You are on page 1of 226

1 El Sector Público como sujeto económico de la Hacienda Pública : Concepto y delimitación.

1.1. EL CONCEPTO DE HACIENDA PÚBLICA. Dos perspectivas distintas : 1. Partiendo del concepto tradicional de ciencia económica : El estudio de la satisfac ción de las necesidades !umanas a partir de recursos escasos y uso alternativo ... Conjunto de actividades, cuyo elemento común es que se realizan fuera del mercado, tanto en la forma con que se manifiestan las preferencias de los sujetos, pues no se hace a través de la demanda de bienes y servicios, sino mediante un proceso político, como en el modo como se financia la producción de los mismos, que no se realiza con el desembolso voluntario de un precio, sino mediante el pago coactivo de los impues-tos. Esta definición tiene al"unos inconvenientes : Si sólo se considera como necesidad colectiva a#uella #ue se satisface por procedi mientos ajenos al mercado$ se opta por una visión concreta de las funciones del sector público$ propia del enfo#ue liberal de la acción del Estado. Si se define como necesidad colectiva toda a#u%lla #ue el "rupo pol&tico decide como tal$ con independencia de #ue se satisfa"a a trav%s del mercado o nó$ el criterio pierde utilidad$ ya #ue la acción del sector público cubrir&a un abanico de posibilidades tan amplio #ue perder&a toda objetividad. '. Partiendo del concepto de Econom&a$ como ciencia #ue estudia el modo de satisfa cer las necesidades !umanas con recursos escasos de uso alternativo$ se distin"ue entre problemas de asi"nación$ distribución$ estabilidad y crecimiento ... studio de las funciones realizadas por el sector público en cuanto a la resolución de esos cuatro problemas ...

1.2. LA DELIMITACIÓN DEL SECTOR PÚBLICO. Dos alternativas : Desde un planteamiento objetivo$ se considerar&a al sector público como el inte "rado por todos a#uellos a"entes económicos #ue reali(an su actividad utili(ando el principio de coerción y nó el de intercambio voluntario. Desde un enfo#ue subjetivo$ el conjunto de entidades #ue componen el sector público$ con independencia de #ue en sus acciones utilicen o nó el poder de imperio. )a moderna or"ani(ación del sector público y la multiplicidad de objetivos y funcio nes desempe*adas e+plican #ue no e+ista una única forma de desarrollar sus activi dades ni un sólo modo de or"ani(arse. Por ello puede considerarse como inte"rantes del sector público a los sujetos si"uientes : 1. Las Administracion s P!"#icas. ,odas sus instituciones se caracteri(an por#ue la "estión de recursos públicos viene orientada por el principio pol&tico. -ncluyen la .dmi nistración Central del Estado$ las autonómicas$ las locales$ la Se"uridad Social y los or"anismos autónomos. '. Las Em$r sas $!"#icas no %inanci ras. ,odas a#uellas unidades de producción cuya propiedad o control sea público y vendan sus productis en el mercado.
4

/. Entidad s %inanci ras $!"#icas. Su control est0 en manos de al"una dependencia de las .dministraciones Públicas.

1.&. EL SECTOR PÚBLICO EN EL SISTEMA E'ROPEO DE C'ENTAS. 1na fuente estad&stica para conocer el tama*o del sector público est0 constitu&da por un conjunto de 2 cuentas : Producción$ e+plotación$ renta$ utili(ación de la renta y de capital. 1.&.1. C( nta d $rod(cci)n. 3efleja los si"uientes datos 4en miles de millones de ptas5 : 666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 666666 E7P)E8S 3EC13S8S 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 6 Consumos intermedios /.19: ; Producción de bienes y servicios 11.<// 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 6 =alor a*adido bruto p.m. :.>/2 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 6 ,8,.) 11.<// ,8,.) 11.<// 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 6 Esta cuenta tiene un inter%s relativo$ ya #ue no es f0cil reali(ar las estimaciones correspondientes. -ndica cu0l !a sido la aportación del sector público al conjunto de bienes y servicios producidos por el pa&s 4en 199>5. 1.&.2. C( nta d *$#otaci)n. El =.?pam indicaba en el ep&"rafe anterior$ cu0l era la aportación del sector público a la producción total del pa&s. En la cuenta de e+plotación se !ace una primera clasificación de su distribución en ' apartados fundamentales : )os pa"os al personal empleado 4sueldos y salarios5 y el e+cedente bruto de e+plotación 4#ue coincide con la cifra de consumo de capital fijo o de depreciación5. 1.&.&. C( nta d r nta. 3efleja los in"resos 4recursos5 y los "astos 4empleos5 corrientes de las .dminis traciones Públicas. Entre los in"resos$ destacan : El e+cedente bruto. )os impuestos sobre la producción y la importación 4impuestos indirectos5. )os impuestos sobre la renta y el patrimonio 4impuestos directos5. )as coti(aciones de la Se"uridad Social. )as rentas de la propiedad.
5

)as transferencias corrientes. Entre los empleos : )as transferencias corrientes. )as subvenciones de e+plotación. )os intereses de la Deuda Pública. )a renta bruta disponible 4se dfistribuye entre el consumo de capital fijo o deprecia ción y la renta neta disponible5 . 1.&.+. C( nta d (ti#i,aci)n d r nta. 3efleja cómo se distribuye la renta bruta disponible entre ' componentes fundamentales : El consumo público : Compras de bienes y servicios a las empresas. Pa"o de sueldos y salarios. Consumo de capital o depreciación. .!orro bruto @ Diferencia entre renta bruta disponible y consumo. El a!orro bruto da una primera valoración de la diferencia entre in"resos y "as tos públicos. 1.&.-. La c( nta d ca$ita#. Se distin"uen los recursos de los empleos. Entre los primeros : El a!orro bruto obtenido de la cuenta anterior. )os impuestos #ue "ravan el capital. )as transferencias recibidas para financiar inversiones del sector público 4,ransfe rencias de capital5. En cuanto al uso o empleo #ue se da a estos recursos : ,ransferencias de capital reali(adas : Pa"os sin contraprestación a las empresas para #ue lleven a cabo proyectos de inversión. Aormación bruta de capital fijo : -nversiones reali(adas directamente por el sector público. .d#uisiciones de terrenos. )a diferencia entre los recursos del sector público y los empleos citados puede ser positiva o ne"ativa$ denomin0ndose respectivamente capacidad o necesidad de financiación. El dato de capacidad de financiación medir&a el super0vit del sector público$ mientras #ue el d%ficit coincide con el de necesidad de financiación.

1.+. EL SECTOR PÚBLICO EN LOS PRES'P'ESTOS .ENERALES. 1na se"unda fuente estad&stica para el conocimiento del sector público es la constitu&da por los presupuestos "enerales de los distintos componentes de la .dmi nistración. 666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 6
B.S,8S 6 ; -CB3ES8S

6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 6 8peraciones corrientes : Cap. - -mpuestos directos Cap. -- -mpuestos indirectos Cap. --- ,asas y otros in"resos Cap. -= ,ransferencias corrientes Cap. = -n"resos patrimoniales 6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 6 8peraciones de capital : Cap. =- -nversiones reales Cap. =-- ,ransferencias de capital 8peraciones de capital : Cap. =- Enajenación de inversiones Cap. =-- ,ransferencias de capital 8peraciones corrientes : Cap. - Bastos de personal Cap. -- Compras de bienes y servicios Cap. --- Bastos financieros Cap. -= ,ransferencias corrientes

8peraciones financieras : 8peraciones financieras : Cap. =--- .ctivos financieros Cap. =--- .ctivos financieros Cap. -D Pasivos financieros Cap. -D Pasivos financieros 6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 6 Esta distribución por cap&tulos se denomina c#asi%icaci)n con)mica #ue$ en el caso de los "astos públicos puede resumirse : a5 Consumo público : Caps. - a -=. b5 -nversión pública : Caps. =- y =--. .dem0s de la clasificación económica$ se presentan ' clasificaciones adicio nales : )a or/0nica$ #ue refleja la distribución del "asto entre los distintos compo nentes del sector público. )a clasificación %(nciona# distribuye el "asto de acuerdo con la naturale(a de las actividades reali(adas por el sector público$ diferenci0ndose > apartados : 1. .ctividades "enerales : Corresponden a los bienes públicos puros e incluyen los servicios de car0cter "eneral 4.dmon. de justicia$ defensa$ etc5. '. .ctividades sociales : -ncluyen los bienes preferentes 4educación$ sanidad ... 5 y los "astos de redistribución de rentas 4pro"ramas de la Se"uridad Social$ se"uro de desempleo ...5. /. .ctividades económicas : 3eflejan los "astos de inversión pública y los destinados a la re"ulación de los mercados. >. 8tras actividades : ,ransferencias entre distintas administraciones y los pa"os de intereses de la Deuda Pública.

1.-. PRINCIPALES 1NDICES PARA LA MEDICIÓN DEL SECTOR PÚBLICO. Pueden clasificarse en / "rupos$ dependiendo de #ue se empleen los "astos$ los in"resos u otros estimadores de la actividad del sector público.

.E 1NDICES BASADOS EN LOS .ASTOS PÚBLICOS . Se diferencia entre &ndices a"re"ados y desa"re"ados. Entre los primeros :

7

TOTAL ó bien calcularlo sobre el P-?.. . TOTAL . corri nt 3 Com$ras 122 PIB PIB donde FcomprasG debe entenderse como ad#uisiciones de bienes y servicios a las empresas. TOTAL . TOTAL 122 PIB 8 . ca$ita# 3 Tr ca$ita# 122 PIB . .t 122 PIB donde Bt indica el Basto total del sector público y el P-? el producto interior bruto. / n ra# PIB . TOTAL . Si se toman como referencia los "astos de inversión del sector público pueden definirse ' &ndices$ dependiendo de #ue se considere todo el esfuer(o de acumulación de capital reali(ado o sólo el directamente atribuible al sector público : . / n ra# 122 5 . partir de este &ndice puede obtenerse f0cilmente la aportación del sector público al producto interior$ calculando : 4AB s$ 122 5 .n% 122 PIB donde Bnf es el "asto total no financiero$ #ue e+cluye la ad#uisición de activos financieros y la amorti(ación de pasivos financieros.n% 3 Tr 122 PIB . con)micos 122 . Para pasar a esta se"unda posibilidad$ puede utili(arse el si"uiente c0lculo : . otros 122 . ca$ita# PIB 122 En cuanto a los &ndices desa"re"ados$ puede !acerse uso de la clasificación funcional y tomar como base los "astos totales$ en cuyo caso se tendr0 : . Si se e+cluye la inversión pública$ se tiene : . . TOTAL . corri nt 122 PIB .#u& sólo se incorpora la ad#uisición de bienes y servicios$ sean de consumo público o de inversión pública$ y las remuneraciones del sector público a los factores de producción. Se*ala el "asto del sector público en la ad#uisición de bienes y servicios$ reali(ación de inversiones$ "astos de personal y transferencias$ sean corrientes o de capital. socia# s 122 . / n ra# s 122 .

Por lo #ue se refiere a los &ndices desa"re"ados$ puede !acerse la distribución : Por tipo de in"resos : T T dir ctos tota# s 122 T indir ctos 122 T tota# s Haciendo el c0lculo sobre los datos del P-?$ para lo #ue resulta conveniente usar la transformación : T dir ctos T dir ctos T tota# s 333333333333 122 5 333333333333 PIB T tota# s .y as& sucesivamente con todos los &ndices. . Po"#aci)n 3333333333333 5 3333333333333333333 PIB PIB 2 Po"#aci)n 1n último &ndice a"re"ado est0 constitu&do por la car/a %isca#$ #ue se define como : Tri"(tos 3 4 RN 3 M donde = indica el valor de los bienes y servicios suministrados por el sector público$ y 7 el m&nimo de subsistencia$ siendo 3C la renta nacional.o %isca# o &ndice de !ran"$ #ue se define como la presión fiscal$ dividida entre la renta per c0pita o el producto bruto per c0pita : Tri"(tos PIB T . 333333333 122 PIB 9 . Se trata$ probablemente$ del &ndice m0s adecuado para medir el esfuer(o de la población en materia tributaria$ pues a los pa"os recibidos se descuenta el valor de lo recibido del sector público en forma de servicios$ y al mismo tiempo$ el denominador no considera toda la renta percibida por la población sino sólo a#u%lla de #ue se puede disponer$ una ve( cubiertos los m&nimos para la subsistencia.otal de impuestos$ dividido entre el producto interior bruto : T TOTALES 122 Co obstante$ es m0s adecuado definirlo como tributos dividido entre el PIB P-? : Tri"(tos 122 PIB pues$ de otra forma$ si el sector público aumentase las tasas y redujese los impuestos$ se tendr&a la idea e#uivocada de #ue !a disminu&do la presión fiscal del pa&s.RESOS . ?E 1NDICES BASADOS EN LOS IN.ambi%n a#u& puede diferenciarse entre &ndices a"re"ados y desa"re"ados. 1n se"undo &ndice a"re"ado$ basado en los in"resos públicos$ es el conocido como s%( r. Entre los primeros$ puede citarse la $r si)n %isca# : .

Em$# o s$ 3333333333333333333333333 122 Em$# o TOTAL #ue indica el porcentaje de mano de obra del pa&s ocupado por el sector público en un momento determinado. Entre una "ran cantidad de &ndices de naturale(a muy diversa$ pueden distin"uirse los #ue miden el dese#uilibrio de las cuentas del sector público y los #ue tratan de obtener cu0l es la participación del sector público en la producción total de la econo m&a.donde la se"unda fracción es la presión fiscal. En cuanto a la medida de la participación del sector público en la producción o "eneración de recursos totales de la econom&a$ pueden definirse los si"uientes crite rios de medida : 4AB s$ 333333333333333333333 122 4AB s ctor t rciario #ue se*ala la participación de la producción del sector público en el conjunto de los servicios "enerados por el pa&s. Em$# o / n rado s ctor $!"#ico 333333333333333333333333333333333333333333333333 122 Em$# os cr ados 10 .ratado de 7aastric!t. CE OTROS 1NDICES DE MEDIDA DEL SECTOR PÚBLICO . 1n se"undo m%todo de desa"re"ar los &ndices basados en los in"resos públi cos$ es diferenciar entre distintos "rupos de renta : Es adecuado el c0lculo de la car"a fiscal para cada "rupo de contribuyentes : Ti 3 4i C6 i 5 3333333333333 122 Ri 3 Mi donde el sub&ndice i se*ala #ue se !ace referencia al i %simo "rupo de renta o de contribuyentes. Entre los primeros : A7orro "r(to 333333333333333333 122 PIB Ca$acidad 89: ) N c sidad 83: d %inanciaci)n 3333333333333333333333333333333333333333333333333333333333333 122 PIB #ue miden la importancia del d%ficit o super0vit público$ en t%rminos del P-?$ y D (da ac(m(#ada 3333333333333333333333333 122 PIB #ue refleja el endudamiento total del sector público$ como porcentaje del P-?. Estos últimos &ndices son de importancia capital para el cumplimiento de los criterios de conver"encia fijados en el .

1. 11 .#ue permite conocer si el sector público est0 actuando como motor directo en la creación de empleo del pa&s$ sobre todo comparado con el &ndice anterior.. 3eali(ando una comparación entre los datos correspondientes a Espa*a y los de las econom&as de otros miembros de la 1nión Europea .. EL SECTOR PÚBLICO ESPA<OL = S' COMPARACIÓN INTERNACIONAL...

la !ora de desarrollar el problema de cu0les deben ser las funciones del Sector Público$ es conveniente partir de la clasificación de los problemas económicos de car0cter real : )os problemas de asi"nación de recursos se ocupan de #u% bienes deben producirse y cómo !acerlo$ los de distribución anali(an para #ui%n se fabrican los bienes o cómo repartir el conjunto de los bienes y servicios producidos$ los de estabilidad económica se refieren a los dese#uilibrios b0sicos de la econom&a del pa&s 4paro$ inflación . Entre otras cosas para obtener bases #ue indi#uen #u% activi dades conviene #ue sean desarrolladas por la econom&a pública y cu0les por la privada. Se desprende del contenido de la . 2. EL ORI. LA ASI. ' El papel del Sector Público en las econom&as de mercado 2. Hay #ue tener en cuenta #u% es$ cómo funciona$ etc. Del mismo modo #ue la teor&a económica estudia al consumidor y al empresario$ la Hacienda Pública debe tener en cuenta al Estado y saber cómo funciona.5$ y los de crecimiento a la cuestión de cómo aumentar$ a lo lar"o del tiempo$ el total de los bienes disponibles para satisfacer las necesidades de la pobla ción.Precisando sobre el contenido del cuadro anterior : )os datos correspondientes a la presión fiscal deben entenderse m0s #ue como tributos divididos entre el P-?$ como resultado de dividir los in"resos ordinarios entre el P-?.NACIÓN ECONÓMICA DE LOS REC'RSOS. En lo referente a Espa*a$ la participación$ tanto del "asto público como de los in"re sos ordinarios en el P-?$ est0 por debajo de los valores medios de otras econom&as europeas. 122 pues el P-? per c0pita se normali(a con el &ndice 1HH. 12 ...abla la incapacidad de los diferentes Estados para li#uidar su presupuesto de un modo e#uilibrado$ cosa f0cil de comprobar$ sobre todo por las cifras de la deuda acumulada sobre el P-?. Es de destacar la importancia cuatitativa del "asto público en t%rminos de propor ción del P-?. PIB $ i 1E r c0$ita 'E 5 1ndic d 6ran> . .EN DEL ESTADO = LA TEOR1A DE LA HACIENDA PÚBLICA.2. 3esulta si"nificativa la cifra de in"resos públicos ordinarios sobre el total de la renta "enerada. Siendo el sujeto del estudio de la Hacienda Pública la actividad financiera del Estado parece obvio afirmar #ue primero !abr0 #ue tener una concepción de Estado. El índice de !ran" est0 normali(ado por el P-? per c0pita medio de la 1nión Euro pea$ siendo la fórmula correspondiente : Pr si)n %isca# Pr si)n %isca# 3333333333333333333333 5 33333333333333333333333 PIB $ r c0$ita i PIB $ r c0$ita 3333333333333333333333 PIB $ r c0$ita 'E . para entender suficientemente su actividad financiera.1.

Precio . '. Clasificación de los bienes.ambi%n !ay productos en los #ue el consumo no es rival. 6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 6 Caracter&sticas E+clusión Co e+clusión 6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 6 Consumo rival 6 Consumo no rival ?ienes mi+tos autopista de peaje ?ienes privados puros . Su acción deber&a reducirse a suministrar los bienes y servicios para los cuales no e+iste mercado..s&$ en e#uilibrio$ se "aranti(a #ue P @ Cm " : Iue lo #ue el ciudadano #uiere "astarse coincide e+actamente con lo #ue cuesta producir el bien$ en la última unidad #ue suministra el empresario. . E Pe . )o #ue lleva a plantear #u% condiciones deben darse para #ue el mercado funciones : ' re#uisitos independientes 1. Posibilidad de e+clusión.limentos$ ropa . 3ivalidad en el consumo : Cin"ún ciudadano puede disfrutar de un bien o servicio cuando otro lo est0 utili (ando. E#uilibrio en el mercado de un producto.. de forma eficiente% .)os ciudadanos e+presan sus preferencias demandando los distintos productos$ y las empresas !acen patentes sus posibilidades ofreciendo los bienes a distintos pre cios : 8ferta y demanda e+presan los deseos de los individuos y el mercado determina la cantidad y el precio #ue corresponde a cda bien o servicio. 6666666666666666666666666666666666666666 Ie Cantidad l mercado determina qué bienes #cantidad$ y a qué precio deben fabricarse. Si el mercado fuese capa( de resolver los problemas de asi"nación$ el sector público tendr&a un papel muy limitado. E+iste al"ún modo de e+cluir del consumo a a#uellas personas #ue no pa"uen un precio por el producto. ?ienes mi+tos Calle con"estionada 6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 ?ienes públicos puros defensa nacional 13 .

Cuanto mayor sea la productividad del individuo o el precio de lo #ue fabrica$ m0s importante ser0 la remuneración percibida.dem0s$ al no poderse cobrar un precio$ el sector públi co debe financiar esas producciones a trav%s de los impuestos$ lo #ue no si"nifica necesariamente #ue sea el Estado #uien se encar"ue de la producción de los bienes públicos.. Presencia de e+ternalidades : El empresario o el consumidor sólo tienen en cuenta los costes y beneficios indivi duales$ pero nó los posibles efectos #ue su actividad produce sobre terceros 4e+terna lidades5 : Ci la demanda refleja todos los beneficios para la sociedad$ ni la oferta todos los costes. =" : -ntereses de "eneraciones futuras. 14 .concierto . justicia$ se"uridad ciudadana 6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 6 Desde una perspectiva liberal$ el Estado sólo debe proveer a la sociedad de los bienes públicos puros$ y por ser %stos limitados en el conjunto de la producción del pa&s$ su función es reducida. LA DISTRIB'CIÓN DE LA RENTA. ?ienes preferentes y pro!ibidos : Situaciones en las #ue la sociedad valora de forma positiva o ne"ativa los resulta dos #ue alcan(a la libre acción individual : )a sociedad determina #ue el mercado produce una cantidad insuficiente de productos$ o #ue su precio es demasiado alto$ de modo #ue encar"a al sector público complementar la oferta privada o subvencionar la ad#uisición. En otros casos$ la producción de determinados bienes es considerada perjudicial para el conjunto de los ciudadanos y se pro!&be su producción 4=" : dro"as5. 3ealmente es el vendedor #uien suele tener mayor conocimiento #ue el comprador lo #ue puede llevar no sólo a un mal funcionamiento del mercado$ sino incluso a su desaparición. Si"uiendo el enfo#ue liberal y el an0lisis ?ates ClarJ$ en condiciones de mercado se emplea la re"la de la i"ualdad entre la retribución obtenida y el valor del producto mar"inal : Caso del factor trabajo : A 5 P* PM/NB donde el salario K es i"ual a la productividad del trabajador 4P7"C5. . El Estado intervienes en todos los casos en #ue el mercado no produce los resultados óptimos #ue predica el enfo#ue liberal : T or?a d #os %a##os d # m rcado @ 7ercados de competencia imperfecta : Cuando el mercado es un monopolio$ no se puede "aranti(ar #ue se d% la condición P 5 CM/$ pues el empresario eli"e la cantidad donde se da la i"ualdad CM/ 5 IM/ @ Cifra inferior y un precio superior al "enerado por un mercado de competencia perfecta. El planteamiento intervencionista ampl&a considerablemente el campo de acción del sector público en la asi"nación de recursos m0s all0 de la provisión de los bienes públicos puros..&. -nformación asim%trica : El an0lisis de los mercados de competencia perfecta supone #ue vendedores y compradores disponen de la misma información en cuanto al precio y a la calidad del producto. 2.

Co D%ficit e+terior 6666666666666666666666666666666666666666666666666 Divisas n la situación inicial representada.s&$ las pol&ticas fiscales o monetarias de los distintos "obiernos son incapaces de aumentar el nivel de renta o el empleo. etc $% 'a solución sugerida por el gr(fico es dejar que el tipo de cambio se eleve hasta llegar al punto de equilibrio. . esta devaluación de la moneda se producir( autom(ticamente% )os intervencionistas consideran #ue el sector público tiene un prota"onismo mayor en estos temas : . El nivel de empleo se 15 .eor&as de Leynes$ variadamente interpretadas.. Auncionamiento del mercado de divisas$ se"ún un enfo#ue liberal. 8tros$ en fin$ afirman #ue una redistribución en favor de los m0s desfavorecidos puede conducir a un aumento de la producción y de la renta 4Laldor5.ipo de cambio . En cuanto a los dese#uilibrios de las cuentas del sector público$ los planteamien tos liberales e+cluyen su posibilidad : El e#uilibrio presupuestario es la re"la de oro de la Hacienda cl0sica.. . )a posición sustentada por los liberales ante los problemas de estabilidad económica parte de la creencia en las virtudes del mercado para resolver los proble mas económicos : Si e+iste paro es por#ue no se deja funcionar libremente el mercado de trabajo . etc$ es mayor que la oferta #e&portaciones. )a ?alan(a de Pa"os tambi%n presentar0 una situación de e#uilibrio si el tipo de cambio de las monedas se fija libremente en los mercados de divisas. se da un desequilibrio del sector e&terior. manifestado en que la demanda de divisas #importaciones. )a pol&tica monetaria$ sin embar"o$ puede afectar al nivel de precios del pa&s : Si la cantidad de dinero no puede cambiar el nivel de producción del pa&s : Mon tarismo$ de acuerdo con el cual$ un crecimiento de la cantidad de dinero se traduce inevitable mente$ en un aumento paralelo de la tasa de inflación. 2. Leynes afirmaba #ue no es cierto #ue una disminución del salario condu(ca al pleno empleo$ como ale"an los defensores del libre mercado.l"unos parten de una noción de justicia 4lo justo es percibir de acuerdon con lo #ue se aporta5$ otros manifiestan la e+istencia de efectos e+ternos derivados de la i"ual dad en la distribución. compras de títulos e&tranjeros. El endeudamiento del Estado sólo se justifica cuando se utili(a para financiar a#uellas inversiones públicas lo suficientemente rentables como para "enerar in"resos con los #ue pa"ar los intereses de la deuda y devolver la cantidad prestada. LA ESTABILIDAD ECONÓMICA. . y dejando que el mercado funcione libremente.)os planteamientos intervencionistas$ en cambio$ tienen multiplicidad de or&"enes.+. ventas de títulos.

. El Estado deber0 modificar el nivel de "asto$ de transferencia o de impuestos$ de acuerdo con la situación económica del pa&s.% -i el gobierno lleva a cabo una política monetaria restrictiva originar( una elevación de los tipos de interés. Si el pleno empleo no est0 "aranti(ado$ tampoco puede afirmarse #ue la inflación sea un fenómeno mone tario$ y tampoco puede defenderse el presupuesto e#uilibrado como re"la b0sica de funcionamiento del sector público.ipo de cambio . 3educción de importaciones y de la demanda de divisas$ aumento de las e+por ME taciones y de la oferta de divisas. mientras la oferta de divisas aumenta. una reducción en la tasa de inflación y una caída en el nivel de renta% 'as . . despla-z(ndose hacia la izquierda. 3educción de importaciones y de la demanda de divisas. Si el problema m0s acuciante es la inflación$ lo recomendable ser0 una pol&tica fiscal restrictiva$ #ue redu(ca la demanda a"re"ada y !a"a bajar los precios$ pues %stos no vienen deter minados por la cantidad de dinero del pa&s. l conjunto de efectos es indiscutible / 'a demanda de divisas disminuye.determina por la demanda efectiva de bienes y servicios$ y una reducción de los sala rios sólo rebajar0 los in"resos de los trabajadores$ con lo #ue %stos consumir0n menos$ los empresarios reducir0n la producción y se acabar0 creando mayor desem pleo. ME p . r EM .l desec!arse esta tesis$ las dem0s tambi%n desaparecen. 16 . variables afectan al sector e&terior / 3C . Cambios en el e#uilibrio en el mercado de divisas. . En cuanto a los dese#uilibrios de la ?alan(a de Pa"os$ los tipos de cambio fle+ibles no son la única solución$ pues el Estado tiene capacidad para alterar el nivel de renta$ los precios o el tipo de inter%s #ue ofrecen los t&tulos$ y en esa medida modi fica los par0metros de la oferta y demanda de divisas. )a presencia de nuevos fenómenos como la inflación de costes o el estanca miento con inflación !a conducido a los se"uidores de Leynes a defender mayores intervenciones del Estado$ a trav%s de acuerdos con empresarios y sindicatos de trabajadores o mediante reformas estructurales #ue !a"an m0s competitivos los dife rentes sectores productivos.s&$ si se trata de luc!ar contra el desempleo$ deber0 llevar a cabo pol&ticas fiscales e+pansivas.Co 66666666666666666666666666666666666666666666 Divisas 'a situación inicial del mercado de divisas #)d y *d$ presenta un déficit marcado por la distancia +. Entrada de dinero caliente y aumento de la oferta de divisas$ los ciudadanos nacionales no ad#uieren t&tulos e+tranjeros y se reduce la demanda de divisas.

pues las nuevas oferta y demanda de divisas se cruzan en ese valor% En definitiva$ las pol&ticas fiscales y monetarias de #ue disponen los "obiernos son capaces de ase"urar el e#uilibrio del sector e+terior$ aun#ue %ste funcione con tipos de cambio r&"idos$ como sucede en muc!os pa&ses occidentales. )os recursos se resumen en / factores fundamentales : . Si esa capacidad de producción depende de la cantidad de recursos de #ue dispone el pa&s$ los temas de crecimiento se centran en las causas #ue e+pli can un aumento de los recursos. r 17 .E @ -E . EL CRECIMIENTO ECONÓMICO.-.metros #renta.rabajo 4C5 y el e#uipo capital 4L5.!orro$ -nversión n el gr(fico se representan la demanda de fondos por los empresarios #para invertir$. El mercado financiero y la determinación del volumen de a!orro e inversión 4Planteamiento liberal5. Arente al planteamiento liberal e+puesto$ los intervencionistas ponen de mani fiesto #ue el papel del Estado no es tan ne"ativo. precios y tipos de interés$% Consecuentemente. Se definen los problemas de crecimiento económico como a#u%llos #ue !acen referencia a las posibilidades de aumentar la producción de bienes y servicios a lo lar"o del tiempo. y la oferta de esos fondos #procedentes del ahorro de los consumidores$% l libre funcionamiento del mercado establece un valor de equilibrio para el tipo de interés y para el volumen de ahorro e inversión que produce el país% se nivel de inversión es lo que e&plica el ritmo de crecimiento económico% En ese proceso la actividad del sector público resulta contraproducente$ pues al cobrar impuestos$ reduce la renta disponible de los ciudadanos 4su a!orro5 : )a curva de oferta de fondos se despla(a !acia la i(#uierda 4aumento de los tipos de inter%s y disminución de la inversión privada5$ lo #ue reduce el ritmo de crecimiento económico. el tipo de cambio inicial se convierte en el de equilibrio. y en ambos casos debido a una modificación de los distintos par(. 2.ierra 4)5$ .desplaz(ndose hacia la derecha. Efectos de los impuestos en el nivel de inversión. Se define la -nversión como el incremento en el e#uipo capital de una econom&a. r E 666666666666666666666666666666666666666666666 .

. Por otro lado$ se considera #ue la libre acción privada tiende a perpetuar e incluso acentuar los dese#uilibrios territoriales$ con (onas cada ve( m0s deprimidas frente a otras #ue sufren los efectos de una creciente con"estión.!orro$ -nversión .un en el caso de #ue se redujera la inversión privada$ el efecto total sobre el crecimiento económico ser&a indeterminado$ pues con los impuestos$ el sector público lleva a cabo "astos de infraestructura #ue colaboran decisivamente en el desarrollo del pa&s. )os procesos de reindustriali(ación e+i"en un prota"onismo directo del Estado con objeto de !acer m&nimos los costes del proceso de ajuste.ctualmente$ el crecimiento económico depende de las innovaciones tecnoló "icas y el desarrollo t%cnico$ aspectos en los #ue la intervención pública es decisiva$ no sólo para financiar los proyectos de inversión b0sica$ sino en el desarrollo de nue vos productos$ cuya demanda inicial es muy limitada e incapa( de cubrir los costes de producción. 18 . Campos de actuación del sector público.EN rNE E rE 6666666666666666666666666666666666666666666666 -NE -E .

2. )&neas continuas : Enfo#ue intervencionista.ama*o óptimo del sector público. LOS ANDLISIS NORMATI4O = POSITI4O DE LA HACIENDA PÚBLICA. El tama*o óptimo del sector público se encontrar&a en a#uel nivel donde el coste sufrido es i"ual al beneficio #ue se obtiene : E#uilibrio del mercado se alcan(a donde demanda i"uala a oferta. / 19 . EL TAMA<O DEL SECTOR PÚBLICO = S' NI4EL ÓPTIMO. . Por el contrario$ los costes son crecientes$ pues cuanto mayor sea el sector público$ mayor es el volumen de impuestos #ue los ciudadanos deben pa"ar. /. En la medida en #ue el an0lisis positivo de la realidad económica pone de mani fiesto deficiencias en los resultados obtenidos$ se defiende la intervención pública para corre"irlas$ mientras #ue cuando se considera #ue el mercado resuelve adecuada mente los problemas$ se estima #ue el Estado !a de tener una función residual$ limit0ndose a establecer las condiciones precisas para el libre jue"o de la acción indi vidual. )os beneficios son decrecientes al aumentar el tama*o del sector público$ para indicar #ue cuando el Estado apenas cumple funciones$ la valoración de los individuos de una mayor intervención pública es "rande$ mientras #ue cuando el sector público est0 muy desarrollado$ esa valoración se va !aciendo cada ve( m0s pe#ue*a.C. ?$C 666666666666666666666666666666666666666666666 S S . )a fundamentación positiva de las prescripciones normativas para la actividad económica del sector público se e+tiende m0s all0 de las consideraciones reali(adas. Enunciado de las diferentes soluciones disponibles. 2.n0lisis de las consecuencias de esas pol&ticas alternativas. Est0 justificada o nó la intervención pública O '. El papel #ue asi"nan los diferentes enfo#ues al sector público parte de percep ciones distintas sobre el funcionamiento de las econom&as de mercado.$ y los costes de tal actuación #línea C$% )&neas discontinuas : Enfo#ue liberal..ama*o del sector público -e han representado los beneficios que se obtienen de la acción del sector público #línea . Consideraciones #ue e+plican por #u% al estudiar cada pro"rama de "asto$ el an0lisis tiene un triple componente : 1.. .

Por otra parte$ cuanto mayores sean las e+i"encias #ue estable(ca la Constitución$ m0s dilatado ser0 el proceso de ne"ociación$ produci%n dose unos costes crecientes para la sociedad 4C'5. El primero 4C 15 refleja #ue cuanto menor sea la cifra de votos e+i"ida para aprobar una norma$ m0s f0cil resulta #ue esa decisión afecte ne"ativamente a los intereses de los ciudadanos$ pues su adopción es m0s sencilla. Si se suman C1 y C'$ su resultado indicar0 la mayor&a #ue los !ace m&nimos. El ra(onamiento económico e+plica esa diversidad de mayor&as$ considerando #ue los ciudadanos o sus representantes se enfrentan a ' tipos de costes$ depen diendo del número de votos precisos para adoptar una decisión. . &.2. &. El an0lisis de las Constituciones$ desde el punto de vista económico$ puede apli carse a las provisiones concretas de las normas constitucionales$ concretamente a la e+i"encia de mayor&as especiales para adoptar determinadas decisiones : Diversas Constituciones establecen #ue determinadas materias no pueden ser re"uladas mediante leyes aprobadas por mayor&a simple$ e+i"iendo$ en cambio$ su aprobación en votaciones cualificadas.2. Se trata de dar una interpretación económica #ue e+pli#ue por #u% los individuos$ actuando racionalmente$ deciden entre"ar a un tercero el monopolio de la coacción y #u% tipo de limitaciones se imponen al ejercicio de esa fuer(a.ENTES E'E IN6L'=EN EN LA ACTI4IDAD DEL SECTOR PÚBLICO @ 4otant sB $o#?ticosB /r($os d $r si)n F %(ncionarios. )a refle+ión de los diversos autores #ue$ desde un enfo#ue de la teor&a econó mica ortodo+a$ se !an ocupado del comportamiento del sector público$ se fundamenta en suponer #ue los a"entes #ue influyen en la actividad del sector estatal de la econo m&a se "u&an por criterios de optimi(ación. . Co basta con conferir al Estado el monopolio de la coacción$ sino #ue !a de elaborarse un sistema de re"las #ue limiten esa capacidad coactiva : 3edacción de normas "en%ricas de autocontrol para el sector público o de una fundamentación económica a la e+istencia de Constituciones escritas.1. LA TEOR1A DEL ESTADO = DE LAS CONSTIT'CIONES. Los 4otant s. LOS A.1. &.El an0lisis positivo del comportamiento del Sector Público &. Cuando se intenta dar una interpretación económica a decisiones como las de ejercer el derec!o al voto !an de resolverse ' tipos de dificultades : )as primeras son comunes a la e+tensión del an0lisis económico a materias no inclu&das tradicional mente en el campo económico. Q D C : Aunción #ue e+plica el por #u% el votante acude o nó a ejercer su derec!o. El planteamiento m0s sencillo trata de probar #ue todos los individuos salen "anando cuando entre"an al Estado el poder de ejercer determinadas funciones.2. Se"ún DoPns$ la acción del votante 435 depende de la probabilidad de #ue su comportamiento afecte al resultado de la elección 4. Los $o#?ticos.2. )as se"undas se refieren a #u% tipo de variables deben incorporarse al an0lisis$ y cómo puede e+plicarse #ue efectivamente los ciuda danos voten. )a presencia de un número limitado de partidos pol&ticos$ disputando un mer cado de votantes potenciales se !a considerado por los economistas como similar a la estudiada en 7icroeconom&a como o#i/o$o#io . Sean cuales sean sus motivos$ cada diri"ente pol&tico o su partido pretenden 20 .5$ de los beneficios #ue le reporte el !ec!o de #ue "ane el "rupo pol&tico preferido 4?5$ de los costes #ue le impon"a el acudir a las urnas en t%rminos de las actividades a #ue debe renunciar para ejercer su voto 4C5 y de los beneficios #ue le produ(ca el simple !ec!o de participar en el proceso electoral en t%rminos de la propia satisfacción 4D5 : 3 @ ? + .

!acer m0+imo el número de votos. En casi todos los sistemas pol&ticos democr0ticos la relación entre los votantes y sus representantes electos o$ incluso$ la misma acción del Bobierno se ve afectada por la presencia de "rupos or"ani(ados en defensa de sus propios intereses$ #ue actúan al mar"en del proceso electoral. El mismo objetivo de !acer m0+imos los votos recibidos e+plica #ue los diri"entes pol&ticos traten de distribuir los costes de la decisión de modo #ue nin"ún colectivo se vea especialmente perjudicado$ mientras #ue los beneficios suelen diri"irse a "rupos sin"ulares de votantes$ cuya movili(ación en favor de los candidatos se considera necesaria para la consecución de la victoria electoral. El an0lisis de CisJanen considera #ue e+isten diferencias entre la información disponible para la a"encia y para el funcionario.2. . Cuando se anali(a el comportamiento de este colectivo$ la referencia obli"ada son las Faportaciones de CisJanenG$ #uien formula su modelo distin"uiendo entre el FburócrataG y la a"encia #ue le entre"a los fondos para su labor$ sea %sta el Parlamen to o el responsable pol&tico de un ór"ano de la . )a e+istencia de deficiencias en la información disponible por el sector público$ antes de tomar una decisión$ pueden conllevar la consulta de los sectores m0s interesados en la adopción de determinadas normas$ lo #ue condicionar&a la acción del Estado. Es relevante la posibilidad de suministrar información a los votantes$ aun#ue tal infor mación no sea neutral.&. Los %(ncionarios.+. Conclusiones : En pa&ses cuyo sistema electoral sea de car0cter mayoritario$ tendiendo al biparti dismo$ ambos "rupos pol&ticos tender0n a ocupar el centro pol&tico$ por lo #ue sus ofertas electorales ser0n similares. En a#uellos re"&menes pol&ticos cuyo sistema electoral sea proporcional y el resul tado tienda al multipartidismo$ # mod #o d Hot ##in/ "enera soluciones inestables$ pues la tendencia de los "rupos mayoritarios !acia el centro se compensa con la entrada de competidores potenciales en los respectivos e+tremos. )a e+istencia de "rupos de presión en la acti vidad pol&tica es una evidencia con la #ue !a de contarse a la !ora de evaluar cu0l es el funcionamiento real de la acción del sector público.2. Como medios de #ue disponen los "rupos de presión para condicionar la acción del sector público$ se destacan : )a entre"a de fondos para contribuir a la elección de a#uellos candidatos #ue pue dan defender sus intereses. )a formación de "rupos de presión es m0s f0cil cuando el número de inte"ran tes es pe#ue*o$ mientras #ue el comportamiento free rider se producir0 en los "rupos m0s amplios. )a tendencia !acia el centro se refuer(a con el ar"umento de #ue cada partido tiende a ocupar los espacios pró+imos$ confiando en #ue mantendr0 cierto apoyo de su electorado tradicional. &. &.#u%lla sólo observa el nivel de 21 . Los /r($os d $r si)n.dministración. Por otra parte$ se considera #ue los "rupos de presión parten de asocia ciones pree+istentes como una actividad complementaria$ decidiendo despu%s utili(ar sus medios para influir en los resultados de la acción "ubernamental.

El presupuesto #ue la a"encia est0 dispuesta a entre"ar para la provisión de servicios públicos es creciente$ pero a un ritmo decreciente. LA ADOPCIÓN DE DECISIONES @ An0#isis d #os sist mas d Gotaci)n.&. )os costes$ en cambio$ son crecientes a una tasa cada ve( mayor.servi cio suministrado y asi"na el presupuesto$ pero desconoce el coste de entre"ar las distintas unidades de bienes o servicios públicos. )os problemas planteados por los diversos sistemas de votación !an justificado la aparición de numerosas aportaciones de teóricos de la Hacienda Pública.&. El funcionario s& conoce el coste de suministrarlas$ teniendo sus propios intereses en el proceso : Se considera #ue su importancia en la or"ani(ación burocr0tica depende de la cantidad de fondos #ue administra.2. Sea cual sea el orden en #ue se presenten las alternativas$ se aprobar0 un nivel medio #ue es la opción preferida por el votante #ue tiene una posición intermedia en el conjunto. La $aradoHa d # Goto. Se apuntan otros elementos #ue e+plican cómo la conducta de los funcionarios colabora al crecimiento del "asto público : Si la a"encia no puede comprobar el coste real de suministrar distintas unidades de servicios públicos$ puede lle"ar a considerar #ue a#uellas unidades de "asto #ue no a"otan el presupuesto #ue se les atribuye$ reciben fondos e+cesivos. )as consecuencias del proceso pol&tico descrito$ #ue tienden a elevar el nivel de "asto público$ !an llevado a plantear si no ser&a mejor acudir a fórmulas de demo cracia directa$ en lu"ar de los mecanismos de democracia representativa anali(ados. En tales circuns tancias$ en futuros presupuestos se recortar&an los fondos disponibles : Se eliminan los incentivos para #ue los responsables de la unidad de "asto traten de !acer m&ni mos los costes de su "estión. )a ausencia de precios impide medir la eficiencia de la actuación de los funcionarios de a!& las dificultades de establecer mecanismos #ue incentiven$ a trav%s de los sala rios$ un comportamiento similar al observado en el sector privado. &. .&.1. E# int rcam"io d Gotos. E# caso d # Gotant m diano. Entre las m0s interesantes : )a paradoja del voto$ el caso del votante mediano y el problema del intercambio de votos.&. Co obstante$ es perfectamente plausible #ue dos de los "rupos #ue toman la decisión formen coalición$ de modo #ue se presten votos para sacar adelante los proyectos en #ue est%n interesados. esta posibilidad de intercambio de votos se la denomina #o/ro##in/ y tiene como consecuencia #ue el resultado final de las votaciones se aleje m0s aún de una solución eficiente en cuanto a la asi"nación del "asto público.+. Se define como a#uella situación en la #ue distintas personas con preferencias transitivas sobre determinada cuestión$ lle"an a resultados no transitivos cuando deciden como un "rupo por re"las de mayor&a simple. &. &. 22 . &. &. LA DEMOCRACIA DIRECTA = LA DEMOCRACIA REPRESENTATI4A. En el an0lisis reali(ado$ se !a supuesto #ue cada "rupo votaba de forma indivi dual$ sin #ue se establecieran acuerdos entre ellos.&.

l mar"en de las consideraciones reali(adas$ e+isten otros motivos para esperar #ue los resultados obtenidos por la "estión pública de los recursos amplifi#uen fallos en la eficiencia. el stado debe ofrecer una subvención. Po PT 666666666666666666666666666666666666666666666666666 Io IT Cantidad n el gr(fico anterior. &.C02 para cubrir la diferencia entre lo que pagan los consumidores y los costes en que incurre el empresario% 0ero si el sector público desconoce la función de oferta del empresario. el sector público estaría gastando una cantidad mayor de la necesaria% 'R. . . Posibilidad de #ue las consultas directas al electorado amplifi#uen al"unos de los problemas se*alados : Decisiones del electorado lle"uen a soluciones en las #ue el nivel de "asto cre(ca de continuo y se rec!acen los aumentos en el nivel de imposi ción.-. y conseguir una subvención adicional ++3. En particular dos : 1R Diferencias en la información entre el Estado y las empresas. la sociedad desea que se ofrezca la cantidad 12 a un precio 02% n tales circunstancias. 1. Dificultades pr0cticas de reali(ar consultas continuas sobre las decisiones #ue !a de adoptar el sector público. éste puede convencerle de que la realidad est( representada por la línea *3. la cantidad y el precio de equilibrio sería el indicado por los valores 0 o y 1o% -in embargo. . la oferta representa el coste marginal de producir un bien considerado por la sociedad como preferente% -i el mercado funciona libremente. Comportamiento del usuario del bien o servicio público : Por definición$ el 23 .Sin embar"o$ es discutible #ue tal empleo sirva para eliminar las deficiencias$ por$ al menos$ / tipos de circunstancias.S . . OTROS 6ALLOS DEL SECTOR PÚBLICO.% +sí.un#ue los avances t%cnicos lo !a"an posible$ lo cierto es #ue e+isten claras econom&as de escala cuando se encar"a el proceso de decisión a un ór"ano especiali(ado 4Parlamento5.3. E+istencia de costes de oportunidad en el recurso directo al electorado : )os votan tes tienen #ue invertir recursos$ al menos tiempo$ en informarse sobre la decisión a tomar$ lo #ue puede !acer conveniente #ue determinadas personas se especialicen en la "estión de lo público : )a aparición de los representantes pol&ticos es una aplicación del principio de especiali(ación del trabajo. '. /. indicada por el (rea +.

De a!& #ue se !aya propuesto trasladar parte del coste al usuario a trav%s de precios públicos o tasas$ aun#ue ello conlleve la ló"ica resistencia del consumidor. EL CRECIMIENTO DEL .1. CLASI6ICACIÓN DE LAS DI6ERENTES TEOR1AS EIPLICATI4AS DEL CRECIMIENTO DEL SECTOR PÚBLICO. )as e+plicaciones dadas por los !acendistas para justificar la tendencia al incremento del "asto público en las econom&as occidentales son muy diversas$ no obstante$ esas teor&as pueden a"ruparse se"ún los criterios de an0lisis de fuer(as #ue condicionan la demanda de mayor "asto público$ o si centran en un crecimiento en la oferta de la actividad pública : . . En tal circunstancia$ se "enera un incentivo para abusar en el consumo. )a 'U ata*e a la caracteri(ación de los bienes y servicios públicos como bienes 24 .consumi dor no tiene #ue pa"ar un precio por el producto$ o en el caso de los bienes preferen tes$ lo !ace por debajo del coste de producción.E )a llamada )ey de Ka"ner : Considera #ue el desarrollo económico del pa&s impulsa presiones crecientes por parte de la sociedad en favor de un aumento del "asto público$ por ' tipos de ra(ones.eor&as alternativas sobre el crecimiento del "asto público.2. 6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 Causa del crecimiento del "asto .ASTO PÚBLICO DESDE LA PERSPECTI4A DE LA DEMANDA. )a 1U se refiere a #ue cuanto m0s desarrollada es una sociedad$ m0s complejas son$ con mayor número de conflictos entre sus miembros$ lo #ue e+i"e una mayor interven ción del Estado para su solución.or&as 6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 )ey de Ka"ner Efectos despla(amiento e inspección 3edistribución de la renta Brupos de inter%s -lusión fiscal 666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 6 Ciclo electoral Comportamiento de los funcionarios -deolo"&a del partido en el poder Centrali(ación del sector público 666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 6 Demanda 8ferta Productividad precios 666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 6 8ferta Demanda +. > )a evolución y el crecimiento del Sector Público +.

ASTO PÚBLICO DESDE LA PERSPECTI4A DE LA O6ERTA . Esto ocurre cuando el proceso de descentrali(ación 25 . En el si"lo DD$ en las democracias europeas$ las alternativas son los partidos conservadores o demócratacristianos de un lado$ y los socialdemócratas de otro$ con partidos liberales convertidos en elementos precisos para lo"rar la mayor&a parlamentaria mediante coaliciones de "obierno.ales circuns tancias son relevantes en el an0lisis del "asto público$ pues los partidos conserva dores son m0s proclives #ue los liberales a las pol&ticas de redistribución de rentas$ mientras #ue los socialdemócratas$ de ra&( mar+ista o nó$ !an sido los "randes impul sores de pol&ticas de "astos sociales. El crecimiento del "asto en las econom&as occidentales se debe$ para un se"undo "rupo de aportaciones$ no tanto a la demanda e+presada$ como al comportamiento de #uienes ofrecen distintos pro"ramas de "asto$ distin"ui%ndose las si"uientes !ipó tesis : .E )a teor&a del ciclo electoral pone de manifiesto cómo en los momentos previos a la consulta electoral$ los poderes públicos inician o aceleran pro"ramas de "asto con el fin de aparecer ante los votantes como buenos "estores de los asuntos públicos. DE )a propia estructura del Estado$ m0s o menos descentrali(ada$ puede contribuir a un crecimiento del "asto público.ami nto . . DE )a presencia de "rupos de inter%s$ como sindicatos y or"ani(aciones empresariales tienden a aumentar la demanda de los "astos públicos #ue les beneficien de modo directo. EL CRECIMIENTO DEL . CE 1na tercera posibilidad parte del !ec!o de #ue el mayor crecimiento del "asto público se debe a funciones de redistribución de la renta.l incremento e+traordinario del "asto público se le denomina % cto d s$#a. CE 8tro factor #ue !a impulsado el crecimiento del "asto público se !a buscado en la ideolo"&a de los partidos pol&ticos. +. ?E )a teor&a del efecto despla(amiento efecto inspección : Considera #ue el "asto efectivamente tiende a crecer a lo lar"o del tiempo$ pero #ue en determinados per&odos cr&ticos$ %sta acepta un esfuer(o suplementario para afrontar las consecuencias de tal conmoción.&. ?E El comportamiento de los funcionarios$ anali(ado por CisJanen$ es un justificación m0s del crecimiento del "asto público por encima de lo #ue resultar&a óptimo social mente. EE )a !ipótesis de la ilusión financiera destaca cómo los demandantes de un mayor "asto público son conscientes de los beneficios #ue reportar0n las varias pol&ticas del sector público$ considerando #ue su coste se repartir0 entre todos los "rupos sociales. .superiores y el0sticos : )a elasticidad renta del "asto público V 1 : EM W B @ EM W 3 EM 3 Bo EM B 3o V1 donde B indica el nivel de "asto público y 3 la renta nacional. 1na ve( superadas las circunstancias e+cepcionales$ la sociedad ya se !a acostumbrado al nivel de impuestos e+istentes y acepta #ue la mayor recaudación se dedi#ue a mejoras en la provisión de bienes y servicios públicos$ pues los votantes consideran poco satisfactoria la calidad de los mismos : % cto ins$ cci)n .

y C.1. Los 7 c7os. En tales circunstancias$ se producir&a una nueva cantidad I o con un nuevo precio Po. +.-. En la situación final$ el "asto del sector público ser&a Po + Io y su representación "eom%trica ser&a la suma de las 0reas . EL CRECIMIENTO DEL . Comparando ? y C$ se observa #ue el sector público est0 suminis trando un nivel inferior de servicios públicos 4 I o X IT5 incurriendo en un mayor "asto. Cormalmente$ la fuente a la #ue acudir para comprobar la evolución real del "asto público en Espa*a$ ser0n las previsiones contenidas en las )eyes de Presu 26 .-. Pero la productividad del sector público es inferior a la observada en el sector privado$ tanto por las propias deficiencias en la "estión$ como por el !ec!o de #ue en el sector servicios resulta m0s dif&cil incorporar mejoras tecno ló"icas$ o sustituir mano de obra por e#uipo capital$ mientras #ue el crecimiento en los costes salariales del sector privado viene a ser similar al de los aumentos en el sueldo de los funcionarios. y ?. +. C 6666666666666666666666666666666666666666666666 Io IT Cantidad En la situación inicial$ representada por la curva de demanda 4D5 y la de oferta 485$ se est0 produciendo un nivel de suministro de servicios públicos indicado por la cantidad IT a un precio PT.ASTO PÚBLICO DESDE LA INTERACCIÓN DEMANDA3O6ERTA. Demanda inel0stica y aumento de costes en la provisión de servicios públicos.lleva a una duplicación de las funciones reali(adas por el sector público$ o cuando la financiación de los entes autonómicos o locales depende de la entre"a de fondos por el poder central$ pues resulta f0cil atribuir a otros la responsabilidad de los d%ficits en los #ue incurre la "estión propia y ne"ociar$ despu%s$ un aumento en la financiación necesaria para desarrollar las actividades del ór"ano autonómico o local. EL CRECIMIENTO DEL SECTOR PÚBLICO EN ESPA<A @ H c7osB H(sti%ica3 cion s F $r Gision s d Go#(ci)n n # %(t(ro. En la situación inicial$ el nivel de "asto público es PT + IT$ estando represen tado por la suma de las dos 0reas de los rect0n"ulo . Si el coste salarial crece lo mismo pero la productividad lo !ace a un ritmo inferior$ el coste de provisión del servicio público aumenta$ lo #ue se repre senta con el despla(amiento de la oferta !acia arriba 48S5. Este fenómeno se produce con mayor intensidad cuanto m0s inel0stica sea la curva de demanda y cuanto mayor sea el crecimiento en los costes de la provisión de los servicios públicos. Se !a tratado de e+plicar en diversos an0lisis 4?aumol y otros5 cómo la confluencia de una demanda r&"ida de "asto público y una oferta #ue se despla(a para reflejar costes crecientes$ puede dar el por#u% de la tendencia al crecimiento del "asto público. Precio Po ? PT .+. +.

puestos$ pero e+isten dos motivos por los #ue esos datos dar&an una visión ine+acta : 1R Debido al e+ceso de descentrali(ación$ buena parte del "asto público se lleva a cabo fuera de la . 'R )as diferencias entre el "asto inicialmente presupuestado y el #ue realmente se reali(ó$ alcan(an tal cuant&a #ue a veces cabe pre"untarse para #u% sirven los Presu puestos. )a d%cada de los :H !a sido testi"o de una consolidación del sistema de pensiones$ as& como el crecimiento en el "asto educativo$ sanitario o de vivienda. Entre ellas : a5 El proceso de descentrali(ación no !a reducido el número de funcionarios$ al 27 . 1n factor adicional es el proceso de descentrali(ación pol&tica #ue representa la construcción del Estado de las . . '. )a crisis económica impulsa el "asto público en dos direcciones : Cecesidad de efectuar pa"os por se"uro de desempleo para atender la creciente cifra de paro. Entre 19:H y 19:< se aprecia un fuerte crecimiento en los "astos$ casi 1H puntos$ y < m0s desde 19:< !asta 199>. En una primera etapa el aumento del "asto puede atribuirse al enfrentamiento de los sucesivos "obiernos de la transición con una acumulación de e+i"encias de los distintos "rupos sociales$ manifestados tras un lar"o per&odo de restricción de las libertades. 2. 1n se"undo factor es la crisis económica sufrida por las econom&as occidentales a partir de 19YH. >. El proceso de transición pol&tica a partir de 19Y2$ con la sustitución de un sistema autoritario por otro democr0tico$ "eneró numerosas demandas de un mayor "asto público. En los ejercicios económicos de 1992$ 199< y en el proyectado para 199Y se intenta mantener esa tendencia. )os intentos de controlar el "asto público no son duraderos.dministraciones Públicas. Subvenciones entre"adas a empresas públicas con p%rdidas$ #ue representan cifras elevadas$ no sólo por la importancias del sector público empresarial del pa&s$ sino por#ue la propia crisis económica "enera un transvase de las empresas privadas en dificultades al sector público. 1n tercer factor notable es la consolidación de un modelo de Estado de ?ienestar. El esfuer(o en ese terreno !a sido notable. 199> se*ala una clara infle+ión en el nivel de "asto público$ condicionada por los deseos de los sucesivos "obiernos de alcan(ar los re#uisitos de conver"encia se*alados por el .l"unas caracter&sticas del proceso !an contribu&do al incremento del "asto. J(sti%icacion s d # cr cimi nto d # /asto $!"#ico n Es$aKa.utonom&as. /.-. Entre 19:Y y 19:9 se aprecian intentos de rebajar el "asto público$ #ue se pierden a partir de 19:9 y de modo m0s acusado desde 199/. +.2. )a evolución del "asto público en Espa*a presenta al"unas sin"ularidades : 1.8tra caracter&stica relevante se refiere al "asto en las infraestructuras de transporte.ratado de 7aastric!t$ en cuanto a d%ficit público y deuda acumu lada. 70s adelante$ en la medida en #ue el sistema democr0tico se !a ido asen tando$ el crecimiento del "asto puede atribuirse al propio funcionamiento de los Parla mentos$ proclives a "enerar esta clase de "asto.dministración Central del Estado$ debiendo utili(ar datos #ue refle jen la evolución del "asto del conjunto de las . -ncremento #ue no se vió acompa*ado de un aumento paralelo de los recursos$ por lo #ue las cifras de d%ficit público se disparan a partir de 19:'.

contrario$ puesto #ue !a aumentado en los #ue prestan sus servicios a las Comunida des . ó Documento jur&dico pol&tico elaborado periódicamente en el #ue de forma contable se reco"e la autori(ación del tec!o de "astos y las previsiones de in"resos #ue reali(ar0 la Hacienda Pública durante el ejercicio económico correspondiente en consonancia con el Plan económico de la misma.&. en el que se establecen las previsiones de gastos e ingresos por parte de un elemento integrante del sector público. 2 El presupuesto.utónomas$ en el 0mbito de sus competencias.utónomas. b5 )a aparición de los entes territoriales !a producido$ en varias ocasiones$ la duplici dad entre las funciones reali(adas por la . E+isten < elementos fundamentales en la definición : 1. +. -. c5 El sistema de financiación de las CC. El creciente d%ficit público colabora decisivamente al aumento del "asto a trav%s del pa"o de intereses por la deuda acumulada en ejercicios anteriores. El %+ito de cual#uier intento para racionali(ar el "asto público depende crucial mente de acuerdos entre los principales "rupos parlamentarios. 3eplanteamiento de la dimensión del sector público empresarial. con la finalidad de atender a su plan de actuación económica.-. Conc $to @ F4esumen sistem(tico. E# car0ct r H(r?dico d # doc(m nto $r s($( stario.1. una renovación de la confianza en los gestores de ese componente del sector público G. implícitamente. Central$ en la esfera nacional$ y cada una de las Comunidades . CONCEPTO DE PRES'P'ESTO. El presupuesto en los re"&menes parlamentarios modernos es una ley. )imitación en el uso abusivo de los servicios suministrados por el sector público. 3eforma de los "astos propios del modelo del Estado de ?ienestar. )o reali(a 28 . Cambios en el modelo de financiación autonómica. De entre las teor&as propuestas para e+plicar el crecimiento del "asto público$ se desprenden conclusiones #ue podr&an ayudar a aminorar esa tendencia : Cecesidad de reducir el d%ficit público #ue actualmente es una de las causas m0s evidentes del crecimiento del "asto. de r%"imen "eneral no !a podido crear mecanismos de corresponsabilidad fiscal por parte de los entes territoriales #ue$ !an tendido a incrementar sus niveles de "asto. de modo que su aceptación significa. Pr Gision s d Go#(ci)n n # %(t(ro.dmon.. <. confeccionado en períodos regulares de tiempo y aprobado por el órgano colegiado competente.

El control #ue intenta establecerse sobre la misma a trav%s del presupuesto solamente podr0 ser efectivo si la vi"encia de este es temporalmente limitada.SE DE E). '. /. El Estado como unidad económica tiene unos recursos y unos objetivos. Ado$ta (na %orma conta"# . -. El presupuesto sur"e en -n"laterra con el claro fin pol&tico de controlar la actuación del poder ejecutivo por parte del poder le"islativo. Supone un sistema de ne"ociaciones múltiples entre los m0s directos responsables de la confección del documento y los diversos departamentos ministeriales y ór"anos del Estado$ si"uiendo un sistema de información interactivo con constantes Aeed bacJs entre los distintos niveles y ór"anos de la administración. E# car0ct r $o#?tico. )a pr0ctica presu puestaria de los Estados modernos es la de la vi"encia anual.?83. Pol&ticamente$ la e+actitud de las previsiones constituye un elemento funda mental para no desvirtuar la finalidad del control.por tanto el parlamento en reflejo de la soberan&a popular.aci)n F (na $r Gisi)n d /astos F d in/r sos. )ó"icamente$ al i"ual #ue en el caso de los in"resos$ esta autori(ación conlleva una previsión$ #ue posteriormente podr0 resultar e+acta o defectuosa y en este último caso inferior o superior a lo previsto. <. Cormalmente la "estación del presupuesto arranca muc!o antes de su entrada en vi"or. 1n aspecto importante en cuanto a la 29 . En todo este tiempo se pueden diferenciar > fases : 1.C-[C$ atribu&da al poder ejecutivo .#u& el Estado jue"a el papel de diri"ir a la econom&a nacional y de su plan de econom&a depende en "ran medida el #ue %sta alcance los objetivos de pleno empleo$ crecimiento$ etc%tera. )a vida de un presupuesto se prolon"a temporalmente por unos /< meses en circunstancias normales. El presupuesto es un documento netamente pol&tico en el #ue se concretan en cifras y datos inapelables los resultados de numerosas tensiones$ tensiones y ne"ociaciones llevadas a cabo a trav%s de un proceso pol&tico de toma de decisiones. )a importancia jur&dica del documento presupuestario !a !ec!o nacer un 0rea del derec!o público denominado Zderec!o presupuestarioZ. )ó"icamente cada ministerio estar0 convencido de #ue sus servicios son los m0s importantes y tratar0 de ampliar lo m0+imo posible su asi"nación presu puestaria. Doc(m nto d #a"oraci)n $ ri)dica. Por lo #ue se refiere a los "astos contiene el volumen m0+imo de obli"aciones #ue el le"islativo autori(a a contraer a la Hacienda Pública. Iueda por tanto claro$ #ue mientras$ por definición$ el presupuesto siempre !a de presentarse formalmente e#uilibrado 4e#uilibrio contable5$ no necesariamente esto si"nifica #ue est% económicamente e#uilibrado.2. Esto le obli"a a presentarse formalmente e#uilibrado$ pero puede ocurrir #ue los "astos sean superiores a los in"resos$ en cuyo caso el Estado !abr0 de recurrir a pr%stamos con #u% financiarlos 4presupuesto deficitario5 o #ue los "astos sean infe riores a los in"resos 4presupuesto con super0vit5 en cuyo caso el Estado "enerar0 a!orro. En todo este proceso sufre constantes idas y venidas$ ampliaciones y reducciones y constantes ne"ociaciones. >. A. )a articu lación entre unos y otros e+i"e un plan económico. Constit(F (na a(tori. . Económicamente$ el acierto resulta tambi%n de la m0+ima importancia$ sobre todo en el marco de un sistema económico en el #ue la intervención del Estado tiene un papel relevante. 2. R $r s nta #a concr ci)n d # $#an con)mico d #a Haci nda P!"#ica. Ainalidad pol&tica del instrumento de control de la actividad financiera del Estado. EL CICLO PRES'P'ESTARIO.

1na de las caracter&sticas b0sicas del Estado intervencionista de nuestros d&as$ #ue lo diferencia del sistema parlamentario liberal del si"lo D-D$ es el predominio del poder ejecutivo sobre el poder le"islativo$ patente al menos en cuestiones financieras. 30 . En nuestros parlamentos e+iste el peli"ro de #ue se e+perimente un crecimiento del "asto público 4pol&ticamente rentable5 #ue no vaya acompa*ado en la misma medida de un creci miento de los in"resos impositivos 4aspecto presupuestario pol&ticamente impopular5. . )a limitación del derec!o despu%s iniciativa le"islativa del parlamento. Es su se"unda etapa de discusión y aprobación parlamentaria. En principio$ las t%cnicas presupuestarias modernas cuentan con modelos econom%tricos bastantes fidedi"nos. )a aprobación parlamentaria e+presa la aceptación de la orientación pol&tica pro"ram0tica del "obierno. /. Se necesita una colaboración entre el poder ejecutivo 4#ue elabora la ley5 y el poder le"islativo 4#ue la discute$ modifica y$ en su caso$ aprueba5. Sin embar"o$ la pr0ctica presupuestaria recurre tambi%n con e+cesiva frecuencia a t%cnicas muy rudimentarias como la elevación en un porcentaje determinado de las cifras presupuestarias del último documento.P38?. El documento presupuestario elaborado por el "obierno repre senta la prueba m0s concluyente sobre cu0l es la orientación pol&tica #ue el ejecutivo pretende dar a la actividad desarrollada por el Estado. En un sistema pol&tico basado en la separación de poderes$ el presupuesto es la institución jur&dico pol&tica en la #ue se patenti(a m0s claramente el compromiso entre dic!os poderes. )as propuestas le"islativas relacionadas con el "asto público sólo pueden partir del Bobierno o !an de contar con su consentimiento. Dos constantes b0sicas #ue se deben tener en cuenta en esta fase de elaboración$ ya #ue inciden de forma muy importante en la misma son la Zescase( y complejidadZ. )a utili(ación por el ejecutivo del Zvoto en blo#ueZ del documento presupuestario$ obli"ando al parlamento a aprobar o rec!a(ar el proyecto por "randes blo#ues y no por cap&tulos$ etc.mec0nica de elaboración del presu puesto es el referente a la forma utili(ada para la estimación cuantitativa$ tanto de los in"resos como de los "astos. De ello se derivar&an inevitablemente unos d%ficits presupuestarios crecientes con connotaciones ne"ativas para el sistema económico en "eneral. Si en la primera fase el prota"onista único era el poder ejecutivo$ a#u& el prota"onismo fundamental reside en las C0maras del poder le"islativo.SE DE D-SC1S-[C ] . )a racionali(ación de las fases de aprobación parlamentaria. En la actualidad los Parlamentos no cuentan sino con una libertad de elección presupuestaria e+tremada mente reducida$ y el si"nificado pol&tico de la fase de aprobación parlamentaria se !a visto en "ran metida desvirtuado. '. Por reducido #ue sea el Estado$ e+iste tal cantidad de secciones$ apartados y subapartados$ #ue la elaboración del documento en s& resulta enormemente compleja. )os recursos con #ue cuenta un Estado siempre son menores #ue las necesidades #ue necesita cubrir$ por lo tanto !abr0 #ue tener cuidado con el aspecto distributivo$ de manera #ue sea lo m0s justo y e#uitativo posible. Iue conlleva una clara limitación de las posibilidades de intervención y modificación por parte del poder le"islativo. )a limitación del derec!o de enmienda parlamentario. \unto al factor de la escase( consiste en cual#uier documento presupuestario el factor de la complejidad. A. 7ientras #ue en el si"lo pasado e+ist&a la creencia "enerali(ada de #ue el monarca y sus ministros eran los m0s proclives al derroc!e presupuestario y #ue los parlamentos compuestos por una bur"ues&a a!orradora pondr&an freno a sus e+cesos ^ en los ZEstados de bienestarZ de nuestros d&as$ esta creencia$ m0s bien se !a invertido. '.oda enmienda a los proyectos de ley #ue supon"a incrementados de "asto ó disminución de los in"resos re#uiere la conformidad del ejecutivo para su tramitación. Esta consideración se sustenta en varios elementos 1.C-[C $ asi"nada al le"islativo.

En cuanto a las v&as procedimentales$ el proceso de ejecución del presupuesto suele estar dominado por la idea de control. )a ri"ide( del contenido mismo del documento presupuestario. En cuanto a la vertiente de los in"resos puede !aber ordinarios y e+traor dinarios 4impuestos #ue recibe el Estado por la emisión de deuda pública5. . )as v&as procedimiento tales pa"os las #ue la administración desarrolla esta fase.SE DE E\EC1C-[C$ #ue corresponde al ejecutivo. El compromiso del "asto es una consecuencia de las decisiones adoptadas por la administración #ue acarrean un "asto para el Estado 4la firma de un contrato de compra de material$ etc%tera5. El ordenamiento del "asto es la orden de pa"ar dada en nombre de la adminis tración por #uien tiene autoridad para ello$ #ue es el ZordenadorZ$ a #uien tiene #ue pa"ar$ #ue es el Zpa"adorZ. )os ordenadores principales de la . '. )a li#uidación del "asto es la valoración del importe el "asto comprometido anterior mente$ 4primero se reconoce la deuda y despu%s se cuantifica en dinero5. '. )a prolon"ación autom0tica del presupuesto.un#ue esta interpre tación resulta e+cesivamente e+trema. En los "astos se distin"uen cuatro etapas en su reali(ación : 1. A. Esto e+plica la separación en diversas etapas de las operaciones de ejecución$ la atribución a distin tas autoridades de las responsabilidad directa al"una de ellas$ etc%tera.dministración del Estado son los ministros$ pero %stos tienen capacidad para dele"ar estas funciones en Zordenadores secundariosZ. 2. /.odos estos elementos limitativos de la libertad del parlamento y su competencia presupuestaria !an sido interpretados por al"unos autores como manifestación de una aut%ntica crisis del control del parlamento sobre el presupuesto. 3especto a la vinculación referida al "asto$ lo #ue !ace es marcar un tec!o a la capacidad de compromisos #ue el ejecutivo puede ad#uirir. )a vinculación de la administración con respecto al presupuesto . Est0 claro #ue la adminis tración puede actuar discrecionalmente !asta lle"ar a este tope en cada partida presu puestaria. Si iniciado el ejercicio fiscal las c0maras no !an aprobado el presupuesto corres pondiente$ se entiende autom0ticamente prorro"ado el presupuesto del ejercicio anterior. /. 31 . )a li#ui dación del "asto se reali(a una ve( #ue el servicio !a llevado a cabo 4entre"ado el pedido$ etc%tera5. '. 1na ve( #ue !a sido aprobado por el parlamento se convierte en ley. 1. >.>. . /. 3especto a los *traordinariosB el ejecutivo tambi%n tiene un tec!o de endeu damiento. )a ejecución presu puestaria no es m0s #ue la actividad de la administración diri"ida a la reali(ación de los in"resos y "astos previstos en el presupuesto en el pla(o en ellos marcado. El compromiso$ )a li#uidación$ El ordenamiento$ El pa"o. Cuevamente !ay #ue !acer una distinción entre las dos vertientes presupuestarias$ la de in"resos y la "astos. )a fase de ejecución tiene dos aspectos fundamentales : 1. En el caso de los in"resos ordinarios el documento presupuestario presenta una estimación de los mismos #ue vincula la "estión de la Hacienda Pública durante el ejercicio fiscal correspondiente. Con la entrada del a*o fiscal correspondiente se pasa a la fase de ejecución.

-. LOS PRINCIPIOS PRES'P'ESTARIOS CLDSICOS. b. Corre a car"o del Poder judicial en el seno del cual se nombra un tribunal especial con competencias e+clusivas en materia presupuestaria. El fundamento del control del presupuesto es doble : Pol&tico y financiero.E PRINCIPIOS POL1TICOS . c. .ribunal de Cuentas. )os principios son los si"uientes : 32 . _Cómo debe ser este dise*oO : Principios contables. Se trata de vi"ilar la le"alidad de la actividad presupuestaria.&. )os principios presupuestarios dan contestación a tres pre"untas b0sicas #ue plantea una deseable racionalidad presu puestaria : _Iui%n debe dise*ar el presupuestoO : Principios pol&ticos. El procedi miento se concreta en un sistema de control múltiple compuesto por : 1n control interno del propio poder ejecutivo$ un control judicial y un control parlamentario.>.SE DE C8C. a. En aras de una "estión m0s efica( de la cosa pública por parte de un Estado #ue asume un "ran prota"onismo en la actividad económica "eneral se fle+ibili(a las re"las #ue pudieran coartar la rapide( y oportunidad de las intervenciones del poder ejecutivo. _En base a #u% criterios económicosO Principios económicos. Por lo #ue respecta a los in"resos públicos$ el procedimiento de ejecución se diferencia del se"uido por los "astos públicos$ puesto #ue %stos no tienen procedi miento de ejecución for(osa mientras #ue para los in"resos ordinarios el Estado cuenta con medios colectivos para obli"ar a los particulares al cumplimiento despu%s sus obli"aciones tributarias. El control parlamentario. Puede decirse #ue en el pensamiento financiero actual se reconoce la necesidad de #ue se respeten ciertos principios presupuestarios si se #uiere evitar #ue peli"re la racionalidad del desarrollo del ciclo presupuestario. El pa"o es la entre"a del dinero reali(ada por el contable pa"ador al acreedor del Estado.38) $ encomendada al Poder \udicial a trav%s del .A. El control interno. >. Si el documento presupuestario puede entenderse como un mandato o autori(ación del poder le"islativo al ejecutivo$ es ló"ico #ue a posteriori de la ejecución presupues taria el parlamento #uiera comprobar si a#u%l sea atendido fielmente o no a lo mar cado en el presupuesto. El control judicial. En el propio seno del poder ejecutivo se constituye la vi"ilancia de unos funcio narios por otros #ue tienen plena autonom&a e independencia administrativa con respecto a a#uellos a #uienes controlan 4clasificación correcta de los movimientos$ re"istro e+acto de la cuant&a$ etc%tera5. Como puede apreciarse$ e+iste una separación tajante entre los responsables del ordenamiento del "asto y el pa"o$ separación #ue constituye una "arant&a procesal frente a los ries"os de malversación de fondos públicos. Son un conjunto de re"las en los #ue se sustancia el presupuesto como instru mento de e#uilibrio de poderes y de distribución de competencias correspondientes a un Estado constitucional.

El presupuesto deber0 esco"er las totalidad de los in"resos y los "astos #ue ori"inen la actividad financiera del Estado.1. Principio de anticipación . '.un#ue en la realidad$ debido a la diversidad de fondos y cajas autónomas y a la proliferación de transacciones entre distintos entes del sector público$ ello obli"a a la presentación de documentos presu puestarios distintos a los "enerales del Estado para la aprobación parlamentaria i"norando la reforma del presupuesto único. Principio de publicidad. <. )os recursos y los "astos reco"idos como previsiones en el documento presu puestario deben acercarse lo m0s posible a lo #ue se prev% ser0n los in"resos y "astos fijos correspondientes en la ejecución presupuestaria. )as distintas fases por las #ue atraviesa el documento deben estar abiertas a la información del público en "eneral. Principio de claridad. Principio de caducidad.un#ue %sto es dif&cil$ dada su complejidad$ se puede instrumentali(ar para crear una ilusión fiscal. El presupuesto debe ser sancionado por el Parlamento antes de #ue d% comien(o el a*o presupuestario en #ue debe re"ir. Y. Este principio se fundamenta en el desea ble control parlamentario 4solamente si se reco"en en un documento único los in"re sos y los "astos$ se pueden controlar f0cilmente5. 2.un#ue e+isten ciertas partidas relacionadas con funciones de defensa #ue pueden entrar dentro de los secretos de Estado. Principio de universalidad. En otros casos por deficiencias de la administración$ etc$ lo cierto es #ue es muy frecuente #ue se den m0s desv&os de los previstos. El documento presupuestario debe presentar una estructura metódica se"ún crite rios uniformes$ #ue facilite el control parlamentario. Como solución en caso de #ue %sto no ocurra$ se prorro"ar0 el presupuesto anterior. . En la pr0ctica presu puestaria esto no siempre ocurre as&. . Se establece el si"uiente reparto de competencias : .l Parlamento le corresponde la aprobación y promul"ación del presupuesto ^ al Ejecutivo le corresponde la ejecución ^ y al \udicial le corresponde la fiscali(ación. Principio de especialidad cualitativa. /. )os recursos deben ser asi"nados e+actamente para los objetivos fijados y no para otros. .un#ue esto se !a fle+ibili(ado consider0ndose adecuado el recurrir a las trans ferencias entre distintas partidas siempre y cuando las mismas se aten"an a unas normas procedimentales #ue "aranticen un m&nimo de racionalidad y del cumplimiento del mandato parlamentario contenido en el presupuesto. . 1nas veces por su utili(ación como instrumento #ue facilita la necesaria aprobación parlamentaria. Principio de competencia. >. 33 .

)a proliferación de planes económicos y de inversiones públicas con vi"encia superior a la del presu puesto !a for(ado a fle+ibili(ar la interpretación de este principio dando lu"ar a una cuenta especial denominada ZresultasZ$ en la #ue se en"loban in"resos y pa"os procedentes de al"ún presupuesto anterior.?E PRINCIPIOS CONTABLES . Esto e+cluye la posibilidad de deducir de los in"resos los "astos de recaudación de los mismos$ etc. Principio de especificación : .l enfocar estas cuestiones !ay #ue !acerlo desde una perspectiva din0mica$ #ue ten"a en cuenta la dimensión temporal involucrada en las mismas. )o considerado v0lido como pr0ctica presupuestaria en un momento !istórico determinado$ pierde vi"encia en otro. Principio del Presupuesto bruto : )as partidas presupuestarias deben establecerse sin detracción al"una. Principio de ejercicio cerrado : El presupuesto debe reco"er e+clusivamente in"resos y pa"os ejecutados real mente durante el per&odo temporal de vi"encia del presupuesto. )o #ue m0s !a influido en la vi"encia de este principio !an sido los cambios en la actividad financiera en las últimas d%cadas. )a pr0ctica presupuestaria indica una ve( m0s una aplicación bastante fle+ible de este principio.odos los in"resos y pa"os deben centrali(arse en una tesorer&a única a la #ue corresponde la "estión de todos lo caudales públicos. )a aplicación pr0ctica de los principios pol&ticos se traduce necesariamente en la t%cnica contable.odos los in"resos y pa"os deben ser clasificados de acuerdo con criterios ló"icos establecidos en base a su naturale(a objetiva. )a aparición de servicios públicos autónomos con cajas espe ciales y con formas de pa"o peculiares !a for(ado en la pr0ctica presupuestaria la apertura de las cajas autónomas de la "eneral. /. )os principios #ue deben "uiar la contabilidad presupuestaria son >: 1. >. CE PRINCIPIOS ECONÓMICOS . . Desde esta perspectiva los principios económicos del presupuesto suelen concretarse en / : 34 . '. Principio de unidad de caja : .

)os principios económicos !an entrado en una profunda crisis : El crecimiento de las actividades estatales$ defendidas por el enfo#ue intervencionista$ las teor&as sobre el aumento del "asto . Principio de e#uilibrio presupuestario : Se"ún este principio$ los "astos presupuestarios deben ser financiados en su totalidad por in"resos ordinarios. )a base fundamental de este principio est0 &ntimamente li"ada a las interpretaciones sobre el traslado de la recar"a de la deuda de unas "eneraciones a otras. LA CRISIS DE LOS PRINCIPIOS PRES'P'ESTARIOS CLDSICOS.ambi%n puede !ablarse de una #uiebra en el principio de neutralidad de los impuestos$ pues una de las caracter&sticas m0s evidentes del modelo de Estado de ?ienestar es #ue el sistema fiscal se emplee como mecanismo de redistribución de la renta$ as& como instrumento de pol&tica económica #ue incentiva determinados comportamientos del sector privado.un#ue !ay #uien abo"a por una limitación de la actividad presupues taria del Estado por considerar #ue en muc!os pa&ses la misma !a superado los l&mites de lo deseable 4en numerosas sociedades tienen serios problemas con pro"ra mas b0sicos de los Estados de bienestar$ como los de se"uridad social$ y se avan(an iniciativas para la reprivati(ación de determinados pro"ramas5. . Principio de autoli#uidación de la Deuda : Se"ún este principio$ en el caso e+cepcional de #ue la actividad financiera ten"a #ue recurrir al empr%stito$ %ste solamente debe ser utili(ado para financiar "astos públicos de inversión capaces de "enerar recursos suficientes como para !acer frente al pa"o de los intereses y a la devolución del principal. )os principios descritos responden a unas circunstancias pol&ticas y económicas muy concretas$ cuyo marco !istórico abarca "ran parte del si"lo D-D y el primer tercio del DD. )os cambios en la or"ani(ación pol&tica posteriores a la -. sobre todo teniendo en cuenta #ue la re"la del presupuesto e#uilibrado acentuaba los dese#uilibrios macoeconómicos. )a re"la del presu puesto e#uilibrado y su corolario sobre la limitación de las emisiones de deuda parecen pertenecer a un pasado remoto..+. . .nualmente el presupuesto no debe preocuparse por su e#uilibrio económico$ sino m0s bien por dese#uilibrarse en la dirección y cuan t&a re#uerida para compensar las tendencias dese#uilibradoras de la fase del ciclo económico por la #ue atraviesa la econom&a nacional.Buerra 7undial y las mutaciones en el an0lisis económico #ue supusieron las teor&as Jeynesianas$ tuvieron "ran influencia en las prescripciones normativas sobre la elaboración de los presu puestos. '. )a e+tensión y creciente complejidad de las tareas desempe*adas por el sector público !ace imposible la elaboración de un único documento #ue recoja y discipline$ uniformemente$ la enorme variedad de actividades "estionadas por el 35 . En cuanto a la crisis de los principios pol&ticos$ se !a producido un refuer(o de las competencias del ejecutivo en materia presupuestaria$ como consecuencia del predominio actual de ese poder del Estado en las modernas democracias occiden tales. Pero$ en un mundo !acend&stico como el del Estado de bienestar de nuestros d&as$ el principio de "estión m&nima pierde sentido. todo ello demuestra el papel preponderante del Estado en la resolución de los problemas económicos.1. Por ello$ la crisis de los principios cl0sicos es el reflejo de las mutaciones producidas en la or"ani(ación pol&tica de las democracias occidentales y en la teor&a económica #ue e+plica el funcionamiento de las econom&as de mercado. . Principio de "estión m&nima : El presupuesto debe ser lo m0s reducido posible. /.un#ue este e#uilibrio económico debe entenderse m0s bien como sólo a lar"o pla(o. )a sucesión c&clica de fases de au"e y de depresión re#uerir0 la sucesión de presupuestos dese#uilibrados con supe r0vit y con d%ficit #ue a la lar"a se compensen. -. 1no de los principios pol&ticos cl0sicos #ue presenta m0s s&ntomas de erosión es el de unidad..

)os distintos principios inspiradores del presupuesto cl0sico responden a una preocupación por "aranti(ar el control de los "astos y los in"resos públicos y la transparencia en su "estión$ por parte de los representantes de la 36 . )os presupuestos sucesivos van incluyendo las cifras correspondientes a la fracción de obra #ue se reali(a anualmente. Para solventar este problema$ e+isten dos fórmulas presupuestarias : 1. )os cr%ditos de compromiso si"nifican #ue el "asto previsto de inversiones del Estado se estima en un ejercicio presupuestario 4a*o en #ue comien(a la obra5. )as leyes de pro"rama se aprueban en el Parlamento con independencia de los Presupuestos$ autori(ando la puesta en marc!a de un pro"rama de "astos #ue durante varios a*os financiar0 la obra correspondiente$ atribuyendo los cr%ditos de compromiso a cada ejercicio económico.-. '. ANDLISIS DE LA POSIBLE ANTINOMIA LCONTROL PRES'P'ESTARIO 33 E6ICIENCIA PRES'P'ESTARIAM. )a formulación cl0sica del Presupuesto parte del inter%s por el control de la actividad del ejecutivo. Consideraciones #ue obli"an a anali(ar el papel de los presupuestos en cuanto a su capacidad de alcan(ar objetivos de eficacia$ y como instrumento capa( de resolver los problemas de estabilidad económica. El an0lisis desarrollado !asta el momento pone de manifiesto #ue los principios inspiradores del Presupuesto$ su concepto o las fases del ciclo presupuestario est0n presididos por una clara voluntad de control del ejecutivo.. TNCNICAS PRES'P'ESTARIAS AL SER4ICIO DE LA E6ICIENCIA. Ese a*o se permite al ejecutivo comprometer el "asto total$ pero no pa"arlo totalmente en el ejercicio. De otra$ los Presupuestos Benerales del Estado constituyen uno de los principales instrumentos de pol&tica económica de los #ue dispone el sector público 4Pol&tica fiscal5. De una parte interesa "aranti(ar #ue la intervención del estado en la vida econó mica sea efica(. )a #uiebra de la anualidad del presupuesto es patente cuando se precisa reali(ar una obra pública cuya ejecución se e+tender0 a varios a*os$ pero cuyo coste total no puede valorarse y aprobarse antes de emprenderla. )a c0tedra mantiene cierto escepticismo sobre la eficacia de las t%cnicas presu puestarias en la mejora de la eficiencia en la acción del sector público : )os problemas son m0s radicales y no se resuelven modificando la forma en #ue se prepara el presu puesto < . Por último$ el principio de publicidad tiene e+cepciones en el caso de los "astos diplom0ticos$ los de car0cter militar o los fondos reservados$ aun#ue el control parla mentario sea posible a trav%s de la Comisión de Secretos 8ficiales.n0lisis de las principales t%cnicas presupuestarias . -. Cada a*o$ la )ey de Presupuestos debe reflejar estos "astos.sector público. Siendo su finalidad controlar la acción del ejecutivo mediante la imposición de una serie de cautelas #ue le impidiesen e+ceder la autori(ación recibida por el le"islativo$ esas restricciones est0n re*idas con la fle+ibilidad necesaria en la "estión. Sin embar"o$ no puede considerarse la única finalidad.ambi%n el principio de especialidad !a sufrido cambios importantes. .1.

. Insta(raci)n. 2. )ocal. El an0lisis de las t%cnicas presupuestarias al servicio de la eficacia es especial mente relevante en el conte+to de la creciente insatisfacción con el comportamiento real del sector público . >.Establecer un conjunto de medidas #ue permitan apreciar la ejecución del presu puesto. Conc $to.ras la -. Y. 1na ve( dise*ado el presupuesto de ejecución$ para su puesta en pr0ctica tie nen #ue a"otarse Y fases : 1.1.2. Establecimiento de un sistema de información interna de nodo #ue pueda medirse la marc!a del pro"rama durante el a*o. FClasificación presupuestaria #ue centra su inter%s en a#uellas funciones #ue reali(a el Bobierno m0s #ue en a#uellas cosas #ue ad#uiere el sector público. . 3e#uiere / fases : 1. E+amen de los mismos en relación con su estructura or"ani(ativa.+. )a comisión encar"ada del estudio recomendó #ue se remodelase la entera concepción presupuestaria mediante la adopción de un presupuesto basado en funciones$ actividades y proyectos : ZPresupuesto de ejecu ciónZ : Se define como un presupuesto #ue ofrece los fines y los objetivos para los #ue se re#uieren los fondos públicos$ los costes de las actividades propuestas para alcan(ar tales fines y los datos cuantitativos #ue miden las reali(aciones y tareas ejecutadas dentro de cada una de esas actividades.. /.Buerra mundial se !i(o un estudio sobre la or"ani(ación de la adminstración pública norteamericana.. Primeros antecedentes : 1S.dministración tome conciencia de los costes. . -dentificación de los pro"ramas de trabajo relevantes para %l.dmon.7ostrar los objetivos perse"uidos por cada unidad administrativa. EL PRES'P'ESTO DE EJEC'CIÓN. .2. Esta definición resume las tres operaciones #ue comporta el Presupuesto de ejecución. '. Establecimiento de las cuentas destinadas a controlar y re"istrar los desembolsos 37 .soberan&a popular. Ori/ n.. Proc dimi nto d #a"oraci)n. /. )a clasificación de ejecución en t%rminos de actividades proporcionar0 una "ran entidad de información sobre lo #ue el "obierno est0 !aciendo$ centrar0 la atención administrativa y ayudar0 a !acer #ue la . '. Promul"ación en t%rminos de pro"ramas$ de la le"islación #ue autori(a el presu puesto.2. . Sin embar"o$ e+isten otros fines i"ualmente importantes a la !ora de definir la acción del sector público : )os #ue !acen referencia a la eficacia en la actividad del Estado$ y los #ue ata*en a la evaluación de los efectos de la pol&tica presupuestaria en la actividad económica. <.&. -dentificación de las unidades de ejecución dentro de cada pro"rama..2..$ a*os 191/ 1912$ desarroll0ndose a partir de 19/H$ sobre todo en la .2.8r"ani(ar la administración financiera y adoptar un sistema rentable #ue est% de acuerdo con la clasificación ele"ida de las funciones.2. -ntento de lle"ar a la medición total de los costes de ejecución.

. /.n0lisis Coste ?eneficio5..&. /. Su implantación definitiva se debió a 7ac Camara en 19<1.. . EL PRES'P'ESTO POR PRO.1... .monetarios. )os elementos b0sicos del presupuesto por pro"ramas son reco"idos de siste mas presupuestarios previos$ pero se diferencia de sus precursores en el !ec!o de #ue sólo en %l se establece un enfo#ue paradi"m0tico a la formulación pol&tica$ comprendiendo la especificación de objetivos$ la formulación de pro"ramas$ un e+a men cr&tico y sistem0tico de las posibles alternativas$ un an0lisis a lar"o pla(o$ y la aplicación de t%cnicas cuantitativas.&.RAMAS.&.2. . '. . En el PP?S se e+i"e del sector público #ue elija entre pro"ramas alternativos$ #ue compiten por los recursos de #ue se dispone : . )os or&"enes de esta t%cnica presupuestaria pueden encontrarse en determina das actividades del 7inisterio de Defensa estadounidense.-. 8bli"a a un cambio en las funciones del poder le"islativo$ ya #ue no sólo debe ocuparse de las cifras #ue se aprueban en el Presupuesto$ sino #ue tambi%n debe comprobar la eficacia de los pro"ramas$ comparando la reali(ación de %stos y los fines #ue se propon&an. Estructural : 1n primer nivel de "estión de pol&ticas 4identificación de necesidades$ selección de pro"ramas$ asi"nación de recursos5.nal&tico : )os distintos pro"ramas se evalúan en t%rminos de Coste ?eneficio : Establecimiento de sistemas b0sicos de soporte$ mejoras en las estructuras presu puestarias b0sicas$ pr0cticas de "estión financiera5. .&. Conc $to.plicar este procedimiento presupuestario es reconocer #ue a las .&.umenta la responsabilidad de los directores de cada unidad administrativa$ #ue a!ora ser0n m0s conscientes de su contribución al %+ito de los pro"ramas del sector público. El PP?S va un paso por delante del presupuesto de ejecución$ #ue part&a de la e+istencia de unas tareas #ue ya reali(a el sector público y #ue se pretende se lleven a cabo con la mayor eficacia o al menor coste posible. . '. Ant c d nt s. Comprende tres niveles de "estión : 1. E# m ntos. -nformativo : El PP?S suministra la información precisa para identificar objetivos$ 38 .2..dmi nistraciones modernas se les demanda una presencia activa en la solución de los problemas sociales$ y #ue cada actividad limita otros pro"ramas del Estado$ #ue no tiene medios ina"otables$ de a!& la necesidad de establecer prioridades y usar t%cni cas #ue permitan comparar funciones y actividades muy diversas 4. )as consecuencias de esta t%cnica presupuestaria son las si"uientes : 1. E+i"e reor"ani(ar la 8ficina Central del Presupuesto #ue tiene #ue estudiar la or"ani(ación y los procedimientos de "estión de las distintas unidades de "asto. Cons c( ncias.

. Princi$a# s $ro"# mas $#ant ados $or # PPBS. Se !a comprobado un peso e+cesivo de las decisiones adoptadas a la !ora de evaluar los pro"ramas de "asto. Aalta de correspondencia entre los pro"ramas a desarrollar y la or"ani(ación admi nistrativa del Estado.. Se !a detectado falta de capacidad t%cnica en los encar"ados de llevar a cabo su implantación. ... Es fundamental decidir #u% nivel de concreción va a tener la definición de los pro"ra mas. EL PRES'P'ESTO BASE CERO. Problemas institucionales. Proc dimi nto.&. . El PP?S perturba claramente el funcionamiento !abitual del sector público por discutir la efectividad o conveniencia de llevar a cabo funciones reali(adas tradicional mente. . 1.+.+. )a ausencia de "randes beneficios en su implantación y la certe(a de #ue e+i"e "randes cambios en el funcionamiento !abitual del sector público$ e+plica su pro"re sivo abandono. Conc $to.decidir entre alternativas y reali(ar la vi"ilancia y control correspondientes.+.mpliar el pla(o temporal de an0lisis a per&odos superiores a 1 a*o. trasladando la carga de la prueba a cada administrador para que justifique por qué hay que gastar dinero .. E% ctos d #a im$#antaci)n d # PPBS. Provenientes de / fuentes diversas : Problemas conceptuales. )levar a cabo un an0lisis Coste ?eneficio de las distintas alternativas. Pueden resumirse : Su utilidad !a sido muy diversa en los diferentes niveles de actividad del sector público. El P?C se define como un proceso operativo de planificación y presupuesto que e&ige que cada administrador justifique toda su petición presupuestaria en detalle desde el principio. -nplantar una reforma administrativa co!erente.&.. '. Aormulación : )a adopción del PP?S e+i"e los cambios si"uientes : 3eestructurar las partidas presupuestarias tradicionales. . Problemas operativos. 3eplanteamiento de las fases presupuestarias : )a introducción del PP?S e+i"e cambios en las fases tradicionales del presupuesto$ en particular$ las referentes a elaboración y control.&.1.. El PP?S e+i"e un importante esfuer(o de documentación para las tareas de an0lisis y evaluación$ lo #ue supone un nivel de "asto mayor #ue el "enerado por un presu puesto tradicional. Este enfo#ue e+i"e #ue todas las 39 .-.. .

. .&. . Preparación de los pa#uetes de decisión . Cada uno de los documentos incluye la si"uiente información : Datos de identificación del centro de "asto. Clasificación de los pa#uetes de decisión. Proc dimi nto $ara #a im$#antaci)n d # PBC. . Ant c d nt s. Evaluación de los objetivos a corto pla(o #ue se pretenden alcan(ar.ales actividades deben evaluarse y clasificarse por orden de importancia. Se conside ran / posibilidades : Civel m&nimo.actividades se identifi#uen en Fpa#uetes de decisiónG$ evaluables mediante un an0lisis sistem0tico$ clasific0ndose por orden de importancia. Civel corriente. Por orden decreciente de importancia$ siendo enviados al nivel or"ani(ativo superior.n0lisis de las distintas alternativas$ y los diversos niveles de "astos..+.e+as -nstruments. Como caract r?sticas esenciales : Cada administrador debe justificar desde la primera peseta$ el nivel de "astro propuesto.. -nformación adicional #ue ayude a evaluar el pa#uete de decisión.2. Civel de mejora. Brado deconsecución de los objetivos !asta el momento de elaboración del informe. )a unidad administrativa #ue solicita recursos debe elaborar un informe con los si"uientes e+tremos : -nformación b0sica sobre la unidad de decisión. Su e+periencia fue considerada como un rotundo %+ito 4mayor participación de los m0s bajos niveles de la dirección empre sarial$ mayor eficiencia en la asi"nación de recursos$ jerar#ui(ación de "astos$ mejor conocimiento de los costes de las distintas actividades llevadas a cabo por la empre sa$ etc5. Deben identificarse todas las actividades reali(adas.+.+. En definitiva este presupuesto presenta en su !aber varias ventajas : Constituye un sistema fle+ible #ue facilita la modificación cuando se detecta la 40 . .lternativas viables para alcan(ar cada finalidad$ especificando las ra(ones #ue justifican el uso de una fórmula concreta. Esta t%cnica presupuestaria e+i"e cubrir varias etapas en las #ue !ay #ue cumplimentar una serie de documentos : -dentificación de actividades. .. 8bjetivos a lar"o pla(o atribu&dos a esa unidad. Descripción de los objetivos #ue se pretende alcan(ar. Cecesidades concretas #ue se pretenden atender. \immy Carter lo adoptó cuando era "obernador del Estado de Beor"ia$ y posteriormente$ cuando se convirtió en Presidente de los Estados 1nidos$ implantó el Presupuesto base cero para el Bobierno Aederal 419Y95. 4 ntaHas inconG ni nt s. Efectos a lar"o pla(o sobre los objetivos de la unidad administrativa. Su nacimiento oficial suele se*alarse en la fec!a de 19YH y lo introduce la empresa norteamericana .+.

Su uso no !a lo"rado reducir si"nificativamente el "asto público. '.-.dministración !an sido muy limita das. )a implantación del P?C !a permitido un mejor conocimiento sobre el destino de los recursos entre"ados a cada unidad administrativa. En %l se suman los distintos bene ficios o p%rdidas$ aplicando previamente a cada cifra un coeficiente 4descuento5 #ue permite !omo"enei(ar las cifras. El 'R es #ue se consideran las "anancias de a*os distintos como si pudiesen sumarse.necesidad de la misma$ incrementa notablemente el nivel de información del proceso presupuestario$ incrementa la motivación personal$ contribuye a mejorar la distribución de recursos$ etc. Las tOcnicas d Ga#(aci)n d inG rsion s n # s ctor $riGado. E% ctos d #a im$#antaci)n d # PBC. El valor actual 4o descontado5 de los beneficios. Definidos los coeficientes$ puede darse una fórmula para el =alor . 1na ve( evaluados los futuros beneficios$ e+isten tres procedimientos para adoptar la decisión : 1. Pla(o de recuperación o de retorno. 41 . LOS ANDLISIS COSTE3BENE6ICIO = COSTE3E6ICIENCIA.-. Sin embar"o$ evidencia tambi%n serios inconvenientes : Co resulta muy ade cuado para !acer frente a cierto tipo de "astos especialmente r&"idos$ como los de personal$ tiene tendencia a "enerar un papeleo e+cesivo$ pueden darse duplicidad de esfuer(os en múltiples niveles del proceso$ etc. Este criterio adolece de ' defectos : 1no$ #ue no se usa toda la información dispo nible.+. . . . Se"undo sistema de evaluación de inversiones.1. )o #ue se !a interpretado como #ue el crecimiento del "asto depende m0s de las actitudes pol&ticas y de las posibilidades recaudatorias #ue de los procedimientos recaudatorios. Estas t%cnicas parten de los m%todos de evaluación de inversiones utili(ados por la empresa privada.?5$ como suma de los beneficios descon tados.. Determinar en #u% fec!a se !abr0n "enerado suficientes beneficios para compen sar las p%rdidas #ue obli"atoriamente se producir0n en los primeros a*os de la inver sión. Como valoración "lobal$ el P?C !a "enerado e+pectativas demasiado optimis tas #ue no se !an visto confirmadas por los !ec!os. 1na ve( determinada$ se eli"e a#uella alternativa con el pla(o de retorno m0s breve.. Cuando un empresario privado decide la conveniencia de llevar a cabo un proyecto de inversión$ el primer paso consiste en determinar los in"resos y costes #ue puede "enerar tal proyecto a lo lar"o del tiempo #ue dure la inversión : Estimación del flujo de beneficios o p%rdidas.anto en el PP?S como en el P?C se !a !ec!o referencia al empleo de t%cnicas #ue permiten evaluar la conveniencia de llevar a cabo determinados proyectos de "asto.-. .. )as transferencias entre or"anismos de la .ctual de los ?eneficios 4=. El P?C !a servido para eliminar las actividades menos productivas de un cen tro de "asto$ pero nó absolutamente. Esta t%cnica !a "enerado frecuentemente transferencias de fondos dentro de una misma unidad administrativa$ sin modificar el importe total del presupuesto asi"nado a la misma.

-3. En cuanto a los cost sB #ue se denominan com$ nsaci)n r P( rida$ las dificultades son menores : Deben incluirse todos los costes de producción del proyecto público.2.-35. .ercer criterio de valoración de inversiones. En el sector público es muc!o m0s complejo$ afectando tanto a la valoración de los in"resos como a los costes : En cuanto a los in/r sos$ los proyectos públicos rara ve( permiten emplear precios. )a tasa interna de retorno 4. Se define como un porcentaje 4+5 #ue$ utili(ado en lu"ar del tipo de inter%s$ !ace H el valor actual de los beneficios. 3educción de tiempos en los transportes de usuarios de medios públicos o privados #ue se valora por el coste de cada !ora de trabajo.-3$ se tiene una cifra #ue permite valorar la rentabilidad de la inversión. Deben incluirse todos los posibles efectos e+ternos ne"ativos #ue cause el sector público..-. E+ternalidades positivas causadas por el propio proyecto de "asto. c5 -nclusión de factores redistributivos. E# an0#isis cost 3" n %icio F cost 3 %icacia. En la empresa privada es relativamente f0cil. a5 =aloración de los beneficios. . El empleo de las t%cnicas de evaluación de inversiones de la empresa privada por parte del sector público plantea ' clases de problemas : Cómo calcular los beneficios "enerados por un proyecto de "asto público.DS5. Y 42 . Se*alar la diferencia entre uno u otro tipo de an0lisis : En el coste eficacia ya se !a adoptado la decisión de llevar a cabo un determinado proyecto de "asto$ discuti%n dose tan sólo #u% alternativa es la m0s adecuada para su desarrollo$ mientras #ue en el coste beneficio puro cabe la posibilidad de #ue el an0lisis desembo#ue en no acometerlo. Calculada la . Co se utili(a el tipo de inter%s vi"ente en el mercado$ sino una cifra inferior$ denomi nada ti$o d d sc( nto socia# 4. d5 Coste beneficio y coste eficacia. Cuando se trata de ele"ir entre distintos proyectos de inversión$ el mejor es a#u%l cuya tasa interna de retorno sea mayor. Se !abla m0s bien de disposición al pa"o./. Dos m%todos alternativos : 7ultiplicar las cifras de beneficios utili(adas en el an0lisis por unos coeficientes correctores$ para primar los proyectos m0s redistributivos. 3educcción de los accidentes sufridos por los particulares$ donde la valoración incluye tanto los da*os a propiedades como a las personas. 3educción de precios para los consumidores$ #ue se valora en t%rminos de "anancia de e+cedente para los demandantes. Pautas comunes : 3educción de costes$ valor0ndose por el beneficio "enerado para los producto res. Iu% tipo de inter%s debe emplearse en los pro"ramas públicos$ bien para calcular el =. b5 Elección del tipo de inter%s. Clasificar los proyectos en t%rminos de rentabilidad pura y elaborar otra$ se"ún su car0cter m0s o menos redistributivo. El an0lisis coste beneficio est0 dise*ado para #ue el sector público adopte sus deci siones eficientemente.? o para compararlo con la .

r5. )as distintas fórmulas presupuestarias #ue pretenden alcan(ar la estabilidad económica$ parten de la idea de #ue los dese#uilibrios de la econom&a son causados por el comportamiento de los a"entes privados$ sin #ue el sistema de mercado dispon"a por s& mismo$ de mecanismos de ajuste lo suficientemente eficaces para alcan(ar de nuevo el e#uilibrio.El Presupuesto y la estabilidad económica C. 1n empeoramiento de las e+pectativas empresariales lleva a una ca&da en sus inversiones$ lo #ue conlleva una disminución de la producción y el empleo. Se formali(a el planteamiento Jeynesiano con ayuda de un modelo simplificado$ en el #ue el nivel de renta de la econom&a viene determinado por el si"uiente conjunto de ecuaciones : RN 5 CD 9 ID 9 . El elemento adicional 41 t5 : Propensión mar"inal al consumo$ se*ala cu0nto se incre mentar0 el consumo cuando aumenta el nivel de renta del pa&s.1.l caer la producción nacional$ decrece tambi%n el nivel de renta del pa&s$ lo #ue conduce a una disminución del consumo privado$ ello "enera una nueva ca&da en la renta y a nuevos efectos ne"ativos sobre el consumo : 1n cambio en el comportamiento empresarial se amplifica a trav%s del consumo privado mediante el $roc so m(#ti$#icador$ cuya amplitud est0 condicionada fundamentalmente por los valores de la propensión mar"inal al consumo 4P7C5 y el tipo impositivo del -3PA. El proceso descrito y la estructura del modelo empleado dependen esencialmente de la ausencia de un mecanismo de precios #ue "arantice el e#uilibrio.D -nforma sobre la condición de e#uilibrio de la econom&a$ considerando #ue %ste se alcan(a cuando la producción total de bienes y servicios 43C5 es suficiente para atender los deseos de los consumidores 4C D5$ los de los empresarios 4-D5 y del sector público 4BD5. ID 5 / 8E: -ntenta e+plicar el comportamiento de los empresarios como demandantes de bienes : -nversión privada 4-D5 : )os empresarios invierten cuando tienen e+pectativas de obtener beneficios$ variable representada con E. RN Se*ala #ue el nivel de "asto reali(ado por el sector público$ sea en bienes o servicios 4B5 o en transferencias 4. '. Si la econom&a funciona de acuerdo con tales especificaciones$ pueden e+traerse determinadas consecuencias sobre la estabilidad económica$ entre ellas : 1. )a re"la del presupuesto e#uilibrado acentúa las fluctuaciones en el nivel de 43 .D 9 Tr 5 t . INTER4ENCIÓN PÚBLICA = ESTABILIDAD ECONÓMICA. /. . CD 5 % Q RN 8 1 3 t: 9 T r -ntenta e+plicar el comportamiento de las econom&as dom%sticas$ como demandantes de bienes y servicios : Se supone #ue el consumo privado depende de los in"resos #ue perciben los individuos$ bien por su participación en los procesos productivos 43C5$ o por los pa"os compensatorios #ue !ace el sector público a #uie nes se ven imposibilitados para incorporarse a tal actividad @ transferencias 4. .r5$ est0 limitado por los in"resos tributarios obte nidos por el Estado$ y %stos son el tipo impositivo 4t5 multiplicado por los in"resos de los ciudadanos 43C5. )as fluctuaciones en la actividad económica est0n producidas por el comporta miento del sector privado de la econom&a.

En tal caso$ lo #ue el Estado debe !acer es tomar medidas para contener esa demanda a"re"ada$ aumentando los impuestos y reduciendo los "astos$ esto es$ creando un super0vit. Ser&a una situación intermedia entre el presupuesto cl0sico y el compensatorio$ ya #ue trata por un lado$ de mantener un cierto control presupuestario. C. Es muy dif&cil determinar en cada momento$ en #u% lu"ar del ciclo económico se encuentra. C. . Co se puede aspirar con estos ciclos$ a conse"uir la re"ularidad #ue ofrece el atenerse a un a*o natural /. Dic!o d%ficit producir0 un efecto e+pansivo en todo el sistema$ de tal forma #ue$ en los a*os sucesivos la situa ción va a ser la contraria$ de e+ceso de demanda y por lo tanto$ de tensiones de al(a de los precios.2. 44 . Por otro lado$ mientras en los per&odos de depresión$ resulta sencillo para la autoridad económica crear d%ficit presupuestarios$ pues ello se consi"ue a trav%s de dos medidas siempre populares$ como son$ bajar los impuestos y aumentar los "as tos$ por el contrario en periodos de e+pansión$ resulta muy dif&cil crear super0vit$ por muy necesarios #ue sean$ ante la impopularidad #ue supone adoptar medidas #ue recortan las posibilidades de renta de los ciudadanos. El planteamiento es el si"uiente : Dado #ue a lo lar"o del ciclo económico #ue dura$ por ejemplo 1H a*os$ se procesan sucesivamente etapas de recesión y e+pan sión económica$ el presupuesto debe confeccionarse de tal forma #ue durante las etapas de recesión se cree un d%ficit presupuestario$ ya #ue lo #ue e+i"e la econom&a es una activación de la demanda a"re"ada y %sto puede !acerlo directamente el Estado$ aumentando los "astos y reduciendo los impuestos. Cr&ticas a este sistema : 1.2. )o #ue sucede es #ue no !ay #ue empe*arse en mantener este e#uilibrio con car0cter anual$ sino #ue es suficiente #ue %ste se consi"a a lo lar"o de los a*os #ue dura el ciclo económico de tal forma #ue los d%ficits presupuestarios #ue ló"ica mente creara el Estado en las %pocas de recesión$ se compensen con los super0vit de las %pocas de e+pansión. Pero tambi%n consi deran #ue la idea del e#uilibrio es i"ualmente defendible como principio de disciplina económica. Estas fórmulas presupuestarias tienen una destacada importancia a la !ora de arbitrar t%cnicas presupuestarias operativas de acción directa para el lo"ro de cada objetivo concreto.1. y por otro$ reconoce #ue una pol&tica fiscal discrecional es el mejor m%todo para conse"uir los objetivos de estabilidad de precios y pleno empleo. Co tiene por #u% coincidir el número de a*os #ue dura la prosperidad con los #ue dura la depresión$ por lo tanto$ tampoco coincidir0 el volumen de super0vit con los de d%ficit y no se podr0 "aranti(ar el e#uilibrio c&clico.l !ablar de fórmulas presupuestarias se !ace referencia a las distintas formas de e#uilibrio #ue puede tener el presupuesto. Estas fórmulas !an aparecido como alternativa al presupuesto cl0sico desde el momento en #ue se observa #ue %ste no consi"ue alcan(ar niveles de renta con estabilidad y pleno empleo. E# $r s($( sto c?c#ico. '.renta : Si las decisiones del sector privado conducen a una disinución del nivel de renta$ el sector público comprobar0 la reducción de los in"resos por v&a de impuestos$ y ante la obli"ación de mantener el e#uilibrio entre in"resos y "astos$ sólo puede reducir %stos últimos o incrementar la presión fiscal. )os defensores del presupuesto c&clico se dan cuenta de #ue la idea de un e#uilibrio presupuestario anual no resulta apropiado para conse"uir el objetivo de la estabilidad económica. 6ÓRM'LAS PRES'P'ESTARIAS AL SER4ICIO DE LA ESTABILIDAD ECONÓMICA.

2. Sobre todo por dos ra(ones : 1.s& #ue por un lado el presupuesto e#uilibrado. E+isten fórmulas #ue responden a las dos concepciones del mundo económico : )a formula cl0sica del presupuesto e#uilibrado y la fórmula Leynesiana del presu puesto dese#uilibrado$ de acuerdo con las necesidades concretas de cada objetivo económico$ lo #ue se puede denominar presupuesto compensatorio. por los a*os 2H$ #ue el abandono radical de 1a fórmula presupuestaria del e#uilibrio anual$ pod&a traer "raves consecuencias. El e#uilibrio presupuestario era la única forma #ue "aranti(aba el ejercicio del control de la actividad financiera por el poder le"islativo$ frente a la discrecionalidad #ue otor"aban al poder ejecutivo las fórmulas de dese#uilibrio presupuestario. Aueron las consecuencias económicas de la "ran depresión$ las #ue llevaron a los economistas a un replanteamiento "eneral de las teor&as cl0sicas. Sin embar"o al"unos economistas empe(aron a advertir.C.!ora bien$ no resultaba efica( para resolver los problemas #ue plantea el objetivo de la estabilidad económica. Por el contrario$ el presupuesto compensatorio$ constituye un fórmula efica( para alcan(ar la estabilidad de precios y el pleno empleo$ pero lo !ace a costa de romper con la disciplina presupuestaria$ lo #ue constituye un peli"ro evidente al consa"rar como norma el d%ficit presupuestario$ independientemente de las necesi 45 . )a materiali(ación pr0ctica de estas teor&as se debe a )erner$ #uien$ bas0ndose en la ideolo"&a Jeynesiana dise*ó los planteamientos de lo #ue iba a recibir m0s tarde la denominación de Hacienda Auncional$ pues la premisa b0sica de la nueva doctrina era #ue todos los in"resos y "astos públicos deb&an orientarse en función del lo"ro del objetivo #ue mejor conviniese a la coyuntura económica$ dado #ue con %sto$ de lo #ue se trataba era compensar las deficiencias de la iniciativa privada$ 4ya #ue un d%ficit presupuestario no es otra cosa #ue una pol&tica fiscal e+pansiva #ue viene a compensar la escase( de demanda privada$ lo mismo #ue un super0vit trata de compensar un e+ceso de demanda privada a trav%s de una pol&tica fiscal contractiva : . este tipo de ideolo"&a presupuestaria se la llamó Z$r s($( sto com$ nsatorio G. De esta forma la pol&tica fiscal pasó a convertirse en el eje principal de la actividad económica. . En un sistema de mercado$ es a trav%s de %ste como se debe tratar de resolver los problemas económicos correspon diendo al Estado la única misión de proveer de bienes a los ciudadanos en a#uellos casos en #ue el mercado no lo realice. siendo Leynes el primero en poner de manifiesto la ausencia de mecanismos autocorrectores en la econom&a para alcan(ar situaciones de estabilidad con pleno empleo. a trav%s del control #ue supon&a la obli"ación de #ue los "astos y los in"resos se i"ualaran$ establec&a una cierta disciplina presupuestaria para evitar los desmanes del poder ejecutivo : . Por otro lado$ se criticó la creencia cl0sica$ de #ue el e#uilibrio anual presupuestario fue el mejor procedimiento para combatir las oscilaciones de la actividad económica$ toda ve( #ue los dese#uilibrios se a"udi(an cuando el estado si"ue una opción paralela a la iniciativa privada. Pr s($( sto com$ nsatorio. Desde el punto de vista económico$ el defender el e#uilibrio presupuestario era un forma indirecta de condenar la intervención pública. . De tales ar"umentos se deduce$ #ue se"ún estos autores$ no le incumb&a a la pol&tica fiscal el lo"ro de la estabilidad y el empleo confiando en #ue los mecanismos correc tores de los mercados constituyeran la solución m0s eficiente para "aranti(ar dic!os objetivos. Era necesario #ue la autoridad corri"iera las deficiencias del mercado$ concedi%ndole para ello un poder discrecional capa( de compensar los dese#uilibrios del sistema. '.2.ntes de la crisis del '9 sólo era aceptado #ue el presupuesto se e#uilibrara anualmente.

)as ra(ones para evitar la discrecionalidad del Estado son dos : l. E# $r s($( sto d sta"i#i. El presupuesto #ue el Estado !a "enerado ese per&odo es e#uilibrado$ con un nivel de "astos e in"resos de mil millones$ distribuidos de la si"uiente forma : B..8.8S P83 S1?S-D-8S DE DESE7P)E8 $ los cuales aumentan a medida #ue disminuye la renta.8S .ES EC ?-ECES ] SE3=-C-8S B.S.aci)n a(tom0tica. Por lo tanto$ los dos tipos de impuestos #ue con mayor "rado de automa tismo actúan$ aumentando la recaudación cuando aumenta la renta$ son el -mpuesto sobre la 3enta de las personas f&sicas y el -mpuesto de Sociedades.8S C833-EC.3.8S -CD-3EC.S.8S D-3EC. '.8S D-3EC.CSAE3ECC-. Por lo #ue !ace referencia a los "astos !ay partidas #ue son insensibles a las variaciones de la renta. Esto mismo$ aun#ue en menor medida$ puede decirse de otros "astos de esta naturale(a$ como los subsidios a la a"ricultura 4en %pocas de malas cosec!as$ etc5..8S DE . Se pueden encontrar asi"naciones presupuestarias de este tipo$ tanto en el presupuesto de in"resos como en el de "astos. Entre ellos cabe citar como m0s importante$ los B.!ora bien$ debe evitarse tambi%n toda posibilidad de discrecionalidad para el Estado y para ello !ay #ue conse"uir #ue conse"uir #ue dic!os dese#uilibrios se produ(can de una forma autom0tica$ sin necesidad de nin"ún tipo de intervención pública. De lo #ue se trata entonces es de tener dentro del sistema económico al"unas partidas presupuestarias #ue permitan actuar en el sentido contrario de la actividad económica de tal modo$ #ue cuando !alla una situación de e+pansión$ dic!as partidas den lu"ar a un super0vit y cuando !ay depresión$ creen un d%ficit ^ y m0s importante aún$ deben ser partidas #ue actúen en el sentido se*alado de forma autom0tica$ sin necesidad de intervención del sector público. Por el lado de los in"resos$ )8S -7P1ES.2.S .dades #ue presente la coyuntura económica. )os serios errores de c0lculo de las previsiones económicas !ec!as por el poder le"islativo.S.) YHH /HH 1HHH 2HH 2HH 1HHH DONDE EL TIPO IMPOSITI4O ES I.8S -7P1ES.HHH millones de pesetas$ con esta bilidad de precios$ nivel de renta apropiado y crecimiento sostenido. Sin embar"o$ !ay otros "astos cuya variación "uarda una correspondencia con la de la renta y adem0s lo !acen en sentido contrario.8S son un porcentaje de la renta y por lo tanto$ al aumentar el nivel de renta$ aumentan en proporción al tipo impositivo$ la recaudación. =eamos como un ejemplo el funcionamiento : Se parte de una situación con un nivel de renta de 2. C.) -7P1ES. Iue la aplicación final de las medidas est0 sometida a retrasos administrativos tan "randes #ue muc!as veces ya no es no es eficiente.&.8. . El planteamiento b0sico de esta nueva fórmula presupuestaria$ es #ue$ de entrada$ debe evitarse el e#uilibrio anual y permitir #ue el presupuesto$ se cierre con dese#uilibrio se"ún cuales sean las necesidades de la coyuntura económica. Caturalmente este automatismo dar0 lu"ar a recaudacio nes mayores o menores$ en la medida en #ue los tipos impositivos sean m0s o menos pro"resivos.'AL AL 12 R TANTO PARA LOS IMP'ESTOS DIRECTOS COMO PARA LOS INDIRECTOS Supuesto #ue los impuestos directos y los "astos de transferencia son los 46 .

S.1HH Por su parte. >. El planteamiento de los defensores del super0vit potencial de pleno empleo$ parte de #ue los momentos de e+pansión c&clica no coinciden con el alcance de la situación óptima$ pudi%ndose afirmar #ue$ "eneralmente$ las fluctuaciones c&clicas de la econo m&a se mueven siempre a niveles inferiores al pleno empleo potencial$ en cuyo caso$ la pol&tica practicada por el presupuesto c&clico y el de estabili(ación autom0tica$ a la ve( #ue consi"ue amorti"uar las variaciones del ciclo$ lo cual parece deseable$ impide de paso$ #ue la econom&a se acer#ue al m0+imo nivel de empleo potencial.8S -CD-3EC. ] supuesto #ue lle"ados al periodo si"uiente$ la econom&a cae en un proceso depresivo$ bajando la renta a >HHH millones.8S .CSAE3ECC-. Hay #uien opina #ue tampoco as& se consi"ue una asi"nación eficiente de recursos$ ya #ue los "astos se pueden e#uilibrar con los in"resos y constituir a pesar de todo un despilfarro. Como se ve$ dic!o d%ficit se !a producido de una forma autom0tica$ y se !a creado en el sentido #ue e+i"e la situación económica. C.3.S .. De lo anterior se deduce$ tambi%n$ #ue los niveles de producción y ocupación se elevan en el transcurso del tiempo por causas tanto naturales como de t%cnica econó mica$ por lo #ue deben aumentarse continuamente los "astos para alcan(ar 47 . En tal situación el presu puesto c&clico y el de estabili(ación autom0tico frenan el normal crecimiento de la econom&a y con ello impiden el pleno empleo.ampoco creen los defensores de esta fórmula$ #ue el pleno empleo se pueda alcan(ar sin la intervención discrecional por parte del sector público.8S D-3EC.ES EC ?-ECES ] SE3=-C-8S B. . )a evolución de la 3C no es estacionaria 4a trav%s de una l&nea de tendencia !ori(ontal$ como pensaban los ofensores del presupuesto c&clico5$ sino #ue evoluciona a lo lar"o de una l&nea ascendente a lo lar"o del tiempo.) YHH 66>HH 1. '. Por lo tanto$ la nueva fórmula abandona la idea de control en aras de una mayor eficacia de la pol&tica presupuestaria. _Cu0les son los ajustes autom0ticos O )os "astos corrientes no var&an mientras #ue las transferencias aumentar0n al disminuir la renta$ por ejemplo !asta >HH millones.8S 41HW de >HHH5 -7P1ES.8. los impuestos directos disminuir0n al !acerlo la renta$ mientras #ue no variar0n los indirectos$ por lo #ue el presupuesto de in"resos #uedar&a as& : -7P1ES.8S DE . . )os supuestos en #ue se basa son los si"uientes : 1. '..ambi%n a este sistema le aparecieron detractores$ fund0ndose en los si"uien tes ra(onamientos : 1. Se"ún esto el presupuesto de "asto #uedar&a as& : B. /.+. E# s($ r0Git $ot ncia# d $# no m$# o.8.S.8S C833-EC.) >HH 662HH 9HH Se !a ori"inado un presupuesto de restos de 11HH millones frente a uno de in"resos de 9HH millones$ lo #ue e#uivale a un d%ficit de 'HH millones$ el cual deber0 cubrirse a trav%s de la creación e in"resos e+traordinarios.únicos #ue var&an cuando lo !ace la renta$ en ra(ón directa los impuestos y en sentido inverso los "astos de transferencia.2. Se dice #ue estos mecanismos$ pueden suavi(ar pero nunca impedir o neutrali(ar plenamente las fluctuaciones económicas$ por lo #ue se considera #ue su acción es útil pero no plenamente efica(. En el caso de super0vit ocurre lo mismo$ pero al rev%s.

2. Estos planteamientos suponen un pro"reso evidente de la pol&tica presupues taria en aras de un mayor "rado de eficacia$ pero tambi%n tiene sus inconvenientes$ entre los #ue destacan$ en primer lu"ar$ las dificultades pr0cticas #ue supone la esti mación de nivel de renta potencial de pleno empleo y$ en se"undo lu"ar$ la estimación del volumen de "astos e in"resos #ue deben pro"ramarse de acuerdo con ese nivel de renta. Se prev% para el a*o si"uiente un 3C de <HHH con los mismos "astos 41HHH5 y con 1'HH de impuestos 4el 'HW de la 3C5. Puede afirmarse #ue e+iste una diferencia entre el nivel de renta nacional real y el de 3C potencial$ debiendo ser la pol&tica discrecional de "astos públicos lo #ue llene la brec!a e+istente entre esas dos ma"nitudes económicas. E\E7P)8 : En un a*o la 3C es 2HHH$ los "astos 1HHH y los impuestos 1HHH. En el modelo económico empleado por Ariedman y Sc!Part($ se parte de una !ipó tesis muy distinta sobre el funcionamiento de la econom&a #ue$ adem0s de cambiar la e+plicación de la crisis de los a*os /H$ arroja serias dudas sobre la eficacia de la pol& tica fiscal. )o #ue se intenta !acer es$ partiendo de la situación en la #ue se encuentra$ determinar cual ser&a el volumen de impuestos #ue se recaudar&an si la econom&a alcan(ase el pleno empleo. Entonces$ para evitarlo$ lo #ue se debe !acer$ es pro"ramar el presupuesto aumentando los "astos !asta el punto #ue se entienda de #ue subir0n los impuestos si se alcan(ase el pleno empleo potencial$ en cuyo caso el presupuesto se terminar&a cerrando en e#uilibrio$ y de no alcan(ar este e#uilibrio$ siempre se cerrar&a en el sentido #ue re#uiere la mayor eficacia de la pol&tica fiscal. En este caso$ el previsto incremento de la 3n !ar&a aumentar la recaudación de impuestos$ lo #ue ori"inar&a en caso de #ue los "astos se mantuvieran constantes una situación de super0vit presupuestario$ el cual actuar&a como un !andicap para alcan(ar el pleno empleo. EL EE'ILIBRIO PRES'P'ESTARIO = LA ESTABILIDAD ECONÓMICA.&. Se trata por lo tanto$ de una previsión de lo #ue ser&a el volumen de "astos y de in"resos públicos si se supusiese #ue la econom&a estaba en el nivel de pleno empleo poten cial.D CD 5 % 8RN 81 3 t: 9 TR S r : ID 5 / 8E S r : .D 9 Tr 5 t . Como motivos #ue justifican el retorno a la ortodo+ia cl0sica : . Sin embar"o$ actualmente$ el debate pol&tico se centra en la conveniencia de eliminar el d%ficit público para alcan(ar el ideal de e#uilibrio presupuestario. )a nueva fórmula consiste en un c0lculo de lo #ue ser&a la posición presu puestaria en cual#uier per&odo de tiempo$ si la econom&a estuviera a pleno empleo. )as diversas fórmulas presupuestarias #ue pretend&an "aranti(ar la estabilidad económica si"nificaron el abandono de la re"la de oro de la Hacienda Cl0sica.los niveles de producción y ocupación plena. C. RN Mo 5 LD 8r: El es#uema es muy similar al empleado anteriormente : )a producción de 48 .E -nterpretación monetarista de la Bran Depresión. Entonces !abr&a #ue pro"ramar "astos por valor de 1'HH para e#uilibrar el presupuesto. 1n primer ata#ue al modelo teórico e+puesto$ procede de la estructura misma del modelo simple de determinación de la renta empleado. El modelo económico empleado por estos autores puede resumirse en el si"uiente conjunto de ecuaciones : RN 5 CD 9 ID 9 .

s&$ se a*adir&a a cual#uiera de los modelos empleados$ las ecuaciones si"uientes : ' 5 7 8RN: $ 5 H 8': )a primera e+presión se*ala #ue el &ndice de desempleo de un pa&s 415 depende$ ne"ativamente$ del nivel de renta$ pues cuanto mayor sea la actividad económica$ medida por la cantidad de bienes y servicios producidos$ m0s f0cil resulta encontrar un puesto de trabajo. )a pol&tica fiscal es inadecuada para resolver los procesos de recesión económica$ salvo #ue su financiación no detrai"a fondos del sistema financiero nacional. Se a*ade una ecuación #ue representa al mercado de dinero$ donde se determina el tipo de inter%s$ como a#u%l #ue permite a*can(ar el e#uilibrio entre la oferta de dinero 47o5 y la demanda de dinero 4)D 4r55 #ue tambi%n depende de los tipos de inter%s. .anto en el modelo Jeynesiano como en la modificación monetarista$ los problemas referentes a la tasa de inflación o a la determinación del nivel "eneral de precios est0n ausentes. Como aspectos fundamentales de estas modificacio nes : Si la inversión depende de los tipos de inter%s$ la causa de la Bran Depresión no fue la ca&da de las e+pectativas de los empresarios$ sino una elevación de los tipos de inter%s$ "enerada como consecuencia de una pol&tica monetaria de fuerte reducción en la oferta de dinero.e#uilibrio es a#u%lla capa( de satisfacer los deseos de los distintos demandantes 4consumidores$ empresarios y sector público5$ con ' modificaciones fundamentales a resaltar : 1. ?E )a !ipótesis de la tasa natural de desempleo.un cuando se produ(ca un cambio en la inversión privada por culpa de una modifi cación de las e+pectativas$ el dese#uilibrio económico ser&a transitorio. 1na forma de introducirlos es partir de la e+istencia de una doble relación$ por un lado entre renta y desempleo$ y por otra entre desempleo e inflación. El consumo privado y la inversión reaccionan ne"ativamente ante las subidas de los tipos de inter%s. Curva de P!illips. '. P 2W 49 . 7ien tras #ue$ en situaciones pró+imas al pleno empleo$ los trabajadores pueden ne"ociar mayores subidas salariales y cual#uier crecimiento en la demanda de bienes y servi cios es dif&cilmente atendible por un aumento en la producción$ de modo #ue el dese#uilibrio se resuelve por incrementos en la tasa de inflación : 3elación entre inflación y desempleo : Curva de P!illips. . . )a se"unda se*ala #ue las reducciones del desempleo van acompa*adas de un aumento en la tasa de inflación 4p5$ debi%ndose a #ue en las situaciones caracteri (adas por un alto nivel de paro$ los trabajadores no pueden e+i"ir aumentos salariales importantes$ lo #ue condiciona #ue la tasa de inflación permane(ca constante.

>W <W 1 . b5 Si el sector público desea volver al nivel de inflación H$ debe aceptar #ue el desem pleo alcance a un 1HW de la población activa. <W 1HW 1 .H 66666666666 . Si la relación entre subida de precios y tasa de desempleo es la reflejada en el "r0fico anterior$ las pol&ticas presupuestarias e+pansivas carecer0n de eficacia. . )a !ipótesis denominada como Fe+pectativas racionalesG a*ade un elemento adicional de preocupación a la !ora de evaluar la eficacia de las pol&ticas públicas en materia de estabili(ación económica. cuyo valor no es constante a lo largo del tiempo% Consecuencias de un despla(amiento !acia arriba de la Curva de P!illips : a5 Si el sector público pretende mantener el nivel de desempleo en el <W$ tendr0 #ue aceptar una tasa de inflación del 2W. En el retorno a la ortodo+ia presupuestaria del e#uilibrio$ el d%ficit público no sirve para "aranti(ar el pleno empleo ni el control de las oscilaciones en el nivel de renta$ teniendo$ en cambio$ una serie de efectos indeseables : 50 . Debe destacarse el papel clave #ue jue"an las e+pectativas en el comporta miento reflejado por la curva de P!illips$ #ue supone #ue los a"entes económicos revisan sus opiniones con respecto a la tasa de inflación de acuerdo con sus e+periencias pasadas. 'a representación gr(fica considera que para la curva C. Su elemento fundamental es #ue los distintos a"entes económicos elaboran sus e+pectativas$ utili(ando todas sus e+periencias sobre el funcionamiento de la econom&a : Saben #ue cuando el sector público reali(a una pol&tica e+pansiva$ los precios van a subir : El efecto esperado para el lar"o pla(o se atribuye inmediatamente y la curva de P!illips es vertical$ nó a lar"o pla(o$ sino a corto. Co tardó en plantearse #ue tal relación inversa entre desempleo e inflación sólo e+iste en el corto pla(o y #ue$ para per&odos de tiempo m0s lar"os$ la curva de P!illips tiene un car0cter vertical : Curvas de P!illips a corto y a lar"o pla(o. no hay inflación si la tasa de desempleo es del 56 y que si el sector público intenta incrementar el nivel de renta para reducir dicha tasa. CE )a vuelta a la re"la del presupuesto e#uilibrado. P 2W 666666666666666666666666666666666666 . tiene que aceptar un aumento en la tasa de inflación% + esa tasa de paro que no acelera la inflación se la conoce como Tasa natural de desempleo. 666666666666666666666666666666 .

a5 )a no rivalidad del consumo.lemana. ?ienes con unas caracter&sticas peculiares #ue les diferencian de los bienes privados : )a no rivalidad de su consumo y la no aplicabilidad del principio de e+clusión. : )os fallos del mercado y la intervención económica del sector público 4-5 : )os bienes públicos y su provisión.ctualmente$ tanto la doctrina como la pr0ctica pol&tica se decantan por la primera opción citada$ y en el conte+to de la 1nión Europea$ ese es el planteamiento subyacente en los criterios de conver"encia del . . U. c5 El propio d%ficit público puede acabar convirti%ndose en un problema estructural de la econom&a de un pa&s : -ncurrir en d%ficit si"nifica acudir a la financiación e+traordi naria : Emitir Deuda$ #ue supone el pa"o de intereses y un mayor "asto público. CONCEPTO = CARACTER1STICAS DE LOS BIENES PÚBLICOS.ENCIA ACT'AL DEL EN6RENTAMIENTO LRE. b5 )a persistencia del d%ficit público tiende a crear fenómenos de Filusión financieraG$ pues los a"entes económicos lle"ar0n a la conclusión de #ue es posible despla(ar el coste de los servicios públicos !acia las "eneraciones futuras.ARANTITAR LA ESTABILIDAD ECONÓMICA. Se dice de un bien o servicio #ue no e+iste rivalidad en su consumo cuando$ dado un nivel de producción$ el consumo #ue una persona reali(a del mismo no reduce la 51 . El ratio entre el endeudamiento toral del sector público y el producto interior bruto tiende a aumentar siempre #ue el tipo de inter%s al #ue se emitan los nuevos t&tulos sea superior a la tasa de crecimiento.ratado de 7aastric!t$ adem0s de en el Pacto por la Estabilidad y el Crecimiento aprobado por inicitiva de la 3epública Aederal .+. b5 El d%ficit público incrementa la tasa de inflación$ bien a lar"o o corto pla(o$ con lo #ue se producen efectos ne"ativos sobre el empleo$ debido a la p%rdida de competi tividad e+terior y a los efectos inducidos sobre el tipo de inter%s.LASM 4ERS'S LDISCRE3 CIONALIDADM PRES'P'ESTARIA PARA .a5 Salvo #ue se acompa*e de una pol&tica monetaria e+pansiva$ supone una elevación de los tipos de inter%s con consecuencias ne"ativas sobre el consumo de bienes dura deros y sobre la inversión privada$ con los efectos coorespondientes sobre las posibi lidades de crecimiento de la econom&a. C. Si$ por el contrario$ los procesos de ajuste a trav%s del mercado tienen importan tes retrasos o si el "estor público conviene en #ue por muc!a fle+ibilidad con #ue se dote a ese mecanismo$ e+isten retrasos en el proceso para al can(ar el e#uilibrio y trabas institucionales inevitables$ puede afirmarse #ue se"uir0n e+istiendo ciclos económicos causados por la acción del sector privado$ teniendo sentido la defensa de una pol&tica presupuestaria activa : Es ló"ico considerar #ue el e#uilibrio del presu puesto del Estado no es una re"la de obli"ado cumplimiento. En tales circunstancias$ la re"la del presupuesto e#uilibrado no empeorar0 el ciclo econó mico$ siendo una "arant&a frente a los efectos indeseables del d%ficit público. 4I.1. Si el "estor público considera #ue los mecanismos del mercado son suficientes para alcan(ar el pleno empleo$ es discutible la necesidad de una pol&tica activa por parte del sector público$ #ue sólo "enerar0 inestabilidad y problemas de inflación.

U. En unos casos$ como la defensa nacional$ tal e+clusión es t%cnicamente imposible. P c5 Demanda y oferta en el mercado. CONDICIONES DE E6ICIENCIA EN LA PRO4ISIÓN DE LOS BIENES PÚBLI3 COS P'ROS. P b5 Demanda del "rupo ?.l no ser el consumo rival ni factible de aplicación el principio de e+clusión$ la producción de los bienes públicos se encuentra con el problemas de #ue una ve( #ue acontece %sta beneficia por i"ual a a#uellos consumidores #ue cooperan en su financiación como a los #ue no lo !acen 4free riders5 : 7iembros de un colectivo #ue$ amparados en las caracter&sticas de los bienes públicos$ se benefician de la producción de los mismos 4ya #ue por definición$ nadie les puede e+cluir de ello5 sin cooperar en su financiación. P 2 5 CM/ PE PE PE D. )a no aplicabilidad del principio de e+clusión en el caso de los bienes públicos puede tener un ori"en doble. )a consecuencia fundamental de #ue en los bienes públicos concurran las dos caracter&sticas es la de #ue la producción o suministro de este tipo de bienes se enfrenta casi inevitablemente con los Fconsumidores libres de car"asG. En el an0lisis microeconómico tradicional$ la cuestión de #u% cantidad de bien privado debe fabricarse y a #u% precio$ se resuelve a trav%s del mecanismo de mercado : )a cantidad y el precio obtenidos en el punto de e#uilibrio representan un resultado #ue tiene las caracter&sticas de un óptimo de 0areto . Pero cu0les ser&an las condiciones de eficiencia si se dispusiera de un mecanismo #ue cumpliese las funciones del mercado O El estudio de tales sistemas !ipot%ticos de asi"nación es lo #ue constituye el an0lisis de los modelos teóricos de determinación de la cantidad óptima de bienes públicos. . I 666666666666666666 I? I 52 6666666666666666666 IE I . b5 )a no aplicabilidad del principio de e+clusión.2. En otros$ aun#ue sea t%cnicamente factible$ no lo es econó micamente$ ya #ue su aplicación ser&a e+cesivamente costosa. 8tra peculiaridad de los bienes públicos y #ue los diferencia claramente de los bienes privados$ es la de #ue mientras en %stos se puede e+cluir del beneficio de su consumo a a#uellos indiciduos #ue no est%n dispuestos a pa"ar el precio correspon diente$ tal e+clusión no puede aplicarse a los bienes públicos.. En el caso de los bienes públicos$ por definición no puede e+istir un mercado #ue re"ule su producción$ de a!& #ue sea el sector público el encar"ado de su provisión.cantidad disponible para el consumo de otras personas. Condiciones de eficiencia en la asi"nación de bienes privados. a5 Demanda del "rupo . Q DB 6666666666666666666 I. El ejemplo t&pico es el 4bien5 servicio de Fdefensa nacionalG : El servicio de defensa #ue cabe conceder supone para la "arant&a del territorio nacional de un pa&s la e+istencia de unas fuer(as armadas$ debidamente e#uipadas y preparadas$ alcan (ando por i"ual a todos y cada uno de los ciudadanos de ese pa&s cual#uiera #ue sea su lu"ar de residencia dentro de las fronteras nacionales.

P 1YH I 2 11 I b5 Demandante ?.ciones que caracterizan la eficiencia económica de los bienes privados / Cm/ 5 PE 5 PA 5 PB. P 1HH YH <H >H 666666666666666666666666666666 66666666666666666666666666666 2 11 Demanda total de un bien público. y ? no disponen de cantidades diferentes del bien público ya #ue$ al ser un producto de consumo no rival$ si . generando la cantidad 1 y el precio 0 % )ado que la oferta representa el coste marginal de producción. Determinado el precio m0+imo #ue entre"ar&an ambos consumidores$ la socie dad estar&a dispuesta a pa"ar la suma de ambos precios. donde la demanda se cruza con la oferta. dispone de + unidades de bien público$ ? obtiene simult0nea mente las mismas unidades de ese bien. Demanda de un bien público puro.l gr(fico representa la situación de equilibrio en el mercado / 0unto . P 1HH 6666666666666666666666666666666666666 2 11 I 'a demanda total de un bien público se obtiene sumando. En el caso de los bienes públicos puros$ las cosas son bien distintas.. se cumple / 0 7 Cmg / 0recio que es el mismo para el demandante + y el . a5 Demandante .% 'a suma de ambas cantidades coincide con la cantidad vendida en el mercado / l mecanismo del mercado genera dos condi.% Cada uno de ellos determina la cantidad que desea adquirir del productor / 1 + y 1. . EE 5 EA 9 EB. para cada cantidad 53 .

la demanda de un bien público se representa sumando verticalmente las demandas individuales% 1na ve( obtenida la demanda de bienes públicos$ pueden anali(arse las condi ciones de eficiencia en su provisión : Por ser un mercado puramente terórico$ se !a denotado la oferta como FHG.al planteamiento si"ue el principio del beneficio 4supone renunciar a cual #uier fin redistributivo en la acción estatal5 y su alternativa ser&a el de la capacidad de pa"o$ donde los sujetos colaborar&an a la financiación de los "astos públicos de acuerdo con sus posibilidades económicas.posible. Iui(0 el m0s com plejo sea el cómo determinar las preferencias de los consumidores o cómo saber cu0nto est0n dispuestos a pa"ar por el bien público. En el punto de e#uilibrio se determina una cantidad de < unidades de bienes públicos a un precio de 12H u. U. )o #ue se plantea no es si la provisión de tal bien debe 54 . Si all& la cantidad de e#uilibrio era la suma de unidades demandadas por los distintos consumidores$ a#u& es el precio de e#uili brio el #ue es i"ual a la suma de precios$ y simult0neamente$ al coste mar"inal de producción.m. En el caso de los bienes públicos puros$ las condiciones de asi"nación se invierten con respecto a las de los bienes privados. los precios que estén dispuestos a pagar los distintos demandantes% )ado que los precios est(n situados en el eje vertical del gr(fico.m ^ la suma de ambos precios coincide$ naturalmente$ con el precio de e#uilibrio del FmercadoG$ resumiendo sus condiciones de eficiencia : E E 5 EA 5 E B Cm/ 5 PE 5 PA 9 PB. . Por el contrario$ la cantidad de e#uilibrio es la misma para los distintos individuos #ue demandan el bien público. Esas < unidades son las mismas para el demandante .$ #ue est0 dispuesto a pa"ar :2 u.&. 4a5 P P 4b5 P 12H 4c5 :2 <2 66666666666666666666 < I 6666666666666666666 < I 66666666666666666 < I El "r0fico e+plica como se asi"nar&an los bienes públicos en caso de #ue e+istiese un mecanismo #ue sustituyese al mercado.m. ANDLISIS DE LA DE6ENSA NACIONAL COMO 'N BIEN PÚBLICO P'RO. 1na se"unda cuestión es mati(ar #ue la condición de e#uilibrio no si"nifica necesariamente #ue la financiación de los bienes públicos debe !acerse tal y como su"ieren las condiciones de eficiencia descritas. Entre los bienes públicos puros !ay unanimidad en considerar la Defensa Cacional como uno de ellos. E#uilibrio en un FmercadoG de bienes públicos.$ y para el ? #ue pa"ar&a <2 u. Este mecanismo !ipot%tico puede plantear al"unos problemas.

El ej%rcito profesional no resuelve enteramente el problema de la defensa ante un !ipot%tico conflicto armado$ siendo preciso mantener al"una forma de vinculación entre la sociedad y sus fuer(as armadas. DE7. El proceso se produce cuando ambos !an sido incapaces de resolver su disputa : El acuerdo e+trajudicial es inviable si el precio m&nimo #ue e+i"e el demandante para no iniciar el proceso$ es superior al precio m0+imo #ue est0 dispuesto a pa"ar el demandado para evitarlo.l i"ual #ue el caso de las Auer(as . El !ec!o de resultar defendible #ue determinadas obli"aciones se impon"an a todos los ciudadanos. DE 3ES8)1C-8CES \1D-C-.rmadas$ la . . El an0lisis económico de la cuestión da como conclusión #ue el ej%rcito profesional es m0s caro en t%rminos de "asto público$ pero "enera un coste de bienestar menor para la sociedad. )a diferencia en la percepción de la probabilidad de "anar el juicio por parte del demandante y el demandado. . U. 8tras ra(ones : )a duración limitada del per&odo de incorporación a filas impide al ej%rcito obtener un rendimiento adecuado de la formación #ue imparte. )a e+istencia de este coste de bienestar es el ar"umento m0s convincente en favor de la sustitución de los sistemas de alistamiento for(oso por ej%rcitos nutridos por voluntarios. Si el ej%rcito profesional si"nifica mayor "asto para el sector público$ se e+i"ir0 un nivel de imposición m0s alto. . En principio$ la demanda de resoluciones judiciales depende de : 1.+. Dado #ue el ej%rcito pa"a un salario inferior al de e#uilibrio$ se fomenta el uso de medios !umanos en lu"ar de otro tipo de armamento. EL CASO DE LA ADMINISTRACIÓN DE J'STICIA DESDE LA PERSPECTI4A DE LA TEOR1A DE LOS BIENES PÚBLICOS. Cuanto mayor sea el importe de la pretensión objeto del proceso$ m0s f0cil es #ue se lleve a cabo.dministración de \usticia se catalo"a como un bien público puro.#u& se aplican las !erramientas propias del an0lisis económico al estudio de un problema concreto en el funcionamiento de este servicio público$ concretamente el retraso en la resolución de los casos planteados ante las diversas jurisdicciones del pa&s 4atasco judicial5.)ES . '. Demandante y demandado$ antes de lle"ar al proceso$ tienen la oportunidad de alcan(ar un acuerdo #ue lo evite.CD.E ).ser compe tencia del sector público$ sino el !ec!o de si la producción de ese servicio debe reali(arse mediante un sistema de alistamiento for(oso o como un ej%rcito profesional. Como cr&ticas : Preocupación de #ue el ej%rcito atrai"a en demas&a a determinadas capas sociales con dificultades para encontrar empleo. )a cuant&a de la pretensión. 55 .

Sólo posibles en circunstancias : Suministrando sustitutos a la . )os costes del proceso. de \usticia : Procedimientos arbitrales 4="5. todas las situaciones en #ue no se cumplen las condiciones de la competencia perfecta se !ace referencia "en%ricamente como Zimperfecciones de la competenciaZ. Cuando la demanda es lo suficientemente "rande$ el coste de dilación es mayor lo #ue si"nifica un notable coste de bienestar para los ciudadanos : Si los demandantes de tutela judicial sólo sufriesen la dilación m&nima$ se plantear&an m0s casos. Cuando la diferencia en las probabilidades subjetivas es muy acusada$ es m0s ra(onable #ue se produ(ca el proceso.E3C. )as pol&ticas de re"ulación de estas estructuras de mercado pueden conside 56 .EC.ribunales de \usticia de mayores medios materiales y !umanos$ o de utili(ar m0s intensivamente los medios disponibles.-C.dmon. 8AE3.dministra ción de \usticia. . 9 )os fallos del mercado y la intervención económica del sector público 4--5 : )a re"ulación de los mercados monopoli(ados V. >. /. LOS MERCADOS MONOPOLITADOS COMO L6ALLOS DE MERCADOM.S . ?E )..-=.C-[C ED-S. b5 Pol&ticas de aumento de la oferta. Se tratar&a de dotar a los . Esta alternativa presenta inconvenientes : )a mayor dotación de medios re#uiere un presupuesto m0s elevado$ cuya financiación "enera tambi%n costes de bienestar para los ciudadanos. . Pueden ser ori"inadas por parte de la demanda$ por parte de la oferta$ o combinación de ambos.S . Elevando los costes del proceso. Costes de dilación.1. 3educiendo diferencias : Si los abo"ados sobrasen en función del resultado obtenido$ ser&an menos proclives a orientar al cliente a favor de iniciar un proceso.)ES .Es responsabilidad de sus asesores le"ales la percepción de las posibilidades de salir triunfantes en el liti"io. Perjudican tanto al demandante como al demandado$ operando como el coste del proceso e influyendo ne"ativamente en la demanda de resoluciones judiciales. DE 3ES8)1C-8CES \1D-C-.).nte tal situación$ se plantean dos tipos de pol&ticas alternativas : a5 Pol&ticas de reducción de la demanda. 3educen la posibilidad de #ue se inicie el liti"io. CE D-).E ] P8)`. Su capacidad para resolver casos depende de los medios disponibles por este poder del Estado$ tanto materiales como personales. Por otra parte$ el aumento en el número de ór"anos jurisdiccionales fomenta la aparición de sentencias contrapuestas en casos aparentemente similares$ lo #ue conlleva una mayor inse"uridad jur&dica #ue perjudicar&a a toda la sociedad.. )os oferentes de resoluciones judiciales son los diversos ór"anos de la .

Estudiando el "r0fico se lleva a esta conclusión. El tri0n"ulo C. PE3AEC. )a valoración del posible perjuicio #ue en forma de coste de bienestar para la sociedad impone el monopolio$ como estructura de mercado $ e+i"e definir y evaluar el concepto de e+cedente del consumidor y a partir de %ste$ considerar si el monopolista impone tal coste en a#uellos casos en #ue puede fabricar el producto a un coste m0s bajo #ue lo #ue permitir&a un mercado de competencia perfecta.3 S8C-. Claramente el nivel de producción Im no es un nivel eficiente puesto #ue el coste mar"inal de producir la unidad Im 4la última unidad5 es notablemente inferior a la valoración mar"inal de la misma. -e denomina 8C ) 9: del C*9-. V. Sin embar"o$ actuando la empresa monopolista como ma+imi(adora de beneficios$ producir0 solamente la cantidad Im 4el nivel de producción en el #ue coinciden las funciones de costes mar"inales y los in"resos mar"inales5 y la vender0 a un precio Pm. 1n monopolio de ofertas ma+imi(ador de beneficios conduce inevitablemente al mercado respectivo a una asi"nación ineficiente de recursos.ECC-.D puede considerarse como &ndice de la perdida de bienestar social #ue conlleva el monopolio.E DE) C8CS17-D83.rarse como un ejemplo de las consecuencias de adoptar una visión intervencionista en el papel del sector público. Se parte de la !ipótesis 4por comodidad5 de #ue los costes medios son constantes$ y por lo tanto$ i"uales a los costes mar"inales. En esta situación de e#uilibrio$ tenemos #ue el nivel de producción es el nivel de producción eficiente$ puesto #ue coincide el coste mar"inal de producir el bien con la valoración mar"inal de producir el bien con la valoración mar"inada otor"ada al mismo en el mercado. 57 . Comparando las titulación es de e#uilibrio Ic y Im se aprecia la p%rdida de bienestar social del monopolio. LOS MERCADOS MONOPOLITADOS = LOS COSTES DE BIENESTAR PARA LA SOCIEDAD.) DE) 78C8P8)-8.ES DE ?-ECES. .<=)*4 a la diferencia e&istente entre el precio m(&imo que los demandantes habrían estado dispuestos a pagar por cada unidad comprada y el precio de equilibrio realmente aplicado% ?E C8S. .ES -CAE3-83ES . Si este merca do fuera de competencia$ tendr&a una curva de oferta #ue se identifica con la función de costes mar"inales$ por lo #ue el e#uilibrio en el mercado vendr&a definido por el nivel de producción para Ic y el precio Pc.2. Est0 p%rdida es el ar"umento v0lido a favor de una intervención del Estado en este tipo de mercado.. Esta perdida puede considerarse como &ndice de la p%rdida de bienestar social #ue conlleva el monopolio. )8S DE C87PE.. CE E) 78C8P8)-8 C8C C8S.E E) EDCEDEC.

$ representa beneficio para el monopolista$ obtenido de una p%rdida de e+ce dente para el consumidor.s&$ se distin"uen / 0reas distintas : area . area ?$ representa la p%rdida de e+cedente del consumidor #ue no se apropia el empresario : Constituye un coste de bienestar para la sociedad. Iui(0 por estar con en muc!os pa&ses #ue !a optado por la acción le"islativa$ promul"ando leyes contra las practicas restrictivas de la competencia$ en el marco de una pol&tica antitrust. Esta pol&tica puede "aranti(ar unos niveles de competencias bastante acep tables$ aun#ue re#uiere periodos de tiempo amplios$ y las empresas pueden encontrar recursos para burlar la vi"ilancia #ue la misma supone. area C$ representa los beneficios para el empresario obtenidos por su capacidad para reducir los costes con respecto a los de la industria de competencia perfecta : Si"nifican una "anancia pura para la sociedad. 6ORMAS DE INTER4ENCIÓN PÚBLICA PARA CORRE. 1na variante de esta postura es la constitu&da por la llamada teor&a de los mercados disputables. Desde una posición cercana a las teor&as liberales$ se !a defendido #ue lo mejor es #ue el sector público deje tran#uilo al empresario. V. Como cr&tica a esta 58 . ?E )EB-S).E3=ECC-[C.31S..&.IR LA INE6ICIENCIA DEL MONOPOLIO.C-[C . El monopolio resultar0 eficiente si la "anancia pura e+cede a la p%rdida de bienestar : Si 0rea de ? X 0rea de C.E C8 -C.Comparación entre monopolio y competencia con costes distintos. . y ?. Cual#uiera de las medidas de intervención del Estado en los mercados en los #ue acontece al"una Zimperfección de la competenciaZ conlleva serios problemas.C. En los casos en #ue el monopolio sea ineficiente$ puede justificarse la interven ción pública$ #ue puede adoptar formas muy diversas : . P P7 PCP C7"CP C7"7 666666666666666666666666666666666666666666666666 I7 ICP I En tales circunstancias$ el beneficio para el monopolista est0 representado por los rect0n"ulos .-. y C y la p%rdida de e+cedente para el consumidor se indica por el trapecio formado por las 0reas .

El Estado puede utili(ar su poder fiscal estableciendo al"ún "ravamen impositivo 4un impuesto por unidad de producto$ o sobre beneficios e+traordinarios$ etc. Es posible pensar #ue esa p%rdida de bienestar del monopolio ori"i nada por la elevación de los costes empresariales sea superior incluso a la p%rdida de bienestar del monopolio. El Estado puede fijar un precio m0+imo al i"ual #ue corresponder&a en una situación de competencia.C-[C DE ). 1na consecuencia ne"ativa #ue puede tener esta medida es la p%rdida del incentivo del beneficio #ue ten&a cuando era empresa privada$ desani mando la eficiencia del proceso productivo incurriendo en una elevación de los costes empresariales.C-[C DE 1C )`7-.8 DE -7P1ES.8 DE C1E=.C-8C.s&$ ejemplo$ el mismo Esta do puede constituir una empresa o puede conceder facilidades a a#uellas empresas nacientes en estos mercados..3-.pol&tica se le puede ac!acar #ue puede ori"inar a lar"o pla(o unos costes empresariales supe riores a los #ue se !ubieran derivado de estructuras del mercado con imperfecciones de la competencia. Esto se fundamenta en base a #ue las empresas #ue tienen #ue desenvolverse en un medio muy competitivo est0n abocadas a ocuparse muy fundamentalmente para mantener una supervivencia a corto pla(o 4con el abandono de la investi"ación para mejorar a lar"o pla(o$ etc5.3 E) ES. Por el contrario si e+istiera un cierto poder monopol&stico en el mercado las empresas podr&an dedicar cierta parte de sus beneficios e+traor dinarios a la investi"ación aun#ue en la realidad tambi%n resultar&a raro #ue lo !a"an$ ya #ue no tienen #ue enfrentarse a una competencia #ue les !a"a ser m0s productivo.)-b.. Claro #ue se corre el ries"o de #ue la ayuda re#uerida por la empresa naciente se manten"a por tiempo indefinido. -CD1S. Con el fin de reducir el "rado de monopolio e+istente. Esta medida tendr0 #ue ir acompa*ada de un cambio de pol&tica empresarial para producir efecto. )8S ?ECEA-C-8S . CE E) ES. .dem0s los beneficios empresariales son normalmente tan reducidos #ue #ueda poco mar"en para potenciar la capacidad de autofinanciación de proyectos de investi"ación.?)EC-7-EC. )a propiedad de la empresa puede pasar de las manos privadas a las manos del Estado.)ES. AE P8.. V.S.5 pero desde la perspectiva de la eficiente asi"nación de recursos$ puede decirse #ue los impuestos no contribuyen a solucionar el problema. . 8tra posibilidad es dejar operar libremente al empresario pero indic0ndole #ue su cifra de beneficios no puede e+ceder de un determinado l&mite : Se trata de incentivar #ue el monopolista no mar#ue precios e+cesivamente altos para no superar el l&mite fijado a los beneficios.. Para ello !abr0 #ue considerar los costes #ue conlleva la acción re"uladora del Estado 4costes de información en los #ue se base la decisión "ubernamental de establecer un precio m0+imo coincidente con la !ipot%tica situación de competencia$ as& como costes de ejecución de las medidas5.ECC-. EE C. .8S . .+.E 78C8P8)-8S C. En determinadas situaciones una empresa se encuentra sujeta a amplias econom&as 59 .E .S E7P3ES. Casos m0s relevantes : Costes decrecientes y servicios en #ue la demanda es fluctuante. DE A-\.13.?)EC-7-EC. 6IJACIÓN DE PRECIOS EN LOS MONOPOLIOS E'E S'MINISTRAN SER4I3 CIOS PÚBLICOS.un#ue !abr&a #ue estudiar cada caso individualmente para decidir si es conveniente o no la intervención estatal.

)a respuesta depende crucialmente de las posibilidades del empresario para ampliar la capacidad de suministro. Esta prevención "ubernamental ser0 complicada y tender0 a aumentar la producción para lo #ue tendr0 #ue entre"ar al"una subvención a la empresa para #ue contrarreste sus p%rdidas. En determinadas actividades productivas e+iste una fuerte desproporción entre los costes fijos y los costes medios 4suma de los costes fijos y variables divididos por la cuant&a de producción5 decre(can a medida #ue aumenta el nivel de producción$ 4por ejemplo el suministro de a"ua$ de ener"&a el%ctrica$ etc%tera5. ?E 7E3C. Por una parte se pueden dar problemas de asi"nación de recursos 4)a subida de precios en el transporte público en !oras punta acarrea #ue m0s "ente coja su coc!e con lo #ue empeora en ve( de mejorar la situación5 y por otra a nivel de distribución tambi%n puede !aber problemas 4los #ue utili(an el autobús en !oras punta son normalmente trabajadores #ue se diri"en a su trabajo$ y normalmente con menos recursos #ue los #ue utili(an el autobús en !oras flojas$ "ente #ue va de com pras$ etc%tera5. 1H )os fallos del mercado y la intervención económica del sector público 4---5 : )as e+ternalidades. En consecuencia en este tipo de situaciones la eficiencia productiva aconseja #ue el suministro del bien en cuestión se realice por una única empresa el monopolio natural. )a cuestión de cómo fijar los precios con demanda fluctuante es si se debe poner un único precio para cada per&odo$ o si deben establecerse precios distintos para cada posible momento del tiempo. )a ra(ón es tecnoló"ica. En estos casos las circunstancias tecnoló"icas e+i"en como condición nece saria para la eficiencia econom&a #ue el mercado se estructure en un r%"imen de mono polio de oferta. Habr&a #ue admitir una fluctuación de los precios del servicio paralela a la re"istrada por la demanda y car"ar en estas !oras punta un precio mayor.s&$ por ejemplo$ en determinados servicios como el tel%fono y transporte público$ !ay !oras en #ue la demanda se incrementa notablemente. 60 . =ariaciones de la demanda @ En muc!os casos de monopolio natural$ un problema adicional viene a constituir el !ec!o de #ue e+istan importantes fluctuaciones de la demanda #ue afectan a los costes mar"inales con #ue opera el servicio.s& estar0 justificada la intervención "ubernamental para incrementar el bienestar social. .D8S C8C DE7. Esto en determinadas situaciones puede considerarse justificado desde el punto de vista distributivo. Estas oscilaciones pueden ocurrir durante el d&a$ o referirse a un a*o. . Con esto se est0 subvencionando indirectamente a los usuarios de este servicio a costa de todos los contribuyentes. En al"unos casos esta aplicación es factible e incluso deseable$ pero en muc!os otros no. En el suministro de al"unos servicios$ se produce con cierta frecuencia #ue la demanda sufre oscilaciones muy acusadas a lo lar"o de un per&odo de tiempo.de escala en relación con la capacidad de absorción del mercado en #ue actúa$ de tal forma #ue su cost m dio s d cr ci nt para niveles de producción capaces de ser absorbidos por el mercado.1.C.CD.E. . A)1C. priori caben pensar #ue una asi"nación eficiente de recursos aconseja aplicar una pol&tica de precios en este tipo de servicios #ue i"uale el precio al coste mar"inal. Pero ocurre #ue si no se !ace nin"ún tipo de re"ulación "ubernamental$ el monopolista ma+imi(ador del beneficio producir0 en un nivel inaceptable 4sobre todo por#ue la mayor&a de los servicios producidos por mono polios naturales$ son fundamentales5 ya #ue el monopolista restrin"e la producción.

est( obligado a reparar el da>o causado . LA RESPONSABILIDAD CONTRACT'AL COMO 6ORMA DE SOL'CIONAR EL PROBLEMA DE LAS EITERNALIDADES. )a distinci&n entre ambas estriba en #ue mientras las primeras se refieren a efectos a terceros derivados de acciones de consumo o de producción$ %stos #uedan reflejados en los precios$ mientras #ue en las se"undas nó. Entre las cr&ticas #ue !a sufrido el mercado como mecanismo de asi"nación de recursos se destaca la presencia de e+ternalidades$ positivas o ne"ativas$ en la producción de un bien o servicio. . pesar de lo e+puesto$ la solución civil al problema de las e+ternalidades tro pie(a con al"unas dificultades : Es precisa una correcta definición de los derec!os de propiedad.1. )a primera clasificación de las econom&as e+terna se basa en la distinción entre econom&as e+ternas de car0cter positivo y econom&as e+ternas de car0cter ne"ativo. .12. 12. El planteamiento propio del Cc tiene una formulación económica : .... Desde otro punto de vista puede distin"uirse entre econom&as e+ter nas rec&procas 4caso de #ue aconte(can similt0neamente en ' direcciones5 o nó rec&procas 4caso de #ue aconte(ca únicamente en una sola dirección. En el primer caso se trata de efectos a terceros beneficiosos para %stos y en el se"un do perjudiciales..2.ambi%n se puede distin"uir entre econom&as e+ternas en las #ue est0n involucradas solamente dos partes y econom&as e+ternas en las #ue est0n involucradas múltiples partes. De acuerdo con este planteamiento$ el empresario #ue cause un da*o a un tercero se ve obli"ado a compensarle económicamente : En estas circunstancias$ el efecto e+terno se inter nali(a. Por lo #ue respecta a la naturale(a de las econom&as e+ternas$ en las mismas concurren al"unas de las caracter&sticas de los bienes públicos$ por lo #ue cabe decir de ellas #ue son bienes públicos impuros : En las econom&as e+ternas los efectos a terceros derivados de actividades de consumo y producción son FsubproductosG de las mismas no buscados en s& mismos por #uien desarrolla tal actividad.9H' Cc . . interviniendo culpa o negligencia. Sin embar"o$ la distinción m0s relevante es la establecida por \acob =iner : Econom&as e+ternas pecuniarias y econom&as e+ternas tecnoló"icas$ #ue ayuda a reflejar cual es la naturale(a de tales econom&as e+ternas. ..un#ue la solución sea la misma$ con independencia de a #uien de atribuyen los 61 . En estos casos$ los consumidores o los productores de este tipo de bienes tendr0n en cuenta sólo los beneficios o costes #ue para ellos individualmente se derivan de los mismos y$ en consecuencia$ el mercado producir0 de los mismos unos niveles por e+ceso o por defecto de los de eficiencia.. 1. Se defin&a la e+ternalidad como las consecuencias de la producción o consumo de un bien sobre la producción o consumo de otro$ sin #ue tal efecto se transmitiese a trav%s de los precios. CONCEPTO = TIPO DE EITERNALIDADES. )a similitud e+is tente entre las econom&as e+ternas y los bienes públicos puros es la #ue dificulta la asi"nación eficiente de recursos por parte del mercado en el caso de los bienes #ue las ori"inan. Se !ar0 referencia sobre todo a un caso particular de e+ternalidad ne"ativa : El constitu&do por la contaminación o los da*os al medio ambiente. Esta solución es eficiente e independiente de #uien sea el titular de los dere c!os de propiedad .eorema de Coase : Con derec!os de propiedad bien definidos y en ausencia de costes de tran sacción$ el problema de las e+ternalidades puede resolverse por acuerdo entre las partes. l que por acción u omisión causa da>o a otro. Por último$ puede !acerse la distinción entre econom&as e+ternas de consumo y econo m&as e+ternas de producción$ se"ún resulten de actividades de un tipo u otro.rt.

12. .derec!os de propiedad$ el resultado no es el mismo para los a"entes implicados en el proceso. El an0lisis de la eficacia de este sistema parte de la posibilidad de establecer al"ún tipo de relación entre la cantidad producida y el nivel de contaminación "ene rado. 12. El beneficio vendr&a determinado por el coste de instalar las depuradoras necesa rias para evitar los vertidos contaminantes. .dministrativo$ #ue re"ulan las actividades nocivas$ insalubres o peli"rosas : El sector público establece un l&mite m0+imo a la emisión de a"entes contaminantes por parte del empresario$ de modo #ue$ si la empresa los supera$ puede verse some tida a al"ún tipo de sanción administrativa. )as principales desventajas en este campo : El uso de las sanciones penales plantea las dificultades de lo #ue se !a dado en llamar F!u&da al Derec!o PenalG$ #ue contrasta con la prescripción "eneral de emplear esta rama del ordenamiento jur&dico como último recurso.rts. la !ora de valorar el sentido de este tipo de sanciones$ se parte de la base de una conducta racional del empresario$ movido por el deseo de alcan(ar el m0+imo beneficio. 8tra solución corresponde a las diferentes normas$ pertenecientes al campo del Derec!o . .plicando este criterio$ se comprueba #ue el incumplimiento de las normas de protección del medio ambiente$ "enera unos beneficios y unos costes para el empresario. Cuando el beneficio esperado es muy "rande y la probabilidad de ser condenado muy pe#ue*a$ se plantea el problema de #ue la sanción penal deber&a ser muy elevada : Dificultades tanto en t%rminos de posición comparativa de las penas como de constitucionalidad o admisibilidad %tica de las normas penales. El coste estar&a constitu&do por la sanción penal aplicable al caso$ multiplicado por la probabilidad de #ue el empresario fuese condenado. 62 . )a solución administrativa no es demasiado fle+ible y para alcan(ar el óptimo social deber&a irse modificando continuamente el l&mite m0+imo marcado al nivel de contaminación. EL DELITO ECOLÓ. )a imposición de sanciones administrativas en caso de incumplimiento puede e+i"ir un coste considerable en t%rminos de proceso contencioso administrativo.&. )a norma penal ser0 efica( en la prevención de este tipo de conductas delictivas siempre #ue se cumpla #ue el coste esperado sea superior al beneficio derivado del incumplimiento de las normas de protección al medio ambiente.'LACIÓN ADMINISTRATI4A COMO OTRA 6ORMA DE CONTRA3 RRESTAR LOS E6ECTOS DE LAS EITERNALIDADES. 1na tercera alternativa consiste en la penali(ación de las conductas #ue "eneren da*os al medio ambiente : .+.ICO = LAS EITERNALIDADES. Si la sanción penal fuese muy "rave$ sin lle"ar a la e+a"eración$ es posible #ue los jueces sólo aplicasen la sanción en casos probados con absoluta certe(a. del vi"ente CP. /'2 y si"s.dem0s de %sto$ la re"ulación administrativa tropie(a tambi%n con al"unas dificultades adicionales : )a necesidad de un conocimiento muy profundo de las distintas relaciones e+isten tes entre cantidad producida y "rado de contaminación$ y$ correlativamente$ la e+i"en cia de una normativa muy detallada y prolija$ de dif&cil aplicación. LA RE.

C-[C DE -7P1ES.-. .#u&$ el sector público$ interesado en conse"uir un nivel de contaminación inferior ofrece una subven ción al causante del da*o$ para cubrir$ total o parcialmente$ los costes de la sustitución de la t%cnica de producción utili(ada$ por una tecnolo"&a menos contaminante.. En el caso del art. 1.12.. 12.E7.8S . Supuesto #ue el objetivo del sector público es limitar el volumen de depósitos contaminantes a una cantidad considerada como nivel m0+imo compatible con el 63 .IR LAS EITERNALIDADES.. Si el empresario causa un da*o a la sociedad a trav%s de vertidos contaminantes debe pa"ar un impuesto #ue compense a los ciudadanos : Clara atribución de los derec!os de propiedad .9H' Cc el perjudicado recibe la compensación del causante del perjuicio y en el caso de los impuestos el #ue recibe el pa"o es el sector público$ con lo #ue no ser&a f0cil ase"urar #ue con esos fondos se compense a los perjudicados.. El sistema de los permisos de emisión permite una fle+ibilidad muc!o mayor$ facilitando adem0s el uso simult0neo de otros mecanismos.P)-C.. El planteamiento basado en impuestos medioambientales es particularmente adecuado en los casos en #ue la solución civilista es poco efica( 4cuando el número de afectados es muy "rando y no es posible un acuerdo entre las partes5. 1uien contamina. ?E E) S-S. )as ecotasas no son i"ualmente e#uitativas$ comparadas con la solución del Dere c!o Privado. El sistema puede resultar efica($ pero deben tenerse en cuenta las si"uientes difi cultades : Este sistema atribuye al empresario el derec!o a contaminar$ de forma #ue si la sociedad desea evitar el da*o$ debe pa"ar por ello. 8tra solución consiste en la aplicación de impuestos sobre a#uellas empresas #ue contaminen$ o la concesión de subvenciones a #uienes incorporen tecnolo"&as m0s limpias en sus procesos de producción.. 1na t%cnica innovadora en esta materia es la constitu&da por la creación de un mercado de permisos de emisión o de licencias transferibles : El empresario no tiene nin"ún derec!o a contaminar$ y si lo !ace se ve obli"ado a comprar un permiso para reali(ar la correspondiente emisión de contaminantes : El procedimiento tendr&a los mismos efectos$ sobre el precio y la cantidad de e#uilibrio$ #ue una ecotasa. En cuanto a la eficacia de este sistema : Si el empresario se ve obli"ado al pa"o de un impuesto #ue compense los da*os$ %stos ser&an considerados como un coste m0s del proceso productivo : 1na forma m0s de #ue los efectos e+ternos sean internali(ados por el empresario. LOS PERMISOS DE EMISIÓN = LAS EITERNALIDADES. EL PAPEL DE LOS IMP'ESTOS = LAS S'B4ENCIONES COMO MEDIO DE CORRE.E . paga .. . )levando m0s lejos el ar"umento anterior$ cabe pre"untarse si el sector público no !ar0 uso de esos in"resos para financiar actividades #ue causen da*os aun mayores al medio ambiente$ con lo #ue la efectividad del sistema ser&a m0s #ue discutible.. Es la aplicación de la re"la inversa al establecimiento de impuestos. DE S1?=ECC-8CES . 1n se"undo inconveniente es #ue al subvencionar la actividad contaminadora$ se reducen los costes de producción$ lo #ue puede !acer #ue aumente la cantidad produ cida 4volumen de vertidos sea mayor #ue el inicial5. .

=arias soluciones$ a trav%s de las cuales esta e+ternalidad puede asumirse por los a"entes económicos individuales : Establecer un impuesto sobre la venta del producto #ue al sumarse a los costes mar"inales de la captura y comerciali(ación$ eleva el precio y reduce la cantidad.l e+istir un mercado de licencias$ cada empresario puede considerar rentable usar una tecnolo"&a limpia y vender los dere c!os de contaminación #ue le sobren$ con lo #ue la venta de las licencias resultar&a an0lo"a a las subvenciones pero sin representar un coste para los contribuyentes. )a e+istencia de derec!os de propiedad sobre una especie en e+tinción plantea al"unas dificultades$ entre las #ue destacan : Co siempre es f0cil #ue esos derec!os de propiedad sean tutelados efectivamente$ pero s& #ue el derec!o asi"nado ten"a la protección jur&dica adecuada.C.CONCEPTOS = EJEMPLOS DE BIENES PRE6ERENTES = BIENES PROHI3 BIDOS. En el caso de los "i n s $r % r nt s$ la sociedad considera #ue deben ser accesi bles a todos los ciudadanos y sus ejemplos m0s evidentes son la educación $ 64 . 11 )os bienes preferentes y los bienes pro!ibidos 11. 1n caso particular de e+ternalidades son las referentes a los derec!os de las "eneraciones futuras : En particular$ a#uellos casos en los #ue las sobree+plotación de una especie puede llevar a su e+tinción$ con el consi"uiente perjuicio para #uienes !oy no est0n presentes en el mercado y no pueden !acer nada para preservarla. )a concesión de derec!os de propiedad sobre la especie no "aranti(a su conserva ción. EL PROBLEMA DE LOS REC'RSOS RENO4ABLES. El libre acceso no tiene por#u% conducir necesariamente a la e+tinción de la especie$ sino #ue puede ocurrir #ue el volumen de capturas #uede por debajo del nivel compatible con la población m0+ima. . Establecer cuotas de capturas de las diferentes especies prote"idas$ de manera #ue no se supere la cantidad compatible con el valor óptimo 1na tercera posibilidad con similitudes a la solución civil en el problema de la conta minación$ ser&a atribuir derec!os de propiedad sobre la especie a individuos concre tos. Circunstancia #ue es m0s probable #ue se d% si la demanda del producto es escasa y el coste de obtención del producto relativamente alto. Se trata de dos tipos de bienes cuya única relación es #ue$ en ambos !ay al"ún tipo de valoración por parte de la sociedad sobre la conveniencia o nó de #ue sean producidos en una cuant&a determinada. 12. Si adem0s de atribuir un derec!o de propiedad$ %ste se ejerce en r%"imen de monopolio$ el procedimiento es m0s efica($ pero ni tan si#uiera el supuesto de mono polio puede ase"urar #ue la especie no se e+tin"a.sost%n del medio ambiente$ tal m0+imo no depende únicamente de la actividad de una empresa o industria concreta$ sino #ue es función de la cantidad producida por empre sarios muy diversos y de la e+istencia de otras actividades económicas #ue aminoran el efecto sobre la contaminación ambiental.1.

LA ED'CACIÓN COMO BIEN PRE6ERENTE. Centros privados concertados : Coe+isten los centros públicos con los privados$ si bien %stos reciben su financia ción con car"o a los presupuestos del Estado para cubrir los niveles de ense*an(a considerados obli"atorios y "ratuitos. Princi$a# s $o#?ticas n mat ria d d(caci)n. 11. En el de los "i n s $ro7i"idos $ se parte de la idea de #ue la sociedad no los con sidera bienes$ sino males$ de a!& #ue su distribución y venta se consideren actividades il&citas : =" : Dro"as ile"ales.1. Cuatro tipos de posibilidades de intervención : 1. Car0cter monopolista #ue tendr&a un servicio completamente estatal. Se basa en los si"uientes ar"umentos : 1. '. Consideraciones adicionales : El centro privado se mueve por criterios de rentabilidad.2. >. 11. InconG ni nt s @ Dudas sobre si las ventajas lo sean realmente.2. 7ayor !omo"eneidad en las e+i"encias para la obtención de los t&tulos correspon dientes. Presencia de e+ternalidades positivas : )a educación$ en sus niveles b0sicos$ no sólo beneficia a #uien la recibe$ sino tambi%n al conjunto de la sociedad. El proceso educativo "enera beneficios perfectamente individuali(ados de los #ue se apropia el sujeto #ue !ace uso del servicio. J(sti%icaci)n d #a int rG nci)n $!"#ica. En el an0lisis de la cuestión deben cubrirse dos tipos de cuestiones : )a justifi cación del papel público en este terreno y las distintas formas #ue puede adoptar esta pol&tica estatal. /. 11. -nformación asim%trica en el mercado laboral : El empresario #ue contrata a un trabajador desconoce cu0l es su productividad. )a participación en el proceso educativo es un mecanismo de redistribución de la renta. Cr&ticas al sector público aplicadas directamente a este tipo de pol&tica pública.2. 7ayor control de la calidad del servicio.la sani dad y la vivienda. )a capacidad de obtener in"resos en el mercado de trabajo depende de la formación recibida : Capital !umano. )as pol&ticas educativas deben ser distintas de acuerdo con el nivel de ense*an(a donde se apli#uen. '. Provisión pública : En su versión m0s radical supondr&a #ue todos el sistema educativo se reali(ase a trav%s de centros de titularidad estatal. 4 ntaHas @ 7ayores posibilidades de desarrollar el aspecto redistributivo del proceso de ense*an(a. Se defiende la coe+istencia de centros públicos con privados para evitar #ue %stos en"a*en a los responsables educativos$ solicitando subvenciones superio 65 . Si tiene #ue ele"ir entre varios candi datos$ debe acudir a datos e+ternos$ por ejemplo los t&tulos acad%micos de #ue dispon"a cada uno$ para !acerse una idea de #u% puede esperar$ ra(onablemente$ de cada posible empleado.2.

.1.2. Problemas #ue plantea la prestación "ratuita de los servicios sanitarios y si tal "ratuidad debe aplicarse a todo tipo de prestación. El !ec!o de #ue los conciertos se ne"ocien periódicamente entre el sector públi co y el privado introduce elementos de incertidumbre. Puede adoptar un sistema muy fle+ible. El 9HW del crecimiento en el "asto sanitario tiene su ori"en en un aumento en los precios de los servicios sanitarios$ sobre todo en la prestación media recibida por cada persona. El &ndice de crecimiento del "asto sanitario es m0s din0mico #ue el de su participación en el P-? : )os precios de los servicios sanitarios no !an crecido al mismo ritmo #ue el -PC$ sino m0s lentamente.ceptando la !ipótesis de #ue los servicios sanitarios se prestan de forma "ratuita por morivos distributivos o por la presencia de efectos e+ternos$ se e+traen 66 . El "asto sanitario nacional !a tenidos un fuerte car0cter e+pansivo pues$ medi do en porcentaje del P-? !a crecido desde el 1$H1W en 19<H !asta el Y$/W en 199/. . . La Go#(ci)n d # /asto sanitario n Es$aKa. Debate sobre si es preferible el suministro de estos servicios a trav%s de centros públicos o centros privados y #u% tipos de problemas plantea la "estión de la salud en unos y otros. )os cr%ditos avalados por el sector público : )a ense*an(a$ especialmente la universitaria$ permite la obtención de in"resos superiores a su receptor. Entre sus desventajas$ el #ue un sistema de esta naturale(a no "aranti(a la inte"ración de los distintos "rupos sociales y raciales. 1na ve( #ue esa persona encuentre un trabajo$ proceder&a a devolver el cr%dito percibido. Se trata de #ue el ciudadano #ue se beneficia$ pa"ue el servicio y en caso de no disponer de fondos$ #ue acceda a pr%stamos a bajo inter%s #ue en su caso avalar&a el sector público. )a tasa de cobertura y el factor demo"r0fico no e+plican demasiado el crecimiento del "asto sanitario absoluto.&.&. /. /. El sistema de concierto se critica en la medida en #ue impone restricciones$ no siempre relacionadas con la "arant&a de la calidad en el servicio prestado. El sistema de c!e#ue escolar : El sector público financia directamente a las familias entre"ando unos fondos #ue sólo pueden utili(arse para pa"ar el coste de la ense*an(a.res a las necesarias. '.l i"ual #ue en el caso del "asto en la educación$ las prestaciones sanitarias ofrecidas por el sector público$ tienen una doble justificación : Servicio #ue "enera efectos e+ternos positivos$ e indudables elementos de car0cter redistributivo. 11. >. 11. EL DERECHO A LA SAL'D = LA SANIDAD PÚBLICA. Los % ctos d #a $r staci)n /rat(ita d #os s rGicios sanitarios. 11. Su principal ventaja es la m0+ima libertad #ue da a las familias a la !ora de decidir la ense*an(a #ue recibir0n sus !ijos.&.res aspectos fundamentales : 1. Cu0les son los datos m0s relevantes #ue permiten conocer el "asto sanitario nacional y las ra(ones #ue e+plican su crecimiento.

En el "asto sanitario de car0cter preventivo$ la presencia de e+ternalidades resulta decisiva y consecuentemente$ estas prestaciones deben ser "ratuitas e incluso obli"a torias. >. )a entre"a "ratuita de medicamentos a determinados "rupos sociales$ carentes de medios$ "enera problemas a*adidos : Discriminación de precios por el Servicio Cacio nal de Salud. EL ACCESO A LA 4I4IENDA. /. 11.&. 6(ncionami nto d #os m rcados d GiGi nda. )a propia prestación de este tipo de servicios "enera una serie de efectos #ue tiende a aumentar el "asto sanitario : 1. 11.l i"ual #ue en la educación$ la "ratuidad en la prestación sanitaria no e+i"e$ necesariamente$ #ue el servicio sea suministrado por centros públicos. . /. /U5. En el mercado de viviendas en propiedad$ la oferta est0 constitu&da por las distintas promociones inmobiliariarias$ 67 . )os intentos por mejorar las prestaciones de la sanidad pública a trav%s de cambios en los procedimientos de "estión$ !an obtenido resultados muy modestos #ue demuestran #ue los incentivos de car0cter económico son importantes.las si"uientes conclusiones : 1.+.&. '. '. Dos mercados distintos pero interconectados. '.dministrativo$ las normas sobre arrendamientos urbanos en el Derec!o Civil$ y las deducciones #ue se permiten en el -3PA a #uienes ad#uieren vivienda propia. 11. El !ec!o de tener "aranti(ado el servicio de salud aun#ue no se dispon"a de recursos suficientes$ impide #ue el sujeto adopte toda la dili"encia debida para preservar su estado de salud.+. 1n caso de bien preferente es el mercado de la vivienda$ reconocido en el te+to constitucional como uno de los derec!os sociales : Dos dificultades #ue !acen especialmente compleja su e+posición : De un lado$ e+isten dos submercados muy interrelacionados : Casas en propie dad y el de inmuebles en al#uiler. Por tal complejidad parece adecuado distin"uir entre la descripción del mercado y los efectos de las distintas normas sobre su funcionamiento. Presencia de información asim%trica en la relación m%dico paciente. El uso e+clusivo de centros privados$ sin imponer la obli"ación de atender a todos los usuarios #ue lo soliciten o al"ún tipo de restricción similar$ podr&a llevar al resul tado$ posiblemente indeseable para el sector público$ de #ue sólo se admitiese a los pacientes m0s rentables 4a#uellos cuyo tratamiento "enerase un mayor beneficio mar"inal5. En la sanidad e+isten posibles econom&as de escala #ue justifican las ventajas comparativas de los "randes complejos !ospitalarios frente a unidades m0s pe#ue *as. Si el fin del "asto sanitario es de car0cter redistribitivo$ resulta dif&cil justificar la "ratuidad del mismo para todos los usuarios y para todas las contin"encias m%dicas. Circunstancias espec&ficas : 1. C ntros $!"#icos F c ntros $riGados.1. De otro$ se presenta la influencia$ muc!as veces contradictoria de tres tipos de normas jur&dicas : Derec!o urban&stico como parte del Derec!o . )a "estión pública de los centros sanitarios puede anali(arse con la ayuda del modelo de CisJanen 4)ec.

la reducción de la demanda de inmuebles para después alqui. pues es su sustitutivo m(s pró&imo% )e otra. la disminución en la compra de viviendas para uso propio estimula la demanda de alquileres. como a quienes lo adquieren con el fin de arrendarlo.larlos se manifiesta como una disminución de las casas ofrecidas en alquiler% l resultado es un fuerte aumento de las rentas pagadas por los inquilinos% Como ya se !a dic!o$ el aumento de los precios en el mercado de la vivienda en propiedad estimula la demanda de al#uileres y reduce la oferta de %stos.res instrumentos disponibles : Cormas de derec!o urban&stico #ue afectan a la cantidad de suelo urbani(able$ las disposiciones civiles en materia de protección de los arrendamientos y las deducciones por ad#uisición de vivienda presentes en las normas del impuesto sobre la renta. )as autoridades públicas inciden de maneras muy diversas en los mercados de vivienda : . aE Cormas de Derec!o urban&stico. el precio se eleva y la cantidad vendida disminuye% sa reducción de la cantidad afecta tanto a quienes compran el inmueble para su propio uso. An0#isis d #os % ctos d #as distintas $o#?ticas $!"#icas n mat ria d GiGi nda.sean públicas o privadas$ mientras #ue la demanda la componen dos tipos de compra dores : -ndividuos #ue desean ad#uirir una vivienda para uso propio 4dependiendo del precio de la vivienda$ el al#uiler como bien sustitutivo$ su nivel de renta y los tipos de inter%s en el mercado !ipotecario5 y personas #ue compran una vivienda como un modo de materiali(ar su a!orro para despu%s obtener un rendimiento a trav%s de los al#uileres correspondientes. )os efectos de una mayor e+i"encia de las normas urban&sticas se resumen : Elevación de los precios de las viviendas en propiedad. El comportamiento de este se"undo "rupo estar0 condi cionado por el precio de la vivienda$ el precio de los al#uileres$ el nivel de renta y los tipos de inter%s. El resultado es un incremento de los precios en las viviendas arrendadas y una li"era modificación en la cantidad de inmuebles al#uilados. 11. con un precio 0 ? y una cantidad 1 ?% +l reducirse la oferta.+.2. P P' P1 6666666666666666666666666666666666666666666 I =nicialmente el mercado de viviendas en propiedad se encontraba en el punto de equilibrio . 68 . Elevación de los al#uileres. Cormas urban&sticas y mercado de viviendas en propiedad. 3educción en la cantidad de viviendas vendidas. El sector público establece normas muy estrictas en materia de urbanismo : Se reduce el número de m' constru&dos : Supone una reducción de la oferta de viviendas$ con el consi"uiente aumento del precio de %stas. siendo este último efecto el marcado por la reducción desde 1 ?a hasta 1@a / +mbos efectos tienen influencia en el mercado de alquileres / )e una parte.

