You are on page 1of 10

EL AMOR Y LA MUERTE EN EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA 1.

INTRODUCCIÓN El amor en los tiempos del cólera puede calificarse como una novela de amor, pero también de muerte. En tal sentido, observamos que es muy significativo el hecho de que el relato se abra con el suicidio, por inhalación de cianuro de oro, del refugiado antillano Jeremiah de Saint-Amour, amigo y compa ero de a!edre" del doctor Juvenal #rbino, y que se cierre, unas pocas p$ginas antes del final, con la noticia de otro suicidio, el de América %icu a, la &ltima de las amantes de 'lorentino Ari"a, que estaba sumida en una (depresión mortal por haber sido reprobada en los e)$menes finales* y que se bebió un frasco de l$udano. +o que se cuenta en la obra es, sobre todo, la historia de un amor al que sólo la muerte puede poner fin. ,orir de amor fue el deseo que el padre de 'lorentino hab-a escrito en un cuaderno en el que escrib-a versos de amor. (+o &nico que me duele de morir es que no sea de amor* /p$g. 0123. 4racias a la narración retrospectiva, tendremos ocasión de conocer la historia de amor entre 'lorentino y 'ermina, iniciada cuando ambos eran muy !óvenes y basada, en gran medida, en una relación de tipo epistolar, iniciada cuando la !oven ten-a 52 a os y 'lorentino 1 a os m$s.. A los 56 ella decide romper la relación con 'lorentino para casarse, a los 05, con el doctor Juvenal #rbino. 7ras numerosas peripecias vitales por parte de ambos, 'ermina enviuda a los 80 a os y, entonces, 'lorentino, con 89 a os, empie"a de nuevo a corte!arla con el env-o de nuevas cartas, hasta que, por fin, consuman su amor de tantos a os. En tal sentido, resulta que la muerte absurda y accidental del doctor #rbino, al final del primer cap-tulo, se convierte en una aliada del amor, pues permite la asistencia al funeral de 'lorentino y la posterior relación entre éste y la viuda 'ermina. :ero, al mismo tiempo, la muerte del doctor también va unido a una gloriosa, memorable, declaración de amor, cuando, antes de e)pirar, pudo decirle estas hermosas palabras. (Sólo ;ios sabe cu$nto te quise* /p$g. 9<3.

5 MANUEL CIFO GONZÁLEZ Universidad de Murcia

E% a&'r (%a)*nic'+ e% a&'r de% a%&a El amor que se profesan de !óvenes dos de los principales persona!es de la novela.a"a. una persona casi sin identidad. :or su parte. =. ('lorentino Ari"a no sintió celos ni rabia. un individuo e)tra o. la fidelidad eterna de la que habla 'lorentino cuando se reencuentra con 'ermina se hab-a mostrado. feo. (+o tocó murmurando la letra. 7anto es as-. con ocasión de la (locura &ltima del cora"ón* que llevó a cabo antes de marcharse de la ciudad. 0?53. en principio. y con una inspiración tan intensa que a los primeros compases empe"aron a ladrar los perros de la calle. LO! DIFERENTE! TI"O! DE AMOR E#I!TENTE! EN LA NO$ELA . una especie de sombra de alguien a quien era casi imposible llegar a conocer. 'lorentino siempre vivir$ con la esperan"a de poder conseguir alg&n d-a a su amada. se muestra en algunas de las actitudes de éste. al conocer la relación del doctor y de 'ermina.1. Aomo se dice en la novela. Su amor sobrevivir$ a los vaivenes de los a os y a los grandes contratiempos del a"ar y de la indiferencia de su amada. Se sintió pobre. la realidad hace que 'ermina se case con el doctor #rbino. pues el e)travagante poeta del amor es un desconocido. de ese modo. por e!emplo. sino un gran desprecio de s. y luego los de la ciudad>* /p$g. :ero. 'lorentino Ari"a y 'ermina . con el viol-n ba ado en l$grimas.e hecho. que pide reformar su casa para cuando tenga que 0 MANUEL CIFO GONZÁLEZ Universidad de Murcia  .mismo. un amor fervoroso y lleno de misterios. y no sólo indigno de ella sino de cualquier otra mu!er sobre la tierra* /p$g. inferior. tocó ba!o el balcón de 'ermina el vals de amor que hab-a compuesto para ella y que sólo ambos conoc-an.EL AMOR Y LA MUERTE EN EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA . @deali"ación de la amada y ba!o nivel de autoestima. viene a ser. 'ermina siente una curiosidad irreprimible ante la figura de 'lorentino. frente al misterio que representa 'lorentino. la realidad aconse!a a 'ermina que ponga fin a esas relaciones. %estido con el tra!e de domingo.  Bunca de!a de pensar en la amada y est$ convencido de que alg&n d-a la conseguir$. Esta curiosidad es la antesala del amor que ella e)perimentar$ por 'lorentino. Ese amor platónico que siente 'lorentino. 0003. algo silencioso y sombr-o. .

ésta es una muestra m$s de esa (fidelidad* de la que él habla. no llega a hacer el amor.-. 'lorentino se embarca en una serie de aventuras amorosas con las que trata de sustituir el amor ideal. (Escrib-a folio tras folio de amores desaforados. por un amor de tipo carnal. 51C3.que. sabemos que siente algo bastante profundo por una mu!er. E% a&'r c'&' sen)i&ien)' . hacia unas mu!eres a las que ama sin amor. E% a&'r sin a&'r+ e% a&'r de% cuer(' 'lorentino Ari"a llega a instruirse en lo que el propio narrador denomina (amor sin amor*. eso lo hac-a porque (le sobraba tanto amor por dentro. que no sab-a qué hacer con él* /p$g. por fin. el de la cama turbulenta o el de las tardes apacibles de los domingos. y Sara Boriega lo tranquili"ó con el argumento sencillo de que todo lo que 2 MANUEL CIFO GONZÁLEZ Universidad de Murcia . mediante la fórmula infalible de escribir pensando siempre en 'ermina . Este amor es un simple remedio. 7ras la ruptura de 'ermina. . un amor de mero placer se)ual. pueda hacer realidad sus sue os. aunque ni él ni ella lo supieron nunca. platónico. que siente por ella. c'&' &e)a Es proverbial el sentido de la lealtad que demuestra 'lorentino Ari"a hacia la figura de la amada y hacia sus propios sentimientos. +a consecución final del amor por parte de 'lorentino representa la recompensa a tantos a os de espera y de (fidelidad*. 0193. . poético. . Seg&n el narrador. con la que. que lleva al propio 'lorentino a preguntarse cu$l de las dos formas de amar representa el auténtico amor. (En la plenitud de sus relaciones. A pesar de esa obsesión por la amada. = hasta tal punto llega la necesidad de declarar el amor que siente por 'ermina . un sustituto. Al no tener muchas posibilidades de manifestar su emoción de viva vo". que fue la verdadera mu!er de su vida. y nada m$s que en ella* /p$g. que se dedica a escribir cartas gratuitas de amor a los enamorados. :or tanto. ni nunca hicieron el amor* /p$g. . curiosamente.a"a.EL AMOR Y LA MUERTE EN EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA compartirla con ella.e ah.a"a. pues él hubiera preferido morirse antes que fallar a 'ermina. +eona Aassiani. 0953. 'lorentino Ari"a se hab-a preguntado cu$l de los dos estados ser-a el amor. de!a que ésta transcurra por la ruta de la poes-a y de las cartas. tras medio siglo de tormento y de a oran"a. (+eona Aassiani.

es incuestionable. finalmente. En este persona!e se materiali"a el valor de la fidelidad. pero no la fidelidad f-sica. permanece !unto a su amo hasta el final. m$s que estar enamorado de 'ermina. A&'r c'nvenci'na% de &arid' . con la que no llegó a hacer el amor. 1 MANUEL CIFO GONZÁLEZ Universidad de Murcia . la viuda de Ba"aret. la viuda de E& iga.. dinero. . la viuda de Arellano. aunque procura que 'ermina no sea nunca sabedora de sus amor-os. Esta infidelidad da ó las relaciones de los esposos. lo que est$ es deslumbrado por los encantos de ésta. Este tipo de amor se puede considerar opuesto al concepto de fidelidad del que presume 'lorentino. sino la fidelidad al ideal amoroso. 06C3. Sara Boriega. &u/er+ e% a&'r )edi' Juvenal #rbino. :or ello él nunca es consciente de estar cometiendo actos infieles. :or parte de 'ermina. :or eso.EL AMOR Y LA MUERTE EN EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA hicieran desnudos era amor. Ahora bien. Algunos nombres de esas amantes son los siguientes. +a lealtad se ve asimismo en el persona!e secundario de la amante de Jeremiah Saint-Amour. América %icu a y +eona Aassiani. que. (Amor del alma de la cintura para arriba y amor del cuerpo de la cintura para aba!o* /p$g. que. por su orgullo. como perro fiel. al sentimiento. la fidelidad a su marido s. el amor de su vida. El amor incondicional que le profesa a su marido le har$ volver cuando él va a buscarla pero le har$ tra"ar una barrera de rabia y silencio entre los dos. Ausencia Santander. pero no con el amor. la pide en matrimonio. por su altive" plebeya.igamos. 7ambién se ve ese amor-lealtad en el perro de Jeremiah.. :ara 'ermina. en su caso. aunque ni él ni ella llegaron a saberlo nunca. concretamente con F$rbara +ynch.i!o. tras una relación en la que emerg-an frecuentes sombras de duda. aunque no la amaba. a partir de entonces se vio afectada por los celos. sus escarceos amorosos con m$s de seiscientas mu!eres no impiden que siga queriendo a 'ermina. 'ermina decidió casarse con él porque estaba sola. que el doctor Juvenal #rbino también llega a mantener relaciones fuera del matrimonio. ordenG valores relacionables con la felicidad. Juvenal representa seguridad. Dlimpia Euleta. Su esposa lo abandonar$ por un tiempo volviendo a su tierra natal y reencontr$ndose con sus ra-ces de infancia y adolescencia. las sospechas y la desconfian"a. . quien le es leal hasta ayudarle a bien morir seg&n (su gusto*. . a pesar de que era (la mu!er de su vida*. una mulata alta y elegante.

E% a&'r s'se1ad' de %a ve/e2+ e% cari3' )ran4ui%' Aomo apunta el narrador. 'ermina llega a afirmar que. a través de las visitas que él hace a casa de 'ermina todos los martes a las cinco. (Bo te das cuenta de lo infeli" que soy*. segundos antes de su muerte. representa una felicidad resignada y cómoda. veinti&n a os /una edad en la que las mu!eres se convert-an en (quedadas*3 y por miedo a perder la oportunidad que se le presentaba. +a relación de Juvenal y 'ermina es. Adem$s. las cartas que durante su primer a o de viude" le ha ido mandando 'lorentino ayudan a 'ermina a entender su propia vida y a esperar con serenidad los designios de la ve!e". en cierto modo. aunque se sigan hablando de usted.a"a.0. En esta nueva relación. a pesar de que 'ermina. el propio hi!o de 'ermina. el doctor Juvenal #rbino le declara a su mu!er. Es as. 'lorentino se presenta en casa de 'ermina y logra concertar con ella una cita para hablar tranquilamente en la terra"a de su casa. en principio. . elegir-a a su marido entre todos los hombres del mundo. ellos siempre dieron la imagen p&blica de un matrimonio e!emplar y feli".EL AMOR Y LA MUERTE EN EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA padec-a la crisis de la edad. ambos esposos eran conscientes de que no hubieran podido amarse ni vivir de otro modo. ella est$ dispuesta a borrar el pasado. rutinario. el reverso de lo que podr-a haber sido la de 'lorentino y 'ermina. 'lorentino observa que. le agradece a 'lorentino la buena C MANUEL CIFO GONZÁLEZ Universidad de Murcia .e hecho. salpicado de momentos de crisisG pero que. Aomien"a as. . de tener que volver a elegir a un hombre para vivir con él. (nada hay m$s dif-cil que el amor*. aunque ahora la suavi"a con una cierta dul"ura.iguel de #namuno-. :or eso. :ocos d-as después del funeral. :or otra parte.como inician una nueva relación. Al doctor #rbino (le gustaba decir que aquel amor hab-a sido el fruto de una equivocación cl-nica*. le hab-a gritado.ios sabe cu$nto te quise*. en realidad. Ambos esposos viven un amor doméstico. a lo que Juvenal le respondió con una de sus sabias frases. 1083. cada ve" que él intenta hacer alg&n avance.una vida matrimonial escasa de emociones y vac-a de profundos sentimientos l-ricos. una costumbre Hque dir-a . al cabo de ese a o y con ocasión de la misa de aniversario. en una ocasión. el doctor #rbino . En conclusión. y en el colmo de la desesperación. Es m$s. porque. ella se va mostrando un tanto reacia y con esa misma condición de mu!er arisca que ten-a cuando era !oven. (Iecuerda siempre que lo m$s importante de un buen matrimonio no es la felicidad sino la estabilidad* /p$g. (Sólo .

(hicieron un amor tranquilo y sano. m$s all$ de las trampas de la pasión. como apunta el narrador. m$s all$ del amor. porque él no pudo responder f-sicamente. mostrando su cuerpo de vie!a arrugada. que llevaba m$s de 0? a os sin hacer el amor. #na buena muestra del cambio e)perimentado por 'lorentino es que. :ero ese beso. para lo cual lo llevó a su camarote y se desnudó ante él. =. Aprovechando una convalecencia obligada por un esguince de tobillo. 'ue as. al cabo. durante su convalecencia en cama.agdalena en uno de los barcos de los que es propietario 'lorentino. en cualquier tiempo y parte. En cambio.EL AMOR Y LA MUERTE EN EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA compa -a que da a su madre y le pide que lo siga haciendo y que tenga paciencia con ella y con sus humores seniles. Era como si se hubieran saltado el arduo calvario de la vida conyugal. opina que el amor a esa edad (es una cochinada* /p$g. cuando la abordó e hicieron algo (r$pido y triste*.como. En una de sus cartas. que iba a fi!arse en su memoria como el me!or recuerdo de aquel via!e lun$tico. cuando poco tiempo antes hubiera saltado sobre ellas como un animal en celo.e!a que el tiempo pase y ya veremos lo que trae* /p$g. En el barco llegó el primer beso. Bo se sent-an ya como novios recientes. 'ermina se decidió a hacer al amor.a"a. m$s denso cuanto m$s pró)imo a la muerte. lo manosean. :ues hab-an vivido !untos lo bastante para darse 9 MANUEL CIFO GONZÁLEZ Universidad de Murcia . Esa primera noche no pasó nada. indicadora de que en el barco hab-a enfermos de cólera. via!ando solos en el barco. El via!e emprendido por ambos supone el encuentro con el amor sin los la"os de la vida conyugal. :or fin. que ella acepta con la disculpa de que en los buques se vuelve loca. y él no e)perimenta el m$s m-nimo deseo se)ual. +eona Aassiani y América %icu a lo lavan. El barco tiene un nombre muy simbólico. 'lorentino retoma la costumbre de las cartas e inicia el tuteo. por las urgencias mutuas. 1C<3. aprovechando la argucia de 'lorentino de poner una bandera amarilla. de abuelos percudidos. por fin. aprovechando que se hab-a tomado unos buenos tragos de anisado. el Nueva Felicidad. incluida la de ella. Era el amor m$s all$ del amor. la hi!a.la siguiente. 7ranscurr-an en silencio como dos vie!os esposos escaldados por la vida. tuvo para ambos (el olor agrio de la edad*. (. m$s all$ de las burlas brutales de las ilusiones y los espe!ismos de los desenga os. = una noche ella. :ero s. y hubieran ido sin m$s vueltas al grano del amor. Dfelia #rbino . al contrario de lo que el capit$n y Eenaida supon-an. ella le escribe. 11<3. se hi"o realidad su amor. 'ermina acepta via!ar por el r-o . y menos como amantes tard-os. sin desenga os y sin pasiones.

1. +a segunda muerte. es una muerte casual. !U !IGNIFICADO Y !U! DI$ER!O! TI"O! +a muerte adquiere una importancia capital en El amor en los tiempos del cólera .se pueden ver esos rasgos de impotencia a los que nos vamos a referir. la novela puede dividirse. con dos muertes muy significativas. al no poder soportar el paso del tiempo y la idea de sufrir el lógico e inevitable deterioro que provoca la ve!e". por ello.EL AMOR Y LA MUERTE EN EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA cuenta de que el amor era el amor en cualquier tiempo y en cualquier parte.uere Juvenal #rbino y ello permite a 'lorentino Ari"a llevar a cabo su acercamiento a la viuda. podemos hablar de la presencia de varios tipos de muerte en El amor en los tiempos del cólera. pues. Aomo antes hemos dicho. +a primera de ellas. es fruto del suicidio. 1<53. 0<3. E% suicidi' El suicidio representa la muerte asumida y buscada por voluntad propia. porque no quer-a ser vie!o. :recisamente. Jeremiah de Saint-Amour decide quitarse la vida porque. LA MUERTE. en su primer cap-tulo. ella. Aunque no tiene que ser necesariamente as-. pues. :or su parte. #n tipo de muerte que suele achacarse a la cobard-a o a la impotencia del suicida para afrontar alguna determinada situación o problema. la novela se abre. porque supone el acontecimiento narrativo que modifica el rumbo de los hechos. como sol-an hacer las viudas nativas. As-. lo cierto es que en el caso de los dos suicidas que vemos en la novela s. desde el punto de vista de su desarrollo argumental. de la voluntad propia y perfectamente planificada. como confiesa la amante mulata de éste al doctor #rbino. hab-a decidido aceptar la voluntad de su amante y. . vestida de negro. es necesaria una cierta valent-a para quitarse la vida. Jeremiah (ten-a la determinación irrevocable de quitarse la vida a los sesenta a os* /p$g.a"a. :ensaba vender 8 MANUEL CIFO GONZÁLEZ Universidad de Murcia . pero tanto m$s denso cuanto m$s cerca de la muerte* /p$g. -. en dos partes perfectamente delimitadas por la frontera de la viudedad de 'ermina . estaba firmemente decidida a no pasar el resto de su vida dedicada a lamentarse y a vivir de recuerdos. grotesca y absurda. -. :or tanto. en el fondo. la de Jeremiah de Saint-Amour. del doctor #rbino.

en su vida sin él. ha aparecido de nuevo. mientras éste estaba convaleciente en cama por el esguince de su pie. =. El doctor va escalando los pelda os de una escalera hasta conseguir coger al loro por el cuello y. en sus fines de semana sin él. ella no encontró aliciente alguno en la propuesta y decidió quitarse la vida. con la que parece cerrarse la novela. Iesulta que la !oven. +a causa de la muerte es definida técnicamente por el doctor #rbino en una conversación con su colega el doctor Dlivella. a pesar de que 'lorentino le hab-a prometido mandarla a un curso superior en Alabama. misteriosamente. porque nunca se imaginó cu$nto lo amaba* /1C?3. La Incógnita del Hombre. grotesca y sin sentido es la del doctor . gerontofobia. . tiempo atr$s. -. es la de la !oven América %icu a. A este tecnicismo. entonces. laten otras ra"ones. lo cierto es que. contesta el doctor Dlivella con una hermosa respuesta.EL AMOR Y LA MUERTE EN EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA la casa que le hab-a de!ado su amante y seguir viviendo como siempre (y sin que!arse de nada en este moridero de pobres donde hab-a sido feli"* /p$g. = otra muerte por suicidio. . El suicidio. amor y muerte aparecen nuevamente unidos. de pronto. hab-a tenido en casa y que ahora. ça y est /(esto ya est$*3.uerte por accidente y muerte absurda. Juvenal est$ leyendo las &ltimas p$ginas de un libro con un t-tulo muy simbólico. Es entonces cuando. en el fondo. propia de la !erga médica. que estaba a punto de conseguir el t-tulo de maestra. porque para ella la vida sin él no ten-a sentido. 'ue entonces cuando pudo comprobar que su antiguo amante ya no sent-a nada por ella. pronuncia unas palabras de triunfo. 6 MANUEL CIFO GONZÁLEZ Universidad de Murcia E% acciden)e . Juvenal #rbino. 903. del sufrimiento por amor. (Es una l$stima encontrarse todav-a con un suicidio que no sea por amor* /p$g. 253. seg&n el !oven doctor. aunque 'lorentino no tuviera la m$s m-nima sospecha de ello.e este modo. Aunque la noticia que le llega a 'lorentino a través de un telegrama y de una posterior conversación telegr$fica con +eona Aassiani es que América %icu a se ha suicidado a causa de una depresión mortal por no haber aprobado los e)$menes finales. :oco antes de vestirse para ir al entierro de su amigo Jeremiah. no e)enta de amor. pues sus miras estaban puestas de nuevo en 'ermina. ve que cerca de él est$ un loro de :aramaribo que. fue la encargada de cuidar los s$bados y los domingos de 'lorentino. por tanto. (Bunca se imaginó cu$nto sufr-a ella en sus insomnios del internado. de Ale)is Aarrell. representa para América una liberación del dolor.

(Sólo . mientras Juvenal #rbino estaba en Europa. finalmente hab-a sido derrotada por el cólera. 9<3 . finalmente. aplicó métodos novedosos y dr$sticos para luchar contra la epidemia. permite que él pueda confesar no un pecado. sin tiempo para arrepentirse de nada ni despedirse de nadie. (:ues debe ser una modalidad muy especial del cólera. descubren un buen n&mero de cuerpos humanos esparcidos por los sembrados y las acequias de los pueblos de la Aiénaga 4rande y. entonces. podr-amos concluir que esta muerte tiene un componente misterioso. -.-.e ah. . la muerte de Juvenal #rbino propicia que. 20C3. :or tanto. abandona por sus pobladores a causa del miedo al cólera. como cuando. sino la declaración de amor que nunca en vida hab-a dicho a su esposa.EL AMOR Y LA MUERTE EN EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA :ero lo que realmente sucede es que él cae de la escalera y va a morir (sin comunión. < MANUEL CIFO GONZÁLEZ Universidad de Murcia . A lo largo de la novela aparecen algunas referencias a la enfermedad del cólera. porque cada muerto tiene su tiro de gracia en la nuca* /p$g. ya que. ya ancianos. ine)plicable desde el punto de vista lógico. 963. a las cuatro y siete minutos de la tarde del domingo de :entecostés* /p$g. hab-a habido otra epidemia de cólera. E% c*%era #na epidemia de cólera morbo fue la que permitió al entonces !oven doctor Juvenal #rbino darse a conocer en todo el pa-s. los dos enamorados. . que hab-a resistido los asedios de los ingleses y de los bucaneros durante tres siglos. +o que ocurre es que las muertes por cólera est$n permanentemente latiendo a lo largo de la novela. como se dice en el relato. :ues los tiempos del cólera no parecen acabar nunca. Esa ciudad. como bien indica el t-tulo de la misma.ios sabe cu$nto te quise* /p$g. el doctor #rbino contempla las ruinas de la muy antigua y heroica ciudad de Aartagena de @ndias.e ese modo. que hab-a hecho sus estudios de especiali"ación en 'rancia. :arece que el destino hubiera querido hacer alguna especie de !usticia retrospectiva condenando a quien cincuenta a os atr$s hab-a interferido en los amores de 'lorentino y 'ermina.esa muerte sin confesión que. como &nico rasgo de cierta piedad. puedan llevar a feli" puerto un amor tanto tiempo dilatado. :ero el doctor #rbino. Jl.urante ese recorrido en globo. durante un via!e en globo con ocasión de la llegada del nuevo siglo. alguien dice que todas esas muertes son debidas al cólera. con fina iron-a afirma.

Es as. 1<53. con la &nica compa -a y complicidad del capit$n Samaritano y de su amante. dar la orden de volver de nuevo a +a . una ve" m$s. Auando llega la hora de regresar.EL AMOR Y LA MUERTE EN EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA 'inalmente. #na circunstancia que permite a 'lorentino. pues la vida de ambos no se conceb-a si no era dentro del buque. enarbolar una bandera amarilla en el barco. como se al inequ-voca de que all. 1<C3. +as autoridades sanitarias les impiden ba!ar del buque. el tema de la muerte se va a ver unido al del amor. acto seguido. debemos afirmar que. pues hab-a que guardar la obligada cuarentena. Eenaida Beves. - 5? MANUEL CIFO GONZÁLEZ Universidad de Murcia . Esta argucia les permite disfrutar de su amor.orada. a la que el capit$n llamaba Mi Energúmena.como se e)plica el hecho de que 'lorentino ordene desembarcar a todos los pasa!eros que via!an en el Nueva Fidelidad para. Auando el capit$n le pregunta hasta cu$ndo cree que podr$n aguantar con ese (ir y venir del cara!o*. con la complacencia de 'ermina. 'lorentino responde con una frase lapidaria que pone fin al relato. 'ermina dice que aquello (va a ser como morirse* /p$g. (7oda la vida* /p$g. = es entonces cuando el destino vuelve de nuevo a !ugar en su favor.via!an enfermos de cólera.