Al enemigo, sin concesiones (Un llamado a la paz en Venezuela) Tratar al enemigo sin concesiones. Elemental, querido Watson.

Lo dicen los manuales de estrategia empresarial, donde los unos aprendieron a luchar por el mercado y por el capitalismo. Y también lo dicen los manuales de estrategia militar y de estrategia política, donde los otros aprendieron a luchar por la patria y por el socialismo. Los unos no concedieron ni conceden ni concederán jamás a los otros ni el más mínimo bene icio de la duda, porque, seg!n ellos, los otros nunca entenderán las pro undas ra"ones para #i#ir y para morir de los unos$ la libertad de empresa, de e%presi&n, de circulaci&n, la propiedad pri#ada. Tampoco los otros concedieron ni conceden ni concederán jamás a los unos ni el más mínimo bene icio de la duda, porque, seg!n ellos, los unos nunca entenderán las pro undas ra"ones para #i#ir y para morir de los otros$ la libertad del oprimido, la justicia social, la propiedad solidaria. Los unos piensan que los otros no piensan' y dicen que los otros son los hunos (de )tila*, las bárbaras hordas que a!n a+oran el comunismo primiti#o. ,ero, por su parte, los otros piensan que los unos no piensan' y dicen que los unos son los potros (de montura y de tortura* que cabalgan las legiones imperiales. -nos y otros creen tener siempre ra"&n. Y por eso quieren siempre más poder, para imponer sus ra"ones a la uer"a. La uer"a de la ra"&n, que siempre termina siendo la ra"&n de la uer"a. .i aprendiéramos, los unos y los otros, a dudar de nuestras pro undas ra"ones para #i#ir y para morir. .i supiéramos que no e%iste ra"&n su iciente para #i#ir ni tampoco ra"&n su iciente para morir (o matar*. .i llegáramos a sentir que lo importante no es tener ra"&n sino tener cora"&n. .i supiéramos, los unos y los otros, que nosotros es el !nico pronombre personal que puede sal#arnos del nau ragio (no s&lo a /ene"uela sino al planeta entero*. -n nosotros que s&lo podrá e%istir si los unos dejamos de ser unos (no para hacernos otros sino para ser nosotros con los otros*. -n nosotros que s&lo podrá e%istir si los otros dejamos de ser otros (no para hacernos los unos sino para ser nosotros con los unos*. ,ues nosotros y nosotras somos cuando actuamos por las airosas ra"ones del cora"&n y no por las airadas ra"ones del poder.

,ara nosotros y nosotras no hay enemigos. Y, por eso, entre nosotros y nosotras nos podemos dar, sin miedo, todas las posibles concesiones$ el pan, la casa, la palabra, el saludo, la sonrisa, la recuencia radioeléctrica y hasta un beso de amor. 0uando seamos nosotros y nosotras nos dolerán el dolor y el odio que los unos hicimos brotar en los ojos de los otros. 0uando seamos nosotros y nosotras nos dolerán el odio y el dolor que los otros hicimos brotar en los ojos de los unos. 0uando seamos nosotros y nosotras, más allá de ser unos o ser otros. .i es que toda#ía nos queda tiempo y cora"&n para no hundirnos sin remedio los unos con los otros.

1orge )l#arado ,isani (no un ni2ni sino un con2con$ con unos y con otros*

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful