Bologna Gianfranco

Intermedio en el parque

Fue un día en el que Juana fue a comprar unas peras. En el trayecto se encontró a Pedro y le dijo: -Me sentaré cerca de las mesitas de los juegos. Pedro le contesta: -¿Te parece limpiarlas para que la gente mayor pueda jugar a los dados, cartas, dominó más tranquilos? En ese momento llegó Don Gordo con un papel para limpiar. El chico cuidador le dice: -Yo limpiaré el lugar, no se moleste. -Muchas gracias, te daré de recompensa una factura con dulce.