You are on page 1of 2

¡¡¡ Nadie tiene la vida Comprada!!!

Texto: Lucas 12:13-21 Introducción: El pasado 29 de julio de 2013, el mundo futbolístico se estremeció a nivel mundial y,
con especial dramatismo, en el Ecuador. ¿Cuál fue la noticia que vistió de luto al fútbol mundial? La triste noticia que Christian "Chucho" Benítez, en la flor de su carrera futbolística, falleció en Qatar a los 27 años de edad. El delantero ecuatoriano habría fallecido a causa de una peritonitis que se complicó y ésta derivó en un estado de coma que le produjo un paro cardio-respiratorio. El "Chucho" Benítez fue un jugador muy conocido y muy querido por la afición futbolera de su país. En 58 oportunidades vistió internacionalmente la camisola de la selección de Ecuador y, con ella puesta, convirtió 24 goles. Jugó con clubes de mucho renombre a nivel internacional: El Nacional de Ecuador, el Santos Laguna de México, el Birmingham City de Inglaterra y las águilas del América de México. Solo tres semanas antes de su muerte había cerrado su fichaje por el Jaish Sport Club qatarí, tras sonar como candidato para numerosos equipos de Europa. Tenía la enorme ilusión de triunfar en el fútbol qatarí y esa ilusión se le vino al suelo de un momento a otro. Ricardo Peláez, director deportivo del América de México, aseguró: ("Nadie tiene la vida comprada”. Estaba muy sano, siempre alegre, muy competitivo, ganador, sólo puedo decir cosas muy buenas de él"). Cuánta razón tienen las palabras de Ricardo Peláez, porque así es la muerte, repentina e implacable. A veces, como en el caso del "Chucho" Benítez, no da chance de prepararse para ese viaje sin retorno. ¿Cómo puede una persona tan sana, tan atlética, tan alegre y con un futuro brillante, partir de esa manera tan inesperada? Las palabras de advertencia del profeta Amós al pueblo de Israel: "...prepárate para venir al encuentro de tu Dios" (Amós 4:12), son relevantes para toda persona en la actualidad. No importa cuán jóvenes seamos o cuán sanos nos encontremos en este momento, la muerte puede estar muy cerca de nosotros y debemos estar preparados, es decir, a cuentas con Dios, con la seguridad de que nuestros pecados han sido lavados en la sangre del Cordero y de que nuestros nombres están escritos en el Libro de la Vida. Recordemos que no hay segunda oportunidad de salvación después de la muerte: "...está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio" (Hebreos 9:27). Por eso, aquel dicho popular: "Nadie tiene la vida comprada", nos debe hacer memoria que Cristo compró nuestras vidas llenas de pecados para darnos una vida nueva, llena de bendiciones y eterna.

sino más bien la actitud con que uno pretende conseguirlas. algunos comentaristas bíblicos han dicho que esta es la parábola de “No puedes llevártelo contigo”.19. V. su meta es relajarse y retirarse “descansar. sino guardarla para su utilización privada. 20. Naturalmente la respuesta es que no va a ser el. de un modo que honra: Por medio del servicio y la compasión (Efesio 4:28). Utiliza sus recursos de un modo que desagrada a Dios. por lo que los padres dejan herencias. acerca de lo que los padre le piden a sus hijos que estudien. beber y gozar de la vida” algo que para nosotros los occidentales. V. Vv.16 “el principal asunto de esta parábola. no son las riquezas. V. algo sabio. (ojo: hablar más. que pertenecemos a gobiernos capitalistas es algo aplaudible. . a pesar de que creía tener la vida resuelta. La riqueza para con Dios. 21 “Jesús concluye que eso es lo que le sucederá a cualquiera que amontone tesoros para sí pero no sea rico para con Dios. La conclusión condena la avaricia como la actitud que lleva a alguien a amontonar cosas para su propio uso. 20 “Necio” es un término veterotestamentario que describe a alguien que. Hay una pregunta retórica ¿Y quién se quedara con lo que has acumulado?. El rico de la parábola había obtenido una fructífera cosecha y ha de tomar una decisión sobre lo que va a hacer con lo que no le cabe a sus graneros. comer. de un modo autodestructivo. 17 -19: La razón por la que la prosperidad le fue piedra de tropiezo a este hombre es que se volvió egocéntrico y por consiguiente autodestructivo.V. significa responder a la vida y a la bendición como Dios desea. Este hombre no piensa compartir con nadie su abundancia. o bien actúa sin contar con Dios o lo hace sin sabiduría. Proverbios humano “A beber y a tragar que el mundo se va a acabar”. no se enseña la verdadera razón de la prosperidad”… Para Jesús la esencia de la avaricia es guardarse para uno mismo los recursos que Dios pone en nuestras manos. V.