RACIONALIZACIÓN DE DENOMINADORES

En ocasiones aparecen expresiones fraccionarias en cuyos denominadores aparecen raíces no exactas. Los cálculos numéricos resultan más sencillos cuando se transforman dichas expresiones en otras equivalentes cuyos denominadores sean números enteros. La operación por la cuál se logra esto se llama racionalización de denominadores. Se presentan dos casos: El denominador sea un monomio: Si la raíz del denominador es cuadrada se multiplica por dicha raíz al numerador y denominador. Ejemplo: 2 3 2 2 5 3 3 = = 2· 2 3 2· 2 2 5· 3 3 3· 3 = = 2 2 2 = 3·2 3 2 15 2 = 15 3·3 9

-

Si la raíz es de índice n cualquiera operamos de la siguiente forma a bn rm = a · n r n−m b
n

r m · n r n−m

=

a

n

r n−m
n

b

rn

=

a · n r n−m b ·r

Ejemplo: 5 23 6 = 5·
3

62

2 3 6 · 3 62

=

5 · 3 62 2 3 63

=

5· 3 6 2 2·6

El denominador es un binomio: Se multiplica el numerador y el denominador por el binomio conjugado del denominador, el cuál se obtiene cambiando el signo de uno de los términos. Ejemplo: 1 2 −1 = 1·

(

(

2 −1 ·

)(

2 +1

)

Recuerda que

2 +1

) ( 2)
2−

=

2 +1
2

− 12

=

2 +1 = 2 +1 2−1 6

( a − b) ⋅ ( a + b)

= a2 − b2

5 2− 3 2 2+ 3 Ejemplo:

=

(5 (2

2− 3 · 2 2− 3 2+

)( 3 ) ·( 2

) = ( 5 2 − 3 ) ·( 2 2 − 3 ) = 23 − 7 6 = 23 − 7 8−3 5 3) ( 2 2) − ( 3)
2 2

Da el resultado más reducido de la expresión Racionalizamos cada uno de los términos

1 3− 2 + 24 3+ 2

( (

3− 2 3+

)( 2) (

3− 2 3−

) = ( 3) 2)

2

− 3· 2 − 2· 3 +

( 3) − ( 2)
2

( 2)

2

2

=

3−2 6 +2 = 5−2 6 3−2

1 = 24

1 1 1· 6 6 1 = = = = 6 23 ·3 2 6 2 6 · 6 2·6 12

1 3− 2 6 23 + = +5−2 6 = 5− 6 24 12 3 + 2 12