La razón de Sade

Blanchot, Maurice. "La razón de Sade". En Lautréamont y Sade. Traducción de Enrique Lombera Pallares. México: FCE, !!", ##. $%&.

― Maurice Blanchot LA RAZÓN DE SADE

En 1797 apareció en Holanda La nueva Justine o las desgracias de la virtud seguida de la historia de Juliette, su hermana. Esta obra monumental, de cerca de 4.000 pá inas, !ue su autor hab"a preparado a tra#$s de #arias redacciones !ue aumentan a%n más su e&tensión, traba'o casi sin (in, de inmediato espantó al mundo. )i ha* un in(ierno en las bibliotecas, es para seme'ante libro. Hemos de admitir !ue en nin una literatura de nin una $poca ha habido una obra tan escandalosa, !ue como nin una otra ha*a herido más pro(undamente los sentimientos * los pensamientos de los hombres. +,ui$n, actualmente, se atre#er"a a ri#ali-ar en licencia con )ade. )", podemos pretenderlo/ tenemos all" la obra más escandalosa 'amás escrita. +0o es un moti#o para preocuparnos. 1enemos la suerte de conocer una obra más allá de la cual nin %n otro escritor, en nin %n momento, ha lo rado a#enturarse. +1enemos, pues, de al una manera en la mano, en este mundo tan relati#o de la literatura un #erdadero absoluto, * no intentamos interro arlo. +0o pensamos en pre untarle por !u$ no se le puede superar, lo !ue ha* en el e&cesi#o, eternamente demasiado (uerte para el hombre. E&tra2a ne li encia. 3ero, +tal #e- será tan puro el escándalo a causa de esta ne li encia. 4uando #emos las precauciones !ue ha tomado la historia para hacer de )ade un eni ma prodi ioso, cuando pensamos en esos 57 a2os de prisión, en esa e&istencia con(inada * prohibida, cuando ese secuestro atenta no sólo contra la #ida de un hombre, sino contra su super#i#encia, al punto de !ue poner en secreto su obra parece condenarlo, a%n #i#o, a una prisión eterna, lle amos a pre untarnos si los censores * los 'ueces !ue pretenden encerrar a )ade no están al ser#icio del mismo )ade, no reali-an los #otos más #i#os de su libertina'e, el !ue siempre aspiró a la soledad de las entra2as de la tierra, al misterio de una e&istencia subterránea * reclusa. )ade, de die- maneras, (ormuló esa idea, la de !ue los más randes e&cesos del hombre e&i "an el secreto, la oscuridad del abismo, la soledad in#iolable de una celda. 6hora bien, cosa e&tra2a, son los uardianes de la moral !uienes, al condenarlo al

1

La razón de Sade

secreto, se han hecho 'unto con $l los cómplices de la más ba'a inmoralidad. Es su sue ra, la puritana Madame de Montreuil, la !ue, al hacer de su #ida una prisión, hace de esa #ida la obra maestra de la in(amia * del desen(reno. E i ualmente, si despu$s de tantos a2os Justine et Juliette continua pareci$ndonos el libro más escandaloso !ue pueda leerse, es por!ue el libro casi no es posible, es por!ue, por el autor, por los editores, con la a*uda de la moral uni#ersal, se tomaron todas las medidas para !ue el libro conser#ara un secreto, sea una obra per(ectamente ile ible, ile ible tanto por su e&tensión, su composición, sus repeticiones, como por el #i or de sus descripciones * la indecencia de su (erocidad, !ue no pod"an sino precipitarla en el in(ierno. 7ibro escandaloso, pues a ese libro no podemos casi apro&imarnos * nadie puede #ol#erlo p%blico. 3ero libro !ue muestra tambi$n !ue no ha* escándalo all" donde no ha* respeto, * !ue donde el escándalo es e&traordinario, el respeto es e&tremo. +,ui$n es más respetado !ue )ade. Muchos, toda#"a ho*, creen !ue les bastar"a tener un momento entre las manos esta obra maldita para !ue se #eri(i!ue la or ullosa (rase de 8ousseau/ 9+toda 'o#en !ue lea una sola pá ina de ese libro, estará perdida.9 )eme'ante respeto es ciertamente un tesoro para una literatura * una ci#ili-ación. 6s", a todos sus editores * comentaristas presentes * por #enir, no podemos de'ar de decirles discretamente este #oto/ :6h, en )ade, por lo menos, respetad el escándalo; 3or (ortuna, )ade se de(iende bien. 0o sólo su obra, sino su pensamiento si uen siendo impenetrables, * ello aun!ue los desarrollos teóricos sean en ella numerosos, aun!ue los repita con una paciencia desconcertante * aun!ue ra-one de la manera más clara * con ló ica más !ue su(iciente. El usto e incluso la pasión de los sistemas lo animan. )e e&plica, a(irma, prueba/ re resa 100 #eces sobre el mismo problema <* 100 #eces es poco decir=, lo mira en todos los aspectos, e&amina todas las ob'eciones, responde a ellas, encuentra otras a las cuales responde tambi$n. > como lo !ue $l dice es eneralmente bastante sencillo, como su len ua'e es abundante pero preciso * (irme, parece !ue no deber"a haber nada más (ácil de comprender !ue la ideolo "a !ue, en $l, no se separa de las pasiones. > sin embar o, +4uál es el (ondo del pensamiento de )ade. +,u$ di'o, en realidad. +?ónde está el orden de su sistema, dónde comien-a, donde termina. +Ha* incluso más de una sombra de sistema en las etapas de este pensamiento tan obsesionado por las ra-ones. +> por !u$ tantos principios tan bien coordinados no consi uen (ormar el con'unto per(ectamente sólido !ue deber"an constituir, !ue incluso en apariencia componen. Eso no aparece, tampoco, con ma*or claridad. 1al es la primera sin ularidad de )ade. 4onsiste en !ue esos pensamientos teóricos liberan a cada instante unos poderes irracionales con los cuales están li ados/ esos poderes a la #e- los animan * los de(orman con un empu'e tal !ue los pensamientos resisten * ceden, intentan dominarlo, pero no lo consi uen sino liberando
2

tanto más en la medida en !ue las declaraciones de principio de )ade. 7os #ol#emos a encontrar desarrollados de mil maneras en 50 #ol%menes. in#oca la i ualdad de los indi#iduos. 3ero +!u$ conclu*e de esto. Esta moral está (undada sobre el hecho primero de la soledad absoluta. sin tener en cuenta las consecuencias !ue esta decisión podr"a acarrear al pró'imo. teniendo por principio (undamental esta má&ima. (ormula una especie de ?eclaración de ?erechos del Erotismo. !ue *o pre(iera todo lo !ue me a(ecte (eli-mente. 0o !ue est$ 3 . los des#"an * los per#ierten. cu*a ruina es indispensable para mi (elicidad. !ue a su #e. la reciprocidad de derechos.los arrastran. @ bien. )ade lo ha dicho * repetido en todas las (ormas/ la naturale-a nos hace nacer solos. . 4ada !uien debe hacer lo !ue le pla-ca. !ue o(ensa cometo. tomar a todos a!uellos a !uien deseamos. de a!uella del m"o !ue puede serte a radable. 9+. sin percatarse !ue sus ra-onamientos. no e&iste nin una especie de relación entre un hombre * otro. pero parece a merced de al o !ue toda#"a no está dicho. dice. las de la i ualdad de los indi#iduos en(rente de la naturale-a * en(rente de la le*. esta identidad me concede el derecho de no sacri(icarme a la conser#ación de los demás. le'os de a(irmarse. parecen ser la sencille. se uido por el e o"smo inte ral. 7a %nica re la de conducta es. nadie tiene otra le* !ue su placer.La razón de Sade otras (uer-as oscuras.obedece al mo#imiento de una (uer-a toda#"a escondida * !ue al (inal. El ma*or dolor de los demás cuenta siempre menos !ue mi placer. esta (uera de m". si *o debo comprar el más d$bil re oci'o a cambio de un con'unto de desastres. En el curso de lar as pá inas.9 )eme'antes proposiciones le parecen irre(utables a )ade. pero todo i ualmente #uel#e a hundirse en la oscuridad de los pensamientos irre(le&i#os * de los momentos !ue no pueden (ormularse. El malestar del lector (rente a este pensamiento !ue no se aclara sino ante la aparición de otro pensamiento. pero el e(ecto del crimen no me alcan-a. 3ropone entonces dos ra-onamientos de este $nero/ siendo id$nticos todos los seres a los o'os de la naturale-a. si eso te place. diciendo a una bella criatura.u$ importa. ?e ello resulta !ue todo lo dicho está claro.u$ mal ha o. se #uel#en insensatos/ 9Aamás un acto de posesión puede e'ercerse sobre un ser libre9. las cuales a su #e. #álida tanto para las mu'eres como para los hombres/ darse a todos a!uellos !ue lo desean. Estos principios son claros.misma. * es retomado por la ló ica. )ade no se cansa de ello. 7o !ue le usta in(initamente es ponerlos en relación con las teor"as de moda. está en m". !ue a su #e-. 7o es. lo !ue podemos llamar su (iloso("a de base. !ue aparece un poco más tarde lo !ue no se habr"a dicho. es a menudo mu* rande. cuando la encuentro/ pr$stame la parte de tu cuerpo !ue puede satis(acerme un instante * o-a. en ese instante no puede aclararse. Esta (iloso("a es la del inter$s. todo lle a a e&presarse. pues. al ponerse las cosas en claro. pues el oce me hala a.

una ausencia. 6l obser#ar el encadenamiento de seme'antes (órmulas. para ne arse a ello. )in embar o. 4 . !ue han tenido la ener "a de ele#arse por encima de los pre'uicios. !ue se sienten di nos de la naturale-a por has di(erencias !ue ha puesto en ellos. pero 'amás con#encida de sus errores.9 @b'eción clásica. si lo más a menudo esos soberanos del libertina'e concentran en ellos. ?eben a su nacimiento los pri#ile ios de la desi ualdad. 97lamo pueblo. nos pre untamos si ha* una la una en la ra-ón de )ade. como #emos. !ue como sabemos.9 9+El indi#iduo !ue se a"sla puede luchar contra todos. sino una decisión * una con!uista. > en e(ecto. El hombre de )ade responde a ello impl"cita * e&pl"citamente de #arias maneras !ue nos arrastran poco a poco al cora-ón de ese uni#erso !ue es el su*o. Ha discernido per(ectamente !ue en la $poca en la cual escribe. pueda prete&tar unas relaciones e&clusi#as. dice de entrada. siempre oprimida * des raciada. * !ue buscan la satis(acción por todos los medios. sino !ue nadie. ello no es sino una circunstancia histórica. humilde. para su #enta'a. 7a i ualdad de los seres es el derecho de disponer i ualmente de todos los seresB la libertad es el poder de someter a cual!uiera a sus deseos. !ue se contentan con per(eccionar por un implacable despotismo. la !ue )ade no toma en cuenta en sus 'uicios #alorati#os. !ue sólo es poderoso !uien puede lo rarlo por medio de su ener "a. )on los más (uertes. Austine. por!ue (orman parte de una clase (uerte. un derecho anterior de 9posesión9. la humanidad de )ade está compuesta esencialmente de un pe!ue2o n%mero de hombres todopoderosos. toda la desi ualdad de las clases. las ob'eciones aparecen * el sistema se (orma poco a poco. mi derecho es el del poder. a esa clase #il * despreciable !ue no puede #i#ir sino a (uer-a de penas * de sudoresB todo lo !ue respira debe li arse contra esta clase ab*ecta9. sus h$roes se reclutan en dos medios opuestos/ en lo más alto * en lo más ba'o. lle ará necesariamente un d"a en !ue el inter$s de los demás consistirá en hacerme malB +en nombre de !u$ protestar"a *o. )". de repente. no es posible dudar. pero cree tambi$n !ue el poder <al i ual !ue la soledad= no es solamente un estado. de la impunidad !ue les ase ura su posición. declara intempesti#amente de una manera mu* ra-onable/ 9Cuestros principios suponen el poderB si mi (elicidad consiste en nunca tener en cuenta el inter$s de los demás. el papa. suspendido sobre el #ac"o. En realidad. !ue tambi$n ha sur ido de la noble-aB se bene(ician con has #enta'as de su ran o. de la (ortuna. representa en este mundo la #irtud/ tena-. en hacerles mal en ocasiones. la ló ica triun(a. Esos hombres e&traordinarios pertenecen eneralmente a una clase pri#ile iada/ son du!ues. una locura. el poder"o es una cate or"a socialB !ue está inscrito en la or ani-ación de la sociedad. 1enemos la sensación de un pensamiento pro(undamente perturbado. re*es. dice uno de ellos.La razón de Sade prohibido hacer #iolencia a cual!uier ser * o-arlo en contra de su #oluntad. tal como se conser#a antes * despu$s de la re#olución. 3ero.

6s". > a re a/ a los pobres. en las obras de )ade la apolo "a del crimen se sustenta en principios contradictorios/ para unos. se borra la distinción entre a!uellos !ue tienen necesidad del crimen para subsistir * a!uellos !ue no o-an de la e&istencia sino en el crimen. 4uando se es un ?ubois o un ?urand. 3ronto. al i ual !ue el robo es el des!uite del despose"do.u$ dice la ?ubois. 7a ?ubois se con#ierte en baronesa. 90o para el pueblo se ha hecho la le*. lo distin uimos claramente/ i ualdad. 7a ?urand. 3ero. se ele#a por encima de las princesas !ue Auliette no #acila en sacri(icarle. ?e ah" esos elo ios desmedidos a la tiran"a.. 7os condes se hacen 'e(es de banda. > )aintEFond/ 9El pueblo estará sometido a una escla#itud !ue lo pondrá en situación de no atentar 'amás contra la dominación o la de radación de las propiedades de los ricos9. en presencia de la teor"a más loca del despotismo más absoluto. bruscamente. es !ue el pueblo no in#ada la autoridad de los randes9.. > cuando uno es un )aintEFond o el du!ue de Blan is. @ a%n/ 91odo lo !ue se denomina crimen de libertina'e no será casti ado sino en las castas de escla#os9. Dnos * otros encuentran en su punto de partida al o e&tremoso !ue los (a#orece/ el e&tremo de la miseria es un acicate tan #i oroso como el #$rti o de la (ortuna. 1anto !ue nuestra buena (e como nuestra paciencia no ser#irá sino para re(or-ar nuestras cadenas. uno se suble#a contra las le*es por!ue se está demasiado aba'o de ellas para poderse con(ormar sin perecer. libertad de la opresión. +. la desi ualdad es un hecho de la naturale-aB no tienen nin %n derecho. la ma*or 5 . !ue ha* necesariamente en las intenciones de la naturale-a una clase de indi#iduos esencialmente sometidos a otros por su debilidad * su nacimiento9. sólo el crimen les abre las puertas de la #idaB la maldad es la compensación de la in'usticia. entre los randes de este mundo * en la cloaca de los ba'os (ondos. por lo demás.. el derecho del hombre de )ade al poder. dice Cerneuil. se %n la di(erencia de relaciones sociales. parece. 97a naturale-a nos ha hecho nacer a todos i ualesB si la suerte se complace en desarre lar ese primer plan de las le*es enerales. 9Estable-camos.. se está demasiado encima de las le*es para someterse a ellas sin decaer. 7o esencial. asaltantes <como en Faxelange= o incluso hoteleros para me'or despo'ar * asesinar a los bobos. no son nada. Henos a!u". esas constituciones pol"ticas destinadas a hacer imposible el des!uite del d$bil * el enri!uecimiento del pobre. nos corresponde corre ir sus caprichos * reparar con nuestra habilidad las usurpaciones de los más (uertes. re#uelta contra los opresores no son sino ar umentos pro#isionales a tra#$s de los cuales se a(irma.La razón de Sade en la clase más (a#orecida * en la clase más des(a#orecida. 3or ello. desi ualdad. en#enenadora de ba'a e&tradición. en todo obierno prudente. nuestros cr"menes serán #irtudes * estar"amos bien en a2ados al recha-arlos para disminuir un poco el *u o con el cual se nos car a9. la perspecti#a cambia. contra ellos todo está permitido. 6l contrario.

le pre unta Austine. hacedme todo el mal !ue podáis. !ue se sostiene sólo por las (uer-as oscuras !ue esconde. obser#emos. +3ensamiento demente. sobre todo en las primeras redacciones de Justine. !ue se e&pone desde2osamente a los terribles ries os de una re la concebida as"/ *o os har$ todo el mal !ue !uiera. !ue se remite demasiado a una 3ro#idencia ne ra. Ceamos en !u$ se con#ierte la re la del e o"smo absoluto. sentimos per(ectamente !ue nos desli-amos hacia un aspecto oculto de su pensamiento. #ol#erán a #i#ir mediocremente en la preocupación del mal menor. en lu ar de !uerer triun(ar por el e&ceso. 3ero *o he ad!uirido precisamente el poder para ele#arme por encima de esta amena-a. Cosotros me amena-áis con una suerte parecida para el d"a en !ue encontrar$ al uien cu*a (elicidad será torturarme * matarme. a !uien el mar!u$s de Bressac declara con un soberbio desprecio/ 91us d"as me pertenecen * los m"os son sa rados9.en #"ctima. 6s" es el mundo/ al unos seres !ue se han ele#ado a lo más alto * alrededor de ellos. dice el h$roe de )ade. >o ha o lo !ue me place. @tros se han con#ertido. una pol#areda sin nombre * sin n%mero de indi#iduos !ue no tienen ni derecho ni poder. sin e&cepción. 9+> si cambia la (ortuna. todo cambia. 6hora bien. pero han demostrado !ue merec"an ese poder por la manera en !ue lo han acrecentado * en !ue disponen de $l.La razón de Sade parte de las #"ctimas del libertina'e son esco idos en la aristocracia. torturo * mato. esta a(irmación parece una simple tesis (icticia !ue ilustra. Este es el tema esencial de su obra/ a la #irtud todos los in(ortunios. * la se2al de su $&ito es !ue despu$s de haber tenido !ue recurrir al crimen para ad!uirir el poder. la le* del placer parecerá una trampa. al #icio la dicha de una constante prosperidad. si en el e'ercicio de su tiran"a se con#ierte una sola #e. Dnos lo eran por su ori en. es preciso !ue sean nobles por nacimiento * es a la condesa. a manera de prueba. 6hora. para !ue los principios se derrumben. 4uando )ade nos propone respuestas de este $nero. 3uede 6 . * los hombres. +!u$ pasa. Gl #a a descender a ma*or pro(undidad en su sistema * a mostrar !ue al hombre !ue se #incula con ener "a al mal nunca puede sucederle al o malo.9. 3ero en la Nouvelle Justine * en Juliette.el poderoso encuentra la des racia por haber buscado sólo su placer. 6l unos se han #uelto poderosos. con el prete&to de !ue esta re la terminará siempre #enta'osamente. estará perdido. sólo cono-co mi placer *. su madre. +4uál es ese poder !ue no teme ni el a-ar ni la le*. in(initamente. basta una sola e&cepciónB si una sola #e. 6 #eces. encar ada de conducir a lo me'or a a!uellos !ue han esco ido lo peor. será (elial má&imo * lo será siempre. Es cierto !ue )ade posee esta pro(unda con#icción/ la de !ue el hombre del e o"smo absoluto no puede 'amás caer en la des raciaB a%n más. se sir#en de ese poder para ad!uirir la libertad de todos los cr"menes. )e dice !ue )ade acepta (ábulas. )ade sabe eso. para ase urarlo. el arre lo de una historia cu*o autor es el amo.

* si ella se pone encima de las le*es. cuando !uiere rehacer la constitución. pues incluso si la le* lo a*uda a aplastar a los d$biles es.. En e(ecto. si pudo reconocerse en la re#olución.9 ?e hecho. !ue $stas terminan por #ol#er irre(utables. está obli ado a establecer un r$ imen re#olucionario en el cual no ha* le*/ de ese r$ imen nacen (inalmente nue#as le*es. por una autoridad creada en nombre de los d$biles * !ue sustitu*e la (uer-a del hombre sólo por el (also #"nculo de un pacto. En los estatutos de la 9)ociedad de los 6mi os del 4rimen9 (i ura un art"culo !ue proh"be toda acti#idad pol"tica. en suma. En tanto !ue no reina la anar!u"a o el estado de uerra. !ue se %n $l. la traducción teórica de esta certe-a no se lo ra sin tropie-os. pero entonces no es (uerte sino por la le* * es la le* la !ue teóricamente encarna el poder. 3ara abro ar las anti uas le*es. pero ese se undo estado es necesariamente menos puro !ue el primero. nadie se en(renta a las in'usticias de la le*9. En realidad. un lu ar cerrado en el cual la soberan"a le al es i norada más bien !ue combatida. incluso sir#i$ndome. > si lle a a suceder en la obra de )ade !ue el 3oder realice una tarea pol"tica * se me-cle en la re#olución. Es por lo !ue. a sus o'os. pero los desórdenes de sus miembros. es en la medida en !ue. prácticamente el poderoso se sabe ser#ir mu* bien de la le* para consolidar sus arbitrariedades. aun!ue nin una pueda satis(acerlo. 3ero este pensamiento está unido en $l a potencias tan #iolentas. ha reprensado la posibilidad de un r$ imen sin le*. el 3oder se acomoda a cual!uier r$ imen. las ideas !ue sostienen. como tránsito de una le* a otra.. puesto !ue de $ste deri#a. el soberano no es sino el soberano. como $l lo ha e&presado en estas curiosas a(irmaciones/ 9El reino de las le*es es in(erior al de la anar!u"a/ la prueba más rande de lo !ue di o está en la obli ación en !ue se encuentra todo obierno de hundirse a s" mismo en la anar!u"a. 7a primera es puramente #erbal/ consiste en ne ar el pacto social. no deben 'amás escandali-ar ni a los obernantes ni a los obernados. es por!ue está en sus principios !ue el hombre no tiene poder de hacer le*es !ue contrar"en las de la naturale-a. las ensa*a sin tre ua. del cual se #uel#e el amo. 8ecurre a #arias soluciones. 6 todos nie a la autoridad * en el seno de un mundo desnaturali-ado por la le*. 97as pasiones de mi #ecino son in(initamente menos temibles !ue la in'usticia de la le*. es la sal#a uardia de los d$biles * constitu*e para el (uerte una ra#e amena-a teórica. 7a sociedad respeta el obierno ba'o el cual #i#e.La razón de Sade ser. siempre internos. como es el caso de Borchamps !ue se 7 . 1ambi$n por ello )ade. me oprime. 0ada detiene la le* por!ue no ha* nada encima de ella * por!ue está por lo mismo siempre encima de m". pues las pasiones de ese #ecino están contenidas por las m"as * en cambio nada detiene. crea un encla#e donde la le* se calla.

la desesperación de ser dominado. para (inalmente. Entre ellos. 7a 9)ociedad de los 6mi os del 4rimen9 es un ensa*o de este $nero. 1al compromiso no puede satis(acer a )ade. Esta cuestión ha ciertamente preocupado mucho a )ade. la %nica palabra !ue le importa. Esta situación #uel#e e&tremadamente dramática la %ltima parte de Juliette. )us estatutos. no sólo la 8 . ampliamente anali-ados * estudiados. de'ar !ue se transparente de este eni ma. 90o !uiero sino el m"o propio9. pero no se encuentran. un ran numero de pe!ue2as sociedades. la ambición. Esos hombres (uera de serie. el 3oder puede siempre sostener !ue no tiene nada !ue temer de los hombres comunes !ue son d$biles * nada de la le*. la per(ección del crimen del cual es responsable. 4uando in#enta una sociedad secreta. re lamentada por con#enciones ri urosas. 7os libertinos superiores se al"an. 1iene respeto al libertina'e * cuando se encuentra a un mal#ado per(ecto. cu*a le itimidad no reconoce. Cemos claramente por !u$/ es !ue se trata a cual!uier precio de impedir el encuentro. le pre unta a uno de los conspiradores. los moti#os !ue lo inspiran no tienen nada !ue #er con la #oluntad de emancipar la le*. se encuentran necesariamente/ sus ustos parecidos los apro&imanB el hecho de !ue lean la e&cepción. en el terreno en !ue el mal se con#ertir"a en su des racia. al ponerlos aparte.9―. a los cuales las clases #irtuosas ase uran la población. las cuales no pueden satis(acerse sino en dos serrallos. tiene la e&cusa de moda. el deseo de tirani-ar *o mismo a los otros9 ―9+el bienestar de los pueblos entra de al una manera en #uestras #"as. aun!ue los h$roes de sus libros se asocian constantemente por con#enios !ue determinan los l"mites de su poder * sobreponen el orden al desorden. el or ullo. En ri or. los apro&ima. 9+4uáles son los moti#os !ue os hacen detestar el despotismo sueco. !ue #ienen de mu* arriba o de mu* aba'o. * la (rancmasoner"a a secas hacia sur ir. #a de una solución a otra. pues ha #i#ido en un tiempo en el cual la (rancmasoner"a del libertina'e. 97os celos. de cole ios secretos. la posibilidad de la traición permanece entera/ entre los cómplices la traición no cesa de a randarse.La razón de Sade entiende con la 7o ia del 0orte para derrocar a la monar!u"a sueca.9. al punto !ue al (in se sienten menos li ados por el 'uramento !ue los une !ue por la necesidad rec"proca de (altar a ese 'uramento. en el seno de una sociedad en ruinas. 3ero. deben los miembros 9prestarse a todas las (antas"as * a hacer todo9. el poder de destrucción !ue representa. al t$rmino de su ló ica. no debe haber pasiones crueles. 4omo siempre. 1ambi$n es preciso se2alar !ue. destinadas a atemperar en ella los e&cesos. (undados sobre la complicidad de las pasiones * el mutuo respeto de las ideas peli rosas. Gsta tiene principios. 3ero +cuál puede ser la relación de la e&cepción con la e&cepción. proh"ben a los miembros de la sociedad el abandonarse entre ellos a las pasiones (eroces. a re a )ade. de !uienes no deben esperar sino el placer. El #erdadero problema es el de las relaciones del 3oder con el poder.

6s". la hero"na más (uerte. de acuerdo en !ue esta consideración ha estado a punto de no retener a ?oroth$e. dice Bressac.si tiene todos los #icios. $l está se uro de encontrar un ami o en m"9. sin ulares triun(os de 9 . en esas condiciones. dJEster#al. incluso. Dno de ellos. Auramentos de los cuales se r"en ellos mismos. nada los e&cusa. 9Este hombre es demasiado per'udicial para la humanidad. como pariente. sino tambi$n a la soberbia 4lairKill. 'amás como compa2ero de or "as9. sea de su per'urio. 6penas ha precipitado Auliette a la muerte a sus me'ores ami os cuando *a se #uel#e hacia otros nue#os aliados e intercambia con ellos 'uramentos de eterna con(ian-a. *o apuesto !ue mi #ida no lo impacienta/ ten o los mismos ustos. los compa2eros de perdición más respetables perecen #"ctimas sea de su (idelidad. !ue ca*eron en la cumbre de su loria. 0o es sólo a Austine a !uien el dolor si ue. en e(ecto. se nie a a hacerle asesinar. +en !u$ se con#ierte esa certidumbre del hombre siempre (eli. sino para tener el placer de rebasar esos l"mites. a cientos de criminales per(ectos. El terrible hábito !ue ten o de inmolar a los hombres !ue me placen. para !ue *o pri#e de $l al Dni#erso9. escrib"a #uestra sentencia a un lado de mi declaración de amor9. se %n el cual el libertino no puede ser nunca ob'eto ni #"ctima de su propio libertina'e. la mu'er de dJEster#al. !ue los taimados no se hieren entre ellos/ +desmentirás esta má&ima. a!u$l ten"a el hábito de ir a una capilla a puri(icarse el alma.La razón de Sade lle#an a asociarse con $l. aun!ue en peli ro de ser muerta por el monstruo MinsHi. a la licenciosa Bor hese arro'ada al (ondo de un #olcán. la más en$r ica de )ade. +!u$ responde esta ?oroth$e. > al %n otro persona'e !ue in#enta obras maestras de lubricidad. * poco a poco los cómplices más !ueridos. s". 0ada puede sal#arlos. sea del ardor de sus sentimientos. 6hora bien. $l hereda de m"B pues bien. al i ual !ue a )aintEFond. sino. +)ubsistir"a un principio. el mismo Bressac obser#a !ue otro de sus parientes. Iermand. 3ero. +El per(ecto criminal estará pues al abri o de las pasiones a las cuales se libra. 9)". pues bien saben !ue no asi nan l"mites a sus e&cesos. cuando esta asociación se #uel#e peli rosa para ella la conducen a sal#arlo si puede.9 7a respuesta es claraB la desmienteB Mme. resume bastante bien la situación. !ue se especiali-a en de ollar transe%ntes. En la realidad. 3ero Bressac permanece esc$ptico * todos !uedan. 7a con#ersación si uiente. dice dJEster#al. necesariamente in(ortunado si posee una sola #irtud. *o nunca os har$ el menor da2o. asesinado por 0oirceuil. 9Me has dicho 100 #eces. dice de su primo Bressac/ 9Mirad. de ?onis es sacri(icada. de ?onis. 9Cuestro elo io está en #uestra sentencia. )in embar o. pero por!ue se ha dado cuenta de !ue al salir de sus or "as san rientas. 4iertamente. entre al unos se2ores del crimen. al (in ella lo inmola. dice a Auliette Mme. He a!u" al o claro. su obra está sembrada de cadá#eres de libertinos. la misma manera de pensar. sea de su cansancio. un %ltimo principio. ha estado a punto de asesinarlo. :8aros desenlaces.

olpeada. detrás del sadismo de )ade. Es necesario probar todo para no estar 1 )ade. Lntroducción de Aean 3aulhan. pero mirad/ esos males le proporcionan placer. e&i e !ue se le ha a su(rir inmediatamente el mismo suplicio. amena-ada de suplicio. en Les 120 ourn!es. Cemos a esa 'o#en #irtuosa #iolada sin cesar. si !uitamos la #irtud. nos de'amos en a2ar por una historia bastante rosera. Hemos aco ido a #eces. !uiero reunir todos los $neros. 9)on deliciosos los hierros del crimen !ue amamos. como e&presión de una parado'a demasiado in eniosa para ser #erdadera. olpeada. +4ómo la loca ra-ón de )ade pudo ce arse (rente a estos ment"s !ue ella misma se da. > obtiene con ello delicias in(initas. la conclusión de Aean 3aulhan !uien. )u e&istencia es horrible. todas las repu nancias en atracti#os. se dedica a la tarea i antesca de hacer la lista completa de las anomal"as. Auliette es tambi$n en#iada a prisión.La razón de Sade esos seres per#ersos. 3ara )ade.9 > por ello )ade. de todas las posibilidades humanas. Es. Les in"ortunes de la vertu.9 > no hablamos de estos tormentos sin ulares !ue son tan terribles para Austine * tan deliciosamente a radables para Auliette. torturada. sino por!ue. En el curso de una escena !ue sucede en el castillo de un mal 'ue-. me di#ierto de todo. ha hecho aparecer una tendencia completamente contraria1. 3ero sucede precisamente !ue esos ment"s son pruebas * he a!u" por !u$/ 4uando leemos distra"damente Justine. cierto !ue la #irtud hace la des racia de los hombres. torturada sin (in. enardecida por el espectáculo. El hombre del e o"smo inte ral es !uien sabe trans(ormar todos los dis ustos en ustos. )eme'ante intri a no acaba de con#encernos. * los tormentos son #oluptuosidades. 6hora bien. +!u$ sucede. de las des#iaciones. su(ren las mismas pruebas. 3ero es !ue no hemos puesto atención a su aspecto más importante/ atentos %nicamente a la triste-a de una de ellas * a la satis(acción de la otra. se #e a esa in(ortunada Austine entre ada a suplicios #erdaderamente e&ecrablesB sus su(rimientos son inauditosB no sabemos !u$ pensar de seme'ante in'usticia. lo !ue era desdicha se con#ierte en ocasión de placer. 10 . #"ctima de un destino resuelto a perderlaB * cuando leemos Juliette #emos a una 'o#en #iciosa !ue #uela de placer en placer. esas torturas le encantan. pero no por!ue los e&pon a a sucesos des raciados. !ue todo lo !ue pasaba a Austine le suced"a a AulietteB !ue la una * la otra pasan por los mismos acontecimientos. Dna muchacha totalmente #iciosa !ue asiste a la escena. se nos ol#ida !ue en el (ondo la historia de las dos hermanas es id$ntica. 4omo (ilóso(o de boudoir a(irma/ 9Me usta todo. 3ero #emos !ue esta idea está en el centro del sistema. el hombre soberano es inaccesible al mal por!ue nadie puede hacerle malB es el hombre de todas las pasiones * sus pasiones se complacen en todo. pues.

+0o hemos #isto !ue o-an hasta los suplicios !ue la #en an-a humana les preparaba. He a!u" al hombre en el %ltimo rado de la corrupción re(le&ionada. todo comien-a a ser claro/ para el hombre inte ral. le dice ella. *o !uisiera !ue mis e&tra#"os pudiesen lle#arme como a la %ltima de las criaturas a la suerte a la cual los conduce el abandono. o-ando del placer de e&pirar #"ctima de mis maldades. tan deseada o tan satis(actoria como la otra. !ue obser#aban el pat"bulo como un trono de loria donde les habr"a consternado no perecer con el mismo #alor !ue los hab"a animado en el e&ecrable e'ercicio de sus maldades. putre(acta. 7a suerte puede cambiar * con#ertirse en mala suerte/ no será sino una nue#a suerte. 7o !uiere casti ar * lo recompensa. lo e&alta al en#ilecerlo. * del #icio obtiene satis(acción por el desorden !ue en endra. !ue los su(r"an con ale r"a. con#en o en ello. El pat"bulo mismo será para m" el trono de las #oluptuosidades.9 E&tra2a cabe-a. responde el libertino/ 9@h.9 > al una otra/ 9El #erdadero libertino usta hasta de los reproches !ue le merecen sus e&ecrables procedimientos. dice la Bor hMse.a !uien es la #"ctima. :1erminar$is.9 9:Ella está podrida. !ue es el todo del hombre. en la muerte más i nominiosa.9 4omprendemos por !u$ la ob'eción de la triste Austine. 9+* si cambia la suerte. por!ue ella es d$bil * $l la aplasta. el conspirador del cual hemos habladoB $ste. Ci#e en )ueciaB un d"a #a al encuentro de Borchamps. :3ero os arries áis al pat"bulo. 0o !uiero morir ma2ana. 9Me encanta tu (erocidad. Auliette. )i los otros se lo hacen a $l. con la esperan-a de una e'ecución monstruosa. Dn d"a lo traiciona * lo inmola. !ue puede la le*. aun!ue sea a sus e&pensas. all" desa(iar$ a la muerte. Es ese mi deseo más (er#iente. probablemente. :!u$ #oluptuosidad. )i hace mal a otros. no puede in!uietar a un alma criminal. 90o conocerás nada si no has conocido todo. Dna de las más curiosas hero"nas de )ade se llama 6m$lie. acaba de entre ar al soberano a todos los miembros de la conspiración. A%rame !ue un d"a tambi$n ser$ tu #"ctimaB desde la edad de !uince a2os he estado trastornada por el ideal de perecer como #"ctima de las crueles pasiones del libertina'e. E i ualmente. +!u$ puede el libertino contra su seme'ante. si eres lo bastante t"mido para detenerte con la naturale-a.9 +)obre un 3oder seme'ante.La razón de Sade a merced de al o. !ue #e con ello con(irmadas todas sus sospechas * muere en la #oluptuosidad de haber sido la ocasión de un nue#o crimen <sin hablar de otras ale r"as=. no ha* acontecimiento de su 11 . :!u$ oce.9. $sta se te escapará para siempre. sin dudaB mi e&tra#a ancia no lle a tan le'osB pero no !uiero morir sino de esta manera/ con#ertirme al e&pirar en ocasión de un crimen es una idea !ue me hace irar la cabe-a. pero esta traición proporciona un placer (ero.9 6s". no ha* mal posible. completamente di na de esta respuesta/ 96mo tu cabe-a con locura * *o creo !ue haremos 'untos cosas (uertes. 7a #irtud le da placer. * esta traición ha entusiasmado a la 'o#en. )i #i#e.

la #iolencia de sus pasiones !ue $l sabe satis(acer en cual!uier circunstancia le ase ura la soberan"a. ?esde el momento en !ue 9ser amo de m"9 si ni(ica 9ser amo de los demás9B desde el momento en !ue mi independencia no 12 . esta situación resulta mu* embara-osa. siempre hablar con int$rprete a toda esa #il canalla !ue llaman pueblo9. sino por!ue $l puede todo contra el pró'imo. Es necesario a#er on-ar a los hombres por pertenecer a la misma especie !ue nosotrosB e&i'o !ue se le#ante un monumento para de'ar constancia de este crimen al uni#erso * !ue nuestros nombres sean impresos en dicho monumento por nuestras propias manos. por el sentimiento de estar e&cluido de la humanidad/ 9Es necesario !ue el mundo tiemble al conocer el crimen !ue habremos cometido. es una especie de insensibilidad estoica. en la conciencia de su destrucción el coronamiento de una #ida !ue sólo 'usti(ica la necesidad de destruir.9 L ual satis(acción de or ullo en el plan moral. la tortura. responde )aintEFond. en lo !ue parece 'usto de'ar a )acher Masoch la paternidad del maso!uismo * a )ade la del sadismo. en la #ida * en la muerte. Auliette pre unta <sin iron"a=/ 93ero los caprichos del libertina'e +no os sacan de esa altura. le hace sentir !ue en todo momento. a pesar de la analo "a de las descripciones. 6 )aintE Fond !ue le dice/ 9Mi or ullo es tal !ue *o !uisiera ser ser#ido de rodillas. la cual parece suponer la per(ecta autonom"a del hombre en relación con el mundo. les son e&tra2os. Es pues inaccesible a los demás.en #"ctima * escla#o. sentimos tambi$n !ue todo comien-a a #ol#erse mu* oscuroB ese mo#imiento por el cual el Onico escapa de la sumisión a otro está le'os de ser transparente. 3ero. usto del casti o. el Onico a(irma inmediatamente sobre ellos una relación de absoluto dominio. Entre los h$roes de )ade. * #eremos hasta !u$ sentido absoluto ha lle#ado )ade esta cate or"a. esta humillación sir#e deliciosamente a nuestro or ullo.9 > )ade a re a como obser#ación/ 9Esto es (ácil de comprenderB hacemos lo !ue nadie haceB uno es.9 )er %nico en su $nero. 1odo comien-a a ser más claroB pero al punto al !ue hemos lle ado. remordimientos. 6hora bien. el placer del en#ilecimiento no altera nunca su dominio * la ab*ección los coloca más altoB todos los sentimientos !ue se denominan #er Nen-a. las maniobras en#ilecedoras lo de'en intacto. %nico en su $nero. ?esde al unos án ulos. )i muere. nada aliena su poder de ser $l mismo * de o-ar de s" mismo. se conser#a todopoderoso. es todo lo contrario. encuentra en su muerte un placer más rande a%n *. al mismo tiempo.9 93ara las cabe-as or ani-adas como las nuestras. Es en esto. *a !ue incluso el dolor !ue #iene de otros le da el placer del poder * lo a*uda a e'ercer su soberan"a. pues independientemente de los otros !ue 'amás pueden per'udicarlo. 0adie puede alcan-arlo. es claramente la se2al de la soberan"a. 1al es el primer sentido de su soledad.La razón de Sade e&istencia !ue no pueda considerar (eli-. 6un si en apariencia se con#ierte a su #e. * no es por!ue el pró'imo no pueda nada contra $l o !ue el pu2al. pues.

La razón de Sade pro#iene de mi autonom"a. in(initamente prolon ada. como ser"a necesario. no e&iste en ello nin %n problema * e&iste incluso la imposibilidad de #er un problema. se #ean i ualmente pro#istos del mismo poder. descontento de los suplicios demasiado sencillos. colocados eternamente el uno en(rente de la otra. 4lairKill le reprocha lo !ue ella llama sus e&tra#a ancias imperdonables * para ponerlo en el camino recto. * se las arre la para disponer. )aintEFond. )eme'ante di(icultad ha sido e#ocada a menudo. pasa esto por alto. dice uno.. se #ol#erá a%n más deliciosa. mediante el cual entre amo * escla#o se reintroducen relaciones de solidaridad rec"procaB pero cuando uno se llama )ade. 6l unas #eces. !uisiera para cada ser una especie de muerte in(initaB por ello. remplá-ala por una ma*or abundancia de 13 . pero este placer se arruina por s" mismo. El hombre de )ade obtiene su e&istencia de la muerte !ue da * a #eces. los te&tos mu* numerosos <todo es siempre en cantidad in(inita en )ade= !ue se re(ieran a esta situación. ?iscernimos all". al unas relaciones ine&presables !ue la opresión crea entre el oprimido * el opresor. a e&pensas de los seres !ue esco e. 6 )aintEFond. desde este mundo. es claro !ue permane-co li ado a los otros * !ue ten o necesidad de ellos. ha* en ello un problema decisi#o. Mar!u$moslas <al hierro ro'o=. 3ero a%n más a menudo le sucede !ue por ra-ones !ue nos esclarecen toda#"a más pro(undamente acerca del inundo !ue es el su*o. En realidad. El libertino no tiene ma*or placer !ue el de inmolar a sus #"ctimas. se destru*e ani!uilando lo !ue lo causa/ 9El placer de matar a una mu'er. sue2a con una muerte !ue pueda dar eternamente. mediante un sistema indudablemente in enioso. 0o podemos e&aminar. de tal manera !ue el #erdu o * la #"ctima. 0o es se uro !ue el propio )ade sea sensible a esto. rápidamente pasaB no se siente nada más cuando está muertaB las delicias de hacerla su(rir desaparecen con su #ida.9 6simismo. no podr"amos discutirlo.de esto/ cuando no se es )ade. ima ina. la (erocidad del libertina'e parece como obsesionada por la contradicción de sus placeres. meter la mano en el in(ierno. aun!ue sea para reducirlos a la nada. de esta (uente ine&tin uible de tormentos. sino de la dependencia de los otros hacia m". a propósito de )ade. del mismo atributo di#ino de la eternidad. * una de las ori inalidades de este pensamiento 9e&cepcional9 pro#iene tal #e.ue seme'ante contradicción (orme parte de )ade. las contradicciones abundan. . marchit$moslasB de este en#ilecimiento su(rirá hasta el %ltimo momento de su #ida * nuestra lu'uria. le da este conse'o/ 8empla-a la idea #oluptuosa !ue te calienta la cabe-a ―la idea de prolon ar hasta el in(inito los suplicios del ser al !ue hemos condenado a muerte―. se uramente. deseando una eternidad de #ida..

lo !ue sois. parece e&tra2amente libre de toda unión con ella. lo !ue es imposible. El criminal se une posiblemente de manera indisoluble con a!uel a !uien asesina. nue#a ceremoniaB #ar"an un poco las disposiciones. en la noche. es (recuente !ue cada libertino torture. sino para todos los demás. inmolando a su #"ctima no resiente sino la necesidad de sacri(icar a otras miles. es por!ue han sido antes ani!uilados por un acto de destrucción total * absoluta.u$ dice. :> !u$. 6l leer declaraciones como $sta/ 90ada di#ierte. al reducirlos a nada. El ran n%mero es en e(ecto una solución bastante más correcta. En una sola sesión. * !ue esas re(le&iones os ha an estremecer/ estáis a!u" (uera de Francia. si ellos desaparecen con esa (acilidad irrisoria. sino asesina a muchos otros. sino un simple elemento. pues. masacre cuatrocientas o !uinientas #"ctimasB despu$s #uel#e a comen-ar al d"a si uiente lue o. ella no e&iste en s" misma. todos los seres son i uales en nulidad * el Onico.ui$n no se da cuenta de !ue en esas e'ecuciones i antescas los !ue mueren no poseen *a la menor realidad * !ue. más allá de montanas escarpadas cu*os para'es han sido ani!uilados inmediatamente despu$s de !ue #osotras los hab$is (ran!ueadoB estáis encerradas en 14 . en una inmensa ecuación erótica. de esta destrucción !ue no #ale sólo para ellos. Esto es notable/ el mundo en !ue a#an-a el Onico es un desiertoB los seres !ue $l encuentra all" son menos !ue cosas. En(rente del Onico. sino !ue es su nada lo !ue #eri(ica.La razón de Sade asesinatosB no mates por más tiempo al mismo indi#iduo. lo !ue es mu* (actible. nada calienta la cabe-a como el ran n%mero9. +. Es ello lo !ue hace del mundo de )ade al o tan e&tra2o. inde(inidamente sustituible. es su ine&istencia de la cual se #uel#e amo * de la cual e&trae su ma*or re oci'o. $l se e&alta de nue#o * a la hecatombe se a re a la hecatombe. nin una tiene sino la si ni(icación de una unidad en un recuento in(inito. E&aminad #uestra situación. en el alba de las 150 'ornadas. 4onsiderar a los seres desde el punto de #ista de la cantidad los mata a%n más completamente !ue la #iolencia ("sica !ue los ani!uila. el du!ue de Blan is a las mu'eres reunidas para el placer de los cuatro libertinos. 7as repeticiones son in(initas. al (ondo de un bos!ue inhabitado. +. lo !ue nosotros somos. menos !ue sombras * al atormentarlos * al destruirlos no es su #ida lo !ue toma. !ue no están all" * !ue no mueren sino para dar testimonio de esta especie de cataclismo ori inal. (abulosas. 1odos los hombres son i ualesB ello !uiere decir !ue nin una criatura #ale más !ue otra * por lo mismo. 3ero el libertino !ue. no hace sino #ol#er e#idente esa nada. 7as escenas de (erocidad suceden a las escenas de (erocidad. 6 sus o'os. no es un ser distinto. todas son intercambiables. se comprende me'or por !u$ la idea de i ualdad sostiene tantos ra-onamientos de )ade.

sobre cada caso particular. !ue se a(irma por una inmensa ne ación. )er"a necesario además se2alar !ue cuando estos e&claman/ 9:6h. #a bastante más le'os * no hace sino #eri(icar (ren$ticamente. 0o ha* uno solo entre ellos !ue. El más bello crimen de a!u" aba'o no es sino una miseria de la cual se a#er Nen-a el libertino. el bello cadá#er. no ten a un sentimiento de #er Nen-a ante la mediocridad de sus maldades * no bus!ue un crimen superior a todo lo !ue el hombre podr"a hacer en el mundo. incluso en la necesidad !ue tiene de ani!uilarlos. * des raciadamente. está esencialmente destinada a superar el plano de la e&istencia humana. sustra"da de la incertidumbre de la #ida * !ue sin embar o encarna la irrealidad por e&celencia.de prescindir de ellos. a%n más allá de la muerte. En otros t$rminos. !ue las d$biles posibilidades prácticas no cesan de de radar * de deshonrar. Es inne able !ue lo !ue caracteri-a el mundo de )ade no es el usto de no (ormar sino uno con la e&istencia cada#$rica. 3or mucho !ue el hombre de )ade se impon a a los demás por su capacidad de destruir. E#identemente. 9no 15 . suprimidas. el centro del mundo sádico es la e&i encia de la soberan"a.La razón de Sade una ciudadela impenetrable. realidad plenamente real. es por!ue está colocado en un plano en el cual ellos *a no tienen nada en com%n.por todas en ese planoB dando por hori-onte a su pro*ecto destructor al o !ue supera in(initamente a los hombres * a su corta e&istencia. Esto debe entenderse en sentido propioB ellas están *a muertas. si da la impresión de no ser nunca su tributario. como el mon'e A$rPme. ?e'emos de lado las historias de necro(ilia !ue aun!ue bastante numerosas en )ade.9 * se calientan a la insensibilidad de la muerte. a #uestros padres. !ue nin %n caso particular puede satis(acer. Esta ne ación !ue se reali-a a la escala de los randes n%meros. al in(inito. vosotras #a est$is muertas %ara el mundo. 3or el contrario. en la medida en !ue el hombre sádico parece sorprendentemente libre en relación con sus #"ctimas. encerradas en el #ac"o absoluto de una Bastilla donde la e&istencia *a no entra * en la cual su #ida no sir#e sino para #ol#er sensible ese carácter 9*a muerto9 con el cual se con(unde. el acto eneral de destrucción por el cual ha reducido a ?ios * al mundo a la nada. dice. es por!ue la #iolencia sobre ellas apunta hacia otra cosa. la ma*or parte del tiempo hab"an comen-ado por ser asesinos * de este poder de a resión no se cansan de prolon ar sus e(ectos. de la cual nadie sabe. si parece siempre capa. parecen bastante le'anas de las posibilidades 9normales9 de sus h$roes. ni el es(uer-o de desli-arse en la pasi#idad de una (orma !ue representa la ausencia de (orma. pues os encontráis sustra"das a #uestros ami os. de las cuales sin embar o dependen sus placeres. el esp"ritu del crimen está li ado en )ade a un sue2o desmesurado de ne ación. * se ha colocado de una #e.

lo repoblamos de nue#os ob'etos !ue tambi$n inmolamosB tenemos el medio de todos los cr"menes. puesto !ue no se reali-a la ma*or parte del tiempo sino en la (icciónB pero en la medida en !ue ese erotismo es so2ado. Muestra !ue sus relaciones son ne ati#as. es por!ue sabe mu* bien !ue el (undamento de tantos cr"menes imper(ectos es un crimen imposible. no sea *o causa de al %n desorden cual!uiera * !ue ese desorden pudiese e&tenderse al punto !ue condu'era a una corrupción eneral o a un desarre lo tan (ormal !ue aun despu$s de mi #ida el e(ecto si uiera prolon ándose. por lo mismo !ue la ne ación es real. de suerte !ue no ha*a habido un solo instante de mi #ida en el cual. del cual %nicamente la ima inación puede dar cuenta * por ello dice a tra#$s de Belmor/ @h Auliette. Sade.uisiera. ?e ello podemos discutir in(initamente. 16 . 3ierre QlossoKsHi e&plica el carácter tan comple'o de las relaciones !ue establece la conciencia sádica con ?ios * con el pró'imo 5. incluso durmiendo. 1oda la tierra nos pertenece en esos momentos deliciososB ni una sola criatura se nos resiste. encontrar un crimen cu*o e(ecto perpetuo act%e. !ue en su sistema reduce tanto como es posible la parte de las #oluptuosidades intelectuales. dice 4lairKill. en la misma medida e&i e una (icción en la cual el sue2o sea desterrado o la or "a sea reali-ada o #i#ida=. por!ue la obra de )ade es un caos de ideas claras en la cual 5 3ierre QlossoKsHi. incluso cuando *o no actuase más. En su recopilación de estudios. dice.La razón de Sade lo encuentro/ todo lo !ue hacemos no es sino la ima en de a!uello !ue !uisi$ramos hacer9. reintroduce las nociones !ue suprime/ la noción de ?ios * la noción del pró'imo.9 )i )ade. usamos de todos. en #erdad son deliciosos los placeres de la ima inación. son indispensables para la conciencia del libertino. de#astamos el mundo. pero !ue. 6 lo cual Auliette da esta respuesta mu* propia para a radar al autor de La Nouvelle Justine/ 9Lntenta el crimen moral al cual lle amos por escrito. sino tambi$n sobre todos los problemas !ue la e&istencia de )ade puede esclarecer. mm %rochain. por e&cepción ha e&altado lo ima inario. donde no sólo los pensamientos más (uertes son e&presados sobre )ade. centuplicamos el horror. el mo#imiento ideal de sus placeres/ el erotismo de )ade es un erotismo de sue2o. si )ade. !ue ha suprimido casi completamente el erotismo de la ima inación <por!ue su propio sue2o erótico consiste en pro*ectar sobre unos persona'es !ue no sue2an sino !ue act%an realmente. sin embar o. .

pero tambi$n todo disimulado. el tono se ele#a. inmediatamente le decreta la muerte/ por!ue ese ser descarriado se ha destruido a s" mismo. El hombre de )ade nie a a los hombres * esta ne ación se reali-a por intermedio de la noción de ?ios. no presupone si!uiera su e&istencia anterior. ?esde !ue en el desarrollo más tran!uilo aparece el nombre de ?ios. 0o ha*.9 3alabra decisi#a * una de las cla#es de su sistema. ?esde !ue un #erdadero libertino discierne. $l se hace ?ios. 7a creencia en un ?ios todopoderoso !ue no de'a al hombre sino la realidad de un hato de pa'a. 9+Cos no amáis a los hombres. as" sea en el esp"ritu del de enerado más corrompido. la prueba de su nada. &ialogue entre un %r'tre et un moribond. cuando mata. una ra-a más R )ade. la (alta ine&piable del hombre. 0o es ciertamente en las escenas de lu'uria en las cuales )ade da pruebas de su pasión. por!ue reali-a entre $l * su #"ctima las relaciones de subordinación en la !ue $sta #e las relaciones de la de(inición de la soberan"a di#ina. impone al hombre inte ral el deber de recuperar ere poder soberano. el mo#imiento del odio arrastra las palabras. 6hora bien. en e(ecto. 7a idea de ?ios es. no podr"amos recurrir a medios demasiado en$r icos de ani!uilamiento. su pecado ori inal. 3ero. 97os aborre-co. la ori inalidad de )ade nos parece !ue está en la pretensión e&tremadamente (irme de (undar la soberan"a del hombre sobre un poder trascendente de ne ación. el derecho soberano !ue $stos han reconocido en ?ios. 17 . pre unta Auliette. El criminal. es ?ios sobre la tierra. )in embar o. poder !ue no depende en nada de los ob'etos !ue destru*eB !ue al destruirlos. esta dial$ctica encuentra a la #esu me'or e'emplo * posiblemente su 'usti(icación en la manera en !ue el @mnipotente de )ade se a(irma en relación a la @mnipotencia di#ina. lo !ue 'usti(ica * autori-a el crimen. ese ate"smo no es de san re (r"a.!ue el Onico percibe en su camino al unos #esti ios de ?ios. Maurice HeineR ha hecho resaltar la (irme-a e&cepcional del ate"smo de )ade. 0o ha* un solo instante en !ue no ten a deseos #ehementes de da2arlos. sino !ue la #iolencia * el desprecio * el calor del or ullo * el #$rti o del poder * del deseo se despiertan inmediatamente cada #e.La razón de Sade todo está dicho. #erdad pr"ncipe. las trastorna. pues contra un ser !ue ha aceptado anularse en(rente de ?ios. la menor huella de (e reli iosa. Momentáneamente. inmediatamente el len ua'e se enciende. como 3ierre QlossoKsHi tiene mucha ra-ón en recordar.9. al recuperar para s" mismo en nombre de los hombres * sobre los hombres. de al una manera. de manera !ue a!uel !ue lo mata no hace sino re ulari-ar una situación !ue las apariencias apenas #elan. de un átomo de nada. habiendo abdicado entre las manos de ?iosB sucede !ue $l se considera nada. con un prólo o de Maurice Heine. para !ue en(rente de $l los hombres se ani!uilen * #ean cuál es la nada de un ser en(rente de ?ios. pues *a desde antes son considerados nulos. )ade escribe/ 97a idea de ?ios es el %nico mal !ue no puedo perdonar al hombre.

interrumpe Auliette.9 9Ella tiene ra-ón. Lma ina un 'uicio (inal !ue describe con sus recursos del humor (ero.u$ ba'e-a. mu* cruel9B es el )er )upremo en maldad. +0o os daba *o cada d"a el e'emplo de la destrucción. +no deb"an con#enceros de !ue no amo más !ue el desorden * !ue era necesario irritarme para complacerme. es e#idente !ue tal concepción de un ?ios in(ernal no es sino un momento de la dial$ctica por la cual el superhombre de )ade. al destruir as" lo !ue $l hubiera (ormado. entre las manos del cual el d$bil hab"a abdicado para empu'ar al (uerte a la abdicación. +cre$is realmente !ue #os (ormáis parte de los hombres. +por !u$ os hab$is perdido en el camino de la #irtud. +no ser"amos nosotros sus ri#ales. nosotros somos dioses. el ?ios de las (echor"as. +3or !u$ no me imitabas. mu* malo.9 93ero #os. entre todos los h$roes de )ade. )aintEFond. concedido locamente por $stos a ?ios. re a2ando a los buenos en estos t$rminos/ )i hab$is #isto !ue todo era #icioso * criminal sobre la tierra. en el %ltimo sentido de la cual no pueden e&istir dudas. aplastar a los hombres. no ol#ida un instante !ue ese poder es todo ne ación/ ser ?ios no puede tener sino un sentido.La razón de Sade espantosa. 7as des racias perpetuas con las cuales cubr" el Dni#erso. )ade ha sacado de esta idea toda clase de desarrollos brillantes. se a(irma sólo como la i antesca coerción de una 18 . 3ero recordado esto. unos momentos antes de tomarse ella misma por ob'eto. por decirlo as". !u$ #il. :Lmb$cil. sino 9mu* #en ati#o.!ue le es propio. obli a por lo mismo a ?ios a con#ertirse en )aintEFond..9 )in embar o. * el )er )upremo. dice tambi$n )aintEFond.uisiera ser la ca'a de 3andora.9 ?e esta manera se elabora poco a poco una concepción ambi ua de la @mnipotencia.en nombre de la naturale-a. !u$ repulsi#o.9 > Cerneuil/ 9)i (uera #erdad !ue e&iste un ?ios. #a al encuentro con ?ios * #a a ne arlo a su #e. no. mu* bárbaro. Escucha en $l a ?ios. ani!uilar la creación. s". dice )aintEFond. cuando se les domina con tanta ener "a es imposible ser de su ra-a. QlossoKsHi insiste en las teor"as de ese )aintEFond del cual acabamos de transcribir los pensamientos * !ue. para !ue todos los males sur idos de mi seno destru*an a todos los seres indi#idualmente. 9. En el ?ios mal#ado.9 9@h. presenta esa sin ularidad de creer en el )er )upremoB sólo !ue el ?ios en el cual cree no es mu* bueno. al con#ertirse en ?ios. +3or !u$ no destru"ais #osotros. 3. :. la ne ación !ue acaba de e&terminar la noción de orden reposa. el mo#imiento de la dial$ctica contin%a/ el hombre de )ade !ue ha tomado por su cuenta el poder de estar por encima de los hombres. para (inalmente ne ar la naturale-a identi(icándola con el esp"ritu de ne ación.. despu$s de haber ne ado al hombre ba'o el nombre de ?ios. no.

en ?ios. dice 4lairKill a )aintEFond. se lan-ará contra la naturale-a con tanta intrepide. En ?ios. encontraba recursos ine&tin uibles. con(ieso. es el esp"ritu de destrucción. !ue libera de s" mismo el propio odio. 0o nos parece. !ue el solo placer de irritar perpetuamente a a!uel !ue estar"a re#estido de ella se #ol#er"a el más preciso resarcimiento de la necesidad en la cual me encontrar"a de aceptar cual!uier creencia en $l. $l odia la omnipotencia de ?ios. !ue se ha dado seme'ante amo. 3ero en la medida en la 19 . )u odio es demasiado rande para !ue le importe al %n ob'eto/ como es in(inito. lle#ado a su t$rmino más alto. como supera todos los l"mites. 6demás. le ha sido necesario deshacerse de las (iloso("as ateas de moda hacia las cuales no puede sentir sino simpat"a * en las cuales su ra-ón.La razón de Sade transcendencia de bronce !ue aplasta a cada uno en proporción a su debilidad. no es nada. para sancionar esa nada. no es mani(iestamente sino el soporte de su odio.9 3ero un odio tan de#orador. $l odia la nada del hombre. Finalmente. en la cual reconoce la su*a propia. Es el odio de los hombres !ue se hab"a encarnado en ?ios. Ese esp"ritu de destrucción se identi(ica. * el pensamiento de esa nada lo irrita * lo in(lama a tal punto !ue no puede sino cooperar con ?ios. pues lo !ue es rande. ?ios. el esp"ritu de ne ación. Es el odio hipostasiado a los hombres. por el contrario. @dio tan #i oroso !ue parece a cada instante pro*ectar la realidad de lo !ue nie a para a(irmarse me'or * 'usti(icarse. en el sistema de )ade. con la naturale-a. +da testimonio como parece creerlo QlossoKsHi. !ue este odio tan poderoso no está #inculado a ?ios con esa predilección sino por!ue ha encontrado en $l un prete&to * un alimento pri#ile iado. si las cosas reli iosas. lo !ue es todo. es por!ue las palabras de ?ios * de reli ión son propias para encarnar en $l todas las (ormas de su odio. no encuentra sus or" enes sino en el pro(undo horror !ue t% tienes a ?ios9=. para )ade. no puede sino re#ol#erse contra la a(irmación de esta e&istencia absoluta. 6hora es el odio de ?ios. * ?ios se con#ierte en la (i ura. En realidad. si esos 9hacedores de ?ios9 !ue son los curas desencadenan las pasiones más tormentosas de )ade. 3ero es sólo el odio lo !ue es real * al (in. dice la ?ubois. si el nombre de ?ios. )obre ese punto. de una (e !ue hubiera ol#idado su nombre * recurriera a la blas(emia para obli ar a ?ios a salir del silencio.como contra el ?ios ine&istente !ue aborrece. 1odo indica. 3ero apenas lle ado a la e&istencia absoluta. en tanto !ue se a(irma como e&istencia * creación. la nulidad de una e&istencia !ue. su pensamiento ha andado mucho a tientas. %nico ob'eto !ue está ahora a la medida de una ne ación !ue se ha #uelto in(inita. á#ida de ar umentos. 9)i esta e&istencia ―la de ?ios― (uera #erdadera. en el cuerpo de su odio in(inito. $l odia en ?ios la miseria de ?ios. le sucede !ue se complace en s" mismo * se e&tas"a de esta in(initud a la cual da el nombre de ?ios <91u sistema. habiendo tomado conciencia de s" mismo como in(inito.

más la destru*e * más su(re su *u o. molesto por el #alor i ual !ue se #e conducido a acordar a los instintos #irtuosos * a los impulsos mal#ados. puesto !ue *o te habr$ ser#ido. a (uer-a de hablar de la naturale-a. en la medida en !ue $l mismo (orma parte de la naturale-a. es el reino del hecho. * su odio se le #uel#e pronto tan insoportable. intenta establecer una nue#a escala de #alores. por!ue es mo#imiento. 9)i.La razón de Sade cual $l ha sabido superar la ideolo "a naturalista. (uer-a cie a e imb$cil.o de la maldad !ue haces probar a los hombres. #idaB la naturale-a !ue !uiere crear. de encontrar (rente a $l esta re(erencia indispensable * soberana. esa necesidad en $l es mil #eces más (uerte !ue la de o(ender a ?ios. 0o insistamos. nos o(rece la prueba de !ue en $l la ló ica ha ido hasta el e&tremo * no se ha e#adido (rente a las (ormas oscuras !ue la sosten"an. )u principal ar umento es #ol#er a decir !ue el crimen está más de acuerdo con el esp"ritu de la naturale-a. detener su marcha. 7a naturale-a es una de esas palabras !ue. en la cumbre de la cual estará el crimen. ?icho de otra manera. Esta naturale-a es en principio para $l la #ida uni#ersal *. 3ero en se uida. 3or una parte. en particular la moral. el hombre de )ade se irrita poco a poco. toda su (iloso("a consiste en repetir !ue los instintos inmorales son buenos. )ade usaba ustosamente. ami o m"o. dice. durante centenares de pá inas. aborre-co a la naturale-a. t%. !uisiera estorbar sus planes. *o estar$ bien le'os de mi ob'eti#o. puesto !ue son hechos naturales * !ue la primera * la %ltima instancia. * por!ue *o no aspiro sino a #en arme de tu idiote. al no proporcionarles 'amás los medios de librarse de las horribles inclinaciones !ue t% les inspiras. pero la naturale-a no lo es. !ue lo cubre de anatemas * de ne aciones. como tantos escritores de su tiempo. 20 . siente !ue la naturale-a escapa de su ne ación * !ue cuanto más la ultra'e * me'or la sir#a. con duraciones in(initas * al unas #eces con pruebas bastante llamati#as. ?e ah" #ienen los ritos de odio * una re#uelta #erdaderamente demente. * es a ella a !uien !uisiera ultra'ar. no ha* moral. tiene necesidad del crimen !ue destru*e/ todo esto establecido de una manera sumamente minuciosa. la cual no lo ha en a2ado con analo "as e&ternas. 0o ha* en todo lo !ue hacemos sino los "dolos !ue (abricamos * criaturas o(endidas. es la naturale-a. E&iste all" la e&presión de un sentimiento primordial * elemental/ ultra'ar a la naturale-a es la más pro(unda e&i encia del hombre. cuando *o ha*a e&terminado sobre la tierra a todas las criaturas !ue la cubran. En nombre de la naturale-a ha conducido su lucha contra ?ios * contra todo lo !ue ?ios representa. :@h. )in embar o. madrastra. es decir. la abundancia de )ade sobre este tema es #erti inosa.9 Esta rebelión posee dos pro(undos moti#os.

