You are on page 1of 18

AYER Y HOY DE LA EVALUACIÓN

ESCOLAR EN COLOMBIA
Currículo y evaluación escolar
La evaluación es una actividad presente en
todos los ámbitos de la vida social. En
efecto, los médicos evalúan el estado de
salud de los pacientes. El preparador físico
examina y valora la capacidad pulmonar,
ritmo cardíaco, potencia, velocidad y demás
características físico-atléticas de los
deportistas.
En las fábricas se evalúa de manera
constante el proceso de producción, el
desempeño de los trabajadores y el producto
final. Aún más, en las teorías modernas de la
administración empresarial, se dice que la
evaluación (conocida como control, ya sea
de la calidad, del proceso, del producto, etc.)
es un componente esencial de la planeación.
Una rápida mirada a la vida escolar nos
indica que la evaluación es un componente
esencial de esta. En el lenguaje de la
biología, diríamos que la evaluación "es un
órgano vital de la educación". En términos
pedagógicos, la evaluación es "parte esencial
del currículo". A su vez, el currículo se
define como el conjunto de lo que se hace en
la escuela, es decir, son los planes de estudio,
programas, metodologías, procesos y
criterios que materializan la misión y la
visión de la escuela.
Sin currículo no hay escuela, es decir, sin
planes de estudio, metodologías, criterios
didácticos y evaluativos, no es posible pensar
la escuela. Una escuela sin currículo es como
una limonada sin limón y sin agua. Pero,
¿cómo se diseña el currículo? El currículo se
diseña o determina a partir de las respuestas
dadas a las siguientes preguntas
fundamentales de la enseñanza.

El cuadro anterior nos permite inferir las


siguientes tesis:
·No existe una sola manera de diseñar un
currículo. Existen tantos diseños
curriculares como tipos de respuestas dadas a
las preguntas fundamentales de la enseñanza.
Al decir que existen diversos tipos de
currículo se quiere resaltar que existen
distintos contenidos para la educación,
distintas metodologías y distintas maneras de
entender y practicar la evaluación.
· La educación constituye un sistema; por
tanto, sus componentes (propósitos,
contenidos, metodología, recursos,
evaluación) están articulados o relacionados.
Ejemplo: el contenido de la educación
depende de los propósitos o el para qué de la
enseñanza. Si el propósito de la enseñanza es
preparar para el trabajo, entonces es
necesario hacer énfasis en los contenidos
académicos y tecnológicos. En cambio, si el
propósito de la educación es formar
individuos para la democracia y la
reconstrucción de la vida social, entonces
será preciso hacer énfasis en los contenidos
culturales, y en los problemas del entorno
social y natural.
A su vez, la metodología empleada en el
proceso de enseñanza-aprendizaje depende o
está condicionada por el para qué de la
enseñaza, a quién va dirigida la enseñaza, y
el contenido de lo que se enseña. Así, por
ejemplo, la metodología empleada para
enseñar inglés a estudiantes universitarios
que se van a vivir al exterior a proseguir
estudios de posgrado, debe ser diferente al
método empleado para enseñar inglés a
personas que viven en Colombia y desean
conocer este idioma para poder entender el
catálogo de una máquina o el lenguaje del
computador.
· La evaluación no es una rueda suelta de la
educación o el currículo. Por el contrario,
está estrechamente relacionada con los
demás componentes, a tal punto que
podemos afirmar que la evaluación depende
de los propósitos, los contenidos y los
métodos de enseñanza. Esto significa que
cada tipo de currículo o modelo pedagógico
tiene su propia evaluación. En este sentido,
se puede hablar de la evaluación tradicional,
de la evaluación de la escuela activa, de la
evaluación del constructivismo, etc., pues no
es lo mismo evaluar memorización que
pensamiento crítico. No es lo mismo evaluar
conocimientos que evaluar actitudes.
LEY GENERAL DE EDUCACIÓN Y
EVALUACIÓN
Con el tema de la evaluación sucede lo que,
según la mitología griega, le sucedió a
Hércules cuando tuvo que enfrentarse a la
Hidra de las siete cabezas en uno de sus
famosos "trabajos". Cuando creemos haber
resuelto un problema o una duda, nos surge
inmediatamente otro y, cuando abordamos
este último, resurge el primero con igual o
mayor intensidad que al principio. Sólo que
nuestra Hidra no tiene, al parecer, siete
cabezas, sino muchas más: tipos de
evaluación; funciones de la evaluación;
procedimientos, técnicas e instrumentos de
evaluación; evaluación de contenidos
conceptuales, procedimentales y
actitudinales; decisiones de
promoción/repetición y de titulación/ no
titulación ligadas a la evaluación de los
aprendizajes; evaluación y fracaso escolar;
evaluación de proyectos curriculares; y un
largo etcétera.
César Coll
Hasta 1994 en todos los centros educativos
de Colombia se practicaba un tipo de
evaluación que pasó a la historia con los
siguientes nombres: evaluación por objetivos
evaluación numérica o cuantitativa
evaluación tradicional.
La evaluación cuantitativa se orienta por una
concepción de evaluación como sinónimo de
medición. Evaluar es medir cuánto sabe el
estudiante. Pero, ¿cómo medir el
conocimiento si este no es una magnitud
física susceptible de cuantificar en unidades
de grado o cantidad? Bueno, esta es una de
las incoherencias del sistema de evaluación
escolar que confunde los conceptos de
evaluar y calificar.
Con la Ley General de Educación se ordenó
enviar al museo de la historia a la evaluación
cuantitativa o numérica, para reemplazarla
por la llamada evaluación por indicadores de
logros, la cual fue calificada como
cualitativa, integral y continua.
¿En qué se diferencia la evaluación por
objetivos o numérica de la evaluación por
indicadores de logros? Las diferencias son
gigantescas, pues una y otra representan dos
modelos evaluativos distintos. Esto significa
que sus respuestas a los siguientes tópicos
(que identifican a cualquier modelo de
evaluación) son totalmente diferentes.
¿Qué es evaluar?
____________________________________
_______ Concepto de evaluación
¿Para qué evaluar?
____________________________________
______ Funciones de la evaluación
¿Qué evaluar?
____________________________________
__________Objeto de la evaluación
¿Quién debe evaluar?
____________________________________
____ Sujeto de la evaluación
¿Cómo evaluar?
____________________________________
________ Métodos e instrumentos de
evaluación
¿A quiénes debe servir la evaluación?
___________________________Usuarios
de la evaluación
¿Qué parámetros deben usarse para juzgar la
evaluación?____________Evaluación de la
evaluación
Comparemos las respuestas dadas a cinco
tópicos señalados por los modos de
evaluación .
Evaluación numérica Vs. evaluación por
logros
¿Para qué evaluar? Funciones de la
evaluación
En el modelo evaluativo tradicional o
numérico se evalúa para:
· Certificar o no el paso del estudiante al
grado siguiente (ganó o perdió el año).
Medir el rendimiento escolar, entendido
como repetición o reproducción de
contenidos enseñados en el aula. Aquí lo
importante es la medición y la cuantificación
de resultados. La explicación de por qué
tales o cuales resultados no se consiguen, se
omite o se desconoce. En los llamados
boletines de calificaciones sólo aparecen
datos numéricos, pero ninguna descripción
acerca de los avances y limitaciones del
estudiante.
· Para mantener el control de la autoridad del
docente sobre el alumno.
En la evaluación por logros se evalúa para:
· Certificar o no los avances del estudiante en
relación con los logros esperados (alcanzó o
no los logros), y en consecuencia reorientar o
consolidar las prácticas pedagógicas.
· Diagnosticar los procesos de desarrollo del
alumno.
· Favorecer el desarrollo de las
potencialidades de cada estudiante.
· Identificar dificultades, deficiencias y
limitaciones en el desarrollo de las
dimensiones de cada estudiante.
¿Qué evaluar? Objeto de la evaluación
En el modelo evaluativo tradicional o
numérico:
La evaluación debe estar focalizada en el
aspecto cognoscitivo, saberes o
conocimientos del estudiante, pues ellos se
pueden «evaluar objetivamente».
Las «pruebas objetivas» son aquellos
exámenes de preguntas cerradas que sólo
admiten un tipo determinado de respuesta: si
- no; falso - verdadero; preguntas de
selección múltiple, con una o más opciones
de respuestas.
En este tipo de evaluación numérica se
cuantifican y valoran los resultados o
productos sin tener en cuenta los procesos.
Por ejemplo, en un examen de falso o
verdadero o de selección múltiple, ¿cómo
evaluar los procesos o las operaciones
mentales del estudiante?
La calificación numérica, por estar centrada
en los saberes o conocimientos del estudiante
y olvidar sus otras dimensiones, es calificada
como unilateral.
En la evaluación por logros:
Se considera integral porque para ella el
objeto de la evaluación no debe estar
centrado en una sola dimensión del
estudiante, sino que debe cubrir sus
diferentes dimensiones: conocimientos,
operaciones intelectivas, habilidades,
afectividad, actitudes y valores.
Además del estudiante se debe evaluar:
· La eficacia de los métodos pedagógicos y
los recursos didácticos.
· El desempeño profesional de los docentes y
directivos docentes.
¿Quién debe evaluar? Sujeto de la
evaluación
En el modelo evaluativo tradicional o
numérico:
Considera que el sujeto de la evaluación es
exclusivamente el docente, pues él está
investido de la autoridad y posee el saber
para ponerla en práctica. El docente tiene el
derecho de definir los criterios de evaluación
y decidir cuándo y cómo se realiza ésta.
El estudiante es considerado, en sentido
kantiano, un menor de edad, es decir, sin
capacidad para pensar por sí mismo; por
tanto, puede ser objeto de la evaluación pero
no tiene derecho a ser sujeto de la misma, es
decir, no puede autoevaluarse, ni participar
en la evaluación de sus pares, y mucho
menos evaluar la pertinencia social y
pedagógica de los contenidos curriculares o
la didáctica empleada por el docente.
Dado que la evaluación tradicional se realiza
en forma vertical del docente hacia el
estudiante, es calificada como autoritario.
En la evaluación por logros:
Considera que el estudiante es un ser
histórico, social e individual al mismo
tiempo, pensante, dotado de voluntad, libre y
crítico. Por tanto, no puede seguir siendo un
invitado de piedra en la evaluación. Él debe
conocer sus avances y posibilidades, sus
dificultades. Así mismo, debe conocer la
valoración que de él hacen sus profesores y
compañeros, y las hipótesis que formulan
respecto a cómo potenciar su aprendizaje,
sus habilidades y destrezas y su formación
personal. El estudiante puede ser objeto y
sujeto de la evaluación.En efecto, ahora se
reconocen las siguientes modalidades de
evaluación.
· Heteroevaluación. Es la evaluación que el
docente realiza a sus estudiantes.
· Autoevaluación. Es la evaluación que el
estudiante realiza de sí mismo.
· Coevaluación. El estudiante participa en la
evaluación de sus compañeros.
La evaluación de logros es calificada como
democrática, porque ella demanda la
participación de varios actores: maestros,
alumnos, padres de familia y directivos
docentes, los cuales se consideran como
sujeto de derechos y deberes.
¿Cuándo evaluar? Momento de la
evaluación
En el modelo evaluativo tradicional o
numérico:
La evaluación es terminal porque se realiza
al finalizar un periodo académico
determinado o al culminar una de las
unidades o partes en que ha sido dividido el
plan de estudios, y carece de seguimiento
continuo acerca de los avances y dificultades
del estudiante; además, no presenta
actividades de recuperación. En síntesis, la
evaluación se agota con la realización del
examen y la asignación de una calificación
numérica o literal.
En la evaluación por logros:
Es continua porque exige un seguimiento
permanente que permite apreciar los avances
y las dificultades que puedan presentarse en
el proceso de formación integral de cada
estudiante.
Con base en esta información se diseñan actividades
pedagógicas tanto para los más avanzados como
para los menos avanzados.
¿Cómo evaluar? Métodos e instrumentos de
evaluación
El modelo evaluativo tradicional o numérico:
Le interesa determinar cuánto sabe el estudiante. Por
saber entiende la capacidad de evocar o recordar
información, definir teorías e hipótesis de los
distintos campos del saber. En síntesis, aprender
como sinónimo de memorizar. Por esta razón, usa
los «instrumentos objetivos» de evaluación como
son:
· Preguntas de completar. Ejemplo:
- La teoría de la evolución de las especies a causa de
la selección natural se debe a __________.
- Simón Bolívar nació en _________________ en el
año de ______.
· Preguntas de falso o verdadero. Ejemplo:
Al frente de cada afirmación escribe F o V, según
corresponda.
- Aceleración es igual a distancia sobre tiempo.
- La Revolución Francesa fue primero que la
Revolución Industrial.
· Preguntas abiertas de evocación. Ejemplo:
- Explica cuál fue la influencia de la revolución
francesa en la independencia de Hispanoamérica
· Sopas de letras y crucigramas.
· Preguntas de apareamiento. Ejemplo:
- Une con una línea los eventos de la columna A con
el nombre del autor que aparece en la columna B.
Por último, es importante tener presente que el
Decreto 1860, reglamentario de la Ley General de
Educación, en el artículo 48 prohíbe
categóricamente la evaluación memorística.
Literalmente dice: «Las pruebas basadas en la
reproducción memorística de palabras, nombres,
fechas, datos o fórmulas que no vayan ligadas a la
constatación de conceptos y de otros factores
cognitivos, no deben ser tenidas en cuenta en la
evaluación del rendimiento escolar» ¡Estamos de
acuerdo! ¿Y tú?
La evaluación por logros:
Hace parte de un currículo que no da énfasis a la
memorización y acumulación de saberes, sino que
se centra en la comprensión, en el desarrollo de las
operaciones de pensamiento, en el aprender a
pensar, en el aprender a ser. Por tal razón, en el
decreto 1860, artículo 48, se establece que en la
evaluación por logros pueden utilizarse los
siguientes medios: «pruebas de comprensión,
análisis, discusión crítica y en general de
apropiación de conceptos. El resultado de la
aplicación de las pruebas debe permitir apreciar el
proceso de organización del conocimiento que ha
elaborado el estudiante y de sus capacidades para
producir formas alternativas de solución de
problemas».
Ejemplos de este tipo de evaluación se encuentran
en el libro Tierra 6, página 263, de Libros & Libros
S.A. donde aparece el siguiente ejercicio de análisis
y comprensión conceptual.

· Supón que los siguientes


datos son ciertos:
¿Cuál de las dos estrellas tiene mayor temperatura?
¿Cómo hallaste la respuesta?
Este ejercicio no demanda memorización. Exige
aplicación creativa de lo que el estudiante sabe
sobre los elementos que determinan la temperatura
de las estrellas.