You are on page 1of 217

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor

4° Serie Las Guerras del Cortejo

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 1

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

NICOLE JORDAN
Conquistar a un Seductor
4° de la Serie “Courtshi !ars"
To Romance a Charming Rogue (2009)

ARG#$EN%O& %O& ARG#
Los audaces juegos de pasión terminarán trayendo consigo deliciosas consecuencias en esta cuarta novela de la seductora serie de Nicole Jordan, La Guerra del Cortejo. Eleanor Pierce rompió su compromiso con Damon Stafford, vizconde de Wrexham, cuando lo sorprendió paseando con su amante. Han pasado dos años desde entonces, y ella está punto de rehacer su vida junto a un príncipe italiano. Pero Damon ha vuelto a la ciudad y está dispuesto a todo con tal de recon uistarla. !leanor no está dispuesta a ue la historia se repita, y en su a"án de ven#anza decide darle una lección a su anti#uo prometido$ lo seducirá y lo a%andonará justo antes de ue sus apasionados %esos ha#an renacer en ella los rescoldos del amor. &'onse#uirá la %ella joven vencer a todo un seductor como Damon(

SOBRE LA A !ORA"
)a exitosa autora de novela romántica #icole $ordan consi#ue sumer#ir a los lectores en cautivadoras historias llenas de pasión y sensualidad. *icole se #raduó en la carrera de +n#eniería de ,%ras P-%licas por la .niversidad de /eor#ia y durante ocho lar#os años ocupó el puesto de #erente de una empresa de pañales y papel hi#i0nico. Posteriormente, se trasladó de 1tlanta a las montañas rocosas de .21 con su particular h0roe de carne y hueso su marido, y su adorado ca%allo, todo un campeón de salto de raza irlandesa. )as apasionadas novelas románticas de *icole han aparecido en numerosas listas de los li%ros más vendidos, incluidas las del *e3 4or5 2imes, .61 2oday, Walden%oo5s, y 1mazon.com. .na de las novelas de *icole tuvo el dudoso honor de ser destacada de un modo cómico en el pro#rama de 7ay )eno 82he 2oni#ht 6i lo39. 4, desde el punto de vista pro"esional, ha sido "inalista al premio :+21, nominada en los :W16 y #anadora al premio Dorothy Par5er.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 2

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

CAPI! LO %&
Nunca demuestre sentirse demasiado cautivada por un caballero, en especial si es cierto. Demostrar su debilidad le dará ventaja a él, y una mujer necesita disponer de todo el poder del ue pueda disponer si desea triun!ar. "N# D#$# #N%N&$# Consejos a las jóvenes damas para con uistar marido Londres, septiembre de '(')

;!leanor, uerida, <ha sucedido lo peor= Wrexham está a uí. 1 lady !leanor Pierce le dio un vuelco el corazón ante la desconcertante noticia ue aca%a%a de darle su tía y se uedó paralizada a punto de entrar en la atestada sala. ;&1 uí( &!sta noche( &!n 'arlton House( ;1sí es. 1ca%an de anunciar su lle#ada. ;)ady >eldon, la estricta cara%ina y tía de !leanor, adoptó una a#ria expresión. ;<?u0 des"achatez= De%ería tener la decencia de respetar tus sentimientos. !leanor convino en ue Damon 6ta""ord, vizconde de Wrexham, tenía una #ran des"achatez. 1 decir verdad, era el hom%re más audaz ue conocía. Pero ella se ha%ía preparado para la eventualidad de volver a verlo... o así lo ha%ía creído hasta a uel momento. 6onrió haciendo un es"uerzo por simular compostura y apaci#uar los latidos excesivamente rápidos de su corazón. ;6upon#o ue lord Wrexham está en su derecho de asistir a la "iesta de Prinny, tía >eatrix. 6in duda ha sido invitado, lo mismo ue nosotras. 7or#e, príncipe de /ales y a la sazón re#ente de +n#laterra, solía reci%ir en 'arlton House, su deslum%rante y "astuosa residencia londinense. 4 lady >eldon se halla%a incluida en ocasiones en la lista de invitados, puesto ue su di"unto esposo ha%ía sido íntimo del círculo privile#iado del re#ente. 1 uella noche, la excesivamente caldeada mansión esta%a repleta de un #entío de ele#antes miem%ros de la aristocracia y la alta %ur#uesía. 6in em%ar#o, tras una su%repticia mirada en torno al atestado salón, !leanor vio ue no se veía por nin#una parte al encantador %ri%ón ue en otro tiempo ha%ía con uistado y lue#o pisoteado su corazón. ;)e das excesiva importancia al asunto ;contestó !leanor disimulando su alivio. ; Wrexham dispone de a%soluta li%ertad para moverse en sociedad como #uste. 6u tía >eatrix le diri#ió una penetrante mirada. ;6upon#o ue no pensarás de"enderle, despu0s de ue te tratara de una manera tan a%omina%le. ;*o, desde lue#o ue no. Pero me he hecho a la idea de coincidir con 0l. 1l#una vez tiene ue suceder. )leva una semana en )ondres y am%os nos movemos en círculos similares.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 3

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

)ady >eldon ne#ó con la ca%eza, dis#ustada, y lue#o miró a su so%rina más detenidamente. ;2al vez de%eríamos despedirnos, !leanor. )e presentar0 mis excusas a Prinny... ;*o ten#o intención al#una de huir de lord Wrexham, ueridísima tía. ;!ntonces de%es prepararte. Puede aparecer en cual uier momento. )a joven asintió distraída y aspiró pro"undamente. !sta%a lo más preparada ue podía para encontrarse con el perverso y encantador no%le con el ue ha%ía estado prometida. Hacía varios días ue sa%ía del retorno de Damon a )ondres tras una ausencia de dos años, pues a las ami#as de lady >eldon les entusiasma%a mantenerla in"ormada de las ha%ladurías sociales. !leanor ha%ía planeado cuidadosamente lo ue le diría y cómo se comportaría cuando viera al vizconde. 6ería cort0s, "ría y por completo indi"erente, mostrándose educada y nada más. ;6oy capaz de en"rentarme a 0l con ecuanimidad ;mani"estó, y su tran uila a"irmación desmintió los nervios ue sentía en el estóma#o. 6in em%ar#o, tía >eatrix no esta%a convencida ni dispuesta a perdonar los anti#uos pecados de su señoría. ;*o tendrías ue verte o%li#ada a en"rentarte a ese sinver#@enza. 6i "uera un aut0ntico ca%allero, tendría la %uena educación de mantenerse alejado. ;Ha estado alejado ;respondió !leanor con tono seco. ;Durante dos años. ;<1un así, esa ausencia no %asta= !n realidad, creo ue de%ería ha%er sido proscrito de la %uena sociedad. !leanor pensó ue, lamenta%lemente, el delito ue Damon ha%ía cometido contra ella no justi"ica%a ni mucho menos tan #rave casti#o. ;'onsidero ue verse proscrito sería al#o demasiado duro, uerida tía. ;!n a%soluto. 4 nunca me perdonar0 ha%erte presentado a ese #ranuja. ;*o tienes nada ue reprocharte. !n realidad, si lo recuerdas, no nos presentaste. )a anciana a#itó la mano con ele#ancia rechazando esa su#erencia, ;Wrexham te conoció en la "iesta anual ue doy en mi casa, lo ue si#ni"ica casi lo mismo ue una presentación. 6i yo no lo hu%iera aco#ido en nuestro ho#ar, nunca te ha%rías visto expuesta a la a"licción y al ridículo. Pero era ami#o de Aarcus. &'ómo podíamos sa%er ue resultaría semejante li%ertino( !leanor se pre#untó lo mismo en asom%rado silencio. Aarcus, su uerido hermano mayor, ha%ía tenido en #ran estima a Damon hasta la accidentada ruptura de su compromiso, lo mismo ue ella. 'on su impresionante apariencia y su atrevido y audaz encanto, el vizconde era la "antasía de todas las jóvenes damas, y la preocupación de todas las matronas. >eatrix 1ttree, vizcondesa de >eldon, no #oza%a de excesivo instinto maternal, sin em%ar#o, ha%ía aco#ido a !leanor a la muerte de sus padres, cuando ella sólo tenía diez años, y desde entonces ha%ía sido su cara%ina. 4, por otra parte, uería a su so%rina lo máximo ue podía uerer a al#uien. 6u señoría era aristócrata hasta la m0dula, y tenía unas ideas muy estrictas so%re lo ue era adecuado entre la no%leza. 1l principio, se mostró indul#ente con lord Wrexham pese a su reputación al#o tur%ulenta, por ue ostenta%a un título ilustre ue se remonta%a a varios si#los de anti#@edad y poseía una "ortuna incluso superior a la de !leanor.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 4

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

Por su parte, a 0sta le importa%a poco el título ni la ri ueza de Damon. !ra el no%le en sí mismo uien inspira%a su pasión. Desde el instante en ue se conocieron, experimentó una relampa#ueante atracción por 0l, así como una conexión ue raras veces ha%ía sentido con otro hom%re. !namorarse le ha%ía resultado ridículamente "ácil. Posi%lemente, su necedad al sucum%ir a su irresisti%le atractivo pudiera verse disculpada por su relativa juventud en a uel tiempo, pues entonces tenía tan sólo diecinueve años, y su juvenil corazón ansia%a vivir un amor impetuosamente romántico. ?uería un pretendiente ue la enardeciera, ue la hiciera sentirse ardiente y deseada, tal como Damon hacía. Durante las %reves semanas de su verti#inoso cortejo y compromiso, ha%ía estado em%elesada, creyendo ue esta%an idealmente emparejados y ue Damon era el hom%re de sus sueños. Ha%ía esperado ;con"iado; vivir con 0l "eliz para siempre siendo su esposa. Hasta a uella "atídica mañana de hacía dos años, cuando lo descu%rió en Hyde Par5 con su hermosa amante, no sólo sin molestarse en ocultar su aventura, sino alardeando de ella. !leanor, sinti0ndose #ravemente herida y traicionada, anuló de inmediato su compromiso y se prometió no tener nada más ue ver con Damon. !ste le ha%ía roto el corazón, la ha%ía aver#onzado enormemente y la ha%ía humillado. +ncluso entonces no podía reprimir su resentimiento. 6in em%ar#o, se ne#a%a a aco%ardarse ante la idea de en"rentarse a 0l... ;>ien ;dijo lady >eldon interrumpiendo los pensamientos de su so%rina, ;si insistes en uedarte a uí esta noche, harás %ien en mantener a tu lado al príncipe )azzara, por si Wrexham tiene el descaro de acercarse a ti. ;)o har0, tía. 6u alteza sólo se ha alejado para traernos unos re"rescos. !l príncipe 1ntonio )azzara di 2errasini, un no%le italiano, ha%ía lle#ado a +n#laterra acompañando a su anciano primo lejano, el signore .m%erto Becchi, ue era diplomático en la corte %ritánica. 6e decía ue el príncipe esta%a %uscando esposa y ue considera%a a lady !leanor para ello. )a joven sa%ía per"ectamente ue sus principales atractivos tenían poco ue ver con su personalidad o intelecto. !ra una nota%le heredera por derecho propio de%ido a la amplia "ortuna ue ha%ía heredado de su madre. 2am%i0n era hija de un %arón y actualmente hermana de un conde, puesto ue su hermano mayor, Aarcus, ha%ía heredado recientemente el condado de Danvers de un pariente lejano. 6in em%ar#o, a-n no ha%ía decidido seriamente si desea%a ser considerada como la "utura esposa del príncipe )azzara. 6in duda se sentía atraída por 0l. 6u voz sensual y sus enternecedores ojos ne#ros eran la esencia misma del romance. 2am%i0n era hermoso, atractivo, encantador e in#enioso... y, se#-n todos los rumores, tan li%ertino como lo ha%ía sido Damon. 4, tras su desastroso compromiso con 0ste, se#uido de un se#undo y a-n más %reve con otro no%le poco despu0s, !leanor esta%a "irmemente decidida a ue la próxima vez ue se comprometiera "uese para siempre. 1-n más, sólo se casaría con un hom%re al ue amara y ue a su vez la amase. Precisamente entonces se hizo un silencio en un extremo del salón. !leanor supuso ue ha%ría entrado Prinny con su s0 uito, pero cuando su tía se puso en tensión y

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 5

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

murmuró entre dientes C<Ha%lando del rey de :oma...=D, !leanor comprendió ue no era solamente su alteza real uien ha%ía atraído la atención. Damon 6ta""ord, vizconde de Wrexham, se halla%a junto al re#ente, convocando todas las miradas, incluida la de ella. )os allí reunidos comenzaron a inclinarse y reverenciar de manera aduladora a Prinny, mientras lord Wrexham mira%a con aire despreocupado la 0lite allí reunida... y ellos lo contempla%an a su vez. !n al#-n va#o rincón de su mente, !leanor era consciente del excitado murmullo de voces "emeninas ue hacían comentarios so%re el reci0n lle#ado, aun ue en realidad lo -nico ue ella podía detectar era a Damon... su enver#adura, su vitalidad, su carisma. Parecía llenar el salón con su presencia. 6u "irme "rente, sus pómulos y mandí%ula eran intensamente masculinos y tan atractivos como !leanor los recorda%a, aun ue su tez esta%a ahora más %ronceada a causa de sus viajes por !uropa. 6us ca%ellos tenían una rica tonalidad oscura, sin el matiz azulado de los de ella. 6us ojos, realzados por densas cejas y %ordeados por espesas pestañas, se#uían siendo tan ne#ros como la noche, e i#ual de audaces... De repente, la joven perdió la noción del tiempo cuando esos penetrantes ojos se encontraron con los suyos entre la multitud. Pese a todas sus prevenciones, se uedó totalmente paralizada mientras Damon clava%a en ella su mirada. !leanor compro%ó con asom%ro ue podía experimentar accesos de calor y "río al mismo tiempo, y uedarse repentinamente sin aire en los pulmones. !l impacto de volver a verle "ue como ser "ulminada por un rayo$ la misma chisporroteante sacudida ue ha%ía sentido la primera vez ue "ijó sus ojos en 0l, hacía más de dos años. 6e llevó la mano al escote en un "-til es"uerzo por tran uilizar su corazón, ue le latía dolorosamente en el pecho. Pero no era su corazón la -nica víctima. 2enía h-medas las palmas de las manos y sentía las rodillas a%surdamente d0%iles. 1un ue, desde lue#o, ha%ía sido necio por su parte esperar cual uier otra reacción. *in#-n hom%re ha%ía encendido nunca de ese modo su san#re, ni la ha%ía conmovido más ue Damon... De repente, !leanor ir#uió la espalda, autocensurándose. C*o voy a montar una escenaD, se prometió en silencio. 4 menos ante tantas personas o%servando. !n a uellos momentos, la sala %ullía de especulaciones mientras los ojos de la multitud se centra%an en ella. 2oda la %uena sociedad sa%ía ue ha%ía plantado al vizconde Wrexham por sus costum%res li%ertinas y era evidente ue los allí presentes espera%an ansiosos ver cómo se en"renta%a a 0l. ;'omo ve, le he traído champaña, donna !leanora. 'uando la pro"unda y aterciopelada voz con acento italiano interrumpió sus caóticos pensamientos, la joven se sintió más "eliz ue en toda su vida. 1partó la mirada de la de Damon, le dio la espalda y diri#ió al príncipe )azzara una radiante sonrisa. 6e ne#a%a a permitir ue la lle#ada de su anti#uo pretendiente le estropease la velada. Por lo menos durante a uella noche esta%a a%solutamente decidida a i#norar los a#ridulces recuerdos de su desventurado romance con el perverso #ranuja.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 6

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

)a decisión de !leanor perduró casi dos horas, hasta ue el príncipe )azzara la invitó a dar un paseo por los jardines. 1le#rándose de dis"rutar de un momento de respiro del calor y del estr0pito de los re"inados invitados de 'arlton House, !leanor dejó a su tía con la encantadora compañía del distin#uido signore Becchi y se co#ió del real %razo del so%rino de 0ste para pasear por los senderos de #rava. !l #usto del re#ente en materia de decoración se considera%a como poco dudoso entre la mayor parte de la %uena sociedad, pero los "aroles chinos ue pendían a intervalos re#ulares con"erían a los jardines una aura de cuento de hadas. )a parpadeante luz dorada se re"leja%a en diversas "uentes y estan ues trayendo a la memoria de !leanor el recuerdo de otra radiante velada y de la resplandeciente "uente ue ha%ía interpretado un papel destacado en su %reve compromiso con Damon la primera vez ue 0l la ha%ía %esado, s Hasta ue el príncipe atrajo su atención al verla distraída, !leanor no recordó ue se halla%a en su compañía. ;&Por u0 se ha uedado mirando esa "uente mia signorina( )a joven se pre#untó por u0 realmente, re#añándose en silencio mientras se le sonroja%an las mejillas. *o tenía por u0 recordar el %eso ro%ado de Damon, ni sus consecuencias cuando ella lo empujó por su audaz impertinencia. ;)a vista es encantadora &no le parece( ;pre#untó, respondiendo con am%i#@edad. !l príncipe )azzara asintió. ;!n mi palacio hay muchas "uentes hermosas. 2al vez al#-n día tendrá la oportunidad de verlas. 6u intencionada sonrisa insinua%a la razón ue ella podría tener para visitar ese lu#ar ;como su esposa, ;pero !leanor no dedicó mucha atención a su su#erente o%servación, puesto ue la ha%ilidad del príncipe para hala#ar y seducir al %ello sexo era de so%ra conocida. ;&?uiere contarme al#o de su casa, alteza( *unca he estado en +talia, pero ten#o entendido ue tiene vistas espectaculares. Para su alivio, don 1ntonio se en"rascó en una cálida descripción de la parte sur de su país ;recientemente llamado el :eino de las Dos 6icilias por las potencias #o%ernantes de !uropa; y del principado ue 0l re#ía, cerca del Aediterráneo. !leanor le escucha%a cort0smente, aun ue sólo a medias. 'on #ran consternación por su parte, no podía dejar de se#uir rememorando sus anti#uos recuerdos de Damon. 1penas pocos días despu0s de ha%erlo conocido en la "iesta anual ue cele%ra%a su tía en su casa, 0l se ha%ía tomado más li%ertades de las ue !leanor podía ha%er ima#inado en un ca%allero, ro%ándole un %eso, por lo ue resultó totalmente empapado al tirarlo ella a una "uente. De manera inexplica%le, su poco convencional respuesta a su seducción ha%ía intri#ado a Damon. ?uince días despu0s, se ha%ían comprometido. !leanor le ha%ía entre#ado su corazón, no por ue "uese rico, poseyera un título y "uese pecaminosamente hermoso. 2ampoco se de%ió a su encanto, su in#enio, ni su "acilidad para hacerle creer ue era la mujer más desea%le del mundo, sino por ue la desa"ia%a y

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 7

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

la hacía sentirse viva, por ue atenua%a su soledad, ese sentimiento ue ha%ía experimentado siempre desde la in"ancia. 6u atracción i%a más allá de lo "ísico. !lla podía ha%larle de sus anhelos, de sus sueños. Podía con"iarle sus más íntimos pensamientos y secretos. 6in em%ar#o, Damon se mostra%a mucho más reacio a compartir sus sentimientos. !ra como si mantuviera parte de sí mismo oculta al mundo y, de manera especí"ica, a ella. )a joven ha%ía con"iado en poder a%rirse paso a trav0s de los muros ue 0l eri#ía. 4 puesto ue am%os parecían tan idealmente emparejados en espíritu, in#enio y pasión, esta%a se#ura de ue, pese a su reputación de rompecorazones, Damon lle#aría por "in a amarla. )ue#o descu%rió ue no ha%ía renunciado a su anti#ua amante, como la ha%ía inducido a creer, y eso ha%ía destruido su con"ianza de manera irrevoca%le, pisoteado su or#ullo y destrozado su vulnera%le y joven corazón. !l su"rimiento ha%ía amainado con el tiempo. 1hora !leanor sentía sólo un a#ridulce dolor, o por lo menos así ha%ía sido hasta a uella noche, en ue ha%ía comprendido ue tendría ue en"rentarse a Damon. Para ella, ha%ría sido una cuestión de su%lime indi"erencia si el vizconde hu%iera re#resado a )ondres. 'ierto ue a-n a%ri#a%a cierto resentimiento e ira hacia 0l, pero apenas pensa%a en ven#anza, violencia ni le tenía especial mala voluntad. De hecho, creía ha%erse preparado para encontrársela *o o%stante, mientras pasea%a por los senderos del jardín con el príncipe )azzara, la mente de !leanor esta%a pendiente del especial no%le in#l0s ue a uella noche la ha%ía sumer#ido en semejante caos y res ue%rajado su compostura con su indeseada presencia. 2al vez por ello su"rió un so%resalto al ver emer#er una "i#ura de entre las som%ras en el sendero. Descu%rió aliviada ue se trata%a simplemente de uno de los lacayos de 'arlton House. !l sirviente ha%ía sido enviado en %usca del príncipe )azzara, puesto ue su paisano, el signore Becchi, desea%a presentarle a al#unos personajes importantes. Don 1ntonio le o"reció a !leanor el %razo para acompañarla de vuelta al #ran salón, pero ella declinó su o"recimiento con una sonrisa. *o tenía nin#-n deseo de re#resar a la mansión, donde podría encontrarse con Damon. ;'reo ue me uedar0 en los jardines un poco más, alteza. 1ca%o de ver a al#unos ami#os por allí y me reunir0 con ellos. *o estaría sola, puesto ue ha%ía pe ueños #rupos de paseantes ue dis"ruta%an de la encantadora noche, comprendidas varias damas a las ue reconoció. 4, razonó !leanor, al "in y al ca%o, su tía sa%ía dónde se encontra%a. Por "ortuna, el príncipe no trató de presionarla ni reprenderla por uedarse sin custodia, sino ue se limitó a inclinarse #alantemente prometi0ndole re#resar en %reve. !lla lo miró alejarse por el camino y lue#o se volvió en dirección opuesta, hacia sus ami#os. 6in em%ar#o, al distin#uir una alta "i#ura ue sur#ía de entre las som%ras, le dio un vuelco el corazón. :econoció a uellos anchos hom%ros al instanteE la sensación de poder ue emana%a, la vitalidad y el peli#ro ue parecían rodearla. 'onocía a uellos audaces ojos ne#ros y la ueda voz ue acaricia%a sus terminaciones nerviosas como terciopelo cuando ha%la%a, como hizo entonces.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 8

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;!lle ;dijo Damon sencillamente. .na "lecha dolorosa atravesó a !leanor ante su despreocupada "orma de llamarla. )a pala%ra "rancesa ue si#ni"ica%a CellaD ha%ía sido el apelativo cariñoso ue 0l usa%a cuando esta%an juntos. +ntentó recuperar el aliento, pero no lo#ró conse#uirlo, como tampoco ha%lar. )a #ar#anta se le ha%ía uedado seca y se sentía li#eramente mareada. Damon la ha%ía dejado paralizada y muda, a ella ue nunca se veía privada de pala%ras. <1l dia%lo con 0l= Deplorando su de%ilidad, !leanor ir#uió los hom%ros y recuperó la voz. ;Ailord Wrexham ;murmuró, con una re#ia inclinación. 1 modo de respuesta, Damon ladeó la ca%eza examinándola. ;&De modo ue te propones tratarme con distante "ormalidad( 'on"ieso ue me siento aliviado. ;&1liviado( &?u0 espera%as de mí, milord( &?u0 te a%o"eteara( Fl curvó la %oca con una pizca de humor. ;6e#-n puedo recordar, ya lo hiciste la -ltima vez ue nos vimos. !leanor se sonrojó. )a -ltima vez, ella era una mujer escarnecida y ha%ía descar#ado su "uria en el hermoso rostro del no%le al poner "in a su compromiso. ;)o reconozco ;dijo 0l "rotándose li#eramente la mejilla iz uierda, ;entonces merecía tu desprecio. ;1sí es ;convino !leanor sólo levemente apaci#uada. ;Pero puedes estar se#uro de ue esta noche no har0 nada impropio. 1hora, si tienes la ama%ilidad de disculparme... 2rató de pasar por su lado, pero Damon le tocó el %razo. ;Por "avor, espera un momento. He tenido ciertas di"icultades hasta conse#uir encontrarte a solas. Ae #ustaría ue pudi0semos ha%lar en privado. 1 ella se le desor%itaron los ojos al comprender mientras "ija%a la mirada en 0l. ;&Has manio%rado para ue me uedara sola a uí en los jardines( &Has sido tuien ha mandado al lacayo para hacer ue el príncipe )azzara se alejara( ;1l comprender ue ha%ía elevado la voz de manera impropia redujo su tono a un mordaz susurro. ;<?u0 ma uiav0lico descaro= )a sonrisa de Damon mostra%a cierto arrepentimiento. ;6oy culpa%le de manipulación, cierto, pero creo ue de%eríamos despejar el am%iente entre nosotros y no con"ia%a en lo ue t- pudieras hacer si te a%orda%a en medio de una multitud. 'on suerte, no me empujarás a una "uente o al#o peor. !leanor ar ueó esc0ptica una ceja. ;&*o( Por a uí hay varias "uentes. 'reyó distin#uir el chispazo de humor en los ne#ros ojos de 0l ante la velada amenaza. ;Por lo menos, cont0n tu apremio de merecido casti#o hasta ue me hayas escuchado. 'ontener ese apremio le resultaría más duro de lo ue ha%ía pensado, sin em%ar#o, se mantuvo en silencio mientras Damon prose#uía$ ;*o esta%a se#uro de ue me disculpases "ácilmente por lo ue sucedió hace dos años...

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 9

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;&?u0 te dio esa impresión( ;lo interrumpió ella con suavidad. ;&6implemente por ue me convertiste en el hazmerreír de todos y un personaje di#no de compasión ante toda la %uena sociedad creíste ue no sería ma#nánima conti#o( ;*adie te consideraría una persona di#na de compasión, !lle. !n esta ocasión, !leanor se envaró ante su apodo. ;Pre"iero ue no si#as utilizando ese necio apelativo. )a "orma correcta de diri#irse a mí ahora es Clady !leanorD. ;<1h, sí= Ae enter0 de ue Aarcus solicitó a la 'orona ue elevase tu estatus de hermana de un %arón a hermana de un conde. Auy %ien pues, lady !leanor... &me concederás una %reve audiencia( )a cordialidad de Damon comenza%a a des#astar su sistema nervioso. ;&?u0 deseas decirme( *o necesitas disculparte por tu desprecia%le comportamiento de hace tanto tiempo. 4a está pasado y superado, y apenas me acuerdo ya de ello. 1nte su mentira, la expresión de 0l permaneció eni#mática, aun ue escudriñó su rostro con la vista. ;)amento herirte, !leanor, pero esta noche no te he %uscado con el "in de disculparme. ;&Por u0 has empleado entonces semejantes tri uiñuelas( ;'on"ia%a en ue pudi0ramos pactar una tre#ua. Por tu %ien más ue por el mío. ;&Por mi %ien( &'ómo es eso( ;*o deseo ue tu reputación se resienta por mis pasados pecados, por lo ue con"ia%a en ue pudi0ramos evitar cual uier incomodidad cuando volvi0semos a ser vistos en p-%lico juntos por primera vez. 1un ue t- me rechazases, eso daría más munición a los cotillas. ;!stoy de acuerdo conti#o. 'uando nos encontremos de manera o"icial, podemos comportarnos civilizadamente. ;'reo ue esta noche de%eríamos dar un paso más adelante. 2al vez podría pedirte un %aile ;añadió Damon ante su recelosa mirada. ;&Por u0 dia%los de%ería %ailar conti#o( ;Para acallar los rumores. ;1l contrario, ue nos viesen %ailando sólo incrementaría las ha%ladurías, por ue parecería ue volvemos a estar en %uenos t0rminos. *o, no hay nin#una necesidad de tal intimidad, Damon. Pero no me ne#ar0 a reconocerte cuando te vea. 1hora, si eso es todo... ;*o te vayas todavía. 6u ueda o%servación no "ue una orden ni una s-plica, pero hizo detenerse a la joven. )a tentación de uedarse allí con 0l era a%rumadora, aun ue no le #usta%a estar en tan íntima proximidad con Damon, en especial estando completamente sola, de noche. ;*o deseo ser vista a solas conti#o ;empezó. ;!so podemos remediarlo. 'on un so%resalto por parte de ella, Damon la co#ió del %razo y la desvió al#unos metros del sendero de #rava, tras unos tejos recortados ornamentalmente, introduci0ndose entre las som%ras.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 10

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

!leanor no protestó, aun ue sa%ía ue de%ería hacerlo. Pero tal vez "uera mejor cele%rar su primera reunión en privado, para ue no se produjeran momentos em%arazosos cuando se encontraran en p-%lico. 6in em%ar#o, de manera comprensi%le, no se halla%a de talante #eneroso. ;*o puedo comprender u0 esperas ;dijo al#o malhumorada. ;2enemos poco ue decirnos. ;Podemos ponernos al corriente de los -ltimos dos años. Pero !leanor pensó ue ella no uería ponerse al corriente de nada. *o desea%a darle vueltas a lo ue Damon ha%ía estado haciendo durante todo a uel tiempo en ue ha%ía estado ausente ;con u0 mujeres ha%ría estado; ni recordar cuan sola y a%andonada se ha%ía sentido cuando 0l se marchó. 1un así, consi#uió "ormular una o%servación cort0s$ ;2en#o entendido ue has estado viajando por el continente. ;Durante #ran parte de este tiempo. Principalmente por +talia. ;&4 has re#resado a +n#laterra para uedarte( ;Por lo menos por el momento. Dis"ruta%a de mis viajes, pero añora%a mi ho#ar. !leanor sintió una punzada de envidia, puesto ue ella siempre ha%ía deseado viajar. 6in em%ar#o, ue una dama soltera correteara por el #lo%o era considerado totalmente indecoroso, en especial por su tía. Por añadidura, !uropa ha%ía sido enormemente inse#ura hasta la derrota de los ej0rcitos de *apoleón, hacía tres años. Pero al#-n día con"ia%a satis"acer su sueño de ver al#o más ue su propio país. !ntonces, Damon la sorprendió de nuevo al acariciarle un rizado mechón ue le caía so%re la "rente. Por un momento, pensó ue se proponía enderezar la estrecha cinta de seda ue lleva%a, adornada con plumas azules de avestruz, a jue#o con su vestido de cintura imperio de lustrina azul claro y so%re"alda de red plateada. ;2u espl0ndido ca%ello... &Por u0 dia%los te lo cortaste( )a pre#unta la dejó atónita. 1 la sazón, lleva%a el pelo corto y rizado. !ra el estilo de la moda, pero a decir verdad se lo ha%ía cortado hacía dos años, en un acto de desa"ío, puesto ue Damon ha%ía mani"estado cuánto le #usta%an sus lar#os ca%ellos ne#ros. ;&?u0 puede importarte eso, milord( ;replicó %urlona. ;*o tienes derecho a opinar so%re cómo llevo el pelo. ;'ierto. 'on un despreocupado enco#imiento de hom%ros, 0l volvió a cam%iar inesperadamente de tema. ;&'ómo le va a Aarcus( !leanor respiró aliviada. 6i Damon tan sólo ha%la%a de temas tan mundanos como su hermano, podía relajarse hasta cierto punto. ;Pues le va muy %ien. ;2en#o entendido ue se casó el verano pasado. ;6í... 6e casó con la señorita 1ra%ella )orin#, de 'his3ic5. !n estos momentos se encuentran en Grancia, concretamente en >retaña, visitando a la madre de 1ra%ella junto con sus dos hermanas menores, ue tam%i0n se han casado recientemente. 'reo ue conoces a sus esposos, el du ue de 1rden y el mar u0s de 'lay%ourne, &no es así(

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 11

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;)os conozco %ien. ;Damon hizo una pausa. ;Ae sorprende ue los tres sucum%ieran al matrimonio tan de repente. 'reía ue eran solterones empedernidos. ;!l matrimonio no es conta#ioso, si es eso lo ue te preocupa. 6u ocurrencia provocó una rápida sonrisa en Damon. ;!stoy curado de cual uier deseo de casarme, cr0eme. !leanor se mordió el la%io ante la implicación de ue era ella uien lo ha%ía curado de esa momentánea locura. 6e produjo un lar#o silencio mientras Damon hacía una mueca, al parecer lamentando su despreocupada o%servación. 1 continuación, se expresó con más seriedad al decir$ ;2en#o entendido ue poco despu0s de ue yo me marchase de +n#laterra, estuviste prometida, pero ue no duró mucho. Pila ir#uió la %ar%illa, poni0ndose una vez más a la de"ensiva. ;*o, no duró. Ha%ía roto rápidamente su se#undo compromiso, llevado a ca%o por desa"ío y dolor. ;Decidí ue, despu0s de todo, no esta%a dispuesta a con"ormarme con un matrimonio de conveniencia. *o esta%a enamorada de 0l ni 0l de mí. C1-n te ama%a, DamonD, pensó con tristeza. Fl redujo el tono de voz$ ;Gue muy conveniente ue rompieras nuestro compromiso. 4o no podía entre#arte mi corazón. ;&*o podías o no uerías( )a expresión de 0l era inescruta%le. ;Beo poca di"erencia en ello. 4 te merecías al#o mejor como marido. ;6í, así es. ;4 ahora te está cortejando el príncipe )azzara ;o%servó, a#uijoneándola. !leanor vaciló. ;4o no diría ue est0 cortejándome exactamente. !l príncipe ha venido a +n#laterra a ver la ciudad. ;&4 en %usca de una esposa( ;!so dicen. ;*o me sorprende ue est0 mostrando tanto inter0s por una hermosa heredera. )a o%servación la hirió de manera justi"icada. ;&'rees ue lo -nico ue ve en mí es mi "ortuna( ;Desde lue#o ue no. ;!s%ozó una sonrisa. ;Pero no necesitas ue te hala#ue enumerando tus m-ltiples atri%utos y atractivos. 6upon#o ue tampoco )azzara. !se hom%re tendría ue ser un necio para no sentirse atraído por ti tanto como por tu "ortuna. CPero t- ya no si#ues sintiendo esa atracción, &verdad(D, se pre#untó !leanor, notando ue aumenta%a su dolor. !n voz alta replicó en tono %rusco$ ;1 ti no tiene por u0 importarte si piensa cortejarme o no. ;1un así, me preocupa. Fl sería a"ortunado si te consi#uiera como esposa, !leanor, pero t- podrías conse#uir a al#uien mejor. *o es lo %astante %ueno para ti. !lla "runció el cejo.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 12

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;&'ómo puedes sa%erlo( ;Por ue te conozco. Aereces al#o mejor. !lla no sa%ía u0 pensar de su o%servación, por lo ue optó por enco#erse de hom%ros. ;!s muy presuntuoso por tu parte dedicarte a juz#ar a mis pretendientes, lord Wrexham. ;Pero ya sa%es cuan presuntuoso puedo ser. !sta%a pensando ue ciertamente lo sa%ía, cuando Damon se le acercó de manera inesperada. 6e detuvo apenas a un palmo de distancia y se la uedó contemplando durante lar#o rato. 'uando su mirada atravesó la suya, el corazón de !leanor volvió a latir de nuevo atropelladamente. <Por todos los santos=, &se proponía %esarla( !lla nunca olvidaría la emoción de sus %esos, el sa%or de a uella %oca "irme y sensual ue se movía lentamente hacia la suya... 6e uedó sin aliento cuando Damon le pasó un dedo por la mejilla. 6e sentía a%rumada por su proximidad, por su calor, su per"ume. )ue#o, como si no pudiera evitarlo, 0l le deslizó una mano por la nuca e inclinó la ca%eza cu%riendo su %oca con sus la%ios. !l delicioso impacto la inmovilizó por completo. 'ual uier pensamiento de resistencia se es"umó ante la suavidad de su %eso. 6us la%ios se deslizaron, persistieron y se "undieron con los de ella haci0ndola estremecer. 1nte su involuntaria respuesta, Damon ladeó la ca%eza e intensi"icó la presión, como si volviera a "amiliarizarse con su sa%or, a aprender de nuevo su textura, tanteando con la len#ua sus íntimos recovecos, explorándolos. De repente, !leanor se precipitó en su %eso sumer#i0ndose en 0l, rindi0ndose. Airíadas de sensaciones la invadían ante la ma#ia de su %oca, mientras una oleada de sentimientos "lorecía en las pro"undidades de su cuerpo. *o pensa%a en modo al#uno en escapar. Damon la ha%ía capturado por completo. 4 la dulzura, la ternura, el calor, todos ellos com%inados, desperta%an un tem%loroso dolor en su interior. .n suave #emido sur#ió de su #ar#anta y entonces 0l la atrajo a-n más hacia sí, estrechando sus senos contra su pecho y sus muslos contra los suyos. !l cuerpo de !leanor reaccionó impotente$ ar ueó la espalda y sus piernas se de%ilitaron. 6e tensó contra el cuerpo masculino con ávida ansiedad, mientras Damon se#uía acariciando, enredando y apareando su len#ua con la suya a un ritmo hechizante. 'uando le asió un seno provocó en la joven un estallido de "o#osa sensación... un intenso recuerdo de cuan "ácilmente podía a uel hom%re excitar sus anhelos. C4 un recuerdo a-n más intenso del dolor ue le podía causar.D 1l recordar de pronto sus circunstancias, !leanor luchó contra la a%rasadora oleada de deseo ue la esta%a inundando. !n otro tiempo, ha%ía permitido ue Damon la sedujera con sus sensuales caricias y 0l le ha%ía destrozado el corazón. 'omprender eso le dio "uerzas para renovar su pu#na por el control. !s"orzándose por recuperar su voluntad, interpuso las manos entre los dos tratando de li%erarse de su seductor a%razo.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 13

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

1l ver ue 0l no la solta%a inmediatamente, !leanor lo empujó contra el %orde del seto. 1l parecer, Damon esta%a preparado para esa reacción, por ue se apuntaló en el suelo mientras la asía li#eramente por los ante%razos. Puesto ue 0l se#uía reclamando sus la%ios, la joven echó el pie hacia atrás y le propinó un "uerte puntapi0 en la espinilla recu%ierta por una %lanca media de seda ue lle#a%a hasta sus "ormales calzones de sat0n hasta la rodilla. /racias a su violencia, consi#uió li%erarse de su presión... e incluso provocó un so"ocado uejido por parte de 0l. !leanor se li%eró entonces por completo y retrocedió. :espirando di"icultosamente y con el pulso lati0ndole acelerado, trató de recuperar sus aturdidos sentidos mientras lo mira%a con "ijeza. 6us ras#os se ha%ían vuelto de nuevo eni#máticos. Para su sorpresa, en su expresión no se leía el triun"o. !n lu#ar de ello, distin#uió pesar en las som%ras ue oscurecían sus ojos. ;Perdóname, ha sido un arre%ato ;dijo con un ronco y áspero susurro. 'on #ran pesar por su parte, !leanor reconoció ue tam%i0n ella esta%a "uriosa por dejarse encantar de tal modoE le ha%ía devuelto todos sus %esos y, ahora ue se ha%ían aca%ado, se sentía extrañamente despojada. ;&Donna !leanora( ;la llamó con suavidad una #rave voz masculina. 6e uedó rí#ida al comprender ue el príncipe )azzara ha%ía acudido en su %usca. 'on"iando en no tener los la%ios demasiado h-medos e hinchados, la joven se esca%ulló de detrás del seto. ;&6í, alteza( Don 1ntonio sonrió encantador al verla, aun ue su sonrisa vaciló al ver salir a Damon tras ella. !leanor, con las mejillas sonrojadas, se apresuró a explicar$ ;Ae he encontrado a un anti#uo conocido. De hecho, le esta%a comentando a lord Wrexham el reciente matrimonio de mi hermano. ;&)ord Wrexham( ;repitió el príncipe )azzara mientras "ija%a una a#uda mirada en Damon. Fste, por su parte, dijo con soltura$ ;&?uiere presentarnos, lady !leanor( 'uando así lo hizo, de mala #ana, el príncipe se uedó mirando a Damon de pies a ca%eza, evidentemente sin #ustarle lo ue veía. )ue#o se inclinó con ri#idez, dejó de hacerle caso a Damon y le tendió cort0smente el %razo a !leanor. ;&:eanudamos nuestro paseo por el jardín, cara mia( :econocida, ella asió el %razo del príncipe y murmuró un cort0s C>uenas noches, milordD en dirección a Damon mientras se aleja%a. 6e sentía enormemente aliviada dejándose conducir por el príncipe. !l salvaje latido de su corazón se ha%ía calmado en parte, aun ue esta%a "uriosa consi#o misma por ansiar los %esos del otro hom%re, a pesar de ue a-n a%ri#a%a %astante resentimiento y dolor al pensar en su traición de hacía dos años. )a ha%ía complacido darle el puntapi0 en la espinilla, pese a ue ella misma se ha%ía lastimado la punta del pie. Ha%ía superado su primer encuentro, aun ue hu%iese hecho tan po%re papel.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 14

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

6u principesco acompañante interrumpió sus distraídos pensamientos. ;)ord Wrexham es el ca%allero ue en otro tiempo estuvo prometido con usted, &verdad( 6u tono contenía al#o más ue curiosidad$ la pre#unta esta%a matizada por una nota de celos masculinos. ;Durante %reve tiempo. ;Diri#ió al príncipe una radiante sonrisa. ;Ais sentimientos hacia Wrexham pronto se en"riaron, se lo ase#uro. 1hora no si#ni"ica nada para mí, he terminado por completo con 0l. !s simplemente un ami#o de mi hermano, nada más. 4, sin em%ar#o, !leanor no pudo dejar de advertir ue su declaración sona%a poco convincente incluso a sus propios oídos. Desde lue#o, si su reacción respecto a 0l hacía unos momentos servía de indicación, no se podía decir ue hu%iese terminado con Damon en a%soluto. !ra evidente ue cual uier mujer hu%iera sucum%ido a su sensual asalto. )os %esos de Damon eran má#icos, apasionados, de%ilitadores... Peor a-n, los chispazos entre am%os todavía estalla%an con plena tuerza. <Aaldición, y maldito "uera 0l= CDe%ería ha%erle #olpeado con más "uerzaD, pensó !leanor. 6u in uietud le haría recordar cuan peli#roso se#uía siendo Damon para ella. 1hora sólo podía con"iar en no tener más encuentros con 0l a solas. *o con"ia%a en sí misma para dejar de comportarse de la misma licenciosa manera si 0l volvía a intentar %esarla. &4 si lo hacía( !n ese caso, temía ue pro%a%lemente sucum%iera por completo a su perverso encanto. <Desde lue#o, no permitiría ue eso sucediera=

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 15

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

CAPI! LO %'
*n alguna ocasión, interprete el papel de damisela en apuros. +u aparente inde!ensión lo ,ará sentirse superior...y los caballeros dis!rutan enormemente sintiéndose superiores. "N# D#$# #N%N&$# Consejos a las jóvenes damas para con uistar marido

Damon salió de 'arlton House en dirección a su carruaje con el cejo "runcido. !spera%a ansioso volver a ver a !leanor a uella noche. +ncluso ha%ía planeado ha%lar en privado con ella... y ha%ía hecho lo imposi%le por conse#uirlo. Pero ni mucho menos se ha%ía propuesto %esarla. Por el contrario, simplemente desea%a miti#ar cual uier sentimiento ne#ativo ue la joven experimentara hacia 0l para ue am%os pudieran dejar atrás el "rustrante pasado. !so y averi#uar cuan serios eran sus sentimientos hacia el príncipe )azzara. C1sí pues, &por u0 has sucum%ido al "iero apremio de volver a sa%orear sus la%ios( ;se pre#untó secamente. ;De%erías dejar de ju#ar con "ue#oD 6in em%ar#o, pese al ries#o de resultar uemado, no podía lamentar ha%erla %esado. 6u %oca era todo lo ue 0l recorda%a y más. !lla en sí misma era tal cual la recorda%a$ vi%rante, exu%erante, llena de vida, con a uel cálido resplandor ue a-n tenía el poder de cautivarlo. !leanor Pierce encendía su san#re más ue cual uier otra mujer lo ha%ía conse#uido ni pro%a%lemente lo conse#uiría jamás. 4 esa noche lo ha%ía em%ria#ado como hacía dos años... 6intió cómo el carruaje se %alancea%a mientras su corpulento ami#o, el señor ,tto /eary, se instala%a pesadamente junto a 0l en los asientos de cuero. ;/racias a todos los santos esta ostentosa exhi%ición ya ha concluido ;declaró 0ste con un suspiro de alivio mientras el vehículo partía de 'arlton House. ;2e rue#o ue nunca más vuelvas a arrastrarme a otro de esos tediosos y a"ectados espectáculos. Damon apartó sus pensamientos de !leanor y es%ozó una seca sonrisa ante la ueja de su ami#o. ;6a%es per"ectamente por u0 te he CarrastradoD a uí esta noche. Para apartarte durante al#unas horas de tu hospital. De otro modo, estarías allí enterrado con tus pacientes. 6in duda es lo -nico ue has hecho durante los dos años ue he estado ausente. ,tto tiró de los extremos de su "ormal cor%ata y un mechón de %rillantes ca%ellos pelirrojos le cayó so%re los ojos. ;Ae siento completamente satis"echo enterrado con mis pacientes, como t- dices. Por otra parte, la %uena sociedad... >ien, no s0 cómo lo soportas Damon. Pensa%a ue sentías escaso a"ecto por Prinny. ;6upones correctamente, pero su alteza real puede proporcionarte ventajas ue yo no puedo darte, pero puesto ue codicia mi apoyo para "inanciar sus m-ltiples placeres, estará dispuesto a patrocinar tus es"uerzos en consideración a mí.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 16

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

,tto volvió a suspirar. ;!s una condenada ver#@enza ue hacer "uncionar un hospital cueste una maldita "ortuna. Damon comprendía a la per"ección cuan costoso podía ser eso, puesto ue ha%ía contri%uido con una parte importante de su propia "ortuna primero para "inanciar los estudios de ,tto y despu0s para ayudarlo a a%rir el hospital Aarle%one, en el norte de )ondres, hacía media docena de años. ,tto /eary, con su duro tra%ajo, dedicación y aut0ntico talento, se ha%ía convertido en uno de los más respetados "acultativos de +n#laterra. Pero el patrocinio del re#ente podía hacerle #anar a-n más respeto... y, lo ue era más importante, el apoyo y la aportación "inanciera de la acaudalada sociedad %ritánica. ;6in em%ar#o, dudo ue conse#uirme el patrocinio del re#ente "uera la -nica razón por la ue has venido esta noche ;dijo ,tto en tono capcioso. 1 la luz de la lámpara del carruaje, Damon o%servó cómo su ami#o lo examina%a. ;&?u0 otras razones podía tener( ;respondió evasivo. ;&2al vez el hecho de estar enamorado de una ele#ante damisela( ;&'uándo he estado enamorado yo de una damisela( ;Hace dos años sin ir más lejos. ;1nte la mirada penetrante de Damon, ,tto prosi#uió divertido. ;Durante los -ltimos cuatro días, has estado insólitamente in uieto e irrita%le, ami#o. Puedo advertirlo aun ue lo disimules. 6i tuviera ue aventurar un dia#nóstico, diría ue tus síntomas se de%ían a la impaciencia de volver a ver a lady !leanor. Damon es%ozó una irónica sonrisa. ;&'ómo dia%los lo sospecha%as( ,tto se echó a reír. ;,lvidas ue te conozco demasiado %ien, viejo ami#o. !l no pudo ne#ar la a"irmación. 6e ha%ían conocido hacía mucho, y en horri%les circunstanciasE cuando ,tto se ha%ía hecho car#o del cuidado del hermano #emelo de Damon, de diecis0is años, en su lecho de muerte. ;De%o reconocer ue lady !leanor es excepcionalmente hermosa ;tanteó ,tto. ; &Has conse#uido ha%lar con ella esta noche( ;6í. ;&4 es eso todo cuanto piensas decirme( ;*o hay nada más ue contar. Damon no tenía nin#una intención de explicar lo ue sentía por !leanor, en especial cuando no sa%ía exactamente cuáles eran sus sentimientos en a uellos momentos. ;*o puedes estar satis"echo de ue el príncipe )azzara la est0 cortejando ; mani"estó ,tto. !so era cierto. 1l enterarse de ue !leanor tenía al príncipe italiano como pretendiente, Damon ha%ía re#resado a +n#laterra una semana antes de lo ue en principio tenía previsto. Desea%a prote#erla de ue resultara herida por las li%ertinas costum%res de )azzara... aun ue se sentía a%rumado al tener ue justi"icar ante sí mismo la salvaje oleada de celos ue ha%ía sentido a uella noche al verla junto al hermoso no%le, puesto ue ya no tenía nin#-n derecho so%re ella.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 17

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;*o, no estoy satis"echo ;reconoció con voz ueda. ,tto apretó los la%ios y "runció el cejo. ;De%erías andarte con ojo, Damon. )o mejor sería ue te mantuvieras alejado de la dama en cuestión. *o desearás darle a ella, ni a cual uier otro, una "alsa impresión acerca de tus intenciones, mostrando excesivo inter0s, &no( ;1cato tu sa%iduría superior ;replicó su ami#o "rivolizando. 1un ue esta%a plenamente de acuerdo con el consejo. !leanor era imponente, peli#rosa, adictiva. Ha%ía dejado una pro"unda huella en 0l, tan pro"unda, ue durante los dos -ltimos años no le ha%ía sido posi%le uitársela de la ca%eza. Desde ue concluyeron las %reves y estimulantes semanas de su rápido cortejo, su vida le ha%ía parecido sosa, pese a la emoción de sus viajes y la satis"acción de hacer realidad varios de sus deseos lar#o tiempo a%ri#ados. Damon volvió a "runcir el cejo mientras ladea%a la ca%eza para mirar por la ventanilla del carruaje las oscuras calles de )ondres. Hasta a uella noche se ha%ía convencido de ue ha%ía superado sus ardorosos sentimientos ue !lle le desperta%a. 2al vez a u0lla "uese en parte la razón de ue la hu%iese %esado, por ue tenía cierta va#a idea de demostrarse a sí mismo ue todo se ha%ía aca%ado entre ellos. 6in em%ar#o, su mal aconsejado experimento le ha%ía con"irmado exactamente lo contrario. )as chispas se#uían produci0ndose entre ellos con tanta "uerza como siempre... lo ue hacía a la joven terri%lemente peli#rosa para su resolución de mantenerse alejado. 6ería muy a"ortunado si !leanor se sintiera a-n "uriosa con 0l por el modo en ue la ha%ía tratado. *o era pro%a%le ue le perdonara nunca sus errores durante el compromiso. Damon lamenta%a pro"undamente ha%erla herido y sa%ía ue era el -nico culpa%le de todo a uel penoso asunto. 2am%i0n sa%ía ue, ante todo, nunca de%ería ha%erle propuesto matrimonio, puesto ue no podía darle lo ue ella desea%a. *o ca%ía duda de ue se ha%ía uedado prendado por la animada %elleza de ca%ellos ne#ros, con su rápido in#enio y su cálida risa en cuanto la vio. !leanor lo ha%ía excitado desde el momento en ue se conocieron. )e ha%ía hecho sentirse de nuevo vivo por primera vez desde la muerte de sus "amiliares. )o más inexplica%le, era el extraño vínculo ue tenía con ellaE una intimidad casi tan poderosa como la ue ha%la compartido con su #emelo. :econoció ue 0sa "ue la razón principal de ue pidiera impulsivamente su mano en matrimonio. !so y el hecho de ue la desea%a de manera tan apremiante ue temía llevar su deseo más allá de los simples %esos y deshonrarla si no le#itimiza%a su pasión. *o o%stante, la tímida y dulce declaración de amor de !leanor lo ha%ía sorprendido. !n cuanto comprendió cuan ardientes ha%ían lle#ado a ser los sentimientos de la joven hacia 0l ;y darse cuenta de lo peli#rosamente intensa ue se ha%ía vuelto la atracción ue 0l mismo sentía; Damon ha%ía tomado medidas para poner "in a su relación. *o ha%ía uerido a#ravar más su dolor dejando ue la muchacha se enamorase más pro"undamente. Pensó "ríamente ue cuanto antes provocase la ruptura, antes se recuperaría ella. C!l pasado de%ería servirte de advertenciaD, lo amonesta%a una insistente voz en su ca%eza. Damon sa%ía ue ,tto tenía razón$ de%ería mantenerse alejado de !leanor. 4, en t0rminos prácticos, ahora ue ha%ía vuelto a verla de%ería ser capaz de se#uir adelante con su vida.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 18

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

6ólo ue no se sentía a #usto dejándola como o%jetivo del príncipe )azzara, un encantador li%ertino ue posi%lemente "uera un cazador de "ortunas y, sin duda al#una, #ranuja. !n +talia, )azzara no sólo ha%ía dejado un re#uero de corazones rotos, sino ue tam%i0n ha%ía arruinado a una mujer de %uena "amilia, ne#ándose a asumir responsa%ilidades. Damon no creía ue el príncipe mancillara realmente a !leanor, puesto ue la "amilia y las relaciones sociales de 0sta eran muy poderosas. 6in em%ar#o, le preocupa%a ue pudiera herirla, i#ual como 0l ha%ía hechoE ue la joven se enamorase y se casara con )azzara y lue#o se sintiera desolada por sus in"idelidades. Damon es%ozó una mueca amar#a. 6ospecha%a ue además de prote#er a !leanor lo ue desea%a era salvar su propia conciencia, a%solverse en cierta medida de su culpa%ilidad. Deseoso de alejarla de sus pensamientos, se ale#ró cuando ,tto cam%ió de tema para ha%lar de su tema "avorito$ su precioso hospital 2ampoco lamentó uedarse solo lue#o, cuando el eminente doctor se apeó en su residencia de Aaryle%one, próxima al hospital. Damon prosi#uió su camino hacia la mansión Wrexham, en 'avendish 6 uare, Aay"air, el distrito más moderno de )ondres y sede de #ran parte de la aristocracia. )a mansión ha%ía pertenecido a su "amilia desde hacía varias #eneraciones, pero el silencio ue lo saludó al entrar tenía escaso parecido con los recuerdos de su in"ancia, cuando en los pasillos ha%ían resonado sus risas, siendo 7oshua y 0l unos muchachos. 1hora a uellos pasillos parecían dolorosamente vacíos y en ellos sólo resona%a el dolor ue ha%ía sentido a los diecis0is años, cuando perdió a su uerido hermano a causa de la tu%erculosis, una #rave en"ermedad pulmonar ue no tenía cura. )a muerte de 7oshua ha%ía sido un #olpe muy "uerte para Damon, pues am%os esta%an muy unidos. Perder a sus padres durante una violenta tempestad en el mar poco despu0s lo ha%ía dejado sin nin#-n pariente próximo y decididamente privado de sentimientos. 1 partir de a uel momento, ha%ía sepultado sus emociones pro"undamente, y ha%ía procurado ue nadie cercano le importaseE ha%ía rechazado a la #ente. 2am%i0n se ha%ía vuelto temerario. *o tenía nada ue perder. Durante la si#uiente d0cada, desa"ió al destino en toda oportunidad ue se le presentó y se #anó una perversa reputación, cosa ue nunca le ha%ía preocupado, hasta ue conoció a la animada y hermosa heredera !leanor Pierce durante la primera 2emporada de 0sta, cuando la joven "ue presentada en sociedad %ajo los auspicios de lady >eldon, su muy ri#urosa tía. Damon co#ió la lámpara ue le tendió el lacayo ue lo a#uarda%a y su%ió la amplia escalera desviándose lue#o a la derecha, hacia sus aposentos. 1l entrar en su dormitorio, "ue directamente a las ventanas y las a%rió de par en par. Durante dos años, la casa ha%ía estado cerrada, con el mo%iliario cu%ierto con "undas de lienzo. !l olor a cerrado a-n impre#na%a las ha%itaciones, aun ue, tras ser ventiladas, ya no era el olor de la muerte y la en"ermedad ;la pestilencia ue suele invadir los hospitales y las ha%itaciones de los en"ermos; sino el de la "alta de uso. 4 Damon no soporta%a ese olor. 6e volvió, se despojó de su cha ueta de eti ueta y su chaleco de %rocado, se soltó el pañuelo del cuello y se sirvió una copa de %randy. 1-n se sentía muy ausente cuando se desplomó en un sillón de orejas ante el ho#ar, donde crepita%a ale#remente un pe ueño "ue#o. .n respetuoso #olpecito en la puerta lo hizo salir de su ensueño.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 19

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

Dio permiso para ue entraran y vio a su anciano ayuda de cámara. ;&Puedo ayudarle, milord( ;pre#untó el hom%re. Damon "runció el cejo. ;!s tarde, 'orn%y. 'reo ha%erle dicho ue no me esperase. ;)o hizo, señor. ;Pero raras veces tiene en cuenta mis órdenes, &verdad( ;*o en este caso, milord. &?u0 clase de sirviente sería si me desentendiera de mis de%eres cuando creo ue soy necesario( Damon no pudo reprimir una sonrisa ante la imposi%le idea de ue 'orn%y, de ca%ellos #rises, se desentendiese de sus de%eres. !l anciano ha%ía estado al servicio de la "amilia 6ta""ord durante lar#os años, desde mucho antes de ue 7oshua en"ermase, y ha%ía cuidado con dili#encia del mori%undo. !n #ratitud por tan leales servicios, Damon ha%ía conservado al sirviente a su lado mucho despu0s de ue 0ste hu%iese de%ido retirarse. *o o%stante, 'orn%y se ne#a%a a aceptar nada parecido a caridad, por lo ue actua%a como ayuda de cámara de Damon y "actótum. Pese a su avanzada edad, ha%ía acompañado al vizconde Wrexham en sus viajes por tierras extranjeras y, sin duda, Damon ha%ía a#radecido muchas veces contar con su "amiliar presencia. 1m%os compartían la natural camaradería de anti#uos conocidos, y se trata%an con mucha menos "ormalidad de la ha%itual entre un no%le y su sirviente. ;&Puedo pre#untarle si su atuendo de esta noche le ha parecido satis"actorio, milord( ;in uirió 'orn%y. ;6í, ha sido por completo satis"actorio. Precisamente entonces el hom%re distin#uió la cha ueta de Damon tirada so%re una silla y pro"irió un %reve #emido de consternación. ;<Ailord, no de%ería ser tan descuidado= !sa cha ueta cuesta un ojo de la cara. :eco#ió con delicadeza la prenda ;una cha ueta nueva entallada y excelentemente con"eccionada por Weston; y la alisó con cuidado. ;Desde lue#o, señoría, estoy asom%rado. Pero uizá haya sido -til para su propósito de asistir a la "iesta del re#ente. !ra una ocasión especial, &no es así( !sta noche se ha acicalado usted más ue nunca ante el espejo. Damon diri#ió al anciano una mirada de soslayo. !ra verdad, a uella noche se ha%ía vestido cuidadosamente ante la expectativa de ver a !leanor, pero no pensa%a ue sus es"uerzos hu%iesen sido tan evidentes. ;Ae permito di"erir. 4o no me CacicaloD. ;6i usted lo dice señor... 'onteniendo su diversión, Damon "ijó una severa mirada en el hom%re. ;&6e da usted cuenta de ue no le pa#o para ue ha#a o%servaciones so%re mi comportamiento( ;6í, milord. ;6ólo ca%e esperar ue en al#-n momento, dentro de una o dos d0cadas, lle#ue usted a sa%er mostrar un mínimo de respeto por su señor. ;Ae temo ue eso es sumamente impro%a%le, milord. 4a sa%e lo ue se dice... es di"ícil ue un perro viejo aprenda nuevos trucos.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 20

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

Damon desvió la vista con tristeza. ;2endr0 ue reconsiderar su empleo. :ecu0rdeme ue le despida por la mañana, 'orn%y. ;4a me despidió hace uince días, antes de ue parti0ramos de +talia, milord. &)o ha olvidado( ;&Por u0 si#ue a uí entonces( ;Por ue usted me necesita. 2iene muy pocos empleados ue procuren por su %ienestar. ;4a no si#ue siendo así ;respondió 0l. ;'ontratamos a un e uipo apropiado al re#resar a )ondres. ;Pero nin#uno de ellos sa%e cómo le #ustan a usted las cosas, milord. Damon admitió en silencio ue a uello era cierto. ;&Ae disculpa un momento, milord, mientras cuel#o adecuadamente su cha ueta...( ;pre#untó 'orn%y. ;6í, desde lue#o. 2omó un lar#o tra#o de %randy mientras el anciano sirviente se diri#ía a col#ar la cha ueta en el vestidor de la ha%itación. 1l re#resar al dormitorio, el hom%re miró intencionadamente la copa de %randy ue Damon tenía en la mano. ;&'omenzamos pronto este año, milord( ;*o, no comenzamos, puesto ue se trata sólo de una copa antes de acostarme. ;He encar#ado un %arril de excelente %randy, como usted me ordenó. ;>ien. Damon raras veces a%usa%a del alcohol, pero una vez al año, en el aniversario de la muerte de su hermano, se em%ria#a%a, en un in-til es"uerzo por aho#ar la pena ue a-n sentía. )a "atídica "echa se cernía amenazadora en el horizonte, al ca%o de uince días, pero no esta%a %e%iendo por ue hu%iese comenzado a o%servar su anual ritual de dolor. 6in em%ar#o, no le #usta%a ue se lo señalasen, ni aun ue uien lo hiciera "uese un "iel sirviente. ;'orn%y ;dijo, mirando al anciano por encima del %orde de la copa. ;&6í, milord( ;1umentar0 considera%lemente su salario si me deja en paz. ;4a me pa#a muy %ien, milord. 6i no le importa, en vez de eso, renunciar0 a mi remuneración monetaria por el placer de importunarle de vez en cuando. ;6i sólo "uera de vez en cuando lo soportaría mejor ;murmuró Damon exasperado, aun ue am%os sa%ían ue esta%an %romeando. Fl no hu%iera soportado el adulador servilismo ue la mayoría de los criados mostra%an hacia sus aristocráticos señores. 'on cort0s impasi%ilidad, 'orn%y permaneció a#uardando sus órdenes y al ver ue no reci%ía nin#una insistió con suavidad$ ;&!stá se#uro de ue no puedo hacer nada más por usted, milord( ;!n realidad sí hay una cosa. Puede tener preparado mi traje de montar para mañana a las siete.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 21

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

6ospecha%a ue era posi%le ue !leanor estuviese en Hyde Par5 por la mañana temprano. !lle era una so%er%ia amazona, y dis"ruta%a con un tapido #alope matinal. 4 si estuviera ca%al#ando con a uella realeza italiana... ! uivocado o no, Damon se sentía o%li#ado a ase#urarse de ue la joven no esta%a perdiendo la ca%eza por el príncipe. ;Auy %ien, señor. 6erá otra ocasión especialH ;Por "avor, acu0stese 'orn%y ;lo interrumpió Damon para impedir ue su ayuda de cámara %romease so%re !leanor. ;Parece %astante cansado, de hecho a punto de desplomarse, y no deseo tener su de"unción en mi conciencia. ;6í, milord. 'omo #uste. !l hom%re "ue hacia la puerta, pero antes de salir se detuvo. ;De%o decir ue es a#rada%le estar de nuevo en casa y tener el privile#io de dormir en una %uena cama in#lesa. !sos artilu#ios extranjeros ue pretenden ser colchones apenas resultan adecuados para el #anado. ?ue descanse %ien, milord. Damon correspondió a la despedida con una li#era inclinación de ca%eza. 'orn%y tenía razón. !ra realmente a#rada%le dormir en su propio lecho tras ha%er vivido tanto tiempo en tierra extranjera. 6in em%ar#o, sa%ía ue le resultaría condenadamente di"ícil conciliar el sueño a uella noche, tras ha%er %esado a !lle. 6e le ha%ían despertado demasiados recuerdos, tanto %uenos como malos. !l nunca se ha%ía permitido involucrarse emocionalmente con nin#una mujer hasta ue conoció a !leanor. 2ras soportar tanto dolor, se ha%ía ne#ado a sí mismo ue nadie le importaraE no desea%a arries#arse a su"rir de nuevo por la p0rdida de al#uien a uien amara. Pero la ale#ría de vivir de la joven le ha%ía encantado tan pro"undamente, ue ha%ía i#norado las señales de advertencia de su creciente intimidad hasta la "atídica con"esión de amor de ella. !l peli#ro ue eso representa%a se ha%ía visto su%rayado por otra muerteE 2ess >lanchard, su prima se#unda, ha%ía perdido a su prometido en la %atalla de Waterloo. 6er testi#o de la desolación y conmoción de 2ess le recordó "ieramente el pesar al ue se arries#a%a si persistía en su propósito de casarse con !leanor. Gue por eso por lo ue alejó a !leanor, consciente de ue la an#ustia y el vacío ue Damon ha%ía experimentado ante la trá#ica muerte de su hermano y la desaparición prematura de sus padres sería a-n mayor si la perdía a ella despu0s de ue el incipiente vínculo ue los ha%ía unido se intensi"icase y re"orzase. *o o%stante, ha%ía decidido ue "uese ella uien rompiera su compromiso, puesto ue un ca%allero no podía a%andonar a una dama de modo honora%le. Por ello, or#anizó una escena p-%lica, para estar se#uro de ue la joven lo vería con su anti#ua amante. !n realidad, no ha%ía sido in"iel, simplemente se lo ha%ía hecho creer así a ella y, por consi#uiente, ha%ía hecho ue pensara ue era un ru"ián de la más %aja esto"a. Para evitarle la humillación, Damon ha%ía partido de +n#laterra la semana si#uiente. Por "ortuna, durante sus viajes por el continente conta%a con un o%jetivo para su pasión reprimida y su desilusión, un importante propósito para sí mismo. 2al vez por ue las muertes sin sentido de sus "amiliares lo ha%ían dejado con una intensa necesidad de controlar el destino, #uiado por ,tto y por sus relaciones, Damon ha%ía pasado los -ltimos años tratando de hacer al#o para salvar a al#unos de los in"ortunados ue ha%ían contraído la devastadora en"ermedad ue se ha%ía llevado a su hermano.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 22

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

!l 0xito de sus es"uerzos le reportó, si no or#ullo, al menos satis"acción. Ha%ía conse#uido lo ue se ha%ía propuesto, en realidad, ha%ía ido mucho más allá de sus mayores expectativas. 1un ue -ltimamente se ha%ía encontrado ansiando volver a +n#laterra. Pocas semanas antes, ha%ía decidido ue ya ha%ía va#ado %astante por el mundo, ue ya era hora de volver a casa y reanudar su anti#ua vida. )os rumores acerca de ue )azzara corteja%a a !leanor sirvieron sólo para apresurar su vuelta. )o ue lo lleva%a de nuevo a a uella noche y a la cuestión de u0 hacer respecto a !lle. *o repetiría la historia aproximándosele demasiado para lue#o volver a herirla cuando se alejase. 6in em%ar#o, ahora no podía a%andonarla, cuando esta%a siendo perse#uida por un li%ertino ue sería un deplora%le esposo y sólo le causaría desdicha. !lla se merecía al#o mucho mejor. Damon desea%a ue "uese dichosa, ue lo#rase realizar sus sueños de matrimonio, amor, hijos. !l mismo "uturo ue 0l ha%ía rehuido cuando, intencionada y p-%licamente, la ha%ía traicionado. 6i al#-n día se casa%a para dar un heredero a su título, sería puramente una unión de conveniencia. 1un así, esta%a se#uro de ue el príncipe )azzara no era el hom%re de los sueños de !leanor. Por consi#uiente, pensa%a som%ríamente mientras apura%a el resto de su %randy, se proponía estar en el par ue al día si#uiente por la mañana, por si tenía la oportunidad de encontrar allí a !leanor con su real pretendiente. De ese modo podría prote#er a la encantadora y vivaz muchacha ue en otro tiempo pensó en convertir en su esposa, del li%ertino tenorio ue la esta%a cortejando.

1l volver a su casa de Portman Place, !leanor acompañó a su tía al piso superior y se detuvo ante el dormitorio de lady >eldon para desearle %uenas noches. ;Ae ale#ro de ue hayas dis"rutado de la velada, tía ;dijo con sinceridad. ;!l signore Becchi es muy a#rada%le, &verdad( ;)o es, desde lue#o ;respondió >eatrix sonrojándose li#eramente ante la mención del anciano pariente del príncipe )azzara. ;!l signore es el encanto personi"icado. 6upon#o ue de%e de ser un ras#o inherente a los ca%alleros italianos, independientemente de su edad. ;De%es de tener razón. !leanor se sentía "eliz al pensar ue tal vez esta%a siendo testi#o de un incipiente romance entre su patricia tía y el distin#uido diplomático italiano. Desde ue se ha%ía uedado viuda, hacía seis años, >eatrix no ha%ía mostrado inter0s por nin#-n ca%allero. Pero era evidente ue ahora atraía su atención el signore Becchi, ue asimismo era viudo. Por añadidura 0l, a su vez, tam%i0n parecía sentirse atraído hacia ella. 6in em%ar#o, el sonrojo de la mujer se disipó mientras escudriña%a cuidadosamente a !leanor. ;&2- no has dis"rutado de la velada, uerida( *o estarías demasiado acon#ojada por el retorno de Wrexham, &verdad( ;Desde lue#o ue no ;contestó ella evasiva. ;Por lo ue a mí respecta, puede irse al dia%lo.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 23

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;6in duda ya ha ido ahí ;respondió >eatrix con mordacidad, ;aun ue sa%es per"ectamente ue las damas no usan un len#uaje tan ordinario. ;6í, tía ;murmuró !leanor disimulando una sonrisa. 6u no%le pariente era muy uis uillosa acerca del comportamiento adecuado, pero !leanor desea%a complacerla siempre ue le era posi%le, para devolverle su ama%ilidad al ha%erla reco#ido hacía tanto tiempo. ;'on"ío ue el retorno de Wrexham no inter"iera en el cortejo del príncipe )azzara ; o%servó lady >eldon. ;*o lo#ro ima#inar por u0 tendría ue ser así. Wrexham ya no tiene nin#-n inter0s por mí, ni yo por 0l. De nin#-n modo divul#aría ue Damon la ha%ía %esado en los jardines hacía apenas cuatro horas, ni ue por un momento encantador ella le ha%ía devuelto su maravilloso %eso con sonrojeante entusiasmo. ;&Piensas salir mañana por la mañana a pasear con don 1ntonio, !leanor( ;6í, a las diez. >eatrix enarcó una ceja. ;!so es %astante tarde para ti, &no es así( ;6í, pero el príncipe dice ser poco madru#ador. ;6ea como sea, ase#-rate de llevar conti#o a uno de los lacayos. 4a sa%es, de cara a las apariencias. ;)o har0 ;respondió la joven sin discutir. ;!ntonces, duerme %ien, uerida. ;4 t- tam%i0n, tía ;contestó ella. 1un ue esta%a se#ura de ue a uella noche tardaría en conciliar el sueño. 6e sentía in"initamente satis"echa de ue ya se hu%iera realizado su inicial encuentro con Damon, aun ue 0l sólo le hu%iese despertado dolorosos y pat0ticos sentimientos de deseo y pesar. !leanor no %esó a su tía en la mejilla, ni si uiera le estrechó la mano, pues lady >eldon considera%a de poca educación tales demostraciones de a"ecto. Aientras se diri#ía a su ha%itación en el ala conti#ua de la casa, pensó ue el temperamento adusto de su tía tal vez "uese la razón de por u0 ella ha%ía respondido tan prontamente a la e"usión de Damon cuando 0ste comenzó a cortejarla. Ha%ía sido educada de manera %astante solitaria, y ha%ía crecido %ajo el cuidado de severas y poco e"usivas institutrices. 6us padres, el %arón y la %aronesa Pierce, se ha%ían casado por conveniencia y dedicado escaso a"ecto a nin#uno de sus hijos. 4 puesto ue Aarcus, el uerido hermano de !leanor, tenía casi doce años más ue ella, durante #ran parte de su in"ancia 0ste ha%ía estado ausente, en el internado y lue#o en la universidad. 1 la muerte de sus padres en un "atal accidente con un carruaje, Aarcus se convirtió en su tutor le#al, pero !leanor, de sólo diez años, "ue a vivir con la hermana de su madre, la vizcondesa >eldon, puesto ue su señoría era una cara%ina más conveniente para una muchacha. !n extremo consciente de su cuna e importancia, tía >eatrix se ha%ía ne#ado a permitirle acudir al internado, donde hu%iera podido hacer %uenas ami#as. !, incluso entonces, pese a su actual popularidad entre la alta sociedad, conta%a con muy pocos
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 24

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

ami#os ueridos, salvo Dre3 Aoncrie", du ue de 1rden, y Heath /ri""in, mar u0s de 'lay%ourne, ue eran como hermanos mayores para ella. :ecordó cómo durante su presentación en sociedad, a los dieciocho años, ha%ía atraído a numerosos pretendientes. 'omo era ló#ico, pues una vez alcanzada la edad del matrimonio, su "ortuna y linaje la ha%ían hecho enormemente solicitada. 1 Aarcus le ha%ía preocupado ue pudiera caer en las redes de un caza "ortunas, mientras ue tía >eatrix se decanta%a por ue contrajese el %rillante matrimonio deseado por la mayoría de las herederas ;una unión de linaje y "ortunas; aun ue no existiera a"ecto mutuo. !leanor, sin em%ar#o, tenía una clara visión de su "uturo$ pensa%a casarse sólo por amor. )ue#o, apenas seis meses despu0s de su presentación en sociedad, conoció a lord Wrexham, el perverso y encantador li%ertino. +nicialmente se ha%ía resistido a 0l por puro principio. 2odas las mujeres lo desea%an, por lo ue ella esta%a decidida a no hacerlo. Pero ha%ía sucum%ido rápidamente a su hechizo. !ra di"erente de todos los hom%res ue ha%ía conocidoE viril y vital, rodeado por un aura de intensidad y peli#ro ue resulta%a estimulante. *unca olvidaría su primer e inesperado %eso. !sta%an paseando por los jardines de la "inca >eldon, en las proximidades de >ri#hton, al comienzo de la "iesta ue su tía cele%ra%a allí todos los años, cuando 0l inició un "lirteo con ella ue desa"ió su in#enio y socavó sus de"ensas. -*s usted demasiado seductor para su propio bien -le ,ab.a dic,o *leanor riéndose. -*so podr.a causarle problemas. La sonrisa de él !ue encantadora. -/a me ,a sucedido en alguna ocasión. 0ero la posible recompensa vale la pena. *n ese momento, Damon se inclinó sobre ella y capturó auda1mente sus labios transmitiéndole un sorprendente sabor cálido, e2citante y puramente cautivador. +in embargo, tras un prolongado y aturdido momento, *leanor reaccionó bruscamente, decidida por principio a demostrarle ue no permitir.a ue jugase con ella, y lo empujó, cogiéndolo totalmente desprevenido. De resultas del impulso, el vi1conde retrocedió a trompicones ,asta el borde de una !uente pró2ima, dentro de la ue se cayó, uedándose tendido en el duro suelo del estan ue, mirándola !ijamente, con su !ormal atuendo de eti ueta empapado por completo. -Con!.o en ue esto en!r.e su ardor, milord -dijo *leanor con dul1ura, tratando de disimular ue se ,ab.a uedado sin aliento. 3ras un instante de sorpresa, él se ec,ó a re.r. -+i lo cree as., se4orita 5ierce, es ue no me conoce. 6u poco convencional reacción no ha%ía en"riado en a%soluto el ardor de Damon. 6implemente, lo hizo más sutil a la hora de emplear sus poderes de seducción. 1 uel %eso cautivador ha%ía sido el primero de muchos durante su cortejo, aun ue Damon nunca ha%ía permitido ue su pasión so%repasara al#unas caricias prohi%idas. 1l recordarlo, !leanor se llevó los dedos a los la%ios tocándoselos con suavidad. Ha%ía sido un #rave error sucum%ir al sensual atractivo de Damon y entre#arle su corazón. 4 un error a-n mayor esperar ue 0l pusiera "in a su soledad lle#ando a amarla. 6u %reve romance ha%ía sido un "ue#o de arti"icio ue se extin#uió ante la primera prue%a de in"idelidad.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 25

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

6i ella ha%ía sentido al#-n pesar por ha%er puesto "in a su compromiso, "ue sólo al#o "u#az, ue solía atormentarla en las %reves y solitarias horas de la noche. )os pesares eran más "áciles de so"ocar cuando recorda%a ue a uellas pocas y asom%rosas semanas de dicha y eu"oria ue Damon le ha%ía proporcionado se vieron se#uidas por meses de dolor. 4 cuando considera%a cuánto mayor ha%ría sido su su"rimiento si hu%iera descu%ierto su inclinación a la in"idelidad despu0s de ha%erse casado con 0l. *o, pensó !leanor mientras lle#a%a a la puerta de su ha%itación, al#-n día se casaría, pero sería se#-n sus condicionesE cuando estuviera se#ura de ue su "uturo marido al%er#a%a hacia ella un amor verdadero, imperecedero y mutuo. 6u doncella, ue la a#uarda%a, la ayudó a desnudarse y prepararse para irse a la cama. 2ras despedir a la ale#re muchacha, !leanor se acostó aun ue no apa#ó inmediatamente la luz de la lámpara. !n vez de ello, co#ió el li%rito encuadernado en piel ue tenía en su mesita de noche. :ecientemente pu%licado, Consejos a las jóvenes damas para con uistar marido, ha%ía sido escrito por C.na dama anónimaD. 6in em%ar#o, !leanor sa%ía per"ectamente ue la autora era en realidad Ganny +r3in, la íntima ami#a de in"ancia de las hermanas )orin#, ue se ha%ía marchado de casa a los diecis0is años para convertirse en cortesana y ha%ía lle#ado a ser una de las más "amosas de )ondres. !n su li%ro, Ganny explica%a sus secretos no sólo para conse#uir un marido, sino para mantenerlo cie#amente enamorado una vez estuviera casado. !n resumen, conse#uir ue un hom%re se rindiese de amor. !leanor ha%ía ha%lado del li%ro a muchas ami#as suyas, principalmente como "avor a 1ra%ella, su nueva hermana por matrimonio. )a novedad del texto se ha%ía extendido con rapidez y al menos la mitad "emenina de la alta sociedad ha%la%a ya de los Consejos con #ran animación. Pese a ue la mayoría de las compañeras de !leanor ;las jóvenes ue ha%ían sido presentadas en sociedad con ella durante su primera 2emporada; ya esta%an casadas, se sentían ansiosas por pro%ar la sa%iduría de la Dama anónima con sus maridos. 4, por supuesto, la nueva cosecha de de%utantes y sus casamenteras mamas se sentían a-n más ansiosas por aplicar sus enseñanzas para cazar un codiciado esposo. Para ellas, los Consejos eran como ueso para los ratones. !leanor tenía poca paciencia para tales intri#as sociales pues le parecía "alta de honradez atraer a un hom%re a su perdición. *o o%stante, esta%a "irmemente decidida a enamorarse y casarse con al#uien ue a su vez la amase pro"undamente. !lla no aca%aría siendo una solterona solitaria de vida est0ril y aislada. 2ampoco aca%aría como su tía >eatrix, una viuda ue nunca ha%ía experimentado las dichas del amor. Por consi#uiente, ha%ía decidido ue si se proponía #o%ernar su propio destino, tendría ue tomar en sus propias manos su "uturo romántico, comenzando con el príncipe )azzara. 6in duda se sentía atraída por el hermoso y apasionado no%le italiano, pero no esta%a convencida de ue lle#ase a amarla nunca como ella ansia%a, ni ue le "uera "iel en su matrimonio. :azón por la ue ha%ía decidido permitir ue el príncipe la cortejase mientras intenta%a #anarse su amor poniendo en práctica los secretos del li%ro de Ganny.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 26

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

<6in em%ar#o, no ha%ía contado con ue Damon volviese a aparecer en su vida precisamente cuando esta%a convencida de ue comenza%a a realizar pro#resos con el príncipe )azzara= !leanor se pre#unta%a, %astante dis#ustada, por u0 no ha%ía se#uido ausente durante al#unos meses más. 1un ue ella uisiera i#norar su indeseada presencia en la ciudad, sa%ía ue mentalmente no podría evitar hacer comparaciones entre Damon y otros pretendientes... y pocos podrían pro%a%lemente e uipararse con 0l. Ha%ía muchas cosas en el vizconde ue a !leanor le #usta%an. !n primer lu#ar, su a#udo in#enio. !l modo en ue la desa"ia%a para ue se atreviera a ser ella misma. 4 ue nunca la hu%iese tratado con paternalismo, o como una "rá#il "lor, como hacían demasiados de sus otros pretendientes. 2ampoco la trata%a como a una heredera cuya "ortuna codiciase. !n cam%io la pincha%a y se %urla%a de ella ;a veces hasta el punto de provocar su ira; tal como hacía su hermano Aarcus y sus dos íntimos ami#os, Heath y Dre3. 1l darse cuenta de ue sus pensamientos ha%ían ido a parar a Damon, !leanor cerró %ruscamente el li%ro, apa#ó la lámpara y cu%ri0ndose con las sá%anas, cerró los ojos. Para su pro"unda consternación, a uella noche le ha%ía hecho perder la ca%eza. Pero no permitiría ue eso volviera a suceder. 2ampoco pensaría en a uel encantador dia%lo. <6implemente no lo haría= 6in em%ar#o, soñó con 0l. .na vivida y cautivadora "antasía ue la a%rumó de deseo y anhelo. !l a%razo de Damon era exi#ente y apasionado, aun ue lo %astante tierno como para arrancarle el alma del cuerpo... y lo %astante conmovedor como para provocarle el llanto. !leanor despertó durante la noche con lá#rimas en los ojos y un "iero dolor en el corazón. Durante unos momentos, yació en la oscuridad, suspirando por lo ue ha%ía perdido cuando rompió su compromiso con Damon. *o era sólo la dulce promesa del primer amor, sino tam%i0n su "loreciente amistad. Ha%ía perdido a un ami#o tanto como a su marido idealH 6e pre#untó si 0l a-n pensaría en ella, si la incluiría en sus sueños, como !leanor se#uía haciendo con 0l. Ha%ía sentido como si Damon "uese su alma #emela... 'on un #ruñido de dis#usto pensó ue evidentemente am%os no ha%ían sentido lo mismo. 'am%ió de postura en el lecho y #olpeó la almohada renovando su promesa de olvidarle por completa 6e sentía muy satis"echa de tener un o%jetivo ue la distrajera y ocupara su atención precisamente entonces. )as tácticas expuestas por Ganny en su li%ro para hacer ue el príncipe )azzara se enamorase locamente de ella le o"recerían a la joven un antídoto para su deplora%le tendencia a pensar en sus sueños perdidos y en el cruel #ranuja ue los ha%ía destrozada

'uando !leanor despertó de nuevo a la mañana si#uiente, se rea"irmó en su plan mientras se vestía, desayuna%a y se prepara%a para su paseo con el príncipe. 4 aun ue se sentía al#o in uieta y en %aja "orma, consi#uió exhi%ir una radiante sonrisa cuando su alteza se presentó puntualmente a las diez. .na vez se hu%o instalado
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 27

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

en su ele#ante "aetón de asiento elevado ;con un joven lacayo con li%rea de la casa >eldon montado detrás en el pescante trasero, ;!leanor mantuvo una animada conversación mientras recorrían veloces las atestadas calles en dirección a Hyde Par5. *o o%stante, se mantenía vi#ilante en la conducción del príncipe y en su par de nerviosos purasan#res #rises. ;6us ca%allos son muy en0r#icos ;o%servó, haciendo una mueca cuando lo vio tirar del %ocado de los corceles. ;1sí es. )a ener#ía es el principal re uisito ue pido en mis ca%allos. )os he comprado en 2attersall. Aarcus hu%iera cali"icado a )azzara, como mínimo, de torpe. !leanor sospecha%a ue ella manejaría las riendas mejor ue 0l y deseó poder hacerlo, pero contuvo la len#ua y no se o"reció a conducir, al recordar el aviso especi"ico de Ganny. *in#-n ca%allero se sentiría hala#ado al ver ue una "0mina era más experta, ue 0l en cual uier tarea. 4 ella desea%a #anarse la admiración del príncipe, no a"rentar su or#ullo. 6e sintió aliviada cuando lle#aron a la entrada del par ue y tomaron la amplia avenida de :otten :o3, "lan ueada de ár%oles, pues allí los in uietos corceles parecieron sentirse menos incómodos. 6in em%ar#o, le dio un vuelco el corazón al ver aproximarse al "aetón un jinete en el ue reconoció a Damon. C?u0 mala suerteD, pensó dis#ustada. 'uando Damon redujo la velocidad de su montura y, por cortesía, levantó su alto som%rero de castor saludándolos, )azzara se vio o%li#ado a detener el vehículo y devolverle el saludo. !leanor consi#uió hacer asimismo una #raciosa inclinación, mientras, con su sensi%ilidad "emenina, no pudo dejar de admirar cómo los anchos hom%ros de Damon llena%an su ele#ante cha ueta de color %or#oña y su apostura ca%al#ando su ma#ní"ico ca%allo ne#ro. !l vizconde siempre ha%ía sido un espl0ndido jinete, otra de las cosas ue am%os tenían en com-n. ,tra punzada de pesar le atravesó el corazón al recordar los ma#ní"icos paseos ue ha%ían dado juntos por el campo durante los primeros días de su compromiso. ;?u0 a#rada%le sorpresa, lady !leanor ;"ue lo primero ue dijo Damon. ;!s sumamente inesperado encontrarla a uí precisamente ahora. )a joven entornó li#eramente los ojos. !l sa%ía per"ectamente lo mucho ue le #usta%a ir al par ue cada mañana, lloviera o hiciese sol. ;&+nesperado, milord( &'ómo es eso( ;60 ue le #usta más ca%al#ar ue pasear... 4, por añadidura, sus salidas suelen comenzar dos horas antes. +#norando el recordatorio ue Damon ha%ía hecho de su íntimo conocimiento de sus costum%res, le diri#ió una suave sonrisa. ;Pero tam%i0n me #usta muchísimo pasear, milord. !n especial con un acompañante tan a#rada%le como el príncipe )azzara ;añadió intencionadamente, no tanto por hala#ar al príncipe como para recordarle a Damon ui0n era el ca%allero ue se senta%a junto a ella. ;6in duda el príncipe )azzara está encantado con tan seductora compañía ; respondió 0l.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 28

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;1sí es ;dijo 0ste interviniendo por "in en la conversación. Damon la miró. ;1lteza ;comenzó con una ama%le inclinación, ;recientemente he pasado muy a#rada%les meses en su país. ;&6í( ;respondió cort0s el italiano;. &Bisitó usted nuestras ma#ní"icas ciudades( &:oma, Glorencia, *ápoles( ;)o hice, pero principalmente estuve en el sur... !leanor permaneció en silencio mientras los dos no%les conversa%an, deseosa de ue Damon se alejara cuanto antes. &*o podía comprender ue no desea%a tener nada más ue ver con 0l( 6e sintió aliviada cuando por "in el príncipe )azzara dio por terminada la conversación so%re su país y volvió a inclinarse, lue#o restalló las riendas e hizo trotar a sus corceles a paso vivo. !leanor se resistió al apremio de volverse a mirar si Damon esta%a o%servándolos partir, aun ue sentía su mirada si#ui0ndola a medida ue aumenta%an la velocidad. )os ca%allos emprendieron un medio #alope y !leanor se asió a la %arandilla lateral, pero de repente el "aetón dio un %andazo se#uido de una violenta sacudida. 6o"ocó un #rito al verse proyectada lateralmente contra el príncipe mientras, tras ella, el lacayo pro"ería un aullido al verse arrojado de su elevada posición. 1sustada, se dio cuenta al ca%o de un momento de ue se ha%ía salido una rueda del "aetón. )os ca%allos, asustados, salieron entonces al #alope y "ueron dando %andazos por :o3 sin hacer caso de los carruajes y jinetes ue encontra%an a su paso. !l príncipe )azzara no sólo ha%ía perdido por completo el control de sus corceles sino ue ha%ía soltado las riendas y se a"erra%a a la %arandilla con am%as manos. !leanor, ue lucha%a desesperadamente por mantener el e uili%rio, se a%alanzó hacia las riendas y consi#uió asir las de la iz uierda, con lo ue consi#uió diri#ir el tiro #irando desde la avenida hacia el c0sped, y yendo a parar directamente a un %os uecillo de olmos. 'on el corazón lati0ndole acelerado, tiró con todas sus "uerzas aun ue temía no tener nin#-n 0xito en detener a tiempo a los "ren0ticos ca%allos para así prevenir una catástro"e. Gue va#amente consciente del sonido de cascos de ca%allo junto a ella y de un ne#ro relampa#ueo mientras Damon #alopa%a junto al "aetón. 1l lle#ar junto al animal más cercano, se es"orzó por asir las %ridas. 1nte el asom%ro y espanto de !leanor, consi#uió controlar en parte al asustado par de animales. 7untos, lo#raron reducir por "in la marcha del tiro y detener el carruaje entre sacudidas. Durante un momento, Damon se uedó donde esta%a tran uilizando a los tem%lorosos animales con un tono de voz uedo y relajante, sin apartar sus ne#ros ojos de los azules de !leanor, ue mira%a con penetrante intensidad. ;<Por Dios, !lle=, &estás %ien( ;pre#untó preocupado y con la voz distorsionada. !lla asintió, entre las a#itadas palpitaciones de su corazón. ;6í ;contestó sin aliento mientras se er#uía en su asiento, al#o di"ícil considerando ue 0ste esta%a inclinado "ormando un án#ulo antinatural. ;/racias por salvarnos. Damon se la uedó mirando lar#o rato. )ue#o, para su sorpresa, enarcó una ceja mientras es%oza%a una sonrisa.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 29

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;<,h, creo ue con tus rápidos re"lejos podías ha%erlo conse#uido sola= !leanor pensó ue era deplora%le cómo se caldea%a su corazón ante sus elo#ios, como tam%i0n el sonrojo ue apareció en sus mejillas. ;6í ;intervino con voz tem%lorosa el italiano. ;Ha sido muy valeroso por su parte, donna !leanora. !sta se dio cuenta de ue se ha%ía olvidado de su compañero, y se reprochó en silencio su desconsideración mientras aparta%a la mirada de Damon. Don 1ntonio parecía al#o conmocionado. ;!stoy en deuda con usted, lord Wrexham ;añadió, al parecer poco satis"echo por ello. ;Ha perdido una rueda, alteza. ;.na o%servación innecesaria, milord ;murmuró el príncipe, al#o secamente. !l lacayo lle#ó entonces corriendo y se disculpó pro"usamente, ro#ando ue su señora lo disculpase por ha%erse visto arrojado del carruaje. !leanor se apresuró a tran uilizar al muchacho y lue#o a aliviar el or#ullo herido del príncipe, convencida de ue Ganny le hu%iera aconsejado hacerlo así. ;Desde lue#o, usted nos ha%ría salvado si no se le hu%ieran escapado las riendas de las manos, alteza. ;Desde lue#o ue lo ha%ría hecho ;respondió )azzara con un tono mucho menos "río ante la sonrisa animosa de !leanor. Damon, ue o%serva%a sentado en su montura, apretó la mandí%ula. Ber ue !lle o%se uia%a a a uel li%ertino con tan dulce y atractiva sonrisa lo ponía "urioso. !n especial entonces, cuando a-n tenía un nudo en la #ar#anta al pensar ue la joven hu%iera podido matarse. 1cercó su ca%allo a ella y le tendió la mano. ;Permítame ue la lleve a casa, lady !leanor. !lla enarcó las cejas, sorprendida. ;*o creerás realmente ue voy a ser tan indecorosa como para ca%al#ar en tándem conti#o. Damon estuvo a punto de responderle ue lo ha%ía hecho anteriormente, pero dudó ue !leanor deseara in"ormar de su anti#ua intimidad a su compañero. !n lu#ar de ello, se limitó a murmurar$ ;2al vez pase un rato hasta ue se pueda encontrar un carpintero ue repare el "aetón del príncipe )azzara. ;2al vez ;replicó ella. ;Pero no tendremos di"icultades en encontrar a al#uien con un carruaje ue pueda ayudarnos. <1h, allí está la condesa viuda de Haviland= !leanor se volvió al no%le italiano. ;)ady Hamilton es una ami#a entraña%le de mi tía, alteza. *o me ca%e duda de ue se o"recerá a llevarnos en su carruaje una vez haya concluido su paseo matinal por el par ue. ;!so será per"ecto, mia signorina ;respondió el italiano en un tono encantador mientras se lleva%a a los la%ios su en#uantada mano. ;)amento ha%erla sometido a tales di"icultades.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 30

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;Por "avor, no se preocupe ;dijo !leanor, dejando ue su mano permaneciera más de lo necesario en la del príncipe, en opinión de Damon. ;!ste percance ha puesto en peli#ro su vida. Puede estar se#ura de ue mis sirvientes pa#arán por esta atrocidad. ;*o de%e considerar culpa%les a sus sirvientes, alteza, y usted desde lue#o tampoco lo es. *o resulta insólito ue se suelte la rueda de un carruaje. 1demás, un poco de emoción puede animar el día. !l príncipe sonrió, aun ue no parecía convencido. ;!s demasiado #enerosa, donna !leanora. ;*o, en a%soluto. 6i lo desea ;añadió ella, ;mi lacayo puede desenjaezar los ca%allos y devolverlos a su esta%lo, ue no se halla demasiado lejos, y así usted puede or#anizar la reparación de su carruaje sin temer por el %ienestar de sus animales. Damon duda%a de ue al príncipe eso le preocupara pese a ue sus corceles eran de muy %uena raza. 6in em%ar#o, don 1ntonio asintió apro%ando el plan de !leanor y le hizo un ademán permisivo al muchacho. Damon admiró la manera en ue la joven ha%ía llevado el asunto. !leanor miró en torno como si %uscara el mejor modo de %ajar de su precario asiento, y Damon desmontó y acudió en su ayuda. *o o%stante, ella rechazó su auxilio. ;/racias, lord Wrexham, pero no soy un ser inde"enso ;replicó, mientras se apea%a del vehículo con ciertas di"icultades. ;Desde lue#o ue no lo eres ;no pudo dejar de murmurar Damon divertido por su declaración. ;!res la "0mina menos inde"ensa ue conozco. 1l verla correr semejante peli#ro, le parecía ha%er perdido un año de vida pero de%ería ha%er sa%ido ue !leanor sería capaz de salvarse a sí misma y a su co%arde príncipe. 6e sentía lleno de or#ullo y admiración ante su valentíaE tal vez sólo una mujer entre mil hu%iera tenido la presencia de ánimo de tratar de detener a a uellos ca%allos des%ocados. 1un ue ella no parecía complacida por su cumplido, a juz#ar por la som%ría mirada ue le diri#ió mientras a#uarda%a atenta a ue el príncipe se apeara a su vez. !ra evidente ue no le a#rada%a ser elo#iada por su heroicidad, puesto ue no uería pavonearse ante su compañero. !l no%le italiano tampoco parecía muy "eliz por la poco deseada inter"erencia del vizconde. 4 cuando !leanor se co#ió de su %razo, el príncipe le lanzó a Damon una intencionada mirada como expresión de completo triun"o masculino. Puede ue hu%iera su"rido la indi#nidad de parecer d0%il a los ojos de la dama permaneciendo inerme ante el peli#ro, pero al "inal se ha%ía hecho con el triun"o$ la cálida sonrisa de !leanor. Damon o%servó con los ojos entornados cómo am%os se diri#ían hacia el carruaje de lady Haviland. !leanor tenía razón, pensó irritado. *o era insólito ue se soltara la rueda de un carruaje. 6ólo era un caso de extrema mala suerte... , en el caso del príncipe de extrema %uena suerte poder acompañar a !leanor a su casa. !n voz ueda pro"irió un juramento mientras volvía a montar en su ca%allo. :econoció ue su plan para compro%ar lo serios ue eran los sentimientos de !lle hacia su pretendiente italiano no lo ha%ían conducido a nin#una parte.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 31

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

1un ue ahora esta%a más convencido de ue su instinto era acertado$ )azzara sería un desastroso esposo para ella. Pero sospecha%a ue advertirla directamente de ue el príncipe era un mujerie#o, acaso no lo#rara el e"ecto deseado. Procediendo de 0l, era impro%a%le ue ella le creyese, puesto ue su preocupación parecería resentimiento y rivalidad masculina. Damon pensó ue, aun así, de%ía tratar de apartar a la joven de su no%le #alán. Desde lue#o, a ella no le a#radaría su indeseada inter"erencia, pero despertar su ira era un pe ueño precio por mantenerla a salvo de verse herida.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 32

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

CAPI! LO %(
*s improbable ue un caballero se enamore sin el adecuado est.mulo. Con !recuencia, una dama debe tomar su propio destino -y asimismo el de él- en sus manos. "N# D#$# #N%N&$# Consejos a las jóvenes damas para con uistar marido

!leanor detuvo su pe ueño "aetón ante la ele#ante residencia de Ganny +r3in en 'ra3"ord Place, le tendió las riendas a su lacayo y se apeó sin ayuda. ;*o estar0 más de una hora, >illy. 6i uieres, puedes pasear a los ca%allos y me reco#es lue#o. ;6í, milady ;respondió el joven, al parecer especialmente ansioso de complacerla tras el accidente su"rido en el "aetón del príncipe a uella misma mañana. !l distin#uido %arrio esta%a situado a %reve distancia de Hyde Par5 y esta%a "ormado por una docena de hileras de casas ue parecían re"inadas y de #usto cara !l n-mero once era el domicilio privado de Ganny, pero no su ha%itual residencia londinense, donde lleva%a sus ne#ocios y reci%ía a su elitista clientela masculina. Pero !leanor no desea%a dar pu%licidad al hecho de visitar a una de las principales cortesanas londinenses dejando su "aetón ante su puerta. *o ha%ía podido tra%ar amistad a%iertamente con la "amosa prostituta, puesto ue ella esta%a viviendo %ajo el techo de su tía y se sentía o%li#ada a se#uir los dictados de lady >eldon. Pero valora%a su "loreciente amistad con Ganny, a la ue ha%ía conocido hacía un mes, en la %oda de )ily )orin#. !leanor podía comprender ue las hermanas )orin# se ne#asen a rehuir a su compañera de in"ancia sin importarles las consecuencias sociales de su actitud. )a hermosa Ganny era encantadora y llena de vida y, por añadidura, tenía una sa#az ca%eza so%re sus %onitos hom%ros. !leanor envidia%a la intimidad de a uellas mujeres y con"ia%a "ormar parte al#-n día de su #rupo. 'onsciente de ue >illy #uardaría su secreto, !leanor dejó pues al joven lacayo al cuidado de los ca%allos y su%ió el corto tramo de peldaños de la casa. Gue reci%ida por un anciano mayordomo de aspecto correcto ue la condujo a un ele#ante #a%inete donde Ganny tra%aja%a a"anosamente en su escritorio. ;<1h, %ienvenida, lady !leanor= ;exclamó la cortesana reci%iendo a su visitante con una cálida sonrisa. ;)e prometo ue sólo tardar0 un momento. Por "avor, acomódese como si estuviera en su casa. )ue#o 2homas nos servirá el t0 y charlaremos tran uilamente. Aientras el criado se inclina%a cort0s y se retira%a, !leanor se sentó en un so"á de terciopelo rosa. Por "in Ganny dejó su pluma, sopló suavemente la pá#ina para secar la tinta y se levantó para reunirse con !leanor. ;Disc-lpeme ;dijo, acomodándose en un sillón de orejas "rente a ella. ;!sta%a ultimando una escena del capítulo diecisiete. 'reo ue por "in he encontrado el correcto
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 33

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

planteamiento para mi ar#umento y necesita%a escri%irlo cuando a-n lo tenía "resco en la mente. ;&1r#umento( ;pre#untó !leanor curiosa. ;&!stá escri%iendo otro li%ro( Ganny sonrió como si #uardara un secreto. ;6í, aun ue me sentía reacia a contárselo a nadie hasta estar se#ura de ue podía or#anizarlo. Berá, estoy tratando de escri%ir una novela de am%iente medieval. ;?u0 intri#ante ;exclamó !leanor con toda sinceridad, ;+ma#ina%a ue escri%ir "icción sería al#o muy distinto de su primer es"uerzo literario. ;1sí es, y mucho más di"ícil ue impartir consejos acerca de cómo tratar con el sexo masculino. Pero mi editor dice ue las novelas medievales escritas por autoras "emeninas están muy solicitadas actualmente y ue resultan asimismo muy lucrativas. :adcli""e consi#uió un amplio p-%lico durante los -ltimos años, así como !liza%eth Helme y :e#ina :oche, entre otras, si#uiendo las huellas de :adcli""e. ;)o s0 ;respondió !leanor. ;He leído o%ras de las tres damas. )a expresión de Ganny se intensi"icó mientras se inclina%a hacia adelante en su asiento. ;&4 las dis"rutó( ;>ueno... ;!leanor "runció los la%ios. ;)as historias atrajeron sin duda mi inter0s, aun ue al#unas de las acciones me parecieron exa#eradamente inverosímiles, hasta el punto de resultar increí%les. Dudo ue tales melodramas sucedan con "recuencia en la vida real... ;6e interrumpió con una sonrisa. ;Pero supon#o ue por eso las novelas se cali"ican de C"icciónD. !l mayordomo lle#ó entonces llevando el t0 en una %andeja ue depositó en la mesa, ante su señora. 2ras despedirlo y servir a su hu0sped una humeante taza, Ganny prosi#uió$ ;1l parecer, sus #ustos son similares a los de 2ess. ;&)a señorita >lanchard( ;6í. Puesto ue 1ra%ella, :oslyn y )ily están en Grancia, 2ess ha estado leyendo mi manuscrito y dándome su opinión. !leanor sa%ía ue la señorita 2ess >lanchard tam%i0n era una %uena ami#a de las hermanas )orin# y pro"esora junto con ellas en la 1cademia para jóvenes Damas. Por añadidura, se#-n recordó, era pariente lejana de Damon, prima se#unda o tercera por parte de madre. Ganny se interrumpió pata tomar t0 y lue#o prosi#uió$ ;!n realidad valoraría mucho otra opinión, lady !leanor. &Podría considerar leer mi %orrador cuando lo haya concluido( ;Desde lue#o. 6erá un honor para mí. ;Pero de%e decirme sinceramente lo ue piensa, sin nin#-n intento de no lastimar mis sentimientos. !leanor sonrió. ;6in duda ya de%e de sa%er ue soy "amosa por mi "ran ueza, Ganny. ;'ierto, pero tam%i0n es muy ama%le, y podría sentirse o%li#ada a suavizar sus críticas. 6i de%o prose#uir esta carrera, deseo ue mi tra%ajo se venda %ien. Para ser
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 34

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

sincera... con"ío poder #anar lo %astante con mis escritos como para poder casarme cuando lo decida. 1 la joven la sorprendió enterarse de ue Ganny se proponía a%andonar el mundo de la prostitución. Pero entendía ue estuviera tratando de procurar por su "uturo, puesto ue la vida de las cortesanas era inse#ura, y la %elleza y la juventud resulta%an "u#aces. Por otra parte, recientemente se ha%ía iniciado al parecer un romance inverosímil entre Ganny y >asil !ddo3es, su ami#o de toda la vida y anti#uo vecino de Hampshire, una especie de ca%allero serio y erudito ue se #ana%a la vida como o"icinista en un %u"ete de a%o#ados. ;2en#o entendido ue el señor !ddo3es siente un #ran a"ecto por usted ;dijo !leanor, ;pero no sa%ía ue la cosa "uese tan seria como para considerar el matrimonio. )a per"ecta tez mar"ileña de Ganny se tino de un "avorecedor ru%or. ;!l caso es... ue 0l todavía no me lo ha propuesto, y tal vez nunca lo ha#a. 1un ue con"ío en convencerle de ello al "in. 6in em%ar#o, los aspectos prácticos se interponen. 'omo es natural, >asil no desea ue yo contin-e con mi pro"esión, ni yo tampoco. 4 de%emos ser realistas en cuanto a "inanzas. 1hora, #racias a la #enerosidad de lord 'lay%ourne, >asil ha conse#uido el puesto de secretario de un no%le, lo ue le proporciona unos in#resos mucho mayores, pero yo de%o contri%uir a nuestra economía. .sted ha sido sumamente #enerosa al promocionar entre sus conocidas mi li%ro anterior, lady !leanor. ;Ha sido un placer. 4 muchas de sus lectoras le están muy reconocidas, puesto ue están lo#rando nota%les 0xitos empleando sus tácticas. Barias ami#as mías dicen ue sus esposos nunca les ha%ían dedicado tan devota atención como ahora. ;Ae ale#ro de ha%er contri%uido a su causa ;respondió Ganny. ;)as mujeres tienen muy escaso poder con los hom%res. 4 en especial dentro del matrimonio. Ae recon"orta pensar ue puedo ayudar a ue las esposas sean al#o más "elices. ;Ais ami#as solteras se sienten muy aliviadas con sus consejos acerca de ue la %elleza y la "ortuna no son los -nicos atri%utos para atraer el inter0s de un ca%allero ; añadió !leanor. Ganny asintió prudentemente. ;)a %elleza y la "ortuna pueden atraer a un hom%re inicialmente, pero la disposición y la actitud lo mantendrán atraído ;dijo, retomando el tema. ;&'ómo va su romance con el príncipe )azzara, si me permite pre#untárselo( )a pre#unta no sorprendió a !leanor, puesto ue durante su -ltima visita le ha%ía solicitado consejo respecto al no%le. 6in em%ar#o, recordó la joven "runciendo la nariz con humor, sus es"uerzos no ha%ían ido muy acordes con el plan. ;1 decir verdad, creía ue todo i%a %ien hasta esta mañana... )e explicó %revemente a Ganny el accidente su"rido con el carruaje y cómo lord Wrexham ha%ía acudido en su rescate y de u0 manera ella se ha%ía es"orzado todo lo posi%le por aliviar el lastimado or#ullo del príncipe. Ganny comprendió al punto la di"icultad y la miró divertida, ;Ha sido una suerte ue nadie resultara herido, pero desa"ortunado ue el príncipe haya mostrado tan poca iniciativa permitiendo ue su anterior prometido actuase tan heroicamente. 4o diría ue usted ha hecho %ien en minimizar su despecho. 6in em%ar#o,

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 35

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

con"ío en ue no ten#a más encuentros con lord Wrexham cuando se supone ue de%e estar centrando toda su atención en otro ca%allero. ;4o tam%i0n ;contestó ella. Ganny vaciló. ;2am%i0n con"ío en ue Wrexham no le cause un dolor inde%ido con su re#reso a +n#laterra. 6imulando soltura, !leanor hizo un ademán despectivo. ;!n a%soluto. )a reaparición de Wrexham ahora sólo es inoportuna, nada más. Aientras se lleva%a la taza de t0 a los la%ios para ocultar su cejo, !leanor pensó ue sin duda Ganny de%ía de conocer a la señora )ydia *e3lin#, la hermosa viuda anti#ua amante de Damon, ue de vez en cuando aparecía mencionada en los chismes de sociedad. !n la pro"esión de Ganny, am%as mujeres podían ha%er cruzado "ácilmente sus trayectorias. 6in em%ar#o, so"ocó el apremio de sacar un tema tan poco apropiado. 1demás, ahora le importa%a un %ledo ue Damon tuviera una docena de amantes. 4a no le interesa%a nada de 0l, por lo ue cual uier aventura ue tuviera no era asunto suyo. 4 si todavía a%ri#a%a al#-n sentimiento residual de atracción, ternura o amor... se prometió en0r#icamente a sí misma < ue se proponía superarlo de inmediato y de una vez para siempre=

!l pro%lema era ue olvidar a Damon resulta%a mucho más "ácil de decir ue de hacer. !leanor salió de casa de Ganny de %uen humor, tras ha%er discutido su estrate#ia para prose#uir con su propósito de atraer al príncipe )azzara. 1un ue se sintió decepcionada al no ver rastro del príncipe cuando a uella noche acudió al concierto de m-sica con su tía. 4 a-n se sintió más irritada cuando en sus sueños se introdujeron "antasías so%re Damon durante dos noches se#uidas. 1-n peor, soñó en la vez, poco despu0s de ha%erse prometido, en ue ella lo llevó a su lu#ar pre"erido$ el jardín de rosales ue su hermano le ha%ía re#alado, y allí le ha%ía con"esado neciamente su amor por 0l... !leanor, retorci0ndose de humillación al recordarlo, se despertó temprano a la mañana si#uiente, "uriosa consi#o misma por no conse#uir mejor control so%re su mente y su corazón. Damon ya no era el hom%re de sus sueños... así ue, &por u0 dia%los no la deja%a ya tran uila( Poco despu0s, se so%resaltó en extremo cuando el o%jeto de su morti"icación le "ue anunciado por el mayordomo de la casa >eldon justo cuando aca%a%a de "inalizar su solitario desayuno y se ha%ía encaminado al #a%inete de las mañanas para releer un capítulo del li%ro de consejos de Ganny. Damon entró en la sala con tanta despreocupación como lo ha%ía hecho durante su compromiso, cuando tenía derecho a dis"rutar de su compañía. 1l verlo, !leanor estuvo a punto de dejar caer el li%ro. +%a vestido para ca%al#ar y se lo veía increí%lemente hermoso con cha ueta azul y calzones de cuero ue moldea%an su atl0tica "i#ura a la per"ección. Deplorando la aceleración de sus latidos ante su repetiría aparición, !leanor "ue a levantarse del so"á donde esta%a sentada, pero 0l alzó la mano para detenerla.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 36

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;<Por "avor, no se moleste por mi= *o me uedar0 mucho rato. ;Ailord... ;%al%uceó. ;&?u0 está haciendo a uí( ;He pensado ue la encontraría en casa antes de ue saliera para su paseo matinal a ca%allo. !lla no pensa%a decirle ue a uella mañana no saldría a ca%al#ar, pero %ruscamente recordó ue no esta%an solos. ;!so es todo, #racias, Peters ;le dijo al au#usto mayordomo de lady >eldon ue merodea%a protector ante la puerta del #a%inete. 1l oírla, el hom%re se inclinó y se retiró de la sala. !leanor dejó a un lado su li%ro y "runció el cejo ante su no%le visitante. ;*o de%erías estar a uí, Damon. !ste enarcó una ceja mientras avanza%a y se senta%a ante ella. ;&!s un crimen hacerte una visita matinal( ;2al vez no sea un crimen, pero sin duda es una extralimitación social. *o tienes nada ue hacer a uí. ;Desea%a ase#urarme de ue esta%as %ien tras el accidente de ayer. !leanor enarcó las cejas, inse#ura. ;'omo ves, estoy per"ectamente. &!spera%as ue el incidente transtornara mi actitud respecto a ti( ;!n a%soluto. 2e conozco demasiado %ien. Damon le dedicó una sonrisa divertida y ella se es"orzó todo lo posi%le por ocultar su involuntaria reacción "ísica. 6in em%ar#o, no pudo reprimir el verti#inoso placer ue sentía cuando 0l le sonreía de a uel modo, ni controlar la oleada de calor ue inundó su cuerpo cuando 0l recorrió con la mirada su vestido matinal de muselina. ;Pareces la representación misma de la salud ;o%servó Damon. 1l no encontrar una respuesta rápida, !leanor se removió en su asiento y #uardó silencio. ;Deduzco ue el dra#ón a-n no se ha levantado esta mañana ;prosi#uió 0l diri#iendo la mirada al techo, hacia el se#undo piso, donde lady >eldon dormía. !leanor se envaró ante el poco atractivo apodo. 6u tía >eatrix ha%ía sido más ue una madre para ella, más ue la suya propia, por lo ue se sentía o%li#ada a de"enderla. ;6ólo la consideras un dra#ón por ue me prote#ió hace dos años, cuando concluyó nuestro compromiso. Damon hizo una mueca %urlona. ;1-n resuena en mis oídos la diatri%a ue me soltó. ;2e la merecías, lo sa%es per"ectamente. ;'ierto. Pero lady >eldon, desde el principio, nunca me apro%ó. ;Por tu perversa reputación. 1 mi tía no le #ustan los li%ertinos ni los re%eldes. Damon rió con suavidad mientras se senta%a en el so"á junto a !leanor. ;*i cual uiera ue deje de someterse a sus ideas de un comportamiento adecuado o no se arrastre convenientemente ante los dictados sociales. Ae sorprende ue no aceptase de %uena #ana nuestro compromiso.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 37

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;2u título y tu "ortuna eran puntos a tu "avor ;replicó !leanor con se uedad. ;Pero ahora no pueden compensar mis de"ectos. ;*o, no pueden. !lla desea ue yo no ten#a nada más ue ver conti#o. Ai tía cree ue una dama nunca es %astante cuidadosa con su reputación. ;4 t- te propones ser una %uena so%rina y responder exactamente a sus expectativas. ;!xacto. Damon ne#ó con la ca%eza con tristeza. ;'on"ia%a más en tu espíritu revolucionario, !lle. 6in em%ar#o, ya ue ha%lamos de lo ue es correcto... supon#o ue de%ería presentar mis respetos a lady >eldon. ;Ai tía no lo a#radecerá tras lo ue sucedió entre nosotros ;señaló !leanor. ;&De%o entender ue nunca me perdonará( ;)o creo sinceramente. ;&4 t-, !lle( ;:edujo su voz a un susurro mientras le escudriña%a el rostro con sus ojos ne#ros. ;&Ae perdonarás( !leanor tra#ó saliva para aliviar el repentino dolor ue sentía en la #ar#anta. ;'reo ha%erte mencionado ue he alejado de mi mente a uel desa#rada%le incidente, lord Wrexham. 1penas pienso en nuestro compromiso ni, de hecho, en ti. ;4o he pensado en ti mientras he estado ausente ;dijo 0l con voz ueda. Gila esta%a ya a punto de protestar cuando Damon distin#uió el li%ro de Ganny ue tenía a su lado y lo co#ió antes de ue !leanor tuviera tiempo de impedírselo. Damon enarcó las cejas mientras leía el título en voz alta. ;Consejos a las jóvenes damas para con uistar marido. &:ealmente estás leyendo esto( ;6í ;contestó ella sintiendo ue se sonroja%a. 2rató de arre%atarle el li%ro, pero 0l se lo impidió. 6i#uió hojeando las pá#inas con las cejas enarcadas y lue#o curvó la hermosa %oca en una %reve sonrisa al lle#ar a un pasaje ue decía$ ;CDedí uele sutiles hala#os ;citó, ; ue conten#an por lo menos al#o de verdad. !xa#ere sus a#rada%les atri%utos e i#nore el resto.D ;)evantó la vista hacia !leanor. ; 6upon#o ue es un sa%io consejo pero nunca hu%iera ima#inado ue te re%ajases tanto. !lla se sonrojó a-n más ante su %urla. ;Ae re%ajo muy poco si#uiendo los prácticos consejos de la autora. ;2- eres sincera y directa, no #azmoña y en#añosa. !sto va contra tu verdadera naturalezaE utilizar un manual de instrucciones para tratar de atrapar un marido. ;<*o hay nada en#añoso en ello= 6implemente, se trata de lle#ar a comprender el temperamento masculino. ;&*o puedes conse#uir a un hom%re por tu cuenta( ;pre#untó Damon %ailándole los ojos. ;Desde lue#o ue puedo ;replicó !leanor. ;Pero no deseo simplemente un marido. ?uiero uno ue me ame y este li%ro puede ayudarme a #anarme su a"ecto. De pronto, la diversión desapareció del rostro de Damon. ;&Has puesto entonces tus miras en )azzara(
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 38

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;&4 u0 si es así( .na unión entre nosotros sería irreprocha%le. ;'oncedo ue serías una princesa admira%le. Has nacido para desempeñar ese papel. 1nte su dudoso tono, !leanor a#uzó la mirada. ;Peto &no crees ue pudiera conse#uir ue el príncipe cumpliera los re uisitos( ;Desde lue#o se de%e de sentir atraído por ti. !res vivaz, cálida, apasionada. 2odos te adoran. 4 desde lue#o apreciará tu %elleza e in#enio. ;*o es necesario ue trates de hala#arme ;respondió indiada. ;2u irresisti%le encanto ya no "unciona conmi#o. ;!s una lástima ;murmuró 0l. ;*o o%stante, no es un hala#o decir ue su alteza se sentirá atraído por tu dinero. ;!l no es un caza "ortunas. Posee tres palacios... y su propio reino. ;'ual uiera ue #astase su ri ueza tal como hace )azzara, aco#ería encantado una esposa heredera ue lo ayudase a "inanciar su #usto por la %uena vida. !leanor se disponía a protestar, pero Damon la detuvo alzando la mano. ;Aas sin considerar los motivos ue ten#a para cortejarte, de%o cuestionar tu elección. 2e a%urrirás como una ostra al lado de una persona tímida, sumisa y poco en0r#ica. )o ue necesitas es un hom%re ue te desa"íe tanto como t- a 0l. !leanor contuvo su respuestaE le entusiasma%a su charla con Damon. Pero claro, 0se siempre ha%ía sido el hom%re más animado, estimulante y provocativo ue ha%ía conocido. 1un cuando discutían, sentía un delicioso estremecimiento ante el desa"ío de rivalizar en in#enio con 0l. ;!l príncipe )azzara no es ni mucho menos tímido, sumiso y poco en0r#ico ;protestó al "in. ;2al vez. Pero conozco a los de su clase. .n encantador %uscador de placer con escasa sustancia. !n su país, )azzara es "amoso por romper corazones. *o deseo ue te ha#a daño, !lle. ;&*o es eso ver la paja en el ojo ajeno y no en el propio( ;pre#untó ella con exa#erada dulzura. !n esta ocasión, la sonrisa de Damon pareció real, pero prosi#uió con un "ilo de determinación en la voz. ;2u príncipe no sólo es un no%le de alta alcurnia, sino ue ha sido criado en un país donde a las mujeres se les muestra escaso respeto y raras veces son consideradas i#uales a los hom%res. )azzara exi#e servilismo y sumisión a sus s-%ditos. 1puesto a ue, una vez concluya el cortejo, esperará de ti ue acates tam%i0n sus órdenes y lo o%edezcas en todo momento. 4 t- no eres ni mucho menos una mujer dócil, !lle. !leanor vaciló sa%iendo ue Damon tenía razón. !l príncipe )azzara era todo encanto y a"a%ilidad con ella, aun ue sa%ía %ien ue podía ser en0r#ico imponi0ndose a sus sirvientes e incluso a, su anciano pariente, el signore Becchi. ;6i esperas llevar al retortero al príncipe despu0s de la %oda, como haces ahora con todos tus enamorados, pro%a%lemente te sentirás muy de"raudada. ;4o no ha#o tal cosa ;protestó. ;Por lo menos a ti nunca te he manejado. ;)o cual "ue la principal razón por la ue dis"rutaste de mi cortejo y por ue no "uiste capaz de #o%ernarme.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 39

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

!leanor tuvo ue convenir ue a uello era cierto, aun ue no pensa%a reconocerlo. ;2- no dis"rutarías vi0ndote sometida, !lle ;prosi#uió Damon. ;4 si te casas con )azzara, será un mal emparejamiento. !lla hizo una mueca, consciente de ue la llama%a !lle sólo para sacarla de uicio. ;*o estoy en a%soluto interesada en tus opiniones, lord Wrexham. !l suspiró. ;&Por u0 insistes en diri#irte a mí por mi título, como si "u0semos desconocidos( ;1hora somos desconocidos. ;Ae permito di"erir, amor. 2odavía nos conocemos los dos per"ectamente. !leanor tuvo di"icultades para controlar su respuesta a su sonrisa. 1 uella lenta y perezosa sonrisa ue era su arma más poderosa. ;!stás e uivocado, milord. *o te conozco en a%soluto. 1l parecer, nunca te conocí. ;2ampoco conoces a )azzara. ;Pero lo ue s0 de 0l, me a#rada muchísimo. !s en extremo considerado y además encantador. 4, lo ue es más, posee el don italiano para el romance, lo ue constituye un punto importante a su "avor. ;Por ue deseas a un apasionado amante como marido. 1sí era, desea%a a un hom%re ue la hiciera sentirse "e%ril, ue la hiciese arder, como ha%ía conse#uido en otro tiempo Damon. ;2al vez, pero espero al#o más ue pasión. *o he renunciando a encontrar el amor en el matrimonio. 1 0l se le entur%ió la mirada. ;De modo ue crees ue tu :omeo es apasionado. &2e ha %esado al#una vez( !leanor ir#uió la %ar%illa. ;&'ómo dices( !so a ti no te importa. ;*o de%e de ha%erlo hecho ;continuó 0l con satis"acción. ;*o serías si no tan suscepti%le. ;<*o soy suscepti%le= ;&2e propones tirarlo a una "uente si se atreve a tomarse li%ertades conti#o( !lla aspiró pro"undamente y trató de recuperar el control de la conversación. ;*o ten#o nin#una intención de hacer eso. 1l "in y al ca%o, es un príncipe. 4 dudo ue en cual uier caso se tomase li%ertades. Fl es un ca%allero. ;&6i#ni"ica eso ue yo no lo soy( !leanor es%ozó una picara sonrisa. ;Puedes darle el sentido ue uieras, lord Wrexham. ;Auy %ien... ;Damon se inclinó hacia ella, con la %oca a escasos centímetros de la suya. )a joven se estremeció, sinti0ndose neciamente sin aliento y mareada ante su proximidad. ;&?u0 crees ue estás haciendo( ;consi#uió decir con voz ronca. ;1l#o ue se llama %esarte, !leanor. 2- lo has hecho antes... conmi#o en realidad. Barias veces...
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 40

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

+nclinó la ca%eza sin darle tiempo a protestar. )a presión "ue li#era, un leve to ue de su cálida %oca, pero prometía mucho más, lo ue sin duda explicó la conmoción de deseo ue la a#itó. !leanor, con d corazón lati0ndole de repente de modo apresurado, se echó hacia atrás %ruscamente, aun ue todos sus sentidos esta%an despiertos, vivos y excitados. ;<Damon= ;exclamó mordaz. ;<*o puedes %esarme siempre ue sientas la necesidad de hacerlo= ;*o, pero uiero demostrar al#o. 1l ver ue ella intenta%a levantarse, la asió por los hom%ros impidi0ndole la huida. ;D0jame intentarlo de nuevo... !leanor se uedó totalmente rí#idaE le resulta%a imposi%le luchar contra la leve presión de 0l. 6e pre#untó u0 tenía a uel endia%lado #ranuja ue destroza%a todo su sentido com-n, al tiempo ue maldecía su propia de%ilidad. De%ería apartarlo de un empujón, pero esta%a encantadoramente próximo. 6u calor viril desperta%a en ella al#-n instinto primario, mientras ue a uella %oca hermosa y perversa la seducía... ,%servó paralizada cómo 0l la aproxima%a a-n más. 'uando su aliento le acarició los la%ios, se uedó casi sin aliento. )ue#o, los la%ios de Damon acariciaron los de ella de nuevo, atrayentes y susurrantes. 6u %oca era tan deliciosa como la recorda%a, su sa%or tan excitante... 6inti0ndose invadida por el calor, creyó deshacerse mientras 0l la %esa%a lentamente. 'uando deslizó las manos de sus hom%ros a sus ante%razos, la excitación rozó las terminaciones nerviosas de ella y %ailó so%re su piel. !ntonces Damon intensi"icó la presión del %eso acoplando su %oca más plenamente a la suya, mientras la atraía hacia su duro cuerpo. Deslizó la len#ua, penetrando en sus la%ios en una sensual invasión, y una oleada ardiente de sentimientos asaltó a !leanor. 6u sa%or era increí%lemente excitante. 6e estremeció ante la cálida caricia de su áspera y sedosa len#ua en su interior. 6in pensar, alzó las manos para a"errarse a los hom%ros de Damon y pudo sentir la dureza de sus recios m-sculos %ajo las palmas. 1l mismo tiempo, 0l deslizó los dedos hasta su corpiño para rozar li#eramente la parte in"erior de sus senos. 'uando asió los montículos cu%iertos de muselina, !leanor se estremeció ante la "ascinante sensación. Desde lo más pro"undo de su #ar#anta pro"irió un instintivo suspiro mientras 0l comenza%a a acariciarla con sorprendente sensualidad. 6us lar#os dedos modela%an sus pechos, sus palmas sostenían el peso mientras los pul#ares estimula%an sus pezones de modo ue las sensi%les protu%erancias se contraían dolorosamente ante su leve contacto. !lla pro"irió un #emido jadeante, un sonido ue Damon sin duda oyó por ue aminoró sus caricias hasta ue por "in concluyó su a%razo. !leanor esta%a aturdida y tem%lorosa cuando 0l se retiró. Damon la contempla%a con ardiente mirada. ;)o has sentido, &verdad( ;murmuró con voz ueda y pro"unda. ;6entir... & u0( ;!l "ue#o entre nosotros.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 41

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

C<,h, sí=D ?ue el cielo la ayudara. !l "ue#o se#uía en ellos, deslizándose por sus sentidos, por su piel y estallando en su interior. !leanor no podía creer cuan poderoso y a%rasador era. +ncapaz de desviar la mirada de la intensamente ne#ra de Damon, tra#ó saliva en silencio. ;&6ientes este mismo "ue#o con tu príncipe( ;la instó. !lla sólo tenía una respuesta ue darle$ C*oD. Damon a-n provoca%a una pasión en ella ue no ha%ía sentido nunca con nin#-n otro hom%re, incluido el príncipe )azzara. C<Aaldito sea=D, pensó. !leanor intentó despejarse. Damon esta%a o%rando el mismo hechizo de hacía dos años, y ella se lo esta%a permitiendo como una necia, pese a todo el dolor ue entonces le ha%ía causado. 6e puso en pie con vacilante es"uerzo i#norando la de%ilidad de sus rodillas. !ra consternador, incluso terri%le, sentirse tan atraída por su anti#uo prometido como antes lo ha%ía estado. 6u incapacidad de resistirse a Damon resulta%a indi#nante. 4 era a-n más "rustrante, sa%iendo ue 0l la ha%ía %esado intencionadamente para demostrárselo, para demostrarle ue ella a-n le desea%a y ue su nuevo pretendiente no podía compararse con 0l en lo ue se re"ería a pasión. 6u ira creció junto con su consternación, pero !leanor le puso "reno sa%iendo ue lle#aría más lejos con Damon si se mantenía "irme y tran uila. ;4a puedes retirarte, lord Wrexham ;ordenó or#ullosa de ue su voz sonase casi sose#ada. ;2e has uedado más tiempo del de%ido. 1l ver ue 0l no respondía en se#uida, sino ue se ueda%a simplemente sentado mirándola, como si tam%i0n a 0l el %eso lo hu%iera em%elesado, !leanor se volvió hacia el cordón de la campanilla para llamar al mayordomo. Pero mila#rosamente, 0ste apareció en la puerta, como si supiera ue ella le necesita%a. ;)ord Wrexham desea marcharse, Peters ;dijo aliviada, ;pero al parecer no le resulta "ácil encontrar la puerta 0l solo. &)e acompañará usted, por "avor( ;Por supuesto, milady. Pero tiene usted otra visita. Ha lle#ado el príncipe )azzara.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 42

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

CAPI! LO %)
6egularmente, perm.tale ue dé muestras de galanter.a y !ortale1a varonil. 7l se sentirá dic,oso de desplegar sus plumas para ganarse su admiración. "N# D#$# #N%N&$# Consejos a las jóvenes damas para con uistar marido

!leanor maldijo en silencio. 1 uello era lo -nico ue le "alta%a, ue el príncipe lle#ase media hora antes de lo esperadoE precisamente cuando Damon aca%a%a de %esarla. Por "ortuna, su alteza no ha%ía lle#ado dos minutos antes. ;&Desea reci%irle a uí, en el #a%inete de las mañanas, milady( ;pre#untó el mayordomo. ;6í, Peters. Por "avor, dí#ale a su alteza ue se re-na a uí conmi#o. 'uando el sirviente se alejó para se#uir sus órdenes, !leanor se llevó distraída las manos al ca%ello para ase#urarse de ue no lo tenía muy al%orotado. 6in duda de%ía de parecer una li%ertina, con las mejillas sonrojadas y la %oca h-meda e hinchada por los %esos de Damon. 1dvirtió ue el culpa%le no mostra%a nin#-n si#no de remordimiento cuando ella le diri#ió una mirada resentida. Damon esta%a repanti#ado en el so"á, cómodamente instalado, y sin duda dispuesto a uedarse allí mientras durase la visita del príncipe. ;6erá di#no de ver cómo desplie#as tus nuevas artimañas con )azzara ;murmuró con evidente re#ocijo. 6in em%ar#o, !leanor no tuvo tiempo de a"earle su conducta antes de ue apareciese su hermoso se#undo visitante de la mañana. ;Ail perdones por mi temprana lle#ada, donna !leonora ;dijo el príncipe mientras se inclina%a #alante so%re su mano y se la %esa%a. ;'on"ío sinceramente en ue me disculpe. !sta%a ansioso por volver a verla y salir a pasear con usted. 'omo se dice en su idioma$ C1 uien madru#a, Dios le ayudaD. !leanor es%ozó una sonrisa. ;Desde lue#o ue le disculpo, alteza. 4o tam%i0n estoy deseosa de salir. )azzara "runció el cejo al distin#uir a Damon ue se levanta%a del so"á. ;<1h, no ha%ía visto ue tenía otro visitante= ;6u señoría esta%a a punto de marcharse ;se apresuró a decir !leanor. Pero Damon le dedicó una suave sonrisa. ;1 decir verdad, no ten#o nin#una prisa. &De u0 se trata esa salida a la ue usted se re"iere, alteza( !l príncipe contestó en tono displicente$ ;Boy a acompañar a donna !leanora de compras por el %azar Pantheon, de ,x"ord 6treet. Desea encontrar un re#alo para el cumpleaños de su tía, y yo estoy interesado en ver un %azar. !n mi país no tenemos tales cosas, sólo mercados y tiendas.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 43

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;Auy #alante por su parte, alteza ;replicó Damon suavemente. ;)ady !leanor de%e de estar impresionada por su ma#nanimidad. !l otro hom%re entornó los ojos, como si no estuviera se#uro de si se esta%a %urlando de 0l. !leanor se apresuró a intervenir$ ;!stoy sumamente reconocida de ue don 1ntonio est0 dispuesto a dedicarme de modo tan #eneroso su tiempo y atención. ;&6ería un #ran inconveniente ue yo les acompañase, alteza( ;pre#untó Damon. ;Ai ayuda de cámara me insiste en ue mejore mi estilo y me interese por las actuales modas de )ondres. 1l ver vacilar al príncipe, sin duda re"lexionando so%re lo descort0s ue sería ne#arse a la petición del no%le in#l0s, !leanor contestó por 0l, alarmada ante la idea de ue Damon los acompañase. ;6in duda tendrá mejores cosas ue hacer con su tiempo, lord Wrexham. ;Por el momento, no. *o se me ocurre nada más a#rada%le ue ayudar a una hermosa dama a satis"acer los deseos de su corazón. 1nte el travieso %rillo de sus ojos, ella apretó los la%ios con "uerza. 6u mayor deseo en a uellos momentos era li%erarse de Damon, pero 0l era el mismo #ranuja de siempre. De%ía ha%er sa%ido ue no podía esperar ue se atuviese a las normas ha%ituales de la eti ueta. 2am%i0n sa%ía ue no de%ía en"rentarse a 0l de manera a%ierta. Damon era muy capaz de utilizar sus "ormida%les poderes de persuasión para conse#uir lo ue desea%a, e iniciar una lucha de voluntades "rente al príncipe no contri%uiría a despertar la admiración de 0ste, por lo ue dele#ó en )azzara "ormular o no su apro%ación. ;Puede venir con nosotros en mi carruaje, milord ;contestó el príncipe con evidente des#ana. ;!s usted muy ama%le, alteza ;respondió Damon. 4 se volvió hacia !leanor. ; &Pensa%an partir en se#uida( ;De%o reco#er mi a%ri#o y mi %olsa, y avisar a mi doncella de ue nos vamos antes de lo previsto. !n consideración a las conveniencias, su doncella de%ía acompañarla durante su salida de compras. ;!ntonces, &por u0 no lo hace( 4o atender0 al príncipe mientras tanto ;a"irmó Damon. C&1tender(D !leanor pensó ue esa posi%ilidad la preocupa%a extraordinariamente, al tiempo ue experimenta%a el acuciante apremio de enviar a Damon al dia%lo. Fl esta%a claramente divertido ante sus es"uerzos por contener la len#ua. Aolesta por causarle diversión, sonrió #raciosamente a don 1ntonio y dijo en voz alta$ ;6i me disculpa un momento, alteza... ;*aturalmente, mia signorina. !leanor sentía una #ran a#itación al salir del #a%inete y su%ir la escalera en %usca de su doncella 7enny. *o se "ia%a especialmente de dejar a Damon a solas con el príncipe tras sus pullas acerca de ue utilizara el li%ro de Ganny para atraer a su real pretendiente.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 44

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

!se recuerdo la hizo estremecer. *o o%stante, & ui0n era 0l para juz#arla(, pensó, a-n resentida por ha%erse visto o%li#ada a justi"icarse ante Damon. De al#-n modo, 0l sa%ía ue el "ue#o no existía en su actual cortejo. !lla experimenta%a atracción "ísica por el príncipe )azzara, pero ni mucho menos al#o parecido a lo ue ha%ía sentido por Damon, por lo menos todavía no. De todos modos, a-n se halla%an en el comienzo de su relación. !leanor a-n no ha%ía tenido muchas oportunidades de recurrir a los sa%ios consejos de Ganny. 6e proponía remediarlo muy en %reve. +ntentaría despertar el ardor de )azzara... y, al mismo tiempo, incrementar tam%i0n el suyo por 0l. 6ería mucho más di"ícil con su anti#uo pretendiente pe#ado a sus talones, pero se prometió a sí misma ue lo conse#uiría. 1un más, se recordó, con una decidida oleada de optimismo, ue dedicarse a otro no%le "avorecería extraordinariamente la desaparición de su anti#ua y necia "ascinación por el provocador li%ertino ue en otro tiempo ha%ía si#ni"icado tanto para ella.

Damon enlazó las manos en el re#azo mientras volvía a sentarse en el so"á y cruzó una pierna so%re otra arre#lándose con disimulo los calzones de modo ue ocultaran su enorme excitación. >esar a !leanor lo ha%ía dejado encendido y dolorosamente endurecido. .n estado al#o indecoroso, teniendo en cuenta ue se halla%a "rente a "rente con el actual #alán de la joven. *o o%stante, Damon cele%ra%a tener a uella oportunidad. 2odos sus instintos le decían ue )azzara no era la pareja adecuada para !leanor. !lla no era precisamente cr0dula en lo ue a los hom%res se re"ería, pero le a#rada%a sinceramente la mayoría de la #ente. De resultas de ello se hallaría demasiado dispuesta a pasar por alto los de"ectos de )azzara y dejaría de examinar con la su"iciente intensidad su personalidad en "avor de sus cualidades más super"iciales de encanto y atractivo "ísico. !n especial, dado ue esta%a empeñada en utilizar el condenado texto de consejos para ayudarla a #anárselo. 1pretó la mandí%ula de manera instintiva. Ha%ía simulado divertirse ante la decisión de !leanor de seducir al príncipe para casarse, pero no ha%ía nada divertido en ello. Desde lue#o, reconocía al#o a re#añadientes ue, posi%lemente, además de su decisión de prote#erla, lo impulsaran los celos. 4 por la expresión de )azzara mientras ocupa%a un asiento "rente a 0l, 0ste tam%i0n esta%a experimentando el mismo sentimiento de pasión. 1m%os eran como dos machos valorándose mutuamente antes del com%ate por la misma presa. 6in em%ar#o, le sorprendieron las si#uientes pala%ras del príncipe. ;2enía entendido ue ya no tenía usted nin#-n derecho so%re donna !leanora, lord Wrexham. &!sta%a e uivocado( &De%o considerarle un rival por su mano( 1un ue a#radecido de ue )azzara se hu%iese planteado a%iertamente el n-cleo de la cuestión, Damon evitó dar una respuesta directa. ;:enunci0 a con uistarla hace al#-n tiempo, como ya le ha%rá dicho. Pero eso no si#ni"ica ue no me preocupe por ella. ;+ntensi"icó su mirada. ;&'uáles son sus intenciones hacia lady !leanor, alteza(
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 45

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

!l príncipe ir#uió la %ar%illa con altivez, como si le asom%rara ue al#uien se atreviera a pre#untarle tales cosas. Damon contuvo una tensa sonrisa. :esulta%a irónico ue estuviera interro#ando al -ltimo pretendiente de !leanor exactamente i#ual ue Aarcus lo ha%ía interro#ado a &Ihacía dos años, cuando pidió a la joven en matrimonio. ;Pre#unta usted demasiado, milord ;respondió al "in el príncipe. ;)ord Danvers, su hermano mayor, es ami#o mío ;replicó Damon enmascarando al#o la verdad. ;!n su ausencia, me siento o%li#ado a cuidar de ella. )o ue sólo era verdad en parte. 6u cruel trato a la hermana de Aarcus le ha%ía costado a Damon su anti#ua amistad. 1 decir verdad, su ami#o ha%ía amenazado con hacerlo picadillo si no se aleja%a de )ondres inmediatamente hasta ue amainase el escándalo. :esultó a"ortunado ue la amenaza coincidiera con su propia necesidad de prose#uir con sus cosas en el cálido y seco clima del Aediterráneo. .n asomo de ira relampa#ueó en los ojos de )azzara mientras respondía a Damon. ;Ai cortejo a donna !leanora es asunto mío, milord. *o ten#o por u0 explicarle mis intenciones ni a usted ni a nin#una otra persona. !l apretó la mandí%ula ante esa respuesta poco satis"actoria, pero se con"ormó con lanzarle a su vez una advertencia$ ;6ería un error creer ue podría escapar al casti#o merecido por parte de la "amilia y ami#os de lady !leanor si lle#ase a perjudicarla de al#-n modo, aun ue "uese de manera involuntaria ;contestó en tono suave. )azzara vaciló, sin duda considerando en"rentarse al vizconde. 6u cejo desapareció y en su lu#ar le dedicó una sonrisa encantadora. ;)e prometo ue ella está totalmente a salvo conmi#o, milord. 6in em%ar#o, Damon no con"ió en a%soluto en esa promesa, ni se sintió disuadido por ella. 6e proponía o%servar el cortejo del príncipe de cerca y actuaría para poner "in a cual uier romance serio entre ellos. 6ería un desa"ío in#eniar medios para inter"erirse sin #anarse el desd0n de !leanor. Pero se proponía evitar ue 0sta cometiera un error irrepara%le, aun ue ello "uese o%rar contra sus deseos expresos.

!l %azar Pantheon, situado entre las calles ,x"ord y Aarl%orou#h, o"recía un vasto surtido de mercancías de merceros, som%rereros, modistas, ta%a ueros y per"umistas entre otros muchos. 1 u0lla era la primera visita de Damon al %azar, puesto ue se ha%ía inau#urado apenas hacía un año antes de ue se "uera de )ondres. 'uando entró con su pe ueño #rupo advirtió ue el #rande y ventilado edi"icio conta%a con numerosos puestos de venta en la planta %aja y con #alerías arri%a. Durante #ran parte de tiempo, se mantuvo al#o reza#ado, o%servando a !leanor y a su selecto pretendiente mientras 0stos se mezcla%an con la multitud y recorrían detenidamente los puestos, examinando ropas y accesorios, joyas, pieles, #uantes, a%anicos y costosas novedades, tales como relojes ornamentales. 7enny, la doncella de

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 46

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

!leanor, la se#uía de cerca, %o uia%ierta ante cuanto veía, mientras dos lacayos del príncipe se apresura%an ante ellos despejando el camino para su alteza real. 2ras más de una hora, !leanor se decidió por un reloj de %ronce dorado para re#alárselo a su tía en su cumpleaños, pidiendo ue se lo envolvieran y enviaran a su casa de Portman Place. !l príncipe )azzara ad uirió asimismo varios o%jetos ue entre#ó a sus lacayos para ue los depositaran en su carruaje, ue los a#uarda%a en la calle. Aientras la joven encandila%a "ácilmente al príncipe con su radiante sonrisa y su in#eniosa y á#il conversación, Damon trata%a de so"ocar los a#uijonazos de celos ue sentía. *o o%stante, no podía desechar por completo la persistente voz ue le recorda%a ue 0l podría ha%er sido uien acompañase a !leanor a a uella moderna zona comercial, uien %romease con ella y dis"rutase de una #rata camaradería entre am%os, en lu#ar de la espinosa tensión ue ahora existía. 'uando lle#aron al "inal del edi"icio, contemplaron la exposición de "i#uras de cera y lue#o entraron en el invernadero, ue exhi%ía plantas exóticas y ar%ustos de hoja perenne, así como una reserva particular de animales parloteantes, comprendidos papa#ayos y monos. Damon "ue consciente de ue durante la mayor parte de tiempo !leanor parecía i#norarle, salvo en una ocasión en ue pasaron junto a una "uente y un estan ue llenos de peces de colores. .na %reve sonrisa curvó entonces los la%ios de 0l ante la ima#en ue cruzó por su mente de la muchacha empujando a su real pretendiente al a#ua si era tan audaz como para tratar de %esarla. 4 cuando su mirada se cruzó con la de !leanor, comprendió ue ella esta%a visualizando lo mismo. Por un "u#az momento, mientras sus ojos se encontra%an en a uel instante de humor, estuvieron en completa consonancia. Pero lue#o !leanor reprimió rápidamente su diversión y le volvió la espalda mientras se co#ía del %razo ue le o"recía su acompañante italiano. :e#resaron al puesto de un relojero donde el príncipe ha%ía visto un reloj de %olsillo de oro ue le ha%ía llamado la atención. Aientras su alteza de%atía la posi%le compra con el comerciante, Damon a#uarda%a a un lado, con !leanor. 'on cierta sorpresa por su parte, ella aprovechó la oportunidad para reprenderlo por su intrusión en su romance, aun ue lo hizo en voz %aja, de modo ue no pudiera ser oída con el animado al%oroto del %azar. ;Has tenido un #ran descaro invitándote en nuestra salida, lord Wrexham. !l enarcó una ceja simulando sorpresa. ;&*o desea%as ue te acompañase( ;Desde lue#o ue no, so%re todo cuando es evidente ue te propones causar daño. ;&?u0 te hace pensar eso( ;in uirió inocente. !lla hizo una mueca exasperada. ;)o puedo advertir por el endia%lado resplandor de tus ojos. !l intentó mantener una inocua expresión, aun ue en realidad la esta%a provocando de manera intencionada, tratando de hacerle a%rir los ojos a los de"ectos del príncipe.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 47

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;Ae o"endes, uerida. &'rees sinceramente ue trataría de interponerme entre t- y tu :omeo( ;Por "avor, & uieres dejar de llamarle de ese modo( ;exclamó !leanor con un susurro. ;Auy %ien, si insistes en ello... aun ue en +talia se ha #anado esa reputación por derecho propio. 'on"ieso ue no lo#ro comprender u0 ves en 0l. !lla hizo un es"uerzo visi%le por mantener la compostura. ;Para empezar, el príncipe )azzara es, con mucho, todo lo contrario de ti en varios aspectos. ;!n e"ecto ;respondió Damon secamente ;)e #usta la ropa lujosa, las chucherías y cosas por el estilo, y #asta el dinero a manos llenas. !leanor diri#ió a Damon una contenida mirada, pero se a%stuvo de hacer comentario al#uno, tal vez por ue reconocía cierta verdad en sus pala%ras. ;Ae sorprende ue te hayas permitido sentirte tan cie#amente atraída por un rostro hermoso ;prosi#uió 0l. ;Pero supon#o ue no puedo censurártelo. 6iempre has sido una idealista. ;?uieres decir ue soy una in#enua. ;2al vez sí. &*o es ser in#enuo creer ue puedes #anarte el a"ecto de un hom%re por ue al#uien te lo dice así( !lla ir#uió la %ar%illa. ;*o pienso honrar esa o%servación con una respuesta. Damon pro"irió una risita ante su expresión desdeñosa. ;'onsid0ralo de otro modo, !lle. !n realidad, estoy contri%uyendo a tu causa. !lla a%rió mucho los ojos con %urlona sorpresa mientras su tono se volvía dulcemente esc0ptico. ;Por "avor, dime cómo contri%uyes a mi causa. ;6i )azzara cree ue soy competidor suyo, realizará un es"uerzo mayor para eliminarme. !n realidad, ya lo ha intentado. )a teoría hizo ue !leanor se uedase pensativa. ;&De modo ue estás importunándome por mi %ien( ;1sí es. 2e dije ue no uería ue 0l te hiciese daño. Por consi#uiente, me he nom%rado tu protector personal. 'omo haciendo acopio de paciencia, ella puso los ojos en %lanco y lue#o miró a Damon con exasperación. ;>ien, pues yo deseo ue aca%es con esto. ;*o pretendo revelar tus secretos al príncipe, si es eso lo ue te preocupa. ;&?u0 secretos( ;pre#untó !leanor cautelosa. ;4o no ten#o secretos. ;&?u0 tal tu plan de cazar a )azzara utilizando un manual de consejos( ;<*o te atreverás a ha%larle de eso= ;le espetó. ;&4 u0 hay del hecho de ue me estuvieras %esando dos minutos antes de ue 0l entrase en el #a%inete( )a joven se sonrojó de modo "avorecedor.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 48

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;!so "ue un #rave error ue no se repetirá. 4 con"ío en ue no chismorrees al respecto. ;Por mi honor, mis la%ios estarán sellados. !leanor lo miró suspicaz. ;!staría mucho más tran uila si re#resaras al continente y pasaras allí otros dos años. ;Pero yo estoy a #usto a uí. ;1 mi costa, al parecer ;replicó ella sarcástica. ;&*o puedes dejarme en paz( ;Ae temo ue eso no puedo prometerlo ;dijo Damon, aun ue tratando de mantener un tono conciliatorio. 1 modo de respuesta, la joven es%ozó una traviesa sonrisa. ;Por suerte, sólo tendr0 ue soportar tu inter"erencia durante otra semana. 1 0l no le a#radó mucho su tono de satis"acción matizada con una nota de triun"o. ;&'ómo es eso( ;)a "iesta anual en casa de mi tía comienza el viernes de la semana próxima y el príncipe ha aceptado su invitación para asistir. Damon enarcó %ruscamente las cejas. *o le a#rada%a lo más mínimo lo ue implica%a ese anuncio. 6i )azzara asistía a la "iesta privada en la casa de lady >eldon, entonces !lle correría mucho más peli#ro a-n. 'omo si comprendiera ue le ha%ía acertado en un punto sensi%le, !leanor ensanchó su sonrisa y prosi#uió con aire despreocupado$ ;!stoy muy ansiosa por ue el príncipe y yo ten#amos la oportunidad de conocernos mejor. 'ontar0 con toda una uincena para poner en práctica los consejos de mi li%ro. Damon sintió ue se le "orma%a un nudo en el estóma#o. !n uince días podían suceder muchas cosas. 'iertamente, era tiempo su"iciente para ue !leanor se enamorase de un li%ertino ue la haría desdichada. ;De modo ue va en serio, &eh( ;pre#untó, ;&2u tía ha dado su apro%ación al cortejo de )azzara( ;Desde lue#oE mi tía lo tiene en muy alta consideración. 'omo asimismo a su pariente, el signore Becchi, ue tam%i0n asistirá. Deseoso de poder hacerla entrar en razón, Damon le sostuvo la mirada mientras ne#a%a con la ca%eza y le decía$ ;'reo ue cometerías un #rave error casándote con un hom%re así, !lle. 2- eres una mujer de mucho temple y entusiasmo por la vida. *o permitas ue todo ese espíritu sea so"ocado por un esposo ue no puede apreciar las cualidades ue te hacen tan -nica y excepcional. !lla a%rió la %oca para ha%lar y lue#o la cerró, hasta ue por "in dijo$ ;&Por u0 no te limitas a dejarme manejar mis asuntos, Damon( ;Por ue no uiero verte desperdiciar tu vida casándote con un hom%re inapropiado. 1 ella le relampa#uearon los ojos. ;<2- no sa%es si es un hom%re inapropiado= ;!n mi opinión, lo es. !leanor aspiró pro"undamente.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 49

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;6iento decepcionarte, lord Wrexham, pero no me importa lo más mínimo tu opinión. 2e su#iero ue procures por tu propio "uturo y me dejes conducir a mí el mío. 1l advertir ue el príncipe casi ha%ía ultimado su compra, ella se volvió y "ue a reunirse con 0l ante el mostrador del puesto, dejando a Damon donde se encontra%a. 2ras o%servar su rí#ida espalda, 0ste pensó ue la exhortación de !leanor a ue se ocupase de su propio "uturo no era mal consejo. !l ha%ía re#resado a +n#laterra consciente de ue ha%ía lle#ado el momento de hacer inventario de su vida y decidir u0 hacer con el resto de la misma. 6in em%ar#o, la perspectiva lo complacía poco. )os años se extendían ante 0l con est0ril monotonía. .n sendero solitario desprovisto de sentimientos, en el ue residiría 0l solo, sin permitir ue nadie más conmoviese su corazón con ale#ría, dolor ni nin#una otra emoción. Pero a continuación se recordó a sí mismo ue a uello era precisamente lo ue ha%ía planeado. *o o%stante, el vacío ue la muerte de su hermano #emelo ha%ía dejado en 0l constituía un intenso contraste con lo ue esta%a experimentando precisamente entonces, tras su animada discusión con !leanor. )os chispazos de sus ojos azules le ha%ían hecho sentir vivamente la di"erencia. Damon no se ha%ía sentido tan vivo desde hacía dos años. )a lamenta%le verdad era ue le #usta%a con"undir a !lle y enervarla, aun ue pre"ería #anarse sus risas. Dis"ruta%a haci0ndola reír tal como lo conse#uía en otro tiempo durante su cortejo. De pronto, emer#ió a la super"icie un recuerdo de la encantadora uincena ue ha%ía pasado con ella en la "iesta anual cele%rada en casa de su tía. De !lle ri0ndose tras ha%er #anado una impulsiva carrera de ca%allos entre am%os. De su respuesta apasionada hasta uedarse sin aliento cuando 0l le dio un "ervoroso %eso como recompensa. 1nte el no espontáneo recuerdo, lo invadió la ternura, un sentimiento peli#roso como muy %ien sa%ía. Pensó ue asimismo lo era tam%i0n el deseo, y recordó el %reve momento de a uella misma mañana, en ue ella se ha%ía entre#ado a sus %razos. *o podía ne#ar el poderoso deseo ue sentía por la joven ni su sensación de triun"o ante su rendición. !leanor ha%ía tratado de simular desinter0s, pero ha%ía dis"rutado de sus %esos, esta%a se#uro de ello. 6e#uía ha%iendo un inne#a%le "ue#o entre los dos. )o cual tam%i0n era en extremo peli#roso. 6e dijo seriamente ue, si era prudente, so"ocaría hasta el -ltimo ápice de atracción ue sintiera por ella y se concentraría tan sólo en estropear su incipiente romance con su hedonista príncipe.

Pronto resultó claro para Damon ue !leanor esta%a decidida a evitar toda conversación con 0l durante el resto de su salida. 'omo contraste, mantenía un encantador colo uio con el príncipe, elo#iando su #alantería cuando 0l declaró su intención de llevarla a /unterJs 2eashop, en >er5eley 6 uare, la mejor con"itería de )ondres, para tomar al#uno de sus "amosos helados y sor%etes.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 50

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

Pero cuando el #rupo salió del %azar para re#resar al carruaje de su alteza, pronto descu%rieron ue tenían un pro%lema. Aás a%ajo, en la misma calle, el coche esta%a atascado en un al%oroto callejero. 1l parecer, un carro ha%ía volcado parte de su car#a de na%os y %lo uea%a la mayor parte de la calle, provocando un altercado entre cocheros, comerciantes y viandantes. 'on una mueca de impaciencia, el príncipe )azzara ro#ó a donna !leanora ue le disculpase mientras acudía a investi#ar. ;Por supuesto, alteza ;dijo ella sonri0ndole tran uilizadora. 6in em%ar#o, era evidente ue no esta%a encantada de verse o%li#ada a a#uardar en la acera junto con Damon, aun ue contase con la protección de su doncella. !leanor mantenía un o%stinado silencio mientras ue 0l o%serva%a la creciente disputa pre#untándose si sería necesaria su intervención para prevenir una reyerta. Por pura casualidad, acertó a ver el incidente ue le aconteció a )azzara cuando cruza%a la calle. .n hom%recillo de ca%ellos ne#ros se precipitó tras el príncipe y chocó con 0l con incon"undi%le deli%eración, tirándolo so%re les ado uines. )ue#o, con un há%il jue#o de manos, el %ri%ón hur#ó en la cha ueta del no%le y sacó un o%jeto... una %olsa de cuero se#-n le pareció a Damon. 2odo sucedió en un instante$ )azzara yacía allí, tendido de "orma poco ele#ante, con una mueca de sorpresa e ira mientras el carterista huía. !n una reacción instintiva, Damon corrió tras el ladrón mientras !leanor pro"ería un %reve #rito de alarma y se apresura%a en ayuda del príncipe. Damon perdió de vista al carterista entre la multitud y al re#resar encontró a la joven arrodillada junto a )azzara, evidentemente preocupada mientras lo ayuda%a a incorporarse. ;&6e ha lastimado, alteza( ;pre#untó Damon con sincera in uietud. ;<*o= ;respondió el italiano. ;Ai %olsa... ese dia%lo me ha ro%ado la %olsa. 4 prorrumpió en una oleada de invectivas en italiano ue Damon comprendió, y ue si#ni"ica%an C%andidoD, CcanallaD y otros t0rminos más expresivos en relación con los antepasados del in"ame sinver#@enza. )ue#o, recordando de pronto ante ui0n se encontra%a, concluyó %ruscamente su diatri%a. ;<1h, un millón de perdones, mia signorina. Ae siento aver#onzado de ha%er usado semejante len#uaje impropio de sus delicados oídos. 1nte la re"erencia a sus delicados oídos, !leanor reprimió una sonrisa, aun ue cuando cruzó accidentalmente la mirada con la de Damon, 0ste pudo distin#uir la chispa de humor ue %aila%a en sus ojos azules. Pero ella pronto suprimió toda señal de diversión. ;*o tiene importancia, alteza. Puesto ue ha%la%a en su idioma, no he entendido la mayor parte de lo ue ha dicho. 4, en cual uier caso, sin duda he oído cosas peores de mi hermano y sus ami#os. *o he vivido una existencia tan prote#ida como las mujeres de su país. Pese a su tono conciliador, el rostro de )azzara esta%a %astante rojo mientras se levanta%a, se sacudía el polvo y lue#o ayuda%a a !leanor a ponerse en pie. !ra evidente ue esta%a aver#onzado por ha%er aparecido de nuevo en desventaja ante sus ojos.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 51

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

1-n pareció más aver#onzado cuando murmuró$ ;)o lamento, donna !leanora, pero no podremos ir a /unterJs para satis"acer su deseo de tomar un helado. *o ten#o medios para pa#ar. !lla no vaciló en diri#irle una sonrisa espontánea mientras se sacudía la "alda. ;Pero yo sí dispon#o de medios, alteza. 4 con mucho #usto a%onar0 el t0 y los helados. )azzara se tensó, y Damon pudo advertir ue !leanor comprendía al punto su error. !ra evidente ue, sin uerer, ha%ía herido el or#ullo del no%le. ;Por "avor, permítame ue los invite, alteza ;intervino Damon apaci#uador. ; .stedes han sido lo %astante #enerosos como para consentir mi intrusión en su salida de compras. )o menos ue puedo hacer es devolverles el "avor. Pudo advertir cómo el príncipe se de%atía entre dar prioridad a su or#ullo herido o tener la oportunidad de dis"rutar de la compañía de !leanor otra hora más. 6e decidió por lo -ltimo, asintiendo con %rus uedad y o"reci0ndole a ella el %razo. Damon los si#uió al carruaje para el ue los lacayos, de al#-n modo, ha%ían a%ierto mila#rosamente un sendero. 6in em%ar#o, mientras su%ía a 0l y se senta%a "rente a am%os, "runció el cejo al darse cuenta de al#o de manera repentina. !l carterista tenía la tez olivácea propia de las #entes del Aediterráneo. Parecía consecuente sospechar ue un compatriota de )azzara "uese uien ha%ía perpetrado el ro%oE al#uien ue conociera al príncipe y estuviera "amiliarizado con sus costum%res, incluido dónde #uarda%a la %olsa, ha%ría tenido ventaja so%re cual uier ladrón corriente. 1un ue tam%i0n podía ser ue el carterista "uese un desconocido ue hu%iera o%servado al príncipe cuando 0ste realiza%a sus compras en los puestos de venta y lo hu%iera tomado como "ácil o%jetivo aprovechando la con"usión del trá"ico como distracción. 6in em%ar#o, todo parecía una extraña coincidenciaE eso sin contar con la nota%le mala "ortuna de )azzara de ha%er su"rido dos percances en tan pocos días. Damon intensi"icó su cejo al ver reírse a !leanor y al príncipe y ella juntando sus ca%ezas. 1l parecer, su alteza se ha%ía recuperado %astante de su ver#@enza como para volver a desple#ar su encanta !sa ima#en provocó en Damon la misma intensa reacción de hacía unos momentos, cuando !leanor se ha%ía arrodillado protectora junto al caído príncipe. )a joven se mostra%a demasiado solícita pata su paz mental, y en exceso sensi%le a los hala#os del li%ertino italiano. 'on un mudo juramento, Damon reconoció la intensa emoción ue le inunda%a$ sentido de posesión. !ra in-til ue tratara de ne#arlo por más tiempo. 1 decir verdad, esta%a lle#ando a la conclusión de ue no desea%a ue !lle se casase con )azzara, pero no sólo por ue no deseara ue resultase herida con tan in"eliz elección de marido. 1pretando la mandí%ula, comprendió ue no desea%a ue se casara con nin#-n otro hom%re.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 52

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

CAPI! LO %*
&ncluso cuando se trate de asuntos mundanos, permita a un caballero demostrar sus conocimientos y e2periencia superior del tema, aun ue usted lo cono1ca muc,o mejor ue él. "N# D#$# #N%N&$# Consejos a las jóvenes damas para con uistar marido

1 la mañana si#uiente, a Damon le resulta%a di"ícil so"ocar su impaciencia mientras deam%ula%a por la #alería superior del 2eatro :eal, en 'ovent /arden, a#uardando la lle#ada de !leanor. *o tenía nin#una intención de permitirle relacionarse con su príncipe sin o%stáculosE desde lue#o, en modo al#uno si eso podía conducirla al matrimonio. 2ampoco tenía nin#una intención de apresurarse en re#resar al continente, tal como !lle le ha%ía su#erido con tanta mordacidad. 4a ha%ía tenido %astante dosis de países extranjeros para al#-n tiempo. 4, aun ue no veía con claridad u0 "uturo desea%a, esta%a se#uro de ue "uese lo ue "uera lo ue uisiera, esta%a en +n#laterra, y ue su principal o%jetivo en a uellos momentos era di"icultar el romance de !leanor con el príncipe )azzara. Por consi#uiente, el día anterior, en /unterKs, cuando su alteza ha%ía comentado ue acompañaría a !leanor y a su tía al concierto %en0"ico de a uella noche, 0l se ha%ía es"orzado por disponer las cosas a su #usto. !n el 2eatro :eal no ha%ía palcos, pero a su #rupo le ha%ía sido asi#nada una sección esco#ida de la #alería próxima al escenario #racias a 2ess >lanchard, su prima lejana. !sta, junto con otras personas, ha%ía al uilado el teatro con "ines %en0"icos y ela%orado un pro#rama con #ran variedad de actuaciones teatrales, comprendidas arias de ópera y coros en in#l0s y en italiano, parodias, declamaciones dramáticas y una pantomima por el maravilloso payaso /rimaldi. !l acontecimiento esta%a considerado tan selecto ue los componentes de la %uena sociedad ha%ían pu#nado por contri%uir con su dinero para conse#uir entradas. !sta%a previsto ue asistiera el propio re#ente, un #olpe maestro para 2ess, ue dedica%a #ran parte de su tiempo a or#anizaciones de caridad tales como las Gamilias de los 6oldados 'aídos, así como varios or"anatos y hospitales. :ecientemente, se ha%ía unido a la hermana )orin# más joven, )ily, ue ahora era la mar uesa de 'lay%ourne, poniendo en marcha un ho#ar para dar a%ri#o y educación a mujeres desa"ortunadas. 1 ,tto /eary, el "amoso m0dico ami#o de Damon, se le ha%ía asi#nado un asiento de honor, puesto ue los %ene"icios de la velada esta%an destinados a su uerido hospital Aarle%one. Por ello, a Damon le ha%ía sido relativamente "ácil atraerlo allí. 1un ue a ,tto no le #usta%a la ópera, no ha%ía tenido más remedio ue dejar a sus pacientes durante unas horas. !n a uellos momentos, Damon esta%a sentado junto a 0l, a#uardando la lle#ada de !leanor y el príncipe )azzara. ;,jalá se aca%ara rápido ;murmuró ,tto tirando de su pañuelo de cuello. ;2en#o demasiado tra%ajo para estar #anduleando de esta indolente manera.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 53

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;*o será muy lar#o ;le ase#uró Damon. ;4 le de%es a la señorita >lanchard al#una muestra de #ratitud, por lo ue te rue#o ue dejes de impacientarte. 6u ami#o "runció el cejo %revemente y a continuación le #uiñó un ojo. ;'reo ue t- tam%i0n estás al#o in uieto, a juz#ar por las veces ue has mirado hacia la puerta durante los -ltimos diez minutos. ! ima#ino ue la #ratitud a la señorita >lanchard no tiene nada ue ver con tu insistencia en ue yo est0 a uí presente esta noche. 6ólo desea%as tenerme a tu lado para tu conveniencia. Damon contuvo una sonrisa. ;*o es 0sa la -nica razón. ;Pero no deja de ser una de ellas. ;)a diversión de ,tto se re"lejó en su rostro. ;1 decir verdad, no s0 si me interesará estar cerca, una vez ue lady !leanor descu%ra lo ue has ma uinado. 4, en cual uier caso, estoy se#uro de ue la señorita >lanchard sería más capaz ue yo de prote#erte. ;2al vez, pero así ten#o más se#uridades. 2ess pensa%a reunirse con ellos pronto, se#-n Damon una situación a"ortunada, puesto ue con"ia%a en ue su prima lo#rase calmar las a#uas a#itadas, por así decirlo. !leanor no estaría demasiado contenta al descu%rir ue su tía, el príncipe y ella i%an a sentarse tan cerca de 0l. *o se e uivoca%a. 'uando por "in la joven hizo su aparición, 0l sólo tenía ojos para ella, por lo ue pudo ver su expresión al darse cuenta de cómo 0l ha%ía manipulado la situación. De manera parecida, )azzara se tensó, suspicaz, mientras ue la tía de !leanor mostró rí#ida su desapro%ación. )ady >eldon no ha%ía perdonado nunca a Damon el episodio con su so%rina de hacía dos años. !n consecuencia, se mostró muy altanera cuando 0l se levantó cort0smente e hizo las presentaciones, aun ue por lo menos no le rechazó a%iertamente. !l príncipe )azzara se vio entonces o%li#ado a presentar a su pariente, el signore .m%erto Becchi, un ca%allero alto, de ca%ellos plateados. 6e trata%a de un diplomático del reino de las Dos 6icilias destinado a la corte de +n#laterra y era responsa%le de los tratados comerciales, principalmente del lucrativo comercio del vino de Aarsala. 6ólo 0l pareció no ser consciente de la repentina "rialdad del am%iente, mientras todos permanecían unos momentos manteniendo una ele#ante pero tensa conversación. Por "ortuna, la atmós"era se ali#eró un poco cuando la anciana condesa viuda de Haviland se reunió con ellos acompañada de su nieto, :ayne Lenyon, el nuevo conde de Haviland. Fste era un viejo conocido de Damon desde sus días de juventud en la universidad. Haviland era entonces un re%elde sin paliativos y la oveja ne#ra de su ilustre "amilia, por lo ue no era de extrañar ue se hu%iera pasado muchos de los años anteriores intentando "rustrar los propósitos napoleónicos de dominio mundial, se#-n se susurra%a, actuando como %rillante y ma#istral espía para el servicio secreto %ritánico. !ra evidente ue su a%uela y lady >eldon eran %uenas ami#as. Poco despu0s, Damon advirtió, con cierta sorpresa, ue lady >eldon parecía sentir un decidido a"ecto por el #uapo y maduro diplomático italiano, señor Becchi, y ue perdía
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 54

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

parte de su aristocrático envaramiento cuando ha%la%a con 0l, hasta casi lle#ar al punto de un a"ectado "lirteo. 6in em%ar#o, lo ue no le sorprendió "ue ue !leanor aprovechase la distracción para reprenderlo entre dientes. ;2us ma uinaciones comienzan a molestarme mucho, lord Wrexham. Ae #ustaría ue dejases de acosarme de este modo a%surdo. !l enarcó una ceja con aire inocente. ;*o te estoy acosando. ;&*o( &'ómo cali"icas esto( ;1#itó la mano, señalando la disposición de los asientos. ;1yer te inmiscuiste en nuestra excursión y ahora esto. ;'reía ue te sentirías complacida de contar con una perspectiva tan privile#iada del escenario. )a señorita >lanchard ha tenido #randes di"icultades para atender mi petición. Pero si lo deseas, puedo pedirle ue siente a tu #rupo en otra parte. 'on un resoplido de enojo, la joven lo "ulminó con la mirada. ;6a%es ue ya es demasiado tarde para eso. *o deseo montar una escena. Pero date por avisado. *o permitir0 ue eches a perder mis posi%ilidades con el príncipe )azzara. 6us pala%ras eran desa"iantes, y su relampa#ueante mirada lo dejó paralizado, así ue Damon, prudentemente, se a%stuvo de responderle y se#uir provocándola. !ntonces lle#ó 2ess con su ami#a, la señorita 7ane 'aruthers. 6u prima lo saludó e"usiva y lue#o se volvió hacia los demás para darles la %ienvenida. Por "in, ocuparon todos sus asientos. 2ess tomó asiento junto a 0l, detrás de !leanor y su pretendiente. Damon cele%ró tener la oportunidad de dis"rutar de la compañía de su prima. !ra una %elleza de ca%ellos ne#ros, con un aire #racioso y serenoE era sólo prima lejana, pero una de sus pocas parientes, y 0l la estima%a sinceramente. 2ess ha%ía estado muy ocupada con sus diversas o%ras de caridad, y apenas ha%ían tenido tiempo de mantener al#una conversación privada desde su re#reso a +n#laterra. ;!s muy a#rada%le volver a verte, Damon ;murmuró aproximándose para ue la oyera so%re el ruido del p-%lico. ;4 a ti, uerida. !n esta velada te has superado. )a sonrisa de la joven contenía alivio y or#ullo. ;'on"ío en ue todo sal#a %ien. 6i el príncipe re#ente lle#a pronto, podremos comenzar antes de ue el p-%lico est0 demasiado in uieto. !l teatro esta%a resplandeciente, con la "lor y nata de la sociedad. )a deslum%rante multitud lucía sus más ricas #alas, y la exhi%ición de sedas, satenes y joyas destella%an %ajo el de las lámparas de #as. Damon dis"ruta%a de una %uena perspectiva de la nuca de !leanor y de sus #raciosos hom%ros mientras ella se inclina%a hacia su compañero para comentar el pro#rama. )a representación de apertura sería en in#l0s, despu0s un coro de Don /iovanni, de Aozart, se#uido de una aria en italiano de :ossini y lue#o una selección de /eor#e Gredric Handel y del compositor irland0s 2homas 'oo5e. ,yó ue !leanor le pre#unta%a al príncipe so%re m-sica de ópera, sin duda si#uiendo los consejos de a uel condenado li%ro acerca de cómo conse#uir un marido. 6u inter0s hizo ue su alteza alardeara acerca de la naturaleza superior de la contri%ución de su país a la cultura mundial.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 55

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;Ae sorprende ue al#unas de las óperas vayan a cantarse en in#l0s ;se lamentó "inalmente el príncipe, ;!l e"ecto será desastroso. Damon se adelantó en su asiento e intervino en la conversación. ;Por el contrario, alteza ;dijo con suavidad. ;'omprender el texto hace ue la ópera resulte más atractiva para la #ente corriente. )azzara lo miró despectivo por encima del hom%ro. ;&?u0 sa%e usted de ello, milord( *o me parece ue sea de los ue aprecian la %uena ópera. ;Pues está e uivocado. Dis"ruto enormemente con la ópera. Da la casualidad de ue tuve el placer de asistir al estreno de &l 8arbiere di +iviglia en :oma, el año pasado. !l no%le enarcó las cejas, sorprendido. ;&1h, sí( Damon sonrió. ;6í. 4 puesto ue es exactamente la clase de representación con la ue dis"rutamos los in#leses, no me sorprendería ue en %reve la estrenasen a uí en )ondres en nuestro idioma. )azzara se enco#ió delicadamente de hom%ros, desdeñando de manera clara con su real nariz a uella a"renta a su sensi%ilidad mientras !leanor "runcía el cejo en dirección a Damon. Fste captó su mirada repro%atoria, pero se recostó en su asiento, satis"echo de ha%erle hecho comprender a ella la enorme di"erencia ue existía entre sus dos culturas. 2ess, a su lado, le o%serva%a con curiosidad, pero lue#o desvió su atención ante la conmoción ue se produjo en la #alería opuesta del teatro. !l p-%lico se esta%a levantando para saludar la lle#ada de su alteza real, el príncipe re#ente. Damon casi pudo sentir respirar más aliviada a su prima una vez ue el s0 uito de Prinny por "in se acomodó y comenzó el espectáculo. !leanor, por su parte, se sintió in uieta durante la primera actuación, deplorando su poderosa conciencia de la presencia de Damon detrás de ella. <Por Dios=, esta%a imponente con su cha ueta ne#ra de eti ueta y con su pañuelo de cuello de encaje, en per"ecto contraste con su cutis %ronceado. )e ha%ía costado una #ran "uerza de voluntad apartar la mirada de 0l. Pero sus es"uerzos por i#norarle se veían empañados por la "rustración. !l enojoso #ranuja se#uía apareciendo durante sus salidas con el príncipe, convirti0ndose en una a%soluta molestia ", consi#uiendo distraerla. 6in em%ar#o, no podía ne#ar ue su sola presencia ponía al rojo vivo sus nervios y sus sentidos. 6in duda, Damon era el hom%re más animado e interesante ue conocíaE si una admira%a la inteli#encia y las mentes %ien in"ormadas, como por desdicha era su caso. )e hu%iese #ustado pre#untarle por sus recientes viajes por el continente... pero en modo al#uno estimularía tal "amiliaridad entre ellos. *o o%stante, se ale#ró sinceramente de conocer al ami#o de Damon, el eminente doctor señor /eary. Ha%ía oído ha%lar mucho de los 0xitos de 0ste, ue ha%ía lo#rado salvar pacientes con #raves en"ermedades en las puertas de la muerte. 6e#-n se decía, su hospital era -nico. ,tto /eary insistía en mantener en 0l una limpieza inmaculada, una exi#encia de la ue se %urla%an muchos de sus pares, pero ue esta%a #anando
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 56

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

credi%ilidad en el campo de la medicina. !leanor admira%a el #enio cientí"ico, en especial de al#uien ue ha%ía triun"ado yendo a contrapelo de la sociedad. 2am%i0n admira%a a la prima de Damon por sus o%ras de caridad. !leanor ha%ía coincidido con 2ess >lanchard varias veces durante los -ltimos meses, de%ido principalmente a la estrecha amistad de 0sta con las tres hermanas )orin#. 2odas ellas da%an clases en la 1cademia para jóvenes Damas de las hermanas, junto con 7ean 'aruthers, ue diri#ía la #estión diaria de la escuela. Hacía muy poco, !leanor ha%ía a%ordado a la señorita >lanchard para pre#untarle cómo podía contri%uir a sus valerosos es"uerzos para reducir la po%reza y la miseria de los menos a"ortunados. Por suerte, a !leanor le "ue más "ácil i#norar a Damon cuando madame /iuditta Pasta apareció en el escenario para cantar una aria de &l 8arbiere di +iviglia, de :ossini, C"na voce poca !aD. )a soprano italiana ha%ía de%utado recientemente en )ondres y aun ue las críticas hasta el momento no ha%ían sido especialmente "avora%les, desde las primeras notas, !leanor se sintió hechizada. 6e uedó a%sorta mientras la voz de madame Pasta se eleva%a con ex uisita %rillantez y cuando se desvaneció la -ltima hermosa nota, la joven tenía lá#rimas en los ojos. 1l ir a enju#árselas su%repticiamente, Damon le pasó la mano so%re el hom%ro y le tendió su pañuelo en silencio. 'uando !leanor se volvió de manera instintiva para a#radec0rselo y murmuró C/raciasD, cometió el error de mirar los ojos de 0l. !l corazón le dio un vuelco ante el asomo de ternura ue vio en sus ne#ras pro"undidades. .na ternura ue le recorda%a los momentos privados ue ha%ían compartido durante su compromiso. 1turullada y consternada, comprendió ue la ha%ía estado o%servando. Desvió rápidamente la vista y la "ijó hacia adelante. )e resultó di"ícil dedicar atención a la m-sica ue si#uió, aun ue por "in se recuperó lo su"iciente como para aplaudir los recitales dramáticos, sonreír ante las parodias cómicas y reír encantada con las payasadas de las pantomimas. 'uando concluyó el concierto, !leanor ha%ía reco%rado en cierto modo la compostura y se sentía como si realmente pudiera en"rentarse a Damon con ecuanimidad. !s decir, hasta ue salieron de la #alería junto con la enorme cantidad de a"icionados. )ady >eldon ha%ía insistido en partir al punto, puesto ue no desea%a a#uardar al "inal para mandar ue les trajesen sus carruajes. 'uando el #rupo se#uía su camino a lo lar#o de los pasillos y descendía por la amplia escalinata, el príncipe )azzara prote#ió a !leanor de los empujones, mientras ue el signore Becchi hacía lo mismo con su tía. 'asi ha%ían lle#ado al rellano in"erior cuando de pronto el príncipe se tam%aleó hacia adelante, so%re la multitud ue lo precedía. 'on un #rito de sorpresa, cayó rodando los tres -ltimos peldaños. 4 a punto estuvo de arrastrar a !leanor consi#o. Pero 0sta se li%ró por ue Damon la co#ió del %razo y tiró de ella, prote#i0ndola. ;<Por todos los santos= ;exclamó lady >eldon, alarmada, al ver ue su so%rina so"oca%a un #rito. 2ras un instante de aturdimiento, la joven se li%eró del asidero de Damon y %ajó apresurada los -ltimos peldaños para arrodillarse junto al príncipe, ue yacía %oca a%ajo en la al"om%ra y respira%a con di"icultad.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 57

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;&!stá herido, alteza( !l respondió con un uejido mientras #ira%a hacia un lado y se asía la rodilla iz uierda con evidente dolor. *o o%stante, cuando prosi#uió, o%viamente despotricando en italiano, el signore Becchi le dijo al#o con dureza en el mismo idioma y el príncipe pareció ha%er sido reprendido. ;.n millón de perdones ;dijo, sonriendo a las damas. !n torno a 0l se ha%ía despejado un espacio, mientras la multitud se ueda%a inmovilizada ante el espectáculo de un no%le extranjero, espl0ndidamente ataviado, tendido en el suelo. !leanor oyó ue Damon se diri#ía a su ami#o m0dico. ;&Puedes serle de ayuda, ,tto( ;Har0 todo lo ue pueda. Aientras examina%a la pierna lesionada del príncipe )azzara, su anciano pariente ne#ó tristemente con la ca%eza. ;Ae temo ue don 1ntonio tiene muy mala suerte ;comentó. ;<*o ha sido mala suerte, don .m%erto= ;replicó )azzara al#o malhumorado. ;Ae han empujado. !leanor se so%resaltó ante sus pala%ras e inmediatamente miró a Damon. &6ería posi%le ue hu%iera sido 0l( 1l "in y al ca%o, esta%a detrás de ellos, con el signore Becchi a su lado. Ha%ría %astado un li#ero empujón para derri%ar al príncipe... 6e acercó a 0l con el cejo "runcido. ;&Has sido t- el causante de ue el príncipe se cayera( ;pre#untó con un susurro. Damon se la uedó mirando un momento. ;&'ómo dices( ;Podía ha%er resultado #ravemente herido al ser empujado por un tramo de escalera. 1 Damon se le marcó un m-sculo de la mandí%ula. ;1sí es. 4 t- tam%i0n podías ha%er resultado herida, puesto ue i%as asida de su %razo. Pero no, yo no he provocado su caída ;mani"estó, "ijando en ella una severa mirada. !leanor "runció más el cejo. ;:esulta extraño ue el príncipe no ha#a más ue su"rir contratiempos siempre ue testás cerca. Damon pro"irió una risa ueda e incr0dula. ;&'rees sinceramente ue he tenido al#o ue ver con esto( ;&Por u0 no( 6us pro%lemas no comenzaron hasta ue t- re#resaste a )ondres. 4 has estado presente en todos los incidentes hasta el momento. ;'omo t- ;señaló Damon "ríamente. ;Podrías ha%er or#anizado sus accidentes a "in de acudir en su rescate y demostrarle tus recursos y compasión. &*o es eso lo ue te dice tu li%ro ue ha#as( ;*o ;replicó !leanor, molesta. ;De hecho, aconseja exactamente lo contrario. 6e supone ue, siempre ue sea posi%le, de%o parecer inde"ensa. Damon curvó la %oca en una sonrisa y contempló al herido. ;Precisamente ahora, el ue parece inde"enso es 0l.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 58

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;.n estado con el ue es evidente ue dis"rutas. Damon apretó la mandí%ula. ;&De modo ue crees ue sa%ote0 su carruaje y arries#u0 tu se#uridad, incluso tu vida, el día ue saliste a pasear con el príncipe( 1 juz#ar por su tono, era evidente ue ha%ía encendido su ira con sus acusaciones, pero !leanor no se echó atrás, puesto ue su propia ira tam%i0n se ha%ía intensi"icado. ;2al vez sí. Pareces decidido a inter"erir como sea en su cortejo. ;&4 u0 hay de lo de ayer( 4o no esta%a cerca de )azzara cuando a 0ste le ro%aron. ;Podías ha%er contratado a un carterista para ue lo atracase. 4 ahora te halla%as en una posición privile#iada para provocar su caída. Damon la "ulminó con la mirada y ella le diri#ió la suya, acerada. ;6ólo existe un pro%lema, uerida$ yo no ten#o nada ue ver con sus percances. 2endrás ue %uscar al culpa%le en otra parte. !leanor vio ue esta%a en"adado, pero ella, a su vez, se sentía "uriosa al pensar ue Damon pudiera estar tan empeñado en echar a perder su romance ue hu%iera puesto en peli#ro deli%eradamente al príncipe. ;1un ue "ueses culpa%le, desde lue#o lo ne#arías ;:eplicó en voz %aja. Damon la miró "ijamente, y !leanor pudo sentir cómo el aire chisporrotea%a entre ellos. ;&De verdad estás poniendo en duda mi pala%ra( ;le pre#untó 0l con voz peli#rosa. 1l comprender ue esta%an llamando la atención, la joven redujo su tono de voz. ;*o s0 si lo estoy haciendo. Pero está claro ue no con"ío en ue me di#as la verdad. ;!leanor ;la interrumpió de pronto su tía. ;Bamos, uerida, de%emos re#resar a casa. Damon a-n se#uía mirándola "urioso. ;!ste no es lu#ar para discutir ;masculló, ;de%eríamos prose#uir esta conversación en privado. ;<*o de%eríamos ha%lar en a%soluto= ;siseó prácticamente !leanor a su vez. 4 se alejó de 0l precisamente cuando el señor /eary concluía su examen. ;*o creo ue haya nin#-n hueso roto, alteza ;dijo, ;pero necesita cuidados, puesto ue parece ha%er su"rido una mala torcedura de la rodilla. De%en conducirle a casa en se#uida y acostarse. 4o cuidar0 de usted si lo desea. )ady >eldon intervino inmediatamente$ ;1visar0 a mi propio m0dico, señor /eary. *o tiene por u0 se#uir preocupándose. ,tto pareció dudar, pero "inalmente asintió. ;)e convendría aplicarse compresas "rías en la rodilla, alteza. 4, desde lue#o, mantenerla inmóvil durante al#-n tiempo. ;'uidaremos de 0l, señor /eary ;insistió lady >eldon. !ntonces, el signore Becchi ayudó al príncipe a levantarse y le o"reció el hom%ro para ue se apoyase en 0l. 1-n con #ran dolor, )azzara avanzó cojeando con ayuda de su pariente. ;Han venido con el carruaje del príncipe, &no es así( ;le pre#untó Damon a !leanor secamente. ;6i es necesario, puedo acompañarlas a usted y a su tía a casa.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 59

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

!lla lo miró con dureza. ;*o es necesario, milord. 4a ha hecho más ue su"iciente esta noche. 1 decir verdad, me complacería mucho ue se mantuviera lejos de nosotros en el "uturo próximo. 4 con esas pala%ras, dio media vuelta y si#uió al príncipe y al señor Becchi, sintiendo en todo momento los ojos de Damon "ijos en su espalda.

)a "rustración de !leanor amainó un poco mientras entra%a en el carruaje del príncipe con su tía, y, cuando el vehículo las hu%o transportado a Portman Place, dejándolas en su puerta, la "uria de la joven se ha%ía calmado hasta el mínimo. 2al vez se ha%ía e uivocado al acusar a Damon de acciones tan in"ames, pensó de mala #ana, mientras se#uía a su tía por la escalera hasta los ele#antes aposentos de la vizcondesa. !l podía ser un #ranuja y un li%ertino, pero eso no tenía nada ue ver con perjudicar a un hom%re inocente simplemente por ue esta%a cortejándola, en especial cuando por su parte no ha%ía nin#una intención matrimonial respecto a ella. 6in em%ar#o, en el momento en ue !leanor se uedó a solas con su tía en el salón, lady >eldon expuso claramente su propia opinión so%re Damon. ;Ae dis#usta verte ha%lando con ese perverso Wrexham, !leanor ;se uejó la vizcondesa. ;*o es necesario ue le respondas más allá de los dictados de la simple educación. ;Desde lue#o, tienes tazón, tía. Ae es"orzar0 por evitar todo contacto con 0l en el "uturo. ;>ien. &*o desearás darle nin#-n motivo al príncipe para ue piense mal de ti( De%erías estimular sus atenciones siempre ue sea posi%le, y la presencia de Wrexham sólo puede entorpecer su cortejo. ;6oy muy consciente de ello, tía. >eatrix miró a su so%rina y "runció los la%ios, pensativa. ;6upon#o ue sería conveniente ue te in"ormase de lo ue dice el signore Becchi. ;&?u0 dice( )a anciana hizo una mueca. ;?ue el príncipe es al#o así como un li%ertino cuando se trata de mujeres. !l signore Becchi aludió con cierta intención a ue su alteza acaso no sea un %uen esposo para ti. Pero yo no valoro en mucho tales advertencias. )a cuna y educación del príncipe )azzara son impeca%les y su "ortuna ma#ní"ica. 4 en cuanto a sus asuntos personales... %ien, pro%a%lemente no es peor ue otros muchos no%les. !leanor reprimió su propia mueca. 4a ha%ía oído antes tales rumores so%re la reputación del príncipe, pero ha%ía decidido no considerarlos por el momento. 6in em%ar#o, no lo hacía simplemente por ue deseara concederle el %ene"icio de la duda. 6e#-n Ganny +r3in, al#unos %ri%ones podían redimirse por un amor sincero, por lo ue !leanor no esta%a dispuesta a condenar al príncipe como una causa perdida sólo por su pasado. 2al vez sólo se tratara de encontrar a la mujer adecuada, una ue pudiera #anarse su corazón. 6e pre#unta%a si tal vez podría ser ella. 6i lo#ra%a conse#uir ue 0l la amase, uizá cam%iaría sus perversas costum%res. Pensó ue incluso Damon podía ha%erlo hecho así
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 60

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

hacía dos años. 6i 0ste la hu%iese amado realmente, no ha%ría vuelto con su amante tan rápidamente tras ha%erse comprometido con ella... !se doloroso pensamiento se vio interrumpido por su tía, ue prosi#uió$ ;Por lo menos, durante la semana próxima, en la "iesta de mi casa, podrías hacer ue el cortejo pro#resara. 4 además estaremos en :osemont, donde Wrexham no puede se#uirte. !leanor estuvo completamente de acuerdo con ella. ;Deseo ue todo vaya %ien ;añadió >eatrix con una extraña nota de melancolía. ;!stoy se#ura de ue será así. 2us "iestas siempre son espl0ndidas. ;!l signore Becchi dice ue espera ansioso el acontecimiento, con #ran deleite. !leanor sonrió a su tía y a 0sta se le tiñeron las mejillas de un %onito color rosado. )a joven pensó cariñosa ue parecía más joven cuando ha%la%a del ca%allero italiano. ;&'rees ue ha#o mal en estimular sus insinuaciones( ;pre#untó >eatrix inse#ura. ;*o, ueridísima tía ;respondió !leanor con suavidad. ;'reo ue haces muy %ien o%rando así. ;!s una persona con un aire muy tierno. 1 di"erencia de >eldon, ue era un oso insu"ri%le cuando se en"ada%a... ;De pronto, la vizcondesa se envaró. ;Pero %asta de ha%lar de mi di"unto esposo. )lama a mi doncella, por "avor. 2ras todo ese drama del accidente del príncipe, con"ieso ue estoy hecha polvo. !leanor comprendió ue tía >eatrix sentía al#o de ver#@enza tras ha%er expresado ante ella sus más íntimos pensamientos. ,%edeció, se despidió y lue#o se "ue a su dormitorio, en el ala este de la casa. 6ospecha%a ue su tía se sentía sola, aun ue raras veces se permitía demostrarlo. 6ería #rati"icante ver a la distante e impasi%le vizcondesa enamorarse por vez primera o, como mínimo, encontrar un ca%allero con cuya amistad y compañía pudiera dis"rutar. Guera lo ue "uese lo ue sucediera, añadió para sí mientras cerra%a la puerta de su ha%itación a sus espaldas, con"ia%a ue la mujer pudiera encontrar la "elicidad, con independencia de su propia relación con el príncipe. Decidida a no llamar a 7enny dado ue ya era muy tarde, !leanor se uitó el vestido y la ropa interior. 6in em%ar#o, mientras se lava%a y se prepara%a para acostarse, sus pensamientos retornaron a la velada en el teatro y volvió a sur#ir su ra%ia. )a ponía "uriosa ue Damon pareciera decidido a estropear su oportunidad de conse#uir el amor. Pero mientras se ponía el camisón, se prometió ue no le permitiría ue se interpusiera. Prose#uiría su sutil con uista del príncipe )azzara, y si Damon se atrevía a volver a entrometerse... %ien, simplemente tendría ue in#eniar un plan para desanimarlo de una vez para siempre. 6e ha%ía acostado ya y se disponía a leer otro capítulo del li%ro de consejos de Ganny, cuando oyó un leve ruido al otro lado de la ha%itación. !l corazón le dio un vuelco al levantar la vista y encontrarse con el rostro de Damon ante la ventana a%ierta. Pasmada, o%servó incr0dula cómo 0l introducía sus anchos hom%ros por el vano y entra%a en el dormitorio uedándose de pie so%re la al"om%ra.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 61

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

1dvirtió distraída ue a-n lleva%a la ropa "ormal de eti ueta, pero no "ue eso lo ue la dejó muda, sino el hecho de ue hu%iera escalado dos pisos hasta los aposentos de una dama, despu0s de medianoche y con la mayor audacia. ;<Damon= ;exclamó con voz alta, áspera y estridente. ;&?u0 dia%los haces a uí( ;Berdaderamente creo ue hemos dejado inconclusa nuestra conversación ; respondió con "rialdad, cruzando la ha%itación hacia su lecho.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 62

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

CAPI! LO %+
Debe ,acer ue desee besarla, aun ue no tenga ninguna intención de ser tan atrevida, atraiga su atención ,acia su boca lamiéndose ligeramente los labios o tocándose con el abanico. Con!.e en m., él lo notará. "N# D#$# #N%N&$# Consejos a las jóvenes damas para con uistar marido

1partando a un lado las sá%anas, !leanor saltó del lecho con tal rapidez ue se sintió mareada. , tal vez su de%ilidad se de%ía al hecho de tener a su alto, hermoso y anterior prometido mirándola cuando se halla%a tan escasamente vestida. ;<6a%es per"ectamente ue no de%erías estar a uí= ;exclamó mientras retrocedía hacia la puerta. !l es%ozó una seca sonrisa. ;!n el teatro has rechazado mi o"erta de prose#uir nuestra discusión en otra parte. ;<Por ue no hay nada ue discutir= ;1l verlo ue se#uía avanzando, levantó las manos como para prote#erse. ;<Damon... u0date dónde estás= Por "ortuna, 0l o%edeció su orden, y se detuvo a media docena de pasos de ella. 6e uedó allí, tan inamovi%le como el #ranito, con sus ne#ros ojos %rillando al resplandor de la lámpara de la mesita de noche. ;2ienes ue marcharte ahora mismo ;insistió !leanor. ;*o hasta ue aclaremos al#unos asuntos. !ra evidente ue a-n esta%a en"adado, pero tam%i0n lo esta%a ella con 0l. ;)o di#o en serio, Damon. <Bete o llamar0 a Peters para ue te eche= ;*o, no lo harás. *o uerrás ue tus sirvientes me encuentren a uí. !leanor apretó los dientes, "rustrada, sa%iendo per"ectamente ue no podía llevar a ca%o su amenaza. )lamar a los sirvientes en su ayuda podía resultar realmente en un escándalo. 2ía >eatrix se uedaría horrorizada y consternada al enterarse de ue se ha%ía visto implicada en semejante comprometida situación. Desea%a enviar al dia%lo a Damon con todas sus "uerzas, pero era evidente ue 0l se proponía aclarar las cosas, y no le importa%a atentar contra las conveniencias para ello. 'omprendiendo ue no tenía más elección ue escucharle, pro"irió un resoplido de resi#nación y cruzó los %razos %ajo el pecho, lo ue provocó el no deseado e"ecto de atraer la mirada de Damon so%re sus senos. 1l ver ue 0l la escudriña%a o%servando su delicado camisón de lino %lanco, dejó caer rápidamente los %razos a los costados y retrocedió otro paso. ;Auy %ien, &de u0 deseas ha%lar( ;De la situación con )azzara. ?uiero ue me escuches, !leanor. ;!ntonces, & uieres ha%lar en un tono más %ajo( 1l#uien podría oírte. Fl o%edeció, pero su voz se#uía siendo dura cuando prosi#uió$
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 63

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;*o puedo ima#inar por u0 me crees capaz de un propósito tan siniestro respecto a tu príncipe, y no sólo me has acusado de tratar de herirle, sino tam%i0n de mentir. !lla ir#uió la %ar%illa. ;*o puedes pretender no ha%erme mentido antes. 'uando nos prometimos, me dijiste ue ha%ías renunciado a tu amante, pero es evidente ue no era así. !l la miró eni#mático mientras se movía lentamente alrededor de los pies del lecho. ;*o voy a discutir conti#o a ese respecto, pero estás muy e uivocada si crees ue yo he tenido al#o ue ver con los percances de )azzara. !so tiene tanto sentido como ue "ueses t- la causante de sus accidentes. !leanor le diri#ió una mirada valorativa. ;&Por u0 uerría yo provocarle nin#-n accidente( ;2al vez para manipularlo y conducirlo a una situación en ue tu reputación se viese comprometida... y así o%li#arlo a casarse conti#o. !lla se uedó %o uia%ierta. ;!sa es una acusación realmente repu#nante. ;2am%i0n lo es ue me acuses de intentar hacerle daño. *o acepto ue se cuestione mi honor. ;+ma#ino ue no ;replicó la joven. ;Pero de%es admitir ue resulta muy sospechoso ue estuvieras present0 en los tres incidentes. 4 anoche esta%as justo detrás de nosotros. Damon avanzó un paso "ijando en ella la mirada. ;!xiste un importante "actor ue estás olvidando, uerida. 4o nunca te pondría a ti en peli#ro. Puesto ue i%as co#ida de su %razo, podrías ha%erte caído t- tam%i0n "ácilmente y hacerte daño. 1un ue hu%iera deseado tirarlo a 0l escaleras a%ajo, ha%ría a#uardado a ue te hu%ieras soltado de 0l. !leanor tuvo ue admitir ue Damon ha%ía actuado con rapidez para salvarla de caerse junto con el príncipe. 1sintió con lentitud. ;:ecuerdo ue me has co#ido del %razo para evitar ue "uese arrastrada con 0l. ;1sí es... ;!ntonces, &crees ue simplemente tropezó( ;2al vez, pero a mi modo de ver ha su"rido demasiados percances recientemente como para ue sea simple coincidencia. !s posi%le ue, en realidad, al#uien desee causarle daño. ;&?ui0n( ;*o ten#o la menor idea. Pensativo, Damon "ue hasta el lecho y apoyó una cadera en el colchón. 1ntes de ue !leanor pudiera protestar, prosi#uió como si re"lexionara en voz alta. ;!l carterista parecía ser un paisano de )azzara. 1m%os tenían la misma tez olivácea. 6in em%ar#o, esta noche en el teatro no ha%ía nadie con esa apariencia cerca de 0l, salvo el signore Becchi, claro. ;Peto el signore Becchi no empujaría a su propio pariente por la escalera ;respondió !leanor "runciendo el cejo perpleja. ;*o, yo tampoco lo creo... !lla intensi"icó su cejo.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 64

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;6i al#-n desconocido está tratando de causarle daño al príncipe, me #ustaría mucho descu%rir ui0n es para ue dejase de hacerlo. )azzara podría resultar #ravemente herido. ;2am%i0n me #ustaría sa%erlo a mí ;declaró Damon. !n tanto ue 0l te está cortejando, t- podrías hallarte en peli#ro. !leanor a%rió los ojos sorprendida. ;&2e preocupa mi se#uridad( ;&:esulta tan incomprensi%le, !lle( 6u tono se ha%ía suavizado un tanto y la joven sintió ue se le a"loja%an las de"ensas. ;*o, supon#o ue no. ;*o me #usta tu cercanía tan estrecha con )azzara ;prosi#uió Damon. ;6i esos ata ues se si#uen produciendo, podrías salir perjudicada. 4 no me mantendr0 ocioso y permitir0 ue eso ocurra, !leanor. Aantuvo la mirada "ija en ella haci0ndola sentir consciente de su estado de semiM desnudez y de las revueltas sá%anas del lecho. ;/racias por tu preocupación, milord ;se apresuró a decir, ;pero de%erías irte. *o tendrías ue estar a uí ;repitió. Fl sonrió eni#mático, sin mostrar nin#-n indicio de ue se dispusiera a marcharse. ;Por lo menos, de%es reconocerme el m0rito de tener recursos. *o me has permitido un momento de intimidad conti#o, por lo ue me he visto o%li#ado a tomar medidas drásticas. *o creas ue ha sido "ácil trepar por ese condenado ro%le ue está tras tu ventana. !leanor se sorprendió a sí misma riendo suavemente. !ra deplora%le lo ue conse#uía Damon cuando en realidad de%ería estar "uriosa por ha%er puesto en peli#ro su reputación. ;&)o ves( ;dijo 0l con despreocupación. ;2e #usta ue un hom%re sea capaz de sorprenderte. !lla trató de disimular una sonrisa. ;6i estás tratando de conse#uir elo#ios, te volverás viejo y canoso antes de ue eso ocurra. Damon ne#ó con la ca%eza mientras murmura%a$ ;Despu0s de esta noche, tal vez no ten#a la oportunidad de envejecer. 6i me he estropeado la cha ueta nueva, mi ayuda de cámara me cortará la ca%eza. 'orn%y tiene #ran inter0s en ue me convierta en un ca%allero ele#ante. !leanor pensó ue no se le veía en a%soluto desarre#lado, salvo ue sus ne#ros ca%ellos esta%an más al%orotados ue de costum%re. ;Por otra parte ;prosi#uió 0l más a"a%le, ;mi muerte podría re#ocijarte. ;Desde lue#o ue no me ale#raría. 6u deseo de sonreír desapareció. !ra evidente ue no desea%a su muerte. 6ólo uería no tenerlo cerca, en especial cuando ella se encontra%a en tal desventaja. ;!n serio, Damon, de%es marcharte. Dices ue no deseas exponerme a nin#-n peli#ro y sólo por estar en mi ha%itación podrías atraer so%re mí el escándalo. ;6í, es posi%le.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 65

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

*o o%stante, en vez de acceder a su petición, se aposentó en el %orde del lecho, dando la impresión de ue pretendía no moverse de allí. ;Pero creo ue me de%es una disculpa por acusarme tan injustamente. ;Auy %ien, me disculpo. 1hora, & uieres marcharte, por "avor( ;Aerezco al#o más ue eso. ;&?u0 uieres decir( ;?uiero decir ue de%es %esarme. 1 ella se le paralizó el corazón. &)e esta%a pidiendo un %eso como disculpa( ;Ben a uí, !lle ;murmuró 0l al ver ue parecía ha%er echado raíces en el suelo. 1nte el ronco sonido de su voz, a !leanor se le secó la %oca. Distraída, se pasó la len#ua por los la%ios y, al ver ue Damon "ija%a al instante la mirada en su %oca, recordó el consejo de Ganny so%re humedecerse los la%ios para provocar ser %esada. <*o uería provocar eso con Damon= ;*o voy a %esarte ;declaró en"ática. ;6i no lo haces, atente a las consecuencias. !stoy dispuesto a a#uardar a uí toda la noche si es necesario. ;)adeó la ca%eza. ;&?u0 dirá tu tía por la mañana, cuando descu%ra ue he pasado la noche conti#o( ;!res un completo li%ertino ;dijo !leanor resentida. ;*o lo puedo ne#ar ;respondió 0l, descarado. )a exasperación de !leanor aumentó. De%ería ha%er sa%ido ue sería di"ícil li%rarse de 0l. Damon era la propia de"inición de Cpro%lemaD y el hom%re más provocador ue ha%ía. ;'reo ue he cam%iado de idea ;susurró. ;2u muerte uizá "uese %ien reci%ida. ;!sta es la !lle ue yo conozco y amo. !l tono divertido de su voz hizo ue ella apretase los puños. ;<2- no me amas= <*unca me has amado= !xtrañamente, la expresión de 0l se serenó... incluso se suavizó. 6in em%ar#o, no cedió. ;.n %eso, !leanor. !se es mi precio por marcharme. 1-n resisti0ndose, ella se ne#ó a moverse. ;&*o comprendes cuan desver#onzado es insistir en %esar a una mujer en contra de su voluntad( 1 Damon se le suavizó a-n más la expresión. ;Para mí no es desver#@enza sino simplemente una táctica. Ae propon#o recordarte una vez más ue el "ue#o no se produce entre t- y tu príncipe. De%ati0ndose entre la "rustración y la comprensión, !leanor pensó ue 0se era su propósito. Damon a-n se#uía decidido a demostrar lo d0%il ue era la atracción ue ella sentía por su re#io pretendiente. 4 una vez más no le deja%a más elección ue acceder a ello. 1un ue lo ue más la exaspera%a era lo tentadora ue encontra%a la perspectiva de %esarlo.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 66

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

1-n peor, Damon parecía sa%er lo ue ella sentía. )a esta%a o%servando con los ojos %rillando resueltos, mientras ue el silencio ue reina%a entre los dos de pronto se notó car#ado de corrientes ma#n0ticas. .n estremecimiento la recorrió entera, al tiempo ue sentía una verti#inosa atracción hacia 0l. ;!stoy esperando, !lle ;murmuró Damon. ,ír a uella uerida, sensual y aterciopelada voz a-n de%ilitó más su resistencia. 1spiró pro"undamente. 'uando de mala #ana se adelantó, 0l la co#ió por la mano y la atrajo entre sus piernas extendidas, estrechándola contra la parte superior de su cuerpo. !leanor era plenamente consciente del calor de su poderoso torso, de la sensación de sus senos presionados contra su duro pecho. 6us pezones esta%an enhiestos y sensi%les, y le resulta%a di"ícil re#ular su respiración, mientras el corazón le palpita%a con "uerza contra las costillas. !ntonces, Damon la asió por las nal#as atray0ndola a-n más, tan próxima ue su aliento le acarició la %oca. Pero entonces se detuvo. ;&4 %ien( ;pre#untó. ;>ien, & u0( ;De%es %esarme, &recuerdas( 2iró de su %razo con su"iciente "uerza como para %ajarla hasta su re#azo, de modo ue ella se uedó sentada de lado en su duro muslo. 'onsciente de ue Damon no renunciaría hasta ue ella capitulase, presionó rápidamente los la%ios so%re los suyos. +ncluso ese %reve contacto hizo palpitar sus entrañas, pero 0l "runció el cejo decepcionado. ;'omo disculpa, este diminuto %eso es poco adecuado. Ai vanidad herida necesita más. 1-n me escuece %astante. ;Pues se#uirá escoci0ndote. *o ten#o la más leve idea de cómo aliviar tu desmesurada vanidad. 1 0l le %rilla%an los ojos. ;Permíteme mostrarte cómo se hace... Posó las manos en sus hom%ros y la echó hacia atrás, de modo ue uedó extendida en el lecho, con las piernas todavía so%re su muslo. Prendida en la hipnotizadora intensidad de su mirada y con el pulso lati0ndole salvajemente en la #ar#anta, !leanor contuvo el aliento mientras Damon se inclina%a despacio so%re ella y deposita%a un %eso tentativo en sus la%ios. 'uando deslizó la len#ua en su %oca en una lenta y concienzuda invasión, ella estuvo a punto de #emir. Fl se interrumpió al "in, y levantó la ca%eza lo su"iciente como para poder verle la cara. ;'omo yo decía... "ue#o ;murmuró con voz claramente más ronca. !lla tam%i0n lo ha%ía sentido... los rescoldos de su amor con "iereza en su interior. !ntonces Damon dejó de ha%lar por completo, e inclinó de nuevo la ca%eza para reanudar sus deliciosas atenciones. 1un ue !leanor sa%ía ue era una verdadera locura responder, se rindió a 0l plenamente. &'ómo podía resistir la dolorosa necesidad ue desperta%a en ella( &'ómo
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 67

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

contener la verti#inosa oleada ue sólo Damon le producía( )a %esa%a hasta vencerla, triun"ando con cada caricia de su cálida %oca, incitando una vez más todos sus anhelos. 1 u0lla era la "antasía de toda mujer$ ser %esada con semejante apasionamiento por un amante de tan irresisti%le per"ección. 4 ser %esada por Damon era su propio cielo personal. 6us la%ios acaricia%an los suyos ju#ueteando, seduciendo, tentando, mientras su len#ua %aila%a en su %oca. 'uando 0l se removió en el lecho y la atrajo más cerca de su cuerpo, !leanor pudo sentirlo ;su "ortaleza y su poder, la musculosa lon#itud de sus piernas, la amplitud de su pecho, su dureza, ;y tuvo ue luchar contra el apremio de rendirse. 6entía los senos pesados y sensi%les, mientras ue un dulce y extraño dolor "lorecía entre sus muslos. !ntonces, Damon intensi"icó su presión, %esándola como si estuviera decidido a conocer todos sus secretos. !l pulso le latió a-n con más "uerza al sentir su aroma, su sa%or. Fl introdujo la mano entre sus cuerpos y curvó los lar#os dedos so%re su pecho despertando sensaciones ue se extendieron por ella. !leanor aspiró pro"undamente y se echó atrás, apartándose de su má#ico %eso. 6u mano era cálida y posesiva so%re su seno, y ella se la asió por la muñeca para inmovilizarlo. ;Damon, ya %asta ;dijo jadeante. Fl enarcó una ceja. ;&De verdad( Parecía ue te #usta%a ue te tocase, !lle. ;*o, no me #usta. ;!ntonces, &por u0 puedo ver las puntas de tus pezones a trav0s del tejido de tu camisón( Ae parece ue tu cuerpo te está delatando, uerida. !lla se miró. 1l resplandor de la luz de la lámpara ue se derrama%a so%re el lecho, sus pezones esta%an clara y visi%lemente enhiestos. .na oleada de calor inundó sus mejillas. ;*o de%erías verme en camisón. Damon es%ozó una sonrisa. ;Pre"eriría verte sin nada. 4 entonces desa%rochó uno tras otro los pe ueños %otones de su camisa de dormir. !leanor deploró su propia emoción y el descaro de 0l, aun ue no podía hacer nada por detenerle. *i si uiera cuando llevó la mano a su escote. !ra imprudente, temerario y emocionante ue Damon expusiera sus senos a su ardiente mirada. 6us ne#ros ojos acariciaron las pálidas protu%erancias mientras, provocador, asía uno de sus pezones atormentándoselo con experta pericia. !leanor entornó los párpados al tiempo ue de sus la%ios se escapa%a un leve uejido, lo ue pareció estimular más a Damon, ue la acarició hasta ue se sintió dolorida. 6in em%ar#o, por lo visto, eso a 0l no le %asta%a. ;Deseo sa%orearte ;murmuró con tono ronco y áspero mientras se inclina%a so%re ella. !leanor hizo un -ltimo y valiente es"uerzo por recuperar el control de sus aturdidos sentidos. ;&6a%orearme(
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 68

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

'on su suave aliento, Damon susurró contra su piel$ ;!stoy ham%riento de ti, !lle. 1puesto a ue nada sa%e tan %ien como t-. !lla apretó sus hom%ros con las palmas de las manos para apartarlo. ;*o puedo dar cr0dito a eso ue has dicho, dado ue tienes un che" sumamente experto. Damon interrumpió sus seductoras caricias para mirarla. ;&'ómo sa%es u0 clase de che" ten#o( ;Por las ha%ladurías. ;&!scuchas lo ue la #ente chismorrea de mí( CNvidamenteD, dijo !leanor para sí misma. ;*o puedo dejar de oírlo cuando todo )ondres ha estado ha%lando de ti. Fl es%ozó una tenue sonrisa. ;&De verdad estás interesada en ha%lar de mi che" precisamente ahora( ;2e he dicho ue no deseo ha%lar de nada conti#o. ;>ien, entonces de momento estate uieta, amor... 6e llenó las manos con sus senos desnudos e inclinó la ca%eza. De pronto !leanor se uedó sin respiración. 1nteriormente, Damon nunca se ha%ía tomado tales li%ertades... 6us cálidos la%ios despertaron una oleada de sensaciones ue se extendieron por su piel, pero cuando le rozó los pezones con la len#ua, la dulce impresión la hizo so"ocar un #rito. !ntonces 0l cerró los la%ios so%re el tenso capullo y se lo introdujo en la %oca. !lla ar ueó la espalda ante el delicioso espasmo ue la recorrió como una "lecha hasta las in#les. ;2ienes ue detenerte, Damon... ;dijo con voz ronca. ;Dentro de unos momentos... !lla no creía poder soportar ni un momento más a uel delicioso tormento. Pero 0l si#uió lami0ndole el pezón, atrayendo la henchida carne entre sus dientes, tirando de ella con un intenso movimiento de succión. !leanor renunció a tratar de luchar con 0l. !sta%a seduci0ndola y no le importa%a. .n apremiante anhelo se ha%ía "ormado en su interior, latiendo hasta producir una vida vi%rante en a uel secreto lu#ar ue tenía entre las piernas. 6e encontró a"errándole la ca%eza hacia su pecho, tratando de atraer más su tentadora e implaca%le %oca. !l deseo creció a-n más cuando sintió moverse la pierna de Damon y 0l introdujo la rodilla entre sus muslos. 6e movió, inde"ensa ante la erótica presión, pero cuando 0l levantó lentamente el %orde de su camisón, se asustó lo %astante como para encontrar la "uerza para protestar. ;Damon... no puedes... !l levantó la ca%eza tras darle un -ltimo %eso en el seno, y la miró con sus ojos ne#ros y ardientes. ;&De verdad ue no sientes curiosidad por el placer ue podría mostrarte( ;6í, no... no lo s0. ;*o pretendo ro%arte tu virtud si eso es lo ue te preocupa.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 69

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

!lla hizo una mueca. ;2e rue#o ue no lo ha#as. 4a es %astante escandaloso lo ue estamos haciendo ahora. 6u lenta sonrisa la enardeció más ue sus ojos. ;6ería tan culpa%le de matar una oveja como un cordero, &no es lo ue se dice( ;Desde lue#o, yo no soy un cordero, y t- en cam%io eres un lo%o. .na ueda risa "ue su -nica respuesta mientras desliza%a los dedos hacia a%ajo, entre sus muslos, para apoyarlos li#eramente en su montículo "emenino. 1 !leanor le vaciló la respiración. 6us ojos la tenían hechizada... 1 uellos ojos intensos, hermosos... .n ne#ro tizo cayó so%re la "rente de Damon mientras la mira%a, a#uardando, hasta ue aca%ó por derri%ar cual uier resistencia ue le uedara. ;'állate y d0jame complacerte, !lle... ;6i... ;susurró ella. 'on sus in uisitivos dedos, rozó de modo in"ali%le sus plie#ues "emeninos, separó su res%aladiza carne y tocó su centro. 2odos los nervios del cuerpo de !leanor se tensaron y estallaron al tiempo ue se ueda%a sin respiración. Damon ha%ía excitado anteriormente su deseo con sus %esos, pero nunca ha%ía lle#ado más lejos ue acariciarle los senos so%re la ropa. Hasta entonces. !l movía los dedos enlo uecedoramente, con leves caricias so%re su n-cleo, %ordeando la res%aladiza hendidura, ju#ueteando con el mojado capullo ue encontró allí escondido. !lla cerró los ojos, ar ueándose. 'uando un #emido %rotó de su #ar#anta, Damon lo capturó volviendo a %esarla, con más suavidad en esta ocasión. 1moldó su %oca a la de ella, ardiente seda, mientras su ávida y a#resiva len#ua "luctua%a con un lento y sensual ritmo, intensi"icando el descarado calor ue serpentea%a en su interior, centrado entre sus muslos. Por "in, !leanor hundió las manos en los ca%ellos de Damon y acarició la sedosa ca%ellera al tiempo ue le devolvía "ervientemente los %esos. 6us sentidos parecían llenos de su aroma y de la sensación ue 0l le producía. 6u piel esta%a ardiente y sensi%le, como si tuviera "ie%re. .na "ie%re ue a-n se incrementó más cuando una a%rumadora oleada de "ue#o comenzó a "ormarse en su interior. Desesperada, soltó sus ca%ellos y se asió a sus hom%ros, a"errándose a su musculoso cuerpo. Pero su creciente "renesí impulsó a Damon a redo%lar sus es"uerzos. )a acarició con más "uerza, de modo más apremiante, despertando un apetito ue ella no hu%iera creído posi%le. *unca ha%ía experimentado sensaciones tan intensas, tan incontrola%le deseo... )ue#o, de repente, !leanor estalló, una "iera explosión ue di"undió un estremecimiento de placer por todo su cuerpo. 'uando pro"irió un #rito salvaje, Damon intensi"icó su %eso para so"ocar el sonido ue ella articula%a. Por "in, la increí%le dicha se disipó. 1turdida, !leanor se uedó un rato tendida, con la respiración rápida y a#itada. Ginalmente, a%rió los ojos y lo miró.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 70

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

Fl sonreía d0%ilmente ante su aturdida expresión, con la mirada "ija en su sonrojado rostro. !leanor se humedeció los resecos la%ios y trató de recuperar la voz. ;De modo ue por esto es por lo ue se arma tanto al%oroto. ;dijo con un ronco sonido. ;*unca hu%iera ima#inado... ;&+ma#inado u0, cariño( ;?ue hacer el amor "uera tan... asom%roso. Damon se inclinó para %esarla con ternura en la "rente. ;6í, puede ser asom%roso. 1un ue hay mucho más ue a-n no te he mostrado. 'omo si deseara su%rayar sus pala%ras con el #esto, se acomodó entre sus muslos extendidos y cu%rió su cuerpo. 'uando sus caderas se encontraron, !leanor pudo sentir la dureza de 0l %ajo sus calzones de sat0n. Damon apoyó más su peso en ella, acercando más su rí#ida erección... Pero de pronto se detuvo. +nesperadamente "ue 0l mismo uien concluyó la seducción, para so%resalto, consternación y alivio de la joven. !ntonces, cerró los ojos, con "uerza como si su"riera, y con voz ronca susurró$ ;*ada me #ustaría más ue pasar la noche haci0ndote el amor, !lle, pero no sería honora%le. ;*o ;convino ella con voz tam%i0n ronca. ;*o podemos hacerlo, Damon. 6a%es ue me estoy reservando para el matrimonio. .na sensación de p0rdida la invadió cuando 0l se apartó. :odó a un lado, apoyándose en un codo, y la miró. ;Fse es un pro%lema ue puede solucionarse ;dijo con lentitud. ;&?u0 uieres decir( ;pre#untó !leanor perpleja. Fl vaciló un momento, y al "in respondió$ ;'reo ue de%es casarte conmi#o, !lle, no con tu hermoso príncipe.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 71

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

CAPI! LO %,
Nunca le ,aga pensar ue su principal propósito es contraer matrimonio, 9de otro modo puede asustarle y ,acer ue ,uya en dirección opuesta: "N# D#$# #N%N&$# Consejos a las jóvenes damas para con uistar marido

Durante unos instantes, !leanor yació tendida, sin moverse, convencida de ue ha%ía oído mal a Damon. ;!stás %romeando ;dijo al "in en voz a#uda y desi#ual. ;1l contrario, ha%lo totalmente en serio. 'reo ue de%erías casarte conmi#o, !lle. Por se#unda vez a uella noche, la joven saltó de su lecho. /iró en redondo para en"rentarse a Damon y se lo uedó mirando "ijamente, primero con asom%rada incredulidad y lue#o entornando los ojos suspicaz, mientras se pre#unta%a u0 ma uinaciones esta%a tramando en esta ocasión. ;&?u0 jue#o te llevas entre manos, Damon( ;pre#untó en tono de advertencia. ;*o es nin#-n jue#o, te lo ase#uro. 'on enorme descon"ianza, !leanor permaneció inmóvil, tratando de cali%rar su propósito... hasta ue se dio cuenta de ue 0l ha%ía desviado la mirada de su rostro a sus senos descaradamente expuestos. ;6i crees por un momento ue al#una vez acceder0 a casarme conti#o, es ue tienes "ie%re cere%ral ;murmuró mientras se apresura%a a a%rocharse el camisón. Damon hizo una %urlona mueca de dolor. ;2u valoración de mis "acultades mentales me hiere pro"undamente, amor. ;<1 mi modo de ver, no lo %astante= Fl diri#ió una mirada hacia la puerta. ;2e su#iero ue %ajes la voz, a menos ue uieras ue ven#an tus sirvientes a investi#ar por u0 has escondido a un ca%allero en tu dormitorio. ;4o no te he escondido ;replicó ella, aun ue %ajando al#o su tono de voz. ;!res tuien se ha escondido... y deseo ue te vayas. 1l ver ue 0l no hacía ademán al#uno de o%edecer, !leanor avanzó con paso airado hasta su armario y co#ió una %ata, ue se puso rápidamente. Por lo menos podía en"rentarse a Damon con mayor serenidad si esta%a vestida con más decencia. !scondió de la vista sus pies descalzos y ne#ó con la ca%eza con persistente incredulidad. ;De%es de estar mal de la ca%eza. *o puedo ima#inar nin#una otra explicación para ue renueves tu proposición de matrimonio tras lo sucedido la -ltima vez. 6u eni#mática e inexpresiva mirada no la convenció de ue su asom%rosa propuesta "uese en serio. 1l o%servar su expresión, incluso se sintió más se#ura de ue realmente no era eso lo ue 0l uería.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 72

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;*o tienes nin#-n deseo de casarte conmi#o, como tampoco lo ten#o yo de casarme conti#o ;dijo con más tran uilidad, dispuesta a mostrarse racional en vez de permitir ue Damon la sacase de uicio, al#o en lo ue era tan experto. !l se sentó en el lecho. ;!so no es cierto. 2e deseo como esposa. ;&Por u0( ;Por diversas razones. !n primer lu#ar, hacemos %uena pareja. Podríamos "ormar un %uen matrimonio. 1nte su inesperada predicción, ella no pudo reprimir el a#udo dolor ue le llena%a el corazón. ;!n un tiempo yo así lo creía, pero ya no. 2- no eres de los ue se casan, Damon. )o sospech0 cuando te conocí, pero neciamente me convencí de lo contrario. *o, en lo ue respecta al matrimonio, creo ue estamos muy mal emparejados. ;*o puedes ne#ar ue somos "ísicamente compati%les. ;2al vez. Pero existe poco más entre nosotros ue la enojosa cuestión de la lujuria. Fl es%ozó una seca sonrisa. ;)a lujuria puede ser una poderosa "uerza. 6e tocó levemente la protu%erancia ue so%resalía de sus calzones de sat0n, evidencia de su erección a-n henchida. ;)o ue sólo demuestra lo ue yo di#o ;declaró !leanor. ;2e comportas se#-n el momento, como hiciste la -ltima vez ue me propusiste matrimonio. Dejas ue se apodere de ti la pasión, ue predomina de manera impulsiva so%re tus propias o%jeciones pro"undamente asentadas contra el matrimonio, y mira cómo aca%ó a uello. )amentaste nuestro compromiso casi al instante. Damon no respondió directamente a sus pala%rasE en lu#ar de ello, dijo en tono razona%le$ ;2e deseo en mi lecho, !lle. Pero el -nico camino honora%le para tenerte es con la sanción del matrimonio. !lla tuvo ue ocultar una mueca de dolor. !ra muy consciente de ue los hom%res la desea%an por su %elleza "ísica además de por su cuna y su ri ueza, y ahora Damon lo esta%a mani"estando con muy poca delicadeza. !ra ridículo, pero eso a"ecta%a a una pro"unda inse#uridad suya. Despertar el deseo masculino no si#ni"ica%a ue pudiera atraerlos del modo ue realmente uería$ en sus corazones. !leanor temía no poder encontrar nunca a un hom%re ue la amara por sí misma, y el comportamiento de Damon hacía dos años sólo ha%ía re"orzado ese temor. 6e mordió el la%io in"erior. ;1-n si#o creyendo ue estás llevando a ca%o al#una clase de jue#o cruel conmi#o. Fl suavizó su expresión al instante. ;2e prometo ue no es nin#-n jue#o, !lle. ;&Por u0 me estás su#iriendo entonces al#o tan a%surdo( Diría ue estás tratando de distraerme para ue deje de perse#uir al príncipe )azzara, pero o"recerte como marido es una medida demasiado drástica sólo para evitar su cortejo. ;*o es demasiado drástica. Deseo prote#erte de 0l, pero hasta ahora he sido incapaz de hacerte entrar en razón.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 73

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

!lla "runció el cejo. ;&De modo ue me propones matrimonio por ue te sientes o%li#ado a prote#erme( ;!n parte. *o uiero ue te cases con )azzara. *o es lo %astante %ueno para ti. ;*o eres t- uien de%e decidirlo. ;Fl sólo te causará daño. ;)e escudriñó su rostro con sus ne#ros ojos. ;6i estás tan empeñada en casarte, hazlo conmi#o. 6oy mucho mejor alternativa ue tu príncipe. 'on la mente con"usa, !leanor se llevó la mano a la sien. 2al vez Damon deseara realmente prote#erla de resultar herida, y, de ser así, tenía ue admitir ue era admira%le por su parte. Pero casarse con 0l la haría demasiado vulnera%le. 6e volvería a enamorar y volvería a herirla. ;/racias por tu preocupación ;dijo al "in, ;pero no necesito tu ca%allerosidad. *o deseo ue te sacri"i ues por mí. ;*o sería un sacri"icio, !lle. 1l ver ue no respondía, Damon su%ió las piernas a la cama y se sentó recostándose contra el ca%ezal, entre las almohadas. ;2u :omeo no te hará "eliz ;insistió. ;&4 t- sí( ;Ae #ustaría intentarlo. !l canto de sirena de su extraordinaria a"irmación la atraía. 6in em%ar#o, de%ía #uardarse muy %ien de escuchar a Damon. ;:enunciaste a eso hace dos años ;contestó "inalmente. Por un momento, su mirada pareció ensom%recerse. ;*o lo voy a ne#ar, pero mi error no si#ni"ica ue tu príncipe te vaya a tratar mejor. )adeó la ca%eza y continuó$ ;&'rees realmente ue a )azzara le importará al#o tu "elicidad( &2u placer( &?u0 se preocupará de satis"acerte( 6ospecho ue dis"rutarías mucho más del lecho matrimonial conmi#o. De hecho, creo aca%ar de demostrártelo, y eso sólo ha sido una pizca de lo ue puedes esperar de nuestras sesiones amorosas una vez estemos casados. !leanor se sonrojó al recordar la estremecedora experiencia ue Damon aca%a%a de hacerle vivir. Ha%ía sospechado ue el placer con 0l sería increí%le y ciertamente lo ha%ía sido. ;2al vez sí ;reconoció, ;pero sólo por ue seas un maravilloso amante no si#ni"ica ue puedas ser un %uen marido. !l matrimonio de%e %asarse en al#o más ue en el placer carnal. ;!l nuestro sería mucho más ue esa ;6ería sólo una unión de conveniencia. ;&4 u0 hay de malo en ello( Auchos miem%ros de nuestra clase se casan para dar continuidad a la línea sucesoria. !so provocó ue !leanor se uedara un momento en silencio, pensativa. ;&2e preocupa mucho continuar tu línea sucesoria( *unca lo ha%ías dicho anteriormente. Para su sorpresa, vio una "u#az tristeza en los ojos de Damon antes de ue 0ste respondiera con lo ue sona%a como honrada sinceridad.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 74

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;6iempre he aceptado ue ten#o un de%er con mi título. 4 van pasando los años. 4a es hora de ue considere cumplir con mi o%li#ación. !lla "runció los la%ios en una "ina línea. ;6i deseas seriamente casarte para dar continuidad a tu título, hay muchas damas dispuestas a ello. Fl la miró "ijamente. ;2e uiero a ti, !lle, a nadie más. !leanor desea%a de al#una manera creerle, pero no podía arries#arse. ;>ien, yo no deseo una simple unión de conveniencia ;respondió. ;6i así "uera, podía ha%erme casado ya varias veces. He tenido más de una docena de proposiciones, pero las he declinado casi todas. ;&'asi todas(;Damon la contempló con curiosidad. ;6a%ía ue ha%ías estado prometida por se#unda vez, pero &ha ha%ido más( )a joven vaciló. 6u se#undo %reve compromiso ha%ía sido una insensata reacción impulsiva al comportamiento de Damon. Despu0s de ue 0l la humillase exhi%i0ndose p-%licamente con una mujer "rívola, ella ha%ía deseado sentirse uerida, deseada, di#na de a"ecto. Pero por "ortuna, rápidamente ha%ía entrado en razón y retirado su aceptación de la propuesta del %arón Aorley. 6u tercer y a-n más %reve compromiso ha%ía sido un a%soluto ardid. !lla nunca ha%ía tenido nin#una intención de llevarlo adelante, como tampoco su tercer prometido, otro no%le. ;!stuve prometida con lord 'lay%ourne durante unas horas el verano pasado ; reconoció de mala #ana. Damon enarcó %ruscamente las cejas. ;&'on 'lay%ourne( &Por unas horas( Ae #ustaría ue me explicaras eso. !leanor a#itó la mano. ;!s una lar#a historia. >aste decir ue Heath me pidió como un "avor ue lo ayudase a con uistar a )ily )orin# y ue yo accedí de %uen #rado. 1un ue, en realidad, ese compromiso no cuenta, puesto ue "ue una simulación y muy pocos se enteraron de ello. Pero eso no si#ni"ica ue desee arries#arme a romper nin#-n otro. 6i accediera a casarme conti#o, & ui0n puede decir ue en esta ocasión lle#aríamos realmente a la %oda( !stoy a punto de #anarme una reputación de plantar parejas, por así decirlo. ;!n esta ocasión nos casaríamos ;le ase#uró Damon. !lla consi#uió enco#erse de hom%ros con indi"erencia, aun ue no se sentía en a%soluto indi"erente. ;>ien, es in-til especular so%re ello puesto ue no pienso casarme conti#o. ;&Por u0 no( !leanor desvió la vista para ocultar la vulnera%ilidad ue sa%ía ue se re"leja%a en sus ojos. )a inne#a%le realidad era ue Damon nunca la amaría como ella desea%a ;como necesita%a; ser amada. .n matrimonio en el ue el a"ecto "uese sentido sólo por una de las partes sería a-n más doloroso ue una "ría unión de conveniencia. ;Por ue en el "ondo soy romántica ;respondió. ;!sa es la principal di"erencia entre nosotros, Damon... Por lo ue t- y yo nunca haríamos una %uena pareja. 4o deseo verdadero amor en mi matrimonio. Deseo ue mi marido me ame.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 75

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

2ranscurrió lar#o rato hasta ue 0l contestó y entonces su tono "ue al#o seco. ;'oncedes demasiado valor a la idea del verdadero amor, !leanor. ;2al vez, pero s0 ue es posi%le. Aarcus ha encontrado esa clase de amor con 1ra%ella. 4 yo no me con"ormar0 con menos para mí misma. 1vanzó un paso hacia Damon tendi0ndole inconscientemente las manos en un #esto implorante. ;'onoces mi historia, cómo "ue mi in"ancia antes de ue mis padres murieran. )o sola ue estuve entonces y despu0s, cuando "ui a vivir con una tía viuda ue nunca ha%ía deseado car#ar con una criatura. :edujo a-n más su tono de voz. ;*o deseo esa clase de soledad en mi matrimonio, Damon. ?uiero importarle a mi marido. Deseo importarle pro"undamente, lo mismo ue a mi "amilia. Deseo colmar a mis hijos con el amor ue nunca conocí de mis padres. )a clase de cariño ue Aarcus y yo nos tuvimos cuando 0ramos niños. !so es al#o ue t- no puedes darme. Damon se ha%ía ensom%recido, y !leanor comprendió ue esta%a recordando su con"esión a uel día en el jardín de las rosas, cuando le ha%ía desnudado su alma. 1hora le resulta%a humillante incluso pensar en ello o recordar cuan esperanzada y cuan "eliz se ha%ía sentido entonces. ;Dudo ue )azzara te entre#ue su corazón ;dijo 0l al "in. ;&'ómo sa%erlo si no lo intento( Ae propon#o conse#uir ue me ame, Damon. Bio cómo se le contraía un m-sculo en la mandí%ula mientras lucha%a por mantener la calma. ;)azzara no es el marido adecuado para ti ;repitió. ;4o lo sería mejor. De nuevo a !leanor volvió a asaltarle el conocido dolor en el corazón. 1l#una parte vulnera%le de ella no podía evitar sentirse vacilar ante su propuesta. 6in em%ar#o, la entusiasta esperanza ue en otro tiempo ha%ía sentido ante la perspectiva de convertirse en esposa de Damon se contrarresta%a con el temor a resultar una vez más herida por 0l. *o desea%a volver a experimentar la duda y el pesar de semejante traición. ;*o creo ue "ueses mejor marido, Damon ;replicó con voz ueda, ;por ue no me amas. Fse "ue el verdadero pro%lema anteriormente, ue nunca me amaste en realidad. De ha%er sido así, jamás ha%rías recurrido a una amante. !n lu#ar de desviar la mirada, Damon se la sostuvo con "ijeza. ;)amento ha%erte herido. 2e ase#uro ue no volverá a suceder. !lla aspiró pro"undamente. ;Desde lue#o ue no, puesto ue no ser0 lo %astante idiota como para volver a encontrarme en esa situación. Damon se pasó toscamente la mano por los ca%ellos, como si se es"orzara por mantener el control. ;1hora no ten#o nin#una amante. Hace %astante tiempo ue no la ten#o. ;6in duda por ue a-n no has tenido la oportunidad de con se#uir una desde ue has re#resado a +n#laterra. Fl curvó la %oca secamente.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 76

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;He tenido %astantes oportunidades, puedes creerme. Pero no deseo una amante. 2e deseo a ti... como esposa. !leanor ne#ó con la ca%eza con decisión. ;&4 u0 pasaría cuando estuvi0semos casados( 'uando rompí nuestro compromiso, me dijiste ue no podías prometerme "idelidad. ;1hora sí puedo hacerlo. !stoy dispuesto a hacerte una promesa de celi%ato si así lo uieres. !lla lo miró atónita, ;&Para cuánto tiempo( ;Durante todo el tiempo ue cueste convencerte de ue te cases conmi#o. ;*o durarías ni un mes. ;6í, !lle. )a se#uridad ue vio en sus ojos la hizo desear creerlo, pero sería una necia si sucum%ía a sus dulces promesas. 6e ir#uió y le señaló la ventana por donde ha%ía entrado. ;)o siento, Damon, pero no existe nin#una posi%ilidad de ue pueda volver a con"iar en ti. 1hora, &me haces el "avor de salir de mi lecho y despedirte( !sta discusión es in-til. Fl vaciló irnos momentos. ;Auy %ien, pero 0sta no es la -ltima pala%ra. ;6í lo es. ;Ae permito disentir. 6e levantó de la cama, tal como ella se lo ha%ía pedido, pero en vez de diri#irse a la ventana, se le acercó despacio. !leanor permaneció en su sitio, cosa ue rápidamente comprendió ue ha%ía sido un error. 1ntes de ue pudiera lle#ar a darse cuenta de cuál era su intención, Damon la estrechó contra su cuerpo. ;*o permitir0 ue te cases con )azzara, !lle. ;*o puedes impedirlo ;replicó la joven levantando la %ar%illa. ;!ntonces no me dejarás otra elección ;murmuró con voz ueda y ronca. ;2endr0 ue convencerte con un %eso en cada ocasión. !l corazón de !leanor dio un vuelco cuando 0l aproximó su perversa %oca. *o o%stante, se encontró clavada en el suelo, incapaz de pro"erir una protesta. Damon le rodeó el rostro con las manos y cu%rió sus la%ios con un %eso pro"undo, íntimo y acariciante. !l pulso de ella latía en sus oídos y el cuerpo le tem%la%a con renovado calor cuando 0l por "in la soltó. !leanor se echó hacia atrás, aturdida y a#itada... claramente lo ue 0l uería. 1 juz#ar por su expresión, Damon parecía encontrar #ran satis"acción en pillarla desprevenida. ;!s artero y poco limpio por tu parte utilizar la excitación "ísica para poner mi cuerpo en mi contra ;se lamentó, con un to ue de amar#ura. ;6a%es ue me resulta di"ícil resistirme a tu seducción. ;'onta%a con ello. ;Ha%ía un claro desa"ío en su voz. ;*o de%erías su%estimar mi determinación, !lle.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 77

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

6e inclinó para volver a %esarla. Pero en esta ocasión, ella recurrió a su -ltimo ápice de voluntad y se apartó %ruscamente. ;<Aaldito seas, Damon, al0jate de mí= 6i no lo haces, no ser0 responsa%le de las consecuencias. Fl es%ozó una sonrisa amar#a. ;2us deseos son órdenes para mí, milady ;respondió. 4 se inclinó ante ella cruzando despu0s la ha%itación hacia la ventana a%ierta. .na vez allí, vaciló y se volvió a mirarla. ;Prom0teme ue te mantendrás en #uardia cuando est0s con )azzara, !leanor. 6us continuos percances podrían ponerte en peli#ro, y de%es asumir seriamente la potencial amenaza. ;Precisamente ahora la -nica amenaza ue veo procede de ti ;replicó ella, irritada. ;Prom0temelo, !lle ;repitió Damon con voz #rave. ;Auy %ien, <lo prometo= 1hora, & uieres marcharte de una vez( Fl se sentó en el al"0izar y lue#o se deslizó desde la ventana hasta una rama del ro%le ue tenía delante. !n ese mismo momento, !leanor decidió decirle al jardinero de su tía ue cortase a uellas ramas a primera hora de la mañana, para así impedir el acceso de Damon a su ha%itación en el "uturo. ,%servó con cautela cómo desaparecía de su vista y lue#o echó el pestillo cerrando la ventana y corrió las cortinas. Gue hasta su lecho, se tendió y hundió la ca%eza en la almohada, pro"undamente consternada por el #iro de los acontecimientos. 6e ha%ía comportado como una a%soluta li%ertina, permiti0ndole a Damon ue se tomara escandalosas li%ertades con su cuerpo. De modo involuntario, se llevó la mano a los hinchados la%ios recordando el increí%le placer ue 0l le ha%ía dado... placer ue le ha%ía ase#urado ue sólo era una pe ueña muestra de lo ue podía esperar en su lecho conyu#al. 6in em%ar#o, no sólo ha%ía desmantelado sus de"ensas, a-n peor, ha%ía tenido la audacia de proponerle matrimonio para evitar ue ella se comprometiera con el príncipe )azzara. <?u0 descaro= *o podía censurar su preocupación por su se#uridad, pero tampoco podía conceder a su propuesta nin#-n cr0dito. Por añadidura, le ca%ía poca duda de ue, una vez concluyese el cortejo del príncipe, Damon encontraría al#-n modo de eludir las cadenas del matrimonio. &4 en el imposi%le caso de ue realmente "uese sincera su proposición( !leanor se juró ue no se casaría con 0l. !sta%a "ieramente decidida a prose#uir con su vida. Desde lue#o, primero tendría ue superar su deplora%le encaprichamiento. !l exasperante #ranuja la desa"ia%a, la en"urecía, la cautiva%a... y no deja%a de preocuparla. Damon tenía la encantadora capacidad de conse#uir todo cuanto desea%a y a ella le ha%ía mani"estado desearla. !leanor se mordió el la%io in"erior. 1nhela%a maldecir y ro#ar al mismo tiempo$ maldecir a Damon y ro#ar por su propia li%eración. C<Aaldito, maldito seas=D, pensó, volvi0ndose para hundir el rostro en las almohadas.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 78

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

!l no la desea%a como esposa, por mucho ue lo pretendiera. <4, aun ue así "uera, no i%a a conse#uirla=

Aientras descendía con cuidado por el ro%le ue esta%a ante la ventana de !leanor, Damon se pre#unta%a si realmente la desea%a como esposa. 6in duda, no sentía de manera tan vehemente su o"erta de matrimonio como ha%ía mani"estado. De hecho, 0l mismo esta%a casi tan asom%rado como !lle. Desde lue#o ue uería prote#erla de )azzara. 6e ha%ía sentido terri%lemente "rustrado por la decidida persecución del príncipe por parte de !leanor, así como por sus románticos ideales de amor y matrimonio. 2ampoco podía ne#ar ue una de sus acusaciones ha%ía estado muy próxima a la verdad. .na vez más ha%ía actuado por el acaloramiento del momento, su apetito por ella le ha%ía hecho circular atropelladamente la san#re desde el cere%ro hasta las in#les, %orrando cual uier vesti#io de sensatez ue hu%iera podido tener de su primera experiencia en esos asuntos. !n a uellos momentos, se#uía con una terri%le erección ue le resulta%a al#o dolorosa para descender por el ár%ol. ;!s lo ue te mereces por estar a punto de seducirla en su propio lecho, terri%le %ri%ón ;murmuró para sí. )a locura provocada por la lujuria ue le ha%ía invadido hacía dos años lo ha%ía vuelto a atacar al ca%o de pocos días de volver a encontrarse con !leanor. 1llí esta%a, trepando a ár%oles en la oscuridad, arries#ándose al escándalo al visitar el dormitorio de una joven dama decente a altas horas de la noche y tramando cómo apartarla de su principesco pretendiente. Pero por lo menos, su plácida y a%urrida vida ya no se#uía si0ndolo. 1-n más nota%le$ la a#itación ue lo ha%ía a#uijoneado durante los -ltimos meses por el momento ha%ía desaparecido. Damon se dejó caer en el suelo, se sacudió el polvo de las manos y "ue en dirección a su carruaje, ue a#uarda%a a la vuelta de la es uina de Portman Place. 6e dijo ue tenía un "irme razonamiento para su irracional proposición además de a%soluta locura, lujuria o incluso instinto protector. 4 0ste no era un primario sentimiento de posesión masculina ni el hecho de ue no deseara renunciar a !leanor y dejar ue "uese de otro hom%re. !ra ue no podía permitir ue ella saliera de su vida de manera tan irrevoca%le. *o se ima#ina%a su mundo sin ue !lle estuviera en 0l. De%ía admitir ue, aun ue siempre ha%ía pensado ue tarde o temprano se casaría, ha%ía planeado contraer una unión típica de la aristocracia %ritánica, con una dama de la %uena sociedad ue nunca comprometería su corazón. 6in em%ar#o, si !leanor se casa%a con el príncipe la perdería para siempre... y eso era incapaz de aceptarlo. Damon pensó ue, pese a los ar#umentos de la joven, un matrimonio de conveniencia entre ellos no sería tan iló#ico. 6i tenía ue casarse, !leanor sería con mucho la mejor elección. *unca encontraría a otra mujer tan idealmente adecuada para 0l. 4 podía decir lo mismo de su propia adecuación para ella. 'on toda se#uridad, ue le resultaría mejor esposo ue su príncipe o cual uier otro. 6e ase#uraría de ello.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 79

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

*unca volvería a causarle daño de modo intencionado, esta%a dispuesto a jurarlo por su vida. )a "elicidad de !leanor era importante para 0l. Procuraría ue tuviese todo cuanto desease... salvo amor, claro está. 4 0se era precisamente el uid de la cuestión... Damon se ale#ró al ver sus re"lexiones interrumpidas al lle#ar al carruaje. ;&1 casa, milord( ;pre#untó respetuoso el cochero. ;6í, a 'avendish 6 uare ;respondió antes de entrar en el coche y sentarse. Aientras el vehículo se aleja%a, en su ca%eza resona%a el eco de la ueda voz de !leanor. CDeseo aut0ntico amor en mi matrimonio. Deseo un marido ue me ame.D Damon miró sin ver por la ventanilla las oscuras calles de Aay"air. *o podía darle a !leanor el amor ue ella ansia%a. *o se lo permitiría a sí mismo, conociendo como conocía la desolación de perder a un ser uerido. Ha%ían transcurrido doce años, pero a-n sentía la dolorosa p0rdida de su #emelo, todavía recorda%a su impotente a#onía al ver a su vital y divertido hermano consumi0ndose por los crueles estra#os de la tu%erculosis. 1 uellas -ltimas som%rías y desoladoras imá#enes uedarían #ra%adas eternamente en su conciencia$ la cara #ris y manchada de 7oshua. 6u cuerpo enco#ido por la "ie%re, torturado por la tos y empapado de sudor. 6u a#onía mientras escupía san#re por entre los la%ios a#rietados en tanto sus atormentados pulmones pu#na%an por aspirar aire. 1pretó la mandí%ula mientras lucha%a por desechar esos salvajes recuerdos. !n las -ltimas etapas de la en"ermedad, poco podía hacerse para aliviar sus terri%les su"rimientos, salvo administrarle "uertes dosis de láudano para "acilitarle el olvido durante al#unas %enditas horas. 'uando lle#ó el "inal, y su hermano "ue enterrado en la "ría tierra muchas d0cadas antes de lo ue le correspondía, Damon sintió una ra%ia pro"unda en el alma junto con una a%soluta soledad ue le paraliza%a el espíritu. 4 lue#o, la tra#edia de su hermano se ha%ía visto rápidamente se#uida por la muerte sin sentido de sus padres... 6a%ía ue su dolor lo ha%ía endurecida Hada lo ue "uese para evitar pasar por eso de nuevoE la an#ustia de perder a su mejor ami#o, su som%ra, y unos padres a los ue ha%ía uerido. !l vacío era pre"eri%le a sentir, por lo ue Damon convirtió su corazón en una piedra. Desde lue#o, existía peli#ro en casarse con !lle. Dos años antes, 0l le ha%ía permitido ad uirir demasiada importancia en su vida. 6e ha%ía dejado cautivar por ella, por su encanto, por su viveza, por su vitalidad. 6in em%ar#o, se dijo, ahora era más maduro, más prudente. Podía mantener la distancia emocional, puesto ue ya esta%a prevenido. !leanor y 0l podían tener pasión en su matrimonio sin nin#una intimidad real. .na simple unión de conveniencia, nada más. Fl podía o"recerle su amistad. 6iendo su esposa, ella nunca estaría sola, eso podía promet0rselo. 4 tam%i0n "idelidad. )a acusación de !leanor de ue 0l no podía controlar sus lujuriosos apremios y permanecer "iel esta%a lejos de la realidad, pues ya lleva%a un año de celi%ato. 2ampoco tenía una amante desde ue despidió a la anterior.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 80

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

1 decir verdad, ha%ía decidido concluir su relación con la señora )ydia *e3lin# en cuanto conoció a !leanor. 4, aun ue su aventura ha%ía durado tres años, no ha%ía echado de menos a la hermosa viuda. *o ha%ía ha%ido nin#una intimidad emocional entre ellos por ue Damon siempre ha%ía procurado ue su relación "uese estrictamente comercial. !n ese sentido, )ydia era la amante per"ecta para 0l. Ha%ían tenido un acuerdo mutuamente satis"actorio. Damon le pa#a%a con #enerosidad y ella lo complacía con experiencia cuando %usca%a re"u#io en el placer sexual. *o la ha%ía vuelto a ver desde ue la utilizó para romper su compromiso con !leanor, aun ue sa%ía ue )ydia tenía un nuevo protector. ,tto /eary la ha%ía mencionado precisamente el otro día. 1l parecer, su hermana esta%a en"erma, y la mujer ha%ía %uscado el consejo m0dico de ,tto. )a adusta expresión de Damon se volvió sarcástica mientras reconocía la ironía de sus pensamientos. )a relación ue le proponía tener a !lle sería muy parecida a la ue ha%ía tenido con )ydia$ un contacto estrictamente "ísico. Podía comprender ue a !leanor no le entusiasmara la idea. 2am%i0n entendía por u0 se ne#a%a a con"iar en 0l, dado el modo en ue la ha%ía tratado. !ra muy consciente de ue tendría ue demostrarle ue merecía su con"ianza. 4, con paciencia, lle#aría por "in a #anarse su apro%ación. 1un ue, pensó, si no era capaz de convencerla de ue se casara con 0l, utilizaría todos los medios a su alcance para evitar ue se casara con el príncipe. *o ha%ía podido salvar a 7oshua, pero mantendría a salvo a !leanor.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 81

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

CAPI! LO %$ostrar interés por otro caballero puede suscitar sus celos con e!ectos positivos, pero procure no llegar demasiado lejos o, de otro modo, puede despertar a un diablo dormido. "N# D#$# #N%N&$# Consejos a las jóvenes damas para con uistar marido

Para #ran consternación de !leanor, a uella noche soñó con Damon. Aientras la excita%a con %esos ue la deja%an sin aliento y la acaricia%a con sus tiernas y sa%ias manos, la asalta%an miríadas de emociones... hechicera intimidad, ardor creciente y asom%roso placer. 6u cuerpo se derretía %ajo su experto contacto... pero lue#o, en cierto modo, su sueño cam%ió de "antasía sensual a pat0tico recuerdo. *l jard.n de rosas era pe ue4o y apartado, se trataba de su propio santuario privado en la enorme !inca rural de su t.a. *lla a;n se encontraba en un estado de aturdida !elicidad, dado ue su compromiso con Damon era reciente, de ,ac.a sólo cuatro d.as. La !iesta en la casa acababa de concluir y a uélla era su primera oportunidad para estar solos, puesto ue los invitados se ,ab.an marc,ado. #l salir de la casa *leanor condujo a Damon all. para mostrarle su lugar especial, una parte de su pasado ue nunca compart.a con nadie. -*ste jard.n !ue el regalo ue me ,i1o $arcus al morir nuestros padres, cuando yo ten.a die1 a4os -le e2plicó. -7l se propon.a regresar a la universidad, y cuando le rogué ue no me dejase a u. plantó un rosal para m.. Luego, cada a4o al llegar mi cumplea4os, me ,a ido regalando otro más. 6ecorrieron el sendero de gravilla, ,asta donde se encontraban die1 grandes rosales de e2uberantes !lores color rosa plantados siguiendo un trabado en espiral. Condujo a Damon al mismo centro de estay se inclinó para acariciar cari4osamente un aterciopelado pétalo. -*ste !ue el primero. -6edujo el tono de vo1. -$e dijo ue, mientras ue yo tuviera mis rosas, estar.a conmigo en esp.ritu. / ue as. tendr.a algo ue me recordar.a su cari4o. Cuando vengo a u., nunca me siento sola. Con el cora1ón lleno de alegr.a, se volvió a mirar a Damon absorbiendo su presencia. -*l amor vence a la soledad y a,ora ue voy a ser tu esposa, sé ue nunca volveré a sentirme sola. #l principio no advirtió la inmovilidad de él. -<#mor= -preguntó Damon uedamente. *lla le sonrió con timide1 -+. 3e amo, Damon, más de lo ue nunca cre. poder amar a nadie. -0olvió a inclinarse, cogió un capullo y se lo llevó a los labios. -+é ue t; a;n no me correspondes. #l !in y al cabo, sólo ,ace tres semanas ue nos conocemos. 5ero con!.o en ue eso cambie pronto. 3ras una prolongada vacilación, él le tocó suavemente la mejilla.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 82

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

-No uiero ,acerte da4o, *lle. *leanor se estremeció, asombrándose ante la oscuridad de sus ojos. +u respuesta no ,ab.a sido la ue esperaba, pero no renunciar.a a su esperan1a. -Nunca podrás causarme da4o, Damon. 3; nunca> !leanor despertó so%resaltada en la oscuridad, con el eco de sus in#enuas y con"iadas pala%ras, recordando la pro"unda desolación ue experimentó a la semana si#uiente, tras volver a )ondres, cuando descu%rió a Damon con su hermosa amante. +ncluso dos años despu0s, el dolor permanecía. 1pretó los ojos con "uerza y hundió el rostro en la almohada para contener las lá#rimas. 'uando se volvió a despertar era ya de mañana. !l dolor ha%ía men#uado pero a-n le ueda%a una sensación de enorme tristeza <unto con una in uietud a-n mayor. *o o%stante, tras la enojosa visita de Damon a su dormitorio la noche anterior, esta%a más decidida ue nunca a perseverar en su plan de utilizar el li%ro de Ganny, Consejos a las jóvenes damas para con uistar marido, con el príncipe )azzara. 6e prometió ue redo%laría sus es"uerzos para #anarse su a"ecto y provocar una proposición de matrimonio por su parte. 4 lo ue era más importante, se es"orzaría todo lo posi%le por enamorarse de 0l. &?u0 mejor modo de olvidar al atractivo lord Wrexham ue otor#ar su corazón a otro( 6in em%ar#o, el mayor impedimento para su plan era ue el o%jetivo de sus propósitos no se halla%a disponi%le. !leanor no vio a uel día al príncipe, aun ue reci%ió de 0l una %reve nota de disculpa dici0ndole ue, lamenta%lemente, tendría ue olvidarse de su planeado paseo en coche por la tarde puesto ue tenía ue dar reposo a su pierna. 'on el ánimo al#o decaído, !leanor pasó la tarde tran uilamente en casa con su tía. 1un ue durante la cena se animó al ha%lar del %aile ue la condesa viuda de Haviland, #ran ami#a de >eatrix, daría en su casa la noche si#uiente. ;Hace una d0cada ue Aary no cele%ra un %aile ;o%servó >eatrix, ;puesto ue no dis"ruta de muy %uena salud. Pero está ansiosa de casar a Haviland, por lo ue ha puesto toda la carne en el asador en sus es"uerzos por presentarle %uenos partidos. !leanor sa%ía ue :ayne Lenyon, el #uapo nieto de lady Haviland, ha%ía heredado el título el año anterior, a la muerte de su padre. 6u nom%re ha%ía estado vinculado al de :oslyn )orin# durante al#-n tiempo, en el verano, pero evidentemente, su supuesto romance no ha%ía lle#ado a nada, dado ue :oslyn se ha%ía casado con el du ue de 1rden. ;Puedes estar se#ura de ue la "lor y nata de la sociedad asistirá al %aile de Aary ; añadió lady >eldon, ;junto con una horda de de%utantes... Por lo menos, las ue no consi#uieron marido en la pasada 2emporada. !leanor suponía ue su tía tenía razón. 1ntes de ue concluyera la #uerra, Haviland ha%ía estado a menudo "uera del país. 4 más recientemente ha%ía #uardado luto por su padre. Pero ahora se halla%a disponi%le. 4 puesto ue un rico y li%re conde era un excelente %uen partido en el mercado del matrimonio, sin duda ha%ría numerosas damiselas empleando sus artimañas con 0l, la misma clase de p-%lico al ue i%a diri#ido el li%ro de Ganny, aun ue !leanor se #uardó para sí esa divertida o%servación. *o desea%a ue su tía creyese ue esta%a interesada en Haviland. Por el momento, con un no%le era su"iciente. 4, en cual uier caso, lady >eldon esta%a demasiado centrada en el príncipe )azzara en a uellos instantes como para pensar en empujar a !leanor hacia otra pareja.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 83