Es !ue ne ar la posibilidad del crimen le permite ne ar la moral. la ha lle#ado a los hombres. destruir a!uello !ue la sir#e. > aun en este pasa'e )ade se da la (acilidad de con(undir la naturale-a con sus randes le*es.9 6s" desaparece la naturale-a. aun!ue el (ilóso(o ha*a puesto en ella todas sus complacencias * !ue le ha*a sido mu* a radable hacer de la #ida uni#ersal una (ormidable má!uina de muerte. admitir !ue $ste podr"a suprimirse a s" mismo. 3odemos decir. puesto !ue la idea de nada.La razón de Sade parar la rueda de los astros. ima ina un mecánico in#entando una má!uina para pul#eri-ar el uni#erso. me apartan de ella. )ade lo a(irma a #eces con la ma*or satis(acción. insultarla.9 7a naturale-a. pero su ló ica recha-a ese compromiso * cuando.. * los nue#os sistemas adoptados por m" desde ese tiempo. 3ero la simple nada no es su ob'eti#o. cada una de esas nociones en el momento en !ue la ne ación la atra#iesa. En los %ltimos #ol%menes de la Nouvelle Justine <particularmente en los #ol%menes CLLL * LS=. en una palabra. pero si tomamos la 21 . sino una uni#ersal destrucción. poco a poco. ?ios * todos lo #alores humanos..u$ imb$cil era *o antes de separarnos. 7o !ue ha perse uido es la soberan"a a tra#$s del esp"ritu de ne ación lle#ado a su punto e&tremo. de manera !ue la totalidad del ser * la totalidad de la nada lo representan de la misma manera. no podemos pensarla sino desde el interior de un todo !ue es siempre el mundo. pues el mundo no es sólo una a(irmación uni#ersal. Auliette denuncia todas sus precedentes concepciones * se corri e en los si uientes t$rminos/ 9. lo !ue le permite so2ar con un cataclismo !ue podr"a destruirlas. al (ormar parte del mundo. trastornar los lobos !ue (lotan en el espacio. )ade siente per(ectamente !ue ani!uilar todas las cosas no es ani!uilar el mundo. de realidad o de sentido !ue ?ios mismo/ 9:6h puta. prote er lo !ue la per'udica. sin moderni-ar su pensamiento. Esta ne ación.. parece recibir un cierto #alor. )i el crimen es el esp"ritu de la naturale-a. no tiene más de #erdad. a #eces con la rabia más #i#a. no ha* crimen contra natura * en consecuencia. *o cre"a a%n en la 0aturale-a. no ha* crimen posible. naturale-a. debe hacer esta con(esión/ nadie habrá merecido más de la naturale-a !ue el autor. 4onclusión contra la cual se le#anta con ener "a * !ue lo conduce poco a poco a retirarle toda su realidad a la naturale-a. !ue )ade es uno de los primeros en haber reconocido en la idea de mundo los ras os propios de la trascendencia. ?ios. Hombres. dice.. pero ne ar el crimen es tambi$n renunciar al esp"ritu de ne ación. a la naturale-a para comprobarla. En ello la lucha contra la naturale-a encarna en la historia del hombre una etapa dial$ctica mu* superior a la lucha contra ?ios. por otra parte. a ?ios. en sus obras * no he podido lo rarlo. 3osiblemente me en a2as como lo (ui antes por la in(ame !uimera de ?ios al cual te dec"an sometidaB no dependemos más de ti !ue de $lB las causas son posiblemente in%tiles para los e(ectos.

a(irmación. #emos claramente cómo la destrucción puede parecer sinónimo de poder. sin imponerle el reconocimiento de nin una noción ideal. es de esa manera como suceden las cosas. Este principio es la ener "a. duda * se en(urece/ inmediatamente. !ue no se reali-a sino a tra#$s de la ne ación. a !uien )aintEFond propone un plan para de#astar por hambre las dos terceras partes de Francia. ha pretendido (undar el por#enir del hombre sobre la ne ación lle#ada hasta su e&tremo. * la ener "a ma*or de )aintEFond 22 . sin !ue el ob'eto destruido sa!ue de esta operación el m"nimo #alor. habiendo descubierto !ue en el hombre la ne ación era poder. )ade. He a!u" uno de los ma*ores m$ritos de )ade. es hecho * le*. 7a ener "a es. sino de acuerdo con la ener "a de la cual dan pruebaB pues. lo ha*a subordinado * 'u. como $l escribe. (uer-a !ue es destrucción. una noción mu* e!u"#oca.reser#a * asto de (uer-a. 0in una conducta sale pri#ile iada de esto/ podemos esco er hacer lo !ue seaB lo !ue importa es !ue al hacerlo seamos capaces de hacer coincidir la ma*or destrucción con la ma*or a(irmación. podemos reprocharle la incertidumbre de su principio. @tra #enta'a de este principio/ asi na al hombre un por#enir. 3or!ue ella ha dado pruebas de debilidad. en anular los unos por los otros.u$ son los hombres si no son nada en(rente de ?ios. es amena-ada. en las no#elas de )ade. +3or !u$. cuando )aintEFond declara/ 9Mis pasiones. Es a la #e. concentradas sobre un punto %nico. 3retende poner en tierra la moral del bien pero. tu#o ran cuidado de no rempla-arlo por un E#an elio del mal. 3rácticamente. 3ero.u$ es la naturale-a obli ada a desaparecer en(rente del hombre !ue lle#a en s" la necesidad de ultra'arla. no podr"a e&istir para !uien (lota incesantemente9. Es !ue el deseo nie a la soledad * conduce a un peli roso reconocimiento del mundo a'eno. tomándolo del #ocabulario de su tiempo. pero no podemos reprocharle el !uerer (undar la soberan"a del hombre sobre la soberan"a de nociones !ue le ser"an superiores. a pesar de al unas a(irmaciones pro#ocadoras. 0o es de acuerdo con la ma*or o menor #irtud o #icio como los seres son des raciados o (elices. Es asombroso !ue. en este uni#erso de la e(er#escencia * de la pasión. Auliette. henos a!u" #ueltos al hombre. representa una decisión mu* in eniosa. esos momentos no tienen la menor realidad. > es as" como se cierra el c"rculo. +. 4uando escribe/ 91odo es bueno cuando es e&cesi#o9. pues lo propio de la e&periencia consiste e&actamente en arruinarlos. en e(ecto. +.ado sospechoso. Habiendo partido del hombre.La razón de Sade e&periencia en su con'unto. 9la (elicidad depende de la ener "a de principios. )ólo !ue $ste lle#a ahora un nue#o hombre/ se llama el Onico. le'os de poner en el primer plano el deseo. dato * #alor. 3ara lle ar a ello ha ima inado. un principio !ue por su ambi Nedad. el tono de su alma ha ba'ado. 6demás. se parecen a los ra*os del astro reunidos por un #idrio ardiente/ !ueman inmediatamente el ob'eto !ue se encuentra sobre el ho ar9. el hombre %nico en su $nero. )ade.

En una #ida peli rosa. !ue es. Lnmediatamente. herencia de 17 si los de cobard"a. ra-ona más o menos de esta manera/ el indi#iduo actual representa una cierta cantidad de (uer-aB la ma*or parte del tiempo dispersa sus (uer-as alienándolas en bene(icio de los simulacros !ue se llaman los otros. en tanto !ue hombre. * as" se ha con#ertido en el %nico. * ella lo apro#echa. Es. ?ios. Ha comen-ado por destruirse $l mismo. )ade. lo nie aB por 23 . 7a ener "a le ha (allado. una en#enenadora incapa. Este pro*ecto la aterrori-a. despu$s en tanto !ue naturale-a. lo importante es nunca 9carecer de la (uer-a necesaria para (ran!uear los %ltimos l"mites9. haci$ndola sentir la destrucción total como el asto total de su inmensa ener "a. ?es(allecimiento (atal/ se debilita astando sus (uer-as #anamente * $l asta sus (uer-as por!ue se cree d$bil. la. Esto es a%n más claro en el caso de la ?urand. se relaciona con otros. pues si se asta por los demás. Austine es (ulminada. 3odemos decir !ue este mundo e&tra2o no está compuesto por indi#iduos. 3or ello. comete el error de a otar sus posibilidades desperdiciándolas. 3ero un d"a el obierno de Cenecia le pide esparcir la peste. el idealB por esta dispersión. hará lle ar a los l"mites del poder * de la e&altación. dice )ade. Auliette no lo es/ nin %n arre lo pro#idencial en este desenlace. !ue se a(irma completamente. como el ra*o es la lubricidad de la naturale-aB el d$bil será #"ctima del uno * de la otra * el (uerte saldrá triun(ante. 7a apat"a es el esp"ritu de ne ación aplicado al hombre !ue ha decidido ser soberano. 6ll" donde se produce una ba'a de tensión. es por!ue cree en la necesidad de apo*arse sobre ellos. 6l contrario. )ade recurre a una concepción mu* coherente a la cual da el nombre clásico de apat"a. la catástro(e se #uel#e ine#itable. L ualmente todo lo !ue le sucede a Austine la #uel#e des raciada. aparentemente.La razón de Sade se prepara a con#ertirla en su presa.de la #irtudB su corrupción es completa. la causa o el principio de la ener "a. pues la ne ación en $l ha acabado con todo. es un estado paradó'ico. tal * como $ste la con!uista identi(icándose con el esp"ritu de ne ación. morirá * su muerte. no a causa de su carácter inmoral. es condenada. * su amo es la muerte. de al una manera. 3ara dar cuenta de su (ormación. por!ue todo lo !ue la a(ecta la disminu*eB de ella nos dice !ue sus inclinaciones eran virtuosos %ero ba as * esto debe entenderse en sentido literal. ha encontrado su amo. no ha* por !u$ hacer di(erencia entre la ener "a de la naturale-a * la del hombre/ la lu'uria es una de especie de ra*o. todo lo !ue alcan-a a Auliette le re#ela su poder. pero a%n más de (undar su conducta sobre la debilidad. 6hora todo lo puede. es insensible. 6demás. El hombre inte ral. 7a debilidad de Austine llama al ra*o !ue arro'a sobre ella la ener "a de Auliette. 3ero el hombre #erdadero sabe !ue está solo * lo aceptaB todo lo !ue en $l. )ade ha comprendido per(ectamente !ue la soberan"a del hombre en$r ico. despu$s en tanto !ue ?ios. sino por!ue teme los peli ros !ue ella misma podr"a correr. sino por sistemas de (uer-as en tensión más o menos ele#ada. para acrecentarse a s" misma.

concentrado en s" mismo. seme'ante destrucción de s" mismo no se reali-a sin e&tremas di(icultades. por!ue es el acto de un alma !ue. )ade lo e&i e/ para !ue la pasión se con#ierta en ener "a. dice )adeB 9el alma pasa a una especie de apat"a. habiendo destruido todo en ella. la tran!uilidad. si se contentan con se uir sus inclinaciones. 3ero se han #uelto insensibles/ pretenden o-ar de su insensibilidad.de conmo#erse por cual!uier cosa !ue pueda suceder9. no soporta el ruido ni la risaB nada debe distraerloB 9la apat"a. El crimen es más importante !ue la lu'uriaB el crimen de san re (r"a es más rande !ue el crimen e'ecutado en el ardor de los sentimientosB pero el crimen 9cometido con el endurecimiento de la parte sensiti#a9. no son randes sino por!ue han ani!uilado en ellos toda capacidad de placer. enteramente depra#ada. 4omprendemos !ue en este mundo los principios desempe2an un ran papel. la piedad. la cual será identi(icada con el mo#imiento total de destrucción !ue prepara. pone la lu'uria. es necesario !ue se mediatice pasando por un momento necesario de insensibilidadB entonces. están destinados a la catástro(e. un libro de aprendi-a'e donde aprendemos a reconocer la lenta (ormación de un alma en$r ica. no es sino un aborto !ue se perderá. la ratitud. En los primeros tiempos de su carrera. no alumbra la antorcha del crimen sino con la antorcha de las pasiones. la soledad de s" mismo. Auliette es. Juliette es una especie de (ildunsgrosman. Es necesario entender. Lncluso los per#ertidos con enio.La razón de Sade e'emplo. !ue la apat"a no consiste sólo en arruinar las pasiones 9parasitarias9. incapa. !ue pronto se metamor(osea en placeres mil #eces más di#inos !ue a!uellos !ue le procurar"an sus debilidades9. el estoicismo. 3ero. ha acumulado una inmensa (uer-a. la e(er#escencia del placer encima de todo. pues la mediocridad de las #oluptuosidades les bastar"a. es necesario !ue est$ comprimida. En apariencia. El #icioso !ue se abandona inmediatamente a su #icio. importa más !ue todo. en realidad. El libertino es 9pensati#o. Es solitario. per(ectamente dotados para lle ar a ser monstruos. Facilidades peli rosas. en e(ecto. recupera toda la (uer-a !ue le hubiera sido necesario consa rar a esos impulsos debilitantes *. no tiene a%n sino 24 . sino tambi$n en oponerse a la espontaneidad de cual!uier pasión. Auliette no cesa de o"rse reprochar por 4lairKill/ ella no comete el crimen sino en el entusiasmo. tendrá la ma*or rande-a posible. 3or ello lle an a espantosas anomal"as. son sentimientos !ue $l se propone destruirB al destruirlos. crimen sombr"o * secreto. de esa insensibilidad ne ada * se #uel#en (eroces. desde el principio. lle#ada tan le'os !ue se trans(orma en una e&plosión destructoraB la insensibilidad se #uel#e estremecimiento de todo el ser. )eme'ante trans(ormación. he a!u" el tono en !ue le es necesario preparar su alma9. el amor. lo !ue es más importante. 1odos esos randes libertinos. 7a crueldad no es sino la ne ación de s" mismo. !ue no #i#en sino para el placer. saca de ese traba'o de destrucción el comien-o de una #erdadera ener "a.

(rente a las cuales las de 7a 8oche(oucauld parecerán d$biles e inciertas. no est$ destruido lo )ue desea. como lo dice Bal-ac. Dno de los aspectos sorprendentes de )ade * de su destino es !ue. su estilo alcan-a una 'o#ialidad helada. los primeros discursos escuchados acaban por determinar el impulso/ por mucho !ue ha a la educación. )ade se2ala !ue ha* en ese traba'o de la apat"a momentos mu* peli rosos. basta para arruinar todo su poderB por mu* alto !ue est$.de un humor e&tra2o. con su sentido para adi#inar las potencias escondidas de la historia. aun!ue el escándalo no ten a me'or s"mbolo !ue $l. presa per(ectamente preparada para todos los remordimientosB ahora bien. 3or el contrario. donde #e el traba'o del esp"ritu con#ertido en instinto * escapando de la moral del d"a. una especie de (r"a inocencia en los e&cesos. no es sino debilidad. Hubi$ramos podido i ualmente disertar sobre su concepción del sue2o. entonces pasará del ani!uilamiento a la omnipotencia. o-ará soberanamente de s" mismo más allá de todos los l"mites. si en ese estado de ani!uilamiento en el cual no siente hacia los peores e&cesos sino una repu nancia sin usto.La razón de Sade ciertas inclinaciones * su cabe-a está intactaB le !ueda por reali-ar un es(uer-o i antesco pues. al considerar en $l %nicamente los puntos esenciales. nos han abierto el camino hacia $l. del endurecimiento a la #oluntad más e&trema * 9a itado por todas partes9. 1odos esos m$ritos son e&cepcionales. en la cual se dan re(le&iones por las !ue se adelanta a Freud. hasta los %ltimos estudios de 25 . un solo mo#imiento de #irtud. encuentra un %ltimo e&cedente de (uer-a para aumentar esta insensibilidad in#entando nue#os e&cesos !ue le repu nan a%n más. esta ca"da es su muerte. !ue la insensibilidad coloca al libertino en tal estado de ani!uilamiento !ue puede en ese instante re resar a la moral/ se cree endurecido. escribe a menudo con apresuramiento * con una proli'idad !ue cansa. al re#alorar el Dni#erso del hombre * de ?ios. )ucede por e'emplo. todo lo !ue ha* de audacia escandalosa en su pensamiento ha*a permanecido desconocido tanto tiempo. como por e'emplo $sta/ 9Es en el seno de la madre donde se (abrican los ór anos !ue deben #ol#ernos susceptibles de tal o cual (antas"aB los primeros ob'etos presentados. Maurice Heine o 6ndre Breton. 0o es necesario sacar la cuenta de los temas !ue ha descubierto * !ue los esp"ritus más osados de los si los por #enir #an a poner toda su audacia en rea(irmar/ los hemos reconocido en el tránsito * aun nos hemos limitado a #ol#er a encontrar el mo#imiento de este pensamiento. e incluso despu$s. * eneralmente.9 E&iste en )ade un moralista de pura tradición * ser"a (ácil reunir una colección de má&imas. pero han sido en #ano/ hasta el d"a en !ue 6pollinaire. no cambiará nada. en e(ecto. )e le reprocha el escribir mal *. !ue podemos pre(erir a toda la iron"a de Coltaire * !ue no encontramos en nin %n otro escritor (ranc$s. se derrumba. pero es tambi$n capa.

por sus e&cesos. la norma. 6demás. cuando de esta anomal"a de )ade se ha hecho un m$rito. * durante mucho tiempo bastó para ale'ar del pensamiento de )ade incluso a a!uellos !ue se interesaban en )ade. )eme'ante pretensión *a no está hecha se uramente para espantarnos.arlo. dándoles a todos los detenidos el permiso de deshacerse de ese (ardo. Es !ue este pensamiento es obra de una locura * ha tenido por molde una depra#ación ante la cual el mundo ha retrocedido. es el primero !ue ha probado or ullosamente !ue de cierta manera personal e incluso monstruosa de conducirse pod"a e&traerse. +. contin%a brillando como un nombre #ac"o. por otra parte. con pleno derecho. en principio. escribe tambi$n de una manera espantosa/ 97a 'usticia lo hab"a rele ado a un rincón de la prisión. se2or de los randes temas del pensamiento * de la sensibilidad modernas. 3or primera #e-. e&clusi#amente preocupados en buscar el sentido de la condición humana. * cuál es la ló ica de sus obser#aciones obsesi#as. una #isión del mundo bastante si ni(icati#a para !ue randes esp"ritus. es un en(ermo.9 4uando. cuando se ha #isto en $l un hombre lo bastante libre )ade no siente nin %n pesar para reconocerlo/ 9El hombre. +3or !u$. )ade tu#o la audacia de a(irmar !ue al aceptar intr$pidamente los ustos sin ulares !ue ten"a * al tomarlos como punto de partida * principio de toda ra-ón. está en haber cometido un delito tan monstruoso !ue no se le pod"a caracteri-ar sin peli ro. completamente (uera de la humanidad. la le* !ue hubiera podido 'u. QlossoKsHi. Es este otro de los ras os (uertes de )ade. en se uida. dec"a 0odier.u$ (ue $l. de Aean 3aulhan * de 3. se presenta como la teor"a de esa inclinación. 3ero.La razón de Sade Ieor es Bataille. Lncluso más tarde.9 4 26 . dotado de ustos sin ulares. no ha*an hecho otra cosa !ue rea(irmar las principales perspecti#as * apo*ar su #alide-. )ade. 3odemos decir !ue ha reali-ado su propia e&plicación escribiendo un te&to en el cual consi na todo lo !ue se relaciona a lo !ue lo obsesiona * en el cual busca cierta coherencia. 3itou. nos hemos apresurado a encerrarlo en esa aberración innombrable a la cual no pod"a con#enir sino ese nombre %nico. reconocemos en $l una anomal"a propia de al unos. en e(ecto.9 <7o cual ha sido de una cierta manera. 97a sin ularidad de )ade. una de las ambiciones de )ade/ ser inocente a (uer-a de culpabilidadB romper para siempre. pero recono-cámoslo. la (iloso("a está concebida en pleno d"a como el producto de una en(ermedad 4 * ha a(irmado descaradamente como pensamiento ló ico uni#ersal un sistema cu*a sola caución es la pre(erencia de un indi#iduo aberrante. Dna e&cepción monstruosa. daba a la (iloso("a el (undamento más sólido !ue hubiese podido encontrar * se pon"a en posición de interpretar de una manera pro(unda la especie humana en su con'unto. es su calca * pretende trasponer en una #isión completa del mundo la anomal"a más repu nante.= @tro contemporáneo. empe-amos sólo ahora a tomarla en serio.

si miramos eso con ma*or atención. encontramos !ue este pensamiento es esencial * !ue en medio de las contradicciones entre las cuales se mue#e. 3ero nos muestra !ue entre el hombre normal !ue encierra al hombre sádico en un calle'ón sin salida * el sádico !ue hace de este atolladero una salida. !ue en la manera en la cual el mismo )ade hubiera podido interpretarlo. al punto de poder a*udar a !ue el hombre normal se comprenda a s" mismo. es $ste el !ue sabe más sobre la #erdad * la ló ica de su situación * el !ue tiene la inteli encia más pro(unda de ello. de todas maneras. cuando (inalmente hemos #isto en el sadismo una posibilidad !ue concierne a toda la humanidad. continuamos descuidando el pensamiento propio de )ade. sobre el problema !ue ilustra el nombre de )ade. unas #isiones más si ni(icati#as !ue todas a!uellas !ue la re(le&ión más e'ercitada * me'or esclarecida nos hubiera permitido concebir hasta ahora. a*udándole a modi(icar las condiciones de cual!uier comprehensión. 6hora bien. 27 . como si estu#i$ramos más se uros de !ue hab"a ma*or ori inalidad * autenticidad en el sadismo. un hombre e&cepcional tanto por su destino como por sus preocupaciones. nos aporta. 0o di amos !ue este pensamiento sea #iable.La razón de Sade para haber in#entado un saber nue#o *.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful