628-E8.

Un viaje en automóvil
(Octave Mirbeau: El aristócrata motorizado)
Comentado por L. M.

Lo primero, mi felicitación al Grupo de “Literatura-Imagen-Traducción” de la Universidad de C di! por su e"celente tra#a$o tanto en la traducción como en la la#or de documentación. La traducción es estupenda % las notas a pie de p gina, aparte de facilitar la lectura a todos a&u'llos a &uien puedan interesarles, dan una idea clara del tra#a$o del e&uipo por satisfacer las necesidades de los lectores. (n una edición tan modesta es un lu$o el poder contar con este grupo de personas amantes del #uen )acer en el arte de la pu#licación % edición. (n cuanto al maravilloso relato de Mir#eau, lo primero &ue puedo decir es &ue su originalidad me resulta inclasifica#le *en dónde enmarcar esta deliciosa lectura+ no es una novela, no es un li#ro de via$es al uso, no es un ensa%o, no es un tra#a$o period,stico aun&ue a veces pare!ca estar m s cerca de ese g'nero &ue de otros... &ui! s su composición se apro"ime al concepto de “Collage”, por ser la t'cnica &ue amalgama de forma art,stica diversos elementos para conseguir un todo -nico % e"clusivo. Como en las pinceladas de su amado .an Gog) los tra!os de su escritura se so#reponen unos so#re otros, de forma aparentemente desordenada, pero dando al con$unto una elasticidad % una #elle!a -nica. (stamos ante un escritor de categor,a su#lime, comprometido profundamente con los pro#lemas de su tiempo, de un original

estilo, de una modernidad fuera de toda duda % con una escritura &ue a#arca todos los g'neros, desde la novela, el teatro, el te"to pol,tico, la crónica, la refle"ión filosófica % el ensa%o, )asta el art,culo period,stico en el &ue sin ning-n lugar a dudas era un maestro. /a% varios relatos cortos, algunos de los cuales #ien podr,an ser el punto de partida para alguna novela corta &ue me )an llamado especialmente la atención durante la lectura, “0ogromos” en el &ue el narrador nos )a#la de su encuentro con un anciano $ud,o &ue le desga$a su desgraciada % terri#le vida desde su $uventud )asta el momento de profunda soledad en &ue se )alla en el momento en &ue se encuentra con 'l1 estas &uince p ginas por s, solas #ien podr,an ser el avance de una novela m s larga, la conmoción % fuer!a dram tica &ue se muestran en ellas dan idea de la capacidad % elasticidad de su autor para trasladarnos en un instante, en un a#rir % cerrar de o$os, en el paso de una p gina, de un relato puramente descriptivo a un espacio dram tico de una gran intensidad. 0rofundamente conmovedor resulta “La puerta entrea#ierta” en la &ue el relato flu%e con un tinte erótico % divertido &ue )ace &ue la sonrisa no nos a#andone durante su lectura. (n “La fauna de las carreteras” Mir#eau refle"iona en vo! alta acerca del comportamiento de todos los animale$os con los &ue su coc)e se va encontrando-topando a lo largo de los caminos, lie#res, ca#allos, gatos, perros, cerdos, corderos, vacas, ca#ras, lec)ones... son los aut'nticos protagonistas de esta lección de #iolog,a rural % )uman,stica en la &ue las distintas especies son $u!gadas con un o$o tan agudo como morda! )aciendo despertar nuestra complicidad gracias a la vi#ración #rillante de su pluma. “...2iento por los animales la ternura propia de un neurast'nico % de un mis ntropo. 2us sufrimientos me causan )orror. 0ero esto% convencido de &ue )a#r,a arremetido contra el re#a3o con toda la fuer!a de nuestros cuarenta ca#allos % )u#iera )ec)o una sanguinolenta papilla de cordero, si no )u#iera refle"ionado prudentemente en torno a los serios deterioros &ue tal operación )u#iera llevado para el coc)e % para nosotros.” 0ero 'stas son tan sólo algunas muestras del talento del )om#re al &ue Tolstoi definió como “el m s grande escritor franc's contempor neo, el &ue me$or representa el genio secular de 4rancia” % 2t'p)ane Mallarm', como “el &ue salvaguarda el )onor de la prensa.” (l #uen )acer del creador de “Le 5ournal d6une femme de c)am#re” inunda las p ginas de 789-(9 &ue aparecen repletas de an'cdotas, de refle"iones en vo! alta, de lecciones de filosof,a, de cantos a la amistad, a la fraternidad, a La 0a!, al amor, de e"celentes retratos )umanos... de la mano creativa de este gran erudito % cosmopolita crata enamorado de la vida :...;mo la vida, toda vida es para m, sagrada. (sta es la

causa por la &ue encuentro en el ideal del anar&uismo lo &ue ninguna forma de go#ierno puede dar< amor, #elle!a % pa! entre los )om#res.= (s una suerte &ue en la edición &ue )emos le,do no )a%an olvidado pu#licar el e"traordinario tr,ptico &ue da forma a “La muerte de >al!ac” &ue aparece compuesto por tres cap,tulos “Con >al!ac, la esposa de >al!ac % la muerte de >al!ac” % &ue Mir#eau )a#,a decidido incluir en un principio en “Un via$e en automóvil” antes de verse o#ligado a tener &ue retirarlos en un -ltimo momento por el esc ndalo &ue anuncia#a su difusión % por la presión de la condesa Mnis!ec), la )i$a de Madame /ans?a, esposa de >al!ac. (n la primera parte, Mir#eau #rinda un )omena$e a su admirado maestro rindi'ndose ante su amalgamada % portentosa creatividad repleta de contradicciones, detallando con gran cari3o sus m-ltiples percepciones acerca de negocios ruinosos % frustrados, sus de#ilidades )umanas@ “Me gusta >al!ac. Ao solamente admiro al 'pico creador de la Comedia /umana, tam#i'n admiro al )om#re e"traordinario &ue fue, al prodigio de )umanidad &ue )a sido”. (n la segunda parte nos descu#re la trama de la relación con la condesa BCelina / ns?a desde su primer encuentro, su arre#atada % e"altada correspondencia, el momento en &ue /onor' de >al!ac via$a a 2an 0eters#urgo para encontrarse con ella % declararle su amor, )asta su desgraciado matrimonio en mar!o D9EF :@el ma%or drama % el menos conocido de la vida de >al!ac.= (n la tercera % -ltima parte, La muerte de >al!ac, nos transcri#e -siguiendo las anotaciones &ue tomó mientras las escuc)a#a, las pala#ras % testimonio de 5ean Gigou", pintor % amante de la mu$er del genio- la atro! agon,a % los -ltimos momentos de angustia % soledad de >al!ac )asta el mismo momento de su fallecimiento en 0ar,s, el D9 de agosto de D9EF. Gurante el entierro del )om#re &ue dio vida a (ugenia Grandet, Mir#eau )ace su%as las pala#ras de .,ctor /ugo dirigidas al ministro >aroc)e, representante del go#ierno en las e"e&uias “@(ra un genio, se3or, el m s grande genio de este tiempo”. /a% algo importante &ue &uiero comentar % &ue reclamó mi atención en 789-(9 % &ue fue la comparación esta#lecida en las primeras p ginas del li#ro entre el arte de la pintura % el arte de la mec nica. 0ara un amante % profundo conocedor de las artes como es Mir#eau, el ma%or elogio &ue puede rendir al ve),culo &ue, conducido por el entra3a#le >rossette, discurre % le encamina por los campos de la li#ertad, es el de comparar a sus ingenieros % creadores con los pintores de las o#ras de arte tan &ueridas % admiradas por 'l. “La o#ra de arte no se e"plica % no se puede e"plicar. La o#ra de arte se siente % uno la siente, nada m s.”

Gesear,a aca#ar recomendando una pel,cula -nica en la &ue podr'is ver a Hctave Mir#eau interpret ndose a s, mismo % compartiendo planos con Ienoir, Monet, Gegas, Iodin, ;natole 4rance % 2ara) >ern)ardt, entre otros muc)os persona$es % amigos de su 'poca. (sto% )a#lando de “Ceu" de c)e! nous” documental dirigido en DJDE por 2ac)a Guitr% % &ue considero un e"traordinario complemento a esta delicia &ue aca#o de leer. (n otro momento, con m s tiempo, )a#laremos m s detenidamente de la adaptación al cine de sus o#ras teatrales % novelas, &ue no es de e"tra3ar despertaran la atención de tan grandes cineastas como >u3uel % Ienoir. L. M. http://lalecturaalalcancedetodos.blogspot.fr/ 11 de octubre de 2013

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful