El caso del Sr.

Ston
Había una vez un niño, que vivía en un vecindario de ladrones, que era llamado Wolf Frenk, el joven se llamaba Freddy Ston, era un chico muy solitario, sus padres lo abandonaron en el bosque cuando nació, una señora que era muy generosa lo vio tirado en el bosque desnutrido y muy sediento, y se lo llevó lo crió hasta sus 15 años ¿Por qué razón lo crió hasta sus 15 años?, La razón por la que Freddy se crió solo hasta esa edad con la señora, fue por que ese día desapareció. Al día siguiente de su desaparición encontraron a la pobre señora muerta en su casa, es un misterio sin resolver. Fue toda la patrulla de la policía con cara de que no sabían que hacer. Hasta que de la patrulla de la policía, salio un hombre… no cualquier hombre, salio el detective Sherlock Holmes, el mejor detective de New York. Salio sin pereza, fue a ver la señora muerta y les dijo a los policías: este es un caso para Sherlock Holmes, detective privado. Vio el cadáver, una foto de la señora y un chico, les pregunto a la patrulla, ¿Quién es el niño de esa foto? Los policías le respondieron: llamamos antes de ayer por que este niño desapareció, y no contestaba nadie el teléfono, entonces vinimos hasta aquí y nos encontramos a la señora muerta, Sherlock Holmes no iba a dejar ese caso, seguiría como con todo caso que a echo. El Sr. Sherlock Holmes encontró el arma del crimen, lo llevó para investigar si tenía huellas digitales, encontraron huellas, pero no de un asesino que haya sido arrestado para tenerlo registrado, Sherlock Holmes, muy decepcionado, cambió de plan y fue a ver por donde se escapó, en el segundo piso vio una ventana abierta, con sangre en las cortinas y media abrir, Sherlock Holmes le dijo a un policía: que fuera en busca siguiendo los rastros, una hora mas tarde, el policía Jonson, fue encontrado muerto al lado de una alcantarilla, fue muerto simplemente: golpeado con una madera y noqueado. Una vez más Sherlock Holmes pierde su oportunidad, el mismo quiere ver la escena del crimen, va y encuentra una campera muy linda, y un refugio muy bien echo, alguien había dormido allí, probablemente fue el joven Ston. Entonces fue el mismo a la alcantarilla, a ver si encontraba al joven, con unas botas, su linterna y pistola, fue adentro escucho un ruido, no sabía que era, sonaba como un: fruí!!, fruí!!!. Muy agudamente, después escuchó unos pasos, de corridas rápidas, el unos pasos atrás… señala con

la linterna, en varios lugares, ve un pié, y le apunta con la pistola, en ese momento trastabilla y se cae, ve en las sombras una persona, escucha un llanto, va hacia allí y ve que era el joven desaparecido Ston, lo mira, lo esposa, y se lo lleva caminando, trata de soltarse pero no puede, lo lleva a la patrulla policial, y les dice lo acompaño, los policías les dicen que no, el los acompaña en su auto por atrás, sin que sepan. El chico no fue llevado a ningún maníconio, como era menor de edad, no lo podían obligar, el detective Sherlock Holmes salio en los diarios, como el salvador de una muerte más, el dice: yo a un no gané, me hace falta, encerrarlo. Todos dicen ¿eso es necesario? El dice para que aprenda debe saber lo que es ser una mala persona El se va en su auto sin ningún otro comentario. En su casa escucha unos ruidos, no se alarma estaba seguro, un arma a él le daba seguridad. Las huellas de Ston fueron registradas. 20 años después. El chico Ston mejor llamado Sr. Ston tiene 35 años. El Sr. Colmes con 60 años sigue siendo detective. Ston fue arrestado, por robo a mano armada, lo sentenciaron a 50 años y otros 40 años más por el asesinato de la señora que lo cuidó. El detective Sherlock Holmes, esta feliz de que lo pudo encerrar por 90 años…

. Autor/a: María Sol Idiart.