LUIS HERNANDO MUTIS IBARRA

Página Web: www.D10Z.com

República de Colombia Departamento de Nariño Municipio de pasto

Los Proyectos de Vida

2

Luis Hernando Mutis Ibarra

LOS PROYECTOS DE VIDA
CONTENIDO

1. Significaciones y propósitos 2. La vida improvisada y dispersa. 3. Lo humano 3.1. Necesidades 3.2. Perspectivas y expectativas 3.3. El trabajo. 4. Soñar, imaginar y/o fantasear 4.1. Seleccionar y viabilizar 4.2. Hacia la ejecución 4.3. Una actitud permanente de autoayuda 5. La vida proyectada. 5.1. Manejo del tiempo 5.2. El proyecto fundamental: una meta con dos vertientes 5.2.1. Componentes del proyecto fundamental integrado 5.3. Proyecto existencial o vital 5.3.1. Componentes de un proyecto vital 5.4. Proyecto profesional 6. Objetivos educativos para estos propósitos 7. Sacar provecho de las dificultades 8. Los perfiles personales en palabras, pensamientos e ideas celebres 8.1. El umbral 8.2. Soñar y determinar 8.3. La proyección Bibliografía

Los Proyectos de Vida

3

Luis Hernando Mutis Ibarra

1. SIGNIFICACIONES Y PROPÓSITOS
Hay que comenzar por distinguir entre significado y propósito1. El propósito es un objeto último o un fin que ha de alcanzarse. Es una meta. El significado tiene que ver con el modo en que se comprende la vida sobre una base continuada. El significado se encuentra en el modo en que ocurren las cosas, no necesariamente en el resultado final. Por ejemplo, imaginarse sentado en un restaurante, mirando el menú. ¿Cuál es el propósito del menú? Ayudar a elegir algo para comer. ¿Cuál es su significado? Ofrecer información acerca de las posibles elecciones. Si se está en un restaurante en Francia y no se habla francés, el menú no significará nada (a pesar de que se conozca su propósito). Así pues, es posible encontrar propósito sin significado. Por otra parte, si no hay ningún problema para comprender el menú, pero los precios del restaurante son tan elevados que no se puede o no se quiere pedir nada para comer, en ese caso el menú tiene significado, pero su propósito no sirve. Por tanto se puede encontrar significado sin propósito. Imagínese ahora, a un individuo que nunca ha entrado en un restaurante y que además, no sabe leer. El menú, para él, carecerá de significado y tampoco tendrá propósito alguno. Finalmente, supongamos que el menú incluye varias fotos de diversos y apetitosos platos y que una persona, en lugar de pedir la comida, empieza a comerse las fotos. Sin duda, estará confundiendo el significado con el propósito. Las cosas simples pueden ser muy significativas; las cosas inexplicables pueden tener un gran propósito. Sabiendo el propósito, resulta más fácil comprender el significado. Así, el nihilista es alguien que no cree en nada, carece de ideales, lealtades o propósitos. No debemos aferrarnos a nada, ni intentar que nada rebase el límite de nuestro tiempo. Si se ha logrado configurar un propósito, nadie lo podrá arrebatar. No obstante, un propósito no es para toda la vida; nada es para toda la vida. La otra alternativa es dejar que surjan otros propósitos en cuanto se acabe con los actuales. Se necesitará coraje, pero hay que seguir adelante. Mientras se encuentre significado a lo largo del camino, no se estará perdiendo el tiempo. Es también más fácil creer en un propósito desconocido que descifrar un significado desconocido. La sugerencia de Kipling para una vida satisfactoria es “llenar el minuto implacable con sesenta segundos dignos de ser vividos”. Lo que pretende es hallar significado en los pequeños momentos de la vida cotidiana, en lugar de desperdiciarlos, y un propósito en la acumulación de dichos momentos. Ese camino está pavimentado con significado y conduce a un propósito. Tener propósitos claramente definidos, es como tener los mapas de navegación; debemos decidirnos y emprender su recorrido con la debida determinación. El cambio es la única constante en la vida, y todos tenemos nuestras altas y bajas. Nos gustaría creer que lo que vivimos (particularmente lo malo) sirve para enseñarnos una lección y nos permite ser más de lo que de otro modo hubiéramos sido. No se salta de ninguna parte a otra sin vivir un proceso. Siempre se está en algún lugar. Si se piensa que se está perdido, quizás es porque todavía no se ve la pauta que debe seguir. Quizá se dirige sin saberlo hacia algo (o ya está implicado en algo) que quizá sea importante. Eudora Welty recomienda “un constante respeto por lo desconocido en la vida humana y una idea de dónde hallar las hebras, cómo proseguir, cómo conectar;
1

Tomado y adaptado de: MARINOFF, Lou. “Más Platón y menos prozac”, filosofía para la vida cotidiana. Traducción de Borja Folch. SINE QUA NON, Ediciones B, grupo Z. Barcelona. 1ª edición, junio 2000, 9ª reimpresión: marzo 2001. 402 páginas. Páginas 269-271

Los Proyectos de Vida

4

Luis Hernando Mutis Ibarra

encuentra en lo áspero del enredo la hebra que sigue una clara trayectoria. Las hebras están todas ahí: para la memoria nunca se pierde realmente”. Hay que recordar que ningún documento, libro, video o películas nos planea y nos proyecta nuestra vida; eso, tiene que hacerlo cada uno, y sin esperar nada, puesto que todo está en cada individuo, emprender su delicioso e interesante andar. La existencia se contempla como una fase (algo por lo que se pasa, pero en lo que no se queda), pues, mientras se de por sentado que en la vida hay algo bueno por hacer, el propósito será descubrir y realizar lo que se considere correcto. Y si la vida, tal como la conocemos, es en realidad un accidente de lo más inverosímil, cuánta más razón para apreciarla. Sea el caso de que si venimos de la nada y vamos hacia la nada, se propone que pasemos el tiempo que nos queda celebrando la existencia misma de la vida. El tiempo que pasemos aquí posee un valor incalculable y un tiempo insustituible. El único problema es que hay que descubrir lo que significa para cada uno vivir auténticamente, pero sin duda implicará, al menos, un compromiso con la vida misma. En lugar de desesperarse, es recomendable utilizar el libre albedrío para optar una apreciación renovada de cada momento de la vida. En la filosofía del propósito de los primeros griegos se llamó “teología”. Ellos asumían que las personas, al igual que todos los fenómenos de la naturaleza, tienen también un propósito. Si la religión ha tenido tanto éxito a lo largo de los tiempos se debe, en parte, al hecho de que proporciona significado y propósito a los individuos, lo que resulta más difícil de obtener en una sociedad consumista, pues no encontrará significado o propósito en un catálogo. Todas las instituciones perfectamente estructuradas (tales como las religiosas, las militares, las educativas o las grandes empresas) le proporcionan significado y propósito a cambio de todo lo que ellas exigen de nosotros, más el orden que imponen en nuestra vida. No obstante, nadie, un general o un alto ejecutivo, proporciona un significado y un propósito completo, listo para consumir, firmado, sellado y entregado. Es, más bien, como si suministraran la arcilla que cada cual tiene que modelar. Pero al menos no necesita pensar en cómo debe elaborar la arcilla. Hallar propósito y significado puede implicar mucho trabajo, aun cuando se sigue una fe religiosa. El poder proviene de tomarse el tiempo necesario para absorber todo su impacto. Suponiendo el hecho de que no haya Dios no implica necesariamente que no haya propósito. De un hecho fortuito puede sacar frutos importantes, y el gran obsequio de la vida, tal cual es, quizás sea uno. El único modo de hacer justicia a la vida es vivirla tan completamente como sea posible (lo que no hacemos con la suficiente frecuencia). Cuando podemos percibir una pauta, tenemos el significado. Cuando tenemos el significado, podemos encontrar el propósito. Tendemos a rechazar las cosas desagradables, como si no tuvieran cabida dentro de la pauta, pero algunas filosofías, como el Tao, justifican siempre el entrelazado de opuestos. Si se está buscando el bien, se encontrará también el mal. Si se busca significado, se vivirán ciertas cosas inexplicables. Si no se comprende un acontecimiento como parte de la pauta, es porque probablemente todavía no se ha visto la totalidad del proyecto. Algo grande sólo puede ser la suma de diversas cosas pequeñas. Una vida de propósito se construye paso a paso. Una vida sin sentido no siempre se llena de significado con una cegadora ráfaga de luz (son pocos los que la experimentan). Puede elaborarla por sí mismo, pero con pequeñas piezas que debe ir ensamblando de forma gradual. No hay que esperar a que las fuerzas externas realicen el trabajo, porque es posible que ese día no llegue nunca. El logro del propósito más amplio puede hallarse en el futuro, pero las prácticas que llevan hasta él ocurren hoy y desde ahora. Una

Los Proyectos de Vida

5

Luis Hernando Mutis Ibarra

sucesión de propósitos a corto plazo puede dar sentido a un propósito a largo término. Es importante no permanecer demasiado en el pasado o en el futuro. Otro caso es cuando se cree en la reencarnación, la vida entonces sería como la escuela. Cada vida sirve para preparar la siguiente, hasta que se obtiene finalmente el título superior de la Escuela de la vida y de la muerte. No sabemos nada sobre el destino. No sabemos si la historia de la humanidad es un desdoblamiento del destino, una cuestión de suerte o un asunto de voluntad. En cualquiera de los casos, tenemos poca certeza y sin ella yo elijo lo que es mejor para nuestra moral y nuestra ética. Puede requerir más trabajo por nuestra parte, pero yo creo en el libre albedrío y en nuestra propia capacidad para tenernos por responsables de nuestras acciones.

2. LA VIDA IMPROVISADA Y DISPERSA
Una vida sin propósito o sin sentido se vuelve monótona y aburrida, donde el ser humano vivirá al vaivén de las circunstancias, a actuar según lo que salga, pues no hay propósito por dónde dirigirse, donde las circunstancias deciden por uno, todos es superficial y nada se toma en serio o se toma de todo un poco; el trabajo se hace a medias y es una tortura. Las personas en esta situación, esperan que “en el camino se arreglen las cargas”, pues por lo general todo se deja para última hora, no hay un plan unificador; las decisiones son al azar, de actuación caprichosa y falta de lógica. En el decir de Paul Tillich, “nuestra vida es un único y gran ejemplo de una vida sin dimensión de profundidad, de una vida que pasa llenando cada instante con algo que ha de hacerse, decirse, verse o planearse. Pero el hombre no puede saber qué es profundidad sin quedarse en silencio y reflexionar sobre sí mismo”. Una de las consecuencias de situaciones carentes de sentido, es que se cae en un estado de vacío interno, por lo que crea una vida mecánica, donde el estar sólo consigo mismo o tener tiempos y espacios para la autorreflexión o estar en casa con tiempo libre causa mucho ruido, angustia, stress, desesperación y a muchos los lleva a la locura. Por estas y más razones, se procura llenar esos vacíos internos, manteniéndose ocupado trabajando sin descanso para sí o para los otros, o ambas cosas. También se necesita distracción, pasarla bien como sea; por lo que se busca y se implementa la era de lo espectacular. Los medios audiovisuales y virtuales brindan lo necesario de manera ilimitada. Es lo que Gerald Heard llama el mecanomorfismo, donde a una vida hueca, sin sentido, es decir el vacío interno quiere llenárselo con estímulos externos como el cine, periódicos, música, charla, observar deportes; ante todo, la consigna es pasarla bien a costa de cualquier cosa (pasivismo). Cada fenómeno social tiene su propia lógica, por lo que amerita hacer análisis, escudriñar las causas específicas, sus efectos y sus consecuencias, pues el contexto social, económico y cultural tiene implicaciones diversas dada una situación de dificultad. Hoy se ha abierto y expandido la idea de la humanización, en el sentido de tomar seriamente el trabajo de formación y control de las emociones y sentimientos de los humanos; de ahí que por todas partes se hable permanentemente la revitalización de los principios y valores, los proyectos vitales, así como el espíritu de responsabilidad y el desarrollo moral como los imperativos relevantes de la época. Nuestra época no restablece el reino de la antigua buena moral sino que se libera de ella. Se vive un discurso social alarmista que estigmatiza la quiebra de los valores, el final de cualquier moral, la cual oscila entre la recuperación de la moralidad y su decadencia, ilustrada con la delincuencia, los guetos violentos, la droga, el

Los Proyectos de Vida

6

Luis Hernando Mutis Ibarra

analfabetismo, los delitos financieros, la corrupción creciente en la vida política y económica y la nueva gran pobreza que incita a la subversión de la misma. La figura más significativa de la cultura democrática moderna es la condición humana, y las prerrogativas del individuo soberano. Se vive la civilización del bienestar consumista, donde prevalece el placer sobre la prohibición, la seducción sobre la obligación. “A través de la publicidad, el crédito, la inflación de los objetos y los ocios, el capitalismo de las necesidades ha renunciado a la santificación de los ideales en beneficio de los placeres renovados y de los sueños de la felicidad privada; los goces del presente, el templo del yo, del cuerpo y de la comodidad se han convertido en la nueva Jerusalén de los tiempos posmoralistas”2. El “si yo quiero” se ha generalizado, promoviendo la legitimidad del placer y a alentar fuertemente la autonomía individual, deslegitimando al mismo tiempo las normas autoritarias, las exhortaciones inflexibles y solemnes, en beneficio de la seducción, de la tentación, de los mensajes eufóricos y sensualistas. Los supermercados, el marketing, el paraíso de los ocios han sido la tumba de la religión del deber. “El bienestar se ha convertido en Dios y la publicidad en su profeta. La publicidad proclama: Olvidaos de todo”3. Esta época no sólo está dominada por los objetos, el psicologismo, sino también por la información que, en principio excluye el juicio moral en único beneficio de los hechos concretos, de la imparcialidad y de la objetividad. “No condenar, no juzgar, pero decirlo todo, mostrarlo todo, exponer todos los puntos de vista, dejar al público libre de opiniones multiplicando y acelerando las imágenes e información del mundo”4. El capital ahora es el cuerpo, se glorifica entonces la cultura narcisista de la higiene y el deporte, la estética y la dietética. Dos tendencias antagónicas modelan la sociedad nuestra: Una excita los placeres inmediatos (porno, droga, sexo, bulimia de objetos y programas mediáticos, explosión del crédito y el endeudamiento); es la cultura individualista del presente. La otra privilegia la gestión racional del tiempo y del cuerpo, el profesionalismo en todo, la obsesión de la excelencia y de la calidad, de la salud y de la higiene. La necesidad del castigo ya no es funcional, se superficializa la culpabilidad potenciando así lo efímero de los objetos y de los media; lo que caracteriza al hombre actual es la depresión, el vacío y el estrés, ya no el remordimiento. Se vive un ethos de autosuficiencia y autoprotección donde el otro es más un peligro o una molestia que una potencia atractiva, donde la prioridad es la gestión con éxito de uno mismo sin perjuicio del otro. Los nuevos valores apuntan al libre desarrollo de la personalidad particular, el respeto a las diferencias, la legitimidad del placer, modelación de instituciones de acuerdo a las aspiraciones particulares de los individuos, el humor y la sinceridad, la expresión libre. Se disuelve la confianza y la fe en el futuro, porque ya nadie cree en el porvenir radiante de la revolución y el progreso, la gente quiere vivir en seguida, aquí y ahora. Con el proceso de personalización el individualismo toma una forma que en términos de los sociólogos americanos llaman Narcisismo, es el símbolo del individualismo limitado al individualismo total, centrada en la realización emocional de uno mismo, ávido de juventud, deporte, ritmo, de realización íntima; el narcisismo encuentra su modelo en la psicologización de lo social, de lo político, en las actividades interpersonales, en lo cotidiano y en la escena pública en general. “Cada uno quiere decir algo a partir de su experiencia íntima, todos podemos hacer de locutor y ser oídos. Pero es lo mismo que las pintadas en las paredes de la escuela o los innumerables grupos
2

LIPOVETSKY, Guilles. “El crepúsculo del deber”. Quinta edición. Editorial Anagrama. Barcelona, mayo 2000. Pág. 50. 3 Ibíd. Pág. 53. 4 Ibíd. Pág. 54.

Los Proyectos de Vida

7

Luis Hernando Mutis Ibarra

artísticos; cuanto mayores son los medios de expresión, menos cosas se tienen por decir, cuanto más se solicita la subjetividad, más anónimo y vacío es el efecto. Eso es precisamente el narcisismo, la expresión gratuita, la primacía del acto de comunicación sobre la naturaleza de lo comunicado, la indiferencia de los contenidos, la reabsorción lúdica del sentido, la comunicación sin objetivo ni público, el emisor convertido en el principal receptor”.5 Ya no entusiasma ninguna ideología política, no se tienen ni ídolos ni tabús, tampoco existen proyectos sociales movilizadores; estamos guiados por la era del vacío, un vacío vacío. Al desarrollarse el ocio, la jubilación se convierte en una aspiración de masa, incluso se hace un ideal; el sistema invita al descanso, al descompromiso emocional. “En la era de lo espectacular, las antinomias duras, las de lo verdadero y lo falso, lo bello y lo feo, lo real y la ilusión, el sentido y el sinsentido se esfuman, los antagonismos se vuelven “flotantes”, se empieza a comprender, mal que les pese a nuestros metafísicos y antimetafísicos, que ya es posible vivir sin objetivo ni sentido, en secuencia-flash, y esto es nuevo. “Es mejor cualquier sentido que ninguno”, decía Nietzsche, hasta eso ya no es verdad hoy. “La indiferencia crece. En ninguna parte el fenómeno es tan visible como en la enseñanza donde en algunos años, con la velocidad del rayo, el prestigio y la autoridad del cuerpo docente prácticamente han desaparecido. El discurso del Maestro ha sido desacralizado, banalizado, situado en el mismo plano que el de los mas media y la enseñanza se ha convertido en una máquina neutralizadora por la apatía escolar, mezcla de atención dispersada y de escepticismo lleno de desenvoltura ante el saber. Gran turbación de los Maestros. Es ese el abandono del saber lo que resulta significativo, mucho más que el aburrimiento, variable por lo demás, de los escolares. Por eso, el colegio parece más a un desierto que a un cuartel (y eso que un cuartel es ya en sí un desierto), donde los jóvenes vegetan sin grandes motivaciones ni intereses. De manera que hay que innovar a cualquier precio: siempre más liberalismo, participación, investigación pedagógica y ahí está el escándalo, puesto que cuanto más la escuela se dispone a escuchar a los alumnos, más estos deshabitan sin ruido ni jaleo ese lugar vacío”.6 El modernismo, es la sociedad basada en la soberanía del individuo, liberada de la sumisión a Dios, libre de jerarquías del poder tradicional; por lo tanto, se ve obligada a inventarse a sí misma según la razón humana, no según la herencia del pasado colectivo, sin modelo impuesto absoluto. Explora nuevos materiales, nuevas significaciones y combinaciones. Emerge con fuerza el gusto por el deporte, la esbeltez y las danzas modernas; emergencia en la moda de vestir, pero así mismo crece también el suicidio y la disminución de la violencia interindividual. El modernismo es de esencia democrática. Todo gana dignidad. La ciencia y la técnica suscitan nuevos valores privilegiados en la velocidad, el ritmo y el movimiento; el ideal es crear sin Maestro y escapar al estaticismo al estancamiento repetitivo. A más tiempo libre, a mayor personalización, más aumenta el riesgo de que el trabajo resulte fastidioso, vacío de sentido. "Cuanto más la sociedad se humaniza, más se extiende el sentimiento de anonimato; a mayor indulgencia y tolerancia, mayor es también la falta de confianza personal; cuantos más años se viven, mayor es el miedo a envejecer; cuanto menos se trabaja, menos se quiere trabajar; cuanto mayor es la libertad de costumbres, mayor es el sentimiento de vacío; cuanto más se institucionalizan las comunicación y el diálogo, más solos se sienten los individuos; cuanto mayor es el
5

LIPOVETSKY, Guilles. “La era del vacío”. Editorial Anagrama, Barcelona, duodécima edición, enero 2000. Pág. 14. 6 Ibíd. Págs. 38, 39.

Los Proyectos de Vida

8

Luis Hernando Mutis Ibarra

bienestar, mayor es la depresión. La era del consumo engendra una desocialización general y poliforme, invisible y miniaturizada; la anomia pierde sus referencias, la exclusión a medida se ha apartado también del orden disciplinario"7. La indiferencia pura no significa indiferencia a la democracia, significa abandono emocional a los grandes referentes ideológicos, apatía a las convocatorias; no se vota pero se exige poder votar, nadie se interesa por los programas políticos pero se exige que existan partidos; no se leen los periódicos, ni libros, pero se exige libertad de expresión. Con todos estos componentes, lo cierto es que “cuando un navegante no sabe a que puerto dirigirse, cualquier viento le es favorable”, o por otro lado, “quien no sabe a donde dirigirse, no sabe que cosas le pueden favorecer”; como el que no sabe qué buscar en un libro, toma cualquier posición, de que todo sirve o nada es bueno. En una conversación de maestro y discípulo se tiene la siguiente conversación: _ Hay que tener las cosas claras, pues en la vida hay que saber a dónde se va; con un punto de partida y otro de llegada; el resto son obstáculos por superar. _ En verdad pienso, que el que sabe dónde va, no descubre nunca nada; pues la ventura de la vida está en esos obstáculos. _ ¡Bueno! Hay que saber para dónde ir, pero también por dónde ir; para aprender a derivar en estado de alerta. _ Cristóbal Colón, estaba tan seguro hacia dónde iba, que no se dio cuenta que había descubierto a América. _ La aventura no está en dejarse llevar por la corriente, ni se tiene en un trasatlántico, sino en un velerito, porque obliga a estar siempre con la curiosidad y el despertar al máximo. Para muchos, vivir es simplemente actuar según lo que aparezca en cada momento, el sentimiento inestable del ego es descender al campo de lo irracional, incluso por debajo del nivel de los animales. Todo lo que se haga sin una finalidad precisa, que llene las acciones concretas con una riqueza de significación, carece de sentido humano y a la larga cansa y hastía. Sucede por ejemplo, que muchas personas al despertarse en la mañana no saben qué hacer ni por donde comenzar el día, porque no tienen nada planeado ni programado. Por lo general se levantan tarde, para evitar el tedio de estar despierto sin tener, aparentemente, nada que hacer. Posteriormente, se inventan algunas o múltiples formas para “matar el tiempo” como: ver televisión, visitar amigos, van de un lado a otro sin tener nada definido y sin ningún propósito. Al final del día, se tiene la sensación de haber desperdiciado un tiempo valioso en el que hubiera podido realizar algo útil, porque simplemente la vida cotidiana no está articulada ni enlazada a nada, a ninguna meta ni proyecto. Es una vida dispersa, que va a la deriva sin saber a dónde dirigirse; por lo que no se sabrá que circunstancias o situaciones son o no favorables. Según el psicólogo brasilero Pedro Finkler una vida improvisada tiene los siguientes rasgos: 1. Dispersividad: Se guía por impulsos primarios (como niño), no tiene actitudes persistentes, vive según las circunstancias, no prevee nada (como una veleta que el viento mueve a su antojo), vive en la inmediatez de sus acciones y lo que ocurre en el momento.
7

Ibíd., Pág. 128

Los Proyectos de Vida

9

Luis Hernando Mutis Ibarra

2. Inconsistencia: Al paso que parece construir, lo que hace es destruir y viceversa; tiene falta de armonía y el consiguiente estado de tensión, de ansiedad y de angustia. 3. Incoherencia: Evidencia falta de unificación, su estatus real no corresponde a su estatus público, no es lo que parece, es una falsificación. 4. Superficialidad: No se va hasta al fondo de las cosas que piensa y hace. Es más bien un ser que se agita y hace un poco de todo, pero nada verdaderamente en serio. 5. Descaracterización: Según la situación adopta un comportamiento. Se mueve en una doble identidad: como persona de bien o como un oportunista, pues las circunstancias deciden por la persona y se dejan a medias los trabajos que se emprenden. Utiliza dichos o refranes para sustentar sus situaciones improvisadas como: “en el camino se arreglan las cargas”, “dejemos para mañana lo que se puede hacer hoy”, “matar y perder el tiempo”; los asuntos se resuelven a última hora. No existe un plan que unifique y dirija, por lo que se pasa llenando cada instante con algo. Cuando no se proyecta la vida, se está dispuesto a que otros (incluyendo nuestro propio ego o yo egoísta) la programen a su antojo. Pues si no programamos, nos la programan. Cuantas cosas que llamamos proyectos, no son más que programaciones de otros o imposiciones de nuestra personalidad desequilibrada. La idea es que no nos programemos ni dejemos que otros nos programen. Lo mejor es construir un plan de trabajo que este de acuerdo a una vida proyectada. Veamos a continuación algunos ítems en una dicotomía de términos sobre el programa y el plan. Programa
• • • • • • • • • • • • • Automático Autoritario Rígido Determinista Manipulante Extensivo Anula la libertad Atenta la dignidad Se actúa como máquinas Sólo hay activismo Todo se mide y se controla Es autoritario y vertical No hay propósito definido. • • • • • • • • • • • • • •

Plan
Orienta Prevee Flexibiliza Responsabiliza Es libre Intensivo Riguroso Busca caminos Se valora el proceso Le da sentido y significación Pone conocimiento a la acción. Intercambio frecuente de ideas y experiencias Es flexible Se proyecta.

La planificación es un proceso de toma de decisiones estratégicas frente al cómo organizar el uso de ciertos medios para lograr un determinado fin. Implica elección entre alternativas referidas a objetivos preestablecidos y de los medios e instrumentos para alcanzarlos. Establece una situación deseada y se contrasta con la situación actual conocida (qué, porqué); fija objetivos, propósitos o aspiraciones existentes, luego busca la mejor estrategia de acción, para ello hay que responder: oportunidades se trabajarán primero.

Para qué: A la luz de los objetivos establecidos. Qué se prioriza y qué

Los Proyectos de Vida

10

Luis Hernando Mutis Ibarra

En qué consiste: Buscar la mejor alternativa. Para quienes: Personas, grupos, comunidades, o para sí mismo. Cuándo: Espacio donde los beneficios se producirán. Cómo: Determinar las estrategias de acción pertinentes, responsables. Con qué: Recursos humanos, materiales, financieros, conceptuales.

3. LO HUMANO
Con la expresión “esto es humano”, se excusa hoy casi todo, no hay vicio que no se excuse con esa fórmula, se llega a designar lo que hay en el hombre de más caduco y rastrero. Según Abraham Maslow “La noción de ser humano como esencialmente reactivo puesto en movimiento por estímulos externos, resulta completamente ridícula e insostenible con respecto a las personas que se autorealizan, pues las fuentes de sus actuaciones son más internas que reactivas. Veamos unas diferenciaciones de lo específicamente humano (razón, emociones, amor, libertad) en los siguientes aspectos:
Necesidades humanas 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. Lo útil: bienes materiales, económico. Lo biológico: salud Lo sensible: estética Lo ético: valores, el otro, los otros, manejo de la libertad, dar y ayudar, solidaridad, Cooperación, solidaridad. Lo religioso: trascendencia Lo espiritual: conocimiento de sí mismo, la perfección, autorrealización, conexión con el mundo interno. Reconocimiento: comunicación, importancia personal, éxito. Lo Estético: cuerpo, imagen, Mundo, opinión • • • Límites humanos Sobrehumano: supera la capacidad humana. Ej.: no equivocarse, maneje todas las áreas de conocimiento. Infrahumano: Desconoce la capacidad humana. Ej.: marginar hasta la miseria. Deshumano: debilita o disminuye las posibilidades del ser. Ej.: Evitar o reducir la oportunidad de aprender, instruir y educar Antihumano: lo que no es típico del ser humano. Ej.: renunciar a pensar y/o sentir. Inhumano: Obstaculiza seriamente el desarrollo del hombre. Ej.: contra la integridad física (maltrato, tortura)

• •

Una de las condiciones humanas es el lenguaje, con él, el ser humano destruye lo que quiere mediante sus críticas, sus comentarios y opinión mordaz y mal intencionada, sus injurias, sus falsedades, sus calumnias y su maldecir, incluso, su lenguaje elaborado con modelos negativos lo lleva a autoeliminarse. Aunque, por otro lado, con la palabra, puede así mismo cambiar vidas o mejorarlas con sus enseñanzas, consejos, sugerencias, palabras de aliento y de consuelo, levanta el ánimo y enamora con poesías y canciones, con sinceras alabanzas da fuerzas a quienes lo rodean, con las reverentes oraciones y pensares propositivos se levanta así mismo y se alimenta de su fuerza interior. Se sabe que todo lo que se hable, pasa automáticamente al subconsciente y este no tiene el sentido del humor, ni tampoco hace diferencia de cuando es en broma o en serio, ni tampoco si lo está hablando o lo está pensando, es lenguaje sentido y pensado, el que se exprese es como lanzar un objeto hacia alguien, ya no se puede retroceder la acción; de ahí que, por ningún motivo es recomendable hacer pronunciamientos negativos, ni para otros, ni mucho menos para sí mismos. Con el uso de nuestro lenguaje (emocional y/o racional) podemos hacer de la vida un infierno o un

Los Proyectos de Vida

11

Luis Hernando Mutis Ibarra

paraíso, la elección es nuestra. Sólo recordemos que las palabras maldecir y bendecir son compuestas: mal-decir, bien-decir. Bien sabemos que si aprendemos a enlazar o construir unidad con nuestras dimensiones humanas: sentir, pensar y actuar, nuestra vida se transformará tanto como lo queramos. Cuando comanda un modelo negativo en nuestras actitudes las consecuencias no se dejan esperar; de manera similar, si cambiamos desde un control más proactivo en estos tres ámbitos, la tendencia natural será hacia el conocimiento y la sabiduría, la salud y el bienestar, el amor y la armonía, la abundancia y la prosperidad. Qué interesante sería poder sentir lo que pensamos, pues el pensamiento es la primera manifestación de todas las formas conscientes de la vida, y, por otra parte, poder pensar lo que sentimos, pues por lo general, el mundo emocional parece ser el jinete de nuestras acciones.

3.1. NECESIDADES
Necesidades básicas: Son carencias y potencialidades que demandan una adecuada satisfacción, a fin de mantener el equilibrio psicofísico, es el requisito previo para la puesta en marcha del desarrollo humano. Según Maslow las necesidades básicas son: Seguridad, pertenencia, entrega, amor, respeto, estimación. Según Manfred MaxNeef serían las siguientes: Subsistencia, protección, afecto, entendimiento, participación, ocio, creación, identidad, libertad; de ellas extrae entonces las llamadas Categorías Existenciales: Ser, Tener, Hacer, Estar. Necesidades de desarrollo: Son tendencias conducentes a la autorrealización personal, más allá de la satisfacción de las necesidades básicas. Las tendencias son hacia la realización creciente de las potencialidades innatas, capacidades, cualidades, talentos y tendencias creativas; inclinada al cumplimiento de una misión (llamada, vocación o estado de vida); hacia un conocimiento y aceptación más plenos de la naturaleza intrínseca propia de cada persona; y hacia la unidad e integración dentro de los límites de la misma persona. Tanto las necesidades básicas como de desarrollo pertenecen a un solo proceso que conducen progresivamente a la auto-realización definitiva. A este enlace unificado connota una forma de potenciación, es decir, que es un proceso en el que la potencia, los elementos asociados es mayor que la potencia sumada de los elementos tomados aisladamente; es la llamada concepción sinérgica, donde se busca la satisfacción simultánea y/o alternativa de las básicas y de desarrollo. Según Manfred Max-Neff, los satisfactores sinérgicos son aquellos que por la forma en que satisfacen una necesidad determinada estimulan y contribuyen a la satisfacción simultánea de otras necesidades. Los siguientes son ejemplos:
SATISFACTOR NECESIDAD NECESIDAD CUYA SATISFACCIÓN ESTIMULA

Producción

autogestionada

Subsistencia Ocio Protección Entendimiento

Juegos didácticos Televisión cultural Prevención Meditación

Entendimiento, creación, libertad participación, identidad. Entendimiento, creación, identidad Entendimiento, subsistencia Ocio, Entendimiento, identidad, creación Protección, afecto, ocio, creación, identidad, libertad.

Organización de Participación comunidades democráticas

Los Proyectos de Vida

12

Luis Hernando Mutis Ibarra

3.2. PERSPECTIVAS Y EXPECTACTIVAS
En estos ámbitos, surge una perspectiva mayor, la esperanza, que implica una actuación de acuerdo con la expectativa de un desenlace favorito que es compatible con la dirección de vida o experiencia actual del individuo Es instructivo comparar la definición consensual con las definiciones que ofrecen algunos filósofos famosos: Hobbes, por ejemplo, escribió: “Pues la sed de que triunfe una opinión se denomina esperanza”. Schopenhauer, para poner otro ejemplo, escribió: “la esperanza es confundir el deseo de algo con su probabilidad”. Las perspectivas humanas, en este sentido tienen diversas tendencias como las siguientes: 

Antropológica: El hombre posee una originalidad biológica expresada en su

adaptación, especialización e instintos. Existe en él, una discontinuidad entre pulsión y acción gracias a su capacidad de reflexión. El hombre puede liberar su comportamiento inteligente de sus pulsiones biológicas. Psicológica: Lo humano coincide con la personalidad saludable y madura, es básicamente una potencialidad positiva y constructiva que presiona a la autorrealización de la persona; pues en el humano existen dos tendencias fundamentales: las fuerzas defensivas y las tendencias al desarrollo. Ética: Lo humano es una realidad dinámica o proceso de crecimiento; coincide con lo que es propio del hombre: razón, intuición, libertad, comunicación y amor; en todo aquello que contribuye al desarrollo real del hombre, es un ser pluridimensional, es todo pensamiento, palabra y acción que responde a una conciencia lúcida a una decisión responsable y a una entrega generosa por partes del Ser humano. Teológica:: Lo humano es un misterio indefinible en su totalidad, que en nuestro cristo interno se convierte en una realidad, cristalización y expresión divina. El Bien o mal es una realidad derivada de sí mismo. La perfección humana es el resultado del conocimiento de sí mismo, del crecimiento del Ser interno y la expansión de la conciencia.

En otro ámbito, y frente a las relaciones con los otros y con el entorno, puede decirse que antes de hablar de llevarse bien con los demás, primero debemos llevarnos bien con nosotros mismos. Se tiene la impresión de que todos los conflictos externos entre las personas son manifestaciones de los propios conflictos internos. Por lo general, las personas que guerrean con los demás han fracasado en la conquista de sí mismos. Muchos tienen tantos conflictos contra sí mismos que no pueden llevarse bien con nadie. Convierten sus relaciones en una extensión de esa guerra contra sí mismos. La pregunta clave en esta perspectiva es entender, ¿qué conflicto interno emerge de nuestro interior cuando se entra en conflicto con los demás? Pues, no todos los conflictos externos son bilaterales. Hacen falta dos para bailar, pero sólo uno para entrar en conflicto. Si uno quiere llevarse bien con los demás y también con uno mismo ha de ser responsable de su propia actitud combativa. Es casi seguro que la gente que trata a los demás con amabilidad, consideración y respeto –o con amor y compasión- se lleva bien con ella misma. Una vez se ha conquistado al enemigo interior ya no quedan enemigos en el exterior. Esa es la razón por la cual Gandhi afirmo en su diccionario de resistencia pacífica a la opresión que “no hay ninguna palabra que signifique enemigo”.

Los Proyectos de Vida

13

Luis Hernando Mutis Ibarra

Cuando uno se encuentra de mal humor, sea durante unos minutos o durante unas horas, uno no se está llevando muy bien consigo mismo y sufre malestar. Si es posible olvidar ese malestar auque sea por un minuto –buscar a alguien para que nos anime, para que nos ayude a olvidarnos de nosotros mismos, o nos haga reír- entonces es posible permitir que el bienestar aparezca en ese lapso. En cambio, si uno se aferra con obstinación a la infelicidad, impide que aparezca ningún tipo de alegría. Nietzsche bien sabía que “la gente feliz no tiene historia”. Permitir que el pasado ocupe el presente y bloquee el futuro es una forma segura de llevarse mal con uno mismo. Si alguien está de mal humor, éste desaparecerá definitivamente si es capaz de olvidar qué lo provocó. Frente a las expectativas, es mejor despojarse de todas ellas. Cuantas más expectativas se tengan, más interferirán en una visión constructiva de la vida. Es el caso, por ejemplo de que si el mal tiempo arruinó alguna vez las vacaciones. Lo que en realidad echó a perderlas fueron las expectativas frustradas de buen tiempo, no el tiempo en sí. Tal vez a la pareja le disguste porque no siempre se comporta o reacciona como le gustaría; pero en realidad sólo le disgustan sus propias expectativas frustradas sobre el comportamiento del cónyuge, no del cónyuge en sí. Cada una de las expectativas proyecta hacia un episodio de malestar. Desprenderse de ellas implica desprenderse también del malestar. Casi todo malestar obedece a unas expectativas frustradas. El ejemplo más horrible suele guardar relación con la muerte repentina de un ser querido. Todos somos perfectamente conscientes de que nadie es inmortal, pero de algún modo esperamos que la muerte sólo afecte a otras personas, no a nuestros familiares o amigos. Unas expectativas realistas son mejores que unas poco realistas, porque preparan para lo peor. Si lo peor ocurre, por lo menos no es ninguna sorpresa. Y si lo peor no llega a suceder, es motivo de celebración. No tener expectativas es mejor aún, porque no puede ocurrir nada que sea contrario a unas expectativas inexistentes. No tener expectativas nos permite sacar el máximo partido de cualquier circunstancia, y no sólo de las circunstancias que se ajustan a nuestras nociones de lo que debería ocurrir. Reducir las expectativas no significa abandonar los esfuerzos ni dejar de prestar atención; todo lo contrario: significa no dar nada por sentado. No tener expectativas sobre el final del día cuando vamos a trabajar por la mañana, por ejemplo, nos permite vivir con mayor plenitud el momento presente. Sin expectativas, simplemente se estaría contento cuando la persona llegara a su cita, y no disgustado en caso contrario. En lugar de echar pestes contra alguien que no está ahí, hay que intentar relacionarse con alguien que sí lo está.

3.3. EL TRABAJO
Según José Ingenieros, en el hombre mediocre, “el trabajo, creando el hábito del esfuerzo, sería la mejor escuela del carácter, pero la sociedad enseña a odiarlo, imponiéndolo precozmente, como una ignominia desagradable o un envilecimiento infame, bajo la esclavitud de yugos y horarios, ejecutado por hambre o por avaricia, hasta que el hombre huye de él como un castigo; sólo podrá amarlo cuando sea una gimnasia espontánea de sus gustos y de sus aptitudes”. Y es que el trabajo cuando no satisface las necesidades propias del trabajador por convertirse en ganancia para otros, es esclavizante. El uso tiene que ver con lo útil (para remediar alguna necesidad, por ejemplo comer, tiene un umbral de satisfacción), por lo que la solución es igual a la medida de la necesidad; o sea que necesidad es igual a solución. Cuando la medida de solución es mayor que la necesidad, entonces se produce un abuso.

Los Proyectos de Vida

14

Luis Hernando Mutis Ibarra

Existen diversas formas de enfocar el trabajo, pues su significación implica la condición humana en que se coloca el individuo:  

Trabajo-castigo: Es de tipo confesional8. Trabajo-hobby: Erich Fromm en el arte de amar, dice que “nunca haré nada bien si

   

 

no lo hago de una manera disciplinada; cualquier cosa que haga sólo porque estoy en el estado de ánimo apropiado puede constituir un hobby, agradable o entretenido, más nunca llegaré a ser un maestro en ese arte”. Trabajo-necesidad: No es lo mismo el trabajo sin necesidad que un trabajo por necesidad; en el primero es un medio, en el segundo es un fin. Trabajamos para vivir y para Ser, pero no somos ni vivimos para trabajar. Trabajo-derecho: Es de libre elección (protección contra el desempleo); se proclama que a igual salario, igual trabajo; una remuneración equitativa y satisfactoria; se lucha en pro de la defensa de los derechos laborales. Trabajo-deber: “El que no quiere trabajar que tampoco coma”9. Trabajo-humanización: El trabajo es la condición básica y fundamental de toda vida humana, y lo es en tal grado que, hasta cierto punto, se debe decir que el trabajo ha creado al propio hombre. Enseñar a Ser es enseñar a trabajar; pues quien sabe Ser, sabe trabajar. Trabajo-cultura: la verdadera ciencia es la que transforma la realidad; no puede haber cultura sin hombre, ni puede haber gente sin cultura; lo que equivale a decir que el trabajo es cultura. Trabajo-amor: San Agustín dice que “donde hay amor, no hay labor. Donde hay labor no hay amor”. El amor hace que el trabajo no pese, y cuando pesa es porque falta el amor. Erich Fromm dice por su parte que “se ama aquello por lo que se trabaja, y se trabaja por lo que se ama”. Trabajo-vida: La vida es energía y actividad, el hombre que es un ser viviente que consume energía, por ello necesita recuperar energía, vida, tener actividad, trabajar. El “círculo productivo” es algo más que lo pragmático, porque el hombre es el que pone la existencia del objeto o producto del trabajo.

Un trabajo lleno de sentido es vital para una vida llena de sentido. Trabajar en algo que no nos gusta no tiene por qué ser malo. A veces se desempeña un trabajo para descubrir luego que no se está hecho para él. No puede saberlo todo a través de la razón únicamente, como dirían los racionalistas. Algunas cosas se necesita saberlas a través de la experiencia. Aún así la experiencia no es la única maestra. También necesitamos la razón en nuestras experiencias. En los ámbitos laborales, los libros de reglas son útiles porque permiten comprobar la corrección o impropiedad de un acto por adelantado. No obstante, los libros de reglas también resultan inútiles en la medida en que casi todas las reglas tienen excepciones. La mayor felicidad para la mayoría puede dar como resultado la mayor desgracia para la minoría. El punto fuerte de la proyección es su apertura de miras; su punto débil es que puede pasar por alto los derechos individuales y los procedimientos debidos, ya que es preciso que se elabore un sistema con el que pueda vivir en paz y unas reglas que puedan explicarse a sí mismas y también a los demás.

8 9

Génesis 3, 17-19; 1, 26-27; 9, 2-3; Sabiduría. 9, 2-3; Salmo 8Tesalonicenses 3, 6-12

Los Proyectos de Vida

15

Luis Hernando Mutis Ibarra

En nuestra sociedad, muchos creen erróneamente que la ley establece principios éticos; todo lo legal, suponen muchos, es ético. La ética de una sociedad se refleja en sus leyes, pero una legislación no basta para que una sociedad se vuelva ética. Según el antiguo testamento, Dios salvó a Noé del diluvio no porque fuese un dechado de virtudes, sino porque era “inocente entre las gentes de su tiempo”, y “honrado entre los de su generación” (Génesis 6:9 y 7:1). Uno no tiene que ser perfecto para ser bueno. Según el Tao, no puede reconocerse lo positivo sin algo negativo con que compararlo. Lo correcto, pues, es sacar lo mejor (y evitar lo peor) de la decisión tomada. La competitividad y cooperación son como las capas de una cebolla, ambas fuerzas conforman el comportamiento humano social. Por ejemplo, cuando alguien quiere entrar en un equipo, en la competencia de prueba se saca lo mejor de sí mismo. No obstante, también da lugar a desengaños, porque lo mejor de cada uno no siempre basta para ingresar en el equipo. Al mismo tiempo, aquellos que superen la prueba y acaben formando parte del equipo deberán cooperar entre ellos. Un buen equipo (sea en el matrimonio, en el deporte, en los negocios, en el ámbito profesional o en las artes) no está formando estrellas individuales, sino por un grupo de trabajo cooperativo. Una de las artes de la vida consiste en aprender eficazmente ambas fuerzas. En ambos casos, es necesario experimentar y revelar las mejores capacidades personales para actuar en su máximo rendimiento. Pero es necesario poseer una concepción de la competición que nos permita ser buenos perdedores y ganadores corteses. Y también es necesaria una idea de la cooperación que nos ayude a esforzarnos para obtener objetivos comunes más ambiciosos que los objetivos personales. Lo relevante no es si uno gana o pierde, sino cómo se comporta cuando se gana o se pierde. No es posible controlar cómo lo harán los demás, pero sí la propia manera de actuar. Por ello la preparación, la concentración y la relajación desempeñan un importante papel a la hora de sacar lo mejor de uno mismo. Laozi nos da un sabio consejo: “al competir con los demás, en realidad uno no está compitiendo con ellos, sino que tiene la oportunidad de competir consigo mismo”. En cuanto a la cooperación, la guía sería de manera integral, ya que la totalidad humana siempre es mayor que la suma de sus partes. Tener una mente abierta es vital tanto para el crecimiento profesional como para el desarrollo personal; se puede encontrar oportunidades donde se puede aprender más sobre puntos de vista que son distintos al suyo; ya lo manifiesta John Stuart Mill de que “aquel que sólo conoce su versión, conoce poco el tema” En realidad, no solamente se trata de determinar quiénes quieren “trabajar duro” y quiénes no. Con frecuencia, es más bien una cuestión de oportunidad, no de buena voluntad. Por consiguiente, el trabajo verdadero y el principal en la reestructuración del orden humano y social es asegurar que cada persona y cada nación tengan iguales oportunidades. Trabajar es un deber10 tanto en relación con la sociedad como con uno mismo, ya que por el trabajo el hombre va haciéndose a sí mismo. No importa que el trabajo sea manual, intelectual o directivo. Todos los trabajos son dignos porque es la persona quien actúa, lo mismo en la investigación que en la mecánica o en los servicios. La única condición es que la persona sea considerada como tal. El incentivo para la mayor parte de la humanidad es lograr, adquirir, obtener cosas. Aquellos a quienes no les interesan, las dejan ir con facilidad. Cantidades menores de personas pueden sobrevivir razonablemente con los elementos básicos de
10

De la Biblia: Quien no quiere trabajar, que no coma: 2 Tes. 3, 6-16.

Los Proyectos de Vida

16

Luis Hernando Mutis Ibarra

sus vidas, pero luchan por conseguir más, una pequeña cantidad de seguridad, un hogar decoroso, un mañana mejor. Sus mentes están preocupadas con retener todo aquello que han adquirido y con acrecentar lo que tienen. Grandes porciones de la población siguen esforzándose por lograr la simple supervivencia física. Cada día está lleno de momentos de ansiedad, de medidas desesperadas. La mente se enfoca en cuestiones básicas vitales. Hay un grupo menos numeroso –muy pequeño- el cual se ha liberado de la necesidad de las cosas materiales. Le importan la verdad espiritual, la realidad espiritual, la experiencia espiritual. Ven la vida como un encuentro espiritual, como un viaje del alma. Retienen toda la experiencia humana en el seno de ese paradigma. Su lucha tiene que ver con la búsqueda de Dios, con la realización del Ser Intimo y con la expresión de la verdad. Conforme evolucionamos, esta lucha deja de ser una lucha y se convierte en un proceso, un proceso de Autodefinición (no autodescubrimiento), de crecimiento (no aprendizaje), de Ser (no hacer). La razón de buscar, esforzarse, indagar, trabajar duro y tener éxito se torna totalmente diferente. Se cambia la razón de hacer algo, y con ello cambia igualmente el hacedor. La razón se convierte en el proceso, y el hacedor se convierte en el Ser pleno. Es muy triste saber que la mayoría de las personas odian su trabajo, e incluso peor, que no saben lo que desean hacer. Encontrar un objetivo en la vida, encontrar un trabajo que nos guste, es amarnos a nosotros mismos tal como somos . El trabajo nos sirve para expresar nuestra creatividad. Es preciso ir más allá de esa sensación de no ser capaz o de no saber lo suficiente. Dejémonos inundar por la energía creativa del Universo, de maneras profundamente gratificantes y satisfactorias. En realidad no importa lo que hagamos mientras resulte satisfactorio y nos sintamos realizados. Si detestamos el lugar donde trabajamos o nos disgusta lo que hacemos, siempre nos pasará lo mismo con el trabajo a no ser que cambiemos en nuestro interior. Si comenzamos un nuevo trabajo con estas mismas creencias, con el tiempo volveremos a sentir lo mismo. Parte del problema reside en que muchas personas piden lo que desean de forma negativa. Tenemos que expresar claramente lo que deseamos. Cuando realizamos un trabajo que detestamos, obstaculizamos la capacidad de nuestro Poder para expresarse. Pensemos en las cualidades que deseamos que tenga un trabajo, en cómo sería si tuviéramos el trabajo perfecto. Es esencial que expresemos con claridad lo que deseamos. Nuestro Ser Superior encontrará el trabajo que nos convenga. Abrámonos a nuestra sabiduría interior. Un problema es una oportunidad para crecer. Cuando tenemos la profunda convicción de que no somos dignos, de que no somos merecedores, encontramos problemas para hacer lo que deseamos. Si los demás nos dicen que no debemos hacer o tener algo y entonces nosotros nos lo negamos, es que nuestro interior cree que no se merece nada bueno. Nuevamente volvemos a la necesidad de aprender y practicar formas de amarnos más cada día. Nuestras relaciones de trabajo son similares a las que tenemos con nuestra familia. Pueden ser sanas o no funcionar bien. Todos tenemos todas las cualidades en

nuestro interior. Si los demás no paran de decir cosas negativas, no prestemos atención. Somos nosotros quienes necesitamos cambiar la conciencia . Ellos reflejan algo negativo
que hay dentro de nosotros de modo que cuando nuestra conciencia cambie verdaderamente, la gente negativa no se nos acercará tanto. Aun cuando nos sintamos frustrados, afirmemos lo que deseamos tener en el lugar de trabajo. Después aceptémoslo con alegría y agradezcámoslo. Todo cambia y lo que una vez fue perfecto para nosotros puede que ya no lo sea. Para continuar cambiando y creciendo es preciso que entremos en nuestro interior

Los Proyectos de Vida

17

Luis Hernando Mutis Ibarra

constantemente, con el fin de escuchar lo que es correcto para nosotros en este lugar y en este momento. Muchas veces consideramos «desastres» algunas cosas que suceden, sobre todo en el trabajo. Pero sería mucho mejor que nos las tomáramos sencillamente por lo que son: experiencias de vida que siempre nos enseñan algo. Al final todo resulta para mejor, pero a veces cuesta verlo cuando se está pasando por una mala experiencia. Las personas necesitan obtener de su trabajo algo más que un cheque de pago. Necesitan aportar su contribución al mundo y sentirse realizadas. En el futuro, la capacidad para hacer el bien de forma amplia y universal se superpondrá al materialismo. El trabajo interior es una ocupación de toda la vida y que una vez empezado nunca se detiene. Fundamentalmente se trata de un trabajo al que vale la pena entregar toda la vida. Los que han podido escoger su profesión u oficio trabajan a gusto y están contentos porque sienten que hacen algo importante para los demás, aunque sea sencillo. En cambio los que no tienen trabajo o se ven obligados a hacer aquello que no les gusta se sienten tristes porque no se realizan como hombres que crean. El hombre es más hombre y la mujer más mujer cuando son creativos. Pues, cuando una persona desarrolla sus cualidades con alegría el trabajo no resulta tedioso. Hasta el trabajo más humilde engrandece al hombre, si éste lo hace con gusto y según sus capacidades. Aceptar la propia responsabilidad en el trabajo11, tanto si es autónomo como dependiente, así mismo en la familia y en la comunidad, es considerar que nadie realizará en el mundo el trabajo que uno debe realizar. El estudio, la preparación técnica, no han de ser en función de uno mismo, de ganar plata o asegurarse el porvenir. La plenitud del ser humano se alcanza en la entrega sincera y generosa de sí mismo a los demás. Nadie guarda memoria de la persona que vivió sólo para sí. Con el cambio que implica dejar de preocuparse por la supervivencia material, con la situación de la necesidad compulsiva de triunfar para adquirir una cantidad mínima de seguridad, no habrá otra razón de logro; los intereses se enfocarán en otras direcciones y no se buscará ser magnífico, para opacar a otros, sino que se buscará la experiencia de la magnificencia por ella misma. El espíritu se yergue; no se desploma ante el rostro de una verdadera oportunidad. El alma busca una experiencia más elevada de sí misma, no una experiencia inferior.

4. SOÑAR, IMAGINAR Y/O FANTASEAR
En una situación que deseamos cambiar, necesitamos abstraernos de ese presente y proyectar visiones inspiradoras y tranquilizantes de un futuro distinto y en consonancia con ello comenzar a actuar para que eso se realice. Muchas veces se confunde la imaginación, los sueños y la fantasía. Por un lado, la imaginación implica una imagen en acción pero, hay que hacer diferencia con la fantasía; al respecto, García Márquez manifiesta que “es una facultad especial que tienen los artistas (y no hay persona humana que no lo sea) para crear una realidad nueva a partir de la realidad en que viven. Que por lo demás, es la única creación artística que me parece válida” 12. La imaginación y los sueños (como hermanas gemelas) son una característica humana transformadora, tanto de la realidad para si mismo como para su entorno. Pero también

11 12

De la Biblia: Trabajar sin perturbar a otros: 1 Tes. 4, 9-12 GARCIA MARQUEZ, Gabriel. “Fantasía y creación artística en América Latina y el Caribe”. En Cultura y creación intelectual en América Latina. Editorial Siglo XXI, 1984.

Los Proyectos de Vida

18

Luis Hernando Mutis Ibarra

podemos quedarnos a mitad de camino solo imaginando sin capacidad de realización, es decir, fantaseando, en un sentido de pura invención sin referencia a lo real. La verdadera persona creativa, se nota por sus logros y realizaciones, no por sus intenciones. Existen grandes capacidades para generar ideas impresionantes, pero no somos buenos jardineros, pues no se concretan en proyectos y desarrollos. No debemos quedarnos en la fantasía o la divagación, debemos dar paso a la acción. El reto es crear respuestas más adaptativas, inteligentes, novedosas, pertinentes y más sencillas. Usemos ese semillero con una actitud de jardinero, de lo contrario sería un pensamiento estéril. Lo cierto es que si conocemos nuestros gustos, prioridades y aptitudes, podemos seleccionar nuestros sueños; y, que mientras no existan esos sueños lo más seguro es que no habrán conquistas. En la medida que yo cambio, la realidad cambia; pero nosotros esperamos que los demás cambien para cambiar, no entendemos que la influencia se ejerce desde dentro y que en la medida que nos comprometemos con nuestro propio proceso de cambio invitamos con nuestro propio testimonio de vida a que otros hagan lo mismo. Podemos elegir vivir de la imaginación o de la memoria. Si elegimos la memoria nos vamos a quedar anclados en el pasado, solamente recordando una cantidad de cosas que explican por qué no hacer, por qué no vivir, por qué no crear. Podemos romper esos guiones que han sido dolorosos en nuestra historia y transformarlos en otros guiones diferentes. El soñar no es solamente la experiencia que se tiene mientras se duerme, es más bien la capacidad de imaginar creativamente y de manera factible todo lo que se quiera, mientras se esté despierto. Aquellos pueden ser la base del futuro, la facultad libre y poderosa, una potente arma para alcanzar todos los objetivos que se pueda proponer. Los sueños de este tipo no cuestan mucho, sólo un poco de esfuerzo y, producen muchísimo para el crecimiento humano y social.