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;!l signore Becchi me ha ase#urado ue el príncipe y 0l asistirán al %aile ;dijo la dama con satis"acción. ;!s una lástima ue su alteza no pueda %ailar a causa de su percance, pero siempre podrá mirar. *os ase#uraremos asientos junto a 0l para ue podáis charlar durante la velada. ?uizá eso sea una excelente oportunidad para ti. !leanor o%servó a su tía con curiosidad. 'omo >eatrix no era a"icionada al %aile, solía escaparse a la sala conti#ua para ju#ar a 3hist con sus ami#as en cuanto la or uesta toca%a la primera melodía. ;&Piensas sentarte con nosotros y actuar como cara%ina, tía( ;*o, no, t- apenas necesitas cara%ina y mi presencia podría impedir tus pro#resos con el príncipe )azzara. Pero pienso uedarme en la sala de %aile. Hace mucho ue no dis"ruto realmente de un %aile y el signore Becchi me ha pedido la primera tanda de danzas. ;<1h= ;exclamó !leanor con li#ereza. 1sí ue era la atracción ue sentía por el distin#uido diplomático italiano lo ue aparta%a a su tía de sus inveteradas costum%res. >eatrix se sonrojó de modo sorprendente. ;6upon#o ue a mi edad es a%surdo estar retozando como una in#enua, pero con"ieso ue vuelvo a sentirme como una muchacha. 6u so%rina sonrió a"ectuosa. ;'reo ue es encantador. )a edad no es siempre el mejor indicador de cuan joven se siente el corazón. ;Por "ortuna, encar#amos vestidos nuevos para la "iesta de mi casa. Ha%ía pensado reservar el de sat0n lavanda para entonces, pero creo ue me lo pondr0 mañana. 4 ttam%i0n de%es tener cuidado con tu apariencia, uerida. Desearás tener tu mejor aspecto para el príncipe. ;1sí lo ha%ía pensado, tía ;respondió ella con seriedad. 1l i#ual ue la vizcondesa, !leanor decidió ponerse uno de sus nuevos vestidos de %aile la noche si#uienteE una ele#ante con"ección de muselina de seda de un matiz rosado con un corpiño de cintura imperio salpicado de diminutas perlas. 6e vistió cuidadosamente, y la doncella de su tía la peinó de un modo artístico, de manera ue sus cortos rizos ne#ros uedaron ensartados por cintas rosadas y perlas. !sa vez, no lle#aron ele#antemente tarde a %aile, como solía hacer lady >eldon, sino ue se es"orzaron por o%servar puntualidad, puesto ue >eatrix desea%a in"luir en la disposición de los asientos, y tam%i0n estar preparada para la primera tanda de danzas con el signore. 1 juz#ar por la línea de recepción, el acontecimiento pro%a%lemente sería una reunión multitudinaria, decidió !leanor mientras ella y su tía se a%rían paso lentamente hacia la sala de %aile. 2uvieron ue a#uardar casi diez minutos para ser saludadas por lady Haviland, muy ele#ante con sus ca%ellos plateados, y el alto no%le de pelo ne#ro ue se encontra%a junto a ella. !leanor pensó ue los ras#os de lord Haviland eran más duros ue los de Damon, aun ue uizá no tan intensos, comparando inconsciente a los dos hom%res. Pero como Damon, el peli#roso atractivo del conde %asta%a para hacer volver la ca%eza a cual uier mujer.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 84

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

2am%i0n su sonrisa era i#ual de seductora y sus ojos esta%an asimismo %ordeados por espesas pestañas, aun ue los de Haviland eran de un vivido azul, casi del mismo color ue los de ella. 2al como su tía ha%ía previsto, lady Haviland esta%a empeñada en emparejar a su nieto. ;!stoy encantada de ue haya venido, lady !leanor ;la saludó la anciana dama. ; 6erá una excelente pareja de %aile para Haviland, &verdad, uerido( ;Por supuesto ;se apresuró a responder su señoría. ;Ae sentir0 muy honrado si me concede un %aile, lady !leanor. ;6erá un placer ;contestó ella en el mismo estilo. Haviland parecía preparado para aceptar de %uen #rado las intri#as de su pariente, y el atractivo y divertido %rillo de sus ojos lo hizo a-n más a#rada%le para !leanor. 6in em%ar#o, una vez hu%ieron pasado la línea de recepción, ella desvió su atención hacia la enorme multitud y comenzó a %uscar a un invitado en particular. 6u tía "ue la primera en descu%rir al príncipe )azzara y a su distin#uido y más anciano primo en el rincón más lejano de la sala de %aile, sentado ante un #rupo de macetas con palmeras, y condujo allí a !leanor al punto. !l príncipe se levantó con ayuda de un %astón y le diri#ió una cariñosa sonrisa y una pro"unda inclinación. ;)amento sumamente no poder %ailar con la dama más hermosa de la sala, lady !leanor ;dijo una vez hu%ieron concluido los saludos, ;pero sería muy ama%le por su parte si me acompañara un rato. ;Desde lue#o, alteza. !star0 muy complacida ;contestó ella ocupando una silla a su lado mientras su tía se#uía de pie, conversando con el signore Becchi. ;)amento ue lo de su pierna sea tan #rave. Fl torció la %oca con una expresión pesarosa. ;Ae causa %astante dolor, pero ahora ue está usted a uí, todo será olvidado. 4 puesto ue se propone sacri"icarse por mí... permítame ue le proporcione un re"resco. Hizo señas imperiosamente con la mano a un lacayo ue sirvió a la joven una copa de ponche como la ue el príncipe esta%a tomando. !leanor %e%ió cort0smente de la suya e inició una conversación trivial con el re#io italiano, aun ue más de una vez se encontró con la mente ausente mientras o%serva%a a los allí reunidos. 6e sintió reconocida al no ver ni rastro de Damon y a%ri#ó la esperanza de ue tal vez no asistiera al %aile a uella noche. )amenta%lemente, su esperanza "ue e"ímera. Gue consciente de su lle#ada a escasos se#undos de su entrada. Pero & u0 otra cosa podía esperar de un audaz y dinámico no%le ue siempre llama%a la atención( 1taviado "ormalmente ;cha ueta #ris oscuro, chaleco de %rocado plateado y calzones de sat0n %lanco hasta la rodilla ;era más alto, más vital y más atractivo ue nin#-n otro hom%re de la sala, salvo uizá el príncipe )azzara y lord Haviland. !leanor advirtió ue lo acompaña%a el señor /eary, su ami#o m0dico. Gorma%an una extraña pareja, puesto ue el doctor /eary era de %aja estatura y corpulento, vestía con mayor sencillez, y tenía vivos ca%ellos pelirrojos y tez pecosa.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 85

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

1l ca%o de un momento, Damon paseó la vista por la sala de %aile y la descu%rió entre la multitud. !leanor se uedó rí#ida, maldiciendo la irritante respuesta de su corazón cada vez ue 0l la mira%a. *o o%stante, su mirada era más intensa ue de costum%re... paseando por su vestido y persistiendo en su corpiño. !n cierto modo, ella sa%ía ue 0l no esta%a simplemente admirando la rica pedrería, sino ue esta%a recordando lo ue ha%ía sucedido entre am%os hacía dos nochesE el li%ertino modo en ue ella ha%ía respondido a sus escandalosas caricias... <?ue se "uese al dia%lo= !leanor sintió ue se ru%oriza%a aun antes de ue Damon levantase la mirada para cruzarla con la suya. 'uando sus ojos se encontraron, experimentó la misma necia y a%rumadora sensación ue 0l siempre le producía... 6e ueda%a sin aliento, hechizada, cautivada. Por espacio de unos se#undos, el %ullicio del salón desapareció, de modo ue se diría ue Damon y ella eran las dos -nicas personas presentes, aisladas en su propio mundo privado. De pronto, el hechizo se rompió cuando varias jóvenes corrieron hacia Damon, aun ue !leanor no pudo dejar de o%servar con resentida "ascinación cómo 0l las saluda%a, con su atractivo encanto masculino. !lla no era la -nica ue lo o%serva%a. 1 su lado, el príncipe murmuró un uedo juramento en su len#ua tras ha%er descu%ierto al vizconde. ;&2iene ue aparecer cada vez ue está usted conmi#o( 6u omnipresencia se está haciendo pesada. ;!stoy de acuerdo en ello ;murmuró !leanor, sinceramente. )azzara a-n tenía su pensativa mirada "ija en Damon. ;Parece estar persi#ui0ndola, donna !leanora. ;De ser así, le ase#uro ue es completamente contra mis deseos. 6u alteza apartó los ojos de la sala de %aile y le diri#ió una ponderativa mirada. ;Wrexham es un tipo extrava#ante y atrevido. *o es el ideal ue una dama como usted desearía como pretendiente. !l comentario esta%a planteado más como pre#unta ue como a"irmación y cuando !leanor respondió$ CDesde lue#o ue noD, el príncipe pareció satis"echo con sus pala%ras y llevó la conversación hacia temas menos delicados ue su elección de pretendientes. Despu0s de ue hu%iera transcurrido tal vez otro cuarto de hora, durante el cual acudió cierto n-mero de conocidos a saludarlos y a compadecer al príncipe por su percance, la or uesta comenzó a interpretar el minueto de apertura. 'uando el signore Becchi condujo a lady >eldon a la pista de %aile, !leanor se uedó a solas con el príncipe )azzara. ;Hace mucho calor a uí, &verdad( ;pre#untó 0l al ca%o de un momento. 'on #ran sorpresa de la joven, el rostro de )azzara se veía anormalmente sonrojado y tenía la "rente %añada en sudor. !l am%iente en la sala de %aile era %astante so"ocante por el calor ue desprendían miríadas de lámparas de araña y el apiñamiento de tantos cuerpos ele#antemente ataviados, pero a ella no le parecía ue lo "uese más de lo ha%itual. ;&?u0 le parece si salimos "uera a dar una vuelta, donde el aire será más "resco( ; su#irió el príncipe.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 86

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;&Podrá caminar, don 1ntonio( ;'on el %astón puedo hacerlo, aun ue no pueda %ailar. 4 me #ustaría mucho disponer de toda su atención. !leanor no tuvo ue "in#ir una sonrisa. !l príncipe le esta%a o"reciendo una oportunidad de estar a solas y ella se proponía sacar el mayor partido de ella. ;1 mí tam%i0n me #ustaría, alteza. !l príncipe co#ió su copa de ponche y la depositó en el suelo, junto a su silla, junto a la de 0l, ue esta%a semivacía. )ue#o se levantó, la tomó li#eramente por el codo y la #uió tras la hilera de macetas de palmeras, a trav0s de una puerta vidriera. ;1 uí se está mucho mejor ;o%servó 0l cuando salieron a una terraza ue da%a a los jardines laterales. ;!l aire nocturno es mucho más "resco. !leanor murmuró su con"ormidad. 6e sentía cómoda con su vestido de %aile de man#a cortaE en parte por ue lleva%a lar#os #uantes de ca%ritilla ue le cu%rían los %razos, pero tam%i0n por ue la noche de septiem%re era suave. ;!n mi país no se permite ue las jóvenes se ueden a solas con un hom%re ; o%servó )azzara. ;!so hace al#o di"ícil el cortejo. !lla advirtió ue ha%ía reducido el tono, y se expresa%a en voz %aja y ronca. )o miró, o%servando sus hermosos ras#os iluminados por la tenue luz de la luna. ;1 uí las normas no son tan estrictas ;respondió ella, pre#untándose si se propondría %esarla. Despu0s de todo, tenía "ama de li%ertina Pero reacia a dejarle sólo a 0l la iniciativa levantó li#eramente la cara, en silencioso estímulo. Fl no pareció necesitar más invitación. +nclinó la ca%eza y posó su %oca so%re la de ella. 6us la%ios eran plenos, suaves e inexplica%lemente... insípidos, pensó !leanor, incapaz de contener su decepción. Ha%ía esperado ue el príncipe "uese más en0r#ico. )a esta%a tratando como si "uera un "rá#il capullo, en nada parecido al modo en ue Damon la %esa%a. Aolesta al ver ue esta%a pensando en 0ste cuando la a%raza%a otro hom%re, y a-n más por no ha%er dis"rutado del %eso del príncipe como de%iera, llevó las manos a sus hom%ros y le o"reció su %oca más plenamente. Precisamente entonces, oyó el sonido de al#uien ue carraspea%a detrás de ellos, una indicación de ue al#una otra persona ha%ía salido a la terraza. !l príncipe interrumpió %ruscamente el %eso ante la intrusión, mientras !leanor trata%a de recuperar la compostura. Por el modo en ue sus sentidos reaccionaron a su perezoso acento, incluso antes de comprender sus pala%ras, de%ería ha%er sa%ido ue se trata%a de Damon. ;&De modo ue 0sta es su más reciente aplicación de su li%ro de consejos acerca de cómo conse#uir un esposo, lady !leanor( &1 u0 capítulo corresponde una cita romántica( 'on las mejillas sonrojadas por la ver#@enza, se volvió encontrándose con Damon, ue apoya%a un hom%ro contra el marco de la puerta. ;Ailady ;chas ueó la len#ua en un tono li#eramente amonestador. ;&?u0 diría su muy correcta tía(
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 87

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

!leanor pensó con "rustración ue su tía estaría encantada, aun ue desde lue#o no podía mani"estarlo así delante del príncipe. 6in sa%er u0 decir, se limitó a mirar a Damon con mala cara. Pero 0l prosi#uió como si no se estuviera entrometiendo donde, desde lue#o, no era deseado. ;Por "ortuna, la he descu%ierto yo primero. *o deseará ser vista en una situación comprometida con el príncipe )azzara, o, de lo contrario, 0l podría verse o%li#ado a una unión ue am%os podrían lamentar. 1un ue el príncipe se ha%ía uedado rí#ido, se recuperó antes ue !leanor. 'omo si intentara prote#erla, se adelantó e hizo una mueca al recaer su peso en la pierna lesionada. .tilizando el %astón, se ir#uió en toda su estatura y trató de mirar despectivamente a Damon con aire re#io. !l e"ecto no "ue tan imponente como el príncipe desea%a, puesto ue 0l no era tan alto como el in#l0s. Pero no ca%ía nin#una duda de la tensión ue existía en el am%iente cuando replicó con se uedad$ ;Dudo ue lamentara tal unión. *o sería un in"ortunio tener ue casarme con una dama tan encantadora. Damon desvió la mirada hacia el hom%re contemplándolo de arri%a a%ajo. ;2al vez usted no est0 enterado de ue ten#o un derecho previo con lady !leanor. !sta pro"irió un resoplido ante a uella patente "alsedad mientras ue )azzara apreta%a la mandí%ula. ;)a signorina parece no estar de acuerdo. ;Desde lue#o ue no ;dijo ella con rapidez. ;)ord Wrexham no tiene en a%soluto nin#-n tipo de derecho so%re mí. ;Gijó en Damon una mirada de censura. ;Ha#a el "avor de dejarnos tran uilos, milord. Fl la miró lar#o rato mientras ella lo o%serva%a "uriosa. ;Auy %ien, uerida, pero no te demores a uí demasiado. *o uerrás dar pá%ulo a las ha%ladurías. 4 con esas pala%ras, Damon #iró so%re sus talones y se "ue de la terraza dejando a !leanor a%ochornada y ra%iosa. 6in em%ar#o, el príncipe ha%ló antes de ue a ella pudiera ocurrírsele u0 decir. ;Disc-lpeme, no tenía ue ha%er a%usado de usted como lo he hecho;le dijo. Por al#una a%surda razón, su disculpa la irritó a-n más. Damon no se hu%iera disculpado por a uel "lojo intento de #esto amoroso ni "in#ir ha%er a%usado de la situación cuando ella misma ha%ía participado voluntariamente. Pero desde lue#o, los modales del príncipe eran claramente más ca%allerosos ue los de 0l. *o podía volcar su ira en a uel hom%re cuando el verdadero culpa%le de su "uria era un #ranuja entrometido. 'onsi#uió es%ozar una sonrisa. ;*o hay nada ue perdonar, alteza. Pero tal vez de%eríamos re#resar al %aile antes de ue se note nuestra ausencia. !l príncipe estuvo de acuerdo con ella. ;6í, por "avor, vaya delante de mí. 'reo ue me uedar0 un rato más para dis"rutar del "rescor de la noche. !leanor advirtió ue a-n se le veía acalorado.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 88

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

'on una cort0s reverencia lo dejó pues en la terraza y entró en el salón de %aile. *o la sorprendió encontrarse a Damon esperándola dentro, a la som%ra de las palmeras. 6in em%ar#o, lejos de lamentar su presencia, la reci%ió de %uen #rado, pues esta%a ansiosa de en"rentarse a 0l. ;&?u0 dia%los te propones aver#onzándome de esta "orma horri%le( ;siseó en tono %ajo y "iero. !l no parecía arrepentido. ;&!spera%as sinceramente ue permaneciera ocioso sa%iendo ue esta%as intentando seducirle( ;4o no intenta%a hacer tal cosa. ;Pero si lo esta%as %esando. ;<1un así, a ti no te importa= <*o tienes nin#-n derecho so%re mí= ;!se es un punto discuti%le ;respondió Damon. ;6iento cierta tendencia a prote#erte, aun ue sólo sea por nuestra pasada historia. 4 so%revaloras mis poderes de control si crees ue puedo dominar mis celos. !leanor intensi"icó su cejo. ;*o tienes nin#-n derecho a sentirte celoso. ;!ntonces, tal vez de%erías a#radecerme ue excite los celos de su alteza. &?u0 mejor para encender su deseo por ti( ;Desde lue#o ue no te lo a#radezco ;replicó ella. ;*o soy un hueso, para ue se lo disputen dos perros. 6e uedó mirándolo con expresión asesina, pero 0l le sostuvo la mirada sin parpadear, contemplándola asimismo enardecido y desa"iante. Precisamente entonces los compases de un vals llenaron la sala de %aile. 1ntes de ue !leanor pudiera "ormular nin#una protesta, 0l se adelantó y la co#ió por la cintura. ;2al vez no pueda reclamar tu mano en matrimonio, pero reclamo este %aile. 1un ue ella trató de echarse atrás, Damon no la dejó. !l aire chisporrotea%a entre ellos, pero a !leanor no le uedó más remedio ue permitir ue la arrastrase entre las palmeras hacia la pista de %aile, uni0ndose a los otros danzarines. ;<,jalá te "ueses al in"ierno= ;dijo ella apretando los dientes, Oi ;2omar0 tus deseos en cuenta, pero sa%es ue no me sienta muy %ien ue me echen. !leanor apretó con "uerza los la%ios. Damon la saca%a de uicio in"initamente, cosa ue sin duda era su intención. Por consi#uiente, decidió ne#arle la satis"acción de ue si#uiera irritándola más. 1l ver ue se ueda%a callada, la expresión de 0l se suavizó. ;6onríe, amor. *o uerrás ue los invitados vean ue estamos a matar. ;2ampoco deseo ue nos vean %ailar juntos. ;Pero a menos ue montes una escena, no puedes marcharte indi#nada de la pista. ;2u descaro no tiene límites ;masculló, olvidando su decisión. ;*o estoy de acuerdo. Por ahora, simplemente estoy dis"rutando del placer de %ailar con la mujer más hermosa de la "iesta. ;6i estás tratando de apaci#uarme, exasperante canalla, te ase#uro ue no "uncionará.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 89

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

Durante unos minutos, se sumió en un airado silencio. )ue#o, dándose cuenta de los numerosos pares de ojos ue los o%serva%an, centró su atención en los pasos del vals y trató de no admirar la #racia natural de Damon mientras la #uia%a al ritmo de la melodiosa m-sica. ;Bamos, reconócelo ;dijo 0l al ca%o de un rato. ;Dis"rutas discutiendo conmi#o. ;!res víctima de una #rave y errónea creencia ;replicó, aun ue sa%ía ue su respuesta era mentira. *o ha%ía nada más estimulante ue discutir con Damon, salvo uizá %esarle. !l se echó un poco hacia atrás para o%servar su rostro. ;1puesto a ue tus conversaciones con el príncipe no son ni mucho menos tan a#rada%les como las nuestras. 1ntes, cuando esta%as sentada con 0l no parecías muy entusiasmada. 1 decir verdad, se te veía %astante a%urrida. ;!sta%a pasándolo divinamente hasta ue t- apareciste. ;&!s así( ;Damon parecía esc0ptico. ;:econozco ue no comprendo cuál es su atractivo. *o hu%iera ima#inado ue te atrayese ese tipo a%urrido y a"ectado. ;!l príncipe )azzara no es nada de eso ;a"irmó ella tajante, aun ue comenza%a a tener sus dudas. ;&?u0 ves entonces en 0l( ;!n primer lu#ar, es encantador e inteli#ente, en a%soluto a%urrido. 1demás, tiene ex uisitos modales. 1 di"erencia de al#unos otros no%les ue conozco ;añadió con sarcasmo mirando a Damon "ijamente. ;&De verdad te sientes atraída por 0l( ;6í, desde lue#o. ;&Por u0( ;!s muy #uapo. ;!n cierto aspecto, sí, lo reconozco. ;2iene hermosos ojos. ;2am%i0n yo. 1un ue su tono tenía un matiz divertido y lo dijo sin un mínimo de modestia, !leanor no pudo re"utárselo. )os penetrantes ojos ne#ros de Damon, con sus espesas pestañas, eran un atri%uto de 0l ue la atraía vivamente. )os del príncipe eran más expresivos, pero no conse#uían encender su san#re como lo lo#ra%a una simple mirada de Damon. 4 si se trata%a de comparar el atractivo "ísico de los dos hom%res, no ha%ía duda$ Damon salía #anando. 6u vitalidad, su pura masculinidad, la derretían. !l simple sonido de su voz la excita%a, por ue le recorda%a a uellos em%ria#adores días y noches de su cortejo. 1un así, !leanor ar ueó una ceja. ;*o necesitas pavonearte conmi#o, lord Wrexham. Fl es%ozó una encantadora sonrisa. ;'ierto. Ae consta per"ectamente cómo te #usta mi atractivo. +#noró el sonido %urlón ue ella pro"irió y la #uió experto entre un corrillo de %ailarines, ue resultó ser un #rupo muy apretado. Por un %reve momento, estuvieron tan juntos ue se estrecharon el uno contra el otro. 'uando !leanor sintió el cuerpo duro y cálido de
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 90

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

Damon contra el de ella, el corazón dejó de latirle mientras ue un estremecimiento de viva sensación recorría su columna. 'omo si 0l supiera exactamente el e"ecto ue esta%a causando, entornó los ojos y se inclinó más para murmurarle al oído$ ;Dudo ue tu príncipe te excite como yo lo ha#o. 6u tono su#erente hizo pensar a !leanor en dos noches antes, en su dormitorioE cómo su perversa %oca la ha%ía atormentado y acariciado los pechos. 6ólo pensar en ue 0l pudiese volver a %esar sus senos desnudos %asta%a para ue le "la uearan las piernas. Aurmuró una invectiva en silencio. <'ómo odia%a ue la hiciera sentir de ese modo= 'on sus otros #alanes siempre ha%ía sa%ido controlarse, pero nunca tenía el más mínimo control con Damon. 1pretó los la%ios y dijo tensa$ ;60 ue estás intentando aturdirme intencionadamente. ;&)o lo#ro( &!stás aturdida, !lle( ;!res imposi%le. 'on un suspiro de indi#nación dejó de %ailar y se dispuso a separarse de 0l, pero Damon la atrajo inexora%le, si#uiendo el movimiento de la danza. ;:ecuerda ue no deseas armar un espectáculo, amor. !lla se es"orzó por tran uilizarse, consciente de lo prudente de su advertencia. ;*o tenías por u0 preocuparte. .na dama no a#rede a un ca%allero en p-%lico, por muy indi#nante ue sea la provocación. ;2- no siempre deseas ser una dama. 6u comentario la hizo detenerse, asaltada por una repentina idea. 2ras una lar#a pausa, dijo con lentitud$ ;2al vez ten#as razón. ;&!n u0( ;!n mi deseo de ser una dama. Damon la miró in uisitivo y !leanor sa%oreó la sensación de ha%erlo desconcertado. 'omprendió ue tal vez ha%ía o%rado de manera e uivocada en todo momento. 6iempre ue aca%a%a aturullada e irritada, Damon solía aprovechar su de%ilidad a su "avor. Pero esta%a cansada de permitirle llevar siempre ventaja, de estar constantemente a la de"ensiva. Decidió ue era hora de ue ella volviera a tomar las riendas. ;6í, recuerdo %ien ;dijo en voz alta en tono pensativo, ;la %i%lioteca de lady Haviland está en el piso de a%ajo, al "ondo de la casa. *adie estará allí durante la "iesta. ;&4( ;pre#untó Damon al#o cauteloso mientras concluía el vals. ;4 creo ue podrías reunirte conmi#o allí dentro de diez minutos.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 91

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

CAPI! LO %.
#un ue una dama debe atenerse a las limitaciones de las conveniencias, e2citar su deseo deber.a ser uno de sus principales objetivos. "N# D#$# #N%N&$# Consejos a las jóvenes damas para con uistar marido

!l piso in"erior de la mansión de lady Haviland le pareció desierto a !leanor cuando se encaminó por un pasillo hacia la %i%lioteca. Pero eso era lo ue espera%a, puesto ue los invitados al %aile esta%an dis"rutando de los entretenimientos ue les o"recían arri%a, mientras ue los sirvientes se halla%an ocupados atendiendo a los presentes y preparando la cena ue se serviría al ca%o de unas horas. Damon en e"ecto la a#uarda%a en la estancia, se#-n vio al entrar en ella. )os cortinajes esta%an echados y 0l ha%ía encendido una lámpara, de modo ue el ho#ar esta%a %añado en un cálido resplandor. !leanor cerró con cuidado la puerta y apretó la espalda contra ella, lamentando la aceleración de su pulso. Damon esta%a de pie ante el ho#ar apa#ado, apoyando despreocupado una mano en la repisa de la chimenea, o%servándola a ella con en#añosa ociosidad. 6in em%ar#o, la joven espera%a ue sintiera al#o más ue despreocupación. Por lo menos, ella sí lo sentía. Por un momento, permaneció allí inmóvil, deseosa de ue desapareciera la sensación de mareo de su estóma#o mientras se cuestiona%a la prudencia de su impulsiva decisión de emprender la o"ensiva. Damon creía poder poner "in a su cortejo con el príncipe por la pura "uerza de su seductora personalidad, pero !leanor pretendía "rustrar sus ma uinaciones y darle a pro%ar al mismo tiempo una dosis de su propia medicina. Pensa%a aturdido y excitarlo mientras ella mantenía el control y no se implica%a lo más mínimo, lo ue podría resultar di"ícil, a juz#ar por la reacción de su cuerpo ante su simple presencia. 6entía su mirada ardiente so%re la piel mientras parecía a#uardar a ue ella ha%lase primera ;1sí pues, &cuál es el propósito de tu invitación, uerida( ;le pre#untó al ver ue permanecía en silencio. ;4a te lo he dicho. !stoy cansada de comportarme siempre como una dama. Para variar, me propon#o actuar de manera escandalosa. Fl enarcó li#eramente las ne#ras cejas. ;Hay trescientos invitados en la casa, además de todo un ej0rcito de sirvientes. !leanor asintió. Podía oír la m-sica y el lejano sonido de voces charlando y riendo, sin em%ar#o, allí esta%a completamente sola con Damon, y se proponía se#uir de ese modo. )o miró provocativa. ;Dudo ue seamos descu%iertos, pero el ries#o se suma a la emoción. Desde lue#o, si sientes temor podemos dejarlo correr... Dejó la "rase en suspenso mientras lleva%a la mano a la llave, su#iriendo su disposición a a%rir la puerta si 0l así lo desea%a. )a lenta y encantadora sonrisa de Damon le aceleró el corazón.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 92

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;*o ten#o el menor temor. Pero creía ue t- lo tendrías. !leanor se re#añó dici0ndose ue no podía permitir ue 0l la a"ectase de a uella manera. *ecesita%a a"errarse a su decisión y su resentimiento si es ue a%ri#a%a al#una esperanza de 0xito en a uellos momentos. 'on renovada determinación, cruzó la estancia hasta acercarse a Damon, tan próxima ue podía sentir el calor de su piel a trav0s de su ropa. Hundió los dedos en su sedosa ca%ellera y levantó el rostro hacia 0l, dejando ue su cálida respiración tentara sus la%ios. Pero cuando vio ue se disponía a co#erla entre sus %razos, !leanor retrocedió con rapidez, presionando la mano contra su pecho para anticipársele. ;*o, no puedes tocarme ;dijo, empleando un tono li#ero. ;*o puedo salir de a uí con el peinado y el vestido desaliñados. 1demás, desea%a llevar totalmente la iniciativa. Por primera vez desea%a pertur%arle, verle perder su le#endario aplomo. Damon sa%ía cómo hacerla tem%lar, entre#ada, y se proponía hacer lo mismo con 0l, además de conse#uir ue lamentara ha%erse entrometido en sus asuntos románticos. 6eñaló el so"á de %rocado del otro extremo de la %i%lioteca. ;&Por u0 no te pones cómodo( !l la o%edeció sentándose allí y !leanor se adelantó hasta situársele delante y lue#o, ante su evidente sorpresa, se arrodilló en la al"om%ra de 1u%usson, a sus pies. 'on una tenue sonrisa lo descalzó de sus escarpines de eti ueta con he%illas plateadas y los dejó a un lado, admirando sus musculosas pantorrillas cu%iertas con medias de seda %lanca. 1 continuación, lo sorprendió a-n más acomodándose entre sus muslos separados. ;&?u0 te propones exactamente, uerida( ;le pre#untó con voz ronca. ;)o verás en un momento ;contestó !leanor. ;De%es tener un poco de paciencia. !lla se lamió li#eramente los la%ios y 0l si#uió el seductor movimiento con ávida mirada. Aientras Damon la o%serva%a, la joven levantó la ca%eza y le tocó los la%ios con los dedos, deslizándolos lue#o hacía su cuello, a lo lar#o del pañuelo de encaje y más a%ajo, por los %otones de su cha ueta. 6e los desa%rochó, a%rió las solapas y acto se#uido tam%i0n su chaleco, dejando al descu%ierto su camisa de "ina %atista. )e puso la mano en el pecho y sintió palpitar con "uerza su corazón %ajo la palma. )ue#o, con su propio corazón latiendo con nerviosa expectación, deslizó la mano lentamente hacia a%ajo, hasta su liso a%domen, para cernerse so%re sus in#les. Damon la o%serva%a con atención, pre#untándose sin duda hasta dónde lle#aría. ;!res una atractiva tentadora, ojos %rillantes. ;)a miró al verla vacilar. ;&2ienes al#una idea acerca de lo ue piensas hacer( !lla es%ozó una sonrisa ju#uetona. ;6inceramente, no. He aprendido al#unas cosas de mis ami#as casadas y tam%i0n de ti. 60 ue te endureces cuando nos %esamos y ue te resulta doloroso si no encuentras alivio... ;1sí es, en extremo doloroso ;respondió Damon. ;... pero por otra parte ;prosi#uió, ;ten#o poca experiencia en asuntos carnales. 6upon#o ue tendrás ue decirme u0 de%o hacer. !n los ojos de Damon %rilló un atis%o de humor.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 93

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;&2u li%ro no te aconseja( ;*o, especí"icamente no. Ai li%ro es para damas. ;&4 u0 te dice entonces tu instinto "emenino( ;?ue de%ería intentar excitar tus deseos. He pensado ue de%ería comenzar acariciándote tal como t- hiciste conmi#o hace dos noches. ;Fse sería un %uen comienzo. Puedes utilizar las manos o la %oca para hacerlo. ;&)a %oca( Damon sonrió ante su sorpresa. ;6í, uerida. 4a te dije ue todavía tienes mucho ue aprender acerca de cómo hacer el amor. )a recorrió una tem%lorosa excitación. ;&Ae enseñarás, Damon( ;pre#untó con inocencia y con un tono ue traiciona%a su a#itación. ;&Ae enseñarás como puedo darte el mismo placer ue t- me diste a mí( ;/ustosamente. !l som%río resplandor de sus ojos revela%a su apro%ación mientras le co#ía la mano y se la apoya%a so%re las in#les. 1 juz#ar por el %ulto de sus calzones, esta%a ya sumamente excitado. !leanor podía notar la dureza de su miem%ro viril %ajo el sat0n. 2am%i0n sintió cómo se le tensa%a el cuerpo ante la li#era presión de su mano. 'on"iando en aumentar su deseo pasó lentamente la mano so%re la henchida dureza acariciándola con suavidad. .na llamarada %rilló en los ne#ros ojos de Damon, estimulándola. Pero aun así, se pre#untó si se atrevería a se#uir adelanteE se sentía tensa ante el prohi%ido estremecimiento ue la recorría entera. Aordi0ndose el la%io in"erior, utilizó am%as manos para desa%rochar la a%ertura delantera de los calzones. )ue#o, aspirando lentamente, le a%rió los calzoncillos y dejó su miem%ro al descu%ierto. )o miró con "ijeza, "ascinada por su anatomía masculina y el lar#o y oscuro "alo ue se proyecta%a desde el rizado vello de sus in#les. !ra tan viril como ha%ía ima#inado. 2endió la mano, vacilante, y acarició la tur#ente y sedosa carne con los nudillos. !l miem%ro vi%ró de modo involuntario, dejándola sin respiración. ;&He hecho al#o mal( ;pre#untó, retirando la mano. ;*o, en a%soluto. Buelve a tocarme. ;&Dónde( ;pre#untó ella indecisa. ;Donde uieras, en las %olsas, en la ca%eza del miem%ro. !leanor, o%ediente, co#ió las pesadas %olsas ue Damon tenia %ajo la erección. 1dvirtió ue su carne era caliente y sa%oreó la sensación. Aovió la mano hacia arri%a y resi#uió con el índice la roma y redonda ca%eza de su "alo. 1nte su li#ero contacto, Damon aspiró pro"undamente. 1nimada por su respuesta, llevó los dedos más a%ajo, para acariciarlo en toda su lon#itud. )ue#o, do%ló los dedos y sostuvo el rí#ido dardo en su palma. !l ardiente y #ranítico #rosor de su virilidad, extremadamente erótico, se estremeció en su mano. 1 modo de respuesta, !leanor sintió ue al#o se estremecía en su interior, una pura reacción sensual. ;&1sí( ;pre#untó.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 94

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;6í ;respondió Damon con voz ronca, ;Pero acaríciame con más "uerza. Posó su mano so%re la de ella incitándola a acariciar su tensa erección. 'uando le oyó pro"erir un uedo #emido, !leanor le miró, y se encontró prendida en el ardor de sus ojos. Hechizada, sintió ue le resulta%a muy di"ícil respirar o tran uilizar su pulso palpitante. )a inunda%a un ansia, una creciente %ur%uja de deseo ue amenaza%a con estallar dentro de ella. *o o%stante, recordándose su propósito, se es"orzó por hacer acopio de control y le dedicó a Damon una sonrisa a un tiempo dulce y seductora, inocente y tentadora, mientras se#uía explorando su dureza y sus detalles. Fl esta%a prendido en su encanto$ todo su cuerpo se tensa%a con la excitación ue a uella sencilla sonrisa le ha%ía despertado. *unca ha%ía visto a !leanor de a uel modo. !sta%a vi%rante y encantadoramente vivaE una %elleza de ojos centelleantes ue irradia%a tentación. Pro"irió un #emido y ella le pre#untó zahiriente$ ;&2e duele( ;!s un puro tormento ;contestó 0l, sincero. ;>ien, por ue me #usta ue sientas el mismo tormento ue me has hecho sentir a mí. Damon pensó ue lo esta%a lo#rando plenamente. 6e sentía como si "uera a estallar. 6u impulso primario era arrastrar a !lle %ajo su cuerpo y hacerle el amor con violencia$ lo desea%a más ue respirar. 4, sin em%ar#o, sa%ía ue tenía ue actuar con calma por respeto a su condición vir#inal. !ntonces, de pronto, ella dejó de excitarle. ;2en#o una sorpresa para ti ;murmuró con voz ronca. ;&?u0 sorpresa( 6us ojos, vívidamente azules y rodeados por espesas pestañas, se encontraron con los de 0l. Damon advirtió en ellos un %rillo sospechoso. ;Pronto lo verás ;contestó ella. ;'ierra los ojos. Damon pensó en no hacerlo. !sta%a muy excitado, se sentía "e%ril y no esta%a de humor para más jue#os, %urlones ni seductores. Pero cuando !leanor repitió su orden, cerró o%ediente los párpados y apretó la mandí%ula ante el salvaje dolor ue tensa%a y retorcía sus in#les. ;*o mire a hurtadillas, milord ;dijo ella mientras 0l la oía levantarse de su posición arrodillada. 1l#o en su tono parecía anormal, lo ue lo impulsó a pre#untarle$ ;&Puedo con"iar en ti, !lle( ;Desde lue#o ue sí. !xactamente tanto como yo puedo con"iar en ti... 6u voz ha%ía lle#ado esa vez de más lejos, del otro lado de la %i%lioteca. 'uando oyó el ruido de la puerta, Damon a%rió rápidamente los ojos. !leanor esta%a a punto de salir de la ha%itación llevándose sus zapatos. 6us ojos relampa#uearon al sospechar ue se proponía a%andonarle. ;&1dónde vas, !lle( !leanor sonrió al responder$

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 95

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;:e#reso a la sala de %aile. 'reo ue, por una noche, ya he mostrado %astante comportamiento impropio de una dama. 4 sin duda mi tía se estará pre#untando u0 ha sido de mí. ;&1hora te preocupas por tu tía( ;>ueno, en realidad desea%a evitar ue volvieras al %aile. *i si uiera t- creo ue te atrevieras a presentarte descalzo ante tan distin#uidos invitados. Damon se levantó a medias del so"á, tratando de juz#ar si podía o no alcanzarla a tiempo para recuperar sus zapatos, pero lue#o se echó atrás al comprender ue cual uier intento sería in-til. Hizo una mueca. ;!lle, eres una misera%le. Desde el principio te ha%ías propuesto excitarme y dejarme así... dolorido. ;>ueno, sí. ;*o es así como yo te trat0 la otra noche. ;*o, pero dis"rutas provocándome y con"undi0ndome. Devolver la ju#ada es ju#ar limpio, Damon. 6e metió el miem%ro a-n hinchado en los calzoncillos y se cerró la a%ertura de los calzones. ;6upon#o ue 0sta es tu ven#anza por interrumpir tu %eso con tu príncipe ;#ruñó. ;Auy perspicaz por tu parte. Damon ne#ó con la ca%eza es%ozando una sonrisa medio irónica medio l-#u%re. ;De%o ala%ar tu ima#inación. Ha sido enormemente e"icaz. ;>ien, #racias. 2am%i0n uería poner a prue%a tu voto de celi%ato... ;añadió mientras 0l se a%rocha%a los calzones; hacerte más di"ícil mantener tu promesa. Desde lue#o, si te resulta demasiado doloroso, siempre puedes recurrir a tu amante para ue te alivie. ;4a te dije ue no ten#o amante ;replicó 0l exasperado. ;2al vez de%erías utilizar una para ue atendiera tus necesidad es carnales ;dijo !leanor con despreocupación. ;?uizá entonces dejases de darme la lata. Pese a la li#ereza de su tono, Damon captó en su voz cierto deje ue su#ería ue el tema de su amante no le era tan indi"erente como trata%a de aparentar. ;!so demuestra lo poco ue sa%es del cuerpo masculino, uerida. 4o mismo puedo aliviarme. *o necesito a una mujer para apaci#uar mis necesidades. 6u o%servación la hizo vacilar y enarcar las cejas con curiosidad. ;&6í( &'ómo( ;1cariciándome yo mismo. *o es tan a#rada%le ni satis"actorio alcanzar el clímax de esa manera, pero sí e"icaz para aliviar el dolor. !lla lo miró un momento, como si tratara de ima#inarse lo ue 0l esta%a descri%iendo. )ue#o, sonrojándose, sacudió con rapidez la ca%eza, evidentemente irritada consi#o misma por permitirle distraerla. ;2u estado de excitación no me preocupa, Damon, ni mis asuntos románticos te importan a ti. 2e a#radecer0 ue, en el "uturo, no te inmiscuyas en ellos. 1%rió la puerta y lue#o se detuvo para decir$
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 96

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;Pedir0 al mayordomo de lady Haviland ue llame a tu cochero para ue no ten#as ue a#uardar en el vestí%ulo de entrada mucho rato. 6i eres lo %astante rápido, uizá no advierta ue has perdido los zapatos. ;!l mayordomo de lady Haviland no me preocupa ;respondió 0l secamente. ;1 di"erencia de mi ayuda de cámara. !stará muy a"li#ido si re#reso a casa sin zapatos. 1 !leanor se le "ormaron unos hoyuelos. ;6iempre puedes decirle ue me he "u#ado con ellos. Aientras se esca%ullía por la puerta, Damon no pudo contener una suave risa. Dejó caer la ca%eza hacia atrás, cerró los ojos y rememoró a la !leanor ue se aca%a%a de ir... con los ojos centelleantes, su deliciosa %oca curvada en una encantadora sonrisa. )a ima#en lo o%sesionaría durante días. )o mismo ue el dolor por su indi#nante %roma. Damon se removió en el asiento para aliviar la presión causada por su tremenda excitación. 6in em%ar#o, pro%a%lemente se merecía el casti#o, pensó con una mueca de autoM desapro%ación. 2al vez ha%ía o%rado de manera e uivocada al entrometerse tan a%iertamente en su romance. Por así decirlo, parecía ue sólo la estuviera impulsando a los %razos del príncipe, sin contar con ue su actitud in"lama%a su propio doloroso deseo de ella. *ecesita%a en"riarse la san#re, aun ue no esta%a dispuesto a recurrir a una amante ni a nin#una otra mujer. 6u voto de celi%ato era real, aun ue lo condujera a un a#udo su"rimiento "ísico. Decidió ue cuando re#resara a casa se ocuparía de ella. *o o%stante, por el momento su incomodidad "ísica no era el principal pro%lema. 2endría ue decidir cómo conse#uir un par de zapatos adecuados para poder salir del %aile de Haviland con su di#nidad aparentemente intacta.

1ntes de re#resar al %aile, !leanor ocultó los escarpines de Damon en un lu#ar donde duda%a ue 0l los encontrase$ en la sala de m-sica, dos puertas más allá de la %i%lioteca, tras los cortinajes de un asiento junto a la ventana. .na vez en el vestí%ulo de entrada, se acercó al mayordomo de Haviland y le pidió ue trajeran el carruaje de lord Wrexham. Aientras su%ía la escalera, no pudo dejar de sentir una punzada de satis"acción y triun"o junto con cierta dosis de or#ullo. Pese a sus mani"estaciones en sentido contrario, inconscientemente desea%a ven#arse de Damon por herirla de manera tan pro"unda hacía dos años. 1un ue su escandaloso comportamiento de a uella noche ha%ía sido al#o malintencionado, !leanor decidió ue no lo lamenta%a lo más mínimo, pese a ha%er perci%ido un perverso %rillo en los ojos de Damon ue prometían un "uturo casti#o. Ha%ía triun"ado en sus dos propósitos$ "rustrarlo, tal como 0l ha%ía hecho recientemente con ella, y evitar ue re#resara al %aile y se si#uiera entrometiendo en su relación con el príncipe )azzara. 'uando lle#ó a la sala de %aile, el sonido de risas y la ale#ría se ha%ían incrementado, en parte por ue se esta%a danzando un animado %aile tradicional. Distin#uió en se#uida a su tía >eatrix ha%lando con su an"itriona, lady Haviland, pero no divisó en cam%io al príncipe ni al signore Becchi. Procurando evitar a los ale#res
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 97

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

%ailarines, se coló entre la multitud en dirección al extremo más alejado donde ha%ía estado sentada antes con el príncipe. Descu%rió a 0ste todavía allí, ocupando la misma silla, salvo ue, en esta ocasión, lo vio inclinado so%re sí mismo, con un pañuelo contra la "rente. Preocupada, se inclinó para murmurarle al oído$ ;&6e siente mal, alteza( 'uando 0l levantó la ca%eza, pudo distin#uir ue su olivácea tez ha%ía palidecida ;'reo ue... voy a vomitar... en cual uier momento ;contestó d0%ilmente, pro"iriendo despu0s un sonido mezcla de #emido y uejido. ;Ben#a conmi#o... )o co#ió con rapidez por el codo y lo ayudó a ponerse en pie. )ue#o le o"reció el hom%ro para ue apoyara su peso y aliviar así su rodilla lesionada, y lo condujo tras las palmeras... muy oportunamente. 6oltándose de la joven, el príncipe se a%alanzó hacia una de las #randes macetas y la utilizó como %arreño para re#ur#itar en ella el contenido de su estóma#o. Aientras, !leanor distin#uió a un lacayo cerca y lo avisó para ue ayudase al de%ilitado no%le. 'uando el ro%usto sirviente acompaña%a al príncipe de nuevo a su silla, concluyó el %aile y apareció el signore Becchi. ;&?u0 sucede, donna !leanora( ;pre#untó el hom%re al ver el "rá#il estado de su primo. ;*o lo s0 ;contestó ella, preocupada, ;pero aca%a de vomitar. 'reo ue de%eríamos %uscar a un m0dico. Para su sorpresa, del rostro del diplomático desapareció toda preocupación mientras examina%a con más detenimiento al príncipe. ;*o creo ue sea necesario, su malestar no es #rave. 6iempre ha tenido el estóma#o d0%il. 1ntonio, siento mucho ue ten#amos ue concluir tan pronto la velada. 60 con u0 #anas esta%as esperando este %aile, pero de%eríamos llevarte a casa en se#uida. !l príncipe asintió como si se sintiera reconocido ante la su#erencia y se enju#ó la %oca con el pañuelo. 6i#uiendo la orden del diplomático, el lacayo avisó a otro compañero y ayudaron a )azzara a ponerse cuidadosamente en pie. 'uando el signore Becchi se disponía a se#uirlo, !leanor lo tocó en el %razo para retenerlo. ;+ignore Becchi, estoy muy preocupada por su alteza. Ha su"rido demasiados percances durante los -ltimos días. ;6upon#o ue es una simple coincidencia, donna !leanora. 6in duda, este malestar de ahora ha sido causado por al#o ue ha comido. )e llevar0 a casa para ue pueda descansar y reco%rar "uerzas. Por "avor, le rue#o ue me disculpe con su encantadora tía. 'on una ele#ante inclinación, el hom%re "ue tras su primo. 6in em%ar#o, !leanor no se uedó satis"echa con su despreocupación respecto a los percances del príncipe. 6i al#uien esta%a intentando hacerle daño de manera intencionada, el culpa%le de%ía ser detenido cuanto antes. Pero primero necesita%a ase#urarse de u0 se trata%a exactamente.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 98

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

Grunció el cejo mientras re"lexiona%a so%re u0 de%ía hacer. !ntonces recordó ue el señor /eary, el ami#o m0dico de Damon, esta%a presente en el %aile. )o encontró poco despu0s, conversando con varias ancianas damas ue le esta%an ha%lando de sus acha ues. !l señor /eary pareció realmente aliviado cuando !leanor solicitó un momento de su tiempo. !l hom%re se apartó a un lado con ella y la joven le explicó lo ue ha%ía ocurrido, concluyendo con la mención de sus sospechas. ;!ste -ltimo incidente me parece demasiada coincidencia. 2al vez est0 exa#erando, pero... &es posi%le ue al#uien haya tratado de envenenarle( !l m0dico la miró "ijamente ante tan #rave acusación. ;&6a%e si ha comido o %e%ido al#o esta noche, milady( ;1ntes ha tomado una taza de ponche. 1m%os la tomamos. ;Pero &usted se siente %ien( ;6í, per"ectamente. ;&'uándo comenzaron sus síntomas( ;*o estoy se#ura ;respondió !leanor, ;pero cuando hemos lle#ado mi tía y yo el príncipe ya esta%a acalorado, sudoroso y uejándose de calor. /eary "runció el cejo. ;Hay muchas en"ermedades y medicinas ue pueden causar esos síntomas. 6i se recupera del todo entonces sa%remos ue no ha sido envenenado. ;Pero &y si no se recupera( ;pre#untó ella, preocupada ;&*o podemos hacer nada para investi#ar( ;*o s0 cómo... aun ue si pudiera ver los restos de lo ue ha in#erido podría determinarla. 1 !leanor se le ocurrió una idea. ;2al vez pueda. &?uiere venir conmi#o, señor /eary( 'ondujo al hom%re al rincón de la sala de %aile donde ha%ían estado sentados. )as copas de ponche a-n esta%an allí, en el suelo, junto a su silla. !leanor las reco#ió e identi"icó la ue ha%ía pertenecido al príncipe. 'uando /eary la examinó "runció mucho el cejo. ;?u0 extraño... 6i#uiendo su mirada, !leanor distin#uió lo ue ha%ía llamado su atención$ en las escasas #otas de lí uido ue ueda%an en el "ondo, se veían restos de una sustancia polvorienta. /eary co#ió la copa, la ol"ateó primero y lue#o metió el dedo en el lí uido restante. ;!sto sa%e a al#o muy similar a ipecacuana ;declaró, al ca%o de un momento. !leanor lo miró desconcertada, consciente de ue la ipecacuana era un medicamento en polvo utilizado para pur#ar el estóma#o. ;&!stá se#uro( ;>astante. ;&De modo ue su copa no "ue envenenada(

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 99

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;*o, no lo creo. )a ipecacuana es relativamente ino"ensiva... , por lo menos no es una amenaza letal. ;Pero no pudo lle#ar ahí por accidente. ;*o, desde lue#o ue su introducción en esta copa ha sido intencionada. !leanor se dejó caer d0%ilmente en una de las sillas vacías. ;Pero &por u0 dia%los ha%ría puesto nadie un medicamento en el ponche del príncipe )azzara( ;!s un misterio ;convino el doctor /eary mientras se senta%a a su lado. ;2al vez al#uien desea ue se pon#a en"ermo, tal como sospecha%a Wrexham. !lla lo miró curiosa. ;&)ord Wrexham le ha mencionado a usted los percances del príncipe, señor /eary( !l doctor asintió. ;Ae dijo ue su alteza ha%ía sido víctima de varias misteriosas des#racias -ltimamente. 2al vez de%ería contarle usted al vizconde esta -ltima, lady !leanor. !lla, no respondió en se#uida. !n primer lu#arE no desea%a tener nada ue ver con Damon a uella noche, ni de hecho en un "uturo próximo. !n se#undo, pro%a%lemente ya se ha%ría marchado del %aile. 4 tercero, aun ue deseara solicitar su ayuda, duda%a ue 0l estuviera interesado en ayudar al no%le al ue parecía considerar ;muy erróneamente a su modo de ver; su rival. ;*o creo ue lord Wrexham uiera implicarse en los in"ortunios del príncipe ;dijo por "in. ;1caso se uedara sorprendida ;respondió /eary. ;Ha pasado los -ltimos años preocupándose de los in"ortunios ajenos. !leanor lo miró in uisitiva e interesada. ;&+n"ortunios( &1 u0 se re"iere, doctor /eary( ;>ueno... 2al vez la pala%ra Cin"ortunioD no sea muy adecuada. ;&?u0 sería adecuado entonces( ;1"licción sería, un t0rmino más apropiado. 1l ver ue la joven permanecía inexpresiva, /eary es%ozó una sonrisa de disculpa. ;Ae re"iero a los po%res seres a uejados por el azote de la tu%erculosis. Hasta ahora han tenido pocas esperanzas, pero Wrexham ha dedicado los -ltimos años de su vida a encontrarle cura, destinando a ello una importante parte de su "ortuna.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 100

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

CAPI! LO &%
Lo predecible le puede aburrir, atrévase a ser di!erente, a distinguirse de cual uier otra dama ue compita por su atención y a!ecto. "N# D#$# #N%N&$# Consejos a las jóvenes damas para con uistar marido

!leanor "runció el cejo. ;*unca me ha%ía dado cuenta de ue lord Wrexham tuviera inter0s al#uno en el campo de la medicina. ;2al vez no haya tenido ocasión de enterarse de sus recientes es"uerzos ;contestó el doctor /eary. ;!n especial dado ue tuvieron lu#ar en +talia. ;'reía ue esta%a realizando una #ira de placer por el continente tras el "inal de la #uerra. ;*o, milady. !l placer no era ciertamente su o%jetivo. 1l ver ue el hom%re #uarda%a silencio, !leanor lo instó a explicarse$ ;Por "avor, prosi#a, doctor /eary. Ha despertado enormemente mi curiosidad. !l escudriñó su rostro, como si de%atiera u0 decirle. ;&6a%ía usted ue el hermano #emelo de lord Wrexham "alleció de tu%erculosis cuando am%os eran muy jóvenes( ;6a%ía ue tenía un hermano #emelo ue murió, pero no la causa de su muerte. ;>ien, pues 7oshua, el hermano de Damon, contrajo la en"ermedad cuando am%os tenían diecis0is años. ;<?u0 triste= ;murmuró !leanor. ;1sí es. &?u0 sa%e usted de la tu%erculosis, milady( ;?ue es una en"ermedad consuntiva de los pulmones, &no es así( ;6í, es una en"ermedad ue causa la muerte lenta del tejido pulmonar. !s muy corriente en +n#laterra y con "recuencia "atal, pero no se conoce la causa y a-n no se ha descu%ierto nin#-n remedio para ella... aun ue al#unas condiciones mejoran las pro%a%ilidades de supervivencia, comprendido un clima cálido y seco. Por eso Damon esco#ió el Aediterráneo para su sanatorio. ;&.n sanatorio, doctor /eary( ;6í, para tu%erculosos. 6onrió d0%ilmente ante la in uisitiva mirada de la joven. ;6upon#o ue de%ería explicarle cómo comenzó mi relación con Damon. 4o me cri0 en Har3ich, cerca de la mansión "amiliar de Wrexham, en 6u""ol5. 4o sólo tenía dos años más ue 0l, pero siempre ha%ía sentido un vivo inter0s por la pro"esión m0dica, y esta%a aprendiendo con un m0dico local cuando 7oshua cayó en"ermo. 'uando resultó evidente ue ya no existía nin#una esperanza de recuperación, cuid0 de 7oshua en su lecho de muerte.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 101

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;!so de%ió de ser muy di"ícil para su "amilia, y tam%i0n para usted ;o%servó !leanor con voz ueda y al#o inadecuadamente. /eary asintió. ;)o "ue, milady. Ber a un muchacho tan hermoso y vital consumi0ndose mientras su"ría #randes dolores... 4 lue#o, la mala "ortuna uiso ue los padres de Damon, el vizconde y lady Wrexham, encontraran la muerte al ca%o de apenas unos meses, cuando el %arco en ue viaja%an se hundió durante una tormenta, mientras cruza%an el mar de +rlanda. 6e disponían a visitar a unos parientes allí, pero Damon no uiso acompañarles. Pro%a%lemente está vivo por caprichos del destino. !leanor sintió ue se le enco#ía el corazón ante esa revelación. Podía ima#inar cuan an#ustioso de%ía de ha%er sido para Damon perder a su hermano y lue#o a sus padres de manera tan trá#ica. )o desolado ue de%ió de sentirse. 'uan a%solutamente solo. 'omo hu0r"ano, no tendría a nadie con uien llorar, con uien compartir su an#ustia... !l hom%re suspiró con resi#nación y lue#o prosi#uió$ ;'uando Damon heredó el título y la "ortuna, a#radeció mis cuidados a su hermano "acilitándome los "ondos para asistir a la universidad y prose#uir mis estudios con los mejores m0dicos de +n#laterra. De no ha%er sido por 0l, pro%a%lemente yo sería un m0dico rural en lu#ar del propietario de mi hospital en )ondres, ue tam%i0n contri%uyó a "inanciar. !leanor, recordando cuanto ha%ía oído acerca de los nota%les lo#ros del doctor /eary en el campo de la medicina, comprendió lo ue eso ha%ría si#ni"icado$ si Damon no hu%iera intervenido el mundo se hu%iera visto privado de un %rillante m0dico. . ;6a%iendo esto ;continuó /eary, ;podrá comprender ue yo haría lo ue "uera por Damon. Por eso, cuando hace unos años recurrió a mí con su idea de promover la investi#ación de un remedio para la tu%erculosis, escri%í a varios "amosos doctores del continente para o%tener su ayuda. 4 con su patrocinio e implicación, Damon "undó una institución para el tratamiento de tísicos en la costa sur de +talia. !ra una empresa am%iciosa, su o%jetivo consistía en salvar el mayor n-mero de vidas posi%le mientras intenta%an descu%rir un remedio para la en"ermedad. 4, si eso no era posi%le, verla manera de aliviar el su"rimiento de los mori%undos y promover la rápida recuperación de los convalecientes. !leanor miró al hom%re sorprendida y %astante impresionada. ;&4 tuvieron 0xito en sus proyectos( ;pre#untó. ;!n muchos aspectos sí. Durante el año pasado, han tenido un impresionante n-mero de supervivientes. 4o mismo he enviado allí a más de una docena de pacientes, a costa de Damon de%o con"esar, y nueve de ellos se han recuperado totalmente. !leanor no duda%a lo más mínimo de la #enerosidad de Damon, sólo se pre#unta%a por u0 se lo ha%ía ocultado a ella. Durante su compromiso no le ha%ía mencionado una sola pala%ra so%re su deseo de construir un sanatorio y tampoco acerca de la muerte de su hermano. ;Parece un contrasentido ;dijo al "in; ue Damon se haya comportado durante tanto tiempo como un "ilántropo teniendo en cuenta su reputación de li%ertino. /eary sonrió secamente. ;Hay ue "orzar la ima#inación, pero le ase#uro ue todo cuanto le he dicho es cierto. ;Baciló un momento. ;60 ue ustedes dos tienen un pasado, lady !leanor, por lo ue
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 102

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

comprendo ue se sienta inclinada a pensar mal de 0l, pero creo ue tal vez le haya juz#ado erróneamente. De pronto, la joven se sonrojó de ver#@enza. ;Disc-lpeme ;se apresuró a decir 0l, ;ha sido impertinente por mi parte mencionar eso. *o de%ería ha%er dicho tal cosa. )e ase#uro ue no me proponía o"enderla. ;*o me siento o"endida, doctor /eary ;respondió con una cortesía al#o automática, puesto ue en realidad se halla%a sumida en pro"undas re"lexiones; 'reo ue tal vez tiene usted razón. Desde lue#o puedo ha%erle juz#ado erróneamente. ;&*o le importa entonces ue yo le expli ue la -ltima amenaza ue ha su"rido el príncipe )azzara( ;*o. 6upon#o ue no existen razones para ocultarle este episodio. ;De acuerdo, así pues, le in"ormar0 más tarde, despu0s del %aile. <1h, ya está a uí= 2al vez desearía decírselo usted misma. !leanor se uedó atónita al ver a Damon avanzando hacia ellos por la atestada sala de %aile. 2ras pedirle a un lacayo ue retirase las dos copas de ponche, el señor /eary se levantó y se inclinó ante !leanor. ;)e rue#o ue me disculpe, milady. :e#resar0 a mí corro de ancianas damas y reanudar0 mi intento de conse#uir el mayor n-mero posi%le de patrocinadoras para mi hospital. !lla asintió con aire ausente, va#amente consciente de ue el doctor se aleja%a, puesto ue tenía toda su atención centrada en Damon, ue se aproxima%a. 'uando por "in lle#ó a su lado, se lo uedó mirando desconcertada. ;*o me di#as ue te he sorprendido, amor ;o%servó 0l con se uedad. ;Desde lue#o ue sí;replicó. ;6uponía ue a estas alturas te ha%rías marchado del %aile. ;*o podía irme todavía. /eary vino conmi#o en mi carruaje y de%o acompañarlo a casa. !leanor %ajó la mirada y vio ue Damon calza%a unos sólidos zapatos de sencillo cuero marrónE un enorme contraste con sus ele#antes y costosas prendas de eti ueta. ;6e los he comprado a un lacayo de Haviland ;le explicó 0l. ;Ae aprietan un poco, pero los mendi#os no pueden ser remil#ados. 6u expresión era más suave y divertida ue irritada, como ella ha%ía esperado. ;&*o te has en"adado por mi %roma( ;pre#untó !leanor. ;*o. ;Damon se sentó a su lado en la silla vacía. ;1 decir verdad, he decidido ue puedes ha%er tenido razón en tomarte tu represalia. 4o no de%ería ha%erme entrometido en tus intentos de enamorar a tu príncipe, por mucho ue me desa#radara verte %esándole. 6u comentario la sorprendió a-n más ue las revelaciones acerca de su "ilantropía hechas por el doctor, y lo miró suspicaz. *o era propio de 0l rendirse tan "ácilmente. Pero tal vez no le conociera tan %ien como ha%ía ima#inada.. ;!l doctor /eary me ha contado en u0 has ocupado tu tiempo en +talia durante los -ltimos dos años. Damon se uedó inmóvil y tenso.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 103

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;&4 u0 te ha dicho( ;?ue has estado ocupándote de la #rave situación de los tu%erculosos a causa de cómo murió tu hermano. 1 sus ne#ros ojos asomó una emoción ue a ella le resultó imposi%le de desci"rar. 6in responder, Damon desvió la vista hacia la atestada pista de %aile. ;&Por u0 no me lo dijiste nunca( ;pre#untó !leanor al verlo en silencio. Fl se enco#ió de hom%ros. ;&?u0 ha%ía ue decir( !lla examinó su per"il valorativamente. ;Podría ha%er comprendido ue no eras el li%ertino despreocupado ue me indujiste a creer. Fl permaneció impasi%le, como si de repente una máscara hu%iera caído so%re su rostro. 4 su voz, cuando ha%ló, sonó al#o "ría. ;&?u0 importa lo ue pensaras de mí, puesto ue ya no estamos prometidos y t- has declinado mi reciente proposición de matrimonio( ;6upon#o ue nada. Pero tu compasión es en extremo admira%le. Fl es%ozó una sonrisa amar#a. ;Ais es"uerzos tienen poco ue ver con la compasión. !sta%a "urioso. ;&Por u0 "urioso( ;Aejor eso ue revolearme en la autocompasión. Gundar un sanatorio era mi modo de intentar controlar el destino en cierta manera. ;'omo no pudiste salvar a tu hermano, esta%as decidido a salvar a otros. ;Puedes decirlo así. !leanor se uedó en silencio, pre#untándose si Damon ha%ría lle#ado a aceptar así su a"licción. )o duda%a muchísimo. 6e mordió el la%io in"erior ima#inando el pesar ue de%ía de ha%er sentido, su %rutal desolación al perder a su hermano y lue#o a sus padres. 6e ha%ía uedado solo en el mundo. Por lo menos, ella ha%ía contado con su hermano Aarcus, ue la ha%ía uerido, consolado y aliviado su soledad en el transcurso de los años. ;)amento ha%erte uitado los zapatos ;dijo con suavidad. ;6i deseas recuperarlos, los he escondido en la sala de m-sica, detrás de las cortinas del asiento de la ventana. 1l parecer, a 0l no le pareció %ien su intención de disculparse, por ue le respondió con una dura vi%ración en el tono. ;*o deseo tu piedad, !lle. ;*o es piedad. !s simpatía. Ae %asta con ima#inar mi dolor si perdiera a Aarcus. !l rostro de Damon permaneció inexpresivo e impenetra%le, aun ue por un "u#az momento ella pudo captar su vulnera%ilidad. ;2e ha sido di"ícil estar sin 7oshua, &verdad( .n anti#uo y salvaje dolor destelló en sus ojos, pero desapareció con i#ual rapidez. )ue#o, Damon le diri#ió una penetrante mirada. ;Pareces ha%er olvidado dónde estás, uerida ;o%servó con se uedad. ;!l desdichado destino de mi hermano resulta una conversación inapropiada para un %aile. ; 6e levantó i#ual de %ruscamente, y añadió;$ De%erías estar %ailando con tu príncipe.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 104

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

!n esa ocasión, "ue Damon uien se alejó. !leanor se lo uedó mirando, ansiosa por se#uirlo y consolarlo. )amenta%a ha%er tocado ese tema tan sensi%le. !ra evidente ue la muerte de su hermano no era al#o de lo ue le #ustase ha%lar, y ella, de modo inconsciente, ha%ía desempolvado sus dolorosos recuerdos.

)amentando la conversación, Damon se encontró pensando ue hu%iera hecho mejor en soslayar las in uisitivas pre#untas de !leanor y sus indeseadas o%servaciones. Durante el resto de la velada, sintió una tensión en el pecho, una circunstancia ue le recordó por u0 ha%ía ma uinado concluir su compromiso con !leanor$ ella le hacía sentir demasiado. 6u atención se vio distraída durante al#unos momentos mientras el carruaje los conducía a casa a ,tto y a 0l, y su ami#o le conta%a ue ha%ía encontrado restos de una pur#a estomacal en la copa de ponche del príncipe )azzara. 6in em%ar#o, compro%ar ue sus sospechas eran correctas no le sirvió para controlar la a#itación ue sentía. Por consi#uiente, cuando lle#ó a su casa en lu#ar de irse a dormir, se diri#ió a su estudio, donde se sirvió una #enerosa copa de %randy y se sentó a %e%er en la oscuridad. .na #rati"icación muy similar a su ritual de cada año en el aniversario de la muerte de su hermano, ue se cumpliría la si#uiente semana. 6e esta%a tomando un temprano anticipo. 'uando comenzó a sentirse sumido en el em%otamiento, se tendió en el so"á y cerró los ojos. Poco despu0s, se so%resaltó ante una voz persistente ue lo apremia%a a despertarse. 'on un %rusco estremecimiento, Damon "ue de pronto consciente de dónde se encontra%a. 6u ayuda de cámara esta%a inclinado so%re 0l, al tenue resplandor de una vela, sacudi0ndole suavemente los hom%ros mientras 0l lucha%a contra sus pesadillas. 1 trav0s de sus entorpecidos sentidos, Damon pudo advertir los violentos latidos de su corazón mientras ue el sudor le cu%ría el cuerpo. ;!sta%a #ritando, milord ;dijo uedamente 'orn%y. ;1l parecer, ha vuelto a tener pesadillas. Damon se incorporó con lentitud y se pasó toscamente la mano por la cara. ;&He despertado a todo el servicio( ;*o, milord. 4o a-n no me ha%ía retirado, por lo ue he venido en cuanto le he oído. ;De%ería comprender ue no tiene ue esperarme, 'orn%y. ;*o importa, milord. Damon no esta%a de talante para iniciar su permanente discusión so%re el desmesurado sentido del de%er y de la protección de su ayuda de cámara. ;!ntonces, #racias. Puede retirarse. 1l ver vacilar al hom%re, Damon insistió hoscamente. ;!stoy muy %ien, sinceramente. 6in em%ar#o, cuando el anciano sirviente lo hu%o dejado en paz, pensó ue no lo esta%a pues no podía superar el salvaje tumulto de sus emociones. Hacía mucho ue no tenía la pesadilla de la muerte de su hermano, al#o ue lo o%sesiona%a desde hacía años.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 105

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

7oshua en su lecho de muerte, luchando por respirar, la serie de pañuelos ensan#rentados ue lo rodea%an, en maca%ro contraste con su "antasmal palidez. 6u hermano tosiendo violentamente, con #esto a#ónico y a continuación sonriendo con los la%ios a#rietados, tratando de tran uilizar a su "amilia mientras ellos se mantenían vi#ilantes durante sus -ltimas horas. 6us padres se senta%an junto a su lecho es"orzándose por mantener una aparente entereza. 6in em%ar#o, Damon permanecía al#o reza#ado, es"orzándose por contener lá#rimas de ra%ia y pesar. Despu0s, 7oshua se sumió en un sueño narcotizado, del ue no despertó jamás. 'uando por "in dejó de respirar y su casti#ado cuerpo se uedó inmóvil, los sollozos de Damon se unieron a los de su madre. 6e sentía como si tam%i0n 0l hu%iera "allecido a uel día, sin em%ar#o, su dolor no se disipó "ácilmente, ni tampoco su pro"unda ira. Durante los años si#uientes, con "recuencia ha%ía increpado a la muerte encarándose con el destino, re%elándose contra la injusticia de la vida y sinti0ndose culpa%le. &Por u0 0l ha%ía so%revivido( &Por u0 ha%ía sido 0l el heredero del título y la "ortuna cuando i#ual merecimiento tenía su hermano( *o esta%a si uiera se#uro de cómo ha%ía contraído 7oshua la en"ermedad, a no ser ue hu%iera sido a trav0s de la camarera de una ta%erna local ue más tarde se supo ue tenía la perniciosa en"ermedad y con la ue su hermano ha%ía tenido relaciones. Pero 7oshua era el primo#0nito, una hora mayor ue 0l. De%ería ha%er sido uien #ozara de una vida plena y dichosa. Damon nunca ha%ía encontrado respuesta a sus pre#untas. 6implemente, ha%ía aprendido a aho#ar sus emociones mientras rele#a%a todos esos malos recuerdos a sus pesadillas. 2ranscurrieron muchos años hasta ue canalizó su ra%ia en una dirección más productiva, en "avor de la ciencia y los -ltimos avances m0dicos pata lo#rar mejorar las posi%ilidades de vida de los en"ermos de tu%erculosis. Damon reconoció ue !leanor tenía razón. *o ha%ía podido salvar a su hermano, pero ha%ía con"iado en poder salvar a otros. *o o%stante, incluso años más tarde, 0se era escaso consuelo para el #emelo ue ha%ía so%revivido.

