SELECCIÓN DE POEMAS por Elicura Chihuailaf

LA LLAVE QUE NADIE HA PERDIDO La poesía no sirve para nada, me dicen Y en el bosque los árboles se acarician con sus raíces azules y agitan sus ramas el aire, saludando con pájaros la Cruz del Sur La poesía es el hondo susurro de los asesinados el rumor de hojas en el otoño, la tristeza por el muchacho que conserva la lengua pero ha perdido el alma La poesía, la poesía, es un gesto, el paisaje tus ojos y mis ojos muchacha, oídos corazón la misma música. Y no digo más, porque nadie encontrará la llave que nadie ha perdido Y poesía es el canto de mis antepasados el día de invierno que arde y apaga esta melancolía tan personal

KALLFUMALEN Estás lejos, y eres la visión la sombra que veo como a las ramas de un árbol en una noche de invierno Los treiles me están diciendo que vuelves Espero mientras respiro el olor de la vela recién apagada Si vienes, me digo te ofreceré, al salir el sol, mis cantos y metawes te daré un vestido hermoso recogeré para ti flores de las que crecen junto al agua Pero eres la visión la sombra, y estoy solo: los treiles se van perseguidos por granizos en vano las ramas del árbol intentan espantar al invierno y en mi garganta se quedaron las palabras que nunca dije.

ANTES DESAPARECIERON (A) NUESTROS HERMANOS ONAS. MAPUCHES HERMANOS, PARA NOSOTROS QUIEREN LO MISMO Estamos aquí amigos, como pájaros que

no se ocultan y son presa fácil para los cazadores Sólo buscamos una última oportunidad para tomar las riendas de nuestro destino Estamos lejos porque nos han desterrado pero nacen hijos que llevan nuestra sangre con ellos volveremos, una tarde, al terruño (¿no es acaso la tarde como la vejez la hora en que el día y el hombre esperan morir en paz?) Sopla el viento sur, en un país extranjero, y nos hace recordar el olor de los canelos y arrayanes que llenaban los pulmones Sopla el viento sur y nos recuerda que en las ciudades de Chile hay muchos que nos discriminan y nos dan los peores trabajos (así ¿podemos poner otra vez la cara para que nos golpeen?) Del Este viene el viento, ha llegado La hora de retornar Beberemos muday, beberemos agua en las vertientes.

EN ESTE SUELO HABITAN LAS ESTRELLAS

En este suelo habitan las estrellas En este cielo canta el agua de la imaginación Más allá de las nubes que surgen de estas aguas y estos suelos nos sueñan los antepasados Su espíritu -- dicen-- es la luna llena El silencio su corazón que late.

LAS LLUVIAS TENSAN OTRA VEZ LAS CUERDAS Las lluvias tensan las cuerdas de su brisa y, arriba, es el coro que lanza el sonido de la fertilidad Muchos animales hubo --va diciendo montes, largos, aves, buenas palabras Avanzo con los ojos cerrados:

Veo, en mí, al anciano que esperando el regreso de las mariposas habita los días de su infancia No me preguntes la edad, me dice y estaré contento ¿para qué pronunciar lo que no existe? en la energía de la memoria la tierra vive y en ella la sangre de los antepasados ¿comprenderás, comprenderás por qué --dice aún deseo soñar en este valle?

EL HABLA DE LOS RÍOS

Brillando mientras el dulce olor de canelos y laureles subía hacia los cielos los padres de mis padres miraban la Cruz de Sur. SUEÑOS DE AGUA TURBIA

Mas en mi alma --en mi sueño-- la música de la confusión agita sus alas y no veo a mis hijas ni a mi mujer ni a mis padres. Y el tiempo los lugares son el Metro de Santiago de Chile con puertas que vertiginosas se cierran se cierran (y los amigos que debían estar el rumor de los bosques que se fueron):

