P. 1
Osvaldo Bodni - Psicopatología General

Osvaldo Bodni - Psicopatología General

|Views: 21,169|Likes:
Published by Psicoem

More info:

Published by: Psicoem on Oct 17, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/26/2015

pdf

text

original

La producción de la zona erógena implica la proyección del órgano hacia el encuentro con los estímulos
externos. Estas proyecciones de dolores, pequeñas molestias corporales y cenestesias cotidianas van construyendo
una representación del cuerpo en el aparato psíquico. Las primeras proyecciones no son defensivas, sino fundantes
de la exterioridad.

Fallas en ellas pueden dar lugar a puntos de fijación de la libido de órgano, anteriores a la apertura de las
zonas erógenas. Esta es una de las teorías actuales de la enfermedad psicosomática como la imposibilidad de
metaforizar el cuerpo.

Por ejemplo, el bronquio se estrecha y el asmático siente asfixia, algo no pensable se transforma en lesión.
La fantasía no puede dar cuenta de las partes del cuerpo convertidas en puntos de meiopragia (disposición a la
enfermedad).

EROTISMO ORAL

En 1905 Freud señaló que la función nutricia despertaba una gratificación sexual primaria vinculada a la
succión, y que la actividad autoerótica tendía a la repetición de dicha gratificación.

Atribuyó a un factor constitucional la existencia de un fuerte erotismo oral aún en otras etapas de la vida
como se observa en quienes "se inclinan por besos perversos"... o " tienen motivo poderoso para beber y fumar".

La importancia de la oralidad consiste también en que al llegar al período de latencia estas pulsiones

proveen la energía para:

a) los sentimientos sociales.

b) la creación de diques sexuales como el asco a través de la

represión

y

formaciones reactivas.

En 1915 Freud agrega que en la fase oral el fin de la pulsión es "incorporar el objeto", un prototipo de la

identificación.

En "Pulsiones y sus destinos" señala para el amor oral la meta ambivalente de destruir el objeto.

En "El Yo y el Ello" dice que la identificación "representa una regresión al mecanismo de la etapa oral"
que contribuye de modo importante a la formación del carácter y del Superyó.

En "El Problema Económico del Masoquismo" señala que "el temor de ser comido por el animal totémico
(el padre) es atribuído al masoquismo erógeno en su fusión con los impulsos libidinales de la etapa oral".

El erotismo oral además interviene en las teorías sexuales infantiles potencialmente patógenas relacionadas
con fobias. El temor a los animales que muerden implica pulsiones no orales que se expresan regresivamente en "el
lenguaje pulsional oral".

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->