4.1. SELECCIONAR Y VIABILIZAR13
Toda pregunta se realiza desde una intencionalidad, que inquieta la propia lógica vital y la racionalidad social; pero también sugieren otras miradas de la realidad e incitan a realizar propuestas, desde los interrogantes de lo que uno sabe, pone en crisis lo que se piensa e invita de manera urgente a un encuentro intersubjetivo, para que desde lo dialógico, sin marco teórico, en la interdisciplinariedad y articulado a la práctica cotidiana se emprenda la búsqueda de método para asegurar la inmersión en la realidad de la práctica, pues cada pregunta tiene un camino, que privilegia un método deacuerdo a su búsqueda de respuestas o alternativas, pero no excluye otras posibilidades.. Existen preguntas sobre:  Hechos: Para conocer más datos y aclarar asuntos.  Opiniones: Sentido que la gente atribuye a lo que hace o ve.  De análisis: Para comprender mejor los problemas, descubrir causas y aspectos más profundos.  Acciones: Lo que se piensa hacer frente a un problema. Según su amplitud o precisión pueden ser: abiertas, o donde se da opinión sobre el asunto tratado; medio-abiertas, o donde se responde con sus propias palabras, pero no
13

Varias de las ideas aquí trabajadas son parte de las notas tomadas y adaptadas de la obra de LINARES, Jorge Duque. “Proyecto de vida”. Ediciones y Representaciones Eduque. Santafé de Bogotá. 2ª edición, 2000. Capítulos 2 y 3, páginas 29-67.

Los Proyectos de Vida

19

Luis Hernando Mutis Ibarra

da opinión; y las preguntas cerradas, en las que se limita a decir sí o no. Las preguntas son entonces, herramientas que despiertan el saber y el conocer. Por tanto, invitamos a jugar con preguntas, para expresarlas, ordenarlas, fundamentarlas, e iniciar el proceso de búsqueda y construcción de las respuestas posibles. Sabemos que “lo que no se registra, no existe”, por ello, y para lograr mayor precisión y claridad de los propios sueños, es imprescindible escribirlos. Escríbase inicialmente sin un aparente orden, puede ser en forma de preguntas o afirmaciones, como vayan surgiendo según su interés o dependiendo de la búsqueda de respuestas que se necesiten. Luego es recomendable releerlas, revisarlas luego de acuerdo a los siguientes criterios, para irlas ordenando por orden de prioridad hasta lograr una buena jerarquía en la relevancia de su trabajo personal. Jorge Duque Linares, prioriza una forma de ordenarlas, deacuerdo a los siguientes ámbitos jerárquicos: Espiritual, familiar, económica, social, intelectual (o académica), y de salud. Para esta parte se pueden tener en cuenta algunos aspectos básicos, que cada uno puede complementar según sus intereses, y de los cuales pueden formularse y responderse algunas preguntas de manera precisa.       Manejo emocional, ayuda a los demás, rituales y estilos de vida, crecimiento personal, manejo adecuado del tiempo, aspectos trascendentes, conocimiento de sí mismo. Organización y administración familiar, pautas de crianza, relaciones intrafamiliares, consecución de bienes materiales (casa, tecnología, transporte, uso del tiempo, propiedades campestres), relaciones de pareja. Libertad financiera, modos o formas laborales (empleo, autoempleo, negocios, inversiones), manejo del dinero, consecución de fuentes alternativas; el trabajo. Las amistades, amigos, compañeros, vecinos; círculos y organizaciones sociales, reconocimientos, vínculos y vida privada. Crecimiento intelectual, desarrollo científico, artístico, cultural, deportivo; cualificación en algún campo del conocimiento, pregrados y postgrados, participación y/o intervención en eventos. Transformación de estilos de vida (alimento, deporte, respiración, ambientes), manejo de la salud y la enfermedad, control corporal.

Una vez hecha la clasificación, en algunas áreas tendrán más sueños que otras. Eso indicará por cuál de ellas tiene mayor inclinación y se necesita mayor claridad e iluminación para su diseño, ejecución y desarrollo del proceso. Desde estas instancias o momentos, se sugiere otra posible clasificación que puede complementar lo anterior de acuerdo a estos otros aspectos condicionales para cristalizarlos:  Viabilidad: Corresponde a los intereses personales que cada participante tenga, las habilidades para conseguir o construir sus respuestas y los recursos necesarios para lograrlo, o la capacidad de gestión que esto implicará.  Factibilidad: Es la posibilidad y acceso a fuentes de información o construcción de su documentación; son los factores teóricos, metodológicos, operativos, materiales y de recursos para conseguir respuestas y más preguntas.  Relevancia: Es la importancia clave que tiene para la persona; si realmente es interesante y tiene la estimulación suficiente para determinarse activamente en su desarrollo.

Los Proyectos de Vida

20

Luis Hernando Mutis Ibarra

 Significación: es el nivel de alcance e impacto, donde realmente se beneficie y que sirva para algo. Una vez echo lo anterior, se procederá a escribir en orden de prioridad seleccionada, construida o armada; agregando a continuación el nombre completo, edad y fecha. Sería recomendable también poder consignar algunas fuentes de información donde podría encontrar referentes conceptuales con respecto a su(s) pregunta(s) que iluminen el horizonte de sentido de la posible ruta a seguir. De la clasificación precedente, se armará una posible agenda o diseño posible del trabajo en torno a ese interés determinado. Para mejor ampliación se anotan a continuación algunos aspectos y elementos que podrían servir en la ganancia de claridad de lo que se quiere; son puntos que se tienen presentes en cualquier tipo de proyecto que se desee emprender: Diez preguntas necesarias 1. ¿Qué se Quiere Hacer? Naturaleza del objeto de trabajo. 2. ¿Por Qué se Quiere Hacer? Origen, fundamentación y legislación. 3. ¿Para Qué se Quiere Hacer? Objetivos, cumplimiento legal y propósitos, hipótesis. 4. ¿Cuánto se Quiere Hacer? Metas, objetivos y proyección 5. ¿Dónde se Quiere Hacer? El lugar, institución, casa, ubicación en el espacio 6. ¿Cómo se va Hacer? Actividades, procesos y tareas, procedimiento, metodología. 7. ¿Cuándo se Quiere Hacer? Calendarios o Cronograma: ubicación en el tiempo. 8. ¿A Quiénes va Dirigido? Destinatario/s o beneficiario/s, o para sí mismos. 9. ¿Quiénes lo van Hacer? Recursos humanos, si es con otro u otros, quienes estarán involucrados en el proyecto 10. ¿Con Qué se va Hacer? Recursos materiales, documentos, legislación, gestión. A modo de síntesis, todo proyecto contendrá los siguientes ítems • • • • • • • • • ¿Qué? Problema ¿Para qué? Objetivos ¿Por qué? Justificación ¿Cómo? Metodología ¿Cuándo? Cronograma ¿Dónde? Contexto ¿Con qué? Recursos ¿Quienes? Responsables ¿Cuánto? Costos y presupuesto

Una vez se haya ganado en claridad de lo que se sueña conseguir, hay que concentrarse, y comenzar de inmediato a adquirir la fuerza necesaria tanto mental como emocional para lograrlo. Es importante interiorizar el sueño, hasta lograr convencerse de que aquello es realidad y de tal manera que se piense, se sienta y se actúe como si ya se hubiese conseguido. Otro asunto para el sentir de las personas, es que se guarde silencio del sueño, ya que de divulgar las propias aspiraciones, estas pierden energía y se disuelven o se “vuelven agua”, trayendo como consecuencia una desilusión frustrante. Recuérdese que

Los Proyectos de Vida

21

Luis Hernando Mutis Ibarra

la envidia es un enemigo acérrimo del crecimiento de los otros. Es mejor ser amo de nuestro silencio y no esclavo de lo que hablamos. Por más tristeza que se sienta, o por el mayor desánimo que embargue, no hay que dudar ni por un instante de los resultados que se obtendrán; pues, se aceptan las cosas y las situaciones como vengan, tratando siempre de que lleguen como cada uno lo desea. Trátese así mismo de evitar a toda costa de que la queja y el lamento se vuelvan habituales; inclusive, sería excelente erradicarlas de las propias expresiones, pues, ellas no sólo son molestas para todos los que nos rodean, además que, como un imán atren lo que más queremos evitar; recuérdese la frase que manifiesta que “lo que más se resiste, persiste”. No sobra decir que en el mundo psíquico y espiritual funciona contrario a la física en la que se cumple que “los polos opuestos se atraen”, mientras que aquí sucede que los polos semejantes se atraen “lo negativo atrae lo negativo, y lo positivo atrae lo positivo”. Nosotros mismos ponemos los límites o nos abrimos y los transgredimos. Se puede lograr mucho, dándose la oportunidad de soñar. Cuando se logra entrar en estado relajado, cuando la mente está en estado de reposo (no pensar), el subconsciente inicia su trabajo grabando todo lo que se ha pensado y sentido. Es en aquellos momentos que todas las ideas se fijan y en nuestro interior y sin lugar a dudas, sucederá todo lo que se ha impreso en él. Aunque al principio parezca ridículo, más aún si se está transcurriendo por situaciones difíciles, hay que tener fijo y mantener una actitud y comportamiento positivo. Intentemos y luchemos por imaginar, visualizar, pensar y sentir lo mejor auque la presión externa sea contradictoria. “Siendo todo lo que se ha querido Ser, haciendo todo lo que siempre ha querido Hacer, estando en dónde siempre ha querido Estar y teniendo todo lo que siempre ha querido Tener. Si las circunstancias en este momento son desagradables, no lo serán por mucho tiempo si sabe concebir sueños y lucha por alcanzarlos. Todo lo que piense, se reflejará externamente. Sus sueños son suyos, nadie se los puede quitar a no ser que los comparta con personas negativas” 14.

4.2. HACIA LA EJECUCIÓN
El comienzo de una cristalización de una realidad imaginada, es el exilio de nuestro lenguaje de palabras, frases o ideas y sentires que pueden detener (nos), porque son bloqueadores de nuestro emprendimiento. Ellas son innumerables así como las positivas, ¿porqué no usar estas últimas? En los modelos negativos, evitemos sobre todo las frases que comiencen con “es que…”, “fue que…” “no…”, o palabras muros: “imposible”, “jamás”, “siempre”, etc. Si vamos a compartir esos sueños, hagámoslo únicamente con la persona que los comparte, tiene ideales semejantes y/o se constituyen en apoyos y soportes sinceros y estimulantes, de lo contrario es mejor callar, el silencio es de mayor riqueza y se evita que lleguen a nuestros ojos y oídos todo tipo de vituperios o críticas negativas, o palabras desalentadoras que pueden afectarnos si no sabemos manejar aquellas situaciones. En momentos de desaliento y desmotivación, autoimpulsémonos utilizando diversos recursos para lograrlo. Imaginemos y visualicémonos en actividades o situaciones agradables que deseamos, usemos afirmaciones, utilicemos preguntas alentadoras como ¿y por qué no?, convenzámonos de que todo es posible, valorar mucho las conquistas o logros que ya se han realizado (aunque sean mínimas); que las actividades, esfuerzos y tiempos sean acordes con la motivación así sean pequeños o cortas, pero que sean permanentes. Hay que ser fiel al sueño (o sueños), tener continuidad de
14

LINARES, Jorge Duque. “Proyecto de vida”. Ediciones y Representaciones Eduque. Santafé de Bogotá. 2ª edición, 2000. Página 51.

Los Proyectos de Vida

22

Luis Hernando Mutis Ibarra

propósitos, ser firme en su andar hacia dicho horizonte, apreciarlo y configurar ambientes propicios para su germinación. También hay que conjugar y jugar con lo alcanzable (metas fáciles, sencillas hasta las complejas, de alto nivel de dificultad y hasta las aparentemente imposibles) y la duración del proceso (corto, mediano y corto plazo). Cuando tenemos claro lo que queremos es más fácil saber cuanto se avanza, cuando nos estancamos y que tramo nos falta. “Si usted empieza por desarrollar su Ser, paulatinamente le irá llegando el Hacer y el e Estar, hasta que finalmente llegará al Tener. Pero que este último nunca se vaya a convertir en el valor fundamental de su vida. Trabaje primero los sueños para llegar a Ser. No se limite a trabajar únicamente en los sueños de Tener y de Hacer, porque ahí están invertidos los valores humanos. Equivocadamente creemos que cuando tenemos, somos. Ese concepto es falso, ya que, no siempre los que tienen son… pero los que son… siempre tienen. “Si usted sueña con Ser un ganador, sueñe con Hacer lo que hacen los ganadores, sueñe con Estar en donde están los ganadores y sueñe con tener lo que tienen los ganadores. Siga la escala en el mismo orden. Pero si usted finge ser un ganador, simplemente por lo que tiene, llegará el momento en que su vida se derrumba y no podrá sostenerse, porque para ser un triunfador hay que llegar a Ser realmente y no simplemente parecerlo. “Comience su lista de sueños con aquellos que lo llevarán a Ser. Es decir, con aquellos que lo llevarán convertirse en una mejor persona. Escriba todo aquello que le llame la atención, que anhele como características, cualidades y virtudes que crea que deben ser parte se su personalidad. Debe incluir todas aquellas modificaciones en su carácter o en su temperamento que usted considere van a beneficiar a los que le rodean. “Para comenzar su lista de sueños, escriba todos los cambios y las cosas que quiere en la medida en que le van llegando a su mente. Comience con todos aquellos sueños que requiere en el presente para sentirse tranquilo: todos los que le producirán una sensación de bienestar y una solución a sus problemas. Escríbalos en forma positiva: no escriba el problema o la situación, simplemente escriba la solución. Las personas que saben pensar, son especialistas en crear cuadros positivos, mirando hacia delante y de manera optimista”15. Estos sueños, al tener orden de prioridad, es importante tratar de cumplir o construir uno por uno, a no ser que estén amarrados en una red de relaciones que interactúen estrechamente, aunque debería existir un eje donde pueden dirigirse los otros. La clave es generar un eje de desarrollo sobre el cual giraran las condiciones de realidad de esos sueños.

4.3. UNA ACTITUD PERMANENTE DE AUTOAYUDA
En la creación de condiciones favorables para mantener un espíritu emprendedor y constructor de sueños, existe la idea de construir una actitud permanente que puede contribuir de manera inimaginable para la transformación de modelos negativos en sentires positivos permanente y, esa es la gratitud que deberíamos sentir y manifestar de manera continua, puesto que, lo importante no es ver en todo momento qué es lo que nos falta, sino, por el contrario valorar lo que tenemos (comenzando con algo simple y tan grandioso como es la vida misma), con que contamos y a partir de donde se está iniciar o continuar el mejoramiento. “Ver con ojos agradecidos lo cambia todo. Al preocuparnos por lo que no tenemos, dejamos de ver lo que sí tenemos. Al fijar la atención en el metal oxidado, pasamos por
15

Ibíd. Pág. 61-63

Los Proyectos de Vida

23

Luis Hernando Mutis Ibarra

alto hermosos pisos de madera cálida. La gratitud no es la consecuencia de las cosas que nos suceden; es una actitud que cultivamos con la práctica. Cuanto más agradecemos, más cosas tenemos que agradecer. El primer paso para obtener el amor que se desea es agradecer el amor que se tiene. Cualquier experiencia podemos considerarla de dos maneras: con los ojos de la carencia o con los de la abundancia. El temor ve límites, mientras que el amor ve posibilidades. Cada actitud estará justificada por el sistema de creencias que prefiramos. Dejemos de ser fieles al credo del temor y pasémonos al del amor, y el amor nos sustentará adonde quiera que vayamos” 16. La gratitud puede transformarse en una respuesta automática a cualquier situación que nos beneficie. Dar y recibir son lo mismo. Agradecer lo que se tiene nos sirve para superar el sentimiento de autocompasión. Agradecer lo que se tiene es también una eficaz manera de liberarse de una sensación de pérdida. La gratitud es una excelente manera de dejar de concentrarnos en las situaciones negativas y fijar la atención en lo que está bien. Podemos extender hacia atrás nuestra alegría presente, pensando con gratitud en personas y acontecimientos del pasado. Cuanta más gratitud sentimos por el pasado, más feliz seremos en el presente. Llegar a un estado de alegría con la gratitud resulta fácil cuando pensamos en recuerdos agradables. Es importante ser sinceros en los sentimientos y no suprimir viejas heridas o fingir que todo está bien si no lo está. Lo que consideramos agravios del pasado son las rejas de nuestra prisión. La gratitud incondicional hace que esas rejas desaparezcan. El odio17 no sólo nos aprisiona en una pequeña celda de autocompasión, sino que también nos separa de aquellas personas que desean aportar amor a nuestra vida. Nuestro pasado, liberado por la gratitud libera a nuestro presente para que sea tal como podría ser. La gratitud incondicional no pretende controlar la situación; lo que hace es liberarnos del estrés y el sufrimiento. No se puede estar agradecido y ser desgraciado al mismo tiempo. Es emocionalmente imposible combinar ambas cosas. Dediquemos unos momentos cada día a agradecer todo lo que somos y lo que no somos. Agradezcamos lo que tenemos y lo que no tenemos. Es suficiente una pequeña cosa buena que nos haya sucedido, tal vez una sonrisa que nos alegró el corazón para recobrar la experiencia que nos ayuda a desarrollar un espíritu de gratitud. Pensar en lo bueno lo aumenta. Aquello que avivamos en la mente pronto se refleja en nuestro comportamiento exterior. Así, un profundo sentimiento de gratitud ennoblece nuestra vida y las de las personas con quienes nos relacionamos. Por lo general, por estar tan ocupados… Nunca nos hemos fijado en nada de lo que Dios ha hecho. En lugar de pedir favores especiales, afirmemos la disposición a usar toda la fuerza interior para crear soluciones. A medida que tengamos más conciencia de la presencia divina que fluye a través nuestra en todo momento, descubriremos que nos tomamos más tiempo para apreciar la belleza que nos rodea. Cuanto más abiertos estamos a recibir el amor de nuestro entorno, más energía tenemos. En el momento en que sentimos gratitud, la situación comienza a aclararse y entonces podemos ver las oportunidades para crear el cambio. Desaparece la depresión, el conflicto se transforma en armonía y el estrés en paz. Cuando la gratitud se convierte en una forma de vida, el éxito, la felicidad y la salud se convierten en la norma. Cuando

estamos enfadados, asustados, tristes o deprimidos, eso quiere decir que hemos perdido nuestra gratitud. Los sentimientos de gratitud liberan endorfinas positivas por todo el
cuerpo, creando salud. No sólo sana el cuerpo, también lo rejuvenece. Cuando damos

16

HAY, Louise L. Con colaboración de sus amigos. “Gratitud”, dar gracias por lo que tienes transformará tu vida. Recopilado por Hill Kramer. Ediciones Urano, S.A. Barcelona. 1997. 253 páginas. Págs. 37-40 17 El odio incluye desde la rabia hasta un deseo aparentemente inocente de evitar a alguien

Los Proyectos de Vida

24

Luis Hernando Mutis Ibarra

gracias a la vida, la vida nos responde de la misma manera. Cuando nos sentimos agradecidos, atraemos a otras personas y la abundancia del universo. Cuando parece que fracasamos, sólo estamos aprendiendo. Hay que esforzarse muchísimo por bendecir la vida tal como es, tanto lo que llamamos triunfos como los supuestos desastres. Hay que aprender a bendecir y agradecer los vendavales que han dado forma a nuestra vida. No demos nada por descontado, amemos y valoremos todo lo que hay en nuestra vida. Está ahí por algún motivo, aprendamos de ello. Cuando digamos “gracias”, sintamos un verdadero agradecimiento.

5. LA VIDA PROYECTADA
Se necesita un plan inteligentemente concebido, pues la única forma auténticamente de vivir es asumir la existencia como un proyecto de vida o un autoproyecto conscientemente elegido, planeado y construido. Todas las respuestas están en nuestra forma de pensar, en nuestro intelecto y en nuestros sentimientos; ellos son nuestros mejores tesoros con los que contamos. Desafortunadamente no los hemos aprendido a manejar y utilizar en nuestro beneficio, sino que estamos al garete de lo que más fácil controlan nuestra vida, los pensamientos o monólogos negativos, los defectos, los egos. Proyectar la vida es lanzarla hacia delante, y para lo cual debemos tener en cuenta que: “Somos capaces de…”, pues tenemos un potencial de posibilidades enrolladas en espera de desarrollarlas. “Somos un ser inacabado”, un ser que está naciendo, por lo que no podemos detenerlo o potenciarlo. Lo primero es, aceptarse así mismo, ensalcemos las propias virtudes y autoobservemos el funcionamiento de nuestros defectos, para saber cómo mejorar cada día. No necesitamos maltratarnos al convertir esos errores y equivocaciones en recriminaciones permanentes. Por el contrario, transformémoslos en aliados y desafíos para aprender de ellos, y ver qué es lo que nos muestran. Hay que atreverse a tomar la iniciativa, correr el riesgo, y si se incurre en equivocación, sencillamente se deberá volver a intentarlo; bajo ningún punto hay que permitir que el temor y/o el miedo nos paralice. Muchas veces las oportunidades suelen disfrazarse u ocultarse en los problemas, las crisis o los conflictos. Sabemos ¿hacia dónde vamos?, ¿Qué es lo que hay que hacer?, ¿Es lo que el mundo necesita hoy o necesitará mañana?, qué se necesita construir y desarrollar en nosotros: Estudio, Trabajo, Familia, Diversión, Dinero, Ser. Qué actividades tenemos por hacer, qué deseos queremos volver reales, qué proyectos tenemos por resolver, qué necesita prioridad en la vida nuestra. No aplacemos lo que tenemos que hacer de inmediato; llenémonos de fuerza e iniciemos ya el proyecto que se ha venido postergando por tanto tiempo, cada minuto cuenta y cada hora que se gane, será para toda la vida. Los siguientes interrogantes pueden contribuir a ganar claridad para elaborar el proyecto de vida: • ¿Tengo definido lo que quiero? • ¿Qué pretextos utilizo para no emprender lo que quiero? • ¿Me falta interés por mejorar lo que hago? • ¿Tengo el hábito de dejar pasar las cosas? (indecisión, pereza, desánimo, aburrimiento, indiferencia, me preocupo mucho y no actúo. • ¿Tengo la tendencia a culpar a otros u otras situaciones de mis fracasos? • ¿Tengo gran dificultad en elegir motivos que me impulsen a la acción • ¿Abandono la lucha a la primera señal de derrota?

Los Proyectos de Vida • • • •

25

Luis Hernando Mutis Ibarra

¿Realizo las actividades como me salgan? O las planeo ¿Deseo éxito?, entonces: ¿Qué hago para conseguirlo? ¿Me baso en lo que pienso? O en la opinión ajena. ¿Sé cuáles son mis fortalezas y carencias?

Consigo mismo: • • • • • • • • • • ¿Qué es lo que más disfruto haciendo? ¿De qué temas me gusta más hablar? ¿Qué leo con más frecuencia? ¿Qué me gustaría leer? ¿De las lecturas realizadas, (libros, artículos, frases) cuáles son las mejores? ¿Por qué? ¿Con que tipo de conversaciones me encuentro más a gusto? ¿Qué actividades cautivan mi atención por más largo tiempo? Eventos, acciones, cosas, tareas, sensaciones. Existen situaciones o eventos en los cuales me concentro tanto, que ni siquiera reparo el paso del tiempo, ¿Cuáles son? ¿Cuál o cuales son las áreas en que soy más productivo? ¿En que sobresalgo más? Qué cosa puedo hacer, de tal manera que si la hago excelentemente, marcaría una diferencia grande en mi trabajo? (debe ser algo que sólo yo puedo hacer).

Nuestra capacidad: • ¿Por qué no doy el máximo de mi capacidad? • ¿A qué cree que se debe la insatisfacción con la vida? • ¿Cómo haría para dar el máximo de mis posibilidades? • ¿Ya se a donde dirigir mi vida? • Si no se dónde ir, qué es lo que me falta para lograrlo? • Si ya se lo que quiero hacer con mi vida, indico los primeros pasos en ese sentido. En el anterior preguntario, cada uno puede evidenciar y reconocer varias de los aciertos, cualidades y aptitudes, así como sus dificultades, defectos y malos hábitos y que se puede iniciar un trabajo personal para erradicarlos. Precisar las cualidades, es una forma para utilizarlas en nuestro propio beneficio y del entorno; lo interesante de esto es, saber para qué se es bueno. Solamente se podrá mejorar al reconocer los aspectos débiles, las dificultades y los defectos. Es doloroso, porque el orgullo y la soberbia impedirán afrontar esos desaciertos, pero finalmente, es lo primero que se necesita para enfrentarlos y trascenderlos. Lo primordial es no permanecer ni quedarse con dichas limitaciones sino, sostener y alimentar los ideales y los sueños y se recibirá la fuerza necesaria para realizarlos. El proyecto es un medio o camino que permite ser Más, acortando las distancias entre lo que ya somos y lo que se puede ser. Significa “margen de expansión de nuestra capacidad de Ser”; por eso, en la medida que se proyecta, nos realizamos humanamente, de lo contrario el Ser se puede atrofiar, quedándose raquítico y mediocre. No es un pequeño plan que se puede abandonar en cualquier momento, sino que es un

Los Proyectos de Vida

26

Luis Hernando Mutis Ibarra

“Tener que Ser” durante toda la vida. Es muy semejante a la diferencia entre la curiosidad y el interés:
La Curiosidad • • • • • • Desea renovación del objeto. Lleva al individuo fuera de sí. La atracción y deseo de lo nuevo se satisface con una visión inmediata Busca y encuentra la variedad en la diversidad de los objetos diferentes Se satisface con la actitud expectante ante el objeto. Basta con la mirada. • • • • • • El Interés Se quiere mantener el objeto de atención. Se fija en el individuo. Necesita un análisis exhaustivo para sentirse satisfecho. Busca y encuentra variedad en los aspectos diferentes del mismo objeto. Se satisface con la acción ejercida sobre y con el objeto. Necesario esfuerzo y acción.

Cuando se proyecta algo, se debe acoplar el ser potencial a la factibilidad, a fin de no elaborar un proyecto ilusorio. El proyecto futuro es la construcción de un mapa que orienta la vida presente de acuerdo con las metas que nos tracemos para que se traduzcan en itinerarios concretos. Tengamos presente que lo único que da sentido a la vida de una manera plena es la energía y satisfacción que proporciona el seguimiento y persecución de un ideal o sueño mayor que uno mismo. Las ideas y los proyectos sólo tienen vigencia cuando existe la voluntad de traducirlos en logros tangibles y, tal requerimiento, reivindica la decisión de racionalizar y organizar las acciones para alcanzar los propósitos perseguidos. Un proyecto deberá responder a dos exigencias básicas: por un lado la consistencia conceptual o marco referencial lógico y coherente; y por otro lado, la pertinencia histórica, como un diseño práctico y realista. Es un avance que se produce del futuro hacia el presente (muchas veces se prepara para el futuro pero sin incluirlo en el presente), como corresponde a nuestro intento de transformar lo no conocido en lo conocido; el conocimiento es prospectivo, más no adivinatorio: en cada uno de los momentos del camino definido se conjugan los intereses, las experiencias, los saberes, otros conocimientos y, más que nada, las intencionalidades que guían el accionar de los sujetos, no para verificar el cumplimiento de metas esperadas sino para entender cómo, hacia atrás y hacia delante, lo único estable ha sido el cambio. Cuando creemos que algo llega a Ser, vemos cómo el propio desarrollo nos impulsa a dejar de ser para cualificarse en el ir Siendo. Cuando se adquiere el compromiso de transformación, es una incitación a la acción. Así que ese compromiso se va a convertir en un proyecto, más exactamente, en mi proyecto. Con la claridad de que se trata es de develar qué intencionalidades subyacen a las palabras y que proyectos subyacen en las intencionalidades. El proyecto es la materialización de los sueños, las utopías, las intencionalidades; es la estrategia de articulación de todos los procesos en los cuales se va Siendo. El proyecto es la síntesis dialéctica entre el futuro ya anticipado (tesis) y el presente (antítesis); el proyecto no es del hombre, el hombre es un proyecto, un interés, un inter-es, un ser-entre, un ser-en relación que interactúa, opta y decide; es un juego de constante oscilación entre la acción, el pensamiento y el sentimiento, entre la comprensión de la realidad y la concreción de lo comprendido.

Los Proyectos de Vida

27

Luis Hernando Mutis Ibarra

Visto así, otra idea del proyecto, toma la denominación que cada cual le quiera dar, vertiendo en él el compromiso adquirido. Para ello puede utilizarse la siguiente matriz:
Mi proyecto Énfasis y delimitación Momentos de sentido Se pone en tensión lo previsto y lo imprevisto; es el choque entre lo deseable y lo posible, entre lo soñado y lo construido. Es necesario: Sensibilizar, capacitar, poner en común, experimentar, formulaciones teóricas. No se trata de construir fases secuenciales, sino interacciones. Propósitos Recursos Actividades

Es precisar desde qué mirada o sobre qué línea pretendo desarrollarlo. Delimitar y definir un campo de acción a futuros Escribir el posibles. nombre del Cuerpos teóricos que nos proyecto, plantean exigencias : según los 1. Relación teoría y propósitos realidad (aspecto crítico). y 2. Leyes internas que lo compromis regulan y dotan de os coherencia (aspecto lógico). adquiridos 3. Toma de posición, más consigo allá de lo puramente mismos. representativo (aspecto epistemológico) 4. Proceso de construcción, reconstrucción y concreción del proyecto (aspecto metodológico). 5. caminos de la acción transformadora de lo comprendido (aspecto dialéctico) Es el QUE del proyecto

Estos no son objetivos terminales sino ideas que orientan las acciones de lo previsto y lo imprevisto desde dos sentidos: 1º qué propongo y 2º qué me propongo

Condicione s que permiten su materializa ción, tanto físicos, logísticos, financieros, talento humano, gestión, capacidade s, relaciones contactos.

Acciones derivadas de la necesidad de materializarlo Se corresponden con los momentos de sentido y se orientan al nivel de concreción del proyecto

5.1. MANEJO DEL TIEMPO
Los plazos en los cuales se desarrollarán las actividades están organizados en las perspectivas de preveer tanto lo inmediato como lo lejano en el tiempo. Ese tiempo, prospectivamente está considerado como relación entre futuros posibles y deseables. Los plazos se asumen como componentes de futuro que consideran lo predecible, lo progresivo, lo diseñable y lo aleatorio (manera de abordar sorpresas, eventos e imprevistos). Para el manejo de los tiempos, tengamos en cuenta otra matriz.
ACTIVIDADES PLAZOS Coyuntura 3 semanas, 3 meses Corto 1 año Mediano 5 años Largo Más de 5 años

Una vez aclarado lo que se quiere conquistar, no hay que desperdiciar el tiempo, pues ya las metas están fijadas y tienen sus plazos flexibles asignados, mirando siempre

Los Proyectos de Vida

28

Luis Hernando Mutis Ibarra

al futuro, sin dejar pasar oportunidades. Esto agudiza la inteligencia y la observación, ya que en el entorno y en aquella circunstancia o situación, o en una insignificante señal puede estar lo que se ha estado buscando y anhelando; a lo mejor, siempre ha estado frente a nosotros, sólo que no lo veíamos así. Allá donde otro no ve nada, se pueden tener las ideas precisas para lograr los propósitos planteados. Sólo que hay que actuar ¡ya! El tiempo, es uno de los ingredientes de desarrollo más valioso con el que podemos contar, o también puede constituirse en nuestro peor enemigo. Si se actúa a la hora adecuada y se aprovecha cada día y cada momento y se aprecia el placer de lo que significa vivir, entonces no se pensará siquiera en desperdiciarlo, más aún si contamos con el proyecto de vida. Hoy se sabe que el ser humano tiene la capacidad de aprender y mejorarse a sí mismo en el momento en el que se tome la decisión, por lo que nunca es tarde para aprender algo, siempre hay tiempo para comenzar; el tiempo y el momento para comenzar es siempre hoy, aquí y ahora. Los únicos dueños del tiempo somos nosotros, hacer un buen uso de él le corresponde a cada persona. Evítese buscar pretextos para aplazar las actuaciones, por el contrario, es necesario aprender a correr riesgos, donde una vez tomada la decisión se asuma la responsabilidad con mucho valor, sin permitir que la inseguridad y el temor invada nuestro interior, ni tampoco que las críticas nos paralice. Con la asignación de prioridades de las actividades, hay ordenar las acciones tal como cuando un niño pequeño come, en lo cual no permite que la segunda cucharada ingrese a su boca hasta que ha logrado masticar y tragar pacientemente la primera; es decir, no se pasa a la siguiente prioridad hasta que se ha resuelto la primera. Tener o no tener tiempo para todo lo que se quiere, depende de cada individuo. Si se distribuye bien el tiempo y existe autodisciplina alcanzará (se lo estira y se crea) para todo. El éxito en el desarrollo y ejecución de los proyectos, radica en manejar con eficacia las veinticuatro horas de cada día. Tenemos que ser buenos administradores de nuestro tiempo. Para ello, téngase presente que un día productivo comienza la noche anterior con un plan coherente en el que se establezca lo urgente (de actuación inmediata) y lo importante (lo que determinará el futuro). Se requiere trabajar con rigurosidad18 haciendo siempre el mejor esfuerzo, sin permitir que la impaciencia tome el mando y hacer las cosas a medias, es mejor esmerarse y perfeccionar hasta el último detalle.

El cronograma: Para efectos de nuestro propio control y seguimiento, se puede utilizar el cronograma como herramienta del plan para autoevaluar19 cada paso, fase o actividad, para que se pueda manejar los tiempos y las secuencias lógicas de todas las acciones que se tengan que realizar con el fin de operacionalizar nuestras intencionalidades previstas. Las acciones pueden ser de tipo independiente, alternativas, simultáneas o de prerrequisito.
En el cronograma se utilizan tres momentos: 1. Lo programado: son los momentos en que se piensa desarrollar el proyecto.
18

El rigor no es hacer lo más difícil y complejo, así como hablar de disciplina no es hacer lo que no nos gusta ni tampoco implica “sacrificarse” de manera prosaica. La rigurosidad y la disciplina implica actuar y hacer lo que tiene que hacerse desde unas proyecciones y horizontes de sentido. 19 Hay que reiterar que el concepto de evaluación es sobre el mejoramiento continuo y sostenible, no como un arma de descalificación. Pues, entre mayores errores nuevos cometamos, mejor oportunidad se tendrá de madurar, crecer y cometer menos equivocaciones.

Los Proyectos de Vida

29

Luis Hernando Mutis Ibarra

2. Lo ejecutable: es el tiempo real en que ocurre lo propuesto. 3. La replaneación: Implica el monitoreo del proceso y volver a replantar lo previsto pero no ejecutado por diversos factores. Es un campo de adecuación y enlazar la continuidad. Estos tres momentos se tienen en cuenta para la vigilancia y la consciencia continua de nuestros objetivos. El tiempo planteado, el tiempo en que de verdad se realizan las acciones y el tiempo en que debe replantearse el proyecto, permiten una gran flexibilidad y habilidad para evitar ser esclavos del tiempo y de las programaciones que nos pueden mecanizar o automatizar. Se trata de vivir la vida y al natural. No podemos perder de vista el fin, no confundir el medio con la meta; porque, cuando el medio se vuelve fin se regresa contra nosotros. Un proyecto hace referencia a un proceso y no puede desarrollarse en un día o dos, ni en una semana, pues para que se vivencie un proceso y para que los logros tengan un escenario de ejecución, debe por lo menos ejecutarse en tiempos mínimos de acuerdo a una meta –tangible, material o intangible-, de allí en adelante se puede extender a tiempos de más alcance. Lo mejor sería no preocuparnos tanto por los resultados, sino por vivir al máximo la experiencia misma. Se podría aplicar una máxima que dice “estudiemos como si fuéramos a vivir varios siglos, y vivamos como si la muerte fuera a suceder en pocas horas”.

5.2. EL PROYECTO VERTIENTES

FUNDAMENTAL:

UNA

META

CON

DOS

La profesión entrará a formar parte importante de nuestra vida, pero nuestra vida será siempre mucho más que la profesión. El área mayor es nuestra existencia y el área menor el desempeño profesional; pero, generalmente existe una confusión, porque en el mundo, la mayoría de la gente vive rutinariamente a merced de la arbitrariedad, la costumbre o la imitación social; se pierde en la distracción cotidiana, el automatismo del consumo y la producción. Vivimos inmersos en la brevedad de los programas, en el permanente cambio de las normas y en estímulo de vivir el instante, el presente disperso es el eje principal de la temporalidad social. La moda es una lógica social independiente de los contenidos y pasa a ser objeto de culto. “La imitación, primero costumbre, luego moda, vuelve a ser costumbre... ésa es la fórmula general que resume el desarrollo total de cualquier civilización.”20 Son muchas las costumbres que perduran: bodas, fiestas, cocina, regalos, cultos religiosos, reglas de comportamiento y otras tradiciones que siguen existiendo invariablemente, pero no logran ser ya reglas sociales imperativas. “Con la coincidencia y apertura de las corrientes de imitación, la revolución democrática prosigue su obra, liquida la hermeticidad de clase y de países y erosiona el principio de las influencias aristocráticas y el monopolio de la influencia directriz de grupos particulares y superiores”.21 El carecer de objetivos existenciales, se toman decisiones al azar y la actuación resulta caprichosa y falta de lógica. Por lo que el Proyecto Fundamental constituye una opción de valor relevante, que confiere sentido a la existencia en todas sus dimensiones:

20

LIPOVETSKY, Guilles. “El Imperio de lo Efímero”. Editorial Anagrama, Barcelona, séptima edición, enero 2000. Pág. 302. 21 Ibíd. Pág. 310

Los Proyectos de Vida

30

Luis Hernando Mutis Ibarra

materiales, psíquicas y espirituales. Este proyecto colorea y define toda la existencia, orienta y da sentido a toda la vida. El Proyecto es Fundamental porque una vez que se asume una determinada orientación por algo (por ejemplo: la felicidad, la sabiduría, la justicia, la espiritualidad, la experticia, un sueño etc.) o por alguien o algo (el prójimo, los pobres, Dios, la naturaleza, el ambiente, una institución, poblaciones vulnerables), se origina un proceso de reestructuración de toda la personalidad. Lo altamente significativo y de sentido pleno sería poder unificar o conjugar tanto el proyecto existencial con el profesional, puesto que, solamente cuando se ama lo que se hace y/o poder hacer lo que nos gusta es el punto nodal de la realización humana y que nos llenará plenamente. Veamos algunas breves ideas diferenciales y comunes de estas dos vertientes del proyecto fundamental de la vida humana.