PORQUE SOY LA FUERZA DE LO INNOMBRADO He soñado en la luna creciente dice y he trabajado los campos Antes que las palabras y que las flores fui (y más lejos) Para mis hijas construyo la casa de plata mientras con el cabello al

viento cabalgo sobre el arco iris Soy el agua que corre Dormido va el mar en mí y despierta la montaña Porque soy la fuerza de lo innmombrado, dice corona del sol: tu canto. (De El Invierno Su Imagen y Otros Poemas Azules)

SUEÑO EN EL VALLE DE LA LUNA Estoy aquí en una piedra blanca Los cerros y las nubes se alzan como si fueran serpientes que disputan Entre las aguas y la tierra parece dividirse mi espíritu No deseo pensar, estoy tan lejos de mi jardín Sostengo el trompe en la memoria (el sonido del amor) Mas tomo la guitarra y entro al sueño Descanso mis dedos sobre sus cuerdas tensas pues sé que luego las sentiré vibrar estremecidas por el canto de la floresta.

GRAN TIGRE NAHUELBUTA Me encuentro lejos de mis padres y de mis hijas y no sé aún cuando volveré por eso mis pensamientos hacia ellos van tristes, pero claros como rayos de luna nueva De mis ojos ya brotaron lágrimas abundantes y cordilleras y cantos vienen al horizonte de mi memoria Por nuestra gente estás ahí hablando en esa tierra lejana En el largo del sueño, me está diciendo el resollar del tigre azul.

(Textos Inéditos)

ARTE POÉTICA INA KALLFV PEWMA MEW / A ORILLAS DE UN SUEÑO AZUL Elicura significa piedra transparente. Chihuailaf quiere decir nieblina extendida sobre un lago. Nahuelpán: tigre-puma. Soy oriundo de Quechurewe, que es una reducción mapuche que está s setenta y cinco Kilómetros -en dirección oriente , precordillerano -- de la ciudad de Temuko. La casa azul en que nací - y crecí- está situada en una colina, rodeada de hualles, un sauce, nogales, castaños, un aromo primaveral en otoño -un sol con dulzor a miel de ulmos--, chilcos rodeados a su vez de picaflores que no sabíamos si eran realidad o visión ¡ tan efimeros! En invierno sentíamos caer los robles partidos por los rayos. En los atardeceres salíamos, bajo la lluvia o los arreboles, a buscar las ovejas -a veces teníamos que llorar la muerte de alguna de ellas, navegando sobre las aguas. Por las noches oiamos los cantos, cuentos y adivinanzas a orillas del fogón, respirando el aroma del pan horneado por mi abuela, mi madre, o la tía María, mientras mi padre y mi abuelo -Lonko de la comunidad -- observaban con atención y respeto. Hablo de mi memoria de mi niñez y no de una sociedad idílica. Allí, me parece, aprendí lo que era la poesía. Las grandezas de la vida cotidiana, pero sobre todo sus detalles, el destello del fuego, de los ojos, de las manos. Sentado en las rodillas de mi abuela oí las primeras historias de árboles y piedras que dialogan entre sí, con los animales, y con la gente. Nada más me decía, hay que aprender a interpretar sus signos y a percibir sus sonidos que suelen esconderse en el viento. Tal como mi madre ahora, ella era silenciosa y tenía una paciencia a toda prueba. Solía berla caminar de una lugar a otro haciendo girar el huso, retorciendo la blancura de la lana. Hilos que el telar de las noches se iban convirtiendo en hermosos tejidos. Más de una vez -como mis hermanos y hermanas -- intenté aprender ese arte , sin éxito. Pero guardé en mi memoria el contenido de los dibujos que hablanban de la creación y resurgimiento del mundo mapuche, de fuerzas protectoras, de volcanes, de volcanes, de flores y aves. ( fragmento de escrito ensoñandome en Rotterdam, bajo la luna de los brotes cenicientos).

SELECCIÓN DE TEXTOS: 25 Años de Poesía Chilena (1970 - 1995). Teresa Calderón, Lila Calderón, Tomás Harris.