)ady >eldon se sintió muy decepcionada al enterarse de ue el signore Becchi se ha%ía marchado temprano del %aile con el príncipe )azzara y sin ni si uiera despedirse de ella. 2am%i0n esta%a preocupada por el hecho de ue el príncipe se hu%iera sentido en"ermo, puesto ue eso di"iculta%a el cortejo de su so%rina. ;&Dijo al#o del picnic de mañana en los 7ardines :eales( ;le pre#untó >eatrix a !leanor mientras a#uarda%an a ue su carruaje lle#ase a +d ca%eza de la lar#a cola de vehículos ue se ha%ía "ormado ante la mansión Haviland. ;?uizá el príncipe no se sienta lo %astante %ien como para asistir a un picnic, tía ; respondió la joven decidida a no revelarle los especiales detalles so%re lo ue le ha%ía pasado al no%le a uella noche.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 106

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

)a posi%ilidad de ue al#uien estuviera amenazando su salud cuando no su vida sólo serviría para in uietar in-tilmente a su tía. ;6erá al#o transitorio ;prosi#uió la dama. ;'reo ue podrían ser nuestros sirvientes uienes preparasen el picnic. 1sí podríamos incluir platos ue tentasen el apetito de su alteza, por si todavía se resintiera de su estóma#o. )e escri%ir0 al signore Becchi a primera hora de la mañana para proponerle el cam%io de plan. ;!res muy #enerosa, tía ;murmuró !leanor pensando ue ciertamente podía estar %ien ue "ueran ellas uienes aportasen la comida del día si#uiente. De ese modo, se ase#urarían de ue los platos y el vino no estuvieran contaminados. >eatrix sonrió. ;)a #enerosidad tiene poco ue ver con mis motivos, uerida. !stoy decidida a ue aprovechemos todas las oportunidades para ue el príncipe y t- os veáis. 6ería una espl0ndida pareja para ti. !leanor se a%stuvo de replicar, no muy se#ura de se#uir estando de acuerdo con la opinión de su tía. De hecho, esta%a comenzando a dudar de ue el príncipe resultara una %uena elección. )a cuestión si#uió atormentándola despu0s de lle#ar a casa, mientras trata%a in-tilmente de conciliar el sueño, y más tarde a-n, cuando se removió en el lecho durante #ran parte de la noche. 'uando por "in se uedó dormida, una vez más Damon apareció de manera destacada en sus sueños, aun ue en esta ocasión su hechizador acto amoroso no hizo acto de presencia, ni tampoco sus recuerdos del cortejo. !n vez de ello, !leanor se encontró "orcejeando por alcanzarle tras un alto muro de piedra cu%ierto de tupidas zarzas. Damon se ha%ía encerrado en el interior y ella necesita%a escalar la traicionera %arrera a "in de li%erarle... !l extraño sueño se#uía vivido cuando despertó a la #ris luz del amanecer. 6intiendo una inexplica%le tristeza, yació lar#o rato en el lecho, considerando su si#ni"icado. 6iempre ha%ía perci%ido instintivamente el muro emocional ue Damon ha%ía eri#ido a su alrededor. 2al vez ahora conocía la razón. )a trá#ica muerte de su "amilia explicaría su decidido distanciamiento. Durante los primeros días de su cortejo, ella ha%ía traspasado a uel muro durante "u#aces momentos, esta%a se#ura de ello. Pero en el curso de su compromiso, Damon se ha%ía vuelto cada vez más distante, como si se estuviera apartando. !leanor ha%ía estado dispuesta a entre#ársele por completo, en alma y corazón, pero 0l se ha%ía retirado mientras ella trata%a de acercársele. 4 lue#o su relación ha%ía concluido %ruscamente. 6in duda, Damon de%ió de sentirse enormemente aliviado al no se#uir arries#ándose a ue ella le alcanzara. .na triste sonrisa se di%ujó en sus la%ios al recordar su a"irmación de la noche anterior acerca de ue al construir su sanatorio ha%ía tratado de controlar el destino. !leanor ha%ía tenido parecido o%jetivo respecto a su propio "uturo matrimonio, prometi0ndose ser ella uien #o%ernara su destino. 1m%os eran muy similares en ese sentido. 6in em%ar#o, ha%ía una enorme di"erencia$ Damon no desea%a encontrar el amor, y ella sí. 6u mayor temor siempre ha%ía sido vivir una existencia sin amor, est0ril y solitaria, por lo ue ha%ía estado decidida a enamorarse de un hom%re ue a su vez le correspondiera.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 107

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

Ha%ía con"iado en ue el príncipe )azzara "uera el adecuado, por eso la semana anterior, cuando su anti#uo prometido ha%ía vuelto a entrar de repente en su vida, ella ha%ía intensi"icado sus es"uerzos para atraer a su alteza. 6in em%ar#o, ahora podía admitir ue su desa"ío esta%a impulsado más por su or#ullo herido y su "uria contra Damon. 6i prose#uía su relación con el príncipe )azzara se perjudicaría a sí misma por su a"án de ven#anza. )a sencilla verdad era ue le resulta%a imposi%le amar al príncipe o a cual uier otro hom%re mientras mantuviera pendiente su cuestión con Damon. *o le a#rada%a pensar cuan vulnera%le hacia 0l la volvía lo ue ahora sa%ía, aun ue no era un pro%lema apremiante por el momento. Desde lue#o, tendría ue poner "in al cortejo de su alteza. 6ería cruel persistir y, por consi#uiente, se#uir aumentando sus expectativas cuando ella no tenía nin#una intención de satis"acerlas. Pero actuaría de manera #radual para no herir su or#ullo... !leanor apartó las sá%anas, se levantó y llamó a su doncella para %añarse y vestirse, mientras comenza%a a prepararse mentalmente para su excursión a los :eales 7ardines >otánicos de Le3, si el picnic se#uía en pie. )a cuestión de u0 hacer acerca de Damon se#uía todavía con"usa, pero por lo menos se ha%ía decidido respecto a su no%le pretendiente italiana

Por desdicha, a uella tarde !leanor tuvo poca ocasión para ha%lar en privado con el príncipe, puesto ue a su pe ueño #rupo se unieron dos di#natarios, compañeros del signore Becchi. 'omo Don 1ntonio no podía caminar "ácilmente, sus sirvientes extendieron mantas en un tramo de c0sped junto al río 2ámesis, a la som%ra de un #ran sauce. )as damas más jóvenes compartieron #ustosas la compañía de su alteza, mientras ue el signore Becchi y sus cole#as acompaña%an a lady >eldon a hacer una visita a los 7ardines >otánicos, para contemplar la exótica "lora aportada por varias expediciones cientí"icas realizadas por todo el mundo. 1l no contar con intimidad, !leanor no tuvo ocasión de comentar con el príncipe los acontecimientos de la noche anterior, ni de con"iarle sus sospechas acerca de la causa de su malestar. 1un ue, al parecer, 0l ha%ía recuperado el apetito, a juz#ar por el placer con ue sa%orea%a los manjares preparados por el cocinero de la mansión >eldon. )a comida "ue casi un "estín, servida "ormalmente en porcelana de 'hina, cristal y plata. *o o%stante, al concluir el picnic, su alteza parecía estar ansioso de uedarse a solas con ella. 6e levantó con ayuda de su %astón y le o"reció a !leanor el %razo, proponi0ndole ir a contemplar los cisnes ue nada%an en el 2ámesis. Aientras recorrían lentamente la corta distancia ue los separa%a del río, por un sendero "lan ueado de sauces y alisos, la joven sintió aumentar su se#uridad de poner "in al cortejo. !l príncipe no era el esposo adecuado para ella. *unca lle#aría a amarle, por mucho ue se es"orzara. *o se podía ordenar al corazón lo ue de%ía sentir ni a ui0n amar, y era necio pensar de otro modo. 'uando lle#a%an al di ue de piedra ue domina%a el 2ámesis, !leanor decidió ue, además, nunca sería dichosa con un ca%allero tan a%urrido. Pese a todos sus atractivos atri%utos, personales e ilustres ventajas mundanas, el príncipe )azzara no sólo era
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 108

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

%astante corriente, sino ue era incapaz de encenderle la san#re como lo hacía Damon con una simple mirada. ;!stá muy callada, donna !leanora ;o%servó )azzara mientras ella contempla%a cómo las ma#ní"icas aves traza%an perezosos círculos so%re la rizada super"icie del a#ua. !leanor salió de su ensimismamiento y le dedicó una d0%il sonrisa. ;Para ser sincera, alteza, esta%a tratando de decidir el mejor modo de a%ordar cierto tema sin parecer muy dramática. Berá, estoy %astante preocupada por su se#uridad. ;&De verdad( ;pre#untó 0l con curiosidad. ;&4 por u0( ;&:ecuerda ha%er conocido anoche al "amoso m0dico doctor /eary( ;6í, es un ca%allero muy interesante. ;>ien, pues despu0s de ue usted en"ermase y se hu%iese marchado del %aile, descu%rió al#o insólito en el ponche ue usted ha%ía %e%ido. Pero antes de ue pudiera añadir al#o más, !leanor oyó un extraño sonido si%ilante se#uido de un suave #olpecito. !l príncipe pro"irió una tenue exclamación de dolor y se dio una palmada en la parte posterior de la ca%eza, tras la oreja iz uierda. )o primero ue la joven pensó "ue ue le ha%ía picado una a%eja, 6in em%ar#o, entre los dedos del hom%re distin#uió un pe ueño o%jeto marrón clavado en la piel, so%re el alto cuello de su camisa. .n contuso crujido sur#ió entonces del #rupo de sauces ue tenían detrás, pero ella tenía toda su atención centrada en lo ue ha%ía #olpeado al príncipe. 'uando 0l se lo arrancó y lo examinó, !leanor descu%rió u0 el o%jeto era un dardo, de unos tres centímetros de lon#itud, con un puntia#udo extremo del#ado y a"ilado como una a#uja. ;<C,e diavolo= ;exclamó su alteza, desconcertado, lo ue ella consideró ue si#ni"ica%a el e uivalente italiano de C<?u0 dia%los=D. !ntonces, ante el asom%ro de !leanor, al príncipe se le cerraron los párpados y se le do%laron las rodillas. !l dardo res%aló de sus dedos inertes y 0l se precipitó lentamente hacia adelante, cayendo en el río, un metro y medio más a%ajo, con una #ran salpicadura. )a joven pro"irió un #rito de consternación, aun ue se uedó inmóvil a causa de la impresión durante un instante$ <para su horror, el príncipe se ha%ía caído al a#ua= 'uando lo vio asomar de nuevo a la super"icie, se dio cuenta de ue 0l lucha%a torpemente para mantener la ca%eza "uera del río. 1l parecer, no esta%a por completo inconsciente, pero no sólo se halla%a en peli#ro de aho#arse sino ue la corriente se lo lleva%a rápidamente 2ámesis a%ajo. !leanor se recuperó y #ritó pidiendo ayuda a los sirvientes ue esta%an detrás de ella, y lue#o se tiró tam%i0n al río, tras el príncipe. )a impresión del a#ua "ría cerrándose so%re su ca%eza "ue lo %astante intensa como para dejarla sin aliento y sus lar#as "aldas la impulsaron hacia a%ajo. Pero una vez consi#uió su%ir a la super"icie, se a%rió camino en pos de su alteza aprovechando la corriente para ayudarse en su %-s ueda. )e pareció ue transcurría una eternidad hasta ue lle#ó a alcanzarle. !l se#uía a#itándose d0%ilmente y, cuando !leanor trató de asirlo por la man#a de la levita, 0l luchó contra ella con un apremio ue parecía pánica ;<Por amor de Dios, alteza, u0dese uieto= ;ordenó la joven. ;<!stoy tratando de salvarle=
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 109

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

Por "ortuna para am%os, 0l no tenía "uerzas para se#uir resisti0ndose. 'uando cedió, ella lo hizo rodar de espaldas y lo sujetó por el cuello de la cha ueta. )ue#o, haciendo uso de todas sus "uerzas, lo remolcó hacía el di ue de piedra. 'uando por "in lle#aron, se sintió reconocida al encontrar una nudosa masa de raíces de sauce donde pudieron a#arrarse mientras a#uarda%an a ue lle#aran auxilios. !l príncipe se desplomó allí encima, tosiendo y escupiendo a#ua mientras ella se es"orza%a por recuperar el aliento. !sta%an a unos doce metros río a%ajo desde donde 0l ha%ía caído, pero el #rito de !leanor ha%ía alertado a los restantes miem%ros del #rupo y todos acudieron corriendo, invitados y sirvientes por i#ual. 6in em%ar#o, puesto ue, al parecer, nin#uno de los lacayos sa%ía nadar, transcurrió al#-n tiempo hasta ue "ueron rescatados con ayuda de una rienda de cuero de un carruaje. !leanor insistió en ue el príncipe "uese izado primero, para lo cual le pasó la rienda %ajo las axilas. 'uando "ue puesto a salvo, ella le si#uió, y se acercó a 0l medio des"allecido y tendido de costado. !leanor se dejó caer a su lado pre#untándose temerosa sí so%reviviría, si ha%ría sido envenenado por el dardo o simplemente dro#ado. Pero por lo menos a-n se#uía respirando. 4 al ca%o de un momento a#itó la mojada ca%eza y la miró parpadeando, como si tratara de orientarse. ;&?u0 ha... sucedido( ;pre#untó con voz ronca. ;6e ha desmayado y ha caído al a#ua, alteza ;respondió la joven. ;*o recuerdoH <1h, 6í...= .sted me ha arrastrado a la orilla... 6e apoyó en un codo, al parecer a-n aturdida Pero se diría ue esta%a recuperándose. 2al vez la "ría zam%ullida le hu%iese ayudado a despejar la mente. !n ese momento, !leanor vio a su tía correr hacia ellos junto con el signore Becchi. ;<6anto Dios=, & u0 ha sucedido( ;exclamó >eatrix alarmada al ver el vestido empapado de su so%rina y su tocado arru#ado y sucio. 'uando 0sta repitió su explicación, el signore Becchi pareció visi%lemente enojado, aun ue era evidente ue no con ella. ;)e estamos muy reconocidos, donna !leanora ;dijo el diplomático con una inclinación. ;6u rápida reacción muy posi%lemente ha salvado a don 1ntonio de aho#arse. ;*o tiene importancia, signore, pero con"ío en ue ahora me crea cuando le di#o ue al#uien desea hacerle daño. !l príncipe "runció el cejo, preocupado. ;&?u0 uiere decir mia signorina( !leanor i%a a recordarle el dardo ue le ha%ían clavado en el cuello, pero su anciano primo intervino. ;1ntonio, has tenido un #rave susto. De%eríamos llevarte a casa inmediatamente. ;+ignore Becchi;protestó la joven, ;sería imprudente moverlo precisamente ahora, puesto ue todavía parece estar desorientado. 4 creo ue de%eríamos avisar al doctor /eary para ue le examine y se ase#ure de ue está %ien... ;'onsiderando las circunstancias, lo veo %astante %ien ;o%servó el diplomático impaciente. ;4 es pro%a%le ue si permanece a uí con las ropas empapadas coja unas
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 110

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

"ie%res. Disc-lpeme, doma !leanora, pero de%o procurar preservar su salud. Bamos, alteza. 1l parecer acostum%rado a complacer a su paisano, el príncipe se levantó con ayuda de un lacayo y se tam%aleó mareado hasta recuperar el e uili%rio. ;!sto se está volviendo en extremo incómodo ;murmuró, dejándose llevar. )ady >eldon era de la misma opinión ue el signore Becchi. ;!leanor, de%eríamos llevarte a casa y uitarte esa ropa mojada. 4, desde lue#o, tomarás un %año caliente para entrar en calor y... ;arru#ó la nariz con desa#rado; uitarte ese as ueroso olor del río. )a joven, comprendiendo de pronto ue esta%a estremeci0ndose y ue sopla%a ya la %risa de septiem%re, decidió no se#uir protestando y aceptó la manta ue le o"recía un lacayo Pero a-n no esta%a dispuesta a marcharse. ;Permíteme un momento, por "avor, tía. Por lo menos, desea%a ue el doctor /eary examinara el dardo, si es ue podía encontrarlo. 'u%ri0ndose los hom%ros con la manta, !leanor recorrió rápidamente el sendero hasta el lu#ar %ajo los sauces donde se ha%ía parado con el príncipe antes del accidente. !scudriñó el terreno y descu%rió el pe ueño dardo semiMcu%ierto por las hojas. !ra una prue%a evidente de ue ella no ha%ía ima#inado ue le ha%ían disparado. 1l re#resar con su tía, #uardó el dardo en su %olsa y lue#o permitió ue la mujer la acompañara al carruaje y se la llevara rápidamente a casa mientras los sirvientes se ueda%an para reco#er los restos del picnic. Durante el trayecto, la joven de%atió en silencio so%re el mejor camino a se#uir respecto a la -ltima desventura de Don 1ntonio. *o esta%a se#ura de dónde vivía el doctor /eary o si estaría tra%ajando en su hospital, pero sa%ía ue Damon podía decírselo. 4 aun ue no existía nin#-n a"ecto entre el in#l0s y el no%le italiano, con"ia%a en ue el vizconde se comportaría de un modo honora%le si el príncipe se halla%a realmente en peli#ro. Por consi#uiente, en cuanto lle#ó a la intimidad de su ha%itación y se cam%ió el vestido empapado por una cálida %ata de terciopelo, mientras a#uarda%a a ue le prepararan el %año, le escri%ió a Damon pidi0ndole ue acudiese a verla lo antes posi%le, y le encar#ó al mayordomo ue hiciese entre#a inmediata de la misiva. 'uando la %añera de co%re estuvo llena, !leanor se sumer#ió en ella, y se lavó el pelo y los restos de su inmersión en el río. )ue#o despidió a 7enny, su doncella, y dis"rutó de un prolon#ado %año. 6e esta%a secando el ca%ello ante el "ue#o en su dormitorio cuando la muchacha re#resó dici0ndole ue lord Wrexham la esta%a a#uardando en el salón azul. 6e puso rápidamente un vestido de tarde de cachemir. )ue#o co#ió el dardo y %ajó al salón, donde Damon esta%a de pie junto a la ventana, con el cejo "runcido pensativamente. !narcó las cejas cuando ella cerró con cuidado la puerta a su espalda para así poder ha%lar en privada ;)amento ha%erte hecho esperar ;comenzó, pero 0l desechó sus disculpas. ;/eary me explicó ue anoche el ponche del príncipe ha%ía sido dro#ado &y ahora dices ue ha su"rido otro accidente( ;6í, sólo ue esta vez estoy se#ura de ue no ha sido un accidente. 6e acercó a 0l, le ha%ló de la excursión a los jardines de Le3 y le mostró el dardo, relatándole cómo le ha%ía acertado al príncipe y pro%a%lemente le ha%ía provocado un
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 111

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

desmayo haci0ndolo caer al río, con la consecuencia de ue ella ha%ía tenido ue rescatarlo. 1 !leanor no lo sorprendió ver ensom%recerse el sem%lante de 0l ante su relato. )o ue sí le pareció extraño "ue ue apenas mirase el dardo ue ella sostenía en la palma. ;&?u0 dia%los te proponías saltando al 2ámesis( ;le pre#untó Damon aun antes de ue concluyera. ;&2ienes idea de las traicioneras corrientes ue circulan por ese río( !leanor se uedó atónita ante su vehemencia. ;*o me ueda%a más remedio. *o podía permitir ue el príncipe se aho#ara. ;<Podías ha%erte aho#ado tu= !lla ir#uió la espalda en actitud desa"iante. 6in em%ar#o, no deseosa de discutir con 0l, respiró para tran uilizarse. ;*o te he pedido ue vinieras para re#añarme, Damon. Aás %ien con"ia%a en ue solicitaras la opinión del doctor /eary so%re esto. 4 le tendió el dardo para ue 0l lo examinara. )a ira de 0l pareció en"riarse un tanto mientras lo toma%a y lo o%serva%a. ;Podría ser una "lecha de curare... ;dijo al ca%o de un momento. ;&4 eso u0 es( ;pre#untó la joven. ;.na arma de caza utilizada por al#unas tri%us indias en 1m0rica del 6ur. )a punta de la "lecha está impre#nada de veneno, y se lanza soplando a trav0s de un tallo hueco. 1 !leanor se le desor%itaron los ojos. ;&'ómo dia%los sa%es eso( Damon sonrió levemente. ;!stoy interesado en la ciencia m0dica. 6ir Walter :alei#h descri%ió el curare en su li%ro so%re la /uayana. 4 sir >enjamín >rody experimentó con los e"ectos del curare en los animales a uí, en +n#laterra, hace varios años. ;&!l veneno es mortal( ;Puede serlo. Principalmente por ue paraliza a su o%jetivo y le impide respirar. Pero sir >enjamín compro%ó ue si la víctima puede se#uir respirando por medios arti"iciales, se recupera y no le ueda despu0s nin#-n e"ecto adverso. !leanor "runció el cejo mientras trata%a de recordar exactamente cómo se ha%ía comportado el príncipe tras ha%er sido atacado. ;)a "lecha hizo ue se desvaneciera ;dijo con lentitud, ;pero pareció recuperarse en se#uida. ;2al vez no se usó curare o, de ser así, la dosis era tan pe ueña ue el resultado no de%ía de ser "atal. ;&'rees ue el doctor /eary podrá determinar si la punta contenía veneno( ;!s posi%le ue pueda analizar la composición uímica, aun ue impro%a%le ue lle#ue a nin#-n resultado concluyente. ;6i se utilizó veneno, si#ni"ica ue al#uien está tratando de matar al príncipe )azzara. Damon volvió a mostrarse pensativo. ;, 0l desea hac0rnoslo creer así. 1ntes de esto, me pre#unta%a si podría estar provocando estos accidentes. !lla lo miró con "ijeza.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 112

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;&Por u0 dia%los haría tal cosa( ;Para #anarse tu simpatía. 2al vez crea ue te parecerá más atractivo si constantemente de%es preocuparte por 0l. ;&Desea hacerme creer ue es un enclen ue( De ser así, decidió ue era una teoría a%surda. 1 ella le #usta%an los hom%res "uertes, competentes, no "rá#iles ni d0%iles. ;, tal vez ;añadió Damon, ;al#uien desea hacer parecer d0%il al príncipe a tus ojos. ;!sa explicación me parece más plausi%le ;respondió pensativa mientras mira%a el dardo ue tenía en la mano. ;Por su %ien, de%emos suponer ue se trata de una víctima inocente. De hecho, creo ue de%e ser advertido. *o he tenido tiempo de comentar mis sospechas con 0l ni anoche ni hoy. 4 el signore Becchi era evidente ue no esta%a interesado en escucharlas. Bolvió a mirar a Damon. ;&Ae ayudarás, Damon( De%emos detener estos ata ues y determinar ui0n está detrás de ellos. )a próxima vez podrían poner "in a su vida. ;Desde lue#o ue te ayudar0. 2al vez "uese oportuno contratar a >o3 6treet para ue investi#uen y "aciliten al príncipe protección personal. !leanor sa%ía ue los a#entes de >o3 6treet eran una "uerza policial privada. ;'reo ue sería conveniente contratarlos. &2e pones t- en contacto con ellos o lo ha#o yo( ;4o me encar#ar0. !ntretanto, t- de%es mantenerte lejos de )azzara. ;&Aantenerme lejos( ;6í, uerida. *o deseo ue est0s cerca de 0l en modo al#uno. !leanor se disponía a protestar, pero Damon levantó la mano diciendo casi in"lexi%lemente$ ;*o discutas conmi#o acerca de esto, !lle. *o voy a permitir ue resultes herida. !ra ló#ico ue, tras perder a su hermano de ese modo, 0l deseara prote#erlaE sin em%ar#o, su preocupación le hizo sentir una sensación de calidez, aun ue no se sentía complacida de ue 0l le diera órdenes. ;*o puedo mantenerme totalmente alejada. 6e supone ue mañana asistir0 a una ascensión en #lo%o con 0l. .no de sus paisanos es aeronauta y nos ha prometido llevarnos en su #lo%o de #as. +ncluso dejando aparte el hecho de ue yo estoy esperando ilusionada esta aventura, sería #rosero anularlo en el -ltimo momento, dado ue el príncipe se ha tomado muchas molestias para or#anizarlo para mí. Damon se a%landó, aun ue se mostró evidentemente reacio. ;Auy %ien, puedes ir, pero pienso estar allí para vi#ilarte. ;*o has sido invitado ;señaló !leanor exasperada. ;!so importa poco. *o asistirás sin mí. !n lu#ar de responderle, ella se limitó a sonreírle. ;/racias por venir tan de prisa, lord Wrexham, pero creo ue tienes unas #estiones ue hacer en >o3 6treet, &no es así(

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 113

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

Gue hacia la puerta del salón, la a%rió y se hizo a un lado, como si lo animara a marcharse. *o o%stante, Damon se cruzó de %razos y permaneció en su sitio sin moverse. ;?uizá pueda cancelarse la ascensión ;dijo !leanor por "in. ;2ras lo ue ha sucedido hoy, es posi%le ue el príncipe no se sienta %astante %ien para su%ir en #lo%o. Damon apretó la mandí%ula. ;!so no %asta, !lle. Deseo ue me prometas ue te mantendrás lejos de )azzara a menos ue est0 yo presente. !lla apretó los la%ios y #uardó o%stinado silencio. 4a ha%ía decidido poner "in al cortejo del príncipe. De hecho, la salida del día si#uiente sería la -ltima invitación ue acepta%a de 0l. Pero Damon era demasiado despótico como para ue ella le desnudase su alma en cuanto a los planes ue tenía para su romance. 1un así, sa%ía ue 0l no se iría hasta ue ella se rindiera. ;Auy %ien, lo prometo. Damon relajó un poco su torva expresión. ;4 de%es jurarme ue dejarás de ser tan condenadamente heroica. :escatar a )azzara podría ha%erte causado la muerte. ;2- hu%ieras hecho lo mismo en mi lu#ar. ;!so es di"erente. !leanor puso los ojos en %lanco. ;Por "avor, no me di#as ue por ue eres un hom%re. ;!n parte sí. 6oy "ísicamente más "uerte ue t-. *o ha%rías podido en"rentarte a )azzara si 0ste hu%iera tratado de arrastrarte %ajo las a#uas. 6u explicación la apaci#uó un poco. ;*o corría mucho peli#ro. Aarcus me enseñó a nadar cuando era una niña y lo ha#o %astante %ien. Damon es%ozó una seca sonrisa. ;*o puedo decir ue me sorprenda. 'a%al#as, disparas y practicas es#rima como los mejores. 4 la -ltima noche añadiste el ro%o a tu lista de lo#ros masculinos. !leanor no pudo contener la risa. ;Peto admitiste ue merecías mi casti#o. ;)o hice. ;'ruzó el salón y se uedó mirándola. ;*o trates de con"undirme, !leanor. )o ue hiciste al salvar al príncipe "ue nota%le... e increí%lemente admira%le. 2al vez una mujer entre un millón hu%iera tenido la presencia de ánimo, por no mencionar el valor, de actuar como t- lo hiciste. 1rries#aste tu vida para salvar la de 0l. Pero no deseo ue te ocurra nin#-n daño. 'on su ne#ra mirada "ija en ella, Damon le tocó la mejilla con un dedo. Gue una caricia suave aun ue extrañamente vacilante, como si deseara ase#urarse de ue a-n esta%a allí, viva y %ien. )ue#o redujo la voz a un uedo susurro ue resultó casi inaudi%le. ;*o podría soportar ue te pasara nada. 6in más, Damon se volvió y salió del salón dejando a !leanor sin pala%ras.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 114

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

2ranscurrió lar#o rato hasta ue pudo reco%rar su presencia de ánimo con el "in de se#uirle.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 115

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

CAPI! LO &&
#bsténgase de uejarse, protestar o rega4ar. *n lugar de ello, dele ra1ones para ue aprecie su compa4.a. "N# D#$# #N%N&$# Consejos a las jóvenes damas para con uistar marido

'on #ran satis"acción de !leanor, la su%ida en #lo%o no "ue anulada. *o o%stante, aun consciente de la preocupación de Damon por ella, se uedó sorprendida al verlo lle#ar en el carruaje de )azzara a la mañana si#uiente para reco#erlas a ella y a su tía en Portman Place. 'uando las ayudaron a su%ir al vehículo, !leanor le diri#ió una in uisitiva mirada, pero 0l se limitó a devolverle una eni#mática sonrisa. 1dvirtió aliviada ue el príncipe )azzara no se veía muy a"ectado tras su traumática experiencia de la tarde anterior. !n realidad parecía ha%erse recuperado por completo, pese a ue se lo veía al#o aver#onzado al saludarla. 2am%i0n parecía menos e"usivo ue de costum%re, aun ue el signore Becchi "ue tan encantador como siempre al volver a expresarle #ratitud por su valiente acción al salvar a su primo el día anterior. *o o%stante, poco despu0s, el príncipe recuperó %astante el ánimo, exhi%iendo un insólito entusiasmo mientras explica%a a las damas meramente la historia de los #lo%os. ;Barios "ranceses comenzaron a experimentar con #lo%os voladores de aire caliente hace ya más de tres d0cadas ;a"irmó, ;y pronto lo#raron cruzar el canal in#l0s. Pero tras varios vuelos "atales en los ue se prendió "ue#o al tejido de seda "orrado de papel de los #lo%os, los aeronautas comenzaron a utilizar #as hidró#eno desarrollado por el cientí"ico in#l0s Henry 'avendish, puesto ue los #lo%os con #as son más se#uros y pueden viajar más lejos. ;&!l #lo%o estará hoy lleno de #as( ;pre#untó lady >eldon al#o preocupada. ;Desde lue#o ;respondió el príncipe. ;Ai paisano, el señor Pucinelli, es un miem%ro eminente de la clase cientí"ica italiana y un entusiasta aeronauta. Ha procurado transmitir al p-%lico los placeres de su pasión y actualmente está visitando +n#laterra invitado por su príncipe re#ente. )azzara añadió ue la ascensión de a uel día tendría lu#ar en una pradera del norte de )ondres, a temprana hora, cuando los vientos pro%a%lemente eran más d0%iles. Por "ortuna el tiempo au#ura%a ser %ueno. .n sol radiante caldea%a el "río aire de la mañana mientras unas cuantas nu%es %lancas e hinchadas llena%an el cielo azul. !leanor sentía un entusiasta sentimiento de anticipación a medida ue se aproxima%an. +ncluso lady >eldon, ue se ha%ía levantado mucho antes de su hora ha%itual para la ocasión, parecía animada, puesto ue la salida le permitiría estar más tiempo en compañía del signore Becchi. 1l ca%o de un rato, !leanor advirtió ue dos hom%res de aspecto tosco los se#uían a ca%allo. 4 cuando el carruaje #iró, desviándose de la carretera principal para tomar un sendero rural, los jinetes tam%i0n lo hicieron. ;6on los a#entes de >o3 6treet ;le susurró Damon. ;)os contrat0 para prote#er a su alteza. ;&)o sa%e 0l( ;pre#untó ella.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 116

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;6í. 1noche tuvimos una lar#a conversación. !leanor desea%a pre#untarle a Damon acerca de esa conversación con el príncipe, pero no hu%o oportunidad, puesto ue precisamente entonces lle#aron a su destina 'uando el carruaje se internó en una #ran pradera y se detuvo, pudo ver el #lo%o, #i#antesco y a "ranjas #rises y rojas, ue se levanta%a casi veinte metros en el aire y oscila%a suavemente a la luz de la soleada mañana. !sta%a cu%ierto por una red de cuerdas ue sujeta%an una cesta de mim%re en la parte in"erior, a su vez atada al suelo por sólidos ca%os. )a cesta era #rande, tal vez de tres metros de ancho por cuatro y medio de lar#o, y tenía una "orma parecida a una %añera de co%re. 4a se ha%ía con#re#ado una multitud para presenciar el espectáculo, y mientras el príncipe )azzara conducía a su #rupo a trav0s de la pradera, !leanor distin#uió a un ca%allero de ca%ellos ne#ros ue da%a órdenes en italiano a un #rupo de o%reros ue tra%aja%an es"orzadamente entre una pl0tora de %arriles, %otellas y tu%os metálicos. 1l divisar al príncipe, el hom%re se apartó de los demás y acudió a saludarlos. .na vez hechas las presentaciones, el signore Pucinelli saludó a Damon con radiante sonrisa y dijo al#unas pala%ras en italiano ue !leanor interpretó como al#o parecido a C<?u0 ale#ría volver a verle, lord Wrexham=D. 1l parecer, los dos hom%res se conocían, aun ue eso no de%ería sorprenderla, teniendo en cuenta ue Damon se ha%ía pasado los dos -ltimos años en +talia. 2ras unos momentos de conversación, el cientí"ico centró su atención en todo el #rupo y les explicó or#ulloso en vacilante in#l0s los principios del com%usti%le hecho de hidró#eno, virutas de hierro y aceite de vitriolo ;ácido sul"-rico para ser exactos ;y del complejo artilu#io ue ha%ía diseñado para hinchar el #lo%o de seda, principalmente una man#uera de estaño conectada a la %oca del mismo. ;'asi hemos aca%ado de hincharlo ;dijo el cientí"ico. ;!n la cesta podemos acomodar a dos pasajeros además de a mí. ;Pero no volará más allá de la pradera, &verdad( ;pre#untó Damon en tono #rave. ;*o, no, milord ;le ase#uró Pucinelli. ;Ais o%reros mantendrán sujeta la #óndola en todo momento por medio de lar#as cuerdas. !llos nos #uiarán por el terreno y lue#o nos ayudarán a descender. !spero permanecer arri%a diez o tal vez veinte minutos. !s a%solutamente se#uro. ;!s muy parecido a remolcar una %arcaza por el 2ámesis ;añadió el príncipe, aportando su opinión. ;, pilotar una #óndola car#ada de mercancía por los canales de Benecia. 6alvo ue en este caso los hom%res de tierra evitarán ue el #lo%o se aleje por el aire y, asimismo, ase#urarán una zona despejada y se#ura de aterrizaje. ;6e volvió al aeronauta. ;Donna !leanora está ansiosa por experimentar los placeres del vuelo, signore. Pucinelli le sonrió complacido. ;!s estupendo ver a una damisela tan intr0pida. 6i uiere se#uirme... 6eñaló en dirección al #lo%o y !leanor "ue tras 0l acompañada del príncipe )azzara y de Damon, mientras su tía y el signore Becchi se ueda%an allí para o%servar a cierta distancia. ;&Ha%ías su%ido antes en #lo%o( ;le pre#untó a Damon, curiosa.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 117

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;6í, de hecho con el propio Pucinelli, la -ltima vez ue estuve en :oma ;respondió. 1#uardaron durante otro %reve momento mientras el cientí"ico supervisa%a a su e uipo, ue esta%a ocupado desen#anchando man#ueras y cerrando solapas en la %oca del #lo%o y a continuación #uardando los %arriles y la ma uinaria de a%astecimiento de com%usti%le. 'uando por "in el aeronauta indicó ue podían su%ir a %ordo, Damon #uió a !leanor hacia los peldaños de acceso de madera. ;Permítame, milady ;dijo, y acto se#uido la co#ió en %razos y su%ió los cuatro peldaños con ella, lue#o la levantó so%re el %orde de la cesta, cuya altura le lle#a%a hasta el pecho, y la depositó de pie en el interior. Despu0s, ante el asom%ro de ella, su%ió asimismo a %ordo. ;'reía ue el otro pasajero sería el príncipe )azzara ;comentó !leanor mientras su alteza se retira%a para reunirse con su #rupo. ;*o en este viaje ;contestó Damon en tono suave. !lla reconoció el "ul#or de sus ojos cuando se disponía a hacer al#o extrava#ante y lo miró suspicaz. ;&?u0 te propones, Damon( ;'onvencí a )azzara de ue se uedara a%ajo. ;&?ue le convenciste...( ;4a te lo dije, no ten#o intención de permitir ue vayas a nin#-n sitio con 0l, a menos ue yo te acompañe. 6i al#uien desea hacerle daño, volar en #lo%o podría ser una ocasión ideal. .na repentina %risa provocó un tirón del #lo%o de sus amarras, lo ue hizo oscilar la cesta. 1l sentirse empujada, !leanor se a"erró al %orde mientras apreta%a los la%ios. !ra evidente ue Damon se preocupa%a de su se#uridad, pero no esta%a convencida de ue la razón "uese exactamente la ue le ha%ía dicho. ;&!s 0se tu -nico motivo para ocupar ahora el puesto del príncipe( ;pre#untó. ;&, todavía estás interesado en des%aratar nuestro cortejo( Damon hizo una mueca. ;'on"ieso ue 0sa es una de mis razones. Ae propon#o impedir ue te cases con 0l, !lle, ya te lo dije. Aolesta por su impasi%ilidad, !leanor lo miró repro%adora. ;6i el príncipe )azzara no viene, entonces no tienes ue preocuparte por mi se#uridad, lo ue si#ni"ica ue tampoco es necesario ue ven#as t-. 1 decir verdad, pre"eriría ir yo sola con el signore Pucinelli. Damon ladeó la ca%eza. ;)a decisión no es suscepti%le de discusión, uerida. 6i no deseas mi presencia, entonces los dos podemos uedarnos a salvo en tierra. Puedo ayudarte a salir tan "ácilmente como te he su%ido. !leanor vaciló, consciente de ue Damon podía ser incluso más o%stinado ue ella. ;!so no será necesario ;murmuró al "in. ;*o uiero perderme la oportunidad de viajar en #lo%o. ;Ae lo suponía ;contestó 0l secamente.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 118

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

)a cesta volvió a %alancearse, casi haciendo ue !leanor perdiera el e uili%rio. 6e a"erró al %orde para no caerse y pensó ue una rá"a#a de viento de%ía de ha%er #olpeado el #lo%o haciendo ue se levantara un poco. 6in em%ar#o, la tierra se#uía alejándose. !ntonces oyó maldecir a Damon en voz %aja, y en se#uida el asustado #rito del signore Pucinelli desde a%ajo. 2ardó unos momentos en comprender lo ue sucedía$ la cesta se ha%ía soltado de al#-n modo de su sujeción y nadie sostenía las cuerdas #uía. Damon y ella esta%an ascendiendo solos, sin nadie ue pilotara el artilu#io. Pucinelli junto con su e uipo "ueron corriendo hacia la #óndola, pero era demasiado tarde. .no de los hom%res dio un salto enorme y lo#ró asir una cuerda ue col#a%a, manteni0ndola sujeta por un instante, pero tras ser arrastrado por tierra unos doce metros, la cuerda se le escapó de las manos y el %alón se disparó hacia arri%a su%iendo en dirección al cielo. !leanor oyó #ritos de sorpresa y horror, entre los ue distin#uió la "ren0tica voz de su tía. 6in em%ar#o, su propio susto ante su %rusco ascenso disminuyó ante la repentina sospecha ue la asaltó. ;&?u0 es esto, Damon( &.n secuestro( 6u cejo "runcido reveló lo a%surdo de su pre#unta mientras mira%a hacia a%ajo. ;&Por u0 dia%los arries#aría tu se#uridad or#anizando un secuestro( *o ten#o nada ue ver con esto, !leanor. 6ospecho ue al#uien ha soltado las amarras. Pro"irió otro juramentoE !leanor miró hacia el suelo y "ue a-n más consciente del peli#ro. Por entonces, se halla%an por lo menos a treinta metros por encima del mismo, en una cesta de mim%re ue se sostenía en el aire #racias a una tela ue pronto perdería su nota%ilidad. Auy a%ajo, los espectadores parecían una arremolinada colonia de hormi#as, mientras ue la pradera desde la ue ha%ían partido desaparecía rápidamente. De pronto se sintió mareada mientras el estóma#o le da%a un vuelco. 1l notar ue las rodillas tam%i0n le "la uea%an, se dejó caer en el suelo de la cesta y apoyó la "rente contra sus piernas do%ladas. ;*o te estarás desmoralizando, &verdad( ;le pre#untó Damon intentando animarla mientras se apoya%a en una rodilla junto a ella. ;!n realidad ya estoy desmoralizada ;murmuró. ;>ueno, pues anímate, !lle. *ecesito ue me ayudes a decidir cómo podemos salir de este aprieto. !lla no tenía "uerzas ni para responder, aun ue pronto la nave pareció esta%ilizarse, lo ue hizo ue el estóma#o se le tran uilizara y le desapareciera el mareo. 1 continuación, aceptó la ayuda de Damon y se arries#ó a levantarse. 1l mirar con mucho tiento por el %orde de la cesta, pudo ver ue deja%an atrás la ciudad de )ondres, con el río 2ámesis serpenteando hacia el mar como una cinta ondulante. 1nte ellos tenían la campiña in#lesa, un mosaico de %os ues, campos y #ranjas extendi0ndose hacia el distante horizonte. ;<'ielos= ;exclamó sin aliento, en tono casi reverente. ;<?u0 ma#ní"ica perspectiva= ;6í ;convino Damon. !leanor respiró lentamente. )a sensación de volar no era lo ue ha%ía esperado. ;!stá todo tan tran uilo... ;comentó. ;Parece como si estuvi0ramos col#ados a%solutamente inmóviles.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 119

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;Pero no es así. )as corrientes de aire nos impulsan al norte. *o podemos notarlas puesto ue el #lo%o avanza con ellas. !leanor se relajó un poco y pro"irió otro uedo suspiro. ;Auy %ien, & u0 deseas ue ha#a( ;1y-dame a %uscar un lu#ar donde aterrizar. ;&Puedes hacer aterrizar el #lo%o( ;'reo poder accionar la válvula... ;Airó hacia arri%a y co#ió una de las dos cuerdas ue parecían tiradores de campanilla. ;&Bes estas cuerdas( !stán unidas a una solapa en la parte superior del #lo%o, para dejar salir el #as. 1%rir0 la solapa para soltar aire, con lo ue #radualmente perderemos altura. !l peli#ro consiste en descender con demasiada rapidez, pero para eso están esas %olsas de arena, ue sirven como lastre. 6eñaló las cuatro es uinas de la cesta y, por primera vez, !leanor reparó en las %olsas de arpillera allí amarradas. ;&'ómo sa%es tanto so%re temas tan diversos( ;le pre#untó con un deje de admiración. ;He leído mucho. 4, como sa%es, 0ste no es mi primer vuelo en uno de 0stos. ;1un así, estoy muy impresionada por tu caudal de conocimientos. Damon es%ozó una sonrisa. ;1hórrate los elo#ios hasta ue estemos a salvo en el suelo. Dudo ue el aterrizaje sea suave. *o tenía ue se#uir exponi0ndole los peli#ros. !ra consciente de ue si solta%a demasiado #as, podían caer en picado. ! incluso si conse#uían re#ular la velocidad del descenso, a-n podían estrellarse en un %os ue o con al#-n otro o%stáculo, como por ejemplo una #ranja. Damon escudriñó la tierra ue tenían de%ajo y tiró de una de las cuerdas de la válvula. 6alvo por un li#ero sonido si%ilante so%re sus ca%ezas, su acción pareció en principio no provocar nin#una respuesta. Pero a continuación, !leanor advirtió ue como mínimo el #lo%o ya no se#uía ascendiendo. Damon tiró un poco más de la cuerda. ;6i comenzamos a descender demasiado de prisa, uiero ue arrojes una %olsa de arena cuando te lo di#a. !lla asintió, y se desplazó varios pasos para poder lle#ar al lastre si era necesario. 6e sucedió un lar#o silencio mientras Damon trata%a de cali%rar u0 e"ecto tenía la descar#a de #as en su altitud. !leanor pensó ue parecía ue se deslizaran perezosamente, pero en realidad esta%an siendo trasladados a impulsos de una %risa constante. 1un así, el vuelo resulta%a sereno y apaci%le, casi tran uilizador de hecho, salvo ue ella pronto comenzó a pre#untarse, en primer lu#ar, cómo era ue ha%ían aca%ado en a uel aprieto. ;&Por u0 al#uien sa%otearía el lanzamiento( ;le pre#untó a Damon al ca%o de un minuto. ;!l príncipe ni si uiera está a uí. ;.na excelente pre#unta ;respondió casi torvamente ;*o puedo ima#inar la razón, a menos ue el sa%oteador creyese ue yo era )azzara. *o he visto a uien lo ha hecho, pero sospecho ue ha de%ido de ser un miem%ro del e uipo de Pucinelli. .na persona ajena se hu%iera visto "uera de lu#ar y pro%a%lemente ha%ría sido detectada.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 120

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

!leanor hizo una mueca al pensar en ue hu%iera podido verse allí atrapada con el príncipe. 'on sus extensos conocimientos aerostáticos, tal vez su alteza hu%iera demostrado contar con tantos recursos como Damon, pero se sentía más a salvo con 0ste. 6e estremeció, y se dio cuenta de ue, aun ue lleva%a una pelliza so%re su traje de paseo de muselina chaconada, ha%ía co#ido al#o de "río. ;De ha%er sa%ido ue volaríamos tanto rato, me hu%iera puesto una pelliza de más a%ri#o ;comentó. Damon señaló hacia el suelo con la ca%eza. ;!n ese rincón detrás de ti hay una manta para los pasajeros. Póntela so%re los hom%ros. ;*o, no deseo verme o%staculizada si de%o manejar los sacos de arena. Desde el otro extremo de la cesta, Damon la miró "ijamente. ;Pucinelli tenía razón. !res una intr0pida damisela. !n una situación como 0sta, muchas mujeres se hu%ieran desmoronado o su"rido un ata ue de nervios. ;4o no soy de las ue se desmoronan, pese a mi acceso de de%ilidad de hace unos momentos. ;)o s0. )e sonrió y ella le correspondió... e inmediatamente sintió un calor ue le resultó di"ícil justi"icar, considerando el peli#ro en ue se encontra%an. !ra más "ácil comprender el hormi#ueo de excitación ue recorría su san#re. !ra evidente ue esta%a a"ectada por el puro hecho de volar. !l peli#ro tam%i0n era estimulante, así como la %elleza de la mañana. 6in em%ar#o, sospecha%a ue la mayor causa de su repentina eu"oria, así como la inexplica%le sensación de ale#ría ue experimenta%a precisamente entonces, radica%a en la presencia de Damon. !l siempre la hacía sentirse viva, li%re... como si pudiera con uistar el mundo a su lado. Pese a la amenaza a ue se en"renta%an, a uel vuelo era un momento crucial en el curso de una vida y se ale#ra%a de poder compartirlo con 0l. 'uando 0l devolvió su atención a las cuerdas de la válvula, !leanor si#uió o%servándole. *unca hu%iese esperado a uel #iro impro%a%le de los acontecimientos, pero despu0s de todo, Damon esta%a demostrando ser su ca%allero de %rillante armadura, tal como se lo ha%ía parecido hacía dos años. 'uando era una muchacha, ha%ía a%ri#ado sueños románticos de encontrar a un ca%allero ue la volviese loca de amor y pusiera "in a su soledad. &4 u0 podía ser más arre%atadoramente romántico ue nave#ar por los cielos con 0l( Desvió la vista y sonrió para sí misma, todavía pre#untándose cómo podía conservar el humor en una ocasión como a u0lla. ;&'uánto hemos recorrido( ;pre#untó para distraerse de sus preocupaciones. ;!s di"ícil de calcular. 6upon#o ue unos diecis0is 5ilómetros aproximadamente, tal vez más. 2ranscurrieron más minutos durante los cuales si#uieron descendiendo. 'uando lle#aron cerca de la copa de los ár%oles, Damon cerró la válvula por completo. ;1llí, !lle... tras esa hilera de olmos hay una pradera. 2ratar0 de aterrizar allí.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 121

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

!n el campo cu%ierto de hier%a ha%ía un pe ueño re%año de ovejas pastando, pero !leanor supuso ue Damon intentaría manio%rar para so%repasarlas. !l #lo%o descendió tanto ue casi roza%a los ár%oles. ;Bamos demasiado %ajos... echa lastre. !lla o%edeció rápidamente tirando una de las %olsas de arena por el %orde de la cesta. )a nave se %alanceó durante un %reve tramo y se alejó de la línea de ár%oles para lue#o volver a perder altura. ;2ira otra. >ajamos demasiado de prisa. De nuevo ella le o%edeció, en esta ocasión con mejores resultados, pues su descenso se redujo a una velocidad más se#ura. ;1hora suj0tate %ien, !lle ;le dijo Damon. ;4 cuando cho uemos, trata de a%sor%er el impacto con las rodillas. !leanor se asió con "uerza al %orde de la cesta, mientras Damon le pasa%a un %razo por detrás y asía las cuerdas de suspensión con la mano li%re. )a tierra pareció precipitarse hacia ellos y !leanor contuvo el aliento con ansiedad. !l aterrizaje "ue realmente duro y a#itado, tal como Damon ha%ía previsto. )a cesta dio una sacudida y lue#o se ladeó y #olpeó contra el suelo mientras el #lo%o los arrastra%a otros diez metros. 6in em%ar#o, al soplar %risa contraria, la masa de seda se levantó haciendo enderezarse la cesta y lue#o detenerse %ruscamente. 'on el impulso, am%os uedaron tum%ados de costado, aun ue Damon reci%ió intencionadamente lo peor del impacto mientras caían juntos al suelo. 4acieron allí, inmóviles, 0l rodeándola con los %razos mientras so%re sus ca%ezas el %alón se deshincha%a. Durante unos momentos, Damon se limitó a mirarla "ijamente. !leanor podía sentir los latidos de su corazón contra su pecho, podía advertir el vehemente alivio de su rostro, sin em%ar#o, mientras la an#ustia de sus ojos comenza%a a disiparse, comprendió ue ha%ía estado preocupado por ella, no por sí mismo. !leanor respiró lentamente, sintiendo cómo sus tumultuosos latidos comenza%an a apaci#uarse. 6e ha%ían en"rentado al peli#ro y ha%ían salido ilesos. *in#uno de los dos pronunció una pala%ra. )ue#o, Damon la estrechó con más "uerza entre sus %razos y aplastó sus la%ios contra los de ella. 6u inesperada acción la dejó sin aliento y provocó una dulce reacción en todo su cuerpo. 6u %eso "ue intenso y "ren0tico, expresando el desesperado alivio ue ha%ía leído en los ojos de 0l. Damon le llenó la %oca con su len#ua tomando, exi#iendo, encendiendo en ella un estallido de calor tan poderoso ue se sintió des"allecer. !leanor le devolvió el %eso ávidamente, "undiendo ansiosa sus la%ios con los suyos, %e%iendo de 0l como al#uien ue se muriese de sed. Para su consternación, "ue Damon uien puso "in a su "ren0tico a%razo, aun ue con evidente des#ana. +nterrumpió el ardiente %eso, se echó hacia atrás y, cuando ha%ló, su voz sonó ronca y áspera. ;Por mucho ue me #ustara prose#uir con esto durante toda una eternidad, no sería honora%le ue te violase, !lle. ;6upon#o ue no ;murmuró ella con voz ueda y a#itada.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 122

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

Por la expresión de su rostro ;en parte mueca, en parte ávido deseo, ;!leanor dedujo ue esta%a tan dolorosamente excitado y an#ustiado como ella y ue sólo se ha%ía detenido por consideración. ;De%emos encontrar una #ranja o un pue%lo y al uilar un carruaje ue nos lleve a casa. ;6í ;convino !leanor sin entusiasmo. *o podía soportar ue 0l la dejara precisamente entonces. *o uería re#resar a casa. !n vez de eso, desea%a pedirle a Damon más %esos a%rasadores, desea%a ue calmara el implaca%le dolor ue ha%ía ori#inado en ella, ue aliviara el pro"undo anhelo ue sentía. .na som%ra descendió so%re ellos y am%os levantaron la vista. !l #lo%o se ha%ía desin"lado considera%lemente por entonces y metros de pesada seda se ha%ían depositado so%re la cesta, %lo ueando la luz del sol y arropándolos en un re"u#io privado. !so le pareció a la joven una especie de señal de la Providencia. ;&*o podemos uedarnos a uí un poco más... Damon( Fl "ijó los ojos en los suyos con una mirada ardiente e intensa. !l cuerpo de !leanor respondió a la posesiva y ávida masculinidad ue vio en sus ojos. )a inundó un anhelo desde lo más pro"undo, al#o totalmente primitivo, conmovedor y salvaje. !l pecho le dolía, sentía los senos pesados mientras ue, en su vientre, entre los muslos, se ha%ía encendido un ardiente laudo. +mpulsada por su deseo, levantó la cara para rozarle los la%ios suavemente con los suyos, una... dos veces... Damon respondió tal como espera%a$ #imió y volvió a cu%rirle la %oca con la suya. 6u %eso "ue menos "iero en esta ocasión, aun ue i#ual de apasionado. 6us len#uas se emparejaron deslizándose, acariciando, ejecutando una ardiente y apremiante danza. !leanor pro"irió un #imoteo revelador ue expresa%a deseo y necesidad. )a emoción la inunda%a, la misma em%ria#adora dicha ue en otro tiempo ha%ía conocido con Damon. )o anhela%a "e%rilmente, con un ansia ue era demasiado intensa para soportarla. )a voraz avidez ue sentía hacía demasiado ue permanecía insatis"echa, mas !leanor se prometió ue eso aca%aría en a uel preciso momento. Hundió los dedos en el ca%ello de 0l y se apartó lo su"iciente como para susurrarle al oído$ ;Damon... por "avor ;su rue#o era ronco y jadeante, ;hazme el amor. Fl retrocedió para mirarla con solemnidad, escudriñándole el sem%lante con arro%amiento. !lla contuvo el aliento, pero Damon de%ió de encontrar en su expresión lo ue esta%a %uscando, por ue en sus la%ios apareció una lenta y suave sonrisa. !sa tentadora sonrisa la con"ortó como la luz del sol sur#iendo tras una nu%e de tormenta, lo mismo ue su respuesta$ ;6í ;dijo 0l por "in con la áspera voz car#ada de promesas.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 123

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

CAPI! LO &'
0erse descubierta en una situación comprometida es tal ve1 el modo más seguro de conseguir marido, aun ue no le aconsejar.a ue intentara emplear un método tan drástico. "N# D#$# #N%N&$# Consejos a las jóvenes damas para con uistar marido

1 !leanor le dio un vuelco el corazón ante la respuesta de Damon. 6e lo uedó mirando a los ojos con el cuerpo tem%loroso. !l tiempo pareció detenerse mientras su ternura la envolvía. 1traída hacia 0l, sin posi%ilidad de resistencia, alzó una vez más la %oca o"reci0ndosela. 6in em%ar#o, en esta ocasión su %eso "ue sólo "u#az. ;*o hay nin#una prisa, amor ;murmuró en respuesta a su entusiasmo. ;Deseo ue tu primera vez sea inolvida%lemente placentera. .n tran uilo estremecimiento recorrió el cuerpo de !leanor ante esa declaración. )e ca%ía poca duda de ue Damon le daría una experiencia im%orra%le. !l se sentó, co#ió la manta y la extendió para preparar un %lando lecho y lue#o la hizo arrodillarse encima, "rente a 0l. 2omándose su tiempo, le uitó el tocado y lue#o la pelliza. 1 continuación, le soltó los %roches de la espalda del vestido y le %ajó el corpiño dejando al descu%ierto su ropa interior. )e %ajó rápidamente los tirantes de la camisa y la acarició lentamente desde la #ar#anta hasta las protu%erancias de sus senos, levantados por el cors0. ,tro estremecimiento recorrió a !leanor y cuando 0l expuso sus pezones a su ardiente mirada, una nueva ansia ascendió verti#inosamente por su interior. Damon contempló el rápido su%ir y %ajar de sus senos desnudos, y lue#o inclinó la ca%eza. !leanor aspiró %ruscamente mientras ue 0l le co#ía un pezón en la %oca, chupando con suavidad. )a voluptuosa y h-meda presión ori#inó en ella una oleada de calor ue se precipitó a su centro "emenino. 'on su cuerpo exi#i0ndole más, !leanor trató de atraerlo más cerca, pero Damon se resistió. ;Despacio, !lle. 1-n no estás preparada para mí. ;!ntonces prepárame ;lo apremió ella. ;'on #usto. 6us sentidos esta%an "e%rilmente exaltados mientras la tendía de espaldas so%re la manta. )ue#o le levantó las "aldas so%re las rodillas y posó su %oca en la parte interior de uno de sus muslos, a continuación si#uió %esándole cada centímetro de suave piel ue encontró. 6u to ue era ex uisito, sus cálidos la%ios acaricia%an, ju#uetea%an, la enlo uecían mientras le su%ía el vestido más arri%a, hasta la cintura, dejando al descu%ierto sus más íntimos secretos "emeninos. !leanor se estremeció, acalorada, mientras Damon desplaza%a la %oca hacia arri%a, hacia su montículo "emenino cu%ierto por una masa de rizos ne#ros, y cuando se detuvo %ruscamente cerca de su n-cleo, lo miró. Berlo allí entre sus muslos a%iertos %astó para

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 124

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

hacerla tem%lar. !l ne#ro ca%ello de Damon constituía un erótico contraste con la pálida piel de ella, ue sentía la ardiente y acuciante humedad de su hendidura. 'uando 0l pasó por primera vez la len#ua por 0sta, !leanor #imió. )ue#o, Damon la sa%oreó más plenamente, rodeando con los la%ios el oculto capullo de su sexo. )a dulce sensación le hizo ar uear las caderas so%re la manta, lo ue provocó ue 0l deslizara las manos %ajo sus nal#as para sostenerla con "irmeza. !n un aturdido rincón de su mente, !leanor pensó ue tal vez de%ería ha%erse escandalizado por su asom%rosa pasión, pero en vez de ello, aco#ía #ustosa las má#icas caricias de su %oca. .n #emido sur#ió de su #ar#anta mientras 0l se#uía lami0ndola, acariciándole su henchido y sumamente sensi%le centro. !leanor se a"erró a sus hom%ros, inse#ura de poder soportarlo más, pero Damon prosi#uió su incansa%le asalto conduci0ndola cada vez a mayores alturas, hasta ue estuvo retorci0ndose de%ajo de 0l, a#itando con violencia la ca%eza a uno y otro lado mientras el "ren0tico "ervor crecía sin cesar. Pensó ue a uel placer atormentador podía hacerla pedazos... y al ca%o de unos momentos sintió ue se derretía y ue estalla%a al mismo tiempo. Despu0s de eso se uedó d0%il y dichosamente relajada. Permaneció con los ojos cerrados mientras se es"orza%a por reco%rar sus aturdidos sentidos, pero al notar ue Damon se recosta%a a un lado, a%rió los ojos de nuevo. Bio ue su expresión era de tierna apro%ación. )ue#o, para su sorpresa, 0l le tomó la mano y se la llevó hasta el v0rtice de sus muslos, presionándole los dedos contra su hendidura "emenina, ue ahora esta%a res%aladiza por la humedad. ;!so está mejor ;dijo satis"echo. ;2u cuerpo ya está preparado para mí. !stás mojada de tu propia miel. )a soltó y se desa%rochó la a%ertura delantera de los pantalones. !leanor se uedó sin aliento cuando 0l se a%rió los calzoncillos y li%eró su lar#o y henchido "alo ue se proyecta%a desde el rizado vello de sus in#les. 2ra#ó saliva, "ascinada por su anatomía y su miem%ro #rande y latente. Damon le co#ió la mano de nuevo y se la llevó esa vez hacia su descarada erección, dejando ue la rampante y cálida carne le rozara la palma. 1spiró pro"undamente cuando ella curvó los dedos con suavidad en torno al duro dardo y se estremeció de placer mientras !leanor acaricia%a las "irmes y aterciopeladas %olsas de de%ajo. ;4a %asta, uerida ;le dijo en tono de ronca advertencia. ;6i me excitas demasiado, lue#o no ser0 capaz de controlarme. ;*o deseo ue te controles ;murmuró ella tímida, sinti0ndose desver#onzada y ale#remente aturdida. ;6í ue lo deseas. De%emos ir despacio para ue no te ha#a daño. 6e tendió a su lado, apoyando su peso en un codo y la atrajo junto a sí haci0ndole sentir la henchida cresta de su erección contra la suavidad de su muslo. 'uando levantó una mano para apartarle un ne#ro rizo de la "rente, la ternura y sensualidad de su to ue "ue incon"undi%le. ;Ha%ía soñado con esto ;murmuró mirándola. !lla tam%i0n ha%ía soñado con a uello, con Damon haci0ndole el amor como en a uellos momentos. 'on 0l sosteni0ndola, tocándola y mimándola.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 125

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

)e acarició la mejilla, se inclinó de nuevo para darle suaves %esos por la mandí%ula y más a%ajo, por la columna de su #ar#anta. 1l mismo tiempo, le co#ió un seno. )a calidez de su palma le a%rasó la piel y, al ca%o de unos momentos, acercó su %oca rozándole los pezones con excitantes caricias. 6in em%ar#o, cuando cam%ió de postura para cu%rir su cuerpo instalándose entre sus muslos, Damon levantó la ca%eza para mirarla. !leanor vio con una mezcla de excitación y re#ocijo ue en sus ojos resplandecía una ardorosa y primada ne%lina de deseo. !ste se a#ita%a asimismo en su interior, junto con un ex uisito calor ue latía acorde con su acelerado pulso. )o desea%a con una intensidad ue la asusta%a. *o sintió temor cuando con su duro miem%ro %uscó el h-medo re"u#io ue tenía entre las piernas y tanteó su entrada. )ue#o lenta, muy lentamente, inició su cuidadosa penetración. Damon no apartó su intensa mirada de la suya en nin#-n momento. ;Dime si deseas ue me deten#a ;le dijo suavemente. Pero no desea%a ue lo hiciera. )os poderosos muslos de Damon mantenían separados los de ella a medida ue se introducía más a "ondo, presionando de manera inexora%le en su interior mientras ella le a%ría voluntariamente su cuerpo, extendi0ndose, aceptando su henchida virilidad. 'uando por "in estuvo del todo sumer#ido en ella, !leanor se sintió a%rumadoramente llena de 0l, aun ue no podía cali"icar a uella sensación de dolorosa, aun ue su respiración se ha%ía vuelto jadeante, y esta%a se#ura de ue Damon podía sentir su corazón latiendo contra su pecha ;&!stás %ien, !lle( !n su voz intensamente ronca latía una nota de preocupación. !lla lo tran uilizó con una d0%il sonrisa. ;6í ;susurró tran uilizadora Ha%er unido su carne del modo más íntimo posi%le parecía al#o apropiada., incluso per"ecto. 'uidadoso y tierno, Damon yacía completamente inmóvil a#uardando a ue ella se "uera acostum%rando a su invasión y al ca%o de un rato, !leanor misma advirtió ue la tensión ue nota%a en su interior se esta%a haciendo más apremiante. 'uando comenzó a relajarse, 0l se retiró y lue#o se deslizó lentamente en ella haci0ndola tem%lar para despu0s volver a retroceder. :epitió muchas veces su sensual acción, acariciándola con cada tierna inmersión y retirada, avanzando despacio y apartándose de modo rítmico, incitando su respuesta, hasta ue ella, de manera instintiva, levantó las caderas tratando de se#uirle el paso en una danza de dulce a%andono. 6us #imoteos se convirtieron en #emidos cuando Damon atizó el "ue#o en su interior. 6u propia respiración era violenta mientras se movía dentro de ella, aun ue procura%a suavizar la poderosa arremetida de su carne, atento solamente a aumentar el placer de !leanor. !sta esta%a a punto de sollozar ante esa insoporta%le dulzura. 'asi desesperada, se tensó y retorció de%ajo de 0l mientras la incendiaria sensación se convertía en una de"la#ración. 'uando el arre%ato culminó en un estallido, su pasión se convirtió en un delirio de dicha y se ar ueó contra 0l #ritando aturdida.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 126

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

Damon captó con su %oca sus salvajes #emidos sin dejar de mantener el mismo ritmo apremiante, prolon#ando experto su 0xtasis mientras ella se retorcía oleada tras oleada de arro%amiento. 6ólo entonces cedió 0l al mismo tumulto ue ha%ía arrastrado a la joven. 'on un violento #emido hundió su rostro en la curva de su cuello mientras su cuerpo se retorcía y estremecía, y por "in se ueda%a inmóvil. 'on su desi#ual respiración apaci#uándose, permanecieron a%razados, d0%iles y a#otados tras el placer. Damon "ue el primero en recuperarse. )evantó la ca%eza y %esó el sonrojado rostro de !leanor con lentas y tran uilizadoras caricias de sus la%ios ue le a%rasa%an el corazón como su ex uisita pasión ha%ía hecho con su cuerpo$ ;2ras todas las "antasías ue he tenido conti#o, la realidad ha sido in"initamente mejor ;murmuró 0l contra sus la%ios. !leanor no tenía "uerzas para responderle, por lo ue se limitó a sonreír dándole su con"ormidad con los ojos a-n cerrados. !l peso de Damon la esta%a oprimiendo, pero no tenía deseos de moverse. 6ólo desea%a yacer allí, sa%oreando su dura "ortaleza, dis"rutando de la sensación de estar por completo y dolorosamente llena de 0l. 6e sentía plenamente unida a a uel hom%re, no sólo con su cuerpo sino tam%i0n con su corazón. 6u intimidad ha%ía sido espectacular, ardiente, audaz y emocionante, y ha%ía superado sus más salvajes "i#uraciones. )a intensa suavidad del acto, el puro em%eleso, la ha%ían inundado con la misma a%rumadora, su%yu#ante emoción de antes... 6e estremeció ante una repentina y conmocionante revelación$ lo ue sentía era amor. 1-n ama%a a Damon. *unca ha%ía dejado de amarle... !leanor advirtió con parte de su aturdida mente ue un sonido de voces y pies corriendo ue parecía venir de lejos esta%a en realidad muy cerca de ellos. Damon se uedó tam%i0n rí#ido al comprender ue no estarían solos mucho más tiempo. )o oyó pronunciar un uedo juramento y lue#o se separó con cuidado de ella y %uscó un pañuelo en el %olsillo de su cha ueta. ;2emía ue sucediera esto ;dijo. )ue#o, con una sonrisa arrepentida, comenzó a enju#ar las huellas de su simiente de sus muslos e in#les. ;6erá mejor ue recompon#amos nuestro desaliño, !lle, y rápido, pues sospecho ue estamos a punto de ser interrumpidos por los vecinos de la localidad.

!leanor a-n esta%a atónita con la impresión de su descu%rimiento, pero lo inoportuno de ser encontrados en "la#rante acto sexual con Damon asumió prioridad. 6e apresuraron a recomponerse la ropa momentos antes de ue varios #ranjeros de los campos próximos lle#aran corriendo a investi#ar el sorprendente "enómeno de los cielos. .na vez el hundido #lo%o hu%iera sido retirado de la cesta y Damon hu%o explicado tran uilamente el aprieto en ue se encontra%an, los #ranjeros se o"recieron a llevarlos a la casa solarie#a del terrateniente local para ue 0ste pudiera prestarles un carruaje. Pero

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 127

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

0l declinó, se#-n !leanor supuso, posi%lemente por ue cuantos menos miem%ros de la clase acomodada los vieran precisamente entonces, mejor. !n lu#ar de ello, Damon o"reció a uno de los hom%res una suma importante por trasladarles a )ondres en su carro y le prometió pa#arle otra #enerosa cantidad por devolver el #lo%o. !leanor a-n no se ha%ía recuperado del todo cuando emprendieron el lar#o camino hacia la ciudad. ?ue Dios la ayudase, a-n se#uía enamorada de Damon. Desde el momento en ue 0ste ha%ía reaparecido en su vida, ella ha%ía luchado contra sí misma es"orzándose en vano por aplastar cual uier sentimiento ue todavía a%ri#ara por 0l. 4 ahora aca%a%a de a#ravar su error entre#ándole su inocencia. 1pretó los ojos con "uerza, asaltada por remordimientos y reproches. 1hora ue se ha%ía roto el encantador hechizo, se sentía como una a%soluta necia. De%ía de estar loca para ceder a su anhelo por Damon. &?u0 dia%los haría ahora( Desde lue#o, no podía con"esarle lo ue sentía. 6ería demasiado doloroso ue rechazara su amor de nuevo. 2enía ue alejarse de 0l, eso se#uro. 1hora ella era mucho más vulnera%le ue cuándo 0l no le correspondía. 6in em%ar#o, 0sa no era la cuestión más apremiante por el momento. Aás de un centenar de personas los ha%ían visto atravesar los cielos juntos. 2enía ue decidir el mejor medio de evitar las posi%les repercusiones ne#ativas. *o o%stante, no podían discutir el tema en a uellos momentos, delante del #ranjero. !n cuanto a Damon, permaneció casi en silencio durante el viaje. 6iempre ue !leanor se encontra%a con su mirada, su eni#mática expresión no le da%a nin#una clave acerca de lo ue pensa%a o sentía, ni de si esta%a experimentando pesares similares a los suyos. Pensó con"iada ue tal vez estuviera ideando una historia para justi"icar su prolon#ada ausencia. 'uando el #ranjero los dejó en Portman Place a primera hora de la tarde, ha%ían estado ausentes durante casi cuatro horas. ;Damon ;comenzó !leanor con voz ueda mientras 0l la acompaña%a por los peldaños delanteros de la mansión >eldon, ;mi tía sin duda estará dis#ustada por el contratiempo ue hemos su"rido hoy, aun ue no nos haya sido posi%le controlarlo. 'reo ue de%eríamos hacer hincapi0 en ue hemos sido descu%iertos poco despu0s de ha%er aterrizado. )a expresión de 0l si#uió siendo inescruta%le, aun ue su tono era despreocupado. ;D0jame ue ha%le yo con ella, !lle. !n realidad, !leanor tuvo poca oportunidad de acceder, por ue en cuanto un lacayo les a%rió la puerta, su tía >eatrix irrumpió corriendo en el vestí%ulo desde el #a%inete más próximo, como si hu%iera estado a#uardando impaciente noticias de ellos. ;</racias a Dios= ;exclamó la mujer a%razando impulsiva a su so%rina. ;<,h, mi uerida muchacha, esta%a loca de preocupación= 2emía ue hu%ieras podido matarte. !leanor nunca la ha%ía visto tan a#itada, ni tampoco tan e"usiva en su desplie#ue de a"ecto. ;!l peli#ro no ha resultado tan #rave como podía ha%er sido, tía. )ord Wrexham ha #uiado el #lo%o con se#uridad hasta hacerlo aterrizar en un campo y allí hemos sido rescatados por al#unos #ranjeros.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 128

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

1l oír mencionar a Damon, la vizcondesa se echó atrás, tensa, y el pro"undo alivio de su rostro se convirtió en desd0n mientras desvia%a la vista hacia 0l ;6e lo a#radezco, milord ;dijo altanera ;pero no puedo perdonarle. !sta calamidad no hu%iera ocurrido si usted no se hu%iera incluido en nuestra salida. ;*o ha sido en modo al#uno culpa de su señoría ;se apresuró a señalar !leanor. ; 1l#uien ha soltado la sujeción del #lo%o antes de ue el signore Pucinelli pudiera reunirse con nosotros en la #óndola. )a anciana dama "runció el cejo. ;!so me han dicho. Pucinelli se uedó horrorizado de ue t- estuvieras a %ordo y se ha disculpado pro"usamente. 'ree ue un miem%ro de su e uipo "ue el culpa%le, pero el villano no puede ser interro#ado, puesto ue ha desaparecido. 1un así, eso no es excusa para lo ue ha hecho lord Wrexham. ;Diri#ió a 0ste una siniestra mirada. ;!sta es la se#unda vez ue arrastra el %uen nom%re de mi so%rina por el %arro, pero en esta ocasión uedará completamente arruinada. 6u desaparición juntos anda ya en %oca de todos. !leanor "ue a de"ender a Damon, pero su tía si#uió lamentándose desesperada. ;!sto es más ue horroroso, lord Wrexham. !leanor se verá rehuida por la #ente educada y yo nunca ser0 capaz de volver a mirar a nadie... y usted es el causante, señor. !s un canalla de la peor especie. *in#una dama está a salvo cerca de usted... ;!stá muy e uivocada, lady >eldon ;interrumpió Damon "ríamente su diatri%a. ;)e ase#uro ue lady !leanor está completamente a salvo conmi#o. 4 estoy dispuesto a repararlo al punto. ;&?u0 uiere decir con repararlo( ;pre#untó la vizcondesa en tono despectivo. ;Desde lue#o, me casar0 inmediatamente con ella. *os casaremos con una licencia especial en cuanto yo pueda realizar las #estiones. !leanor sintió ue le da%a un vuelco el corazón. ;&'ómo dices( ;dijo con voz áspera, mirándole con expresión anonadada. )ady >eldon se llevó una mano a la sien, como si la apenara incluso tener ue considerar tal alternativa. Pero tras lar#a vacilación, asintió torvamente. ;'reo ue tiene razón, !leanor. Por mucho ue me desa#rade la idea de ue tomes a este li%ertino por esposo, no existe otra solución. !l matrimonio es el -nico modo de mantener tu reputación a salvo. ;*o, tía ;exclamó ella tem%lando de miedo. ;6e#uramente no ha%rá necesidad de medidas tan drásticas. ;6i me permite, lady >eldon ;intervino Damon, ;me #ustaría ha%lar con su so%rina en privado para hacerla entrar en razón. !lla desea%a tam%i0n ha%lar a solas con Damon, pero para hacerle entrar en razón a 0l. De modo ue cuando su tía parecía dispuesta a oponerse a una charla privada, !leanor se le anticipó. ;.na excelente idea, milord. 4 sin más pala%ras, se volvió y lo condujo desde el vestí%ulo al #a%inete más próximo, donde, tras cerrar la puerta con "irmeza, se en"rentó a 0l. ;&?u0 te propones anunciando tu intención de casarte conmi#o( ;le espetó. ;&!s 0sa tu e uivocada idea de ha%lar con mi tía(

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 129

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;6í ;contestó 0l con suavidad. ;)ady >eldon tiene razón, !lle. *o ueda otro remedio. De%emos casarnos. !leanor lo miró con "ijeza. ;&'ómo puedes tratar este desastre de manera tan ca%allerosa( ;*o lo trato de manera ca%allerosa. Pero nin#una clase de protestas cam%iará lo apremiante de nuestras circunstancias. Presa del pánico, dijo$ ;Ai tía tiene razón. !sto nunca ha%ría sucedido de no ha%er insistido t- en des%aratar el cortejo del príncipe. Damon levantó la mano. ;6i vas a dedicarte a re#añarme tendrás ue esperar a más tarde. 6i me marcho ahora, tendr0 tiempo de solicitar una licencia especial, con lo ue podremos cele%rar la ceremonia mañana por la mañana. !leanor lo contempló incr0dula. ;<*o cele%raremos una ceremonia mañana por la mañana ni en nin#-n otro momento= *o me ver0 "orzada a un vínculo sa#rado ue durará toda nuestra vida cuando no existe amor entre nosotros. ;*o tienes otra elección, !lle. Hemos lle#ado demasiado lejos. *o sólo te he comprometido, he tomado tu vir#inidad. ;!narcó una ceja. ;2u tía estaría a-n mucho más horrorizada si se enterara de este pe ueño detalle, &no te parece( !lla lo miró cautelosa. ;*o te atreverás a decírselo. ;Podría, puesto ue eso la haría a-n más in"lexi%le en cuanto a nuestra %oda para evitar un escándalo. ;6a%ía ue eras retorcido ;masculló ella. ;2al vez, pero te casarás conmi#o. Grustrada, !leanor apretó los puños, es"orzándose por no reconocer la realidad de su ar#umentación. 2am%i0n esta%a enojada consi#o misma por ha%erse metido en tan deplora%le situación. Ha%ía deseado un matrimonio por amor y, sin em%ar#o, ahora ha%ía destruido totalmente esa posi%ilidad. 6i no hu%iese hecho el amor con Damon, podía ha%er intentado capear el temporal ue se avecina%a. Pero de nin#-n modo podía pretender ue su reputación hu%iera sido injustamente mancillada. )lena de temor, se llevó una mano a la sien. 2endría un marido ue no la ama%a, una receta se#ura para la desolación. !lla esta%a enamorada de Damon pero 0l no le correspondía en lo más mínimo. ;*o puedo creer ue seas tan insistente en las reparaciones por ha%erme comprometido ;dijo d0%ilmente. ;*o te importa un %ledo lo ue la sociedad piense de ti... nunca te ha importado. ;Pero sí me importa lo ue se piense de ti. 4 pienso prote#erte convirti0ndote en mi vizcondesa. De otro modo, tu reputación estará arruinada. ;6iempre podría irme al continente e in#resar en un convento ;murmuró ella. )a pronta sonrisa de 0l le indicó cuan a%surda considera%a la amenaza.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 130

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;!res totalmente inadecuada para ser monja, !lle. .na mujer con tu pasión y tu avidez por la vida no podría vivir encerrada tras los muros de un convento. 1ca%as de demostrarlo esta misma mañana. !lla se uedó mirándolo consternada, y Damon se le acercó y posó sus "uertes dedos con suavidad en su mejilla. ;2al vez est0s em%arazada de un hijo mío. &Has pensado en ello( !leanor se llevó la mano al a%domen. *o, no ha%ía pensado en semejante cosa, aun ue de%ería ha%erlo hecho. ;*o nos amamos ;protestó, a#arrándose a un clavo ardiente. ;!so no supone nin#una di"erencia, !lle. ;Pero sí la di"erencia de ue eres un li%ertino. Damon le sostuvo la mirada. ;2e dije ue ser0 "iel a nuestros votos matrimoniales aun ue no pueda amarte. !l dolor volvió a herirla de nuevo ante su a"irmación, pero esta%a decidida a ocultarlo. ;2am%i0n dijiste ue permanecerías c0li%e hasta ue accediera a casarme conti#o, y sin em%ar#o has roto tu promesa en menos de tres días. Damon sonrió. ;*o creo ue eso cuente, puesto ue la he roto conti#o. ;!l caso es ;replicó ella en se#uida, i#norando la tentación de su sonrisa; ue no con"ío en ti, Damon. 6u expresión se tornó seria al punto, mientras ue sus ne#ros ojos parecieron suavizarse. ;)o s0, !lle. Pero te prometo ue he renunciado a mis anti#uas costum%res. 4 me es"orzar0 lo máximo posi%le para no herirte nunca. !lla no podía creerle, aun ue sa%ía ue esta%a li%rando una %atalla perdida. 2ra#ó saliva con "uerza tratando de so"ocar su pánico mientras insistía en sus o%jeciones. ;De%e de ha%er otro sistema, Damon. *o deseo verme o%li#ada a casarme conti#o simplemente por ue mi reputación est0 hecha trizas. ;Pero sí deseas evitarle un escándalo a tu tía, &verdad( !sa consideración aca%ó con todas sus protestas. ;6í, desde lue#o. !sta%a enormemente en deuda con tía >eatrix por a%rirle su casa cuando era una muchacha hu0r"ana. *o podía devolverle su ama%ilidad provocando un escándalo. ;!ntonces, no hay más dudas respecto a la decisión ;señaló 0l. Aientras ella se#uía de%ati0ndose consi#o misma, Damon cu%rió la distancia ue los separa%a y sin previo aviso, la a%razó, aun ue sin pasión al#una. Aás %ien le esta%a o"reciendo consuelo. ;60 ue esto no es lo ue desea%as, !leanor ;le dijo suavemente ;pero no tenemos alternativa. !lla cerró los ojos con "uerza. 6u voz acariciadora tenía el poder de aturdiría y encantarla, en cam%io su ternura le in"undía deseos de llorar. *o era justo ue el corazón se le derritiera de ese modo. 'on el rostro oculto en la cálida curva de su hom%ro, !leanor pro"irió un suspiro de desesperación.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 131

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;6upon#o ue no. Fl se apartó li#eramente para mirarla, aun ue si#uió rodeándola con sus %razos. ;1l0#rate, uerida. ;6u mirada se volvió desa"iante. ;6i tienes el valor de en"rentarte a la posi%ilidad de morir en un #lo%o, te puedes en"rentar tam%i0n a la perspectiva de casarte conmi#o. 1l o%servar la inse#ura emoción ue latía en sus vividos ojos azules, Damon comprendió al momento ue ella ha%ía aceptado lo inevita%le, y soltó el aire ue no sa%ía ue esta%a reteniendo. ;&6e lo dirás t- a tu tía o lo ha#o yo( ;pre#untó. ;)o har0 yo ;contestó la joven con un pesaroso suspiro. )ady >eldon esta%a merodeando ansiosa por el pasillo cuando Damon salló del #a%inete. ;6u so%rina desea ha%lar con usted ;la in"ormó 0l. )ue#o se inclinó despidi0ndose y se encaminó hacia la puerta principal. 1l salir de Portman Place, detuvo el primer carruaje de al uiler ue encontró. ,rdenó al cochero ue lo llevase a los tri%unales eclesiásticos de DoctorJs 'ommons y lue#o se recostó contra los cojines, satis"echo de estar haciendo lo adecuado. Desde el primer momento en ue ha%ía hecho el amor con !leanor ha%ía sa%ido ue a uello conduciría al matrimonio, aun ue ella no lo ima#inara. 6e veía honora%lemente o%li#ado a casarse con ella. 6in em%ar#o, no lo lamenta%a. Ha%ía deseado volver a tenerla en su vida para siempre y a uel día la ha%ía reivindicado del modo más permanente posi%le. !l hecho de ha%er tomado su cuerpo no ha%ía sido una decisión por completo consciente. 6u salvaje respuesta "ísica respondía al peli#ro del momento, y admitió ue ha%ía temido poder perderla. 6u alivio al sa%er ue se halla%a a salvo tras su peli#roso vuelo lo ha%ía dejado de%ilitado, lo mismo ue la pasión ue ha%ían compartido despu0s. )a ardiente e inocente sensualidad de !leanor ha%ía so%repasado las "antasías ue siempre ha%ía tenido so%re ella. !so, com%inado con su valor y su vi%rante espíritu, lo ha%ían so%reco#ido, excitado y a"ectado. !sta%a muy contento de ue su tierno interludio hu%iera sido interrumpido, por ue eso le ha%ía permitido volver a controlar "irmemente sus emociones. 6a%ía ue el incidente de%ía ser una clara advertencia para 0l. *ecesita%a mantener su distancia emocional con respecto a !leanor una vez estuvieran casados. 1un ue, por el momento, era %astante experto en ello. 6e ha%ía pasado la mayor parte de su vida cultivando el desapasionamiento en sus relaciones. 6e prometió a sí mismo ue no ha%ría nin#una posi%ilidad de amor entre ellos. !ra consciente de la clase de dolor devastador a ue se arries#a%a si permitía entrar a !leanor en su corazón. .n dolor ue sería a-n peor ue todos los ue ha%ía soportado hasta entonces. 2ampoco permitiría ue ella se enamorara de 0l, por ue resultaría herida si no podía corresponderle y esta%a decidido a no volver a dañarla. *o o%stante, primero tenía ue #anarse su con"ianza. )e ha%ía prometido "idelidad, pero tendría ue demostrársela con hechos, no con simples pala%ras. *o, pensó Damon en silencio, no podía satis"acer el deseo de amor de !leanor, pero haría todo lo posi%le para procurar ue "uese dichosa.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 132

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

6i !leanor se uedó aturdida y consternada por la inminente %oda con Damon, tam%i0n lo esta%a su tía, a juz#ar por la torva expresión de la dama cuando entró en el #a%inete. )a vizcondesa dio su con"ormidad a su plan de casarse por la mañana. ;!stoy de acuerdo. !s mejor actuar rápidamente. ;6upon#o ue sí ;contestó !leanor con voz ueda ;1un ue eso si#ni"ica ue Aarcus no podrá estar presente. 1ra%ella y 0l no re#resarán a +n#laterra hasta comienzos de la semana próxima. 4 Dre3 y Heath tampoco estarán a uí. ;*o puede evitarse, uerida. *ecesitamos atajar lo antes posi%le el escándalo ue se está "ra#uando. 4 creo ue sería prudente ue nos "u0semos a >ri#hton mañana por la tarde, aun ue la "iesta no est0 previsto ue comience hasta el viernes. *uestros invitados pueden reunirse con nosotras allí, tal como ha%íamos planeado al principio. )as ha%ladurías se acallarán antes si estamos "uera de la ciudad. !leanor no puso nin#una o%jeción, puesto ue la perspectiva de salir de la ciudad y evitar así en"rentarse a la %uena sociedad le resulta%a muy atractiva. 1un ue al verla tan desalentada, lady >eldon trató de animarla. ;)amento ue hayamos tenido ue lle#ar a esto, uerida, aun ue el matrimonio puede ser sólo nominal. Desde lue#o, me es"orzar0 todo lo posi%le por prote#erte de Wrexham siempre ue pueda. Ae ase#urar0 de ue, por lo menos en :osemont, ten#áis ha%itaciones separadas... aun ue como pareja de reci0n casados no sería conveniente ue si#uierais caminos separados tan pronto despu0s de la ceremonia. *o es desea%le ue vuestra unión se vea como un matrimonio "orzado, aun ue lo sea. Haremos circular la noticia de ue Wrexham y t- ha%íais comprendido ue a-n os se#uíais ueriendo, con lo ue los chismosos creerán ue se trata de un matrimonio por amor. !so miti#ará el escándalo en cierta medida. CPero no es un matrimonio por amorD, deseó protestar !leanor. 1nte su silencio, la vizcondesa le dio unas rápidas palmaditas en la mano. ;1hora ue está ela%orado nuestro plan, de%erías su%ir y re"rescarte. 1visa a 7enny para ue te ayude a cam%iarte y yo ordenar0 al servicio ue comiencen a hacer el e uipaje en se#uida. 2am%i0n le pedir0 a la cocinera ue prepare una a%undante comida. 1hora ue estás a salvo en casa, descu%ro ue estoy ham%rienta. *o he podido pro%ar %ocado mientras tu destino era tan inse#uro. !leanor sonrió d0%ilmente ante las sorprendentes pala%ras de su tía. !sta rara vez permitía ue nada inter"iriera en sus costum%res. 2ampoco solía reconocer ue se preocupara por nadie. 2al vez su incipiente romance con el signore Becchi esta%a suavizando en cierto #rado su actitud ante la vida. !leanor su%ió o%ediente la escalera hacia su ha%itación, pero no llamó a su doncella. *o sólo uería estar a solas con sus pensamientos, tam%i0n desea%a intimidad en caso de ue "uese evidente la p0rdida de su condición vir#inal. 'uando se despojó de la pelliza, el vestido y la ropa interior se contempló en el espejo de cuerpo entero y pudo distin#uir indicios reveladores de su acto amoroso$ huellas de la simiente seca de Damon en sus muslos junto con un rosado matiz de san#re. 2enía los la%ios más rojos ue de costum%re, y tam%i0n los senos más delicados. *otó además una clara sensi%ilidad entre los muslos cuando se lavó.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 133

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

!l to ue más li#ero la hacía recordar vivamente lo ue ha%ía ocurrido entre ellos a uella mañana... Damon %esándola, acariciándola y movi0ndose en su interior. 'erró los ojos y de nuevo la invadió la consternación. 1 a uellas horas, al día si#uiente, pro%a%lemente estaría casada con 0l, un destino ue dos años antes la hu%iera hecho extraordinariamente dichosa. !ntonces ha%ía ansiado convertirse en su esposa, pero ahora... Damon pretendía no uerer herirla y decía ue sería "iel a sus votos matrimoniales, pero !leanor no podía creerle. &4 si volvía a traicionarla( !n esta ocasión, la desolación sería a%rumadora. 1un así & u0 "uturo tenía si se ne#a%a a casarse con 0l( *o podía herir a su tía atrayendo el escándalo so%re sus ca%ezas. 4, al mar#en de tía >eatrix, hacerse monja era imposi%le. 2ampoco podía huir a al#-n lu#ar tran uilo en el campo y esconder su ver#@enza. !lla no desea%a esa clase de vida, no desea%a verse rechazada por la %uena sociedad. ?uería casarse, tener hijos, una "amilia. Desea%a un marido ue la amase. 6a%ía ue 0se era el o%stáculo. Damon no podía o no uería amarla. !leanor esta%a comenzando a comprender la razón... el terri%le dolor ue ha%ía experimentado al perder a su "amilia. !nterarse de eso la ha%ía entristecido increí%lemente, aun ue tam%i0n le demostró contra u0 poderosa "uerza de%ía en"rentarse. .n estremecimiento recorrió su cuerpo. 6e sentía muy vulnera%le amando a un hom%re ue no le correspondía. Damon podía romperle el corazón muy "ácilmente. 6u poder so%re ella era indiscuti%le. 'uando esta%a con 0l, la hechiza%a, morti"ica%a y hacía ue todos sus sentidos se despertaran. 'uando discutían, aca%a%a %esándola hasta hacerle perder el aliento. 4 al hacer el amor con 0l, se ha%ía sentido ardiendo, salvajemente descontrolada. 6ospecha%a ue sería imposi%le prote#erse una vez estuvieran casados. 6e secó, se puso una camisola limpia y comenzó a vestirse de nuevo, con un sencillo traje de tarde de muselina, mientras se resi#na%a a su destino. )a simple verdad era ue no tenía otra alternativa ue aceptar la proposición de Damon, en especial si existía la más mínima posi%ilidad de ue 0l lle#ase a amarla al#-n día... 1nte ese pensamiento se uedó sin respiración. &6ería posi%le ue Damon pudiese enamorarse de ella( Fse ha%ía sido su principal pro%lema durante su cortejo de hacía dos años. Fl no la ha%ía amado y por eso ha%ía recurrido a otra mujer para satis"acer sus necesidades. Pero &podía lle#ar a amarla al#-n día( !sta%a se#ura de ue a uella mañana ha%ía visto en sus ojos al#o más ue simple lujuria, aun ue no podía con"iar en su criterio cuando se trata%a de 0l. 6in em%ar#o, por primera vez desde ue ha%ía anunciado sus intenciones de casarse con ella, !leanor sintió al#o de esperanza. 1caso no "uese capaz de #anarse nunca el amor de Damon, pero tenía ue intentarlo. 6u "uturo, toda su "elicidad, dependían de ello. 2al vez sería conveniente pedirle consejo a Ganny +r3in. !n su li%ro apenas su#ería cómo evitar ue a una mujer se le rompiese el corazón una vez ha%ía conse#uido marido, y podía tener ideas acerca de cómo en"rentarse a Damon. 2ras tomar su decisión, !leanor respiró más calmada. 6e proponía tratar de conse#uir ue Damon la amase. 1-n más importante, conse#uir ue la amara lo su"iciente como para serle "iel.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 134

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

CAPI! LO &(
# veces, el amor puede ,acer ue un caballero renuncie a sus costumbres licenciosas, pero es un reto di!.cil ganarse el cora1ón masculino. "N# D#$# #N%N&$# Consejos a las jóvenes damas para con uistar marido

!leanor le escri%ió en se#uida una nota a Ganny antes de comer y reci%ió una respuesta inmediata, de modo ue pudo visitar la residencia privada de la cortesana en 'ra3"ord Place al#o despu0s a uella misma tarde. Ganny pareció encantada de verla y la escuchó atentamente cuando !leanor le explicó ue el ascenso del #lo%o la ha%ía inducido de modo inesperado a verse comprometida, lo ue ha%ía tenido como consecuencia su matrimonio con Wrexham al día si#uiente. ;'on"ío en ue pueda aconsejarme acerca de cómo proceder ahora ;concluyó !leanor. ;6u li%ro para conse#uir marido se centra principalmente en las circunstancias anteriores al casamiento, no en las posteriores. ;Aucho me a#radaría darle ideas ;respondió Ganny dedicándole una sonrisa. ; )amenta%lemente, una vez se case, estará usted en desventaja. !l matrimonio cam%ia el e uili%rio de poder de una pareja de modo si#ni"icativo. !l marido predomina so%re la esposa, tanto en el aspecto le#al como en el "inanciero. ;)o s0 ;dijo !leanor vacilante. ;Pero lo ue más me importa es #anarme su a"ecto. !l caso es ue... amo a Wrexham. ;<1h, comprendo= ;contestó la cortesana lentamente. ;Desde lue#o, sa%rá ue amarle la coloca a-n en mayor desventaja, &verdad( ;6í ;respondió, satis"echa de ue Ganny hu%iese comprendido su dilema tan rápidamente. ;*ecesito sa%er u0 hacer. &'ómo puedo conse#uir ue 0l me corresponda( Ganny "runció el cejo. ;Por lo ue s0 de lord Wrexham, será un desa"ío importante. 6u o%servación hizo ue !leanor se uedase momentáneamente callada. ;&6í( ;dijo con estudiada indi"erencia. ;&)e conoce usted( ;!n cierto modo ;contestó Ganny sonriendo. )ue#o, de repente, re"lexionó como si recordara ante uien se encontra%a. ;Pero no del modo ue usted ima#ina, lady !leanor ;añadió rápidamente. ;)ord Wrexham nunca ha sido cliente mío. !leanor se sintió aliviada. ;)o ue uería decir ;prosi#uió Ganny, ;es ue en el pasado ha demostrado ser muy es uivo y ue es pro%a%le ue se manten#a así. *ecesitará toda la munición ue pueda conse#uir a "in de #anar la %atalla por su corazón. De acuerdo con ese extremo, !leanor se limitó a suspirar y planteó otra pre#unta$ ;4 & u0 puedo hacer(

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 135

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;!l secreto, creo, consistirá en aumentar su deseo "ísico hacia usted lo máximo posi%le. ;&4 cómo conse#uirlo( Ganny contestó con toda seriedad$ ;)o más importante$ de%ería recordar ue, aun ue est0n casados, todavía si#ue comprometida en una danza de cortejo con su esposo. *o puede mostrarse demasiado ansiosa de conse#uir sus atenciones, ni tampoco rendirse demasiado "ácilmente a sus encantos. !n vez de ello, ha de resistirse a sus proposiciones y darle cierta impresión de indi"erencia. 1l mismo tiempo, de%erá atormentarlo y excitarlo sutilmente, tal como aconseja%a en mi li%ro. .na vez ten#a lu#ar la consumación, estará más enterada acerca del acto amoroso y de cómo estimular el cuerpo masculina !leanor sintió ue se sonroja%a. ;&4 si... la consumación ya se hu%iera producido( Ganny no pareció sorprendida, por el contrario, se mostró complacida. ;!xcelente. !so "acilitará mucho mi tarea de instrucción. Hay muchas t0cnicas ue nunca he mencionado en mi li%ro para no herir la inocente sensi%ilidad de mis lectoras, ue son principalmente damas de calidad. Por "ortuna, como mujer casada, usted podrá utilizar su lecho conyu#al a su "avor sin temor al escándalo. 2endrá mayor li%ertad para emplear las artes de la seducción. Puede intensi"icar las expectativas de su esposo y hacer ue la desee mucho más. ;&De modo ue de%ería se#uir las recomendaciones de su li%ro pero intensi"icar mis atractivos "ísicos( ;1sí es ;convino Ganny. ;*o o%stante, la premisa %ásica si#ue siendo la misma para la mujer casada ue para la soltera. De%e hacer ue se es"uerce por #anársela, no al rev0s. !n resumen, lo#rar ue la persi#a. 1 los hom%res les #usta ser los cazadores, no la presa. !l consejo de Ganny "ue %ien reci%ido por !leanor. !lla se ha%ía planteado el cortejo del príncipe de modo muy similar a un jue#o, pero a uello no era un jue#o. !l premio era mucho, mucho más importante ahora. ;Podría serme -til conocer sus planes inmediatos ;interrumpió Ganny sus pensamientos. ;6upon#o ue se#uirá viviendo en )ondres, &no es así( &!mprenderán viaje de %odas( ;*o estoy se#ura ;respondió !leanor. ;*o hemos tenido tiempo de comentar nin#uno de los detalles, aun ue la si#uiente uincena está decidida. Ai tía, lady >eldon, cele%ra su "iesta anual en su "inca próxima a >ri#hton, y ue comenzará este "in de semana. !lla cree ue es mejor contener las ha%ladurías ausentándonos de )ondres, por lo ue nos iremos en se#uida, de hecho, mañana por la tarde. Ganny "runció los la%ios. ;2rasladarse al campo con Wrexham puede darle al#unas oportunidades prometedoras para #anarse su a"ecto. Por lo menos puede controlar mejor los acontecimientos. Dí#ame, &en u0 consisten esas "iestas en casa de su tía( ;>ien, durante el día, muchos invitados dis"rutan ca%al#ando y paseando por las dunas. 2am%i0n hacemos excursiones en carruaje a diversos lu#ares históricos y, como mínimo, e"ectuamos una salida a la playa para %añarnos en el mar. Por la noche hay jue#os y lectura de poesías y, desde lue#o, naipes, cenas y danzas, con un %aile de
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 136

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

eti ueta el -ltimo día. !n realidad, Wrexham y yo nos conocimos allí, hace dos años, y nos prometimos por vez primera. Ganny asintió satis"echa. ;1-n mejor. .sted puede conse#uir reavivar la intimidad ue tuvieron en otro tiempo, antes de ue concluyera su compromiso. 1l recordar lo ue ha%ía ocasionado su ruptura con 0l, la joven se retorció los dedos. ;!l caso es, Ganny... ue deseo muchísimo ue 0l me encuentre desea%le, así como ue me ame, para ue no ten#a inter0s en mantener una amante, como hizo anteriormente. )a cortesana la miró con simpatía. ;Ha%ía oído decir ue la amante de 0l "ue la razón de ue ustedes rompieran. Pese al dolor ue el recuerdo le causa%a, !leanor no pudo reprimir su inter0s. ;Ae he pre#untado a veces por ella. 6e llama%a )ydia *e3lin#. &)a conoce usted por casualidad( Ganny vaciló. ;6í, la conozco. ;&:eside a-n en )ondres( ;6í, pero tiene un nuevo protector, se#-n he sa%ido recientemente. Dudo ue ten#a usted motivos para preocuparse. !leanor es%ozó una sonrisa carente de humor. ;Para ser sincera, me preocupa ue Damon no me considere tan hermosa o desea%le como encontra%a a la señora *e3lin#. Ganny ne#ó "irmemente con la ca%eza. ;4a conoce mi opinión acerca de ese tema, lady !leanor. )a %elleza no es re uisito indispensa%le para atraer a la mayoría de los ca%alleros. Pero no puedo creer ue Wrexham piense semejante cosa de usted. !s mucho más hermosa ue )ydia *e3lin#. ;Pero ella es sumamente experta en su pro"esión. ;2am%i0n lo soy yo ;respondió Ganny. ;)o -nico ue usted necesita es un poco de orientación para añadir al#unos trucos de seducción a su arsenal, y será una rival mucho más "uerte ue cual uier )ydia *e3lin#. !leanor sintió un enorme alivio ante sus pala%ras. ;*o deseo a%usar más de lo ue ya lo he hecho, pero si tiene tiempo, le a#radecería todo cuanto pueda enseñarme. 'on los ojos centelleantes, Ganny es%ozó una provocativa sonrisa ue demostró por u0 se ha%ía convertido en una de las más "amosas cortesanas de +n#laterra. ;6ería un placer. 4 por el momento dispon#o de mucho tiempo, puesto ue he concluido el %orrador de mi novela medieval. De hecho, me proponía escri%irle a usted mañana para pedirle ue la leyese y me dijera u0 le parece. ;Desde lue#o, estar0 encantada. 6i es posi%le, me llevar0 el manuscrito a >ri#hton... ;Hizo una pausa y prosi#uió;$ 1un ue %ien pensado, comenzar0 a leerlo esta noche. .na %uena historia será una a#rada%le distracción de la terri%le realidad de ue voy a casarme mañana. 6u humor "ue aco#ido con suaves risas por parte de Ganny.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 137

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;'on"ío en ue la historia le #uste, lady !leanor. 1hora, si podemos ser "rancas... & u0 sa%e usted de anatomía masculina(

!leanor salió una hora despu0s de la casa, armada con el punto de vista de una cortesana so%re las artes de seducción. 6in em%ar#o, no se sentía aver#onzada de ello, puesto ue Ganny ha%ía sido muy práctica y prosaica al tratar de asuntos carnales. 6us instrucciones y estímulos la ha%ían hecho sentirse prudentemente optimista. 1penas podía a#uardar para poner en práctica sus consejos. Damon pocha hacer ue cual uier mujer anhelase sus caricias, pero !leanor esta%a decidida a cam%iar ahora las tornas y hacer ue "uera 0l uien la ansiara a ella. )a recon"orta%a recordar cómo ha%ía respondido a sus propuestas sensuales en la %i%lioteca, la noche del %aile en casa de los Haviland. 1un así, su seducción no era su principal arma. 6u o%jetivo consistía en lo#rar ue hu%iese amor en su matrimonio con Damon. 4 si se#uía los consejos de Ganny, con"ia%a en ue por "in lo lo#raría. &4 si no era así( *o se permitiría pensar en la soledad y la a"licción a ue se en"rentaría si no podía conse#uir ue 0l le correspondiera.

!leanor tuvo otra razón para estarle reconocida a Ganny a uella noche, puesto ue su novela resultó ser muy a%sor%ente y, así, alejó en #ran parte de su mente su próximo matrimonio. 1-n más nota%le, a uella noche durmió pro"undamente, pese a todo lo ue ha%ía sucedido durante los pasados días, el pro"undo cam%io ue se avecina%a, y todo cuanto sucedería en el "uturo. !n cam%io, durante toda la mañana tuvo los nervios de punta mientras 7enny la ayuda%a a %añarse y ataviarse con un vestido de man#a lar#a de seda de color rosa. 6u a#itación creció a medida ue se aproxima%a el momento, por lo menos hasta ue Damon entró en el salón a las once, acompañado de su ami#o m0dico, el doctor /eary, y se#uido por un cl0ri#o. !ntonces la invadió una sensación de calma, aun ue la ceremonia ue si#uió no tuvo nada ue ver con lo ue ella ha%ía soñado. !l novio, ue vestía cha ueta azul y pantalones color #ris pálido, era el mismo no%le sorprendentemente hermoso de sus sueños, pero ella ha%ía planeado casarse en una #ran i#lesia Ppara ser exactos en 6t. /eor#es, de Hannover 6 uareQ con su "amilia y ami#os PAarcus, Heath y Dre3 en particularQ presentes, y con la asistencia de la mitad de la %uena sociedad Pen lu#ar de cele%rar una %oda precipitada con licencia especial y sólo con al#unos invitadosQ. Pero su tía ha%ía a%ordado el desa"ío de atenuar la mancha social de su reputación con decidida e"icacia. )a anciana condesa de Haviland se encontra%a presente para dar su apro%ación al acto y proclamar su apoyo a la so%rina de su ami#a del alma, lady >eldon. !l príncipe )azzara y el signore Becchi tam%i0n asistían, para #uardar las apariencias y demostrar a la sociedad ue su alteza no al%er#a%a resentimiento hacia !leanor ahora ue su cortejo ha%ía concluido %ruscamente.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 138

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

Damon enarcó las cejas al ver a los dos ca%alleros italianos, como si se pre#untara u0 dia%los esta%an haciendo allí, pero no tuvo ocasión de pre#untarle a !leanor al respecto, puesto ue su tía conspiró para mantenerlos apartados durante el %reve rato anterior a ue pronunciaran sus votos matrimoniales. 1l concluir la ceremonia, cuando Damon la %esó li#eramente en los la%ios para sellar su unión, a !leanor se le aceleró el corazón y si#uió lati0ndole al mismo ritmo rápido mientras "irma%an los documentos de la unión. 4a esta%an irrevoca%lemente casados. !ntonces, lady >eldon se acercó a ellos para comentar los planes del viaje a >ri#hton. ;.sted de%e venir con nosotras en mi carruaje, lord Wrexham ;dijo la vizcondesa %ruscamente. ;6ería extraño ue una pareja de reci0n casados se separara tan pronto despu0s de las nupcias. Pero le advierto, milord, ue pienso mantenerlo muy vi#ilado. *o dejar0 a !leanor a su merced. 1hora, si me disculpa un momento, deseo despedir a nuestros invitados y a#radecerles ue cancelaran sus compromisos de manera tan precipitada. !llos se reunirán mañana con nosotros en :osemont, un día antes de lo ue ha%íamos planeado. Damon, ue se ueda%a a solas con !leanor por vez primera desde ue entró en el salón, la contempló con el cejo "runcido. ;&6e propone a-n asistir el príncipe a la "iesta( ;6í. :ecordaras ue "ue invitado hace tiempo. Fl y el signore Becchi lle#arán mañana en su propio carruaje. !leanor vio ue Damon apreta%a la mandí%ula en señal de desapro%ación. ;)as circunstancias no han cam%iado desde ayer ;señaló. ;6i )azzara está en peli#ro, tu se#uridad puede hallarse tam%i0n en ries#o siempre ue te halles en su compañía. ;2al vez ;respondió ella manteniendo su tono sose#ado. ;Pero no podemos a%andonarle y ya está. 6i realmente al#uien trata de hacer daño al príncipe )azzara, se hallará más a salvo en el campo, en la "inca de mi tía. 1llí será más di"ícil para nuestro desconocido asaltante atacarle y t- estarás en mejores condiciones de prote#erle, como estoy se#ura de ue serás tan ama%le de hacer. 6onrió para sí al ver ue Damon reprimía una o%servación. !ra evidente ue no lo complacía tener al príncipe tan cerca de ella ni verse o%li#ado a cuidar de 0l. !leanor le puso una mano en la man#a para calmarlo. ;Pero a decir verdad, no sólo pienso en 0l. Deseo ue mi tía sea dichosa, Damon. 6e ha encariñado mucho con el signore Becchi, pero es imposi%le ue 0ste asista a la "iesta si el príncipe no lo hace. 4 de%es admitir ue su ilustre presencia contri%uirá a acallar los chismorreos. 2ía >eatrix con"ía en resta%lecer mi reputación y cree ue ellos, junto con sus rim%om%antes ami#os, "avorecerán mucho mi causa. ;1un así, no me #usta ;respondió 0l secamente. !leanor lo miró entornando los párpados. ;&*o estarás celoso, por casualidad( ;%romeó. ;&2al vez te preocupa ue su alteza pueda tentarme a ue%rantar mis votos matrimoniales( ;*o ;replicó Damon con sorprendente convicción en la voz. ;Dada tu idea so%re la "idelidad, dudo ue de%a preocuparme por ser en#añado.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 139

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

*o o%stante, se dio cuenta de ue no ha%ía respondido a su pre#unta so%re los celos. 1ntes de ue pudiera a#uijonearlo más, el príncipe )azzara se acercó a ellos. .na triste expresión ensom%recía sus re#ios ras#os cuando se inclinó ante ella y le %esó la mano. ;!stoy sumamente apenado de ue las cosas hayan lle#ado a tal extremo, donna !leanora. 4 temo ue me corresponde #ran parte de culpa. 6i no hu%i0semos ido a la ascensión, no se ha%ría visto o%li#ada a casarse tan de prisa. !leanor sonrió. ;.sted no tiene la culpa, alteza. *o podía sa%er ue el lanzamiento sería sa%oteado. !l hom%re apretó los la%ios con #esto despectivo. ;Pucinelli ha re#resado a +talia, supon#o ue por ue temía verse culpado de poner en peli#ro las vidas de un par in#l0s y de una joven dama de no%le cuna. ;6e volvió hacia Damon. ;Ha sido muy #eneroso, milord, al preocuparse de ue trasladaran el #lo%o a mi casa. 6in duda, Pucinelli estará complacido de recuperarlo, aun ue no estoy se#uro de ue merezca su consideración. ;Gue poca molestia ;contestó Damon con "rialdad. )ue#o cam%ió de tema. ;2en#o entendido ue estará en :osemont durante la próxima uincena, alteza. ;1sí es. !stoy esperando ansioso dis"rutar de ese placer. ;'on"ío en ue recuerde lo ue comentamos. ?ue se manten#a alejado de lady !leanor lo máximo posi%le, por la se#uridad de ella. ;Desde lue#o ;respondió )azzara al punto. !leanor dudó ue Damon se sintiera totalmente satis"echo con a uella respuesta, aun ue asintió reconocido y lue#o añadió al#unos consejos$ ;6ería conveniente ue se hiciera acompañar por los a#entes. 2am%i0n podría considerar dejar a su s0 uito de servidores en )ondres y contar con el e uipo de lady >eldon durante su estancia. 1 >o3 6treet le resultará más "ácil prote#erle si pueden controlar a todos los ue tienen acceso a usted. !l príncipe pareció atónito ante la su#erencia. ;Pero no puedo arre#larme sin mis servidores, aun ue me ase#urar0 de ue los a#entes ue usted contrató si#uen a mi servicio. !n ese momento >eatrix re#resó junto a !leanor y dijo ue de%erían ponerse en marcha si desea%an lle#ar a tiempo a :osemont para cenar a uella noche. 2ras despedirse de sus invitados y del doctor /eary, !leanor si#uió a su tía al vestí%ulo de entrada, donde Peters le entre#ó su pelliza y su tocado. Poco despu0s, mientras se instala%a en el calesín de viaje de la mansión >eldon, junto a la vizcondesa y "rente a su "lamante esposo, !leanor pensó ue esta%a complacida de cómo se ha%ían desarrollado los acontecimientos hasta entonces. )a presencia del príncipe en :osemont durante uince días podía resultar ventajosa, puesto ue podría servir para ue Damon se sintiera un poco celoso. 4 la con"orta%a sa%er ue se vería rodeada de aliados. )e consta%a ue estar a solas con Damon representa%a el mayor peli#ro para poner en práctica las estrata#emas ue le ha%ía enseñado Ganny. 6i su plan de #anarse su amor tenía ue triun"ar, necesita%a mantener el control de la relación. 6e#-n la cortesana, de%ía mostrarse es uiva, incitando y tentando
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 140

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

constantemente a Damon con la esperanza de enlo uecerlo de deseo. *o o%stante, 0l era tan atractivo y tentador ;y su propia "uerza de voluntad tan d0%il, ; ue era pro%a%le ue cediera a sus deseos antes de poder excitarle hasta el punto de ue le entre#ara su corazón. !ra crucial ue si#uiera los consejos de Ganny al pie de la letra, pues 0sa era su -nica esperanza de alcanzar la "elicidad.

Damon no se sintió satis"echo de ue lady >eldon lo mantuviese apartado de su esposa, en especial dado ue sospecha%a ue pro%a%lemente prose#uiría con sus ma uinaciones durante todos los "estejos. Pero decidió soportar su inter"erencia de %uen #rado, por lo menos hasta ue lle#aran a :osemont y pudiera uedase a solas con !leanor. !ntonces sería más "ácil es uivar a su señoría. De hecho, Damon le ha%ía pedido a ,tto ue los acompañara, deseoso de tener un aliado ue "rustrase cual uier plan ue lady >eldon hu%iera hecho, pero el m0dico se ha%ía excusado ale#ando ue no podía estar ausente de su hospital tanto tiempo. ;4 además ya sa%es cuánto odio esta clase de reuniones sociales in-tiles ;añadió ,tto con un simulado estremecimiento. ;2- eres un experto con las damas. 6e#uro ue durante una uincena puedes conse#uir alejar al dra#ón de !leanor. ;*o será tan "ácil ;respondió Damon secamente. ;2al vez resulte mejor de lo ue piensas ;lo animó ,tto. ;!stoy %astante sorprendido de ue te hayas casado con !leanor despu0s de todo este tiempo, pero creo ue puede ser una %uena pareja para ti. 1un ue repito ue no soy nin#una autoridad en cuanto a matrimonios, por lo ue podría estar e uivocado. !n cual uier caso, te deseo lo mejor, ami#o. Dado ue ,tto era un soltero empedernido, Damon ha%ía aceptado con cierta reserva sus pronósticos. Pero aun así hu%iera pre"erido contar con su compañía en :osemont 'omo le #usta%a a la vizcondesa, su calesín hizo el viaje a paso tran uilo durante los casi cincuenta 5ilómetros de excelente carretera ue conducían al sur de )ondres. )os se#uía el carruaje de Damon y otro vehículo más lento de la mansión >eldon car#ado de sirvientes y e uipaje. 6e detuvieron cada hora en casas de postas para cam%iar los ca%allos y en una ocasión pararon más rato, ue aprovecharon para tomar una a%undante comida. !leanor se senta%a "rente a Damon con expresión serena, pero con mirada animada mientras sostenía una amena conversación con su tía. Fl no lo#ra%a desci"rar su talante, pero de vez en cuando ella lo mira%a con una leve sonrisa en los la%ios, como si tuviera un secreto ue no deseara compartir. Damon no podía li%rarse de la sospecha de ue se proponía al#o. Por otra parte, el altanero desa#rado de lady >eldon resulta%a patente$ la vizcondesa mostra%a un escaso mínimo de cortesía y en su mayor parte lo i#nora%a. 6in em%ar#o, en conjunto, el viaje por !ssex "ue %astante a#rada%le. :osemont era la "inca de lady >eldon, ue ha%ía ad uirido con su "ortuna privada, puesto ue la casa solarie#a de su di"unto esposo ha%ía sido heredada por un so%rino de 0ste por línea masculina. )a propiedad de la vizcondesa esta%a situada a pocos 5ilómetros al noroeste de >ri#hton, en las her%osas colinas de las dunas del sur.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 141

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

Damon podía perci%ir el "resco aroma del mar a medida ue se aproxima%an a su destina 6i viaja%an al#unos 5ilómetros más al sur, lle#arían al canal de la Aancha y a las rocas de #reda ue domina%an hermosas playas de #uijarros. 6e sintió aliviado cuando por "in atravesaron las #randes verjas metálicas de :osemont y recorrieron el lar#o y sinuoso paseo hasta detenerse ante una espl0ndida mansión de estilo paladiano. 2al como Damon recorda%a, el interior esta%a rica y lujosamente decorado, como correspondía a una dama no%le y adinerada de ex uisito #usto. !n cuanto entraron, lady >eldon se hizo car#o de su e uipo de sirvientes, ordenando ue trasladasen el e uipaje arri%a y su#iriendo despu0s a la pareja de reci0n casados ue se retiraran a sus ha%itaciones para uitarse el polvo del camino y cam%iarse de ropa para poder acudir a la cena "ormal a las siete. )ue#o se diri#ió directamente a Damon$ ;)es he asi#nado ha%itaciones conti#uas por #uardar las apariencias, milord, aun ue lo he hecho de muy mala #ana. Pero no uiero ue se di#a ue hay al#o sospechoso en su matrimonio. !l pensó ue dos años antes sus ha%itaciones esta%an situadas en una ala distinta a las de !leanor, por lo ue eso si#ni"ica%a una importante mejora. De modo ue no protestó por el alojamiento. 2ampoco lo hizo !leanor. !n vez de ello, se limitó a sonreír y lo acompañó arri%a precedidos am%os por el mayordomo de :osemont. !lla se detuvo ante una puerta ue se halla%a a mitad del pasillo mientras ue a Damon lo acompañaron hasta la si#uiente. 6u dormitorio dis"ruta%a de una espl0ndida perspectiva del par ue, pero 0l esta%a más interesado en el acceso a las ha%itaciones de su esposa. 'uando a%rió la puerta de comunicación vio a !lle en una ha%itación similar a la suya, uitándose el tocado. )o primero ue ella hizo, de manera sorprendente, "ue disculparse. ;)amento ue mi tía se comporte de un modo tan di"ícil, Damon. 6upon#o ue necesita un tiempo para hacerse a la idea. ;!stoy deseoso de ue lo consi#a ;contestó 0l al#o secamente, ;por ue no ima#ino tener ue %atallar con ella durante todo el tiempo ue estemos a uí. !leanor le diri#ió una sonrisa co ueta. ;Podría costar más de uince días ue ella ceda. 6a%es ue te desaprue%a. !stá más enojada conti#o ahora por precipitar esta de%acle ue por la ruptura de nuestro compromiso hace dos años. 2ampoco ha olvidado tu comportamiento li%ertino de entonces, no creas. 2ía >eatrix está decidida a ue no vuelva a caer en tu perverso encanto. ;Deduzco ue es por eso por lo ue nos ha asi#nado ha%itaciones separadas. ;Por eso y por ue cree ue tendremos un matrimonio solamente nominal. Damon la miró entornando los ojos. ;'on"ío en ue t- no seas de la misma opinión. ;Pues sí. 1l verlo "runcir el cejo, !leanor a%rió los ojos con inocencia.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 142

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;!ras t- uien desea%a un simple matrimonio de conveniencia, Damon. 6in duda no esperarás ue eso comprenda la relación carnal como si "u0ramos una pareja realmente casada. ;Desde lue#o ue espero ue compartamos el lecho. ;>ien, ya veremos... Ha%ía un chispazo de risa en sus ojos ue desmentía su inocente aspecto. Damon sospechó ue esta%a "lirteando con 0l, y se convenció de ello cuando se le acercó, le puso la mano en el %razo y le dijo con aire implorante$ ;Ai doncella a-n no ha lle#ado. &6erías tan ama%le de soltarme los cierres del vestido( 6in a#uardar respuesta, se volvió de espaldas y cuando Damon la hu%o complacido, le dio las #racias con dulzura y se volvió de nuevo de cara a 0l. )o miró mientras comenza%a a %ajarse el corpiño, pero se detuvo precisamente cuando aparecía a la vista el %orde de su cors0. ;!l pudor me impide desnudarme delante de ti. 6u a%surda declaración le hizo enarcar las cejas. Pero la cremosa piel ya expuesta a su ávida mirada le recordó la exu%erancia de sus senos desnudos y la potente sensualidad de su cuerpo cuando le ha%ía hecho el amor el día anterior. !ntonces, !leanor se humedeció los la%ios con la len#ua y 0l comprendió ue esta%a tratando de excitarlo. 1l sentir cómo se le endurecían las in#les, reconoció ue lo esta%a consi#uiendo. 6u %oca se veía suave y llena, su piel in"initamente acaricia%le. 1vanzó más hacia ella con una intensa necesidad de %esarla. 4 por el revelador pulso ue latía en la %ase del cuello de !leanor comprendió ue asimismo esta%a pu#nando con su propio deseo de 0l. 6us ojos azules se veían luminosos y ardientes... )e sirvió de poco consuelo verla a#itar la ca%eza con sonrisa pesarosa y decirle$ ;6erá mejor ue te cam%ies de ropa, esposo. *o podemos tener a mi tía esperando. :e"un"uña mucho cuando no se acata su voluntad. 1l ver ue no o%tenía respuesta, !leanor lo empujó suavemente por el pecho conduci0ndolo hacia atrás, a la puerta de comunicación. 'uando 0l hu%o cruzado el um%ral entrando en su cámara, !leanor le sonrió casi con tristeza. ;'reo ue será mejor ue cerremos la puerta para ue así no nos sintamos tentados de cruzarla. )ue#o retrocedió y cerró con "irmeza. Damon oyó cómo corría el cerrojo y se uedó mirando la madera de%ati0ndose entre la exasperación y la incredulidad. !sta%a casado con !leanor, pero ella se proponía ne#arle su lecho. 1-n más, ha%ía mani"estado claramente ue se encontraría con su resistencia, así como con su superMprotectora tía. Hizo una mueca al reparar en la dolorosa tensión ue sentía en los pantalones. Por un "u#az momento, ha%ía esperado realmente complacido a uellos días en el campo, sin em%ar#o, ahora parecía como si lo -nico ue "uese a encontrar "uera una uincena de deseo "rustrado. Pensando en el tormento ue le a#uarda%a, pro"irió un prolon#ado suspiro.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 143

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

+%an a ser realmente uince días muy lar#os.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 144

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

CAPI! LO &)
+er.a prudente ue en ocasiones se mostrase es uiva. +i siempre es !ácilmente ase uible, el desa!.o desaparecerá para él y tal ve1 recurra a una presa más emocionante. "N# D#$# #N%N&$# Consejos a las jóvenes damas para con uistar marido

!ncontrar un momento de intimidad con su esposa resultó tan di"ícil como Damon espera%a. )ady >eldon mantuvo a su so%rina a su lado durante toda a uella velada y tam%i0n en el desayuno, a la mañana si#uiente. Despu0s, !leanor mani"estó estar demasiado ocupada para salir a ca%al#ar con 0l, pues uería leer el manuscrito de una novela ue ha%ía escrito una ami#a. Damon dis"rutó de un paseo solitario a ca%allo y lue#o se encerró en la %i%lioteca de :osemont. Poco despu0s de la una, comenzaron a lle#ar los primeros invitados. 6a%ía ue le dis#ustaría ver al príncipe )azzara cerca de su esposa, pero no ha%ía contado con ue sus celos tuvieran otro "rente$ :ayne Lenyon, el nuevo conde de Haviland, ue acompaña%a desde )ondres a su a%uela, la condesa viuda. Aás exactamente, a Damon no le #usta%a ue !leanor mantuviera tan %uenas relaciones con lord Haviland y ue incluso pareciera ue co uetea%a con 0l. )os oyó casualmente %romear cuando se reunieron todos en el salón a las cuatro, para tomar el t0. ;Ha sido una lástima ue yo no "uese lo %astante rápido como para conse#uir su mano en matrimonio antes ue Wrexham ;le decía el conde a !leanor con una sonrisa. ;Ai a%uela ha%ría estado encantada si hu%iese decidido casarse conmi#o, puesto ue la considera la dama ideal. !leanor le devolvió la sonrisa. ;2odo el mundo sa%e ue lady Haviland está presionándolo para ue se case. ;!s una #ran verdad ;contestó Haviland secamente. ;Desea un heredero ue contin-e la dinastía "amiliar antes de reunirse con su Hacedor, lo ue insiste en ue sucederá cual uier día de 0stos. Pero puesto ue usted ya no si#ue disponi%le, tendr0 ue %uscar en otro lu#ar una esposa conveniente. ;)amento decepcionar a su a%uela, milord, pero ;contempló a Damon con una ju#uetona mirada %ailándole en los ojos; me resultó imposi%le resistirme a mi marido. 6in em%ar#o, no me ca%e duda de ue usted atraerá a montones de convenientes jóvenes damas. ;'onvenientes, sí... pero por desdicha no tan atractivas como yo desearía. ;6upon#o ue todas le resultan a%urridas. ;, me consideran a mí demasiado incivilizado, puesto ue no estoy encandilado con la sociedad londinense como de%ería estarlo un par. !leanor se rió levemente, lo ue clavó un dardo de celos en el pecho de Damon.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 145

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

!ste sa%ía, por el tiempo ue ha%ían compartido en la universidad, ue el conde era un individuo de más enjundia ue el típico no%le. 4 volvió a recordarlo a uella noche al ser testi#o de la a#uda capacidad de o%servación de Haviland. !l #rupo se ha%ía diri#ido al salón despu0s de cenar para oír a !leanor al piano. Aientras el príncipe )azzara le pasa%a la partitura, Haviland cruzó la sala hasta donde esta%a Damon, junto a las puertas vidrieras, tomando un poco de aire "resco tras respirar la car#ada y recalentada atmós"era de la reunión. ;6iento curiosidad acerca de por u0 se encuentran dos a#entes de >o3 6treet a uí, Wrexham. Damon lo o%servó con divertida admiración. ;1sí ue lo ha advertido, &eh( &'ómo los ha detectado( *in#uno de ellos lleva su ha%itual cha ueta de pechera roja. ;He tenido al#una experiencia con >o3 6treet antes de ahora. &'on u0 "in se hallan a uí( Parecen estar merodeando cerca de )azzara siempre ue es posi%le. ;!s una historia %astante lar#a. Haviland se enco#ió de hom%ros. ;Dispon#o de tiempo so%rado para escuchar... 4 se#uro ue será mucho más interesante ue mantener corteses conversaciones de salón. 1sí Damon se encontró relatándole los "recuentes accidentes ue ha%ía su"rido el príncipe, comenzando por la rueda ue se ha%ía desprendido de su "aetón en el par ue y culminando con el sa%otaje del vuelo en #lo%o. !l conde se uedó pensativo cuando concluyó su exposición. ;&Dice ue el carterista del %azar Pantheon parecía ser extranjero( ;6í. De hecho tenía la tez olivácea de los italianos. ;*o me sorprendería ue su alteza se haya creado enemi#os entre sus paisanos. )a realeza suele contar con descontentos y uejas. ;Hizo una pausa. ;Podría ser interesante prepararle una trampa al posi%le asaltante. Damon enarcó una ceja ante la propuesta del conde, aun ue al#o tan poco convencional por su parte no era totalmente inesperado, dada la supuesta experiencia de Haviland con los servicios de inteli#encia %ritánicos. ;&?uiete decir ue de%eríamos utilizar a )azzara como ce%o( ;pre#untó Damon. ; &Podría hacerse sin ponerlo demasiado en peli#ro( ;6upon#o ue podría or#anizarse al#o. D0jeme pensar en ello. !ntretanto, de%ería usted encar#ar a los a#entes ue dedicaran estrecha atención a los sirvientes del príncipe y a sus compatriotas. ;4a lo he hecho así ;respondió Damon. ;'ontra mi consejo, )azzara ha traído a su ha%itual s0 uito de sirvientes con 0l, y pens0 ue de%ían merecer o%servación extra por parte de >o3 6treet. 2am%i0n le pedí a mi ayuda de cámara ue est0 al tanto de cual uier actividad sospechosa en el ám%ito del servicio. Pero )azzara pro%a%lemente se hallará más a salvo si usted accede a vi#ilarlo, Haviland. !l conde sonrió. ;!star0 encantado. 6erá un alivio tener al#o constructivo de ue ocuparme durante esta uincena. Grancamente, estas #randes "iestas me resultan en extremo a%urridas.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 146

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

!n otro tiempo, Damon ha%ía sido de la misma opinión, hasta ue conoció a !lle en a uel mismo acontecimiento, hacía dos años. Desde el primer momento en ue posó la mirada en la encantadora joven de ca%ellos ne#ros, se uedó "ascinado. 1 uella primera vez, !leanor esta%a rodeada por una camarilla de admiradores y 0l ha%ía tenido muchas di"icultades para apartarla de sus #alanes a "in de poder tenerla para sí. Pensó ue el desa"ío era el mismo entonces, sólo ue ahora su adversario era su tía. 6in em%ar#o, el signore Becchi servía para distraer un poco a lady >eldon. !ra evidente ue !leanor tenía razón$ la vizcondesa se esta%a enamorando del distin#uido diplomático italiano. Para satis"acción de Damon, lady >eldon vio más distraída su atención cuando al día si#uiente comenzaron a lle#ar casi dos docenas más de invitados y empezó en serio su "iesta. Ha%ía invitado a la "lor y nata de la sociedad y, por entonces, todos se ha%ían enterado ya de la apresurada %oda de su so%rina. Auchos de ellos la "elicita%an discretamente, pero su señoría se dedicó a li uidar sus reservas con la resolución de un mariscal de campo. 1 Damon le divirtió oír a la vizcondesa cantar sus ala%anzas y simular estar encantada con la unión, cuando 0l sa%ía ue esta%a mintiendo descaradamente. !leanor tam%i0n contri%uyó a apa#ar cual uier atis%o de escándalo interpretando el papel de hermosa y animada heredera ue ha realizado un espl0ndido enlace con un no%le en extremo %uen partido. Damon no pudo por menos de admirarla mientras ella encanta%a y hechiza%a a sus jueces. Pero !lle hu%iera captado su atención aun ue no estuviera reci0n casado con ella. !ra tan vital y ale#re ue parecía elevar el ánimo de cuantos la rodea%an. Damon era consciente de ella en todo momento y le #usta%a mucho oír su risa y o%servar su cálida sonrisa. Pero mientras 0l sa%ía siempre dónde se encontra%a !leanor, 0sta se#uía #uardando las distancias y se le ocurrían in#eniosas excusas para evitar ue se uedaran a solas. 2ess >lanchard, su prima, "ue la -nica ue pareció notar su "alta de intimidad. Damon se ale#ró mucho de ue estuviera entre la multitud de invitados, pero cuando ella lo "elicitó por su matrimonio e insinuó ue le #ustaría conocer más detalles, 0l se limitó a darle las #racias y cam%iar de tema orientando la conversación hacia sus o%ras de caridad. 2ess esta%a al comente de sus es"uerzos en +talia, y precisamente ha%ía descu%ierto varios casos de tu%erculosis en el curso de su dedicación a las "amilias po%res de los soldados caídos. Ha%ía in"ormado de ello a ,tto /eary, uien los ha%ía in#resado como pacientes del sanatorio de Damon. Por "ortuna, 2ess era lo %astante inteli#ente e intuitiva como para no se#uirlo presionando y cuando se separaron se limitó a decirle$ ;!spero sinceramente ue !leanor y t- seáis "elices juntos. Por su parte, el hermano mayor de !lle no se mostró tan claramente optimista, esperanzado... ni indul#ente. Aarcus Pierce, lord Danvers, y su reciente esposa 1ra%ella, aparecieron en la "iesta dos días antes de lo esperado tras enterarse de la repentina %oda, al re#reso de su viaje del continente. )le#aron el sá%ado por la mañana, cuando los invitados se entretenían ju#ando al mazo en el c0sped o pro%ando su destreza con el tiro al arco. !leanor pareció encantada
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 147

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

de ver a su hermano, a juz#ar por su celeridad en dejar su arco y correr a darle un e"usivo a%razo. 'uando Aarcus le pre#untó u0 dia%los se ha%ía propuesto casándose cuando 0l no esta%a presente, ella se echó a reír y le hizo un a%reviado relato del ascenso en #lo%o. 1l ver a los hermanos juntos, Damon se sintió %astante envidioso de su estrecha camaradería, aun ue 0l hu%iese evitado deli%eradamente esa intimidad en su propia relación con !leanor. Aarcus la llama%a *ell, el más com-n diminutivo de su nom%re, así como CtunantaD y al#unos otros apelativos %romistas, pero era evidente su intenso sentimiento protector cuando "ulminó a Damon con la mirada, aun ue se mostró %astante cort0s al estrecharle la mano y presentarle a su tam%i0n reciente esposa, 1ra%ella. 6in em%ar#o, Aarcus aprovechó la primera oportunidad para apartar a Damon de los invitados y hacerle una advertencia$ ;6i vuelves a perjudicar a mi hermana, de al#-n modo, te machacar0 el hí#ado, Wrexham. Damon es%ozó una d0%il sonrisa. ;6i la perjudico de nuevo, no tendrás ue machacarme el hí#ado, lo har0 yo mismo. Aarcus le dedicó una mirada lar#a y torva, y por "in asintió con %rus uedad con la ca%eza. 1l parecer, esta%a dispuesto a darle un voto de con"ianza 6u de"erencia se de%ía en parte a su anti#ua amistad. 1m%os se ha%ían conocido durante los tiempos de su internado. Damon ha%ía lamentado perder la consideración de Aarcus tras romper su compromiso con !leanor. 2enía pocos ami#os y los ue tenía le eran muy ueridos. 1ra%ella, lady Danvers, le dio una aco#ida al#o más "avora%le ue su marido, aun ue a-n se mostró reservada en su saludo dejándole claro ue esta%a enterada de la historia. 6in em%ar#o, su a"ecto por !leanor era evidente, y su actitud cálida y simpática cuando comentó con !lle lo extraño de estar casada. ;<,h, estoy de acuerdo= ;asintió !leanor diri#iendo a Damon una provocativa mirada. ;1-n ten#o ue acostum%rarme a la novedad. ;De%e de ha%er al#o en el am%iente ue ha provocado esta actual epidemia de matrimonios ;%romeó 1ra%ella. ;Desde lue#o, no espera%a ue mis hermanas y yo sucum%i0ramos todas tan de repente, ni ue t- si#uieras tan de cerca nuestros pasos, !leanor. !s una lástima ue :oslyn y )ily no puedan estar a uí. Podríamos ha%er dado una "iesta para conmemorar las extraordinarias circunstancias. Damon sa%ía ue las dos hermanas de 1ra%ella a-n se halla%an ausentes en su viaje de %odas y ue por eso no asistían al encuentro. 1ra%ella tam%i0n se mostró muy a"ectuosa con 2ess. Durante el transcurso de la tarde, Damon lle#ó a comprender ue am%as compartían una estrecha amistad. 6e rieron y charlaron con !leanor durante toda la comida y si#uieron así despu0s, en el trayecto a la playa. Pese al cielo cu%ierto y la "resca %risa, la tía de !leanor se ha%ía ne#ado a cam%iar sus planes y posponer la excursión, evidentemente esperando ue el tiempo se sometería a su voluntad. De modo ue, pronto, media docena de carruajes se a%rían paso en dirección sur, hacia el mar, con la vizcondesa como cara%ina de los reci0n casados, por supuesto.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 148

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

'uando 2ess expresó el deseo de %añarse en el mar diciendo ue sería estimulante, !leanor estuvo de acuerdo, pero 1ra%ella se opuso, e iniciaron una animada discusión acerca de la prudencia de nadar cuando amenaza%a tormenta. Damon esta%a muy contento de ver salir a 2ess de su tristeza tras la muerte de su prometido, hacía dos años. 1 decir verdad, no la ha%ía visto tan animada durante todo ese tiempo. 1dvirtió ue !leanor se comporta%a con su ha%itual animación, aun ue la mayor parte del tiempo le i#nora%a, salvo cuando 0l le tendió la mano al apearse del carruaje. !ntonces le sonrió con tal calidez ue se sintió deslum%rado. 6in em%ar#o, se ne#ó a aceptar su ayuda para recorrer el sendero del acantilado rocoso ue conducía al mar. Damon o"reció su ayuda a las restantes damas del #rupo, y cuando lle#ó a la playa de #uijarros, !leanor, 2ess y 1ra%ella se halla%an mucho más adelante, paseando co#idas del %razo a la orilla del a#ua. Pensó ue constituían una visión pintoresca, con la "resca %risa marina a#itando sus "aldas y haciendo ondear las cintas de sus tocados. !ra un placer o%servar a las tres %ellezas dis"rutando tan ávidamente y oír sus risas musicales mientras se esca%ullían del alcance de las em%ravecidas olas para evitar mojarse sus %otas de media caña. !l príncipe )azzara era al parecer de la misma opinión, por ue pro"irió un suspiro comprensivo al lle#ar junto a Damon. *o o%stante, la expresión del príncipe se tornó de pronto #uasona. ;4o persisto en mi promesa de mantenerme lejos de su esposa, milord, pero usted no tiene mis razones para evitarla. &, es lady Wrexham uien le evita a usted( )a pre#unta, aun ue "ormulada con humor, era levemente o"ensiva y Damon tuvo ue tra#arse una r0plica mordaz. ;Ai esposa está dis"rutando de la compañía de sus ami#as, alteza, y pienso permitir ue si#a #ozando de su li%ertad. ;Humm ;"ue cuanto respondió )azzara. Pero al ca%o de unos momentos añadió astuto;$ 1 decir verdad, con"ieso ue me siento asom%rado. 'on su "amosa ha%ilidad como amante, espera%a ue conociera el primer mandamiento del amore. ;&4 cuál es, alteza( ;)as mujeres desean ser cortejadas. *unca se #anará su "avor si mantiene este comportamiento despe#ado. ;&1sí ue me está su#iriendo ue corteje a mi esposa( ;6í. Parece ue una seducción es muy procedente. Damon se sintió levemente divertido ante la ironía de ue )azzara le diera consejos de seducción. 6in em%ar#o, el hom%re tenía razón$ necesita%a ponerse en marcha si con"ia%a en poner "in a su "orzoso celi%ato en al#-n momento del "uturo próximo. 4 lo desea%a muchísimo. 'on una seca sonrisa, Damon pensó ue el celi%ato era sin duda una dolorosa condición cuando uno tenía una mujer ex uisitamente %ella durmiendo sola en la ha%itación conti#ua cada noche. 6u oportunidad de cam%iar las cosas se presentó una media hora más tarde. Damon ha%ía estado vi#ilando las nu%es tormentosas ue se acumula%an en el cielo, pero la lluvia lle#ó de repente, estallando en espantosas y "rías rá"a#as.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 149

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

'uando los invitados hu%ieron ascendido apresuradamente hasta lo alto de la roca de creta y se amontonaron en los carruajes ue los a#uarda%an, esta%an totalmente empapados, con la ropa pe#ada al cuerpo. Damon permaneció "uera de los vehículos hasta ue todos los pasajeros hu%ieron lle#ado. 'uando se sentó junto a !leanor, 0sta murmuró un C#raciasD casi sin aliento y lue#o se le acercó para susurrarle al oído$ ;!stás calado hasta los huesos. ;4 añadió con voz tem%lorosa por la risa contenida ;$ !xactamente i#ual ue la vez ue te empuj0 a la "uente. ;6í, recuerdo %ien ;susurró Damon a su vez, ;a uel incidente "ue mucho más a#rada%le, dado lo ue lo precedió. 1nte la re"erencia a su primer %eso, !lle volvió a sonreírle con la clase de sonrisa ue podía detener los latidos del corazón de un hom%re. 1l ver ue ella se estremecía, Damon deseó de manera apremiante atraerla hacia 0l y con"ortarla con el calor de su cuerpo, pero su tía los esta%a o%servando con ojos de lince, por lo ue se con"ormó con aceptar una manta de lana del cochero y cu%rir con ella los hom%ros de !leanor. !l retorno a casa tomó más tiempo a causa del a#uacero. 4 aun ue un ej0rcito de lacayos se apresuraron a reci%irlos con para#uas en un in-til es"uerzo de prote#erlos de la lluvia, los invitados aca%aron calados hasta los huesos. !leanor su%ió corriendo a su ha%itación para cam%iarse la ropa mojada. Damon la si#uió más despacio, pero cuando entró en su cuarto se le ocurrió una idea para alterar los arre#los en los ue !lle ha%ía insistido. 'orn%y, %endito "uera, ha%ía encendido un "ue#o en el ho#ar y la ha%itación esta%a con"orta%lemente cálida. .na vez 0ste lo hu%o ayudado a uitarse la cha ueta mojada, Damon lo despidió, dici0ndole$ ;1hora puedo ya arre#lármelas solo. !n vez de ayudarme, me #ustaría ue llevase a ca%o un pe ueño encar#o. Gue hacia el escritorio ue se halla%a en una es uina de la estancia y redactó una nota ue a continuación do%ló. ;2ome ;dijo, tendiendo la misiva. ;Por "avor, entr0#uesela a lady Wrexham y lue#o retírese. ;Per"ectamente, milord. )a expresión del hom%re era inescruta%le, pero en cierto modo parecía complacido, como si apro%ara el plan de su señor de cortejar a su "lamante esposa.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 150

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

CAPI! LO &*
Cuando pretenda seducir a un caballero, ,aga juicioso uso de todas las armas !emeninas con ue cuente su arsenal? una palabra suave, un to ue despreocupado, un beso... "N# D#$# #N%N&$# Consejos a las jóvenes damas para con uistar marido

'on ayuda de su doncella, !leanor se ha%ía despojado de su empapado vestido y mojado cors0 cuando oyó un cort0s #olpecito en la puerta de su dormitorio. Aientras 7enny acudía a a%rir, ella se uitó las h-medas li#as y medias y murmuró una invectiva contra sí misma lamentando su necedad al irse de excursión a la playa cuando se esta%a avecinando una tormenta. )o mismo hu%iera sido ue se tirase al a#ua del 'anal$ tenía los pies descalzos helados y la carne de #allina. 1ca%a%a de co#er una toalla para secarse el pelo cuando 7enny la miró por encima del hom%ro. ;!l ayuda de cámara de su señoría tiene una misiva para usted, milady. !leanor vaciló, tiritando, y lue#o se puso una %ata so%re la camisola y acudió a la puerta. ;Ailady ;dijo 'orn%y con una cort0s inclinación mientras le tendía la nota ple#ada, ; lord Wrexham me ha pedido ue le entre#ue esto personalmente. !lla sintió ue de pronto se le acelera%a el corazón ante la mención de su marido. ;.sted es 'orn%y, &verdad( ;pre#untó, co#iendo la nota. ;1sí es, milady. 'on"ieso ue me sorprende ue usted lo recuerde. !leanor recorda%a al anciano sirviente de cuando lo conoció, hacía dos años. !l hom%re le ha%ía parecido entonces por completo consa#rado a Damon y al parecer se#uía i#ual de entre#ado ahora, a juz#ar por su atención mientras ella a%ría la misiva y la leía. !l mensaje, escrito con su audaz letra, era una invitación para ue compartiera su "ue#o. !leanor no pudo reprimir una sonrisa. !ra ima#inativo por su parte utilizar ese medio para ase#urarse su compañía. 4 a ella no se le ocurriría rechazarlo. !sta%a helada, puesto ue 7enny no sa%ía ue re#resaría de su salida chorreando, y un ale#re "ue#o le parecía maravilloso. 1demás, sería la oportunidad per"ecta de pro#resar en su intri#a para aumentar el ardor de Damon. 6u actitud de los -ltimos días pro%a%lemente hu%iese despertado ya su entusiasmo. Ganny le ha%ía advertido ue no prolon#ara su conducta es uiva hasta el punto de ue 0l se sintiera tan "rustrado ue perdiera totalmente el inter0s. !leanor comprendió ue era hora de ir a la si#uiente etapa. Desde lue#o, tenía ue andarse con ojo. *o podía permitir ue su seducción lle#ara demasiado lejos ;nada más ue uno o dos %esos, ;o se encontraría en peli#ro de sucum%ir a su propio deseo de 0l. *o, se prometió ue en esa ocasión trataría de prote#erse de Damon y ue ejecutaría "ielmente su plan para #anarse su corazón.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 151

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;Por "avor, dí#ale a su señoría ue me reunir0 con 0l dentro de un momento ;le dijo al ayuda de cámara. 'orn%y pareció relajar su concentrada expresión. ;Per"ectamente, milady. 'omo usted desee. 'uando el hom%re se hu%o retirado pasillo a%ajo, !leanor cerró la puerta y "ue ante el espejo de cuerpo entero, donde ju#ueteó con los plie#ues y cintas de su %ata para parecer artísticamente desaliñada. ;&*ecesita al#o más, milady( ;pre#untó 7enny. ;&Puede traerme mis zapatillas azules, por "avor( 4 lue#o lleve mi vestido mojado a%ajo, a las cocinas, para ue lo planchen. Despu0s puede tomarse li%re la si#uiente hora, 7enny. 6upon#o ue no la necesitar0 hasta la hora del t0. )a doncella se despidió con una reverencia es%ozando una sonrisa encantadora, no sólo contenta por dis"rutar de un respiro de sus o%li#aciones, sino tam%i0n como si estuviera complacida de ue su señora pasara al#-n tiempo con el nuevo lord. ;/racias, milady. *o re#resar0 hasta ue usted me llame. 'uando !leanor se hu%o calzado las zapatillas, a%rió la puerta de comunicación con el dormitorio de Damon. 1l punto advirtió ue la ha%itación esta%a a oscuras, pues las cortinas esta%an echadas para aislarse del tormentoso día. Damon ha%ía reducido asimismo la luz de la lámpara, de modo ue 0sta apenas irradia%a luminosidadE sin em%ar#o, el "ue#o del ho#ar ardía vivamente, proyectando un #eneroso calor. !l e"ecto era cálido y aco#edor, en especial con el continuo repi ueteo de la lluvia tam%orileando contra los cristales de las ventanas. 'uando !leanor distin#uió a Damon, el corazón le dio un vuelco. !sta%a de pie, cerca del alto lecho con cuatro columnas, y se lo veía extraordinariamente hermoso, con una %ata de %rocado %or#oña. !sta%a descalzo so%re la al"om%ra y sus piernas desnudas asoma%an %ajo el %orde de la prenda, como si no llevase nada de%ajo. !sa certeza le erizó la piel y la hizo estremecer mientras entra%a en la ha%itación y cerra%a la puerta a su espalda. ;Pareces helada ;dijo su marido o%servándola. ;&Por u0 no te calientas ante el "ue#o( ;/racias, así lo har0 ;respondió !leanor adelantándose hasta el ho#ar. Delante del mismo ha%ía dos sillones de orejas instalados de manera tentadora, pero ella los i#noró y extendió las manos heladas ante las llamas mientras Damon se acerca%a a una mesita auxiliar y servía una copa de vino de una licorera. ;6upon#o ue 'orn%y encendió el "ue#o hace rato ;comentó ella. ;6í. Ae cuida muy %ien. ;Has sido muy considerado al invitarme. Damon se volvió hacia ella. ;'ele%ro tener la oportunidad de verte sin un montón de invitados disputándose tu atención. ;4 añadió en tono li#ero;$ !s triste ue de%a recurrir a citas clandestinas para estar a solas con mi esposa.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 152

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

6e reunió con ella "rente al "ue#o y le tendió la copa de vino. !leanor se la llevó a los la%ios provocativamente, como se suponía ue de%ía hacer... lo ue tal vez "ue un error, pues Damon la recorrió con su oscura mirada, ue "ue casi como una caricia "ísica. 4 lue#o convirtió el escrutinio en una aut0ntica caricia, peinándole con los dedos el ca%ello mojado ue se ha%ía convertido en un desorden de rizos ne#ros. ;Ae #usta tu pelo, este estilo te "avorece. 1un ue estás hermosa te peines como te peines. !leanor se ha%ía puesto tensa ante su #esto, "orti"icándose ante su excitante contacto. Pero se es"orzó por relajarse y devolverle una sonrisa.

;Baya, hoy estás hala#ador ;6ólo di#o la verdad. 1un así, ella esta%a dispuesta a mantenerse en #uardia. 6a%ía de primera mano ue Damon era la uintaMesencia de la dia%ólica seducción, con "recuencia en perjuicio de ella. 4, por lo ue se veía, se sentía inclinado a seducirla en su lecho precisamente entonces, para poner "in a cual uier pensamiento ue ella pudiera a%ri#ar acerca de un matrimonio -nicamente nominal. *o o%stante, !leanor pensa%a prolon#ar el momento inevita%le hasta el instante oportuno. 4 esta%a decidida a mantener el control de a uel encuentro. 'uando Damon le co#ió una mano li%re con las suyas más #randes y cálidas y rozó suavemente sus dedos helados, no puso nin#una o%jeción. Pero lue#o, le volvió la mano y se la llevó a los la%ios en un #esto ue era tierno, atractivo y seductor. *otó su aliento en la palma y despu0s posó un leve %eso en la sensi%le parte interior de su muñeca. 6u respiración se tornó desi#ual mientras sus nervios hormi#uea%an %ajo la super"icie de su piel. :edro la mano con rapidez y retrocedió alejándose de su tentador contacto. 6e sentó con despreocupación en uno de los sillones, ansiando desviar su atención de Damon. Para su alivio, 0l se sentó en el otro sillón de orejas cercano al suyo. *o o%stante, se#uía con la mirada "ija en ella. 4 cuando !leanor tomó un sor%o de vino, advirtió ue esta%a o%servando su %oca. ;!l vino sa%e mejor tomado de los la%ios de un amante, &no lo sa%ías( 1nte sus su#erentes pala%ras, !leanor tra#ó saliva con "uerza, pre#untándose si al ha%er acudido a la cámara de Damon se en"renta%a a más de lo ue podía manejar. ;*o, no lo sa%ía. ;Ber ese vino en tus la%ios me hace desear %esarte. !lla "orzó una leve sonrisa. ;Ae temo ue te espera una decepción, milord. *o ha%rá %esos entre nosotros por ahora. 4 tampoco deseo ue me to ues. ;!so me apena enormemente, uerida, por ue puedes tener la se#uridad de ue deseo hacerlo. !stás enlo uecedoramente desea%le, ahí sentada con tu %ata. C2am%i0n t-D, pensó ella diri#i0ndole una mirada de reojo. )a luz del "ue#o ju#uetea%a en sus ojos ne#ros como la medianoche revelando un destello tierno y provocador ue causa%a estra#os en su decisión de llevarle ventaja.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 153

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

6u audacia esta%a despertando asimismo su deseo. 6us pezones se ha%ían tensado a causa del "río, y esta%an tan sensi%les ue sintió el simple roce de su mirada en los senos. !leanor se estremeció. Damon podía tentar al pecado a una mujer con una simple mirada y, sin duda, ella se sentía tentada de un modo increí%le. Pero ceder arruinaría totalmente sus propósitos. ;Por "avor, & uieres dejar de mirarme de ese modo( ;le dijo al "in. !l enarcó una ceja inocentemente. ;&'ómo te estoy mirando( ;'omo si te propusieras desnudarme con los ojos. ;Pre"eriría desnudarte con las manos. )a a"irmación "ue "ormulada en un tono suave y #utural ue a#itó los sentidos de !leanor. 6in em%ar#o, 0sta mantuvo su tono li#ero y divertido al reprenderle. ;'ompórtate o re#resar0 a mis ha%itaciones, Damon. Fl pro"irió un intenso suspiro. ;!ste es un modo per"ecto de li uidar las "antasías carnales de un hom%re. :ecordando el papel ue se suponía de%ía interpretar, !leanor le diri#ió una sonrisa lenta, "lirteando. ;!stás autorizado a tener "antasías pero no a llevarlas a ca%o. ;Auy %ien, me es"orzar0 por mantener el control, aun ue será di"ícil. !ntrecruzó las manos so%re su a%domen, se reclinó en el sillón y extendió sus lar#as y desnudas piernas "rente a 0l, de resultas de lo cual los plie#ues de su %ata se a%rieron mostrando parte de sus poderosos muslos. !leanor estuvo ya se#ura de ue i%a desnudo y ue sólo lleva%a la %ata. 1spiró con di"icultad y %e%ió más vino. Pero Damon ha%ía visto su mirada y le dijo sonriente$ ;*o puedes censurarme por despojarme de mis ropas mojadas. ;Podrías ha%erte puesto unos calzones secos. ;&Para u0( 1hora eres mi esposa. *os está permitido vernos desnudos. ;Hizo una pausa. ;)amenta%lemente, a-n ten#o ue verte a ti totalmente desnuda. Pero no he pensado en otra cosa desde ue has entrado en la ha%itación. &?u0 llevas de%ajo de la %ata, !lle( &!stás desnuda( .n tem%lor se arremolinó pro"undamente en su interior. 2omó otro sor%o de vino para co%rar "uerzas y lue#o respondió de modo indirecto$ ;60 lo ue estás haciendo, Damon. ;&4 u0 estoy haciendo exactamente, amor( ;2ratas de atraerme %ajo tu hechizo. ;4 t- estás haciendo todo lo posi%le para atormentarme, tal como has estado haciendo durante todo el tiempo ue llevamos a uí. 4 me pre#unto por u0. 6i intentara adivinarlo, diría ue has estado utilizando tu manual de consejos conmi#o. Parecía necio ne#ar la acusación, por lo ue !leanor respondió con un descuidado enco#imiento de hom%ros.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 154

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;!n realidad así es. ;&Por u0( 4a no necesitas conse#uir marido. 4a me tienes a mí. !lla le diri#ió una ponderativa mirada, de%atiendo consi#o misma cuan sincera podía ser. ;Pero en realidad no te he conse#uido, Damon. *uestro matrimonio es poco más ue un contrato le#al. !l pareció considerarlo un momento. ;&'uál es entonces tu o%jetivo( &!nlo uecerme de deseo "rustrado para ue est0 ansioso de satis"acer los tuyos( ;!n parte. Damon hizo una mueca. ;2al vez de%ería leer tu manual para comprender mejor tus m0todos de seducción. !leanor es%ozó una sincera sonrisa. ;Desde lue#o ue no necesitas nin#-n manual para aprender seducción. !res un "amoso experto en el tema. ;)o considerar0 un cumplido, amor. 4 uiero señalarte ue no necesitas encender "ue#o para calentarte si me tienes a mí. 4o puedo hacerte arder. Ha%ía convertido su voz en un ronco murmullo, lo ue comenzó a preocupar seriamente a !leanor. ;6upon#o ue podrías ;contestó con una risa estremecida. ;Pero si intentas atraerme a tu lecho, te advierto ue no lo lo#rarás. !l respondió sonriendo con calma. ;Dis"rutarás de mi lecho, !lle, te lo prometo. *uestro acto amoroso a partir de ahora será mucho más a#rada%le ue tu primera vez. 1 ella no le ca%ía nin#una duda de ue 0l podía darle placer. !l chisporroteante "ue#o, el potente vino, el sensual sonido de la lluvia, todo se com%ina%a para uitarle el "río, pero era el propio Damon uien le producía el mayor impacto. 6us ojos se veían seductores y somnolientos a la luz del "ue#o, lo ue envia%a una cálida sensación ondeando por su cuerpo. 1partó la mirada de 0l con un es"uerzo y contempló las vacilantes llamas. Damon ha%ía despertado su sexualidad, la ha%ía inducido a experimentar su primera conciencia de poder "emenino y ahora esta%a excitando en ella una reacción intensa y lujuriosa. Pero 0se no era el pro%lema. )o ue sentía era puramente "ísico y ella desea%a más de 0l. Aucho más. Damon se inclinó atrayendo de nuevo su atención. ;'on"ía en mí, !lle. )o -nico ue ahora me preocupa es darte placer. !leanor sintió ue se le seca%a la %oca. !ra ella uien se suponía ue de%ía estar seduci0ndole, pero Damon se ha%ía hecho con la situación por completo. 6u sonrisa era tentadora, mientras ue su voz se ha%ía reducido otra octava. ;2ienes unos ojos #loriosos. !sa viva tonalidad azulada me cautiva. !lla pensó distraída ue los de 0l eran ne#ros y perversos. ;2ienes un cuerpo sumamente apetitoso. Ae #ustaría muchísimo sentirlo contra el mío.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 155

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;!so no sucederá, Damon... ;*o importa ;contestó 0l tran uilamente. ;Puedo ima#inar cómo sería. Puedo ima#inarme haciendo el amor conti#o con todos los ex uisitos detalles. &2e #ustaría sa%er lo ue haría, uerida( &'ómo te complacería( !lla no pudo responder, pues aca%a%a de uedarse sin pala%ras. !videntemente, Damon tomó su silencio como con"ormidad, por ue mientras prose#uía, en sus ojos %rilló una perezosa pasión. ;6i tuviera ue hacerte el amor, lo haría en un %lando lecho, a di"erencia de nuestro apresurado apareamiento en la #óndola de un #lo%o. 1 uello "ue nota%le, desde lue#o, pero no el decorado ideal. !n primer lu#ar, te desnudaría despacio y %esaría cada centímetro de tu cuerpo encantador comenzando por tus senos. )ue#o me dedicaría a acariciarlos, a mimados. Despu0s me los llevaría a la %oca y te chuparía los pezones. 6ólo de pensar en ello, !leanor no podía contener su excitación. 'asi podía sentir la exu%erante presión de su %oca en sus ya duros pezones. ;2e causaría dolor en los senos, !lle. )os sentirías pesados y ardientes en mis manos... 4 puedo prever tu respuesta... los suaves sonidos ue producirías cuando yo los chupara. 2am%i0n ella podía. 6in em%ar#o, se advirtió ue era un error escucharle. 6a%ía cuan persuasivo y sensual podía ser. Pero no lo detuvo mientras se#uía descri%iendo cómo sería su acto amoroso. ;1 continuación, deslizaría una mano entre tus muslos y te encontraría mojada y dispuesta. 1cariciaría tu centro con mis dedos hasta ue estuvieras #imoteando ansiosa de mí. 4 lue#o posaría allí mi %oca y usaría la len#ua para excitarte a-n más. 1 !leanor le dio un vuelco el estóma#o al ima#inarse a Damon acariciándola con la len#ua, como ya ha%ía hecho anteriormente. ;Puedo oírte jadeando de placer mientras paladeo, tu sa%or. )ue#o, cuando ya estuvieras medio loca de necesidad, te penetraría lentamente prolon#ando el momento. 2e llenaría con mi miem%ro, !lle, de modo ue am%os nos moveríamos al mismo tiempo, como si "u0semos una -nica persona, de tal manera ue no podría decirse dónde concluiría yo ni dónde comenzarías t-... !l calor inunda%a su cuerpo mientras entre sus piernas latía el deseo. Damon esta%a urdiendo una red en tomo a ella, cautivándola con su voz y sus ojos. 1 uellos ne#ros ojos ue re"leja%an el recuerdo de su primera vez juntos, hacía cuatro días, y le hacían recordar cuan increí%le ha%ía sido lo sucedido entre los dos. 4, cuando 0l separó los plie#ues de su %ata, !leanor compro%ó ue sus pala%ras ha%ían provocado el mismo e"ecto en Damon. ;Aira lo ue has hecho conmi#o, amor... Ais in#les están llenas y doloridas por ti. Proyectándose desde 0stas podía verse la descarada prue%a de su excitación, su miem%ro lar#o, #rande y henchido. !leanor no podía dejar de mirar la rí#ida carne masculina, recordando cómo la ha%ía sentido movi0ndose en su interior. !ntonces, Damon soltó el cordón de la cintura de la %ata, y se desprendió de 0sta. 'uando se levantó, al#o ardiente y "luido se desple#ó en el vientre de ella. !ra la primera vez ue lo veía completamente desnudo y lo contempló con avidez. )a luz del "ue#o esculpía su cuerpo sensual, de "irme constitución... sus anchos hom%ros, su
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 156

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

pecho musculoso y su tenso estóma#o, sus estrechas caderas, y sus lar#as y poderosas piernas. Damon permaneció muy uieto, dejándola ue asimilase cada detalle, contemplando con mirada ardiente y despierta su impotente "ascinación. 6i un hom%re podía considerarse hermoso, 0se era Damon, con su cuerpo per"ectamente cincelado, duro y vital, #enuinamente masculino. !leanor sintió un "erviente anhelo de tocarlo y acariciarlo. )ue#o %ajó la vista "ijándola de nuevo en el remolino de vello ne#ro ue rodea%a su dureza. )a evidencia de su deseo se mantenía rí#ida, enardecida, densamente erecta... 6e uedó sin aliento aun antes de ue le retirase la copa de vino de las manos. )a depositó en la repisa de la chimenea y la asió suavemente por las muñecas haci0ndola levantarse. ;Damon ;%al%uceó ella con voz ronca y desi#ual. ;2ócame ;la incitó, posando las palmas de ella contra su pecho desnudo, invitándola a explorar la dura extensión. ;2ocarme está permitido, uerida. 6oy tu marido y eres mi esposa. 6u carne era lisa y ardiente, y !leanor no podía resistirse a su invitación. 1turdida, pensó ue era una terri%le tentación. !ntonces, 0l se inclinó de modo ue su aliento la roza%a. ;Hueles a pecado, esposa ;murmuró, rozándole la sien. ;1 lluvia y a cálida y dulce mujer... !l deseo remontó entre ellos con un deje de aroma almizclado, mientras el cuerpo de Damon irradia%a calor, envolvi0ndola y hechizándola. 'uando 0l se apartó, la mirada ue !leanor leyó en sus ojos le hizo latir el corazón a-n más de prisa. 1 continuación, le desató las cintas de la %ata y a%rió las solapas dejando al descu%ierto su camisola. 6us pezones esta%an insoporta%lemente duros y se per"ila%an de manera descarada %ajo el "ino tejido. ;6i tuviera ue hacerte el amor, así es como comenzaría... )evantó un dedo y, de modo insinuante, lo pasó por sus la%ios separados y recorrió lentamente su cuello hacia a%ajo. 6u to ue era li#ero, delicado... a%rasador. )ue#o alzó las manos para acariciarle los senos y di%ujó su "orma a trav0s del tejido, "rotando las palmas con atormentadora presión so%re ellos. .na intensa oleada de placer recorrió el cuerpo de !leanor mientras 0l oprimía cada pezón, pero era incapaz de oponerse a ello. Desea%a sentir sus manos por todo el cuerpo. ;Deja ue te caliente, !lle. !l corazón le latía ya salvajemente cuando 0l deslizó las manos por sus caderas para asirle las nal#as y la atrajo con "irmeza contra su cuerpo, pe#ándola a su miem%ro. ;6iente cuanto te deseo. )e separó las rodillas con una suya, y presionó su erección contra ella, ue se olvidó de respirar. Podía sentir la rí#ida y ardiente lon#itud de su sexo marcándola como un hierro candente. 4 pensar en tenerlo movi0ndose en su interior, colmándola, la hizo estremecer. !sta%a a%rumada de deseo, de la ardiente necesidad de sentirlo sumer#i0ndose pro"undamente en ella, de sentir su denso miem%ro llenándola,
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 157

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

penetrándola rítmicamente... ?ue era justo lo ue 0l desea%a hacerle sentir, le advirtió una voz protectora en su cere%ro. Damon sa%ía cuan desesperadamente le desea%a, cómo ansia%a su pasión. 6in em%ar#o, se re#añó !leanor, ella era más "uerte. !n esa ocasión no cedería a su "ascinación. *o le dejaría #anar, no se permitiría perderse en el "ue#o de sus ojos. Por el contrario, tenía ue cam%iar las tornas. 'onse#uir ue Damon sintiera el mismo insacia%le anhelo ue ella para ue al#-n día lle#ase a amarla. ;2al vez ten#as razón;susurró con voz ronca. ;*ecesitamos una cama. 6u evidente cam%io de tono pareció co#erlo por sorpresa, pero no le pre#untó nada cuando ella lo tomó de la mano y lo condujo hacia el lecho. ;2i0ndete, esposo. Damon o%edeció su%i0ndose al alto lecho y tendi0ndose de espaldas. 6e lo veía extraordinariamente hermoso, allí acostado so%re el cu%recama dorado oscuro. 6om%ras y luces se desliza%an so%re su cuerpo, resaltando su "irme y aterciopelada piel. !leanor sintió una nueva oleada de primitiva excitación con sólo mirarle... lo mismo ue 0l, a juz#ar por el ardor de sus ojos. )a joven inspiró pro"undamente resistiendo su anhelo y posó una mano en su ancho pecho. 1l notar los "irmes y elásticos m-sculos %ajo su cálida piel, lo acarició unos momentos con un to ue li#ero y suave, y lue#o se detuvo. ;&:ecuerdas cómo consi#ues siempre aturdirme %esándome hasta el "renesí( ;6í, amor. ;Pues en esta ocasión pienso hacer lo mismo conti#o. 6e inclinó so%re 0l y tomó sus la%ios en un %eso prolon#ado, dulce y persistente. !ntonces, pese a ue se#uía sintiendo su propio anhelo, se separó de 0l. ;!sto es todo por ahora, esposo. 4a te dije ue no estoy interesada en un matrimonio de conveniencia. 6in em%ar#o, si al#una vez piensas darme más, si lle#as a desear un aut0ntico matrimonio, como yo, por "avor, házmelo sa%er. 'on esas pala%ras dio media vuelta y huyó a re"u#iarse en su dormitorio. 6a%ía ue ha%ía violado los preceptos de Ganny al declarar su o%jetivo tan a%iertamente, pero no podía lamentarlo. !ra hora de ue Damon se enterara de hasta u0 punto lo desea%a como verdadero marido y no como un simple amante. De cómo desea%a su corazón y no sólo su cuerpo. 6in em%ar#o, resulta%a desalentador pensar ue la elección dependía por completo de 0l.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 158

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

CAPI! LO &+
+in embargo, a veces es mejor ue siga sus instintos. "N# D#$# #N%N&$# Consejos a las jóvenes damas para con uistar marido

.n #rito la despertó de un sueño a#itado. 'on el corazón lati0ndole apresuradamente, !leanor se incorporó en el lecho y escudriñó la oscuridad, pre#untándose u0 la ha%ía despertado. !l ronco #rito procedía del dormitorio de Damon, so"ocado por la puerta cerrada ue ha%ía entre sus ha%itaciones. !leanor saltó del lecho, encendió rápidamente una vela y se apresuró a ir hacia allí. 'uando lle#ó al lecho de Damon, sus #ritos se ha%ían convertido en un uedo y uejum%roso sonido. 6e a#ita%a con violencia en sueños, sin duda en medio de una pesadilla. )as al%orotadas sá%anas se le ha%ían %ajado hasta la cintura, dejándole el torso desnudo. 'uando !leanor posó levemente la mano en su hom%ro y lo sacudió para despertarlo, notó ue tenía la piel h-meda, "ría y sudorosa. Fl no respondió, aun ue ella lo llamó por su nom%re con suavidad, por lo ue lo movió con más "uerza. ;<Despierta, Damon= 1nte su orden, 0l a%rió los ojos. 4acía rí#ido, con expresión aturdida, con"usa, in uieta. 1l resplandor de la luz de la vela, !leanor distin#uió el pulso latiendo en su #ar#anta y sintió la tensión de su cuerpo %ajo la palma de la mano. ;2enías una pesadilla ;dijo con voz ueda. )a mirada ue 0l le diri#ió era aturdida. Parecía casi perdido. 6us rizos despeinados le enmarca%an el rostro mientras ue una som%ra de %ar%a incipiente le oscurecía la mandí%ula. 6e estremeció. )ue#o, li%erándose de su contacto, se incorporó y se pasó la mano toscamente por la cara. ;&?u0 te preocupa, Damon( ;le pre#untó !leanor uedamente. ;*ada. 6u tono era áspero, %rusco y tajante. 'on i#ual %rus uedad pareció reparar en su atuendoE !leanor se encontra%a ante 0l en camisón y descalza. ;!stoy per"ectamente ;dijo escueto. ;Buelve a la cama, !lle. Pero ella no esta%a preparada para su vulnera%ilidad. Desea%a retirar el dolor de sus ras#os, a%razarlo hasta ue de sus ojos desapareciera a uella expresión desolada. )e acarició la mejilla en un #esto de consuelo. ;?uisiera poder ayudarte ;murmuró. 1nte su suave contacto, Damon se uedó inmóvil durante un momento intermina%le. )ue#o se retiró %ruscamente, rechazando su #esto.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 159

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

Parpadeó y desvió la vista, ocultando su mirada. ;*o necesito ayuda. !leanor vaciló. ;&?uietes ue por lo menos me uede conti#o un rato( ;*o, no te uiero a uí. ;)evantó los ojos y le sostuvo la mirada, la suya tan som%ría como una noche sin luna. 6u voz era ronca cuando repitió;$ Be a dormir, !leanor. !lla o%edeció de mala #ana y re#resó a su dormitorio. 6in em%ar#o, no se sentía con ánimos de dormir. 6entía una intensa opresión en el pecho, en parte por ue Damon ha%ía mani"estado no desearla, pero principalmente por ue el estado emocional en ue lo ha%ía visto la consterna%a e in uieta%a. &?u0 le provoca%a esas pesadillas( 2ranscurrió mucho rato hasta ue sintió ue se adormecía. 4 cuando "inalmente lo#ró conciliar el sueño, su -ltimo pensamiento "ue ue Damon no sólo le cerra%a su corazón sino ue tam%i0n la expulsa%a de su vida.

!l domin#o amaneció h-medo y triste, lo ue hizo decaer el ánimo de todos los invitados. )a mayoría del #rupo permaneció en el interior de la casa y se dedicó a jue#os de salón, y !leanor hizo un es"uerzo para unirse a ellos con su ha%itual entusiasmo. *o o%stante, Damon se mostró distante y reservado todo el día. 4 el lunes no se lo vio en a%soluto. *o %ajó a desayunar y al no verle a la hora del almuerzo, !leanor decidió ir en su %usca. 'uando su%ió, llamó a la puerta de comunicación de sus ha%itaciones y entró en la de 0l, encontró a su criado en el dormitorio. ;'reo ue ha salido a ca%al#ar, milady ;contestó 'orn%y al pre#untarle ella por el paradero de lord Wrexham. !leanor miró por las ventanas, por las ue se veía caer una "uerte lluvia. ;&'on este tiempo( ;1 veces pre"iere estar solo. !n especial hoy. ;&?u0 sucede hoy( ;!s el aniversario de la muerte de su hermano, milady. !sa in"ormación la so%resaltó. ;<,h= ;exclamó de modo al#o inadecuado. ;*o lo sa%ía. ;1 su señoría no le #usta ha%lar de ello. !leanor "runció el cejo mientras se le ocurría un pensamiento. ;'orn%y, lord Wrexham tuvo una espantosa pesadilla anteanoche. &'ree ue podía tener al#o ue ver con la muerte de su hermano( ;6upon#o ue sí, milady. 6iempre tiene malos sueños en esta 0poca del año. ;&6ueños de su hermano muriendo( ;)amenta%lemente, sí. ;!l ayuda de cámara vaciló antes de añadir con evidente desa#rado;$ 6u señoría suele pasar #ran parte del tiempo ca%al#ando, es"orzándose
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 160

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

"ísicamente... creo ue con el "in de a#otarse lo %astante como para alejar las pesadillas. 1un ue eso no siempre le %asta. 6us pala%ras dejaron a !leanor enormemente consternada. ;&)e ha dicho cuándo re#resaría( ;*o, milady. 1 veces lle#a antes de anochecer, pero en otras ocasiones no lo hace hasta %ien entrada la noche. ;&De manera ue esto ha ocurrido antes( ;De modo re#ular, milady. Pasa cada año. 6u consternación aumentó más. 'on el corazón enco#ido, se pre#untó si Damon a-n se se#uiría casti#ando por no ha%er podido salvar a su hermano. Hasta entonces no reparó en lo ue esta%a haciendo 'orn%y. !ste se ha%ía interrumpido respetuoso cuando ella entró en la ha%itación, pero ahora lo vio a%rir un %arrilito de madera y llenar una licorera de cristal con un lí uido am%arino oscuro ue parecía y olía como %randy. ;6upon#o ue se propone %e%0rselo cuando re#rese, &no es así( ;pre#untó. ;6í, milady. 'ada año, de%o tener a mano una cantidad su"iciente de %randy para esta triste ocasión. 1 !leanor le preocupó ue Damon %uscara el consuelo aturdi0ndose con alcohol, pero el motivo de sus pesadillas la an#ustia%a a-n más. 1#itó la mano ante el %arrilito. ;!s alarmante ue a-n est0 atormentado por los recuerdos. 6u hermano "alleció hace muchos años. ;6í, pero creo ue el pesar de su señoría "ue mayor de lo ha%itual, dado lo unidos ue esta%an. 1l parecer, entre #emelos a veces existe un vínculo ue no se da en la mayoría de los hermanos. 1 lord Wrexham le resultó muy di"ícil ver cómo el señorito 7oshua se consumía y su"ría tan terri%le dolor. 6upon#o ue podría decirse ue eso lo dejó desolado. !leanor hizo una mueca al ima#inar cuan an#ustioso de%ió de ser para am%os hermanos. !ra evidente ue Damon a-n se#uía o%sesionado con ello. 4 ue soporta%a completamente solo ese pesar. ,dia%a pensar en eso. ;,jalá yo pudiera hacer al#o para ayudarlo ;dijo con voz ueda y #rave. ;2al vez pueda, milady. 6in em%ar#o, 'orn%y no se explicó en se#uida. !leanor le diri#ió una in uisitiva mirada y 0l añadió uedamente$ ;Ae dis#usta traicionar la con"ianza de lord Wrexham ha%lando imprudentemente. ;Por "avor, dí#ame, 'orn%y ;lo apremió ella, ansiosa de comprender mejor a su marido. ;1hora soy su esposa, pero usted le conoce mejor ue nadie. !l anciano sirviente asintió, mas cuando ha%ló a-n parecía incómodo. ;'reo ue a su señoría tal vez le "uera muy %ene"icioso si pudiera desaho#arse con una persona de con"ianza. Desde lue#o, no estoy en condiciones de aconsejarla, pero tal vez si usted pudiera ha%lar con 0l... !leanor se ale#ró en extremo al ver ue el hom%re tenía tan #ran inter0s por su señor. ;Desde lue#o ue lo har0, 'orn%y. /racias por su su#erencia.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 161

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

!l ayuda de cámara volvió a mostrarse vacilante. ;Ailady... tal vez... es decir, no de%ería sentirse desairada si su señoría rechaza cual uier intento de conversación. *o es propenso a a%rirse a los demás. C)o s0D, pensó ella, recordando cómo Damon le ha%ía ordenado %ruscamente ue se retirara de su ha%itación la noche pasada, pese a sus tormentosas pesadillas. ;.sted le es leal en extremo, &verdad, 'orn%y( ;6í, milady, le soy leal. !l se ha #anado mi devoción. !s un ma#ní"ico amo... y un hom%re ma#ní"ico. !leanor sonrió d0%ilmente. ;!stoy de acuerdo con usted... y le a#radezco ue le sirva tan %ien. !l ayuda de cámara se inclinó pro"undamente. ;!s mi de%er, milady. Pero tam%i0n un placer. 'orn%y le ha%ía dado mucho en ue pensar, se dijo mientras re#resa%a a su ha%itación, y le esta%a muy reconocida. 1hora para ella era de una claridad meridiana ue Damon esta%a decidido a no dejar entrar a nadie en su intimidad, ni si uiera a ella. 2al vez en especial a ella. 'omo la p0rdida de su hermano lo ha%ía a"ectado tan pro"undamente, esta%a decidido a eludir cual uier intimidad "utura por temor a volver a soportar un dolor tan devastador. !se pensamiento la apenó. Por otra parte, no podía dejar de pensar en su compromiso roto hacía dos años. &Ha%ría recurrido Damon a su amante intencionadamente para alejarla( &Por ue no desea%a ue "uera para 0l tan próxima ue pudiera herirle( !ra posi%le. Pero el pasado le importa%a menos ue lo ue de%ía hacer ahora. &?u0 le sucedía a un hom%re cuando reprimía en su interior todo su pesar( !l dolor se escapa%a en pesadillas, eso era evidente. 1 menos ue tuviera otra alternativa. Aientras salía de su ha%itación y recorría el pasillo para %ajar al salón, decidió ue necesita%a ha%lar con Damon acerca de sus sentimientos. Pero &se lo permitiría 0l( Ha%ía rechazado sus recientes intentos de consolarlo y podía per"ectamente hacerlo de nuevo si insistía en ue le ha%lara de su hermano. De hecho, pensándolo %ien, Damon nunca ha%ía compartido con ella nin#uno de sus pro"undos sentimientos durante todo el tiempo ue lo ha%ía conocido. !ncerra%a sus emociones, y sin duda desea%a mantenerlas %ajo llave. >ien, decidió ue tendría ue hacerle cam%iar de idea, y ue tampoco para ello podía utilizar las tácticas de Ganny. Hasta entonces, ha%ía con"iado en el consejo de la cortesana como #uía, pero ha%ía lle#ado el momento en ue necesita%a se#uir su propio instinto. 4a ha%ía ha%ido %astantes jue#os entre ellos. )o ue Damon necesita%a era una ami#a. Decidió ue estrechando su amistad lle#aría más lejos ue tratando de excitar su deseo. 1-n se#uía decidida a conse#uir ue Damon se enamorara de ella y ase#urarse de ue no tenía nin#una razón para desear una amante teni0ndola como esposa, pero se proponía con"iar en su propia intuición más ue en un manual de instrucciones. 1-n inmersa en sus pensamientos se reunió con los invitados, y mientras, durante las si#uientes horas ela%ora%a un plan, casi comenzó a sentirse esperanzada.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 162

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

Damon no %ajó a cenar, aun ue !leanor sa%ía ue ha%ía re#resado a :osemont$ la ha%ían in"ormado desde los esta%los, tal como ella ha%ía solicitado. 6i al#uien reparó en su silla vacía en la mesa, no le pre#untaron al respecto. Pero !leanor no podía uitárselo de la ca%eza. 1un ue se encontra%an allí Aarcus, 1ra%ella y 2ess para distraerla, sin la presencia de Damon la velada le pareció intermina%le. ,%serva%a el reloj de %ronce dorado ue esta%a so%re la repisa de la chimenea pre#untándose si 0l estaría ya %e%iendo para olvidar, para mantener a raya sus o%sesivos pensamientos. Despu0s de ue sirvieran en el salón la %andeja de t0 posterior a la cena, !leanor se esca%ulló y su%ió arri%a. Damon no respondió a su leve #olpecito en la puerta del dormitorio, pero ella entró de todos modos. )o encontró sentado ante un "ue#o casi extin#uido, vistiendo sólo camisa, calzones y %otas de montar. )a ha%itación esta%a prácticamente a oscuras, salvo por el tenue resplandor de las %rasas, pero ha%ía %astante luz para distin#uir sus ras#os. 6u expresión era som%ría y pensativa cuando la miró a los ojos. ;&?u0 estás haciendo a uí, !leanor( 6us pala%ras eran al#o con"usas, y ella pensó ue ha%ía %e%ido mucho. ;?uería verte ;contestó, manteniendo un tono li#ero. Damon desvió la mirada para "ijarla en el suelo. ;>ien, pues ya te puedes ir. *o estoy de humor para su"rir tus atosi#amientos. ;6upon#o ue no ;replicó ella secamente. ;Pero no estoy a uí para atosi#arte ni para seducirte. ;!ntonces, &para u0 dia%los has venido( ;Para hacerte compañía. 6upon#o ue no uerrás dormirte por temor a ue retornen tus pesadillas. !l "runció el cejo al oír eso y levantó la ca%eza. ;*o deseo tu maldita piedad, !lle. ;Desde lue#o ue no. Pero pienso uedarme. 'ual uier ami#o haría lo mismo. 1hora no de%es estar solo. *ecesitas a al#uien ue comparta tu pena. ;&?u0 sa%es t- de eso( ;pre#untó Damon con aspereza. ;'reo comprender lo importante ue "ue tu hermano en tu vida. !l la miró con los ojos entornados. ;&2e ha contado 'orn%y al#o ue no de%ía( ;Ae ha comentado casualmente ue era el aniversario de la muerte de 7oshua. Damon murmuró un uedo juramento y apuró su copa de un lar#o tra#o. ;6i vienes a o"recerme consuelo, no lo deseo ;repitió. ;Auy %ien, entonces me limitar0 a o%servarte mientras %e%es hasta aturdirte. &Puedo servirte más %randy( 1un ue 0l no suavizó su expresión, consideró su o"erta unos momentos y lue#o le tendió la copa. ;6í. Ae temo ue no estoy en las mejores condiciones para arre#lármelas solo.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 163

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

!leanor tomó la copa, le sirvió una #enerosa medida y lue#o se la entre#ó. ;&Puedo tam%i0n yo tomar un poco de tu %randy( Damon se enco#ió de hom%ros. ;6írvete t- misma. ;)ue#o hizo una pausa para mirarla con atención. ;!l dra#ón diría ue las damas no %e%en %randy. !lla i#noró la provocadora re"erencia a su tía. ;!sta noche no deseo ser una dama, Damon. 6ólo uiero ser tu ami#a. ;Por todos los demonios... no deseo nin#-n ami#o, !lle. ;>ien, tal vez yo sí uiera uno. 6iempre he dis"rutado de tu compañía mucho más ue con los ilustres ami#os de mi tía y precisamente ahora estoy harta de ellos. Damon la contempló lar#o rato e hizo un #esto de con"ormidad. ;+#ual ue yo. 6atis"echa de ha%er conse#uido %orrar de su rostro a uel ne#ro cejo, !leanor se sirvió una pe ueña cantidad de %randy y se sentó en el sillón de orejas conti#uo al de 0l. Durante unos momentos, Damon mantuvo un moroso silencio... un silencio ue !leanor esta%a decidida a no romper hasta ue 0l se hallara dispuesto a ello. Por "ortuna, lo hizo. ;Ae impresionas, !lle. )a mayoría de las mujeres se sentirían dis#ustadas al encontrar a sus maridos %orrachos. !lla podía ha%erle soltado una pulla a modo de respuesta, pero se contuvo. ;Pero t- tienes una %uena razón para em%ria#arte. Deseas recordar a 7oshua y 0se es tu modo de mantener viva su memoria. ;)o comprendes ;murmuró Damon al#o sorprendido. ;Por lo menos lo intento. ; !leanor levantó su copa. ;&>rindamos a la memoria de 7oshua( !l no respondió al principio. !lla captó la som%ra de su tristeza antes de ue %ajara sus ne#ras pestañas para ocultar los ojos. 6in responder, tomó un lar#o tra#o de %randy y lue#o pro"irió un suspiro pro"undo y estremecido. ;)amento terri%lemente ue perdieras a tu hermano, Damon ;dijo ella con suavidad. ;!n especial de ese modo tan horri%le. 1nte su condolencia, 0l la miró de reojo, aun ue de su sem%lante ha%ía desaparecido la a#resividad. .n ne#ro rizo le ha%ía caído so%re la "rente, o"reci0ndole a !leanor un atis%o del niño ue ha%ía sido. 6e lo veía vulnera%le, sin sa%er cómo explicarse. 1l ver ue permanecía en silenció, ella añadió$ ;!l doctor /eary me contó ue 7oshua era un muchacho especial. Damon desvió la mirada y la "ijó en su copa. ;Gue una p0rdida lamenta%le. ;6e podía captar la ira en su voz. .na ira ue se convirtió en "rialdad al murmurar ra%ioso;$ De%ería ha%er sido yo, no 7oshua. ;'reo ue yo hu%iera sentido lo mismo si Aarcus hu%iera muerto. )o ue veía en el rostro de Damon hacía ue le doliera el corazón. 6us hermosos ras#os esta%an contraídos en una mezcla de desolación y an#ustia.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 164

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

!leanor daría lo ue "uera por ser capaz de li%erarlo de su pena, de su dolor. Desea%a a%razarlo y prote#erlo, encontrar al#-n modo de sanarlo, de ahuyentar la som%ra de sus ojos. Depositó su copa so%re la mesita ue ha%ía entre los dos y se levantó para atizar el "ue#o y añadir otro leño. )ue#o se volvió hacia Damon y comenzó a desvestirse, comenzando por los zapatos y medias. 'uando se disponía a soltarse los cierres de la espalda de su traje de noche, Damon la traspasó con la mirada. ;&?u0 dia%los estás haciendo, !lle( ;'onsolarte. Pensó ue 0l i%a a oponerse, pero en cam%io no dijo nada. !n vez de eso la miró "ijamente, melancólico, con los ojos som%ríos y atentos. !lla aca%ó de uitarse el vestido y lue#o el cors0. 1 continuación prosi#uió con la camisola, ue deslizó hacia a%ajo y dejó caer en el suelo, uedándose del todo desnuda ante sus ojos. Bio cómo Damon aspira%a pro"undamente, pero no movió ni un m-sculo cuando se le acercó. 6i#uió sentado, tenso, mientras ella le uita%a la copa de %randy y la deja%a a un lado, y lue#o se inclina%a y le saca%a la camisa de los calzones. 6e sintió animada al ver ue le permitía uitarle despu0s la camisa por la ca%eza, dejando su torso al descu%ierto. 1cto se#uido se arrodilló ante 0l y lo descalzó de las %otas. Damon contrajo un m-sculo de la mandí%ula cuando ella posó las manos en la a%ertura de sus calzones y se las retiró de allí. 6in em%ar#o, 0l mismo se uitó los calzones y calzoncillos, y a continuación las medias. 'uando se levantó en todo su desnudo esplendor, !leanor se uedó sin respiración ante la ima#en iluminada por la luz del "ue#o. 6e lo veía poco honora%le, con sus ca%ellos al%orotados y una som%ra de %ar%a incipiente, pero se#uía siendo el hom%re más pecaminosamente hermoso ue ella ha%ía conocido, con su "ortaleza viril y su #racia muscular. *o o%stante, mantenía una expresión eni#mática, como si estuviera esperando ue ella e"ectuara el si#uiente movimiento. !leanor lo complació adelantándose hacia 0l. !n el tran uilo silencio de la ha%itación, casi podía sentir los latidos de su corazón acompasados con el suave crepitar del "ue#o del ho#ar, mientras le co#ía la cara con las manos y posa%a los la%ios en los suyos. 6u %eso comenzó con suavidad. !l #usto a %randy era potente y rico, y tam%i0n el sa%or de la %oca de Damon... el aroma de su piel, el calor de su cuerpo. Pero la suavidad desapareció con la inesperada respuesta de 0l. )a levantó acercándola a su cuerpo, la sostuvo con a%rumadora "uerza y la %esó como si la necesitara, como si estuviera ansioso de ella. 6u avidez incrementó a-n más el deseo de !leanor, pero a uel momento no le pertenecía. 6e trata%a de ayudarlo a 0l. Presionó las palmas contra sus hom%ros, interrumpió su "erviente %eso y retrocedió. )ue#o, diri#i0ndose al lecho, desdo%ló el cu%recama y retiró las sá%anas. ;&Ae acompañas, Damon( ;pre#untó dulcemente. )a mirada de 0l era cautelosa, prudente.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 165

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;Depende. &Piensas dejarme dolorido en esta ocasión( ;*o, me propon#o hacer el amor conti#o. !leanor pensa%a concluir su implícita promesa de placer. !videntemente Damon la creyó, por ue cuando ella se metió en el lecho 0l la si#uió, acostándose a su lado, %oca arri%a e inmóvil, como si a-n no se "iara por completo. !leanor sa%ía ue tenía ue recuperar su con"ianza. Desea%a ue la rodeara con sus %razos, carne contra carne, tocándose, pero decidió aproximarse más y depositar lar#os %esos en su cuello, en su hom%ro desnudo, en su clavícula y su pecho. Por "in, cuando le pareció adecuado, se puso de rodillas y comenzó una tierna exploración del cuerpo masculino con las manos, resi#uiendo las líneas de huesos, m-sculos y piel ardiente con las palmas y las yemas de los dedos hasta lle#ar a sus in#les. Fl se tensó a-n más cuando !leanor cerró los dedos so%re su densa erección y ella pudo ver cómo apreta%a la mandí%ula, pero permaneció inmóvil mientras ju#uetea%a con las pesadas %olsas %ajo su miem%ro, tirando li#eramente de ellas. 'uando tomó de nuevo su erección en su cálida mano, a Damon se le ensom%recieron más los ojos. )ue#o, !leanor se inclinó y posó los la%ios contra la hinchada ca%eza de su dardoE 0l se uedó sin aliento ante el primer contacto de su %oca. Prosi#uió con sus tiernas atenciones, acosándolo con las delicadas caricias de su len#ua. Damon cerró los ojos con "uerza mientras apreta%a los puños a los costados, con los ras#os tensos de deseo y dolor mientras ella pasa%a suavemente la len#ua por la henchida ca%eza de su miem%ro... por la sensi%le cresta in"erior... y toda su latente y aterciopelada lon#itud... !ntonces, si#uiendo su instinto, cerró los la%ios en torno a la #ruesa erección para tomarla más plenamente en la %oca, envolvi0ndola, aco#i0ndola. Damon se estremeció de pies a ca%eza haci0ndola sentirse preciada y poderosa, por lo ue lo aspiró a-n más pro"undamente succionando, a%sor%iendo su aroma y su sa%or. 'uando con lentitud deslizó una vez más los la%ios, 0l movió las manos para enredarlas en sus ca%ellos y se tensó contra su %oca, con la respiración a#itada y desi#ual !leanor oyó ue susurra%a roncamente su nom%re y lo sintió tem%lar. )ue#o la asió por los hom%ros con %rus uedad y la o%li#ó a levantar la ca%eza. 1preta%a la mandí%ula con "uerza y su voz era ronca cuando susurró una sola pala%ra$ ;>asta. 1-n a"errándole los hom%ros, rodó so%re ella y la montó sin encontrar resistencia. !leanor mantenía las piernas a%iertas, suaves y aco#edoras, y hundía los dedos en los ne#ros ca%ellos de 0l. 6u rostro esta%a endurecido de deseo y sus ojos encendidos de som%río "ue#o mientras se sumer#ía en el nido ue ella le o"recía. !l deseo ue !leanor vio allí le tensó el pecho... lue#o, 0l hundió el rostro en la curva de su cuello mientras se introducía en su h-medo calor. !leanor ar ueó la espalda en respuesta y se %alanceó contra 0l, lo ue hizo ue Damon se impulsara de nuevo hacia atrás y lue#o la penetrase una vez más, con mayor apremio. 6in protestar por su "erocidad, ella lo envolvió. 6e sentía rodeada por 0l, invadida por 0l, repleta de 0l mientras Damon prendía un "ue#o en su interior. 1lzó las caderas al
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 166

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

encuentro de las de 0l, ue se#uía retirándose y lue#o hundi0ndose pro"undamente, introduciendo su dureza en lo más pro"undo de su cuerpo. !l #emido de !leanor se convirtió en un sollozo de anhelo, un rue#o ue pareció in"lamarlo. 'uando 0l pronunció su nom%re con voz ronca, el sonido resonó a trav0s de ella y la envió verti#inosamente al clímax. 6e contrajo y sus m-sculos interiores se a"erraron a 0l sujetándolo con "uerza mientras estremecidos tem%lores comenza%an a sacudir implaca%lemente su cuerpo. Damon se rindió ante su "iera pasión y ar ueó el cuerpo so%re ella mientras alcanza%a su propia violenta explosión en el interior "emenino. !chó la ca%eza hacia atrás al tiempo ue se desmorona%a, apretando los dientes con primitivo placer mientras #uturales #emidos de li%eración a%rasa%an su #ar#anta. Despu0s la rodeó con los %razos al tiempo ue se desploma%a so%re ella. 'on la respiración a#itada, yació allí, jadeante, a-n unido a ella y estrechándola contra sí, casi desesperadamente. 'uando !leanor recuperó sus propios sentidos, deslizó las manos por la espalda de 0l acariciándolo con suavidad, consolándolo. 1 modo de respuesta, Damon hundió el rostro en la curva de su cuello, como si así a%sor%iera su calor y "ortaleza. !leanor tuvo ue tra#ar saliva ante la tierna oleada de sentimientos ue ese #esto le despertó. 'uando por "in 0l la alivió de su peso situándose a su lado, ella le escudriñó el rostro a la tenue luz. Parecía a#otado, vulnera%le, pero su mirada no parecía tan atormentada como antes. !speranzada, le co#ió la mano y entrelazó sus dedos con los suyos. ;Du0rmete, Damon. !sta noche me uedar0 conti#o. Para su alivio, 0l no discutió, sino ue se limitó a cerrar los ojos y sus pestañas "ormaron ne#ras medias lunas, en sus mejillas. 'on el corazón repleto de emociones, !leanor mantuvo sus dedos entrelazados. 6e proponía mirarlo durante toda la noche, mantenerlo alejado de las atormentadoras pesadillas. Pensó ue era privile#io de una esposa apoyar y consolar a su marido. 4 por vez primera desde su apresurado matrimonio, se sentía realmente como su mujer. C)a esposa de Damon.D !sas pala%ras le parecían extrañas y, no o%stante, al mismo tiempo maravillosas. 1carició el sentimiento de pertenecerle. 4 aun ue 0l tal vez no deseara ser su verdadero esposo, sa%ía ue sentía al#o por ella. *o ha%ía lu#ar a contusión tras la mera intensidad de sus caricias en a uellos momentos. 2ampoco se ha%ía e uivocado en cuanto a su a#otamiento. Por el sonido de su lenta y re#ular respiración, comprendió ue se ha%ía uedado dormido. 6onrió d0%ilmente mientras 0l yacía en la oscuridad y posó una mano con suavidad so%re su pecho, notando los latidos de su corazón en las yemas de los dedos. 6u propio corazón se llenó de dicha cuando 0l, dormido, se acercó más a ella, %uscando su calor. 1 uella noche !leanor lo ha%ía consolado. 1-n se mostra%a reacio a ha%lar de su hermano, pero por lo menos ha%ían conse#uido un inicio.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 167

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

6a%ía por u0 Damon reserva%a tan celosamente su corazón, por u0 se ne#a%a a dejar entrar el amor en su vida. *o podía soportar perder a nadie más. !leanor se pre#unta%a hasta dónde lo conduciría ese temor. !lla por su parte tenía sus propios temores. 1 ue 0l le rompiera de nuevo el corazón. &Podía creer en sus promesas( &Podía con"iar en el endia%lado atractivo de una preciosa "elicidad( 2al vez la traicionara, como ha%ía hecho hacía dos años. 4, sin em%ar#o, por vez primera desde ue rompió su compromiso, !leanor comenza%a a con"iar en ue sus sueños de amor verdadero con Damon al#-n día pudieran convertirse en realidad. 1un así, si 0l i%a a %ajar sus de"ensas, mejor ue "uese pronto, la advirtió una voz interior. Ha%ía con"iado en poder prote#erse a sí misma, pero cuanto más sa%ía de Damon, más le ama%a.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 168

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

CAPI! LO &,
"na ve1 sea su esposa, deberá es!or1arse por estimular su deseo !.sico ,acia usted. /, por !ortuna, también usted puede obtener placer de ello. "N# D#$# #N%N&$# Consejos a las Jóvenes damas para con uistar marido

Damon despertó con la %rillante luz del sol entrando a raudales en su ha%itación. !videntemente, 'orn%y ha%ía decidido ue era hora de levantarse, y por ello ha%ía descorrido totalmente las cortinas. Hizo una mueca ante la viva luz y rodó so%re su cuerpo para hundir la cara en las almohadas. )e latían las sienes por su a%uso del potente %randy y por sus a-n más potentes recuerdos. *o desea%a recordar la noche anterior, cuan inde"enso y expuesto se ha%ía sentido con !lle, lo ue le ha%ía dicho, con u0 salvaje "renesí ha%ía hecho el amor con ella y la ternura con ue ella le ha%ía apoyado durante la noche... Pero las sá%anas olían a su per"ume y en su mente "lota%an vividas imá#enes de su mujer. Pese a su "iera ne#ativa a reconocerlo, la noche anterior ha%ía necesitado su consuelo. 4 pese a su decisión de rechazarla, !leanor se ha%ía ne#ado a ceder y se ha%ía uedado junto a 0l, decidida a ayudarlo a com%atir sus demonios. &'uántas mujeres hu%ieran hecho lo mismo por sus esposos em%ria#ados...( !l "amiliar sonido de al#uien ue carraspea%a le hizo comprender ue no esta%a solo. 'uando a%rió un ojo para mirar, vio a 'orn%y respetuosamente en pie a un lado de la ha%itación, a#uardando a ue se despertara del todo. .n escrutinio posterior de su dormitorio le con"irmó a Damon ue su esposa ya no se encontra%a allí. ;)e he traído el desayuno, milord ;dijo el sirviente en un tono extraordinariamente animado. ;*o ten#o apetito ;murmuró Damon, deseoso de ue se retirase. ;1un así, le rue#o ue coma. Ailady me ha pedido ue procurara ue se alimentase de%idamente y me siento o%li#ado a complacer sus deseos. !se conato de sedición estimuló a Damon. 'on mucho tiento, se incorporó apoyándose en las almohadas, con las sá%anas su%idas hasta la cintura. ;&2en#o ue recordarle ue soy yo uien le pa#o su salario, 'orn%y( ;le pre#untó mientras el ayuda de cámara deposita%a en su re#azo una %andeja con el desayuno. ;*o, milord. Pero a%ri#o la esperanza de con#raciarme con la nueva señora. 2ras lar#a experiencia, he aprendido ue una casa "unciona mucho mejor si la señora está satis"echa. Damon reprimió una sonrisa, pues sonreír le producía dolor de ca%eza, y contempló el contenido de la %andeja. 1m0n de un extenso desayuno a %ase de %ollos, huevos, tocino y ca"0, ha%ía en ella un alto vaso con un lí uido denso #ris verdoso.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 169

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;Por "avor, & u0 es esto, si se me permite pre#untarlo( ;!so es un %re%aje en el ue su señoría dice ue con"ía totalmente su hermano lord Danvers. 6e supone ue contrarresta los de%ilitantes e"ectos del licor. )ady Wrexham ase#ura ue o%rará maravillas en su ca%eza dolorida. Damon co#ió precavido el vaso y tomó un sor%o vacilante, descu%riendo ue el sa%or era al#o más atractivo ue su apariencia, lo cual no era decir mucho. ;&?u0 contiene( ;*o estoy se#uro, milord. 6u señoría lo ha preparado ella misma en la cocina. Pero ha prometido darme la receta en previsión de "uturos acontecimientos. <1h, y se supone ue de%o transmitirle un mensaje= !spera ue la acompañe a ca%al#ar dentro de una hora si se siente usted en condiciones de hacer ese es"uerzo. Damon #ruñó evasivo, no muy se#uro de si desea%a en"rentarse tan pronto con !leanor tras sus locuras de la noche pasada, le parecía prudente mantener la distancia, tras %ajar sus de"ensas tan por completo ante ella. 1un así, no dejó de pre#untarle a 'orn%y acerca del re#alo de %oda con ue planea%a o%se uiarla. ;&Ha lle#ado ya el encar#o para lady Wrexham desde )ondres( ;2odavía no, milord, pero lle#ará hoy en al#-n momento. !n cuanto así suceda, cuidar0 personalmente de ue sea plantado, como usted ordenó. ;>ien. ;1simismo ;añadió 'orn%y, ;su prima, la señorita >lanchard, ha pre#untado por usted y mani"estado su deseo de ha%larle cuando ten#a un momento li%re. ;&Ha dicho de u0( ;*o, milord, pero yo aventuraría ue está preocupada por su desaparición de ayer. Damon suspiró. Pro%a%lemente no le sería posi%le escapar de 2ess si 0sta se empeña%a en verle. Pero suponía ue ella tenía derecho a estar preocupada, puesto ue le uería y era una de las pocas personas ue sa%ían lo ue el día anterior ha%ía si#ni"icado para 0l. 6in duda, se sentía al#o mejor tras tomar la poción ue !leanor le ha%ía preparado y "ortalecer su estóma#o tomando parte del desayunó. 1l ca%o de una hora se ha%ía %añado, a"eitado y vestido con ropas de montar. 6e esta%a anudando el pañuelo ante el espejo de cuerpo entero cuando sonó un #olpe en la puerta. Damon se puso en tensión, pensando ue podía tratarse de !leanor, pero era su prima 2ess, se#-n vio por encima del hom%ro. 2ras saludar ama%lemente a 'orn%y, 2ess pasó junto al hom%re en dirección a Damon, dedicándole una radiante sonrisa al reparar en su atavío. ;>ien, piensas salir. Hace una mañana espl0ndida, mucho más cálida ahora ue ha pasado la tormenta. 'uando Damon se volvió de cara a ella, 2ess se estiró para %esarle li#eramente en la mejilla y lue#o lo miró "ijamente. ;Pareces al#o decaído, pero no es tan terri%le como me temía. Damon advirtió ue la joven esta%a ale#re y encantadora con su vestido de mañana verde pálido de cachemir, pero ha%ía cierto destello en sus ojos distinto a su ha%itual serenidad y ue, se#-n decidió, podía suponer malos presa#ios para 0l.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 170

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

:esi#nándose a ha%lar con 2ess, despidió a 'orn%y, ue se inclinó y reco#ió la %andeja del desayuno para llevársela. 'uando el sirviente pasó por su lado, la muchacha co#ió un %ollo de la %andeja. )ue#o, con %astante sorpresa por parte de Damon, se sentó en el lecho ue 'orn%y aca%a%a de hacer. *o era propio de ella mostrarse tan descuidada en cuanto a las conveniencias, aun ue por lo menos la puerta esta%a a%ierta. 6in em%ar#o, Damon se #uardó la o%servación para sí y se volvió hacia el espejo para aca%ar de anudarse el pañuelo. ;Has despertado mi curiosidad, primo ;dijo 2ess mordis ueando el %ollo. ;6uponía ue hoy estarías re"un"uñando, pero no me has despedido de tu ha%itación como ha%ía previsto. ;De%ería ha%erlo hecho ;respondió 0l secamente. ;!s %astante impropio ue est0s en el dormitorio de un ca%allero, aun ue seas pariente mía. ;)o s0. Pero has estado evitándome hasta ahora y 0sta es mi manera de "rustrar tus intenciones. He venido a a#uijonearte, uerido primo. 'oncedido ue te mereces una ocasión al año para a"li#irte, pero ya %asta. Damon se volvió a mirar a 2ess por encima del hom%ro, enarcando una ceja, in uisitivo. ;&!s un sermón, uerida( 'reí ue t- lo comprenderías mejor ue nadie. ;<,h, y así es= Puedes estar a#radecido de ue no te diera la lata ayer, cuando esta%as revoleándote en la tristeza. 6u declaración lo dejó atónito. 2ess podía entender %ien el sentimiento de p0rdida y pesar ue Damon ha%ía sentido, puesto ue ella misma ha%ía su"rido la prematura muerte de su prometido. ;&:evoleándome( ;repitió. ;6í, revoleándote. 'onozco ese sentimiento a la per"ección Damon, puesto ue yo he hecho lo mismo durante los dos -ltimos años. Pero t- me consolaste cuando perdí a mi prometido y deseo devolverte el "avor... aun ue ahora ue tienes a !leanor, tal vez no necesites mi comprensiva atención, &no es así( Damon hizo caso omiso de su principal pre#unta y respondió$ ;!stoy per"ectamente, 2ess. !lla hizo un d0%il #esto de asentimiento. ;!so es precisamente lo ue siempre me he dicho a mí misma, aun ue "uese una patente "alsedad. ;6u expresión se volvió solemne. ;'omprendo lo ue sientes, Damon. )a muerte de un ser uerido te a"ecta, aun ue simules ue no es así. ;*o estoy simulando nada. ;2al vez no, pero supon#o ue te estás consintiendo un momento de "la#elación. Por muy iló#ico ue sea, no puedes dejar de culparte por vivir mientras ue 7oshua murió. 6i 0l no puede estar vivo, dichoso y %ien, entonces t- tampoco lo mereces, &no es eso( !l mantuvo los la%ios apretados, sin responder, lo ue estimuló a 2ess para continuar. ;Desearías con todo tu corazón poder ha%erle salvado y sientes una #ran culpa%ilidad por ha%erle "allado. Damon no discutió su o%servación. 6u más pro"undo pesar en la vida era verse incapaz de salvar a su hermano.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 171

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

6in em%ar#o, su silencio pareció "rustrar a 2ess. ;Pero Damon, &hu%iera deseado 7oshua ue t- dejaras de vivir( ;!lla misma respondió a su pre#unta. ;Desde lue#o ue no. 4o era sólo una niña cuando muñó, pero por lo ue recuerdo de 0l, le #usta%a divertirse. 1ma%a la vida. 4 se hu%iera sentido a"li#ido al sa%er ue t- se#uías llorando por 0l. Hu%iera uerido ue si#uieras con tu vida, Damon. !so es lo ue yo estoy decidida a hacer. Por "in he lle#ado a comprender ue necesitamos vivir y amar. 1provechar la mayor parte de nuestro tiempo en la tierra. ;&De modo ue te has convertido en una sa%ia "ilóso"a( ;se %urló Damon. ;*o del todo. Pero por lo menos he comprendido la inutilidad de llorar por una tra#edia ue no puedo remediar. !n vez de replicar, Damon remató el -ltimo complicado plie#ue de su pañuelo de lino y co#ió su cha ueta de montar, ue 'orn%y le ha%ía preparado. Aientras lo o%serva%a ponerse la cha ueta, 2ess apuró el %ocado restante de %ollo y lue#o volvió a ha%lar$ ;Ae ale#ro de ue ten#as a al#uien a uien recurrir. 'on"ío en ue anoche contases con !leanor y le explicases tus sentimientos. *o voluntariamente, pensó Damon para sí. !l no desea%a compartir sus sentimientos con !lle por ue 0stos a-n eran demasiado descarnados. 6in em%ar#o, reconocía ue su dolor la noche anterior en cierto modo ha%ía disminuido. !l consuelo de ella ha%ía aliviado al#o en su interior. 6a%ía ue se halla%a en deuda con !leanor por eso. 2ampoco podía ne#ar ue al#o ha%ía cam%iado entre los dos la pasada noche. 1un ue ya no esta%a se#uro acerca de u0 hacer con ello. !leanor le satis"acía una necesidad ue hasta entonces 0l se ha%ía ne#ado decididamente a reconocer. .na necesidad contra la ue a-n esta%a luchando en su interior. *o uería necesitarla. 2ess "runció el cejo ante su silencia ;1 juz#ar por lo apresurado de la ceremonia y la distancia ue !leanor y t- ha%0is mantenido durante los -ltimos días, deduzco ue tu matrimonio no ha sido por amor. 6u comentario acerca del amor lo hizo sentirse incómodo. ;*o, no ha sido un matrimonio por amor ;respondió en tono suave. ;Pero eso no es de tu incum%encia, uerida. ;Desde lue#o ue lo es ;replicó ella dulcemente. ;!res mi pariente más próximo. )o más parecido ue ten#o a un hermano. 4o he contado con las hermanas )orin# para ue me ayudaran en mis peores momentos, pero t- no tienes a nadie. Hizo una pausa. ;60 lo ue sientes, Damon. Pensar en la intimidad, en hacerte vulnera%le para volver a su"rir, te asusta espantosamente por lo ue construyes una coraza protección a tu alrededor. :eh-yes toda emoción. /uardas tus sentimientos sólo para ti. Pero pa#as un precio por tal aislamiento. Durante los dos -ltimos años, yo sólo me sentía medio viva, mientras ue el mundo se movía a mí alrededor. Damon tuvo ue admitir ue tam%i0n 0l. ;!s una "orma de existir espantosamente solitaria ;añadió 2ess más melancólica. ; 'ierto ue experimentas menos pesar, pero tampoco sientes nunca ale#ría ni conoces el amor. 4 el amor es lo ue nos hace completos, Damon.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 172

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

Fl se retrajo mentalmente de su o%servación, resisti0ndose de manera instintiva a su consejo. !vitar el amor y la intimidad era en e"ecto llevar una existencia solitaria, pero si necesita%a un recordatorio del peli#ro de amar, lo tenía en 2ess. 4 se proponía ahorrarse el dolor y pesar ue su prima ha%ía soportado al perder a su prometido. !leanor y 0l ahora eran amantes, y Damon no desea%a mayor intimidad ue 0sa. Desde lue#o no uería seducirla y lue#o herirla, como ha%ía hecho durante su compromiso. 6in em%ar#o, 2ess pareció intuir ue lo ha%ía presionado en exceso, por ue ali#eró su tono y desvió la atención hacia sí misma. . ;4o con"ío en volver a amar al#-n día. !ntretanto, pienso vivir mi vida más plenamente. He aca%ado de preocuparme por las apariencias, de in uietarme por lo ue es o no adecuado. Pienso soltarme un poco el pelo. 2- has sido perverso toda tu vida, Damon. 1hora me toca a mí. Fl "ijó en ella los ojos entornados mientras se a%rocha%a la cha ueta. ;&De%ería preocuparme por ti, 2ess( 6u prima le diri#ió una sonrisa ue destaca%a su sorprendente %elleza. ;*o, no tienes ue preocuparte. *o pienso volverme demasiado perversa, sólo una pizca. Por muy #rande ue sea la tentación, no puedo convertirme en una 7eza%el, puesto ue ten#o ue tener en cuenta mis o%ras de caridad. Pero me he envuelto en luto de viuda demasiado tiempo, en especial puesto ue nunca he sido realmente viuda. Damon se acercó a ella y le co#ió la mana ;&Ae dejarás en paz si te prometo despojarme de mi luto de viudo ahora mismo( 2ess le sonrió. ;!s posi%le. &?u0 te propones( ;2e ale#rará sa%er ue esta mañana pienso salir a ca%al#ar con mi esposa, los dos solos. )a sonrisa de 2ess "ue radiante. ;!xcelente ;exclamó mientras retira%a la mano y se levanta%a. ;!ntonces, no necesitas más atosi#amiento por mi parte. )e dejo a !leanor ue trate de hacer derri%ar ese muro ue has construido en torno a tu corazón. 2ras esas pala%ras, salió de la ha%itación dejando a Damon "orcejeando con los pensamientos, totalmente desconcertantes, ue tanto !leanor como ella ha%ían provocado en 0l.

!leanor no esta%a muy se#ura de ue Damon aceptara su invitación para ca%al#ar, pero sus esperanzas revivieron cuando un sirviente acudió a decirle ue lord Wrexham le pedía ue se reuniera con 0l en los esta%los a las once. 6u%ió entusiasmada a su ha%itación para ponerse un moderno traje de montar azul oscuro y som%rero chacó a jue#o, y se uedó muy complacida con la ima#en ue le devolvió el espejo. 'uando lle#ó a los esta%los, los esta%an a#uardando los ca%allos ya ensillados. !leanor pensó ue Damon esta%a extraordinariamente hermoso, aun ue su eni#mática expresión no era más reveladora de lo ue lo ha%ía sido la noche anterior.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 173

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

1l parecer, pre"ería olvidar a uella experiencia, por ue tras un %reve saludo #uardó silencio mientras la ayuda%a a montar y lue#o monta%a a su vez en su ca%allo. /uiaron sus monturas a lo lar#o del amplio camino "lan ueado por castaños y macizos de rododendros y lue#o dejaron atrás los cuidados jardines de :osemont para internarse en el campo. !leanor se sentía al#o "ati#ada, puesto ue ha%ía permanecido %astante rato despierta durante la noche, vi#ilando el sueño de Damon, pero, no o%stante, sus ánimos esta%an más exaltados ue en cual uier momento anterior desde ue ha%ía comenzado la "iesta de su tía. Hacía un día espl0ndido, "resco y limpio tras la lluvia y dorado por la luz del sol, con un dulce aroma de otoño en el aire. 6e podía divisar una distancia de 5ilómetros so%re las colinas cu%iertas de hier%a y los verdes valles de dunas ue se extendían hacia el horizonte y el canal de la Aancha. 1l ca%o de un rato, !leanor comenzó a %uscar mentalmente al#o ue decir. !ra muy consciente de la presencia de Damon y desea%a sa%er u0 esta%a pensando, u0 sentía. Pero decidió ue sería prudente a%ordar temas más mundanos. ;1sí pues, &ha sido e"ectivo el tónico de Aarcus para aliviarte el dolor de ca%eza( ; le pre#untó. ;4o, por "ortuna, nunca he necesitado usarlo. 6u seca sonrisa le levantó a-n más los ánimos. ;6í, ha sido e"ectivo. !stoy en deuda conti#o. ;Ae ale#ro. 4 tam%i0n me ale#ro de ue hayas accedido a ca%al#ar conmi#o. Ha sido "rustrante verse encerrada en casa tantos días. ;6í ;convino Damon. ;He pensado ue era mejor ue pasáramos al#-n tiempo juntos. *uestro distanciamiento está comenzando a ser advertido por los invitados. !leanor hizo una mueca interior ante su despreocupado comentario, era una pe ueña decepción ue la -nica razón de Damon para aceptar su invitación hu%iese sido cu%rir las apariencias. !lla no podía decir lo mismo. Dis"ruta%a estando con 0l, dis"ruta%a con el placer de compartir simplemente su compañía. 6iempre ha%ía sido así. 1 uel momento le traía recuerdos de hacía dos años, cuando su cortejo era nuevo, lo mismo ue la excitación, la expectación, el "e%ril re#ocijo de ue 0l le dedicara toda su atención, lo emocionante de sus %esos... Ha%ían pasado mucho tiempo ca%al#ando juntos por a uellos terrenos. :ecorda%a ue ha%ía sido una 0poca especial de su vida y daría lo ue "uese para volver a experimentar a uella ma#ia, razón por la ue en parte le ha%ía propuesto a Damon a uella salida. !l no parecía especialmente dispuesto a cola%orar, pero !leanor apretó la mandí%ula, decidida a perseverar y presionarlo para hacerlo salir de su adusto talante. ;2e cont0 ue esta%a leyendo una novela medieval escrita por una ami#a, &verdad( ;comentó. ;)e #ustará sa%er ue la he dis"rutado enormemente. )e prometí darle mi opinión de la historia y los personajes, por lo ue esta tarde le escri%ir0 para decírselo. 1sí he estado pasando las primeras horas de la mañana... inmersa en un %uen li%ro. >ueno, si te interesa sa%erlo. Damon le diri#ió una atenta mirada.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 174

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;*o es propio de ti pre"erir una charla ociosa a un %uen #alope. !lla lo miró som%ría, pre#untándose si Damon intenta%a rechazarla una vez más, si a-n esta%a inmerso en sus tristes recuerdos o simplemente recuperándose de su a%uso excesivo de %randy. 6uponía ue pro%a%lemente las tres cosas. Decidió no presionarlo por el momento y, en vez de ello, optó por una respuesta ue por lo menos podría ayudarlo a desterrar sus ne#ros pensamientos y aliviar su dolor de ca%eza. ;Auy %ien, lord Wrexham, &deseas ca%al#ar( <Pues, vamos= 6in a#uardar, espoleó a su ca%allo hasta un medio #alope, dejando ue Damon la si#uiera si uería. !l aceptó su desa"ío, como ella ha%ía esperado, y en apenas unos se#undos lo oyó correr en en0r#ica persecución. )a competición era estimulante. Damon #ana%a terreno con %astante "acilidad y, cuando la alcanzó y se disponía a pasarla, !leanor lanzó su ca%allo al #alope. !n %reve esta%an compitiendo por colinas y valles. 'uando 0l parecía ir a aventajarla, !leanor se inclinó más so%re su silla e instó a su montura a correr más, con sus latidos martilleando al Ccompás del sordo ritmo de los cascos del ca%allo. 'uando por "in se detuvieron, el corazón le latía re#ocijado y se encontra%a dos lar#os más adelante ue Damon, aun ue sospecha%a ue 0ste uizá la ha%ía dejado #anar. ;<Ha sido espl0ndido= ;exclamó, ri0ndose de pura ale#ría, mientras volvía su montura hacia 0l. Fl no respondió. !n lu#ar de ello, permaneció inmóvil mientras la mira%a "ijamente, como "ascinado. 1nte su prolon#ado silencio, !leanor interrumpió su risa mientras su resentimiento alcanza%a su límite. ;Hace un día increí%lemente hermoso, Damon, pero tu talante está amenazando con echar a perder cual uier dis"rute. Para su sorpresa, 0l asintió lentamente ante su ueja. ;2ienes razón. Ae disculpo. !lla lo miró suspicaz. ;Puedo comprender ue no est0s de humor para conversar, considerando cuánto %e%iste anoche, pero podrías hacer un es"uerzo para ser a#rada%le. 6u lenta sonrisa la desarmó por completo. ;!stoy de acuerdo, !lle, y te rue#o sinceramente ue me perdones. Pero en realidad mi humor tiene poco ue ver con las secuelas de la em%ria#uez. 2- eres la más culpa%le. !lla ir#uió la %ar%illa. ;Por "avor, &cómo voy a ser yo la culpa%le( ;!sta%a luchando por mantener la mente lejos de otro su"rimiento. ;&?u0 otro su"rimiento( ;pre#untó !leanor a punto de perder la paciencia. ;!l dolor "ísico ue me estás causando. !so la dejó atónita. &Ha%ía herido a Damon de al#-n modo( )e miró preocupada, pero no le pareció ue su"riese dolor al#uno. !sta%a cómodamente sentado en su ca%allo,
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 175

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

mientras en sus ojos destella%a una pe ueña chispa de humor ue resulta%a casi sensual. ;*o me proponía causarte nin#-n dolor ;dijo ella vacilante. ;*o lo puedes evitar, uerida. Ae has excitado de manera insoporta%le. 1hora ue te he sa%oreado, cada vez te deseo mucho más. !leanor parpadeó ante el cam%io. 1 uel Damon se parecía más al encantador li%ertino ue ella conocía. 1l verla #uardar silencio, 0l ladeó la ca%eza, contemplándola. ;Durante nuestras ca%al#adas, hace dos años, yo solía "antasear en arrastrarte al suelo, arrancarte la ropa y violarte, &lo sa%ías, amor( !l honor me impedía entonces permitirme esas "antasías, pero ahora ue estamos casados, no hay nada ue nos deten#a. 1 ella se le paró el corazón. 6u su#erencia de violarla allí mismo era escandalosamente perversa, aun ue contenía #ran atractivo. 6in duda, esta%a tratando de distraerla de una conversación más pro"unda, pero por lo menos parecía ha%erse disipado su som%río talante. ;&De%o recordarte ue se supone ue estoy recuperando mi reputación tras nuestro apresurado matrimonio( ;pre#untó !leanor. ;:etozar desnuda en una pradera podría provocar un escándalo a-n mayor. ;*o te preocupó el escándalo la primera vez ue hicimos el amor al aire li%re. ;Pero entonces está%amos prote#idos por un #lo%o. *o esperarás ue nos uitemos la ropa a uí, en un descampado. 1#itó la mano señalando la pradera ue los rodea%a iluminada por el sol. ;1 uí no hay nadie más ue las ovejas, y ellas no tendrán nada ue o%jetar. !leanor comprendió ue ha%la%a totalmente en serio y sintió ue la recorría un emocionante y %reve escalo"río. 6in em%ar#o, no de%ería sorprenderla ue a Damon no pareciera preocuparle la perspectiva de un nuevo escándalo. !ra un dia%lo perverso ue ue%ranta%a todas las normas y ue dis"ruta%a haci0ndolo. ;&De modo ue conoces %ien a las ovejas( ;pre#untó evasiva. Fl es%ozó una sonrisa %reve y radiante. ;*o. 4 me #ustaría muchísimo más conocerte %ien a ti. )a tierna diversión ue %rilla%a en sus ojos caldeó a !leanor hasta los huesos, pero se#-n los consejos de Ganny, no de%ía rendirse con demasiada "acilidad. ;Puede venir al#uien ;o%jetó, manteniendo un tono li#ero. ;Podremos oírlo a #ran distancia. ;)a hier%a a-n está mojada por la tormenta. ;'on"ía en mí, podemos en"rentarnos a ese desa"ío. ;&'ómo( ;2omándote de pie. !leanor le diri#ió una mirada intencionadamente ju#uetona. ;!so suena %astante incómodo. ;2e prometo ue no será en a%soluto incómodo, uerida.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 176

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

1l ver ue ella no "ormula%a más o%jeciones, Damon saltó de su montura y se acercó a ayudarla. !leanor se uedó paralizada ante su mirada, cuando la asió por la cintura y la levantó de la silla. )a deslizó junto a su cuerpo y se inclinó hacia ella. 6u voz sonó divertida en su oído mientras murmura%a$ ;6i insistes en tus remil#os, podemos ir a ese hayedo ue está en lo alto de la colina, para ocultarnos un poco. +ncluso dejar0 ue te dejes puesta la ropa. !ra evidente ue 0l retorna%a a su ha%itual ser provocativo, ue volvía a ser el mismo irresisti%le pretendiente ue la ha%ía enamorado de manera "ulminante en los tempranos días de su cortejo. )a trans"ormación era %ien reci%ida, en especial comparada con el som%río, apesadum%rado y an#ustiado Damon de la noche anterior. !leanor no se sentía con "uerzas para ne#arse. 1l verla vacilar, 0l le mordis ueó el ló%ulo de la oreja. ;1noche desea%as socorrerme. Hoy todavía necesito socorro, dulce !leanor. >ajo su voz seductora se perci%ía un serio matiz. 4 cuando se echó hacia atrás para mirarlo a la cara, su expresión tenía el mismo matiz vulnera%le ue ha%ía visto en 0l la noche pasada. !leanor le sonrió con el corazón derriti0ndosele. ;&'ómo rechazar tan tentadora o"erta( .n chispazo se encendió en los ojos de Damon ante su respuesta. Dejando a los ca%allos pastando, la co#ió de la mano y la condujo a la pendiente del her%oso altozano, deteni0ndose a %reve distancia del hayedo. 'omenzó a uitarle las a#ujas ue le sujeta%an el som%rero y ella enarcó las cejas. ;'reía ue ha%ías dicho ue permaneceríamos vestidos. ;6í, pero deseo verte suelto el ca%ello. )a li%eró del som%rero, hundió los dedos en sus rizos y le mantuvo uieta la ca%eza mientras la mira%a. 6u rostro so%re el de ella le oculta%a el cielo, eclipsando al %rillante sol, pero podía ver claramente sus ojos. !l posesivo anhelo en sus ne#ras pro"undidades calentó su interior. ;&1 u0 estás esperando, milord( ;in uirió !leanor de un modo casi zahiriente. !l sonrió prometedor y respondió %esándola. )e tomó la ca%eza con las manos, inclinó la %oca so%re la suya y tomó sus la%ios en un a%rasador asalto. )a pura rudeza de su deseo masculino la dejó sin aliento y le disparó el corazón. 4 eso "ue antes de ue la llevase hacia atrás, hasta acorralarla contra el tronco de una enorme haya. 6us "ervientes %esos se "ueron sucediendo mientras diri#ía las manos a su cha ueta de montar y le desa%rocha%a rápidamente los %otones. )ue#o le levantó las "aldas dejando al descu%ierto sus muslos desnudos. 'uando %uscó su centro con los dedos, encontró la entrada "emenina res%aladiza de deseo. !leanor so"ocó un #rito mientras 0l desliza%a los dedos en su humedad, sin apenas poder creer cuan mojada y henchida esta%a ya por 0l. 6u estado de excitación
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 177

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

evidentemente satis"izo a Damon, por ue cuando interrumpió sus %esos y se echó atrás, tenía una misteriosa y ardiente mirada. 1l#o estalló dentro de ella al ver esa primitiva mirada y %uscó a tientas los %otones delanteros de sus calzones luchando contra el apremio de arrancárselos de un tirón. 'uando consi#uió a%rirlos, su rí#ido "alo saltó en li%ertad. !leanor pensó aturdida ue esta%a duro como la piedra y ma#ní"icamente excitado, mientras curva%a la mano en torno a su miem%ro. Damon #imió cuando ella lo asió y, al volver a levantar la cara hacia 0l, %uscando cie#amente su %oca, 0l pro"irió un #ruñido de apro%ación y tomó sus la%ios con "uerza. 6u %eso era ardiente y "e%ril, y la devora%a mientras le a%ría la cha ueta. Deslizó las manos por su corpiño cu%riendo con ellas los ondulantes senos como si lo -nico ue le importase en el mundo "uese tocarla, explorarla. !leanor #imió, ar ueándose ante sus posesivas caricias. Damon esta%a a#itando un doloroso pozo de deseo en ella, haci0ndola ansiarlo con una "erocidad primitiva. Pero necesita%a más, desea%a más. 'omo si perci%iera su implícito rue#o, 0l la complació %ajando las manos, deslizándolas por sus caderas hasta asirle las nal#as. Do%ló li#eramente las piernas, la levantó y, despacio, introdujo su henchida erección en su latente hendidura. )a sensación de 0l reclamándola era ex uisita. !leanor se estremeció y #imió contra su %oca entre#ándose plenamente, desesperada por sentirlo adentro, por llenarse de su esencia. 'uando la hu%o penetrado por completo, !leanor se "undió en 0l aterrándolo con "uerza. 2ensó su a%razo y le rodeó las caderas con las piernas ávidamente, asi0ndose a Damon mientras 0ste arremetía en su interior. Damon exi#ía más, domina%a su pasión y le entre#a%a la suya a cam%io. 4 !leanor lo reci%ía con la misma dulce "iereza, movi0ndose a un ritmo elemental, primitivo, lleno de deseo, mientras 0l acaricia%a con su poderosa lon#itud pro"undamente en su ardorosa y latente carne. 1 !leanor se le escapó otro a#udo #emido. 6e sentía casi inconsciente, perdida. !ntre los dos ha%ía tanto ardor, necesidad y placer, ue esta%a conmocionada. )ue#o, el calor entre ellos se hizo imposi%le de soportar. !l "ue#o estalló en una tormenta incendiaria, violenta, "iera y desi#ual. 1l ca%o de unos instantes, ella #ritó convulsionándose salvajemente mientras la sacudía oleada tras oleada de placer. Damon captó los #emidos de dicha ue des#arra%an su #ar#anta, y en se#uida un ronco sonido sur#ió de su propia #ar#anta mientras alcanza%a su propio explosivo clímax. 6e estremeció y contrajo desesperadamente, vertiendo su simiente dentro de !leanor. !sta a-n se sentía palpitar en torno a 0l cuando Damon se desplomó d0%ilmente contra ella, de modo ue el ár%ol ue tenía a su espalda los sostenía a am%os. 6e a"erró a 0l con las piernas y el rostro en su pecho. Permanecieron así lar#o rato, mezclando sus respiraciones desi#uales y re#ularizando los "ren0ticos latidos de sus corazones. !leanor comenzó a reco%rar sus alterados sentidos momentos antes ue Damon. 6u pasión ha%ía sido devastadora, a#itándole hasta el espíritu. 4 cuando por "in consi#uió echarse hacia atrás y mirarlo, descu%rió ue tenía los ojos vidriados por el deseo, y ue parecía a#otado mientras le devolvía la mirada.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 178

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

1-n unido íntimamente a ella, sosteni0ndola con "uerza, se volvió y la trasladó del protector re"u#io de los ár%oles a la luz del sol. 'uando lle#aron a una losa lisa de piedra de la ladera de la colina, la depositó allí con suavidad y despu0s se tendió a su lado, atray0ndola junto a sí. Aientras yacían allí tendidos, el uno en los %razos del otro, !leanor notó la paz descender so%re ella. 6uspiró a#otada y satis"echa, deseosa de poder permanecer así para siempre, perdida en el placer del a%razo de Damon en a uella hermosa y "eliz mañana. 6in em%ar#o, 0ste no sentía exactamente lo mismo mientras la o%serva%a. Por dos veces ha%ía sometido ya su cuerpo a "ieras exi#encias pese a ue no esta%a acostum%rada a esa violencia. *o o%stante, !leanor parecía satis"echa, en a#udo contraste con la a#itación ue 0l sentía. 6u necesidad de reclamarla, de poseerla, era a%rumadora, su%yu#ante, amenazadora. Desea%a poder escapar de su encanto. 6i el rue#o ue ardía entre am%os se#uía siendo tan intenso, tan "iero, se hallaría en #rave peli#ro. 4, sin em%ar#o... eso era justo lo ue ansia%a precisamente entonces. )o ue necesita%a. 1 uella ternura. 1 uella tran uila intimidad. :ecorrió su columna con la yema de los dedos sa%oreando la sensación de yacer juntos en tanto trata%a de encontrar sentido a sus inclinaciones en pu#na. !n parte, la ansia%a "ieramente. 4 en parte desea%a con desesperación huir. 4 a-n por otra parte ;una intensamente insistente; comenza%a a cuestionarse sus convicciones lar#o tiempo sostenidas. 6e ha%ía jurado no permitirse amar nunca a nadie, no volver a ser tan vulnera%le ue pudiera su"rir de nuevo. Pero &amar a !leanor era al#o de lo ue necesita%a se#uir huyendo( De ser así, &por u0 se sentía tan a #usto sólo con mirarla( 6u rostro se veía suave, perezoso, adormiladoE su %oca, evocadora y ma#ullada por la pasión. 6us ca%ellos rizados esta%an salvajemente enmarañados y resplandecían como el 0%ano a la luz del sol mientras ue sus tupidas pestañas le roza%an suavemente las mejillas. 'asi involuntariamente, Damon desplazó la mano so%re su hom%ro para acariciar la delicada curva de su mejilla. !lla sonrió con suavidad sin ni si uiera a%rir los ojos. 6u respuesta lo a"ectó, lo con"ortó... lo desconcertó. Desear a !leanor, anhelarla, necesitarla de a uel modo esta%a muy cerca del amor. C1mor.D Damon apretó la mandí%ula con un estremecimiento mientras lucha%a contra las emociones no deseadas ue se a#ita%an en su interior. 1nsia%a estar de nuevo dentro de ella, sumer#irse tan pro"undamente ue nunca pudiera li%erarse, a%sor%er su poder curativo y dejar ue lo renovase. 1 decir verdad, la sensación era tan intensa ue lo impacta%a. Pero tam%i0n lo eran las voces de su ca%eza ue clama%an advirti0ndole ue tuviera cuidado. )as mismas señales de aviso ue ha%ía escuchado hacía dos años.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 179

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

*o o%stante, las circunstancias no eran las mismas ue entonces. !leanor ya no era simplemente la hermosa y en0r#ica heredera con la ue se ha%ía o%sesionado. 1hora era su esposa. 6ólo su matrimonio ya cam%ia%a lo ue se halla%a en jue#o. Damon hizo una mueca mientras la %atalla de su interior se incrementa%a. Desde el principio, ha%ía sa%ido ue entre am%os ha%ía al#o especial. !leanor era su pareja per"ecta en m-ltiples aspectos. !ra toda una mujer, a la ue admira%a y respeta%a. 'ual uier hom%re lo %astante a"ortunado como para conse#uirla sería un necio si la deja%a escapar. Precisamente lo ue 0l ha%ía hecho la primera vez. 6e pre#untó si estaría tan a%rumado por la posi%ilidad de dolor ue arruinaría su "uturo con ella. Desde lue#o, sa%ía ue 2ess tenía razón$ ha%ía construido una coraza protectora en torno a sí. Ha%ía retenido demasiado en el interior. 6e ha%ía amurallado demasiado por completo. 2emía preocuparse en exceso, perder en exceso. Desea%a huir de esa coraza protectora. 6in ayuda de su prima, ya era consciente de otra importante realidad$ si !leanor no esta%a en su vida, se sentía sólo medio vivo. &!ra tam%i0n ocasión de ue por "in admitiera ue ha%ía cometido un #rave error cuando la alejó hacía dos años( Ha%ía estado implaca%lemente decidido a no enamorarse de ella, pero a uel día ha%ía perdido al#o muy precioso. 2al vez no "uese demasiado tarde para recti"icar su error, por el %ien de los dos. !cha%a enormemente de menos la camaradería y la amistad ue ha%ía mantenido con su hermano #emelo. !se vínculo ha%ía uedado destrozado por la muerte, pero el "rá#il vínculo ue ha%ía compartido con !leanor lo ha%ía destruido 0l a conciencia. 4, sin em%ar#o, ella podía poner "in a su vacío si 0l era capaz de reducir sus de"ensas. !leanor podía ser su ami#a y compañera, así como su amante y su esposa. Podía desterrar la "ría soledad ue ha%ía llenado su vida. !lla era la esencia de lo ue carecía su existencia$ ale#ría, amistad, risas, sentimientos. *o se ha%ía permitido sentir así desde hacía mucho tiempo. &6e atrevería a llevar adelante al#o más ue una "ría unión de conveniencia con ella( &6e#uiría teniendo elección( !sta%a resultando evidente ue no ha%ía modo de de"enderse contra su esposa, de ne#ar su necesidad. *o, la verdad pura y dura era ue desea%a un verdadero matrimonio con !lle. Desea%a verla reír con ale#re exu%erancia, como hacía un rato, al "inal de la carrera. ,írla pronunciar su nom%re mientras 0l satis"acía su deseo, tal como ha%ía hecho hacía poco, cuando le ha%ía hecho el amor. Desea%a darle la "amilia ue ella desea%a. Damon desea%a su "elicidad, su amor. 'erró los ojos aspirando su aroma, a%sor%iendo su calor y su "ra#ancia, descu%riendo un rico placer -nicamente en sostenerla junto a sí. Podía ima#inarse amando a !lle... siempre, eternamente. .na suave e incr0dula risa sur#ió de su #ar#anta al comprender cuán lejos ha%ía lle#ado en pocas semanas. 6iempre se ha%ía prometido no permitir ue nadie se le aproximara %astante como para hacer peli#rar sus emociones, y mucho menos su corazón. 6in em%ar#o, en esta ocasión pensa%a aprovechar la oportunidad de tener un verdadero matrimonio con !leanor.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 180

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

1un ue primero de%ía #anarse su con"ianza. 1ntes de ue ella le con"iara su corazón, tenía ue demostrar ue la merecía. Por primera vez desde ue se hallara ante la tum%a de su hermano, despotricando contra el destino, esta%a decidido a superar su pesadum%re. 1 %uscar un "uturo real con !leanor. 1 compartir plenamente su vida con ella. 1 permitirse amarla como merecía.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 181

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

CAPI! LO &5uede sentirse posesiva o celosa, pero procure no demostrarlo. Los caballeros desean sentirse libres para revolotear de !lor en !lor, como las abejas. "N# D#$# #N%N&$#, Consejos a las jóvenes damas para con uistar marido

Damon tenía la intención de pasar toda la tarde con !leanor y tam%i0n la noche. 'uando la in"ormó de ue dormiría en su cama, ella no le puso inconvenientes. 6in em%ar#o, al re#resar a :osemont, los acontecimientos conspiraron para inter"erir en sus planes de enamorar a su mujer y tener con ella un verdadero matrimonio. 2ras dejar a !lle a la puerta de su dormitorio para ue se cam%iara el traje de montar, Damon "ue a su ha%itación y se encontró con 'orn%y mirándolo con #rave sem%lante. ;!sto ha sido entre#ado por un mensajero hace una hora, milord ;dijo el ayuda de cámara secamente, tendi0ndole una nota ple#ada de papel vitela, per"umada de lavanda y con las pala%ras CBizconde WrexhamD claramente escritas en la parte delantera. Damon "runció el cejo al reconocer la "amiliar escritura y la "orma del comunicado. &?u0 dia%los era a uello( &Por u0 le escri%ía )ydia *e3lin# precisamente entonces( &4 por u0 volvía a entrar en su vida su anti#ua amante precisamente cuando ha%ía decidido construir un "uturo con !leanor( $i uerid.simo @re2,am? No deseo interrumpir tu !iesta, pero necesito con desesperación tu ayuda. 5or !avor, te ruego ue me concedas media ,ora de tu tiempo y te re;nas conmigo en la posada Cabe1a de Jabal., de 8rig,ton. No dudo ue pre!erirás verme all., puesto ue no desearás ue me presente en la distinguida reunión de lady 8eldon. 3u a!ectuosa servidora, Lydia. Damon sintió ue se le enco#ía el estóma#o. &!ra a uella -ltima "rase de )ydia una velada amenaza a presentarse en la casa si se ne#a%a a acceder a su solicitud( &, simplemente su intento de ser considerada con las convenciones sociales( .na cortesana llamando a la puerta de una "inca no%le en %usca de su anti#uo protector horrorizaría a los invitados y desencadenaría el escándalo. Pero al dia%lo el escándalo, era la reacción de !lle lo ue le preocupa%a. 6i su anti#ua amante lleva%a a ca%o tan descarada comparecencia, como mínimo se sentiría aver#onzada y herida. *ormalmente, no temería ue )ydia recurriese al chantaje, puesto ue era %uena, #enerosa y nada intri#ante. *o o%stante, no podía correr el ries#o de destruir, tan pronto la "rá#il con"ianza de !leanor tras ha%erse jurado #anársela. Gue evidente ue 'orn%y no apro%a%a su decisión cuando Damon dijo ue estaría ausente durante una hora, y ue se cam%iaría al re#resar.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 182

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;&!stá se#uro de ue desea dar ese paso, milord( ;le pre#untó el ayuda de cámara muy serio cuando 0l se volvió para marcharse. ;&?u0 paso( ;Bisitar a la señorita *e3lin#. &*o es eso lo ue se propone( De ser así, me siento o%li#ado a o%servar ue lady Wrexham puede tomar su cita a escondidas como un insulto. *o me #ustaría ver una repetición de lo sucedido hace dos años, cuando ella puso "in a su compromiso con usted por causa de la señorita *e3lin#. ;2ampoco yo ;respondió Damon. )as arru#as del anciano rostro del sirviente se intensi"icaron al "runcir el cejo. ;!ntonces, &por u0 se arries#a a incurrir en la ira de su señoría, en especial tan poco despu0s de su %oda( *o ha estado metido en cuestiones de "aldas desde ue re#resó de +talia. 'orn%y sa%ía per"ectamente ue, desde entonces, Damon se ha%ía pasado todas las noches en casa, #uardando estricto celi%ato. 2am%i0n sa%ía ue )ydia ha%ía sido el catalizador de la explosión de !leanor, hacía dos años, y evidentemente le preocupa%a ue sucediese al#o parecido si decidía visitar entonces a su anti#ua amante. Pero explicar el delicado estado de su matrimonio a su ayuda de cámara no era al#o ue Damon deseara hacer precisamente entonces. ;!stá siendo irritantemente paternalista, 'orn%y. ;2al vez, milord, pero considero mi de%er de"ender los intereses de lady Wrexham. 1simismo, reconozco ue no deseo ue nada vuelva a causarle dolor ni pesar. ;2ampoco yo. Pero será mejor ue me re-na yo con la señorita *e3lin# a ue ella se presente a uí sin ser invitada. ;'omprendo sus razones, milord. 1 decir verdad, Damon esta%a complacido de ue su anti#uo sirviente se sintiese protector respecto a !leanor. Pero se proponía reunirse con )ydia, como ella ha%ía solicitado, para evitar ue lo visitase allí. Por añadidura, no podía desechar volu%lemente su petición de ayuda. 2ras su lar#a relación, le de%ía a )ydia por lo menos sa%er por u0 lo necesita%a, se#-n sus propias pala%ras tan CdesesperadamenteD. ;Dí#ale a lady Wrexham ue me retrasar0 un rato en reunirme con los invitados por ue de%o solucionar un asunto de ne#ocios. ;Auy %ien, aun ue es impro%a%le ue se trate de un asunto de ne#ocios ;contestó intencionadamente el ayuda de cámara. ;)o será ;le ase#uró Damon. ;Ae propon#o ue mi visita no sea en a%soluto personal. 1parentemente al#o tran uilizado, 'orn%y permaneció silencioso mientras Damon salía y re#resa%a a los esta%los. 1ca%a%a de lle#ar a la cuadra cuando se encontró con el conde de Haviland. ;?u0 coincidencia, Wrexham ;exclamó 0ste. ;Ae ha evitado la molestia de %uscarle. *ecesitamos un momento de su tiempo. Damon advirtió la seriedad de la expresión del conde, así como ue i%a acompañado de Horace )inch, uno de los a#entes de >o3 6treet contratado para vi#ilar al príncipe )azzara. ;6í, desde lue#o ;respondió 0l.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 183

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;6e ha producido una interesante novedad en el caso ;empezó Haviland uedamente, mientras a%ría la marcha hacia uno de los edi"icios de las cuadras. ;!l señor )inch cree ha%er identi"icado a un posi%le sospechoso de los accidentes ue ha su"rido el príncipe. Dejar0 ue 0l se lo expli ue. 'uando se detuvieron en el extremo opuesto de los esta%los, Damon o%servó al a#ente con mirada in uisitiva. )inch se expresó en voz %aja. ;Ailord, me pidió ue o%servara si ha%ía al#uien sospechoso, y creo ha%er encontrado a una persona. &Be a a uel tipo italiano de allí( ;)inch señaló su%repticiamente un rincón del edi"icio, donde un individuo nervudo, de ca%ellos ne#ros y tez olivácea esta%a cepillando un par de ca%allos de un carruaje. Damon a#uzó la mirada mientras experimenta%a una sensación de reconocimiento. !sta%a casi se#uro de ha%er visto antes a a uel hom%re, en una calle atestada de #ente, en las a"ueras del %azar Pantheon. 2ras mirarlo unos momentos, Damon retrocedió, ocultándose para no ser reconocido a su vez. ;!se individuo es Paolo /iacomo ;murmuró el a#ente. ;!sta mañana le he descu%ierto ocultándose en los jardinesE no existe otra "orma de expresarlo. Pero cuando le he plantado cara, me ha dicho ue ha%lase con el signore Becchi, pretendiendo ser empleado suyo. !l signore no parecía satis"echo al verle, eso ha sido muy evidente. *o he podido acercarme lo %astante como para oír lo ue decían, pero parecían estar discutiendo. Por lo ue lue#o me ha parecido extraño ue el signore Becchi dispusiera ue /iacomo "uese alojado en las ha%itaciones de los mozos de cuadras, a uí, encima del esta%lo. Damon decidió ue /iacomo podía ser el carterista ue ha%ía asaltado a )azzara y lo ha%ía derri%ado en la calle, perdi0ndose despu0s de vista. 'uando así se lo dijo a los otros, Haviland lo miró con "ijeza. ;!s dudoso ue /iacomo actuara por su cuenta. Damon asintió lentamente. ;!s posi%le ue Becchi se encuentre tras los ata ues. 1ntes de esto, yo ya me ha%ía pre#untado si podía ser 0l el culpa%le. !ra el ue esta%a más cerca del príncipe cuando su alteza cayó por la escalera de la ópera. 4 esta%a presente la noche en ue dro#aron su ponche. Becchi podía ha%er con"iado "ácilmente en sus lacayos para ue llevaran a ca%o los demás percances, como sa%otear la rueda del carruaje. ;2endrá ue encontrar con"irmación de su culpa%ilidad ;respondió Haviland. ;*o sería inteli#ente acusar a un alto car#o diplomático de actos como 0sos sin prue%as, y mucho menos de intentar asesinar a su primo. Damon no podía cuestionar la o%servación. Por el momento, era pura especulación sospechar ue Becchi estuviese tras los percances. 6in em%ar#o, su instinto le decía ue no esta%a e uivocado. ;&2iene al#una su#erencia acerca de cómo encontrar esas prue%as( ;le pre#untó a Haviland. ;.na evidente. De%eríamos comenzar por re#istrar sus ha%itaciones. !ntonces intervino )inch.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 184

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;)es rue#o ue me disculpen, señores, pero yo no me atrevería a intentar tal cosa. 6i "uera descu%ierto, eso podría tener #raves consecuencias para mí. 2al vez sería considerado un ladrón y enviado a prisión, o al#o peor. ;4o estoy dispuesto a hacerlo ;se o"reció Haviland. Damon consideró %revemente la o"erta del conde y lue#o la rechazó. ;/racias, pero tampoco uiero ue se arries#ue usted a ser descu%ierto. *o voy a pedirle ue se impli ue en estos chanchullos. Haviland es%ozó una semiMsonrisa. ;!n realidad, no soy ajeno a los chanchullos. 4 estoy ansioso por encontrar al#o ue me distrai#a de las intri#as de salón. Damon sintió un arre%ato de simpatía por 0l. Despu0s de años de diri#ir redes de espías y tramar intri#as políticas internacionales para la inteli#encia %ritánica, Haviland de%ía de estar re#odeándose ante la perspectiva, tras ha%erse visto atrapado en una "iesta como a u0lla durante tanto tiempo simplemente para complacer a su a%uela. ;)amento decepcionarle, Haviland, pero pre"iero ser yo uien realice la %-s ueda. 6i soy descu%ierto, a lady >eldon le costará mucho ponerme de patitas en la calle, puesto ue estoy casado con su so%rina. !n ese momento, Damon recordó adonde se diri#ía cuando ha%ía sido interrumpido. ;Por des#racia, la investi#ación tendrá ue esperar. Hay otro asunto ue de%o resolver primero. *o o%stante, estar0 ausente durante menos de una hora. Puedo re#istrar las ha%itaciones de Becchi cuando re#rese... tal vez durante la comida. ;!so %astará ;contestó Haviland. ;Procurar0 ue Becchi est0 ocupado mientras usted lo lleva a ca%o. ;4 yo me ase#urar0 tam%i0n de ue /iacomo se mantiene alejado ;intervino )inch. .na vez ela%orado el plan, Damon se despidió de sus nuevos compañeros de investi#ación y ordenó ue ensillaran su ca%allo para ir al encuentro de su anti#ua amante. Pero esta%a impaciente por re#resar y resolver el misterio de los asaltantes del príncipe )azzara y, lo ue era más importante, se#uir cortejando a su esposa.

'on #ran sorpresa de Damon, en cuanto entró en la posada 'a%eza de 7a%alí, se encontró con el príncipe. )azzara salía del %ar rodeando con un %razo a una %onita camarera ru%ia, to ueteando sus exu%erantes senos mientras le susurra%a al#o al oído ue provoca%a la risa de la chica. 1l ver a Damon, se detuvo y se uedó tam%aleándose mientras parpadea%a como una lechuza. 1l parecer, )azzara esta%a %astante achispado. Por lo visto se ha%ía cansado de la au#usta compañía de :osemont y ha%ía ido a la ta%erna a divertirse. Damon advirtió ue el otro a#ente de >o3 6treet a uien se le ha%ía con"iado su custodia no esta%a lejos de allí. !l hom%re puso los ojos en %lanco, como si se disculpara por permitir ue la persona a su cuidado estuviera tan em%ria#ada, aun ue pro%a%lemente no ha%ía podido hacer nada por evitarlo. Precisamente entonces, Damon oyó una dulce voz "emenina ue lo llama%a. 6in duda, )ydia *e3lin# lo ha%ía estado esperando, por ue se le acercó apresurada desde la escalera principal de la posada con una sonrisa de alivio en sus hermosos la%ios.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 185

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;Ailord, no esta%a se#ura de ue vinieras. Desea%a a#radecerte... <,h... alteza...= *o espera%a verle a uí. Damon comprendió ue )ydia y el príncipe se conocían al ver cómo )azzara a%ría los ojos. 4, a juz#ar por su sonrisa desdeñosa, tam%i0n 0l esta%a al corriente de la anterior relación de Damon con la encantadora cortesana de ca%ellos castaño rojizos. ;&*o es usted al#o pícaro, milord( ;murmuró el príncipe "ar"ullante. ;Pero mi %oca está sellada. 1partó la mano del seno de la camarera, se inclinó vacilante y lue#o se encaminó a la puerta principal, se#uido apresuradamente por su #uardaespaldas. Damon contuvo un juramento lamentando la mala suerte ue lo ha%ía conducido allí al mismo tiempo ue al príncipe, aun ue era impro%a%le ue )azzara di"undiera la noticia y, por consi#uiente, revelara su propia visita al lu#ar. 1un así, Damon se volvió con rapidez hacia su anti#ua amante, deseoso de concluir cuanto antes a uella entrevista para poder re#resar a :osemont. ;&?u0 puedo hacer por ti, )ydia( 2u mensaje parecía ur#ente. ;!s ur#ente, Damon. *ecesito tu ayuda. &Podemos ha%lar en privado, por "avor( 1rri%a sería mejor ;añadió, diri#iendo una mirada hacia la puerta de la ruidosa ta%erna. ;He reservado un #a%inete. Pese a la implorante nota de su voz, Damon duda%a de uedarse a solas con ella. ;&'ómo sa%ías dónde encontrarme( ;2odo el mundo sa%e ue has venido a la "iesta de lady >eldonE la noticia apareció en los ecos de sociedad de todos los periódicos junto con el anuncio de tu inesperado matrimonio con lady !leanor. Pero puesto ue el doctor /eary se ne#ó a escri%irte y molestarte en estos días, pens0 ue de%ía venir a implorarte yo misma. Berás, a mi hermana se le está aca%ando el tiempo.

!leanor se sintió muy decepcionada al reci%ir la noticia de ue Damon lle#aría con retraso. 6in em%ar#o, recordándose a sí misma ue lo tendría toda a uella noche para ella, se reunió con los demás invitados de la casa y contri%uyó a la animada discusión acerca de u0 o%ra esco#er para la "unción de a"icionados ue se representaría la semana si#uiente. 'uando el príncipe )azzara se le acercó y la invitó a pasear por los jardines con 0l, aceptó complacida, pero más ue nada por su sentido del de%er. *o ha%ía pasado demasiado tiempo en su compañía desde su apresurado matrimonio y se sentía un poco culpa%le por ha%erle incitado tan intencionadamente durante semanas, estimulando sus insinuaciones y tratando de conse#uir una proposición de matrimonio por su parte para despu0s casarse con Damon de manera tan repentina. Aientras recorrían los senderos de #rava de los jardines %ellamente cuidados, !leanor comenzó a pre#untarse si el príncipe estaría %e%ido, por ue su cuidadosa manera de ha%lar se ha%ía deteriorado hasta el punto de ue a veces resulta%a "ar"ullante. !ntonces, cuando se halla%an "uera de la vista de la mansión, la so%resaltó co#i0ndole la mano y %esándosela ardorosamente. ;<1lteza. ;exclamó ella al#o sin aliento, retirando la mano. ;6e está extralimitando. 1hora soy una mujer casada.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 186

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;*o lo olvido, mia signorina ;respondió en voz %aja y apasionada. ;He a#uardado pacientemente, pero ahora creo ue no hay razones para esperar. Deseo ue sea mi amante. !leanor apretó los la%ios conteniendo una dura r0plica. !videntemente, el hom%re ha%ía con"undido su a"a%ilidad con al#o más pro"undo. ;Gin#ir0 no ha%er oído eso, alteza. !l "runció el cejo. ;&Por u0( )e ha%lo completamente en serio. ;Por ue me resulta o"ensivo ue me propon#a una aventura. )azzara parecía sinceramente perplejo. ;&Por u0 i%a a considerar o"ensiva mi proposición( 'reí ue se sentiría honrada. Haciendo un valiente es"uerzo para ocultar su dis#usto, !leanor "orzó una sonrisa. ;Ae temo ue está e uivocado, alteza. *o me siento nada honrada. Ae está su#iriendo ue cometa adulterio. !l se enco#ió de hom%ros. ;Pero ten#o entendido ue eso es al#o com-n en +n#laterra. 1 uí muchos matrimonios no%les son de conveniencia, y en ellos, marido y esposa tienen plena li%ertad para tomar amantes mientras la dama "acilite herederos y sea discreta. ;2al vez en al#unos matrimonios no%les eso sea cierto, pero no en el mío. ;6e volvió y si#uió andando por el sendero del jardín, dejando ue el príncipe la si#uiera. ;&Por u0( &?u0 es tan di"erente en su matrimonio( ;pre#untó, como si realmente deseara sa%erlo. !leanor se pre#untó u0 era di"erente en su matrimonio, cuando Damon insistía en ue "uera una unión más de conveniencia. Grunció el cejo y evitó dar una respuesta directa. ;4o nunca traicionaría a mi marido de ese modo. 'iertamente, no al hom%re al ue amo. ;&1mor( ;)azzara parecía sorprendido. ;&!s eso lo ue siente por su marido( ;6í, desde lue#o. !lla nunca ha%ía dejado de amar a Damon, ni si uiera despu0s de romper su compromiso. 'uando 0l se metió de nuevo por la "uerza en su vida hacía pocas semanas, entrometi0ndose en sus asuntos y casi volvi0ndola loca con su exasperante inter"erencia, ella ha%ía luchado in-tilmente contra sus sentimientos. Pero en realidad nunca ha%ía tenido nin#una oportunidad de resistirse a los encendidos anhelos de su corazón. )azzara la contempla%a con escepticismo, evidentemente en a%soluto convencido de ue ella uisiera declinar su desa#rada%le propuesta. ;1sí pues &es 0sa su respuesta, donna !leanora( ;6í, alteza. 4 no deseo se#uir discutiendo. Por "avor, &podemos ha%lar de otras cosas( ;'omo #uste ;murmuró 0l. ;Pero es evidente ue Wrexham no tiene los mismos escr-pulos ue usted. !lla lo miró de reojo. ;&'ómo dice( ;Precisamente esta tarde esta%a yo en >ri#hton y lo he visto con la señorita *e3lin#.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 187

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

C&)a señorita *e3lin#( <&)a señorita )ydia *e3lin#(=D !leanor se detuvo %ruscamente, lo ue o%li#ó al príncipe a hacer lo mismo. ;&?u0 ha dicho( ;pre#untó sin aliento. ;?ue he visto a lord Wrexham con su inamorata. )a señorita *e3lin# "ue su amante en otro tiempo, &no es así( &, se supone ue tampoco de%o ha%lar de tales cosas( !leanor lo miró "ijamente, deseosa de no darle cr0dito. ;De%e de estar e uivocado ;contestó con aspereza. ;)e ase#uro ue no. ;6onrió d0%ilmente. ;'on"ieso ue a veces no comprendo a los in#leses. *o puedo ima#inar ue Wrexham desee %uscar su placer en otra parte cuando la tiene a usted en su lecho. Pero !leanor pensó "ren0tica ue Damon no la ha%ía tenido en su lecho hasta la noche anterior. !lla ha%ía mantenido las distancias con el "in de incitarlo a desearla más. )a invadió una sensación de temor. <Por todos los santos= &Podía ser cierto( &Ha%ía recurrido Damon a su anti#ua amante para satis"acer sus necesidades carnales mientras le esta%a jurando constantemente "idelidad( 6e#uro ue no era posi%le... ;6i no me cree, donna, de%ería compro%arlo por sí misma. )o encontrará en la posada 'a%eza de 7a%alí, de >ri#hton. !stá allí mientras ha%lamos. )o he dejado hace poco. 'onocía el lu#ar. )a 'a%eza de 7a%alí era una casa de postas muy concurrida, situada en la carretera principal ue conducía al norte de )ondres. 6e llevó la mano al corazón para apaci#uar el a#udo dolor ue allí sentía. &)a esta%a traicionando Damon antes si uiera de ue se hu%iera secado la tinta de su partida de matrimonio( <6anto Dios= De pronto, notó ue las rodillas le "la uea%an. 6e sentía mareada, como si "uera a desmayarse. ;&6e siente mal, donna !leanora( ;le pre#untó el príncipe. ;6e ha puesto muy pálida. 6in duda ue lo de%ía de estar. *e#ó con la ca%eza en silencio, tenía la #ar#anta demasiado seca para ha%lar. De%ía alejarse del hom%re antes de perder el control completamente. 'on #ran es"uerzo, consi#uió "ormular una ne#ativa$ ;*o, no me siento mal, alteza. Pero creo ue re#resar0 a la casa, si me disculpa... 6e volvió y se apresuró por el sendero hasta casi echarse a correr. )a historia se esta%a repitiendo. Damon ha%ía vuelto a traicionarla con la %ella cortesana ue ha%ía sido su amante durante años. 6e apretó con "uerza el pecho en un es"uerzo por contener el terri%le dolor ue experimenta%a. &1ma%a Damon a )ydia *e3lin#( &!ra por eso por lo ue volvía con ella( Pensarlo era in uietante, doloroso, a%rumador. !leanor entró por una puerta lateral y lue#o se detuvo sin sa%er dónde esta%a, ni si uiera adonde se diri#ía. 6e do%ló por la cintura mientras trata%a de llenarse de aire los pulmones. 6entía como si se aho#ara. Pensar ue Damon podía ha%er estado en#añándola durante toda a uella semana, tal vez durante todo el tiempo desde su re#reso a +n#laterra.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 188

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

&'ómo podía( 2ras su ternura y pasión de a uella mañana, !leanor ha%ía comenzado a pensar ue, despu0s de todo, tal vez podían tener un verdadero matrimonio. <?u0 a%surda necia ha%ía sido= )a "ría desolación ue le oprimía el corazón amenaza%a con aho#arla, al tiempo ue sentía cómo se "orma%a un n-cleo de "uria en su interior. &'ómo se atrevía Damon( )e ha%ía hecho el amor y lue#o le ha%ía sido in"iel a la primera oportunidad, sin tener en cuenta sus sentimientos. <>ien, pues no lo toleraría= Pero entonces se pre#untó desesperada u0 alternativa tenía. *o podía poner "in a su matrimonio como ha%ía roto su compromiso hacía dos años$ era demasiado tarde para eso. Pero no desea%a volver a ver a Damon ni ha%larle. 6u -nica salida era desterrarlo de su vida. !l ha%ía deseado un matrimonio de conveniencia, <pues se lo daría= 'uando re#resaran a )ondres, al concluir la "iesta de su tía, viviría independientemente de 0l. !ntretanto, decidió ue no le haría sa%er ue esta%a enterada de su encuentro con su amante. 1l "in y al ca%o, tenía su or#ullo. *o, pensó con una oleada de pánico. !so nunca "uncionaría. Pero en a uellos momentos no podía en"rentarse a Damon. *o con a uella espantosa desesperación en su pecho. 2enía ue re#resar a )ondres sin más demora. 6e ir#uió y se es"orzó por avanzar por el pasillo y lue#o su%ir la escalera posterior de servicio. 'asi ha%ía lle#ado a su ha%itación cuando, para su consternación, su tía apareció por el otro extremo del corredor. /iró %ruscamente, apresurándose en dirección contraria, consciente de ue no esta%a en condiciones de encontrarse con la vizcondesa. 1l principio, "in#ió no oír ue >eatrix la llama%a. Pero cuando la mujer pronunció su nom%re con más ener#ía, se volvió lentamente y desanduvo sus pasos. ;:econozco mi decepción al encontrarte a uí en lu#ar de entreteniendo a nuestros invitados ;dijo lady >eldon cuando ella se le acercó. ;)o siento, tía ;murmuró, ;pero te rue#o ue presentes mis excusas. Pienso re#resar a )ondres esta noche y ten#o ue preparar el e uipaje. ;<Por todos los santos= &?u0 ha pasado( ;pre#untó la mujer, mirando con más detenimiento el rostro de su so%rina. ;*o pasa nada. ;6u voz era tran uila, sose#ada, aun ue se nota%a roto el corazón. ;6ólo ue no puedo uedarme a uí un instante más. ;&Por u0 no( Bamos, !leanor, insisto en ue me di#as u0 está pasando. !lla vaciló lar#o rato antes de con"esar con voz ueda$ ;6e trata de Damon. !l príncipe )azzara le ha visto esta tarde en una ta%erna. !sta%a con la misma mujer ue era su amante hace dos años. )ady >eldon se la uedó mirando un rato con una serie de emociones di"erentes re"lejándose en sus ele#antes ras#os$ ira, desa#rado, simpatía y, por -ltimo, rechazo. ;>ueno, no es el "in del mundo ;dijo al "in %ruscamente ;)os ca%alleros suelen tener amantes. )o importante es ue vuestra unión est0 sellada. 6iempre serás lady Wrexham. 1hora, te aconsejo ue te tra#ues tu or#ullo, uerida, e i#nores sus pecadillos. !leanor apenas podía creer lo ue esta%a oyendo. ;&Piensas ue de%o i#norar el hecho de ue Damon ten#a una amante(
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 189

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;6í, desde lue#o. )a mayoría de las esposas distin#uidas lo hacen. 4o lo hice antes de enviudar. !s desa"ortunado ue Wrexham decida "recuentar a una mujer de esa clase, pero se#-n mi experiencia, lo más prudente es cerrar los ojos a los de"ectos del marido. !leanor pensó desdeñosa ue ella no uería hacerlo. Pero evidentemente no tenía o%jeto discutir. 6in duda, Damon se ha%ía #anado a su tía con el simple acto del matrimonio. 1+ ver ue #uarda%a silencio, >eatrix le dio unas palmaditas en el hom%ro. ;'on"ía en mí, !leanor, no permitas ue esto te trastorne. )as mujeres han estado en"rentándose a esa molesta cuestión desde el principio de los tiempos. &Por u0 no vas un rato a tu ha%itación y descansas un poco( 2e sentirás mejor cuando medites so%re ello. Dile a 7enny ue te apli ue un paño h-medo en la "rente. !leanor sa%ía per"ectamente ue no %astarían ni mil paños h-medos, pero o%edeció a su tía y se diri#ió a su cuarto. 6in em%ar#o, una vez allí, llamó a 7enny para ue la ayudara a hacer su e uipaje, no para ue la consolara. De pronto, perdió toda su actitud desa"iante y se tendió de costado en el lecho, mirando sin ver, pensando cuan esperanzada se ha%ía sentido a uella mañana. 1hora ya no experimenta%a lo mismo. !n un momento se sentía vacía e insensi%le, y al si#uiente la a#onía le oprimía el pecho, así como tam%i0n la "uria. )e dolía tanto ue desea%a morir. Desea%a matar, #ritar, llorar, patalear hist0rica. Desea%a enroscarse en una %ola de dolor y ue el mundo desapareciera. 4, lo peor de todo, una parte importante de ella desea%a acudir a Damon y ro#arle ue lo reconsiderara. Guriosa, se pasó la mano por los ardientes ojos. <*o lloraría por a uel perverso li%ertino= 6a%ía ue Damon era un desalmado y ha%ía vuelto a demostrarlo una vez más. 6implemente, tenía ue aceptar esa dolorosa realidad y construir una nueva vida para sí misma, al mar#en de 0l. 4, no o%stante, no desea%a eso, no uería vivir sin 0l. 6in Damon, su existencia estaría vacía. Fl ilumina%a sus días$ la llena%a de emoción, la encendía de pasión, desterra%a su soledad. 'on 0l se sentía más completa. 2ra#ó saliva con "uerza mientras volvía a sentirse desa"iante. &*o se ha%ía prometido a sí misma conse#uir ue Damon renunciase a sus costum%res licenciosas( !ntonces, & u0 hacía allí tirada de a uel modo tan pat0tico( *o pensa%a aceptar ue su esposo deseara a otra mujer más ue a ella. *o lo aceptaría. )o ama%a lo %astante como para luchar por 0l. 6e sentó con %rus uedad en el lecho apretando los dientes. 6e proponía hacer lo ue "uera necesario para arrancarlo de las #arras de a uella mujer. )á#rimas de ira ardían tras sus ojos, pero se ne#ó a derramarlas mientras salta%a de la cama y salía de la ha%itación. !n lu#ar de hacer el e uipaje para re#resar a )ondres, ordenaría ue preparasen el carruaje de la casa >eldon. <+%a a ir a la posada 'a%eza de 7a%alí y en"rentarse cara a cara con Damon=

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 190

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

CAPI! LO &.
+e re uiere !ortale1a y valor para volver el destino a su !avor. "N# D#$# #N%N&$# Consejos a las jóvenes damas para con uistar marido

'uando Damon lle#ó a :osemont, Horace )inch a-n se encontra%a en el esta%lo, vi#ilando a Paolo /iacomo, el lacayo de Becchi. 4, se#-n se enteró por el mayordomo, ya esta%an sirviendo la comida en el comedor pe ueño. :eprimiendo su impaciencia por reunirse allí con !leanor, aprovechó en cam%io la oportunidad para re#istrar las ha%itaciones de Becchi mientras el diplomático esta%a ocupado. :esultó "ácil descu%rir u0 ha%itaciones del piso superior les ha%ían sido asi#nadas a los invitados italianos. 4 no "ue mucho más di"ícil encontrar las prue%as necesarias para implicar al signore. !n el interior de un cajón del escritorio, Damon halló una lata de ipecuacana en polvo. 1-n más condenatorio "ue encontrar una %olsita de seda ue contenía dos dardos y una diminuta, redoma de un lí uido am%arino, evidentemente el curare con ue ha%ían incapacitado al príncipe )azzara y ha%ían provocado ue cayese de ca%eza al 2ámesis, donde ha%ía estado a punto de aho#arse. 6e llevó los o%jetos consi#o y %ajó la escalera en dirección al comedor. 1l entrar, vio a Haviland y le hizo una %reve señal de asentimiento transmiti0ndole con una expresiva mirada ue su misión ha%ía sido un 0xito. 'on una punzada de in uietud, reparó en ue !leanor no esta%a allí, pero se es"orzó por concentrarse en la tarea de descu%rir la vileza de Becchi. 6e aproximó al diplomático, ue se halla%a sentado a la mesa y se inclinó para murmurarle al oído$ ;*ecesito ue me dedi ue unos momentos, señor. Becchi alzó la vista y Damon le mostró la lata y la %olsita con los dardos. !l signore palideció. 6e levantó de su asiento sin protestar y a#uardó mientras Damon ha%la%a uedamente con el príncipe )azzara. ;&?uiete reunirse con nosotros, alteza( 'reo ue tam%i0n le concierne. )ord Haviland los si#uió desde el comedor y por el pasillo hasta un #a%inete próximo. .na vez allí, Damon mostró lo ue ha%ía encontrado a los tres hom%res y les explicó sus sospechas de ue los dardos envenenados y la dro#a medicinal "ueran los utilizados con el príncipe )azzara, y lo hizo sin dejar de mirar en todo momento al anciano primo del príncipe. ;&?u0 tiene ue decir a su "avor, signore Becchi( ;concluyó Damon. !l hom%re "runció el cejo. ;&Decir( &Por u0 ten#o ue decir nada( *unca ha%ía visto estas cosas.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 191

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;)as he encontrado en su ha%itación, señor. !l sem%lante del italiano se ensom%reció. ;&Ha curioseado en mis pertenencias personales( &?u0 ca%allero haría tal cosa( 1ntes de ue Damon pudiera responder, lady >eldon entró en la ha%itación. ;&?u0 si#ni"ica esto, Wrexham( ;pre#untó. ;&!stá empeñado en estropearme la comida llevándose a mis invitados de la mesa( Damon levantó una mano no deseando ser distraído. ;Permítanos un momento, por "avor, milady. 1tónita ante sus pala%ras, la vizcondesa comenzó a "ar"ullar indi#nada, pero 0l la i#noró y mantuvo la mirada "ija en el signore Becchi. ;&?u0 dirá su sirviente si lo en"rentamos a esta evidencia, señor( 4o mismo vi a /iacomo asaltar al príncipe )azzara "uera del %azar de )ondres y ro%arle la %olsa. 4 tam%i0n sospecho ue "ue 0l uien disparó el dardo con curare a uel día en los 7ardines :eales y uien sa%oteó la rueda del carruaje del príncipe en el par ue. 6in em%ar#o, "ue usted uien dro#ó su ponche en el %aile y uien lo empujó por la escalera de la ópera. Becchi intensi"icó su cejo. ;<'ómo se atreve, señor= &?u0 derecho tiene usted a acusarme( 2al vez ese sirviente ue usted dice haya perpetrado tan horri%les hechos, pero yo no he tenido nada ue ver con ello. ;&.sted no ha intentado nunca asesinar a su primo( ;<Desde lue#o ue no= ;exclamó Becchi tratando de mostrarse jactancioso. ;<!sto es a%surdo= <.sted no puede demostrar nada de eso= ;&*o puedo( ;replicó Damon sin alterarse. ;&*e#ará /iacomo ser su cómplice o %ien con"esará para salvar el pellejo( !l diplomático enmudeció %ruscamente, al parecer no muy se#uro de la lealtad de su lacayo. 6e hizo un tenso silencio. )ady >eldon parecía desconcertada, mientras ue los ras#os del príncipe se volvían cada vez más torvos. ;6e#-n parece, estamos en un callejón sin salida ;o%servó Damon al ca%o de un momento. ;Haviland, &tiene la ama%ilidad de decirle al señor /iacomo ue ven#a( ;!star0 encantado ;respondió el conde con despreocupación. ;<1#uarde= Becchi apretó visi%lemente los dientes antes de encorvar los hom%ros, como para prevenir un #olpe. )ue#o, exhaló un pro"undo suspiro e inclinó la ca%eza, rindi0ndose, tras perder todo su aire desa"iante. ;.n ca%allero de honor admitiría sus errores ;lo apremió Damon uedamente. ;&6e proponía usted asesinarle o al#o menos violento, signore( Becchi ne#ó con la ca%eza con una mueca de dolor. ;*unca pretendí asesinarle. *unca me propuse poner a su alteza en un aut0ntico peli#ro. !l príncipe )azzara ha%ló por vez primera con un tono preñado de "uria. ;!ntonces, & u0 te proponías, primo( Becchi alzó la ca%eza y lo miró implorante.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 192

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;1ntonio, simplemente desea%a entorpecer tu cortejo á lady !leanora. *o uería ue te casaras con una in#lesa, y veía ue vuestro romance avanza%a a paso alarmante. !l príncipe "runció el cejo. ;&'on"ia%as impedir ue cortejara y me #anase a lady !leanora( ;6í. ;Pero &por u0( ;Por ue siempre he deseado ue te casaras con +sa%ella. Desde el momento en ue mi hija nació, su madre y yo soñá%amos con esa unión. )azzara parecía asom%rado. )a con"esión sorprendió asimismo a Damon. &Becchi ha%ía provocado los diversos accidentes por ue desea%a ue el príncipe se casara con su hija en lu#ar de con !leanor( ;&Por u0 una serie de percances "rustrarían su cortejo( ;pre#untó Damon. Becchi se enco#ió de hom%ros. ;)ady !leanora es una dama en0r#ica y há%il. 'alcul0 ue si su alteza aparecía ante sus ojos como in-til y a"eminado, era menos pro%a%le ue se casara con 0l. )azzara soltó una pala%rota en italiano, pero su tono revela%a un "ilo de amar#ura cuando murmuró$ ;<!s increí%le ue me traicione de este modo mi propia carne y san#re= Damon se puso en tensión al ocurrírsele otro pensamiento. ;&4 u0 hay del ascenso en #lo%o( ;pre#untó. ;&Gue /iacomo el responsa%le de soltar las cuerdas( !l signore desvió la mirada hacia Damon. ;*o, pa#u0 a un encar#ado del signore Pucinelli para ue lo hiciese. 'uando usted entró en la #óndola con ella, lord Wrexham, vi la oportunidad de "omentar su propio cortejo. Damon recordó ue el responsa%le era un hom%re ue ha%ía desaparecido inmediatamente despu0s, mientras !leanor y 0l se en"renta%an al peli#ro con el vuelo descontrolado del #lo%o. Pensó ue 0l ha%ía ju#ado a "avor de Becchi, y maldijo la condenada ironía. 1m%os ha%ían a%ri#ado similares propósitos$ evitar un matrimonio entre !leanor y )azzara. Pero 0l ha%ía uerido mantenerla alejada del príncipe tam%i0n por su propia se#uridad. 1 di"erencia de Becchi. )o peor de todo era ue !leanor ha%ía estado #ravemente en peli#ro en más de una ocasión. Damon apretó la mandí%ula, le resulta%a di"ícil controlar la "uria. ;&6e da usted cuenta de ue ha arries#ado varias veces la vida de lady !leanor( !lla podía ha%er resultado #ravemente herida, incluso ha%er muerto. ;6í, y lo lamento sinceramente. 'omo si presintiera ue Damon esta%a a punto de estran#ularlo con sus propias manos, lord Haviland intervino para re%ajar la tensión. ;6iento curiosidad, signore Becchi. *unca le hu%i0ramos identi"icado a usted si su sirviente no hu%iera venido a :osemont. &Por u0 trajo a uí a /iacomo(
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 193

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

!l hom%re hizo una mueca. ;Bino a re uerir el pa#o de sus servicios. ;&De modo ue usted lo contrató para llevar a ca%o todos esos accidentes pero lue#o no le pa#ó( ;2enía toda la intención de hacerlo en cuanto tuviese "ondos para ello. Aientras se es"orza%a por controlarse, Damon pensó ue era muy propio de la clase alta tratar a sus sirvientes y los comerciantes ue les servían como #anado. Pero a-n ueda%a pendiente la cuestión de u0 hacer con el signore Becchi y su lacayo. 6e volvió y se diri#ió al príncipe )azzara. ;Ae siento inclinado a dejar ue sea usted uien impon#a justicia a su primo, alteza. 2al vez nosotros pudi0ramos presentar car#os contra 0l por a#resiones, pero como es un diplomático de alto ran#o, eso tal vez creara di"icultades a nuestro #o%ierno. 4 supon#o ue el casti#o ue usted esco#erá será más severo. ;Puede contar con ello, milord ;respondió torvamente el príncipe. ;Desde lue#o, procurará ue sal#a inmediatamente del país, &no es así( ;!n e"ecto, desde lue#o. Becchi se arrodilló entonces ante el príncipe y le asió la mano suplicante. ;1ntonia., <con"ío sinceramente en tu perdón= )a expresión de )anzara "ue de repu#nancia. ;!n estos momentos, no puedo contener mi indi#nación. !res una des#racia para nuestra "amilia y para nuestro país. ;1partó la mano y ha%ló en un tono más %ajo y humilde con Damon. ;De%o darle las #racias, lord Wrexham. Ae ha a%ierto los ojos a la traición de mi primo. ;Diri#ió a Becchi una mirada de odio. ;2al vez pudiera comprender su per"idia hacia mí, pero sus execra%les actos contra lady !leanora son imperdona%les. ;Desde lue#o. !sas pala%ras ha%ían sido pronunciadas en tono duro por lady >eldon, ue ha%ía comprendido lo %astante de la conversación para sentirse "uriosa. ;!sto es indi#nante, señor ;exclamó, diri#i0ndose al diplomático con la voz tem%lando de "uria. ;*o me ha%ía dado cuenta de cuan ruin y canalla era. 'omprenderá ue ya no es %ien reci%ido en mi casa. )e exijo ue se marche de inmediato. Becchi se levantó lentamente con expresión som%ría y salió del #a%inete. !l príncipe )azzara, tras presentar pro"usas disculpas a su señoría, salió decidido detrás de su primo. )ord Haviland miró a Damon. ;Ae ase#urar0 de ue /iacomo no huye de la casa. !l asintió dando su con"ormidad. Pero una vez el conde se hu%o ido, devolvió su atención a lady >eldon. !sta todavía se#uía tem%lando, aun ue sospecha%a ue su ira ha%ía decrecido en cierta medida para verse sustituida por la desesperación. Damon la co#ió del codo y la condujo al sota, donde ella se dejó caer pesadamente, llevándose la mano a la "rente. !ra evidente ue esta%a tan a#itada ue apenas repara%a en 0l. ;&Puedo traerle al#o, milady( ;le pre#untó. ;&2al vez vino o unas sales aromáticas(
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 194

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

)ady >eldon se puso tensa ante la pre#unta y lue#o hizo una mueca, como autocensurándose por ha%er mostrado de%ilidad. Pro"irió un lar#o y estremecido suspiro, y lue#o miró a Damon altanera. ;*o deseo nada de usted, Wrexham. Buelve a estar en des#racia ante mí por ha%erle causado dolor a mi so%rina. Fl le diri#ió una "ría mirada. ;Dí#ame, &cómo he podido hacer tal cosa, lady >eldon( ;'on su conducta de tenorio, eso es. !leanor se ha sentido enormemente o"endida al descu%rir ue a-n si#ue "recuentando a su uerida. .n escalo"río recorrió la columna de Damon. )azzara de%ía de ha%er in"ormado a !leanor de su encuentro con )ydia en cuanto re#resó a :osemont. 1nte su reacción, la vizcondesa hizo una mueca de desd0n. ;Por lo menos, podría ha%er tenido la decencia de a#uardar a re#resar a )ondres en lu#ar de tener un lío a uí. 'on"ío sinceramente ue en el "uturo se comporte con más discreción en sus asuntos. ;&Dónde está ahora !leanor( ;pre#untó 0l con voz ronca. ;!n su dormitorio. Pretendía dejarle esta misma tarde y re#resar sola a )ondres, pero creo ue la he convencido para ue se uedara por el momento. 6u marcha en medio de mi "iesta sería un escándalo. 2am%i0n le he dicho ue de%e ser lo %astante prudente como para pasar por alto su li%ertinaje... &1dónde va, Wrexham( Damon ha%ía dado media vuelta %ruscamente y se diri#ía hacia la puerta. ;*ecesito ha%lar con ella ahora mismo ;exclamó, volviendo la ca%eza. )a an#ustia le atenaza%a la #ar#anta mientras se apresura%a por el pasillo hacia el vestí%ulo de entrada. !leanor de%ía de estar herida y "uriosa si creía ue 0l ha%ía vuelto a en#añarlaE lo %astante "uriosa como para ue se hu%iese propuesto a%andonarle. Pensar en perderla le retorcía las entrañas. *o podía permitir ue le dejase cuando por "in comprendía cuánto si#ni"ica%a para 0l. 'uan uerida le era. 6e le hizo un nudo en la #ar#anta. 1ma%a a !leanor pro"unda e irrevoca%lemente. 6e ha%ía prometido #uardar las distancias con ella, prote#er su corazón del dolor ue pudiera causarle. Pero lue#o ha%ía i#norado sus propias prevenciones y se ha%ía permitido ju#ar con "ue#o dici0ndose a si mismo ue no se uemaría cuando lo alcanzaran las llamas. 6in em%ar#o, durante todo ese tiempo sólo se ha%ía estado en#añando. *o podía estar con !leanor y no amarla. 1un ue si le con"esa%a entonces sus sentimientos, era impro%a%le ue ella le creyera. Por el contrario, pensaría ue esta%a tratando de distraerla de su in"idelidad. 6e apresuró al su%ir la amplia escalera de tres en tres. !l temor lo impulsa%a mientras un pensamiento se a#ita%a una y otra vez en su mente. !leanor nunca volvería a con"iar en 0l si creía ue ha%ía ue%rantado sus vehementes promesas de "idelidad.

!leanor tenía un enorme nudo en la #ar#anta cuando su carruaje lle#ó a la posada 'a%eza de 7a%alí. *o o%stante, al entrar y pre#untar por lord Wrexham, el propietario le dijo ue ya no se encontra%a allí. !l alivio se sumó al vacío, desesperación e ira ue pu#na%an en su interior. Ha%ía esperado an#ustiada encontrarse a Damon haci0ndole el
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 195

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

amor a su hermosa amante. Pero por "ortuna o por des#racia ha%ía lle#ado tarde, tal vez por ue 0l ha%ía vuelto campo trav0s con su ca%allo mientras ue ella ha%ía se#uido la carretera con un carruaje. Permaneció lar#o rato pensando u0 hacer hasta ue "inalmente pre#untó por la señorita *e3lin#. Aientras se#uía al posadero por una escalera de madera hasta las ha%itaciones superiores, una docena de pensamientos caóticos se arremolina%an en su mente. &'ómo podía a%ordar a la cortesana( &'on amenazas( &, acaso "uncionaría el so%orno para convencer a la mujer de ue a%andonase el campo( 6e pre#untó con sensación de pánico u0 sucedería si no podía convencerla para ue dejase de reclamar a Damon. 1-n peor, &y si 0l insistía en continuar con su aventura( Pensar en ello le resulta%a insoporta%lemente doloroso. 1-n no ha%ía ela%orado un plan cuando el posadero se detuvo ante una puerta de lo ue dijo ue era un #a%inete privado. 'uando !leanor hizo una señal con la ca%eza despidi0ndole, 0l se inclinó y se marchó. 6entía los nervios en la %oca del estóma#o mientras vacila%a, tratando de hacer acopio de valor. *o o%stante, decidiendo ue sería más prudente no mostrar temor, !leanor aspiró para tran uilizarse y llamó a la puerta con "irmeza. 'uando una suave y melodiosa voz la autorizó a entrar, penetró en la estancia. )a señorita *e3lin# ha%ía levantado la ca%eza sin inter0s, pero al ver a su visitante y reconocerla se le desor%itaron los ojos y se puso en pie al instante. ;)ady Wrexham... ;%al%uceó. ;&?u0 la trae por a uí( 1 !leanor se le retorció el corazón al ver de cerca a la cortesana, y comprendió claramente ue Damon se sintiera atraído por la sorprendente %elleza de ca%ellos castaños rojizos. Pero se es"orzó por sonreír con "rialdad. ;Ae #ustaría pre#untarle lo mismo, señorita *e3lin#. ;!sto... no es lo ue usted piensa, milady. ;&*o( &'ómo sa%e lo ue pienso( ;Damon ha dicho ue a usted no le #ustaría... ?uiero decir... ;)a señorita *e3lin# interrumpió su %al%uceo. )ue#o le tendió las manos, implorante. ;!sto es a%solutamente inocente, aun ue no lo parezca. De hecho i%a a marcharme ya de >ri#hton... !stoy a#uardando a ue la dili#encia me lleve de vuelta a )ondres. 6ólo entonces !leanor se "ijó en ue )ydia lleva%a un traje de viaje, aun ue compro%arlo no alivió el dolor y el miedo ue sentía. ;Pero no me ne#ará ue se ha citado con mi marido. ;*o... uiero decir ue no ha sido una cita. !n cual uier caso, no una cita romántica. !leanor tensó la %oca. ;&'ree sinceramente ue soy tan in#enua( ;!s cierto... *o existe nin#una relación entre nosotros, se lo juro. Hacía dos años ue no veía a lord Wrexham, hasta hoy. Berá, he venido a pedirle ayuda. Ai hermana ha en"ermado recientemente de tu%erculosis y su -nica oportunidad de so%revivir es poder in#resar en el sanatorio ue 0l tiene en +talia. 6in em%ar#o, yo no puedo permitirme el enorme #asto de enviarla allí y el doctor /eary no uiso recordarle a su señoría nuestra... pasada relación y se ne#ó a pedírselo para mí, por lo ue no me uedó otra alternativa ue venir personalmente a ro#arle a Damon... a lord Wrexham ue me ayude.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 196

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

!leanor se uedó mirando a la cortesana desconcertada por su revelación totalmente inesperada. ;Damon ha accedido a enviar allí a mi hermana ;continua uedamente la %ella. ;*o puede ima#inar cuan a#radecida le estoy por ello. !s mi -nica pariente, la -nica "amilia ue me ueda, y no podía permitir ue se muriese sin hacer cuanto estuviera en mi mano para salvarla. ;Ae lo ima#ino ;murmuró !leanor tras una lar#a vacilación. ;Por "avor, milady ;añadió )ydia. ;)e rue#o ue lo comprenda. *unca ha%ría acudido a uí de ha%er tenido otra salida. )ord Wrexham es sumamente ama%le y #eneroso, y yo no tenía a nadie más a uien recurrir. !leanor pensó distraída ue no podía culpar a Damon por su compasión. !n realidad tenía ue elo#iarle. Pero aun así no podía perdonarle ue le hu%iese ocultado la verdad y causado tal an#ustia. ;6i tenía una explicación tan sencilla, &por u0 se ha reunido con usted de esta manera clandestina, haci0ndome pensar ue esta%an teniendo una aventura, señorita *e3lin#( ;2emía ue usted pudiera malinterpretar mi presencia a uí y desea%a ahorrarle cual uier pesar. Por "avor, cr0ame, milady, no tiene de u0 preocuparse. 4o nunca perjudicaría intencionadamente su unión. !n la actualidad no hay nada entre nosotros. 2ampoco lo ha%ía hace dos años, cuando usted puso "in a su compromiso con 0l. ;&*o lo ha%ía( ;repitió !leanor con dureza. ;*o, en a%soluto. 60 ue Damon... lord Wrexham desea%a ue usted lo creyera así, pero por entonces todo ha%ía aca%ado entre nosotros. Fl rompió nuestra relación prácticamente desde el momento en ue la conoció. !leanor se puso en tensión ante a uella evidente "alsedad. )a cortesana esta%a tratando de de"ender a Damon, pero era in-til. ;2en#o poca paciencia para las mentiras, señorita *e3lin#. 4o les vi juntos a uel día en el par ue y cuando me en"rent0 a Damon 0l nunca ne#ó ue si#uiera con usted. ;6í, pero "ue sólo un ardid para hacer ue usted rompiera su compromiso. !leanor se#uía mirándola con "ijeza. ;!s la pura verdad, milady ;insistió )ydia;. )o juro por mi vida. ;&!stá usted diciendo...( ;2rató de tra#ar saliva para aliviar la se uedad de su #ar#anta;. &?uiere usted decir ue ma uinó todo a uello para no tener ue casarse conmi#o( ;6í, milady. Podría decirse ue le aco%arda%a la %oda. ;Hizo una mueca;. 1un ue supon#o ue 0l no me a#radecerá ue se lo haya contado. )e prometí ue no diría nunca una pala%ra a nadie. !leanor avanzó otro paso en la sala. ;1hora ya ha comenzado, señorita *e3lin#. 4 será mejor ue contin-e. Por "avor, cu0nteme cuanto sepa de lo sucedido hace dos años. !stoy con el alma en vilo.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 197

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

'uando media hora más tarde !leanor su%ió a su carruaje para re#resar a :osemont experimenta%a muchas emociones contrapuestas$ asom%ro, alivio, arrepentimiento, simpatía, ale#ría, morti"icación, admiración e ira. 6e sentía a%rumadoramente aliviada por ha%erse e uivocado con Damon. Fl no la ha%ía traicionado con su hermosa amante, como ha%ía temido. )amenta%a ha%er pensado lo peor y esta%a dispuesta a admitir ue de%ería ha%er con"iado más en 0l. 6in em%ar#o, pensó desa"iante, Damon era el principal culpa%le de su "alta de con"ianza. Hacía dos años, la ha%ía incitado de manera intencionada a romper su compromiso. 1un ue comprendiera la razón, eso la indi#na%a enormemente. Ha%ían perdido todo ese tiempo cuando podían ha%er estado juntos. Hila siempre ha%ía sa%ido ue era su compañero ideal aun ue, de modo exasperante, 0l no pudiese verlo. Para ser un hom%re tan inteli#ente y de in#enio tan a#udo, <podía resultar espantosamente lerdo= Por otra parte, esta%a conmovida por su #enerosidad. !n realidad, a !leanor le ha%ía #ustado )ydia, y se ale#ra%a de ue Damon hu%iera accedido a ayudar a su hermana. 2am%i0n se sentía en cierta medida alentada. !l sentimiento de vacío y de desesperanza ue experimenta%a ha%ía disminuido. 4 sin em%ar#o no de%ía en#añarse. ?ue Damon no hu%iera ue%rantado su promesa de "idelidad, no si#ni"ica%a ue pudiera amarla. 'uando la conversación #iró hacia el di"unto hermano de 0l, la cortesana le ha%ía con"iado ue durante los años anteriores, ella ha%ía intentado consolar a Damon en su ritual anual de duelo por la p0rdida de 7oshua. !leanor se ale#ró de ue hu%iera tenido a al#uien ue lo con"ortara. 6in em%ar#o, ahora tenía ue hacerle ver ue sus temores, aun ue comprensi%les, amenaza%an su "uturo y tam%i0n el de ella. !n cuanto lle#ara a :osemont se en"rentaría a 0l y pondría todas las cartas so%re la mesa. )e con"esaría su amor y le exi#iría ue, por su parte, como mínimo reconociera sus temores. 6i Damon podía sajar su emponzoñada herida interna, tal vez lo#rara por "in comenzar a curarse. !leanor sa%ía ue sólo entonces podría darle lo ue ella más desea%a en el mundo$ su corazón.

*o o%stante, no tuvo la oportunidad de estar a solas con su marido, por ue cuando lle#ó a casa se encontró con un inesperado al%oroto. )os esta%los esta%an %ullentes de actividad, se#-n advirtió al apearse de su carruaje, con sirvientes apresurándose de a uí para allá, transportando %a-les y e uipajes a di"erentes carruajes. 1l parecer, el s0 uito del príncipe se esta%a preparando para partir. Desconcertada, entró en la casa. !l mayordomo de :osemont, ue esta%a supervisando las actividades, la saludó. ;&?u0 sucede, Aollet( ;le pre#untó ella mientras le tendía su tocado y sus #uantes.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 198

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;Desconozco los detalles, milady, pero lady >eldon ha ordenado ue se marche el signore Becchi. !leanor se asom%ró de ue su tía hu%iese echado al diplomático. ;6u señoría ha estado pre#untando por usted ;añadió Aollet. ;)e rue#o ue ten#a la ama%ilidad de ir a verla. ;&Dónde puedo encontrarla( ;!n sus ha%itaciones. 6e ha acostado con la orden de ue nadie la moleste, excepto usted. !leanor "runció el cejo, preocupada. ;&!stá en"erma( ;*o estoy se#uro, milady. !leanor se volvió y se internó por el pasillo, encontrándose con el príncipe )azzara, ue vestía ropa de viaje. ;&6e marcha, alteza( ;pre#untó desconcertada. )azzara se detuvo ante ella y se inclinó rí#idamente. ;De%o irme, donna !leanora. )a ver#@enza de la "alta de honor de mi "amilia no me permite a%usar de la hospitalidad de su tía ni un se#undo más. ;Ae temo ue no comprendo ;murmuró ella. ;Aí primo era el autor de todos los percances ue he su"rido. !lla enarcó las cejas, asom%rada. ;&!l signore Becchi esta%a tras sus accidentes( ;6í, para mi inmenso pesar y morti"icación. ;&'ómo lo ha descu%ierto( ;)ord Wrexham descu%rió las prue%as y se las presentó a mi primo, ue se vio o%li#ado a admitir su traición. )ue#o le explicó %revemente cómo Damon ha%ía encontrado la %olsita con los dardos y la lata con el medicamento en polvo ue ha%ían puesto en su ponche. ;)e rue#o ue acepte mis más sinceras disculpas por ha%erla puesto en peli#ro, donna !leanora, aun ue lo ue ha hecho mi primo es imperdona%le. Boy a re#resar con 0l a mi país cuanto antes, por lo ue ya no la se#uir0 importunando. 1l %esarle #alantemente la mano, el príncipe le diri#ió una lar#a y ardiente mirada. )ue#o, con otra %reve inclinación, si#uió su camino por el pasillo en dirección a los esta%los. Aientras lo o%serva%a retirarse, !leanor comprendió ue no la apena%a lo más mínimo dejar de ver al príncipe )azzara. 6u alteza ha%ía aprovechado ver#onzosamente la supuesta trans#resión de Damon para proponerle una aventura ad-ltera. 6e pre#untó cómo ha%ía podido pensar al#una vez ue a uel hom%re pudiese amarla como ella desea%a ser amada. 4, en primer lu#ar, y lo ue era a-n más desconcertante, &por u0 ha%ía deseado en al#-n momento enamorarse de 0l( *o tenía ni un mínimo de la hom%ría de Damon. Para ella nunca ha%ría nin#-n otro hom%re ue no "uese 0l, ahora lo sa%ía... !l corazón le dio un vuelco al distin#uir al o%jeto de sus re"lexiones. 6u marido avanza%a por el pasillo en dirección hacia ella, mirándola con "ijeza. ;2e he visto lle#ar por una de las ventanas de arri%a ;le dijo cuando lle#ó a su lado.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 199

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

1l ver ue ella no respondía, se contemplaron en silencio, sosteni0ndose la mirada. !leanor advirtió ue la expresión de Damon era cautelosa, incluso preocupada. 6in duda, temía ue se hu%iera enterado de la presencia de su anti#ua amante en >ri#hton. !lla tam%i0n esta%a muy preocupada, aun ue por otras razones. )a tensa emoción ue sentía en el pecho era una mezcla de amor y nerviosismo. 6in em%ar#o, en su interior pu#na%an los sentimientos. Por una parte, desea%a a%razar a Damon y reconocer su amor. Pero al mismo tiempo uería dejarlo su"rir un poco con sus remordimientos. 6e decidió por decir "ríamente$ ;1l parecer, mi tía está en"erma, milord. 1hora de%o ir a verla, pero lue#o me #ustaría ha%lar conti#o. Fl escudriñó su rostro y pareció como si "uera a discutir. Pero optó por asentir %revemente y se echó atrás para dejarla pasar. !leanor, con el corazón lati0ndole salvajemente, se alejó, consciente de su penetrante mirada "ija en ella.

'uando !leanor llamó suavemente a la puerta del dormitorio de su tía no reci%ió respuesta, por lo ue entró en silencio. )os cortinajes esta%an corridos, pero a la tenue luz distin#uió a lady >eldon enroscada en el lecho y cu%ri0ndose la %oca con un pañuelo. 1l acercarse más la impresionó descu%rir ue la mujer esta%a llorando. ;?ueridísima tía ;murmuró alarmada, ;& u0 sucede( &!stás en"erma( >eatrix pro"irió un sollozo estremecido, aun ue ne#ó con la ca%eza. 6umamente preocupada, se sentó junto a ella en el lecho y le co#ió la mano. ;Por "avor, dime u0 te sucede. ;*o estoy en"erma ;respondió lady >eldon con voz tem%lorosa. ;6ólo ue he sido una #ran necia. 4 pensar ue realmente a%ri#a%a la idea de casarme con ese villano. !leanor la miró con simpatía, comprendiendo por u0 esta%a tan a"li#ida. ;2- no podías adivinar las ma uinaciones del signore Becchi, tía. *os en#añó a todos. ;Pero esta%a ansiosa por pensar lo mejor de 0l. ;)e tem%la%a el la%io in"erior. ;!sto es lo ue más me amar#a, sa%er cuan cie#a he estado. !ra tan distin#uido, tan cort0s. Ae dedica%a tan %onitos cumplidos... !ntonces se le ue%ró la voz, hundió el rostro en la almohada y dio rienda suelta a sus sollozos. !leanor sentía la an#ustia de su tía, su vulnera%ilidad. )a arro#ante lady >eldon siempre ha%ía parecido indoma%le, invenci%le, pero ahora se la veía desconsolada. !leanor le acarició el hom%ro con dulzura, tratando de consolarla. 6in em%ar#o, transcurrió al#-n tiempo hasta ue sus sollozos se redujeron y empezó a controlar las lá#rimas. ;Aira en u0 situación me encuentro ;murmuró por "in con tono dis#ustado. ;'omprendo per"ectamente lo ue sientes ;susurró !leanor. ;)os hom%res nos pueden hacer mucho daño.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 200

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;1sí es ;convino su señoría tras sonarse la nariz de modo poco ele#ante. ;Pero es más ue eso. Ae sentía atraída por el comportamiento encantador de .m%erto en parte por ue era tan di"erente a mi di"unto esposo. >eldon era muy a%urrido. !l carisma de ese canalla me deslum%ró, así como sus "lorituras italianas. ;Gijó la mirada en su so%rina. ; Ae sentía encantada y viva, !leanor. Por primera vez desde ue ten#o memoria me sentía como si "uese una verdadera mujer y no simplemente una dama ele#ante. Pero no soy la primera persona ue se deja en#añar por la promesa de un amante apasionado. 1 !leanor le dolió el corazón ante la dis#ustada expresión de los ojos de la mujer. ;4o tam%i0n me siento desdichada, uerida tía. Gui yo uien te estimul0 para ue consideraras la idea de tener un romance con el signore Becchi. 'reía ue eso te haría dichosa. >eatrix sor%ió por la nariz. ;!stoy muy lejos de ser dichosa... 6oy pro"undamente in"eliz. Pero desde lue#o, t- no eres la culpa%le. !leanor no esta%a tan se#ura de ello. ;2- nunca ha%rías pasado tanto tiempo con 0l si no hu%ieras deseado "avorecer mis posi%ilidades de matrimonio con el príncipe )azzara. ;'ierto, pero era mi de%er como tía y protectora tuya procurar ue hicieses una %uena %oda. )os aristocráticos ras#os de lady >eldon se suavizaron al mirar a !leanor. ;*o deseo hacer ue te sientas a#radecida, uerida muchacha. 6i#ni"icas para mí mucho más ue un de%er. :edujo a-n más el tono de voz. ;*unca uise tener hijos, !leanor y, a decir verdad, me horroric0 cuando de pronto recayó so%re mí la responsa%ilidad de criarte. 6iempre "uiste una niña animada e incontrola%le. 4 mis reprensiones e insistencia para ue o%servaras un comportamiento adecuado nunca so"ocaron tu espíritu y con el tiempo lle#u0 a apreciar esa cualidad tuya. Ae siento a#radecida de ue entraras en mi vida, !leanor. 60 ue nunca te he dicho lo importante ue eres para mí, cuánta ale#ría me has dado durante estos lar#os años. *o he solido demostrarlo, pero te uiero entraña%lemente. !l humilde y sincero reconocimiento provocó lá#rimas en los ojos de !leanor, pues el amor ue ella sentía por >eatrix era pro"undo e ina#ota%le. ;)o s0, uerida tía. 4 yo tam%i0n te uiero del mismo modo. )ady >eldon se enju#ó los h-medos ojos. ;6upon#o ue por eso "ue en parte por lo ue esta%a tan ansiosa de entre#ar mi a"ecto a .m%erto. 'omprendía ue cuando te casaras me uedaría sola. 2e echar0 mucho de menos cuando te vayas a vivir con Wrexham, !leanor. ;*unca te dejar0 del todo, tía. ;6í, pero le perteneces a 0l. !sta%ais destinados a estar juntos, por mucho ue me cueste reconocerlo. ;Hizo una mueca. ;1%orrecí lo ue Wrexham te hizo hace dos años provocando un escándalo y casi arruinando tu reputación. Pero no puedo ne#ar cuánto in"luye en ti, de i#ual modo ue .m%erto in"luía en mí. !stás mucho más viva en su presencia. 2e da un especial resplandor ue te hace a-n más hermosa. )e amas, &verdad( ;6í, tía ;reconoció ella. ;Auchísimo.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 201

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

)a mujer asintió #ravemente. ;)o puedo ver en tus ojos cada vez ue le miras. !leanor sonrió sin humor. ;&2an evidentes son mis sentimientos( ;Ae temo ue sí. )o "ueron desde el primer momento. ;)ady >eldon vaciló. ; Honradamente, uerida, 0sa "ue la principal razón por la ue he insistido en tu %oda con Wrexham en esta ocasión. 6i t- le hu%ieras despreciado, yo nunca ha%ría insistido en ue te casaras con 0l. Hu%i0ramos superado juntas el escándalo, por muy doloroso ue hu%iera sido. 1 !leanor se le hizo un nudo en la #ar#anta ante esa prue%a de amor de su tía. ;60 ue te aconsej0 ue i#norases a las amantes de Wrexham ;añadió la mujer lentamente, ;pero creo ue esta%a e uivocada. *o te con"ormes con menos ue con su plena devoción. !leanor tra#ó saliva. ;1sí pienso hacerlo. ;*o puedes permitir ue te rompa el corazón. ;*o lo har0 ;prometió, con más convicción de la ue sentía. >eatrix la miró atentamente. ;60 ue hay un serio pro%lema entre vosotros, uerida. De%es ir a ver inmediatamente a Wrexham e intentar hacerle entrar en razón. ;)o har0, pero no uiero dejarte así, tía. ;>ah, estoy per"ectamente. 6a%es ue no me dejo derrotar por una simple contrariedad. ;'omo para demostrar su aserción, >eatrix se incorporó en el lecho y apuntaló las almohadas tras su espalda. ;)a parte positiva es ue ahora comprendo ue por "in puedo encontrar un marido ue me conven#a en lu#ar de evitar el matrimonio eternamente. *o tienes ue preocuparte por mí, !leanor. Ae permitir0 al#unos momentos más de autocompasión, re#añándome por mi necedad. Pero lue#o de%o volver con mis invitados. !s una enorme #rosería dejarlos a%andonados de este modo. !leanor sonrió d0%ilmente, consciente de ue su tía se recuperaría pronto, puesto ue ya esta%a más preocupada por las normas sociales ue por el dolor de su corazón herido. 6in em%ar#o, ella no era tan optimista acerca de su propio "uturo, pensó mientras da%a un -ltimo apretón a la mano de su tía y se levanta%a del lecho. 4 cuando salió de la ha%itación, se sentía como si se estuviera preparando para una %atalla. 1un ue su tía viese ue Damon y ella esta%an hechos el uno para el otro, !leanor tenía ue hac0rselo ver tam%i0n a 0l.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 202

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

CAPI! LO '%
#l !inal, los ,ombres no son tan di!erentes de las mujeres. "nos y otras ans.an ser apreciados, deseados, amados. "N# D#$# #N%N&$# Consejos a las jóvenes damas para con uistar marido

Damon pasó el -ltimo cuarto de hora con los invitados de lady >eldon explicando la repentina e inesperada marcha del príncipe )azzara y el signore Becchi dici0ndoles ue de%ían re#resar a su país por un importante asunto personal. )ue#o, nervioso, esta%a a punto de ir en %usca de !leanor cuando su ayuda de cámara le transmitió un mensaje de ella. ;)ady Wrexham me ha encar#ado ue viniese en su %usca, milord ;murmuró 'orn%y en voz %aja. ;)e pide ue se re-na con ella en la "uente del sur de los jardines. Dice ue usted ya sa%e cuál es. Desde lue#o ue lo sa%ía. !ra la misma "uente a la ue !leanor ha%ía recurrido para en"riar las e"usivas intenciones de 0l durante su primer %eso. *o sa%ía si su elección era una señal positiva o de mal a#@eroE la intran uilidad lo corroía por dentro mientras se diri#ía al sur de los jardines. !lla le esta%a esperando en la "uente, sentada en el saliente in"erior, con el rostro levantado al sol y los ojos cerrados mientras escucha%a el musical chapoteo del a#ua ue %rota%a de una estatua de piedra de Poseidón. )os %rillantes rayos del atardecer %aña%an su tez per"ecta con una luz dorada y convertían sus oscuros ca%ellos en ne#ro "ue#o. 'omo de costum%re, su insólita %elleza lo impresionó, pero desechó su encantamiento. !l con"licto entre ellos era demasiado #rave para verse distraído por su atracción "ísica. ;&Piensas volver a tirarme a la "uente( ;le pre#untó mientras se senta%a a su lado. !leanor a%rió los ojos y lo miró de reojo, aun ue con expresión indesci"ra%le. ;!so depende. ;&De u0( ;De lo ue ten#as ue decir a tu "avor. ;4o no te he traicionado, !lle ;dijo Damon muy uedamente. !leanor a#itó la mano con impaciencia. ;Ae permito disentir. Ae has ocultado tu cita con tu anti#ua amante. +ma#ínate cómo me he sentido cuando el príncipe )azzara me ha dicho ale#remente ue te ha%ía visto. Damon hizo una mueca ante el a#udo sarcasmo de su voz. ;*o desea%a herirte ni ue sacaras una conclusión e uivocada. 6a%ía lo ue pensarías. !lla apretó los la%ios, a todas luces, luchando para reprimir una r0plica y lue#o dijo mordaz$ ;6i de verdad no uerías herirme &por u0 te reuniste con ella(

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 203

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;Principalmente para evitar ue viniese a uí y montara una escena. Pero tam%i0n por ue en otro tiempo )ydia "ue ami#a mía. 'uando me imploró ayuda, no me sentí capaz de darle la espalda. 1-n apretando los dientes, !leanor se tomó un rato para responder. ;!s muy admira%le ue no renie#ues de )ydia *e3lin#, Damon ;dijo por "in. ;4 asimismo tu #enerosidad al ayudar a su hermana en"erma. Pero ella no es la principal razón de ue est0 tan "uriosa conti#o. Fl aspiró lentamente. 6ólo ha%ía un modo de ue !leanor se hu%iera enterado de la existencia de la hermana en"erma de la mujer. ;&Has ha%lado con )ydia( ;<6í, he ha%lado con ella= ;1 !leanor le chispea%an los ojos al mirarle. ;*o "ue un accidente ue te viese con ella en el par ue, hace dos años. +ntencionadamente exhi%iste a tu amante ante mí por ue desea%as ue rompiese nuestro compromiso. Damon comprendió ue )ydia tam%i0n le ha%ía contado a !leanor sus motivos. 6in em%ar#o, no podía lamentarlo, puesto ue de todos modos pretendía sincerarse con ella. ;6í, la exhi%í ante ti intencionadamente ;reconoció. ;&Por u0, Damon( ;Por ue me esta%a enamorando de ti, !lle, y desea%a ser li%re. 6in em%ar#o, como un ca%allero, no podía ser yo uien pusiera "in a nuestro compromiso. ;2emías casarte conmi#o y te lar#aste co%ardemente. Damon hizo una mueca de dolor ante su acusación, consciente de ue en parte era cierta. 2am%i0n ha%ía deseado impedir ue !leanor se enamorase más pro"undamente cuando 0l no podía corresponderle. ;Puedes decirlo d0 ese modo. ;<:ealmente lo di#o de ese modo= ;!leanor lo miró con dis#usto. ;4 eso es precisamente lo mismo ue estás haciendo ahora. 2emes amarme por ue no podrías soportar perder a al#uien más a ui0n uisieras. Por eso me has cerrado por completo tu corazón. 6in permitirle responder, !leanor se puso en pie %ruscamente y comenzó a pasear delante de 0l mientras se#uía con su diatri%a. ;<Ae exaspera ue est0s perdiendo tu vida de este modo, Damon= )o ue les sucedió a tu hermano y a tus padres "ue trá#ico, pero no puedes permitir ue eso arruine tu vida para siempre. ;)o comprendo ;reconoció 0l. Pero ella no pareció oírle. ;2- no eres culpa%le de la muerte de 7oshua, ni de no ser capaz de salvarle. *o eres un dios, Damon. <*o puedes controlar ui0n vive y ui0n muere= !sta%a prácticamente #ritando, por lo ue su uedo C)o s0D se perdió de nuevo para ella. ;<2ampoco permitir0 ue me dejes "uera de tu vida. ;exclamó a continuación la joven. ;*o pretendo dejarte "uera, !lle.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 204

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

!so por "in pareció llamar su atención. /iró "rente a 0l, a-n "uriosa, con los %razos en jarras. Damon ladeó la ca%eza mientras la mira%a. ;1hora ue ya te has desaho#ado, &me permitirás decir al#una pala%ra( ;<*o, de nin#-n modo= 2odavía no he aca%ado de re#añarte. 6in em%ar#o, aun ue su "uria todavía no se ha%ía apa#ado, volvió a sentarse junto a 0l y su tono de voz se convirtió en al#o parecido a una s-plica. ;2ienes ue ha%lar de tu hermano en al#-n momento, Damon. *o puedes se#uir manteniendo todo el dolor en tu interior. .na herida ue no sana se emponzoña. 6a%ía lo ue le esta%a pidiendo. 4 0l necesita%a desnudarle su alma. 1-n más importante, tenía, ue a%rirle su corazón. ;&?u0 uieres ue di#a, !lle( ;Deseo ue me di#as lo ue sientes en lu#ar de ne#ar siempre tu dolor. Deseo ue seas capaz de ha%lar de 7oshua conmi#o. 4 deseo sa%erlo todo so%re 0l. &?u0 es lo mejor ue recuerdas de vuestra vida juntos( !l "runció el cejo. *o le resulta%a "ácil ha%lar de eso, ni en"rentarse a la pena ue se ha%ía enconado en su interior. Pero descu%rió ue desea%a ha%lar de su hermano con !leanor. ;7oshua era mi mejor ami#o ;dijo al "in con voz %aja y desi#ual. ;Perderle "ue como perder una parte de mí. Pero lo más doloroso "ue el modo en ue murió. Berle su"rir mientras se consumía, convirti0ndose en un simple es ueleto... hu%iera pre"erido ser yo uien muriese. ;!s por eso por lo ue tus pesadillas son tan atormentadoras, &verdad( :evives su su"rimiento y eres impotente para salvarle. ;6í. !leanor enarcó las cejas, compasiva. ;!l doctor /eary dijo ue ha%ía atendido a 7oshua en su lecho de en"ermo. &*o se podía hacer nada para aliviar sus su"rimientos( ;)o -nico ue podíamos hacer era dro#ado con láudano para ue olvidase el dolor durante unas horas. !leanor se uedó silenciosa un momento y lue#o deslizó su mano en la de Damon. ;7oshua y t- de%isteis de pasar muy %uenos momentos juntos antes de ue cayera en"ermo. Fl asintió recordando. ;*uestra in"ancia "ue tal como de%ía ser. ;&*o te serviría de ayuda pensar en los tiempos "elices en lu#ar de en sus -ltimos días( ;2al vez. ;&4 si tuvieras al#o ue le recordara( &2ienes al#-n retrato de 0l de cuando a-n esta%a sano( Fl se enco#ió de hom%ros. ;Hay uno de am%os, de cuando teníamos catorce años, col#ado en la #alería de ,a5 Hill.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 205

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;&2u mansión "amiliar de 6u""ol5( Ae #ustaría mucho verla. Damon sintió ue se ponía tenso. ;!so supondría ir allí, y no he pasado mucho tiempo en la casa salvo por o%li#ación. 'uento con un excelente administrador ue diri#e la "inca, por lo ue no ten#o necesidad de ir. ;D0jame aventurar. Has evitado ir allí durante todos estos años por ue 7oshua murió en esa casa. *o tuvo necesidad de responderle, puesto ue ha%ía adivinado la verdad. ;2al vez de%erías pasar al#-n tiempo allí ;su#irió !leanor. ;1sí tendrías la oportunidad de recuperar los %uenos recuerdos. Damon no respondió, aun ue sa%ía ue tenía razón. ;&6e parecía a ti( ;pre#untó ella. ;&!rais exactamente i#uales( ;'omo un vivo retrato. ;&4 tam%i0n era un redomado li%ertino( Damon pro"irió una ueda risa. ;Podía serlo. 7oshua no era ni mucho menos un santo. )as %romas ue me #asta%a eran dia%ólicamente perversas. ;4 apuesto a ue t- se las devolvías. De%isteis de ser un terror do%le para vuestros padres. Fl es%ozó una leve sonrisa mientras le inunda%a la tristeza. ;7oshua esta%a lleno de vida. !ra muy ale#re. ;'omo t- ;murmuró !leanor. Damon se sorprendió cuando ella se volvió y le echó los %razos al cuello, atray0ndolo en un estrecho y vehemente a%razo. )o mantuvo así durante lar#o rato y 0l la dejó hacer, hundiendo la cara en sus ca%ellos. !l dolor comenzó a aliviarse en cierta medida mientras acepta%a ;no, aco#ía; el consuelo ue !lle le o"recía. 6in em%ar#o, pronto resultó evidente ue no sólo esta%a empeñada en con"ortarlo, sino tam%i0n en exhortarlo. ;De%es perdonarte a ti mismo, Damon ;le murmuró al oído. ;2ienes ue dejarte ir si has de comenzar a sanar. &*o es eso lo ue 7oshua hu%iera deseado para ti( &'rees sinceramente ue 0l ha%ría uerido ue te casti#aras durante todos estos años( Damon comprendió ue conocía la respuesta a esa pre#unta, mientras un recuerdo olvidado se a%ría paso en su mente$ el -ltimo día de la vida de su hermano, cuando 0l se ha%ía inclinado para oír las pala%ras "inales ue 7oshua le diri#ía$ ;Bive... por... mí ;dijo con voz ronca entre los a#rietados la%ios. Damon tra#ó saliva de nuevo ante el nudo ue sentía en la #ar#anta. Ha%ía enterrado ese recuerdo doloroso junto con sus restantes emociones. ;*o ;respondió entonces. ;Ai hermano no hu%iera uerido ue yo me casti#ase. Hu%iese deseado ue viviera la vida en plenitud. ;Desde lue#o ;contestó !leanor con convicción. ;1un así, t- eres el -nico ue puede concederte la a%solución, Damon. Hasta entonces, se#uirás ne#ándote a ti mismo

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 206

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

cual uier oportunidad de verdadera dicha, y tam%i0n a mí. Por eso es por lo ue deseo estran#ularte ;susurró con vehemencia mientras se#uía a"errada a 0l. Damon le co#ió los %razos con suavidad, se li%eró de su a%razo y la separó de 0l. ;Ai #ar#anta está por completo a tu disposición, !lle, pero pre"eriría ue retrasaras por unos momentos tu ansia de violencia. 2en#o al#o ue decirte. .na con"esión, si lo pre"ieres. !lla lo o%servó cautelosa y 0l le sostuvo decidido la mirada. ;Ae has pre#untado por u0 he mantenido en secreto mi reciente encuentro con )ydia. Ha sido por ue no uería ahuyentarte de nuevo, como hice neciamente hace dos años. ;&*eciamente( ;repitió ella con lentitud. ;&'rees ue incitarme a romper nuestro compromiso "ue necio( Damon respondió con un rictus amar#o. ;*ecio, im%0cil, idiota, tonto... y sí, co%arde. 4 lo lamento más de lo ue nunca podría lle#ar a expresar. !leanor aspiró a#itada. ;2emía muchísimo ue intentaras volver con )ydia, Damon. ;)o siento, uerida. 1l ver las som%ras en la pro"undidad de sus ojos azules, la vulnera%ilidad, Damon se maldijo por ha%erle causado tanto dolor. !l la uería, pero la ha%ía herido deli%eradamente tanto antes como ahora. 6e juró en silencio ue la compensaría. Aientras ella lo mira%a con "ijeza, Damon le apretó la mano con tuerza, entrelazando los dedos con los suyos. ;Ae tienes en tu poder, !lle. 4o no uería volver a preocuparme tanto por nadie, arries#arme a su"rir de ese modo. Por lo ue cuando comprendí lo cerca ue esta%a de encariñarme de ti durante nuestro compromiso, reaccion0 por temor. 6in em%ar#o, durante estas dos -ltimas semanas he tenido una revelación. *o tenerte en mi vida es mucho más doloroso ue el ries#o de perderte. !n esta ocasión, "ue !leanor uien tra#ó saliva. ;Damon, no es posi%le tener un "uturo sin dolor, pesares ni in"elicidad. ;)o s0, pero conti#o mis posi%ilidades de "elicidad son in"initamente mayores. 2- eres mi "elicidad. 2e amo, !leanor. !lla se mordió el la%io in"erior y escudriñó su rostro como si no se atreviera a creerle. ;&Ae amas( &!stás se#uro( Fl le acarició la mejilla. ;Pro"unda y a%solutamente se#uro. Dios sa%e ue he luchado contra ello. Durante todo el tiempo ue estuve en +talia trat0 de apartarte de mi mente. Desea%a olvidarlo todo de ti, pero era in-til. 4 cuando re#res0 y te vi siendo cortejada por ese li%ertino... no podía permitir ue te casaras con 0l y salieras de mi vida para siempre. *o podía volver a perderte, cuando eras la -nica mujer a uien con"ia%a amar. 1 ella se le llenaron los ojos de lá#rimas. ;'reo ue de%o estar soñando. &Ae amas de verdad( Fl sonrió.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 207

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;*unca he tenido otra posi%ilidad, !lle. 2- me hacías sentir de nuevo, lo uisiera o no... ale#ría, esperanza, pasión, amor. !sa certeza ardía en su interior con tuerza a%rasadora. 2ras tantos años de insensi%ilidad, ha%ía vuelto a a%rir su corazón. /racias a !leanor se sentía completo de nuevo. ;2- llenas el vacío de mi corazón ;prosi#uió con lentitud. ;1hora lo s0. 6in ti, !lle, yo simplemente existía. 4 no deseo volver a vivir de ese modo tan sólo so%reviviendo día tras día. ;<,h, Damon.... ;suspiró ella. Fl le puso la mano en la mejilla. ;)amento ue me haya costado tanto reconocer lo ue siento por ti. )amento ha%erte hecho creer ue te traiciona%a. Perdí al#o precioso al perder tu con"ianza, pero espero recuperarla al#-n día. 1 ella le tem%ló el la%io in"erior. ;2emía ue volvieras a desear tener a )ydia como amante ;repitió. ;4o no deseo a )ydia, !lle... en a%soluto. !lla no hace latir mi corazón como t-, no me hace esperar ansioso cada nuevo día. !lla no me provoca, desa"ía y enciende una ra%ia celosa cuando simplemente mira a otro hom%re, no me intri#a ni me hace intentar adivinar constantemente u0 cosa no convencional dirá o hará a continuación. !lla no posee mi corazón como t-, mi encantadora !leanor. !l puro alivio de su hermoso rostro le anonadó. ;!res el sueño de todo hom%re ;murmuró. ;!res mi sueño. )o has sido desde el momento ue me tiraste a esta "uente. &'ómo podría no desearte( !lla sonrió sinceramente, la clase de sonrisa ue a 0l le provoca%a un vuelco en el corazón. 4 al#o de su animado espíritu reapareció en su tono cuando lo interrumpió %urlona. ;&'rees sinceramente ue te hu%iera permitido volver con )ydia sin luchar, Damon( 2e lo advierto, para tener una amante tendrás ue pasar so%re mi cadáver... y tam%i0n so%re el tuyo. ;*o tienes ue preocuparte a ese respecto. *unca volver0 a mirar a otra mujer. 2emo demasiado perderte. !leanor le devolvió una mirada solemne. ;*unca me perderás, Damon. 2e amo demasiado. 2e he amado desde el momento en ue te vi. +ncluso mi tía lo advirtió. &6a%es u0 aca%a de decirme( ?ue cuando estoy conti#o resplandezco. Damon pensó ue era cierto, ue resplandecía, mientras contempla%a su hermoso rostro. )o ue vio en 0l le tensó el pecho de emoción. 6in em%ar#o, cuando se disponía a ha%lar, !leanor presionó una mano so%re sus la%ios. ;Pero si vamos a tener un verdadero matrimonio, no puedes ocultarme secretos ni esconder tus sentimientos. 2ienes ue con"iar en mí y contarme lo ue te preocupe. ;)o har0. ;4o siempre estar0 conti#o cuando ten#as pesadillas. ;Ae ale#ro.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 208

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

)a expresión de ella se tornó som%ría. ;*adie podrá nunca reemplazar a tu hermano en tu corazón, pero me #ustaría mucho ser tu más uerida ami#a, además de tu esposa. ;4a lo eres, !lle. ;>ien. ;!ntonces, &me perdonas( ;pre#untó 0l uedamente. 2ranscurrió otro momento antes de ue ella ladease la %oca ju#uetona. ;Primero ten#o ue decidir si te has arrastrado lo %astante. Damon sonrió. ;*o vas a ponerlo "ácil, &verdad( ;Desde lue#o ue no. He soportado dos años de "uria reprimida y "rustración. 2ienes mucho ue reparar, milord. ;6erá %astante sorprendente, pero lo espero ansioso. +ncluso me arrojar0 en el a#ua ue hay detrás de nosotros si eso me ayuda a recuperar tu "avor. )a risa ue sur#ió a %or%otones de sus la%ios le hizo anhelar %esarla. Desea%a oír a uella chispeante risa todos los días de su vida. 6e moda de #anas de ver sonreír a !leanor, de tocarla, de estrecharla en sus %razos. De despertar junto a ella. De amarla durante el resto de sus días. !lla era ale#ría y calor, y era suya. Damon apenas podía creer en su %uena "ortuna. 'on los ras#os suavizados de ternura, se levantó y le tendió la mano. ;Ben conmi#o, !lle. !lla no vaciló en se#uirlo, aun ue sentía curiosidad acerca de lo ue se proponía. ;&1dónde vamos( ;pre#untó mientras Damon la conducía por el sendero de #rava hacia el extremo sur de los hermosos jardines de :osemont. ;Deseo mostrarte mi re#alo de %odas. ;&?u0 es( ;2endrás ue esperar para verlo, amor. !leanor #uardó silencio al ver ue Damon se ne#a%a a revelar nada más. 1l ca%o de un rato, comprendió ue esta%an aproximándose a la rosaleda ue su hermano ha%ía creado para ella cuando tenía diez años con el "in de aliviar su soledad. )ue#o, Aarcus le ha%ía re#alado cada año un rosal por su cumpleaños, como recordatorio de su cariño. 6e pre#unta%a por u0 Damon ha%ría decidido llevarla allí... hasta ue lle#aron al jardín de rosas. 1llí, pe#ada a 0ste, ha%ía otra parcela de terreno recientemente em%aldosada, adornada con un sendero espiral similar al de la rosaleda. 4 en el n-cleo mismo de la nueva espiral ha%ía sido plantado un -nico y exu%erante rosal de hermosas "lores rojas. !leanor se detuvo al#o aturdida. ;&Ae o"reces un rosal como re#alo de %oda( ;le pre#untó a Damon. ;6í. Fste es el ue marca el inicio de nuestros años juntos. ?uiero ue plantemos otro en cada aniversario para señalar el paso del tiempo. 1 !leanor se le llenaron los ojos de lá#rimas. Damon ha%ía recordado cuan precioso era su jardín para ella y se lo ha%ía duplicado. !se descu%rimiento le derritió el corazón. ;2- me amas ;dijo, volviendo la vista hacia 0l.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 209

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;Desde lue#o. 4a te lo he dicho. !leanor se inclinó para co#er una rosa per"ecta y se la llevó a los la%ios, aspirando su delicado aroma. ;!sto vale más para mí ue ru%íes y diamantes, Damon. Fl le enju#ó una lá#rima suavemente con el dedo. ;2e dar0 ru%íes y diamantes tam%i0n, amor. )as joyas de los Wrexham están #uardadas en la cámara acorazada de un %anco de )ondres. Pero entretanto desea%a ue supieras ue considero nuestra unión mucho más ue un simple matrimonio de conveniencia. ;/racias, Damon ;susurró sonriendo ale#remente. !l co#ió la rosa y se la puso a su esposa en el pelo. ;2e har0 otra promesa, !lle. *unca ha%rá un día en ue no sepas cuánto te amo. ;Pienso hacerte cumplir esa promesa ;respondió !leanor con suavidad. !lla ha%ía ansiado amor, tener un esposo uerido con el ue envejecer y ue le diera hijos. 4 sa%ía ue Damon satis"aría sus anhelos. Distin#uió mil promesas sensuales en sus ne#ros ojos cuando 0l le devolvió la mirada. Bolvió a contemplar su nuevo jardín de rosas y exhaló un soñador suspiro mientras apoya%a la ca%eza contra el hom%ro de su esposo. ;2ía >eatrix se sentirá aliviada de ue hayamos hecho las paces ;murmuró. ;!lla cree ue t- eres la clave de mi "elicidad. 6ólo lamento ue sus propias esperanzas de dicha hayan uedado destruidas. 6e ha sentido enormemente herida al enterarse de ue el signore Becchi era uien esta%a tras los percances del príncipe )azzara. Pero supon#o ue es mejor ue se entere ahora de su verdadera naturaleza, antes de ue le hu%iese entre#ado más pro"undamente su a"ecto. ;6in duda. Ae sorprendió ue Becchi lle#ara a tales extremos para evitar ue te casaras con )azzara, pero no lamento ue lo consi#uiera. ;Guiste muy inteli#ente al adivinar ue el signore era el autor. ;'ont0 con la ayuda de los a#entes y de Haviland. !n el conde hay mucho más de lo ue se ve a simple vista. !leanor se rió. ;4a lo sa%ía. .na mujer puede intuir esas cosas, &sa%es( ;&1h, sí( ;)e puso un dedo %ajo la %ar%illa y la o%li#ó a mirarlo. ;*o te #ustará Haviland, &verdad( ;*o, desde lue#o ue no. *o en ese sentido. ;>ien. *o uiero volver a verte "lirteando con 0l, esposa. ;*o lo verás. 6ólo lo hice para darte celos. ;4 "uncionó... aun ue esta%a mucho más celoso de )azzara. De%o reconocer ue me ale#ro de estar li%re de 0l. ;1 decir verdad, tam%i0n yo. Hace un rato, me ha propuesto ser su amante. ;&!so ha hecho( ;1 Damon le %rillaron los ojos peli#rosamente, satis"aciendo a !leanor con su sentido posesivo. ;!ntonces puede considerarse a"ortunado de ha%erse ido antes de ue yo me enterase.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 210

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;Fl ha pensado ue, puesto ue t- esta%as "recuentando a tu amante, yo tenía li%ertad de mantener relaciones "uera del matrimonio. ;!so nunca será así, amor. 6oy tu marido ahora y para siempre. !leanor sonrió "eliz. ;Ganny estará contenta al sa%er ue su consejo resultó positivo. ;&Ganny( 1l comprender su desliz, !leanor vaciló, de%ati0ndose acerca de cuánto podía revelar so%re la cortesana. Pero desea%a ue Damon se enterara de su amistad, puesto ue esta%a totalmente decidida a continuarla. 1demás, se podía con"iar en 0l para mantener en secreto la identidad de Ganny. ;Ganny +r3in escri%ió el li%ro acerca de cómo conse#uir un esposo además de o"recerme consejos privados so%re cómo #anarme tu corazón. Damon enarcó las cejas. ;&.na "amosa cortesana es la dama anónima autora( ;6í. !videntemente, no podía pu%licar con su propio nom%re, pero & ui0n mejor para aconsejar a las mujeres acerca de cómo tratar a los hom%res ue una experta( 2am%i0n ha escrito el manuscrito ue he estado leyendo. !stá intentando un cam%io en su vida para mejorar y dedicarse a una pro"esión menos ver#onzante. 'on"ía en casarse con cierto ca%allero, por lo ue aspira a #anarse la vida como novelista. ;!leanor volvió a suspirar, esta vez con cariño. ;)e estoy extraordinariamente a#radecida. !lla me ha ayudado a conse#uir el marido de mis sueños. ;4o no le estoy tan a#radecido ;o%servó Damon. ;Por culpa de su li%ro casi pescas a )azzara. !leanor ne#ó con la ca%eza. ;*o creo ue hu%iese nin#-n peli#ro real en ello. *unca podía ha%er amado al príncipe por ue ya te ha%ía entre#ado mi corazón a ti. ;)e co#ió la mano y se la llevó a la mejilla. ;2e amo, Damon, te amo tantísimo ue me asusta. ;!ntonces estamos %ien aparejados. 1l devolverle la mirada, !leanor vio su propio amor re"lejado en ella... y lo distin#uió en el tono de Damon cuando añadió en voz %aja$ ;60 ue 7oshua se sentiría "eliz por nosotros. !leanor sonrió entre lá#rimas. ;'on"ío con todo mi corazón en ue así "uera. ;Hizo una pausa. ;Aarcus sin duda estará muy contento. ;1sí lo espero ;respondió Damon. ;2al vez así no me macha ue el hí#ado como amenazó con hacer. ;&Aarcus te amenazó( ;6í, pero su sentido protector respecto a ti es una de sus más %ellas cualidades. De pronto, Damon la estrechó entre sus %razos. ;>asta de charla, mujer. !n lu#ar de eso de%emos %esarnos. !spero ue me demuestres tu amor con hechos, no con pala%ras. ;&2e das cuenta de ue pueden vernos los jardineros( ;pre#untó divertida. 6u mirada le traspasó el corazón. ;&Deseas parar(
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 211

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;Desde lue#o ue no. Gijó sus ojos risueños en los de ella. )ue#o, su %oca encontró la suya con conmovedora pasión. 6u %eso "ue tierno, ardiente y, no o%stante, en cierto modo, sa%ía di"erente. !ra más rico, más pro"undo y más dulce por ue se ama%an. !leanor pensó ue era un %uen principio, mientras rodea%a a Damon con los %razos y se entre#a%a por completo a 0l. 7untos vencerían los temores, las dudas y el dolor, y "ormarían un vínculo %asado en la con"ianza, el amor y la devoción, ue perduraría durante el resto de sus vidas.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 212

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

EP/LO0O
+i encuentra el verdadero amor con su caballero puede considerarse bendecida. Compartir el amor es el más e2cepcional de los tesoros. "N# D#$# #N%N&$# Consejos a las jóvenes damas para con uistar marido

AaB Cill, +u!!olB. Actubre de '('). Damon despertó lentamente, con los restos de su sueño ju#ueteando con su conciencia. 'ada mañana, la luz del sol irrumpía en el dormitorio ue compartía con !lle caldeándole, tal como esa noche ha%ía hecho su sueño. !ste se centra%a en un entraña%le recuerdo de in"ancia, cuando su hermano #emelo a-n vivía. 7oshua y 0l esta%an viendo nacer un potro, experimentando la impresión de presenciar cómo entra%a en el mundo una nueva vida y ri0ndose juntos mientras el animal de patas lar#uiruchas se es"orza%a por mantenerse en pie y hur#a%a para alimentarse con la leche materna. Damon re"lexionó somnoliento ue !leanor tenía razón. +r a ,a5 Hill por "in le ha%ía permitido enterrar su pesar. 2ras pasar allí uince días, el dolor se ha%ía miti#ado hasta convertirse en una tenue y a#ridulce pena, y tam%i0n su dolor, mientras ue sus pesadillas ha%ían desaparecido por completo. 4, sin em%ar#o, su esposa era la principal razón de ue 0l experimentara a uella sensación de paz. !lla lo ha%ía envuelto en su entraña%le a%razo proporcionándole consuelo con su amor. Ha%ía li%erado su corazón para poder reclamárselo. Damon yacía con el suave cuerpo de !leanor enco#ido junto a 0l, y sa%orea%a su satis"acción mientras pensamientos "ra#mentados se mezcla%an con las imá#enes persistentes de su sueño. 6u prima 2ess tam%i0n tenía razón. *ecesita%a vivir la vida, aprovechar su tiempo en la tierra. !l destino tenía sus caprichos, y 0l no podía controlar su "uturo totalmente. Podía perder a !leanor tal como ha%ía perdido a su hermano y a sus padres. 6in em%ar#o, por eso no ha%ría renunciado a la oportunidad de estar con ella por todo el oro del mundo. 4, a decir verdad, por su conocimiento del dolor era incluso más capaz de apreciar la ale#ría ue !leanor le reporta%a. Poni0ndose de costado, deslizó el %razo en torno a ella, acercando su cuerpo dormido. CAi esposaD, pensó, mientras la "elicidad lo inunda%a pro"undamente. !l amor de !lle era conmovedor, intenso y curativo. 4 tam%i0n lo eran sus encuentros amorosos. !leanor aco#ía su pasión con "eliz deleite ue intensi"ica%a el suyo. 1l ca%o de unos momentos, rozó con un tierno %eso su hom%ro desnudo y lue#o la cu%rió con las sá%anas para ue no se en"riase. 6e deslizó "uera del lecho, se puso una %ata y a%rió en silencio la puerta vidriera ue conducía a una terraza.

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 213

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

6alió y respiró el aire "resco, mientras contempla%a la mañana cuajada de rocío y la salida del sol. )o ha%ía hecho a menudo durante el tiempo ue ha%ían pasado allí. !leanor y 0l se ha%ían uedado en :osemont hasta la -ltima semana de la "iesta, puesto ue ella no uería a%andonar a su tía sinti0ndose 0sta a-n tan herida. Pero una vez lle#aron a 6u""ol5, !leanor se ha%ía dedicado resueltamente a desterrar sus demonios. !lla comprendía cuán importante ha%ía sido su hermano en su vida, por lo ue pasaron lar#as horas recorriendo los %os ues y ca%al#ando por todas las tierras de Wrexham, explorando los escondrijos olvidados donde 7oshua y 0l ha%ían ju#ado de muchachos, nadando, pescando y retozando. *o era de extrañar ue Damon experimentara la misma camaradería con !leanor ue ha%ía conocido con su hermano. !l momento más doloroso se ha%ía producido cuando visitaron las tum%as de la "amilia, en el cementerio del pue%lo. Pero !leanor lo ha%ía ayudado a despedirse por "in. 2am%i0n le ha%ía acompañado cuando visitó a los arrendatarios de sus #ranjas y se dio a conocer a ellos. !n su mayoría, le perdonaron ser un terrateniente ausente, puesto ue sus casas de campo y sus parcelas ha%ían estado %ien atendidas, y desea%an poco más. Pero Damon esta%a decidido a tomarse mayor inter0s en la dirección de ,a5 Hill. 2am%i0n se ha%ía es"orzado al máximo por compensar el dolor ue le ha%ía causado a !leanor. Ha%ían pasado lar#as noches con sus cuerpos entrelazados, compartiendo los susurros y secretos de los amantes. 6e acopla%an a la per"ección, como dos mitades de un conjunto. !l mayor placer de Damon era complacerla, y ella ueda%a "ácilmente complacida... !lle se deslizó silenciosa tras 0l en la terraza y le rodeó la cintura con los %razos. 6u cuerpo reconocía el de ella al instante. !leanor permaneció con la mejilla apoyada en su espalda durante lar#o rato. 'uando se apartó, Damon se volvió de cara a ella contemplando su encantadora ima#en$ sus al%orotados rizos ne#ros, sus vividos ojos azules, suaves y con"usos por el sueño, su exu%erante cuerpo, apenas oculto por su camisón de %atista. !lla le sonrió con tal encantador calor ue el corazón le dio un vuelco. )ue#o, con la picardía %ailándole en los ojos, deslizó al#o so%re su ca%eza. ;De%erías llevar tu medalla con or#ullo, milord ;dijo con voz risueña. Damon rió suavemente mientras acaricia%a con los dedos el medallón de oro ue pendía de una cinta de sat0n rojo. !l príncipe )azzara lo ha%ía premiado con ella por su extraordinario servicio a su real casa, enviándole asimismo una caja de naranjas y varios %arriles de excelente vino de Aarsala en a#radecimiento por sus es"uerzos por mantenerlo a salvo. 6u alteza tam%i0n los ha%ía invitado a visitar su principado cuando realizaran su viaje de %odas a +talia, la semana si#uiente, despu0s de ue Damon llevase a !leanor a ver su sanatorio. Pero los dos ha%ían decidido ue, por el momento, esta%an hasta la coronilla del príncipe. !n cuanto a su p0r"ido primo, el signore Becchi, ha%ía sido desterrado con un car#o diplomático en la +ndia, aun ue se decía ue )azzara esta%a mostrando inter0s por +sa%ella, la hermosa hija del signore, ue ha%ía sido la motivación de las ma uinaciones de Becchi. Damon se uitó la medalla del cuello y se la metió en el %olsillo. ;'on"ío en ue comprendas, uerida, ue no deseo llevar un recuerdo de mi rival cuando estoy haciendo el amor con mi hermosa esposa.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 214

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

!leanor ladeó la ca%eza y en tono %urlón dijo$ ;&2e propones hacerme el amor( *o tenía nin#una duda de cuál sería su respuesta. 6e ha%ía acostum%rado tanto a 0l ue podía captar sus sentimientos, pensamientos y deseos. 1un así, Damon replicó$ ;Desde lue#o. )a sonrisa de !lle "ue tan dulce, tan pura, tan sensual, tan "emenina, tan hermosa ue el deseo le #olpeó el pecho. 6intió como si el sol lo caldeara por dentro. 4 cuando ella volvió el rostro hacia 0l y tomó sus la%ios, sintió ue su anhelo se incrementa%a a-n más. >esarla era como re#resar a casa tras ha%er estado demasiado tiempo lejos... in"initamente satis"actorio. 6in em%ar#o, a-n no era %astante. Desea%a más. 4, al parecer, tam%i0n !leanor, por ue lo interrumpió con un estremecimiento. ;Ae #ustaría ue te apresuraras e hicieras honor a tus intenciones, Damon ;lo acució, aun ue su tono a-n era divertido. ;4 no, esto no es una invitación para ue me tomes de pie en una terraza, a la vista de la #ente. 1 uí hace "río y podríamos escandalizar más a nuestros sirvientes de lo ue ya lo hemos hecho estas dos -ltimas semanas. ;2u ueja ueda de%idamente re#istrada, esposa ;a"irmó Damon co#i0ndola en %razos. )ue#o la transportó al interior y cerró la puerta con el tacón, aislándose de las %rumas de la "ría mañana. 1"errándose a su cuello, !leanor le devolvió su intensa mirada. )os ojos de 0l esta%an suavizados por la risa y al#o mucho más poderoso$ el amor. Aientras 0l la tendía en su lecho y la despoja%a del camisón, !leanor pensó ue la pro"undidad del amor ue veía en su mirada era una constante promesa. Gijó una admirativa mirada en su amplio pecho desnudo, en el musculoso torso moldeado por la luz del sol. Fl era "uerte, vital y más impresionante de lo ue cual uier mujer podría esperar de un amante. 6u piel esta%a ahora matizada de una intensa tonalidad dorada, tras las horas ue ha%ían pasado nadando, como tam%i0n la de ella. 6u examen caldeó a !leanor, mientras la audaz y seductora mirada de Damon la a%rasa%a por donde uiera ue la toca%a. 1nsia%a ue la a%razara, sentir el contacto de piel contra piel cálida. 6uspiró de placer cuando 0l se reunió con ella en su lecho conyu#al y procedió a cumplir con su promesa de hacerle el amor. 6us manos eran suaves en su cuerpo, aun ue tam%i0n apremiantes. Damon la %esa%a recorriendo su mandí%ula y más a%ajo, y su incipiente %ar%a roza%a su piel sensi%ilizada mientras ju#uetea%a con los dedos en sus curvas "emeninas. 6e dio un "estín con su #ar#anta y sus senos, colmándola de tiernas caricias y %esos excitantes mientras recorría su n-cleo de placer entre sus muslos. 'uando !leanor estuvo tem%lando de modo incontrola%le, Damon se situó entre sus piernas y deslizó las manos %ajo sus caderas, #uiándola con dulzura hacia arri%a, para unirse a 0l mientras la penetra%a lentamente con su miem%ro. !lla esta%a h-meda y ansiosa de 0l, por lo ue se deslizó en su interior "ácilmente. )ue#o se uedó inmóvil, con los ojos nu%lados con su posesiva mirada "ija en su esposa.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 215

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

'uando !leanor contrajo sus m-sculos internos en torno a 0l, Damon se estremeció y posó sus la%ios so%re los de ella con una pasión h-meda y ardiente. 6u %eso lle#ó más pro"undo, así como tam%i0n su carne. )a respiración de !leanor se tornó jadeante mientras 0l se#uía %esándola, acariciándola y movi0ndose, controlando su ritmo con la %oca, las manos y el cuerpo. Pero pronto los #imoteos de ella se volvieron suaves e impotentes. !sta%a a punto de lle#ar al instante culminante cuando Damon dejó de %esarla y levantó de nuevo la ca%eza, para poder contemplar su clímax. ;!lle ;dijo con voz ronca. 6u tono era de intensa pasión, sus ojos encendidos y llenos de amor. !leanor se encontró perdida en el ma#n0tico ardor de su mirada, a uellos hermosos ojos ue eran lo %astante pro"undos como para sumer#irse en ellos. )ue#o, Damon arremetió en su interior una vez más, con dureza, desencadenando una tormenta de "ue#o entre los dos. ;!lle ;repitió con voz áspera. )a simple pala%ra era juramento, rue#o, s-plica, mientras ue ella #rita%a a su vez su nom%re. 6e elevaron juntos en un estallido de dicha. Despu0s, Damon no se apartó, sino ue yacieron a%razados, inermes, saciados, satis"echos. !leanor cerró los ojos, dis"rutando con el increí%le re#ocijo ue sentía, la pura "elicidad, y considerándose pichosa por su enorme %uena suerte. 6a%ía per"ectamente ue Damon y ella siempre ha%ían estado hechos el uno para el otro, pero ha%ían alcanzado su destino tras una lar#a separación, superando sus temores y heridas para encontrar el verdadero amor. !lla lo ha%ía ayudado a desterrar el ne#ro vacío ue ha%ía en su interior mientras ue 0l ha%ía caldeado partes de ella ue siempre ha%ía sa%ido "rías y solitarias. *o podía pedir más. Depositó un %eso de a#radecimiento en el hom%ro desnudo de Damon, ue se apartó tum%ándose de lado en el lecho, junto a ella, para lue#o volver a acercarla a 0l. !leanor sintió ue los párpados le pesa%an y se adormiló en sus %razos. 'uando despertó, pensó ue por lo menos ha%ían pasado dos horas. Damon yacía a su lado, con la ca%eza apoyada en una mano, contemplando su sueño. 6o"ocando un %ostezo, le diri#ió una mirada aver#onzada. ;6upon#o ue no de%eríamos se#uir ociosos en el lecho de esta ver#onzosa manera ;murmuró. ;'orn%y de%e de estar ansioso por cumplir con sus de%eres conti#o. ;'orn%y te perdonará por volverme tan indolente ;o%servó Damon. ;2e adora casi tanto como yo. Pero se pone de tu parte con demasiada "recuencia ;añadió en tono o"endido. !leanor sonrió. !l sirviente ha%ía cola%orado con ella en sus es"uerzos de persuadir a Damon para ue renunciara al dolor y al pesar de su pasado. ;1 'orn%y le preocupa tu %ienestar. ;!so sólo es cierto en parte. 2e tiene en muy alta estima, y lo sa%es muy %ien. ; :etorció la %oca;$ *o puedo decir ue tu tía ten#a una opinión tan elevada de mí. 1un ue actualmente parece estar aceptándome de mala #ana. ;2ía >eatrix te apreciará mucho con el tiempo ;predijo !leanor con convicción.
Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén
Página 216

NICOLE JORDAN Conquistar a un Seductor
4° Serie Las Guerras del Cortejo

;2al vez su experiencia con Becchi la haya suavizado. ;!so y la perspectiva de verse o%se uiada con una so%rina o so%rino nieto el año próximo. 4a leíste su -ltima carta. !stá exultante de ue Aarcus y 1ra%ella vayan a tener su primer hijo. 4 Aarcus está al%orozado con lo de ser padre. ;!n cam%io, lady >eldon no parece "eliz por su ami#a, la condesa de Haviland. ;*o. )ady Haviland está "uriosa por la elección de novia de su nieto. 1ra%ella y sus hermanas esta%an ayudando a lady Haviland en su %-s ueda, pero 0l las sorprendió esco#iendo a una dama ue su a%uela desaprue%a totalmente. Damon apartó un rizo de la sien de !leanor. ;'on"ío en ue no pretendas implicarte tam%i0n t- en al#una de esas intri#as casamenteras, uerida. ;*o tendr0 la oportunidad de hacerlo, puesto ue ni si uiera estar0 a uí, en +n#laterra. ;!leanor hizo una pausa. ;6iento ue :oslyn y )ily hayan re#resado de sus viajes de %oda al continente precisamente cuando nosotros estamos a punto de em%arcarnos para el nuestro. Pero me ale#ro de ue el doctor /eary nos acompañe. !s muy conveniente. &*o me dijiste ue 0l sólo ha visitado tu sanatorio en una ocasión, cuando comenzaste la construcción( ;6í, pero todo el es"uerzo ha sido suyo. ;Ae ale#ra ue la hermana de )ydia *e3lin# est0 haciendo pro#resos en su en"ermedad. ;!leanor suspiró satis"echa. ;1hora sólo "alto ue Ganny +r3in encuentre la "elicidad. !spero ue sea capaz de #anarse %ien la vida como escritora, para ue así pueda casarse con su amor de la in"ancia. ;'reo ue tiene muchas posi%ilidades ;re"lexionó Damon. ;6u novela me ha interesado lo %astante como para a%sor%er toda mi atención. !leanor asintió, complacida de ue, tras leer el manuscrito, Damon tuviera una opinión similar a la suya$ la novela de Ganny sin duda sería un 0xito. ;4 las ventas de su manual acerca de cómo conse#uir esposo todavía si#uen %oyantes, por ue contiene muy valiosos consejos ;añadió !leanor. ;+ncluso mi tía está utilizando mi ejemplar, dado ue yo ya no lo necesito. CDtelo corto, pero no demasiado cortoD ;citó del li%ro de Ganny. Damon la miró con ternura. ;Puedes atarme tan corto como uieras, amor. !leanor le rodeó el cuello con los %razos. ;Ae parece ue vamos a decepcionar a 'orn%y un poco más, milord. &?u0 te parece( 'omo espera%a, 0l se rió uedamente y se inclinó para tomar su %oca en un %eso apasionado. .n %eso ue, como !leanor sa%ía, tan sólo era el preludio de la pasión arre%atadora ue se#uiría.

1I#

Escaneado por PACI – Corregido por Mara Adilén

Página 217