Proyecto Existencial

Una meta con dos vertientes para una vida integral y unificada

Proyecto Profesional
Desempeño Laboral

La existencia y el Desarrollo Personal - Da relieve al desarrollo de la auténtica individualidad, como proyección de las capacidades personales. - La profesión no es una privatización de la vida, sino una atalaya para observar y dirigir el mundo.

El núcleo del proyecto Fundamental es la REALIZACION HUMANA Sentirse bien, vivir al máximo

El proyecto profesional es una de las facetas de la dimensión social del ser, y hace parte de un proyecto más vasto: el político, concebido como la búsqueda conjunta del bien común.

El Proyecto Fundamental implica dos campos en uno: 1. La INTERIORIDAD: Un yo que piensa, desea y se proyecta; una individualidad (yo único, irrepetible e intransferible). 2. La EXTERIORIDAD: Un yo que se manifiesta y expresa corporalmente; la socialidad (yo abierto a los demás seres). Es una formación individual para el colectivo, lo personal y lo social; es el sí mismo y los demás. No basta saber hacia donde dirigirse. Es preciso trazar de antemano un itinerario, un derrotero para la acción. El trabajo del itinerario deja sin embargo, un amplio margen a la espontaneidad de la vida y a la creatividad de la persona en los diversos tramos del trayecto. Lo verdaderamente realizador es que las personas hagamos o trabajemos en lo que nos gusta; para saberlo, es bueno responderse: ¿Si en este momento fuésemos millonarios y tuviéramos una abundante cuenta bancaria, se seguiría haciendo lo que se está haciendo ahora? Si la respuesta es positiva, amamos lo que hacemos; pero, si la respuesta es negativa, en realidad se está trabajando por necesidad y eso implica hacerlo únicamente por dinero, lo cual nos disminuye, el aburrimiento, el tedio y toda una serie de aspectos negativos envolverán el quehacer diario, con lo cual se vivirán consecuencias desastrosas.

5.2.1. Componentes del proyecto Fundamental integrado
Hacer un proyecto integrado, es elaborar un conjunto de actividades previamente planeadas dentro de un horizonte prospectivo para poder conseguir el pleno desarrollo de sus capacidades personales y profesionales, a través de una mejor utilización de

Los Proyectos de Vida

31

Luis Hernando Mutis Ibarra

recursos a su alcance y el mejor aprovechamiento del tiempo disponible. Es una anticipación de las condiciones deseadas y de las múltiples vertientes que garantizan el dominio del tiempo y la organización de las energías para lograr la materialización indicada por una secuencia prospectiva. La planeación o identificación con todos los planos posibles de una perspectiva, a largo mediano y largo plazo tiene que ver con varios aspectos por considerar:

Planeación del futuro deseado (Qué debo Ser y Tener)
1. Fijar metas a largo plazo, dirigidas a políticas personales (y/o públicas) de largo alcance. 2. Fijar metas a mediano plazo, constituyen los logros parciales que garantizan el esfuerzo creciente para conquistar los lineamientos fundamentales de una instancia. 3. Fijar metas a corto plazo, que es la programación organizativa y administrativa de las acciones previstas en un plano inmediato. Delimita metas tangibles que deben ser logradas paulatinamente para garantizar el logro de los objetivos. Se ordenan los esfuerzos en términos de las prioridades (jerarquía) y de los tiempos determinados por las situaciones concretas y por las necesidades de resolver problemas. La importancia de fijar las metas está en que se crean condiciones para iluminar el camino, se tiene una idea clara de saber a dónde dirigirse y qué acciones poner en marcha; al mismo tiempo se enfocan y se concentran las energías en una sola dirección, de modo que se pueda alcanzar el fin establecido. Esta es una diferencia de aquellos que triunfan, pues tienen un horizonte definido y se han fijado un proyecto de vida, son sordos ante la adversidad, tienen una actitud positiva suficiente para no escuchar a los incrédulos, son capaces de ver lo invisible, creen en lo imposible, tienen la determinación propia de los convencidos de una tarea y van con la confianza necesaria de quienes saben que su esfuerzo no será en vano.

Prerrequisitos
1. 2. 3. 4. 5. 6. Deseo intenso de unificación. Seguridad en sí mismo. Disposición a autodirigirse y automodelarse. Aceptación de una autodisciplina. Aprovechamiento diligente y adecuado del tiempo. Constancia, permanencia, continuidad y sistematicidad.

Es imprescindible diferenciar entre esperar y estar determinado a hacer algo con la vida. Esperar es creer que va a ocurrir algo (que tal vez nunca llegue), mientras que determinar es estar seguro de ello, estableciendo con certeza lo que se quiere. Cuando se proyecta la vida con metas claras, altas pero alcanzables, se están dando pasos de largo alcance hacia un plan que será el semillero de las ideas para la conquista del sueño. puedo ser -tanto vital como profesional) 

Diagnostico de la realidad presente y visualizar lo deseado: (Qué fui, qué soy y qué
Análisis de las capacidades (cualidades, talentos, potencialidades, habilidades).

Los Proyectos de Vida  

32

Luis Hernando Mutis Ibarra limitaciones,

Análisis de la factibilidad (circunstancias, recursos, condicionamientos, estado actual de desarrollo personal y social). Inventario de aspiraciones y deseos.

Para fijar metas, tener en cuenta:
• Desarrollo de las capacidades vitales; regulación de tendencias regresivas y negativas del ego. • A nivel profesional: Conocimiento general del perfil profesional de la carrera elegida; para ello tener presente: la formación técnica y práctica, la formación intelectual que retroalimenta la profesión y la formación cultural, social, ética y espiritual. Conocimiento del estado actual y proyectiva de la profesión; reelección consciente de la profesión elegida; conocimiento de los principios generales de una sana filosofía del trabajo. La base del éxito está en la determinación de dichos objetivos, donde se proyecten unas metas claras, precisas, altas y alcanzables. Se recomienda escribir en lo posible las razones por las cuales se quiere alcanzarlas y cómo se van a comenzar las actividades para lograrlas.

A nivel existencial: Satisfacción de las necesidades básicas y de desarrollo.

Determinación de recursos (Qué debo hacer)
1. Recursos conceptuales (libros, revistas, artículos, casettes, videos, virtuales) 2. Recursos humanos (intercambio de ideas y experiencias con personas desarrolladas y grupos organizados). 3. Recursos económicos (ahorros, becas, negocios, proyectos, ayudas) 4. Recursos culturales (viajes, congresos, arte, deporte, pasantías) 5. Recursos tecnológicos (adecuación de espacios, adquisición de instrumentos de trabajo, aparatos, instrumentos, técnicas, escrituras) 6. Recursos sociales (análisis de contexto, históricos, ambientes)

Evaluación de procesos (Qué debo valorar)
1. Definir la parte a evaluar 2. Criterios de evaluación cualitativos y cuantitativos; eficacia (logros); eficiencia (procesos); efectividad (productos) 3. Tiempos de evaluación (fechas y períodos de revisión y ajuste)

Administración del proyecto (Qué debo coordinar)
1. Elaborar cronograma de actividades (corto y mediano plazo) 2. Coherencia organizativa: desarrollo simultáneo de lo existencial y profesional; prioridades operativas; equilibrar instancias (diagnóstico, planeación y evaluación); desarrollo integral de las necesidades. 3. Manejo inteligente de los recursos: economía de tiempos y movimientos, planes de inversión de energía y dinero, estudios de presupuesto para cada etapa del proyecto.

Los Proyectos de Vida

33

Luis Hernando Mutis Ibarra

Es necesario hacerse una evaluación personal de lo que diariamente se hace, preguntándose sinceramente si lo que se hace es por compromiso, porque gusta de ello o porque toca. Si la respuesta es lo último, hay que comenzar por analizar el propio estilo de vida: ¿Acaso no se sabe hacer otra actividad que realmente sea agradable para sí? ¿Qué es lo que podría gustosamente hacer? ¿Se presenta temor al querer intentarlo? ¿Hay inseguridad en las propias capacidades? Para estas respuestas se requiere reflexión, preparación y estudio más minucioso. Podría requerir inclusive, aprender más sobre otras actividades, o simplemente dedicarse con más ahínco en lo que se quisiera realizar.

5.3. PROYECTO EXISTENCIAL O VITAL
El cambio es una exigencia del ser profundo del hombre y no asunto de convivencia. Tiene que ver con el desarrollo del ser (endógeno), de autorrealización; no sólo es abrir paso a la expresión de los intereses periféricos (gustos, aficiones, inclinaciones, perspectivas, imaginarios) sino, de conducir hasta la madurez de lo mejor de sí mismo (reflexión, libertad, amor, criterios de juicio, valores, líneas de pensamiento, modelos de vida, puntos de interés). Es tener claridad sobre la necesidad de desarrollar el ser y la vida.

Decisiones
• Fijar las metas que se desea llevar a término. • Determinar los recursos disponibles • Precisar si se desarrollará a nivel individual, familiar o grupal • Identificar los problemas eventuales que pueden ser obstáculo. • Establecer alternativas de solución dentro de los recursos previstos. • Seleccionar la alternativa que se ajuste a sus condiciones

Elementos fundamentales de la decisión
1. Un diagnóstico de la situación presente como punto de partida (realidad existente). 2. Una consistencia teleológica (realidad deseada), o claridad de objetivos propuesta. 3. Una fundamentación teórica (planeación) o precisión de metodologías y estrategias. 4. Una verificación del contexto personal y social (investigación). 5. Un esquema de valoración para la reorientación permanente del proyecto (evaluación). 6. Una coherencia organizativa, que asegura la secuencialidad de las acciones (administración)

Elementos básicos del proyecto
1. 2. 3. 4. Metas bien definidas (políticas, objetivos, propósitos) Estrategias claras y eficientes (recursos, metodología) Itinerario concreto (acciones, plan operativo) Sistemas de control del proceso (evaluación de rendimiento, preveer obstáculos y soluciones) 5. Intercambio frecuente de ideas y experiencias con personas calificadas (expertos, asesores, profesores, amigos, escritores).

Los Proyectos de Vida

34

Luis Hernando Mutis Ibarra

6. Formas, procedimiento y estrategias de registro y sistematización. Es importante que se haga una redacción sobre lo que va a suceder en la vida personal como si ya hubiese pasado. En ella, se van incluyendo los desarrollos de los aspectos enunciados y posteriores de la composición del proyecto, y se hace de forma afirmativa como si ya estuviera conseguido. Hay que escribirlo como si estuviera narrando algo que ya pasó, pensándolo y sintiéndolo con toda la pasión y firmeza posible. El proyecto deberá ser capaz de absorber todas las capacidades y todo el entendimiento; así mismo, los sentimientos por lograrlo deben ser fuertes y enérgicos. El proyecto de vida hace ver el camino que el entendimiento recorre. La persona se dirige por el pensamiento y se mueve por sus sentimientos y su voluntad. Si se consigue dominar y controlar los impulsos emocionales, se dominará lo que se proponga en la vida.

5.3.1. Componentes de un Proyecto Vital
cual es el problema; llegar a conocer las causas y efectos del problema; confrontar con otros problemas semejantes, identificarlo con una situación deseada y así detectar las necesidades de cambio. 2. Descripción: Perfil de de sí mismo (o del equipo si es un trabajo común), caracterizar la situación deseable, estado actual de la situación; visión y misión de lo deseado, objetivos (fin, propósito). 3. Caracterización del plan: Justificación, objetivos generales y específicos, puntos cruciales, estado inicial, estado de crecimiento en años (o meses), filosofía básica, principios, metodologías, pactos de convivencia. Planes personales de trabajo (fecha, actividad, resultados), planes grupales de trabajo (fechas, procesos mecanismos, valoración). Estrategias de manejo (métodos de acción), organización, participación, apoyos, responsables de la ejecución, impacto, condicionantes, efectos secundarios, condiciones necesarias de planificación, acuerdos y compromisos. 4. Espacios, áreas y/o capacidades de desarrollo: Articulaciones o relaciones; descripción de tiempos y espacios, quereres y saberes básicos (sostenimiento, presentación, servicios, insumos, recreación), núcleos de desarrollo (individuo, social, creencias). Operatividad: Estrategias, acciones, recursos, resultados, responsables, fechas. 5. Seguimiento y evaluación: El seguimiento es el registro periódico de la información de utilidad e importancia. La evaluación permite reflexionar y analizar la información obtenida durante el seguimiento para tomar decisiones y plantear ajustes pertinentes a futuro. Es necesario establecer indicadores clave para cada meta, los cuales deben ser validados, confiables, relevantes, sensibles, específicos, oportunos, informativos, efectivos, eficientes. Fuentes de información que se piensan utilizar. En un asunto a valorar, establecer si se amerita atención inmediata, si da espera o no es de urgencia, en los cuales se pueden establecer si existe la habilidad para resolverlo interiormente, si se necesita entreno, o definitivamente hay que utilizar ayuda profesional o entregarlo a otro. En los temas identificados (resultados, condicionantes, efectos secundarios, objetivos, métodos) darles prioridad (alta, media, baja).

1. Diagnóstico: Qué y porqué sucede, identificación y priorización de la situación,

Los Proyectos de Vida

35

Luis Hernando Mutis Ibarra

A medida que se va logrando consolidar el proyecto de vida, se ve la necesidad de realizar los ajustes pertinentes en todas sus dimensiones. No se trata de hacer cambios profundos, porque se crearía otro proyecto y así se pasaría todo el tiempo (como si no existieran propósitos ni objetivos); se trata más bien es de darle la oportunidad al proyecto de ir evolucionando o madurando a medida que se van cumpliendo dichas metas. Para ayudar a precisar el mapa mental del proyecto, es bueno diagramarlo, realizando un esquema donde se pueda observar la proyección 22 (también puede utilizarse para el proyecto profesional). Para su diseño, se comienza por la meta más alta y luego se va descendiendo, describiendo las metas en el proceso de cristalización del mismo. Es como una cascada, pues el esquema se hace de arriba abajo. Para ir logrando cada meta, se necesita la superación de la meta anterior. En su proceso se conjugan plazos de corto, mediano y largo plazo (de abajo hacia arriba), lo cual en la cúspide, será la meta, punto de llegada u horizonte; lo que implica decir que para su diseño se hace de arriba abajo, pero en su desarrollo operativo será un proceso de abajo hacia arriba.

Diseño del proyecto de vida

22

Tomado de “Proyecto de Vida”, Jorge Duque Linares, Op. Cit. Pág. 200-2003

Los Proyectos de Vida

36

Luis Hernando Mutis Ibarra

Operacionalidad y acción de vida
“Tiene el pincel y los colores. Pinte el paraíso y entre después en él”. Nikos Kanzantzakis

5.4. PROYECTO PROFESIONAL
No se trata de un programa rígido y perfectamente ajustado de preparación profesional por demás imposible y asfixiante; es más bien un plan general de objetivos y estrategias, que permita visualizar con el margen suficiente de anticipación de las metas deseadas a corto, mediano y largo plazo, modelando el futuro tanto como sea posible desde el presente. Privilegia el desarrollo de las capacidades vitales: La anticipación, responsabilidad, fantasía, imaginación, disposición, conciencia de los problemas, autonomía, capacidad de decisión, flexibilidad, la participación, comunicación, cooperación, apertura, compromiso, decisión. Los elementos básicos serían: 1º. Un conocimiento general del perfil profesional de la carrera elegida. Son los rasgos característicos de una profesión determinada, que le confieren una identidad interna específica y una fisonomía social concreta. Tiene las siguientes facetas: a). Operativa o modo inmediato al ejercicio profesional; b). Académica, es la contextura intelectual en la que se sustenta el desempeño laboral; c). Humana, o valores personales del profesional (estudio, consagración, satisfacción permanente, amor al oficio que se desempeña en beneficio de la humanidad); d) las estrategias para desarrollar cada faceta. 2º. Una reelección consciente de la profesión escogida. Según Whitehead, esta reelección tiene 3 etapas importantes: a). Romance, entusiasmo o ideal inicial, sin un

Los Proyectos de Vida

37

Luis Hernando Mutis Ibarra

conocimiento real de la misma; b). Diferenciación o establecimiento de las posibilidades o limitaciones; c) Globalización o idea cabal de la profesión deseada y ubicación contextual. Después de este proceso la profesión se convierte en valor o algo que forma parte de la propia vida. Según L. E. Raths en su obra “valores y pedagogía”, dice tener presente tres valores claves para la ruta del trabajo profesional: Elección: que tiene las condiciones: Que sea libre, que se den varias alternativas, pues, sólo cuando se ofrecen varias posibilidades existe verdadera elección, y que se haga después de una atenta consideración de las consecuencias de cada alternativa. Aprecio: Sentirse feliz por lo elegido, amar la profesión, el aprecio implica también la afirmación de aquello que se escogió libre, consciente y gozosamente; significa una disposición permanente de sustentar nuestra decisión. Acción: Guiarla efectivamente en la práctica, manifestándose en aspectos concretos (lecturas, amigos, uso del tiempo, cambio del carácter. Es decir, debe afectar la vida misma, que le de dirección y sentido a la vida actual; la profesión debe convertirse en una norma de vida. 3º una filosofía clara del trabajo humano y profesional. Los pasos a seguir pueden tomarse los enunciados en los del proyecto Fundamental integrado, pues la idea de que al escogerse la profesión de acuerdo a nuestros propios gustos e intereses, es obvio de que también implica vincular la autorrealización personal al proyecto profesional, por lo que en verdad sería un proyecto unificado, vía la realización propia interna y externa.

6. OBJETIVOS EDUCATIVOS PARA ESTOS PROPÓSITOS
La Institución Educativa, a este respecto contribuiría de manera muy significativa si ayudara a los estudiantes a descubrir sus propias potencialidades, canalizarlas y asumirlas a través de los proyectos vitales y profesionales. Por lo tanto, se fijaría lo siguiente: 1. Construir el proyecto vital y profesional, con una orientación hacia el desarrollo humano. 2. Hacer habituales formas productivas de vida. 3. Desarrollar el pensamiento relacional. 4. Hacer del trabajo escolar un condicionante para construirse con dichos proyectos como ejes transversales del currículo. 5. Construcción progresiva de la autonomía, el conocimiento y la democracia; asumiéndolas como conquistas personales y colectivas. 6. Interiorización de valores modernos y recuperación de los valores perennes como principios del comportamiento humano. 7. Formar en la individualidad para el actuar colectivo. 8. La investigación es parte y principio de la enseñanza y el aprendizaje. 9. Generar estilos de vida deportivo, como parte prioritaria de la salud y el cuidado corporal. 10. Construir desde la escuela, una sociedad planificada y flexible. 11. Estimular la sensibilidad humana. 12. Utilizar la convivencia humana, el clima escolar y el desarrollo de las competencias ciudadanas, como espacios propicios para el manejo y control emocional.

Los Proyectos de Vida

38

Luis Hernando Mutis Ibarra

13. Aprovechar las materias del desarrollo humano (Religión, educación física, artística, ética y valores humanos, tecnología e informática) para crear espacios y tiempos fértiles y estimulantes para el ensayo y el ejercicio del proyecto fundamental de los estudiantes.

7. SACAR PROVECHO DE LAS DIFICULTADES
Las siguientes, son algunas reflexiones en torno al fallecimiento de seres queridos, que a muchos los desestabiliza, incluso los lleva a la postración, la apatía y el abandono. Estas circunstancias se constituyen en uno de los escenarios de las dificultades humanas, así como son los problemas, los conflictos y las crisis. Por algo se dice desde alguna concepción oriental que, lo que es inevitable, no debe lamentarse en exceso, y del reconocimiento de la muerte como algo natural surge la capacidad de fortalecerse psíquicamente y de abrazar una disposición y actitud que resulte adecuada. Ante las pérdidas por ejemplo de seres queridos, los que todavía estamos aquí en el mundo, no nos entristecemos por las personas fallecidas, sino por nosotros. Esas personas eran esenciales para nuestra existencia. Esas personas eran soles para nosotros, pero sus rayos ya no podrán calentarnos. Echamos de menos algo que no puede ser restituido. Nos quedan los recuerdos, pero no la conexión emocional inmediata. En el aspecto social de la existencia humana: “Otros piensan en mí, luego existo”. Nuestro llanto es, en primer lugar y sobre todo, por nosotros. Esto no es malo. No hay que confundirlo con el mero egoísmo, que descuida los intereses ajenos a favor de los propios. Cuando muere un ser querido, lo que necesitamos hacer es dejarle marchar, buscar consuelo y atesorar nuestros recuerdos. Por ello, un propósito único y global puede ser clave para una vida satisfactoria. Tenemos que mirar de frente a la muerte, pero para ello no hace falta ser temerario. No necesitamos un escenario catastrófico, sino, simplemente, una detenida contemplación de lo que es la naturaleza misma. Por otra parte, Hobbes escribió que todas las religiones derivan del miedo. Freud, al igual que muchos psicólogos y psiquiatras posteriores, estaban de acuerdo con él: la gente tiene pavor a la muerte y tiene creencias sobre el más allá para compensar sus diversas y últimas ansiedades. Pero además de aplacar el temor a lo desconocido, las religiones proporcionan también esperanza: esperanza por algo que se encuentra más allá del mundo. La religión ayuda a enfrentarse a lo desconocido, especialmente si tiene mucha fe. Nada proporciona tanta tranquilidad como la seguridad; las creencias pueden aliviar. Si no hay nada después de la muerte, al menos se sabrá que ha hecho cuanto ha podido en esta vida. Cuando concluyen las ceremonias tradicionales, necesitamos una contemplación filosófica para seguir avanzando. La pérdida y el duelo es apreciar la vida. Vivir en el momento presente es la mejor manera de hacerlo. Nos engañamos pensando que “larga duración” es sinónimo de permanencia y, de algún modo, el fin siempre nos toma por sorpresa. Son muchas las personas que ponen el presente al servicio del pasado y del futuro. Están siempre ocupadas, rumiando sobre la semana anterior o manipulando el mañana, y nunca están en el ahora. ¿Qué es lo importante para nosotros en este momento? ¿Qué es lo significativo hoy? ¿Qué es lo vital ahora? Exactamente ¿dónde se está atrapado en estos momentos? ¿Lo ve? Eso no tiene mucha importancia mientras se sienta feliz de estar vivo. El yo personal o ego (con todos sus recuerdos, deseos, anhelos, ansiedades, apegos, defectos y proyectos) es un espejismo embriagador que nos ciega y nos distrae

Los Proyectos de Vida

39

Luis Hernando Mutis Ibarra

de la imperturbable realidad de la conciencia pura (o naturaleza divina). Si ha eliminado el “yo”, no puede experimentar su muerte, que es lo que tenemos: el fin de la experiencia personal. Sólo las personas que, emocionalmente han sufrido bastante (o demasiado) son capaces de comprender que es el yo quien perpetúa el sufrimiento emocional. En muchas culturas, la experiencia de la muerte es como resolver el enigma o el misterio esencial. Ciertas tradiciones de nativos americanos llaman a la muerte “cruzar las grandes aguas”. Se contempla la muerte como un proceso de descubrimiento o como un importante viaje. La muerte ilumina las relaciones humanas, concentrando la mente como lo hace ningún otro fenómeno. El carácter inevitable e imprevisible de la muerte nos ofrece las más poderosas razones para mantener una buena relación con los demás o reparar los daños causados. La muerte duele más si nunca se ha llegado a decir o hacer algo que se hubiera querido decir o hacer. No hay nada peor que quedarse con el deseo de echar marcha atrás y de volver a vivir algo, cosa que, evidentemente nunca se logra. Ciertos psicólogos consideran que el temor a la muerte es la base de todas las neurosis. Vivir la vida con la máxima intensidad proporciona la mejor posición para aceptar la muerte cuando llegue el momento, aunque el proceso de la muerte resulte más desalentador. Haber vivido con dignidad, haber amado y sido amado, haber disfrutado de cuanto la vida tenía que ofrecer y haber sido, de algún modo, importante para alguien es lo que todos esperamos de la vida. La filosofía occidental es relativamente limitada en cuanto a sus ofertas sobre la muerte. Por regla general, tiende hacia uno de los extremos: una reiteración de la fe judeocristiana, que cree en la vida después de la muerte, o una negación escéptica de la existencia de otra vida, combinada con una espera materialista del olvido personal. La persona desaparecida sigue viviendo en nuestro corazón. Nos encanta recordar a nuestros seres queridos. Deberíamos recordar las cosas buenas y olvidar las malas, aunque, como Shakespeare bien sabía, a veces ocurre justamente lo contrario: “El mal que hacen los hombres sobrevive a los hombres; lo bueno que han hecho suele ser enterrado con sus huesos”. Cuanto más próximo se esté a una persona, más dolorosa resultará su muerte. Este tipo de apego conlleva, por sí mismo, un tremendo potencial para el dolor. El secreto consiste en amar sin un apego egoísta. Las personas afligidas durante largo tiempo por la pérdida de un ser amado están afligidas por su propio apego, no por su amor. No es deseable ni necesario encerrarse de forma permanente en el dolor. Si parte de nuestro ser ha muerto con la persona amada, hay que abandonar el apego y se recuperará de nuevo la integridad. Hay personas que, sin estar físicamente enfermas, sufren sin necesidad, sufren más de lo que deberían, a causa de problemas no resueltos que derivan de las cuestiones cotidianas del vivir o el morir. Entender y comprender a los demás23. La visión (la observación y autoobservación) es el principal medio que nos permite obtener información de nosotros mismos y de los demás, y el principal medio a través del cual establecemos y restablecemos conexión con nosotros y con los demás. Por desgracia, nuestra percepción de los demás puede ser fácilmente distorsionada por ese mismo sentido
23

MARINOFF, Lou. “Pegúntale a Platón”, cómo la filosofía puede cambiar tu vida. Traducción de Gloria Sanjuán Castaño. SINE QUA NON, Ediciones B, S.A. Barcelona (España). 1ª edición, marzo 2003. 400 páginas. Págs. 198200.

Los Proyectos de Vida

40

Luis Hernando Mutis Ibarra

cuando confundimos lo que se ve superficialmente (la raza, la etnia, el sexo o el atuendo) con la esencia. La visión más elevada y noble de la humanidad no se obtiene a través de ninguno de los cinco sentidos externos. Para ello poseemos otro sentido, interno, que conecta con la razón, la emoción, la intuición y la memoria. Se trata de la intelección, procedente de la palabra latina intellectio. Este es el sentido superior, porque permite “entender” a través de la miríada de corrientes de información que llegan por los demás sentidos. Es el intelecto el que realiza el juicio estético sobre esa imagen y la juzga bella o fea. La belleza se encuentra en la mente de quien mira. El ojo por sí mismo no establece diferencias entre un cuadro Rembrandt y un envoltorio de caramelos. Como Berkeley dijo: “los sentidos no hacen inferencias”. En otras palabras, no emiten juicios. Ésa es la misión del intelecto. Martin Luther King aconsejaba no juzgar a la gente por su aspecto, sino por su carácter y, la idea principal de Jean Paul Sartre consistió en que nuestras naturalezas están hechas por nosotros, no para nosotros: “El hombre no es otra cosa que lo que haga de sí mismo” Manejar el cambio. Las situaciones de la vida cambian sin cesar. Como seres de carne y hueso, cambiamos queramos o no. Podemos participar en la forma de nuestro cambio, eligiendo bien nuestra alimentación, aprendiendo cosas mejores o peores, haciendo que nuestras circunstancias sean mejores o peores, o adoptando principios mejores o peores para guiar la conducta de nuestras vidas. Cuando se produce un cambio devastador, o cuando el cambio conlleva una situación devastadora que no parece cambiar, quienes están atrapados en tales circunstancias pueden necesitar muchas clases de ayuda: médica, psicológica, teológica, social, jurídica, etc. (por no mencionar el apoyo emocional de sus seres queridos). Al final, sin embargo, es preciso entender las situaciones cambiantes (o inmutables) para recuperar la armonía o el equilibrio interior que el cambio perturba tan a menudo. La filosofía puede resultar muy útil para ello. Si bien las ideas solas no pueden modificar el cambio en sí, pueden modificar muchísimo la forma en que se reacciona al cambio. Las buenas ideas pueden contribuir a interpretar los cambios actuales desde su perspectiva más favorable. Las decisiones tomadas en plena tempestad emocionales no suelen ser racionales. La esperanza, al reducir el estrés, también puede estimular la curación; que la curación tiene dimensiones emocional, mental y espiritual; que quienes tienen esperanza se curan, o mueren mejor. En ocasiones, las cosas positivas van acompañadas de aspectos negativos. Las riquezas inmediatas pueden conllevar una serie de consecuencias indeseables. Si bien el dinero no es origen del mal, no hay duda de que el ansia de dinero sí lo es. La codicia o la riqueza repentinas pueden provocar extremos de mal comportamiento en las personas. Las ganancias de un tipo suelen conllevar pérdidas de otro. Aunque el dinero puede facilitar las transformaciones personales, no resuelve las tensiones en las relaciones humanas. Eso exige siempre humanidad. El Tao proporciona otra moraleja: las ganancias y las pérdidas son también gemelas inseparables (aunque no idénticas); el Tao da un consejo: “El sabio no acumula. Cuanto más ayuda da a los demás, más se beneficia; cuanto más da a los demás, más posee.” Hay muchas formas de transformar la pérdida que acompaña a la ganancia de uno en un beneficio para los demás. Otro aspecto de la vida actual que, si no lo sabemos manejar nos tomará a su servicio, o será otra adicción que embotará todos los sentidos internos y externos del ser humano; ese aspecto es la tecnología. Es el caso de la televisión por ejemplo, que ha causado tantos prejuicios a la cultura –a la capacidad de concentración, a la lectura, a pensar, a filosofar y a hacer vida social- que podríamos utilizarla para algo positivo. Si se

Los Proyectos de Vida

41

Luis Hernando Mutis Ibarra

habla de otros aparatos y formas (Internet, cine, música; Ipod, celulares, reproductores, memorias, simuladores), la tendencia es igual. El proyecto de vida dará las suficientes herramientas para poner las tecnologías informacionales al servicio nuestro, ya lo que nos hace esclavos de ella es la dispersión y el sinsentido de la propia vida, en la que cualquier aparato y actividad absorbe, pues no se valora el tiempo que se pierde y se mata en estas acciones. ¿Por qué no ponerlas a nuestro servicio? El proyecto nos ayudará a lograrlo. Las costumbres nos aíslan del cambio, nos permiten mantenernos anclados en puerto seguro en medio de un mar de cambios continuos. Las malas costumbres son fáciles de adquirir, pero difíciles de abandonar; las buenas costumbres son más difíciles de adquirir, pero menos difíciles de abandonar. Las costumbres suelen estar respaldadas por sus hábitos de pensamiento (o falta de pensamiento). Nuestras costumbres son en realidad reflejo de nuestro pensamiento, porque representan una afirmación muy fuerte de las cosas que deseamos mantener constantes. Así pues, las costumbres son una clave para entender no sólo la personalidad de uno, sino también su filosofía de la vida. Somos como animales que precisan mudar la piel o el cascarón para adaptarse al crecimiento. Muchas veces deseamos dictar los cambios de nuestra vida, debemos admitir que a menudo en realidad no sabemos exactamente lo que debemos hacer. Las circunstancias son a veces más sabias que quienes se ven atrapados en ellas. Buscamos el cambio y, después, nos resistimos, cuando descubrimos que éste no es exactamente lo que habíamos imaginado. O intentamos evitar los cambios, incluidos los potencialmente beneficiosos. Gracias al cambio, el futuro no se parece por fuerza al pasado. El hecho de que el pasado sea cerrado no significa que el futuro no sea abierto. Opciones y decisiones. Al formular y elaborar el proyecto personal, estará en mejor posición para valorar lo que es mejor y peor para sí mismo, y para elegir y obrar de acuerdo con los principios que aumenten el bienestar y reduzcan el malestar. La vida en sí no es un malestar ni un trastorno: es una oportunidad para experimentar. El modo en que se elija interpretar las experiencias depende en gran parte de cada persona. Hay que ser tan sensato o insensato como se quiera, y transfórmese en consecuencia. Se espera que el proyecto de vida se incline hacia transformaciones positivas, en cuyo caso será dichoso en los mejores momentos y no se alejará demasiado del bienestar ni siquiera en los peores momentos.

8. LOS PERFILES PERSONALES EN PALABRAS, PENSAMIENTOS E IDEAS CELEBRES
“Nuestra vida cotidiana es un único y gran ejemplo de una vida sin dimensión de profundidad, de una vida que pasa llenando cada instante con algo que ha de hacerse, decirse, verse o planearse. Pero el hombre no puede saber qué es profundidad sin quedarse en silencio y reflexionar sobre sí mismo” Paul Tillich

8.1. EL UMBRAL

“Hay una puerta por la que puede entrar la buena o mala fortuna. Usted tiene la llave” -proverbio japonés-.

Los Proyectos de Vida

42

Luis Hernando Mutis Ibarra

“La vida está llena de potencial verdaderamente insondable... en la mayoría de casos, lo que llamamos limitaciones no son más que la decisión de imponernos limitaciones a nosotros mismos” -Ikeda Daisaku-. “No debemos vivir según lo que se espera de nosotros. Hacerlo sería una pequeña muerte diaria” –Richard Gere“Vivid no de acuerdo con los ideales recibidos, sino con vuestras aspiraciones, con vuestra intuición más vehemente” –Antonio Gale“En las inconmensurables extensiones del tiempo, vemos cómo la vida avanza y asciende desde su origen hasta el hombre, y no podemos negar que a la humanidad todavía le aguardan infinitas posibilidades de perfeccionarse”-Thomas Mann-. “Lo que dejamos atrás y lo que nos aguarda delante son asuntos sin importancia comparados con lo que llevamos dentro” -Ralph Waldo Emerson-. “No tengas miedo de la vida, cree en que la vida merece la pena ser vivida y esa creencia te ayudará a que así sea” -William James-. “Si su vida cotidiana le parece pobre, no se queje de ella; quéjese de usted mismo, dígase que no es bastante poeta como para configurar sus riquezas” –Rilke-. “Si no quieres que nadie se entere, no lo hagas” –Proverbio chino“¡Sujeta bien el tiempo! Protéjelo, vigílalo, cada hora, cada minuto. Si no lo tienes en cuenta se desvanece. Considera sagrado cada momento. Dale a cada uno claridad y significado, a cada uno el peso de tu atención, a cada uno su verdadero y merecido logro” –Thomas Mann-. “¿Esperar qué? Si todo está en usted –Enrique Agilda”-. “La lengua puede ser tan peligrosa, como un bisturí en manos de un cirujano ebrio” –Jorge Duque Linares-. “Lo que empieza en cólera termina en vergüenza” –Benjamín Franklin“El trabajo nos evita grandes males: el aburrimiento, el vicio y la pobreza” – Voltaire “Ningún hecho puede ser cierto o existir y ninguna afirmación verdadera, sin una razón suficiente para que sea así y no de otro modo; aunque con mucha frecuencia estas razones permanecen ocultas para nosotros” -Gottfried Leibniz“Las relaciones externas que traen calor y frío, pena y felicidad, van y vienen; no son permanentes. Aguántalas con valentía” -Bhagavad Gita“Las palabras Bien y Mal, siempre se usan con relación a la persona que se sirve de ellas, pues no existe nada que sea simple y absolutamente eso” -Thomas Hobbes“El hombre sabio contempla lo inevitable y decide que no es inevitable. El hombre común contempla lo que no es inevitable y decide que es inevitable” –Zhangzi“Indudablemente, el tedio y el aburrimiento, que presumen de haber agotado la variedad y los goces de la vida, son tan viejos como Adán. Pero las capacidades del hombre jamás se han medido; ni nos corresponde a nosotros juzgar por cualquier precedente lo que el hombre puede hacer, pues es muy poco lo que ha intentado” -Henry David Thoreau“Lo más importante es no dejar de hacerse preguntas” -Albert Einstein“Procura no albergar esperanzas (…) demasiado elevadas, y así evitará la experiencia de quien ve algo que está bajo el agua. Pues éste espera que sean tan grandes como parecían a través del líquido, desde arriba, cuando la luz ampliada la imagen; y cuando las saca, le decepciona descubrir su verdadero tamaño (…) sólo tú serás culpable de tus expectativas” –Luciano“El diálogo, la confianza y la colaboración se encuentran arraigadas en la competición humana, una competición en el dominio de uno mismo. Ésta es la base sobre la cual se puede construir una sociedad global, una civilización global para el siglo XXI” -Ikeda Daisaku-

Los Proyectos de Vida

43

Luis Hernando Mutis Ibarra

“El cambio es siempre poderoso. Ten siempre el anzuelo en el agua. En el remanso donde menos lo esperes, hallarás un pez” –Ovidio“Esta posibilidad de elegir, el reconocimiento de muchas formas de vida posibles, cuando otras civilizaciones sólo han reconocido una, debe considerarse el principal de nuestros triunfos” -Margaret Mead“A veces en la vida hay que saber luchar no sólo sin miedo, sino también sin esperanza” –Sandro Pertini“El secreto de la vida está en encontrar la fuerza, la energía o el amor necesario para que la vida sea a la vez muy deliciosa y muy plena” –Verónica Fourquet“Al inteligente se le puede convencer, al tonto, persuadir” –Curt Goetz“El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir” –

Albert EinsteinHeidegger-

“Quien piensa a lo grande tiene que equivocarse a lo grande” –Martín

8.2. SOÑAR Y DETERMINAR
Jesús-.
“Os aseguro que todo lo que pidáis a mi Padre en mi nombre os lo concederá” –

“Declarar que la existencia es absurda es negar que se le pueda dar sentido alguna vez; decir que es ambigua es afirmar que su significado nunca es el mismo, que constantemente ha de se adquirido” -Simone de Beauvoir“La mejor razón para tener sueños, es que en los sueños no es necesaria la razón” –A. Brilliant“Nada contribuye más a tranquilizar la mente como un firme propósito, un punto en el que el alma pueda fijar su ojo intelectual” -Mary Wollstonecraft“Si todos los deseos se vieran satisfechos en cuanto despiertan, ¿en qué ocuparían los hombres su vida, cómo pasarían el tiempo?” -Arthur Schopenhauer“El envidioso no quiere lo que usted tiene, quiere que pierda lo que ya tiene” –

Miguel Angel Cornejo”-.

“La fe tiene la milagrosa fuerza para conducir a los hombres hacia la grandeza, en tiempos de presión” –Ervin-. “Cuida el final como cuidas el principio y no cosecharás el fracaso” –Laozi“Al volver del trabajo debes sentir la satisfacción que ese trabajo te da y sentir también que el mundo necesita ese trabajo. Con esto, la vida es el cielo, o lo más cercano al cielo. Sin esto –con un trabajo que desprecias, que te aburre y que el mundo no necesita- la vida es un infierno” -W. E. Du Bois“El hombre que ha movido montañas comenzó siempre soñando que movería piedrecillas” –Marden“Cada uno es ortodoxo con respecto así mismo” –Jhon Locke“Si trabajas en lo que está delante de ti, siguiendo con seriedad, energía y calma la razón correcta sin permitir que nada te distraiga, salvo mantener en estado puro tu parte divina, como si debieras devolverla de inmediato; si haces esto, sin nada más que la satisfacción de vivir de acuerdo con la naturaleza, pronunciando verdades heroicas en cada palabra, vivirás feliz. Y no habrá hombre capaz de evitarlo” -Marco Aurelio“La gran masa de hombres lleva vidas de silenciosa desesperación. Lo que se llama resignación es desesperación confirmada. Es característico de la sabiduría no hacer cosas desesperadas” -Henry David Thoreau“El mundo entero exige resultados. Nunca les cuentes tus dolores de parto, enséñales al niño” –I. Gandhi-

Los Proyectos de Vida

44

Luis Hernando Mutis Ibarra

“Ninguna fortuna me parecía favorable a menos que proporcionase tiempo libre para aplicarse a la filosofía, pues ninguna vida era feliz salvo en la medida que se vivía filosóficamente” -San Agustín“No sucede nada bueno que no haya sido alguna vez un sueño”” –Carl Sanddburg“Todo tiene su momento, y cada cosa su tiempo bajo el cielo” –Eclesiastés“Lo equitativo es al mismo tiempo justo y mejor que justo en un sentido. No es mejor que lo justo en general, pero sí mejor que la equivocación debida a la generalidad de la ley. Y ésta es la verdadera naturaleza de lo equitativo, una rectificación de la ley cuando la ley se queda corta debido a su universalidad” –Aristóteles“Digo que los injustos que en su mayoría, aunque escapen en la juventud, terminan siendo atrapados y parecen estúpidos al final de su camino, y cuando llegan abatidos a la vejez, tanto los ciudadanos como los extranjeros se mofan de ellos; acaban derrotados y convertidos en lo que el oído educado no quiere escuchar” –Platón“Por su naturaleza, los hombre se preguntan por las causas de los acontecimientos que ven, unos más, otros menos; pero todos los hombres, sienten al menos curiosidad por averiguar las causas de su buena o mala fortuna” -Thomas Hobbes“La razón es fría, pero ve claro; la emoción le debe dar calor, pero sin hacer perder esa claridad” –J. Balmes-. “Pensar es más interesante que saber, pero menos interesante que mirar” –Johan

Wolfgang Von Goethe-

“Nunca puedes planear el futuro a través del pasado” –Edmund Burke“Aunque recorra el mundo en busca de la belleza, si no la lleva dentro, nunca la encontrará” –Emerson-. “Un libro e un regalo estupendo, porque muchas personas sólo leen para no tener que pensar” –André Maurois“La lectura es una conversación con los hombres más ilustres de los siglos pasados” –René Descartes“Nunca la naturaleza dice una cosa y la sabiduría otra” –Décimo J. Juvenal“Creo que el hombre puede ser feliz en el mundo, ya que este se encuentra lleno de imaginación y visión” –Blake“El universo es cambio; nuestra vida es lo que nuestros pensamientos hacen de ella” -Marco Aurelio“Para ver claro, basta con cambiar la dirección de la mirada” –Antoine Saint-

Exupery-

“El color no añade placer al dibujo, lo refuerza” –Pierre Bomard-

8.3. LA PROYECCIÓN
“No hay camino hacia la libertad, la libertad es el camino” –Gandhi“Estudié la vida de grandes y famosos hombres y mujeres, y descubrí que aquellos que llegaron a descollar, fueron los que emprendieron todo trabajo que les tocase hacer, con todo el vigor, la energía y el entusiasmo de que eran capaces”. -Harry Truman“El gran negocio de la vida es pensar. Domine sus pensamientos y dominará sus circunstancias” –Adolfo Torres“Cada uno es artífice de su propia aventura” –Cervantes“Lo principal es tener el valor de admitir nuestros errores y la fuerza de voluntad para corregirlos en el tiempo más breve posible” –Stalin“Las investigaciones indican que aquellos que corren riesgos, rara vez se arrepienten de hacerlo, inclusive cuando los resultados no son buenos. Sienten que

Los Proyectos de Vida

45

Luis Hernando Mutis Ibarra

están aprendiendo valiosas lecciones y aprecian la libertad de cometer sus propios errores” –Daniel Yankelovich“Nunca contestes a una palabra airada con otra palabra airada. Es la segunda la que provoca la riña” –Confucio“Nuestra naturaleza consiste en el movimiento; el reposo absoluto es la muerte” Pascal“¡Qué admirable fábrica es la del hombre! ¡Qué noble razón! ¡Qué infinitas facultades! ¡Qué expresivas y maravillosas son sus formas y motivaciones! ¡Qué semejante a un ángel en sus acciones! ¡Y en su espíritu que semejante a Dios! El es sin duda lo más hermoso de la Tierra” –William Shakespeare“El secreto del éxito en la vida consiste en estar preparado para cuando llegue la oportunidad y tomarla” –Disraeli“Es mejor el uso de las riquezas que la posesión de ellas” –Fernando de Rojas“El mundo podría dividirse en dos tipos de gente: Aquellos que conquistan la vida y aquellos que son vencidos por ella. Los que superan las dificultades de la vida son aquellos que lo hacen primero con el pensamiento. Quienes son vencidos por las dificultades de la vida, son los que no las han superado antes en el pensamiento” –

Thomas HamblinDrury-

“A menudo, usamos nuestra vista como instrumento, rara vez la disfrutamos” – M.

“Nos inclinamos a lamentarnos que el mundo sea mejor. No obstante el hecho de que nos ofrezca tantos obstáculos nos proporciona la única oportunidad de poner a prueba el espíritu. Las épocas de prosperidad son peligrosas. En ellas el alma se acostumbra al ocio y se anquilosa. Los tiempos de tormenta y de peligro nos hacen descubrir las cualidades que poseemos. Una tempestad es un reto; parece que algo existe en nuestro espíritu que se alza para hacerle frente”-Archibald Rutledge“No deje que nadie que se acerque a usted, se aleje sin ser mejor y sin sentirse más feliz” –Madre Teresa de Calcuta“Cuando un hombre sabe para donde va el mundo entero se aparta para darle paso” –Bertrand Russell“El peligro es el gran remedio para el aburrimiento” –Graham Greene“Piense en grande y sus hechos crecerán. Piense en pequeño y quedará atrás. Piense que puede y podrá. Todo está en su actitud mental” –Christian Barnard-. “Nada hay imposible; hay caminos que conducen a todo. Si tuviera la suficiente voluntad, contaría siempre con los medios necesarios” –La Rachefoucauld-. “Un objetivo, una meta, un blanco, sirven para determinar la acción de hoy y obtener el resultado de mañana” –Peter Drucker“Moral y físicamente, el hombre superior es aquel que une la más delicada sensibilidad a la voluntad más fuerte” –Guyau-. “Mientras usted no ponga sus metas en papel, tendrá intenciones que son sencillas sin tierra” –Anónimo-. “Si pierde su riqueza, no ha perdido nada; si pierde su salud, ha perdido algo; pero si pierde su paz interior, lo habrá perdido todo” –Pensamiento oriental-. “En la vida hay dos cosas sin las cuales no podría vivir: alimento y luz” –Tomás de Kempis-. “Lo único que vale la pena en la vida es hacer todo lo que puedas para mejorar las cosas… la gente debe reír y festejar, pero, ¿qué hay que festejar si no está logrando nada? –Jane Fonda-. “No es que no nos atrevamos porque las cosas son difíciles, sino que ellas son difíciles, porque no nos atrevemos” –Séneca-

Los Proyectos de Vida

46

Luis Hernando Mutis Ibarra

“El mayor mérito del hombre, consiste en determinar sus circunstancias y no dejar que las circunstancias lo determinen a él” –Goethe“Nada es imposible, a menos que uno esté deacuerdo en lo que es” –Og Mandino“El deseo vence el miedo, atropella inconvenientes y allana dificultades” –Alemán“La gloria no se escribe con palabras, se escribe con la vida” –Albizu-. “No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo” –Oscar

Wilde-

El tiempo
“Podemos correr más que el viento y la tempestad, pero no más que el demonio de la prisa” –Jhon Burroughs“Una bella ancianidad es, ordinariamente, la recompensa de una bella vida” –

Pitágoras-

“¡Pérdidas! No se sabe dónde, entre el alba y el ocaso se han perdido dos horas de oro, con un juego de sesenta minutos de diamante de cada una. No se ofrece gratificación porque se perdieron para siempre” –Horacio Mann“El hombre sin la certidumbre de una vida futura, es la más infeliz de todos los animales” –Dante-. “El tiempo es dinero. No hemos de ser avaros o mezquinos con el tiempo; pero tampoco hemos de malgastar las horas, como no malgastamos un billete de banco” –

Orison S. Marden-.

Marco Tulio Cicerón-

“Los hombres son como los vinos: la edad agría los malos y mejora los buenos” –

“Toda dificultad eludida se convierte más tarde en un fantasma que perturba nuestro reposo” –Chopin-. “Puede justificar un desempeño menos que aceptable en cualquier cosa, si la posterga el tiempo suficiente, dejando un segmento mínimo para hacerla” –Og Mandino-. “El hombre no haría nada, si se espera hasta que lo pueda hacer tan bien, que nadie le encuentre defectos” –Jhon H. Newman-. “Al parecer, el éxito es una cuestión de perseverar cuando los demás ya han renunciado” –William Feather-. “La vejez no significa nada más que dejar de sufrir por el pasado” –Stefan Zwzig“Estar motivado es querer ir a alguna parte por voluntad propia o bien, ser estimulado por cualquier medio disponible para ponerse en marcha intencionalmente” –

Michael Armstrong-. Hebbel-

“Se echa en cara la juventud el creer que el mundo empieza con ella. Cierto, pero la vejez cree aún más a menudo que el mundo acaba con ella. ¿Qué es peor?” – Friedrich “programar el tiempo es ahorrarlo” –Francis Bacon-. “La ociosidad, absorbe más tiempo que cualquier ocupación y le impide ser dueño de usted mismo” –E. Burke-. “En Oriente, los viejos son admirados, en Occidente, son el estorbo del siglo” –

George Bush-

“Los árboles más viejos dan los frutos más dulces” –Proverbio alemán“No, Juan, no hay tal lugar. El cielo no es un lugar, ni un tiempo. El cielo consiste en ser perfecto” –Richard Bach“Si un hombre escucha por la mañana el camino correcto, puede morir por la tarde sin arrepentimiento” –Confucio-.

Los Proyectos de Vida

47

Luis Hernando Mutis Ibarra

“Todo hombre de edad avanzada sabe que morirá pronto pero, ¿qué significa saber, en su caso? La verdad es que la idea de que la muerte se aproxima está equivocada. La muerte no está ni cerca ni lejos. No es correcto hablar de una relación con la muerte: la realidad es que el anciano, como todos los demás hombres, tiene una relación con la vida y con nada más” –Simone de Beauvoir-. “Siempre los mozos se despejan tras el gusto presente, sin mirar el daño venidero” –Mateo Alemán-

BIBLIOGRAFIA
• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • ALLPORT, G. “La personalidad, su configuración y desarrollo”. Barcelona, 1986. BORRERO, A. “La interdisciplinariedad”. ASCUN, Bogotá, 1985-1987 CHAUCHARD, P. “Fuerza y sensatez del deseo”. Barcelona 1.974 CHARDIN, P. T. “El fenómeno Humano”. Madrid, 1965. ECCLES, J. C. Zeier, H, “El cerebro y la mente”. Barcelona 1985 EIBEL; EIBESFELDT, I. “El hombre preprogramado”, madrid. 1991 FINKLER, P. “La unificación de la vida”. Sao Paulo, 1987. FREUD, Sigmund. “El malestar de la cultura”. 1a edición, Madrid, Alianza Editorial, 1988 FREUD, Sigmund. “Psicopatología de la vida cotidiana”. Madrid, Alianza Editorial, 1987 FREUD, Sigmund. “Psicología de las masas”. 1a edición, Madrid, Alianza Editorial, 1969 FROMM, Erich. “El miedo a la libertad”, Capítulo a I, II, IV, V, Círculo de Lectores. FROMM, Erich. “Psicoanálisis de la sociedad contemporánea”, 20a reimpresión, Fondo de Cultura económica, Bogotá, 1977. FROMM, Erich. “El corazón del hombre”, 8a reimpresión, Fondo de Cultura Económica México, 1983. GEUAERT, J. “El problema del hombre”. Salamanca 1984 GUARDINI, R. “La aceptación de sí mismo”. Madrid 1981. HERNÁNDEZ, S. J. “Soy lo que proyecto ser”. Bogotá, 1990 INGENIEROS, J. “El hombre mediocre”, Buenos Aires, S/F JACOB, Francois. “La lógica de lo viviente”, Salvat Editores, Barcelona, 1988 LINARES, Jorge Duque. “Proyecto de vida”. Ediciones y Representaciones Eduque. Santafé de Bogotá. 2ª edición, 2000. LIPOVETSKY, Guilles. “El crepúsculo del deber”. Quinta edición. Editorial Anagrama. Barcelona, mayo 2000 LIPOVETSKY, Guilles. “La era del vacío”. Editorial Anagrama, Barcelona, duodécima edición, enero 2000 LORENZ, K. “Decadencia de lo humano”. Barcelona, 1985 MARINOFF, Lou. “Más platón y menos prozac”, Filosofía para la vida cotidiana. Traducción de Borja Folch. SINE QUA NON, Ediciones B, grupo Z. Barcelona. 1ª edición, junio 2000, 9ª reimpresión: marzo 2001. MARINOFF, Lou. “Pregúntale a platón”, cómo la filosofía puede cambiar tu vida. Traducción de gloria sanjuán castaño. Sine Qua Non, Ediciones B, S. A. Barcelona (España). 1ª edición, marzo 2003. MARQUINEZ, G. Y otros. “El hombre latinoamericano y su mundo”, Bogotá, 1979

Los Proyectos de Vida

48

Luis Hernando Mutis Ibarra

• MARQUINEZ, G. Y otros. “El hombre latinoamericano y sus valores”, Bogotá, 1980 • MASLOW, A. “El hombre autorealizado”, Barcelona 1987 • MERANI, Alberto L. “Historia crítica de la psicología”. 1a edición, Barcelona, ediciones Grijalbo, S.A. 1976. • MERANI, Alberto L. “Psicología y Pedagogía”. México, ediciones Grijalbo, S.A. 1970. • MERANI, Alberto L. “Estructura y dialéctica de la personalidad”. México, ediciones Grijalbo, S.A. 1986. • NIETZSCHE, Friedrich. “Humano demasiado humano”. México, Editorial siglo XXI, 1981 • NIETZSCHE, Friedrich. “Ecce Homo”. Madrid, 1982. • ORTEGA Y GASSET. “La rebelión de las masas”. Madrid S/F • ROGERS, Carl. “El proceso de convertirse en persona”, Barcelona, 1984. • SCHELER, M. “El puesto del hombre en el cosmos”. Buenos Aires. 1980 • SMITH, Anthony “La Mente”. Tomos I y II. Salvat Editores, Barcelona, 1986. • TAGORE, R. “El sentido de la vida”. México, Círculo de lectores. 1976. • TORRES, Mauro. “La mente dividida”. 1a edición, Edic. Tercer Mundo, Bogotá, 1982 • TORRES, Mauro. “Tensión”. 1a edición, Ediciones Tercer Mundo, Bogotá, 1978.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful