You are on page 1of 1

LA VOZ DEL INTERIOR

CÓRDOBA. JUEVES 4 DE AGOSTO DE 2005 Cultura 7 C
ENTREVISTA con Escritor y traductor
Marcelo Cohen
“Necesitamos ficciones
que nos inquieten”
El autor dirige la colección de literatura fantástica Línea C, un catálogo con toques exquisitos que busca
recuperar la tradición de traducir a escritores contemporáneos en versiones afines con el lector argentino.

Por Emanuel Rodríguez (Especial)

laro que no creo que
GENTILEZA REVISTA Ñ

Traduzca
“C
vaya a haber millones
de lectores en la Ar-
gentina, un viaje en
subte te dice franca-
mente lo contrario,
nacional
pero también te dice
que algunos lectores Uno de los principales atractivos de
hay, esos que están parados y no pueden las obras traducidas en Línea C tie-
salir del libro”. El escritor y traductor Mar- ne que ver con la cuestión del len-
celo Cohen explica así una de las razones guaje. Cuando el personaje de La
de la apuesta en la que está trabajando jun- ciencia y las artes, de M. John Ha-
to a Interzona Editora: la colección de li- rrison, dice por ejemplo “Me llevé
teratura fantástica y de ciencia ficción Lí- las tazas y apagué la tele”, hay en
nea C. la traducción casi un acto de justi-
Cohen (Buenos Aires, 1951) es autor de cia que el lector argentino resigna-
novelas como El país de la dama eléc- do al vosotros por ustedes y al cojín
trica y Hombres amables, y ha traduci- por almohadón sabrá agradecer.
do más de 40 libros de ensayo y literatura, –Las traducciones trabajan un
del inglés, el francés, el italiano, el portu- lenguaje más cercano al lector
gués y el catalán. Además, es especialista argentino. ¿A qué se debe ese in-
en literatura fantástica y sus ensayos al terés?
respecto han sido recopilados en Real- –Que haya cierta familiaridad de
mente fantástico. esa lengua con el lector argentino
Desde su estudio en Buenos Aires, con- es muy importante para nosotros.
versó telefónicamente con LA VOZ DEL IN- Ahora, particularmente no soy muy
TERIOR sobre su nuevo proyecto, la tra- amigo de traducir, ni siquiera lo
ducción en la Argentina y las posibilida- muy contemporáneo, a lenguas lo-
des de la ficción en un mapa de libros do- cales. Si traduzco un libro que está
minado por el neorrevisionismo histórico escrito en argot, lo traduzco a ar-
y la investigación periodística. got. No cabe duda de que un argot
no se puede traducir sino a un ar-
Actualizar es la tarea got local. Por ejemplo, el caso del úl-
Hasta ahora, los títulos de Línea C son tres: timo libro que publicamos, el de
Preparativos de viaje, una colección de Millhauser: es una fábula de un au-
relatos del británico M. John Harrison; la tor contemporáneo, pero escrita en
novela post apocalíptica premiada con el una lengua un poco más neutra,
Casa de las Américas 2002, Plop, del ar- más clásica. Por supuesto que cuan-
gentino Rafael Pinedo; y August Eschen- do traduzco uso sustantivos que son
burg, la nouvelle de Steven Millhauser. El de aquí y eso ya cambia todo, no es
panorama abierto da cuenta de las princi- “un melocotón” sino “un durazno”.
pales preocupaciones de sus gestores: re- Pero hay otras cosas que yo no ten-
tomar la tradición de elegir lo que se quie- go problema en que suenen poco ar-
re publicar de entre la literatura univer- gentinas, porque creo que hay una
sal contemporánea, traducir algunos de los tradición de la lengua traducida que
narradores contemporáneos más relevan- debemos respetar. Es internacio-
tes del género fantástico, y publicarlos jun- nal. Hay cosas que ya son patrimo-
to a autores latinoamericanos. nio de una lengua que no es exac-
–¿Cómo se gestó Línea C? tamente la argentina sino que es el
–Interzona me propuso hacer una co- Hace casi dos décadas que leemos literatura contemporánea traducida en España, se queja Cohen. idioma traducido a argentino.
lección y yo les dije que lo que más me im-
porta en este momento y lo que me parece
que hay que hacer en la Argentina, ahora LIBROS España y Argentina esos libros no van a lle- –¿Quiere decir que hay una necesi-

« Las ficciones
fantásticas
tienen un humor,
que hay un repunte
de la edición, es tra-
ducir. Pero no tra-
ducir cualquier co-
sa como hacen las
editoriales pe-
Hasta ahora, la colección Línea C incluye
tres títulos: Preparativos de viaje, de M. John
Harrison; Plop, del argentino Rafael Pinedo; y
August Eschenburg, nouvelle de Steven Mill-
hauser.
gar nunca acá o van a llegar carísimos. Des-
pués hay que decirles que consideren que
este es un peso devaluado, que el círculo de
lectores es limitado, que nosotros no pode-
mos tirar más de 1.500 o dos mil ejempla-
res. Finalmente, después de todo eso, com-
dad de ficción?
–Es indudable que mucha de la gente
que lee el diario todos los días no lo lee por-
que quiere estar informado sino porque le
gusta levantarse y que le cuenten historias.
El diario es una fuente de historias. Noso-
queñas, que retra- De próxima aparición. La maravillosa prenden, y autores muy importantes como tros nos creemos que nos hace estar cerca
una tragedia, una ducen o traducen li- historia de Peter Schlemihl, de M. John Harrison o Millhauser aceptaron, de la realidad, y a veces eso es verdad, pe-
disposición a la bros que ya no pa- Adalbert von Chamisso; y Paz, de Gene les dijeron a sus agentes que sí, que les in- ro la mayor parte de las veces no, porque
gan derechos, sino Wolfe. teresaba publicar en la Argentina y en Amé- en ese caso uno no leería atrocidades mien-
ensoñación que hacer un esfuerzo rica latina. Entonces finalmente, con mu- tras moja la medialuna en el café con le-
mucha gente está por traducir litera- cha paciencia, sudor, explicaciones y con- che. De manera que es evidente que nece-
tura contemporá- cle de la industria editorial argentina, con tando con que los autores que nos intere- sitamos historias, y cuando se presentan
dispuesta a aceptar”. nea. Porque me pa- la cual la propia industria y los propios em- san son gente inteligente, algunas veces lo buenas fábulas contemporáneas, escritas
rece que lo que ha presarios colaboraron mucho, hace ya ca- conseguimos. No siempre. con pensamiento contemporáneo, la gente
perdido la Argenti- si dos décadas que leemos la literatura con- las lee. Ciertamente la lectura ha decaído
na es la relación de primera mano del lec- temporánea en libros que vienen de Es- Fuentes de inquietud muchísimo en la Argentina, pero yo creo
tor y del escritor local con la producción paña. Ahora, además, esos libros son ca- Marcelo Cohen está convencido de que a que leer ficciones es una necesidad con-
contemporánea de otros países, algo que ros y la gente acá no puede comprarlos. pesar de que hoy por hoy los libros más sustancial al hombre ya a esta altura. Las
siempre fue un impulso fundamental para Muchos no llegan y cuando llegan son po- vendidos son los de no ficción, los de his- ficciones fantásticas tienen un humor, una
la literatura nacional de Sarmiento en ade- co accesibles, y encima están elegidos por toria argentina y los de investigaciones pe- tragedia, un estado de alerta, una disposi-
lante, y por supuesto para Borges. lectores españoles que no tienen las mis- riodísticas, una colección de ficciones ción a la ensoñación y al vuelo y al descu-
mas necesidades ni los mismos criterios fantásticas puede hacerse un lugar en el brimiento que mucha gente está dispues-
Elegir, traducir y leer que nosotros”. mercado. ta a aceptar. Y, por otra parte, pueden ser
“Soy de una generación que se formó le- –Y el fantástico y la ciencia ficción “Creo que la fábula y el relato y la in- enormemente inquietantes, y visto que ya
yendo mucha literatura traducida con- vienen de sus preocupaciones particu- vención son irreemplazables –explica–. En las noticias más graves no nos inquietan
temporánea a esa generación”, explica Co- lares... primer lugar, porque la literatura ve co- tanto, necesitamos otras fuentes de in-
hen. Y señala: “Pero ahora, desde la deba- –Sí, claro. Yo me especializo en litera- sas que ni el periodismo, ni el documental quietud para que el pensamiento se active,
tura fantástica y por eso lo propuse. De to- ni la investigación ven. La literatura tra- y el corazón también.
das formas, tratamos de que no tenga un baja con más soltura, se distrae

Una profesión límite genérico muy grande, publicamos
libros raros que en cierto modo cabalgan
o se nutren de esos géneros sin respetarlos
a rajatabla. También es importante decir
más, y por lo tanto es capaz de fi-
jar más la atención en detalles.
En los detalles está la previsión.
Y también es capaz de unir de-

devaluada que publicamos autores contemporáneos
vivos. De vez en cuando vamos a publicar
algún clásico y la mayoría de los títulos son
talles de una manera que el pen-
samiento sistemático a veces no
se puede permitir. Y de la unión
traducciones pero también entran autores de detalles muy diversos, que a
–¿Qué importancia tiene reactivar la traducción contemporáneos argentinos. veces parecen divorciados entre
en el país? –¿Cuáles son las principales dificul- sí en la vida pero en un relato
–Es muy importante para nosotros. Lo que pasa es tades de traducir y publicar literatura aparecen unidos, surge lo nue-
que la traducción es un trabajo infamemente pago en contemporánea? vo”.
la Argentina. Entonces el traductor trabaja muy rápi- –Hay dificultades de varias clases. En –¿Esto tiene que ver con el
do, a disgusto, no mira dos veces la frase, y las tra- primer lugar, hay editoriales españolas que carácter a veces profético del
ducciones no salen tan bien como debieran, y en mu- tienen mucho poder económico, editan mu- fantástico?
chos casos salen mal. Aparte, como muchos traducto- cho y muchos de los autores que a mí me –No creo que necesariamente
res buenos ya no quieren trabajar a esos precios, se gustaría editar ya están contratados. la literatura fantástica tenga que
contrata gente muy bisoña. Y yo no soy de los que llo- Además, para vender aquí a precios acce- ser profética, pero eso nuevo es
ran por la decadencia del idioma argentino, pero cuan- sibles es muy difícil llegar a un equilibrio algo que de alguna manera está,
do uno ve cómo traduce la gente nueva, que todavía no cuando hay que pagar derechos y la tra- a veces fantasmalmente, en po-
está bien formada, se da cuenta de que el nivel ha de- ducción. Nosotros podemos editar muy po- tencia, en embrión en el mundo,
caído mucho. Porque el traductor se forma trabajan- cos libros por año, no más de cinco, porque y la literatura lo manifiesta.
do mucho más que en la universidad, el traductor pro- los tenemos que vender a no más de $ 25. Además, muchas cosas que no po-
fesional aprende muchas cosas sobre la marcha, cosas Pero aun en el caso de los que no están con- demos explicar se explican con
incluso culturales, referencias que se escapan. Y las tratados, libros que a los españoles no les relatos de ficción. Si la misma
editoriales, con tal de pagar menos, muchas veces con- interesan y que a nosotros nos parecen muy identidad es un invento, no veo
tratan gente muy inexperta. De manera que para toda importantes, hay que explicarles a los agen- por qué no necesitamos ficciones.
colección nueva que contrata libros extranjeros que tes, que están muy acostumbrados a ven- Ficciones que no sean ficciones
cuestan tan caros, es importante que la traducción sea der los derechos para toda el habla española, paradigmáticas, que no nos ha-
buena. que si ellos no reparten los derechos entre gan a todos ser lo mismo.