Por considerar los al#uileres percibidos por el arrendador como un componente de los rendimientos del patrimonio. Efectos sobre el mercado de la vivienda de las normas de Derec!o Ainanciero. . Por permitir una deducción en la cuota de un porcentaje de las cantidades desti nadas a la ad#uisición o mejora de la vivienda !abitual. El planeamiento urban&stico y la iniciativa pública en materia de construcción de viviendas puede compensar la disminución inicial de la oferta$ evitando as& los resul tados m0s indeseables. )os efectos previsibles de una pol&tica de tal naturale(a ser&an : De un lado$ la protección al arrendatario puede favorecer un aumento en la deman da de viviendas de al#uiler y un retroceso en la de viviendas de propiedad$ pues el comprador de inmuebles para su propio uso puede lle"ar a considerar #ue la protec ción brindada por la le"islación de arrendamientos urbanos$ le convierte en cuasi propietario. )a actual re"ulación del impuesto sobre la renta de las personas f&sicas afecta al mercado de la vivienda en 2 órdenes distintos : 1. P P' P1 69 .baratamiento del acceso a la vivienda a trav%s de la propiedad. 2. b5 Cormas de Derec!o Civil. 1n se"undo "rupo de normas #ue influye en el mercado de la vivienda est0 consti tu&do por la re"ulación de los arrendamientos urbanos.Escasa modificación de la cantidad de pisos en al#uiler. Consecuencias : Encarecimiento del acceso a la vivienda a trav%s del arrendamiento. c5 Cormas de Derec!o Ainanciero. Por incorporar otra deducción en la cuota para el arrendatario de escasos recursos #ue destine una parte sustancial de sus in"resos al pa"o del arrendamiento. De otro$ los individuos #ue est%n dispuestos a comprar un inmuebles como forma de materiali(ar su a!orro$ entender0n #ue e+isten otras alternativas m0s rentables y con mayor li#uide(. /. '. El tratamiento fiscal de la vivienda favorece claramente a #uien ad#uiere el inmue ble para !acer de %l su domicilio !abitual$ frente a #uien lo considera un a!orro en activos reales$ y frente a #uien decide vivir en al#uiler. >. Por la atribución de una renta impl&cita al propietario de la vivienda #ue la emplea para su propio uso. Por estimar #ue los intereses pa"ados en la ad#uisición del inmueble se deducen de la renta impl&cita cuando sea el domicilio !abitual del contribuyente y cuando se trate de inmuebles destinados al arrendamiento.

Si la pol&tica tiene %+ito$ el resultado es f0cil de comprobar : 3educción en el consumo.-. El debate sobre si ser&a conveniente le"ali(ar la venta de al"unas de las dro "as ile"ales$ puede racionali(arse a partir de los distintos costes presentes en el mercado : 70 .6666666666666666666666666666666666666666666 I Disminución de la demanda de al#uileres$ al ser fiscalmente rentable la compra.ar #as dro/as. Disminución en el precio de venta. Disminución del número de viviendas al#uiladas y un mantenimiento de los precios pa"ados por los arrendatarios. 11. .-. Po#?ticas d r $r si)n d # cons(mo d dro/as. De un lado$ #ue las decisiones de cada individuo$ como ser !umano racional$ sólo le competen a %l. 11. .ALES. De otro lado$ se defiende #ue las dro"as$ !oy pro!ibidas$ causan da*o no sólo a la salud del usuario de las mismas$ sino tambi%n a terceros$ a*adi%ndose el ar"umen to de #ue los costes de salud acaban recayendo sobre la sociedad en su conjunto.1.2. Postura #ue conduce a la despenali(ación del tr0fico de las actuales dro"as pro!ibidas y su sometimiento al mismo r%"imen #ue otros productos potencialmente da*inos para la salud$ a las #ue como m0+imo se e+i"e un control público sobre su distribución o sobre la información #ue debe suministrarse al usuario. Como consecuencia de los dos efectos anteriores$ el "asto de los consumidores en dro"as disminuye. ?E Pol&ticas de demanda. 1na última consecuencia de la ile"alidad del tr0fico es la "eneración de "randes beneficios para el empresario$ lo #ue conlleva #ue pueda reali(ar adem0s todo tipo de actividades ile"ales para se"uir en el ne"ocio. 11. En el caso de la pro!ibición de determinadas dro"as$ pueden se"uirse dos tipos de planteamientos #ue conducen a conclusiones totalmente opuestas.-.res instrumentos de distinta inten sidad : Campa*as de información y disuasión del consumo$ suministro de sustitutivos y la penali(ación del consumo. 3educción de la oferta. La a#t rnatiGa d # /a#i. 'N CASO DE BIENES PROHIBIDOS @ LAS DRO. Disminución de los beneficios del empresario.AS ILE. 1n factor #ue debe tenerse en cuenta es #ue la pro!ibición del tr0fico de estas dro"as conduce a una falta de control sobre su contenido.ctuación sobre los demandantes del mercado : . Supuesto #ue el sector público decidiese mantener el actual sistema de pena li(ación del tr0fico de dro"as$ pueden considerarse : Pol&ticas de control de oferta y pol&ticas de disminución de la demanda. Consisten en dificultar el acceso al producto por parte de los consumidores$ incor porando el tr0fico de tales substancias a un tipo delictivo$ #ue en la le"islación nacio nal se incluye entre los delitos contra la salud pública.E Pol&ticas de oferta.

Como tal conse cuencia ser&a inasumible$ el se"undo objetivo ser&a !acer m&nimo el coste de salud$ pero sometido a la restricción de #ue el "asto destinado a reprimir el tr0fico$ no pueda e+ceder un l&mite m0+imo 4l&nea ??5.1. Pueden distin"uirse dos situaciones : Civeles de represión y objetivos alternativos del sector público. El estudio de la pobre(a en Espa*a !a recibido una atención creciente por parte de los economistas nacionales$ #uienes !an centrado su atención no sólo en el m%todo óptimo de su medición y valoración de su evolución$ sino en identificar las causas #ue e+plican su aparición. 1n se"undo componente de los costes est0 constitu&do por los recursos destinados a la propia represión$ donde se a"rupan no sólo los "astos de la persecución policial del tr0fico sino los de toda la delincuencia asociada a ese mercado y los de la activi dad judicial o de mantenimiento de la población reclusa. 1' El sector público y la redistribución de la renta 12. )a medición de la pobre(a puede reali(arse desde dos perspectivas : De un lado$ calculando el umbral m&nimo de in"resos$ por debajo del cual$ el individuo o la familia se consideran pobres 4medida en t%rminos absolutos5 : )a idea #ue sustenta este m%todo es #ue la satisfacción de las necesidades elementales re#uiere un volu 71 . IMPORTANCIA = CA'SAS DE LA POBRETA EN ESPA<A. Pts ? CST CSo 66666666666666666666666666666666666666666666 3 1. '.)os costes causados a la salud pueden considerarse decrecientes al aumentar la represión ejercida sobre las dro"as. Si el sector público intenta !acer m&nimo el coste de salud$ trope(ar0 con #ue este coste e+i"e un nivel de represión cada ve( mayor$ con "anancias muy poco aprecia bles. Estos costes de represión crecen acusadamente al aumentar la persecución de esta actividad. En tales circunstancias$ el sector público se situar&a en el punto B$ donde la l&nea de presupuesto m0+imo se cru(a con la curva C3. Este punto corresponder&a a un nivel de represión mayor 43o5$ pero se "enera un coste de salud inferior 4Cso5. Estimados ambos tipos de coste$ el debate sobre le"ali(ar o nó$ se convierte en un problema de identificar los objetivos del sector público. Si el sector público decide !acer m&nimos los costes totales 4suma de los costes de salud y los de represión5$ eli"ir0 situarse en el punto 7$ al #ue corresponde un nivel de represión 3T y un coste de salud CST. )levado al e+tremo este objetivo$ podr&a ocurrir #ue la actividad represora de las dro"as absorbiese todos los Presupuestos Benerales del Estado.

men m&nimo de in"resos. De otro$ se puede considerar como pobres a a#uellas perso nas cuyos in"resos no alcancen el 2HW del nivel de renta medio de la sociedad$ y en el mismo sentido$ se considera en situación de miseria a #uienes no lle"uen al '2W de ese nivel medio : 7edida relativa de la pobre(a. En lo #ue se refiere a la incidencia del fenómeno 4#u% personas son las #ue se encuentran en mayor ries"o de enfrentarse a situaciones de pobre(a5$ se identifican los si"uientes "rupos : 1. Ho"ares numerosos y con una alta tasa de dependencia : .#uellos en los #ue la mayor&a de los inte"rantes no pueden acceder al mercado de trabajo. '. Ho"ares situados en (onas rurales cuyos in"resos proceden del sector a"rario$ con trabajos eventuales. /. Ho"ares cuyo sustentador principal est0 en el paro. >. Ho"ares cuyo sustentador principal tiene una bajo nivel de educación. 2. Ho"ares formados por una persona o pareja mayor de <2 a*os. <. Aamilias monoparentales con elevado número de !ijos$ #ue constituyen un "rupo de ries"o relativamente frecuente.

12.2. EL SECTOR PÚBLICO = LA REDISTRIB'CIÓN DE LA RENTA @ J(sti%icaci)n F m dios. 12.2.1. J(sti%icaci)n t )rica d # $roc so r distri"(tiGo. .s& como e+isten objetivos para los #ue es f0cil conse"uir un consenso un0 nime$ como el objetivo de la asi"nación eficiente de recursos$ la estabilidad de precios$ etc$ e+isten otros para los #ue no se puede decir lo mismo : Por ejemplo$ el objetivo de crecimiento económico$ ya #ue la obtención de un crecimiento sostenido de la renta en el futuro$ e+i"e cierto comportamiento por parte de los ciudadanos$ #ue conlleva una renuncia a consumir en el presente para propiciar la inversión #ue aumente la capacidad productiva y por lo tanto la producción futura. Si bien los jóvenes no deber&an poner inconvenientes$ !ay #ue pensar #ue la población vieja no tendr0 "randes deseos de renunciar a un nivel de bienestar presente en favor de un futuro #ue para ella no e+iste. .l !ablar del objetivo de la distribución de la renta !e de pensarse$ #ue el "rado de acuerdo entre los ciudadanos es aún menor. )a distribución depender0 de la visión del mundo #ue cada particular sostiene y por lo tanto la cuestión no puede resolverse con ar"umentos cient&ficos. .s&$ cual#uier postura a defender$ no pasar&a de ser el resultado de un juicio aprior&stico sobre un Zdeber serZ. Por lo tanto$ lo único #ue puede !acerse es determinar cu0les !an sido los planteamientos #ue la teor&a pol&tica !a es"rimido para su plasmación en unos t%rminos de con#uista económica y social$ a lo lar"o del tiempo. Se puede establecer cuatro planteamientos distintos : 1. S-S,E7. DE 7E3C.D8 P138. Es el resultado al #ue se lle"ar&a en el caso de #ue el Estado se limitara a desem pe*ar una mera función protectora de los derec!os de propiedad y de e+i"ir el cumpli miento de los contratos. En %l$ la renta de cada individuo estar&a determinada única mente por la cantidad de factores de producción #ue poseyera$ y por el precio #ue$ de acuerdo a su productividad$ les correspondiera en el mercado a esos factores. )os ciudadanos tendr0n derec!o a disponer de sus factores$ a recibirlos de sus antepa sados y a trasmitirlos a sus descendientes. De acuerdo con este planteamiento y dado #ue sólo la ri#ue(a es capa( de en"endrar ri#ue(a$ !abr&a una clase privile"iada de individuos 4mientras #ue otros no dispondr&an de medios para subsistir5. Por ello$ puede decirse #ue en este sistema de mercado puro$ las diferencias de renta de unos individuos a otros$ pueden alcan(ar cotas insultantes$ siendo muy elevado el "rado de desi"ualdad.
72

)a defensa del mercado puro se !ace por los defensores de un liberalismo a ultran(a . '. I1E ED-S,. -B1.)D.D DE 8P83,1C-D.DES. )o #ue el Estado debe procurar es #ue todos los !ombres ten"an$ en principio$ las mismas oportunidades. De acuerdo con %sto$ se admiten desi"ualdades sociales siempre #ue %stas no obede(can a ra(ones ajenas a las capacidades naturales con las #ue nace cada individuo$ estableci%ndose como criterio %tico de distribución$ el de la i"ualdad de oportunidades. .un#ue todos los "obiernos del mundo occidental aceptan ese planteamiento$ como m0s acorde con el r%"imen democr0tico$ e+isten "randes diferencias en los resultados pr0cticos #ue se obtienen con este principio$ toda ve( #ue una aplicación ri"urosa del mismo$ puede llevar incluso la anulación del sistema !ereditario$ lo #ue socavar&a los propios cimientos del derec!o a la propiedad privada$ reconocido en dic!os pa&ses con absoluta unanimidad. /. D-S,3-?1C-[C -B1.)-,.3-. DE ). 3EC,.. )os planteamientos anteriores responden a los valores con #ue se "obiernan los pa&ses capitalistas. Pero$ los pa&ses comunistas o de planificación central$ parten del principio de #ue todos los !ombres son i"uales por nacimiento$ y #ue la renta$ en consecuencia$ debe distribuirse de una forma i"ualitaria$ independientemente de #ue las capacidades de las personas sean distintas de unos a otros. )a aplicación de este principio entra*a serias dificultades. ya #ue su filosof&a constituye un desincentivo claro para el esfuer(o laboral y socava cual#uier deseo de promoción. >. . C.D. C1.) SEBcC S1S CECES-D.DES. Dentro del credo comunista$ e+iste aún un principio resdistributivo m0s avan(ado : Iue la renta se distribuya de acuerdo con las necesidades$ de tal forma #ue reciba m0s$ #uien m0s necesita. Ci #ue decir tiene #ue$ como criterio i"ualatorio$ es el m0+i mo al #ue se puede aspirar$ ya #ue termina e#uiparando a los ciudadanos$ no por dotes naturales$ sino por un criterio !umanitario$ como es el de las necesidades #ue padece. -"ualmente es un sistema #ue les incentiva al trabajo. Aactores determinantes : Se estudian los factores determinantes de la distribución de la renta en un sistema de mercado 4en el #ue e+iste la propiedad privada de los medios de producción5 : La r nta $ rsona# de un individuo$ en estos pa&ses$ depende en principio de dos elementos : El $r cio #ue el mercado asi"na a esos factores$ de tal forma #ue #uien posee mayor capacidad de producción. obtendr0 mayor nivel de renta. Es el resultado de ' elementos 1. )a mayor o menor productividad del factor. '. Co siempre la productividad determina el precio final del factor$ pues ello e+i"ir&a condiciones de competencia perfecta. )a cantidad de factores #ue se posee$ #ue depende de ' elementos : )o #ue el individuo puede ad#uirir mediante esfuer(o laboral$ a lo lar"o de su e+istencia$ y lo #ue !aya podido ad#uirir por !erencia. )os factores de producción #ue cada individuo obtiene a lo lar"o de su vida$ dependen b0sicamente de estos tres elementos : 1. Su nivel intelectual 4inversión en capital !umano5. '. ,anto o m0s importante es poseer cierta F!abilidadG para desarrollar actividades #ue tienen un alto "rado de aceptación en el mercado 4toreros$ futbolistas 5 aun#ue no se ten"a nivel intelectual. /. ,an importante como las dotes naturales es disponer de medios para poner en pr0ctica esa inteli"encia o !abilidad. Cuando estos mercados presentan si"nos de competencia imperfecta$ la remu neración del factor depende del "rado de poder económico y social #ue poseen los
73

distintos participantes en esos mercados : Due*os de factores y empresarios. 12. 2.2. D "at so"r #os m canismos d r distri"(ci)n. 1na de las medidas #ue el Estado puede tomar si #uiere modificar la remuneración de factores$ es intervenir esos mercados para conse"uir una valoración distinta de los mismos. ] %sto se puede !acer de varias formas : Puede entrar en el mercado alterando las condiciones de la demanda y oferta de factores : Por ejemplo$ restrin"iendo la entrada en el mercado$ estableciendo m&nimos de edad$ estableciendo cursos de aprendi(aje y formación del trabajador para #ue aumente la productividad. etc. ,odas estas medidas van diri"idas a elevar el salario del obrero actuando a trav%s del mercado. Pero puede tambi%n intervenir desde fuera del mercado asi"nando una enumeración distinta a la #ue determinan las fuer(as del mercado. Se trata de la pol&tica de establecimiento de salarios m&nimos$ cuando el Estado considera #ue las condiciones del mercado llevar&an a la determinación de unos salarios intolerable mente bajos desde un punto de vista pol&tico social o !umanitario. En tal circunstancia se establece un salario m&nimo #ue #ueda determinado por encima del de e#uilibrio. Como consecuencia de esto$ aumentar0 el volumen de obreros #ue est%n dispuestos a trabajar 4,'5 al nuevo nivel de salario 4S'5$ a la ve( #ue los empresarios disminuir0n la demanda !asta ,o. Como resultado de ello se producir0 un aumento del paro de ,o a ,'. cnicamente !abr0n conse"uido aumentar su salario a#uellos obreros #ue antes cobraran S1 y a!ora cobran S'$ esto es$ de H a ,o. En vista de lo cual$ parece dudar se de #ue este tipo de pol&ticas obten"an resultados realmente satisfactorios$ y en todo caso$ si el Estado #uiere conse"uir mejores salarios a trav%s de medidas no fiscales$ parece aconsejable utili(ar a#uellas #ue lleven a un cambio en las condi ciones del mercado$ tendentes a aumentar la productividad del factor trabajo. .mbos mecanismos de redistribución coe+isten en los modernos Estados de ?ienestar.

12.&. LOS SALARIOS DE INSERCIÓN SOCIAL. Con este procedimiento se pa"a al perceptor una cantidad$ obtenida a partir de un m&nimo prefijado$ #ue depende del número de personas #ue tiene a su car"o el #ue recibe la subvención$ y de la renta #ue recibe el ciudadano. 12.+. EL IMP'ESTO NE.ATI4O SOBRE LA RENTA. Consistir&a en el establecimiento de una subvención por parte del Estado$ #ue a modo de impuesto ne"ativo$ no sólo no "rave la renta$ sino #ue "arantice unos m&ni mos de subsistencia a a#uellos individuos #ue mediante su participación en los proce sos productivos no alcancen ese m&nimo vital. Este es$ #ui(0s$ el instrumento fiscal con m0s posibilidades futuras a efectos redistributivos$ aun#ue de momento$ las le"islaciones de la mayor parte de los pa&ses$ entre ellos$ la espa*ola$ encuentran serias dificultades para su aplicación. )a idea es establecer un impuestp proporcional$ =" del 'H W$ con un m&nimo$ =" de 2HH.HHH ptas$ de modo #ue si el ciudadano tiene una renta 3$ deber0 pa"ar la cantidad : , @ H$'H 43 2HH.HHH5 donde la cantidad , ser0 positiva y el ciudadano pa"ar0 al Estado$ o ne"ativa y ser0 el ciudadano #uien cobre. De esta forma$ a#uellos #ue se encuentren por debajo del m&nimo percibir0n una cantidad decreciente$ en concepto de ayuda del sector público. Comparando los resultados de los dos sistemas de protección social 4salario de inserción social e impuesto ne"ativo de la renta5$ en el S-S al perceptor se le eliminan los incentivos para incorporarse al mercado de trabajo cuando el salario fuese menor al m&nimo "aranti(ado$ mientras #ue tal efecto no aparece en el caso del impuesto ne"ativo sobre la renta$ pues la inserción laboral$ aun con in"resos bajos$ permite
74

alcan(ar superiores niveles de renta.

12.-. LOS PRO.RAMAS DE LA SE.'RIDAD SOCIAL. )a Se"uridad Social representa una parte muy importante de la participación del Estado en la actividad económica. ,res tipos de cuestiones : )a justificación de #ue sea una pol&tica pública$ las formas #ue puede adoptar un r%"imen público de se"uros sociales y cu0les son los principales efectos ne"ativos del sistema actual. 12.-.1. J(sti%icaci)n d #os $ro/ramas $!"#icos d S /(ridad Socia#. Desde una perspectiva liberal$ este tipo de pro"ramas tendr&a dif&cil justifica ción$ pues el mercado podr&a dar satisfacción a los problemas #ue cubre la SS. ,eóricamente los ciudadanos podr&an contratar con compa*&as de se"uros privadas el ries"o de #uedar desempeleado o incapacitado para trabajar. En cuanto al problema del paro$ debe resolverse dando mayor libertad al mercado de trabajo. 3especto al sistema de pensiones$ el mecanismo de mercado ofrece la alternativa de los fondos de pensiones. Desde una perspectiva intervencionista : )as compa*&as privadas sólo ase"urar&an a los trabajadores cuyo ries"o de #uedar desempleados fuese muy pe#ue*o$ o e+i"ir&an unas primas muy elevadas. En tales circunstancias$ no se podr&a "aranti(ar #ue todo el mundo pudiese acceder a ese tipo de se"uros. .dem0s$ #uienes se encuentran en mayor ries"o de desempleo son #uie nes precisan m0s este tipo de ase"uramiento$ de a!& #ue resulte imprescindible un sistema público. )a denominada selección adversa : Supuesto un se"uro obli"atorio de desempleo y #ue e+isten ciudadanos con alto ries"o$ y otros con baja probabilidad. 1na entidad #ue ase"ure a todos podr&a compensar el alto ries"o de unos frente al muy bajo de otros sin e+i"ir un pa"o e+cesivo a nin"uno. Iuienes tienen una escasa capacidad económica no puden "enerar el suficiente a!orro como para obtener una pensión en el futuro. 1na compa*&a privada no podr&a !acer frente a "raves crisis de desempleo. El #ue se "aranticen las pensiones o el se"uro de desempleo no sólo beneficia a los perceptores$ sino a la sociedad en su conjunto. 12.-.2. Sist mas a#t rnatiGos d $ nsion s. Si se acepta #ue el sector público debe representar un papel en el manteni miento de un sistema universal de pensiones$ puede optarse por una de las fórmulas si"uientes : 1. Sistemas de capitali(ación. )as aportaciones pa"adas por cada participante en el plan constituyen un fondo #ue despu%s se utili(a para pa"ar las prestaciones correspondientes. E+iste una correlación entre las cantidades aportadas y la percepción recibida. '. Sistemas de reparto o de transferencias entre "eneraciones. )as aportaciones$ coti(aciones$ de los trabajadores sirven para pa"ar las prestacio nes de la población inactiva. Co !ay correspondencia entre las cantidades aportadas y la pensión recibida$ teniendo las coti(aciones una clara naturale(a jur&dica de impues tos. Este sistema es el e+istente en nuestro pa&s. Si el número de activos disminuye por el escaso crecimiento de la población y la
75

)os pa"os en concepto de se"uro de desempleo afectan al comportamiento de los trabajadores$ #ue pueden demandar salarios reales m0s altos. En un sistema público$ el a!orro del trabajador es captado obli"atoriamente por el sector público #ue lo utili(a para pa"ar prestaciones de la población pasiva #ue lo destina al consumo.l mar"en de las dificultades #ue plantea la viabilidad financiera de los siste mas públicos de prestación social$ se apuntan otras cr&ticas a la e+istencia o al dise*o concreto de esos pro"ramas : 1. )os efectos de las coti(aciones del empresario. 12.portación por el sector público de cantidades cada ve( mayores para el manteni miento del sistema. 12.umentar las coti(aciones. E% ctos con)micos d # sist ma d S /(ridad Socia#. Por otra parte$ la e+plicación del alto nivel de paro podr&a deberse a la e+istencia de unos m0r"enes de beneficio superiores en la empresa espa*ola$ compar0ndola con sus competidoras europeas. '. Esta visión se !a criticado por e+cesivamente pesimista. . )os efectos del sistema de reparto en las pensiones.lentitud en la creación de empleo$ y el número de pasivos crece por aumento en la esperan(a de vida y en la tasa de paro$ podr&a lle"ar un momento en #ue se produjera la #uiebra financiera del sistema$ !abiendo sólo tres alternativas para su manteni miento : . Se trata de un aut%ntico impuesto sobre la creación de empleo #ue perjudica a a#uellas empresas #ue utilicen de modo m0s intensivo la mano de obra.-. Se defiende la sustitución de la cuota empresarial por un aumento en el -=. )as cr&ticas se resumen en la idea de #ue el sistema espa*ol de prestaciones sociales$ se"uro de desempleo y pensiones es responsable del alto nivel de paro nacional. LA CRISIS DEL ESTADO DE BIENESTAR COMO REDISTRIB'IDOR DE LA 76 ..&. . )as cr&ticas a los efectos económicos de la Se"uridad Social pueden racionali (arse : )as coti(aciones sociales a car"o de los empresarios suponen un aumento en los costes no salariales de la mano de obra.. Disminuir las prestaciones. )a participación de los asalariados en la renta nacional de 199< era del >2$9W$ cuando la media europea en ese a*o era del 2H$/W$ lo #ue da un amplio mar"en de crecimiento. /. )a reducción del nivel de a!orro de los ciudadanos y las dificultades "eneradas en la financiación de los proyectos de inversión de los empresarios$ elevan el valor de los costes empresariales. )os efectos de las prestaciones del desempleo. Debe mati(arse #ue una reducción de las cuotas empresariales deber&a redu cir la tasa natural de desempleo$ lo #ue sólo ocurrir0 si los fabricantes no se apropian de tal a!orro$ elevando su mar"en de beneficios. 1n sistema de capitali(ación$ público o privado$ da incentivos para #ue los a!orra dores bus#uen la entidad m0s rentable para su plan de pensiones.. El elemento clave es la relación e+istente entre el pa"o percibido cuando se est0 empleado y la prestación obtenida en condiciones de desempleo. )a e+istencia de un se"uro de desempleo a*ade m0s ri"ide( al mercado de trabajo.

. Cin"uno de los tres criterios es totalmente convincente$ y$ por ello$ parece ló"ico buscar otros elementos de diferenciación : 15 En los in"resos ordinarios del sector público no es precisa una autori(ación e+presa del Parlamento al aprobar la ley de presupuestos$ pues la e+istencia de los distintos in"resos ordinarios est0 prevista por una norma jur&dica anterior. .res criterios para considerar como ordinario o *traordinario un in"reso : a5 Si los in"resos los obtiene el sector público de la renta del sujeto$ se est0 en presencia de un in"reso ordinario 4v"r.RENTA. )o cierto es #ue el modelo de Estado redistribuidor !a sido capa( de resolver los conflictos sociales$ ofreciendo a todos los miembros de la sociedad un marco m&nimo de protección..RESOS PÚBLICOS. Si el in"reso se obtiene del patrimonio del ciudadano se trata de un in"reso e+traordinario 4v"r. En otros casos 4 el norteamericano es particularmente evidente pero nó el único5$ la e+pulsión de determinados colectivos$ sociales o raciales$ de los procesos de producción y distribución !a acabado "enerando comportamientos de e+tremada violencia y una indudable fractura social.. . En cambio$ si el sector público los percibe de un modo eventual o transitorio se catalo"an como e+traordinarios.ambi%n es evidente #ue las econom&as europeas !an reaccionado de forma muy distinta a la norteamericana en cuanto a la creación de empleo. Este criterio de clasificación no parece del todo correcto$ y puede conducir a al"ún error de interpretación.s& la ley 77 . b5 Si los in"resos se obtienen de un modo periódico se consideran ordinarios.al ve( este sea el criterio m0s f0cil de emplear$ aun#ue dejar&a fuera al"unos in"resos #ue tradicionalmente se !an considerado ordinarios y #ue se recaudan de forma e+cepcional 4una contribución especial5. Este modelo sufre un proceso de transformación debido a circunstancias muy variadas : Cambios en la escena internacional #ue !acen m0s dif&ciles el manteni miento de las pol&ticas de redistribución de la renta ^ cambios sufridos por las econo m&as de planificación central . El crecimiento económico estadounidense !a conllevado "anancias #ue no son comparables a las europeas lo #ue !a tra&do a revisión el modelo de Estado de ?ienestar o #ue se atribu ya la incapacidad para resolver el problema del paro a un modelo de Estado e+cesiva mente intervencionista. Ello demuestra #ue aun$ admitiendo el marco de la econom&a de mercado$ e+isten formas diferentes de or"a ni(ar la sociedad y de repartir competencias entre el mercado y el sector público. LA CLASI6ICACIÓN DE LOS IN. 1/ )os in"resos públicos y su clasificación 1&.1. . Pero no debe olvidarse #ue las desi"ualdades sociales son m0s acusadas en el caso americano #ue en el europeo. c5 1n tercer criterio procede de uno de los principios fundamentales de la Hacienda cl0sica : Criterio #ue considera #ue los in"resos e+traordinarios 4b0sicamente la deuda pública5 deben financiar las inversiones públicas$ mientras #ue los in"resos ordinarios deben financiar los "astos corrientes del sector público. el impuesto sobre la renta o cual#uier otro impuesto$ se pa"a con car"o a la renta del sujeto5. la deuda pública es una forma de materiali(ar el a!orro de los ciudadanos$ y en tal sentido el in"reso para el sector público procede del patrimonio del sujeto5. En cada pa&s$ ser0 la propia sociedad #uien adopte las decisiones correspondientes. )as diferentes formas de luc!a contra la pobre(a a partir de prestaciones mone tarias$ junto con la provisión de bienes preferentes$ constituyen el núcleo del modelo de Estado del ?ienestar$ de car0cter intervencionista$ impuesto en Europa a partir de 19/H.

sean de solicitud voluntaria por parte de los adminis-trados Z . Esta redacción actual del art. /5 . Esta noción de precio público responde$ as&$ a la reali(ación de actividades #ue no son esenciales$ pero #ue tampoco son privadas y de a!& su sujeción al Derec!o público$ como por ejemplo el uso de instalaciones deportivas o la reali(ación de activi dades culturales. prest(ndose también tales servicios o actividades por el sector privado. En cambio$ si el sector públi co #uiere emitir deuda$ es precisa la autori(ación del le"islativo para cada ejercicio económico. '> define el precio público indicando #ue : Z:endr(n la consideración de precios públicos las contraprestaciones pecuniarias que se satisfagan por la prestación de servicios o la realización de actividades efectuadas en régimen de )erecho público cuando. 15 Pr cios $!"#icos @ Como caracter&sticas #ue debe reunir un precio público de acuerdo con los arts. '5 En el caso de los in"resos e+traordinarios se produce una reducción del patrimonio neto del sector público$ pues si emite deuda o nueva moneda se est0n incrementando los pasivos a los #ue debe !acer frente el sector público$ y si se privati(an empresas públicas se est0 reduciendo el activo.cu*ación de moneda 4se*oreaje5.. En cuanto a los in"resos e+traordinarios$ se consideran como tales : 15 Emisiones de deuda. '2 de la misma )ey establece #ue Zlos precios públicos se determinar0n a un nivel #ue cubra como m&nimo los costes económicos ori"inados por la reali(ación de las actividades o la prestación de los servicios o a un nivel #ue resulte e#uivalente a la utilidad derivada de los mismosZ. Por el contrario$ cuando el Estado percibe in"resos ordinarios no se causa tal efecto sobre el patrimonio neto$ al menos de forma inmediata$ pues s& los produce a trav%s de la cuenta financiera. /5 Contribuciones especiales. >5 -mpuestos.asas. De acuerdo con estos criterios$ pueden considerarse como in"resos ordinarios los si"uientes : 15 Precios. . .s& el art. '2 contrasta con la fórmula ori"inal de la ley de tasas y precios públicos en la #ue se autori(aba un precio inferior al coste cuando se estuviere en presencia de efectos e+ternos o la 78 . '5 . '> y '2 de la )ey :E19:9$ de tasas y precios públicos$ de acuerdo con la nueva redacción #ue se da a estos preceptos en la )ey '2E199:$ de modificación del r%"imen le"al de las tasas estatales y locales y de reordenación de las prestaciones patrimoniales de car0cter público.dminis tración..del impuesto sobre la renta de las personas f&sicas permite al sector público obtener in"resos en el momento en #ue una persona obten"a una renta$ sin necesidad de #ue las Cortes Benerales reiteren esa posibilidad cada a*o. El art. Son de solicitud voluntaria por parte de los administrados. '5 =enta de patrimonio público o privati(ación de empresas públicas.ales servicios o actividades son reali(ados tambi%n por el sector privado. De acuerdo con esta definición$ el precio público tiene tres notas distintivas : Se pa"an por servicios o actividades reali(adas bajo el r%"imen de Derec!o público$ lo #ue les diferencia de los precios pa"ados en actividades privadas de la .

ributaria5$ las contribuciones especiales se pa"an cuando el ciudadano obtiene un beneficio o se incremento el valor de su patrimonio como consecuencia de la reali(ación de una obra pública o el establecimiento o ampliación de servicios públicos.actividad tuviera un car0cter redistributivo. cuando se produzca cualquiera de las circunstancias siguientes : 1. Cuando los bienes$ servicios o actividades re#ueridos sean imprescindibles para la vida privada o social del solicitante.1.1.b5 de la )ey '/HE19</$ de ': de diciembre 4)ey Beneral . '<. 1 de la )ey '2 E199:$ ya citada$ !a modificado el concepto de tasa contenido en el art. '.ributaria$ cuyo tenor literal es a!ora el si"uiente : Z:asas son aquellos tributos cuyo hecho imponible consiste en la utilización privativa o aprovechamiento especial del dominio público.'. '<. >5 Los im$( stos @ El art. . Iue el servicio no sea prestado por el sector privado.C5 de la )ey Beneral . En el impuestos$ por tanto$ se rompe la relación bilateral e+istente en los in"resos públicos vistos !asta a!ora$ cuando el ciudadano pa"a un impuesto$ ello no le confiere el derec!o a e+i"ir al"o concreto a cambio. Iue los servicios o actividades no sean de solicitud voluntaria para los adminis trados. en la prestación de servicios o en la realización de actividades en régimen de )erecho público que se refieran. estos efectos no se considerar0 voluntaria la solicitud por parte de los administrados : Cuando ven"a impuesta por disposiciones le"ales o re"lamentarias. Z )a definición le"al de tasa e+i"e entonces la concurrencia de varias circunstancias : a5 En primer t%rmino debe !aber un beneficio individual claramente derivado de la reali(ación de una actividad pública o de un uso privativo del dominio público. El ras"o distintivo de la contribución especial es #ue el ciudadano no solicita el servicio público o la obra pública$ pero se beneficia 4directamente o por un aumento en el valor de su patrimonio5 de un modo especial de la actuación del sector público. Iue no se presten o realicen por el sector privado$ est% o no establecida su reserva a favor del sector público conforme a la normativa vi"ente.a5 de la )ey Beneral . '<. afecten o beneficien de modo particular al sujeto pasivo.ributaria los define como tributos e+i"idos sin contra prestación. Se rompe pues el ne+o entre lo #ue se pa"a 4impuesto5 y lo #ue se recibe a cambio 4servicio público5. /5 Contri"(cion s s$ cia# s @ De acuerdo con lo establecido por el art. '5 Tasas @ El art. En cambio$ en las "eneradas por la reali(ación de una actividad$ el importe de la tasa no puede e+ceder el coste de tal actividad. De a!& #ue no se pa"uen m0s impuestos por recibir mayor cantidad de servicio público$ sino #ue la determinación del volumen de impuestos pa"ados por un ciudadano se basa 79 . Este modo de establecer el importe de la tasa plan tea la cuestión de si debe tenerse en cuenta la capacidad económica del sujeto a la !ora de "raduarla o de e+imir de ellas a determinados colectivos de limitados medios económicos. En cuanto a la forma en #ue se debe establecer el importe de la tasa$ la citada )ey '2E199: se*ala #ue en las causadas por el uso privativo del dominio público se tomar0 como referencia el valor de mercado de ese aprovec!amiento especial. b5 En se"undo lu"ar$ debe concurrir una de las dos circunstancias establecidas en la propia norma$ a saber : Iue el servicio sea de recepción obli"atoria para el administrado$ por#ue as& lo estable(ca una norma le"al o re"lamentaria o por#ue sea esencial para la vida privada o social del ciudadano.

5 es el resultado de aplicar el tipo impositivo a la base li#uidable$ salvo #ue sea una cantidad fija. e5 Ti$o d /raGam n 4art.5 es el resultado de restar a la base imponible las reducciones #ue se estable(can en la )ey re"uladora del impuesto. d5 Bas #iP(ida"# 4art. . 2> )B. Por el contrario$ los impuestos indirectos recaen sobre e+presiones indirectas de la capacidad contributiva 4el consumo5$ no tienen en cuenta las circunstancias personales del contribuyente y en "eneral se trasladan v&a precios al consumidor final.5 es un porcentaje por el #ue se multiplica la base li#uidable para determinar el importe del impuesto.2. b5 Por # ti$o im$ositiGo @ )os impuestos pueden ser en de c(ota %iHaB $ro$orciona# sB $ro/r siGos y r /r siGos. /H )B. c5 Bas im$oni"# @ es la valoración económica del !ec!o imponible. 2: )B.&.5: es la persona natural o jur&dica obli"ada al pa"o del tributo como contribuyente o como su sustituto. )os impuestos son proporcionales cuando el tipo impositivo es cons tante 4independiente de la base imponible5$ re"resivos cuando el tipo impositivo dismi nuye al aumentar la base imponible y pro"resivos cuando el tipo aumenta al crecer la base imponible. )os conceptos anteriores pueden afinarse m0s definiendo : ? @ ?ase imponible. )os impuestos pueden clasificarse de acuerdo con diferentes criterios$ pero los m0s relevantes son la base imponible y el tipo impositivo. !5 D (da tri"(taria 4art. ELEMENTOS BDSICOS DE 'N TRIB'TO H c7o im$oni"# 4art. "5 C(ota #?P(ida es el resultado de restar a la cuota &nte"ra las deducciones en la cuota #ue permite la )ey. 80 .en su capacidad económica$ puesta de manifiesto por su nivel de renta$ su consumo o su patrimonio. ': )B. )os primeros son a#uellos #ue carecen de tipo impositivo y por tanto todos los contribuyentes pa"an la misma cantidad 4tambi%n se denominan im$( stos de ca$itaci)n:. b5 S(H to $asiGo 4art. 1&. CLASI6ICACIÓN DE LOS IMP'ESTOS. a5 Por #a "as im$oni"# @ )os impuestos se clasifican en dir ctos e indir ctos. 22 )B. f5 C(ota ?nt /ra 4art.5 : )a constituye la cuota l&#uida m0s los recar"os y multas #ue ten"a #ue satisfacer el contribuyente. Cuota l&#uida @ cuota &nte"ra deducciones. 1&.un#ue los l&mites de ambas cate"or&as no son totalmente n&tidos$ pueden considerarse dentro de los primeros a#u%llos #ue recaen sobre manifestaciones directas de la capacidad de pa"o del contribuyente 4su renta o su patrimonio5$ tienen en cuenta las circunstancias perso nales del sujeto pasivo 4cuya identidad es conocida por el 7inisterio de Econom&a y Hacienda5 y son de dif&cil traslación. 2/ )B.5 es el presupuesto jur&dico o económico #ue da lu"ar al nacimiento de la obli"ación de pa"ar el tributo.

] a partir de ellos : . 66666666666666666666666666 a5 Proporcional ? . .. . . tme$ @ tipo medio de "ravamen @ ? EM .$% Clasificación de impuestos por su tipo impositivo. 666666666666666666666 b5 3e"resivo ? 81 . . tme @ tm" 66666666666666666666 ? Proporcional 66666666666666666 ? 3e"resivo 666666666666666666 ? Pro"resivo 'a representación gr(fica de los diferentes tipos de impuestos puede también referirse a la relación entre recaudación #:$ y base imponible #. tm" @ tipo mar"inal de "ravamen @ EM ? 1HH 1HH De este modo se dir0 #ue : El impuesto es $ro$orciona# si tm 5 tm/ 3 El impuesto es r /r siGo si tm W tm/ 3 El impuesto es $ro/r siGo si tm X tm/ Clasificación de impuestos por su tipo impositivo. @ Cuota recaudada. . .

Esta noción de pro"resividad suele denominarse $ro/r siGidad # /a# y t&picamente adopta tres formas distintas : )a pro"resividad por clases$ la pro"resividad por escalones y el impuesto proporcional con un m&nimo e+ento.H1' u. )a pro"resividad por clases plantea un "rave inconveniente t%cnico denominado rror d sa#toB #ue se produce cuando un aumento en la base imponible "enera un aumento aún mayor en la cuota.HHH 41.HHH.HHH. pertenece a la 1U clase$ le corresponde un tipo del 1HW y una cuota de 99. Se !an definido ya los conceptos de proporcionalidad$ pro"resividad y re"resividad a partir de la relación e+istente entre recaudación y base imponible$ o lo #ue es i"ual sobre los conceptos de tipo medio y mar"inal. PRO.2HH.HHH + 1>W5. a5 Pro/r siGidad $or c#as s @ En este caso$ todas las bases imponibles se a"rupan en clases$ a cada una de las cuales corresponde un tipo impositivo #ue se aplica a la totalidad de la base% Es decir$ ser&a lo si"uiente : 666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 6 Clase ?ase imponible .RESI4IDAD REAL. Can%foro con una ?l de 99H.HHH 499H.AL = PRO.RESI4IDAD LE.HHH '. Para comprobar su e+istencia : D.HHH /.HHH 4'.HHH.ipo aplicable 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 6 1U 'U H 1.HHH.+.HHH 1.1HH u.m.HHH. a5 Pro/r siGidad # /a#.HHH 1>W 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 6 De acuerdo con esta tabla$ un ciudadano cuya base imponible fuera 1.HHH.HHH u.HHH.HHH + 1HW5 D*a Aecótida con una ?l de 1.HHH 1HW 1'W /U '.1HH + 1'W5. 41. Comparando los resultados : 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 6 ?l 82 Cuota .HHH$ pertenecer&a a la /U clase$ se le aplicar&a el tipo impositivo del 1>W y su cuota ser&a /2H.1HH.m.1HH.HHH + 1'W5.HHH$ pertenecer&a a la 'U clase$ le corresponder&a el tipo del 1'W y su cuota ser&a 1/'. pertenece a la 'U clase$ le corresponde un tipo del 1'W y una cuota de 1'H. 8tro contribuyente cuya base fuera '.m.2HH.666666666666666666666666666 ? c5 Pro"resivo ? 6666666666666666666666 d5 Cuota fija 1&.

H1' u.m.ipo impositivo 6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 H 1.1HH u. EM.HHH 99. b5 Pro/r siGidad $or sca#on s @ En este caso$ cada base imponible se subdivide en tramos o escalones$ a cada uno de los cuales corresponde un tipo impositivo diferente. Aecótida 1. produciendo el efecto se>alado 4.HH1 '. En este caso el impuesto resulta confis catorio y claramente injusto.66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 6 D. tme t/ t' t1 to 6666666666666666666666666666666666666666666666666 ?o ?1 ?' ?ase imponible +l pasar de una clase a otra.HHH 83 1H W 1' W .1HH '1.HHH. el tipo impositivo medio cambia bruscamente #salto de un nivel a otro. superior a la de Can%foro y tiene #ue pa"ar '1.m. . 2< )B.HHH 1. Can%foro 99H. 666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 ?ase comprendida entre .HHH.H1' 1HH @ 'H:$H> W Pro"resividad por clases.rt. m0s de impuesto. )a cuota se obtiene multipli cando cada porción 4o escalón5 por su tipo y sumando las cantidades resultantes.HHH.HHH D*a.1HH 1'H.HHH.5.H1' 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 6 Aecótida tiene una base imponible 1H. tm" @ EM? 1HH @ 1H.%cnicamente$ se dice #ue el tipo mar"inal es superior al 1HHW.

@ 1.HHH D*a Aecótida ?.m.HHH Y D " t n rs n c( nta P( #a Constit(ci)n Es$aKo#a $ro7i" P( #os im$( stos t n/an (n car0ct r con%iscatorioB $or ##o #a L F .HHH. Por las se"undas 1.m.1HH u. n ra# Tri"(taria $ rmit *c#(ir d #a "as im$oni"# #a ci%ra P( ca(s # rror d sa#to a % ctos d d t rminar # ti$o im$ositiGo a$#ica"# . Can%foro 99H..HHH 99.. . 84 .HHH.HHH u.HHH 'R 1HH + 1'W @ 666661' . .HHH. Por las si"uientes 1HH.HHH + 1HW @ 99. Can%foro ?l @ 99H.HHH u.HHH. m0s de cuota.HHH u.otal 11'.HHH u.HHH Cuota @ 99H. Por las si"uientes 2HH.1HH Cuota : 1R 1.HH1 /.HHH.HHH.HHH + 1'W @ 1'H.HHH D*a.HHH + 1HW @ 1HH.'..H1' 1HH @ 1H$H'W 1H..HHH + 1HW @ 1HH.HHH u.m.H1' u.HHH.HHH u. En cambio$ un contribuyente con '.$ pa"a 1.m.HHH u. .HHH + 1'W @ 61'.HHH + 1>W @ 6YH. 'n $ro"# ma simi#arB P( no st0 r s( #toB s $rod(c c(ando #a a$#icaci)n d d t rminadas d d(ccion s d $ nd d # niG # d in/r sos d # s(H toB d ta# modo P( (n incr m nto d in/r sos $( d aca"ar $rod(ci ndo (na m nor r nta n ta $orP( # contri"(F nt $i rd # d r c7o a #a d d(cci)n corr s$ondi nt . tm" @ EM ?1HH @ 1. El impuesto deja de ser confiscatorio$ teniendo : EM .1HH.m. Con un nuevo ejemplo de Can%foro y Aecótida y utili(ando la tabla para la pro"resividad por escalones $ se tendr&a la si"uiente li#uidación : D.otal '9H.m.HHH u.m.HHH + 1HW @ 1HH.HHH u. 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 De acuerdo con esta tabla$ si un contribuyente tuviera una base imponible de 1. pa"ar&a : Por las primeras 1.HHH.m.m. Aecótida 1..HHH 1> W . Puede comprobarse f0cilmente #ue en este caso no puede producirse el llamado error de salto.H1' Comparando los resultados : 666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 ?ase imponible Cuota 6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 D..m.otal 1HH.1HH 1HH.2HH.m. de base imponible pa"ar&a : Por las primeras 1.H1' 666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 Aecótida$ con una base imponible superior en 1H. .

.2/<.666666. .>HH.HHH //<.:HH.666666. 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 ?ase li#uidable !asta .HHH :HH.HHH 19'.arifa de un impuesto pro"resivo por escalones.666666.HHH en adelante >'W 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 3epresentación "r0fica de la pro"resividad por escalones.:HH.HHH :HH.HHH /HW 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 2.HHH :HH.HHH :HH.'HH.HHH />W 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 <. )a idea es #ue el tipo impositivo es constante$ pero !ay una porción de la base 85 .HHH :HH.HHH :H.ipo aplicable 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 1. . 3esto base !asta .HHH.666666.<HH.HHH :HH.HHH '<W 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 2.ipo 2H >H /H 'H 1H H 6666.666666.HHH :HH.HHH.HHH 1>W 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 '.HHH /:W 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 Y.666666.HHH 21'.'/'.HHH 1HW 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 1. Cuota resultante .HHH Y'H.HHH 1.HHH 1:W 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 /.<HH.66 1$:H /$>H 2$HH <$<H ?ase 1$HH '$<H >$'H 2$:H Y$'H c5 Im$( sto $ro$orciona# con m?nimo * nto.HHH 9<H.666666.>HH.666666.HHH 1.HHH H :HH.HHH ''W 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 >.

imponible #ue est0 e+enta de "ravamen.H'H Cuota @ 1HH.1HH + 'HW Cuota @ Cuota @ Cuota @ H 9:.HHH 8 6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 2HH. 12:. -mpuesto proporcional con m&nimo e+ento.HHH 9:.:1. )a tarifa ser&a la si"uiente$ por ejemplo : 6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 ?ase comprendida entre . t 66666666666666666666666666 tm" tme 86 .HHH 1U 2HH.HHH.H'H tme @ 1HH @ 1H W 1.HHH 'U >9H.: 99H.a n st t maB #o !nico P( s(c d s P( no *ist $a/o d # im$( sto.HHH + 'HW ?.H'H El c0lculo de tipos medios demuestra claramente la naturale(a pro"resiva del impuesto$ pues a mayor base imponible$ mayor el tipo impositivo : Can%foro : 9:.1HH )a caracter&stica distintiva del impuesto proporcional con m&nimo e+ento es la forma #ue adopta la representación "r0fica de los tipos medio y mar"inal.1HH 1U 2HH.HHH Aecótida : 1HH. Y No d " con%(ndirs # im$( sto $ro$orciona# con (n m?nimo * nto con # im$( sto n /atiGo so"r #a r nta 8L c.ipo impositivo 6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 H 2HH.HHH.HHH 'U 2HH.HHH tme @ 1HH @ 9$9H W 99H. En Ost !#timoB #os ci(dadanos P( $ rci"?an r ntas in% rior s a# m?nimo d s("sist ncia o"t n?an (n $a/o com$ nsatorio $or $art d # s ctor $!"#ico.HHH Aecótida : Cuota @ H Cuota @ 1HH.HHH en adelante 'HW 6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 En el ejemplo de Can%foro y Aecótida$ la aplicación de esta tarifa dar&a el si"uiente resultado : Can%foro : ?. Puede comprobarse f0cilmente #ue$ en realidad$ se trata de un impuesto pro"resivo por escalones con dos únicos escalones$ el primero entre cero y el m&nimo e+ento y el se"undo a partir del m&nimo. En cam"io n # P( s ana#i.

@ 1HH tm" EMC EM. Para ello se consideran ' ejemplos y$ a continuación$ se !ar0n al"unas consideraciones sobre la e#uivalencia entre deduc ciones en la base y en la cuota.3 es menor #ue uno. . 3 EMC @ P7C .66666666666666666666666666666666666666666 ?ase imponible D n el gr(fico se aprecia que el tipo medio crece muy r(pidamente en los primeros tramos de la base. para luego acercarse cada vez m(s hasta el límite establecido por el tmg #tipo proporcional$% ?5 Pro/r siGidad r a# @ \unto al concepto de pro"resividad le"al se !a definido la real #ue no usa la rela ción entre el tipo impositivo y la base o la recaudación y la base. )a pro"resividad real se define a partir de la elasticidad renta del impuesto : EM W .@ 1HH 87 . a5 'n im$( sto $ro/r siGo so"r el cons(mo. consumo$ se definir0 : . 3 . . 1sando las dos definiciones$ puede afirmarse #ue : tme C . E. .!ora bien$ tambi%n se sabe #ue : C @ P7e C . )a pro"resividad real de este impuesto es otra cosa.$3 @ EM W 3 @ EM 3 EM .o 3o Se afirma #ue un impuesto es realmente pro"resivo si su ETR es mayor #ue la unidad$ realmente proporcional si su E. 1HH Si el impuesto recae sobre el Para #ue el impuesto sea le"almente pro"resivo bastar&a #ue el tipo mar"inal sea mayor #ue el tipo medio 4tm" V tme5. P7eC . EM3 donde P7eC es la propensión media al consumo y P7C es la propensión mar"inal al consumo. Es f0cil demostrar #ue la e+istencia de impuestos le"almente pro"resivos no "aranti(a la pro"resividad real del impuesto. tme @ 1HH @ 1HH ? C EM.3 es unitaria y realmente re"resivo cuando la E. @ 1HH . Sustituyendo : tme . tm" @ EM? 1HH @ EMC EM.

3 @ 88 . EM3 3 .3 X 1$ y precisamente la !ipótesis P7eC V P7C es co!erente con la idea de #ue el consumo no crece en la misma proporción al aumentar el nivel de renta. De !ec!o$ si P7eC V P7C puede suceder #ue la E. EM3 . P7e . P7. P7. .3 @ tme : P7eC Co basta #ue tm" V tm para #ue E. 3.endr&an #ue distin"uirse la cuota &nte"ra y la cuota l&#uida. @ P7e . P7C E. d @ cuota l&#uida @ tme . 3 EMd $ donde d representa la deducción por a!orro y EMd su aumento. 3 1HH Despu%s de eliminar los t%rminos #ue aparecen en los numeradores y denominadores de ambas fracciones$ #ueda : tm" .3 V 1$ pues tambi%n intervienen los valores de la P7C y la P7eC. EM3 . EM3 4tme a . .$ la propensión mar"inal a a!orrar$ y .3 @ . b5 'n im$( sto so"r #a r nta con d d(ccion s $or a7orro.5 . . EMd @ a . e E. P7C . @ P7. 3 EM. . Pme .3 EM . Sea P7e. 3 d EM. 3 @ 4tme a . . . @ a . la propensión media al a!orro$ P7. P7. .3 resulta ser : tm" . E. EM3 a .3$ para calcular : EM . 3 @ 4tm" a .5 . P7C . 3 a . EM3 @ 4tm" a . EM3 y sustituyendo ambas e+presiones en . d @ aumento en la cuota l&#uida @ tm" . EM3 EM. d @ tm" . En este caso$ la situación es diferente a la e+plicada en el apartado anterior. d @ tme . @ a . 3 y$ una ve( eliminados t%rminos comunes$ se obtiene : tm" a . EM.3 @ EM 3 . 3 1HH E.tm" . el volumen de a!orro. 3 . EM3 Se puede entonces sustituir ambas e+presiones en la definición de E. . @ EM3 . tme . Pme . P7e . @ 1HH y la elasticidad E.5 . d$ se tiene : . P7. P7eC . De este modo$ si se considera #ue : . @ cuota &nte"ra @ tme .. 3 EM. P7. 3 . . EM3 y se define a como el porcentaje de deducción por a!orro$ se tendr0 #ue : d @ a .5 . d e EM. @ aumento en la cuota &nte"ra @ tm" .

Cuando entre la cuota y el nivel de renta se interponen variables #ue respondan a una P7C decreciente 4o lo #ue es i"ual una P7.$ obtenido en el supuesto anterior. d d @ t ? d donde . c5 La P(iGa# ncia ntr d d(ccion s n #a c(ota F d d(ccion s n #a "as . P7e..tme a . P77e.3 puede ser menor #ue la unidad$ pues tambi%n depende de los valores de a$ P7.5 Puede comprobarse #ue aun#ue tm" V tm$ la E. En el primer ejemplo$ la cantidad a!orrada se descontaba directamente de la base imponible$ de a!& #ue el impuesto recayese efec tivamente sobre el consumo y no sobre la renta. P7e. Para #ue la E.) es i"ual a . )o #ue plantea numerosos problemas de dise*o del sistema tributario. o lo #ue es lo mismo : tm" tme X a .) @ cuota l&#uida D @ deducción en la base d @ deducción en la cuota t @ tipo de "ravamen De acuerdo con las definiciones dadas$ si e+isten deducciones en la base$ y nó en la cuota$ se tendr0n : ?)@ ? D . En el se"undo$ el a!orro de los ciuda danos permit&a una deducción en la cuota$ de un determinado porcentaje de la canti dad a!orrada. X tme a . creciente5 la pro"resividad le"al no "aranti(a #ue #uienes mayor renta tienen contribuyan proporcionalmente m0s. Para contestar a esta cuestión se definen : ? @ base imponible . )a deuda del sujeto pasivo es e#uivalente si se cumple #ue .3 sea menor #ue la unidad basta #ue : tm" a . @ cuota &nte"ra ?)@ base li#uidable . y P7$. d indica #ue su valor no es el mismo #ue el de . Para ello$ debe cumplirse #ue : t? tD@t? d Eliminando los t%rminos comunes$ tendremos #ue : tD@d 89 . @ t ?) @ t 4 ? D5 @ t ? t D Si no !ay deducciones en la base y s& en la cuota$ el sujeto deber0 pa"ar : . )os ejemplos desarrollados anteriormente se basan en el efecto de deducciones debidas al a!orro de los ciudadanos. P7. 4P7.) @ . )a pre"unta #ue se plantea inmediatamente es si ambos sistemas son e#uivalentes$ o lo #ue es lo mismo$ #u% relación e+iste entre una deducción en la cuota y una deducción en la base.

C:* Contribución urbana 8IBI: Contribución rústica y $ cuaria 8IBI: =<0..r0fico de empresas 8ITE5 -mpuesto sobre el valor a*adido 4I4A5 -mpuesto sobre rendimiento del trabajo personal -mpuesto sobre actidades empresariales$ profesionales y art&sticas 8IAE: -mpuesto sobre rentas del capital 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 -7P1ES. Y Si # im$( sto ti n (na tari%a m(F $ro/r siGaB $ ro *ist n im$ortant s d d(ccion s n #a "as im$oni"# B # ti$o im$ositiGo s r d(c FB como cons c( nciaB #a $ro/r 3 siGidad s m0s a$ar nt P( % ctiGa. -:*.C. Para e+plicar dónde se pueden establecer impuestos es necesario recordar la distinción entre variables %#(Ho y variables stoc>.8S S8?3E DE.abla si"uiente : Posibilidades de la imposición de variables flujo. Se comprueba #ue para tipos impositivos m0s bajos$ las deducciones en la cuota representan una deducción e#uivalente muc!o mayor en la base imponible.ES DE ).D8S -C.8S ESPEC-A-C8S -mpuesto de lujo -mpuestos especiales -mpuesto sobre se"uros Coti(aciones sobre los salarios de los empresarios 666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 -mpuesto sobre la renta de personas -mpuesto personal sobre f&sicas 4-3PA5 el "asto -mpuesto sobre el beneficio de las sociedades 4-S5 666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 =<0*-=C=A9 0 4-*9+' 90 . . 1> El sistema tributario ideal 1+.EB3. -mpuesto sobre plusval&as y minusval&as -7P1ES.o$ lo #ue es lo mismo : d D@ t Esta última e+presión e+presa cu0nto si"nifica$ en t%rminos de base imponible$ una deducción en la cuota. )as se"undas$ son a#u%llas #ue se definen para un momento del tiempo$ as& la ri#ue(a o el patrimonio de una persona se establece en una fec!a concreta.E37-C. Coti(aciones sobre los salarios de los trabajadores. 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 3enta Consumo 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 =<0*-=C=A9 4 +' =<0*-=C=A9 ) 04*).1.'RAS TRIB'TARIAS. partir de estas definiciones$ puede considerarse #ue la imposición sobre las dos variables flujo permite las posibilidades se*aladas en la . 3EC. PRINCIPALES 6I. )as primeras son a#uellas ma"ni tudes económicas #ue se definen para un periodo de tiempo^ as& la renta nacional$ o el consumo$ son variables #ue se refieren a un a*o$ normalmente.B 9 4+' -mpuesto sobre .

De acuerdo con la .$ #ue a su ve($ se eliminaron posteriormente.E y !oy el -=. En cuanto a la imposición sobre variables stocJ$ puede distin"uirse entre impuestos #ue recaen sobre la tenencia del patrimonio y las fi"uras tributarias #ue se establecen sobre la transmisión del mismo. Por lo #ue se refiere a la imposición sobre el consumo$ se trata de fi"uras tributarias de car0cter real. En cuanto a los impuestos #ue recaen sobre la transmisión onerosa del patrimonio$ el sistema tributario incluye el -mpuesto sobre . En los impuestos sobre la transmisión "ratuita$ unilateral$ de la ri#ue(a$ tam bi%n puede diferenciarse entre a#uellos #ue "ravan el total del caudal !ereditario$ antes de su distribución a los !erederos$ y los #ue se establecen sobre cada cantidad donada o !eredada$ tal y como se establece en el vi"ente impuesto de sucesiones y donaciones. Se si"ue produciendo la coe+istencia entre impuestos de car0cter "eneral$ antes el -. .$ y tributos espec&ficos sobre determinados consu mos 4ori"inariamente$ !idrocarburos$ tabacos y alco!ol5. Por el contrario$ el impuesto de lujo #ue "ravaba determinados consumos$ considerados como suntuarios 4entre los #ue se encontraba el jabón5$ desapareció en favor de los tipos incremen tados del -=. E+iste una propuesta teórica defendida en 1922 por Laldor de sustituir el impuesto sobre la renta por un impuesto personal sobre el consumo. Se tratar&a de un impuesto directo y personal$ en el #ue del total de la renta del individuo se descontar&a en la base todo el a!orro reali(ado por el contribuyente.s&$ en el caso de la tributación por la mera tenencia$ se distin"ue entre el impuesto sobre el patrimonio neto #ue recae sobre el conjunto de la ri#ue(a neta del contribuyente de los diferentes tributos #ue "ravan al"unos de los inte "rantes del patrimonio$ como pueden ser las propiedades inmobiliarias o los ve!&culos a motor.ctos 91 .$ y el muy reciente impuesto sobre se"uros privados. En tal sentido$ puede apuntarse #ue la reciente modificación de la tributación de las plusval&as y minusval&as confi"ura a este elemento de la renta del sujeto en un impuesto distinto$ aun#ue formalmente apare(ca dentro del impuesto sobre la renta. estos impuestos espe ciales$ tambi%n conocidos como accisasB deben sumarse el impuesto #ue recae sobre la matriculación de determinados medios de transporte$ creado para compensar la rebaja del -=.ransmisiones Patrimoniales y .abla anterior$ el sistema impositivo puede recaer sobre la renta o sobre el consumo$ sin tener en cuenta las condiciones personales del contribuyente$ y en tal caso se !abla de imposición r a#B o teni%ndolas en cuenta$ y en ese supuesto se !ace referencia a las fi"uras tributarias como imposición $ rsona#. . En cuanto al impuesto sobre el beneficio de las sociedades$ de amplia tradición en nuestro pa&s$ si"ue teniendo el car0cter de proporcional #ue le !ab&a caracteri(ado siempre$ y las sucesivas reformas #ue !a recibido !an acentuado su car0cter de impuesto personal. -"ualmente la coti(ación sobre los sala rios$ #ue pa"a el trabajador se puede considerar como un impuesto de producto sobre un tipo de rentas$ #ue no tiene en cuenta la situación personal del sujeto pasivo. )a imposición sobre la renta en Espa*a se !a basado$ en una %poca anterior$ en una imposición de producto$ #ue diferenciaba cada tipo de renta por su fuente$ sin tener en cuenta las caracter&sticas personales de los sujetos$ y con tipos propor cionales. . -"ualmente$ deben consi derarse como un impuesto indirecto$ aun#ue no ten"an le"almente ese car0cter$ la cuota empresarial de la se"uridad social.dem0s de esta distinción$ el impuesto puede tener un car0cter "eneral$ recayendo sobre la totalidad del patrimonio$ o bien sobre determinados elementos de la ri#ue(a de una persona. )a consolidación del -mpuesto sobre la 3enta de las Personas A&sicas como un tributo #ue recae sobre la renta "lobal de los ciudadanos no !a eliminado totalmente la imposición separada de al"unas fuentes de renta. Esta imposición real se complementó despu%s con un impuesto "eneral sobre la renta #ue s& ten&a en cuenta las circunstancias personales del sujeto pasivo$ pero la inte"ración definitiva en un único impuesto pro"resivo y "eneral sobre la renta se produjo en la reforma de Aem0nde( 8rdó*e(.

\D5.dministración.)ES 6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 -mpuesto sobre el patrimonio neto 4-PC5 -mpuesto sobre bienes inmuebles 4-?-5 -mpuesto sobre ve!&culos de tracción mec0nica 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 -mpuesto sobre el caudal -mpuesto sobre sucesiones relicto y donaciones 4-SD5 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 -mpuesto sobre . 666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 1+. .3.ECECC-.8 BECE3.CS7-S-[C B3.\ur&dicos Documentados$ uno de cuyos !ec!os imponibles es la transmisión onerosa de elementos patrimoniales incluyendo no sólo la compraventa o la permuta$ sino tambi%n la constitución de derec!os reales$ los pr%stamos$ fian(as arrendamientos$ pensiones$ etc. El princi pio de simplicidad e+i"e #ue estos últimos costes sean lo m0s reducidos posibles. ..8S P..ransmisiones Patrimoniales y .3.3-78C-. LOS PRINCIPIOS TRIB'TARIOS.ctos \ur&dicos Documentados 4-. De otro$ el mero cumplimiento de las obli"aciones tribu tarias tambi%n causa un conjunto de costes$ no necesariamente monetarios. De un lado$ satisfacer el impuesto supone una reducción de los in"resos disponibles para el individuo.P.1-. 92 .. . -mposición sobre variables stocJ : .2.CS7-S-[C 8CE38S.) E)E7EC. Esta consecuencia se une al deseo de #ue tales normas no presenten contradicciones #ue dificulten su comprensión por parte del contribuyente.un#ue los !acendistas !an formulado un lar"o cat0lo"o de principios tributarios$ pueden resumirse en los cuatro si"uientes : .5 PRINCIPIO DE SIMPLICIDAD . -ndica$ ló"icamente$ #ue el sistema tributario debe ser sencillo y cómodo tanto para el contribuyente como para la . 6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 -7P1ES. En cuanto a las aplicaciones del principio de simplicidad para el dise*o del sistema tributario$ pueden resumirse : )as normas tributarias deben ser lo suficientemente claras y transparentes como para #ue el ciudadano cono(ca f0cilmente cu0les son sus obli"aciones tributarias y pueda$ en su caso$ li#uidar el impuestos. . )a normativa tributaria debe tener una cierta continuidad y no ser objeto de reformas frecuentes. .enencia y transmisión. )a idea fundamental #ue subyace a este principio es #ue el pa"o de los tributos "enera dos tipos de costes para el contri buyente.ales reformas no sólo !acen m0s compleja la re"ulación de los impues tos sino #ue adem0s introducen un elevado "rado de inse"uridad jur&dica para los ciudadanos.

Se*ala #ue el conjunto de impuestos debe ser capa( de "enerar recursos capaces de cubrir los "astos del sector público. Ello se debe a #ue las presiones a favor de un mayor "asto público se fundamentan$ en ocasiones$ sobre la idea de #ue otros a"entes económicos acaban suministrando los recursos necesarios para financiarlos. Deben tenerse en cuenta los si"uientes aspectos : 93 . )os tributos deben ser claramente percibidos por los ciudadanos. I/(a#dad de los contribuyentes frente al sistema tributario #ue debe entenderse en una doble perspectiva ^ de una parte$ como P(idad 7ori. Este principio$ adem0s$ ad#uiere mayor importancia al ser el único #ue recibe una referencia directa en la Constitución Espa*ola. /1$ al indicar #ue CtodosC deben contribuir al sostenimiento de los "astos públicos. Por tanto$ el sistema tributario debe ser realmente pro"resivo$ por#ue$ en caso contrario$ el crecimiento del pa&s llevar&a indefectiblemente al d%ficit público. )a importancia #ue atribuye nuestra ley fundamental a esta caracter&stica del sistema tributario est0 plenamente justificada$ al entenderse #ue los valores supe riores de su ordenamiento jur&dico son la libertad$ la justicia$ la i"ualdad y el pluralismo pol&tico. )a importancia de este aspecto se !ace m0s relevante al considerar el fenómeno del fraude fiscal$ al #ue puede se*alarse como el m0s "rave incumplimiento del principio de e#uidad. )as principales aplicaciones de este principio son : En primer t%rmino$ si se cumple la llamada L F d Aa/n rB la elasticidad del "asto con respecto a la renta es mayor #ue 1$ y de ello se deduce #ue la elasticidad renta de los impuestos tambi%n deber0 ser mayor #ue la unidad. Si e+isten circunstancias e+traordinarias en las #ue se produce un incremento en el nivel de "asto público $ el sistema tributario debe tener la suficiente fle+ibilidad para !acer frente a esa contin"encia$ modificando al"uno de los elementos b0sicos de la relación tributario. En tal sentido$ son m0s defendibles los impuestos directos sobre el nivel de renta #ue los indirectos sobre el consumo.)os impuestos no sólo deben resultar f0ciles para el contribuyente$ sino tambi%n para la propia administración tributaria. Como consideraciones : 1na indudable e+i"encia de la justicia del sistema tributario debe ser la / n 3 ra#idad en el pa"o de los impuestos. Si los impuestos no son percibidos claramente por los ciudadanos$ es m0s f0cil #ue se "enere este fenómeno de i#(si)n %inanci ra y #ue el sistema tributario lle"ue a ser incapa( de financiar el conjunto del "asto público. )a noción de #ue el sistema tributario debe responder a las e+i"encias de la justicia tiene una lar"a tradición en la doctrina !acend&stica. )a propia CE lo se*ala$ en el art. Deben establecerse procedimientos de pa"o fraccionado para acercar al m0+imo la obli"ación de contribuir y la reali(ación del !ec!o imponible. Co obstante$ no resulta sencillo dar un contenido espec&fico a la noción de e#uidad$ cuando se aplica al an0lisis del sistema tributario. C5 PRINCIPIO DE EE'IDAD.onta# B tratando de id%ntica forma a los #ue se encuentren en la misma situación$ y$ de otra$ como P(idad G rtica#B dando un trato fiscal diverso a a#uellos #ue no se !allen en las mismas circunstancias. Hasta cierto punto$ podemos afirmar #ue este principio se desprende de la re"la del e#uilibrio presupuestario. ?5 PRINCIPIO DE S'6ICIENCIA.

En tales circunstancias$ puede identificarse f0cilmente esta 0rea con la recaudación obtenida por el Estado : 1na p%rdida de 94 . El 0rea A tiene como base la cantidad vendida en el mercado y como altura el impuesto cobrado por el sector público. Pueden diferenciarse ' l&neas distintas : De una parte$ puede considerarse el pa"o de los impuestos con independencia de las actividades reali(adas por el sector público : )a proporcionalidad se entiende considerando #ue lo justo es #ue pa"uen m0s #uienes tienen una mayor capacidad económica : Crit rio d #a ca$acidad d $a/o . -ndica #ue los impuestos deben alterar lo menos posible las decisiones de los a"entes económicos. En tal sentido$ la neutralidad de un impuesto se mide a partir del concepto de e+ceso de car"a fiscalB cuya obtención y si"nificado se parece muc!o al concepto de coste social. De otra$ la proporcionalidad puede entenderse considerando de un modo simult0neo los in"resos y los "astos públicos : Criterio del beneficio$ considerando #ue la propor cionalidad se consi"ue si contribuyen m0s al sostenimiento de los "astos públicos #uienes m0s se benerician de la actividad del Estado. El único impuesto #ue no altera nin"ún precio relativo de la econom&a es el de cuota fija o de capitación. El demandante pierde entonces el e+cedente formado por las 0reas . D5 PRINCIPIO DE NE'TRALIDAD. Como estos precios se ven alterados como consecuencia de los impues tos$ se pretende #ue tales distorsiones sean m&nimas. ? 666666666666666666666666666666666666666666666666 I -nicialmente !ay un precio Po al #ue los demandantes ad#uieren la cantidad Io. '5 1na se"unda consecuencia de la aplicación del principio de e#uidad es la idea de $ro$orciona#idad en el reparto de la car"a tributaria.15 El sistema tributario debe ser sensible a las diferencias en las situaciones perso nales de los contribuyentes$ pues sólo as& puede dar un trato #ue cumpla con las e+i"encias de e#uidad !ori(ontal y vertical. @ tPo Po . Establecimiento de un impuesto sobre la venta de un producto. P P1 . Sin embar"o$ un sistema tributario basado en este tipo de "rava m%nes no cumplir&a con otros principios tributarios de a!& #ue la biblio"raf&a !aya buscado otras formas m0s operativas de conse"uir la neutralidad. Si el Estado establece un impuesto sobre el precio de venta 4 . @ t Po 5$ el precio se eleva !asta P-$ con lo #ue la cantidad disminuye !asta Il. y ?$ cuya interpretación es similar a la enunciada para el caso del monopolista. )a idea fundamental$ en este caso$ es #ue los individuos eli"en$ de forma óptima$ utili(ando los precios "enerados por el funcionamiento del sistema económicos.

En estas circunstancias$ el e+ceso de car"a fiscal es tanto mayor : 15 Cuanto mayor sea la elasticidad de la demanda del producto. '5 Cuanto mayor sea el tipo impositivo$ lo #ue avala la moderación en los impuestos sobre la venta del producto. )a definición de esta variable es : EMI Ed @ Po . El tri0n"ulo B es p%rdida de e+cedente para el consumidor #ue no es percibido por nadie. Io de donde se calcula #ue : EMI@ Ed . El mismo planteamiento #ue se acaba de !acer para un impuesto sobre la venta de un producto$ puede e+tenderse a un tributo #ue recai"a sobre la renta de una persona. t' . K K1 t @ K1 K' . ? 66666666666666666666666666666666666666666666 95 .rea @ f ?ase + altura . 4Po . @ t + Po ?ase @ EM I El t%rmino EMI puede evaluarse a partir de la elasticidad de la demanda. /5 Cuanto mayor sea el t%rmino Po Io$ #ue no es m0s #ue el "asto inicial de los consumidores. Po @ EMI t . Io De esta manera$ el 0rea del tri0n"ulo es : 1E' ?ase + altura @ 1E' 4Ed . EMP Io pero el incremento en los precios no es mas #ue el impuesto cobrado por el sector público. E+ceso de car"a fiscal en un impuesto sobre el salario. Po5 @ 1E' Ed . Esta 0rea es$ entonces$ el e+ceso de car"a fiscal. Io5 donde$ el valor de la elasticidad de la demanda est0 en t%rminos absolutos$ es decir$ sin tener en cuenta el si"no menosZ. Po Io t . En el l&mite$ si la elasticidad es cero$ el e+ceso de car"a fiscal se anula. Io5 . 4t .ltura @ -mpuesto @ . t . t . Sustituyendo$ se tiene : EMI De @ . De este aspecto se deduce #ue los productos #ue representan un fuerte "asto de las familias deber&an ser "ravados de forma m0s moderada. )a consecuencia evidente es #ue deben "ravarse m0s a#uellos productos #ue dispon"an de menos sustitutivos o sean imprescindibles para el consumidor.e+cedente para el consumidor #ue se convierte en recaudación para el sector público. Su importe : .

Como antes$ el rect0n"ulo mide la recaudación del sector público$ y el tri0n"ulo$ el e+ceso de car"a fiscal "enerado. El an0lisis de los principios tributarios adolece de un defecto evidente$ al no 96 . El e+ceso de car"a fiscal ser0 mayor : 15 Cuanto mayor sea la elasticidad de la oferta de trabajo. En este caso$ resultar&a #ue el "ravamen deber&a ser superior para a#uellos perceptores de renta cuya capaci dad de reducción en su esfuer(o laboral sea m0s pe#ue*a y en cambio inferior para los contribuyentes #ue renuncien a un mayor número de !oras de trabajo al enfren tarse con la p%rdida de in"resos salariales causada por el impuesto. t '4K1 . Estas discrepancias entre los principios de e#uidad y neutralidad se presentan no sólo en el dise*o teórico del sistema tributario óptimo sino tambi%n en las reformas$ totales o parciales$ del cuadro impositivo del pa&s.&. ECA @ 1E' Eo . Si se toma como objetivo prioritario cumplir con la idea de justicia$ parece ra(onable concluir #ue la imposición personal sobre la renta ten"a un car0cter pro"resivo. lo #ue$ de nuevo$ favorece el establecimiento de l&mites a la pro"resividad en la impo sición personal sobre la renta. Si se le cobra un impuesto sobre el salario$ medido por t K1$ el salario disminuye !asta K'$ y el número de !oras trabajadas !asta C'. . /5 Cuanto mayor sea la renta inicial del sujeto$ representada por el t%rmino K1 C1 . Se refiere el se"undo al dise*o de la imposición directa$ donde se aprecian$ incluso m0s claramente$ las dificultades para !acer compatibles ambos principios. )a principal oposición se produce entre los principios de e#uidad y de neutralidad$ y$ en dos órdenes distintos.C -nicialmente se pa"aba una remuneración K$ y el trabajador ofrec&a C$ !oras. LA TEOR1A DE LA IMPOSICIÓN ÓPTIMA. '5 Cuanto mayor sea el tipo impositivo$ lo #ue avalar&a una limitación en la pro"re sividad de la tarifa del impuesto sobre la renta. y ?. Sin embar"o$ el an0lisis del principio de neutralidad$ aplicado al mercado de trabajo$ llevar&a a la conclusión contraria$ en primer t%rmino por#ue el e+ceso de car"a fiscal es mayor al incrementarse el tipo impositivo$ en se"undo lu"ar por#ue la oferta de trabajo es m0s el0stica en los mayores perceptores de renta y$ por último$ por#ue el valor de los in"resos iniciales del trabajador influye directamente en el c0lculo del e+ceso de car"a fiscal. )as prescripciones e+puestas son incompatibles y$ por ello$ un sistema tributario #ue trate de cumplir con los diferentes principios no puede descansar en una única fi"ura impositiva. Se !an ido describiendo al"unas de las e+i"encias #ue se derivan de los principios tributarios m0s importantes. Se produce entonces una p%rdida de e+cedente para el trabajador medido por la suma de las 0reas .C15 donde Eo 7 elasticidad de la oferta de trabajo% t @ tipo impositivo del impuesto sobre la renta.ta*e el primero al dise*o de la imposición indirecta$ pues$ desde los postulados de la e#uidadZ$ los productos de primera necesidad deber&an sufrir un "ravamen inferior a los de los bienes de lujo$ mientras #ue si$ como parece$ la demanda de %stos es m0s el0stica #ue la de los primeros$ los postulados del principio de neutralidad e+i"ir&an la conclusión contraria. 1+. E5 LA COMPATIBILIDAD ENTRE LOS PRINCIPIOS TRIB'TARIOS .

P? . P. P? . . I? f Ed. Ed? 97 . b5 La r /#a d # /raGam n incr m ntado $ara #os "i n s com$# m ntarios d # ocio @ Supuesto #ue el sistema tributario est0 compuesto de un "ravamen sobre la venta de los distintos bienes y servicios y un impuesto sobre la renta de las personas$ el conjunto de impuestos discrimina claramente en contra de la actividad laboral$ some tida a tributación$ y a favor de #ue el ciudadano aumente sus !oras de ocio$ #ue esca par&an a cual#uier impuesto. t'. @ t? Ed. t? de donde se obtiene #ue : t. @ ECA? 3. . En estas circunstancias$ puede definirse el cociente entre e+ceso de car"a fiscal y recaudación como el coste e+tra para el consumidor en relación con los in"resos obtenidos por el Estado. . P . @ 1E' Ed? . I. @ f Ed? . I? De otro$ el incremento en los tipos impositivos aumenta el e+ceso de car"a fiscal causado a los consumidores$ pues$ esta variable aparec&a elevada al cuadrado en la fórmula correspondiente. En lo #ue respecta a la imposición indirecta$ pueden resumirse las implica ciones de la teor&a en las dos normas si"uientes : a5 La r /#a d #as #asticidad s inG rsas @ Esta norma si"nifica #ue deben sufrir un mayor impuesto a#uellos productos cuya demanda sea m0s inel0stica : Supuesto #ue e+isten dos tipos de bienes$ . 1na forma de compensarlo es "ravar de un modo dife rencial a a#uellos productos #ue se consumen fundamentalmente en los momentos de ocio$ lo #ue !ar&a a tal actividad menos atractiva para el contribuyente. .suministrar re"las concretas #ue puedan aplicarse al dise*o del sistema tributario. P? . I. P. ] P?$ son aumentados por un impuesto con tipos impositivos t.!ora bien$ utili(ando las definiciones de e+ceso de car"a fiscal y de recaudación del sector público$ y eliminando t%rminos$ se tendr0 #ue las e+presiones anteriores se convierten en : 1E'Ed. como defiende la re"la citada. )a teor&a de la imposición óptima pretende obtener una serie de prescripciones espe c&ficas #ue "aranticen la eficiencia y e#uidad del conjunto de los impuestos. 3? @ t? . t. . . @ t. Si se pretende alcan(ar una estructura óptima en la imposi ción indirecta$ deber&a conse"uirse #ue estos cocientes fueran i"uales : ECA. . . t. t'? . I? t ? . 3? pues$ en caso contrario$ el sector público podr&a modificar los tipos impositivos$ redu ciendo el e+ceso de car"a fiscal sin perder recaudación. ] t? 1n aumento del "ravamen sobre estos productos "enera dos tipos de efectos : De un lado$ permiten incrementar la recaudación para el sector público$ pues los in"resos del Estado son$ respectivamente : 3. . I . y ?$ cuyos precios de venta$ P.

Pueden se*alarse las si"uientes consideraciones : 15 El sistema tributario espa*ol es escasamente cumplidor en cuanto al principio de simplicidad. Caturalmente$ este nivel depende de la valoración de la desi"ualdad #ue realice la sociedad correspondiente. Ello se debe a #ue cuando la desi"ualdad social es muy "rande una reducción de las disparidades de renta se valora muc!o por los ciudadanos$ mientras #ue si las dife rencias sociales se !an aminorado$ un aumento mar"inal en la i"ualdad recibe un apoyo menor por parte de los contribuyentes. )a idea de pro"resividad en la imposición directa procede de la aplicación del prin cipio de e#uidad$ entendido como criterio de la capacidad de pa"o. Pese a #ue los impuestos directos tienen un peso superior a los de naturale(a indirecta$ lo #ue 98 . Determinación de la pro"resividad óptima. 1+. EL SISTEMA 6ISCAL ESPA<OL = EL C'MPLIMIENTO DE LOS PRINCIPIOS TRIB'TARIOS. Por el contrario$ la pro"resividad en la imposición "enera importantes costes de bienestar$ pues el e+ceso de car"a fiscal es creciente al aumentar los tipos impositivos cuando el nivel de in"resos es muy alto. En estas circuns tancias$ un incremento en la pro"resividad permite redistribuir la renta del pa&s$ a favor de las personas m0s desfavorecidas. .+. /5 En cuanto al principio de e#uidad$ nuestro sistema fiscal est0 bastante alejado de las ideas de justicia a las #ue se refiere la vi"ente Constitución. )a multiplicidad de fi"uras tributarias y el deslinde entre unos !ec!os imponibles y otros plantea dificultades importantes para el contribuyente #ue pretenda !acer frente a sus obli"aciones tributarias. Si el pa&s muestra una mayor aversión a las diferencias de renta$ la l&nea ? se despla(ar&a !acia arriba y aumentar&a el valor óptimo de la pro"resividad real$ !asta el punto E.!ora bien$ el aumento en el bienestar social conse"uido por este procedimiento es decreciente$ al incrementar la pro"resividad.3o.3 El valor óptimo de la pro"resividad real del sistema tributario se determina como a#uel nivel donde el coste mar"inal$ en t%rminos de e+ceso de car"a fiscal$ de un aumento en la pro"resividad se i"uala con el beneficio mar"inal de reducir la desi"ual dad$ lo #ue sucede en el valor ETR.c5 La r /#a de #a #imitaci)n d #a $ro/r siGidad @ Esta re"la se define$ afirmando #ue e+iste un nivel m0+imo de pro"resividad$ de tal forma #ue a partir de un cierto nivel de renta$ el tipo mar"inal del impuesto no deber&a crecer$ e incluso deber&a disminuir. Ptas 6666666666666666666666666666666666666666666666666666 E. '5 El sistema fiscal nacional no cumple e+cesivamente el principio de suficiencia$ como se demuestra por la persistencia del d%ficit público en las cuentas del Estado.

)a insatisfacción con el cumplimiento de los principios normativos lleva a plantear la cuestión de si resultar&a conveniente una reforma del sistema fiscal #ue lo !iciera m0s acorde con ellos. '5 . 12 )a incidencia impositiva 1-. .-. 1+. /5 Cual#uier reforma fiscal produce "anadores y perdedores$ pues no es f0cil conse "uir #ue todos los contribuyentes pa"uen menos y #ue el sector público in"rese m0s. )as conclusiones obtenidas de esta primera apro+imación a la incidencia de los impuestos se mati(an$ despu%s$ estudiando los efectos de impuestos de naturale(a distinta$ de cuota fija y proporcionales$ en las dos estructuras de mercado e+tremas$ la competencia perfecta y el monopolio.1. Se comprueba$ entonces$ #ue las posibilidades de traslación del tributo no siempre son mayores para el monopolista y #ue$ en al"unas circunstancias$ un único vendedor del producto se ve obli"ado a soportar toda la car"a del impuesto.ampoco es comparable el dise*o de un sistema tributario ab initio con las refor mas de un modelo ya e+istente. >5 )as reformas fiscales introducen incertidumbre en el funcionamiento del sistema económico y ello es perjudicial para todas a#uellas actividades #ue entrafien cual#uier tipo de ries"o. Por último$ la e+posición del problema de la incidencia se ampl&a a los modelos de e#uilibrio "eneral$ donde se tienen en cuenta todas las interrelaciones entre los distintos mercados$ lo #ue permite considerar la traslación del impuesto no sólo a los compradores o los vendedores$ sino tambi%n a los propietarios de los factores de 99 . para los productos de primera necesidad$ incumple la re"la de las elasticidades inversas$ aun#ue s& es respetuosa con las e+i"encias de la e#uidad$ mientras #ue la presencia de un "ravamen diferencial para el alco!ol$ tabaco y "asolina puede justificarse tanto desde esa prescripción normativa$ como desde la re"la de mayor "ravamen para los productos complementarios de las actividades de ocio. 15 Co e+iste un único modelo de reforma tributaria$ sino #ue podr&a considerarse #ue e+isten distintos modelos de reforma impositiva.ales modelos responden no sólo a una diferente ponderación de los principios tributarios de neutralidad y e#uidad sino tambi%n a una forma diversa de considerar el funcionamiento del sistema económico. >5 En lo #ue !ace referencia a la neutralidad$ puede afirmarse #ue la presencia de tipos reducidos en el -=.resulta co!erente con los postulados de la e#uidad$ la evolución reciente del sistema fiscal parece ir encaminada a reducir la importancia de los primeros a favor de los se"un dos. 1n impuesto sobre la venta de un producto$ recae$ normalmente$ tanto sobre el comprador como sobre el vendedor$ independientemente de cu0les sean las previ siones le"ales. En consecuencia$ la permanente modificación de las normas tribu tarias resulta perturbadora para el comportamiento de los a"entes económicos y$ de a!&$ #ue se defienda una cierta permanencia en las re"las fiscales$ aun#ue no sean óptimas. LA PROBLEMDTICA DE LA RE6ORMA DEL SISTEMA TRIB'TARIO. EL CONCEPTO DE INCIDENCIA IMPOSITI4A. Describir el sistema impositivo mejor$ partiendo de cero es muc!o m0s f0cil #ue proceder a modificaciones sobre lo ya establecido$ pues los contribuyentes$ acostumbrados a un modo de cumplir sus obli"aciones tributarios se ver0n sometidos a costes importantes para adaptarse al nuevo sistema.

En cual#uier caso$ puede ase"urarse #ue$ tomados en valor absoluto$ debe cumplirse #ue : EMPD Q EMPof @ . con un precio 0 ? y una cantidad 1?% -i ahora el stado establece un impuesto por valor de :. la oferta refleja no sólo el coste de fabricación sino adem(s el impuesto% )e este modo.s&$ tanto el demandante como el oferente !an sufrido las consecuencias del impuesto. Con ello$ la cantidad se reduce !asta I ' y el precio pa"ado por el demandante lle"a !asta P D'. coincide e+actamente con el impuesto. El primero por#ue pa"a un precio mayor #ue el inicial. En otras palabras$ el precio cobrado por el oferente$ PD' es simplemente P D' . . El se"undo$ por#ue recibe un precio inferior. lo que determina un punto de equilibrio . 1-.. la que aparece como C*C se>ala adem(s de lo cobrado por el fabricante.producción. En estas circunstancias$ el consumidor se situar&a en el punto . RE. Co tiene importancia$ desde su punto de vista$ #ue lo cobre total o parcialmente el empresario$ tan sólo #ue se !a producido un incremento en el precio de ad#uisición. se tienen dos curvas de oferta / 'a que se refleja como D indica lo que cobra el empresario.LAS . el mercado aparece caracterizado por las curvas de oferta y demanda. P PD ' . Para e+plicar la incidencia de un impuesto sobre la venta de un producto$ !a de considerarse el "r0fico si"uiente : 33 -ncidencia de un impuesto sobre la venta de un producto . el impuesto recaudado por el sector público% Para el consumidor este impuesto se presenta unido al precio de venta del producto.2.ENERALES DE LA INCIDENCIA TRIB'TARIA. P1 P'of 666666666666666666666666666666666666666666666666 I =nicialmente. Esto se indica con el punto ?$ cuya distancia !asta .$ donde la curva de demanda se cru(a con esta ZofertaZ #ue refleja$ adem0s de los costes de producción$ el impuesto. Por otra parte$ usando las definiciones de elasticidad de oferta y de elasticidad de la demanda$ y consider0ndolas en Ga#or a"so#(to : EMI Ed @ 100 P1 . . Sin embar"o$ el oferente no cobra el mismo precio #ue pa"a el consumidor$ pues a esa cifra !ay #ue restarle el impuesto.

. . EMPof EMPof @ . EMPof .al !ec!o no altera el m0+imo #ue desea pa"ar el consumidor$ indicado por la curva de demanda$ sino #ue el empre sario observa #ue del total pa"ado por el comprador$ una parte no le lle"a a ser entre"ada$ as& la demanda ZpercibidoZ por el oferente se despla(a !acia el interior. EMPd Sustituyendo la se"unda ecuación en la primera$ y operando : Eof EMPd @ Ed Q Eof Esta e+presión indica !asta #u% punto el impuesto se traslada al consumidor en forma de incremento en los precios.&. En efecto$ si el impuesto se establece sobre el comprador$ %ste entiende #ue parte del precio pa"ado se diri"e !acia el sector público$ en lu"ar de percibirlo el empresario. 1-. Cuando el impuesto recae sobre el demandante$ la representación "r0fica de la situación s& sufre variaciones. Precio P1d 101 . LA INCIDENCIA DE 'N IMP'ESTO SOBRE LOS DEMANDANTES @ E% ctos F an0#isis d (n H m$#o n(mOrico. 33 El impuesto recae sobre el demandante . EMPd @ Eof . . I1 de donde se deduce #ue : Ed . EMPof @ EMI Ed . Puede comprobarse$ inmediatamente$ #ue las posibilidades de repercutir el "ravamen al demandante dependen de las elasti cidades de las curvas de demanda y de oferta y no de las previsiones le"ales. EMPd @ Eof . P1 I1 Eof P1 I1 y$ ló"icamente$ #ue : . . EMPd @ EMI . -"ualmente$ puede demostrarse #ue el impuesto es pa"ado$ en parte$ por el empre sario.EMPd EMI Eof @ EMPof I1 P1 .enemos$ as&$ dos ecuaciones : Ed .

H$2 .@ 'H @ '$2 H$2 Q /$2 EMPof @ Ed Q Eof El precio para el demandante se !a elevado en 1Y$2 mientras #ue para el oferente se !a reducido en '$2. . 33 'N EJEMPLO N'MNRICO DE INCIDENCIA DEL IMP'ESTO @ Considerando un mercado en el #ue se vend&a inicialmente una cantidad de 1H. Po @ 1HW .@ 'H @ 1Y$2 Ed Q Eof H$2 Q /$2 De . @ t .HHH unidades a un precio de 'HH unidades monetarias$ y supuesto #ue el Estado establece un impuesto del 1HW sobre la venta del producto : . Por lo #ue se refiere a la cantidad final$ puede !acerse uso de la elasticidad de la demanda$ siendo la cantidad final : 102 . En tales circunstancias$ el empresario reduce su producción !asta I1$ dado #ue est0 recibiendo un precio$ P 1of menor #ue el inicial$ aun#ue el consumidor est0 pa"ando$ entre el impuesto y el pa"o al empresario$ una cifra supe rior$ P1d$ al precio inicial : )a distancia entre la demanda real y la percibida por el empresario es el impuesto. Si a!ora se establece un impuesto sobre el demandante$ la curva de demanda$ tal como es percibido por el empresario$ se despla(a !acia el interior$ lo #ue #ueda marcado por la l&nea Dp. .PE P1of 6666666666666666666666666666666666666666666 Cantidad Se presenta una situación de e#uilibrio inicial con un precio P E y una cantidad IE. Supuesto #ue la primera es H$2 y la se"unda Q /$2 se tendr0 : Eof EM Pd @ Eof Q Ed Ed EMPof @ Ed Q Eof donde los valores de las elasticidades deben tomarse en t%rminos absolutos : Eof /$2 EMpd @ . . 'HH @ 'H El precio pa"ado por el demandante y el percibido por el oferente pueden calcularse si se conocen las elasticidades de la demanda y de la oferta.simismo$ el "ravamen acaba afectando tanto al deman dante como al oferente$ siendo de aplicación las mismas re"las. .

5 DE7. En esta situación se supone #ue los costes mar"inales del empresario son cons tantes y #ue$ por tanto$ un aumento o disminución de la producción reali(ada por el oferente no lleva aparejada cambio al"uno en el precio #ue desea cobrar. -CE)aS.CD. Si el aumento de precio para el demandante tiende a ser cero$ cuando la elasticidad de la curva de demanda se apro+ima a infinito$ entonces el impuesto recae enteramente sobre el empresario. 1na ve( anali(adas las re"las de la incidencia$ sabemos #ue el impuesto recae$ normalmente$ sobre empresarios y consumidores$ de este modo$ ambos sufren una p%rdida de e+cedente$ parte de la cual es e+ceso de car"a fiscal. ?5 8AE3.. D5 8AE3. Puede demostrarse #ue$ entonces$ el oferente no ve alterado el importe cobrado$ como consecuencia del impuesto$ y #ue todo el "ravamen recae sobre el consumidor. 1-. 1na oferta r&"ida$ o vertical$ se*ala #ue el empresario desea tanto vender su producto #ue est0 dispuesto a !acerlo al precio #ue sea.. . Si a!ora el oferente asume todo el "ravamen$ entonces el demandante es #uien #ueda libre del impuesto.-. Si la curva de demanda es totalmente el0stica$ es decir !ori(ontal$ indica #ue un pe#ue*o aumento en el precio del producto obli"a al consumidor a abandonar el mer cado.A 6ISCAL DESDE LA CONSIDERACIÓN DEL PRINCIPIO DE NE'TRALIDAD = DE LA INCIDENCIA. EL EICESO DE LA CAR.)7EC..E E)aS. Si la curva de demanda es r&"ida$ o vertical$ el consumidor est0 indicando #ue se dispone a pa"ar cual#uier precio por ad#uirir el producto. EL EST'DIO DE DI6ERENTES CASOS ESPECIALES DE INCIDENCIA IMPOSITI4A.-C. C5 DE7. En tales circunstancias$ parece evidente #ue todo el impuesto acabar0 siendo soportado por el comprador.E E)aS..CD. . Precio 103 .I1 @ 1. -CE)aS. Si el cambio de precio para el oferente tiende a !acerse cero cuando el valor de la elasticidad de la oferta se acerca a infinito$ entonces$ el incremento de precio para el demandante tiende a absorber la totalidad del impuesto.-C..8. Por ello$ no debe e+tra*ar #ue sea el oferente #uien car"ue a!ora con la totalidad del impuesto. De nuevo se observa #ue la capacidad de ne"ociación de un a"ente económico est0 enormemente limitada. .HHH >/$Y2 @ 92<$'2 1-. -ncidencia y e+ceso de car"a fiscal.-C.8. Caturalmente$ si el demandante pa"a$ en t%rminos de subida de precios$ todo el impuesto$ el empresario no sufre car"a al"una como consecuencia del "ravamen.)7EC.. En este caso$ resulta imposible #ue el empresario pueda trasladarle$ total o parcialmente$ el impuesto$ de modo #ue el "ravamen recae enteramente sobre el oferente.+. En esas circunstancias$ el e+ceso de car"a fiscal "enerado se valoraba como la p%rdida de e+cedente del consumidor #ue no revert&a al sector público en forma de recaudación.-C. Cuando se estudió el principio de neutralidad$ se supon&a$ impl&citamente$ #ue la curva de oferta era totalmente el0stica$ de tal modo #ue todo el "ravamen reca&a sobre el consumidor.

El cambio en la cantidad puede estimarse con ayuda de la elasticidad de la demanda. aof . I15 4aof . . P15 @ f Ed 4ad . t 5 ' 4P1 . ad . t . t . I15 Estas dos fórmulas permiten detectar de #u% depende el e+ceso de car"a fiscal "enerado en los demandantes y los oferentes. t5 ' 4P1 . . t . t . El problema radica en cómo calcular el valor de estos dos tri0n"ulos. I15 Similarmente : ECAof @ f 4Eof . P15 @ f Eof 4aof . El 0rea del tri0n"ulo ZcZ es la mitad de la base$ el cambio en la cantidad por la altura$ el aumento del precio para el demandante.P'd a P1 b P'of 6666666666666666666666666666666666666666666666666666666 I El sector público$ recauda unos in"resos impositivos cuya cuant&a es el impuesto multiplicado por el número de unidades vendidas : 3ecaudación @ 0rea FaG Q 0rea FbG Puede !acerse la si"uiente distribución de las p%rdidas de e+cedente de los dos a"entes económicos : P%rdida consumidor 0rea ZaZ V 3ecaudación Estado Q 0rea ZcZ V e+ceso car"a fiscal 0rea ZbZ V 3ecaudación Estado Q 0rea ZdZ V e+ceso car"a fiscal P%rdida empresario El 0rea del tri0n"ulo marcado con la letra ZcZ representa la p%rdida de e+cedente para el consumidor #ue no se convierte en recaudación para el Estado : El e+ceso de car"a fiscal soportado por el demandante. I15 4ad . su ve($ el 0rea ZdZ indica la p%rdida de e+cedente para el vendedor #ue no revierte al sector público como in"reso : El e+ceso de car"a fiscal soportado por el oferente.s&$ puede concluirse #ue las variables #ue afectan al e+ceso de car"a fiscal tienen un efecto distinto : 104 . ECAd @ f 4Ed .

/5 Cin"ún empresario tiene beneficios e+traordinarios$ ni p%rdidas$ de donde se dedu ce #ue el precio debe ser i"ual al coste medio total.. -CC-DECC-. Se consideran #ue el impuesto establecido por el sector público consiste en una cantidad fija$ independiente del nivel de producción del empresario. Q . @ C=. representan los costes variables totales y CA. En un mercado de competencia perfecta en el #ue e+iste un e#uilibrio inicial$ deben concurrir tres circunstancias : 15 El precio vi"ente debe corresponder al e#uilibrio del mercado. . Q CA.#u& se trata de anali(ar las re"las de la incidencia impositiva cuando se consi deran diferentes tipos de impuesto y se aplican a diversas estructuras de mercado. )as repercusiones de este impuesto son muy diversas dependiendo de la estruc tura del mercado donde se apli#ue : Se diferencian dos casos$ el mercado de compe tencia perfecta y el de monopolio. . /5 En cambio$ el valor de las elasticidades de demanda y oferta tienen un efecto indeterminado sobre el e+ceso de car"a fiscal "enerado. Donde los C=.nteriormente se afirmó #ue el e+ceso de car"a fiscal para el demandante era mayor cuanto mayor fuera la elasticidad de la demanda$ y tal aserto era adecuado por#ue el impuesto solamente reca&a sobre el comprador. los costes fijos totales. En estas circuns tancias los costes totales del empresario ser&an : Sin impuesto : C. '5 . Si como consecuencia del impuesto$ se elevan los costes totales$ el precio inicial de e#uilibrio no "aranti(a #ue se cubran.5 ). a5 7ercados perfectamente competitivos. En este conte+to$ por el contrario$ un aumento en la elasticidad de la demanda$ por un lado incrementa el e+ceso de car"a fiscal$ pues entra como el primer factor en la multiplicación$ pero$ por otro$ disminuye el valor del coeficiente ad$ y eso reduce el e+ceso de car"a fiscal. 1-. Con impuesto : C.. '5 El e+ceso de car"a fiscal es mayor$ cuanto m0s alto sea el valor del "asto inicial del consumidor$ valorado por el producto P 1I1 : Efecto #ue se aplica por i"ual al deman dante y al oferente. A-\. DE 1C -7P1ES. 1n impuesto de cuota fija eleva el coste medio total$ sin alterar el coste mar"inal de producción. Como consecuencia$ al"unas empresas tendr0n p%rdidas y empe(ar0n a abandonar el mercado$ lo #ue ir0 reduciendo la 105 . .15 El tipo impositivo aumenta el e+ceso de car"a fiscal "enerado$ tanto para el deman dante como para el oferente.8 DE C18. LA INCIDENCIA IMPOSITI4A ATENDIENDO A LAS DI6ERENTES ESTR'C3 T'RAS DEL MERCADO ..odos los empresarios se encuentran en la situación de m0+imo beneficio$ y$ por tanto el precio debe ser i"ual al coste mar"inal. @ C=. Para ello$ se diferencia entre impuestos de cuota fija e impuestos por unidad de producto$ de una parte$ y entre mercados de competencia perfecta y monopolios de oferta$ de otra. Q CA.

?5 -CC-DECC-. El proceso continuar0 !asta #ue !ayan cerrado suficientes empresarios como para incrementar los precios !asta tal punto en #ue se vuelvan a cubrir los costes medios totales. El proceso de ajuste del mercado$ para lle"ar al e#uilibrio a lar"o pla(o$ conduce casi a las mismas conclusiones : Elevación de precios para el demandante$ #ue acaba sufriendo todo el impuesto$ reducción del número de empresarios y mantenimiento de los beneficios ordinarios entre los supervivientes. El caso del monopolio de oferta es totalmente distinto al de la competencia perfecta. Sin embar"o$ en un es#uema basado en #ue los empresarios !acen m0+imo el beneficio$ eli"iendo a#uella cantidad para la #ue el in"reso mar"inal se !ace i"ual al coste mar"inal$ la conclusión es inobjetable$ pues si$ como consecuencia del impuesto$ no cambia ni el coste ni el in"reso mar"inal$ no puede mortificarse la cantidad de m0+imo beneficio ni el precio de venta$ y$ por ende$ el único resultado es una disminución en los beneficios del empresario. En resumen$ se comprueba #ue los efectos de un impuesto proporcional sobre la producción no son muy diferentes a los "enerados por un "ravamen de cuota fija. )a única consecuencia es #ue los beneficios e+traordinarios del monopolista$ marcados inicial mente $ como diferencia entre el precio de venta y el coste medio$ se reducen por el impuesto$ #ue recae$ as&$ &nte"ramente$ sobre el empresario. b5 7ercado de monopolio de oferta. Por ello$ en primer t%rmino$ se "enera una reducción en la cantidad fabricada por cada empresario y$ por tanto$ una disminución de la oferta del mercado #ue eleva los precios. diferencia de lo #ue suced&a en el caso de un impuesto de cuota fija$ un "ravamen #ue recae sobre el volumen de producción modifica los costes mar"inales$ elev0n dolos. Si el incremento de precios fuera suficientemente alto podr&a compensar este aumento de los costes medios y se evitar&a as& la e+pulsión de empresas del mercado. En el supuesto de #ue el mercado responda a las caracter&sticas de un monopolio de oferta$ las conclusiones se alteran radicalmente. .oferta y elevando los precios. Si el establecimiento del "ravamen no modifica el coste mar"inal$ no cambia la posición de m0+imo beneficio$ ni se altera el precio de venta del producto.!ora bien$ adem0s de incrementarse los costes mar"inales$ tambi%n se !an eleva do$ en la misma cuant&a$ los costes medios totales. )a conclusión precedente$ #ue aparece reflejada en la mayor parte de los manuales de Hacienda Pública$ parece contraria a lo #ue dicta la intuición. 3esulta paradójico #ue cuando el empresario es un monopolista$ y dispone de poder en el mercado$ es$ precisamente cuando sufre las consecuencias del impuesto.8 S8?3E E) =8)17EC DE P38D1CC-[C . En este caso se considera #ue el impuesto es proporcional a la cantidad producida por el empresario : El tributo no sólo modifica los costes medios del empresario$ sino #ue adem0s aumenta$ y en la misma cuant&a$ los costes mar"inales. Sin embar"o$ el crecimiento inicial en los precios no ser0 suficiente para cubrir el nuevo coste medio total y en consecuencia$ al"unos empresarios se ver0n abocados a salir del mercado$ lo #ue reducir0 la oferta del mercado y elevar0 aún m0s el precio pa"ado por los demandantes. 106 . a5 7ercados perfectamente competitivos. . DE 1C -7P1ES. )a única diferencia apreciable$ debida$ en buena parte$ a la forma de la función de costes empleada$ es #ue a!ora cada empresa fabrica la misma cantidad antes y despu%s del impuesto$ mientras #ue en el caso anterior los empresarios incrementaban su producción. El proceso terminar0 cuando el nuevo precio de e#uilibrio permita a los fabricantes obtener beneficios ordinarios. Cosa distinta ser&a #ue el monopolista marcara el precio en a#uel volumen de producción para el #ue los in"resos totales fueran i"uales a los costes totales$ o lo #ue es lo mismo$ donde el precio se i"uala con el coste medio.

ipo de impuesto y estructura de mercado . )os dos mercados de factores de producción se encuentran en situación de e#uilibrio con pleno empleo$ de tal modo #ue el salario$ P$ y el coste de capital$ c$ fluctúan libremente de tal modo #ue la demanda de un factor se i"uala con su oferta. >5 El sector público establece un impuesto #ue "rava el uso del capital por parte del sector D de la econom&a. . 107 .#u& se trata de e+tender el an0lisis para incorporar el ajuste entre todos los mercados y considerando adem0s #ue la traslación del impuesto puede !acerse tanto !acia delante$ a los compradores del producto$ como !acia atr0s$ a los trabajadores #ue lo fabrican. Como sólo !ay dos productos en la econom&a$ se trata de bienes s(stit(tiGosB y$ en consecuencia$ un aumento en el precio de uno de ellos conduce a una e+pansión de la demanda del otro.C. De un lado$ se estudia la incidencia de los impuestos en el marco de un mercado concreto$ sin atender a los posibles efectos #ue ese sector de la econom&a podr&a "enerar en otros mercados ^ en ese sentido$ puede afirmarse #ue se trata de un an0lisis de e#uilibrio parcial$ pues sólo considera cómo cambia la posición de e#uilibrio en un mercado espec&fico.mbos se venden en mercados perfectamente competitivos$ de tal modo #ue se supone #ue se encuen tran en situación de e#uilibrio a lar"o pla(o. INCIDENCIA EN LOS MODELOS DE EE'ILIBRIO . En el primero$ si se supone #ue el empre sario !ace m0+imos los beneficios$ el impuesto es pa"ado totalmente por el monopo lista$ sin #ue los consumidores observen cambio al"uno en el precio o en la cantidad vendida. C5 Comparación : . '5 . . En estas circunstancias$ se tendr0 #ue : Cd @ C+ Q Cy Ld @ L+ Q Ly /5 )os dos factores de producción son perfectamente móviles entre sectores e$ i"ual mente$ se puede sustituir uno por otro en el proceso productivo de ambos bienes. En el "ravamen proporcional a la cantidad fabricada$ se demuestra #ue una parte del impuesto s& se traslada a los compradores.l contrario de lo reflejado en el mercado de competencia perfecta$ en el caso del monopolio !ay diferencias sustanciales entre un impuesto de cuota fija y un impuesto proporcional sobre la cantidad producida. Para este an0lisis se parte de las si"uientes !ipótesis : 15 E+isten sólo dos productos en la econom&a$ denominados D e ].mbos productos utili(an factor trabajo$ C$ y e#uipo capital$ L$ en el proceso pro ductivo. )os precios de estos bienes se indicar0n como P+ y Py. De otro$ la traslación del impuesto #ueda restrin"ida a dos a"entes econó micos$ los demandantes y los oferentes$ sin considerar$ por ejemplo$ #ue las conse cuencias del tributo recayeran sobre los trabajadores o los propietarios del e#uipo capital. Se denominar0n C$ y Cy a los trabajadores contratados por cada uno de los dos sectores y como L+ y Ly al e#uipo capital empleado por D e ] respectivamente. . )a ofertas de trabajo CR y la de capital LR son r&"idas.ENERAL El an0lisis desarrollado adolece de dos deficiencias muy claras. Con ello$ podr0 comprobarse #ue los efectos de un impuesto son muc!o m0s complejos de lo #ue su"iere la simple lectura de los te+tos le"ales. 1-. )as re"las de la incidencia de los impuestos deben mati(arse al tener en cuenta no sólo la clase de impuesto #ue se establece sino tambi%n en #u% tipo de mercado se est0 operando. )ó"icamente$ la demanda de trabajo$ Cd$ es la suma del trabajo contratado por los dos sectores y la de capital$ Ld$ se define de un modo an0lo"o.b5 7onopolio de oferta.

Es decir$ adem0s del efecto sustitución aparece el denominado efecto producción. . Si D utili(a b0sicamente mano de obra y$ por el contrario ] usa intensivamente el e#uipo capital$ los despedidos del primer sector no encuentran trabajo en el se"undo$ y la demanda de trabajo de la econom&a disminuyeZ. Es decir$ si D es intensivo en trabajo$ el efecto producción tiene un si"no contrario al efecto sustitución. Dic!o en otros t%rminos$ si D intensivo en capital$ el efecto producción refuer(a el de sustitución.1.l mismo tiempo$ el sector D estar0 despidiendo menos trabajadores de los #ue re#uiere el sector ]$ con lo #ue la demanda total de trabajo aumentaZ. .Si el sector D emplea fundamentalmente capital y el ]$ por el contrario$ utili(a m0s bien la mano de obraZ$ entonces la ma#uinaria no utili(ada por el primero es m0s #ue la necesitada por el se"undo$ y la demanda total de capital de la econom&a se reduceZ. 1< )os in"resos e+traordinarios 108 . Ello se debe a #ue$ si se establece un impuesto sobre el factor capital empleado por el sector D$ los costes de producción en este mercado crecen$ lo #ue conducir0 a un incremento en el precio de este bien y a una reducción en la cantidad vendida en el mercado.l establecerse un impuesto sobre el uso del capital en el sector D$ los empresarios tender0n a sustituir e#uipo capital por factor trabajo en esta actividad. En conse cuencia$ tanto la demanda de trabajo como la de ma#uinaria son objeto de dos fuer (as contrapuestas$ una tiende a reducirlas y la otra a aumentarlas. Sin embar"o$ el an0lisis es muc!o m0s complejo. Por el contrario$ como el sector ] est0 e+pandiendo su producción$ tratar0 de contratar m0s trabajadores y m0s e#uipo capital. Paralelamente$ el sector D deja libre menos e#uipo capital del #ue necesita el sector ]$ con lo #ue la demanda total de capital aumenta. . En consecuencia se incrementa la cantidad producida y vendida de este último producto. . .-.l mismo tiempo$ la subida de P+ "enera un aumento en la demanda de ]$ pues$ como se !a dic!o$ ambos bienes son S1S. Este % cto d s(stit(ci)n B supone un aumento en la demanda de trabajo y una reduc ción de la de capital. .En el marco de las !ipótesis descritas$ parece #ue$ intuitivamente$ un tributo de la naturale(a indicada deber&a recaer sobre los consumidores del bien D y sobre los propietarios de capital utili(ado en ese sector. Dado #ue la oferta de factores es r&"ida$ en el primer caso se produce un aumento de salarios$ mientras #ue en el se"undo mercado disminuye el rendimiento del capital. )os cambios en las producciones de D e ] afectan a los mercados de factores de producción : Si el sector D est0 reduciendo la actividad$ necesitar0 menos trabaja dores y menos e#uipo capital.s&$ pueden distin "uirse tres supuestos : Si los dos sectores usaran los factores de producción en las mismas proporciones$ ambas fuer(as se acabar&an compensando$ y el efecto producción no causar&a nin"u na consecuencia en los mercados de trabajo y de capital.-=8S . Si el sector en el #ue se impone el tributo emplea intensivamente la fuer(a de trabajo$ puede ocurrir #ue la demanda de capital de la econom&a cre(ca$ y con ella el rendimiento de ese factor de producción$ mientras #ue la demanda total de trabajo disminuya y ello redu(ca el salario pa"ado a los trabajadores.dem0s del efecto sustitución descrito se produce un se"undo resultado #ue complica bastante m0s el an0lisis. Puede concluirse$ entonces #ue el establecimiento de un impuesto sobre el uso del capital no "aranti(a #ue sean los propietarios de este recurso #uienes sufran las consecuencias.

!orro @ 3d C @ EMD Q EM. CLASI6ICACIÓN DE LOS IN. En t%rminos formales$ se tendr0 #ue : . LA DE'DA PÚBLICA. indica los in"resos ordinarios 4precios$ tasas$ contribuciones especiales$ impuestos5 y B la totalidad de los "astos públicos. De otra$ una parte del endeudamiento$ posible$ del sector público puede reali(arse a trav%s de la emisión de dinero. Pero si se #uiere abordar la cuestión de cu0les son los diversos in"resos e+traordinarios para el sector público$ lo m0s sencillo es considerar a este a"ente económico como si fuera asimilable al sector privado : Si para un consumidor se comprueba #ue su nivel de a!orro$ positivo o ne"ativo$ es la diferencia entre su renta y su consumo$ en el caso del sector público$ se tendr0 #ue : . En el caso del sector público$ se producen dos cambios sustanciales.. Se"undo$ !a de anali(arse los principios #ue deber&a cumplir la emi sión de deuda pública.$ el incremento 4o reducción5 de sus activos. Este tipo de in"reso e+traordinario plantea$ al menos$ cinco "randes cuestiones : En primer lu"ar$ deben describirse los diferentes tipos de deuda pública e+istente y sus diferencias. Por 109 . Cuarto problema$ muy pol%mico desde el punto de vista teórico$ es sobre #ui%n recae la car/a d #a d (da B lo #ue e+i"e$ previamente$ definir #u% se entiende por Zcar"aZ y #u% "eneración soporta el coste de la emisión de deuda. de forma #ue a!ora se se*ala #ue un !ipot%tico d%ficit público 4o desa!orro5 puede cubrirse a trav%s de contraer nuevas deudas 4 EMD 5$ vendiendo activos en poder del sector público 4 EM. 1.ercero$ es relevante conocer la situación actual de la deuda pública nacional.RESOS EITRAORDINARIOS Dos caracter&sticas de este tipo de in"resos son #ue reducen el patrimonio neto del sector público y #ue$ adem0s$ e+i"en una autori(ación espec&fica del le"islativo en el momento de la aprobación de la ley de presupuestos. De una parte$ el concepto de a!orro debe entenderse en la forma indicada. V H$ pues ello tan sólo indica #ue !a vendido parte de sus activos financieros para reducir su endeudamiento. Por el contrario$ si su a!orro es ne"ativo$ y por tanto el consumo e+cede a su renta$ se ver0 obli"ado a endeudarse m0s o a vender parte de su patri monio con la finalidad de financiar este e+ceso de consumo sobre su nivel de in"re sos.2.1. B 7 EMD Q EM7o Q EM.. B donde .1. )a deuda pública es el principal in"reso e+traordinario de #ue dispone el Estado$ aun#ue esta situación puede modificarse en el futuro$ si se cumplen las previsiones del Pacto de Estabilidad y Crecimiento. donde 3d indica la renta disponible ^ C$ el consumo ^ EMD$ el aumento 4o disminución5 en las deudas del ciudadano e EM.!orro @ . En estas circunstancias se tendr0 #ue : .5 o$ lo #ue es lo mismo$ privati(ando empresas públicas$ o incre mentando la cantidad de dinero en circulación 4 EM7o 5.!orro 4desa!orro5 @ . 8bviamente$ aún en el caso de #ue su a!orro sea cero$ por#ue el consumo sea i"ual a la renta disponible$ puede ocurrir #ue EMD E H e EM. Para el ciudadano su a!orro puede dedicarse a reducir su endeudamiento$ anticipando por ejemplo la devolución de los pr%stamos #ue se le !ayan concedido$ o se puede materiali(ar en los diferentes activos #ue le ofrece el sistema económico$ ya sean l&#uidos$ si deja su a!orro en forma de dinero le"al o bancario$ financieros$ si ad#uiere acciones u obli"aciones$ o reales$ si dedica sus fondos a la compra de oro o sellos$ por ejemplo. .

último$ y en relación con el tema de la car"a de la deuda$ se suscita la cuestión de la sost ni"i#idad de la deuda pública.2.dministraciones Públicas : Deuda nacional$ autori(ada por ley como m0+imo nivel de emisión$ frente a una deuda local$ de las Comunidades . '. .s&$ en cuanto al valor nominal de los t&tulos$ se aprecia una importante diferencia cuando la emisión se diri"e a entidades financieras$ en cuyo caso se suele ele"ir una cifra bastante elevada como un millón o medio millón de pesetas$ y cuando la deuda se ad#uiere por los particulares$ supuesto en el #ue el nominal suele situarse en cifras muc!o m0s bajas como unas die( mil pesetas$ pues sólo as& los t&tulos pueden ser comprados por los pe#ue*os a!orradores. Esta noción puede desarrollarse$ a partir de cada uno de sus componentes$ lo #ue permite conocer m0s profundamente las distintas modalidades #ue puede revestir este in"reso e+traordinario del sector público.dministraciones Públicas$ puede distin"uirse entre deuda ficticia$ cuando la deuda es comprada por el ?anco Central$ por#ue el sector público se !a endeudado consi"o mismo$ y deuda real$ cuando la emisión de los t&tulos se diri"e a los particulares o a las entidades finan cieras privadas. En cuanto al modo en #ue se desi"na al titular de estos documentos$ puede distin "uirse entre t&tulos nominativos$ en los #ue aparece la identidad del propietario$ y t&tu los al portador$ en los #ue se desconocen los datos personales del titular. En ese sentido$ se dice #ue los t&tulos !an sido emitidos a la par si el precio de compra coincide con el nominal$ o #ue se emiten por debajo de la par si el precio de compra es inferior al nominal$ o #ue la emisión se !a !ec!o por encima de la par$ cuando el precio de ad#uisición es superior al nominal. Conc $to F c#asi%icaci)n. /.utónomas o de los entes locales$ #ue no sólo tienen el l&mite marcado por la ley de sus respectivas asambleas le"islativas o corres pondientes acuerdos de pleno sino #ue$ adem0s$ se ve constre*ida por otras restric ciones ajenas a su propia voluntad. Este valor nominal no coincide$ necesaria mente$ con el precio pa"ado por el comprador$ aun#ue s& representa el importe #ue se devolver0 en el momento de la amorti(ación.l utili(ar este instru mento para desi"nar la deuda$ puede utili(arse otro "rupo de clasificaciones de la deuda pública$ atendiendo a los principales elementos #ue aparecen en estos t&tulos. 1n tercer aspecto reflejado es #ue e+iste un compromiso por parte de la . ZConjunto de pr%stamos concedidos a las administraciones públicas$ #ue !an sido documentados en t&tulos valores$ en virtud de los cuales a#u%llas se compro meten al pa"o periódico de unos intereses y$ en su caso$ a la devolución de los capi tales prestados$ a la #ue se denomina amorti(aciónZ.1. . Por lo #ue !ace referencia a con #ui%n se endeudan las . 1. En lo #ue se refiere a #ui%n se endeuda$ el propio concepto se*ala a las . 110 ..dminis tración de reali(ar un pa"o periódico de intereses : Puede distin"uirse entre deuda con un rendimiento e+pl&cito$ cuando efectivamente se produce ese abono de intereses y deuda con rendimiento impl&cito en los #ue la rentabilidad del t&tulo se obtiene por la diferencia entre el precio de compra y el de amorti(ación. Como los compradores de los t&tulos pueden ser nacionales o e+tran jeros$ debe diferenciarse entre deuda real interna$ en el primer caso$ y deuda real e+terior$ en el se"undo$ en cuyo caso la deuda viene denominada en moneda e+tran jera. 1n se"undo elemento es #ue la deuda pública aparece documentada en forma de t&tulos valores lo #ue elimina del concepto una parte del endeudamiento público$ el #ue se traduce en forma de cr%ditos con entidades financieras. )a definición utili(ada presenta a la deuda pública como un contrato de pr%stamo lo #ue obli"a a plantear #ui%n es el prestatario y #ui%n el prestamista. En tal sentido$ pueden se*alarse : 1.

Simplificando muc!o la cuestión$ pueden resumirse tales finalidades en las dos si"uientes : Consecución de los objetivos de estabilidad económica : Pleno empleo$ estabilidad de precios y e#uilibrio en la ?alan(a de Pa"os : Bran número de dificultades a la !ora de enunciar prescripciones normativas$ por muy distintas ra(ones. El compromiso de devolución se puede llevar a cabo en pla(os muy diversos$ aun#ue se suelen considerar periodos de menos de un a*o$ en cuyo caso se !abla de deuda a corto pla(o$ per&odos comprendidos entre / y 2 a*os$ o deuda a medio pla(o$ y pla(os entre 2 y 1H a*os$ o deuda a lar"o pla(o. E7-S-[C DE DE1D. Cuando el Estado no dispone de esa facultad se !abla de deuda perpetua no denunciable.dministraciones Públicas.ta*e la primera a las discrepancias #ue mantienen los econo mistas sobre los efectos de las pol&ticas fiscales y monetarias en la consecución de los objetivos macroeconómicos. )os principios #ue deben informar la pol&tica de deuda pública constituyen la deno minada administraci)n d #a d (da . Cuando este procedimiento sirve para #ue deuda emitida a corto pla(o se transforme en deuda a lar"o pla(o$ se denomina consolidación de la deuda$ pero no es la única finalidad posible de los procedimientos de conversión.ales efectos son los propios de una pol&tica fiscal e+pansiva : . Como el d%ficit público tiene este tipo de consecuencias$ pueden conside rarse las distintas modalidades de deuda pública desde la perspectiva de si sus efectos compensan o van en la misma dirección #ue los del d%ficit público. Para anali(ar los efectos macroeconómicos de las distintas modalidades de deuda$ se parte de un modelo intermedio en el #ue$ al menos en el corto pla(o$ el d%ficit públi co tiene efectos sobre el nivel de empleo$ los tipos de inter%s y la tasa de inflación.-=8S EC8C[7-C8S. Por último$ la ter cera concierne a la presencia de dese#uilibrios en la balan(a de pa"os$ especialmente notables en el caso del d%ficit e+terior. ?5 ).>. Se trata de se*alar$ #u% criterios debe se"uir el sector público$ b0sicamente en lo #ue se refiere a los pla(os de emisión y el destina tario de la misma$ de acuerdo con los principales objetivos económicos del pa&s. Sin embar"o$ se encuentran objetivos diferentes #ue dan lu"ar a muy distintas pres cripciones en cuanto al dise*o de los t&tulos de la deuda pública.umento en el nivel de renta$ y de ocupación$ elevación de los tipos de inter%s y crecimiento en el nivel de precios. )a deuda se emite a los particulares o a los intermediarios financieros #ue no disponen de reservas e+cedentes : )os efectos monetarios del d%ficit público se 111 . )imitación de los costes financieros del endeudamiento para las . Se refiere la se"unda a #ue en la sociedad contempo r0nea carece de sentido plantear los problemas de paro y de inflación como e+clu yentesZ$ pues ambas dificultades se presentan de modo simult0neo. Pc?)-C. Diversas posibilidades : 1. . Por último$ la definición empleada indica #ue$ en su caso$ se procede a la devolu ción de los capitales prestados$ lo #ue si"nifica #ue no siempre se lleva a cabo la amorti(ación$ sino #ue puede diferenciarse entre deuda amorti(able y deuda perpetua. )a deuda perpetua$ en principio$ tiene una vida ilimitada$ pero el sector público puede reservarse la facultad de reembolsar el pr%stamo$ y entonces se denomina deu da perpetua denunciable. . En el primer caso$ el sector público se compromete a devolver el importe recibido como pr%stamo$ si bien en determinadas circunstancias se !a dado el caso de #ue el Estado se nie"ue a cumplir su promesa$ y a ello se denomina repudio de la deuda. ] )8S 8?\E. De !ec!o$ el cambio m0s sustancial #ue puede llevarse a cabo es una modificación de los intereses pactados$ en cuyo caso$ el acreedor puede optar entre aceptar la rebaja del inter%s y la amorti(ación$ o reem bolso$ anticipada del capital. El pla(o de amorti(ación$ los intereses pactados o el valor nominal de los t&tulos pueden alterarse a trav%s de lo #ue se denomina conversión de la deuda.

En cuanto al posible dese#uilibrio del sector e+terior$ el incremento de la renta !ar0 crecer las importaciones$ el aumento de la tasa de inflación reducir0 las e+portaciones e incrementar0 la importación$ de modo #ue el pa&s se enfrentar0 a un d%ficit en las ?alan(as Comercial y de Servicios. CE E) ECDE1D. Debe destacarse el fuerte crecimiento #ue se re"istra en el ejercicio de 199/$ en el #ue el endeudamiento sobre el P-? crece 1' puntos$ desde el >:W !asta el <HW$ y la tendencia continuada de aumento en esta variable !asta 199<$ cuando se lle"a al m0+imo del YHW. En estas circunstancias el dese#uilibrio del sector e+terior ser0 muy notable$ pues a!ora el d%ficit en las balan(as de bienes y servicios no se compensa por la atracción del a!orro e+terior : Puede considerarse adecuada esta forma de financiar el d%ficit público cuando no !aya "raves problemas de inflación$ cuando el sector e+terior presente un super0vit importante$ #ue podr&a reducirse sin problemas$ y cuando el d%ficit público sea moderado.esteri li(an y las consecuencias sobre la econom&a son e+clusivamente los efectos reales del d%ficit público : . )os efectos sobre los tipos de inter%s son indeterminados$ pero puede ase"urarse #ue$ de aumentar$ lo !ar0n en menor cuant&a y no es descartable #ue disminuyan. Die( a*os m0s tarde$ los t&tulos a corto pla(o !an perdido 112 . partir de 199Y$ la voluntad de incorporar nuestra moneda al euro se manifiesta en una reducción de la ratio #ue lle"a al <:$:W en 199Y. )a deuda se emite al ?anco Central o a los bancos comerciales con reservas en e+ceso : )a deuda se moneti(a y los efectos monetarios del d%ficit se mantienen$ con lo #ue el efecto real sobre la actividad económica se ve refor(ado.. Se produce un mayor crecimiento en la renta y el empleo y una aceleración m0s acusada en la tasa de inflación.. En principio la emisión de los t&tulos en el e+terior "enera una entrada de medios de pa"o internacio nales #ue contribuir0 a resolver un !ipot%tico d%ficit. 1. /. )a composición del endeudamiento !a sufrido modificaciones importantes a lo lar"o de este periodo. . En 19::$ de cada 1HH pts. '.8 Pc?)-C8 EC ESP.7-EC. D%ficit #ue puede ser compensado en parte por el aumento de los tipos de inter%s #ue atrae el a!orro de los a"entes económicos del e+terior. . '. )os cambios m0s si"nificativos se producen en lo #ue concierne a la balan(a de pa"os$ pues debe distin"uirse entre el corto y el medio pla(o.umento del nivel de renta y del empleo$ a costa de una elevación de los tipos de inter%s y de la tasa de inflación. Por lo #ue se refiere al se"undo objetivo : 3educir los costes financieros para el sector público$ es f0cil comprender #ue las prescripciones son justamente las opues tas a las se*aladas : Si los t&tulos ofrecen un alto tipo de inter%s$ es decir un coste financiero elevado$ no resulta adecuado endeudarse a un pla(o e+cesivamente lar"o$ mientras #ue si el tipo de inter%s es bajo$ es ló"ico aprovec!ar la circunstancia para emitir t&tulos de lar"a duración y bajo coste financiero para el sector público.dministraciones Públicas$ como en la ratio DeudaEP-? !a crecido claramente a lo lar"o del periodo. de los pasivos financieros públicos$ ><$2 correspond&an a valores emitidos a corto pla(o$ '>$/ a obli"aciones a medio y lar"o pla(o y 1Y a cr%ditos. )a deuda se emite en el e+terior : )os efectos monetarios del d%ficit público se mantienen y$ desde esa perspectiva$ sus consecuencias sobre el nivel de renta y empleo$ tipos de inter%s y tasa de inflación son similares a las consideradas anterior mente. )a financiación ortodo+a del d%ficit público es tanto m0s adecuada$ cuanto mayores sean los dese#uilibrios del sector e+terior$ m0s "rave el proceso inflacionista y m0s cuantioso el d%ficit público.g. medio pla(o$ los efectos sobre la renta y la inflación deterioran la posición e+terior de la econom&a$ a lo #ue cabe a*adir #ue el pa"o de intereses al e+terior producir0 una presión a*adida sobre la balan(a de pa"os$ de modo #ue$ a menos #ue el pa&s lleve a cabo medidas de estabi li(ación$ el problema de dese#uilibrio e+terno puede ser m0s "rave #ue al principio. El endeudamiento público$ tanto en cifras absolutas de pasivos financieros o en deuda de las .

DE1D.3B. C. En principio$ no parece #ue los cambios se*alados en cuanto a la composición de la deuda !ayan "enerado modifica ciones e+cesivamente profundas en este aspecto. En particular se aprecia un crecimiento muy notable en el uso de la financiación e+terna$ #ue ocupaba cifras muy modestas en 19::$ cuando apenas supon&a un 1$<:W del total de estos dos pasivos financieros y #ue alcan(a casi un '2W en 199Y. ."ran parte de su importancia$ para lle"ar a ser unas 'H pts. DE ). DE ).al deterioro conduce a la ló"ica preocupación por la competitividad e+terior de la econo m&a espa*ola y convierte en factor clave la paridad en el ajuste de la peseta y la futura moneda única. Como conclusiones : En primer t%rmino$ parece adecuada la sustitución de deuda a corto por deuda a lar"o pla(o en un conte+to de reducción de los tipos de inter%s$ en tal sentido$ puede apuntarse #ue en 19:9$ el tipo de inter%s medio de las obli"aciones del Estado se situaba en el entorno del 1/W$ mientras #ue en 199Y$ se pod&an emitir al 2$>W. Esta cuestión se !ace m0s compleja al presentar dos problemas terminoló"icos : 1R Iu% debemos entender por "eneración$ donde se !a optado por definir como "eneración futura al conjunto de individuos #ue no estaban presentes cuando el sector público decide emitir la deuda y #ue$ por tanto$ no pod&an prestar su consentimiento a esta operación financiera. 1na se"unda cuestión relevante se refiere a los efectos de la financiación del d%fi cit público sobre la cantidad de dinero del pa&s o$ dic!o en otros t%rminos$ !asta #u% punto se !an moneti(ado o esterili(ado tales efectos. 'R Cómo debe entenderse el concepto de car"a de la deuda$ cuestión sobre la #ue se !an ofrecido al menos tres versiones : 113 . Por último$ s& debe reflejarse #ue el mayor papel de las emisiones en el e+terior pone de manifiesto una p%rdida de la capacidad para "enerar a!orro interno y los efectos de dese#uilibrio futuro en la cuenta de rentas de la balan(a de pa"os. Es indudable #ue se !a llevado a cabo una sustitución casi perfecta de t&tulos a corto por t&tulos a medio y lar"o pla(o.$ y crece claramente el componente de obli"aciones$ !asta ser unas 2>$/ pts. /. )ó"icamente$ desde la perspectiva de los costes financieros del sector público es m0s adecuado optar por la deuda a medio y lar"o pla(o cuando el mercado te permite un tipo de inter%s inferior. )os t%rminos del debate en este caso son complejos$ pues lo #ue se trata de dilucidar es si la car"a de la deuda recae sobre la "eneración actual o sobre las "eneraciones futuras. de cada 1HH$ los cr%ditos permanecen en el mismo valor$ unas 1: pts. Pero resulta #ue cuando las familias y empresas no financieras absorb&an una cuota importante de la deuda emitida$ tales t&tulos ten&an un pla(o de vencimiento m0s corto y eran$ por ello$ activos m0s pró+imos al dinero. 1n tercer !ec!o es el cambio en el destino de los valores a corto pla(o y de las obli"aciones. )a cuestión de la car"a de la deuda !ace referencia a si puede identificarse #ui%n soporta los costes cuando el sector público no financia sus "astos con impuestos$ en cuyo caso ser0 el contribuyente o la persona a #uien %ste traslade el tributo #uien asuma los costes. D5 E) P38?)E7. Por el contrario$ pierden importancia las econom&as dom%sticas como destinatarias de la deuda$ pues de casi ad#uirir un 1HW de estos t&tulos en 19:: pasan a menos del >W en 199Y$ y en menor medida las entidades financieras y asimi lados$ #ue reducen su cuota desde casi el ::W al Y1 W.. Es cierto #ue el despla(amiento !acia la financiación e+terior llevar&a a concluir #ue se "enerar&a un efecto monetario positivo$ mientras #ue la emisión a los particulares esterili(aba tal efecto.

'5 )os Jeynesianos no se oponen al d%ficit público como un instrumento de pol&tica fiscal$ y para abordar el problema de la car"a de la deuda$ #ue arrojaba dudas sobre la conveniencia de incurrir en el d%ficit$ recurren a un planteamiento ya defendido por el mercantilismo. En todo caso$ de producirse al"ún tipo de car"a por la emisión de deuda$ %sta recae sobre la "eneración presente #ue !ar0 un mayor esfuer(o de a!orro para ad#uirir los t&tulos de la deuda. En el caso de la deuda e+terior$ la "eneración presente no sufre car"a al"una$ pues permite el uso de recursos ajenos$ sin renunciar a los propios o afectar a la econom&a nacional. )a cuestión clave es #ue por car"a de la deuda se entiende el sacrificio reali(ado$ en t%rminos de utilidad$ por la "eneración presente o la futura. Como los recursos #ue pierde el sector privado al emprenderse un proyecto público #ue se financia con deuda pública '. Como la disminución en la utilidad$ a lo lar"o de la vida de una "eneración$ causada por la decisión de financiar el "asto público con deuda en lu"ar de con los impuestos. -"ual #ue cuando un padre de familia deja deudas est0 trasladando !acia sus !erederos la car"a de su consumo presente$ del mismo modo un "obierno #ue emite deuda est0 trasladando a las "eneraciones futuras la car"a del "asto reali(ado en la actualidad.ampoco es ne"ativa esta absorción del a!orro$ por#ue en momentos de recesión económica$ el a!orro e+cesivo puede conducir a un desempleo aún mayor cuando la inversión privada no es sensible a los tipos de inter%s. Cuando el sector público emite deuda en el interior del pa&s$ se tiene la deuda con nosotros mismos$ pues unos miembros de la sociedad$ los propietarios de los t&tulos$ reciben el pa"o de intereses de otros inte "rantes de esa misma sociedad. )a esencia de la ar"umentación es #ue no e+iste e#uivalencia al"u na entre la deuda pública y la deuda privada. En tal sentido$ no puede afirmarse #ue #uienes ad#uieren los t&tulos de la deuda sufran sacrificio al"uno. Se apuntan otros inconvenientes$ pues al ser un procedimiento para trasladar la car"a !acia el futuro$ puede contribuir a un mayor despilfarro en el "asto público. En cambio$ las "eneraciones futuras s& sufren la car"a de la deuda por#ue con sus impuestos tendr0n #ue pa"ar los intereses y la amorti(ación$ o se ver0n obli"ados a sufrir un recorte en el nivel de prestaciones públicas$ con la misma finalidad. El único efecto de la emisión de deuda es #ue absorbe parte del a!orro de los ciudadanos$ pero no reduce$ necesariamente$ el nivel de consumo del pa&s. Como la reducción en el consumo privado producida por el endeudamiento público /. >5 )a denominada n( Ga macro conom?a c#0sica plantea numerosas dudas sobre la 114 . Sólo debe utili(arse este m%todo de financiación del "asto cuando se cubran inver siones suficientemente rentables como para #ue no supon"a una car"a en el futuro o$ cuando por aplicación del criterio del beneficio $ el "asto financiado por la emisión de deuda sea disfrutado por las "eneraciones futuras. Ese aumento impuestos no se !abr&a producido si la "eneración actual !ubiera pa"ado todos los "astos públicos con sus propios tributos$ y en tal sentido$ la "eneración futura sufre la car"a de la deuda$ y con independencia de #ue sea interna o e+terior. Su decisión es totalmente libre y responde a un plan de a!orro determinado de forma individual$ de modo #ue si no !ubieran comprado la deuda emitida$ !abr&an destinado su a!orro a la ad#uisición de otros activos financieros. . /5 )a posición mantenida por los Jeynesianos se consideró aceptable !asta la aparición de un trabajo de \. 3esumiendo las distintas posiciones mantenidas por los economistas al plantear este temaZ$ pueden distin"uirse cuatro "randes teor&as : 15 )os cl0sicos$ consideraban a la deuda pública de un modo ne"ativo.1. ?uc!anan $ en 192:$ #ue suscita numerosas dudas sobre la corrección de los planteamientos basados en la obra de Leynes.

ctivos a corto pla(o..al fenómeno se !a intentado relacionar con la bús#ueda de nuevas formas de financiación e+traor dinaria para el sector público y$ en no pocas ocasiones$ se !a defendido la superio ridad de este procedimiento sobre la emisión de la deuda pública.. Por ello$ la car"a de la deuda recae sobre la "eneración actual.D DE ). LA 4ENTA DE PATRIMONIO PÚBLICO.. En las modernas econom&as de mercado$ se puede observar f0cilmente la tendencia del sector público a vender su participación en empresas rentables$ en un proceso de privati(ación al #ue$ desde lue"o$ no escapa nuestro pa&s.. )a discusión de este in"reso e+traordinario debe incluir al menos las si"uientes cuestiones : _Hasta #u% punto son diferentes como medio de financiación la emisión de deuda y la venta del patrimonio públicoO _En #u% circunstancias es preferible la privati(ación a la emisión de deudaO En lo #ue se refiere a la primera cuestión$ puede considerarse #ue$ privati(ar empresas públicas es e#uivalente a emitir nueva deuda... .. 3ecordemos #ue la deuda neta$ tal y como se define por el Protocolo sobre D%ficit E+cesivo$ es : Deuda @ Pasivos en efectivo y depósitos transferibles Q 8tros depósitos Q =alores a corto pla(o Q 8bli"aciones Q Cr%ditos 4. S8S.1HH .ctivos en acciones...PP5. Pc?)-C. Supuesto #ue inicialmente$ el sector público tiene la si"uiente estructura de pasivos y activos financieros : Pasivos en efectivo =alores a corto pla(o 8bli"aciones Cr%ditos 2H '2H /2H 1HH . Esta conclusión parece indudable : 15 Si el sector público emite deuda est0 incrementando sus pasivos financieros$ mientras #ue si privati(a empresas est0 enajenado activos y el resultado final$ en t%rminos de deuda neta$ es el mismo.&. Estos re#uisitos necesarios para #ue el planteamiento de ?arro sea correcto !an sido la principal fuente de cr&ticas a su teor&a. En el planteamiento de ?arro$ la "eneración actual sabe #ue la emisión de deuda supone$ en principio$ una car"a para la futura$ #ue se traducir0 en un mayor nivel de impuestos....ctivos en obli"aciones.. Esta !ipótesis retorna una idea apuntada por David 3icardo$ por lo #ue !a recibido la denominación de T or ma ricardiano d #a P(iGa# ncia B aun#ue es menester indicar #ue el propio autor brit0nico$ perteneciente a la escuela cl0sica$ desec!ó esta idea por el e+cesivo número de circunstancias en las #ue ser&a v0lida.'HH )a deuda neta ser0 en estas circunstancias : 115 .. En esas circunstancias$ incrementar0n su nivel de a!orro con la finalidad de le"ar a los !erederos los medios necesarios para !acer frente a ese mayor esfuer(o en t%rminos de fiscalidad.traslación de la car"a de la deuda pública a las "eneraciones futuras. DE1D.EC-?-)-D..<H . En este senti do$ un trabajo de 3obert ?arro plantea la cuestión de si puede !ablarse de transfe rencia de car"a$ cuando la "eneración presente "o(a de previsión perfecta y se preo cupa$ adem0s$ del bienestar de sus !erederos... Si la ratio crece se dice #ue la deuda si"ue una senda e+plosiva$ mientras #ue s& disminuye se afirma #ue la deuda es sostenible. EE ).ctivos en valores a corto pla(o Q activos en obli"aciones Q activos en valores de renta variable Q cr%ditos concedidos por las . .. 1. En determinadas circunstancias$ la ratio entre deuda y renta nacional puede dismi nuir o aumentar a lo lar"o del tiempo$ dependiendo de la tasa de crecimiento de la econom&a y del tipo de inter%s al #ue se emitan los t&tulos.

Dic!o en otros t%rminos$ si se cumplen las condiciones para #ue e+ista una car"a de la deuda para las "eneraciones futuras$ tambi%n la privati(ación de empresas la "enera.ctivos en acciones 'HH )a deuda neta ser0 en estas circunstancias : Deuda @ :2H /<H @ >9H y aumenta e+actamente en el valor de la emisión. Si la empresa ofrece un dividendo constante$ d$ el valor de la acción es : d 4 = ----r donde r indica el tipo de inter%s del mercado. Ello se debe a #ue el precio de venta de un acción de una empresa pública es i"ual al Ga#or d ca$ita#i. Si por el contrario$ el Estado privati(a empresas públicas rentables$ las únicas #ue pueden venderse en el mercado$ dejar0 de percibir una serie de in"re sos patrimoniales en el futuroZ$ y esta p%rdida de in"resos deber0 ser compensada$ del mismo modo$ con un mayor nivel de imposición. Entre ellas$ pueden citarse las si"uientes : 15 Si el Estado tiene una calificación muy baja en cuanto a su solvencia internacional$ puede serle imposible emitir deuda$ salvo #ue lo !a"a con un tipo de inter%s e+cesiva mente elevado$ con lo #ue la privati(ación puede ser su única alternativa de finan ciación e+traordinaria.aci)n de los dividendos #ue percibir0 el propietario del t&tulo.ctivos en obli"aciones 1HH . '5 En el caso de #ue el sector público emita deuda$ se ver0 obli"ado a reali(ar un pa"o de intereses futuros a los #ue$ en su caso$ !abr0 de !acer frente con los impues tos #ue recaude.m.m. Del mismo modo$ una venta de t&tu los de renta variable en 1HH u.ctivos a corto pla(o <H . '5 )a privati(ación puede venir condicionada por objetivos distintos a la financiación y$ a nuestro juicio$ estas finalidades son las #ue e+plican la e+tensión del fenómeno 116 . /5 1n tercer paralelismo entre deuda y privati(ación radica en #ue$ i"ual #ue interesa emitir t&tulos a lar"o pla(o cuando el tipo de inter%s del mercado sea bajo$ del mismo modo la privati(ación es m0s conveniente cuando se da tal circunstancia.Deuda @ Y2H /<H @ /9H 1n aumento en la emisión de obli"aciones de 1HH u. En tal sentido puede pensarse en el caso de 3usia y la necesidad de privati(ar la e+plotación de sus recursos naturales como alternativa a la obtención de nuevos cr%ditos de las entidades financieras internacionales.ctivos en acciones 1HH )a deuda neta ser0 en estas circunstancias: Deuda @ Y2H '<H @ >9H es decir$ el mismo resultado #ue en el caso de la emisión de obli"aciones. dar&a como resultado : Pasivos en efectivo 2H =alores a corto pla(o '2H 8bli"aciones /2H Cr%ditos 1HH . se reflejar&a como : Pasivos en efectivo 2H =alores a corto pla(o'2H 8bli"aciones >2H Cr%ditos 1HH .ctivos a corto pla(o <H .ctivos en obli"aciones 1HH . pesar de estas consideraciones$ e+isten ra(ones por las #ue puede ser preferible la privati(ación de empresas públicas rentables a la emisión de deuda pública. .

EL SE<OREAJE = LA IN6LACIÓN COMO IMP'ESTO. = @ P . '5 _Cu0les son los costes de la financiación pública por medio del se*oreajeO En el caso de los impuestos se !a visto #ue causan un coste de bienestar medido a trav%s del e+ceso de "ravamen.al circunstancia parece especialmente relevante en un conte+to de "lobali(ación de la actividad económica. 1. .!ora bien este sistema de financiación e+traordinaria plantea al"unas cuestiones importantes : 15 _Iu% e+plica #ue los a!orradores absorban la emisión de dinero como forma de materiali(ar su a!orroO En principio$ el sector público no puede obli"ar a nadie a man tener saldos monetarios ociosos y$ si un a!orrador lo !ace$ ser0 por#ue la alternativa de comprar activos financieros es menos atractiva. /5 Por último$ puede ocurrir #ue la privati(ación de empresas públicas rentables per mita al sector público obtener in"resos superiores a los de la emisión de la deuda pública$ cuando los mercados financieros consideren #ue una "estión privada puede ofrecer mejores dividendos #ue los producidos por la administración pública. Ello obli"a a diferenciar dos casos distintos : Si el a!orrador es ciudadano del pa&s #ue emitió dinero$ la e+plicación puede deberse a #ue el tipo de inter%s del mercado sea demasiado bajo y #ue$ por ello$ considere #ue va a subir en el futuro.en las econom&as de mercado contempor0neas. 3C 117 . . En el caso de la emisión de dinero el coste de este medio de financiación se relaciona con la influencia #ue tiene la cantidad de dinero sobre la tasa de inflación del pa&s. Ello se debe a #ue en ese caso$ el sector público se ver0 obli"ado a vender los t&tulos correspondientes a un precio inferior al valor de capita li(ación$ con lo #ue "enera una transferencia a favor de los a!orradores #ue compren esas acciones$ o bien$ y similarmente a lo #ue ocurre con la emisión de deuda$ puede dificultar la financiación del sector privado de la econom&a.+. Desde la perspectiva de un replantea miento de las funciones del sector público$ en clave liberal$ tiene sentido #ue el Estado vaya abandonando la "estión empresarial all& donde es posible #ue el mercado sea m0s eficiente. Arente a las ventajas de la privati(ación$ se !a apuntado #ue un proceso e+cesiva mente r0pido de venta de empresas públicas puede resultar contraproducente$ si el mercado financiero no est0 en condiciones de absorber toda la oferta de nuevos t&tulos puestos a la venta. Del mismo modo$ se !a estudiado cómo la emisión de deu da pública puede "enerar una car"a #ue puede recaer sobre las "eneraciones futuras. 1n tercer in"reso e+traordinario del sector público es la emisión de dinero. . En ese caso$ si compra activos financieros antes de la elevación de los tipos de inter%s$ puede enfrentarse a una p%rdida o minusval&a en el futuro y de a!& #ue opte por mantener su a!orro en forma de dinero !asta #ue se produ(ca la subida de los tipos de inter%s. Si el a!orrador es un ciudadano e+tranjero$ su comportamiento puede deberse a #ue prefiera tener sus a!orros en una moneda fuerte$ o de refu"io$ en lu"ar de en t&tulos de su propio pa&s$ en cuyo caso lo #ue ocurre es #ue espera #ue la moneda propia se deprecie frente a la de refu"io$ y #ue ello le "enere una "anancia superior a los intereses #ue cobrar&a si ad#uiere activos financieros de su pa&s. Si se considera #ue se cumple la ecuación cuantitativa del dinero$ se tendr0 #ue : 7o . -"ualmente$ los procesos de privati(ación !an sido considerados como un medio de crear una clase de propietarios a los #ue se puede tener mejor acceso como !ipot%ticos votantes..al procedimiento$ al #ue se denomina s Kor aH B tiene la ventaja evidente de #ue el Estado se a!orra los costes financieros asociados a la emisión de deuda pública o evita la p%rdida de in"resos patrimoniales por la privati(ación de empresas públicas.

)a subida de los precios afecta a la demanda del sector privado$ reduciendo el consumo y la inversión$ este efecto se produce por#ue$ de un lado$ los in"resos reales de los consumidores se pueden reducir$ al menos en el corto pla(o$ y$ de otro$ por#ue la tasa de inflación !ace subir los tipos de inter%s$ lo #ue reduce el consumo de bienes duraderos y la inversión empresarial. En tal circunstancia$ puede demostrarse$ #ue : 7@nQ" donde m indica la tasa de crecimiento de la cantidad de dinero$ n la tasa de inflación y " el crecimiento de la renta nacional. _Iuiere esto decir #ue la inflación es an0lo"a a un impuestoO )a inflación es muc!o m0s injusta #ue cual#uier impuesto$ pues no atiende a las circunstancias personales del contribuyente$ ni a su capacidad económica$ sino #ue sus efectos ser0n m0s acusa dos para las personas #ue ten"an rentas menos fle+ibles o #uienes manten"an su a!orro en forma de activos l&#uidos$ as& como para a#uellos ciudadanos #ue$ por disponer de peor información$ no previeron el proceso inflacionista y no tomaron las medidas adecuadas para evitar sus consecuencias ne"ativas. Ainalmente$ la inflación afecta a la sociedad$ en la medida en #ue "enera otros dese#uilibrios económicos como los problemas en la balan(a de pa"os$ el desempleo o el freno al crecimiento económico. De otro$ obli"a a cambiar los precios de las distintas empresas$ lo #ue tambi%n supone costes$ y "enera incentivos evidentes para #ue el ciudadano se desprenda r0pidamente de sus activos l&#uidos para ad#uirir bienes y servicios antes de #ue suban los precios . /5 . @ renta nacional. @ &ndice de precios.7o = P 3C donde @ oferta monetaria. En tal sentido$ pueden !acerse las consideraciones si"uientes : 15 Si la econom&a est0 en pleno empleo sin #ue se produ(ca crecimiento en el nivel de renta$ toda la creación de dinero se traduce en inflación.l mar"en de lo indicado$ la inflación "enera otros costes importantes para los ciudadanos. @ velocidad de circulación del dinero. . Ello e+plica #ue el se*oreaje pueda ser utili(ado como fuente de financiación del sector público$ pero de un modo limitado. . De un lado$ la inflación afecta a la recaudación de los impuestos "ene rando$ en al"unos supuestos$ un incremento de tributación para los contribuyentes$ con el consi"uiente e+ceso de "ravamen. En el planteamiento monetarista$ la velocidad de circulación del dinero es constante y el nivel de renta puede crecer$ pero por ra(ones totalmente ajenas al aumento de la oferta monetaria. .!ora bien$ si el "asto público se !ubiera financiado con impuestos$ tambi%n se produce un caso de e+pulsión del consumo privado$ #ue se reduce por causa de la mayor presión fiscal.parentemente$ no !ay "randes diferencias en #ue el sector privado redu(ca su participación en la renta nacional por un motivo o por otro. 118 . partir de esta idea$ se pueden identificar f0cilmente los costes para la sociedad de este procedimiento de financiación e+traordinaria. '5 Cuando la emisión de moneda causa procesos inflacionistas$ puede considerarse #ue el "asto público e+pulsa al sector privado$ pues se reducen el consumo y la inver sión. Sin embar"o$ si la econom&a tiene una tasa de crecimiento positiva$ la emisión de moneda a un ritmo similar no tiene por #u% causar inflación$ ni imponer coste al"uno en los a"entes económicos privados. )a e+presión anterior puede convertirse en : n@m " es decir$ la tasa de inflación es i"ual a la diferencia entre el aumento porcentual de la oferta de dinero y la tasa de crecimiento de la econom&a.

En la medida en #ue los distintos factores de producción son la tierra$ el capital y el trabajo$ puede considerarse #ue la renta$ as& definida$ est0 compuesta por la suma de al#uileres o rentas de la tierra$ sueldos y salarios$ #ue son la remuneración del trabajo$ intereses$ o pa"os por el uso del capital ajeno$ y beneficios$ #ue recom pensan tanto el capital propio$ arries"ado por el empresario en su actividad$ como la actividad de coordinador del proceso productivo #ue$ frecuentemente$ lleva a cabo. Por otro lado$ la definición e+tensiva de renta$ tambi%n llamada Hai"Simons$ considera #ue esta variable representa la capacidad m0+ima de consumo de un contri buyente$ manteniendo constante su patrimonio.4 An0#isis d # sist ma tri"(tario s$aKo# 1Y El -mpuesto sobre la 3enta de las Parsonas A&sicas 1C. De esta manera$ el criterio fundamental para determinar si un in"reso es o no componente de la renta del individuo no es si su procedencia est0 li"ada a la partici pación en los procesos productivos$ sino si colabora o no a incrementar la capacidad de consumo del contribuyente$ dejando a salvo su patrimonio. Desde este punto de vista$ inte"ra r&an la renta del ciudadano los si"uientes elementos : )os sueldos$ salarios$ y dem0s compensaciones del trabajo personal^ )os intereses percibidos por la titularidad de activos de renta fija^ )os al#uileres y rentas de la tierra^ )os beneficios de las empresas individuales$ as& como de las actividades profesio nales o art&sticas^ )os dividendos procedentes de la titularidad de activos de renta variable^ )as rentas pa"adas en especie$ tales como el uso de vivienda$ disposición de ve!& culos automóviles$. El concepto económico de renta considera a %sta como la suma de las remune raciones a los factores de producción$ o$ lo #ue es lo mismo$ la suma de pa"os #ue recibe una unidad familiar$ como recompensa por su participación en los procesos productivos. )as transferencias recibidas del sector público$ como el se"uro de desempleo$ las pensiones$ etc.un#ue es posible buscar muy diversas definiciones para el concepto de renta$ para nuestros propósitos basta comparar dos nociones opuestas.^ )as plusval&as y minusval&as "eneradas por cambios en la composición del patri monio del contribuyente^ )os premios$ de cual#uier naturale(a^ )as donaciones y !erencias recibidas por el sujeto. )a mayor parte de las le"islaciones fiscales de los paises occidentales utili(a$ con diversos matices$ esta definición de renta$ #ue est0 presente$ asimismo$ en la le"islación espa*ola.bienes cedidos$ pr%stamos a inter%s inferior al de mercado$ etc. 119 . LA DE6INICIÓN DE RENTA. De un lado lo #ue podemos denominar d %inici)n con)mica d r nta B #ue viene a coincidir con una macroma"nitud de la econom&a$ concretamente con la renta nacional$ y d %inici)n *t nsiGa d r ntaB #ue es la !abitualmente adoptada por los !acendistas #ue se !an ocupado de estas materias.1. .

.?. . De esta forma$ el trabajador tendr0 #ue reali(ar un esfuer(o de a!orro suplementario$ con la finalidad de crear un patrimonio suficiente para mantener el mismo nivel de in"resos #ue cuando estaba en activo$ de a!& #ue se le conceda una deducción especial. . En este supuesto$ la dificultad se debe a la coe+istencia de dos tributos diferentes sobre una misma fuente de renta : )os dividen dos percibidos por los socios son una parte de los beneficios de las sociedades$ y %stos ya !an sido "ravados por un impuesto anterior$ concretamente por el -mpuesto de Sociedades.un#ue la definición e+tensiva de renta parece e+i"ir #ue los distintos in"resos se consideren de un modo conjunto$ sin establecer discriminaciones entre ellos$ lo cierto es #ue se !an apuntado diversas ra(ones para llevar a cabo un trato diferencial para al"unas fuentes de renta.&. ...S EC ESPEC-E El concepto e+tensivo de renta e+i"e incorporar a los pa"os dinerarios las rentas en especie.1C. /5 )as rentas de trabajo tienen un !ori(onte temporal limitado$ mientras #ue las rentas del capital son$ en principio indefinidas.8 A. En el caso de los dividendos procedentes de la propiedad de acciones de socie dades$ se trata de un problema distinto. ?5 E) .l"unos !acendistas !an mantenido #ue las rentas de trabajo deben tener un trata miento privile"iado$ aduciendo las si"uientes ra(ones : 15 )as rentas de trabajo e+i"en un esfuer(o #ue no es comparable al de las rentas del capital$ cuya percepción no re#uiere sacrificio al"uno$ ar"umento #ue parece bastante d%bil$ por dos motivos. De esta forma se da una situación de injusticia conocida como el problema de la doble imposición de los dividendos.3.S 3EC. LA PROBLEMDTICA ESPECIAL DE LAS PL'S4AL1AS = MIN'S4AL1AS....3. Sin embar"o$ el uso de rentas en especie puede plantear un problema de li#uide( al contribuyente$ si buena parte de sus remuneraciones se efectúan con bienes y servi cios$ pues$ en casos e+tremos$ podr&a no disponer de los fondos suficientes para pa"ar el impuesto. 1C. C5 E) . Este es el ar"umento m0s convincente$ pues se apoya en la idea de #ue al lle"ar la edad fijada en la le"islación aplicable$ el trabajador deja de participar en el proceso productivo y de obtener rentas$ o las ve sensiblemente reducidas$ lo #ue no ocurre en el caso de los intereses y otras rentas del capital$ y$ en cierta medida$ tampoco en las actividades empresariales o profesio nales$ donde es el sujeto pasivo #uien decide cuando va a dar por finali(ada su partici pación en la vida económica.S 3EC.7-EC.8 DE )8S D-=-DECD8S.8 DE ).5 E) .7-EC. Por otro lado$ puede afirmarse #ue determinadas activi dades empresariales o profesionales tienen un ries"o muy superior al e+istente en la actividad de trabajo por cuenta ajena.\8.3.=83.S DE . EL TRATAMIENTO DE LAS DISTINTAS 6'ENTES DE RENTA. De un lado$ las rentas del capital s& !an e+i"ido un esfuer(o previo$ en la medida #ue son fruto del a!orro acumulado por el ciudadano$ y tal a!orro se !a obtenido mediante el sacrificio del consumo presente.. '5 )as rentas de trabajo son m0s inse"uras #ue las rentas de capital : Co se puede considerar una ar"umentación especialmente robusta$ pues los rendimientos del capital tambi%n est0n sometidos a un "rado de incertidumbre$ comparable muc!as veces al del trabajo personal. En la noción de renta e+tensiva se incluyen las "anancias 4plusval&as5 o las 120 .3. .dem0s de #ue indudablemente aumentan la capacidad de consumo del ciudadano$ una e+ención de este tipo de rentas favorecer&a #ue las empresas !iciesen pa"os de esta naturale(a con la finalidad de #ue el contribuyente eludiera el impuesto.?)E DE ). De otro$ el esfuer(o labo ral es muy distinto en las diversas profesiones careciendo de sentido dar un trato uniforme a todas las rentas salariales.2.7-EC..

HHH + @ 1. Plusval&as ine+istentes total o parcialmente . Parece claro #ue en esta situación la plusval&a es m0s aparente #ue real.2HH pts.S D-SC1. Si$ una ve( ad#uiridos estos t&tulos$ los tipos de inter%s bajan$ las nuevas obli"aciones #ue se emitan ofrecer0n un rendimiento inferior.m.m.)`. .HHH5 Este rendimiento lo obtiene el a!orrador$ con independencia de lo #ue suceda posteriormente con los tipos de inter%s$ de a!& la denominación de t&tulos de renta fija #ue reciben este tipo de activos.HHH u.HHH5 4r @1HW5 41H. 1.5 P)1S=.S ] 7-C1S=. a5 P#(sGa#?as / n radas $or #a acci)n d # s ctor $!"#ico : 121 . 0lusvalías gravadas en otros tributos . Es evidente #ue el propietario de las emitidas al 1HW tiene unos t&tulos m0s valiosos #ue los #ue a!ora se venden en el mercado.HHH u. El primero !ace referencia a las "anan cias "eneradas por un cambio en el &ndice de precios$ mientras #ue el se"undo se relaciona con modificaciones en los tipos de inter%s. 2. .$ y dedicar$ &nte"ramente$ la plusval&a al consumo$ manteniendo$ por tanto$ su patrimonio. Consideremos$ por ejemplo$ #ue el tipo de inter%s baja !asta el :W$ de modo #ue las nuevas obli"aciones de 1H.HHH u.HHH u. sólo ofrecen un rendimiento de :HH u. Supuesto #ue un contribuyente ad#uiere unos t&tulos de renta fija por un importe de 1H. -"ualmente indudable es #ue a!ora podr0 pedir un precio mayor #ue el de ad#uisición$ pues cual#uiera estar&a dispuesto a pa"ar una cantidad$ D$ #ue al nuevo tipo de inter%s$ el :W$ "enere un rendimiento de 1. )a diferencia entre los precios de compra y de venta se supone debida al proceso de inflación #ue afecta al mercado inmobiliario$ y la cuestión es si esta "anancia es real o ficticia.ceptando este !ec!o$ sur"en dos tipos de cuestiones ^ de un lado$ interesa estudiar si en todos los casos estamos ante una aut%ntica renta #ue deba ser incluida en la base imponible del contribuyente$ de otro$ #u% fórmulas se !an presentado en la le"islación para incorporarlas al impuesto. y #ue tales t&tulos tienen ase"urado un inter%s anual del 1HW.)`. Este se"undo blo#ue !ace referencia a a#uellos casos en los #ue las plusval&as ya !an sido objeto de "ravamen en otro tipo de tributos y #ue$ en esa situación$ no tiene sentido someter a las plusvalfas al impuesto sobre la renta.2HH H$H: Comparamos el precio de ad#uisición y el de venta$ el a!orrador !a obtenido una plusval&a de '. Es decir : D H$H: 1.m. b5 0lusvalías causadas por cambios en los tipos de interés : Este supuesto reviste una mayor complejidad y$ por ello$ conviene ilustrarlo con un ejemplo.-?)ES.HHH @ 1'.p%rdidas 4minusval&as5 obtenidas al transmitir un elemento del patrimonio del sujeto pasivo.m.2HH$ comprar una obli"ación de las nuevas$ por la #ue pa"ar0 1H.m. Pueden considerarse cuatro supuestos distintos en los #ue resulta discutible si se !a producido una plusval&a o #ue el !ec!o #ue la "enera !aya sido objeto de "ravamen en otra fi"ura tributaria. Se a"rupan a#u& dos supuestos diversos. De !ec!o$ puede vender su t&tulo en 1'.ipo de inter%s + =alor nominal del t&tulo 41. a5 0lusvalías causadas por la inflación : En este primer caso$ se trata de la situación en la #ue el sujeto pasivo vende un elemento de su patrimonio$ por ejemplo$ su vivienda$ y consi"ue un precio muy supe rior al #ue pa"ó inicialmente por ella. Ello si"nifica #ue el contribuyente obtendr0 un rendimiento : 3endimiento @ .

De esta forma$ en un momento cual#uiera del tiempo$ el balance de situación de la sociedad$ representar0 las inversiones y derec!os de la empresa$ en el activo$ y sus obli"aciones$ o fuentes de financiación$ en el pasivo. El valor de una acción puede definirse desde distintos puntos de vista : aS 5 E# Ga#or nomina# representa la parte correspondiente del capital social #ue corresponde a cada t&tulo. En otros$ se ver0 obli"ada a endeu darse$ bien con entidades financieras$ mediante pr%stamos o cr%ditos$ o bien emitien do obli"aciones$ #ue i"ualmente reconocen una deuda con personas ajenas a la sociedad. bS5 E# Ga#or t )rico representa lo #ue le corresponder&a a cada socio en caso de #ue se li#uidase la sociedad. Cuando se constituye una sociedad$ o se ampl&a$ los socios !acen una aportación para la e+istencia de la nueva entidad. El importe de esta deuda inicial de la sociedad con respecto a sus propietarios$ se denomina capital social$ este se divide en t&tulos de propiedad$ las acciones$ de tal modo #ue se cumple #ue : =alor nominal + nR de acciones @ Capital social =alor nominal @ Capital socialEnR acciones . )a dificultad estriba en #ue este tipo de supuestos constituye el !ec!o imponible de un tributo espec&fico$ la contribución especial. El valor teórico ser0 entonces : valor teórico @ 4Capital social Q reservas5nR acciones valor teórico @ Capital socialEnR acciones Q reservasEnR acciones valor teórico @ valor nominal Q reservasEnR acciones El aumento de las reservas eleva el valor teórico por encima del valor nominal. lo lar"o del tiempo$ la sociedad ir0 reali(ando inversiones y buscando finan ciación para cubrirlas. -ntuitivamente$ si el a!orrador est0 persuadido de #ue las acciones van a pa"ar un dividendo$ b$ estar0 dispuesto a pa"ar una cifra D$ tal #ue 122 . cS5 # Ga#or d ca$ita#i. b5 P#(sGa#?as / n radas $or # a7orro m$r saria# : Caso de un aumento en el valor de las acciones "enerado por el a!orro empre sarial de las sociedades. En unos casos acudir0 a nuevos socios$ emitiendo acciones$ lo #ue supone una ampliación del capital social.Este caso !ace referencia a a#uellas situaciones en las #ue el aumento del valor de la propiedad del sujeto pasivo se debe a la reali(ación de obras públicas o al esta blecimiento o ampliación de servicios públicos. Con todos estos fondos$ se pa"ar&an las deudas de la empresa$ es decir se devolver&an los cr%ditos$ los pr%stamos y se amorti(ar&an las obli"aciones. En la medida en #ue el contribuyente ya !aya pa"ado por este incremento en el valor de su propiedad$ no deber&a ser objeto de nuevo "ravamen a trav%s del impuesto sobre la renta$ o$ al menos$ deber&a considerarse deducible del -3PA las cantidades ya satisfec!as en forma de contribución especial. Iuedar&a as&$ idealmente$ un remanente i"ual al capital social m0s la reservas. Pero estas reservas se nutren con los beneficios de la sociedad$ #ue ya !an sido "ravados en el impuesto de sociedades. Por último$ puede financiar sus actividades con car"o a los propios bene ficios de la sociedad$ constituyendo reservas$ a partir del a!orro empresarial o bene ficio no distribuido de la sociedad. En tal supuesto$ se vender&a todo el activo fijo$ se li#uidar&an las e+istencias$ se cobrar&a a los clientes$ y se li#uidar&an las cuentas bancarias. En este caso e+iste una "anancia para el ciudadano #ue podr&a dedicar al consumo. Por tanto$ carece de sentido volver a "ravar las en el -3PA. Evidentemente ambas cifras$ activo y pasivo$ deben sumar lo mismo.aci)n representa lo #ue se est0 dispuesto a pa"ar por un t&tulo #ue "enera un rendimiento$ en el caso de las acciones un dividendo$ a lo lar"o del tiempo.

+.D.RESI4IDAD DEL IMP'ESTO. )a ventaja principal de esta opción es #ue resulta la m0s co!erente desde el punto de vista conceptual$ pues si son un componente de la renta$ lo son con todas las consecuencias. El -3PA plantea numerosos problemas de dise*o por causa de su car0cter pro"resivo. De nuevo resulta innecesario "ravar la plusval&a de una forma independiente. LA PRO. )a principal ventaja de esta opción es simplificar el impuesto$ ya bastante complejo sin necesidad de tenerlas en cuenta.r@( +@ (Er En este caso$ una reducción del dividendo$ por obra del impuesto$ reduce el valor de capitali(ación de la empresa$ y$ por tanto$ la plusval&a "enerada. .)`. )a cuestión se plantea cuando dos o m0s componentes de la familia obtienen ren tas.=.E.S P)1S=. En a#uellos casos en los #ue las plusval&as sean reales y no aparentes$ o #ue no !ayan sido objeto de "ravamen en otros impuestos e+isten diversas posibilidades para "ravar&as : 15 Crear un impuesto propio para estas rentas.3 ). ?5 A837.ras la última reforma del impuesto$ las plusval&as "eneradas en un periodo inferior a dos a*os se inte"ran con el resto de los rendimientos del sujeto pasivo$ mientras #ue las #ue se "eneren en un pla(o superior a dos a*os se consideran componentes de la denominada parte especial de la base imponible y se aplica un "ravamen de car0cter proporcional.3-?1]EC. )as desventajas son #ue a*aden mayor comple jidad al impuesto y #ue pueden reducir la base imponible$ cuando se "eneran minus val&as. Si el impuesto fuera proporcional$ dar&a lo mismo #ue declarasen de forma conjunta o por separado$ pues el tipo impositivo es constante$ pero si es pro"resivo la suma de in"resos se ve sometido a un tipo superior al #ue corresponder&a a cada uno de los sumandos. /5 7antenerlas en el -3PA con un tratamiento diferencial #ue suele tener en cuenta el número de a*os transcurridos entre el momento de la compra y el de la venta del activo$ si se !a reinvertido o no el importe$ y en el #ue se limita la posibilidad de #ue las minusval&as se resten a los dem0s in"resos del contribuyente$ aun#ue esta última provisión resulta muy discutible.5 E) P38?)E7. Su desventaja m0s notable es #ue el -3PA pierde pro"resividad$ al #uedar todas ellas "ravadas con independencia de las dem0s rentas del sujeto.S. DE ).S DE B3. Para comprobar la importancia del problema y la viabilidad de al"una de las solu 123 .D C8C. Este planteamiento e+i"ir&a #ue cuando se trate de "anancias se a*adan a los dem0s in"resos del contribuyente$ mientras #ue cuando sean p%rdidas redu(can la base imponible del tributo. Si esta limitación del dividendo se debe al impuesto de sociedades$ tambi%n #ueda afectado$ directa mente$ la posibilidad de obtener una plusval&a. Desde no considerarlas una renta$ a "ravar&as en un impuesto espec&fico #ue tendr&a en cuenta el pla(o de "eneración de las plusval&as$ !asta inte"rarlas como una renta m0s con el resto de los rendimientos del sujeto pasivo. . En particular$ se destacan cuatro cuestiones diversas : 1nidad contribu yente$ rentas de pla(o mayor de un a*o$ rentas irre"ulares$ y el efecto de la inflación sobre el impuesto. 1C. 1C-D. '5 -ncluirlas en el -3PA en r%"imen de i"ualdad con las dem0s rentas. )as soluciones adoptadas por nuestra le"islación a lo lar"o del tiempo !an recorrido todas las posibilidades descritas.

HHH ' '.HHH base li#uidable mujer @ /.HHH Este sistema "enera el mismo resultado #ue la declaración por separado cuando los contribuyentes practican el arbitraje fiscal$ pero tiene la ventaja de #ue no es nece sario #ue los cónyu"es alteren la atribución de rentas.HHH pts.HHH Q /. b5 El sistema del s$#ittin/ número de perceptores determinar el tipo medio.HHH : DEC). 2.$ pa"ar&an una cuota id%ntica de 1Y:.HHH 124 @ . base li#uidable @ 2.ciones $ consideremos una familia compuesta por los dos cónyu"es y dos !ijos meno res de edad.HHH Q /.HHH.2HH.HHH pts.HHH cuota resultante marido @ 1H:.HHH tipo medio @ Y$>>W )a diferencia entre casarse o no es evidente.HHH. Si los dos cónyu"es deciden formar una pareja de !ec!o su a!orro fiscal es de />:.HHH.C-[C C8C\1C. Es decir : '.HHH. En el ejemplo el divisor ser&a : 1 Q 1 Q H$2 Q H$2 @ / .HHH.3.HHH..HHH cuota resultante @ Y'H.HHH cuota resultante mujer @ '<>. base li#uidable marido @ '. En el ejemplo supone sumar las rentas de ambos cónyu"es$ dividir por el y con este cociente acudir a la tarifa del impuesto y )a cuota se obtendr&a aplicando este tipo medio a la suma se tendr&a : '. Se divide por este número$ se calcula el tipo medio #ue corresponde al cociente y la cuota se obtiene multiplicando el tipo medio por la suma de rentas.HHH y el padre '. Supon"amos #ue sólo los padres obtienen rentas$ la madre /. Este fenómeno$ denominado ar"itraH %isca#B aplicado al ejemplo$ supondr&a #ue los dos cónyu"es declarar&an '. c5 El sistema del P(oti nt tambi%n supone sumar las rentas de los cónyu"es$ pero el divisor en este caso se calcula sumando un punto por cada perceptor de renta y medio punto por cada !ijo dependiente.HHH pts.HHH.$ y un tipo medio real del Y$1'W.D.C-[C SEP.HHH. de rentas.HHH pts$ y su tipo medio ser&a del Y$>>W en lu"ar del 1>$>HW.HHH @ Y1'.HHH. )as principales soluciones para el problema de la unidad contribuyente son las si"uientes : a5 Permitir la declaración por separado aun#ue se est% casado.HHH V tme @ Y$1'W cuota @ Y$1'W . El problema #ueda resuelto radicalmente pero "enera el incentivo a #ue las rentas comunes se pon"an a nombre del perceptor de la renta m0s baja.3.HHH tipo medio @ 1>$>HW DEC).HHH cuota total resultante @ /Y'.2HH.HHH @ '.$ lo #ue si"nifica una cuota total de /2<. partir del c0lculo del divisor$ el procedimiento es an0lo"o al descrito anteriormente.HHH.3.2HH.

<<Y / 1.HHH. C5 ).S 3EC. 2.8. En el primer caso$ se aplicaba una tarifa m0s suave y se corre"&a la cuant&a de al"unas deducciones.HHH Este sistema$ propio de la le"islación francesa$ es el m0s beneficioso para el contri buyente$ especialmente cuando se trata de familias con un amplio número de !ijos. Cuando la renta tarda en "enerarse m0s de un a*o$ se atribuyen a un ejercicio econó mico los rendimientos #ue corresponden a un periodo mayor. D5 E) EAEC.<<<.@ 1.D.8 DE ). -CA). ?5 ).<<Y V tme @ > W cuota @ >W .<<<.3ES El problema #ue se plantea en este caso !ace referencia a a#uellas profesiones cuyos in"resos sufren "randes oscilaciones a lo lar"o del tiempo. d5 )a solución espa*ola permite al contribuyente ele"ir entre declaración conjunta o declaración por separado. )a solución #ue presentaba nuestra le"islación era dividir la renta de pla(o mayor de un a*o por el número de ejercicios #ue !an sido necesarios para conse"uirlas. En efecto$ la solución no se aplica en el momento de someter este in"reso a la tarifa del impuesto$ sino en el c0lculo de su valor$ pues se permite una reducción del /HW de su valor. Cuestra le"islación no ofrec&a una solución a este problema$ aun#ue el tenor de la ley parec&a #ue estaba previsto darle una respuesta. )a reforma del impuesto parece indicar #ue el sistema de reducción del /HW en el valor de los rendimientos del contribuyente$ cuando se obtienen en un pla(o superior a dos a*os$ tambi%n se aplicar0 a a#uellos casos #ue se califi#uen re"lamentariamente como obtenidos de forma notoriamente irre"ular en el tiempo$ pero !abremos de esperar a la re"ulación re"lamentaria para comprobar el alcance de esta disposición y si$ efectivamente$ esta reducción ser0 aplicada a las aut%nticas rentas irre"ulares. El último problema #ue plantea la pro"resividad del impuesto !ace referencia al efecto de la inflación sobre la recaudación obtenida por el -3PA.S 3EC..C-[C EC E) -7P1ES. .HHH @ 'HH.S -33EB1). En este caso se trata de un problema creado por la pro"resividad del impuesto. En el se"undo$ las rentas del patrimonio se atribu&an al titular$ si consta$ o se repart&an por mitades. 125 . En todo caso$ no debe olvidarse #ue la reforma reduce de modo si"nificativo la tarifa del impuesto en sus tramos superiores$ con lo #ue el problema de estas rentas no ser0 tan "rave.. El tema es particu larmente importante en a#uellas actividades en las #ue el contribuyente obtiene "ran des rendimientos durante un periodo relativamente corto de su vida laboral$ y despu%s los ven muy reducidos.g8.b8 S1PE3-83 . Entre las propuestas para resolver el tema podemos destacar el sist ma d #as m dias m)Gi# s.ras la reforma del impuesto se !a producido un cambio bastante radical en el tratamiento de este tipo de rentas. 1C .. En se"undo t%rmino$ desaparece la tarifa m0s suave #ue se aplica ba en la declaración conjunta$ aun#ue ello puede ser co!erente con la reducción en la pro"resividad del impuesto. De un lado las anti"uas deducciones #ue se aplicaban en la cuota para tener en cuenta la situación personal del contribuyente pasan a la base imponible y se "radúan para tenerla en cuenta.ras la reforma del impues to el tratamiento del problema de la unidad contribuyente cambia li"eramente.S BECE3. )a consecuencia inme diata es una elevación del tipo medio de "ravamen #ue perjudica claramente a los contribuyentes #ue perciben este tipo de in"resos.S EC 1C P).

?asta con #ue los responsables de la "estión de los impuestos actualicen$ cada a*o$ la tarifa$ de tal modo #ue$ en el ejemplo$ a una base de 2.5 1C. en 199: se ver0 sometida a un tipo impositivo del 12$:'W$ cuando en realidad deber&a pa"ar un 1>$>HW. .-.HHH de 199: le corresponda el mismo tipo impositivo #ue se aplicaba en 199Y a rentas de 2. LOS E6ECTOS ECONÓMICOS DEL IMP'ESTO .-[C P3E=-. Sin embar"o$ es bien conocido #ue$ en nuestro pa&s$ la imposición sobre la renta sufre un importante fraude$ de a!& #ue se pueda ser bastante esc%ptico sobre la relevancia de estos efectos económicos. este procedimiento$ se le llama indiciaci)n.HHH 2.2HH.1DE A-SC. Esas ventajas e inconvenientes son : =entajas de defraudar : 4 tm"$ donde 3 representa la renta defraudada y tm" el tipo mar"inal del impuesto sobre la renta. 1C.Pro"resividad en fr&o.HHH pts. El contribuyente defraudar0 siempre #ue el beneficio esperado sea mayor #ue el 126 .HHH. C1ES. HHH o$ en t%rminos "enerales$ r%mora fiscal @ 4tmnc tmi5 ?ase imponible donde : tmnc @ tipo medio no corre"ido tmi 7 tipo medio corre"ido )a forma de corre"ir la pro"resividad en fr&o es bastante obvia. : E) P38?)E7.HHH ?ase li#uidable En el "r0fico$ si no se modifica la tarifa$ una renta de 2.-#4$ donde S representa la sanción por el fraude cometido y n la probabilidad de ser sancionado y donde tanto una como otra variable depende$ positivamente de la cantidad defraudada.2HH.) Cuando se afirma #ue la imposición personal sobre la renta "enera efectos ne"a tivos sobre las decisiones económicas de los contribuyentes$ se supone impl&cita mente$ #ue %stos satisfacen realmente el impuesto. 8curre$ sin embar"o$ #ue el propio fraude puede anali(arse como fruto de una decisión económica del contribuyente$ #ue compara las ventajas de su incumpli miento tributario con los perjuicios de tal actuación. DE) A3. . Si la tarifa no se corri"e$ el contribuyente sufre un e+ceso de "ravamen$ denominado $ro/r siGidad n %r?o o rOmora %isca# B cuyo importe es : r%mora fiscal @ 412$:' W 1>$>HW5 2.2HH.2HH.HHH. -nconvenientes de defraudar : n435 . tme 12$:' 1>$>H 666666666666666666666666666666666666666666666666 2.HHH.

al reducción puede abordarse renunciando a consumo o al a!orro$ pero si se parte de la teor&a de la renta relativa$ es m0s f0cil #ue el perdedor sea %ste último$ pues a los a"entes económicos les resulta muy dif&cil rebajar su calidad de vida 4efecto trin#uete5. .8S S8?3E E) ESA1E3b8 ). 4. Entre ellos : a5 El -3PA reduce la renta disponible de los contribuyentes.43. C5 EAEC.5 8pción ' : Dos perceptores de renta obtendr&an : 3. De acuerdo con este es#uema$ el impuesto sobre la renta puede influir en esta decisión a partir de dos elementos distintos. )os modelos teóricos #ue se !an ocupado de este problema pueden clasificarse en dos "randes es#uemas : De un lado$ los #ue consideran #ue el trabajador puede decidir libremente el número de !oras #ue ofrece$ y$ de otro$ los #ue parten del supuesto de #ue la decisión es dicotómica$ trabajar o no$ pero #ue no se puede alterar la jornada laboral$ #ue est0 prefijada. En estas circunstancias$ se pue den representar las dos opciones para la unidad familiar en los si"uientes t%rminos : 8pción 1 : 1n solo perceptor de rentas #ue obtendr&a : 3..43. 127 . 2. De otra$ al reducirse sus in"resos$ el trabajador puede verse obli"ado a reali(ar un esfuer(o suplementario con la finalidad de mantener su nivel de vida 4efecto renta5.H8338. .). El primero se refiere a la solución #ue se apli#ue al problema de la unidad contribuyente y la cuant&a #ue supon"a el impuesto recaudado por las rentas de ambos miembros de la unidad familiar. Li"r # cci)n d 7oras Dos efectos contrapuestos : De una parte$ la rebaja en la compensación percibido por el trabajador induce a #ue este redu(ca el número de !oras ofrecidas$ para incre mentar su tiempo de ocio 4efecto sustitución5.Q3?5 C donde 3 indica el nivel de in"resos$ . .Q 3? . ?5 EAEC. b5 El !ec!o de #ue el -3PA sea pro"resivo acentúa este problema$ pues reduce proporcionalmente m0s la capacidad económica de #uienes tienen mayores posibili dades de a!orrar$ si se entiende #ue la propensión mar"inal al consumo es decre ciente al incrementarse el nivel de renta. 5 los impuestos #ue se satisfacen y C el coste #ue debe asumir la familia en t%rminos de cuidado de los !ijos o reali(ación de labores dom%sticas..umentar la probabilidad de detección del contribuyente 3educir los tipos mar"inales del impuesto. El impuesto sobre la renta$ y otras fi"uras del cuadro fiscal nacional$ pueden "enerar efectos ne"ativos sobre el a!orro de los contribuyentes a trav%s de un buen número de mecanismos. Co es f0cil determinar cu0l de los dos efectos es el dominante$ pero puede aventurarse #ue en los niveles de renta superio res el primero sea el decisivo$ mientras #ue en estratos de renta inferiores se d% la situación inversa. 1. Mod #os dicot)micos )os casos en #ue la decisión del contribuyente es entre incorporarse o no al proceso productivo se estudian fundamentalmente para la participación de los se"un dos perceptores de renta en el mercado de trabajo.?83. El se"undo ata*e a la posibilidad o nó de deducir los costes$ C$ de la renta percibida por el sujeto.8S S8?3E E) C-=E) DE .al planteamiento se*ala tres posibles v&as para la acción del sector público$ si #uiere reducir la actividad defraudadora de los contribu yentes : Elevar las sanciones fiscales por fraude .coste en el #ue puede incurrir.

D8PC-[C DE 3-ESB8S.. 1na primera posibilidad de reforma considera #ue se debe replantear el car0cter Pro"resivo del -3PE En nuestro pa&s$ esta postura !a sido defendida por \... 1n -3PA proporcional da menos incentivos para el fraude$ y$ en esa medida$ puede permitir una mayor recaudación c5 N (tra#idad. LA IMPOSICIÓN PERSONAL = S' RE6ORMA. El a!orro se puede entender como un modo de ajustar la corriente de in"resos percibido por el contribuyente a sus planes de consumo. 3EC. . b5 S(%ici ncia. 1n impuesto proporcional eliminar&a las dificultades creadas por la tribu tación de las familias$ las rentas de pla(o superior a un a*o$ las rentas irre"ulares y el efecto de la inflación sobre el impuesto. El efecto disuasor sobre la oferta de trabajo o sobre el a!orro$ y los efectos sobre la adopción de ries"o económico est0n li"adas a los tipos mar"inales del actual -3PA$ #ue se ver&an muy limitados con su sustitución por un impuesto proporcional. El impuesto #ue se propone no tiene por #u% ser m0s injusto #ue el vi"ente$ pues 128 .)5 S8?3E ). . En lo #ue se refiere a este último efecto$ sólo debemos se*alarse #ue si el -3PA es pro"resivo plantea problemas a los perceptores de rentas irre"ulares : Aavorece la opción del contribuyente por llevar a cabo actividades de bajo ries"o económico.) 4)-CE.5 E) -7P1ES. . El impuesto reduce la capacidad de a!orrar y el rendimiento de ese a!orro$ y el consumidor rebajar&a en consecuencia la cantidad a!orrada. )a mayor parte de los efectos ne"ativos causados por el -3PA tiene una fuente única : su car0cter pro"resivo. D5 EAEC.7.ambi%n debe tenerse en cuenta #ue las normas re"uladoras del impuesto sobre la renta en nuestro pa&s favorecen determinadas formas de a!orro$ entre las #ue deben resaltarse la ad#uisición de la propia vivienda o la participación en fondos de pensio nes$ aun#ue para los m0s cr&ticos con este tipo de deducciones su efecto no es tanto incrementar el nivel total de a!orro de los ciudadanos como el !ec!o de favorecer a determinadas formas de materiali(ar el a!orro$ lo #ue resulta contrario al principio de neutralidad. .8 P38P83C-8C.s&$ si se reduce la vida del ciudadano a dos periodos$ el presente y el futuro$ puede suceder #ue si el consumidor prev% tener m0s in"resos !oy #ue ma*ana$ decida a!orrar una parte de su renta para #ue en el futuro se pueda mantener su nivel de consumo.8S S8?3E )..c5 Como el -3PA recae sobre las rentas de capital$ rebaja la compensación #ue recibe el a!orrador por sacrificar su consumo$ y$ en esa medida$ reduce los incentivos para a!orrar. 1C. Pero si pretende alcan(ar un nivel de consumo predeterminado en el futuro$ tendr0 #ue a!orrar m0s$ no sólo para recuperar los rendi mientos perdidos por culpa del impuesto sino tambi%n por#ue su renta futura se ver0 disminuida como consecuencia del -3PA. )a mayor parte de los problemas de dise*o del -3PA se deben a su car0cter pro"resivo. En principio$ el -3PA pro"resivo "enera mayores in"resos #ue el proporcional$ pero no debe olvidarse el considerable fraude apreciado en el cumplimiento de este tributo. Bon (0le( P0ramo$ #uien valora la viabilidad de este planteamiento a partir de los distintos principios tributarios estudiados : a5 Sim$#icidad. d5 EP(idad.

no se defiende un impuesto proporcional puro$ sino #ue tendr&a un m&nimo e+ento. EP(idad. En el tema del efecto de la infla ción simplemente se re#uiere indiciar el m&nimo e+ento. 1. Sim$#icidad.dem0s$ deben recordarse al"unos problemas adicionales del actual impuesto$ entre los #ue deben citarse : 15 El mal funcionamiento del sistema de retenciones$ manifestado en el !ec!o de #ue a un buen número e contribuyentes les resulta una declaración ne"ativa$ con lo #ue !an prestado dinero a la . )a tarifa es entonces$ aparentemente$ muy pro"resiva$ pero$ en la realidad$ no lo es tanto$ pues se aplica a bases imponibles con un alto "rado de ocultación de in"re sos. En esas circunstancias$ el impuesto es pro"resivo y adem0s puede !acerse tan pro"resivo como se #uiera alterando el m&nimo e+ento y el tipo de "ravamen. '. . >. Este funciona miento deficiente es debe a la pro"resividad del impuesto #ue !a causado la apari ción de un número creciente de deducciones$ complicando$ e+traordinariamente$ el tributo. '5 )a necesidad de #ue los contribuyentes acudan a asesores fiscales$ demuestra #ue el actual -3PA es cual#uier cosa menos cómodo o simple$ mientras #ue un impuesto proporcional con m&nimo e+ento ser&a muc!o m0s sencillo. Por otro lado$ sólo una rebaja en los tipos impositivos !ace creible la promesa del "obierno de luc!ar decididamente contra el fraude fiscal. Desde este punto de vista$ no puede ase"urarse #ue la reforma propuesta redu(ca la recaudación. N (tra#idad. Estos costes son muy poco e#uitativos$ pues los perceptores de altos in"resos pue den contratar$ con un coste proporcionalmente menor$ a e+celentes consejeros fisca les$ posibilidad #ue no es i"ualmente accesible para los receptores de in"resos redu cidos. Por otro lado$ puede proponerse un impuesto proporcional con m&nimo e+ento #ue beneficie a todos sin perjudicar a nin"ún "rupo de renta. /. . Ello se debe no sólo a problema del fraude fiscal sino tambi%n a #ue el impuesto "enera costes adicionales para el contribuyente$ los costes de cumplimiento de las obli"aciones tributarias$ #ue se resumen en la necesidad de contratar asesores fiscales #ue informen al ciudadano de las posibilidades #ue les ofrece la le"islación para reducir sus cuotas del impuesto. En un proporcional con m&nimo e+ento$ el tipo mar"inal es constante y$ por tanto$ los efectos sobre las decisiones de los distintos a"entes económicos se ven muy aminorados. Se reitera el ar"umento del fraude fiscal .dministración a un inter%s cero$ mientras #ue otros !an de pedir un pr%stamo para satisfacer sus obli"aciones tributarios. En los efectos ne"ativos del impuesto sobre la renta el elemento fundamental son los tipos mar"inales$ muc!o m0s #ue el tipo medio de "ravamen.s& en la unidad contribuyente basta con establecer dos m&nimos e+entos$ uno para declara ciones individuales y otro$ doble$ para las conjuntas. 129 . . )a ar"umentación se basa en #ue para comparar los m%ritos de las dos alternativas no basta con comparar las tarifas y e+traer conclusiones. )a tarifa actualmente vi"ente se basa en un sobreentendido : Iue los contribuyentes defraudan una buena parte de sus in"re sos. S(%ici ncia.un#ue ambos impuestos sean pro"resivos el proporcional con m&nimo e+ento puede resolver con m0s facilidad los problemas causados por la pro"resividad. )as rentas irre"ulares y las de pla(o superior a un a*o son i"ualmente complejas de resolver$ pero es menos "ra ve el problema cuando el tipo mar"inal es constante.

un#ue la base imponible sea menor$ el consumo es una cifra m0s pe#ue*a #ue la renta$ la recaudación no tiene por #u% disminuir si se establecen tipos impositivos m0s altos.8 PE3S8C. '. )a discusión de las posibilidades de esta opción reformadora e+i"e repa sar sus principales ventajas e inconvenientes. /. . EP(idad. Esta e+istencia de conom?as d sca#a en el consumo familiar parece particular mente cierta en el caso de los bienes duraderos$ como vivienda$ al"unos electrodo m%sticos$ el mobiliario y$ !asta cierto punto$ los automóviles. a5 . 130 .un#ue los in"resos del contribuyente ten"an fluctuaciones$ el consumo es muc!o m0s estable. )a se"unda propuesta de reforma consiste en sustituir la base imponible del impuesto sobre la renta #ue ser&a sólo la parte de renta dedicada al consumo : ?ase imponible @ -n"resos 3enta =enta de activos Herencias Pr%stamos recibidos Premios Bastos no de consumo Bastos necesarios para obtener renta -nversiones en empresario individual . S(%ici ncia. El impuesto tiene efectos económicos muy positivos pues incentivo el a!orro$ obviamente al dejarlo e+ento de tribulación$ lo #ue conducir&a a un aumento en la inversión privada.?5 E) -7P1ES. Sim$#icidad. En el primer caso$ por#ue se sostiene #ue en los in"resos del ciudadano debe distin"uirse un factor permanente$ #ue influye sobre el consumo$ y otro de car0cter transitorio$ #ue no le afecta ^ en esas circunstancias$ si las rentas del sujeto tienen un marcado componente irre"ular$ eso no tiene por#u% traducirse en una estructura de consumo con ese mismo car0cter. 1nidad contribuyente : )a suma de consumos de los miembros de una familia es menor #ue la suma de rentas$ pues !ay elementos comunes aprovec!ados por todos.!orro del consumidor En cuanto al tipo impositivo$ la propuesta admite tanto el proporcional como el pro"resivo. N (tra#idad. >. El impuesto personal sobre el "asto resuelve al"unos problemas importantes del -3PA actual : 3entas irre"ulares : . Esta idea se puede apoyar adem0s en las !ipótesis de la función de consumo conocida como de la r nta $ rman nt B defendida por Ariedman$ y del cic#o Gita#B asociada a los economistas . Se utili(a el conocido ar"umento de Hobbes #uien afirmaba #ue es m0s justo "ravar el consumo$ lo #ue se le #uita a la sociedad$ #ue "ravar la renta$ #ue es lo #ue cada uno aporta a su pa&s. En el se"undo$ por#ue precisamente la base de esa !ipó tesis es #ue el consumo tiende a crecer a lo lar"o del tiempo$ mientras #ue la renta presenta un perfil m0s irre"ular$ creciendo en los primeros a*os de vida laboral del sujeto$ !asta lle"ar a un m0+imo en el mejor momento profesional del individuo y disminuyendo de forma muy marcada en el momento de la jubilación.) S8?3E E) C8CS178.ndo y 7odi"liani.r"umentos a favor de la propuesta : 1. Co disuade la oferta de trabajo$ pues a!ora sólo si el salario se dedica al consumo !ay efectos ne"ativos. Por último$ es adecuado para situaciones inflacionistas$ pues al reducir el consumo$ reduce la demanda a"re"ada y$ por tanto$ la inflación.

un#ue nin"ún pa&s occidental !a establecido el impuesto lineal sobre la renta$ !ay un ambiente "enerali(ado a favor de esta propuesta. Se plantean importantes problemas de coordinación internacional$ si un pa&s lo establece y el resto mantiene el impuesto sobre la renta Habr&a dificultades para interpretar si un acto es de consumo o si por el contra rio es una forma de materiali(ar el a!orro. . . Si el consumo disminuye$ los empresarios pueden reducir su nivel de inversión.D.l dejar e+ento el a!orro$ favorece la acumulación de "randes patrimonios$ lo #ue llevar&a a una distribución de la renta m0s desi"ual en el futuro$ salvo #ue se complemente con un fuerte tributo sobre las "randes fortunas y su transmisión !ereditaria. Ello es m0s plausible si el comportamiento de las empresas se ve afectado m0s por las e+pectativas #ue por las reducciones en los tipos de inter%s$ pues un incremento en el a!orro de las econom&as dom%sticas puede facilitar la ca&da del tipo de inter%s y ello "enerar un mayor nivel de inversión. . >. Posiblemente #uienes proponen la sustitución del vi"ente -3PA por el impuesto sobre el consumo no estar&an de acuerdo en #ue el -3PA recayese sólo sobre las rentas salariales$ pero$ de !ec!o$ ambos son e#uivalentes.l ser la Propensión 7ar"inal al Consumo decreciente las personas de renta m0s baja pa"ar&an proporcionalmente m0s.r"umentos en contra de la propuesta : 1. EP(idad. Este ar"umento se basa en la !ipótesis del ciclo vital a la #ue se !a !ec!o referencia$ bas0ndose en #ue ese "rupo de contribuyentes !abr0 satisfec!o un impuesto sobre la renta en sus a*os de vida laboral$ cuando el consumo era inferior a sus in"resos$ y en cambio$ cuando su renta disminuye y mantienen su "asto "racias a su a!orro acumu lado$ se les !ace tributar precisamente por el consumo.3. Perjudica "ravemente a #uienes se jubilen cuando entre en vi"or. )a elasticidad renta del -3PA depende sólo de los tipos medio y mar"inal$ mientras #ue en el impuesto sobre el consumo depender&a tambi%n de la propensión mar"inal al consumo y de la propensión media al consumo$ de modo #ue no puede ase"urarse #ue sea realmente pro"resivo.b5 . /. El impuesto personal sobre el consumo es muc!o m0s complejo #ue el -3PA : Se obli"a a los contribuyentes a llevar m0s documentación$ como se deduce de la definición misma de base imponible #ue !emos indicado. C87P. S(%ici ncia. El impuesto personal sobre el "asto$ H el consumo$ es e#uivalente a un impues to sobre los salarios. En Bran ?reta*a$ entre el 9H y el 92W de los contribuyentes pa"a un impuesto proporcional con m&nimo e+ento$ en -rlanda !ay sólo tres escalones$ al i"ual #ue en los Estados 1nidos$ e incluso en Espa*a se observa una tendencia a reducir los escalones del -3PA El -mpuesto sobre el Consumo sólo se llevó a la pr0ctica en la -ndia y Sry )anJa sin 131 . '. Co !ay modo de establecer un sistema de retenciones #ue resulte sencillo de administrar. Sim$#icidad. El impuesto no es e#uitativo por varios motivos : .. C5 EDPE3-ECC-.un#ue el impuesto ten"a efectos beneficiosos sobre el nivel de a!orro$ tambi%n puede tener efectos ne"ativos : )a reducción en el consumo puede producir problemas de paro$ en la medida en #ue se disminuya la demanda a"re"ada. N (tra#idad.

ampoco parece #ue sea m0s sencillo #ue el sistema tradicional$ si atendemos al principio de sim$#icidadB por#ue no resulta f0cil determinar en el caso de las actividades empresariales #u% parte del beneficio corresponde al trabajo reali(ado por el empresario y #u% porción es el pa"o a los recursos de capital invertidos en la empresa. 132 . -7P8S-C-[C D1.. Se !a propuesto en diversos pa&ses como Suecia 4Comisión )odin$ en 19Y<5$ 1. . En el lar"o pla(o$ si se e+tendiera este sistema al resto de los pa&ses europeos$ es posible #ue se asista a una modificación m0s radical #ue apunta a #ue estas rentas sean "ravadas all& donde se ori"inan y no en el pa&s de residencia del perceptor.S. . Si se compara la tarifa del impuesto antes y despu%s de la reforma$ se comprobar0 #ue se !a pasado de : tramos a < y #ue los tipos mar"inales !an pasado de un intervalo comprendido entre el 'HW y el 2<W !a situarse en el ran"o de 1:W al >:W$ lo #ue si"nifica #ue para los escalones de renta m0s baja los tipos mar"inales !an disminuido en ' puntos porcentuales mientras #ue para las rentas m0s altas la rebaja es : puntos.) S8?3E ). 1C. LA RE6ORMA DE 1VVU DEL IMP'ESTO SOBRE LA RENTA DE LAS PERSO3 NAS 61SICAS. Co es de e+tra*ar #ue esta reforma !aya recibido importantes cr&ticas desde los partidos de la i(#uierda y las or"ani(aciones sindicales sobre la base de #ue las personas de mayor nivel de renta reciben una reducción superior en sus obli"a ciones tributarias. 4Comisión ?radford$ 19YY5$ Bran ?reta*a 4Comisión 7eade$ 19Y:5. En cuanto al principio de s(%ici nciaB es cierto #ue la recaudación por rentas de capital se !a incrementado en los pa&ses #ue lo !an puesto en vi"or$ pero ello puede deberse a una atracción del a!orro e+terior #ue se enfrenta a una menor tribulación.ales cr&ticas se !an contestado por #uienes !an llevado a cabo la reforma$ se*alando #ue la reforma debe tomarse en su totalidad$ #ue en tal caso$ todos los contribuyentes salen beneficiados$ y #ue$ proporcionalmente$ reciben una reducción mayor los pertenecientes a niveles de renta m0s bajos.. 3efle+iones obre la orientación de la reforma : 15 El aspecto m0s discutido en la opinión pública es el cambio en la tarifa del impues to.#ue resultara un %+ito. El sistema es defendible desde la perspectiva de la n (tra#idad B pues i"uala la tribulación de las rentas de capital con la de las plusval&as$ pero es m0s discutible desde otras perspectivas. .l mar"en de estas dos l&neas tradicionales de reforma$ debe apuntarse la aparición de una posibilidad adicional$ #ue !a sido denominada im$osici)n d(a# so"r #a r nta cuya novedad consiste en sustituir la imposición "lobal sobre la renta por un sistema en el #ue se diferencia entre las rentas de trabajo$ sometidas a una tarifa pro"resiva y las rentas de capital #ue tributan a un tipo uniforme$ relativamente bajo. D5 )... 3EC. '5 1n se"undo aspecto relevante es la sustitución de las deducciones en la cuota por una deducción en la base del impuesto #ue tiene en cuenta las circunstancias perso nales del sujeto pasivo del impuesto y #ue aparece con la denominación de m&nimo personal familiar. . En al"unos casos$ se !a confi"urado el impuesto sobre el consumo como un impuesto complementario a otro sobre la renta de car0cter proporcional con m&nimo e+ento : as& por ejemplo en la Comisión 8d?rian de -rlanda$ en 19:'.s&$ resulta poco cumplidor de los tradicionales criterios de P(idadB pues los contribuyentes con un mismo nivel de in"resos tendr0n cuotas fiscales distintas$ dependiendo de su composición. Esta e+periencia !a sido iniciada por pa&ses como Suecia$ Dinamarca y Ainlandia y se basa en la dificultad de someter a una tarifa pro"resiva a los rendimientos del capital$ dada la movilidad de este factor de producción en un mundo cuya actividad económica se presenta de forma cada ve( m0s "lobali(ada.C.

Encuentra su mayor defensa en el cumplimiento del principio de neutralidad$ al suponerse #ue "enerar0 menores efectos sobre el a!orro$ el esfuer(o laboral o la adopción de ries"os$ adem0s de reducir el incentivo al fraude$ y del principio de simplicidad$ pues se aminoran las dificultades planteadas por la pro"resividad del tributo. la !ora de justificar el impuesto de sociedades pueden distin"uirse dos tipos de teor&as : )as #ue defienden la !ipótesis de la doble personalidad$ y$ las #ue consi deran #ue la sociedad no es sino un conducto por el #ue determinadas rentas lle"an a poder de los accionistas. Pueden citarse : 15 El impuesto de sociedades e+iste para "ravar una renta #ue de otro modo no estar&a sometida a nin"ún tipo de "ravamen : El a!orro empresarial. /5 El impuesto de sociedades es una forma de luc!ar contra el poder de las "randes empresas #ue disponen de enormes recursos económicos. LA J'STI6ICACIÓN DEL IMP'ESTO DE SOCIEDADES COMO 6I. pesar de #ue esta !ipótesis !ace dif&cil justificar la e+istencia separada del impuesto de socie dades$ se !an elaborado al"unos ar"umentos para defenderlo. Parece indudable #ue la reforma si"nifica una reducción en la pro"resividad del impuesto personal sobre la renta. Para #uienes proponen la teor&a del conducto$ la sociedad no es sino una Ztube r&aZ por la #ue determinados in"resos$ los dividendos$ lle"an a personas f&sicas con cretas.1.ampoco es un ar"umento muy aceptable pues e+isten sociedades mercantiles sometidas al impuesto en el #ue este privile"io no se concede$ como las sociedades colectivas. '5 El impuesto de sociedades es una contrapartida #ue debe pa"arse a cambio del privile"io de la responsabilidad limitada de los socios #ue no responden con su patrimonio personal de las deudas de la sociedad. )a teor&a de la do"# $ rsona#idad considera #ue la empresa mercantil tiene un personalidad jur&dica distinta de los socios$ si e+isten dos personas jur&dicas$ se tienen dos capacidades contributivas distintas$ #ue son "ravadas por dos tributos diferentes. >5 El impuesto de sociedades es la contrapartida a los beneficios #ue obtienen las 133 . Esta ar"umentación encaja bastante mal con el !ec!o de #ue el impuesto de sociedades tiene un car0cter proporcional$ y ser&a m0s defendible si fuera pro"resivo. . Desde este punto de vista$ parece poco adecuado establecer un impuesto al comien(o del conducto$ en la sociedad$ y otro distinto al final del mismo. 1: El -mpuesto de Sociedades 1U. Este ar"umento es muy discutible por#ue el a!orro empresarial aumenta las reservas de la sociedad y ello puede elevar el valor teórico de las acciones$ lo #ue$ a su ve($ producir0 una plusval&a #ue s& est0 sometida al -3PA. .'RA IMPOSITI4A INDEPENDIENTE. ./5 )os efectos sobre la pro"resividad de la presencia de deducciones en la base se amplifican si se tienen en cuenta otras disposiciones de la reforma$ entre las #ue cabe citar #ue se aumentan las deducción "eneral a la !ora de estimar el rendimiento de trabajo$ #ue se aplica en la base$ se elimina la renta asi"nada a la propiedad de la vivienda !abitual y se consolida la tributación separada de las "anancias de capital con pla(o superior a dos a*os. Por el contrario$ las principales cr&ticas a esta reforma se fundamentan en la p%rdida de recaudación$ sobre cuyo importe e+isten estimaciones muy dispares$ o lo #ue es lo mismo en cuanto al principio de suficiencia$ y en consideraciones de e#uidad$ entendiendo este principio a partir del criterio de la capacidad de pa"o.

Sin embar"o$ cuando coe+iste el impuesto sobre la renta de las personas con el impuesto de sociedades$ la situación cambia radicalmente. -ndicando el tipo impositivo de este tributo con t S$ se tendr0 : 81 3 ts: D 5 D 3 ts D Este dividendo es a!ora sometido al impuesto sobre la renta$ con lo #ue el contribuyente deber0 pa"ar : t$ 81 3 ts: D El "ravamen soportado por el dividendo ser0 la suma de lo pa"ado en el impuesto de sociedades y en el impuesto sobre la renta de personas f&sicas : tS D 9 tP 81 3 tS: D IS IRP6 Puede comprobarse #ue cuanto menor sea el tipo impositivo del -3PA$ mayor ser0 el e+ceso de "ravamen.5 E) EDCES8 DE B3. Si el Estado #uiere incentivar determinados comportamientos por parte de las empresas$ es m0s f0cil !acerlo a trav%s de deducciones en la cuota de este impuesto$ pues ser&a muy dif&cil #ue incentivos creados en el -3PA para #ue los socios$ a su ve($ condicionen las deci siones de la empresa de la #ue son propietarios. . LA PROBLEMDTICA DE LA DOBLE IMPOSICIÓN DE DI4IDENDOS. Este ar"umento$ unido a la capaci dad recaudatoria del tributo y su escasa perceptibilidad por el contribuyente$ e+plican la pervivencia de esta fi"ura tributaria. 25 El impuesto de sociedades es un instrumento de pol&tica fiscal.7EC P38D1C-D8 P83 ). El e+ceso de "ravamen "enerado por la doble imposición de los dividendos es mayor para a#uellos contribuyentes #ue pa"an un menor tipo impo sitivo de renta de las personas f&sicas$ es decir para #uienes perciben un menor nivel de renta. Por este motivo$ se !a afirmado #ue este problema "enera un componente re"resivo en el sistema tributario. puede condicionar #ue el tipo efectivo sea muc!o menor. Este an0lisis es v0lido dentro de tres limitaciones importantes : El tipo impositivo del impuesto de sociedades puede ser menor del /2W$ pues la e+istencia de deducciones en la cuota$ por inversiones$ investi"ación y desarrollo$ creación de empleo$ etc. .empresas de la acción del sector público. 1U.un admitiendo #ue determinados "astos del Estado favorecen de modo especial a las empresas sociales$ si esto fuera cierto se notar0 en la cifra de beneficios percibidos por la empresa y en los dividendos #ue reparta entre sus accionistas$ #uienes se ver0n obli"ados$ en cual#uier caso$ a satis facer el correspondiente -3PA$ por tanto no es un ar"umento decisivo. D8?)E -7P8S-C-[C. Si sólo e+istiera el impuesto sobre la renta$ el "ravamen de los dividendos ser&a : tP D donde tP representa el tipo impositivo del -3PA y D los dividendos percibidos por el socio. )a empresa no modifica la distribución de sus beneficios entre dividendos y a!orro empresarial como consecuencia del doble "ravamen "enerado. Por un lado al socio ya no le lle"a un dividendo D$ sino #ue %ste #ueda reducido por el impuesto de sociedades. Es posible #ue la sociedad elija un reparto distinto entre ambas alternativas como consecuencia$ 134 .=.2.

Estos inte"ran estas cantidades en la base imponible del impuesto sobre la renta y aplican la tarifa correspondiente. 1na de ellas consiste en consi derar a los dividendos como un "asto deducible para calcular la base imponible del impuesto$ otra en establecer dos tipos impositivos diferentes en el impuesto$ uno muy alto para el beneficio no distribuido y otro$ muy bajo$ para los dividendos. a5 -nte"ración total. El sistema "eneral consiste en multiplicar el dividendo percibido por el socio por un 135 . El problema se resolver&a para a#uellos contribuyentes cuyo tipo impositivo de renta fuera del YHW$ lo #ue deja claramente demostrada la inutilidad de esta solución. ?5 S8)1C-8CES . Entre las diversas posibilidades #ue ofrece esta alternativa$ se distin"uen las dos soluciones #ue !a ido adoptando la le"islación espa*ola : El problema de la doble imposición se trataba de resolver permitiendo al contribuyente una deducción en la cuota del 1HW de los dividendos percibidos. Solución posterior a la reforma de 1992 : . Este incentivo puede ser peli"roso$ en la medida en #ue la empresa ten"a #ue recurrir a la financiación e+terna 4cr%ditos$ pr%stamos y emi sión de obli"aciones5 para financiar sus proyectos de inversión$ y #ue$ por ende$ se vea abocada a un "ran ries"o financiero$ al depender e+cesivamente de los pr%stamos de terceros. Si esta traslación e+iste$ en parte o en todo$ no podr&a !ablarse de doble imposición$ pues el -S no !a reca&do sobre los socios. En las diferentes modalidades de inte"ración parcial$ se mantienen los dos impues tos$ pero se establecen normas espec&ficas para resolver$ o aminorar$ el problema de la doble imposición de los dividendos. Estas normas pueden introducirse tanto en el impuesto de sociedades como en el propio impuesto sobre la renta. DE ). )a prin cipal desventaja de esta fórmula es #ue favorece #ue la empresa dedi#ue a dividen dos la totalidad de los beneficios. En efecto$ el socio acaba declarando una renta #ue no !a percibido$ la parte de beneficios destinada al a!orro empresarial$ lo #ue puede resultarle perjudicial. b5 -nte"ración parcial. En este sistema$ el problema se resuelve suprimiendo el impuesto de sociedades y presumiendo #ue la cifra total de beneficios$ se !aya distribuido o no entre los socios como dividendos$ !a sido percibido por los propietarios de la sociedad. Para #ue esta solu ción fuera efica($ la condición #ue deber&a cumplirse es #ue el importe de la deducción fuera i"ual al e+ceso de "ravamen "enerado.precisamente$ de la doble imposición. El impuesto de sociedades es efectivamente soportado por la empresa sin #ue se !aya producido nin"ún tipo de traslación !acia otros a"entes económicos.) P38?)E7. D8?)E -7P8S-C-[C )os diferentes sistemas fiscales !an aportado un amplio cat0lo"o de soluciones$ #ue pueden a"ruparse en dos modalidades$ las #ue responden a la llamada inte"ra ción total y las #ue se en"loban en la modalidad denominada inte"ración parcial.ras la reforma del impuesto de sociedades$ se estableció un nuevo r%"imen para el tratamiento de los dividendos en el -3PA muy pró+imo al e+istente en Arancia. Solución en el impuesto de sociedades : En el caso de #ue se pretenda resolver el tema en el impuesto de sociedades$ el le"islador puede optar entre diversas posibilidades. Solución en el impuesto sobre la renta : 1na se"unda posibilidad es resolver el problema de la doble imposición en el impuesto sobre la renta. En uno u otro caso$ el resultado es #ue los dividendos no sufren nin"ún "ravamen en el impues to de sociedades$ con lo #ue es imposible #ue se produ(ca doble imposición. En nuestra le"islación aparece con la denominación de r%"imen de transparencia fiscal.

C-[C DE ). En cuanto a la valoración de las materias primas$ la dificultad procede de #ue el empresario debe considerar como coste el consumo de materias primas y no la cifra de compras. !irst *ut 5. 1na ve( calculada la cuota &nte"ra$ se permite una deducción del >HW del dividendo percibido. El impuesto de sociedades recae sobre el beneficio de las empresas. )as cuestiones fundamentales #ue afectan al beneficio de la empresa pueden resumirse en el tratamiento de las materias primas y en el de la depreciación de la ma#uinaria. El consumo de materias primas se valora al precio m0s alto de los #ue se !an pa"ado.S P3-7.I1-C.E3-. 1U. a5 Sist ma 6I6O 4first in. ANDLISIS DE S' ESTR'CT'RA IMPOSITI4A.coeficiente de 1$>H 4el 1>HW5 : Este dividendo corre"ido se inte"ra con las dem0s ren tas del contribuyente y se le aplica la tarifa del impuesto.S. ?5 E) Ca)C1)8 DE ). En conte+tos caracteri(ados por la inflación este es el procedimiento #ue m0s ventajas ofrece al empresario$ pues le permite considerar como coste deducible a efectos fiscales el coste de oportunidad de las materias primas empleadas..&. lo #ue nos da una cifra intermedia entre los sistemas A-A8 y )-A8. DEP3EC-. d5 Sist ma NI6O #Ce+t -n$ Airst 8ut5. b5 Sist ma LI6O 4'ast =n. )os últimos #ue entran$ son los primeros #ue salen. )os principales problemas de la estructura del impuesto se derivan del modo en #ue se calculan los beneficios ^ en ese sentido$ esta cifra es i"ual a la diferencia entre in"re sos totales y costes totales$ puesto #ue la ley determina #ue la cifra objeto de "rava men debe coincidir con el beneficio contable. )os primeros #ue entran sale. Cuestra le"islación indica #ue el consumo de las materias primas debe valorarse al coste medio de ad#uisición. Puede compro barse #ue con esta solución$ desaparece el e+ceso de "ravamen para cual#uier tipo impositivo de -3PA siempre #ue el tipo medio efectivo de sociedades sea i"ual o menor #ue ':$2YW. 7. first out 5. . 136 &istencias finales . c5 Sist ma HI6O #Hi"!est -n$ Airst 8ut5.3-. El consumo de materias primas se valora por el precio de reposición.. Para ello$ debe estimar este consumo del modo si"uiente : Consumo de materias primas @ &istencias iniciales Q Compras ó Consumo de materias primas @ Compras Q =ariación de e&istencias de esta forma$ un dato b0sico de los costes del empresario ser0 el valor de las e+istencias en el almac%n$ y el problema #ue se plantea es #ue si la empresa !a comprado materias primas a diferentes precios$ no puede saber cu0les !a ido usando a lo lar"o del a*o.5 E) C8CS178 DE 7.

.8. E6ECTOS ECONÓMICOS DEL IMP'ESTO DE SOCIEDADES Se !an discutido tres tipos de efectos : El primero se refiere a si el impuesto favorece el endeudamiento de las empresas$ el se"undo ata*e a si el impuesto favorece la inversión privada y el tercero al efecto de este "ravamen sobre el reparto de beneficios.8S S8?3E E) ECDE1D.+. 1na ve( calculada la tasa de depreciación$ el "asto deducible$ D$ es simplemente : D @ d) + =alor de la m0#uina.iene tres posibilidades : a5 Sist ma d d $r ciaci)n #i"r @ El empresario descuenta libremente las cantidades por depreciación$ con el único l&mite de #ue la suma de %stas no e+ceda el valor total de la m0#uina. '5 Depreciación acelerada . .7-EC.En cuanto a los problemas planteados por el c0lculo de la depreciación$ pueden diferenciar dos m%todos distintos : 15 Depreciación lineal : Se obtienen los a*os de vida útil de la m0#uina$ a$ a partir de las tablas aprobadas por el 7inisterio de Hacienda. cada anualidad por depreciación le corresponde una tasa distinta calculada del modo si"uiente : Si la vida útil de la m0#uina es de 2 a*os se suma : 2 Q > Q / Q ' Q 1 @ 12 )a tasa de depreciación de cada a*o ser0 : d1 @ 42E125 1 HH d' @ 4>E1251HH d/ @ 4/E1251HH d> @ 4'E125 1 HH d2 @ 41E1251HH El "asto deducible de cada a*o ser0 : D1 @ d1 + valor de la m0#uina D' @ d' + valor de la m0#uina D/ @ d/ + valor de la m0#uina D> @ d> + valor de la m0#uina D2 @ d2 + valor de la m0#uina /5 Sistema del balance decreciente @ Se parte de la tasa de depreciación lineal a la #ue se multiplica por un coeficiente mayor #ue la unidad : d? @ d) + coeficiente El "asto deducible por cada a*o ser0 : D1 @ d? + valor de la m0#uina 4=5 D' @ d? + 4 = Dl 5 D/ @ d? + 4 = D. 1U.D' D/5 y as& sucesivamente. El ar"umento #ue defiende #ue el impuesto de sociedades favorece el endeuda miento se basa en #ue si el empresario reali(a una inversión y la financia con un 137 . .5 EAEC. b5 Sist ma d #a s(ma d #os d?/itos d # aKo @ . partir de esta cifra se calcula la tasa de depreciación lineal : d) @ 4 1Ea5 1HH.D'5 D> @ d? + 4= D.

8curre$ sin embar"o #ue en el caso del coste del capital$ el valor económico difiere del valor deducible a efectos fiscales : Coste económico : Precio de la m0#uina + 4 d Q r pT 5 donde d es la tasa de depreciación$ r el tipo de inter%s nominal y pT la tasa de inflación. 138 . De este modo$ se estar&a produciendo una especie de % cto *$(#si)n pero en el #ue las empresas sociales$ y no el sector público$ estar&an limitando la inversión privada de las empresas individuales.8 S8?3E ).8S DE) -7P1ES. Si el empresario puede reducir la cuota l&#uida incrementando su ma#uinaria$ podr&a encontrar ventajoso sustituir a sus traba jadores por e#uipo capital sin #ue ello incremente la capacidad productiva de su establecimiento$ y sin #ue se contribuya al crecimiento económico. En tal sentido$ el impuesto ser&a neutral si permite deducir a efectos fiscales el coste económico sufrido por el empresario al contratar recursos productivos. Este aspecto se concreta en la le"isla ción a trav%s de una serie de deducciones para a#uellas empresas #ue lleven a cabo procesos de ampliación de sus instalaciones o #ue realicen "astos para la promoción de sus productos. '5 1na se"unda objeción se basa en #ue si las deducciones se aplican a las empre sas #ue pa"an el impuesto de sociedades y nó a las #ue satisfacen el impuesto sobre la renta de las personas f&sicas$ entonces puede "enerarse un proceso a trav%s deh cual estos incentivos sean ineficaces. En la medida en #ue estos incentivos sean eficaces$ podr0 afirmarse #ue el impuesto de sociedades favorece$ por esta v&a$ la inversión empre sarial.). Sin embar"o$ e+isten al"unas ra(ones para dudar sobre la conveniencia de incluir este tipo de normas en el impuesto de sociedades$ entre ellas$ pueden desta carse : 15 Se !a afirmado #ue con este tipo de disposiciones se da un trato favorable al factor capital en detrimento de la mano de obra. 1na forma de salvar esta objeción ser&a e+tender las ventajas de estas deducciones a los empre sarios #ue incrementasen su plantilla$ pero tal posibilidad no se contempla en la re"ulación actual del impuestos$ con lo #ue el ses"o a favor del e#uipo capital puede estar operando. .dem0s de este aspecto$ el impuesto de sociedades incluye otros elementos #ue pueden afectar a las decisiones del empresario en materia de inversión.pr%s tamo o emitiendo obli"aciones$ se ver0 obli"ado a pa"ar intereses$ pero %stos son un "asto deducible en el impuesto$ de tal modo #ue al final$ una parte de las car"as finan cieras soportadas por la empresa$ son subvencionadas$ indirectamente$ por el sector público$ al obtener una cuota inferior en el impuesto. El ra(onamiento #ue se utili(a para lle"ar a esta conclusión : Supuesto #ue las empresas con forma de sociedad anónima pretenden aprovec!ar estos incentivos para reducir su cuota tributaria y #ue inician planes de inversión para los #ue incre mentan su demanda de fondos de financiación en los mercados financieros corres pondientes.3-. Este incremento en la demanda "enerar0 un aumento de los tipos de inter%s #ue perjudicar0 a las empresas individuales #ue no tienen$ en cambio$ acceso a este tipo de deducciones. El impuesto de sociedades considera como "asto deducible tanto el salario pa"ado por el uso de factor !umano como el coste de uso del capital. Coste fiscalmente deducible : Precio de la m0#uina + 4 d Q r5$ pudiendo observarse #ue$ entonces el coste fiscalmente deducible es superior al real o econó mico$ lo #ue supone una forma de subvención indirecta$ salvo #ue se trate de un caso de estabilidad de precios. ?5 EAEC. -C=E3S-[C E7P3ES. En el caso de la le"is lación espa*ola no es previsible #ue tal consecuencia se produ(ca pues el -3PA e+tiende a las empresas individuales las deducciones de las #ue "o(an las #ue adoptan forma de sociedad. Precisamente una de las justificaciones del impuesto de sociedades es la posibilidad de utili(arlo como instrumento de pol&tica fiscal para modificar las decisiones del empresario y favorecer la inversión privada.

./5 1na tercera objeción al empleo de este tipo de deducciones se basa en la !ipótesis de las *$ ctatiGas raciona# s. El contribuyente preferir0 #ue los beneficios se repartan como divi dendos si se cumple #ue tP X tS Q t= 41 tS5 donde tP representa el tipo impositivo de la tarifa del -3PA$ t S el tipo impositivo de sociedades y t = el tipo efectivo correspondiente a las variaciones patrimoniales$ o plusval&as$ de pla(o mayor de dos a*os. . De este modo$ un instru mento de pol&tica económica #ue pretendiese aminorar las fluctuaciones de la activi dad puede acabar teniendo un efecto proc&clico.DES ] ). )a cuestión #ue se plantea es si el impuesto de sociedades afecta o nó a las decisiones de reparto de beneficios entre dividendos y a!orro empresarial.3.HHH pts.8 DE ?ECEA-C-8S. C5 E) -7P1ES. En caso de #ue se destine al a!orro empresarial$ se pa"a$ de una parte el impuesto de sociedades y$ de otra$ un tipo impositivo espe cial en el -3PA$ pues la posible plusval&a "enerada$ si !a tardado en "enerarse m0s de dos a*os$ est0 sometida a un impuesto proporcional del 'HW con un m&nimo e+ento de 'HH. En principio$ este planteamiento parece totalmente ra(onable y ajustado a la idea de lo #ue debe constituir la pol&tica econó mica.ipo impositivo tP tS Q t= 41 tS5 6666666666666666666666666666666666666666666 3T Civel de renta Para a#uellas personas cuyo nivel de renta sea inferior a 3T$ se preferir0 el reparto de los beneficios como dividendos$ pues su tipo impositivo de renta es inferior a la combinación de "rav0menes de sociedades y de plusval&as$ mientras #ue a partir de ese nivel de renta$ se produce el efecto contrario : Se "enera el % cto c#i nt #a @ )as diferentes sociedades captan distintos tipos de accionistas$ dependiendo de cu0l sea su pol&tica en cuanto al reparto de beneficios. Por el contrario$ si la econom&a entra en una fase de tipo e+pansivo$ los empresarios acelerar0n sus proyectos de inversión$ antes de #ue el sector público redu(ca la cuan t&a de las deducciones$ con lo #ue la econom&a e+perimentar0 una aceleración mayor$ con el ló"ico corolario de posibles tensiones inflacionistas. Para entender esta cr&tica se supondr0 #ue el sector público establece las deducciones por inversión$ o las !ace m0s "enerosas$ cuando la econom&a se encuentra en una fase de recesión económica y las elimina$ o reduce su cuant&a$ en los momentos de e+pansión.8 DE S8C-ED. -mpuesto de sociedades y reparto de beneficios. Conclusión #ue debe$ en 139 .!ora bien$ si los empresarios aprenden de sus e+periencias pasadas$ cuando se inicie una fase de recesión$ parali(ar0n sus planes de ampliación de ma#uinaria$ para esperar a #ue el sector público conceda deducciones m0s amplias$ con lo #ue la disminución en la demanda de bienes de e#uipo$ acentuar0 la depresión económica. En el primer supuesto$ el socio pa"a efectivamente el tipo impositivo correspondiente al -3PA$ en la medida en #ue la le"islación espa*ola !aya resuelto el problema de la doble imposición de los dividendos. En estas circunstancias$ la refle+ión #ue su"iere este tipo de objeciones es #ue los incentivos a la inversión empresarial ten"an un car0cter permanente y no coyuntural. DEC-S-[C S8?3E E) 3EP.

cual#uier caso$ mati(arse : 15 El contribuyente puede preferir un dividendo m0s se"uro #ue la !ipot%tica posibi lidad de #ue el a!orro empresarial se convierta en una plusval&a$ y adem0s en un pla(o de dos a*os.al posibilidad !a sido estudiada por diversos !acendistas espa*oles$ #uienes presentan los principales ar"umentos #ue !acen aconsejable este tipo de sustitución. Estas dos sumas permiten obtener una primera definición de la base imponible de este tributo como la diferencia entre estos dos importes : ?ase imponible @ 3Q 3 140 . )a principal opción reformadora del impuesto de sociedades consiste en la susti tución de este tributo por un impuesto #ue deber&a recaer sobre el flujo de fondos de la sociedad y no sobre la cifra de beneficios. Por el contrario$ si se opta por un "ravamen sobre el flujo de fondos$ la base imponible se define como la diferencia entre las entradas y salidas de la caja de la sociedad$ ya sean por conceptos reales o por conceptos financieros.-. . . PRINCIPALES L1NEAS DE RE6ORMA DEL IMP'ESTO DE SOCIEDADES. El mercado de valores puede reflejar bien el valor teórico de la acción o bien el resultado de capitali(ar el dividendo perci bido por el accionista. /5 El reparto de dividendos puede ser utili(ado por la empresa como una se*al de #ue la situación económica de la sociedad es buena. En las operaciones reales$ se considera #ue "eneran una entrada de fondos en la empresa las ventas de productos o de servicios as& como la del e#uipo capital de la sociedad$ ya sea ma#uinaria$ edificios o instalaciones$ mientras #ue$ por el contrario$ se supone #ue se produce una salida de fondos de la sociedad la ad#uisición de materias primas$ el pa"o de sueldos u otros servicios$ y la compra de ma#uinaria$ edificios o cual#uier otro elemento del activo fijo. De este modo se tendr0 la posibili dad de calcular el importe total de flujos de entrada por conceptos reales 435 y de los flujos de salida por ese mismo concepto 435. De otra$ aun en el supues to de #ue el valor esperado se alcan(ara$ o incluso lle"ara a superarlo$ el accionista #ue manifieste aG rsi)n a# ri s/o preferir0 una renta se"ura a otra sometida a la incertidumbre. >5 E+isten normas le"ales o en los estatutos de la sociedad #ue determinen #ue una parte de los beneficios se dedi#uen obli"atoriamente al a!orro empresarial 4las llama das reservas le"ales o estatutarias5. la empresa le interesar0 siempre dedicar los beneficios a dividendos pues no sólo percibe el accionista un rendimiento directamente$ sino #ue adem0s se incrementar0 el valor de las acciones. En estas circunstancias$ aun#ue no sea fiscalmente óptimo dedicar los beneficios al pa"o de los dividendos$ puede ser conveniente para demostrar a los accionistas #ue la empresa no sufre nin"ún tipo de dificultades. 1U. De una parte$ debe tenerse en cuenta #ue la "anancia de capital puede no coincidir con la cifra dedicada al a!orro empresarial$ lo #ue obli"ar&a a calcular todos los datos para obtener el valor esperado de un incremento en el a!orro empresarial de la sociedad. )a incorporación de la incertidumbre sobre las plusval&as modifica el an0lisis sustancialmente$ al menos en dos aspectos.s&$ en el caso del vi"ente impuesto de sociedades$ se "rava el beneficio calculado como diferencia entre in"resos totales y costes totales. Para ello$ interesa se*alar$ primeramente$ cu0les son las diferencias fundamen tales en cuanto a la base imponible en ambas fi"uras tributarias. Si se diera el se"undo caso$ entonces la conclusión es obvia : . '5 Co es totalmente se"uro #ue si la sociedad dedica sus beneficios al a!orro empre sarial se incremente la coti(ación de las acciones y si los destina a dividendos$ ello no se refleje en el valor en ?olsa de esos t&tulos.

Si se tienen en cuenta no sólo las entradas y salidas por concepto real$ sino tambi%n por concepto financiero$ podr0 definirse la base imponible como : ?ase imponible @ 3Q Q AQ 3 A -ndudablemente$ esta se"unda definición de la base imponible es m0s adecuada #ue la primera$ entre otras ra(ones$ por#ue permite aplicar el impuesto a las empre sas financieras cuyos in"resos proceden fundamentalmente de la devolución de pr%s tamos concedidos y del cobro de los intereses correspondientes$ mientras #ue una base imponible definida tan sólo como 3Q . 141 . En cuanto a los datos de entradas y salidas por conceptos financieros$ puede considerarse #ue se produce una entrada de fondos si la sociedad aumenta sus deu das con terceros$ si personas #ue ten&an una deuda con la sociedad devuelven el importe prestado$ si se cobran intereses o si se venden las acciones de empresas no residentes #ue esta sociedad pudiera disponerlo. De este modo$ la propuesta de reforma permite eliminar dos problemas fundamentales de la estructura del impuesto : El c0lculo del consumo de materias primas y las formas de obtener la depreciación #ue es lo #ue se considera coste en el impuesto de socie dades. Estas ventajas se enfrentan a una complicación pr0ctica derivada de la inte"ra ción de nuestro pa&s en la 1nión Europea y del proceso de armoni(ación fiscal #ue se est0 llevando a cabo entre los pa&ses miembros de la misma$ pues evidentemente no ser&a posible amoldarlo a la tributación de las sociedades de los dem0s pa&ses euro peos #ue mantuvieran la imposición tradicional.ún en el caso de #ue la 1nión lle"ase a optar por una reforma fiscal de estas caracter&sticas$ resultar&a complejo resolver los problemas de doble imposición internacional con los pa&ses ajenos a la 1nión. Caturalmente$ si la empresa devuel ve pr%stamos recibidos con anterioridad$ o concede m0s cr%dito a otros a"entes económicos$ si pa"a intereses o si ad#uiere acciones$ se causa una salida de flujo. '5 El impuesto propuesto presenta un tratamiento m0s adecuado de los incentivos a la inversión empresarial$ pues permite restar en el c0lculo de la base imponible$ como un componente de 3 $ todas las compras de e#uipo capital$ sin #ue el empresario deba proceder a reali(ar las deducciones en la cuota$ cuya cuant&a$ o e+istencia misma$ depender&a de las decisiones de la .3 ser&a posiblemente ne"ativa. En efecto$ el valor de 3 incluye las compras de materias primas$ y nó el consumo de %stas como ocurr&a en el impuesto de sociedades$ y las ad#uisiciones de ma#uinaria$ y nó la depreciación correspondiente$ tal y como sucede en la definición de beneficio$ sobre el #ue recae el impuesto de sociedades. /5 Este tributo resultar&a co!erente con una reforma fiscal #ue sustituyera la impo sición personal sobre la renta por un impuesto sobre el "asto.dem0s de las ventajas ya se*aladas en cuanto a #ue se eliminan los problemas del c0lculo del consumo de materias primas y de la depreciación del e#uipo capital$ el impuesto sobre el flujo de fondos de las sociedades permite solucionar otros proble mas del actual -S. . 15 El impuesto sobre el flujo de fondos no plantea problemas de li#uide( a las empre sas$ mientras #ue el de sociedades$ al "ravar el beneficio contable de la empresa puede e+i"ir el pa"o de una cantidad para la #ue la sociedad puede no disponer de suficientes medios de pa"o$ con lo #ue se ver&a obli"ada a endeudarse para !acer frente al impuesto.Este primer m%todo de valorar la base imponible permite observar al"unas de las ventajas del impuesto sobre el flujo de fondos de la sociedad en relación al tradicional impuesto de sociedades.dministración. .

. En el primer caso$ se entiende #ue la posesión de ri#ue(a$ adem0s de la renta$ refleja una mayor capacidad económica y #ue ese dato debe tenerse en cuenta a la !ora de satisfacer las car"as tributarios.un#ue los impuestos sobre la ri#ue(a !ayan per dido importancia en favor de los #ue "ravan la renta y el consumo$ es posible encon trar precedentes !istóricos muy anti"uos a determinadas fi"uras de la imposición patri monial de nuestro pa&s.ambi%n denominado leva sobre el capital$ en realidad$ es un in"reso e+traordinario del sector público cuyo empleo$ fuera de condiciones e+tremass est0 pr0cticamente descartado. '. Estos ras"os permiten diferenciar entre las diferentes formas de "ravar el patri monio del contribuyente. Se trata de un impuesto #ue recae sobre el patrimonio total neto : Descontando del valor del activo las deudas del sujeto pasivo$ #ue tiene en cuenta las circunstancias personales del contribuyente$ "rava la tenencia de ri#ue(a$ y no su transmisión$ y se recauda periódicamente. J'STI6ICACIÓN = ALTERNATI4AS PARA LA IMPOSICIÓN SOBRE LA RIE'ETA. El impuesto recae sobre la transmisión$ onerosa o "ratuita$ de la ri#ue(a. En el se"undo$ se supone #ue$ al ser una función del Estado la protección de las propiedades de los ciudadanos$ #uienes tienen una mayor ri#ue(a reciben m0s servicios del sector públi co y$ por ello$ deben satisfacer un "ravamen adicional. )os impuestos sobre la ri#ue(a tienen una lar"a tradición !istórica$ a la #ue no era ajena la creencia de #ue la tierra era la única fuente de renta y #ue$ por ello$ se deb&a "ravar la propiedad de la misma. -mpuesto sobre el Patrimonio Ceto -PC5. Se ar"umenta$ en tal sentido$ #ue en las modernas econom&as de mercado$ las situaciones de partida de los sujetos económicos no son comparables y #ue la transmisión de la ri#ue(a puede mantener tales diferencias sociales$ de lo #ue se deduce la necesidad de establecer impuestos #ue tecai"an sobre las "randes fortunas o sobre su transmisión. -mpuesto #ue recae sobre la propiedad de la ri#ue(a$ pero #ue se diferencia de los dos anteriores en #ue su objeto no es el patrimonio total del sujeto$ sino determinado 142 . -mpuesto E+traordinario sobre el Patrimonio 4-EP5 . . 1na se"unda ra(ón a favor de la imposición sobre la ri#ue(a$ en cual#uiera de sus formas$ se !a basado en la necesidad de #ue el sector público realice una pol&tica activa de redistribución de la renta y la ri#ue(a. )as modalidades de imposición sobre la ri#ue(a son muy variadas pero basta considerar las cinco fórmulas resumidas utili(ando los criterios de definición : Se trata de un impuesto #ue "rava el patrimonio total neto del contribuyente. El establecimiento de tributos sobre la ri#ue(a est0 justificado por ra(ones de e#uidad$ ya sea entendida desde el criterio de la capacidad de pa"o o desde su alter nativa del criterio del beneficio. 1. iste último ras"o es el #ue le diferencia del : '. /.19 )a imposición sobre la ri#ue(a 1V. El impuesto tiene en cuenta las condiciones personales del sujeto pasivo. /. 1. El "ravamen se recauda de forma periódica y es complementario de la imposición sobre la renta de la persona.1.

8 a5 Es un modo de aplicar el criterio de la capacidad de pa"o$ pues dos personas con id%ntica renta$ una de las cuales ten"a un "ran patrimonio y otra #ue no dispon"a de %l$ tienen capacidad económica distinta.P5. De otro$ puede aplicarse a cada una de las porciones !ereditarias$ a las #ue se asimilan las donaciones$ y en tal !ipótesis se est0 en presencia del -SD. E) ES.2.3B8 S8?3E ).8 ] 1C 3EC. Ello indica$ claramente$ #ue si el patrimonio se dedica a activos poco rentables$ ser0 mayor el recar"o sufrido por el contribuyente en sus rentas de capital..)ES 3.3E E) -7P1ES..HHH. EI1-=. En efecto$ supon"amos #ue un contribuyente tiene un patrimonio constituido por un pa#uete de obli"aciones valorado en 1H..3-78C-8 CE. .S 3EC. En cambio$ si el tipo de inter%s del mercado es del 1HW$ el recar"o ser&a de tan sólo el 2W.8 S8?3E E) P.8 DE 1C -7P1ES. Si se consi dera la e+istencia de un impuesto sobre el patrimonio y adem0s de un impuesto sobre la renta$ el contribuyente tendr0 #ue satisfacer dos cuotas.)ECC-. 1n claro ejemplo de este tipo de "ravamen lo constituye el -mpuesto sobre ?ienes -nmuebles 4-?-5 #ue recae sobre la ri#ue(a inmobiliaria$ no tiene en cuenta las circunstancias personales del sujeto pasivo$ pero s& se recauda de forma periódica. 1n se"undo "rupo de impuestos #ue recaen sobre el patrimonio se basan en la transferencia del mismo.P-. En nin"uno de estos casos se puede !ablar de una e+acción periódica del impuesto$ pues$ naturalmente$ no en todos los ejercicios económicos se produce una transmisión onerosa de los elementos patrimoniales del sujeto pasivo$ y muc!o menos puede suponerse tal periodicidad en el caso de las transmisiones "ratuitas : El ras"o FtransmisiónG es coincidente con el de Fe+acción no periódicaG$ pero eso no los !ace redundantes$ pues$ el car0cter de dno transmisiónd o dtenenciad es compatible con el de de+acción periódicad o dno periódicaZ.tipo de propiedades. Pueden diferenciarse entre a#uellos en #ue recaen las transmisiones "ratuitas$ de las #ue ser&an ejemplo el -mpuesto sobre sucesiones y donaciones 4-SD5 y el -mpuesto sobre el caudal relicto 4-C35$ frente a los #ue se aplican a las de car0cter oneroso$ como el -mpuesto de transmisiones patrimoniales 4-. ?5 P3-CC-P. Se trata$ en cual#uier caso de "rav0menes personales$ bien sean vistos desde la pers pectiva del causante$ en el primer caso$ o de los causa!abientes$ en el se"undo.. Ese car0cter de tributo personal est0 notablemente ausente en las transmisiones onero sasZ$ #ue$ ló"icamente$ no puede "ravar la totalidad del patrimonio neto sino a cada transferencia individual del patrimonio.?)EC-7-EC.5 ).8 S8?3E E) P.HHH$ del #ue obtiene un rendimiento del 1HW anual. EC. )a capacidad económica adicional #ue representa la posesión de ri#ue(a merece la e+istencia de un tributo propio$ y esa 143 .3-78C-8 CE.3. Si el tipo impositivo del impuesto sobre el patrimonio es del H$2W y el tipo de inter%s es del 2W$ el recar"o e#uivalente sobre las rentas del capital ser&a @ H$2E2 @ H$1 @ 1HW.b8CES P. En este tipo de tributo las principales cuestiones se refieren$ en primer t%rmino a la similitud de este impuesto con un recar"o sobre las rentas del capital$ en se"undo lu"ar$ interesa discutir #u% finalidades puede tener como impuesto independiente$ en tercer t%rmino$ cu0les son sus posibles inconvenientes y$ por último$ es preciso se*a lar las principales cuestiones #ue afectan a su dise*o..S DE) C.) )a e#uivalencia entre el impuesto sobre el patrimonio y el recar"o sobre las rentas de capital$ se comprueba mejor con ayuda de un ejemplo. EL IMP'ESTO SOBRE EL PATRIMONIO NETO. De un lado el impuesto puede recaer sobre la totalidad del patrimonio del sujeto$ y en tal caso se trata del -C3. 1V. )a imposición sobre la transmisión "ratuita admite dos alternativas. Este aspecto tiene relevancia a la !ora de justificar la e+istencia de este tributo.

)a e+istencia del -PC unida a la tribulación de las "anancias de capital$ en toda su e+tensión$ es una premisa fundamental en la tarea de cerrar el c&rculo de la evasión fiscal. El -mpuesto sobre el Patrimonio se puede asimilar a un recar"o sobre las rentas de 144 . De un lado$ se !a comprobado #ue el recar"o sobre las rentas de capital$ al #ue es e#uivalente el -PC$ es mayor cuanto menor sea el rendimiento del patrimonio.. En se"undo t%rmino$ el -PC colabora en la correcta valoración de las "anancias o las p%rdidas de capital$ #ue si se producen afectan al valor del patrimonio neto declarado. En primer lu"ar$ es una forma de evitar la posibilidad de defraudar en el impuesto sobre la renta pues si se ocultan ren tas$ no es f0cil e+plicar cómo se "eneran "randes patrimonios. Si el trato favorable a las rentas de trabajo se establece en la imposición personal sobre la renta$ se "eneran incentivos para #ue los in"resos del contribuyente se presenten como rentas salariales aun#ue no lo sean$ mientras #ue tal incentivo no se da si la discriminación se reali(a a trav%s del -PC.ES DE) ES. En tales circunstancias$ se afirma #ue el impuesto sobre la ri#ue(a neta obli"a al contribuyente a dedicar sus activos a las finalidades m0s productivas$ mientras #ue este incentivo est0 ausente en el -3PA$ pues los altos tipos mar"inales de este último tributo pueden disuadir al a!orrador #ue puede preferir mantenerlo en activos l&#uidos y no percibir in"reso al"uno por su ri#ue(a..8 S8?3E E) P.3-78C-8 CE. De otro lado$ la e#uivalencia entre -PC y recar"o sobre las rentas de capital permite$ idealmente al menos$ rebajar la tribulación en el -3PA y compensarla con el tributo sobre la ri#ue(a.finalidad es cubierta por el -PC. Ello se debe a #ue los altos tipos mar"inales del -3PA no sólo pueden "enerar un efecto indeseable sobre el a!orro$ sino #ue adem0s pueden afectar a la decisión de ofrecer !oras de trabajo o de adop tar ries"os$ mientras #ue en el -PC se puede dar un efecto disuasorio sobre el a!orro$ pero no influye$ en la misma medida$ sobre la oferta de trabajo y$ menos aún$ en la adopción de ries"os. c5 1na última justificación del impuesto se refiere a su virtualidad como elemento de control de otros impuestos del sistema tributario.dministración .8 DE) -7P1ES. Este impuesto se presenta como una pie(a decisiva en la aplicación del -mpuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Se a*ade$ en este último caso$ #ue el empleo del -PC es un procedimiento m0s adecuado #ue establecer la discriminación en el propio -3PA.?)EC-7-EC. Cuestro vi"ente impuesto no parece !aber clarificado #u% finalidad debe tener el -mpuesto$ pues las valoraciones empleadas en la le"islación "eneralmente corres ponden a los precios del mercado$ como se deduce de las consideraciones de e#ui dad a las #ue se !a aludido$ pero$ con cierta frecuencia$ se utili(an otros sistemas de estimación$ #ue$ en ocasiones$ resultan discutibles. Estas mismas consideraciones de e#uidad se aplican$ para defender este tributo$ pero desde una perspectiva distinta$ cuando se afirma #ue la e+istencia de un recar"o sobre las rentas de capital es un modo de discriminar en favor de las rentas sala riales. .8.parentemente$ al contribuyente le dar&a lo mismo una situación #ue otra$ pero sus efectos económicos no son id%nticos. C5 -CC8C=EC-EC. Es muy cierto #ue para ello no !ace falta$ necesariamente$ #ue se recaude un impuesto concreto$ sino #ue bastar&a con la obli"ación de incorporar a la declaración del impuesto sobre la renta un inventario del patrimonio neto del contribuyente$ pero debe reconocerse #ue la propia . En este caso$ las motivaciones son muy diversas$ pero pueden se*alarse dos aspectos diferenciados. b5 8tra justificación del impuesto sobre el patrimonio neto se basa en ra(ones de eficiencia económica. Cuando el establecimiento del -PC se debe a ra(ones de e#uidad$ el dise*o del impuesto e+i"ir&a #ue los distintos elementos patrimoniales se valorasen a precio de mercado y #ue tales valores se modifi#uen de acuerdo con los cambios en el mismo.ributaria perder&a inter%s por comprobar la veracidad de tales inventarios de activos y pasivos$ si no se percibe una cuota tributaria.

En Espa*a$ el -mpuesto sobre el Patrimonio Ceto es un tributo de car0cter personal$ pro"resivo #ue recae sobre el patrimonio de las personas f&sicas. El -PC puede sustituir$ con ventaja a los tipos mar"inales m0s elevados del -3PA$ por#ue introduce menores distorsiones en las conductas de los contribuyentes.8 EC ESP.g.8 S8?3E E) P. Si reducimos la tarifa del impuesto personal perdemos$ en parte$ esta virtud #ue$ en cambio$ no nos ofrece el impuesto sobre el patrimonio neto. De otro$ debemos discutir si en el caso del patrimonio debe atribuirse a cada individuo o a la unidad familiar. a5 )a identificación del sujeto pasivo del impuesto incluye dos aspectos diversos : De un lado$ interesa considerar si el impuesto debe aplicarse sólo a las personas f&sicas$ como establece la le"islación fiscal$ o si deber&a ampliarse al patrimonio de las perso nas jur&dicas.capital y "ran parte de sus ventajas proceden de la reducción simult0nea de la tarifa del -3PA. Esta misma e#uivalencia permite entender al"una de sus desventajas$ entre las #ue se citan las si"uientes : a5 El -mpuesto sobre el Patrimonio tiene un menor car0cter estabili(ador #ue el impuesto personal sobre la renta. D5 E) D-SEg8 DE) -7P1ES. Desde esta perspectiva$ la mayor pro"resividad del -3PA le confiere una m0s efectiva capacidad de estabili(ación. Estas caracte r&sticas permiten identificar los principales problemas #ue plantea el dise*o de este tributo y las soluciones adoptadas por el le"islador nacional.ributaria #ue pueden ser lo suficientemente elevadas como para compensar cual#uiera de sus ventajas como elemento de control de otros inte"rantes de la imposición personal. c5 1n tercer inconveniente del -PC se refiere a las dificultades #ue supone su "estión por parte de la . En todo caso$ en el caso del -PC no se da la opción a declarar conjuntamente con una tarifa m0s suave$ #ue s& se aceptaba en el 145 ..utónomas$ a #uienes corresponde la "estión$ li#uidación$ recaudación e inspección de este impuesto. Esta desventaja parece particularmente notable en el caso del impuesto e+istente en Espa*a$ al tratarse de un impuesto cedido a las Comunidades . Este ar"umento no es del todo convincente y sólo puede aplicarse para a#uellos a!orradores procedentes de pa&ses donde no se e+ija un impuesto sobre la tenencia de ri#ue(a. .!ora bien$ si el impuesto es pro"resivo$ resulta ra(onable #ue el -PC si"a los mismos criterios #ue el -3PA y se evite la acumulación de patrimonios de la unidad familiar. En cuanto a la cuestión de si debe considerarse el patrimonio individual o el familiar$ esta cuestión sólo es relevante por#ue el impuesto es de car0cter pro"resivo$ pues$ en caso de #ue el impuesto fuera proporcional$ da e+actamente lo mismo declarar conjuntamente o por separado.3-78C-8 CE. Por lo #ue !ace referencia a la primera cuestión$ la mayor parte de los !acendistas se !an inclinado por defender #ue el impuesto se apli#ue tan sólo a las personas f&sicas.dministración .. -"ual mente$ se !a se*alado #ue el -PC induce al ciudadano a dedicar su a!orro a finali dades m0s rentables$ con la finalidad de atender al pa"o del impuesto. En efecto$ en los momentos de recesión económi cas la reducción en la recaudación causada por el menor ritmo de crecimiento en la renta$ permite un incremento en el consumo privado con un claro efecto compen satorio. Arente a tales ventajas$ se se*ala #ue la imposición sobre la tenencia de patrimonio puede "enerar dos efectos indeseables : De un lado$ el -PC ofrece incentivos para #ue el a!orrador destine su patrimonio a a#uellos activos reales #ue no son objeto de "ravamen en la imposición patrimonial o cuya valoración le sea m0s conveniente$ De otro$ se !a se*alado #ue el -PC puede actuar como un elemento de disuasión para #ue los a!orradores e+tranjeros dedi#uen sus fondos a la compra de activos de nuestro pa&s$ pues estar0n obli"ados a satisfacer el impuesto$ por obli"ación real$ lo #ue puede impulsarles a diri"ir su a!orro a otros pa&ses donde no se e+ija este impuesto.

-3PA. En cuanto a la atribución de los elementos patrimoniales comunes$ la le"islación espa*ola indica #ue debe !acerse por mitades salvo #ue se justifi#ue otra cuota de participación$ lo #ue permite #ue en estas circunstancias se puedan dar fenómenos de arbitraje fiscal$ poniendo a nombre del titular de patrimonio menor$ parte del patrimo nio común$ con la finalidad de disminuir la cuota del impuesto. b5 1na se"unda cuestión relevante en el dise*o del impuesto procede de la propia definición del objeto "ravado por este tributo$ es decir$ #u% debemos entender por patrimonio neto. En este sentido$ la ley re"uladora del impuesto se*ala en su art. 1R$ #ue es la suma de los bienes y derec!os de #ue sea titular menos las car"as #ue disminuyan su valor y el total de las deudas y obli"aciones personales de las #ue deba responder el sujeto. .!ora bien$ la propia normativa se*ala #ue determinados bienes y derec!os #uedan e+entos de "ravamen y no son incluidos en la base imponible del impuesto. Entre estas e+enciones deben citarse las si"uientes : )os bienes inte"rantes del patrimonio !istórico art&stico tanto del Estado como de las Comunidades .utónomas$ as& como determinados objetos art&sticos o anti"jeda des si se ceden en concepto de depósito permanente por un periodo no inferior a tres a*os a museos o instituciones culturales sin fines de lucro para su e+!ibición pública. )os derec!os derivados de la propiedad intelectual o industrial mientras permane( can en el patrimonio del autor. )os bienes y derec!os de las personas f&sicas necesarios para el desarrollo de su actividad empresarial o profesional$ cuando %sta se ejer(a de forma !abitual y directa por el sujeto pasivo. .un#ue la le"islación no lo indica e+presamente$ entre los bienes y derec!os del sujeto pasivo no se incluye el capital !umano$ o conjunto de conocimientos #ue permi ten al sujeto pasivo obtener rentas superiores. El capital !umano podr&a estimarse capitali(ando la corriente de in"resos futuros #ue pueden obtenerse "racias a los conocimientos disponibles. c5 1n tercer problema de dise*o del impuesto es cómo valorar los distintos elementos patrimoniales. Esta cuestión es fundamental para determinar cu0l es la finalidad del establecimiento de este tributo y #ue si el objetivo es considerar la capacidad econó mica del sujeto$ ser&a ra(onable utili(ar el precio actual en el mercado$ mientras #ue si su finalidad es la de evitar el fraude en la imposición personal sobre la renta$ ser&a m0s adecuado el precio de ad#uisición o coste !istórico. Debe a*adirse$ #ue tanto por ra(ones de e#uidad como de neutralidad$ los distintos inte"rantes del patrimonio deber&an valorarse con arre"lo a los mismos criterios. )a le"islación espa*ola no utili(a un único criterio para valorar cada uno de los bienes #ue inte"ran el patrimonio del sujeto$ aun#ue$ en "eneral se tiende al empleo del precio en el mercado. En particular$ pueden rese*arse las si"uientes normas : En los bienes inmuebles se utili(a la mayor de las si"uientes valoraciones : El valor catastral$ el valor comprobado por la administración a efectos de otros tributos y el valor de ad#uisición. En los t&tulos #ue coti(an en ?olsa$ ya sean acciones u obli"aciones$ se utili(a la coti(ación media en el cuarto trimestre del a*o. En las obli"aciones$ o t&tulos similares$ #ue no coticen en ?olsa$ se toma el valor nominal. En las acciones$ o t&tulos an0lo"os$ #ue no coti(an en ?olsa se distin"uen dos situaciones : 1. Si el balance de la empresa !a sido auditado$ se toma el valor teórico de la acción. '. Si el balance de la empresa no !a sido auditado$ se toma el mayor de los valores si"uientes : El valor nominal del t&tulo$ el valor teórico$ o el resultado de
146

capitali(ar al 1'$2W el beneficio medio por acción de los tres últimos a*os$ incluyendo en tal cifra no sólo los dividendos$ sino adem0s el a!orro empresarial. En el caso de los depósitos en cuenta corriente$ de a!orro o a pla(o se toma el mayor de los valores si"uientes : El saldo en la fec!a de deven"o del impuesto y el saldo medio del último trimestre$ aun#ue en este último caso se deben restar las canti dades destinadas a la ad#uisición de elementos patrimoniales #ue est%n incluidas en la base imponible del impuesto o a la reducción de deudas. En los se"uros de vida$ se toma el valor de rescate. En cuanto a las rentas temporales o vitalicias$ los derec!os reales y las concesiones administrativas$ se utili(an los criterios de valoración del impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jur&dicos documentados. En el caso de las joyas$ pieles suntuarias$ ve!&culos$ embarcaciones$ aeronaves$ objetos de arte y anti"jedades no e+entos$ se utili(a el precio en el mercado en el momento del deven"o del impuesto. En lo #ue se refiere a las deudas$ se utili(a el importe nominal en la fec!a de deven"o del impuesto. Esta enumeración pone de manifiesto la diversidad en los procedimientos de valoración y #ue se renuncia al uso del valor de ad#uisición$ #ue resultaba ser el m0s adecuado para reali(ar un control de la imposición personal sobre la renta. d5 Por último$ en cuanto a la tarifa del impuesto$ debemos recordar #ue se trata de un impuesto pro"resivo por escalones muy amplios$ con un m&nimo e+ento de 1Y.HHH.HHH$ y tipos mar"inales #ue van desde el H$'HW !asta un m0+imo del '$2HW para la parte de patrimonio #ue e+ceda de 1.Y1/.9'H.HHH pts. .dem0s sumando las cuotas del impuesto sobre el patrimonio y del impuesto sobre la renta$ no pueden superar el YHW de la base imponible del -3PA. 3esulta tambi%n evidente #ue el actual -PC en Espa*a no se justifica por ra(ones de potencia recaudatoria. E5 E) A1,138 DE) -7P1ES,8 S8?3E E) P.,3-78C-8 CE,8. Sobre cu0l puede ser su futuro a medio pla(o$ puede afirmarse #ue en la actualidad el -mpuesto sobre el Patrimonio Ceto es una fi"ura en decadencia$ debido a Escasa potencia recaudatoria. -ncumplimiento de su finalidad como elemento de control de la imposición personal sobre la renta. A0cil evasión de este impuesto$ bien a trav%s de sociedades interpuestas #ue dificul tan la identificación de los sujetos pasivos o mediante la materiali(ación de la ri#ue(a individual en elementos patrimoniales cuya ocultación resulte sencilla. ?aja fle+ibilidad en su recaudación$ de la #ue se deduce una escasa capacidad para actuar como estabili(ador autom0tico. 7enor importancia de las e+i"encias de e#uidad en favor de las del principio de neutralidad$ especialmente a partir de la crisis económica de los YH y :H. )a complejidad en cuanto a su administración no se compensa por la recaudación #ue directa o indirectamente "enera. El !ec!o de ser un impuesto cedido a las Comunidades .utónomas$ !a derivado en una ló"ica falta de inter%s por parte del "obierno central en su "estión y capacidad de control de otros tributos. Esta decadencia del impuesto$ #ue puede observarse en otros pa&ses occidentales$ no si"nifica #ue este tributo no pueda transformarse y cumplir un papel m0s relevante en el futuro. Esta conclusión se fundamenta en las si"uientes refle+iones :
147

)a evolución tributaria de nuestro pa&s parece indicar una voluntad de reforma del -3PA en el sentido de reducir la pro"resividad de su tarifa y de rebajar la tribulación de las "anancias de capital. Estos cambios pueden afectar sustancialmente a las e+i"en cias constitucionales sobre el dise*o del sistema tributario y una forma de limitar esos efectos podr&a conse"uirse a trav%s de un replanteamiento de la imposición sobre el patrimonio neto #ue compensase este tipo de cambios. Desde una perspectiva m0s ambiciosa$ el -PC puede tener un papel muc!o m0s relevante en el futuro a lar"o pla(o de los sistemas fiscales europeos. En efecto$ los sistemas tributarios e+istentes en Europa$ y nuestro pa&s no es una e+cepción$ se basan$ en cuanto a los impuestos directos$ en dos tributos fundamentales$ el impuesto sobre la renta de las personas f&sicas$ de car0cter pro"resivo$ y el impuesto sobre el beneficio de las sociedades$ de tipo proporcional. 1na opción reformadora es la sustitución del impuesto pro"resivo por uno de car0c ter proporcional con m&nimo e+ento al #ue se complementar&a con un impuesto perso nal sobre el "asto. En esas circunstancias$ podr&a transformarse el -PC en un impues to sobre las "randes fortunas$ #ue contribuyera a evitar p%rdidas e+cesivas de e#ui dad en el sistema tributario.

1V.&. EL IMP'ESTO SOBRE S'CESIONES = DONACIONES. Este tributo recae sobre la transmisión "ratuita de la ri#ue(a individual. Cuatro cuestiones fundamentales : En primer t%rmino$ las diferencias entre el impuesto y el #ue recae sobre el caudal relicto y por #u% el sistema tributario !a optado por la primera forma citada. 1na se"unda cuestión se refiere a los posibles efectos del impuesto de sucesiones y donaciones sobre el a!orro individual y !asta #u% punto se puede considerar #ue tiene un importante efecto de disuasión sobre el a!orro de las personas. 1n tercer aspecto destacable es cómo se !an resuelto en la le"islación los principales problemas de dise*o de este impuesto.
.5 ).S A837.S DE ,3-?1,.C-[C EC ). ,3.CS7-S-[C B3.,1-,. DE ). 3-I1Eb..

Dos posibilidades : De un lado el impuesto puede e+i"irse desde el punto de vista del causante :-mpuesto sobre el Caudal 3elicto 4-C35. De otro$ podemos pensar en el causa!abiente$ al #ue por motivos obvios se asimila el donatario : -mpuesto de Suce siones y Donaciones 4-SD5. . la !ora de decidir cu0l de las dos fi"uras es m0s adecuada$ !a de comprobarse el "rado de cumplimiento de los principios tributarios. En lo #ue se refiere al principio de simplicidad$ el -C3 presenta una mayor facilidad de administración al recaudarse sobre el patrimonio de un único contribuyente$ en lu"ar de li#uidar un impuesto por cada uno de los beneficiados en la sucesión !ere ditaria$ como suceder&a en el -SD. )ó"icamente tambi%n resulta m0s sencillo para los !erederos reali(ar una única declaración #ue obli"ar a cada uno de ellos a pa"ar el impuesto correspondiente. En cuanto al principio de suficiencia$ y siempre #ue estemos considerando tributos de car0cter pro"resivo$ el -C3 tiene una mayor capacidad recaudatoria #ue el -SD$ pues la base del primero ser0 mayor #ue las correspondientes a los diferentes tributos recaudados por el se"undo. Caturalmente si se supone #ue ambos impuestos son proporcionales$ entonces son e#uivalentes. Por lo #ue respecta al principio de e#uidad$ la cuestión es muc!o m0s compleja. De un lado$ se !a defendido #ue el -C3 cumple apropiadamente con el criterio del bene ficio$ en la medida en #ue supone un pa"o a cambio de la protección a las propie dades$ dispensada por el sector público. Este ar"umento no parece e+cesivamente fundado si el sistema tributario ya contiene un -mpuesto sobre el Patrimonio Ceto$ pues si el contribuyente ya !a satisfec!o un "ravamen por el !ec!o de poseer un
148

patrimonio no parece necesario #ue satisfa"a otro a la !ora de transmitirlo a sus !erederos. Por el contrario$ el -SD tiene una mayor co!erencia con la idea de capa cidad de pa"o #ue subyace a la imposición personal. )a definición e+tensiva de renta e+i"ir&a #ue las !erencias y las donaciones se incluyeran en la base imponible del beneficiario. Sin embar"o !istóricamente se !a tenido en cuenta$ a efectos de tributar por estos in"resos$ la relación de parentesco entre el donante y el donatario o entre el causante y el causa!abiente$ lo #ue avala la e+istencia de un tributo espec&fico para estos casos. En el caso del -C3 no podr&a considerarse #ue este impuesto est% sustituyendo el "ravamen de este componente de la definición de renta e+tensiva$ y #ue$ por tanto$ responda a la e#uidad !ori(ontal entendida desde el criterio de la capacidad de pa"o. En lo #ue ata*e al principio de neutralidad$ ambos impuestos son e#uivalentes en cuanto a un posible efecto disuasor sobre el a!orro$ si entendemos #ue %ste se !a "enerado con la finalidad de transmitir un patrimonio a los !erederos. .!ora bien$ co!erentemente con lo se*alado al anali(ar el cumplimiento del principio de suficien cia$ esta reducción del a!orro ser0 menor en el -SD$ por#ue la cuota tributaria ser0 menor en este caso. ,odo parece su"erir #ue el -C3 es superior al -SD en cuanto a los principios de simplicidad y suficiencia$ pero inferior en los #ue se refieren a e#uidad y neutralidad.
?5 EAEC,8S EC8C[7-C8S DE ). -7P8S-C-[C S8?3E S1CES-8CES ] D8C.C-8CES.

El principal efecto económico de la imposición sobre sucesiones y donaciones !ace referencia a si este tributo reduce el a!orro de los contribuyentes$ cuando %ste se !a reali(ado con la finalidad de dejar una !erencia a los sucesores. El ar"umento ser&a esencialmente #ue si el ciudadano est0 dispuesto a sacrificar el consumo presente para dejar un le"ado a sus !erederos y sabe #ue una parte de ese a!orro no lle"ar0 nunca a sus sucesores$ por#ue debe satisfacerse un tributo$ entonces su voluntad de a!orrar disminuye$ al tener menos sentido el sacrificio del consumo presente cuando los fondos correspondientes acabar0n en manos del sector público. 15 El sujeto puede ser consciente de #ue del total a!orrado para los !erederos$ una parte #uedar0 en manos del sector público$ pero si su objetivo es #ue los sucesores reciban un patrimonio determinado en caso de fallecimiento$ puede ocurrir #ue se decida a a!orrar m0s$ y no menos$ con la finalidad de #ue el !eredero$ una ve( descontado el impuesto$ perciba los fondos deseados. '5 Cuando se consideran los le"ados percibidos por cada "eneración y la !erencia #ue se deja a la si"uiente como un proceso din0mico$ cada decisión de un "rupo de a"entes económicos sobre el le"ado #ue dejar0 a los !erederos se ve afectada por la !erencia #ue se !a percibido previamente. )os deseos de dejar una !erencia depende$ positivamente$ de la ri#ue(a disponible por el ciudadano$ entre la #ue se cuenta el le"ado percibido$ de a!& #ue se pueda definir una relación entre la !erencia #ue #uiero dejar a mis !erederos y el le"ado #ue !e percibido de mis antecesores. El impuesto afecta a la estructura de ese a!orro as& como a la distribución de la !erencia entre los diversos beneficiarios. En este sentido$ deben tenerse en cuenta las si"uientes consideraciones : 15 )os impuestos sucesorios "eneran un claro incentivo a #ue la !erencia se mate rialice en a#uellos activos #ue resulten m0s f0cilmente ocultables. '5 )a presencia del impuesto puede ofrecer incentivos al contribuyente para eludir su cumplimiento a trav%s de la entre"a sucesiva de donaciones en vida del causante$ de tal modo #ue si el impuesto es pro"resivo$ como ocurre en la le"islación espa*ola$ la cuota tributaria ser0 muy inferior. /5 Debe rese*arse un posible efecto cuando el -SD se aplica a la transmisión del patrimonio empresarial entre miembros de distintas "eneraciones. Cuando este tipo
149

d#uisiciones por colaterales de cuarto "rado o m0s distantes o por e+tra*os.d#uisiciones por descendientes y adoptados mayores de veintiún a*os$ cónyu"es$ ascendientes y adoptantes. '.!ora bien$ si el -3PA "rava los in"resos de los ciudadanos con una tarifa pro"resiva$ entonces tambi%n el -SD debe "raduarse no sólo en función del valor de los bienes transmitidos sino de los medios económicos de #ue dispone el beneficiario.13. Debe se*alarse el car0cter pro"resivo de este impuesto.C-8CES. . Con car0cter "eneral$ el valor de los bienes y derec!os transmitidos$ se establece por el m%todo de estimación directa : El contribuyente indica cu0l es el valor asi"nado a los bienes #ue !a percibido a t&tulo "ratuito y para ello puede utili(ar las re"las de valoración descritas en el -mpuesto sobre el Patrimonio Ceto.d#uisiciones por descendientes y adoptados menores de veintiún a*os.dministración tribu taria puede comprobar la e+actitud de estas valoraciones y aplicar$ en su caso$ las sanciones correspondientes.de transmisión es "ravada por el impuesto$ se "enera un claro incentivo a #ue las pe#ue*as empresas acumulen activos l&#uidos suficientes para !acer frente al pa"o del tributo$ lo #ue constituye una distorsión con respecto a lo #ue podr&a ser una estructura financiera óptima. C5 ). -"ualmente$ pueden deducirse los "astos de última enfermedad$ entierro y funeral siempre #ue se justifi#uen y ten"an una ló"ica proporción con el caudal !ereditario.31C.al car0cter est0 plena mente justificado por#ue$ las !erencias y donaciones deber&an considerarse como un elemento inte"rante del concepto e+tensivo de renta #ue no se incorpora en el -3PA por las dificultades t%cnicas #ue plantea$ dada la tradición !istórica en la re"ulación de este tipo de tributos. De este modo$ la pro"resividad del impuesto se ve afectada por un triple factor : )a relación de parentesco$ #ue afecta a la pro"resividad a trav%s de deducciones en la base imponible cuyo valor es distinto dependiendo no sólo del parentesco estricta mente$ sino tambi%n de las circunstancias personales del contribuyente. /. DE) -7P1ES.d#uisiciones por colaterales de se"undo y tercer "rado$ ascendientes y descen dientes por afinidad. 'H de la ley distin"ue cuatro "rupos distintos : a5. 150 . b5. d5 . En cuanto a la determinación de la base imponible$ pueden indicarse las si"uientes re"las : 1. )a . En el caso de las donaciones$ sólo se pueden deducir las deudas "aranti(adas con derec!os reales #ue espec&ficamente recai"an sobre los bienes transmitidos. Por otro lado$ tradicionalmente$ los impuestos sucesorios !an tenido en cuenta la relación de parentesco entre el causante y el causa!abiente$ o entre el donante y el donatario. El sujeto pasivo de este impuesto es la persona f&sica #ue recibe la !erencia$ el le"ado o la donación correspondientes. En el -SD el !ec!o imponible est0 constituido por la ad#uisición de los bienes y derec!os a t&tulo "ratuito$ ya sea por medio de !erencia$ le"ado$ donación o por ser beneficiario de contratos de se"uro$ tal y como se establece en el art. El ajuar dom%stico se considera parte de la masa !ereditaria y salvo #ue se acre dite un valor superior$ se estima como el /W del importe del caudal relicto. Cuando el valor comprobado e+ceda en m0s de un 1HHW del valor declarado tiene derec!o a ad#uirir los bienes y derec!os transmitidos. En las sucesiones se "rava el patrimonio neto transmitido$ por lo #ue la le"islación permite deducir de los bienes y derec!os percibidos$ las deudas #ue !ubiera dejado el causante o los "astos en #ue !aya incurrido el perceptor de la !erencia en caso de #ue se !ubiera producido al"ún liti"io. c5 . ES.8 S8?3E S1CES-8CES ] D8C. / de la ley re"uladora de este tributo. . Para ello$ el art.

pesar de ello$ pueden considerarse dos tipos de opciones reformadoras. Estos coeficientes son distintos se"ún el "rupo al #ue perte ne(ca el beneficiario. D5 E) A1. Situación similar a la descrita en el -PC : Puede observarse una p%rdida de impor tancia de este tipo de tributos debida a las causas ya rese*adas : Su escasa capa cidad recaudatoria$ el !ec!o de ser un tributo cedido a las Comunidades . En este supuesto$ cuando los le"ados o donaciones proceden de distintas personas$ en lu"ar de "ravarlas por separado$ se acumulan todas ellas$ para ser objeto de un único impuesto. 151 . Este factor se incorpora a trav%s de una serie de coeficientes #ue multiplican a la cuota calculada por aplicación de la tarifa.s& para las ad#uisiciones de los dos primeros "rupos$ el coeficiente oscila entre 1 y 1$' ^ para las del tercer "rupo$ entre 1$2::' y 1$9H29$ y para el cuarto entre ' y '$>2. De un lado$ la posibilidad de inte"rar este impuesto con el #ue recae sobre la renta de las personas f&sicas$ considerando #ue las !erencias percibidas o las donaciones recibidas incrementan la capacidad de consumo del individuo y$ en esa medida$ se confi"uran como un inte"rante de la noción de renta e+tensiva. )a dificultad de incluir en este impuesto la relación de parentesco entre el causante y el beneficiario$ #ue tendr&a #ue aplicarse a la determinación de la base imponible$ "raduando el valor del bien percibido$ para tener en cuenta este tipo de circunstancias. )os importantes costes de cumplimiento y de administración de un impuesto de esta naturale(a #ue pueden no verse compensados con una recaudación muc!o mayor.1n se"undo factor de pro"resividad en el -SD se debe al !ec!o de #ue la tarifa #ue se aplica a la base li#uidable de este tributo refleja una pro"resividad por escalones$ con tipos mar"inales #ue oscilan entre el m&nimo de Y$<2 W #ue se aplica al primer escalón de renta !asta un m0+imo del /> W. El tercer elemento #ue afecta a la pro"resividad de este tributo procede del patri monio previo #ue tuviera el beneficiado por la donación o la !erencia.138 DE) -7P1ES. . De otro$ podr&a pensarse en una modificación del impuesto de sucesiones y dona ciones para convertirlo en un impuesto sobre ad#uisiciones a t&tulo "ratuito.utónomas$ las posibilidades de evasión y la menor importancia de las e+i"encias de e#uidad en favor de las del principio de neutralidad$ especialmente en lo #ue se refiere a la recuperación de las tasas de a!orro de las econom&as dom%sticas. . En cambio$ resulta m0s discutible #ue este impuesto reciba al"ún tipo de reforma #ue modifi#ue sustancialmente su estructura.8 S8?3E S1CES-8CES ] D8C. .un#ue esta opción es co!erente con el planteamiento teórico$ ya se !a se*alado #ue la tradición !istórica se presenta como un obst0culo casi insalvable para llevarla a cabo. .C-8CES. Sin duda tal opción permitir&a una mayor pro"resividad del impuesto$ con la consi"uiente mayor recaudación para el sector público$ ser&a m0s adecuado para aplicar el criterio de la capacidad de pa"o al tenerse en cuenta la totalidad de los in"resos procedentes de este ori"en$ favorece una actividad redistributiva reali(ada por los propios sujetos$ e incluso permitir&a incluir dentro de la base imponible al"unos in"resos #ue !oy est0n e+entos del impuesto sobre la renta de las personas f&sicas$ como los premios de loter&a y casos asimilados a %stos pero esta opción plantea al"unos problemas de dise*o #ue deben !acerse constar : )a definición del periodo de tiempo en el #ue deben acumularse tales ad#uisiciones$ lo #ue conduce a todas las cuestiones de promediación de in"resos irre"ulares$ an0lo"as a las discutidas en el caso del impuesto sobre la renta. pesar de #ue en nuestros d&as se trate de una fi"ura con escaso inter%s para la administración tributaria$ no parece #ue e+istan demasiadas dudas sobre su pervi vencia como un "ravamen independiente a la imposición sobre la renta o el consumo.

En primer t%rmino$ la e+plicación de la pervivencia de este tipo de tributos est0 m0s relacionada con su ori"en !istórico$ en el #ue las transmisiones patrimoniales o determinados actos jur&dicos tenian #ue ser sometidos a actos de re"istro para "aran ti(ar la se"uridad del tr0fico$ con aspectos de ilusión financiera$ pues dada la escasa cuant&a de los tipos impositivos$ el contribuyente no percibe e+cesivamente el valor del impuesto y a su capacidad recaudatoria$ nada desde*able$ #ue obli"ar&a al sector público a un incremento en otros tributos para compensar la recaudación perdida si se renunciase a este in"reso. El sujeto pasivo del tributo depende del tipo de transmisión reali(ada$ as& en la compra de bienes o derec!os$ es el ad#uirente. '/5$ aun#ue e+isten e+cepciones en determi nadas operaciones societarias y as& en el caso de la disolución$ los sujetos pasivos 152 .1V. 1H5. Y5. Por ello$ el an0lisis de la estructura de este impuesto debe distin"uir tres situaciones : a5 En lo #ue se refiere al primer !ec!o imponible$ las principales caracter&sticas de la le"islación espa*ola son las si"uientes : Se incluyen todas las transmisiones onerosas inter vivos$ as& como la constitución de derec!os reales$ pr%stamos$ fian(as$ arrendamientos$ etc.*a dido$ o incluso de la imposición directa$ para sustituir o complementar otras formas de imposición patrimonial$ pero nin"uno de ellos parece ser capa( de e+plicar la enorme variedad de fi"uras #ue se contiene en este impuesto y la e+clusión de su 0mbito de aplicación de otras relaciones jur&dicas. En la constitución de derec!os reales$ a#uel a cuyo favor se constituye ^ en el arrendamiento$ el arrendatario$ etc. 4art. EL IMP'ESTO SOBRE TRANSMISIONES PATRIMONIALES = ACTOS J'R13 DICOS DOC'MENTADOS.+. 4art. 195. El sujeto pasivo es la sociedad 4art. . En cuanto a la determinación de la cuota$ en unos casos se aplica un tipo impositivo a la base imponible$ por ejemplo el <W para la transmisión de bienes inmuebles$ o el >W para los bienes muebles$ pero en otros se la cuota se satisface con efectos timbrados$ como en el caso de los arrendamientos o de la transmisión de valores 4art. 8tros ar"umentos teóricos apuntan a la posible aplicación del criterio del beneficio$ a cambio de la se"uridad en el tr0fico económico "aranti(ada por el sector público debe satisfacerse este tipo de impuestos$ a su car0cter de complementario de la imposición indirecta$ para "ravar las ventas entre particulares #ue no se someten a los impuestos "enerales como el -mpuesto sobre el =alor .ales normas se aplican$ como ya !emos indicado a las valoraciones empleadas en otros impuestos patrimoniales$ como el -PC o el -SD 4art. b5 Por lo #ue se refiere a las operaciones societarias$ debemos indicar los si"uientes aspectos : Est0n sometidas la constitución$ aumento o disminución del capital social$ fusión$ escisión o disolución de sociedades$ etc. ?ajo este t&tulo se reco"e un conjunto bastante !etero"%neo de fi"uras tributa rios$ lo #ue !ace dif&cil presentar una e+posición sistem0tica de las mismas o aportar una justificación teórica #ue permita defender cada una de las modalidades #ue encierra. 1'5. En se"undo lu"ar$ la ley re"uladora de este impuesto establece tres !ec!os imponibles distintos #ue dan lu"ar a la obli"ación tributaria : )as transmisiones patri moniales onerosas$ las operaciones societarias y los actos jur&dicos documentados. )a base imponible se determina por el valor real del bien transmitido$ aun#ue la le"islación incluye una serie de normas para casos particulares como los usufructos vitalicios$ los derec!os de uso y !abitación. 4art. :5.

'H )a -mposición indirecta 22. En se"undo t%rmino$ los impuestos indirectos actúan como un elemento compen sador de los efectos ne"ativos de otros tributos en el nivel de a!orro de la sociedad. J'STI6ICACIÓN = MODELOS DE IMPOSICIÓN INDIRECTA. '<5.1. 1n tercer factor es el posible efecto inflacionista de la imposición indirecta$ pues su 153 . '25. . En cuanto a la determinación de la cuota correspondiente$ debe indicarse la pluralidad de situaciones #ue se contempla en la le"islación espa*ola #ue va desde una cantidad por plie"o o folio de escritura$ a efectos timbrados en el caso de las letras de cambio o a cantidades variables en el supuesto de re!abilitación de t&tulos nobiliarios. )a imposición indirecta tiene una lar"a tradición !istórica. En este caso$ el sujeto pasivo es el ad#uirente del bien #ue se inscribe$ las personas #ue e+pidan los documentos mercantiles o el libra dor en el caso de las letras de cambio y en el supuesto de los documentos admi nistrativos las personas #ue soliciten la inscripción o anotación correspondiente. )a imposición directa$ sobre la renta o el patrimonio$ puede tener un efecto de reducción en el a!orro. Este conjunto de fi"u ras tributarias recaen sobre el consumo reali(ado por los contribuyentes$ sin tener en cuenta la situación personal de los mismos : -mpuestos "enerales de car0cter real. c5 Por último$ el impuesto incluye como sujetos a "ravamen los documentos notaria les$ mercantiles y administrativos. Esta carac ter&stica conduce a una menor resistencia por parte de los contribuyentes$ y a ella se une$ en al"unos casos $ la posibilidad de ale"ar otros motivos diferentes al estricto 0mbito financiero$ como la consideración del consumo "ravado como indeseable$ as& en el alco!ol y el tabaco$ o de #ue "enera efectos e+ternos ne"ativos sobre el medio ambiente$ como sucede en el caso de los impuestos sobre los derivados del petróleo.an sólo debe destacarse #ue en el caso de las transmisiones patrimoniales onerosas se pueden aplicar las re"las de incidencia para determinar sobre #uien recae efectivamente el tributo. Por último$ debe reconocerse #ue este impuesto no tiene unos efectos económicos di"nos de mención. Pero si el consumo est0 "ravado por la imposición indirecta$ se est0n "enerando incentivos al a!orro$ #ue escapar&a de tributación. En cuanto al tipo impositivo$ es del 1W 4art. En cuanto a los motivos #ue e+plican su importancia en el conjunto de los in"resos ordinarios del sector público$ se !an apuntado las si"uientes consideraciones : Su potencia recaudatoria es "rande$ a lo #ue se a*ade un menor "rado de percep tibilidad del "ravamen$ pues el tributo se confunde con el precio de venta. )a base imponible se determina de acuerdo con normas espec&ficas para cada caso de operación societaria$ bien por el valor de los bienes y derec!os aportados en la constitución de la sociedad o aumento del capital social$ por el valor real recibido por los socios en el momento de la disolución$ y se establecen otras provisiones para los dem0s casos 4art.ser&an los socios por el importe por los bienes y derec!os recibidos al li#uidarse la sociedad.

*adido 4-=.2. Precisamente$ esta idea e+plicar&a la e+istencia de impuestos indirectos distintos$ por ejemplo un impuesto "eneral sobre las ventas y adem0s un impuesto sobre los bienes de lujo$ o la coe+istencia de tipos impositivos diferenciados$ con niveles bajos para los productos de primera necesidad e incrementados para los bienes de lujo.5 CE1.E$ y el impuesto sobre el valor a*adido. El % cto $iramidaci)n se puede producir en todo tipo de impuestos indirectos$ cuando los empresarios fijan sus precios usando m0r"enes comerciales : Cuando a*aden al coste de las materias primas$ un porcentaje para cubrir los "astos de trans formación y sus beneficios. Este incremento en las "anancias de los empresarios se "enera por#ue el mar"en se aplica a una cifra #ue viene incrementada por el impuesto pa"ado por los fabricantes$ de a!& #ue se denominen r ntas %isca# s. '5 En cuanto al número de fases del proceso de producción en los #ue recae el impuesto$ puede distin"uirse entre im$( stos mono%0sicosB #ue recaen sobre una única fase del proceso productivo$ y #ue se clasifican entre impuesto sobre fabri cantes$ impuesto sobre mayoristas e impuesto sobre minoristas$ y los im$( stos $#(ri%0sicos #ue recen sobre m0s de una fase del proceso productivo : -mpuesto sobre las ventas$ del #ue un buen ejemplo era el -.r0fico de Empresas 4-.3. Por último$ debe indicarse #ue se !a acusado a la imposición indirecta de re"resiva$ por#ue la proporción de "asto dedicado a consumo en las econom&as de menor nivel de renta es mayor #ue en los estratos m0s altos.ctual -mpuesto sobre el =alor . Este efecto resulta discutible$ si se entiende #ue la inflación es$ sobre todo$ un fenómeno monetario$ por lo #ue no resulta dif&cil encontrar opiniones #ue defienden #ue el posible efecto inflacionista de los incrementos en la imposición indirecta no se mantendr0 a lar"o pla(o. 22.establecimiento$ o los cambios en los tipos impositivos$ conducen a un incremento en los precios. la !ora de decidir entre las diversas posibilidades descritas$ un elemento funda mental es su "rado de cumplimiento de los distintos principios tributarios . 1na ve( anali(adas las principales ra(ones #ue avalan el establecimiento de la imposición indirecta$ cu0les son los tipos de impuesto #ue pueden establecerse O 15 En cuanto al tipo de consumo objeto de "ravamen$ puede distin"uirse entre impuestos "enerales sobre el consumo : .D El cumplimiento del principio de neutralidad en lo #ue se refiere a la elección entre las diversas posibilidades #ue ofrece la imposición "eneral sobre el consumo tiene un mati( distinto al empleado en otras ocasiones. . .E5$ o impuestos #ue recaen sobre determinados consumos espec&ficos$ como los denominados impuestos espe ciales 4-E5 #ue incluyen las bebidas alco!ólicas$ las labores de tabaco$ los !idrocar buros y la venta de determinados medios de transporte. Sin embar"o$ dependiendo del dise*o #ue se !a"a de la imposición indirecta$ es posible #ue tal cosa ocurra$ debido a dos efectos diversos$ conocidos como % cto $iramidaci)n y % cto cascada @ a5 El efecto piramidación.5 o el anti"uo -mpuesto sobre el . Es deseable en este conte+to$ #ue el precio finalmente car"ado al consumidor no sea superior a la recaudación prevista por el sector público y #ue se elimine$ as& cual#uier incentivo para #ue las empresas empleen formas de inte"ración vertical.)-D. ELEMENTOS E'E CARACTERITAN LA ELECCIÓN ALTERNATI4A DE LOS DI6ERENTES MODELOS DE IMP'ESTOS INDIRECTOS. 154 .

En este caso$ el -=.s @ t . )ó"icamente$ cuanto m0s lar"o sea el pro ceso productivo$ o m0s empresas interven"an en %l$ mayor ser0 la cuant&a del efecto cascada.s @ t . )a causa del efecto cascada es la aplicación del impuesto a cifras #ue vienen incrementadas por un tributo pa"ado en una fase anterior del proceso productivo. Compras @ t 4=entas Compras5 la diferencia entre =entas y Compras a otras empresas no es sino el =alor .3 -=. Deben !acerse notar dos consideraciones adicionales$ #ue permiten valorar m0s justamente este procedimiento : El sistema citado permite comprobar cómo de !ec!o cada empresario pa"a un porcentaje del =alor . En este caso$ no se producen rentas fiscales. Caturalmente el c0lculo se complica si se producen simult0neamente los efectos cascada y piramidación. Esto sucede si se est0 ante un impuesto plurif0sico sobre las ventas y las empresas fijan los precios usando el sistema de mar"en comercial. Este impuesto es m0s neutral en el caso de la e+portación del producto$ donde se aplica un -=.3 -=. de tipo cero. =entas t . y los efectos piramidación y cascada . soportado se resta de la cantidad a in"resar$ el empresario no podr0 considerarlo un coste$ pues se lo devuelve la administración tributaria$ y si no es un coste$ no podr0 dar nunca lu"ar a efectos piramidación o cascada$ salvo #ue una fase est% e+enta de aplicar el -=.$ mientras #ue las otras no. Se manifiesta en #ue el sector público recauda una cifra mayor de la prevista$ lo #ue encarece el producto para el consumidor sin #ue se lucre nin"ún empresario. Este elemento permite entender por#u% el -=. Del mismo modo$ es f0cil comprender #ue si todo este proceso se reali(a dentro de una misma empresa no puede darse el efecto cascada$ de a!& #ue se !aya defendido #ue este tipo de impuestos indirectos favorece la concentración de empresas. En cuanto a la valoración del efecto$ resulta evidente #ue cuanto mayor sea el número de fases$ m0s pronunciado es el efecto cascada de un impuesto pluri f0sico sobre las ventas.*adido por el empresario.*adido por su empresa : En efecto$ consideremos #ue : -=. Sin embar"o$ ambos tienen un elemento común : Se producen por#ue cada empresario considera al impuesto #ue le car"a su proveedor como un coste del proceso productivo : Co diferencia entre el precio de compra y el impuesto.b5 El efecto cascada . Se !a tratado de diferenciar claramente entre los dos efectos$ piramidación y cascada. r $ rc(tido . c5 El -=. El sistema empleado en nuestro pa&s$ al #ue se denomina c(ota m nos c(otaB consiste en diferenciar entre el -=. repercutido ser0 cero$ y la adminis tración tributaria devolver0 el -=. =entas -=. Compras -=.3 @ t . De este modo$ el producto e+portado$ sale del pa&s libre de impuestos y sólo pa"ar0 el impuesto indirecto del pa&s de 155 . so$ortadoB y el cobrado a los clientes$ o -=.s De este modo$ si el -=. es un impuesto #ue puede evitar ambos efectos.l contrario de lo #ue suced&a en el efecto piramidación$ el % cto cascada sólo puede producirse en los impuestos plurif0sicos y en su "%nesis no jue"a nin"ún papel el modo en #ue los empresarios mar#uen sus precios. El empresario in"resa la diferencia entre ambas cantidades : . . in"resar @ -=. soportado. pa"ado a los proveedores$ o -=.

En cambio$ el impuesto sobre minoristas es el menos cumplidor del principio de simplicidad$ mientras #ue el de mayoristas se situar&a en una posición intermedia. Por ello$ desde la perspectiva de la simplicidad el impuesto sobre fabricantes sea el m0s adecuado. ?5 S1A-C-ECC-. Desde este punto de vista$ los impuestos plurif0sicos tiene ventajas sobre los mono f0sicos$ siendo la base mayor para el #ue recae sobre todas las ventas$ incluyendo as& los consumos intermedios$ #ue el -=.-=8S EC E) D-SEg8 DE) -=. Puede observarse #ue el -=.destino$ lo #ue permite #ue nin"ún producto compita en desi"ualdad de condiciones. 22.E3C.&.D El principio de simplicidad est0 unido tanto a la ausencia de costes de cumplimiento para los contribuyentes como a la facilidad de administrar el tributo por parte del 7inisterio de Hacienda. )a discusión de las prioridades en materia de suficiencia económica no reviste tanta dificultad como en el caso del principio de neutralidad.5 S-S.. .S .E7. Podemos considerar$ entonces$ #ue los impuestos mejores desde la perspectiva de la neutralidad son el impuesto sobre minoristas y el -=. )a idea de suficiencia est0 unida a la e+istencia de bases imponibles amplias #ue adem0s resulten ser fle+ibles. no es el primero en cuanto a nin"uno de los tres principios estudiados$ pero en conjunto aparece como el #ue los cumple$ como t%rmino medio$ mejor... En cuanto a los impuestos plurif0sicos$ comparten la dificul tad comentada para el de minoristas$ pues su actividad tambi%n est0 sometida a este tipo de tributos$ pero la e+istencia de otros contribuyentes en el sistema permite la aplicación de sistemas especiales$ aun#ue entonces se pierden al"unas de las venta jas del -=. 1n impuesto #ue afecte a un número muy elevado de pe#ue *os empresarios supone costes mayores$ tanto para el contribuyente como para la . Por ello$ puede entenderse #ue la 1nión Europea lo acabara conformando como el impuesto indirecto fundamental y #ue Espa*a se adaptara a la e+i"encia de incorporarlo a su sistema tributario tras la ad!esión. EL IMP'ESTO SOBRE EL 4ALOR A<ADIDO.$ #ue al aplicarse sobre la suma de valores a*a didos$ est0 "ravando$ en definitiva$ la renta nacional. Como su propio nombre indica$ este tributo recae sobre el valor a*adido por cada empresa en el proceso productivo..dministración.). E+isten dos procedimientos para calcular el valor a*adido : Por un lado$ podemos sumar las remuneraciones a los distintos factores de produc ción 4sueldos y salarios$ al#uileres$ intereses y beneficios5$ tal y como se !ace para obtener el concepto de 3enta Cacional$ y en este caso$ tenemos un c0lculo del valor a*adido por el mOtodo d #a adici)n . en cuanto a la neutralidad. Por otro$ el c0lculo de esta ma"nitud puede obte nerse restando de la producción de la empresa$ se !aya vendido o no y 156 . )os primeros por#ue pueden no disponer de los medios necesarios para llevar a cabo la "estión contable #ue e+i"e la correcta aplicación del impuesto$ la se"unda por#ue se enfrenta a la dif&cil tarea de ase"urar el correcto cumplimiento de las obli"aciones tributarios por parte de una "ran cantidad de contribuyentes.!ora bien$ sus deficiencias en cuanto a la neutralidad y a la sufi ciencia lo !acen descartable. 3ecae sobre un número relativamente pe#ue*o de empresas$ #ue tienen una dimensión superior a la media y #ue podr&an "estionar ra(onablemente bien el impuesto. C5 S-7P)-C-D. . Entre los monof0sicos$ el impuesto de minoristas estar&a recayendo sobre la variable macroeconómica de consumo$ el impuesto sobre mayoristas tendr&a una base inferior$ y el menos acepta ble ser&a el impuesto sobre fabricantes.

El modelo utili(ado en Espa*a es el tipo consumo$ pero responde al denominado sistema cuota menos cuota. Para ello$ el empresario considerar0 como -=. )a estructura del -=.: P38?)E7.l tratarse de un impuesto indirecto$ el sujeto pasivo traslada el impor te satisfec!o al comprador del bien o a #ui%n recibió el servicio.)ES.utori(ar la deducción de todas las compras de la ma#uinaria y del aumento en las e+istencias$ pero en tal caso no se permite restar el importe de la depreciación. -mportaciones procedentes de pa&ses e+tracomunitariosZ.7EC. a5 Hec!o imponible : Est0 constituido por la entre"a de bienes y servicios por parte de los empresarios y profesionales. Cuando el !ec!o imponible esta constituido por la importación de un producto$ el sujeto pasivo es el importador. 8peraciones reali(adas &nte"ramente en el interior de nuestro pa&s. 1n se"undo elemento diferenciador en cuanto al procedimiento de obtención del valor a*adido se refiere al tratamiento de los bienes de e#uipo y de las e+istencias. Permitir una deducción por el des"aste del e#uipo capital$ o depreciación : C0lculo del =alor .. DE) -=. Co obstante$ el propósito armoni(ador #ue tiene la re"ulación del impuesto sobre el valor a*adido implica #ue las e+enciones deben ser incluidas en una lista común$ para evitar situa ciones de privile"io de unos ciudadanos de la 1nión frente a otros. )a re"ulación del impuesto permite distin"uir tres tipos de supuestos : 1. )a posibilidad de traslación depender0 crucialmente de los valores de las elasticidades de la demanda y de la oferta. b5 El sujeto pasivo : )a obli"ación del pa"o del impuesto recae$ en principio$ sobre el empresario o el profesional #ue !a reali(ado la entre"a del bien o la prestación del servicio. Co permitir nin"ún tipo de deducción ni por la depreciación de la ma#uinaria ni por las e+istencias acumuladas por el empresario : C0lculo del =alor .31C. /. .13. '. ?5 ES. aplicado en Espa*a pretende alcan(ar el objetivo de armoni (ación fiscal con los dem0s pa&ses de la 1nión Europea.*adido "ravado sea tipo Consumo$ es bastante f0cil de resolver. '.S A1CD. El -=. /. nace con una vocación de "eneralidad$ por lo #ue el número de e+enciones deber&a ser pe#ue*o.restando las compras a otras empresas$ este es el procedimiento #ue se emplea para calcular el Producto Cacional y se conoce como mOtodo d #a s(stracci)n . 8peraciones reali(adas con al"uno de los pa&ses miembros de la 1nión Europea$ denominadas intracomunitarias. repercutido un porcentaje de sus ventas$ pero no del incremento en las e+istencias$ y descontar0 como -=.*adido Ceto o 4a#or AKadido ti$o R nta. EC ESP.*adido ?ruto o 4a#or AKadido ti$o Prod(cto . soportado no sólo el #ue le car"uen sus suministradores de materias primas o de servicios$ sino adem0s el pa"ado al ad#uirir nuevos e#uipos. Ello contrasta con la "ran diversidad de situaciones #ue pueden producirse y el enorme casuismoZ #ue ello "enera en la le"islación.g. c5 )a aplicación del sistema cuota menos cuota y la re"la de la prorrata : 157 . Por ello$ el sistema utili(ado por nuestro pa&s si"ue las directrices #ue se !an ido reco"iendo en la Se+ta Directiva de la CEE. En este sentido$ puede optarse entre una de las tres posibilidades si"uientes : 1. . )a cuestión de cómo se utili(a este para conse"uir #ue el =alor . )a especificación de este tipo de situaciones se debe al deseo de culminar un aut%ntico mercado único$ sin tr0mites en fronteras. Si se opta por esta fórmula$ se est0 utili(ando un concepto de 4a#or AKadido ti$o Cons(mo .

En este caso$ no se repercute -=. /5 )a aplicación de la re"la de la prorrata : Esta re"la se utili(a cuando un empresario reali(a ventas de dos tipos$ uno al #ue se aplica plenamente el -=. . soportado como un coste$ aplicar0$ en su caso$ el mar"en correspondiente y sumar0 a sus ventas el impuesto #ue se !a visto obli"ado a pa"ar a sus suminis tradores.$ #ue aspira a articular toda la imposición indirecta$ presente un alto número de re"imenes especiales$ cuan do cada uno de ellos puede representar situaciones contrarias a los principios de e#uidad o de neutralidad. 3%"imen especial para los bienes usados$ objetos de arte$ anti"jedades y objetos 158 . y #u% parte se dedicó a operaciones e+entas. )a cifra #ue deber0 in"resar ser0 la diferencia entre el -=. repercutido y el #ue !aya soportado en las compras a sus suministradores. '5 8peraciones e+entas de repercutir el -=. En este conte+to$ podemos distin"uir las si"uientes situaciones : 1. soportado #ue no pueda deducirse del -=.un#ue no se repercuta -=. )a ley del impuesto establece los si"uientes re"&menes especiales : 3%"imen simplificado. )a aplicación de cual#uiera de estas re"las si"nifica #ue la parte de -=. d5 )a estructura de tipos impositivos : )a tendencia observada en la evolución de los tipos impositivos del -=. En cuanto a la estructura actual de los tipos en Espa*a$ se aplica con car0cter "eneral el 1< W pero e+isten dos tipos reducidos$ el del YW y el del >W. repercutido ser0 considerada como coste$ producir0 el efecto piramidación correspondiente y$ en su caso$ el efecto cascada. y sin derec!o a deducción$ entonces el empresario no llevar0 a cabo la li#uidación del impuesto$ considerar0 el -=.$ el empresario puede deducir de su cuota a la Hacienda espa*ola todo el -=. 8peraciones e+entas de repercutir el -=. Por ello$ resulta fundamental especificar las situaciones en las #ue procede la deducción por el -=.$ y otro #ue #ueda e+ento del impuesto$ pero sin derec!o a devolución. pero con derec!o a la deducción por el -=. #ue !a soportado. soportado. demuestra$ una ve( m0s$ la tensión e+istente entre las e+i"encias de la simplicidad$ #ue tender&a a reducir el número de %stos para !acer m0s f0cil la administración del tributo$ de la neutralidad$ #ue en su visión m0s moderna$ favorecer&a el "ravamen mayor sobre los productos de demanda m0s r&"ida$ y de la e#uidad$ #ue pretender&a un "ravamen mayor para los productos asociados a la demanda de bienes superiores$ aún cuando las re"las de la incidencia puedan arruinar las pretensiones del sector público. repercutido como un porcentaje$ el fijado por el tipo impositivo$ de la cantidad pactada como contraprestación a la entre"a del bien o a la prestac&ón del servicio. Sin embar"o$ precisamente la "eneralidad pretendida en la aplicación del impuesto acaba afectando a actividades o empresarios a los #ue$ por su sin"ularidad$ ser&a injusto someter a las mismas normas #ue al conjunto de los contri buyentes. 3%"imen especial para la a"ricultura$ "anader&a y pesca. pero sin derec!o a la deducción por el -=. e5 3e"&menes especiales : Puede resultar sorprendente #ue un impuesto como el -=. En cambio$ la $rorrata s$ cia# parte de #ue el contribuyente puede demostrar #u% parte de las compras se !an destinado a operaciones sujetas al -=.la entre"a de bienes cons tituye una e+portación. soportado : En este caso$ la situación cambia radicalmente : Si$ las ventas totales del empresario est0n e+entas de la aplicación del -=. al"uno$ de modo #ue el producto lle"ue al pais de destino libre de impuestos$ se le apli#ua el impuesto vi"ente en ese pa&s y$ as&$ el producto importado compita en condiciones de i"ualdad con los nacionales. soportado : Este tipo de supuestos se produce cuando.El empresario calcula el -=. )a re"la de la $rorrata / n ra# parte de considerar #ue e+iste la misma proporción entre ventas e+entas y ventas totales #ue entre compras destinadas una actividad y las ad#uisiciones totales.

b5 El r%"imen especial del recar"o de e#uivalencias. 3%"imen especial de las a"encias de viaje. -mpuesto sobre el vino y bebidas fermentadas. tipo producto$ se comprueba #ue se "enera una reducción de los beneficios del empresario$ medido por el t%rmino final de la e+presión. perjudica claramente la acumulación de e#uipo capital. El caso #ue suscita m0s inter%s es el r%"imen especial del recar"o de e#uivalencia. tipo renta$ adem0s del -=. En cambio en el -=. iste$ a su ve($ no li#uida el tributo$ sino #ue considera como un coste tanto el -=.de colección. aplicado a la compra de ma#uinaria. -C=E3S-[C El dise*o del -=. En este supuesto$ el mayorista #ue suministra al distribuidor final incluye$ adem0s del -=. Por último$ en el impuesto tipo consumo$ se puede deducir todo el -=. Si comparamos los beneficios del empresario en ausencia de imposición indirecta y los #ue obtiene una ve( aplicado el -=. Ai"uras tributarias #ue se encuentran re"uladas en la )ey de -mpuestos Espe ciales : 15 Como un impuesto monof0sico sobre los fabricantes en los casos si"uientes : )os impuestos sobre bebidas alco!ólicas : -mpuesto sobre la cerve(a. tipo renta supone un cierto perjuicio para el empresario #ue instale capital en lu"ar de incrementar plantilla$ pues no se tiene en cuenta #ue la elevación del precio de la ma#uinaria$ debida al impuesto$ supone un incremento en los costes financieros para el empresario. C5 EAEC. soportado en la compra de materias primas$ se puede deducir la parte correspondiente a la amorti(ación de la ma#uinaria. El impuesto sobre las labores del tabaco 159 . Pero aún en este caso$ el -=. LOS IMP'ESTOS ESPECIALES. soportadas en la compra de materias primas$ y en la parte correspondiente a la amorti(ación o depreciación del e#uipo capital. El impuesto sobre !idrocarburos. -mpuesto sobre el alco!ol y bebidas derivadas.8S EC8C[7-C8S S8?3E ). es la diferencia entre el -=. #ue debe repercutir$ un recar"o #ue e#uivaldr&a al impuesto #ue deber&a aplicar el minorista. como tipo consumo resulta el m0s favorable a la inversión privada$ pues permite deducir como -=. Sin embar"o$ el an0lisis ri"uroso de los distintos modelos #ue puede adoptar el -=. resulta ser una tarea m0s compleja$ pero de la #ue se puede e+traer como conclusión #ue el -=. 3e"&menes especiales del comercio minoristas$ #ue incluye dos fórmulas distintas : a5 El r%"imen especial de determinación proporcional de las bases imponibles. )a diferencia esencial es #ue en este supuesto$ la cantidad #ue in"resar0 el empresario en concepto de -=. Por tanto$ este modelo de -=.l utili(arse este sistema$ tanto una cantidad como otra se considerar0n como un coste$ con lo #ue$ si el minorista utili(a un mar"en comercial para fijar los precios$ se acabar0 produciendo un efecto piramidación. tipo consumo supone una subvención a la ad#uisición de ma#uinaria$ mientras #ue los otros dos modelos alternativos perjudican la compra de e#uipo capital. repercutido$ y las cuotas de -=. #ue soporta de su suministrador como el recar"o de e#uivalencia.+. -mpuesto sobre productos intermedios. . 22. soportado el total pa"ado al ad#uirir la ma#uinaria.

Del mismo modo$ en el caso de los impuestos especiales sobre !idrocarburos o sobre automóviles$ se trata de compensar al sector público por la reali(ación de obras de infraestructuras #ue utili(an los usuarios de automóviles. En cambio$ puede aceptarse #ue en los bienes de primera necesidad$ tambi%n de demanda r&"ida$ no se apli#ue un impuesto especial por#ue ello infrin"ir&a el principio de e#uidad$ 160 . 25 1n #uinto motivo se !a basado en la teor&a de la imposición óptima. Es posible #ue %sta sea una de las ar"umentaciones m0s convincentes para estos "rav0menes$ pues en el caso del automóvil o los !idrocarburos resulta indudable la "eneración de da*os al medio ambiente$ e i"ualmente$ aun#ue en menor escala$ el consumo de tabaco empeora la calidad del aire respirado.'5 Como un impuesto monof0sico en fase minorista en el caso del impuesto especial sobre determinados medios de transporte. Se aduce #ue en el caso del alco!ol o el tabaco$ los da*os a la salud #ue recibe el propio sujeto no acaban recayendo sobre sus propios recursos$ por#ue la sanidad es un servicio prestado por el sector público. )a caracter&stica fundamental de este tipo de tributos es #ue suponen un "rava men adicional al representado por la imposición indirecta de car0cter "eneral. . . En estas circunstancias$ el impuesto especial #ue se !a ido satisfaciendo no es m0s #ue un pa"o reali(ado por el contribuyente para compensar al sistema de salud el mayor "asto #ue produce su adicción. la !ora de justificar la e+istencia de este conjunto de impuestos especiales$ se !an presentado un conjunto de ra(ones$ si bien no todas ellas resultan totalmente convincentes. Sin embar"o es muc!o m0s discutible #ue el automóvil pueda ser conceptuado como un producto de estas caracter&sticas.-A-C. 1na de sus re"las defend&a un "ravamen superior para a#uellos productos #ue ten"an una demanda m0s r&"ida ^ y en el caso de los impuestos sobre alco!oles$ tabaco e !idrocarburos puede suponerse #ue estos productos precisamente tienen demandas inel0sticas.E \1S.C-[C. '5 1n se"undo ar"umento #ue se !a utili(ado con frecuencia es #ue los impuestos especiales pretenden evitar el consumo de determinados productos por#ue la socie dad$ como conjunto$ considera #ue causan un da*o al usuario : Caso de bien pro!i bido al #ue no se le aplica el ri"or de las dro"as ile"ales. /5 1na versión modificada del ar"umento anterior$ es la #ue defiende #ue estos impuestos pueden utili(arse no tanto para evitar un consumo indeseable sino para diri "ir al consumidor !acia a#uellas variedades del producto #ue o son menos adictivas o causan un da*o menos "rave. . >5 1n cuarto ar"umento indica #ue los impuestos especiales se justifican por una aplicación del criterio del beneficio.s& tendr&a sentido "ravar menos a la cerve(a #ue a los alco!oles de mayor "raduación$ y reali(ar un procedimiento similar con el caso de las labores del tabaco. 1na solución posible al problema de las e+temalidades es someterlas a un impuesto. 15 )os impuestos especiales se mantienen en el sistema tributario por#ue pretenden "ravar consumos #ue "eneran costes e+ternos. Este ar"umento puede criticarse desde la defensa de la libertad del individuo para ele"ir el producto #ue mejor satisface sus preferencias y sólo podr&a justificarse una actitud del sector público de información al consumidor$ y no de tratar de modificar sus pautas de comportamiento. 8curre$ sin embar"o$ #ue los mayores da*os al medio pueden ser causados por otros productos o procesos productivos #ue no est0n some tidos a estos impuestos$ con lo #ue la justificación pierde al"o de su base. Esta ar"umentación no es demasiado convincente.

a5 )os impuestos sobre las bebidas alco!ólicas. por litro$ en el fuelóleo$ de '$12 pts. 1n elemento clave a la !ora de determinar el importe e impuesto es la "raduación de la bebida. En particular se distin"uen cuatro fi"uras tributarias diversas : El impuesto sobre la cerve(a$ el impuesto sobre el vino y bebidas fermentadas$ el impuesto sobre los productos intermedios y el impuesto sobre el alco!ol y las bebidas derivadas del mismo. En el caso de la cerve (a$ se considera adem0s el denominado "rado Plato$ #ue se define como la cantidad de e+tracto seco primitivo del mosto ori"inal de la cerve(a. y se considera #ue el sector público perder&a un importante volumen de in"resos$ mientras #ue en las e+pectativas del consumidor ya est0 descontado el !ec!o de #ue la compra de estos medios de transporte est0 sometido a un "ravamen superior.8S ESPEC-.. En el caso del impuesto sobre los derivados del petróleo$ las principales normas relevantes pueden resumirse : Est0n sometidos a este impuesto las "asolinas$ con o sin Plomo$ el "asóleo$ el fuelóleo$ el #ueroseno$ el "as licuado de petróleo 4B)P5$ el metano y otros "ases del petróleo$ los aceites medios y li"eros$ as& como otros !idrocarburos. Se incluye una normativa especial para la producción artesanal de alco!oles. 161 . )os tipos impositivos son muy variados dependiendo del producto y de su utili(ación. litro. por litro en las cerve(as de "rado Plato entre 12 y l9.31C.1>H pts.s& se define el "rado alco!ólico como el porcentaje de alco!ol puro a una temperatura de 'H "rados cent&"rados en el total del producto. En los productos intermedios se utili(a un tipo de Y>$/1 pts. c5 El impuesto sobre las labores del tabaco.13. DE )8S -7P1ES. . por litro. . por litro ^ en la sin plomo de 29$2H pts.entendido desde el criterio de la capacidad de pa"o. )as principales caracter&sticas de este impuesto pueden resumirse : El !ec!o imponible est0 constituido por la fabricación o importación de este tipo de productos. Por último$ en el alco!ol y bebidas derivadas se establece un impuesto de 1. <5 1n sistema tributario es fruto de su propia !istoria : )os impuestos sobre !idrocar buros$ labores del tabaco o alco!oles son sucesores de las anti"uas fi"uras de los monopolios fiscales$ mientras #ue el impuesto sobre la matriculación de determinados medios de transporte se incorpora a nuestro ordenamiento cuando desaparece el tipo incrementado del -=. En este caso$ podemos resaltar las si"uientes cuestiones : Est0n sometidos al impuesto los ci"arros$ ci"arrillos$ picadura y dem0s tabacos para fumar.^ y en el "asóleo usado como carburante el "ravamen es de >/$'H por litro^ pero si es utili(ado por tractores o ma#uinaria a"r&cola o se emplea como combustible es sólo de 1'$<H pts.s& en la cerve(a puede ir desde un tipo cero para las de "rado inferior al 1$'W !asta 1:$2/ pts. por cada litro de alco!ol puro$ a 'HR C$ #ue !aya en el producto. ?5 ES. En los vinos y bebi das fermentadas se aplica un tipo cero. . )as diferencias$ muy acusadas$ entre los tipos impositivos aplicados a un producto cuando cambia la finalidad del mismo e+plican #ue la ley incluya preceptos sanciona dores para #uienes incumplan las limitaciones establecidas en cuanto al uso de cada tipo de carburante. b5 El impuesto sobre los !idrocarburos.s&$ en la "asolina con plomo es de <>$:H pts. )os tipos impositivos son crecientes$ dependiendo de la "raduación de la bebida.g.)ES EC ESP. por L".

)a primera matriculación de acronaves. Esta nota #ueda clara por#ue la redacción del art. -"ualmente resulta discutible el dise*o del impuesto especial sobre determinados medios de transporte. . En primer t%rmino$ la presencia de una imposición sobre los fabricantes en los tres primeros impuestos especiales e+plicados est0 sometida a las mismas cr&ticas reflejadas al estudiar este tipo de impuesto$ y en particular las consideraciones reali(adas en cuanto al efecto piramidación. Desde una perspectiva$ parece adecuado "raduar el impuesto por su da*o previsible a la salud$ y en tal sentido$ la estructura de tipos de los impuestos sobre las bebidas alco!ólicas resultar&a defen dible. CE EAEC.En cuanto a los tipos impositivos se distin"ue entre los ci"arros$ con un tipo impo sitivo del '$2W$ la picadura el /Y$2W$ y las dem0s labores del tabaco con un tipo impositivo del ''$2W. 1na tercera consideración se refiere a la multiplicidad de tipos impositivos para "ravar productos #ue se presentan como sustitutivos. d5 El impuesto especial sobre determinados medios de transporte. Co sólo es dif&cil de entender por #u% los ve!&culos de m0s de 1. )a elevación de los impuestos sobre las labores del tabaco est0 limitada por el !ec!o de #ue cu0nto m0s alto sea el tipo impositivo$ mayor el beneficio "enerado por el contrabando y m0s atractivo %ste.HHH cc en los di%sel. Este impuesto especial recae sobre las actividades si"uientes con las caracter&s ticas #ue se se*alan a continuación : )a primera matriculación en Espa*a de ve!&culos automóviles destinados al consu mo privado. En este caso el sujeto pasivo es la persona a cuyo nombre se realice la matriculación. El tipo impositivo coincide con el tipo "eneral del 1'W. De nuevo a#u& se trata de "ravar la venta de un medio de transporte destinado al uso privado$ por ello #uedan e+entas las matri culadas por escuelas o por empresas de nave"ación a%rea. El sujeto pasivo es la perso na o entidad a cuyo nombre se reali(a la matriculación. )a primera matriculación de embarcaciones y bu#ues de recreo$ salvo las destinadas e+clusivamente al ejercicio de actividades de al#uiler o las #ue sólo puedan ser impul sadas a remo o pala o los veleros de cate"or&a ol&mpica.8S EC8C[7-C8S. Por último el tipo impositivo es del 1'W con car0cter "ene ral y del YW para los de cilindrada inferior a 1. <2 de la ley e+cluye de su 0mbito de aplicación a los ve!&culos #ue no puedan dedicarse m0s #ue al trans porte de mercanc&as o los dedicados a transporte de viajeros y por las e+enciones contenidas en el art. Si se sumasen las cantidades satisfec!as en la ad#uisi ción y utili(ación del automóvil particular$ tanto a trav%s de la imposición 162 .<HH cc o de m0s de '.<HH cc en los #ue est%n e#uipados con motores de "asolina o de '. Desde otro punto de vista$ en el caso del impuesto sobre !idrocarburos se !a intentado deslindar el uso de los carburantes por los automovilistas y el reali(ado por las empresas a"rarias.HHH ci"arrillos. )as normas sobre el sujeto pasivo o el tipo impositivo coincide con lo se*alado en el p0rrafo anterior. Este efecto ser0 tanto mayor cuanto m0s alto sea el tipo impositivo y cuanto m0s cuantiosos los m0r"enes aplicados En se"undo lu"ar$ debe destacarse #ue la e+istencia de una imposición especial cuyos tipos impositivos no son desde*ables "enera un importante problema de fraude fiscal.ampoco #ue un determinado sector económico$ como es la automoción$ deba soportar una mayor fiscalidad #ue otros productos duraderos.HHH cc$ se"ún utilicen un motor de "asolina o un motor diesel$ deben estar sometido a un tipo impositivo m0s alto. En este apartado tan sólo deben se*alarse al"unos efectos económicos adicio nales. En el caso de los ci"arrillos e+iste un doble tipo impositivo : un 2>W de tipo impo sitivo proporciona$ 2HH pts por cada 1. <<.

estatal$ -=. 21.racción 7ec0nica$ posiblemente se comprobar&a #ue este producto recibe un "ravamen diferencial de proporciones considerables. En este caso$ es posible #ue los diferentes ayuntamientos encuentren m0s rentable formar una manco munidad para compartir servicios o incluso #ue esta actividad sea reali(ada por la Diputación Provincial o por la Comunidad . LA HACIENDA DESCENTRALITADA @ 6'NCIONES = PRINCIPIOS. )a consideración de cu0l debe ser el papel de los distintos niveles de "obierno en la provisión de los bienes públicos se fundamenta en una serie de aspectos #ue pueden resumirse : En primer t%rmino$ la no rivalidad en el consumo puede presentarse a escalas muy distintas y as& pueden diferenciarse el caso de la defensa nacional$ en el #ue el 0mbito de no rivalidad coincide con el Estado o incluso con entes supraestatales$ el de la se"uridad ciudadana$ #ue puede predicarse con respecto al Estado en su conjunto$ las Comunidades . En definitiva$ un primer factor a la !ora de asi"nar la provisión de bienes públicos es la esfera en la #ue se produce la no rivalidad en el consumo. m0s impuesto especial sobre derivados del petróleo y m0s el impuesto sobre determi nados medios de transporte$ como de la imposición local$ concretamente el -mpuesto sobre los =e!&culos de .utónomas$ o el 0mbito local$ dependiendo de la naturale(a de la actividad o los servicios de limpie(a en los #ue el marco m0s adecuado es induda blemente el local. 1n se"undo factor relevante ata*e al coste de provisión del bien público y$ m0s espec&ficamente a la presencia de conom?as de sca#a en su producción. '1 )a Hacienda descentrali(ada 21. La asi/naci)n d r c(rsos El debate sobre el papel del sector público en las funciones de asi"nación de recursos$ distin"u&a entre el enfo#ue liberal$ #ue restrin"e su campo de actuación a los bienes públicos puros$ y la perspectiva intervencionista$ para la #ue se ampliaba considerablemente esta esfera de actuación$ #ue cubre tambi%n los denominados fallos del mercado.utónoma.mbos elementos impiden cobrar un precio para #uienes deseen su ad#uisición y obli"a a #ue su financiación se provea a trav%s de los impuestos. 15 )os bienes públicos puros.1. . 1na tercera cuestión concierne al problema de revelación de preferencias !acia los bienes públicos puros por parte de los inte"rantes de la comunidad.1. Se !a presentó una definición del contenido de la Hacienda Pública a partir del concepto de Econom&a$ como ciencia #ue estudia el modo de satisfacer las necesi dades !umanas con recursos escasos de uso alternativo.1. Co resulta f0cil determinar cu0l es la demanda de bienes públicos$ pues no es plausible suponer #ue el individuo contestar&a a la pre"unta de cu0nto estar&a dispuesto a pa"ar por disponer de %l$ cuando sabe #ue si el bien público se ofrece$ lo conse"uir&a de forma 163 . )os bienes públicos se caracteri(an por la ausencia de rivalidad en el consumo y por la imposibilidad de aplicar el principio de e+clusión. Se distin"uió$ entonces$ entre problemas de asi"nación$ distribución$ estabilidad y crecimiento y se definió$ a partir de ellos$ la Hacienda Pública como el estudio de las funciones reali(adas por el sector público en cuanto a la resolución de esos cuatro problemas. Conside rando el caso de la prevención de incendios en un núcleo urbano$ donde puede suce der #ue no resulte eficiente$ para localidades muy pe#ue*as$ reali(ar las inversiones necesarias para evitar esa contin"encia mientras #ue los medios de e+tinción de incendios pueden ser compartidos con otras localidades pró+imas.

Para ello se considerar0 #ue e+isten dos jurisdicciones diferentes$ una caracteri(ada por una notable provisión de bienes públi cos$ y su correspondiente alta presión fiscal$ y otra en la #ue se ofrece una menor cantidad de bienes públicos$ y se pa"a una menor cifra de impuestos.iebout como Gotaci)n con #os $i sB ofreciendo ar"umentos en cuanto a la eventua lidad de descentrali(ar las funciones de distribución de la renta. Por último$ es preciso se*alar #ue el conocimiento de las preferencias de los ciudadanos es m0s f0cil cuanto mayor sea la cercan&a entre los electores y el "obier no #ue reali(a las funciones de administración. En este caso$ la jurisdicción óptima para este bien público coincide con el tama*o m&nimoZ. Si se estuviese en una situación de información perfecta$ en la #ue los "estores del sector público tuvieran un conoci miento absoluto de cu0les son los intereses de los ciudadanos$ no !abr&a nin"una ventaja para #ue la provisión de bienes públicos se !iciera de forma descentrali(ada$ pues el "obierno central podr&a !acer lo mismo #ue los entes territoriales$ y adem0s aprovec!ar&a las econom&as de escala y "aranti(ar&a una mayor i"ualdad entre todas las re"iones o localidades. ?ajo los supuestos se*alados$ la curva de costes totales no es sino un despla(amiento paralelo de los costes de producción$ por el importe del coste de información$ #ue es el mismo con independencia del tama*o de la jurisdicción.inmediata con un precio i"ual a cero. En lo #ue se refiere a la pol&tica de defensa de la competencia$ o el control de los monopolios$ parece ra(onable considerar #ue esta función debe atribuirse tanto a la 1nión Europea$ en cuanto a su formulación$ como al "obierno central$ en lo #ue se refiere a su aplicación concreta. Este fenó meno de revelación de preferencias mediante la emi"ración fue denominado$ por . Parece su"erirse #ue cada bien público deber&a atribuirse a una jurisdicción distinta$ con el resultado ló"ico de #ue el número de niveles de "obierno tender&a a crecer$ en principio de un modo ilimitado$ obviamente tal conclusión ser&a muy poco ra(onable$ pues cuanto mayor sea el número de unidades de "obierno mayores ser0n los costes para "estionar todas estas entidades y para ase"urar la correcta coordinación entre todas ellas.min en el #ue se produce el consumo conjunto de ese bien. Ello se debe a #ue si los estados miembros de la 164 . Este tipo de an0lisis pod&a e+tenderse para determinar no sólo la atribu ción de los bienes públicos a las diversas jurisdicciones sino tambi%n para calcular el número óptimo de entes territoriales #ue deber&an crearse. El supuesto contrario se produce cuando e+iste información perfecta o al menos no !ay diferencias de información entre los distintos niveles de "obierno$ mientras #ue los costes de producción reflejan econom&as de escala$ y$ eventualmente deseconom&as. De este modo$ la presencia de importantes econom&as de escala avalar&an la "estión estatal de los bienes públicos #ue sólo se asi"nar&an a los niveles subcentrales en el caso de deseconom&as de con"estión. De otro$ los costes de captar la información relevante sobre las preferencias de los ciudadanos : Crecientes$ al aumentar la dimensión del territorio. En este caso$ son %stos últimos son los #ue determinar0n el tama*o óptimo de la jurisdicción. Estos dos costes$ se*alados como C$ ] C'$ respectivamente$ se pueden sumar en un concepto único de C. En primer lu"ar$ supuesto #ue el coste de provisión no presenta ni econo m&as ni deseconom&as de escala y #ue se puede definir un 0mbito m&nimo . )a descentrali(ación fiscal de los bienes públicos ofrece una solución indirecta para este problema. El debate sobre estos cuatro factores puede resumirse en la presencia de dos tipos de costes : De un lado los costes de suministro de los bienes públicos$ en los #ue el elemento relevante es la posible presencia de econom&as de escala en una primera etapa y de probable aparición de econom&as de con"estión a partir de un cierto tama *o de la jurisdicción. Por último$ deben considerarse dos casos e+tremos #ue permiten ilustrar al"unos de los resultados m0s notables de la biblio"raf&a económica en materia de descen trali(ación. En estas circunstancias$ los sujetos emi"rar&an !acia a#uella comunidad en la #ue la combina ción entre impuestos y bienes públicos se ajuste m0s a sus preferencias. '5 Distribución de funciones en el caso de los fallos del mercado..

Co es de e+tra*ar$ por ello$ #ue la le"islación de defensa de la competencia !aya sido objeto de directivas comunitarias a las #ue se !an tenido #ue ajustar las normas nacionales. 1n se"undo caso de fallo del mercado estar0 representado por el control de los efectos e+ternos$ cuando se !i(o referencia especial al caso de la contaminación atmosf%rica. En este tipo de servicios es donde se puede encontrar una m0s clara afinidad con respecto a la discusión reali(ada sobre los bienes públicos puros. De otra$ por#ue la contaminación "enerada en un pa&s miembro puede acabar afectando a los ciudadanos de otro pa&s$ de tal modo #ue todos los esfuer(os de una nación para resolver el problema de la contaminación atmosf%rica pueden ser inútiles al recibir las emisiones de otros pa&ses. 1n se"undo elemento se refiere al !ec!o de la libre circulación de factores de producción$ y concretamente de la mano de obra$ entre los distintos pa&ses miembros de la 1nión Europea.2. ] ello por muy diversos motivos.!ora bien$ aún en el caso de #ue lle"uemos a la conclusión de #ue las Comunidades . . En este caso$ tambi%n parece f0cil justificar la presencia de dos niveles de competencia diversos. En cuanto a la aplicación de tales normas se puede comprobar la inter vención tanto de las autoridades comunitarias como la acción de instituciones propias de cada pa&s$ dependiendo de la escala en la #ue se plantee la cuestión.2. 21.!ora bien$ en lo #ue respecta a la vi"ilancia del cumplimiento de esas normas$ parece m0s ló"ico #ue se ejer(a desde a#uellos niveles de "obierno #ue tienen un acceso m0s f0cil a la información correspondiente. La distri"(ci)n d #a r nta. De una parte$ y se trata de una ar"umento similar al presentado para el caso de los monopolios$ por#ue si los pa&ses adoptan niveles de e+i"encia distintos para la protección del medio ambiente$ las empresas contaminantes tendr0n un indudable incentivo para situarse en el pa&s cuya pol&tica ambiental sea menos dura$ con una ventaja comparativa con respecto a las #ue est%n ubicadas en naciones m0s e+i"entes$ donde podr0n vender sus productos en virtud de la libre circulación de mercanc&asl<.utónomas ten"an ventajas claras en las competencias en estas materias$ deben tenerse en cuenta al"unos aspectos relevantes : En los tres bienes preferentes se*alados$ aparecen evidentes caracter&sticas de car0cter distributivo. Para mantener tal libertad resulta imprescindible #ue$ en mate ria de educación$ e+istan normas comunes #ue permitan dar valide( mútua a los t&tulos acad%micos correspondientes. El último caso de fallo de mercado al #ue debemos !acer referencia es el supuesto de los bienes preferentes$ #ue se !an circunscrito a los supuestos de la educación$ sanidad y vivienda. )as competencias del sector público en materia de distribución de la renta son 165 .utónoma "aranti(a la educación "ratuita y obli"atoria !asta los 1< a*os$ mientras #ue otra rebaja tal nivel a los 1>. esta preferencia por el 0mbito europeo en la re"ulación de los monopolios se a*ade otra circunstancia relevante$ #ue tambi%n procede del deseo de alcan(ar un mercado único. . .1nión pretenden conse"uir un mercado único$ entonces los problemas causados por la limitación de la competencia debidos$ por ejemplo$ a la fusión de dos empresas no sólo afectan al pa&s del #ue sean ori"inarias$ sino al conjunto de los pa&ses miembros. De un lado$ y en lo #ue concierne a las nonnas "enerales sobre contaminación resulta ra(onable defender la competencia de la 1nión Europea en este 0mbito. Por último$ si el pa&s al #ue pertenecen las diferentes comunidades autónomas pretende ase"urar el principio de i"ualdad entre los ciudadanos$ tambi%n el "obierno central debe tener competencias en este tipo de materias$ pues en caso contrario podr&a observarse la situación en la #ue una Comunidad .

Este ar"umento$ #ue constituye la defensa fundamental para atribuir al "obierno central las pol&ticas redistributivas$ no est0 e+ento de cr&ticas pues parte$ impl&citamente$ de una movilidad absoluta de los ciudadanos entre unas Comunidades y otras$ es decir$ la ausencia de coste al"uno en el proceso de emi"ra ción$ y de una previsión perfecta por parte de los individuos y nin"una de esas dos premisas es totalmente v0lida.utónoma$ con lo #ue el resultado final ser&a financieramente inviable. En ese sentido se pueden apuntar las si"uientes refle+iones : En primer t%rmino$ el an0lisis denominado Zvotación con los piesZ$ demuestra #ue si una Comunidad . En estas circunstancias$ los ciudadanos m0s perjudicados por los impues tos municipales pueden optar por vivir en un t%rmino municipal cercano$ pa"ar meno res impuestos pero aprovec!ar la oferta cultural o de ocio #ue ofrece el ente local #ue adoptó la pol&tica redistributiva. )as consideraciones basadas en la movilidad plantean al"ún problema adicional m0s para la atribución de estas competencias a las Comunidades . 1na se"unda ra(ón #ue avala la reali(ación de pol&ticas de redistribución a escala nacional y no local es la posible "eneración de comportamientos %r rid r.utónoma eli"e reali(ar una pol&tica muy redistributiva$ basada en tipos mar"inales muy altos en el -mpuesto sobre la 3enta de las Personas A&sicas y el pa"o de pensiones y se"uros de desempleo muy "enerosos$ puede verse enfrentada a la situación en la #ue la libre circulación de personas y recursos productivos !a"a inviable su pol&tica.utónomas o$ en mayor medida$ a los entes locales$ aún en el caso de #ue se dieran las circunstancias defen didas por los partidarios de la denominada conom?a de o% rta. En efecto$ si se supone #ue un ente local o territorial decide reducir sus impuestos para atraer$ por ejemplo$ un mayor número de empresas o de contribuyentes con elevada capacidad económica$ y prestar as& unos servicios públicos mejores o mayor dotación de bienes preferentes o de pol&ticas de redistribución. Para ello se supone #ue un ente local decide aplicar fuertes impuestos municipales pero a cam bio ofrece a sus ciudadanos una buena provisión de bienes preferentes$ como acceso a la cultura$ con conciertos subvencionados$ o al deporte$ con e+celentes instalaciones deportivas. .ceptando$ como punto de partida$ #ue en las econom&as de mercado se producen indudables desi"ualdades en la distribución de la renta y #ue su propia pervivencia e+i"e eliminar las disparidades m0s llamativas$ aun#ue sólo sea para "aranti(ar la estabilidad misma del orden social$ la pre"unta de #u% nivel de "obierno se debe !acer car"o de las principales pol&ticas redistributivas resulta ser relevante. . pesar de estas cr&ticas con respecto a la atribución de competencias de redistribución de renta a los entes subcentrales$ pueden se*alarse al"unos ar"u mentos favorables a la misma.utónoma o muc!o m0s si lo pretenden los propios entes locales.una cuestión m0s #ue discutida y para un importante número de economistas no est0 demasiado fundamentada la idea de #ue el poder pol&tico pueda decidir sobre la distribución de rentas reali(ada por el mercado. Entre ellas$ podemos citar las si"uientes : 166 . . Si esta pol&tica tributaria tiene %+ito puede "enerar un proceso de emulación por parte de los territorios lim&trofes cuyo resultado final sea un nivel de recaudación inferior para todos los implicados$ con peores servicios o pol&ticas redistributivas menos "enerosas. Ello se debe a #ue los ciudadanos de rentas muy altas tratar0n de salir de esa jurisdicción$ mientras #ue los posibles beneficiarios de este tipo de ayudas tratar0n de emi"rar a esa Comunidad . En tal sentido$ !ay un cierto "rado de consenso en #ue las "randes pol&ticas de redistribución de la renta tienen una mayor eficacia cuando se llevan a cabo a escala del pa&s $ o si son cornpetencia del "obierno central y #ue$ por el contrario$ llevar&an a situaciones insostenibles si se pretenden reali(ar en el marco de la Comunidad .dem0s determinados instrumentos de pol&tica de tedistribución pueden estar supeditados al cumplimiento de condiciones #ue impidan este fenómeno de atracción de candidatos de bajo nivel$ de renta.

yuntamientos de las "randes ciudades. 15 Pol&tica monetaria . En caso contrario$ si cada pa&s miembro de la 1nión 7onetaria pudiera emitir moneda libremente$ e+istir&a un indudable incentivo al creci miento de la oferta monetaria considerando #ue los posibles costes$ en t%rminos de inflación$ acabar&an repartiendose entre los diferentes pa&ses. '5 Pol&tica cambiar&a. . En efecto$ supuesto #ue la Comunidad . El mismo ar"umento podr&a aplicarse a los servicios asistenciales reali(ados por los . /5 Pol&tica presupuestaria . De otro$ podr&a observarse la e+istencia de pol&ticas redistributivas en las Comu nidades . )a fijación de los tipos de cambio son una competencia unida a la pol&tica monetaria$ por ello$ esta cuestión debe #uedar en manos de las instituciones de la 1nión Europea.utónomas basadas en comportamientos cooperativos$ voluntarios o no$ de las mismas. )a pol&tica presupuestaria se refiere a los efectos sobre la demanda a"re"ada de los "astos públicos$ ya sean en bienes y servicios o en trasferencias$ y de los impues tos. . Si se considera #ue la desi"ualdad e+cesiva en los niveles de renta es rec!a(ada por todos los a"entes económicos$ entonces la redistribución se presentar&a como un bien público puro al #ue podr&a aplicarse el mismo an0lisis$ y la presencia de información m0s e+acta en los niveles locales avalar&a una actividad redistributiva por parte de estos entes. De lo #ue se trata es de anali(ar$ aun en el supuesto de #ue se acepte la viablidad de estas pol&ticas$ a #u% nivel de "obierno debe asi"narse.utónoma D establece un pro"ra ma de mantenimiento de renta m&nimas$ si sólo este territorio lleva a cabo esta pol& tica redistributiva es posible #ue acabe atrayendo a posibles beneficiarios de otras comunidades.!ora bien$ si el ejemplo de la primera "enera la emulación de los dem0s territorios$ por s& mismos o por la presión de sus votantes$ entonces se encontrar&a una pol&tica id%ntica por parte de todos los territorios$ con ventajas en cuanto a la información sobre los beneficiarios y #ue no "enerar&a nin"ún movimiento mi"ratorio #ue !iciese inviable su pervivenc&a. Este mismo ar"umento e+plicar&a por#u% dentro de un mismo pa&s$ la capacidad de emitir moneda es compe tencia del "obierno central y no se atribuye a los territorios o a las entidades locales.2. En tal sentido$ puede distin"uirse entre cada uno de los instrumentos de las pol&ticas de estabili(ación económica.De un lado$ podr&a pensarse #ue los modelos de Zvotación con los piesZ$ son incom patibles con la presencia de comportamientos altru&stas en los ciudadanos. )a efectividad de la pol&tica fiscal puede medirse a trav%s de su efecto inicial en el nivel de renta demandada por los distintos a"entes económicos y tal efecto se 167 . En un conte+to de unificación monetaria dentro de la 1nión Europea$ con la intro ducción del euro como moneda común$ es obvio #ue las competencias en cuanto a este instrumento de la pol&tica económica deben #uedar en manos de las instituciones comunitarias$ #ue encomiendan esa misión al ?anco Central Europeo y al Sistema Europeo de ?ancos Centrales.an sólo debe tenerse en cuenta #ue esta competencia !ab&a sido ya muy restrin"ida desde #ue$ tras el fin del orden económico internacional fijado en ?retton Koods$ los pa&ses miembros de la 1nión Europea apostaron por la estabilidad de los tipos de cambio$ la creación del Sistema 7onetario Europeo y$ finalmente$ el establecimiento de la moneda común. La sta"i#idad con)mica En el caso de las pol&ticas de estabili(ación económica$ se !a tenido ocasión de se*alar la diversidad de planteamientos sobre su eficacia.&. 21.

21.+. >5 Pol&tica de rentas. E# cr cimi nto con)mico.s&$ en lo #ue se refiere al "asto de infraestructuras puede obsevarse$ de nuevo$ la presencia de dos elementos contrapuestos. Este instrumento de la pol&tica económica !ace referencia a la conclusión de acuer dos entre las or"ani(aciones sindicales$ empresariales y "obierno con la finalidad de controlar el crecimiento de los precios a trav%s de la re"ulación de los aumentos salariales y el control de otras rentas.utónomas y as& se presente en la mayor parte de la biblio"raf&a sobre la cuestión. Si se est0 en presencia de econom&as con un amplio volumen de intercambios con el e+terior$ no !ay nin"una "arant&a de #ue los efectos de la pol&tica fiscal beneficien al nivel de "obierno #ue la lleve a cabo: Si una Comunidad . En este caso$ los principales instrumentos disponibles por parte del sector público son las medidas de fomento al a!orro privado$ en las #ue el elemento clave son las normas tributarias$ y las pol&ticas de "asto público en inversión o de inves ti"ación b0sica.2. Por un lado$ la presencia de econom&as de escala en la reali(ación de obras de infraestructura avala la centrali (ación de estas competencias$ y determinados "astos para mejorar las comunica ciones pueden afectar a varias jurisdicciones$ siendo m0s adecuada su reali(ación por parte del "obierno central o incluso la presencia de competencias compartidas por la 1nión Europea. 168 . . Ello obli"a a discutir$ separadamente$ ambos instrumentos. Por otro$ las !aciendas subcentrales disponen de ventajas de información a la !ora de dise*ar los planes concretos #ue permitan alcan(ar el obje tivo de desarrollo económico$ al conocer de forma m0s inmediata cu0les son las cau sas #ue impiden el crecimiento de una (ona o una comarca. En cuanto a la formulación de los planes de investi"ación b0sica pueden apreciarse importantes econom&as de escala en cuanto al "asto público #ue justifica no sólo la coordinación de estos planes a escala nacional sino incluso europea debiendo recordarse$ en ese sentido$ #ue numerosas innovaciones t%cnicas con procedencia en al"ún pa&s europeo !an perdido posibilidades con respecto a las desarrolladas en los Estados 1nidos$ por la ausencia de financiación pública suficiente o por#ue el mercado nacional en el #ue podr&a aplicarse era e+cesivamente estrec!o. Co obstante$ las situaciones diversas de las Comunidades . Este ar"umento avala #ue la pol&tica fiscal se atribuya al nivel central y no a las Comunidades .)a efectividad de los multiplica dores depende esencialmente del valor de la propensión mar"inal al consumo de los bienes producidos dentro de la jurisdicción #ue reali(a la pol&tica fiscal.utónoma !iciera una pol&tica de incremento de "asto público para crear empleo$ no se puede ase"urar #ue esos efectos se circunscriban a su territorio$ por#ue los beneficiados por el eventual aumen to de renta podr&an dedicar su consumo adicional a los productos fabricados en otra jurisdicción$ con lo #ue los efectos se acabar&an difuminando por todo el pa&s y$ en cambio$ el coste de la pol&tica recaer&a sobre los ciudadanos del territorio #ue la lleva a cabo. Estas ventajas en cuanto a la información$ avalar&an$ en cambio$ una tendencia a la descentrali(ación de estos "astos.evalúa a trav%s del proceso multiplicador correspondiente .utónomas$#ue pueden sufrir crisis asim%tricas$ permitir&a$ la consecución de acuerdos puntuales #ue afecten tan sólo a un ente territorial. En estas circunstancias$ la atribución de las competencias a uno u otro nivel de "obiemo depender0$ como en el caso de los bienes públicos$ de la importancia relativa de estos dos costes. El car0cter centrali(ado de los procesos de ne"ociación$ en los #ue los interlocutores sociales normalmente tienen una dimensión nacional$ avala #ue este tipo de pol&tica se formule a escala estatal.

Cuando se tiene en cuenta la presencia de !aciendas subcentrales esta cuestión alcan(a una mayor relevancia$ pues si un "obierno autónomo establece un impuesto #ue puede trasladarse f0cilmente a los ciudadanos de otras re"iones$ fenómeno #ue se conoce como *$ortaci)n %isca#B entonces podr0 falsear las opciones entre las #ue eli"en sus ciudadanos #ue no siempre correr0n con las consecuencias de una m0s amplia provi sión de servicios públicos.3-8S )a confi"uración del sector público de un modo descentrali(ado obli"a a incluir nuevos principios tributarios$ entre los #ue destacan el principio de autonom&a y el principio de locali(ación.utónomas$ o los entes locales$ tienen capacidad normativa para establecer sus propios tributos o para re"ular aspectos fundamentales de la relación tributaria$ tales como estimación de las bases impo nibles$ e+enciones$ tarifa aplicable o deducciones en la cuota$ entonces es indudable #ue se !ace m0s dif&cil #ue el contribuyente cono(ca y cumpla sin costes sus obli"a ciones tributarias.3-8S En lo #ue ata*e al $rinci$io d sim$#icidadB la descentrali(ación fiscal a*ade circunstancias #ue !acen m0s dif&cil su cumplimiento.3-?1. )a definición de este principio tan sólo reclama #ue cada unidad de "obierno dispon"a de los recursos necesarios para aten der a los "astos e+i"idos por la asunción de determinadas funciones.C. De otra parte$ la descentrali(ación fiscal e+i"e formular una serie de principios adicionales #ue se fundamentan$ precisamente$ en la e+istencia simult0nea de estos diversos niveles de "obierno. .3-?1. Co parece compleja la aplicación del $rinci$io d s(%ici ncia al dise*o del sistema de financiación en un marco descentrali(ado. Este principio de autonom&a no sólo si"nifica una capacidad de decisión en cuanto a las prioridades del "asto público sino tambi%n la posibilidad de contar con recursos financieros #ue dependan de fuen tes controladas por los "obiernos subcentrales. 169 . Sólo si se cumple la e+i"encia del $rinci$io d a(tonom?a podr0 pensarse #ue cada Comunidad .&.5 ).8 DE )8S P3-CC-P-8S . En se"undo t%rmino$ debe cumplirse el $rinci$io de #oca#i. . . -CC)1S-[C DE C1E=8S P3-CC-P-8S .E. LOS PRINCIPIOS DE LA DESCENTRALITACIÓN DE LOS TRIB'TOS. Determinadas funciones desempe*adas por el sector público pueden reali(arse con mayor eficacia si se dele"an a los niveles subcentrales o a los supraestatales. ?5 E) 3EP).al afirmación e+i"e #ue se considere de #u% modo debe procederse a la entre"a de recursos necesarios para llevar a cabo tales funciones. En efecto$ si$ en virtud de la autonom&a fiscal$ las diferentes Comunidades .7-EC. En caso contrario$ la capacidad de las !aciendas descentrali(adas para elaborar sus propios pro"ramas de actuación depen der0 de la voluntad del "obierno central de conceder la financiación correspondiente.21.utónoma o ente local puede lle"ar a formular las correspondientes combinaciones entre las #ue ele"ir0n los ciudadanos : Si los "obiernos correspon dientes no tuviesen un determinado mar"en de discrecionalidad ser&a imposible #ue se lle"asen a presentar estas distintas posibilidades. )a presencia de niveles distintos en la definición del sector público obli"a a un replanteamiento de los principios #ue se discutieron en su momento 4simplicidad$ suficiencia$ e#uidad y neutralidad5.aci)n B #ue si"nifica #ue los tributos recaudados en una determinada jurisdicción deben ser efectivamente pa"ados por los contribuyentes de ese territorio...mbos proceden precisamente de las ventajas se*aladas en la actuación de los entes subcentrales$ y #ue est0n relacionadas con la mejor informa ción disponible por parte de las !aciendas territoriales y con las ventajas de #ue cada persona elija como residencia a#uella jurisdicción donde la combinación entre tributos pa"ados y servicios suministrados por el sector público se apro+ime mejor a sus preferencias. El !ec!o de #ue la ley se*ale a una persona como sujeto pasivo de un tributo no "aranti(a #ue sea %ste #uien lo pa"ue$ pues la car"a tributaria puede ser trasladada a otros a"entes económicos.

Por último$ en lo #ue se refiere al $rinci$io d n (tra#idadB su e+i"encia en el marco de !aciendas descentrali(adas re#uiere #ue los sistemas tributarios propios de cada territorio no introdu(can distorsiones en las decisiones de los a"entes econó micos. Si se acepta #ue la car"a de la deuda recae sobre las "eneraciones futuras y #ue la emisión de deuda se destina a financiar proyectos de inversión #ue benefi ciaran a las "eneraciones futurak$ entonces la aplicación del criterio del beneficio conducir&a a considerar óptimo el empleo de esta fuente de financiación e+traordinaria. 21.!ora bien$ en la medida en #ue los entes subcentrales dispon"an de sistemas tributarios m0s o menos fle+iblesZ$ o si para determinados territorios el crecimiento de la actividad es menor o mayor #ue la media del pa&s$ puede suceder #ue siendo la deuda sostenible en al"u nos territorios no lo sea en otros. Por el contrario$ si las inversiones se financian a trav%s de sucesivos super0vits obtenidos en periodos anteriores $ entonces la "eneración actual estar&a transfiriendo recursos !acia el futuro. 1. 1na tercera refle+ión concierne al empleo del endeudamiento para financiar inver siones.+. Con ello no se pretende defender #ue el esfuer(o fiscal de todos los ciudadanos deba ser id%ntico$ pues es evidente #ue la acción pública no se limita a la e+acción de impues tos$ sino tambi%n a suministrar bienes y servicios a los ciudadanos. En estas circunstancias$ referirse al endeudamiento de los distintos niveles de "obierno responder&a$ en el mejor de los casos a un inter%s puramente teórico$ pues en la pr0ctica$ esta posibilidad est0 muy limitada.'BERNAMENTALES. '.En lo #ue se refiere al $rinci$io de P(idadB la posible e+istencia de una pluralidad de sistemas fiscales en un mismo pa&s e+i"e la correspondiente coordinación entre los tributos e+istentes para evitar fenómenos de doble imposición o de tratamiento fiscal diferente para los ciudadanos$ lo #ue resultar&a ser poco compatible con las e+i"encias de la justicia$ ya sea entendida como e#uidad !ori(ontal o como e#uidad vertical. )as consideraciones reali(adas en materia de car"a de la deuda y de su sosteni bilidad ser&an aplicables$ i"ualmente$ a las !aciendas subcentrales. )as complicaciones en cuanto al principio de neutralidad proceden de su compatibilidad con el de autonom&a$ pues aun#ue se !a predicado #ue cada jurisdic ción deber&a ele"ir con libertad una combinación de impuestos y "astos #ue coincida con las preferencias de sus ciudadanos$ tal autonom&a conlleva la aparición de distorsiones en las conductas de los a"entes económicos. 21. En ese conte+to$ adem0s se se*alaron los efectos de la emisión de deuda sobre la consecución de determinados objetivos macroeconómicos y las limitaciones #ue se imponen a los estados miembros de la 1nión 7onetaria en cuanto a la posibilidad de d%ficits públicos.un#ue no se !ubiese producido el proceso de unificación monetaria$ el endeuda miento de las !aciendas subcentrales debe estar limitado. . EL ENDE'DAMIENTO EN EL CASO DE LAS HACIENDAS DESCENTRA3 LITADAS El principio de suficiencia e+i"e #ue el sistema tributario de las !aciendas territoriales y locales sea capa( de atender a los "astos necesarios para cumplir las funciones #ue se !an atribuido a estos ór"anos. El an0lisis de los in"resos disponibles por los diferentes niveles de "obierno #uedar&a incompleto si no se !ace referencia a la posibilidad de #ue e+istan transfe 170 . LAS TRANS6EPENCIAS INTER. /.-. -"ualmente$ se !an anali(ado los problemas #ue plantea el uso de financiación e+traordinaria$ y en particular$ el debate sobre #ui%n soporta la car"a de la deuda pública. .

De un lado pueden estar constituidas por una mera $artici$aci)n n #os in/r sos de niveles superiores de "obierno$ en virtud de las cuales los entes subcen trales tienen derec!o a un porcentaje en los tributos recaudados. .ales transferencias inter"ubemamentales pueden producirse bien desde el "obierno central a las Comunidades . En 171 . En primer lu"ar las transferencias pueden ser condiciona# s o incondiciona# s se"ún #ue los fondos transferidos se destinen a una finalidad concreta decidida por #uien la !ace o si pueden asi"narse libremente a los fines #ue desee el perceptor. De una parte$ puede suceder #ue la base fiscal de las distintas comunidades$ o los entes locales$ sean notoriamente dispares y$ por ello$ no pueda "aranti(arse a los ciuda danos la obtención de un nivel m&nimo de determinadas prestaciones públicas$ o$ en una perspectiva m0s ambiciosa$ no se pueda alcan(ar una cierta i"ualación en la calidad de los servicios prestados por el sector público. . Esta aspiración puede verse truncada por dos motivos diversos$ aun#ue coincidentes en cuanto a sus conclusiones. su ve( las subvenciones espec& ficas pueden ser una cantidad fija$ y en tal caso se denominan no com$ nsatoriasB o un porcentaje del coste del proyecto$ en cuyo caso se definen como com$ nsatorias. En este caso$ las transferencias cumplen el papel de contribuir a la formación del suficiente capital como para "aranti(ar un mayor crecimiento económico para las (onas m0s desfavorecidas. /5 Por último$ un tercer motivo se basa en la presencia de efectos e+ternos en las actividades de un territorio #ue favorece a las 0reas lim&trofes o al Estado en su con junto. Ello presenta la ventaja de #ue si la recaudación de un impuesto es m0s eficiente a escala nacional$ las comunidades autónomas tienen derec!o a una parte de esos in"resos$ en la medida en #ue las bases "ravadas se !an "enerado en su jurisdicción. De otro$ se pueden conceder transferencias incondicionales #ue no "uarden relación con los in"resos recaudados por el sector público central en el territorio del ente #ue participa en los in"resos y #ue su finalidad es m0s bien proceder a una i"ualación en las situa ciones de los diferentes entes. )as transferencias condicionales se dividen en / n ra# s y s$ c?%icas depen diendo del "rado de concreción #ue presente la finalidad establecida al recibirla. En estas circunstancias$ una !acienda subcentral reali(ar&a el esfuer(o corres pondiente a los beneficios #ue internalice pero no el de las e+ternalidades corres pondientes. Esta nece sidad de i"ualación puede proceder de la diferente capacidad fiscal o bien de las diversas situaciones en cuanto al coste del suministro de los servicios públicos.utónomas o desde %stas !acia los dife rentes entes locales. %stas se las denomina $ r c(atorias.utónomas o entre los diversos territorios. De otra$ aún en el caso de #ue el territorio tuviera una suficiente capacidad fiscal$ las condiciones de población$ por su tama*o$ dispersión o edad$ o incluso los condicionamientos "eo"r0ficos$ pueden !acer m0s cara la provisión de un servicio determinado en una (ona concreta. El resultado$ ló"icamente$ ser&a una asi"nación ineficiente de los recur sos públicos #ue puede evitarse a trav%s de transferencias entre los distintos terri torios. .s&$ si se el destino debe ser la mejora de la red viaria se est0 en presencia de una transferencia condicional "eneral$ mientras #ue si se indica #ue debe destinarse a una carretera concreta del territorio ser0 espec&fica. . '5 1n se"undo motivo est0 relacionado con la consecución del principio de i"ualdad para todos los ciudadanos de una jurisdicción. En cuanto a las finalidades de estas transferencias : 15 1na primera ra(ón se basa en la reali(ación de pol&ticas activas para i"ualar la distribución de la renta entre las diferentes Comunidades .rencias entre ellos.al porcentaje de participación en el coste puede tener un l&mite$ y entonces estamos en presencia de transferencias acotadasB o no tenerlo. . En cuanto a las trasferencias incondicionales$ podemos considerar diferentes modalidades.

'' )a financiación autonómica 22. Entre ellas$ la diferencia en cuanto a las competencias asumidas por las distintas Comunidades . LA PROBLEMDTICA DE LA 6INANCIACIÓN A'TONÓMICA. /5 )a elección concreta entre las modalidades #ue presentan las dos "randes opcio nes discutidas debe !acerse teniendo en cuenta otra serie de factores adicionales entre los #ue deben citarse el deseo de corresponsabili(ar a los distintos niveles de "obierno en la reali(ación de actividades públicas$ lo #ue en unos casos !ar0 prefe ribles las transferencias compensatorias y en otros las perecuatorias relacionadas con el esfuer(o fiscal$ la aspiración a una cierta i"ualdad entre los distintos territorios$ en cuyo caso ser0n m0s adecuadas las transferencias no compensatorias o las perecua torias i"ualadoras de capacidad fiscal$ o bien se tratar0 de evitar las situaciones de ilusión fiscal en las #ue los recursos recibidos en forma de transferencia pueden ser interpretados por los contribuyentes como una reducción en el ZprecioZ #ue deben pa"ar por los servicios públicos y e+pandir su demanda de servicios públicos. 8tra cuestión relevante ata*e a cómo se valoran las competencias asumidas 172 . En se"undo lu"ar$ las cuestiones de financiación de los entes subcentrales son$ por s& mismas$ de una "ran complejidad$ de tal forma #ue aún sin las peculia ridades del proceso autonómico$ no ser&a f0cil describir$ todos los aspectos relevantes. Se tratar0 de e+plicar cu0les son los motivos de la diversidad de situaciones #ue presenta la financiación autonómica en el pa&s$ #ue depende no sólo de la diferente forma de acceso a la autonom&a$ sino tambi%n del volumen de competencias asumidas y de la propia !istoria constitucional de nuestro pa&s.1. En cuanto a #u% tipo de transferencia es m0s adecuada$ la pluralidad de formas se*aladas pone de manifiesto la presencia de objetivos contrapuestos$ #ue se tratan de alcan(ar de forma simult0nea. El an0lisis del sistema de financiación de las Comunidades .utónomas es un tema complejo$ por muy diversas ra(ones.este se"undo supuesto$ la subvención puede !acerse depender o no del esfuer(o fiscal reali(ado por el territorio. '5 )a analo"&a con el caso de las pol&ticas de redistribución de la renta se mantiene a la !ora de proclamar la superioridad de las transferencias condicionales cuando el objetivo es "aranti(ar el cumplimiento de determinadas finalidades.utónomas$ la presencia de dos sistemas diversos de financiación$ el r%"imen común y el sistema foral$ las variedades #ue presenta el propio r%"imen común$ y$ sobre todo$ la conciencia de #ue cual#uier ima"en #ue presentemos del sistema de financiación autonómica no debe tomarse como una situación final$ sino como un paso m0s de una evolución #ue en este momento no podemos dar por terminada. Pueden se*alarse los si"uientes aspectos : 15 )as transferencias incondicionales son m0s co!erentes con el principio de auto nom&a de los entes subcentrales$ en la medida en #ue pueden asi"narse a las finali dades #ue m0s se ajusten a las preferencias de los inte"rantes del territorio. >5 )a ausencia de una correspondencia entre los servicios públicos suministrados por un territorio y los impuestos pa"ados en el mismo$ o la dependencia con respecto a las transferencias inter"ubernamentales puede estar dando lu"ar a una situación en la #ue los responsables de la "estión de un ente descentrali(ado puede trasladar su responsabilidad !acia otros "estores distintos$ con las consecuencias ya descritas.

lar"o pla(o$ todos los territorios 173 . 22.utonom&as$ tal y como se confi"ura en la Constitución Espa*ola$ !a ori"inado una "ran diversidad de situaciones$ lo #ue e+plica$ en parte$ la complejidad del sistema de financiación.utonom&a ampl&en las competencias para incluir sanidad y educación : .ambi%n se e+ponen las principales caracter&sticas del sistema común de finan ciación. 1>/$ en relación con la Diposición . Esta diferencia tiene importancia$ en cuanto a la asunción de competencias por#ue el art. Ello obli"a a describir$ muy resumidamente$ la evolución temporal de este es#uema de financiación$ para e+plicar a continuación cu0les son los recursos de #ue disponen los entes subcentrales$ #u% especialidades se presentan en determi nadas Comunidades . En el foral$ la Comunidad .utónoma$ en el caso de las de Zv&a lentaZ mientras #ue ese pla(o no es e+i"ible para las procedentes del art. En un primer momento$ pudo pensarse #ue las denominadas nacionalidades !istó ricas acceder&an al m0+imo tec!o competencial$ mientras #ue las dem0s Comuni dades .' de la Constitución e+i"e un pla(o de 2 a*os para ampliar las funciones desarrolladas por la Comunidad . pesar de ello$ podr&a pensarse$ #ue !ay dos tipos de Comunidades . )a importancia de este c0lculo se debe a #ue si se transfiere una competencia a un ente subcentral$ el principio de suficiencia e+i"ir&a #ue se entre"asen los recursos suficientes a los responsables de la !acienda autonómica y$ para ello$ es preciso evaluar el "asto necesario para cubrir esa competencia.ndaluc&a incorpora a esta Comunidad . LA DI4ERSIDAD DE SIT'ACIONES EN LA 6INANCIACIÓN A'TONÓMICA.utónomas$ al ocuparse del r%"imen común$ o las funciones reali(adas por el "obierno central$ como ser&a apropiado en el caso del sistema foral.ransitoria Primera$ #ue se !a dado en llamar Zv&a lentaZ$ y el re"ulado en el art. Pueden indicarse los si"uientes elementos diferenciales : 15 )a e+istencia de dos procedimientos distintos para acceder a la autonom&a$ el establecido en el art.utónomas$ las del art. 1>:. 121$ #ue debe interpretarse en rela ción con lo dispuesto en la Disposición . El dise*o del denominado Estado de las .utónomas y #u% problemas est0n todav&a pendientes de resolu ción.ransitoria Se"unda$ #ue dar&a lu"ar a las autonom&as de Zv&a r0pidaZ. Sin embar"o$ el referendum celebra do en . pesar de #ue no es f0cil adivinar cu0l ser0 la evolución futura del sistema de financiación autonómica$ s& es posible apuntar #u% cr&ticas se le !an formulado$ sobre todo desde las formaciones nacionalistas$ y$ en la medida en #ue su concurso sea necesario para formar mayor&as de "obierno estables$ estas objeciones nos dan una pista sobre los cambios #ue puede sufrir en los a*os venideros.utónoma no !a asumido determinadas competencias$ #ue permanecen en manos del "obierno central$ y entre"a entonces una serie de recursos$ procedentes de los in"resos #ue recauda$ para contribuir a su financiación.utónoma al "rupo de las nacionali dades !istóricas y recibe el m0+imo nivel de competencias.2. . 121. . Esta diferenciación entre Comunidades .utónomas tendr&an menores funciones. 121 con un amplio cat0lo"o de funciones y las del 1>/ con un nivel de competencias m0s redu cido. . )a situación actual no es m0s #ue una fase en un proceso #ue no puede darse por terminado. Arente al sistema común de financiación$ el sistema foral$ aplicado en Eu(Jadi y la Comunidad Aoral de Cavarra$ si"nifica una filosof&a radicalmente distinta en cuanto a la atribución de competencias y de medios de financiación. En el sistema común$ el nivel central transfiere funciones a los territorios autónomos y para financiarlos cede los in"resos correspondientes.por las Comunidades .utónomas podr&a resultar ef&mera en la medida de #ue las sucesivas reformas de los Estatutos de .

)a Disposición .utónomas uniprovinciales #ue no sólo reciben competencias por transferencia desde el "obierno central sino #ue adem0s asumen las #ue reali(aban las Diputaciones Provinciales #ue$ al crearse la Comunidad .utónomas de m0+imo nivel de competencias e+isten dos sistemas de financiación distintos$ el común y el foral$ y$ adem0s$ el r%"imen común se aplica tanto a comunidades de v&a lenta como a las de v&a r0pida. @ costes directos @ costes indirectos @ inversión de reposición @ inversión nueva @ tasas conectadas a la prestación del servicio transferido.!ora bien$ el principio de suficiencia$ e+i"e dotar a estas entidades de los recursos apropia dos para cubrir el coste de provisión de los servicios o funciones #ue se !an dele"ado.tendr0n las mismas funciones con independencia de la v&a de acceso al r%"imen autonómico. En resumen$ !ay diferencias en cuanto al m%todo de financiación 4sistema común o foral5$ en cuanto al total de las competencias asumidas$ en lo #ue se refiere al sistema fiscal aplicado en la Comunidad y por el rec!a(o de determinadas propuestas de modificación del sistema común.utónomas pluriprovinciales$ y ello con independencia del procedimiento de acceso a la autonom&aZ. EL PROBLEMA DE LA 4ALORACIÓN DE LAS COMPETENCIAS. De este modo$ entre las Comunidades . . /5 1n tercer factor de diferenciación responde al respeto a los derec!os forales de Eu(Jadi y de la Comunidad Aoral de Cavarra$ cuyos or&"enes m0s directos$ al menos en cuanto al problema #ue nos ocupa$ se remontan a 1:Y< en el primer caso y a 1:>1 en el se"undo.&.utónoma$ desaparecen$ para evitar duplicaciones innecesarias.utónomas$ con lo #ue se les aplica un procedimiento distinto en al"unos de los elementos #ue confi"uran la financiación de los entes territoriales. En el caso del sistema foral$ el procedimiento es el inverso$ pero$ tambi%n en este caso$ se plantea el mismo problema de cómo valorar las competencias #ue perma necen en manos de uno y otro nivel de "obierno.dicional . partir del acuerdo de 12 --. Ese traspaso de competencias no se produce en las Comunidades .utonom&as tambi%n !a dado lu"ar a la aparición de Comunidades . . )os costes directos son los #ue aparecen vinculados de forma inmediata a la 174 .dicional Primera de la Constitución obli"aba a actua li(ar el r%"imen fotal dentro del marco de la propia Constitución y del Estatuto de . >5 )a Comunidad .S @ coste efectivo de la competencia transferida. . 25 Por último$ la evolución del sistema común de financiación autonómica !a creado nuevas diferencias.utónoma de Canarias tiene un r%"imen fiscal propio procedente de su caracteri(ación como Zpuerto francoZ. 22. '5 )a confi"uración del Estado de las . Ello se debe a #ue la última modificación del sistema fue rec!a (ada por tres Comunidades .uto nom&a.al r%"imen debe respetarse a tenor de la Disposición . El proceso de descentrali(ación fiscal supone #ue el "obierno central enco mienda la reali(ación de determinadas funciones a los entes subcentrales.Q -3 Q -C .S CE CD C-3 -C .ercera de la Constitución$ lo #ue$ de nuevo si"nifica una fuente de diversidad en cuanto a la financiación común.1992$ el coste efectivo de los servicios transferidos se valorar0 por la si"uiente fórmula : CE @ CD Q C.

>5 El c0lculo de la financiación necesaria se vincula al coste efectivo$ sin tener en cuenta #ue cuando el "obierno central se encar"aba de todas las competencias no era capa( de cubrir los costes con los in"resos ordinarios$ con lo #ue se deb&a recurrir 175 . Ello puede deberse no sólo a #ue el coste pueda ser objetivamente mayor$ por el volumen de población o las condiciones "eo"r0ficas$ sino a #ue el nivel de calidad del servicio sea muy diferente.utónoma. 1n dato adicional se refiere a #ue no parece tenerse en cuenta la presencia de econom&as de escala en la prestación de los servicios correspondientes. Este factor "enera dificultades de muy diversa naturale(a : El "obierno central puede actuar de forma estrat%"ica para rebajar el coste efectivo$ y la financiación correspondiente$ reduciendo el volumen de "asto reali(ado en el último ejercicio económico antes de ne"ociar la transferencia. /5 En tercer lu"ar$ los datos ori"inarios dependen del volumen de "asto reali(ado por la .dministración central en una re"ión y un momento determinado.utónomas$ actuando separadamenteZ. '5 En el proceso de ne"ociación e+iste un caso de información asim%trica$ en la #ue el "obierno central sabe mejor #ue el autonómico cu0l es el coste real del servicio transferido.utónoma para reali(ar una función puede ser muy distinto al #ue se satisface en otra. Por ello no es e+tra*o #ue muc!as reivindicaciones$ tildadas de insolidaridad o de voracidad$ procedan de una discre pancia en cuanto al c0lculo de este coste efectivo. Si se pretende anali(ar la correc ción de esta forma de valorar el coste efectivo$ deben tenerse en cuenta los si"uientes aspectos : 15 En primer lu"ar$ el c0lculo part&a de unos datos insuficientes$ en el mejor de los casos$ pues cuando el proceso de descentrali(ación se inicia no se dispon&a de la contabilidad anal&tica #ue permitiera saber con e+actitud cu0l era el coste efectivo de prestación de los servicios públicos. El "asto reali(ado por el "obierno central en una Comunidad .prestación del servicio correspondiente$ mientras #ue los costes indirectos sólo afectan de un modo tan"encial a la reali(ación de la función asumida por el ente territorial$ como por ejemplo a trav%s de la dirección o coordinación del servicio m0s #ue de su prestación directa.utónomas se !a repetido de forma sucesiva$ no es previsible #ue la . )a suma de los costes representar&a$ en principio$ la cantidad #ue debe ser financiada por el sector público #ue transfiere la competencia$ #uien deber&a entre"ar los fondos suficientes para "aranti(ar la prestación del servicio transferido. Estas econom&as pueden aparecer con m0s facilidad en los costes indirectos y llevar&an a la conclusión de #ue si la competencia es ejercida por el "obierno central tendr0 un coste efectivo inferior al #ue se ver&an obli"adas a satisfacer las 1Y Comunidades . . )a inversión de reposición representa los "astos necesarios para sustituir el capital público adscrito al servicio$ mientras #ue la inversión nueva estar&a justificada por un incremento en ese mismo stocJ de capital para mejorar la prestación del servicio. En un primer momento$ esta asimetr&a puede permitir al "obierno central subestimar la valoración del coste efectivo$ pero debe tenerse en cuenta #ue como el proceso de transferencias !acia las Comunidades .dministración Central en"a*e sistem0ticamente a los entes subcentrales. )a descripción del proceso de descentrali(ación pone de manifiesto #ue la valoración correcta de este conjunto de costes va a determinar de forma esencial el volumen de fondos #ue debe "aranti(ar el sistema de financiación autonómica$ para #ue sea posible la reali(ación de las funciones.!ora bien$ si la función #ue va a reali(ar el ente subcentral tiene aparejada el cobro de al"una tasa al usuario$ entonces !abr0 #ue descontar estos in"resos para calcular los recursos #ue efectivamente va a necesitar la Comunidad .

Por ello$ interesa en primer lu"ar reali(ar un breve resumen de los cambios #ue se !an produ cido$ para describir a continuación cu0l es la situación actual y se*alar$ por último$ las especialidades e+istentes en el caso de la Comunidad Canaria. Se aprueba la )8AC.utónomas$ o sistema )8AC. 25 1na última cuestión referente al c0lculo del coste efectivo ata*e al caso de la sani dad en la #ue no se utili(a el criterio se*alado anteriormente sino #ue se relaciona con el porcentaje de población prote"ida$ fij0ndose un periodo de tiempo para pasar de las valoraciones obtenidas por el m%todo "eneral al #ue resultar&a de utili(ar el criterio de población. Por un lado$ con este procedimiento$ se est0 transmitiendo a la Comunidad . Ello plantea dos cuestiones de inter%s.utónomas pueden resumirse en el es#uema si"uiente$ #ue distin"ue cuatro "randes per&odos : Periodo provisional 419Y: $ 19:<5: Se reali(a el primer blo#ue de traspaso de competencias.utónomas se basa en un porcentaje de participación en los in"resos del "obierno central 4PP-5$ pero se cambia la base sobre la #ue se calcula #ue pasa de ser los tributos no cedidos 4. Se crea el Aondo de Compensación -nterterritorial 4AC-5. )os entes territoriales se !acen car"o de la "estión de los tributos cedidos$ sobre los #ue carecen de compe tencias normativas.CC5 a los in"resos tributarios ajustados estructuralmente 4-.utónomas^ Se cambia el m%todo de c0lculo del coste efectivo al #ue se !ace depender de un conjunto de variables$ pero con la limitación de #ue el nuevo procedimiento de c0lculo no puede representar una financiación menor para nin"una Comunidad .si"ue siendo la principal fuente de in"resos de las Comunidades ..+.utónomas !a sufrido diversas modificaciones a lo lar"o del tiempo.E E=8)1C-[C DE) S-S. )os cambios sufridos por el sistema común de financiación de las Comunidades .C-[C.para evitar disfunciones^ )a financiación fundamental de las Comunidades . Periodo de consolidación 419:Y 19915 : Se introduce el -=.CC-.utónoma^ Se modifican los criterios de reparto del AC.E7. por estar re"ulado en la )ey 8r"0nica de Ainanciación de las Comu nidades . EL SISTEMA COMÚN DE 6INANCIACIÓN DE LAS COM'NIDADES A'TÓNOMAS El denominado sistema común de financiación de las Comunidades . .utónoma un servicio #ue era deficitario y al #ue$ en principio$ se asi"na una financiación capa( de evitar #ue lo si"a siendo. Periodo de ampliación de competencias 4199' 199<5 : )a ausencia de mayor&a absoluta en el Con"reso de los Diputados condiciona la necesidad de apoyo parlamentario en las minor&as nacionalistas 4199/5^ El PP.E5.al endeudamiento. 22.. DE A-C. en el sistema tributario estatal y ello afecta a los impuestos cedidos a las Comunidades .utóno mas^ Se cede a los entes territoriales la recaudación del 12W del -3PA 4P-35 pero sin dele"ar competencias normativas^ Se lleva a cabo una reforma de la financiación de la "estión sanitaria^ 176 .

dministración Central$ a la #ue adem0s se podr&a respon sabili(ar de la falta de financiación suficiente para mejorar los servicios públicos pres tados.utónomas mejoraran la "estión de los impuestos cedidos$ pues un incremento en los in"resos por esa v&a conduc&a simplemente a una reducción de la participación en los in"resos del Estado.5 En primer lu"ar se observa #ue durante las dos primeras etapas$ la principal fuente de financiación de los entes territoriales se obten&a a partir de la participación en los in"resos del Estado y de los tributos cedidos..utóno mas.Se coordina el endeudamiento de los entes subcentrales para alcan(ar las condiciones de conver"encia establecidas en el tratado de 7aastric!t.Ci Q P-i donde CEi @ coste efectivo de las competencias asumidas por la Comunidad i .l actuar de este modo desaparec&an todos los incentivos para reducir el coste efectivo o incrementar la recaudación de los tributos cedidos$ a trav%s de una mejor "estión$ pues ello sólo conduce a una disminución del porcentaje de participación en 177 .utó nomas "obernadas por el principal partido de la oposición^ Se otor"an competencias normativas en cuanto a los tributos cedidos^ se cede$ parcialmente$ el -3PA$ en el #ue se distin"ue entre la cuota estatal y la cuota auto nómica$ en la #ue se confieren potestades normativas$ con respecto a la tarifa y las deducciones en la cuota 4. )a evolución reflejada pone de manifiesto al"unos de los principales ras"os del sistema común de financiación autonómica. Se mantiene$ provisionalmente$ el 12W de la recau dación del -3PA 4P-35 establecida en el periodo anterior^ Se reduce el peso del PP.Ci @ recaudación de los tributos cedidos a la Comunidad i P-i @ participación en los in"resos del Estado por la Comunidad i. .utónomas #ue asumen las funciones de educación y sanidad$ si aún no dispon&an de ellas^ El nuevo sistema de financiación es rec!a(ado por las tres Comunidades . Este efecto se produce por#ue el valor de este componente de la financiación se obten&a a partir de un porcentaje sobre la recaudación de los tributos no cedidos a las Comunidades . Esta fórmula de financiación no daba nin"ún incentivo para #ue las Comunidades . El c0lculo del Pli "eneraba el denominado % cto %inanci ro. . En efecto$ puede describirse el es#ue ma de financiación autonómica como : CEi @ .mpliación de las competencias de las Comunidades . Periodo de autonom&a y corresponsabilidad fiscal 4199Y 'HH15 : El partido en el "obierno no dispone de mayor&a absoluta en el Con"reso de los Diputados y recibe el apoyo de los "rupos parlarnentarios nacionalistas 4199<5^ .35. Este procedimiento planteaba una serie de dificultades importantes$ entre las #ue pueden citarse los si"uientes : )a importancia del se"undo elemento de financiación produc&a efectos indeseables en t%rminos de perceptibilidad para los ciudadanos$ a los #ue siempre se les pod&a presentar las reali(aciones del "obierno autonómico$ mientras #ue el pa"o de los tributos se reali(aba a la .al contarse con fuentes de financiación alternativas^ Se pierde la coordinación en materia de endeudamiento.

C-[C . En el an0lisis del sistema de financiación se se"uir0 el mismo orden #ue en la lección anterior$ distin"uiendo entre in"resos tributarios$ transferencias inter"uberna mentales y$ por último$ el recurso al endeudamiento.utónoma$ a la #ue denominaremos P-3$$ o participación de la Comu nidad i %sima en el impuesto sobre la renta$ y lo #ue se aplica en el último periodo reflejado$ donde tenemos una aut%ntica cesión de un porcentaje del -3PA$ incluyendo potestades normativas en cuanto a ese tramo. 1. -n"resos tributarios. . Se cede un porcentaje del -3PA lo #ue reduce$ en esa proporción$ la participación en los in"resos del Estado. ?5 E) S-S.sturias5 o sobre los aprovec!amientos cine"%ticos 178 .utónoma. ?5 En las dos últimas etapas de la evolución de la financiación autonómica se observa una mayor tendencia a ase"urar la autonom&a y la corresponsabilidad fiscal de los entes territoriales. -mpuestos sobre el jue"o del bin"o$ #ue aparece en las Comunidades de .C. Debe !acerse notar la diferencia #ue e+iste$ en lo #ue se refiere a este elemento$ entre lo #ue se aprueba en el periodo 199' 199<$ #ue es tan sólo la entre"a de un porcentaje de lo recaudado por el impuesto sobre la renta en la Comunidad . . Se confieren$ en la última fase de evolución$ competencias normativas en cuanto a los impuestos cedidos.ributos basados en el criterio del beneficio como las tasas o las contribuciones especiales$ #ue representan in"resos adecuados para las !aciendas subcentrales #ue se confi"uran como prestadoras de servicios.8C[7-C. Co pueden afectar a la libre circulación de bienes o factores de producción.1. Co pueden ser e+portados$ y para "aranti(arlo no pueden "ravar rendimientos o bienes situados fuera de los l&mites de la Comunidad .CC-. )os in"resos tributarios de #ue disponen las Comunidades .) DE A-C.los in"resos del Estado.sturias$ Catalunya$ 7urcia$ =alencia$ Balicia$ Castilla )a 7anc!a$ Cantabria y ?aleares.utónomas tienen tres fuentes distintas : a5 Tri"(tos $ro$ios : En primer lu"ar$ las !aciendas territoriales disponen de los tri"(tos $ro$ios cuyo establecimiento debe respetar tres restricciones marcadas por la )8AC.1.. -mpuestos con finalidad medioambiental como los #ue recaen sobre !idr0ulicos 4Catalunya5$ los c0nones sobre saneamiento de a"uas 7adrid$ ?aleares$ =alencia$ Balicia$ . los recursos 4Catalunya$ por vertidos 4?aleares5 o -mpuestos de re"ulación económica$ como los e+istentes sobre tierras infrautili (adas 4.sturias y )a 3ioja5$ el canon 47urcia5$ el impuesto sobre instalaciones #ue afecten al medioambiente el impuesto sobre la contaminación atmosf%rica 4Balicia5. Co pueden suponer una doble imposición$ y para "aranti(arlo se impide #ue recai"an sobre !ec!os imponibles "ravados en tributos estatales.utónoma no es dili"ente$ en cuanto a los tributos de #ue dispone$ ello no sea compensada por una mayor participación en los in"resos del Estado.E7.ndaluc&a$ E+tremadura y . En tal sentido$ deben apuntarse los si"uientes aspectos : Se considera la diferencia entre la recaudación efectiva por los tributos cedidos y una recaudación$ considerada como ZnormalZ$ de tal modo #ue si la Comunidad .

P.utónomas. 179 . )as !aciendas autonómicas disponen de un "rupo de tri"(tos c didos B en los #ue adem0s de !acerse car"o de la "estión$ como suced&a inicialmente$ desde 199<$ se dispone de competencias normativas importantes a la !ora de determinar el volumen de recursos #ue se obtendr0n por esa v&a. '5 Co !ay inconvenientes en el establecimientos de recar"os sobre las tasas de jue"o #ue son un impuesto cedido a las Comunidades . )a cuestión #ue !a suscitado m0s debate es$ sin duda$ la cesión parcial del -3PA$ sobre la #ue se pueden formular las si"uientes refle+iones : 15 .utónomas no disponen de capacidad de "estión en cuanto al tramo autonómico del -3PA.4E+tremadura5. c5 R car/os. Para la atribución de este in"reso a la Comunidad . En estas circunstancias$ podemos distin"uir las si"uientes posibilidades : 15 )as !aciendas territoriales$ !ayan aceptado o nó el nuevo sistema de financia ción$ podr&an establecer recar"os sobre el -3PA.l contrario #ue en el caso de los dem0s tributos cedidos$ las Comunidades .\D$ en cuyo caso$ por la multiplicidad de supuestos #ue re"ula es m0s dif&cil establecer la atribución de la cuota$ #ue depende del tipo de actividad "ravada.utónoma se utili(a el criterio de la residencia del contribuyentes$ o el lu"ar donde permane(ca m0s d&as. partir de la última reforma del sistema de financiación autonómica$ se !a amplia do el campo de aplicación de estos recar"os por#ue a!ora puede operarse sobre los tributos cedibles y antes sólo sobre los impuestos cedidos. El -PC$ en el #ue el criterio de atribución es el de la residencia del contribuyente. '5 )a determinación de la cuota l&#uida autonómica obli"a a deducir de la cuota &nte"ra$ calculada por aplicación de la escala autonómica a la base li#uidable del impuesto$ el 12W del importe total de las deducciones estatales$ previstas en el art. El -. Estos tributos son los si"uientes : El -3PA$ parcialmente$ con un l&mite del /HW #ue se alcan(ar0 cuando se !ayan culminado las transferencias de educación. 1nas por#ue se trata de un impuesto ya cedido$ las otras por#ue$ para ellas$ es cedible. En los tributos sobre el jue"o$ se atribuye a la Comunidad donde se realice el !ec!o imponible. . b5 Tri"(tos c didos. /5 Sin embar"o$ la cuestión #ue !a "enerado un mayor debate entre los respon sables de las !aciendas territoriales es determinar #u% Comunidades salen "anando con la cesión del -3PA y cu0les pierden financiación. En el caso m0s frecuente$ la transmisión de inmuebles$ corresponde al territorio donde est% situado. El -SD$ #ue se atribuye a la Comunidad en la #ue resida el donante o el causante. .!ora bien$ debe tenerse en cuenta #ue e+iste un l&mite$ en el -3PA$ #ue impide a una re"ión establecer una tribulación superior en un 'HW a la tarifa autonómica común. 22 de la )ey$ con los l&mites #ue se fijan en los arts 2< y 2Y11.

Este tipo de deuda$ con fines de tesorer&a$ est0 especialmente justificada cuando se produ cen retrasos en el cobro de la participación en los in"resos del Estado$ pero pueden "enerar la corruptela de enmascarar la emisión de deuda a medio y lar"o pla(o a trav%s de una renovación continua de cr%ditos a corto. Pueden clasificarse las transferencias procedentes de otros niveles de "obiernos en dos "randes apartados$ se"ún traten de "aranti(ar la suficiencia de los recursos de la Comunidad .utónomas$ y las condicionales$ cuyo mejor ejemplo son los convenios para financiar inversiones espec&ficas. se considera como un impuesto cedible$ por lo #ue en principio podr&a ser objeto de recar"o. De una parte$ debe destinarse a los "astos de inversión$ de otra la suma de intereses y amorti(aciones en un periodo no puede superar el '2W de los in"resos corrientes. /. >5 Por último$ deben mencionarse los recar"os establecidos por las Comunidades . )as Comunidades .deben distin"uirse dos aspectos diferentes ^ de un lado$ considerar cómo se determina su cuant&a y$ de otro$ cómo se reparte entre las Comunidades #ue pueden beneficiarse de %l$ #ue$ por la coordinación aludida en el p0rrafo anterior$ sólo pueden ser las #ue se consideren incluidas en el denominado objetivo 1R$ de acuerdo con las normas de la 1nión Europea. '5 El endeudamiento superior a un a*o se somete a dos limitaciones distintas. '.utónomas uniprovinciales en su calidad de sucesoras de las anti"uas Diputaciones Provinciales #ue les permit&a tales recar"os sobre el impuesto municipal sobre las actividades económicas. b5 Trans% r ncias $ara #a r distri"(ci)n r /iona# d #a r nta .utóno mas reciben unos fondos complementarios para incrementar el capital público desti nado al suministro de los servicios públicos de los #ue son titulares. El recurso al endeudamiento por parte de los entes territoriales debe limitarse para coordinar la actividad financiera de las !aciendas autonómicas con los objetivos de pol&tica económica del "obierno central. 15 )as Comunidades . El recurso al endeudamiento. . En cuanto a la re"ulación actual del AC. )a participación en los in"resos del Estado se !a defendido por ra(ones de suficiencia económica. )as transferencias inter"ubernamentales . Puede distin"uirse entre transferencias incondicionadas$ entre las #ue se encuen tran la participación en los in"resos del Estado o el porcentaje de recaudación del -3PA #ue se entre"a a las Comunidades .utónomas disponen de dos instrumentos de financiación desti nados a esta finalidad$ el Aondo de Compensación -nterterritorial 4AC-5$ y los fondos estructurales de la 1nión Europea.utónoma$ en un sentido amplio$ o #ue se pretenda actuar como un elemento corrector de la distribución re"ional de la renta.ar #a s(%ici ncia %inanci ra . 180 .utónomas pueden endeudarse a corto pla(o$ para cubrir los desfases entre los pa"os #ue debe reali(ar y los in"resos #ue tiene #ue percibir./5 )a fase minorista del -=.dem0s se !a propuesto la creación de otro instrumento de financiación$ denominado asi"nación presupuestaria especial$ cuyo objetivo ser&a la i"ualación en los niveles de prestación de los servicios públicos transferidos$ pero tales fondos !an #uedado in%ditos. a5 Trans% r ncias $ara /aranti. En cuanto a las subvenciones condicionadas destinadas a lo"rar la suficiencia$ se incluyen los convenios de inversión$ en virtud de los cuales las Comunidades .

ributaria$ la ausencia de distorsiones en la libre circulación de mercanc&as o factores de producción y #ue la presión fiscal efectiva debe ser e#uivalente a la de los territorios de r%"imen común.E7. De otro$ el impuesto sobre combustibles derivados del petróleo se aplica en fase mayorista tiene la consideración de un tributo propio$ por lo #ue su recaudación no se resta de la participación en los in"resos del Estado$ sino #ue constituye$ como en todos los casos de tributos propios$ una fuente adicional de financiación para la !acienda territorial.E7.utónoma. C87cC. .5 E) S-S. .3-8 P38P-8 DE )8S .3-?1.utónomas puede limitarse por ra(ones de coordinación de la pol&tica económica. CE ESPEC-. .ta*e la primera a la e+istencia de dos normativas$ una foral y otra común. pesar de ello$ a efectos de financiación se considera como un tributo cedido$ por lo #ue la recaudación obtenida por esta v&a se descuenta de la participación en in"resos #ue corresponder&a a esta Comunidad . Por ello$ la evolución !istórica reciente del sistema de conciertos est0 marcada por esa tensión entre e+i"encias de la autonom&a y necesidades de coordinación.)ES El ejercicio de amplias competencias normativas sobre las principales fi"uras tribu tarias del sistema fiscal e+i"e la elaboración de normas #ue impidan la aparición de situaciones de privile"io entre los ciudadanos de un mismo Estado y de distorsiones en la asi"nación de recursos.DES DE) S-S.-. EL SISTEMA 6ORAL El sistema foral supone un cambio total en la filosof&a del es#uema de la finan ciación autonómica. De un lado$ el impuesto "ene ral indirecto canario$ #ue sustituye al -=.E33-. 22. En se"undo t%rmino$ se plantea la cuestión de cómo se reparte la recaudación obten&da entre el "obierno central y cada una de las Diputaciones Aorales$ cuando la sociedad reali(a operaciones en todo el territorio nacional$ para lo #ue se vuelve a 181 .$ en el #ue el "obierno autonómico tiene competencia para establecer los tipos impositivos$ as& como para la "estión$ lo #ue le apro+ima m0s a la fi"ura de tributo propio #ue a la de impuesto cedido..83-8S A83.)-D.ras la reforma del sistema en 199Y$ las principales limitaciones a las #ue se somete la capacidad normativa de los territorios forales son la adecuación a la )ey Beneral . y los -mpuestos Especiales.utónoma. . En el sistema foral se produce un pacto$ en virtud del cual las !aciendas forales se !acen car"o de todos los in"resos tributarios "enerados en su territorios con el #ue deben financiar las competencias #ue ejercen y transferir una parte a la !acienda central para cubrir la parte #ue les corres ponda por las funciones #ue reali(a el "obierno central en el territorio de la Comunidad . )as principales dificultades se plantean en el caso del -mpuesto de Sociedades$ y en la imposición indirecta constituida por el -=.!ora bien$ el establecimiento de criterios muy r&"idos podr&a acabar convirtiendo la capacidad normativa de estos territorios !istóricos en puramente nominal. El supuesto m0s interesante de r%"imen especial dentro del sistema común se refiere a la Comunidad Canaria y se basa en la e+istencia de un sistema propio de imposición indirecta articulado en dos tributos distintos. Por una parte$ en el -mpuesto de Sociedades se plantean dos tipos de cuestiones. ./5 El recurso al endeudamiento por parte de las Comunidades . . En el sistema común $ la !acienda central transfiere una serie de competencias a las !aciendas territoriales y les dota de los recursos suficientes para atender a los "astos #ue "eneran$ bien sea a trav%s de la cesión de tributos o bien mediante la participación en los in"resos del Estado. Esta cantidad #ue se transfiere se denomina c($o en el caso de Eu(Jadi y a$ortaci)n en el de la Comunidad Aoral de Cavarra.

C871C-D..5$ el valor de las competencias #ue ejerce Eu(Jadi 4C.an sólo debe mos se*alar al"unos aspectos diferentes$ entre los #ue se citan los si"uientes : 15 El car0cter indefinido del Convenio Económico con la Comunidad Aoral de Cavarra$ frente al Concierto =asco$ cuya vi"encia termina en el a*o '.=. Cuando se tienen en cuenta estos elementos$ se define el c($o #?P(ido B #ue es el realmente in"resado por las !acienda foral a la !acienda central y #ue se define como: C5 E) C8C=EC-8 DE ).) DE C.5. ?E ).utónomas.C-[C DE) C1P8.usencia de pluralidad de competencias normativas$ #ue se da entre las tres Diputaciones Aorales de Eu(Jadi. y los impuestos especiales$ la dificultad procede$ en primer t%rmino$ de especificar #u% empresas deben in"resar las cuotas correspon dientes a las !aciendas forales$ donde se emplean re"las similares a las aplicadas para el -mpuesto de Sociedades$ y$ en se"undo t%rmino$ de como atribuir la recau dación por estos impuestos indirectos$ cuando$ por su propia naturale(a se trata de impuestos e+portables$ y por tanto una parte !abr0 sido pa"ada por ciudadanos de otras Comunidades .33.. RE6LEIIONES EN TORNO AL 6'T'RO DE LA 6INANCIACIÓN A'TONÓ3 MICA. A-\. '5 .un#ue no resulte sencillo pronosticar cu0l puede ser el futuro de la financiación autonómica$ s& puede se*alarse cu0les son los t%rminos del debate sobre la cuestión y #u% reivindicaciones se !an ido planteando en esta materia.5$ #ue se calcula restando al "asto total del Estado 4B.D A83. Por lo #ue se refiere al -=. . /5 Coincidencia entre los tributos concertados entre el "obierno central y Eu(Jadi y los tributos convenidos entre la Comunidad Aoral de Cavarra y el "obierno central$ si bien sólo est0 convenido el -mpuesto sobre ?ebidas . >5 El procedimiento de c0lculo de la aportación Cavarra es muy similar al descrito para la obtención del cupo vasco.utónoma 4CC. El procedimiento de fijación del cupo parte$ en primer t%rmino$ de la obtención del valor de las competencias no asumidas por la Comunidad . Este proceso podr&a continuarse en la medida en #ue se alcance un tec!o común en las competencias de las diferentes Comunidades 182 .HH1. El sistema aplicado a la Comunidad Aoral de Cavarra coincide sustancialmente con los ras"os "enerales e+puestos para los territorios forales de Eu(Jadi..lco!ólicas y cabe esperar #ue en el futuro se conven"a el resto de los -mpuestos Especiales.emplear como criterio el volumen de operaciones y el porcentaje de las mismas reali(adas en cada (ona. En el caso de la Comunidad Aoral de Cavarra$ el porcen taje fijado es del 1$<W 22.utónomas en la "estión de sus propios in"resos para depender menos de las trans ferencias inter"ubernamentales. . Co obstante$ no todos los tributos #ue se recaudan en el Pa&s =asco son concer tados$ al"unas partidas de los impuestos directos pa"ados por ciudadanos vascos son interesados por el Estado central y$ adem0s$ se debe tener en cuenta #ue el propio "obierno central no !a sido capa( de cubrir todos los "astos con in"resos$ por lo #ue debe tenerse en cuenta el importe del d%ficit público. 1na ve( determinado el importe de las competencias no asumidas$ se obtiene el cupo bruto$ para lo #ue se considera #ue la financiación entre"ada por los territorios forales debe ser proporcional a la participación de ellos$ como conjunto$ en la renta nacional de nuestro pa&s. 15 )a evolución del sistema común se*ala$ un creciente papel de las Comunidades .

3-?1.yuntamientos #ue puede resumirse : Auentes de financiación de los municipios.al propuesta parece #ue puede suscitar dos problemas diversos.3-?1.. .1. '5 Co puede e+cluirse #ue una i"ualación de competencias entre todas las Comu nidades . /5 1n tercer factor relevante se refiere a la falta de desarrollo de las asi"naciones presupuestarias destinadas a i"ualar la calidad en la prestación de los servicios públi cos.utónomas d% lu"ar a una reclamación de nuevas transferencias por parte de las nacionalidades !istóricas. >H$ debe entenderse #ue las dotaciones de este fondo deber&an mostrar una tendencia creciente$ libre de los avatares #ue influyen en las reducciones del volumen de inver sión pública$ pues el l&mite inferior se*alado$ aun#ue sea un avance sobre la situación anterior$ si"ue dependiendo del volumen de inversión nueva acordada por el "obierno central.3-8S 6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 . En tal sentido$ debe recordarse #ue los partidos nacio nalistas vascos reivindican$ entre otras cosas$ las correspondientes al -CE7 y #ue similares propuestas se defienden desde otros "rupos nacionalistas del Estado.utónomas y pasar&a por ceder otros tributos... De otro$ la propia !acienda del "obierno central podr&a verse en dificultades para !acer frente a sus competencias. '/ )a financiación de los entes locales 2&. 6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 -CB3ES8S 83D-C. Si atendemos al mandato constitucional contenido en el art.3-8S 6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 8bli"atorios =oluntarios 6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 -mpuesto sobre ?ienes -nmuebles 4-?-5 -mpuesto sobre el -ncremento en el =alor 183 . -"ualmente esta coordinación se precisa para el cumplimiento de los criterios de endeudamiento y d%ficit público establecidos en el proceso de adopción de la moneda única. LA 6INANCIACIÓN DE LOS A='NTAMIENTOS )a )ey 3e"uladora de las Haciendas )ocales de 19:: establece un cuadro de in"resos para los . . 25 El creciente "rado de autonom&a en la "estión de los distintos tributos por parte de las !aciendas subcentrales e+i"e$ correlativamente$ un mayor esfuer(o en la coordina ción entre los distintos niveles de "obierno.3-8S C8 . De un lado$ determinadas !aciendas territoriales carecer&an de los recursos suficientes para !acer frente al cupo #ue les correspondiera y a la financiación de las competencias asumidas.s& se !a propuesto la cesión de la fase minorista del -=. <5 Por último$ se !a planteado la posibilidad de e+tender el sistema foral a todas las Comunidades .utónomas. >5 1na cuestión adicional #ue debe deslindarse de lo se*alado en el p0rrafo anterior$ se refiere a los fondos #ue$ como el AC-$ est0n destinados a ree#uilibrar la distribución re"ional de la renta.$ se !a planteado una ampliación del tramo autonómico o incluso de una parte del -mpuesto de Sociedades.

asas 4P7-E5 -mpuesto sobre =e!&culos Contribuciones especiales de .errenos 1rbanos 4-. Desde la aprobación de la ley de 19:: se !a producido una apreciable mejora en la situación financiera de los ayuntamientos$ #ue pasan de presentar una situación de d%ficit a otra de super0vit.errenos 1rbanos 4-.5 E) C17P)-7-EC. >.75 6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 -CB3ES8S ED.E5 Construcciones y 8bras 4-C-85 en los in"resos del Estado .utóno mas.3-8S.83D-C.ctividades Económicas 4-.=. El sistema de financiación establecido en 19:: era m0s acorde con el $rinci$io d sim$#icidad B pues se reduce el número de fi"uras tributarias e+istentes.=.15$ en el -mpuesto sobre Construcciones$ -nstalaciones y 8bras 4-C-85 y en las tasas y contri buciones especiales.15 -mpuesto sobre .3-?1.E5 y el -mpuesto sobre los =e!&culos a . De otra$ de los in"resos tributarios$ en los #ue se distin"ue entre tres fi"uras obli"atorias : el -mpuesto sobre ?ienes -nmuebles 4-?-5$ el -mpuesto sobre . El cumplimiento de este principio es alto por#ue las bases "ravadas en el conjunto de impuestos municipales est0 claramente vinculada a la residencia dentro del t%rmino municipal o a los servicios #ue se prestan$ sin #ue sea f0cil la e+portación del "ravamen correspondiente. En cuanto a la financiación e+traordinaria est0 constituida por el recurso al endeudamiento por parte de los ..3-8S 6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 ECDE1D. -"ualmente$ puede pensarse en un alto "rado de cumpli miento del $rinci$io d #oca#i. El an0lisis de los principios tributarios en un marco de !acienda descentrali(ada los resum&a en seis "randes e+i"encias : 1 '. . )os primeros se obtienen de dos fuentes diversas : De una parte$ de las transferencias incondicionadas procedentes del "obierno central 4Participación 7uni cipal en los -n"resos del Estado o P7-E$ sin #ue se !aya resuelto de momento la cuestión de las transferencias a los municipios por parte de las Comunidades .75$ y otros tributos cuyo establecimiento es potestativo para los municipios$ como ocurre en el -mpuesto sobre el -ncremento en el =alor de los .7-EC. 2. Se distin"ue entre los in"resos ordinarios y los e+traordi narios.3.de los .aci)n $ con el #ue se trata de evitar #ue un tributo recau dado por un ente local sea efectivamente pa"ado por al"uien #ue no percibe servicio al"uno del municipio.8 DE )8S P3-CC-P-8S . El actual sistema es bastante cumplidor del $rinci$io de a(tonom?aB en la medida en #ue no sólo otor"a amplias potestades a la !ora de confi"urar el cuadro de in"re sos tributarios$ sino por#ue da una cierta fle+ibilidad a la !ora de establecer los tipos impositivos correspondientes.yuntamientos.8 6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 El cuadro de in"resos establecido por la ley simplificaba notablemente las fuen tes tributarias pree+istentes.ctividades -mpuesto sobre -nstalaciones Participación municipal Económicas 4-. /.racción 7ec0nica 4-=. Por lo #ue ata*e al respeto del $rinci$io d P(idad B pueden se*alarse diversas consideraciones$ entre las #ue destaca un mejor encaje con la fiscalidad estatal$ para evitar situaciones de doble imposición$ la co!erencia de la imposición municipal con 184 .racción 7ec0nica 4-=. En cuanto al principio "eneral de la imposición$ puede afirmarse #ue el sistema de financiación municipal !a favorecido el cumplimiento del $rinci$io d s(%ici ncia.

)ES Se incluyen a#u& tanto los impuestos obli"atorios como a los voluntarios as& como las tasas o las contribuciones especiales. Su establecimiento como impuesto municipal puede justificarse f0cilmente por #ue resulta imposible la e+portación del tributo fuera de los l&mites de la jurisdicción #ue lo establece$ por lo #ue no es e+tra*o #ue sea un elemento clave en casi todas las !aciendas municipales y #ue as& se defienda por la doctrina. Con respecto a la re"ulación concreta de este impuesto en Espa*a$ deben se*alarse los si"uientes datos : Se consideran e+entos del pa"o del impuesto las . En ese caso$ la movilidad perfecta de capital acabar0 diluyendo el efecto del impuesto sobre la propiedad inmobiliaria y reducir0 la renta del capital con independencia de en #u% activo se materialice$ pues mientras e+istan diferencias de rendimiento neto se producir0 un trasvase de recursos de un mercado a otro. Se trata de un impuesto real$ directo$ #ue "rava la tenencia de los bienes inmuebles$ considerando su valor bruto$ es decir$ sin descontar las car"as #ue recaen sobre ellos. En casos intermedios$ el impuesto acabar0 afectando tanto a los propietarios de inmuebles como a los demandantes de servicios de vivienda.el criterio de la capacidad de pa"o$ medida por las propiedades inmobiliarias o de ve!& culos o por la posibilidad de obtener rentas a partir de la actividad económica$ y con el criterio del beneficio$ no sólo en cuanto al uso de las tasas y las contribuciones espe ciales$ sino por#ue$ adem0s$ al"unos de los tributos municipales no sólo "ravan una mayor capacidad económica sino #ue$ simult0neamente$ suponen el pa"o a una contraprestación por parte del municipio. a5 El -mpuesto sobre ?ienes -nmuebles 4-?-5. ?5 )8S . En cuanto a la cuestión de la incidencia$ pueden se*alarse las si"uientes conside raciones : Si se entiende #ue el impuesto recae sobre los inmuebles construidos$ cuya oferta$ por definición$ es r&"ida en el corto pla(o$ entonces el impuesto lo sufre el vendedor$ ya #ue el demandante capitali(ar0 el importe de las cuotas tributarias del -?.dministraciones Públicas propie tarias de bienes inmuebles destinados a la defensa$ la se"uridad ciudadana$ los servi cios educativos y penitenciarios$ as& como las confesiones reli"iosas con las #ue e+is ta acuerdo$ la Cru( 3oja$ los "obiernos e+tranjeros y dem0s or"anismos o 185 . De todos modos$ debe considerarse #ue el cumplimiento del principio de neutralidad es pr0cticamente imposible en el caso de la imposición municipal.a la !ora de deter minar el importe del al#uiler. Si$ en el lar"o pla(o$ la oferta de edificios en una (ona es !ori(ontal$ o perfectamente el0stica$ entonces el impuesto acaba recayendo sobre el demandante de servicios inmobiliarios$ bien por#ue el constructor a*ade el impuesto a los dem0s costes o por#ue el propietario #ue al#uila el edificio incluye la cuota del -?. En un enfo#ue de e#uilibrio "eneral$ deber0 considerarse a la propiedad inmobiliaria como una forma de materiali(ar el a!orro$ #ue compite con otro tipo de activos. Co puede considerarse #ue la imposición municipal respete precisamente el $rin3 ci$io d n (tra#idad B pues discrimina una forma de materiali(ar el a!orro frente a otras$ unas actividades económicas con respecto a otras$ y unos bienes frente a otros. <.8S 71C-C-P.para reducir su precio de compra.3-?1. 7uc!o m0s discutible resulta la cuestión de la incidencia de este tributo y su justificación basada en el principio de e#uidad.

El -mpuesto sobre . El impuesto recae sobre el valor de la propiedad inmobiliaria$ o Ga#or catastra# @ Para determinar este valor$ en el caso de los bienes de naturale(a urbana se toma como punto de referencia el precio de mercado$ mientras #ue en los de naturale(a rústica$ los terrenos se estiman capitali(ando al tipo de inter%s fijado re"lamentariamente$ los rendimientos potenciales de la propiedad y en las construcciones se emplea un procedimiento similar al empleado a los bienes urbanos. estos tipos de "ravamen se les puede a*adir un recar"o en el caso de las 0reas metro politanas. b5 El -mpuesto sobre . Se fijan re"las para determinar el lu"ar en el #ue se presume #ue se llevan a cabo la actividad correspondiente$ distin"ui%ndose entre actividades empresariales y profe sionales.dem0s se !a destacado la "ran variabilidad en la cantidad pa"ada en concepto de -?-$ medida por el importe del recibo satisfec!o por el contri buyenteZ. Se establece un conjunto de e+enciones similares a las se*aladas para el caso del -?-.E5. Estos valores deben revi sarse cada oc!o a*os$ aun#ue se permite la actuali(ación de los mismos cuando se den determinadas circunstancias. la !ora de determinar el importe concreto de cada cuota$ se presenta una enorme diversidad de situaciones y de &ndices o modulos para valorarlas$ aun#ue pueden citarse como los m0s importantes$ la potencia instalada$ el número de trabajadores en plantilla$ los turnos diarios$ la población del municipio$ el aforo o la superficie de los locales . . 186 .ctividades Económicas es el se"undo in"reso tributario tanto por la importancia de los recursos #ue aporta como por los problemas teóricos #ue suscita. . . El impuesto se confi"ura como de cuota fija$ pero debe tenerse en cuenta la posible presencia simult0nea de cuotas m&nimas municipales$ cuotas provinciales y cuotas nacionales$ #ue permiten el ejercicio de la actividad en territorios m0s o menos amplios.entidades en virtud de acuerdos internacionales$ a los #ue a*adir una serie de e+cepciones puntuales..yuntamiento dentro de los l&mites marcados por la ley$ #ue establece m0+imos diver sos dependiendo de #ue se trate de bienes urbanos o rústicos$ de la población de derec!o del . )os . )a re"ulación de este tributo en la !acienda municipal espa*ola responde a las si"uientes caracter&sticas : Se trata de un impuesto directo y de car0cter real$ #ue "rava el ejercicio de activi dades empresariales$ profesionales o art&sticas$ aún cuando no se ejer(an en un local determinado. El contribuyente puede ele"ir$ en estos casos$ la opción #ue m0s le con ven"a.yuntamiento$ y por determinadas circunstancias especiales.ctividades Económicas 4-. El tipo de "ravamen #ue se aplica al valor catastral se determina libremente por el .yuntamientos !an ido aumentando los tipos impositivos$ si bien todav&a e+isten posibilidades de crecimiento sin lle"ar a los l&mites superiores$ e i"ualmente se !an revisado los valores catastrales$ aun#ue en no pocas ocasiones$ esta modificación de las bases se !a acompa*ado de reducciones en los tipos para evitar un incremento e+cesivo en la cuota. )a mejor justificación de los impuestos locales #ue "ravan la reali(ación de activi dades económicas es la aplicación del principio del beneficio$ en la medida en #ue se supone #ue la prestación de mejores servicios públicos en un municipio !ace m0s f0cil la reali(ación de actividades económicas..

De un lado$ de un conjunto de &ndices$ relacionados con el motor del ve!&culo$ como la potencia fiscal en los turismos y tractores o la cilindrada en las motocicletas$ o con el número de pla(as$ en los autobuses$ y con los L". El se"undo permite #ue los responsables de la Hacienda municipal "raduen las cuotas teniendo en cuenta el lu"ar concreto donde se realicen las actividades$ para discriminar as& entre los locales situados en el centro del municipio y los del e+trarradio. )a propiedad de un automóvil puede representar un &ndice de la capacidad de pa"o$ sobre todo si la cuota #ue debe satisfacerse "uarda una cierta relación con el precio del ve!&culo. 187 . En primer t%rmino$ no resulta dif&cil justificar la e+istencia de este tributo municipal$ #ue se apoya en tres tipos de consideraciones : 1. Para ello$ se establecen cate"or&as para clasificar las calles y se determina el número posible de cate"or&as$ #ue depende del tama*o del propio municipio. El impuesto puede considerarse tambi%n como una clara aplicación del principio del beneficio$ en la medida en #ue precisamente el tr0fico de automóviles es la causa de una importante porción de los "astos de un municipio$ pero en tal caso la cuota no deber&a necesariamente depender del precio del ve!&culo$ sino de otras variables. '. Se establecen una serie de e+enciones similares a las ya contempladas en los dos tributos anteriores$ para los ve!&culos afectos a la defensa nacional$ la se"uridad ciudadana$ ambulancias$ ve!&culos de representaciones diplom0ticas$ etc. En cuanto a las caracter&sticas esenciales de esta fi"ura tributaria pueden se*a larse los si"uientes elementos : Se trata de un impuesto directo y real #ue "rava la titularidad de ve!&culos aptos para circular en las v&as públicas : Se trata de un impuesto patrimonial #ue recae tan sólo sobre uno de los componentes de la ri#ue(a bruta del sujeto. El primero se basa en el número de !abitantes del municipio$ con valores m0+imos y m&nimos entre los #ue puede ele"ir el .E demuestra un creciente esfuer(o fiscal por parte de los municipios$ #ue se traduce en un aumento de la recaudación por este concepto. c5 El -mpuesto sobre =e!&culos a .75. .racción 7ec0nica 4-=.l i"ual #ue en el caso del -?-$ la evolución reciente de la recaudación del -. /. Por último$ en la medida en #ue los automóviles "eneran efectos sobre la conta minación atmosf%rica$ puede defenderse este impuesto como un modo de compensar las e+ternalidades ne"ativas #ue se causan.ctividades Económicas por un impuesto local #ue sustituyera a la fase minorista de la imposición "eneral sobre las ventas. El tercer impuesto obli"atorio de los municipios es el #ue recae sobre la propiedad de los ve!&culos a motor.1na ve( calculada la cuota correspondiente se aplican dos tipos de coeficientes.yuntamiento. Se !a su"erido #ue ser&a mejor el empleo de otras alternativas$ entre las #ue destacan las si"uientes : a5 Sustituir el -mpuesto sobre . de car"a útil$ en los camiones y remol#ues. Del mismo modo$ se puede consi derar #ue la ley todav&a deja un mar"en para el aumento de este tipo de in"resos$ en el entorno de un '2W de recaudación posible. De otro$ el municipio puede multiplicar la cuota resultante de la aplicación de estos &ndices por un coeficiente$ dentro de un m0+imo fijado por la ley$ #ue depende del tama*o del municipio. )a determinación de la cuota depende de dos elementos. b5 1na se"unda posibilidad ser&a establecer un impuesto sobre la renta "enerada o$ con un procedimiento m0s f0cil de aplicar$ un recar"o sobre el -3PA.

/5 El uso de otros &ndices$ distintos a la potencia fiscal$ como pueden ser el tama*o$ medido por las pla(as de un autobús o la capacidad de car"a$ s& pueden resultar co!erentes con la justificación de este impuesto$ en tanto #ue su efecto sobre el tr0fico o el deterioro de las v&as públicas es mayor si el ve!&culo empleado es m0s "rande. En se"undo t%rmino$ y esta cuestión ya fue planteada en su momento$ puede darse otro caso de doble imposición de las plusval&as inmobiliarias si el aumento del valor de los inmuebles se !a debido a obras reali(adas por el municipio #ue fueron financiadas mediante contribuciones especiales. 1na re"la "eneralmente aceptada es suponer #ue el 'HW corresponde al terreno y el :HW restante a la edificación. Dic!o en otros t%rminos$ la potencia del ve!&culo no es un &ndice de capacidad mejor #ue el precio.ampoco se aplica este tributo en casos similares a los se*alados en los dem0s 188 .15 . En tercer lu"ar$ ser&an aplicables i"ualmente las refle+iones ya se*aladas sobre el caso de las "anancias de capital "eneradas por un incremento en los precios de las construcciones o de los solares$ y si$ en ese caso$ se est0 demostrando o nó una mayor capacidad contributiva por parte del sujeto pasivo. Pero$ incluso en este caso$ afectar&a por i"ual a todos los contribuyentes del impuesto. En cuanto a la re"ulación concreta de este tributo deben destacarse los aspectos si"uientes : El impuesto recae sobre el aumento en el valor de los terrenos B no de todo el inmue ble. Es un tributo potestativo #ue plantea "ran número de dificultades : Este tributo coe+iste con la imposición sobre las "anancias de capital incorporadas en el -3PA : Doble imposición #ue sólo afecta a un "rupo espec&ficos de plusval&as.El principal problema$ en el dise*o de este impuesto$ es si$ para determinar el importe de la cuota$ deben usarse &ndices$ como la potencia fiscal$ o m0s bien el precio de compra. En cambio vincular la cuota al precio de compra si"nificar&a #ue dos automóviles id%n ticos$ con el mismo efecto sobre el tr0fico de la ciudad$ tendr&an cuotas diversas$ dependiendo del a*o de compra del ve!&culo. >5 Co debe olvidarse #ue la potencia del ve!&culo est0 correlacionada con su precio$ pero #ue esa relación no es perfecta$ pues influyen otras variables. )a cuestión entonces es cómo se reparte la valoración del inmueble entre lo #ue corresponde al solar y la parte #ue debe entenderse como edificación.=. d5 El impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos urbanos 4-. '5 Este sistema de &ndices "enera un incentivo para #ue el comprador de un ve!&culo elija una motori(ación determinada para no superar el número de caballos fiscales #ue supondr&a pasar a otro escalón para calcular la cuota. En ese sentido$ el sistema basado en &ndices es menos neutral #ue un sistema de c0lculo basado en el precio de compra del automóvil. . En esa dirección$ pueden apuntarse las si"uientes refle+iones : 15 El procedimiento basado en los &ndices$ de lar"a tradición en la imposición sobre los automóviles$ tiene la ventaja de una mayor simplicidad en la "estión del impuesto$ pues una ve( calculado el importe de la cuota no precisa m0s modificaciones #ue las derivadas de un cambio en el coeficiente multiplicador ele"ido por el municipio. )a propia denominación del impuesto deja claro #ue sólo se aplica a los terrenos urbanos y #ue$ por tanto$ est0n e+cluidos de su aplicación los de car0cter rústico.

1 de la )ey '2 E199: !a modificado el concepto de tasa contenido en el art. )a determinación de la base imponible se !ace a partir del coste de la obra$ y el tipo impositivo es fijado por el .E$ con el #ue se dar&a un caso de doble imposición. El c0lculo de la cuota resulta m0s compleja #ue la diferencia entre precio de compra y de venta : El procedimiento e+i"e reali(ar dos tipos de operaciones. En primer lu"ar$ y a partir del valor catastral de la finca$ se aplican una serie de porcentajes para deter minar cu0l !a sido el incremento en el valor del terreno. 189 . . En se"undo t%rmino$ una ve( calculada la base imponible$ se aplica un tipo impositivo #ue depende de la población del municipio$ pudiendo ele"ir el . 1. f 5 .yuntamiento entre valores m0+imos y m&nimos. )a re"ulación de este impuestos establece #ue el sujeto pasivo del impuesto es el due*o de la obra o el propietario del inmueble donde se realicen las construcciones$ instalaciones o las obras.ampoco es muy defendible este impuesto desde las e+i"encias del principio de neutralidad por#ue supone "ravar una determinada actividad productiva$ como es la de construcción.asas. b5 En se"undo lu"ar$ debe concurrir una de las dos circunstancias establecidas en la propia norma$ a saber : Iue el servicio sea de recepción obli"atoria para el administrado$ por#ue as& lo estable(ca una norma le"al o re"lamentaria o por#ue sea esencial para la vida privada o social del ciudadano. Precisamente las normas #ue establecen la forma de c0lculo de la cuota de este impuesto parecen ser poco respetuosas con los principios tributarios #ue se !an venido utili(ando. e5 El -mpuesto sobre Construcciones$ -nstalaciones y 8bras 4-C-85.!ora bien$ la misma normativa indica #ue se trata de un impuesto indirecto$ con lo #ue deben aplicarse las re"las de incidencia ya estudiadas para considerar #ui%n soportar0 el peso del impuesto. Estos porcentajes dependen de dos variables$ el número de a*os transcurridos entre la ad#uisición y la enaje nación del inmueble$ y la población del municipio ^ pero la ley$ no marca un valor único$ sino #ue se da un valor m&nimo y otro m0+imo entre los #ue puede ele"ir el municipio. Estos problemas !acen pensar #ue e+isten mejores alternativas a este tributo municipal.yuntamiento entre unos valores m&nimos y m0+imos #ue depende de la población del municipio. Entre ellas$ puede destacarse un impuesto sobre el incremento en el valor #ue utili(ase las mismas re"las de c0lculo #ue el impuesto personal sobre la renta y en el #ue se resolviese el problema de doble imposición o bien suprimir el impuesto y sustituirlo por una participación en los in"resos por -3PA en concepto de "anancias de capital.a5 de la )ey Beneral . . )a definición le"al de tasa e+i"e entonces la concurrencia de varias circunstancias : a5 En primer t%rmino debe !aber un beneficio individual claramente derivado de la reali(ación de una actividad pública o de un uso privativo del dominio público. Este impuesto$ introducido por primera ve( en nuestro ordenamiento en la )3H)$ resulta de muy dif&cil justificación$ pues ni puede pensarse #ue se trata de una aplica ción del criterio del beneficio$ pues no se pa"a por obtenerse una licencia de obras y es compatible con la tasa correspondiente$ ni tampoco parece "ravar$ en cumplimiento del criterio de la capacidad de pa"o$ la actividad empresarial$ pues ya est0 sometida al -. '<. El art.impuestos municipales.ributaria.

2&. '1 y >' de la ley impiden el cobro de tasas en los si"uientes supuestos : . ITAEY . Este modo de establecer el importe de la tasa plantea la cuestión de si deben tenerse en cuenta otros factores como la capacidad económica del sujeto a la !ora de "raduarla o la presencia de posibles efectos e+ternos. El ras"o distintivo de la contribución especial es #ue el ciudadano no solicita el servicio público o la obra pública$ pero se beneficia 4directamente o por un aumento en el valor de su patrimonio5 de un modo especial de la actuación del sector público.1. En primer t%rmino$ por lo #ue !ace referencia al importe "lobal del fondo$ se determina con la si"uiente fórmula : PMIE1 5 a . LA 6INANCIACIÓN M'NICIPAL MEDIANTE LA PARTICIPACIÓN EN LOS IN. Co es necesario insitir sobre los motivos #ue e+plican #ue se produ(can transferencias desde el "obierno central. '<. En cuanto a la forma en #ue se debe establecer el importe de la tasa$ la ley '2E199: se*ala #ue en las causadas por el uso privativo del dominio público se tomar0 como referencia el valor de mercado de ese aprovec!amiento especial. ?asta con e+plicar la situación actual y sus principales propuestas de reforma.RESOS DEL ESTADO. El concepto utili(ado por la )3H) reproduce b0sicamente lo establecido por el art.ributaria5$ de acuerdo con el cu0l$ las contribuciones especiales se pa"an cuando el ciudadano obtiene un beneficio o se incremento el valor de su patrimonio como consecuencia de la reali (ación de una obra pública o el establecimiento o ampliación de servicios públicos.b5 de la ley '/HE19</ de ': de diciembre 4)ey Beneral . IE donde 190 . )a principal cr&tica #ue se !a diri"ido a las contribuciones especiales$ y en buena medida tambi%n a las tasas$ es #ue se trata de aplicaciones estrictas del criterio del beneficio$ #ue olvidan la capacidad económica de los contribuyentes.s& los arts. Por otro lado$ la )ey de 3eforma de las Haciendas )ocales establece una serie de servicios municipales en los #ue se pro!ibe el cobro de tasas. "5 )as contribuciones especiales. . En cambio$ en las "eneradas por la reali(ación de una actividad$ el importe de la tasa no puede e+ceder el coste de tal actividad. Estas pro!ibiciones tienen sentido en la medida en #ue el beneficio no es indivi duali(able o por#ue ser&an incompatibles con el principio de "ratuidad de la ense *an(a.Iue el servicio no sea prestado por el sector privado.bastecimiento de a"uas en fuentes públicas$ =i"ilancia pública$ Protección civil$ )impie(a de la v&a pública$ Ense*an(a preescolar y b0sica. Cuando se utili(a este procedimiento de financiación$ #ue no es obli"atorio$ se puede repartir !asta el 9HW del coste de la obra con arre"lo a una serie de posibles módulos$ entre los #ue se cuentan el número de metros de la fac!ada$ el volumen edificable o el valor catastral. )as contribuciones especiales tienen una lar"a tradición en la Hacienda municipal$ aun#ue en los últimos tiempos !a perdido importancia$ !asta ser consideradas por la )3H) como un tributo potestativo para las Haciendas locales.&.

191 . . . 1na ve( fijado el importe total del fondo se establecen una serie de re"las "enerales para proceder a su reparto entre los municipios$ aun#ue los criterios concre tos se dejan a las leyes de Presupuestos Benerales del Estado.E$ pero con un valor m0+imo fijado por la tasa de crecimiento del P-? en t%rminos monetarios y con un m&nimo de "arant&a$ basado en el &ndice de Precios al Consumo. 2&. Entre las de car0cter "eneral$ destacan : Se aplican normas concretas para los casos de 7adrid y ?arcelona #ue tratan de "aranti(ar #ue la entrada en vi"or del sistema de participación en los in"resos del Estado no supon"an una merma de recursos y de #ue se ten"a en cuenta la pres tación de servicios a poblaciones de su 0rea metropolitana. Del mismo modo #ue el endeudamiento de las Comunidades .dem0s de este recurso incondicionado$ las entidades locales podr&an acceder a otro tipo de transferencias condicionales$ para el transporte público$ #ue se establecen en las correpondientes )eyes de Presupuestos Benerales del Estado as& como a una participación en los in"resos tributarios de las Comunidades . Porcentaje de participación$ fijado para periodos de cinco a*os..P7-E1 @ a @ -. -E @ -ndice de evolución #ue prevale(ca en el c0lculo$ normalmente la variación del -. )as principales reformas propuestas pueden resumirse en las si"uientes : 15 En cuanto a la cuant&a del fondo : Eliminar las situaciones especiales del fondo "eneral y crear un fondo propio en estos casos$ suprimir i"ualmente la cuant&a m&nima "aranti(ada e incrementar la cuant&a para el pró+imo #uin#uenio.utónomas$ pero %ste último apenas !a tenido desarrollo. EL ENDE'DAMIENTO M'NICIPAL. /5 En lo #ue ata*e a la distribución$ se deber&a eliminar la mención a los centros esco lares$ modificar las ponderaciones de los distintos estratos de población$ modificar la fórmula del esfuer(o fiscal manteniendo tan sólo el primer elemento y$ en cambio$ introducir &ndices #ue midan mejor la capacidad fiscal de los distintos municipios. )os l&mites establecidos "uardan similitudes con los ya estudiados para el caso de las !aciendas re"ionales.utónomas estaba sometido a una serie de restricciones$ tambi%n e+isten l&mites para las Haciendas locales. -n"resos tributarios del Estado ajustados estructuralmente en el a*o en el #ue se fije el porcentaje.+.ET @ Participación de los municipios en los tributos del Estado en el a*o t. todos los municipios se le "aranti(a una financiación m&nima. Entre ellos$ se indican los si"uientes : El endeudamiento debe destinarse a "astos de inversión o a financiar desfases entre in"resos y pa"os. '5 Con respecto a los &ndices de evolución eliminar la referencia al -PC #ue no tiene una particuar relación con la actividad financiera del sector público.. El resto del P7-E se distribuye con arre"lo a tres criterios "enerales : o el YHW del fondo se reparte de acuerdo con el número de !abitantes de derec!o$ pero ponde rando este número con una serie de coeficientes #ue tienen en cuenta la población total del municipio ^ o el '2W en función del número de !abitantes de derec!o$ pero ponder0ndolo a!ora con el esfuer(o fiscal medio reali(ado.

dem0s de la participación en in"resos #ue$ es una subvención incondicional$ las Diputaciones Provinciales pueden acceder a subvenciones condicionadas a trav%s de los Planes Provinciales de Coordinación y las actuaciones en las Comarcas de . .E #ue puede lle"ar !asta suponer un >HW$ pero #ue debe aplicarse a los valores m&nimos de la cuota de este impuesto$ es decir$ antes de aplicar los coeficientes de ponderación #ue se*alamos en su momento. 2&. LA ACTI4IDAD 6INANCIERA DE LAS DIP'TACIONES PRO4INCIALES. /5 En cuanto al endeudamiento de las Diputaciones Provinciales$ sólo debe desta carse #ue se !a mantenido bastante estable$ frente al aumento re"istrado en la deuda municipal. '5 En las circunstancias descritas no es e+tra*o #ue la principal fuente de in"resos sea a trav%s de la participación en los in"resos del Estado. )as operaciones de tesorer&a no pueden suponer un importe superior al /2W de los in"resos corrientes del último ejercicio. Caturalmente$ la Hacienda provincial puede !acer uso de las tasas$ las contribuciones especiales$ los precios públicos y percibir in"resos por v&a de la acción sancionadora. . Cuando se trata de aplicar 192 . EL PRES'P'ESTO COM'NITARIO ]a se !an se*alado cu0les son las fases del proceso presupuestario y #ue principios informan la concepción cl0sica del presupuesto.Se impone la autori(ación administrativa en los casos de emisión de t&tulos de la deuda pública o para formali(ar operaciones con el e+terior.cción Especial$ #ue posibilita su acceso a los fondos de la 1nión Europea. Ello se debe a las si"uientes notas caracter&sticas : 15 El único impuesto provincial di"no de ese nombre es el recar"o sobre el -. Ainalmente$ debe indicarse #ue una parte muy notable del endeudamiento municipal se debe a las "randes ciudades$ con 7adrid y ?arcelona acumulando casi la cuarta parte del total.dem0s si se supera el 2W de estos in"resos es preceptivo el acuerdo del pleno. En lo #ue concierne al uso del endeudamiento por parte de los municipios$ debe !acerse notar un importante crecimiento en el uso de este recurso$ pese a #ue su evolución m0s reciente apunta a una mayor suficiencia del sistema de financiación municipal$ #ue !a reali(ado un esfuer(o de contención del d%ficit muc!o mayor #ue el observado en las !aciendas re"ionales. )a financiación de las Diputaciones Provinciales es muc!o menos autónoma #ue la de los municipios. )a car"a de intereses y amorti(aciones no puede superar el '2W de los recursos municipales.1. El importe del fondo por repartir se reali(a con el mismo procedimiento ya estudiado para los municipios. '> )a Hacienda europea y la armoni(ación fiscal 2+. -"ualmente$ se !a destacado #ue la estruc tura de este endeudamiento demuestra un mayor empleo de la financiación a corto pla(o$ lo #ue resulta co!erente con la re"ulación$ m0s la+a$ de las operaciones de tesorer&a.-.

. )a importancia de la distinción entre "astos obli"atorios y no obli"atorios se basa en las competencias #ue ejercen el Consejo y el Parlamento en cada uno de los casos. Entre ellos$ se citan los si"uientes : )os "astos destinados al mantenimiento de los precios a"rarios.s& en los primeros$ la decisión final corresponde al Consejo$ mientras #ue en los se"undos$ el Parlamento decide en última instancia sobre su cuant&a y distribución. ?5 E) C-C)8 P3ES1P1ES. En cuanto a la fase de ejecución corresponde a la Comisión$ #uien puede verse obli"ada a modificar las previsiones de "asto #ue fueron aprobadas. su ve( el le"islativo puede optar por aprobar$ impl&citas o e+pl&citamente$ el proyecto$ con lo #ue se produce la aprobación definitiva del te+to$ o bien por introducir cambios tanto en los "astos obli"atorios como en los no obli"atorios. En este 193 .este es#uema al presupuesto de la 1nión Europea$ se encuentran al"unas peculiari dades #ue proceden del complejo entramado institucional de la 1nión$ donde se !alla un poder cuatripartito$ #ue$ se reduce a la actuación de tres instituciones diversas : )a Comisión$ el Consejo y el Parlamento. . )as pol&ticas de cooperación con terceros pa&ses li"ados a la 1nión a trav%s de acuerdos internacionales. .5 B. En cambio$ se consideran como "astos no obli"atorios las si"uientes pol&ticas : . . El proceso se inicia con la elaboración del anteproyecto$ #ue se encomienda a la Comisión. En su caso$ el nuevo proyecto se remite al le"islativo para una se"unda lectura de la #ue se aprueba definitivamente el presupuesto. )a protección a los consumidores$ mercado interior$ industria e innovación$ e i"ual mente el desarrollo tecnoló"ico. Estas modifica ciones son remitidas al Consejo para #ue realice una se"unda lectura.8S 8?)-B.dem0s el reparto de competencias presu puestarias entre estos tres ór"anos no es independiente de la naturale(a de la deci sión y$ por ello$ una primera cuestión #ue debe comentarse es la diferencia entre los /astos o"#i/atorios y los "astos no obli"atorios. )a pol&tica de pesca.3-8. )as devoluciones a los pa&ses miembros. . 1na parte de la cooperación internacional.odos los fondos estructurales$ destinados al ree#uilibrio re"ional de la 1nión. )os "astos obli"atorios se definen como a#u%llos #ue es preceptivo reali(ar para permitir a la 1nión respetar sus compromisos$ internos o e+ternos$ tal y como se deri van de los tratados o de los acuerdos adoptados en virtud de ellos : Puede considerarse #ue los "astos obli"atorios proceden de la reali(ación de pol&ticas #ue aparecen reflejadas espec&ficamente en los tratados constitutivos de la 1nión. 1n conjunto de "astos destinados al apoyo de otras pol&ticas comunitarias$ as& como la casi totalidad de los "astos de funcionamiento de las instituciones..S.83-8S. 1na ve( delimitados ambos conceptos$ pueden considerarse las particularidades del proceso de elaboración de los presupuestos$ tratando$ por último de indicar el "rado de cumplimiento de los distintos principios presupuestarios.83-8S ] C8 8?)-B. En esta se"unda consideración del proyecto$ el Consejo toma una decisión final sobre los "astos obli"atorios.. )os "astos de educación$ formación profesional o cultura. )a pol&tica de ener"&a$ control de se"uridad nuclear y medio ambiente. Este anteproyecto es remitido al Consejo$ #ue reali(a una primera lectura y aprueba el proyecto$ envi0ndolo a continuación al Parlamento. En cuanto a los no obli"atorios$ se pueden aceptar$ rec!a(ar o modificar los cambios introducidos en el Parlamento.

Por lo #ue ata*e a los principios económicos$ debe se*alarse #ue en el caso del presupuesto comunitario se cumple el principio de e#uilibrio presupuestario$ lo #ue resulta una novedad con respecto a lo se*alado en cada uno de los niveles de "obierno interno.ntes de entrar en el an0lisis concreto de las pol&ticas comunitarias y su reflejo en cuanto a la estructura del "asto$ pueden reali(arse las si"uientes refle+iones "enerales : )as cifras del presupuesto comuntario indican un peso muy escaso en el conjunto de la actividad económica. Si el presupuesto del sector público interno viene a repre sentar una media del >:W del P-? en los distintos pa&ses miembros$ el de la 1nión no supera el 1$'HW del P-?.3-8S. .$ sección "arant&a. C5 E) C17P)-7-EC. 1na se"unda nota distintiva en cuanto a las funciones reali(adas es el peso decisivo de las pol&ticas de mantenimiento de los precios a"rarios$ reco"ido$ como ya se !a indicado por las acciones del AE8B.dem0s$ las operaciones del Aondo Europeo de Desarrollo y las de pr%stamos y empr%stitos #uedan al mar"en del presupuesto.dem0s$ puede considerarse #ue en el caso de la Hacienda europea se cumple con el principio de la limitación del "asto$ no tanto por#ue se limite la intervención pública$ a escala europea$ a la provisión de bienes públicos puros$ sino por#ue se establecen unas tasas m0+imas de crecimiento para los "astos no obli"atorios. En condiciones de libre circulación de los bienes y servicios$ la única pol&tica a"raria efectiva para mantener los precios de los productos es la elaborada a escala comunitarias$ y ello e+plica su "%nesis y su importancia en cuanto al "asto total. Poco puede esperarse de unas cifras tan bajas para atender a un número tan amplio de pro"ramas de "asto.. POL1TICAS COM'NITARIAS = LA ESTR'CT'RA DEL .2.8 DE )8S P3-CC-P-8S P3ES1P1ES.supues to$ es preciso acudir a los denominados presupuestos modif&cativos o suplementarios #ue deben se"uir el mismo procedimiento se*alado. 2+. . En "eneral$ puede afirmarse #ue el presupuesto comunitario tiene un apreciable "rado de cumplimiento en la mayor parte de los principios presupuestarios cl0sicos.. En lo #ue ata*e al control de la ejecución presupuestaria$ corresponde al .ASTO COM'NI3 TARIO.ribunal de Cuentas$ compuesto por 12 miembros$ propuestos por los distintos pa&ses miembros$ ele"idos por unanimidad por el Consejo$ tras consultar al Parlamento$ y por un periodo renovable de seis a*os. . Por otro lado$ puede pensarse #ue las pol&ticas de redistribución de la renta$ entre las diversas re"iones europeas$ pueden ser m0s efectivas cuando se reali(an desde 194 . En cuanto a los principios de univer salidad$ anualidad y especialidad$ #ue responden al deseo de #ue la ejecución presupuestaria no se aparte de la autori(ación del Parlamento y del Consejo$ su observancia es evidente$ si bien el cumplimiento del principio de especialidad est0 dotado de una cierta fle+ibilidad$ pero a la #ue se somete a las cautelas necesarias para evitar #ue la ejecución del presupuesto desvirtúe totalmente los datos inicial mente aprobados. Centrando la atención en los denominados$ en su momento$ principios pol&ticos y principios económicos$ pueden se*alarse las si"uientes particularidades : Por lo #ue !ace referencia a los principios pol&ticos$ puede se*alarse un mati( en cuanto al principio de unidad$ pues en realidad se presenta un documento #ue refleja el presupuesto "eneral y otro #ue contiene el presupuesto operativo de la CEC.

En este caso$ sólo se tienen dos opciones$ o dotar de financiación adicional a este pa&s o aceptar el fracaso de esa pol&tica. 1no de los ras"os definidores del proceso de inte"ración se"uida por los pa&ses europeos !a sido la de constituir una 1nión .duanera$ lo #ue e+i"e el establecimiento de un arancel común frente a terceros. En estas circunstancias$ los recursos obte nidos por la aplicación de este arancel se considera un in"reso propio de la 1nión$ si bien la "estión de estos in"resos corresponde a cada Estado miembro$ la recaudación debe entre"arse a la Hacienda europea$ salvo un 1HW en concepto de "astos deriva dos de las funciones de administración del impuesto. pesar de #ue la rúbrica de este ep&"rafe puede !acer pensar en una descrip ción completa de todos los recursos financieros de la 1nión Europea$ en realidad se restrin"ir0 la atención a lo #ue consituye el sistema de recursos propios de la Comu nidad Europea$ #ue es el destinado a financiar el presupuesto comunitario. &. )os derec!os de aduana no tienen$ al menos teóricamente$ una función de tipo recaudatorio$ sino #ue su objetivo es prote"er la producción del pa&s #ue impone el arancel contra la competencia procedente de otras naciones. . b5 )os derec!os a"r&colas y las coti(aciones sobre el a(úcar y las iso"lucosas. En este apartado consideramos tres tipos de in"resos diversos$ pero #ue tienen en común su relación con la pol&tica a"raria común. Por último$ debe recordarse #ue determi nadas acciones de la 1nión pueden resultar "eneradoras de desi"ualdad$ lo #ue e+i"ir&a un esfuer(o compensador a trav%s del presupuesto y las pol&ticas de ree#ui librio re"ional. De !ec!o$ una de las cuestiones #ue !a suscitado m0s inter%s$ en el debate sobre este tipo de derec!os arancelarios$ !a sido m0s #ue su potencia recaudatoria su capacidad de "enerar una protección efectiva contra los competidores e+tranjeros. En lo #ue se refiere a los d r c7os a/r?co#asB su ori"en se encuentra en la fijación de precios m&nimos "aranti(ados para los productos a"rarios.la 1nión Europea. Si la 1nión pretende mantener los precios y e+isten competidores e+tracomunitarios #ue pueden suminis trar esos mismos productos a un precio inferior$ nos encontramos con dos dificultades paralelas. El conjunto de in"resos de la 1nión se confi"ura fundamentalmente con cuatro recursos : a5 Derec!os de aduana. )a escasa importancia de la pol&tica fiscal en la escala comunitaria y$ en ese sentido$ la observancia de la re"la del presupuesto e#uilibrado podr&a cambiar$ en un futuro$ si ante una cr&sis económica$ los pa&ses miembros no pueden !acer uso de la pol&tica fiscal e+pansiva$ por su escasa utilidad$ y la 1nión tampoco$ por falta de medios. Por ejemplo$ consideremos #ue la 1nión adopta una pol&tica de defensa del medio ambiente #ue obli"an a un pa&s miembro a reali(ar inversiones muy cuantiosas$ sin #ue dispon"a de los recursos necesarios. 2+. Ello no sólo se debe a #ue las diferencias entre re"iones son muc!o m0s acusadas en nuestro caso #ue en el de otros pa&ses de estructura federal$ lo #ue e+i"e un esfuer(o comparativamente mayor$ sino tambi%n por#ue las "randes inver siones en infraestructuras$ destinadas a reducir estos desniveles de ri#ue(a$ son m0s efectivas cuando se dise*an a escala comunitaria #ue cuando se llevan a cabo por los distintos estados miembros$ donde el "asto reali(ado puede ser inefica( si los pa&ses implicados no coordinan sus esfuer(os. LOS IN. De un lado$ resulta #ue los productos a"rarios importados tendr0n una 195 .RESOS COM'NITARIOS. En cuarto lu"ar debe se*alarse #ue el cumplimiento de objetivos marcados por las directivas comunitarias pueden suponer un desembolso e+cesivo para al"unos de los pa&ses miembros$ al #ue no podr&an !acer frente con sus recursos financieros.

'5 )os acuerdos alcan(ados en las sucesivas rondas ne"ociadoras de la 87C tienden a rebajar el importe de los derec!os a"r&colas$ y en esa medida tambi%n !an contribuido a una p%rdida de su importancia. )a principal ventaja de ele"ir el -=. Su e+tensión a las iso"lucosas$ #ue como su nombre indica son sustitutivos del a(úcar$ trata de evitar los efectos de sustitución #ue se apreciaron en un primer momento.. 1na ve( e+plicado el procedimiento "eneral de c0lculo de la aportación de cada pa&s por este recurso deben !acerse las si"uientes mati(aciones : 15 El procedimiento perjudica a a#uellos pa&ses cuyo nivel de consumo$ en relación al PC?$ sea mayor o cuyo peso de la imposición indirecta sea m0s acusado. )a e+plicación de la p%rdida de importancia de estos in"resos en el conjunto de los recursos propios de la Hacienda europea$ se relaciona$ en parte con las considera ciones si"uientes : 15 El acercamiento entre los precios de los productos a"rarios conduce for(osamente a una reducción tanto de los pr%lvements$ como de las restituciones a la e+portación. c5 El recurso procedente del -=. como elemento de referencia se encontraba en #ue este impuesto !a sufrido un proceso de armoni(ación #ue permit&a aplicar$ sin "raves distorsiones$ un recurso cuyo importe se calcula a partir de las recaudaciones nacionales. De otro$ las producciones a"rarias de la 1E tendr0n dificultades para introducirse en los mercados for0neos. El !ec!o de #ue este sistema se apli#ue al a(úcar y nó a otros productos a"rarios se debe a #ue resulta relativamente sencilla su "estión$ pues la remolac!a o la ca*a !ay #ue transformarla para obtener a(úcar. Para entender cómo se procede en el c0lculo del recurso$ indicaremos #ue se parte de la recaudación por -=. aplicado por ese pa&s o por un valor medio #ue refleje la pluralidad de tipos impositivos #ue presente cada le"islación nacional o las peculiaridades de sus re"&menes especiales. se est0 ante un aut%ntico instrumento cuya finalidad es la de alcan(ar la suficiencia en el 0mbito de la Hacienda europea. Sin embar"o$ en el caso del recurso procedente del -=. 196 . En los derec!os de aduana o en los recursos procedentes de la puesta en pr0ctica de la pol&tica a"raria común$ se encuentran unos in"resos propios de la 1nión Euro pea #ue nacieron$ en realidad$ con otra finalidad.indudable ventaja competitiva con respecto a los de ori"en comunitario. de cada pa&s miembro y se divide por el tipo impositivo del -=. Este per juicio puede tener efectos muy acusados si aceptamos la idea de #ue las sociedades de nivel de renta m0s bajo tienen un mayor porcentaje de consumo. )a evolución de este tipo de in"resos no es f0cil de predecir por#ue se trata de un mercado con un alto nivel de inestabilidad. Como consecuencia$ los in"resos procedentes de la e+acción de los derec!os a"r&colas tienden a reducirse. En cambio las coti(aciones sobre el a(úcar y las coti(aciones sobre la producción de iso"lucosas$ son tributos #ue "ravan la producción y almacenamiento del a(úcar o las iso"lucosas$ y cuya justificación se encuentra en #ue se pretende #ue los "astos destinados a la re"ulación del mercado del a(ucar corran a car"o del propio sector. 1na ve( determinada la base imponible teórica del -=. en cada pais$ %ste debe entre"ar a la Hacienda europea un porcentaje de ese valor #ue se fijó en 1$>W como m0+imo$ aun#ue se !a convenido en ir reduciendo$ pro"resivamente$ este porcentaje !asta alcan(ar el 1W en 1999. Co es de e+tra*ar #ue ocupe una posición privile"iada en el conjunto de los in"resos del presupuesto comu nitario y #ue su papel creciente sólo se redujera cuando se establecieron l&mites a su recaudación. no puede superar el 22W del PC? de ese pa&s. Por ello$ se establece como l&mite #ue la base imponible teórica del -=.

. )a situación actual de los in"resos y "astos comunitarios est0 dando lu"ar a un importante debate sobre la orientación futura de la Hacienda europea. . . '5 )a estimación de estas aportaciones est0 sometida i"ualmente a una necesidad de armoni(ar los c0lculos de las ma"nitudes macroeconómicas de car0cter real y$ en particular los procedimientos de la contabilidad nacional$ para evitar distorsiones.E : En primer lu"ar$ debe destacarse la diferente situación de los pa&ses en t%rminos de aportación neta al presupuesto comunitario.+. )a caracter&stica fundamental de este recurso es #ue tiene un papel de cierre del sistema de financiación de la Hacienda europea.. /5 En la medida en #ue los distintos pa&ses ten"an porcentajes distintos de econom&a sumer"ida$ el c0lculo de este recurso puede acabar "enerando situaciones de injus ticia. Se !a e+plicado cómo se obtienen los fondos de los distintos pa&ses y a #u% pol&icas de "asto se dedican. pesar de ello$ se tratar0 de se*alar cu0les son los t%rminos de la discusión y #u% pueden indicar sobre la evolución futura de las finan(as de la 1nión. Si los tres primeros no son capaces de financiar todos los "astos de la 1nión$ la diferencia se reparte entre los estados miembros en proporción a su Producto Cacional ?ruto 4PC?5. Esta deducción a la #ue tiene derec!o Bran ?reta*a se cubre ampliando la aportación de los dem0s pa&ses miembros de acuerdo con los criterios empleados para el reparto del cuarto recurso comunitario$ es decir el PC? de cada pa&s.5 )8S E)E7EC. Por tanto un nivel de fraude alto reduce la recaudación entre"ada a la Hacienda europea en virtud de este recurso. /5 Por último$ y debido al denominado c!e#ue brit0nico$ la aportación del 3eino 1nido por este concepto se reduce para impedir #ue su aportación neta sea e+cesiva.$ con lo #ue no es de e+tra*ar #ue los pa&ses m0s cumplidores criti#uen los comportamientos defraudadores$ en materia tributario o de declaración de actividades$ de otros pa&ses. En este debate se !an presentado diversas consideraciones$ en las #ue no es f0cil presentar con orden los distintos problemas #ue se plantean. en Espa*a$ #ue se cifra en un /HW. . ello debe sumarse #ue este dato tambi%n afecta al l&mite marcado para el recurso -=. Cuanto mayor sea el porcentaje de econom&a sumer"ida$ menor la aportación a trav%s de este recurso.!ora bien el efecto sobre los miembros de la 1nión no es el mismo y$ en ese sentido$ puede defi nirse la contribución neta al presupuesto comunitario como la diferencia entre los in"resos entre"ados y los "astos reali(ados en cada nación. d5 El denominado cuarto recurso o recurso complementario. 197 .'5 En se"undo lu"ar$ este sistema de c0lculo beneficia a los pa&ses cuyo fraude en este impuesto sea m0s acusado$ por#ue la recaudación$ para un tipo medio dado$ ser0 m0s pe#ue*a. Su empleo como forma de financiación suscita las si"uientes refle+iones : 15 Si el recurso basado en el -=. LA RE6ORMA DE LA HACIENDA COM'NITARIA. podr&a ser criticado por su posible re"resividad$ en el caso del recurso PC?$ parece #ue se cumple mejor el criterio de la capacidad de pa"o$ al ser la aportación de cada Estado función de su nivel de renta. El presupuesto comunitario debe presentar una situación de e#uilibrio$ en el #ue el total de "astos debe cubrirse con los recursos #ue estamos discutiendo.8S DE) DE?. 2+. Co es e+tra*o$ en este orden de cosas$ #ue la Comisión Europea !aya mostrado su preocupación por el &ndice de fraude del -=.

Se incluyen a#u& a Ainlandia$ ?%l"ica$ Arancia e -talia con aportaciones situadas en el entorno del H$ 12 W del P-? y #ue podr&an considerarse como pa&ses #ue pr0cticamente reciben de la 1nión lo mismo #ue entre"an. Pero no es e+tra*o #ue sean los m0s cr&ticos con el funcionamiento de la Hacienda europea. Desde este punto de vista$ al"unos de los ar"umentos es"rimidos por los responsables de la econom&a alemana no pueden descartarse sin m0s. E+actamente las mismas consideraciones pueden !acerse sobre la e+isten cia de fraude en cuanto a los "astos comunitarios.C. Curiosamente son pa&ses cuya P-? per c0pita no est0 por debajo de la media europea$ por lo #ue su situación puede entenderse considerando los posibles efectos re"resivos de la P. Dic!o en otros t%rminos$ si . Sin embar"o$ una parte muy relevante de los beneficios de la formación del 7ercado Común se obtienen por la posibilidad de vender los productos nacionales en los dem0s pa&ses miembros. )ó"icamente$ los pa&ses receptores netos de fondos defien den la creación de nuevos instrumentos financieros$ los beneficiados 198 .lemania$ Pa&ses ?ajos$ . Ello obli"a a buscar nuevos recursos para su financiación o a replantear la conveniencia de modificar los criterios para el reparto de los fondos estructurales o a modificar la pol&tica a"raria común.lemania$ o los dem0s pa&ses de su "rupo$ est0n e+portando a otros pa&ses de la 1nión m0s de lo #ue importan de ellos$ su pertenencia les "enera un saldo comercial positivo #ue e+plica un mayor crecimiento de su nivel de renta$ es decir$ parte de su P-? se debe precisamente a #ue pueden e+portar m0s por ser miembros de la 1E y tal beneficio no se incluye en los datos de partida para el c0lculo de la contribución neta. 1n se"undo "rupo de pa&ses tiene una aportación neta positiva$ pero con cifras muy inferiores a las indicadas en el apartado anterior. Por último$ debe !acerse notar #ue la incorporación de nuevos pa&ses a la 1nión$ con rentas per c0pita inferiores a la media europea$ "enera nuevas presiones sobre el "asto de la Hacienda europea para !acer frente a las funciones #ue desarrolla.)os principales datos relevantes para 1992 se*alan la presencia de tres "rupos diferenciados de pa&ses : )os contribuyentes netos #ue aportan un porcentaje relativamente importante de su P-? al funcionamiento de la 1E. En se"undo t%rmino$ no pueden olvidarse las refle+iones reali(adas al tratar el sistema de financiación de la Hacienda europea y los efectos #ue tiene un elevado fraude fiscal en el -=.lemania$ por su pertenencia a la 1nión$ se obtienen a trav%s del "asto reali(ado por la Hacienda europea en la 3epública Aederal . . Entre ellos$ destacan los casos de .lemania$ y los dem0s pa&ses situados en su "rupo de financiadores netos de la 1E$ !acia el esfuer(o #ue reali(an sus ciudadanos y #ue benefician a los de otros pa&ses$ debe indicarse #ue este c0lculo adolece de un defecto : Se est0 considerando #ue los únicos beneficios recibidos por . . Pa&ses con una contribución neta ne"ativa$ es decir #ue reciben de los "astos de la 1E m0s de lo #ue !an aportado. En los últimos cuatro casos se trata de naciones situadas muy por debajo de la media europea en cuanto a P-? per c0pita$ salvo en el caso del Eire$ donde resulta decisivo el peso del sector a"rario. En la medida en #ue los pa&ses receptores netos de fondos comunitarios re"istren un mayor &ndice de incumplimiento en la imposición indirecta o en cuanto a los re"istros de la Contabilidad Cacional$ se estar0n produciendo distorsiones en la asi"nación del esfuer(o fiscal neto de las distintas naciones$ #ue acabar&an afectando a la operatividad del sistema de recursos propios.lemana. Entre ellos$ se incluyen Dinamarca$ pese al alto valor #ue re"istra su P-? per c0pita$ Espa*a$ Portu"al$ Brecia e -rlanda. )ó"icamente sus intereses pasan por defender a#uellos "astos de la 1nión #ue les benefician m0s directamente.odos los pa&ses incluidos en este "rupo se corresponden con naciones cuyo P-? per c0pita est0 o casi en el valor medio de la 1nión Europea o por encima de ello.ustria$ )u+embur"o$ Suecia y Bran ?reta*a.un#ue los datos presentados e+plican las reticencias de . o un porcentaje importante de econom&a sumer"ida.

Su aplicación a todos los contribuyentes$ ya sean personas o empresas 4e#uidad entendida como e+i"encia de i"ualdad5. : )as posibles reformas de la Hacienda europea pueden proceder tanto de un cambio en la estrutura de los in"resos$ para atender a la incorporación de los nuevos candi datos a la ad!esión como de modificaciones en los criterios de asi"nación de "asto #ue impidan #ue %stos pierdan su car0cter ree#uilibrador de las diferencias en los niveles de renta.al propuesta tendr&a los defectos ya se*alados en el tema #ue dedicamos a la imposición sobre la ri#ue(a y adem0s "enerar&a incentivos para #ue el a!orro se trasladara fuera de la 1nión Europea.S DE 3EA837. . )a posibilidad de introducir un nuevo recurso debe ser estudiada a partir de una serie de criterios #ue estableció la propia Comisión y #ue responden a los principios de la imposición . El principal problema es la ausencia de armoni(ación en esta materia$ con lo #ue la asi"nación de cuotas a cada pa&s puede acabar repre sentando un esfuer(o fiscal muy diverso.!atc!er y los contribuyentes netos sospec!an #ue cual#uier incremento en los recur sos comunitarios acabar0 suponiendo la entre"a de m0s fondos procedentes de sus ciudadanos en favor de otros !abitantes de la 1nión. a5 )a propuesta de nuevos recursos propios. por una parte de la recaudación directamente obte nida por cada Estado miembro o establecer un recar"o cuyo importe ser&a consi derado como in"reso propio de la 1nión. '5 El impuesto de sociedades permitir&a introducir un impuesto directo en el conjunto de los recursos comunitarios. ?E P3-CC-P. >5 7odificar el actual recurso -=. Debe aplicarse sobre una base uniforme con un mismo tipo impositivo 4neutralidad5. En cuanto al an0lisis pormenori(ado de estas propuestas$ pueden se*alarse las si"uientes consideraciones : 15 Cesión a la Hacienda europea de una parte de la recaudación del -3PE Esta propuesta tiene$ a su ve($ dos versiones : 8 #ue se ceda sólo la parte correpondiente a la recaudación de las rentas de trabajo^ o #ue se ceda sólo la parte correspondiente a la recaudación de las rentas del capital de los no residentes. /5 Establecimiento de un impuesto sobre el patrimonio. Debe ser perceptible para los ciudadanos y de f0cil "estión 4simplicidad5. Pueden resumirse en los si"uientes : El respeto a la capacidad contributiva de los Estados miembros 4e#uidad entendida desde del criterio de la capacidad de pa"o5. En la medida en #ue se profundice en la armoni(ación de este impuesto parece una alternativa viable$ pero si"ue siendo criti cable por las diferencias en el nivel de fraude fiscal y por la re"resividad de la impo 199 .por la pol&tica a"raria común no aceptan cambios #ue puedan perjudicar sus intereses$ los brit0nicos no est0n dispuestos a renunciar al c!e#ue #ue tan arduamente consi"uió 7ar"aret .anto en un caso como en el otro$ las principales dificultades estriban en la ausencia de un impuesto sobre la renta armoni(ado$ las diferencias en el nivel de fraude fiscal y$ en el caso de las rentas del capital$ la posibilidad de escapar a su tribulación simplemente despla(ando el patrimonio. Debe ser capa( de "enerar suficientes recursos financieros y adaptarse al ciclo económico 4suficiencia5.)ES )`CE. .

<5 El establecimiento de un impuesto #ue recai"a sobre las emisiones de CH ' o dió+ido de carbono tendr&a la ventaja de ser co!erente con el objetivo de limitar los efectos e+ternos. Sin embar"o$ deben recordarse las cr&ticas #ue se formularon en su momento a estas fi"uras tributarias a las #ue se a*ade el !ec!o de #ue los impuestos especiales no est0n armoni(ados. b5 )as modificaciones en las pol&ticas de "asto. :5 El establecimiento de un impuesto espec&fico para las comunicaciones por enten der #ue %stas se !an visto muy beneficiadas por el lo"ro del mercado interior. Sin embar"o$ se !a apun tado #ue la unificación monetaria tiende a reducir su importe$ al eliminarse las compensaciones causadas por las devatuaciones$ mientras #ue la ampliación !acia los nuevos candidatos contribuye a aumentarlos. 200 . 95 El se*oreaje #ue podr&a obtenerse a trav%s de la emisión de euros. Se !a propuesto eliminar del campo de aplicación de determinados fondos estructurales a los pa&ses #ue se !ayan incor porado a la 1nión 7onetaria$ lo #ue cuenta con la oposición del "obierno espa*ol$ entre otros. En este caso las dificultades se plantean por las reticencias de determinados pa&ses miembros al uso de la emisión de moneda por sus posibles efectos inflacionistas y adem0s por#ue dejar&a fuera a los pa&ses #ue no se incorporen a la última fase de la 1nión Económica y 7onetaria. Y5 )a introducción de un impuesto #ue "rave las transmisiones de activos en los mercados financieros. 25 1na alternativa a utili(ar la imposición "eneral es !acer uso de los impuestos espe ciales. Su principales defectos son similares a los presentados en el an0lisis de los impuestos especiales. /5 El problema del desempleo es posiblemente el m0s "rave de cuantos enfrentan los pa&ses comunitarios. Su principal inconveniente es #ue no todos los Estados miembros disponen de este tributo. En lo #ue ata*e a los posibles cambios #ue pueden producirse en las pol&ticas de "asto de la Hacienda europea$ pueden reali(arse las si"uientes refle+iones : 15 )os deseos de potenciar el car0cter redistribuidor de la pol&tica comunitaria pueden trope(ar con las reticencias de los mayores contribuyentes netos al presupuesto. Su principal ventaja es la posibilidad de emplearlo como medio de combatir la especulación$ pero "enera los mismos efectos indeseables en cuanto a la asi"nación del a!orro fuera del territorio de la 1nión. En diversas ocasiones$ los responsables de la Comisión Euro pea !an planteado la necesidad de una pol&tica m0s activa en la escala comunitaria. '5 )as modificaciones en los "astos a"rarios son de d&ficil previsión pues dependen$ esencialmente$ de la evolución de los mercados mundiales. 1H5 )as sanciones pecuniarias por el incumplimiento de los re#uisitos establecidos en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento podr&an resultar un recurso útil pero cuya capa cidad recaudatoria es discutible$ su previsión casi imposible y su finalidad se acabar&a confundiendo. Sin embar"o$ la ampliación de la 1nión !acia los pa&ses candidatos !ace poco previsible una disminución de los fondos correspondientes.sición indirecta.

!ora bien de esta cifra$ el minorista in"resar0 en concepto de -=. Ello e+plica #ue$ desde un primer momento$ se intentaran armoni(ar las fi"uras de la imposición "eneral sobre el consumo de los distintos pa&ses miembros y #ue se impusiera la fórmula del -=. .378C-b.. .2+. 8bviamente tales ventajas desaparecer&an si se unifican los tipos impositivos del impuesto entre ambos pa&ses$ de a!& #ue un elemento importante en el proceso de armoni(ación fiscal !aya sido ir apro+imando los tipos de "ravamen. . ?E ). finalmente pa"ado por el consumidor ser0 de <H.!ora bien$ la supresión de las fronteras plantea un problema adicional$ relacio nado con la e+portación fiscal. nacional al producto procedente del pa&s HB con lo #ue su precio ser&a de 1HH$ y lue"o se le aplica el tipo impositivo de la nación J$ el 'HW$ con lo #ue estar&a en i"ualdad de condiciones para competir con los productos nacionales. En presencia de fronteras interiores$ no e+isten "raves dificultades para #ue coe+istan dos tipos impositivos del -=. LA ARMONITACIÓN 6ISCAL )as cuestiones relativas a la armoni(ación fiscal proceden fundamentalmente de la consecución del objetivo de la libre circulación de mercanc&as y de factores de producción. 1na ventaja adicional de este procedimiento es #ue el impuesto ser0 pa"ado por un importador del pa&s J e in"resado por su propio "obierno$ con lo #ue no se produce nin"ún tipo de e+portación fiscal.378C-b. -7P8S-C-[C D-3EC.C-[C DE )..-.$ pues al reali(arse el tr0mite aduanero en la frontera$ se resta el -=. . a todos los candidatos sucesivos a la ad!esión.C-[C DE ). . En el campo de la imposición directa$ deben distin"uirse tres tipos de cuestiones$ se"ún se !a"a referencia a la movilidad del factor trabajo$ a la del capital o al estable cimiento de empresas en las diferentes naciones #ue conforman la 1nión Europea$ 201 .!ora bien un an0lisis m0s ri"uroso de esta cuestión e+i"e separar los problemas planteados por la circulación de las mercanc&as$ #ue se trataron en la armoni(ación de la imposición indirecta$ de los #ue se ori"inan por la libre circulación de factores$ especialmente el capital$ #ue se incluyen bajo la rúbrica de la armoni(ación de la imposición directa. Si se considera$ adem0s$ #ue la 1nión Europea !a entrado ya en la fase de adopción de una moneda única$ las soluciones tradicionales para estas distorsiones$ #ue operaban a trav%s de la devaluación o revaluación de las monedas nacionales$ pierden toda su virtualidad. ?ien es verdad #ue esto sólo es cierto en el caso de #ue ambos pa&ses utilicen el mismo tipo de impuesto "eneral sobre el consumo$ pues si el pa&s j emplease un impuesto sobre ventas$ tipo -. . )os problemas de la imposición indirecta se !an !ec!o m0s acuciantes desde #ue se pretende alcan(ar el mercado interior en el #ue desaparecen las barreras no arancelarias y los tr0mites aduaneros al pasar de un pa&s comunitario a otro. -7P8S-C-[C -CD-3EC.E$ no ser&a f0cil determinar cu0l es el tributo realmente satisfec!o y cuya devolución !ay #ue reali(ar a!ora$ pues depender0 no sólo del producto e+portado sino tambi%n de la estructura del proceso productivo y el "rado de inte"ración vertical de la empresas fabricante. Si el -=.E ). )a presencia de sistemas tributarios distintos en un marco de movilidad perfecta de los recursos y los productos #ue se obtienen de ello$ puede "enerar importantes distorsiones en cuanto a la asi"nación y causar situaciones de ventaja competitiva para los a"entes económicos situados en los territorios con menor presión fiscal.. El producto #ue entra en el pa&s J se vende finalmente al consumidor con un precio$ antes de impuestos$ de /HH$ con lo #ue el -=. la diferencia. utili(ado en el pa&s J es de un 'HW entonces el importador del producto puede ofrecerlo a un precio de 112$ mientras #ue un fabricante nacional deber&a vender a 1'H$ con lo #ue tendr&a ventajas comparativas de ori"en puramente fiscal.

En efecto$ el procedimiento !abitual es inte"rar en la base imponible los in"resos "enerados en el e+tranjero y permitir la deducción de su cuota del -3PA la menor de dos cantidades : El impuesto satisfec!o en el pa&s donde se reali(ó el trabajo. )as cuestiones relacionadas con la armoni(ación fiscal destinada a evitar distorsiones en la asi"nación de este recurso$ son muc!o m0s complejas por#ue se derivan de dos tipos de consideraciones : Si la renta obtenida en el e+terior es incluida en la declaración del -3PA no deben producirse "raves problemas de distorsión. Estas normas pueden afectar 202 . En cual#uier caso$ no debe olvidarse #ue la movilidad del factor capital est0 en la base de al"unas reformas fiscales$ entre ellas la recientemente aplicada en Espa*a$ y #ue esta misma movilidad e+plica la aparición de los denominados sistemas duales de imposición sobre la renta. El resultado de aplicar a la renta obtenida en el e+tranjero el tipo medio efectivo de "ravamen #ue le !ubiera correspondido en el pa&s del #ue es residente. b5 Problemas planteados por la movilidad del factor capital. En principio$ no parece #ue la coe+istencia de re"&menes fiscales diversos supon"a un "rave problema en cuanto a posibles distorsiones en la asi"nación del factor traba jo$ por las ra(ones apuntadas en el p0rrafo precedente. El elemento fundamental a#u& es la tributación de las empresas y en particular$ las normas #ue se refieren a la imposición de sociedades. En estas circunstancias no siempre ser0 f0cil determinar cu0l !a sido el total de impuestos pa"ados en el pa&s donde se "eneró la renta$ y$ por ello$ el procedimiento !abitual para evitar la doble imposición interna cional puede ser inefica(.cuya importancia relativa es muy diversa$ pues en el primer caso se dan ra(ones e+traeconómicas #ue no !acen demasiado plausible una emi"ración por motivos fiscales$ mientras #ue tal movilidad es muc!o m0s factible en el caso de las decisiones sobre el establecimiento de empresas y sobre todo en el caso del factor capital.dem0s los convenios de doble imposición permiten resolver ra(onablemente bien el caso en el #ue un traba jador sometido a impuesto en el pa&s del #ue es residente$ obten"a rendimientos en otra jurisdicción. .dministración tributaria del "obierno de su nación$ entonces no !ay motivo al"uno para #ue el contri buyente incluya tales rentas entre los in"resos #ue componen su base imponible con lo #ue el "rado de cumplimiento de las rentas de capital ser&a muc!o m0s bajo$ y el ciudadano diri"ir&a su a!orro !acia a#u%l pa&s con menor tribulación : Problema de coordinación internacional en la luc!a contra el fraude fiscal$ #ue no se deriva sólo del proceso de construcción europea. c5 Problemas planteados por la locali(ación de las sociedades. )a re"ulación de los distintos rendimientos del capital puede "enerar situaciones de doble imposición en al"unos supuestos. a5 Problemas planteados por la movilidad del factor trabajo. )a cuestión #ue sur"e inmediatamente es #ue si un ciudadano obtiene rentas del capital en otro pa&s europeo y ni se le practica retención al"una$ ni la "eneración de tales in"resos se comunica a la . En determinadas profesiones se produce un cambio en el domicilio fiscal del contribuyente$ con la finalidad de #uedar sometido a una menor presión fiscal por el -3PA$ pero tal fenómeno parece relativamente restrin"ido al caso de determinados profesionales.

S. Podemos !ablar de tres modelos teóricos de S. De estas diferencias de enfo#ue arranca una de las notas diferenciadoras de los distintos sistemas ideales de se"uridad social. Desde el punto de vista de la sociedad$ las transferencias acontecen en el momento presente puesto #ue las contribuciones reali(adas por los actuales trabajadores son las #ue permiten #ue el sitema financie las prestaciones de los jubilados actuales. Este modelo se caracteri(a por#ue acarrea una concepción de la se"uridad social 203 . 7odelo de Se"uridad Social de transferencia fiscal. con #ue se benef&cia a un individuo esten lo m0s m&nimo en función de los impuestos o contri buciones sociales aportados por ese individuo al sistema. Este modelo se caracteri(a b0sicamente por#ue arranca de una concepción de la se"uridad social como uno m0s de los pro"ramas fiscales de transferencia a car"o del Estado. Ello llevar&a a #ue las empresas pudieran acabar decidiendo dónde establecer la sede social de la empresas por motivos fiscales$ lo #ue supondr&a$ una distorsión con respecto a la asi"nación eficiente de los recursos. )a Se"uridad social es todo un conjunto de medidas le"islativas y de medios u or"anismos para llevar las mismas a la pr0ctica #ue$ en los estados modernos$ persi"ue la protección de los ciudadanos en cuanto a los ries"os de enfermedad$ accidente o muerte$ la prestación de ayudas a la población en paro y sin recursos y de pensiones de jubilación$ viudedad$ etc.decisivamente$ por el tratamiento de los diferentes costes$ al c0lculo del beneficio "ravado$ y$ mediante el sistema de deducciones en cuota$ al importe final del impues to. 7odelos de S. Precisamente en este campo es donde el proceso de armoni(ación$ muy incipiente en cuanto a la imposición directa$ !a alcan(ado mayores lo"ros$ entre los #ue desta can las Directivas relativas al r%"imen fiscal aplicado a fusiones$ escisiones y opera ciones an0lo"as$ al r%"imen fiscal común en materia de sociedades matrices y filiales$ y las Decisiones diri"idas a las pe#ue*as y medianas empresas. '.S. o el -3PA$ #ue las contribuciones socia les o impuestos sobre nóminas. )a Se"uridad Social supone un flujo de in"resos "astos$ pero su "estión se desarrolla independientemente de los presupuestos del Estado. . . Desde el punto de vista individual del trabajador las transferencias acontecen a lo lar"o de su ciclo vital$ puesto #ue el sistema de pensiones para %l actúa recortando su capacidad de consumo durante los a*os de vida activa para incrementarlo en los a*os de jubilación.: 1. En este sistema no !ay ra(ón al"una para #ue las prestaciones de la S.dem0s$ la ló"ica del modelo pide #ue$ la car"a de la financiación del sistema se distribuya sobre las bases en #ue se fundamenta el sistema impositivo 4la capacidad de pa"o5$ consider0ndose m0s apropia dos como instrumentos de financiación el -=.S.5 78DE)8S . de se"uro privado. Cual#uier sistema de pensiones de jubilación o retiro implica un sistema de transfe rencias. Pro"rama del curso 99 'HHH '2 )a Se"uridad Social 2-.E[3-C8S.1 CONCEPTO = MODELOS ALTERNATI4OS @ La S /(ridad Socia#. Hoy en d&a todos los pa&ses industriali(ados tienen en la pr0ctica al"ún tipo de se"uridad social #ue en"loba fundamentalmente las prestaciones de accidente de trabajo$ invalide($ asistencia m%dica$ se"uro de veje( y sobrevivientes$ se"uro contra el paro^ prestaciones familiares en función del número de familiares a car"o del trabajador$ etc.

De esta forma$ el trabajador #ue contribuye con su cuota est0 pa"ando anticipadamente$ al menos en cierta medida$ su jubilación futura$ ya #ue el Estado se compromete a imponer coactivamente las correspondientes cuotas a las "ene raciones futuras de trabajadores para #ue %stas financien su propia jubilación.dem0s$ establec&a una relación entre salarios y prestaciones del siste ma$ ya #ue el nivel de las coti(aciones fundamentan las prestaciones #ue se conciben como rentas sustitutivas del trabajo. 204 . Se"ún esta concepción$ no se pueden separar los aspectos de la financiación y de las prestaciones.S. Claramente ambos objetivos no pueden ser cumplidos en su totalidad simult0neamente. 7odelo de S. limitado$ ya #ue la cobertura del mismo se restrin"e a un tipo de profesionales. En consecuencia$ el valor esperado de la cobertura del se"uro debe estar en relación con las aportaciones reali(adas. Este modelo sur"ido en . )a industriali(ación es la #ue m0s !a contribuido a la creación del sistema de Se"u ridad Social 4se dieron desajustes sociales$ y por otra parte creó una fuer(a de trabajo industrial m0s or"ani(ada5. 9/ \unto a esta cobertura del estado de necesidad con #ue el Estado prote"e a todos los ciudadanos$ %stos ya libre y voluntariamente pueden establecer una or"ani(ación adicional de su se"uridad económica en la #ue al Estado no le corresponde otro papel #ue el de animador. )a e#uidad individual se refiere a la relación entre las contribuciones del individuo$ y el nivel de prestaciones #ue recibe. en las sociedades modernas se !a desarrollado si"uiendo dos modelos b0sicos el modelo profesional o continental$ y el modelo universal o atl0ntico. En la ló"ica de este modelo$ el trabajador se somete al pa"o de unas contribuciones a la S. b5 7odelo universal o atl0ntico. no trata de prote"er a los beneficiarios de distintos tipos de ries"o sino únicamente del Zestado de necesidadZ a cuya liberación se aspira$ para toda la sociedad. de transferencia inter"eneracional. Empie(an los se"uros sociales abarcando a los trabajadores industriales$ en una identi ficación de los mismos con los miembros necesitados de la sociedad y su cobertura se financiaba mediante coti(aciones obli"atorias aportadas por los empresarios$ en el caso del se"uro de accidentes$ por empresarios y trabajadores$ en el caso del se"uro de enfer medad ^ y por empresarios$ trabajadores y subvenciones del Estado en el caso del se"uro de invalide( veje(.[3-C8S.lemania se e+tendió por la europa continental con pecu liaridades distintas$ pero manteniendo dos caracter&sticas comunes : en primer lu"ar la de ser un modelo de S. Para ello se establece una protección or"ani(ada a trav%s de un servicio público financiado por el Presupuesto. con el fin de #ue los fondos recaudados se utilicen en el pa"o de pensiones a trabajadores ya retirados. ?ajo el modelo universal la S.S.S. a5 7odelo Profesional o Continental. .S.como un se"uro colectivo de los trabajadores #ue cubre los ries"os de p%rdida de in"resos por jubilación$ enfermedad$ o accidente. )a adecuación social se refiere al obje tivo redistributivo de un Estado de bienestar 4bienestar para todos los ciudadanos inde pendientemente de sus aportaciones5.S. ?5 78DE)8S H-S. )a evolución !istórica de la S. 9' /. Este modelo se caracteri(a b0sicamente por#ue pretende establecer$ un dif&cil e#uili brio entre dos objetivos competitivos entre s&$ denominados e#uidad individual y ade cuación social.

. En consecuencia puede predecirse #ue se reducir0 la demanda total de trabajo. 2-.D8S DE ).C-[C DE) S-S.E7.5 soportan una suspensión o cese de sus flujos de renta. 2Z Por otra parte$ a los individuos se les "aranti(a unos in"resos durante su vida como jubilados$ con lo #ue el sistema de pensiones desincentiva a a!orrar privadamente para !acer frenta a la falta de in"resos con motivo de la jubilación.E7. Dada la importancia cuantitativa #ue !oy d&a tienen las aportaciones de empresas y trabajadores a la Se"uridad Social$ se considera como una cuestión importante el poder determinar si e+iste al"una posibilidad de traslación de este tipo de car"as. reducen su renta disponible durante los a*os de trabajo$ con lo #ue reducen su capacidad de a!orro.CC-. ] entre trabajadores coti(antes 205 .C-8CES DE) S-S. a5 Efectos sobre el a!orro privado.S. . .En cuanto a los medios de financiación de este modelo$ #ue constituye un servicio público$ deben ser los Presupuestos "enerales del Estado los #ue corran con su finan ciación. Pero este an0lisis teórico no se*ala m0s #ue posibilidades alternativas sin #ue !aya un motivo claro para considerar una como m0s probable #ue otras.'RIDAD SOCIAL. En cuanto a la coti(ación pa"ada por la empresa$ la determinación de su incidencia final es m0s contro vertida. y entre coti(antes solteros y los núcleos familiares #ue disfrutan de prestaciones familiares a car"o de la S. ?5 DE3-=. )os sindicatos pueden contar con fuer(a suficiente como para rec!a(ar una reduc ción de los salarios motivada por un incremento de las coti(aciones patronales a la Se"uridad Social y$ por otra parte$ las empresas pueden encontrar v&as para trasladar sus car"as sociales incrementando los precios. A-C. motiva a los trabajadores a jubilarse en edades inferiores a las #ue lo !ubieran !ec!o en ausencia de la cobertura del sistema.S.al coti(a ción constituye una aut%ntica e+acción fiscal sobre las rentas de trabajo. Pero este an0lisis resulta m0s #ue discutible cuando ri"en las imperfecciones del mer cado. )a S.2 E6ECTOS ECONÓMICOS DE LA SE.5 DE3-=. Esto puede incentivar a a!orrar durante su %poca de trabajadores activos$ ya #ue la pensión #ue les #uedar0 ser0 menor #ue sus in"resos estando en activo.S.S P3ES. Con ello$ la coti(ación social a car"o de las empresas se !abr0 trasladado a los trabajadores fundamentalmente en función de la elasticidad de la oferta de trabajo. 1Z Por una parte$ las coti(aciones con #ue se car"a a los trabajadores para financiar la S.. 1Z Desde la perspectiva de la distribución !ori(ontal$ puede cons&derarse un cierto efecto redistributivo: entre coti(antes al sistema y a#uellas personas #ue por una eventualidad da*osa 4enfermedad$ desocupación$ etc.D8S DE ). 9> Sin embar"o !ay un tercer elemento del sistema #ue actúa en dirección contraria a los dos anteriores$ incentivando el a!orro privado. Puesto #ue la coti(ación est0 en relación con el sueldo pa"ado por la empresa al trabajador$ ello acarrea una elevación del coste de la mano de obra. El resultado neto de estos tres elementos resulta de dif&cil valoración aun#ue la opini ón "enerali(ada es #ue el resultado neto es ne"ativo para el a!orro privado.. )a coti(ación pa"ada por el trabajador resulta de dificil evasión ya #ue en la actua lidad pr0cticamente cual#uier tipo de trabajo conlleva el se"uro obli"atorio. b5 Efectos sobre la distribución de la renta.

S. era el evitar una car"a impositiva adicional sobre salarios$ para lo cual se establecieron tres principios b0sicos : El de neutralidad$ se"ún el cual las car"as por coti(aciones a la S.)1D5. espa*ol acontecen tras la publicación de la Constitución de 19Y:. Entre dic!as medidas cabe destacar: la ampliación de los per&odos necesarios para acceder a las prestaciones 4de 1H a 12 a*os5 ^ la 206 .. Como consecuencia de los Pactos de la 7oncloa se procede a la reestructuración de las múltiples "estoras en solamente tres institutos : -nstituto Cacional de la S. . Desde 19HH en #ue se promul"a la )ey de .S.S.S. En este aspecto los trabajos emp& ricos resultan totalmente confusos e inconcluyentes. 2-.C8CS.5. .& LA SE. El propósito fundamental de las medidas adoptadas con respecto a la S.338))8 H-S. )a transición pol&tica y la crisis económica evidencian las importantes disfuncionalidades del modelo tradicional 4desde situaciones de carencia absoluta$ !asta el alto nivel de fraude en el pa"o de las coti(aciones$ etc. ?5 78D-A-C.1C-8C.y trabajadores jubilados. 92 En 19Y9 el pro"rama económico del Bobierno concede una especial relevancia a la S.C.-. !a ido pasando por diversas etapas. )a lle"ada de la democracia tambi%n introdujo$ cambios. Para unos la S.s&$ en 19YY la )ey Beneral Presupuestaria introduce tres importantes medidas de disciplina y control del sistema : 1 El sometimiento al control parlamentario$ ya #ue e+i"e #ue se unan a los Presupues tos Benerales del Estado$ el Presupuesto 3esumen de la S.)ES DE) S-S. en el marco de una estrate"ia frente a la crisis económica.ccidentes de .S. )a v&a de la mayor e#uivalencia entre el esfuer(o contributivo y las prestaciones "eneradas con dic!o esfuer(o.S.S.'RIDAD SOCIAL EN ESPA<A.5 -7P). tiene efectos redistributivos de arriba a abajo 4de los niveles altos a los bajos de renta5.C-[C ] DES.rabajo$ !asta nuestros d&as el sistema de S. acarrea para los presupuestos "enerales del Estado.S.C-8CES P8S. 4-CSS5$ -nstituto Cacional de Servicios Sociales 4-CSE3S85$ y -nstituto Cacional de la salud 4-CS.[3-C8. )as modificaciones m0s dr0sticas del sistema de S. no deben aumentar su ponderación en la estructura de costes de las empresas ^ el de aportación creciente del Estado$ se"ún el cual la financiación del sistema #ue corr&a a car"o del Estado !abr&a de irse aumentanto !asta situarse en 19:> en el 'HW del total ^ el de e#uilibrio presupues tario$ se"ún el cual !abr&a #ue tender a una ralenti(ación en el crecimiento de los "astos #ue evitase incrementar desmesuradamente las car"as #ue la S.dem0s$ en este mismo a*o se crea el 7inisterio de Sanidad y Se"uridad Social$ desapareciendo el -nstituto Cacional de Previsión.E7.S.. De a!& #ue a lo lar"o de los oc!enta$ se implantaron diversas modificaciones$ si"uiendo tres v&as de actuación: 1. y las cuentas balances correspondientes al último ejercicio^ ' 1n mayor control interno^ / )a normali(ación contable de acuerdo con los principios establecidos para la conta bilidad pública. . Para otros al rev%s$ y para otros la redistribución actua de arriba y de abajo !acia el centro 4favoreciendo a los niveles medios de renta5. 2Z Desde la perspectiva de la distribución vertical.

' .$ #ue reali (an una "estión privada de la protección pública bajo la tutela y el control de los ór"anos de la S. representa en torno al 1>W del P-?$ y poco menos del /2W de los Presupuestos "enerales del Estado. )a protección de car0cter no contributivo se cubre$ esencialmente a trav%s de los impuestos "enerales mediante aportaciones del Presupuesto del Estado al Presupuesto de la S. 1 )a doble modalidad de pensiones de jubilación y de invalide(.. Se lleva a cabo por : 1 Entidades "estoras y servicios comunes especiali(ados.S DE) 78DE)8 =-BEC. Se puede decir #ue el modelo actual de S. 2.S.S P3-CC-P. )a v&a de la redistribución de la protección dentro del propio sistema : la eliminación del re#uisito de alta para tener derec!o a pensión ^ la adopción de medidas de redistribución de la protección a favor de los menos prote"idos$ la revalori(ación autom0tica de las pensiones en función del -PC$ etc. se caracteri(a por los si"uientes ras"os : 9< a5 En cuanto a la protección dispensada.S. c5 En cuanto a la "estión.3. ' 7utuas de accidentes de trabajo y Enfermedades Profesionales de la S.-C. E+iste una tendencia clara !acia una mayor participación de la financiación del sistema mediante transferencias del Estado y 88.S.E7.ampliación 4de ' a : a*os5 del per&odo de coti(ación #ue sirve como base para el c0lculo de la cuant&a de las pensiones ^ se estableció la revalori(ación autom0tica en función del &ndice de precios al consumo ^ la re"ulación de un tope m0+imo de percepción de pensiones públicas por un mismo beneficiario$ etc.. vi"ente en los a*os noventa se nos presenta como un modelo peculiar$ b0sicamente profesional$ aun#ue con claras tendencias !acia la univer sali(ación$ b0sicamente contributivo$ aun#ue con una participación creciente de la finan ciación estatal y de "estión b0sicamente pública$ aun#ue con un importante nivel de colaboración con entidades "estoras privadas. 207 .C. / El establecimiento de subsidios por enfermedad y desernpleo para los trabajadores en activo$ as& como prestaciones de protección a la familia$ y prestaciones sanitatias y servicios sociales e+tendidos a casi toda la población. )a de car0cter contributivo se financia fundamentalmente mediante coti(aciones socia les. .)ES 7. &.1DES DE) S-S. b5 En cuanto a la financiación. . C5 C. Sin embar"o conviene advertir #ue$ a pesar de esta tendencia$ las coti(aciones sociales y$ en concreto las empresa riales$ mantienen todav&a !oy una media superior a la europea$ lo cual acarrea un lastre para la competitividad de las empresas espa*olas..dem0s$ el sistema de pensiones se completa con las de rnuerte y supervivencia en la modalidad contributiva.BC-. D5 ).S.S.ambi%n se puede destacar el importante incremento re"istrado por el "asto en pensiones.E3`S.E. En cuanto a la estructura presupuestaria actual$ el presupuesto de la S. / Empresas colaboradoras.dem0s se da la participación en la "estión de los empre sarios y trabajadores a trav%s de ór"anos de vi"ilancia y control constituidos en las entidades "estoras.S. El modelo espa*ol de S. )a v&a de la reforma de la estructura financiera del sistema en la bús#ueda de una mayor estabilidad y e#uilibrio económico.

tención e información personali(ada al ciudadano$ Sistemati(ación y si"nificación normativa$ -nformati(ación inte"ral de la "estión$ "estión de los recursos !umanos #ue propicie la consecución de los objetivos$ etc.aci)n '< El federalismo fiscal int /raci)n 2. ).. En definitiva$ a trav%s de %stas y otras medidas se intenta conse"uir la moderni(acion del sistema de S.S. Para ello se !a creado un Plan -nte"ral de 7oderni(ación de la Bestión$ #ue se plasma en cien l&neas de actuación$ #ue se concretan en doce pro"ramas$ los cuales abarcan m0s de cien actuaciones concretas. El aspecto positivo del federalismo fiscal m0s sobresaliente est0 constituido por la preocupación por determinar si a lar"o pla(o cabe atribuir al"una tendencia en cuanto a la or"ani(ación fiscal del Estado moderno. . Pues bien$ esta interrelación es la #ue recibe el t&tulo "en%rico de Zfederalismo fiscalZ. P8S-.CES DE 3EA837. 9Y 1.-=.$ Pro"rama de "estión de los recursos !umanos$ etc.e+to 3efundido de la )ey Beneral de la S. descritas ponen de manifiesto #ue en la or"ani(ación social espa*ola de los a*os noventa la S. E+isten !ipótesis #ue defienden una tendencia centrali(adora$ aduciendo #ue a lar"o 208 . 4I D sc ntra#i. 8 sea$ #ue no es otra cosa #ue el estudio de la descentrali(ación fiscal dejando claro #ue el t%rmino no tiene nin"una referencia pol&tica respecto a una posible constitución federal del Estado. 1. /.. . )a actividad pública del Estado moderno se desarrolla en múltiples niveles$ lo cual justifica el #ue se pueda !ablar de una Hacienda estatal$ una Hacienda re"ional$ Provincial o municipal.S.E83`.. 2. )as caracter&sticas del sistema de S.. Por ello resulta de suma importancia #ue el sistema se sustente en un aparato "estor efica($ en el #ue se mejore la asi"nación de los recursos a su car"o. )as l&neas de actuación se concretan en los si"uientes : '.S. Pro"ramas a desarrollar. Pro"rama de atención e información personali(ada al ciudadano$ Pro"rama de sistema ti(ación y simplificación del marco normativo de la S.S. Principales actuaciones contenidas en el Plan.2 LA TEOR1A POSITI4A = NORMATI4A DEL 6EDERALISMO 6ISCAL.S. )os anteriores pro"ramas abarcan m0s de cien actuaciones concretas : )a concertación de citas previas$ simplificación y a"ili(ación de los procedimientos de "estión mediante la automati(ación de los mismos$ Elaboración de un nuevo . )&neas de actuación. se !a convertido en una impor tante pie(a del sector público.E5 P).1 CONCEPTO DE 6EDERALISMO 6ISCAL. espa*ol$ teniendo como objetivos b0sicos: atender mejor a los usuarios$ simplificar y a"ili(ar los procedimientos y controlar el cumplimiento de las obli"aciones y el reconocimiento de los derec!os a los ciudadanos.$ etc.

. 209 . +[ Permite establecer comparaciones entre los distintos enfo#ues con #ue los niveles inferiores de la Hacienda Pública$ actuando autónomamente$ abordan problemas econó micos similares. -[ 8frece la ventaja pol&tica de acercar la administración al ciudadano. C837. . )a ra(ón fundamental viene dada$ por la e+pansión e+perimentada por la actividad pública cen tral$ #ue abarca campos como la educación$ la sanidad$ etc. Por lo tanto estas son las ideas centra li(adoras. El !ec!o cierto es #ue$ en las últimas d%cadas se manifiesta un notable incremento de la complejidad de las relaciones fiscales inter"ubernamentales #ue$ en cierta medida$ parecen ser el reflejo de un mayor "rado de dispersión del poder fiscal.). .-=. &[ 8frece la opcion para #ue los ciudadanos ten"an diversas alternativas fiscales y en base a las mismas fijen su lu"ar de residencia all& donde se les ofre(ca la opción #ue m0s se acerca a sus preferencias particulares. 99 '. DE) AEDE3. 2[ Cuando las preferencias de los residentes de distintas comunidades no es !omo"%nea$ permite diferentes niveles de suminstro de los distintos servicios públicos en cada comunidad de forma m0s acorde con dic!as preferencias. .dem0s$ desde el punto de vista burocr0tico$. Esta posibilidad puede ori"inar una mejora en la eficiencia del funcionamiento de la actividad pública$ ya #ue cabe esperar #ue la misma d% como resultado el #ue los ciudadanos con similares preferencias se concentren en una misma localidad. )o #ue caracteri(a a este tipo de bienes públicos es el !ec!o de #ue los beneficios #ue se derivan de su suministro #uedan "eo"r0ficamente concentrados en un 0rea notablemente inferior a la #ue corresponde al territorio nacional 4)os servicios contra incendios de ?ilbao$ bene fician muc!o m0s a los bibainos$ #ue a los alaveses$ aun#ue en determinadas circuns tancias tambi%n puedan ayudarles5.)-S78 A-SC.pla(o resulta inevitable la tendencia !acia una concentración de funciones.s& pues$ la e+istencia de bienes públicos locales aconseja #ue las cuestiones relacionadas con los mismos sean atentidas por la !acienda pública #ue involucra a los ciudadanos directamente afectados. . 3esulta claro el car0cter local de este tipo de bienes$ si lo comparamos con otros$ como la defensa nacional$ etc. Por otra parte$ dicen #ue las econom&as de escala #ue se producen$ en la mayor parte de los casos se a"otan suficientemente en los niveles inferiores de la activi dad pública$ por lo #ue no se justifica una concentración de funciones por parte de la Hacienda Central.ambi%n !ay #uien defiende la !ipótesis contraria fund0ndose b0sicamente en dos ar"umentos : En primer lu"ar se ar"umenta #ue al alcan(ar las sociedades modernas niveles m0s altos de ri#ue(a$ los ciudadanos alteran sus preferencias con respecto a la actividad pública$ pasando a ocupar puestos preferentes en las mismas la valoración por el mantenimiento de sus caracter&sticas propias peculiares$ lo cual conlleva una m0s alta valoración de la autonom&a fiscal$ de los niveles de la Hacienda Pública m0s cercanos a los ciudadanos. Por otra parte$ autores in"leses ar"umentan de forma muc!o m0s directa #ue$ a medida #ue cre(ca la econom&a de un pa&s$ se ori"inar0n econom&as de escala en la producción de bienes y servicios suministrados por el Estado$ lo cual implicar0 una econom&a mayor$ cuanto m0s amplia sea la jurisdicción.el !ec!o de #ue la eficien cia de un or"anismo de la administración #ue actúa autónomamente pueda ser objeto de comparación con otros de su mismo nivel tambi%n supone un l&mite a la ineficiencia y un incentivo para la racionali(ación de la función pública.E83`. )as ventajas de la descentrali(ación fiscal son : 1[ 1na mayor independencia de los niveles inferiores de la !acienda pública se corres ponde con los beneficios derivados de Zbienes públicos localesZ.

2. Ser&a impensable #ue la defensa nacional$ por ejemplo$ se dejara en manos de los nive les inferiores de la Hacienda Pública.\unto a estas ventajas$ tambi%n e+isten ciertos aspectos ne"ativos : 1Z Co cabe duda de #ue una Hacienda centrali(ada es la única opción #ue "aranti(a una m&nima eficiencia económica$ en cuanto a la asi"nación de bienes públicos nacionales. El establecimiento de unos subsidios condicionados a los niveles #ue de esos bienes pueden suministrar las Haciendas infe riores se ofrece conmo instrumento adecuado para conse"uir este fin. El sistema !acend&stico óptimo$ por lo tanto$ no es ni el centrali(ado$ ni el descentrali(ado$ sino E) 7-D.8. 1HH +Z En cuanto a la redistribución de la renta$ parece ló"ico #ue la operativ&dad de una pol&tica orientada en este sentido e+i"e #ue el núcleo de la misma descanse en la Hacienda central. c: El deseo de la Hacienda central de compensar las diferentes posibilidades de las Haciendas menores en cuanto a la satisfacción de las necesidades públicas.ambi%n el factor del crecimiento económico aconseja #ue se adopten unas deci siones a nivel nacional referidas a la inversión en capital f&sico y !umano #ue permitan tasas lo m0s elevadas posibles. El ori"en de los mismos puede e+plicarse por el !ec!o de #ue las jurisdic ciones e+istentes en la pr0ctica est0n delimitadas con arre"lo a criterios !istóricos o pol&ticos por lo #ue el 0mbito de las mismas no tiene necesariamente #ue coincidir con el #ue corresponder&a a criterios estrictamente económicos. En consecuencia$ las subvenciones inter"ubernamentales se ofrecen como un instrumento v0lido para interna liar los beneficios y costes e+ternos #ue inevitablemente se ori"inan a los diferentes niveles de "obierno. )os subsi dios suelen servir para i"ualar la diferente posición de las distintas jurisdicciones cuan do entre las mismas se detectan notables diferencias de 210 .. ": )a consideración de ciertos bienes locales como Zbienes preferentesZ por parte de la . 2Z Por otro lado la estabili(ación de la econom&a$ e+i"e la actuación de la !acienda centrali(ada. )a preocupación por esta cuestión !a dado lu"ar a un cuerpo de literatura en el campo del federalismo fiscal #ue suele denominarse Zla teor&a de las subvencionesZ. 1na pol&tica fuertemente redistributiva implantada e+clusivamente por una Hacienda local est0 condenada al fracaso. )a conclusión es #ue$ únicamente puede considerarse como principio "eneral la conveniencia de #ue determinadas actividades públicas sean llevadas a cabo por niveles de la Hacienda inferiores al central$ sin #ue esto pueda interpretarse como #ue toda descentrali(ación es buena.dministración Central. En determinados casos el Bobierno Central #uiere "aranti(ar la percepción de "rupos minoritarios de la población de un nivel m&nimo de determinados bienes suminstrados por las Haciendas inferiores. El aspecto m0s importante de las relaciones entre distintos niveles de "obierno viene dado por las transacciones e+istentes entre los mismos$ como instrumento de ajuste re#uerido por diversos motivos : a: )a e+istencia de beneficios y costes$ e+ternos a las jurisdicciones !acend&sticas inferiores.& LA TEOR1A DE LAS S'B4ENCIONES. &Z3 . Cabe esperar #ue la misma conlleve movimientos mi"ratorios de !uida de ricos y de absorción de pobres en la jurisdicción correspondiente.

S. Se pueden distin"uir dos cate"or&as distintas$ dentro de las subvenciones afectadas: a5 Subvenciones "raduadas.D. "astadas en educación por la Hacienda )ocal$ la Hacienda Central conribuye con >H ptas. 1H' El efecto renta permitir0 incrementar el suministro de bienes o servicios públicos por parte del nivel !acend&stico receptor de la subvención$ pero al no alterar el coste oportunidad entre servicios públicosEbienes privados$ tambi%n incentiva el consumo de bienes privados mediante la reducción de la fiscalidad del nivel !acend&stico 211 .D. Por ejemplo la "raduación de la subvención puede consistir en #ue de cada 1HH ptas. En este caso el receptor percibe una determinada cantidad de dinero fija independiente de cual sea su nivel de "asto particular asi"nado al bien o servicio público al #ue est0 afectada la subvención. b5 Subvenciones de cuant&a fija. ?5 S1?=ECC-8CES BECE3. En este tipo de subvenciones el nivel !acend&stico #ue concede la subvención espe c&fica la forma en #ue los fondos transferidos !an de ser "astados por el nivel !acen d&stico receptor. Con este tipo de subvención se incrementa no sólo el suministro del bien público$ sino tambi%n el suministro de los bienes privados. 1H1 .)ES 8 -CC8CD-C-8C.)ES. Dada esta comparación entre subvención de cuant&a fija y subvenciones "raduadas$ la mayor justificación #ue puede ar"umentarse para la e+istencia de estas últimas$ es la de #ue el consumo del bien público al #ue afecta la concesión de la subvención acarrea beneficios e+ternos para los ciudadanos de otras comunidades diferentes de la comunidad receptora..AEC. pues$ claro #ue se incrementa m0s el consumo del bien público al #ue se afecta la subvención a trav%s de una subvención "raduada #ue a trav%s de una subvencion de cuantia fija. Sin embar"o$ en t%rminos de eficiencia resulta m0s adecuada la modalidad de subvenciones de cuant&a fija ya #ue el mismo volumen de la subvención conduce a mayores niveles de bienestar a la comunidad receptora de la misma.S 8 C8CD-C-8C.capacidad fiscal. Por otra parte la comunidad alcan(ar0 un nivel de bienestar superior incluso al #ue alcan(aba con la recepción de una subvención de la misma cuant&a pero en la modalidad de subvención "raduada. )as subvenciones inter"ubernamentales presentan b0sicamente una doble tipolo"&a : Subvenciones afectadas o condicionadas y subvenciones "enerales o incondicionales. En esencia$ los efectos económicos son an0lo"os a los derivados de subvenciones en especie a los individuos. En consecuencia$ es predecible #ue los contribuyentes incrementen su demanda de servicios de educación. Consisten en subvenciones concedidas a un determinado nivel !acend&stico para el suministro de un bien o servicio publico concreto 4por ejemplo educación5 en una cuan t&a se*alada en función del nivel de los "astos propios #ue el receptor dedi#ue a ese bien o servicio. En este tipo de subvenciones el nivel !acend&stico #ue concede la subvención otor"a libertad plena al nivel !acend&stico receptor para dedicar esos fondos de la forma #ue se decida m0s oportuna.5 S1?=ECC-8CES . En t%rminos comparativos$ #ueda. )as subvenciones "enerales producen un efecto renta en la comunidad receptora de las mismas pero no producen nin"ún efecto sustitución a favor del suministro de bienes o servicios públicos.

de la misma$ el subsector . Desde un punto de vista cronoló"ico$ en 19:H$ las administraciones Públicas Centrales "estionaban casi el 9HW del Basto no Ainanciero consolidado$ y el subsector público territorial estaba compuesto casi e+clusivamente por las Corporaciones )ocales.E33-. partir de la Constitución de 19Y:$ y fundamentalmente en función del desarrollo normativo de los preceptos contenidos en el t&tulo =--. 1H/ ?5 ).S ESP.. En tercer lu"ar$ se observa tambi%n un importante "rado de !etero"eneidad en el conjunto del subsector público territorial.s&$ en 1991 el subsector público territorial supera el /2W.S C871C-D.Arente a la escasa importancia relativa #ue las diputaciones en "eneral tienen en la "estión del "asto re"ional de la mayor&a de las Comunidades . 8bservando los presupuestos de las Comunidades .sturias$ Cantabria$ 7urcia$ 7adrid$ Cavarra y )a 3ioja5 donde no e+iste la !acienda provincial$ al estar inte"rada en las CC.utónomas como nuevo a"ente territorial. Estos porcentajes muestran el r0pido proceso de descentrali(ación del "asto público e+perimentado en Espa*a.S .S.D7-C-S.C-8CES Pc?)-C.1.[C87. El principio b0sico de la autonom&a financiera de las CC. . y a#uellas sobre las #ue el Estado tiene reserva e+clusiva. .utónomas uniprovinciales$ 4.g8). El ar"umento m0s "eneralmente utili(ado a favor de las subvenciones "enerales es el de #ue las mismas constituyen una v&a adecuada para proceder desde un nivel !acen d&stico superior a una redistribución fiscal #ue favore(ca a a#uellos niveles !acen d&sticos inferiores m0s pobres en el seno de un mismo "rupo pol&tico$ respetando su autonom&a pol&tica y$ en consecuencia$ su autonom&a en cuanto a la asi"nación del "asto público.C-8CES .)ES EC E) C8C\1C. Con arre"lo a la normativa constitucional$ las 212 .utónomas dentro del conjunto del subsector público espa*ol..S. 3especto a la participación de los diferentes a"entes públicos en el subsector público territorial$ la evolución temporal muestra la creciente importancia de las comunidades .utónomas y por las corpo raciones )ocales.3.. H.D7-C-S. a5 7arco "eneral or"ani(ativo.$ se ve complementado por los de : Coordinación con la !acienda estatal$ solidaridad y e#uilibrio económico entre re"iones$ i"ualdad ante la ley$ y pro!ibición de barreras fiscales interiores #ue impidan la libre circulación de bienes y mercanc&as$ as& como la pro!ibición de adoptar medidas tributarias sobre bienes situados fuera de su territorio.S . . . DE ). Este es el tipo de subvenciones utili(adas como mecanismos de ajustes inter"u bernamentales en muc!os estados 4federales$ autonómicos$ etc5.DES .3. Paralelamente se detecta la disminución paulatina del "rado de participación del sub sector Estado #ue en 1991 no lle"a a alcan(ar el <2W.+ EL 6EDERALISMO 6ISCAL EN ESPA<A.erritorial est0 compuesto por las Comunidades .utónomas y corporaciones locales$ en primer lu"ar$ se comprueba a nivel nacional$ el mayor peso #ue tienen las Comuni dades . 1>: y 1>9 de la Constitución reco"en las materias sobre las #ue podr0n asumir competencias las CC.receptor.dmi nistración . )as !aciendas de las Comunidades . DE ). En se"undo lu"ar$ con referencia a las !aciendas locales se evidencia el prota"onismo de los ..8 DE ). partir de este a*o se constata un incremento pro"resivo en la participación de los Entes territo riales en el total de "asto. 2.C-ECD.. 3especto a las competencias$ los art.utónomas$ tenemos el caso e+cepcional del Pa&s =asco$ cuyas diputaciones "estionan el 2/W del "asto re"ional$ y los casos de las Comunidades .yuntamien tos frente a las Diputaciones 4con la e+cepción del Pa&s =asco5.5 P3ESECC-.utóno mas rebasan en la actualidad la tasa del '1$2 W en la "estión del "asto total consolidado no financiero.83-.

b5 El m%todo carece de un elemento fundamental para #ue el mismo sea un instrumento de valoración objetiva cual es la fuente de datos fidedi"na.. /. TT 78DE)8 C833ESP8CD-EC. . 1 Co "aranti(a #ue los servicios recibidos en transferencia puedan financiarse como m&nimo al nivel medio nacional. b5 Sistema de financiación.dminstración Central. 8A $artir d 1VUC:. 2. 33 EL PERIODO DE6INITI4O. Para resolver el problema de la cuantificación del volumen de "asto relacionado con las competencias transferidas$ se abordó si"uiendo el m%todo del Zcoste efectivoZ$ se"ún el cual se calculaba la cuant&a de recursos necesarios para la financiación de las compe tencias transferidas en función de la estimación del coste #ue !asta ese momento tales competencias acarreaban para la .S CC. podr&an asumir competencias sobre seis "randes "rupos de materias: 1.dminstración Central. Por otra parte tambi%n !ay #ue distin"uir entre dos modelos de finan ciación$ el correspondiente a los re"&menes forales y el r%"imen común. El coste efectivo se confi"u raba como la adición de estos tres sumandos : Costes directos 4"astos de tareas #ue deben real&(arse para la prestación de un servicio5$ Costes indirectos 4Bastos necesarios para reali(ar funciones de apoyo$ dirección y coordinación del servicio transferido5$ y Bastos en inversiones 4Bastos de inversión destinados a mantener el stocJ de capital público transferido en las mismas condiciones de funcionamiento en #ue dic!o servicio ven&a siendo prestado por la . Ello es debido a la ine+is tencia de una contabilidad anal&tica en el sector público.CC. '. 33 EL PERIODO TRANSITORIO HASTA 1VU.dicional mente$ al e+cluir del coste efectivo la inversión nueva$ se puede decir #ue condiciona el futuro financiero "eneral de todas las CC. >.ctividades de promoción y fomento^ .dministración central. c5 El m%todo se ofrece a la proliferación de conductos burocr0ticos paralelos #ue en ocasiones derivan en la duplicación innecesaria de costes en la .ctividades económicas del sector primario^ Educación cultura y patrimonio^ -nstituciones pol&ticas y auto"obierno^ .).E .. DE 3iB-7EC A83.l"unas de las caracter&sticas b0sicas de este sistema son: a5 Este m%todo$ al limitarse a valorar lo #ue e+iste en el momento en el #ue se procede al traspaso de competencia$ implica dos importantes condicionantes para el futuro de las !aciendas autonómicas en "eneral. Co se pueden considerar "astos de inversión la correspondiente a la llamada inversión nueva5. . El periodo transitorio !asta 19:<$ y a partir de esa fec!a. 213 . <.sistencia social y salud. . ). -nfraestructuas y comunicaciones ^ . Hay #ue diferenciar entre dos momentos. 1H> ' Condiciona el futuro financiero especialmente de a#uellas !aciendas re"ionales #ue !ayan recibido servicios en condiciones por debajo de la media nacional y tendr0n #ue !acer un esfuer(o financiero e+tra para situar estos servicios a dic!o nivel..$ ya #ue no tiene para nada en cuenta la atención de nuevas demandas sociales$ #ue e+i"en acometer nuevas inversiones en los servicios transferidos.

$ Convenios entre la . El modelo de financiación vi"ente en el per&odo definitivo se estructura en torno a cuatro blo#ues de recursos : a5 El blo#ue de financiación b0sica.C-8CES )8C.. C5 ).duanas y los recaudados a trav%s de los 7onopolios Aiscales.)ES. TT 78DE)8 C833ESP8CD-EC. DE) 3iB-7EC C871C. de capacidad financiera suficiente como para cubrir el coste de los servicios transferidos. y otros entes públicos.esorer&a de la Se"uridad Social para financiar los servicios de asistencia sanitaria y determinados servicios sociales.de la Constitución.. DE ).E . El Concierto Económico entre el Estado y la C. Sin embar"o$ a partir de la Consitución de 19Y:$ las formas y los contenidos de los "obier nos locales !an sufrido una variación sustancial.. H. 7ediante este blo#ue de recursos se pretende dotar a las CC. Est0 compuesto por los recursos procedentes del Aondo de Compensación -nterterritorial$ y desde 19:Y$ por parte de los recursos del Aondo Europeo de Desarrollo 3e"ional$ directamente "estiona dos por las CC... d5 El blo#ue de financiación de e#uilibrio interterritorial.dminstración Central$ las CC.utonom&a del Pa&s =asco reconoce la potestad de las Diputaciones Aorales para mantener$ establecer y re"ular$ dentro de su territorio$ el r%"imen tributario atendiendo al sistema impositivo "eneral del Estado y a las normas de coordinación con la !acienda central establecidas en el ordenamiento jur&dico.. b5 El blo#ue de financiación propia.S CC. los si"uientes impuestos: sobre el patrimonio neto$ sucesiones y donaciones$ transmisiones patrimoniales$ actos jur&dicos documentados y tasas sobre el jue"o5.. Est0 confi "urado por los si"uientes recursos : Participación en los in"resos del Estado^ los tributos cedidos 4en la actualidad el Estado !a cedido a las CC. 214 . Este blo#ue est0 confi"urado por a#uellos recursos financieros establecidos por las propias CC. De este modo$ les corres ponden la e+acción$ "estión$ li#uidación$ recaudación e inspección de todos los impues tos$ a e+cepción de los #ue se inte"ren en la 3enta de .. del Pa&s =asco re"ula un cupo "lobal #ue la !acienda autonómica aporta a la !acienda central. para establecer y re"ular su propio r%"imen tributario dentro del marco "eneral fijado por el t&tulo =--. como contrapartida a la prestación de servicios públicos suministrados por ellas^ )as trasferencias recibidas de la ..El Estatuto de la .mejoramiento del 3%"imen Aoral de Cavarra reconoce la potestad de esta C..$ de una lar"a tradición$ y vienen confi"uradas fundamentalmente por las !aciendas munici pales$ las !aciendas provinciales$ y las !aciendas de Cabildos y consejos -nsulares. En la actualidad la relación entre la !acienda autonómica y la central es bastante similar a la del Pa&s =asco.. Cada cinco a*os se aprueba una ley del cupo #ue fija la metodolo"&a se"uida para el c0lculo del mismo siempre sobre la base del &ndice de la capacidad económica relativa del Pa&s =asco y a las car"as del Estado #ue no asuma directamente la C. Por su parte$ )a )ey 8r"0nica de 3einte"ración y .S C83P83. a5 7arco "eneral or"ani(ativo. )as !aciendas locales en nuestro pa&s "o(an ya$ al contrario #ue las de las CC. Subvenciones "estionadas por las CC.C-ECD. 1H2 )as tasas #ue obtienen las !aciendas de las CC. Este blo#ue tiene por objeto corre"ir los dese#uilibrios re"ionales. en virtud de su autonom&a financiera: tributos propios$ los recursos financieros propios$ etc c5 El blo#ue de financiación complementaria. ).

215 . 1H< Dentro de las CC))$ el 7unicipio es la Entidad )ocal b0sica con personalidad jur& dica propia y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines.yuntamientos pueden establecer tasas por la prestación de determinados servi cios #ue afecten de modo particular al sujeto pasivo siempre #ue dic!os servicios sean de solicitud o recepción obli"atoria y adem0s no sean susceptibles de ser prestados por la iniciativa privada. con un parlamento propio$ est0n abocadas a depender de los poderes le"islativos de las CC. .. )as competencias de los municipios var&an en función de su población.ambi%n los ayuntamientos pueden establecer contribuciones especiales por la reali(ación de obras o por el establecimiento de servicios municipales #ue supon"an un beneficio para el sujeto pasivo o un aumento del valor de sus bienes... )a actual le"islación sobre las !aciendas locales se fundamenta en la )ey 3e"uladora de las !aciendas locales de 19::$ #ue representa un intento de adecuar el sistema financiero de las mismas a las necesidades derivadas del desarrolo de sus competencias. 1>H de la Constitucion.asas : )os . b5 Sistema de financiación. Pero$ al no contar$ como en el caso de las CC. Iuedando e+presamente dene"ada la potestad de los .Concretamente$ los "obienos locales !an dejado de ser meros instrumentos de ejecución de determinadas pol&ticas del "obierno central$ para ver consa"rada su autonom&a en el art. y del Estado.yunta mientos para e+i"ir tasas por los si"uientes servicios: abastecimiento de a"uas en fuen tes públicas$ alumbrado de v&as públicas$ limpie(a de v&a pública$ ense*an(a preescolar y educación "eneral b0sica. Para el desarrollo de las competencias atribuidas se reconocen a las CC)) las potestades si"uientes: potestad re"lamentaria y de or"ani(ación^ potestad de pro"ra mación o planificación^ potestad tributaria y financiera^ potestad sancionadora^ inembar "abilidad de sus bienes$ etc. Hay #ue decir #ue$ en la !acienda local persiste un sistema de financiación basado en unos tributos obsoletos$ tanto por su concepción$ como por su capacidad recaudatoria$ el cual resulta claramente inadecuado para atender las crecientes demandas sociales #ue se diri"en a los Entes )ocales. ' La $artici$aci)n n #os in/r sos d # Estado. Co obstante$ si tienen un "rado de autonom&a financiera las !aciendas locales muy superior al #ue ten&an antes de la Constitución. Por su parte$ la Diputación tiene atribuidas como funciones principales : )a coor dinación de los servicios municipales entre s& para "aranti(ar los principios de solida ridad y e#uilibrio intermunicipales ^ El suministro de asistencia y cooperación jur&dica$ económica y t%cnica a los municipios^ la prestación de serv&ciós públicos de car0cter supramunicipal. El desarrollo normativo de los principios constitucionales de autonom&a y suficiencia financiera se plasma en dos leyes : 1 )a )ey YE19:2 3e"uladora de las ?ases del 3%"imen )ocal^ ' )a )ey /9El9:: 3e"uladora de las Haciendas )ocales. En cuanto a los impuestos pueden ser de ' tipos : 8bli"atorios 4impuesto sobre bienes inmuebles$ sobre actividades económicas$ e impuesto sobre ve!&culos5 y optativos 4El impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturale(a urbana.. El sistema financiero de las !aciendas municipales se nutre de los si"uientes blo#ues de recursos : 1 Los tri"(tos $ro$ios @ .

)a inte"ración constituye un proceso a trav%s del cual varios mercados nacionales independientes y separados por barreras fiscales y económicas se unen para formar un mercado uniforme un mercado común$ en el #ue desaparecen las barreras fiscales y económicas. -C. C878 P38CES8. . > Pr cios $!"#icos #ue los municipios pueden establecer por la reali(ación de servicios de su competencia. Por unión económica o mercado común se entiende un la(o de unión económica entre varios pa&ses notablemente m0s estrec!o #ue el #ue acarrea la unión aduanera.5 ).1 LA INTE.EB3. . 1HY / S("G ncion s s$ c?%icas para la financiación del transporte colectivo urbano$ para la creación de infraestructura$ etc. Como meta final del proceso de inte"ración$ la unión económica se confi"ura en última instan cia como un mercado interno 4nacional5 en el #ue no e+iste nin"ún obst0culo a la libre circulación de bienes$ servicios y factores de producción. 2 El crOdito $!"#ico o $riGado al #ue las !aciendas municipales pueden acudir.5. 216 .s& se puede decir #ue la unión aduanera conlleva una unificación del mercado a los efectos de la concurrencia comercial para el intercambio libre de mercanc&as$ pero no conlleva una liberali(ación del intercambio de factores.C-[C EC8C[7-C. c5 Estructura presupuestaria.RACIÓN ECONÓMICA = LA ARMONITACIÓN 6ISCAL. En base al criterio del papel del arancel de aduanas$ podemos clasificar las formas de inte"ración económica en cuatro tipos : 15 Sistemas de preferencia aduanera ^ '5 bona de libre comercio ^ /5 1nión aduanera ^ >5 1nión económica o mercado común.En el momento actual la cuant&a de la participación de las !aciendas locales es pr0cti camente del /$2W$ y la distribución entre municipios se !ace sobre diversos criterios como población$ número de escolares$ etc. 'Y Sector público e inte"ración económica 2C.#u&$ la independencia de los pa&ses miembros en la fijación de sus pol&ticas ecónomicas se ve fuertemente constre *ida por la interdependencia #ue se establece entre los pa&ses miembros y la necesidad real de establecer actuaciones de pol&tica económica cómun. En consecuencia$ la unión económica desemboca en última instancia en una unión pol&tica. )a caracter&stica b0sica de la estructura presupuestaria de las !aciendas locales en Espa*a es su "ran disparidad 4E+isten m0s de :HHH municipios. En la unión aduanera se mantie ne intacta la dependencia de los pa&ses miembros para fijar sus pol&ticas económicas particulares : pol&tica monetaria y crediticia$ pol&tica fiscal$ etc. . Por unión aduanera se entiende un acuerdo comercial de desarme arancelario entre los pa&ses firmantes del mismo y definición de un arancel uniforme frente a terceros pa&ses. El :YW de los mismos tienen menos de 2HHH !abitantes$ etc.

": .S D-S.)ES. )as fronteras fiscales pueden ser de car0cter distorsionante cuando tienen por objeto situar a las mercanc&as importadas en condiciones m0s onerosas #ue las mercanc&as producidas en el mercado interior. Por otra parte$ otro tipo de disparidades$ no tienen por #u% obstaculi(air de forma importante el proceso inte"rador siempre #ue se cumplan estos principios b0sicos : 1Z3 Iue los factores de producción y las mercanc&as y servicios est%n en situación de id%ntica competitividad. 2Z3 Iue las estructuras fiscales de los pa&ses miembros de la unión no den lu"ar a una situación tan favorable #ue constituya un incentivo fiscal para la atracción de factores de producción de otros pa&ses. Pero tambi%n las fronteras fiscales pueden ser de caracter compensador cuando los "rav0menes y las des"ravaciones en frontera se proponen eliminar las diferencias incorporadas en las mercanc&as importadas y e+por tadas derivadas de factores impositivos$ aplicando el principio del "ravamen en el pa&s de destino.rmoni(ación fiscal para la consecución de una unión aduanera. )a apertura de un mercado nacional al comercio internacional puede ori"inar distor siones fiscales$ entendiendo por tales las discriminaciones de ori"en fiscal #ue inter fieren en el intercambio$ alterando las corrientes #ue !ubiera se"uido el tr0fico mercan til en su ausencia. Esto si"nifica #ue de la importación o e+portación se derivan consecuencias fiscales. . Suponen la e+istencia de fronteras fiscales. 217 . Por el contrario$ las fronteras fiscales de car0cter compen sador tienen por objeto anular las distorsiones e+istentes entre las mercanc&as nacionales y las mercanc&as de otros pa&ses. En este sentido$ la armoni(ación fiscal puede presentarse a dos niveles de desarrollo : a: . De todas las disparidades posibles #ue se pueden dar$ no cabe duda$ #ue las m0s importantes a efectos de distorsión fiscal son las disparidades permanentes #ue corres ponden a la estructura de los impuestos de los pa&ses involucrados en un proceso de inte"ración 4pueden e+istir disparidades temporales$ en las #ue s& !ay posibilidad de adaptación de la actividad privada5. )as fronteras fiscales del primer tipo tienen por objeto ori"inar distorsiones$ para actuar as& como un para"uas protector de las actividades de la econom&a nacional frente a la competencia e+terior.s& pues$ resulta evidente #ue un proceso de inte"ración económica tendr0 como objetivo prioritario en materia fiscal la abolición de las posibles distorsio nes #ue puedan presentarse en el 0mbito de la inte"ración.S DE S1PE3.?5 83-BEC ] =`.C-[C DE ).83S-8CES A-SC. En el desarrollo de un proceso de inte"ración económica se presentan tres soluciones alternativas para superar las distorsiones fiscales : 15 )os mecanismos de compensación. Esto implica un cierto "rado de !omo"enei(ación del derec!o positivo de los pa&ses miembros de la unión. Consiste en la apro+imación pro"resiva de los sistemas fiscales en aras de la supresión de distorsiones fiscales #ue posibilite la inte"ración económica entre varios pa&ses.rmoni(ación fiscal para la consecución de una unión económica. '5 )a armoni(ación fiscal. Estas consecuencias pueden consistir en una des"ravación de la car"a fiacal pa"ada en el pa&s de ori"en en el momento de e+por tar una mercanc&a o en la aplicación de un "ravamen a la importación #ue compense los impuestos #ue un producto importado no !a pa"ado en su pa&s de ori"en pero pero #ue los otros productor competidores de a#u%l s& !an soportado. En consecuencia$ se ofrecen como un instrumento útil para el proceso de inte"ración económica. En consecuencia$ son claramente contrarias al proceso de inte"ración económica.

no se vean incididos de una forma muy diferente de un pa&s a otro. En lo #ue se refiere a la imposición directa$ la supresión de las fronteras fiscales re#uiere una apro+imación de las car"as fiscales #ue recaen sobre las empresas$ para #ue los costes de producción$ etc.ES. 111 /U . Estas condiciones #ue caracteri(an a una unión económica sólo pueden darse si se suprimen todo tipo de barreras entre pa&ses y se implanta el principio de tributación en el pa&s de ori"en.11H Como ya se !a indicado$ la unión económica es la #ue reali(a plenamente las condiciones de un mercado interno de los pa&ses.2 LA ARMONITACIÓN 6ISCAL EN LA 'NIÓN E'ROPEA. >U . 2: El acercamiento pro"resivo de las pol&ticas económicas de los pa&ses miembros. En lo #ue se refiere a la imposición indirecta$ la supresión de las fronteras fiscales re#uiere una apro+imación suficiente de los tipos del impuesto sobre el valor a*adido y de los impuestos sobre consumos espec&ficos. 2C.-=8S ] )`7-. 218 .rmoni(ación de la estructura impositiva sobre sociedades.5 8?\E. Por eso esta alternativa se ve m0s bien como la meta a alcan(ar a trav%s de un lar"o proceso de pro"resiva armoni(ación fiscal. 2U . Puede definirse como un objetivo a lar"o pla(o cuya consecución re#uiere previa mente la superación de un proceso "radual de amorti(ación fiscal. /5 )a unificación fiscal.mpliación pro"resiva de las e+enciones fiscales concedidas a los particulares a su paso por las fronteras entre los pa&ses de la comunidad.dem0s la unifica ción fiscal supone un cierto despla(amiento de las Haciendas nacionales a una Hacienda supranacional$ con lo #ue eso supone de cesión de soberan&a por parte de los pa&ses miembros de la unión pol&tica.*adido. &: )a puesta en pr0ctica de un cierto número de pol&tcas comunes: pol&tica a"r&cola$ de transportes$ ener"%tica$ etc. . )a plena consecución de este objetivo$ depende en "ran medida de la superación de distorsiones fiscales$ por lo #ue desde 19Y1 la Comunidad se planteó como prioritario cinco tipos de acciones de armoni(ación fiscal en el marco de una "radual consecución de la unión económica y monetaria : 1U Determinación de una base uniforme del -mpuesto sobre el =alor . Para constituir tal unión no basta la ausencia de distorsiones fiscales #ue afecten a la libertad de circulación de bienes y servicios sino #ue esto debe !acerse e+tensible tambi%n a los factores de producción. .rmoni(ación de ciertos tipos de impuestos susceptibles de influir en los movimien tos de capitales en el 0mbito de la Comunidad. 'U .rmoni(ación del campo de aplicación de la base tributaria y de las modalidades de percepcion de los impuestos sobre consumos espec&f&cos. El objetivo fundamental de la Comunidad se reduce a la instrumentación de la fiscali dad en las tareas para las #ue %sta se manifiesta m0s idónea$ y especialmente : 1: Establecer un mercado comun #ue permita a las empresas europeas mejorar su competitividad frente a la competencia internacional. Este principio de tributación en el pa&s de ori"en supone #ue se "rava a las rentas en el pa&s donde se "eneran y a los productos en el pa&s en #ue se producen$ con lo #ue a efectos tributarios el paso de mercanc&as de un pa&s a otro en el 0mbito de la unión no tiene nin"una relevancia.

ambi%n la fiscalidad es diversa en los distintos pa&ses$ por lo #ue puede resultar #ue una determinada fi"ura tributaria sea m0s impopular en un pa&s #ue en otro.$ los estados miembros podr0n aplicar uno o dos tipos reducidos del 2W como m&nimo.ribunal de \usticia5 con capacidad para le"islar y decidir conforme a un marco jur&dico autónomo de los Estados miembros y con unos recursos presupuestarios independientes. En el caso de la imposición directa$ la fiscalidad europea se !a centrado en dos objetivos : 1Z. .ambi%n se encuentran con el escollo de la complejidad de los actuales sistemas fiscales #ue !ace t%cnicamente dif&cil la labor de armoni(acion fiscal. se"uir0 recaud0ndose en el pa&s de destino.En esta labor si"ue la 1nión Europea$ empero$ en la tarea de armoni(ar los sistemas fiscales de los pa&ses miembros se encuentra con diversos escollos dif&ciles de salvar : El primer escollo es sin duda$ de car0cter pol&tico 4Co !ay #ue olvidar #ue son los Parlamentos los #ue votan los impuestos5. . .$ a los #ue estaban sujetos los automóviles$ los e#uipos de alta fidelidad$ etc$ !an #uedado suprimidos a partir del 1 de enero de 199/. con arre"lo al cual este impuesto se recaudar0 en el pa&s de ori"en. partir de enero de 199Y$ en #ue se preve% #ue entrar0 en funcionamiento el sistema definitivo$ el -=. 2Z. Si bien los controles fronteri(os #uedan abolidos desde el 1 de enero de 199/$ de forma transitoria el -=. 8tro escollo ser&a el #ue las econom&as nacionales de los pa&ses pueden no ir paralelas$ por lo #ue las medidas buenas para uno$ no tienen #ue ser necesariamente buenas para el otro.& RELACIONES ECONÓMICO36INANCIERAS ENTRE ESPA<A = LA 'NIÓN E'ROPEA.parte del tipo "eneral del -=. De otra parte$ por un derec!o derivado formado por todas las normas adaptadas por las instituciones comunitarias en aplicación y desarrollo de los objetivos y principios de los tratados. .s&$ la normativa fiscal comunitaria !a alcan(ado ya un importante "rado de consistencia : En el caso del -=. i"ual o superior al 2W. A-SC. Aavorecer la actuación de las empresas #ue operan en m0s de un pa&s comunitario.C.D8 cC-C8. . Pese a los diferentes escollos$ la Comunidad !a sido capa( de lo"rar un espacio unita rio sin fronteras interiores en el #ue pueden circular libremente mercanc&as$ servicios$ capitales y personas.D E138PE. El %+ito de la Comunidad se debe$ en buena parte a su modelo de or"ani(ación$ #ue persi"e$ m0s all0 de la mera cooperación$ una inte"ración$ para lo cual se dota la Comu nidad de unos principios y objetivos "enerales a desarrollar pro"resivamente por medio de unas instituciones propias 4el Consejo de 7inistros$ )a Comisión$ el Parlamento Europeo y el .)-D. . Evitar la deslocali(ación del factor m0s móvil$ el capital. Por otro lado$ todos los tipos incrementados de -=.E E) 7E3C. pasar0 a ser recaudado en el pa&s donde se !ayan producido las mercanc&as.$ desde Enero del 9/ se aplica un sistema transitorio se"ún el cual todos los estados miembros aplican un tipo "eneral de -=. Co obstante$ los Estados miembros !an acordado establecer un sistema definitivo del -=. 11' 2C. ?5 ).dem0s$ la comunidad Europea es tambi%n una Comunidad de derec!o #ue dispone de un ordenamiento jur&dico propio al servicio de la inte"racion compuesto b0sica mente$ de una parte$ por un derec!o primario$ o marco constitucional de la Comunidad$ inte"rado por todos los tratados #ue la instituyeron. 219 . .

/.Estas normas pueden adoptar la forma de 3e"lamentos$ Directivas o Decisiones$ #ue tienen caracter obli"arorio. . . )a Comunidad Europea$ se"ún el pre0mbulo del . )a presentación formal del presupuesto viene dada mediante la clasificación en cinco secciones : 15 Parlamento^ '5 Consejo ^ /5 Comisión ^ >5 . )a preparación del presupuesto.8 BECE3. .ratado de 3oma$ persi"ue como fin esencial la constante mejora de las condiciones de vida y de trabajo de sus pueblos$ ase"urando$ mediante su acción común$ el pro"reso económico y social de %stos$ y eliminando las barreras #ue !an dividido a Europa..ribunal de Cuentas.5 E) P3ES1P1ES. )a preparación arranca con la elaboración por cada una de las instituciones comuni tarias de su cuenta provisional de "astos. '. .) DE ). )os recursos propios tradicionales : E+acciones re"uladoras a"r&colas y coti(aciones sobre a(úcar y "lucosa ^ Derec!os de aduana.DES E138PE.dem0s$ el sistema est0 informado por cinco principios presupuestarios : . Si en el pla(o de cuarenta y cinco d&as el Parlamento aprueba el proyecto$ o bien no reali(a enmiendas a los "astos no obli"atorios ni modificaciones a los "astos obli"atorios$ el presupuesto #ueda definitivamente aprobado. El recurso del PC?$ constituido por la aplicación de un tipo uniforme a la suma de los PC? de los Estados miembros y destinado a e#uilibar el PBCE. .nualidad$ unidad$ universalidad$ e#uilibrio económico$ y no afectación.ratado de 3oma$ son "astos obli"atorios a#uellos directamente derivados de las disposiciones del . 11/ . Cada sección$ a su ve($ se clasifica "radualmente en t&tulos$ cap&tulos$ art&culos y partidas.odos los actos normativos de la CE se publican en el Diario 8ficial$ de aparición diaria en las nueve len"uas oficiales de la CE.S C871C-D.ntes del 1 de julio estas cuentas se pasan a la Comisión$ la cual elabora un proyecto de presupuesto en su doble vertiente de in"resos y "astos. 1na ve( recibido el proyecto por el Parlamento$ pueden acontecer dos cosas. )a aprobación del presupuesto. El recurso del -=. El Presupuesto Beneral se financia principalmente con los recursos propios comuni tarios #ue aportan los Estados miembros$ #ue son : 1. Se"ún el .ribunal de \usticia ^ 25 . 1na ve( #ue el Consejo !a modificado parte o la totalidad de las enmiendas presen tadas por el Parlamento y !a rec!a(ado o modificado las propuestas de modificación$ el proyecto es devuelto al Parlamento.S. En cuanto al proceso presupuestario comunitario$ la presentación del mismo re#uiere aclarar la distinción entre "astos de car0cter obli"arorio y "astos no obli"atorios.ntes del 1 de septiembre este proyecto se somete al Consejo$ #uien$ a su ve($ debe remitirlo entes del 2 de octubre al Parlamento. )os restantes son "astos no obli"atorios.ratado y de los actos aprobados en virtud de %ste. Si$ por el contrario$ en el pla(o de >2 d&as el Parlamento reali(a enmiendas a los "astos no obli"atorios$ el proyecto con las enmiendas y propuestas de modificación es reenviado al Consejo.#u&$ de nuevo puede ocurrir #ue sea aprobado$ o #ue lo rec!a(e y demande #ue le sea sometido un nuevo 220 . )as Comunidades Europeas reali(an una serie de "astos con car"o al Presupuesto Beneral$ derivados de las competencias asumidas y de las pol&ticas comunes.

proyecto. De todo esto$ podemos deducir$ #ue la aprobación de los "astos obli"atorios$ descansa m0s bien en el Consejo$ mientras #ue la aprobación de los "astos no obli"atorios descansa en el Parlamento.

': B%nesis y desarrollo del pensamiento financiero
2U.1. LA TEORIA DE LA HACIENDA PÚBLICA CLDSICA. Para anali(arla podemos partir de .dam Smit!$ y del libro = de su obra Z)a ri#ue(a de las CacionesZ$ en 1YY<. Con esta obra se adelanta incluso en el enfo#ue de numerosos problemas a las formas en #ue estos son considerados actualmente. .s&$ por ejemplo$ con la teor&a del federalismo 4descentrali(ación5 fiscal$ .. Smit! ar"umenta #ue los "astos #ue !an de beneficiar a sólo una concreta 0rea "eo"r0fica no tienen por #u% ser financiados con in"resos "enerales del Estado$ sino con in"resos obtenidos por el Estado e+clusivamente de esa (ona "eo"r0fica. En otro orden de cosas$ las aportaciones m0s ampliamente reconocidas de esta obra son su dosificación del "asto público y sus c0nones de imposición. En cuanto al "asto público reconoce tres tipos diferenciados : Bastos de defensa$ "astos de justicia y orden interno$ y "astos dedicados a la financiación de obras tendentes a facilitar el comercio de la sociedad. Por lo #ue respecta a la imposición$ se establece los c0nones #ue !abr&an de tener amplio reconocimiento: i"ualdad$ certe(a$ comodidad y econom&a administrativa. \unto a .dam Smit! debemos citar a David 3icardo Stuart 7ill. Estos dos autores coinciden en el tema de #ue se debe evitar "ravar el capital. Sin embar"o$ ambos tienen una diferente interpretación del si"nificado de la justicia tributaria. 7ientras #ue para David 3icardo %sta viene dada por la aplicación de los principios del beneficio y de la capacidad de pa"o$ 7ill considera como v0lido sólo el principio de la capacidad de pa"o. Estas diferencias entre estos dos autores no dejan ver como en el pensamiento !acend&stico cl0sico e+ist&a cierta falta de uniformidad. Pero$ a pesar de ello$ puede considerarse #ue al menos los tres autores coinciden en asentar una teor&a !acend&stica sobre dos pilares comunes. El pilar pol&tico de la filosof&a liberal$ y el pilar económico de su teor&a del desarrollo. .s& pues$ se puede !ablar de una Hacienda Pública cl0sica #ue resume la actividad económica del Estado en tres do"mas : ). CE1,3.)-D.D -7P8S-,-=.. Se !a de entender como la e+i"encia de #ue los impuestos no afecten al desarrollo económico. En consecuencia$ se critican todos a#uellos impuestos #ue se considera minoran los fondos disponibles para la inversión$ por constituir un obst0culo para el desarrollo económico de la sociedad. E) EI1-)-?3-8 P3ES1P1ES,.3-8. Ha de entenderse como un instrumento de contención del "asto público. .dem0s$ supone una barrera #ue impide la indeseable e+pansión de la actividad del Estado.

4II EGo#(ci)n 7ist)rica d # $ nsami nto %inanci ro

112
221

). \1S,. D-S,3-?1C-[C DE ). C.3B. -7P8S-,-=.. Puede venir dada tanto por el criterio del beneficio 4.. Smit! : Cada miembro del "rupo pa"a en función de los beneficios #ue obtiene del "asto público5$ como por el criterio de la capacidad de pa"o 4cada miembro del "rupo !a de pa"ar en función de su capacidad de pa"o5. )os Presupuestos sobre los #ue se asienta la teor&a de la Hacienda cl0sica alcan(an su ma+imo esplendor a mediados del si"lo D-D en -n"laterra$ con el primer ministro K.E. Bladstone.

2U.2 LA HACIENDA PÚBLICA 'TILITARISTA. .5 ). H.C-ECD. DE) ?-ECES,.3 DE ). ESC1E). DE C.7?3-DBE. Se !abla ya de la e+istencia de econom&as e+ternas$ #ue ofrecen la posibilidad de una diver"encia entre el producto social y el producto privado. Estas d&ver"encias servir&an de base para justificar ciertos "rados de actividad financiera estatal con fundamentos distintos de los tradicionalmente aceptados. Del mismo modo$ el an0lisis de Pi"ou$ sobre las industrias con costes crecientes o decrecientes ofrece bases para abandonar la cocepción de la imposición neutral y a favor de la utili(ación de las fi"uras impositivas como instrumento corrector del sistema$ y ello$ no sólo en t%rminos distributivos sino$ incluso$ en t%rminos de una efica( asi"nación de recursos. Pi"ou !a pasado a la !istor&a del pensamiento financiero como el m0+imo represen tante de la Hacienda del bienestar. Pi"ou re(uma reformismo utilitarista con una preocu pación en todos sus escritos en torno a la obtención del mayor "rado de bienestar para el mayor número de miembros de la colectividad. )a l&nea del pensamiento de Pi"ou se desarrolla entendiendo #ue el objeto de la econo m&a del bienestar no estriba en estudiar %ste en toda su amplitud$ sino #ue debe limitarse a estudiar el bienestar económico$ con la presunción de #ue en t%rminos "enerales e+iste una fuerte correlación entre el bienestar económico y el bienestar "eneral. Definido en estos t%rminos el bienestar y el bienestar económico$ la finalidad última de la econom&a del bienestar estriba en la bús#ueda del acrecentamiento m0+imo del dividendo nacional. Pero !ay #ue tener en cuenta #ue parte Pi"ou de la !ipótesis de #ue toda transferencia de ri#ue(a de un ciudadano relativamente m0s rico a otro m0s pobre supone un aumento del dividendo nacional$ ya #ue conlleva un aumento de la suma total de satisfacciones del "rupo social. Por tanto$ pr0cticamente cual#uier medida social #ue supon"a una mayor participación en la renta real de los estratos m0s pobres de la sociedad elevar0 el bienestar económico de toda la sociedad. ?5 ). ESC1E). DE =-EC.. En =iena$ Emil Sa( distin"ue entre necesidades colectivas puras y necesidades colec tivas impuras. En"lobando entre las primeras a#u%llas en las #ue es factible la fijación de una divisibilidad del beneficio derivado de su satisfacción y$ entre las se"undas$ a#u%llas en las #ue tal divisibilidad no es factible. Solamente las necesidades colectivas puras est0n relacionadas con la actividad financiera del Estado. 11< En consecuencia$ esto re#uiere #ue el individuo por contribuir a la satisfacción de las necesidades colectivas se debe ver privado de poder satisfacer con su presupuesto a#uellas necesidades individuales #ue en su escala de preferencias tienen una valoración inferior. Por tanto$ el reparto de la car"a fiscal$ en última instancia$ puede ser considerado eficiente o no eficiente de acuerdo con #ue los contribuyentes puedan o no asi"nar su presupuesto privado de tal forma #ue alcancen de tal asi"nación la ma+imi(ación de su utilidad individual. C5 ). ESC1E). S1EC..
222

El precedente avan(ado por .dam Smit! del reparto de la car"a fiscal en base al principio del beneficio es reco"ido tambi%n en suecia por KicJsell. iste parte siempre en su valoración de los procesos fiscales de la idea de #ue si la or"ani(ación pol&tica de una democracia parlamentaria intenta plasmar el respeto a la libertad individual$ resul tar&a contradictorio for(ar a un ciudadano a contribuir en la financiación de actividades públicas #ue %ste no considere de su inter%s. Por esta ra(ón$ en el supuesto de #ue se !aya lle"ado a un determinado estatus de distribución ZjustaZ de la renta$ defiende una teor&a del intercambio voluntario para la determinación de las actividades financieras del Estado. . su entender$ un "rupo social numeroso no puede plantearse la contribución de sus miembros para solventar las necesidades colectivas en t%rminos de una libre aportación proporcional a la utilidad #ue cada uno perciba por la satisfacción de las mismas. Es claro #ue tal sistema tiene el peli"ro de permitir la e+istencia de free riders. Esta$ es la ra(ón por la #ue la ma+imi(ación del bienestar es una tarea #ue en estos casos pasa a ser desempe*ada por los miembros del "rupo en la arena pol&tica$ como votantes #ue participan en el proceso de la toma de decisiones colectivas. Pero$ _Cómo deben ser tomadas las decisiones pol&ticasO. Para la fijación del volumen "eneral del presupuesto y "asto público$ as& como la composición de %ste$ aconseja se vote estableci%ndose entre espec&ficos "astos e in"resos públicos$ con lo #ue los miem bros del parlamento puedan comparar costes y beneficios de la actividad financiera del Estado. .dem0s$ estos pa#uetes de espec&ficos impuestos "astos deber&an ser aprobados por proporciones mayores #ue la mayor&a. 2U.& LA SOCIAL3POLITI\ .ERMANA. En nuestro conte+to la importancia del autor alem0n$ .dolp! Ka"ner$ es "rande$ por#ue con %l la teor&a financiera del continente europeo alcan(a su m0+imo punto de diver"encia frente a la visión "ladstoniana del mundo económico$ #ue se manifiesta b0sicamente en la defensa de una pol&tica !acend&stica en la #ue la imposición abandona su papel de instrumento recaudador de fondos con #ue financiar el "asto público y pasa a ser el ve!&culo fundamental con el cual la sociedad alcance una aut%ntica redis tribución de la ri#ue(a. Ka"ner parte de una concepción or"0nica del Estado y ar"umenta a favor de reempla(ar la propiedad privada por la propiedad estatal de los bienes$ de producción en muc!as 0reas. .dem0s$ considera el "asto público como parte fundamental de la producción nacional y formula su famosa ley del incremento de la actividad financiera del Estado 4ley de Ka"ner5. 11Y )a ley de Ka"ner sur"e en un conte+to de preocupación por la comprobación del crecimiento del "asto público. .un#ue al"unos aduc&an #ue el ori"en de este fenómeno era el crecimiento de los "astos militares$ %stos$ variaban muc!o de un pa&s a otro$ mientras en todos ellos el crecimiento del "asto público era evidente. Por tanto$ se empe(ó a considerar la posibilidad de #ue estas cifras obedecieran a una ley "eneral #ue relacionara de al"una manera la renta per capita y el crecimiento del "asto público. En esta l&nea$ al"unos autores$ como por ejemplo .dams en 1S.$ defendieron #ue las estad&sticas mostraban #ue el "asto público de un pa&s debe crecer en proporción a su producción per c0pita. )a Fley de Ka"nerZ va incluso m0s lejos$ manteniendo #ue el crecimiento del "asto público debe ser incluso m0s r0pido #ue el crecimiento de la producción "eneral del pa&s. Para e+plicar la e+istencia de tal ley$ Ka"ner recurre a la distinción entre tres tipos de actividad financiera cada uno de ellos sujeto a una tendencia incrementalista por distin tas ra(ones. En primer lu"ar considera como fundamental actividad del Estado la enca minada al mantenimiento de la ley y orden necesarios para el buen funcionamiento del mercado. Esta actividad estatal !a de incrementarse como consecuencia de #ue el pro "reso económico conlleva una mayor división del trabajo #ue complica la vida econó mica en diversos aspectos y los posibles puntos de fricción$ con lo #ue el mantenimien to de la misma calidad de servicios públicos e+i"e
223

un mayor esfuer(o de la actividad estatal. En se"undo lu"ar$ identifica un tipo de actividad estatal relacionada con la producción directa de bienes materiales. Este tipo de actividades se incrementa tambi%n como consecuencia de #ue la nueva tecnolo"&a re#uiere enormes inversiones #ue las empresas privadas no pueden administrar tan efectivamente como las estatales. Por último$ e+iste un tercer tipo de actividad estatal consistente en la provisión de un deter minado tipo de servicios como correo$ educación$ etc. Este tipo de servicios deben pasar a manos del Estado all& donde la nueva tecnolo"&a aconseje la formación de monopolios de oferta 4monopolios naturales5$ donde las econom&as e+ternas de car0cter positivo sean de dif&cil valoración económica$ o donde la propiedad estatal sea importante para la consecución de una mayor estabilidad económica. 2U.+. LA HACIENDA PÚBLICA POST\E=NESIANA. Se"ún Leynes$ el objetivo fundamental de la actividad económica del Estado$ es una interferencia compensatoria de los dese#uilibrios #ue se producen en el mercado. El e#uilibrio presupuestario puede conse"uirse a lar"o pla(o$ como consecuencia de una actividad presupuestaria de si"no opuesto #ue al cabo de varios ejercicios fiscales se anula. Por otro lado$ un super0vit presupuestario$ conlleva un costo pol&tico mayor #ue los d%ficit$ y$ por lo tanto$ !abr0 una tendencia por parte de los "obiernos a repetir los últimos con muc!a mayor frecuencia #ue los primeros. Estas consideraciones ofrecen una e+plicación del por#u% ese !ipot%tico balance entre dese#uilibrios presupuestarios de si"no opuesto a lo lar"o de varios ejercicios fiscales es muy dif&cil #ue se produ(ca en la pr0ctica. )a consideración del funcionamiento de las instituciones pol&ticas en formas de "obierno democr0ticas su"iere #ue las presiones sociales !an de ser muc!o m0s fuertes en la dirección de d%ficit presupuestarios$ #ue en la dirección contraria. 11: .dem0s$ no transcurrió muc!o tiempo sin #ue se !icieran evidentes los peli"ros #ue acarrea en el terreno pr0ctico la pol&tica fiscal neoJeynesiana. )as previsiones inco rrectas y los retardos e+istentes en la toma de decisiones fiscales pronto !icieron paten tes los peli"ros de #ue las medidas fiscales fundadas en los principios de la !acienda funcional produjeran efectos m0s desestabili(adores #ue estabili(adores. Esto supuso una nueva preocupación por fórmulas presupuestarias #ue "aranti(aran la consecuencia del objetivo de la estabilidad económica a la par #ue !iceran %sta compatible con otros objetivos económicos. Esta l&nea de preocupación teórica da lu"ar al nacimiento de tres fórmulas presu puestarias. En primer lu"ar la fórmula #ue incluye estabili(adores autom0ticos #ue se considera pueden "aranti(ar la estabilidad económica$ a pesar de los posibles fallos pol&ticos en las previsiones. Despu%s$ se implementa la fórmula presupuestaria del Zsuper0vit potencial de pleno empleoZ$ en un esfuer(o por armoni(ar lo m0s posible las pr0cticas fiscales "aranti(adoras de la estabilidad con tasas aceptables de crecimiento económico. Por último se introduce el sistema presupuestario$ PP?S$ #ue constituye un intento de$ mediante la asimilación de la t%cnica del coste beneficio$ incorporar a la pr0ctica presuestaria moderna la preocupación pord otro objetivo económico: la efica( asi"nación de recursos. Como se ve$ podr&a considerarse #ue en su evolución la !acienda posJeynesiana !a "irado desde los finales de la 'U "uerra mundial con una preocupación casi e+clusi vamente estabili(adora$ !acia posiciones m0s amplias #ue dedican atención similar a otros objetivos incluso fuera del an0lisis propiamente macroeconómico$ como es el caso de la efica( asi"nación de recursos.

2U.- LA HACIENDA DEL BIENESTAR. El r0pido crecimiento del sector público en las d%cadas posteriores a la
224

post"uerra$ planteaba numerosos problemas. .s&$ sur"ió una nueva teor&a cuya doctrina estaba elaborada en torno a una preocupación última por la efica( asi"nación de recursos$ de claras connotaciones con la Znueva econom&a del bienestarZ. )a nueva econom&a del bienestar ofrece aportaciones valiosas a la teor&a de la !acienda pública en dos l&neas: en la clasificación de los criterios de bienestar y en la reelaboración de una teor&a de las ineficiencias del mercado. Kilfredo Pareto manten&a$ en esta l&nea$ #ue para #ue una pol&tica económica pudie ra ser considerada como adecuada$ deb&a "uiarse por la consideración de #ue$ a trav%s de la misma$ al"unos miembros de la sociedad resultasen favorecidos sin #ue nin"uno resultara perjudicado. En definitiva$ toda medida de pol&tica económica deb&a tener la idea de alcan(ar una situación en la #ue fuera imposible incrementar el "rado de bienestar de al"uien sin #ue nadie viera reducido el suyo 4óptimo de Pareto5. Este criterio tiene como ventaja$ el !ec!o de #ue ofrece una amplia aceptabilidad por la sociedad. Sin embar"o la aplicación de este principio$ acarreaba serios inconve nientes. En primer lu"ar el criterio se ofrece como muy restrictivo para la actividad del sector público en la l&nea de la reasi"nación de recursos$ ya #ue en la pr0ctica muy pocos proyectos pueden considerarse #ue al menos a al"uien no influyan ne"ativamente. 119 En se"undo lu"ar$ el criterio pod&a dar ori"en a comportamientos de ocultación de preferencias por al"unos miembros de la sociedad #ue alejaran a la comunidad en "eneral de la deseable situación de óptimo. Por último el criterio se ofrec&a como claramente conservador en materias referentes a la redistribución de la renta$ ya #ue la e+i"encia de #ue nadie viera reducido su nivel de bienestar obstaculi(aba la implantación de pol&ticas redistr&butivas. ,odas estas consideraciones motivaron en la d%cada de los cuarenta una viva y amplia tentativa por encontrar unos criterios objetivos de bienestar #ue manteniendo sus ventajas$ evitasen los inconvenientes de criterio de Pareto. Esta l&nea de trabajo se desarrolla en dos vertientes: la vertiente de la asi"nación de recursos y la vertiente de la superación de los problemas redistributivos. En la vertiente de la asi"nación de recursos$ los inconvenientes del criterio de Pareto se intentan solventar a trav%s de criterios de !ipot%tica compensación$ es decir$ siempre #ue sea posible compensar a todos los #ue de al"una manera se vean perjudicados por tal pol&tica$ aun#ue no es necesario #ue tal compensación sea llevada a cabo en la pr0ctica. .s&$ al levantarse la e+i"encia de #ue nadie vea reducido su "rado de bienestar se !ace t%cnicamente m0s factible la implemantación de un mayor número de pol&ticas. Sin embar"o$ no es ni muc!o menos claro #ue desde el punto de vista de la distribución de la renta estos criterios ofre(can ventajas sobre el criterio de Pareto. )a ra(ón fundamental estriba en #ue permiten la aprobación de medidas #ue conllevan una redistribución importante de la renta y con ella "randes p%rdidas para al"unos "rupos sociales. En definitiva$ el problema #ue los criterios de !ipot%tica compensación presentan desde el punto de vista redistributivo es #ue no !ay nin"una base para esperar #ue los individuos acepten una medida de pol&tica económica #ue les perjudica$ a ellos personalmente$ cuando no !ay nin"una "arant&a de #ue los mayores beneficiarios de la misma sean miembros de los sectores menos afortunados de la sociedad. En esta misma l&nea de preocupación por los problemas redistributivos$ al"unos autores defienden #ue las medidas de pol&tica económica llevadas a cabo en base a los mismos no tienen #ue plantear problemas de aceptabilidad social si son considerados desde la perspectiva de un per&odo suficientemente amplio. Su ar"umento se basa en la consideración de #ue los efectos positivos y ne"ativos #ue se derivan para un deter minado individuo de diversas medidas de pol&tica económica se distribuye al a(ar$ por lo #ue tal individuo$ desde la perspectiva de un per&odo
225

suficientemente amplio debe esperar #ue$ al t%rmino del mismo$ los posibles efectos ne"ativos con #ue unas deter minadas medidas de pol&tica económica le afectan$ a corto pla(o se vean compensados a lar"o pla(o por los efectos positivos de otras. Pero$ este planteamiento tambi%n presenta sus problemas : Hay #ue reconocer #ue los criterios anteriores conllevan un alto "rado de incertidumbre para los individuos y el abandonar los mismos al a(ar no parece ser un medio #ue sea f0cilmente admitido en las sociedades modernas. .s&$ sur"e la teor&a de la compensación real$ #ue mantiene #ue todos los #ue sean afectados ne"ativamente por las medidas económicas deben ser realmente compensados. .un#ue con esta teor&a se vuelve pr0cticamente al punto de partida : El criterio de Pareto. 1'H Como última alternativa$ la nueva econom&a del bienestar adopta un criterio econó mico estricto$ se"ún el cual el economista no puede pronunciarse sobre cuestiones de distribución de la renta #ue necesariamente conllevan valoraciones subjetivas. En esta l&nea se pasa a formali(ar por Samuelson la función de Zbienestar socialZ$ como una función #ue el economista acepta como dada por al"una autoridad. .s&$ el an0lisis económico parte de unos fines dados y se elabora libre de valores. 2U.; LA TEOR1A DE LA ELECCIÓN COLECTI4A. Partiendo de un estado de anar#u&a total$ el !ombre escapa de este estado solamente por la v&a de su sumisión al derec!o. El individuo comprende #ue los recursos #ue la defensa de sus intereses le e+i"e pueden ser m0s eficientemente dedicados a otras acti vidades si conviene con los otros miembros del "rupo en respetar una serie de normas #ue rijan las relaciones entre ellos. )a justificación del derec!o estriba por tanto$ en su capacidad para incrementar el bienestar material de todos y cada uno de los miembros de la sociedad. El problema b0sico de la sociedad$ se"ún esto$ estriba en acertar a dibujar la l&nea correcta entre un "obierno e+cesivamente poderoso o e+cesivamente d%bil. 1na ve( #ue la situación de un "rupo !umano en anar#u&a da paso a la creación de una sociedad con e+istencia de leves y de "obierno #ue obli"ue al cumplimiento de las mismas$ el "rupo !umano$ mediante esa acción colectiva de compromiso al respecto$ !a producido un bien público. Se"ún este enfo#ue$ la e+istencia de las normas en una sociedad puede ser considerada en el mismo ran"o de bien público #ue la defensa nacional. Es evidente #ue al"unos miembros de la comunidad pueden intentar cambiar el derec!o positivo$ pero aún as& para !acerlo tienen #ue aceptar el proceso constitucional acordado por la sociedad como v&a le"&tima del cambio de leyes. .l no !acerlo as&$ el individuo revolucionario pierde sus derec!os. 1na ve( establecida una estructura le"al en la sociedad$ es evidente #ue los miembros de la misma !an de relacionar #ue la pr0ctica de intercambios les produce beneficios netos. )a v&a del intercambio se ofrece al individuo como otra alternativa similar a la de la producción directa para alcan(ar mayores cotas de bienestar ya #ue constituye un medio eficiente de transformación de bienes deseados en mayor "rado. 3ecortando$ por tanto$ la acción del Estado a la mera función protectora del Derec!o. Sin embar"o !ay #ue reconocer #ue en numerosas ocasiones los beneficios #ue pueden e+traerse del intercambio e+i"en la particiación simult0nea de m0s de dos personas. 3esulta claro #ue cuando los beneficios del intercambio pueden alcan(arse sólo despu%s de #ue se !ayan conse"uido acuerdos entre muc!os individuos los costes de transacción$ pueden ser considerables. .dem0s podr&a darse la e+istencia de free riders. Esto nos lleva a pensar #ue$ aun#ue la acción colectiva a trav%s del proceso pol&tico conlleva tambi%n su coste$ en todas a#uellas ocasiones en #ue %ste es inferior #ue el anteriormente mencionado se sustituye el intercambio voluntario entre los miembros del "rupo por la intervención del Estado. Pero cu0ndo la sociedad se encuentra en tal tipo de situacionesO Ese es el punto en el #ue la teor&a de la
226

elección colectiva incide m0s directamente en la teor&a de bienes públicos$ ya #ue se considera #ue la e+istencia de %stos ofrece el m0s claro ejemplo de este tipo de situaciones. 1'1

11>

227

1H: 228 .

9: 229 .