendita unidad. es una caída desde la unidad paradisiaca del ser hasta la división y el conflicto entre la persona y el mundo exterior. y no hay otro camino posible desde la infancia hasta la consumación [Vollendung). el poeta Hölderlin había sido amigo íntimo dc Schelling y de Hegel y había mostrado ser su igual en interés y agudeza filosófica. las leyendas de Novalis estu/ í^ailte en seminario teológico de Tubinga. La figura que presenta Hölderlin del viaje circular de la vida es la de un camino excéntrico. pr? frcs. de la madure* v « .

para hablar com o Hiperión. escobe. -Te doy las gracias. -por pedirme que te hable de mi. Es viable en la declaración de Hölderlin. y cada lulo alterna entre el dominio y la vervidumbre.. de su vida que sigue inmediatamente a la conclusión de los acontecimientos que Hiperión..** en forma de cartas dirigidas por un joven gnego del siglo xvui a su amigo Belarmino. perdónanos! Gravemente hemos pecado contra ti. Las canas iniciales están escritas en la época.. unimos con la naturaleza de tal m odo que formemos un todo interm inable —tal es la meta de todo nuestro esfuerzo. Ha habido mucha discusión sobre la referencia literal de la frase metafórica exzentrische Hahn. está ahora en tonilino comtgo mismo. en cualquier período que sea de la existencia. procede a contar en la tercera carta. F. en respuesta a un requerimiento de Belarmino. (Pero la infinita reunión del hom bre y la naturakzaj está electivam ente al alcance de la m ano —bajo la form a de la Belleza. y por traer a mi memoria los tiempos anteriores-". restaurar la paz que rebasa todo entendimiento. Pero como en Schiller. H¡p*r¡6n es un Bildung™*. sin embargo.n su versión final de 1797-1799. de tal modo que podemos acercamos a ella cada vez m ás pero nunca alcanzarla del todo: Ni nuestro conocimiento m nuestra acción. alcanzan esc punto en el que cesa todo conflicto y todo es uno: la línea determ inada se une con la indeterminada sólo en una aproximación infinita. el camino excéntrico de un planeta es pues un camino que lo lleva primero m as cerca y después m ás lejos que su verdadero centro ~ Parecería que Hölderlin pretendía representar el curso ile la vida como un acercamiento a su centro en la unidad inicial del ser* seguido de un salto hasta la enajenación. que la unidad que ha de ganarse «por el esfuerzo y la lucha^ es de un orden m ás alto que la unidad heredada que hemos perdido. Un «círculo excéntrico» había sido un término técnico de la astronomía ptolonieica para referirse a la órbita alrededor de la tierra de un planeta cuyo centro se ha desplazado del centro de la tierra misma. sin embargo. Como lo indica la . un nuevo Reino nos espera donde la Belleza es rem a ... Creo que todos diremos al final: ¡Sagrado Platón. El Prefacio dice a continuación: Dar fin al eterno conflicto entre nuestra persona y el mundo. también en Hölderlin la unidad absoluta entre la persona y la naturaleza separada es una meta infinita que es asintótica para la finita tarea humana. el conflicto y una relación amoesclavo entre la persona y la naturaleza*1 . Hiperión también estaba dividido entre do* extremo***.creer.

se siente dividido de su personalidad anterior y ajeno a la vez a la naturaleza y a la humanidad. todo ha terminado' 232 . ¡oh!. independiente de su conciencia presente. en ese caso lo encontramos presentándose tal como era. que están sufriendo bajo la opresión extranjera. de tal manera que Hipenón se presenta en una doble conciencia: la persona que es y b persona que fue cuando no había sido enseñado por la experiencia que recuerda ahora.. que es una mujer terrenal. pues -le muestra el camino» hacia su equivalente terrenal de la ciudad celeste. representado en la figura de unas bodas entre el hombre y la naturaleza: «¡Brote el nuevo mundo de la raíz de lo humano!. y serás como su novia» (III. y ames de que -la Naturaleza lo expulse de su Paraíso». Hiperión se enciende en la visión de un nuevo mundo apocalíptico. com o los muertos insepultos cuando suben del Aquerontr. 52-53). el equilibrio se muestra inestable y de pronto se divide en opuestos que a su vez empujan hacia una nueva integración. experimenta después el mundo armonioso de la antigüedad griega.dedaración. Una súbita súplica de Alabanda lleva a Hiperión a lanzarse prematuramente en la revolución política griega contra los turcos. en la paz y la dicha antes de que el niño -llegue a estar en conflicto consigo mismo-. pero también una figura de -la consumación que colocamos mis allá de las estrellas. 89-90). ¡Sí. sin embargo. que mi padre me veda. Diótima es «la belleza» misma. en cada etapa. desterrado del jardín de su origen. Hiperión incluye su vieja correspondencia con su amada Diótima. Con la ayuda de su maestro Adamas.) En el transcurso de su vida narrada desde la infancia basta la edad adulta. y su papeJ es equivalente al de Beatriz en la peregrinación de Dante. Soy un extraño [Fremdiin%]. seguido del rechazo de su padre y de la muerte de Diótima hunden a Hiperión en una crisis de desesperación en la que. sin embargo. ¡Naturaleza! Un pueblo renovado volverá a hacerte joven a ti también. Pero el mundo al que vuelvo ya no es el mundo como era.. en los jardines de mi juventud. (En una de sus cartas. luego del amor bisexual con Diótima. incluso entonces seria un extraño en la tierra y ningún dios volvería a atarme a mi pasado. Cuando Diótima empuja a Hiperión a que busque su meta traduciendo el ideal en acción entre sus gentes los griegos. b sustancu del libro consiste en los acontecimientos del pasado u l como son recordados en el presente. El derrumbe de sus esperanzas puestas en la revolución. -el nuevo Reino de ia nueva divinidad» (III. Hiperión pasa por la autounidad edénica de la infancia. E incluso si estuviera de nuevo en mi isla nativa. que alejamos al final nusmo del tiempo*. Hiperión avanza a través de etapas de experiencia en las que parece periódicamente acercarse a una perdida consonancia consigo mismo v con el mundo exterior. sigue su experiencia de la más alta amistad masculina con Alabanda.

pensadores. 153). después de una crisis mental y del descubrimiento de una justificación del aparente mal. y. Y en un notable paralelismo estructural con E l preludio. oh vosotras. suena para nosotros divinamente el canto de la vida. y tú. la novela termina también en el umbral de su propio origen. como dice ¿I en la frase inicial de la primera carta. como observa Lawrence Ryan en su extenso comentario.. flores. manantiales de la tierra. en nuestro profundo dolor. su casa. -Una nueva alegría brota en el corazón cuando persevera y sobrevive a la medianoche del sufrimiento. vosotras. sólo entonces. En el gran brote de la renovación. y la luz sonreía en silencio en el éter.. esclavos.» «Los hombres caen lejos de ti. Soplaban suaves brisas. como frutos podridos. oh árbol de la vida. el más alejado de su órbita excéntrica. gracias a una revelación en el paisaje renaciente de la primavera. . sacerdotes. pues así regresan a tu raír... vosotros. las colinas.. bosques y vosotras. que perezcan. brisas». Hiperión termina pues. ¡qué íntimamente éramos uno!. así sea conmigo. «En este sentido». en una experiencia que describe en su carta final. vosotros que estáis muertos y vosotros los que vivís.. exclamé entonces. de manera wordsworthiaiu. como entre hermanos». Desde ese punto. y acepta la mortalidad como la condición necesaria para una vida siempre renovada.. el sol. Pues todos nosotros amamos el éter. -sólo entre vosotros vive todavía mi corazón. sólo una nación de gente bár­ bara v -fragmentada» que no son hombres sino meros trabajadores. que es la época del regreso de Hiperión desde Alemania a su Grecia natal. o «como en un campo de batalla donde manos y brazos cercenados y todos los miembros corporales yacen en un montón.. águilas. en la que reconoce que todos sus sufrimientos le han hecho capaz de una visión más profunda de la vida de las cosas..Y oh vosotros. amos.✓ ¡que viejo y qué nuevo es nuestro amor!. con una unión entre el espíritu desenajenado y una naturaleza rehumanizada. acaba de llegar a su «querida patria» que «una vez mis me da alegría y tristeza». mientras la sangre de la vida mana para desaparecer en la arena* (III. oh Naturaleza. donde busca consuelo en el centro moderno del estudio y la filosofía. para que pueda yo reverdecer contigo»5 5 . 150.. Hiperión se da la vuelta. y ese comienzo es el hogar y la patria que Hipenón había 233 . pero no encuentra ninguna salud humana.. ¡Vosotros. bienamados. -como los pedazos de un puchero roto». oh. luz fraterna!.Su tic*»ilusión es más completa aún cuando pasa un tiempo en Alema­ nia.. las criaturas naturales que hasta entonces estaban muertas y el soplo del aire no sólo reviven sino que se manifiestan como formas humanas a las que puede unirse como quien ha vuelto al hogar familiar: «Oh sol. vosotros que estáis lejos.. v en los más profundos reductos de nuestro ser más íntimo somos todos iguales*. la novela tiene una forma circular «y regresa a su comienzo»*1 '.

-un e sp íritu afín. pues el único camino duradero para recobrar la integridad q u < * hemos perdido es -esforzarse y Juchar*.: . O en lo? términos '• < Prcfacj de! propio Hólderlin. r e < . del n ño « L c■ . dolori’io curso de la BUdur. que había sido familiar. t i resultado de la tentativa de Hiperión de encontrar un atajo de regreso a su primitiva armonía con la naruraWza es pues inestable y pasajero. desvane« un en nu Pt! • como hjhta . pn*ícr —y el H ijo Prodigo. Hiperión ha cometido e l e r r o r de tratar volver a alcanzar el en kai pan. 1 a. ^ lo cuc habí. ’ y ciajciudu.jerr v vuelve * • ’^snbr« ur fivid.mural«». como si el dolor de la soledad se estuviera disolvien o en a v i a de L divinidad. nttunueza que envidias en k no-iauunaL.nconsoent. e separaoos. la metáfora de* regreso a c * > .«portan» W o ^ ^ o n h al comienzo de Hiprrtort y el ista o o . M o d u la fácilm en te en la metáfora del abrazo sexual. me estuviera abnen o os brazos. En las do» canas introductorias que preceden a t < a . *. a fin de «lar más c e V d e [b Naturaleza». y en «la plenitud del mundo toe ' 1 •*' Hlf^-rión se detiene co?.1 rtrás * .» cronológico de esa vida recordada. 8*9) U naturaleza. en una ten «Sres. Como dice él en la segunda de sus cartas iniciales.(111. coniu-i ZU de E l prclMéÜ».. encontram os tam bién a ipviion experimentando de nuevo una unión con una naturaleza íu m an u ai a. como la experiencia anterior que va a narrar en su carta fina ues siguí siendo la misma primavera. H a y sin embargo una .ume ah ora una forma femenin i -*»0 en ^ a d i'io r < » c U fO ttn iú n ut seres lai£am<. y le parece como si ella. Pienso. En esta elevación m ** detengo a menudo. .h .m wm m m abandonado. mbmo y con la . ha quedado atn* dt ti* debe quedar para siempre atrás de ti». en el instante en que empieza (como debe empezar inevitablemente un hombre adulto y enrizado) 3 avilar v ’ ¿rtüc *. la vida única. p ro ta g o n ista a l ¡Con qué gusto me habría convertido de nuevo en un niño. ¿ácLm . v nv en ticn' • oi¡ tra antes: sofo. i provectos de m¡ ju>tr. lágrim as de deseo.azarn«» > ■ »^ . a la Pa2 inocente de la rnfanca y la un.¿ ¡ ¿ a ír e « .g hacia b madurez. | a*EO» . «el anudo trente a su *nu a-. 1:0 * ' toda* la* nena:»«*.ti» r .! camino L. Relarmino mío IV iu un instante de reflexión me precipita ahajo. el camino haci.dad .. con qué gusto hub«« s s X is r t K S í : % . Como habla dicho en su carta imal.

« » !• cumplida ¿c Hiperión turno aru*. medio del conflicto está la reconciliación. Las venas se apartan del corazón y suelven a ¿i. ha desaparecido. hasta una etapa subsiguiente que incorporará todo lo que ha experimentado antes. ¡Ah! ¡si no hubiera ido nunca a vuestras escuela»!. vida. e r > pronunciado por Hipenón en el último momento del tiempo i presentado en la novela. y me alzo como un extraño [Frtmdltnt\ ante ella y no la enriendo.ar su primera producción artística. H iperión ha conquiv i. Entre vosotros me volví lan extremadamente razonable. no es la conclusión de la novela misma. como observa Ryan5 7 . las tres primeras expresan la visión que.. Hiperión debe seguir experimentando y expresando las disonancias qiK sor la condición inevitable de li. . y aií soy un proscrito del prdin de la Naturaleza. que aKora estoy lolnano en d nermoso mundo. 'i entre ia escritura de las dos cartas introductorias y la escritura de la Liu. puc como había dicho . I ¡ acto de escribir Hiperión es pues parte funcional de la autobiografía misma.cur'. La vida de Hiperión seguirá después del final de la novela.Lips u v. la Naturale/a cierra los brazos.o de su rememoración de las cosas pasadas. donde crecí y florecí. y todas las cosas que se .*er¿ la .. lYto aunque este pasaje. ¿no aca&a üc coni. el Rildungsrom an resulta haber sido un Küm tlerrom an\ Pero como arruta.*it.. [E l hombre] se alza.-aran se encuentran de nuevo unas a otras. Hiperión ha rememorado su propio pasado. aprendí tan a fondo a dtuin » rmc de lo que había a mi alrededor.. y mira la miserable moneda que la piedad íc ha dado pan el camino.J i mi corazón. y en el transcurso de esa composición.a —pue. como un hi|o indigno que su padre ha expulsado de su casa.tranc* quasi-scxuaics qi' -> • jan a S nombre en el camino circular desue la infancia hasta la iiait Como las disputas de ios enamorados son las disonancias del trundo. tiene razón a! decir que . De las cinco cortas frases que terminan la cana final. la propia novela epistolar H iperión } ¡Si es así.• • • • -v el conflicto y reconciliación de los co.i tii oncluiión sobre su pasado recordado ha tenido lugar de hecho el acto de componer la totalidad del relato autobiográfico. el mundo en su eterna unicidad. Pues luy una discrepancia entre el tiempo de su nda que él representa en sus cartas narrativas y el tiempo de su vida en que compuso esas cartas. le ha hecho frente y hasta cierto punto lo ha comprendido. en el rrjr-. que termina la ¿kima de las do* carias introductorias.. y todo es una sola relumbrante vida eterna. y pr ’ turóte Rv-r.. sobre la que vuelve su conclusión.

I a tornia dt b noveb. cuyas negaciones se nos presentan como «pecado. 338-344. incorporan una teodicea desplazada. Consiguientemente. que de otro modo «prefiere demasiado fácilmente el reposo incondicional». Las dos partes del Fausto son de particular interés porque. Goethe utiliza el marco tradicional. -Así pensaba yo Algo m ás en b próxima». en un espacio de referencia coex tensivo a su vida en este mundo. lo sobre natural cristiano mismo. Nächstens mehr». Para Fausto. en una ironía cósmica. Mefistófeles «excita y trabaja y tiene que crear. adoptan. como el propio Mefistófeles reconoce tristemente. como b de b vida humana que representa.nunca. y su coda termina de manera apropiada cu un acorde no resuelto: «So dacht* »eh. Flse renacimiento espiritual c* 1111 embargo correlativo con la vida renaciente de la naturaleza en la 236 . pero sólo como dato narrativo para expresar un esquema de salvación enteramente secular. desde un «Prólogo en el ciclo» hasta una «Ascensión» al final. Después de b traición y la muerte de Gretchen. y se despierta a un mundo que se lu convenido en ein Parédiri (I!. Er kann nach aussen nichts bewegen. 1566-1569) La compulsión al viaje espiritual y geográfico de Fausto es objetivada como una persona que representa las «grandes ruedas impulsoras. pero a fin de remterpretarlo radicalmente.de la Polarttai y la Steigerung. que son la versión del Goethe de la contrariedad y la sublimación en b dialéctica de sus contemporáneos filosóficos.. * » * Goethe. en la que el error y el sufrimiento se justifican como indispensables a la autoformación y auto nealizaoon del individuo maduro.. (I. como hemos visto. 4679 4694). es pues circular p?ro abierta en su extremo. destrucción. como «parte de ese poder / Que siempre quiere el mal y siempre efectúa el bien» (I. en lugar de asimilar lo sobrenatural cristiano en un relato naturalista. Mefistófeles es explícitamente «der Geist der stets verneint». la Parte Segunda empieza con el sueño de autopurga de Fausto. der mir im Busen wohnt. pero de hecho sirven para obligar a una actividad progresiva al hombre. en una palabra. el mal«. después del cual «des lebens Pulsr schlagen frisch lebendig». 2! pumo -en que cesa todo conflicto ) todo es uno». logró también en Faust una obra maestra del Bildung gediíht I-a mayoría de bs versiones románticas del viaje educativo. que en UPilbelm Meister's Lehrjahre escribió b muestra seminal del BilJangsroman. todas las deidades residen en el pecho humano: Der Gott. que le convierte en el agente involuntario de b teodicea. 1335 1344). en su naturaleza misma de Diablo».

pero lo altera de una manera que lo despoja del sobrenaturalismo cristiano y que transvalora la moralidad cristiana. la novela de educación ejemplar.a gloria del hombre de Hölderlin es en la versión de Goethe la salvación del hombre. haciéndole lo que llega a ser y no podría haber sido sin eso. sino su éxito en el mantenimiento de un deseo de una totalidad de experiencia que esta infinitamente más allá de la posibilidad de ser satisfecho por el mundo.primavera. Goethe adopta el concepto de la salvación como un triunfo de la aspiración a un Dios infinito. para reanudar su involuntaria peregrinación hacia una redención en esta vida. La ascensión final de Fausto no significa su rechazo de las posibilidades de este mundo a fin de alcanzar un bien extramundano. Este proceso está representado bajo la forma argumental de un viaje educativo en busca de un otro 237 . * 3* Concluiré este esbozo de un patrón recurrente en la literatura alemana en los albores del siglo xix con un autor que reúne de manera conveniente casi todos los elementos que he venido detallando —la historia escritural del Edén y del apocalipsis. El semimundo remoto y lluctuante de la íantasía de Novalis es sui generis. Su meta. Plotino. la literatura hermética y Boehme. y desde el contentamiento lusta la añoranza de la redención. las doctrinas filosóficas e históricas de Schiller. imaginería y diseño. como dice el ángel en la escena final: Wer immer strebend sich bemüht» Den können wir erlösen. Hölderlin había expresado con insuperada economía el ideal romántico d e * la aspiración infinita: -Das ist die Herrlichkeit des Menschen. que consiste en una unidad recobrada en un nivel más alto de autoconciencia. Schelling y la Naturphilosophie contemporánea. en un esfuerzo erróneo y doloroso que es su propia recompensa. de la que l ausio se Icvinu como un nuevo Adán secular. Lichte. dass ihm cvvig nichts genügt*s“. pero detrás de lo que Novalis llamaba sus Tropen-uml-Rätselsprache reconocemos un complejo familiar de ideas. de modo que su triunfo consiste simplemente en la experiencia de sostener un deseo que nunca descansa en la stasis de una satisfacción finita. 1. simbolizada en los versos finales del drama como una figura femenina —«Das Ewig*Weibliche / Zieht uns hinan»— es un infinito fuera de alcance. La salvación de Fausto es un juicio sobre la vida que ha vivido ya. los mitos paganos y el culto de los misterios. Wilhelm Meister's Lehrjahre— y las funde en el asunto de sus escritos más importantes. En las leyendas de Novalis el proceso de la experiencia humana representativa es una caída desde la autounidad y la comunidad hasta la división.

n° • r *ífar ^onc^» cn profundo sueño. enseñaron poco a poco 2 la naturaleza «de nuevos modos más amistosos». y cada uno al inscribir/ rr c p ucvo ****** parajes. Pero después se les ocurrió a los hombres «significar los múltiples objetos de sus sentidos con un nombre común. y gustosa dio respuesta al interrogador amistoso. y con la continuación de ese proceder esa fragmentación crecerá aún más-. una •gigantesca máquina». EJ res * ° * °j C t* rnP ° l* l objeto de su añoranza y de su una un ión rr*r.femenino cuya mivtrr Ja novia de empuja al protagonista a abandunat j fequiparada* * u . asi como entre el .|. . el de una n uní jcadora en el interior de un hombre. a este hogar sagrado-. -cada cosa debió parecer humana. y ésta reanudó su antiguo coloquio y comunidad con el hombre: «Se volvió otra vez sociable. La sección inicial empieza así: eJ maestra j ° í Canunos y termina con la orden del sabio que es camino r J * ° S ? ° v. ^ Ucrras extraña* en un camino que va girando d « » O a u n ^ r j ° " í " * " 0" " ho^ > la familia.ola8on'lta coincide así con la consumación Die / hrl % U nmna bicnamada *e están eduTn^Z J# ^ fc^ntoen 1798-1799) trata de unos novicios que «tá en la mt ° jO S m. pero con ** Permite reconnr« de su experiencia durante el camino) que femenina qu* ha « . ^ 2 naturaleza y entre un individuo y los demás hombres.. «Yo también •del .^a segundad del hogar y la familia Para errar a través d T * * d* O P I# P**1 1 1 * > jl Paraíso bíblico) *mpcrceptiblcmcnr<. cuyo santuario •Varios I C. familiar y amistosa-. lcni. A. la consoladora. la elusiva figura búsqueda. cuya búsqueda es la nnr . * ° 2 C . la naturaleza se transformó en «un ser extraño y frío». se reunirán de nuevo»6 0 .*lcnos de 1 * diosa velada Isis. Como resultado de la divisibilidad inaugurada por el entendimiento analítico del hombre. H > ura*» declara el estudiante narrador.c‘os V* uno de nosotros siga su propio finai n ^ S T * nucvo canuno pasa por nuevos países. En la «antigua condición sencilla J natural» del hombre integral. que se perdido y será encontrada de nuevo. Y vendrá ciertamente el tiempo cn que -todas las razas del mundo. y ponerse en oposición frente a ellos». la sacerdotisa y la hacedora de milagros para los hombres*. . ^ cavilaciones y monólogos dcl maestro y de sus estudiantes. j mifc^acba que ha dejado atrás. en la que ella era la amiga. y para algunos hombres llegó a ser «un aterrador molino de la muerte». que conisten todos en variaciones -según el modo de vida y la profundidad de la visión de cada hablante— sobre un solo tema. y así la antigua edad de oro parece volver poco a poco.nL. y esa fue la razón de que poco a poco «nuestro ser interior se partiera en tan gran variedad de poderes. Pero los artistas. después de una larga separación. habita la doncella que anhela mi espíritu-5 ’.U egipcia de Sais. así como los practicantes de las artes utilitarias de la agricultura y de la civilización.nf” *4 y . P.

Por ella se abrasa mi corazon*. lo que vio? vio . tn una de las notas un . las exhalación» de la añoranza.Pero ¿quí e.. Un entusiasta mis ardiente representa la reconciliación del poeta con la naturaleza como un abrazo sexual. «En la naturaleza se siente como en el seno de su modesta novia». se hunde en el vientre oscuro y tentador de la naturaleza. y. se duerme.a *1 mismo. y excluyó todo lo que era ajeno a aquel lugar encantador. y en su unidad.doncella — velo . un remolino devorador en el poderoso océano». Después de largas errancias llega al altar. Todo parecía tan familiar. la doncella velada.tratamiento secreto de la cvenoa natural. abandona a la vez su casa y a Rosenbliite. el último rastro de la tierra se desvanecía como »1 se absorbiese en el aire. ir » un m odo más contemplativo. y nada queda sino un foco de inconmensu­ rable fuerza procreadora. pero algunas notas fragmentarias sugieren d probable desenlace.favonio de la fortuna» entra en el Templo de Isis para encontrar allí a -su novia. 239 . su pobre individualidad se consume en las importantes olas del deseo. como una fuerza que engendra y da nacimiento. la novia de su infancia. puede uno decir que se siente a sí mismo en illas \sich glcichsam m iir hitiemfühlt)».*3 . pero con un esplendor como él no había visto nunca. y sueña que entra en el sancta sanctorum.Una música lejana cerró los secretos de la reunión amorosa.. La historia es un mito de la naturaleza: « 1sis . E l novicio traduce las bodas místicas del alma con C risto en unas bodas entre el poeta y la naturaleza. acicateado por los cuentos de un hombre extraño «de países extranjeros». Desde entonces Hyazinth vivió muchos anos con Rosenblüte entre sus felices padres y amigos de juegos-. temblando en dulce terror.Uno tic los novicios describe el intercambio que alcanza el poeta con 1j naturaleza corao el cumplimiento de una relación yo-tú: »¿No se convierte el acantilado en un tú específico en el momento en que m e dirijo a éI?»M.. La historia cuenta cómo Hyazinth.maravilla de maravillas. Novalis dejó incompleto Die LMinge. -para irse por tierras extrañas» no sabe hacia dónde. En otra Uno tuvo éxito — levantó el velo de la diosa de Sai. el poeta «se iunde con todas las criaturas de la naturaleza. y ella lepermite «verla en su dualidad. En medio de estas meditaciones Novalis inserta un alegre Marchen que sirve como prototipo de la leyenda entera. la residencia de Isis. «Cuando esa poderosa emoción para la que el lenguaje no tiene m ás nombre que e 5 de amor y voluptuosidad se expande en su interior como un poderoso vapor que todo lo disuelve. buscando a -la madre de las cosas. Entonces levantó e ligero velo tembloroso —y Rosenblüte se echó » sus brazos-. y él se encontraba ante la doncella celestial. que le recibió con sonrisas. como unas bodas infinitas c imperecederas»0 .

EJ final del viaje circular. en compañía del Mesías de la naturaleza. como se sugiere repetidamente.. de los Cánticos. Novalis indicó la centrahdad de esta forma para su concepto visionario de la naturaleza y de la función de la poesía. a la historia del príncipe que despierta a la princesa dormida. al parecer.. t i hombre. de la que se alejaba. después de que Isis ha hecho finalmente su aparición. Desde el comienzo tiene el presentimiento de que el diseño inmanente de su búsqueda es circular: Heinrich dejó a su padre y su ciudad natal con la tristeza en su corazón.. «Si tus ojos se vuelven firmemente hacia el cielo*. Su mundo familiar se desgarraba de él y él era arrojado como en una orilla extraña. -El Marchen es como quien dice el canon de la todo lo poético debe ser márchenhaft*. Su modelo último. es la caída del hombre desde la «edad de oro primera y sus soberanos: el amor y la poesía». Vio claramente ahora por primera vez lo que significa la separación. El motivo que subyace. sugiere Novalis. la nota dice: •Nucid Testamento—y nueva naturaleza— como Nueva Jerusalem »M. el resultado transforma el cuento de ludas conocido en un mito cósmico—. Consiguientemente. a la que ha de seguir «el rejuvenecimiento de la naturaleza. cuya corola es el rostro de una muchacha. y el retomo de una edad de oro imperecedera». El Heinrich von Ofterdingen de Novalis (escrito en 1799-1800) es un relato simbólico del crecimiento del espíritu de un poeta. contado por el maestro poeta Klingsohr —esta vez un cuento muy elaborado que asimila la imaginería de la Revelación. la metalurgia y el galvanismo contemporáneos y la búsqueda hermética de la Piedra Filosofal. «nunca errarás tu camino a casa»6 6 . habría Je ser una reposesión de la naturaleza que es también la reposesión de la personalidad enajenada del hombre. Es el Mesías d e * la naturaleza». La mágica flor estaba ante él. • « • + En el centro de esta leyenda hay también un Marchen. Y el escritor de Marchen 240 .. según indica también Novalis. FI estímulo para emprender el viaje es la «inexpresable añoranza» de Heinnch por una flor azul que ve en un sueño. con la extraña premonición de que después de largas errancias regresaría a su tierra natal |Vaterland] desde regiones distantes hacia las que viajaba ahora y por eso con el sentimiento de que era en realidad a su tierra natal a la que se acercaba^. es a la vez su propio evangelista y su propio redentor: «se proclama a sí mismo y su evangelio de la naturaleza. eran las bodas de Cristo y la Nueva Jcrusalem en el Apocalipsis. le es dicho a Heinrich. que señalan el advenimiento de un nuevo ciclo y una nueva tierra. En las notas que escribió para un proyecto de poética. representado en el vehículo de un viaje sostenido a través de los reinos de la experiencia. y él miraba hacia Turingia.

es el bardo que ve el presente, el pasado y el futuro, y que ve el futuro corno un retorno a un pasado perfeccionado: En el mundo futuro todo es como era en el mundo anterior —y *,n embargo es bastante diferente—. El mundo futuro « el caos que ha sido racionalizado [das vemünftige Chaos]... El Márchen genuino debe ser al mismo tiem po representación profética —representación ideal— representación absolutamente necesaria. El ge­ nuino componedor del Marchcn es un vidente del futuro... Con el paso del tiempo la historia debe convertirse en un Márchen —se vuelve de nuevo lo que era al comienzo*7 . El cuento de Klingsohr empieza inmediatamente después de la caída. «La larga noche acaba de empezar», y la naturaleza se ha vuelto un mundo congelado y ventoso donde todos los árboles, flores y frutos son obra mímica del puro artificio. Eros es seducido por Ginnistan (es decir, Fantasía) que, a la manera incestuosa común al mito, la alquimia y el psicoanálisis moderno, asume la forma de la propia madre de Eros. En su ausencia el Escriba (caracterizado por Novalis en una cana como «la razón petnficadora y petrificada»6 8 ) se apodera de la casa y gracias a su influencia divisora lleva las cosas al nadir de su mal en la fragmentación, la disputa y la muerte. Pero Fábula (el espíritu de la Poesía) emprende un viaje redentor a través de los tres reinos del ser, el mundo inferior, el mundo intermedio (que es la tierra, la esfera humana del hogar y la familia) y el mundo superior. En su descenso al mundo inferior, Fábula resuelve el enigma de la esfinge: «¿Cuál es el eterno misterio?» «El amor*. De inmediato empieza el desenlace, en una grandiosa confusión de imaginería pagana, oculta, científica y escatológica. El gigante Atlas es revivificado por una descarga de corriente galvánica, y vuelve a ser capaz de sostener el peso de la tierra. «Los viejos tiempos regresan», y pronto el Jardín de las Hespérides «florecerá de nuevo y el fruto de oro esparcirá de nuevo su fragancia». Después de una secuencia de operaciones quasi-alquímicas, el mundo, caído es redimido: «El nuevo mundo ha nacido del dolor, y las lágrimas disuelven las cenizas en una bebida de vida eterna». En esta reunificación que lo incluye todo, el Escriba, principio de división, borrada su ocupación, simplemente desaparece. «Una poderosa primavera se había esparcido por la tierra*, y hay una regeneración universal en la que todas las cosas son «levantadas y empujadas» y toman una forma humana; hasta en los «remolinos de polvo... parecían formarse figuras familiares». «En este apacible reino» los animales «se acercaban a la gente despertada con gestos amistosos» y «las plantas les servían con frutos y fragancias». Con la ayuda de las fuerzas eléctricas, Eros despierta a la princesa durmiente Freya (Paz); «abrió sus grandes ojos oscuros y reconoció a su amado-, y «un largo beso selló su eterna unión*; mientras Sofía (Sabiduría) pide a la feliz pareja: «arrojad al aire la pulsera de vuestra
241

unión, para que la

Se sigue unj mundo puedan seguir unidos con vosotros, naturaleza..t después T r* a dc •b* estrellas y los espíritus de la atuendo- dirigiendo I C * * **)* luna llegó con su fantástico Cinntsxan con el padre* **tKCSIl>n malr*munial para celebrar la unión de sefn^/an?.as de estí^*” ^reve coroo éste habrá sacado tal vez a luz las Shelley y Keats* ^C < ^ uem\ lnito con lai invenciones simbólicas de Blake. ftrusaltm , Prom / , l< J m° Sl Un 8uiuni*t* hubiera mezclado elementos de fantasía de VFaJi Tí * csem**~cnado y Endwiión en el argumento de una Prometeo ^ 1j ‘^ c* v* ** Marchen termina, mulata rnutandis, com o Y Sofía), que sevuelw* ° ¿üü i 20 marila* dt‘l rc> ' Y rcina (Arcturus M 1 0 XUc™ umversalmente epidémico: Mientras tanto el nono se había transformado imperceptiblemente en S ° brC CUy° doseI Pencaba < * 1 Fénix con la .. t ti rev abrazó a su ruborizada amada, y el pueblo e c)cmpio dd rey y se acariciaban unos a otros. No se oían más que palabras de te ra ra y el susurro de los besos**. iNovaiis sólo vivió para terminar el comienzo de la T
m

segunda partede

1 T uM w cn ,a quc Hcinrich>después de la muerte de su 3 * f^^nuda su errancia, ahora en el personaje específico de P^r^gnno*. Pero el trazado de su camino sigue siendo el de un largo eo que vuelve a su comienzo. Cuando Heinrich pregunta: «Wo gehn jw enn hin?», recibe la respuesta: «Immer nach Hause». Las notas de ovalis para ía continuación indican que cuando la naturaleza se humanice de nuevo y reanude su casvunicación con el hombre, su peregrino estará en casa en este mundo abosa ajeno: El libro termina exactamente al revés que el Marchen —con una sola simple familia. Todo se vuelve «ás tranquilo, más simple v más humano hacia el final. Es al final el mundo primero, la edad de oro. Hombres, animales, plantas, piedras y estrellas, llamas, tonos, colores aJ final deben actuar y hablar juntos como una sola familia o sociedad, como una sola raza*. La tercera de fas obras fundamentales de Novalis, Hymnrn an dic Ñachi (J£00), es una hazaña de invención que abrió brecha para los simbolistas en ia Francia drJ siglo xix. Muchos de sus componentes nos resultan sin embargo reconocibles: el viaje espiritual en busca de la amada, que ha desaparecido en la oscuridad de la muerte; el paralelismo entre la pérdida de la amada y la caída del mundo bienaventurado, cuando «los ríos v Jo. i rí/«-des, lar. flora:* r las anima/er tenían sentido humano . para
242

caer en un mundo donde -la naturaleza yacía, sin vida y solitaria»; » a utilÍ7ación de la unión del amante y la amada como upo figural de la consumación de todas las cosas. En la conclusión d e los Himnos cuando la amada se convierte en una figura Chrnti femenina, la b ú s q u e d a circular vuelve abiertamente a su antiguo prototipo en la peregrinación cristiana a través del exilio de vuelta a casa, donde alguien que es a la vez c\ padre, la novia y la esposa está esperando. Die l.ust der Fremde ging uns aus. Zum Vaier wollen wir nach Hau»...
W u müssen nach der Heimat gehn. Um diese heilge Zeit zu sehn... Hinunter zu der süssen Braut, Zu Jesus, dem Geliebten... Ein Traum bnclu unsre Banden los Und senkt uns ui des Vaters Schoss. Así habla hablado San Agustín mucho nación* en la añoranza de -Jerusalem mi

antes, -gimiendo en mi peregri­ Pama* y de -su Padre y Tutor y Esposo*. -Por esa Ciudad suspira el amigo del prometido... pues es un miem bro de la Esposa de Cristo-7 1 .

N O TAS

ñ»

1Sahrx lo* *rólopx pvmias e» el VTuntcmhrrf: de tj juvcmud de Schillcr, veaw ron T w . frwdnch ScámOet (Scsm^an. I9S9). etprvialtnente cap IV Sobrr L
E t U a n o n o / Man de

p r« W 4 r « tin c a r a «¿r Ocun&rx. v n r tam bién On fAr

JC^.

S i f c . ed dr r J L w n & Vdlnaghbs. pp. Un», 254. 315. I.o» comentarios de O wnfrr sobre ri «ndrtig.no primodhl estin reproducidos cu Em il Ben/, A Jmtí J „ Mytr^ti ivw VrmrMuhm, 22, 163-170. * lu a i. Purta*/ A e « . trad. an*I. de I ewn White Bcvk (New York
.. .

(17»),

’ Ri~ah Brrkn. -Hervirr and the baiightenment.. en 4,;v<ri o) the Etihieenth Cenint • , « i dr Barí R. V «merman (Baltimore. 1965). pp. 17 89. P»rf»oo a I r Ttaxtedm vtde, 0/>«u*/rt ct l.ettm. cd. de Louis I aíumj (tánom Monra^nr. 1955). p. 54 *U »«n*. Oír ErrxU m jdn Memáenscuhlnhv secc. .. R. S. Crane. -Anglican Apo *■£ thr *■*« «* *o*rr%V I69M745-. en 77r hita oj the H»mamtuy I, 214 2*7 rn«A (a dirultaoón de la marorta * las »deas claves de Ixssmg en la Inglaterra del «H^pavin Que Lho* liomo término «ccnuo) -acomoda- la revelación de las religiones \ i* 7 ° a 1* etapas dei cneci míenlo intelectual dc la humanidad desde la T — , * “ nwfurrz. * que la kstona representa por consiguiente la progresiva rduaoon tcoiogxa óe b raza humam, o algo que fue propuesto por Tertuliano en el * m ,,U y “ f* “ lum » divulgad» posteriormente por diversos Padres dc la Iglesia v “ »^CM cw-oiás<K't>&. Vcase Grane, I, 216-221. •Hrrdrr, U rntlici* Wrrkr. cd. de Bcrnhard Suphan (33 vols, Berlín 1K77 1913), V II * \ J® Ameh rtnr PJJm aph.r drr G^chuhtr /*r Bddung Jet MemchUn

é > u x,

; í w . x ia iw-191 * * * " * ' |na*mr/re Stbnftm (tüaácm ic Ausgabc. Berlín, 1902 ss.). V III, 109 110

(l'l*

V e * r ta m b ié n / d rr r» em rr slt^ rm m m

C n d m h te m w d ü m r^ rlk h e r A hucht d c K a n t

*£p cuanto a Kant en relación con -der ph.losophischc Chiliasmus-. véanse sus

Uhrjftn,

VI. 34, 134 13*. v il!. 27.

Sdnttrr ídm iiehr Wrrkt. cd. «& O tto Guntrcr & Gcorg Ví'ltkowskt (20 vols . _ a. a.), X V I. M2-I44. ,, * r * * ™ ¿ ° P * U r w ^ «d. de Mignt, X IV , 1065; at. por A. O. Lovejoy en su estudio <mm^abre -VWxon and the Paradti. of the Fortúnate Fall-, Estay, tn the Hntory oí ldex\ (BaJtimorc, 1^1). p L 2S8 * J i "Jl* * ? * 1 * ^ XU * 45*.^78 también ParaJnr Relamed,¡\ ', 612 ss.: -l or T r T** “ « t U y blis« be ta/d, / A fairer paradive is íounded now / For Adam cfwsenSwtt. . [Pues aunquea^el asiento de bendición terrestre se perdiera, / Un mas hermoso m i tundido ya / Para Adán y sus hijos escogidos...] " SmmlUhe W rrkt, X V I, 144 ^ J “ ScKdler. Ow íAr >4niArt« Edmcmtm o/ trad mgl. dc W.lkinson & Willoughhy. « o n |i b. v encontrará rn « ta Introducción un prnctrantr anJ!,s¡. cié la ,r* * «W P-w/n^nro «ir Sihillrr. Esto) agradcvido al piofesor "íL * .^ A - !Z * rm e r1 ! m '''t'00 lerTCT* ,mrod« c»^» rn pruebas dc imprenta „ ^ An* rftf H u tx n o fM m . tod., pp II, 31, 23.

Ü W ^ //,,,orjr ° f Cml 5ociet* ^ ^ ' 7 f'7 > d»0
B l» » ,
j

* « ‘-

• »ra ya n o «fe

| |»«a.»rvr.

^

,,bra ,ü í frjt,ü t» ja J ^ uguien “ “ K0 ^ F r t n ,o n Adam Smith. en conferencias »jiu *” M U ' * ^ - » d o ame. c! -eipírrtu .omcrcial- < lr

..V n

! trsha»

244

rluju-i » 1 » Ij prodiution industrial, > luí na imliiado la» t ii ununa\> «ic eso* * vHilc\txtucmo» al -contraer* rl espíritu ilcl trahaiador v «I desalentar la vilrm u y el espíritu marcial tsas tonlercw tas no *c pul Picaron sin embargo hasta 189b, 4 partir de las nota» Je un rM uilunic. veasr Adam Smith. l.rttn w on Jm titr, W i r Hrvtntu * n J Amtt, ed. de Ed»nrt ( atinan (Oxford. IK9#»), pp 255-259. Smith incorporó más tarde su anilitis m Ah EfUfutry mto thr U cahh of Natnmi (1776); véate p. ej., la edición »le Fdwin Cannais (Ness York, V, 'c j\ Pn V 2 1‘ 7 ' 4 740 > * *^m4°n y ^illoughby. en O n the A eU hrtu t 1 o f M sn Sviiillcr. pp 231 ? J) , citan paralelismos con algunas «ic La* dnenpetonet qur Hace Silnllcr del homl.tr fragmentado en el Vom F rkennrtt u n J Fm pfinden d rr M en n U n b c u Srt*/r de Mcrdcr ( l 7 78j y en lo» ÍJtictum de Rousseau (1750-1754). In cuanto a) temprano v cuidadoso estudio de I’erguton por Schilter. véase Rcnno mmi \X ick\ / 1 u di iib ScM lrr, pp. 7WI2; y en cuanu. j b inflam os del / iu iy att C iw f S(Htcty de I erpuson sobre Schiller, asi como sobre Hetdcr y otros penvi*iorrs alrm ancv m-jsc Roy Pascal. -,•Blldunp•• and ihe División oí Ubour-, en Germán Slmdtn Prr^ntcd lo W altei H u rjir Hrujord (l.ondon, 1962), pp 14-28. y su -Herdet aiul the Scottrsh I listoncal School-, Publnationi of the Fn^lnh Goethe Soc>ety, Nueva Serie X IV (1938 1939), 23-4:. '* S Ju lle r, Sjmiltche Werke. X V II, 479-481. Kant, Critique o f Practical Reaion. trad. ingl. de Beck, pp. 126-127; B ch te , S*mtlu.he U7erke, V I, 299 300; Schiller, Aothetu l.etler\ p . 59; Holderlin, Hyperton'i Ju fen d , S.imthche Werke, III, 204, Wordsworth, E l preludio. V I, 531*542. Coleiuipe. ShaknptÁrutn ( .Titicnm, ed. de T. M. Raysor (2 vols.. Cambridge, Masi., 1930), 11, 262-263. K 50 de agosto de 1795; Fnedrich Heinnch Jatabt't <m inle^enrr B ric h c n h ic i (2 volt..

1eipzig, 1825 1827), 1 1 , 208-210. En vui

C onferencia! to b t U X’ o canón d eí erud ito

(1^94)»

Fichte había dicho que -Rousseau, bajo el nombre de estado de Naturaleza* y lo» • antiguos poetas. bajo el titulo de edad de oro» habían colocado u no y o tro « detm de nosotros» lo que en realidad «¡se levanta delante de nosotros!* El hombre debe dejai inevitablemente su pacífico estado animal, «corta del modo más azaroso la m anzana del conocimiento, pues está implantado en él de manera inerradicable d impulso de ser como D ioí-, aunque -c! primer paso fuera de ese estado lo Ueva a la pena y el cifoerxo*S.-.inttuhc Werkc V I. 342-343.

J1 I ichte, Dic Gru/idauge dn ^c^enuúrtifen ZettAÍleti (1804-1805), Samiltch* Werkt,
VI 1, 5-12. I sas conferencias, así como las conferencias Sobre U toejuón Á A fm Jk a ¡. « cfa l o '.ponibles en una traducción inglesa de Wilham Smith. The Po p u U r W o rir* o f J . G Fich te (2 vols., London, 1889).

2 2 Schellmp, Pe prtrrta malomm humatinrmm origtnr. Ssmthche Werkr, parte 1, voL l,
p p . 32-33.

¡h u í.. p p . 38 39.

•* Idrrn iu nner P hdow phe der N atur (1797), Sdmtluhe Werke; p arte l, vol, 11, 12-14. 2 ' P )e L oru of H e& L trad. ingl. de V allace, »etc 24. pp. 52-S4. E n cuanto al cuidadoso estudio por Hegel de las ideas de SchiUer, vease W alter kau'fm ann. Hejeií, pp. 48-58.
s Tlye Logic of Hegel, trad. ingl. de W allace, pp. 54*57. Véase tam bién SchcUing, Sdm thclk W erke parte 1 1. vol. 111, pp. 364-365: «La filosofía tiene com o su m is alta meta la de irparai esa conciencia desbarrada [xrnsiew fieti*«i»tw i)... E l filús^fo... o d médico que vuelve a vemlai y ton mano suave y lenta trata de curar las profundas heridas de b conciencia humana*. En cuanto a los com éntanos anteriores de H c je l sobre la historia bíblica de la expulsión del hombre del paraíso como representación «ptctónca» del acto de autodivuión del espíritu mediante el cual se convierte en »otro par» ti mismo», v. su Pharwmenologie ./n (¡entes, ed. de Hoffm etster, pp. 536 ss.

* ” Sch illrr había dicho, p fj., que una vciAn hum ana puram ente voluntaria «nunca f t 329

** O ítrr

|m

-■■/-.

. 1 .1 ,

v

“m i "

"

, J J ' »■**.

^ S S n *

.......

^

¿¿""ritcbr \l rrh, **
* £ / . V I.
» g . pp. S W
4 2 .5 ?

s s t t E t s p s - ^ f is t a * ■ " " - - s a a s * ? * ■
* « ■ J- *ol. m . pp. 6 2 8 .
t o ' £ * £
M I.

T ''o /

f í S

r " ‘^ t

^ V o l f c Bolnun J , (N ew V o*

I* * » W e ^ h ^th,»*^cfa,m ^r ** ‘^ V Up * tí ,,,,ok'd and ^nkcd lognhcr.
‘,a* <W< *^U Kf giomv ' j.

»««no..

” f?,‘ ' ,UM hr < |uitií»r<i, » < conipinh d arJ comp^cdom I, P*««,y lhr lnir íU nt l<^

lnd M,u^ MJÍ» oí Ood uoU abk>lutd|har rhem*£ s*

— .

Ipuc> * <nL^ i - » « « . 'u .

¿*vuu h cumplirá y b acordiri ¿ U N .tuialrvj v i l
^ d « ¿ » o l u, 3 m r.n„ ]

corapieumeme justificada. / La trinidad * * 7 ? ^ ° '" 'u * « « . el poeu.. . / U
d « u n .d o s y ddusos. / El verdadero hijo de Dios las

.

« r II. 31-3».
*

tP; C O ^ ? do dc Schelling en Fritz Stncl, «*" *&/>«<** to r- g w r (2 voU.. Halle. 1910),
* ^ t la c r . «ce. 17. p . 2R * r ^ ^, | F fr^;,niv> ht\!o::.\ prr 11 y *f,f , S<*cnu £. .. traíi, irijsl dtr jotinMon &

T ¿ '#!>-,jrj, f j c ¿ / f StnMÍirrx »1, 40484

‘4

r

f~ U ,

^ ve que

• » « p H u r.0 ,
o in t f

Adma

'

or
^

^
*‘ “

* • « * • < • * .» ,- ..,
• «un*. tiempo el
w«<r

-,««0

imctr.hr i

tentó «ir un

Tambiñi o, l'orUsmgm ¿be di, GeuMcht, drr Philoxfbk, Simtlkht K’nkr, XVII. 56:
£ « a i* ru v .d a d ... debe r e p t e , ™ » ™ 00 com o una linea re«a que „ exuende en la mlinidad , • " ° ° como ” 'fr ™ 1 «. m m > “ na vuelta .ob,r .i m„mo, K „, círtulr. „ene eotm.

vrT^ . ro rr^r,- dmA ■ ^

r.

