You are on page 1of 1

Una impresora la utilizamos para transcribir un documento desde la PC a un medio físico

como el papel, por medio del uso de cintas, cartuchos de tinta o con tecnología láser. Su
historia empieza con 1938, cuando el proceso de impresión seco de la electrofotografía se inventa,
también su origen se remonta junto con la creación de la primera computadora, la máquina
analítica de Charles Babbage, a pesar de que el inventor nunca logró construir su PC, sí
terminó los planos en los que se incluía el mecanismo de impresión. En 1950 llega la primera
impresora eléctrica para computadoras, sin embargo solo era capaz de imprimir textos, fué el
alcance de aquel entonces de la primera impresora.

Siete años más tarde se desarrolla la impresión por matriz de puntos, pero contaba con las
mismas limitaciones que su antecesor. En 1959 Xerox fabrica la fotocopiadora y para 1973
aparece la primera copiadora a color, fabricada por Canon. En 1978 se crea la impresora de
margarita es un tipo de impresora que produce texto de alta calidad, a veces conocida como
impresora de calidad de carta (letter-quality printer) - en contraste con las impresoras
matriciales de alta calidad, que imprimen con "casi calidad de carta" (near letter quality,
NLQ). Había también, y aún existen, máquinas de escribir basadas en el mismo principio.
Aunque este tipo de impresora únicamente podía escribir letras y números, pero tenía la
calidad de una máquina de escribir. Finalmente en 1980 aparece la impresora láser en blanco
y negro, 8 años más tarde le implementan la modalidad de color.

Muchas impresoras son usadas como periféricos, y están permanentemente unidas al
ordenador por un cable. Otras impresoras, llamadas impresoras de red, tienen un interfaz de
red interno (típicamente wireless o Ethernet), y que puede servir como un dispositivo para
imprimir en papel algún documento para cualquier usuario de la red.

Además, muchas impresoras modernas permiten la conexión directa de aparatos de
multimedia electrónicos como las tarjetas CompactFlash, Secure Digital o Memory Stick,
pendrives, o aparatos de captura de imagen como cámaras digitales y escáneres, como las
impresoras multifunción de Sharp. También existen aparatos multifunción que constan de
impresora, escáner o máquinas de fax en un solo aparato. Una impresora combinada con un
escáner puede funcionar básicamente como una fotocopiadora.

Las impresoras suelen diseñarse para realizar trabajos repetitivos de poco volumen, que no
requieran virtualmente un tiempo de configuración para conseguir una copia de un
determinado documento. Sin embargo, las impresoras son generalmente dispositivos lentos
(10 páginas por minuto es considerado rápido), y el coste por página es relativamente alto.

Para trabajos de mayor volumen existen las imprentas, que son máquinas que realizan la
misma función que las impresoras pero están diseñadas y optimizadas para realizar trabajos
de impresión de gran volumen como sería la impresión de periódicos. Las imprentas son
capaces de imprimir cientos de páginas por minuto o más.
Las impresoras han aumentado su calidad y rendimiento, lo que ha permitido que los usuarios
puedan realizar en su impresora local trabajos que solían realizarse en tiendas especializadas
en impresión.