El parque de los vegetales

La casa donde vivo tiene una hermosa vista hacia el parque donde hay lamentablemente, vegetales y canteros descuidados. Todas las tardes viene Martín a hamacarse. _¡ Hola Martín! ¿A qué venís? vengo a jugar con hamacas. Martín, ¿no te parece feo que a este parque lo estén abandonando? ¿qué podemos hacer? –Tal vez podríamos limpiarlo, sacar el pasto de entre las plantas y cultivar nuevas especies de vegetales comestibles. –Tenés razón las plantitas se ponen felices y chimentan, ¡qué alegría!, ¡nos están cultivando! ¡ y plantarán muchas especies! Martín y yo nos alegramos y decidimos cuidar también el parque. Autor: camilo

Los chicles del domingo Carla se sentía muy triste porque sus padres no la dejaban alejarse del edificio donde vivían pues todavía les duraba el susto de los peligros de la ciudad. La mama le dice: - ¡Carla, no te vayas del edificio pues no conoces las calles! - Mamá, no te preocupes, me sentare en el umbral. Carla empezó a aburrirse y saco del bolsillo el ovillo de recuerdos donde había una calle y un kiosco para comprar chicles. - Señor discúlpeme ¿usted vende los chicles del domingo? - Si ¿cuanto quieres? - Solo quiero dos, pues mi mama me dice que no hacen bien. - Toma , son dos pesos Carla regresa por la calle del ovillo al edificio donde la está esperando su mamá. Fin