P. 1
CAMPUZANO, Giuseppe. Entrevistas.

CAMPUZANO, Giuseppe. Entrevistas.

|Views: 28|Likes:

More info:

Published by: Danilo De Assis Clímaco on Feb 17, 2014
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/10/2014

pdf

text

original

Índice

1. Giuseppe Campuzano y El Museo Travesti del Peru. Entrevista con Lawrence La fountain-Stokes 2. ENTREVISTA A GIUSEPPE CAMPUZANO. Lima, 23 Mayo 2008. Tatiana Fuentes 3. Entrevista a Giuseppe Campuzano y Lalo Quiroz y las Residencias Batiscafo en Cuba. 4. ‘Chamanes, danzantes, putas y misses: el Travestismo Obseso de la Memoria. Diálogo sobre el Museo Travesti del Perú’ 5. Museo Travesti del Perú de Giuseppe Campuzano 6. Fotos do perfil 7. La intolerancia ha proscrito al travesti y Giuseppe Campuzano pretende a través de su libro reivindicar una identidad oculta entre tintes y fijadores de cabello. Por Nilton Torres V. Fotos Claudia Alva. 8. Museo Travesti del Perú

………………………………………… Giuseppe Campuzano y El Museo Travesti del Peru Entrevista con Lawrence La fountain-Stokes Genio ambulante, draga descabellada, travesti universitario, filósofa del boudoir y del salón de belleza, de las paredes huecas del museo invisible, de unas tacas abandonadas al lado de la misma carretera donde unas mujeres que nacieron hombres trabajan y viven del sexo, de la pluma de cabaret, el silicón y las hormonas inyectadas, la lentejuela perdida, la sangre de la herida de la transfobia, la prensa amarilla, el cadáver. El filosofo y performancero Giuseppe Campuzano, fundador del efímero y maravilloso Museo Travesti del Perú –proyecto conceptual, móvil o portátil, que se arma y desarma en distintos espacios, y que ha sido documentado en un precioso libro-, discurre en la siguiente conversación cibernética sobre su práctica estética y activista: el proceso que lo lleva a reconceptualizar su performance y sus intervenciones en los espacios públicos de los museos y que lleva, por extensión, al catálogo, el libro objeto que da vida (otra vida, distinta) a las fotos, dibujos y textos recopilados por el autor artista travesti. Acompáñennos, pues, en este delirante viaje de lo

nacional, del cuerpo de la nación continente (Latinoamérica), y de la carne/ropa/vida trans. LLS: ¿Cómo empezó todo? GC: Podría partir de una «Antigüedad» pero, ya que el Museo Travesti no se articula a partir de órdenes establecidos, señalaré algunas de las circunstancias que alrededor de 2003 replantearon mi travestismo: Travestirme, como la serie de actos y efectos que fueron aglutinando una estética; la disyuntiva entre travesti subversiva (el no acceso a ciertos espacios como discotecas, galerías de arte), y drag queen domesticada (la invitación a animar tales espacios); resistir una historia oficial de colonizadores y colonizados, de razas, géneros y territorios como fronteras fijas y abismos insuperables; y viajar al pueblo de mi padre, en los Andes peruanos, de la ciudad y sus márgenes a la fiesta campesina como su disolución en un pueblo que baila al unísono.

Giuseppe Campuzano. DNI (De Natura Incertus). 2009. Infografía. Museo Travesti.

Con el Museo Travesti propongo trascender tales disyuntivas binarias (salvaje-civilizada, centro-margen, hombre-mujer) en el acto de entrar al museo, travestida de museo, para travestir al museo, como caballo de Troya, máscara indígena o retrovirus, aquellos actos travestis de siempre como performatividad y discurso. LLS: Cuéntanos un poco de tu propia trayectoria como travesti. Sé que te empezó a frustrar que te invitaran a discotecas a animar noches de fiesta pero que otras veces ni siquiera te dejaran entrar. También sé que existe una documentación extraordinaria de tus performances como travesti, por ejemplo, las diferentes veces que te has vestido de la Virgen María. GC: Hay en mi trabajo una obsesión por la observación y el registro de mi propio cuerpo, un proceso que partió del narcisismo y el cuerpo travestido como fetiche, pero que en su reiteración ha producido desplazamientos como remapeos de ese cuerpo transfigurado. Necesito de esa transfiguración constante y, así, investigo no sólo las regulaciones sino las estrategias que las socavan. Es en tal sentido que parto de mi cuerpo para dislocar al sujeto. Existe una relación confesional entre la Virgen María y las travestis peruanas y, a partir de ésta, una relación conceptual entre la Virgen y lo travesti que trasciende los tópicos católicos de unicidad, apariciones e idolatrías como mestizajes culturales, y la pobreza: la Virgen como el travesti por excelencia con su ajuar magnífico y sus apariciones performativas. No soy el primero que se trasviste de Virgen: ya durante el Medioevo se hizo en el teatro. Pero es en 2007, en el contexto de la publicación del libro travesti, que decido cambiar la imagen de puta por la de virgen, como metáfora de un travestismo como ritualidad y mestizaje. De la composición triangulada, sacra y estable del Renacimiento a traslapar cuerpos y culturas que la desestabilicen.

mestizo y agente. “¿Por qué no abandonar la sigla LGBT y aceptar que todos somos trans?” oí alguna vez decir al filósofo y activista intersex Mauro Cabral. o personal? GC: Así como los sujetos travestis y transexuales evidencian la construcción cultural del género y el sexo. desde un cuerpo-territorio colonizado.) ¿Podrías hablarnos sobre esta diferencia. mencionas que las leyes coloniales penalizaban a las mujeres tanto como a los hombres por la transgresión de indumentaria. pretendo argumentar lo travesti no a nivel del sujeto sino de un discurso que parte de la autorreferencia. Esta reflexión me ayuda a explicar mi planteamiento de lo travesti no como la pesquisa o producción de otra identidad para la larga lista existente. Aparición. hay una tensión entre privilegiar al hombre que se convierte en o viste de mujer. y racistas. contextualizado en una recopilación histórica machista que menospreció o simplemente . la identidad como fenómeno relacional y por tanto inestable. 2007. Performance. (Por ejemplo. intelectual. si es que tú la percibes. a nivel conceptual. ya sea de índole intelectual o historiográfica? GC: Historiográficamente es patente el privilegio del travestismo de «masculino» a «femenino». Fotografía de Alejandro Gómez de Tuddo. LLS: En el Museo Travesti del Perú. en superposiciones étnicas. LLS: ¿Cómo defines travesti? ¿Qué quiere decir para ti. Museo Travesti. sino en una postidentidad transformadora de los cortes limpios raciales. y reconocer que las mujeres también son o han sido travestis que se visten de hombres. y si se debe a preferencias personales o a razones más concretas. Desde los estudios feministas y poscoloniales donde sujeto subalterno no implica una contradicción flagrante.Giuseppe Campuzano.

como estrategia del proyecto Museo Travesti que. Volviendo al libro. impugnados sexo y género como construcciones culturales. En este sentido. Cerámica. 100 AC-800 DC. ¿entiendes el Museo Travesti del Perú como proyecto político de reivindicación social? GC: Museo Travesti es un proyecto político que empieza por impugnar saberes para lograr dislocar poderes. es significativo que uno de los hallazgos reseñados más antiguos no lo constituya un texto castellano binario sino la imagen de un personaje preínca con atuendos masculinos y femeninos de cuya sexualidad «original» no se dan indicios. El libro Museo Travesti del Perú (2008) refleja de alguna manera dicho sesgo al tener que recurrir a aquella visión absoluta del mundo. e impunidad para sus victimarios. como estrategia transformadora desde la memoria hacía la . sino el grado de subversión y las estrategias de simulacro en juego. No será relevante establecer a qué sexo «pertenece» el travesti. Museo Larco. Lima LLS: Vivimos en una sociedad en la que hay enorme violencia en contra de las travestis. particularmente de las que trabajan en la prostitución. sin embargo.fue incapaz de observar los actos de las mujeres como constitutivos de su historia. pero no a partir de los abismos de las oposición binarias históricas. Cultura Moche. no lo agota. Existe pues una deuda hermenéutica con el travestismo de «femenino» a «masculino» a resolverse. como lo hace el feminismo con la mujer. Botella ritual. trasladando a los andróginos y travestis de los márgenes al centro de la historia del Perú.

acuñados entre los procesos travestis de imposición y decisión constitutivos de sus sujetos. ¿Cómo ha ido cambiando de acuerdo al lugar donde se presenta? ¿Ha sido muy diferente la recepción? Giuseppe Campuzano. Museo Travesti. son asimismo importantes para reivindicar a las travestis no como sujetos que pertenecen sino que trastocan nuestras sociedades. Fotografía de Centro Cultural de España en Lima. y del trabajo sexual en una sociedad de consumo en crisis. Una ampliación del campo semántico del vocablo «travesti» y una contextualización histórica del coito y el orgasmo como ritualidad transformadora. o para ser más específico. en Montreal. Presentación del libro Museo Travesti del Perú. sin embargo. transcurrir del sujeto a la nación es un ejercicio necesario para plantear la lucha de unos sujetos definidos por el poder desde una sexualidad fragmentada e individualista. en el Reino Unido. Digo también que de haber una esencia peruana ésta sería la metamorfosis constante. has dicho que el Perú es una nación travesti. incluyendo espacios en Lima y otras ciudades del Perú. o que “Toda peruanidad es un travestismo”. una América. GC: Quizá es momento de profundizar en qué sentidos el Museo Travesti es un museo. LLS: En entrevistas y en tu propio libro has propuesto una lectura travesti de la nación. en Toronto. ¿Podrías hablarnos más sobre esto? GC: Como venía diciendo.reivindicación social. ésta ha consistido muchas veces en una . Performance. 2008. Los museos son espacios que preservan la memoria. Un Perú. LLS: El Museo Travesti del Perú se ha presentado en un sinnúmero de lugares desde que lo creaste en 2003. y en Colombia.

el Museo Travesti se plantea no como colección física sino como discurso crítico de una diversidad de documentos que van desde obras de arte a recortes de periódico. no sólo material sino conceptual. también pueden referir a un discurso o una performance. El contenido. repensando la frontera Colombia-Perú desde un cuerpo mutante. desplazando los activismos de la ciudad al campo y del género al todo.expoliación impune. y procura una conversación con el espacio a intervenir. colecciones (Fred Wilson) o sus mismas construcciones materiales (Michael Asher). en un contexto de acciones simultáneas. Tales intervenciones no siempre consisten en una exhibición de objetos. algunas veces complementando la memoria de dicho espacio información y otras disintiendo de sus convenciones. En este contexto. así. el espacio asignado fue el edificio principal de la Universidad Nacional de Colombia. procuré visibilizar dicho espacio con estrategias que fueron desde el diseño in situ hasta la convocatoria en las inmediaciones de la universidad. al someter distintas visiones del mundo a la occidental y a las limitaciones de una colección como absolutos. En Bogotá por ejemplo. se articuló a través de una genealogía de la danza en el Perú: el Museo Travesti como artefacto político que preserva una memoria mestiza traducida en inclusión social para la travesti – de la mimesis carnavalesca a la poēsis cotidiana. . La participación de un danzante de Nariño (sudoeste colombiano). Por otro lado. remataba una propuesta articulada a partir de las teorías queer y feministas y el propio cuerpo vivo: restaurando de energía los objetos disectados. muchos proyectos contemporáneos han repensado el concepto de Museo a partir de la deconstrucción de sus imágenes (Georges Didi-Huberman). y planteando la discusión sobre la ciudadanía a partir la impugnación de la historia e identidades fijas. en un encuentro de performance y política de los derechos culturales.

es más ¡la tengo! Ya he mencionado el carácter no material del Museo Travesti. asistido por la pericia de Miguel Rubio de Yuyachkani y otros artistas de performance y plásticos. me hizo sentir muchas veces que el proyecto moría. considero que la relación entre el proyecto en general y el libro es de retroalimentación. ya que aquella sistematización del discurso ha sido parte importante del proceso. ¿Nos podrías hablar un poco más de esos tacos. dejaste en un salón de clases un par de zapatos de taco alto que son parte de la colección del museo y Marcela Fuentes y yo tuvimos que caminar por toda la Universidad Nacional de Colombia con los tacos blancos buscándote para devolvértelos. Esa fue la razón principal por la que su presentación consistió en una de las performances más complejas que he diseñado hasta la fecha. donde las piezas transcurren de cumplir la función de tesoros-fetiche a articular un discurso cuyos límites sólo quedan establecidos por los propios vacíos . 2009. ya que el proyecto empezó con el cuerpo: replantearlo bidimensionalmente. Pasado un tiempo de dicho ritual de restitución de los discursos al cuerpo travesti.Vea La Galería de media LLS: ¿Cómo ves tú la relación entre el libro y el museo? GC: La producción de aquel libro travesti fue muy larga y accidentada. Dicha carencia ha de potenciarse en el saqueo simbólico y sistemático de otras colecciones. y también del carácter efímero o sustituible de la colección del museo? GC: Me encanta esa imagen. con un inicio y un final. Museo Travesti. Valeria Tello. La Lola y La Carlita. LLS: En Bogotá. aunque no con el rigor propio de un ensayo.

En 2009 busqué los zapatos una vez más. ya mutados en objet trouvé artístico. transnacional). Mi amiga Carla migró en 2003 de Perú a Italia. pero no los encontré: mi madre los había tirado a la basura. mientras le contaba a Carla. Ella siempre me ofrecía enviarme unos nuevos y yo le repetía que me quedaba con esos como alegoría de sus viajes (transgénero. Luego de un instante de histeria fetichista. que ya para entonces se llamaba Fiorella. entre ellas unos zapatos viejos. En 2004 empecé a exhibir esos tacos como parte del Museo Travesti. utiliza herramientas que algunos consideran arte. Objet trouvé. logré reencontrar su sentido travesti y entonces simplemente conseguí otros. Museo Travesti. Alguna vez. Sucede aquí un desplazamiento del travesti fetiche y fetichista al travestismo como crítica.intelectuales. Giuseppe Campuzano. sobre aquellos montajes. La Carlita original jamás ha existido. yo no soy un curador que trabaja con determinado tipo de arte y artistas sino un curandero que. en esta ocasión para llevarlos a Bogotá. La historia de aquellos tacos es singular. Se deshacía entonces de algunas cosas. luego de una conferencia. Esa Carlita falsificada fue la que tú lograste devolverme y que yo cercené. A Carlita la asesinó en 2008 un cliente. y le pedí que me los regalara. 2004. me preguntaron cuales eran los artistas con los que me gustaba trabajar. La Carlita. entre otras. para mostrarla en la Trienal de Chile. como símbolo de un viaje trunco. en el Museo de Arte Contemporáneo de Santiago. LLS: ¿Hay una filosofía travesti? ¿Podríamos empezar a armar una genealogía del pensamiento travesti? .

Y es. o más.GC: Podemos rastrear una genealogía travesti entre el andrógino ritual Moche y los «hombres disfrazados de mujer» Inkas «descubiertos» por una crónica binaria: Verdad es. el arcángel andrógino colonial y la vedet travesti contemporánea. en el cabello. LLS: El Museo Travesti del Perú consta de documentos de archivo. de ofrenda sagrada indígena y colonial a medio de subsistencia de las peluqueras travestis modernas. que cada templo o adoratorio principal tiene un hombre o dos. A los cuáles hablándoles yo de esta maldad que cometían. Pensamiento fragmentario y supuesto como reclamo a un saber supuestamente lineal. objetos. el happening. 1553 Entre el andrógino ritual y los danzantes travestis como mediadores culturales. según es el ídolo. Lo travesti como revolución de las pretensiones de originalidad y unidad determinadas por la historia y ética dominantes. y en su manera. que generalmente entre los serranos y yungas ha el demonio introducido este vicio debajo de especie de santidad. traje y todo lo demás remedaban a las mujeres. pero también cobra vida a través de los performances folclóricos de baile. continuo y progresivo. Pedro de Cieza de León. Esto sé porque he castigado a dos … indios de su majestad. el espectáculo de pasarela. imágenes. Crónica del Perú. especialmente los señores y principales. y agravándoles la fealdad del pecado me respondieron que ellos no tenían la culpa. en las plumas que comparten el Inka Manco Capac de la casta de los hombres-mujeres. para usar con ellos este maldito y nefando vicio y para ser sacerdotes y guarda de los templos de sus Indios. porque desde el tiempo de su niñez los habían puesto allí sus Caciques. y hablaban como tales. Los cuales andan vestidos como mujeres desde el tiempo que eran niños. Con estos casi como por vía de santidad y religión tienen las fiestas y días principales su ayuntamiento carnal y torpe. información documental y análisis. la presencia de drag queens y de un público que participa e interactúa con todos .

de su entorno. México. tanto artístico como del público. LLS: ¡Muchísimas gracias. Brasil. que he de plantear mis próximos travestismos. LLS: ¿Cuál es el futuro del Museo Travesti del Perú? ¿Cuál es el futuro de Giuseppe Campuzano? GC: Existe un corte transversal propuesto por el espacio del carnaval (temporal. y es desde esta experiencia. Puedo decir sin embargo. el cuerpo como territorio de la performance se constituyen un presente continuo donde el presente y el futuro dialogan. a través de ellos. constituyen estrategias de transformación constante de los sujetos y. Colombia. donde el folclore. Tatiana Año de publicación: 2008 . el passing y sus interlocutores. Giuseppe! Entrevista a Giuseppe Campuzano Autor: Fuentes. aún en proceso. Chile). espacial) que incorporo a mi trabajo y mi vida.ellos. Es en ese sentido que la performancia redibuja constantemente este proyecto. no desde lo fabuloso hacia lo real sino al trasladar aquello fabuloso al ámbito cotidiano— es el objetivo estético y social del Museo Travesti. para el museo? GC: La performatividad —como acto relacional que trasciende el ámbito de la performance. la performance. ¿Cuál es la importancia de este performance. el happening. que 2008 y 2009 han sido una gran oportunidad para el remapeo de América (Cuba.

Artista: Giuseppe Campuzano Fecha de incorporació n a la web: .

19/09/2008 Texto: ENTREVIST AA GIUSEPPE CAMPUZAN O .

la performance. por ejemplo? Siempre se piensa que el travesti tiene que estar en un escenario. descubrir este mundo de las artes escénicas que es un filón que no he explotado. es una manera de que el cuerpo llegue también pero a través de un intermedio. Me parece que hay una convención respecto al travesti y es que el travesti tiene que ser un performer y no creo que esa sea una necesidad en el trabajo de un artista que suele ser travesti. Sí y no. Ahora. Igual sucede con la obra plástica que es un medio. has hecho obra gráfica. Puede estarlo pero también puede hacer otro tipo de trabajo artístico. ¿cuándo y cómo empezó a interesarte la acción? Giuseppe Campuzano: Empezando por el año 2000. ¿Por qué no debería hacer obra plástica. eso ha sido un primer momento y posteriormente te has orientado hacia las acciones.Lima. Ahora estoy investigando siempre sobre el tema del travestismo en el teatro. a través de una fotografía o un ready made pero hay una cuestión que tiene que ver directamente con el público y la otra mediada a través de. Estoy . De una manera directa que es lo escénico o performativo pero también hay otras formas porque al final si te registras en video por ejemplo. mas o menos. lo que te contaba es que este proyecto del Museo Travesti me ha permitido por un lado. Siempre se trata del cuerpo pero hay dos formas de llegar con este trabajo a un público. TF: ¿Qué te interesó investigar con el público. 23 Mayo 2008 Tatiana Fuentes: Tratando de ubicar un punto de inicio en la línea de tu trabajo. entonces? GC: Yo no vería un antes o un después en mi trabajo. objetos.

TF: ¿Hay algún artista que haya influido a tu manera de acercarte al travestismo. Entonces. TF: Es una acción constante… GC: Claro. por otro lado. hasta una performance que hago en la Avenida Javier Prado que tiene cargas políticas y tiene que ver con el contexto de las elecciones. sino que te vas poblando de significados y quieres llevar a cabo esos significados con tu travestismo.más pendiente de lo que es más escénico ahora que antes pero. No está el decir en tal año hice tal cosa. aunque pase por los filtros de lo plástico o de la literatura. Yo creo que hay un nivel de estética. No digo que un trabajo sea superior al otro. cuando me leían un cuento de hadas en la cama e imaginaba que las sábanas eran mi vestido. el travestismo termina siendo un todo porque es parte de tu vida. esta autoerotización también. le pongo un título y pongo una descripción y ya se convierte en una pieza o en una obra. Simplemente es una acción pero es una acción más en tu día a día. TF: ¿Desde cuándo empezaste a travestirte? Me contabas antes que te gustaba salir a las discotecas travestido… GC: Eso era una manera de sacar al espacio público esta estética. de artístico en lo que el travesti hace pero no hay una pretensión en el sentido de ponerlo en un currículum. Lo interesante es que tú te vas documentando y se va cargando más. Demostrárselo a un otro. Sí. hubo esta etapa de aparecer en lugares públicos por el mero hecho de aparecer. hasta hoy hay muchas más cargas. Las mujeres por ejemplo.que el trabajo del travesti siempre tiene que ver con lo escénico. Entonces. me he dado cuenta que siempre –y contradiciéndome. Esas mujeres que los nuevos barrocos . desde este juego de niño. hay comunidades que me han influenciado. o algún contexto o realidad que hayas vivido? GC: Más que artistas.

Para mi eso era un acto transformador dentro de lo que en ese momento era el universo del microbús. cómo el director de cine construye a la mujer. Y no es identificar lo travesti y hacerle un sitio exclusivo sino que cada vez que lo identificas está más relacionado con el Perú y sus culturas. en mi trabajo no hay distinciones claras. Esta cuestión del hombre vistiéndose de mujer. límites y vistiéndose como él en el fondo quiere . cantantes pop o travestis. Yo veo el travestismo como un ritual como el sacerdote que realiza una liturgia o como el chamán en las culturas originarias. Es una estética. tenia el pelo con laca y sudaba porque hacia calor. con esas solapas gigantes. era una mujer gorda con una faja y tenia el uniforme color aguamarina. las mujeres que son exageradas por naturaleza. desde tus primeros trabajos plásticos hasta hoy con el Museo Travesti… GC: Como te digo. Me han influenciado también artistas pop. un placer de este ritual. descubrir que paralelo a la historia de las mujeres había una historia de los travestis. ¿Esto viene desde el Museo Travesti o es algo que se ha repetido anteriormente? GC: Sí. pero literalmente populares. TF: Pero también hay una gran presencia de elementos de tradición popular de nuestro país: cuando te vistes de tapada limeña o te pones la máscara de la chonginada o las presencias de las mismas Vírgenes de los Andes. mi trabajo tenía que ver más con la mujer y con la manera de cómo el hombre construye a la mujer. de buscar la historia de lo travesti. o como lo hace un diseñador. TF: Hagamos un historial de tu obra. el pantalón campana y estaba completamente maquillada. Recuerdo que una vez estaba yendo al colegio y vi subir una enfermera al microbús. es una segunda parte que viene por mi investigación sobre el Museo Travesti. No se trata de elitizar sino de socializar. que también es discutible porque por último no es un hombre vistiéndose de mujer es un hombre rompiendo convenciones. Eso fue en un primer momento y luego ya fue el travesti en si. esto en los años setenta.latinoamericanos llaman las mujeres hipertélicas. Pero anterior a esto.

Mientras tú te travistes le puedes hablar de filosofía o religión. Yo pienso que uno de los problemas de la performance es que se anuncien. pero yo no he visto ninguna mujer vestirse como lo hace un travesti. que alguien salga y diga ya va a empezar la performance. la carga. Pero aquí hay algunos peros. arrímense todos que va a salir el performer. después ya se pueden hacer todos los análisis que quieras pero antes no. algo que les rompa su convención.vestirse. Esto destruye en cierto sentido su poder transformador. o sea la súper idea… Pero bueno a veces tienes que hacer eso para que saquen algo de tu trabajo. pero siempre hay que darle la vuelta a esa situación. Yo creo que el performer. el sentido de trabajar con el cuerpo. que fluya la cosa. Los tópicos sobre el travestismo siempre se repiten. Es curioso porque la gente dice que el travesti se viste como mujer. porque la gente viene y me dice que trabajo un tema tabú pero yo veo travestis todos los días en horario estelar en la televisión peruana. con la parafernalia de mandar flyers por Internet pre-performance. viene un periodista y me dice te quiero hacer una sesión de fotos tu maquillándote y travistiéndote. TF: ¿Podrías encontrar una relación entre la performance y el travestismo como situaciones anárquicas sobre tu propio cuerpo o sobre lo que debe ser tu cuerpo? GC: Claro. entonces con el anuncio. no se aprietan la ropa. Dentro de la estética femenina actual. creo que por un lado es dar la contra y por el otro ir aceptando ciertas convenciones sobre la producción artística. Entonces. primero que suceda. las mujeres no se maquillan. se diluye el sentido. es esta energía para transformar el espacio. que se les ponga títulos y horarios. No creo que funcione de esa manera en lo plástico. Lo que sucedía era que antes era mucho . En lo escénico me gusta más cuando se irrumpe. por eso te hablaba de una era pre y post drag queen. Pero si hago un seguimiento de mi trabajo. es pasar de hacer las cosas por el simple placer de hacerlas a autoanalizar los significados de las cosas que haces y trabajar sobre eso y ya mostrarlo dentro de un circuito de arte. no se pintan el pelo. O ni siquiera eso. entonces no entiendo de qué tema tabú me hablan.

tienes que reelaborar las cosas para no ser una pieza más dentro de todo. Se creaban situaciones que no tenían ningún sentido o que la convención no tenía ningún sentido pero en ese momento tú le dabas la vuelta y era muy divertido. tu llegabas a una inauguración tal como ibas a una discoteca new wave y la gente se sorprendía. O sea esas situaciones divertidas que se daban antes ya no se van a dar más y tienes que ser consciente de eso. TF: ¿Dirías que el centro de lo que interesa investigar es el . Existes como adorno. TF: Según lo que cuentas. orla. las medias. la performance pasó para el vigilante que no te dejaba entrar… GC: Claro. TF: Una posibilidad de que esos espacios se hayan agotado es que el travesti salga a la calle o lo tome como un lugar privilegiado para sus acciones… GC: No. y te preguntas cuál es la acción. Ahí me tocaba buscarle otro sentido. Y eso ya no me parece interesante. ya no existes como ser subversivo. Todo eso se murió cuando te empezaron a llamar al celular. TF: Entonces.más fácil y divertido impresionar a alguien con tu travestismo. Ahora dentro del espacio de la subversión ya no existes. me ha pasado que no me dejaban entrar a una exposición y me quede parado ahí con el señor de la puerta que nos pedía por favor que nos fuéramos. Creo que se tiene que dar más frente a este cuadro. Entonces. qué es lo que te esta ofreciendo como obra. mentalmente le quitas la peluca. para devolverle eso ¿habría que sacarlo a la calle nuevamente? GC: Es que yo pienso que el travesti como cualquier otro artista tiene que dar algo nuevo. ¿cómo conciliar al travesti con los espacios protegidos? Si el travesti es un trasgresor. porque es lo mismo… Yo he visto acciones en la calle donde ves esta persona con toda su indumentaria pero haces el ejercicio de quitarle.

TF: Me dijiste que te interesa trabajar a partir de tus propias experiencias. Nosotros estamos muy confiados en esta convención que es masculino y femenino.travestismo? GC: Yo diría la sexualidad. puedes consultar la . A lo que voy es. una critica a las personas que trabajaban sobre su cuerpo porque lo planteaban mucho como un narcisismo. La realidad es simplemente nuestra experiencia del mundo. no sólo del género sino de la identidad. Allí no hay gato por liebre. se va poniendo las sombras y termina siendo otra. pero en realidad es simplemente la experiencia de uno. es también el ritual de esta señorita casi adolescente que se sube al microbús y se va construyendo. Lo que puede leerse como si tú fueras el ojo de Dios. todo es subjetivo. la guerra de los sexos y todo eso. pero después pensé bueno si es verdad pero ese es tu trabajo. pero en un sentido amplio. Claro. Yo creo que mi trabajo es eso. qué queda de sociedades anteriores que manejaban el símbolo de maneras mucho más ricas de las que se hace actualmente. trasladarte desde un margen en el que se te ubica a una centralidad y desde ahí discutir todo a partir tuyo. es una exploración. TF: Bueno para construirte una identidad necesariamente tienes que travestirte… GC: Claro y no es un reino sólo de los hombres que se visten de mujeres. eso es lo maravilloso para mí que tiene el travesti. La persona que vive travestida las 24 horas. pero el contexto de eso se puede ir ampliando. tú les estas dando el fruto de tu exploración. Es trabajar esos mecanismos que tenemos. ¿cómo es que a partir de ellas vas construyendo tu trabajo? GC: Hay una discusión en los noventas. hay mecanismos que nosotros no vemos pero que el travesti explicita. Yo he sentido muchas veces como sentimiento de culpa porque quizás eso era verdad. pero con el travesti esta cuestión se agota. La cuestión de la objetividad es una patraña.

Ella está construyendo a la Orlan de sus sueños que es la verdadera Orlan. TF: ¿Cómo es tu proceso de creación? ¿Cómo te acercas a tu cuerpo. de romper. GC: Claro. Es como yo veo a las técnicas. por eso el trabajo de una artista como Orlan es tan apreciado. Yo trabajo por ejemplo con referentes ajenos a mi. entonces planteo un bailarín o un afiche de una cantante vernacular y trató de conseguir ese código. ya tienes recién la libertad de explorar. al final tu se lo entregas a otros dos que tu consideras que van a transmitir . como dices. decidiste trabajar con actores para la acción y no hacerla tu mismo… GC: Si mira. Ahí decides si te interesa seguir trabajando esa acción o pasas a otra cosa. TF: ¿Has tenido algún acercamiento al entrenamiento corporal del actor o bailarín? Por ejemplo. Entiendo perfectamente que la gente quiere buscar lo que desea ser. GC: Uno de los ingredientes es la obsesión. me contabas de la acción final del Museo Travesti. por ejemplo la crítica que se hace ahora a las cirugías plásticas. los logras para después darte cuenta que hay que seguir trabajando. Hay como dos finalidades para darte cuenta que. trato de cumplir con ese código. ningún trabajo esta terminado.experiencia de otros y confrontarte para ser consciente de ciertas cosas. que es tu materia de trabajo y cómo en base a él construyes tus acciones? Pensando al proceso siempre como una posibilidad abierta. sino es el proyecto que tienes de ti mismo. Tú simplemente te planteas objetivos. ahí se cae esta versión de lo narcisista que es el trabajo de uno porque si bien es un trabajo que parte de ti. La segunda vez ya cuando lo has conseguido. Pero te digo que la obsesión tiene mucho que ver. TF: En tal caso se podría decir que para ser más real no hay que mirar hacia fuera sino todo lo contrario…. no la que creció y se desarrolló.

tú mezclabas la técnica de los bailarines. Y tienes todavía gente hace unos años que daban vivas cuando bajaron el monumento a Pizarro que decían ellos nos robaron nuestra patria. un trabajo donde el actor que tenía la información que iba a transmitir al otro y éste mismo otro se mezclaban. es como mirarte en el espejo y mirar esa dualidad y romperla porque ese juego de contrarios no existe. Entonces. Pero comparándolo por ejemplo con el trabajo que hice en la Avenida Javier Prado. TF: ¿Por qué crees que unos cuerpos entrenados pueden trasmitir mejor eso? GC: Bueno en el caso de esta performance. siempre salía el tema de manera dual. porque lo más difícil en escena es sacarse y ponerse ropa limpiamente. hay trabajos donde no necesitas la técnica. además no era el trabajo de uno sino de un grupo. TF: Lo que acabas de decir es interesante porque es como lo . como si éstos fueran descendientes directos de los incas o algo así. Yo necesitaba tomar distancia. En un momento tú no sabias quienes eran los que tenían la información y quienes la recibían. Yo creo que en este trabajo que era una coreografía. Quizás era interesante ver este desdoblamiento.tu trabajo de una manera mas fidedigna que tu mismo. uno era muy pálido y el otro era muy trigueño. Pero haciendo una comparación con otro trabajo mío. los indios versus los blancos. Entonces. por el entrenamiento que tienen en este caso. la plástica para que ellos se intercambien la ropa. Entonces. en verdad era una cosa muy bonita estéticamente porque eran dos personas que se parecían mucho pero tenían el tono de color distinto. sentarme en el banco del director para conseguir lo que yo quería. la suerte es que las personas con las que yo elegí trabajar desde un principio aceptaron. ahí no necesitabas ningún entrenamiento. es el mismo acto narcisista pero llevado a cabo por otros dos. eran dos actores. No había un escenario ni nada de eso. En realidad. Era jugar con estas convencionalidades del racismo y todo eso para contar la historia del travesti. o sea la acción era sobre travestismo pero realmente el tema era el Perú.

que eran cuatro oficios travestis que estaban preservadas en sus cubículos. no es como cuando tú haces una infografia y la entregas al curador para una muestra y tú no vas nunca. en la presentación del libro del Museo Travesti. yo manejo todos lo hilos y estoy muy seguro de eso. por un instante. pero también pasa positivamente. Por ejemplo. de cierta manera. cuando llegó la comparsa con la Virgen travesti. creo que eso valió la pena. Porque es una mentira que yo te diga: mira. Porque es una cuestión ambivalente. Yo creo que eso es lo genial del trabajo artístico en general pero sobretodo en lo performático. hablando escénicamente y revisando no sólo mi trabajo sino todos esos donde hay un intérprete que hace de travesti o un . Por ejemplo. Entonces. que puedas disfrutar de esa experiencia utópica de ser todos uno. Por un lado me deprime que a veces la gente no conecte. señores y niños bailaban con nosotros. no poder distinguir quienes son los hacedores y quienes los espectadores. ahí mi trabajo esta terminado. Pero en ese momento se creo una nación o un algo. abrían sus cortinas y decían qué sucede. generalmente negativamente. eso es por lo que ahora me atrae más la cuestión escénica y performática. tú planeas algo y pasa que como acto no ha tenido la respuesta que necesitaba entonces. Por otro lado. era la cara de sorpresa de ellas y la felicidad de los que estábamos del otro lado. esas personas van a amar a los travestis de aquí en adelante. te respondo a una pregunta anterior.utópico en la performance. no es algo donde tu manejas todo. En cambio en este trabajo. sino que realmente hay una integración en lo que esta sucediendo ahí… GC: Claro y quizás. TF: ¿Qué lugar ocupa el cuerpo en tu trabajo? GC: Yo creo que el cuerpo del travesti quiere ocupar todo el lugar porque usualmente el cuerpo del travesti no tiene un lugar. siempre hay algo que te sorprende. Entonces. al minuto siguiente las señoras. y las chicas que estaban al fondo. yo transforme la vida de esas personas. porque no habíamos comunicado a todos lo que sucedía. ha sido fallida aunque yo siga considerando que la propuesta es buena.

tú (David Sánchez/Misia) tienes que hacerte un espacio. son como un gato. Creo pasa sobretodo en ciudades tan grises como Lima. no vamos a anunciarlo. Estoy hablando sobre todo del . es la cuestión que lo llena todo. no había un espacio preparado para la acción. Entonces. Desde el cabaret hasta las performances mas avezadas. TF: ¿Un espacio que cobija? GC: No. con respecto al público. pero es un espacio que igualmente te tienes que ganar. Hablando ya no solo de mi trabajo sino en general. es exhibicionista en ese sentido y estoy en contra de esta tradición del travesti en escena que es la gran perra. Yo creo que el espacio escénico para el travesti es todo lo contrario. TF: Me he quedado pensando en una palabra que dijiste. siempre hay una cuestión de ocultamiento. no vamos a hacer que la gente retroceda. con las prostitutas que su trabajo es mostrarse para que tu hagas la transacción con ellas. Pensé en la seguridad del performer. Eso es lo que yo creo que sintieron los ejecutantes en la última performance que hice. En la galería. Les dije. es crear el espacio contrario a lo que se da cotidianamente. Por ejemplo. que era chiquitita.travesti en escena es como un desborde. expuesto a lo que suceda. ¿consideras al acto de travestirte. que es una tradición que está en lo largo y ancho del mundo donde la travesti se burla del público. la mayoría del publico va a guarecerse en las paredes donde pueden continuar siendo publico y muy pocos se quedan enfrentando ser el centro de atención de todos. un acto no exhibicionista pero si exhibidor de tu identidad? GC: Claro. Por ejemplo. donde la gente no participa mucho. seguridad. andan con un paso atrás… TF: Son como cuerpos prohibidos… GC: Siempre. Me gustan mucho esos juegos de poder entre público y performer. para no ser intervenidos en la acción tienden a alejarse. qué tanto esta abierto.

El público quiere seguridad pero el performer también quiere seguridad. quizás para algunos les entretenga pero para mi es una cuestión muy visitada. ladrillos… Pero eso es lo interesante. como en las novelas donde hay estas mujeres que son malísimas y que son así todo el año y nunca te dan un dato de porqué esa persona es así. fragilidad. TF: GC: Los Claro. Ése es el ejercicio. un teatro. Me parece interesante mostrar el juego de dominación pero también tu otro lado. una galería. un espacio limitado. nadie actuaría contra ti… GC: Pero igual creo que hay un juego perverso en el sentido psicoanalítico. . el mismo hecho de presentar tu acto en un espacio artístico. trabaja con materiales masculinos. No es tomar los elementos que se supone se han designado para ti sino meterte con los que no se han designado para ti. porque estás jugando con esas fluctuaciones. trabajar con un material no glamoroso y tú transformarlo. Es como armar un juego con la gente que esta ahí. No construir estos personajes ficticios. Por eso te digo que me parece bien interesante el trabajo de esta performer que se hace llamar Misia porque rompe toda esta construcción de lo que se supone es un travesti. allí hay una seguridad porque tu eres el señor artista que esta yendo a performear. Esa es quizás la fragilidad que tienen los elementos. Hay convenciones. tu inseguridad.cabaret. Y no nos vamos a engañar. Entonces. donde la travesti va y le va a quitar el novio a la chica que está tomando su trago o le dice al otro que tiene el pene chiquito. a mi me pareció divertido hacerme un vestido de alta costura con las bolsas del mercado. la humanidad. las caras de los elementos. mostrar la fragilidad. TF: Allí en teoría. Todos esos juegos sexuales donde la travesti es una especie de dominadora. es la mala de la novela. de la seguridad. Por ejemplo. También hay un juego perverso de lo que tú hablaste. objetos y también los se espacios travisten… también. Se sitúa en lugares como los pueblos jóvenes.

TF: Eso es interesante porque en los últimos años muchos artistas han dedicado su trabajo a poner de manifiesto. donde trabajabas a partir de la imagen de las actrices de Hollywood de los años cincuenta… GC: Sí. su cuerpo. Pero en el caso de los travestis siempre se les ha pensado solo como cuerpos. Entonces la idea era trabajar con la estética de ese cine pero trabajar en tiempo real. explorar más el contacto directo con la gente… GC: Es que no pienso que haya que optar. que es otra convención que te hacen tomar. el cuerpo muchas veces no deja hablar al travesti. Es eso pero también más. virtualizar tu presencia o por el contrario. Entonces. sin edición y que cualquiera lo pueda ver. TF: ¿Y te interesa ahora trabajar las relaciones entre cuerpo y tecnologías? Por ejemplo. Me refiero a que el cuerpo ocupa todo el espacio y que el discurso está en segundo plano o simplemente no es recepcionado. lo interesante es utilizar un medio y contradecirlo. había muy poco de . Eso es lo que yo te decía. presente. Para mí. Pero tú quieres rescatar todo un discurso que esta detrás de ese cuerpo… GC: Claro y que se invisibiliza por todo ese protagonismo exacerbado del cuerpo. asocias al travesti un cuerpo hasta deformado. cuando termine de escribir el libro sobre el Museo Travesti observé que había un hueco. Lo que si me interesa es abandonar el cuerpo porque me parece que dentro de una historia o de una convención travesti. tengo pensado una instalación donde prime el audio y el cuerpo no aparezca.TF: Cuéntanos un poco de la acción que hiciste para una cámara web. que no te das cuenta pero que estas aceptando. es de una película de los sesenta que tiene que ver con la época de esplendor de unas mujeres en Hollywood pero más con su debacle. para romper esta convención en que el travesti es sólo esta materialidad corporal. Es una elaboración discursiva. La magia del cine de Hollywood desde su nacimiento tiene que ver con la edición.

para romper esta convención. La muestra se llevó cabo en la Casa Gaia.artes escénicas. Hace unas semanas me enteré por parte de los blogs Arte Nuevo y Micromuseo que dos artistas peruanos viajaron para una residencia artística en Cuba. Entrevista a Giuseppe Campuzano y Lalo Quiroz y las Residencias Batiscafo en Cuba. Lo escénico siempre ha estado ahí pero registrado de distintas maneras. les realicé una . un análisis posterior te lleva a por que no realizar una obra que tenga como tema el travestismo sin el cuerpo. Entonces. Según me cuenta Lalo esta exposición fue producto de un mes de residencia desde el 9 de noviembre hasta el 9 de diciembre de este año así como también trabajaron al lado de dos residentes cubanos: Diana Fonseca y Walter Velázquez. Pero el travestismo es la historia del cuerpo en escena. Ellos fueron Giuseppe Campuzano y Lalo Quiroz quienes fueron llamados para la exposición de la Muestras de Artistas en Residencias Batiscafo 4ta edición 2008. por qué y para qué Giuseppe y Lalo asistieron a estas residencias. entonces si tú ves todos los cuadros que se han pintado o todas las esculturas que se han hecho es sobre un cuerpo travestido. Es entonces al enterarme y no saber el cómo.

Mi expectativa por sumergirme en el contexto cubano está ya en el origen-lógica del Museo Travesti. establece similitudes y contrastes con el proyecto travesti peruano. Desde aquí les agradesco por la cordialidad y la accesibilidad que me mostraron desde un principio al plantearles este post. puntualmente: el travestisignificado del significante-mujer como simulación. en el barroco literario. como explicitación de la apariencia..Tu trabajo del museo travesti dentro de la plataforma cultural cubana encuentra similares proyectos? alguno que se relaciona al tuyo? Esto te pregunto al contarme que tu propuesta es abarcar los registros concerncientes a la actividad del travestismo.. ****************************** ENTREVISTA A GIUSEPPE CAMPUZANO Y EL MUSEO TRAVESTI... Mi trabajo (el travestismo) es el proceso. leí el correo cuando estaba en Brasil y ya en Lima me enteré que fue a través de la artista Eliana Otta que accedieron a mi trabajo..breve entrevista a cada uno via mail y ellos generosamente accedieron aún así sin yo haberles pedido imágenes me brindaron amablemente una cantidad para ampliar y mejorar la explicación en estas entrevistas.hay trabajos en cuanto a géneros-arte-cultura en Cuba? entablaste alguna conversacion con ellos? He encontrado proyectos que se relacionan con el mío en tanto los leo como travestis.. ¿Cuáles fueron tus espectativas al pensar en presentar tus trabajos y cual fue la reacción al ser puestos sobre la mesa.era lo que esperabas? Me escribieron invitándome. Hay aún mucho por procesar.. 1.Giuseppe. Este saber fabulado al encontrase con la 'realidad' habanera..porsiaca me explico mejor y soy más breve. la cual no es necesariamente la interpretación . Severo Sarduy. cuentame cómo conociste y postulaste a esta residencia y con qué propósitos. 2.

muestra sus sucesivas tendencias y síntesis como el corte transversal del restaurador.F. Toronto) pero esta es mi primera inmersión (35 días) en otro contexto.Cuba es uno de los países que acabas de visitar en cuanto al tema que planteas y trabajas. la arquitectura que ante la no destrucción-no renovación. .. México D.. sus señores y dioses hermafroditas hechos vírgenes y santos católicos. el tiempo ha sido corto pero sí un primer acercamiento. sexualidad e identidad siempre a partir del travesti como referente mutante. Brasil. si ya vas encontrando rasgos que unan o que diferencien/contrasten los conceptos de museo como colección. Montreal. respecto de este concepto. 3. São Paulo. sé que han habido otros países más -si no me equivoco te fuiste a Mexico. Mis acercamientos han sido diversos como una memoria africana que permanece travestida en la santería cubana. como realidad inasible ante los conceptos fijos y las fijaciones imperantes. corrígeme si estoy erróneo-. El Museo Travesti se ha mostrado en algunas ciudades extranjeras (Brighton. el travestismo como género y pretexto y la identidad o nación en los países que ya has analizado. El gender performance es la hipertelia caribe que no tiene que estar montada sobre un escenario o etiquetada como arte para suceder. su estética (plagada de metáforas y disfraces). Mi relación con los artistas que trabajan lo travesti se ve entonces planteada por acercamientos y distancias. y de aquí te pregunto.de sus autores o estudiosos. IMÁGENES DEL MONTAJE Y EXPOSICIÓN DEL MUSEO TRAVESTI DE GIUSEPPE CAMPUZANO. Una de las finalidades del proyecto es construir (a partir de deconstrucciones) museos travestidos donde se cuestionen los conceptos de colección. Canadá. Es interesante el contrapunto entre una pertenencia occidental del artista-estudioso cubano y su planteamiento de lo travesti como una arqueología de la cubanidad.

.

.

.............‘Chamanes.................................. Diálogo sobre el Museo Travesti del Perú’ ... danzantes................. En colaboración con el blog arte-nuevo ponemos en marcha una serie de intercambio de textos y documentos para potenciar la circulación de materiales en el ámbito de los medios electrónicos independientes............................................................. Nos complace presentar este documento cuando todavía está presente la reciente exhibición del Museo Travesti del Perú en el .... .............. putas y misses: el Travestismo Obseso de la Memoria............. López y Giuseppe Campuzano a propósito del Museo Travesti del Perú aparecido originalmente en la revista Ramona #99 en abril de 2010.............. El propio Miguel y Fernando Davis ejercieron de editores invitados para un número especial de la revista argentina que puntualmente apareció como Ramón y con el lema: Micropolíticas cuir: Transmariconizando el sur....................... Empezamos con un diálogo entre Miguel A...

............. Perú travesti (el arsenal político de la memoria) Miguel López........marco de eX²periencia en Lima.... Montar un museo travesti parece ......................................... ............... Frente al modelo edificado de museo convencional el MTP se constituye como una plataforma portátil............ López[2] En un momento donde el mercado ha convertido las identidades sexuales en productos de consumo.. putas y misses: el Travestismo Obseso de la Memoria......................... El Museo Travesti del Perú (MTP) parece surgir como una perforación y reapropiación del aparato museal –que es también un aparato sexual– en tiempos donde el pragmatismo neoliberal de las economías transnacionales y el marketing corporativo de las máquinas culturales han establecido ya un patrón hegemónico de museo.............. ‘Chamanes. la aparición del Museo Travesti del Perú ha constituido una de las aristas más subversivas para redefinir el papel político del museo y responder a una historia del Perú erigida sobre los borramientos de la disidencia sexual.. danzantes. barata y desmontable. Diálogo sobre el Museo Travesti del Perú’ Giuseppe Campuzano[1] y Miguel A......... y en donde los museos parecen apartados de cualquier agenda de reflexión en torno a las políticas sexuales. Esta conversación travesti penetra en su inmaterial colección de procesos para interrogarse sobre su reelaboración de las memorias locales y el imaginario de las revoluciones sexuales por venir............................................. ...........

Giuseppe Campuzano. “cualquier parecido del sujeto consigo mismo es pura coincidencia”. de la cirugía al photoshop. En un sistema binario. la resituación de mi travestismo y del travestismo en general. mi travestismo se haría exponencial hasta el punto que. Me interesa pensar contigo desde esas coordenadas. Es aquí donde articulo lo travestido y lo museable en un coleccionar transgrediendo: . Nunca pretendí atravesar el río de lo binario y ahora me le atravesaba para ser río heraclíteo mismo. la sola posibilidad de 1 es jugar a ser 0. Mi cuerpo como Perú. Aquellos orígenes fueron bastante más particulares. que las luchas históricas de las ‘mujeres’ y el feminismo hoy se quedan cortas al intentar pensar todos nuestros cuerpos insurrectos y mutantes. lxs intersex. Es muy significativo como esa resignificación personal de la microcultura travesti es también un proceso a través del cual esos cuerpos antes expulsados de lo público adquieren posibilidad de ser sujetos de enunciación. Esa doble urgencia. El Museo Travesti nace en 2003 ante tu necesidad de elaborar una historia propia del travesti peruano. pero también el desplazamiento del yo al nosotros. Sin embargo. partía de la misma autorreferencia. por un lado. la obra como proceso travesti no es una finalidad en sí misma sino la colección constante de su proceso. Había allí una doble urgencia: resituar tu propio travestismo y responder críticamente ante esa otra imagen del ‘travesti’ producida y fabricada para el consumo. A diferencia de su afirmación. optar por hablar desde el museo es también señalar explícitamente que no se trata de una técnica neutra de representación sino de un dispositivo político. travestirnos recíprocamente si es posible. de la ‘realidad’ a la quimera. las putas. que el sujeto político ha cambiado. diría Slavoj Žižek.decir. No remates sino ensayos. lxs trans… Y por otro lado. La autorreferencia sería entonces differance derridiana. agentes político de producción de conocimiento. El pintor peruano Fernando de Szyzslo dijo alguna vez: “He querido pintar el mismo cuadro mil veces y aún no lo consigo”.

construyendo sexualidades desde la omisión y el borramiento. Desde el humanismo caníbal hacía una postidentidad que el travesti explicita en su hacer cotidiano. está negociando permanentemente con los regímenes que han legitimado y construido históricamente la sexualidad. Hablas de identificaciones estratégicas. más allá de los objetos. al “silencio como la operación cultural privilegiada de la crítica y la historia del arte en el momento de abordar la relación entre arte y sexualidad”. . Está claro que más allá de la representación normalizadora lo que ha existido es una suma de ‘silencios’. Un proyecto estético que parte de diversos discursos hacía una historia asimismo paralela y contradictoria. siguiendo con el argumento de Michel Foucault sobre una sexualidad manifestada no desde la represión freudiana sino a partir de los discursos y prácticas que disciplinan los placeres. El historiador Víctor Manuel Rodríguez señalaba. Sin duda. Así. GC. por ejemplo) que resisten a la normalización y que cobran un nuevo valor político al tirar abajo el edificio intelectual de las identidades perfectamente definidas. inventándose otras tantas. que se apropia de colecciones y obras para deconstruir sus genealogías y contextos (tan ilustrados como dogmáticos).proponer nuevos referentes a partir del hecho de releer la historia del Perú a partir del andrógino indígena y el travesti mestizo. analizando los discursos de la crítica de arte sobre la producción del artista colombiano Luis Caballero. que supone el ‘yo’ y la ‘obra de arte’ sólo para trascender sus esencialismos fetichistas. Creo que un manipulado silencio ha despojado a las luchas y revoluciones históricas de su dimensión sexual. el Museo Travesti es un museo simulado donde las falsificaciones pretenden un espacio para otras memorias. ML. El MTP pone sobre la mesa un comercio de sentidos que. no como meras ausencias en el relato sino como lugar en donde las relaciones de saber/poder están siempre en juego. o incluso de producción de identidades y memorias transitorias (el andrógino indígena.

sino como scientia sexualis. la Enciclopedia). ML. Esa memoria otra. Como diría Severo Sarduy. La vedette como soldado ML. y siempre digo que ese no es el proyecto estético ni político del Museo Travesti. de . Me preguntan habitualmente sobre la importancia del sustrato en la obra de arte. habría además que re-inventariar aquel jardín de los ‘sustratos’ (echémosle antes un vistazo al Atlas Mnemosyne de Aby Warburg o al trabajo visual de Henrik Olesen).[3] Bajo el título de Certamen: El Otro Sitio la intervención del MTP sugería una lectura ceremonial del combate pero también una especie de ‘certamen’ de belleza. destinada a prohibir los deseos de ese cuerpo. bajo la simulación nada existe. Seguir hablando de ‘obras de arte’ en ese escenario para el MTP resulta obsoleto… GC. considerar también el rol de cierta crítica e historia del arte –cual estética misma– no como ars erotica (que tuvo como fin el placer del cuerpo). Es decir. A la presunción de lo marcial le salía al paso una vanidad distinta. Tu referencia al arsenal me recuerda a la primera aparición del MTP en 2004. la de un Perú precolonial y periférico. Travistámonos de Museo con la finalidad de travestir al museo (la Historia.Pero es urgente contextualizar dicha sexualidad. En esto consiste una sexualidad y un arte sancionados tanto a partir del Estado como de la pseudorevolución actual: una estética de domesticación y no de transformación. será nuestro arsenal político de transformación. soslayada en la proliferación de identidades sociales y soportes artísticos que se nos ofrecen como falsas libertades. en las salas del Museo de Sitio de la Batalla de Miraflores.

y a una comunidad sitiada. inventado en la sala gemela de un Museo de Sitio. que devino subversivo a partir de la Colonia. De esa primera intervención del MTP recuerdo particularmente la vitrina que contenía los tacones desgastados de Miss ‘Señorita Quilca’. cetro y corona. pero también de todas esas otras facetas del travestismo oscurecidas por nuestra historia sexual colonizada y que recolecté en ese primer registro maniaco del cuerpo performativo indígena productor de cultura. artesanías y otras reproducciones en serie. Manqu Qhapaq Inka. aquí y ahora. afeite. que es su historia. banda. latinas. Es decir: reflejo. Certamen era una primera batalla por la ritualidad: aquella dimensión de lo travesti que coteja a los chamanes andróginos del pasado con los danzantes travestidos de la fiesta patronal y las misses gay contemporáneos. guerrero excéntrico. donde ‘familias’ pobres. clase y género implícitos. Mencionas la ritualidad del combate. cada miss –hambrienta por la manzana de París– toponímica arrastraba su contexto al cubo blanco. Ese “otro sitio” aludía a un museo sin sitio. sátira. gays. cuya sustancia mutante deconstruye obsesivamente la historia. Los tacones —y toda su alusión artesanal al trabajo sexual— se ubicaron en medio de las representaciones . En Certamen. pienso también en la imitación compulsiva documentada en el film Paris is Burning (1990) de Jennie Livingston. hombre-mujer ritualista —como dicen el Inka Garcilaso de la Vega y la historiadora María Rostworowski—. presumiblemente perdidos en una persecución policial. GC. travestis y neoyorkinas. En otro sentido. Un museo de oropel armado a punta de gigantografías. fotocopias. negras. ML. capas de maquillaje y cuerpos insubordinados.boquitas pintadas. compitieron durante la década de 1980 en desfiles de moda que al imitar un gran rango de tópicos estéticos exploraron y trastocaron sus conceptos de raza.

Miss Quilca. La Carlita original nunca existió. Luego de un lapsus fetichista y recobrar el sentido (travesti). al lado mismo del Museo de Arte de Lima. quizá hoy por hoy la mayor insignia de institucionalidad artística local. era en muchos sentidos mi amiga Carla haciendo la calle o. como símbolo del viaje trunco. Fue en Certamen que los mostré por vez primera (travestidos ya en object trouvé).victimizadas de la mujer y el ‘heroísmo’ patrio en las paredes de ese Museo de Sitio. ejecutando una incisión política descomunal en ese tráfico artificial pictóricamente magnificado de masculinidades y feminidades de la propia historia. Poco después te trasladaste al Centro de Lima convertido en puesto ambulante de reproducciones. La Carlita. GC. yo le repetía que me quedaba con esos como símil de sus viajes (transgénero. para la Trienal de Chile. Museo andrógino. Yo le chismeaba a Carla —que para entonces se llamaba Fiorela— sobre esos primeros montajes y ella siempre ofrecía enviarme unos tacos nuevecitos. el jirón Quilca en el Centro de Lima. pero no los encontré: mi madre los había tirado a la basura. Esa Carlita falsificada fue la que cercené. entre ellas unos zapatos viejos que le pedí me regalara. simplemente conseguí otros. A Carlita la asesinó en 2008 un cliente. debía deshacerse entonces de cosas. en está ocasión para mostrarlos en el VII Encuentro del Instituto Hemisférico en Bogotá. Ella estaba por migrar a Italia mientras yo armaba mi fantasía. mejor dicho. transnacional). museo falsificado ML. La fricción era deliberada. En 2009 quise embalar los zapatos una vez más. en el Museo de Arte Contemporáneo de Santiago. En 2004 montaste un pequeño quiosco rosa en el Parque de la Exposición. Dos operaciones museales que proponían dos modos muy distintos de construcción del sujeto político y de sus formas .

los transgénero… GC. que son el símbolo de una migración distinta: los seropositivos. cámara de diputados. Sin duda pienso también en el Palacio de la Exposición (hoy Museo de Arte de Lima) y sus múltiples travestismos históricos: hospital. colonial y heterosexual del humanismo moderno. guarnición. públicos o no. jurado electoral. El MTP al okupar uno de los estacionamientos del Parque de la Exposición penetró asimismo su historia. la reivindicación del consumo— que ni siquiera es tal. Observo esa primera ambulancia del MTP en el Parque de la Exposición y lo pienso como metáfora de la República peruana. Pero ese ‘devenir ambulante’ parecía aludir también a las múltiples migraciones: no solo de aquel desplazamiento étnico.de aproximarse —ya sea para afirmar o resistir— a la construcción de una historia blanca. pero no por ello menos potentes. fragmentan y multiplican nuestra inexistente identidad de Estado-Nación). neceser necesario contra una dualidad —el consumo de la reivindicación. municipalidad… ¡Con semejante currículum no hay oposición que valga! Fricción deliberada es otra manera de decir coito. inclusive el cubo blanco pretendidamente aséptico. mejor. cuartel ocupado. pero no en un ritual de cofradía populista sino como sepsis o crisol para su desmantelamiento. ministerio. Esa penetración de musealidades interpela también el papel . oprimidos y muchas veces invisibles para las políticas públicas y los regímenes discursivos. están cruzados por memorias y referentes contradictorios. los sin-papeles. ML. sino además de esos otros sujetos ‘abyectos’. su diseño neoclásico y asimismo sus Pabellones Bizantino y Morisco y su Fuente China. Los espacios. Se que te refieres a las prácticas pero quería aludir también a la historia de los espacios y a su intervención nada ingenua. valija duchampiana o. andino e indígena en ida y vuelta mutante con la capital (cholos como nosotros que desvían.

Mining the Museum (1992-1993) de Fred Wilson. Y así también sus sentidos contrarios: el travesti en tanto sujeto y no mero objeto de la historia. Es curioso que la crítica más constante al Museo Travesti del Perú sea sobre su pretensión de ‘museo’ (¿travesti-arribista?).. Del desmantelamiento de la historia se procede luego al desmantelamiento de la autorreferencialidad. impurezas.. La lesbiana afroamericana Audre Lorde sostiene que “las herramientas del amo jamás desmantelarán la casa del amo”. que reordena colecciones al rodear el grillete de un esclavo negro con un vajilla de plata o iluminar esclavos en una serie de retratos familiares.. Así. una de las promesas occidentales de verdad más perfeccionadas como instrumento político de centralidad y sus consecuentes marginalidades. de la colisión de los saberes. pero también el MTP no como espacio privilegiado para el travesti sino el lugar de sus pertrechos. maquillaje) se propone una vez más la trascendencia de la dualidad: el museo síel museo no. o las sustracciones de Michael Asher en los años 70s. el museo niega al museo desde el museo. de una multiplicidad de tiempos sociales. todas piezas de un mismo tiempo-espacio. El MTP como trazado anacrónico de fallas. . ML.[4] Soy consciente que aquellos fundamentos de la historia de Occidente impuestos sobre otra — sin una reflexión necesaria desde la relatividad y la fabulación constitutivas de cualquier historiografía— se perpetúan en la institución museo.de la ‘historia del arte’ en tanto tecnología de producción sexual. La propuesta es explorar un concepto de museo que parta no de tesoros-fetiche sino de una serie de actos —agreguemos a los ya citados. remanentes que cierta ilusión de continuidad histórica ha erosionado para su correcta digestión disciplinar. Como si aquellos pertrechos fueran capaces de dar cuenta de esas distintas emergencias microhistóricas.. por ejemplo el hurto de un panel que borra los límites entre oficina y espacio de exhibición. GC. sin tomar en cuenta que bajo ese montaje (máscara.

. sino que además marca de forma irreparable aquella colección asaltada. El MTP al ‘desvalijar’ otras colecciones no sólo obtiene una obra falsificada (la ‘máscara’ de la máscara. estrategias y referentes del Museo Travesti. ¡Eso! Es interesante que el folclorista y etnólogo Arturo Jiménez Borja considerara la muerte de una máscara ritual en el acto de colgarla en un museo. Creo que el MTP fricciona con el repertorio visual occidental de la teoría queer y su genealogía desde fines de los 80.GC. Por ejemplo. Y como un retrovirus el MTP espera su septicemia. A veces me preguntan por los artistas con los que me gusta trabajar pero no me considero tampoco un curador en ese sentido. al prefigurar en cada uno de nuestros actos una performatividad disociada. sino en la esquizofrenia indígena. Del mulato maricón al posporno mariano ML. pero podría aquí también significar lo contrario. Así. en este caso).[5] como una de las principales coordenadas políticas para pensar la performatividad y subversión del género. es en cierta medida desbordada por algunas de las operaciones simbólicas. altera su memoria al intoxicarla de otros sentidos. creo que la reflexión que propone la filósofa norteamericana Judith Butler sobre el ‘travesti’ en 1990. No estoy pensando únicamente en la apropiación performática del aparato museal (y sus consecuencias en lo público y la producción de formas de subjetivación y sociabilidad). Esa es mi función como curador-curandero. y el ‘travesti’ es el sujeto que niega al sujeto. El travestismo es ritual que desmantela y no consagra artistas ni obras. una forma de reconciliación? ¿Paternalismo? ¿Molestia? ¿Y la curaduría de una pieza intenta provocar con sus sentidos? ¿Exotizarla? ¿Acumularla?. ¿Es la pena frente a la reiteración de imágenes de travestis perseguidas y asesinadas. la mimesis deviene acto performativo.

tropical y mutante del MTP. como sujetos agentes y no bandos . Operaciones simbólicas como tú dices pero desde el acto sexual mismo. el “mulato” maricón pintado por Léonce Angrand mientras conversa con un religioso y un filosofo… Mapear aquellos momentos de sexualidad disidentes. Precisamente el museo desde (y no hacia) las “colonias” se podría constituir como su antiproyecto mismo. es decir no solo porque permite imaginar al museo como lugar de descolonización del saber. Partiendo de ese mundo policéntrico del siglo XVI (en el cual coexistían varias civilizaciones) que podría trazar Walter Mignolo. vedadas y repugnadas para convertirlas en hot spots. Ese punto me parece uno de sus bordes más filosos. Descolonizarnos implica así también descolonizar nuestro concepto de ‘colonia’. sino además porque descubre cómo esa colonialidad está íntimamente enganchada con lo visual. Pero es importante reconocer que la colonia en el Perú significó también mestizaje. un cantante dan de ‘ópera’ china limeño fotografiado por los hermanos Courret. resulta sugerente imaginar también al MTP y la posibilidad de converger en un Perú no interconectado por el capitalismo sino por otras geopolíticas del cuerpo que desarticulan ese capitalismo de los cuerpos: los ritualistas andróginos ‘descubiertos’ en Huanuco e Ica por el sacerdote Domingo de Santo Tomás. no sólo para complejizar los ejes de una historia. que propone una producción de conocimiento sexual desde las ramificaciones de la colonialidad. invocando un saber desde el lado subalterno de esa diferencia. GC.antropofágica. el caldo de cultivo de la cultura peruana presente. Cualquier lectura de los procesos que modelan la sexualidad debe enfrentar el hecho de que aquella es también una historia de los cuerpos colonizados. que remiten a otros dominantes. sino para proponer la historia como proceso a vaciar y rellenar constantemente de nuestros procesos singulares. el tapado (versión peruana de la vestimenta femenina islámica) Francisco Pro juzgado como “sodomita” por la Real Audiencia. desde un cuerpo que traviste sus pretendidas zonas pervertidas.

Por poner un ejemplo. Volver a leer esas migraciones y geopolíticas del cuerpo. Una modernidadcolonialidad no alternativa. subversivo-domesticado— en dirección a un oxímoron “indígena”: opuestos que se complementan. ubicado por delante de toda especulación teórica que podamos aquí ensayar. La sexualidad (no marcada como identidad) como lugar simultáneamente vejado y privilegiado desde donde desmantelar la universalidad de todo concepto en la búsqueda de su placer tan promiscuo como obsesivo y caníbal. ¿República colonial? La República Peruana contemporánea no es la superación moderna de su colonia sino la radicalidad de una redención travestida en desarrollo. asumiéndonos como nuestro resultado. Me resulta muy sugestivo advertir cómo ese acto de apropiación y relectura performativa de la historia. un travesti sintético que se inventa a sí mismo. su ‘independencia’ y pasivos utópicos. subalterna ni periférica sino transversa. me parece crucial como se incorpora la ritualidad y la religiosidad en el MTP: no solo por las múltiples referencias a fiestas folklóricas. está articulando un sistema semiótico con un tremendo poder epistémico. acciones y rituales donde devienes santa oficial o estampa popular… GC. y me atrevería a decir incluso. Creo que el MTP propone trascender las oposiciones binarias —centro-margen. una suerte de contracartografía escópica travesti. santos patronos.activo y pasivo. parece desplazar la colonialidad de la tradicional mirada etnográfica hacia un paradigma de visualidad transversal. inscritas en esas representaciones del mulato maricón o del ‘tapado’ limeño. ¿Colonia moderna? Y pensaría lo mismo de nuestro concepto de República. sino en particular por tus apariciones como virgen. de bifurcación travesti de las perspectivas. hombre-mujer. civilizado-salvaje (señaladas por Homi Bhabha). La dimensión ritual del MT ha sido criticada tanto por los defensores de una religiosidad autorizada como por los . carnavales y danzas andinas de cuerpos travestidos (el travestismo como un modo de ‘saber local’). ML.

me anteceden siglos de teatro medioeval. De la ritualidad del andrógino indígena a la fiesta patronal y la travesti mestiza católica. no fue invención mía. observé bajar a algunos transeúntes —ellos probablemente avistaban. una pequeña Virgen refulgiendo contra el mar— quienes al acercarse lo suficiente batieron en retirada. hasta una ritualidad postindustrial como consumo y acceso social. como ofrenda y pertenencia al panteón divino. la obra del artista andaluz Ocaña. a lo lejos. una especie de posporno mariano. no hago nada). Esa . en zigzag. Desde el acantilado. Estos procesos señalan un proceso pujante entre etnias y clases. como todo. Rastreo los paralelos y cruces entre mecanismos de poder travestis. Transcurrí entonces de puta erotizada a Virgen extática. provistos de su mejor foto. contrariando las rutinas travestis. como divisiones que intercambian. para un retrato que ilustrara el libro que publiqué en 2008. Este maricón vestido de María. como performatividades.detractores de toda ritualidad. la imilla que lugareños y extranjeros se disputan en la danza del Qhapaq Qulla en Cusco. En 2007 buscaba una imagen travesti poderosa para suplantar la gastada arista de la puta. los exvotos que travestis limeñas depositan en el mausoleo de Sarita Colonia. Todo esto como pretexto para aparecerme en la costa limeña con una nueva “inacción” (serie de ‘performances’ en las que. Una nueva aparición sucedió en el contexto de la filmación de un pseudocumental sobre el escritor Mario Bellatín —parte de este material finalmente formó parte de otro: El Niño Fidencio y sus hermanos de luz (2008)— donde María falsificaría las memorias de Mario. Observo este no-espacio de discusión religioso como análogo al no-espacio social para la travesti y me propongo trascenderlo partiendo del espacio simbólico del andrógino ritual y los danzantes travestis. una ritualidad tan cósmica como cosmética. Transformando los tópicos espiritual (y psiquiátrico) de unicidad —la multiplicidad de idolatrías indígenas y apariciones marianas— y pobreza —la Virgen como el travesti por excelencia con su ajuar magnífico y sus apariciones performativas. teniendo ya en perspectiva al maricón.

Es a través de esta imagen “políticamente incorrecta” en el contexto de los activismos. una de las principales vías de Lima. A dos cuadras de mi casa. que también propongo deconstruir procesos. yo me topaba continuamente con una gran valla —una estrategia municipal para cubrir negocios colapsados— que intercalaba algunas ‘citas célebres’ exaltando a la mujer peruana con las imágenes de ‘célebres’ vecinas del distrito de San Isidro. . 2006 fue año de elecciones generales. sacra y estable del Renacimiento y la mácula mestiza y ‘cuir’ que desestabiliza dicho orden.tarde fui testigo de un peregrinaje trunco. Lourdes Flores era una de las retratadas: candidata favorita a la presidencia que manipulaba el discurso de género al reclamar el voto por ser mujer mientras se oponía. Tu mencionaste las vanidades otras. Revolución travesti ML. Archivo que en más de una ocasión sacaste la calle: estoy pensando en la acción Cubrir para mostrar (2006) donde ese conjunto de cuerpos que eran objeto de representación subalternizante toman el espacio público para exhibir sobre sus propios cuerpos aquellas imágenes de la persecución… GC. el MT propone esos otros contrastes y no los ya asumidos como correctos. en la avenida Javier Prado. el ‘centro financiero’ de Lima. entre otras cosas porque su madre había propuesto fusilar homosexuales. del abismo estético entre la composición triangulada. En semejante contexto electoral. al aborto. significados y actitudes. Curiosamente el otro preferido era Ollanta Humala. Una de las partes más importantes de tu libro Museo Travesti del Perú (2008) ha sido la construcción de un archivo sobre la persecución de travestis visto por la prensa peruana entre 1966 y 1996. por ejemplo. en forma de U.

precisamente porque ese sujeto es el producto de una historia constituida por una suma de borramientos. asumiendo que cada uno de los enunciados de esa ficción (como los políticos o literarios) tienen efecto sobre lo real. en los carteles de Guerilla Girls que apuntan al archivo como omisión. no obstante. Ese día. Me interesa la ficción no como la adición de datos sino como el desocultamiento de dimensiones. Pienso por otro lado. Considero el ‘archivo travesti’ no sólo como sinónimo del MTP sino como su sustrato: la estructura de los montajes realizados y el germen de próximas obras.reuní un grupo de activistas y amigos el día del cierre de campaña y sacamos a la calle aquellos carteles que reproducían treinta años de historia travesti mediatizada para cubrir aquellas vallas y mostrar lo que nadie parecía querer ver. Esta aparente contradicción derivó en una disquisición sobre las cuestiones de ficción y realidad —la literatura y la historia. Fue fantástico porque mi réplica inmediata fue “pero yo no hago literatura”. mercados y universidades… ML. retomamos un espacio de trabajo —la avenida Javier Prado había sido área de trabajo sexual hasta su virtual erradicación— para transformarlo siempre desde nuestros cuerpos. Después vendrían muchas otras intervenciones. Curiosamente. en marzo de 2009 recibí una invitación para participar en un encuentro de literatura. Creo que nos enfrentamos al hecho de que al hacer teoría desde lo transgénero nos toparemos siempre con una carencia de archivo desde el cual leer retrospectivamente. por “¿y si leyeron mi libro Museo Travesti del Perú como ficción?”. y no . esas otras mujeres presentes y ausentes. GC. las travestis. seguido. Allí cobra un nuevo sentido el papel de la ficción y de la producción de ficciones como el ‘archivo travesti’: modelos e historias que socaven cierta idea de la historia como destino común. enrostrando este mismo archivo en distintas plazas. más allá de la prensa y la policía pendientes de los mítines en el centro de la ciudad. por ejemplo en todos los guakos sin catalogar.

espacios e identidades fijas.respectivamente—. tiempos. En cierto sentido. creo que el MTP es el síntoma de una forma de pensar y hacer política que parece haber escapado al repertorio tradicional de las izquierdas. Entonces sonreí: había conseguido por ese instante asir aquel significante equívoco. sus transposiciones corporeizadas en el travesti como otra cartografía para el cuerpo y la nación. ¿Cómo definirías tu relación con el activismo local? Desde mi perspectiva el MTP parece poner en evidencia que hoy las minorías y sus luchas exigen otras gramáticas y escenarios. y cómo incluso permiten empoderar ciertos escenarios de emergencia de movimientos sociales. ‘travesti’. ML. Mis relaciones con el activismo local son complejas ya que mi necesidad de activar colectivamente pasa también por resistir toda posición descontextualizada y acrítica —en todos los espacios y no solamente en la lucha sexual— que al asumirse “integradora” contribuye a la precariedad de esos espacios alternativos urbanos. nos espetaban: “pero ¿por quién quieres que vote?” Es evidente que la intervención no estaba planteada en ese sentido de ‘pastor-rebaño’. herramientas travestis… GC. quizá agobiados por el circo electoral imperante. para encontrar aquel referente diferido (aplazado. reapropiaciones y estrategias divergentes de análisis y producción de conocimiento. y con ello me remito a la ciudad ya que es desde allí que el . o quizá hasta cierto punto pueda aún seguir siendo incómodo para un marxismo ortodoxo. Volviendo a Cubrir para mostrar: me interesa pensar cómo esas imágenes extraídas del archivo retornan a la mirada pública. como tampoco lo está el MTP. Es inquietante pensar que durante la acción Cubrir para mostrar distribuíamos volantes con nuestra propuesta y ante ello algunos transeúntes. distinguido. disentido) hasta el infinito que los mecanismos de la literatura y el travestismo ofrecen a la historiografía para trasponer verdades.

modas y placeres como desestabilización y propuesta ante la implantación de identidades de largo arraigo en nuestro contexto históricamente disímil. La ‘identidad’ ha pasado de grito de libertad a yugo venerado para todos quienes no concordamos con la invariabilidad de nuestros cuerpos y subjetividades. Actitudes y sociabilidades que se chocan hoy por hoy con los actuales bares. respecto del programa de “reasignación sexual” del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX): “no tengo posibilidad de explicarte quien soy. una manera directa de hacer política desde el cuerpo y la sexualidad. 2010 . parques o discotecas que en los años 80 y 90 bullían y agitaban culturas sexuales bastante más alternativas.activismo opera. Giuseppe Campuzano y Miguel A. una revolución travesti como metamorfosis permanente. proponiendo modos de relación nuevos y hasta cierto punto fuera del alcance del análisis intelectual tradicional. sujetos. Así. Asimismo con la justificación de que la ‘identidad’ es el soporte político para una real transformación se ha pasado de la identidad como proceso interactivo. El MTP se plantea desde el no espacio-tiempo histórico: otras memorias. la idea misma de sexualidad desvinculada de los procesos sociales corona hoy un panorama donde se nos dice demagógicamente que “nuestras sexualidades son muchas” como fachada para un trasplante que se nutre de la fragmentación social. por lo tanto soy transexual”. discotecas y cuartos oscuros saneados y homogeneizados. Actualmente observo un paralelo entre el trasplante de “nuevas” identidades (como supuesta apertura a otros modos de sexualidad) y la erradicación de espacios como antiguos cines. contextos. Un museo que se recicla a sí mismo como acción para el cambio. El museo como herramienta para la revolución. Parafraseo a una travesti cubana. poderes. a un conjunto de etiquetas que preservan las cuotas de poder arbitrarias entre los segmentos integrantes de la comunidad ‘diversa’. López.

es además filósofo...... y “Andróginos... Artecontexto.... 1984.... Bagoas 4).... “El Museo Travesti del Perú” (2008.... Gender Trouble: Feminism and the Subversion of Identity.... [4] Audre Lorde.. Museo Travesti del Perú (2008... Nueva York. São Paulo... A partir de 2003 procesa el “Museo Travesti”....... Brighton.... desde 2003. ubicado en el distrito limeño de Miraflores es uno de los principales museos de la Guerra del Pacífico (Perú.. en: A... Montreal. Bogotá. presentado en ciudades como Lima. California.. Algunas de sus publicaciones son: “Reclaiming Travesti Histories” (2006......Museos).. hombres vestidos de mujer.. Papers d’Art. Giuseppe Campuzano editor). entre otros. Papel Alpha. Monterrey... Lorde (ed.. López es agitador cultural y político desde las artes visuales en Perú..5).... . Integra la Red Conceptualismos del Sur.) Sister Outsider: Essays and Speeches... Routledge... The Crossing Press.... Santiago de Chile. La Habana.. IDS Bulletin 37. [2] Miguel A.. Rio de Janeiro.. Santiago de Compostela... Decisio 20 ..... entre otras. [5] Judith Butler. [1] Giuseppe Campuzano traviste y registra su cuerpo. Bolivia y Chile) desarrollada a fines del siglo XIX.. ‘The Master's Tools Will Never Dismantle the Master's House’... 1990...... maricones… el Museo Travesti del Perú” en (2009... [3] El Museo de Sitio.. Ha sido co-curador de diversas exposiciones en Lima y en el extranjero y sus textos han sido publicados en revistas como Afterall.. Fue miembro del Espacio La Culpable.

retratos. el arte y la literatura peruana de los últimos años. donde su matrimonio con doña Isabel Fernández de Torres fue anulado”. textos. en su casa de Lima. las varias condenas de la historia al travestismo. en las “Ordenanzas para el Repartimiento de Jayanca. El 31 de diciembre de 2005. Tatiana fue “desvalijada y golpeada por el Serenazgo de Lima en la cuadra 13 de la avenida Arequipa”. transferido al Tribunal de la Inquisición de Lima. entre 1776 y 2005. crónicas y cronologías. El libro Museo travesti del Perú (2008) es un libro cuadrado de tapas rosas y páginas a lo largo de las cuales se suceden ilustraciones. Por ejemplo. Pero antes. travesti. hacia el final del libro. viejas ordenanzas virreinales.Museo Travesti del Perú de Giuseppe Campuzano Giuseppe Campuzano es filósofo. mucho antes. activista y autor de uno de los libros más importantes de la historiografía. firmadas por la Audiencia de Lima en 1566. Don Agustín de la Encarnación “fue arrestado por los serenos. Soy. recortes de periódicos. Una cuádruple página estadística puntúa. donde se prescribe que “si algun yndio condujere en abito de . Museo travesti del Perú (2008). Saña”. El 8 de abril de 1776. aquí. el veredicto ya había sido formulado. del diario argentino Página12 conversó con él.

desde antes de la Conquista y después de ella. y sobre todo. No estaba. Giuseppe Campuzano lo dice con todas las letras: “El Museo travesti del Perú nace de la necesidad de una historia propia –una historia del Perú inédita–. ensayando una arqueología de los . establecida la ortografía y apenas si existían las ciudades en América (“descubierta” poco más de sesenta años antes). Museo travesti del Perú no es sólo un museo (imposible. pero la intolerancia “hacia el continuum del género indígena” y la necesidad de segmentarlo de acuerdo con las tradiciones testamentarias ya era una obsesión del conquistador. En “Toda peruanidad es un travestismo”. como ha señalado Mario Bellatin) del travestismo peruano sino principalmente. el prólogo del Museo. todavía.yndia o yndia en abito de yndio los dichos alcaldes los prendan y por la primera vez les den çient açotes y los tresquilen publicamente y por la segunda sean atados seis oras a un palo en el tianguez a vista de todos y por la terçera vez con la ynformaçion preso lo remitan al corregidor del ualle o a los alcaldes hordinarios de la Villa de Santiago de Miraflores par que hagan justiçia dellos conforme a derecho” (sic). un Museo de Perú entendido como una entidad travesti.

También de eso da cuenta el Museo: de una “exploración de la propia experiencia del autor”. para proponer una elaboración de metáforas más productiva que cualquier catalogación excluyente. la gigantografía. como él mismo reconoce con una sonrisa: su DNI (que en el Museo él traviste como De Natura Incertus) dice que su nombre es Frank Giuseppe Campuzano Espinoza. esos sistemas de producción en masa– no ocultan sino. Se trata de un ‘museo falso’ (como el apelativo de ‘falsa mujer’ con que este lenguaje maniqueo nos adjetiva). No camuflan sino travisten”. Museo embozado. Alguna vez pensó que le convenía vivir en los Estados Unidos y se mudó a Virginia. “aunque mis mejores amigos se han muerto o se han ido afuera”. cuyas máscaras –la artesanía. pero él sabe que su cuerpo es en realidad una forma de vida atravesado por llamamientos que vienen de tiempos inmemoriales. y que nació el 14 de septiembre de 1969. de los cuales tres viven o vivieron en Lima. Pero sólo aguantó seis meses y volvió corriendo a su tierra. al contrario. El autor Giuseppe Campuzano es “travesti hasta el nombre”. Giuseppe tiene ocho hermanos. . la fotocopia. muestran. el banner.maquillajes y una filosofía de los cuerpos.

porque allí plantea que las travestis son de Cuba”. La importancia de Severo Sarduy. al mismo tiempo. “Un personaje tendido”. en el contexto de la iconografía . Por ejemplo. “fui haciendo diferentes exhibiciones en galerías. explica Giuseppe a partir de una pieza de alfarería. muy mía. éstos masculinos. estaban esos carteles sobre ‘la mujer peruana’ con retratos de mujeres sanisidrenses (el distrito financiero de Lima). “luce trenzas. En mayo de 2004 hizo la primera muestra de los materiales que iba recopilando: “Al principio fue una cosa muy personal. De eso se trata. también conferencias e intervenciones más políticas. De reivindicar el travestismo ritual y las sucesivas castas de hombresmujeres y sus funciones bien delimitadas en las tribus y ciudades americanas. de género femenino. al travestismo como práctica y a la Historia del Perú como discurso. Dicha combinación de características. Yo fui y pegué sobre esos retratos recortes de periódicos ampliados con historias de travestis (asesinatos. Quería poner un poco en cuestión esta estética que venía de Hollywood. en la calle.En 2003 comenzó la investigación para este libro que es mucho más que un libro. darle un poco la vuelta a la historia del Perú y los cientos de casos de travestismo ritual registrados)”. arrestos y persecuciones)”. como también taparrabo y rodillera. fue decisiva: “En De dónde son los cantantes está la génesis de este libro. reconoce Giuseppe. de darle la vuelta. A lo largo de la investigación.

establecía un nexo simbólico con lo mágico. El berdache. El campo y la ciudad Estamos acostumbrados a considerar el travestismo en contextos urbanos. es que “el travestismo es un ritual y tiene una fuerte relación con lo sagrado”. distinto del femenino o el masculino)”. Pero no es la única posibilidad ni aparición (la historia lo revela) del travestismo. dice Giuseppe. “Mi objetivo”. que combinaba atributos masculinos y femeninos. ligados a una cierta mitología del glamour y del “montaje”. en una mezcla muy mestiza de catolicismo y chamanismo. dice Giuseppe. Pero. en todo caso. Las travestis peruanas tienen incluso su propia santa. Giuseppe insiste: “Incluso los activistas hablan de las travestis de la ciudad y se refieren a una realidad que combina de diferente modo transformismo. lo que queda.moche. Sarita Colonia (aunque la Iglesia no la reconoce como tal)”. Y precisa: “Fíjate que el 90 por ciento de las travestis son devotas. “fue recuperar todos los sentidos del travestismo: los condenados. . Los cronistas atestiguaron esas prácticas y transformaron a los berdaches y a los chamanes en travestis. prostitución. da pie a la tesis de que se trata de un berdache (persona que desempeña un género otro. pero también los que se les arrebataron”.

estilismo y peluquería. Pero existe en los pueblos otra versión del travestismo: hombres casados que hacen de travesti en las fiestas. A diferencia de lo que sucede en las grandes ciudades, en los pueblos las travestis están muy integrados a la sociedad. Ni siquiera podría sostenerse una relación unívoca entre travestismo y homosexualidad”. Como “somos países muy machistas y militarizados”, dice Giuseppe, “mi premisa fue trabajar ‘conchudamente libre’, mezclando teoría queer con historia del Perú y con las historias de vida de mis amigas travesti”: un enfoque multidisciplinario que revelará todas las aristas del “cuerpo como político” (un pastiche de razas, géneros, situaciones y usos) que permita nada menos que “fundar una nueva nación para un nuevo cuerpo”. Ameriqueer “Los políticos que se oponen a la homosexualidad niegan el travestismo en términos históricos, como si no hubiera habido nada antes, pero la historia del travestismo en América es muy rica”, dice Giuseppe, resumiendo lo que se ve y se lee en su Museo. “El travestismo ritual suponía una conexión con la otra cultura, con otra dimensión. Permitía unir dos mundos. Todo eso es muy conocido por la historiografía, pero los textos más queer (no tanto por su perspectiva sino porque ponen en evidencia lo queer de América) no se citan. Incluso hay una distorsión de la historia: Manco Capac, por ejemplo, es una figura fundamental de la política guerrera, pero él no era militar sino un chamán, y que como tal venía de una dinastía de hombres-mujeres.” Otro caso es el de los huacos, cuyas figuras son presentadas sistemáticamente como “heterosexuales”. De los que no puede sostenerse semejante mistificación, aparecen como “figuras morales”. “Pero los huacos”, dice Giuseppe, “presentan escenas en presente continuo, de modo que son objeto de todas las apropiaciones”.

El museo ¿Por qué no un libro, una historia, un ensayo? La respuesta la da Mario Bellatin, en uno de los textos incluidos en el Museo: “Que alguien se atreva a hacer no un libro sino a crear su propio museo es una misión tan fuera de toda lógica que hace posible que allí se establezca una suerte de hecho sobrenatural. O la aparición del arte, que es algo similar. No hay ninguna condición real para que este museo exista. Para que se decida su creación, su carácter portátil, su forma en libro. Ese es el verdadero milagro. Tangible. Concreto. De bolsillo. Donde se puede concentrar el universo entero a partir de unas cuantas imágenes y de ciertos fragmentos, restos, que siempre estuvieron presentes, pero que nadie pudo detenerse –hacía falta el milagro para que esto sucediera– y contemplarlo en toda la fascinación que su oscuridad luminosa produce. Se trata de un Museo –es que es imposible, insisto, que exista este Museo– donde el horror se instala en la mirada del otro y no en el de sus protagonistas. Es de tal magnitud el espanto que no podemos dejar de sorprendernos a cada momento con una mueca de sonrisa congelada en nuestros rostros. Las imágenes y los textos van evolucionando en su propio pánico hasta convertirnos tal vez en alguno de aquellos hombres que trabajan con la carne muerta que se procesa en esa extraña isla situada, dentro de mis sueños al menos, frente a las costas del sur. Las auras que quedan al final del recorrido saben que lo único que se puede poseer es lo que está llamado a no existir”.

¿No es, en definitiva, el deseo de apropiarse de lo inapropiable? ¿No es como reformular las condiciones de posibilidad mismas de lo viviente, reinventando las genealogías, las líneas de fuga y, sobre todo, disolviendo las identidades? Giuseppe lo reconoce así: “De algún modo, me gusta pensar en mi Museo travesti como un proyecto postidentitario. Dejemos de estar inventado identidades que tienen que ver con el mercado. Si la travesti tuviera una función, debería ser eso: desbaratar, de-sorientar, tirar los clichés y los lugares comunes sobre la sexualidad y el género”. El futuro El financiamiento para el libro vino de varias ONG, en particular el Institute of Development Studies. “La repercusión fue muy buena y a partir de la publicación comencé a viajar, llevando el proyecto a diferentes lugares. Ahora tengo un proyecto de un grupo, “Conceptualismo del Sur”, en el marco de los bicentenarios latinoamericanos. Participan varios colectivos, como por ejemplo “Todos somos negros”. Vamos a presentarnos ahora en Bogotá y luego en Madrid. Estoy preparando una pieza para una muestra en Praga, va a ser un “gabinete de curiosidades”, al estilo de los que los exploradores llevaban a los reyes. El Museo travesti del Perú es una obra en marcha y es, al mismo tiempo, una pieza conceptual, una obra de saber y una intervención política. “Vestir al travesti de museo es darle armas para luchar”, dice Giuseppe. “La ‘vedette’ como ‘soldat’. Fotos do perfil

Retornar ao álbum · Fotos de Giuseppe · Linha do tempo de Giuseppe Anterior · Próxima

Giuseppe Campuzano

que va coleccionándose en museo travesti. Fotos Claudia Alva. donde la prótesis es ya parte del ajuar. Otro amor: las Yeguas. Genesis & Lady Jaye Breyer P-Orridge. parafraseando a Francisco Casas. La vida y la muerte donde. La intolerancia ha proscrito al travesti y Giuseppe Campuzano pretende a través de su libro reivindicar una identidad oculta entre tintes y fijadores de cabello. Por Nilton Torres V. cuya consigna era socializar pintarrajeadas. las Teatro del Sol. y cuando. somos las moiras. — com Germain Machuca. miembra de ese clan que algunos llamaron los clones. mitosis como simulacro travesti y pura reencarnación. . donde mi cuerpo enfermo mide sus fuerzas a la vez que prosigue el travestismo de los cuerpos. Un dolor que se transforma en placer.Retrato que antecede a una performance. Como infección amorosa en colabor con Germain Machuca. por supuesto. hicimos nuestras mejores performances.

mucho antes. . Pero antes. crónicas y cronologías. Tatiana fue “desvalijada y golpeada por el Serenazgo de Lima en la cuadra 13 de la avenida Arequipa”. Saña”. Por ejemplo.Museo Travesti del Perú El libro Museo travesti del Perú (2008) es un libro cuadrado de tapas rosas y páginas a lo largo de las cuales se suceden ilustraciones. retratos. entre 1776 y 2005. Don Agustín de la Encarnación “fue arrestado por los serenos. recortes de periódicos. El 31 de diciembre de 2005. donde su matrimonio con doña Isabel Fernández de Torres fue anulado”. las varias condenas de la historia al travestismo. transferido al Tribunal de la Inquisición de Lima. en las “Ordenanzas para el Repartimiento de Jayanca. hacia el final del libro. el veredicto ya había sido formulado. El 8 de abril de 1776. donde se prescribe que “si algun yndio condujere en abito de yndia o yndia en abito de yndio los dichos alcaldes los prendan y por la primera vez les den çient açotes y los tresquilen publicamente y por la segunda sean atados seis oras a un palo en el tianguez a vista de todos y por la terçera vez con la ynformaçion preso lo remitan al corregidor del ualle o a los alcaldes hordinarios de la Villa de Santiago de Miraflores par que hagan justiçia dellos conforme a derecho” (sic). firmadas por la Audiencia de Lima en 1566. viejas ordenanzas virreinales. textos. Una cuádruple página estadística puntúa.

Giuseppe tiene ocho hermanos. No camuflan sino travisten”. como él mismo reconoce con una sonrisa: su DNI (que en el Museo él traviste como De Natura Incertus) dice que su nombre es Frank Giuseppe Campuzano Espinoza. todavía. y sobre todo. el prólogo del Museo. Se trata de un ‘museo falso’ (como el apelativo de ‘falsa mujer’ con que este lenguaje maniqueo nos adjetiva). cuyas máscaras –la artesanía. Museo embozado. Pero sólo aguantó seis meses y volvió corriendo a su tierra. reconoce . Giuseppe Campuzano lo dice con todas las letras: “El Museo travesti del Perú nace de la necesidad de una historia propia –una historia del Perú inédita–. muestran. la gigantografía. “aunque mis mejores amigos se han muerto o se han ido afuera”. de los cuales tres viven o vivieron en Lima. También de eso da cuenta el Museo: de una “exploración de la propia experiencia del autor”. esos sistemas de producción en masa– no ocultan sino. al contrario. ensayando una arqueología de los maquillajes y una filosofía de los cuerpos. el banner. pero él sabe que su cuerpo es en realidad una forma de vida atravesado por llamamientos que vienen de tiempos inmemoriales. y que nació el 14 de septiembre de 1969. La importancia de Severo Sarduy. El autor Giuseppe Campuzano es “travesti hasta el nombre”. como ha señalado Mario Bellatin) del travestismo peruano sino principalmente. establecida la ortografía y apenas si existían las ciudades en América (“descubierta” poco más de sesenta años antes). En 2003 comenzó la investigación para este libro que es mucho más que un libro. para proponer una elaboración de metáforas más productiva que cualquier catalogación excluyente. la fotocopia. un Museo de Perú entendido como una entidad travesti. Alguna vez pensó que le convenía vivir en los Estados Unidos y se mudó a Virginia. desde antes de la Conquista y después de ella. En “Toda peruanidad es un travestismo”.No estaba. pero la intolerancia “hacia el continuum del género indígena” y la necesidad de segmentarlo de acuerdo con las tradiciones testamentarias ya era una obsesión del conquistador. Museo travesti del Perú no es sólo un museo (imposible.

al mismo tiempo. explica Giuseppe a partir de una pieza de alfarería.Giuseppe. de darle la vuelta. establecía un nexo simbólico con lo mágico. Y precisa: “Fíjate que el 90 por ciento de las travestis son devotas. en todo caso. éstos masculinos. Los cronistas atestiguaron esas prácticas y transformaron a los berdaches y a los chamanes en travestis. Sarita Colonia (aunque la Iglesia no la reconoce como tal)”. que combinaba atributos masculinos y femeninos. también conferencias e intervenciones más políticas. Por ejemplo. darle un poco la vuelta a la historia del Perú y los cientos de casos de travestismo ritual registrados)”. distinto del femenino o el masculino)”. dice Giuseppe. El berdache. Pero. dice Giuseppe. arrestos y persecuciones)”. pero también los que se les arrebataron”. estaban esos carteles sobre ‘la mujer peruana’ con retratos de mujeres sanisidrenses (el distrito financiero de Lima). Yo fui y pegué sobre esos retratos recortes de periódicos ampliados con historias de travestis (asesinatos. Dicha combinación de características. fue decisiva: “En De dónde son los cantantes está la génesis de este libro. De reivindicar el travestismo ritual y las sucesivas castas de hombresmujeres y sus funciones bien delimitadas en las tribus y ciudades americanas. “Un personaje tendido”. al travestismo como práctica y a la Historia del Perú como discurso. “Mi objetivo”. lo que queda. De eso se trata. es que “el travestismo es un ritual y tiene una fuerte relación con lo sagrado”. en la calle. Las travestis peruanas tienen incluso su propia santa. “fui haciendo diferentes exhibiciones en galerías. en el contexto de la iconografía moche. A lo largo de la investigación. como también taparrabo y rodillera. El campo y la ciudad . en una mezcla muy mestiza de catolicismo y chamanismo. En mayo de 2004 hizo la primera muestra de los materiales que iba recopilando: “Al principio fue una cosa muy personal. “fue recuperar todos los sentidos del travestismo: los condenados. de género femenino. porque allí plantea que las travestis son de Cuba”. Quería poner un poco en cuestión esta estética que venía de Hollywood. da pie a la tesis de que se trata de un berdache (persona que desempeña un género otro. muy mía. “luce trenzas.

aparecen como “figuras morales”. pero él no era militar sino un chamán. De los que no puede sostenerse semejante mistificación. “mi premisa fue trabajar ‘conchudamente libre’. pero la historia del travestismo en América es muy rica”.” Otro caso es el de los huacos. como si no hubiera habido nada antes. cuyas figuras son presentadas sistemáticamente como “heterosexuales”. Todo eso es muy conocido por la historiografía. dice Giuseppe. situaciones y usos) que permita nada menos que “fundar una nueva nación para un nuevo cuerpo”. géneros. resumiendo lo que se ve y se lee en su Museo. prostitución. y que como tal venía de una dinastía de hombres-mujeres. “El travestismo ritual suponía una conexión con la otra cultura. Pero no es la única posibilidad ni aparición (la historia lo revela) del travestismo. “presentan escenas en presente continuo. mezclando teoría queer con historia del Perú y con las historias de vida de mis amigas travesti”: un enfoque multidisciplinario que revelará todas las aristas del “cuerpo como político” (un pastiche de razas. A diferencia de lo que sucede en las grandes ciudades. Incluso hay una distorsión de la historia: Manco Capac. de modo que son objeto de todas las apropiaciones”. Ni siquiera podría sostenerse una relación unívoca entre travestismo y homosexualidad”. con otra dimensión. estilismo y peluquería.Estamos acostumbrados a considerar el travestismo en contextos urbanos. en los pueblos las travestis están muy integrados a la sociedad. dice Giuseppe. ligados a una cierta mitología del glamour y del “montaje”. Giuseppe insiste: “Incluso los activistas hablan de las travestis de la ciudad y se refieren a una realidad que combina de diferente modo transformismo. pero los textos más queer (no tanto por su perspectiva sino porque ponen en evidencia lo queer de América) no se citan. Permitía unir dos mundos. por ejemplo. Pero existe en los pueblos otra versión del travestismo: hombres casados que hacen de travesti en las fiestas. . es una figura fundamental de la política guerrera. Como “somos países muy machistas y militarizados”. Ameriqueer “Los políticos que se oponen a la homosexualidad niegan el travestismo en términos históricos. “Pero los huacos”. dice Giuseppe.

Si la travesti tuviera una función. Para que se decida su creación. un ensayo? La respuesta la da Mario Bellatin. No hay ninguna condición real para que este museo exista. llevando el . debería ser eso: desbaratar. pero que nadie pudo detenerse –hacía falta el milagro para que esto sucediera– y contemplarlo en toda la fascinación que su oscuridad luminosa produce. me gusta pensar en mi Museo travesti como un proyecto postidentitario. su carácter portátil. dentro de mis sueños al menos. El futuro El financiamiento para el libro vino de varias ONG. de-sorientar. De bolsillo. Tangible. que exista este Museo– donde el horror se instala en la mirada del otro y no en el de sus protagonistas. “La repercusión fue muy buena y a partir de la publicación comencé a viajar. frente a las costas del sur. en definitiva. insisto. sobre todo. su forma en libro. O la aparición del arte. Ese es el verdadero milagro. Dejemos de estar inventado identidades que tienen que ver con el mercado. que es algo similar. disolviendo las identidades? Giuseppe lo reconoce así: “De algún modo. Donde se puede concentrar el universo entero a partir de unas cuantas imágenes y de ciertos fragmentos. Las imágenes y los textos van evolucionando en su propio pánico hasta convertirnos tal vez en alguno de aquellos hombres que trabajan con la carne muerta que se procesa en esa extraña isla situada. en uno de los textos incluidos en el Museo: “Que alguien se atreva a hacer no un libro sino a crear su propio museo es una misión tan fuera de toda lógica que hace posible que allí se establezca una suerte de hecho sobrenatural. Las auras que quedan al final del recorrido saben que lo único que se puede poseer es lo que está llamado a no existir”. restos. Es de tal magnitud el espanto que no podemos dejar de sorprendernos a cada momento con una mueca de sonrisa congelada en nuestros rostros. reinventando las genealogías. en particular el Institute of Development Studies.El museo ¿Por qué no un libro. las líneas de fuga y. que siempre estuvieron presentes. ¿No es. una historia. tirar los clichés y los lugares comunes sobre la sexualidad y el género”. Se trata de un Museo –es que es imposible. Concreto. el deseo de apropiarse de lo inapropiable? ¿No es como reformular las condiciones de posibilidad mismas de lo viviente.

proyecto a diferentes lugares. pese a la proscripción. Participan varios colectivos. pese a la proscripción. como por ejemplo “Todos somos negros”. artista y travesti peruano siguió las huellas del travestismo a lo largo de nuestra historia y descubrió que. en la Colonia. una obra de saber y una intervención política. al estilo de los que los exploradores llevaban a los reyes. elaboró e hizo publicar dos ordenanzas que se refieren a un tema muy particular: . Ahora tengo un proyecto de un grupo. Fotos Claudia Alva. una pieza conceptual. dice Giuseppe. Vamos a presentarnos ahora en Bogotá y luego en Madrid. En 1566. Un filósofo. Luego. La intolerancia ha proscrito al travesti y Giuseppe Campuzano pretende a través de su libro reivindicar una identidad oculta entre tintes y fijadores de cabello. los hombres vestidos de mujeres eran objeto de culto. se dieron maña para asomar bajo los mantos de tapada. en el marco de los bicentenarios latinoamericanos. El Museo travesti del Perú es una obra en marcha y es. don Gregorio González de Cuenca. va a ser un “gabinete de curiosidades”.” pagina12. ¿No lo cree? Lea esta crónica. el oidor del Rey de España en el Virreinato del Perú. ¿No lo cree? Lea esta crónica. en el Perú prehispánico. se dieron maña para asomar bajo los mantos de tapada. “La ‘vedette’ como ‘soldat’. artista y travesti peruano siguió las huellas del travestismo a lo largo de nuestra historia y descubrió que.com. al mismo tiempo. los hombres vestidos de mujeres eran objeto de culto. “Vestir al travesti de museo es darle armas para luchar”. en el Perú prehispánico.ar Un filósofo. Luego. en la Colonia. Por Nilton Torres V. “Conceptualismo del Sur”. Estoy preparando una pieza para una muestra en Praga.

sino en las culturas prehispánicas. se manda que los indios traigan cortados los cabellos por encima de la frente y por los lados debajo de las orejas. Filósofo.. donde era no solo aceptado sino respetado por su ligazón a lo divino". donde fue identificado y proscrito.. y tengan enfermedades de cabeza. por la segunda sean atados seis horas a un palo en el tianguez a vista de todos y por la tercera vez con la información preso lo remitan al corregidor del valle o a los alcaldes ordinarios de la Villa de Santiago de Miraflores para que hagan justicia dellos conforme a derecho. la existencia del travestismo en el Perú colonial. y por la primera vez le den cien azotes y los trasquilen públicamente. "La idea de que el travestismo es algo que aparece en el Perú con las Drag Queen hay que desterrarla. dice que este reconoce. artista y travesti. y ha hurgado en nuestras manifestaciones culturales y artísticas tratando de hallar alguna enagua oculta bajo un pantalón. muchas veces de manera tangencial. Giuseppe Campuzano. en las crónicas e investigaciones "oficiales". . Los documentos y objetos hallados por el investigador dan cuenta de una verdad obviada por la sociedad y la historia oficial. sin ninguna duda. pero al mismo tiempo establece legalmente su prohibición y persecución. y las indias por la frente y los dejen crecer. Su intención es recopilar el resultado de sus pesquisas en un volumen que él llama "el primer libro de historia del travestismo en el Perú". so pena que si los trajeren largos sean trasquilados públicamente.Y ten si algún indio condujere en hábito de india o india en hábito de indio los dichos alcaldes los prendan. .. Campuzano ha trabajado desde hace un par de años en el acopio de datos que hacen referencia al travestismo. con la copia fotostática de este documento en la mano.Y ten que de traer los indios cabellos largos como las indias es causa que no anden limpios. y porque halla diferencia de los varones a las mujeres y por otros inconvenientes que dello se sigue. ya que el travestismo existió en el Perú antiguo.. Y no solo en la Colonia..

en la superior izquierda. La parte inferior corresponde a la ambivalencia". presencias que rememoran la vigencia del travestismo en la historia. taparrabo. lo femeninomasculino."La investigación se centra en el travestismo entendido como esa afición del hombre a vestirse de mujer y definido por mí como la del viajero del género". el hombre escenificaba en su cuerpo esta conjunción de oposiciones con el cuerpo del hombre travestido. que luce una combinación de características masculinas (taparrabo y rodilleras) y femeninas (trenzas). "En el mundo andino había una estética de los opuestos –dice el investigador–. lo que no se entendía como algo deformado o negativo". Lo masculino y lo femenino. no solo por sus vestimentas y uso. La vivencia en el cuerpo de esos opuestos es la cuestión de género. Campuzano dice que cuando llegaron los españoles con los curas católicos. dice. Campuzano cita a Óscar Ugarteche. estos últimos se toparon con sus pares. Por eso . este "ubicaba el mundo masculino en la parte superior derecha y el femenino. sexo y cultura en el Perú señala que. y en la inferior izquierda. Encima está el chamán vestido con su indumentaria ritual: tocado felino. los chamanes. quien en su Historia. El travesti achorado. Debajo está lo que sería un berdache (definición antropológica para el actor pasivo del sexo). En la inferior derecha estaba lo masculino-femenino. Campuzano asegura que se trata sin duda de un ritual travesti prehispánico. vestidos de mujer y se sorprendieron e indignaron. cinturón de serpiente y rodilleras. como ritual. Creo que. a partir de un mapa del mundo andino elaborado por Guamán Poma. Para mayor precisión. Travestis en el antiguo Perú Una pieza perteneciente a la Cultura Moche (siglos VI-VII) en la que se ve a dos personajes copulando fue uno de los primeros objetos que llamaron la atención de Capuzano. los hombres que se visten de mujer en el Ande y las tapadas con truco. sino porque estaban cumpliendo su rol.

"Esta ilustración aparece en un libro de recomendaciones al viajero de lo que hacer y no en Lima. de 1854. sobre todo del Ande. pero estas difieren de la clásica limeña pequeñita y frágil.. Una vez más una actividad femenina". Nadie habla a favor o dejó un rastro para que luego quien quiera continúe el trabajo.entiende que. Incluso hay una crónica de El Mercurio Peruano que habla de los negros travestidos que hacían fiestas en Acho". Pedro Cieza de León en La crónica del Perú (1533) consigna: . muestra unas tapadas que flanquean a un hombre. "Estos rituales se siguen realizando ya que se han quedado en el inconsciente de los pueblos. luego la historia obviara estos detalles o los mencionara en voz baja. Ignacio Merino. según es el ídolo. donde el . Ha sido una vez más como tejer hilos dejados al paso. dice Campuzano. Había que releer textos y entre líneas a veces encontrar un dato etnográfico. Así. Aquí indicaban que no se debía piropear tapadas porque te podías topar con una negra o un maricón. y más bien ostentan hombros anchos y gran estatura. los cuales andan vestidos como mujeres desde el tiempo que eran niños… me respondieron que ellos no tenían culpa. "Ha sido un trabajo difícil.. porque desde el tiempo de su niñez los habían puesto allí sus caciques para usar con ellos este maldito y nefando vicio y para ser sacerdotes y guardas de los templos de sus ídolos. y es que cada templo o adoratorio principal tiene un hombre o dos o más. cuando los varones se ponían vestidos para algunas fiestas. en un dibujo de tinta sobre papel. dice Campuzano De la Colonia a la fiesta andina Los cronistas del siglo XIX también se fijaron en aquellos personajes que gustaban vestirse de mujer. Pancho Fierro también ha representado a hombres vestidos de mujer en su acuarela "Día de la Vieja". es verdad que entre los serranos y yungas ha el demonio introducido este vicio debajo de especie de santidad.

Por ejemplo. Es que hay una conexión del travesti con la religión. Campuzano reconoce también que la vinculación de lo travesti con la religión se sigue repitiendo.hombre se viste de mujer para danzar. Y eso se ve en muchas culturas. El Wititi. Aceptación y reivindicación Museo Travesti es el título que llevará el libro de Giuseppe Campuzano. sino que bailan hombres y mujeres. el hombre se trasviste para raptar a la chica a la que quiere. en el contexto de la Teoría de la Liberación. cada uno ocupando su rol. "He conocido muy pocos travestis que no son religiosos. que unos sacerdotes franceses auspiciaron y organizaron. Estas danzas se asocian a la cosecha o al homenaje a un santo. en el Cerro El Pino. señala. adorando a sus dioses y el travesti que ahora carga las andas de una Virgen a pesar de los reparos que muchas veces pone la Iglesia". Artistas plásticos y videastas también se han acercado al trabajo de Campuzano aportando su mirada. Con el travesti de la huaca. "Es importante que en la sierra se siga manteniendo esta tradición en la que los roles se intercambian. El cuerpo masculino investido en el traje del género opuesto como parte de los ritos de inmersión en la cosmovisión prehispánica". Pone como ejemplo a la comunidad travesti de la Virgen de la Puerta. Mi abuelo bailaba chonguinada y lo hacía con otros hombres". . Campuzano se refiere a la tunantada y la chonguinada como representantes de estas manifestaciones rituales que han pasado a ser espectáculo. Y no tiene nada que ver con la homosexualidad. "Quiero apelar al concepto de museo como una cuestión de acumulación de tesoros que se acerca a las personas". Incluso ahora en las escuelas de danzas o las presentaciones de estos bailes los hombres ya no hacen de mujeres.

No hay que contentarse con las láminas Huascarán". sino abrirla y mi trabajo es solo una forma de leer la historia del Perú. Es una mujer prehistórica. estará bien. Giuseppe Campuzano. quien también confiesa un ánimo de reivindicación de la imagen del travesti en el imaginario popular. en relación a la mujer. antropólogos y demás me condenan a mí y a mi trabajo. filósofo y travesti. no una sola o una que niegue a las otras. "La gran pregunta que me hago es cómo estos seres casi divinos – los travestis– tuvieron que confinarse a guetos como ocurrió en el cerro El Pino. "Un travesti debería sentirse libre en la sociedad. es como esas estrellas que vemos en el cielo brillar. es abrir las cabezas de la gente con una investigación seria". La intención del libro. "Si trabajas desde dentro de una experiencia tienes la subjetividad de ser parte. pero al ser tú mismo el investigador obtienes la objetividad necesaria. no reprimido u ocultar su travestismo. . pero han desaparecido hace años. Campuzano confiesa además que ha sido como buscar también su propia identidad. primeramente. Hay muchas historias del Perú. su propia historia. Son todos los poderes en contra de una comunidad". Si el libro genera polémica o los historiadores. asegura sentirse reivindicado por los datos históricos. La publicación de un libro no es cerrar una discusión. ocupar espacios públicos solo por las noches o ser víctimas de la violencia y la intolerancia en las calles y dentro de sus familias. Asegura además que la imagen de la prostituta ha sido trasladada al travesti y en ese sentido dice que el travesti. y confiesa que el ser travesti precisamente fue su ventaja para poder escribir esta investigación.dice el investigador.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->