You are on page 1of 9

EXTRACTO DE EL OMBLIGO TEOTIHUACANO VOLUMEN UNO SOBRE LOS ECLIPSES PARA LOS MAYAS EL CODICE DE DRESDE Y LOS CICLOS

DE ECLIPSES En el códice maya de Dresde hay una tabla de eclipses que empieza el día 1412848 de la cuenta larga (12 lamat 1 muan de la cuenta corta), suponiendo el reinicio de la era maya en el solsticio de invierno del 2012 dicha tabla empezaría en el 10 de noviembre de 755 d.c. y tendría 31 aciertos de los 70 eclipses predichos, suponiendo el reinicio de la era maya una luna después, es decir el 20 de enero del 2013 dicha tabla empezaría el 8 de diciembre de 755 d.c. y tendría 45 aciertos de los 70 eclipses predichos, pero ninguno de los eclipses de la tabla falla en ambas suposiciones, o es un acierto para los defensores del solsticio de invierno o es un acierto para los defensores como yo del 20 de enero. Las eras mayas son múltiplos de 260 días, y tanto ellas como los 260 días están relacionados íntimamente con los eclipses. Pues el paso del sol por los nodos lunares ocurre cada 173,31 días y 2 tercios de 260 días son 173,3333 días. Cuando una luna llena o nueva ocurre cerca del paso del sol por un nodo lunar, ocurre un eclipse, esto suele ser cada 6 meses lunares (unos 177 días) pero en cada estación de eclipses la luna llena o nueva se va alejando 4 días del nodo lunar, y llega el momento en el que el eclipse sucede en 5 meses lunares (los 29 o 30 días menos, es decir la diferencia entre las defensas de los dos reinicios mayas que expongo) La tabla de eclipses de ese códice parece entre medias de ambos posibles reinicios, motivo por el que Sergio Calderón, hijo de Héctor Calderón, baraja la posibilidad de que dichos eclipses se refieran a eclipses de luna (15 días antes y después el acierto sería casi completo) y no de sol, y que el reinicio de la era maya fuese el 6 o 7 de enero del 2013. Pero yo tengo una explicación a los no aciertos, el códice en cuestión es mas de 400 años posterior a los eclipses de su tabla, el que dibujó el códice no lo copió de ningún sitio sino que el mismo hizo los cálculos con sus propios conocimientos astronómicos, calculó 70 eclipses de su época (y acertó 68 de los 70, la mayoría de ellos no fue visible en Mesoamérica por lo que es un acierto excelente) y dibujó la tabla de eclipses suponiendo 418 años exactos antes de cada uno de los 70 eclipses de su época. Aunque algunos ocurrieron en verdad 418 años y 30 días antes de los eclipses de su época. Teniendo en cuenta que los 70 eclipses de su época no eran en su mayoría vistos directamente por él, y que los eclipses de la tabla ocurrieron bastante tiempo atrás, puede ser que sus medios no fueran suficientes para saber en

cada eclipse si eran 418 exactos o 418 y 30 días antes, y por ello optó por suponer en todos 418 años exactos. Quizás sabía que la primera opción aseguraba 2/3 de aciertos mientras que la segunda solo ½ de aciertos. Adjunto la tabla con el numero de aciertos tanto si partimos de la correlación de la mayoría por tanto el 10-11-755 (columna B) como si partimos de la correlación de Calderón por tanto el 8-12-755 (columna C) y los aciertos 418 años después del 8-12-755 (Columna D). La columna A es la distancia en días a las fechas iniciales. Las X son los fallos.

A 0 177 354 502 679 856 1033 1211 1388 1565 1742 1919 2096 2244 2422 2599 2776 2953 3130 3278 3455 3632 3809 3987 4164

B X 1 2 X X X X 3 X 4 5 6 7 X X X 8 9 10 X X X X X 11

C 1 X X 2 3 4 5 6 7 X X X X 8 9 10 11 X X 12 13 14 15 16 X

D 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25

A 4341 4489 4666 4843 5021 5198 5375 5552 5729 5906 6083 6231 6409 6586 6763 6940 7117 7265 7442 7619 7796 7973 8150 8327 8475

B 12 X X X X X 13 14 15 16 17 X X X 18 19 20 X X X 21 X 22 23 X

C X 17 18 19 20 21 22 X X X X 23 24 25 X X X 26 27 28 29 30 X X 31

D 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 X 36 37 38 39 40 41 X 42 43 44 45 46 47 48

A B C D 8652 X 32 49 8829 X 33 50 9007 X 34 51 9184 X 35 52 9361 24 36 53 9538 25 X 54 9715 26 X 55 9892 27 X 56 10040 X 37 57 10217 X 38 58 10395 X 39 59 10572 X 40 60 10749 28 X 61 10926 29 X 62 11103 30 X 63 11251 X 41 64 11428 X 42 65 11605 X 43 66 11782 X 44 67 11959 31 45 68 De 70 predicciones la columna B siempre gira en torno a la mitad y la columna C en torno a 2 tercios, la D casi todos.

Vamos a ver que los mayas conocían el ciclo metónico de eclipses, que mide 19 años trópicos y tiene una esperanza de vida de 5 miembros, es decir, cada 19 años de 365.242198 días ocurría un eclipse y así hasta llegar a 76 años, (a los 95 años ya no ocurría eclipse), momento en el que el ciclo metónico

“muere”. El ciclo metónico se descompone en 10 inex - 15 saros y 4 ciclos metónicos (76 años) en 40 inex - 60 saros. Pero como dije anteriormente aunque los ciclos astronómicos mueren también resucitan. 6 veces 76 años (456 años) se descompondría a su vez en 240 inex - 360 saros que aparentemente no tiene esperanza de vida (no hay una sola ocurrencia de eclipse) Pero como cada 223 inex son equivalentes a 358 saros, 240 inex – 360 saros son equivalentes a 240-223=17 inex menos 360-358= 2 saros, que tiene una esperanza de vida de 22 miembros, es decir hay 21 ciclos de 456 años. El ciclo metónico de 19 años, por tanto, aunque tras 76 años “moría” resucita después a los 456 años. Hay en internet una herramienta para calcular ciclos de eclipses introduciendo la cantidad de inex y saros:
http://www.staff.science.uu.nl/~gent0113/eclipse/eclipsecycles.htm#calculator

Los 418 años que comentaba al principio del apartado dista de los 456 años en dos ciclos metónicos por lo que se descompone en -3 inex + 28 saros que son {17 inex menos 2 saros} menos 2 veces {10 inex más 15 saros} y tiene una esperanza de vida de 3 miembros, es decir, puede durar 836 años. Los 418 años y 30 días en cambio son 456 años menos un ciclo calíppico corto (ciclo de 76 años menos 30 días que se descompone en 2 inex + 1 saros y tiene una esperanza de vida de nada menos que 88 miembros) más 2 ciclos metónicos por lo que se descompone en 35 inex – 33 saros que son {17 inex menos 2 saros} menos {2 inex mas 1 saros} más 2 veces {10 inex y más 15 saros} y tiene una esperanza de vida de también 3 miembros. Hay una estela maya altísima en Quirigua la estela "E" porque se dedica al día 9.17.0.0.0 en numeración maya es por tanto un numero redondo de la cuenta larga maya, y según los glifos está relacionada con los eclipses pues en una parte se lee "sombra en el cielo". Según la correlación que sigue la mayoría cuyo cambio de era fue el 21 de diciembre del 2012, ese día hubo eclipse, pues correspondería al 20 de enero de 771 d.c. y según la correlación de Calderón cuyo cambio de era fue el 20 de enero del 2013, no hubo eclipse, pues correspondería al 20 de febrero de 771 d.c. En este caso sucede similar a lo que os explique al principio del apartado sobre la diferencia de 30 días en la predicción de los eclipses de Dresde según ambas correlaciones. El 19 de febrero del 676 d.c. hubo eclipse, un ciclo metónico después (19 años después) también, 19 después también y así hasta 76 años, el 20 de febrero de

752 d.c. Y ya el 20 de febrero de 771 d.c. no habría eclipse, momento de la muerte de ese ciclo, sino 30 días antes. Del 19 de febrero del 676 d.c. al 20 de enero del 752 d.c. lo que hay es un ciclo calíppico corto más un ciclo metónico (que suman 12 inex – 14 saros). El principal motivo por el que sospechaba que los mayas registraban ciclos metónicos de eclipses, aparte de que dicho ciclo coincide con 19 años trópicos exactos, es que la diferencia de días entre el día 9.17.0.0.0 (día 1418400) de la cuenta larga y el primer eclipse de la tabla de Dresde (día 1412848 de la cuenta larga), es de 5552 días (15.2 años trópicos) y un quinto de los 76 años trópicos (8 inex – 12 saros). El ciclo metónico se puede descomponer en quintos (0.2 ciclos de 2 inex - 3 saros) porque se compone de 10 inex – 15 saros. En mi trabajo he descubierto una relación del primer eclipse del códice de Dresde con el eclipse tan largo que oscureció toda Mesoamérica el 11 de julio de 1991. Como ya sabéis cada ciclo metónico ocurre en 19 años, es decir en la misma fecha del año. Los quintos del ciclo metónico ocurren en algo más de 73 días y siempre repite las mismas 5 fechas. Sucede similar que con el ciclo sinódico de Venus cada 584 días que ocurre siempre en las mismas fechas del haab de 365 días. Partiendo del 11 de julio las otras 4 fechas que se repiten son 29 de abril, 17 de febrero, 4 de diciembre y 22 de septiembre, esta última fecha dista menos de 24 horas del equinoccio, de hecho 5552 días ahora después del 11 de julio de 1991 fue el eclipse de 22 de septiembre de 2006 (el último eclipse de la era maya a menos de 24 horas de un equinoccio). La distancia actual entre solsticios y equinoccios no es equitativa sino que es: 92.75 días entre el equinoccio de marzo y el solsticio de junio 93.65 días entre el solsticio de junio y el equinoccio de septiembre 89.65 días entre el equinoccio de septiembre y el solsticio de diciembre 88.99 días entre el solsticio de diciembre y el equinoccio de marzo Tal vez recordáis que el máximo solar es en el solsticio de junio en las latitudes más al norte que el trópico de cáncer (22.5 grados norte), pero que la zona maya está más al sur que el trópico de cáncer. En la latitud de la ciudad de Copan (menos de 15 grados norte) el máximo solar es 52.5 días antes y después del solsticio de junio. Por lo que entre el segundo máximo solar de un año y el primer máximo solar del siguiente año hay 365-52.5-52.5=260 días que es el calendario sagrado maya. Debido a la distancia no equitativa entre solsticios y equinoccios tenemos que entre el primer máximo solar del año en latitudes como Copán (52.5 días antes

del solsticio de junio) y el equinoccio de septiembre (93.65 días después del solsticio de junio) hay 52.5+93.65=146.15 días. Esto hace que Venus (584 días =2x365-146) y los quintos del ciclo metónico de eclipses (5552 días = 15 años y 73 días) cuando ocurren en el equinoccio de septiembre también ocurren en el primer máximo solar del año en latitudes como la de Copán. Por tanto si el eclipse del 22 de septiembre dista menos de 24 horas del equinoccio de septiembre, la fecha 29 de abril que es una de las cinco fechas de los quintos del ciclo metónico también dista menos de 24 horas del máximo solar en latitudes como la de Copan. Además el 8 de diciembre de 679 hubo eclipse, y 19 años después, y 19 años después, así hasta 76 años después 8 de diciembre de 755 el inicio del ciclo de eclipses de Dresde (según la correlación de Héctor Calderón, cuyo cambio de era es el 20 de enero del 2013) es decir cuando concluyó el ciclo metónico arrancó la tabla de Dresde. Pero aun queda una cuestión que resolver. Si el códice de Dresde es 400 años posterior. ¿Por qué se hizo una tabla de eclipses a partir del 8 de diciembre de 755 d.c.? Con la correlación de Calderón puedo explicarlo. He desarrollado 3 ciclos de eclipses posiblemente fundamentales para los mayas, 6 ciclos intermedios (6 veces 4 inex + 5 saros) desde dicha fecha nos lleva al 11 de julio de 1991. Los 3 ciclos son: 3 inex – 3 saros (11959.88 días casi 46x260, la duración de la tabla de Dresde) 4 inex + 5 saros (ciclo intermedio de 75214.41 días no relacionado con 260) 94 inex +7 saros (ciclo mayor de 1039860.65 días, las 6000 estaciones de eclipses que os comentaba en otro apartado, que es 140 días menos que 6000 veces dos tercios de 260 días, la novena parte de las 5 eras mayas ) Prediciendo eclipses podemos saltar de un ciclo a otro ya que sus esperanzas de vida son de 23 miembros, 16 miembros y nada menos que 84 miembros respectivamente. Solo 7 ciclos menores de Dresde son 83720 días que supera el ciclo intermedio, y solo 14 ciclos intermedios son 1053002 días que supera el ciclo mayor, y solo 9 ciclos mayores son 9358746 días (5 eras mayas menos 1254 días). El ciclo intermedio es un paso necesario pues la esperanza de vida del ciclo menor de Dresde no es suficiente para superar un ciclo mayor. Lo descubrí gracias a los 1508x365 días, ciclo fundamental frente a todos pues es un ciclo de eclipses (34 inex + 29 saros) son 2117 años de 260 días y son 1507 años

trópicos exactos (cuando el mesoamericano ya ha añadido 365 días bisiestos). Busqué un ciclo intermedio que combinado con el ciclo de Dresde se obtuviese los 34 inex +29 saros. 1508x365 - 2 tablas Dresde = 7x(4 inex + 5 saros, intermedio) 1508x365 + 5 tablas Dresde= 7x(7 inex + 2 saros, intermedio más Dresde ) 1508x365 - 9 tablas Dresde = 7x(1 inex + 8 saros, intermedio menos Dresde) No fue una tarea muy difícil pues todas las posibles soluciones para el ciclo intermedio se podía dividir entre 7, y la que menos ciclos de Dresde necesitaba, era 7 ciclos intermedios de 4 inex + 5 saros y 2 ciclos de Dresde de 3 inex – 3 saros. Las otras posibles soluciones para el ciclo intermedio distaban un ciclo de Dresde a la que escogí. LOS MURALES DE LA ESTRUCTURA 10K-2 DE XULTUN Xultun es una ciudad maya de Guatemala descubierta a principios del siglo pasado, pero queda aun el 99.9% por explorar. Aunque la ciudad es siglos anterior, los símbolos que están encontrando en ella solo se encuentran en el códice de Dresde, y es que como veréis en mi estudio, hay una relación íntima en ambos casos. La zona 10K está siendo tratada ya en este siglo donde se encontraron una estructura que fue útil para mi estudio. En la imagen de la estructura A es su tabla lunar, B su número anillo y C su cadena numérica.

La tabla lunar son 27 números que distan entre uno cualquiera y el siguiente en 177 o 178 días, eso son, 6 meses lunares, el periodo en el que la luna nueva

o llena vuelve a ocurrir cerca del paso del sol por el nodo lunar y por tanto ocurre eclipse. El total de días transcurridos en la tabla es de 4784 días que son dos quintos de 11960 días, la duración de la tabla de eclipses del códice de Dresde, códice que mencionaré también en este apartado. La siguiente imagen es la tabla lunar en números mayas, donde cada barra son 5 y cada punto es 1. Excepto los dos primeros (2 cifras) se componen de 3 cifras, la menor de unidades, la segunda de veintenas y la tercera de 360 días cada unidad. La concha es cero.

En cambio esta imagen es la del número anillo, arriba se ve el día 10 cimi (del año de 260 días), el último eclipse de la tabla de Dresde también fue 10 cimi y luego el numero 4x7200 más 15x360 más 1x20 más 14 es decir 34314. 34314 es equivalente a 2 inex + 2 saros, es pues un ciclo de eclipses. Como se trata de un número anillo se usa para restar días no para sumar. 34314 antes de 4 ahau o sea reinicio de la era maya de 1872000 días, (pero también de unidades menores como 468000 días, un cuarto de era maya) es 10 cimi Estos 34314 días negativos eran la pieza que faltaba para comprender por qué el primer eclipse del códice de Dresde fue en el día 1412848. En el anterior apartado os comenté que del inicio de la tabla de eclipses de Dresde al eclipse del 11 de julio de 1991 hay 6 ciclos intermedios de eclipses (24 inex + 30 saros), el eclipse del 11 de julio de 1991 ocurre 7866 días antes del reinicio de la era maya (1872000 días). Os voy a remontar mucho tiempo atrás, al día 8848 de la era maya. Dicha fecha 8848 es al mismo tiempo 1855289 días antes del 11 de julio de 1991 y 1404000 días antes del primer eclipse del códice de Dresde. 1855289 se compone del triple de 1507 años {34 inex + 29 saros} y 9.8 ciclos metónicos {98 inex – 147 saros}. 1404000 se compone del triple de 468000 días (un cuarto de era maya). Vimos que los quintos de ciclos metónicos se refieren a eclipses que ocurren siempre en las mismas 5 fechas del año. Los 1507 años también es un ciclo de eclipses que se repiten el mismo día del año, además fue importante en Mesoamérica porque son 1508 haabs (365 días) es decir era cuando se añadía

365 días bisietos. La combinación por tanto de ciclos de 1507 años y de quintos de ciclos de 19 años nos da siempre las mismas 5 fechas del año. Por otro lado 468000 días son 42 ciclos del códice de dresde {3 inex – 3 saros} menos la pieza que faltaba, el número anillo de Xultun de 34314 días {2 inex mas 2 saros}. Ahora bien en un ciclo de 1507 años y 9.8 ciclos metónicos no ocurre ya eclipse, pero en el triple de dicha combinación el eclipse resucita. Lo mismo sucede con los 468000 (que no da lugar a eclipse) y con su triple (que ya da eclipse). Por lo tanto el día 8848 de la era maya tuvo eclipse. Ahora os hablo de equivalencias: si le sumamos 12 inex + 1 saros a 6 ciclos intermedios (6 veces 4 inex más 5 saros la distancia entre el primer eclipse del códice de dresde y el de 11 de julio de 1991), obtenemos 36 inex + 31 saros, que menos 2 inex + 2 saros (el número anillo de Xultun de 34314) son equivalentes a 34 inex + 29 saros (el ciclo de 1508x365 días, ciclo base para los mesoamericanos) No encontré en mi estudio de cuentas mesomericanas los 12 inex + 1 saros, que son 133448 días, sin embargo, este ciclo de eclipses tiene significado propio. Es el ciclo de eclipses conocido con más esperanza de vida, 14911 miembros es decir 5447670 años, por lo que agregarlo a cualquier otro ciclo no afecta prácticamente en nada en las predicciones. Un ciclo de X miembros agregándose a 12 inex + 1 saros seguirá teniendo X miembros. Partiendo de esa equivalencia tenemos que: 1507 años más 9.8 ciclos metónicos se componen de 12 inex + 1 saros nuevamente más 6 ciclos intermedios nuevamente menos el número de xultun nuevamente mas 9.8 ciclos que son equivalentes a los 468000 días (42 ciclos de Dresde menos el número de xultun) y 2 ciclos intermedios. Por eso las tres cronodistancias son del día 8488 al primer eclipse de Dresde tres veces 468000, del primer eclipse de Dresde a el 11 de julio de 1991 tres veces 2 ciclos intermedios, y del día 8848 al 11 de julio de 1991 tres veces 1507 años mas 9.8 ciclos metónicos. En 1872000 días de era maya solo caben 3 veces 1507 años pero caben más de 3 veces 9.8 ciclos metónicos, lo que sucede es que si añadimos mas quintos de ciclo metónico ya no tendríamos la equivalencia de 42 ciclos de Dresde igual a {12 inex + 1 saros} más 4 ciclos intermedios más 9.8 ciclos metónicos. Si queréis podéis intentarlo solo tenéis que saber que cada ciclo de Dresde son 3 inex – 3 saros, cada ciclo intermedio 4 inex + 5 saros y cada quinto de ciclo metónico 2 inex – 3 saros.

PI EN LA COMBINACION DE CICLOS DE DRESDE Y EL NUMERO ANILLO DE XULTUN También encontré que se relacionan con el número pi, dichas cuentas son ciclos de eclipses y pi lo encontramos en 817 460 y 260. También encontré en dichos ciclos la proporción 22/7=3.1428 y una relación con la cuenta larga Una gran parte de los interesados en cuentas mayas conocen el ciclo de eclipses del códice maya de Dresde que son 46x260=11960 días=26x460, si 260 por pi es prácticamente 817, 260 por raíz cuadrada de pi, y 817 entre raíz cuadrada de pi prácticamente son 460. En cambio aun pocos conocen, debido a que es bastante reciente su descubrimiento, el número anillo de Xultun que son 42x817=34314 dias= 86x399 (86 ciclos redondeados de Júpiter). 42 ciclos del códice menos el número anillo que a su vez es 42 veces 817son 42x11960-42x817=42x1196034314=468006, fui a comprobar su equivalencia en inex y saros y me lleve una sorpresa. 468000 días equivalen a 124 inex menos 128 saros, por la imprecisión de decimales se han acumulado 6 días y tenemos un cuarto de era maya que son de 1872000 días. También observe que son 1800 tzolkins (calendarios de 260 días) lo que me recordó que 1800 ciclos de Venus sincronizan con 2635 ciclos de Júpiter, y que expliqué como 1800 veces 584 (Venus redondeado) eran un noveno de la cuenta de 25920 haabs de 365 días. Hice a la inversa, es decir, comencé por el final de 1800 tzolkins y dividí 1800 entre 42 (recordad que hablamos de 42 veces el ciclo de Dresde menos 817) obteniendo 42.85714 le reste 46 (pues el ciclo de Dresde son 46 tzolkins) y obtuve 22/7 que es la aproximación más simple a pi. 22/7 tzolkins son 817.1428 días 1/7 de día mas que los 817 días por donde empecé y obtuve los 34314, 42 veces 817.1428 son exactamente 34320 días (los 6 días más de imprecisión acumulada) El maya de Xultun podría haber inscrito 34320 días (66 tzolkins) en vez de 34314 días, pero estos últimos son un ciclo exacto de eclipses y es a su vez 42 veces 817 (aproximación a pi veces 260). No le preocupó los 6 dias acumulados de imprecisión porque conocían y podían corregir el desfase de decimales del ciclo de eclipses del códice de Dresde.