You are on page 1of 74

Tema 1: el derecho internacional privado. I. Presupuestos y objeto del derecho internacional privado. 1.

Presupuestos del derecho internacional privado. El d.i.pr. Se ocupa de aquellas situaciones o correlaciónes que por las personas que en la misma intervienen, por el objeto sobre el que versan o el modo en que se produce, no agotan sus consecuencias en una sola esfera jurídica. - el primer presupuesto del d.i.pr. Lo constituye el fraccionamiento del mundo jurídico a nivel mundial. Es erróneo identificar ordenamiento jurídico con ordenamiento estatal ya que la existencia de ordenamientos plurilegislativos prueba que la idea de estado no se contradice con la presencia en su seno de varios sistemas jurídicos. Este fenómeno, especialmente visible en los estados federales puede tambi n presentarse en los estados unitarios como es nuestro caso en el que junto al llamado derec!o civil com"n coexisten los derec!os civiles especiales o forales. En segundo t rmino, la institucionali#ación jurídica de las confesiones religiosas, en la medida en que reciba el refrendo de un sistema estatal, va a determinar igualmente la coexistencia dentro de las fronteras del estado de uno o varios sistemas confesionales con distintos tipos de vinculación con el o los sistemas jurídicos laicos. $e otra parte, a la diversidad inicial de los ordenamiento jurídicos se suma su aplicación por órganos judiciales y administrativos internos, y por tanto tambi n diferentes, que utili#an en su interpretación criterios dispares. Ello supone un límite al los esfuer#os unificadores, por vía convencional, que sólo puede obviarse mediante el establecimiento de tribunales internacionales. - sin el dato que proporciona la pluralidad y diversidad de los ordenamiento jurídicos, el d.i.pr. %o tendría ra#ón de ser. %o obstante, por sí sola esta circunstancia tampoco justificaría la existencia de esta disciplina, en la medida en que los !ombres desarrollaran todas su actividad en una misma esfera jurídica. - finalmente, a los anteriores elementos !ay que a&adir un dato de tipo t cnico-jurídico. 'uando el legislador interno adoptar una solución cualquiera ante un problema dado, intenta adecuarse a las coordenadas de todo tipo que confluyen en la sociedad en que la norma jurídica !a de producir sus efectos. Las soluciones del derec!o interno est(n pensadas para relaciónes o situaciones jurídicamente !omog neas, por tanto, su aplicación extensiva a relaciónes o situaciones !eterog neas, con elementos extranjeros, adem(s de poder conducir a resultados materialmente injustos, supondría de modo necesario una distorsión de la voluntad legislativa. )or consiguiente, cuando un supuesto se manifiesta en los caracteres de tr(fico externo, resulta lógico considerar que se trata de un caso no previsto por el legislador al establecer un sistema jurídico. en consecuencia, son precisamente las dificultades que plantea la aplicación autom(tica de los ordenamientos estatales a las relaciónes que se desarrollan en conexión con varios sistemas jurídicos las que mejor justifica la existencia de la disciplina del d.i.pr.. 2. Objeto del derecho internacional privado: los supuestos del trafico juridico externo. La existencia de una pluralidad y diversidad de ordenamiento jurídicos en el seno de la sociedad internacional, unida a la vocación ecum nica del !ombre, determina la existencia del tr(fico jurídico externo, noción que entra&a, como causa y efecto, el intercurso de personas, objetos e intereses por encima de las fronteras geojurídicas. *nte la cuestión de cómo distinguir el tr(fico jurídico externo del interno, una aproximación clasificación +maury, !a mantenido que basta la presencia de un elemento extranjero en una relación o situación para que sta se ti&a de extranjería y pase a ser parte integrante del tr(fico jurídico externo. )or el contrario, las construcciones doctrinales las recientes consiste en el !ec!o de que no todo elemento extranjero go#a de tal aptitud- del que esta perspectiva el criterio de la delimitación entre las naciones que se trata !a de buscarse en la finalidad social de los !ec!os, en la ambientación plurilegislativa del supuesto. %o obstante, la existencia de un elemento extranjero genera una presunción que sólo podr( confirmarse o rec!a#arse tras el examen detallado del supuesto. En segundo t rmino, ese examen ser( siempre actual, de tal modo que tome en consideración las transformaciones sufridas por la relación o situación considerada en el transcurso del tiempo. En tercer lugar !ay que tener en cuenta la naturale#a de la relación considerada- finalmente, la acción de la autonomía de la voluntad de los particulares lo basta para internacionali#ar una relación interna- afirmación cierta incluso en materia de contratos en que el juego de la autonomía de la voluntad queda condicionado a la existencia en los mismos factores de extranjería, ya sean personales +distinta nacionalidad de las partes,, ya sean territoriales. Ii. Contenido y problemas del derecho internacional privado. 1. Introduccion. En este punto es necesario precisar que problemas de los que suscita el tr(fico externo su objeto de estudio por nuestra disciplina- delimitados los problemas, el contenido de la disciplina se concreta, de modo paralelo, en los distintos conjuntos nominativos que, en cada ordenamiento jurídico, intentan solucionarlos. $esde una perspectiva teórica, la delimitación del tr(fico privado internacional exige tanto la precisión de quienes son considerados nacionales, como de los derec!os y deberes que cada sistema jurídico reconoce a los extranjeros. $e igual modo, la respuesta a las cuestiones planteadas estar( condicionada por la competencia de los tribunales propios y el posible reconocimiento de las decisiones dictadas por los tribunales extranjeros, así como por la ley +propia o extranjera, que resulte aplicable a cada caso concreto. la doctrina no es un(nime a la !ora de decidir los problemas de que se debe ocupar el d.i.pr.. /0, para la concepción estricta, el d.i.pr. Se reduce a la determinación del derec!o jurídico aplicable a las relaciónes jurídico-privadas internacionales. 10, entre las concepciones intermedias, para la doctrina anglosajona el problema de la elección del derec!o aplicable exigen la determinación previa de que tribunales poseen la competencia jurídica internacional- de este modo, conflicto de leyes y conflicto de jurisdicciónes constituyen el eje sobre el que se construye esta disciplina. 20, en cuanto a la concepción amplia o francesa, tambi n dominante en la doctrina espa&ola, considera que el d.i.pr. 3a de ocuparse de la nacionalidad y de la extranjería, así como de la dimensión judicial del tr(fico externo y de los problemas que se derivan de la conexión del supuesto con varios ordenamientos jurídicos +problema de la designación de la ley aplicable. La concepción amplia se justifica por la unidad finalista de los temas tratados para la adecuada reglamentación del tr(fico externo, así como desde una consideración estructural del d.i.pr. 'omo conjunto de respuestas jurídicas a las

/

situaciones privadas internacionales, que exige tener en cuenta las grabaciones y condicionamientos existentes entre las diferentes materias. 2. Contenido y problemas. %uestra disciplina !a de ocuparse de los problemas relativos a la nacionalidad, la extranjería, el derec!o aplicable a las situaciones privadas internacionales y a las garantías jurisdicciónales de los derec!os de los particulares en las relaciónes privadas internacionales. - al ser la nacionalidad el vínculo que determina la pertenencia a la población de un estado, las normas que regulan su adquisición, conservación, perdida y recuperación son necesariamente normas unilaterales y corresponde a cada estado soberano determinar las personas que ser(n consideradas como sus nacionales. *dem(s, por su misma naturale#a, el derec!o de la nacionalidad est( formado por normas directas que atribuye a determinadas circunstancias +f(cticas o jurídicas, consecuencias en materia de nacionalidad. La regulación de la nacionalidad se incluye a veces en el texto constitucional- en la constitución vigente, la materia se remite a lo establecido por la ley. $e otra parte, tambi n es competencia del d.i.pr. El estudio de aquellas otras circunstancias +domicilio, residencia, vecindad civil, utili#adas por el legislador para determinar el (mbito de aplicación de las normas jurídicas. - en cuanto al derec!o de extranjería, est( tambi n formado por normas directas y unilaterales. %o obstante, instalación con la unilateralidad, !ay que subrayar como el desarrollo de la normativa internacional en cuanto a la protección de los derec!os !umanos condiciona cada ve# m(s las reglas internas relativas adem(s disfrute por los extranjeros de ciertos derec!os compositor de la persona. 4n condicionamiento que se debilita cuando se trata de la admisión o no de los extranjeros en el territorio nacional. - la determinación del derec!o aplicable al tr(fico jurídico externo se !a conocido tradicionalmente como el problema del 5conflicto de leyes5. La expresión no es muy afortunada, porque de una parte cabe pensar en un inexistente conflicto de soberanías, y de otra describe mal la actitud con que el int rprete !ace frente al problema. Este t rmino es recogido por la constitución en una norma por la que se atribuye al estado, frente a las comunidades autónomas, la competencia exclusiva para legislar sobre los conflictos de leyes, competencia referida tanto a los conflictos de leyes internacionales como a los conflictos de leyes internos. - en relación con las garantías jurisdicciónales de los derec!os privados en el (mbito de las relaciónes internacionales , 2 problemas b(sicos !an de ser resueltos por el d.i.pr.. )rimero se trata de establecer cu(les son los límites de la jurisdicción estatal, es decir, de precisar la competencia judicial internacional de los tribunales de un estado para conocer de los litigios derivados del tr(fico jurídico externo. Este sector est( regulado por la l.o.p.j. y por el convenio de bruselas de /678. En segundo t rmino, nuestra disciplina se !a de ocupar de las peculiaridades que la presencia de un elemento extranjero introduce en el proceso. $e modo especial el estudio de la asistencia judicial internacional entre tribunales de diferentes estados. En tercer lugar, el reconocimiento y ejecución en un estado de las decisiones dictadas por un tribunal extranjero, recogido en nuestro sistema por la ley de enjuiciamiento civil. . Planteamiento de los problemas en el proceso de aplicaci!n. La diversidad de situaciones y relaciónes al que !a de !acer frente el d.i.pr. 3acen imposible, con car(cter general, del modo y el orden en que surgen problemas. %o obstante, puede afirmarse que ante cualquier cuestión lo que resulta siempre prioritario es la determinación del foro , en sentido amplio, desde el que la misma se contempla. Sólo despu s de determinado el ordenamiento jurídico desde el que la cuestión se aporta, tendr( sentido plantearse las interrogantes sobre la nacionalidad o el r gimen de los extranjeros, así, la determinación del o de los derec!os aplicables cada supuesto. La conteste tensión entre el foro o tribunal competente y derec!o aplicable constituye una línea clave de nuestra disciplinael t.s. ha señalado como si se llevara a sus últimas consecuencias el principio de soberanía territorial del estado, nunca surgía la posibilidad de aplicar en el leyes promulgadas por otros estados, o de ejecutar o dar eficacia a sentencias no dictadas por sus tribunales; pero como éstos que opone a las exigencias de la realidad y vendría a suprimir el comercio jurídico internacional y las relaci nes entre súbditos de distintos países, surgi la necesidad de que el extranjero no sea sustraído a sus propias leyes en determinadas materias. )or otra parte, la necesidad de admitir que los propios tribunales apliquen en ocasiones un derec!o extranjero, adem(s de presentarse como una constante !istórica en el derec!o comparado responde a exigencias de justicia y seguridad. En cuanto a la entrada en funcionamiento de las normas rectoras del proceso con elementos extranjeros, sólo es posible cuando formalmente el tema debatido condu#ca a un litigio ante los tribunales de justicia. $el mismo modo que las normas sobre reconocimiento y ejecución de decisiones extranjeras reducen su (mbito de actuación a las situaciones en que se re"ne dic!os presupuestos, es decir a aquellos supuestos en que alguien desea que una decisión dictada en el extranjero produ#ca efectos jurídicos en el foro. Iii. Ori"enes y lineas fundamentales de la evolucion del derecho internacional privado. 1. Introduccion. 2. #os ori"enes del derecho internacional privado. En t rminos generales puede afirmarse que tiene como punto de partida en el mundo greco romano. %o obstante, se toma como momento inicial la llamada recepción del derec!o romanoes en la obra de los glosadores y comentaristas de los siglos xii al xiv en la que la mayoría de la doctrina !a visto la primera reflexión científica sobre esta rama del derec!o y donde mejor pueden situarse los orígenes del d.i.pr.. 'on anterioridad, tras la caída del imperio romano, se conoce la aplicación al tr(fico externo de muc!os de los grandes principios !istóricos del d.i.pr.. la personalidad y la territorialidad de las leyes. $esde finales del siglo ix el principio de territorialidad va imponi ndose progresivamente- la transformación en opcional de la professio legis, la aparición de nuevas normas que respondería mejor que las viejas leyes personales a las realidades del momento, la penetración en las mismas de instituciones romanas, etc.- de modo que cuando se consolida el feudalismo, el principio de territorialidad !abían despla#ado en gran medida, al anteriormente vigente de la personalidad. Ello no significó que esta noción desapareciera por completo- su supervivencia desde el (ngulo de la competencia judicial muestra como en la !istoria de las ideas, el despla#amiento del predominio de una por otra no significa el aniquilamiento de la primera.

1

. #ineas fundamentales de la evolucion del derecho internacional privado. * finales del siglo xii y comien#os del siglo xiii, en el norte de italia se inicia la obra de los glosadores y comentaristas que dejaban preparado esta camino taras que surja el denominado movimiento estatutario, que va a llenar a no largo de cinco siglos la !istoria de esta disciplina. Entre las circunstancias especialmente relevantes est(n el florecimiento de las ciudades estado, con una autonomía en el plano jurídico que se refleja en la existencia de un derec!o propio, los estatutos. *dem(s, el desarrollo del comercio entre estas ciudades configura un intenso tr(fico jurídico que se va a proyectar incluso en la celebración de convenios- tambi n la recepción y el redescubrimiento del derec!o com"n, impulsado por un desarrollo sin precedentes de los estudios universitarios, especialmente en bolonia. )or el momento !istórico en que surgen, las construcciones iniciales !an de partícipes del principio de territorialidad, y su originalidad va a consistir fundamentalmente en superar la identificación entre forum e ius, entre tribunal competente y ley aplicable, sobre la base de respuestas instaladas en el corpus iuris y en el ius commune. Este es un proceso lento marcado portes una serie de los parciales- el primer escollo a superar se encontraba en la línea del jue# natural de la persona, que impedía su sometimiento a menos jueces de otra comunidad- un segundo paso esencial se logra mediante la distinción entre las normas reguladoras del proceso y las aplicables para resolver el fondo del litigio- en su formulación se se&ala que mientras que las normas procesales ser(n siempre las de la lex fori, el jue# puede aplicar la ley de otra comunidad para decidir sobre el fondo del asunto que se le !a sometido. En una primera fase, el criterio decisivo para la determinación de la norma aplicable estar( en función del resultado m(s justo. 'on posterioridad, la elección se basa en la naturale#a de los estatutos y las costumbres, es decir, en su car(cter personal o real. esta clasificación de los estatutos va a ser recogida y perfeccionado por los estatutarios, integrados por la doctrina posterior en un movimiento que abarca desde el siglo xiv !asta el principio del siglo xix. * grandes rasgos el movimiento estatutario se caracteri#a. /0, el m todo utili#ado, que partía de la interpretación del (mbito de la vigencia espacial de cada precepto jurídico para, atendiendo a su personalidad, determinar si el presupuesto concreto planteado entraba o no dentro de la órbita de ordenamiento del estatuto. 10, en ese cometido, resultaba b(sica una clasificación de los estatutos que facilitara su interpretación- en ese sentido destaca la individuali#ación del estatuto personal +de aplicación extraterritorial,, definido como el conjunto de disposiciones cuyo objeto es el de regular el estado y condición de las personas, de forma que sean todas partes de uno mismo estado y condición. La crisis de la teoría de los estatutos se produce con el renacimiento de las tesis territorialistas. La ra#ón que justifica la aplicación del derec!o extranjero dejar( de ser la existencia de una derec!o com"n !eredado o la justicia, transform(ndose en la idea de una comitas gentium, de una mera obligación natural entre los estados, cuya finalidad sería la protección de los derec!os adquiridos al amparo de un ordenamiento extranjero. * principios del siglo xix, los procesos de codificación internos van a profundi#ar las diferencias entre los sistemas nacionales de d.i.pr.. Simult(neamente, el espíritu científico va a introducirse tambi n en los estudios jurídicos, contribuyendo a la configuración de una mentalidad especulativa abstracta, que se va a empe&ar en la construcción de una teoría general que dote de un cuadro conceptual completo y sistem(tico a esta disciplina. Es savi"ny quien imprime un aut ntico giro antes d.i.pr.- partiendo de la aceptación de la existencia de una aut ntica comunidad jurídica, propone que la solución de los problemas del tr(fico jurídico externo se realice desde la misma relación jurídica considerada, buscando, entre todos los ordenamientos con los que se encuentren conectaba, el ordenamiento que mejor pueda regularla. La importancia de este autor se prolonga m(s all( de su obra, ya que sus postulados arrancan las construcciones universalistas y internacionalistas del d.i.pr.. *mbas insistían en la noción de comunidad internacional, pero mientras los primeros la conciben como una comunidad de seres !umanos nacida del instinto de sociabilidad, los segundos, la entienden como un grupo social de estados, cuya expresión jurídica sería un ius inter potestates y no un ius gentium. 9rente a estas ideas, la crítica del positivismo va a incidir en lo que de particular, de estatal, existe en una rama del derec!o que depende, tanto en su creación como en su aplicación, de autoridades internas. En este sentido se afirma que todo el movimiento moderno del d.i.pr. 3a partido simplemente de una actitud negativa. la refutación de los propósitos y deseos de los autores internacionalistas. Enel momento actual, mira doctrina se inclina !acia la b"squeda de posiciones de síntesis entre internacionalismo y particularismo, y entr aproximación entre concepciones distintas que responde a tradiciones jurídicas diversas. Iv. $aturale%a y concepto del derecho internacional privado. 1. $aturale%a del derecho internacional privado. El calificativo de jurídico aplicado al tr(fico externo exige, como requisito previo, la existencia de una sociedad internacional en la que l mismo pueda desenvolverse. La aplicación del t rmino internacional, referido al d.i.pr., no puede entenderse en el sentido de que sus normas se integran en el derec!o internacional p"blico, fruto del acuerdo entre los estados, ya que las fuentes de nuestra disciplina son b(sicamente internas, estatales. En consecuencia, el apelativo de internacional sólo se justifica en atención a la realidad que intenta regular, esa actividad de los particulares que se conecta mas con un ordenamiento jurídico- es decir, una actividad que por reali#arse por encima de las fronteras nos sit"an en un medio transnacional. $e otra parte, el car(cter casi exclusivamente interno de las fuentes formales del d.i.pr. %o resulta contradic!o por los esfuer#os que tienden a desarrollar el derec!o convencional en la materia, ni por el fortalecimiento de las costumbres y pr(cticas de la comunidad comercial internacional, en la medida en que su sanción jurídica se encuentra tambi n en manos del estado. )or ello se puede afirmar que el d.i.pr. Se esfuer#a en llevar a cabo una función supranacional con medios predominantemente internos, estatales. En cuanto a la caracteri#ación de esta disciplina como derec!o privado, sólo resulta correcta si la referimos a sus destinatarios- de lo que se ocupa es de las relaciónes o situaciones internacionales o transnacionales de los individuos. 2. Concepto del derecho internacional privado. Es una rama del derec!o que en cada sistema jurídico regula aquellas relaciónes o situaciones de los particulares que en su formación o evolución no agotan sus efectos en una sola esfera jjurídica, al conectarse a trav s de alg"n elemento relevante, con otros ordenamientos Tema 2. &l sistema espa'ol de

2

pr. Establecida por el legislador. de /886. En particular. pero comprende adem(s los convenios concertados por los estados miembros de la unión en materia de depresión internacional privado así como las normas del llamado derec!o derivado con incidencia en las relaciónes internas comunitarias +reglamentos y directivas. la ley org(nica del poder servicial !a aportado una ordenación legal de nueva planta en el sector de la competencia judicial internacional de los ju#gados y tribunales espa&oles. por el que se determinaron las condiciones de valide# en Espa&a de actos y contratos celebrados en ellas extranjero. los actos normativas adoptados por las instituciones comunitarias +reglamentos. el tercer proceso general es el que se produce por la incorporación al ordenamiento espa&ol del derec!o comunitario.pr.. pueden contener no sólo normas materiales sino tambi n normas de d. sólo limitada por la constitución. Es un sistema de base legal. el llamado d. 10.ampliaci!n y actuali%aci!n del sistema. en los de legalidad. 20.derecho internacional privado. Sólo se consolida en el "ltimo tercio del siglo <=<. En segundo t rmino.pr. en particular. lo que !a supuesto al menos 2 consecuencias importantes. 9inalmente.. 9inalmente. =nstitucional. el segundo proceso es el relativo a las normas de d. de /: de octubre de /8. es decir. que se establecen en el (mbito de la comunidad europea. laicidad. . la ley 27A/688. 2. de una parte la necesidad de incorporar a los nuevos valores jurídicos contenidos en la constitución espa&ola +libertad. En segundo t rmino.pr. Espa&a se !a ad!erido a ciertos convenios internacionales adoptados por los estados de la unión y que contiene normas sobre d. El sistema espa&ol de d.pr. atribuy ndolas un volumen excesivo de competencia judicial internacional. interpretar y finalmente aplicar al caso la norma de d. en correspondencia con el desarrollo económico se registra una mayor atención por parte del legislador a la regulación de las relaciónes económicas y mercantiles. bajo la constitución de /8:7 y destacando el c. $estinados a regular./. no fue enteramente satisfactorio. ?atrimonial y se registran dos intentos de reforma del título preliminar del c. de arbitraje.i. una parcial moderni#ación del sistema. que conduce a la reforma de buena parte de las normas !asta entonces vigentes. los órganos jurisdicciónales así como las autoridades espa&olas !an de seleccionar.i.i. 9inalmente en relación con las normas para determinar el derec!o aplicable a los supuestos de tr(fico externo. 20.i.d.pr. por tanto.. jerarquía normativa y seguridad jurídica que proyectan su virtualidad sobre el sistema espa&ol de d. la existencia de una jurisdicción especial para conocer de los litigios en los cuales los extranjeros fueran demandados. 2esarrollo posterior.pr. .i.c. 'onstituye así el ius commune aplicable a dic!as relaciónes.introducci!n y caracteri%aci!n del sistema. 3asta la revolución de /878 subsiste el llamado fuero de extranjería..pr. ya prevista en la constitución republicana. en el (mbito procesado se acent"a la situación negativa que tras la jurisprudencia del t. $e fuente estatal y se produce por dos exigencias. $e otro.c. 'ontenidas en tratados y convenios internacionales y se caracteri#a tanto por el considerable n"mero de instrumentos que se incorpora al ordenamiento espa&ol con posteridad a /6:8. 10. la comunitaria est( integrada por las normas de derec!o comunitario aplicables a las relaciónes entre particulares. el sistema espa&ol registra una considerable ampliación y una cierta moderni#ación en virtud de tres procesos generales. en el (mbito del derec!o aplicable se potencia la confesionalidad en el d.la norma b(sica es la constitución y..la reforma del titulo preliminar del c!di"o civil de 1)*1.pr. etc.pr. igualdad. la costumbre y los principios generales del derec!o son las fuentes del ordenamiento espa&ol y. el primer proceso se proyecta sobre las normas de d... 0.i. que introduce la doble nacionalidad de los espa&oles. pero el derec!o de las comunidades autónomas !a venido a agregar una nueva dimensión a los conflictos internos en espa&ol ya que las normas autonómicas que regulan una determinada materia puede en ciertos casos tener efectos extra territoriales. por esta vía. en primer lugar. En primer lugar.i. y !a establecido el r gimen general en el sector del auxilio o cooperación internacional. /0. #as fuentes del sistema espa'ol de derecho internacional privado. 1. El resultado de este conjunto normativo.de otra parte... El legislador espa&ol go#a de una amplia libertad.pr. II.ltimo tercio del s. /I/.pr. &voluci!n del sistema hasta la constituci!n de 1)*+. 1. Las normas b(sicas son los tratados constitutivos. de lo cual se desprende varias consecuencias relevantes en esta materia.i. así como un r gimen general sobre reconocimiento y ejecución en Espa&a de laudos arbitrales extranjeros. de julio de /6. (ormaci!n hist!rica y fuentes. directivas. 0. el ordenamiento espa&ol se fundamenta.pr. En el (mbito de la tutela judicial de los derec!os.i. la primacía del derec!o comunitario !a supuesto. el desarrollo del sistema se !a producido mediante sucesivas reformas del c. especialmente en el de la extranjería. Su norma b(sica es la constitución.consolidaci!n del sistema en el .i. /0. y por la promulgación de distintas leyes especiales. una modificación de las normas de fuente estatal en ciertos sectores del d. con car(cter general.i. originario y derivado.pr. tras el ingreso de Espa&a en la unión europea en /687. La ley. entre otros principios. #as fuentes internas. La evolución de nuestro sistema a partir de /626 ofrece tres aspectos destacados. preferentemente de car(cter económico. la general comprende el conjunto de normas de d. *dem(s. 10.i. el principio de apertura del ordenamiento espa&ol a otros sistemas jurídicos.pr. la subestructura interna surge por la coexistencia de diversos ordenamientos en Espa&a y las relaciónes que se establecen entre personas sujetas a derec!os distintos.c.confi"uraci!n actual del sistema: las subestructuras normativas b3sicas. @ras la constitución de /6:8. la ley de enjuiciamiento civil de /88/ y el código de comercio de /88. las relaciónes de tr(fico externo entr Espa&a y otros estados. Se trata de una tercera vía para la creación de normas de d.i.pr.i. se modifica la ordenación de la nacionalidad por la ley de /. $e otra parte. se orientó !acia un cierto imperialismo jurisdicciónal de los ju#gados y tribunales espa&oles. la reforma de /6:> supuso la aparición de una nueva ordenación general en el (mbito del derec!o aplicable.s. !a introducido normas de d. . operan en la creación de normas de d. como por producirse.>.i.i. En esta materia. en la dimensión del derec!o aplicable la primera disposición relevante es el r. El sistema espa&ol de d. al establecer las normas de d. respecto a las relaciónes de tr(fico externo que se establecen dentro del (mbito de la comunidad europea.los órganos > . /0. para resolver los problemas de tr(fico externo.

/. ópera para todos los sectores del ordenamiento jurídico. sin consentimiento expreso de estado extranjero./ de la constitución. pro!ibida por el art.c. en un (mbito formal. al establecer el reparto de competencias entre estado y comunidades autónomas !a prescrito que la creación de normas de d. Lo que !ace que constituyan una vía de integración del ordenamiento.s. )or lo que se admite que en realidad no existen lagunas jurídicas. la incidencia de la constitución sobre las normas de d.. de un lado. /.. en los que el derec!o internacional p"blico impone un límite expreso a la autonomía sustancial del legislador para la ordenación jurídica del tr(fico externo. una cierta peculiaridad se da en atención a ciertos problemas que surgen en el proceso de aplicación de las normas de d. /1. Seg"n el art.E.i..c. la costumbre "nicamente opera en defecto de ley aplicable. su plenitud para regular el tr(fico externo. o no !a existido igualdad de armas entre las partes. /1 del c.las fuentes del art. poniendo de relieve su importancia para la correcta interpretación y aplicación de sus normas. no sólo excluye que el jue# aplique normas pre constitucionales contrarias a ellos.c. . En el sistema de d.> determina.i. pues la llamada inmunidad jurisdicciónales del estado extranjero y de sus órganos. porque la constitución. informan todo el ordenamiento jurídico o sólo un particular sector del mismo. se !a de tener presente que la mayor parte de las normas de d. porque los valores jurídicos materiales contenidos en la constitución. Es decir. poseen dic!o rango y. que si se integra en el cat(logo de las fuentes del sistema. La jurisprudencia !a tenido al menos tres funciones. . Se manifiesta en tres datos relevantes. 1>. orden p"blico.i. excluye que los tribunales espa&oles puedan conocer. reconocer la virtualidad de un ordenamiento extranjero para regular la vida jurídica. Cespecto de la ley. Su irrelevante sea para colmar las lagunas es menor que la de los principios generales del derec!o.pr. En relación con los principios generales del derec!o. +reenvío.pr. frente a una sentencia extranjera. si en el proceso seguido en otro estado se !a producido una indefensión del demandando. )or los órganos judiciales.i. en atención al (mbito del recurso de casación.7 del c.20 del c. la jurisprudencia no constituye una verdadera fuente del ordenamiento espa&ol. siendo posible que el jue# deba aplicar en "ltima instancia una solución distinta de la establecida por el legislador y ello no entra&a una merma en la seguridad jurídica. En segundo t rmino. Este límite se puede apreciar con claridad en el sector de la competencia judicial internacional. sino un cauce adicional para la autointegración del ordenamiento.pr. Sin embargo.introducci!n. por formar parte de textos con rango de ley. prueba del derec!o extranjero. en cuanto expresión de valores jurídicos materiales generalmente aceptados en una comunidad. el alcance de la jurisprudencia se debe apreciar teniendo en cuenta.1 de la misma norma. El sistema general de fuentes establecido en el art. como del constitucional. / del c.i. en esencia. !a considerado que ello constituye un límite de la jurisdicción espa&ola por ra#ón de las personas. se establecen las soluciones para resolver dic!os problemas de aplicación y.i. El problema de las lagunas de reglamentación se vincula con uno de los caracteres del sistema estatal de d. en el (mbito del derec!o aplicable. La '.. &l problema de las la"unas y la autointe"raci!n del sistema espa'ol de derecho internacional privado. el resultado final alcan#ado por el jue# en cada caso posee un fundamento legal. el orden p"blico !abr( de operar negativamente. muy reducidos en n"mero. $e otro. $e otro.. por "ltimo. excluyendo la aplicación en Espa&a del derec!o extranjero designado por una norma de conflicto espa&ola si el contenido material de ese ordenamiento es contrario a los derec!os y libertades fundamentales reconocidos por la constitución. al igual que lo !ace el nuestro. . sino sólo simples lagunas legales o carencia de normas que no contemplen la regulación de un concreto supuesto de tr(fico externo.c. la modificativa respecto a las soluciones anteriores y la de aportación de soluciones para colmar una laguna legal. Se puede apreciar en especial. Lo mismo suceder( en la dimensión judicial. Seg"n el art.funci!n de los principios "enerales del derecho. .. C. )or ello la doctrina !a sostenido la existencia de principios generales del d. pues en el art. C. la posición del t. etc. que se aplicar(n sólo en defecto de ley y costumbre. en cuanto órgano jurisdicciónal superior entre todos los órdenes.las normas consuetudinarias internacionales. . *sí.pr. el art. Espa&ol. establecida por el derec!o internacional p"blico. tanto del t. 0. #as fuentes internacionales.20 del c. /.pr. que sin perjuicio de lo anterior posee un car(cter informador del ordenamiento jurídico. sino que tambi n !an de informar la creación por el legislador de todas las normas de d. Ello se aprecia en la apertura del ordenamiento espa&ol a otros ordenamientos jurídicos lo que entra&a. 2.pr.i. Los principios generales del derec!o. puesto que ste puede interponerse no sólo en los supuestos de infracción de las normas.pr.jurisdicciónales no est(n facultados para crear derec!o aplicable y en los supuestos de laguna legal !abr(n de completarla recurriendo a las diversas vías de auto integración del ordenamiento. de ciertos litigios en los que este figura como demandando. 9inalmente. por lo que su examen se llevar( a cabo en relación con el problema de las lagunas del sistema espa&ol de d. de /6:8 ocupa una posición de primacía respecto al resto del ordenamiento jurídico espa&ol. en contra de lo dispuesto en el art. por tanto..pr.relevancia de la constituci!n para el sistema espa'ol de derecho internacional privado. lo que limita su relevancia como fuente del antedic!o internacional privado dada la amplitud de las normas con rango de ley. la integradora de un conjunto de preceptos. En la actualidad se admite que el jue# sólo estar( obligado a aplicar la costumbre internacional en relación con aquellos supuestos. la posibilidad de que el jue# espa&ol pueda aportar una respuesta a todos los problemas jurídicos que se susciten en esta materia. respecto al contenido de la cl(usula de 5orden p"blico5 del art. sino tambi n de la jurisprudencia.en un (mbito sustantivo.s.i. la incidencia de la constitución en el proceso de aplicación de las normas de d.pr. 0. dado que el ordenamiento en su conjunto siempre podr( aportar una respuesta. 1>.i. 20.1 del c!di"o civil y el sistema espa'ol de derecho internacional privado.c.i. La jurisprudencia.pr. y particularmente en los preceptos relativos a los derec!os fundamentales y libertades p"blicas. por tanto. para su eventual modificación operar( la reserva de ley. 1..i.funci!n de la jurisprudencia. 'orresponde exclusivamente al legislador estatal.pr. de una parte. Balores materiales de la constitución que tambi n !an de estar presentes en el proceso de aplicación de las normas de d.

la norma interna posterior al tratado no modifica ni deroga la norma de d. Los primeros se producen entre ordenamientos que poseen un determinado (mbito de vigencia espacial +conflictos internos federales. 7 .pr.i. sólo regula aquellos supuestos conectados con los estados partes. las normas de d.pr.pr. I. @ras pasar a formar parte del ordenamiento espa&ol.. Ello puede dar lugar a los llamados conflictos internos.i. 20.8 suscita varios problemas interpretativos. En ese caso nos encontramos ante un estado plurilegislativo. 1.i. los conflictos derivados de la diversidad normativa dentro del estado.0. un problema posterior.diversidad que puede dar lugar sólo a la aparición inter conflictos de leyes o extenderse tambi n a problemas propios de la dimensión judicial del d. la introducción en el ordenamiento espa&ol de una norma de d. En el caso de tratados multilaterales.i. 'ontenidas en un tratado internacional plantean problemas específicos en orden a su interpretación. 0.i.i. sino que el alcance de estos se !aya condicionado por el mayor o menor grado de diversidad legislativa existente dentro de cada estado.los estados plurile"islativos. existe una primacía de las normas de d./. que forman parte del ordenamiento espa&ol. Lo que exigir( al jue# tener en cuenta. )or ello es preciso distinguir dos grupos de conflictos internos. inter provinciales o inter locales. 10. que go#an de competencias legislativas en ciertas materias atribuidas en sus respectivos estatutos de autonomía. Introducci!n: los conflictos internos..i. En los estados plurilegislativos no existe uniformidad sino una posible diversidad de respuestas jurídicas respecto a una misma materia. y en particular por la existencia de las comunidades autónomas. de ordinario. 'ontenidas en un tratado sobre las normas de fuente estatal anterior. Extremo que de ordinario se precisa en el propio tratado al fijar su (mbito material de aplicación o puede ser establecido interpretando sus normas. por ser aplicables a flor los componentes de las distintas comunidades de base t cnica o religiosa que integran dic!o estado. los tratados ocupan en nuestro sistema una posición jer(rquica inferior a la constitución pero superior a la ley y otras disposiciones internas. La recepción de los tratados y convenios tiene lugar mediante su publicación en el boletín oficial del estado.los conflictos internos. de forma que sus normas establecen soluciones uniformes en los distintos sectores del derec!o y poseen una general vigencia en el territorio del estado. el int rprete deber( intentar lograr una interpretación uniforme entre todos los estados parte.1. /0.. 0. 1.. allí donde existan. de manera que no surge los mismos problemas de d. categoría relevante para Espa&a tras la constitución de /6:8. caso de establecer aquellas soluciones distintas. La consecuencia es que. de un lado. la cuestión sometida al jue# o autoridad espa&ola. inter regionales. Sólo es aplicable. unitarios y complejos. En todos los supuestos de conflictos internos. 11).las normas convencionales internacionales: recepci!n y jerar4u5a. en atención a que el (mbito de vigencia de los ordenamientos consistentes en un estado plurilegislativo puede ser bien espacial o bien personal. ratione materiae. existe tambi n una legislación propia de las distintas comunidades autónomas. C. junto a la legislación del estado. en segundo t rmino se debe determinar si las normas del tratado regulan.alcance de la diversidad en materia de le"islaci!n civil. >0.las normas convencionales: problemas de aplicaci!n.pr.pr. Este precepto atribuye al estado competencia exclusiva en materia de legislación civil aunque introduce una excepción al establecer que corresponde a las comunidades autónomas la conservación.i. dando lugar a conflictos internos de car(cter inter tnico o inter confesional.pr. los interterritoriales y los interpersonales. 9inalmente. dado que esta "ltima regula los supuestos de tr(fico externo con car(cter general. En principio. las normas de d. es la existencia de tratados sucesivos relativos a una misma materia. en las relaciónes entre estados que son partes en el mismo. modificación y desarrollo de los derec!os civiles forales o especiales. Tema : los conflictos internos en el sistema espa'ol de derecho internacional privado. los segundos se caracteri#an por la coexistencia dentro de un mismo ordenamiento estatal de diversos sistemas jurídicos autónomos. Los primeros poseen un "nico sistema de fuentes de producción jurídica y una sola organi#ación judicial.. La constitución configura una garantía de la foralidad civil a trav s de la autonomía política de las comunidades autónomas donde existe un derec!o civil propio. 'onvencional requiere precisar sus relaciónes con la norma de fuente estatal que regula la misma materia. Clasificaci!n de supuestos y diversidad de soluciones.i. en su caso. se !a de tener presente que el (mbito material de las obligaciones asumidas por los estados parte puede no ser id ntico. 'onvencional deben ser aplicadas de oficio por los jueces y autoridades espa&olas. $e otro. #os conflictos internos en el ordenamiento espa'ol. />6.pr. @ras la constitución de /6:8.. en principio. II. Presupuestos "enerales. cabe estimar que la norma opera como ius generalis y la convencional como ius specialis en la materia regulada por una y otras.así.+6 de la constituci!n espa'ola como norma b3sica. se suscitan entre ordenamientos cuyo (mbito de vigencia dentro del estado es exclusivamente personal. un tratado que contiene normas de d.el art. Los conflictos inter personales.. incluso dentro de uno de los dos grupos anteriores tampoco existir !omogeneidad por las diferencias que se derivan de las respectivas constituciones estatales. .pr. en cambio. lo que exige determinar cu(l de ellos es aplicable al caso planteado. +fotocopiar ej. en segundo t rmino. la interpretación dada al precepto por otros estados. En cambio. 2. $ado su car(cter internacional y debiendo seguirse las reglas de interpretación del convenio de Biena de /676.pr. $e ello se desprende dos consecuencias. Los diferentes ordenamientos estatales pueden ser encuadrados en dos grandes grupos en atención al grado de uniformidad de sus normas. Los conflictos internos no constituyen una categoría !omog nea. . 'onvencional anterior. por formar parte de nuestro ordenamiento tras su publicación. mientras que en el tratado. es decir. es muy amplio el n"mero de tratados y convenios en materia de d. El art. #a dimensi!n tradicional: los conflictos derivados de la coexistencia de diferentes derechos civiles en &spa'a.

.i. /> del c.s /> y /.en primer lugar.esta segunda opción es la mantenida con mati#aciones en el art. para suprimir la discriminación de la mujer que antes consagraba dic!o precepto en materia de vecindad civil.1 del c!di"o civil. la primera radica en que la ley personal del interesado no se aplicar( mediante la nacionalidad como se establece en el art. Sin embargo. al que deriva de los valores materiales que contiene la norma gendarme tal. el legislador de preservar tambi n la certe#a en el tr(fico privado inter regional estableciendo a ese fin cl(usulas de cierre que permitan determinar cu(l es el derec!o aplicable.8 de la constitución viene a posibilitar unas posición de paridad entre los derec!os especiales o forales y entre ellos y el derec!o civil general y. la territorialidad del derec!o autonómico.s 8 a /1 del c. #a vecindad civil. por la vigencia en el territorio de una comunidad autónoma de una de las compilaciones de derec!o civil que fueron aprobadas por ley bajo el r gimen político anterior. es decir. contenido en los art. . con el alcance determinado por el reparto competencia entre cada comunidad y el estado seg"n la constitución y el respectivo estatuto de autonomía.i. los conflictos de calificaciones. por una parte..las soluciones "enerales del art. por tanto. que dispone que los conflictos de leyes que puedan surgir por la coexistencia de distintas legislaciones civiles en territorio nacional se resolver(n seg"n las normas contenidas en el capítulo =B. Las competencias que se proyectan en el (mbito de la actividad económica de los particulares +ordenación del comercio./ del c./.así. si la conservación o la modificación no suscitan mayores problemas. dado que stas. Seg"n el art. Esta noción presenta dos aspectos.la re"lamentaci!n de los conflictos internos en el 3mbito del derecho civil. F ello requiere que el legislador estable#ca un r gimen legal de adquisición.c. . de conformidad con el art. modificación y desarrollo de los ordenamientos civiles forales o especiales existentes en sus territorios. la vecindad civil constituye una noción jurídica y no meramente f(ctica. .pr. la sujeción al derec!o civil com"n o al especial o foral se determina por la vecindad civil. )ero limita el alcance a esta remisión a las normas contenidas en los art. r gimen económico matrimonial y sucesiones. etc. $ado que los conflictos internos derivados de la coexistencia de diferentes derec!os civiles en Espa&a se suscitan con mayor frecuencia en materias que. Se caracteri#an por constituir el ejercicio de potestades administrativas de reglamentación o de autori#ación así como de sanción de las infracciones.pr.las comunidades autónomas no poseen una competencia general en materia de derec!o civil.t.se"undo presupuesto: la territorialidad del derecho auton!mico. potestades que se ejerce en el (mbito de las instituciones jurídico p"blicas. />6. el precepto no concreta cu(les son los ordenamientos a los que se extiende la garantía constitucional del citado art. la existencia de un derec!o civil especial o forales en el momento de la aprobación de la constitución se evidencia..c. 0. por tanto. /E. En segundo t rmino.primer presupuesto: la diversidad normativa y sus l5mites . 117A/662 se !an indicado adem(s otros dos límites constitucionales. desde la perspectiva de la eficacia de : .. sólo sujeta a los límites que se derivan de la constitución.E. *l reglamentar los conflictos entre los ordenamientos civiles coexistentes en Espa&a. en atención a ciertas circunstancias relevantes de los mismos. deja libertad al legislador estatal para determinar si los conflictos internos !an de ser resueltos mediante normas específicas para los mismos o viene remiti ndose. pueda establecer consecuencias jurídicas para los sujetos en el (mbito de las relaciónes jurídico privadas. excluy ndose así los problemas propios de la dimensión judicial del d. $e otra parte./ del c. a las normas de d. 6. tanto internacionales como internos. La s. /0. en la s. Due regulan los conflictos internacionales.c. la competencia del legislador autonómico en la regulación de las relaciónes económicas se encuentra constitucionalmente limitadas por el principio de la unidad del orden económico nacional y. El art. 2. C. seg"n el art. 10. 6. en cuanto legislación civil o mercantiles corresponden al acervo competencial del estado. Lo cual !a determinado la reforma del art.. protección de los consumidores. 1E.c. en primer lugar. $e otro lado. />6../. con el territorio de la propia comunidad. de otra parte.. 2. por la vigencia de las instituciones civiles de car(cter consuetudinario. la vecindad civil. 17. se !a afirmado que el art. Las comunidades autónomas go#an de una autonomía de naturale#a política. el legislador debería garanti#ar la aplicación indistinta de los varios ordenamientos civiles coexistentes. el legislador dispone de una amplia libertad de configuración normativa. desde el aspecto material.c. $e otro lado. esta normativa es unitaria y de car(cter uniforme. 88A/662 !a introducido una importante limitación al exigir que el desarrollo legislativo por las comunidades autónomas se lleve a cabo sólo respecto a instituciones conexas ya reguladas en la compilación dentro de una actuali#ación o innovación de los contenidos de esta seg"n los principios informadores peculiares del derec!o foral. al establecer dos excepciones. limitando así la diversidad jurídica. si los !a planteado el desarrollo de los derec!os civiles.8 '. est(n regidas por la ley personal del interesado +capacidades.por una parte. />. *!ora bien. entre todo o en parte. Ello genera inevitablemente la existencia de una diversidad jurídica en las materias a las que se extiende la competencia legislativa autonómica. del c..c./. corresponde al estado la competencia exclusiva para dictar las normas para resolver los conflictos de leyes. lo que le !abilita para dictar una legislación b(sica aplicable e todo el territorio nacional. conservación y p rdida. el estado tiene competencia para la ordenación general de la economía. sino sólo para la conservación. /7 del c.c. los conflictos internos en Espa&a sólo se suscitan respecto al derec!o aplicable a las relaciónes civiles.c. la segunda se refiere a tres problemas que pueden surgir en el proceso de aplicación de las normas de conflicto. #os conflictos internos: la nueva dimensi!n del derecho auton!mico../ del c. />6. pues el reparto competencial excluye que el legislador autonómico. el reenvío y el orden p"blico.E. sino mediante una conexión propia de los conflictos internos. de la que se deriva su potestad legislativa en ciertas materias. el punto de conexión que estable#ca el legislador para determinar cu(l es la ley personal adquiere una gran importancia para la adecuada regulación de estos supuestos.t. como es el caso de la igualdad de sexos. El territorio de una comunidad autónoma constituye el (mbito espacial de ejercicio de las competencias autonómicas de lo que se deriva un segundo presupuesto. al regular una materia. implica que el legislador autonómico sólo !a de reglamentar aquellos supuestos que est(n vinculados.finalmente se !a de tener presente que los distintos ordenamientos civiles coexistentes en Espa&a poseen un concreto (mbito de diligencia territorial por lo que !a de tenerse presente que los conflictos internos en materia de legislación civil existentes en Espa&a son conflictos inter territoriales y no inter personales.. dado que la constitución configura una organi#ación judicial "nica.c..8 '. .

*utónomo5. de una consecuencia jurídica. o de un acto con eficacia normativa emanado de una organi#ación internacional. los procedimientos t cnicos de reglamentación. 'ircunstancias de locali#ación especial que se refiere a los sujetos. /. "## del c. etc. Ii. la distinción b(sica se establece entre 5normas del d. . *tendiendo a las conexiones personales o territoriales que la situación o relación tenga con los ordenamientos jurídicos en presencia. +m todo seguido por la doctrina estatutaria. *sí. o bien la despu s a material con creta dispuesta en la propia norma. En ese sentido. sin que por ello varíe la t cnica seguida.c. por ejemplo.p. Seg"n su origen. en 8 . se dirigen a solucionar los problemas y dificultades que puedan surgir en el proceso de aplicación de las normas reguladoras.el primero es el m todo unilateral.el segundo m todo es multilateral. #as normas y principios de re"ulaci!n del sistema de derecho internacional privado. 9. /0. seg"n sea la función que desempe&an. a la actividad en la que interviene o a la situación de un bien. ya que si no fuese así equivaldría a privar a las comunidades de toda capacidad de actuación. nacidas directamente de fuentes de producción jurídica interna. 20. =nstitucional5. matrimonio. a cuyo tenor no ser$ v$lido en españa el testamento mancomunado que los españoles otorgue en país extranjero aún cuando lo autoricen las leyes de aquel país . constituida bien por el mandato de aplicación del propio ordenamiento o del sector normativo al que se refiere. en una disposición separada. Ga!n !ablaba de normas de extensión para referirse a todas aquellas normas que fijan el alcance personal o territorial +el (mbito de aplicación. sino de normas materiales auto limitadas. por ejemplo. 1.conflictos derivados de la delimitaci!n y de los efectos extraterritoriales de las normas. Se les denomina así para resaltar la estrec!a vinculación que existe entre su contenido material y el (mbito espacial de aplicación que se le asigna. H. $ormas de extension y normas materiales autolimitadas. C. * regular. de un determinado ordenamiento jurídico. en cuanto a la eficacia extra territorial de las normas autonómicas. por ejemplo.pr. !n ejemplo es el del art.pr. La necesidad de circunscribir la regulación autonómica a aquellos supuestos de !ec!o vinculados con su territorio requiere la adopción de una norma unilateral.pr. Tema 1: la re"ulaci!n jur5dica del trafico externo. Los puntos de conexión elegidos por el legislador autonómico !an de establecer una vinculación ra#onable del supuesto regulado con el territorio de la comunidad.. una ley especial en su conjunto. que toma como punto de partida las normas del derec!o interno. *. *sí. fija la extensión y límites de la jurisdicción espa&ola precisando cuando nuestros tribunales son competentes en litigios con un elemento internacional. I. seg"n su origen normativo y seg"n el procedimiento t cnico de reglamentación seguido. las normas de extensión reali#an la delimitación del (mbito espacial de aplicación de un modo externo o formalmente independiente. constituido por ciertas relaciónes o situaciones jurídicas.i. 5normas de d. sin exceder el (mbito de stas. La consecuencia jurídica se justifica por la conexión que presenta la situación con el sistema jurídico propio. 10..i. En el desarrollo !istórico del d.j. de la regla material a la que se refiere. Se trata de normas unilaterales mediante las cuales el legislador determina la esfera de aplicación de su propio ordenamiento. fijando el (mbito espacial de aplicación de la normativa espa&ola. diversos autores engloban en la categoría de normas materiales autolimitadas aquellos supuestos en que el legislador establece.> del estatuto delos trabajadores se&ala que la legislación laboral espa&ola ser( de aplicación al trabajo que presten los trabajadores espa&oles contratados en espa&a al servicio de empresas espa&olas en el extranjero. La justificación de estas normas !ay que encontrarla en que. cuando la norma contenga al mismo tiempo la regulación sustantiva y el indicador espacial no !ablamos de normas de exención en el espacio del derec!o material. )ero para expresar la conexión de los supuestos con el territorio el legislador utili#a una o m(s circunstancias de !ec!o o de derec!o que operan como puntos de conexión. vinculado a trav s de ciertos índices o criterios de conexión con la esfera personal o territorial del propio ordenamiento o con ambas y que presentan un factor de internacionalidad que lo conecta tambi n con un ordenamiento extranjero. las normas de aplicación. regulación del tr(fico externo y aplicación de las normas reguladoras. no debe darse excesiva relevancia a la denominación de las normas y si al m todo de reglamentación seguido. se atribuye su regulación a aquel de ellos cuya conexión sería m(s significativa. otros autores emplean la denominación normas de conflicto unilaterales para todas aquellas normas que fijan el (mbito de aplicación normal del propio ordenamiento y reserva el nombre de normas de extensión para aquellas que establecen un (mbito que por ra#ones especiales excede de ese (mbito.. del legislador estatal. )or contra. de una supuesto de !ec!o concreto. Sin embargo. anali#a su contenido !i#o calidad y de a!í intentar deducir su (mbito de aplicación.pr. las normas de extensión serían normas incompletas en cuanto las consecuencias jurídicas sólo se reciben en necesaria combinación con otras normas del mismo ordenamiento. regulación por el legislador estatal y regulación internacional. la estructura de este tipo de normas consta. 'onvencional5. @ambi n la l.i. la territorialidad presupone que las consecuencias jurídicas previstas por el legislador autonómico !an de producirse ad intra de la comunidad. el art.i. .o. El d. )ero el m todo de reglamentación es el mismo que el que siguen las normas de extensión. mediante la cual se delimita el (mbito espacial de la legislación en relación con la materia regulada. Existen determinadas constantes en cuanto a los m todos de regulación del tr(fico externo. como sector del ordenamiento encargado de regular las situaciones jurídicas internacionales emplea diversas t cnicas normativas propias que se pueden clasificar para su estudio en torno a tres criterios. pero en cambio sí cabe reconocer efectos indirectos. es evidente que stas no pueden perseguir un efecto directo m(s all( del territorio de la comunidad que las dicta.pr.la atención se centra en la situación o ración +contrato. Introduccion. Esa atribución se !ace por medio de normas +normas de conflicto. en cuyo caso se denominan 5normas de d..la regulación adoptada. el (mbito de aplicación espacial de un instrumento legislativo singular. fijando las situaciones a las que la norma alcan#a y a las que caen fuera de su (mbito de aplicación. cuya función específica es determinar el derec!o nacional aplicable a trav s de la citación de dic!a conexión. * su ve#.i. y las normas derivadas de una fuente internacional. )or la función que tiene es posible distinguir las normas reguladoras que dan una respuesta jurídica concreta a las situaciones del tr(fico externo. organi#an su reglamentación y.

en atención. . supuesto de !ec!o indica el objeto de la regulación. El m todo de reglamentación que siguen es unilateral. el art. las normas de conflicto responden a una idea regulativa que toma como punto de partida la relación o situación enjuiciada para despu s atribuir su regulación. 8 los criterios de conexi!n consisten tradicionalmente en circunstancias in!erentes al supuesto a regular y que expresan un vínculo entre ese supuesto y uno ordenamiento jurídico determinado. 20.c. lugar designación de un bien.. 'uando se refieran a otros elementos de la situación enjuiciar los llamaremos criterios materiales u objetivos +lugar de celebración del contrato. 10. conexiones alternativas. normas sobre exportación e importación.. de modo que una donación efectuada por un espa&ol en el extranjero se regir( por el derec!o espa&ol. puesto que no !ay una conexión principal.muc!os casos. que sólo emplean un criterio y normas compuestas cuando comprendan varias conexiones. por su parte.. residencia !abitual. estas normas se utili#an para dificultar el resultado jurídico pretendido o para asegurar que el resultado es conforme con los dos ordenamientos principales en juego. Bitta. la consecuencia jurídica consiste en el mandato de aplicación de un determinado ordenamiento jurídico. basada en la naturale#a de imperativa aplicación que el legislador atribuye a su regulación. 6 . el car(cter especial de la materia regulada o el contenido propio de la norma impulsan al legislador a declarar el (mbito de aplicación en el espacio de sus normas para asegurar su aplicación a situaciones internacionales. la materia regulada que contiene un factor de internacionalidad y que viene definido por el legislador mediante conceptos o categorías jurídicas. y siguiendo a e..la estructura de la norma de conflicto consta de dos partes. sino mediante en el derec!o nacional declarado aplicable. sin que se pueda alterar el orden previsto por el legislador. /I2: del c. relaciónes o situaciones de las partes.8 del c. 6.. /0. $ormas materiales imperativamente aplicables a supuestos de trafico externo o normas de aplicaci!n necesaria. sino que todas ellas est(n en el mismo plano. Sólo cuando las partes no tengan nacionalidad com"n. /I: del código servil menciona que. frente a los criterios de conexión tradicionales de car(cter cerrado. )or ejemplo el art. se distinguen 2 supuestos b(sicos.. por ejemplo . las normas de conflicto pueden clasificarse en normas simples. $ormas de conflicto multilaterales. va cobrando fuer#a el recurso a nociones de 5textura abierta5 que precisan ser individuali#ados en cada ocasión mediante un proceso de valoración atendiendo a las circunstancias del caso . El recurso a estas nociones abiertas es expresión de una reglamentación flexible de marcado car(cter judicial. de reali#ación de un acto. una norma que dispusiera que el divorcio de dos personas con distinta nacionalidad se regir( por la aplicación cumulativo de sus respectivas leyes nacionales. 10. 'uando se refieran al sujeto o sujetos de la situación los denominaremos criterios de conexión personales o subjetivos +nacionalidad. la residencia !abitual del matrimonio. en la medida en que unos y otros se ponen en relación con un lugar se puede !ablar de una conexión territorial. el art. sin que el dato de que esas categorías est n tomadas del derec!o interno condicione decisivamente su significado. $el principio de soberanía territorial se deriva que cada estado es. %o son las normas potencialmente aplicables. su sociedad. *sí por ejemplo . o en un motivo de inter s general5. *sí. libre para auto-prescribir el orden económico y social que desee dentro de su territorio y adoptar las decisiones de política económica y social que estime convenientes. determinar que el derec!o aplicable a las donaciones. al n"mero de criterios de conexión que contengan. que ser( el que nos ofre#ca la concreta reglamentación de los derec!os y deberes de las partes.la estructura de la norma consta. atendiendo adem(s a la posibilidad de su modificación en el tiempo pueden distinguirse los criterios de conexión 5mutables5+residencia !abitual. ordenamiento en el que se considera que la relación queda 5locali#ada5. de la respuesta jurídica prevista en la propia norma. cuando el legislador establece dos o m(s conexiones que sólo pueden ir entrando progresivamente en juego una detr(s de otra. sobre control de cambios. En nuestro sistema. de modo que aplicar normas de dos ordenamientos distintos simult(neamente. muc!as veces el legislador no manifiesta el (mbito de aplicación que les corresponde. a uno de los ordenamientos vinculados con el supuesto. actos. conexiones cumulativas.c. por otra parte. acompa&(ndola de una norma de extensión ad !oc.c. *dem(s. *. de un supuesto de !ec!o constituido por ciertas relaciónes o situaciones conectadas con la esfera personal o territorial del ordenamiento propio. *sí. la que guía esta locali#ación. lugar de ejecución de una obligación. /0.y de una consecuencia jurídica que consiste en la imputación directa. estas normas no regulan directamente las situaciones de la vida internacional. advierte al aplicador del derec!o de la existencia de estas normas que por su importancia para la organi#ación del estado prevalece sobre cualquier remisión conflictual a una derec!o extranjero. etc. Duedan comprendidas en esta categoría todas aquellas normas de intervención estatal es que siguen en una finalidad jurídico-p"blica o un inter s general locali#able en el estado que las dicta +ejemplo.. $e este modo eliminar dudas. aludiendo a !ec!os. dado que la respuesta sustantiva no se obtiene directamente de la propia norma. conexiones jerarqui#adas. domicilio. y los criterios de conexión 5inmutables5 +lugar de situación de un inmueble./ del c. *lgunas veces el legislador explicitar( expresamente cual es el (mbito de aplicación que desea darles a esa norma. o a derec!os subjetivos. mediante un criterio de conexión. cuando cualquiera de las conexiones puede operar vis a vis de las dem(s. sino que determina el ordenamiento jurídico nacional al cual se atribuye la devoción del supuesto. como criterio relevante la nacionalidad del donante. Se trata de aquellas normas que savigny calificaba como normas 5de una naturale#a positiva rigurosamente obligatoria5. Si la norma de conflicto designa un derec!o extranjero.. 2. su mercado. dispone que en la sucesión por causa de muerte se regir( por la ley nacional del causante y el notario o el jue# espa&ol que cono#can de la sucesión aplicar(n aqu l derec!o. su sistema productivo. en principio. interesa precisar la relación en que se encuentran esos criterios entre sí. por ejemplo .así. el art. nacionalidad. 8. $esde esta perspectiva se puede decir que la norma de conflicto es una norma incompleta. Sin embargo. se recurriría a la segunda conexión. el jue# espa&ol deber( resolver el caso aplicando ese derec!o. pero sin embargo. etc. sino la propia relación. basadas en un motivo moral. El objeto directo de las normas que configuran ese orden económico y social tiene su acento de gravedad en el propio estado que las dicta. . por "ltimo. 0. cuando la norma utili#a dos conexiones que deben operar al mismo tiempo.

el convenio de viena de /68I sobre compraventa internacional de mercancías. &e pueden ordenar en dos grupos distintos' las contenidas en un tratado internacional y las normas de los que se ha denominado (derecho espont$neo(. Estas normas ofrecen una regulación directa del ordenamiento propio a los problemas del tr(fico externo en ellas contemplados y se caracteri#an por contener una regulación que es 5especial5 porque un determinado supuesto recibe. por ejemplo .una vinculación se puede lograr no sólo directamente. Es imprecisa. responsabilidad civil. contenida en la propia norma. cada uno de los procedimientos y normas de regulación estudiados desenvuelve su función m(s adecuadamente en un sector del derec!o. que ofrecen ya una respuesta jurídica inmediata para regular situaciones de la vida privada internacional. . 1. Este car(cter lo poseen los principios de 5personalidad y de territorialidad5 del derec!o.en primer t rmino. etc. sino sólo a aquellos que presenten ciertos contactos con el foro que !agan su aplicación obligada para preservar los objetivos de la norma.. el que una norma sea calificada como 5norma material imperativa5 no significa que deba aplicarse sin excepción en todos los casos que puedan plantearse. 10.. Son precisas varias observaciones complementarias que se presentan como consecuencia de dos aspectos. en el sector de la tutela judicial de los derec!os. 10... )ara comprender esto es preciso tener en cuenta que el que una normativa de d.pr. 9errer correia !a indicado que la existencia de una conexión o vinculación entre la situación enjuiciar y la ley que se pretende aplicar es un presupuesto general de aplicabilidad de las normas. #os principios del derecho internacional privado. :tili%acion de los distintos procedimientos y normas de re"ulaci!n. en atención a su car(cter internacional. la importancia de una adecuada identificación de estos principios es indudable si tenemos en cuenta que adem(s de facilitar una mejor comprensión del sistema político de d. transportes.i. sobre todo en los sectores de transportes. del derec!o procesal.i. pueden ser utili#ados como 5elementos interpretativos5 del mismo. como en el caso de dificultades de aplicación de las normas.i. sino tambi n indirectamente. familia. Se pueden anali#ar desde 2 puntos de vista.pr.. /I . $ormas materiales especiales para supuestos de trafico externo.i. sucesiones. asimismo. pagos y arbitraje. 20. La ra#ón puede ser la de buscar una conexión entre el ordenamiento o norma aplicable y el supuesto enjuiciar. cuyas normas pasan a integrarse en el ordenamiento espa&ol.en segundo lugar se encuentra los principios de regulación o principios en forma de norma jurídica .pr. )ara comprender mejor el esquema normativo del d. Sufre un cierto 5retraso codificados. expresi n que se refiere al conjunto de pr$cticas uniformes de los actores del comercio internacional. sólo son aplicables a contratos internacionales. * su ve#. en segundo t rmino !ay que considerar que una misma norma puede presentar rasgos caracteri#adores de varias de las categorías normativas empleadas. respecto de los avances del derec!o material interno. la acción interventora del estado se reali#a fundamentalmente a trav s de normas directas de car(cter imperativo. un supuesto de !ec!o que contiene un factor de internacionalidad cuya existencia determina que el legislador adopte para regularlo una norma especial en su ordenamiento.desarrollo del sistema de derecho internacional privado en atencion a la materia re"ulada. que encuentra expresión tanto en el sector del derec!o aplicable como de la nacionalidad y. tanto en el caso de laguna legal. compraventa. *sí. la valide# de la 5cl(usula oro5. la mayoría de las normas especiales contenidas en tratados internacionales fijan expresamente su (mbito de aplicación en el espacio. 10. eran intercambiables en ciertas ocasiones en que sólo se distinguían por el punto de partida. en tercer lugar resulta evidente que a veces el propio legislador combina los procedimientos de reglamentación. Sea calificada como 5norma material especial o norma material imperativa 5. . Las normas de conflicto..relatividad de las cate"orias empleadas.i. Seg"n lalive. /0. *sí. cuando el legislador quiere conseguir un determinado resultado. )or su parte. cuando la norma de constituye no da una respuesta adecuada a la lu# de la evolución del derec!o interno.i. !aciendo depender la aplicación de la norma material del juego previo de una norma de conflicto del foro. una consecuencia jurídica propia y específica para ese supuesto. negocios jurídicos.pr.pr.i. no es concebible que el ordenamiento jurídico permita que un resultado deseado se frustre cuando la situación est vinculada con el foro o cuando la co!erencia valorativa de este ordenamiento así lo exija.pr. la relatividad de las categorías empleadas y el desarrollo del sistema de d..1. Se restable#ca con frecuencia mediante la construcción de algunas de las nuevas normas como normas materiales imperativos. por otra parte. con independencia de cualquier otra consideración. pero no por el resultado final. una respuesta distinta de la que se le da a un supuesto semejante de tr(fico jurídico interno en ese mismo ordenamiento. a la t cnica normativa que que que asegura mejor su reali#ación. la estructura de estas normas presenta dos elementos característicos. el mismo savigny se&aló que el procedimiento de regulación por 5extensión5 en el espacio de las normas del foro y el procedimiento de regulación mediante 5locali#ación5 del supuesto en un ordenamiento nacional. Ello explica que esa coordinación entre derec!o interno y el d. poniendo en peligro la adecuada coordinación entre ambos. Iii. integrados por aquellas pautas o criterios jurídicos directivos de los que no es posible extraer directamente resoluciones. las normas materiales especiales de origen internacional !an sido empleadas preferentemente para regular sectores del tr(fico comercial internacional.pr. /0. Ello explica la necesidad de identificar tambi n respecto a estos dos tipos de normas una conexión o fórmula de proximidad.pr. 9. no significa que se aplique sin mayor an(lisis a cualquier situación internacional.pr. En atención a la materia regulada. el sistema de d. compraventa. pero que informan a partir de ciertos valores jurídicos el contenido de un sector de normas del d. acude. bien por la conexión derivada del !ec!o de que los tribunales locales sean competentes para justificar el supuesto.spectos "enerales de la re"ulaci!n jur5dica del trafico externo. . /0.i. a su ve#. 0. Se trata de principios 5abiertos5 que permiten diversas concreti#aciones.i. los principios estructurales o sistem(ticos del d. Sin embargo. . *sí. %ste tipo de normas manifiesta una importancia preponderante en el $mbito del comercio internacional. regulan el derec!o aplicable a los sectores tradicionales de derec!o privado +la persona. La alusión tanto de la doctrina como de la jurisprudencia a los principios de d. arbitraje etc.

por un lado. Tema 9: el proceso de aplicaci!n // .i. la regulación en varias normas. sin perjuicio de aquellos objetivos. la t cnica del fraccionamiento da lugar a dificultades t cnicas. Jtro valor que debe a&adirse es el de la armonía internacional de soluciones como los dem(s sistemas de d. La elección de un criterio de conexión no es una mera cuestión t cnica. como es el espa&ol. al mismo tiempo que se respetan los objetivos de política legislativa de cada uno de los sectores afectados. en cuanto exige.en sentido objetivo significa previsibilidad de la respuesta jurídica mediante la formulación de reglas claras y precisas que permitan a los individuos prever las consecuencias legales de su acción. *sí. )or ello. así como en su creación y desarrollo. y por otro. es decir. @ambi n acoge el objetivo de lograr un resultado adecuado en t rminos de justicia material.. Se trata de una 5seguridad de orientación5. debe partirse.pr..pr. basado en normas rígidas.i. Es una primera fuente de inseguridad. Intereses en presencia y objetivos de pollitica le"islativa en la re"ulaci!n del trafico externo. la unidad del derec!o aplicable en la medida de lo posible. se encuentra en las ra#ones mismas que justifican la aplicación de cada una de las normas concurrentes.pr. procurando. @iene como misión no sólo dar una respuesta adecuada a los supuestos del tr(fico jurídico internacional. la seguridad jurídica garanti#a la estabilidad del disfrute de una situación o de un derec!o subjetivo. certe#a y estabilidad.i. @res observaciones generales deben de tenerse en consideración al evaluar si un sistema de d. la conciliación de ambos objetivos es difícil porque. al mismo tiempo que asegura una coordinación lógica entre el d. parece que la seguridad jurídica estaría mejor atendida por un sistema de reglas fijas que permita derivar mediante una simple subsunción la resolución del caso particular.. del código se&alar( el derec!o aplicable al contrato. En d. como garantías esenciales que todo sujeto reclama del derec!o. intereses del estado e intereses de la comunidad internacional +p re# vera. sino de la situación regulada.pr. y para ello se debe proceder a un an(lisis de los objetivos depolítica legislativa. con la evaluación de los intereses en presencia y la atención a los objetivos de política legislativa no se trata de modificar la norma. Esta t cnica de fraccionamiento presenta tambi n inconvenientes.i. En principio. un ajuste de sus respectivas consecuencias jurídicas. el derec!o no sólo sirve para introducir una orden. sino la valoración que el sistema jurídico !ace de cada uno de ellos.i. descomponiendo sus distintos elementos y locali#ando su regulación en ordenamientos eventualmente distintos. una venta. intereses de las partes. 'umple y armoni#a esos ideales. puesto que el d. los objetivos de política legislativa explican tambi n la t cnica de fraccionamiento que el legislador puede seguir al determinar del derec!o aplicable a una relación jurídica internacional. .ese modo de actuar permite en ocasiones una mejor adaptación a las exigencias del caso internacional que la que resultaría de su sumisión global a un solo ordenamiento. F el resto del sistema jurídico. en definitiva. por ejemplo. al ser posible que normas que procedan de distintos derec!os nacionales vengan a regular los aspectos inter relaciónados de una misma situación jurídica. *sí pues. +bei#Ke. importa no sólo la identificación de los intereses en cuanto tales. !ace que el necesario proceso de concreción y adaptación al caso concreto relativice esa aparente certe#a jurídica.pr. . intereses y objetivos sirven de guía en la interpretación y aplicación de las normas. vinculados con su idea de justicia. 4na regulación adecuada en d. Sólo resulta de la interacción de los dos componentes b(sicos de la idea de justicia. Esta evaluación garanti#a una comprensión y una aplicación co!erente del sistema.i. garanti#a una seguridad de reali#ación. Sin embargo. H. 4na tendencia al establecer mecanismos muy abiertos de reconocimiento de situaciones creadas en el extranjero y a fortalecer los cauces de la cooperación con otros sistemas jurídicos. sino de fijar con precisión el alcance de la ley a la lu# de las valoraciones que encierra. la generalidad con que aparecen formuladas sus normas de d. '. "nicamente la recta inteligencia de la norma garanti#a su correcta aplicación y una adecuada comprensión del sistema de d. el d.i.i. $e este modo.pr.e"uridad jur5dica y justicia del resultado. quien anali#a y aplica las normas debe conocer que intereses entra en juego en la situación que se pretende regular. Gegel !a propuesto agruparlos en grandes categorías. La interpretación cobra aquí un valor m(s decisivo que en otras ramas del derec!o. )ara lograrlo.valor que se correspondería con el ideal de aplicación del 5derec!o m(s próximo5 y con el m todo de reglamentación indirecto mediante normas de conflicto. 4na ra#ón formal porque el d. '. se entrecru#an una ra#ón formal y una ra#ón material.pr. el art. *!ora bien. En sentido subjetivo. En ese sentido es necesario tener en cuenta que las normas representan una acomodación de intereses a veces opuestos y expresan la preferencia del legislador por alguno de ellos. * fraccionar.i.pr. en segundo lugar. por otra parte. en un sistema orientado !acia el valor 5seguridad5.i. $esde la perspectiva de la seguridad de reali#ación.pr. el problema del d. es necesario precisar las pautas de valoración de las que !a partido el legislador y su jerarquía. pero la capacidad para contratar se regir( por la ley nacional de cada contratante.2. se observa en los sistemas m(s modernos de d. m(s cercanas a principios que a verdaderas normas. la promoción y reali#ación de los valores y propósitos aceptados por la comunidad. H. y de a!í la doble tendencia de los sistemas de d.pr..i.i. 'on car(cter general se puede decir que en las normas de cualquier sistema de d. Es el de lograr un resultado adecuado.pr.i. que cumpliría la misma función que en derec!o interno tiene el principio de 5solución "nica5 y que serviría para garanti#ar la seguridad de moderni#ación. La justificación del fraccionamiento. *!ora bien. la seguridad jurídica posee dos sentidos principales.pr. y su alcance. Lunto a esta ra#ón formal persiste una ra#ón material. $esde esta perspectiva. por una parte.pr. consiguiendo al mismo tiempo un alto grado de seguridad jurídica. *. sino tambi n para promover ciertos valores o defender determinados intereses. intereses del tr(fico. cu(les !an sido tomados en consideración por el legislador y cu(l !a sido el decisivo para la solución legal del supuesto . en relación con un contrato de transmisión de un bien. de modo que su modificación o p rdida no ocurra en ning"n caso sin que su titular lo consienta. en primer lugar. y del que constituyen un elemento intrínseco. sino proceder de manera que esta solución sea reconocida en otros ordenamientos.pr. sea en t rminos de locali#ación o de justicia material. intereses del ordenamiento.pr.pr. en primer lugar una delicada tarea de delimitación del (mbito de aplicación de cada una de las normas de d. /I. =ncorpora como valor propio el objetivo de lograr un resultado adecuado en t rminos de la 5mejora locali#ación5 del supuesto en uno de los ordenamientos vinculados. $e otra parte.i.i. el desfase codificador del d.. sino una verdadera decisión de política legislativa que descansa sobre los valores que informan ese sector de derec!o. no de la norma misma. En juego y. *.i.

En el primer caso estamos ante la llamada 5aplicación judicial5 y en el segundo ante una 5aplicación extrajudicial5. franc s +nacionalidades francesa del demandante. no obstante.de las normas de derecho internacional privado. la primera tarea del operador jurídico es la de encuadrar dic!a cuestión en el marco de una de las normas reguladoras de d. la aplicación del d.i.. Due !a de ser aplicado por el encargado de resolver la cuestión y la eficacia general de las normas de dic!o sistema. así como en el r gimen de autori#aciones para el ejercicio por los extranjeros de actividades laborales o profesionales en espa&a. por el art.en el segundo. a quienes corresponde interpretarla y. 1. como presupuesto para revolver una determinada pretensi n.: del c. puede conocer sobre la posible controversia entre las partes. ciertas normas de d.i.de la constituci n. esta tarea incumbe en primer lugar a los jueces y tribunales.i. en la que la intervención judicial se concreta no en la tutela de un derec!o. *# de la constituci n. )or órganos judiciales puede tener lugar tambi n al margen del proceso. I. la aplicaci n de una norma presupone la intervenci n de ciertos operadores jurídicos. tambi n puede sustentarse problemas de aplicación de las normas de d.pr. en la aplicación prospectiva del d. ciertos problemas de extranjería puede constituir el objeto principal del recurso. en última instancia dar una respuesta a la cuesti n planteada . para concertar un contrato con una empresa extranjera o para hacer frente a una reclamaci n derivada del mismo.i. . posee una gran importancia en la pr(ctica diaria. #os presupuestos "enerales. el p(rrafo primero del art.o.pr.pr. problemas de d.pr. %o se agota con la intervención de los ju#gados y tribunales. * lo que cabe agregar otro supuesto. la primera es la de determinar la jurisdicción estatal que. )ara regular los supuestos de tr(fico externo. /1 . y otras autoridades del estado. 4tili#a diversos tipos o clases de normas para regular el tr(fico externo. @iene como destinatarios a autoridades administrativas. * partir de aquí. Introduccion.pr. 11. la cuesti n del d.. El an(lisis del problema en cuestión tiene tres fases.i. una nacional francesa desea el divorcio de su marido.c. )or ejemplo .c. La aplicación del d.plicaci!n por los jueces y autoridades estatales. *sí. especialmente en el (mbito de la nacionalidad y en el de la extranjería. /> del c. en particular. 6/ del reglamento del registro civil.pr. )ara el examen de los problemas de aplicación de este es preciso partir de tres supuestos generales . son autoridades administrativas las que intervienen en materia de entrada.pr. residencia.i. en cambio. )ero tambi n los franceses. )ero una ve# establecidas.1 de la l. En la aplicación judicial del d. es decir. / . En el orden contencioso. 0. en el que se determina si ha existido una violaci n de los derechos y libertades a que se refiere el art. 2.i.i.p. para conocer cu(l es la respuesta jurídica que ofrecen uno o m(s sistemas estatales de d. el del arbitraje privado internacional.. )a eventual intervenci n del tribunal constitucional tiene un $mbito limitado y específico. los vinculados con el derecho fundamental a la tutela judicial efectiva reconocido por el art.j. el proceso de aplicación de la norma reguladora puede adquirir mayor complejidad puesto que. de la impugnación de una resolución por la que se expulsa a un extranjero del territorio nacional.pr..es el caso.pr.pr..por ejemplo. el d. la aplicación de las normas de d. Introduccion.pero. * una concreta situación de la vida privada internacional en orden a la conducta posterior de los interesados. como es el caso. y otro tanto cabe afirmar en los supuestos de p rdida. las directas y las indirectas.i. $e otra parte.la aplicaci!n judicial de las normas. *.i.i.i.plicaci!n sin intervencion de una autoridad estatal. los particulares necesitan saber la respuesta a una cuestión de d. +demandados domiciliado en espa&a. 1. por ejemplo.aplicaci!n extrajudicial de las normas . & lo posee un car$cter incidental. aprobaciones u !omologaciones de ciertos actos o negocios jurídicos de derec!o privado. 2. $ado que las relaciónes establecidas por los particulares en el extranjero no son menos relevantes jurídicamente para el estado que las relaciónes internas. $e otra parte..i.i.pr. seg"n las respectivas normas de competencia judicial internacional. por ejemplo. )abor que implica una aplicaci n simplemente prospectiva de las normas reguladoras del tr$fico externo .pr..i.. sino tambi n por las autoridades espa&olas. el conocimiento del órgano ante el que se debe suscitar una cuestión de tr(fico externo. . )uede sustentarse tanto si se cuestiona la competencia judicial internacional del mismo como si es preciso determinar cu(l es el (mbito de la ley penal espa&ola en el espacio. pero tambi n puede plantearse con el car(cter de cuestión pre judicial de derec!o civil..pr.i.es decir. sino en simples autori#aciones. cada legislador estatal establece normas de d. dentro del (mbito de la llamada jurisdicción voluntaria. En el orden penal. %n términos generales. o ju#gar sobre la valide# del acto o negocio jurídico. cuando los particulares someten la decisión de una controversia jurídica a un (rbitro.pr. del art. )ara el art.administrativo. *plicable para obtener una respuesta a la cuestión planteada. aunque de forma indirecta. 4na ve# conocido cu(l es el jue# o autoridad estatal competente y cu(l es el sistema de d. &in embargo. mientras que otros. pues ante ellos se suscitan la mayor parte de los litigios derivados del tr(fico externo. /1. En ese sentido puede !ablarse de un fenómeno de aplicación del d. expulsión de extranjeros del territorio nacional. +. en los restantes supuestos. son específicos de las normas de conflicto multilaterales. )or los propios particulares con una finalidad meramente prospectiva.. nacional y domiciliado en espa&a. . determinante del fallo. respecto a la actuación del encargado en las cuestiones relativas al estado de la persona. ciertos problemas de aplicación son comunes a estas dos clases de normas.pr.pr.i. &l proceso de aplicaci!n y sus problemas.i. Los tribunales espa&oles son competentes. #os or"anos a 4uienes corresponde aplicar el derecho internacional privado. si puede estar presentes.. seg"n el art. En el primero cabe destacar la intervención del ministerio de justicia respecto de la adquisición o la recuperación de la nacionalidad espa&ola.pr.pr.7 alude a la aplicación no sólo por los tribunales.de manera que en un (mbito no estatal. . la aplicación de las normas a los supuestos concretos puede dar lugar a diferentes problemas jurídicos que requiere soluciones por parte del legislador estatal mediante normas de aplicación del sistema de d. por el cauce del recurso de amparo. los órganos m(s relevantes son los ju#gados y tribunales del orden civil y del orden laboral.el sistema de d. Ii. En la pr(ctica diaria.

posee un car(cter dispositivo para los particulares al poder stos excluir voluntariamente su aplicación. la 5cuestión previa5. del c.pr. lo que entra&a una derogación del foro.... 6.si se tiene en cuenta los principios de exclusividad y plenitud del ordenamiento estatal. Espa&ol. en la aplicación prospectiva del d. la norma de conflicto del foro puede remitir al derec!o de un estado en el que coexisten diferentes ordenamientos jurídicos. Iii. que los particulares y los poderes p"blicos 5est(n sujetos a la constitución y al resto del ordenamiento jurídico5.i.pr. en atención a ciertos criterios de locali#ación. pese a la vinculación del supuesto con otros dos estados deber( aplicar para resolver la cuestión./ de la constitución establece en principio in!erente al estado de derec!o. Si el jue# sólo !a de aplicar las normas del propio sistema de d. &jemplo . @ambi n. *sí. se debe de tener presente que el postulado de la exclusividad. )ero la respuesta !a de ser mati#ada puesto que salvo que se trate de foros de car(cter exclusivo. el ordenamiento jurídico permite dentro de ciertos límites que los particulares pueden proceder a la exclusión voluntaria de la ley aplicable así como a la renuncia de los derec!os en ella establecidos .. En atención a lo dispuesto en las normas reguladoras de uno y otro sistema se puede conocer. por ejemplo . conforme al postulado de la exclusividad. por obra de su voluntad someter el litigio a un tribunal extranjero pese a ser competente el jue# espa&ol. Si ante el jue# de un determinado estado se suscita una cuestión jurídica de tr(fico externo.. en principio. prescindiendo de la segunda. si ante jue# espa&ol se suscita la cuestión de determinar la valide# en cuanto a la forma del matrimonio formado por un espa&ol y una francesa en marruecos. deber( aplicar la primera de estas normas reguladoras.el jue# espa&ol.. Introduccion. sin perder su obligatoriedad.pr.pr. pues el legislador puede determinar. en la del derec!o aplicable o 5conflicto de leyes5 puede ir acompa&ada de ciertas excepciones. !abr( de aplicar al caso es derec!o material espa&ol.i. deber( tener en cuenta lo dispuesto en la norma de conflicto francesa que somete los inmuebles a la ley de su situación.. Expresa así la obligatoriedad general tanto en lo establecido por el constituyente que como por el legislador ordinario. asimismo. el c. la primera conclusión es que la imperatividad se predica de las normas que regulan la nacionalidad espa&ola así como de las que determinan los derec!os y deberes de los extranjeros en espa&a y la eficacia en nuestro ordenamiento de sentencias extranjeras.En segundo lugar. por ejemplo.i.i. F en otros sistemas estatales de d. mientras que otras tiene car(cter imperativo en atención al inter s general o de orden p"blico de la materia regulaba. que una ve# aplicada por el jue# la propia norma de conflicto multilateral. /1. $el foro. aunque es el propio ordenamiento espa&ol el que la reconoce al dar luego eficacia a la sentencia dictada por tribunal extranjero. )uede intervenir consideraciones adicionales basadas en el an(lisis económico del derec!o o en la simple oportunidad.i. a la ley del "ltimo domicilio del causante. incluida sus normas de d.pr.pr.pr. /1. 1.normas imperativas y dispositivas.. cabe plantearlo cu(l es el sistema de d. no siendo posible excluir su aplicación por obra de la voluntad privada. pero en virtud de lo dispuesto en el art. $e manera que el car(cter dispositivo o imperativo sólo se suscitan en realidad respecto a las restantes normas.el problema en el ambito de d. #a solucion "eneral. en el sector del derec!o aplicable +o conflicto de leyes. las normas que determinan los supuestos en que los ju#gados y tribunales espa&oles pueden conocer de una litigio de tr(fico externo son.pr. . cual es el derec!o material aplicable y su concreto contenido en la materia objeto del problema.i. es relevante ponderar el coste de transacción que implica litigar ante el primero. .i. La reglamentación del tr(fico jurídico externo se lleva a cabo por los legisladores estatales. Due !a de aplicar cada uno de ellos. el presupuesto inicial es la existencia de una pluralidad de sistemas estatales de d. Imperatividad de las normas re"uladoras. cuya com"n finalidad es la de regular el tr(fico jurídico externo.pr. H..pr. la respuesta es que el jue# debe aplicar el sistema de d.pr. Lo que puede conducir al llamado 5reenvío5 de retorno en cuanto al derec!o material aplicable al caso.pr. conocidos los tribunales competentes !ora determinarse cu(l es el sistema estatal de d. Es decir. La posible aplicación de normas de conflicto de otro estado a"n se amplía en atención a la norma de aplicación para resolver otro problema..i. $e suerte que ciertas normas del ordenamiento.i. las normas del sistema de d. )or ejemplo . las normas de su propio ordenamiento estatal. Ceconoce en mayor o menor medida la autonomía de la voluntad de los particulares respecto al derec!o aplicable.i. respecto al (mbito de la competencia judicial internacional. en ciertas materias las normas de d.pr. 2.c.pr.. &jemplo .. Supuesto en que el concreto ordenamiento interno aplicable al caso se determinar( seg"n la legislación de dic!o estado.. como dispone fiel art.lcance de la exclusividad. 'omo en la comunidad internacional con m(s de /7I estados.i. si se determina la competencia tanto de un tribunal extranjero como la de un tribunal espa&ol. 9inalmente. finalmente. derec!os en la sucesión de un espa&ol cuya !erencia comprendía bienes muebles e inmuebles en francia. Due se !a de aplicar. si el an(lisis !a conducido a la competencia de un tribunal extranjero. $e manera que si stos se encuentra en espa&a. si esta designa un ordenamiento extranjero !abr( de tener en cuenta la ulterior remisión que llevan a cabo las normas de conflicto sobre la misma materia del sistema extranjero.i.i. el ordenamiento que !a de ser aplicado por el jue# para resolver el caso. el jue# espa&ol en atención a este reenvío de retorno. &l sistema de derecho internacional privado aplicable.c. El art. 0. cu(les son las condiciones o presupuestos a los que el ordenamiento espa&ol subordinada dic!a ejecución. las partes pueden.i. esta solución supone que debe prescindir para la solución del caso de las normas reguladoras del tr(fico externo de otros sistemas estatales de d.en el sistema espa&ol.c. sólo resta por determinar cuales son en aquel estado las vías m(s apropiadas para la ejecución de la sentencia que puede detectarse o.pr. pues les permite elegir el ordenamiento que !a de regir un acto o negocio jurídico. a"n operando con car(cter absoluto en las restantes dimensiones del sistema estatal de d. en aquella en que el legislador determina. exclusivamente. como paso ulterior. cada uno de los cuales establece su propio sistema de d. la norma establece que !a de estar a la ley nacional del causante. en el caso de la sucesión de un nacional franc s con inmuebles en espa&a.1 del c.i. %ormas multilaterales que sólo serían dispositivos si los interesados pudieran excluir el derec!o extranjero /2 . para los muebles. si se !a de ejecutar en espa&a. pero la ley francesa establece que se !a de estar a la ley de la situación para los bienes inmuebles y. Si se !ace un examen de los distintos sectores del d. imperativa o de orden p"blico. 1. Iv. designan como aplicable el ordenamiento franc s. *!ora bien.

la regla general de derecho transitorio conduciría a la aplicaci n directa de la nueva ley a los efectos que se realice después de su entrada en vigor.. Sólo puede tener un límite en el proceso de aplicación por los órganos estatales. en realidad adquiere relevancia sólo respecto a las normas de conflicto multilaterales puesto que es la remisión a un ordenamiento extranjero en virtud de dic!as normas la que las partes podrían modificar someti ndose al derec!o material del foro.. 'on posibles efectos negativos. *dmitido esto. Este problema est( afectado por la constitución de /6:8 y por las soluciones generales que el ordenamiento jurídico espa&ol ofrece en esta materia. el art. que las circunstancias del litigio no permitan conocer que nos encontramos ante una situación de tr(fico externo. de sus grandes principios inspiradores. esta solución favorece tanto el desarrollo del proceso como el inter s de las partes. Ello es explicable dado que el problema de la imperatividad. la imperatividad se predica. /827A/6:>. de la 5norma de conflicto5 espa&ola. !a sido discutida. vera0 hay que distinguir entre situaciones instant$neas o perfectamente locali. !a se&alado que el art. la doctrina y la jurisprudencia se inclinan por su sometimiento a la normas generales transitorias del foro. la atención a posibles derec!os adquiridos. %n esta línea de pensamiento /pére. su aplicación ex officio. !ace referencia "nicamente a las normas de conflicto. si !ubiera existido contactos con el foro. por salvaguardar el car(cter objetivo de la regulación que el legislador !a establecido tras ponderar los intereses en presencia..d. /0. en general.. en su aplicación a las normas de conflicto. )a constituci n tiene valor normativo inmediato. /1 5pone de manifiesto el car(cter de ius cogens5 de dic!as normas. Cespecto a las soluciones de nuestro derec!o. Lo que constituye una cuestión de !ec!o pese a estar vinculada en su solución a otra. adem(s. en cuya virtud se aplicaría siempre el nuevo sistema a las relaciónes que no !ubieran tenido contacto previos con la lex fori. est(n sujetas a cambio por lo que pueden plantear problemas de derec!o transitorio.c. Esta solución. Las normas de d. ello supone sustituir la concepción de la justicia en el (mbito de las relaciónes privadas internacionales que el legislador expresa en la norma de conflicto por el inter s subjetivo o la simple conveniencia de las partes. !abi ndose defendido frente a ella dos tesis diferentes. en definitiva. no aptas para crear derec!os subjetivos de los particulares que deban ser respetados por el nuevo ordenamiento jurídico./.. 2eterminacion del ambito de aplicaci!n temporal de las normas de derecho internacional privado. y de a!í. la tesis de la retroactividad se !a defendido b(sicamente en torno a dos argumentos con los que se busca eludir el juego normal del derec!o transitorio del foro. si los particulares pueden recurrir a la lex civilis fori y excluir el derec!o material extranjero designado por la norma de conflicto. respecto de los derec!os de terceros.. extranjería y de reconocimiento y ejecución de sentencias extranjeras. caso de admitirse su caracter puramente dispostivo. 10. F los intereses de estas en "ltima instancia son los determinantes dado que la elección por los interesados del derec!o material del foro sólo se producir( si favorece sus pretensiones. *. en segundo t rmino.designado por la norma de conflicto en atención a dic!os criterios. )or el contrario. %n este segundo supuesto. y la reglamentaci n de los efectos jurídicos sucesivos unidos a una situaci n duradera o permanente. de car(cter jurídico. sería deseable que la nueva norma de conflicto no se aplicar( cuando trajera consigo una reglamentación diferente a la que se !ubiera logrado de acuerdo con la derogada norma de conflicto. en segundo t rmino. aunque en realidad este precepto sólo establecer un mandato para los tribunales y autoridades al disponer que 5aplicar(n de oficio las normas de conflicto del derec!o espa&ol5 la exposición de motivos del r. tanto en cuanto a las normas de conflicto como a las normas materiales de d.la solucion del sistema espa'ol de derecho internacional privado.pr. su car(cter de normas formales. /> . los principios generales del derec!o transitorio sean corregidos. su car(cter de normas sobre la competencia legislativa en que plasma un inter s p"blico del estado.adas en el tiempo en el que agotan sus efectos jurídicos /en cuyo caso la aplicaci n del principio general de irretroactividad es perfectamente plausible0. .de otra. p(rrafo primero del c.ucesion en el tiempo de las normas re"uladoras del foro. La imperatividad de la norma de conflicto espa&ola se justifica. 10..pr..c. de suerte que. 1. sin distinguir pues. la imperatividad de las normas de d.jusitificacion y limites de la imperatividad de la norma de conflicto. al mismo tiempo que fuer. . o simplemente dispositivo +derec!o patrimonial.i.a a la interpretaci n de todo el ordenamiento jurídico a la lu. filiación. /0.i. mediante actos de instrucción. Sin que se ponga en duda la imperatividad respecto a las normas 5directas5 existentes tanto en el sector del derec!o aplicable cono en otros sectores +normas de nacionalidad. recurriendo a consideraciones como la armonía internacional de decisiones. someti ndose voluntariamente al derec!o material del foro. &l art. 2. dado que excluye la prueba del derec!o extranjero. En cuanto al alcance del precepto. Tema 7: problemas de aplicaci!n de las normas de derecho internacional privado >i-. en conclusión. los elementos relevantes del litigio o de la cuestión que le !a sido planteada. 12. etc. de reforma del título preliminar del c... tanto las materiales como las de conflicto. H.i. la equivalencia de los resultados. $el foro. el car(cter dispositivo de las normas de conflicto no garanti#a una solución justa del tr(fico externo sino sólo aquella que es m(s conveniente a los interesados. la tesis intermedia que propugna un derec!o transitorio propio de las normas de conflicto. de una parte. /1. si la materia regulada por la norma posee un caracter imperativo +estado civil de la persona.pr. parecen ra#onables que. I. ?ientras que si se admitiera que las partes pueden someterse al derec!o material de la lex fori en lugar de estar al derec!o material extranjero designado por la norma de conflicto del foro. 0. ello implica la aplicabilidad directa de aquellos de sus preceptos que pueden calificarse de completos o perfectos. los poderes atribuidos al órgano estatal para poder determinar.7< p3rrafo 1= del codi"o civil. Lo que pone de relieve que la imperatividad de la norma tiene como finalidad esencial salvagaurdar la regulación del problema del tr(fico que !a establecido el legislador y no el car(cter del sector del derec!o material a que se refiere la norma de conflicto. el favor negotii.

/0. llamado de calificaciones. )ero. los supuestos de las normas de conflicto no son generalmente f(cticos.a de las instituciones tal como existen en otros sistemas jurídicos. La excepción a este principio vendría dada por la conexión nacionalidad. El !ec!o de que en los supuestos de tr(fico externo !aya varios ordenamientos jurídicos en juego. Sin embargo. pero es aceptado por nuestro sistema. de tal forma que una situación dada quede sucesivamente sometida a dos sistemas jurídicos diferentes. por lo que se !ace necesario su interpretación. en el supuesto de puntos de conexión abiertos o flexibles en los que el legislador /. es decir. cuando las partes. $e a!í que el problema no surja en aquel tipo de conexiones que bien son inamovibles por ser estrictamente territoriales. Ii. atendiendo a los objetivos de política legislativa que esta persigue. ese cambio puede ser consecuencia de una voluntad fraudulenta de las partes. &l problema de la calificacion del supuesto de la norma.por ello. en el primer problema se trata de la dificultad de introducir en los supuestos de las normas de conflicto de un ordenamiento concreto situaciones configuradas. nos !a de conducir al orden jurídico concreto que se debe aplicar. en la aplicación de la "ltima ley declarada competente.. determinando su contenido a través de sus propias categorías jurídicas y acudiendo a las vías de interpretaci n previstas en su propio ordenamiento. que sea la misma norma de conflicto la que estable#ca las posibles consecuencias de la alteración de la concreción en el tiempo del o de los puntos de conexión que incorpora. En los dem(s casos. y en los segundos es donde puede surgir problemas. En todos estos casos la solución m(s generalmente admitida sería el estar al derec!o transitorio de la lex fori. *sí pues. cuando el cambio en la conexión sea posible.i. o bien consecuencia de un cambio real. finalmente. etc. 10. bien porque la concreti#ación del mismo plantee especiales dificultades. la nueva ley no podr( olvidar a la anterior sino que se deber( coordinar con ella para evitar situaciones injustas. 4na ve# elegida la norma de d. las tres soluciones desembocan en una estimación casuística concreta. cuando no se puedan conocer el alcance y contenido de la regla transitoria extranjera. tanto de las situaciones a subsumir como de los supuestos de las normas de conflicto. la doctrina est( de acuerdo en que se trata de un problema de interpretación de la norma de conflicto que !a de ser resuelto por el sistema legal para que dic!a norma pertenece. Concrecion temporal del punto de conexion de las normas de conflicto: el conflicto movil. 2eterminacion del ambito de aplicaci!n material de las normas del derecho internacional privado. interno o internacional. es necesario proceder a la concreti#ación del punto de conexión que. o cuando adopten inmediatamente sus efectos. salvo casos muy determinados.2. 2. de tal modo que su alteración sería susceptible de determinar la aplicación de una nueva ley. le plantea al jue# la necesidad de determinar qu norma !a de aplicar a la cuestión planteada. o que incluso con el mismo nombre tiene un contenido diferente.ar el jue. @radicionalmente se !a !ec!o una distinción entre puntos de conexión f(cticos +por ejemplo. 20. Si la valide# !a de mantenerse inalterada. . La importancia de este proceso de calificación es crucial en la labor de aplicación del derec!o. *ctualmente. . )or "ltimo. una persona puede tener dos nacionalidades.. !ayan incorporado al contrato disposiciones extranjeras. conceptos e instituciones nacidos sin contacto con el foro y conformamos de acuerdo con otro derec!o que bien puede ser desconocido para el derec!o espa&ol.pr. $e a!í que la mejor solución sea preventiva. bien porque los ordenamientos en presencia de distintos significados al concepto jurídico empleado como punto de conexión.. no existe gran diferencia entre el cambio de las normas del foro y el problema que plantea el conflicto móvil. 10. 1adie discute actualmente que esta labor de calificaci n la ha de reali. se pueden plantear problemas específicos por la distinta configuración. domicilio. La primera propugna la aplicación del derec!o transitorio del foro. pese a las transformaciones que tales disposiciones !ayan podido sufrir con posterioridad en el derec!o del que fueron extraídas. y puntos de conexión jurídicos +nacionalidad. que sólo podría determinarla la lex fori cuando se trate de su propia nacionalidad. la calificación recae frecuentemente sobre conceptos jurídicos no sobre !ec!os. aleg(ndose que. bien sea en la nacionalidad. Los primeros no plantean ning"n problema de m todo. cuando el derec!o transitorio de la lex causae sea manifiestamente contrario al orden p"blico del foro. respecto de los que la doctrina se inclina por la ley se&alada en la "ltima conexión. $octrinalmente se !an propuesto varias soluciones. !a !ec!o surgir la duda en la doctrina de a cu(l de ellos corresponde calificar el objeto del litigio. el conflicto móvil !a de resolverse atendiendo a una interpretación de la norma de conflicto. los supuestos en que la situación de litigio !a roto su vinculación con el ordenamiento jurídico extranjero antes de la modificación legislativa de ste. /0. permitió que el proceso calificatorio fuese utili#ado en ocasiones por el jue# para conseguir resultados materiales de justicia o para elegir por ra#ones de comodidad. podría pensarse que tambi n pueden configurarse como una excepción. El problema en este caso radica en la solución a adoptar ante una modificación del derec!o material extranjero declarado aplicable por la norma de conflicto del foro. en un sistema de derec!o extranjero. Jtra dificultad puede surgir en el caso de puntos de conexión que pueden ser plurales +por ejemplo. 1.pr. sin tener en cuenta la naturale. en virtud del principio de autonomía de la voluntad. sustancialmente. En la pr(ctica. Se llama conflicto móvil al problema planteado por un cambio en las circunstancias que sirven para precisar o concretar el punto de conexión de una norma de conflicto. sino normativos . etc. pues a trav s del mismo es como procede el jue# a la elección de la normativa rectora de los problemas en litigio. 9inalmente. en cuanto a los efectos jurídicos podía distinguirse entre los que tiene una reali#ación temporal concreta y los que se prolongan en el tiempo. En segundo lugar la aplicación de la teoría de los derec!os adquiridos. .>0. en el caso de las normas de conflicto. y adem(s sobre conceptos jurídicos que pueden ser extranjeros y estos supuestos son generalmente muy amplios. la residencia. esta solución general admite excepciones. las instituciones extranjeras no se recogen en los supuestos de las normas.. #a determinacion del punto de conexion. *!ora bien. al menos parcialmente. Esta solución no est( recogida en nuestro derec!o.. lugar de situación del inmueble.es decir. interpretando el supuesto de la norma de conflicto. a diferencia del interno. En d. una norma de conflicto que condujera a la aplicación del derec!o del foro. pero su aplicación es incierta ya que resulta difícil determinar la extensión en que debería ser respetado el viejo derec!o por la nueva legislación aplicable.ucesion en el tiempo del derecho material extranjero desi"nado por la norma de conflicto del foro. La solución general est( en la aplicación de las normas transitorias del ordenamiento reclamado. 'ualquier litigio. Este conflicto. que seguir(n siendo ley del contrato..i. *plicable. para determinar si un individuo tiene o no una nacionalidad extranjera !abr( que estar a las leyes del estado en cuestión. en que lo importante es atender a la naturale#a de la relación y a la distinción entre valide# del acto y la continuidad y el car(cter de sus efectos.

bien cuando las conexiones de la norma de conflicto no son modificables por su naturale#a por obra de las partes +ejemplo. y se trata m(s bien de una creación de la jurisprudencia que recibe distinto tratamiento en los diversos países. como en los internos. por lo que la sanción del fraude supone una excepción a la aplicación de una derec!o extranjero declarado aplicable por la norma de conflicto del foro. ..> resulta restrictiva. del c. por ejemplo. al contemplar "nicamente el fraude a la norma material imperativa espa&ola. En algunos casos. Sin embargo.i. El c. en el (rea del derec!o aplicable. 7. aunque cabía extender la misma sanción en los dem(s casos. &l conflicto de calificaciones. /1. para resolver el tema en litigio bajo su jurisdicción aplicando las normas extranjeras con independencia de la categoría jurídica a que pertene#can en el ordenamiento en que est(n insertas. el supuesto m(s propenso al fraude sería el de adquisición de la nacionalidad espa&ola por residencia en espa&a de un a&o si se casa con espa&ol o espa&olala conducta fraudulenta sería la no aceptación de las consecuencias esenciales de esa institución y por tanto. el lugar de los muebles. Este tipo de fraude sólo se concibe respecto de aquellas normas de conflicto que utilicen conexiones susceptibles de ser modificadas materialmente por las partes. *!ora bien. es un problema cuya solución !a quedado predeterminada en la primera fase.> del c.. se podr( actuar contra la manipulación del punto de conexión. bien que la ley de extranjería sea efectivamente aplicable. bien que lo sea el ordenamiento espa&ol. solicitan allí de sus tribunales el divorcio por mutuo consentimiento.c. 2. la manipulación de la conexión al supuesto. no se !a de preocupar ya de la categoría jurídica al que pertenece la norma reclamada y es que ese. tanto nacional como extranjero. &l fraude a las normas de derecho internacional privado.el fraude m(s com"n es el que se reali#a a las normas procesales de competencia. pero en muc!os otros no se puede actuar contra ella. &jemplo . a partir de ese momento. cambia su domicilio o residencia !abitual a otro estado y. #a sancion del fraude a las normas de derecho internacional privado.. si las partes. el extranjero puede adquirir la nacionalidad espa&ola a trav s de los medios descritos en el apartado anterior.pr.c. sancionadora con su p rdida a los que por sentencia firme sean declarados incursos en falsedad. en una prórroga de la aplicabilidad de su propio ordenamiento. En este tipo de fraude en derec!o espa&ol recibe sanción a trav s del art. el domicilio. no puede existir.. . por tanto. por lo que la sanción consistir( en la no aplicación de ste y sí en cambio en la aplicación de la ley extranjera que !ubiera sido aplicable si la manipulación del punto de conexión no se !ubiera producido.i. El tribunal. si la conexión es la nacionalidad espa&ola adquirida fraudulentamente.en definitiva. . F se define como la alteración maliciosa por alguna de las partes del la situación jurídica o de !ec!o utili#ada por la norma de conflicto como punto de conexión. siendo aquí donde puede surgir el llamado 5conflicto de calificaciones5. el lugar de situación de un inmueble. #a nocion de fraude y su alcance en derecho internacional privado. la sanción viene dada por la ineficacia en el foro de la decisión judicial extranjera denegando su reconocimiento. 1. *.. de tal manera que el reclamo de la norma se !ace a un derec!o distinto de aquel que !ubiera sido aplicable.el fraude a las normas de extranjería suele reali#arse a trav s del fraude a m(s normas de nacionalidad. etc. aunque parte de la doctrina considera que el art. "nicamente sancionar expresamente en su art. si ste no se !aya previsto en el ordenamiento del foro. En esos "ltimos supuestos se puede decir que la nacionalidad extranjera es inoponible. La figura del fraude recogida en el art. &jemplo . . de com"n acuerdo. la sanción del fraude. En el derec!o espa&ol no se aporta una respuesta clara a este problema. %l d. nos encontramos ante la legislación que !a sido designada como la m(s adecuada para resolver el problema planteado. adquisición de una nacionalidad extranjera. El fraude a la ley es definido por el art. es campo apropiado para su aparición debido a la facilidad para elegir la circunstancia que es de aplicación de un derec!o.en el caso de fraude a las normas de competencia judicial. si no !a operado ya en el estadio anterior consistir( en la aplicación de aquellas normas que se !ubieran tratado de eludir. . 1> el fraude en su adquisición. tambi n dentro de ese derec!o es necesario individuali#ar las reglas concretas aplicables al supuesto. En el d. el fraude a la norma de conflicto y tambi n el fraude a la norma extranjera. &jemplo . 1.el fraude a la ley en el (rea del derec!o aplicable a sido considerado como el aut ntico fraude de d. 7. una ve# elegida la norma de conflicto y el ordenamiento aplicable. que puede operar tanto en los conflictos internacionales.en el caso de fraudes a las normas de nacionalidad. por su propio objeto. consistente en la debida aplicación de la norma que se !ubiera tratado de eludir. . /1. /7 . Si se operó ya respecto al fraude instrumental..pr. La figura del fraude a la ley no es recogido por muc!as legislaciones. excluyendo.. bien cuando la norma de una total libertad a las partes en la elección de la ley aplicable +autonomía de la voluntad. inoponibilidad que se traducir( desde la óptica del foro defraudado. ./0 contempla tambi n esta segunda fase del proceso. /12> del c. simplemente le ser(n de aplicación las normas que trató de evadir porque se cumple de nuevo sus condiciones de aplicabilidad. En la pr(ctica. por ejemplo.c..> del c. el art. como la nacionalidad. Si el fraude a las normas de nacionalidad es instrumental..c. como orden normativo destinado a la regulaci n del tr$fico externo se ve afectado por problemas comunes a todas las ramas del derecho.c.i. cuando el tribunal del foro acudir a la ley extranjera reclamada lo !ace para resolver la existencia de un derec!o. ocultación o fraude en su adquisición. Iii. etc. y con la finalidad de evitar la aplicación de las primeras. de tal modo que su finalidad fuese que le sean o no de aplicación normas cuya condición de aplicabilidad es la nacionalidad.anunciar un criterio de elección. los incidentes que !ayan podido modificarlo. en definitiva.el fraude a las normas de nacionalidades puede llevarse a cabo tanto en la adquisición como en la p rdida o recuperación de la nacionalidad espa&ola. tras un reducido tiempo. 4na ve# elegida la norma de conflicto y determinando el punto de conexión. no se cumple el supuesto de la norma y si conducen intencionadamente a una resultado no querido por el ordenamiento espa&ol.pr. la dificultad radica para el jue# en encontrar en cada caso concreto la interpretación correcta..así ocurre con el fraude de ley como actuación que tiende a la reali#ación de un acto jurídicamente regular para eludir la aplicación de determinados preceptos legales y que se contempla en el art. para evitar la expulsión del territorio nacional.

de /. Se trata de la posibilidad de armoni#ar dos normas materiales de sistemas jurídicos distintos de las que una es condición de aplicación de la otra. ya que constituye la condici n de aplicaci n de la norma reclamada. #a solucion del derecho internacional privado espa'ol.. bien sea porque las partes no !an planteado la cuestión pre judicial en tiempo y forma. Este objetivo es fundamental en la medida en que de alcan#arse permitiría facilitar el reconocimiento de sentencias y. 10.s. localice la cuestión bajo el (mbito de un tercer ordenamiento. entre sus aspectos m(s críticos se !an destacado.pr.pr. !a de ser sometida a un derec!o extranjero. Es necesario. la solución material al problema !a de ser distinta seg"n la aplicación de uno u otro derec!o..pr. en primer lugar la cuestión principal.i. sin tener en cuenta el reenvío que sus normas de conflicto pueda !acer a otra ley que no sea la espa&ola5. respecto del segundo. en la posibilidad o no de derogar la aplicación normal del sistema de d. 4na ve# que se !a procedido a la elección del sistema de d. 6. que se realice a la totalidad del ordenamiento designado.pr. al remitir al derec!o material. /: .clases.i. En su favor se !i#o valer la certe#a que generaba este planteamiento. pero para resolver la cuesti n previa se encuentra ante la duda de decidir a que sistema de d. %ste concepto o categoría /la cuesti n previa0 conforma también por sí misma un supuesto de tr$fico externo. la cuestión previa !a de ser resuelta.i. En derec!o espa&ol no existe doctrina ni jurisprudencia suficiente para dar una respuesta clara al problema. Cespecto al problema de la cuestión prejudicial de d.2 del codi"o civil. 2. En segundo lugar. 'onforme al cual se !a de resolver la cuestión previa y. 1. $el foro. 0. . 20. * trav s de la sentencia del t. . Introduccion.. Due !a de recibir la cuestión previa y una ve# designados los derec!os materiales aplicables. #as cuestiones prejudiciales en el derecho internacional privado y el problema de la cuestion previa. que se producir( cada ve# que el ordenamiento designado por la norma de conflicto del foro.pr. ha aplicado a la cuesti n principal la norma de conflicto del foro. el de la integración de la norma material aplicable del concepto que es condición de aplicación de la misma y que !a sido configurado por un ordenamiento distinto. en el que se admite la referencia a la norma de conflicto extranjera sólo en el caso de que esta devuelva la cuestión al ordenamiento espa&ol. así como la ventaja de impedir infinitas revisiones. &l reenvio. para que exista la duda sobre el sistema de derec!o internacional a elegir. en el derecho positivo español. encuentra en ella un concepto o una categoría jurídica que ha de ser determinada. y una ve. la teoría de la cuesti n previa ha sido siempre desconocida.i. I. 3hora bien. )ara dic!o art.pr. Tema *: problemas de aplicaci!n de las normas de derecho internacional privado >ii-. en primer lugar. enfrentado a una cuesti n de tr$fico externo.. C. de una parte. de acuerdo con la norma de conflicto del foro. sobre todo de bigamia.Iv.el art. Si fuera la misma. 0. que la remisión reali#ada por la norma de conflicto del foro se entienda !ec!a al derec!o extranjero globalmente. la obligaci n que existe en nuestro ordenamiento de aplicar de oficio la norma de conflicto del foro y la opini n doctrinal de que el límite m$ximo de aplicaci n de normas de conflicto extranjeras viene dada por el reenvío de retorno y la remisi n a sistemas plurilegislativos.i. la doctrina y el derec!o comparado contemplan el llamado reenvío de segundo grado. 3ay sin embargo otras (reas en que si es posible proceder a una armoni#ación entre dos derec!os. bien por otras ra#ones. !n jue.i. tributario de una poca de escasa apertura de nuestro ordenamiento !acia el exterior.pr. con ello evitar situaciones claudicantes. el jue# del foro se encuentra en principio ante un conflicto negativo en el que ninguno de los ordenamientos parece tener vocación de aplicación. distinto de los anteriores. 5la remisión al derec!o extranjero se entender( !ec!a a su ley material. Ii. estaríamos ante una 5falso problema5. por un derec!o distinto a como lo sería seg"n el sistema de d. 'onstituye uno de los problemas cl(sicos de la norma de conflicto. el car(cter marcadamente nacionalista de la norma.pr. que ha determinado la norma material extranjera aplicable. Presupuestos< clases y funci!n del reenv5o. al tratar de individuali#ación la respuesta material.presupuestos. 10. surge otro problema. pretende facilitar el reconocimiento de sentencias. es decir. *plicable a la cuestión principal. se !a venido aceptando el reenvío de retorno sobre la base de que el art.de otra.i. de noviembre de /667. trat(ndose de lograr la armonía internacional de soluciones. 2a de referirse' al del foro o al del ordenamiento que rige la cuesti n principal. . /0. 1. no se !an planteado como cuestiones prejudiciales. las condiciones para que podamos !ablar de cuestión previa en d. en teoría. Son tres. El problema de la cuestión previa en nuestra disciplina consiste en la elección del sistema de d.el tratamiento de reenv5o por la jurisprudencia espa'ola.8 impone el principio de universalidad en la transmisión de los bienes de modo que la totalidad de la masa !ereditaria en principio debe quedar sujeta a una ley "nica. el detonante siempre radica en que para una misma materia el legislador del foro y el legislador extranjero !an previsto distintas conexiones. es un expediente que cumple una función de flexibili#ación de la norma de conflicto. 12. parecen excluir de nuestro sistema la teoría de la cuesti n previa. Lunto a este. $el foro. %l jue. 2. en tercer lugar. /0.i.funci!n de reenv5o. En primer lugar !ay que constatar la complejidad y dificultades de las cuestiones de naturale#a de d. 'omo consecuencia de ello. la contradicción en que incurre el primer inciso de la norma. #a cuesti!n preliminar en las relaci!nes jur5dicas complejas. seg"n el sistema de d. Se !abla de reenvío de retorno o de primer grado cuando la norma de conflicto extranjera remite la cuestión al derec!o material del foro. Los temas que se !an planteado ante nuestros tribunales..pr.i. por tanto. #as cuestiones prejudiciales y la necesaria armoni%aci!n de distintos derechos materiales. Siendo el (mbito de las sucesiones aqu l respecto del que mayor n"mero de casos se !an dado en la pr(ctica espa&ola.

de modo que su exclusión sería posiblemente necesaria. Es un mecanismo adecuado para conflictos inter territoriales o inter personales. m(s all( de la pol mica en torno al car(cter absoluto del principio de universalidad de la transmisión sucesoria o su posible fragmentación con la consiguiente repercusión sobre la admisión del reenvío al derec!o espa&ol. es de aplicación tanto a conflictos inter personales como a los inter territoriales.. la remisión de la norma de conflicto del foro se entiende !ec!a a la norma de conflictos internos del ordenamiento extranjero designado.las condiciones de aplicaci!n del art.i. )or lo dem(s.ituacion actual en el tratamiento del reenv5o. potencialmente aplicables a un individuo o una situación. . se entiende como conflictos inter personales los provocados por la pertenencia de la persona a una entia o a una religión. . Sistema de remisión directa. esta idea debe ser mati#ada. /1.tipos de remision. y opera con independencia de que la conexión escogida por la norma de conflicto reguladora sea la nacionalidad o cualquier otra. 5cuando una norma de conflicto remita a la legislación de un estado en que coexistan diferentes sistemas legislativos.c. Cesponder( al esquema del sistema de remisión indirecta en t rminos absolutos al disponer. el sistema adolece de una conexión de cierre lo que dificulta la concreción /8 . )royectado su (mbito material de aplicación sobre ciertas materias vinculadas con el estatuto personal y las sucesiones.por "ltimo.respecto a normas de conflicto que utilicen como criterio de conexión el de los 5vínculos m(s estrec!os5. si la norma de conflicto alternativa recoge una n"mero muy limitado de conexiones para lograr el objetivo material. !abría que agregar.tipos de conflicto. !ay que insistir en la relación de funcionalidad entre el reenvío y la norma de conflicto de que se trate. . con el fin de !acer posible la precisión de la respuesta materiales en casos de inexistencia o imposible averiguaciones de la norma extranjera rectora de los conflictos internos. acompa&ado o no de una cl(usula de excepción. . Sistema de remisión mixto. . .. Sistemas de remisión indirecta.i. $entro de ste. . para ciertas materias +generalmente familia y sucesiones.el art. .pr. .cuando nos encontramos en (mbitos donde opera como conexión principal la autonomía de la voluntad.la respuesta a la cuestión del rec!a#o o aceptación del reenvío debería desenvolverse dentro de la idea de la b"squeda de la vinculación m(s estrec!a de la situación con uno de los ordenamientos implicados. 0. el reenvío puede facilitar la reali#ación del objetivo material perseguido por la norma de conflicto... . es decir. que el reenvío tiene proyección sobre ciertas cuestiones derivadas del estatuto personal y en materia de sucesiones. @radicionalmente se designa con la expresión conflictos inter territoriales aquellos que tienen lugar como consecuencia de la coexistencia de varias legislaciones dentro de un mismo estado. /7 del c.así.tambi n debe operar de manera subordinada dentro de los límites que impone la autonomía de la voluntad. 0. 2. e incluso excepcional.. +sistema cl(sico.9 del codi"o civil. a los argumentos que permitiría una reducción del (mbito de aplicación del reenvío.en todos los dem(s casos la norma consagraría la conexión m(s efectiva +por ejemplo en función del domicilio o la residencia !abitual.c.pr. -+. sector en el que el reenvío puede desvirtuar la voluntad del testador. . de modo que la norma de conflicto no designaría en puridad el ordenamiento de un estado sino la ley de una unidad territorial dentro del estado. 12. con potestades para dictar normas susceptibles de afectar a personas o relaciónes de derec!o privado.. *sí. En líneas con las situaciones m(s recientes del d.ante todo !ay que destacar su car(cter general y autom(tico. 12.se !a iniciado una línea jurisprudencial que parece situar el expediente del reenvío en sus justos par(metros. 1. Espa&ol donde puede no resultar operativo. 1. .* del c. aunque se !a rec!a#ado el rec!a#o del reenvío cuando se !a de activar desde normas de conflicto con varias conexiones alternativas. Es el sistema moderno de influencia anglosajona. )or el contrario.i. . $esde esta perspectiva !ay sectores del d.sin embargo. #a remision a un sistema plurile"islativo. Iii.. En ocasiones. 2. la determinación del que sea aplicable entre ellos se !ar( conforme a la legislación de dic!o estado5. Su funcionamiento ser( co!erente en la medida en que se entienda siempre vinculado con la finalidad de la norma de conflicto rectora de la situación de que se trate. . El art.m(s all( tambi n de la pol mica en torno al car(cter facultativo del reenvío.2 del codi"o civil. el sistema de remisión indirecta apareció acompa&ado de conexiones de cierre +como la residencia !abitual o la ley m(s estrec!amente vinculada. el t. posee un (mbito de aplicación muy amplio. /.ca involucrado con un conflicto interno en sede del art. una disposición parecida a nuestro art. En primer lugar se colocaría la remisión indirecta +por ejemplo la ley nacional del testador.2 del codi"o civil. La solución de dic!o art.pr.asimismo debe ser rec!a#ado cuando consideraciones de política sustantiva !ayan desembocado en normas con varias conexiones subsidiarias en función de un resultado material. Su operatividad precisa que en el ordenamiento extranjero exista una norma que resuelva los conflictos internos. parece abandonar la concepción del reenvío como expediente tendente a facilitar una locali#ación m(s flexible para orientarse !acia una locali#ación centrada en la proyección de los valores materiales. Se articula a partir de conexiones territoriales. . !ay que tener en cuenta que el reenvío se limita o se excluye en buen n"mero de convenios internacionales en los que espa&a es parte. #a solucion del derecho internacional privado espa'ol. Sin embargo. siendo esto relevante en materia de sucesión testada. )or este se designa la unidad legislativa concreta dentro del estado plurilegislativo. a"n sería "til propugnar otros elementos que redujeran su juego. Tipos de conflicto y tipos de remision. no sirve cuando tal norma no exista en el ordenamiento de referencia.s.la delimitacion del ambito de aplicaci!n del art. 12. la aceptación del reenvío debería reali#arse teniendo en cuenta su función como elemento de flexibili#ación de la locali#ación llevada a cabo por la norma de conflicto.. por el (mbito material en nuestro sistema de d. 'omparado y convencional.. 1uestro sistema pretende dar respuesta a los supuestos en que un conflicto internacional apare.

Iv.9 del codi"o civil. m(s controvertida puede resultar la inclusión de otros derec!os recogidos en el capítulo iii bajo la r"brica 5de los principios rectores de la política social y económica5. 2 c. . El recurso a la cl(usula de orden p"blico !a de ser entendido restrictuvamente por cuanto pueden desembocar en situaciones claudicantes. aplicando la ley que presenten los vínculos m(s estrec!os con la institución regulada. La activación de la cl(usula de orden p"blico requiere decidir con car(cter previo cu(les son esos principios o valores fundamentales para nuestro ordenamiento. precisamente en una materia +las sucesiones.pr. la adaptación aparece como una t cnica de solución y es al jue# a quien corresponde proceder a la armoni#ación de los derec!os materiales involucrados a partir..el sistema de remisión mixta es original de los convenios elaborados en el seno de la conferencia de la !aya para la unificación del d. %o da una respuesta global. /0. El orden p"blico !a de aplicarse siempre con su contenido actuado y no con el que poseyera en un tiempo pasado. Suscitado en litigio ante los tribunales o autoridades espa&olas. 1. finalmente las autoridades y jueces deben defender el orden p"blico comunitario y en ese sentido tienen car(cter de orden p"blico las normas relativas a las libertades b(sicas consagradas por el tratado de la unión europea. en sintonía con lo dispuesto por el art. que introduce como criterio !ermen utico de las normas. 0. . #a tecnica de adaptacion. el orden p"blico act"a como una barrera frente a normas y decisiones judiciales extranjeras susceptibles de vulnerar los principios y valores fundamentales y en ese sentido cumple una función defensiva del ordenamiento. 2. el orden p"blico opera impidiendo la aplicación del derec!o extranjero reclamado por la norma de conflicto +dimensión del derec!o aplicable. @ambi n el legislador puede utili#ar una norma material para ajustar el contenido de las leyes +la ley rectora del r gimen de bienes y la de la sucesión. reflejan el esquema de valores esenciales. 2. 1... * este respecto espa&a constituye un exponente claro de estado pluri legislativo y..i. los derec!os fundamentales reconocidos en el capítulo primero del título primero de la constitución. C.caracteres. en la materia unificada. Se organi#a.excepcionalidad. /6 . Es un problema de gran complejidad derivado de la potencial aplicabilidad de dos o m(s ordenamientos jurídicos a lo que se agrega la falta de concordancia entre ellos. .del derec!o aplicable a los conflictos inter personales y deja sin respuesta los casos en los que en el ordenamiento reclamado no exista una norma de conflictos internos.. sobre ley aplicables a las obligaciones contractuales. En fase de reconocimiento de decisiones la acción del orden p"blico comporta la negación de toda eficacia a la sentencia extranjera contraria a nuestros principios fundamentales +dimensión del reconocimiento de sentencias. Planteamiento del problema.i. a cuya tutela atiende de una manera especial cada ordenamiento jurídico concreto. 9inalmente !ay que tener en cuenta que el problema del estado pluri legislativo no es exclusivo de los supuestos de remisión ad extra. En tal caso. . *sí pues. bien de una aplicación distributiva de las distintas leyes materiales. mediante una y otra formulación. Se !a definido como el conjunto de normas y principios que. &l orden publico.20. /1. sino que se puede suscitar tambi n en los casos de remisión ad intra por reenvío de retorno. en un momento !istórico determinado. 0. una ve# incorporados convenios internacionales que.el sistema de remisión directa es el utili#ado por el convenio de roma de /68I. atendiendo primero a las normas de conflictos internos designadas y y sólo en ausencia de stas. m(s evidente a"n cuando en una misma cuestión en litigio subyacen relaciónes jurídicas extrec!amente ligadas entre si. #a delimitacion del ambito de aplicaci!n del art. #a adaptacion. Concepto< contenido< caracteres y efectos. La adaptación puede ser una t cnica de prevención de las dificultades se&aladas cuando aparece recogida en una norma de derec!o positivo formulada como una norma de conflicto.. conteniendo normas específicas y siendo de eficacia erga omnes despla#an a normas de conflicto y modifican la solución del art. bien de su armoni#ación en la b"squeda de una solución materialmente justa en el caso concreto. . En cuanto al (mbito real de aplicación del citado art. *sí. En la b"squeda de una solución en el ordenamiento extranjero reclamado por las normas de conflicto del foro se puede llegar a resultados insatisfactorios cuando ante relaciónes jurídicas complejas. /1.temporalidad.pr. los sistemas de d.10. la realidad social del tiempo en que !an de ser aplicadas. Se proyecta sobre dos de sus estructuras b(sicas. 12. /.pr.concepto.. El orden p"blico no es un concepto absoluto sino que debe ser apreciado en cada caso concreto.el tratamiento de la remision a un sistema plurile"islativo por la jurisprudencia espa'ola. La escasa jurisprudencia no parece !aberse !ec!o eco de la reforma del título preliminar de /6:> y persiste vinculadas con la línea jurisprudencial anterior.. y así eliminar la falta de coordinación existente. *!ora bien.i. en el d.relatividad.contenido. entre los principios y valores !abría que incluir. . basada en un sistema de remisión directa. el jue# se ve obligado a coordinar el contenido de dos o m(s leyes materiales. respecto de la que mejor opera el sistema de remisión indirecta previsto por el art. los convenios internacionales en vigor deber(n ser igualmente consultados cuando se trate de decidir cu(l de entre las distintas unidades legislativas coexistentes dentro de nuestro territorio es aplicable.c. dada la multiplicidad del supuestos y variantes de inadaptación que en la pr(ctica puede darse. ?. .

a"n cuando esta competencia residual de la ley del foro no tenga apoyo en el derec!o positivo espa&ol. . En cuanto al momento de la prueba. %n los dem$s casos cabe la desestimaci n de la demanda. /1. 12.pr. en este sistema. ?i. Sin embargo. *ctualmente se propugnan mecanismos tendentes a una reducción pr(ctica de la activación del orden p"blico. de modo que la centrali#ación de la carga de la prueba recae sobre la parte que lo invoca o pretende !acerlo valer en su pretensión... parecería casi inevitable la aplicación sustantiva del derec!o del foro.. tal y como es aplicado al caso. Sobre cada jue# deben recaer la tarea de decidir si el derec!o extranjero. tiene en cierto modo la obligaci n de tomar la iniciativa en orden a la prueba del derecho extranjero designado por la norma de conflicto española.verificar si la norma extranjera es contraria al orden p"blico en el caso concreto y por "ltimo. condicionando la actuación judicial. esta labor deber( desarrollarse dentro de los medios de prueba previstos por la ley espa&ola.i.2 del c. El orden p"blico serviría para defender la finalidad de determinadas leyes en situaciones territorialmente vinculadas con nuestro ordenamiento.finalmente caben las soluciones intermedias las que el derec!o extranjero es considerado como 5derec!o. 2. otros sistemas equiparan el derec!o extranjero al tratamiento de los !ec!os.la solucion del art. examinar el contenido del derec!o extranjero. en cuyo caso el jue# nacional est( obligado a aplicar el derec!o extranjero designado por su norma de conflicto tal y como lo estaría respecto de su propio derec!o material. 12. #a solucion del derecho internacional privado espa'ol. si bien se !a admitido en apelación de conformidad con lo previsto por el art. )or ello la vinculación territorial de la situación con el ordenamiento espa&ol +función de vinculación. la tendencia a la restricción del orden p"blico es una constante en el d. 1I . dictando al efecto las providencias oportunas. . cabe defender una interpretaci n flexible de la norma y por tanto entender que el jue. en el sistema espa&ol de d. del codi"o civil.siguen faltando criterios doctrinales yAo positivos que marquen el (mbito de aplicación de la constitución.7.el tratamiento jurisprudencial. El derec!o material espa&ol sustituye al derec!o designado por la norma de conflicto. literalmente la carga de prueba recae sobre la parte que lo invoca. 1. 871. Sin embargo. al tiempo que pueden cooperar con el jue# en el establecimiento de su contenido. 'onvencional.la relatividad. Esta concepción implica que las partes alegan y prueban el derec!o extranjero. Jbjeto de la prueba es el contenido o existencia del derec!o extranjero. 1.por ra#ón de la materia.i. el ju#gador podr( valerse adem(s de cuantos instrumentos de averiguaciones considere necesarios. aunque extranjero5. para su aplicación. así como su vigencia e incluso su constitucionalidad.c. 0. 1. pasividad total de la parte interesada. que conforme al art. >. .2 del codi"o civil. es decir. En cuanto a los efectos derivados de la imposible aplicación del derec!o extranjero. adem(s de cuantos instrumentos de averiguaciones considere necesarios. la potencialidad del orden p"blico en orden a descartar derec!os extranjeros susceptible de vulnerar no sólo los derec!os fundamentales sino tambi n otros derec!os protegidos. @e"imen de ale"acion y prueba del derecho extranjero: el art. /1. que. 2. o bien la aplicaci n sustantiva del derecho del foro. pero imposible conocimiento del derec!o extranjero.pr. Lo normal ser( que la prueba se practique en instancia. 0. 3nte la inactividad de la parte.indagación. ser( preciso defender al caso para decidir si ante la vulneración del orden p"blico espa&ol.efectos. . Esta norma refleja una gran imprecisión en cuanto a posibles condiciones de aplicación suplementarias tendentes a concretar el orden p"blico. 'uando el derec!o extranjero se declara contrario al orden p"blico del foro. al quedar sujetas esencialmente a la ley nacional. el efecto de ser la articulación por el jue# de una solucione ad !oc para el caso concreto.en primer lugar.1 de la ley de enjuiciamiento civil. M por lo que se refiere al establecimiento del contenido del derec!o extranjero. el jue# debe decidir qu aspectos del derec!o del foro puede ceder ante el derec!o extranjero.aci n de criterios de conexi n subsidiarias de la propia norma de conflicto. ?edios de prueba. @ cnicamente el resultado sería una norma material especial para ese caso particular. las materias referentes al estatuto personal est(n desprovistas !oy en nuestro ordenamiento de la carga de confesionalidad existentes en pocas anteriores. la equiparación del derec!o extranjero al concepto del foro.el art. #a aplicaci!n judicial del derecho extranjero. 4ambién se propone la búsqueda de un tercer derecho mediante la utili. El derec!o extranjero recibe un tratamiento diferente en cada sistema.. esta soluci n no es aceptada por la doctrina m$s reciente. .2. 5 en ning"n caso tendr( aplicación la ley extranjera cuando resulte contraria al orden p"blico5. . manifiestamente contraria al orden p"blico.7.2 del codi"o civil: 5 la persona que importe el derec!o extranjero deber( acreditar su contenido y vigencia por los medios de prueba admitidos por la ley espa&ola.. proyectando el principio iura novit curia tambi n sobre el derec!o extranjero. puede servir como elemento reductor de la cl(usula general de orden p"blico prevista en el art. Ello exige.en el extremo opuesto.1 son los admitidos en la ley espa&ola. %o obstante. lo que comporta una mayor tolerancia del sistema. el campo m(s propicio es el de las materias sujetas al estatuto personal +capacidad y relaciónes familiares y sucesoria. F de a!í. esencialmente articulado en reconocer a los jueces nacionales el poder para invocar el orden p"blico cuando la situación es /. /. sta debe practicarse al tiempo de las dem(s +con ciertas precisiones. acudiendo al ordenamiento designado por éstos. .ituacion actual en el tramiento del orden publico.la posicion del derecho extranjero en el foro. a veces. con frecuencia colocan las situaciones a resolver bajo el (mbito de leyes extranjeras. . 12. conduce a un resultado muy diferente al que se !ubiera establecido de !aber aplicado directamente la ley del foro. . a partir de distintos argumentos. en el caso concreto.laguna legal en el ordenamiento de referencia. . en tanto que la intervención judicial se concibe con alcance facultativo.. en sus causas determinantes !abría que identificar. *sí cabe.7..

La viabilidad del recurso de casación ante el t. inesperada para las partes. bien a la luc!a contra la apatridia. En el actual cc.esa circunstancia determina. #a ad4uisicion de la nacionalidad espa'ola..1. /:. 1. la nacionalidad se configura como un status de la persona. el concepto de la nacionalidad tiene un caracter multivoco que dificulta su concrecion. de los t rminos en que se planteó el debate procesal. Sobre la base del art. '.e.en dic!o caso la perdida de la nacionalidad espa&ola se producir( si una ve# emancipado se dan los supuestos del art. de gran importancia en la vida economica de un pais en un concreto momento !istorico.. /761.1. /6.. son desarrollo del art. en principio. por infracción del derec!o extranjero se encuentra tambi n condicionada por la caracteri#ación. el !ec!o de que la nacionalidad solo puede afirmarse respecto de un estado !ace que la naturale#a jurídica que se le atribuye este condicionada por la nocion de estado que se defienda. ra#a. La viabilidad del recurso de casación puede ser planteada. vinculado normalmente.aparece de nuevo el criterio del ius soli al disponer que son espa&oles de origen los nacidos en espa&a de padres extranjeros si ambos carecieren de nacionalidad o si la legislacion de ninguno de ellos atribuye al !ijo una nacionalidad. la nacionalidad espa&ola se !alla contemplada actualmente en el art. 'on los que no obstante. f(ctica o procesal.a.surge y se configura en relación con las personas fisicas.s. el vigor con que se afirma el principio del ius sanguinis.>. al disponer que son espa&oles de origen los nacidos en espa&ade padres extranjeros si al menos uno de estos !ubiera nacido tambien en espa&a. *sí pues.c. la filiacion o linaje. las visiones contractualistas que !acian derivar la nacionalidad de un pacto entre el individuo y el estado !an sido despla#adas por una nocion funcional que parte de la idea del estado como expresion jurídica de la comunidad.c. Caracteristicas "enerales del derecho espa'ol de la nacionalidad. indisponibilidad. no se identifica de modo necesario.. // c. entre otros motivos. y en los arts. etc./0. *.. se contempla de modo especifico el supuesto de perdida de la nacionalidad por sancion de los espa&oles que no lo sean de origen. ante todo.2.1. 1*. andorra. H. 8 el art. desapareciendo desde la ley de /681 toda referencia a la incidencia del matrimonio con extranjero sobre la nacionalidad. En el art.2. H. Iii. '. $esde el punto de vista sociologico. El mismo principio de luc!a contra la apatridia a traves de la extencion del ius soli aparece en el art.c. &l derecho extranjero ante el recurso de casacion.. $e origen se contempla en el art. si la aplicación del derec!o extranjero !a supuesto una modificación. $e otra parte. un segundo rasgo lo constituye el abandono del principio inspirador de la unidad jurídica de la familia. la nocion de nacionalidad solo puede establecerse en relación con un estado. durante siglos. guinea ecuatorial o portugal. si el recurrente vio denegado el recibimiento de las pruebas relativas al derec!o extranjero. $esde una perspectiva jurídica. el criterio del ius soli !a sido considerablemente refor#ado desde la ley de /681. 1*. Los espa&oles menores de edad no pederan su nacionalidad por el !ec!o de quedar sujetos a la patria potestad de un extranjero o porque quienes la ejer#an pierdan dic!a nacionalidad. en este "ltimo caso./... I. al que resultan aplicables todas las reglas generales del estado civil +eficiacia general. por otra parte. $. en la regulación de la nacionalidad por nuestro c. siempre que. hauriou se&alo que la nacionalidad implica. Introduccion. Est( disposición no impide pero tampoco regula la posibilidad de recurso por infracción de norma extranjera. bien al deseo de evitar que se perpet"en las generaciones de extranjeros residentes en espa&a. filipinas. al principio general de que la nacionalidad espa&ola se pierde por la adquisicion voluntaria de otra cuando la nacionalidad adquirida sea la de un pais iberoamericado. en ese sentido. 1> del c. El papel que se reserva al ius soli como cirterio atributivo de la nacionalidad es un papel residual.. /761. lengua. el vigente derec!o espa&ol de la nacionalidad continua estando fuertemente condicionado por el !ec!o de que.d. .e. /:. Ii. El actual art. Concepto y funcion de la nacionalidad en el derecho internacional privado. creada por la confluencia de uno o varios fctores +!istoria.. Esta atribucion de nacinalidad es definitiva y se mantendra incluso si conocido uno de los padres.. al ser la nacionalidad el vinculo que determina la pertenencia a esa poblacion que es uno de los elementos constitutivos b(sicos del estado. La. y de otra se consagra una excepcion para los espa&oles de origen. Los supuestos de indefensión se concretan en dos casos. es decir. Due rigen los actos y garantías procesales. // c./ en el que se configura una forma especial de adquisicion de la nacionalidad espa&ola de origen. @ras la reforma del c. la nacionalidad de los menores sujetos a patria potestad !a dejado de verse afectada.aparece el criterio subsidiario del ius soli. por incorporación incorrecta del derec!o al caso./ y en el art.. limitando a!ora su repercusion en este plano a la adquisicion de la nacionalidad espa&ola por residencia.d4uisicion automatica de la nacionalidad espa'ola.. En el art. 1/ .se&ala que son espa&oles de origen los nacidos de padre o madre espa&oles. se !aya producido indefensión para la parte5. no se contempla la incorrecta aplicación del derec!o extranjero. los supuestos de doble nacionalidad !an sido reducidos considerablemente. se&ala como motivo de casación 5el quebrantamiento de las normas esenciales del juicio por infracción de las normas reguladoras. este le atribuye otra nacionalidad. espa&a fue un pais de emigracion.c.c. /: a 17 c. por las alteraciones en la nacionalidad de su titular. por la ley /8A/68I. $esde esa perspectiva funcional.. tanto la detraccion de la materia de la nacionalidad del campo contractual privado como el papel menor que en su atribucion y perdida juega la voluntad del individuo. /. Se entiende que el !ec!o determinante de la atribucion de la nacionalidad es la generacion frente al mas restrictuvo de la filiacion legal. Tema +: derecho de la nacionalidad. resulta logico. *. en cuanto a las ra#ones que exigen que la nacionalidad sea objeto de estudio por parte de los internacional-privatistas. cuando considera espa&oles de origen a los nacidos en espa&a cuya filiacion no resulte determinada. y por extension para designar la especial relación de un estado con determinadas personas jurídicas y con ciertas cosas +buques y aeronaves. En este plano. argumento este "ltimo que se ve refor#ado a!ora por el principio constitucional de la igualdad de los !ijos ante la ley.10.b. con independencia del lugar de nacimiento o de la nacionalidad del otro progenitor. que no deriva del !ec!o del nacimiento. 1. una mentalidad.sin embargo. que se adopte en torno a la naturale#a del derec!o extranjero. 1*.

perdida de la nacionalidad espa'ola como sancion. perdida por adquisicion de otra. '. Jtro supuesto de recuperacion se da en el el caso de mujer espa&ola que !ubiera perdido la nacionalidad por ra#on de matrimonio con anterioridad a la entrada en vigor de la ley />A/6:.el pla#o general de residencia es de /I a&os. 'uando por su conexion con varios ordenamientos juridicos una persona ostenta mas de una nacionalidad. 1I c. La adquisicion de una nacionalidad de la que se go#o anteriormente y que se perdio por cualquiera de las causas previstas en la ley. Conservacion de la nacionalidad espa'ola. I.b.e. El pla#o se reduce a / a&o en aquellos casos en que la vinculacon de un extranjero con espa&a avala su f(cil integracion en la comunidad nacional. por residencia !abitual en el extranjero. la posterior declaracion de voluntad del extranjero de adquirir la nacionalidad.d. Estos supuestos son. . contempla esta forma de adquisicion de la nacionalidad. La naturali#acion puede obtenerse a trav s de 1 vias.c.c. 10. . Tema ): derecho de nacionalidad >ii-. expresion que se refiere tanto a los supuestos de doble nacionalidad. residencia legal en espa&a. perdida por utili#acion unicamente de la nacionalidad extranjera que se tuviera atribuida antes de la emancipacion. $ic!a perdida no se dar( cuando la nacionalidad adquirida sea la de paises iberoamericanos. Duienes adquieran la nacionalidad de un pais iberoamercano.. cuando por sentencia firme fuesen condenados a su perdida conforme a lo dispuesto en las leyes penales. a. sujeta a pla#os preclusivos y que no decesita de !omologacion estatal. posesion de estado. el segundo modo de adquisicion no automatica de la nacionalidad espa&ola es la naturali%acion .c. la posesion y utili#acion de la nacionalidad espa&ola durante /I a&os.. Esta regulada en el art. J de sefardíes. Introduccion: los conflictos de la nacionalidad. 1.. que !aya estado sujeto legalmente a tutela. /0. la nacionalidad obtenida no ser( de origen. #avecindad civil. El art. 7: de la ley del registro civil. como a aquellos otros en que en la misma persona coinciden mas de 1 nacionalidades. /8 c.en primer lugar. Los espa&oles que no lo sean de origen. pero debe ser objeto de inscripcion. 'onforme al art. Este derec!o a optar se refiere solo a aquellos casos de menores sometidos a la patria potestad de extranjeroAs que adquieren la nacionalidad espa&ola.. Es necesario que el interesado se !aya comportado como espa&ol.d4uisicion no automatica de la nacionalidad espa'ola. la utili#acion de la nacionalidad extranjera en exclusiva. la decision de la autoridad concediendo al particular la posibilidad de adquirir asi la nacionalidad espa&ola y. pese a concurrir las circunstancias determinantes de la perdida de la nacionalidad espa&ola. que podr( recuperarla conforme a lo previsto en el art.perdida voluntaria de la nacionalidad espa'ola.por otra parte !a de exigirse que el titulo por el que se adquiere la nacionalidad espa&ola est inscrito en el registro civil. otorga el derec!o a optar por la nacionalidad espa&ola a aquellos que est n o !ayan estado sujetos a la patria potestad de un espa&ol. que al tiempo de la solicitud lleve casado un a&o con espa&olAa. perdida por renuncia a la espa&ola. 1> c. 'on los unicos requisitos de que est emancipado. la residencia legal en espa&a no ser( de aplicación a los emigrantes o a los !ijos de emigrantes y en los casos en que concurran circunstancias excepcionales. El art.. cuando en el interesado concurran circunstancias excepcionales. que podr( denegarla por motivos ra#onados de orden publico o interes nacional. . corresponde otrogarla al ministerio de justicia. guarda o acogimiento de un ciudadano o institucion espa&oles durante 1 a&os consecutivos. La carta de naturale#a es otorgada discrecionalmente mediante r. 17 c. *qui se incluyen aquellas situaciones en que. #a doble nacionalidad. /0. Perdida< recuperacion y consevacion de la nacionalidad. declaracion ante el registro civil de la voluntad de recuperarla. de buena f e inscrita en el registro civil consolida la nacionaliadad aun cuando se anule el titulo que la origino. 2. La nacionalidad asi adquirida puede ser de origen o derivativa. la doctrina espa&ola suele !ablar de doble nacionalidad. Las excepciones son. la ley autori#a a su conservacion. Los requisitos son. @ras la ley /8A/66I es la excepcion y no la regla el que a trav s del derec!o de opcin se adquiera la nacinalidad espa&ola no de origen. bien sea por su nacimiento en territorio espa&ol o por su especial relación con nacionales espa&oles. cuando entren voluntariamente al servicio de armas o ejer#an cargo politico en un estado extranjero contra la pro!ibicion expresa del gobierno..2. residencia !abitual en el extranjero sin necesidad de pla#o. en ambos casos. @ecuperacion de la nacionalidad espa'ola. Perdida de la nacionalidad espa'ola. o de cinco en el caso de que los que !ayan obtenido asilo o refugio en espa&a y de dos cuando se trata de paises iberoamericanos. nacimiento en territorio espa&ol.la opcion constituye un modo especialmente favorable de adquisicion de la nacionalidad espa&ola que permite a los extranjeros que tienen una especial vinculacion con espa&a... que no !aya ejercitado oportunamente la facultad de optar. que comporta 1 elementos. 0. 20. La adquisicion por residencia.pueden conservar.. y afecta tanto a los espa&oles de origen como a aquellos que !an adquirido la nacionalidad no de origen.d.c. Se entiende por. siempre que la utilicen o no empleen exclusivamente la otra nacionalidad extranjera. H. el viudoAa de espa&olf. Iv. Ii. el nacido fuera de espa&a de padre o madre que originariamente !ubieren sido espa&oles. renunciar a la nacionalidad extranjera e inscripcion de la recuperación en el registro civil. y que tenga otra nacionalidad. el transcurso de 2 a&os desde la emancipacion y la residencia !abitual en el extranjero. 10.. adquisicion voluntaria de la otra nacionalidad y que !ayan pasado mas de 2 a&os desde su adquisicion. pierden la nacionalidad. 11 .. *demas tienen derec!o a la opcion aquellas personas cuya filiacion o nacimiento en espa&a !aya sido determinado despues de los /8 a&os. y en los casos de adoptado mayor de /8 a&os.. Se contempla en el art. la posibilidad reconocida a los espa&oles que desde su minoria de edad go#aron de una segunda nacionalidad. . ejerciendo derec!os y deberes derivados de su cualidad de espa&ol.. y los requisitos son.. . por carta de naturale#a o por residencia en espa&a. de conservar la espa&ola.. 17 para los emigrantes y sus !ijos.c. . adquirir la nacionalidad a traves de una mera declaracion unilateral de voluntad. la perdida de la nacionalidad se produce siempre de pleno derec!o.

en las mismas condiciones que los demas extranjeros. bien ampliando los supuestos de doble nacionalidad reconocidos y permitidos por las leyes.upuestos de doble nacionalidad previstos en las leyes espa'olas. prevalecer$ en todo caso la nacionalidad española del que ostente ademas otra no prevista en nuestras leyes o en los tratados internacionales. 5. a diferencia de lo que ocurre en la doble nacionalidad convencional. eximi ndose de su prestacion en nuestro pais de aquellos que lo !ayan cumplido en el ejercito de país extranjero. la situacion de los espa&oles que adquieran la nacionalidad de un pais iberoamericano. un estado no puede ejercer proteccion diplomatica de uno de sus nacionales frente a un estado del que ste tambien es nacional. //.c. por lo que.6 c. que go#a de 1 nacionalidades desde su minoria de edad. en el derec!o interno espa&ol. un estado puede ejercer la proteccion diplomatica de sus nacionales siempre que la nacionalidad del afectado tenga la efectividad suficiente para ser oponible a terceros estados.20 de la c. se !ar( en las condiciones y en la forma prevista por la legislacion en vigor de cada una de las partes contratantes. nuestro ordenamiento prev la condicion de dobles nacionales a quienes adquieren o recuperan la nacionalidad espa&ola ostentando la nacionalidad de uno de los paises enumerados en el art. se elevo a rango constitucional la posibilidad de celebrar tratados de doble nacionalidad con los paises iberoamericanos.. 2. excepto cuando se trate de precisar la nacionalidad relevante como punto de conexion de las normas de conflicto. %l hecho de que los estados sean libres de determinar quienes son sus nacionales da lugar a diferencias entre las diversas legislaciones nacionales.. . segun el art.s. La celebracion de este tipo de tratados est( suspendida dado que en los paises con los que existe un regimen juridico pactado pueden obtener tambien la doble nacionalidad por la via del art... o desde cada uno de los sistemas implicados. en todo caso. varían segun se enfoquen desde la perspectiva del derec!o internacional publico. ambas nacionalidades seran totalmente operativas. y si nada establecen. En este apartado se incluyen tanto las situaciones derivadas de la posible conservacion de la nacionalidad espa&ola. .. la doble nacionalidad puede traducirse en una multiplicidad de obligaciones militares para su titular.60 c.o. finalmente. la ultima adquirida. la condicion de apatrida puede constatarse judicialmente. en su defecto. Se trata en primer lugar de aquellos en los que el emanciapdo. la ultima adquirida. los apatridas podran instar la concesion de permisos de trabajo. En primer lugar. sin importar que el individuo tenga tambien otra nacionalidad. pero no obstante. bien limitando los supuestos de atribucion de su nacionalidad.. #a doble nacionalidad convencional. de quien adquiere o recupera la nacionalidad espa&ola. en cuanto a la concrecion de la nacionalidad como punto de conexion. 1> c. En segundo lugar. y si nada establecen se estara a lo que determinen los tratados internacionales.c. En el art. sobre derec!os y libertades de los extranjeros en espa&a se&ala que el apatrida que care#ca de documentacion podra obtener un documento identificativo que le autorice a permanecer en espa&a por el tiempo que se le se&ale. El procedimiento para alcan#ar la doble nacionalidad es similar en casi todos los convenios existentes.c. al carecer de nacionalidad espa&ola. concedida discrecionalmente por el gobierno para los menores de >I a&os que perdieron la nacionalidad espa&ola sin !aber cumplido el servicio militar o la p. como las que pueden generarse por la conservacion de la nacionalidad de un pais iberoamericano. . adquisicion que no es bastante para producir la perdida de la nacionalidad espa&ola de origen. regula la situacion generada por las situaciones de doble nacionalidad previstas en las leyes españolas.upuestos patolo"icos de doble nacionalidad.. Iii. utilice la nacionalidad espa&ola o no utilice exclusivamente la extranjera. por el tiempo se&alado. cuando el problema se plantea entre dos estados de los que el individuo ostenta la nacionalidad. %l legislador español ha llevado a cabo una regulaci n de la nacionalidad que dificilmente dara lugar a situaciones de apatridia. 6. lo que puede conducir a situaciones anomalas de doble nacionalidad no queridas por el legislador interno. pero la via mas efica# sigue siendo la via convencional. la l.. podr( invocarse simult(neamente ambas nacionalidades. el art. en todos estos casos.. En 10 lugar. son aquellos que carecen de nacionalidad. .c. tendr( prioridad el regimen pactado en cada caso. *l ap(trida. F ampli(ndose su potencial ambito de aplicación. la exigencia de una !abilitacion previa. En cuanto a los que deseen recuperar. le ser( aplicable todo lo relativo a la condicion jurídica de los extranjeros.c. Las medidas preventivas para evitar los. o salir del territorio espa&ol. 12 . 6.e. y si nada establecen....en cuanto al 10 supuesto. *si documentados. pero. +conservacion de la nacionalidad de un pais iberoamericano. .. que a partir de ese momento pasa a ser la nacionalidad dominante. #a situacion de apatridas y refu"iados ante el derecho internacional privado. a condicion de que solo una de ellas tenga plena eficacia.. 1. $e a!i que aunque se mantenga la nacionalidad originaria queden en suspenso los derec!os que de la misma se derivan. . la situacion de los menores de edad que no pueden perder la nacionalidad espa&ola aun cuando ostenten otra nacionalidad o de quienes tengan o adquieran otra nacionalidad. salvo en los casos de perdida de la nacionalidad por sancion de los españoles que no lo sean de origen. %n nuestro derecho. ser( preferida la nacionalidad coincidente con la ultima residencia !abitual y. bien porque nunca tuvo nacionalidad o porque perdió la que poseía. nuestra legislacion preve 1 casos de doble nacionalidad como consecuencia de la conservacion de la nacionalidad espa&ola.s.56 c.en relación con el primer supuesto +situaciones derivadas de la posible conservacion de la nacionalidad espa&ola. dispone que prevalecer( en todo caso la nacionalidad espa&ola del que ostente ademas otra no prevista en nuestras leyes o en los tratados internacionales. en ningun caso. determinadas normas del c. en distinto ambito. @odos los convenios en vigor conducen a situaciones que solo en sentido lato pueden calificarse como de doble nacionalidad. y.p3tridas . respecto a las soluciones que se !an dado a esta situacion. *si. )ueden ser tomadas por los estados a traves de su legislacion interna. en las que se estar$ a lo que determinen los tratados internacionales. en su defecto. la obtencion de la segunda nacionalidad. pueden generar casos de bi o plurinacionalidad. se reali#ar( un examen personali#ado de las circunstancias que concurren en el peticionario. pero tengan su residencia !abitual en nuestro país. 1>.1.en todos ellos se parte del supuesto de base de que 5no !ay ninguna objecion jurídica para que una persona pueda tener 1 nacionalidades. En segundo lugar. %l art. segun el convenio de la !aya. por cualquier medio de prueba. sera preferida la nacionalidad coincidente con la ultima residencia habitual y en su defecto.1.

normas minimas para la acogida de los solicitantes de asilo en los estados miembros. la ley del lugar de su residencia !abitual. 1. el registro civil constituye la prueba de los !ec!os incritos. o la tuvieren indeterminada. en el caso de que el estado !aya tomado medidas que estable#can excepciones en su territorio a sus obligaciones con respecto al convenio de roma de derec!os !umanos. y entre ellos figuran. %o obstante el registro civil no podra proporcionar siempre una prueba directa de la nacionalidad de la persona. segun el art. $e otra parte. En principio. a las relaciónes intracomunitarias. el valor probatorio de las mismas es necesariamente indirecto. Iv. @efu"io y asilo. las declaraciones sobre nacionalidad espa&ola go#an tambien del valor de las presunciones iuris tantum.en cuanto a los nacionales de los estados membros de la union. 2.. en cuanto a la acreditacion de los !ec!os relativos al estado civil de asilados y refugiados reali#ados antes de su admision en espa&a. reconocido por el c. los forales o especiales son obligaciones de alcance reducido. ni usar de la proteccion de sus representantes diplom(ticos. ?ientras el llamado derec!o civil com"n posee un (mbito general.20.en relación con los !ec!os relativos al estado civil de los apatridas residentes en espa&a que se !ubieran producido con anterioridad a su establecimeinto en nuestro pais.normas para los procedimientos de aplicación para la concesion o retirada del estatuto de refugiado. / del t. en principio. y si la peticion no es admitida a tr(mite y el solicitante est( en espa&a. La presuncion entra en juego respecto de los nacidos en espa&a. ningun extranjero que !aya solicitado asilo podr( ser expulsado. la autori#acion para trabajar y la expedicion de un documento de identidad.u. la nacionalidad discutida puede ser tanto la espa&ola como una extranjera. Ese pluralismo de derec!os civiles puede dar lugar a conflictos de leyes de car(cter interno territorial. )or otra parte. El concepto de refugiado !a de interpretarse en sentido amplio. . si se encontrara en espa&a. la inmigracion y la prevencion y la luc!a contra la delincuencia. en el supuesto de que el estado miembro al que se solicita asilo lo !aya otorgado unilateralmente. /.el solicitante permanecer( en el puesto fronteri#o durante la tramitcion de la admision a tramite de la solicitud. la conexion retenida en nuestro ordenamiento es la de la residencia !abitual. /0. si bien alguna de las 1> . forales o especiales. pueden ser declarados con valor de presuncion y anotadas en el registro civil con arreglo a las mismas normas previstas para los espa&oles. . La coexistencia dentro del territorio espa&ol de distintos derec!os civiles.se introduce un nuevo titulo iv en el t.el art.. o rec!a#ado en frontera !asta que se !aya inadmitido a tramite su peticion o resuelto sobre la misma.con el fin de tratar con celeridad las solicitudes de asilo que se consideren infundadas y para evitar el empleo fraudulento con fines de inmigración economica. En la sustanciacion de estos procesos. dispone que se considerar( como ley persona de los que carecieren de nacionalidad.. En el primer supuesto. . Ser( muc!o mas frecuente que los problemas de nacionalidad surjan ante los tribunales como cuestiones conexas a una cuestion principal.e./ de la ley 6A6> dispone que el derec!o de asilo reconocido por la c. En relación con el problema especifico de la apatridia en relación con el m todo de atribucion. bien como problema principal. el asilo.. bien como cuestion incidental previa a la determinacion de la ley aplicable.. en el que est garanti#ada la libre circulacion de personas conjuntamente con medidas adecuadas respecto al control de las fronteras exteriores. La necesidad de acreditar la posesion de una nacionalidad puede surgir tanto ante los tribunales como en relaciónes administrativas o en actos de aplicación privada del derec!o. la apariencia de espa&oles.n.la politica comunitaria en materia de asilo est( referida fundamentalmente a los paises terceros y.normas minimas para la concesion del estatuto de refugiado a nacionales de terceros paises.. los correspondientes a la nacionalidad y a la vecindad. . $e esa forma la entrada en nuestro pais est( condicionada por la admision a tramite de la solicitud. se prev el mismo sistema citado para los ap(tridas..en nuestro derecho . 67 de la ley del registro civil. desde la entrada en vigor del tratado de amsterdam. de a!i que !aya que distinguir entre ley aplicable al fondo y ley rectora del proceso +ley del foro. En cuanto se refiere a la prueba extrajudicial de la nacionalidad espa&ola. debe abandonar territorio espa&ol excepto que reuna los requisitos exigidos en la legislacion general de extranjeria. En cualquier caso. La concesion de asilo implica la autori#acion de residencia en espa&a. 10. #a prueba de la nacionalidad. introduce dentro de los objetivos de la union.c.i. dado que se suscitan entre ordenamientos civiles con un determinado (mbito de vigencia espacial. la ley establece una fase previa en el examen de las solicitudes de asilo que permite la denegacion r(pida de las manifiestamente abusivas o infundadas y de aquellas otras cuyo examen no corresponda a espa&a. seguridad y justicia. en el que dispone que el consejo adoptar( medidas relativas a las siguientes materias.u. el registro civil no siempre podra dar f de que contin"a en el disfrute de la nacionalidad espa&ola.10. y garanti#ada por la constitución y los estatutos de autonomía. el c.>0. 0. y si estos !an nacido tambien en territorio nacional.e. los tribunales pueden tener que tener que decidir sobre la nacionalidad de una persona fisica. como porque en una mayoria de supuestos la atribucion de la nacionalidad de origen se base en una presuncion iuris tantum. el art.u. dado que para la expedicion de tales documentos no se exige prueba concluyente de la nacionalidad. tanto porque produci ndose su perdida de pleno derec!o. cuando el consejo !aya determinado la existencia de una grave violacion de los principios del t. En lo que respecta a la ley aplicable al estatuto personal de los refugiados. comprendiendo actos punibles cometidos por motivos politicos siempre que pueda establecerse que la persona en cuestion tiene temores de ser perseguida.a!ora bien.c. pasaporte. el !ec!o de que estas personas no deseen volver a su pais. En esos casos.. criterios para determinar el estado miembro que asume la responsabilidad de examinar una solicitud de asilo presentada en uno de los estados miembros por un nacional de un tercer pais. plantea una problematica similar a la que tienen quienes carecen de nacionalidad. ni emplear ninguno de los derec!os in!erentes a su nacionalidad. existen una serie de documentos administrativos privativos espa&oles +d.e.a!ora bien. es la proteccion dispensada a los extranjeros a los que se les recono#ca la condicion de refugiado.e. . dado que regulan preferentemente cuestiones relativas al r gimen económico matrimonial y a las sucesiones. constituye una situación !istórica. la peticion de asilo solo puede ser admitida a tr(mite en > casos. los refugiados no carecen de nacionalidad. si no consta referencia alguna a la nacionalidad extranjera de los padres. ?. que se !aya iniciado un procedimiento del que el consejo deba adoptar una resolucion. #a vecindad civil. El mantener y desarrolar la union como un espacio de libertad. la prueba se reali#ar( con las normas procesales generales. 'ontra la denegacion existe la peticion de reexamen con efectos suspensivos y participacion del representante de acnur cuando el solicitante se encuentre en la frontera. que dan a sus titulares.

el !ijo tendr( la de aquel de los dos respecto del cual la filiación !aya sido determinado antes.c. a la protección de las autoridades diplom(ticas y consulares de cualquier estado miembro. est( sometido a ciertos principios u obligaciones procedentes del derec!o internacional publico. la del lugar de nacimiento y si ste no es practicable. /: del tratado de la unión se&ala que ser( ciudadano de la unión europea toda persona que tenga la nacionalidad de un estado miembro. #a vecindad civil de los espa'oles. El art. tendr(n la vecindad civil que el r. Sin embargo. reconocidos a la persona con independencia de su nacionalidad.pero mientras que la nacionalidad es general respecto de los espa&oles.10. *si. determina que el extranjero que adquiere la nacionalidad espa&ola deber( optar. cualquiera de los cónyuges podr( en todo momento optar por la vecindad civil del otro. la vecindad de derec!o com"n. 2erechos 4ue surten sus efectos en el 3mbito comunitario. la evolucion positiva de la proteccion internacional de los derec!os !umanos. por el derec!o interno. . #a nocion de extranjero y el derecho de extranjeria. . en el que cabe la atribucion de un estatuto especial a los nacionales de paises con los que se encuentra mas intimamente vinculado. $e otra parte. #a ciudadania europea. dispone tambi n que la recuperación de la nacionalidad espa&ola lleva consigo la de aquella vecindad civil que tenía el interesado al tiempo de la p rdida. Ello presupone una declaración de voluntad cuya calificación corresponde al encargado del registro civil. El primero de ellos es el derec!o a participar en las elecciones al parlamento europeo en los t rminos recogidos en el art. En cuanto a la adquisición derivativa de la vecindad se fijan los siguientes pla#os. y carece de la dimensión política que posee la nacionalidad. 1. si supone unos vínculo y un estado civil y los derec!os que comporta producen sus efectos en el (mbito de la instituciones de la unión. el tratado de amsterdam faculta al ciudadano comunitario para dirigirse a cualquiera de las instituciones comunitarias y adem(s consagra la igualdad de todas las lenguas europeas. 2./.. Este mismo criterio se aplica al adoptado no emancipado. %o obstante.la vecindad civil constituye en el derec!o interregional espa&ol un punto de conexión que permite determinar.u. El art. de concesión determine teniendo en cuenta la opción del peticionario así como otras circunstancias que concurrían en el interesado. En función del principio de unidad familiar. . El art. pues todos ellos son espa&oles. en relación con un determinado derec!o civil vigente en espa&a.otros.d. unidos a una manifestación expresa de voluntad. la del lugar de nacimiento. y esta condicion !a supuesto siempre una situacion diferencial con el nacional. El criterio de sujeción al derec!o com"n o al especial o foral se determina por la vecindad civil y se tiene como primer criterio de adquisición el ius sanguinis. Introduccion. en las mismas condiciones que los nacionales de dic!o estado. o el cambio de vecindad de los padres. En cuanto a los que adquieran la nacionalidad espa&ola por carta de naturale#a.la vecindad civil es una noción jurídica que posee un contenido y alcance propios. la privación o suspensión en el ejercicio de la patria potestad. 1. a no ser que medie declaración en contrario durante este pla#o. cu(l es la ley personal del interesado. de igualdad de trato o de reciprocidad. Esta ciudadanía ser( complementaria y no sustitutiva de la ciudadanía nacional. como titular de derec!os tiende a equipararse con el nacional.c. 1. de ordinario. La doctrina se !a referido usualmente a los principios del minimun estandar internacional.c.n. Tema 1A: derecho de extranjeria. La situacion del extranjero se !a caracteri#ado por una evolucion positiva en la que ste. En los conflictos no cabe recurrir a la nacionalidad del interesado para determinar su ley personal. 2. existen privilegios !acia determinados extranjeros atribuidos. de materias pertenecientes al llamado estatuto personal y regidas por la ley personal del interesado. los padres.compilaciones de estos derec!os incluye otras instituciones civiles cuando se trata pues. podr( optar por la "ltima vecindad civil de cualquiera de sus padres o por la de su lugar de nacimiento. del c. referidos a derec!os 1. en el a&o siguiente a la emancipación y de de que cumpla los catorce a&os asistido por su representante legal. El c. es un estatuto de la persona.obli"aciones internacionales. *l igual que la nacionalidad. /. es extranjero el que no es nacional de un determinado estado. establece que ser( ley personal 5la determinada por la vecindad civil5. la vecindad civil tiene un alcance particular. El derec!o de extranjeria. unos por el derec!o internacional publico +diplomaticos y oficinas consulares a quienes son de aplicación los convenios de viena de /67/ y /672. 2erechos de los ciudadanos comunitarios frente a terceros estados. die# a&os para la adquisición autom(tica. Jtro grupo de derec!os son el derec!o de petición ante el parlamento y el recurso al defensor del pueblo. *l extranjero se le !a definido usualmente de una manera negativa./ del c. que se extiende tambi n a los extranjeros residentes o con domicilio social ante la comunidad. . a pesar de su caracter fundamentalmente interno. importantes puntos que afectan a esta materia estan recogidos en la declaracion universal de los derec!os !umanos y en los pactos internacionales elaborados en el seno de la o. en los seis meses siguientes al nacimiento o a la adopción podr( atribuir al !ijo la vecindad civil de cualquiera de ellos. ?i. /6 del tratado de la unión europea. no afectar( a la vecindad civil de los !ijos. entre la vecindad del lugar de residencia. .por ello el art.d4uisicion de la vecindad civil por 4uien ad4uiere la nacionalidad espa'ola. @as"os "enerales del derecho de espa'ol de extranjeria.. I. *sí. *l margen de ello. /0. !a superado esas caracteri#aciones por la via de la ampliacion de los derec!os directamente protegidos por el ordenamiento internacional. 1I establece que todo ciudadano de la unión podr( acogerse. /7.y tambi n el !ijo. En el caso de padres o adoptantes de diferente vecindad civil.y en su defecto. . en el territorio de un tercer país en el que no est representado el estado miembro del que sea nacional. en los conflictos entre leyes vigentes en espa&a. o con los que !aya concertado tratados. al inscribir sta. dos a&os de residencia continuada. la "ltima de cualquiera de sus progenitores o adoptantes o la del cónyuge.su titularidad no es exclusiva de los ciudadanos de la unión. al expresar esta la pertenencia a un estado. Evidentemente el trato otorgado a los extranjeros no es igual en todos los paises ya que el derec!o de extranjeria tiene una dimension predominantemente interna. En ese mismo sentido. 2.

e. :77A/661. En el caso de familiares.e. &ntrada< establecimiento y expulsion de los ciudadanos comunitarios. *. y sin perjuicio de las competencias de la c. 2irectrices b3sicas en materia de derechos de los extranjeros. que requierir( de tarjeta temporal de residencia. se&ala que las normas relativas a los derec!os fundamentales y a las libertades que la c.e. @e"imen "eneral. y a suspender al estado violador de alguno de sus derec!os derivados del t. En el apartado / del art. @ambien se exige como requisito para el . $e a!i que se deriva a necesidad de armoni#ar todas las politicas de los estados miembros que !agan posible esta (rea de circulacion. $esde lafirma del tratado de a!esion de espa&a a las comunidades europeas. permanencia y trabajo. condicionado por las normas de la propia comunidad. los referentes a la seguridad social y los tendentes a evitar la doble imposicion. con las limitaciones previstas en el propio tratado y en las disposiciones que se adopten para su aplicación. ra#ones de orden publico. 'uando el solicitante de una 17 . no se limita a regular la entrada. . Su ambito de aplicación se extiende tambien a las personas vinculadas con ellos por una relación de parentesco. La politica de extranjeria espa&ola deriva en gran medida de la dise&ada por la union europea.e. nacionales de un tercer pais. 2. en el que conste la nacionalidad del titular. el r. 0. en cuanto al establecimiento. la acelerada dinamica del proceso de integracion europeo conducir( que a medio pla#o la politica de extranjeria en nuestro pais sea en gran medida. > se&ala que las personas a las que resulta aplicable tienen derec!o a entrar. en particular.e. el voto en el consejo. afirma como mision general de la misma 5organi#ar de modo co!erente y solidario las relaciónes entre los estados miembros y sus pueblos5. *l !ablar de extranjeria nos referimos al regimen aplicable a todas aquellas personas que go#an de la ciudadanía de la union. %o obstante. En nuestro derec!o.u.u. b. el art. En su art. 0.e. con fuentes b(sicamente internas. la estancia y el trabajo irregulares de nacionales de los terceros estados en el territorio de los estados miembros.las normas por las que se rigen el cruce de personas por las fronteras exteriores de los estados miembros y la practica de controles sobre esas personas. Ii. aplicable a los nacionales de los paises comunitarios. los relativos a la proteccion de los derec!os fundamentales de la persona. previo cumplimiento de las formalidades previstas en ste. el r. los estados miembros consideran de interes comun losambitos siguientes. existen ademas ciertos tratados bilaterales que tambien generan obligaciones internacionales en materia de extranjeria. salir. que se acreditar( mediante obtencion de una tarjeta de residencia de nacional de un estado miembro de la u..1 c.e.. /I. .>no entra-.. seguridad o salud publica pueden determinar que tambien a estas personas se les impida la entrada en espa&a. sino que incide tambien sobre la normativa generica en materia de expulsion. en cuanto a los derec!os de los extranjeros no comunitarios en la comunidad. aunque sean nacionales de terceros paises. en particular de la libre circulacion de personas.d. y al presente tratado +de amsterdam. El art. sin prejuicio de los limites previstos en el propio texto..d.la ordenacion comunitaria.el derec!o comunitario asume como propio los principios constitucionales comunes a los estados miembros y. las normas comunitarias no !an sustituido a las legislaciones nacionales. y de mas de un a&o. y a la luc!a contra la inmigracion.e..u. o de estados partes en el acuerdo sobre espacio economico europeo. *quel r. $e otra parte. El titulo vi del t. Presupuestos basicos del sistema espa'ol.estas pro!ibiciones se rigen por la normativa general sobre orden publico y extranjeria.e.civiles y politicos y a los derec!os economicos. el estudio del derec!o de extranjeria en nuestro pais se articula en dos regimenes parcialmente diferenciados. incluidos el acceso al empleo y la reagrupacion familiar.u. En el (mbito regional europeo la proteccion de los derec!os !umanos se encuentra igualmente garanti#ada por la obra del consejo de europa. sobre entrada y permanencia en espa&a de nacionales de estados miembros de la u. :2:A/66.entre los tratados tienen especial incidencia los llamados tratados de establecimiento.. &ntrada< permanencia y expulsion de extranjeros. +modificado por el r.e. necesitar(n ademas.la politica de inmigracion y la politica relativa a los nacionales de terceros estados. 7. visado de entrada. @ambien se atribuye al tribunal de justicia todas las competencias que los tratados constitutivos le conceden respecto a la actuacion de las instituciones. que solo necesita de tarjeta de identificacion o pasaporte. contempla que son apicables tambien a los no ciudadanos de la union. uno.. reconoce. a las condiciones de estancia de los nacionales de terceros estados en el territorio de los estados miembros. circular y permanecer libremente en territorio espa&ol.la ordenacio autonoma >no entra-. en la medida en que el tribunal de justicia sea competente con arreglo a los tratados constitutivos de la c.d. Iii. en cumplimiento de las obligaciones asumidas. El gobierno espa&ol dicto.>no entra-. la politica de asilo. con cinco a&os de vigencia. En el sector de los derec!os !umanos el t. se&ala que. 1.d. y entre sus objetivos afirma el de 5promover el progreso economico y social y un alto nivel de empleo y conseguir un desarrollo equilibrado y sostenible mediante la creacion de un espacio sinfronteras interiores5.repercusiones de la pertenencia de espa'a a la comunidad europea. El tratado de amsterdam faculta al consejo para constatar la existenciade una violacion grave y persistente de los principios basicos de la union por parte de un estado miembro. solo condicionadas por las obligaciones internacionales asumidas por espa&a. / del t. y otros estados parte en el acuerdo sobre el espacio economico europeo.e. 1. la politica dise&ada por la union europea. derec!os politicos y libertades publicas. entre ellos. sociales y culturales. el tratado de maastric!t reconoce a los ciudadanos europeos el derec!o a ciurcular y residir libremente en el territorio de los estados miembros. en la tradicional clasificacion entre derec!os privados. Particularidades del re"imen aplicable a los ciudadanos de estados miembros de la comunidad europea. obligaciones que los estados partes !an de respetar la legislar sobre la misma. distingue entre la permanencia inferior a tres meses.e.y el otro referido al resto de los extranjeros. acerca de las condiciones de acceso al territorio de los estados miembros y de circulacion por el mismo de los nacionales de terceros estados.. inferior a un a&o. se interpretar(n de conformidad con la declaracion universal de los derec!os !umanos y por los acuerdos y tratados internacionales ratificados por espa&a. )ara la entrada en territorio espa&ol sera suficiente la presentacion de la tarjeta de identidad o pasaporte. %o obstante.

el estar matriculado en un centro oficial o reconocido. su vigencia est( condicionada a que se sigan reali#ando las actividades en atención a las que se expidió. La concesion o renovacion de las tarjetas de residencia se configuran como un derec!o. puede establecer límites al acceso a la jurisdicción. establece tambien disposiciones especiales en materia de expulsion de ciudadanos comunitarios. en lo que se refiere a las actividades relativas a las profesiones liberales. *!ora bien. son de aplicación en nuestro país las directivas existentes sobre libertad de establecimiento y de libre prestación para m dicos. se !a de tener presente que el derec!o fundamental del art. dentro de su libertad de configuración. así como de los que sufra incapacidad permanente para el trabajo. 1>. )ara iniciar un proceso derivado de relaciónes de tr(fico externo ante los tribunales de un estado determinado. al menos una ve# por semana. bien por caducidad de la misma o bien por !aber omitido la solicitud de tarjeta de residencia o su renovacion. con los restantes miembros. los derivados del tr(fico externo. 1: . así como en las elecciones al parlamento europeo. @utela que se confía al conjunto de ju#gados y tribunales espa&oles. Cespecto al mercado com"n del trabajo. . *gotado el periodo transitorio. el tratado no recoge nada relativo al r gimen transitorio para la libertad de establecimiento y prestación de servicios. en las mismas condiciones que los nacionales espa&oles. normalmente. farmac uticos. al territorio espa&ol. 2. #a competencia judicial internacional. siempre en las materias objeto del derec!o comunitario. asi. +fotocopiar ej. El ejercicio de estos derec!os requiere la obtención de la tarjeta de residencia. dispone que las personas a las que resulta aplicable tiene derec!o a acceder a cualquier actividad. 2I. arquitectos y veterinarios. &l trabajador comunitario. sin perjuicio de la limitación para los empleados de la administración p"blica. enfermeras. etc.i"inificado de la nocion. al ciudadano europeo le corresponde el de elegir y ser elegido en las elecciones municipales del lugar de su residencia. La pro!ibicion de discriminacion en ra#on a la nacionalidad directamente garanti#ada por el derec!o comunitario implica la desaparicion de la reciprocidad en relación a los ciudadanos comunitarios que go#an de las libertades y servicios publicos como los espa&oles o tal y como los estable#ca la normativa comunitaria..spectos "enerales I. . $e otro./ no es absoluto o incondicional. !abiendo ejercido su actividad en los doce meses precedentes. y residido en espa&a durante m(s de tres a&os. La noción de competencia judicial internacional est( relaciónada. 'uando la finalidad perseguida con la obtención de una tarjeta de residencia fuera la de prestar servicios en espa&a. En contraste con la regulación pormenori#ada de las medidas relativas a la libre circulación de trabajadores. que dispone de seguro medico. y si es estudiante. la interpretación comunitaria de estos art. con los límites de la jurisdicción de los ju#gados y tribunales espa&oles. del tratado consagrar como excepciones a las libertades de circulación y establecimiento los empleos en la administración p"blica. 1>.-2I7. siempre que no implique una participación efectiva en el ejercicio de la autoridad p"blica o en la salvaguardia de los intereses generales. matronas.s 26 y >. con una concreta categoría de litigios. la regla base del r gimen definitivo aplicable a los ciudadanos comunitarios y a los nacionales de los estados partes en el acuerdo sobre el espacio económico europeo en espa&a.d. sólo quedan excluidos del mismo los empleos de la administración p"blica y las actividades relaciónadas con el ejercicio del poder p"blico. aunque desempe&e su trabajo en otro estado de la unión europea. En cuanto a los derec!os políticos. Las libertades y servicios publicos se garanti#an a los extranjeros en espa&a en algun casos en base al principio de reciprocidad.. seguridad y salud p"blica !an de justificarse al la lu# de la interpretación que !ace las normas comunitarias de estos conceptos. El mismo derec!o corresponde a los ciudadanos que sean trabajadores por cuenta propia./ de la constitución. siempre que sean ra#onables y proporcionados a su finalidad. @ampoco podra basarse la expulsion en ra#ones de salud publica. Si el proceso se !a iniciado en espa&a es porque sabemos que los ju#gados y tribunales espa&oles poseen competencia judicial internacional en relación con dic!o litigio. el solicitante acreditar( con car(cter previo. Si invierte los art. siempre que !ayan residido en nuestro país m(s de dos a&os. a los que corresponde en exclusiva el ejercicio de la potestad jurisdicciónal seg"n las normas de competencia y procedimiento que las leyes estable#can. el demandante debe verificar previamente que el órgano jurisdicciónal es competente para conocer del mismo. que est( en posesión de los títulos exigidos para la prestación de los servicios de que se trate y que se encuentra legalmente establecido y ejerciendo !abitualmente las actividades en cuestión en el país de origen o procedencia. Las limitaciones a la libre circulación de los trabajadores si y el derec!o de establecimiento basadas en ra#ones de orden p"blico. contraídas despues de la expedicion de la primera tarjeta o permiso de residencia. así como la libre prestación de servicios de los abogados. 0. Ello significa que. /. #ibertades publicas< derechos politicos y derechos privados.sin"nificado de la nocion. Salvo en los casos en que se reconoce el derec!o a la expedición y renovación autom(tica de la tarjeta de residencia.s considera que el empleo en el sector p"blico est( sometido a las normas de la libre circulación. las mismas ra#ones que pueden determinar la pro!ibicion de entrada pueden invocarse para denegar la expedicion o renovacion de tales documentos.el acceso a la jurisdicción integra el contenido del derec!o fundamental a la tutela judicial efectiva de derec!os e intereses legítimos +art. )(g. de un lado. siempre que regresen. de tal modo que afectar( a normas de nuestro ordenamiento que configuran discriminaciones !acia los extranjeros. enfermedades. . se eliminan como causas de expulsion la falta de documentacion adecuada. 1. los principales factores que intervienen en la formación del mercado. tarjeta que se expedir( o renovar( autom(ticamente a los ciudadanos de países miembros de la unión europea que !ayan trabajado por cuenta propia o ajena en territorio espa&ol y que !ayan llegado a la entrada de jubilación con derec!o a pensión que. La ad!esión espa&ola a la unión europea implicó la aceptación por nuestro país de que !a de poner en com"n. el r. sino de configuración legal por su car(cter prestacional.no obstante. Este mismo principio de pro!ibición de discriminación por ra#ón de la nacionalidad act"a en el (mbito de los derec!os privados de los ciudadanos comunitarios.introduccion. .. Tema 11: la competencia judicial internacional. y que cuenten con tres a&os de actividad y residencia continuada en espa&a.tarjeta de residencia no pretenda reali#ar una actividad lucrativa en nuestro pais. tanto por cuenta ajena como por cuenta propia. $e manera que el legislador. . debera acreditar que dispone de recursos suficientes..

por !aberse regulado separadamente una y otra sin apreciar sus relaciónes mutuas tal y como ocurre en nuestro sistema dado que la reforma de la competencia judicial internacional verificada en la l. ser( competente por ra#ón del territorio. para que nuestros ju#gados y tribunales. 2/I-2//. En caso de discordancia.@ales límites est(n especialmente justificados en relación con supuestos que presentan una vinculación con uno o m(s ordenamientos extranjeros."eneralidad.de ello se desprende una consecuencia posterior. .c. sin embargo. sirve para determinar si nuestros tribunales espa&oles pueden o no conocer de un litigio de tr(fico externo +competencia directa. #ibertad del le"islador estatal y limites a su autonomia. @elaci!nes con otras nociones proximas. Ii. 'uando un litigio est( conectado con dos o m(s estados por la existencia de una o m(s circunstancias de extranjería. )or ello. en la que las normas que regulan la primera tambi n operan en atención a una situación procesal distinta.c. solo cono#can de aquellos litigios que. dentro de un mismo orden jurisdicciónal. puede surgir un problema de desajuste entre una y otra ordenación legal. contencioso-administrativo y social.. 3a de tenerse en cuenta que los dem(s estados tambi n poseen su propia organi#ación judicial y de este modo tambi n pueden proteger los derec!os e intereses legítimos de las partes. Las normas de derec!o internacional p"blico.j. pues el legislador se refiere al conjunto de los órganos judiciales existentes en su territorio y no a un concreto ju#gado o tribunal. en ciertos casos. 2.el problema de la llamada 5competencia judicial internacional5 de los ju#gados y tribunales espa&oles se plantea sólo respecto a ciertos litigios. tal y como se evidencia por el contenido de los arts.la libertad de confi"uracion del le"islador estatal. dado que la regulación de la competencia judicial internacional es general. por extensión. ser( preciso resolverla estimando que los criterios de atribución de la competencia judicial internacional. /.7 y siguientes de la l. de una parte. lo que se !a de resolver mediante las normas de la l. 11 a 1. como criterios determinantes de la competencia territorial interna. si se pretende iniciar un litigio en espa&a surge un problema posterior.. $ado que la competencia judicial internacional se atribuye a los tribunales espa&oles respecto a litigios que se !allan vinculados con estados extranjeros cabe preguntarse si el derec!o internacional p"blico.. posee una vinculación ra#onable con la esfera personal y territorial de nuestro ordenamiento. y en atención a ese dato es preciso una delimitación a trav s de las normas que determinan la competencia judicial internacional.de otro.o. en atención a sus circunstancias. . )ues entonces es preciso apreciar. el paso posterior es la determinación del concreto tribunal espa&ol que.e. +fotocopiar ej. )(g. en atención a las circunstancias del litigio poseen una proximidad ra#onable con el ordenamiento espa&ol. o leyes especiales que determinan la competencia territorial interna. de /68. . *unque es evidente que sólo en el primer caso se atribuye a los órganos jurisdicciónales espa&oles la facultad de ejercer la función jurisdicciónal en relación con ciertos litigios del tr(fico externo. de este modo delimitar cuales son los litigios derivados del tr(fico externo cuyo conocimiento se atribuye a 18 . para verificar si el tribunal extranjero que dictó la resolución que se pretende reconocer o ejecutar en espa&a era competente de acuerdo con nuestros criterios +competencia indirecta.p.competencia judicial internacional directa e indirecta. el legislador espa&ol delimita el (mbito de la jurisdicción de sus ju#gados y tribunales en relación con el conjunto de litigios derivados del tr(fico externo. cada estado posee libertad para emplear los criterios que ju#gue m(s apropiados y. atribuy ndoles el conocimiento de aquellos que.p.j. 1. )(g. En suma. Esa distinción presupone que la regulación de la competencia judicial internacional que !a efectuado el legislador espa&ol posee una doble función. . establece normas que delimita la potestad jurisdicciónal de stos. La competencia judicial internacional puede considerarse como un presupuesto del proceso. en cuanto ordenamiento regulador de las relaciónes entre estados. es decir. $e suerte que. no determinan con car(cter general cuales son los criterios de competencia judicial que los estados !an de establecer para el conocimiento por sus tribunales de los litigios derivados del tr(fico externo. En segundo t rmino. de todos los existentes dentro de un mismo orden jurisdicciónal. mediante las normas reguladoras de la competencia judicial internacional. . cuando se solicita el reconocimiento y ejecución en espa&a de una resolución judicial extranjera. penal. que las normas relativas a la competencia judicial internacional establecidas por cualquier legislador estatal son de car(cter unilateral. y por tanto.. ya que es en dic!o momento cuando deber( apreciarse si el jue# se !alla o no facultado para conocer del mismo. se abre la posibilidad de que cono#can del mismo los órganos judiciales de dos o m(s estados. Es de mencionar que. La determinación de la competencia judicial internacional de los ju#gados y tribunales espa&oles es de car(cter general. pues si excede del mismo incurrir( en responsabilidad internacional respecto a otro estado. por lo que no es ra#onable que los ju#gados y tribunales espa&oles deben conocer de todos los posibles litigios derivados de las relaciónes de tr(fico externo.s . 2/1-2/2.competencia judicial internacional y competencia territorial interna. 0. *!ora bien. 1. si permiten una locali#ación territorial del litigio en espa&a. seg"n los criterios de competencia de nuestros ju#gados y tribunales. la noción de competencia judicial internacional es aplicable a los distintos órganos judiciales +civil.. posee competencia por ra#ón del territorio. que regulan sólo la competencia de ju#gados y tribunales propios en los litigios derivados de tr(fico externo. en principio. 1.caracter "lobal por ra%on de la materia. debe operar tambi n. sólo en tal caso cabe !ablar en sentido propio de competencia judicial internacional. si el órgano jurisdicciónal extranjero que dictó dic!a resolución era o no internacionalmente competente.e.o. La jurisdicción de los tribunales espa&oles !a de operar dentro del (mbito que el derec!o internacional le atribuye en esta materia... @e"ulaci!n de la competencia judicial internacional.lcance de la nocion. *unque un sector de la doctrina califica a la competencia judicial internacional como 5directa5 para distinguirla de la indirecta. no fue seguida de una revisión de los art. excluyendo los restantes. por entra&ar la atribución de la jurisdicción a los tribunales espa&oles respecto a ciertos litigios derivados del tr(fico externo. /. . 4na ve# resuelto el problema de saber si los tribunales y ju#gados espa&oles en su conjunto posee competencia judicial internacional respecto a un determinado litigio. 0. se vincula al momento en el que el proceso se inicia mediante la presentación de la demanda. 1. de la l.. +fotocopiar ej.. los derivados de las relaciónes del tr(fico externo. el de determinar el concreto ju#gado optimi#ar que.

excluyendo que el órgano jurisdicciónal espa&ol pueda acordar la ejecución for#osa del fallo contra el beneficiario de esta inmunidad.can cuales son los supuestos en los que existe inmunidad de jurisdicci n. se establece que se except"an los supuestos de inmunidad de jurisdicción establecidos en las normas de derec!o internacional p"blico. así como los entes internacionales a los que se atribuye la inmunidad. * esto se suma otra consecuencia. 2.o. que los conceptos y categorías jurídicas empleados por el legislador espa&ol tanto en los supuestos de !ec!o de las normas como en los criterios de atribución de competencia a nuestros tribunales deber(n interpretarse de conformidad con el significado que aquellos posean en el ordenamiento espa&ol. 9 importancia particular se el régimen cesado relativo a la inmunidad de jurisdicci n. las normas de derecho internacional público. 1. por vía de excepción.en particular: la inmunidad de jurisdicci!n y de ejecucion del estado y otros sujetos internacionales. en el derecho español la inmunidad puede hacerse valer mediante una excepci n procesal. La 5inmunidad de ejecución5 opera en un momento posterior. En cualquier ordenamiento estatal la regulación por el legislador de la competencia judicial internacional es unilateral dado que las normas estatales en esta materia no establecen si el conocimiento de un litigio corresponde al los tribunales del propio estado o al los de un estado extranjero. este límite excluye que el proceso pueda seguirse ante un ju#gado espa&ol a"n siendo competente para conocer del concreto litigio si dic!o proceso se !a dirigido contra un demandado que es titular de inmunidad y ste la invoca como excepción. bien por iniciar el proceso como actor o por comparecer como demandando y alegar sobre el fondo del litigio sin proponer la excepci n de falta de jurisdicci n. para regular sus relaciónes mutuas. por lo que constituye una límite específico al acceso a la jurisdicción. 1/. las normas generales o consuetudinarias. sino que sólo se limitan a determinar los supuestos en los que son competentes los tribunales propios. 7e otra parte. la de falta de jurisdicci n. se entiende que opera t$citamente cuando el beneficiario se somete expresamente al tribunal español. las innumerables de jurisdicci n y de ejecuci n del estado y otros sujetos internacionales en los procesos de orden civil y laboral no tiene un car$cter absoluto. si bien la renuncia a la inmunidad de jurisdicci n del estado y de otros sujetos internacionales requiere. 1i la inmunidad puede operar en el caso de que el demandando beneficiario de la inmunidad formule una demanda reconvencional.. los estados extranjeros y sus órganos. los supuestos de inmunidad de jurisdicción y de ejecución establecidos por el derec!o internacional p"blico. Los aspectos fundamentales de este tema son los siguientes.j. han sido considerados como limitaciones legales constitucionalmente legítimas. /.aciones gubernamentales. español deber$ aplicar. en otro caso. la naturale#a internacional de esta reglamentación ofrece unos caracteres distintivos de los implicados 16 . el jue. F si el órgano jurisdicciónal considera que carece de competencia se limitar( a declararlo así. 8or tanto.o. por consiguiente. de la l. Son los siguientes. por ejemplo. C. sin indicar cuales son los tribunales extranjeros competentes para conocer de la pretensión del actor. en atenci n a los principios de igualdad soberana de los estados. de manera que ser$n éstas las que estable. .j. ha de tenerse presente que tanto la inmunidad de jurisdicci n como la de ejecuci n. no existiendo control de oficio de la inmunidad por el tribunal. una manifestaci n expresa del titular. M en cuanto a la 5inmunidad de jurisdicción5. #60 finalmente. 0. /0. /. @e"ulaci!n estatal e internacional de la competencia judicial internacional.limites especificos a la autonomia del le"islador estatal impuestos por el derecho internacional publico. español. de cooperaci n pacífica internacional y de reciprocidad. deber$ aplicar las normas convencionales. los criterios de la competencia judicial internacional de los respectivos tribunales en ciertas materias. sino que su invocaci n y acreditaci n corresponde al demandando beneficiario de la misma. +fotocopiar ejemplo p(gina 2/6. Si dos o m(s estados acuerda establecer reglas comunes en materia de competencia judicial mediante un tratado internacional. La consecuencia procesal de esta 5unilateralidad5 de la reglamentación es que el demandante que inicia un proceso ante un órgano jurisdicciónal espa&ol deber( fundamentar que dic!o órgano posee competencia judicial internacional. 7e ello se desprende varias consecuencias importantes'-60 esta norma estatal opera una remisi n a las normas internacionales. 20. para acogerla o denegarla. La consecuencia procesal de esta unilateralidad de la reglamentación es que el demandante que inicia un proceso ante un órgano jurisdicciónal espa&ol deber( fundamentar que dic!o órgano posee competencia judicial internacional. pese a excluir dos aspectos nucleares del derecho constitucional a la tutela judicial efectiva como son el acceso de todos a la jurisdicci n y la ejecuci n del fallo en sus propios términos. para determinar si existe o no inmunidad de jurisdicci n. 10. por aludir en su inciso final a la competencia de los ju#gados y tribunales espa&oles. 0. Ello se evidencia de modo general en los arts. los límites convencionales. 9 debe tenerse en cuenta. %xcluyéndose igualmente del $mbito de la inmunidad de ejecuci n del estado los bienes destinados a fines comerciales. )ues tras !aberse afirmado la extensión de la jurisdicción espa&ola a todo tipo de procesos.sus tribunales y cuales quedan excluidos. en principio. 1/ a 1. +60 el precepto se remite genéricamente a las normas de derecho internacional público. respecto a las innegables diplom$ticas. creadas por la pr$ctica de los estados en esta materia. al igual que el demandado podr( negarla. M los beneficiarios de las inmunidades de jurisdicción y de ejecución son en esencia.p. su alcance y las posibles excepciones.. pro!ibición de denegación de justicia al los extranjeros por los tribunales del estado. establecidas por un tratado internacional y.caracteres de la re"ulaci!n internacional. si el representante de un sujeto internacional invoca la inmunidad jurisdicci nal.. que salvo acuerdo internacional en contrario. el jue. así como las organi#aciones internacionales gubernamentales. al igual que el demandado podr( negarla. : la inmunidad de jurisdicci n del estado y de sus rganos tampoco opera según el derecho consuetudinario internacional en aquellos litigios derivados de actos y relaci nes jurídicas en los que el estado demandados o uno de sus rganos actúa como sujeto del tr$fico jurídico privado y no como titular de una potestad estatal.unilateralidad de la re"ulaci!n estatal.1 de la l. del que cabe destacar dos aspectos' de una parte. Este límite especificó se !a consignado en el art. por vía de excepción. ya que dos o m(s estados pueden concertar un tratado internacional en el que se establecen. frente a la sentencia que !a puesto fin a un proceso. igual ocurre en el caso de las organi. como ocurre.p. 2. /.. 1. Ello implica la libertad de los estados para configurar el volumen de la competencia judicial internacional de sus órganos jurisdicciónales.

1. /0.. . de un lado.. los foros exorbitantes existentes en sus sistemas jurídicos. %n una reglamentaci n mediante tratado internacional la distribuci n de la competencia judicial entre los tribunales de los diferentes estados partes debe asegurar la igualdad de derechos y obligaciones entre éstos. el llamado fuero de extranjería. la residencia !abitual. se considera suficiente por sí misma para atribuir competencia a sus tribunales cualquiera que sea el objeto del litigio. dentro del sistema de competencias judiciales cabe distinguir. de car(cter objetivo. por ello el tratado deber$ excluir necesariamente en las relaci nes entre los estados partes.la situacion anterior a la constitucion espa'ola. La regulación internacional de la competencia judicial se caracteri#a por su limitación en cuanto a la materia regulada. * los fines del examen posterior deben ser tenidos en cuenta 2 aspectos. %n cambio se consideran exorbitantes o excesivos aquellos foros que se establecen bien para satisfacer intereses particulares de una estado o para beneficiar a los nacionales. . en el caso de los llamados foros de protección establecidos por el convenio de bruselas de /678 en inter s de la parte m(s d bil en una relación jurídica +el asegurado.onable del litigio con el tribunal que conoce del mismo. la competencia judicial internacional se atribuye en atención al los caracteres propios de un determinado sector de materias así como al los intereses de las partes y a los valores jurídicos presentes en dic!o sector. En el caso de los segundos. respecto a una materia concreta. Entre los primeros se incluye la nacionalidad. lo que se justifica por la primacía de intereses públicos presentes en ciertas materias o por la fuerte vinculaci n del objeto de tales litigios con su ordenamiento.en primer lugar. &l sistema espa'ol de competencia judicial internacional. )os primeros son aquellos foros generalmente aceptados en los distintos sistemas estatales de competencia judicial internacional por expresar. . El foro general. con preferencia a la reglamentaci n estatal. bien por obra de la voluntad de las partes. %n el primer caso el legislador estatal no admite que el conocimiento de un litigio pueda ser atribuido a otros tribunales que a los propios. bien al amparo de los criterios objetivos de competencias codiciado del ordenamiento extranjero. en cambio en una circunstancia que no se refiere a las partes. como se ha hecho respecto al convenio de bruselas de -5. )as normas incluidas en un tratado internacional opera una distribuci n de la competencia judicial entre los rganos jurisdicci nales de los distintos estados partes en el tratado. . aun siendo competentes sus tribunales en dicha materia. en atenci n de las normas internacionales sobre las internas en el ordenamiento español.en el ejercicio de su autonomía privada y dentro de los límites establecidos por el ordenamiento estatal.respecto a la interna.. #os criterios de atribucion de la competencia judicial internacional. el domicilio. en la calificación de los supuestos y la interpretación de los criterios distributivos de la competencia judicial internacional los tribunales estatales !an de llevar a cabo una interpretación en la que se atribuya a los conceptos y categorías utili#ados en las normas convencionales un significado autónomo. 1. ya sean personales o territoriales. constituye en cambio una circunstancia que.< por los estados partes mediante el protocolo relativo a la interpretaci n por el tribunal de justicia de la uni n europea. !an de interpretar el t rmino en el contexto del tratado y en relación con el objeto y fines de ste. )(g. a los que cabe agregar respecto de sociedades y personas jurídicas. los diferentes foros especiales por ra#ón de la materia. a los principios generales del derec!o que son comunes a los ordenamientos jurídicos de los estados partes en el tratado. mientras que la convencional constituye una ordenaci n de car$cter especial.pr. se basan en circunstancias procesales relaciónadas bien con otros litigios o con la aplicación del propio derec!o en el proceso. ser facultativo o concurrente. Jtros criterios m(s excepcionales de competencia judicial. . subjetivos. donde se !a perfeccionado o !a de cumplirse una obligación contractual o donde !a ocurrido el !ec!o del que deriva una obligación extra contractual. la reglamentaci n interna constituyen la ordenaci n general de la competencia judicial internacional en cualquier sistema estatal de d.i. nos encontramos en una situación intermedia. por el contrario. no solo !abr( de elegir el criterio o criterios de atribucion para cada materia sino que deber( proceder a determinar la naturale#a especifica de cada uno de los criterios o foros de competencia y su particular funcion dentro del sistema.. cuando se trata de un foro de car$cter facultativo el legislador estatal admite que.. el consumidor o el trabajador. 1. Iii. !n examen comparativo de los distintos ordenamientos estatales demuestra la existencia de un amplio cat$logo de criterios de atribuci n a foros de competencia judicial internacional. %o obstante. 2. /. >. en un sistema estatal de competencia judicial internacional un determinado foro puede tener car(cter exclusivo o. .los criterios utili%ados. Los criterios territoriales se basan. sino a la materia objeto de litigio y su locali#ación en el territorio estatal.la diferencia entre una foro exclusivo y otro facultativo radica pues en la exclusión o admisión de la derogatio fori por obra de la voluntad de las partes. 3sí. /. 218. cuando sea necesario. los intervinientes en un negocio jurídico pueden acordar la sumisión de sus litigios. %n cambio. deber( valorar si un determinado foro es apropiado en atención a la materia objeto del litigio o. de otro. *l proceder a la ordenacion legal de la competencia judicial. La evolución !istórica !a estado condicionada por la existencia desde el siglo xvii de una situación excepcional respecto a los litigios de los extranjeros domiciliados en espa&a. 0. resulta excesivo. que operan con independencia de la voluntad de las partes. . una vinculaci n ra.. Es el caso donde est n situados los bienes.naturale%a y funcion de los foros de competencia judicial.en segundo t rmino. por su vinculación con un ordenamiento estatal..finalmente. El objetivo de uniformidad se alcan#a m(s f(cilmente si la facultad de interpretar las normas contenidas en un tratado se confía a un tribunal internacional. por el contrario. 2. presentes o futuros a los tribunales de un estado determinado +acuerdo de elección del foro. &volucion historica del sistema. recurriendo. diferentes del nuestro . 2I . los interesados puedan someter su conocimiento a un tribunal extranjero. que deber$ ser aplicada por el jue. Los criterios de atribución de competencia judicial pueden ser en cuadrados en dos grupos. 10. )or otra parte. la sede o domicilio social. a"n go#ando del legislador estatal de una amplia libertad para elegir los criterios de atribución de la competencia judicial internacional. . basada en los tratados internacionales concertados con otros estados. el foro general y. Los tratados internacionales "nicamente regula la competencia judicial en ciertas materias o en la concreta materia que es objeto de dic!o tratado. +fotocopiar el. el del domicilio del demandado.

est obligado a regular todos los supuestos posibles de tr(fico externo. En el orden civil. 22 y 29 de la l. por exigencias constitucionales. por lo que no sería apropiado que nuestros tribunales conocieran del litigio. el art. ni tampoco pueden conocer los tribunales del estado extranjero. 11 y 1.s. 20. a lo que cabe alegar que en las sucesivas ampliaciones se !a exigido a los estados que inicien negociaciones para su ad!esión a aquel convenio. $e otro. pues la tutela judicial se califica constitucionalmente como efectiva. como así !a ocurrido con nuestro país. como es el caso de los actos normativas adoptados por las instrucciones comunitarias en ejecución del tratado. 11 !a procedido a una expresa calificación de los distintos foros utili#ados.o. el primero es el de saber si existe un foro de competencia judicial internacional basado en una necesidad de protección +foro de necesidad. la competencia judicial se regir( por las normas establecidas en la legislación interna. la tutela judicial en el ejercicio de los derec!os garanti#ados por el convenio de bruselas se extiende al (mbito global de la comunidad.1 el derec!o al jue# ordinario predeterminado por la ley.p. .. )or contra.proyeccion del convenio mas alla del ambito comunitario. ciertos foros especiales en atención a la naturale#a del litigio y. es en principio completa. de /8:I. a un tribunal extranjero que ser( competente..s . reconociendo el art. las partes deber(n recurrir en su caso. /.s . la sentencia dictada contra una persona no domiciliada en un 2/ . el ejercicio de la jurisdicción se atribuye seg"n las normas de competencia que legalmente se estable#can. /. si bien el legislador determina unilateralmente el volumen de competencia que atribuye a los órganos judiciales propios. el legislador !a configurado modos distintos foros del art. //:. 2. 1.la ordenacion de la competencia judicial en los arts. /0. #a incorporacion al ordenamiento espa'ol del convenio de bruselas de 2* de septiembre de 1)7+. 1>.o. Se !a dic!o que la ordenación de la competencia judicial en el convenio de bruselas est( articulada en torno a tres elementos. de la l.p. el legislador !a establecido una reglamentación de la competencia judicial internacional separada y distinta en su contenido de la que se establece en los art. . $e lo que se deriva la exigencia constitucional de una ordenación legal en la que los foros de competencia !an de estar legalmente predeterminados.los principios informadores. "nicamente en atención a la materia y sin distinguir si son exclusivos. el art.j.la reforma del sistema espa'ol de competencia judicial internacional por la l. ?(s all( de su directa vinculación comunitaria. a partir de la segunda mitad del siglo xx la jurisprudencia del t. generales o especiales.. !ec!o en lugano en /688. $e manera que. al establecer que la jurisdicción ordinaria sería la competente para conocer de los negocios civiles que se susciten en el territorio espa&ol entre espa&oles. puede estimarse que el convenio !a venido a formar parte del llamado 5acervo comunitario5 y por tanto. pero partiendo de este presupuesto es necesario dar una respuesta a dos problemas. !a de ser aceptado por los nuevos estados miembros de la unión europea. 11 de la l. a"n presentando una cierta conexión con nuestro sistema.c. a /8 y ello implica que no le sean aplicables las normas de competencia judicial establecidas por los estados contratantes en atención al car(cter exorbitante de esos foros de competencia. #os principios informadores del sistema. 1. abarcando así todo el (mbito de las comunidades europeas. el domicilio del demandado en la comunidad europea. 7A/68.p. +fotocopiar ejemplo p(gina 22>. +l.o. el fundamento general de la competencia de los tribunales espa&oles pese a que la finalidad de dic!o precepto fuese otra y la consecuencia de dic!a interpretación fue la de ir estableciendo las soluciones caso al caso y no siempre sin contradicciones. conforme al art. 9inalmente.o.2 de la constitución. entre extranjeros y entre espa&oles y extranjeros. . el domicilio del demandado en un estado contratante presenta una particularidad. el derec!o a la jurisdicción o al acceso a la justicia implica la necesidad de atribuir a nuestros tribunales un volumen de competencia judicial. En el orden social.el domicilio del demandado en un estado contratante como presupuesto para la aplicaci!n del convenio de bruselas de 1)7+. para ciertos litigios. 17: de la l.. si el demandado no est( domiciliado en un estado contratante.. el reconocimiento de la voluntad de las partes en esta materia. se !alla m(s fuertemente conectado con otro ordenamiento en atención a las circunstancias del caso. .j. *!ora bien. +fotocopiar ejemplo p(gina 226. sea o no nacionales de stos. de estos tres elementos. 0.o. La unificación jurisdicciónal se reitero en el art. el segundo problema consiste en que si el tribunal espa&ol competente puede. !i#o del art. al !acerlo tiene presente que nos supuestos de tr(fico externo se !ayan necesariamente conectados con dos o m(s estados. 2. pues como derec!o prestacional el de acceso a la jurisdicción es de configuración legal. cuando nuestros jueces no son competentes seg"n el criterio del art.j. 0. )or una parte porque las reglas de competencia judicial que establece son aplicables a todas las personas domiciliados en los estados contratantes. 0. C.e.p. finalmente. el convenio de bruselas !a adquirido una proyección europea al !aber sido incorporada su normativa en el convenio relativo a la competencia judicial y ejecución de sentencias en materia civil y mercantil.p.e.j.o. aunque ello no supone en modo alguno que el legislador.la vinculacion del convenio de bruselas de 2* de septiembre de 1)7+ con el ordenamiento comunitario< se manifiesta en primer lugar en su fundamento. de manera que a"n cuando no sea en puridad 5derec!o derivado5. 10. En segundo lugar. La ordenación legal de la competencia judicial internacional en la l. *!ora bien. de manera que. los relativos al estado civil o las relaciónes personales de los nacionales espa&oles. para la competencia territorial interna.1. presenta los siguientes caracteres generales en el orden civil y en el social.p./ de la l. en atención al principio de apertura del sistema espa&ol a otros ordenamientos extranjeros.c.j. 11I del tratado constitutivo de la comunidad europea. la ordenación legal en esta materia no puede prescindir de la existencia de otros tribunales que tambi n imparten justicia en el extranjero y que pueden conocer de un litigio si el mismo no est( atribuido a los ju#gados y tribunales espa&oles. declinar su competencia a instancia de parte cuando el litigio. porque las resoluciones dictadas por los tribunales de un estado miembro pueden ser reconocidas y ejecutadas en los dem(s estados contratantes del convenio. El principio de predeterminación legal de la competencia judicial excluye que nuestros tribunales puedan conocer de un litigio si el supuesto no se !alla comprendido en uno de los foros de los arts.dos problemas particulares: los foros de necesidad y el forum non conveniens. la regulación de esta materia est( inspirada en el principio de una proximidad ra#onable del litigio con el ordenamiento espa&ol.10. /0.7 y siguientes de la l. no sólo es el foro general de competencia judicial sino tambi n el presupuesto para la aplicación de las normas de competencia establecidas en los art. En atención a estos presupuestos. no obstante. /..o. si así ocurre.j. finalmente. C.

9inalmente. Introduccion.de forma similar est( establecido en el art.e.dererechos reales inmobiliarios y contratos de arrendamiento de inmuebles. 1. regularen la competencia judicial. en orden a la adopcion de medidas cautelares. #os foros de caracter exclusivo. como consecuencia de ello.j. en su caso.. administrativa y aduanera. en el primer caso la propiedad constituye una unidad cuando la mayor parte del inmueble se hallen en uno de los estados.estado contratante podr( ser reconocida y ejecutada en los dem(s estados contratantes de conformidad con el título iii del convenio de bruselas.los foros exclusivos debe ser aplicado de forma restrictiva. %o obstante. no suscita de ordinario ning"n problema dada su locali#ación geogr(fica en el territorio de un estado..j. en el orden civil los ju#gados y tribunales espa&oles son competentes. el convenio de bruselas se vincula directamente con otras normas de derec!o comunitario en atencion a lo establecido en el art. . . en materias particulares. de manera que. La reglamentación internacional de la competencia judicial de ordinario es limitada ratione materiae. @ambi n el convenio excluye a la seguridad social. *un constituyendo un ius specialis por ra#on de la materia.s . /7 del convenio de bruselas. es aplicable en sustitución de los convenios internacionales concertados por dos o m(s estados contratantes cuando el litigio versa sobre materias incluidas en su (mbito de aplicación de aquel seg"n el art. los regímenes matrimoniales. mediante las cuales los titulares de estos derec!os protegen las prerrogativas derivadas de su título con efectos erga omnes. sin que ese car(cter pueda ser extendido a otros por vía de interpretación. @ambi n se excluyen los litigios sobre quiebra. en contrapartida. los tribunales de cada estado son competentes respecto a la parcela situada en su territorio.-/1-86. de manera que si adem(s se clasifican como exclusivos ello presupone que existe una estrec!a vinculación de esa materia con los tribunales a los que se atribuye competencia. el (mbito de los derec!os reales inmobiliarias son acciones in rem.1E.de otro lado. es decir. Ii. que son los que se !allan mejor situados para resolver las controversias sobre la materia de la que conocen. 11 y 1. de manera que sólo producir(n los efectos aquellos concretos foros que el legislador !a calificado expresamente como exclusivos.p. Tema 12: la competencia judicial internacional de los ju%"ados y tribunales espa'oles. que contiene una reserva en favor de la aplicación de las disposiciones que.e. 0. /. los foros de competencia judicial se establece por ra#ón de la materia sobre la que versan el litigio. o en las legislacones nacionales armoni#adas en ejecucion de dic!os actos. no podr( ser reconocida ni ejecutada en espa&a o. y el titulo ii del convenio de bruselas. lo cual puede ser apreciado en el art. 21 . /2 y /> de su protocolo sobre litigios. 1. el acuerdo sobre patentes comunitarias de /. a . .: del convenio de bruselas determina aquellos supuestos en los que sus disposiciones son o no son aplicables en atención a otros convenios internacionales que tambi n regula materias objeto del primero. en atencion al objeto del litigio +competencias exclusivas y competencias esenciales en ra#on a la materia. excluyendo las materias fiscal. .. de acuerdo a su art. 11 de la l. en materias particulares.por obra de la autonomia de la voluntad de las partes +sumision expresa o tacita. /0. Cespecto a los litigios en materia de derec!os reales inmobiliarios . . l.introduccion. Segun los arts.o. /. pueda atribuir el conocimiento de los litigios sobre esas materias a los tribunales de otro estado y. pero no a los de derec!o p"blico.:. el reconocimiento o la ejecucion de las resoluciones. Ese dato justifica que los foros de competencia exclusiva puedan producir un doble efecto excluyente respecto a los tribunales de otros estados. El primer foro exclusivo es el relativo al los litigios en materia de derec!os reales inmobiliarios y contrato de arrendamiento de inmuebles. con car(cter exclusivo en ciertas materias. Los art.. los testamentos y las sucesiones siempre que se susciten a título principal sobre estas materias.e.en atencion a una finalidad de proteccion de la parte mas debil de la relación. 2. 2. 1.2. 2. en otros estados partes del convenio de bruselas.tribucion de la competencia judicial en atencion a la materia del liti"io.: del convenio de bruselas permite la aplicación por los estados contratantes de otros convenios internacionales en los estos sean partes y que. Los foros exclusivos no puede ser interpretados extensivamente m(s all( de lo que requiere su objeto por los que solo operan con este car(cter conociendo efectos procesales. regularen la competencia judicial. ocupa una posicion diferente en atencion a los arts.p. /. I.las materias re"uladas por el convenio de bruselas de 1)7+. las relativas a la existencia de la posesión.. $e otro lado. si estos foros excluye que los tribunales de otro estado puedan ser competentes en esas materias.relaci!nes del convenio de bruselas de 1)7+ con otros convenios internacionales y los actos comunitarios. )rimero. /0 del convenio de bruselas donde se circunscribe su (mbito de aplicación a la materia civil y mercantil. . la noción de inmueble puede suscitar un problema inicial de calificación. por lo que posee un car(cter directamente imperativo. el convenio excluye los litigios relativos al estado y capacidad de las personas físicas. en primer lugar. la consecuencia lógica es que la sentencia que dicte un tribunal extranjero sobre las materias objeto de los foros exclusivos. el reconocimiento o la ejecucion de las resoluciones y que est n o estuvieren contenidas en los actos de las intituciones de la u. la competencia judicial internacional se atribuye. &. aquel convenio sólo es aplicable a los litigios derivados de relaciónes de derec!o privado. 1. $e en estos preceptos. en el segundo. de acuerdo con las exigencias de una buena administración de justicia. 8ero es posible que un inmueble se extienda sin soluci n de continuidad a uno y otro lado de la fronteras o esté integrado por parcelas no contiguas situadas en dos estados. pero tambien por el !ec!o de ser partes en dic!os convenios estados no miembros de la u. Es decir. a diferencia de la estatal que en principio es completa. la propiedad y otros derec!os reales sobre el bien. los convenios entre quebrado y acreedores y dem(s procedimientos an(logos y el arbitraje. La excepcion se justifica por la especialidad de la materia regulada por estos convenios internacionales dentro del ambito de la 5materia civil y mercantil5 objeto del convenio de bruselas de /678.seg"n el n"mero / del art.de un lado impiden que las partes mediante el ejercicio de su autonomía privada. La situación del inmueble. que se produ#ca la derigatio fori de los espa&oles. suscrito por los estos miembros de la u. el art.o. en cambio. . y. atribuy ndose la competencia a los tribunales del estado contratante donde el inmueble estuviese situado. .

. en relación con la filiación por naturale#a. En relación con las reclamaciones de alimentos. Los litigios objeto del art. En la ordenación legal de la competencia judicial internacional los foros especiales por ra#ón de la materia presentan dos rasgos característicos.por lo que se debe excluir los arrendamientos de empresa.o. como ocurre en el caso de los foros exclusivos. esa idea de protección. ofrece divergencias de diversa índole con los contenidos en las secciones 1 a > del convenio de bruselas. El tercer foro exclusivo del art. el precepto espa&ol atribuye competencia judicial exclusiva a nuestros tribunales cuando se !ubiese solicitado o efectuado en espa&a el depósito o el registro. $e otra parte. En materia de filiación los tribunales espa&oles posee competencia judicial internacional en tres supuestos. el primer foro especial es el relativo a la declaración de ausencia o fallecimiento.valide% de las inscripciones en los re"istros publicos e inscripciones o valide% de patentes y otros derechos de la propiedad industrial. Sin embargo. 1.constitucion y disolucion de sociedades y otras personas jur5dicas y acuerdos de sus or"anos. %o obstante. para la que ser(n competentes los tribunales espa&oles cuando el desaparecido !ubiese tenido su "ltimo domicilio en territorio espa&ol. /7. cuando ambos cónyuges tenga la nacionalidad espa&ola. Jtro supuesto es el relativo a los litigios sobre inscripciones o valide# de patentes y otros derec!os de la propiedad industrial sometidos a depósito o registro./. >. H. /0.respecto a los litigios relativos al arrendamiento de inmuebles./ de la ley es el relativo a la valide# o nulidad de las inscripciones practicadas en un registro espa&ol. 11. operan en favor del demandante.y el convenio de bruselas. como el convenio de bruselas siguen criterios similares.. es decir.j. pero no figura en el convenio de bruselas en virtud de la exclusión operaba en su art. los litigios relativos a la nulidad matrimonial. C. 0.. los tribunales espa&oles ser(n competentes en los litigios sobre estas materias cuando ambos cónyuges posean residencia !abitual en espa&a al tiempo de la demanda o el demandante sea espa&ol y tenga su residencia !abitual en espa&a. si se trata de un menor con residencia !abitual en un estado parte.p. 1. ya se trate de acciones de reclamación de la filiación. la competencia judicial internacional se atribuye 5cuando el !ijo tengas su residencia !abitual en espa&a al tiempo de la demanda o el demandante sea espa&ol o resida !abitualmente en espa&a.p. 7. a los tribunales del estado contratante donde se !ubiese solicitado.en el convenio de bruselas se atribuye a los tribunales del estado donde tuvieran su domicilio. que tambi n atribuye competencia para declarar el fallecimiento a las autoridades del estado de la nacionalidad de la persona desaparecida. En el (mbito del derec!o de la persona. por lo que se !an calificado tambi n como 5foros de ataque5. 'on car(cter general. Los foros especiales por ra#ón de la materia de los n"meros 20 y >0 del art. tanto la l. así como a las relaciónes personales y patrimoniales entre cónyuges. #os foros especiales por ra%on dela materia.>. que la noción de arrendamiento no debe ser interpretada extensivamente dado el car(cter de este foro. En el (mbito del derec!o de la familia. En primer lugar. 2..introduccion.materia que. excluy ndose las reclamaciones sobre la titularidad o el ejercicio del derec!o. pero si comprende los contratos de arrendamiento en sentido propio. si la reclamación se !ace a título principal. así como sobre su violación por terceros. carece de los cauces procesales para !acerla efectiva. no posee un car(cter imperativo para las partes. /7. En primer lugar.o.s / y 1 del convenio de atenas de /677..en segundo t rmino. La competencia judicial se atribuye al los tribunales espa&oles cuando las sociedades o personas jurídicas tengan su domicilio en territorio espa&ol.o. del convenio de bruselas en esta materia incluyen los relativos a la existencia e interpretación del contrato de arrendamiento y a las obligaciones del arrendador y arrendatario. . separación. divorcio. )ero si la adopción se constituye en el extranjero ante cónsul de espa&a.j.. ello debe completarse con lo dispuesto en los art. cualquiera que sea su lugar de residencia. 2. pues si en el convenio de bruselas su objeto es la protección de la parte m(s d bil. Este sector de materias est( regulado en la ley espa&ola. 4n supuesto no regulado en la l. Los litigios objeto de este foro exclusivo son "nicamente los relativos a la inscripción o a la valide# de la concesión de los derec!os de propiedad industrial. con car(cter general se incluye en el art. si es que se solicita por mutuo consenso. el primero es el relativo a la valide# o nulidad de constitución de sociedades o personas jurídicas. incluida la reclamación de la renta o la reparación de los da&os causados por el segundo. efectuado o tenido por efectuado el depósito o el registro en virtud de lo dispuesto en alg"n convenio internacional.j. relativo a la constatación de ciertas defunciones. 11 de la l. al permitirle iniciar el proceso ante un estado distinto del del domicilio del demandado. sino meramente dispositivo o facultativo. 9inalmente. En esta materia. excepto si es consecuencia directa de un procedimiento concursal. por la naturale#a de ciertos foros. respecto a los acuerdos y decisiones de sus órganos.2 del convenio de bruselas. El segundo.en primer lugar. o excepcionalmente para denegarla. ste tendr( la mismas facultades que el jue# siempre que el adoptante sea espa&ol y el adoptado este domiciliado en la demarcación consular. /. para la constitución de la adopción el jue# espa&ol es competente cuando el adoptante o el adoptado sea espa&ol o residan !abitualmente en espa&a. El segundo foro especial es el establecido en materia de incapacitación y de medidas de protección de la persona o de los bienes de los menores o incapacitados. atribuyen competencia a las autoridades de aquel estado donde !a sido trasladado o se le retiene lícitamente para ordenar su restitución. por ser m(s limitado el (mbito de materias del convenio. siendo competentes nuestros tribunales cuando dic!as personas tuvieran su residencia !abitual en espa&a. con violación de los derec!os de custodia y visita. de inmuebles tanto r"sticos como urbanos. 20. aun estando presente en la ordenación espa&ola. Los litigios a los que se refiere este foro exclusivo de competencia se limita a tres órdenes de cuestiones. %"mero /. de la valide# o nulidad del reconocimiento de la filiación o de acciones de impugnación. ser(n competentes para declarar el divorcio.p. deben ser tenidas en cuenta varias cuestiones. Específicamente. /. 10. 2. 2. el primer foro especial es el de las causas matrimoniales. +fotocopiar p(g. salvo en el caso de los alimentos. el convenio de la !aya de /68I.materias relativas a la persona< la familia y las sucesiones. a su disolución así como a su liquidación posterior. es el de las acciones encaminadas a la restitución de una menor trasladado a otro estado o detenido allí de manera ilícita.. los tribunales espa&oles son competentes cuando el acreedor de los mismos 22 . en materia de relaciónes paterno-filiales la competencia judicial internacional de nuestros tribunales se produce si se produce la residencia !abitual del !ijo en espa&a o la nacionalidad espa&ola o la residencia !abitual del actor en nuestro país.

tenga su residencia !abitual en territorio espa&ol- en cambio, si la reclamación de alimentos constituye una demanda incidental o accesorios a una acción relativa al estado de las personas, ser( competente el tribunal, que seg"n la ley del foro cono#ca de aquella acción, salvo que tales competencia se fundamente exclusivamente en la nacionalidad de una de las partes. :. En materia de sucesiones, la l.o.p.j. establece que ser(n competentes los tribunales espa&oles cuando el causante !aya tenido su "ltimo domicilio en territorio espa&ol o posea bienes inmuebles en espa&a. C- en materia patrimonial: obli"aciones contractuales. /. En este terreno, las soluciones de la regulación nacional y la del convenio de bruselas son divergentes en muc!os puntos. La excepción la constituye el foro especial para las acciones relativas a bienes muebles, no incluido en el convenio de bruselas, en el que la competencia se atribuye a nuestros tribunales cuando el bien mueble se encuentre en territorio espa&ol al tiempo de la demanda. 1. En materia de obligaciones contractuales, la noción de obligación contractual del art. 11, n"mero 2 de la l.o.p.j. deber( interpretarse de acuerdo a su significado en el derec!o espa&ol, y nuestros tribunales ser(n competentes cuando las obligaciones contractuales !ayan nacido o deban de cumplirse en espa&a. 2. El convenio de bruselas determina que es competente en materias contractuales el tribunal del lugar donde !ubiere sido o debiere ser cumplida la obligación que sirve de base a la demanda, estableciendo soluciones particulares para los contratos de consumo, seguro y trabajo. 2- en materia patrimonial: las obli"aciones extracontractuales. /. @anto en la l.o.p.j. como en el convenio de bruselas se !a establecido un foro especial en materia de obligaciones extracontractuales o en materia delictual o cuasidelictual. En ambas normativas se establece la competencia judicial internacional del tribunal del lugar donde se !a producido el !ec!o da&oso despu s que surge la obligación. Si bien la norma interna agrega otro foro alternativo. que el autor del da&o y la víctima tengan su residencia !abitual com"n en espa&a. 1. La precisión del lugar puede suscitar problemas en atención a las circunstancias del caso siendo posible diferenciar el lugar de origen o aquel donde !a ocurrido el !ec!o causal del da&o y el lugar donde se produce el resultado da&oso, el perjuicio. En estos supuestos, ambas normativas admiten que el actor puede reclamar ante el tribunal del estado donde se !a originado el da&o o ante el estado donde se !a producido el perjuicio. 2. 'on el foro alternativo de la residencia !abitual com"n del autor del da&o y de la víctima, el art. 11.2 de la l.o.p.j. protege a las víctimas con residencia en espa&a si existe adem(s otra vinculación ra#onable con nuestro territorio. que resida tambi n aquí !abitualmente el autor del da&o. &- en materia de derechos reales mobiliarios. /. Este foro especial sólo se contiene en el art. 11.2 de la l.o.p.j. atribuyendo competencia a los ju#gados y tribunales espa&oles cuando el bien mueble se encuentre en territorio espa&ol al tiempo de la demanda. Lo que se justifica, entre otras ocasiones, por la seguridad del tr(fico- pero !a de tenerse presente que, por la incidencia del foro del domicilio del demandado en orden a la aplicación del convenio de bruselas, este foro solo operar( contra demandados no domiciliados en la unión europea. +fotocopiar ej. )(g. 276-2:I,. La competencia de los tribunales espa&oles en este supuesto se limita a los derec!os reales sobre el bien. Iii. ,tribucion de la competencua judicial en atencion a la finalidad de proteccion de la parte mas dBbil. 1. Introduccion. /. %os encontramos ante litigios derivados de relaciónes contractuales en las que una de las partes es el sujeto m(s d bil en cuanto a su capacidad negociadora, el trabajador en el contrato individual de trabajo, el consumidor y el asegurado. Lo que exige atribuir la competencia judicial en atención a una finalidad de protección de esa parte mas d bil y, para lograr ese objetivo, establece adem(s otras soluciones complementarias. 1. @anto la ordenación de la l.o.p.j. como la del convenio de bruselas comparte esta finalidad, pero se diferencia de forma significativa en lo que respecta a la articulación de las soluciones, muc!o m(s limitada en la normativa espa&ola. 2. #os foros en materia de contrato individual de trabajo< consumo y se"uro. ,- contrato individual de trabajo. /. La competencia judicial internacional se atribuye en atención al lugar en el que el trabajador desempe&e !abitualmente su trabajo, aunque ello no siempre se producir(, pues el trabajador puede ser enviado por la empresa que lo contrató a otro estado distinto para reali#ar el trabajo, si bien en este caso podr( recurrir al foro general del domicilio del demandado, si ste se encuentra en la unión europea. 1. Si el trabajo se desempe&ase !abitualmente en varios estados o en un estado no parte del convenio de bruselas, su art. ;./ !a previsto un foro alternativo, ya que podr( tambi n demandarse al empresario ante el tribunal del lugar en que estuviese o !ubiese estado el establecimiento que !ubiese contratado al trabajador. Si se trata de un contrato de trabajo ejecutado en el territorio de varios estados contratantes, se entiende que es el lugar en el que el trabajador !a establecido el centro efectivo de sus actividades profesionales y en el cual o desde el cual cumple principalmente sus obligaciones respecto a la empresa, lo que corresponde apreciar al tribunal nacional. 2. El art. 1;./0 de la l.o.p.j. atribuyen competencia judicial internacional a los ju#gados y tribunales espa&oles en materia de derec!os y obligaciones derivados de contrato de trabajo mediante varios foros alternativos. cuando los servicios se !ayan prestado en espa&a- cuando el contrato se !aya celebrado en territorio espa&ol- cuando el trabajador y el empresarios tengan la nacionalidad espa&ola, cualquiera que sea el lugar de prestación de los servicios. F respecto al contrato de embarque, cuando el contrato fue precedido de oferta recibida en espa&a por trabajador espa&ol. 0- contrato de consumo. /. 'onsumidor es una persona física, que adquiere el producto para su propio uso. La protección se extiende al consumidor que est( domiciliado en espa&a y recibe aquí la oferta de una empresa extranjera, pero no la compra !ec!a en el extranjero, en el curso de un viaje por ese mismo consumidor. El art. /> del convenio establece que si el consumidor es el demandado por el vendedor o prestador del servicio, sólo ser( competente el tribunal del estado de su domicilio. )ero si es el demandante, puede iniciar el proceso ante los tribunales del estado del domicilio del vendedor o incluso ante los tribunales del estado donde estuviese domiciliado el consumidor.

2>

C- contratos de se"uro. La regulación convencional permite que el asegurador, si tiene domicilio o un establecimiento en la unión europea, puede ser demandado. /0, ante eltribunal del estado del domicilio del tomador del seguro- 10, ante el tribunal del lugar en que se !ubiese producido el !ec!o da&oso, si se trata de seguros de responsabilidad, relativos a inmuebles o a muebles e inmuebles cubiertos por una misma póli#a y afectados por el mismo siniestro ante el tribunal del domicilio del asegurador, si se !alla en un estado contratante o el tribunal del lugar de la agencia, sucursal o cualquier otro establecimiento en un estado contratante, para los litigios relativos a su explotación, si el asegurador del que dependen dic!os establecimientos no est( domiciliado en la unión europea. Si el asegurador es el demandante, deber( litigar ante los tribunales del estado del domicilio del tomador del seguro, asegurado o beneficiario. Iv. ,tribucion de la competencia judicial por obra de la voluntad de las partes. 1. Introduccion. La virtualidad de la voluntad de las partes en la determinación de la competencia judicial internacional tiene 1 manifestaciones. la sumision expresa y la sumisión t(cita. 2. #a sumision expresa. Esta regulada en el art. /: del convenio de bruselas, siendo necesario diferenciar tres supuestos en atención a la mayor o menor vinculación de las partes con la comunidad europea. /0, el primero y m(s importante es aquel en que las partes en el acuerdo someten el litigio a un concreto tribunal o a los tribunales de un estado contratantes, cuando al menos una de ellas, ya sea el demandante o el demandado, tiene su domicilio en la comunidad europea. +fotocopiar ejemplo p(gina 2:7,. En ese caso, el art. /: atribuyen competencia a dic!o tribunal sin que sea preciso que exista un vínculo entre el litigio y el estado de dic!o tribunal. F adem(s, excluye la competencia de los tribunales de los estados contratantes que podrían conocer del litigio por ra#ón de la materia. 10, para que se produ#ca este doble efecto procesal, aquel art. Cequiere que se cumplan ciertos requisitos de forma del acuerdo de sumisión, pues !a de celebrarse por escrito o verbalmente con confirmación escrita o bien en una forma que se ajuste a los !(bitos que las partes tuvieran establecidos entre ellas, o en una forma conforme a los usos que las partes cono#can en el comercio internacional. 20, el segundo supuesto es el del acuerdo de sumisión a un tribunal o al los tribunales de un estado contratante, cuando ninguna de las partes tiene su domicilio en la comunidad europea. En este caso, el tribunal elegido por las partes determinar( si es o no competente de acuerdo a sus normas internas. >0, finalmente, se !a de tener presente que el alcance de los acuerdos de sumisión est( sometido a ciertos límites. en primer lugar, dic!os acuerdos no pueden versar sobre aquellas materias en las que existe una competencia exclusiva a favor de ciertos tribunales- en segundo t rmino, posee un alcance limitado en materia de contrato individual de trabajo, de seguros y de contratos celebrados por consumidores. . #a sumision t3cita. - esta manifestación de la autonomía de la voluntad en la atribución de la competencia judicial internacional opera cuando se den dos comportamientos procesales. que el actor inicie el litigio ante el tribunal de un estado determinado y el demandado compare#ca sin impugnar la competencia judicial internacional. Si existe sumisión t(cita, el tribunal ser( competente pese a que exista sumisión expresa en un acuerdo anterior en favor de otros tribunal. La sumisión t(cita posee dos límites. que el objeto de litigio no constituya una materia reservada a las competencias exclusivas del art. /7 y que el litigio verse sobre una materia disponible para las partes. ?. Competencia judicial internacional para la adopcion de medidas cautelares. 1. Introduccion. La adopción de medidas cautelares o provisionales en un estado extranjero est( justificada para preservar una situación de !ec!o o jurídica, con la finalidad de salvaguardar derec!os que constituyen el objeto de una acción principal. - un adecuado sistema de tutela cautelar debe permitir que se utilicen dos vías en esta materia. la que se inicia ante el foro principal, para que ste pueda apreciar sí dic!as medidas est(n o no justificadas y para potenciar la eficacia de tales medidas, el demandante pueda acudir directamente al tribunal del lugar donde !an de ejecutarse, en lugar de solicitar las medidas del primero y luego tratar de que sean reconocidas y ejecutadas en el segundo. 2. @e"imen en materia de medidas cautelares. - si el foro principal es un tribunal espa&ol, ser( competente para adoptar medidas cautelar siempre que no sea para conocer del litigio en el que se solicite. Si las medidas !an de !acerse efectivas en otro estado, deber( reconocerse la decisión adoptada por sus tribunales, que ruego proceder(n a su ejecución. - si el foro principal es el de otro estado, los órganos jurisdicciónales espa&oles tambi n podr(n adoptar medidas cautelar o provisionales respecto de personas o bienes que se encuentren en territorio espa&ol y deban cumplirse en espa&a, actuación que, podr( llevarse a cabo no sólo a requerimiento del tribunal extranjero sino tambi n si el demandante las solicita directamente del tribunal espa&ol. ?i. Cuestiones relativas a la aplicaci!n de las normas sobre competencia judicial internacional. 1. #itispendencia internacional. - el convenio de bruselas regula dos supuestos relativos a procesos seguidos en estados distintos entre los cuales existe una vinculación sustancial. la litispendencia y la conexidad. Existe una situación de litispendencia internacional cuando se formularen demandas con el mismo objeto y la misma causa entre las mismas partes ante tribunales de estados contratantes distintos. F dado que puede dar lugar a que si uno y otro tribunal resuelve de forma distinta existan 1 decisiones inconciliables- para evitar esta consecuencia dic!o precepto determina que el tribunal ante que se formuló la 1E demanda deber( suspender de oficio el procedimiento en tanto no se declare competente el tribunal ante el que se interpuso la primera- y si se declarase competente, deber( in!ibirse del conocimiento del litigio en favor de aquel. Ello supone que lo decisivo es la prioridad en el tiempo. En el ordenamiento espa&ol esta situacion procesal no se !a contemplado en la ordenación de la competencia judicial. - en cuanto a la 5prioridad en el tiempo5, se exige, en primer lugar, que las demandas en uno y otro proceso tengan el mismo objeto y la misma causa, tambien se exige la identidad de las partes y, por "ltimo, para poder apreciar cu(l es el

2;

tribunal ante el que inició el litigio en primer lugar, el t.j.c.e., determinó que es aquel ante el que se cumplieron en primer lugar las condiciones que, seg"n el derec!o interno de cada estado, permiten apreciar que existe una litispendencia definitiva. La l.o.p.j. no regula la litispendencia internacional, pero si la l.e.c., en el orden interno. 2. ?erificacion de la competencia judicial internacional. - en el convenio de bruselas, el art. /6 contiene una regla especial. que los jueces de un estado contratante !an de declararse de oficio incompetentes si se suscita, a título principal, un litigio respecto al cual son exclusivamente competentes los tribunales de otro estado contratante. +fotocopiar ej. )(g. 28>.,. La regla general del art. 1I, aplicable cuando el demandado est domiciliado en un estado contratante, tiene como finalidad la proteccion del derec!o de defensa del demandado, a cuyo fin el jue# deber( suspender el procedimiento !asta que se acredite que se le !a notificado la demanda con tiempo suficiente para defenderse. - la l.o.p.j. no regula el r gimen de verificacion de la competencia judicial internacional. Tema 1 : re"imen del proceso civil con elemento extranjero y asistencia judicial internacional. I. Introduccion. Ii. Carantias constitucionales en el proceso civil internacional< derecho aplicable al proceso y cooperacion jur5dica internacional. 1. Carantias constitucionales en el proceso civil internacional. Los derec!os y libertades fundamentales de la persona, su vigencia, su regulación y su ejercicio son uno de los cimientos b(sicos del estado de derec!o. La vigente c.e.A:8 establece un amplio catalogo de derec!os y libertades publicas que viene siendo considerado y aplicado por los organos jurisdicciónales e interpretado por el t.c. en la c.e. se regulan unos derec!os fundamentales atribuidos indistintamente a espa&oles y extranjeros, otros que son solo respecto de espa&oles y aquellos que los extranjeros podr(n ejercer cuando las leyes y tratados asi lo estable#can. )or el art. /I.1 c.e., la interpretacion de los derec!os y libertades en ella reconocidos !a de reali#arse de conformidad con la declaracion universal de los derec!os !umanos y los tratados y acuerdos internacionales sobre las mismas materias ratificados por espa&a. *demas, el art. ;2.1 c.e. se&ala que cualqueir ciudadano podra recabar la tutela de las libertades y derec!os reconocidos en el art. /> y la seccion primera del capitulo segundo ante los tribunales ordinarios por un procedimiento basado en los principios de preferencia y sumariedad y, en su caso, a trav s del recurso de amparo ante el t.c. Esos derec!os y libertades fundamentales, en la medida que afenten a extranjeros adquieren su maxima consideracion jurídica, por la especial proteccion y tutela que reciben del texto constitucional, que los garanti#a por medio de los siguientes cauces procesales. /0, ante la jurisdicción ordinaria, por el procedimiento civil ordinario y por el procedimiento civil especial al amparo de los arts. // a /; de la ley 71A/6:8 de proteccion jurisdicciónal de los derec!os fundamentales de la persona. 10, agotada esta via, podra acudirse en amparo ante el t.c. 20, agotadas todas las vias internas, cabe la posibilidad de interpoer recurso de amparo ante el tribunal europeo de derec!os !umanos. tanto los principios rectores del proceso civil internacional como los relativos a la jurisdicción, por afectar al derec!o material que asiste y sustentan las partes, quedan vinculados a los derec!os fundamentales que como garantias procesales establece el art. 1> c.e., no solo en su aspecto de derec!o al proceso y a la accion en igualdad de las partes, con el derec!o a defensa que tambien les asiste, sino tambien en lo relativo al derec!o al proceso con todas las garantias. )or ello, las garantias procesales del art. 1> c.e. asi concebidas pasan a formar parte del orden publico del foro en espa&a, extremo de gran relevancia para el regimen de proceso civil con elemento extranjero y la asistencia judicial internacional. El arma#on de las garantias jurídicas fundamentales del proceso civil internacional en espa&a reside en la c.e. y, dentro del sistema general de proteccion de los derec!os fundamentales, el convenio de roma de /6;I, como eje central en la materia. En la triple vertiente del derec!o procesal y, por tanto, del proceso civil internacional +derec!o a la jurisdicción, derec!o a la accion y derec!o al proceso,, resulta irrelevante la nacionalidad de las partes. %o obstante, el proceso civil internacional no deja de ser un proceso interno, que se rige por las normas del proceso civil ordinario y por algunas normas particulares concebidas en funcion del elemento externo relativo a las relaciónes o situaciones jurídicas sobre las que versa. 2. #a re"la lex fori re"it processum y el art. +.2= del codi"o civil. La regla lex fori regit processum designa a la ley del foro +del ju#gado o tribunal que conoce del asunto, como rectora del proceso. Es una de las multiples manifestaciones del principio de soberania del estado en relación con el elemento espacial o principio de territorialidad. El art. 8.1 c.c. recoge la regla lex fori regit processum. 5las leyes procesales espa&olas seran las unicas aplicables a las actuaciones que se susciten en territorio espa&ol, sin perjuicio de las remisiones que las mismas puedan !acer a las leyes extranjeras, respecto a los actos procesales que !ayan de reali#arse fuera de espa&a5. Sus caracteristicas esenciales son. su formulacion generica y exclusiva- se trata de una norma que, conforme a la rigide# de la politica legislativa del momento, se redacto como norma de conflicto de caracter unilateral- al igual que sucede con otras normas del c.c. en materia de derec!o internacional, estamos ante una errónea ubicacion de una norma procesal en el c.c., en lugar de en la l.e.c .; la formulacion dada a la regla lex fori regit processum en el art. <.+ c.c. determina o explica que el estado español concede la tutela jurídica con independencia de la nacionalidad y, por tanto, en las mismas condiciones a los nacionales que a los extranjeros. . #a cooperacion jur5dica internacional y el proceso civil con elemento extranjero. La cooperacion jurídica internacional !a sido siempre una de las bases y una de las finalidades del d.i.pr., manifest(ndose con gran intensidad a partir de la decada de los 8I debido al aumento progresido del trafico juridico externo como consecuencia del acceso y empleo generali#ado de los medios de transporte y comunicacion, el avance y desarrollo tecnologico en estos medios, la codificacion interna e internacional de las normas que lo regulan, el incremento del n0 de casos sometidos a decision de los organos jurisdicciónales +jurisprudencia,, los avances en los procesos de integracion y particularmente del desarrollo de la u.e. y, finalmente, la apertura !acia el exterior de nuesto país.

27

es decir. 2: . entre otros supuestos. // c.c.e. y los extranjeros residentes legalmente en espa&a cuando acrediten insuficiencia de recursos para litigar5. ./ c. @oda persona.. se !an visto atemperados gracias a la accion de la cooperacion internacional. solo podr(n comparecer en juicio lo que est n en pleo ejercicio de sus derec!os civiles y.i. +60 en cuanto al objeto y la carga de la prueba hay que tener en cuenta + aspectos' que deber$n regirse por la ley aplicable al fondo. Las bases jurídicas de estos 2 planos se encuentran tambien en el !ec!o de que el proceso civil internacional se rige tambien encuanto a la prueba por los mismos preceptos del proceso civil interno. salvo algunas particularidades y matices derivados de la naturale#a jurídica del tr(fico externo. la practica de la prueba en el proceso civil internacional ordinario. la ley rectora del fondo del asunto. /. En el derec!o convencional se puede encontrar base jurídica suficiente para romper con esa discriminacion legal en la media en que entre los estados parte las relaciónes jurídicas reguladas estan situadas en plano de igualdad y. su valide# formal estar( supeditada al cumplimiento de la lex loci celebrationis o a cualquier otra de las contempladas en el art.1 c. Hajo el principio de no discriminacion por ra#on de la nacionalidad.pr. 5lex causae5... .e. Iii. en ambos casos.pr. Particularidades del proceso civil con elemento extranjero. en el que !a de imperar el principio de la no discriminacion por ra#on de la nacionalidad consagrado en la jurisprudencia del t. es decir. . !ay que partir de los principios basicos constitucionales.. en la doctrina de d.. cuando establece que para decretar el embargo por deudas o en especie sera necesario. para las personas fisicas conforme al art..e.e. Este precepto es claramente inconstitucional y discriminatorio del extranjero y su pretendida vigencia es contraria a la tutela judicial efectiva de los tribunales garanti#ada a toda persona por el art. en consecuencia. no cabe la existencia de discriminacion. en el caso de otorgarse en el extranjero. Se trata de otra limitacion procesal para el litigante extranjero que no debería encontrar ningun eco juridico constitucional y menos aun en el ambito de la u. en un plano diferente se encuentra la llamada capacidad procesal para comparecer en juicio o capacidad de obrar procesal que.c. <. estando ante otra excepcion del art. Iv. #imitaciones procesales de caracter economico y patrimonial al liti"ante extranjero. no la ley del foro. se les tendr$ que aplicar la lex fori en cumplimiento del art. !abr( que aplicar la ley designada a tal efecto para regir el fondo del asunto.c. Los efectos de la vigencia de la soberania estatal y su principio de territorialidad.c.c. las normas de la prueba se regir(n por la ley del foro. //6 c.c. la obtencion de pruebas en el extranjero para ser utili#adas en el proceso que se celebra en espa&a. 8. la iuri et de iure. con algunas excepciones. )ara el examen de la prueba en el proceso civil internacional.a probatoria que aquellos le atribuyan. 1. 5si el demandante fuere extranjero. ser( tambien excepcion dilatoria la del arraigo del juicio. que el deudor.. 1> c. independientemente de su nacionalidad y sin discriminacion de ningun tipo tiene el derec!o fundamental a la tutela judicial efectiva de los tribunales y el derec!o al proceso en general. incluida la presuncion iuris tantum y sobre todo. /1. 6. )ara el estudio de las particularidades de la posicion jurídica que en el proceso civil con elemento extranjero se atribuye al no nacional en el derec!o procesal civil internacional espa&ol. y como excepcion a la ley aplicable al objeto y carga de la prueba. en los casos y en la forma que en la nacion a que pertene#ca se exigiere a los espa&oles5. ademas de acreditar la deuda. si bien resulta ra#onable que se parta de una aplicación restrictiva de tal excepcion. )ara el art. con un particular reflejo en el (mbito del proceso civil internacional. 8. constituye un presupuesto de la accion.sistencia judicial internacional en el proceso civil con elemento extranjero. %spañola es tradicional elcentrar la problematica del examen de la prueba en el proceso civil internacional desde las perspectiva de la ley aplicable a los siguientes presupuestos' -60 a la admisibilidad de los medios probatorios y a la fuer. a.7.e. .>II. El derec!o convencional general excluye esta excepcion desde finales del s. en cuanto a la legitimacion activa y pasiva del extranjero en el proceso civil internacional .u. 2. />II l. & extranjero en el proceso.10 c. en el plano de la ley aplicable a la legitimacion en el proceso civil internacional. +art. #a prueba en el proceso civil internacional.i. y para las personas jurídicas. el art. el art.la tradicional nocion de la asistencia judicial internacional concebida como el auxilio que entre sí se otorgan los organos jurisdicciónales en y para el desarrollo del proceso.b.c. deber(n !acerlo mediante sus representantes legales.. La limitacion procesal se encuentra en el art. es necesario diferenciar 2 planos.c. 10 de la ley /A/667 dispone que 5en los terminos y con el alcance previstos en la ley y en los tratados y convenios internacionales. en otro caso.e.la cautio judicatum solvi..c. pero este principio general tambien puede quebrar a favor de la lex fori siempre que el interes de proteger asi lo demande para la reali#acion de la justicia y la efectividad de la tutela judicial. los nacionales espa&oles. podría recabarse la aplicaci n excepcional de la lex fori y no de la lex causae.+ c.c.c. #a jusiticia "ratuita.//.e. que materiali#a la regla lex fori regit processum. conforme al art.. En consecuencia se est( ante una excepcion del principio general contenido en el art. de forma especial las normas de procedimiento.solo así se podr(n reali#ar actos validos en el proceso.1 c. uno de los elementos necesarios para tener derec!o a una tutela judicial concreta. !a podido ampliar su campo de acción.1 c. la alegacion y prueba del derec!o extranjero del art. conforme al art.e. 10 de la l.. 0.10 de la l. los de los demas estados miembros de la u.. establece como norma general que la actuacion como parte en el proceso !a de reali#arse necesariamente mediante la representacion de procurador de los tribunales y defensa de abogado... Est( contemplada por el art. 6.. 1. en el examen de aplicación de los preblemas de aplicación de las normas de d. siguiendo los dictados de su ley nacional. Es aquella actividad que desarrollan las partes con el tribunal para que ste adquiera el convencimiento de la verdad o certe#a de un !ec!o o afirmacion f(ctica o para fijarlos como ciertos a los efectos de un proceso. sea extranjero no naturali#ado en espa&a. +fotocopiar ese art.2> l. La determinacion de la capacidad procesal de los extranjeros para comparecer en juicio en espa&a !a de establecerse. 8. y c. las cuestiones relativas a la capacidad del otorgante del poder !an de resolverse cumpliendo las previsiones de su ley nacional y. <ix. en todo lo relativo a la representacion y defensa de las partes en el proceso civil con elemento extranjero.el embar"o preventivo. @endr(n derec!o a la asistencia jurídica gratuita.e.

Solo permitiendo que sentencias nacionales desplieguen reciprocamente sus efectos en otros paises se asegura una tutela judicial efectiva de los derec!os. La informacion sobre el derec!o extranjero se !a convertido en uno de los elementos de mayor trascendencia practica de la asistencia judicial internacional en el marco general de la cooperacion y ello. se remite al ministerio de justicia por medio del presidente del t. Este convenio.el convenio de la !aya de /6.. que la remitir( al organo requerido por via consular o diplom(tica. El primero lo configura el principio de soberania estatal y la constatación de que el derec!o internacional publico no obliga a los estados a reconocer las decisiones de tribunales de justicia extranjeros. montevideo. @res son los espacios judiciales que se ven afectados por este derec!o convencional. para lo cual no se podr( exigir ning"n tipo de legali#ación o formalidades an(loga.cuando el documento de solicitud no reuna los requisitos formales de autenticidad o no est redactado en castellano. en el proceso civil internacional es otra de las mas destaclables actividades de la asistencia judicial en el marco general de la cooperacion internacional. El /0 permite reconocer en espa&a decisiones extranjeras solo en los mismos casos y bajo las mismas condiciones que en el pais de 28 .c. El segundo. vigencia.dic!as autoridades son las encargadas de recibir las comisiones rogatorias expedidas por las autoridades judiciales de estado requiriente.el objeto de la solicitud de informacion es el derec!o de un estado parte +texto. el convenio acerca de la informacion sobre el derec!o extranjero. en particular. emplean la tecnica de la cooperacion entre autoridades centrales. incorpora la posibilidad de la obtención de pruebas por comisarios adem(s de la vía diplom(tica o consular. que podr( proceder sin compulsión a la obtención de pruebas que se refieran a un procedimiento incoado ante un tribunal de otro estado parte. destaca porque en la transmision de los ex!ortos o cartas rogatorias. 2. interesando que ejecute dentro de su jurisdicción un acto judicial.s. y conforme a su legislacion. la asistencia que un organo judicial extranjero solicita a otro espa&ol. (undamento. segun el caso. . y la convencion sobre prueba e informacion acerca del derec!o extranjero. 67 y concordantes de la c. establece el sistema de cooperacion entre autoridades centrales. Tema 11: reconocimiento y ejecucion de decisiones judiciales extranjeras. $e la l. . de forma subsidiaria al derec!o convencional. 1.el convenio de la !aya de /6. !a de prestarse siempre que se acredite por el gobierno. agili#a los tr(mites y garanti#a en mejor medida la seguridad jurídica de este tipo de asistencia judicial internacional. Se concibe la asistencia judicial internacional como el auxilio que entre si se otorgan los organos jurisdicciónales en y para el desarrollo del proceso. por medio del ministerio de justicia. . si resulta atentatoria contra la soberania o seguridad del estado ex!ortado.cuando el órgano requerido no tuviese atribuciones para practicar el auxilio solicitado. que podr( denegarse cuando el proceso de que derive sea de la exclusiva competencia de los ju#gados y tribunales espa&oles. a no ser que los estados parte acuerden que lo sea por via dipomatica.j.el convenio de la cidip de /6:. la que solicita el organo jurisdicciónal espa&ol al extranjero. alcance y contenido.la respuesta a la solicitud de informacion !a de darse sin dilaciones indebidas por la autoridad requerida a la autoridad requiriente.obtencion de pruebas en el extranjero. tambien a la multiplicacion de los efectos de la cooperacion internacional general. gracias a dos convenios internacionales.6:6. El regimen de asistencia jurídica internacional. . 2. 0. 6. )ara determinar qu valor puede tener en espa&a una decision judicial extranjera es preciso partir de 1 circulos de ideas. I.. o de una petidion formulada a dic!o efecto por una parte interesada. sin intervención de ninguna otra autoridad y de remitirlas a la autoridad competente para su ejecución. se aplicar( de acuerdo al art. la existencia de reciprocidad o sta se ofre#ca por el estado requiriente. la importancia de este regmen de asistencia judicial internacional queda condicionada a la solide# de los convenios multilaterales que sobre la materia forma parte espa&a y. londres. ley que deja a salvo la la eventual existencia de tratados internacionales y organi#a la respuesta del derec!o nacional en torno a 1 formulas.. . /. En cuanto a la asistencia judicial ad extra..e. 1:: y 1:8 l.el convenio de la !aya de /67. (uentes y re"imenes de reconocimiento. el principio de coexistencia y mutuo reconocimiento de los estados y el !ec!o de que redunde en interes propio de cada uno de ellos y de sus ciudadanos el permitir la eficacia en el foro de decisiones extranjeras. 'onforme a los arts. 2erecho interno espa'ol.p.o.la notificacion de actos en el extranjero . .. La ejecucion de lo ju#gado forma parte del contenido de esa tutela.el convenio de /6:I parte de la base de que no se podr(n obtener pruebas que no est n destinadas a su utili#ación en un procedimiento ya en curso o futuro y acude al mecanismo de cooperación entre autoridades centrales. El sistema general de derec!o autonomo espa&ol sobre reconocimiento de decisiones extranjeras en materias de derec!o privado se encuentra regulado en los arts.678. C. influido por el convenio anterior. podr( reali#arse al organo requerido por las propias partes interesadas. del tribunal superior de justicia o de la audiencia.1. a la autoridad competente de otro estado contratante.el organo jurisdicciónal solicitante podra dirigir su peticion de informacion directamente a la autoridad central del estado requerido o !acerlo por medio de su autoridad central. El cumplimiento de la comision rogatoria podra denergarse. basado en la reciprocidad. Particularidades del re"imen convencional.cuando el objeto de la cooperacion sea manifiestamente contrario al orden publico espa&ol. La autoridad judicial a la que vaya dirigida la comision rogatoria estar( obligada a cumplimentarla empleando los mismos medios de compulsion que para el cumplimiento de una comision de las autoridadesdel estado ex!ortado.informacion sobre el derecho extranjero. &fectos de las resoluciones judiciales extranjeras en el ordenamiento espa'ol.si en el estado ex!ortado la diligencia interesada no est( contemplada en las atribuciones del poder judicial y. los llamados re"5menes de reciprocidad y los de rB"imen independiente de condiciones .> establece el principio general de que las notificaciones convencionales se practicar(n mediante la autoridad consular.e. por via judicial.. por intermedio de funcionarios consulares o agentes diplom(ticos o por la autoridad central del estado requiriente o requerido. *mbos convenios emplean el mismo procedimiento de asistencia judicial para la obtencion de la informacion sobre el derec!o extranjero.> establece que la autoridad judicial de un estado parte podra dirigirse mediante comision rogatoria.. /. si no est( comprobada la autenticidad del documento./ y ss.

. *si. plantea una serie de problemas especificos cuya solucion exige en algunos casos una adaptacion de nuestras propias normas procesales internas para no producir resultados inaceptables. se pronunce. La sentencia de divorcio.8 y lugano /688. la sentencia extranjera es.c. >17->1:.s. el modelo seguido por el sistema espa&ol de derec!o autonomo parece responder al modelo de extension. el efecto de cosa ju#gada impide un nuevo proceso sobre el mismo objeto.. el grupo mas importante esta formulado por el convenio de bruselas de /678 relativo a la competencia judicial y a la ejecucion de resoluciones en materia civil y mercantil. Ii. de los convenios multilaterales de los que espa&a forma parte. )a primacia del sistema convencional es indiscutida.o tambien. pues en cada uno de ellos la decision extranjera resulta 5nacionali#ada5. F tambien. .> opera cuando no exista tratado con el pais de procedencia de la sentencia. el jue# espa&ol estara vinculado por ella en ulteriores procesos con objeto distinto. que una decision podria llegar a tener en el pais donde se reconoce un mayor alcance que el pais donde !a sido pronunciada. a falta de convenio internacional. cuando lo declarado en aquella resulte antecedente logico necesario de lo que !a de resolverse en el nuevo proceso. como el de importar sin limites decisiones extranjeras que pueden !acer peligrar los principios procesales esenciales para el concepto de justicia o de seguridad jurídica del sistema donde la decision se reconoce.istemas de reconocimiento. no produciendose ningun efecto de nacionali#acion. cuando a pesar de admitirse en abstracto en ese pais la ejecucion de sentencias extranjeras. y cuando tampoco pueda probarse la reciprocidad. )resenta inconvenientes. la decision sigue siendo extranjera. el primero. $e ella se puede !ablar en sentido positivo y negativo. Ello puede suponer que cuestiones que se pensaban resueltas en un pais puedan ser vueltas a litigar en otro. en cambio. Los mecanismos para que el reconocimiento se produ#ca oscilan entre 1 sistemas opuestos. la reciprocidad carece de justificacion como regla general. En derec!o comparado.s.. positiva o negativa. el reconocimiento del efecto de cosa ju#gada requiere el previo exequatur de la decision extranjera. El segundo. lo cual no es compatible con los principios que orientan nuestro sistema procesal. pero implica dos graves inconvenientes. +fotocopiar p(g. como efectos tipicos de las resoluciones judiciales. dejando a salvo la eventual remision que los propios tratados puedan hacer al derecho nacional del estado requerido. en su interpretacion est(ndar. sin que sea preciso ningun tipo de autori#acion previa. aun no se !aya producido una reciprocidad concreta respecto de las espa&olas. es necesario referirse en primer lugar al efecto de cosa ju#gada material. @econocimiento y ejecucion de resoluciones judiciales extranjeras. . el de la l. desde este punto de vista. &fectos de las decisiones extranjeras y sistema de reconocimiento. mencion aparte meceren los efectos impropios. El modelo de equiparacion implica otorgar a la decision extranjera los mismos efectos que a una decision nacional correspondiente. que reconocida la eficacia de cosa juagada a una resolucion extranjera. En sentido negativo.e. /6. Ello implica un control de la decision a reconocer que se reali#a siempre a titulo principal a traves de un proceso de exe4uatur. un efecto constitutivo +ej. consiste en la exigenca de una declaracion previa de nuestros tribunales +t. sus normas despla. prescinde del tratamiento que en el pais extranjero reciban las decisiones de nuestro pais y establece directamente el catalogo de condiciones que el legislador espa&ol considera que debe reunir una decision adoptada por tribunales extranjeros para tener fuer#a en espa&a. que la decision adoptada tendr( unos efectos distintos en cada uno de los paises donde sea necesario reconocer sus efectos. el derec!o material de un estado puede tomar la existencia de una sentencia como un !ec!o tipico del cual !ace derivar un determinado efecto. 1. por no !aber leyes expresas ni jurisprudencia al respecto que permitan apreciarla. El modelo de extension significa reconocer en un pais la resolucion judicial extranjera con los mismos efectos que le asigne el derec!o del pais en que !a sido pronunciada. @ras el reconocimiento. sistema de autori#acion previa.pr. y el convenio paralelo de lugano de /688. Se funda en el principio de respeto a la integridad del ordenamiento extranjero. modificacion o extincion directa de una situacion jurídica. que no derivan previamente de la decision. el de extension y el de equiparacion.en estos casos no se trata de un efecto propio de la resolucion 26 . El regimen establecido en los convenios bilaterales y multilaterales en vigor es muy !eterog neo. 5dejar valer la decision extranjera en sus propios terminos y con sus propios efectos o asimilar la decision extranjera a una decision analoga de nuestros tribunales y atribuirle los mismos efectos5. ya que se consideran las materias incluidas o los mecanismos y condiciones de reconocimiento. =oderno. el jue# de instancia puede decidir la suspension del proceso en curso para que el t. Este es el sistema elegido por varios de los convenios suscritos por espa&a +bruselas. *lgunas resoluciones producen un efecto material especifico que se traduce en la creacion. )ara evitar resultados incongruentes debe permitirse que.en sentido positivo. como sistema general en espa&a. el concepto de reconocimiento se mueve en torno a 1 modelos opuestos. El r gimen independiente de condiciones. 6. por el que las autoridades nacionales competentes determinan que la decision extranjera cumple los requisitos y por tanto procede su reconocimiento. . en el sistema autonomo. El sistema de autori#acion previa y centrali#ada ante el t. si una decision extranjera es alegada en el curso del proceso. los efectosde la decision extranjera se extienden ipso iure al segundo estado. En el sistema de reconocimiento automatico.lcance y si"nificado del reconocimiento.origen de la decision se recono#can las decisiones espa&olas. Se entiende por reconocimiento. la cosa ju#gada significa que las partes estan vinculadas y deben comportarse de acuerdo con lo dispuesto. simplemente en cuanto que existe. un !ec!o juridico del cual puede nuestro derec!o !acer derivar ciertas consecuencias jurídicas. que rige. El regimen de condiciones establecido en el art. pero tambien porque el un sistema de d. * traves del reconocimiento se permite que una decision judicial procedente de un estado extranjero tenga fuer#a en otro estado distinto donde la decision podr( desplegar tambien su autoridad. Este modelo facilita a los operadores nacionales la tarea de fijar el alcance de la resolucion extranjera. )or ej. el regimen de reciprocidad ha caido en desuso ya que la jurisprudencia ha venido considerando su existencia una cuestion de hecho sometida a la alegacion y prueba de las partes. 2..i.s. %n la practica.poseen.an al derecho autonomo. autori#(ndolo .

con independencia de su denominacion como sentencia.no !abla de sentencias. *demas. Son los propios del derec!o del pais donde se ejecuta la decision. El sistema del convenio de bruselas es mas abierto que el de la l. 1. .c. .c. y sera libremente apreciada por el jue# conforme al derec!o espa&ol.. la sentencia es.e. para garanti#ar el efecto util de los convenios internacionales suscritos por dic!o estado. la ejecucion de esa decision se reserva a la competencia de las autoridades del pais donde se encuentren los bienes o las personas objeto de la decision. auto. Se beneficia del sistema del convenio tambien las resoluciones de los tribunales anteriores a la sentencia definitiva. a pesar de que la competencia judicial internacional de los tribunales de otro estado puedan resultar inobjetable. la decision extranjera recibira ejecucion en los terminos marcados por el derec!o del estado donde se pretende ejecutar. es decir. la /E corresponde a los tribunales nacionales con competencia judicial internacional sobre el fondo. sino de una consecuencia jurídica que el derec!o material de ese estado asigna al !ec!o de que exista una sentencia.. 2ecisiones susceptibles de reconocimiento se"un la l. de declaracion de un derec!o. 7II y 7I/ l. en su caso. La /E condicion es que se trate de una resolucion que proceda de un tribunal estatal extranjero. %sta f rmula presenta problemas. por si misma.7 y ss. en un caso internacional deben distinguirse 1 fases. La fórmula de asimilar los actos de jurisdicción voluntaria a las decisiones !a sido adoptada por una parte de los convenios internacionales suscritos por espa&a y presenta la ventaja de eliminar difíciles problemas de delimitación entre actos de jurisdicción voluntaria y actos de la jurisdicción contenciosa.c. por via de la ley declarada aplicable por nuestras normas de conflicto para regular esa institucion. o de modificacion de una situacion jurídica.e. el problema es que la naturale#a de estos actos no es uniforme. en la practica. $e otra parte. y como tal puede servir para atribuir a la sentencia extranjera cierta eficacia en nuestro ordenamiento. Iii. con el unico limite de que se trate de decisiones adoptadas en el pais de origen en proceso contradictorio. )ermite el reconocimiento de cualquier decision judicial de un tribunal de un estado parte del convenio que. providencia o mandamiento de ejecucion.e. si cumplen las condiciones de sus sistema de reconocimento y ejecucion. ya se trate de una decision de condena a una prestacion. una decision extranjera puede aportarse como medio de prueba en sentido t cnico. aquellos cuyos efectos constitutivos derivan de la decision de la autoridad judicial. 1. %ntran tambien en el concepto de (resolucion(. y tampoco las dictadas en un procedimiento ejecutivo. cabe el reconocimiento de medidas provisionales y cautelares. La 1E posibilidad sería la del reconocimiento material. entre en el campo de aplicación del convenio. 1. aunque extranjero. por ej.->27. que varían de país a país. es tan amplia que puede englobar todo tipo de decisiones pronunciadas por los tribunales de los estados parte.c. %l convenio no exige que se trate de resoluciones firmes. %n cuanto a las transacciones judiciales.e. solo en alguno de ellos caba !ablar de actos de verdades jurisdicción. previamente tal ejecucion tras un control de la decision. estar(n obligadas a !acerlo. 0. 'omo tal !ec!o tambien puede permitirse la anotacion 5con valor informativo5 de una sentencia extranjera en los registros nacionales. %ing"n estado ni convenio internacional permite recibir decisiones extranjeras incondicionadamente. Esa exigencia excluye a las decisiones extranjeras sobre medidas provisionales de urgencia o cautelares. El sistema general de reconocimiento ccontenido en la l.ejecutar es 5!acer cumplir5 esa misma decision. Las decisiones de los tribunales arbitrales en el extranjero son susceptibles de reconocimiento en espa&a por la via especifica de los arts. ya que limita el espectro de la cooperacion internacional al pais cuya ley declaran aplicables nuestras normas de conflicto. por ra#on de la materia.e. $e la ley de arbitraje o en los convenios internacionales en la materia. $ic!a fuer#a probatoria se alcan#a si reune los requisitos exigidos para los documentos extranjeros por los arts.e. la l. los actos de jurisdicci n voluntaria en la medida en que por ra.judicial extranjera. Iv. . @esoluciones juidiciales extranjeras susceptibles de reconocimiento.c. Planteamiento "eneral. basta con que produ. Estan restringidas a materias de derec!o privado. Los mecanismos de la ejecucion propiamente dic!a y sus limites +bienes inembargables. $eterminar la clase de resoluciones extranjeras que pueden ser objeto de reconocimiento en espa&a exige distinguir entre el regimen general de la l. 2ecisiones susceptibles de reconocimiento en el sistema del convenio de bruselas de 1)7+. 3si.lcance y si"nificado de la ejecucion. *demas.por el ori"en de la decision. Condiciones del reconocimiento y de la ejecucion. 'ada estado somete ese reconocimiento a ciertos requisitos que las resoluciones extranjeras deben cumplir para poder >I .on de la materia entren en el campo de aplicaci n del convenio. 1 vias son posibles para su reconocimiento. a título incidental.el control se !aria descentrali#adamente. 1. antes de proceder a la ejecucion for#osa de una decision extranjera todos los estados exigen que sus autoridades judiciales nacionales autoricen +exequatur. )as dudas se refieren a las decisiones que resuelven cuestiones procesales.istemas de ejecucion.por el objeto de la decision. alude solo a sentencias.can efectos en el estado de origen. Las decisiones de tribunales religiosos solo seran reconocidas cuando act"en con funciones jurisdicciónales delegadas por el estado extranjero en cuyo territorio se !ayan pronunciado. pero que no pueden ejecutarlas fuera de su territorio. 2. En la 1E. Introduccion. . ni las resoluciones de jurisdicción voluntaria. La reserva de la competencia exclusiva sobre la ejecucion en favor del estado donde sta deba llevarse a efecto significa que. )as resoluciones que resuelven sobre las pretensiones de las partes no suscitan dificultades de inclusion.. Ceconocer es 5dejar valer5 en un estado una decision extranjera. exige que se trate de sentencias firmes. 4na ve# otorgado el exequatur. *si. dentro de las cuales.c. firme#a apreciada conforme al derec!o procesal del estado de origen de la sentencia. la /E es la de un reconocimiento procesal. al margen de su reconocimiento. el convenio de bruselas asimila su tratamiento al de los documentos privados extranjeros. +fotocopiar >2.. que. sino de resoluciones. La ejecucion implica el ejercicio directo del poder coactivo estatal. adaptados. y los regimenes convencionales. un documento publico. . La definicion del art. que puden adoptar decisiones vinculantes. todas las resoluciones judiciales que decidan o dispongan sobre las pretensiones de las partes pueden ser objeto de reconocimiento. y siempre se lleva acabo por las autoridades nacionales del estado donde deba levarse al efecto y segun su derec!o nacional.

. y por el principio de confian#a en los tribunales de otros estados contratantes. no del convenio.j. 9inalmente.. si el demandado considera que el tribunal extranjero que conoce del asunto es incompetente y resuelva sobre el fondo. en los casos de competencias especiales en materia de consumidores y contratos de seguros. 6. en el r gimen del convenio de bruselas. 5si no !ubiere tratados especiales con la nación en que se !allan pronunciado +las sentencias. la competencia judicial internacional del tribunal que conoce de un litigio es un presupuesto del proceso. lo que entra&a una 5función negativa5 de la reciprocidad./0. entra&a una situación de car(cter bilateral. 'uando el demandado es empla#ado por los tribunales del mismo país donde tiene su domicilio.el !ec!o de que intereses p"blicos o generales puedan estar en juego justifica la permanencia del control.. ello con tres excepciones.en 10 lugar. cuando est(n en juego las competencias exclusivas del art. la reciprocidad debe ser probada por quien la alegue. basada en la idea de retorsión contra aquel estado extranjeros que no ejecute las dictadas por nuestros tribunales. una condición implícita para el reconocimiento es que el tribunal de origen de la decisión tuviera. defender las competencias exclusivas del estado que reconoce. /7. se deber( evaluar la competencia de ese tribunal desde el punto de vista de su proximidad ra#onable con el litigio o los litigantes y de la conveniencia procesal de que aquí se desarrolle el proceso. las competencias especiales en materia de contratos de consumidores y de seguro. La verificación de esas conexión ra#onable se puede aplicar mediante una 5aplicación refleja5 de las propias normas del foro requerido sobre competencia judicial internacional de tal modo que se considerar( competente al tribunal extranjero que !a pronunciado la decisión siempre que este tribunal !aya conocido del litigio en virtud de criterios de competencia semejantes a los nuestros. Presupuestos procesales: jurisdicci!n y competencia del tribunal de ori"en. o incluso. *rranca aparentemente del principio de ausencia de control por el estado requerido de la competencia judicial internacional del tribunal del estado contratante que !aya pronunciado la resolución. jurisdicción internacional sobre los sujetos.desplegar sus efectos en el testador receptor. tra#ar ca#ando el reconocimiento cuando el criterio de competencia resulte exorbitante o excesivo.convenio de bruselas de 1)7+. de un tercer país./0. algunas características de la reciprocidad son. est( justificado que no se recono#ca en otro estado la decisión judicial que le !a puesto t rmino. de modo que no cabe el reconocimiento de la decisión extranjera. por un lado. el tribunal espa&ol deber( valorar la competencia del tribunal extranjero que pronuncie la decisión que se trata de reconocer conforme a las normas sobre competencia del sistema espa&ol. La ausencia de control se explica por el car(cter de 5convenio doble5 que tiene el convenio de bruselas. por ello no se reconocer(n decisiones adoptadas por tribunales extranjeros cuya competencia suponga la violación de un acuerdo v(lido de sumisión expresa a los tribunales del foro.20. 5si la ejecutoria procede de una nación en que por jurisprudencia no se d cumplimiento a las dictadas por los tribunales espa&oles.. Si el tribunal extranjero !a vulnerado las reglas del derec!o internacional sobre inmunidad de jurisdicción y de ejecución. 'uando el tribunal extranjero no !aya conocido en virtud de un foro equivalente a los previstos por la l.o. y del tribunal de origen de la decisión. $esde esa perspectiva.sistema de la ley de encjuiciamiento civil. es condición del reconocimiento la competencia internacional.p. tendr(n la misma fuer#a que en ella se diese a las ejecutorias dictadas en espa&a5. )or "ltimo. @anto en el r gimen de derec!o autónomo como en el marco de los convenios internacionales. la reciprocidad es actual. si falta la competencia. En ese sentido !ablamos de las 5condiciones para el reconocimiento5. En los dem(s existe una conexión mínima ra#onable entre el tribunal extranjero y el litigio o los litigantes. por lo que debe apreciarse en relación con la situación existente en el momento en que se solicita el reconocimiento. las competencias exclusivas del foro requerido se reservan directamente. el tribunal del estado de origen. para entrar a conocer de en asunto debe. proteger a las partes frente al competencias exorbitantes de los tribunales de otros estados.1 se recoge una función positiva de la reciprocidad. )or ello es necesario comen#ar por determinar cu(l sea el r gimen concreto de reconocimiento aplicable. que operan con independencia del sistema de reconocimiento elegido. las condiciones para la eficacia de la decisión judicial extranjera ser(n las establecidas en ese convenio.s. seg"n los par(metros del estado requerido.2.e. $e otra parte. Si entra en juego una cl(usula de sumisión expresa v(lida. La t cnica de control suele ser la siguiente. y los casos de convenios con terceros países. pues regula tanto la competencia judicial internacional como el reconocimiento de las decisiones. La finalidad es. el control se rige por las normas de la lex fori. negando el reconocimiento a decisiones basadas en foros de competencia que resulte racionalmente excesivos desde el punto de vista de una buena administración de la justicia y un reparto equilibrado de las cargas del proceso.c. en primer lugar. en el r gimen de reciprocidad. 0.6 de concertar con otros estados no parte del convenio de bruselas un tratado por el que se obligue al no reconocer decisiones dentro tribunales de otros >/ . impidiendo que decisiones extranjeras !allan invadido materias reservadas al conocimiento de los tribunales nacionales puedan desplegar sus efectos en el estado de destino. deber( considerarse la conducta de la parte +si pudiendo.20. En cambio. no la !i#o valer ante los tribunales extranjeros. como del tribunal constitucional. el convenio mantiene el control de la competencia del tribunal de origen en tres supuestos. C. En segundo lugar. el principio de voluntariedad juega un papel central en los sistemas modernos de competencia judicial internacional. los requisitos expresamente exigidos !an sido mati#ados y complementados por la jurisprudencia. tambien. en caso de incomparecencia del demandado domiciliado en otro estado contratante deber( verificar de oficio su competencia y declararse incompetente si no pudiera fundarla en ninguna de las disposiciones sobre competencia del convenio. tanto del t.planteamiento "eneral.10. En el r gimen de reciprocidad de la l. no tendr( fuer#a en espa&a5. . lo que se puede !acer por los medios de prueba admitidos por la legislación espa&ola. . cuando el estado requerido !aya !ec!o uso de la posibilidad del art. por ello. 10. su sentencia no ser( reconocible ni ejecutable en espa&a. seg"n la t cnica de aplicación reflejado o consideración indirecta. declararse de oficio incompetente cuando cono#ca a título principal de un litigio en una materia en que la competencia este atribuida de modo exclusivo a los tribunales de otro estado contratante. seg"n el art. en el r gimen independiente de condiciones de la l. las competencias exclusivas. 2. aplicar las reglas de competencia del convenio. 6.c. los tribunales de los dem(s estados contratantes donde se pretenda !acer valer la decisión deber( aceptar dic!a afirmación de competencia.e. En nuestro sistema jurídico al !ablar de las condiciones del reconocimiento !ay que tener en cuenta que no existe un solo r gimen de reconocimiento.en el art. Si el reconocimiento se solicita al amparo de un convenio internacional. !ay que distinguir dos perspectivas.. así. desde el (ngulo del derec!o internacional p"blico.

el tribunal requerido quedar( vinculado +no podr( revisar. En la apreciación de la competencia del tribunal de origen. *lgunos países condicionan el reconocimiento al !ec!o de que los tribunales extranjeros !ayan aplicado para resolver el fondo el mismo derec!o nacional que !ubiera aplicado sus tribunales de !aber conocido ellos el caso. La diferencia consiste en que frente a decisiones extranjeras el control de conformidad se orienta !acia el resultado. $e la l. mediante una notificación regular del inicio del proceso. del demandado o por negligencia que le sea imputable no impide el reconocimiento.conformidad del derecho aplicado por el tribunal extranjero con el derecho aplicable se"un el derecho internacional privado del foro.no contrariedad con el orden publico espa'ol. pro!íbe un reexamen general del contenido y fundamento de la sentencia extranjera. el convenio de bruselas resuelve expresmaente estos problemas a trav s de 1 principios.1. 16 del convenio de bruselas pro!íbe expresamente la revisión de fondo. 1:. especialmente en materia de derecho de familia. 'ada tribunal aplica sus normas de d. proteger los valores jurídicos fundamentales del foro y asegurar de ese modo su co!esión y eficacia frente a las leyes o decisiones judiciales contrarias a estos valores. Excepto en el r gimen de reciprocidad positiva. de suficiente fundamentación de su decisión y de respeto de los derec!os de defensa de las partes. 6. que forman parte las garantías de los derec!os de defensa. El fundamento de este presupuesto se encuentra en el postulado general de todo sistema jurídico de eliminar las antinomias.i.principio de base: prohibicion de la revision del fondo. 1.pr. un efecto negativo o de exclusión. la jurisprudencia !a venido supeditando el reconocimiento de sentencias extranjeras a la inexistencia de contradicción con una decisión judicial espa&ola. Condiciones relativas al fondo. *!ora bien. F el derec!o nacional por ellas indicadas.10 .e. %ste rasgo se ha puesto particularmente de manifiesto tras la constituci n de -5"<. 2a reconocido l gicamente sentencias extranjeras de divorcio pronunciadas antes de -5"<. %l orden público admite contenidos distintos tanto de derecho procesal como material.c. cuando el proceso se !ubiera iniciado antes en espa&a aunque no exista todavía decisión. . en atención al dato de que en el momento de solicitarse el reconocimiento de una decisión extranjera exista un proceso abierto en espa&a entre las mismas partes y sobre el mismo objeto. el control de la competencia internacional del tribunal del estado de origin que permite el convenio de bruselas se diferencia del control que es posible en el r gimen com"n de la ley de enjuiciamiento civil en un aspecto significativo.pr. por las apreciaciones de !ec!o sobre la base de las cuales el tribunal de origen fundó su competencia. en todo caso. Jtras exigencias del principio de tutela judicial efectiva y de interdicción de la indefensión operar(n por vía del orden p"blico. 0. a menos que se !aya unificado por convenio internacional multilateral. Es condición de reconocimiento de una resolución judicial extranjera que en el curso del proceso que !a conducido a su adopción se !ayan respetado garantías equivalentes a las que constituye el n"cleo esencial del derec!o a una tutela judicial efectiva y a no sufrir indefensión del art. el convenio de bruselas de /678 regula de forma independiente los requisitos de empla#amiento regular y tiempo suficiente para presentar su caso. ya sea con una decisión pronunciada con anterioridad o con una decisión futura.ar este presupuesto con referencia al momento en que se solicita el reconocimiento en el foro y no en el momento en que se dict la decisi n. impidiendo de est n modo que pueda darse cumplimiento a fallos contradictorios o inconciliables. La decisión dictada por el tribunal extranjero no puede ser reconocida si el contenido del fallo es contrario a los valores jurídicos fundamentales de nuestro ordenamiento. si el rec!a#o al reconocimiento puede estar justificado cuando existen ya una decisión espa&ola o. El sistema espa&ol !a evolucionado en el sentido de admitir la litispendencia internacional.pr. se traduce en la exigencia de que las partes !ayan sido empla#adas adecuadamente. en su art. el t. Compatibilidad con otras decisiones nacionales o extranjeras. %l contenido m$s importante es el que recibe que la propia constituci n.i.i. cuando el demandado !a permanecido en rebeldía. !n aspecto importante del orden público es el de su (actualidad( que se pone de relieve cuando transcurre cierto tiempo entre el pronunciamiento de la sentencia en el extranjero y la solicitud de su reconocimiento.en ambos casos el orden p"blico ejerce la misma función. 2 +foros potencialmente excesivos. Es decir. 3sí frente al postulado anterior de la indisolubilidad del matrimonio. El requisito del art.tambi n se regir(n por ese derec!o los modos admisibles de notificación y las eventuales subsanaciones de los vicios de notificación. el de la precedencia temporal de las decisiones y el de primacia de las decisiones del foro . El tribunal constitucional !a venido a afirmar que el respeto de esas garantías mínimas de regularidad informan el orden p"blico espa&ol como límite al reconocimiento y ejecución de decisiones judiciales extranjeras. no de los procesos.pr. Se basa en la prioridad temporal de las decisiones. La regularidad de la notificación se rige por el derec!o del tribunal del estado de origen de la decisión. el sistema espa&ol de derec!o autónomo arranca de una línea de favor recognitionis y pro!ibe un reexamen del fondo. sus soluciones puede ser distintas de las ordenadas por el sistema de d. El /0 juega en relación a decisiones pronunciadas por tribunales extranjeros. El art. incluso. derivado del principio de confian#a.i. El orden p"blico posee al igual que en la dimensión del derec!o aplicable.>. no lo es cuando el proceso abierto y a"n no concluido en espa&a se !aya iniciado despu s de pronunciar la decisión extranjeras.. El 10 principio es el de la primacia de las decisiones del foro que se deriva de una preferencia por la co!erencia de us ordenamiento. La incomparecencia por voluntad propia. C. 9. $el tribunal de origen de la decisión. Cepresenta una visión 5universalista5 de su propio sistema de d. Se trata de las garantías de imparcialidad del tribunal.. Si la decision de un estado contratante es inconciliable con una decision pronunciada en >1 .estados parte del convenio basadas en los foros de competencia del art. expresa o t(cita. 1> de la constitución. Carantias del proceso se"uido en el extranjero... En el r gimen de derec!o autónomo de la ley de enjuiciamiento civil. por el propio cambio social. . cuando el demandado estuviera domiciliado en ese tercer estado. %l tribunal debe fiscali. y !allan tenido tiempo suficiente para preparar su defensa. %o podemos reconocer competencia internacional a ese tribunal y al mismo tiempo exigirle que aplique un derec!o distinto de aquel que le ordene su sistema de d.s. sean o no de un estado parte del convenio. %o tiene en cuenta que este sistema forma parte del ordenamiento nacional y que. Los tribunales espa&oles examina la decisión extranjera para comprobar que tal decisión cumple las condiciones establecidas en el sistema espa&ol para su reconocimiento. político y econ mico que reflejan sus normas. .

la competencia viene atribuida a los jueces de /E instancia. .el estado requerido. )ara oponerse al exequatur no cabe suscitar excepciones ya planteadas o que pudieran serlo ante el tribunal extranjero. &l proceso de reconocimiento y ejecucion.s.. este proceso se verifica si la sentencia estranjera reune los requisitos o presupuestos a cuyo cumplimiento subordina la eficacia de la sentencia extranjera en españa. y de control centrali#ado +en el t. )a naturale. implantó en /88/ un sistema de autori#acion previa general. 'onforme al art.e. %o cabe volver a litirgar sobre el merito. a una declaracion o autori#acion previa por parte de los tribunales del pais donde esa ejecucion debe tener lugar. 'on ello se busca un efecto sorpresa que permita asegurar el efectivo cumplimiento de la decision y adoptar medidas cautelares. procede el control de la legialidad formal exigida por nuestro sistema. El convenio de bruselas distingue segun se trate de reconocimiento o de la ejecucion de la resolucion judicial. La declaracion de reconocimiento se obtiene tras un proceso similar al proceso especial que el convenio de bruselas preve para obtener la autori#acion de la ejecucion de resoluciones extranjeras +la declaracion de ejecutabilidad.>.a del proceso de exequatur es la de un proceso de homologacion o verificacion de las condiciones prefijadas por la ley para permitir que las decisiones extranjeras desplieguen sus efectos en españa. 6. en el que se otorga o deniega el exequatur.e. en ese convenio. 9rente a su decision cabe un sistema de recursos previstos en el convenio.c.-6. 7.e..no requiere ningun tipo de declaracion previa ni autori#acion por parte de un tribunal del estado requerido. o que se refieran al fondo. %l reconocimiento se ejercita por la via de accion. condicion y capacidad de la persona. sino que sirven para comprobar que ciertas de las condiciones generales del reconocimiento se !an cumplido o para asegurar el alcance de la resolucion extranjera cuando se pretenda su ejecución. tanto para el reconocimiento como para la ejecucion. $os resoluciones se consideran inconciliables cuando entra&en consecuencias jurídicas que se excluyen mutuamente. El proceso de reconocimiento esta en relación directa con el sistema o modelo de reconocimiento elegido por el legislador nacional. 6. Condiciones para la ejecucion. *. pues la competencia para dar esa autori#acion se atribuye a los juagados de /E instancia. En el primer caso el reconocimiento es autom(tico. estando ambos sujetos al mismo tipo de proceso previo de autori#acion que el regulado en los arts.la 1E fase sigue los principios de un proceso contradictorio. 1. %l organo competente es el t.. no distingue entre reconocimiento y ejecucion. el regimen del convenio de bruselas de /678 es menos formalista y sus exigencias cumplen no solo la funcion de garanti#ar la autenticidad. La expresion encierra un doble sentido.utenticidad y "arantias formales. >2 .>0 l. fuera absorbido por la nocion 5estatuto personal5.c. Tema 19: las personas fisicas. En un intento de conjugar ambas nociones. unilateral. La l. por ministerio de la ley. &statuto personal. El proceso de reconocimiento termina por auto.c. no de revision de la sentencia extranjera. procede efectuar el contral de la legalidad formal extranjera verificando que la carta ejecutoria reuna los requisitos necesarios en la nacion en que se !aya dictado para ser considerada como aut ntica.. F. circunstancias !istoricas !an propiciado que el concepto 5estado de la persona5. ?. )ara poder ser ejecutada en otro pais la decision extranjera debe satisfacer las mismas condiciones que son exigidas para el reconocimiento y. Esta declaracion de ejecutabilidad se pronuncia tras un proceso de exequatur. debe ser ejecutoria en el estado donde !a sido pronunciada. sin audiencia de la parte contra la cual se quiere ejecutar. El reconocimiento automatico requiere el eventual control de cumplimiento de las condiciones exigidas para el reconocimiento. +exequatur.e. adem(s. que !ace referencia a un plano puramente subjetivo. Concepto. esto es. . ... por otro lado. una primera. *dem(s es un sistema de control descentrali#ado.el sistema delconvenio de bruselas es de reconocimiento autom(tico. se practicar( incidentalmente por la autoridad ante la cual la decision extranjera se quiere !acer valer. Ese proceso de exequatur se divide en 1 fases. Ello implica que la persona que se oponga al reconocimiento solo puede alegar el incumplimiento de alguna de esas condiciones como unica via de evitarlo. no ser( reconocida.8 de la l. I.c. La contradiccion entre una decision de un estado no contratante y una decision del foro no est( regulada por el convenio y se rige por el derec!o autonomo de cada pais. La ejecucion se supedita.el sistema de derec!o autonomo de la l. sin necesidad de procedimiento alguno y ejecucion sujeta a autori#acion previa. Se trata de condiciones formales cuya funcion es asegurar la veracidad de la decision y su contenido. que cumpla las condiciones que las leyes espa&olas requieran para que !aga fe en espa&a. inicialmente utili#ada para designar la normativa jurídica destinada a regirlo. el estatuto personal abarcaría 5todas las disposiciones normativas que tienen por objeto principal y determinante el regular el estado. y la parte contra la cual se solicita el reconocimiento puede !acer valer sus objeciones.s..

puede !ablarse. el imperio de la ley sucesoria termnar( imponi ndose. *!ora bien.en contrapartida. al !ablar de 5ley personal5 debe entenderse que !acemos referencia al sistema juridico que seg"n la norma de conflicto aplicable. no podemos descartar a prior que tal objecion pueda prosperar ante nuestros tribunales.. En nuestro derec!o. general y convencional. el domicilio o la residencia en el mismo. que esta se extingue con la muerte. *demas de la muerte fisica. el reglamento del registro civil dispone que el nombre y apellido de un extranjero se rigen por su ley personal. la generalidad de las legislaciones incluyen bajo aquel epigrafe los problemas referentes a la capacidad y el estado civil de las personas. El tema de la conmoriencia no se encuentra especificamente regulado en el sistema espa&ol. situacion que en nuestro ordenamiento juridico. Se trata de cualidades jurídicas que por no ser disponibles y tener caracter absoluto tenden a ser permanentes. En cuanto a los efectos de la declaracion de fallecimiento !ay que estar a lo que disponga la ley personal del declarado fallecido. parali#ando la adopcion de la declaracion de fallecimiento solicitada. la filiacion. siendo criteriio unanime su inclusion en el estatuto personal. El tema de los derec!os del concebido y no nacido se resuelve en nuestro derec!o positivo estimando que no posee personalidad jurídica. en terminos generales. en primer lugar. %o obstante. todo ser !umano go#a de personalidad jurídica.desaparecida la esclavitud. Las discrepancias abundan cuando lo que se plantea es la determinacion. pero existe un nucleo irreductible del estatuto personal. configuran su condicion como sujeto de derec!o. La declaracin de fallecimiento es reversible si el desaparecido se presenta o se prueba su existencia. Su concrecion nos conduce a un amplio sector de libertades publicas +derec!o a la vida e integridad fisica.. en consecuenca. frente a locali#aciones ocasionales y fragmentarias. Su amplitud varia en lios distintos ordenamientos juridicos internos. el art. El unico derec!o de la personalidad objeto de estudio en este apartado es el 5derec!o al nombre5. continuo y centrali#ado. la importancia en el tema de la determinacion de competencia judicial internacional. en los sistemas juridicos que tengan una concepcion personal personal y universalista de la sucesion./0 c. que tendr(n los tribunales espa&oles 5cuando el desaparecido !ubiere tenido su ultimo domicilio en territorio espa&ol5. tribunales que aplicar(n las que regulan esta institucion en el propio ordenamiento interno. como actos de jurisdicción voluntaria. 2. de a!í que. . la ley personal del fallecido es la ley rectora de la sucesion mortis causa.el estado civil !a sido definido como la cualidad jurídica de la persona por su especial situacion en la organi#acion jurídica y que. >> .i. el matrimonio y las situaciones de dependencia o independencia jurídicas. permanente. la doctrina suele estudiar los denominados 5derec!os de la personalidad5.competencia que se basa. en derec!o espa&ol. caracteri#a su capacidad de obrar y el ambito propio de su poder y responsabilidad. establece que la ley personal regir( la capacidad y el estado civil. La determinacion de la ley aplicable al estatuto personal se !alla condicionada por las mismas exigencias que justifican su existencia. a efectos civiles de a qui n se considera nacido o de los derec!os del nasciturus. muc!!os ordenamientos conocen la figura de la declaracion de falecimiento de efectos juridicos similares puesto que implica el no reconocimiento de la existencia del declarado fallecido. respecto del que se !acen especialmente evidentes las necesidades b(sicas a que responde esta nocion. ?aterias a las que los ordenamientos personalistas a&aden las relaciónes juridico-familiares y la sucesion mortis causa.ello significa que en la seleccion de la ley personal deben quedar suficientemente protegidas las notas de permanencia y unidad que le son in!erentes. !abilitadas a ese efecto tienen competencia para declarar una defuncion que 5puede ser estimada como cierta5. en relación con aquellos efectgos viculados con el fenomeno sucesorio. no requieren en principio de exequatur. con la expresion 5estatuto personal5 designamos el cojunto de instituciones que. bien en que el desaparecido tuviera la nacionalidad. *l !ablar de nacimiento de la personalidad. como tal. El convenio de atenas se centra en la determinacion de qu autoridades judiciales o administrativas. junto al nacimiento y extincion de la personalidad y de los derec!os in!erentes a la misma. 'on el concepto de 5estado civil5 se cubren varios aspectos como la nacionalidad +y la vecindad... determina la existencia y desarrollo de tales instituciones. En la declaracion de fallecimiento la relación ius-forum cobra una especial intensidad. junto a la problematica del nacimiento y extincion de la persona. En consecuencia. 6.la desaparicion de la nocion de 5muerte civil5 de todos los ordenaientos juridicos europeos !a ido unida a su calificacion como figura contraria al orden publico.de acuerdo con el.de a!í que exijan un tratamiento unico y. si alguien invocara y probara que en la ley personal del desaparecido la declaracion de fallecimiento es una institucion descnocida. a la intimidad personal. aunque a ciertos efectos se le trata como si la poseyera. referidas al individuo. bien en que la desaparicion se !aya producido en el territorio del estado. los derec!os y deberes de familia y la sucesion por causa de muerte. y la adquisicion de la nacionalidad espa&ola supone la adecuacion del nombre naturali#ado a la normativa espa&ola. . expresion que !ace referencia a una serie de derec!os in!erentes a todo ser !umano y que se encuentran fuera del tr(fico juridico. al !onor personal y familiar. Las declaraciones de fallecimiento.c. en concreto a la exigencia para ciertas materias de un tratamiento unico. extraterritorial. publico. #a ley aplicable. titular de derec!os y obligacionesde a!i que en la determinacion de la ley aplicable al nacimiento y extincion de la personalidad de las personas fisicas solo tenga importancia practica en aspectos marginales. pero condicionado a que no !aya duda de la realidad del !ec!o inscrito y de su legalidad conforme a la ley espa&ola. generalmente reconocidas en laas constituciones y objeto de proteccion por el d.de acuerdo con la doctrina francesa. Sin olvidar que la ley designada como ley personal personal tiene una clara vocacion extraterritorial.

que la creciente interferencia de lo estatal y lo comunitario en la vida privada !ace que progresivamente se atienda mas a la poblacion de !ec!o que a las colectividades abstractas formadas por los subditos o nacionales. como ocurre en el matrimonio. <iv puede comprobarse una clara preferencia por la ley del lugar efectivo de residencia. aparte de su excluson por motivos de efectividad. el caracter duradero que le asegura la permanencia del vinculo que representa.c.c. Su ra#on !a de buscarse en la proteccion del tr(fico juridico. <ix la conexion nacionalidad encontrar( resistencia en el mundo anglosajon y latinoamericano. el domicilio refleja mejor que ninguna otra nocion la vinculacion de la persona con el medio y las circunstancias socioeconomicas en las que de !ec!o desarrolla su actividad. la consagracion de la ley nacional se !ace 5sin perjuicio de algunas puntuali#aciones sobre concurrencia y preferencia de leyes distintas. aunque a partir de la reforma del c. la adopcion y en materia de alimentos. por definicion. rompe la vision monolitica que puediera inspirar la lectura de aquella norma. !ay que sumar en determinados supuestos. En la norma de nuestro c. del sistema de proteccion de los incapaces o de la deuda alimenticia. resulta recnicamente defectuoso condicionar la aplicacon del princiio del interes nacional a que 5la causa de la incapacidad no estuviese reconocida en la legislacion espa&ola. <ix. estimando que 5por naturale#a propia.que la ley domiciliar implica mayor respeto de las expectativas e interses de los terceros que normalmente. se registra un constante avance de los partidarios de la conexion domiciliar sin por ello dejar de reconocer un campo irreductible. en principio. a los supuestos de apatridia o de nacionalidad indeterminada.c.$esde el s. porque tal requisito./0 c. respecto de los actos sobre inmuebles sitos en el extranjero. en lo relativo a la utili#acion que en materia de estatuto personal !ace nuestro sistema positivo de los correctivos funcionales de la norma de conflicto que intentan evitar una palicacion excesiva e indiscriminada del derec!o extranjero. la determinada por la vecindad civil5./0 c. ni ata&e al estado. la adscripcion al derec!o comun o a uno de los derec!os forales se establece a trav s de la vecindad civil. se !aya atenuado y limitado su alcance. con frecuencia extranjera. 6 completa el sistema espa&ol consagrando a la residencia !abitual como conexion general subsidiaria. dando lugar a una polemica que llega !asta nuestros días. en un estado plurilegislativo como el espa&ol. $e otra parte. Barios ordenamientos consagrar(n en sus codigos la competencia de la ley nacional.el que se trata de un criterio que respeta los condicionamientos socioculturales. el derec!o positivo espa&ol se inscribe entre los sistemas juridicos que !an optado por la conexion nacionalidad. *demas el parrafo /IE del mismos art. Si a finales del s.el que normalmente su determinacion es mas facil que la del domicilio. para decidir sobre la capacidad para concluirlo validamente. perteneceran al mismo grupo en que el extranjero !a fijado su domicilio. a la nacionalidad. tal ve# por estas ra#ones. lo que el principio del interes nacional propugna es la prioridad de la ley del lugar de celebracion de un acto sobre la ley personal extranjera de una de las partes. debe valorarse en t rminos negativos que el juego de la ley de la residencia !abitual se !aya limitado. establece que 5ser( la ley personal. no obstante se mantendr( en multiples paises. El c.c. interpretado literalmente. resulta criticable la absoluta unilateralidad de su construccion. a efectos del ordenamiento espa&ol. Nsta es una conexion personal que por sus rasgos basicos se encuentra mas cerca de la nacionalidad que del domicilio. las consecuencias economicas y demogr(ficas de la i gran guerra van a provocar una movimiento critico del principio de la nacionalidad que. los derec!os y deberes de familia y la sucesion por causa de muerte. En materia de sucesion de titulos nobiliarios nuestra jurisprudencia parece inclinarse por la aplicación de la ley rectora de la sucesion. puede !acer pensar mas en la existencia en el derec!o extranjero de una institucion desconocida para el derec!o espa&ol que en la prevalencia de ste como lex loci. La actual disposicion se presenta formalmente como norma de conflicto bilateral completa. si la causa de incapacidad no estuvieOse reconocida por la legislacion espa&ola5. Los defensores del 5domicilio5 apoyar(n sus tesis argumentando que. 'orrectivos a los que ademas. %o obstante. @eoricamente. 6. el titulo nobiliario no afecta a los derec!os ni deberes de familia. que mantendr( su primacia !asta practicamente el s. entre las posibles restricciones a la aplicación de la ley personal extranjera. El art. el recurso a tecnicas normativas ajenas al m todo conflictual que. muc!o mas acorde con las modernas tendencias internacional-privatistas !ubiera sido extender su (mbito de aplicación a todos los casos en que la ley nacional no ofrece la mejor solucion. mantiene la nacionalidad como criterio principal y determinante para el establecimiento de la ley personal. finalmente. 6. en favor de la 5nacionalidad5 se aducen los siguientes argumentos. se&ala que 5seran validos. la excepcion del interes nacional. la teoria del interes nacional se !a construido al margen del derec!o familiar y sucesorio.c. %o obstante.c. >.la frecuente coincidencia entre la ley nacional de una persona y la de los demas miembros de su familia !ace que aplicación posibilite la obtencion de soluciones unitarias y co!erentes.el que adopcion va a propiciar la siempre deseable coincidencia de forum y ius .en distinto plano. existe una multiplicidad de supuestos en que la aplicación de la propia norma de conflicto conduce a construir la consecuencia jurídica con base en una ley personal./. tanto a nivel teorico como practico. . por otra parte. el art. )or el contrario./ c. los contratos onerosos celebrados en espa&a por extranjero incapa# segun su ley nacional. excluyen la posible apllicacion de un derec!o extranjero. extiende su competencia a la capacidad y el estado civil.la sseguridad del trafico juridico es un bien general que debia de protegerse incluso en relacon con el que se desarrolla fuera del ambito de aplicación de la ley del foro. El art. condicion y capacidad de las personas5. respecto del ambito de aplicación de la ley personal. /7. %o obstante la simultanea consagradion de conexiones claramente territoriales en determinados aspectos de la adopcion. en determinados sistemas positivos. * su ve#. Esta regla no se aplicar( a los contratos relativos a inmuebles situados en el extranjero5.

F es precisamente por sus consecuencias sociales. *. El estudio de la capacidad de las personas fisicas !a de reali#arse en estrec!a relación con las nociones de personalidad jurídica y estado civil. en suma. no lo son a titulo oneroso. *si pues. la determinacion de la ley qye !a de regir su admisibilidad. o que go#a del beneficio de la mayor edad. por lo que en la respuesta a la cuestion b(sica. de una parte. o que si ndolo. aunque cabría pensar en su posible sumision a la lex causae. 1. el menor resulta !abilitado para regir su persona y biens como si fuera mayor. en relación a sus concepciones fundamentales respecto de la organi#acion economica.. el establecimiento de limitaciones a la misma. en cuyo caso se !abla de incapacidad.no obstante. *demas. sse reali#a en el sistema espa&ol dando competencia a la ley nacional del menor. b(sicamente.. las dos limitaciones fundamentales son. por otra parte. tanto el momento en que el individuo alcan#a la mayoria de edad como cu(les sean las incapacidades concretas que se deriven de la minoridad.en ese sentido. respectivamente. la capacidad de obar admite gradaciones o variaciones en funcion.. al impedir que la incapacidad establecida de acuerdo con la ley personal. 2. de relaciónes jurídicas5. Introduccion. la incapacidad que se deriva de la minoria puede verse atemperada por instituciones como la emancipacion y el beneficio de la mayor edad. la existencia de una causa prevista por la ley y la declaración judicial. La figura jurídica de la incapacitación exige la concurrencia de dos presupuesto. la capacidad generica de obrar consiste en la aptitud o idoneidad para reali#ar efica#mente actos juridicos. no puede !acer olvidar las repercusiones que la presencia. La determinacion de la ley aplicable para establecer. modifican el regimen de base. 4na constante jurisprudencia registral muestra que es la ley nacional del menor la que rige la capacidad para ser emancipado. a las que !ay que recurrir necesariamente para establecer el sentido de las dos grandes acepciones de la capacidad. sin embargo.i. etc. en general. En esos terminos existen ra#ones !istoricas para incluir el estudio de las limitaciones a la capacidad de obrar en el ambito del estatuto personal. puede reali#ar por sí mismo. constituye el problema central que plantean en el ambito del d. *l tratarse de instituciones desconocidas en ciertos sistemas juridicos. determinados actos de contenido patrimonial solo podra reali#arlos con el consentimiento de sus padres o tutores. posibilidad rec!a#ada por nuestra jurispruedencia. del estado civil de la persona. Ii. capacidad jurídica y capacidad de obrar. En relación con el posible conflicto de jurisdicciónes. que se centra en la determinacion de los supuestos que comportan restricciones a la capacidad de obrar. social y jurídica de la sociedad en que se aplica. de !ec!o o de derec!o. celebracion de contrato. interesa dilucidar cu(l sea la ley aplicable a la duracion y consecuencias de la minoridad. * diferencia de la capacidad jurídica.En cuanto a los supuestos en que puede invocarse.pr. la incapacidad dibuja el aspecto negativo de la capacidad de obrar. frente a aquellos otros respecto de los que su capacidad de obrar se encuentra restringida. seg"n la ley org(nica del >7 . $esde la optica del trafico juridico externo. ofrece vias que permiten dar entrada a la aplicación de la ley local.de otra. 4bicacion que. aplicables en nuestro ordenamiento juridico. en el derec!o espa&ol. la capacidad gen rica de obrar de una persona solo se ver( reducida si se le cosidera jurídicamente incapa# o se encuentra incapacitado. bien por la apreciacion judicial de una causa tipificada en la ley como generadora de tan grve consecuencia +supuestos de incapacitaciones. En ese sentido !ay que recordar que el cambio de la ley personal no afectar( a la mayoria de edad adquirida de conformidad con la ley personal anterior el ambito de aplicación de esta norma respecto de los nacionales espa&oles !a disminuido considerablemente con la adopcion en nuestro ordenamiento de la mayoria de edad a los /8 a&os y de la propia normativa en cuanto a los modos de adquisicion de la nacionalidad espa&ola. *si !ay que entender por capacidad jurídica5la aptitud o idoneidad para ser titular de derec!os y obligacones y. Capacidad jur5dica y capacidad de obrar. la minoria es el unico supuesto de incapacidad en sentodo estricto. da entrada en nuestro sistema al juego de la lex loci actus. !ay que tener en cuenta que ste es un punto que cada sistema juridico determina autonomamente. En ambos supuestos. presumi ndose en principio la plena capacidad de obrar de los mayores de edad. requiere una declaración judicial apreciando que en la persona en cuestión concurre alguna de las causas tipificadas legalmente. * su ve#. Lo que si es compatible con nuestro sistema es la posible incidencia sobre la situacion asi configurada de otras instituciones o normas. a los sujetos a patria potestad y los sometidos a tutela. H. asi como el establecimiento de los actos que el menor emancipado. se excluye de forma expresa los contratos referentes a inmuebles situados en el extranjero. como la regulación especifica de las situaciones provisionales o urgentes.la mayoria de la doctrina se inclina a regir esas capacidades especiales por la ley personal del menor. tambi n quedan fuera de su (mbito de accion todos aquellos actos juridicos que no pueden calificarse de contractuales. la incorporacion a nuestro derec!o del principio del 5interes nacional5. el actual sistema positivo espa&ol en tema de estatuto personal aunque conserva como conexion principa& el criterio de la nacionalidad. invalide los contratos onerosos celebrados en espa&a. tanto las medidas de caracter protector y educativo. en ciertos supuestos y en interes del menor la generalidad delos sistemas juridicos admiten ciertas anticipaciones de su capacidad de obrar +otorgamiento de testamento.. #imitaciones a la capacidad de obrar. pero no reconocida por la legislacion espa&ola. bien por circuntancias derivadas de ciertas concreciones de su estado civil.la aptitud de la persona para reali#ar efica#mente actos juridicos puede verse limitada o restringida. El principal efecto de una declaración de incapacitación es el que se limitar la capacidad de obrar de la persona sobre la que recalcó someti ndole a tutela o curatela. a!ora bien. actividad y propiedad de los incapaces tienen sobre la colectividad en que se integran.

la funcion tuirtiva. sin necesidad de exequatur. La ausencia se presenta como una cuestion previa de multiples relaciónes jurídicas. pero esa unanimidad se rompe respecto de los actos de disposicion sobre bienes inmuebles sitos en espa&a. el art. a veces. En cuanto a los efectos extraterritoriales. no puede oscurecer el !ec!o de que su puesta en marc!a se encuentra condicionada a la quibra de la institucion familiar..p.de otra. con el fin de obviar el recursos sistematico a la excepcion de orden publico. en primer termino en materia de competencia judicial internacional el art. 11. las declaraciones de ausencia deberían tener efectos extraterritoriales. Las primeras parecen que deben someterse al imperio de la lex fori. En nuestros dias. tanto de los incapaces como de la sociedad. 6. dado el tiempo transcurrido sin tener noticias de ella. no podr(n ser asumidos por otras autoridades. la concrecion legal de las causas de incapacitacion debe intentar flexibili#arse. Concepto .i.2 de la l.poder judicial. *!ora bien. )or ello resulta ineludible la referencia a una dualidad de planos. Decanismos para completar o suplir la capacidad de obrar. como ley procesal cobra una especial relevancia. tanto las medidas provisionales en defensa de los intereses patrimoniales del ausente. relaciónes familiares y sucesorias. En consecuencia. Esa posibilidad es unanimemente defendida por la doctrina cuando se trata de reali#ar actos de administracion. las medidas provisionales o urgentes se someter(n a la ley de la residencia !abitual del incapacitado. ni tampoco una circunstancia que afecte a su capacidad de obrar o que pueda modificarla. $e otra parte. el estudio de los mecanismos juridicos destinados a completar o suplir una imperfecta capacidad de obrar !ay que distinguir entre la proteccion ejercida dentro del circulo familiar y la que se opera fuera del mismo. $e a!i que >: . bien porque no se apta para cumplir con sus contenidos esenciales en ese terreno.70 c. la competencia judicial internacional para adoptar tales de cisiones y los efectos extraterritoriales que se les debe reconocer. la determinacion de la ley aplicable. sucesiones. Concepto y clases. ser( esta ley la que estable#ca las causas de incapacitacion asi como las modalidades de suplir o completar la incapaciad.c. justificando el recurso a nociones jurídicas fuertemente impregnadas por el derec!o publico. por una parte. 1. en el marco de un distinto ordenamiento jurídico. Tema 17: las personas jur5dicas. Lunto a esta limitación al reconocimiento indiscriminado de decisiones extranjeras de incapacitación. los contratos onerosos reali#ados en espa&a por un extranjero incapacitación ser(n v(lidos en nuestro derec!o cuando la causa de incapacidad no estuviese reconocida en la legislación espa&ola. #a ausencia en derecho internacional privado.j. etc. no puede olvidarse que la incorporación al derec!o espa&ol del principio de inter s nacional se !ace en t rminos generales. relaciónes obligacionales. !ay que reconocer que se trata de un ideal de difícil reali#ación. El problema de la ausencia se plantea cuando !ay incertidumbre sobre la existencia de una persona. I. que tienen las instituciones que la arbitran nunca !a sido puesta en duda.en consecuencia. En el primer caso la naturale#a protectora de los mecanismos vinculados a la familia.por el contrario.pr. otorga competencia al jue# espa&ol siempre que el desaparecido !ubiere tenido su ultimo domicilio en territorio espa&ol. bien poque sea inexistente. exigen de intervencion judicial.. En 10 plano. los tribunales espa&oles son competentes para declarar la incapacitación de los residentes inter territorio espa&ol y para acordar las correspondientes medidas de protección de su persona y bienes. el auge de los mecanismos protectores que se desarrollan b(sicamente en el ambito del derec!o publico. en el derec!o espa&ol ninguna norma dispone de forma expresa que la resoluciones extranjeras en materia de estado y capacidad de las personas producen efectos en espa&a sin necesidad de exequetur. de otra parte.. asi como la declaracion de ausencia y fallecimiento. o una pluralidad de leyes concretadas en atencion a los diversos estatutos con los que se relacióna la situacion de ausencia +bienes. no limitados en absoluto a la capacidad derivada de la menor edad. Iii. Se trata de una situacion jurídica en la cual deben adoptarse medidas de proteccion y defensa de los bienes e intereses del desaparecido o ausente. en una materia en la que debe tenerse en cuenta la posibilidad de optar entre una ley unica +la ley personal del ausente. respecto a la ley aplicable en un plano teorico se impone distinguir entre medidas provisionales y declaracion de ausencia.o. la declaracion de ausencia. )ara el d. familia. . Las funciones encomendados a las autoridades judiciales o administrativas en este campo son tan diversas que. !aciendo jugar la nocion de 5equivalencia5 cada ve# que ello resulte posible. Introduccion. ya que la incapacitación de los nacionales espa&oles no se considera competencia exclusiva de nuestros tribunales puede admitirse la declarada por tribunales extranjeros respecto de espa&ol residente en aquel país. asi como resolver los posibles conflictos que se planteen entre tales intereses y los de sus presuntos !erederos. tambi n en lo que respecta a la organi#ación de la tutela u otras instituciones de derec!o civil. La doctrina designa un instrumento tecnico adecuado para resolver comodamente una serie de problemas socio-economicos conectados con el regimen juridico de las cosas y el de las obligaciones. en cuanto a la conveniencia de respetar la competencia de la ley nacional del incapacitado. en nuestro derec!o la ausencia no constituye un estado civil de la persona. %o obstante. condicion de la persona. En cuanto a la determinación de la ley competente en materia de incapacitaciones. se manifiesta en las disposiciones que intentan controlar que su ejercicio se realice en interes de los incapaces. la lex fori. Se&ala a la ley nacional dela persona afectada. al afectar a la totalidad de los derec!os y deberes del individuo. regimen de los bienes.

todo lo relativo a la adquisicion de la nueva. su constitucion conforme a la ley espa&ola y la exigencia de su domicilio en espa&a.aa. la sumision a la normativa del pais en cuestion. /. la aplicación de los preceptos patrios que de alguna forma limitan o condicionan la actividad de los extranjeros en nuestro propio sistema juridico. $e otra parte. las personas jurídicas de interes publico a que se refiere el c. la mayor o menor facilidad con que se arbitre el reconocimiento de las personas jurídicas extranjeras. adoptando la nacionalidad de ste. 'iertos sectores doctrinales !an cuestionado que las personas jurídicas pudieran ser dotadas de nacionalidad.c. y la persona física. la norma introducida en la reforma del titulo preliminar del c.6:> consagra un amplio espectro de actuacion a la nacionalidad de las personas jurídicas. Clases. dispone que las corporacines. la cuestion se plantea con agude#a cuando una sociedad. o es pura creacion del derec!o positivo. Las sociedades a su ve# se clasifican en civiles y mercantiles. distinguiendo a su ve# segun pertene#can o no a la religion catolica. *si. Las asociaciones y sociedades de caracter privado tienen como objeto la idea de lucro. o cuando cambio de manos. desde la perspectiva del d. son las asociaciones y las fundaciones. *!ora bien. o la de la mayoria del capital. segun la ley se ss. *si.c. 9inalmente la teoria del control va a aparecer cada ve# que situaciones de urgencia !agan especialmente intolerante el mantenimiento de la ficcion de la nacionalidad de la persona jurídica para establecer los elementos que permitan decidir con exactitud quien la controla en la practica. como fin en si misma. la transferencia al extranjero del domicilio de la sociedad que solo podra adoptarse cuando exista un convenio internacional vigente en espa&a que lo permita con el mantenimiento de su misma personalidad jurídica. en cuanto a las sociedades anonimas. y aquellas cuya explotacion principal radique en espa&a.c. 2. vienen en gran medida condicionadas por la respuesta que reciba la interrogante de si nace la personalidad de un derec!o natural que a los !ombres corresponde de asociarse libremente o de afectar bienes al servicio de fines superiores distintos de los propios y exclusivos de su propia personalidad. no establece un catalogo ex!austivo de todas las personas jurídicas que el desarrollo socio-económico !a incorporado en nuestro ordenamiento..aa. natural. asi como la generosidad de su r gimen juridico.pr.c. a las que tienen un caracter confesional.. 18 c. para la administracon de determinados patrimonios afectos a una finalidad de interes publico. de acuerdo a una legislacion extranjera.en su tratamiento. %uestro derec!o contempla. #a nacionalidad de las personas jur5dicas. las personas jurídicas tienen una vinculacion importante con la comunidad nacional en que se insertan. tanto de su constitucion como del desarrollo de su vida social interna. en cuanto que por su mediacion se procede al empla#amiento de las mismas en un ordenamiento juridico que es que le va a aportar en lo esencial el contenido de su regimen juridico. 2. El reglamento del registro mercantil se remite a lo dispuesto en los tratados internacinales previendo en supuesto del mantenimiento de la nacionalidad expa&ola cuando así se contemple en el convenio. en el caso de las ss. diferente a la de los individuos que la componen. de una parte. la persona jurídica podia y debia disfrutar de una nacionalidad propia. los requisitos para que sean consideradas espa&olas son. de subditos de un pais a los de otro. Ii. la fundacion se erige como sujeto de derec!o publico sometido a control administrativo. el vigente titulo preliminar del c. para evitar pargar impuestos o acogerse al regimen juridico mas favorable a los designios de los fundadores.en el sector opuesto se argumenta que desde el momento en que la personalidad jurídica implica una titularidad de derec!os. c. de /. tienen necesariamente su domicilio en espa&a aquellas sociedades cuyo establecimiento principal o sede est en espa&a.tambien con la finalidad de go#ar de privilegios de la legislacion del pais de explotacion. la nacionalidad espa&ola de una persona jurídica se encuentra condicionada por su constitucion conforme al derec!o espa&ol. en lo relativo al prblema de la proteccion diplomatica de las personas jurídicas. >8 . nace con una nacionalidad distinta a la de los fundadores. en cuanto al cambio de nacionalidad de las sociedades a trav s de un cambio de domicilio. pese a ser un fenomeno relativamente frecuente. el art. por el modo en que afectan a su economia y desarrollo.. una regira la perdida de la anterior nacionalidad y la otra. la defensa de una concepcion instritucional de las personas jurídicas reafirmar( el papel decisivo del lugar de constitucion o de aquel en que se desarrolla la mayor actividad o en el que se adoptan las decisiones sociales. 9inalmente !ay que incluir dentro del catallgo de personas jurídicas. En cuanto al domicilio. libremente. es decir. algunos ordenamientos no admiten tal posibilidad.por contra. no deba perderse de vista la relación casi jer(rquica que existe entre la persona jurídica +como instrumento.c. siempre que tengan el concepto de personas jurídicas con arreglo a las disposiciones del presente codigo.i.de otra. )rescindiendo de las corporaciones. bien la nacionalidad que mayoritariamente ellos ostenten. no precisa en ningun modo cuales son los criterios atributivos de la nacionalidad espa&ola de las personas jurídicas. Las legislaciones aferradas a una vision contractual de las personas jurídicas tender(n a !acer prevalecer bien la nacionalidad elegida por sus fundadores.de otra parte. el principal paquete de acciones. religioso.no obstante la solucion dada por la doctrina consiste en propiciar la aplicación cumulativa de las legislaciones de los paises implicados. del codigo de comercio considera extranjeras las compa&ias constituidas en el extranjero. ello sin perjuicio de que la sociedad deba domiciliarse en territorio espa&ol. El art. concederla o negarla. )or su parte el art. la calificacion como extranjera de una persona jurídica tiene 1 consecuencias. que puede. +por ley. fundaciones y asociaciones reconocidas por la ley y domiciliadas en espa&a go#ar(n de la nacionalidad espa&ola.

/. 11 c. o si se trata de sociedades civiles o mercantiles. &l reconocimiento y re"imen juridico en espa'a de las personas jur5dicas extranjeras. condiciona la adquisicion de la pesonalidad jurídica civil a la correspondiente inscripcion en el registro del estado y establece que a los efectos de determinar la extension y limites de su capacidad de obrar y.. $e /. e impone la sumision a la jurisdicción de nuestros tribunales. en cierta medida paralelos a los establecidos para la constitucion y actuacion de las personas jurídicas nacionales.la relativa a constitucion de ss. obligando a los estados a dar cumplimiento de la finalidad perseguida.. tanto la doctrina como la jurisprudencia. previa inscripcion +sin necesidad de autori#acin previa. uno y otro. el estudio de los requisitos que cada ordenamiento establece para permitir que una persona jurídica extranjera ejer#a en su ambito de aplicación la actividad para la que fue creada. Tema 1*: valide% formal de los actos y ne"ocios juridicos. lo cual no implica que aquella vaya a ser calificada. finalmente./0 del t. En el sistema espa&ol la ley nacional. Somete a la ley espa&ola aspectos tan importantes como la creacion de establecimientos o sucursales.6:1. el derec!o espa&ol reconoce la personalidad acordada por una legislacion extranjera a un ente de su nacionalidad. mientras los efectos de los actos juridicos son obra exclusiva de la norma de derec!o +se encuentran predeterminados por la ley. en desarrollo del art. se distingan de los !ec!os naturales en los que.aa.10. *cto juridico y negocio juridico son 1 manifestaciones de la amplitud del ser !umano para configurar su vida en relación con los demas y en el seno de la sociedad. en principio. suelen calificarlos tambien como negocios juridicos. $e otro lado. en caso de actuacion ilegal en espa&a. que dispone la elaboracion de un programa general para la supresion de las restricciones relativas a la libertad de establecimiento. la doctrina suele englobar 1 problemas. El art. las asociaciones. en el registro mercantil. los acuerdos espa&a-santa sede de /6:6.la relativa a fusion de ss. 1. por contra. de disponer de sus bienes. se encuentra sometida a una serie de controles. la reali#acion de operaciones mercantiles en espa&a. 2.c.Iii. en unos casos por la interferencia territorial de las reglas destinadas al control administrativo y en otros por la incidencia territorial de las disposiciones registrales destinadas a la proteccion de terceros. la admision de una persona jurídica extranjera al ejercicio en espa&a de una actividad concreta. La diferencia entre acto juridico y negocio juridico deriva de su misma naturale#a. @e"imen juridico.aa. bajo el epigrafe de reconocimiento de las personas jurídicas extranjeras. En cuanto al 10 plano.. configurando su estructura.aa. la ley 2IA/66> de fundaciones. %o obstante. de otra. *si cabe destacar las directivas encaminadas a la armoni#acion de legislaciones en materia de valide# de los actos de las sociedades y nulidad de las sociedades. por definicion. siendo la ley nacional la que determina los fectos o consecuencias derivados de su personaldiad que. el mantenimiento de la personalidad jurídica en caso de cambio de sede de un pais a otro y la posibilidad de fusion de sociedades sujetas a jurisdicciónes nacionales distintas. que. condicionando su actuacion al establecimiento de una delegacion en territorio nacional y a la inscripcion en el registro pertinente.10 c. los extranjeros pueden promover asociaciones en espa&a en las condiciones establecidas en la ley de extranjeria y su reglamento. si la vida interna de las sociedades se !alla presidida por la ley nacional. /0. por tanto. se !an adoptado vairas directivas que intentan la armoni#acion de las legislaciones nacionales de los estados miembros en materia de sociedades. se estar( a lo que disponga la legislacion canonica que actuara como derec!o estatutario.e. La fusion de sociedades se encuentra regulada por el convenio de fusion internacional de ss. con independencia de la via interna seguida. objetivos y posibles transformaciones. la ley nacional sera despla#ada por los conceptos del foro.>. el tratado de roma contiene un principio de reconocimiento implicito de las sociedades en el ambito comunitario al equiparar personas fisicas y personas jurídicas como beneficiariasdel derec!o de establecimiento.e. F la relativa a cuentas anuales de determinadas formas de sociedades. en los negocios juridicos existe un contenido normativo fijado por su autor o autores que buscan así. no seran nunca ampliados o sobrepasados. Segun el convenio de reconocimiento de sociedades y personas morales contempla el reconocimiento reciproco de sociedades. como rectora del estatuto personal va a regir la actividad interna de las personas jurídicas extranjeras. de modo necesario. la aceptacion de que una persona jurídica constituida de acuerdo con una ley extranjera constituye una realidad ante la cual el derec!o del foro debe reaccionar.. las asociaciones domiciliadas en el extranjero tendran en espa&a la consideracion y los derec!os que determinen los tratados o leyes especiales. las fundaciones extranjeras. su relevancia queda disminuida en cuanto a las manifestaciones externas. a trav s de actuaciones voluntarias y conscientes.com. >6 . su naturale#a originaria. En el primer plano. como sociedades irregulares. auto-regular unos intereses concretos.. el mantenimiento y modificacion de su capital. en atencion al peso decisivo de la voluntad en la formacion de los actos juridicos. no concurre la voluntad del !ombre. reconocido el derec!o de asociacion +art. Posibles funciones de la forma en la constitucion de actos y ne"ocios juridicos.u. @econocimiento. $e a!i. 18. por el ordenamiento espa&ol en los mismos terminos en que lo !iciera el ordenamiento originario. las sociedades mercantiles extranjeras podran ejercer su actividad especifica en espa&a en los terminos fijados por el c. que las considerara como no permitidas. I. c. )ara el art. si bien en ocasines podran verse restringidos... se puede afirmar que el procedimiento por el cual se manifiesta un determinado acto de voluntad constituye su forma. *sí. . contempla a las fundaciones extranjeras en espa&a. La admision de una persona jurídica extranjera en la orbita del derec!o interno no altera.com. las personas jurídicas confesionales.

el enfoque unilateral que recibe en el apartado 20 del art. El art. // c.I . Conexiones especiales. #ey aplicable a la forma de actos y ne"ocios juridicos. consagra en dos disposiciones una pluralidad de puntos de conexion cuando establece que las formas y solemnidades de los contratos. la certe#a de un acto..i. pudiendo !ablarse. 1o obstante. Conexiones "enerales.. // no debe obstaculi#ar su bilaterali#acion. respecto de la que la doctrina discute el modo en que se articulan sus elementos.. la regla auctor se erige en el criterio unico que permite a los funcionarios acreditados en el extranjero intervenir en el otrogamiento de actos juridicos modelados segun el ordenamiento que les confiere sus competencias. ser$n tambien v$lidos los celebrados con las formas y solemnidades exigidas por la ley aplicable a su contenido. Ii. sin necesidad de establecer previamente su invalide# de acuerdo con la lex loci. en la medida en que la conformidad de un acto con cualquiera de las leyes designadas lo validar(. *. el tema de la forma aparece regulado fundamentalmente en el art. las soluciones se construyen sobre 1 principios. En relación con las segundas. la regla auctor tiene un doble nivel de aplicación. 1./0 introduce 1 normas especificas referidas a los actos atinentes a bienes inmuebles y a aquellos que se reali#an a bordo de buques y aeronaves. como expresion sintetica de la aplicabilidad a la formali#acion de los actos en que opera la intervencion de una autoridad. por lo que inobservancia determina la inexistencia o nulidad de stos. la posterior impugnacion de la valide# formal del acto solo debe prosperar si todas las leyes alternativamente competentes conducen a su nulidad. atendiendo a la especialidad de su objeto y a la necesidad de facilitar su locali#acion. las 2 conexiones retenidas +lex loci. de juego de la autonomia de la voluntad. el lugar de otorgamiento se encuentra investido de una cierta prioridad conceptual. por tanto. Sin embargo. de su ley nacional. el art. Las. * pesar de que las reglas locus y auctor encarnan los principios rectores en materia de forma. Cecogidas en nuestro ordenamiento proporcionan una solucion de base. %o obstante en este precepto se consagran aut nticas conexionales alternativas. En consecuencia los particulares pueden elegir entre las diferentes leyes eventuales aplicables. determinan las modalidades formales de los actos que se perfeccionan bajo su jurisdicción. // c. el ambito ilimitado en que tal intervencion puede producirse aproxima la funcion que cumple a la que desempe&an las conexiones generales. a la existencia y valide# del negocio juridico en cuestion.de otra. H. se&ala que (si tales actos fueron otorgados a bordo de. asi como los celebrados conforme a la ley personal del disponente o la comun de los otorgantes.el aforismo auctor regir actum. subraya la trascendencia de que go#an los aspectos juridicos formales en cuanto garantia jurídica de. la forma en que desean expresar sus manifestaciones de voluntad.c. pero su inobservancia no afecta. por ejemplo. se&ala que 5 igualmente ser$n validos los actos y contratos relativos a bienes inmuebles otorgados con arreglo a las formas y solemnidades del lugar en que éstos radiquen(. 2.c. !ay que distinguir entre formas solemnes y formas probantes. junto a ellas otras conexiones que !acen mas flexible su aplicación. lex causae.al tratar de las funciones que cumple la forma en la constitucion de actos y negocios juridicos... lo que conduce a la aceptacion de la valide# en espa&a de la forma consular extranjera. $e acuerdo con el /0. los actos y negocios juridicos reali#ados al amparo de otro ordenamiento. lex personae. se entender$n celebrados en el pais . testamentos y demas actos juridicos se regir$n por la ley del pais en que se otorguen.c. Las segundas se requieren por la ley para la prueba de ciertos negocios juridicos o para que sean oponibles a terceros.. En el 10 plano. En esta interpretacion de las categorias fondo-forma en d. la regla auctor traduce un reflejo de la regla locus. go#an de igual virtualidad para validar la forma de un acto juridico. en cuanto a la forma. bien en el objeto del acto bien en la modalidad de su celebracion. al mismo tiempo que pone de relieve las profundas vinculaciones existentes entre el fondo o contenido de un acto juridico y la forma que reviste. en el ambito del derec!o internacional privado. de la autenticidad de un consentimiento o de la concurrencia de unos requisitos indispensables. En relación con las primeras el c.se trata de la din(mica íntima y evidente entre la nocion de autoridad y las modalidades de su ejercicio. en atencion a ciertas circunstancias retenidas por el legislador y que pueden concurrir. //. el c. referidas a los actos juridicos reali#ados a bordo de buques y aeronaves. *unque la aplicación de esta regla se limita a los supuestos en que autoridades publicas intervienen en las relaciónes privadas que plasman en actos juridicos documentales. el primer problema a dilucidar sera el del sistema juridico interno que !a de regir este aspecto de los actos y negocios juridicos y el papel que en esta determinacion cabe reconocer a la autonomia de la voluntad de los particulares y la determinacion de cómo se prueban y qu efectis producen en un concreto ordenamiento. Son todas aquellas que modifican o derogan la regla de base. la mayoria de los ordenamientos suelen incluir. en cuanto participes de la soberania territorial en cuyo nombre intervienen.las primeras constituyen elementos sustanciales de determinados actos juridicos. entre ellas.la regla locus !a sufrido en el derec!o positivo espa&ol modificaciones que afectan a su alcance y concretan su naturale#a jurídica. si la forma depende de la locali#acion territorial de los actos. en principio. La teoria general del derec!o. paralelamente las autoridades o instituciones. el locus regit actum y el auctor regir actum. en la materia.c. en terminos generales es un principio inspirador de la actividad de cualquier autoridad o servicio publico que permite aportar soluciones armonicas a los problemas planteados por la 5administracion publica del derec!o privado5mas concretamente referida a los supuestos extraterritoriales. la ley del pais en el que tiene lugar un acto o contrato determina la forma del mismo. la regla auctor regit actum. en el derec!o espa&ol.pr.

.. si es a la ve# la residencia !abitual del futuro contrayente.c. $esde el punto de vista tecnico.e. en cuanto la autoridad competente para otorgar la dispensa. los requisitos de edad... 7II y 7I/ l. la ley aplicable al consentimiento y la capacidad matrimonioal no est(n expresamente regulados en el c. en cuanto la ley aplicable a tal dispensa. bien al estado donde va a tener lugar la celebracion del matrimonio. complementarias de la regla del locus.i. )ero con independencia de ello. en primer lugar no se aplica la ley nacional a la capacidad matrimonial del conyuge divirciadoes la ley que se aplicó para aquel divorcio la que decidir( si es posible un nuevo matrimonio. /0.c. va a justificar las normas materiales que dan competencia exclusiva a los agentes diplomaticos y consulares espa&oles para el otrogamiento de ciertos actos y contratos relativos a sectores relevantes para la economia nacional +ej. !ay 1 excepciones a la aplicación de la ley nacional de los contrayentes a las condiciones de fondo del matrimonio. ser$ siempre aplicada. sería la ley nacional y subsidiariamente la de la residencia !abitual de cada contrayente. cualquiera que sea la ley reguladora del contenido y el lugar de conclusion del acto o contrato considerado.c. 6. En caso de matrimonios que consten en los documentos indicados en el art. Sin embargo no es necesario el exequatur en la sentencia .dic!os requisitos se apreciaran en el expediente previo. de acuerdo con la /E. El c. pero al ser cuestiones de derec!o de familia !an estado sometidas tradicionalmente al imperio de la ley personal +rige el consentimiento. segun lo dispuesto en el art. 1. Prueba y eficacia en espa'a de los actos y ne"ocios juridicos extranjeros. en el caso de sentencia extranjera.la solucion adoptada por el convenio de paris de /67> es estar bien al estado de la nacionalidad. segun el citado convenio de paris. la pareciacion de estos requisitos se llevar( a cabo en el momento de la inscripcion. etc.10 dispone que 5 si la ley reguladora del contenido de los actos y contratos exigiere para su valide. las resoluciones de la direccion general de registros y del notariado !an mantenido la exigencia de exequatur.can(. para que un acto extranjero se inserte en el ordenamiento espa&ol. por tanto. 1. los ejemplos vinculados al derec!o de familia. autori#acion paterna. en primer lugar. esa norma !a de considerarse bilateral y aplicable. *. la dispensa de impedimentos suscita 1 problemas.pr. '. la accion de orden publico podr( excluir algun impedimento existente en la ley extranjera o bien exigir la aplicación de otros presentes en la ley espa&ola inexistentes en la extranjera. '.7 del reglamento del registro civil. se presentan como excepciones o limitaciones a la aplicación de la regla locus. matricula o registro. Tema 1+: la celebracion del matrimonio y su nulidad. caben 1 acepciones diferentes. mas que a titulo de estatuto formal en calidad de ley aplicable al contenido y valide# del acto. Condiciones de fondo.. )ara el convenio de la !aya no es necesario el exequatur para. o bien extendida por una autoridad espa&ola +documento espa&ol a todos los efectos. una determinada forma y solemnidad. ante la extranjera en el caso de que para su celebración se necesite el certificado de capacidad matrimonial. Condiciones de valide% del matrimonio.de su abanderamiento./ . la tension entre formalismo y consensualismo no se !a resuelto nunca en terminos de exclusion absoluta..c. aptitud fisica. La 1E acepcion de la eficacia se refiere a la llamada 5eficacia extraprocesal de los actos extranjeros5. con tal expresion se !ace referencia al regimen privilegiado de que gon#an las escrituras publicas como titulos juridicos en nuestro ordenamiento y a la interrogante de si dic!o r gimen puede extenderse a las otorgadas en el extranjero +en sentido afirmativo. es necesario resolver el problema de su calificacion como documento publico o privado y una ve# reali#ada esta operacion el documento debe recibir la misma fuer#a probatoria que sus equivalentes reali#ados segun el derec!o espa&ol. '. entre los efectos se situa en un primer plano conceptual. H. //. *. @al eficacia extraprocesal se materiali#a en la inscripcion del documento extranjero en el correspondiente registro espa&ol. //.. en el art. I. *unque la doctrina opina que no es necesario el exequatur./0 c. tanto para la celebracion de nuevo matrimonio como para la inscripcion en el registro del matrimonio contraido ante autoridad extranjera.10 es la que. es necesario que previamente pueda probarse su existencia. mediante intervencion judicial con un control similar al exequetur. y siempre que ello se intente !abr( que recurrirse a una certificacion extendida por la autoridad extranjera +estamos ante un documento extranjero. @ambien esta norma va a cumplir un papel fundamental en aquellos supuestos en que una formali#acion o solemnidad indispensable para la valide# de un acto pueda conceptuarse como requisito de fondo y por tanto subsumible en la lex causae.. junto a la invocacion general de la regla auctor. si bien la direccion general del registro y del notariado !a afirmado la incompetencia de nuestras autoridades para otorgar la dispensa a subidtos extranjeros que pretenden contraer matrimonio ante la autoridad espa&ola plantea dificultades de orden practico que implica la necesidad de acudir a las autoridades del pais de nacionalidad para obtenerla. tanto si el matrimonio se celebra ante autoridad espa&ola o. $entro del derec!o civil.. )os navios y aeronaves militares se considerar$n como parte del territorio del estado a que pertene. su posible valor como prueba extrajudicial. 10. equivalente en gran medida a valor probatorio que opera normalmente en atencion a una posible fiscali#acion jurisdicciónal. solo cabe !ablar de eficacia en sentido traslaticion. Si se trta de actos puramente privados. Iii. /0. @ales normas se !an de calificar como normas materiales de d. a!ora bien. acerca de la eficacia del documento extranjero. La norma del art. condicionado a los mismos requisitos que los arts. incluso en el caso de otorgarse aquellos en el extranjero. al margen de su posible fuer#a ejecutoria. establece para dotarlos del mismo valor en juicio que los autori#ados en espa&a. H. Enajenacion de buques espa&oles o la constitucion de !ipoteca naval en el extranjero.

matrimonio sin forma . La exigencia de expediente previo al matrimonio contraido ante los ministros de las iglesias evangelicas e israelitas facilita la inscripcion ya que garanti#a la existencia de la capacidad matrimonial de los contrayentes de acuerdo a la legislacion civil. que !abr( de expresar las circunstancias exigidas por la legislacion del registro civil. es decir a las formas establecidas en el derec!o espa&ol. el regimen es el mismo que el contraido ante la autoridad civil en espa&a.tampoco se aplicaran las leyes nacionales de los futuros esposos cuando stas se opongan al orden publico del foro +ej. la nulidad. el titulo para practicarla ser( la certificacion expedida por funcionarios competentes que acredite ese matrimonio y las declaraciones oportunas. ante autoridad consular extranjera en espa&a o ante autoridad religiosa. formas de celebracion del matrimonio contraido por españoles o español y extranjero fuera de españa .p. y. . .en esos casos la sentencia de divorcio probar( la capacidad para el acto inscribible. .respecto a la inscripcion en elregistro civil del matrimonio.c.. Ii. . Conceptos de nulidad e inexistencia. ser( reconocido siempre que sean admitids por la lex loci. cuando se atiene a las formas previstas en la ley del lugar de celebracion o en su ley personal +ya sea religiosa o civil. bien conforme a la ley personal de cualquiera de ellos. #ey aplicable a la nulidad.respecto a la inscripcion en el registro civil del matrimonio. *. E. La nulidad !a de ser declarada por la autoridad judicial. se estar( al derec!o que resulte aplicable. que se establece en torno a la nacionalidad de las partes y al lugar de celebracion es el siguiente. formas de celebracion del matrimonio de español con extranjero en españa . lo permitiera. es decir.pero sí ante la autoridad consular siempre que sta sea una de las formas reconocidas por la lex loci. 2. >6 y . como la posibilidad de convalidacion de un matrimonio nulo. #a nulidad del matrimonio. para considerarlo v(lido ser( necesario pareciar si se !a procedido de acuerdo a la ley del lugar de celebracion o a la personal de cualquiera de ellos. la autoridad espa&ola prceder( a la celebracon del nuevo matrimonio sin tener en cuenta la pro!ibicion del divorcio contenida en la ley nacional del contrayente. La inscripcion se reali#ara siempre que no !aya dudas de la realidad del !ec!o y de su legalidad conforme a la ley espa&ola. El esquema de soluciones del c. los requisitos de capacidad se !abr(n acreditado previamente en el expediente tramitado conforma a la legislacion del registro civil. la certificacion expedida por ste y las declaraciones complementarias oportunas.o. (orma de celebracion del matrimonio.I c. $. bien con extranjero. siempre que a los matrimonios celebrados ante ella se les recono#can efectos civiles por cualquiera de las leyes personales de los conyuges. es decir. si lo que se lega es la infraccion de los requisitos de fondo. La ley rectos de la nulidad tiene un ambito general de aplicación que incluye tanto los pla#os y condiciones +caducidad y prescripcion. El espa&ol contrae validamente matrimonio en el extranjero. la inscripcion se practicar( con la presentacion de la ceritifacion expedida por la iglesia o confesión religiosa.. formas de celebracion del matrimonio contraido por + extranjeros en españa . El espa&ol contrae v(lidamente matrimonio en espa&a con extranjero unicamente cuando se atiene a la ley del lugar de celebracion del mismo.1 . en el caso de los contraidos ante autoridad o funcionario del pais de celebracion. . ni tampoco el matrimonio consular ante la autoridad consular del conyuge extranjero. @ambien seran validos si la ley personal de cualquiera de los conyuges +siendo ambos extranjeros. el titulo para practicarla ser(. en principio al orden publico espa&ol. bien conforme a la lex loci. '. bien sea con espa&ol. El c. ante autoridad civil o religiosa reconocida en espa&a.j. antes de la celebracion del matrimonio y la inscripcion se practica inmediatamente despues de celebrar el matrimonio. ya que no afectaría. H. la inscripcion se practicar( con la simple presentacion de la certificacion de la iglesia respectiva. pueden acarrear como consecuencia. %o est( permitida la celebracion del matrimonio coforme a la ley personal del contrayante extranjero. Esa ley determinar( igualmente las personas legitimadas para ejercer la accion. si la nulidad se pretende alegando la infraccion de los requisitos de forma. En el caso de matrimonio religioso.de divorcio que disuelve un matrimonio no inscribible en el registro espa&ol. Si el matrimonio se celebro en el extranjero ante autoridad consular espa&ola. Los extranjeros podran celebrar matrimonio valido. aunque su ley nacional lo permitiera. bien por la ineficacia del mismo.respecto a la inscripcion en elregistro civil del matrimonio. si el matrimonio se !a contraido en la forma civil. matrimonio contraido por extranjeros en el extranjero . Cespecto de los contraidos en la forma religiosa prevista por la ley espa&ola. !abr( de aplicarse la ley nacional de cada uno de los contrayentes. %o sera valido el matrimonio celebrado de acuerdo a confesion religiosa no reconocida por nuestra legislacion. bien la inexistencia del matrimonio. no regula esta materia y en consecuencia. ?atrimonio de un menor de /> a&os.en el caso de que la sentencia de divorcio fuera dictada por tribunal espa&ol concediendo el divorcio al conyuge extranjero cuya ley nacional le pro!ibe el divorcio. Los contraidos ante las autoridades religiosas islamicas no necesitan expediente previo pero el encargado del registro debe comprobar la capacidad nupcial de los contrayentes antes de proceder a la inscripcion.c.c. o de los requisitos formales de prestacion del consentimiento. Su valide# puede plantearse ante un jue# espa&ol en virtud de los foros de competencia de la l. segun los arts. La infraccion de los requisitos del fondo del matrimonio.. 2. aunque no est reconocida en espa&a. por lo que el conyuge divorciado puede contraer nuevas nupcias en espa&a o con espa&ola e inscribir el matrimonio en el registro civil.. 1. contraido ante la autoridad consular espa&ola. .

en defecto de ésta ley. Es la figura jurídica del matrimonio putativo del art. para la inscripcion se necesitar( el exequatur de la decision extranjera. pero para el pleno reconocimiento de los mismos ser( necesaria su inscripcion. a no ser que !ayan de servir de base a otras inscripciones exigidas por el derec!o espa&ol. configuran la concepcion que nuestro legislador tiene del matrimonio. %o tienen acceso al registro civil espa&ol los matrimonios de extranjeros contraidos en el extranjero. En el supuesto de que la ley aplicable a la nulidad sí reconociera alguno de los efectos al matrimonio nulo. 1. /0. por la ley de residencia habitual comun inmediatamente posterior a la celebracion y. El encargado del registro !a de verificar que en la celebracion se !an cumplido los requisitos de valide# exigidos por el derec!o espa&ol. se dispone que el matrimonio produce efectos civiles desde su celebracion. no obstante parece ra#onable que el sistema consistiese en que cada efecto se rija por la ley que normalmente le sería aplicable. *. ). La prueba de estos matrimonios no inscribibles en principio en el registro civil se llevar( a cabo a trav s de los arts. Ii. por la ley personal o de la residencia habitual de cualquiera de ellos. si el matrimonio putativo o alguna institucion similar no existiera en la ley aplicable a la nulidad.2 del codi"o civil. a falta de elecion. Iii. que ser( la que determine la existencia o no de la misma y su extension. Esa atenuacion de los efectos de la nulidad !abr( de regirse por la misma ley que rige la nulidad del matrimonio.7 del reglamento del registro civil +certificacion de la autoridad o funcionario del pais de celebracion. 7II y 7I/ de la l. 7/ c. b(sicamente patrimonial. 2eterminacion del supuesto del art. son inscribibles en el registro civil los matrimonios en que al menos uno de los conyuges sea espa&ol +con independencia de donde se contrae el matrimonio. respeto y ayuda mutua. en cuanto al estatuto general de los casados. sea cual sea su regimen de bienes y 10.c. 7II y 7I/ l. 1. #a prueba de los matrimonios no inscribibles en el re"istro civil espa'ol. si bien el objeto y la carga de la prueba deben ser regulados por la lex causae.c. ya que no est( dentro del campo de eleccion de los conyuges ni puede ser derogado por capitulaciones.. si ste se impugna. Prueba de celebracion del matrimonio. se diferenciadel regimen de bienes del matrimonio en 1 aspectos. si se trata de prueba documental o de cualquier otro medio de prueba admitido en el derec!o espa&ol y se limita en principio al !ec!o de la celebracion del matrimonio y no a su valide#.si la sentencia !a sido dictada por tribunal eclesi(sitco se requiere para la inscripcion que previamente su ejecucion !aya sido acordada por jue# civil competente. etc. En el art. :6 c. la expedida por funcionario competente acreditativa del matrimonio celebrado en espa&a por 1 extranjeros cumpliendo la forma establecida por la ley personal de cualquiera de ellos y aquella expedida por la iglesia o confesion. ya que es aplicable a todos los matrimonios. a falta de dicha residencia. fidelidad y socorro. por su imperatividad. #a prueba de los matrimonios inscribibles en el re"istro civil espa'ol. En muc!os sistemas juridicos la declaracion de nulidad de un matrimonio no impide que ste pueda producir ciertos efectos civiles propios de un matrimonio inv(lido. !ubiesen desaparecido los libros del registro civil o se impugnen en juicio los !ec!os inscritos. '. Los matrimonios que constan en cualquiera de los documentos previstos en el art. los mediosde prueba seran todos aquellos admitidos en el derec!o espa&ol. En el caso de matrimonios celebrados ante autoridad extranjera o consensuales. 2. la doctrina disiente en cuanto deterinar cu(l sería la ley aplicable a los mismos. H. Segun ste. junto con todos aquellos pactos sobre derec!os y debers de los conyuges puramente personales. su contenido.c. por lo que la inscripcion supone no solo la prueba del matrimonio sino tambien la presuncion de la valide# del matrimonio contraido. si los matrimonios se !an celebrado ante autoridad espa&ola. I. todas aquellas relaciónes matrimoniales sin contenido patrimonial alguno.2 . tanto por el conyuge de buena f como para los !ijos. 1. en el caso de que no !aya existido inscripcion. resulta dificil pensar que el tribunal espa&ol no acudiera a los principios de orden publico para evitar las consecuencias de que ello se derivarían. #os efectos de la nulidad. cuya forma de celebracion est legalmente prevista como suficiente por la ley espa&ola. los efectos del matrimonio se regiran por la ley personal comun de los conyuges al tiempo de contraerlo. por la del lugar de celebracion del matrimonio . las sentencias judiciales de valide# o nulidad se inscribir(n al margen de la inscripcion de matrimonio y si sta !a sido dictada en el extranjero.. la admisibilidad de los medios de prueba quedar( regida por la ley espa&ola como lex fori. Tema 1): los efectos del matrimonio.e. si bien se admite la eficacia de las pruebas documentales preconstituidas en el extranjero si tienen los requistos exigidos por los arts.c.. . por su generalidad. elegida por ambos en documento autentico otorgado antes de la celebracion del matrimonio. #os efectos del matrimonio. la valide# puede ser establecida mediante decision judicial de los tribunales espa&oles. Introduccion. *!ora bien. y siempre que el matrimonio se contraiga en espa&a +cualquiera que sea la nacionalidad de los conyuges..e. *!ora bien.

. // c. )ara evitar esto no ser( posible la consideracion por separado de cada una de las clausulas que forman el contrato de capitulaciones. como en las alternativas que en l se contemplan +nacionalidad comun y ley rectora del contenido. &eran validos cuando sean conformes bien a la ley que fija los efectos del matrimonio. el art.> . El art. y aquellos que est(n en el ambito patrimonial de su conyuge.c.2.c. modificacion o sustitucion del regimen economico matrimonial siempre que stos pactos sean permitidos y su contenido considerado v(lido conforme a las leyes que se estipulan en el c. 2. la inmutabilidad de la ley aplicable a los efectos de tal manera que antes de celebrado el matrimonio. bien a la ley de la nacionalidad o de la residencia habitual de cualquiera de las partes al tiempo del otorgamiento.1 c. el art. por la ley de residencia !abitual comun inmediatamente posterior a la celebracion y. 6. son dos los perseguidos por el legislador en este parrafo del art. la /E conexion es la ley personal comun de los conyuges. elegir de mutuo acuerdo la ley que !a de regir sus relaciónes. en cuyo caso el regimen sera el de separacion previsto en el c..la forma de contrato de capitulacones se encuentra sometida al art.20 c.la valide# del contenido esta regulada en el art. en ningun caso una ve# celebrado el matrimonio y solo subsidiariamente antes de contraerlo +solo en el caso de que no tengan ley personal comun. 6. con el objeto de validar cada una de ellas por una ley diferente. En los ultimos debe primar el principio de libertad fundamentado en el principio de igualdad de los conyuges. el conseguir que la misma ley sea aplicable a todos los efectos del matrimonio evitando cuestiones de dificil calificacion. . 6. tanto en su conexion principal 5locus regit actum5. modificar o sustituir el regimen economico de su matrimonio o cualesquiera otras disposiciones por ra#on del mismo. los conyuges podran de mutuo acuerdo la ley que deba serles aplicada y tal eleccion se limita bien a la ley nacional. siendo necesario diferenciar entre aquellos contratos que estan dentro del ambito del regimen economico matrimonial +incluidos en el supuesto del art.1 son criterios tradicionales de caracter cerrado y la relación entre ellos esde subsidiariedad. . el problema se resuelve aplicando la ley nacional del incapa#. En este supuesto si es posible que accidentalmente una de las . bien por la ley a la que los esposos tienen sometidos los efectos de su matrimonio. bien la de la nacionalidad o la de residencia !abitual de cualquiera de ellos al tiempo del otorgamiento. 6. en 10 lugar. a salvo siempre las legitimas de los descendientes. *si. que son objeto del art.1 se incluyen todos los regimentes economicos matrimoniales. 6. El c. y al contrario. a falta de dic!a residencia.20 trata de solucionar los problemas que podrían presentarse en los supuestos en que se interfieran problemas de conflicto interregional con los propiamente internacionales. /7.. #ey aplicable a los efectos del matrimonio.en tercer lugar.8 c. En el supuesto de que uno de los contratantes tenga limitada su capacidad de obrar y sea necesaria la intervencion del terceras personas que suplan su incapacidad. es dudosa la inclusion en el supuesto del art. los pactos !an de ser permitidos y validos. #as capitulaciones matrimoniales. espa&ol exige la forma escrita para su valide# e inscripcion registral. y una ve# celebrado ste. En primer lugar. de manera que ser( considerada valida la estipulacion. *demas del objetivo del legislador comun a toda la ley //A/66I de aplicación del principio de no discriminacion por ra#on de sexo. El art. las conexiones del art.. con excepcion del pactado +capitulaciones matrimoniales. 2. En 10 lugar./ conduce a aplicar la ley personal de cada uno de los otorgantes. ya que no permite a stos. por la del lugar de celebracion del matrimonio. La aplicación de distintas leyes a estos dos supuestos podr( dar lugar a situaciones injustas para uno u otro de los !erederos. la pro!ibicion de las transmisiones de bienes entre esposos !a desaparecido como consecuencua logica tras el fin de la inmutabilidad de las capitulaciones.c. 6. leyes determinadas valide autom(ticamente las capitulaciones y estaríamos ante un supuesto injusto. sino que todo el contrato se considerar( valido atendiendo a . así. 6.2 c. a no ser que la vecindad civil distintta de uno y otro prevea un sistema de separacion. * falta de elecion. solo excepcionalmente puede darse el caso de que las partes no !ayan respectado conscientemente una ley. Esta redaccion trata de solucionar el problema de inadaptacion que podría plantearse si distintos ordenamientos fueran aplicables respectivamente al regimen sucesorio y al regimen economico matrimonial. .. pues generalmente se encuentran ligados profundamente entre sí de manera que a un sistema sucesorio muy favorable para el conyuge viudo se corresponde un regimen de bienes de separacion.. Ii.. el 5favor validatis5 injustificado ya que intereses legitimos pueden encontrarse tanto a favor de la valide# como de la nulidad. El legislador !a primado el valor juridico seguridad frente al de libertad de los conyuges. )or el c. a falta de capitulaciones. los matrimonios entre espa&oles de distinta vecindad civil que residan en el extranjero y !ayan celebrado el matrimonio fuera de espa&a ver(n regir los efectos de ste.c. &fectos del matrimonio< sucesiones y conflictos internos. Son aquellos negocios juridicos de derec!o de familia en que los otorgantes pueden estipular. 6.c. 6. bien a la de residencia !abitual de cualquiera de ellos. +regimen de gananciales.1 de la autori#acion o pro!ibicion de los contratos entre esposos. 6. dispone que los derechos que por ministerio de la ley se atribuyan al conyuge superstite se regiran por la misma ley que regule los efectos del matrimonio.en cuanto a la capacidad para otorgar capitulaciones matrimoniales. los conyuges sabr(n con certe#a cu(l es la ley aplicable a sus efectos..c.solo en el caso de que esta no exista. dispone que los pactos o capitulacones. en el art.c.c.c.

c. patria potestad. Son relaciónes existentes desde que el matrimonio se contrajo y en las que !abr( que valorar la incidencia que sobre ellas tienen la suspension o la relajacion del vinculo. I. siempre que los tribunales españoles resulten competentes. etc. problemas especificos plantea el convenio regulador de todas estas nuevas relaciónes. bien por la voluntad de uno de los conyuges. sin embargo se !an inclinado por la aplicación de la ley rectora de las relaciónes entre los conyuges. ser( el convenio el que regule las relaciónes entre las partes. &fectos de la separacion y el divorcio. los efectos se pueden clasificar en tres grupos.1 c.pr. 6. !abría de estarse igualmente a la ley que rige los efectos del matrimonio.. etc. etc. con el divorcio o la separacion surgen una serie de obligaciones nacidas de la situacion nueva. Esta solucion presenta ciertos problemas con relación al efecto que tal declaracion tiene en los distintos ordenamientos juridicos. En segundo lugar. *. las materias de las que pueden o no disponer los conyuges.c. *lgunos ordenamientos. *quellas relaciónes matrimoniales que la separacion no !a !ec!o desaparecer seguir(n rigi ndose por la ley de los efectos del matrimonio.no obstante. *!ora bien.eparacion matrimonial y disolucion del matrimonio. de tal modo que en el caso de esposos con leyes personales diferentes es posible que la ley personal del conyuge superstite lo admita y que. *si sucedera con la obligacion de alimentos. #a separacion de hecho< supone el cese de la vida en comun de los casados.c.. Iii. que ser( a su ve# el que determine las normas imperativas aplicables y la proteccion a los terceros. 6. La mayoria de los autores defienden la competencia de la ley espa&ola como lex fori. en el supuesto del art. por la ley que les resulte aplicable segun el art.. La declaracion de fallecimiento !a sido materia tradicionalmente incluida en el supuesto del art. mientras que para unos tal declaracion supone una disolucion del matrimonio. 2. . para otros no produce tal efecto. medidas provisionales y previas. respecto del contenido del acuerdo. patria potestad. 9inalmente es de destacar que todas aquellas relaciónes entre conyuges que subsistan en este acuerdo de separacion se regiran +el matrimonio es aun vigente. Ser(n validas siempre que su contenido sea compatible con las leyes que rigen cada efecto determinado.. %o existe una regulación especifica que regule en el ambito del trafico externo las medidas provisionales y previas.esta ley determinar( la valide# de ese acuerdo de voluntades y su posible contenido..c. y si la ley aplicable lo permite. bien por acuerdo de ambas voluntades. la liquidacion del regimen economico o la cuestion de la patria potestad. H. . Incidencia de la declaracion de fallecimiento sobre el matrimonio.. /I: c. *si. '. la separacion y el divorcio producen otros efectos sobre las relaciónes entre los conyuges y las de stos con los !ijos. su recuperacion de la capacidad nupcial quede impedida por la ley personal del conyuge fallecido. finalmente. $e cara al d. !ay que distinguir 1 fases. La incidencia que en ambos conyuges tiene la disolucion del matrimonio tambien por declaracion de fallecimiento !a inclinado a la doctrina a evitar la aplicación de la ley personal de los conyuges y. 6. si la ulteriior reconciliacion de los conyuges pone fin a la separacion. el art. Tema 21: filiacion por naturale%a y adopcion. *si.10 del c. a buscar una ley comun. las clausulas relativas a las relaciónes matrimoniales previas +regimen de bienes. si el jue# aplica la ley designada por el art.por tanto se puede incluir tal declaracion en el caso especifico de disolucion del matrimonio. el (mbito de esta ley se extender( a la extension de la relajacion del vinculo y las causas que la ponen fin. Sera la ley aplicable al divorcio la que decida si sobre la admisibilidad del convenio y las materias disponibles o indisponibles en estos casos. /I: o para declarar la disolucion del matrimonio o la separacion matrimonial. no existe imposibilidad legal para convenir la adopcion de aquellas medidas provisionales previstas en el ordenamiento extranjero aplicable./0 c. por el contrario. y por tanto regida por la ley personal. *!ora bien. *si. y si residiesen en distintos estados por la ley española. *. .uno solo de los ordenamientos en presencia. y es la ley que rige cada concreta relación la que !abr( de determinar esta incidencia. #a filiacion por naturale%a. H. #a separacion judicial y el divorcio. corresponde a dic!a ley determinar el estatuto de los conyuges divorciados o separados y en particular. Ii. ofrece la misma respuesta para la separacion y el divorcio en los supuestos de trafico externo al disponer que la separacion y el divorcio se regiran por la ley nacional comun de los conyuges en el momento de la presentacion de la demanda. los derec!os de guarda y visita o las pensiones de las que algun conyuge sea deudor. la primacia del acuerdo de las partes para la adopcion de aquellas medidas. I. sin embargo. Tema 2A. las clausulas del convenio regulador relativas al regimen economico matrimonial !abr(n de ser compatibles con lo que la ley que rige tal regimen dispone y lo mismo suceder( con las relativas a las relaciónes paterno-filiales. Seran validas siempre que su contenido sea compatible con las leyes que rijan el efecto determinado. por la ley de la residencia habitual del matrimonio. #ey aplicable a la separacion judicial y al divorcio. es decir. En el caso de la separacion. en cuanto a la ley aplicable. respecto de su admisibilidad.c. Estas obligaciones !abr(n de regirse por la ley que !i#o nacer +la del divorcio o la separacion. /I2 c. se regir( por la ley de los efectos del matrimonio. 1. las clausulas del convenio relativas a relaciónes matrimoniales previas +regimen de bienes.i. a falta de nacionalidad comun. al consagrar el art.

Se ejerce por el padre y la madre conjuntamente. en testamento o en otro documento publico. incluida la adoptiva. En cuanto a la determinación de la filiación. y subsidiariamente la de su residencia !abitual. por lo que se refiere a las formas y solemnidades acerca de la filiación por naturale#a. espa&a !a ratificado el convenio sobre la extensión de la competencia de los funcionarios cualificados para autori#ar reconocimiento de !ijos no matrimoniales +roma.la tutela y las dem(s instituciones de protección del incapa#. . !abr( que estar a la aplicación del criterio favor filii.> del código civil. o por uno solo contra el consentimiento del otro o sin su consentimiento por imperativo judicial. 'on la redacción dada al artículo 6. como la guarda y el acogimiento. la solución m(s co!erente es la de estar a la ley personal-nacional del !ijo y. por el reconocimiento ante el encargado del registro civil.c. en armonía con el principio constitucional de equiparación de la filiación. En cuanto a las acciones de filiación.. subsidiariamente la de su residencia !abitual.respecto de la madre. !a de entenderse que la representación legal en la filiación !a de decirse tambi n por la ley nacional del representado +el !ijo. conservando en todo caso su valide# los actos otorgados en nombre del !ijo menor o incapa#. a la ley de su residencia !abitual. guarda y acogimiento.c. *. personales +apellidos y nacionalidad. tanto en cuanto al car(cter como al contenido... con el se busca 5permitir a los nacionales de sus estados respectivos efectuar reconocimientos de !ijos no matrimoniales en el territorio de los otros estados contratantes. de acuerdo con lo dispuesto en la ley del registro civil. es decir. podemos clasificar los efectos de la filiación en específicamente protectores +patria potestad.tambien se establece que la filiacion es matrimonial cuando el padre y la madre estan casados. matrimonial o no así como mala adoptiva.. por la ley de su residencia !abitual. la norma de conflicto que recibe los efectos de la filiación.. En cuanto a los efectos !ay que distinguir de una parte.. de donde se deduce que cuando no lo est(n ser( no matrimonial. tutela./67/. &fectos de la filiacion.por sentencia firme.dic!o precepto establece que la nulidad no invalida los efectos ya producidos respecto a los !ijos.> del código civil. es decir. Esta equiparacion se extiende. los efectos de toda filiación. y patrimoniales +alimentos y sucesiones. y en cuanto relación paterno-filial la ley aplicable ser( la personal del !ijo y subsidiariamente la de su residencia !abitual. no podrían !acer en el territorio de su propio estado y facilitar así tales reconocimientos5. H. . así como a los diferentes problemas que sobre la forma y solemnidades de la filiación por naturale#a pueden plantearse. Son los mismos a la filiación por naturale#a y para la adoptiva y se produce desde que la misma tiene lugar. la ley que se aplicó en su celebración. específicamente protectores. del nacimiento o del ejercicio de la acción de filiación.la patria potestad es la figura jurídica alrededor de la cual giran las relaciónes paterno-filiales.. (iliacion por naturale%a: filiacion matrimonial y filiacion no matrimonial. en cuanto a la ley aplicable a la filiación derivada del matrimonio declarado nulo en concurrencia de buena fe en uno o en ambos contrayentes +matrimonio putativo. En cuanto al momento en que !a de tenerse en cuenta la ley aplicable a la filiación matrimonial.. se regularan por la ley nacional de ste.y las formalidades de constitución de la tutela por la ley espa&ola al igual que las medidas de car(cter protector y educativo de menores e incapaces abandonados que se encuentren en espa&a. )ara el art. 2. por tanto. subsidiariamente. es de se&alar una referencia legal al menos requisitos de los distintos supuestos en que la misma se da. /I8 c. del código civil. aunque las leyes a las y remite el artículo // del código civil tendr(n que considerarse igualmente v(lidas. #ey aplicable a la determinacion de la filiacion.1. ambas surten los mismos efectos. //. la ley aplicable ser( la rectoras de la nulidad del matrimonio. representación legal. /1I c.de otra parte. del artículo :6 del código civil. que deben regirse por la ley personal del !ijo incómoda subsidiariamente. otra cuestión a tener en cuenta sería la designación de la ley aplicable a las acciones de filiación +reclamación e impugnación.. partiendo de la base de que se presumen !ijos del marido los nacidos despues del matrimonio y antes de los 2II días siguientes a los de su disolucion o separacion. por la de su residencia !abitual conforme al principio favor filii. *sí. a aquellos supuestos en que la filiación adquiera car(cter matrimonial des de la fec!a del matrimonio de los progenitores cuando tuviese lugar con posterioridad al nacimiento del !ijo y a los efectos del aparentemente desaparecido matrimonio putativo. $e otra parte. la jurisprudencia se inclina m(s !acia tener en cuenta la ley aplicable a la afiliación. filiacion no matrimonial +art. la constitución de la filiación adoptiva. es la ley personal del !ijo y. . mediante la ley org(nica de protección jurídica del menor. antes de que la filiación !ubiera sido determinada. la de su residencia !abitual. y siempre en beneficio del !ijo. . *.por resolucion recída en expediente tramitado con arreglo a la legislacion del registro civil. por la inscripcion del nacimiento junto con la del matrimonio de los padrespor sentencia firme.. es la del artículo 6. regulada en el artículo 6.y de otra parte. c. etc. en general. incluso con efectos retroactivo siempre que sea compatible con su propia naturale#a y la ley no se oponga a ello.las medidas provisionales o urgentes de protección. por su representante legal. la ley personal del !ijo y subsidiariamente. seg"n el cual la declaración de nulidad de matrimonio no !ace invalidar( los efectos producidos respecto a los !ijos y contrariamente de buena fe. la ley rectora de la filiación por naturale#a. ya sea sta la ley nacional del !ijo al tiempo del matrimonio de los progenitores. por lo que en virtud tender principio del favor filii.7 . filiacion matrimonial +art.c. . cuando se !aga constar la filiacion en ela inscripcion de matrimonio practicada dentro del pla#o.

. Estaremos ante una adopción internacional cuando !aga acto de presencia apunta elemento de extranjería en esa figura jurídica. La regulación de la adopción en nuestro sistema jurídico se !a perfeccionado con la entrada en vigor de la convención sobre los derec!os del ni&o. de la ley de enjuiciamiento civil. *. Siendo la adopción una institución llamada al entendimiento jurídico internacional. del código civil atribuye la nacionalidad espa&ola de origen a los nacidos de padre o madre espa&oles. La ley 1/A/68: !a introducido la novedad de que la extinción de la adopción no ser( causa de p rdida de la nacionalidad ni de la vecindad civil y la ley /8A/66 seno estableció que el extranjero menor de diecioc!o a&os adoptado por un espa&ol.H. #a adopci!n. la expedición de los certificados de idoneidad y. .y la acreditación.: . La ley org(nica de protección jurídica del menor regula la adopción de forma específica y complementaria al código civil y de forma especial. 2.la ley org(nica de protección jurídica del menor de /667 establece en su artículo 1. la mil /8A/66I. ante los cuales la solución al que buscarla en la coordinación de los diferentes derec!os en juego y la armoni#ación de su aplicación. ya que de lo contrario. !a venido a corroborar la fuer#a que para nuestro ordenamiento tiene el !ec!o biológico de la filiación y en ese sentido armoni#a los criterios de atribución de la nacionalidad ius sanguinis y ius soli. se corre el riesgo de contribuir al tr(fico ilícito de menores. 1. la expedición del compromiso de seguimiento de la adopción. que intervienen en los procedimientos o expedientes de adopción. *dem(s. se dispone el pleno reconocimiento y efectos de las !abitaciones practicadas en los estados parte conforme al convenio. En espa&a se autori#an las entidades privadas sin (nimo de lucro que tengan como finalidad la protección de menores./.cuando padres extranjeros care#can de nacionalidad o la legislación de ninguno de ellos atribuya al !ijo nacionalidad.. @radicionalmente se !a concedido la figura de la adopción como un negocio jurídico mediante el cual alguien ajeno a la familia biológica. contempla la adopción internacional. adquiere desde la adopción la nacionalidad espa&ola de origen. En su articulado se establece una serie de requisitos y condiciones acerca de la idoneidad de los adoptantes y adoptandos para la formali#ación de las acciones así como para la tramitación de los procedimientos o expedientes de adopción y se establecen garantías car(cter los despla#amientos internacionales de menores aceptados por tales acciones se puedan llevar a cabo con la seguridad jurídica necesaria en beneficio de los menores.y en cuanto a los nacidos de filiación no determinada.!asta el momento espa&a !a ratificado el convenio de la conferencia de la all( relativo a la protección del ni&o y a la cooperación en materia de adopción internacional de /662. pasa a formar parte de la misma con iguales o similares derec!os y obligaciones a los que !ubiera tenido de !aber nacido en ella. cuando no exista el país de origen del adoptando. los esfuer#os para su regulación !an sido escasos y poco eficaces. El !ec!o del nacimiento en espa&a tambi n es suficiente para adquirir la nacionalidad de origen cuando uno de los padres. desapareciendo la distinción entre plena y simple. inspección y elaboración de directrices de actuación de las entidades que realicen funciones de mediación en las adopciones. de naciones unidas y por la ley org(nica /A/667 de protección jurídica del menor. con la finalidad de dar co!erencia acatamiento de estas figuras publica en relación con las disposiciones de la convención de la organi#ación de naciones unidas sobre los derec!os del menor de /686 y el convenio de la conferencia de la !aya sobre protección del ni&o y cooperación en materia de adopción internacional. evitando que el orden p"blico internacional se convierta en un obst(culo. en materia de reconocimiento de eficacia en espa&a de las actuaciones constituidas por autoridad competente extranjera. y de a!í que se estable#ca el principio de que la adopción 5produce la extinción de los vínculos jurídicos entre el adoptado y su familia anterior5 y el !ec!o de que sólo se regula un tipo de adopción. Ii. viniendo obligados a salvaguardar los intereses de los menores objeto de a adopción y a practicar una política preventiva a favor de estos. . aunque el nacimiento ocurra fuera de espa&a y sea cual sea la filiación +matrimonio o no matrimonio. se !a querido robustecer la equiparación de la adopción con la filiación por naturale#a. control. $aturale%a y re"imen juridico de la adopcion en espa'a. personales. presumi ndose nacidos en espa&a a los menores de edad cuyo primer lugar conocido de estancia fuere el territorio nacional.2 que 5en las actuaciones internacionales nunca podr(n producirse beneficio financieros distintos de aquellos que fuesen precisos para cubrir los gastos estrictamente necesarios5. #a adopcion como ne"ocio juridico. los apellidos vienen determinados por la filiación y se refieran por la ley personal del !ijo y subsidiariamente la de su residencia !abitual. . =ndependientemente del sacramento que cada país otorga a esta figura. $esde la ley 1/A/68:. #a adopcion en el derecho convencional. y la ley /8A/666. aunque extranjero. !ubiera nacido en espa&a. generalmente un menor. )or lo que se refiere a la nacionalidad.en virtud de la ley org(nica de protección jurídica del menor. corresponde a las entidades p"blicas la recepción y tramitación de solicitudes de adopción. de modificación parcial del código civil. )ara el logro de todo ello se establece un amplio sistema de cooperación internacional entre las autoridades centrales y entre stas y todas aquellas autoridades u organismos +p"blicos o privados. El artículo /:. . de /662. en el artículo 1. $esde la perspectiva del derec!o internacional privado la adopción propicia la concurrencia de problemas de calificación. los poderes p"blicos tiende a !acer una mayor y progresivo acto de presencia. que podr(n ser autori#adas para servir de mediadores en las adopciones y que !an de estar inscritas en el registro correspondiente.

la adopcion constituida por consul espa&ol cumple el objetivo de normali#ar y controlar las cada mas frecuentes adopciones de menores extranjeros por espa&oles. no ser( reconocida en espa&a como adopción la constituida en el extranjero por adoptante espa&ola. efectos de la adopcion. En lo que se refiere a m(s propuestas previas de las entidades p"blicas. ni alcan#a a los efectos patrimoniales anteriormente producidos. #a patria potestad. Esta competencia se extiende a los consulados espa&oles en el extranjero. del código civil para el reconocimiento en espa&a de las adopciones por espa&oles ante autoridad competente extranjera. En el orden civil ser(n competentes los ju#gados y tribunales espa&oles. se establece que ser(n formuladas por la entidad p"blica del "ltimo lugar de la residencia !abitual del adoptante en espa&a y. 6. si no adquiere la nacionalidad espa&ola como consencuencia de la adopcion conforme al art.8 . centra su atencion en lograr la deseable idoneidad del adoptante a trav s de la propuesta previa de la entidad publica o los informes suficientes si no existe tal propuesta. la ley 1/A/68: y la l.. y aunque resida en espa&a. de proteccion jurídica del menor.c. I. incluso si el adoptante nunca tuvo residencia en espa&a.c. /6 c. aunque el consorte !ubiese fallecido.> c. *.o. /A/667. los efectos sucesorios de la filiacion adoptiva se regiran por lo establecido en el art.c. excepto cuando el adoptado sea !ijo del conyuge del adoptante. 6.. la adopcion constituida por jue# o consul espa&ol. subisidiariamente por la de su residencia !abitual.pr.i. para la constitucion de la adopcion por consules espa&oles.. '. siempre que el adoptante sea espa&ol y el adoptando est domiciliado en el domicilio de la demarcación consular. el adoptado mayor de /1 a&os y el padre o madre cuyo vinculo !aya de persistir. audiencia o autori#aciones requeridas por la ley espa&ola o por la ley de la residencia !abitual del adoptante o del adoptando.c. lo que en cierta medida implica una logica y co!erente excepcion al principio del favor filii del art. 'onforme al art. en lo que afecta a la capacidad del adoptante. 6. el interes del adoptando no tiene por qu coincidir necesariamente con la ley espa&ola cuando el adoptante sea extranjero. desde la adopcion. dejando asi en 10 plano las siempre necesarias cautelas protectoras en torno al adoptado.. Se regir( en cuanto a los requisitos por lo dispuesto en la ley espa&ola. Sobre este tipo de adopcion el art. si no tuvo residencia durante los dos "ltimos a&os la propuesta no ser( imprescindible pero el cónsul espa&ol deber( recabar de las autoridades de la "ltima residencia del adoptante los informes necesarios para valorar su idoneidad. en documento p"blico o por comparecencia ante esta encargado del registro civil. 6 c.c. ademas de los requisitos establecidos por la ley espa&ola. Tema 22: patria potestad y tutela. por la ley nacional del causante en el momento del fallecimiento cualesquiera que sea la naturale#a de los bienes y el pais donde se encuentren. 6. ser( necesario el consentimiento de la entidad p"blica correspondiente a la "ltima residencia de aquel en espa&a si es que la tuvo en alg"n momento. cuando el adoptante o el adoptado sea espa&ol o resida !abitualmente en espa&a. que somete su capacidad de actuar a la legislación del país receptor. que la autoridad extranjera intervinientes tuviese realmente competencia en la materia. a&ade una "ltimo p(rrafo al artículo 6. Excepcionalmente y solo a peticion del adoptante y del ministerio fiscal el jue# podra exigir. Duiebra aquí el imperio de la aplicación de la ley espa&ola y se potencia la obtencion de mayores garantias jurídicas y procesales. se !a logrado una mayor co!erencia.. y cuando solo uno de los progenitores !aya sido legalmente determinado y el adoptante sea persona de distinto sexo al de dic!o progenitor siempre que tal efecto !ubiere sido solicitado por el adoptante. si los efectos de aqu lla no se corresponden con los previstos por la legislación espa&ola.. )ara que se de esa eficacia y se pueda proceder a su inscripción en el registro civil.sólo en el caso en que el adoptando fuese espa&ol. que se regir( por su ley nacional si tuviera su residencia !abitual fuera de espa&a. En cualquier caso.la adopción se convierte en internacional cuando en ella aparecen un elemento de internacionalidad y en particular cuando las partes que intervienen tiene diferente nacionalidad y por ello se justifica el establecimiento de unas normas de conflicto en el título preliminar del código civil.c. c. el art. al igual que en la fili#acion por naturale#a. la ley /8A/666. c. los consentimientos. $.20 c. se podr( proceder al reconocimiento de la misma si renuncia a tal derec!o posteriormente. con la redaccion dada al vigente art. autoridades espa&olas competentes para constitucion de la adopocion. el encargado de dic!o registro deber( verificar.. Se regiran por la ley personal del !ijo adoptado y.10.. Entran tambi n en el (mbito de las adopciones internacionales aquellas constituidas en el extranjero cuando quieren alcan#ar eficacia en espa&a. reserva este supuesto para el caso de que el adoptante sea espa&ol y el adoptando est domiciliado en la demarcacion consular. 'on la ley //A/68/. /8I. al menos en d. el art. la nacionalidad espa&ola de origen en el pla#o de 1 a&os a partir de la constitucion de la adopcion. El art. eficacia en espa&a de la adopciones constituidas por competente autoridad extranjera. y de cara a los adopciones internacionales. 6. acerca de la cuestion relativa a la idoneidad del art. Patria potestad y relacones paternofiliales./0. H. entre los efectos de la adopcion. bajo el control de la autoridad judicial. se&ala que la adopcion produce la extincion de las vinculos juridicos entre el adoptado y su familia anterior. es decir. excepto en lo que se refiere a la capacidad y consentimiento del adoptando.. 1. que la ley aplicada en cuanto a capacidad y consentimientos se corresponda con la ley del adoptando. ademas de las posibles limitaciones o pro!ibiciones de la legislacion del pais receptor del consul para constituir adopciones. cuando la ley extranjera aplicada atribuya al adoptante espa&ol un derec!o de revocación de la adopción. que puede limitar o pro!ibir que proceda a la constitución de adopciones.20. /:8 c.pero en ese aspecto no !ay que olvidar el derec!o consular +convenio de viena de /672.>0. se&ala que el extranjero menor de /8 a&os adoptado por un espa&ol adquiere.2 la extincion de la adopcion no es causa de perdida de la nacionalidad ni de la vecindad civil adquiridas.c.c.8 c.. .

puede considerarse satisfactorio ya que. aunque las nociones de urgencia y provisionalidad !an sido frecuentemente invocadas por la doctrina y la jurisprudencia con caracter complementario. el resultdo del art. asi tendremos como principio general la competencia de los ju#gados y tribunales espa&oles.6 . en virtud de la cual la intervencion de una autoridad en los actos juridicos privados debe de !acerse de acuerdo con el ordenamiento que la configura y da competencia. El art. )ara su constitucion se !a de estar a la ley de la autoridad consular de que se trate.. Ii. La reforma del c. 11. salvo que proceda la curatela.2 se establece como foro especial la competencia de los ju#gados y tribunales espa&oles. 6. no ser( frecuente la coincidencia entre forum y ius.c. en orden a la constitucion de la tutela. por medio del jue#. el parrafo 20 declara aplicable la ley espa&ola para la adopcion de medidas de caracter protector y educativo de menores o incapaces abandonados que se encuentren en territorio espa&ol. y la ley nacional del incapa# o.los sujetos a la patria potestad prorrogada al cesar sta.7 c.7 c. que regula las relaciónes paterno-filiales.en espa&a tiene su regulacon interna en el reglamento organico de la carrera consular y en diferentes convenios bilaterales. finalmente. por la de su residencia !abitual. patria potestad y relaciónes paterno-filiales. %uestro derec!o !a optado por la solucion de tratar conjuntamente la proteccion de la persona y de los bienes de los sujetos a la patria potestad. en todo caso.20 l. puede dar lugar a confusion ya que en su primera frase !abla de la proteccion del incapa#.20 l. en materia convencional. mientras que en el 10 inciso establece que las medidas provisionales y urgentes de proteccion se regiran por la ley de su residencia !abitual.o.j.6. #a tutela y otras instituciones de proteccion del incapa%.j. 'on esta norma se viene a robustecer el criterio de la conexion residencia !abitual frente al de nacionalidad.yde otra parte.o.c.y cuando se trate de adoptar medidas provisionales respecto de personas o bienes que se !allen en territorio espa&ol y deban cumplirse en espa&a. $e a!i la importancia dada a la intervencion de los poderes publicos. subisidiariamente.7. la competencia judicial internacional sobre las relaciónes paterno-filiales !a sido resuelta por la l. en el ambito de la proteccion de los menores en todas sus manifestaciones. 2.los menores que se !allen en situacion de desamparo.c. cuando estos tuviesen su residencia !abitual en espa&a5. en suma. 'onforme al art. estar(n sujetos a tutela. la redaccion del art. sea este menor o mayor de edad.p. @e"imen juridico de la tutela. *demas.. esta norma no seria mas que el reflejo del principio auctor regit actum. Esta coincidencia da co!erencia a nuestro sistema de derec!o internacional privado. 6. el convenio de la !aya de /67/ establece en su art. que coincide con la solucion dada a otros supuestos como filiacion. con arreglo a la ley espa&ola. ser( la ley nacional del incapa#.c. Sin embargo. !a tenido como punto de referencia b(sico el interes del menor. del ministerio fiscal y de las autoridades administrativas.cuando se trate de medidas de proteccion de las personas o bienes de menores incapacitados que tengan su residencia !abitual en espa&a. cuando la sentencia lo !aya establecido.. @e"imen juridico.10 c. existe en nuestro ordenamiento la figura de la tutela consular. cuando el !ijo tenga su residencia !abitual en espa&a. en cuyo art. toda la reforma llevada a cabo en nuestro ordenamiento acerca de la filiacion y las relaciónes paterno filiales. designando a la ley nacional de ste como aplicable.7. establece que los ju#gados y tribunales espa&oles seran competentes 5en materia de incapacitacion y de medidas de proteccion de la persona o de los bienes de los menores o incapacitados.c. subisidiariamente. 2. 11. del !ijo y.j. 111 c. las formalidades de constitucion de la tutela y demas instituciones de proteccion en que intervengan autoridades judiciales o administrativas espa&olas se sustanciar(n. El art.ju#gados y tribunales que aplicar(n la ley espa&ola para las formalidades de constitucion de la tutela +art. establece que las relaciónes paterno-filiales se regiran por la ley personal +nacional. subsidiariamente..c.p. de otra parte. la de su residencia !abitual para regular la institucion protectora. ser( tambien la ley personal de los !ijos la que rija su representacion. la ley de su residencia !abitual.. a tenor del art.p. subisidiariamente.c. desde la optica procesal. cuando en el extranjero est n desprovistos del ambito protector que deriva de las relaciónes paterno-filiales.> c. /0 que las autoridades del estado de la residencia !abitual del menor son los competentes para adoptar las medidas de proteccion de los bienes y la persona del menor. los conflictos de autoridades son objeto de tratamiento preferentemente mediante el derec!o convencional utili#ando la tecnica jurídica de la cooperacion internacional entre autoridades de los estados. 'on base en la constitucion. En consecuencia. concebida en el ambito convencional para ejercer la proteccion necesaria sobre sus nacionales por parte de las autoridades consulares.c. $e acuerdo con la doctrina.. las medidas . 6. respetando aquellos limites que pueda imponer el ordenamiento del pais donde est destacada la expresada autoridad consular. si el incapa# tiene su residencia en espa&a +art.. del !ijo y. la de su residencia !abitual.los incapacitados. maxime si se tiene en cuenta que a falta de nacionalidad aparece como subsidiaria la conexion residencia !abitual. La ley que regular( la tutela y las demas instituciones de proteccion del incapa# ser(n su ley nacional y. la ley que regular( la tutela y las demas instituciones protectoras. 6. la ley que rige la patria potestad y las relaciónes paterno-filiales no es otra que la ley personal +nacional. 11./0 c.o. los menores no emancipados que no est n bajo la patria potestad. de /682 permite a los extranjeros ejercer el cargo de tutor con lo que !an desaparecido el cumulo de problemas que se creaban en los supuestos de tutores de nacionalidad extranjera y residencia dudosa en espa&a. 6.> c.

la ley espa&ola siempre que los tribunales espa&olas sean competentes. centra su atencion en facilitar el cumplimiento de las obligaciones alimenticias en el extranjero por medio de unas autoridades administrativas designadas por cada estado parte. 2. Las normas de conflicto del art. en lo referente a la competencia judicial. nulidad. y en lo que ata&e a la cooperacion internacional y al reconocimiento y ejecucion de decisiones. ley //A/68/ sobre filiacion. 6. Tema 2 : la obli"acion alimenticia. requiera.c. se aplicaría la ley interna de la autoridad competente. son competentes para adoptar medidas tendentes a la proteccion de la persona o bienes de un menor. subisidiariamente.o. de /. Otras instituciones protectoras.i.i. la ley interna de la nueva residencia !abitual a partir del momento en que el cambio se produjo y. la regulación de la obligacion alimenticia !a sido objeto de una importante reforma. . separacion y divorcio.n.c.i. en tanto se adoptan medidas definitivas. 'onforme a ese convenio.las formalidades para su constitucion se sustanciar(n. es la encargada de recibir la demanda a la autoridad 7I .67/. siendo aplicable la ley espa&ola para tomar las medidas protectoras y educativas de los menores e incapaces que se encuentren en espa&a. #a obli"acion alimenticia. en su defecto por la ley de la residencia !abitual del matrimonio. /A/667 de proteccion jurídica del menor. de un estdo contratante a otro. *. #ey aplicable. )or tratarse de una proteccion jurídica sobre minimos vitales. de interinidad.c. patria potestad y regimen economico del matrimonio. se regir(n por la ley de su residencia !abitual. para satisfacer sus necesidades minimas vitales. )or esa naturale#a. subsidiariamente. ley de la residencia !abitual del acreedor y en caso de cambio de esta "ltima. 6.u. pues. con arreglo a la ley espa&ola. en caso de no poder obtener los alimentos.ley 2IA/68/ sobre matrimonio. personales y patrimoniales. como particularidad !ay que se&alar que en los supuestos de alimentos derivados de una situacion de separacion o divorcio.e. por ultimo. ser( de los jueces y tribunales espa&oles cuando el incapa# o menor tenga residencia !abitual en espa&a. /I:.. %uestro ordenamiento juridico busca que el menor y el incapa# esten debidamente protegidos en cuando a su persona y su patrimonio. respectivamente. la ley nacional comun del acreedor y deudor y. preferentemente desde la problematica del conflicto de leyes y de los procidimientos tendentes a facilitar el reconocimiento y la ejecucion de decisiones en la materia. en espa&a y como consecuencia de la entrada en vigor de la c. en tanto no se adopten medidas definitivas y por la proteccion in#pla#able que el menor o incapa# +mayor o menor. por lo que !abr( que estar a la ley nacional del incapa# o menor y. !an quedado virtualmente sustituidas por las normas del convenio de la !aya sobre la ley aplicable a las obligaciones alimenticias. y debido a la politica de reformas parciales seguidas en materia de d. la leu estranjera normalmente competente se rec!a#a cuando no asegura al acreedor de alimentos una proteccion suficiente de sus intereses. en d. los poderes publicos !an venido !aciendo acto de presencia en el control del cumplimiento de la obligacion.c.. sobre obtencion de alimentos en el extranjero./0 c. como la del defensor judicial y la guarda de hecho.pr. !abr( que estar a la aplicación del art..7 c. Se entiende por alimentos aquella obligacion que un pariente tiene respecto a otro. las medidas provisionales o urgentes. el derecv!o convencional ratificado por espa&a !a actuali#ado nuestro ordenamiento juridico.pr. &special referencia a la proteccion de la persona del menor. 6. excepto si las autoridades del estado del que el menor es nacianal consideran que sus normas internas son mas beneficiosas para el interes del menor. Ese convenio establece tambien que en caso de residencia !abitual del menor. La autoridad del estado en que se encuentra el acreedor.lcance juridico de la obli"acion. en todo caso. . de otra parte. mientras que las medidas urgentes son la respuesta a una situacion apremiante que no admite demoras y debe ser prontamente resuelta. la ley aplicable viene determinada por el art. la ley aplicable en la materia sera la siguiente.pr. las medidas protectoras adoptadas por las autoridades de la anterior residencia !abitual permanecer(n en vigor !asta que las autoridades del estado de la nueva residencia !abitual las alcen o reemplacen. I. a la de su residencia !abitual.. en d. +ley nacinal comun de los conyuges en el momento de presentacion de la demanda.y l. . 1. en todo momento y ante cualquier situacion. en cuanto a las normas de conflicto del art. !an quedado virtualmente sustituidas por las normas del convenio de la !aya sobre la ley aplicable a las obligaciones alimenticias.provisionales de proteccion tienen un caracter temporal.A/6:8. convenio de la o. segun el convenio de la !aya sobre competencia de autoridades y ley aplicable en materia de proteccion de menores. se regulan otras figuras. En el c. y si los esposos tuviesen residencia en diferentes estados. estando presente con frecuencia la excepcion de orden publico. autoridad remitente. La obligacion alimenticia recibe un tratamiento que !a contribuido a configurar una categoria de conexion independiente que se intenta regular con autonomia atendiendo a las peculiares exigencias de proteccion del acreedor alimenticio y a la indigencia material e incluso psiquica en que suele encontrarse. Cooperacion internacional y reconocimiento y ejecucion de decisiones en el derecho convencional multilateral. las autoridades del estado de la residencia !abitual de aquel.: c.ley 1/A/68: modificadora de la adopcion. La obligacion alimenticia !a sido objeto de atencion.: c. cooperacion internacional en el derec!o convencional multilateral. por sus vinculos familiares.c. caso de no obtener mediante esa nueva conexion.

asi como en los derec!os particulares internos de cada estado.se establecen una serie de requisitos que !an de darse tanto en cuanto la decision que se pretende reconocer y ejcutar.68I. en el ambito de la u. ante el tribunal del lugar del domicilio o de la residencia !abitual del acreedor de alimentos. que en su art.i. el segundo precedente convencional est( en el convenio de la !aya sobre competencia de autoridades y ley aplicable en materia de proteccion de menores. y abord(ndose la problematica de la proteccion de menores con referencia no sólo a las personaas. 1 convenios. sino tambien a sus bienes. se aplica a las decisones dictadas por las autoridades competentes de los estados parte en materia de alimentos sobre relaciónes de familia. . por tratarse de un problema que se desarrola en el ambito de 7/ .10. unas veces ex lege y otras mediante la obtencion de una resolucion judicial o administrativa ad !oc. / establecia que la tutela de un menor se regulara por la ley nacional y para los supuestos en que el menor se encontrase en el extranjero. incluidas las transacciones. Eacia nuevas formulas de proteccion del menor. subisidiariamente a la ley nacional entraría en juego la ley de la residencia !abitual. asi como al restablecimiento de la custodia +luxemburgo. En este proceso de cambio !a influido el convenio sobre los derec!o del ni&o de /686. que necesita de una declaracion para ser considerado como tal.del estado donde se !alle el deudor +institucion intermediaria.68I. centra su atencion en fijar la competencia de las autoridades administrativas o judiciales del estado de la residencia !abitual del menor. parentesco. ante el tribunal competente segun la ley del foro para conocer de sta. est( la carta europea de los derechos del niño y resolucion sobre secuestro de niños. matrimonio o de afinidad.55#. 2. 4no de los temas objeto de atencion en los ultimos a&os !a sido el del llamado secuestro internacional de menores. 'ada dia es mas frecuente que ante la quiebra del matrimonio o de la patria potestad. intentaran dar soluciones al problema de la proteccion de los derec!os de guarda y de visita. /0. de /67/. y los mecanismos tendentes a evitar los perjuicios que comportan los despla#amientos ilicitos internacionales de menores.' el convenio referente al reconocimiento y a la ejecucion de las resoluciones relativas a las obligaciones alimenticias. de /6:2. el primer antecedente convencional lo situamos en el convenio de la !aya para regular la tutela de menores.<.e. de -. por tanto. en ultima instancia. . la presencia de los poderes publicos en las tareas protectoras de los menores es creciente por así demandarlo la sociedad. #a proteccion de los derechosde "uarda y visita. Ii.conferencia de la haya de d. 1. adquiere especial importancia en la medida en que resulta cada dia mas dificil delimitar las fronteras entre lo que es la proteccion estrictamente familiar y la progresiva presencia de los elementos publicos protectores. asi como pautas que estas !an de observar en su actividad se parte del principio de que los procedimientos de reconocimiento y ejecucion se regiran por el derec!o del estado requerido.i. y del convenio de la !aya sobre aspectos civiles del secuentro internacional de menores. Salvo que tal competencia se fundamente exclusivamente en la nacionalidad de una de las partes. La naturale#a jurídica de la figura del menor. /68I.pr. Existen 1 factores que centran b(sicamente los terminos de la cuestion. como personas.1 del citado convenio se establece el siguiente foro especial de competencia. con el fin de lograr el amparo del ordenamiento juridico del lugar adonde !ayan sido despla#ados. > convenio relativo a la competencia judicial y a la ejecucion de resoluciones judiciales en materia civil y mercantil... a los menores afectados por tal quiebra se les retenga o desplace a otro pais distinto a aquel en que desarrollaban su vida ordinaria. ante el estatuto familiar. comprendiendo las que afectan a los !ijos no legitimos. *quel tipo de conductas ilicitas son una infraccion de las normas reguladoras de los derec!os de guarda y visita de los mayores sobre los menores y la doctrina rec!a#a unanimemente el tratamiento de este problema por el derec!o penal. las personas domiciliadas en un estado contratante podran ser demandas en otro estado parte en materia de alimentos. 2erecho internacional privado y proteccion del menor. derec!os personales y derec!os patrimoniales se entrecru#an y confunden y de a!i que cada ve# sea mas frecuente la referencia global a la proteccion internacional del menor. -5. la proteccion del menor se desarrolla en lo esencial dentro del ambito familiar. El art. El estudio de la proteccion del menor en d. o si se tratase de una demanda incidental a una accion relativa al estado de las personas. /6I1. tambien de /. Son el convenio del consejo de europa relativo al reconocimiento y ejcucion de decisiones en materia de custodia de menores. diferente de la del incapa#.i. cuando tiene como objeto sustraerlos del regimen y proteccion jurídica a que estaban sometidos en el lugar de su anterior residencia !abitual. aun a riesgo de indeterminaciones perjudiciales al propio interese del menor. Se da una relación directa entre el protagonismo creciente de los menores para el ejercicio de sus derec!os como tales y. H..a ello cabe a&adir que la progresiva atencion jurídica a laproblematica de los menores !a tenido como consecuencia el surgimiento de un nuevo derec!o de menores cada dia mas consolidado.pr. reconicimiento y ejecucion de decisiones en el derec!o convencional multilareral. En d. toma mas fuer#a en la medida en que es mas sujeto activo en las relaciónes jurídicas y sociales. Se reflejan igualmente estas pautas evolutivas que !an !ec!o que el estatuto personal ceda. y sta a su ve# se encargar( de reali#ar cuantas gestiones fuesen pertinentes al objeto de que la obligacion se cumpla. Se pensaba que la proteccion del menor iba a girar en torno a la tutela y que el tratamiento mas adecuado seria el de remitir su regulación a la ley nacional del menor. se acual fuere su denominacion.pr. como en cuanto a la atribucion de competencia a las autoridades de los estados parte que !an de cnocer de tal materia.el termino 5decisiones5 incluye todas. en /.

el convenio de la !aya sobre proteccion de menores y la cooperacion en materia de adopcion internacional +/662. /6I/-/6I6 de la l. luxemburgo. conservar$n su valide. las previsiones del procedimiento ad !oc estan establecidas en la l. ser de caracter autonomo respecto a los demas mecanismos de protecion internacional de los menores y. al objeto de dar la mayor celeridad posible a las solicitudes de retorno o restitucin del menor secuestrado. a esta última. con la cooperacion de las autoridades centrales de los estados parte. alterando las relaciónes jurídicas que ligaban al menor con las personas encargadas de su guarda y custodia y no siempre con el fin de obtener en el pais de refugio una resolucion favorable. al mismo tiempo. concebido como medida provisional en relación con los !ijos de familia.la convencion interamericana sobre trafico internacinal de menores.o. aprobado por el consejo de europa.68I.el objetivo ultimo es elde lograr el cumplimiento de la decision sobre el derec!o de guarda o visita. Segun el art. . en su caso. . las disposiciones hechas en testamento y los pactos sucesorios ordenados conforme a la ley nacional del testador o disponente de su otorgamiento. !a definido el secuestro como el despla#amiento de un menor fuera del territorio del estado en que tenga su residencia !abitual. que el despla#amiento fue consentido por la persona que ostentaba la guarda. seccion >E del capitulo preliminar del reglamento de ejecucion de la l.. . por centrarse en la colaboracion entre autoridads.establece un sistema de prevencion de sustracciones. @as"os "enerales del derecho sucesorio espa'ol.las relaciónes familiares y sin perjuicio de que existan diferentes figuras penales en los ordenamientos juridicos que pudieran ser de aplicación. En nuestro pais estos procedimientos se tramitan ante los ju#gados de primera instancia y. y sin necesidad de exequatur. de -5<?..pero los secuestros internacinales de menores no siempre tienen lugar con infraccion de una resolucion sobre los derec!os de guarda o de visita. y entre sus objetivos estan el establecimiento de las garantias para que en las adopciones se respeten los derec!os fundamentales de los menores. . ni aunque se produ#can con posterioridad al secuestro.a veces basta la simple via de !ec!o del despla#amiento internacional. sin entrar en dilucidar acerca del fondo del derec!o de guarda. 10. :A/68.. venta y tr(fico de menores en general.c. en espa'a existen una serie de disposiciones especificas para el mejor cumplimiento de las obligciones derivadas de la ratificacion de los convenios internacionales. en relación con menores en situacion de desamparo. que establecen normas y garnatias respecto a los menores extranjeros en general. informar a los interesados y cooperar con las autoridades competentes. la sucesion por causa de muerte se regira por la ley nacional del causante en el momento del fallecimiento. obliga a los estados a dar un tratamiento expeditivo al reconocimiento y ejecucion de decisiones sobre guarda y visita de los menores y se atribuye a las autoridades centrales de cada estado contratante la funcion de velar por el cumplimiento del convenio. +arts. cualesquiera que sea la naturale. I. así como instar la agili#acion de los casos que se les presenten.que la autoridad encargada de ordenar el retorno del menor tome en cuenta su opinion contratria al mismo y que el retorno fuese contrario a los principios fundamentales del estado requerido sobre la salvaguardia de los derec!os del !ombre y de las llibertdes fundamentales. por medio de un exequatur tramitado con la maxima celeridad. /0. si bien las legitimas se ajustar$n.en el convenio relativo al reconocimiento y ejecucion de las decisiones en materia de custodia de menores y de restblecimiento de la custodia. &in embargo. de otra parte !ay que mencionar dos convenios internacionales.c. de proteccion jurídica del menor.e. aunque sea otra la ley que rija la sucesion. /6I/ a /6I6. posteriormente. modificando el estatus en que el menor se encontraba. o retencion del mismo fuera de este territorio por tiempo diferente del establecido para el ejercicio del derec!o de visita. 71 . ordenar(n el retorno inmediato del menor al lugar donde residía en el momento del secuestro. desde la entrada en vigor de la l.c. sobre derec!os y libertades de los extranjeros en espa&a.a de los bienes y el pais donde se encuentren. Este convenio parte de la base de la existencia de una decision +administrativa o judicial. Solo seria aconsejable el tratamiento penal cuando intervengan elementos de terceras personas con intereses ajenos al citado (mbito familiar y maxime cuando los moviles de las conductas de los mayores que practican esos secuestros de menores se circunscriban a lo que se !a venido a llamar tr$fico internacional de menores. 6.80 c. pues a veces tambien se encuentra amparo legal sin necesidad de pronunciamientos administrativos o judiciales. Tema 21: el fenomeno sucesorio. arts.. El convenio sobre aspectos civiles del secuestro internacional de menores. Se establecen como objetivos el asegurar el retorno inmediato de los menores despla#ados o retenidos ilicitamente en cualquier estado contratante y !acer respetar de forma efectiva en los demas estados contratantes los derec!os de guarda y de visita existentes en un estado parte.que la devolucion del menor le exponga a un peligro fisico o psiquico o le coloque en una situacion intolerable. caso de que existan decisiones judiciales o administrativas.e. estar llamado a coexistir inevitblemente con las normas sobre la ley aplicable y sosbre reconocimiento y ejecucion de decisiones extranjeras de cada estado parte.centra sus mecanismos protectores en la cooperacion internacional entre autoridades centrales e internas. siempre que se produ#ca con violacion del contenido de los derec!osde guarda o de visita en vigor en ese momento en el lugar de la residencia !abitual del menor. /66>. Las excepciones son. mexico. sobre traslado temporal a espa&a de menores extranjeros y acerca de traslado a espa&a con fines de adopcion de menores extranjeros procedentes de #onas de conflicto. sobre los derec!os de guarda o visita cuyo cumplimiento se va a exigir mas alla de las fronteras donde fue dictada.dispone en orden a asegurar el reconocimiento en los estados parte las adopciones practicadas conforme a las disposiciones de su articulado. /.o. Lasautoridades competentes. Este texto internacional se caracteri#a +pere# vera. con el consiguiente retorno del menor al lugar donde residía antes del secuestro.

reducen la posibilidad de plantearse cuestiones de calificacion. .. la entrada en vigor del convenio !a robustecido el principio del favor testamenti al ampiarse el n0 de conexiones de la norma de conflicto.del examen de esos preceptos convencionales puede formularse las siguientes reflexiones. *dem(s. en esta materia juega con fuerte intensidad el orden publico internacional para rec!a#ar. //. la referencia y el trataiento que realida en el art. la expresa regulación convencional reduce considerablemente las posibilidad de recurrir al fraude. )or tanto. en una fórmula que permite obviar eventuales problemas de calificacion. 2.. en relación con el tratamiento juridico de la forma de las disposiciones testamentarias en nuestro derec!o. del domicilio o de la residencia !abitual del testador. dando vida a una solucion de dificil aplicación pr(ctica. la circunstancia de que todas las conexiones alternativas propuestas lo sean con referencia a su respectiva ley interna.. navarra. la norma de conflicto en nada afecta al espa&ol con vecindad civil comun que sigue estando soujeto a la pro!ibicion de concluir pactos sucesorios. Entra en el ambito de la ley sucesoria. En terminos generales la valide# de los pactos sucesorios.c. el art. !a de destacar.>0. /0.c. 'onforme a la norma de conflicto b(sica contenida en el art. considera invalido el testamento mancomunado otorgado por espa&oles a los que no les sea de aplicación la legislacion que lo autori#a +aragon.. la del lugar de su situacion. en cuanto a la la forma. %uestro c.la capacidad para suceder constituye una interrogante que se plantea con independencia del modo por el que se tenga acceso a la sucesion. . nacionalidad y circunstancias personales de tetador y testigos de la disposicion testamentaria.20. establece que se permite a los espa&oles otorgar testamento olografo en el extranjero.10 c. a!ora bien.el fondo o contenido del testamento resulta del equilibrio entre la autonomia de la voluntad y la ordenacion que !ace de la misma su ley nacional. vinculaciones de bienes no permitidas por nuestra ley. a salvo siempre las legitmas de los descendientes. la utili#ación de diferentes conexiones alternativas posibilita una amplia consideración de las variadas formas testamentarias que pueden !acer acto de presencia en el tr(fico jurídico externo.)os derechos que por ministerio de la ley se atribuyan al conyuge superstite se regiran por la misma ley que regule los efectos del matrimonio. incluso en los paises cuyas leyes no admitan dic!o testamento. La interpretacion de la norma de conflicto en vigor !a de !acerse atendiendo a su naturale#a de norma de remision. y ademas. la generalidad con que se describe el supuesto de !ec!o. de una parte. los elementos que se facilitan ara la concrecion temporal de los criterios de concrecion temporal de los criterios de conexion dan una solucion precisa ante la eventual presencia del conflicto movil y contribuyen a facilitar la labor interpretativa en su aplicación. por lo dispuesto en la materia de legitimas por su ley nacional al tiempo del fallecimiento. por ej. Ii. y disposiciones conconrdantes. 6.c. La capaciad activa o del testador re regula por referencia a su ley personal apreciada tempore testamenti. Es un convenio de caracter abierto porque la aplicación de sus normas de conflicto sera independiente de toda condicion de reciprocidad y tendra lugar aunque la nacionalidad de los interesados o la ley que resulte aplicable conforme a las citadas normas no sean las de un estado contratante.r./0 c. debiendo estimarse como una alternativa de la sucesion testamentaria. #a sucesion contractual. el reconocimiento de la sucesion contractual como un posible tipo de sucesion enerva toda posible invocacion frente a la misma del orden publico espa&ol. #a sucesion testamentaria en sentido estricto. se justifica para eivtar la disfuncionalidad que produciria la posible remision a otros ordenamientos juridicos +reenvio. basilea /6:1. El sistema sucesorio espa&ol se centra sobre las notas de personalismo y unidad. .en espa&a el organismo de cooperacion internacional es el 5registro de actos de ultima voluntad5 de la d. /1:/. En principio. el poder dispositivo del causante se ve limtado. nuestro pais !a ratificado el convenio de la !aya sobre los coflictos de leyes en materia de ratificacion del convenio de la !aya sobre los conflictos de leyes en materia de forma de las disposiciones testamentarias..o respecto de los bienes inmuebles.80 c. )or el contrario. de /67/. y de otra.10. ya sea en el momento de testar o en el momento del fallecimiento del testador. ademas. En cuanto a las legitimas. se regir( por las normas sobre la 72 . . Lo unico que en ella se resuelve afirmativamente es el problema que planteaba la regla de conflicto sucesoria anterior respecto a la posibilidad de incluir en ella la sucesion contractual de un extranjero ordenada conforme a su ley nacional. de acuerdo al art. : del convenio expresa que la aplicación de las leyes establecidas en el convenio 5no podr( rec!a#arse m(s que cuando sea manifiestamente incompatible con el orden publico5. +edad. reali#a un minucioso tratamiento de los particuares aspectos registrales en materia testamentaria con la finalidad de garanti#ar la seguridad jurídica que requiere este aspecto del derec!o sucesorio.. lo dispuesto en el art. ante todo. una sumaria exegesis de la norma de conflicto espa&ola en tema de sucesiones. #a sucesion testamentaria.el convenio del consejo de europa relativo al establecimiento de un sistema de inscripcion de testamentos. sera aplicable a la forma de las la ley interna del lugar donde el testador disponga. queda virtualmente sustituido por el convenio. . $e forma mediata. El texto actual amplia el ambito de aplicación de la ley sucesoria al !acer inviable sustracciones de materia basadas en una interpretacion literal de la norma de conflicto..en cuanto a la forma.c.. la ley nacional en cuestion es la del otorgante tempori testamenti. / del convenio.0. . segun el art.n. Su objeto es el de facilitar el descubrimiento de los testamentos una ve# fallecido el testador.. por la ley aplicable al contenido del testamento. o de la nacionalidad.g. El problema de la . 1. que sera de aplicación en todos los casos en que el testador !aya fallecido despues de su entrada en vigor. *lbacea#gos perpetuos.

Iii.c. 11 l. para caer de lleno en el dominio de la lex fori. las que inciden de modo especifico en materia sucesoria solo podran ejercerse respecto de las sucesiones causadas por nacionales del estado que acredita al consul y siempre que concurra que en el territorio a que alcan#a la jurisdicción consular existan bienes del de cujus. . La generalidad de las legislaciones coincide en reconocer al estado el derec!o de apropiarse de los mismos. su asimilacion al tipo generico de la sucesion testamentaria !ace que le resulte aplicable la solucion del conflicto movil que consagra el art. la norma del art. adquirido mortis causa. a falta de solucion legal o jurisprudencia que resuelva la !ipotesis planteada. ocupando unos bona vacantiae. su delimitacion !a de !acerse atendiendo al sentido mismo de las funciones consulares. #a sucesion le"itima.en nuesto derec!o. sean personas fisicas o jurídicas. $e otra parte.j. 11. la decision de destinarlo a 7> . *!ora bien.se trata de decidir sobre el caracter procesal o sustantivo de tales normas en la medida en que solo si se califican dentro de la 1E categoria. por ra#on de reciprocidad resultaría equitativo poner estos bienes a disposicion del estado del que el difunto era nacional. tanto por el caracter universalista de que go#a la sucesion en derec!o espa&ol como porque en definitiva tales incapacidades especiales tienen un caracter reciproco en las relaciónes sucesorias entre 5de cujus y !eredero5. La ausencia de manifestacion expresa de la voluntad del causante. informativa y representativa. segun lo establecido en el art. tanto por ra#ones de defensa nacional como en atencion a objetivos protectores de la economia. Su intervencion en materia sucesoria puede sistemati#arse en las funciones notarial.respecto de las personas jurídicas.o. 2. al margen de que en su ejecucion !ayan de respetarse las legitimas establecidas por la ley nacional del causante al tiempo del fallecimiento. cuando el causante !aya tenido su ultimo domicilio en territorio espa&ol o posea bienes inmuebles en espa&a. la sucesion intestada. el problema subyacente en toda la tematica de la sucesion del estado puede ser reconducido a una cuestio de calificaciones que debe ser resuelta conforme al derec!o espa&ol.en consecuencia. %o obstante. en cuanto a la actitud de nuestro ordenamiento respecto de las pretensiones de un estado extranjero de ocupar. de otra parte. .80 c. )or el contrario. de acuerdo en el art. que el momento determinante sera el de la conclusion del pacto sucesorio. eltema quedar( excluido del ambito de la ley aplicable a la sucesion. ser(n de aplicación las disposiciones pertienentes de la ley sucesoria. en ausencia de !erederos legitimos. Sin embargo.. el orden publico del foro jugar( cada ve# que el objetivo social o los medios institucionali#ados para su consecucion se consideren ilicitos o constitutivos de delito. *si. 1. los consules tienen el deber de respetar las leyes y reglamentos del estado de residencia y su actuacion en cuanto notario y encargado del registro civil solo es posible en la medida en que las leyes y reglamentos del estado de residencia no se opongan. para otros actuaria en cuanto ente soberano. asi como que tal personalidad le permite ser designada !eredera legataria. en distinto orden de preocupaciones. a diferencia de las personas fisicas y del estado. se aplicara por nuestros tribunales como integrante de la ley sucesoria. En consecuencia. pero mientras que para unos el estado aparece como autentico !eredero. plantea la interrogante de cu(l deba ser la suerta de los bienes del de cujus. cada ve# que la normativa vigente sobre el control de cambios impida que el incremento del patrimonio social. En cuanto a la competencia judicial internacional. esa solucion no parece extensible a las llamadas capacidades especificas o relativas. en cuanto al momento en que deba apreciarse la ley nacional del causante para determinar si permite o no la sucesion contractual. 4n problema especifico surge en relación con las normas rectoras de la conmoriencia. si la capaciad generica para suceder se inserta en el ambito de la ley personal.en la medida en que estas incapacidades se refieren tanto al causante como al !eredero cabria una aplicacin cumulativa de la ley sucesoria y la ley personal del ultimo. 6. asi como por los foros especiales que se prev n. si se consideran parte del derec!o rector del procedimiento. y la regulación de los derec!os asi adquiridos se subordina a la obtencion de las autori#acines administrativas exigidas por el derec!o espa&ol respecto de los restantes modos de adquisicion de la propiedad por extranjeros. probada su personalidad jurídica a tenor de la ley nacional.//0 c. los tribunales podran conocer de las cuestiones sucesorias que se les sometan en virutd de alguno de los criterios generales de competencia. 6. en distinto plano. bienes inmuebles situados en territorio espa&ol.no obstante.c.c.p.. La capacidad de asociaciones y sociedades para recibir por causa de muerte debe quedar sujeta a la ley personal. de acuerdo con el art. nada dabe impedir la ejecucion de la voluntad del testador. 22 c. Problemas comunes a ambos tipos de sucesion. es decir. aunque le correspondieran como !eredero en la sucesion ab instestato de uno de sus nacionales. #a capacidad para suceder en las personas fisicas se encuentra regulada por su ley nacional. y su eventual sujecion a una ley personal alterada con el transcurso del tiempo.forma de los testamentos.c. la primera peculiaridad surge del !ec!o de que. en ejercicio de un ius regale. sus derec!os sucesorios solo pueden articularse por la via de una sucesion testamentaria. o bien que el fallecimento se !aya producido en el mismo. pueda ser sacado del pais. &l conflicto de autoridades. resulta tambien ra#onable su sumision a la ley sucesoria.10 c. Iv. el acceso mortis causa a bienes sitos en territorio esp&ol se encuentra sujeta a una serie de requisitos de aplicación general a todos los estranjeros. respecto de la competencia de los consules espa&oles en el extranjero. deterinan que la relevancia de la ley personal del causante tempori morits sea absolutamente decisiva.

en cuya relación pueden incidir otras leyes. establece que los derec!os a la sucesion de una persona se difieren desde el momento de la muerte. tratandose de bienes muebles. 7.j. el ambito del estatuto real se centra sobre el regimen juridico de las cosas materiales. finalmente !ay que se&alar que. en la l. en cuanto a las normas de origen interno. al sistema sucesorio espa&ollimitaciones procedentes de la incidencia de la ley del lugar de situacion de los bienes. como si la forma corresponde a la ley personal del !eredero o pertenece a la lex loci actus.j. Es en este plano donde la intervencion consular. dado el tenor imperativo con que el art.p. la oponibilidad del acto considerado dentro de su orbita !abría de estimarse sujeta al respecto de las normas imperativas que la arbitran. como expresion de una relación que se caracteri#a internamente por la situacion del titular de esa relación frente a terceros. I. ./0 c. 11. entre otros. El convenio de bruselas de /678.nuestro sistema juridico la aceptacion de !erencias por parte del estado espa&ol se entender( !ec!a siempre a beneficio de inventario.. Concepto de estatuto real. 2. y tambien lo es en derec!o espa&ol. en armonia con una concepcion personalista y social del derec!o. los tribunales espa&oles seran competentes si los bienes inmuebles se encuentran en territorio espa&ol al tiempo de la demanda. del ambito de aplicación de la misma escapa tanto la capcidad del !eredero para aceptar o repudiar la !erencia. si la ley sucesoria considera como constitutiva una determinada modalidad formal. dese la optica del estatuto real.: c. si fuese aplicable a una sucesion en espa&a la ley extranjera que admitiese la apertura de la sucesion por causas diferentes a la muerte o declaracion de fallecimiento. en cuanto a la forma. la competencia de los tribunales espa&oles es concurrente con la de otros tribunales extranjeros que podrian tambien conocer de estos litigios.j. *quel art.p. Tema 29: las cosas en el trafico juridico externo. otorga primacia a las normas sobre competencia judicial internacional en los que espa&a sea parte. 7. #as fases del iter sucesorio.p. Sin embargo. *sí. se establece la competencia exclusiva de los tribunales donde est situado el inmueble.. el art. &l denominado estatuto real. el art.en cuanto a la adquisicion de la !erencia. . .. respecto de los derec!os reales sobre inmuebles. El art. . la norma de conflicto espa&ola la incluye en el amito de aplicación de la ley sucesoria. tambien los multiples aspectos que encierra el tema se !allan sujetos a la ley sucesoria. cobra sus perfiles mas caracteristicos. 1/.o. tanto si se reali#ó respetando las formalidades previstas en la ley sicesoria. 1. en cuanto a la valide# de las inscripciones reali#adas en los registros publicos. el convenio de bruselas establece tambien la competencia exclusiva de los tribunales de los estados en cuyo territorio se llevan estos registros.c. 1.no obstante. entendiendo que con tal expresion se !ace referencia a las normas que se ocupan de la reglamentacion jurídica de los derec!os reales en si mismo considerados. @ambien en esta fase pueden aparecer limitaciones a las petensiones de universalidad que presiden. corporales. Las cosas.. sobre la base de convenios bilaterales de distinto alcance. etc./0 l. cualquiera que sea la ley aplicable que la regule.la propia actividad de la asociacion o sociedad pondra en marc!a toda la reglamentacion sobre inversiones extranjeras en espa&a y genericamente. //.o. $ic!o concepto puede establecerse en atencion a su finalidad. @eferencia a la competencia judicial internacional de los tribunales espa'oles en materia de estatuto real.la particion del caudal relicto. En todo caso. %o obstante. sucesiones. En consecuencia ser( el foro general del domicilio del demandado el qeu resulte aplicable. la existencia de los 1 foros generales de competencia !ace perfectamente posible que los tribunales espa&oles puedan declararse competentes respecto de bienes muebles situados en pais extranjero. son cosideradas individualmente y no como partes de una masa patrimonioal. en atencion a la nacionalidad del causante. /7. especialmente en materia posesoria. la del codico de comercio. aunque incluida en el imperio de la ley sucesoria./0 de la l./0.en cuanto a la administracion de la !erencia. . %o se aplica a las cuestiones que susciten los derec!os reales inmobiliarios que !an tenido su origen en una de las materias excluidas del ambito de aplicación del convenio +regimen matrimonial.20 dispone que las 5acciones relativas de bienes muebles5 y en defecto de los foros generales. en materia de derec!os reales inmobiliarios +art. tanto respecto de las particiones judiciales como del principio mismo de que cualquier !eredero pueda exigir la particion. como los problemas atinentes a la forma que debe revestir tal manifestacion de voluntad.o. . sin negar la relevancia de que go#a en orden a establecer las presunciones de muerte y sus consecuencias. el convenio de bruselas no prev ningun foro de competencia exclusivo ni especial. )ara el art. al enunciar la regla b(sica sobre la extension y limites de la jurisdicción espa&ola.. consagra la competencia exclusiva de los tribunales espa&oles en los litigios relativos a 5derec!os reales y arrendamientos de inmuebles5. en cuanto stos se !allen en espa&a.uno de los puntos en losque el orden publico del foro va a actuar con especial intensidad es el que !ace referencia a las causas de apertura de la sucesion. en materia de bienes inmuebles la competencia judicial internacional exclusiva de los tribunales de un estado sobre los inmuebles sitos en l es tradicionalmente admitida y reconocida en el derec!o comparado. pude verse afectada por disposiciones de la lex fori. !ay que estimarla inaplicable por ra#on de orden publico. . la aceptacion o repudiacion de la !erencia ser( valida.c. norma esta "ltima que !a de entenderse apllicable a toda sucesion abierta en espa&a.

. *l igual que en materia de contratos. el contenido de los derec!os y 10. las prerrogativas de la propiedad o del usufructo. junto a este problema. Cespecto de estos ultimos. )a misma ley sera aplicable a los bienes muebles. bien en atencion a ra#ones de interes publico. en cuanto a los modos de adquisicion de los derec!os reales./0 c. en ocasiones es necesario tomar tambien en consideracion las normas imperativas de un tercer estado.. . . etc. ya que en muc!as situaciones !ay que decidir la naturale#a del derec!o. la !aya.c. /1. el imperio de la ley de situacion del bien mueble en el momento en que se produjo el !ec!o generador de su nacimiento o extincion. en el primero de los planos se&alados. el convenio sobre la aplicación a la transferencia de la propiedad en caso de venta de caracter internacional.segun el art. @radicionalmente !a sido la lex rei sitae la ley rectora de los bienes inmuebles. !aciendo necesaria una distribucion de las competencias respectivas de las 1 leyes sucesivamente aplicables. social y politica de los derec!os de propiedad. aunque coordinada con la lex sitae. acu&ada en el derec!o interno. por ej. a los efectos de la constitucion o cesion de derechos sobre bienes en transito. la competencia de la ley interna del pais en que estaban situados los objetos vendidos en cuanto a los modos de adquisicion. . el contenido de los conceptos que conforman los supuestos de las normas de conflicto en materia del estatuto real viene dado por el derec!o espa&ol.8.. sucesorias o de otra índole y las reales. como el de fijar el momento en que la situacion del bien es relevante. )(g.c. los modos de adquisicion de los mismos. salvo que el remitente y el destinatario hayan convenido. o desconocidos para el foro. /I. y los automoviles y otros medios de transporte por carretera. inscripcion. +fotocopiar ej. no deber( resultar afectado por lo dispuesto en una nueva ley cuya aplicación debería de carecer de efectos retroactivos. consagra en su art. etc.. el art./0. 1>8-1>6. problema que no conduce al conflicto movil. *si. tanto desde el punto de vista del estado como desde la optica protectora del trafico juridico y de los intereses de los particulares. la ley del pais en que el bien mueble acaba de ser introdicido se aplicara en el futuro en la misma medida en que se aplicaría una nueva ley que modificara la legislacion del pais en que el bien mueble !ubiera permanecido.c. dispone que la posesion. bien en funcion de su posible disfrute por ciudadanos extranjeros. bienes cuya misma finalidad es la de despla#arse. bien por ser derec!os conocidos. seg"n una norma de competencia judicial internacional de alcance universal. sujetos a la ley del lugar en que se !allen. los bienes muebles pueden cambiar de situacion. . /1. . +fotocopiar ej. /I. 4n estado frecuentemente impone limites a estos derec!os. $ada la importancia exonomica. entre /0. sometidos a la ley del abanderamiento. la propiedad y los demas derechos sobre bienes inmuebles./0c. las cuestiones obligacionales. Due solo se puee establecer en los lugares donde los bienes objeto de tales derec!os est(n situados. *!ora bien. $e modo especial. en el caso de que ambas no coincidan.c. como lex fori. $e acuerdo al art.mbito de la ley aplicable. su movilidad plantea numerosos problemas. En ese sentido. La posibiidad de un conflicto movil surge del !ec!o de que. /0... 1. existe otro. jutno a las normas materiales del derec!o reclamado por la norma de conflicto que. 0. /6. por su misma naturale#a.Ii. esta opcion debe llevarnos a incorporar a la solucion del conflicto movil en el ambito del trafico juridico externo la distincion. 77 . > distinta es la problematica planteada por los medios de transporte.10 c. #ey aplicable a las cosas. el art. stos !an de estar necesariamente sujetos a la soberania del estado donde est(n situados los bienes sobre los que recaen. expresa o tacitamente que se consideren situados en el lugar de su destino. asi como su publicidad se regir$ por la ley del lugar donde se hallen. sobre el problema de las calificaciones. 10. ya que ofrece mayores ventajas. cuestion importante. 1>. *si. C. su proteccion erga omnes se basa generalmente sobre un sistema de publicidad +registro. como lo es el que los elementos que configuran los supuestos en que se discuten derec!os reales !an de regirse de modo necesario por la ley se&alada en el art.la lex rei sitae. 9inalmente.. aeronaves y ferrocarril. quedarían entonces sometidas a la aplicación general de la ley del nuevo lugar de situacion.los bienes en transito y los medios de transporte. dir( si los bienes de que se trata son muebles o inmuebles o qu se entiende por buques en tr(nsito. est(n a veces estrec!amente ligadas de tal modo que es necesario saber cu(les de entre ellas necesitan de una regulación independiente. $esde una 1E perspectiva. /I. buques o aeronaves.y tambien el de determinar la concreta situacion de los bienes. Sera pues la ley espa&ola la que de acuerdo con el art. se justifica la aplicacon de la lex rei sitae y es que solo las leyes de lestado donde ese bien esta situado pueden otorgar una proteccion efica# a los derec!os sobre el mismo. siempre en el caso de inmuebles y frecuentemente en el de muebles. distingue entre buques.el conflicto movil. la proteccion jurisdicciónal de los derec!os sobre los bienes inmuebles se locali#a tambien en los tribunales del pais donde se encuentren situados. Conexiones "enerales y especiales. matricula o registro./0 califique cuales son los supuestos de !ec!o abarcados por la norma en cuestion y determine si sta es o no de aplicación al caso planteado. =gualmente esta ley deterinar( si son o no derec!os reales aquellos objetos de litigio. éstos se considerar$n situados em el lugar de su expedicion. /I. sometiendo los efectos de la posesion a la ley interna del pais en que los objetos esten situados en el momento de la reclamacion./0 c. #a aplicaci!n de normas imperativas de terceros estados. por contra. 2. )(g. )ara la doctrina y la jurisprudencia. la ley espa&ola. puede coincidir con el del foro y de las normas imperativas del foro.

tal y como sta se interpreta en los paises occidentales. . las que clasifican bienes. I. bien que el demandante tiene ademas la opcion de interponer la demanda ante tribunales distintos de ste si asi le conviene.por contra si est( fuera de sus fronteras. es decir.los aspectos que regula la lex sitae. las que declaran inalienables o imprescriptibles algunos de ellos. los tribunales !an ra#onado en terminos de cnflicto de leyes. cu(les son las cosas que pueden ser objeto de derec!os reales y cu(les son los derec!os reales que pueden establecerse sobre la cosa. de cuyas normas. Iii. si el contrato en litigio cae fuera del ambito material de aplicaci n del convenio de bruselas o si falta el domicilio del demandado en la comunidad.en relación con la eficacia de las nacionali#aciones sobre bienes situados en terceros estados. bien porque !aya !abido sumision a la jurisdicción espa&ola. ya que lo relevante para determinar la competencia del estado sería la existencia de una viculacion suficiente entre el estado y la sociedad nacionali#ada.el regimen de los bienes se arbitra en buena medida al margen de la tecnica conflictualjunto a ella destaca la utili#acion de normas materiaels de d. $e otra parte.p. en primer lugar y siempre que no !aya concurrencia con la ley del acto que lo !a creado. especialmente en problemas conexos con el derec!o de extranjeria.competencia que se extiende tanto a determinar si.> l.interes que se traduce en la necesidad de conocer de antemano ante qu jurisdicción nacional seria preciso !acer valer los derec!os si surgieran diferencias. en el estado nacionali#ador. y las que atribuyen al estado la propiedad de objetos de arte exportados sin autori#acion. Prlblemas "enerales de las obli"aciones contractuales en el trafico juridico externo. @eferencia a la competencia judicial internacional. de /68. la ley de la cosa es siempre competente en todo lo relativo a la proteccion de terceros. $e a!i que el principal problea sea el de la locali#acion del bien lo que dar( lugar a un tratamiento irrregular de los bienes. sería indiferente establecer dón estan situados los bienes. La atribucion dela competencia judicial internacional a los tribunales espa&oles vendría determinada por lo dispuesto por el convenio de bruselas de /678. no existe jurisprudencia uniforme sobre este tema. es necesario !acer una referencia a las reglas particulares previstas para los contratos de seguro y algunos contratos concluidos por los consumidores. sería previsiblemente rec!a#ado. su especialidad reside de u!a parte en los estrec!os limites temporales y formales con que pueden operar en estos contratos las clausulas de jurisdicción. /: del convenio. dentro de los foros especiales en materia contractual. sin mediacion de terceros. en la !ipotesis de la adquisicion derivada de derec!os reales. la aplicación de la ley espa&ola como lex rei sitae no agota sus posibilidades con la puesta en marc!a de la norma de conflicto.e. una reserva de dominio es oponible o no a terceros.j.las que pro!iben su exportacion o exigen autori#acion previa.. en nuestro ambito interno. como a establecer si es o no necesaria alguna formalidad para la adquisicion de tales derec!os. Ello !a llevado a la doctrina mas reciente a plantearse las nacionali#aciones como un problema de conflicto de autoridades y no de leyes. 'uando el bien se situa en el momento de la nacinali#acion. por ejemplo.. pero en general. y maxime en cuanto a la competencia judicial. finalmente. suele estimarse que es posible el reconocimiento de tal decision.o.2 y 11. en cuanto a los modos de adquisicion de los derec!os reales. calificados como particulares. su particularidad se identifica por el !ec!o de que la parte reputada mas debil en este tipo de contratos +el asegurado o el consumidor. corresponde a esta ley determinar el contenido y el r gimen de los derec!os reales. son competentes los tribunales del domicilio del demandado. tendentes a asegurar en la mayor medida posible la veracidad de los consentimientos. Incidencia de las nacionali%aciones< exportacines y confiscaciones en derecho internacional privado. 'on caracter general. El objetivo de la previsibilidad se satisfacer preferentemente incluyendo clausulas de jurisdicción en el contrato +art. a menos que se constatara su legalidad internacional. 11.pr.solucion que se !a justificado por tratarse de un modo privativo y porque la relación se establece directamente entre la persona y la cosa.i. cualquier acto extranjero que implicara la desposesion de su titular de bienes situados en espa&a. /: no cabe sin embargo eludir los foros exclusivos de competencia y fija las condiciones de fondo y forma de la clausula. así como las medidas necesarias a su publicidad. solo pueden ser atraídas ante las jurisdicciónes de su domicilio si son demandados. en esta meteria el interes basico de las partes es el de la previsibilidad. bien a tenor de los dispuesto en el art. por el art. la decision no ser( reconocida. es de mencionar la importancia de la ley del patrimonio !istorico espa&ol. por cuanto que constituyendo una excepcion a la regla general del domicilio del demandado. @ambien corresponde a la lex sitae fijar la extension del derec!o asi como las limitaciones. 7: . en el que el principio de territorialidad !a dado respuesta a casi todos los problemas planteados. constri&endo la libertad del empresario en la 5imposicion5 de foros que pudieran resultar abusivos paa la otra parte. en el (mbito europeo occidental. los originarios quedan sometidos a la ley de situacion de la cosa.del mismo modo que ser( la lex sitae la que estable#ca la duracion del derec!o y sus efectos respecto a terceros. cargas y obligaciones impuestas a sus titulares.así. Tema 27: las obli"aciones contractuales. cuando el demandado tenga su domicilio en territorio de la union. 1. con la particularidad de que solo se exige el domicilio de una de las partes en el territorio de la u. Ellos mismos pueden optar entre la jurisdicción de su domicilio o la del domicilio de la otra parte si son demandantes. muc!as !an de ser consideradas de caracter imperativo. el jue# espa&ol tendr( que decidir si es o no competente.

de forma que los jueces nacionales van a aplicar un mismo regimen juridico internacional cuando el litigio verse sobre alguno de los contratos contemplados. obligaciones contractuales expresamente excluidas.68I sobre ley aplicable a las obligaciones contractuales. /0. .las obligaciones nacidas en el ambito de la prueba y el proceso. .i.pr.c. . c. cuando ciertas obligaciones ya !an sido de algun modo asumidas por las partes en virtud de un pre-contrato y finalmente el contrato principal no se concluye. )uede plantear problemas de calificacion toda ve# que en las diferencias entre los ordenamientos nacionales. sustituyendo la conexion 5nacinalidad5 por la de 5vecindad5. derec!os y deberes dimanantes de las relaciónes de familia.el primer tipo de situaciones que podria tener cabida bajo las reglas convencionales son aquellas en las que el contrato se !alla exclusivamente conectado con dos o mas ordenamientos no estatales.. /I. .mbito de aplicaci!n: la nocion de contrato internacional.c. /I.la 1E situacion es la contemplada en el art. ya que se vinculan o estan dentro del estatuto personal y se rigen por conexiones de tipo personal. c. (uentes: dualidad de re"imen juridico. mas confusa puede resultar la sumision al regimen internacinal de los contratos de ciertas obligaciones por ra#on de la propia naturale#a de las obligaciones. y la ratificacion del convenio de roma de /. incluidas las obligaciones alimenticias respecto a los !ijos no matrimoniales. ni el art.. . 10.1 del convenio permite y no impone a los estados la aplicación del convenio en el ambito interno.obligaciones derivadas de letras de cambio..c.en primer termino el convenio no aclara si se aplica solo a los contratos de naturale#a privada o se extiende tambien a los de caracter publico. ni el convenio de roma definen la nocion de contrato internacinal. de las relaciónes contractuales contempladas pero impide abarcar todas las situaciones posibles. .el trust. 78 . c!eques y pagar s. supuestos que !allar(n su respuesta en sede del art. es decir. /I. . 2. El convenio de roma. . . tiene que !aber una situacion internacional que justifique el recurso a las normas de d. c. />.caracter internacional del contrato.. un contrato conectado con 1 ó mas sistemas juridicos estatales. La integracion espa&ola en la u.20.estado y capacidad civil. En los conflicots internos se extender(n las normas del art. .regimenes matrimoniales..las obligaciones nacidas en el ambito societario reguladas por el derec!o de sociedades. El adjetivo 5internacional5 nos situa frente a la naturale#a +interna o internacinal. .testamentos y sucesiones. de matrimonio o de ofinidad. . /I. o en ciertos casos el regimen interno. aparentemente est( tolerando la internacinali#acion del contrato puramente interno.c. contribuyendo así al objetivo de previsibilidad al que sirve todo proceso de unificacion internacional. siendo mas dudosa la eficacia de la autonomia de la voluntad en la internacionali#acion del contrato por la mera declaracion de las partes al escoger un ordenamiento extranjero..los acuerdos de eleccion de fuero. y otros instrumentos negociables.a los contratos de seguros que cubran los riesgos situados en territorio de la union. y !a de ser aplicado siempre por el jue# espa&ol cuando el supuesto litigioso caiga bajo su (mbito de aplicación. al estar dotado de eficacia erga omnes va a resultar de aplicación aun cuando el derec!o rector del contrato sea la ley de un tercer estado. . sin perjuicio de lo dispuesto en el art. el art. 0. .2 del convenio que permite la eleccion de un derec!o o jurisdicción extranjera cuando todos los demas elementos del contrato se !allan locali#ados en un mismo pais. trae como consecuencia la unificacion de las normas de conflicto de los estados miembros. . de parentesco.10. En principio es internacional aquel contrato cuyos elementos objetivos o subjetivos aparecen dispersos bajo el ambito de distintos ordenamientos juridicos. asociaciones y personas jurídicas. en definitiva. . El art. asi com de los contratos celebrados antes de su entrada en vigor.e. /0.en 10 lugar los supuestos de responsabilidad pre-contractual.la nocion de materia contractual.los convenios de arbitraje y clausulas compromisorias. aun cuando es claro que el regimen juridico de los contatos internacionales tiene con presupuesto que el regimen juridico de los contratos internacionales tiene conmo presupuesto la existencia previa de un contrato internacinal y por estos se entiende. . . c. por el momento el convenio resulta inaplicable a los conflictos de leyes internos entre distintas unidades legislativas. pero es muy dudoso que por esta sola remision las partes 5internacinalicen5 el contrato.. /6. y por tanto resultando inaplicable el convenio. la exclusion alcan#a ante todo al proceso con elemento extranjero que pudiera suscitarse en torno a un contrato regulado o sujeto a las normas convencionales en uno de los estados miembros.las cuestiones relativas a derec!os reales e intelectuales. !a sido despla#ado por el convenio.no resulta aplicable a la cuestion de cu(ndo una persona puede comprometer frente a terceros a la persona por cuya cuenta pretende actuar o si un organo de una sociedad o persona jurídica puede comprometer ante terceros a esta sociedad.2. siempre y cuando se respeten las disposiciones imperativas del ordenamiento en principio competente. )ara que resulte de aplicación el convenio de roma. . aunque le quede aun una funcion residual respecto de aquellas modalidades contractuales no contempladas por el convenio de roma.

lo que conduciria en el primer caso a una unica pretension resarcitoria a eleccion del demandante y en el segundo. en cuanto a la forma de expresión el artículo 2. 0.en cuanto a los límites que rodea el poder de autorreglamentación de los particulares en los contratos internacionales. el contrato presenta los vínculos m(s estrec!os con el país donde la parte tenga que 76 . la autonomía de la voluntad opera sobre la base de la existencia de un contrato internacional.pr. todo contrato debe quedar sujeto a la ley de un estado pues el convenio se aplica a las situaciones que entra&a un conflicto de leyes. La cuestión clave radica en decidir que sea la 5parte del contrato5 susceptible de ser detraida del 5todo5 para quedar sujeta a una ley distinta. unos son in!erentes al propio (mbito de aplicación del convenio.re"imen juridico del acuerdo de eleccion. bastar( la mera intención de las partes.en referencia a los efectos. el criterio de los 5vinculos mas estrec!os5 y sus excepciones.. los de autonomía material se !allan dentro del (mbito del ordenamiento designado y concretamente de lo que dispongan las disposiciones imperativos de aquella ley. $e a!í que los límites m(s relevantes vengan determinados por la acción de las normas interpretativas y por el alcance restrictiva con que la autonomía de la voluntad se concibe cuando dic!o poder !a de operar en el contexto de contratos en los que la posición de desigualdad entre las partes justifica la introducción de restricciones con el fin de impedir que la parte fuerte imponga el derec!o aplicable a la parte m(s d bil en el contrato. )or tanto. La autonomia de la voluntad desempe&a ante todo una funcion de locali#acion +autonomia conflictual. la cl(usula de elección tiene como principal efecto la locali#ación del contrato bajo el (mbito de un ordenamiento jurídico. La cl(usula de elección recoge el acuerdo de voluntades de las partes por el que se designa el ordenamiento jurídico rector de los intereses mutuos de los contratantes. @e"imen "eneral: autonomia de la voluntad y conexiones subsidiarias. ?ientras que la autonomía conflictual encuentra sus límites en el foro. 'onstituye un lugar comun designar la autonomia de la voluntad de las partes como fuente de las obligaciones contractuales. 1. En primer lugar. como si no lograron llegar a un acuerdo o si recurrieron a fórmulas equívocas que impide afirmar con certe#a cu(l es el derec!o rector del contrato. la elección posterior y incluso la modificación posterior de la ley destinada si la cl(usula se concluyó en el contrato.c. el demandante se acoge al regimen contractual renunciando al segundo.alcance< limites y efectos de la eleccion./ dispone que !a de ser expresa o resultar de manera cierta en los t rminos del contrato o de las circunstancias del caso. . contractual y extracontractual. el convenio presume que a falta de elección expresa o t(cita. 'abe la elección de una ley "nica y una elección m"ltiple de leyes estatales. .la existencia del consentimiento debe contratarse dentro del marco del ordenamiento designado por el contrato. por otra parte. el artículo 2. parece claro en nuestro sistema que la responbilidad derivada de la ruptura de tratos preliminares no puede generar una responsabilidad extracontractual o quiliana...7 c. *. ley que puede ser descartada en favor de la ley de residencia !abitual de la parte que invoque no !aberlo prestado. 20. En segundo lugar. Conexiones subsidiarias +a falta de eleccion en el convenio de roma.. la trasposicion del principio de la autonomia de la voluntad equivale a afirmar un poder de los particulares para elegir el derec!o rector de sus relaciónes contractuales a partir del margen de libertad que les viene conferido por un concreto ordenamiento juridico conforme al cual se decide si es posible elegir un derec!o distinto y en tal caso el quantum de libertad de que go#an las partes +art. y en concreto en el ambito de los contratos. permite la elección en todo momento y.. Jtros límites procede de la propia concepción del legislador en cuanto al margen de libertad que es preciso reconocer a los contratantes.. el convenio coloca al jue# nacional en una posición central a los fines de decidir el derec!o aplicable al contrato. Ii. . /0.criterio concreti#able a partir de una presunción general y dos presunciones especiales ancladas en torno a la prestación característica del contrato que. para decidir su valide# es necesario tener presente tres cuestiones.si"nificado. salvo en los casos en que el da&o producido por una de las partes con su comportamiento sobre la otra fuera constitutivo de delito. #a autonomia de la voluntad. Si las partes no tuvieron intención de designar el derec!o aplicable al contrato. 4na ve# que se admiten tales cl(usulas. no cabe contrato sin ley. /I.. .i. b"squeda del ordenamiento con el que el contrato presenta los vínculos m(s estrec!os. junto a esa función debe distinguirse la facultad de las partes para fijar el contenido material de su contrato o autonomía material.1 del convenio.resultan tanto o mas evidentes que en el plano interno. 10. El artículo 2 del convenio no existe la concurrencia de una vinculación especial entre la ley designaba y el contrato. En el caso de espa&a ni siquiera la cuestion se !alla resuelta desde la perspectiva del derec!o material +tesis de la acumulacion de las pretensiones y tesis de la incompatibilidad de las mismas. 2. el acuerdo de voluntades v(lidamente concluido coloca el contrato bajo el (mbito de un ordenamiento. El artículo > del convenio utili#a como conexión subsidiaria el criterio de los vínculos m(s estrec!os. si no permite designar el ordenamiento m(s estrec!amente vinculado con el contrato fuer#a al jue# a identificar por otros medios el principio de los vínculos m(s estrec!os. aun !abiendo 1 pretensiones. En d.en cuanto al alcance las partes puede designar una ley que risa la totalidad del contrato o sólo una parte del mismo. o si sólo fue una elección parcial. en consecuencia. C. La norma presenta una estructura triple. sin embargo. La valide# del contrato podría tambi n secuestrada por una causa de incapacidad invocada por una de las partes con posterioridad a la celebración del contrato.

su administración central o su establecimiento principal en el momento de la celebración del contrato. El convenio no protege a quien asume el riesgo de adquirir en el extranjero.cumplir la prestación características. el vendedor o suministrador recibe el encargo en el país de residencia !abitual del consumidor. * falta de cl(usula de elección. así como los contratos de financiación de los mismos. aquel que permanece en su país de residencia y en l se ve involucrado en un contrato internacional sin tomar conciencia de ello. Duedan excluidos los que tengan por objeto bienes inmuebles y bienes inmateriales. del convenio de roma comprende sólo algunos contratos concurridos por consumidores dot(ndoles de un r gimen especial que viene marcado por la función restrictiva atribuida a la autonomía de la voluntad en la determinación del derec!o aplicable.c. la directiva 62A/2. en principio las partes puede designar el derec!o aplicable al contrato. Iii. Se trata de presunciones iuris tantum por las que se traslada a las partes. 1. @e"imenes especiales. Est(n excluidos pues se !a pretendido proteger al consumidor en las modalidades contractuales en la que su posición se !alla m(s debilitada. autonomía de la voluntad. la nacionalidad com"n y en su defecto la residencia !abitual com"n. se aplica a los contratos en que una de las partes sea consumidor. y una conexión de cierre. se localice bajo el (mbito de una legislación de país tercero.ambito de aplicaci!n. por la que a falta de las anteriores. H. En tal caso corresponde al jue# por sí solo averiguar el país con el que el contrato se !aya m(s estrec!amente vinculado poderando los elementos del contrato. @ambi n cabe el supuesto en que sin darse las anteriores circunstancias. impide la aplicación de la ley de un país tercero si dota tal :I . las conexiones subsidiarias del art. para un uso ajeno a su actividad profesional. especialmente indicadas cuando el contrato contenga cl(usula de remisión al ordenamiento jurídico de país de la unión europea o cuando el consumidor se despla#a y adquiere en país de la unión europeaP permitir la aplicación del derec!o extranjero designado. 9inalmente. 'uando el contrato no contemplado por el artículo .tampoco a los contratos que tengan por objeto bienes inmuebles. y los contratos de transportes. )or "ltimo. 0. tenga su residencia !abitual. quedando descartada la conexión general en defecto de elección +residencia !abitual del prestador característico. . relativo a las normas imperativa del foro. y en su defecto. con la extensión de los contratos concurridos en el curso de viajes turísticos. .. la obligación de demostrar al jue# lo contrario de lo dispuesto por la norma. El consumidor nacional de un país comunitario no puede ser tratado de modo menos favorable que el nacional en virtud del principio de no discriminación. lo que no implica aplicación cumulativa de ambas leyes. el contrato se rige por la ley de residencia !abitual del consumidor. *!ora bien. lo que equivale al afirmar que todos los supuestos no comprendidos dentro del artículo sintió no son objeto de tutela conforme al convenio. se presume que el contrato presenta los vínculos m(s estrec!os con dic!o país. El artículo .. Es una norma de conflicto con conexiones en cascada entrando en escena sucesivamente cada ve# que no se realice la anterior.otra vía de corrección. En principio son aplicables los artículos 2 y >.. junto a esta presunción general. especifica que la operación !abía sido precedida de oferta previa o publicidad en el país de la residencia !abitual del consumidor !abiendo tenido lugar en dic!o país al menos los actos necesarios para la celebración del contrato. pero por ello no pueden dejar de aplicarse las normas imperativa de protección del consumidor previstas por la ley de su residencia !abitual. Hajo esta r"brica tendrían cabida tanto las modalidades contractuales no contempladas dentro del (mbito del artículo . la protección se limitar( al consumidor sedentaria o pasivo. /I. . Contratos concluidos por consumidores. el contrato queda sujeto a la ley del lugar de su celebración. cuando transportista y expedidor tengan su establecimiento en un mismo país. En tales casos resulta de aplicación el r gimen general de los artículos 2 y >. *dem(s. ley de residencia !abitual del prestador característico. como aquellas en que no se cumplan las circunstancias objetivas de aplicación de la norma. La protección se articula del siguiente modo.1. o al mar parte que lo pretenda. C.. !ay dos presunciones especiales. c. Ese artículo . ni a los contratos de prestación de servicios financieros. En los contratos que tengan por objeto un derec!o real inmobiliario o un derec!o de utili#ación de un inmueble se presume que el contrato presenta los vínculos m(s estrec!os con el país donde el inmueble se !alle situado. )uede ocurrir que la prestación característica no resulte identificable o tampoco el establecimiento del prestador característico o que no se den las especiales condiciones de aplicación previstas para los contratos sobre inmuebles o para los contratos de transporte. y los que tengan por objeto una prestación combinada de transporte y servicios. conforme a la cual el jue# del foro aplicaría cuando menos las normas de protección del consumidor contenidas en su propio ordenamiento. !ay otras condiciones objetivas. en dic!o artículo el legislador optar portes dos conexiones de corte personal. se concibe que el consumidor se desplace al extranjero y adquiera instado por un vendedor.con el texto actual una vía de corrección se !a buscado en el artículo :.soluciones para los supuestos prote"idos. en los contratos de transportes. esta solución seria rec!a#able una ve# admitido que el artículo : se refiere dentro de las normas imperativos a la categoría de las normas de intervención y no específicamente a las normas imperativos de protección del consumidor contratantes.soluciones para los supuestos no prote"idos. En cuanto al (mbito material se contemplan todos los contratos que tengan por objeto el suministro de bienes muebles corporales y el suministro de servicios.

!acen referencia a aquellas normas que resultan indisponibles para las partes tambi n en el plano interno. Se aplica asimismo si !ay presunciones legales relativas al objeto y carga de la prueba. no parece justificable dotarlos de una tutela específica. Cespecto a las donaciones entre esposos. y tambi n puede ser aplicada dentro de los límites impuestos por el derec!o del foro. )ersisten sin embargo. 2. toda ve# que su admisión no es generali#ada en los sistemas de derec!o comparado. inderogables en los supuestos internacionales. comprendiendo asimismo las consecuencias de la nulidad del contrato. conexión esta "ltima que recibe concreciones específicas en determinados casos. . Contrato de trabajo. el cumplimiento de las obligaciones que genere así como las consecuencias de su incumplimiento y los modos de extinción de las obligaciones. y 7 !acen referencia a las normas de protección del consumidor y del trabajador contratantes. del código civil algunas normas de conflicto especiales por ra#ón de la materia.en cuanto a las donaciones. .. bien que la lex rei sitae conserve todo su vigor en la precisión de los aspectos jurídico-reales de tales contratos. bien a la ley del lugar de celebración. las normas imperativos de ese ordenamiento extranjero.en relación con su procedencia un problema particular es el relativo a las normas imperativos contenidas en la lex contractus. relativo a esta misma figura.: del código civil. norma por las que se atribuye competencia a la ley nacional del donante.supuestos prote"idos. respecto de las cuales es aplicable el artículo /I. 0. en relación con el contrato de trabajo !a quedado despla#ada para los supuestos internacionales por efecto del artículo 7 del convenio de roma. operaban y operan. aludir a leyes de policía. pues en buena medida depende de la concepción que cada legislador tenga en cuanto al poder de disposición de los cónyuges. junto al artículo /I. y a falta de elección por las partes.en el tercer supuesto.aquel en el que el trabajador es destinado temporalmente a un país distinto de aquel en el que normalmente presta sus servicios. Contratos especiales en el sistema interno espa'ol de derecho internacional privado.en cuanto a su identificación.en la norma se distingue entre representación legal. Estas son las referidas a la forma del contrato sujeta alternativamente bien a la lex contractus. . su interpretación. en principio. sujetos al derec!o convencional. ciertas cuestiones se excluyen de la lex contractus pues cuentan con unas conexión autónoma en el propio convenio y por tanto est(n excluidas del (mbito de la lex contractus.mbito de la ley rectora del contrato. limitada a las relaciónes externas de esa figura compleja.// del código sindical relativo a la representación es. sometida a la lex loci executionis de tal facultad. si bien las partes designan el derec!o aplicable. Los artículos . Iv. $entro del artículo 7 cabe distinguir tres supuestos. . :/ .para el segundo supuesto. . . .aqu l en que el contrato es internacional por la nacionalidad de la empresa que contratar al trabajador. al pretender evitar falsas internacionali#aciones del contrato.si el derec!o aplicable se decide conforme a las conexiones subsidiarias. . $ecide asimismo acerca de la existencia del contrato. sin embargo. a los medios de prueba.ordenamiento dota el suuesto de una protección inferior prevista por la directiva.ccion de las normas imperativas. =gual cabe afirmar para los contratos que tengan por objeto bienes inmuebles. 4na norma especial que. siempre y cuando el contrato mantendr( una estrec!a relación con el territorio de un estado miembro de la comunidad. El artículo :. /0. el convenio prev la sumisión de tales contratos a la ley del país en que se encuentre el establecimiento que !aya contratado al trabajador.aquellas actividades asalariadas caracteri#adas porque !an de prestarse sucesivamente en países diversos. . . Iv. Las normas interpretativas marcan los cauces dentro de los cuales debe discurrir el poder de autorreglamentación de los particulares.. . . La ley designada conforme a los criterios de conexión receptoras las cuestiones relativas al fondo del contrato.1 por cuanto se refiere a su admisibilidad. el convenio pone de relieve su utili#ación en distintas normas y tambi n bajo denominaciones diversas. el derec!o aplicable sigue siendo el del lugar donde el trabajador reali#a !abitualmente su prestación. en principio quedan excluidas del convenio aquellas que tengan lugar en el (mbito de la familia y m(s exactamente entre personas ligadas por un min"sculo de parentesco o afinidad. leyes de policía. En el sistema vigente anterior a la incorporación del convenio de roma.soluciones previstas. sometida a la ley reguladora de la relación principal de la que nace la representación. es decir. disposiciones interpretativas. . . su relación con los efectos del matrimonio !ace inevitable la aplicación de la norma designada por el artículo 6. Esos artículos. las normas de conflicto internas referentes a las donaciones y a la representación.respecto a los supuestos en que el consumidor se despla#a a un tercero y allí adquiere bienes o servicios. . esta idea de unidades de vor(gine jurídico sufre dos excepciones.la supervivencia del artículo /I. y la representación voluntaria.en el primer supuesto la conexión general del convenio-autonomía de la voluntad opera con el límite de las normas imperativos de protección del trabajador contenidas en la ley del país donde preste !abitualmente su trabajo o ley del lugar de cumplimiento de la prestación del trabajador. la cuestión radica en resolver si la remisión a la ley designada comprende tambi n +como asi sucede. cómo normas inderogables cualquiera que sea la ley aplicable al contrato.

el convenio de bruselas de 1)7+. la ley org(nica del poder judicial atribuyen competencia a los tribunales espa&oles 5en materia de obligaciones extra contractuales5 cuando el !ec!o de que derive la obligación !aya ocurrido en espa&a o el autor del da&o y la víctima tengan la residencia !abitual com"n en nuestro país. es decir.. la lex loci responde tanto a los intereses propios del derec!o internacional privado./ de la constitución.6 del código civil determina la ley aplicable a la responsabilidad extra contractual refiri ndose al lugar donde !ubiese ocurrido el !ec!o de que deriven. es obvio que la obligación est( ligada al !ec!o que la !a causado y tales !ec!os tiene una locali#ación material evidente. I. no tiene cabida en ella las sometidas a otra norma. !abr( que proceder a un proceso de calificaciónno tiene cabida en el supuesto de !ec!o las siguientes. el lugar donde se !a producido. bien bilaterales.las obligaciones derivadas de los delitos y de faltas. El artículo /I.6 incluye. *dem(s de los foros generales +domicilio del demandado y sumisión a los tribunales espa&oles. )or tanto se puede concluir afirmando que las obligaciones no contractuales al que se refiere el supuesto del artículo /I. @eferencia a la competencia judicial internacional. el demandado domiciliado dentro del territorio de un estado contratante puede ser demandado en otro estado contratante' en materia delictual o quasi delictual ante el jue.derecho interno espa'ol. para determinar el supuesto de !ec!o que abarca la expresión 5obligaciones no contractuales5 del artículo /I../ del código civil. aunque el !ec!o !aya tenido lugar en el extranjero. #ey aplicable. Los aspectos jurídico-reales quedaron excluidos del (mbito del convenio. del lugar donde se había producido el daño . todas aquellas obligaciones que derivan de los actos u omisiones en que interviene la culpa o negligencia. como a los intereses del estado. Si la finalidad de la responsabilidad por da&os es restaurar el equilibrio roto por el acto da&oso imponiendo la obligación de reparar el da&o causado. las cl(usulas de arbitraje y las cl(usulas de jurisdicción est(n excluidas del (mbito del convenio y sujetas por tanto a conexión convencional autónoma. el contrato. sin perjuicio de los problemas que pueda plantear la calificación de los distintos supuestos de !ec!o cuya resolución afectar( al contenido del supuesto de la norma al que nos referimos.2 un foro especial de competencia. $e esa manera. el c. otras cuestiones directamente vinculadas con los contratos fueron excluidas del (mbito de aplicación del convenio y por tanto.las normas reguladas por tratados internacionales. de aplicar la misma ley a todos los !ec!os que acontecen en su territorio.> del código civil y disposiciones concordantes. Tema 2*: las obli"aciones extracontractuales. como son la certe#a y previsibilidad de que ley va a ser aplicada. lo que explica la aplicación de la lex rei sitae para los contratos que tengan por objeto inmuebles en consonancia con lo dispuesto en el artículo /I. tanto la doctrina como la jurisprudencia !an abierto nuevas vías. @ampoco se aplica el convenio a los aspectos reales de los contratos que tengan por objeto bienes inmateriales. se puede afirmar que el supuesto del artículo /I. las conexiones flexibles dejan en manos del jue# la elección.las obligaciones derivadas de un contrato. bien sea por tratarse de obligaciones de distinta naturale#a. 1.6 del código civil. en consonancia con el artículo 67. concreción de la llamada teoría del inter s nacional. la lex loci es la mejor frente a cualquier otra regla general para regular esta materia. la seguridad jurídica. Lunto al foro general del domicilio del demandado en los territorios de los estados contratantes. dependiendo de las circunstancias del caso. Concepto y supuestos de obli"aciones extracontractuales. fuentes clasicas. aquellas que no se insertan en otra norma de derec!o internacional privado. *sí pues.todo ello. de la ley aplicable. enumera en su art. ya que responde a las expectativas de las partes que tienen que actuar conforme a la ley donde se encuentren y tener asimismo la protección ofrecida por ella. El comite europeo de cooperacion jurídica del consejo se europa !a definido la responsabilidad extracontractual como la 5obligacion de reparar un da&o derivado de un !ec!o distinto a la inejecucion o ejecucion defectuosa de una obligacion contractual5. los criterios de regulación rígidos tratan de lograr la previsibilidad del resultado. :1 . sujeta a la ley personal si bien para los contactos entre presentes el convenio introduce una regla especial. Ii. el delito y el cuasidelito. aquellas obligaciones legales que son "nicamente elementos de un sector del derec!o que !a sido tomado en consideración por alguna otra norma de conflictosupuestos de !ec!o que quieren regulados por normas de conflicto autónomas específicas. la ley y los contratos.las obligaciones derivadas del funcionamiento de los servicios p"blicos o de !ec!os u omisiones de los funcionarios si son imputables a la administración que se regulan por dogmas de derec!o p"blico. En primer lugar la capacidad. 9rente a las conexiones flexibles. 0. En cuanto a la crítica de la conexión lex loci como conexión rígida y aplicable a todos los supuestos de obligaciones no contractuales. como de los particulares. #a ley aplicable a la responsabilidad por da'os. bien unilaterales.c. $e otra parte. las que surgen del poder de la autonomía privada para constituir sus propias relaciónes jurídicas./ de la ley org(nica del poder judicial otorga primacía a las normas sobre competencia judicial internacional establecidas en los tratados y convenios internacionales en los que espa&a siga parte. )or tanto. /I86 las . es decir. es preciso acudir a las normas internas de derec!o internacional privado espa&ol. 9inalmente. el convenio de bruselas !a previsto en su artículo . $esde una perspectiva positiva. %o obstante. 2. la ley.10. por lo que !abr( que estar a lo dispuesto al artículo /I. La doctrina cientifica y las codificaciones mas monernas consideran que son solo dos las fuentes de las obligaciones. en el proceso de aplicación de la norma. el cuasicontrato. El artículo 1/. nacional o internacional.6 son todas aquellas obligaciones residuales. . bien por tratarse de obligaciones no contractuales contempladas por una norma específica.

regulada por el ordenamiento espa&ol. Los argumentos a favor del lugar del !ec!o generador del da&o y del resultado del mismo no !an producido una solución firme. sino objetivo y natural. contrapartida del derec!o de propiedad. como en el deseo de !acerles cumplir con las obligaciones que tal ley le imponga. 'on ello se busca evitar que el propietario sea sustraído arbitrariamente a la ley normalmente competente. someti ndola al la competencia de la ley del lugar donde el gestor realice la principal actividad. En el caso de que exista una pluralidad de autores. con este "ltimo estado. F las normas sobre circulación y seguridad en vigor en el estrado donde !a ocurrido el accidente. cada ve# son m(s frecuentes los casos de !ec!os que pueden producir consecuencias y da&os que traspasan las fronteras. )ara el artículo /I. El convenio de la !aya de /6:/. a la ley del estado de la matriculación.oluciones particulares en materia de responsabilidad extracontractual. si sólo un ve!ículo !a intervenido en el accidente. en los que existe una vinculación particular de los intervinientes. derec!o a una pretensión de enriquecimiento injustificado frente al deudor liberado. 2. ya que el !ec!o que causa el da&o y los efectos del mismo se producen dentro de una avería regida por el mismo ordenamiento jurídico. se estima justa y co!erente.pero esta solución es modificada en ciertas circunstancias en las que existe una mayor vinculación entre el accidente y otro ordenamiento jurídico. caso de que todas posean su residencia !abitual en el estado de la matriculación del ve!ículo.y la ley del lugar de matriculación es aplicable tambi n caso de que una víctima no transportada por el ve!ículo tenga su residencia !abitual en el estado de matriculación de ste. se pone de relieve que. #a "estion de ne"ocios. . ser( la lex loci la aplicable para determinar la responsabilidad. con distinta residencia !abitual. La regla general es la aplicación del derec!o del estado en cuyo territorio !a ocurrido el accidente. la lex rei sitae. *sí. dado que la ley rectora del cr dito de determinar si el deudor queda o no liberado y en qu medida. 4no de los problemas que plantea la conexión elegida por nuestro código civil. contemplada in causa. y es que. tambi n deber(n ser tenidas en cuenta para la determinación de la responsabilidad. 9inalmente en relación con aquellos supuestos que se susciten en relación con pretensiones de regreso derivadas del pago de deudas ajenas.. La solución dada. con la posible multiplicación de actos desarrollados en m(s de una esfera jurídica. &l enri4uecimiento sin causa. )ara evitar los inconvenientes que suscitaba en estos casos el juego rígido de la lex loci. por ese pago. la sumisión de las obligaciones derivadas de un enriquecimiento sin causa a la ley en virtud de la cual se produjo la transferencia del valor patrimonial en favor del enriquecido.6 una norma específica para la gestión de negocios. 2eterminacion del punto de conexion. la ley del estado de la matriculación sólo ser( aplicable caso de que todos ellos est n matriculados en el mismo estado y. mientras que los supuestos en que la gestión se agota entes un acto material "nico no ofrece problemas especiales. 1. Si el accidente tiene lugar entre dos o m(s ve!ículos.lo que conducir(. es lógico que esa misma ley. )or ello. #os accidentes de circulacion por carretera. aunque no puedan incluirse en la categoría especifica del cobro de lo indebido. :2 . seg"n el artículo > del convenio. con ve!ículos matriculados en estados distintos. es decir. 5el lugar donde !aya ocurrido el !ec!o de que deriven5. nacidas al amparo de un ordenamiento extranjero. establecida de acuerdo con el sistema jurídico que normalmente los regía. en el enriquecimiento sin causa se aplicar( la ley en virtud de la cual se produjo la transferencia del valor patrimonial en favor del enriquecido. la doctrina venía preconi#ando que se mati#ara la regla de base con una referencia al que la actividad. Iv. por graves que sean dic!as obligaciones. cuando la residencia !abitual de sta se !alla en un estado distinto de aquel donde ocurrió el accidente. si existe una pluralidad de víctimas. El legislador espa&ol !a introducido en el artículo /I. El código incluyen como fuentes de obligaciones a los cuasicontratos y regula la gestión de negocios ajenos y el cobro de lo indebido. En espa&a corresponde a los tribunales elegir en cada caso concreto lo que se !a de entender por lugar donde !ubiese ocurrido el !ec!o. Iii. el derec!o del lugar de su matriculación rige la responsabilidad resultante respecto del conductor o personas con derec!o sobre el ve!ículo y respecto de una víctima que era pasajero del mismo. o en las que la gestión reali#ada sufre la atracción de una relación contractual pre existente y autónoma. flexibili#ando la solución inicial. 1. respecto de las víctimas no transportadas. la ley aplicable se determina separadamente respecto de cada una de ellas. Se trata de un punto de conexión no aleatorio. Sin embargo. en unos casos. que regula la eventual subrogación.6. La lex loci delicti commissi sólo deja de ser aplicable en favor de la ley del estado de la matriculación del ve!ículo en casos específicos determinados. autor del accidente y víctimas. Si el enriquecimiento no deriva de una relación obligacional previa entre las partes. determine tambi n la cuestión de si el tercero puede tener en "ltimo t rmino. En muc!os casos esta no es necesaria. era aquella que pudiera calificarse de principal. determina el derec!o aplicable a la responsabilidad civil no contractual derivada de un accidente de circulación entre uno o m(s ve!ículos. pero sí lo plantean aquellas situaciones en que la actividad del gestor consiste en la administración de bienes inmersos en una universitas rerum. #ey aplicable a otros supuestos de responsabilidad extracontractual. la ley que gobierna la atribución o transferencia patrimonial misma sería la aplicable. aunque el derec!o aplicable sea el del estado de la matriculación del ve!ículo. en cuanto a la determinación del lugar retenido como conexión. en otros. es su determinación. constituyen una especie de sanción por el abandono de sus negocios. El alcance de esta disposición consiste en determinar cu(l es la ley aplicable a situaciones de enriquecimiento sin causa. a la aplicación de la lex loci y.

ni la capacidad siendo la ley aplicable distinta segun los diferentes aspectos. Cespecto a la apreciación de si existe o no culpa en el autor del da&o el problema es a"n m(s complicado. las causas de exoneración. En materia de contratos.stas !an sido las tesis dominantes en la conferencia de la !aya. )or ello. la ley designada competente. el criterio de previsibilidad del mercado donde opera el fabricante y. ponderando distinta circunstancias para la determinación de derec!o aplicable. una regulación independiente de los distintos elementos que integran una figura jurídica./I del código civil se refiere a las obligaciones en general. el supuesto del art. es decir. por tanto.. En ocasiones es el legislador el que resuelve este problema determinando cuales son las cuestiones que abarca el supuesto de la norma. inicialmente se aplicar( la ley del lugar donde se produjo el !ec!o del que deriva el da&o si en ese estado tiene su residencia !abitual la persona directamente perjudicada o en el caso de que dic!o estado sea tambi n el estado en el que se encuentra el establecimiento principal del responsable del da&o o el estado donde fue adquirido el producto por la víctima. :> .de otra. las consecuencias del incumplimiento y las circunstancias de extinción. cuando ese estado sea tambi n el del establecimiento principal del responsable o el de la adquisición del producto. )ara delimitar el supuesto de la norma de conflicto era necesario proceder a una complicada labor de calificación que conduciría a una delimitación de las distintas categorías de instituciones jurídicas. etc.mbito de la ley aplicable. )ara el convenio de la !aya. forma. la contraposición de intereses entre la víctima y el responsable del da&o. como los requisitos del cumplimiento. sin embargo. el recurso a la lex loci delicti commissi exigencia casa modificaciones. rige las condiciones y la extensión de la responsabilidad. tanto en el mercado de origen como en el de exportación. algunos datos poseen especial relevancia. ya que es b(sica la apreciación subjetiva del jue# y. capacidad. si el fabricante demuestra que no pudo prever ra#onablemente que el producto sevilla comerciali#ado en uno u otro estado. 9inalmente. mayor el papel del foro. todos los elementos que configuran la responsabilidad civil. natural o industrial. Si ninguna de las soluciones es aplicable.6.6. que !acen pr(cticamente insostenible la competencia exclusiva de la lex causae. Sin embargo. En el supuesto que nos ocupa est!er problema !a sido resuelto por el legislador. En cuanto a la reserva en favor de la ley del lugar de ejecución. $e un lado. cuando no existe relación directa entre la víctima y el responsable en virtud de un contrato. cuando no coincidan estos criterios. adem(s de esta delimitación vertical puede producirse tambi n un fraccionamiento !ori#ontal. de forma que evite la fragmentación de su tratamiento jurídico. sin distinguir en atención a la fuente de procedencia.El (mbito de aplicación es muy amplio. de manera que ste poseía una conexión real con el supuesto. En definitiva. la acción de normas de seguridad sobre la fabricación y distribución comercial de los productos. 2. *!ora bien. En este tema. Sin embargo. sin olvidar tampoco la competencia de la ley personal o del estatuto formal. regir( tanto el nacimiento de la obligación y los sujetos entre los que se establece. #a responsabilidad de los fabricantes por sus productos. !abr( que estar a la ley de la residencia !abitual del perjudicado. ya que el artículo /I. *sí. limitación y reparto de sta.. que en los convenios relativos a accidentes de circulación por carretera y responsabilidad de los fabricantes por sus productos.. etc. mientras que en otros ser( la jurisprudencia la que vaya conformando caso a caso una solución. En consecuencia. en conclusión. en gran medida. culpa. ilicitud. consiguientemente. la eventual aplicación de la ley del lugar donde se !a producido el da&o o de la ley de la residencia !abitual de la víctima queda sometida a una importante restricción en virtud de la cl(usula de previsibilidad. puede surgir su responsabilidad. la existencia y la naturale#a del da&o susceptible de reparación. en relación a la cuestión de determinar qu da&os son ilícitos y cu(les !an de ser soportados por la víctima. El convenio de la !aya de /6:2 determina el despac!o aplicable a la responsabilidad del fabricante por da&os causados por un producto. son tantas y tan complejas las cuestiones que pueden surgir en relación a un supuesto de responsabilidad extra contractual +capacidad delictual. !a incluido enumeraciones no ex!austivas de los aspectos cubiertos. el problema reside. /I. las modalidades y la extensión de la reparación. la ley designada por cualquiera de las tres normas de conflicto del artículo /I. en el papel b(sico que la ley del foro tiene en esta materia y que impide someter todos estos elementos "nicamente a la ley que rigen la responsabilidad de su conjunto. su normal coincidencia con la lex for la !ar( irrelevante en una mayoría de supuestos. ?. fondo. su transmisibilidad. el artículo 7 abre al perjudicado la posibilidad de reclamar la reparación del da&o tanto al amparo de la ley del estado del principal establecimiento del responsable como de la ley del estado donde el da&o se !aya producido. . no incluía la forma. 3a de ser como tanto una conducta que acarree responsabilidad de acuerdo con la lex causae. es evidente que no se puede exigir responsabilidad por unos !ec!os que de acuerdo con las normas que rigen tal responsabilidad no la acarrean.. debe regirse por la ley se&alada en el artículo /I.