.

" i n i c i o j ¿j» /em mmo/ogU d tl tipiritu, trad. mgl de Kaufma.i», H ttti p 410; »¿anse umbiri: pp. 4 3 4 . 4 4 V 6 V * T k rLo ttt o f t/rgrl. t n á . ingi de V F a lW . «ce 244. J?s. C f f/ r Snrr. r „/ II. u m M n II. * . f l concrpt-a. en tu p>o*r< .¡ul/ctitu, no •

flJ * h

tv

.

| ¡irr

r

||« -

< •!

-ti lo «

Ihtd.. »Cu i; IH, pp. 27-P* (.1 /7?r Si*n tt vf Lm/t, II. 4 8 < > 4 K « » . 4 Véase p. c).. PhanonitmAupr dr* GtiHet, ed de Hofímemer. pp. 5S1I> S& *; en la trad m gl ile | l\ Baillie, 7Ar Phenomrmtlogy of AhnJ (Harpcr Torchbooks. Ne* Yoifc 1%7). pp. 800-801 (1 :1 Prefacio de la /rnumrnolofiia de Hegel lo alo según La precisa trad. ingl. d, Kauliuatin en u, libro Htgd Lai ciui del cuerpo de la jm onuwh^* um traducción ui|M . mu |\ u tn-lurm jl npa?k>| wpSn rta vcr*.¡ón|, coa reí -encw de ¡ i|' J s b cd »c» i*< : ah nuna le H<;ffn*istrr Para a?tnodidad de q.úen lea ,r., le*, d ti va «e^uid» de una referencia «le pagina, entre paréntesis, a la traducción nui bwn Ueicuidftda «W 1UJK. indicada por la inicial -B-.) 4 1 Prefacio a la Fenomenología; en Kaufmann, pp 3KM0Q. tbid p p 402-404. También p . 4 f»2 «el largo camino de ia edutai -. » rl v" ' ' jiro? íd». iíi*(i¡an;. ctuLtl :u & ¿ a«J w -;n.
#

"

.-mníHu#* Jr i C r ia n . , P XX w iil,

ti4 > e»7 (B .# 13S-1.H»),

• o, ifoiiem IdaUitm (Ne* 1 1aven, Coan., J9Wl» pp- 147 n. Sobre b analogía con el Hildun^roman, véase también Kaufmann, Fiejr£ pp. 1 5 » H .3 8 1 ‘ Pham,nienultw i/r« Geñlr». p. 549 (B. 7g9-790). Así resum e H***l b tcstieitria en la advervcm.u .leí autor Eju las consiguiente* -apatwianes del espuitu... las imperfectas disuelven y pasan a la» superiores, que son su siguiente veidad Encuentran su verdad ítna) primero en la religión y después en la ciencia, como resultado del coniunto» Pbanormolope, p xxxviii. ' 'ntlf.rtnmn: ubr* J:r Gnthichtr drr PfúJotaphie. Samilicbe IFr'fr* X V II. 51-52 Yrxtt también Pbánomenologtt, p. 557: En el conocimiento absoluto, -ich in semem Aruicrvsctn (ist) l> e i sich selbst-. ** G. R G. Mure, 77*’ Phtloiophy of Hrgrl (l.ondon, 1%5). pp. 62*63. w -Vorrcde» a -Vorlctzte Fassung*. Sámtlkhc \TVW te, ed. de Fnednch fteuswt (Stuttgart), 1 1 1 (1957), 2 3 6 . L j versión anterior del Prefacio, publicada en I7W con el Fragmento Hypenon de b revista de Schiller Note Tbali*, estimis cero de b formulación de Sclullei del curso educativo tanto del individuoconso de b humanidad, puc* ^esenhe el camino como un movimiento desde b simple unidad de la naturalera, 1 :. 1 . 1-T.pVia utudsii ¿r la cttlturr
: : . v ii. i«ieaU . »Je nuem a e**?teo íí* tiría condú ón d r b u u j**swjrwfícmiil, e'- la

roí

-rr

. . lo M uc citamoi reiauonadoi. y una ».ondición ót la roAi ¿la cultura do«* »e jepu’ña lo mismo, con nuestra* occeswbdn v eanacSdadet lUiihipCcMUl y fonaW-ixii* . «•rmiiuhleinrnte por medio de a orfinuaí »"r. qur toenov kjpacvt de n o u o ttv m »*i camino miri.-n. p eu el que mu el IwtnU'». a U < e » f*ttér nulividi , desde un porto ,k ‘e uua sunpbúdad m as o m e m »* p s»ra| lima olía ^ d eu r > «.ultuta mis o meno* perfecdáoatb [tt>tímJrien biLlm n^ apaievx, eo sus tcndencui esenciales, siempre como el m ism o. El fragmento Tbalis deja también clara b identificación de HóldeHin de la calda desde b simplicidad a b separación con la historia bíblica del paraíso perdido y por nxobfar
id , iniKrjwu *k io, nemjHr' r iwiwrdak> m u m n

y* u ;

^

^

<n «*u

........ I ^ m p c^ o n ad l, > b M,radi ,^a » U l que en Uto un don de la naturales pueda florecer < k nuevo como \ a posesión |.nada

1 1'T '~ !“
,.m

MU tatnlrwn nm volvrtemu» a encswtiar todos uno * ^.itos. er b ».

,■,«*, « - « —

« É H¡

' 'JFoMgjmc Sihadrw altli comenta Io« probables orígenes astronómicos del irrmmu cn «i> a* HiW « l« *r exrenträdicn Balm bei Hölderlin*, Hö/derJmJahrbuch (1952), pp I Jf,. j n cstnto al -rin-ulo excéntrico* en L a istronomia tolomeica, véase Thomas S Kuhn, 77* Cmpcrnxsn Hex'oimtnm (New York, 1959), pp. 69-70; y se encontrará un comentario del término contemporáneo de la redacción de Hipertán en (JhaHrs Hutton, A M atlrm ataal md Phtft*ophna¡ Chctknury (London, 1796), 1 , 4M. fcn Hölderlin't •Hyperion*: Exirtitrinf# Aibrr und Dttkerberrf (Stuttgart, 1965). pp. 12-15, Lawrence Ryan propone el punto de vata alternativo de que «excéntrico» $ e refiere a un desplazamiento del centro del camino cvcular deuic d verdadero punto de unidad fuera de uno mismo, cn el en Icai pan de! tmnda, hasta un punto dentro Je b persona individual; véanse sin embargo las objeciones a nía interpretación de Ulrich Gaier en su reseña de la obra de Ryan cn 7*Ar Germán Qm*rfcriy X X X IX iI966). 244 249 Sobre la estructura cíclica de !a versión final de Hfcrtem. v*i*e también Paul dr Man, «Keats and Hölderlin», Comparatnr I iterature. VOr (1956). 21-45. M En cuanto a la frecuencia de la preocupación romántica por la r e la c ió n d e - d o m in io %«rvidumbre* entre b persona y b naturaleza, véase cap. V I, secc. 4 Höiderltn. Sämtliche W erkt. III, 10. Hypenán esti disponible a h o r a en u n a b u e n a tnduw l ion inglesa de Willard R. Trask (Signet Classics: New York, 1965). '* ¡hid-, III. 157, 159. Cf. el poema lírico de Hölderlin Lebenslauf, s o b re e l s u f r im ie n t o v d curso circular de b vida:
Growm woJitrsi auch du, aber die Liebe zwingt All um nieder, das Laad beuget gewaltiger. Doch o kehret tmuumt nicht Unter ßofen, «-ober er kommt

“ Und. III. 158-159. Cf. el pasaje, limitar incluso en muchos detalles, de E l preludio X L 1 st., donde Wordsworth anuncia el comienzo de la recuperación de su crisis de desesperación en un renaciente paisaje de primavera. * Ryan, Holdrrlm’i • Hyperñm *, pp. 215-216. % Sämtliche Werkt, III, 158. Cf. p. 51: «¡Si tan sólo pudiéramos hacemos otra vez como niños, para que vuelva la dorada edad de la inocencia, la edad de b paz y la libertad, panqué haya una sola alegría, un solo lugar de reposo en la tierra!* v *Hölderlin s •Hyperion», pp. 223 ss. * Hyperion*1 Jm%end, Sarntliclre Werkt, 111, 204. •Novalis, Schriften, ed. de Paul Kluckhohn, Richard Samuel, Heinz Ritter, (»erliard Sthdz (Stuttgart). I (I960). 79-82. Hay una trad. ingl. de Ralph Manheim de la novela TheNoivcn of Sus (New York, 1949). Las decbraciones de Novalis de que «Mannigfache Wejr gelien die Menschen* y de que •jeder (Weg) endlich... zu dieser heiligen Heimat wiedrr führet* hacen eco a antiguos topos en relación con el viaje espiritual del hombre, basados en Jeremias 6:16. En la versión de Chaucer al comienzo de The Parw n't Tale. •Manye bern rhr weyes espiritucls that leden folk to oure Lord Jhesu Crist, and to thc regnrof glorie. O í whiche weyes, ther ii... thc righte wey of Jerusalem celestial*. (Muchos son kn caminos espirituales que llevan a la gente hacia nuestro Señor Jesucristo y al reino de U gloria. Entre cuyos caminos CJti... el camino recio de la Jerusalem celestial. J * Schriften, I, 82 88 Novalis escribió cn sus nota* para su proyectada Enzyklopädie: - I’tAo lo malo y perverso es aislador (es el principio de la separación)...* Briefe und Werke rBrri*. 1943), 111,630. M khriften I, 100; y p 10L «Un nuevo lazo entre el Tú y el Yo». **k d . I. 104 106. " M . 1.93 95. MW , 1.110111. Henry 1«* (ífterdinyen. trad. ingl de Palmer Hilty (New York. 1964). pp. 26 27 “ ^ >PP-48,92; véase también p. 75.
(1 W 5 ).

?48

*' liricfr und Werke (Berlín. 1943), 'Fragmente*. III. 631

“ A Hnednch Schlcgel. 18 de junio de (800. IbU , I. 45?». * H m ry von OftrrJingfn., trad eh.%pp 12 0 148 •Schriften, cd. dr Kluckhohn y otro», I, 345, 347. 7 1Confesiones, X II. xvi; X III, jciii.

.

I. To reason’s early paradise.El viaje circular: dc Blake a D. repress lest. to innocent intuition». Fimttp tm Wake We shall not cease from exploration And the end of all our exploring W ill be to arrive where we started And know the place for the first time Eliot.ft tie Guiding . Back. T h y c irc u m n a v ig a tio n o f the w o r ld begin. Passage to India A human pest cycling (pist!) and recycling (past!) about the sledgy streets. the voyage of lui mind'» return. I with thee and thou with me. Again with fair creation Whitman. Lawrence 0 soul. 01 nun. back to wisdom's birth. H. here he was (pust!) again* Joyce.

.

lo que es. lo que será»1 . o bien por un súbito salto de la imaginación o la cognición. que com prenda en esp íritu lo que fue. los conceptos e imágenes interrelacionados que. Coleridge y Carlyle estaban familiarizados con los modelos alemanes. Este proceso educativo es una caída desde la unidad primera a la autodivisión. y se señala a menudo con una unión amorosa con el otro femenino. La profecía de Schelling había sido realizada ya por William Blake. Elementos y diseños semejantes prevalecían también en la literatura más importante de la Inglaterra contemporánea. tras el cual el hombre se encuentra del todo en casa consigo mismo. con su medio y la familia de sus semejantes. 1. La dinámica del proceso es la tensión hacia la clausura de las divisiones. pero Blake. La meta de esa larga búsqueda interior ha de alcanzarse mediante un ascenso gradual. posee la visión de una inminente culminación de la historia que será equivalente a un paraíso recobrado o una nueva edad de oro. en cualquiera de estos casos. que termina en el logro del autoconocimiento. en resumen. intelectual y emocional de la época postrevolucionaria. o 253 . muchos de los cuales habían asimilado cieña cantidad de la tradición neoplatónica. en conjunto o en su parte sustancial. pero la caída se mira a su vez como un primer paso indispensable a lo largo del camino que lleva a una unidad más alta que justificará los sufrimientos padecidos durante la marcha. la autocontradicción y el autoconflicto.««i« C IN C O i w h m h h He aquí. especialmente tal como la exponían los visionarios protestantes radicales. y de un arraigo en un cuerpo de materiales común: ante todo la Biblia. los contrarios o las -contradicciones* mismas» E l comienzo y el fin del viaje es el hogar ancestral del hombre. autores de leyendas y filósofos alemanes durante las tres décadas que siguieron a 1790. la sabiduría y el poder. La u n id a d perdida y la in te g rid ad gan ad a: B lak e y C o le r id g e «Tal vez vendrá aún». El poeta o filósofo. como vanguardia de la conciencia humana general. Wordsworth y Shelley poco o nada sabían de ellos. «aquel que ha de cantar el más grande poema heroico. que esta ligado a menudo con un contrario femenino del que al partir quedó separado. el logro de la meta se representa sin embargo como una escena de reconocimiento y reconciliación. escribió Schelling en 1 8 1 1 . fueron compartidos por muchos poetas. La coincidencia de topicos y designios entre esos escritores muy diversos fue menos resultado de una influencia mutua que de una experiencia común en el clima social. que compuso sus poemas épicos en el p erson aje. El movimiento hacia esta meta es un viaje y búsqueda circular.

Hija De Beulah canta Su caída en la División y su Resurrección a la Unidad*®.. El sistema mítico que creó Blake e\ n en . he his Emanations propagated. afterwards G ods of the Heathen. Which is the Earth of Eden. Past & Futuro secs* Veo el Pava 1 i í» Ur^c Blake en Jermalem.•T al es* nmn '* * m V o . Daughter Of Beulah Sing His fall into Division & his Resurrection to unity. Pero describió stante explícitam ente los lincamientos generales y duraderos de su s is ttrm c o m o argumento de su primera epopeya de tamaño completo. 7 7 *» fou* Zams [L o s cuatro ZoasJ: Cuatro poderosos hay en cada hombre: una Unidad Perfecta No puede existir sino por la Hermandad Universal de Edén. i * exP J C4**0 también la afirmación correlacionada de quc m ism os 1^. (I. -mi tremenda Visión Schdfinp h -L ?’ C Prcse" te y el Futuro existiendo a la ve7 / Ante m í. Urthona w as his nam e In Eden. & in the Earth Of a bright Universe Einpery attended day & night. El Hombre Universal. 3-4) Para Blake «El Antiguo y Nuevo Testamentos son el Gran Código del Arte»5 . Lot was the fourth immortal starry one.. Days and nights of revolving joy. Uthona era su nombre En el Edén. Los era el cuarto estrellado inmortal. Días y noches de una dicha giratoria. To Whom be Glory Evermore Amen. el Pasado y el Futuro ve. Four Mighty Ones are tn every man: a Perfect Unity Cannot Exist but from the Universal Brotherhood of Eden. de modo que todas sus epopeyas proféticas representan —cada una con un foco y un área de referencia primordial diferentes— la trama * Que el Presente. Que es la Tierra de Edén. •caí¿a inciivr.’. y no cesó de alterar sus detalles y su múltiple neneia tanto para la historia humana general como para los asuntos P~rS° es * Pupéeos su pr0pja V I< ja y su propia época. 3-4) . en los Auriculares Nervioso de la Vida Humana. ° Vcrda^ ^ n t e creativo deb e.. sus emanaciones propagaba. Que en Gloria esté por siempre Amén.7 m '^ •Wlio Present. Hadas de Albión. el artista arquetípico de Blake otro H o m b r e ** aUrCa: *^ c^ ° crear un Sistema. The Universal Man. o ser esclavo del de Blak puede hacerse Explícito al Idiota-. y en la Tierra De un luminoso Imperio de Universo noche y día atendía. in the Auricular Nerves of Human Life. (I. declaró perentoriamente comnL*n° iS digno de mi atención*4. m ás tarde Dioses del Pagano..rÜ !^ ^ críptico. Los. Fames of Albion.crear su mitología para si exclama m C mancra proejante.

sino una dramatis persona a la que en otros lugares llama «Albion». sino «El Hombre Universal* que. a pai tir de ese punto el relato de Blake es producto de su propia imaginación mitopoética. una -caída en la División». los libros proféticos de Blake narran diversas etapas de la división y reintegración del Hom bre Universal. Pero puesto que Blake no escribe una historia filosófica sino un mito imaginativo. es el estado mental ideal de la «Perfecta Unidad» (que es correlativo con la comunidad humana ideal de la «Hermandad Universal»). Su premisa mítica o imagen fundadora no es un Dios trascendente. y en su estado original su Hombre Universal. consiguientemente. consideran el pasado. tal como experimentamos ordinariamente esas entidades. la orgullosa tentativa de una parte del todo de ser autosuficiente y de subordinar las otras partes a sus propios deseos y propósitos. y puesto que es ésta una fragmentación del hombre unitario lo mismo en individuos aislados que en un mundo exterior ajeno. como hemos visto. la hmoru del hombre en el inundo caído y la inminente redención del hombre en un 1den restaurado. de cada individuo humano—. la historia de cuya vida es la ^presentación colectiva de la histona y el futuro potencial de «cada uno—es decir.bíblicu dr conjunto de la creación y la caída de) hombre. presente y futuro especulativos como las acciones y experiencias de un ser genérico al que llaman -humanidad» (representación de la experiencia colectiva de los hombres individuales) que «cae» en la autodivisión y es capaz de redimirse por la autorreintegración. De modo paralelo. como el Adán primordial de sus predecesores. el hombre primordial o Ur-Adán. como dice él. En su complejo propósito y en la plenitud de su asombros! invención el mito de Blake no tiene ni prototipo ni paralelo. como «la Humana 1-orm a Divina-. Como lo» autores alemanes de la Um\#rsaifp¡chichtet Blake interpreta sin embargo la antigua fábula a su minera. De manera una vez más tradicional el pecado ongmal de esta caída fue lo que Blake llama en otro lugar «Selfhood» jque podríamos llamar en español -unomismidad»]. Sin embargo. incorpora en si la deidad. era sexualmente indiviso e incorporaba la totalidad de la humanidad y también del cosmos. El Edén de Blake. Su caída fue un caer en pedazos. Y la premisa que subyace en Blake y que comparte con otros escritores de esa tradición hace equivaler el bien esencial con la unidad y el mal esencial con la separación. Muchos autores alemanes. die Memchhcit). encarna estos conceptos en los agentes visualizabas a los que llama -Formas Gigantes» que actúan el proceso histórico. no es ese procedim iento gram atical cómodo que consiste en un nombre colectivo (der Mensch. que cae en la fragmentación6. El proceso de esc «espantoso estado / De Separación»7 lo cc neibe como una progresiva disociación de la psique . la caída coincide con la creación dd hombre y de la naturaleza. pero su imagen fundadora es reconocible en el linaje de aquel antiguo ser mítico. Su Hombre Universal.

que en el mito del espíritu de Blake se identifica con la imaginacióo humana. por débilmente que sea. . Según la manera tradicional. cada una de las cuales lucha por el dominio. el infierno-en la-tierra de Blake. dice Blake. y los Zoas a su vez se desgajan de sus Emanaciones femeninas. inviniendo el proceso. los Zoas o facultades y poderes primarios que constituyen el espíritu integral. así su redención. el aislamiento y el conflicto siempre recurrente. grows 1 ***' budi fhr Ltrnul Man i» *«rn ■licard 1» fell 256 . la visión salvadora de la unidad primigenia y la potencialidad de recrearla de nuevo. la facultad imaginativa. -están comprendidas en sus Formas Eternas en el Divino cuerpo del Salvador. En la forma pictórica del mito. El principio unificador es Jesús. que es la forma caída de Urthona. el Hombre Universal es dividido en los «Cuatro Poderosos». sufriendo el tormento de la inadecuación. mis a partir de sus remanentes masculinos o Espectros.. Esas Formas Gigantes. y las que son producto de divisiones todavía más avanzadas. — *herr*rr j gras*. quedan retratadas como viajeros mentales a travos de los reinos de la generación y los interminables ciclos de la historia. y pueden subdividirse una ve. Tal reintegración universal constituye el jubiloso apocalipsis representado en la Novena Noche de Los cuatro Zoas\ es anunciada en el amanecer del reconocimiento por el hombre de que hasta la naturaleza exterior es su propia persona enajenada y deshumacizada: Mira así el Hombre al árbol y la hierba y el pez y la bestia y el ave Juntando las porciones dispersas de su cuerpo inmortal . incluso en el límite más remoto de la caída (Ulro. «Todas las Cosas». que servirá como evangelio para aniquilar la «unomismidad». La Imaginación Humana»8 . dondequiera que una hierba crece O retoña una hoja el Hombre Eterno se ve se oye se siente*. que retiene. esa reunión de las porciones dispersas del Hombre Eterno en la unidad se pinta también en la forma mítica alter nativa de unas bodas entre los opuestos masculino y femenino divididos: So Man look* out in tree & Iwrb & fith A c bird & beast CoUactmi up die tcaftfrd ponían» of hn immortal body A » /. y reunir así de nuevo a la humanidad desmembrada. el estado último de racionalidad divisoria.. Esta visión impulsa a Los. Así como la caída del hombre es «su caído en la División» y la muerte.. a luchar por realizar su forma bajo el modo del arte.. de tiranía y de mismidad aislada). en la incansable búsqueda de esa satisfacción fantaseada — «aquel dulce clima de oro / Donde cumple el viajero su jornada*— que su condición de despedazada no puede proporcionarles. es -su Resurrección en la Unidad*.cokctivi del hombre en partes ajenas y en conflicto.

Joy thrilld thro all the Funous form of Tharmas humanizing Mild hr Emhracd her whom he sought. * Thus sluil die male & female live the life of Eternity Because the l. Amor y Odio son necesarios para. 257 . Atracción y Repulsión.amb of God Creates himself a bride & wife Thai we his Children evermore may live in Jerusalem Which now descended! out heaven a City yet a woman. es una negación.. la existencia Humana». la muerte del invierno del mundo estalla en la gozosa vida de una imperecedera primavera: I ejos arrojaré mis ropajes de muerte y abrazaré a Tharmas de nuevo Pues ved que se derritió el invierno en los lejanos montes Y toda la oscura roca cama. La redención de Blake está figurada así como una vuelta del hombre dividido 2 su integridad original. Razón y Energía. Como señala Northrop Frye.ii v iv ir varón y hem bra la vida de la Eternid ad é Porque el Cordero de Dios hace de tí novia y esposa Porque podamos vivir para siem pre sus hijos en Jerusalem Que baja ya del cielo hecha Ciudad pero a la vez mujer*. y las Negaciones no son los Contrarios.A si J c I h. En la versión de Blake de ese lugar común romántico.... la visión total de la vida debe tener una forma circular»1 0 . y serán reabsorbidas en él. Y como en todas las visiones románticas de la reunión del hombre consigo mismo.. con los otros hombres y con su medio. Estos contrarios activos deben distinguirse de aquellos artefactos de división que Blake llama «negaciones». que los Contrarios mutuamente [existen.. rompe su incesante ronda de errancias en lo que Blake llama «el círculo del Destino»1 1 —la recurrencia cíclica de la historia pagana— y entra en una «Resurrección a la Unidad» que es la conclusión completa y final del diseño cristiano de la historia. tal como se especifica al comienzo de E l matrimonio del Cirio y del Infierno.. puesto que en el mito de Blake «todas las cosas han procedido de un Hombre divino. «Sin Contrarios no hay Progreso. dice Los. Tembló toda de dicha la furiosa forma de Tharmas humanizándose Dulce abrazó él a aquella que buscaba***. '* I shall cast off my death clothes & Embrace Tharmas again For Lo the winter melted away upon the distant hills Ami all the black mould sings.. La dinámica de este proceso es la energía generada por la división de la unidad en contrarios quasi-sexuales separados que se esfuerzan por llegar a la conclusión. son inertes e incapaces de reunión en una organización más alta. pues dado que las negaciones carecen de un verdadero opuesto. Su Espectro que se divide de él.

. ¡ay!. que en energética relación de amor-odio „ „ •^ sanos para todos los modos de progreso. recordémoslo. una unidad «organizada». n trar*° cs ^ Emanación femenina separada. en su languidez y su esterilidad. y de manera señalada Blake.( ero no existen Us N egación«. t|Je beloved infant in his mothers bosom round mcircled / With arm s of love & pity 6 c sweet compassioa 258 . establecen como meta de la humanidad la recuperación de una unidad que ha sido ganada gracias a un esfuerzo incesante y que es. (Incredulidades) tipo cen rrLlTV ^ ^ a c ió n . había dicho que la «naturaleza que envidias en lo n o -ra cio n a l es indigna de tu respeto y de tu añoranza». pero todos pero la 05 cn operan como poderes masculino-femenino opuestos ^ con. || los contrari ° C0.plementarios. esa lucha creadora de contrarios en la agotadora vida del intelecto y de la imaginación1 3 . de organización v de creatividad o procreanvidad. e J Í . la* Excepciones y las Objeciones t- Noek. y sus habitantes sólo gozan de una seguridad prim itiva como la de «el niño amado en el cerco del seno de su madre encerrado / En brazos del amor y la piedad y de la dulce compasión»***. ^na *P r°gresi6n». Pero Beulah es un reino apacible sólo en el sentido negativo de que esta libre de contrarios en conflicto. Blake reconoció la fuerza que tiene la añoranza del hombre por la simple autounidad de la vida de los niños y de las creaturas instintivas.cr en» ni estarán nunca por siempre ' # Organizadas*. Blake ve el curso de la historia mana y de la vida individual normativa como un retorno que cs j. el paraíso inferior de la inocencia inorganizada «donde no puede llegar ninguna disputa». según Jos términos de Blake. pero es peligroso. que nuestro • Negations are not Contraries: Contraries mutually Exist: But Negations Exist Not: Exceptions & Objections & Unbeliefs Exist not: nor shall tliey ever be Organized for ever & ever. Alas! will become / My Contrary. ha de volverse / Mi Contrario»**1 3 . Sólo por una extrema injusticia histórica se lia * i” 1* M ^ romanl*c*smo con culto del buen salvaje y con la idea cu turaJI de un regreso a un estado primitivo de «naturaleza» sencilla y fácil que esta ubre de conflicto porque esrá libre de diferenciación y complejidad. •* my Emanauon. porque puede convenirse en refugio habítuaJ contra «la guerra intelectual». Como sus contemporáneos. un equilibrio de fuerzas opuestas que preserva todos los productos y poderes de intelección y de cultura. onK > sus contemporáneos alemanes. Este estado mental tiene valor para los hijos del Edén como un lugar de vacaciones que pueden visitar en busca de «un dulce y agradable descanso». y le concedió un lugar en su geografía del espíritu: el estado que él llamaba «Beulah». S c h ille r.contrar* °’ todos los escritores románticos importantes.

formalmente.. Urthona rises from the ruinous walls In all his ancient strength to form the golden armour of science I or intellectual War. tal como había empezado con el anuncio épico de la «caída en la División* de Urthona bajo la forma de Los. en cuanto tipo de todos los artífices imaginativos. ha sido de hecho la caída de la facultad imaginativa del hombre y su educación en la experiencia hacia la etapa en que es capaz del arte humano más alto y más comprensivo. «La guerra de la espada» (el conflicto en el m undo caldo) se ha ido. asigna la función esencial a la imaginación y a las artes. pero sobrevive en una forma más alta com o el equilibrio de fuerzas opuestas en Urthona is arisen in his strength no longer now Divided from Enitham ion no longer the Spectre Los .—las creaciones imaginativas de la poesía y las bellas artes— «aquella salud de nuestra naturaleza que el Arte ha destruido».único camino posible no es -de vuelta a la Arcadia». Blake. La unidad que Blake figura así al final del curso redentor del artista conserva los frutos de la experiencia que ha adquirido durante el camino. la Nueva jerusalem que es la forma total de toda cultura y toda civilización humanas»1 4 . el tema ha sido también la disciplina y la consumación del espíritu y el poder poético del propio Blake. Golgonoo/a será entonces la ciudad de Dios. mostrando la virtud cardinal de la «energía*. la naturaleza. será derribada y el hombre vivirá en ella.. Urthona se levanta de los muros en ruinas En toda su fuerza antigua a hacer la armadura de oro de la ciencia Para la Guerra intelectual. Los se afana tercamente en su forja con su martillo y su yunque en la tarea de construir la ciudad de Golgonooza. debe ganar su camino de regreso y ascendente. -Cuando esa estructura este terminada. y puesto que Los. la obra concluye con la recuperación por Los de la autounidad. su andamio. El tema cent ral de Los cuatro Z oast como el lector puede ver retrospectivamente. y en este proceso. Así. en la adquisición de la «Ciencia»: Urthona se ha levantado en su fuerza ya no más Dividido de Enitharmon no más el Espectro Los . como Schiller. a la doctrina que Blake encamó en su mito de la existencia activa por la cual el hombre. T h e war of swords departed now The dark Religions arr departed & sweet Science reigns.. y que debemos seguir luchando hasta -restaurar por medio de un Arte más alto. La guerra de la espada se ha ido ya Se han ido las oscuras Religiones y reina la dulce Ciencia*1 s. lisio es cercano. sino «adelante hacia el Elisio-.. . Según la límpida y lúcida explicación de Northrop Frye de la representación por imágenes que da Blake del papel social del ane. desde la simple inocencia hasta un paraíso más alto de «inocencia organizada». incorpora a Blake.

pues así como -las Penas del Infierno» no son «sino Ignorancia-. que sustituye a «las oscuras Religiones». conserva pero trasciende la religión ortodoxa. Como Wordsworth. despiértate! ¡Jerusalem tu hermana ya te llama! ¿Por qué quieres dormir sueño de muerte? Y dejarla a ella fuera de tus viejas murallas*. Termina el Prefacio dirigiéndose a Inglaterra: ¡Inglaterra. no es tan diferente como podría parecer a primera vista del «conocimiento. así «trabajar en el Conocimiento es construir Jerusalem».el intelecto y las artes. a los «Estudios y Actuaciones Mentales. debe entrar en la construcción de Jerusalem p0r el poeta -en la verde y placentera tierra de Inglaterra— . despiértate. Blake se propone revivir a Inglaterra (o Albtón) de su muerte espiritual gracias al evangelio de un matrimonio. el Prefacio al capítulo final es una oda a «las Divinas Artes de la Imaginación*». ■ t-ngUnd' awakr! m k e! awjke! Jennalrm thy Sister c*Ils! Vhy wih thow tlerj» thr tleep of deaih? And dote hrr irán th f ancient wallt Surpming fht man íair ideal Fortm NUmh rrafi of drfctt? Spmti katli tomposrd Frorn n rth 'i maunali 2H0 . la -guerra menta!» que. sobrepasa al arte humano más extremo: Rebasando las formas más bellas ideales Que haya compuesto el arte de unos finos espíritus Con materiales de esta tierra**.•la Guerra intelectual. si a eso vamos. Los «versos esponsales» de Wordsworth. Pues la llegada de Urthona (la imaginación redimida de Blake) a su hogar ancestral no es simplemente un regreso al jardín del Edén. Blake. sino la entrada enuna comunidad humana perfeccionada en la gran ciudad de la civilización. sin embargo. de la Wissenscbaft que. que en su Prospecto a E l recluso se propone -levantar al sensual de su sueño / De Muerte». en la Fenomenología de Hegel.y a «los trabajos del Arte y la Ciencia». En la última y más grande epopeya de Blake. cuya -Belleza —una Presencia viva de la tierra». dice en el Prospecto.—o sea. en la culminación del viaje educativo del espíritu a través de la evolución de la intelección y de la cultura—. despiértate. Jerusalem .unificador en el «estado estético» que concluye la descripción que da Schiller en La educación estética del hombre —ni tampoco. celebran las bodas del espíritu del hombre con el mundo natural. según las palabras del gran himno de Blake. y la «Ciencia» dt. La inocencia de la ignorancia ha quedado disciplinada en -Ciencia-.

l'.sta declaración define la diferencia esencial entre Wordsworth y Blake; es la razón principal de que la lectura del Prospecto de Wordsworth le provocara a Blake —como dijo en la cómica hipérbole con que se divirtió en desconcertar a Henry Crabb Robinson— -una queja de las tripas que casi le mata- (v.)*\ Esta diferencia se resume en el episodio de Jerusalem en que Albión, el Hombre Universal caído, es seducido por Vala, que es la belleza ilusoria del mundo natural caído y enajenado. Albión sólo abraza a Vala bajo el efecto de un embuste, engañado por sus mentiras de que ella, y no Jerusalem, «era la Novia y Esposa de Albión en la gran Eternidad», y de que ella, como «Naturaleza, Madre de todos*, es a la vez la fuente material de la forma imaginativa y su superior en belleza: Conóceme ahora Albión: mírame sólo yo soy la Belleza La Forma Humana Imaginativa no es sino un hálito de Vala4 1 '. Sólo cuando la forma regenerada de Vala vuelve a unirse con Jerusalem —la verdadera belleza que es el complemento femenino de la creatividad imaginativa del hombre, y de la que Vala, la belleza natural, es sólo la «sombra»1 8 —, puede desempeñar su papel esencial pero secundario en la consumación de las bodas apocalípticas con el Hombre Universal. En este gran desenlace los poderes del espíritu humano, aniquilado ya su amor propio, se reunifican en la forma de Albión, unitario pero cuádruple, los conflictos de los contrarios (destructores y sin embargo conservadores) se subliman en las «Guerras de Amor», creadoras y perfeccionadoras de la vida, y todo el mundo circundante, que en su divorcio del hombre había parecido pétreo, muerto y ajeno, revela estar vivo y ser humano. En términos conceptuales, el mundo se experimenta como un medio en el que el hombre reconoce su propia humanidad y puede sentirse así del todo en casa. La versión que da Blake del ápice de la experiencia humana es paralela a la que expresaron muchos contempo­ ráneos, por diferentes que sean sus premisas, sus formas y su idioma: el paraíso de Wordsworth efectuado por el matrimonio del espíritu y el mundo exterior; el sujeto de Schelling que, después de su larga odisea, se encuentra en su objeto; la Gestalt des Bewusstseins última de Hegel, en la que la conciencia vuelve a poseerse a sí misma y llega a sentirse en casa consigo misma en su otredad; los momentos supremos de Hölderlin (prolépticos de una condición humana potencialmente imperecedera), cuando Hiperión se percata de su comunidad viva con un medio hasta entonces ajeno y sin vida; y la visión de Novalis de una edad de oro recobrada, señalada por la ceremonia de unas bodas rituales en las que -hombres, animales, plantas, piedras y estrellas... actúan y hablan juntos Knnu m e now Alhion look upon m e I alone am Beauty The Imaginative Human Form i» l»ut a hrejthing of Vala. 261

'■ 'ÏT T T 'T como un sola familia o sociedad*. En la representación inituJ d todos los objetos naturales no sólo se vuelven ellos mismos uinui que se reúnen, sin pérdida de su invididualidad. en la Divina *or mana de la que, al principio de la experiencia, habían caído en .» sej Toda Forma Humana identificada hasta el Árbol el NUtal Forma Humana identificada, viviendo avanzando >ri^rcsa™|j A las vidas Planetarias de Años Meses Días y Horas, rcP^ , Y luego despertando en su Seno en la Vida de a nmo Y escuché el nombre de sus Emanaciones, se aman Jcru
E l em blem a de Blake para esta consumación, en la Jérusalem , es un grabado de los contrarios p r im ig e n io s , em anación Jerusalem . en su abrazo marital.

m

m

'W

M

, ,

Toda

^

su

* * *
C u and o las Canciones Je inocencia y de experiencia de Blake cayeron en manos de C oleridge en 18 18 , lo saludó (con notable penetración, a menos que conociera aJgo m is de Blake que esa única publicación) como «un hom bre de G e n io — y según colijo, un swedenborgiano—, sin duda alguna un m ístico enfáticamente. Acaso sonría usted al oírme llamar a otro Poeta un Místico; ¿pero en verdad yo estoy en el pantano mismo del sentido com ún del lugar com ún comparado con el señor Blake, Poeta apo- o más bien ana-calíptico, y P in tor!*20. A l decir «místico» Coleridge quería dar a entender generalm ente un hombre que era receptivo a las doctrinas esotéricas, co m o el propio Coleridge lo había sido y seguía siéndolo. L a m b nos cuenta que Coleridge, cuando era un niño de la Bluecoat S ch ool, había discurseado elocuentemente sobre los misterios de Y ámblico y P lo tin o , y sabem os que poco después estudió, con mucha admiración aunque con reservas, los escritos de Giordano Bruno, Juan Escoto E rígen a, B oehm e y otro s filósofos neoplatónicos y herméticos. E l Religious Musings [Devaneos religiosos] de Coleridge, su primer poem a largo en verso blanco, esta fechado en la Nochebuena de 1794. Es exactam en te contem poráneo de Europe: A Prophecy [Europa: Profecía] de B lake; y, co m o la obra de Blake, está modelado sobre la oda de Milton On the Morning o f Christ*s Nativity [En la mañana de la natividad de Cristo] y se p ro p o n e adaptar la celebración miltoniana de la Primera y la Segunda V en id a de C r is t o a la era presente de violencia revolucionaria y contrarre-

voluc tonaría. Los Devaneos Tcligioyos son densos y declamatorios, pero es un poema interesante, pues ofrece un índice de la interpretación de Coleridgc de la caída y la redención antes de haber leído la metafísica alemana. Manifiesta también hasta qué punto, en su primer período miltomano, Coleridge se parecía a Blake tanto en su personalidad poética como en la empresa imaginativa general. Coleridge escribe como aspirante al estatuto de los «Filósofos y Bardos» que son capaces, -con poder plástico», de moldear el caos de una cultura en desintegración «en tan perfectas formas» como las que perciben en sus «brillantes visiones diurnas»2 '. Pues Coleridge es también él un poeta visionario —-mientras devaneo, / Mirad, una V ISIÓ N se conforma en mi alma»”'— el que el pasado, el presente y el futuro ve, y que repasa la historia de la humanidad, desde el pasado primordial., a través del presente revolucionario, hasta el futuro milenarista, como una breve teodicea en la que «todos los acerbos males» se convierten en «la fuente inmediata / De un bien más poderoso»**u. Estos acontecimientos, Coleridge los interpreta, en una extraña amalgama de cristianismo neoplatónico y filosofía hartleiana, según una metafísica de la unidad, la división y la unidad recobrada. El estado más alto del hombre consiste en experimentar su participación familiar en el Uno: Es lo sublime del hombre. En nuestra meridiana Majestad saber que somos partes Y porciones de un todo portentoso! Esto hace al hombre hermano... Pero es Dios Difuso en todo, el que hace que todo sea uno***. (w. 127-131) El mal esencial consiste en la tentativa del hombre de ser autosuficiente, que hace estallar el todo en el caos de individualidades desheredadas, solitarias, sensuales y mutuamente enajenadas. Perdida «La cohesion del mundo moral», ¡... nos volvemos Anarquía de espíritus! ¡Hechizado juguete. Cegado por lascivias, desheredado de alma. as I m use, / Behold a VISION gathers in mpsoul... ** all the sore ills [become] the inm ediate source I Of mightier good. •** 'Tis the sublim e of m an. Our noontide Majesty, to know ourselves Parts and proportions of one wondrous whole! This fraternises man... But 'tis God Diffused through all. that doth nuke all one whole. (versos 1 2 7 -1 3 1 )

* AU Human Forms identified even Tree Metal Earth & Stone. All Human Forms identified, living going forth & returning weaned Into the Planetary lives of Years Months Days & Hours, reposing And then Awaking into his Bosom in the Life of Immortality. And 1 heard the Name of their Emanations, they arc nam ed Jerusalem.
262

Ningún hombre común de enmcdio, Ningún padre común conoce! Sórdida y solitaria cosa Entre hermanos innúmeros de corazón a solas Por cortes y ciudades vaga el blando salvaje Sintiendo que es ¿I mismo, su vil persona el todo . (w. 143-152) Inversamente, cuando el hombre, «todo aniquilado», vuelva a poseer las partes enajenadas en un acto de simpatía omnicomprensiva, efectuará la redención profetizada en la Segunda Venida. ¡Cuando pueda con santa simpatía Hacer [el hombre] del todo un Uno mismo! ¡Un Uno mismo que el extraño ignora!... ¡Un Uno mismo que aún se expande! ¡Olvidado de sí, Pero dueño de todo en todo! ¡Esa es la Fe! ¡Ese es de fatal modo el triunfo del Mesías!4 ' (w. 43, 153-158) En concordancia con esta filosofía de la comunidad y la división, cuando el «bendito futuro se adelanta ante mis ojos», la visión milenarista del poeta de -la Ticnra renovada* es la de una sociedad familiar que vive en una economía comunista, en la cual la ancha familia del Amor Alzada de la tierra común por el común afán Disfruta de la igual cosecha***. (w . 340-343, 356-366) we becom e An Anarchy of Spirits! Toy-bewitched, M ade blind by lusts, disherited o f iouI, No common centre Man, no com m on sire Knoweth! A sordid solitary thing. Mid countless brethren with a lonely heart Through courts and cities the sm ooth savage roarm Feeling him self, his own low self the whole. (versos 1 4 3 1 5 2 ) ** Vhen [man) by sacred sympathy m ight m ake The whole one Self! Self, that no alien knows!... SeH , spreading still! Oblivious of its own, This the M essiah’s destined victory! (versos 43, 153-158) the vast fam ily of lx»ve Raoed from the com m on earth by com m on toil Enjoy the equal produce. (versos 340-343, 356-366)
264
Yet all of all possessing! T his is Faith!

Desde su juventud hasta su vejez, Coleridge fue un monista compulsivo cuyo espíritu, como dijo él, «siente como si doliera ver y saber algo grande —algo uno c indivisible*2*. Sentirse cortado, aislado, enajenado de los otros hombres y del mundo circundante —«verse traicionado en la miseria de la división»— era intolerable para Coleridge, y describe repetidamente toda división como un trato con la muerte, empezando con el error primordial del intelecto por el cual, en lugar de poseemos «a nosotros mismos, como uno con el todo... pensamos en nosotros mismos como seres separados, y colocamos a la naturaleza en antítesis con el espíritu, como objeto frente a sujeto, cosa frente a pensamiento, muerte frente a vida**. Para los materialistas, consecuentemente, la naturaleza es «el extraño natural de su ojo negativo», y la filosofía mecánica, al separar a los fenómenos del espíritu viviente, «trae la muerte entre todas las cosas visibles e invisibles»2 4 . Pero si la división irredimible es el mal esencial, lo que Coleridge llama -la distinción» no sólo es redimible sino la condición necesaria del desarrollo progresivo, pues «distinguir sin dividir» es el único camino para «prepararnos para la re-unión intelectual del todo en uno»2 5 . Contra la mortal división, en todas las áreas de la percepción, la intelección y la invención humanas, Coleridge asienta el concepto de la «vida», y para él, como para Goethe, Schelling, Hegel y Blake, «para la idea de la vida la victoria o la lucha es necesaria»2 6 . Así, en las cosas vivas «la ley mis general» es *la polaridad o dualismo esencial de la Naturaleza», que se manifiesta en la tendencia «a la vez a individualizar y a conectar», en un proceso por el cual «tesis y antítesis, posición y contraposición» necesaria­ mente «se unen en una síntesis». F.n l.i identidad de los dos contrapoderes, la Vida subsiste; en su lucha consiste: y en su reconciliación muere y a la vez renace en una nueva
form a27.

Para Coleridge la oposición básica es entre la estéril yuxtaposición de elementos divididos, y por ende muertos e inertes (equivalente a las •^negaciones» de Blake) y un proceso vivo en el que las verdaderas polaridades (equivalentes a los «contrarios» de Blake) se separan unas de otras, pero sólo a fin de volver a casarse y generar así una nueva entidad en la que sobreviven ambos componentes, pero en un nivel mis alto de organización. La filosofía mecánica, por ejemplo, conoce únicamente la «composición... y descomposición», las relaciones de partículas improductivas unas con otras... En la vida, y mucho más en el espíritu, y en una filosofía viva y espiritual, las dos contrafuerzas componentes se interpenetran efectivamente una a otra, v generan una tercera más alta, que incluye a las dos anteriores, ila tamen

uí sit alia ef m a jar9.
265

Ése | movimiento a^toímr^l.I'T A tod" el P*n“ m'en‘o de Coleridge: iodo toda novedad o m frrL,, ' Progreso y productividad, > • por ende atracción de fuerzas rml "Natividad», es un generador conflicto-en-laalto de ser, y asf s VT aiTS’ ^u < * sc aparan para reunirse en un nivel m ás Una -muJcipIiddad i»r\ ° 1 P * C8aí1 ? *crcccn*« dcsdt? ^ simple unidad hasta « corn^ ün'¿ i d' u" organizado. De esta (•el acto eterno de ^ C °,nc P °r ciempl0 el proceso de la cosmogonía absoluto*), de la * crcaa.on, cn cí infinito Yo Soy. o «uno-mismo Imaginación nn™, .p,stCfno'°8*a (la «repetición» de esa creación en -la la creación poética Ü£° Percibir cn cada espíritu individual) y de la imaginación n r,J **" 1 •maginación secundaria- (un .eco- de simbólica» ouc ** ana quc- como aquella facultad, es una «fuerza... opuestas o discordw e's'-V" CqUÍ1‘bri0 ° rcconcillaaón dc cualidades a Denw r com o Para muchos alemanes contemporáneos, ponerse Primiprnif tmcmc scparar aquello que es uno en la conciencia Du- j" ’ C tai manera que el comienzo dc la racionalidad humana puede equipararse aJ relato bíblico de la caída del hombre. EJ instinto racional, por consiguiente, tomado cn abstracto y sin equilibrar, formó, en sí mismo (seréis como dtosn, Gén. iii. 5) y en sus consecuencias... la tentación original, por la cual cayó el hombre; y en todas las edades ha seguido originando lo mismo, desde Adán, en el cual “. todos---caímos*preocupación principal de Coleridge era facilitar una «Reconciliación uera de Ja Enemistad con la Naturaleza» en la que había caído la filosofía, y en especial la filosofía contemporánea del mecanicismo, cuando sustituyó una antítesis vital y productiva por una división absoluta e insalvable entre sujeto y objeto, espíritu y naturaleza enajenada3 1 . De acuerdo con esta manera de pensar, representa la historia cultura] de la humanidad, en el recurrente apólogo romántico del viaje educativo circular, como la busqueda por el hombre de la unidad entre su espíritu y la naturaleza, que termina en el descubrimiento de que la meta de la búsqueda era su punto de partida: Allí donde... eJ fomento y la evolución dc la humanidad es la meta final, pronto se verá una tendencia general, una firme búsqueda tras algún fundamento común al mundo y al hombre... perturbado como por el oscuro estremecimiento dc un nacimiento interior... el hombre sale a la naturaleza —en la naturaleza, como en las sombras y reflejos de un río claro, para descubrir lo* originales de las formas que se le presentan cn su propio intelecto—. Sobre esas sombras... como un Narciso, se inclina con delieb: hasta que... aprenda por fin que lo que busca lo lia dejado atrás, y que no hace sino agrandar la distancia a medida que prolonga b búsqueda
266

para Coleridge un valor cardinal de las arres es que humanizan la naturaleza y así ayudan a volver a posesionarse de ella al espíritu del que había sido enajenada. 1 ,1 arte, dice, *es la mediadora entre la naturaleza y el hombre y su reconciliadora. Es por consiguiente el poder de humanizar la naturaleza, de infundir los pensamientos y pasiones del hombre en cada cosa que es objeto de su contemplación». «Hacer lo externo interno, lo interno externo, hacer de la naturaleza pensamiento, y del pensamiento naturaleza —ese es el misterio del genio en las Bellas Artes»5 1 . Coleridge fue pues un monista filosófico, pero un monista diversista, para quien la meta intelectual, cultural y moral del hombre no es regresar a la unidad indiíerenciada del comienzo del desarrollo, sino esforzarse lucia la multipliddad-en-la-unidad de su final. Su coincidencia en este punto con Schillcr (y con Blake) resalta claramente en un notable pasaje donde, como Schiller en su Ponía ingenua y sentimental* rinde un conm ovedor tn b u to a la nostalgia que siente el hombre civilizado y d ividido de sí mismo por la inocencia inconsciente y la sencilla armonía consigo mismo que los niños comparten con el mundo subhumano de las cosas vivientes y crecientes. Esa nostalgia termina sin embargo en una aspiración hacia una integridad más alta que el hombre debe ganar, mediante el pleno ejercicio de todas las facultades que le hacen humano, civilizado y adulto.

Tengo en este momento ante mí, en la pradera florecida, sobre la que reposan ahora mis ojos, uno de los m as apaciguantes capítulos de [la naturaleza], en el que no hay... un solo rasgo de culpa o de angustia. Pues nunca puedo mirar la creación vegetal y meditar sobre ella sin un sentimiento similar a aquel con que m iram os a un lindo niño que se ha dormido ahíto en el seno de su madre... El m ism o placer tierno y genial se apodera de mí, y a ese placer responde y lo vuelve hacia adentro U misma dolorosa melancolía, la m ism a reconvención susurrada, y U desasosiega un impulso o aspiración similar. Parece como si el alm a se dijera a sí misma: ¡De ese estado has caldo! ¡Asi has de ser ^g^na vez toda permeable tú misma a una fuerza m ás santa!... Pero lo que la planta es por un acto que no es suyo c inconscientemente -eso tu tienes que
•hacer que lo seas... .E s o

tú tienes que hacer que lo se«-. Coleridge pros.gue d.ciendc, q^en la actividad inconsciente por la cual una planta a*m.la elemen' ° ^

en crecimiento,

cómo. *c convierte en el or^anismn^ visible tic * toda la vida silenciosa o elemental de b naturalc/a. v consiguientemente al incorporar un extremo se vuelve símbolo del otro; el símbolo natural de esa vida mis alta tJc razón, en la que la sene entera... es perfeccionada, en la que, por consiguiente, todas las gradaciones subordinadas recurren y son reordeiudas m mAi ¿húndanle honor... Nosotros... las reconocemos ahora a todas como coexistentes en la unidad de una forma m ás alta, corona y cumplimiento de b serie... terrenalM . Coleridge concibe que todo proceso viviente, en el reino del espíritu lo mismo que en el reino de la naturaleza, se mueve a lo largo de un curso circular y ascendente. Tal como lo dice él, todo lo que es vital y no meramente mecánico está organizado, y por la acción de sus contratendcn cías inherentes «b organización no tiene otro significado sino una fuerza que en lugar de moverse en línea recta como hace el mecanismo, se mueve en redondo sobre sí misma en un círculo»3 5 . Para Coleridge, como para los filósofos alemanes contemporáneos, la «Ciencia del Método* que gobierna toda intelección válida muestra el mismo curso espiral; el proceso de razonar, dice Coleridge, empieza con la proposición autofundada que sólo al final alcanza y valida, y así constituye un todo omnicomprensivo y autosustentado: Con esto comenzamos (o m ás bien pareció que comenzábamos: pues todavú se movb ante nosotros, como un invisible guardián y guía), v esto e* aquello cuya reaparición anuncia la conclusión de nuestro circuito y nos da b bienvenida a nuestra meta*. También el proceso de la imaginación (puesto que esta facultad «es esencialmente vital», en cuanto que se opone a la «fantasía» mecánica «que no tiene contrapanidas con las cuales jugar, sino fijezas y definidades»'7 ), describe un curso que termina donde empezó. «El principio de la imaginación», según una rita de Coleridge que da Hazlitt en un equilibrio de ironía y admiración, «se parece al emblema de la serpiente... con ondulantes pliegues... fluyendo sin fin hacia sí misma —circular, y sin comienzo ni fin»3 *. Y el producto vital, no menos que el proceso, de la imaginación del poeta tiene la forma de un ouroborous\ de esta manera justifica Coleridge, en los términos de su metafísica total, el poema circular cuyo final es su comienzo. El final común de todo relato, no, de todo Poema es convertir una serie en un iodo hacer que aquellos acontecimientos que en la Historia real o imaginada se mueven en la linea recta asuman a nuestro Entender un movimiento urcular —b serpiente con la Cola en su Boca5 9 . Coleridge prosigue explicando que toda historia, tanto de la raza como de cada ser humano, aunque parece lineal al hombre de corta vista, se
26 8

manifiesta a quien ve el presente, el pasado y el futuro en panorama como un gran círculo desde el U no de vuelta hasta el Uno por la vía de los muchos. U n poema cumple su forma perfeccionada organizando su segmento imaginado de historia lineal en una versión en pequeña escala del diseño circular del drama total, tal como se ve bajo el aspecto de la eternidad: Indudablemente, a sms ojos, que son los únicos que abarcan todo Pasado y todo Futuro en un solo eterno Presente, lo que a nuestra corta vista aparece recto no es sino parte del gran Ciclo... Ahora bten. lo que es el Globo en Geografía, que nimtaturiza a fin dr matuftuar la Verdad, eso es un Poema para esa Imagen de Dios, en la que fuimos creados, y que sigue buscando esa Unidad o Revelación del Uno en y por los Muchaj. que la recuerda, que aunque para ser un Ser individual tiene que seguir adelante a partir de Dios, sin embargo, como el receso desde él es proceso hacia la Nada y la Privación, debe aún a cada paso regresar hacia él a fin de ser en la medida que sea —entonces una Linea recta, retrazada continuamente, forma necesariamente una órbita circular4 0 .

La visión de Coleridge de la caída del hombre como división y aislamiento y de la redención como una reconciliación, junto con su concepción, relacionada con ésa. del movimiento circular de la imaginación organizadora y la forma circular de un poema orgánico, están en consonancia con el tema, la imaginería y la disposición de muchos de sus propios escritos. Considérese, por ejemplo, el más alto logro de Coleridge en cada uno de sus dos géneros principales: el poema de lo sobrenatural y el poema de la vida ordinaria. The Ancicnt Martner [El viejo marinero] no es ni una fábula alegórica ni un poema simbolista. Sin embargo, las persistentes alusiones religiosas y morales, tanto en el texto como en las glosas que Coleridge añadió para ayudar a los desconcertados lectores de la primera versión publicada, nos invitan a tomar la experiencia del Marinero como un ejemplo de la trama cristiana del error moral, la disciplina del sufrimiento y un consiguiente cambio del corazón. El viaje literal del Marinero es pues también un viaje espiritual; es además un viaje circular en el cual, en medio de la alegre ceremonia comunal, se aparta de su tierra natal:
El barco ha sido halado, la rada Alegremente fondeamos Bajo la iglesia, bajo el cerro Bajo la cúspide del faro"

despejada,

• The ship wat cherml, the harbour cleared Merrily did we drop Below the kirk, below the hill, Below the lighthoiue top. .

para volver al final ^ País*. Este rclai mo. subraya el argumento en prosa, -a su propio cristiano que es ? situado dentro del marco de un sacramento unas nupcias E l Up° * a consumación ultima: la celebración de k parábola bíblw ^ a,?ner? csc» g« * a uno de tres comensales que (como en pariente del nov’ ° " ,nvitado* a ía «fiesta de las bodas- como (vv. 587-5< *fi\ IO* -^ .^uc* como sugiere al Marinero su instinto unión* v es nc5es,ta *fT instruido en la plena dignificación del amor y la i. C CS Propósito del cuento que el Marinero procede a rel «donde ,aIros f °l|tano aparece en un panorama desolado de hielo y nieve hubiera ^ * * i Vers*. cosa v *va#- Los marineros lo saludan «como si fam il' | SI ? Un i cr,sl* ana* y. en el antiguo ritual de aceptación en la . ,a\ c an a**niento; pero el Marinero, «con desprecio de las leyes de ospna idad», mata ai albatros. Matar «al ave que amaba al hombre- es un acto que expresa la orgullosa autosuficiencia del Marinero, su decisión cortarse de la comunidad universal de la vida y el amor. Su castigo co n siste en experimentar toda la medida del aislamiento que ha escogido, en u n m undo donde todos sus compañeros han muerto y la naturaleza se na vu elto ajena y enemiga para él. ¿Solo, solo, del todo solo solo, Solo en un vasto vasto mar!*4 1 La frase, cuando se repite más tarde, se ha vuelto una metáfora de la experiencia en un viaje espiritual: ¿Oh Invitado de b Boda! esta alma ha estado Sola en un vasto vasto mar**. S ólo «miles de miles de viscosas cosas / Pervivían; y también yo»*** «D esprecia*, dice la glosa, «a las criaturas de la calma*. E l reverso de esto se anuncia en los versos que dicen: -La móvil Luna remontaba el délo, / Y no moraba en sitio alguno»****. En la incomparable glosa de C o lerid g e sobre estos versos, la luna y las estrellas hasta entonces ajenas se han hum anizado; y el ritm o mismo de la punzante descripción de su viaje circu lar da testim onio de cuán profundamente ha aprendido el M arinero lo que significa pertenecer a un lugar, una tierra natal, una fam ilia y un hogar:

* Alone, alone, all, aII alone, Alone on a wide wide sea! ** O VPedding-GueJt! this soul hath been Alone on a wide wide sea. *** a thousand thousand slimy things / Lived on; and so did I. °* The moving Moon went up the sky, / And no where did abide.

270

llevan adelante al Marinero en su propio viaje circular. en medio de revelaciones oblicuas pero insistentes de su nostalgia: las velas hacían -Un ruido cual de arroyo oculto / en el frondoso mes de junio»**. pero quietamente avanzan.. el Marinero está preparado para reconocer.En su soledad y su fijeza añoraba la Luna viajera. ¡Olí sueño de la dicha! ¿es en verdad La cúspide del (aro lo que veo? ¿Es ésa la colina? ¿esa la iglesia? ¿Es éste mi terruño?. y es su reposo señalado. y en todas partes el ciclo azul les pertenece. / in the leafy month o <June.. . y la» estrellas que quietamente habitan.. • O happy living things! no tongue Their beauty might declare: A spring of love gushed from my heart. la ensenada de -su país natal». y el viento abanicaba su mejilla Com o brisa del prado en primavera: Se mezclaba a mi miedo extrañamente.. ¿Dichosas cosas vivas! lengua alguna Podría su belleza declarar Un manantial de amor saltó en mi corazón. como señores que son ciertamente esperados y sin embargo hay una silenciosa alegría a su llegada. Yet it felt like a welcoming. Habiendo completado su circunnavegación literal y espiritual del globo. pero en orden invertido. el Marinero termina su travesía en el punto de su origen. V sin saberlo las bendije2. las bendice. y su país nativo y sus propios hogares naturales. los elementos naturales muertos -estallan de vida» y. a la luz de la misma luna viajera. a los que entran sin anunciarse. De inmediato se desvanece el terrible hechizo. *•* Like a mcadow-gale of spring It mingled strangely with my tears. . Los tres últimos objetos que había visto al partir —la iglesia. otra vez benignos. y en im prem editado estallido de amor fraternal. la belleza de la vida que comparte con lo que había mirado como despreciables serpientes marinas. la colina y el ía ro ..reaparecen ahora. Cumplida así la lección de la comunidad. Y era a la vez como una bienvenida***.

no siento... y termina con un regreso a la escena exterior. como «el frío mundo inanimado que le es dado / A la mísera turba sin amor y ansiosa»**. En la alegría la individualidad se pierde y por lo tanto cuando es más viva es en la juventud. Vida. el poeta se revela estático y encerrado en sí mismo (como el Viejo Marinero estancado en el ecuador). V es sólo en nuestra vida donde vive Natura*_ se ha vuelto ajena y muerta. [antes] de que las circunstancias que han forzado a un hombre a centrarse en su pequeña persona despreciable y sin pensamientos hayan disminuido su capacidad de existir umversalmente. sólo que ia de Coleridge empieza y termina en el estado de imaginación dañada. deja al poeta aislado. nuestros prójimos. los árboles. cómo se dañó y restauró». cuán hermosos son!. En el transcurso de la descripción inicial. Los veo a todos tan excelsamente bellos. donde una preocupación central es la reconciliación del sujeto y el objeto en el acto de la percepción. that inanimate cold world allowed /To the poor loveless evcr-anxious crowd. .. me alzaba en tierra firme!* —pero sólo para proseguir lo que la glosa llama su «penitencia de vida*. and in their purest hour. Ami in our life alone does nature live. all in m y own countree. no conocer un uno-mismo sino aquel que se refleja no sólo desde las caras que nos rodean por doquier. incluso desde la superficie misma de [las aguas y las] arenas del desierto. la nube. pasa a una meditación sostenida que implica el pasado. ¡Veo. not feel..< .. Joy that ne’er w as given. con las fuentes interiores de -la pasión y la vida.. hablando. apatía y esterilidad creadora. esta meditación constituye una breve autobiografía-crisis que es paralela a los dos libros de El preludio de Wordsworth sobre -«La Imaginación. y de este modo la ha hecho compatible consigo misma: Todo genio existe en una participación de un espíritu común.secas y su «espíritu conformador de Imaginación suspendido». en una naturaleza que —puesto que no recibimos sino lo que damos. I see. En Abatimiento: Oda. de tierra en tierra*. and Life’s effluence... habiendo separado al espíritu de sus objetos. pues le falta toda «válvula natural» y está cortado de todo intercambio emocional con el mundo natural del cielo. En su forma característica. y en su hora mis pura. La condición necesaria para superar esa división letal en su interior y en el mundo exterior es el estado que él llama «alegría» [joy] Alegría que jamás se dio Sino a los puros. atribuye esta condición a aflicciones recurrentes que le han obligado a volverse hacia «la abstrusa investigación». el presente y el futuro del hablante.. es el estado de vitalidad abundante —necesario para el trabajo del poder creador del genio— que. «alegría* significa el acompañamiento consciente de la actividad de un espíritu plenamente vivo e integrador. perfeccionó en Frost ai Midnigbt [Escarcha a medianoche]. este tipo de poema lírico empieza con una descripción del paisaje. pero en un nivel más alto de visión. hablando.¡Y al fin. Tener genio es vivir en lo universal. Y aun así miro —¡con qué ojo tan vacío!. relaciona a la persona a la vez con otras personas humanas y con una naturaleza exterior a la que ha vuelto inanimada. Oh! dream of joy! is this indeed The light-house top I see? Is this the hill? Is this the kirk? Is this m ine own contree?. Pero ese inveterado análisis divisor se ha hecho ahora «casi el habito de 1111 alma* y. I see them all *o excellently fair. en la tentativa de cercenar «de mi propia naturaleza todo el hombre natural*. And now. how beautiful they are! I we receive but what we give.. sino que se refleja desde las flores. l ife. > En un repaso resumido de su vida. rompiendo las fronteras de la conciencia aislada. Tal como define el término en sus Philosophical Lectures [Conferencias filosóficas]. los animales. y hablando. y no preve ninguna posibilidad de recuperación de su crisis personal de aislamiento. y repitió en otros varios «poemas de conversación*4 2 . El poema de Coleridge Dejcction: An Ode [Abatimiento: Oda] es el ejemplo mis impresionante de otra forma circular que inauguró en The Eolian Harp [El arpa eólica]. y efusión de la Vida. En la filosofía del uno y los muchos de Colendge.*** La «alegría* es un término central y recurrente en el vocabulario romántico que tiene a menudo un sentido especializado. I stood on the firm land! And still I gaze— a n d with how blank an eye!... las estrellas y la luna «fija* e inmóvil. pasando -como la noche. del todo en mi terruño. Save to the pure.

su voz afine la alegría.Cn^ C Con un Hiundo exterior viviente. la metáfora de un remolino cuyo final se funde con su principio en el flujo de una vida compartida entre la polaridad elemental del espíritu y la naturaleza. gives in dower A new Earth and new Heaven. 17A . NovaI** V^. Que la alegría alce su espíritu.^rarnos en nosotros mismos! oe allí mana todo encanto del oído y la vista. en la esperanza de que la amiga ausente a quien va dirigido el poema pueda conservar para siempre la aJegna que el hablante ha perdido para siempre. Undreamt of by the sensual and the proud— Joy is the sweet voice.aKlnac*ón»t se describe como la iuerza interior que Hölderlin. wedding Nature to us. All melodies the echoes of that voice. Esos intercambios se expresan en una figura neoplatónica que representa la circulación de la emanación y el retorno4 4 —en la soberbia versión de Coleridge. Lady! is the spirit and the power. Alegría la nube luminosa. Todas las melodías son ecos de esa voz. de uno al otro polo. Todo color rezuma de esa luz*. ajC ^na' condición necesaria para «el espíritu une j |a perso ir. desposando con nosotros a la Naturaleza. Abatim iento concluye. con un pasaje que expresa el triunfo del poeta sobre la preocupación exclusiva consigo mismo.en el si mismo. ¡Señora!. ^ . * Joy. después de un breve regreso a la escena natural descrita en su comienzo. ¡Que vivan para ella todas las cosas. Which. Alegría es la voz de dulzura. Vjue nunca el sensual y el soberbio soñaron. All colours a suffusion from that light. Como figura de unas l* ' x 0 ÍWOrt^’ Coleridge representa esta unión con la bíblica de esr f ** Manifiesta también su conciencia de la significación naturaleza 1 * ^Ucs *rábuye a las bodas entre el espíritu y la que hace eco j * ? " ^ vieí ° ™undo y su sustitución —en una frase tierra* tC° * saias y Apocalipsis— por «un nuevo ciclo y una nueva la alegría. es el espíritu v la fuensa Vue. V a . Joy the luminous cloud— We in ourselves rejoice! And thence flows all that charms or ear or sight. U 2 en dote nueva Tierra y nuevos Cielos. y sostener así sus intercambios con un mundo exterior que se hace así humanamente amable. aunque sólo fuer- conformador de Í r r ' 0.

amiga. la de mi devotísima elección. así como los procesos divisores de «la previsión. y para siempre goces*. y de ambas con Dios: * ‘ weakness. el pensamiento analítico separa al espíritu de la naturaleza y al objeto del sujeto. Of that false secondary power. y que está por tanto libre de la esclavitud «De esa falsa fuerza secundaria por la cual. En el segundo libro de El preludio Wordsworth alaba a Coleridge como alguien a quien «la unidad de todo le ha sido revelada». evermore rejoicc. desprendimientos— desde la unidad indiferenciada de la persona y la naturaleza. sin embargo. we create distinctions. from pole to pole.Y su vida así sea b marejada de tu alma viviente! Oh simple espíritu. En Wordsworth es prominente por ejemplo su versión del gran lugar común de la ¿poca: l. Ojalá así por siempre.. Continúa oponiendo a la «industria analítica» sus propias «observaciones de afinidades / En objetos donde ninguna hermandad existe / Para el espíritu vulgar»***. Wordsworth: el largo viaje a casa N o he i leído nunca una palabra de metafísica alemana. guided from above. friend devoutcst of my choicc. / In and fell that it was joy. m all things I I saw one life. 27S . Señora amada. To her may all things live. la inteligencia o la voluntad del pensamiento» activo. / En la debilidad. Joy lift her spirit. gracias a Dios*. no parecen sino «recaídas» o sea. y esta división. y sentía yo que era alegría»****. escribió Wordsworth a Hcnry Crabb Robinson4 \ ts u afirmación es indudablemente una verdad literal. como observó varias veces Robinson.. joy auune her voice. by which. el pensamiento de Wordsworth tiene a menudo paralelis­ mos con el de sus contemporáneos filosóficos alemanes. En un pasaje manuscrito añade que «gracias a esa comunión» fue «pronto enseñado* que las «imágenes y formas separadas* que son evidentes para la percepción pasiva. Thus mavst thou ever. 2. Their life the eddying of her living soul! O simple spirit. si es absoluta. mata al objeto que separa y amenaza de muerte espiritual al espíritu del que lo ha separado. Dear Lady. **' observations of affinities / In objects where no brotherhood exists / To common minds. creamos distinciones»** que confundimos con divisiones reales. con el resultado final de que «en todas las cosas / Veía yo una vida. cuyo signo es una plenitud de vida compartida y la condición de la alegría... guiado desde arriba.i unidad con uno mismo y con el mundo propio es el estado primigenio y normativo del hombre.

arc lost In god and nature. Sueltan sus villancicos a su antojo.. «De ese sueño olvidadizo» —claramente es éste el «sueño de la Muerte» del que Wordsworth se proponía despertar. a la vez a los objetos vistos y a la persona que ve: Pues ¿se trataba acaso De que escrutáramos.. Break down all grandeur. Como Schiller y Coleridge.. Wordsworth expresa aquí.as recaídas de la vida interior única Que está en todas las cosas. exclama. And still dividing and dividing still. The blackbird amid leafy trees. librando así una guerra impía Contra la vida misma De nuestras propias almas?** «Levantémonos». Rompiéramos toda grandeza. Nunca harán ellos una loca guerra A la Naturaleza. Y actuando asi las formas y los sentimientos. Y reaccionando asi. and dwindle as we pore. Y aún dividiendo y dividiendo aún.. La alondra sobre el cerro. from that unity In which all beings live with God..en su Prospecto— y reunamos las partes separadas en un intercambio resucitador en el cual (como diría Coleridge en Abatimiento) la vida de todas las cosas será el remolino de nuestra alma viviente: Asi disciplinados Vivirán en nosotros todas las cosas y nosotros Viviremos en todo lo que nos rodea.. «al al.. el Buhonero de Wordsowrth habíadenunciado el falso tipo de «ciencia» que.. Objetos solitarios. they shall each acquire A living spirit and a character T ill then unfclt.. still beheld In disconnection dead and spiritless. and thus Reacting. perdidos lo mismo en Dios que en la naturaleza. .. they see A happy youth. Callan si es su deseo. For was u meant That we should pore. The lark above the hill. asesina. Pues asi el intelecto y los sentidos Se darán uno a otro mutua ayuda. y al escrutar disminuyéramos. el descontento del hombre por ser humano y * Such consciousnesses seemed but accidents Relapses from the one interior life Which is in all things. On solitary objects. For thus the senses and the intellect Shall each to each supply a mutual aid... En The Fountain [La fuente] (1799) Wordsworth atribuye al viejo Matthew una memorable declaración sobre la conciencia desdichada del hombre autodividido y que se sabe mortal y la dichosa autounidad de las criaturas que actúan por instinto y sin memoria ni anticipación: El mirlo entre los árboles frondosos. cada uno adquirirá Un espíritu vivo y un carácter No sentido hasta entonces*4 7 . l^rt loose their carols when they please. en un pasaje pensado para TheRuined Cottage (La alquería en ruinas]. Un par de años antes. And forms and feelings acting thus. Feliz juventud tienen. desde aquella unidad En que todos los seres viven con Dios. mirados todavía En su desconexión muertos y sin espíritu.. al desconectarlos. y una vejez llena De libenad y de belleza**.Una conciencia tal no parecía ser sino accidentes l.. por intermedio de un personaje inventado. W ith Nature never do they wage A foolish strife. in one mighty whole A l undistinguishahle as the cloudless east At noon is from the cloudless west when all The hemisphere is one cerulean blue. and their old age Is beautiful and free. en un todo potente V tan indistinguible como el este sin nubes No se distingue en la mitad del día Del oeste sin nubes cuando es todo EJ hemisferio un solo azul cerúleo*4 *. Are quiet when they will.. por medio de la distinción sin división). waging thus An impious warfare with the very life O f our own souls? 276 Thus disciplined All things shall live in us and we shall live In all things that surround us. en lugar de servir a «la causa / Del orden y la distinción» (es decir..

|n e m b a r g o el c * » > it u ma í Cf1 ' u P ^ P 10 nom bre. En el capítulo 1 1 observé que. a diferencia de los idealistas alemanes. del que E l preludio era una parte.uH r *P*ntu individual que guarda Su re tiro inviolado. como dice en el Prospecto.. espíritu y naturaleza. Su confianza en el lector es tal vez excesiva. Sin embargo. Wordsworth pretendió sin embargo que su poesía contaba con un fundamento intelectual sistemático. Persona particular. die one great Life I sing. aunque -no es la intención deI Autor anunciar formalmente un sistema.producto de un c o n flic to . W'ordsworth se propone representar el crecimiento del espíritu del poeta —del mismo modo que los filósofos alemanes se proponían construir el desarrollo de la conciencia genérica e individual— dentro de los límites de un esquema con dos términos de referencia: la interacción entre sujeto y objeto.t^ com o exp resó Jo h n Jo n e s 41) P ro c la m a en um cncr. de sus semejantes y de los • S acontccimientos públicos de su tiempo. que se subdivide en espíritu que conoce y objeto que es conocido. sino que empieza. y su n j U U . e Lector no tendrá dificultad en extraer por sí mismo el sistema»*0. con un «Espíritu» que está adaptado -aJ Mundo exterior» y un -Mundo exterior» que está Of the individual mind that keeps iti own Inviolate retirement. S u . P*.. A sí W ord sw orth • Una vcr*ión de su Prospecto. and consists With being limitirss.ur° l0mo una integridad de elem entos dispares. consecuente < £££?" % ln 'ncálJi*' b V.i.4i. W ord sw orth concibe mi. Wordsworth no pone un Uno inicial o un absoluto. . » ^ ^ ‘o lb desde la infancia hasta la madurez a través de su ^pcncncia en evolución de su medio natural. pero nuestro punto de vista presente nos permite discernir en E l preludio una subestructura coherente Óe ideas y una evolución sostenida de las imágenes que señalan su consonancia con el pensamiento y el designio de muchas otras obras románticas muy diversas en la literatura y en la filosofía. en uno de los niveles narrativos recurrentes. . rnifnto 9UC implica necesariamente auiodivisión \ in d iv id u a l. única y sin embargo humanamente representativa. como dijo de E l recluso. 278 . I . •* soledad en las relaciones. sino la presentación .dj &*nác y única no es i ^ ^ P r*btdio de Wordsworth en su época es que . m un mito de una CXTcnso* n¡ una fábula simbólica o alegórica. _ ° °*crfdge trató de que fuera) un poema filosófico.f n r ? * ” Una un i^ Jl^ ^ Ut* con serva la identidad c o n s is te en n u t * Y ^ V.

sobre la implicación cognitiva y emocional del hombre con el medio donde ha nacido. bebe en los objetos exteriores. l'fc'ordswonh] veía un intcriuego constante de tuerzas opuestasEntre los principales contranos de la naturaleza se cuentan. por intermedio de sus sentidos. crece en comunidad con iu mundo circundante. como ya sabemos. en el hombre individual y en U sociedad. En los primeros libros de E l preludio se propone mostrar la* lentas y complejas operaciones de «aquellas infinidades primo­ génitas que adaptan / Nuestra existencia nueva a las cosas que existen»* (I. 255-264) El elemento dinámico en el crecimiento del espintu en la naturaleza es un juego de polaridades que no es. los que Wordsworth introduce en sus versos iniciales sobre su * ihosc (im-bom affinities thai fit I Our nr« «. tiene intercambios.«enct to «»»nK «hm*v > • there exists A virtue which irradiates and exalts All objects through all intercourse of seine. como ha dicho Charles J. evoluciona hasta la conciencia de un mundo que está tan enteramente humanizado que el tirón de la gravedad se experimenta como una relación familiar. mientras que el espíritu habita. como «un hábito muv fuerte de pensar en términos opuestos o contranos apareados. Por todas partes. (11. No outcast he. Por sus venas de niño se difunden La gran gravitación y el filial lazo De la naturaleza que le une al mundo**. el niño. 255 2M) . lo que nunca antes se había dicho explícitam ente. Along Ins infant veins are interfus’d The gravitation and filial bond Of nature. No es él un excluido. un azorado en desaliento. hasta que unos y otro se integran como una sola cosa. en la seguridad de los brazos de su madre. una dialéctica sistemática. existe Una virtud irradiante que exalta A todos los objetos en el sensual comercio. l os objetos naturales entran. fluyen. el léxico esencial que desarrolló para poder decir. se entreteje y entrelaza con ellos y se liga y apega a ellos. «En una sola presencia amada». son recibidos y se hunden en el espíritu. I sas son las metáforas recurrentes de Wordsworth. En la figura que corona este complejo metafórico. en Wordsworth. Smith. se alimenta. en el proceso por medio del cual el espíritu del niño. 582 583).«adaptado al Espíritu-. (11. y con una sutile?a que no ha sido superada desde entonces. that connect him with the world. bewilder’d and depress’d. sino que opera. en la naturaleza.

. melted and reduced T o one idemity. V il.. *• _ fell in hean and soul the shock I O f the huge town’s first presence. En la descripción de Wordsworth. le habían dado un modelo para reconciliar «la multitud / Con el orden y con la relación». no meaning. 28C . su comunión con el medio natural precede y sirve de instrumento a su desarrollo de una comunión con |()N otros hombres: «El amor de la Naturaleza» lleva al «Amor de la Humanidad*. La integridad de espíritu que ha alcanzado pasa su primera prueba sena en Londres.|a tranquilidad» y «la energía» —«esos dos atributos / Son dos cuernos hermanos que conforman su fuerza»*. y durante el período de su residencia aDí más tarde. cuando «sintió en corazón y en alma el choque / De la primera presencia de la ciudad enorme»** (1850. **** . La «vacía confusión» de la metrópolis aterró a Wordsworth con una doble amenaza a su sentido de la individuación-en-la-unidad: la de fragmentar la comunidad en una anarquía de partes sin relación mutua. y ahora «el Espíritu de la Naturaleza» seguía «presente como un hábito» y servía para difundir a través de la prensa De cosas transitorias que se destruyen solas. d e fin***. »ees the parts / As pans. *La Clima» y «la emoción». 66-67). Relacionados con esta oposición entre |a incitación de la belleza y la disciplina del temor. por diferencias Que carecen de ley.(1. 695-740) • these two attributes I Are sister horns that commute her strength.) I lie forms / Perennial of die ancient hills the changeful language of their countenances multitude. «Las perennes / Formas de los viejos cerros». incambiadas en «el lenguaje cambiante de sus fisonomías*.. but with a feeling of the whole. by differences That have no law. . existen otros contrarios que constituyen los polos entre los que fluyen las fuerzas de «esic universo activo*. a la vez en su primera breve visita. y la de asimilar las partes en una homogeneidad en la que no sobrevive ninguna individualidad. Pero la fuerza del tejido íntimo de la conciencia tramado por su anterior educación en la naturaleza le permitió manejar incluso esa «visión inmane­ jable». «la paz y la excitación». 305-306). de sentido. La compostura y armonía que ennoblece****. fundida y reducida A una identidad única. como quien «ve las panes / Como partes. and no end. (V II.in t e r a c c ió n con el escenario natural: «Yo crecí / Criado a la vez por la belleza y el miedo. (.. mas con un sentimiento del conjunto*.

. pero eso en realidad alimenta una guerra interior fragmentadora.. y la esclavización resultante del espíritu por «las leyes del sentido común* era la destrucción de «un / With order and relation..Este desarrollo -De la fuerza intelectual.. die Spirit of Nature... / Una sola hermandad de la raza del hombre»** X I. de etapa en etapa / Avanzando ¿i‘ la mano del amor y la dicha. the press O f scIf-destroying.. but ever with the heart Employ'd. 96-180).. Wordsworth describe el proceso de este derrumbe como la fragmentación y conflicto acumulativos de elementos en otro tiempo integrados... pues establece el tipo de contrarios inertes que no pueden resolverse: «Enfermo. those mysteries of passion which have made. y el intelecto majestuoso****. «Cedí desesperado las preguntas morales. a veces todo ojos Y a veces todo oído. Hasta entonces se había regocijado en la pasión y la vida de la naturaleza.. que debería haberlo sostenido y guiado. 74-88.. Yielded up moral questions in despair. from stage to stage / Advancing. La razón analítica divide. La consecuencia de semejante división entre el espíritu y la naturaleza. transitory things Composure and ennobling harmony. / And of imagination.. **•* now all eye And now all ear. pero siempre entregado El corazón. en la tentativa -de cortar mi corazón / De todas las fuentes de su antigua fuerza» y dejar desalmados por culpa de la lógica -esos misterios de pasión que han hecho. • O f intellectual power. Al mismo tiempo la «vida de la naturaleza». to cut off my heart I From all the sourccs of her former strength. una «guerra contra mí mismo». present as a habit. en la que había participado porque se había enfrentado a ella con facultades y sentimientos unificados y cooperativos. Sick. 695-740) Pero la división interior se convirtió en conflicto interior y desembocó en un estado en el que «el ojo era amo del corazón» y «sometía a menudo mi espíritu en absoluto dominio» (X I. queda desbaratada por la -excesiva presión de los tiempos / Y de sus desastrosas consecuen­ cias»* X I. pero no puede reunificar. over-pressure of the times I And their disastrous issues. exahusto de contrariedades»... 74-88).. (V III. 42-8. X I.. 304-306. •* . Se vuelve hacia la razón abstracta en busca de apoyo para sus esperanzas desfallecientes.. wearied out with contrarieties. había sucumbido a su vez ante esa misma obra de «la lógica y el minucioso análisis*. hand in hand with love and joy. / One brotherhood of the human race (X I. and the majestic intellect . This was the crisis of that strong disease. / Tai fue la crisis de aquella gran enfermedad»*** 1850. / Y de la imaginación».

UV i persona salvador comercio l Con mi persona verdadera*.* 1850. . consiguientem ente co m o una La recuperación del poeta se representa tonM^u facultades gradual reintegración de todo lo que ha q u ^ o ^ivi i ^ ^ ^ sentidos y sentimientos.. Behold me then O kc more in Nature's presence. 335-354. su persona pasada y presen naturaleza exterior. Nature's sell. and strengthened once again (Wmh memory left of what had been escaped). como han señalado varios críticos. riM k‘1 1 between head and heart. X I. gracias a la imagen recurrente de un viaje: como muchas obras de sus contemporáneos.mundo de vida. como ha dicho Elizabeth Sewell. dice Wordsworth.. la pers.° S.. led m e back. perdida y recobrada recibe su coherencia..» me hacía repesar. el -poema de mi propia educación poética**3 de Wordsworth convierte al cristiano viandante del viaje espiriteaJ agustiniano en el viajero autoformador del viaje educativo romántico.stencu en la mewon ^ tiempo» le ayudaron a restablecer la continuidad en cr:dad ¿el ser que había perdido. . Mírame pues En presencia otra vez de la Naturaleza. 138 141). thus restored Orodieru ise.y su retransformación en «un universo muc 10?-]03. y otra vez fortalecido ^ (Y teniendo memoria de qué había escapa o) Es hora de observar que la descripción que da Wordsworth de la unidad alcanzada. restaurado a s » O de otio modo. aunque ahora en un nivel de las experiencias críticas por las que había pasado.. a los anteriores „ios del corazón. mientras q natural. en un paseo Jceral que sirve de «gran figura poética o tropo de conjunto de un viaje qoe está a punto de emprender-5 4 . y al final del primer libro la ruta se traduce en el camino metafórico de la peregrinación _______ de su-vida: * Mainlin'd for me a saving intercourse / Widi my true self. En el transcurso de ese episodio eJ vagabundo sin meta se convierte en algo «como el Peregrino resuelto» que toma «el camino que apuntaba hacia el Valle elegido*. Mi hermana.. «con e! poeta en un panorama de amplio paisaje y cielo abierto*. E i poema se abre de hecho.

Francia y Gales —viajes literales a través de lugares efectivos que se modulan fácilmente en paisajes simbólicos cruzados por un viandante metafórico. el poeta figura repetidamente su propia empresa imaginativa. The fragrance which did ever and anon Give notice of the Shore?. Mv errand was to sail to other coasts. ¿De qué valía Si Conjuros vedaban al Viajero la tierra. My business was upon the banen sea. The road lies plain before me. When Spells forbade the Voyager to land.. el acto de componer E l preludio mismo.91-93. the discipline I And consummauon of the Poet s nnad.. En la segunda aplicación. Esa fragancia que una y otra vez Daba noticia de la orilla?. A veces el vehículo de este último viaje poético es una travesía marítima que connota las errancias de Odiseo en su búsqueda del hogar. 91-93. Mi asunto estaba sobre el mar desnudo.. y el término eta su cumplimiento de la madurez en *la disciplina y cumplimiento / Del espíritu del Poeta»**5 6 . -De etapa en etapa / Avanzando*.. la crisis que siguió a la Revolución francesa había sido «un paso de repente I Dentro de otra región». El preludio representa la vida que narra el poeta como un viaje autoeducativo. Italia. sus principales episodios son las errancias del propio W'ordsworth a través del campo ingles... 638-640) • • from stage to stage I Advancing. 283 ..* (1850. en el que su temprano desarrollo habla sido un -progreso en el camino de la propia persona*. 1.. 638-M0) E l preludia está lleno de -los Vagabundos de la Tierra*4 5 . l a lisura organizadora opera en dos dimensiones. I.. como una peligrosa búsqueda a través de las regiones inexploradas de su propio espíritu. Mi cometido en navegar hacia otras costas****7 * En otros lugares el paralelismo que está implicadoen Wordsworth es con Dante. (1850. * once *** What avail’d.l)c inmediato lu de traerse aquí A través de los años que siguieron la histona de mi vida. En una de ellas.. a quien «Nell mezzo del cammin di nostra vita» le habíasido otorgado un viaje visionario. los Alpes.. I I camino está llano ante mis o)os... 1 stndc at / Into another region. con una sucesión de guias. a travésdel infierno y del paraíso terrenal hasta el cielo: Forthwith shall be brought down Through later yean the story of my life. progress on the self-sim* path.. y después del período de la infancia.

se abre en un paralelismo con la descripción que hace Mil ton de su viaje épico de vuelta del infierno hacia los reinos de la luz (X I. se abre también con un paseo literal que se traduce en una metáfora de la etapa climática a la vez para el viaje de la vida y para el viaje imaginativo que es el poema mismo. en simetría con su primer libro. El paraíso perdido. Uphold. III.. Wordsworth se vuelve hacia su juventud pasada antes de avanzar a desgana en el •«argumento» discordante que empieza con su residencia en Francia —»¡Oh. who has gained the brow / Of som * aerial Down review / The region left behind him. v. O honor’d Friend! Who in m y thought* an ever at my side. así sea. (III. a s heretofore.Viajero soy. *** Thou wilt not languish here. El libro undécimo. 390-393) El último libro de E l preludio. ¡oh Amigo honrado! Que estás siemprr a mi lado en pensamiento. y mi Relato es todo de mí mismo. 1-7.y «tiene la tentación de repasar / La región que dejó atrás»**. alentando al poeu exhausto en su peregrinación y su búsqueda: No languidecerás aquí. que narra el proceso de la recuperación de Wordsworth. So be it. Mas con todo. Ma s a traveller.. (XI. Sostén. Si es que de corazón se deleita siguiéndome EJ puro. oh Amigo para quien Viajo por estas rutas inseguras y grises Me asistirás como a algún Peregrino Que partió en busca de verdad m ás alta***. if the pure mheart delight To follow m e. m y fainting steps. Y a través de todas esas regiones la presencia imaginada de Coleridge sirve a la vez de oyente y de guía. 13-20).) AI comienzo del libro noveno. 196-20!) < v. and Thou. como hasta ahora. for whom I travel in these dim unerrtain w ays Thou wilt assist me as t Pilgrim gone In quest of highest truth 284 is tempted to . Esta vez el paseo no es un movimiento por una A Traveller I am . And all m y Tale it of m yself. y Tú. cuán diferente del pasado!-™—. even so. O Friend. mis desmayados pasos®. «como un viajero que ha alcanzado la cumbre / De una aérea colina.

• • his mind. que se ha desarrollado ahora hasta *la plenitud de su fuerza». and it appear’d to m e The perfect im age of a mighty Mind. lugar tradicional para las visiones definitivas desde que Moisés escaló el Monte Sinai.. a un tiempo mismo creador y receptor.. Tal. así los espíritus superiores. en esa imagen de sí mismo «que la Naturaleza así / Arroja a los sentidos»***. No trabajando sino en alianza Con las obras que mira. y se me apareció Como mugen perfecta de un poderoso Espíritu*. al final de su viaje educativo.. Crea. is the fim Poetic ipint of our human life... en verdad.. for themselves create A like existence. se descubre a sí mismo en sus propios poderes perfeccionados: Una meditación creció en mi aquella noche En lo alto del Monte solitario. sino el ascenso de una montaña. / Protegido en los brazos de su Madre» no sólo había adquirido «la gran gravitación y el filial lazo. en un evidente paralelismo y complemento de esc pasaje anterior. Así como en la fenomenología de Hegel el espíritu. • • • can tend abroad l. and. 265-276) En el Monte Snowdon.. captándola por un instinto.. ai. Working hut in alliance with the works Which it beholds. Aceptando a la vez obrar y ser obrados**** * A meditation rose in m e that night Upon the lonely Mountain. sino que. y doquiera que está Para ellos creada. por un «Poder» similar.ike transformation.. así el espíritu de Wordsworth. se reconoce en su otro. que lo une al mundo». como -huésped de este universo activo».. *** which Nature thui I Thrusts forth upon the tenses... su espíritu reconoce. Así como la niebla y la luz de la luna transforman la escena natural.—Such. pues crean ellos mismos Una existencia igual. enfrentándose a la naturaleza. el «Niño. verily. creator and receiver both.. el mismo poder.llanura abierta. es el primer Espíritu poético de nuetra vida humana**. Creates. whene’er it it . En la primera etapa de su desarrollo. pueden irradiar l^ual transformación.. había establecido también los comienzos de la fuerza recíproca por la cual su espíritu.

un estacad Cn e^C 4 P*ntu madurot tuya percepción iniantil había sido oapgiy fe C Concicnc. adonde han de volver mis pasos».. sino también como un «pórtico» para E l recluso.i I. que describe su manera de vivir en el valle escogido5 9 . catch it by an instinct. prosiguió entonces su camino hasta que una caminata de tres días «me llevó a mi ermita» (1850. En el pasaje inicial de El preludio el narrador es confirmado en su vocación como poeta-profeta y. E l preludio propiamente dicho.oue ra% ^Uc c°ntemplan. the conscioussness Of whom they are habitually infused Through every image. Pero El preludio tiene una función compleja. como en to o e antiguo género de la peregrinación circular. I. y también (en una pedestre metáfora complementaria) «como un trabajador camino a casa». pero este comienzo se convierte de inmediato en el libro inicial de la «obra de gloria» de Wordsworth.a indiferenciada. vemos ahora que refleja la circularidad de su tema. En la límpida versión de de ahí que la mayor ventura v^onocida es la suya. Como a las im presiones todas’ . Hay sin embargo una alteración cmmiu. evoca en su espíritu la ocasión de su comienzo. en respuesta a un impulso del bosque otoñal. and through every thought. . A) final de E l preludio.. escoge como su meta «un Valle conocido. (X III. espiritual y poético. Esta círcularidad de su forma. «Como un Truhán o un Fugitivo astuto. 71-80. 90-107). Solo ahora identifica e aspecto del valle que había hecho de el todo el tiempo la meta di su tortuoso viaje literal. And all impressions. y cada pensamiento. El viaje circular vuelve asi atrás en su conclusión hacia el viaje literal con que se había originado. la conciencia De la que están habitualmente imbuidos Gracias a cada imagen. hence the highest bliss H ut can be known is theirs. habiendo tomado su «domicilio permanente» (X III. lia adquirido la auCDConciencia y es cn-u • sost‘*ncr el sentido de su propia identidad como una individuación W o rd sw o ni000 ^ °^^ctos < ÍUC Percibe. 338) en esa ermita. pues está diseñado no sólo como un poema en sí mismo. La meta. es el hogar: E l bogar cn Grasmere. Willing to work and to be wrought upon. sección 1) que El preludio tiene una organización circular. / Pero como un Peregrino decidido». 84-111) °b*ervado > ’a (capítulo II. Wordsworth. en la seguridad «de alguna obra de gloria que comenzar sin dilación». Created for them.

less. este Valle ha de ser su Mundo». Un Domicilio humilde tuyo es ya mi Hogar**1 . y los nubosos cerros lo repitan). sino un hogar que. perchance for life. «echando sobre la alegría / Una alegría más brillante*. the Name). menos. tal vez por siempre. «Pareja solitaria» (verso 255) son. como un hogar que es también un paraíso recobrado. no sin incongruencia. lo había mirado como «paraíso ante él» (verso 14). pues «el costo» de lo que ha perdido desde la primera etapa de su vida queda ampliamente superado por «lo que conservo y he ganado I Y ganaré». cuando. que lo que ahora soy**. pero esto ha sido una afortunada caída en la experiencia. había reconocido como su hogar espirit ual. se había aventurado a través de el como «un escolar vagabundo*. En la visión de Pisgah que tuvo de él cuando era un colegial. mirando todo. en su primera ojeada al -\ alie alia ahajo-. Whatever may be lost.l hogar en Qrasmere deja claro que el lugar adonde |l3 vvh* to e poetai no es su hogar literal. y ahora el hogar de su imaginación se ha convertido en su hogar efectivo (la palabra reverbera por todo el pasaje inicial): Y ahora e* mió. después de la venerable fórmula. los vagabundeos literales y metafóricos de Wordsworth han terminado se identifica. . Por mucho que se pierda. «a invitación de la Naturaleza* (verso 71). y había sentido inmediatamente que «aquí / Ha de estar su hogar. el antiguo sueño de felicidad del hombre ha descendido de un ciclo trascendente y se ha situado en este mundo mismo: • And now ’tis mine.. que describe en términos que hacen eco a la descripción de Milton del Jardín del Edén. One of thy lowly Dwellings is my Home. El viaje hasta esta etapa última lo ha llevado a través de «las realidades de la vida tan fría». el valle había errado en su memoria.I I pasaje inicial tic f:.. de tal manera que el día de mi infancia era yo menos espíritu de la Naturaleza. y después de tomar en él su domicilio sigue siendo una «contrapartida terrenal* del cielo (verso 642). El lugar donde. dear Vale. take all in all. -Perfecto era el sitio. que agitaba al Espíritu-. than 1 am now. Para él. Beloved Grasmere (let the Wandering Streams Take up. y en la que Wordsworth y Dorothy. the cloud-capt hills repeat. Querido Grasmcrc (los Errantes Cursos Aprendan ese Nombre. Valle amado. • • in my day of Childhood 1 was less The mind of Nature. solitario. A lo largo de toda su juventud. el Adán y la Eva.

.. yea and more. The Lord ai this enjoyment is o n Earth And in my breast. Habita aquí por consiguiente como un segundo y más afortunado Adán. possession of the good Which had been sighed for. and dose me in. lleno de gozo***.el alejado pensarmem u Se fu sacado del arlo donde* estaha l a bienaventuranza inapropiada iu hallado Un dueño. posee un Edén que ha sido ganado: El don es absoluto. . Valle anudo que Uevas la sonrisa en el rostro Aun cuando en paz. But 1 would call thee beautiful. vieja idea cumplida Y amado Imaginaciones realizadas En la mayor medida. full of gladness. porque a diferencia de su predecesor. **• Embrace me then. El Señor de este goce esti en la Tierra Y dentro de mi pecho3 *1 . ye Hills. 2 nd gay. among the bowers O f blissful Eden this was neither given. y envuelve al poeta en un abrazo de amor Abrazadme pues. ancient thought fulfilled And dear imaginations realized Up to tlieir htghevt measure. Nor could be given. Mas yo te llamaría hermoso. todo el escenario natural se vuelve viviente.. ** The boon it absolute. y yo soy ese dueño. Como en algunos pasajes comparables de Hölderlin y Novalis (en Blake el paralelismo es mis con Beulah que con la Nueva Jerusalem). alegre y bello eres. and that owner I amh e. y encerradme en vosotros. cerros.. for mild And toft. and beautiful thou an. eso y más***3 . 110-117) the distant thought Is fetch'd 001 of the heaven in which it w as. surpassing grace T o me hath been vouchsafed. having in thy face a smile Though peaceful. una gracia excesiva Se me ha otorgado: entre los emparrados De Edén bendito ni se dio esto Ni pudo darse. pues dulce y suave. humano y femenino. (vv. The unappropriated bliss hath found An owner. Dear Valley. posesión del bien Por que se ha suspirado.

A termination. said the shower. repelling . (w. and happy in itself. donde está «condenado / A llevar un comercio vacío. A Centre. A Whole without dependence or defect.'l cuando Ia pareja solitaria entró por el invierno. y donde «la vecindad más sirve a la separación / Que a la unión»*****.. "W ild Wanderers.. Cuando por este Valle entramos. / Con objetos carentes de vida. and a last retreat. una Unidad entera*'***. life. sino también una unidad y salud recobradas que no había experimentado en ningún otro lugar salvo «tal como en el corazón pudo metérseme / En la infancia»***. 168-173 y nota). dijo el chubasco. -sed felices»... ** a home / W ithin a home. pues esa «fundida santidad de tierra y cielo» es Una terminación y un último retiro.. Perfect Contentment. Made for itself. as it found its wav into my heart / In childhood.. Luminoso y solemne estaba el cíelo Que con apasionada bienvenida salía a nuestro paso Para guiamos hasta nuestro umbral* —un umbral que en una versión anterior del texto había sido el de «un hogar / Adentro de un hogar que había de ser*** (w . which w as to be.. “ be happy” . El hombre «está de veras solo» únicamente en la -vasta Metrópolis». de doquier que vengas. 135-151) Y sólo aquí encuentra una comunidad humana genuina. whither through my dark domain?” The sunbeam said. adonde por mi reino oscuro?» El rayo de sol dijo. y en sí mismo feliz. «•Silvestres vagabundos. sus elementos se dirigieron primera vez en ese valle junto con a ellos como a compañeros: «¿Qué queréis*. En este sitio rural en cambio todo es a escala humana. come from wheresoe’er you will. Un Todo y sin defecto o dependencia. bright and solemn was the sky That faced us with a passionate welcom ing Anti led us to our threshold. que el amor rechazan». When this Vale We entered. doomed / To hold a vacant commerce I W ith objects wanting love.. una "What would ye*'. Un Perfecto Contento. neighbourhood serves rather to divide / Than to unte. Unity entire. Ese término de todas las jornadas del poeta no es sólo un hogar y un paraíso. Un Centro. Para sí mismo hecho.

. disputa y daño*5' (versos ). sola fanuba y una sola mansión. a genuine fram e Of many into one incorporate. un marco genuino I »"ul T C f1 Un Uno iní0rPorados. su glorioso lugar de residencia'. Que aquel ocioso aliento de la flauta meliflua a tono Con fantasías pastoriles?*** (w. for high and low.. Confiado en «un Society is here A true Community. One household. .. 592-624) II Una E l hogar espiritual del poeta sigue siendo sin embargo.. The idle breath of softest pipe attuned To pastoral fancies? **** All Arcadian dreams / AJI golden fancies of the golden Age. and envy.... Con mayor gratitud. more harmonious than the breath. possessors undisturbed O f this Rcccss..— m ■■nH nH H H B H D nni que es ^ ^ Suc ** conserva la individualidad en una en su ca« * > r yC S U n a m ^u ampliada.. their glorious Dwelling-place.. / Flattery and double-dealing. «Todos los sueños de la Arcadia / Y las doradas fantasías de una Edad de oro* engendradas en el hombre por «el deseo de dejar / Todo recuerdo de un mundo sacudido»**** (versos 625-632)... dueños no molestados e este Reducto. under God.. Pero pregunta— ¿no hay una cadena de palabras que sean «la voz reconocida de la vida* y hablen así -del bien palpable / Y del mal real» en una armonía poética mis alta que la de la fantasía pastoril sin mezcla. of solid good / And real evil. 401-409) Por esta poesía de la vida real descarta la poesía que cumple imaginariamente los deseos.. (man’s) wish to part / With all remembrance of a jarring world. un paraíso de esta tierra.. f ja r* . . More grateful... pues cn el valle el hombre se distingue -poco del om re de otro sitio* y muestra las cualidades comunes de -egoísmo.. *** the acknowledged voice of life. \ 347 357 ^ vcn8an2a— ! Halago y doble juego. y que se encuentra completamente * cn su niedio natural. ineluctablemente. and revenge.. One family. -Aquí es la Sociedad tnunidad de veras. \ r Una ca£** ^*os* P "'3 cl * h ° y el bajo... (w .. más armoniosa que cl aliento. *• selfishness. and one mansion. strife and wrong..

y proclama como válido para los demás hombres. I A Voice shall speak. Amor romántico No podemos dejar el gran tema romántico del espíritu dividido y vuelto a unir sin hacer referencia a Prometeo desencadenado. y que ese nuevo mundo. encontrará «el Paraíso / Y los elisios bosques.. en la descripción de -el Ser transitorio» que vio la -Visión» que constituyó su credencial poética.. lo que el poeta mismo ha aprendido en el largo y arduo viaje de su vida que termina en el Valle de Grasmere. en el pasaje que más tarde Wordsworth separó para servir de Prospecto del tema y argumento de F. ofrecerá un paraíso suficiente al que tenemos un acceso inmediato. la del primer derrumbe económico de guerra y de postguerra. 3. la de la urbanización y las barriadas industriales crecientes. se ha convertido en una realidad cercenada y ajena. la de las alteraciones en la economía y en el poder político y los consiguientes disloques de la estructura de clases.I recluso y de todos los poemas relacionados con ése.sa declaración resume en realidad. and what will be the Theme? . / Dentro de los muros de ciudades»— . Esa visión es la del «Espíritu del Hombre».. con la cual emprenderá un viaje poético que debe subir más arriba que el cielo de Millón y hundirse más abajo que el infierno de Milton. t. y la obra maestra de Shelley nos dará ocasión de especificar las condiciones que alimentaron su visión ommeomprensiva del bien y el mal radicales. el alto argumento será que podemos recrear el mundo experimentado. / Una voz ha de hablar y ¿cuál será su Tema?** (versos 660-690...brillo interior-. / • / hogar en Grasmere termina con la respuesta a esta pregunta.. incorporará el relato de esa vida misma. Sencillamente el fruto de su día común»*. Aquí volvemos a la figura central de Wordsworth. La era romántica fue una era de revoluciones y contrarrevoluciones técnicas. consumando una unión marital entre su espíritu y una naturaleza que. asume -su (unción* como artista maduro y anuncia su manifiesto: en ese «Valle apacible. la de las ideologías en pugna y la del * [in this] peaceful Vale. y que era su misión única impartir.. la de la progresiva especialización en el trabajo.. cuya compleja genealogía. para el sensual en su sueño de muerte. 751-753). Si tan sólo un hombre logra restaurar su integridad perdida. nos dice. De esta audaz empresa poética. a pesar del hecho inescapable del mal y de la angustia —no menos evidente en la soledad de «los campos y los bosques» que cuando están «atrinche­ radas. El tema. amplia aceptación y significado personal me propuse explicar dos capítulos más atrás. políticas y sociales: la de la industrialización.

. Schiller.En Inglaterra. desheredados de alma. actividades e instituciones en fragmentos aislados y en conflicto. but lo werp barren tran llie p” «rHul (oodoru want: worir need íoc them. y los que am an faltos de saber. conflicto y desorden. ^ Mere *n*rhy ti loosed upon ti* worid Thr goo4 *am power. se están despedazando. caracte rizaba la enfermedad de su tiempo como la fractura de los individuos.y carente de un «centro común». «estos tiempos / De decadencia y desaliento». A lhotr who . salvo para llorar desnudas lágrimas Los poderosos de bondad: peor necesidad la suya. no se sostiene el centro. encerrados en un conflicto salvaje.social nemprt inminente Ame «anejante mundo de cambio rápido \ lirismo. las actitudes pus y los mitos integndorrs heredados no parecían ya adecuados para mantener la unidad de la civilización En aquella época. And all uní tlun*» are tlmt cmifuieii to «II . en que «los hombres buenos. Mucho antes de que Yeats analizara así la condición moderna en The Secónd Corning [La segunda venida]. Blake representaba su medio con el mito de una desintegración de la humanidad en seres parciales y centrados en sí mismos. económica y cultural d e su siglo como la del «espíritu autoenajenado* y la de una creciente conciencia de que «todas las relaciones. y Hegel representaba la condición intelectual.. como hemos visto.. la antigua visión del mal como fragmentación de un todo antes armonioso en partes ajenas y combatientes s e refinó y ensanchó para expresar el sentido general de que I-a* cosas se hacen trizas. Y rodo Jo mejor está enfermo así de confuso*4 *’.OVf WJ. EaJtoi de amor los sabios.. y Shellev (en un pasaje que Yeats recordó cuando escribía La inunda venida) diagnosticó a la sociedad en los términos de una división psicopática entre sus fuerzas mentales componentes: >' Los buenos están faltos de poder. Pura anarquía corre sin freno por el mundo0 . por su propia naturaleza. Wordsworth se lamentaba de «estos tiempos de temor-. / En todos lados caen.. de divisiones.f "'»don». Coleridge condenaba a la época como «¡una Anarquía de Espíritus!. ihe cerner cannot huid. y para esta fuerza centrípeta el nombre general ma* viable es «amor*. en egoísmo». Hólderlin describía al pueblo alemán de sus días como los disjecta membra de los hombres íntegros. el bien esencial se equiparará con el agregado de lo que empuja a las parte* desmembradas a unirse. de «indiferencia y apatía*. Si el inaJ esencial se equipara con el agregado de lo que separa a las cosas. La aplicación inclusiva de este término a Thinnv Ul «pan.

como Shelley. escribieron tempranos ensayos sobre ■ e l Am or». como dijo en el Prefacio de las Baladas lincas. a medida que fue teniendo lugar el desarrollo. según la frase de Tomás de Aquino. -El amor genuino*. eran categorías metafísicas primarias.. que es el amor: el poeta. seguía alzándose contra ella el mundo y la posibilidad de una ruptura entre ella y el mundo.. no sólo Shelley. la antítesis y el oponente del amor unificador había sido el amor propio. el amor destruye completamente la objetividad y con ello anula y trasciende la reflexión. »Amor*. hasta que levantó la totalidad de la vida del hombre en oposición [a b objetividad). la •fuma universal de cohesión en el sentido más com prensivo del termino». Fin este sentido del amor como virtus unitiva. -es el lazo y cadena que une a todas las cosas del universo en una amistad inefable y una unidad indisoluble***. despo)a al opuesto del hombre de todo carácter extraño. que lleva j todas partes consigo relación y amor*6 ’. que transfiere el centro de referencia del todo a su persona . declara Juan Escoto Erígena. «es la roca y defensa de la naturaleza humana. al centrarse en uno mismo.A\\ 1 amor». finalmente. es de manera similar la -fuerza umficadora y cohesiva»** general.. pero como algo unido y ya no como algo separado*7 .. I j función soberana de la poesía consiste para Wordsworth en sostener y propagar la facultad de conectar. la reflexión produjo m ás y mis oposiciones.todas las lucí/as cohesivas del universo humano y no humano había sido habitual entre los neoplatónicos. En Proclo. Incluso Wordsworth es más un poeta del amor que un poeta de la naturaleza —en todo caso en cuanto a la estadística léxica: H. -Eros c* el lazo de la unión en la existencia-. tomo hemos visto. dice Hegel. «excluye todas las oposiciones*. en términos de Shelley. A través de toda la larga historia de esa manera de pensar. C. -es el lazo y la sanción que conecta no sólo al hombre con el hombre sino con todo lo que existe-**’. un sostenedor y preservador. y para el pseudo-Dionisio. Se extiende sobre este concepto en los términos de su idea de que todo desarrollo es un movimiento espiral desde la unidad a través de la creciente separación y oposición hasta una unidad más alta: Aquí la vida ha pasado por el círculo del desarrollo desde una unidad inmadura hasta una unidad completamente m adura: cuando la unidad era inmadura. como señala Anders Nygrcn en Agape y Eros. sino todos los románticos importantes son primordialmente poetas del amor. el egocentrismo —la condición del alma «centrada en si* de Plotino. para quienes la dispersión y la integración. En el amor lo separado permanece aún. J. ^ Schiller y Hegel que. están de acuerdo en la aplicación inclusiva de la palabra. Grierson ha calculado que en sus escritos la proporción de la palabra -amor* en relación con b palabra -naturaleza* es de trece a ocho6 8 . Mucho« escritores románticos adoptaron el término en esta extensión universal.

rs <4*c»r ^ MrrUmcn!f por el amor dr nosotros miuno*. c re no Coleridge la condición opuesta a la del hombre q e siente »e mismo. su vi] persona el todo-.. y la imaginación para Shelley es la facultad y ” * as o er the f jt t of liclJ / *A ll bopc ahtndon ve who enter hete" 2 94 . sin ella n.“ *d»v< dua| y ad4 jUlM| _ * W a b lc cJandad U idc f u r r u >nt*|!radon v dc ’" lU Vive» resume Cl.l j ? redumda o reintegrada. cuando se haga general.dad en mí.t. ” ucuro amor a Dios. Jf* ™ ! ' PUC‘ n'n*un* " !ra ‘•ota Ci m ú l t ^ u n o d amor n rrT J/ " í ap” dr haccr u"< > ^e lo •pero tí conocimiento debe preceder al amor’0.5010 ¡Un Uno mismo que ei extraño ignora!.gran de la v is ió n va< *or — Imaginación Humana» que es la depositaría víd a V p ú « ^ T i . consiste en hacer -¿del 01 'T 00 01. pues como dice en la Defensa de la poesía .. pensamiento maduro de ShelJey.r ° • g »** «presarse en el pensar en imágenes de el bien es la sennILcentrado en sí [das tnsichsaende Fürsicbsein] y *uprcjión * r S £ Z l T “ ' “ * * ’' / ” /«*-1 ’1 P « BJake.remj expresa tomo concepto en lu « r íl RCneral’: d. Boehme la fragmentado. ei -el <.. constituye ese esLado mentaJ que es el único infierno —«el amor propio o el desprecio propio» inscribe en la frente del hombre -como sobre la puerta deJ infierno / “ Dejad toda esperanza los que entráis"»*— .„ H** nr' .cc Hcgel-cuando se la religión.dí propia Persona (Se//) el HnmK * eSlB ? aiJ^lcsta *?ue *Esto es Amistad y Hermandad.»#. s¿ tú toda mi n° V. HUestn fuente Q llt rA . lo que él llamaba -la oscura 1 1 1 1 0 I o f seif)»t junto con el extremo igualmente destructivo pero opuesto: el desprecio paralizante de uno mismo. la que efectúa unJ hum ^M ’ I J j ' T j U dinamos] es el acto esencial tarea». llevará 2 cabo ¡2 redención universal7 3 . c o ia « ^ . la poesía es -la expresión de la imaginación». sino . son el Dios y el Mamnón del mundo»). D r esc amor Po f d amor. hemos de volver a ***** ¿c unir U .i A n i q ^ b Unomism. . y Scheüinr rl’ < XípVrt° dcl hombre caído y «■najenai ión respecto de D J T ' ° qUC “ pUn' ° de la cx. Olvidado de si».m TÍ i * P aracwin« V P™ ende del mal. y su ■ ofcru.0 P °r 5 “ Persona [Se//]. rueca al C.Vf 10... I Hamo SeJbbrtr ir. Persiguiendo su .por la l>or Otro!* / ^ m 0r Vn'VCrSlJ' .. Ei amar esta cauia radical rL. y esta última condición. Al opuesto del ¿mor propio ShelJey lo denomina alternativamente «amor» y «poesía** («la poesía y e l principio de la propia persona \self\.lltu l> i“ ' d‘‘ que el amor ci « am or propio es la fuerza separadora: bebemos d** & J ^ mu“ t " nmo por el que no» apañamos ^ quc fuér*7*0‘ w «d oi.

I ji poesía engancha b circunferencia de la imaginación7 4 Incluso Keats establece en su Endimtón. y así parte de él nos hacemos**. Hasta la intensidad mayor... Pero en el colmo.. Confundimos.. leading. transfiere el centro de referencia a los otros. Empezamos el proceso con una huida de nosotros mismos por medio de una identificación con ob|etos sensoriales que están fuera de nosotros mismos. Pero hay arrebatos mucho mis Destructores de sí. para ser extremadamente bueno. y es el amor. y su corona Está hecha de amor y de amistad. and tits high Upon the lorehead of humanity. Fundidos en sus rayos nos mezclamos. y transforma asi el amor propio en simple amor: // H gran sctreio de la moral es el amor. y que llevan. los dolores y placeres de tu especie deben hacerte suyos. b acción o la penona que ton nuestros Un hombre. Mingle. debe im aginan intenta y comprensivamente.. . wc blend. una escala platónica de amor. y se levanta Sobre la frente de la humanidad. En la amplia aplicación romántica del término «amor». Melting into itt radiance.. .. 0 gran instrumento del bien m oral e s b imaginación. todos los modos de b atracción humana se * enthralments far More telf-destroying. El ascenso de Keats culmina sin embargo no en una escapatoria de este mundo hacia una contemplación de bu formas platónicas.. como «una especie de Termómetro del Placer» calibrado por -las gradaciones de b Eehcniad». by degreei. después el amor sin egoísmo. sino en la aniquilación de los limites de b propia persona en una «camaradería con la esencia*» cuyas etapas finales son la amistad. 295 . como en b reciente psicología profunda.. debe colocarse en el lugar dr otro y de muebot otrov.. Cuelga de una pelicub invisible una gota orbital De luz. and to become part of it.por la que el hombre trasciende su ego individual. o tea un talir de nuestra propia naturaleza y una identificación de nosotros m ism os con lo bello que existe en el pensamiento. But at the tip top There hangs by unseen film. and that it love. por grados. To the chief intensity: die crown of these Is made of love and friendship. an orbed drop Of light.

incluyendo las fuerzas naturales de la gravitación y del electro­ magnetismo^ ^Aunque los poetas románticos están de acuerdo en el uso de la palabra «amor* para significar el espectro de atracción y relación. / Vollentblühende Welt». from m an to earth. incluyendo el amor sexual. En Hölderlin todas las relaciones humanas. del pueblo que tiene lazos comunes y un idioma común. reunido para celebrar a sus dioses en un festival poético»7 7 . en un abanico que inciuve la* relaciones de amante y ser anudo. el mundo redimido que prevé Hölderlin. el término -amor* se extiende mas allá del reino humano a todos los modos de conectividad cósmica. sino también en el uso imaginativo de algunos de los poetas. ya nacimiento universal. difieren marca damente en la elección del tipo específico de relación que sirve de paradigma pira todos los demist En Coleridge. ha dicho Ronald Peacock. es la de «la comunidad. now a universal birth. y el poeta representa el amor sexual como una clase especialmente intensa de confraternidad. . más alto que el amor que «es meramente humano*. en el que Sprache der Liebenden Sei die Sprache des Landes. From earth to m an. no sólo en el esquema conceptual de la Naturphilosophie. como dice en su poema Die Liebe. El modelo favorecido por Wordsworth es el amor maternal. y el desarrollo de la relación en El preludio va del infante en brazos de su madre hasta el ommcomprensivo «amor más intelectual». dice Schelling. O.aut des Volks! * Love. La percepción de que |a naturaleza muerta está viva en realidad. es resultado de «la atracción del amor interior y de la relación entre tu propio espíritu y el que vive en la naturaleza*. De corazón a corazón va insinuándose. hermano y hermana. En consonancia con esto. están en gran parte sumidas bajo el agape o primitiva fiesta de amor cristiana como forma elemental. es -ein beseeltere. Prom heart to heart if itealm g. Ihre Seele der l. la amistad tiende a ser la forma paradigmática. por ejemplo.*7 * 1v ^Además. diferentes únicamente por el objeto y c| grado. niños y padres. amiga y amigo. «Una visión que obsesiona a la poesía de Hölderlin»... e individuo y humanidad La órbita del amor se amplía a menudo para incluir también la relación del hombre con la naturaleza. De la tierra hasta el hombre y del hom bre a la tierra.■MON c o n cib en como de una sola clase. como escribió Wordsworth: / Amor.

Este procedimiento. El impulso social. pero comentaré solamente su expresión más detallada y lograda de este tema.M es m ás bien la sed universal de una comunión no meramente de los sentidos sino de nuestra naturaleza entera. en Novalis *). Esta necesidad se hace m ás y m ás poderosa en proporción con el desarrollo que nuestra naturaleza recibe de la civilización.. que escandalizó a los V ictorian os. como un lazo reconocido y visible7 *. Pero fueran cuales fueran sus motivaciones. y a menudo pequeña. como una especie de tipo o expresión del resto. por categorías que derivan visiblemente de la atracción erótica y la unión sexual. entre los poetas alemanes. como base común. de esas aspiraciones. es que su paradigma persistente es el amor sexual.Lo que hace que la fusión de todas las afinidades en el amor sea tM >povialm ente conspicua en Shelley (como.. por el todo: Ese profundo y complicado sentimiento que llamamos amor. ha dado fundamento a los críticos más recientes para reducir gran parte de la poesía de Shelley a la expresión de fantasías sexuales regresivas. pues era consciente de que estaba tomando una parte. que no es m ás que una parte. Shelley se percataba también del riesgo a que ese procedimiento exponía a su poesía: En el mundo humano una de las m ás comunes expresiones del amor es el comercio sexual. imaginativa y sensitiva. el procedimiento de Shelley no'era en modo alguno inconsciente. Es muy posible que la elección en Shelley de una relación p arad igm ática (como también las elecciones alternativas de sus contemporáneos) tuviera sus raíces en sus preocupaciones privadas y sus com plejos emocionales. mental. Prometeo desencadenado Como Keats en su . y al describir los efectos m ás profundos del amor abstracto el autor no pudo evitar el peligro de exatar algunas ideas conectadas con este modo de expresión. lo mismo en el mitoque en la metáfora. debido a su naturaleza obvia y externa. "Prometeo desencadenado*’ de Shelley Ninguno de los poemas largos de Shelley deja de ser pertinente a su tema de la necesidad humana de amor para cumplir lo que está incompleto y reintegrar lo que ha sido dividido. moral y social— están representadas típicamente. 4. intelectual. que él estimaba como una parte prominente pero relativamente menor. con el resultado de que en su poesía todos los tipos de atracción humana y extrahumana —todas las fuerzas que mantienen unido el universo físico. tanto en la psique individual como en el orden social. sirve. y se ha expuesto al peligro de despenar imágenes lúbricas o prohibidas*0 . pues el hombre no cesa nunca de ser un ser social.

gran visión pero ya inadecuada. El héroe de Shelley está pues estrechamente emparentado con el agente llamado «Hom bre» o «Especie Hum ana» que es el protagonista del género popular del s%lo x v iii de la historia universal — género que. Sin embargo. r . co“ l.rom^nt*co —en su Prefacio Shelley llama a su predecesor «e sagrado M ilton»— de revisar la concepción imaginativa miltoniana de naturaleza. Cn? .fc I ‘ r/ • * I wasserm an. en la «magnífica ficción» de engendran «en el espíritu una perniciosa casuística que nos ° **1 2 I f ü ^ sus ^ tas c< > n sus maldades.J \ W . el propio Shelley afirma en su Prefacio que Prometeo «es. y representa el acceso del hombre a un paraíso terrestre no (según el cartabón usual del siglo xviil) tom o el ¿¿rm ino de un progreso largo y gradual. «el tipo») de la vanguardia intelectual y m oral entre los senes humanos. En * la historia universal.a especial a la figura bíblica correlativa del dicc la m h ^ ^ 50 ^ bodas de la prometida. por ejem plo.de pero sin los defectos morales que. En Prometeo desen­ cadenado Shelley describe la historia universal del hombre en la forma dramática de agentes visu aliz a b a s y de sus acciones. como E l preludio y E l hogar en Grasmere de Wordsworth.a menudo iluminadora. pero están e n 'desacuerdo en cuanto a lo que alegoriza.cas de valentía y «oposición a la fuerza omnipotente. y a excusar las primeras porque as ultimas exceden toda medida»*1 . ocupaba un lugar prominente entre las lecturas favoritas de ~4 SW !Iey— . Shelley explora en este poema el pérdida de la FrJ ü f sufrimiento en los términos del mito clásico de la (véase II ¡v 3 » * v ^ r° cuar|do Saturno fue desplazado por Júpiter fundió eí m r 5 5 como muchos de sus contemporáneos. sino (por una inversión del diseño bíblico de la historia) como una súbita y abrupta irrupción fuera de la miseria en la felicidad. Muchos^ críticos del poem a de Shelley afirman que Prometeo es una figura alegórica. «el Hombre* es el representante colectivo (en palabras de Shelley. como una tentativa deliberada de UfJ oeríí!?12110. en sus versiones francesas e inglesas. como si dijéramos. y que «el drama es la historia de la evolución del Espíritu Único hacia la perfección»8 2 . la justificación y la mitigación de los males y agonías de la experiencia humana. Prometeo desencadenado puede mirarse pues. tal como este concepto está representado en el sistema metafísico de Shelley. cnÍPor*n«o. . el ton de Blake y el Hiperión de Keats.* n Prometeo como protagonista más bien virTnrl**«^ t»n* • j ^ paraíso perdido». En su Prefacio Shelley nos que a S ' ^7*1 ^ t*t. en una monografía reciente . ha alegado gue «Prometeo es la personificación del concepto de SSelley del Espíritu Unico».problema dpi rr» . porque Prometeo tiene las o ^ C S cro. Shellcy de una caúl ° ^a^ano “ na de Oro perdida con el diseño bíblico perdida v UOa re^cnc*®n y un retorno quiliástico a una felicidad exilio í*l 1 0 Una ProJ*uncnc. el tipo de la más alta perfección de la naturaleza moral ¿ ‘intelectual». que se desarrolla a lo largo de la historia hacia su condición humana perfeccionada.

A lo largo de la obra Shelley mantiene sin embargo la separación corporal de Prometeo y Asia. pero queda «sin ojos en el odio». «Vana toda esperan7 ^i salvo el amor. rugged once And desolate and frozen. desde el éter De su presencia transfiguradora. Pero inundado ahora de hermosas flores y de hierbas . sino como unas nupcias culminantes.Dentro del marco de la ficción dramática de Shelley. en respuesta a la tiranía y la injusticia. ¡y tú estás lejos. Prometeo ha caído ya en la desunión y el conflicto como consecuencia del error moral al sucumbir. de tal manera que su reunión no está representada como una reintegración del hombre primigenio. Sansón aislado l • 'Hie scene of her sad exile. Prometeo. Shelley llama el «antitipo»1 3 .. es también el descendiente de una figura mítica familiar: el hombre único que un día fue entero ha caído en la división y procede a redimir su integridad perdida. . . que no se nos presentan directamente en la acción del poema dramático pero cuyas experiencias nos son transmitidas por el Espíritu de la Tierra y el Espíritu de laHora en el tercer acto. (1. from the aether Of her transforming presence. además.. Asia es la contrapartida del alma que. como el Albion de Blake. el resultado es que Asia ha sido exiliada de él. y cuya alteración espiritual y acceso a un paraíso terrestre son correlativos de la conversación dePrometeo y su reunión con Asia. Shelley distingue claramente entre sus dramatis personac propiamente dichas —Prometeo y las otras -Formas Gigantes» (como las llamaría Blake) que actúan a partir de la trama mítica— y el mundo que esos personajes y acciones míticos figuran: el mundo real de los hombres y mujeres ordinarios.826-833) *\ • - ^ Su separación ha dejado a Prometeo como remanente masculino que manifiesta la fuerza de la voluntad en las supremas virtudes vinles de la resistencia y el aguante. Rut now invested with fair flowers and herbs .. Cuando empieza el drama.808-809. which would iade If it were mingled not with thine. su complemento femenino dividido. Asia!» En «ese lejanÓ valle indio». áspero antaño Y desolado y gélido. como explica Pantea. En el drama está caracterizada como una figura de Afrodita que encama la fuerza universalmente integradora y restauradora de la vida a la que Shelley llama «amor». igual que esta barranca. en su «Ensayo sobre el Amor». En su drama.. like this ravine. a la pasión divisora del odio. que se disolvería Si no llega a mezclarse con la tuya*. Teatro de su triste exilio.

sino que se sitúa también. although no memory be Of what is hate. sustituye con un sentimiento unificador el sentimiento separador. and in return lie chains me here. «Se han dividido por la Ira. Negra. ni animal. Aunque he cambiado tanto que todo mal deseo Ha muerto adentro. en un marco natural que se ha vuelto ajeno y sin vida para él: Clavado a la pared de esta montaña que desafía el águila. cognitivamcnte inaccesible..cn-el júbilo..> Lo digo en el dolor Y no. de que todo el poder de Júpiter ha sido investido en él por su víctima. podrian pisotearte i r< *n Si es que no desdeñaran tal esclavo postrado... pues ya no tengo odio. (I. Además. cuando Prometeo. or beast. La única excepción clara es Dcniogorgon. 301 300 . y a cambio me eocadena aquí»** (I. . que sirve en el drama como emblema central de su falla moral. Pero si Júpiter es una pseudo-persona. (Como dijo Blake. como los poemas proféticos de Blake. dead. Y en toda lectura válida del mito de Shelley es claro que el hombre es en último término el agente de su propia caída. La trama de Prometeo desencadenado no tiene precedente en la drástica asimetría de su construcción. aspectos y actividades de la propia persona dividida y conflictiva de Prometeo. encuentra detrás de todo el proceso. por virtud del hecho de que excede los límites de la experiencia humana posible. . piedad en lugar del odio. el tirano de si mismo. como Shelley insiste en asentar con escepticismo. n| . no por ello deja de ser psicológicamente real y efectiva.*. desmedida. Black.h h m M e inmovilizado. como correlativos exteriorizados de las fuerzas. La maldición Sobre ti antaño exhalada la revisaría... they must be united by I Pity. Estos pies. H . En concordancia con ello. unmeasured. Empieza no in medias res sino al final. or shape or sound o f life. La implicación es que Júpiter es la peor potencialidad de la propia humanidad —la corrupción del amor afiliativo en amor propio. es cosa que depende'de la condición de Ja voluntad hununa que hace de. * I gave all / He has. Esta razón ultima de las cosas no sólo se sitúa fuera del espíritu del hombre y de sus actividades.. Not exultation. Leído así.) Prometeo procede de inmediato a «evocar* [tecali] —en el doble sentido de traer a la plena luz de. deben quedar unidos / Por la Piedad. id Disdain! Ah no! I pity thee. 2-7) que es él principio o el poder. no! Te compadezco. su propio vengador y su propio redentor potencial.. in terrors tc of self annihilation. .v i trr I speak in grief. . disipada súbitamente su arrogancia después de su larga disciplina de sufrimiento. pero que cumple las consecuencias ineluctables de las decisiones o los actos de los hombres.la forma informe (II. le grita a Júpiter. varias sugerencias del texto nos invitan a considerar todas las dramatis personae. es un psicodrama de la reintegración de la personalidad escindida gracias a esa aniquilación del egocentrismo que • Nailed to this wall of eaglebaffling mountain. Pronto nos enteramos.. The curse Once breathed on thee I would recall. sin hierba. f ** If they disdained not such a prostrate slave. muerta. ni forma ni sonido de la vida*.. » : íjo uq ' ¡Desdén! ¡Oh. ventosa.** J* (I. según la descripción justa aunque desaprobatoria que ha dado N. * * J • i ‘ Though 1am changed so that aught evil wish Is dead within. si para bien o para nul.los procesos neutros el instrumento de sus propios propósitos morales.. convierte el odio divisor en amor afiliativo. en que la acción es igualmente pertinente para el espíritu de todos y cada uno de nosotros. en el terror de aniquilarse solos**8 6 .. «el espíritu del hombre se libera de sus oscuros engaños sólo gracias al espíritu del hombre*8 '. As then ere misery m ade m e wise. ni insecto. . Fairchild de las intenciones de Shelley. 9-22) A Prometeo se le representa como habiendo sido encadenado y torturado por Júpiter.. Insect. irrecuperablemente fuera de los límites del conocimiento humano. Prometeo desencadenado. y por eso mismo revocar— las implicaciones de la maldición que había conjurado sobre Júpiter. con su concomitante codicia del dominio y de la tiranía— que ha sido proyectada por el espíritu del hombre en la fantasía de un dios-tirano cruel que vive despreocupado en su distante cielo. «Yo di todo / Lo que él tiene.que se. 381-382). aunque no haya memoria De lo que el odio es. wintry. y a considerar incluso el marco natural cambiante como proyecciones de los estados mentales de Prometeo*.. la «poderosa oscuridad* y. sin embargo. salvo una. for I hate no more. Demogorgon está simplemente postulado —como el «Poder a semejanza del Arve*.la conciencia. . del gran poema lírico de Shelley Moni Blanc— como el curso de los acontecimientos que es en sí mismo sin meta y sin moral. f| ± .. without herb. jv. 51-72) & » They have divided thcnwlvc-s by « rath.J i Pues que ya la miseria me hizo sabio. pues la inversión ocurre en el soliloquio inicial.

los hombres habían vivido en la felicidad. Venid». en consonancia con el gran tropo rom án tico. no es D cm ogorgon. la función del viaje autoeducativo se le atribuye a su alter ego. a través de la cual ha mantenido alguna relación con Prometeo en el exilio ) obedecen al reiterativo «¡Seguid! ¡Seguid!» que expresa la d u lce e irresistible compulsión puesta en marcha gracias al cambio de ánimo de Prometeo. Pero puesto que.i nostalgia. pues Demogorgon. pero habían sido liberados por Prometeo. quien nos cuenta la prehistoria del drama cuando. pero una felicidad de ignorancia. E n concordancia con esto. salvo seguir manteniéndose indo mable contra las persistentes exigencias de sumisión de Júpiter. que actúa simplemente como tiene que actuar sin saber por qué. y el hombre civilizado se ha c o n v e r t i d o en -La ruina de su propia voluntad. la trama consiste casi por entero en el viaje de Asia hacia su reunión con Prometeo. el despliegue de su to ­ ma de conciencia va saliendo d e él gracias a la progresiva alteración de las acusaciones y comentarios de Moneta. la cultura y las artes. de la unión nupcial apocalíptica: »Y el Espíritu y la novia dicen. Ella y Pantea (su hermana y su otra persona m enor. el pleno poder del amor. por este acto de benevolencia Prometeo cuelga de una roca encadenado y torturado. El desarrollo de la visión de Asia se proyecta y dramatiza com parablemente en la forma de un colo­ quio. al especificar como conocimiento lo que ella poseía ya com o oscuro presen­ timiento. A partir del final del prim er acto. Asia. y antes de que su reforma pueda ser completa y estable. cuando el poeta sube las escaleras. Obedeciendo a su compulsión interior. responde a sus interrogantes con expresiones enigmáticas que no hacen sino estimularla a contestar a sus propias preguntas. El avance de Asia hacia la reunión es un viaje espiritual que. Prometeo. en el curso del cual adquiere el conocim iento esencial que la deja radicalmente cambiada. es específicamente un Bildungsreise. p o r las condiciones de la historia que Shelley ha heredado. la burla de la tierra / El 302 . el principio implícito en ese acto moral debe presentarse como conocimiento consciente. Venid. sino Asia. Prometeo debe permanecer fijo en su precipicio. mediante la inversión d e * su voluntad masculina sin mis ayuda.Eso es iodo lo que Prometeo puede hacer. en la Revelación. Asia desciende al inframundo de Dcmogorgon en las bases oscuras de la existencia y le plantea las preguntas últimas sobre el «porqué» de la manera en que son las cosas — la lógica de toda historia y experiencia humanas — . y después habían sufrido bajo la tiranía de Jú piter. de su largo exilio. aunque sin saberlo. que trajo a los hombres la ciencia. ésta es la versión de Shelley de l. Sin embargo. El cambio de Prometeo del odio a la piedad había sido impremeditado e instintivo. durante la Edad de Oro bajo Saturno. Y que quien oiga diga. Pero al sustituir el odio por la compasión. En la Inducción de La caída de Hipertón de Keats. ha liberado a su complemento femenino.

como dice Demogorgon. la madurez. (II. En el instante en que Asia hace este descubrimiento. com o una nave encantada. ni tampoco Asia. esta pregunta rebasa los límites de la experiencia humana posible* Demogorgon no sabe la respuesta. iv.. and Change. com o el de Wordsworth en E l preludio. como para el antiguo viaje espiritual cristiano: unde malum? »¿Pero quien hace llover / El mal. 303 . «la verdad profunda es sin imágenes». la plaga inmitigable?»**. al Azar y al Cambio. En este punto Asia plantea la pregunta esencial para el viaje espiritual rom ántico. v. the immedicable plague? • • • [to] l ate. to a diviner day... 1 4 But who rains down / Lvil. the alone. the scorn of earth I The outcast. pero ese conocimiento resulta ser todo lo que necesi­ tamos saber: que al «Sino. and ol such truths Each 10 it sell m ust be the oracle. pues. la infancia.. ***** Through Death and Birth. A lo cual replica Asia: Lo mismo pregunté yo antes. Time. I A paradise o f vaulted bowers. Reanudando su viaje de regreso hacia Prometeo en el carro guiado por el Espíritu de la Hora. termina pues en la lección de que el am or es lo primero y principal. / All things are subject but eternal Love. the abandoned. * The wreck of his own will. en el nivel mítico. y mi corazón Dio la respuesta que tú has dado. a la O casión. como única solución accesible al problema del bien y el mal de nuestro estado mortal. y «A través de la Muerte y Nacimiento. 72-110). abandonado. ni puede saberla hombre alguno. y eso con un simple gesto: «¿Cuando habrá de llegar la hora destinada?* «¡Mira!* Pues la hora destinada ha llegado en ese instante. Asia describe en un gran pasaje lírico el viaje interior correlativo en el que su alma. Demogorgon se vuelve capaz de contestar a la única pregunta a la que puede dar una respuesta decisiva y sin ambigüedad. Ese morir espi­ ritual para renacer se equipara. Occasion. la juventud. y de tales verdades Cada uno ha de ser para sí mismo oráculo****..desterrado.. / Está sujeto todo salvo el eterno Amor»***. al Tiempo. and my heart gave The response thou lust given. "*•* So much I asked before. Chance. avanza hacia arriba y atrás a través de la edad. Sólo puede darle el conocimiento que ella tiene ya. 32-123) El viaje educativo de Asia. Para el empirismo escéptico de Shelley. con su cambio exterior visible para volver a convertirse en la forma prístina que había manifestado cuando se había alzado en forma de Afrodita del mar mientras «el amor. por debajo del nivel de la conciencia distinta. hacia un día mas divino: / Un paraíso de emparradas bóvedas****** (II. solitario"'.

Vaguedad encumbrada en la intensidad hueca**. la Naturaleza recobra la belleza de su estado original. sin tribu y sin nación-. A diferencia del Valle de Grasmere --contrapartida terrenal». Esta reunión marital coincide con el sonido que produce en la caracola el Espíritu de la Hora (versión shelleyana de la trompeta final en el Libro de la Revelación). toma residencia en su paraíso cumplido. el paraíso de Shelley es un paraíso de esta tierra. podría Cernirse por encima De la m ás alada estrella del cielo no escalado. la proyección del odio aislador y dominante del hombre regresa a su estado original de potencialidad de la psique humana. en una unión perfecta y feliz1 7 .filing the living world.llenando el mundo vivo / De ti brotaba ■ . de otro modo no seru un hombre terrestre sino una idea desencarnada en un celo platomco: esas condiciones mortales son Los zuecos de algo que si no. cuyos habitantes d. dice la señora Shelley...). suspendido en el acantilado. pues su voluntad los hizo y los sufrió-. 56 ss. que es exactamente simultinea con la aniquilación de Júpiter.a condición de una humanidad reintegrada queda señalada por la reunión de Prometeo y Asia.dieren . del ciclo. ante el que «Todas las cosas. había rechazado su odio (II. ii.poco “ £ °™ brc de otros lu§arcs* ™ culpa v su sufrimiento--. su transfiguración correspondí a la de Prometeo que vuelve a su forma primigenia en el momento en que. el estado del que Shelley tiene la visión es un estado en el que el hombre esura -libre de culpa o dolor. y se une a su esposo. habiéndose convertido en lo que siempre pudo ser. I. __________ J (III. Pero como el de Wordsworth. en Wordsworth. en algunas interpreta ciones mitológicas era lo misino que Venus y que la Naturaleza. en el que el hombre sigue estando inescapablcmentc condicionado por la pasión y por «el azar. i. Asia. emblema de la raza humana. 5 4 204) \ ov' . 10). la muerte y la mutabilidad». abandonan su naturaleza mala* y el hombre.. pero hace resaltar el paralelismo entre la conclusión del mito de Shelley y la figura de las nupcias culminantes en Wordsworth y otros escritores románticos. Cuando el benetactoi tic L humanidad queda liberado. es decir. Pinnacled dim in the intense inane 304 . Dcmogorgon precipita a Júpiter al -oscuro vacío» (III.. «hizo la tierra como ciclo» e «igual. La interpretación que da Mary Shelley de ese acontecimiento es demasiado exclusiva para ser adecuada.. iv. desde donde volverá j consolidarse y a emerger si eJ hombre deja de sostener su integridad gracias a la fuerza cohesiva del amor. sin clase.. / Bunt from thee. Fhc clogs of that which else might oversojr The loftiest star of unascended heaven.

. noi men! A chain of linked thought.. Man. oh. . C arlyle y sus contemporáneos Los escritos sucesivos de Thomas Carlyle marcan las etapas por las que pasa en Inglaterra la preocupación por la enajenación y la comunidad desde la época romántica hasta la victoriana. Mantenida en su curso circular por el abrazo de la tierra. Cuya naturaleza es su propio control divino. 394-402) S. i mímica ritual en la unión de Prometeo y Asia que tiene lugar detrás o escenario. NX'how nature is its own divine control. y también como rey y reina) que consuma la búsqueda hermética del principio que transmutara todos los elementos en oro y a toda la humanidad en la edad de oro . cual los ríos al mar*. Su ensayo «Characteristics* [Características] (1831). La palabra temática es «¡Unios!» y este concepto se P on práctica en el fantástico pero bello episodio del cortejo y la unión amo entre la tierra masculina y la luna femenina — tal vez adaptación s e ey de las bodas alquímicas entre los contrarios masculino y femenino (simbólicamente representados como sol y luna. el Hombre. Ese cumplimiento Shelley lo describe en una declaración que es su equivalente metafórico del mito de la reintegración del Hombre Universal: ¡Oh. one harmonious soul of many a soul. Where all things How to all.Shelley añadió a Prometeo desencadenado un cuarto acto en la forro* epitalamio tradicional de un masque nupcial. I 1Hombre. atributos que en la física espiritual de Shelley son correlatos materiales de las fuerzas atractivas y dadoras de vida del amor universal. no los hombres! Cadena de enlazado pensamiento De amor y de poder que no han de dividirse. de la unión primaria. en la que todos los hombres se asimilan por el amor en una humanidad unitaria. El acto constituye un inmenso en el que los elementos del espíritu humano y del cosmo « a celebran el triunfo del amor y participan con el canto» a . O f love and might to be divided not-. que aborda la mayoría de los tópicos principales de su obra madura. as rivers to (he sea.. alma armoniosa de innumerables almas. . Donde todo hacia todo fluye. Esos episodios dramáticos son meramente emblemáticos. (IV . sin embargo. del mismo modo que la energía realzada de la tierra se manifiesta en una intensificación de sus fuerzas electromagnéticas y su calor y lu? irradiados.. se apoya sobre todo en puntos de vista alemanes sobre * M in. la luna fna y estéril estalla de vida y fertilidad restauradas.

no obstante. Desmembramiento euraci< > : parcial del daño. es la verdad histórica enramada en la fábula de la pérdida del paraíso por Adán: Ei comienzo de la Indagación c > la Enfermedad.¿o ’>or SU ^ BJum inc en ía^ur de un n u trim o m o r v e n ta jo so .. S Adán se hubiera quedado en el Paraíso.¡le v a n ta calladam ente su Pilgrrstab (Cayado de Peregrino). también el síntoma y el m úen medio de la rest aración y de la cura? . j p o d ía combinarse con sus semejantes como miembro vivo de un todo m ás grande* (p. la «conciencia». y co m ie n z a su p eram b u lació n y circunam bulación del Globo terráqueo!» La fe r c g r in a c ió n c irc u la r de T eu fclsd ro eck h sirve desde ese momento de a n á fo ra so ste n id a de! crecim ien to del etpíriu del IV : . como está escrito desde antiguo. entregado por un «misterioso extraño» U pareja d r: . el Arbol del Conocimiento brota de una raíz de mal y da fmtos de bien v de mal. La edad moderna.<cdimcniu extraño:.. consiguientemente. La unidad mterior del hombre es también un prerrequisito de la comunidad so c ia l. Así. debido a que abre una división entre la persona cognosrentc y sus objetos fn^mentados \ entre lu persona pensante y sus actividades. « la Especulación metafísica. en los dos sentidos de la pdabra. 32. por desgracia.. « i il» } i< lu í una fclt ivisión « i i¿»avoi.la historia cultural. es la precursora de mucho bien» (pp.y como > u predeetso. Estamos aquí demasiado conscientes de muchas cosasw. ‘ -re «Y. y la sustitución de la «inconciencia» por esos modos de autoconciencia. es v sigue siendo nada mis que División. es equiparable al mal y a ia enfermedad. pues «nunca desde el principio de! T i mpn K una Sociedad t intensan c cu aso ite i !f ípj\ í>. j v o lv e r a ser U n a . 19 ). 40). S ó lo la etapa primitiva de la sociedad humana. « fu e lo que podemos llamar whole [sana.. . cuya vida había publicado Carlyle en 1825. uí . especialmente tal como están representados en los escritos de Schiller.is W o * f A . La felicidad y la salud física primitivas del hombre consistían en su unidad instintua! consigo mismo. no habría habido ni Anuotnu m Metafísica. convertirse en un todo?*. en las primeras etapas de la filosofía y de la ciencia. C arlyle entretejió ese tema de la unidad perdida y recobrada en el diseño de la sección biográfica de su obra contemporánea Sartor Rcsarfus Teufelsdroeckh es un niño expósito.-. toda Ciencia. «ci sico m a de ia universal enfermedad.. ^ r c k n d o su fuerz curativa paia echar fuc»a ... 15). E l hombre individual era en sí mismo un todo o unión completa.F esfu zc de la N atu iJe /a . y le hace eco a la aarmacicn de SchilK-r de que ia cultura que infligí«') herida debe curar!. a u n q u e un m al n ecesario.. La memoria de aquel primer estado de Libert »J y de Inconciencia paradisiaca se ha diludio en un sueño poético ideal. ha ido hacia el ex* «rem o mismo de la división. c^ o < . entera].

Los vagabundos aparentemente sin meta son sin embargo. -Así le es necesario. respecto de los demás hombres y de la naturaleza. Teufelsdroeckh es el tipo mismo de! poeta romántico que vuela «en la selvatiquez de la Naturaleza. La presentación que hace C arlyle de este estado de espíritu es una descripción clásica de la enajenación so a al v cósmica. que conducr a una crisis en la que s. Escala una montaña y experimenta una revelación wordsworthiana (y hólderliniana) de la com u­ nidad con el paisaje femenino y maternal. uc'-si lo* j:ritos dr homb desesperados. )la cosa. V ca hasta aquella bora U n a .aso cerca. Sintió como si la Muerte y la vida i ir. podría haberme tomado contra su pecho paternal. llenos . en la Noche» (pp. una peregrinación en busca del padre y el hogar desconocidos del expósito. hacia esc Padre desconocido.na • r ! análisis del styrlo xvsn.. en luna de miel con H err Towgood y rompe el estado de ánimo. que era *u M adre \ había conocido el a L a Naturaleza. tn. como había llevado a W ordsworth (y al protagonista de Hegel en la Fenomenología) a través del escenario del i . en to d o caso invisible.. como si en su seno materno buscara la curación».-iicmia triplemente di-¡dido: dentio de sí mismo. esc mundo suyo antaño I ” t» o . Su «peregrinación mundial* de la vida lleva después a Teufelsdroeckh. para que estuviera protegido allí de muchas penas. a«. el exilio y la soledad hacia la meta de un hogar recobrado y una relación familiar restaurada. que acaso lejos de mí. todo él un sombrío Desierto. cr. que avanza a través de la división. En una etapa temprana de sus errancias. como si el Espíritu de la Tierra tuviera su trono en aquel esplendor.dice Carlyle. en su profunda verdad espiritual. coror i la Tierra no > uuviera muerta. que era divina. y va creciendo-8 9 . Sus dolorosas errancias se comparan recurrentemente con las de los habituales pecadores perseguidos por la culpa. (r El aparente desorden de la biografía de Teufelsdroeckh está pues estruc­ turado sobre el modelo romántico familiar del viaje educativo autoformador. la Fantasía se ha vuelto llena de añoranza tscbnsuchtsi'oll). \ m. con el temple del antiguo Caín. 149-151). -su naturaleza espiritual es no obstante progresiva.i i en m t vu raiicnto y mi soledad. o del moderno Judío Errante —sólo que el no se siente culpable y tan sólo sufre las penas de la culpa— ir y venir serpenteando con premura sin meta»*0 . y su propio espíritu estuviera manteniendo comunión con éL i vro en Surtot esta experiencia de la vida única es prematura e inestable: irrumpe Bluminc en «una alegre calesa». detrás de ellos. dejándole «solo.

163164) ♦ El N o Imperecedero había dicho: “ Mira. Hermano mió. Era en un entraño aislamiento donde vivía y. el Hombre se había hwrjio mis querido para mi. Y sólo cuando su egocentrismo ha quedado radical mente borrado es capaz. con una Piedad infinita ¡Oh Hermano mío. de Propósito. paisano de Carlyle. 167-170.N O . . por qué no podré cobijarle en rni pecho. y el mundo muerto y ajeno vuelve a la vida com o su habitación narural. m e separaban d e todo lo viviente. ¡sino divino y de mi Padre! Con otros ojos también podía yo mirar ahora a mis semejantes: con un Amor infinito. en Patt an d l'r r v n l | Pácelo y prcsentcj (IH41). era una sola máquina de vapor enorme. La pobre Tierra. un renacimiento que señala su trasposición del umbral de la madure?. tú estás sin padre. E sa transición está señalada por un giro en su *peregrinar» que cambia su preocupación exclusiva consigo mismo hacia el . entorne* En medio de sus calles y reuniones atestadas yo caminaba solitario Para mi el Umveno estaba todo vacío de Vida.llegó ese Evangelio. hahta prevenido que en un -estado comerual el homlífe se encuentra a »ece» como un ser desligado y solitario-'-'. era ahora mi Madre necesitada. de alcanzar la meta de la búsqueda de toda su vida. de Voluntad.El prim er A cto moral preliminar. excluido” IVro súbitamente llega la ruptura.. ¿pitaba las categoría» generales románticas de Ij enajenación y Ij reintegración al dugnó«KO e sp e rto «le la condición humana en una economía industrial y del U m rr fam Ya desde 1767 Adam l-erguton. 186). había quedado felizmente cumplido. *taJ vez directamente tras eso empecé a ser un H o m b re a . lágrimas de cus ojo»!. la Aniquilación de la Propia persona (Selbst-toiltung)... como la voz de la madre para su niñito extraviado lleno de »urxmeracL.más sano». donde (en un eco secular de la descripción de la N ueva Jerusalem en la Revelación) él vive como miembro de la familia de la raza humana Ah. con sus pobres alearías. y hasta por sus sufrimientos y sus pecados lo llamaba ahora por primera vez Hermano*1 UlU dr< más tarde. osario de espectros. Lo que se le revela es el reconocimiento de que el hogar estaba donde había estado todo el tiem po sin que él lo supiera. La separadora preocupación con uno mismo ha cedido el lugar al amor ifiliauvo. no mi cruel Madrastra... en el estado de madurez llamado -El Imperecedero Si». EJ Universo no está muerto ni es dem oniaco.Y O en busca de alune nt . ( ar|yle . y los ojos de mi espíritu estaban ahora sin venda» (pp.una débil unidad en medio de una amenazadora Infinitud Muio\ tmt»bles pero impenetrables. la «fecha de mi N u e v o N acim iento Espiritual-. 161. como de Encantam iento. incluso de Hostilidad. inconmensurable (pp. y enjuga! todas la . muerta.

y sin ningún lugar para que los hombres levanten sus tiendas salvo lo» -pobres fragmentos de un mundo roto.pínula esa vislumbre económica en su temprano paradigma de U unidad perdida y la unidad por reconquistar. 1 .. Estar separado. l. Para Matil..il de Amold que en el corporalivismo ccononuco de Carlyle. y el mal esencial es la división y el aislamiento...a figura reiterativa de Arnold para referirse al hombre moderno es la de un viaiero desorientado que no tiene puerto.ew Arnold la vida moderna es una -extraña enfermedad. demasiado verazmente obra del Malo. La experiencia. viven en la separación de un mundo que se ha vuelto un otro sin vida. sus metas dividida*-. -está rodeada para cada uno de nosotros de esa espesa muralla de la personalidad que no ha traspasado nunca ninguna voi real. por lazos bien diferentes y más profundos que los del sueldo diano temporal!. todo ¿1 un campo hostil para nosotros. no un hogar en absoluto. ¡Vuestras galantes huestes de guerra y huestes de trabajo. sin hermano* ti hombre no conoce destino más triste**. . y sin amor los hombres no pueden soportar estar juntos. Sin padre. deben quedar y quedarán. No tener ni superior. y nosotros suyos! Es el encantamiento m ás aterrador. no es menos el solips.smo sensacionalista de l’ater y el humanismo Miluii. ni igual. «todavía indinado a hacer algún puerto no sabe dónde».. filialidad. humanamente unidos a nosotros. l a queja victoriana. vivos sólo a medias. «Nuestro sis­ tema presente de marmnonismo individual y de Gobierno mediante e! I aissc/ faire* es un sistema donde ios hombres. que depende del poder del am or. El aislamiento es la suma total del desamparo para el hombre. «n hijo. del todo solo*. como hicieron las otras. y sin sacrificio del adelanto industrial. Pero hay una condición unitiva de relación familiar con sus semejantes y con el mundo circundante que el hombre poseyó antaño y que. que son efectuados por una desviación del amor al «Egoísmo».. solo. cada espíritu iTuntiene como un prisionero solitario su propio sueño de un mundo-.. y cada impresión -es la impresión del ind. con -su prisa enfermiza. dicc Pater en la Conclusión de Tht RméumM* (H M W f miento].. el único nexo del hombre con el hom bre*.. puede recobrar.1 amor de los hombres no puede compararse con un pago al contado.. o la de un viajeto sin prom inente en casa.viduo en su aislamiento. no nuestro mundo. p o r medio de una reforma que es a la vez psicoló­ gica. -solo. del todo. y en la separación también de los otros seres humanos dentro de un orden social en que *el pago al contado es.. unidas con vosotros en una verdadera hermandad. de corazones y rostros que son nuestros. En la infraestructura conceptual Je /\nf and Prrsrnt el bien mis alto es la integridad. m oral y eco nóm ica. ni inferior. quedar solo: ¡tener un mundo ajeno.

el espíritu inválido y desheredado en busca de un padre o madre y hogar espirituales. one dead. valt. la com unidad o incluso la comunicación: estos temas. el apartado mar*****. The other powerless lo be born. Para concluir esta sección. N ietzsch e.. Las viejas imágenes y patrones estructurales sobreviven. Alguna vez fuimos todos piezas del continente. «Los millones m oríales vivim os solitarios»* . citaré pasajes de cuatro escritores para indicar lo persistente y divulgada que es la visión de la vida y la * Wandering between two w o rld «.. ¡Un Dios. W ith nowhere yet to rest my head. la Angst de la conciencia solitaria y separada de sí misma en su búsqueda débilmente esperanzada. mítica y metafísica. predominantes en nuestra literatura desde la primera guerra mundial. estranging sea. o el antihéroe enajenado. Cuatro versiones del retorno circular: Marx. were A G o d . el salobre. en un universo inhumano y un orden social desintegrado. poetas.Errante entre dos mundos. they feel. pero obsesionado en su exilio y su soledad por el presentimiento de una condición perdida de integridad y de com unidad. muerto uno. Del modo mis insoportable. we single con tin en t'. pero ha sido despedazado y cada hombre se ha vuelto una isla. religiosa y secular— que dicc que el sino del hombre es estar fragmentado y separado. 6. novelistas y dramaturgos de las dos o tres últimas décadas. E lio t. se han vuelto obsesivos en los filósofos. Sin sitio aún donde apoyar mi frente*. ¡Porque sienten que un día sin duda alguna fuimos Partes de un continente único!.. a C o d th eir severance ruled* A n d bade l> etwi*i tJieir thores to be T h e unplum b'd. Lawrcncc Somos pues en nuestra época los herederos de una tradición muy antigua y en expansión —pagana y cristiana. o desesperada. así com o los conceptos. o absurdamente persistente de la conexión. E l héroe enajenado. un Dios regía su separación! Y quiso entre sus playas ser El sin sonda. Incapaz de nacer el otro. 310 . v* V e mortal millionslive alon< *" For sum ly Pans oi a once.

y su ideal para la hum anidad encam a los valores esenciales del humanismo romántico. É l mal radical no es la propiedad privada ni el capitalism o com o tal. ha alcanzado «toda la plenitud de su ser» y vive com o parte integrante de una comunidad donde el amor. y el traslapo de M arx y Carlyle indica lo general de la divulgación. cualesquiera que sean sus ganancias productivas. La enferm edad fundam ental del capitalismo. la división delhombrey de la sociedad integrales en partes centradas en si mismas. del concepto de la fragmentación y aislamiento de los hombres en la sociedad moderna96. que van desde un regreso a la ortodoxia cristiana hast a algunas formas seculares de consecuencias sociales y políticas explo­ sivas. En los Manuscritos la perspectiva de Marx sobre el hombre y la historia es primordialmente moral. sustituyendo al «egoísmo» adquisitivo y a los lazos puram ente Tnonetañ os entre individuos. pero en una jornia madura que preservará los valores productivos alcanzados durante las etapas intermedias de desarrollo. y ese bien Marx lo define. pero también cuán extraordinariam ente diversas son sus aplicaciones. Para Karl Marx el curso de la historia ha sido un movimiento inevitable desde una etapa prehistórica de com unism o primitivo a través de etapas progresivas. para M arx. de manera muy parecida com o lo había definido Schiller. como la autorrealización creadora del «hombre entero». de la división y el conflicto de clases. y trabajar es tran sform ar las cosas naturales («el cuerpo inorgánico del hombre*) en 311 . es que conduce a una enajenación y apartamiento (Entausserung y hntfremdutig) crecientes y de multiples dim ensiones com o consecuencia inescapable y om nipresente de su modo de producción. no económica. pero con esta diferencia: Marx regresa a la versión bíblica de la culminación de la historia.historia que he descrito. que gracias a «la completa emancipación de todas las cualidades y sentidos humanos». E ste movimiento terminará (después de que la penúltima etapa del capitalism o haya cumplido su destino en la revolución total) en un retomo al com unism o. el mal es esencialm ente la separación. de la historia. en la que la etapa final se inaugurará abruptamente. Estos documentos se habían com puesto sólo un año después que Past and Present de Carlyle. en aquella época. El diseño abstracto (aunque no la insistencia «material» en los medios de producción) es el movimiento espiral romántico. aisladas y hostiles. y la violencia apocalíptica es la precondición inescapable del advenimiento de las últimas y m ejores cosas9 *. com o para otros pensadores de esa tradición. se ha vuelto la forma natural de relación97. y específicamente hegeliano. El m ovim iento de la historia va hacia la realización del más alto bien del hom bre individual. Los tempranos Manuscritos económicos y filosóficos de 1844 de Marx revelan la matriz de ideas de las que se desarrolló su teoría social de madure/. determinadas por los modos cambiantes de produc­ ción. Pues ser plenam ente humano es trabajar. impulsado por una dialéctica inmanente.

He aquí la descripción que da Marx. y gracias a una inevitable difusión de actitudes desde el objeto fabricado hasta el universo objetivo entero. los hombres trabajadores sobre viven únicamente haciendo un trabajo productivo especializado en una condición de servidumbre bajo otros hombres. todo el «mundo exterior sensorial» de los «objetos naturales» se ha transformado en »un mundo ajeno y hostil». el hombre queda también «enajenado de los otros hombres». se ha convertido para él en -un objeto ajeno que le domina». es decir. y entre el hombre y el hombre. En el capitalismo. dice Marx. Inversamente. Es la solución deJ enigma de la historia y sabe que es esa solución. «es ya consciente de ser la reintegración del hombre. Y paralelamente a su enajenación de la naturaleza y de sí mismo. de tal manera que cuando está «en el trabajo se siente sin hogar» y enajenado «de sí m ism o. y de este modo. . Es la resolución definitiva del antagonismo entre el hombre y la naturaleza. s o c ia l.. La significación humana de la naturaleza sólo existe para el hombre porque en este caso es la naturaleza un l a / o con los otros h o m b r e s . o bien de siervo a amo*. humanizar |a totalidad de la naturaleza e integrar la naturaleza material con la naturaleza humana. Sólo entonces es la naturaleza la b a s e de su propia experiencia h u m a n a y un elemento vital de la realidad humana.. El hombre siente también que «el acto mismo de producción» es «algo ajeno y que no le pertenece». es el retorno del hombre mismo como ser social. sin embargo. del estado comunista perfeccionado. y como humanismo plenamente desarrollado es naturalismo. el comunismo. la supresión de la autoenajenación del hombre». Esta voz es la voz de Marx. puesto que es un objeto hecho por compulsión para otra persona. la verdadera resurrección de la naturaleza. realmente humano. incluso en su forma «cruda». su vuelta a sí mismo. como aquella etapa culminante de reinte­ gración humana y social en la que se producirá la total «abolición de la propiedad privada . retorno completo y consciente que asimila toda la riqueza del desarrollo anterior. La existencia n a t u r a l del hombre se ha convertido aquí en su existencia h u m a n a y la s o c i e d a d es la unión cumplida del hombre con la naturaleza. .cosas humanas. de la autoenajenación humana•: Por consiguiente. El resultado es que el hombre moderno se ha vuelto enajenado del producto de su trabajo que. de la actividad de su vida». El comunismo como naturalismo plenamente desarrollado es humanismo. en su periodo proto-marxista. de su propia función activa.. el naturalismo realizado del hombre y el humanismo realizado de la naturaleza9 1 . con los que esti en relación o bien de objeto a objeto. por extensión psicológica. pero el propósito y el vocabulario mism o de este naturalismo humanista lo hemos escuchado a menudo en lo que antecede: la expectación de un estado futuro que es «la solución del 312 .

I. [Es] la unión y reconciliación de lo que es naturaleza con lo que es exclusivamente humano»1 0 0 . dice Coleridge. Reafirma en cambio la convicción romántica de_«que el arte esJ a_tarea más alta y la actividad metafísica ^>rop¿-Jc-su vida»1 0 1 . En El nacimiento de la tragedia. y gracias y a ese apareamiento generan finalmente el producto artístico. Estas dos tendencias distintas. Schelling. dionisiaco y apolíneo por igual... por un milagro metafísico de la voluntad helénica. aparecen apareadas una con otra.. es «la mediadora y reconciliadora entre la naturaleza y el hombre. El proceso histórico del arte ejemplifica el interjuego de una polaridad.. l a consonancia-en-la-diferencia de los puntos de vista de Marx con los de sus predecesores románticos se hace más clara aún si colocamos sus dos últimas frases junto a unas declaraciones que había escrito Coleridge alrededor de veinticinco años antes. que ha estado fragm entado. justificando los por la felicidad de su final terrestre. Schiller. declara Nietzsche.a diferencia consiste en que el papel reconciliador e integrador que. constituye la teología inmanente. ha vuelto a ser un todo. comprendiendo una perpetua lucha con periódicas reconciliaciones sólo casuales. Hegel. Marx la extiende hasta incluir todo el trabajo de las manos del hombre —es decir. de diferentes maneras. por consiguiente. W ords­ worth y Blakc habían asignado a la obra imaginativa del artista. El arte. pero en un nivel más a lio que ha transformado en conocimiento -consciente». y la visión de esa etapa final como una etapa en la que cada hombre.. Es.porque sirve sufrim ientos de la historia humana dionisiaca: I a -misteriosa unión» y la «gloriosa consumación en esc hijo* de los dos principios hostiles. Coleridge. el poder de humanizar la naturaleza. y más patentemente aún que en sus predecesores románticos. de la tragedia ática.. los valores alcanzados durante todas las etapas precedentes.. y po r ende preservado.como teodicea secular. enigma de la historia. . al fin. Friedrich N ietzsche expresa su desprecio por el punto de vista marxiano ^ la •glorificación optimista del hombre como tal» en la que «los movimientos socialistas contemporáneos* basan sus «perspectivas paradisiacas»— . los principios apolíneo y dionisiaco. (1872).. la concepción de ese fin como un -retorno» al comienzo.. a condición de que ese trabajo se realice en el ambiente social de la libre empresa comunitaria. Nietzsche funda la dialéctica de los contrarios generadores en el prototipo de la oposición y conflicto sexuales y la unión procreadora: E l desarrollo continuo del arte está ligado a la dualidad apolínea y así como la procreación depende de la dualidad de los sexos. se ha reunido con los otro s hombres y se ha reunid o también con una naturaleza que ya no es cosa m uerta y ajena sino que ha renacido y ha asumido una forma amistosa por ser humana..

En la verdadera tragedia griega. 178.. y cuya inminente resurrección en la unidad señalará la consumación de todas las cosas. dice. en último análisis. 271-272). 167-168 189). 229). el dios que experimenta en sí mismo las agonías de la individualización. el sufrimiento propiamente dionisiaco. 185. 230-231. mientras que Dionisos representa la «misteriosa Unidad Primordial» que es el «sustrato misterioso». es únicamente el tipo del verdadero héroe. y del arte como la gozosa esperanza de que los lazos de la individualización pueden romperse en el augurio de una unicidad restaurada» (pp. y la «doctrina de misterio de la tragedia» es «el conocimiento fundamental de la unicidad de todo lo existente. pierden . su in m ed iato predecesor en la metafísica. La esperanza en «un nuevo nacimiento de Dionisos». y ese héroe es siempre fl Dionisos sufriente de los misterios. Nietzsche cita los p u n to s de vista de Schiller sobre la autodivisión del hombre y la fu n ció n reintegradora del arte con no menos frecuencia que a Schopenhauer. agua. Y el poeta al crear la tragedia. tierra y fuego. I-a dualidad apolínea-dionisiaca de Nietzsche. en «el fin de la individualización». En concordancia con esto. y en este único aspecto su teoría del arte está más cerca p o r sus líneas generales de Shelley y Blake que de Schiller. los actores al representarla y el pú blico al observarla. la «cosaen-si de cada fenómeno». Pero Nietzsche es un critico de los m itos arquetípicos. sc reduce a la distinción entre la multiplicidad dividida y la unidad primordial Pues Apolo representa el prmapium tndtviduaítonis del mundo fenoménico de los sentidos y la mera apariencia. la oposición entre estos dos principios es correlativa del conflicto dentro del hombre entre el deseo de sostener su individualidad dividida y el im pulso a regresar a la vida única que es su sustrato (pp.-la meta fin a l de |cl] desarrollo y proceso* del arte helénico (pp. dice. pues todos los protagonistas trágicos no son «sino máscaras de ese héroe original» (p. del que unos mitos maravillosos nos dicen que siendo muchacho fue despedazado por los Titanes y que ha sido adorado en ese estado como Sagreus: con lo cual se sugiere que ese desmembramiento. es lo único que -lanza un rayo de alegría sobre los rasgos de un mundo rajado y despedazado en individuos». que hemos de mirar por consiguiente el estado de individualización como el origen y primera causa de todo sufrimiento. e interpreta el mito dionisiaco sobre el m odelo del m ito cósm ico del Hombre Universal cuyo desmembramiento c o n stitu y ó el mal prim igenio y efectuó la creación del mundo de los seres individuales. 171-174. «Dionisos no cesa ni un momento de ser el héroe trágico». la concepción de la individualización como la causa primigenia del mal. N ietzsche considera el drama trágico como una re-presentación del m ito de Dionisos. o sea. E l protagonista individual del drama trágico. como algo objetable en sí mismo. es como una transformación en aire.

Ahora el esclavo es libre. celebra una vez m ás su reconciliación con su hijo pródigo. véanse también 279. y la insistente solicitación es la de seguir. el capricho o la «moda desvergonzada» han levantado entre el hombre y el hombre son derribadas. Las meditaciones se abren. sino también con la naturaleza enajenada. un estado social.. (pp. a la que (una vez más según la figura que nos es familiar) regresa como Hijo Pródigo: Bajo el encanto de lo diontsiaco no sólo se reafirma la unión entre el hombre y el hombre. reconciliado. ese estado último —no. que se ha vuelto enajenada [cntfrcmdcte\ hostil o subyugada.. como en M arx. * echo in the m emory Oown the passage which we did not take Towards the door we never opened lnto tlie rose farden. 321-322). 216. fundido con su vedno. el despliegue de sus meditaciones ejecuta simplemente variaciones sobre el diseño y los motivos de unas representaciones románticas del progreso educativo del poeta. el hombre.. sino un estado psíquico— en que el hombre queda reunido en una -comunidad más alta». Ahora. En la canción y en la danza el hombre se expresa como miembro de una comunidad mis alta. cada uno se siente no sólo unido. 208) Aún después de un cuarto de siglo. bajo el modo de una doble conciencia.. 172-173. Como en E l preludio de Wordsworth se expresa el -tiem po pasado». no sólo con los demás hombres. Pero es la embriaguez dionisiaca la que está en el corazón del misterio de la reintegración. con un ruido de pasos que resuenan en la memoria Allá en aquel pasaje en que no entramos Hacia la puerta que no abrimos nunca Que da a la rosaleda'*. sin embargo. en Bumt Norton. sino que la naturaleza. . sino hecho uno con él.todos ellos sus identidades propias en una participación en la síntesis dionisiaca-apolínea de una «disolución del individuo y su unificación con la experiencia primordial» que es al mismo tiempo una «redención» del individuo -en apariencia» (p. seguir. los Cuatro cuartetos de E liot no han perdido su estatuto como impresionante poema «moderno». L a rosaleda se asocia con niños que ríen y pájaros que cantan. con el evangelio de la armonía universal. véase también p. tal como irrumpe en la conciencia madura del poeta en el «tiempo presente»1 0 2 . ahora todas las tercas barreras hostiles que la necesidad.

barfi a new world And the old made explicit. de la que tenemos un Through the fint gate. en su constitución como en su asunto. pero también está sostenida por la lucha. el perpetuo movimiento-en la-quietud de »la forma. que es la búsqueda aparentemente sin esperanza de lograr. y revela que la búsqueda espiritual del poeta coincide con la escritura del poema mismo. y en la unión de los contrarios «en el punto inmóvil del mundo en rotación» encontramos un mundo nuevo. trata del arte del propio poeta. El resto de los Cuatro cuartetos es la exploración de la múltiple significación de esa imagen obsesiva figurada como búsqueda espiritual. Resolución de su parcial horror**. 3 16 . antes del comienzo de la conciencia dividida c infeliz dei adulto y del hombre caído—. understood In ihe completion o f iu partial ecstasy. Estos contrarios están representados (como lo indican el epígrafe y varias alusiones) de acuerdo con la visión de una unidad que queda dividida por la lucha. . entendido En lo completo de su éxtasis parcial. el patrón* que es la obra de arte en su perfección. la locha del «perro y del jabalí» queda «reconciliada entre las estrellas». ihafl we follow The deception of the tirush? Into our firsi world. «bajo inveteradas cicatrices* un alambre vibrante «reconcilia guerras olvidadas». El segundo movimiento de Bnm t Norton revela que esa búsqueda es también la de una reconciliación de los contrarios divididos y en guerra que constituyen el mundo del movimiento en el tiempo. Into our first world. E l quinto movimiento del primer cuarteto. ancestro de la metafísica de la polaridad. por tierra y mar y subterráneamente del jardín perdido pero no olvidado. como el movimiento corres­ pondiente en los tres últimos cuartetos. de inocencia y de jovialidad de nuestra infancia individual y genérica. en un medio temporal y mudable. es pues la búsqueda de esa condición en la que los contrarios en conflicto de la experiencia temporal se reconcilian en una experiencia intemporal. que fue expresada por Heráclito. El poema entero.P o r la primera puerta. A nuestro primer mundo. que no es otro que el viejo mundo plenamente entendido: a la vez un mundo nuevo Y el viejo vuelto explícito. The resolution of its p m t il horror. ¿seguiremos El engaño del zorzal? A nuestro primer mundo*1 2 ' —el mundo del jardín de paz. El ajo y los zafiros se mecían en el lodo.

En la presentación inicial de la rosaleda en Hurnt Norton se había dicho que «Lo que pudo haber sido y lo que fue / Apuntan hacia un fin. always..* «En mi comienzo esta mi fin»: el verso inicial de East Coker. 142-143). Más patentemente aun que en sus predecesores en la estirpe de los Rtldungsrcitc poéticos. E l poema final. estuvieron una vez «unidos en la lucha que los separaba».en las recurrencias del jardín desaparecido pero eternamente presente. 134). pues termina declarando lo que ha realizado. es el hogar. revela que la peregrinación del poeta es una peregrinación circular. adonde el poeta ha regresado ahora. What might have been and what ha« been / Point to present one end. Pero también en gran escala «el camino hacia adelante es el camino hacia atrás» (p. Entonces «todo estará bien». dice Eliot. como se nos dirá pronto. pues en East Coker. reside en un amor que «no es menos amor sino extensión / Del amor más allá del deseo»**. que está siempre presente»***. -El hogar es de donde partimos» —en el viaje a la vez literal y figurativo del poeta. La «liberación» respecto del «apego a la propia persona y a las cosas y las personas». especifica la definitiva «purificación del motivo». siempre. estarán «plegados en un solo partido» [o «fiesta«: party] (pp.. con los elementos invertidos. de tal manera que la estructura de los Cuartetos en su totalidad pone también en práctica su declaración. como el inglés en las guerras civiles. la liberación del hombre del divisorio y adquisitivo centramiento en si mismo que tiene lugar en la comunidad de un amor que (como habla dicho W ordsw orth del «amor más intelectual» en el que «empezamos y terminamos») es más que meramente humano. el fin del viaje espiritual del poeta * There rises the hidden laughter O f children in the foliage Q uick now.. y este triunfo moral coincide con el necesario distanciamiento del artista respecto de las cosas mundanas. c l segundo cuarteto. y todos los hombres que. Esc fin es a la vez el fin redentor del hombre. ahora. Fast Cohcr manifiesta el diseño que describe (según la imagen de Coleridge para referirse a la forma perfecta de un poema. cuando p r e s e n t i m ie n t o Se levanta la risa oculta De los niños en el follaje Pronto ya. está el hogar ancestral de la familia Eliot— . now. here. • • not less of love but expanding / O f love beyond desire.. which is always 317 . en una frase que reitera. la frase con que empezó: «En mi fin está mi comienzo». Little Gidding. Y el origen que es su destino. aquí. es una «serpiente con la Cola en la Boca»).

semiescuchados.. ese último movimiento del último cuarteto se vuelve.. recordada puerta. here... No cejaremos en la exploración Y el fin de toda nuestra exploración Será llegar allá donde empezamos Y por primera vez conocer el lugar. Pero el reconocimiento de lo que siempre estuvo allí ha sido ganado ahora triplemente: por el viaje de la vida del poeta. Every phrase and every sentence is an end and a limning. por su rememoración de esa vida en esa exploración meditativa de su significación y por el acto imaginativo de la composición misma del poema. Por la desconocida.. Como dice I liot en el movimiento final. siempre —Condición de completa sencillez (De costo no menor que todo) Y todo estará bien5 5 .il hogar. now.. ** V c shall not cease from exploration And the end of ail our exploring W ill be to amve where we started Knd know the place for the first time. sin embargo. Cada poema un epitafio*1 0 4 . en la quietud.. aquí. remembered gate. De acuerdo con esto. el jardín es reconocido ahora por primera vez com o el hogar y la simplicidad primera de la que al comienzo el poeta se bahía extraviado. La voz de la cascada oculta Y los niños en el manzano No conocidos por no ser buscados Pero escuchados. y simplemente el iin del poema.. 145) f The end n where we »tart from. Cada frase y cada oración es un fin y un comienzo.. The voice of the hidden waterfall And the children in the apple-tree Not known. hacia la rosaleda del comienzo del prim er cuarteto. Cada frase Y oración que es correcta (donde cada palabra esti en su casa). in the stillness.. Every poem an epitaph. Quirk now.. half heard. alway* — A condition of complete simplicity 318 . (p. en el círculo de su evolución. Pronto ya. because not looked for But heard. Al final empezamos.en el regreso . Through the unknown. And every phrase And sentence that is right (where ever) word is at home). ahora..

gira en tomo al único acontecimiento del tiempo». la peregrinado vitae agustiniana*^. Esta figura. que significa para Eliot (como había significado para Wordsworth el paisaje bajo el Paso del Simplón) la coincidencia de todas las oposiciones: La seña adivinada a medias. Aquí la imposible unión De esferas de existencia es actual. -Es aquello que lúe el comienzo»* (p. son reconciliados** (p. Here the past and future Are conquered. and reconciled. De ahí que en el movimiento final sobre su propia arte poética en Little Gtdding. como sabemos. se preocupa de lo que es permanente en el tiempo fugaz. se narra en el modo de la doble conciencia. Here the impossible union Of spheres of existence is actual. era ya el mismísimo lugar común para cuando Kleist escribía en 1810: «Ahora el paraíso esta cerrado con cerrojo y el ángel está detrás de nosotros. Y sin embargo la de Eliot es una versión notablemente inventiva del género y de los topoi del viaje circular del poeta a través de su pasado recordado. the gift half understood. is Incarnation. observa Eliot. 145) The last of earth left to discover I Is that which was the beginning. m . incorpora la discusión de su propia poética y (al regresar al final a su comienzo) implica el proceso de su propia composición. I enemos que viajar alrededor del mundo y ver si acaso está abierto de nuevo en algún sitio por el lado de allá». La diferencia evidente es por supuesto que la versión de Eliot del género romántico del progreso autofomiativo del artista es también una gran inversión de su prototipo cristiano. que termina en el reconocimiento del jardín y del hogar donde había comenzado. cuando el poeta descubre y reconoce su llamado —«Con el arrastre de este Amor y la voz de este Llamado»— la palabra (con un juego alusivo del llamado del pájaro a seguirlo en la rosaleda) reúna el sentido derivado de la vocación del artista con su significado religioso original. condición vislumbrada como «señas y adivinaciones en una epifanía del «momento que entra y sale del tiempo». Y la simplicidad de la reconciliación total en el jardín de nuestro primer mundo. M The hint half guessed. (p. (p. el don a medias entendido. No es otro que la Encamación. 145). 136) (Costing not less than everything) And all shall be well.o último que queda por descubrir de la tierra». Aquí el pasado y el futuro Son conquistados.‘ I.

•Nosotros y el cosmos*.. democráticos. llama «amor*. como su predecesores románticos. del que seguimos siendo pane. H. un ep o s\ y después volver de nuevo a un mundo no del todo como el onginai. Lawrence encuentra este patrón circular de la historia —que opone a nuestra moderna «idea del tiempo como una continuidad en una eterna línea recta«— en los restos paganos que. «somos una sola cosa. hacer un mundo. (pp. 160). no son pues sino «seres fragmentarios» en una sociedad que mantiene su unidad principalmente gracias a una relación pecuniaria. Los hombres modernos.. y se supo aparte y separado. en un proceso que alcanzó una crisis después de la Reforma.«M> podemos soportar la conexión. y como lo sabrán de nuevo»1 0 6 . I I cosmos es un vasto cuerpo viviente. se descubren tras las numerosas distorsiones impuestas por los redactores judíos y cristianos del texto original del Libro de la Revelación: El viejo método del Apocalipsis consiste en presentar la imagen. y ese acontecimiento tuvo lugar en los albores del conocimiento divisor y la autoconciencia del hombre. Ksa es nuestra . 48).. cuando los protestantes y los hombres de ciencia «sustituyeron el universo no-vital de las fuerzas y el orden mecánico. La raíz de nuestros males civilizados consiste en nuestro desesperado aferramos al principio de la propia persona. Ahora bien. y luego de repente apartarse de ese mundo en un ciclo de tiempo y movimiento y acontecimiento. Los gajes de tal separación son la muerte de las partes componentes. sino en otro nivel. fue cuando surgió la concepción de un Dios para intervenir entre el hombre y el cosmos* (p. •El individuo no puede amar». lo cual es la muene del individuo. sólo cuando cayó en la conciencia de sí mismo. anuncia Lawrence. todo esto es literalmente verdadero. como sabían los hombres en eJ gran pasado. cuyas inevitable» fallas en sus tentativas de realización individual los hacen -envidiosos. puesto que «rendirse enteramente al amor* —ya sea como eros o como caritas— «sería ser absorbido. «Sólo cuando el individuo empezó a sentirse separado. que frustra el principio redentor de la integración que Lawrcnce.Mi último ejemplo del retomo circular es la declaración de un reciente poeta-proieta. la caída del hombre fuera de su unidad original con el todo universal. mitológicamente.. Lawrence. quejumbrosos. D. v por ende en el apartamiento. según su alegato. económicos. y tomo esa declaración de su libro Apocalipsis Concluimos así este excursus a partir de la figura de las bodas entre el espíritu y la naturaleza en Wordsworth con un comentario sobre la fuente primaria de la figura. sólo cuando. el propio Libro de la Revelación. despectivos». comió del Arbol del Cono­ cimiento en lugar de comer del Arbol de la Vida. y la larga. 87-88) La fábula bíblica de la caída del hombre significa una verdad histórica. lenta muerte del ser humano comenzó* (p.

con el cosmos. lentamente.. y restablecer las conexiones orgánicas vivas. 190.. como lo había hecho Blake antes que él. bastante reciente. l. la estética. la economía y la sociología de la enajenación han sido una derivación elaborada pero.enfermedad*. . Soy parte del sol como mi ojo es parte de mí. y mi sangre es parte del mar. (pp. especialmente las que se relacionan con el dinero.o que queremos es destruir nuestras conexiones falsas.. en su retórica única y obsesionante. con los otros hombres y con el mundo natural. aceptando. 196-200) Lo que Lawrence ha hecho. Que soy parte de la tierra mis pies lo saben perfectamente. y ser parte del cosmos vivo y encamado. inorgánicas. Mi alma sabe que soy parte de la raza humana.. L. la psicologia. el mito de la división catastrófica del Hombre Primigenio que un día incorporaba. con la humanidad y la nación y la familia. y volverá a incorporar. teniendo en cuenta la historia humana. Deberíamos danzar de arrobo de que podamos estar vivos y en la carne. Pero tampoco podemos escapar a nuestra insuprnrnible añoranza de una resurrección que será un regreso a la unidad total con nosotros mismos. el cielo y la tierra y el dios y el hombre —un mito del que la metafísica.o que el hombre quiere más apasionadamente es su entereza viva y en su unísono vivo.. es revisar el reto escritural de la caída y el apocalipsis. Empieza por el sol y el resto vendrá lenta. como una verdad literal de la imaginación. el sol y la tierra.

»-34 * A l'««joft o f the U at Judgement The Poetry and Prose. 16-18. liahij •conservado b Divina Visión en tiempos de sinsabor*. V** I inias nm cn j\ «id iex to dr Blake ion dr /Vir /»oríry oiW Prwr mf Wtilutm HUkt. y los Ríos y las Montañas / Son también Hombres. vv. Collected Letten. ed de Rooke. Jerusalem. v¿a*e Harold Bloom. I. 1 1 Por ej. 1912). i7 Jermudem. lW»5fc en algunas ocasiones he alterado b puntuación dr Blake para facilitar b comprensión * SchrOmR.niam m tr cn us« poderos miembro» todas las cosas drl Ciclo y de la Iieria. Blake. fathrn oé multitudes. 2*-29. 1 4 Véase cap. ” The Fomr Zomi. I C a ry . 271 * Dir»f:»mdov a «lo» judíos» cn ui JerutaJem. I. p 156. 95.subíinte!) K A H . H . 26-27. w 6-7. U x Fnrnd. 132. Ojc/ord. w Por ej. 215-211. 494. 33-44. pp. p arir I. 1947). IV . rd dr David V Irdman &: Harold Bloom (New Vori. IX .* Htr . en / . 349. limina 27. ed de E. b im b u ín t de los druidas Albion era el padrr de los druidas' The Fomr Z o *l V il (A J. n Mdton.. td de I H .c Femful Symmetry (Princeton. JermiMÍem. p 545. 4-10. vol V . V II!. 386. pp. . I. en The Fomr Zoai. w . Ruhe?*. p. 139.iy Sermom (London. p 44/. 520.orno dice el Hipcnón de Hölderlin. leer 1. Sämtliche Werke. I. 99. Amma poetse. I. Colendge (Boston.. w Jermúdem. p. incluso en tu forma caída como «Espectro Urthonas». 14 de octubre de 1797. 23 2 8 . 18-20. 676 %\The t nomonl tbui. 12 de febrero de 1818. 15. Ininwiuivion a las C ix nonr de expenencta. •Convertirse en una Im relia lija 322 . Apéndice D. 6 de fe b re ro de 1818. 1963).4jrt of the World. 8-12. 110. vy. 32. 23 dr agosto de 17V9. I. 46-48) Blake había interrumpido la narración para exclamar. 164 ^ . * A! doctor Trmler. M FemrfmJ Symmetry. ¡poderoso!. LX. Blakc'i Apocalypse (N ew York. 1-14. «7. 1852). todo es Humano. 10. 5. VI. 29-30. and Rrrrrs fií Mountains Art also Men. 1-5. 833-834. vv. (. padres de multitudes. 429-430. trad tngl de Bolman. 39. 108 125.. -Wo finden wir das Eme. ilnd. -El extraño natural de su ojo negativo. 836 »38 1 1 Rritpomt Muitngt. p 105. Blakr apunta al aspecto dr b verdad del Adam Kadmon dr b Cibala: -Tennis una tradición dr que rl Hombre contenía int. como dice Blak< en Jermxsiem. Tulk. vv. 20. I n cu a n to a la evaluación d e C o lc n d g e de los poem as e ilustraciones individuales de las Canciones il( mocencut y experiencia. das uns Ruhe giebt. 30. mighty! sublimr? (Pues Us Ciudades / Son Hombres. 341-347. Los. véase su c a n a i C A. 17. Collected Letten. The Poetry and Prow. Ame* en el poema (34. * The fomr Zomt. en The Complete Poetuai Works. 1895). 91.es cita de Coleridge de % u propu» poerna *|jmbo-. 226^248 » Ib id w 66-67 (vanante). orerytbing n Human. y The Stsieim an’t Manuel.. en Complete PoetHol W orin . Sobre el -Beulah* de Bbkr. 38-40 ** /btd. w. PH outphte d rr Kmn± Smmthche W rrk t. Coleridge (2 vols . U l . Jermxaiem.. cuando ¿I mismo contempló repentinamente -la Visión de Albion-: íor Ciues Axr M m . p. ai & Jolin 'H ielwall. p. 122. p.

199. Howe (London. Colletteti L itU tì. W . I 94. rhe Fheory of l. I. nota. de F. 263. lo ase y lo lleva dentro. S08-SCW -On Poesy of Art-. e» -una Soledad que nw ha^r temblar tamo que no poedo ni siquiera atribuirla a la Naturaleza |)i\iiij h u ju in n * S p ira . un amigo natural > 23 .mpédocin de Holderlin donde el filòsofo. |. 263 -On Poesy «ir Art-. * A Joseph Cottle. en Hioyrapbia Literaria. II. 50-52. 4 4 Fn cuanto a la circulación neoplatómca de y hacia el alma que -une tu final a su tomien/o-. 371. 75-7*.iteraras. 3$. rn Lay Sermoni. Coleridge cita una larga sección de una versión manuscrita de lu O d a (entre otra» coaaa. * Sobre el papel de Coleridge en el desarrollo de esta forma linca y sus relaciones con su filosofía de la reconciliación del sujeto y el objeto.(die de 1820). ed. habiendo expresado su adecuación a vivir para si. IV. y véase Coilected Letteti. asi com o el pnijc fto b re l i «Altffti*. «réase. Rioyafhia Iticrjna | I 8 > . The Statnman i Manual. y lo ptr»enta j| Principio Ideal como algo concordante v ^onjruente. independientemente de la naturaleza y de los dioses de la naturaleza. 1933).ife. V En él Piotino caracteriza la helleza como una percepción que unifica los fragmentos de un mundo exterior despedazado y los hace aal concordantes. sufre a fondo el aislamiento que ha escogido orgullosamente: -Veli! emsam! einsam! etnsam!» Holderlin. 1951). 1%2). pp. de Kathleen Cobunt (New York. 179. 12. 74*7&. 7 de mano de 1815. «Strutture and Style in thè Gteater Romantic l. véase J. 2 0 2 . en l ay Sermoni* pp. en from Senubtíity to Rotnaneicum. 1848). Beer. 258 hi muvn de Coler»df:c st lusa. en Deptctumr An Ode Comentando su teoría de la bollera tomo -la reducción de lo m últiple a uno«. de tal modo qur -el movimiento es uno y continuo». 34.yric». 1965). pane l* p.l propio Coleridge. Hilles & Harold Bloom (New York. lite I rtenti. vi. 103. «un recibir ningún rayo m influencia en mi Ser». Sobre el uso que hace Coleridge de la serpiente torno simbolo. 183-185 * .F. S7S. ed ile Dodds. XV1JI. propt. IV. p 358. e| .a Giordano Bruno. ed «ie Kathleen Coburo (1 ondon. p 64. p. pp. 202.j I Irridilo y asigna su desarrollo en -el fundamento tanto de la I opta tomo dr la Fiuta y de la Metafisica.que desposa a Ij Naturaleza ton nosotros»). 1949).«ut alma-. 253. II. •Veo. p. III. donde C-olendgr atnbuyr la primera formulación «Ir universal de Polaridad. 4 ‘ The Philosophical Lectura.|8 S . pp. I * c Apéndice B. * Apéndice B. cn ideai de! escuto de Schelling -Sobre la relation de las artes formativa» ton la naturale»». 1 6The Friend. B. " ( niletteti Letteti. 769. 94-95. H. no siento. ni de Scth B Watson (London. lo bellos que son». Véa»e también T V w I tinnì. en su ensayo On thi■ Principici o f ( tenia! CntKism. v véase. aunque elaborándolas mucho y dándole* forma. Coleridge thè Vtuonary (New York. Fiancuti of Tbeology. -The Drama: XI. Proclo. I U Statc'man't Manual. ya fto O N D O una cosa lirch» ile panes. « ¡bici U-ley 4 1 Hay un estrecho paralelismo cn el F. Abrams. I. ed. The Staleiman\ Manual. en Ijty Sermoni. 77-78 ‘S lh t Philowphcal I «lurex. en The Completr U'orfci. dicr Coleridge. 1 4 Apéndice B. 545. 11. véase M. cn Hm^raphia I. 1 1 1 . 26?. r BtoRraphta Literaria.The F rienti. 2 0 6 . am istoso» y asimilables al espíritu: Aii sucede con la facultad perceptiva. a fin de observar la pertmenesa de un pauK que cita de las F néadai. indicó la pertinencia de la filosofia de P lo m o para su propia presentación del espíritu y la naturaleza divididos y m inificados. 1 % 198. Sanatici* W fíkr. IV. IV . “ William Hazlttt. dmermendo en «no» objeto» la Forma Ideal que lu unido y controlado i I» murru informe mine en una unidad W > que »»tue siendo li armentario. p. I. por rj Hiojrraphta literaria. ed de P P.

Poftu. The Romántic Asstrtion (London. XJ. IV . 239-24 I He dado b traducción dr Steplirn Mackenru iJt| pava> e «|uc Coleridgr cna en gnego |ilc cuya versión \c lu traducido al «pañol). 448 457. 4 1Job» Jones.- Ed ith J M or lev (2 vols. pp. X III. 1964).. II. 1-59 * • ' HruL.) *' Thr (Sormpo*H¿cfttr o f Henry Crabk Rnbmson xuith tlte Wordnt'orth ( nJc. 77* Prelude. Vanante de The Rmtned Cottagr. Graunere’ lo resiga S irli happy ítrVfe al>odrs so calm as thine . *' -The Contraneties: Wordsworth’s Dualistic Imagerv*. 1966).. 1. IV y Georg Roppen & Richard Sotnmer. R.401. 1 927). vv.. Promtiheui Unhound. X I. ** The Orpfnc Vokx: Poetry and Natural History (New Haven.625-628. cap. véase su nota sobre Tlu-n IT« a Bey A mu anteriores paralelismos entre E l preludio de Wordsworth y A ln mbrrfbe du temp' prriu es pertinente añadir aquí la observación de Harrv Levin sobre la magdalena que evoca b totalidad de la vida pasada de Marcel: -Proust no nos deja olvidar que el nombre y la forma de ese pequeño pan dulce pueden rastrearse hasta las conchas qoe los peregrinos llevan en sus sombreros como insignias de su vocación. L íktd . 402. LXIX (1954). es también el lugar de donde partió E l preludia Home a i Grumete. cap. en este contexto Wordsworth describe el duradero «poder sobre m » imaginación» de los caminos solitarios y ios viandantes que los transitan.il Works. 146 149. incompleto en sí mismo. 'A IbuL (1850). 390. No nos equivoquemos. 43-44. n i . p. 347. 584. IX . The E gotiitnal Sublime. 393-396. 525. Kn un pataje digno de notarse Wordsworth describe cómo A. p. PaeUtal Works. pp. Foakes. O aJord. Blake y Shelley expresan en forma de mito. v fhuL. M Wordsworth describió así su Preludio a lsabella Fenwick. Strangers and Pilgrtms (Oslo. véase también I. II. Todavía en un poema de 1811 Wordsworth pone en paralelo su •Partida del Valle de Grasmere* con la de un habitante de «las llanuras del Iilisio. 395 434. variante Ms. / No puede %er nunca fastidioso o abandonado el camino / Ql* se dobb sobre sí mismo para el dulce retorno. The Prelude. The Gates of Horn fNew Vqrl. V.. ' r Ih íd . Shelley. Phanomenologie. c! hombre. 376.. residencias tan tranquibs como las tujas. 64). X I. Coíeridge. Grasmere’. p. 1958). Aquí Wordsworth al parecer expresa en metiíorj la unión con el contrario femenino que Novalis. PM LA. pp 314-315. V. 239 242. estamos en d inicio de una peregrinación religiosa». véase también. II. 48-56. 35-3Í. 338.. v /ht¿. 1960). vv. parte II. I. X II. II. vv. O plejtanr trjnm. 324 . como liemos visto. R V . Rehgiom Musinas. cap. también la variante.|. pp. 1. 1-22. 315-316. ej. 156. 2.) (Poetical Works. renunciar / A tan dichosos campos. 365). * El prrindió. III.o del "Piraíio cdrstial*. v. 313-314. Wordsworth 's Pueúcal Works. Sobre b utilización en Wordsworth del viaje como metáfora estructural en E l preludio. p. 200-210. 103-109. V. 1181. X. A. el libro inicial de E J retimo -es de liecho una continuación de su autobiografía poética desde el lu^ar en que la dejó E l preludio*. p. 338-339.(Ln Btu^apiua Lttrrjrut. Wordsworth. * Como lo señab De Selincourt (Wordsu>orth's Poetical Works. X III. 220-226. w Tí)t Prelude. > • Ms. V . vv. 270-271. a quien puede complacerle ausentarse de la felicidad el tiempo suficiente para hacer un viaje redondo a un reino infenor. Ese lugar. y la nota al pie. W ord sw orth reelaboró parte de este pasaie en La excmruón. es perfeccionado por conjunción con sus tunt rapoderes iemenmos: The Preludr. 957 sí. tí) ss. Ne'er can rhr way be irfcsom r or íorlnm Thar windi mío itsclf íor iwcet re»urn [jOh placentero tránsito. M Hegel.

220. Early Theological \Writings. 1. 30 de enero de 1818. 326*' Engcna. de Gunner & Witkowiki. po r ejemplo. 1 y 2 y cap. p. pp. 2. V il.n^ Watson (L o n d o n . M Véase el penetrante com entario dc Harold Bloom sobre cl Prometeo dividido en The Visionary Company. 1953). ed. véase Alexandre Koyré. O n Education . Shelley'i •Prometheus U nbound • (Baltimore. Wasscrman en Shelley's . 777-811 Véase también la carta a John Taylor. de David Lee C lark (A lb u q u erq u e. / Por el sonido difundida. IV . Bodleian hecha por Earl Wasscmian. [La pura alegría del amor.] Ronald Peacock. p. Prometheus Unbound. Samthehe Werke. por ejemplo. HI. véase más arriba. en o tr o a le ja n d o * cada una xúe |j otra por medio de la Lucha-. En cuanto a mis referencias a Plotmo. en Shclln f ’s Prose . s Endymion. 277. By sound diffused. pp. ed. Shelley's Prose. pp. n. *’ Shelley’s Prose. 96. Gerrard Winstanlcy había dicho que el Adán caído en cada hombre es el -poder egoísta. p. pp. La Philosophic de Jacob Boehme. de Z a ll. véase. ej. ’* The R evolt o f Islam . Juan Luis Vives. pp. 139-142. V. dc Sabine. 327. -O n the Manners of the Ancient Greeks». 21. secc. trad. 28 Debo este pasaje a ia señora Caroline Bloomfield. 1^65).siguió siendo el n o m b re de la fuerza iniegradora general en la filosofía oculta. L. Milton and Wordsworth (New York & Cambridge. Sanitliclfe Wcrke. 174-175. Wordsworth. p. Uxiv. 95-96. 30-31. T nt Defence o f Poetry. 542. IV. xxu. pp. The Lour /. 170. en Philosophic!* Briefe. o por el aliento del aire. p. N ? Shelley's •Prometheus Unbound*. por medio del Amor. 22-25. To M y Sister. 46. 11 1 . ** Versión dc 1802. ed. 148-156. ed. ' Hegel. En cuanto al papel del -A m o u r. pp. Kirk & Raven.. Ti Religious M usings. donde Ki-ats dice de este pasaje sobre la ascensión desde el yo hasta el amor sin egoísm o: -El haber escrito yo ese Argum ento será quizá entre todo lo que he hecho lo que m ás ha de servirme*. Boehme. cap. 1954). « ■ -Essay on Love. Jerusalem. pero que «la ley de amor que brota dc cada criatura es el C risto en nosotros*. parte 1. The PrrtocraUc Philosopher*. Véase también The Statesman's M anual dc C o lc n d g c . pp. -Love-..omento reuniéndose toda». IX. ingl. Jerusalem.Or flowing from the universal fate Of earth and sky." Anden Nygren. S fxlley’s Prose. Hölderlin (London. 1938). vv. lín cuanto a ejemplos de las figuras eróticas de las relaciones universales en N o va lis. 195. p. 5. y véase S chiller. cd. or by the breathing air. p. Phanornenologie des Geistes. > 04-305. p. p. 282-283. en L a y Sermons. 14-21. vol. 4.e n B ofhm c. p. 198 ss. filosofía presocrática. V III. lrat* . 157. . vv. M * !* *n¿ ^ro t. de D. 1913). 2-3.. pp S74 S7H I I uso ilr -amor. pp. 382) Wordsworth describía the pure joy of love. 133. 52. -L ie b e -. 298 ss. p 90. describía las cosas c o m o -en un rr. Works.Prometheus U nhound » sugiere tam bién que varios personajes y acontecimientos dc los dram as son -la extcriorv/ación simbólica dc actos y fuerzas mentales». de Foster Watson (Cambridge. 1937).o -a m o r propio-. X V II. Clark. 62. Wmstanlcy y Schellmg. en una. -Amor. Líe dtviHvne naturae.oas. secc. tv. 176. H l Shelley's Prose. seccs. 1 Hegel. / O fluyendo del rostro universal / dc la tierra y el ciclo. 293. Según la cita dc un Ms. 134-136. véase m is arriba. Empedocles.para designar la fuerza cohesiva y u nification es ta n VKJO com o I. '* Schi lling. E n una versión dc The Ruined Collate (Poetical works. cap. en Literary Criticism o f William Wordsworth. I.

The Scbolar Gypsy. 147. 1923). -Hawthome's Imernauonal N o vel».. En cuanto a . en Ench Frontín. reconciliado consigo mismo. A rn o ld . nativa de Francia. una quasi-autobiograf ía epistolar. En una sección posterior de Sartor hT ^ I.. 186. si la Naturaleza c\ una. VII* 57*6! 1939). de Hoffmeister. 550. ingl. fluyen corrientes vivas palpables -en esa maravillosa Humanidad todmdual. Système des contradii ttom écvnomujuei. 246-247). ed.*/. cap. XX V ili. sobre el Oberrnann de Senancour) da ocasión de m encionar ese tem prano ejem plo de b tradición. La referencia a Obermann Once Afore de A rnold (escrib ió o tro poema. del aislamiento ex isten cú J. el socialista francés Pierre-Joseph Proudhon. en un libro publicado en 1846 que muestra la influencia a la vez d el pensam iento alemán y de las teorías sociales d r Sam t-Sim on. asi como u n ensayo. véase más arnba. En Revelación 21:3 es Dios quien «enjugará todas las ligrimas de jus ° J lw. 1 272^ 27 4 ^ am * ^ Tr5rnt' ^ ^ o r °f Thom as Carlyle (Centenar)’ Edition). Compiete Poetual VForkt of P fi SM iey. sin la cual ” N**uralrza no camina». 23-24. Véase Phdnomenologie. Adams. Pans... mucho más lo es la Humanidad. PP. B. en una palabra. p fafizioM» r W i /ri £**/.. o f Thom u i C*rM r. 1961). y 00 habra mis muerte* m «mis dolor-. A Summer Night.. él es tan d e l m u n d o o y e u n s ile n c io u n iv e rs a l. el estado de separación. ' P Sobre ci m otivo del Ju d ío Errante. pp.. Entonces el am or (se c o n v e n irá ] de hecho y sin división en la ley de la humanidad*. N d (New York. p. v luego el retomo aJ hogar. 81. cuya estructura imita su tema: un movimiento espiral desili­ ci hogar y la inocencia hasta la disciplina del exilio y la experiencia del mal. 97 Economie an d Philosopbieaì Manuscripís de 1844. pp. H Por ejem plo.* mcm° 4 orgánicos*.) es obviam ente la versión conceptual de Hegel del dies irae de la «representación en imágenes* del apocalipsis bíblico. X . de veras. Surtor Ca/Ied R esam ri (Pnnccton.188 189. Véase Cuslung Strout. Un internante ejemplo norteamericano de la forma circular es Tht Maride f aun de Hawthome (1860). ed. X X IV (1%9).%' ^ * c H arrold. véase G. de T B Bottomore. de Roger Pica rd (2 vols. secc. pp. deje de m irar a su vecino y a la naturaleza como fuerzas hostiles. el asco y el sentido de le niant. (pp.. pp. 257. 2 7 2 " Tbe W ork. 201-212. 1 1 1 . ed. sólo entonces amará. de h o stilid ad contra sus sem e|antes en que lia vivido el hombre hasta la ¿poca presente. U n pasaje pertinente: E s t o y s o lo . M a r x t Concrpt o f M an (N ew York. I. % * A n Es vay on tbe H is to ry o f Civil So ciety. de aislam iento. en 1804. E n m e d io d el r u id o m e d io d e un m u n d o d e seres v iv o s . T o Marguerite—Continued. 19. New York. Stanzas jrom tbe Grand Chartreuse. 2-3. esa enajenación de su corazón». 367-368. 1 a Imagen que refleja y crea a la Naturaleza. s o lit a r io e n m e d io d e la m u lt itu d que nada s ig n ific a p a ra a u s e n tis ta . b «absoluta libertad y ten o r» que es «meramente la furia de destrucción* (la etapa del espíritu en desenvolvim iento que se manifiesta históricamente en la era de b R e vo lu ció n francesa que precede a su culminación como «conocimiento absoluto. « / l U T Rc''trh.. 1939-1957). Tennyson. 414- 422. Senancour escribió Oberrnann. Su remedio para esa fragmentación individual y social e* el a m o r «Cuando el hom bre. /w > i4 vulk. ** Sin em bargo en L a fenomenología d el espíritu (la obra de Hegel que más influyó en d pensam iento de M a rx ). las metáforas de Carlyle reflejan patentemente el mito del «nbre Primordial -Si. 157-158. y un todo viviente usdivisil>|c. Nmeteenib Century Ftdton. e n Véase R o b e n M.. de Thomw Hutchimon (London. A q u í e s to y e n el m u n d o . trad. e rra n te .. pp. 1965).jrruxairm. 135. IV . 131-132. mí: como un h o m b re a t a c a d o de un a an tig u a so rd e ra. descnbía -el antagonismo de la sociedad. 1966). Obermann Once More.. 169 1 8 1 Strout anali/a la obra como una novela de autufonnacion.

-ci la relación más natura! entre un ser humano y otro-. de Sabine. xxviii. 127. y su declaración de que -es lo mismo para la vida entera del hombre. 166. Esta maldición de la persona o -codicia. -La relación del hombre con la mujer«. ed. y su carácter cuahtauvo cu cualquier tiempo revela hasta que punto «el hombre se ha convertido en. ” Ihid. Btograpbta Literaria. un srr-apear. dice Winstanley. al representar el viaje espiritual de su vida. X I. donde habita b rectitud». de Glockncr. un ser humano-. en Vorlesungen über die Aesthetik.o: Como dijo Roben D. trad. el filósofo religioso de la pequeña sociedad de loi Diggers durante b\ guerras civiles inglesas Cuando -el hombre empezó a caer lejos de su Hacedor». el presente y el futuro en el proceso de recitar un salmo. y no lo conoceremos de veras tal como es hasta que luyamos retomado al comienzo y aprendido a conocerlo a la ve/ como el comienzo v como el fin del viaje. véase pp. con el resultado de que todo se volvió -egoísta-. se remite al tipo principal de Agustín para el retorno circular. se remonta por lo menos hasta Gerrard NTinstanlev. diciendo. 145. pp. 1. y lo mismo para b historia entera de la raza humana*. 71* Golden . 184. p. «The Meaning of Eliot’s Rose Carden». 15. -T. pp. Eliot’s Rose Garden-. 117-118..rcaturas y los objetos extenores*.0i En T . en el hecho de que transforma lo enajenado en pensamiento y así conduce de nuevo hacia sí mismo». 158-159.. PM LA . 1 0 1 The fíirth ofTragedy. S. p. New York). y específicamente comunistas. pp 374-394. E l resultado de esta división de la propiedad comunal en propiedad privada fue que la libertad universal quedó destruida y la creación entera cayó -bajo la maldición de b servidumbre.oc Coleridge. 1952).(irruetomineit) fue -el iniciador del interés particular. -On Poesy or Art». The New Lau of Righteousness (lb4V). Compárese con el análisis de Agustín en bs Confeuonet. 327 ... con los hombres -comprando y vendiendo la tierra de una mano particular a otra. " ¡bul . . 16#. X II.. Wagner. Works.la i ilación amorosa en Marx. LX1X (1954). la visión simple del niño y »la visión sobreimpuesta del poeta para quien la cxjHTicncia s e ha convertido en una memoria modificada por b “ reflexión madura •. Euo e» mtu.Vlring (1954). Pero la fuerza redentora del amor universal en el hombre está ya a punto ¿le restaurar la tierra a -un común tesoro como lo fue al principio. . 34: Las obras de arte son «un extrañamiento« [Entfrenubmg] de pensamientos y conceptos -en lo sensual». de Unger (New York. y en tales obras el espíritu muestra su poder «de reconocerse a sí mismo una vez más en su exteriorización en la sensación y lo sensual. La reciente autobiografía de Bode Grifíith.. pp. 126-127.. Eliot. pp.. . 1948). y -en su existencia individual al mismo tiempo en un ser social-. .a traducción del mito del hombre fragmentado y reunificado (asimilada al diseño bíblico de la historia) en términos económicos. pp. 253-255. haciendo de b tierra un almacén. 296-297. Y esta etapa culminante de b vida comunal del hombre en una igualdad familiar de trabajo y posesiones cumplirá b profecía de b Revelación de • un nuevo cielo y una nueva tierra.' 24. y el luego en evolución del pasado.o. 1 2 **. ed. en The Phiíosophy o f Nietnche (The Modern Library. ingl. S. el acontecimiento es consignado -desde dos puntos ile vista*. Samthche W e rít.o propiedad privada. También para Hegel el arte ayuda al espíritu a reconocer y volver a poseer su propia personalidad enajenada. 156. del papel modificador de la expectativa y b memoria. -buscó el contentamiento en (as ». en T S Eliot: A Seletted Critique. que entonces -cayeron lejos de él*. ed. de Clifton Eadiman. dice. la parábola del H ijo Pródigo: -Cada paso adelante es un retorno al comien/..w Ihid. 98 105. de captarse a sí mismo en su otro. véase también Leonard Unger. Por ej. y haciendo que todo hombre o mujer viva en b ley de la Rectitud y b paz como miembros de una sola casa». The Complete Poems and Playf (New York. b tristeza v las lágrimas». manteniendo esta propiedad particular mediante una lev de gobierno de su propia hechura*. II.

A.U1Camio (N ” « H . .de lom enu . esperando cu-uv-lur b vo. 1 9 6 8 ) ^ ^ 3 8 " " ^ n " ° Vrla' *lrl pr0pi‘ ’ 1 iw rrm ’ ° r’m ' eA ‘lr < 11 ( . ' " ' I ' ” »>• P «■ <-n .I j .S t u r “ ll H " ° l'nhi^ "' ” Um 0' l.. Kern«.D > » „ (London. r r m r »nd the A p o a tJ m c T ! L T V ‘ Í F..

imaginación y cognición I le estado convencido desde hace m ucho tiempo de la final omnipo­ tencia del espíritu sobre la m ateria. Wallace Stevens. revolución.. como el relámpago. E l espíritu ha roto con lo que era hasta ahora el m undo de su existencia e imaginación. lo adecuado del motivo es suficiente para cualquier cosa. El matrimonio del cielo y el infierno Las luces astrales y shelleyanas no van a alterar la estructura de la naturaleza. Shelley (a los 19 años) a Elizabeth Hitchener Sin duda no es difícil ver que nuestro tiempo es un tiempo de nacimiento y transición hacia un nuevo período. Este derrumbe gradual que no alteró la fisionomía del conjunto se ve" interrumpido por el alba que. Todo lo que veíamos se debía a vuestra metafísica. ése será el milenio de los cristianos «cuando el león yacerá con el cordero* aunque nunca se cumplirá para completar una profecía o por la intervención de un milagro. revela de repente el edificio del nuevo m undo. Hegel. Blake.«n M M n n n H H ggg C a p ít u l o VI Revelación. Fenomenología del espíritu Contesté. Las m anzanas serán siempre manzanas. 27 de agosto de 1940 . Con todo. y quienquiera que sea un labrador de ahora en adelante será lo que el labrador lia sido siempre.. lo astral y lo slielleyano habrán transformado el mundo. y mi edad de oro será cuando la actual potencia se convierta en omnipotencia.

.

a fin de demostrar a su desmoralizada época. disfrazando el mismo bajo los suaves títulos de apego doméstico y desprecio de los philosopbes visionarios. han echado en saco roto todas las esperanzas de mejoramiento de la humanidad y se hunden en un egoísmo casi epicúreo. l ove.* Los términos opuestos «temor* y -esperanza*. Su incumbencia para un problema central de su época queda indicada en una carta que Coleridge escribió a Wordsworth en septiembre de 1799. Y el melancólico Temor vencido por la Fe. se había visto restaurado en ipiaginación y había logrado reconstituir los cimientos de la esperanza (II. Y diseñó La excursión. de la Grandeza. ya fueran poetas. por medio del ejemplo del Solitario —el intelectual romántico representativo que se ha hundido en el desaliento y la apatía por el fracaso de la Revolución—.. Wordsworth siguió ese consejo.. probablemente sólo un año aproximadamente antes de que Wordsworth esbozara su Prospecto: Mi querido amigo. el camino desde la «Desolación* [«Despondency*] hasta la «Desolación corregida» [-Despondency corrected»].. filósofos o pensadores sociales y políticos. a consecuencia del completo fracaso de la Revolución francesa. en cuanto poeta ejemplar «en estos tiempos de temor.. del Amor y la Esperanza. sino para la mayoría de sus contemporáneos. Quisiera que escribiera usted un poema. la promesa y la tragedia de la Revolución francesa fue una • Of truth. And melancholy Fear stil>dueti by Faith. Haría mucho bien. 448 ss. y podría formar parte de E l recluso1 . El poeta cantará De la verdad. En 1804 refundió y extendió considera­ blemente su manuscrito de E l preludio. haciendo que el poema tuviese como pivote su experiencia de la Revolución francesa a fin de mostrar r cómo el. en verso blanco.■ P K H H B M B n s e is Hay un pasaje cerca del comienzo del Prospecto a E l redoso que abre una dimensión importante del esquema de Wordsworth para la poesía.). / Este despilfarro melancólico de esperanzas derribadas*. tienen para Wordsworth una particular pertinencia histórica.. No sólo para Coleridge y Wordsworth.. Of blessed consolations in distress. and Hope. De la Belleza. of Grandeur. dingido a aquellos que. 331 . «desolación* y «consuelo». De benditos consuelos en la desolación. libro central de E l recluso propiamente dicho. Beaut)*.

Shelley atribuye a su Sublei>acióti del Islam una meta muy parecida a la que Coleridge había encargado a Wordsworth casi dos décadas antes.. es muchas veces a la promesa y el fracaso de la • \)Fhen from the general heart of human kind Hope sprang forth like a full bom Deity! M O f that dear Hope M ite d and »truck down. muchos escritores se dedicaron a establecer una base alternativa de esperanza en la alta posibilidad humana que había quedado despedazada en el transcurso de acontecimientos de Francia. despues de que ha sido «conminado de camino al hogar* hacia «la pavorosa atalaya de la persona absoluta del hombre». escribió Coleridge al oír por primera vez el poema completo. directa o derivada. «de la época en que vivimos*2 . dice Shelley. 332 . y la repulsión ante los excesos.y «desolación». 1. En su Prefacio a The Remit of Islam [La sublevación del Islam] (1817). y l.(incluyendo «la metafísica y las indagaciones en la ciencia moral y política». Y después de la sucesión de desastres que empezaron con e! Remado del Terror. así como «nuestras obras de ficción y de poesía*) de la «desesperanza del espíritu de donde brota». como opuestos a «desesperación. «Es».preocupación dominante« de hecho obsesiva: «el teína nuestro*.i referencia.. «Fsperanzay •aJegria».. lo llamó ShelJey. expresa la respuesta del poeta a los acontecimientos de Francia. adoradores del bien público han quedado moralmente arrumados». . Escribiendo en ese clima de desesperación. Apocalipsis por revolución E l preludio de Wordsworth. pero después de como el «Bardo». había recuperado el poder de «la acción y la alegría»4 . atrocidades y sucesivas tiranías entre los franceses había sido «terrible». «un experimento sobre el temple del espíritu público relativo a cuánto sobrevive entre los ilustrados y ha refinado las tempestades que han sacudido la época en que vivimos. deidad nacida entera!* Prosigue hablando «De esa amada Esperanza afligida y derribada»**. Shelley describió las décadas inmediatamente precedentes como «una época de desesperación». de tai modo que «el humor sombrío y la misantropía» han «teñido la literatura de b época. constituían una antítesis central y recurrente en la poesía romántica. una sed de mejores condiciones para la sociedad moral y política»3 . La Revolución había despertado en «cada pecho* expectativas tales «de bien sin mezcla que eran imposibles de realizar*.Cuando del corazón general de los hombres La esperanza saltó. «Muchos de los mas ardientes.

. y contribuir con ello «a formar la gran época de la poesía que florece ahora a nuestro alrededor». En un ensayo sobre The Poetical Talent of tljc Prescnl Age |El talento poético de la ¿poca actual] (1815). como el de Talfourd. la corrupción y la iniquidad de edades enteras pareció desvanecerse como un sueño. E l lenguaje de Southey. que. es teológico.. pone de manifiesto el parecido de la primera emoción revolucionaria con un movimiento religioso y apunta a su 333 . y nuevas perspectivas se abrían diariamente. universal y absoluta. En un momento. La irrupción y los fáciles éxitos iniciales de la Revolución francesa.Revolución francesa. Francis Jeffrey. ese hendir el corazón general» consistió en «levantar y oscurecer la imaginación». tal como la describe C o le r id g e . y el espíritu de una poderosa y fuerte nación. cada sentimiento se alzó hasta una intensidad de interés. aunque él evocaba su juventud radical desde la perspectiva de las convicciones tory de su madurez. Y uno de los efectos inmediatos «de esc huracán moral. «pocas personas salvo las que han vivido» la Revolución «pueden concebir y comprender. apenas después de la conclusión de la Revolución americana. dice Talfourd.. Se acariciaron las más brillantes esperanzas. ese rompimiento de la superficie de la sociedad. cada principio y pasión se sintió llamado a acciones sobrehumanas.. y no se soñaba sino en la regeneración de la raza humana»7 . fue repentina. Thomas Noon Talfourd repetía una observación común —que tiene paralelos cercanos en algunas declara­ ciones de Hazlitt... moral e imaginativa. Pero «de repente todo cambió» y las «sublimes expectativas fueron barridas» en «los terribles cambios de ese augusto espectáculo». todo fue esperanza y alegría y arrobo. Las cosas viejas parecían estar desapareciendo.. Como dijo Southey. a fin de entender cuán c a ta c lis m a tic o fue el derrumbe de esa esperanza a mediados de la década de 1790 y después. quebrantó los límites de lo que se había pensado que era humanamente posible y despertó la esperanza di* que. «completó la regeneración de nuestra poesía»*. Shelley. los ciclos sin nubes parecieron resonar una vez más con el coro exultante de la paz en la tierra y la buena voluntad para los hombres. nos llenaban de doloroso deleite y de embriagante arrobo. De Quincey y otros observadores contemporáneos— cuando proclamaba que la Revolución francesa no era sólo una crisis política y social sino también intelectual. Necesitamos captar la naturaleza especial de la esperanza evocada por la Revolución que. La Revolución. la raza estaba a punto de entrar en una felicidad duradera en un mundo renovado6. parecía alzarse con majestad nativa para traer nueva inspiración de los cielos regocijados. después de su larga agonía. qué mundo visionario parecía abrirse ante aquellos que acababan de entrar en él.. y que esa crisis penetró enteramente y dio forma a la gran nueva literatura de la época: Cada facultad del espíritu despertó.

Miré 1. el temple mental de comienzos de la década de 1790 era «ese alegre amanecer de la estrella diurna de la libertad.. W ordsw orth m odeló su descripción de los com ienzos de la carrera del Solitario. incluso en Francia. En la Francia católica.. Confusión infinita del cielo y de la tierra. la Revolución. arpas proféticas En cada bosque resonaban. sobre uno de los más populares de esos entusiastas. en !a que las esperanzas y expectativas de la raza humana parecían abrirse en la misma alegre carrera que las nuestras*9 . Donde entusiastas tibio* entonaban una romanza pensativa . esa primavera del mundo. del canto No dejé de invocarlos. concebida principalmente en los términos del racionalismo de ia Ilustración. abrupto y total hacia la perfección.a Gloria —más allá de toda gloria vista. el tipo del compañero de viaje de la R evolución.a transfiguración la percibí. Los podere*. Los dirigentes unitanstas Richard Price y Joseph Priestley (que com binaba las carreras de químico y de predicador) encabezaban un coro de profetas que cargaban los acontecimientos políticos de Francia con la fuerza explosiva del gran mito occidental del apocalipsis.. y para ellos el portento de la Revolución reactivaba el milenarismo de sus ancestros puritanos de izquierda en la guerra civil inglesa: expectativas de un inminente reinado que habían compartido durante algún tiempo incluso algunos moderados como O liver Crom well y Joh n M illón.. El poderoso choque lo sentí: L. Wordsworth manifestaba las turbulentas expectativas (mezcladas de elementos de Isaías. . En su Excursión. sin embargo. eran protestantes no conform istas. incluyéndose a sí mismo. con el resultado de que las interpretaciones apocalíptica de los acontecimientos contemporáneos quedaron confinadas en gran parte a los iluministas. «La guerra ha de acabar!» . que eran los herederos de la tradición oculta de una inminente transformación del hombre y de su mundo8. Joseph Faw cett. La mayoría de los radicales ingleses. Que el alma daba vértigo.componente de esperanza milenansta explícita. se había cimentado en una supuesta ciencia em pírica de la historia y del hombre. la Revelación y la cuarta égloga de V irgilio) de los radicales ingleses de aquel tiempo. y extendían así un fenómeno local a la expectativa febril de que el hombre en todas partes estaba en el umbral de un paraíso terrenal restaurado. AI expresar la respuesta del Solitario al «no buscado amanacer» de «un nuevo mundo de esperanza» en Francia. Mientras. Las ruinas de Volney (1791) y E l progreso del espíritu humano de Condorcet (1795) expresaban la confiada expectativa de un giro inminente. por otra parte. T al com o lo describe Hazlitt con las metáforas contemporáneas recurrentes. que era a la vez un predicador unitarista y un poeta. y en silenciosos bosques.

The powers oi song I let not uninvoked. Confusion infinite of heaven and earth. estudiante de teología en un país protestante que tenía su propia fuerte y persistente tradición de revolucionarios quiliásticos. yo cantaba el retomo Del reino de Saturno —una progenie de dorados años Autorizados a bajar y bendecir al hombre. de ánim o m aniático era compartido empezaban sus carreras en la década . Canto de libertad.. Yo también prometí —con confianza intacta Predije. 210-218.. Where mild enthusiasts tuned a pensive lay O f thanks and expectation.. and bless mankind —With promises the Hebrew Scriptures teem . IIIf 716-765) referencia a otros entusiastas cantores. especialmente en Hölderlin. in still groves. y tuvo una violenta recru­ descencia una generación después en el joven Percy Shelley. el diseño. E l destino de las naciones y las Cavilaciones religiosas de Coleridge. —a progeny of golden years Permitted to descend. y donde la teología pietista corriente subrayaba la violencia y la renovación escatológicas1 0 .. de maneras que son notablemente paralelas. dentro de un clima de opinión intelectual y teológica semejante. Esos poetas respondían imaginativamente a una experiencia revolucionaria com ún. the glowing phrase Of ancient inspiration serving m e. la voz poética y numerosos detalles stmbóC o m o lo indica la Thc potent shock I felt: the transformation 1 perccivcd. Meanwhile. la Juana de Arco de So u th e y. La rana Mab de Sh elle y y muchas de las primeras odas de Hölderlin se parecen en­ tre sí por el tema. Un estado de ánim o semejante se manifestaba en Alemania. la conclusión de Wordsworth en los Esbozos descriptivos. prophetic harps In every grove were ringing. y añadí los rezos a la profecía*. servido por la frase deslumbrante De antigua inspiración. in accord With their belief. . Las obras de Blake La Revo­ lución francesa. and added prayer to prophecy. 1sang Saturnian rule Returned. I promised also... «War shall cease*. (II.. 1beheld Glory — beyond all glory ever seen. Dazzling the soul. -with undaunted trust l orctold. este estado por numerosos poetas ingleses que de 1790. and.. .L)c gratitud y expectativas. América y Europa. consonante Con la creencia suya. —Las promesas pululan en la Escritura Hebrea: .

En la mayoría de los poetas y los intelectuales. a todos los radicales saJvo unos pocos entre los más recalcitrantes Hasta Joseph Priestley sintió mellado su ánimo. la reacción emocional fue igual a la extraordinaria esperanza primera. «El mejoramiento de la humanidad por medio de las revoluciones políticas es sin duda un noble tema de especulación. el pasado y el futuro ve. o por lo menos a desi lusionarse... (XI. 47-48. presentan una visión panorámica de la historia en un marco cósmico. 690-693. And thin&i u> hopc i or. por mi pane. De cosas que esperar*3 . Confusión of opmion. 353-354) ^cro aquel estado de ánimo. M il decay'd And laxtif.líeos. And human nature sermmg bo rn again. Son obras escritas en la persona del poeta-profeta visionario. 336 . VI. cuando «Una bendición era en aquel alba estar vivo» con Francia alzada en lo alto de las horas doradas. Y la naturaleza humana vuelta a nacer diríase\ (X. y representan la Revolución francesa (o también una revolución por venir que superara tl modelo fran ces) como el acontecimiento decisivo que señala la emergencia de un hom bre regenerado que habitará un nuevo mundo donde se unirán los rasgos de un paraíso restaurado y de una Edad de Oro recobrada.. y el diseño de conjuu to es apocalíptico. N Gavr W *Y «o over-presjur* oí the cimrs / And their ciiiastrous inues. donde los agentes son en parte históricos y en parte alegóricos o mitológicos. utter lo « oí hope itwrlf. Inglaterra y Europa llevaron a desdecirse. se enfrentan a un pasado oscuro. decaimiento del celo ^ al fin pérdida extrema de la esperanza misma. no me queda más que el deseo —la confianza ha desaparecído»1 1 ... a medida que -Cedió ante las presiones excesivas del día / Y sus resultados desastrosos» acabó siendo un estado de animo de Confusión de opinión. Los fuertes choques asestados por el curso de los acontecimientos en Francia. especialmente la epopeya y «la gran oda*. incorporan los grandes acontecimientos políticos de su época en formas literarias convenientemente grandiosas. pero. un presente violento y un futuro inminente que justificará la historia del hombre sufriente gracias a su culminación en un bien absoluto. En t i preludio Wordsworth describe la embriaguez de los primeros años de «esperanza y alegría-.. Franee sti/idmg on thc top oí golden hour». 5-8) Bim «raí ii m ihar dawn to be alive. v\ Bardo» que el presente.

Expecting the Millennium That theory promised us would come. Esperando el M ilenio que la teona Nos había prom etido que vendría. But ended as the Devil knew An earnest Englishman would do. aguardamos el día Que el Estado sin más se desvanecería. Tampoco para Wordsworth y sus contemporáneos vino el Milenio. nos recuerda que también anticipaba de manera notable ' biografía espiritual de la generación del propio Auden. Auden. A liberal fellow-traveller ran With Sans culotte and Jacobin. Pero acabó como el Diablo sabía Que un honorable inglés acabaría.. sin embargo. Herschel Baker ha dicho con razón que E l preludio de Wordsworth registraba -la biografía espiritual de su generación*. We hoped. Y no vino**12. . I didn’t. Left by Napoleon in the lurch Supporting the Established Church. Nor guessed what circles he was in. La Bastilla tomada le pareció en verdad Ser la Parusia de la libertad. Com pañero de viaje liberal. Se mezcló al sans-culotte y al jacobino V jamás a las mientes se le vino Descubrir con que gente se metía.I Iastuto comentario de W . Saw m the fall of the Bastille *I*hc Parousia of liberty-. y de la mía: Tuvim os esperanza.. que escribía en 1940. con esta diferencia: los medios exteriores fueron sustituidos por un medio interior Thus W O RD SW O R TH fell into temptation In France during a long vacation. we waited for the day The State would wither clean away. H. Dejado ya al garete por Napoleón Apoyando a la Iglesia de la Institución*. Auden sobre elcurso de los acontecimientos en suNrw Year Lelter |Carta de Año Nuevo] esexacto en cuanto a los hechos: Y Wordsworth cayó pues en tentaciones En Francia en unas largas vacaciones. El esquema de pensamiento milenarista persistió.

de transformarlos en un nuevo cielo y una nueva tierra. el espíritu del hombre se enfrenta al antiguo cielo y la antigua tierra y posee en su interior el poder. como influencia cultural.< 4 e b CYprr "nr -* V •-»t *» . En el marco de dos términos que rige el pensamiento romántico. si tan sólo reconoce ese poder y se vale de él. trust rada la seguridad en una Segunda \cnida inmediata. y esta dejó ahora el lugar a la fe en un apocalipsis por medio de la imaginación o la cognición. y no es casualidad que tomara forma durante la era de las revoluciones. los exégetas bíblicos pospusieron el M ilenio iteraj hasta un futuro indefinido e interpretaron las profecías de un remo terrenal como metáforas de un cambio presente y enteramente espiritual en el verdadero creyente. el alto argumento romántico. Seiscientos años después. los 2. s in o a p a r* * .de transformar el mundo. La literatura romántica difiere sin embargo de esos precedentes teológicos por cuanto su recurso pasa de un renovar el mundo a otro. Millón daba la espalda I* SRS ttPcran7* as Estradas en un Reino de Dios literal que emergería de la Revolución puritana y se volvía hacia la posibilidad de un paraíso terrenal en un reino del ser diferente: la posibilidad de «Un paraíso en t u interior. E l apocalipsis por la imaginación Escribiendo en 1819. Ix > s mejores escritores de cualquier época particular están marcados inevitablemente con cierta semejanza. Conio muchos de sus contemporáneos. corno sabemos. por los medios de una revolución total de la conciencia. Para decirlo con la nitidez de las amplificaciones drásticas: la fe en el apocalipsis por medio de la revelación había quedado sustituida por la fe en un apocalipsis por medio de la revolución. Un atributo esencial de esa revolución. y mis fcfa con mucho»’1 . debida aJ espíritu de esa época que actúa sobre todos ellos1 4 . imaginería y expresión. Las grandes obras románticas no se escribieron en el momento álgido de las esperanzas revolucionarias. Semeiante sustitución tenía un precedente en comienzos de la era cristiana» cuando. es que era una revolución que había fracasado. Shelley identificaba un «espíritu» distintivo en la literatura de la época y atribuía principalmente esa cualidad común a la influencia invasora de la Revolución francesa. un tono similar de sentinuento. afirmando que los mayores poetas de su tiem p o derivab an todos de las nueras fuentes de pensamiento y de sentimiento que los grande** acontecimientos de nuestra época han puesto a la vista. Tal es. Shelley contestaba a la acusación que le había hecho un reseñador anónimo de haber imitado a Wordsworth en su Rruolt c f Islam .

tho’ Pndc's pervened irc Rou/c HelPs pwn atd .i la de los poemas que en La excursión se atribuían a su joven Solitario. ¡Mira: De las llamas inocuas un bello nacimiento! Con sus propias Virtudes otra tierra ha brotado: Como en su juventud. a lovelv birth! Ví’ith it’s own Vtrtucs tpnngs another eanh: Nature. FJ hecho impresionante es que muchas de esas obras siguen teniendo sin embargo. Pero alégrate. licr Virgin rcign Hcgins. arderá* y dará paso a «los nuevos cielos y la nueva tierra*. Unbrcaihing Iumíit hri vtill lu a mwrvcy»*.De manera muy parecida .. Cuando Wordsworth publicó sus Esbozos descriptivos de 1793. y la predicción de Virgilio de un retorno del reinado de Saturno: ” Tlio* Liberty sha!! soon. La Justicia con fija mirada infatigable Vigila sin respiro que su fiel esté estable: Nunca más... el diseño. los termi­ naba con una visión oracular de la nueva tierra que había de surgir de la violencia y las llamas de la Revolución francesa. el pasaje de Wordswortli funde la cuarta égloga de Virgilio con ecos de la Revelación y con la profecía apocalíptica de 2 Pedro 3:10-13 del día en que -la tierra. las noticias de la rebelión española contra Napoleón reavivaron las imaginaciones milenaristas de Wordsworth que. m ise Red on Ins hills his beatón*s com et blaie. Todavía en 1808.. Yci... K’i. Cual fuego de cometa su roja almenarada. Aunque la Libertad pronto alzará indignada..il« s n |* tln vilr% and vmv gm ven 339 .. and wrap thy hilll in firt. Natura ha comenzado Su reino virginal. and 1ove and Truth com posc her train. 11> . la Verdad y el Amor Su séquito componen.im . V X ’ith puhclr*. incluso en el sobrio vehículo de un panfleto político. siguen expresándose en una combinación de alusiones bíblicas y paganas: la profecía de Pablo de los acontecimientos «como la trompeta última*» en 1 Corintios 15:52-53. vei rejoice. por tus valles y sarmentosos bosques.revolucionaria. Sobre su corcel pálido la atroz Tisis irá*1 *.s liand. a s\ wher prim e. alégrate aunque el infierno asista A la ira perversa del orgullo y revista De fuego tus colinas. aunque traduciéndolos a una dimensión diferente de la experiencia. I o! irom th’intiocuom flimes. las ideas y la imaginería de las obras más recalcitrantes compuestas por sus autores en un estado de ánimo de excitación milenarista. que describen su primera excursión a pie por Francia y los Alpes. m dignant. and fi**d unwcaried gaxc. con mano sin temblor.

***** rtt "~"*™«o la [n.piu «m i„i |,
**» ^ ^ 3 , - ^ r £ £ <!-nil « « « ¿ dr m m o rJZ T 'r H r 'r f f ~ h,* ° ^ n rl ^ m I'" ......... * " -ncorrupoón. v c„r

•on obras i^ 5 cfWi 41,00 nx* ^ alcance de L mano: c u i ***** ^ « * * « * » recobrada v dr sabiduría: * * * " “ ' **> « ^ K ™ «culorum nasc.rur ordo. / « rroit rt Virgo, redrunt Saturnia rcgna;
J*m a o v a p ro g en ies c o d o d e m ittitu r alto»**.

ri ',,ud" ,,r - « « v « . ,

Z7,r

f l H W ¿ donde Wordsworth um°- ‘7 r“ tr *u **unda estanca en Francia en 1792 se había y social posi revolucionario. Lo mismo él que otro «le rn a s c o b ra b a n ese orden inminente, nos dice,

g ° j ; - * ? . '" ■ ■*■ * < - N « » r . - r « d ~ r . , i , „ ,

‘ — •-i«- í - u j . .K rc,.., £ v ale g ra. cuando * uerra entera / La belleza o ste n tó J e Jas PW w sas. . jr Jos pergenadores de planes encontraban
M aienaies a mano, pJástacos a placer. Y eran llamado* a ejercer su arte N o en la Utopia, en Cam pos subterráneos,
O e n u n a Id a s e c re ta , sólo D io s sabe d ó n d e . S in o en cJ m u n d o m is m o q u e es el m u n d o N u e s tr o d e to d o s, s u jo d o n d e aJ fin.

X r r ;;; £ " 7

" "

??* > ' MtC mund0 de lo < ¡uc h jb í™ sido an.es

If

Haflam o* nuestra dicha, y si no, no la hallamos’ *. (X , 660-728)

**“ ? 1 rfU tJr CÓ m ? cí curso de 1 » Revolución, la guerra con fu S h ^ r " ílf r/OS de **ioiialÍM r esos desastres y. nnaímentc. Ja «perdida «trem a de la esperanza misma- habían -dañado‘maSuuoon * 9 ^ *u imaginación había quedado • O

primnr

r aerear oí hope and joy* (whenj the whole earth / The beauty wore oí

m Scuff at hand, ptasnc as thry could wish. Were cafld upon to raeriise their tkilJ, Not m Utopia, mtotrranrou* fie ld s ,

Or tomr secreted Island. Heaven know» where, ftui *n the »try world vfach iv if» world Of *U a4 m . th e pfctr in vh ie ii, in t lie end. wv find our happtnr-. , or not at all *40 ■

• restauradapareció que nuevamente -tenía a la vista I Un mundo nuevo- Ahora bien* no es ¿tía sin embargo U viu¿o de un paraíso terrestre que se avecina ni de un < tfdeti político que será el equivalente real del mito del Elisio. Ese «mundo nuevo« a simplemente el mundo ordinario < )r «las apariencias de la vida de todos los días-, que ha sido renovado por el mterjuego del espíritu y la naturaleza en el acto mismo de la percepción: en los términos de Wordsworth, por un «intercambio / De la acción desde dentro v desde fuera- entre «el objeto vino y d ojo que ve- (X II, 368 379). Si reexaminamos desde esta perspectiva el anuncio que hace Wtifdswoeth en el Prospectus de la -Visión- que había de ser la idea conrroladora de su £ran empresa poética, reconocemos que ese manifiesto de su madurez poética recapitula, pero alterándolo drásticamente, rl pensamiento milenansta anterior de Wordsworth. En el pasa)e de E l hogar en Gratmerr que lleva al Prospectus, había desechado como fantasías del deseo «iodos los sueños arcádicos, / Toda dorada fantasía de la Edad de oro* que se sitúan «antes de todo tiempo, o que serán / antes que expire el tiempo** (versos 625632). Sin embargo, en el Prospectus mismo, después de un florecimiento de -trueno, y todo el coro I Vociferante de los Ángeles, y los empíreos tronos» (que hacen eco a la proclamación de Dios en E l paraíso perdido de la Segunda Venida de Cristo, cuando «arderá el mundo y saldrán de sus cenizas / Un nuevo Cielo y nueva Tierra*’7 , Wordsworth vuelve a introducir la promesa de una edad de oro recuperable, ya se la conciba cu términos paganos o cristianos: El Paraíso, y oos bosques Elisios, Campos Bienaventurados... Puesto que el intelecto divcemidor del Hombre Si celebra sus bodas con el buen universo En el amor y en la pasión sagrada, encontrará que son Sencillamente el fruto de su día común*“1 . Wordsworth, es evidente, ha rescatado su antigua esperanza nulenarista pasando de la revolución política a la vez que de los planes sociales utópicos i un proceso que, según la frase del Prospectus. está il alcance de -el espíritu individual que guarda / Su / Retiro inviolado* El cambio
- ... all Arcadia» «Jreaim* / All golden fancic« o < ibe golden belare «U time. or 41 r m In* / Ere lime c»ptrr .. Paraditr, and fcrovei Elysian. lu m in a le l icldi .. Eoi the ducennng intelleit ot Man* VÉ'hen weddrd io thi» gomllv uiiivrrwr In love and holv patfion, «ball limi thete A Minplr produrr of die common day ilic individuai Mind dui kerpi Ile» own I inviolate retirMt*rm-

341

? ^ niaras al quietismo individual, \ de l.i revolution exte­ rior a un modo revolucionario de percepoón imaginativa que icali/a nada > _ • poner progrevivo... de la especie entera-. Proclamai ese des C O ci la tarea que, en el pasaje fmal de t i preludio, Wordswoitl» conmina a a compartir con él, como -trabajadores del común ra ajo , Slí te n c ió n [del hombre]*. Ln una época de dea . ttJC,J * •■w^narán juntos este evangelio de la fuer/a en la unión del ” p,mU * loni^rP* y -la tierra / En la que habita-, la cual (y la metà t ^ ~ « « 0 l* tfnc 5U pfso) -en la mitad de todas las rnvluctorito c esperanzas > temores del hombre, sigue incambiada (X II, 431-450) . mismo que en Ví ordsworth. también en muchos de sus contempo 1 a ’ preocupación de un mundo renovado sobrevivió desde juvcnca hasta la madurez, y con un cambio paralelo en cuanto al ^ y ^ . 'F ’MUciría. Podemos seguireste cambio, por ejemplo, en la e as odas de Coleridge. Sus Rehgious Mustngs, que tienen el Am L*” ' *5*^ cscr*ta4 originalmente en 1794. presentan «una Visiónde coda historia humana, a medida que avanza a través del mal hacia un •futuro bendito, que competirá con los deleites del -Paraíso-. Coleridge especifica el acontecimiento que efectuará esa consumación en su argumento en prosa.- -LJ Estado presente de la Sociedad. La Revolución francesa. Kcdencion Universal del Milenio. Conclusión-. Tanto en el texto como en noti«; al p¡£% los detalles de la Revolución se representan cumpliendo las violentas profecías del Apocalipsis de San Juan, y el poema nega a su climax con la trompeta que anuncia la nueva tierra, tocada por Muton, « bardo profetico, en presencia de tres intérpretes posteriores del Libro de la Revelación: Isaac Newton, David Hartley y Joseph Priestley: Ante el son de trompeta que d a Milton Los altos bosques de la Tierra renovada Sueltan sus ecos de alegría**1 *. Cuatro años m as tarde, cuando las esperanzas en la Revolución que arrastraba Coleridge habían quedado despedazadas por la invasión francesa de Suiza, escribió France: An Ode [Francia: OdaJ, titulada originalmente The Reiantalton [La retractación]. La esperanza y la alegría evocadas por una «Francia liberada» habían despenado la esperanza de un cambio universal en el que «Alegría y Amor mirando en torno, llaman suya a la Tierra**** Pero era éste un sueño vano; ahora le ha sido impartida la dura
• ... d r mind oí man (and) thc earth / On whuii he dweIU (...) ’muí all rew lutiun j

in thf hopes / And fears of rnen, doth sul) rerruin undunged. To Milton** trunip The High grore* oí thr renovated Earth Unbmom thnr glad echón
Lo ve and Ju j look round, tnd tali thè Earth thnr own.

342

lección de que la libertad no Jebe buscarse -en formas del poder humano», sino únicamente en la comunión del espíritu individual con -la tierra, el mar y el aire- del mundo natural1 *. Otros cuatro años más tarde, en Dejection: An O de (1802), Colcndge, como Wordsworth en el Prospectus, adoptaba la figura marital que señala la nueva tierra y el nuevo cielo en el Apocalipsis, pero transfería el poder de renovar la tierra a un acto imaginativo de percepción creadora. El desaliento y el fracaso de la «esperanza» han suspendido su -espíritu moldeador de la Imaginación». Pero si hemos de mirar a algo más alto que un «mundo frío inanimado», tenemos que sostener el estado de -alegría», pues la alegría es el eipíntu y la fuena. hacicndo nuestras bodas con la Naturaleza, nos da en dote L.a nueva Tierra y el nuevo Cielo../

Que

Los poemas revolucionarios que escribió Willtam Blakc a principios de la década de 1790 expresaban la interpretación milenarísta de los grandes acontecimientos de América y de Francia que el autor compartía con los radicales religiosos de su tiempo, así como con sus colegas poéticos Wordsworth, Coleridge y Southey. Esos poemas anuncian el inminente amanecer en el que «la tierra feliz» «cantará en su camino, / En paz dulces naciones se abrirán a los cielos, y los hombres irán benditos con sus padres***. Ore, el espíritu del deseo humano que, bajo una represión intolerable, estalla en violencia revolucionaria, proclama la inminente consumación («Los tiempos se acabaron... el alba va a romper») y el advenimiento de una tierra isaíasiana: »Pues ya no hay más Imperio* y el Lobo y el León han de cesar ahora»***2 0 . O, como escribió en El matrimonio dt'l ciclo y del infierno (lámina 3), refiriéndose a los textos bíblicos que profetizan «el día de la venganza del Señor» y el mundo redimido que ha de seguir (Edom significa la Francia revolucionaria): Ha empezado un nuevo ciclo... Ahora es el dominio de Edom, y el retomo de Adán al Paraíso; véanse Isaías Caps, xxxiv y XXXV. Todavía en 1801 una breve paz con Napoleón parece haber reanimado las esperanzas de Blakc en un reino terrenal.

is the spirit and the power, Which, wedding Nature to us, gives in dower A new Larth and new Heaven. ** ... the happy earth (will) sing in its course, / The mild peaceable nations he opened to hcav’n. and men walk with their fathers in bliss. The times are ended ... the morning gins to break ... For Empire is no more, and now tlie 1ion and W olf shall cease.

M3

L os Reinos de este Mundo han de convertirse ahora en el Reino De Dios y su Cristo, y reinaremos con él para siempre jamás. 1 1 Reino Ji­ la L iteratura y de las Artes Comienza2 1 .

Pero los acontecimientos desastrosos que siguieron destruyeron rápidamente cualquier confianza que haya podido conservar todavía en un milenio literal. -Muchas personas«, escribió en A Vision o] thc Lust Judgemvnt [Visión del Juicio Final] (1810) dicen... viviremos en el Paraíso y en la Libertad. Puede que así sea en Espíritu pero no en el Cuerpo Mortal como pretendéis hasta después del Juicio Final... mientras estemos en el mundo de la Mortalidad Debemos Sufrir. Sin embargo, proclama en este mismo documento, su argumento sigue siendo el de la Edad de Oro restaurada en una renovación del mundo. Estas cosas han de cumplirse, no obstante, no por la revolución sino por Ja imaginación redentora —no como una empresa de Ore el revolucionario, sino como la obra de Los, que es el poder de la imaginación en este mundo caído y que, en su forma levantada, es Urthona, el poder de la visión plenamente liberada: La Naturaleza de mi Obra es Visionaria o Imaginativa; es un Lmpeño por Restaurar lo que los Antiguos llamaban la Edad de Oro... El Viejo Cielo y la Vieja Tierra están desapareciendo y el Nuevo Cielo y la Nueva Tiena descendiendo... El Error o la Creación se abrasarán y entonces y no antes de entonces la Verdad o la Eternidad aparecerán. Como Wordsworth en sus tempranos Esbozos descriptivos, Blake alude aquí a la profecía de Pedro de b última conflagración que aniquilará la vieja tierra y la hará de nuevo. Pero esta transformación, sigue diciendo Blake, ha de ser efectuada simplemente por un cambio radical de visión: «Se abrasa en e) Momento en que los Hombres dejen de mirarla»2 2 . Sigue inmediatamente lo que distingue la descripción de Blake de lo que, según el pensamiento de Blake, era el concepto demasiado naturalista de Wordsworth de un modo de visión que ha de ser efectuado por una unión del espíritu con el mundo dado: Afirmo en cuanto a Mí qur no miro a la Creación Exterior y que para mí es traba y no Acción es como el Polvo en mis pies cosa que No forma pane de Mí2 ’. En Los cuatro Zoas y otras profecías de Blake, como sabemos, el mito baMeo es el deJ ««Hombre Universal» que ha caído en seres divididos y en
344

un mundo material separado pero será restaurado a su unidad primitiva. Blake intercambia sin embargo libremente las formas y acontecimientos de este mito con un relato correlativo de la caída como alteración catastrófica del poder de percepción del hombre. Desde un modo de visión flexible, «expandido» o imaginativo —capaz a la vez de ver lo uno como múltiple y lo múltiple como uno, y todo ello como humano—, el hombre se ha deslizado a un modo fijo y «estrecho- de «visión única» sólo por medio del ojo físico, que ve la realidad como una multitud de individuos aislados en un mundo deshumanizado. Tal como lo dice Robert Gleckner, «la visión fragmentada da como fruto una humanidad fragmentada»2 4 . En el estado del hombre no caído en el Edén, tal como el Salvador se lo anuncia a Los en Jcrusalcm, Vivimos como un Solo Hombre; pues contrayendo
n u e stro s

sentidos [infinitos

Vemos la multitud; o expandiéndolos: vemos como uno. Como un Solo hombre a toda la Familia Universal; y a ese Hombre [Unico Lo llamamos Jesús el Cristo*. Más tarde se nos dice que «Jerusalem está despedida de Albion»; o en la descripción alternativa que da Blake de la caída en los términos de la vista contraída o divisoria del hombre, Visiones de Eternidad, debido a las estrechas percepciones. Se han vuelto flacas Visiones del Tiempo y el Espacio, fijas en surcos de [la muerte... El Ojo Humano, breve órbita estrecha, cerrada y negra**. De manera acorde, en el apocalipsis que concluye Jcrusalnn , la recuperación por el hombre mítico de su cuádruple unidad se equipara con la recuperación por cada hombre individual de su poder flexible, imaginativo y creador de tener una visión unificadora, que una vez más ve el mundo entero como «Formas Flumanas identificadas», y es capaz una vez mas de distinguir sin dividir, percibiendo alternativamente lo múltiple como una multiplicidad-en-la-unidad y lo uno como una unidad-cn-la-multiplicidad. -Y cada Hombre se alzó Cuádruple»,

We live as One Man; for contracting our infinite senses \Xc Ixrholil multitude; or expanding: we behold as one. As One Man all the Universal Family; and that One Man We call Jesus the Christ. The Visions of Eternity, by reason of narrowed perceptions, Are bccomc weak Visions of Time & Space, fix’d into furrows of death... l ive Fvr of Man, a little narrow orb, clos'd up & dark.

345

regocijándose en Unidad
De los C u a tr o Sen tido* en el perfil de la Circunferencia y la Forma. Y con versaban pin tos de dram áticas formas Visionarias.. C rean d o Espacio, creando Tiempo siguiendo las Divinas maravillas De ia inaaginacHSn H u n u iu

— y cada Palabra, v cada Carácter En Humano de acuerdo con la Expansión o con la Contracción, la [Traslucencia o I-a Opacidad de las fibras Nerviosas, tales las variaciones del Espacio y [el Tiempo Que serian según los Órganos de la Percepción varían, y andaban Aquí y allá en la Eternidad como un Solo Hombre reflejándose cada uno [en cada uno y claramente vistos Y viendo: según la adecuación y el orden*2 5 . La carrera poética de Shcdev fue un ejemplo tardío de una cvolucion de pensamiento paralela. Su primer poema largo. La reina Mab, después de una visión panorámica de los males humanos pasados y presentes, termina en la premonición de «Un jardín... / Que supera al fabuloso Edén*, que es inevitable e inminente, y que exhibe los rasgos de un paraíso terrenal en la escatología bíblica. «Todas las cosas son recreadas«, y el Feón «al sol / Jum o al cabrito sin temor« en una «tierra dichosa, reaíkfad de C ielo», que es la «consumación de toda esperanza mortal»2 6 . La reina Mab era sin embargo obra de un poeta de veinte años; y Shelley, al meditar sobre lo que él llamaba «la causa del fracaso de la Revolución fnneesa»2 7 , llegó a la conck^ión de que la revolución política, dada la actual « hh&ci*^ moral e mxc ual de la humanidad, no hace sino volver a traer anchoe» nejos maies. y añadir algunos nuevos también. La imagm..-= . ióa de Shrlley siguió endo tercamente apocalíptica, en el sentido de due sus obras públicas -üstinguiéndolas de muchas de sus poesías lincas personales; siguieron dando cuerpo a la visión de una transformación toial r duradera del hombre y de su mundo; pero trasladó la iniciativa y cJ agente de esa transformad.»n de la revolución exterior a una revolución interior en la economía moral, intelectual c imaginativa del hombre.

rejoicing in Unity In the Four Senses in the Outline the Circumference & Form... A rul xhtj coo^rrsrd io%rtf-~T 'r- Visionary formi dramatic... r-rating Spa . Ctrl v n Tin. nrding r ' t!"* yfider> Divine Of Human Irnagmr -o n . every Word & Every Character W a t H u n u n atto rtim i: to dir Eapantion or Contraction, thr Tram luccnce O n a U n rv . o i N *rv«u * f ib « -«**■ ‘ iru i.o n of T in * & Spate
W h id . n r\ * ~nrd"' » o f l‘™ r P " ' " var> ’' & ,,,rv walk<" 1

or

3 *

Shelley trabajó esa visión cambiada (cada vez con menos seguridad en cuanto a la certidumbre de su advenimiento) en los poemas largos suscitados por Jas olas tardías de la revolución en Europa, incluyendo The Revolt uj Islam (1817) y Helias (1821). Escribiendo como miembro de la cofradía de los -bardos»», describió esta última obra como su equivalente de las profecías de Isaías y de Virgilio. Tales profecías, dice, no pretenden predecir un futuro inevitable, sino presentar a la raza humana -un período de regeneración y felicidad» como visión de -el estado posible y tal vez cercano de la sociedad en el que el “ león dormirá con el cordero*\ y “ omni, feret omnia u-llus” ^. 1 1 logro más alto y más acabado de Shelley en ese modo de bardo fue Prometen desencadenado (1818). El drama reúne el mito griego con el quiliasmo cristiano, pero traduce la llegada de un milenio o Edad de Oro literal .i los términos de la conversión espiritual del hombre a una nueva criatura para la cual, como dijo Pablo, las viejas cosas se lian vuelto nuevas. Su clímax es la transfiguración y reunión de Prometeo y Asia, el acontecimiento mítico que significa la transformación del viejo mundo en un mundo nuevo. Shelley presenta la transformación misma desde una perspectiva doble. En términos históricos causales, indica claramente Shelley, la conversión moral del hombre desde la preocupación consigo mismo v el odio hasta el sentimiento imaginativo del prójimo y el amor liberará sus plenos poderes de creatividad científica, tecnológica y artística, por medio de los cuales reconstruirá en el curso del tiempo su medio físico y social en una forma adecuada a las necesidades humanas (111, til. 47-56; IV , 164-165, 412-423). Pero en Shelley la figura dominante dei advenimiento de un mundo renovado es la de una alteración de la visión instantánea y radical: la visión imaginativa del hombre, súbitamente lil erada, penetra las formas interiores tanto de! hombre como de su mundo, que habían estado allí todo el tiempo, bajo el velo. Cuando el Espíritu de la Hora (es decir, de la hora apocalíptica) sopla en la última trompeta, las «máscaras tramposas» caen, «y aquellos / E> e quienes se apanaban, encantadoras dulces formas parecían / Después de que cayera algún falaz disraz**2 9 (III, iv. 44 69). -Mi visión», adviene el Espíritu, -se aclaró», lo que le permitió contemplar los hombres y mujeres como -formas luminosas y gentiles», cambió tanto que hizo la tierra semejante al cielo (III, iv, 104-60). -El velo pintado se ha desgarrado; I ha caído la repulsiva máscara»** (III, iv, 190-193). Lo que Coleridge y Wordsworth ha! dicho en sus metáforas de percepción creadora, Shelley, como

and thosc I From wliom thcy Pa«*cd tremed mild and lovcly forns / After fome foul disguisc had fallen. r The Mv visinri . nrrw rlw f .1 fcmle. radum tonm I i - u * r»rth l,ke bctvriu ihe

BUke. lo pone en uiu forma dranutHa: I. mirada del hombre no sólo Zj T ° V wmuio- * * » » « * ex el estado de npiniu homb7- dc^Hi« de tu racupendón del -amor humano.. I«. oue <»„ vwoe -todo lo que caotrtnpla en Paraíso- (IV. 12 7 128). del m.Mm. modo q«r fue todo el uetnpo la raopía moral c imaginativa del hombre lo ,„«■ había hecho que viera torcido su hermoso universa

7

F f Kombrr . e n un n p rto de mi) caras. Que podu torear en rm J (ortnaj dt cnw F.str mundo en verdad farrmoso de las cosa». U n m ar áunde el am or se copia*.

En los más álgido de cu embriague? IV, 382-384 con la promesa de I ra» eil, Hölderlin, como Colendge. asumió una personalidad oracular, en odas que mezclaban la snagmeria dastea y bíblica con grandiosas personificaciones en el estilo sublime del siglo xvm, a fin de proclamar que la consumación revolucionaria de la historia otaba al alcance de la mano. Así, en 1791, en su Hymmc an dw Memchhrtt
Eadlic b ist gelangen, U’ as in A ro neu keiner Kraft gelang— V o m Grab' ersteh’n der alten Vater Heere... U nd z u r V ollendung getrt die M enschheit ein. [Finalm ente *r alcanza L o que dorante eones «ingún poder logró: D el sepulcro se a b a n las huestes de los viejos padres... * a Ja comnmacTOn la caza humana avan za.)

Y en el Hymne an die Freiheit (1792), el poeta, inspirado por ia alegría, canta su visión del «paraíso* original de amor, inocencia y libertad, que había udo aniquilado hace naicho tiempo por una «maldición», pero está al borde de la redención por la Diosa Libertad, que (como Astrea en el ñuto pagano de b pérdida de la Edad de O ro) habia abandonado la tierra, pero es arrastrada de vuelta ahora por la fuerza irresistible deJ amor. Ahora -empieza b hora de la nueva creación», esa «consumación» largamente adivinada en Ja que «la antigua infamia queda borrada* y «empieza el gran día de la cosecha»*-. La novela de Hölderlin Hyperiony que escribió a fines de la década de I7V0, refleja Ja apencada dd propio autor, provocada pur el curso de la Revolución francesa, dr una transición desde la esperanza ilimitada hasta la amarga desilusón. Dtótirna revela a su joren amante Hiperión que los
* Man WAt a m m j u ó t é a u n or.

Which couUi éraort to utanv a shapc < if error, 7T- • • 'ti* fiir rf rhtr t vra rff* 'Un?' 1•
348

Hiperión cac en la apatía de la desesperación. y queda enteramente solo por la muerte de su amada Diótima. Habrá una sola belleza. querías un mundo La pérdida de todos los siglos dorados. Naturaleza! Un pueblo rejuvenecido te hará joven de nuevo a ti también. Cuando esa esperanza milenarista se despedaza ante la realidad brutal del asesinato« el saqueo y la rapiña perpetrados por sus propias tropas revolucionarias. el espíritu de todos los espíritus de una era mejor quenas que una persona particular.. enfrentándose al esccnano natural. alcanza un renuevo del mundo unitario de paz y belleza que había busi ado en vano hasta entonces.. •¿Sabes pues*» prosiguió ella con vor m ás fuerte. que sufren bajo el -vergonzoso poder que los aplasta*.. así tus hijos te desposarán» (62:4-5. Sólo en tales estados del ser. también 65:17). Hipcrión se arroja en lo que es para Hölderlin el equivalente de la Revolución francesa. y la vieja unión de los espíritus se renovará contigo. F. tomara para n el lugar de estas cosas•. (1 1 1 .ra sólo ese mundo lo que abracabas en tos amigos No era ningún hombre lo que querías. y el hombre y la naturaleza se unirán en una sola divinidad omnipresente. la revolución griega contra los turcos. logra escapar de los confines de su persona única y entrar en una unión con la naturaleza como con una prometida. El una época mejor lo que buscas.. ( ‘uaiulo Diótima le persuade de entrar en la vida de acción en pro de sus paisanos griegos. ¡Oh bendita Naturaleza! No sé qué me pa*a cuando levanto loi ojos ante * ii b c l 1 r > a 1 ¡irr1 n \ *< A lto s f)r ’V n f i d o e t i e l a l i c h o azul iW lfO 1 M9 . I n la versión de Hölderlin esta profecía se traduce en unas bodas entre el hombre rejuvenecido y la naturaleza: ¡Que cambie todo desde sus cimientos! ¡Que un mundo nuevo brote de la raíz de lo humano! ^Reclamas hombres. un inundo m ás bello. «sabes lo que anhelas. De esa condición se recupera en aquellos episodios de la experiencia en que. créeme. y tu tierra será desposada. y serás como su prometida. electo de una relación cambiada entre el espíritu perceptivo y sus objetos.. Naturaleza?-.obji-tos cambiantes de su ferviente entusiasmo habían sido todo el tiempo desplazamientos simbólicos que apuntaban al único objeto de su deseo uliuno: una nueva tierra que será una bdad de Oro recuperada. Hiperión se enciende con la visión de esa tierra renovada que yace en la figura de Isaías de unas bodas entre los hombres y la tierra: -Pues el Señor se deleita en ti. Pues así como un hombre |oven desposa una virgen. Ln la tentativa de llevar a efecto ese mundo por la fuerza de las armas. ¡Vendrán tus hombres. la única cosa que te falla?. 88 90.. un solo hombre.

el lugar de reposo eterno. funciona como «el Mesías de la Naturaleza*».a muerte se «fuma de la unión de los seres. que había leído a sus predecesores ingleses y a muchos de los alemanes también. v parece como si un espíritu pariente del mío m e estuviera abriendo lo* brazos. dice Carlyle.. Escribiendo a principios de la década de 1830. «a un nuevo Cielo y una nueva Tierra»*4 .. Un ensayo posterior expresa el menor denominador común de los altos argumentos románticos: lo que logra «el Poeta Vntes». Ser uno con todo lo que vive.. dice Carlyle haciendo eco a Novalis. E l ardor de Novalis por la Revolución francesa no fue de menor intensidad ni de mis corta duración que el de Hölderlin. y la indivisibilidad y la juventud eterna bendicen. pero Hölderlin sugiere que presentan la promesa de un desarrollo hacia una aproximación mas duradera a un paraíso experiencia! que es fruto del día común. embellecen al mundo. «y entonces ves que este hermoso Universo. Que «c¿iga la venda de tus ojos». 1 . Mensuradora» o «Entendimiento». sino cambiando nuestra visión del mundo. La visión del poeta-vidente. ése es el cielo de raza humana.menudo 4ml« hacia el éter y abajo hacia el mar sagrado. .. pero no para producirla cambiando el mundo. ésa es la vida de la divinidad. Pero la nueva tierra es simplemente la vieja tierra que ha sido recreada jpor una sustitución de la facultad «Imaginativa» en Jugar de «nuestra facultad Lógica. En Sartor Resartui la súbita salida del protagonista de su crisis espiritual está representada como un apocalipsis interior en que el propio hombre regenerado. pero sus escritos siguieron estando preocupados obsesivamente con la manera de traer al ser un «mundo nuevo» que constituirá una Edad de Oro recobrada.. Podemos terminar este panorama con Carlyle. prefigura la experiencia furura de loda la humanidad y demuestra el poder de la imaginación para efectuar un apocalipsis de la percepción mediante un proceso que él llama «idealismo mágico» o «la magia de la imaginación»3 2 —frases que indican su fusión característica de la metafísica del momento y la operación del Mago en el ocultismo duminista—. (111.8-9) Hipcnón no puede sostener esos subidos momentos. Carlyle recapitula el esfuerzo de una generación por sostener la esperanza de una Nueva Jerusalem en este mundo mismo de todos nosotros. Ser uno con c! todo. Es en el contexto de ese sentimiento del poder del hombre para redimir el mundo de la experiencia establecida mediante el triunfo de la visión imaginativa donde debemos interpretar su comentario de que eJ hombre »se proclama a sí mismo y su evangelio de la naturaleza.. es en verdad de hecho la Ciudad de Dios de estrelladas cúpulas»3 * .. Es el Mesías de la naturaleza*^.. exclama. indica Novalis en sus Fragmentos. esa es la cúspide de los pensamientos y las alegrías. regresar en bendito olvido de uno mismo al todo de la Naturaleza. dice Teufelsdroeckh. -Y desperté».

adoptando una frase de Kant. eran conscientes además de la relación de ese temple del quiliasmo filosófico con el espíritu revolucionario de su época. está cerca. trasladaron esas esperanzas al reino del espíritu bajo un modo que. francesa y de los Países Bajos. y de explicar ese espíritu primordialmcnte como una respuesta a una era de revolución. En Alemania la actual «convulsión de los modos de concepción* se manifiesta no en la forma de una revolución exterior sino preeminentemente en la liza del conocimiento [anf den Frldern der WiuemclMften\.. es menos ambigua.. Hazlitt y otros ingleses habrían de describir la gran nueva literatura como una manifestación del «espíritu de la época». no menos que la de los jóvenes poetas. Los filósofos en esa época eran conscientes del paralelismo entre su empresa filosófica y la expectativa apocalíptica. de todos los países europeos» es el más inclinado a las revoluciones del espíritu. por virtud del cual es en el sentido más estricto un fenómeno del espíritu. AIS . Y así como unas décadas más tarde Shellcv. dice Kant. -se extiende por toda la cultura europea». donde su génesis en el poder del pensamiento. que es nada menos que visionario-5 7 . o. el filósofo C. podemos llamar «quiliasmo filosófico».) Richard Kroner ha comentado *la vertiginosa velocidad» \ el -carácter explosivo» del desarrollo del idealismo postkantiano.. -Pasaba por la época algo del aliento de las esperanzas cscatológicas de la era del cristianismo emergente. («Se ve ». que fue sin paralelo en la historia de la filosofía. Las variadas manifestaciones de este espíritu de cambio drástico pueden mirarse como «heraldos indudables de una de las revoluciones más grandiosas y benéficas que hayan sucedido nunca. son efectos de una sola y misma causa» (pp. y como los poetas. 14-16). Reinhold afirmaba que «las características más impresionantes y distintivas del espíritu de nuestra época [von dem Gente unsers Zeitalters] es una convulsión de todos los sistemas. L. y el paso del tiempo revelará hasta qué grado los grandes acontecimientos políticos así como espirituales de los tiempos. somos llamados a traerlo al ser»3 *. teorías y modos de concepción conocidos hasta ahora. se había dejado ganar por la visión de un hombre nuevo en un inundo nuevo que no está después de éste. incluyendo «las revoluciones norteamericana. ahora o nunca debe amanecer el día de la verdad. de una vastedad y profundidad que no tiene ejemplo en la historia del espíritu humano». -Esa convulsión». que «también la filosofía puede tener su quiliasmo. A p o c a lip s is p o r c o g n ic i ó n l a imaginación d e * los jóvenes filósofos alemanes.3. dice. (Pues] Alemania. Un año después de la toma de la Bastilla. lo mismo en el mundo intelectual que en el moral»*. la menos inclinada a las revoluciones políticas.. así describe y explica Reinhold la revolución en la filosofía inaugurada por Kant.

Iichte compuso esa obra justo después de publicar dos documentos en defensa de la Revolución francesa contra la reacción suscitada por sus excesos. SchiBer escribió la primera versión de sus canas Sobre la educación estética ¿el hombre en 1793. Su procedimiento sistemático consiste en internalizar los conceptos e ideales políticos. como una coatrtbirión tendiente a resolver lo que él consideraba como la crisis de la civilización moderna. de toda influencia exterior. contra todos los prejuicios arraigados. que de hecho no es otra cosa sino el equivalente de la revolución política en el reino de b metafísica: )Ü sistema es el pnmer sistema de la libertad. así como la esperanza milenarísta en la Revolución. asi como esa nación (los inneettsj está liberando al hombre de sus cadenas exteriores. traduciéndolos en términos mentales.Pasaron ». En el proceso ¿t escribir sobre esa Revolución. morales y cognitivos.nutro anos antes de la aparición de la primera obra impórtame Jcl idealismo post-kantiano.en la lucha del hombre por lograr la libertad mediante un triunfo de la vohntad y la cognición. y le establece en su pnmer principio como un ser autónomo. me vinieron como si fuese una manera dt recompensa los primeros barruntos y presentimientos de este sistema4 . «tendrá que abordarlo a trs v t' d é rr oblen ia dr Ja rsrxft’ca. Como dijo en sus Conferencias de 1806: «La Verdacíen Vida y su Bendición» consiste en el logro del «nuevo mundo que se alza ante nosotros» y «la nueva vida que empieza dentro de nosotros». la Revolución le proporcionó el modelo intelectual y el brote de energía psíquica para concebir su sistema. porque sólo a través de la FVÜcy:* 352 . tas Wissenschaftslebre de Fichte (1794). Muy lesamente y a regañadientes rindió Fichte su fe en el mérito del pueblo trances y en la promesa de su empresa revolucionaria trasladando la tarea de efectuar una nueva vida en un mundo nuevo al reino del espíritu.. «Si el hombre ha de resolver alguna vez ese problema de la política en la prácticas d ii c Schiller explicando su propósito. Y por conáguicnte la Doctrina de la Bendición no puede ser otra cosa sino una D oannn del Conocimiento»4 1 . durante el Remo del Terror.. Según d testimonio del propio Fichtc en una carta de 1795. Esa vida y mundo nuevos «consisten en una unión con lo Incambuble y Eterno. así mi ■stema lo libera de los grilletes de la Ding un sich. no sn su colaboración: fue su vaUur lo que fijó mi meta más arriba aún y fiberó en mi esa energía que se necesitaba para concebirlo. y de ninguna otra manera podemos acercarnos a ello. pero lo Eterno sólo puede aprehenderse por el Pensamxmo. A lo largo de todo el tratado la Revolución francesa y los drásticos problemas que planteaba para la política y la cultura europeas son el marco de referencia a la vez explícito e implícito de S d iü rr. mi sistema vino al ser por medio de una kicha interior conmigo mismo. En aquellos años en que [los franceses] luchaban para ganar la libertad política con el poder exterior.

com o señalan los profesores W ilkinson y Willoughby (p. «se ha levantado de su larga indolencia y autoengaño y. dice Schiller. El drittes Reich de Schiller. de manera que se demuestre que. «El hombre*». Schiller denom ina a su tercer reino «el estado estético». en su opinión. se levanta para tomar por la fuerza lo que. le ha sido indebidamente negado. 25) En su carta final. el «estado estítico» le ofrece un reino alternativo en el que puede ahora mismo alcanzar las grandes metas revolucionarias de libertad. esa «nueva edad* en la que la humanidad alcanzará en la tierra la plen itud de la libertad. y aquí [es decir en la Revolución norteamericana y en la Revolución francesa]. el impulso estético trabaja en silencio «en la construcción de un tercer reino jovial de juego y apariencia. La constitución de ese estado — que es a la vez un estado mental (la organización y libre juego de todas las facultades humanas) y el modelo de un nuevo orden social— . alia.. Pero no sólo exige eso.. mediante el uso de términos que son literales para lo p o lítico y metafóricos para lo estético. Schiller dice que. (p . 296). está pidiendo la restitución de sus derechos inalienables». ¡Vana esperanza! Falta la posibilidad moral. nuestra más importante declaración general sobre el papel indispensable del arte y de la imaginación en el cumplimiento de los mas altos valores de la vida. E l hombre debe inaugurar esc estado estético con una revolución de la conciencia.. la alegría y el intelecto.. aunque la humanidad no ha ido bastante lejos en su progreso educativo com o para estar preparada para el cumplimiento de los valores políticos más altos por medios violentos. con la Defensa Je la poesía de Shelley. igualdad y fraternidad. queda liberado de todo lo que pudiera llam arse restricción» (p. pues antes de que pueda liberar la semejanza estética de la subordinación a sus fines utilitarios y permitirle una -existencia autónoma. Su empresa esencial consiste en bituar la crisis presente dentro del con texto general de la naturaleza y evolución del hombre.abro el hombre camina lucia la Libertad»4 2 . la comunidad. es. 215).. es una alusión inconfundible al «tercer Reino» apocalíptico que fue profetizado por Jo aq u ín de F lo ra. en medio del «reino de las tuerzas» y el «reino de las leyes» en este mundo.. con una estrategia sostenida de juegos de palabras serios. Se dedica a demostrar también que semejante estado estético (puesto que incorpora normas morales y políticas) constituye una etapa educativa necesaria por la cual el hombre tiene que pasar antes de estar preparado para alcanzar metas equivalentes en el reino de la política. en el que el hombre. y un momento tan pródigo en oportunidades encuentra una generación impreparada para recibirlas. La obra resultante. se requiere lina revolución [Rtvoluthv] com pleta 353 . la civilización y el estado político y económico moderno. Sch iller la define en gran parte. en su sutil despliegue de una gama de referencias cada vez mas amplia.

como sus compañeros de estudios en Tubmga. siguió con apasionado interés las primeras etapas de la Revolu­ ción francesa. 215-219) Hegel. (p.. para el logro de los mismos ideales en todas las esferas prácticas de su existencia Las cadenas de la servidumbre caen lo mismo para los que carecen di­ vida que para los vivos. y el reino de la semejanza estética extiende su dominio. • o to rg a r la libertad por medio de la libertad es la ley fundamental de esc rem o ». En el Estado Estético todo —lusia la herramienta que sirve— es un ciudadano libre. Hegel describía en términos apocalípticos la emoción que ese acontecimiento «histórico mundial» había despertado: Fue un amanecer glorioso. por consiguiente. un entusiasmo del espíritu estremecía al mundo. Y cuando este ilcl todo lograda.. Esos acontecimientos son la noche oscura del espíritu hegeliano.de roda su manera de sentir. en el transcurso del largo viaje educativo de la especie humana. 205). la Revolución desempeña un papel muy similar al que tiene en otras historias espirituales de la época. Todos los seres pensantes compartieron la jubilación de la época. incluyendo el Htperión de Hölderlin y E l preludio de Wordsworth —y también la descripción que hace Colendge del crecimiento del espíritu de un poeta-crítico en su Btographta literaria4 A . En ese relato del desarrollo autoeducativo del espíritu. Aquí.EJ estado estético es un estado de genuina fraternidad (poi c u a n to mientras «todas las otras formas de comunicación dividen a l.(p. y sirve a la vez de preludio y de modelo. aqui tiene que conseguir primero su asentimiento. en el reino de la Semejanza Estética. con derechos iguales a los del m ás noble.i sociedad.lase se tolera «aade rig e el gusto. y la recuperación de ella es lo que lo pone en el camino hacia el cumplimiento en el descubrimiento total 354 . encontramos cumplido ese ideaJ de igualdad que el Entusiasmo bien quisiera ver realizado en sustancia. así c o m o de genuina libertad e igualdad. que en la í'enomeno logia los acontecimientos de la Revolución y el Remo del Terror se traducen en la importante crisis de conciencia de Hegel como individuo a la vez que de la mente colectiva de la humanidad. Una emoción sublime regía aquella época. bastante después. como s¡ hubiera llegado ya el tiempo de la reconciliación efectiva de Dios con el mundo4 1 .. Schelling y Hölderlin. Echando atrás la mirada desde su época conservadora. y el espíritu. Es decir. ninguna autocracia de cualquier ». que desea fonrar a la paciente masa bajo el yugo d e sus propositos. «Ningún privilegio. sólo el modo estético de comunicación une a la sociedad-). HegeJ mismo había abandonado esas expectativas milenaristas mucho antes de escribir su Fenomenología del apíntu en 1807.

. El espíritu ha roto con lo que era hasta ahora el mundo de su existencia c imaginación. 564). los ideales políticos y sociales di la Revolución francesa. Pues Hegel declara que en esa etapa el espíritu le queda «únicamente la acción negativa. Este desmorona­ miento gradual..ha sido «sublimado» por estar «recién dado a luz por el conocimiento-. un nuevo mundo y forma del espíritu [fine neue Welt und Geistesgestalt]» íp.. que culmina en la Wissemchaft del propio Hegel. En la conclusión de su Historia de la filosofìa Hegel describe esta .. «La única obra y hazaña que cumple la libertad universal es por consiguiente la muerte. el «espíritu autoenajenado. Hegel adoptó y extendió enormemente la técnica de la referencia múltiple mediante los juegos de palabras serios que había desarrollado Schiller en su Educación estética del hombre. en esa crisis de su desarrollo.de su identidad y su destino. en la que la conciencia en evolución llega a reconocer por fin todo lo que sabe como su propia identidad absoluta. revela de repente el edificio del nuevo mundo4 4 . En cambio. traducida a su terminología y su dialéctica especiales. es -espíritu en la forma de libertad absoluta-. punto extremo de la «interacción de la conciencia consigo misma-. «En esta libertad absoluta todas las clases sociales.. dice Hegel. hace explícita la referencia de su figura del neue W elt a su propia época revolucionaria: Sin duda no es difícil ver que nuestro tiempo es un tiempo de nacimiento y transición a un nuevo período. es meramente la tuna de la aniquilación». pues ese acontecimiento es la filosofía de la era de Hegel. Y en el Prefacio a este libro.» Però esa muerte es al mismo tiempo un renacimiento.. está atareado dándose a sí mismo una nueva forma. Hegel describe la etapa que ha alcanzado el espíritu en evolución en su propia obra fdosófica como una etapa en la que su «ser anterior.» «Todos los elementos determinados desaparecen en la pérdida que experimenta la persona en su libertad absoluta. en el que de otro modo se vería forzado a «repetir continuamente y atravesar de nuevo.un ciclo eternamente recurrente de experiencia. el puro horror de lo negativo.. reduce esa oposición a su forma transparente. empujado al acme de su oposición. disolviendo una partícula tras otra del edificio de su mundo anterior. su negación es la muerte sin sentido.. En la conclusión de la Fenomenología. queda interrumpido por el amanecer que. La etapa de la Revolución. como el relámpago. y de este modo es un «nuevo ser. fundidos a la vez con la descripción del dies trae del Apocalipsis bíblico y con la descripción agustiniana de la guerra a muerte interior entre sus dos identidades opuestas. Pero el alegre amanecer de ese nuevo mundo que sustituye de golpe al viejo mundo es un apocalipsis no de la revolución sino de la cognición. y en ella se encuentra a sí mismo-4 5 .. son aniquiladas* tras de lo cual el furor destructivo se vuelve contra sí mismo... y.. y en la descripción que da Hegel de esta etapa del espíritu reconocemos.

el jove® Friedrich Schelling declara que su filosofía apunta «no meramente a una reforma del conocimiento [Wissenschaft]. sino a una inversión total de sus principios. Ahora. llamó la «Guem intelectual». llega ahora a su fia. «que esta historia deb filosofía sea para vosotros un desafío a captar el espíritu de b época \Jet Geist da Zeií] y.Esta es la historia total del mundo en general hasta el tiem po presente. Reconocemos aámismo el desplazamiento de la revolución del campo de batalb al campo de lo que Blake. sino que transformará las condiciones deb vida y la acción humanas. por la cual d reino de la religión deja su lugar al reino dd conocimiento último: «La guerra de la espada se ha ido ya / Se han ido bs oscuras Religiones y reina b dulce Ciencia**. «establece como su primer principio la afirmación de que b esencia dd hombre subsiste enteramente en la libertad absoluta*. en la que esta última le parecía a b primera que existía fuera de sí m ism a. Y semejante revolución no estará restringida en su influenciadla filosofía propiamente dic/ia. en efecto. Sucede que el espíritu del mundo ha logrado ya despojarse de loda existencia objetiva ajena \ aprehenderse a sí mismo por fin como espíritu ab so lu to . en su modo característico de alusión oblicua.consumación. y de indicar la conexión que existe entre ellas. Perro sera una desesperación indigna de la filosofía si no esperara. Si el «espíritu de b ¿poca* es un espíritu timorato. gracias al gran cano nu/vo en que se está adcnirart^ ríala! también • 356 . semejante filosofía no puede esperar andar mucho camino.. que apunta a una revolución |Revolutton] dd conocimiento». «Es mi deseo». es decir. Esa serie es el verd adero R ein o del Espirito ¡Gristarncbl el único Reino dd Espíritu que h ay47. Reconocemos el «espíritu de la épocarevolucionario que Reinhold. cuya única tarca es hacer d retrato de esa guerra. parece haber alcanzado su He tratado de desarrollar y de poner a n te vuestros pensam ientos exia serie debs formas espirituales de la filosofía y su p ro g reso . La guerra de b autoconcicncia imita contra la autoconciencia abso lu ta. Shelley y Hazlitt identificaron también. exhorta Hegel a su público. Pues la revolución cognitiva se propone nada menos que «liberar a la humanidad y eliminar el miedo a) mundo objetivo. E l único reino a un reino cognitivo de este mundo. en los versos finales de Los cuatro Z oas. En el Prefacio a su tratado Sobre el yo corno principio de la filosofía (1795).. y es un reino apacible que lleva a suün todas las guerras de la conciencia en una victoria del conocimiento ¿soluto. a sacarlo conscientemente a la luz del día»..t cada uno en su lugar. como la verdad histórica encarnada en el reino apocalíptico que había sido profe tizado en el lenguaje de imágenes de la escatología bíblica: Una rarva época se ha levantado en el mundo. y la historia de la filosofía en particular.

obedecerá de nuevo a la misma ley de libertad». para quien él mismo sirve de Juan Bautista filosófico: Si hay una luz de amanecer... de que uno tiene una eternidad dentro. como una sola persona perfeccionada.espíritu humano un nuevo camino.. que la peregrinación y búsqueda de la humanidad ha sido interiorizada. Nada más alejado de esta manera de pensar que el incansable esfuerzo. y la Edad de Oro se alcanzará no por un progreso gradual sino abruptamente. reintegrado y perfeccionado espera su Mesías filosófico.... No será este un progreso gradual. Un pasaje que Schelling escribió más tarde. que ha sido dividido. hasta la unidad como «ley constitutiva* en su final. después de largos únteos. que sólo podemos explicar por referencia al Eterno. es decir.. sino más bien mediante un retomo a ese punto del que cada uno de nosotros partió: a la identidad interior con el Absoluto. que es una 357 . y enseñar al hombre.on enci¿ . será minificado: todos los -diversos caminos y atajos por los que ha pasado la raza humana hasta el tiempo presente correrán finalmente juntos en un solo punto. sacudir a los que son esclavos de la verdad objetiva mediante el presentimiento de la libertad. pero sea sin embargo dado al individuo que tiene un presentimiento del día que se avecina regocijarse en él por anticipado... y esc curso es circular. Es decir. de tantos hombres que desean precipitar el progreso de la humanidad. Schelling sugiere que esc gozoso nuevo día del hombre liberado. un curso en el que el hombre. Las ideas filantrópicas de una edad de oro futura. en su mayoría pierden su significado desde este punto de vista. en el cual la humanidad se recogerá de nuevo en sí misma y. etc. de una paz eter­ na. En realidad producir esc día más bello del conocimiento [Wissemchafi\ es una hazaña reservada a muy pocos —acaso para un solo hombre—. en 1804.. distingue la consumación a la que apunta su filosofía de las teorías progresivas de la historia y a la vez de las milenaristas: La súbita conciencia. es como una súbita clarificación c iluminación de la conciencia. debe buscarse no mediante un progreso y una actividad exterior interminables y sin descanso.. y no por la acción política exterior sino por una tran n ijdu.ii de la *. será la verdadera revolución [Rrvolution\ cuya idea es marcadamente diferente de la que se ha llamado con ese nombre4 *. El curso de la historia humana va de la unidad como idea -reguladora* en sus comienzos. que sólo puede salvarse gracias a la unidad de su modo de acción y gracias a la estricta observancia de sus principios.... a Dios Mismo.. La edad de oro. el sol no puede estar muy lejos. para dar valor y fortaleza interior a los espíritus magullados y vapuleados.

4. la intelección y la imaginación. H e señalado ya que las cartas de Schiller sobre La educación estética del hom brf son un equívoco sostenido sobre estados políticos y estados del espirita hum ano. en que -había dedicado d oce horas de reflexión a las condiciones y perspectivas de la s o c i« U p o r cada hora dedicada a la poesía»4 9 . servidumbre y libertad Una preocupación central y persistente de E l preludio de Wordsworth es investigar lo que el autor llama «la libertad genuina». y me limitaré a asom óm e al papel de las metáforas políticas del poder en el tratamiento que d » los rom ánticos a la relación entre sujeto y objeto. haciendo caso omiso de ellas o escapando a un mundo de fantasía. exagerando apenas. L a política de la visió n : dom inio. junto con la mayoría de sus com pañeros en la poesía. esclavitud y servidumbre —un dominio f° r °^ °. tiranía.-revolución» en d sentido de que es un retomo circular de la voncieiuu a a visión unificadora de la que se apartó originalmente. como metáforas del espíritu que invaden la discusión de la percepción. y él. f*s*co sobre sus objetos materiales. La investigación del trasfondo y la lógica de este topos de W ordsw orth revela un aspecto prominente del papel ¿e las preocupaciones políticas contemporáneas en el pensamiento v la im aginación románticos. he tomado en préstamo para esta sección el adecuado títu lo de M ark Schorcr para su libro sobre W illiam lírica cfcf . lo que oscurece este hecho o que esas cuestiones están a menudo sumergidas. tanto literarios co m o fflbsóficos. junto con los acontecimientos e ideales de la Revolución francesa — igualdad. m anifiestan una duplicidad metafórica similar. En el folklore que se ha acumulado en torno a la literatura romántica ha sido una afirmación frecuente que los escritores rom ánticos se evadieron de las crisis políticas y sociales de su época. M uchos otros escritos de ese período. Un ejemplo impresio­ n ante es la abundancia con que los conceptos clave de las teorías políticas de la Ih atració n . manifestando su presencia únicam ente de manera indirecta v alusiva. en el acto p rim ario de cognición. Y puesto que en esos escritores la vista es el sentido prim ordial y sirve de paradigma para todos los otros m odos de percepción sensorial. en un procedim iento que d ifiere de las C artas estéticas de Schiller por el grado m ás que p o r la naturaleza. Adem ás. que mantiene en seryuaanbre aj espíritu que percibe— . que él opone al estado de dom inio. se explayó en comentarios y exhortaciones directos sobre los grandes asuntos de su tiempo. tanto en prosa como en verso. Este tema es de amplio alcance. fraternidad y sobre todo libertad— se trasponen a terrenos n o p o lítico s. espíritu y naturaleza. muchas de las obras filosóficas e imaginativas importantes están adborradas de cuestiones políticas y sociales. W ord sw orth en realidad insistía.

A todo lo largo del sistema de Fichte.. es acercarse a esa meta hasta el infinito5 S u b y u g ar 'IVrmino.U n do cu m en to notable en este desarrollo son las W i cuschaftslehre de I uhte.. La «oposición» entre sujeto y objeto es así no sólo una oposición lógica sino tam bién una oposición dinámica. cualquier entidad o condición que sea exterior a la constituí ion y activid ad del propio espiritu e independiente de él — incluso el despojado p o stulad o kantiano de una Ding an sicb incognoscible— es una limitación insoportable que debe ser eliminada metafisicamente si es que el hombre lia de ocupar por fin su terreno de libertad esencial. sin embargo. Su camino hacia ella debe ser «n fin. de am o v « m n . E n la perspectiva de Fichtc sobre el espiritu en su primer acto di* conocimiento.. L ic h tc resuelve este dilema representando la actividad del yo como una ancndliches Strebett contra el no-yo o -naturaleza*. en la conquista y aniquilación de! adversario que ha e stab lecid o él m ism o. la relación del yo con el no-yo se expresa en metáforas de Machtpolitik —un lenguaje del poder que habla de desafío. de acuerdo con esto. de lím ite opuesto y de conjunto de fuerzas con las que lucha el yo. que atestigua que la idea esencial de su filosofía se le ocurrió mientras estaba escribiendo una defensa de la Revolución francesa. pues lo g rar la victoria total sobre el no-yo serta eliminar al anta­ gonista c o n tra el que el yo tiene que seguir luchando si ha de realizarse a sí mismo. y lo que está de frente a nosotros está en oposición [ Widerstand] con nosotros. hacia una v ic to ria siem pre aproximable pero nunca del todo alcanzable. sólo para que este último sirva de campo de resistencia. Su propio sistem a. y lo establece en su primer principio como ser autónomo«. y que su sistema. o sea como ser racional pero Imito.. 1lo citado ya la carta de Fichte de 1795. Tal como lo expresa Fichte.que trae al ser al no-yo. como «primer sistema de In libertad-. Tal como resum ió su punto de vista en La vocación del erudito. Aquí. y sensual pero libre. un «objeto* significa algo que está levantado frente a nosotros. conflicto y lucha por el dominio entre dos tuerzas hostiles— en el que el y o no puede cesar en su batalla a menos que consiga la libertad to ta l. es el equivalente epistemológico de esa Revolución exte­ rior en cuanto que libera al hombre «de los grilletes de la Ding an uch} de toda influencia exterior. -no es de principio a fin otro que un análisis del c o n cep to de libertad-*0.-omo lo . gobernar sobre ella [es z* behemeben) libremente y según su pfüpu ley es la «neta última del hombre -una meta última que es profundamente inalcanzable. en . el yo se enfrenta a un dilem a. o liW rtld V esclavitud. [unterwerfen] toda la naturaleza no racional a el mismo. dice Fich te.. El yo absoluto (que se manifiesta a través de to d o s los yoes individuales o conciencias) es «un acto. > por consiguiente su verdadera vocación como hombre.

se hizo habitual hablar del hombre. que distrae al aima del bien4 '. se hizo enteramente tradicional en h filosofía moral occidental importar del orden de la experiencia social al ¿c la expenencia moral los contranos de la libertad y la sumisión. en cuya República. devñbe el sistema de Fichte como «un-crudo egoismus. El mismo nos hizo libres y dijo: -desde ahora no veas esclavo (Stisur | de nadie»*5 . como señor v amo que debería propiamente gobernar el cuerpo cono su esclavo. o la asente. como algo que se propone «controlar* o «dominar» a la naturaleza por medio d d conocimiento científico j la tecnología. es una relación de conflicto irremisible. «el marco perfecto del hombre es el marco perfecto de na estado*” E n sus discutios morales Platón aplica a menudo los céimmos «amo. como obiervó Coleridge. sin ¿ o s y enteramente profana** t En el tratado sobre la Revabción francesa que publicó en 1793. otorgada y sellada por Dios. so! *c I. Nadie es nuestro amo \Herr\ f nadie puede convertirse en nuestro atnu. En concordancia a la ve*/ c o i los precedentes bíblicos y los clasicos. en lo profundo de nuestro pedio. Además. para representar el alma.lavo en una me ífo.jr ««esclavo» metafóricamente. Fichte había fundado su pesquisa en «el derecho básico a la propiedad en general. fid n e incorpora esas diversas aplicaciones. incluso en d proceso de percibir la naturaleza. e incluye el acto primario del espíritu por el cual llega a conocer el mundo exterior. comiguientcmentc. las pasiones y apetitos «naturales» del hombre y las solicitaciones de sus sentidos corporales. y también con referencia a la relación d d espíritu y la razón del hombre con sus poderes opuestos. el hombre debe aprender a obedecer a la naturaleza antes de poder ser su amo. Tal es la actitud meofísica en que pensaba CoOtridge cuando. Llevamos nuestra acta 4e libertad. al representar la relación amo-siervo entre yo y el otra. L a lo escritos m rt afísicos qur siguieron. la lucha por el dotm io ante un antagonista. la relación básica del espíritu con la naturaleza. una jactanciosa e Inperestoica hostilidad hacia la N A T U R A L E Z A . o del espíritu humano. puesto que d cuerpo es el lugar de las pasiones y de los jpluucs sensuales. sobre el principio de que originalmente nosotros towkw somos nuestra propia propiedad. macales e intelectuales. Pero va también mucho mis lejos. el dommio y la servidumbre. En Fichte.. como una cosa sin vida. n-Luó» . en su Biographia literaria . con la emergencia de la nueva ciencia en el Renacim iato. en oderencia con el acto de la voluntad humana al escoger entre lo bueno y lo malo.la detallada representación dd espíritu del hombre como análogo de la orpnización política es tan neja como Platón. tal como había expresado Baron esa relación. fichte tradujo esa relación de dases sociales ¿t amo y fl t . y i h propiedad de la tierra en particular». pues extiende el concepto a toda la «tuación del hombre en d mundo.

que como muchos de sus jóvenes contemporáneos. estudió ardientemente la audaz construcción de Fichte de un idealismo absoluto. En el Prefacio de Hölderlin a la versión de Hipenón que compuso en 1795. tal como lo representa Hölderlin. en un nivel más alto. iujumo titínico »p i *.. Hölderlin. Nos parece a menudo como si el mundo lo fuera todo y nosotros nada. con la naturaleza. a aquella unidad de la persona y la naturaleza de la que el hombre civilizado se ha apartado. establece como cimiento sobre el que apoya su argumento contrario la exigencia del yo: «Seré el amo \Hcrr] de la naturaleza. tendré influencia sobre ella según la medida de mi poder. sino regresar... los hombres se unirán y -volverán su poder unido contra el único oponente (Gegner) común que les queda —la naturaleza bruta y resistente**. está ahora en conflicto consigo mismo. y lo que fue algún día uno. siguió la guía de Fichte aplicando metáforas de conflicto y de la relación de clases sociales que él llama «dominio y servidumbre* a la relación cognitiva del espíritu con el mundo exterior. tal es la meta de nuestra lucha.. Por ejemplo: La escuela del destino y de la costumbre me lu hecho. en ese estado futuro de paz universal y duradera en la que -los fines egoístas no tendrán el poder de dividir a la humanidad y hacerle malgastar sus propios poderes en el conflicto mutuo*. es pues una unión de iguales ontológicos: Hemos caído fuera de la naturaleza. la meta humana más alta. Y en otras versiones tempranas de Hiperión Hölderlin despliega una rica variedad de metáforas sociales y políticas y términos del poder para caracterizar a la vez el malestar y el bienestar del espíritu en sus relaciones perceptuales y cognitivas. está enteramente sujeto a las leyes ajenas de la naturaleza. E l estado último de paz duradera después del conflicto. Contra la aparente demostración por la lógica de que el hombre. y cada lado osala entre el dominio y la servidumbre [Herrschaft und KnechtschaftJ. y ella será mi sierva [ Dicnrr]. no es subyugar a la naturaleza. pero también a menudo como si nosotros lo fuéramos todo y el mundo nada. altera drásticamente el concepto fichteano de la relación de poder ideal entre el espíritu y la naturaleza.. pero ella no tendrá ninguna influencia sobre mí». aunque es una meta que sólo puede alcanzarse por una infinita aproximación4 7 . así como prácticas y morales. restaurar aquella paz que rebasa todo entendimiento. Friedrich Hölderlin. aunque i nciue.normativa entre sujeto y objeto. E incluso cuando alcancemos todos «la meta de nuestra vida terrenal*. hombre y naturaleza. sin embargo.. unimos con la naturaleza de tal modo que formemos un solo todo ilimitado.irale? la ttt*! falta dr fe 361 . Terminar con esc eterno conflicto entre nuestra persona y el mundo. en voluntad y en acción. nunca del todo alcanzable.

Se seguiría que la acción psíquica opuesta. En una de las etapas de la evolución de la conciencia.. Creía que el puro espíritu (Grú/J libie no podría reconciliarse nunca con los sentidos y su mundo. Pero un amo que. luchamos contra ella no para establecer la paz y la unidad en ella. MI nesgo. el resultado es que «sentimos profundamente la restricción de nuestro ser. O sea. cuando se completa. dos seres autoconscientes se confrontan uno con otro y «se ponen a prueba cada uno a sí mismo y el uno al otro por medio de una lucha a vida o muerte». como dice en una rectificación implícita de la actitud metafísica de Fichte. El oponente que es más débil en propósito y en audacia sucumbe. sino más bien a fin de aniquilarla. v nuestro poder encadenado lucha impacientemente contra sus cadenas». del amigo de Hegel Hölderlin. sin duda. la reconciliación entre la persona y la naturaleza como una unión entre iguales. nos hicimos finitos». A menudo exigí con enojo del destino c! retorno de la libertad original tie nuestro ser. que el siervo se convierte en el hombre libre porque. cuando alcanzamos la conciencia. es que «amargados por la resistencia de la naturaleza. a menudo me regocije en el conflicto que sostiene la razón con lo no racional. el otro en el siervo*. escribe. y por ende entre ella y el elemento divino que hay en nosotros. unirá a todos los espíritus en una confraternidad social y efectuará la transformación perceptual del desierto en jardín. pues quería ser su amo (sir «E n el punto mismo*. pasa a lo opuesto de lo que es inmediatamente* al «invertirse en la condición de la verdadera independencia*. a diferencia de su amo ocioso. La famosa sección de la Fenomenología del espíritu de Hegel sobre Herrschaft und Knechtschaft se deriva en parte de Fichte y en parte también. y en el transcurso de las cosas se sigue inevitablemente una irónica inversión de relaciones en la que la condición de «servidumbre. tiene la función de trabajar sobre el mundo exterior resistente y darle forma en objetos duraderos en los que reconoce su propio reflejo: «la conciencia trabajadora llega por sus medios a percatarse del ser existente independientemente como él mismo*5 9 . porque • n* importaba m is ganar como victoria el sentimiento de superioridad que impartir la belleza de la unidad a los poderes sin ley que agitan el pecho humano. N o aceptaba la buena disposición con que °® ltcr sus manos a !• » razón. depende de un siervo no es verdaderamente libre. y que no era posible ninguna alegría salvo las de la victoria. de modo que «uno se convierte en el am o. -en que el hermoso mundo vino al ser para nosotros. por su naturaleza misma. y de esta manera cortamos de un tajo el bello lazo que nos une a otros espíritus y transformamos el mundo que nos rodea en un acsierto»S K . La referencia primordial de Hegel en esta sección es a la relación entre individuos y entre la clase de los amos y la clase de los siervos en el orden 362 .que alimente respecto a todo lo que recibí de sus manos no dejó floreeei en mí ningún amor..

». incorporó los acontecimientos de la revolución y su secuela de guerras. Así Hegel concluye sus Conferencias sobre la filosofía de la historia. Blake aplica los conceptos de libertad y servidumbre a todos los aspectos de la experiencia humana.. pero especialmente al terreno de la vista y la visión. colateralmente con sus contemporáneos alemanes. El hombre libre y el esclavo.. La división primordial dentro del espintu humano lleva de inmediato a un lucha sostenida por el dominio entre sus facultades componentes. Y ese curso espiritual.. Pero la Fenomenología de Hegel es persistentemente polisémica. «dominio». es de hecho la evolución hacia la realización de la idea de perfecta libertad. tal es la verdadera teodicea. el opresor y el oprimido. reacción y tiranía en las formas y acciones míticas de sus Libros Proféticos. importaron términos sociales tales como «conflicto». la justificación de Dios en la historia**3 . en el largo viaje educativo hacia la consumación de la conciencia. William Blake escribió M Song o f Liberty [Canción de libertad] en lo mis álgido de su expectativa milenarista frente a la Revolución francesa. el amo y el siervo.social y económico. en verdad. el patricio y el plebeyo. o entre el espíritu y los sentidos físicos. después de discutir la tentativa abortada de los franceses de alcanzar la libertad por medio de la revolución violenta exterior. Su interés consiste en reconocer el curso evolutivo de la Idea que se realiza a sí misma. la razón aislada y centrada en ím w im . pero después de perder la fe. «tiranía». dice a Los: «Mira esa . con el cumplimiento de la libertad genuina en el autoconocimiento absoluto del espíritu pensante y percibiente: La filosofía se ocupa únicamente del brillo de la Idea que se refleja en la historia mundial. «sumisión». que representa la actitud del científico natural.. Que la historia del mundo es ese curso evolutivo y ese venir a la realización del espíritu. «igualdad* y «libertad» al terreno cognitivo para representar las relaciones entre el espíritu y el mundo natural.. en el acto de percepción. Urizen.. con una sostenida referencia a la vez interior y exterior. Su tratamiento dialéctico de esas relaciones sugirieron a Marx el concepto central de su dialéctica materialista: el Manifiesto comunista empieza así: «La historia de toda sociedad que haya existido hasta ahora es la historia de la lucha de clases. es la Idea de la libertad. * * * Un fenómeno impresionante en la historia literaria es hasta que punto los escritores ingleses. que no es otra cosa que la conciencia de la libertad. y esto. «esclavitud»... nos revela Hegel. de manera que la cambiante relación amo-siervo define también una etapa necesaria en el desarrollo cognitivo y moral tanto de los espíritus colectivos de los hombres como de cada espíritu humano individual.

dice Blake.. / Ante sus ojos encogidos»... Philosophy of Five Senses w as Complete. antes de haber leído filosofía alemana. sol y cielo. / Son tus siervos si obedeces a mi tremenda Ley * . yo también soy tal. / Y Jerusalem se llama Libertad entre los H i j o s de Albion»*3 .. bosques. olas. I Before their shrunken eyes binding. «la Forma es la Divina Visión. ¡mira!. . yo probaré las mías**^^1 . responde: «Si tú eres tal. así la victoria de Prometeo sobre sí mismo se manifiesta simultáneamente en la anulación de las pasiones divisorias del odio y la sed de venganza y en la emancipación de la visión del hombre respecto de las distorsiones que habta impuesto al mundo. / Uno debe ser el amo. De modo semejante.... El dominio logrado de Urizen es correlativo d e * un cambio drástico en la percepción humana: un encogimiento de «toda la vastedad de la Naturaleza.huestes estrelladas. cuya esclavitud resulta en la percepción de fantasías distorsionadoras en lugar de la realidad. a ll the vast of Nature. «Retractación» o «Palinodia» de su entusiasmo revolucionario^ que escribió a principios de 1798.y son así independientes de todo «control* fuera de su propio ser. hasta el punto en que la sumisión del hombre a la «Filosofía de los Cinco Sentidos fue completa la reintegración y el ordenamiento armonioso de las facultades mentales. puesto que «sólo rinden homenaje a las eternas leyes.. Coleridge y Wordsworth encaman su política de la visión en las metáforas con que describen la relación del hombre con el mundo que ve. Este cambio radical de referencia es a su vez el tema de la oda de Coleridge Francia: Oda. y ambos poetas identtfican el fracaso de las metas revolucionarias en Francia como la ocasión que les hizo transferir su búsqueda de la libertad de la revolución y las guerras de liberación a la experiencia del espíritu en la percepción. A lo cual Los. en el Prometeo desencadenado ¿c Shelley. Eso es Jerusalem en cada Hombre. La O da se abre coo una invocación a las nubes. Prueba tus Artes. / One must !*• master Try iliy Atm I also w ill try m ine. el mito central representa un conflicto dentro del espíntu entre el poder tiránico y su víctima. more / Am i morr to fa rth closing and restraining.. l-a resolución de ese poema sólo es inteligible a condición de que reconozcamos que gira en torno a la conversión de los conceptos políticos de la esclavitud y la libertad en metáforas dd espíritu en su relación con la naturaleza. ** If you arc such Lo? I am also such. como sabemos. 364 . funcionan como tipo de -toda cosa que * Lo the* starry hosts/ They art thy servants if thou wilt obey my awful I aw.. elementos -imperiosos» del escenario natural que.. «En la Gran Eternidad*. visión que entrega a la conciencia humana un nuevo mundo que es el estado libre del espíritu al que Blake llama la Nueva Jerusalem. señalan la liberación de esa visión libremente expansiva o -múltiple*. y una «atadura* de los hombres «más / Y más a la Tierra: oclusiva y restrictiva»... el poder imaginativo caído.

v s o será libre». frente al paisaje abierto.... en una guerra de conquista dirigida contra la «libertad sin sangre del montañés».. graven on a heavier chain! O Liberty!. nor ever Didst breath thy soul in forms of human power. I iasta que la Alegría y el Amor mirando en tomo suyo Llamen suya a esta Tierra**... 365 . and said she would be free (.) her tyrant-quelling lance..l Sensual y el Oscuro en vano se rebelan... F. Forzará Francia a las naciones a ser libres. Pero ahora Francia ha invadido a su vez a Suiza. ¡Esclavos por su propia compulsión! ¡En loco juego Rompen sus grillos y llevan el nombre De Libertad grabado en más gruesas cadenas! ¡Oh Libertad!. F.. y que la revolución por un pueblo que está perceptualmente esclavizado —es decir. y dijo que habría de ser libre». '*•" The Sensual and the Dark rebel in vain. and call the Fjirth their own. Slaves by their own compulsion? In mad game They burst their manacles and wear the name O f Freedom. «Cuando Francia iracunda abrió sus miembros de gigante / . Hut thou nor swell’st the victor'* (train. Shall France compel the nations to be free. y hasta durante la guerra británica contra Francia y el Reino del Terror. dije. Conquering by her happiness alone. I . y ese acontecimiento le ha llevado finalmente a reconocer que la libertad no puede ganarse ni imponerse por el poder exterior.. había mantenido su fe en la inminencia de una nueva tierra de libertad. que el espíritu de sus ciudadanos está confinado por los límites de sus propios sentidos físicos— simplemente sustituye una esclavitud por otra. amor y alegría.l poema se cierra con una situación romántica ejemplar: el hablante a solas en un acantilado batido por el viento. ni nunca Insuflaste tu alma a forma alguna del poder humano***.i. Till I ovc and Joy look round. él había volcado en ella y en su «lanza sofoco del tirano»* sus esperanzas de libertad universal. Mas tú ni hinchas el gesto del vencedor. están pues calificadas para »dar testimonio» de la ininterrumpida adoración del poeta al -espíritu de la divinísima Libertad*. -Pronto».. y experimentando una libertad esencial en el poder de su ser de unirse a la escena que se despliega ante él y volverla a poseer en un acto de percepción liberada que es un acto de amor espontáneo: When France in wrath her giant-limbs upreared. Conquistando no más que con su dicha.

de manera muy parecida a la de . ¡Oh Libertad! AJIi te sentía mi espíritu d e s m id a * . su meta es el d o m in io del espíritu no soba la «M ürjJcia. El papel de la libertad no es menos sobresaliente en El preludio de Wordsworth que en la metafísica del idealismo alemán. )66 . sino sobre esa cosa física m ín im a. y se hace esclavo de las cosas de las que estaba hecho para ser el conquistador y soberano». Poiv-itMiR di tbmgi «rith tfltifUMt love. llegó a identificar esa condición en que el espíritu es un esclavo y el ojo físico su amo — el estado interior que el llam aba «despotism o del oj°. ¡aJlí erguirlo contemplaba. su • And fhrrr I Irlt thrr! on tfiít sefrdífPf vcrjc. abstraída dei todo viviente de la naturaleza. mu cura*. whtlc I stood and gami. su error al buscar los medios equivocados para unlversalizar la libertad. O Ijforrty? My *p»m fclt flie* ihrrr. pues sirve de elemento temático principal en su educación como poeta: su temprano logro de la libertad. de ese dominio del espíritu por el ojo.r Yci. L a posición de ( oiend^c es enteramente diferente de lo que él llama la «hiperosioica hostilidad naturaleza» de Itchte. sensaciones y pasiones en general Regresamos a la dialéctica de la libertad y la servidumbre de Words w ortii.o -d despotismo de lis impresiones e x te rio re s» . que es lo único perceptible al ojo sensual. Poseyéndolo todo con aiñor violentísimo. Por un abuso de la función abstraedora de • su entendimiento y fantasía»T que llena un papel necesario pero propiamente limitado en «la experiencia y el crecimiento intelectual». pnlítu<> \ estéticos de la filosofía sensualista p o st-lo ck ca n a . and a»r. m y tfniplu* luir. m orales. And my being ibrou^h ra n h .Si. y que am enaza constantemente con esclavizar al espíritu e inhibir el libre juego de la imaginación y otras facultades. habiendo anunciado su argumento como la creación que el espíritu el mundo extenor «con poderes unidos / Cumplen». n i i ^ ° SU' c s c n t o * P °stcriorcs Coleridge. u m . mai v aire. En el Prospcctus a su mis importante poema. o 1 j 1s J a v i u u i del Espíritu ante el O/o y [ante] la Im aginación visual o Fantasía* e< e l indicio y primera causa de los errores in telectuales. el resultado es «egoísmo. y así «se sensualiza él mismo. el hombre está tentado «a romper y esparcir la única vida divina e invisible de la naturaleza e incontables ídolos del sentido». invoca al «Espíritu profético* para que «críe / M í corazón en libertad genuina * . culi las Y lanzaba rui ser poi tierra. N X ’ordsworth. El comienzo de la genuina libertad consiste por consiguiente en liberarse del ojo tirano: -emancipar al espíritu del despotismo del ojo es el primer paso hacia su emancipación de las influencias e intrusiones de los sentidos. odio y servidumbre».

cnfrancit'd and at large. a un tiempo mismo creador y receptor. llegado de una casa Oe servidum bre. A prison where fie hath been long immured. que su espíritu Nido ( rea. y se utilizan para representar un compleja evolución en la reías ion de su esp íritu con sus sentidos y con el mundo exterior. em ancipado y lucra. coming from a house Of bondage. C on corazón (jo/ono y que no teme su ptopia liberud. Now I am free. / That burden ol my own unnatural sclt.del niño en los brazos de su madre que. La base queda estable sid a en la -sensibilidad infantil. . N o ti abajando sino en alianza A captive greets thee. p u esto que percibe un mundo alterado por una invasora con ciencia del a m o r de su m adre. Un preso te saluda.. batido por el viento y cantando un pean a la libertad de nuevo ganada.. A to d o lo largo de E l preludio la libertad y la servidumbre (junto con una variedad de palabras sinónimas y relacionadas) son referencias clave en el relato que hace W o rd s w o rth del desarrollo de su espíritu a través de la p ercep ción . .i estos libre. tis shaken off. < aicel «jue 'ntulio tiempo lu tuvo emparedad«*. en una alianza perceptual de los poderes interiores v exteriores. nor star'd at iu own liberty. I look about.» u r. . su poder de creación poética.t- f¿tai lib re’ l a -servidumbre* de la que la ciudad innombrada es el tipo metafórico ha espiritual más que física —-sacudido está / Aquel fardo que fue mi ser no natural-*' — y su espíritu liberado puede responder ya a la brisa exterior con -una correspondiente brisa dulce y creadora» que t i la inspiración. habita un -universo activo» que en parte lia cread o su esp íritu . libre d r los muros I>c Ij lindad aquella. lí. I uough ilu t I am free.. from yon City'» walls set free.u.Jo*. With a heart Joyous.. jtenuina libertad*' t í preludia empieza dc *ic\ 10 como termina hrancta: O da de Colendgfe con el poeta a solas en un paisaje abierto... O sea. Mir»» en mi torno. Almr. -linim iento de lo <|u« e* I.

» M. 5 7 7 *92 * al describí! la persisten. ‘•revolución.i*||»nru fK*Xwv itueszia cuta humana . an d scason do im p rrsi Upan the víubic univmr. 2 5 S 2 7 h ) Ea fa subsj guienu juventud am tcrvó su «primera sensibilidad im. en el más puro sentido Y fuerte para fines majestuosos .<K C T a rn *u mayor p an e -semdoi iM nao d e externas / Con La que comulgaba». . ~ — * ***** * yg^c^.. Pue* aquí vine con poderes santos.iv . And place. sus esperanzas de alcanzar la libertad \ Li igualdad universales E J curso desastroso de los acontecimientos extern«n especial mente ia guerra entre Inglaterra y Francia.!..uÍuj. aunque su «poder pl. (li.¡rHüt la r r 1. v la» cosas externas . T o ap p rch en d ¿II pasu o n s a n d afl n u x x i i \Ph*k o m e. OtXrs.n » . ti» th e p u ré t i i n m w d U» n u ^ tii. venh. 83-90) La experiencia que despedazo el juego libre v creador de su espíritu en consistió fu el error de fijar en un medio político rúen«. . metafóricamente. •choque-.) oln-y'd h itiu rr h ad 1 c o m e « n i i h o l f p a w e n .que tienen lugar dentro del precinto de su espíritu.. Era yo un Hombre libre. . „ W ien er b am nrj v la acción »cíproca entre el espimu \ el m im < • íiiHitfc csenciaj oomo una liberta*. vuelve a presentarse. atstur anJ recave.. de ral manera que tu alma «guió «insumisa. -1 1 . A aprehender era libre ( III. en el «cambio*. vy S * n e ^ d a m . Wariun^ but tn allunce wtrh che worki Wuefi it heholdc —Sudi.m u Siervo fcn palabra* del propio Vordsworth.v ♦guerra.. it the fint Poetic ipifit oi ernr human hfe. y vine a obrar Cambios así con el poder de este mi espíritu. and *< u rk I ikr rhangn there toree oí m y own m uid I w * j f ’iv rntsft.W > ClJy IO lhe "* * "“ * '*"ngl ' Wl.. las pisi<*nc% v los talanres todos QneeJ tiempo » c¿ Jugar y la pasión imprimen Sobrr el mundo visible.h " «'"•round (.a la «acción normal J t¡ ' u Incepción siguió siendo una actividad en la que su espíritu vh > * obteto» exteriores intercambiaban libremente los papeles de . «subversión-. f fl .». both.' ia Revolución francesa. m d » v » »trong.

171-175) Como Coleridge.No i n m . ( lunge and subversion from tilts hour. facu ltades. -la alegría* y -la »ma&mac io ii — l c ilio ante las presiones excesivas dcJ d ía * ' desastrosos-. en el que el ojo fue el vencedor y asumió el papel de tira n o sobre el espíritu sometido: El estado al que aludo era un estado En que era el ojo amo del corazón. 233-259i -Asi . neither lapse^ Nor turn of sentiment that might be nam’d A revolution.iniiuü osos del -poder in te le c tu a l*. The state to which I now allude was one In which the eve w as master of the heart. ambios y iubversión que noi trajo e s . W ordsworth tiene cuidado de distinguir entre -la naturaleza* v el mundo que percibimos a través del ojo sin más ayuda. y a lo que el alma se esclaviza es a la cosa material que es el residuo de la naturaleza N o t in m y single self alone 1touiul. ningún lap*o Ni ningún sesgo de los sentimiento» Q ue mereciera el nombre de revolución. No shock Given to m y moral nature had I known Down to that very moment. When that which is in every stage of life The m ost despotic of our senses gain'd Such strength m m ea s often held my mind In absolute dominion. leeapitula más tarde. o » all ingenuous Youth. la consecuencia inmediata de esc derrumbe luc un conihcUJ de la1 . Ni ilc choque ninguno A nú naturaleza moral dado Supe hasta aquel momento. I o demás Un pro^rcfco en tin mismo cawtritt*- (X. Salvo esa sola vez. iambic« en Ion eipintttl De todo joven ingenuo hallé < . 42-48. V» _______________________________________________ . -me hice extrañamente b g uerra j mi mismo-* \1 "A V e. Cuando ese que es en cada etapa de la vida Nuestro sentido m ás tiránico tenia Tal fuerza en mí que sometió a menudo El espíritu mío a un dominio absoluto*’ (XL. ahora.umln su natural gracia de espíritu* —el orden c imcnue£n . pct^oita mjIu. All else w as progress on the xelf-same path. But m the m inds. save at this one time. La naturaleza es mucho más que su componente de objetos tísicos. -el amor-.

h Naturaleza-. 176-198). 37C ..drlot«» conminando a todos los sentidos «a contrabalaiReursc. cano dice* Words*x>rth rotundamente. (XI. a fin de explicar los medios por los cuales recobró so libertad. Visitas d d poder de b imaginación I*ara que eso durase: deseché la costumbre Drl rodo t para siemprr. (XI. Un Alma creadora*. too eariy in ray life. explícitamente -de la Libertad y cJ fcxJer». donde Wordsworth introduce su comentario de las «motas de tiempo* con las que «nuestro espíritu / Se alimenta y repara invisiblemente». * * Thií M e * cmhm spirii d u rfly luHo Amonf those pufages of Líe m which Ve have h*d Arpesr frríing that tbe m ind Is lord and nwmrr. b I stand n o* A sm utivr.. and rlia» outward tense h but thr o h eám r u rr* n i o íh er w H l. Pero por fortuna esa esclavización fue para él un estado transitoria. and agam In N aturr’* pnatncr stood.< por r! < » ju puramente físico Pe lu*\lio. como un Alm a sensible. and a Creative Sool. y otra ve* Mr a lc r c mpresencia. pues Había yo veñudo Con dcnmiada luerza. y también haciendo a todos los sentidos y a sus objetos fxtfnorcs -a su vez servidores / De los grandes fines*. unos a otros. 251-257) Es precisamente en esa coyuntura.it/vr powrr Fot thrs (o lase I thook cite Inbct otí Entirdy and lar ever. Wordsworth no podría ser mis expUcito sobre este particular: Este eficaz espíritu asoma sobre todo Entre aquellos pasajes de la vida en los cuales Sentimos hondamente que d espíritu Es el amo y señor. 258-277) 9 I hadfelt T o o ío rd b ly . pues las motas de tiempo dan testimonio de experiencias perceptivas anteriores en las que la actual relación amo-siervo entre los sentidos físicos y el espíritu había sido la inversa. traía -di* disolvti / tiranía. / No del espíritu-6 * (X I. Viiitto£* o í umpin. demasiado temprano. y d externo sentido Sólo el siervo obediente de la voluntad suya0 .ítspiM di: vrr fiitr»d. mientras que los placeres hacia los que nos solicita •semejante esclavitud» de Is mirada son los «del sentido exterior. como me alzo ahora De Ja Natftraieza.

Como tantos de los tópicos centrales de E i prAudio. sino corno un extremo ocasional que ayuda a rescatarle del desastroso extremo opuesto.. un cnnoblecedor comercio De acciones des. The excellence. que parecía Vacilar y entregar su m ajestad.de dentro y desde fuera. del mar real. the real Sea. en su reconocimiento en el monte Snowdon del paisaje como «perfecta imagen de un poderoso Espíritu». poniendo ante b vista. and best power Both of the object teen. fue un estado que sólo pudo alcanzar en momentos privilegiados e insostenibles de la experiencia.I I if*no general de /'/ fnebtdio indie j que Vordsworth pretende representar ese dom inio absoluto del espíritu sobre el sentido exterior no como el ideal de la experiencia perceptiva. Usurpada hasta donde la mirada alcanzaba— • * * el poeta reconoce el símbolo del poder del espíritu para alcanzar el dominio sobre lo dado visible: Sobre todo Una de las funciones de ese espíritu Allí exhibía la Naturaleza. la política de la visión de Wordsworth queda resumida y resucita en el último libro. El ideal perceptivo se expresa en el pasaje del siguiente libro donde describe su -visión i De un nuevo mundo.. ■ A balance. el espíritu puro y la mejor fuerza A la ve? del objeto visto V del ojo que ve**\ Tal es para Wordsworth el equilibrio normativo del poder en b percepción. that seem’d To dwindle and give up its majesty. Above all One function of such mind had Nature there . •• Into the sea. como él lo reconoce. pure ipirit. En esa usurpación del dominio del mar regio —cuando las nieblas iluminadas por la luna proyectan aparentes costas y promontorios Dentro del mar..como producto de un equilibrio de fuerzas iguales que (en su insistente ex p lo tació n de la analogía política) ennoblece a la vez al ojo y al o bjeto visib le: Un equilibrio. and eye that sees. Ese dominio que a menudo ejerce Sobre la faz externa de las cosas***. l a excelencia. an ennobling interchange Of action from within and from without.. Usurp'd upon a* far as sight could reach. aunque.

73-90). t0d0S « * » « « ^ univrr'o». whene er it is / Created for litrm . rouz'd.uruuoUabic tuprvnucii.1 c I. captándola po: un insumo*.. lente viven.it/ ii upon u k outward Lee of thmgs. pero mduio la versión inicial dc. flilar.*?« * ! If fit» loop Prnertr!.v. imaginación humana (X lii... uatvetso de muenr* (X lil.ntus elevado. Y esa soberanía y esa paz.a» in i «TuelO For tb» aJorv . traducidas del estado político al estado del espíritu perceptivo. • Por ende-.*. 102-Í2Ü) Lxiumudby putting fonii That domination whiefi tl* cftentien i.. ■. 47-51. ..(X ljf. exteriores sin sacrificio d t* la autonomís ni dc un lado ni dei otro es un universo que esa vivo y es activo: tn un tLunáo v..i h vez -■ *í»rar t srr Obrado-.a bu n claro que la neiaoór: dc poder entre ej espíritu y el no-espíritu. . *** Ob? who H |> e that hatb J. ' '*''u ■ tercau. Similitud.. can send abroad / Like transformation. Wordsworth aclaró mis tarde su intención al corregir -dominación. .' b « I / Arroja sobre k. Sino avivador. Ies espíritu“ imjpir. s I.sriv. excitados**.. tal como está simbolizada en ese e. es la libertad humana esencial: s e n e i ensancho tai libertas en w o >nao i rztl L it e n rt.> s c iu U .. y la . catch k by an instina. . to worV and to be wrourht ^ k I m u :ilr . dc la .. 9 I^ P °°I d * objects of the unmrsc.iiXSlkl a( but quicken'd. del poder perceptivo creador .em pk> ideal es a la ve* recíproca c intercambiable ..genuaa Contraparte. «soberanía adentro y paz en la voluntad. t| tunxicrjc a U poderosa trndencu . 2 3 K 1 «9 cl produ i--. 00) Y añade d . j iW h . declara Wordsworth.del habito a CMíjvjzar el cspiritu. [Adll.• ft >i.m . No por ia percepción sensible esclavizados.« d e c ir. expíen ... <yW O *Cir / Oprimirla c x > n la* W s del • • rs pro. espíritu y las cosa«.gloriosa faculudde los -esp. y sustituirlo por «mutua dam m adé» del espíritu y tr. «ccpr .

. recuperación había celebrado en el -alegre preámbulo* a esc relato del desarrollo del espíritu de un poeta: «Ahora estoy libre. pero cuya. Bastante es estar librr-.: .cí*«iar 1 1 condición qut sólo ahora deíme plenamente..fcrminido.Hunos llegado por fin al concepto tic -libertad gcnuina. pai.. Esta conclusión es también uno más de los diversos elementos temáticos que enlazan el final de t i preludio con su principio. recordada en la tranquilidad y expresada en la forma artística drl pocm.. pues ha necesitado la experiencia entera de su vida.que Wordsworth invoca en cl Prospectus a su poesía.

2TVJH. C lark. IV . 1%5). y Northrop Frye. JU. 1%4). 288 11 fU péXAtso perdido. Ls también pertinente el (techo de que.b r. 119-120. c E n aanto a los movimientos revolucionarios apocalípticos en Alemania. p r j . cap. Frenos Jcffrev. «A» Attcmpt lo Estímate the Poética! Talent of rhr Frncni Age-. Como lo ha señalado Alrxandre Kovrr (L a Philosophte de Jacob fíoehme. Jem Jy Mjtúctsm. I* P. 77je /**w/*/..1 u. Boehme vivió en un periodo tic expectativas escaudogicas y anticipó él mismo el inminente advenimiento. V. 41. 7/v cé .. U. A uyunr V ijtte . 66. junto con casi todos los hombres pensantes de ijKopa. if ?Urfvr: SoaiArru tlt' ("uroln Dnu ¡r * ? ! rlfehjan.iiio n . 1962). AJ inicio de la Revolución Francesa.«.ondon.504. I% 3 ).. l. 1... 1 ./efm. cd. especialmente p. después de ¿á tica * calamidades. Junáis Frry. 1957). Prefacio 4 I-moti ¿a J Cyüino. Mass. « «le vptMrmbrr de 1 HÍ6 . . V flfiI5). en lite Letteti of f'rtty Hridte SM/« v. pp. En cuanto i Slu?lle> «obre -el eipírito de la 'épt*a •unno pniiJu« io di . 1%5). X(> 87. 152. véane Mtfhacrl Faier... pp 23'*-240. pp. 232-2< i9. p. pp 31>-3I7. pp.Mrmom of Thomas Holcroft (l. 2B7 ss. véase Hans-Joachim Mahl. Thocias Noon Talíotud.cn im U7erk des Novalis (Heidelberg. 52 C ^ U ttrJ W'tihrifi » f Tl»"ius /V ’’ V f JV . f^r Id re des ftddenen Zettab.. 7-9). t» 4 4 ).e i u>tittr lU i'Jtfh i >(. /o Wdltam MC'ordawirth. \ case M H. < J c*^ralmr»tc 1 . ‘‘g-li . pp. 181 7 (nrimpreso en ISIS con el t¡tul«» de //1 A < oh ot . pp. II. O Haxlitt. la le en la ilanit ada promesa de b Revolución era casi comente entre aquellos judios que descendían dr b secta radical de fines del siglo xvii que había aceptado a Sabbatai Zevi como el M es¿as. I ? . Von und an Herder. 118 J . The Punuit of the Millermiurrt (l. 1861). de Hcinridi Duntzet & Ferdrnand Gotttncdvon Herder (3 vols. m u Herjchel Baker.ondon. 1926). w . aunque siguió siendo inflexiblemente republicano. H Attfiert (New Vork. Kohert Souütey and H it Age (Oxlord.«Fnglisli Rotnanmicn Thr Spjrit o! *li \ i* « bioHudcTtd. X II. 12 de noviembre de 1792. Willtam ffa ih it (Cambridge. . habíamos llegado a suponer. cd. M. concedió en 1 7 9 1 » > tjac lata rrvoluciones políticas no están tan bien calculadas para mejorar la condición del hombre como durante cierto periodo yo. de l).I x .„ Leipzig. ¿No vivimos en tiempos extraños. « I tic I I Jen. Complete Works. véase Narman Cohn. 232-245 Herder escribió ai comienzo de la Revolución francesa: *¿Qué le decís al tiempo presente ya los tiempos por venir?. 1934.. 127.1 8 -4 5 . ti*. i l & & y 'l /**o*.ir O-vaj Masum . SneJIey’t /*»o > r. Otado por G etÁitcy Camal!. |. * * A Ciarles Ollter. y no debemos casi creer en el apocalipsis''’ ¿Para qué fin desplegaría todos estos acontecimientos la alta economía < lc las COBi?» A Glcim. 15 de octubrr de 1819.t/or í ’rr. fue guillotinado junto con Danton. 1JM 129. 161. dice Scholem. IV . p 4 1 Tironas Holcroft. 432-433. The Retarrt of Edén (Toronto. Ahram. n itiu iH 'n . cd. de una nutra era de felicidad En cuanto a la preocupación por los ukkno* dm apocalípticos en el pietismo alemán del siglo xvtn. óe Northrop I rv < <Nc» Yoti. The Col¡reteJ Pm n' ofW . p. M illón ttu i ihe Kmgdonjf of Cod (lxjntion.. c»i. IV6G).A Lord Hyrnn. I. ni de Jones. Uno tic esos judío’ . p. Howc i 1 1 vc> K. f ev . Sobre b interiorización en Milton del paraíso terrenal. 284 285. como lo señala Gcrshom Scholem. Contribuíton' / < » tb Edmkuryb A i* . 194*»). 83 85. «no necesitaban ningún gran c a lu o para convenirse en los apóstoles de un apocalipsis político ilimitado*.vf f* H fW 'T . 199 2 0 1 7Vv Contfieir llib lf o j TTxZL^ro //«at/ur. 320. ■ ¡vv. 26->3 TT^rCormpimJrm. Véase Scholem.

Dicey (London.. .r/rm. r » En un ponrn <mlu. m Complete Poettcal Works. j í p « « c ñ y u n u « lu *» d» » p « « « co m o ahora im ita > corrupta. ’ Ihid. p. 12 2 . nuevo «. pp. Slir lnmwi i Imi ont* fmm litslt j « m emur R». Amerita. como la merecida y limpiadora violencia del dtei trae —«la consumación de la ira del Cielo«.us. . The Noteboolc* of S..Lm i» «K h n ac im te tt««* » j C n « ^ l i UO — I o d o n o p a c ik *cr. X. 554. líita in u it in1«r*'iif'>' t r r r » » m a t •»?* \> • ■ *m> i Un Un» :!u > j»*:: ¡SH-. N lótrse m u embaí go que inclino en época tan u rdía Wordswortlt daba un «alor pragmático al liecbo de haber alimentado alpuna vez esas esperanzas imposible*: I.del Reino del Terror con «alguna porción del espíritu» de •los antiguos Profetas». 323-349. ftr//i\ parir. 1 .ido v mu nueva «térra».M |)| ‘ ! t . " Ihid. .. W V*. 4V 44). I >io sucederá i*> i un mejoramiento del goce sensual.. 'X'ordswortb dice que pudo incluso mirar las ♦enormidades» > -atrocidades. 108-123..do « .tniilom . 555. de Erdman & Bloom. pp. p r t f i-W . 2 S4 2 S6 . m ll'Wjh l. 1 4 . Srudin m «om^nMCMi. . Vn „ TIh hm . en Portrv anJ V < o * . Umina 25 (pp. pp. VL < > iiiw < irrlt H*3m» t » m t n t p lu .iLd cu un paraíso tctrenal mtmncriie por medio de la rrvoluoón poliuca. V l(tW )..l . ed. ¡M -..f «oír? TKSurrl trnvrn t . i- 1 n su icm prano M afim otu o dr¡ ttel* y ¿A it#u7tux./ —< ’/p— • «J ... 243-247... U p r * m e u c> tirm -n ud ** ii i'ia n tic y . S» las puertas de la percepción se limpiaran todo aparecrrla . licrrii" . . . 1 7 Véase £/ paraíso perdido. . 1957 ss.. -HlAc and < l«r Srn«*. 7. véase también A Son* of Liberty. í ¿ ii liam a* jm.686. pp 292-293. pp. trciuón intcra k i * comura«la. i f c í . 273. Véanse también las alusiones apocalípticas en el cuaderno de notas de Coleridge de 17%. Ir i-. írum tlir í u n i o a ^rw t and glunuu» b u llí.it . Av i! j nnv-nuuJc licavrn w tir iiaitiug a n c » u n h ' MI tinnot I«*. pp 180-187. 1 %. 545. *' A |o l\n M a x m . ed. 1915). BUkc b a b tt interpretado la conflagración apocalíptica en términos de un rcalzarmenio del poder de tos sentidos: L . 371-414. ¡htd . (Virmn. cu atu ra* con d en ad as a resp irar d ajfl ttnBBB fru n cirá el ce ñ u la sonría razón debidos....| ^ |\ | f f* tV p" ^ o p *'- '>!'¡n% V '~4 >M .i . 56-58..*7 >1 -fr tln •. *»••■]•.ur. n i i *i iH-íV. . 1 1 1 .tt « .V. de Kailileen Cobum (New ^ ork. ] A m e aq u ella prom esa» lU se uesdirá de la esperanza* i Sabe q u e s o lo de g a n d e s p ro p ó s ito s se s ig u e n / L o * rico s galardones. pp »-W l • . /rr. pp. i-° fn b v . rii r.).. • >Colendge. T ( tflcTidgr.m . i. véate O rí \ Xoodnng.• . 1 7 *.«. i aí Iwmbre tal como es.n i i .. 2 1 . 19 d e O ctu b re d e 1801.»».i* U'oii/m. Kolicrr Glctknrr. *cí» í í « . u n M i i i o a una n u e v a tacna!.1 \’molí o / ti* l j it Judgemenl.it . en Poetry and Pwse. ilir jiumuw tvtira t»tt I • ■ i »• n ' m~. ■*. . 1%1). 10.n L l preludio de 1805.. 52). de A.. limmas 6-8 (p. I’ji ¿ u n a * . 11-12..« ^ f í i.í . linutuv « . y t t i f c n *lr l a p r a t i v ú h iH lw a di* u. Potan i m tlx Pariry of Coleridge (Madison. p S5:> . . Sobre el iramíondo de t rancr. 2 0 The French Rnvlutian. nI . "• Wordsworth.* im -W Pto». ili* n i .. un. al mismo tremp>> qut w retractaba de vo imcnor v cj. . An Ode. y sólo a c lk » son l. The Ccnvention of Cturra. ed.

r d rr a Dante < m lo* abetos que ve —rio.<¡. 1 .*J p m p > o ' V r y*mt Mak IV Kf.i liJtuitu e i» t’isiofik rj» »I .66-67.UC’? ' fnncr* rn *1 íonf^uración del d. JFji sos bellos r v o i H o m lw . ¿n¿ . ¿6 4 .u hau. . w a t a M an p rao a s nu> . mo ti> . -M . n l . Hölderlin rt la Revolution fran g e (Monaco I ' «i U Nü? . pp 479^4U0 alllMitfey tra«ftfc* An miimxn «aulare*. X4 Kim rt tnsmmrUr (Aloíícm rr AujríI*-). Ifu |u |icn der Iramoti^chcti Revoluzion-. . de Kl«ci(hoha&: Samuel (I960. I24-J2A IX. Tübin*tn. ' V III. v é a te P o * W o u ln is M . .en la visión del Río dr la Gracia. /Ir 4 p f* jJy fit n ' ’ txtrm in t/yr P oetry o f S/v/.i„ . pnfdr.H . Véase Hant-Joadnm MáU. * Samthehr Werke.lcr. N ovalii (Stuttgart.v 7 ¿ iíi. Works. p p 222. I. * 5*raor fteiMrtms. “1 H i n e i n « C M u iL lttt j* » r U p y . V T d ír^ ' Philosophie (2 voll.rttaltrr\ im Werk Je i Nóvala.s b ra /o < / A m . l9f. V. apocanp: . tnd the Heróte m Hitíory. como b gemr que ha estado bajo máscaras y parecen otros . 110-111. . 14?. en e) instime en qur Dante te atona y d^a que sus ojos -beban. 1‘V>‘ . com o ^ " r>'“' ' ‘ ¡. 123.tr por tus ccot en estos pasajes del ParjJn a «je lb n< c Bearn. i. I.(-For ra c * Formado c o m o h u m a n e ! ) too / / Human v . 111. "' Hyperton..% O |o s Im dhfeUM naturale« — rocas. 27.a (pr no rrj suya y en la que se escondían..jue aim ti te deihacrn tic b srmfcémz.' r m . de modo que vi ambas cones celestiale hechas pafcnanas_ el alto triunfo del verdadero reino» (Paradno. ed. pp 220.ircllj» n h o . 159. ctpiraual et evn. * Ow Heroe\ Mero Wonhip. cd de Beniner. « Ir ip lu n .Jf |'/»• # . p a la b r a s d r H la k c . de I Jans Schul/ (2 voK .3mb. ed ée Harsold.V» i . turnt.Sin embarco.nw>() >Ur. -enromrs. t n U ./ / como humano. | 4 h m . florr\ no son sino •nubladas prexnoaucionrs dr su «crdad. En cuanto a la actitud cambiante de Hölderlin frente a la Revolurién franoaa. parte II I 'u ¿ l ¿ de. 34.tf* VIU 10?.S). « A W ri U t io « .f. l % l ). A/rj»e teuhclye Merkur abril de 179 ) )% i ÄA . . 338. las 376 . . poiteiior dr RrinlmM nur.<h 5€We|rf rw rihi6 iM el Athentrum i\7W ) -la Revolución francesa.l uJn M Schriften. Lf»p»:ii. v io r o m o u m m u r r t q u e a t n r a l u -m h e r f a i r a r m s t Mv Shadcm laminen la I And m v n a tu r a l And Mv y S o te r & Fncnd.. . XXX. um w U . en que tu m ión no esti todavía tan exaltada.< > . I n. td de Kludhohn (1929).F x p a n d ie n d o % c com o Sol • H o m b t /'. véase M S u !» r fnru^Mlie».¿n VI.R^duid Kronrr. to d n t «Aparecieran »•* a r n * «wvr« c i f tu« c a v in W l a m i a p u n l i c a d a d«. b> tuttm al piralrlnm. .. III. H ryrt (V cd„ 2 vo ll. II.-..hr. .><*„ a ytn u „ letJftlt.nr^ „ |.. rc ru rtu w i f e 's s h a d o w m.u .. 77-79). ’* 9 c o o ^ ^ öeurtbeilurtKeri especialmente p . chupa» te convsmeron para m i es un gran festival. 186 . 14 8 .T i)|(. 139-142.TaMror&i..*»•»r O>0» mal m ás-. V'w /CjMf«. / Jir Wre Jn $oUenen /. MfTur l'htloutfhufMr (. no que esas cosas sean imperfectas en sí mismas.Iji rcvoluru.m* Séqften. I 2.v « n f o r m d . pcroddrfecto caá en ti. S o m b ra Un / V b lo m b ra d e dm m u je r l a m b t r n / > » H < r m s u y m i A m ig o ) D e s p u é s d e e n to . chispas de luz.ne..ÍT1 ! " J C' FKrbw' Briefwechsel.srño de /> . rceai i /Ar< pfjrr.e ( hnm . f »10 to<fcn como n a t t a f l rv«jij.. I9 » | I. &*' u h u iu a iu i expandirían-. comenta rl pape! J L / T .. i< i v ü tt . véa» Mauncr Delorme. cd. las flores v la . 449-490 Sr^brr los |BÍDOi de Fichte referentes a la Revolución. '. Ia onw ii u im iv . colman. de -Nbriic* |Hjf cl tracam iU ia Krv< > Uut< .(I* u c s c a d a u n o c a / a so a lte ra d o r * .

-la invención del idealismo ffdosóftco)* iLesinyx Gn\t au\ trinen Sehrtftcn. t i de Wolfdietñch Ravch |Munchen. -Slavery m Plato s Thought». 9. proclama la libertad*. tlt id I. Como observa Fmile btéhier. 689-691. 415*418. p. dr Geurg Lassttti (Leipzig.»