La traducción de la literatura francófona no francesa: realidades y perspectivas (Parte 1

)
This entry was posted on 15 de noviembre de 2012 http://interferenciasblog.wordpress.com/2012/11/15/traduccionfrancofonia/ En el taller de literatura de expresión francesa (el «Atelier», así es como lo conocemos) descubrí que existía un buen número de obras valiosísimas de literatura francófona no francesa que aún estaban sin traducir. Me había desanimado una idea que recorre los pasillos de las facultades de Traducción: la traducción literaria no es rentable, así que conviene dirigirse hacia otras especialidades, o, si no, al menos compaginar varias de ellas. Si bien esto es cierto, vi que una puerta palaciega se me abría cuando hice el descubrimiento del que os hablaba: se trataba de una oportunidad para mí y para mi generación, pero también, si pensamos en todos los factores, para miles de autores repartidos por el mundo entero (esto es la Francofonía, heredera del colonialismo francés), a los que no se les estaba reconociendo el mérito patente al no difundirse su obra mediante la traducción. Es bien sabido (al menos por los que estamos metidos en este mundo) que los traductores cumplen (o bueno, «cumplimos») una función de difusión de ideas insustituible. Si aprovechamos esta característica inherente a tan bello oficio, lo que consigamos puede ser grande. A partir de ahora vamos a hacer un pequeño recorrido (sin que se pretenda exhaustivo) por obras literarias que provienen de algunos países francófonos, y que, por cualquier motivo —no solo por el clásico desprecio injusto de la metrópoli para con sus colonias, aunque esta sea la causa principal—, no han llegado hasta los lectores hispanófonos. Digo «vamos» porque la segunda parte de este artículo le corresponde a mi profesora de francés de la Escuela de Idiomas y del «Atelier»: Inma. Quizás esta recopilación pueda servirnos en un futuro, tanto por su contenido como por lo que este implica. A continuación se clasifican, por ámbitos geográficos, algunos autores cuya obra aún está aún sin traducir, parcialmente traducida o ya muy traducida, y que puede servir para orientarnos: La literatura francófona canadiense (Québec) • Gabrielle Roy: La petite poule d’eau (sin traducir), Bonnheur d’occasion (Felicidad ocasional: traducción de Carlos Juan Vega), Cet été qui chantait (sin traducir), La détresse et l’enchantement (sin traducir), Ma chère petite soeur. Lettres à Bernadette 1943-1970. (sin traducir), La montagne secrète (sin traducir)… Régine Robin : Le goût de Montréal (sin traducir), Mégapolis (sin traducir), La mémoire saturée (sin traducir), La Québécoite(sin traducir)… Olga Boutenko : Moscou-Québec. Récits d’une immigrante (sin traducir) Patrice Lacombe : La terre paternelle (sin traducir) Pierre-Joseph-Olivier Chauveau : Charles Guérin (sin traducir), La Pléiade rouge (sin traducir) Antoine Gérin-Lajoie : Jean Rivard, le défricheur canadien (sin traducir) Louis Hémon : Maria Chapdelaine (Maria Chapdelaine, traducción de A. Hernández Catá ) Albert Laberge : La Scouine(sin traducir) Leprince-Ringuet : 30 arpents (sin traducir) Marie-Claire Blais : Une saison dans la vie d’Emmanuel (sin traducción), La belle bête (La hermosa bestia, traducción de M. Orta Manzano)… Gaétan Soucy : La petite fille qui aimait trop les allumettes (La niña que amaba las cerillas, traducción de Óscar Luis Molina)… Yves Beauchemin : Matous (Gatuperios, traducción al español de María Teresa Gallego Urrutia y María Isabel Reverte Cejudo) Réjean Ducharme: L’Océantume (La Oceanada, traducción de Miguel Rei)

• • • • • • • • • • • •

Y un largo etcétera. Si queréis profundizar, os remito al documento (que yo misma he consultado) Le Québec au miroir de l’Europe, de la Association Internationale des Études Québecoises, especialmente al artículo «La création littéraire canadienne d’expression française traduite en Espagne. Une culture peu connue», de Áurea Fernández Rodríguez.

La literatura francófona belga • Charles de Coster: La légende d’Ulenspiegel au pays de Flandres et ailleurs (La leyenda de Thyl Ulenspiegel, traducción de Francisco Aznar Navarro), Légendes Flamandes (Leyendas flamencas, traducción de Rafael Cansinos Asséns), Lettres à Elisa (sin traducir)… Henri Michaux (bastante traducido): La nuit remue. Plume précédé par lointain interieur (La noche se agita; Plume precedido por lejano interior, traducción de Marta Segarra), Poteaux d’angle (sin traducir)… Amélie Nothomb (muy traducida y conocida) Georges Simenon (completamente traducido) Camille Lemonnier: Un mâle (sin traducir), Le possédé (sin traducir)… Fernand Dumont : La région du coeur (sin traducir) André Baillon : Le perce oreille du Luxembourg (sin traducir), Histoire d’une Marie (Historia de una María, traducida por Miguel A. Ródenas) Jean Muno : L´hipparion (sin traducir), L’île des pas perdus (sin traducir) Los cómics belgas: Hergé, Tintin (muy traducido), Peyo, Les Schtroumpfs (muy traducido) Marguerite Yourcenar: (muy traducida): Sous bénéfice d’inventaire (A beneficio de inventario, traducción de Emma Calatayud), Alexis ou le traité du vain combat (Alexis o el tratado del inútil combate, traducción de Emma Calatayud), Archives du nord (Archivos del norte, traducción de Emma Calatayud)…

• • • • • • • • •

Y un largo etcétera. La literatura francófona suiza • Charles Ferdinand Ramuz: La beauté sur la terre (sin traducir), (Cumbres de espanto, traducción de José María Quiroga Pla), Le grand peur dans la montagne (El gran miedo en la montaña, traducción de Mauricio Wacquez), Taille de l’homme (sin traducir)… Blaise Cendrars (el escritor suizo más leído y más traducido): Anthologie nègre (Antología negra, traducción de Manuel Azaña), Dan Yack (Las confesiones de Dan Yack, traducción de Julio Gómez de la Serna), L’homme foudroyé (El hombre fulminado, traducción de Nuria Sales de Bohigas)… Jacques Chessex: L’ogre (El ogro, traducción de Adolfo Martín), Le dernier crâne de M. de Sade (sin traducir), L’interrogatoire (sin traducir), La mort d’un juste (sin traducir)… René Morax: L’histoire du soldat (sin traducir), Le roi David (El rey David, traducción de López Cruz)… Étienne Barilier: Un rêve californien (sin traducir), La fête des lumières (sin traducir), Passion (sin traducir), Le dixième ciel (El décimo cielo, traducción de Daniel Alcoba)… Jacques Mercanton: Les heures de James Joyce (Las horas de James Joyce, traducción de Eva Calatrava), Le soleil ni la mort (sin traducir), Le rêve arabe (sin traducir)… Marcel Raymond: De Baudelaire au Surrealisme: Essai sur le mouvement poétique contemporain. (De Baudelaire al surrealismo, traducción de Juan José Domenchina), Souvenirs d’un enfant sage (sin traducir), Écrit au crépuscule (sin traducir)… Philippe Jaccottet: À la lumière d’hiver (A la luz del invierno, traducción de Rafael José Díaz), L’encre serait de l’ ombre (sin traducir), L’obscurité (La oscuridad, traducción de Rafael José Díaz)…

• • • • •

Y otro largo etcétera. Para ampliar la información sobre la traducción de la literatura suiza francófona, recomiendo la lectura del artículo (que yo misma he consultado también) «La recepción de la literatura suiza de expresión francesa en España» (Violeta Pérez Gil), de la revista Hieronymus). Inmaculada González Osuna continuará el artículo con la segunda parte en la próxima actualización del blog. Será, sin duda, una reflexión hecha a conciencia, que mantendrá el afán de encontrar pistas sobre hacia dónde dirigir nuestro camino profesional en un futuro ya no tan lejano. Irene Corpa Patiño, estudiante de 4.º de Traducción e Interpretación

!

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful