You are on page 1of 10

PAUTA PARA REDACTAR UN ENSAYO

I.- ¿Qué es un ensayo?

El ensayo es un tipo de género, literario o científico, donde se analiza,


interpreta o evalúa un tema (Gamboa, 1997). Su objetivo es demostrar un punto
de vista de vista personal sobre algún tema, utilizándose un estilo persuasivo para
convencer al lector de su postura. Es una composición escrita cuyo propósito es
intentar responder una pregunta o resolver un problema específico por medio de
un argumento. Se entiende por argumento un conjunto de afirmaciones
lógicamente expresadas y debidamente respaldadas que intenta demostrar la
validez de lo afirmado.

Cuando utilizamos el ensayo con fines académico se recomienda al


docente que ofrezca un tema amplio para que el estudiante pueda hacer su
ensayo de un aspecto particular de dicho tema. La extensión no debe ser muy
larga y para evitar tergiversaciones se le puede exigir al alumno entre un mínimo y
un máximo de páginas. En relación al estilo del ensayo, éste debe ser bastante
libre, respetando su carácter subjetivo. Las ideas expuestas nacen del propio
escritor por su necesidad de comunicarse, escribiéndose en primera persona.

II.- ¿Qué diferencia el Ensayo Académico de otros textos?

El ensayo literario tiende a ser un recuento personal que no necesariamente


intenta probar algo a través de un argumento. Por su parte, el ensayo académico
se utiliza, entre otros, como una forma de incentivar el juicio crítico e
independiente de los estudiantes (Ramírez, 2005).

Una tesis es un informe que concierne a un problema o conjunto de


problemas en un área definida de la ciencia y explica lo que se sabe de él
previamente, lo que se haría para resolverlo, lo que sus resultados significan, y
dónde o cómo se pueden proponer progresos, más allá del campo delimitado por

1
el trabajo. Asimismo, debe cumplir con las siguientes condiciones: ser objetiva,
basada en hechos y no en prejuicios o pareceres; ser única, es decir; no mezclarla
con otras ideas; y ser clara y precisa; para ello conviene formularla en forma de
oración completa, debe ser específica y no caer en generalizaciones (Pariente,
1997).

El ensayo académico se diferencia de una tesis en la extensión, siendo el


primero mucho más breve que la segunda. Considerando los requerimientos de
los profesores universitarios de pre-grado, la extensión máxima no debería
superar las 15 a 20 páginas, y la mínima no debería ser inferior a 5 páginas
(Ramírez, 2005). En cambio, un trabajo de investigación consiste en una pequeña
investigación sobre un tema específico que el alumno debe desarrollar desde su
punto de vista, teniendo en cuenta todas las fuentes de información que sean
necesarias. La información obtenida por un medio debe ser contrastada con otros
medios de forma que se pueda elaborar una síntesis lógica sobre los hechos a los
que se hace referencia. Las fuentes de referencia deben ser siempre múltiples, en
ningún caso limitarse a extraer información de uno o dos libros o páginas web, por
ejemplo.
A diferencia de un trabajo de investigación, el ensayo académico no busca
demostrar empíricamente una hipótesis sino que respaldar una postura
determinada mediante argumentos, los cuales pueden incorporar datos empíricos
provenientes de investigaciones (Ramírez, 2005).

III.- Pasos en la elaboración de un ensayo

Entre las múltiples y diversas maneras de planificar la redacción de un ensayo,


Gamboa (1997) presenta un modelo útil y sencillo. Según este autor, existen tres
grandes pasos para elaborar un ensayo:

• En primer lugar, se debe realizar una lista con las ideas sobre las que se
quiere trabajar, luego, se les da un orden lógico y se organiza según
categorías que tienen sentido para el autor.

2
• En segundo lugar, se debe redactar un esquema que permita presentar
todas las ideas y los argumentos centrales de modo visual.
• En tercer lugar, se debe escribir el primer borrador, así como todos los que
sean necesarios para perfeccionar el texto escrito.

IV.- ¿Cómo se estructura un ensayo?

Un ensayo consta de 3 partes fundamentales: introducción, cuerpo y conclusión.

1. Introducción

Según Gamboa (1997), la introducción se escribe una vez que la organización del
ensayo está clara. El primer paso de la introducción consiste en generar ideas
sobre una pregunta concreta y no sobre un tema muy amplio. De este modo, se
limita y enfoca el tema de interés, organizándolo de acuerdo a una perspectiva y
mediante una serie de preguntas que el escritor se hace a sí mismo.

El siguiente ejemplo se basa en el ensayo denominado “Complejo de amor”,


escrito por Edgar Morin (1998) que analiza los componentes del amor.

“Deseo exponer esa dificultad, tan frecuente en las ciencias humanas, donde se habla de
un objeto como si existiera fuera de nosotros, los sujetos. Y esto evidentemente es del todo
flagrante para el amor, pues la mayoría de nosotros hemos sido, somos y seremos sujetos
del amor. (El término «sujeto» vacila aquí entre dos sentidos que la polarizan: por una
parte, el amor es algo que vivimos subjetivamente, y por otra, es algo a lo que estamos
sujetos.) De ahí la diferencia, incluso la oposición, entre las palabras sobre el amor que
quieren ser objetivas y las palabras de amor que son subjetivas.

Esto llega a ser grotesco cuando las palabras sobre el amor son exactamente lo contrario
de las palabras de amor. Se constituyen en un discurso frío, técnico, objetivo, que por sí
mismo degrada y disuelve su objeto. No estudiaré el amor en los cuadros superiores o los
empleados de los ferrocarriles, no haré comentario sobre el sondeo «El amor y los
franceses». Por el contrario, intentaré esquivar esas cosas que tienen algo que repugna,
no en sí mismas, sino con vistas a nuestro propósito” (Morin, 1998. Pp. 1-2).

Al enfocar el tema es posible elaborar una declaración general, esto es, una
afirmación que propone una determinada forma de abordar un problema. Para
3
llamar la atención del lector, esta declaración general puede hacer uso de las
siguientes estrategias:

A) Sorpresa: cuando manifiesta el hecho más notable o imprevisto del


ensayo.
B) Confirmación: cuando se basa en la información que el lector ya conoce
a fin de que le sea más fácil aceptar el resto de la argumentación.
C) Contradicción: cuando empieza con una idea común y aceptada por una
mayoría, para seguidamente demostrar que es errónea y corregirla.
D) Suspenso: cuando se presentan los datos poco a poco dejando abierta
la pregunta clave, tal vez planteándosela al lector.

En resumen, la introducción se compone de una breve introducción general al


tema y de la tesis, la cual indica la interpretación de las implicaciones de la
pregunta, así como el orden que seguirá el ensayo. En relación a la extensión de
la introducción, ésta no debe sobrepasar los dos párrafos.

2. Cuerpo del Ensayo

En el cuerpo se desarrollan los aspectos señalados en la introducción y, por lo


general, cada uno de éstos ocupará un lugar importante del ensayo. Por otra
parte, se debe mencionar que la organización del cuerpo varía de acuerdo a la
estrategia de argumentación elegida.

2.1.- Estrategias de argumentación

Como se mencionó previamente, el ensayo académico incluye una declaración


general y la evidencia específica para apoyarla. Ahora bien, dependiendo del
propósito, el escritor utilizará una u otra estrategia de argumentación:

A) Análisis. Consiste en la descripción de partes o componentes de una entidad.


Es una técnica propia del estudio de la literatura. Por ejemplo, el análisis de una

4
novela incluiría los personajes, el argumento, el punto de vista y demás elementos
que componen la novela.

B) Comparación y Contraste. Sirve para señalar semejanzas y diferencias entre


dos o más conjuntos o entidades.

C) Definición. Aclaración de un término o concepto que el lector puede


desconocer. Los diferentes modos de definir incluyen: la situación de un concepto
dentro de una clase, la ilustración por medio de ejemplos, el uso de sinónimos y la
etimología.

D) Clasificación. Se parece mucho al análisis, pero en vez de preguntarse por las


partes de que se compone la totalidad se pregunta por las diferentes clases de la
entidad. Por ejemplo, la novela picaresca se podría estudiar como una clase
dentro de la novela en general en tanto que es un subgrupo o género.

E) Causa y Efecto. Examina un objeto o fenómeno y busca sus orígenes y


consecuencias (Gamboa, 1997).

El cuerpo es una sección muy importante del ensayo, ya que demuestra la


capacidad de organización y argumentación del escritor. De este modo, son
cruciales el uso adecuado de transiciones y el buen manejo de la lógica.

Ejemplo:
“Este texto se titula «Complejo de amor». El término «complejo» debe tomarse en su sentido
literal: complexus, lo que está tejido junto. El amor es en cierto modo «uno», como una tapicería
tejida con hilos extremadamente diversos y de diferentes orígenes. Detrás de la evidente unidad de
un «te amo», hay una multiplicidad de componentes, y es precisamente la asociación de esos
componentes por completo diversos lo que da coherencia al «te amo» (…).
(…) La irrupción de la conciencia aparece en la Atenas del siglo V, donde se abre la
comunicación entre las dos cámaras: cesa la hipersacralidad de la primera cámara, lo mismo que
la trivialidad de la segunda. Entonces, la sacralidad va a poder precipitarse y fijarse en un ser
individual: el ser amado

5
El amor va a aparecer y ser tratado como tal, en una civilización donde el individuo se
autonomiza y se expande. Todo lo que viene de lo sagrado, el culto, la adoración puede entonces
proyectarse sobre un individuo de carne, que va a ser el objeto de la fijación amorosa. El amor
adquiere figura en el encuentro de lo sagrado y lo profano, de lo mitológico y lo sexual. Cada vez
más será posible tener la experiencia mística, extática, la experiencia del culto, de lo divino, a
través de la relación de amor con otro individuo.
En el momento en que llega el deseo, los seres sexuados se ven sometidos a una doble
posesión que viene de mucho más lejos que ellos y que los sobrepasa. El ciclo de reproducción
genética, que nos invade por el sexo, es a la vez algo que nos posee súbitamente y que nosotros
poseemos: el deseo. Es la primera posesión. (…)” (Morin, 1998. Pp. 2-4).

2.2 ¿Cómo se logra la lógica en un ensayo?

La lógica depende principalmente de la organización de las ideas y de la


presentación. Así, hay que proceder de modo organizado desde las explicaciones
formales hasta la evidencia concreta, es decir, de los hechos a las conclusiones.
Se pueden utilizar dos tipos de razonamiento: la lógica inductiva o la deductiva.

Lógica inductiva
El escritor comienza el ensayo mostrando ejemplos concretos para luego deducir
de ellos las afirmaciones generales. Para tener éxito, no sólo debe elegir bien sus
ejemplos sino que también debe presentar una explicación clara al final del
ensayo.

Lógica deductiva
El escritor comienza el ensayo mostrando afirmaciones generales, las cuales
documenta progresivamente por medio de ejemplos concretos. Para tener éxito el
escritor debe explicar la tesis con gran claridad y a continuación debe utilizar
transiciones para que los lectores sigan la argumentación desarrollada en la tesis.
2.3 ¿Cuándo utilizar uno u otro tipo de lógica?

Según Gamboa (1997), la utilización de un método determinado va a depender del


tema a tratar. Cuando es un asunto familiar, la lógica inductiva resulta más

6
interesante. Por el contrario, si el lector percibe el asunto como desconocido
reaccionará más positivamente al método deductivo.

2.4 ¿Qué son las transiciones?

Las transiciones son expresiones, palabras o frases que conectan las ideas y los
argumentos del escritor y son de fundamental importancia tanto para lograr
mantener la lógica del ensayo (pues dan fluidez a lo que escritor quiere comunicar
y hacen más clara la organización del ensayo), como para orientar al lector.

Tipos de transiciones
A) Causa: ya que, dada/dado que, visto que, debido a, a causa de.
B) Certeza: por supuesto, sin duda, obviamente, claro que.
C) Contradicción: al contrario, sino, sino que.
D) Condición: en caso de que, con tal (de) que, a menos que, a condición de que.
E) Efecto: como consecuencia, entonces, por eso, como resultado.
F) Hecho imprevisto: sin embargo, a pesar de, aun así, aunque.
G) Incertidumbre: a lo mejor, quizá, al parecer.
H) Introducción del tema: con respecto a, con motivo de, tocante a.
I) Medios: de esta manera, de tal modo.
J) Orden temporal: primero, en primer/segundo lugar, a continuación, finalmente.
K) Repetición: es decir que, o sea que, en otras palabras (Gamboa, 1997).

3. La conclusión

La conclusión es el último párrafo del ensayo y debe recoger las ideas que se
presentaron en la tesis, en la introducción.
En la conclusión se invierte la fórmula de la introducción, por lo que se empieza
con un breve resumen del ensayo y se termina con una frase que llame la
atención del lector sobre el punto clave del ensayo. Esta última frase debe reflejar
bien el enfoque del ensayo y a menudo servir para situar la idea central dentro de
un contexto más amplio (Gamboa, 1997).

7
Ejemplo:

“Concluyo. La cuestión del amor se recapitula en esta posesión recíproca: poseer lo que
nos posee. Somos individuos producidos por procesos que nos precedieron; estamos
poseídos por cosas que nos sobrepasan y que irán más allá de nosotros, pero, en cierto
modo, somos capaces de poseerlas.
Siempre y por doquier, la doble posesión constituye la trama y la experiencia misma de
nuestras vidas.
Terminaré aplicando a la búsqueda del amor la fórmula de Rimbaud, la de la búsqueda de
una verdad que esté a la vez en un alma y en un cuerpo” (Morin, 1998. Pp. 9).

V.- Revisión del Ensayo

Una vez terminado el ensayo, es necesario realizar una revisión, la cual se


compone de dos pasos. El primero consiste en observar el contenido y la
organización del ensayo, y si existe cohesión entre las partes. El segundo consiste
en la revisión de los aspectos gramaticales, entre los cuales se encuentran los
signos de puntuación, tildes, concordancia entre género y número, y ortografía
(Gamboa, 1997).

Por otra parte, es necesario mencionar que una práctica frecuente es solicitar a
una persona de confianza que revise el ensayo con el objetivo de que realice
críticas y sugerencias.

VI.- Lo que nunca se debe olvidar al hacer un ensayo

A continuación, se presenta un listado de sugerencias, las que son útiles de tener


en cuenta al momento de escribir un ensayo.

Calidad por sobre cantidad


El ensayo es breve y, por ende, se debe privilegiar la profundidad de las
descripciones por sobre la extensión de las éstas (Ramírez, 2005).

8
Evitar el sentido común
Un ensayo escrito a nivel de sentido común se caracteriza por la aparición de
frases sin respaldo teórico o empírico, las que parecen opiniones o puntos de vista
personales. Las ideas que van construyendo el argumento deben estar
respaldadas (Ramírez, 2005).

Asumir una posición original


Lo ideal es asumir una posición original que demuestre independencia y espíritu
crítico. Un buen ensayo provoca y sorprende con una postura interesante. Lo
anterior significa desarrollar un argumento bien estructurado sobre la base de una
o dos proposiciones no muy exploradas en la literatura (Ramírez, 2005).

Evitar las generalizaciones


No se deben realizar comentarios sin fundamento (Gamboa, 1997). Evitar
palabras tales como: siempre, nunca, todos y nadie, entre otras.

Evitar los argumentos circulares


El lector no debe explicar el tema con las mismas palabras de la introducción sin
realizar aclaraciones (Gamboa, 1997).

Evitar los saltos de lógica


No se debe entregar información irrelevante, es decir, información que no tiene
conexión alguna con las premisas propuestas (Gamboa, 1997).
VII.- ¿Se cita en un Ensayo?

Es relevante aclarar que tanto en el ensayo literario como científico no son


necesarias las referencias bibliográficas, sin embargo, en el contexto académico,
como es el caso, es preciso que los alumnos respalden su trabajo con fuentes
bibliográficas. La lista de referencias se debe ordenar alfabéticamente de acuerdo
a las normas APA.

9
Referencias Bibliográficas:

• Gamboa, Y. (1997). El ensayo. Estrategias de comunicación y escritura.


Sudáfrica: Unisa.

• Morin, E. (1998). Complejo de amor. Gazeta de antropología, 14, 01 – 14.

• Ramírez, L. (2005). ¿Cómo escribir un ensayo? Documentos de apoyo


docente. INAP, Universidad de Chile.

• Rodríguez, Y. (2007). El ensayo académico: algunos apuntes para su


estudio. Scielo, 8, 147 - 159.

• Wolfe, J. (1996). Cómo escribir una tesis de doctorado. Recuperado el 06


de enero de http://www.phys.unsw.edu.au/~jw/Como.html

10