P. 1
Tribuna 1749

Tribuna 1749

|Views: 0|Likes:
Published by virgil
María José Martínez, licenciada y doctora en Bellas Artes, acaba de publicar “Juego, figuración, símbolo: el tablero de la oca”
María José Martínez, licenciada y doctora en Bellas Artes, acaba de publicar “Juego, figuración, símbolo: el tablero de la oca”

More info:

Published by: virgil on Feb 11, 2014
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/11/2014

pdf

text

original

24

Tribuna COMPLUTENSE
9 de diciembre de 2008

LA CoNTRA
OTRA MIRADA
Matilde Cuena

Endeudamiento e insolvencia familiar
La grave situación económica por la que atraviesa nuestro país hace que el problema del endeudamiento y la insolvencia familiar se haya convertido, por desgracia, en un tema de máxima actualidad. En los últimos tiempos, los expertos en economía vienen denunciando un importante incremento del endeudamiento familiar provocado de un lado, por un cambio de mentalidad del consumidor que se ha instalado en el hábito de recurrir al crédito (se piden créditos para las vacaciones, la cirugía estética, el coche último modelo) y, por otro, por un sistema de concesión de crédito excesivamente generoso e incluso imprudente. Esta circunstancia se ha puesto de relieve en la deuda hipotecaria que soportan las familias, que prácticamente les va a acompañar toda su vida, dada la extraordinaria duración de los plazos de los préstamos hipotecarios. De ahí que, no sin razón, se hable de cadena perpetua inmobiliaria. Ante una situación en la que las familias carecen de una mínima capacidad de ahorro, cuando se producen situaciones inesperadas (paro, enfermedad, invalidez, inflación, subida de tipos de interés), su margen de maniobra es nulo y es cuando las situaciones de insolvencia llegan al ámbito de los particulares. La Ley Concursal de 9 de julio de 2002 (LC en lo sucesivo) es aplicable a toda situación de insolvencia, ya se trate de persona física o jurídica. Sin embargo, el de la LC es un régimen pensado para la insolvencia empresarial, en particular, la de personas jurídicas. En nuestro país, de cada 10.000 concursos sólo tres son de persona física y en Europa la media es de 82. El sistema diseñado en la LC es lento y caro (es necesario abonar honorarios de profesionales y gastos de publicidad). Pero además la persona física está discriminada negativamente en la LC. Así, por ejemplo, el inicio del proceso no permite paralizar la ejecución de la hipoteca sobre la vivienda familiar, a diferencia de lo que sucede con la hipoteca que pesa sobre un bien afecto a actividad empresarial, que sí se para. Por otro lado, el deudor persona física sigue debiendo los créditos que no sean satisfechos en el proceso concursal por falta de bienes a diferencia de otros ordenamientos (Francia, Italia, Alemania) en los que en determinadas circunstancias se permite la condonación de la deuda pendiente. En España no se admite la liberación de deudas, siendo en este punto igual tratado el deudor honesto, de buena fe, que el que no lo es. En definitiva, es urgente una modificación legislativa que establezca un sistema útil para solventar la insolvencia de la persona física.

De tesis a libro y tiro porque me toca

J. DE MIGUEL

MATILDE CUENA CAsAs ES PROFESORA DE DERECHO CIVIL DE LA UCM Y DIRECTORA DEL I CONGRESO INTERNACIONAL SOBRE ENDEuDAmIENTO DEL CONSumIDOR E INSOLVENCIA FAmILIAR, RECIENTEmENTE CELEBRADO EN LA FACuLTAD DE DERECHO.

“Ya lo tengo”, les dice María José a los muchos conocidos que se acercan a saludarla mientras ,sentada en un banco de la entrada de la Facultad de Bellas Artes, nos va explicando su gesta. “Ya lo tengo. Mi tesis me la han publicado como libro de regalo”, le cuenta a uno de sus antiguos profesores, que acaba de cruzar el vestíbulo de manera apresurada para ir a saludarla. “Fueron muchos años en esta Facultad”, señala para excusar tantas interrupciones. “Te lo mereces”, le dice la que parece una antigua compañera. “Gracias a tí y a lo que nos enseñaste nos decidimos a estudiar Bellas Artes”, aseguran dos alumnas que sostienen que tuvieron “la suerte de tener a María José como profesora de Dibujo en el IES Getafe”. “Estas son las cosas que de verdad emocionan”, vuelve a excusarse María José. María José Martínez Vázquez de Parga, este es su nombre completo, es la autora de “Juego, figuración, símbolo: El tablero de la oca”, la obra que acaba de publicar la editorial 451 editores. “Es un sueño hecho realidad –comenta–. Todo empezó hace más de veinte años, cuando me empecé a sentir atraída por la representación artística de lo lúdico y comencé a comprobar que el juego ha acompañado toda la historia de la humanidad. En aquel entonces, mediados de los 80, recuerdo que la gente me miraba como a la loca de los recortes. Entonces no había Internet, ni escáneres y las fotocopias

María José Martínez, licenciada y doctora en Bellas Artes, acaba de publicar “Juego, figuración, símbolo: el tablero de la oca”

en color eran carísimas. Todo lo que caía en mis manos lo iba recortando y me fui haciendo con un enorme archivo, con el que di una conferencia ilustrada en la Facultad. Uno de mis profesores de Doctorado me dijo que tenía que hacer la tesis sobre ese tema y se ofreció a dirigirla. Tardé casi diez años en leerla y ahora casi otros tantos en sacarla en libro, pero ha merecido la pena”. El tema genérico de la tesis era la representación artística del juego a lo largo de la historia, abordando sus significados y repercusiones. Su investigación la llevó a Londres, donde están, según dice, los principales historiadores de juegos de tableros y posteriormente a ponerse en contacto con los principales egiptólogos mundiales. El motivo principal de estos viajes era averiguar el origen y evolución de un juego, cuyo tablero había aparecido en un ajuar funerario egipcio, que se había bautizado como el juego de la serpiente y que, según María José, tenía una gran similitud con el actual juego de la oca. Para saber cómo el juego de la serpiente, cuyo origen se calcula en unos 5.000 años, derivó en el popular juego de la oca, cuyo origen se data hace 400 años, lo mejor es comprar el libro o consultarlo dentro de poco tiempo en la biblioteca de la Facultad de Bellas Artes. Está ilustrado con 700 imágenes y estructurado como si del juego de la oca se tratase. Ojearlo es todo un placer.
ALBERto MARtÍN

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->