You are on page 1of 339

1 Introducción 1 LA SOCIEDAD INTERNACIONAL Y SU DERECHO

1.1. NOCIÓN DE DERECHO INTERNACIONAL 1.1.1. El Derecho internacional ori inaria!ente co!o Derecho intere"tatal. El hombre ha organizado su vida civilizada sobre la tierra, pero no de cualquier forma. Su apetito social lo satisface creando y vinculándose a modos concretos de asociación : familia, sindicato, partido político, etc. Establece así sociedades o asocia ciones de muy distinto alcance e importancia y de entre todas ellas destaca el Estado como una singular sociedad política !soberana". #as primeras manifestaciones de formas de vida humana con cultura relativamente elevada coinciden con estructuras políticas superadoras de la mera agrupación tribal, de modo que organización política y cultura son fenómenos coe$istentes y profundamente relacionados, siendo en esas sociedades donde aparecen las instituciones más antiguas del %erecho internacional &normas del %erecho de la guerra o de la relación diplomática' : El %erecho interna cional moderno nace con el Estado. (ero )ste no agota el ámbito de comunicación y relación humana. (or encima y más allá de las sociedades políticas estatales siguen e$istiendo diversas formas sociales, y, por consiguiente, diversos modos de relación social, una de ellas es la intersocietaria, que es la que ha dado lugar al denominado %erecho internacional p*blico. El ob+eto principal de este sistema normativo es la regulación de estas relaciones intersocietarias que anudan entre sí esos entes singu lares que son los Estados. %erecho internacional &internacional la,, droit international etc.' es traducción moderna de la e$presión ius inter gentes que por primera vez utilizara -rancisco de .itoria, y que más tarde consagró un internacionalista holand)s del siglo /.00 &1ugo 2rocio' en una e$posición sistemática de este %erecho. #a anterior denominación fue ius gentium y procedía de los +uristas romanos. El vie+o ius gentium romano fue el %erecho com*n a todos los pueblos, cualquiera que fuere su grado de civilización, y recogía el meollo de las instituciones +urídicas comunes a todos ellos. (ero, tanto por su origen como por su aplicación, este %ere cho especial seguía siendo tan romano como el vie+o ius civilis. El ius inter gentes, por el contrario, desde el poder normativo que .itoria reconoció a la comunidad del g)nero humano de darse sus propias leyes, iba a ser no sólo un %erecho intersocietarío, por su fin, puesto que su ob+eto es regular las relaciones !internacionales" de esas socie dades, sino tambi)n por el origen y fundamento de sus normas 3 esto es, por el reco nocimiento generalizado que de ellas hacen los mismos pueblos o Estados obligados. Sus normas tienen como fin primordial la ordenación de las relaciones que esos entes políticos !soberanos" mantienen entre sí en tanto que unidades de acción y decisión. 4, sin embargo, sí bien el contenido tradicional del %erecho internacional p*blico se apro$ima más a la noción del ius inter gentes que a la del ius gentium, es cierto que hoy, el %erecho internacional moderno, en determinadas líneas de evolu ción tiende a ser tambi)n un !common la, of man5ind", %erecho com*n de la huma nidad. El modo como el sistema +urídico internacional capta la realidad del Estado, es un tanto diferente a como lo hace el propio %erecho interno, p*blico o privado de ese mismo Estado. En el %erecho privado civil o mercantil, el Estado puede aparecer como una persona +urídica susceptible de adquirir, modificar, trasmitir o e$tinguir derechos y obligaciones. (uede ser igualmente persona de %erecho p*blico, tal y como aparece, por e+emplo, en el %erecho administrativo3 y, finalmente, puede apare cer como poder soberano, aunque de ordinario sometido a la regla de %erecho que es como se presenta en el %erecho constitucional. (ara el %erecho internacional, por
5

el contrario, el Estado es una !unidad de poder y decisión", soberana en cuanto no tiene otra autoridad instituída a la que est) sometido, pero limitado espacial y material mente en cuanto obligado a convivir con otros entes políticos igualmente soberanos en un espacio cada vez más cerrado como hoy es el globo terráqueo. En este plano internacional de la relación e$terior, la personalidad +urídica del Estado puede presen tarse de modos diversos, pero la que al %erecho internacional p*blico interesa, es aquella en la que )ste aparece como poder soberano, dotado de imperium. Esta e$igencia está cargada de consecuencias. Soberanía implica igualdad y ello determina que el %erecho internacional posea como rasgo fundamental la condición de un Derecho de coordinación. En virtud de esta característica están e$cluidas del %erecho internacional p*blico las relaciones que e$istan entre Estados miembros de una federación o confede ración, así como las que se establecen entre el Estado federal y los distintos Estados miembros. (or definición, las relaciones políticas en un marco federal no son relacio nes paritarias, en ellas predomina el %erecho federal sobre el particular de los Estados miembros. Son de competencia federal las relaciones entre los Estados miembros y los órganos centrales de la federación, pero lo son tambi)n las que anudan los Esta dos miembros entre sí. El %erecho federal las domina, aunque ocasionalmente pue dan serle aplicadas por analogía reglas del %erecho internacional p*blico. E$cluídos del %erecho internacional p*blico tambi)n están el denominado %erecho internacional privado o los %erechos penal internacional, fiscal internacional, adminis trativo internacional, etc. 6odas estas ramas +urídicas, no obstante el nombre, no son en realidad internacionales sino internas de cada Estado en particular. Son solamente !internacionales" en el propósito, en la intención, ya que con ellas cada sistema +urídico trata de resolver por sí y para sí determinadas cuestiones del ámbito de aplicación de las leyes penales, administrativas, fiscales, etc. cuando los supuestos que ellas contemplen contengan alg*n !elemento de e$tran+ería suficientemente rele vante". (ero al igual que en el ius gentium romano, las normas aquí son particulares de cada Estado. 6odos los %erechos de los Estados modernos poseen un sistema conflictual de reglas propias que indican cuándo y a qu) relación habrán de aplicarse, normas espa 7olas u otras normas, en respeto a la naturaleza internacional de la relación. Esas normas conflictuales del %erecho civil o penal o fiscal, etc. que contemplan el carácter específico internacional de las distintas relaciones, son normas !internacionales" por el fin que persiguen, pero internas, particulares de cada Estado por su origen.Su estudio queda fuera del contenido tradicional del %erecho internacional p*blico. 1.1.#. E$ten"ión de e"e conce%to ori inario. Su contenido actual no se reduce a estudiar las normas +urídicas que regulan relaciones entre Estados soberanos. %entro de las formas e instituciones del %erecho internacional clásico había y sigue habiendo dos supuestos que ya entonces consti tuían e$cepción. #a 0glesia 8atólica o la Santa Sede son y han sido considerados tradicional mente su+etos de %erecho internacional y las relaciones de los Estados con esta 0nsti tución como relaciones internacionales. Si en tiempos pasados, y en virtud del poder temporal del (apa, pudo )ste aparecer en el plano internacional como soberano terri torial, en pie de igualdad con los Estados, hoy es difícil atribuir tal condición al deno minado !Estado de la 8iudad del .aticano". #os autores que, no obstante esa condi ción de los (apas de soberanos temporales, nunca redu+eron la personalidad +urídico internacional de la 0glesia 8atólica a la de los Estados (ontificios, se vieron en la necesidad de establecer una e$cepción e$presa en su definición del %erecho interna cional, en virtud de su concepción estricta de )ste como %erecho interestatal. Entre la diversidad de soberanías territoriales que presenta el mundo moderno e$isten, por razones históricas y geoestrat)gicas, Estados min*sculos o microestados
6

3 de )stos, difícilmente se puede predicar la soberanía. .iven asociados a otro &San 9arino' o a otros &:ndorra respecto de Espa7a y -rancia' con los que la relación no es de %erecho internacional, aunque sí lo sea en cambio respecto de terceros Esta dos. En su con+unto el status de estos peque7os Estados es estudiado tradicional mente por el %erecho internacional. ;na segunda línea de e$cepción, y cada vez más importante, lo constituye el %erecho internacional de las organizaciones internacionales. Estas son o pueden ser su+etos de %erecho internacional cuando tienen una voluntad +urídica propia, distinta de los Estados miembros. %otadas de un poder normativo más o menos e$tenso, crean en el e+ercicio de esta potestad una situación seme+ante a la de los Estados una situación seme+ante a la de los Estados, con ese !%erecho interno", particular de cada organi zación internacional. :unque hay sectores doctrinales que estiman que esta clase de relaciones no debe pertenecer al contenido del %erecho interna cional, sigue siendo )sta una opinión minoritaria. :sí, ob+eto de estudio del %erecho internacional es hoy, no sólo el de las relacio nes +urídicas de las organizaciones internacionales con los Estados &sean )stos o nó miembros de la organización' o las de las organizaciones internacionales entre sí, sino tambi)n el denominado !%erecho interno" de cada organización internacional. En todo caso, ninguno de estos nuevos su+etos del %erecho internacional son soberanos, aunque sean independientes y, por consiguiente, no lo son las relaciones que anudan con otros entes del orden +urídico internacional. ;na razón primordial para considerar que esta nueva categoría de relaciones +urídicas pertenece al %erecho internacional es que la base de todo ese %erecho está en la carta constitutiva de cada organización y )sta es un tratado internacional concluido entre Estados que con )l dan nacimiento u origen a ese nuevo su+eto. (ero además, y primordialmente, porque el fenómeno de la organización internacional en el mundo moderno ha alcanzado tal importancia que si, por una hipótesis imposible, el con+unto de estas organizaciones desapareciera, la comunidad +urídica internacional y con ella su %erecho, serían otra cosa muy distinta. -inalmente, la persona individual es hoy en determinados respectos ob+eto de atención por parte del %erecho internacional. En esa concepción, ya superada, de la relación e$clusivamente interestatal no había lugar a la consideración de la persona individual como su+eto de %erecho internacional. 6odo lo más era beneficiaria, desti nataria de determinadas reglas +urídicas. #a persona individual era relevante en el %erecho internacional solamente y en la medida en que se presentaba como ciuda dano de un determinado Estado. (ero desde hace algunos decenios esta situación ha cambiado de modo radical. #a protección internacional de los derechos fundamen tales del hombre es hoy una pieza esencial del orden +urídico internacional como un orden de paz. Esa protección, el %erecho internacional moderno la organiza hoy frente a todo poder que potencialmente amenace a dichos derechos, pero de modo muy especial frente al Estado de la nacionalidad de la persona directamente afectada por esa lesión, ya que es dicho Estado quien más fácilmente puede infringir tales reglas fundamentales.

1.#. CRITERIOS SISTE&'TICOS EN LA (I)ACIÓN DE SU CONTENIDO. En las e$posiciones doctrinales del %erecho internacional p*blico se destacan desde el punto de vista metodológico < distintas concepciones posibles de esta disciplina, aunque frecuentemente son combinadas y hasta confundidas.

:' La noción del Derecho internacional %*+lico de"de lo" "u,eto". En sustancia, las posiciones que siguen este criterio coinciden en caracterizar al %erecho internacional como el con+unto de normas que regulan las relaciones +urídicas entre los su+etos de este %erecho y que ellos mismos crean. 1oy esta
7

posición se modula como un comple+o de relaciones +urídicas de carácter político, económico y cultural entre unidades básicas que forman un sistema. =o sólo los Estados, sino tambi)n otros agentes, que en la vida internacional participan de modo activo en la configuración de esas relaciones recíprocas &sin que formalmente posean la condición de su+etos de %erecho internacional', serían los elementos de referencia en la configuración de este orden. >' El criterio de la -alide. u ori en de la" nor!a" internacionale". ;na segunda posición caracteriza al orden +urídico internacional por el origen o fuente de validez de las normas internacionales. Es el punto de arranque de esa validez, la referencia que permitirá distinguir a una norma interna de una regla internacional, no su contenido, material penal o civil por e+emplo, que pueden ser incluso coincidentes. 8' El criterio %or ra.ón de la !ateria o el contenido de la nor!a. Seg*n )ste, habría normas que por su propia naturaleza pertenecerían al %erecho interno de los Estados. (or e+emplo, las relativas a la nacionalidad, las normas de %erecho internacional privado o el %erecho administrativo, otras en cambio serían materia propia del %erecho internacional. #o siguen distintas orientaciones doctrina les.

1./. LA ESTRUCTURA DE 0ASE DE LA SOCIEDAD INTERNACIONAL. #a sociología +urídica moderna ha mostrado la profunda dependencia en la que están los rasgos fundamentales de una determinada sociedad y las líneas básicas del sistema +urídico que regula las relaciones sociales dentro de ella. ;na relación, por otra parte, dial)ctica : : una determinada estructura social corresponde un determi nado %erecho, pero el %erecho no se limita a ser mero refle+o de esta estructura, sino que e+erce sobre ella una función de transformación. :sí ocurre tambi)n con la socie dad internacional y su %erecho. (or esto, un modo e$celente de conocer los rasgos característicos de este sistema +urídico es hacer una refle$ión previa sobre la natura leza y elementos básicos de la sociedad internacional. 6al refle$ión permite una doble vertiente en la que, además, ambas partes se complementan 3 el estudio analítico sobre esas características básicas de la sociedad actual, adquiere todo su valor cuando se le proyecta en visión histórica.

1.1. DESARROLLO HISTÓRICO. #a sociedad internacional actual sigue teniendo como rasgos fundamentales aquellos que aparecieron al filo de los siglos /. y /.0 por superación de la sociedad medieval como orden social +erarquizado con dos (otestades supremas : la espiritual, que era el (apa y la temporal, el Emperador. #os Estados modernos se constituyen como poderes soberanos independientes, apoyándose en una clase social emergente : la burguesía. Estos nuevos poderes se asientan en espacios territoriales casi siempre continuos y relativamente cerrados, haciendo coincidir la frontera política con la barrera aduanera y en los que el monarca, que concentra cada vez más el poder político en sus manos, garantiza un espacio de libertad e igualdad por la supresión del orden feudal. En el orden medieval anterior y como un rasgo fundamental del feudalismo, había e$istido una confusión entre propiedad inmueble, el poder p*blico y e+ercicio de )ste, en sus diversos grados. #a propiedad de la tierra confería +urisdicción y, viceversa, el e+ercicio de +urisdicción confería propiedad. #a mutación que comienzan las monar quías renacentistas y culmina la ?evolución francesa, diferencia cada vez más la propiedad individual del particular sobre los bienes inmuebles y el dominium eminens &la soberanía sobre el territorio' que se atribuyen los Estados. Este proceso de territorialización del poder político y de ruptura con el orden
8

+erárquico medieval se inició en Europa ya en el siglo /000, pero se manifiesta en todo su vigor dos siglos más tarde a finales del /.. =ace así una nueva sociedad interna cional, anárquica en el sentido etimológico3 esto es, sin regla, sin principio ordenador interno. (olic)ntrica, con soberanías fuertemente territorializadas, independientes las unas de las otras y por ello tendencialmente iguales, y en la que, consecuentemente, los principios de subordinación y +erarquía de la sociedad medieval quedan sustituidos por los de independencia, igualdad y yu$taposición o coordinación. Si en las e$posiciones clásicas del %erecho internacional pudo sostenerse que el comienzo del %erecho internacional moderno hay que situarlo en la (az de @estfalia en ABCD, que puso fin a la 2uerra de los 6reinta :7os, esta afirmación sólo es e$acta en el sentido que @estfalia es la primera gran conferencia internacional que consagra los nuevos princi pios y da estado oficial a una evolución que se había iniciado en Europa por lo menos siglo y medio antes. El Estado moderno, como nueva forma política y el moderno %erecho internacional, desde el punto de vista de la 1istoria de la cultura y de las instituciones políticas, son creaciones renacentistas y en profunda interdepen dencia el uno del otro. #a impronta cultural que recibe en la (az de @estfalia es más bien barroca. El momento álgido del Estado como formación política soberana lo constituye el período que corre desde finales del siglo /.000 hasta la 0 2uerra 9undial. #a concen tración monárquica del poder político, así como su fuerte territorialización, culmina en la noción del Estado nacional, liberal y democrático de la ?evolución francesa. (ero la carga liberadora de las propias ideas del Estado liberal opera una primera mutación sobre el carácter cerrado &intraeuropeo' que el sistema europeo de Estados había heredado del orden medieval y no había acertado a superar. Este movimiento libera dor lleva a la primera ampliación de la sociedad de Estados.0nicialmente con la eman cipación de las colonias inglesas en el =orte de :m)rica y despu)s de las espa7olas y portuguesas en la :m)rica 8entral y 9eridional. En la postguerra de la 0 2uerra 9undial y, sobre todo, en la de la 00, se fragua un segundo proceso de emancipación colonial que hoy se puede considerar definitiva mente concluido. #a significación e importancia de esta segunda ampliación la indica el dato siguiente : %e los cerca de EFF Estados que constituyen hoy la comunidad internacional, la gran mayoría de ellos son !nuevos Estados"3 es decir su acceso a la independencia ha sido conseguido despu)s de AGCH. :l contrario de lo sucedido en :m)rica a finales del siglo /.000 y principios del /0/, la independencia de los nuevos Estados no se ha producido sin rupturas culturales, y, sin embargo, la modificación tan importante de la escena internacional que significa el acceso de estos nuevos Estados a la independencia, no ha supuesto una mutación radical o cualitativa de la estructura de base de esta sociedad internacional. Estos nuevos Estados, le+os de introducir elementos nuevos y revolucionarios, imitan a los vie+os en sus planteamientos tradicio nales. El Estado, que comienza siendo una !superestructura en cuanto a la organi zación, tiene el propósito de llenarla de contenido para llegar a ser una nación". 8omo formación política sigue siendo el Estado la má$ima concentración de poder efectivo y la *nica institución capaz de garantizar el respeto al %erecho y de garantizar el orden y la seguridad social.

1.2. AN'LISIS DE LOS RAS3OS (UNDA&ENTALES DE ESTA SOCIEDAD. :' Soberanía e igualdad. ?elativa ineficacia de las reglas internacionales. El primer rasgo fundamental de esta sociedad de Estados es la de estar compues ta por Estados que quieren tener a su entera disposición la libertad de decisión sobre su misma e$istencia, de tal modo que el inter)s primario e inmediato en ellos no es el general o com*n a todos, sino el particular y propio de cada uno de ellos. El principio conductor de su actuar en el ámbito internacional es el favorecimiento de sus propios intereses y no el del com*n y general a todos ellos. Se establece así una tensión, hasta ahora insalvable, entre el principio constitutivo, desde el punto de la filosofía +urídico política, de la sociedad internacional y en el que nuestros clásicos &.itoria,
9

Suárez, etc.' vieron el fundamento mismo del %erecho internacional: el bien com*n general, y las formas e$istenciales concretas de esta sociedad internacional. #a regla básica en ella, como superadora de ese egoísmo originario, es la de la cooperación voluntaria y, por tanto, la del pacto y compromiso. Sobre estos poderes soberanos no hay un superior a ellos, porque entonces perderían la condición de tales. En esto precisamente consiste la independencia y libertad de los Estados frente a todo poder político superior. (ero aunque los Estados vivan e$istencialmente !replegados sobre sí mismos", están forzados a coe$istir en un mundo necesariamente cerrado y, por tanto, forzados a aceptar una solidaridad de hecho que impone la propia coe$istencia. Sobre esta base mínima de solidaridad se asientan las primeras formas del %erecho internacional de la yu$taposición. #a !autoridad superior" que estos entes soberanos reconocen no tiene formas institucionalizadas, es simplemente la de las reglas +urídicas, que ellos mismos han contribuido a crear. En este %erecho de yu$taposición y, en las coyunt uras más favorables, de coordinación, las reglas fundamentales consagran primaria mente deberes de abstención &respeto a la soberanía territorial de otros Estados, deber de no intervención o in+erencia en los asuntos internos de los demás, etc.' o facultades de autotutela, que les autorizan a tomar en mano propia la defensa de sus derechos, o de los que cada Estado, seg*n su libre apreciación, +uzga ser tales &.g : legítima defensa frente a la agresión, e+ercicio del derecho de represalia'. >' El principio de igualdad soberana de todos los Estados y el gobierno de hecho de las 2randes (otencias. #a igualdad de los Estados sigue siendo uno de los elementos estructurales de la sociedad internacional que hoy la 8arta de las =aciones ;nidas consagra en los siguien tes t)rminos : !#a Irganización se basa en el principio de igualdad soberana de todos los Estados". Este principio formal se establece en fun ción de la cualidad que todos tienen de ser !soberanos", con abstracción de sus condiciones históricas, organización constitucional interna, grado de desarrollo cultural, etc. El %erecho inter nacional, tanto el consuetudinario general como el de las organizaciones internacio nales, lo recoge en multitud de reglas. (ero la realidad política es muy otra 3 en la sociedad internacional ha habido siempre Estados mucho me+or dotados que otros por su e$tensión, población, etc. para un e+ercicio prepotente del poder, de modo que el principio formal de la igualdad +urídica no puede anular la desigualdad enorme de hecho entre los distintos Estados. -ue el 8onse+o de la Sociedad de las =aciones quien, sin todavía plasmarlo en norma precisa, estableció de facto una representación permanente de las 2randes (otencias, miembros de la organización, al lado de la cambiante y coyuntural de los demás Esta dos, hoy está plenamente consagrado en la composición del 8onse+o de Seguridad de las =aciones ;nidas. 8' (revalencia de las situaciones de hecho. ;na consecuencia directa del carácter anárquico de la sociedad internacional, es el imperio de la facticidad, del reconocimiento más o menos generalizado de la fuerza normativa de lo fáctico (ex iniuria ius oritur); y precisamente por ello, se e$trae de esta situación uno de los mayores argumentos en apoyo de las tesis negadoras del %erecho internacional como %erecho. Si en la naturaleza del %erecho como realidad normativa está condicionar la conducta de los hombres de modo tal que, en con+unto, sea obtenido el fin social que subyace en el contenido de la regla, ello supone que, en caso de incumplimiento del mandato, el mismo %erecho garantiza su eficacia mediante un sistema matizado de sanciones. #a primera y más directa es declarar la nulidad de lo actuado en contra de lo establecido por la regla +urídica. ! Son nulos los actos ejecutados contra lo dispuesto en la ley, salvo los casos en que la misma ley ordene su validez ", decía nuestro 8ódigo civil en su art. CA. Es )sta una regla general recogida de una u otra forma en todos los sistemas +urídicos internos o estatales. 4
10

sino los gran des Estados actuando a trav)s de esa Irganización. Su estado normal no es el de la paz social sino el del conflicto. es hoy concebido como una prohibición absoluta. realizados por los Estados en el ámbito de su sistema +urídico interno. 2roccio. impone a los Estados miem bros &art. (ero fuera incluso de ese marco quedan los conflictos que enfrentan directamente a las 2randes (otencias 3 en ellos la I=. normativos o no..B. El %erecho internacional conoce numerosas instituciones en las que se hace patente esta imperfección : . aunque constituyan un ilícito internacional. pero no de la nulidad o al menos anulabilidad de lo actuado en contra de la regla internacional. En eso se funda sustancialmente el dualismo. #a situación se modifica cuando la 8arta de la I=.<' una obligación de arreglo pacífico de sus controversias internacionales de modo que !no pongan en peligro ni la paz y seguridad internacionales ni la +usti cia". =o lo es ciertamente en los actos. son los agentes directos en la solu ción del conflicto. E. contrarios a esta obligación estarían necesitados de una especial e$igencia de facticidad para terminar siendo sanados. en el %erecho interna cional moderno sigue siendo un problema primordial la solución del conflicto en las relaciones entre Estados. %' El conflicto.na corriente filosófica de pensamiento político llegó a la conclusión en )pocas pasadas que. la mayor parte de las instituciones que enumera son de guerra y no de paz.n nuevo poder estatal. ya que. sigue manifestándose )ste como un obstáculo insuperable. si bien los Estados habían introducido en sus respectivas sociedades internas la paz social como consecuencia del pacto civil. tal obligación se impone tambi)n a los Estados no miembros como necesaria al mantenimiento de la paz y seguridad interna cionales. El principio del no uso de la fuerza o de la amenaza del uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado del art. creado por la violencia contraria al %erecho internacional. en el título que da a su clásica obra.C de la 8arta de la I=. termina siendo reconocido si se implanta como poder independiente de modo estable. salvo que en ellas se esta lezca un e!ecto distinto para el caso de contravenci"n . en cuanto Irganización. En todo caso : En el %erecho internacional moderno hay determinados campos de la legalidad internacional especialmente protegidos. E. B. #o que equivale a reconocer que no la I=. por el contrario. Esta realidad social ha sido tan patente en las diferentes )pocas que por e+emplo San 0sidoro en la conocida descripción que hace de los contenidos del ius gentium. !%erecho de la guerra y de la paz" marca con esa anteposición el papel primordial que entonces tenía el fenómeno b)lico en las relaciones entre Estados. #a facticidad no tiene que ser necesariamente entendida en el orden inter nacional como situaciones creadas en contra del %erecho3 pueden serio tambi)n y simple mente al margen de )ste 3 en cuyo caso la integración de lo fáctico en la norma +urídica ya e$istente resulta ser un elemento de modulación o configuración de )sta en ámbitos y aspectos que ella antes no poseía. E. por la e$tensión que permite el art.< del 8c dice : Los actos contrarios a las normas imperativas y a las prohi itivas son nulos de pleno derecho. y. 4 El art. . entre 2randes (otencias no hay tercero posible en el plano de las realidades internacionales. Sin ocupar hoy esa posición central. en el plano internacional dichos Estados seguían viviendo en estado de naturaleza.. 11 . y en cierto sentido. es ineficaces.(ero no se puede decir lo mismo del ordenamiento +urídico internacional. El mismo mecanismo de la responsabilidad inter nacional está concebido desde la idea de la reparación integral del per+uicio causado por el acto ilícito contrario a la regla internacional. #os actos internacionales de los Estados. #a sociedad internacional comporta factores belígenos por el hecho mismo de ser sociedad interestatal. por defi nición.

la regla que los vincule será básicamente un %erecho de coordinación. #a sociedad internacional si es anárquica. y /. no lo es por la carencia en absoluto de todo poder. la admi sión de un Estado como miembro es admisión al goce de los # ene!icios del ius pu li$cum europaeum% en pie de igualdad. el %erecho internacional no es sólo un %erecho preferentemente inter estatal. será. a pesar de la heterogeneidad con la que se presenta. sino. -undamentos e$istenciales y ontológicos. LA CO&5RENSIÓN DE ESTE DERECHO CO&O SISTE&A )UR6DICO #. ya que el territorio es la e$presión más clara de esa soberanía. muy al contrario. consustanciales a esa sociedad. 0ndirectamente la afectan tambi)n por ser conflictos entre Estados soberanos y por eso las partes contendientes son árbitros en cada fase y momento de dicho conflicto de escoger las vías y modos de solución. así como la utilización del oc)ano como medio de comunicación humana. CARACTERES DEL DERECHO INTERNACIONAL. El desarrollo histórico del %erecho internacional confirma igualmente esta tenden cia hacia la unidad y universalidad. en todo caso.1. Seg*n la vie+a fórmula utilizada en el pasado siglo. =acido al filo de los siglos /. es innegable que la regla +urídico internacional. CUESTIONES 3ENERALES. Es decir. postula una validez universal y. (or e$istir esos poderes soberanos. los conflictos terri toriales la afectan siempre y por eso los conflictos de fronteras o límites son siempre conflictos mayores. sino por su policentrismo3 más que anárquica sería polic)ntrica : 8arácter ambivalente que la soberanía tiene en el orden internacional y la necesidad de acudir constantemente a la realidad de este fenómeno para e$plicar la realidad de la sociedad y %erecho internacionales. E 12 . su confirmación y afianzamiento como un %ere cho apto para regular sus respectivas relaciones y las que ellos comenzaron a tener con los Estados de Europa. bien a trav)s de la e$periencia e$istencial de la coe$istencia en un espacio cerrado de soberanías forzadas a convivir. 0ndepen dientemente del problema iusfilosófico del origen de la validez u obligatoriedad de la regla +urídica. es tambi)n %erecho aplicable a todos los Estados en cuanto miembros de la comunidad internacional. sin restricción alguna. bien por la afirmación consus tancial de la radical unidad del g)nero humano.(or ser los Estados su+etos soberanos. los conflictos internacionales afectan siem pre de modo directo o indirecto a la soberanía. tiende a la formación de un sistema. (ero de inmediato este %erecho hubo de enfrentar problemas de dimensión universal como eran los de la implantación por algunos de esos Estados de sus respectivas soberanías en los espacios americanos. el sistema de una sociedad anárquica : Sin principio ordenador que la estructure y d) uni dad.0 su pretensión inicial fue la de establecer un mínimo orden en el escaso n*mero de soberanías nuevas que surgieron entonces. %el análisis de los caracteres de la sociedad internacional se deduce : Si el con+unto de sus reglas +urídicas constituyeran sistema. por su misma esencia y naturaleza. no hay vínculo +urídico posible sin contar con el asentimiento inicial de los pode res vinculados. (uesto que en ella e$isten esos poderes sobe ranos. en el supuesto de la necesidad de un %erecho entre ellos. #a independencia de las antiguas colonias europeas en :m)rica de sus res pectivas metrópolis no significó en los nuevos países un rechazo del vie+o %erecho internacional. %e modo directo.

el dominio casi absoluto que en ellos posee la ley en el sentido material facilita grandemente esa tarea. #. la situación cambia un poco. etc. #a fi+ación del contenido y alcance de una regla internacional consuetudinaria tiene mucho que ver no sólo con la determinación de su contenido normativo. sea de carácter o naturaleza internacional. (ero dentro del ámbito netamente +urídico y +unto a deberes claros y precisos &respeto a la integridad territorial de los Estados' es necesario reconocer que en el %erecho internacional se dan formas atenuadas de normatividad. %e ordinario las normas +urídicas del %erecho interno estatal consisten en una prohibición. #a condición de %erecho escrito que tienen la inmensa mayor parte de las reglas +urídicas en un %erecho interno estatal. completa en sí misma. se hace necesaria su inserción en un comple+o normativo más o menos amplio. El problema de identificación de la regla +urídico internacional. Es esencia de la regla +urídica imponer deberes +urídicos y. . (uesto que casi nunca una norma. en consecuencia. en el %erecho interno positivo encuentra una contestación relativamente fácil.ur8dico9internacional. de la regla +urídico internacional será establecer deberes u obligaciones !internacio nales". ordinario y sencillo en el %erecho interno.#. En el %erecho internacional. tiende en primer lugar a superponer esos dos momentos así diferenciados. #a ausencia de sanciones centra lizadas para incumplimientos de claros deberes +urídicos es causa igualmente de esta confusión. #a claridad y determinabilidad del precepto vigente y aplicable es una e$igencia y manifestación del principio fundamental de seguridad +urídica de los Estados modernos. en los %erechos internos estatales +uega en este aspecto un papel central. reforzada por el principio de +erarquía normativa. LOS AS5ECTOS SISTE&'TICOS DEL DERECHO INTERNACIONAL. en las que el conte nido de la obligación internacional estipulada puede ser tan retorcido como el deber de un Estado de transmitir información sobre tal o cual materia a un organismo interna cional. Di-er"idad de la" re la" internacionale". El otro modo tiene que ver con la fi+ación del sentido.#. aisladamente considerada es autosuficiente. puesto que se contrapone a lo meramente interno o estatal. #a regla +urídico internacional está pró$ima tambi)n a determinadas e$igen cias )ticas de las que el 60J ha llegado a afirmar que son *tiles como principios de moralización de este %erecho. se funda primordialmente en la unidad de las fuentes +urídicas.' y reglas +urídicas.1.#. 0nternacional es un concepto que se e$trae por negación.#.#. En el %erecho 13 . en un mandato o en una permisión. (rescindiendo de la dificultad que para la -ilosofía o la 6eoría general del %ere cho representa determinar en qu) consiste la esencia de la obligación o deber +urídico. %e dos modos puede ser enfrentado el problema de la identificación de una norma +urídica. . de la densidad normativa de tal o cual regla y )ste es un problema de interpretación y aplicación del %erecho. consiste en comprobar la e$istencia de un determinado precepto en leyes o códigos en vigor dentro de ese %erecho.n deber u obligación es !internacional" cuando el medio para e$igir su cumplimiento o la sanción eventual prevista como reacción frente a la infracción del mandato contenido en la regla.no. #a pro$imidad del %erecho internacional a la política induce a una cierta confu sión entre má$imas o postulados políticos &balanza de poder. #a ley. #. sino con el de su propia e$istencia o vigencia. Identi7icación de la re la . principio de autodeter minación de los pueblos. En un sistema +urídico su unidad.

El dualismo en los dos grandes instrumentos de creación normativa está tan enraizado en la consistencia misma de la sociedad internacional que no permite prever su superación en un futuro más o menos pró$imo. es comprensible que la manifestación más tangible hoy de esta noción del ius cogens en el %erecho internacional est) configurada como limitación a la libertad cuasi omnímoda de los Estados en la facultad que )stos tienen para vincularse por medio de tratados. :l igual que en el %erecho interno. sino que se establece en función del principio de la +erarquía normativa &%erecho constitucional o supralegal o legal'. de la labor codificadora que le corresponde al conve nio. son germen de diversidad normativa. (ero la publicación sistemática de la práctica internacional de las organizaciones y de los Estados ha introducido un notable grado de claridad y seguridad. en e+ercicio de la libertad que la propia ley les otorga. el uso del que podía surgir la regla consuetudinaria era. #. complementan y coartan recíprocamente. los medios de prueba eran parciales e incompletos. frente a otras reglas que tienen carácter de %erecho dispositivo.. Esto ya es en sí suficiente mente perturbador. El hecho mismo de haber sido plasma do un uso en una regla escrita puede ser valorado como el *ltimo eslabón de esa cadena de actos que e$ige el requisito de la diuturnitas. (ero esta distinción entre diferentes clases de imperatividad entre las reglas +urídicas no es evidente por sí misma. :' #a noción. de formación instantánea de la regla consuetudinaria. coe$isten dos fuentes. (ero hay otra acepción de %erecho cogente que no se obtiene por contraste con el principio de autonomía de la voluntad. cada una de ellas aisladamente consideradas. el %erecho cogente por e$celencia es el %erecho natural o divino positivo. sobre todo en sus primeros estadios. 14 . #a acepción primera en la que puede presentarse este %erecho necesario aparece como contrapunto a la de %erecho dispositivo. pero además. El ius cogens. no abandonado a la buena voluntad o parecer de los destinatarios de tales normas. ya que en eso consiste la esen cia del %erecho. suplanten a las legales.#. en las recientes líneas de evolución de ambas fuentes del %erecho internacional hay elemen tos de integración y sistematización de la regla +urídica. En el antiguo %erecho internacional. puesto que niega validez a cualquier otra norma +urídicopositiva contraria a alguno de los man datos contenidos en la ley natural o en la lex aetema. que es aquel que permite que las partes seleccionen entre las diferentes opciones legales que la ley establece o bien que las reglas que las partes crean entre sí como más aptas a sus necesi dades. frente a otras for mas inferiores de normatividad. El %erecho necesario sería el contrapunto del principio de la autonomía de la voluntad. el ius necesarium sería aquí el con+unto de normas que limitarían la voluntad originaria de los Estados para establecer mediante acuerdo las normas que tuvieran por conve niente. En la relación de tratado y costumbre hay tambi)n un cambio cualitativo en fun ción sobre todo. errático. =o sólo el te$to mismo de un acuerdo multilateral de esta clase es ya en sí punto de referencia en la apreciación de la regla consuetudinaria. %ado el papel primordial que +uega en el %erecho internacional el principio del consentimiento de los Estados.nidas sobre el %erecho del 9ar de AGK< a AGDE. ius strictum etc. el de .internacional por el contrario. En determinadas e$posiciones iusfilosóficas. hay un cambio cualitativo en la valoración del elemento de la opinio iuris. El t)rmino ius cogens o sus equivalentes : %erecho necesario. impreciso.iena de AGBG sobre %erecho de 6ratados y el de la 6ercera 8onferencia de las =aciones . que se interseccionan. E+emplos ilustrativos son dos grandes conve nios. en que los mandatos de sus normas son constitutivos de obligaciones de cumplimiento necesario. sus cita de inmediato la idea de normas dotadas de una particular fuerza de obligar que se imponen como un %erecho necesario. 4 sin embargo. %el lado de la costumbre y sin aceptar la teoría./. la costumbre y el tratado.

Si la lesión al bien +urídico general interesa a todos los Estados. la fuerza particular de la 8onstitución como pacto le viene del acto constituyente que la crea. como limitaciones de esa libertad contractual no debe inducir a error. sino que se ha fi+ado en el contenido mismo de la norma. #a 8. no ofrecen e+emplo alguno de ius cogens. 6odos los acuerdos internacionales se establecen desde la legalidad constituida. %' 9odo de creación de las normas de ius cogens . los te$tos de la 8. (or lo que respecta al tratado. son perfectamente in*tiles por manifiestamente evidentes. #as dos precisiones ulteriores de ser !norma que no admite acuerdo en contrario" y de sólo poder ser !derogada por una norma ulterior de igual rango". seg*n el pronunciamiento del 60J en el asunto de la &arcelona 'raction. concepción de la soberanía que e+ercen los Estados como fuente no sólo de derechos sino tambi)n de obligaciones etc. la autonomía de la voluntad +uega en ámbitos +urídicos relativamente estrechos. #as reglas que e$presan así esa normatividad absoluta tienen como consecuencia inmediata la radical nulidad de los actos contrarios. una obligación erga omnes. una parte relativamente peque7a por relación al con+unto normativo de todo el sistema. la prohibición del uso de la fuerza de modo contrario a los principios de la 8arta de las =aciones . considerado en si mismo.nidas. el delito de agresión. 8uando el 60J ha enfrentado el problema. la prohi bición del trato inhumano o degradante. Se trata de introducir determinadas limitaciones a una voluntad negocial que es casi omnímoda. es t)cnicamente ine$acto hablar aquí de terceros Esta dos. se trata de reglas dotadas con una imperatividad especial. 6odas estas cuestiones que poco o nada tienen que ver con aspectos concretos de la contratación internacional. %e este modo. cualesquiera que sea la naturaleza de )stos. son normas que apuntan a la protección de valores fundamentales humanos o a la defensa de principios básicos de la comunidad internacional. los no directamente afectados por la infracción. =o se trata de imponer determinadas normas de %erecho estricto en un marco convencional que constituya. En el ámbito procesal dan lugar a una actio popularis puesto que por su misma naturaleza generan. (odría ser entonces la costumbre. 8' Efectos +urídicos. %e modo bien significativo. >' Su contenido. a su vez. quedan abandonados al +uego de la libre voluntad de los intere sados. y por esa vía parece querer ir la referencia a !la 15 . #a doctrina cita hoy como reglas más características : #a prohibición de la esclavitud. El art. #os dos procedimientos de creación normativa en el %erecho internacional son el tratado y la costumbre. En todo caso. pero el %erecho internacional no conoce momentos constituyentes. salvo que se admitiera la posibi lidad de un ius cogens regional.En el %erecho interno comparado. Lue las e$presiones del %erecho necesario est)n hoy plasma das en moldes convencionales. : esos e+emplos habrá que a7adir determinadas normas estructurales que tienen relación directa con las formas esenciales de la sociedad internacional : (rincipio de la libertad de los mares y de las comunicaciones. un deber de cooperar con el Estado agredido en la repulsión de la agresión. no parece que sea capaz de constituir esta particular obligación. 9uy diversa es la situación en el %erecho internacional en el que esa facultad de disposición es lib)rrima. En el %erecho interno. la discriminación racial. no solamente tienen el derecho de intervenir en favor del Estado directamente afectado sino tam bi)n. H< se limita a consignar que se trata de !una norma aceptada y reconocida por la comunidad internacional en su con+unto". al menos en teoría. Entre las distintas clases de acuerdos interna cionales no hay diferencia alguna respecto a su fuerza vinculante. es e$traordinariamente parca a este respecto. Sólo una peque7a parte de los bienes +urídicos que esos sistemas tutelan. no ha retenido el criterio de la naturaleza del acto.

#a consecuencia no deseada de esta situación lleva a estabilizar el statu quo y. eventualmente. no hay laguna cuando la imperfección de una determinada regla legal o consuetudinaria puede ser remediada bien por el recurso a fuentes sub sidiarias o au$iliares. #a imagen de laguna suscita la idea de vacío. =o hay laguna. no obstante el principio de la separación de poderes y el de la legalidad de las decisiones +udiciales. En el me+or de los casos se podría hablar de una carencia o fallo en la política legislativa o convencional de los Estados. el principio de prohibición absoluta del uso de la fuerza en forma contraria a los principios de la 8arta de las =aciones . :demás del principio de unidad del orden +urídico. AN del 8ódigo civil suizo hace una e$presa remisión al órgano +udicial en este caso : !Si no puede deducirse de la 16 . (ero del %erecho como sistema puede haber otra visión diferente. LA 5LENITUD DEL DERECHO INTERNACIONAL. pero que no lo está. cuando el vacío que se percibe lo es por carencia normati va en un ámbito de la actividad social que debería haber sido normado. cuando establecidos los principios. En el %erecho interno este problema está resuelto en la práctica con el recurso a los órganos +udiciales. El art.comunidad internacional de los Estados en su con+unto".nidas debiera haber llevado a un perfeccionamiento de los modos pacífi cos de solución de diferencias internacionales y eso no ha tenido lugar. EL 5RO0LE&A DE LAS LA3UNAS. %e aquí que sea necesario una previa clari ficación de t)rminos y nociones para enfrentar con propiedad el problema de las lagunas no sólo en el sistema +urídico internacional. del argumento a contrario. conocedores de la imposibilidad de llegar a compromisos precisos. 8uestiones de esa naturaleza se dan en un sistema cuando se introduce un valor fundamental nuevo como principio +urídico &prin cipio de igualdad de se$os' que colisiona con los valores anteriores o cuando coe$is ten dos antit)ticos sin que haya sido posible fi+ar los límites precisos de cada uno de ellos o. finalmente. El dogma de la plenitud del orden +urídico entendido en el sentido de que !para toda cuestión +urídica debe haber una solución +urídica". (ueden diferenciarse distintas situaciones en las que el lengua+e ordinario y a veces incluso el t)cnico habla de lagunas cuando no hay en realidad ninguna. Estas situaciones son muy abundantes en el plano internacional : %iseminación de armas atómicas. El %erecho internacional conoce abundantemente situaciones de este tipo. o actos humanos a los que se les da categoría y constituye como relaciones +urídicas.na laguna en sentido propio se dará allí donde los supuestos de hecho captados inicialmente no est)n despu)s regulados. sin que las leyes u otras reglas complementarias lleven hasta el final. del recurso a los principios generales del %erecho. :sí por e+emplo. etc. a animar a un potencial agresor que conciba esperanzas de poder transformar en hecho consumado la agresión cometida. -inalmente. =o la hay tampoco cuando el legislador o los redactores de un convenio interna cional. en todas sus consecuencias. significa que. pero no de una laguna +urídica en sentido preciso. se plantea el problema de su plenitud. 6ambi)n es esta situación frecuen te en el %erecho internacional. protección internacional del medio ambiente. #. relaciones e$istenciales. hechos. los efectos y derivaciones de esta primera designación. de discontinuidad en un todo al que se le presupone continuidad y plenitud. etc. regla de la analogía. es teórica y prácticamente ine$acto. el +uez interno o nacional asume una función integradora remediando las carencias del sistema +urídico. El uso que estos hacen de los M6opoiM. hacen uso de conceptos normativos indeterminados abandonando a la práctica o e$periencia ulterior la reglamentación adecuada de la materia. no haya reglas intermedias que permitan aplicarlos en todas sus consecuencias. y con )l el de las lagunas en el %erecho. sino en todo el %erecho. . (uede acep tarse que normas o principios generales engloben como supuestos +urídicamente relevantes./. bien mediante los m)todos ordinarios de interpretación.

entre ellos el espa7ol. (ara 1egel el Estado es la suprema realización de la 0dea )tica. Siendo necesaria la distinción entre los dos planos de refle$ión doctrinal. la oscuridad o la insuficiencia de la ley. pero no sin advertir que. El estudio de esas relaciones puede hacerse desde una doble vertiente: . :sí. el conflicto sería insoluble. de la e$istencia del orden +urídico inter nacional. a la negación del %erecho internacional p*blico como verdadero %erecho. Itra de %erecho positivo que se preocupa por las cone$iones posibles entre esos diferentes sistemas que. #a relación entre ambos sistemas +urídicos sigue constituyendo un problema central del %erecho internacional. la protección e+ercida por una organización. permite dos vías : #a primera y más importante estudia la recepción o incorporación de las normas internacionales en los distintos sistemas +urídicos estatales. Es una posición propia del positivismo del pasado siglo que identificó regla +urídica y.#. #as distintas tesis doctrinales tienen como denominador com*n la b*squeda de un fundamento a la validez y. en el caso del e+ercicio simultáneo de la protec ción funcional de la organización y del Estado por razón de la nacionalidad. la encarnación del 17 . seg*n regla que )l establecería si fuera el legislador". entre el elenco de fuentes que el art. El monismo con primacía del %erecho interno es la consecuencia de la teoría de la soberanía estatal absoluta. y necesa riamente ha de hacerse sobre una cierta base de %erecho comparado. con voluntad del Estado. admite. Itros códigos. INTRODUCCIÓN. 1oy parece que interesa particularmente a la teoría de las fuentes3 en el 8c espa7ol. a su vez. el +uez decidirá seg*n el %erecho consuetudinario y. aceptando como regla básica en materia de protección diplomática la singula ridad de la acción e+ercida por un solo Estado respecto de otro y acerca de un mismo asunto.ley regla alguna. /. a trav)s de una concepción progresiva. (ero desde un punto de vista meramente metodo lógico debería serlo tambi)n para el %erecho interno estatal. por e+emplo. puesto que en *ltima instancia esta refle$ión termina siendo una indagación en torno al origen y validez de la regla +urídica. figura el tratado internacional como una de ellas . es igual mente oportuno afirmar sus íntimas cone$iones. por consiguiente %erecho. por tanto. merecen las normas de los ordenamientos +urídicos estatales. pero no es el menor entre ellos la idea que el legis lador constitucional u ordinario se hace de la significación e importancia del %erecho internacional. A establece para el ordenamiento +urídico . # La" relacione" entre el derecho internacional : lo" derecho" interno" e"tatale" / AS5ECTOS TEÓRICOS /. establecen simplemente una obligación de +uzgar sin que pueda servir de prete$to para no hacerlo el silencio. #a relevancia normativa de las reglas +urídico internacionales dentro de los diferentes sistemas +urídicos estatales depende ciertamente de factores varios. #a segunda estudia la consideración que para el %erecho internacional p*blico y sus instancias de aplicación. &ONIS&O CON 5RI&AC6A DEL DERECHO INTERNO. que necesariamente presenta cone$iones con la -ilosofía del %erecho.na teórica y abstracta.1. en especial para el constitucional. #a raíz filosófica de esta posición hay que buscarla en el sistema hegeliano. en defecto de )ste. que lleva en instancia *ltima.

lo fue en su condición de pacto tácito. y a*n antes que la de )ste. soberanos igualmente como )l. limitativo de la libertad originaria de los Estados y a los que les impone una determinada conducta. es característica esencial de todo Estado. 8omo consecuencias necesarias sobre las distintas instituciones pueden se7a larse las siguientes : #a *nica fuente iusinternacional aceptada era el tratado como manifestación de la voluntad del Estado3 si se aceptaba a la costumbre. meramente pacticio no daba lugar a reglas ob+etivas. debía ser entendida con una cláusula de reserva. la misma noción del %erecho internacional como sistema +urídico unitario con identidad propia. no modificó sustancialmente los datos del problema. #a posterior evolución de esta doctrina monista de primacía del %erecho interno hacia un !%erecho internacional de coordinación" entre soberanías estatales indepen dientes &Oaufman'. que es una parcela del sistema +urídico total de cada Estado y sobre el que )ste conserva un ub)rrimo poder de disposición. este :bsoluto tiene que reconocerse como un poder ilimitado sin admitir recorte alguno a su libertad. la primera deberá ceder en favor del segundo. pero por la misma razón y fundamento no es concebible un %erecho internacional limitativo de esa libertad de acción. . #a fuerza de obligar del tratado está en el acto de aprobación o ratificación de )ste. Ese %erecho de coordinación. #a misma limitación que el Estado constitucional acepta cuando. esto es. :llí donde hubiere una sustancial oposición entre la obligación internacional establecida y el inter)s prevalente del Estado soberano. )ste no puede ser sometido a otro poder e$tra7o a )l mismo. 6oda obligación internacional. le+os de ser límites a la acción del Estado. necesariamente. ataca de raíz la esencia misma del %erecho inter nacional como sistema +urídico vinculante. :l tratado internacional se le da así. autolimitándose. una condición !infralegal". seg*n esta teoría. en primer lugar. son e$presión de su voluntad3 esta voluntad se manifiesta en su %erecho estatal. el propio de cada Estado. Este no es otra cosa que un %erecho estatal e$terno. que es un acto legislativo interno. Jelline5 parte del presupuesto que la soberanía. El %erecho y la Etica. se da su propia constitución. el acto de autolimitación del Estado. en función de la noción nacionalista que cada Estado se hiciera del %erecho internacional.na atenuación de esa posición radical quiso ser despu)s la construcción de Jelline5. y puesto que en la esencia de toda norma +urídica está el ser a la vez cauce y límite. (ero Jelline5 no acepta en el acuerdo internacional un acto de vinculación dife rente al de la constitución ya que esto le llevaría a un dualismo. 6ratado internacional y constitución estatal tienen el mismo funda mento. 1abría así no uno sino muchos %erechos internacionales. en consencuencia. 18 . tal %erecho estatal e$terno. respecto de la ley interna que lo aprueba. porque en este caso habría de+ado de ser soberano.:bsoluto y. todo poder para ser entendido como poder +urídico es necesario que sea un poder sometido a límite. no a los particulares. pero entonces la fuerza de obligar de tales normas nace de la ley que incorpora o transforma al convenio y no del acto internacional. (or otra parte. es la que el Estado realiza en el plano internacional cuando contrata y se obliga con otros Estados. la del superior inter)s del Estado. ciudadanos de ellos 3 para que las normas de un tratado produzcan efec tos internos debe haber un acto formal de incorporación. la de >ergbohm. más que constitutivo de una verdadera obligación +urídica &porque eso sería contrario a la soberanía' es una mera manifestación de intenciones que los Estados se hacían de querer cumplir lo esta blecido. :hora bien. El tratado internacional. de quien Jelline5 tomó la idea 5antiana de la autolimitación. a regla. En *ltima instancia esta posición lleva a la negación misma del %erecho internacional. que descansa en voluntades soberanas distintas. independientes de la voluntad de los Estados por ellas obligados. #as consecuencias de esta posición doctrinal son evidentes : #a tesis monista con primacía del %erecho interno fractura. #a posición que tra tado internacional y ley interna tienen es equivalente a la que presentan regla mento y ley. El acuerdo internacional como acto entre Estados afecta a )stos.

(ero unas y otras normas tienen en com*n la de ser %erecho interno. #os derechos y deberes configurados por las 19 . Seg*n este autor. #a solución insatisfactoria a la que lleva este primer monismo dio paso a la teoría dualista. entre otros muchos. con una obra famosa que publicó a fines del pasado siglo. puesto que. EL DERECHO INTERNACIONAL Y LOS DERECHOS ESTA9 TALES INTERNOS CO&O SISTE&AS )UR6DICOS RADICAL&ENTE SE5A9 RADOS. la permanente contradicción entre el bien y el mal. El segundo hace referencia al sistema. Es decir. (or esta razón el esfuerzo de 6riepel se dirige a la demostración de que fuente de validez y ob+eto son radicalmente distintos en el ordenamiento internacional y en los ordenamientos estatales./. 6ambien figura en esta corriente el internacionalista italiano %. EL DUALIS&O . por hipótesis. donde coe$istiendo irreductible mente el uno con el otro. Sus reglas +urídicas son diferentes por su origen. En efecto. son diferentes porque su ámbito de aplicación está restringido a la esfera de validez de esas voluntades independien tes las unas de las otras. termina negando al %erecho internacional. al afirmar la soberanía incoercible del Estado. por tanto. pues. son para 6riepel normas de %erecho privado todas aquellas que rigen las relaciones recípro cas de individuos o asociaciones que el Estado considera como sus propios su+etos. :sí ocurre tambi)n con el %erecho internacional y el %erecho interno estatal. :mbos criterios pueden ser combinados y haber. #a posición dualista está en sus aspectos doctrinales indisolublemente unida al nombre de un constitucionalista e internacionalista alemán. !%erecho internacional y %erecho interno". :nzilotti. Esta posición puede apelar a una vie+a concepción filosófica y hasta teoló gico de e$plicación de la realidad en función de principios contradictorios. y en este sentido es lícito hablar de %erecho italiano o canónico e. en *ltima instancia la regla +urídica es la plasmación de la voluntad estatal 3 desde esta posición ha resultado siempre difícil e$plicar la natu raleza del %erecho internacional que. ninguno de los dos es suficiente por sí mismo para e$plicar esa realidad comple+a. de %erecho internacional y %erecho interno. El dualismo como doctrina +urídico positiva e$plicaría de modo seme+ante la permanente contradicción entre el orden internacional y los sistemas +urídicos estatales. un %erecho canónico penal y un %erecho internacional administrativo./. dentro de la diversidad de e$plicaciones. Se afirma así la radical separación entre ambos sistemas. por cuanto nacidas y pertenecientes a una comunidad estatal. en una norma +urídica se puede considerar o bien su conte nido o bien su origen. en los que consiste el %erecho internacional. siguen teniendo básicamente una posición dualista. %esde el punto de vista de las soluciones de %erecho positivo. no puede ser concebido como %erecho estatal. Entiende. una diversidad de sistemas u ordenamientos. 6riepel que hay actos de contenido normativo que son !e$presión de la voluntad de una comunidad cualificada para crear %erecho"3 la singularidad de cada sistema +urídico radica precisamente en que las distintas normas +urídicas en cada uno de ellos. 6riepel. para nuestro autor el principium indivituationis de las normas +urídicas no está en el ob+eto o en el su+eto o destinatario sino en su fuente u ongen de validez. porque a diversidad de fuentes de donde emana un grupo de normas +urídicas corresponde. El primer criterio establece una clasificación por !ramas" y así surge por e+emplo el %erecho penal o el %erecho administrativo o canónico. es decir. la voluntad de donde )sta emana. tienen su propia voluntad com*n distinta de la de cada Estado. :lemania e 0talia. %e %erecho p*blico son las que regulan las de tales su+etos con el Estado a que pertenecen. cuyo contenido puede ser coincidente. por e+emplo. no por su contenido que puede ser el mismo. #a singularidad y diferencia radical del orden +urídico internacional respecto de los %erechos internos estatales consiste en que los distintos acuerdos o convenciones entre Estados. igualmente. %octrinalmente el dualismo nace como un intento de superación de las insa tisfacciones de la postura monista que. :ceptando la tradicional distinción entre %erecho p*blico y %erecho privado. el positivismo +urídico originario identificó necesariamente al %erecho con el Estado.

En cierto sentido la potestad normativa de )stos actuaría por !delegación del orden +urídico internacional" y en los ámbitos competenciales fi+ados por )l. era una cuestión de ideología. E"cuela de <iena. sino por su relación con otra superior de la cual depende. &ONIS&O CON 5RI&AC6A DEL DERECHO INTERNACIONAL. y. tanto si )sta se conse guía sobre la base de la primacía del %erecho internacional &que era 20 . la ley respecto de la constitución. que carece de conse cuencia. En esta gradación normativa : 8onstitución. con fuentes distintas de validez. puesto que no acep ta sea posible distinguir diferentes sistemas. -rente al positivismo anterior. en Oelsen se le confiere a la norma hipot)tica o fundamental 3 ambas son principio y fundamento de los respectivos sistemas u ordenamientos +urídicos.na norma se e$plica así por su dependencia respecto de otra de mayor rango. la primacía del %erecho internacional sobre el interno. . se llega a una norma hipot)tica o fundamental que es base de todo el sistema. #a norma +urídica es vinculante. el puro acto de aplicación. hay una primera. 8omo principales. )l entendió que la elección de la norma hipot)tica de la que depende el monismo de uno u otro signo.g : el reglamento respecto de la ley. hay lugar a diferenciar distintas posiciones en virtud de las razones *ltimas por las que se fundamenta esa concepción monista. sen tencia acto administrativo contrato. se destacan las tres siguientes : Escuela de . Entre las distintas normas +urídicas tiene que haber unidad en virtud de una radical conca tenación normativa. (ara que una norma internacional produzca efectos en el ámbito de un %erecho interno es necesario un acto formal de transformación por el que la regla internacional pasa a ser parte integrante del sistema +urídico que la incorpora. Oelsen. ya que todos son sistemas +urídicos. /. En contra de lo que se suele afirmar. la doctrina de la 6eoría pura no acepta la sepa ración del %erecho interno del %erecho internacional3 por encima de la singu laridad de cada uno de ellos se da una radical unidad. #as normas de los %erechos internos son irrelevantes en el orden +urídico internacional. Oelsen nunca llegó a sostener como solución científicamente e$igida. pero es postulado y fundamento de la +uridicidad de todo el sistema. /. su consecuencia +urídica será supuesto de hecho de la inmediatamente inferior. la radical unidad del deber ser +urídico establece entre los distintos sistemas la misma concatenación y dependencia que se da entre las diferentes normas de un mismo sistema. padre de esta teoría a la que tambi)n se conoce como Escuela 5elseniana. que había asimilado regla +urídica a la voluntad del Estado o a la mera facticidad. Escuela sociológica francesa y orientación iusnaturalista. #a e$igencia científica quedaba satisfecha con la afirmación de la unidad de todo el %erecho. reglamento. no un problema científico. interna e internacional eran irreductibles. ley ordinaria. de cosmovisión. los sistemas +urídicos de los Estados. En su relativismo frente a los valores. de una u otra forma. #a función que en 6riepel se atribuía a la 2emein. no en virtud de un determinado contenido.ille. %entro de esta concepción básica. pero como esa regresión hacia normas superiores no puede ser infinita. la norma hipot)tica o fundamental.reglas internacionales son derechos y deberes en el ámbito del %erecho internacional y vinculan solamente a los Estados. Esta norma fundamental no es propiamente norma +urídica ni podría serlo. . Esta posición considera que el %erecho internacional es un orden superior y que de )l dependen.iena o 6eoría pura del %erecho.1. #as normas +urídicas están engarzadas las unas a las otras de modo tal que el supuesto de hecho de una cualquiera es la consecuencia +urídica de la inmediatamente anterior. en Oelsen. a la vez. al final. pero con una diferencia radical : 9ientras que en 6riepel las dos !voluntades comunes". obligatoria.1. que carece de antecedente y una final. 6oma su punto de partida de una crítica radical al dualismo. %esde su monismo radical.1. indagó desde su posición de positivismo crítico el concepto del deber ser +urídico para de+arlo reducido a un deber ser formal.

Sólo se puede hablar de %erecho internacional en sentido propio. y por tanto a los Estados. /. (ero parece oportuna una breve referencia al modo como la concepción iusnaturalista concibe el problema de las relaciones entre el %erecho internacional y el interno. bien que de manera imperfecta y precaria. pero lo hace desde postula dos epistemológicos muy diferentes. con primacía del primero sobre los segundos. dentro de la sociedad estatal.la que )l prefería' como si. :hora bien. entre )stas hay lugar a distinguir dos grandes categorías : . el poder conferido a los individuos. realizan funciones y se presentan actuando como órganos de la comunidad internacional. y teniendo como antecedente más inme diato la sociología de %ur5heim.1. (ero por encima de las sociedades estatales se percibe el mismo fenómeno de solidaridad humana. por el contrario. se dan relaciones comple+as. :firma la radical unidad entre el orden internacional y los sistemas +urídicos estatales. cuyo estudio rebasa los límites de estas lecciones. si la esencia del positivismo está en la concepción voluntarista de la norma +urídica. y entonces se habla más bien de capacidad. en la medida en la que se le conciba como un %erecho superior a los ordenamientos +urídicos estatales. prima sobre toda norma interna en contradición con ella y la modifica o la anula ipso facto".erdross y Ounz. El con+unto de reglas sociales en vigor en un momento determinado y en una sociedad concreta constituye el %erecho positivo. entendiendo por tales. como la que tiene el %erecho interno. quie nes afirmaron como postulado científico la primacía del %erecho internacional. la orientación iusnaturalista en el %erecho internacional tiene necesariamente una concepción monista. -unción esencial del %erecho es conferir y repartir competencias. en sus diferentes manifestaciones o concepciones. La orientación !oni"ta del iu"naturali"!o. el iusnaturalismo la concibe 21 . /. #a noción de su+eto social no es otra cosa que la del individuo investido de alguna de esas competencias.na que tiende a la realización de fines particulares o privados.erdros. El verdadero su+eto del %erecho no puede ser más que la persona individual3 esto es. y este hecho social genera su propio %erecho intersocietario. era obtenida mediante la afirmación del monismo de %erecho interno. el ser dotado de voluntad personal. no es más que una construcción +urídica. una ficción. puesto que los Estados en su interior constituyen sistemas +urí dicos +erarquizados. está paliada por la sustitución que los gobiernos de los Estados realizan desde sus propios órganos. En un nivel primero. y entonces se habla más bien de competencia. Seg*n . #a carencia institucional en la sociedad internacional. en sí mismo ya comple+o.1. -ueron sus discípulos. particularmente . E"cuela "ocioló ica 7rance"a. que se impone con la misma necesidad biológica. :ctuando )stos unas veces colectivamente de com*n acuerdo &gobierno internacional de hecho del 8oncierto Europeo' y otras de modo unilateral. #a condición de persona atribuida a las denominadas personas +urídicas. miembros de una sociedad de poner actos de voluntad que desplieguen su eficacia dentro de ese medio social. todo %erecho. dentro de grupos básicos se crea un %erecho nacional o estatal. Entre el %erecho internacional p*blico y el %erecho natural. En efecto. a la vez que persiguen fines propios. es un producto espontáneo del medio social y nace en virtud de la necesidad biológica que se impone a los miembros de una determinada sociedad de regular su conducta dentro de ella.#. En la línea de la sociología francesa. dentro de esta sociedad. (or su misma naturaleza !toda norma internacional./. otra en la que los individuos act*an en nombre y por cuenta de una colectividad. Scelle parte de una afirmación básica : El %erecho. Este monismo absoluto en la doctrina de Scelle ha sido atenuado por el +uego del principio del desdoblamiento funcional. El fenómeno de la solidaridad social se manifiesta de modos diversos.

pero por encima de ellos e$iste la comunidad humana (totus or is).1. (or lo que respecta al segundo. pero el destinatario *ltimo del %erecho como de toda regla +urídica. superadora de la división del g)nero humano en rep*blicas y reinos. desde su perspectiva. El primero está en relación con la protección y respeto a los valores fundamen tales de la persona. El poder soberano del Estado o el favorecimiento de los intereses generales de la comunidad humana encuentra un límite en el respeto a los valores absolutos de la persona. En todo caso. El principio del bien com*n +uega un papel primordial. que hoy cobra nueva actualidad. El %erecho internacional afirma.itoria. con poder de darse leyes +ustas y a todos conve nientes como son las del %erecho de gentes". y con poder para darse a sí misma un %erecho por el cual esos miembros !sean dirigidos y ordenados rectamente en este g)nero de comunicación y sociedad". El %erecho es entendido básicamente como una ordenación racional en función de la consecución del bien general de una determinada comunidad. (or lo que al primero se refiere. no sólo es +usto y legítimo. afirma la e$istencia de una uni dad. sino preferentemente porque es una ordenación racional. 1ay una diferencia sustancial en esta relación con aquella otra que se establece 22 . #os Estados &sociedad política civil' son ciertamente sociedades perfectas en el sentido de que poseen los instrumentos nece sarios en la realización de sus fines &no lo es en cambio la sociedad familiar por e+emplo'. ni tampoco impone a los %erechos internos formas y procedimientos concretos por los que se haya de reconocer en cada sistema +urídico esa superioridad normativa que el %erecho internacional afinna. !6odo poder p*blico o privado por el cual se administra la rep*blica secular. continuando el pensamiento de . 1 LAS RELACIONES ENTRE EL DERECHO INTERNACIONAL Y LOS DERECHOS INTERNOS EN EL DERECHO CONSTITUCIONAL CO&5ARADO 1. !que es en cierto sentido una rep*blica. y de aquí su variabilidad &monismos de distintos signos o dualismo'. es en *ltima instancia la persona h*mana. O0SER<ACIONES 3ENERALES. comunidad e individuo se encuentran en una relación singular : El bien com*n o general prevalece sobre el particular o individual.básicamente como una ordenación de razón. su superioridad sobre el %erecho interno. El valor normativo que las diferentes reglas internacionales deben tener en los sistemas +urídicos internos o estatales e$ige un e$amen analítico de %erecho constitucional comparado. : una nación no le es posible no tenerse por obligada por el %erecho de gentes porque )ste se funda en la autoridad de todo el orbe3 y allí donde el e+ercicio de un derecho por parte de la sociedad particular. el que reconoce el iusnatu ralismo es e$terno a la propia ordenación +urídica (ens et onum et verum conventuntur). el segundo con el principio de subsidiariedad. pero )l no es capaz de garantizarla de un modo eficaz. la +erarquía así establecida se funda en el ser de las cosas. sino que tiene a %ios por autor. En el concepto positivista el orden interno del sistema +urídico es inmanente a )ste. lo que implica que esa superioridad del orden internacional está matizada por dos elementos correctores. el bien particular debe ceder en favor del bien general. es de carácter ontológico y no meramente normativo o lógico. de tal suerte que ni el consentimiento de todo el orbe lo puede suprimir". de la que )stos son miembros. ambos de actualidad en el %erecho internacional positivo moderno. #a regla +urídica vincula no porque sea un mandato. ponga en riesgo el bien com*n general. Suárez. la primacía del orden universal no absorbe ni anula la identidad y personalidad de las comunidades inferiores.

salvo prueba en contrario. entiende así esa relación. en los diferentes sistemas +urídicos nacionales. en el %erecho inter nacional hay normas y no instituciones. las e$posiciones doctrinales han tendido a presentar la relación entre ambos sistemas en t)rminos de normatividad siendo así que si. y en muchos aspectos. tanto en la concepción normativista formal de la Escuela 5elseniana. seg*n la respec tiva constitución. es evidente que la organización del poder en cada Estado.1. . de manera que en el %erecho internacional se ha iniciado un tenue proceso de institucionalización con las organi zaciones internacionales. #os t)rminos de tal relación son cambiantes.#. como responsables de la relación e$terior. coincidentes en lo sustancial. 1. y. en el %erecho comunitario europeo. Si en las formas federales o parafederales es el %erecho federal quien establece los modos y cauces de relación entre el %erecho federal y los sistemas +urídicos particulares de los Estados miembros. Es el %erecho interno particular y no el %erecho internacional el que establece los modos y cauces de esta relación. (or lo que se refiere al plano inter nacional. A"%ecto" ca!+iante" de e"ta relación. pero que una vez establecido se le escapa a su dominio. #a relación entre el orden internacional y el interno de los Estados se presenta ba+o cauces 23 . #a posición dominante que el Estado tiene en el proceso de creación normativo internacional. (ero en los *ltimos decenios los t)rminos de esta relación cambian. #as mutaciones más o menos profundas que sufren los sistemas constitucionales internos afectan necesariamente a esa relación. cambiante. como en el de la Escuela sociológica francesa. entre ambos sistemas fue el de las instancias gubernamentales. El reconocimiento del valor normativo de la regla internacional en un determinado sistema +urídico. Si los modos de esa relación dependen básicamente de la constitución de cada Estado. (ero debe a7adirse que entre ambos sistemas hay una relación dial)ctica. #a introducción del principio constitucional de la separación de poderes. pero influyen tambi)n en ella los cambios que realiza la sociedad internacional y su %erecho. la refuerza en el mane+o de los cauces por los que establece el contacto entre su propio sistema y ese orden +urídico internacional que )l ciertamente contri buye a crear. (ero. en la relación %erecho internacional %erechos internos estatales. a*n dentro del Estado consti tucional. dicho queda que el estudio y conocimiento del %erecho positivo que domina esa relación debe hacerse sobre una base de %erecho comparado.na forma posible de presentación de esta problemática es concebirla como un supuesto de aplicación del %erecho internacional en el ámbito competencial interno estatal. la situación es e$actamente la inversa. :sí ocurrió en el llamado %erecho internacional de las monarquías absolutas. así sigue ocurriendo en el mundo actual con los sistemas de gobierno más o menos dicta toriales. en el Estado hay instituciones y normas. casi *nico. 0ndependientemente del poder normativo que una organización posea y del efecto de esta normatividad sobre el sistema interno de los Estados. abrió las sociedades estatales a la influencia del %erecho internacional.1. ahora. hay que presumir en todo Estado moderno una disposición y apertura en su ordenamiento +urídico interno en favor de la regla internacional. una organización internacional es administración y acción administrativa. #as fórmulas son ciertamente limitadas. El %oder del E"tado co!o ele!ento do!inante en e"a relación.en las fórmulas de integración federal. además de comple+a. 8omo principio orientador. 1. El monismo con primacía del %erecho internacional. suscitando la colaboración del poder legislativo y +udicial. condiciona los cauces de la relación entre ese %erecho interno y el internacional.1. Iriginariamente el punto de contacto. sería la !e+ecución" por ese Estado de los mandatos contenidos en las reglas internacionales.

(ara que la posean es necesario que se la preste un acto legislativo interno. #as dos posiciones básicas en que están regla internacional y norma interna.#. 8onocidamente. de modo que su e$istencia. su e$istencia. elige aquella que resulta más conforme con la obligación inter nacional. #as reglas intemacionales carecen de validez dentro de los sistemas +urídicos internos estatales. al margen de los !filtros" normativos establecidos en los cauces constitucionales. aunque su contenido material sea id)ntico. En todo caso. 1. 1. en el presupuesto que el legislador interno no quiso conscientemente desco nocer el mandato de la regla interna cional. unas nociones básicas en la interpretación de esa relación son : 1. legal o reglamentaria' apli cables así como de la naturaleza del órgano al que se le plantea el problema. que. de ordinario.#. Esto se traduce en un creciente inter)s e importancia de la actividad del +uez a efectos del aseguramiento de la aplicación y eficacia de la regla internacional en los sistemas +urídicos estatales y. un problema debatido en la teoría general del %erecho conflictual es el sentido y alcance de tal designación.nuevos. #a razón de obligar está en la ley interna y nó en el %erecho internacional. no difiere sustancialmente de aquel utilizado en el %erecho interna cional privado por el que una norma conflictual de un sistema determinado designa como aplicable una norma o un con+unto de normas de un sistema +urídico e$tran+ero. a la que tiene la administración o incluso el +uez interno. son la del conflicto o la de complementariedad3 en uno y otro caso la solución depende tanto de las normas constitucionales. los parlamentos proceden con mayor libertad en su actividad legis lativa interna respecto de los compromisos internacionales contraídos. El %erecho internacional es recibido como tal en el %erecho interno del país 3 normalmente es la publicación del tratado el acto en el que consiste dicha incor poración.1. Es el conocido mecanismo de la !remisión". #a teoría de la incorporación sugiere ya una 24 . El mecanismo por el que las normas internacionales se integran en un sistema +urídico interno. el +uez estatal suele acudir a un criterio presuntivo de interpretación : 8uando la norma interna en contradicción con la regla internacional admite diversas interpretaciones. modificación o e$tinción depende fundamentalmente del propio orden internacional y no del %erecho interno. En el mismo sentido hay un cambio sustancial en el plano interno estatal. Criterio de la tran"7or!ación. en lo que respecta específicamente a la +usticia constitucional. #a norma internacional conserva su propia identidad. #a norma así transformada &de aquí el t)rmino' es una regla distinta a la internacional.#. se suele ver en la ley o decreto de ratificación del tratado. Criterio de la incor%oración. Es una consecuencia directa de la posición dualista. normal mente en t)rminos de cooperación de administraciones diferentes. en la armónica coordinación de la normatividad interna con la internacional. modificación o e$tinción se realiza en el ámbito y seg*n los modos del %erecho interno de ese Estado. (OR&AS DE INSERCIÓN DE LA RE3LA INTERNACIONAL EN LOS SISTE9 &AS )UR6DICOS INTERNOS ESTATALES.#. de la condición de la norma internacional &consuetudinaria o convencional' e interna &constitucional. y el papel relevante de la actividad +udicial ordinaria y el de la +usticia constitucional. En la aplicación +udicial interna del %erecho internacional. :l margen de otros criterios que la doctrina se esfuerza en elaborar. #a consecuencia +urídica de esa norma conflictual consiste +ustamente en designar como aplicable la norma e$tran+era así singularizada. Es de conocimiento com*n en la teoría del %erecho constitucional el relativo desprestigio de la ley como e$presión má$ima de la legalidad del Estado.

ecución. ?espeta al má$imo el carácter internacional de la norma y por tanto su validez 3 pero el acto interno de e+ecución. (uesto que en todos estos paises una parte importante de su %erecho nacional no es %erecho escrito &statute la. en sus efectos normativos internos. es ella en sí misma considerada como regla del common la. E"tado" Unido" de Nortea!>rica././. condiciona la eficacia interna de la regla internacional. presta y a7ade a )sta lo que la regla internacional por sí misma no posee : #a fuerza de obligar en el ámbito +urisdiccional del Estado que la aco+e.concepción monista de primacía del %erecho internacional. 1.' sino %erecho consuetudinario &common la. >' %erecho convencional : En la conclusión de acuerdos internacionales. prevalece )sta sobre aqu)l. siempre que no se opongan a una ley del (arlamento o a alguna decisión de un 6ribunal supremo. LAS RELACIONES EN EL SISTE&A )UR6DICO DEL REINO UNIDO. y competencia de la 8orona &hoy del 2obierno ingl)s' en la conclusión de acuerdos internacionales. Criterio de la e. #a posición de apertura de estos %ere chos hacia el %erecho internacional se e$plica bien desde la influencia decisiva que ellos han tenido en la fonnulación de muchas reglas +urídico internacionales. las reglas generales del %erecho internacional 25 .000. EN LOS ESTADOS UNIDOS DE NORTEA&=RICA. que es igualmente %erecho consuetudinario. un +urista ingl)s de finales del siglo /. que ha tenido y seguirá teniendo una amplia influencia en la elaboración misma del %erecho internacional. En el caso de conflicto entre el contenido normativo de un tratado internacional y una ley posterior del (arlamento. 1. pero algunas deci siones de tribunales ingleses permiten una interpretación desde la idea de la transfor mación 3 esto es. 1. (ero si un tratado internacional./. #a norma. En su sentido más natural. (nternational la) is a part o! the la) o! the land. sólo tendrán tal condición las normas generales del %erecho inter nacional que hubieran sido recibidas por un acto del (arlamento. dicha norma ha sido tradicionalmente interpretada como norma de incorporación. #as relaciones del %erecho ingl)s con el %erecho internacional están regidas por dos principios básicos de %erecho constitucional : Soberanía del (arlamento ingl)s en la constitución o modificación de normas que afecten directamente a derechos sub+etivos de los ciudadanos. 1. o del %erecho escrito.#. modifica los derechos y deberes de los particulares.1. que necesariamente es estatal y no internacional. afecta a las cargas p*blicas y sistema impo sitivo o e$ige modificación del common la. :' %erecho consuetudinario : El principio básico es que las reglas generales del %erecho 0nternacional forman parte del %erecho del país y son aplicables en cuanto tales. necesita la previa aprobación parlamentaria antes de ser ratificado por la 8orona. Si bien el acto interno de incorporación. Reino Unido. En realidad estos dos países pueden ser paradigma para el e$tenso mundo de tradición +urídica anglosa+ona. que recibió esa formulación clásica de >lac5stone..' el mundo +urídico anglosa+ón enfrenta de un modo particular sus relaciones con el %erecho internacional general.#. la 8orona inglesa conserva su liber tad de acción./. :' =ormas generales del %erecho internacional : 8omo país de tradición anglosa+ona.

?eticencia tambi)n en la aplicación +udicial de las normas y principios generales del %erecho internacional. sus disposiciones no pueden ser deroga das. en una interpretación cautelosa. Estas dos características están cargadas de consecuencias. en virtud de esa estructura federal. respecto de las cuales se sit*a en la relación de la ley posterior. #a condición de ley suprema del país. tienen los parlamentos locales da la verdadera dimensión e importancia de ese principio de +erarquía normativa que el mencionado precepto otorga al tratado internacional. !#os tratados diplomáticos. debidamente autorizado por una mayoría de dos tercios en el Senado. #a amplia autonomía legislativa que. LAS RELACIONES EN (RANCIA. el +uez franc)s ha sido tradicionalmente muy reticente a interpretar y aplicar normas internacionales sin una referencia directa e inmediata a la norma legal interna. >' %erecho convencional : #a 8onstitución norteamericana contiene una regla específica.1. que se garantiza al tratado internacional. modificadas o suspendidas más que en virtud de una denuncia regular. El sistema franc)s tiene dos notas esenciales que lo caracterizan : a' #a relación %erecho intemacional %erecho franc)s ha estado tradicionalmente dominada por el principio de la separación de poderes. tiene en la práctica francesa una singular importancia. no puede ser entendida en el sentido de una constitucionalización del tratado 3 se le equipara a las leyes federales. #a superior +erarquía que se le atribuye. El te$to constitucional de AGCB contenía dos disposiciones fundamentales : !#os tratados diplomáticos. 1. desde su pu licaci"n. (ara garantizar su aplicación no son necesarias otras medidas legislativas que las e$igidas para garantizar su ratificación". notificada por vía diplo mática". regularmente ratificados y publicados tienen valor supe rior al de las leyes intemas. incluso cuando sean contrarios a leyes francesas. 1. b' #a ley como e$presión de la soberanía popular +uega un papel predominante. una autoridad superior a la de 26 . serán ley suprema del país". El art.1.nidos.forman parte del %erecho del país y en cuanto tales son aplicadas de oficio por los tribunales. regularmente ratificados y publicados. lo es respecto de la legislación de los Estados miembros.1. HH de la constitución actual dice lo mismo de modo más conci so e intro duce un elemento nuevo al disponer : M Los tratados y acuerdos regularmente rati!icados o apro ados poseen. así como los tratados que hayan sido concluídos o que se concluyan por el (residente de los Estados . El Derecho Con"titucional. =o obstante estar regida la relación %erecho internacional %erecho franc)s por normas constitucionales con soluciones progresivas.E del mismo te$to legal establece que la facultad de concluir tratados corresponde al (residente. que dice así : !Esta 8onstitución y las leyes de los Estados . han reba+ado considerablemente el alcance de las fórmulas constitucionales.nidos que la desarrollen. los tribunales. El art. E. El criterio gubernamental en la interpretación de un acuerdo internacional. tienen valor de ley. al que el +uez franc)s acude frecuentemente por la vía de la cuestión pre+udicial. (or ser el tratado internacional un acto +urídico que cae básicamente en la competencia del e+ecutivo.

fiel a sus tradiciones. ?eciprocidad. en las dos ocasiones que ha tenido de pronunciarse sobre ello ha rechazado.1. >' %erecho convencional : : pesar de la claridad de los te$tos constitucionales. #a publicación no es sólo condición necesaria para que un particular pueda alegar en su favor una cláusula de un tratado internacional. en -rancia. Significa primariamente publicación del tratado o acuerdo internacional en el Journal officiel. ajo reserva para cada acuerdo o tratado. El preámbulo de la constitución de AGCB. probablemente. : seme+anza de lo que sucede en el %erecho administrativo franc)s por el hecho de la promulgación de una ley. :' %erecho internacional no escrito : =i doctrinal ni +urisprudencialmente parece estar seguro el alcance normativo de la referencia gen)rica en el preámbulo a las !reglas del %erecho p*blico internacional". (ero el 8onse+o de Estado. en un recurso de anulación por e$ceso de poder. #a novedad que introduce el te$to de AGHD es la e$igencia de la reciprocidad. al cual se remite la de AGHD. la interpretación +urisprudencial ha reducido considerablemente el efecto normativo que parecía deducirse de ellos. al igual que ocurre en Espa7a. pero no ha rechazado de plano su irrelevancia o inaplicabilidad. (ublicación. cuando de dicha promulgación se deriven da7os ciertos para el administrado. #a regla convencional internacional carece de la autonomía que posee el precepto legal interno3 la aplicación interna de la primera tiene un presupuesto básico. reciprocidad y carácter self e$ecuting de la regla internacional. Solucione" . se ha negado a apreciar la nulidad de un acto admi nistrativo por ser contrario claramente a una norma no escrita de %erecho interna cional p*blico. 1. #as soluciones +urisprudenciales no son claras. con acierto. =o obstante esta e$igencia. Sería un contrasentido aplicar en el 27 . a' *plica ilidad : %epende )sta de tres condiciones : (ublicación. se conforma a las reglas del %erecho p*blico internacional". como es el caso en las 8omunidades europeas. si fue lesionado en su derecho porque la norma así promulgada no respetó el principio de igualdad ante las cargas p*blicas. y que por consiguiente hay que considerar formando parte de )sta consignaba tambi)n : !#a ?ep*blica -rancesa. #os tribunales ordinarios parece que han hecho uso de ellas ocasionalmente. pero puede ser sustituida )sta por la publicación oficial en una organización internacional cuando -rancia sea uno de los Estados miembros de dicha organización.#. los argu mentos fundados en normas internacionales no escritas. #as coincidencias básicas entre ambos te$tos son evidentes. en el fondo. < puntos de vista : :plicabilidad de la norma convencional. interpretación de los tratados y relación +erárquica entre el acuerdo internacional y la norma interna francesa. lo es tambi)n para que la responsabilidad no causal del Estado franc)s quede comprometida por el hecho de la conclusión de un tratado. el de su vigor y aplicabilidad en el plano internacional. porque la norma convencional aunque incorporada sigue siendo regla internacional y no interna.las leyes. muchos acuer dos internacionales no reciben publicación alguna. El 8onseil constitutionnel. de su aplicaci"n por la otra parteM.uri"%rudenciale".

(ero el +uez interno está en malas condiciones para apreciar por sí mismo si en el otro Estado se cumple realmente con esta e$igencia. #a +urisprudencia francesa parece adoptar en este problema posiciones más bien conservadoras.%erecho interno un tratado que en el plano internacional ha de+ado de estar vigente.na segunda dificultad está en la fi+ación misma del alcance de la reciprocidad. #a condición de reciprocidad en la aplicación. 9ás a*n.. la recta interpretación del art. los mecanismos internos que garantizan el cumplimiento de las obligaciones pactadas en dichos acuerdos. (uede decirse que parte de un principio general de incompetencia en la interpretación de tratados internacionales. en el caso del te$to del art. como es el caso de los tratados comunitarios europeos o el del 8onvenio Europeo para la (rotección de los %erechos del 1ombre. pero se adapta mal a la natu raleza misma del acuerdo multilateral. El problema es que tal condición de reciprocidad es de difícil mane+o práctico por el +uez interno. aparte de la complicación diplomática a la que podría dar lugar en cada caso la apreciación gubernamental del grado de cumplimiento del tratado por el otro Estado. se ha inclinado no obstante. 28 . pero la e$periencia en las relaciones inter nacionales muestra que los Estados tienen una tendencia natural a globalizarlas. (reciso es que la norma sea en sí misma apta para establecer derechos y deberes sub+etivos en los particulares. Estos. (or el origen de la norma misma. " parecen prohibirla. :l igual que en la interpretación de acuerdos internacionales. o marca las directrices por las que ulteriormente la actividad normativa de cada Estado desarrolla la obligación internacional imperfecta que el acuerdo configura. (uesto que la reciprocidad afecta a la aplicabilidad misma de la regla correspondería más bien al +uez. pactada con el Estado > +ustifica la inaplicación por el +uez de > de las cláusulas del tratado P por las que > estaba obligado respecto de :Q #a e$tensión del ámbito de la reciprocidad al con+unto de relaciones convencionales entre ambos Estados parece e$cesivo y. que )l considera campo del (oder e+ecutivo. que es la que está en la base de la e$igencia de reciprocidad como medida de auto ayuda de los Estados en el e+ercicio de los propios derechos. El incumplimiento por parte del Estado : de una obligación /. HH lleva a ver en )l no el otorgamiento de una facultad de apreciación en el gobierno para suspender los efectos internos de un tratado. el +uez franc)s hace cuestión pre+udicial de la apreciación de la e$igencia de la aplicación recíproca mediante consulta que eleva al 9inisterio de asuntos e$teriores. por definición. #a mera publicación oficial interna garantiza en el %erecho franc)s la integración del acuerdo en el sistema +urídico interno. El carácter self e$ecuting o nó. #a práctica +udicial francesa. . que e$ige el te$to constitucional de AGHD. es plenamente conforme a la naturaleza internacional de la norma que se aplica dentro del %erecho interno franc)s. por esta solución.na tercera es la determinación de la autoridad competente para apreciar la e$istencia o ine$istencia de esta condición. pero. . sino por las aplicaciones políticas que ello comporta. de una norma es cuestión a veces espinosa no sólo por la dificultad t)cnico +urídica. pero esta es una condición necesaria aunque no suficiente.. no son compatibles con la idea misma de retorsión. #a reciprocidad tiene pleno sentido en el ámbito de las relaciones estrictamente bilaterales. =o es comprensible que el nivel de la relación entre esos dos Estados hipot)ticos sea muy buena en materia de cooperación internacional en la represión internacional de la delincuencia y mala en materia de cumplimiento de acuerdos comerciales. 6ratados self e$ecuting. aunque atenuándola. parece natural de+ar esa apreciación en manos del 2obierno que negoció y ratificó ese acuerdo. establecen normas o %erecho ob+etivo. HH de la 8onstítución francesa. y no lo es cuando una cláusula convencional regula e$clusivamente relaciones entre Estados. sino que establece una regla ob+etiva. b' 0nterpretación de tratados : El +uez franc)s tiene una notable reticencia a interferirse en el ámbito de la política e$terior. los t)rminos !ba+o reserva para cada acuerdo o tratado .

el efecto derogatorio puede ser apreciado igualmente por los tribunales ordinarios. #a misma posición adoptan los tribunales penales. %e nuevo es el principio constitucional de la separación de poderes el que está en +uego. pero no necesariamente da base para un recurso de inconstitucionalidad.En todo caso hay que diferenciar entre la +urisprudencia de los tribunales administrativos y la de los tribunales ordinarios. El carácter relativo del contenido normativo de un tratado internacional se mani festaría en el ámbito de validez necesariamente restringido en razón al n*mero de Estados participantes en un acuerdo internacional.o con"titucional. En caso de oposición. HH que permite el control de la consti tucionalidad de un proyecto de tratado internacional con el te$to constitucional. el principio de la lex posterior parece resolver con facilidad todo supuesto de incompatibilidad entre una y otro. la ratificación de )ste viene condicionada a la necesaria reforma constitucional para poner en armonía a )sta con el tratado. es la del art. HH. de mera suspensión del carácter vinculante de la ley. En los primeros la inhibición es total y es el 9inisterio de asuntos e$teriores quien por la vía de la cuestión pre+udicial realiza una interpre tación gubernamental de los acuerdos internacionales a la que se someten los tribu nales administrativos. el acuerdo internacional puede proporcionar al reglamento administrativo la base legal que )ste necesita para ser regular. mediante una inter pretación e$tensiva. En cambio los tribunales civiles y particularmente. lo ha ampliado a los tratados sobre la base del decreto ley que autoriza la ratificación o aprobación de )ste. c' ?elaciones entre el %erecho convencional y la ley interna francesa : En relación con los actos administrativos : :l igual que en el %erecho espa7ol. y asuntos de !orden p*blico internacional" o de !derecho internacional p*blico". #a garantía del valor superior del tratado sobre la ley. . #a +urisprudencia de los tribunales franceses ha sido vacilante y hasta contradictoria. de la misma forma que la desarmonía entre ley y reglamento no implica necesariamente la inconstitucionalidad de )ste. pero que el 8onseil constitutionnel. 8iertamente.1. por el contrario. (or la del art. Si bien a*n en este caso cabría matizar si el efecto del tratado sobre la ley anterior contraria es de pura abrogación o. Si bien. la Sala civil de la 8our de 8assation distinguen entre !cuestiones de carácter privado" para las que se reserva una interpretación +udi cial. BA que inicialmente fue pensada para el control de la constitucionalidad de las leyes. El +uez ordinario franc)s no ha aceptado nunca un control de la constitucionalidad de la ley. El principio de la separación de poderes hace que en -rancia la apreciación de tal acto corresponda a los tribunales administrativos y nunca a los tribunales ordinarios. por aplicación del principio general de la apreciación de la legalidad de la norma a aplicar por el tribunal que +uzga.na segunda. En relación con las leyes : Si el tratado debidamente ratificado y publicado es asimilado a la ley. que )sta remite al 9inisterio de asuntos e$teriores y el 9inisterio interpreta. 1. (unción del Con"e. cuando un tratado posterior y contrario a un acto admi nistrativo abrogue a )ste. no constitucionaliza necesariamente al tratado de modo que )ste pase a formar parte del bloque constitu cional. En este segundo supuesto el t)rmino o e$tinción del tratado permitiría la reviviscencia automática de la ley. aunque est) reconocido constitucionalmente el principio de la +erarquía normativa. (or dos vías e+erce este órgano un control sobre la conformidad del %erecho convencional con la 8onstitución./. 29 . el desconocimiento por una ley interna de la superior +erarquía del tratado sobre la ley implica una infracción del art.

#a particularidad de ser un Estado de estructura comple+a &Estado federal' se refle+a en determinadas soluciones. #os tratados internacionales que regulen las relaciones políticas de la -ederación o que afecten a materias de legislación federal necesitan la aprobación o participación de los órganos legislativos competentes federales. LAS RELACIONES EN LA R(A. característico del sistema +urídico alemán vigente. el amplio sistema de con trol de la constitucionalidad. 1.1. admitirá aquellas restricciones de sus dere chos de soberanía que establezcan y garanticen un orden pacífico y duradero en Europa y entre los pueblos del mundo. estaban inspiradas por la teoría dualista de la transforma ción.#. #a orientación monista en los te$tos constitucionales de la #ey -undamental vigente fue animada por el propósito de anclar a la ?ep*blica -ederal de :lemania en el ámbito de las democracias occidentales. respetuosas del %erecho internacional. <. derechos de soberanía a institu ciones interestatales . por vía legislativa. la -ederación participará en conve nios sobre arbitra+e internacional general. %e modo análogo se aplican las normas administrativas federales para los acuerdos de naturaleza administrativa &art. pueden.E'. 8omo es patente. prestada en forma de ley. transferir derechos de soberanía a instituciones regionales transfronterizas. amplio y obligatorio.2. Son especialmente relevantes los siguientes te$tos de la #ey -undamental de >onn. ha de+ado su impronta de modo particular en la inserción de las normas generales del %erecho internacional en el %erecho interno alemán. (ero este país ha tenido tradicionalmente una fuerte posición dualista y )sta sigue pesando tanto en las soluciones +urisprudenciales como en la interpretación doctrinal de los te$tos. #as relaciones entre el %erecho internacional y el %erecho alemán están básicamente determinadas por el %erecho constitucional. EH'. que. hay lugar a distinguir entre las reglas generales del %erecho internacional y el %erecho internacional de los tratados.1. (ara salvaguardar la paz. (ara la regulación de conflictos internacionales. AR En tanto los #ánder son competentes para el e+ercicio de poderes y el cumpli miento de tareas estatales. Re la" enerale" del Derecho Internacional.2. prevalecen sobre las leyes y crean de modo directo e inmedia to derechos y deberes en los habitantes del territorio federal &art.2. la -ederación se puede adherir a un sistema de seguridad colectiva mutua 3 a tal efecto.. con la aprobación del 2obierno -ederal. HG. por la muy diferente consideración que unas y otras merecen al te$to constitucional. :' =oción : (or tales se entienden aquellas que hayan sido aceptadas como obligatorias por la mayoría de los Estados de la comunidad internacional. 1. en todo caso. E. -inalmente. que ha adoptado soluciones muy progresivas.. #as reglas generales del %erecho internacional son parte integrante del %erecho federal. #a -ederación puede transferir. El Derecho con"titucional. sin que sea necesaria una e$presa aceptación por parte de la ?-: 3 basta con que )sta no haya hecho 30 . Estos te$tos tienen como antecedentes inmediatos las respectivas disposiciones de la 8onstitución 0mperial de ADKA y de la 8onstitución de @eimar. A.

. :lemania posee en la actualidad uno de los sistemas más acabados de protección y control de la constitucionalidad. #a recepción constitucional en el %erecho alemán de las reglas generales tiene además otro importante efecto. si lo consiguen es en virtud de una disposición del respectivo %erecho interno. de modo inmediato.A de la misma 8onstitución. sean susceptibles de constituir tales derechos y deberes. en los habitantes del territorio de la -ederación. EH de la #ey -undamental de >onn precisa que prevalecen sobre las leyes &federales'. en todo caso. EH permite la tesis de la equiparación a las reglas constitucionales o la de la construcción de un %erecho intermedio inferior a la 8onstitución y superior a la de las leyes federales. Si la norma inglesa hacía del %erecho internacional una parte del common la. :lcance de esta e$igencia constitucional es e$tender para los poderes p*blicos alemanes esta obligación al respeto de normas internacionales de carácter general. con mayor razón está en la imposibilidad de imponerles una determinada +erarquía normativa dentro de estos sistemas. 8ualquiera que sea el debate sobre si las reglas internacionales son susceptibles de crear por sí mismas derechos y deberes en los particulares. (or esta razón. 8ada uno de ellos la determina con entera libertad. ella misma tambi)n era norma del common la.na norma general plasmada en un acuerdo internacional no por eso de+a de ser norma gene ral consuetudinaria. #a primera. por ser comple mentarios de las reglas generales. para el sistema +urídico alemán el aludido te$to constitucional lo resuelve de modo afirmativo : :quellas normas internacionales de carácter general. El sentido de esta norma sólo puede ser captado debidamente en relación con la doctrina dualista. el art. y desechada la tesis del rango supraconstitucional por ser contradictoria en sí. deberá respetar el n*cleo de principios constitucionales inderogables que fi+a el art. ello era una consecuencia de esa regla del %erecho ingl)s. El resultado inmediato de esta integración es vincular a los órganos y poderes p*blicos alemanes a los contenidos de esas normas internacionales. los tienen reconocidos así en el sistema +urídico interno alemán. >' Efecto directo e integración : Seg*n la determinación del art. a los que alude el art. El te$to constitucional hace dos pronunciamientos básicos sobre estas normas : #as declara parte integrante del %erecho federal. EH estas reglas generales crean derechos y deberes de modo directo en personas individuales. El superior rango en )l de las reglas generales permite hacer de ellas base de dicho control como normas de referencia frente a actos normativos o de e+ecución de autoridades alemanas. %entro de esta categoría no están incluidas. además. es evidente que las reglas generales no pueden por su propio vigor entrar a formar parte del sistema +urídico interno de los diferentes Estados. 31 . 8' Su rango normativo : Si el %erecho 0nternacional no puede garantizar por sí mismo la vigencia y aplica bilidad interna de sus normas dentro de los sistemas +urídicos estatales.. (or lo que a la integración respecta. pero nó sobre la 8onstitución. afirma que crean derechos y deberes. #a +urisprudencia del 6ribunal 8onstitucional -ederal ha entendido que dentro de esta categoría deben ser incluidos tambi)n los principios generales del %erecho 0nternacional. evidentemente. de confor midad con la e$igencia del Estado moderno de %erecho se dice que en )l los poderes p*blicos en todas sus actuaciones están vinculados por la norma +urídica.oposición a dicha norma en su proceso de formación. las normas consuetudinarias del %erecho internacional regionales o locales. que desde el punto de vista de su estructura y configuración. El art. Si. <D del Estatuto del 60J. tal obliga ción constitucional es entendida normalmente respecto de los mandatos que impone el propio sistema +urídico. y. El origen de la norma y nó su modo concreto de e$presión es aquí definitivo. . KG.

Seg*n la interpretación que ha dado el 6ribunal 8onstitucional -ederal al referido precepto. que la ley de ratificacion da al tratado la +erarquía normativa de ley federal ordinaria. por e+emplo en una importante regla interpretativa en este sistema : 0nterpretación de normas internas alemanas en un sentido favorable a la norma internacional. Sólo si la ley posterior contraria declara subsistentes las normas convencionales recogidas en la ley anterior. lo que en realidad está haciendo es abrir el sistema +urídico alemán hacia el federalismo internacional de la construcción europea comunitaria. 1. sometida por consiguiente al principio de la ley posterior. :l igual que en otros sistemas +urídicos occidentales. RE(ERENCIAS HISTÓRICAS Y CONSTITUCIÓN <I3ENTE.< e$presa de un modo más concreto lo que es orientación general en todo el te$to constitucional 3 a saber.ni"n europea. tal y como la propia #ey -undamental los reconoce..ur8dico ale!?n : el Derecho Co!unitario. Jefe del (oder E+ecutivo : ?elaciones e$teriores. (arte esencial de esos principios son los derechos fundamentales del hombre. la evolución del sistema constitucional espa7ol marca desde ADAE hasta ahora. ANTECEDENTES HISTÓRICOS . pero como reglas consue tudinarias.<'. aunque de modo implícito. %el te$to constitucional se deriva claramente. :demás de encarnar la representación de la nación en las relaciones inter nacionales.2. nó como normas convencionales. El art. -/ de la Ley 0undamental. conservarán )stas su vigor 3 en caso contrario quedan derogadas. !el art. 8on ello la #ey fundamental acepta una mutación constitucional desde esas instancias internacionales y como consecuencia de la propia integración. EH sólo confiere rango superior a las normas generales 3 las generales que un tratado internacional pueda recoger se sustraen a ese efecto derogatorio. en el nuevo art.. el Jefe del Estado fue durante todo el período monárquico y durante la ?ep*blica de AG<A. El art. G<.. para permitir en )l la validez y aplicación inmediatas de un %erecho que emana de otras fuentes"3 siempre ba+o la limitación que impone el respeto a !los principios fundamentales constitutivos del Estado de %erecho. de modo que retrae el derecho de +urisdicción e$clusiva de la ?-: en el ámbito competencial de la #ey -undamental. aunque el tratado siga vinculando al Estado alemán en el plano internacional. 2.1. #a regla del art.no es que autorice la transferencia de derechos soberanos. EC. sino que abre el ordenamiento +urídico nacional . El ordena!iento .1. EC #. HG. #a p)rdida de 32 . Re la" con-encionale". 2 RELACIONES ENTRE EL DERECHO INTERNACIONAL Y EL DERECHO ES5A@OL. al prever la ratificación por la ?-: de tratados por los que se transfieran a instituciones internacionales derechos soberanos.2. S La re!orma constitucional de +. la disposición favorable del %erecho alemán hacia el orden +urídico internacional y que se traduce. CONSTITUCIÓN RE5U0LICANA DE 1A/1..E e$ige la participación del correspondiente órgano legislativo en el procedimiento de conclusión de un acuerdo internacional en E supuestos : 8uando el acuerdo internacional afecta a las relaciones políticas de la -ederación y cuando la materia del tratado se refiere a cuestiones que son de competencia legislativa federal.ha regulado la participaci"n de *lemania en el desarrollo de la ./.1. libre y democrático" &art. #a norma primera de este te$to. un creciente movimiento de limitación de la competencia originaria del Jefe del Estado en la política e$terior de la nación.

EL &ARCO CONSTITUCIONAL ACTUAL. Este te$to constitucional introdu+o así una innovación sustancial. no obstante seguir residenciada en el (oder e+ecutivo. #as notas principales que caracterizan esta nueva orientación son : :' ?econocimiento de las reglas generales del %erecho internacional como normas del %erecho espa7ol &art. e$presaba el propósito de incorporación directa al sistema espa7ol de las reglas generales del orden +urídico internacional. durante el período republicano. es compartida con el (arlamento. En caso de oposición entre la legislación interna y un convenio internacio nal rati ficado. BH y KB'. :unque no parece que hubiera. sí hubo en cambio constante apelación a dicho precepto por los órganos de la :dministración activa o consultiva. como al del control de la política e$terior. sentencia alguna o acto administrativo superior e$clusivamente fundado en una norma internacional aplicada directamente. El antecedente inmediato. no sólo por la del efecto norma tivo del acuerdo internacional. inspiró el internacionalismo de muchas resoluciones +udiciales y fue utilizado como criterio interpretativo en favor del %erecho internacional. #a autorización para ratificar. =o obstante esa limitación. el 2obierno tenía la obligación de presentar en plazo breve el art. BH de la 8onstitución establecía que todo convenio internacional.la potestad legislativa por parte del monarca. así como la directa intervención de las 8ortes en todas las medidas normativas que e$igiera la e+ecución del tratado. #a 8onstitución vigente prolonga y profundiza la evolución comenzada por la 33 . K : !El Esta do espa7ol acatará las normas universales del %erecho internacional incorporándolas a su %erecho positivo". #a inter vención del (arlamento es elemento esencial en la formación y manifestación de la voluntad del Estado espa7ol de quedar obligado por un convenio. sino tambi)n por la del control parlamentario de las 8ortes sobre la acción del 2obierno. 6odos los tratados concluidos por Espa7a debían ser inscritos en la Sociedad de las =aciones &arts. dentro del %erecho espa7ol. 8' :pertura del %erecho espa7ol hacia las organizaciones internacionales : Seg*n la 8onstitución republicana todos los proyectos de convenio de la I06 debían ser presentados a las 8ortes en un breve plazo a efectos de autorización para rati ficar3 si las 8ortes lo aprobaban. de la 8onstitución actual hay que verlo en la 8onstitución republicana de AG<A. que era una copia del artículo C de la 8onstitución de @eimar con alg*n error de transcripción.#. el (residente de la ?ep*blica estaba en la obligación de ratificarlo. que hubo de compartir con las 8ortes. debida mente ratificado e inscrito en la Sociedad de las =aciones. las constituciones monárquicas invariablemente residenciaron en el ?ey la competencia en materia de relaciones e$teriores. #imitación que se operó por una doble vía. garantizaba la congruencia entre las reglas internas y las internacionales. tanto por lo que se refiere a la regulación del procedimiento de conclusión o a+uste de tratados internacionales o a la determinación del valor normativo dentro del sistema +urídico espa7ol de las reglas internacionales. Su te$to instauró una nueva fase en el constitucionalismo espa7ol. en tanto que norma incorporada. >' 8ongruencia y armonía entre el %erecho internacional y la legislación inter na espa7ola El art. llevó paralelamente a una limitación en la facultad de conclusión de tratados interna cionales. era !parte constitutiva de la legislación espa7ola. #a competencia internacional. que habrá de acomodarse a lo que en aquellos se disponga". #a competencia sobre la declaración de guerra y la eventual retirada de Espa7a de esta organización quedaban igualmente sometidas a las prescripciones del (acto.K' : El precepto. 2.

(ero este te$to desapareció en el :nteproyecto publicado por las 8ortes. GB. En el borrador del te$to constitucional. LA EBCLUSIÓN DE LAS RE3LAS 3ENERALES DEL DERECHO INTERNA9 CIONAL. mediante la publicación. así como su inderogabilidad por legislación interna posterior mientras subsista la obligación convencional internacional. y en virtud de ello. #a e$igencia de armonía entre la normativa interna y la internacional queda garan tizada por una doble vía : a' (or la ordinaria. al garantizar el art. como parte integrante del sistema +urídico espa7ol. GH. ya que. el uso que en nuestro %erecho se ha hecho de las reglas generales del %erecho internacional es más bien escaso. 8omo elementos negativos ha de se7alarse la lamentable supresión de la referencia a las normas generales del %erecho internacional. #a necesaria autorización parlamentaria deberá ser prestada mediante ley orgánica &art. :simismo.8onstitución de AG<A. aquellos tratados que contengan disposiciones contrarias a la 8onstitución no podrán ser ratificados sin la revisión constitucional previa &art. que. la incorporación automática al sistema +urídico interno de las reglas contenidas en acuerdos internacio nales válidamente concertados.G<'. en el te$to constitucional. Se destaca el reforzamiento del control parlamentario en la conclusión de acuer dos internacionales. %e acuerdo con la doctrina más segura. Esta e$clusión constituye una equivocación que hay que lamentar.E legitima al 2obierno o a cualquiera de las 8ámaras para acudir al 6ribunal 8onstitucional a fin de que )ste declare la compatibilidad o incom patibilidad entre la 8onstitución y el proyectado acuerdo internacional. la articulación de la competencia del Jefe del Estado en la representación e$terior de la =ación en relación con la dirección de la política e$terior atribuida al Jefe del 2obierno. las 8ortes no conocen antes de su a+uste. derechos y deberes individuales de modo directo e inmediato./. que contenía el borrador del te$to constitucional. el art. de una parte.AN'. publicado en la prensa diaria el EH de noviembre de AGKK se hacía referencia !a las normas generales del %erecho interna cional &que tendrían' fuerza de ley en el ordenamiento interno" &art. y la falta de claridad en que está. por no estar necesitados de autorización parlamentaria. #a recepción de normas generales en un %erecho interno estatal puede hacerse.K. el valor de estas reglas generales no está sólo en configurar con la ayuda del %erecho constitucional interno. (ero ella misma prueba. a diferencia de otras +urisprudencias nacionales en las que normas generales del %erecho internacional son base y soporte de decisiones importantes. GH. se ensancha el n*mero de casos sometidos a la autorización parlamentaria previa en el procedimiento de ratificación 3 de la otra. cuando el tratado sea vehículo de transferencia de compe tencias derivadas de la 8onstitución en favor de una organización internacional. con el escaso n*mero de sus decisiones y su poca entidad y peso. 34 .l'. porque se impone al gobierno un deber general de información inmediata a las 8ortes sobre la conclusión de tratados o convenios que. b' (or vía e$traordinaria. sino tambi)n en imponer determinados comportamientos a los órganos del Estado. 4 así ha sucedido en la +urisprudencia del 6ribunal Supremo. 2. fuera de los cauces constitucionales.

GK. La autori. El proceso de conclusión o a+uste de tratados internacionales es comple+o y nece sitado de ulteriores aclaraciones. los que afecten a la integridad territorial del 35 . el art. firmar y ratificar tratados y convenios interna cionales &art. El hecho de colocar las reglas de la autorización parlamentaria para ratificar en el capítulo correspondiente a las 8ortes refuerza. B< le atribuye tres competencias concretas en materia de relación e$terior. En la 8onstitución francesa las normas relativas a la conclu sión de tratados son consideradas como un problema de relación entre (arlamento y gobierno y en la ?-: se las ha sistematizado como una competencia entre las que posee el (residente de la -ederación. es e+ercicio de las competencias que han sido atribuidas por la 8onstitución en materia de política e$terior a determinados órganos. En ellos la necesaria autori zación parlamentaria para ratificar han de prestarla las 8ortes en forma de ley orgá nica &art.2. BC 8E ha articu lado el refrendo ministerial respecto de los actos del 9onarca. el art. baste recordar que hay tres momentos claves en )l : El de la negociación. en particular.#. el ?ey tiene las funciones que e$presamente le confiere la 8onstitución o las que e$presamente le atribuyan las leyes ordinarias &art.1. desde el punto de vista del %erecho internacional. 6esis que parece igualmente avalada por la amplitud con la que el art. HB 8E'.A < se deduce sin dificultad que corresponde al 2obierno y. 6ratados de carácter político. #a 8onstitución republicana en AG<A atribuyó e$presamente al (residente de la ?ep*blica la competencia para negociar. #a sistemática en la 8onstitución espa7ola no se +ustifica tampoco por refe rencia al %erecho comparado. pero ha contribuido a afianzar el error de hacer creer que la ratificación de un tratado sea un acto del (arlamento. GD y ACG. sobre la facultad de conclusión de acuerdos internacionales equivalente al mencio nado art. 2. (uesto que la actual 8E no contiene una disposición tan clara. El control %arla!entario. desde el del %erecho constitucional interno. G< 8E'.1. de los arts. El criterio aquí es formal &el de la competencia' no material o de contenido del tratado. como especificación de esta competencia gen)rica. hay base para pensar que las funciones del Jefe del Estado en política e$terior han quedado relegadas a un plano formal de representación. HB 8E atribuye a )ste !la más alta representación del Estado espa7ol en las relaciones internacio nales" y. los te$tos relativos a la conclu sión de acuerdos internacionales y al valor normativo de )stos en el %erecho espa7ol están colocados dentro de los relativos a las 8ortes 2enerales. a su (residente la dirección de la política interior e internacional. cabe alguna duda respecto de la regulación global de esta facultad. La ne ociación. y en contraposición con las soluciones anteriores. KB. En el marco de la 8onstitución actual. En la ordenación sistemática de la 8onstitución. %e otro lado.e de la 8onstitución republicana de AG<A. de las que interesa la de la manifestación del !consentimiento del Estado para obligarse internacionalmente por medio de tratados" &B<. ciertamente. #a facultad de negociación de acuerdos internacionales. %esde la claridad de este te$to. En efecto. : trav)s del criterio del grado de participación del (arlamento en el proceso de a+uste de un acuerdo internacional hay lugar a distinguir tres diferentes supuestos : 6ratados por los que se atribuye a una organización o institución internacional el e+ercicio de competencias derivadas de la 8onstitución.e'.E'.1.ación de la" Corte" %ara rati7icar. 2. el de la ratificación y el de su integración y aplicación en el %erecho interno. KB. es una manifestación del poder de representación y. el valor de la participación del órgano parla mentario en el proceso de formación de la voluntad orgánica del Estado espa7ol para obligarse por tratado. militar. sin intervención institucional directa y activa.1. CONCLUSIÓN DE ACUERDOS INTERNACIONALES.

los que impongan cargas a la 1acienda (*blica. G< como una vía por la que el control parlamentario vaya a ser e$tendido a la iniciativa en la negociación o a la firma de un tratado. el 2obierno puede. el precepto está concebido con la suficiente amplitud para entender que esa autorización. pueda ser e$igida en otros casos distintos a los de ratificación de tratados comunitarios europeos. %esde un punto estrictamente +urídico. en otro caso 36 . los 2obiernos poseen en principio toda la libertad e$igida por la naturaleza misma de la negociación. (ero sobre todo es el concepto que e$presa ese t)rmino o sus equivalentes el que no ha sido bien utilizado. a+ustar el acuerdo interna cional. el tratado no estaría regularmente concluido si la ratificación se llevara a cabo sin la preceptiva aprobación parlamen taria. y sus efectos +urídicos pueden ser apreciados de modo diferente seg*n que el problema se sit*e en el plano del %erecho internacional o en el del %erecho interno. no es en modo alguno asimilable al de aprobación de un proyecto de ley por el (arla mento. 8on )l se hace referencia a todo el proceso de conclusión de los acuerdos3 esto es.A 8E' : 8riterio material. requerirán la previa autori zación de la 8ortes &art. el acuerdo internacional que dicho 2obierno negoció y firmó y para el cual solicitó y obtuvo la autorización parlamentaria. Esta participación responde a la conocida t)cnica del acto condición. en este tercer caso se está más bien en aquellos acuerdos internacionales de importancia menor y que la práctica internacional designa como acuerdos administrativos. con la obligación de comunicar inmediatamente a las 8ámaras la conclusión de tal acuerdo. pero que despu)s &reconsiderando su política' +uzga per+udicial para los intereses del Estado. sin más. podrá ser interpretado el art. %esde la misma caracterización de acto condición se entiende bien que la autorización parlamentaria para ratificar no vincula al 2obierno en el sentido de imponerle una obligación de ratificar el tratado para el que se le ha solicitado autori zación. -uera de estos dos casos. :' E$)gesis del art. más que !celebración" hubiera sido conveniente decir conclusión o a+uste de tratados.Estado o a los derechos y deberes fundamentales reconocidos en la 8onstitución. )ste es uno de los preceptos más necesitados de aclaración 3 es un te$to central en el desarrollo constitucional sobre materias internacionales. (ero fuera de este caso concreto. %esde el plano del %erecho constitucional. #a autorización parla mentaria se proyecta ulteriormente sobre el te$to concreto del acuerdo y a efectos de su ratificación. son competencias derivadas de la 8onstitución. El 2obierno tiene aquí un margen de discreccionalidad que podrá generar una responsabilidad política. En un Estado constitucional todas. a efectos de ratificación. pero no +urídica. incluso las e+ercidas por órganos p*blicos infe riores. #a doctrina ha visto unánimemente en )l una regla concebida primordialmente para instrumentar el entonces previsible proceso de integración de Espa7a en las 8omuni dades europeas. los que supongan modificación o dero gación de ley o su e+ecución necesite medidas legislativas. #a naturaleza +urídica de esta participación del órgano parlamentario en el proceso de conclusión de un acuerdo internacional debe ser valorada en sus +ustos t)rminos. En dos aspectos el te$to se hace acreedor a fuerte crítica en la fi+ación del supuesto de hecho de la regla : !8elebración de tratados por los que se atribu ya . El procedimiento de aprobación parlamentaria del te$to de un acuerdo internacional. desde la negociación hasta la ratificación y.. En la 8onstitución no hay base alguna de la que se deduzca una obligación para el 2obierno de presentar al Jefe del Estado. G< 8E : Entre las normas constitucionales relativas al poder e$terior.. (uesto que la conclusión de tratados es hoy un acto casi rutinario. GC. :unque el te$to sigue hablando de !tratados o convenios". #a noción de !competencias derivadas de la 8onstitución" es igualmente imprecisa. dada en forma de ley orgá nica. en ning*n caso. el e+ercicio de competencias derivadas de la 8onstitución".

#as normas que en el nuestro regulan la publicación de los acuerdos internacionales son tres. aunque en determinados aspec tos se apro$ime a )sta. HB' así como la manifestación del consentimiento para obligarse internacionalmente &art. (or consiguiente. en donde razonablemente no estarán comprendidos los de mera rectificación de límites. EG del %ecreto de EC de marzo de AGKE &>IE. son los %erechos internos de los Estados los que suelen condicionar con la publicación el efecto normativo de estos acuerdos en sus sistemas +urídicos. La %u+licación de tratado". 2.1. la práctica irá precisando nociones necesariamente vagas como las de !tratados de carácter político o militar". .1. y por pertenecer a cuerpos legales diferentes y estar redac tadas en momentos históricos distintos. %esde el punto de vista de la evolución constitucional del (oder legislativo. los argumentos que a trav)s del refrendo minis terial puedan ser válidamente esgrimidos en el proceso legislativo respecto de la participación del 9onarca en )ste. #a de interpretación más sencilla es la contenida en el art.n tratado internacional no es una ley.A : #a enumeración de materias que hace este precepto es lo suficientemente e$tensa como para que no queden fuera de su alcance tratados internacionales de verdadera importancia.iena en materia de tratados. la sanción real se vacía de contenido y el refrendo ministerial así lo e$presa. En cambio.n Estado manifiesta su consentimiento en la constitución de una obligación convencional cuando ratifica el acuerdo o se adhiere a )l por el procedimiento previsto en el tratado. sobre Irdenación de la actividad de la 37 ./. GC. D de abril' &preconstitucional'. &ani7e"tación del con"enti!iento.1. . no son necesariamente válidos para el proceso de ratificación de un acuerdo internacional. %esde el momento en que las 8ortes recaban para sí la plenitud de la competencia legislativa. es manifiesto que el refrendo sustituye a la san ción real. sino en todos. %os motivos +ustifican la intervención parlamentaria en el proceso de con clusión de los acuerdos internacionales : >ien porque el tratado en sí modifica la legislación interna anterior o bien porque haci)ndolo o nó es un acto del e+ecutivo necesitado del control parlamentario. %e conformidad con el art. B<. la ratificación de los acuerdos concertados en forma solemne donde la intervención del 9onarca es constitucionalmente necesaria. >' E$)gesis del art. =o es sólo. por el principio de la soberanía popular y de la representación parlamentaria.serían irregulares. 2. Evidentemente lo que el te$to quiso decir era aquellas que están en directa cone$ión con la soberanía estatal o con los modos de e+ercerla. #a 8onstitución adoptó dos disposiciones igualmente significativas : :l 2obierno le corresponde dirigir la política interior y e$terior del Estado &art. Si se pone en relación este precepto con la 8onvención de . pues. En el %erecho internacional no e$iste regla alguna que condicione la validez de un acuerdo internacional a su publicación. B<.E corresponde al ?ey !manifestar el consentimiento del Estado para obligarse internacionalmente por medio de tratado". (uesto que la fórmula es general y no condicionada. habrán de ser incluidas en este supuesto todas aquellas formas de mani festación de voluntad de los Estados encaminadas a la constitución en forma escrita de una obligación internacional consensual. es claro que cualquiera que sea el instrumento o modo de manifestación de esa voluntad es a la 8orona a quien corresponde e$teriorizarlo. GK' y al ?ey. no son de fácil armonización. la más alta representación del Estado en las relaciones internacionales &art.E'. En todo caso. El refrendo es una institución que surge históricamente de las relaciones entre el (arlamento y el antiguo poder absoluto de los reyes. o los que afecten a la !integridad territorial del Estado".

en cambio.:dministración en materia de tratados internacionales. En todo caso. El tratado internacional válida mente concertado se publica y una vez publicado se inserta tal cual en el sistema +urídico espa7ol. (ara el caso del %erecho espa7ol. formarán parte del ordenamiento interno". Si resulta inconcebible que una ley regularmente publicada no sea aplicable. En muchos aspectos el acuerdo internacional puede ser asimilado a la ley. parece poderse deducir sin violencia que el primer obligado será el 9inisterio de :suntos E$teriores y. GB de la 8onstitución. #a obligación internacional así creada es perfectamente válida en el plano internacional. =o hay !filtro" interno respecto de la obligación internacional. mientras el tratado no est) integrado. la norma convencional se establece al margen de todo acto de publi cación interna o internacional. En los sistemas constitucionales en los que la intervención parlamentaria se hace siempre en forma de ley que autoriza la ratificación. Es decir. (roblema subsiguiente es el de la aplicación. (or lo que respecta a la ley. en un acuerdo interna cional. Se limita a establecer una obligación gen)rica de publicación en el >IE de los tratados en los que Espa7a sea parte : !#os tratados en los cuales Espa7a sea parte se publicarán en el >IE". inclinan a creerlo así. 8iertamente. #a segunda norma está contenida en el art. y. En )stos la obligación internacional se constituye desde el momento en que el consentimiento de las partes contratantes ha sido manifestado y aceptado válida mente. y. y no obstante 38 .H del 8c que declara : !#as normas contenidas en los tratados internacionales no serán de aplicación directa en Espa7a en tanto no hayan pasado a formar parte del ordenamiento interno mediante su publicación íntegra en el >IE". #a tercera es la del art. :unque no se determina e$presamente el su+eto sobre el que recae tal obligación. En la 8onstitución no hay precepto alguno del que pueda derivarse para el 2obierno una obligación de publicación de los acuerdos internacionales. pero a*n despu)s de integrado. es aquí y no en el momento de la constitución de la norma donde se sit*a la e$igencia de la publicación. donde se plantean estas dos cuestiones claves : :' : qui)n incumbe la obligación de publicar Q El 8onse+o de Estado con su tesis adoptó una posición claramente monista. entre el margen de discreccionalidad que las constituciones democráticas pueden otorgar a sus respec tivos gobiernos en materia de política e$terior está claramente la latitud para publicar o no y para elegir el momento idóneo en el que un acuerdo internacional pueda ser publicado. #a creciente intervención de las cámaras parlamentarias en el procedimiento de conclusión de acuerdos internacionales. >' 8onsecuencias de la publicación o no publicación. una vez publicados oficialmente en Espa7a. no lo es. no será aplicable. deberá corresponder aquí una función ordenadora a la (residencia del 2obierno. la aplicabilidad de sus normas dependerá de la idoneidad que ellas tengan para crear derechos y deberes en los particulares. eventual mente. no hay medios hábiles en nuestro %erecho para que un administrado pueda e$igir de la :dministración la publicación de un tratado internacional por entender que le beneficia. o la e$igencia de la publicación de )stos en órganos oficiales. seg*n la cual : !#os tratados internacionales válidamente celebrados. (romulgación y publicación se asimilan 3 sin )sta no hay ley. por consi guiente. A. En todo caso. es indudable que hoy es un elemento esencial a su e$istencia la publicación. pero para que se integre en el %erecho interno de los Estados contratantes es preciso alg*n acto posterior. (or lo que se refiere a las condiciones y efectos de la publicación. la ley que autoriza es la misma ley que incorpora. no forme parte del sistema +urídico. el %epartamento ministerial correspondiente en la parte en que le afecte. tanto si la no publicación es intencionada como si es producto de la negligencia. cosa que no ocurre con la ley. Sería contrario a la idea misma del Estado de %erecho la aceptación de leyes no publicadas. (ero no es así en los tratados interna cionales.

presentan una coincidencia básica : #a publicación del acuerdo integra sus normas en el sistema +urídico espa7ol. Es decir. c' Seg*n el análisis del te$to : En principio se impone una observación de sentido com*n. mientras subsista la obligación internacional. sin advertir que o son coincidentes o están en la relación de g)nero y especie.E'. una vez publicados. Si la 8onstitución hubiera tenido el deseo de garantizar el valor superior del tratado sobre la ley. RAN3O NOR&ATI<O DE LOS TRATADOS. #as 8ortes no pueden promulgar leyes contrarias a tratados internacionales. b' E$iste una confusión conceptual y terminológica. (or encima de las discrepancias te$tuales. E' #a modificación. que así lo afirmaba. %e conformidad con el art. sean o no publicados en Espa7a.H del 8c hace de la publicación íntegra en el >IE la condición necesaria para que el acuerdo !pase a formar parte del ordenamiento interno". El art. a la que ha contribuido en no peque7a medida la defectuosa redacción del propio art. en sus efectos +urídicos concretos.la aparente claridad en los te$tos. tendrán. 2. si no es por las formas previstas en ellos o por aplicación de las reglas generales del %erecho internacional. los que pudieren aparecer en cualquiera de los >oletines y %iarios Ificiales de las 8omunidades :utónomas. G. lo hubiera dicho lisa y llanamente 3 más a*n. GB 8E pone dos condi ciones para conseguir ese resultado de pasar a formar parte del orden interno : #a celebración válida del acuerdo y su publicación oficial en Espa7a.< 8E la publicidad de las normas es regla básica en nuestro sistema +urídico. válidamente celebrados. #a denuncia que va referida sobre todo al procedimiento seguido o a seguir para la modificación de obligaciones convencionales. que por supuesto tienen diferente rango normativo. no es más que un modo de novar o e$tinguir obligaciones internacionales. #a simple lectura de )l. aunque no lo estuvieron en el >IE. la cuestión se presta a interpretaciones y dudas.A' al 2obierno para que )ste denuncie o interponga aquella acción interna cional oportuna que lleve a la modificación o e$tinción del acuerdo internacional &art. A. #a modificación o e$tinción de la que habla la regla primera del art. lo *nico que garantiza y establece es la inderogabilidad de las normas de los tratados internacionales &una vez que hayan sido incorporados por la publicación' a trav)s de ley contraria posterior y mientras la obligación internacional contraída por el Estado 39 . parece han sido consideradas como dos fenómenos +urídicos distintos. el sentido racional de ambas disposiciones es : A' El procedimiento de modificación o e$tinción de un tratado &el t)rmino de derogación aplicado a tratados no es correcto' debe hacerse siguiendo los mismos trámites internos que para su ratificación. En Espa7a están publicados. ambos preceptos. y en el :nteproyecto de 8onstitución se siguió manteniendo este principio. +erarquía superior a las leyesM. por la fuerza de la 8onstitución actual. aprobación parlamentaria previa &arts.2. :teni)ndose a la literalidad de los te$tos. G< y GC. no se podrá hacer por otros procedi mientos &enti)ndase : no se podrá hacer por ley'. el 2obierno no puede denunciar por sí y ante sí un tratado para cuya ratificación necesitó autorización previa de las 8ortes. GB. GB y la denuncia a la que alude la segunda. una +erarquía superior a la de las leyes internas.na opinión doctrinal bastante e$tendida atribuye a los tratados internacionales. aunque por otra vía se logre un efecto seme+ante aunque no igual de aplicación preferente de tales normas. suspensión y e$tinción. 1oy. (or lo tanto. 6al opinión no parece tener apoyaturas sólidas en los te$tos constitucionales. . vinculan y son aplicables en Espa7a acuerdos internacionales publicados en el %I8E. El art. hubiera retenido el te$to del >orrador. GB. a' En el >orrador del te$to constitucional se decía : M#os tratados internacionales.

indirectamente. en infracción de sus obligaciones constitucionales. e' #a posición doctrinal e$puesta más arriba &c'. d' #os redactores del precepto no hacían sino seguir la doctrina practicada por el 6ribunal Supremo que. lo que permite la aplicación del tratado respecto de la ley en virtud del principio de la ley especial. (rotección. 2. (ero en cambio.1.C. Lue el párrafo *ltimo del art. Es un corolario de la regla básica de la conformidad constitucional de todo precepto normativo pertene ciente a nuestro sistema +urídico.A y. por lo demás. porque el ámbito de aplicación personal de los distintos tratados suele ser. La declaración de incon"titucionalidad. se garantiza la aplicación preferente de las normas de los acuerdos internacionales sobre las leyes internas. lo cual significa. en el estrictamente normativo y en el del control de la acción e$terior. #a declaración de inconstitucionalidad de un acuerdo internacional admite E vías de recurso : :' -ormal : 6iene su fundamento en el incumplimiento de aquellas e$igencias constitucionales de forma. está previsto en la #I68 el posible recurso de incons titucionalidad contra un acuerdo o normas de un acuerdo inter nacional. pudiera haber establecido. que contin*a siendo minoritaria en la doctrina espa7ola. dirigido tambi)n a los +ueces para que no apliquen las leyes contrarias que el (arlamento. GB 8E y un precepto de la ley interna espa7ola. en aplicación de las generales del %erecho internacional. en defecto de reglas especiales. más restringido. en AGDD. el art.C. se integra en el sistema +urí dico espa7ol. que no es tan e$tra7a como pudiera parecer. han de estar sometidas al superior criterio de nuestra 8arta 9agna. de no e$istir esta garantía constitucional. G< encomiende al 2obierno y a las 8ortes la garantía del cumplimiento de las obligaciones comunitarias. even tualmente. que presuntamente hayan sido incumplidas en el proceso de la conclusión de dicho acuerdo. muy de pasada. dentro del %erecho espa7ol. no significa que !la infracción del derecho comunitario por leyes o normas posteriores al 40 . en tanto que acto normativo. 8on ello. es manifiesto que el propósito de esta norma constitucional es esta blecer un ámbito normativo especialmente protegido respecto de la norma legal posterior y contraria que. ha venido a ser confirmada por una sentencia del 68. este problema por rela ción al :cuerdo con la Santa Sede sobre asuntos +urídicos de < de enero de AGKG. Esto obviamente no confiere al tratado rango normativo superior alguno. en con+unto. las del GB 8E. ha otorgado siempre aplicación preferente a los tratados internacionales frente a las leyes internas espa7olas. En dos planos el acuerdo internacional entra en contacto directo con la 8onstitu ción del Estado. frente al general de la norma legal. desde el punto de vista constitucional. las reglas de los arts G<. GC. al igual que cualquiera otra regla del sistema +urídico espa7ol. 2. tendría un efecto derogatorio por el principio de la lex posterior. En concreto. sino que prima !acie es un mandato dirigido al legislador de proceder en consecuencia y. (uesto que las 8ortes no pueden aprobar leyes contrarias a lo estipulado en tratados internacionales mientras subsista la obligación internacional y si el tratado cuando sea denunciado o e$tinguido lo deberá ser seg*n las normas previstas en )l para estos casos o. había el 6ribunal abordado.siga subsistiendo. eventualmente con las salvedades establecidas más arriba. El tratado internacional. pero no su superior +erarquía. que las normas del acuerdo. 5RO0LE&AS DE CONSTITUCIONALIDAD DE LOS TRATADOS. 8on anterio ridad.

#a interpretación inmediata de este artículo es patente : >usca realizar.A #I68'. >' 9aterial : . que había establecido la #I68. Si enfrentamos el problema desde la perspectiva del control constitucional de la acción e$terior del Estado. #a 8onstitución actual impone determinados contenidos materiales a los tratados concluidos o a concluir por Espa7a.D. se opere una revisión subrepticia del te$to consti tucional. )ste fue mantenido porque poseía esta base constitucional. la cuestión particular sería un aspecto concreto del tema general. <H' y la del recurso de amparo. El recurso previo de inconstitucionalidad respecto de tratados en trámite de ratificación plantea desde un ángulo muy particular el problema de la inconsti tucionalidad de los acuerdos internacionales. EK.na segunda vía de recurso de inconstitucionalidad es la de eventual declaración de inconstitucionalidad material de una norma convencional. como consecuencia de la preeminencia de la 8onstitución sobre el valor normativo del tratado considerado como ley &art. que por la vía de la contratación internacional.#. El art. 2. se instrumentó una vía de recurso al 6ribunal 8onstitucional !para que declare si e$iste o no esa contra dición". y de+ando siempre a salvo el respeto a los derechos fundamentales del hombre. Solamente despu)s de declarada la contradición entre el proyecto del acuer do internacional y efectuada esta revisión. <A #I68'. estará bien entender que los mandatos constitu cionales han contemplado preferentemente la acción de los poderes p*blicos en el marco interno y que esos contenidos no tendrán necesariamente la misma aplicación y efecto en el ámbito de la relación e$terior. (or eso. y por esta razón en la supresión del recurso previo de inconstitucionalidad frente a leyes. #a cele bración de un tratado internacional que contenga estipulaciones contrarias a la 8onstitución e$igirá la previa revisión constitucional.6ratado de :dhesión implique eo ipso la vulneración de dicho inciso final del art. es cuando el gobierno puede proceder a la ratificación de dicho acuerdo. CA del mismo cuerpo legal. (uesto que la 8onstitución marca límites a la acción e$terior del Estado. la de la cuestión de constitucionalidad promovida por +ueces y tribu nales &art. en este aspecto. GH 8E dice : MA. evitar. G< de la 8onstitución". El recur"o %re-io de incon"titucionalidad. en caso de duda o de discrepancia de criterios sobre si el acuerdo proyectado es o no compatible con el te$to de la 8onstitución. es evidente que la competencia normativa del 2obierno en la vía convencional internacional está sometida igualmente a regla. se realice la reforma constitucional correspondiente. #as limitaciones que un Estado pueda sufrir en su capacidad de obrar concreta respecto de la conclusión de acuerdos internacionales es un tema relativamente poco e$plorado y ciertamente es campo de convergencia de normas internacionales y 41 . E. el principio básico de armonía y congruencia entre el orden +urídico interno espa7ol y el ordenamiento internacional 3 probablemente tambi)n. Se podrá hacer valer por tres vías de recursos : #a del ordinario de inconstitucio nalidad desde el momento de su publicación oficial y durante los tres meses siguientes &art. El 2obierno o cualquiera de las 8ámaras pueden requerir al 6ribunal 8onstitucional para que declare si e$iste o no esa contradicción". seg*n el art. :hora bien. Se trata de un recurso previo de constitucionalidad. 2.C. L6&ITES CONSTITUCIONALES EN LA LI0ERTAD DE CONCLUSIÓN DE ACUERDOS INTERNACIONALES 5OR EL ESTADO ES5A@OL. sin aceptar la vie+a doctrina del acto de Estado o de 2obierno en la acción e$terior. que antes de proceder a la ratificación del tratado. El precepto constitucional e$ige.

niversal de %erechos 1umanos y los tratados y acuerdos internacionales sobre las mismas materias ratificados por Espa7a". pero )sta es insuficiente hoy puesto que otros actos normativos internacio nales. 2. 1E. si no las *nicas. se concretan en la regla del art. están incorporados al %erecho espa7ol y vinculan a los poderes p*blicos. #a 8onstitución actual es más parca en referencias que la de AG<A. #a norma del art. y no obstante el principio de autonomía de la voluntad de los Estado. el goce de las libertades p*blicas con e$clusión del derecho de participación directa en la vida política o de acceso a los cargos y funciones p*blicas. de los que Espa7a puede no ser parte. La nor!a del art.E relativa a la protección de los derechos fundamentales y las que contiene el art. pueda esta lecerse por tratado o ley para el su!ragio activo y pasivo en las elecciones muni$cipales%.niversal de los %erechos del 1ombre y los tratados que Espa7a haya ratificado sobre las mismas materias. atendiendo a criterios de reciprocidad. Los extranjeros gozar1n en Espa2a de las li ertades p3 licas que garantiza el presente '4tulo en los t5rminos que esta lez$can los tratados y la ley. -. como Estado en el que la acción de los poderes p*blicos está sometida a norma. 42 .1.E es mucho menos importante de lo que parece y no debía haber sido llevada al te$to constitucional. En cuanto a las limitaciones constitucionales cabe decir que la idea del Estado de %erecho. #as constituciones estatales pueden imponer y de hecho imponen.normas internas. >a+o la reserva de ley y de lo que se establezca por tratado internacional. aun que admite que !tampoco en un supuesto de esta naturaleza &el del art. 2. 1/G 1 : # CEH. (or lo que a las internacionales respecta. un e+emplo e$celente se encuentra en el caso de los Estados permanentes neutrales a los que el %erecho internacional les veda formar parte de acuerdos u organizaciones internacionales no compatibles con su estatuto de neutralidad. Si Espa7a ha ratificado esos tratados. a7ade que !el precepto constitu cional del derecho o libertad debía ser interpretado en cuanto a los perfiles e$actos de su contenido de conformidad con el tratado o acuerdo interna cional".#. se interpretarán de conformidad con la %eclaración . #as principales. se le garantiza en Espa7a. Seg*n dicha disposición : !#as normas relativas a los derechos fundamentales y a las libertades que la 8E reconoce. directamente incorporadas a nuestro sistema +urídico. salvo lo que.niversal de los %erechos del 1ombre. se encuadran en lo que gen)ricamente se denomina el %erecho de e$tran+ería. AF.# CE. #a interpretación favorable hacia el %erecho internacional que otros sistemas +urídicos practican sin haber hecho de ella regla constitucional no tiene por qu) quedar reducida a sólo el campo de los derechos y libertades fundamen tales sino que debe ser e$tendida a todo el %erecho interno. #os n*meros A y E de este art. proporcionan igualmente criterios de aplicación generosa de derechos y libertades que la 8onstitución protege. Lueda la referencia a la %eclaración . AF.D. al e$tran+ero. En todo caso el 68. Derecho de e$tran. A<. Solamente los espa2o les ser1n titulares de los derechos reconocidos en el art.E' se convertiría per se el tratado en medida de la constitucionalidad de la ley e$aminada". (ero algunas contiene ciertamente. Se trata de fi+ar un criterio interpretativo en favor de los derechos fundamentales y libertades que la 8onstitución garantiza en el sentido favorable que estos tienen en la %eclaración . -/. AF. contenidos concretos en esta clase de relaciones.D. postula que en ella se incluya la conducta de esos poderes en la ordenación de su acción e$terior. %icen lo siguiente : ! +. Ellos se refle+an necesa riamente en los acuerdos internacionales que tales Estados conciertan.er8a Fart. sino como normas materiales. no sólo por la vía de la interpretación favorable a dar a la protección que sobre ellos contiene la 8arta constitucional.

modificada por la ley de AG de mayo de AGGC.E de libre ingreso y abandono del territorio nacional solamente puede estar garantizado a los espa7oles. e+ecuta un mandato constitu cional y una obligación internacional paccionada. al regular el asilo territorial. el art. AG. en tanto que Espa7a es país adherido al Estatuto de ?efugiados de 2inebra de AGHA y al (rotocolo de =ueva 4or5 de AGBK. A"ilo territorial. " 2. no todos armónicos entre sí.. A< establece que : M#a ley establecerá los t)rminos en que los ciudadanos de otros países y los apátridas podrán gozar del derecho de asilo en Espa7aM. 2. con lo que el propio enunciado del supuesto se pone en directa contradicción con el emplazamiento sistemático de la norma. 43 . #a mayor parte de la normativa aplicable se encontraba en el r)gimen convencional de los tratados concluidos.. lo que no fue obstáculo para que la misma ley reconociera el carácter prevalente del tratado sobre las normas internas.1. y desarrolladas por el ?eglamento de AF de febrero de AGGH. no haya de otorgarse el asilo3 se reconoce un área de discrecionalidad. mientras que por el %erecho internacional general todos los Estados están en la obligación de garantizar un mínimo standard respecto de e$tran+eros residentes o habitantes en su territorio. :teni)ndose a la e$presión literal. El r> i!en de la e$tradición. libremente aceptada. E$iste. 00. pero no una obligación del %erecho internacional general como en el caso anterior. #a ley se elaboró pensando en la e$tradición pasiva y con la intención de que sirviera de pauta en el a+uste de futuros tratados. por lo tanto. 1asta la #ey de E$tradición de AGHD el %erecho Espa7ol careció de una ordena ción sistemática de esta institución : Sus normas internas eran fracciona rias y preferentemente procesales. y la 8E así lo intenta recoger cuando./. encuadrado en la Sección AR y. ni tampoco actualizados. más esto no significa que en los casos en que se den los supuestos por las circunstancias del solicitante y del país.. !Es cierto que el asilo es una protección graciable &la ley de AGGC ha suprimido el t)rmino !graciable' que dispensa el Estado. EG. E< contenidas en los arts AF al HH. sino por intereses muy concretos en los que +uega !el sacro egoísmo" entre Estados. mientras que sólo a los espa7oles asegura el derecho a elegir libremente su residencia y a circular por el territorio nacional. no hay norma de %erecho internacional general que imponga a los Estados la obligación de regulación de este asilo a efectos de su concesión. entre los derechos fundamentales humanos. incluida la propia ley de e$tradición. El n*mero C del art. no sólo de los privados. #a situación +urídico internacional es aquí diferente a la del %erecho de e$tran +ería. En cambio el derecho garantizado por el AG. El art. -inalmente.D. más no de arbitrarie dad. trata !%e los derechos funda mentales y de las libertades p*blicas" y en la Sección ER de ese mismo 8ap. !libertades p*blicas que garantiza el presente título". y ahora a los ciudadanos comunitarios. eso sí. debería ser un derecho fundamental garantizado a todos. El mandato contenido sobre el asilo territorial ha sido sustancialmente cum plido ya con la promulgación de la ley reguladora del %erecho de asilo de EB de marzo de AGDC. una práctica generalizada de concesión entre los Estados que está.n primer problema de interpretación lo plantea la fi+acion del contenido de lo que deberá entenderse por !libertades p*blicas". #a nacionalidad es un punto de cone$ión importantísimo en el %erecho cons titucional a efectos de titularidad de derechos p*blicos. garantiza a los espa7oles el derecho de petición. !%e los derechos y deberes de los ciudadanos".A. por cierto. El legislador ordinario. animada no sólo por razones de humanidad o de homogeneidad política.D. pero no puede estarlo sin más a todos los e$tran+eros. en la Sección AR del 8ap. y siempre e$iste control +udicial sobre el uso de dichas facultades . habrá que incluir en ellas todas las libertades salvo el art.

El pacto y. En todos los sistemas +urídicos las normas que regulan el proceso de creación normativa ocupan una posición central. el tratado internacional. en el e+ercicio de sus funcio nes.1. #a práctica de la no entrega del nacional. Se perfila así la coe$istencia de dos grandes grupos de reglas que seg*n su origen son consideradas como convencionales o como consuetudinarias. por consiguiente. no puede interferir el ámbito normativo reservado al poder constituyente. siendo como es la acción represiva penal una acción eminentemente condicionada por el principio de la territorialidad. En el %erecho interno. . =o es otra la situación de las reglas que presiden el proceso de creación normativa en el %erecho internacional donde el estudio de las fuentes es de importancia primordial. es el instrumento idóneo para la regulación de relaciones entre soberanías insolidarias. de su carga vinculante y coercitiva. salvo e$cepciones muy particulares. CUESTIONES 5RELI&INARES. que se configura a lo largo del siglo pasado y en la medida en que los Estados se van estableciendo como cuerpos nacionales cerrados. en el modo en el que ellas act*an y se presentan. 5RINCI5IOS DEL DERECHO INTERNACIONAL. En esa encadenación de acto y norma ha colocado el Estado de %erecho una de sus me+ores garantías : El poder reglamentario no puede invadir las facultades legislativas del parlamento. la dependencia es tan fundamental. C. Son normas constitucionales en sentido formal en ocasiones. es e$presión de nacionalismo y de desconfianza frente a la +urisdicción de los demás Estados. (ara nada menciona el art. no considerándose como tales los actos de terro rismo". por consiguiente. A<. que es la norma creada por )l.El art.6ambi)n aparece la costumbre como vía de creación de esas reglas básicas de convivencia. 4 con tanta mayor razón es e$presión de esa desconfianza cuando el Estado reclamante puede tener sólidos apoyos para el en+uiciamiento y castigo de una conducta delictiva. 44 . al menos en favor de aquellos casos en los que la competencia del Estado e$tran+ero aparezca sólidamente fundada. en sentido material. El parlamento. el silencio es intencionado y se trata de no obstaculizar una posible evolución futura del %erecho de la e$tradición que tiende a dulcificar el rigor y automatismo. %e la e$tradición están e$cluidos los delitos políticos y en )stos no se pueden considerar incluidos los delitos de terrorismo. atendiendo al principio de reciprocidad. con ulteriores consecuencias.na ulterior observación debe hacer referencia a la distinción. El %erecho internacional no hace sino confirmar esta doctrina.< 8E dice : !#a e$tradición sólo se concederá en cumplimiento de un tratado o de la ley. Luedan e$cluidos de la e$tradición los delitos políticos. #a 6eoría general del %erecho ha puesto de manifiesto la íntima relación en la que están las reglas de producción normativa de un determinado sistema +urídico con la estructura y organización del poder político al que corresponde ese sistema normativo. que no el contenido de la norma sino la naturaleza del acto es el factor determinante para fi+ar la +erarquía de la norma. y siempre. y. / El 5roce"o de creación nor!ati-a en el Derecho Internacional Teor8a de la" (uente" C EL CONSENTI&IENTO CO&O 0ASE EN LA (OR&ACIÓN DE LA RE3LA INTERNACIONAL. El silencio puede ser interpretado de dos modos : 1a sido práctica tan arraigada en el %erecho espa7ol la no entrega de nacionales que no era necesaria la mención e$presa de un principio tan asentado 3 o tambi)n. al menos. ordinaria en la 6eoría general del %erecho entre acto creador de regla +urídica y su resultado. A< la nacio nalidad espa7ola del requerido como obstáculo a la entrega.

Segundo. no e$is tiendo un principio general de +urisdicción obligatoria en el orden +urídico internacional. <D del Estatuto del 60J que dice así : M 1.E del 8c &carecerán de validez las 45 . si las partes as4 lo convinieron . de er1 aplicar : a' Las convenciones internacionales. C. pero menos individualizadas que las soluciones particulares". es una clave que nos da el grado de evolución y perfeccionamiento de ese sistema. Es com*n en la doctrina enfrentar el estudio de las fuentes en el %erecho internacional con una referencia concreta al art. d' Las decisiones judiciales y las doctrinas de los pu licistas de mayor compe tencia de las distintas naciones. /I DEL ESTATUTO DEL TRI0UNAL INTERNACIONAL DE )USTICIA. entre ambos momentos. La 6orte. sino el de garantizar a los Estados que se sometieran a su +urisdicción. #. en función de su origen. que. sin perjuicio de lo dispuesto en el art. El sentido originario del art. y una parte muy importante en ella es no sólo la ordenación procesal del procedimiento a seguir ante )l. En el %erecho inter nacional esa diferencia es relativa y el propio 6ribunal de #a 1aya conscientemente o nó. El estudio del arbitra+e y +usticia internacionales permitirá saber. el someti miento previo a su +urisdicción de los Estados cuyas diferencias )l ha de resolver. generales o particulares. además. El orden que establece entre las distintas normas. como medio auxiliar para la determinaci"n de las reglas de derecho. sean generales o particulares. todo órgano +udicial internacional tiene.#a diferencia entre la norma y el acto que la aplica o e+ecuta es tambi)n una posi ción com*n a todos los sistemas +urídicos. lo es e$clusivamente desde la inmediatividad en la que la norma está por relación al órgano que +uzga. sino la fi+ación estricta y concreta del %erecho sustantivo que dicho órgano +udicial habrá de aplicar. <D no fue el de establecer en abs tracto las fuentes del %erecho internacional. -altan en cambio las reglas intermedias !más precisas que los principios generales. . obtenido y fi+ado por las vias que el propio art. EL ART. ha confundido en ocasiones esos dos momentos. 8. A.#. que la actitud de recelo y desconfianza de los Estados. las consuetudinarias establecidas por el uso y los principios generales del %erecho. que esta lezcan reglas expresamente reconocidas por los Estados litigantes. (ero el %erecho comparado permite afirmar que el a+uste en la separación. =o e$iste norma alguna internacional que establezca de modo vinculante y con valor general cuales son las fuentes del %erecho internacional. como presupuesto de su actividad. les lleva a adoptar toda clase de cautelas antes de realizar esa sumisión. b' La costum re internacional como prue a de una pr1ctica generalmente aceptada como 7erecho. =o hay que ver en este precepto orden alguno de prelación ni por razón de +erarquía en el sentido del art. no suficientemente !controlada" de esa instancia +udicial. El %erecho internacional tiene principios o reglas generales y soluciones particu lares válidas en la contemplación de las circunstancias concretas de un caso. c' Los principios generales de 7erecho reconocidos por las naciones civilizadas. <D fi+a : =ormas conven cionales. #a e$plicación está en las características y naturaleza del %erecho internacional. que el %erecho a aplicar en sus controversias sería ese y no otro 3 ese. cuya !unci"n es decidir con!orme al 7erecho internacional las controversias que le sean sometidas. frente a una posible actividad. que las partes litigantes hayan e$presamente reco nocido. primero. La presente disposici"n no restringe la !acultad de la 6orte para decidir un litigio e$ aequo et bono .

o de manera más difusa y no personalizado en la regla consuetudinaria o principios generales del %erecho.< y C del mismo cuerpo legal &la costumbre en defecto de ley3 los principios generales del derecho en defecto de ley y costumbre'. 6al consentimiento se e$presa de un modo más o menos formalizado en el caso del tratado. (lanteada la cuestión en el plano de la filosofía. pues. C. al menos en principio. en relación directa con su sistema de fuentes : El consentimiento se inserta en los procedimientos de creación de normas +urídico internacionales. En las culturas modernas. Estaban diferenciados en razón del mecanismo de la representación &fue muy inusual que los monarcas negociaran y acordaran directamente'. =o es ahí.1. ni a*n siquiera en el de la aplicación preferente que establece la norma del art. pero coincidentes en el fondo. sino porque dicho consentimiento está presente en la formación de la regla positiva. se funda en el consentimiento generalízado de esa comunidad. Las reglas jur4dicas que vinculan a los Estados tienen su origen. EL CONSENTI&IENTO CO&O 0ASE DE LA RE3LA INTERNACIONAL. cambia necesariamente la posición negocial de los Estados que participan en ella. #a elaboración en conferencia internacional de los t)rminos de un tratado. con alguna e$cepción todavía. (ero la pro$imidad entre ambos momentos seguía e$istiendo en virtud de la relación entre mandante y mandatario. tenían motivaciones distintas. 6(J0 : !El 7erecho internacional rige las relaciones entre Estados independientes. La di"ociación de la 7ir!a : de la rati7icación En el plano convencional la e$presión más acabada de ese consensualismo estricto es el acuerdo bilateral. se disocian dos momentos en la conclusión de acuerdos internacionales : el de la firma y el de ratificación. pues. =i la costumbre ni los principios generales son. C. En el %erecho interna cional de las monarquías absolutas la unidad básica de esos dos momentos y la distinción entre ellos. donde el %erecho internacional sit*a el consentimiento como base de la regla y de la obligación internacional para merecer una atención especial. #as dos fuentes del %erecho internacional. el orden +urídico internacional no suscita problema alguno específico por relación a otros sistemas +urídicos. y esta lecidos con vistas a regular la coexistencia de estas comunidades independientes o a la con$ secuci"n de !ines comu$nes". En el punto en que se supera la estricta relación bilateral de Estado a Estado y se introducen los modos de negocia ción multilateral. y este procedimiento constituyó durante siglos el modo usual de contratación entre Estados. del consentimiento de los Estados obliga dos. seg*n el mandato del %erecho privado. es de aceptación generalizada que el %erecho positivo que una determinada comunidad humana respeta y tiene por vinculante. La" nue-a" 7or!a" de contratación internacional. lo son como e$presiones distintas ciertamente. A. se hubieren e$cedido en las facultades conferidas por el 46 . En el proceso interno de formación de la voluntad orgánica del Estado para obligarse mediante tratado internacional. -irma y ratificación. no guardando los t)rminos de las instrucciones recibidas. voluntad mani!estada a trav5s de acuerdos o en los usos aceptados de modo general que consagran principios jur4dicos. no obstante esa unidad. Es una consecuencia de la independencia e igualdad de los Estados. constituían dos momentos de un mismo proceso. por relación a los tratados./.disposiciones que contradigan otra de rango superior'. en la voluntad de 5stos . el monarca./. sólo podía negar su ratificación a lo acordado por sus negociadores &mandatarios' en la medida en que )stos. se modifica esa posición inicial. %e esta manera. #os monarcas contrataban de ordi nario por medio de representantes. aunque actos distintos. Si el consentimiento se plantea en el plano e$istencial de la norma +urídico positiva no lo es como fundamento filosófico de su validez u obligatoriedad. fuentes subsi diarias como lo son en nuestro %erecho la costumbre o los principios generales del %erecho por relación a la ley.

%e conformidad con el art. incluso. combina silencios y asentimientos y. por motivos que ahora no son del caso. LOS 5RINCI5IOS DEL DERECHO INTERNACIONAL. tuvo su origen en la :samblea 2eneral de las =aciones . ABA.D de de la 8onvención de Jamaica de AGDE sobre el %ere cho del 9ar. entre los que se encontraba alg*n miembro permanente del 8onse+o de Seguridad.acione". y en aquella situación. afectaba a un grupo importante de Estados. como en la pasividad y no oposición a la práctica que establecen algunos Estados. : partir de entonces la diplomacia multilateral ha hecho de )l un procedimiento usual. El ius intergentes &%erecho internacional' se funda en el consentimiento de los pueblos. En consecuencia. #a regla es estricta./. como lo e$ige el procedimiento de votación formal. al igual que la costumbre. como modo refle$ivo de formulación y creación de normas. El %rocedi!iento del con"en"o. respecto de las consecuencias de la decisión a adoptar. puede ser entendido nó en t)rminos de voto positivo. Si las decisiones de un órgano carecen de fuerza vinculante y no comprometen a los Estados que participan en la votación. =o obstante. sino que incluye tambi)n la autorización singular que el poder e+ecutivo necesita para poder ratificar. la buena marcha de la Irganización e$igía la adopción de medidas. La acción de la" or ani. no tendrá voto en la :samblea 2eneral. que ha recibido consagración en algunos te$tos como es el caso del art. C. en puridad de doctrina constitucional no deberían ya contener la promesa de ratificación de lo acordado en la negociación del acuerdo. =o obliga a los Estados a adoptar posiciones claras. pero el compromiso final por el que el Estado se obliga no depende ya sólo de )l.1. puesto que no había oposición por parte de ning*n Estado. En la e$igencia de esos pagos atrasados se planteaban cuestiones que necesitaban previa clarificación de determinados aspectos +urídicos. así tambi)n el consenso. El consenso es sobre todo ausencia de oposición por parte de aquellos Estados que podrían hacerla. .nidas. que lo define como !la ausencia de toda ob+ección formal" a una propuesta. pero hay elementos en )l que están sustraídos a la libre disposición de la 47 .na vez más han sido las organizaciones internacionales quienes han introdu cido y generalizado una práctica que tiende a fle$ibilizar las formas de prestación del consentimiento. El poder e+ecutivo conserva la competencia del poder e$terior del Estado. (ermite superar el estadio de la confron tación para pasar al de la concertación. no tanto en la adhesión. :l igual que en la formación de la costumbre internacional el consentimiento se asienta. y siempre que la suma adeudada fuera igual o superior a dos cuotas anuales. AG de la 8arta. introduce la t)cnica de la negociación y consulta diplomática. sin votación formal. #a ratificación no es sólo la mera confirmación de lo negociado. e$cluyendo el debate abierto a efectos de votación formal. hoy e$tendida. tanto si votan a favor como si votan en contra. con la imprecisión. en t)rminos de obligación +urídica. El consenso.#. #as venta+as del procedimiento del consenso están precisamente en las mismas razones por las que su uso se ha e$tendido. Esta práctica del consenso. el Estado miembro que estuviere en mora en el abono de las cuotas financieras para subvenir a los gastos de la organización. -ue. sino de nó oposición. los plenos poderes de los negociadores. en sus momentos iniciales. C. Juega.mandante. nada pol)micas y aceptadas por todos los miembros. en cuestiones que pueden ser altamente controvertidas. entonces. cuando se acudió al e$pediente de tomarlas por consenso. la aprobación mediante consenso no cambia sustancialmente la decisión que teórica mente debía ser adoptada por votación formal y seg*n el +uego de las mayorías. El principio de separación de poderes cambió la significación de la firma y de la ratificación. sino de las cámaras de representación popular que en los casos más importantes le han de otorgar una autorización previa.

#a regla consuetudinaria internacional no de+a de ser. <D del Estatuto del 60J. que aclara por con traste. El problema comienza a ser actual en la doctrina internacional y en )l y en su planteamiento hay que ver una línea de progreso de este %erecho. y por tanto en el consentimiento de los Estados. agente creador de la regla. 8omo ser racional imprime necesariamente una carga intencional a su comporta miento. sino más bien e$presión del necesario consentimiento. integrada por su+etos independientes e insolidarios aunque forzados a una convivencia. sin su+ección alguna a las fuentes escritas. En menor grado. Es el modo espontáneo de creación +urídica 3 los modos refle$ivos de creación normativa suponen estadios ulte riores de evolución en la organización de la sociedad. En lo que afecta al ámbito u origen de la obligación +urídica : :rt. Si la hemos caracterizado como una. ciertamente. sea fuente autónoma.FDG 8c. D. aunque importante. En el %erecho interno.1. al igual que la interna. En el sistema +urídico inter nacional no se impone la regla escrita a la no escrita.voluntad de los mismos incluso cuando hubiera entre ellos un consentimiento generalizado. permite afirmar que la gran fuente de obligaciones es la ley. (rescindiendo de las demás fuentes de las obligaciones para fi+arse e$clusivamente en la ley y los contratos. SUS ELE&ENTOS. al con trario de lo que sucede en el %erecho interno de los Estados modernos. #a regla consuetudinaria surge del consentimiento de los su+etos directamente obligados por ella y de ahí que puede ser descrita como !la prueba de una práctica generalizada como %erecho". Noción. esto es. parecía perfectamente congruente con )l la idea de que todo el %erecho internacional debía ser %erecho dispositivo : ?egla internacional es la que por tal constituyen los Estados 3 obligación internacional la que )stos reconocen y asumen. #as mismas características de esta sociedad hacen que la costumbre. por lo que respecta a la creación de la norma. D LA COSTU&0RE INTERNACIONAL D.1. NOCIÓN DE LA COSTU&0RE. la costumbre en sus peculiaridades y origen. En todas las sociedades humanas que han generado un %erecho propio la primera forma de )ste fue la de %erecho consuetudinario. las instituciones internacionales. una situación singular contemplada desde las categorías del %erecho interno estatal. la situación en que se encuentran. las que nacen de los acuerdos libremente concertados por los su+etos de %erecho3 y en todo caso. MLas o liga$ciones nacen de la ley de los contratos y cuasicontratos. #a formación de la regla consuetudinaria en la sociedad internacional está en relación directa con los rasgos básicos de esta sociedad. #a costumbre no era tanto !fuente". permite afirmar que las obligaciones internacionales son en principio ex contractu y nó ex lege. en este aspecto. un conocimiento elemental del %erecho interno. En el %erecho internacional la situación cambia radicalmente. El consensualismo omnipresente.1. #a formación de este %erecho consuetudinario se enraiza fuertemente en la naturaleza racional y social del hombre. la norma era perfecta mente válida cualquiera que fuere su contenido. 8omo ser social establece hábitos en su conducta que encauzan y condi cionan el comportamiento individual de los miembros. (resupuesto ese consensualismo básico del orden +urídico internacional. #as normas internacionales fueron tradicionalmente reglas positivas que tenían su origen o en la costumbre o en el tratado. es de toda evidencia el dominio cuasi absoluto en )l del precepto legal. refle+a bien esos caracteres. seg*n los t)rminos del art. incluso cuando se enmascara con fórmulas más fle$ibles. 8on tal que una regla internacional respondiera a determinadas e$igencias formales. A. y de los actos y omisiones il4citos en que intervenga cualquier g5nero de culpa o negligencia M. como ocurre en el %erecho estatal. Esta es. sometidas a las disposiciones imperativas de la ley. 48 .

pero en una y otra. :l margen del valor que deba serle todavía reconocido a la regla consuetu dinaria en el orden internacional. con e$clusión de las reglas convencionales. . en su aspecto material.e$presión de un compromiso entre intereses contrarios. Es precisamente esta categoría de actos. 6al es el caso de la fi+ación de las líneas de base para el trazado del mar +urisdiccional o zona económica e$clusiva o el de fi+ación de la competencia de los propios órganos +udiciales. 9ás frecuentemente se le e$presa con esta frase : 9pinio iuris sive necesitatis. #a acción de los Estados en este respecto no se e$presa sólo a trav)s de los órganos específicos de representación e$terior. Elemento espiritual o de convicción (animus). ?elevantes a efectos de constitución de costumbre son no sólo aquellos actos que tengan relación con la ordenación y e+ercicio de su poder e$terior. pero parte de estos efectos saltan al plano internacional. Su carácter fle$ible y evolutivo la hace especialmente apta para acomodar se a las mutaciones estructurales que la sociedad internacional realiza. y es ahí donde están llamados a producir sus efectos más directos e inmediatos. la que ha dado lugar a pronunciamientos de 49 . más discreto a como se opera la confrontación de esos mismos intereses en la elaboración de la regla convencional o de la norma legal. puesto que con ello se afecta necesariamente a la competencia de las +urisdicciones de otros Estados. El con+unto de las normas consuetudinarias constituyen el substrato más profun do de la normatividad internacional: #as normas que regulan el proceso de creación normativa en el sistema +urídico internacional son en buena parte reglas consuetu dinarias 3 la noción y el t)rmino de %erecho internacional com*n sigue estando reser vado al %erecho consuetudinario general. los de reconocimiento de nuevos su+etos o de situaciones nuevas. etc. incluso actos +udiciales. etc. siempre que directa o indirectamente tengan relación con situaciones internacionales. la articulación de los consensos y disensos. #os Estados los ponen en el ámbito de su competencia interna. se realiza de modo menos perceptible. D.#. es que sean impu tables a un Estado. de los que surgen las reglas consuetudina rias. Ele!ento". ?ecientemente se plantea tambi)n el problema de si la referencia gen)rica a !la práctica internacional" no deberá incluir a los actos de las organiza ciones internacionales. no bien definida y en constante incremento.1. siempre que )stos cambios no se produzcan de modo brusco o acelerado. EH de la #ey -undamental de >onn' lo es a normas consuetudinarias. 6ambi)n interesan aqu)llos que intencionalmente van encaminados a producir efectos internos : :ctos de carácter legislativo. #a norma consuetudinaria se establece a trav)s de una cadena de actos de determinada condición que reciben el nombre de precedentes. au$ilio +udicial internacional civil y penal. etc. Solamente cuando se dan ambos de modo inescindible se puede hablar de regla consuetudinaria. El trato privilegiado que en la incorporación a su sistema +urídico confieren determinados %erechos estatales a normas interna cionales &art. de administración ordinaria. la norma consuetudinaria en este sistema tiene sobre la regla escrita un valor que perdió en el %erecho interno.n acto sólo es prece dente en el sentido propio cuando contenga en sí dos elementos : Elemento material o de repetición (diutumitas). Entre ellos tienen particular inter)s las decisiones de los 6ribunales Supremos internos resolviendo cuestiones internacionales : 6rato a e$tran+eros. :' El elemento material : #a primera condición de los actos. y que tiende a descender en razón al progreso tecnológico al que la costumbre se adapta mal. como son la conclu sión de tratados.

Esos caracteres se concretan : a' :ceptación general o universal. el espiritual tiene un predo minio indiscutible. #a noción de uniformidad debe ser entendida tambi)n en la perspectiva de la conti nuidad discontinuidad. no allí donde tales contenidos sean dispares. %e aquí que los caracteres que la doctrina suele e$igir a la costum bre. el concepto de uniformidad necesita una cierta e$plicación. #a regla general debe ser conocida y aceptada por la generalidad de los Estados de una manera e$presa o tácita y ha de e$presar un consensos tacitus generalis. y de hecho cambian. pero generalidad no es unanimidad. <D del Estatuto del 60J : El uso. #a regla consuetudinaria se forma en el nivel en el que esa cadena de actos muestra tener una coincidencia básica en los precedentes que le dan origen. %e los dos elementos constitutivos de la costumbre. sean me+or comprendidos en realidad si se les plantea desde la perspectiva de la opinio iuris. al o en determinadas circunstancias manifiestan con ello una determinada voluntad. las conductas que inducen una nueva norma no solamente no son generales. en los tratados y convenciones. en primer lugar. b' (ráctica uniforme. (uesto que las normas consuetudinarias son normas positivas. c' %uración considerable. homogeneidad sustancial en el contenido de aquellos actos que son tomados como precedentes. En todo caso. (ara que nazca una costumbre internacional no basta que tal regla haya sido adoptada por distintos Estados en sus disposiciones nacionales. Es decir. la práctica arraigada es prueba de un consentimiento generalizado.#. Si la aceptación general muestra que el uso que da paso a la costumbre es sentido ampliamente como necesario en la sociedad internacional. en un proceso de cambio. Está en relación estrecha con el primer requisito. respecto de esta e$igencia !no se debe conceder dema siada importancia a determinadas incertidumbres aparentes o reales". el proceso de cambio frente a una regla e$istente debe hacerse por actos de otros Estados que. >' El elemento espiritual &opinio iuris' : 1echo de conocimiento com*n : #a naturaleza racional del hombre coloca detrás de un determinado comportamiento una carga de intencionalidad. la permanencia y duración decanta y depura esa práctica a lo largo del tiempo. al no conformarse con la regla establecida son !contrarios al %erecho internacional". %icho en otros t)rmi nos. Esta e$igencia está en cone$ión íntima con la naturaleza de la costumbre como práctica obligatoria. El hecho del largo uso indica que no se trata de una moda pasa+era o de una imposición coyuntural que pudo imponer un Estado o grupo de Estados prepotentes. de ordinario los hombres al hacer o al omitir. son mutables. como lo e$presa el art. la primera no será oponible al Estado que la ob+etó siempre. El uso practicado de modo general prueba con eso mismo el grado de aceptación y es garantía a la vez de su racionalidad. :hora bien. 0mplica. 50 . que ella sea aplicada en decisiones arbitrales 3 en el caso que otros Estados adopten regla distinta.instancias +udiciales internacionales que interesan hoy en el estudio doctrinal de la costumbre. En la apreciación del 60J. :mbos garantizan un grado estable de adhesión o aceptación en el uso 3 si el primero era de proyección horizontal )ste lo es de proyección vertical. D. EL )UE3O DE ASENTI&IENTO Y O5OSICIÓN EN EL 5ROCESO DE (OR&A9 CIÓN DE LA RE3LA CONSUETUDINARIA. sino que además inicialmente son hasta contrarias al %erecho establecido.

no así para las costumbres regionales o locales. por su conti guidad o vecindad. 8arece de sentido en el orden +urídico internacional la clasificación usual en el %erecho interno de la costumbre por relación a la ley : 8ostumbre conforme a ley. pero se corresponde con una tendencia actual en la comunidad internacional cual es el fenómeno de la regionalización que tiene. :mbas fuentes tienen el mismo origen : El consentimiento de los Estados. El con+unto de las reglas generales forma lo que se entiende por %erecho internacional com*n o %erecho internacional general. #a distinción entre el !hecho" y !%erecho". en cambio en los trata dos sí. ni que las partes est)n e$entas en ellas de la carga de la prueba. además. este 6ribunal tomó una posición decidida en su favor : ! La 6orte no ve raz"n alguna por la que una pr1ctica prolongada y continua entre dos Estados. El 60J las ha confirmado en su +urisprudencia. #a norma escrita en el %erecho internacional es convencional y no legal. (UNCIÓN DEL )UEJ INTERNACIONAL EN LA COSTU&0RE. aceptada por ellos en la regulaci"n de sus relaciones. comprendiendo en ella a aquellos que están particularmente interesados. D. (uesto que la misión del +uez es aplicar el %erecho establecido. El 60J no ha declarado nunca es que )l aplique de oficio las reglas consuetudinarias de carácter general. al margen de la ley y en contra de la ley. #a clasificación usual y prácticamente *nica en el %erecho internacional de la costumbre está en función de su ámbito de aplicación : 8ostumbres generales o universales. debería )ste 51 . haya sido frecuente y relativamente uniforme y se haya manifestado de manera que cree un reconocimiento general de hecho que ponga en +uego una regla +urídica o una obligación +urídica". D. (ero es que. #as costumbres regionales o locales reducen su ámbito de aplicación a un grupo determinado de Estados que parece debe estar siempre determinado por su pro$i midad geográfica y. %esde un punto de vista práctico el inter)s de estos dos tipos de costumbre parece más bien modesto. #as de carácter general obligan en principio a todos los Estados. por ser %erecho ob+etivo no necesitaría prueba : #os tribunales interna cionales estarían en la obligación de aplicarlo de oficio. En la regla consuetudinaria no se e$ige el consen timiento concreto de cada Estado para que la norma obligue. pero sigue siendo indispen sable que en este lapso de tiempo.1./. pero si alguno se ha opuesto sistemáticamente a su e$istencia. la práctica de los Estados. <D de 60J para los tratados &reglas e$presamente reconocidas' y la que emplea en la costumbre &práctica generalmente aceptada' hay una diferencia muy importante. ciertamente. Entre la fórmula utilizada por el art. breve como ha sido. sino autónoma. -rente a posiciones doctrinales de principio que negaban la posibilidad de costumbres locales. mucha más fuerza en el ámbito de la organización internacional. en el caso de las costumbres locales. 8ierta orientación doctrinal y práctica ha sostenido que el %erecho consuetudinario general. la costumbre no es fuente subsidiaria. y eso cambia por completo ese planteamiento. no est5 en la ase de los derechos y o ligaciones rec4procos entre am os Estados". en la que se apoya esa presunta regla procesal implica un grado de perfeccionamiento del que el %erecho internacional está todavía bastante le+os. 6ratado y costumbre se complementan y derogan recíprocamente. el mandato que se deriva de ella no le es oponible. CLASES DE NOR&AS CONSUETUDINARIAS INTERNACIONALES. costumbres regionales y locales o bilaterales.El 60J ha aceptado esa correlación de la duración con la generalidad en un te$to ampliamente citado : !El hecho de que haya transcurrido un breve lapso de tiempo no constituye por sí mismo y de modo necesario un impedimento a la formación de una regla nueva de %erecho internacional consuetudinario.

#a función del +uez internacional en la fi+ación de la e$istencia y contenido de la costumbre consiste en algo más. El +uez internacional no tiene detrás de sí un fuerte poder legislativo instituciona lizado que le vigila y controla en su actividad diaria. %e forma un tanto sumaria.quedar e$cluído de toda participación en la formación de la regla que aplica. está hoy sometida en la doctrina y +urisprudencia a una fuerte revisión. En un mundo racional y tecnificado hay efectivamente determinados ámbitos +urídicos que se sustraen en buena parte a la influencia directa de la regla consue tudinaria 3 el %erecho económico internacional y el de las organizaciones internacio nales son buenos e+emplos. En la relación de oposición. (ero nunca ha podido ser defendida tal tesis en el orden internacional porque faltan en )l los presupuestos básicos que la originaron en el %erecho interno estatal. =o es infrecuente que una determinada institución o relación internacional est) regida en parte por reglas escritas y por reglas no escritas. e$isten los Estados soberanos. depende de la composición interna de ese 6ribunal y del transfondo cultural que en el debate aporte cada magistrado. (or si esto no fuera bastante en la defensa de la función e inter)s de la norma consuetudinaria internacional. El fenómeno de la creación espontánea de la regla +urídica internacional está en relación directa con la estructura básica de la sociedad internacional. de modo generalizado. El mismo !construye" la norma y. la regla consuetudinaria e$presa de ordinario me+or que el tratado los rasgos comunitarios de una sociedad insolidaria. pero estos ni individual ni colectivamente constituyen la instancia suprana cional que. Relación entre co"tu!+re : tratado. El carácter autónomo e independiente de una y otra fuente +urídica. fundada en el principio de la separación de poderes. sino hasta refuerzan la libertad inicial de que goza. sería la equivalente a la del poder legislativo en los %erechos internos estatales. #as particularidades y características del %erecho consuetudinario que el +uez internacional aplica. previo al de aplicación que es de deducción. SITUACIÓN DE LA COSTU&0RE EN EL DERECHO INTERNACIONAL &ODERNO. ciertamente. les sit*a en relación de concurrencia y por tanto de oposición o conflicto y de complementariedad. En este sentido regla consuetudinaria y acuerdo internacional responden a los mismos problemas de fondo. para poder establecer de las veces +untamente con otro la persistencia 52 . D. en bastante más que la de ser !mero servidor de la ley". introduce matices que no estaban necesariamente contenidos en la formulación anterior. puede derogar a la costumbre.2. la costumbre puede derogar al tratado.2. En la determinación y fi+ación de la norma consuetudinaria. D. (or definición. El tratado constituye fácilmente un precedente idóneo. 8iertamente. la e$plicita de nuevo y. #a prueba evidente del valor de esta actividad +udicial sobre el %erecho consue tudinario es la obligada referencia constante que toda elaboración doctrinal debe hacer a los pronunciamientos +udiciales de ambos 6ribunales de #a 1aya en tema de costumbre internacional. t)ngase en cuenta que. al hacerlo. lo que supone que en cada supuesto de aplicación el +uez la recrea. determinados sectores doctrinales hablan del descen so en el inter)s e importancia de la regla consuetudinaria en el %erecho internacional actual. el +uez interna cional realiza un proceso de inducción. aunque conserve intacto su n*cleo esencial como garantía básica del Estado de %erecho. no sólo confirman. en el control de la actividad del +uez internacional. y el tratado. 9ás a*n. hay actualmente en el %erecho interno una reac ción en favor de las fuentes de creación normativa no estrictamente legales.1. Esta posición del constitucionalismo moderno. la mayor parte de diver sa naturaleza. la regla consuetudinaria es norma no escrita. el resultado final de su acción.

na norma formulada como regla convencional en una convención multilateral.g : :rt. #a codificación no modifica la estructura de base de la sociedad interna cional3 la costumbre sigue siendo despu)s de cada intento codificador fuente autónoma e independiente como lo era antes. puede en circunstancias favorables transformarse rápida mente en norma consuetudinaria. El %erecho internacional de la e$tradición ofrece en este sentido e+emplos concluyentes. Sólo así. se basan ampliamente en los prece dentes de los acuerdos bilaterales. esto es. (or referencia y contraste con la codificación en el %erecho interno. sino de modo preferente en el de la lex lata . . #as normas que tienen esta condición. un proyecto de convención no alcanzara el suficiente n*mero de ratificaciones para entrar en vigor en los Estados contratantes.'.GKB 8c : :uedan derogados todos los cuerpos legales. porque así lo e$ige el desarrollo progresivo. la codificación no es sólo recogida y sistematización del %erecho e$istente. %urante siglos este %erecho fue elaborado con categorías mentales e$traídas de nuestra cultura europeo occidental 3 en este fenómeno de planetarización de la escena mundial. mientras que los tratados multilaterales son infrecuentes. es tambi)n inserción de nuevas normas. El Derecho con"uetudinario : lo" nue-o" E"tado". por la propia naturaleza de los mismos3 pero no deben ser e$cluidos los estrictamente bilaterales. en contra de lo sostenido ocasio nalmente en la doctrina.2. D.del uso. puede haber garantía de )$ito en esa labor codificadora. no por eso tales normas desaparecen. aceptadas universalmente corno normas consuetudinarias internacionales. en la aceptación del %erecho e$istente. en ese proceso lento y discreto con el que traba+a la costumbre. usos y costum res . 8omo reglas no escritas mantienen su vigencia. acaeci dos en los *ltimos decenios. (ero el problema no se plantea sólo en el plano de la lex !erenda.. #a repetición de determinadas cláusulas convencionales aporta un elemento de convicción generador de regla internacional. #a labor de codificación es necesariamente sectorial y se concentra en ámbitos materiales muy concretos. :pro$imadamente dos de cada tres Estados de los que componen la sociedad internacional están en esta situación. . El %erecho internacional ha de+ado de ser un producto de la sociedad y cultura europeas para transformarse en el %erecho de la comunidad universal. #a práctica convencional bilateral es aquí abundan tísima.no de los fenómenos más revolucionarios en la sociedad internacional. aunque integradas en el r)gimen de la convención. #a influencia de los nuevos Estados será determinante en la apa rición de nuevas reglas consuetudinarias. En segundo t)rmino.. 53 . respecto del %erecho a crear en el futuro. reglas como la de la doble incriminación o de la especialidad. el vie+o %erecho internacional ha perdido su orientación !euroc)ntrica" para transformarse en un %erecho de la comunidad humana universal. se encontraban en estado de latencia. la conservan. Si por e+emplo. En el %erecho consuetudinario esta nueva situación se traduce de inmediato en realidades muy concretas : !=o puede a partir de ahora ser aceptada una costumbre general de %erecho internacional sin que se tenga muy en cuenta la opinión o actitud de los Estados del 6ercer 9undo". =o obstante. Es decir. pueden perfilarse los siguientes rasgos de la internacional : #a codificación no modifica la naturaleza +urídica de la regla consuetudinaria. y de ordinario tomando como base el %erecho consuetudinario. #a labor de codificación no se realiza sin riesgos en el proceso de decantación de normas consuetudinarias3 ella genera el peligro de hacer que afloren los intereses encontrados que. es el acceso a la independencia como Esta dos sobe ranos de antiguos territorios coloniales.#. 6al sucede evidentemente en los acuerdos de carácter multilateral. en el sistema +urídico internacional es impensable la usual cláusula derogatoria de los códigos intemos &. A.

NOCIÓN Y CARACTERES. sobre todo. I LOS TRATADOS INTERNACIONALES CO&O (UENTE DEL DERECHO INTERNACIONAL I. #a teoría del acuerdo internacional se mueve constantemente entre dos coorde nadas que determinan la doble condición : El acto negocial por el que dos o más Estados o. y el acto normativo por el que esos mismos su+etos crean normas que les obligan. En el segundo. con mayor razón seguirá haci)ndolo en la constitución de la regla convencional. En el primero el acuerdo se apro$ima al contrato del %erecho privado interno estatal. (or esta razón. (ero. así como tambien e$presión de ese resultado de quedar obligados. #as limitaciones a la libertad de un Estado por efecto de tratados no le afectan a su independencia mientras )stos no le despo+en de sus poderes orgánicos y no le coloquen ba+o la dependencia +urídica de otro Estado o de alguna institución supranacional. el acuerdo internacional &sin serlo' hace función de ley. vayan más allá del ámbito de disposición +urídica de los su+etos que participan directamente en su creación. por parte de los nuevos Estados. que se manifiesta.1. (ero la facultad de contraer tales compromisos internacionales es precisamente un atributo de la soberanía del Estado". de nuevo. #a condición de acto +urídico consensual distingue al tratado internacional de la categoría de los actos unilaterales internacionales.1. hoy todavía relativamente poco importante. su+etos del %erecho internacional disponen y ordenan sus respectivos derechos y deberes. con su estructura fundamentalmente sinalagmático. por e+emplo. Si el %erecho internacional general reconoce a los Estados un papel tan activo en la formación de la regla consuetudinaria. 0ncluye tanto el acuerdo bilateral como el multilateral. EL TRATADO INTERNACIONAL. =o así para el %erecho convencional que se sit*a en la problemática particular de la sucesión de Estados. Noción. 8on ello. uno de los criterios que me+or refle+a la igualdad contractual de los Estados es la equivalencia de las prestaciones y contraprestaciones estipuladas en )l. I. se marca una diferencia entre el %erecho convencional y el consuetudinario : El principio de la !tabla rasa" en la sucesión de Estados para el %erecho convencional es impracticable en el %erecho consue tudinario.#o que el %erecho internacional general no podía instrumentar en el momento de acceso y reconocimiento de la independencia de los nuevos Estados en la comunidad internacional era algo así como un mecanismo equivalente al e$istente en el %erecho comunitario europeo respecto del denominado !acervo comunitario". e$iste un cierto argumento de conveniencia sobre la aceptación inicial de ese %erecho com*n. 8omo definición del acuerdo internacional: :cto +urídico consensual concer tado por su+etos de %erecho internacional y sometido por ellos a este %erecho. %e aquí que el r)gimen y efectos de estos actos consensuales. en tanto que norma escrita y creada de modo refle$ivo. no infrecuentemente. la esencia del acuerdo es el +uego y coincidencia de voluntades por los que dos o más su+etos de %erecho internacional e$presan su voluntad de obligarse. 6oda convención. en general.1. al generar una obligación de esta naturaleza introduce una restricción en el e+ercicio de derechos soberanos del Estado en el sentido de que imprime al e+ercicio de estos derechos una dirección determinada. para los Esta dos de nuevo ingreso. En todo caso. 54 . en la posición de igualdad básica de los contratantes y en la articulación de prestaciones y contraprestaciones. El tratado internacional es a la vez manifestación de la independencia originaria de los Estados &puesto que sólo en la medida que son libres tienen libertad para contratar'. pero de creciente inter)s y significado.

puesto que sería impen sable aplicar el r)gimen de reservas o de depósito a tratados internacionales conclui dos en forma verbal. CARACTERES . Ca%acidad %ara concertar acuerdo" internacionale". ". en el %erecho internacional esta limitación no e$iste 3 la moderna noción de ius cogens no les obliga en este sentido. no son. no son ad validitatem. En virtud de ella. I. I. #'odo Estado tiene capacidad para cele rar tratados ". sino ad solemnitatem. #os Estados son libres para situar su acuerdo dentro o fuera del %erecho internacional com*n..#./. #a capacidad de contratación internacional de los Estados miembros se funda en el %erecho consti tucional interno de cada uno de ellos y no en normas internacionales. en tanto que su+etos de %erecho internacional. en los Estados de estructura comple+a y. #as que hoy el %erecho internacional general conoce. #a +urisprudencia internacional es aquí constante y no de+a margen a la menor duda : !#os contratos concertados entre un Estado. 8omo una manifestación más de esa libertad originaria en la que están los Estados.iena e$ige la forma escrita. (or otra parte. Au"encia de 7or!a. quedan obligados". el poder de contratación internacional corresponde al Estado central y no a los Estados miembros o entes autónomos. tengan que ser escritos. B 8. pero sólo a efectos de aplicación de las normas que dicha 8onvención establece. tratados o convenios . 1ay su+etos &la persona individual' aceptados hoy como tales en el orden internacional. no serán acuerdos internacionales aquellos en los que todas las partes intervinientes no sean su+etos de %erecho internacional. Si en el %erecho contractual interno la libertad de los contratantes debe ser entendida siempre !dentro del margen de libertad que las leyes conceden". tiene su base en una ley nacional". que no hay regla de %erecho internacional que e$i+a que acuerdos de esta naturaleza. las relaciones e$te riores y.#a e$igencia de ser un acuerdo que las partes colocan ba+o el r)gimen del %erecho internacional. tambi)n en el sistema +urídico interna cional !de cualquiera manera que los Estados quisieran obligarse.. En referencia a nuestro %erecho histórico. es inter vención de carácter internacional por la vía de la protección diplomática. el acuerdo internacional carece de formas preestablecidas. #a condición de su+eto del %erecho internacional no implica necesariamente capacidad para concertar tratados internacionales. #a e$igencia. #a intervención eventual que un Estado cualquiera pueda hacer en favor de un nacional suyo. en el sentido del %erecho internacional. dice . en defensa de los intereses de )ste acerca de otro Estado y como consecuencia de las relaciones contractuales entre )ste y dicho particular. (ero lo que es aquí condición necesaria no es condición suficiente. El ser las partes intervinientes su+etos de %erecho internacional es ya un indicio y lo es a*n más el contenido u ob+eto material del tratado3 pero definitivo a efectos de la caracterización como acuerdo internacional es que las partes lo hayan querido colocar ba+o el imperio de las reglas internacionales. por consiguiente. El principio de la autonomía es aquí determinante.. el %erecho constitucional interno de los 55 . El art. de que sean su+etos de %erecho internacional las partes que intervienen en un tratado internacional es un criterio de e$clusión pero no de afirmación en el sentido de que sólo hay tratado si los contratantes son su+etos de este %erecho. para ser válidos. El art. !El contrato que no sea un contrato entre Estados. que obviamente carecen de la facultad de concertar tales acuerdos. En cambio. en virtud de la distribución interna de competencias. es de primordial importancia. %e acuerdo con los planteamientos tradicionales. pero nó en función de la naturaleza internacional del acuerdo que e$ista entre ese Estado y el particular así protegido.1. E de la 8onvención de . y los príncipes indígenas o +efes de tribu. no reconocidos como miembros de la comunidad de naciones. pues.. parece.1.

#a de acuerdos en forma solemne y en forma simplificada es clasifica ción que viene dada no por reglas internacionales. impedir la eficacia interna total o parcial de aquellos que no hubieren sido concertados en la forma establecida. de ordinario. #os criterios doctrinales más utilizados a efectos de clasificación son )stos : =* mero de participantes. se habla de tratados abiertos y cerrados. particularmente en los acuerdos administrativos que distintos ramos de la administración interna de países diferentes pueden concertar entre sí y con ello afectar a cuestiones sobre las que la respectiva constitución hace reserva de ley. los procedimientos habituales de nego ciación y firma. que implica tanto el n*mero de los que intervi nieron en la elaboración del te$to del acuerdo como en el de Estados definitivamente vinculados. distintas clases de acuerdos que sin llegar a configurar categorías normativas. El concepto de !acuerdos en forma simplificada" es relativo. GC. G<. declaración.Estados contratantes puede e$igir determinadas formas en los acuerdos o. #os en forma simplificada aligeran las formas suprimiendo bien la autorización parlamentaria previa &art. acuerdo en forma simplificada. En los cerrados. acuerdo solemne y para otros. tratado. Es posible tambi)n la combinación de unos con otros. no obstante. están aligeradas de modo que resulte fácil el ingreso en )l. es evidente que el acuerdo multilateral implica un mayor grado de 56 . Esta fle$ibilidad ha sido el origen de dificultades acerca del valor +urídico de tales actos.A y B< 8E'. si bien en el moderno %erecho internacional se perfilan. (ero puede no ser así en el %erecho interno. #os tribunales internos pueden denegarles entonces su aplicación por carecer de la base legal que tendrían si el tratado hubiera sido ratificado en forma solemne. Esos diferentes nombres a los que se ha alu dido no tienen tampoco un contenido preciso normativo. en los traba+os de preparación de la 8onvención de . Esto no obstante. #a simplificación en las formas de la contratación internacional vino deter minada. al menos. las condiciones son estrictas. son indicativos de contenidos determinados. En los primeros las formas de acceso al tratado para adquirir la condición de Estados contratantes.iena sobre tratados. no sólo porque las prácticas constitucionales difieren en cada país sino tambi)n porque un mismo tratado internacional puede ser para unos Estados contratantes. =o es tampoco determinante la terminología utilizada : :cuerdo. GC.1. sino por las normas internas de los distintos Estados relativas a la conclusión de tratados. y acuerdos marco e institucionales. can+e de notas o de cartas etc. (or el de Estados participantes. el ob+eto mate rial de sus normas o del n*cleo más importante de ellas. :cuerdos bilaterales y multilaterales. los modos o formas de conclusión. no sólo por la tendencia constante de los poderes e+ecutivos de eludir las trabas que en su actuación les impone el control parlamentario sino tambi)n por el legítimo inter)s de las partes contratantes de responder a las e$igencias de fle$ibilidad y rapidez de la vida internacional. #os primeros son concluidos en nombre del Jefe del Estado y siguen. Es a+ena al %erecho internacional la idea misma de las categorías normativas en los actos convencionales.E' bien confiriendo a la simple firma o aprobación del acta de la negociación el valor de e$presión del consentimiento definitivo para quedar obligados.1. convención. I. Cla"e" de tratado". autorización parlamentaria previa y ratificación &arts. e$cluyeron la propuesta de que se reconociera categoría normativa diferente a los tratados bilaterales y a los multilaterales. Si en el %erecho internacional imperase un criterio equivalente al usual en el %erecho interno. por el contrario. el del ámbito de los su+etos vinculados por un acuerdo o el de la aplicación territorial del mismo. #os resultados finales. %esde el punto de vista del %erecho 0nternacional el valor de esta segunda cate goría es igual al valor vinculante de los tratados solemnes. convenio. serían ambos elementos indicativos al menos de la +erarquía de sus normas.

Sin afirmar que la interpretación de los acuerdos multilaterales e$i+a criterios diferentes. )ste como proceso de formación de la voluntad orgánica del Estado es regulado de modo fundamental por el %erecho interno.#. que la b*squeda cuida dosa de la intención y voluntad de las partes contratantes tiene más +ustificación en un tratado bilateral que en otro multilateral. por su inmediatividad. I. 8on ese proceder se marca una cierta dependencia de estos acuerdos de e+ecución respecto del tratado primero. pero la línea de creciente ob+etivación se acent*a en las formas nuevas de los denominados acuerdos marco y en la de los acuerdos institucionales. sólo tiene sentido en un comple+o normativo multi lateral. suelen distinguirse dos bien diferenciadas : #a negociación y firma y la ratificación. es la de fi+ación del te$to que e$presará la voluntad concorde de los Estados parte en un acuerdo internacional3 eso supone una negociación en la que los representantes o delegaciones. como e$presión del consentimiento del Estado para quedar obligado. Ne ociación : 7ir!a. de ordinario. llegan a la adopción de un te$to final. El primero no condiciona al segundo. los Jefes de Estado. porque )sta distingue entre el Estado negociador que ha intervenido en la negociación que elaboró y adoptó el te$to del tratado y el Estado contratante que ha prestado su consentimiento para quedar vinculado por dicho acuerdo. los delegados deberán estar investidos por los denominados plenos poderes que les habilitan para la negociación y autentifi cación del te$to. Esta doble actividad de cada Estado interesado en la conclusión de un acuerdo interna cional tiene su refle+o en la terminología utilizada por la 8onvención de . Jefes de 2obierno y 9inistros de asuntos e$teriores. En el paso del tratado bilateral al multilateral hay ya un salto. :qu)l está regido por normas internacio nales y constitucionales internas.#. %e conformidad con el %erecho internacional general y así lo recoge la 8onvención de .iena. un nuevo su+eto de %erecho internacional. y tiene tendencia a serlo a*n más. El proceso que lleva a ese resultado puede ser más o menos comple+o y fundamentalmente se orienta y tiene lugar en dos planos distintos : El de la preparación del contenido del proyectado acuerdo y el de la prestación del consen timiento. los Estados interesados la reconocieron y aceptaron como tal representante. #os institucionales son los acuerdos que establecen organizaciones internacionales. 57 .1. #a esencia del tratado internacional está en el consentimiento de las partes que se obligan con )l. 8on ello se cierra la primera fase de la participación en la convención. salvo determinación en contrario.ob+etivación de sus reglas. resultara que la persona que negoció en nombre de un Estado. =o son necesarios si. :unque la práctica internacional sobre los modos de a+ustar un acuerdo interna cional ha sido siempre fle$ible. y no necesitan presentar sus plenos poderes. I. por e+emplo. reservas o el mismo depósito.iena sobre tratados. creando con ello. la firma no puede ser interpretada como promesa de los Estados firmantes de una ulterior ratificación del te$to firmado y mucho menos. El efecto ordinario de la firma es poner fin a la negociación y de autentificar el te$to final del proyecto de acuerdo. es indiscutible. El +uego de las adhesiones. #a primera tarea. con las normas que lo regulan. una vez fi+ados los t)rminos que precisan su ob+eto y contenido. 6anto si la negociación se hace a trav)s de los cauces diplomáticos ordina rios. tienen un poder general de representación de sus respectivos Estados. en el proceso de conclusión de acuerdos internacionales. a trav)s de fórmulas de compromiso que atemperan y armonizan los intereses contrapuestos. de la práctica entre los Estados contratantes o de alguna otra circunstancia. (or tanto. CONCLUSIÓN DE TRATADOS. (or los primeros las partes contratantes fi+an las líneas básicas de sus relaciones recíprocas y abandonan a acuerdos ulterio res la reglamentación de detalle. como si lo es por representantes especiales.

Es decir.#. Rati7icacione" i!%er7ecta". #es da derecho.#. a ob+etar las reservas que otros Estados pudieran inter poner en el momento de la firma o de la ratificación.. (ara evitar toda duda se formula en el una interpretación aut)ntica del concepto !violación manifiesta". !no puede ser invocada a menos que .(ero la firma no de+a de producir determinados efectos +urídicos. por todas las normas que estos hayan establecido en orden a su puesta en práctica. I. AC. por aplicación concreta del principio de la buena fe a no hacer con su conducta posterior muy difícil o imposible la ratificación por otros Estados de la proyectada convención. de naturaleza procedimental o de fondo. Otra" 7or!a" de !ani7e"tación del con"enti!iento. al igual que la ratificación. constitucionales o no. Rati7icación. puesto que obliga a los Estados firmantes. manifestación del consentimiento en obligarse por un tratado. . puesto que )l va a decidir sobre el conocimiento que los demás Estados presumiblemente tenían de la infración que de su %erecho interno cometía el gobierno con el que ellos estaban concertando el acuerdo. su incumplimiento por parte de los órganos que intervienen en el proceso de a+uste de tratados internacionales introduce un vicio en la formación o manifestación del consentimiento de ese Estado para obligarse por medio de tratado. #os Estados tienen plena libertad para ratificar o no un acuerdo que ellos hayan previamente suscrito. En ning*n caso se puede establecer una presunción de derogación a norma tan segura. #a ratificación presupone la firma 3 no siendo )sta ya posible. %e ellas. I. #a firma puede ser. I. o que frustren el ob+eto y fin del tratado. " #a violación tiene que ser manifiesta y afectar a una norma de su %erecho interno de importancia fundamental..#. Siempre que no haya acuerdo especial en contrario. #as razones por las que un Estado que había firmado se abstiene de ratificar son +urídicamente irrelevantes. el Estado 58 . participación de la administración consultiva &8onse+o de Estado' 3 por lo que respecta a la manifestación del consentimiento. es la ratificación la que confiere a un Estado la condición de parte en un acuerdo internacional . cumplimiento de las formalidades constitucionales previstas para e$presarle. :sí : En los acuerdos en forma simplificada. ratificantes o adherentes en un tratado están obligados.#.1. y respecto de los tratados multilaterales. cuestiones de constitucionalidad del proyecto del tratado. el art. 6odas estas normas. los Estados firmantes. #a estructura comple+a de los órganos de los Estados modernos determina que el proceso de formación de la voluntad para la e$presión del consentimiento sea relativamente laborioso : (articipación de las cámaras parlamentarias en los Estados de estructura federal o parafederal : (roblemas competenciales en la intervención de los entes autonómicos y del 2obierno central. antes de su entrada en vigor./.E 8. ba+o la condición suspensiva de una ulterior ratificación y mientras no sea más que Estado firmante. Estas tienen lugar cuando ha transcurrido el plazo fi+ado en la convención para la firma. Es el principio de la buena fe el que está aquí +ugando.na violación es manifiesta si resulta ob+etivamente evidente para cualquier Estado que proceda en materia conforme a la práctica usual y de buena fe. #a posición desde la que tal norma ha sido redactada es cautelar y restrictiva 3 está en favor de la validez y no de la nulidad del acto y de ahí su formulación negativa. son actos formales y solemnes. tambien. recoge la acepta ción o aprobación que. son otras tantas limitaciones a la libertad originaria en la facultad y modos de contratación internacional de cada Estado. En t)rminos generales. #a ratificación puede ser sustituida por otros modos de e$presión del consen timiento para quedar obligado por acuerdo. #a base +urídica de tal obligación es la adopción del te$to.

Entrada en -i or. en el sentido que. sólo respecto del Estado reservante./. frente a la opinión mayoritaria. de forma ta$ativa establece que la entrada en vigor es aquella fecha que las partes contratantes hayan determinado. El art. etc. #a reserva es un medio de defensa. ratificar. =ada tiene que ver con ella la publicación eventual del te$to del acuerdo en los órganos oficiales de los Estados que lo hayan ratificado. como es el caso de los tratados comunitarios en la integración europea. (ara los tratados bilaterales la entrada en vigor es relativamente sencilla: 9omen to del intercambio de los instrumentos de ratificación o de la notificación recíproca de haberse efectuado )sta. con ob+eto de e$cluir o modificar los efectos +urídicos de ciertas disposiciones del tratado en su aplicación a ese Estado". una deter minada interpretación de )l que no es la que se deriva del sentido usual. EC 8. El n*mero &<F Estados.' es un criterio usual en las grandes convenciones 3 a veces se atiende tambi)n al peso e importancia de los Estados. sino que traiga su origen de las e$igencias del parlamento cuando concedió )ste la necesaria autorización parlamentaria para ratificar. #a práctica de la unanimidad en la aceptación de las reservas se e$plica si se atiende a las características de la sociedad internacional donde nació. =o obstante./. (ero )sta no se establece arbitraria mente sino seg*n criterios racionales. e$isten casos en los que Estados que no han firmado. #a operatividad y eficacia del tra tado e$ige que haya un grupo relativamente importante de Estados comprometidos para que )ste sea puesto en vigor. hecha por un Estado al firmar. la entrada en vigor del nuevo acuerdo suele quedar condicionada por la ratificación de todos y cada uno de ellos. En los multilaterales es más complicada. #a reserva se presenta así como un incidente en el proceso de constitución de ese comple+o de derechos y deberes entre los Esta dos parte en un tratado multilateral. 8uando entre los Estados vinculados por anteriores acuerdos hay un lazo espe cial de solidaridad. pretenden introducir. TaceptenU el acuerdo a reserva de ratificación ulterior. aceptar o aprobar un tratado o al adherirse a )l.#. I. LAS RESER<AS A LAS CON<ENCIONES &ULTILATERALES. (or entrada en vigor hay que entender el momento en el que el acuerdo comien za a ser vinculante para las partes contratantes. Es normal que las reservas est)n formuladas por el poder e+ecutivo de los Estados que participan en dicho convenio.1. cuestión que afecta *nicamente a la aplicabilidad de dicho acuerdo en ese Estado. cualquiera que sea su enunciado o denominación. pero es posible que la que )l introduce no lo haga por sí mismo. Noción. I. de la posición particular de un Estado o de un grupo de Estados que en el proceso de elaboración del te$to del convenio quedaron en minoría. 1ay reservas materiales o de fondo porque afectan directamente al conteni do 3 pero hay otras que son !interpretativas". I.intere sado en vincularse a un acuerdo multilateral puede tomarse el tiempo necesario para hacerlo de una sola vez y no escalonar su vinculación en dos momentos. (or reserva hay que entender !una declaración unilateral. formada entonces por un n*mero reducido de Estados y participando casi todos de unos 59 . una determinada porción de los Estados firmantes. En este caso la reserva tiene en el %erecho constitucional interno el sentido de una autorización condicionada. salvando el te$to de uno o varios arts.2. #a reserva es una modificación unilateral que un Estado firmante o ratificante en un convenio multilateral introduce en )l con el fin de alterar en su beneficio el r)gimen general establecido por dicho convenio. seg*n la materia u ob+eto del tratado.

En el procedimiento de conclusión de acuerdos internacionales hay dos momen tos claves en la e$teriorización de la voluntad para obligarse : El de la firma y el de la ratificación. El de la firma. c' El convenio es ine$istente entre los Estados reservantes y los que se oponen a esas reservas. E-olución en la %r?ctica de la" re"er-a".C b'. salvo en la parte afectada por dicha reserva a menos que el estado autor de la ob+ección manifieste la intención contraria &art. EF. (ero )sta sólo es definitiva cuando. EF. se mantenga en la ratificación. Si no las ob+etan. El resultado práctico al que lleva el sistema americano es el siguiente : a' El convenio se mantiene íntegro entre los Estados que ratifican sin reserva alguna el te$to./. y a la posición que cada Estado haya podido adoptar con relación a )l y los demás Estados. el convenio entre el Estado reservante y el ob+etante es como si no e$istiera. #a fecha de dicha reserva es la de la ratificación. AG a y b'3 b' -uera de los casos previstos en AG a' y b' cuando la reserva sea compatible con el ob+eto y fin del tratado &art. para que )ste se viera colocado en la disyuntiva de o renunciar a la reserva y ratificar sin más o renunciar a ser parte en el convenio. I. por el trato que dispensa a las declaraciones admisibles : a' #a aceptación de una reserva que interpone un Estado que desea formar parte de una convención lo convierte en parte desde el momento en que sea aceptada por un Estado que ya lo es &art. por el contrario. I. 6odo Estado participante en la conferencia puede rati ficar con reservas. El adoptado por la Irganización de Estados :mericanos &IE:' a partir de AGED fue bastante diferente. como e$teriorización de la conformidad en lo que respecta a las particularidades del te$to aprobado. 60 . %urante el siglo /0/ y hasta la creación de la Sdad de =aciones la práctica seguida fue la de la unanimidad en la aceptación de modo que bastaba que uno sólo de los Estados participantes en la conferencia hiciera oposición a la reserva inter puesta por otro. Se manifiesta. igualmente. #a 8.C a y e'. la ob+eta. no la de la firma. puesto que son admitidas siempre que : a' =o est)n e$presamente prohibidas por el tratado &art. pero los demás están en el derecho de ob+etarlas o nó. El de la ratificación como decisivo y generador de los derechos y obliga ciones que nacen del acuerdo internacional. su orientación favorable. AG e'./. c' El silencio es interpretado como aceptación de la reserva &art.#. b' Entre un Estado reservante y aquel que ob+eta la reserva la convención entra en vigor. muestra una clara orientación en favor de las reservas.H'./. interpuesta en la firma. #os dos momentos son hábiles a efectos de formulación de reserva. EF. El r> i!en de la C< en !ateria de re"er-a".mismos valores sociales en virtud de sus raíces culturales comunes. Si . el silencio vale como aceptación y el acuerdo así reservado vincula en esa forma a unos y otros Estados. b' Entra en vigor con efectos limitados entre los Estados reservantes y los que aceptan la reserva.

RE3ISTRO Y 5U0LICACIÓN DE TRATADOS. EF. como un deber de transmisión para los Estados parte o para el depositario. formula esta obligación con carácter general. si en alg*n sistema +urídico tiene sentido esta afirmación. 8uando se trata de una norma escrita. si ha sido previsto )ste.E'.A'. deberán ser registrados en la Secretaría de la Irganización y publicados por )sta !a la mayor brevedad posible". su actividad es interesante en el análisis de la interpretación del %erecho internacional. además de ser determinación de ese contenido norma tivo. Cue"tione" enerale".<'. base y punto de partida de esta operación es el te$to en el que dicha norma está recogida. en su primera intención y literalidad. es tambi)n fi+ación del contenido y alcance de un determinado acto en las consecuencias +urídicas que )ste pueda tener. =o e$iste norma alguna del %erecho internacional general que condicione la vali dez. en el tratado.d' =o hay necesidad de aceptación cuando la reserva est) e$presamente autorizada por el tratado &art. EF. #a interpretación es el primer acto en el proceso de aplicación de una norma +urí dica. el (acto sancionaba con la nulidad la falta de publicidad del acuerdo : !=o será obligatorio antes de haber sido registrado". AD del (acto de la Sociedad de las =aciones que imponía igual obligación a sus miembros. y cuando la reserva formulada respecto del instrumento constitutivo de una organización queda condicionada a la aceptación del órgano competente de )sta &art. A. silencia por completo este aspecto y se limita a imponer un deber de comunicación a la Secretaría de la I=.1. I. #os Estados parte en un acuerdo internacional son los primeros llamados a aplicarlo y. y. AFE de la 8arta de la I=. : 6ampoco ante el 60J. en ninguno me+or que aquí donde los órganos llamados a interpretar una norma son igualmente órganos llamados a aplicarla. AFE de la 8arta restringe su eficacia puesto que tal carencia sólo tiene como consecuencia la imposi bilidad de invocarlo ante cualquier órgano de la I=. El art. y. Solamente en dos casos se rompe esta tendencia favorable a la interposi ción de reservas : 8uando se e$ige la aceptación unánime de la interpuesta si del n*mero restringido de Estados participantes en un acuerdo o del ob+eto y fin de )ste se puede deducir que era requisito esencial en el consentimiento mantener la integridad del tratado &art.1. en efecto. de un acuerdo internacional a su publicación. En su acepción ordinaria se entiende por interpretación de una regla +urídica la fi+ación de su contenido y alcance normativo. ciertamente. El art. DF. !una vez que haya entrado en vigor". El antecedente de estas disposiciones hay que verlo en el art. no infrecuentemente. por consiguiente. %e ahí tambi)n la diversidad de instancias internas e internacionales que en virtud de su participación en la aplicación de reglas internacionales. del que las normas de ese acuerdo 61 .1. sean parte.A de la 8. Si tal prohibición e$istiese sería obra del %erecho convencional. (or las características particulares del %erecho internacional la interpre tación.. ni siquiera la regularidad. INTER5RETACIÓN DE TRATADOS. %e conformidad con el art. los tratados y acuerdos internacionales en los que los miembros de la I=. y )sto tanto en el plano internacional que es el del acuerdo. EF. G INTER5RETACIÓN Y '&0ITO DE A5LICACIÓN DE LOS TRATADOS A. como en el plano interno. a interpretarlo.1. #a 8.

#. tal interpretación prevalece sobre cualquiera otra. A. #a línea de evolución general de las reglas de interpretación en el %erecho internacional ha ido desde un voluntarismo o sub+etivismo inicial. dos posibles vías de interpretación +urisdiccional interna de reglas internacionales. por definición. #a 62 . En el plano internacional los Estados +uegan un papel interpretativo pri mordial. Sólo de modo complementario es legítimo acudir a otros medios interpretativos en la medida en que la primera vía sea insuficiente. es la interpretación seg*n el te$to.1. #a +udicial internacional presenta notas muy diferentes a las que tiene la +udicial interna estatal. Si los autores de un tratado internacional se ponen ulteriormente de acuerdo sobre el sentido a dar a determinadas cláusulas de un acuerdo. b*squeda de la voluntad o intención de las partes en un acuerdo. y. fácilmente discrepante. puede haber. En los Estados modernos. :' <eglas principales : a' 6e$to y conte$to. los Estados se sit*an en el límite de separación entre la mera interpretación y la modificación del %erecho e$istente a trav)s de nuevas reglas. la falta de una estructura orgánica en los tribunales internacionales. una interpretación unilateral 3 mientras que la que realicen en el internacional será o bien unilateral &la que realice cada uno de por sí' o bien colectiva &aut)ntica' aclarando o redefiniendo los t)rminos de ese acuerdo. En su primera formulación fueron reglas de elaboración doctrinal y hoy lo son de elaboración y reconocimiento +udicial. hacia una concepción ob+etiva. fi+ación del contenido de la regla. <A y <E 8. se la ha modulado en la forma siguiente : 8orresponde interpretar una regla a aquel que tiene la facultad de suprimirla o de modificarla. como unilateral y varia. 0nterpretación internacional tambi)n es la que realizan los tribunales y las organi zaciones internacionales. además de la gubernamental. como en el caso de -rancia.formarán parte por su integración en )l. como tambi)n se la denomina. #a interpretación interna unilateral es una consecuencia de la soberanía o independencia de cada Estado. #a primera regla de interpretación recogida en los arts. tal y como )ste haya sido plasmado en los te$tos. son todos factores que impiden que la +urisprudencia internacional posea el nivel de coherencia y uniformidad que tiene la de los tribunales internos dentro de un Estado. =o es así con la interpretación interna de las reglas internacionales de carácter convencional en la que fácilmente se impone como criterio la llamada interpretación gubemamental sobre la que puedan realizar esos tribunales o.. #as reglas de interpretación de normas internacionales son primordialmente normas de interpretación de acuerdos internacionales. incluso. de modo que el resultado global en la aplicación interna de los acuerdos internacionales efectuada por los distintos Estados partes en )l. Es el riesgo al que está sometida toda norma internacional en el proceso de su interpretación y aplicación interna. con el principio de la separación de poderes. lleva a ese resultado. la ine$istencia de un principio de +urisdicción internacional obligatoria. En esta interpretación colectiva o concertada. y )ste es un matiz importante. El carácter ocasional de los procedimientos +udiciales internacionales. En el %erecho internacional. ellas en sí mismas discrepantes. En temas de interpretación se ha afirmado siempre que corresponde interpretar a aquel que estableció la norma (eius est interpretara cuius est condere). La" nor!a" de inter%retación del Derecho internacional. la inter pretación del %erecho interno es función primordial de los +ueces y tribunales de modo que ella es paradigmática para la que han de hacer los distintos órganos de aplicación de ese sistema estatal. #a que los órganos estatales hagan en el plano interno será siempre. (uede hab)rsele conferido a un determinado organismo la facultad de establecer normas y al hacerlo agotar con ello su competencia.

inter pretación seg*n el te$to no significa. insertas en )l. en primer lugar. <A. c' El %erecho internacional com*n. <A. Este problema del cambio y adaptación. <A. seg*n el conte$to y el ob+eto y fin del acuerdo... los derechos privados deben ser respetados. un mismo t)rmino puede recibir diferentes acepciones. ni mucho menos. es tambi)n : 6odo acuerdo que se refiera al tratado &originario' y haya sido concertado entre todas las partes. #a regla del art. <A. sino tambi)n de integración +urídica. Solamente cuando conste de modo claro la intención de las partes. tienden a evolucionar y a adaptarse a las circunstancias cambiantes que acaso el mismo acuerdo tradicional contribuyó a inducir. 8onte$to. evolucionan al compás de todo el con+unto normativo3 relevante. sino que lo complementan : !:unque el tratado no haya mencionado e$presa y formalmente el principio. #as partes son las me+or calificadas para introducir los cambios necesarios que esa adaptación postula y sutilmente lo e$presa la regla del art. 8on ello se pone de relieve además que las líneas de separación entre aplicación e interpretación son fluídas. #a cone$ión con las reglas generales del %erecho internacional puede mani festarse no sólo como un problema de interpretación. El comportamiento ulterior de las partes &art. pues. con precaución y mesura. este principio está clara mente admitido por el tratado". en el supuesto del cambio de soberanía. 63 . #as normas que configuran un acuerdo internacional no se petrifican. En esa valoración del comportamiento ulterior de las partes hay que incluir como elemento interpretativo de primera fila en la interpretación de las cartas constitutivas de las organizaciones internacionales.< a 8. b' :cuerdos y práctica ulterior. incluidos pr)ambulo y ane$os". :mbos criterios. 6al es el caso del e+ercicio del derecho de veto por parte de los miembros permanentes del 8onse+o de Seguridad y así lo ha reconocido el 60J. el del conte$to y el del ob+eto y fin han sido ya utilizados por el 60J en su +urisprudencia. El art. interpretación literal 3 significa pura y simplemente que la interpretación +udicial internacional no puede intentar !reescribir" el te$to del acuerdo. tambien. se dará a los t)rminos empleados una acepción especial &art. <A. Si el %erecho internacional es sistema +urídico. lo ha enfrentado la 8. =o se puede. por e+emplo.<c equilibra lo que de unilateral pudiera parece tener la intepre tación te$tual. en la interpretación de normas convencionales tiene que ser !toda norma pertinente de %erecho internacional aplicable a las relaciones entre las partes". 8onte$to es. el conte$to sugerirá la ampliación y en otras deberá tomársela en sentido más restrictivo. en segundo lugar. tanto si el problema se plantea en el plano de la interpretación como si lo hace en el de la e+ecución o aplicación del acuerdo. cuando dice que habrá de tenerse en cuenta +unto con el conte$to.A determina que el contenido se establecerá : (or el sentido ordinario que de buena fe haya de atribuirse a los t)rminos utilizados.<b' es. seg*n el conte$to. En cierto sentido es una manifestación más de ese aspecto irreductible que el %erecho internacional presenta a toda concepción estrictamente consensua lista. 6odo tratado incorpora implícitamente reglas del %erecho com*n que no sólo lo interpretan. seg*n el cual. un elemento valioso en la determinación del contenido de los derechos y obligaciones de las partes. %entro de ese espacio. claro está que las reglas convencionales.C'. todo acuerdo ulterior entre las partes. la práctica de esta organización. !el te$to. fi+ar de modo abstracto y general el t)rmino !elegido" y aplicarlo despu)s mecánicamente todas las veces en las que ese t)rmino aparezca. 6odo instrumento &ya no necesariamente acuerdo' configurado por una o más partes con motivo de la celebración de ese tratado y aceptado por las demás. En unas.

<<. (uesto que la comunidad internacional no posee lengua propia. #a inmediatividad que el te$to internacional conserva con la voluntad o inten ción de sus autores +ustifica y sigue +ustificando la utilización de un medio interpre tativo del que la interpretación interna en las normas legales hace un uso mucho más parsimonioso. como corrección necesaria a las insuficien cias de una e$cesiva fi+ación te$tual. 64 . A. Son medios muy dispersos : 0nstrucciones a los negociadores. #a regla internacional queda así recortada en su sentido y fin internacional al ser e$presada en conceptos y t)rminos propios y particulares de una determinada cultura. por e+emplo.1. las normas +urí dicas de este %erecho han de estar necesariamente formuladas en lenguas nacio nales. pero sólo cuando el te$to no fuera claro en su redacción. la manifestación a trav)s de medios que poseen necesariamente connotaciones nacionales de principios y categorías +urídicas superadoras de esos particularismos nacionalistas. se titula !medios de interpretación complementarios". puesto que hay. (ero además son incompletos. dice la misma 8onvención. #a reducción de la importancia de este recurso interpretativo se e$plica por el carácter incompleto y fraccionario que tiene normalmente el uso de esta fuente de información.C'. era com*n el recurso a los traba+os prepara torios. dice que !cuando un tratado haya sido autentificado en E o más idiomas. <E 8..Este principio dinámico de interpretación. constituye el límite má$imo de lo tolerable en este sistema +urídico. El art. #os dos 6ribunales de #a 1aya a trav)s de +urisprudencia repetida y firme han aceptado el recurso a los traba+os preparatorios. pero esta es una actividad vedada al +uez internacional. a no ser que se haya producido un cambio tan sustancial que aquellos actos cone$os que permitirían interpretar a situación o norma no fueran utilizables. 8onstituye un recurso de la hermen)utica general que los efectos y alcance de un determinado acto +urídico se determinen seg*n el momento en que )ste tuvo lugar. hoy ciertamente insalvable. <<. que permite acudir a los traba+os preparatorios del tratado. Itra cosa sería adentrarse en el ámbito de la función integradora de los tribunales en la interpretación del %erecho interno. En el mismo sentido que el recurso a los traba+os preparatorios. %e todos modos. teniendo en cuenta el ob+eto y fin del tratado. >aste simplemente consignar que %erecho y lengua son fenómenos culturales y que constituye un contrasentido. y escogiendo la aceptación que me+or concilie los distintos sentidos discrepantes &art. el cambio desde la práctica anterior a la 8onvención de . el te$to hará igualmente fe en cada idioma". hay que buscar la concordancia y armonía de los te$tos por la vía de los arts <A y <E 8. El análisis de la influencia del uso de una lengua nacional para la e$presión de normas que se entienden y quieren ser verdaderamente internacionales no es de este lugar.A 8. trata )ste de aclarar la intención originaria mediante la consideración de esas circustancias &art. protocolos en los debates de la conferencia inter nacional que elaboró el te$to del acuerdo. >' <eglas complementarias de interpretaci"n : a' El recurso a los traba+os preparatorios.iena y el resul tado plasmado en ella es indicativo de esa evolución sufrida en el %erecho interno de !ob+etivación" de la regla y de ale+amiento de la voluntad origi naria de los autores de la norma. En la antigua doctrina y práctica. El art. negociaciones estrictamente verbales que no tienen refle+o documental alguno o que aunque lo hayan tenido quedan ignoradas como consecuencia del secreto diplomático. actas de cortes donde se recogen los debates del parlamento que autoriza al gobierno a ratificar. b' 8ircunstancias que concurrieron en la celebración del acuerdo. Tratado" redactado" en di"tinta" len ua". :dvertida la discrepancia te$tual./. <E'. etc.

#a aplicación del tratado al !territorio de cada Estado" debe de ser entendida como aquella que se contrae al territorio que. 8omo las omisiones más importantes : (resunción en favor de la soberanía o independencia de los Estados (in du io mitius). en otras. E7ecto entre la" %arte". por estimarla subsumida en otra de mayor alcance. En este caso debe distinguirse entre la obligación que el Estado asume. #as razones pueden ser distintas. de conformidad con el %erecho internacional. A.1. marítimos y a)reos. 1ay que distinguir entre el ámbito espacial y el temporal. S Superfetatoria : Superpuesta a otra. #a formuló con toda rotundidez y claridad : M#as limitaciones a la soberanía de los Esta dos no se presumenM.na aplicación y corolario de esta regla es el llamado principio de las !fronteras movibles". seg*n el cual.#. est) o no recogida en el 8onvenio. está sometido a la soberanía o +urisdicción de los distintos Estados contratantes. %e ella hizo amplio uso el 6(J0. y hoy. de ordinario. )sta no ha recogido normas de las que ambos 6ribunales de #a 1aya hayan hecho amplio uso en su +uris prudencia. en unas puede significar eliminación consciente. #as reglas convencionales están intencional mente dirigidas a producir iguales efectos entre las partes vinculadas por el mismo acuerdo. A.#. es cuestión importante en )l determinar los efectos vinculantes de sus cláusulas por relación a las partes y a los terceros Estados. 6ampoco ha sido e$presamente reconocida la regla del efecto *til (ut res magis valeat quam pereat). a7adida durante el proceso de creación de la original. pero este principio sufre notables e$cepciones en virtud precisamente de la voluntad contractual de esos Estados o de la propia naturaleza del acuerdo. El silencio de la 8onvención significa aquí claramente abandono de la regla. seg*n la cual !sería contrario a las reglas de interpretación generalmente reconocidas considerar que una disposición de esta naturaleza. -inalmente. aunque a efectos limitados. EG 8. ?espondiendo a la orientación general de la 8onvención. y el ámbito de aplicación del acuerdo. la regla general es que sus efectos se e$tiendan. . El art. establece que : !6odo tratado en vigor obliga a las partes y debe ser cumplido por ellas de buena fe". a los respectivos ámbitos de esas distintas soberanías 3 cabe que lo sea sólo a un territorio en particular. sea una disposición sin alcance y sin efecto". el espacial y el temporal. el Estado que sufra p)rdida o aumento de soberanía territorial se descarga o aumenta sus responsabilidades en el cumplimiento de las obligaciones que le corresponden seg*n 65 . E(ECTO DE LOS TRATADOS INTERNACIONALES. la zona económica e$clusiva. Re la" inter%retati-a" no reco ida" en la Con-ención. (or consiguiente.A. en otras la motivación puede estar en no ser de importancia mayor o estar en período de formación todavía. la hacen probablemente superfetatoria S.1. y de la que )l responde. la regla contra pre!erentes seg*n la cual quien es responsable de una ambigVedad o falta de claridad en sus manifestaciones debe soportar las consecuencias que de ella se derivan. se incluyen en )l los espacios terrestres. inserta en un compromiso.1. a seme+anza de lo que ocurre en )ste. 9ás que de eliminación se podría hablar de subsunción : #a importancia de la interpretación conte$tual y el criterio teleológico de la interpretación seg*n el ob+eto y fin de la convención. En lo que el tratado internacional tiene de análogo con el contrato en el %erecho privado y. :l igual que en las demás normas +urídicas. Es el principio que recoge el art.. hay lugar a distinguir aquí los tres ámbitos usuales de aplicación : El personal. EC 8. :' Wmbito de aplicación espacial : (or lo que respecta a la esfera de aplicación espacial de los tratados.

(ara los derechos basta simplemente el asentimiento del mismo y )ste. un Estado pueda tener ba+o su control por el e+ercicio de una sobe ranía de hecho : En el antiguo %erecho internacional el caso de los protectorados. el art. Esta tesis se refuerza si se contempla el art. conocido tambi)n como del !efecto relativo de los tratados". hoy. no lo podrán revocar ni modificar las partes del convenio originario si consta que en el momento de la conclusión de 66 . los Estados. ED 8. en su fun ción ordenadora. o tambi)n. El %erecho internacional les permite tambi)n hacerlo para regular su actividad en los denomi nados espacios libres. claramente toma partido en favor de esta segunda.n tratado no es ley más que entre los Estados parte en )l". EB 8. Si se trata de una obligación. no se comprometen sólo por sus respectivos territorios. <C 8. y antes y ahora el de la llamada ocupación militar. que coloca más en primera línea al acuerdo colateral. si el tratado no dispone otra cosa. <H e$ige que las partes del acuerdo originario tengan la intención de constituir este deber para un tercer Estado y que dicho tercer Estado lo acepte e$presamente y por escrito. El ámbito espacial así definido no se corresponde necesariamente con el que. presupuesto siempre el respeto a los derechos adquiridos. Esta regla.#. formula como principio general. : !. En la +urisprudencia de ambos 6ribunales de #a 1aya fue formulada de modo diferente. Itro aspecto debe quedar tambi)n claro. >' <eglas de la 6onvenci"n de =iena &:rts <H <K' : >asta con una simple lectura de estas normas para percibir que el ob+eto de su regulación no son las normas. es corolario del que afirma el art. espacio a)reo y ultraatmosf)rico. pero nó los arts <H <K.iena eran dos : #a de la negotiorum gestio &la estipulación en favor de tercero' y la del acuerdo colateral. Sorprende este rigor que no tiene igual en la teoría general del %erecho. sino los derechos y deberes recogidos en los acuerdos internacionales. las vías posibles a utilizar por la reglamentación hecha en .. Si es un derecho. ha encontrado sin dificultad amplio reconocimiento en la +urisprudencia internacional (pacta tertiis nec nocent nec prosunt.n tratado no crea obligaciones ni derechos para un tercer Estado sin su consentimiento". <B'. su revocación o modificación se hará mediante el acuerdo de las partes en el tratado y del tercer Estado. en t)rminos bastante estrictos. : !6odo tratado en vigor obliga a las partes" y su complementario el art.#. ?especto de las obligaciones. !. de modo eventual. %entro de )l y en un plano abstracto de especulación +urídica. Este principio. salvo el caso especial de las normas penales y. A. se presume a trav)s del silencio &art. como es que el mecanismo por el que estos preceptos articulan el +uego de la e$tensión posible de derechos y obligaciones es un mecanismo consensual. tampoco lo tiene en la de las instituciones civiles. la e$tensión de sus efectos vinculantes a Estados que no sean parte en )l. ninguna norma internacional vincula a las partes en relación con un acto o hecho que tuvo lugar antes de la entrada en vigor para esa parte. el ob+eto de los convenios más importantes. En contra de lo que pudiera aparecer a primera vista. de forma correlativa a esas mutaciones territoriales. Sólo el art. >' Wmbito de aplicación temporal : En lo que respecta al ámbito de aplicación temporal. alta mar. <K 8. En virtud de )l. que regula la revocación o modificación de la oferta. res inter alios acta) . Ese es en buena parte. el art. #a 8. en principio. E7ecto re"%ecto de tercero". el de la irretroactividad. <D habla de normas. :' 6uestiones generales : El carácter consensual del tratado internacional impide. com*n al %erecho interno y al internacional. tanto respecto de los derechos como de las obliga ciones. :ntártida.los tratados concluidos.

)ste se tuvo la intención de que tal derecho no fuera revocable ni modificable sin el consentimiento del tercer Estado. 8' 6asos particulares : :lgunos de los que la doctrina ha presentado como e+emplos de casos de e$cepción no lo son en realidad, puesto que se e$plican por el mecanismo consensual que ellos mismos establecen. Itros hay, en cambio, en donde la intervención de un posible acuerdo colateral es menos evidente. a' 8láusula de la nación más favorecida. Es instrumento utilizado en determinados ámbitos del %erecho internacional, especialmente, en el %erecho económico y comercial o en el %erecho de e$tran+ería. En virtud de ella los Estados contratantes en el acuerdo primero, por e+emplo : y >, estipulan la e$tensión automática o condicionada, en el marco de sus relaciones convencionales del nivel más venta+oso que cualquiera de ellos pueda estipular en un acuerdo ulterior con otro Estado que era tercero por relación al primer acuerdo en el momento en que )ste fue concluido. Si es condicionada, sólo se produce este efecto en la medida en que el que reclame la venta+a est) en disposición de conceder lo mismo que otorgó ese tercero. #a e$cepción es más aparente que real porque la e$tensión a la relación : >, los beneficios que genera el tratado : X 8 o > X 8 lo es en virtud de un mecanismo de remisión que conecta a un tratado con otro. #a relación pues es una relación conven cional. b' 6ratados que tienen por ob+eto regular los problemas que suscita la suce sión entre Estados. #a convención de .iena sobre tratados no se ocupa de este asunto. (ero lo ha hecho un convenio de E< de agosto de AGKD que ha situado el problema en dos planos diferentes, con soluciones distintas seg*n que se trate de una sucesión motivada por el fenómeno de la descolonización o fuera de este supuesto particular. 8iertamente, desde el punto de vista estrictamente formal, el Estado nuevo que sucede al anterior, bien porque )ste desaparece bien porque el nuevo se independiza en virtud de una sucesión o fragmentación en el primero, es desde el punto de vista de su personalidad, verdaderamente, un tercero respecto de los acuerdos interna cionales concluidos por el Estado antecesor con otros Estados y que, por diversos motivos &concesiones administrativas a empresas e$tran+eras, deudas o empr)stitos' afectan y se localizan en el territorio del nuevo Estado. En la sucesión de carácter colonial la solución que se sigue es la del denominado principio de la tabla rasa y, por consiguiente, la intransmisibilidad de derechos y obligaciones convencionales hacia el nuevo Estado salvo que )ste en virtud de un procedimiento simple los acepte por estimarles venta+osos. En este caso se sigue la regla de la res inter alios acta ; El acuerdo internacional no produce efectos sobre terceros. Si la sucesión es ordinaria, el principio seguido es el contrario, el de la continuidad de derechos y obligaciones, la regla inter alios no es practicada a pesar de que el Estado sucesor sigue siendo tercero por relación a aquellos acuerdos. #a conclusión es evidente : =o la lógica +urídica, sino las circunstancias políticas o sociales han dictado aquí la solución de %erecho. (or esta misma razón, en el caso de las sucesiones coloniales, y en la materia de trazado de fronteras sufre fractura el prin cipio de la e$clusión de efectos sobre terceros. El art. AA del mencionado convenio dispone que !una sucesión de Estados no afecta ... a una frontera establecida por tratado, ni a los derechos y obligaciones relativos al r)gimen de una frontera estable cida por tratado". c' 2obiernos internacionales de hecho : -unción ordenadora que en la esfera internacional tiene el 8oncierto de las 2randes (otencias y que )stas e+ercen de modo preferente en los grandes tratados
67

que se esta blecen despu)s de conflictos b)licos generalizados. #os acuerdos que ellas conciertan entre sí o con otros Estados presentan ciertos rasgos estatuta rios, de modo que sus reglas de+an de ser en su estructura interna normas convencionales. ?efor zando este principio estructural de la sociedad internacional, establece en t)rminos generales el art. KH de la 8. que : ! Las disposiciones de la presente convenci"n se entender1n, sin perjuicio de cualquier o ligaci"n que pudiera originarse con relaci"n a un tratado para un Estado agresor como consecuencia de medidas adoptadas con!orme a la 6arta de las >aciones .nidas con respecto a la agresi"n de tal Estado ". d' Situaciones estatutarias u ob+etivas : M: diferencia de una competencia estatutaria, no puede presumirse que el e+ercicio de un derecho sea obligatorio para su titularM : #os derechos fundados en una regla convencional se diferenciarían de los nacidos de una situación estatutaria en la que los primeros serían e+ercitables a voluntad del titular 3 en los segundos, por el con trario, el titular estaría en la obligación +urídica de e+ercerlos. #a norma estatutaria, en su modo de constitución no se diferencia de la conven cional 3 ambas son creadas mediante acuerdo entre Estados. #a doctrina viene detec tando que, en ocasiones, aunque el vehículo de la creación normativa sea el acuerdo, el resultado va más allá de la mera regla convencional. #a 8arta de la I=;, tratado internacional en su origen, crea un su+eto de %erecho internacional que se impone como tal a otros Estados no miembros de esa organi zación. %e nuevo hay verdadera e$cepción a la regla. e' =ormas que se encuentran en un proceso de consolidación para llegar a ser reglas consuetudinarias. #a norma del art. <D tiene una relación singular, está concebida ad cautelam, !#o dispuesto ... no impedirá que ... ". #o que se desea que no sea impedido es, que una regla en proceso de formación como regla consuetudinaria y recogida en un tratado como regla convencional, no sufra impedimento en esa progresión hacia la consti tución como regla consuetudinaria, y llegue a ser obligatoria para un tercer Estado, a causa de lo establecido en los arts <C al <K 8.. El mecanismo de los referidos arts. es en verdad uno convencional, de modo que la e$cepción a la regla es más aparente que real. En la derivación de la regla convencional hacia la consuetudinaria no hay ni puede haber e$tensión del efecto vinculante del tratado. =o hay pues e$cepción. d' 8onclusiones. El principio de la delimitación de los efectos vinculantes de un acuerdo internacional a las partes intervinientes está bien asentado en su afirmación de base. %entro del +uego de la autonomía que a las partes concede el %erecho positivo y que en el %erecho internacional es muy amplio, )stos son árbitros para configurar sus derechos y obligaciones como lo crean oportuno. El efecto de esos pactos queda reducido a los que contratan. #as e$cepciones que aparenta tener la regla no lo son en realidad y todo se aclara desde el momento en que se precise la noción de !tercer Estado". 1ay ámbitos, me+or conocidos en el %erecho privado que en el %ere cho p*blico interno y en ambos me+or que en el %erecho internacional, donde situaciones inicial mente convencionales se transforman en estatutarias o inclusive otras en las que sólo el ropa+e +urídico formal permite hablar de un acuerdo cuando en realidad son estatutarias desde el origen.

1E <ALIDEJ Y &ODI(ICACIÓN DE TRATADOS INTERNACIONALES

68

1E.1. LA <ALIDEJ EN LOS TRATADOS INTERNACIONALES. 1E.1.1.Cue"tione" enerale". En una 8onvención codificadora de las reglas que ordenan la configuración del tratado internacional era insoslayable el tema de la validez y nulidad. (lantearse como problemas el de la validez de una norma o acto +urídico es indagar las condi ciones de fondo y forma por las que un sistema +urídico determinado organiza la producción de este acto para que, a+ustado a %erecho, cause plenos efectos o, en caso contrario, averi guar en qu) medida las tachas en )l advertidas lo hacen nulo o ineficaz. En los %erechos internos es usual distinguir a estos efectos las normas que afectan a la capacidad, a las condiciones de forma o a las condiciones de fondo3 pero este planteamiento clásico, debe ser acomodado a las condiciones particulares del %erecho internacional. (or lo que a la capacidad respecta, y salvo el caso especial de las organiza ciones internacionales, no hay lugar a plantear en el %erecho internacional moderno las vie+as cuestiones que nacían de la capacidad limitada de los protectorados o de los denominados Estados semisoberanos. #a soberanía e igualdad entre los Estados confiere a todos una capacidad gen)rica para vincularse por acuerdo &art. B'. %e ellas no tuvo necesidad de ocuparse la 8.. #o mismo cabe decir respecto a la forma, puesto que el aformalismo es una de las notas características de nuestro %erecho. :l no haber formas precisas imperadas por el %erecho, no hay irregularidad posible en el acuerdo internacional por falta de forma. ?estan las que en el %erecho interno suelen ser consideradas como cuestiones que afectan al !fondo", y que, en virtud de las particularidades de nuestro %erecho, han recibido en la regulación que de ellas hace la 8. un tratamiento distinto al que sería usual en un %erecho interno estatal. #as nociones básicas con las que la 8. opera en esta materia son fundamen talmente )stas : Esbozo de una distinción entre nulidad y anulabilidad &arts. CH y BG', pero sin llevarla a sus *ltimas consecuencias. (rotección a los actos realizados de buena fe, no obstante la nulidad radical del acuerdo internacional que le sirvió de base &art. BG.E b'. E$clusión del Estado responsable del vicio del beneficio que eventualmente se seguiría de la anulación del acto que )l vició &art. BG.<'. :similación del acuerdo bilateral al multilateral &art. BG.C' sin tomar en cuenta el carácter específico de )ste. -inalmente, restablecimiento del statu quo ante , !en la medida de lo posible" entre las partes en el acuerdo afectado de nulidad &art. BG.E a'. En estas condiciones no tiene nada de e$tra7o que el problema de la nulidad de las normas de un tratado internacional est) principalmente enfocado desde la perspectiva de los vicios en el consentimiento del acto negocial 3 sólo de forma apendicular ha sido considerado el particular de la relación entre las reglas del acuerdo y las normas imperativas, lo cual rebasa ampliamente el problema concreto, puesto que se sit*a en el plano mucho más general del %erecho necesario y las demás normas y actos +urídicos de ese sistema.

1E.1.#. 5ro+le!a" %articulare". El art. CE 8. sienta una regla preclusiva : !#a validez de un tratado no podrá ser impugnada sino mediante la aplicación de la presente 8onvención". Se establece así una presunción en favor de la validez del acuerdo y, a la vez, se limitan las causas por las que pueda ser impugnada dicha validez. %e conformidad con las que toma en cuenta la 8. podemos clasificar así a )stas :

69

:' =icios que a!ectan a la !ormaci"n y mani!estaci"n del consentimiento : #as dos normas que la 8. recoge tienen más bien carácter cautelar, y las condiciones estrictas con las que )stas configuran el vicio posible permiten presumir que su aplica ción será escasa en los supuestos concretos. Esta categoría presenta dos modalidades : a' %isposiciones de %erecho interno relativas a la competencia para la conclu sión de acuerdos internacionales &art.CB'. Es el problema de las ratificaciones imperfectas. (or su inserción sistemática, ha de considerarse al art. CB como regulador de un vicio que se manifiesta en el procedimiento interno estatal de formación de la voluntad orgánica para obligarse por medio de tratado. En consecuencia, le es aplicable la regla del art. CH b 3 de manera que, una vez advertido el vicio, la conducta ulterior de la parte que puede usar la acción de nulidad equivaldría a aquiescencia y tendría un efecto sanador del acto originariamente viciado. En contra de la t)cnica normal en materia de vicios en el consentimiento, es la parte que introduce el vicio &el Estado que no ha formado bien su voluntad' aquella a la que el art. CB concede el e+ercicio de la acción de nulidad. Ello indica que, en realidad, de verdad, la causa de la nulidad no está en la irregularidad de la voluntad formada en el %erecho interno, sino en la mala fe de la otra parte que conociendo o pudiendo conocer &puesto que se trata de una infracción patente' la irregularidad que comete el otro Estado, se aprovecha de ella y concluye el tratado. 6odo ello equivale a situarse fuera de la t)cnica de los vicios del consentimiento para entrar en el ámbito de la responsabilidad. #a sanción por la mala fe con la que procede ese Estado consiste, precisamente, en la amenaza que pesa sobre el acuerdo por el posible e+ercicio de la acción de rescisión por el Estado que lo concluyó en infracción de normas de su %erecho interno. b' E$tralimitación de los poderes del representante en la manifestación del consenti miento &art.CK'. El carácter cautelar de esta regla aparece de inmediato si se toma en cuenta que la obligación que surge de un acuerdo internacional tiene lugar como acto singular, despu)s que la negociación haya concluido.%esde este punto de vista no se compren de bien la relevancia que el te$to da a !los demás Estados negociadores". #a presen tación de los poderes y el conocimiento de )stos sólo tendrá la importancia que el te$to le concede, cuando sea la firma el acto final que e$presa la voluntad de quedar obligado. (ero a*n así no es usual en la práctica internacional que los gobiernos publiquen y den conocimiento a los demás Estados, con los que ellos negocian y concluyen un acuerdo, de los t)rminos en los que fueron otorgadas las instrucciones a su repre sentante. 0ncluso hay supuestos, no desconocidos en la práctica internacional, de coe$istencia de unas instrucciones p*blicas con otras secretas, que son las verda deras, y a las que el representante deberá a+ustarse. En este caso la norma del art. CK sería a*n más perturbadora 3 el simple riesgo de que pueda haber dos clases de instrucciones, unas p*blicas y conocidas y otras secretas retira al art. CK gran parte de la importancia que aparenta tener. >' =icios que a!ectan a la sustancia del consentimiento : #a 8. recoge tres supuestos de distinta significación y alcance : El error, el dolo y la coacción, y en )stos dos *ltimos casos distingue seg*n que dolo o coacción sean sufridos por el representante del Estado o por el Estado en cuanto tal. a' El error. El reconocimiento del error como un vicio del consentimiento es un vicio de acepta ción tan general en el %erecho, que en el caso particular del %erecho internacional, no necesita +ustificación alguna. El error es un vicio precisamente porque se instala en la esencia misma del consen
70

timiento. #a parte que lo sufre presta su asentimiento porque aprecia la realidad e$is tente de forma desviada, y manifiesta su conformidad a una !realidad" que percibe como tal, pero que es ine$istente : =o hay en verdad consentimiento. (ara que el error produzca ese efecto invalidante del negocio +urídico es necesario que )ste se proyecte sobre un elemento esencial que determinó la voluntad de quien consiente en obligarse. 8omo dice el art. CD,A 8. : !el error se refiere a un hecho o a una situación ... y constituye una base esencial de su consentimiento el obligarse por el tratado". (ero, además, es necesario que no sea imputable a la conducta de quien lo comete &art. CD,E'. 1ay imputación si el error estuvo provocado por su propio comportamiento o si no fue lo suficiente advertido para evitar el riesgo de cometerlo : !Es una regla aceptada, que una parte no puede invocar error como vicio del consentimiento si ella ha contribuido a )l con su propia conducta, si podía evitarlo o si las circunstancias fueron tales que pudo advertir el riesgo de cometerlo". En virtud de estas precisiones queda e$cluído el error de %erecho y el *nico posible es el de hecho : El de las circunstancias concretas sobre las que han de actuar las cláusulas del tratado. 0gualmente, este error se diferencia del simple error material en la redacción del te$to que e$presa el acuerdo, y que no afecta para nada a su validez 3 en tal caso se procederá a su corrección &art. CD.<'. El vicio fundado en el error sólo puede ser invocado por quien lo haya sufrido, y admite la sanación por conducta ulterior de )ste &art. CH'. El efecto de nulidad es ex tunc y por consiguiente funciona ba+o la presunción de la regla del art. BG.Ea : ?esta blecimiento del statu quo ante, teniendo a su favor el +uego de la buena fe &art. BG.Eb'. b' %olo. El art. CG establece : !Si un Estado ha sido inducido a celebrar un tratado por la conducta fraudulenta de otro Estado negociador, podrá alegar el dolo como vicio de su consentimiento en obligarse por el tratado". El efecto del dolo sobre el consentimiento que presta quien lo padece es equivalente al del error. Se consiente porque quien lo padece tiene una visión perturbada de la realidad a la que )l presta su asentimiento, pero se diferencia del error en estos dos elementos fundamentales : El dolo no e$ige, como lo hace el error &art.CD' que esta equivocación se centre sobre un hecho o situación que !constituya una base esencial del consentimiento prestado". En el dolo la equivocación sufrida que induce a la prestación de ese consentimiento debe estar en relación directa con la maquinación urdida y dirigida a provocar el consentimiento en la parte que se equivoca. En el primer caso hay un criterio ob+etivo de referencia, la distorsión de la realidad en la que consiste el error es un elemento esencial en el acuerdo3 en el segundo es meramente sub+etivo, en el sentido de que la falsa apreciación inducida fue determinante en la prestación del consentimiento, pero no tiene que recaer en un elemento esencial. :l igual que en el error, sólo el Estado que sufre el dolo puede invocarlo, pero se diferencia en cuanto a sus efectos. En el dolo, y en virtud de la divi sibilidad del tratado &art. CC', el Estado que lo padece puede elegir entre mantener la parte del acuerdo no afectada por el dolo o hacer uso de su derecho a impugnar la validez de todo el tratado. (uede tambi)n, pero no está obligado a ello, rechazar la validez de los actos que tengan su base +urídica en el tratado afectado por este vicio de nulidad. El art. HF contempla el caso especial de dolo cuando el consentimiento de un Estado hubiere sido obtenido por la corrupción que se e+erció sobre el representante del Estado que lo e$presó. El hecho comprobado de esa corrupción, hace perder a la persona corrupta la condición de representante del Estado per+udicado. 8on cierta imprecisión el citado artículo habla de !otro Estado negociador" que, en cierto sentido, remedia cuando a )ste le atribuye de modo directo o indirecto la respon sabilidad de esa corrupción. =o es necesario que el Estado negociador y por lo tanto el que recibe el beneficio del fraude, sea el e+ecutor. =o tiene por qu) ser el e+ecutor material, bastará con que le sea a )l imputable. #os efectos del dolo en este caso son los mismos que los del dolo contemplado en
71

el art. anterior. En los dos supuestos, el art. CH permite sanación por acuerdo o con ducta ulterior. c' #a coacción. %e la misma forma que en el dolo, la 8. regula la coacción por dos vías diferentes : #a e+ercida sobre el representante que manifiesta el consentimiento &art. HA' y la que sufre directamente el Estado &art. HE'. =o debe olvidarse que el Estado act*a siempre a trav)s de representantes, que son órganos suyos, pero tambi)n personas físicas, hombres de carne y hueso, de modo que fácilmente ambas situaciones se interpenetran y confunden. #a noción de la coacción relevante como causa de nulidad, que la 8. toma en cuenta, no es ob+eto de definición directa. %ice el art. HE : !Es nulo todo tratado cuya celebración se haya obtenido por la amenaza o el uso de la fuerza en violación de los principios de %erecho internacional incorporados en la 8arta de las =aciones ;nidas". El te$to de los arts. HA y HE indica que el efecto de este vicio es de nulidad radical : !8arecerá de todo efecto +urídico" la manifestación del consentimiento de un Estado obtenida mediante coacción sobre el representante del mismo &art. HA'.!Es nulo todo tratado" &art. HE'. Se trata de una irregularidad especialmente grave que refuerza el principio general de prohibición del recurso a la fuerza o amenaza al uso de la fuerza en las relaciones internacionales &art. E.C de la 8arta de la I=;', no simplemente de un ilícito interna cional como en el caso del dolo y la corrupción. 9ientras que en estos dos supuestos el Estado afectado !podrá alegar" el vicio interviniente, en el de la coacción la nulidad es obra de la ley &nulidad radical'. =o hay divisibilidad de las obligaciones del acuerdo art. CC.H, no e$iste tampoco la posibilidad de una sanación del vicio por la conducta posterior de la parte afectada &art. CH'. =o obstante, a la parte inocente le concede el beneficio de la buena fe respecto de los actos e+ecutados antes de la alegación de esta nulidad &art. BG.E y <'. 8' *cuerdos contrarios al ius cogens : %e modo análogo a como lo hace el art. B< 8c.: ! Los actos contrarios a las normas imperativas y a las prohi itivas son nulos de pleno derecho ", la 8. regula este supuesto en E artículos fundamentales : :rt. H< : !Es nulo todo tratado que en el momento de su celebración est) en oposición con una norma imperativa de %erecho internacional". :rt. BC : !Si surge una nueva norma imperativa de %erecho internacional general, todo tratado e$istente que est) en oposición con esa norma se convertirá en nulo y terminará". #a 8onvención de .iena con esas disposiciones ha instaurado más que una causa !un mecanismo generador de causas de nulidad". En el primer supuesto la nulidad es inicial, originaria, no hay propiamente tratado internacional puesto que es contrario desde el primer momento al %erecho necesario. En el segundo, se trata de una nuli dad sobrevenida a un acuerdo originariamente válido pero sobre cuyas disposiciones se impone ahora el nuevo %erecho necesario. 8omo consecuencias de este conflicto normativo : #a 8. enfrenta el problema de la nulidad del acuerdo con una doble perspectiva seg*n que se d) el supuesto del art. H< o el del art. BC. Si se está en el supuesto primero, los efectos de esa nulidad radical son los má$imos : =o se admite la divisibilidad del tratado &art. CC.H'. #a impugnación de la nulidad es recurso que pertenece a todas las partes intervinientes en el acuerdo. #a situación a restablecer, !en la medida de lo posible" será la que habría e$istido de no haber sido concluido este acuerdo radicalmente nulo &art. KA.A'. Si se trata de una nulidad sobrevenida, la regla del art. KA.E b introduce un difícil
72

de hecho en gran medida sustituyen a esa volun tad. 8uestión )sta relativamente comple+a en la que ha de advertirse la dificul tad en encontrar líneas claras que articulen y sistematicen los distintos supuestos por los que un acuerdo internacional está sometido a mutaciones o cambios que llevan incluso a la e$tinción del mismo. El principio de la incomunicabilidad de sus reglas &efecto de los tratados respecto de terceros' o las normas de interpretación son.'. El contraste con la que adopta el contrato o el negocio +urídico en general en los %erechos intemos marca a*n más esta singularidad. aunque en teoría pueden ser orilladas por la voluntad contraria del o de los su+etos intervinientes &%erecho dispositivo'. El negocio +urídico en el %erecho privado interno es el !instrumento" con el que los particulares configuran las distintas relaciones +urídicas en el marco que el respectivo sistema de+a a la !autonomía de la voluntad". entre otras referencias. (uede atenderse a la causa que la genera y entonces tendremos en cuenta los actos +urídicos &incluido el acuerdo' y los distintos hechos +urídicos 3 puede ser elegido como criterio de clasificación el de los efectos que la mutación tanto en las partes como en los derechos y deberes o reglas +urídicas que el acuerdo constituye. obligación o situación +urídica creados por las partes en e+ecución del tratado antes de su terminación. 1E. a la vez. Es de advertir que las posibles líneas de clasificación de hecho se entrecruzan. es peque7o por relación al con+unto normativo global de todo el sistema. (or una parte establece que esta nulidad no afectará a ning*n derecho. =o es así en el tratado internacional. relativamente cerrada y suficiente en sí misma. En consecuencia. el acuerdo internacional se inserta necesariamente en un comple+o normativo y una de las me+ores pruebas de la e$istencia de un siste ma es precisamente comprobar que los distintos elementos en )l evolucionan acompasa damente. En consecuencia. tiene mucho que ver con la estructura de base de la sociedad internacional y de su %erecho. #a teoría de las fuentes del %erecho internacional nos ha mostrado bien la posición de privilegio que el tratado tiene y. donde el ius cogens es incipiente y embrionario y donde a duras penas hay un %erecho supletorio en sustitución de la voluntad deficiente de las partes &principio de presunción en favor de la soberanía de los Estados'.na distinción que en la práctica no será fácil de establecer. por todo un con+unto de normas que. incluso en el sistema más liberal.1.#. para determinados tipos de contratos prescripción de formas precisas. 73 . .problema intertemporal. de modo que restan cierta claridad a la línea central de la clasifi cación. y con ello garantiza la irretroactividad del efecto de la nulidad. de un lado. seg*n el criterio elegido. (ero. (or amplia que )sta sea. 6anto en su condición de comple+o normativo como en la de instrumento configurador de derechos y deberes sub+etivos. #a posición singular que por relación al sistema +urídico global adop ta el tratado internacional. dicha autonomía está enmarcada. por reglas de %erecho necesario &normas sobre la capacidad +urídica y de obrar de los su+etos. siendo importante el margen que el %erecho interno de+a a los particulares en el ámbito del %erecho privado para que configuren con libertad sus relaciones. reglas sobre nulidad o anulabilidad etc. A"%ecto" enerale". del otro. el papel preponde rante de esa voluntad estatal. impide la continuidad de esos efectos cuando est)n en contradición con la nueva norma imperativa. por consiguiente. buenos e+emplos ilustrativos de esa realidad.#. Es desde esta perspectiva como se enfrentará el problema de la modificación y e$tinción de los acuerdos internacionales. el tratado internacional constituye una cierta unidad. de modo que la mutación que se produzca en alguno de sus elementos termina repercutiendo en los demás que configuran ese con+unto. &ODI(ICACIONES DE TRATADOS 1E.

:sí entendido.#. presuponiendo no sólo identidad de mate ria sino tambi)n de partes. y salvo pacto en contrario. enfrenta un problema conocido bien por la práctica contractual internacional. propiedad intelectual o patentes y marcas'. (uesto que las organizaciones internacio nales +uegan un papel conocido en el fomento y preparación de tales acuerdos. El art. ba+o el epígrafe de !aplicación de tratados" y refiri)ndose a tratados sucesivos concernien tes a la misma materia.C a'. El art. por e+emplo. 9odificación de un tratado multilateral por un acuerdo posterior inter partes : El art.#.C b'. R> i!en e"ta+lecido en la C< .<'.n tratado podrá ser enmendado por acuerdo entre las partes". <F.#. es normal que se les conceda tambi)n un derecho de participación. prevalecerán las disposiciones de este *ltimo" &art. si no hay derogación del tratado anterior. deno mina !9odifica ción". por enmienda debe entenderse 74 .. &odi7icacione". El primer paso fue reconocer a las partes un derecho de iniciativa en la pro puesta para modificar el te$to originario. &odi7icación de lo" tratado" en "entido e"tricto. En determinados sectores. 8omo contenido del acuerdo se puede tomar no sólo el con+unto de esos dere chos y obligaciones sino el nivel de solidaridad establecido entre los Estados parte en )l y el modo en el que dicho acuerdo lo ha fi+ado. #as de un Estado que sea parte de ambos acuerdos con otro que sólo lo sea en el primero serán regidas por el *nico tratado que les obliga. el de enmienda se sit*a de modo diferente.1E. #a asiduidad en la participación de ese círculo de Estados y la identidad de la materia establecen entre unos y otros acuerdos una evidente cone$idad. (ero el nivel de participación de ese grupo de Estados puede ser diferente y en este caso. :' :cuerdos sucesivos : En esta clase de acuerdos el efecto modificativo es distinto seg*n que el círculo de Estados obligados sea o no el mismo en cada uno de esos tratados. la regla básica sería que la modificación de sus cláusulas habría de hacerse por acuerdo unánime de todas las partes contratantes./. #a modificación. >' 9odificación por la vía de enmiendas : 9ientras que el presupuesto en el caso de los tratados sucesivos es el de identidad de materia y de Estados participantes. <F 8. las relaciones entre Estados obligados por acuerdos diferentes se estructuran así : En las relaciones de los Estados que son partes en ambos tratados se reproduce la situación mencionada de aplicación prefe rente del segundo. -uera de este caso y puesto que hay coe$istencia entre esos tratados sucesivos. En!ienda".<F. %e acuerdo con la orientación general de la 8. <F. <G establece : !. desde tres supuestos diferentes : El de los denominados acuerdos sucesivos. fi+a dos criterios básicos: #a prevalencia entre las normas de los diferentes tratados no la establece el principio de la lex posterior sino la voluntad de las partes de modo que !cuando un tratado especifique que está subordinado a un tratado anterior o posterior o que no debe ser considerado incompatible con ese otro tratado. distintos grupos de Estados suelen participar de modo sistemático en acuerdos que regulan una materia determinada &tal. que es el primero &art. sin e$cluir la del primer acuerdo en la medida en que las normas de )ste sean compatibles con las de aqu)l &art. <F. 1E.E'. CF establece : !Salvo que el tratado disponga otra cosa. !el tratado anterior se aplicará *nicamente en la medida en que sus disposiciones sean compatibles con las del tratado posterior" &art. en el sentido gen)rico. de un acuerdo internacional ha sido regulada en la 8. #as reglas E y < del art. <F. el del procedimiento de enmienda3 y el que la 8. 1ay aquí una decisión sobre una cuestión de principio que constituyó en la doctrina y práctica anterior una quaestio disputata. Acuerdo" "uce"i-o". la enmienda de los tratados multilaterales se regirá por los párrafos siguientes".

#as relaciones entre los Estados parte en el primero y parte en el segundo serán regidas por el primer tratado. En este caso. El te$to no lo e$presa. aunque les d) un dere cho a ser notificados primero de la intención del cambio. pero parece deducirse de )l que dicha enmienda deberá ser tal que por su misma formulación no e$cluya de antemano a ninguno de los Estados parte. (ero en relación con los Estados que no hayan aceptado la enmienda. con distintos Estados partes en )l. )ste regirá sólo respecto de aquellos Estados que lo ratifiquen y puesto que este nuevo acuerdo produce con relación a esos Estados un efecto e$tintivo en el tratado anterior se crea una situación singular. será parte en en tratado en su forma enmendada &art. puesto que es el *nico acuerdo que les es com*n. salvo su intención diferente. CF. la situación es seme+ante al caso anterior. 11 TER&INACIÓN Y SUS5ENSIÓN DE TRATADOS 75 . %icho de otro modo.H b'. denomina modificación.una propuesta &individual o colectiva' de alguno o algunos Estados parte. lo harán e$clusivamente por el primero3 para ellos el segundo es una res inter alios acta. El resultado final concreto es análogo al que desde el primer momento crea el procedi miento de modificación. Si la enmienda cua+a en un acuerdo. %e otro modo no sería enmienda sino modificación. #a 8. (or su misma naturaleza la modificación no otorga un derecho de participación a los demás Estados que no están comprendidos en esa iniciativa. que es el *nico com*n &art.< a7ade que !todo Estado facultado para llegar a ser parte en el tratado estará tambi)n facultado para llegar a ser parte en el tratado en su forma enmendada". 8omo dice el art. CA. #as de estos Estados con los Estados que no lo ratificaron estarán regidas por el primer acuerdo. CF.A : :cuerdo para !modi ficar el tratado *nicamente en sus relaciones mutuas". 8' 9odificación por acuerdos singulares entre grupos de Estados : Es el supuesto al que la 8. prev) la posibilidad de que un Estado llegue a formar parte de un tratado despu)s de la entrada en vigor del tratado enmendado. CF. nece sariamente cone$os. la coe$istencia de dos acuerdos. Salvo el caso en el que el acuerdo que enmienda llegue a ser ratificado por todos los Estados partes en el primero. CF.H a'. CF.E'. Si el resultado final es de conclusión de un acuerdo modificativo entre ese grupo de Estados. lleva a la siguiente situación : #os Estados parte en el acuerdo que enmienda o modifica regularán sus relaciones e$clusivamente por las normas del segundo tratado. El efecto modificativo es el siguiente : (ara los Estados que ratifican el acuerdo de enmienda sus relaciones recíprocas serán regidas por )ste. el efecto e$tintivo sobre el primer tratado es parcial. el acuerdo segundo que enmienda sólo produce efectos e$tintivos en las obligaciones y derechos configurados por el primer acuerdo respecto de los Estados que hayan suscrito el segundo.C'. despu)s del acuerdo recaído entre los Estados que concluyen el nuevo tratado &art.E se refiere a propuesta de enmienda !en las relaciones entre todas las partes" y notifi cada a !todos los Estados" y el art. dirigida a modi ficar las disposiciones de un acuerdo multilateral. #os que no hayan ratificado el segundo. Esta supone una iniciativa de dos o más Estados parte encaminada a la modificación inter se del r)gimen general establecido por ese acuerdo multilateral. El segundo acuerdo produce sobre el primero *nicamente un efecto e$tintivo parcial. puesto que el art. CA. regirá entre ellos el tratado no enmendado &art.

por una defectuosa traducción'. la posibilidad se produce. las configura tambi)n como causas de suspensión &art.n trata do multilateral &art. (or lo tanto.#.1. (or otro lado.A'. 6erminación por actos o normas +urídicas. (osición perfectamente congruente con el principio del !avor negotii que la 8.. si tal fue la intención de las partes o se deduce de la !naturaleza del tratado" &art.11. #os supuestos de terminación se articulan en la siguiente forma : A. NOCIÓN.iena no ha considerado el impacto que la entrada de nuevos Estados puede producir en el contenido normativo de un acuerdo pero sí el supuesto de la denuncia y retirada &!retiro". %enuncia y retirada en los tratados. producir un efecto e$tintivo. En cambio. (or relación a un acuerdo internacional en concreto los Estados se dividen en dos categorías más o menos importantes y e$tensas. #a retirada. son los de duración limitada. #a 8onvención de . -uera de la regulación de la 8.iena fue el de crear reglas que regularan tales 76 . #as reglas que el art. 11. o respecto de los Estados participantes. las demás que son de anulabilidad y por lo tanto de terminación. los políticos en general. serían por !su naturaleza" los más idóneos. =o hay un solo caso de acuerdo internacional que vincule a todos los Estados de la comunidad internacional.E establece un preaviso de doce meses. #a 8. :sí. de+a subsistente el acuerdo. ha adoptado en sus líneas generales. HB. han quedado supuestos de terminación como son el de la e$tinción de los acuerdos por mero transcurso del tiempo cuando su validez ha sido fi+ada temporalmente de modo estricto o el del cumplimiento de las obligaciones pactadas en los acuerdos en que esto es posible. ha regulado ampliamente el supuesto de suspensión total o parcial del tratado en cuanto a sus disposiciones. <. HB. HB contiene en materia de denuncia y retirada son suple torias de las que el propio acuerdo pueda formular. E. 6erminación por hechos +urídicos. #as obligaciones que constituyen las categorías de acuerdos internacionales pre vistos por la 8. la 8. y salvo el caso de la nulidad surgida por la contradición entre las cláusulas de un acuerdo y el %erecho necesario. (or MdenunciaM debe entenderse la facultad de un Estado parte en un trata do bila teral de poner fin a )ste mediante su declaración de voluntad en este sentido. HH' no terminará por el sólo hecho de que el n*mero de partes llegue a ser inferior al necesario para su entrada en vigor". El art. dice el te$to oficial. (or esta razón. que es la misma facultad en relación con los tratados multilaterales. estos acuerdos no afectan a la sustancia de las competencias soberanas de cada Estado contratante y en consecuencia a la personalidad internacional de cada uno de ellos.. los que son y los que no son partes en )l. #os tratados de alianza. no es clara la referencia a la naturaleza del acuerdo para deducir de ella la condición de denunciable o no de )ste. #a orientación que anima esta disposición es favorecer la estabilidad y continui dad de la relación convencional 3 la e$presión que utiliza es !no podrá ser ob+eto de denuncia o de retiro a menos que . BF. DENUNCIA Y RETIRADA. #a retirada de determinados Estados en determinados acuerdos puede.A a y b'. ". pero cancela la condición de parte en )l del Estado declarante. El problema enfrentado por la 8onferencia de . #a modificación más radical que puede sufrir un acuerdo internacional es su e$tinción o terminación. sólo toca este aspecto de un modo tangencial y cautelar : !. aunque no est) e$presamente pactada.

prevalecerán las obligaciones impuestas por la presente 8arta".acione" internacionale". pero que no establecieron. Nor!a" de ius cogens. HG establece una regla de sentido com*n : .Aa'. #a 8.cambios. (ero haciendo una e$posición más unitaria./.1. HG. E$istiendo identidad de partes y constando claramente la voluntad unánime de derogación. =o lo será cuando las disposiciones del segundo tratado sean clara mente incompatibles con las del primero de modo que no quepa la aplicación simultánea &voluntad implícita'3 pero sí lo es cuando hay que deducirla del tenor del te$to &art. El art.#. pero cuyo creciente inter)s es innegable. ./. la 8. no habla de derogación de normas. el tratado queda e$tinguido por acuerdo contrario &art. aunque no necesariamente. . HG. y el de la aparición de normas nuevas de ius cogens contrarias al contenido de un tratado ya e$istente y válidamente constituido.n tratado se considerará terminado si todas las partes en )l celebran ulteriormente un tratado con el claro propósito de e$tinguir el primero. %onde sí es relevante la !identidad de materia" es en la interpretación de esa voluntad tácita. cualesquiera que hayan sido las previsiones originarias. 11. el de la posible terminación de un acuerdo en virtud del efecto de organizaciones interna cionales. (uesto que )sta es una noción recurrente. no contempla este supuesto. TER&INACIÓN 5OR E(ECTO DE NOR&AS E ACTOS )UR6DICOS.n ámbito que todavía doctrinalmente está poco e$plorado. El elemento com*n de los distintos supuestos consiste en que la causa que genera la terminación es de entidad +urídica bastante como para producir ese efecto. 11. )ste es susceptible de ser aplicado a los contraídos por los miembros de la I=. AF< de la 8arta de la I=. es el del efecto e$tintivo posible que tal %erecho pueda tener sobre los acuerdos internacionales concertados por los Estados miem bros. y )sto. El art. con Estados no miembros. en defecto de las que las partes pudieran haber establecido en cada acuer do. : una terminación del tratado pueden llevar./. los vicios del consentimiento o las enmiendas en el caso en el que el procedimiento de enmienda conduzca a la conclusión de un nuevo acuerdo entre todas las partes y produzca la abrogación del primer tratado./.Ab'. debía considerar ba+o este conte$to el caso de la abrogación de un tratado a causa de la aparición de nor mas nuevas de %erecho necesario.nidas en virtud de la presente 8arta y sus obliga ciones contraídas en virtud de cualquier otro convenio internacional. 11. El %erecho interno de las organizaciones internacionales &tanto el de sus cartas constitutivas como el del sistema que ellas generan' se relaciona en diferentes formas con el convencional de los Estados miembros de esa organización. sino de conflicto de obligaciones : !En caso de conflicto entre las obligaciones contraídas por los 9iembros de las =aciones . %eben destacarse tres supuestos : El de la conclusión de un nuevo tratado. Ter!inación !ediante acuerdo. 11. 77 . se consi dera con+untamente con el de la nulidad a inicio del acuerdo concluido en contra de normas de ius cogens ya e$istentes. (or esta razón es t)cnicamente innecesaria la e$igencia que el te$to impone respecto a que el nuevo acuerdo verse sobre la misma materia. (ero así como en el (acto el efecto e$tintivo de sus normas sobre las obliga ciones convencionales contrarias quedaba reducido a los acuerdos concertados entre los Estados miembros./. La in7luencia de la" or ani.n aspecto de esa relación.

salvo que sea la conse cuencia de una violación. a la reparación de los per+uicios que el da7o hubiere irrogado a la parte lesionada. Esta regla fundamental. Esta es la razón por la que en los %erechos privados internos la acción rescisoria por lesión está concebida en t)rminos muy estrictos &art.1. que permite a una parte poderlo alegar para dar por terminado el tratado o retirarse de )l. #a violación es grave cuando e$ista !un rechazo no autorizado por la presente convención o cuando haya violación de una regla esencial para la consecución del ob+eto y fin del tratado" &art.1. que el incumplimiento de una obligación esencial por alguna parte obligada es no sólo incum plimiento de tal o cual cláusula del convenio sino de la regla fundamental de un comportamiento de buena fe. 6odo tratado debe ser cumplido de buena fe &art. el incumplimiento de una obligación convencional debe llevar a la e$igencia de la prestación denegada3 si )sto no fuera posible. En el bilateral )sta tiene lugar por alegación de la parte lesionada. BF 8.1. susceptible de recibir las aplicaciones más diversas. así tambi)n la teoría del tratado conoce diversos supuestos de hechos : 0ncumplimiento de las obligaciones pactadas. En el %erecho internacional el problema se plantea en t)rminos diferentes. de una obligación 78 . entre otras cosas. 11. #a violación grave puede dar lugar a dos efectos distintos : 6erminación del acuerdo. BF. BA regula el supuesto de la !desaparición o destrucción de un ob+eto indispensable para el cumplimiento del tratado". a una prestación sustitutoria. destrucción o desaparición del ob+eto y fuerza mayor. El art. (ero el citado art. EB'. Seg*n el art. cuando la violación sea grave !la otra parte" en un tratado bilateral o !las otras partes por acuerdo unánime" en uno multilatetal pueden proceder a la suspensión o a la terminación del acuerdo internacional. Incu!%li!iento %or una %arte de la" o+li acione" e"ti%ulada" en un tratado. =o.11. eventual mente. I!%o"i+ilidad de cu!%li!iento %or de"a%arición o de"trucción del o+.a !a:or. al e+ercicio de una acción rescisoria del convenio mismo.EGA 8c. en cambio. BF. cuando la violación grave es de tal naturaleza que modifica radicalmente para los demás el cumplimiento de las obliga ciones en )l estipuladas. Estos E supuestos tienen de com*n que la causa que lo origina es a+ena a la voluntad de los obligados.A y E'. Suspensión del acuerdo.E en sus letras b y c prev) un derecho individual de suspensión total o parcial del acuerdo para el Estado especialmente afectado por el incumplimiento y para cualquier Estado parte. de entre los demás.eto : 7uer.A.<'. BF.1. cláusula re us sic stanti us. 11.#. TER&INACIÓN E SUS5ENSIÓN 5OR HECHOS )UR6DICOS. Este puede tener lugar en las mismas condiciones que la terminación. supone. %e primera intención. En los multila terales el acuerdo unánime de las demás conduce bien a la terminación del acuerdo entre ellas y el Estado responsable o bien entre todas las partes &art. en todo caso. :l igual que en la teoría general del negocio +urídico el hecho tiene relevancia en la modificación de las obligaciones. y. efectuada por la parte que lo alega. Sin embargo el %erecho internacional consuetudinario ha reconocido de modo cumulativo y no simplemente alternativo un derecho de rescisión en aquel Estado que sea per+udicado por el grave incumplimiento por otro de una obligación pactada en acuerdo internacional.'.

El principio está recogido en los %erechos intemos y particularmente en el %erecho privado. En ambos supuestos el efecto de esta imposibilidad puede ser definitivo y ello lleva a la terminación del tratado o meramente temporal y conduce a la sola suspensión en su aplicación. mucho más comple+o. lo dificulten notablemente a alguna de esas partes con beneficio desproporcionado para la otra u otras. #a fuerza mayor sólo está recogida indirectamente. por hipótesis. Se trataría entonces de una norma consuetudinaria o de un principio general del %erecho. En un tratado internacional. el presupuesto básico y funda mental de la cláusula es el de proyectarse e$clusivamente sobre un marco estricta mente convencional.. a+ena a la propia convención. >' #a cláusula en la práctica internacional anterior a la 8.. #a doctrina ha dado varias e$plicaciones en torno a su naturaleza. K< a favor de la responsabilidad. rompiendo de modo sustancial el equilibrio de prestaciones y contraprestaciones. cuando han sido estipuladas.internacional nacida del acuerdo o de cualquier otra obligación con cualquier otra parte en el tratado. %esde el punto de vista de la dogmática +urídica. Se reconoce de modo general que si las circunstancias e$ternas a un contrato mutan radicalmente las condiciones desde las que las partes lo a+ustaron.. aunque un sector doctrinal. (ara una posición voluntarista. :demás. LA CL'USULA REBUS SIC STANTIBUS. la cláusula sería una estipulación implícita o hipot)tica que deberá presu mirse inserta en todo tratado o al menos en los de duración larga o indeterminada.2. de la responsabilidad internacional de un Estado . de entre las que regulan el funcionamiento de los acuerdos internacionales. 11.. Es aquí donde se sit*a el +uego de la denominada cláusula re us sic stanti us. con grave detrimento de la posición negocial originaria para alguna de ellas. las partes que se obligan lo hacen en contemplación de las circunstancias que determinan y condicionan el cumplimmiento de esas obligaciones y que son necesariamente a+enas al contrato mismo. %e un lado se situarían las cláusulas de revisión de los acuerdos internacionales que. globalmente considerado. al igual que en un contrato de %erecho interno. #a cláusula se aseme+a a la fuerza mayor con la que tiene en com*n las notas de imprevisibilidad y e$terioridad &a+ena al que la invoca' y sólo se diferencia por la de irresistibilidad que caracteriza a esta *ltima. en la )poca anterior a la 8. del !cambio pacífico" (peace!ul change) en el %erecho internacional. En dicho artículo se establece que !las disposiciones de la presente 8onvención no pre+uzgarán ninguna cuestión que con relación a un tratado pueda surgir . "... %el otro la delimita igualmente el problema general. El cambio de )stas hace más oneroso o más fácil ese cumplimiento y )ste es un riesgo que las partes deben siempre asumir cuando con tratan. es a ellas a las que hay que confiar esa adaptación de las estipulaciones.na de las facetas del principio del consentimiento como base de la obligación inter nacional es la cone$ión estrecha que el Estado obligado mantiene con el cumplimiento o e+ecución de esa obligación. puesto que en ella la fuerza mayor act*a como una causa de e$oneración de cualquier obligación internacional. el espacio en el que la cláusula se sit*a está bastante bien definido. lo había negado por faltarle los necesarios requisitos para serlo. (ara otros sería una regla +urídica más. :' =oción : . (ero puede haber una mutación en esas circunstancias que sin hacer el cumpli miento imposible. lo condicionen de tal manera que. debe conce derse a )sta una acción de rescisión o al menos de renegociación de dichas condi ciones. 79 . #a e$plicación no puede ser otra que la reserva que hace el art.

1# LOS ACTOS UNILATERALES 1#.alor y reconocimiento actual. %icho art. construida desde categorías de %erecho inter no. y la posición mayoritaria de los Estados que participaron en la 8onferencia de . la acogida que de la regla se hace en tanto que norma de aplicación e$clusivamente convencional. )sta puede ser ob+etada por la parte o partes que tengan inter)s en la continuidad en la vigencia del tratado. El efecto de la cláusula no es ex tunc sino ex nunc : Sólo respecto de las obligaciones que todavía queden por cumplir. En este caso surge una diferencia de interpretación y aplicación de tratados entre Estados y el principio de institucionalización que parecía que esbozaba el referido artí culo.8' . en una gran medida. 4.1. la influencia del pensamiento voluntarista. presupuesta la norma pacta sunt servanda.. más en concreto. confiere a dicha voluntad determinados efectos. #as imperfecciones t)cnicas que obstruyen su adecuado funciona miento no son específicas de ella. Esta es la primera nota a destacar. LOS ACTOS UNILATERALES. sino generales al con+unto del sistema y. En efecto. formulada la alegación de cambio radical de circunstancias a trav)s de la correspondiente notificación. comunes a los otros supuestos de modificación de obligaciones convencio nales. establece para su e+ercicio estas tres condiciones : #as circunstancias modificadas tienen que constituir una base esencial en la pres tación del consentimiento !de las partes". BE como un medio de cancelar o sus pender obliga ciones nacidas de tratados internacionales. la ha recogido en su art. Si se toma en consideración el art. o las 0ntroducciones generales al %erecho civil.1. durante los tres meses siguientes a la notificación.I. Esta u otra definición equivalente presupone : a' #a e$istencia de un comple+o normativo ob+etivo que. terminación o suspensión de un tratado. y la retirada. aparece con toda evidencia que. queda reconducido de nuevo al plano del %erecho de yu$taposición o meramente relacional. sin embargo. : esta situación ha contribuido. ha elaborado la teoría del acto +urídico y del negocio +urídico y a )ste lo han definido como una declaración privada de voluntad que mira a producir un efecto +urídico. %ado el consensualismo básico del %erecho internacional es comprensible el escaso desarrollo doctrinal que hasta ahora ha tenido la teoría del acto +urídico y. una buena parte de los actos con significado y alcance +urídico de la vida internacional son actos de orientación e intencionalidad unilateral y no consensuales. además de establecer ese espacio de libertad en el que opera !la voluntad" del su+eto. el acuerdo aparece como fuente de toda regla o de derechos y obligaciones sub+etivas. Cue"tione" enerale". 80 . cierta mente. BH 8. que se refiere al procedimiento que deberá seguirse con respecto a la nulidad. si la cláusula.iena que la elaboró. #a 8. #o cual sugiere que no se trata de la motivación sub+etiva que la parte que la alega pueda haber tenido sino de las !ob+etivas" que todas las partes tuvieron en la conclusión del acuerdo. en su efecto e impulso renovador frente a tratados obsoletos no hubiera sido recogida. #a 6eoría general del %erecho. 1ubiera sido un contrasentido con la orientación general de la 8. la del negocio +urídico unilateral. 1#.

. absten ción. Seg*n que la voluntad emitida sea *nica &o varias de su+etos distintos formando unidad' o plural se habla de negocios +urídicos unilaterales o plurilaterales. (ertenecen a esta categoría indiscutiblemente los que son actos unilaterales cone$os a uno convencional &reservas.#. notificación.#.1. denuncias. 6al es el caso de las leyes o actos de administración interna por los que los Estados determinan sus límites competenciales. #a base previa convencional en la que se asientan los transforma en 81 . siempre que la posean seg*n el %erecho internacional. (ertenece a esta categoría tambi)n un grupo de actos que aunque son estatales por su origen.b' Emisión de esa voluntad. sus formas de manifestación : :ctos e$presos o tácitos. 1#. %esde esta perspectiva.' o tambi)n. Su finalidad primordial. por sí mismos o en virtud de comisión internacional. no de+an de tener relevancia internacional : . y desde el primer momento. pero eventualmente su eficacia o efectos no se concretan a este ámbito interno. 1#. repercute en la vida internacional no infrecuentemente por la vía de la protección diplomática. . 1#. sentencias +udiciales. si no *nica.#. cualquiera que sea su regularidad desde el punto de vista del orden +urídico interno. anterior al acto o negocio +urídico. y la disconformidad con )l lo determina como inicialmente viciado. enmiendas'. Son de naturaleza muy diversa. una dimensión internacional. 6ales actos son internacionales en su dimensión. Acto" unilaterale" "ola!ente en a%ariencia. *nica o plural. renuncia. <ARIEDAD DE LOS ACTOS UNILATERALES. En todos estos supuestos se les reconoce eficacia en el plano internacional. necesariamente tienen. puede operar el +uego de reconocimientos o asenti mientos de otros Estados. son manifiestas las dificultades en la construcción en el %erecho internacional de una teoría tanto del acto como del negocio +urídico interna cional unilateral : %ificultad en establecer ese con+unto normativo. siendo un acto de administración interna.g : la concesión de nacionalidad por parte de un Estado a una persona. sino tambi)n en los diferentes su+etos que los ponen : Estados y organizaciones internacionales 3 así como tambi)n la diferente condición en la que los Estados pue den actuar e+ecutándolos. en determinados supuestos. =o obstante. individual o colectiva realizada en determi nadas condiciones para que el %erecho les reconozca eficacia.#. 8onstituyen igualmente un amplio grupo el de aquellos que sólo formalmente son actos unilaterales. sino que saltan al ámbito internacional.n acto legislativo o +urisdiccional son actos internos. promesa.g : 8ódigos penales o leyes de en+uiciamiento criminal en la determinación de la competencia penal de un Estado frente a los demás &principio de la territorialidad del su+eto activo del delito etc. #a sorprendente diversidad de los actos internacionales unilaterales con conte nido +urídico no se manifiesta sólo en los distintos tipos: reconocimiento. delimitación de sus fronteras marítimas respecto de los espacios de mar libre. actos legislativos. que fi+e el ámbito de autonomía de la voluntad 3 dificultad en esta blecer los distintos tipos o categorías de actos unilaterales 3 dificultad en fi+ar y deter minar los diferentes efectos +urídicos de cada uno. Acto" interno" e"tatale" de rele-ancia internacional. pero necesariamente tambi)n actos de soberanía de un poder estatal que. es producir efectos internos y las normas que los regulan son tambi)n e$clusivamente internas. En este caso el criterio de su regularidad viene dado e$clusi vamente por el %erecho internacional. aunque necesariamente estatales en su origen. administrativos.

la libertad es total y. (ero de esta situación se diferencia la declaración unilate ral de un Estado parte en una negociación. pretensión o situa ción de hecho creada por otro u otros su+etos./. =acidos en esa estruc tura de la sociedad internacional de yu$taposición. (or lo que respecta a la forma. despu)s de haber recaído en ella acuerdo sobre un punto concreto. . notificación de ocupación territorial o de bloqueo marítimo. (or e+emplo. renuncia. %eterminados actos unilaterales revisten la forma de declaraciones en contem plación de situaciones +urídicas o de hecho de modo que pueden tener el efecto de crear obligaciones +urídicas. de actos que pertenecen indiscutiblemente a este grupo : ?econocimiento. frente al cual se obliga el Estado declarante. (or reconocimiento se entiende la declaración de voluntad unilateral en virtud de la cual. comprometen al Estado y le obligan a una determinada conducta. es la comunidad internacional. #a tercera categoría sería la de los !estrictamente" unilaterales. y muestra con ello la no aceptación de las consecuencias que de ellos se pudieran derivar. al que hay que acudir de modo primordial. el su+eto de %erecho internacional manifiesta su voluntad de abandonar un derecho o una pretensión. 6odos ellos se sit*an en el plano del %erecho relacional y ha sido la práctica diplomática la que les ha dado e$istencia. no aceptadas por la otra.n mismo acto desde el punto de vista formal puede tener contenidos dis tintos. estado de guerra' o una pretensión &por e+emplo. la e$istencia de un hecho &por e+emplo. 9ediante la notificación. no pueden ser utilizadas despu)s en per+uicio del oferente. (or la renuncia.#. #a protesta es la manifestación de voluntad unilateral por la que un su+eto de %erecho internacional toma posición contraria respecto de un acto. con las circunstancias que le rodearon. un hecho. comportando un elemento internacional. 5RO0LE&AS DE IDENTI(ICACIÓN DE ESTOS ACTOS. porque de otro modo perderían su condición de actos unilaterales. así como las formas fle$ibles de la comunicación diplomática. a diferencia de lo que sucede en la interpretación de tratados. #a promesa supone una manifestación de voluntad unilateral por la que el su+e to de %erecho internacional se compromete a un comportamiento futuro. por e+emplo un can+e de notas. amplia ción del mar territorial'. Son actos finales. 6ales declaraciones p*blicas. un su+eto de %erecho internacional comunica. un su+eto de %erecho internacional hace conocer que admite por lo que le concierne. la aparición de un nuevo Estado'. Es )sta una de las mayores dificultades. no cerrado ni limitativo. Acto" e"tricta!ente unilaterale". 1ay una zona difusa de transición formada por actos unilaterales en su presen tación y consensuales en la base.parte integrante de ese comple+o convencional. #as ofertas formuladas por una parte en el curso de una negociación diplomática. (uesto que la sustancia del acto unilateral está en la emisión de la voluntad del Estado. 1#. pro testa. Son actos erga omnes de modo que el destinatario. 1#. a la que conduce el aformalismo de los actos consensuales. los t)rminos en los que se plasma un 82 . en virtud de esa disociación entre el acto en sí y el instrumento que recoge la emisión de voluntad. promesa. es a ese acto en el momento que se realizó. a otro u otros su+etos. =o necesitan contraprestación ni aceptación. notificación. realizados en la contemplación de las circunstancias que concurren en una situación concreta. : esta misma categoría pertenecen los dos actos unilaterales en los que puede disgregarse un acto consensual. y no al documento en el que fuera recogida dicha voluntad. una situación &por e+emplo. El %erecho internacional consuetudinario ha establecido un elenco. #a emisión y recepción de dos voluntades convergentes no permite tomar los como actos verdaderamente unilaterales. y que acepta las consecuencias en sus relaciones e$teriores. un acto o proyecto de acto del que se derivan consecuencias +urídicas./. llevan su impronta.

#a +urisprudencia considera vinculantes en primer lugar a los actos del Jefe del Estado y del 2obierno o los del 9inistro de :suntos E$teriores. constituyen en principio actos ilícitos y como tal carecerían de fuerza para modificar las relaciones +urídicas del su+eto que obra en contra de la ley respecto de los demás 3 el eventual reconocimiento o acepta ción de ese acto ilícito por parte de otros su+etos. Se ha hecho notar por la doctrina la no inclusión de los actos unilaterales entre las fuentes del %erecho enumeradas en el art. aunque act*en dentro de su competencia y )sta se rela cione con asuntos de e$tran+ería. como órgano del Estado e$presa esa voluntad que lo compromete. %entro de la dificultad en establecer diferencia en el %erecho internacional entre las reglas +urídicas ob+etivas y los derechos y deberes sub+etivos. =o e$iste todavía. En cambio. 1#. como ocurre en las declaraciones unilaterales de aceptación de la +urisdición del 60J. Si son contrarios. 0. en cambio. los de los representantes diplomáticos en el desempe7o normal de su función de representación. ha rechazado como comprometedoras para el Estado. más que un efecto de sanación sobre el acto originariamente irregular.1. es seg*n el rigor de la lógica +urídica. 83 . contrarios o indife rentes al orden +urídico internacional. tanto del positivo &acción' como del negativo &omisión'. EL RECONOCI&IENTO DE ESTADOS Y 3O0IERNOS. tam bi)n. Solamente se parte de una base sólida en la comprensión de los posibles efectos +urídicos de los actos unilaterales si se acepta que )stos operan en la esfera dispositivo lícita. una asunción o participación en esa ilicitud 3 aunque. (or esta razón parece innecesaria o poco *til la clasificación intentada desde alg*n sector doctrinal entre actos unilaterales conformes. #a +urisprudencia del 60J da base para pensar que lo son. Su esfera de acción es la de la libertad de los Estados en la configuración de sus propios derechos y deberes en el orden internacional.acto unilateral carecen del papel primordial que les confieren las reglas interpretativas de tratados internacionales. #a +urisprudencia insiste en la necesidad de contemplar las circunstancias que rodean cada caso particular para medir desde ellas el alcance +urídico de cada acto unilateral. <D del Estatuto del 60J. ni doctrina ni práctica sobre los vicios en el consentimiento que pudieran afectar a tales manifestaciones. #a infracción de normas intemas que ordenan la regularidad de la competencia del órgano que compromete al Estado es intemacionalmente irrelevante. E(ECTOS DE LOS ACTOS UNILATERALES. que el orden +urídico internacional otorga a sus su+etos en la configuración de sus derechos y deberes. %ecisiva es. la posición de la autoridad que. al parecer. por consiguiente. =o así cuando la e$tralimitación en las funciones se deriva de reglas internacionales relativas a la competencia de la autoridad que actuó. tan amplia como es. #os su+etos del %erecho 0nternacional A< El Estado &0' : Su personalidad : =acimiento y e$tinción 1/. los de funcionarios inferiores. esfera de acción muy amplia e importante. parece más bien que los actos unilaterales son actos modificativos de derechos y deberes y no creadores de reglas +urídicas. (ero ello no es obstáculo para que en ocasiones esta interpretación deba ir estrictamente ce7ida al te$to.1. y de ahí tambi)n la discrecionalidad que como nota principal caracteriza a esta clase de actos. en algunos casos puede consoli darse como situación efectiva.

nión Sovi)tica en AGCF'. El %erecho 0nternacional impondría. ning*n Estado incurriría en responsabilidad internacional por el hecho de no reconocer a un Estado nuevo en el que concurriesen los requisitos pertinentes de 2obierno. como fue el caso de 0talia en ADBF 3 o en virtud de la descolonización &pacífica o violenta' como tuvo lugar en el continente americano a fines del siglo /. pues. El segundo se refiere al valor declarativo o constitutivo del mismo. MEl reconocimiento de un Estado nuevo es el acto li re por el cual uno o varios Estados constatan la existencia so re un territorio determinado de una sociedad 84 . como ocurrió en AGKA con >angladesh. #o que sí se puede reconocer es el hecho de esa condición de Estado continuador.nión Sovi)tica'. efectivamente. 8ierto sector doctrinal ha entendido que el reconocimiento de un Estado por otro tiene carácter político. una vez que un nuevo Estado reuniese los requisitos pertinentes. como aconteció despu)s de la 00 guerra mundial con :lemania. En este sentido. El nuevo Estado pasaría a e$istir desde el punto de vista +urídico precisamente como consecuencia del reconocimiento. población y territorio. debería ser ob+eto de reco nocimiento por los restantes Estados. El reconocimiento de Estados es realmente un acto libre y discrecional. que se separó de (a5istán3 o por la división en dos de un Estado.. en su sesión de >ruselas de AG<B . 4 se plantea entonces la cuestión de deter minar el significado y las consecuencias +urídicas de este acto de reconocimiento. recobra su independencia &caso de las ?ep*blicas >álticas en agosto de AGGA. Se han formulado teorías en tomo a dos grandes n*cleos de cuestiones.n Estado soberano puede surgir en la sociedad internacional de muy diversas maneras. El reconocimiento como acto +urídico y obligatorio apunta hacia su valor constitutivo. e$iste una correlación clara y estrecha entre los dos n*cleos de cuestiones se7alados. incorporadas por la fuerza a la . que quedó dividida en la ?ep*blica -ederal de :lemania y la ?ep*blica %emocrática :lemana 3 o por la fusión de varios Estados en uno solo. si un Estado es considerado como continuador de la personalidad +urídica inter nacional de otro &caso de la ?ep*blica de la -ederación ?usa respecto a la . #a segunda precisión es que. con finalidad política. El reconocimiento se otorgaría.g : (or vía de desmembración de un Estado anterior. 1ay autores. Itros autores atribuyen al reconocimiento un valor constitutivo. Ibviamente. En este sentido el reconocimiento se limitaría a comprobar una situación ya e$istente con anterioridad. así como la de precisar cuál es la situación del nuevo Estado respecto a los Estados que no lo hayan reconocido. que se e+erce con finalidad política.. lo que significa que es discrecional. por tanto. En este conte$to se imponen dos precisiones conceptuales : #a primera es que si un Estado recupera su antigua calidad de tal. Itros autores opinan sin embargo que. que no atribuyen al reconocimiento de Estados más que efectos declarativos. El pri mer n*cleo concierne al carácter político o +urídico del reconocimiento. En este sentido el 0nstituto de %erecho 0nternacional.. no es ob+eto de reconocimiento como nuevo Estado. es decir. . en cuanto que el %ere cho 0nternacional no obligaría a reconocer a un nuevo Estado incluso si cumpliese a satisfacción los requisitos e$igidos al respecto: un 2obierno que e+erciese control completo sobre una población estable y un territorio delimitado. #a práctica contemporánea de las relaciones internacionales demuestra que no hay obligación +urídica de reconocer a los nuevos Estados. El reconocimiento como acto político y discrecional tiende hacia sus efectos declarativos. Icurre a veces que cuando aparece un nuevo Estado. una obligación de reconocer y el reconocimiento sería un acto +urídico. los 2obiernos de otros Estados lo reconocen como tal. El otro n*cleo de cuestiones que ha preocupado a la doctrina apunta a los efec tos declarativos o constitutivos del reconocimiento. lo que se reconoce es esa recuperación de independencia3 no hay propiamente reconocimiento de un Estado nuevo.000 y principios del /0/ y en los continentes asiático y africano en el siglo //.

si cabe. En cambio. la legitimidad de la proclamación.nión Sovi)tica reconoció la proclamación. los gobiernos de otros Estados condicionen el reconocimiento al hecho de que el nuevo Estado satisfaga ciertos requisitos de carácter +urídico. en su caso. con independencia de que haya sido o no ob+eto de reconocimiento. todo Estado nuevo en el que concurran los requisitos pertinentes &2obiemo que e+erza control completo sobre una población estable y un territorio delimitado' tiene derecho. administrar sus servicios y deter$minar la jurisdicci"n y competencia de sus tri unales.. Reconoci!iento de 3o+ierno". #a práctica ense7a tambi)n que tales reconocimientos se pueden reconducir a tres situaciones básicas : 85 .. %el carácter de acto libre y discrecional del reconocimiento de Estados se desprende que. Se plantea particularmente la cuestión de si un Estado puede litigar ante los tribunales internos de otro Estado que no lo haya reconocido y si. es el del Estado palestino. #a práctica internacional demuestra la e$istencia de actos de reconocimiento realizados por el gobierno de un Estado al gobierno de otro Estado. #a propia e$istencia de un Estado produce importantes efectos +urídicos oponi bles erga omnes. la . En este caso particular podría entenderse que el reconocimiento tiene valor constitutivo. dando un paso hacia adelante. en principio. puede variar de un Estado a otro.. pero la tendencia general es que un Estado carece de ius standi ante los tribunales del Estado que no lo ha reconocido. concertados en el mecanismo de cooperación política europea. En ese sentido. :lgunos reconocimientos han revestido perfiles originales y novedosos de sumo inter)s 3 así. 8omo dice el art. proveer a su conservaci"n y prosperidad y. *un antes de ser reconocido. #.. Si se constituyese un Estado flcticio. #a práctica. ?esulta indudable que. no impide que.. ob+eto de m*ltiples reconocimientos de ca rácter político. el carác ter político y discrecional del reconocimiento. proclamado por decisión del 8onse+o =a cional (alestino en AH de noviembre de AGDD. Sin embargo. . y por aplicación clara del principio de efectividad. los Estados miembros de las 8omunidades Europeas. :sí lo dice e$presamente la resolución citada del 0nstituto de %erecho 0nternacional : La existencia del Estado nuevo con todos los e!ectos ?jur4dicos que se atri uyen a esta existencia no queda a!ectada por la negativa de reconocimiento de uno o varios Estados. la tendencia general es favorable hacia dicha inmunidad. 1.. no estimaron políticamente oportuno el reconocimiento del Estado palestino. por consiguiente. El ejercicio de esos derechos no tiene otros l4mites que el ejercicio de los derechos de otros Estados con!orme al 7erecho (nternacional . esto es. un Estado que careciese de los elementos sustanciales &gobierno que e+erciese control efectivo sobre un territorio determinado y la población que en )l se asienta. puede alegar ante ellos inmunidad de +urisdicción.humana pol4ticamente organizada. G de la 8arta de la Irganización de Estados :mericanos . y en cuanto a la inmunidad de +urisdicción de los Esta dos no reconocidos. sus efectos son declarativos. el reconocimiento o no reconocimiento de un Estado nuevo sí puede pro ducir algunos efectos +urídicos.n reciente caso de Estado ficticio. el Estado tiene el derecho de de!ender su integridad e independencia. El hecho de que el reconocimiento de Estados sea un acto libre y discrecional. en e+ercicio de su libertad soberana. a que se respeten su soberanía territorial y otros atributos básicos del Estado. independiente de cualquier otro Estado existente. 1/. y entre ellos Espa7a. de organizarse como mejor lo entendiera. La existencia pol4tica del Estado es independiente de su reconocimiento por los dem1s Estados.sería más patente. como es lógico. en determinados campos en que el %erecho 0n temacional concede un margen de discreción y libertad soberana de actuación a los Estados. capaz de o servar las prescripciones del 7erecho (nternacional mani!estando consi$ guientemente su voluntad de considerarlo como miem ro de la 6omunidad (nterna$ cional . y :ustria. legislar so re sus intereses.

en primer lugar. un acto político y. Itra importante doctrina que ha inspirado la práctica de los Estados en la mate ria es la llamada doctrina ES6?:%:. como se reconoce en la %eclaración de principios de %erecho 0nternacional que rigen las relaciones de amistad y cooperación entre los Estados de conformidad con la 8arta de las =aciones . de que tal reconocimiento. la doctrina del estoppel impe$ diría el reco nocimiento simultáneo de un gobierno en el e$ilio y el de su rival que e+erce control efectivo en el territorio. como el de respeto a la soberanía territorial. 9ás a*n. si el conflicto se prolonga en el tiempo. %e hecho. en la perspectiva del %erecho 0nternacional. sin embargo. Seg*n ella. es hoy indiscutible que la igualdad soberana y la independencia de los Estados y el principio de la libre determinación de los pueblos comportan el derecho a elegir libremente el sistema político. sino sola mente sobre parte de )l &caso de insurrección o levantamiento armado'. aunque desde el punto de vista del %ere cho 0nternacional se entiende que aquel reconocimiento sólo puede hacerse cuando la adquisición de control efectivo sobre el territorio sea tal que pueda preverse razona blemente el triunfo de la insurrección y un control total por ella del territorio 3 se entiende asimismo que. cabe un reconoci miento limitado. =o lo es. %esde el punto de vista del %erecho 0nternacional el reconocimiento de gobiernos en el e$ilio debe ser conciliado con principios básicos de la disciplina. que no tiene criterio alguno valorativo de los sistemas políticos intemos. 8uando el cambio de gobierno de un Estado tiene lugar en vulneración de la lega lidad constitucional establecida &de manera revolucionaria a trav)s de un golpe de Estado ' se habla por la doctrina de gobierno de !acto o de hecho como contrapuesto al gobierno legal o de iure.nidas. E$iste. es de la mayor importancia para que el gobierno en el e$ilio pueda e+ercer algunos atributos internacionales &celebración de tratados. >ien entendido que esta terminología sólo es adecuada y correcta desde el punto de vista del %erecho interno del Estado que sufre el cambio de gobierno. sobre todo por parte del Estado de residencia. En la práctica. El reconocimiento de un gobierno en el e$ilio es. Esta asepsia o neutralidad del %erecho 0nternacional hacia los sistemas políticos internos e$plica la ine$istencia de normas positivas sobre los requisitos que debe reunir un gobierno de !acto para ser reconocido. por tanto. que ha tenido especial arraigo en el hemisferio americano. E' ?econocimiento de gobiernos en el e$ilio.0' ?econocimiento de gobiernos locales : 2obiernos que no e+ercen control sobre todo el territorio de un Estado. prohibición de intervenir en los asuntos intemos de otros Estados y efectividad. <' ?econocimiento de gobier nos que han surgido en violación de la legalidad constitucional vigente en un Esta do. El caso de go iernos en el exilio es el de aquellos gobiernos que reclaman la suprema autoridad sobre un Estado que o bien está ba+o control efectivo de otras autoridades. desde luego. Si el acto de reconocimiento de un gobierno de facto tiene naturaleza e 86 . la práctica del reconocimiento es denigrante por herir a la soberanía de otras naciones y suponer una actitud crítica de sus asuntos internos. por consideraciones de orden político &la afini dad ideológica con el gobierno insurrecto'. fundamentalmente. en el entendido. establecimiento de relaciones diplomáticas' con los Estados que lo hayan reconocido. la llamada doctrina de la legalidad. por supuesto. como r)gimen de !acto. el funcionamiento de la doctrina ES6?:%: favorece el reconocimiento &por supuesto implícito' de los gobiernos nacidos en vulneración de la normativa constitucional. discrecional. la comunidad internacional está formada por Estados con sistemas políticos muy varia dos y ninguno de tales sistemas merece al %erecho 0nternacional una conceptuación superior a los demás. Está inspi rado en la práctica. %e otro lado. o bien se proyecta crear en el territorio de otro u otros Estados e$isten tes. del gobierno revolucionario.

el reconocimiento de un Estado implica reconocimiento del 2obierno que se encuentra a su cabeza. El reconocimiento de un gobierno de !acto puede ser e$preso o implícito. H' El principio de la soberanía sigue teniendo carácter constitucional en el %erecho 87 . %e+ando de lado otras concepciones e interpretaciones de la soberanía del Estado que en definitiva reconducen a la fundamentación voluntarista o antivolun tarista del %erecho 0nternacional. sobre esta distinción. <' Jurídicamente. %esde otro punto de vista los reconocimientos pueden ser e$presos o implícitos. En lo que respecta a la irimunidad +urisdiccional del Estado ante tribunales internos de otro. En la sociedad internacional el Estado se comporta fundamentalmente como un ente de poder y desde la aparición de la sociedad internacional moderna al poder del Estado se le ha designado con el calificativo de !soberano". ?especto al reconocimiento e$preso se reitera lo dicho al hablar del reconocimiento de Estados. 1a de se7alarse. por aplica ción del principio de la efectividad. Sin embargo. E' En el plano de los hechos. el gobierno no puede reclamar la propiedad de los bienes del Estado sitos en otro Estado que no lo haya reconocido. interesa poner de relieve los siguientes puntos : A' En el plano +urídico la soberanía no es un poder ilimitado del Estado. =o se trataba. pero tampoco desde este punto de vista es un poder ilimitado del Estado.nión Sovi) tica y la ?ep*blica -ederativa Socialista de 4ugoslavia. primeramente. )ste resulta de los mismos comportamientos que significan reconocimiento de un Estado. y el deber de no intervención. de un poder absoluto e ilimitado del Estado. pues. En lo que respecta al reconocimiento implícito. y entre ellos el respeto a la soberanía territorial. por evidentes razones de seguridad +urídica. El reconocimiento de un Estado puede adoptar diversas modalidades. 1/. En cuanto al reconocimiento e$preso de un Estado nuevo. -ue >I%0=I quien en el siglo /. SUS CLASES. Ibviamente. SO0ERAN6A ESTATAL Y TEOR6A DE LAS CO&5ETENCIAS.#. bien entendido que aunque seme+ante poder del Estado se desligaba de las leyes. es que e$ista una e$teriorización mínima de la manifestación de voluntad de un Estado de reconocer a otro. en esta concepción prístina de la soberanía. los atributos básicos del Estado cuyo gobierno no ha sido reconocido. #o *nico e$igible al respecto. hay que recordar que el %erecho 0nternacional es eminentemente no formalista. el no reconocimiento puede producir algunos efectos +urídicos.intencionalidad política. que los reconocimientos de los Estados surgidos del desmoronamiento de la . Se entiende así que un gobierno no puede litigar en nombre de su Estado ante los tribunales del Estado e$tran+ero que no lo haya reconocido. son oponibles erga omnes. =atural y de 2entes. sino *nicamente concertados en el marco de la cooperación política europea. 1/.0 acu7ó el t)rmino de !soberanía" para caracterizar a los Estados independientes./. En su concepción la soberanía era la summa in cives ac su ditos legi usque soluta potestas . por parte de los Estados miembros de las 8omunidades Europeas no fueron propiamente colectivos. individual o colectivo. sin embargo. C' 6ambi)n en el prisma +urídico la soberanía comporta la independencia de los Esta dos. aparecía su+eto. la soberanía estatal cobra frecuentemente perfiles polí ticos. (uede ser. la soberanía implica la igualdad de los Estados. por razones de seguridad +urídica. El %erecho 0nternacional es eminentemente no formalista y lo *nico que se e$ige al respecto. se entiende que alcanza incluso al Estado cuyo gobierno no ha sido ob+eto de reconocimiento. es que se e$teriorice mínima mente la manifestación de voluntad en que consiste el reconocimiento. al %erecho %ivino. Es indudable en todo caso que.

otro significado que el de acentuar la ausencia en la sociedad internacional de una autoridad política superior a aquellos. B' En su dimensión +urídica. Rele-ancia de la "o+eran8a en el Derecho Internacional. la soberanía del Estado tiene carácter funcional y se traduce en la posesión y e+ercicio de una serie de competencias. La i ualdad "o+erana de lo" E"tado". e) 6ada Estado tiene el derecho a elegir y a llevar adelante li remente su sistema pol4tico. E. implícito en la 8arta de las =aciones ./. que es básicamente de yu$taposición de Estados. Itro gran principio de %erecho 0nternacional es el relativo al deber de no intervención en los asuntos de otros Estados./. 1/. 1/.0nternacional de nuestros días. pol4tico o de otra 4ndole. 1/. En particular. #a formulación +urídica del principio de la soberanía de los Estados pone el )nfasis en algo inherente a tal principio : #a igualdad entre ellos. econ"mico y cultural. !) 6ada Estado tiene el de er de cumplir plenamente y de uena !e sus o ligaciones internacionales y de vivir en paz con los dem1s Estados. social. entre los Estados no tiene real mente. #a estructura de la sociedad internacional contin*a siendo básicamente de Estados soberanos yu$tapuestos y este hecho 88 . El %rinci%io de no inter-ención.nidas y proclamado e$presamente en la %eclaración sobre principios de %erecho 0nterna cional que rige las relaciones de amistad y cooperación entre los Estados. 'ienen iguales derechos e iguales de eres y son por igual miem ros de la comunidad internacional. En una perspectiva +urídica y política a la vez. pese a las di!erencias de orden econ"mico. por más que el medio colectivo en que vive inmerso el Estado introduzca algunos límites a este relativismo./. que contiene la %eclaración de principios de %erecho 0nternacional que rigen las relaciones de amistad y cooperación entre los Estados. lo que comporta la consecuencia del relativismo. d) La integridad territorial y la independencia pol4tica del Estado son inviola les. desde el punto de vista sociológico. la igualdad so erana comprende los elementos siguientes .BEH &//. El principio transcrito es uno de los que suponen la aceptación de la estructura política de la sociedad internacional y que está mucho más cerca de la codificación declarativo que del desarrollo progresivo del %erecho 0nternacional. c) 6ada Estado tiene el de er de respetar la personalidad de los dem1s Estados. con las siguientes palabras : 'odos los Estados gozan de la igualdad so erana. Se trata del principio de la igualdad soberana de los Estados. ) 6ada Estado goza de los derechos inherentes a la plena so eran4a.A de la 8arta de las =aciones . #a igualdad soberana.#. de firme arraigo en el %erecho 0nternacional contemporáneo. la soberanía del Estado constituye un factor determinante y de primer orden en la actual configura ción de la sociedad internacional y del %erecho de 2entes. a) Los Estados son iguales jur4dicamente. El 6ribunal de #a 1aya ha dicho en este orden de ideas que en el principio fundamental de la soberanía del Estado reposa todo el %erecho 0nternacional./. El principio en cuestión enuncia la igualdad +urídica de carácter formal y no puede pasar por alto la desigualdad real entre los Estados. en el plano formal.' de la :samblea 2ene ral de la I=. proclamado e$presamente en el art. (recisamente por ello la igualdad soberana de los Estados comporta la independencia de los mismos y la prohibición que pesa sobre todo Estado de in+erirse en los asuntos de los otros. En este sentido constituye un corolario +urídico de la actual estructura de la sociedad internacional.1. social.nidas y desarrollado y precisado en la resolución E.

porque si el %erecho 0nternacional reconoce sobe ranía a los Estados es precisamente para que )stos realicen sus funciones. y que este medio colectivo y en proceso de institucionalización impone ciertos límites tanto a la soberanía estatal como al relativismo del %erecho 0nternacional. de soberanía con límites y entre )stos destaca la obligación de consentir a los buques que enarbolen pabellón de cualesquiera Estado el paso inocente.nidas a intervenir en los asuntos que son esencialmente de la jurisdicci"n interna de los Estados. y la +ustificación y el funda mento *ltimo de la soberanía reside en el cumplimiento de tal función. pero esta soberanía. Efectivamente. hasta el punto de constituir un aut)ntico principio constitu cional. en la medida en que el %erecho 0nternacional asigna límites o impone criterios a los Estados en el e+ercicio de sus competencias puede hablarse de competencias regladas o no discrecionales. #as competencias inherentes a la soberanía son concedidas a los Estados por el %erecho 0nternacional. Esta distinción entre competencias regladas y discrecionales del Estado es particularmente importante en la vida de las organizaciones internacionales precisa mente para poner un límite a las actuaciones de )stas frente a la soberanía de los Estados. cuando el %erecho 0nternacional se circunscribe a atribuir competencias a los Estados sin se7alarles cortapisas o imponerles criterios respecto al e+ercicio de las mismas. (ues bien. En su dimensión estrictamente +urídica. (ara apreciar debidamente en qu) consisten las competencias del Estado y 89 . 8uando el %erecho 0nternacional atribuye competencias a los Estados puede imponerles además criterios o límites respecto al e+ercicio de las mismas : ?eglamentando su e+ercicio. 1/. sin reglamentar este e+ercicio. se e+erce con arreglo a esta conven ción y otras normas de derecho internacional. 1ay que agregar de todos modos. desde el punto de vista +urídico. . la soberanía del Estado tiene un carácter acusadamente funcional. Se trata. #as competencias del Estado se dividen en regladas y discrecionales.nidas G seg*n la cual : >inguna disposici"n de Esta 6arta autorizar1 a las >aciones .na interpretación del %erecho 0nternacional en función de la comunidad internacional y de los límites que )sta impone a los rasgos de sub+etivismo. se habla de compe$ tencias discrecionales./. o e$clusivas. El %erecho 0nternacional confiere competencia a los Estados para regular la nacionalidad de la comunidad humana asentada en su territorio.1. pero cabe que en este punto los Esta dos hayan asumido obligaciones convencionales que limitan el e+ercicio de aquella competencia. sobre una fran+a de mar inmediatamente adyacente a sus costas que se denomina mar territorial. La %ro:ección . la sociedad internacional. al hablar de las funciones de este ordenamiento se di+o que una de ellas era la competencial : %istribuir las competencias entre los Estados.comporta que la soberanía estatal siga desempe7ando un papel relevante en el %erecho 0nterna cional de nuestros días. esto es. lo que determina la importante consecuencia del relativismo del ordenamiento +urídico en cuestión. que el Estado soberano no vive aislado sino inserto en un medio social. (or el contrario. voluntarismo y relativismo que la soberanía imprime al %erecho 0nternacional. Es +ustamente el importante principio de la igualdad soberana de los Estados el que hace imperativa la distribución de competencias entre ellos.ur8dica de la "o+eran8a . La" co!%etencia" del E"tado. Es esta la significación que tuvo la figura de la !competencia e$clusiva" del (acto de la Sociedad de =aciones y la que tiene la 8arta de las =aciones . ni o ligar1 a los miem ros a someter dichos asuntos a procedimientos de arreglo con!orme a esta 6arta. o asuntos de +urisdicción interna. en forma de sobe ranía territorial. El %erecho 0nternacional concede competencias al Estado. (orque es obvio que para desempe7arla adecuadamente el Estado necesita tener ciertos pode res o competencias cuyo con+unto. pero este principio no se opone a la aplicaci"n de las medidas coercitivas previstas en el cap4tulo =((. discrecio nalidad. #as funciones del Estado consisten en velar por los intereses generales y permanentes de una comunidad humana asentada sobre un territorio. es la soberanía. pues.

#a primera característica es la plenitud. la población propia. en el sentido de que en el territorio de un Estado no se permite el e+ercicio de competencias territoriales por otro Estado. +unto a los derechos que los otros Estados pueden reclamar para sus nacionales en territorio e$tran+ero. aunque se parezcan más a las segundas que a las primeras. que la doctrina llama espacios comunes'. En segundo lugar. en particular el derecho a la integridad y a la inviolabilidad tanto en la paz como en la guerra. DELI&I9 TACIÓN DEL TERRITORIO. un deber.>E? di+o . los Estados desarrollan actividades de diversa índole. corno corolario. EL TERRITORIO CO&O SO5ORTE DE ESTAS CO&5ETENCIAS. claro es.1. de tal manera que se hace de 5l punto de partida para solucionar la mayor4a de las cuestiones que conciemen a las relaciones internacionales@.para entender cuáles son sus principales manifestaciones parece *til recurrir a una construcción muy e$tendida entre los tratadistas de %0 : El Estado se compone de tres elementos : Yrganos de poder. 8omo ha dicho al respecto el 6ribunal de #a 1aya. #a función de la soberanía territorial es la de permitir al Estado el cumplimiento de sus funciones. e+ecutiva. a trav)s de cualquiera de sus ramas. se entiende que la soberanía territorial es plena y que las 0iinitaciones a la misma no se presumen. que medie el consentimiento del primero. esta nota de plenitud de las competencias no se da en las organizaciones internacionales. dentro de su territorio. @(ndependencia con respecto a una porci"n del glo o es el derecho de ejercer en 5l. que sólo tienen los poderes que e$presa o implícitamente les atribuyen los Estados miembros en los tratados instituyentes. #a soberanía territorial del Estado tiene en %erecho 0nternacional < caracterís ticas importantes que dominan todo su r)gimen : (lenitud. legislativa o +udicial. porque hay competencias que se e+ercen tambi)n sobre los e$tran+eros que se encuentran en el territorio estatal. supone como corolario. sino que. como el alta mar. #a soberanía territorial no tiene sólo un aspecto e$cluyente. 4 al consistir )stas en asegurar la satisfacción de los intereses permanentes y generales de una comunidad humana. ya que no es concebible que de+en de intervenir los órganos del Estado. el desarrollo del 7erecho (nternacional . (or el contrario. En todo caso. han esta le$cido este principio de la competencia exclusiva del Estado con respecto a su propio territorio. el espacio ultraterrestre y la luna y los cuerpos celestes. : este respecto 9:/ 1. a no ser. la soberanía territorial es exclusiva. 4 es posible asimismo que la base del e+ercicio de las competencias no sea el territorio del Estado sino la condición de s*bditos o nacionales de las personas afec tadas. Se trata de las llamadas competencias de atribución. pudiendo ser e+ercidas aquellas fuera del territorio : 6ompetencias personales. e$clusividad e inviolabi lidad. los derechos de los otros Estados. 6anto desde el punto de vista cuantitativo como cualitativo las más importantes competencias del Estado tienen carácter territorial y al c*mulo o con+unto de ellas se le denomina soberanía territorial. con exclusi"n de cualquier otro Estado. 90 . El desarrollo de la organizaci"n nacional de los Estados durante los 3ltimos siglos y. el fundamento +urídico de tales limitaciones debe ser establecido en cada caso par ticular. 1/. en ciertos espacios e$cluidos de la soberanía estatal. (ero en el e+ercicio de competencias del Estado puede no ser decisivo el segundo elemen to. las !unciones propias de un Estado. 6al doctrina fue reiterada por el 6ribunal de #a 1aya en el caso del canal de 6or!3 cuando afirmó la e$istencia de !la obligación de todo Estado de no permitir la utilización de su territorio a fines de actos contratos a los derechos de otros Estados". En el e+ercicio de las competencias o poderes del Estado entra en +uego siem pre el primer elemento. población y territorio. es decir. 8oncretamente : #a obligación de proteger. e+er ciendo tambi)n competencias que no son ni territoriales ni personales.

el territorio espa7ol comprende no sólo los espacios terrestres propiamente dichos. esta definición no logra desentra7ar la esencia del poder sustantivo que el Estado posee respecto a su propio territorio. buen n*mero de decisiones +urisprudenciales y abundante literatura científica. El soporte físico de la soberanía territorial del Estado es obviamente el territorio. En cualquier caso. sino tambi)n. (or lo demás.na cuestión que ha originado m*ltiples controversias entre Estados. actos y ienes !uera de su territorio. pese a las frecuentes alusiones al territorio espa7ol y a la consagración de la idea de su integri dad. tiene un carácter amplio que comprende todos esos espacios. no se ha definido el territorio estatal. concluida en el seno de la 8onferencia de Seguridad y 8oope ración en Europa. :demás. es la relativa a la adquisición de la soberanía territorial. a menos que se trate de Estados federales o de Estados con límites calientes. ?ealmente. que no est1 limitada m1s que en algunos casos por reglas prohi itivas . el que le da mayor sentido político y socio lógico de estabilidad y continuidad. =o parece correcta. las aguas interiores y el mar territorial. aquella definición del territorio. (ero.1. las constituciones de los Estados no suelen definirlo. así como el espacio a)reo que se levanta por encima del territorio terrestre. pues. hechas con ánimo de conservación. efectos e$traterritoriales : 6ribunal de #a 1aya : El 7erecho (nternacional. (or ello. relativas a la soberanía permanente del Estado sobre los recursos naturales de su territorio. les deja una amplia li ertad a este respecto. 6ampoco lo hace la vigente 8onstitución de AGKD. el respeto a la sobe ranía territorial es una de las bases esenciales de las relaciones internacionales". en el sentido del %erecho 0nternacional. y en la %eclaración de (rincipios de %erecho 0nternacional que rigen las relaciones de amistad y cooperación entre los Estados. reivindicación o su+eción de movimientos centrífugos. en la que. en cuyo caso son frecuentes las precisiones constitucionales. el más fi+o. . tal como ha sido reconocido por las resoluciones de la :samblea 2eneral de la I=. aguas interiores y mar territorial . por disposición e$presa del %erecho interno. Z 8ómo se adquiere la soberanía territorialQ Z8uáles son los criterios determi nantes y decisivos si dos Estados se disputan la soberanía sobre un mismo territorioQ (or ello se ha hablado de modos originarios y modos derivativos de adquisición de la 91 .#a soberanía territorial es in-iola+le porque e$iste en %erecho 0nternacional la obligación del respeto a la soberanía e integridad territorial de otros Estados. adoptada por la :samblea 2eneral y el :cta de 1elsin5i de de AGKH. se formulan e$presamente los principios de inviolabilidad de las fronteras e integridad territorial de los Estados. no e$iste la definición mencionada. en ciertos casos. tal definición +urídico formal desconoce el hecho de que las leyes de los Estados se pueden aplicar más allá de sus fronteras y tienen. tambi)n. AC El Estado &00' 11. EL TERRITORIO . lejos de prohi ir de una manera general a los Estados extender sus leyes y su jurisdicci"n a personas.. dado su carácter estable y ge neralmente preciso. y de+ando a salvo la 8onstitución de ADAE. El principio está presente en la 8arta de la I=. &ODOS DE ADKUISICIÓN DE LA SO0ERAN6A DERI<A9 DOS DE UNA SITUACIÓN DE HECHO.. En la historia constitucional espa7ola. %esde una perspectiva +urídico formal se ha definido el territorio como !e l espacio al que se limita la validez del orden jur4dico del Estado ". sobre el mar territorial y el espacio a)reo. sino. )ste no necesita una definición en el %erecho 0nternacional. 8omo di+o el 6ribunal de #a 1aya en el citado caso del canal de 6or!3 !entre Estados independientes. >asta con se7alar que la soberanía territorial del Estado se e$tiende no sólo sobre el espacio constituido por tierra firme. el territorio del Estado. Es un elemento del Estado.

pues en virtud de )l la soberanía resulta oponible a todos los Estados. en los casos de adquisición de tierra nullius o no sometida a la soberanía anterior de otro Estado. toda vez que el peque7o istmo ha venido a formarse en aguas que antes eran mar territorial de uno y otro país. sin necesidad de proclamación alguna. delta y formación de islas'. El principio de la efectividad. conquista y prescripción. a la determinación e$acta del territorio en zonas perif)ricas litigiosas : 8uestiones de límites. En este sentido ha dicho el 6ribunal de #a 1aya que la soberanía sobre el territorio cedido contin*a en el anterior soberano hasta que se verifique !la completa desaparición de todo vínculo político con el Estado cedente. e hipótesis de accesión. sin duda de ninguna clase. Itro interesante modo originario de adquisición de la soberanía territorial es la accesi"n : :parición de masas terrestres incorporadas a las ya e$istentes. 9arianas y (alao a cambio de una indemnización pecuniaria de EH millones de pesetas . además de a 9arruecos. y seme+ante espacio marítimo se delimita. las más de las veces. #o más frecuente es que el territorio se encuentre en el propio origen del Esta do. bien incluso a título oneroso mediante contra partidas que pueden incluso llegar hasta el pago de un precio en dinero. por la línea media o equidistante. a la cesión debe seguir el e+ercicio por el adquirente de funciones estatales. 9ás incluso en este caso pueden surgir problemas que conciernen. el principio de la efectivi dad en el e+ercicio de las funciones estatales. como el aluvión. de gran raigambre en el %erecho 0nternacional. el principio dominante es el del uti possidetis iuris &respeto a los títulos internos o internacionales de la )poca colonial'. %e cesiones por título convencional hay muchos precedentes en el %erecho 0nternacional. es la lengua de arena que se ha consolidado entre el (e7ón de . no desempe7ando la efectividad más que un papel subsidiario. en aplicación del principio accesorium sequitur principale. 92 .)lez de la 2omera y la costa continental africana. o de soberanía sobre encla ves. En tal supuesto la +urisprudencia internacional se ha de+ado llevar asimismo por el principio de la efectividad en el e+ercicio de las funciones estatales. y en este supuesto act*a. . en las disputas territo riales entre Estados de reciente independencia. . modo que si en el pasado y especialmente en la era de los descubri mientos fue ampliamente utilizado. significa en este punto que es el e+ercicio efectivo de funciones estatales en un terri torio determinado el que hace nacer la soberanía sobre )l. pues sólo entonces se adquiere realmente la soberanía territorial.n supuesto de aluvión marítimo que beneficia a Espa7a. cuya sobera nía hay que enten der que corresponde por partes iguales a los dos Estados. #a relatividad de la efec tividad modula y fle$ibiliza el principio anterior. aunque el tratado relativo a la cesión hubiera entrado en vigor". En todo caso.soberanía territorial. que tiene lugar bien de modo artificial &obra del hombre'. o sobre islas situadas entre las costas de dos Estados respecto a las cuales uno y otro alegan t8tulo" hi"tórico". Sin embargo. ha de+ado de tener importancia en nuestros días en que realmente no hay tierras por descubrir. Entre los !odo" ori inario" se encuentran en segundo lugar el supuesto de la adquisición de cera nullius. como fue el caso del 6ratado firmado en ADGG entre Espa7a y :lemania. en el sentido de que la intensidad y las características de las funciones estatales han de ser apreciadas sobre la base de las circunstancias del caso concreto. Los modos originarios de adquisición de la soberanía territorial operan básica mente en < supuestos : Lue el territorio se encuentre en el origen histórico del Estado. Entre los modos derivativos de adquisición de la soberanía territorial hay que referirse a la cesión. o de territorio no sometido anteriormente a la soberanía de otro Estado. por e+emplo. por el que la primera cedía a la segunda la soberanía sobre las 0slas 8arolinas.no y otro principio tienen gran arraigo en la +uris prudencia internacional. bien en tratados de paz. bien de modo natural &en virtud de procesos geológicos. constituyendo aut)nticas normas consuetudinarias en el tema de la adquisición de la soberanía territorial del Estado tanto a trav)s de modos originarios como mediante modos derivativos. #a soberanía sobre estas masas terrestres se adquiere ipso !acto por el Estado soberano del territorio principal.

Se trata de las controversias sobre límites entre Estados de reciente independencia como resultado del proceso de descolonización. mas a ellas se les aplica el principio llamado del uti possidetis iuris . %e todos modos. 4 en estas condiciones cabe hacerse la pregunta de si es *til y tiene valor autónomo seme+ante construcción de la prescripción como modo de adquirir la sobe ranía territorial.n supuesto en el que planea la figura de la prescripción &ocupa ción efectiva seguida de aquiescencia del anterior soberano' es el de la controversia sobre el istmo que separa la ciudad. en que el territorio ob+eto de la controversia sea administrado efectivamente por un Estado distinto al que posee el título +urídico. de soberanía territorial. en que una administración efectiva se a7ada al uti possidetis iuris. Entre los modos derivativos de adquirir la soberanía territorial se ha hablado tambi)n de la prescripci"n. la intensidad del e+ercicio de las fun ciones estatales debe de ser apreciada sobre la base de las circunstancias del caso concreto. E$isten por fin casos en 93 .#. Seg*n este *ltimo principio. la MefectividadM no interviene en realidad más que para confirmar el e+ercicio del derecho nacido del título +urídico. tuvo gran importancia en el %erecho 0nternacional clásico. 11. se debe dar preferencia al beneficiado por el título. principio que impone el respeto de los límites. Si los primeros fueron cedidos convencionalmente por Espa7a a 0nglaterra en virtud del 6ratado de . ya en las postrimerías de esta concepción del %erecho 0nternacional cambió la consi deración de la conquista como modo de adquirir el territorio. al apreciar las condiciones de aplicación de tal principio en cada caso concreto. la +urisprudencia. En el caso de que el hecho corresponda e$actamente al derecho. En la eventualidad de que la MefectividadM no coe$ista con ning*n título +urídico. el istmo fue ob+eto de ocupación ulterior por los britá nicos. &ODOS (UNDADOS EN T6TULOS )UR6DICOS. establecidos en títulos procedentes de la )poca colonial. la pres cripción sí requeriría la ausencia de todo tipo de protesta por el anterior sobe rano &la aquiescencia'. : diferencia de los regímenes de %erecho privado sobre los modos de adquisición de la propiedad.La conquista. al compás de la nueva conceptuación de la guerra. aunque no *nico. En el caso de que el hecho no corresponda al derecho. cuando la guerra estaba permitida al ser una función natural del Estado y una prerrogativa de su soberanía. el espa7ol sostiene que no. En algunos contenciosos fronterizos prevalecen incondicionalmente los títulos sobre el principio de la efectividad. Sin embar go. 6ales controversias son indiscutiblemente y en *ltimo análisis. 8omprobada la importancia del principio de la efectividad en todas las manifes taciones de adquisición de la soberanía territorial. En tal supuesto el territorio ha pertenecido en un principio y de manera indiscutible a un Estado. internos o internacionales. por lo que la efectividad de las funciones estatales sería requisito nece sario. dado que el fenómeno contemplado estaría cubierto por el principio de la efectividad unido a la falta de protesta o aquiescencia. como medio de adquisición de la soberanía territorial. lo ha modulado teniendo en cuenta el principio complementario de !relatividad de la efectividad".trecht de AKA<. tal lapso de tiempo no se puede cuantificar y habría de ser apreciado seg*n criterios fle$ibles que tuviesen en cuenta las circunstancias del caso. #a cuestión de si Espa7a ha prestado su aquiescencia a tal ocupación es ob+eto de apreciación diferente por cada uno de los gobiernos en liza : el ingl)s entien de que sí. . (ara el 6ribunal la adquisición de la soberanía territorial contraria a un título supone circunstancias muy particulares y condiciones mucho más rigurosas que cuando el e+ercicio de funciones estatales permite adquirir por ocupación e incluso consolidar un título imperfecto 3 la comparación con la sentencia dictada en el caso de las (slas Ainquiers y Ecreheous es particularmente reveladora a este respecto. pero otro Estado habría adquirido la soberanía por el e+ercicio efectivo de funciones estatales durante cierto tiempo. se la debe tomar inevitablemente en consideración. puerto y pe7ón de 2ibraltar del resto de la (enínsula 0b)rica.

:sí pues. #as Mefectividades pueden entonces desempe7ar un papel esen cial para indicar cómo se interpreta el título en la prácticaM. en el territorio o en la población. #os cambios en los órganos de poder tienen lugar principalmente en el supues to de golpe de Estado con vulneración de la legalidad establecida. cambio de la estructura sociopolítica en ciertos países. sino +ustamente como el conti nuador de la personalidad +urídica internacional de la .que el título +urídico no es capaz de hacer aparecer de manera precisa la e$tensión territorial sobre la que versa. En la más reciente práctica internacional se ha producido un supuesto suma mente interesante de continuidad en la identidad del Estado. como residual : 0nteresante desarrollo +urisprudencial en materia de atribución de la soberanía territorial. y en el conte$to de la aplicación del uti possidetis iuris.nión Sovi)tica . :l hablar de la proyección +urídica de la soberanía &competencias estatales'. el surgimiento de Estados de reciente inde pendencia. #a función de la efectividad aparece. AH El Estado &000' 12. sin necesidad de modificar la 8arta de las =aciones .nidas. la cuestión de la continuidad del Estado aparece en el siglo /0/ con ocasión del nacimiento de nuevas unidades nacionales &el ?eino de 0talia entre ADBF y ADKF y el 0mperio alemán en ADKl'. territorio y población. en el %erecho 0nternacional contemporáneo el territorio de un Estado no puede ser ob+eto de adquisición por otro Estado que se derive del uso o amenaza de la fuerza. Es actitud com*n en la doctrina proclamar el principio de la continuidad en la identidad del Estado . ocupar el puesto de miembro permanente del 8onse+o de 94 . que ha arro+ado luz diáfana en el tema de las relaciones entre el principio de la efectividad y del uti possidetis iuris. razón por la que los acuerdos entre aqu)lla y el gobierno instalado con su ayuda o cualquier cesión o ane$ión de territorio no son oponibles al Estado soberano del territorio ni a ning*n otro Estado. en fin. que se considera ella misma y es considerada por la 8omunidad 0nternacional no como un Estado nuevo. le ha permitido conservar las emba+adas de ese país y. consolidación del fenómeno de Estados divididos y. e$isten datos en la práctica interestatal. lo que. 8ambios en los órganos de poder se producen asimismo en el caso de ocupa ción b)lica del territorio de un Estado. +urisprudencias internas y +uris prudencia internacional. ?especto a dicha hipótesis. para la Sala del 6ribunal de #a 1aya. 4 es que.1. que permiten hablar de la tesis de la continuidad de la iden tidad del Estado. 8on el transcurso del tiempo se acrecien tan los problemas de esta índole. %espu)s de la 00 2uerra mundial se presentan igualmente problemas de conti nuidad como resultado de la reordenación territorial efectuada en Europa y otras regiones. al hablar de los modos de adquisición de la soberanía territo rial. AS5ECTOS 3ENERALES. 5RO0LE&AS DE IDENTIDAD Y SUCESIÓN ENTRE ESTADOS. son < los elementos que en el plano teórico integran la noción de Estado : Yrganos de poder. por tanto. Sin embargo el principio de la continuidad ha sido ob+eto de resis tencias importantes en la práctica de los Estados. Es el caso de la ?ep* blica de la -ederación ?usa. el prin cipio de efectividad confirma el título si concuerda con )l 3 debe ser tomado en consi deración a falta de título3 desempe7a un papel esencial ante la imprecisión del mismo3 pero no puede prevalecer sobre el título. y en tal supuesto el punto de partida es que la soberanía sólo la e+erce la potencia ocupante de !acto y temporalmente. 4 cuando alguno de estos elementos e$perimenta trans formaciones surge el problema de determinar si el Estado contin*a siendo id)ntico desde el punto de vista de sus derechos y obligaciones internacionales. En una perspectiva histórica. aunque para determinar con rigor y precisión el alcance del principio conviene tener en cuenta distintas situaciones seg*n los cambios se hayan producido en los órganos de poder.

los cam bios de soberanía en un territorio determinado. auspiciado por las =aciones . Son concebibles. plantean una serie de problemas es pecíficos. entre otros supuestos. #a 8onvención de . protectorado.Seguridad que antes correspondía a la . y al nuevo. SUCESIÓN DE ESTADOS.nidas. ZIbligan al nuevo soberano del territorio los tratados concluidos por el anterior soberanoQ ZSe transfiere al nuevo soberano la titularidad de los bienes p*blicos y de los registros y archivos +udicia lesQ Z(asan al nuevo soberano las deudas contraídas por el antiguoQ Z8uál es la nacio nalidad de los habitantes del territorio que ha cambiado de soberaníaQ Estos y otros problemas han sido considerados tradicionalmente por la doctrina ba+o la r*brica general de !Sucesión de Estados". los más significativos tendrán lugar normalmente en los casos de transferencias de territorios. a la aparición de Estados de reciente independencia dentro del proceso descolonizador. y el proble ma perte nece de nuevo a la teoría de la sucesión de Estados. en virtud de )$odos masivos o movimientos migratorios. por e+emplo. pero tales alteraciones no afectan lo más mínimo al principio de la continuidad de la identidad del Estado o los Estados afecta dos. En la práctica más reciente es el caso de las e$ rep*blicas sovi)ticas constitutivas de la 8omunidad de Estados 0ndependientes distintas de la ?ep*blica de la -ederación ?usa.iena de AGKD sobre sucesión de Estados en materia de tratados y la 8onvención de . #a e$presión !Sucesión de Estados" ha sido ob+eto de críticas desde el punto de vista terminológico. lo que es lo mismo. NOCIÓN. que tienen tratamiento propio en nuestra disciplina ba+o la r*brica de su$ cesi"n de Estados . ya que es la fórmula corriente mente utilizada en la práctica de los Estados y resulta la más adecuada para abarcar de un modo neutral cualquier caso concreto. independientemente del estatuto parti cular del territorio de que se trate &territorio nacional. ane$ionadas a :lemania tras la guerra franco prusiana de ADKF fueron reintegradas a la soberanía francesa en virtud del 6ratado de . Es el caso. #as alteraciones del territorio de un Estado. #a definición en cuestión proviene de la 8omi sión de %erecho 0nternacional y fue preferida por ella a la de !sustitución en la sobera nía respecto al territorio" por parecer más a+ustada.nión Sovi)tica. pues abar cando la sucesión de Estados. En cuanto a los cambios acaecidos en la población. etc. Es asimismo el supuesto de los Estados de reciente independencia aparecidos dentro del proceso descolonizador en territorios antes dependientes. territorio en fi deicomiso. 4 de hecho la voz de los nuevos Estados se ha hecho oír en el proceso codificador de la materia. Ello es lógico.#. 12. territorio dependiente. Se trata de una materia particularmente sensible a la evolución del %erecho 0nternacional y que hay que estudiar dentro del conte$to del tránsito del %erecho 0nter nacional clásico al %erecho 0nternacional contemporáneo. alteraciones en la población independientes de los cambios territoriales. y no sólo en el título.iena de AGD< sobre sucesión de Estados en materia de bienes.ersalles de AGAG. no era previsible que )stos aceptasen sin más el cuerpo de normas clásicas en la cuestión. #a práctica internacional demuestra la e$istencia de m*ltiples y variados supuestos en que sobre un territorio determinado cambia el Estado titular de la sobe ranía. por supuesto. !Estado sucesor". o. hasta el punto de que e$iste un r)gimen singular para los Estados 95 . :mbos instrumentos dan una definición de la misma. man dato. archivos y deudas de Estado. que en muchos casos resultaban per+udiciales a sus intereses. :l antiguo soberano del territorio se le llama !Estado predecesor". mantienen la e$presión. de que parte del territorio de un Estado pase a formar parte del territorio de otro Estado. como ocurrió con las provincias francesas de :lsa cia y #orena que.'. diciendo que la sucesión de Estados es !la sustituci"n de un Estado por otro en la responsa ilidad de las rela$ ciones internacionales de un territorio". #os supuestos considerados originan una problemática tan rica como comple+a desde el punto de vista del %erecho 0nternacional. sino tambi)n en el articulado.

1.de reciente independencia. los derechos de tránsito por vías navegables interna cionales o sobre el territorio de otro Estado. en particular las Irganizaciones internacionales. o !rea les". bienes. . etc. para la aplicación de la 8onvención que la sucesión de Estados se haya producido !de conformidad con el %erecho 0nternacional y. AA de la 8onvención establece : . sin que sea fácil determinar con e$actitud en qu) casos se codifica y en qu) supuestos e$iste desarrollo progresivo. como la nacionalidad de los habitantes del territorio o en la condición de un Estado como miembro de una Irganización internacional. #a 8onvención acusa en todo caso. o a las restricciones en su uso. a) * las o ligaciones relativas al uso de cualquier territorio. con los principios de %ere cho 0nternacional incorporados en la 8arta de las =aciones . se desta can las que se refieren a su 1m ito de aplicaci"n. Efectivamente. o las restricciones en el uso. en particular. las transformaciones del %erecho 0nterna cional. AE dispone : +. esta lecidas por un tratado en ene!icio de cualquier territorio de un Estado extranjero y que se consideren vinculadas a los territorios de que se trate. El art. En lo que respecta a las disposiciones generales de la 8onvención. ) * los derechos esta lecidos por un tratado en ene!icio de cualquier territorio y relativos al uso. en el sentido de plasmar en reglas convencionales normas que resultaban de la práctica de los Estados. de otro lado. 12. CUESTIONES 5ARTICULARES. en el primer considerando del preámbulo se alude al hecho de !la profunda transfor mación de la comunidad internacional generada por el proceso de la descolonización" y en el articulado figura un r)gimen singular para los Estados de reciente indepen dencia. de cualquier territorio de un Estado extranjero y que se consideren vinculados a los territorios de que se trate. (or su parte el art. particularmente las derivadas de la aparición de Estados de reciente indepen dencia dentro del proceso descolonizador de las *ltimas d)cadas./. o !localizados". ) >i a las o ligaciones y los derechos esta lecidos por un tratado y que se re!ieran al r5gimen de una !rontera. En sus disposiciones generales la 8onvención se ha ocupado tambi)n de la importante cuestión de los llamados tratados !territoriales". 12. 8onvención que no sólo codífica el %erecho 0nternacional. salvo que se haya convenido en otra cosa".na sucesi"n de Estados no a!ectar1 de por s4 . Re"%ecto de tratado" internacionale". )sta !sólo se aplicará respecto de una sucesión de Estados que se haya producido despu)s de la entrada en vigor de la 8onvención. #a sucesión de Estados en materia de tratados está hoy regulada en la 8onvención de . a) * una !rontera esta lecida por un tratado. . En cuanto al ámbito temporal de la aplicación de la 8onvención.iena de AGKD. Es preciso. 6ambi)n los origina en otros secto res que no han sido ob+eto de la codificación internacional.nidas". -. si bien caben declaraciones de un Estado sucesor para aplicar de manera definitiva o provisional la 8onvención respecto a su propia sucesión aun si )sta se ha producido antes de la entrada en vigor./. a los efectos de una sucesión de Estados respecto de tratados en que son partes otros su+etos de %erecho 0nternacional. #a 8onvención se aplica *nicamente a los efectos de la sucesión de Estados en materia de tratados entre Estados. o a las restricciones en su 96 .na sucesi"n de Estados no a!ectar1 de por s4 . archivos y deudas de Estados. por tanto. =o. el aprovechamiento de los ríos interna cionales. sino que realiza asimismo el desarrollo progresivo en la cuestión. que son aquellos que guardan relación con problemas como las fronteras internacionales. a) * las o ligaciones relativas al uso de cualquier territorio. (ero la sucesión de Estados no plantea problemas *nicamente en materia de tratados.na sucesi"n de Estados no a!ectar1 de por s4 . la desmilitarización o neutralización de determinadas localidades. o !dispositivos".

el principio general que domina los efectos de la sucesión en materia de 97 . ?esulta lógico en todo caso que los Estados de reciente independencia surgidos en el proceso descolonizador se sientan atraídos de un modo general por el principio de la tabla rasa. El principio de la continuidad aboga por la aplicación al Estado sucesor de los tratados celebrados por el Estado predecesor. 9ayor comple+idad +urídica. ) * los derechos esta lecidos por un tratado en ene!icio de un grupo de Estados o de todos los Estados y relativos al uso de cualquier territorio. habiendo sido introducido en la 8onvención por la 8onferencia de plenipo tenciarios. cabe en primer lugar que la sucesión de Estados no d) lugar a la aparición de un Estado de nuevo. el principio de la continuidad de los tratados. o a las restricciones en su uso. seg*n el cual un tratado es obligatorio para cada una de las partes en la totalidad de su territorio salvo cuando consta una intención diferente. ZIbligan al Estado sucesor los tratados celebrados por el Estado predecesorQ #as respuestas a este interrogante han oscilado entre dos polos de atracción : %e una parte.uso. AH. y sobre todo política.iena de AGKD ha adoptado este criterio de la !movilidad del ámbito territorial de los tratados" en su art. Las disposiciones del presente art4culo no se aplican a las o ligaciones derivadas de tratados del Estado predecesor que prevean el esta lecimiento de ases militares extranjeras en el territorio al cual se re!iere la sucesi"n de Estados. ?especto a los e!ectos propiamente dichos de la sucesión de Estados sobre los tratados. #os tratados bilaterales sólo continuarán en vigor si así se conviene e$presamente entre los Estados interesados o si )stos se comportan de tal manera que debe entenderse que han convenido en ello. #a norma supone que los trata dos celebrados por el Estado sucesor comienzan automáticamente a aplicarse al territorio transferido desde la fecha de la sucesión. En cuanto a la +ustificación de la norma está en el principio enunciado en el art. #a 8omisión de %erecho 0nternacional propuso en su proyecto para la sucesión de Estados de reciente independencia el principio de tabla rasa en cuanto a la obligación del Estado sucesor de mantener en vigor un tratado &bilateral o multilateral' del Estado predecesor. #a 8onvención de . Es la hipótesis que la 8onvención denomina sucesi"n respecto de una parte del territorio y que corresponde al e+emplo. y que se consideren vinculadas a este territorio. /. consa grada en la doctrina y en la práctica de los Estados. Si la sucesión de Estados da lugar a la aparición de un nuevo Estado fuera del conte$to del proceso descolonizador.iena de AGBG sobre %erecho de 6ratados . a partir de la cual de+an tambi)n de aplicarse los celebrados por el Estado predecesor. Este supuesto no supone la aparición de un Estado nuevo y la cuestión de determinar qu) tratados se aplican al territorio ob+eto de la transferencia de soberanía es relativamente simple y ha sido resuelta de acuer do con la norma llamada de !la movilidad del ámbito territorial del tratado". EG de la 8onvención de . presenta la hipótesis de que la sucesión de Estados d) lugar a la aparición de un Estado nuevo. (ero Zcuál es el sentido e$acto de ese principioQ #a 8omisión de %erecho 0nternacional lo ha precisado diciendo que !la metáfora de la tabla rasa es una forma cómoda de e$presar la idea básica de que un Estado de reciente independencia empieza su vida internacional libre de toda obligación de seguir manteniendo en vigor los tratados por la simple razón de que anteriormente eran aplicables respecto de su territorio. a trav)s de la unificación y separación de Estados. esta lecidas por un tratado en ene!icio de un grupo de Estados o de todos los Estados y que se consideren vinculadas a este territorio. de la reintegración de :lsacia y #orena a la soberanía francesa. 4 en lo que respecta al derecho del Estado sucesor a ser parte en los tratados del Estado predecesor. El transcrito párrafo < del art. El principio de la tabla rasa tiende a la no obligatoriedad para el Estado sucesor de los tratados celebrados por el Estado predecesor. AE no figuraba en el (royecto de :rtículos de la 8omisión. se acepta de un modo general para los tratados multilaterales. y de otra el principio de la ta ula rasa.

y en el se basaron las soluciones contenidas en el pro yecto de la 8omisión de %erecho 0nternacional.iena sobre la sucesión de Estados en materia de bienes. y el informe de una comisión de conciliación no es obligatorio para los Estados partes en la controversia./. la 8omisión de %erecho 0nternacional llegó a la conclusión de que debería considerarse que una unificación de Estados entra7aba en principio el mantenimiento en vigor ipso iure de los tratados de esos Estados. cualquier parte en ella puede solicitar la aper tura de un proceso de consulta y negociación. se adoptó la llamada 8onvención de . los efectos del cambio en la aplicación del tratado y el ámbito territorial de esos tratados conforme a sus propias disposiciones. contin*e o no en e$istencia el Estado predecesor. El art. Suce"ión en deuda" : ra-?!ene".#. AA dice que los tratados concluidos por la ?-: seguirán en vigor y que se aplicarán en el territorio de la antigua ?%: con e$cepción de los indicados en un ane$o 3 el art. En defini tiva. AE proclama por fin que los tratados celebrados por la ?%: serán e$aminados con+un tamente con las partes contratantes a fin de determinar si siguen en vigor. suscitada una controversia en relación con la aplicación o inter pretación de la 8onvención de AGKD. (ero nada más. #a amplitud y comple+idad de los problemas que la sucesión de Estados en materia de tratados suscita en la práctica y la necesaria vaguedad de algunos de los conceptos que emplea la 8onvención de AGKD hacían aconse+able un mecanismo lo más eficaz y acabado posible de soluci"n de controversias. En lo que concierne a los casos de uni!icaci"n. En :bril de AGD<. aunque con e$cepciones basadas en distintos fundamentos : El acuerdo de los Estados interesados. Soluciones que han pasado a la 8onvención de . cualquiera de las partes puede some terla al procedimiento de conciliación regulado en el :ne$o a la 8onvención. #os problemas de sucesión de Estados en materia de tratados resultantes de la absorción de la ?ep*blica %emocrática :lemana &?%:' por la ?ep*blica -ederal de :lemania &?.iena de AGBG sobre %erecho de tratados que esta bleció la +urisdicción obligatoria para la solución de las controversias relacionadas con el ius cogens internacional. AF a AE del 6ratado sobre establecimiento de la unidad alemana. por lo que en su proyecto propuso una solución inspirada en la conti nuidad. En el caso de separaci"n de partes de un Estado para formar uno o más Esta dos. la compatibilidad de los tratados en vigor antes de la unifica ción con la situación resultante de ella.nidas la convocatoria de una conferencia de plenipotenciarios para la adopción de la pertinente 8onvención.tratados es el de la continuidad. puesto que el recurso a la solución +udicial o al arbitra+e sólo tiene lugar mediante com*n acuerdo entre las partes. (ero el sistema esta blecido no es satisfactorio desde un punto de vista ideal. firmado en >erlín por esos dos países el <A de agosto de AGGF y en vigor desde el < de octubre del mismo a7o. AF dispone la entrada en vigor en el antiguo territorio de la ?%: del %erecho 8omunitario Europeo y de los tratados relacionados con )l 3 el art. el principio dominante es tambi)n el de la continuidad. Efectivamente. archivos y deudas de Estado. 12.' se regulan en los arts.iena de AGKD. o por el +uego recíproco de declaraciones unilaterales y facultativas de los Estados partes aceptando la sumisión de la contro versia al 6ribunal 0nternacional de Justicia o alternativamente al arbitra+e.:. Es incluso menos satisfac torio que el de la 8onvención de . Si la controversia no se re suelve en un plazo de seis meses a partir de aquella petición. no se ha pasado del recurso obligatorio a un procedimiento de conciliación.-. si deben adaptarse o si han de e$pirar. El <A de %iciembre de AGGC sólo C Estados se habían adherido a 98 . #a 8omisión de %erecho 0nternacional aprobó de modo definitivo en AGDA un (royecto de la materia habiendo decidido asimismo proponer a la :samblea 2eneral de las =aciones .

el paso de los bienes al Estado sucesor se regula con arreglo a unos criterios que formula el art.nidas y la 8arta de %erechos y %eberes Económicos de los Estados. En lo que respecta a la uni!icaci"n de Estados. est)n situados fuera de )l y se hayan convertido durante el período de la dependencia en bienes del Estado predecesor 3 pasan asimismo otros bienes in muebles del Estado predecesor. pero es indudable que tal criterio tenía que sufrir el embate de la descolonización. era la del respeto de tales derechos. que no supone la aparición de un nuevo Estado. Si lo que tiene lugar es la disoluci"n de un Estado porque las partes de su territorio pasen a formar dos o más Estados rigen. proclamado en importantes resoluciones de la :samblea 2eneral de las =aciones . así como los bienes muebles vinculados a la actividad del Estado prede cesor en relación con el territorio : (rima el acuerdo de los Estados interesados. el paso de los bienes del Estado predecesor al sucesor se determinará por acuerdo entre ellos. pasarán a los Estados sucesores en propor ciones equitativas 3 pasan al Estado sucesor de que se trate los bienes muebles del Estado predecesor vinculados a su actividad en relación con los territorios a que se refiera la sucesión 3 los demás bienes muebles del Estado predecesor pasan a los Estados sucesores en proporciones equitativas. Si se produce la separaci"n de parte o partes del territorio de un Estado para formar un nuevo Estado rigen. las siguientes reglas : (asan al Estado sucesor los bienes de Estado inmue bles del Estado predecesor situados en el territorio a que se refiera al sucesión 3 tambi)n pasan los bienes muebles vinculados a la actividad del Estado predecesor en relación con ese territorio 3 y pasan por fin al Estado sucesor en una proporción equi tativa los demás muebles. situados fuera del territorio pero a cuya creación haya contribuido )ste. siendo muy escasas las perspectivas de aceptación general de la 8onvención. precisa mente en proporción a dicha aportación : 8arácter principal &no subsidiario' de los criterios contenidos en tales reglas.E. y así lo reitera el art. Seg*n la generalidad de la práctica. a falta de acuerdo. E. si bien con ciertas particularidades para los distintos supuestos de sucesión de Estados. AH : #os bienes inmuebles del Estado predecesor situados en el territorio a que se refiera la sucesión pasan al Estado suce sor 3 tambi)n pasan aquellos inmuebles que. las siguientes reglas : (asan al Estado sucesor en cuyo territorio se encuentren los bienes de Estado inmuebles del Estado predecesor 3 si tales bienes están situados fuera del territorio del Estado predecesor. AA de la 8onvención. conforme al art. 8omo di+o el 6ribunal de #a 1aya : !. #a norma clásica en la materia tal como la formuló el 6ribunal de #a 1aya.c de 99 . surge la cuestión de si el Estado sucesor está obligado a respetar los derechos adquiridos por particulares. #a norma es confirmada por la 8onvención. En relación con ello. el paso de los bienes del Estado predecesor al Estado sucesor tiene lugar sin compensación.la 8onvención. Si. ha regido tradicionalmente en el %erecho 0nternacional la norma de la "uce"ión. a falta de acuerdo. 6ratándose de la hipótesis. y a falta de tal acuerdo pasan al Estado sucesor los bienes inmuebles del predecesor sitos en el territorio en cuestión. habiendo pertenecido al territorio en cuestión.n principio de %erecho com*n de la sucesión de Estado a Estado". salvo lo dispuesto en otros artículos y a menos que se convenga otra cosa al respecto. antes de la sucesión. sin que ello implique de todos modos el deber de negociar o llegar a un acuerdo. pasan al Estado sucesor los bienes de Estado de los Estados predecesores. 1oy la cuestión tiene que ser contemplada a la luz del principio de la soberanía permanente de los pueblos y de los Estados sobre los recursos naturales. del traspaso de una parte del territorio de un Esta$ do. y precisamente en proporción a la aportación de dicho territorio 3 pasan igualmente los bienes muebles del Estado predecesor vinculados a su actividad en relación con el territorio3 se transfieren tambi)n los bienes muebles que habiendo pertenecido al territorio se hayan convertido durante el período de la dependencia en bienes de Estado del Estado predecesor 3 y pasan por fin otros bie nes muebles del Estado predecesor a cuya creación haya contribuido el territorio dependiente. especialmente e$tran+eros. En lo que respecta a los ienes de Estado. Si el supuesto de sucesión de Estados ha dado lugar a la aparición de un Estado de reciente independencia. incluso en los casos de concesiones.

el AD de abril de AGEH. la deuda de los Estados predecesores pasa al sucesor.. En lo concerniente a la sucesión en las deudas de Estado hay que comenzar refiri)ndose a la sentencia dictada por el árbitro E. en cuyo caso el Estado que adopte esas medidas de er1 pagar una compensaci"n apropiada.dicha 8arta . y a menos que los Estados sucesores convengan otra cosa. 100 . Se e$cluyen así las deudas p*blicas de un órgano no estatal como las de las colectividades locales que.. teniendo en cuenta sus leyes y reglamentos aplica les y todas las circunstancias que el Estado considere pertinente .eto de Derecho InternacionalG nacida de con7or!idad con el Derecho Internacional.iena de AGD< se encuentra una defini ción de las %eudas de Estado : Toda o+li ación 7inanciera de un E"tado %ara con otro E"tadoG %ara con una or ani. En la hipótesis de uni!icaci"n de Estados. si la sucesión consiste en el traspaso de una parte del territorio de un Estado a otro Estado. y bien entendido que tal acuerdo no puede menoscabar el principio de la soberanía permanente de cada pueblo sobre sus riquezas y recursos naturales y que su cumplimiento no puede poner en peligro los equilibrios económicos fundamentales del Estado. en el caso de la deuda p3 lica otomana.. Ibviamente la 8arta en cues tión es ob+eto de diversas apreciaciones en cuanto a su valor +urídico. expropiar o trans!erir la propiedad de ienes extranjeros. >I?E#..ación internacional o %ara cualLuier otro "u.. derechos e in tereses que pasen al Estado sucesor en relación con esa deuda de Estado. habida cuenta de todas las circunstancias pertinentes. >o ca e considerar como reconocido en el 7erecho (nternacional positivo el principio de que el Estado que adquiere parte del territorio de otro Estado de a al mismo tiempo asumir una porci"n correspondiente a la deuda p3 lica de este 3ltimo. En la regulación de la 8onvención de . anterior y posterior al laudo. Es interesante destacar tambi)n la regla enunciada en el art. el paso de la deuda de Estado se de termina por vía de acuerdo y. (or lo demás. habida cuenta en particular de los bienes. habida cuenta de todas las circunstancias pertinen tes . que la sucesión no tiene el efecto de vincular al acreedor o el de atribuir a )ste el derecho de dirigirse contra el Estado sucesor. habría que concluir que en los casos de sucesión de Estados. derechos e in tereses que pasen al sucesor. la deuda pasa a ellos en proporciones equitativas. Si se produce la disoluci"n de un Estado y las partes de su territorio forman dos o más Estados. Ello quiere decir.. 'odo Estado tienen el derecho de #nacionalizar.. ha sido muy diversa incluso para los supuestos de descolonización. (ero la práctica convencional. la deuda pasará al Estado sucesor en una proporción equitativa. y el árbitro declaró . a falta de )l. muchos Estados industrializados tienen un punto de vista distinto. y si los Estados &2rupo de los KK' ven en ella de un con+unto de normas con fuerza de obligar. se produce el paso al Estado sucesor en una proporción equitativa. al no haber sido asumidas nunca por el Estado predecesor no pueden serio tampoco por el Estado sucesor. El árbitro estimó que el %erecho 0nternacional 2eneral no establecía la sucesión en las deudas p*blicas y que tal sucesión sólo se producía en las condicio nes estipuladas convencionalmente. Si el supuesto es de separaci"n de parte o partes del territorio de un Estado para formar un nuevo Es tado. Se trataba de saber si las deudas contraídas por el 0mperio turco podían ser repartidas entre los Estados y territorios secesionados de )l despu)s de la 0 guerra mundial. a menos que un acuerdo entre ellos disponga otra cosa por razón del ne$o entre la deuda de Estado vinculado a su actividad en el territorio y los bienes. como se7ala la 8omisión de %erecho 0nternacional.. Semejante o ligaci"n s"lo puede resultar de un tratado en que el Estado interesado la asuma y 3nicamente existe en las condiciones y l4mites estipulados en ese tratado . y a menos que convenga otra cosa por vía de acuerdo. particularmente cuando surge un Estado de reciente independencia. no e$istiría obligación de respetar los derechos adquiridos. En el caso de Estados de reciente independencia surgidos en el proceso descolonizador la solución es distinta porque ninguna deuda del Estado predecesor pasará al sucesor. seg*n el art <K. <B seg*n la cual una sucesión de Estados no afectará en cuanto tal a los derechos y deberes de los acreedores.

#as organizaciones internacionales constituyen fenómenos ciertamente comple +os. #a e$presión !organización internacional" se utiliza en E sentidos principales. El segundo alude a organizaciones internacionales en concreto. 5ro+le!a" de nacionalidad : en la titularidad en la %ro%iedad %*+lica : %ri-ada.#a 8onvención de AGD< ha establecido en cuanto al arreglo de controversias un sistema seme+ante al que figura en la 8onvención de AGKD sobre sucesión de Estados en materia de tratados. #a sucesión de Estados en materia de nacionalidad de los habitantes del terri torio no había sido ob+eto. del esfuerzo codificador general de las =aciones . la tendencia general ha sido la de de+ar al %erecho interno del nuevo Estado la determinación de las cuestiones de nacionalidad de los habitantes del antiguo territorio dependiente. la de la ciencia política.1. lo que se tiene en cuenta es la voluntad general de los habitantes e$presada por medio de un plebiscito. Efectivamente. En este sentido. En los casos de uni!icaci"n de Estados el sentido de la práctica es que los habitantes de los territorios ob+eto de la sucesión. aunque entre uno y otro hay una interacción manifiesta. por más que persista básicamente dicha estructura. en la actualidad. sin embargo. : veces. no ha sido posible ir más allá del estable cimiento del recurso obligatorio a un órgano de conciliación./. orientada de un modo general por el principio lógico de que los habitantes del territorio deben seguir la nacionalidad del Estado sucesor. E$iste de todos modos una abundante práctica en la materia. El primero de ellos se refiere a la manera como está organizada la sociedad inter nacional : :rmazón general o a su estructura. En el supuesto de Estados de reciente independencia dentro del proceso descolonizador. la práctica convencional se guía por el principio de que los habitantes deben ostentar la nacionalidad del Estado sucesor. :nalizado ya el primer sentido de la e$presión. necesitados de análisis desde varias perspectivas científicas : #a de las relaciones internacionales y su historia. adquieren la nacionalidad del Estado sucesor y lo mismo ocurre en los supuestos de disoluci"n.nidas. 5ERSONALIDAD. #as labores pudieran finalizar acaso en reglas modelo. 12. aun que no es seguro que sus traba+os terminen en un proyecto susceptible de convertirse en una convención codificadora. Si entonces la sociedad internacional era *nicamente de yu$taposición de Estados soberanos. la e$istencia de m*ltiples organizaciones internacionales específicas determina que la estructura de la sociedad internacional contemporánea sea distinta a la que en los primeros siglos de la edad moderna determinó el nacimiento del %erecho 0nternacional. la del %erecho 0nternacional y la de otras disciplinas específicas sobre cuyo contenido versa el campo de acción propio de cada organización internacional. la 8omisión de %erecho 0nternacional está ocupándose del tema. si bien se establece en favor de ellos un derecho de opción individual e+ercitable en plazo determinado en favor de la nacionalidad del Estado predecesor. Si se trata de la hipótesis de la sucesi"n respecto a una parte del territorio que no comporta la aparición de un Estado nuevo./. %esde AGGH. aquí se tratará *nicamente del segundo. AB #as Irganizaciones 0nternacionales como su+etos del %erecho 0nternacional 1C. nó a la nacionalidad de los habitantes. pero el resultado de )ste se refiere propiamente al hecho en sí de la sucesión. hay que hablar tambi)n de otros dos tipos de sociedades : #a basada en la e$istencia de intereses comunes y la sociedad 101 . a diferencia de las cuestiones tratadas en los aparta dos precedentes.

órganos permanentes. y cooperación entre sus miembros a efectos de la satisfacción de intereses comu nes. las organizaciones deben contar con un sistema permanente de "rganos. que asegure su continuidad. lo que implica la consecuencia de que las limitaciones a la misma no se presumen. competencia pro pia. #a primera nota es el car1cter interestatal. Ibviamente. las organizaciones internacionales tienen competencias de atribución : #as asignadas de manera e$presa o implícita en el trata do instituyente. la organización puede ser creada por resolución de una conferencia internacional. que no es otro que la satisfacción de intereses comunes a los Estados mediante la cooperaci"n internacional institucionalizada. como si los miembros fuesen los gobiernos. :l definir las organizaciones internacionales desde una perspectiva t)cnico +urí 102 . Se e$cluye en todo caso de la definición de organización internacional a las asociaciones de fuerzas sociales distintas de los Estados que act*an sin ánimo de lucro en el plano internacio nal. Es el caso de la Irganización de países e$portadores de petróleo aunque cabe pensar que la resolución en cues tión constituye un acuerdo en forma simplificada. bien entendido que esta cooperación reviste distintos grados de intensidad : (uede tratarse de una simple coordinación o armonización de políticas y comportamientos de los Estados miembros o puede llegar más le+os. esta voluntad debe constre7irse a las mate rias que entren en la esfera de competencia de la organización tal como viene se7a lada en el tratado instituyente. sí parece e$istir consenso en la doctrina en cuanto a los elementos que deberían entrar en aquella definición. sin embargo. #a organización internacional tiene seis rasgos diferenciales indiscutidos : 8arácter inter estatal. de !organizaciones intergubernamentales". base voluntaria. (ero las organizaciones internacionales tienen un sentido teleológico y en este orden de ideas las competencias de la organización constituyen el instrumento para alcanzar un ob+etivo. una organización internacional es una asociación de Estados.parcialmente organizada. Es )ste uno de los elementos que permite diferenciar las organizaciones internacionales de las conferencias internacionales. hasta el punto de que dichos Estados transfieran a los órganos de la organización el e+ercicio de algunas de sus compe tencias soberanas. En casos e$cepcionales. en cuanto que se crean por un tratado entre Estados. #a permanencia de la organización tiene un valor político de primera magnitud en cuanto contribuye a afirmar su independencia frente a los Estados miembros. 1C.#. : este *ltimo tipo de uniones se les da el nombre de !organizaciones no guberna mentales". voluntad autónoma. El cuarto elemento característico de una organización internacional consiste en la voluntad aut"noma. El segundo rasgo diferencial de las organizaciones internacionales es su car1c$ ter voluntario. En este sentido. CO&5ETENCIA. con cierta impropiedad. Icurre tambi)n que otras organizaciones internacionales han sido constituídas por resoluciones de órganos de organizaciones internacionales pree$istentes. cuya competencia es general o plena. en el entendido de que estas *ltimas tienen notas en com*n con aqu)llas. particular mente en lo que se refiere al modo de adopción de decisiones. no obstante lo cual. que es el lla mado tratado instituyente. que se da en tanto en cuanto el proceso de adopción de deci siones por sus órganos le permite e$presar una voluntad +urídicamente distinta de la de los Estados miembros. El quinto rasgo diferencial de una organización intemacional es la competencia propia en una serie de materias se7aladas en el tratado. lo cual no ha evitado que se hable frecuentemente en la práctica. En tercer lugar. : diferencia de los Estados. ZLu) es e$actamente una organización internacionalQ Z4 cuáles son sus rasgos característicosQ %esde un punto de vista +urídico no hay una definición gene ralmente aceptada de organización internacional.

na organización internacional sólo tiene competen cias en la medida en que se las asigne el tratado instituyente. dentro de e"e a!%lio !arco con"titucionalG "e reconocen a la" or ani. un Estado tiene competencias en tanto no resulte lo contrario de un título particular. Se trata en este caso de las llamadas competencias implícitas. En el segundo caso las organiza ciones intemacionales pueden crear obligaciones internacionales para los Estados miembros y pueden tambi)n influir en la posterior evolución del %erecho 103 . entre otros rasgos. :sí. Se entiende que las organizaciones internacionales no sólo tienen las competencias que e$presamente les atribuyan los respectivos tratados instituyentes sino tambi)n aqu)llas que resulten necesarias para el e+ercicio de las funciones previstas en los tratados fundacionales. etc'. celosos de su soberanía. Se trata de interpretar las reglas convencionales con arreglo a los principios de la razonabilidad y del efecto *til. lo que quiere decir que las limitaciones a la soberanía no se presumen sino que. sobre la base de las compe tencias implícitas. como ha dicho el 6ribunal de #a 1aya. que resultan de una concepción teleológica y no formalista ni restrictiva de las organizaciones internacionales.nidos. que ha sido aplicada en varias ocasiones por el 6ribunal de Justicia. En el primer caso es lo que se denomina el %erecho interno de las organizaciones internacionales &reglamentos de los órganos. El caso de las organizaciones internacionales es distinto 3 su función consiste en la satisfacción de ciertos intereses comunes a los Estados miem bros mediante la cooperación institucional de base voluntaria. la función de los títulos convencionales es distinta por lo que respecta a las respectivas competencias de los Estados y las organizaciones internacionales : (ara los Estados cumplen una función limitativa y para las organizaciones internacionales desempe7an un papel atributivo. El tratado instituyente puede conceder competencias a una organización interna cional no sólo de modo e$preso sino tambi)n implícito. que es generalmente obligatorio. EL SISTE&A )UR6DICO 5RO5IO DE CADA OR3ANIJACIÓN INTERNACIO9 NAL.nidas y por tanto derecho de reclamación frente a un Estado en cuyo territorio ocurrió el asesinato de un agente de aqu)lla. el de disponer de competencias propias en una serie de materias a fin de satisfacer los intereses comunes de los Estados miem bros mediante la cooperación internacional institucionalizada. tenían aqu)llas. el %erecho 0nternacional concede sobe ranía./. 6ales competencias se asignan precisamente a la organización en el tratado fundacional o instituyente y de ahí que se hable de competencias de atri uci"n.dica. :hora bien. normativa aplicable a los funcionarios. : los Estados. #os Estados.acione" internacionale" 7aculta9 de" nor!ati-a". :sí pues. y por consiguiente tambi)n a los Estados no miembros'. . Se da a entender con esta e$presión que una organización internacional no tiene competencias soberanas. El instrumento fundacional de una organización internacional reviste la forma de pacto pero posee la sustancia de la constitución. efectivamente. 1C. #os tratados instituyentes de las 8omunidades Europeas prev)n e$presamente la doctrina de los poderes implícitos. y hay aquí una importante nota distintiva entre los poderes del Estado y los de una organización internacional. (or el contrario. #as organizaciones internacionales son creadas en la inmensa mayoría de los casos por tratados internacionales celebrados entre Estados y las disposiciones del tratado conforman el gran marco constitucional en que aqu)llas desempe7an sus actividades. a las =aciones . que unas veces act*an hacia el interior de la organización y otras hacia su e$terior. y una de las notas de ella es la plenitud de competencias. el fundamento +urídico de tales limitaciones ha de ser establecido en cada caso particular. el 6ribunal de #a 1aya. #a +urisprudencia internacional acepta igual mente la idea. reconoció personalidad +urídica ob+etiva &oponible erga omnes. sólo consienten la actividad de la organización en determinadas materias y para el e+ercicio de esa actividad conceden a la organización unas compe tencias funcionales y limitadas. #a doctrina de las competencias impl4citas encuentra su origen en la +urispru dencia federal de los Estados .

el contenido de esos derechos y obligaciones se adapta a la particular naturaleza y morfología de aquellas organizaciones. y tambi)n por otros rasgos distintivos entre la morfología de una y otra clase de su+etos. el contenido del %erecho 0nternacional 2eneral aplicable a las organizaciones internacionales sufre a+ustes y modulaciones. las normas del %erecho 0nternacional 2eneral se aplican a las organizaciones internacionales. en sentido más amplio. siendo actores del sistema internacional. particularmente porque comporta la su+eción del tratado instituyente a las normas imperativas del %erecho 0nternacional (ius cogens) &arts. 0ncluso se plantea el problema de la sub+etividad internacional de los pueblos. por lo pronto. En efecto.iena de AGBG sobre %erecho de 6ratados la !8onvención se aplicará a todo tratado que sea un instrumento constitutivo de una organización 0nternacional". Sin embargo. conviene determinar con el mayor rigor posible y en un plano t)cnico +urídico aquel concepto de la sub+e tividad internacional. Es sujeto del 7erecho (nternacional quien su!re directamente responsa ilidad por una conducta incompati le con la norma. y en ciertos supuestos se habla con fundamento de la sub+etividad 0nternacional de los particulares. las organiza ciones internacionales no escapan a la aplicación del ordenamiento de dicho grupo social.0nternacional. AK El individuo como su+eto del %erecho 0nternacional 1D. (ero las transfor maciones e$perimentadas en las *ltimas d)cadas por el %erecho 0nternacional han creado condiciones más favorables para el reconocimiento de una cierta sub+etividad del individuo. esto es. El %erecho 0nternacional 8lásico se apoyaba básicamente en una sociedad internacional de estructura interestatal y que tenía además una función eminente mente relacionar y competencial : ?egular las relaciones entre los Estados y distribuir las competencias entre ellos. Se necesita una legitimación activa para reclamar por incum plimiento del %erecho o una legitimación pasiva para sufrir responsabilidad por tal incumplimiento. H de la 8onvención de . para determinar con precisión si el particular &persona física o +urídica' es hoy su+eto del %erecho 0nternacional. #a rígida separación entre el %erecho 0nternacional y los %erechos internos mantenían al individuo al margen del %erecho 0nternacional y ale+ado de )l. la sub+etividad internacional es una categoría t)cnica y por consiguiente. sino sola mente competencias de atribución. personas físicas o +urídicas. la de las Irganizaciones internacionales. 1ay que agregar que. +unto con la sub+etividad internacional del Estado. Seme+ante planteamiento conducía en t)rminos genera les a no considerar más que a los Estados como su+etos del %erecho 0nternacional. :l carecer )stas de territorio y al no e+ercer. que seg*n el art. soberanía territorial. a diferencia de los Estados. y en qu) medida lo sea. y en la doctrina era corriente la afirmación de que los individuos eran sólo ob+etos de dicho ordenamiento. H< y HC de la 8onvención de . que en algunos casos pueden ser importantes. Esta regla es f)rtil en consecuencias. 4 en este orden de consideraciones conviene se7alar. por los particulares. #a sub+etividad internacional se configura como una categoría 104 . y aquel que tiene legitimaci"n directa para reclamar contra toda violaci"n de la norma : ?asgos irreductibles de la sub+eti vidad internacional.1. 1oy se reconoce.iena'. (ero lo que interesa primordialmente es determinar las grandes coorde nadas de la posición de las organizaciones internacionales de cara al %erecho 0nternacional 2eneral. les conceden derechos y les imponen obliga ciones aunque. obviamente. lo que quiere decir que no todos los entes beneficiados por una norma o todos aquellos a los que la norma imponga una conducta son su+etos del %erecho 0nternacional. Sólo si )ste se convertía en %erecho interno podía ser invocado por el individuo o. NOCIÓN. personas físicas o +urídicas.

1ay que decir en este sentido que. (or ello. Se plantea asimismo en el %erecho 0nternacional contemporáneo el problema de la sub+etividad de los pueblos. acudir al Estado de su nacionalidad para que sea )ste el que reclame. y su naturaleza depende de las necesidades de la 6omunidad . tal posibilidad de reclamación la que determina la sub+etividad internacional activa. Si el Estado de la nacionalidad del ofendido lo hace así..t)cnica de acusado matiz procesal. 4 el acusado proceso de humanización que impregna al %erecho 0nternacional 8ontemporáneo ha hecho que aumente el n*mero de normas que tienen como bene ficiarios directos a los individuos. por lo tanto. aquel no tiene en principio otro recurso que reclamar en el plano del %erecho interno del Estado infractor. en línea de principio.nidas . persona física o +urídica.. e+ercita lo que se llama la protección diplomática. En la actualidad el Estado sigue siendo el su+eto por e$celencia del %erecho 0nternacional. <C del Estatuto del 6ribunal de #a 1aya seg*n el cual sólo los Estados pueden ser partes en los casos de que conozca dicho 6ribunal. en un sistema jur4dico. los sujetos de 7erecho. En el %erecho 0nternacional e$isten. bien ante un órgano internacional competente. es hoy tambi)n indiscutible la sub+etividad internacional de las Irganizaciones internacionales.#. En la práctica convencional se ha admitido asimismo que e$isten su+etos del %erecho 0nternacional distintos de los Estados. En el %erecho 0nternacional 8lásico e$istían normas que se preocupaban de la suerte y del bienestar de los individuos y en este sentido pueden citarse. %entro del proceso de humanización del %erecho de 2entes. y al poseer tambi)n en casos muy limitados legitimación pasiva para sufrir directamente las consecuencias de la violación del %erecho 0nternacional. trata de blancas y otras. que sufren responsabilidad y la pueden reclamar de otros su+etos. en cuanto que está ampliamente capacitado para reclamar por la violación de dicho ordenamiento y tambi)n porque es susceptible de responsabilidad internacional. 8omo ha dicho el 6ribunal de #a 1aya en su dictamen sobre reparaci"n de los da2os su!ridos al servicio de las >aciones . especialmente en el campo del respeto y protección de sus derechos y libertades fundamentales. al tener en determinados supuestos legitimación activa ante instituciones internacionales para reclamar por la violación de sus derechos. la presente situación del %erecho 0nternacional no habilita al per+udicado para entablar una reclamación en el plano internacional contra el Estado infractor.. %e otro lado. 4 hay que tener en cuenta que como ha dicho el 105 . diversas categorías o niveles de sub+etividad internacional. corresponde en nuestros días al individuo un peque7o grado de sub+etividad internacional. en los supuestos en que un particular e$tran+ero sea víctima de una violación del %erecho 0nternacional por parte de un Estado. y si en )l no obtiene satisfacción. 1D. ade más de las relativas al trato de los e$tran+eros en general. si un Estado comete un hecho ilícito internacional en per+uicio de un e$tran+ero.. la circunstancia de ser beneficiario de una norma no implica sin más el poder reclamar por su violación y es. no son necesariamente id5nticos en cuanto a la naturaleza o a la extensi"n de sus derechos . el particular no puede dirigir una reclamación directa en la esfera internacional contra el Estado autor del hecho ilícito ni puede llevarlo ante una +uris dicción u otro órgano internacional. lo que se conforma con el carácter parcial y fragmentariamente orga nizado de la sociedad internacional. Es muy significativo a este res pecto lo que dispo ne el art. Efectivamente. las referentes a la protec ción de la persona humana contra prácticas odiosas como la esclavitud. en línea de principio. :hora bien. bien directamente. en la que aqu)llas desempe7an funciones espe cíficas y un cierto protagonismo. EL 5ROCESO DE INCOR5ORACIÓN DE LA 5ERSONA HU&ANA EN LAS INSTITUCIONES INTERNACIONALES.

el 8onse+o. a decir verdad. 1D. e$isten normas que regulan las relaciones entre )stas y sus funcionarios. la responsabilidad internacional se sigue configurando como una relación de Estado a Estado &entre el Estado reclamante y el Estado infractor'. en el %erecho 0nternacional es harto precaria. los funcionarios de las =aciones . y más concretamente en el ámbito del %erecho interno de las organizaciones internacionales. así como los de otras organizaciones internacionales que giran en su órbita. &ODOS I&5ER(ECTOS DE ESA SU0)ETI<IDAD. (ero se habla en nuestra disciplina de los delicia iuris gentium. un proceso. al estar mediatizado por el Estado de su nacionalidad. ante )l.4 hay que decir tambi)n que el 6ribunal de Justicia de las 8omunidades Europeas puede conocer de los litigios entre las 8omunidades y sus agentes. a la que puede renunciar. #a segunda consecuencia es la disponibilidad por el Estado de la reparación obtenida. pese a todo. modesto y secto rial. delitos contra el %erecho de 2entes. (or consiguiente. que comenzó en el %erecho 0nternacional clásico y que se ha acentuado en el %erecho 0nternacional contemporáneo. y tambi)n por personas fí sicas o +urídicas directamente afectadas. persona física o +urídica. %e un modo general la situación del particular. En la sociedad internacional organizada. que engendran responsabilidad penal para los individuos y que son cosa distinta de los hechos ilícitos de los Estados que se dividen a su vez en crímenes y delitos internacionales. su propio derecho. sobre la que puede transigir y de la que puede incluso beneficiarse. verdadero órgano +udicial. la protección diplomática. pueden demandar a la respectiva organización. 4 es que el %erecho 0nterna cional establece determinados tipos delictivos para comportamientos individuales gravemente contrarios a las e$igencias )ticas 106 .6ribunal de #a 1aya en dictum muy preciso. en la sociedad internacional. la 8omisión. #a responsabilidad por infracción del %erecho 0nternacional la sufren los Estados y es de tipo compensatorio./. 6ambi)n en la 8onvención de AGDE sobre el %erecho del 9ar se admite la posi bilidad de que los particulares &personas físicas o +urídicas' tengan acceso a +u risdicciones internacionales. en la que son )stos los su+etos por e$celencia y los protagonistas deci sivos. en virtud de una declaración facultativa los Estados partes pueden aceptar la competencia de la 8omisión de los derechos del hombre para que conozca las reclamaciones de indivi duos o asociaciones privadas que se consideren víctimas de una violación por aquel Estado. el derecho que tiene a hacer respetar en la persona de sus s*bditos el %erecho 0nternacionalM. competente para conocer de los litigios entre la Irgani zación y sus funcionarios. pese a las transformaciones que ha e$perimentado en las *ltimas d)cadas. contin*a siendo básicamente una estructura de yu$taposición de Estados soberanos. 6al situación se corresponde con la situación actual de la sociedad internacional que. a*n en los casos de protección diplomática. (ero el paso de mayor significación en orden al reconocimiento de una cierta sub+etividad del individuo es el realizado por la Con-ención euro%ea de lo" derecho" del ho!+reG 7ir!ada en Ro!a el d8a 1 de no-ie!+re de 1A2E . Mese Estado hace valer. de institucionalización. que depende de consideraciones de oportunidad política.nidas. al poner en movimiento en favor de uno de sus nacionales. =ormas que son invocables por las perso nas en cuestión ante órganos +urisdiccionales específicos de la organización : 8aso del 6ribunal :dministrativo de las =aciones . En el seno de las comunidades europeas e$iste tambi)n el control de la legali dad de determinados actos de sus órganos y el recurso en cuestión puede ser enta blado por un Estado miembro.nidas. #a primera es el carácter discrecional seg*n el %erecho 0nternacional y la mayoría de los %erechos internos del e+ercicio de la protección diplomática. Efectivamente. lo que tiene dos importantes consecuencias. (or consiguiente. como di+o el 6ribunal de #a 1aya. E$iste.

y por tanto de naturaleza internacional. (acto 0nternacional de las =aciones . AH de la 8onvención de 2inebra de AGHD sobre alta mar. (ero las penas no son irnpuestas por un tribunal internacional.elementales de la convivencia interna cional : Se trata de la piratería marítima. y en el 8onvenio de 9ontreal de AGK< para la represión de los actos ilícitos contra la seguridad de la aviación civil. 4 es que las resis tencias políticas de los Estados a la creación de tribunales penales internacionales son grandes. (or lo que respecta a la piratería. y el en+uiciamiento no se llevó a cabo. carente el %erecho 0nternacional de las instituciones adecua das para hacer efectiva la responsabilidad penal. sino por los tribunales del Estado que haya realizado el apresamiento del buque o aeronave pirata : #a responsabilidad internacional del individuo se hace efectiva ante los tribunales internos.nidas sobre derechos civiles y polí ticos. del genocidio y otros crímenes contra la humanidad. . #as normas convencionales fi+an los tipos delictivos. crímenes de guerra.nidas. y son los %erechos internos de los Estados los que se7alan las penas y los que confían a los tribunales nacionales su imposición a los culpables en cada supuesto concreto. con lo que se reconoce inequívocaínente la e$istencia de delitos internacionales que generan responsabilidad criminal. más la determi nación de las penas y su imposición en cada caso concreto se confían a los sistemas +urídicos internos.nidas en AGCD. 8uando los instrumentos internacionales sobre protección de los derechos del hombre proclaman la irretroactividad de las leyes penales. se refieren a actos tipifi cados como delitos. En la mayor parte de los casos la acción del %erecho 0nternacional es incom pleta. de la violación del %erecho de la guerra (ius in ello). #a determinación e imposición de las penas se de+an com*nmente a los sistemas +urídicos internos. pero la responsabilidad penal se hace efectiva ante tribunales inter nos. En lo que concierne a los delitos cometidos en violación del %erecho de la guerra en general. El Estatuto de #ondres de AGCH. bien por el %erecho nacional bien por el %erecho 0nternacional &%eclaración . #o mismo ocurre con los delitos relacionados con la navega ción a)rea interna cional previstos en el 8onvenio de 6o5io de AGB< sobre infracción y actos cometidos a bordo de aeronaves. (ero el 2obierno de los (aíses >a+os se negó a efectuar la e$tradición del Oáiser. 8onvención Europea de AGHF. 4 sobre dicha base actua ron. #a 8onvención para la prevención y sanción del delito de genocidio. en el 8onvenio de #a 1aya de AGKF para la represión del apode ramiento ilícito de aeronaves. de ciertos actos ilícitos cometidos a bordo de aeronaves. #os 8onvenios definen los tipos delictivos.nión Sovi)tica. para los grandes criminales de guerra. concluido entre los Estados . crímenes contra la humanidad y conspiración y complot. En la mayor parte de los casos la sanción de los delitos internacionales es interna. que eran aut)nticos tribunales internacionales. en t)rminos que han sido reiterados en la 8onvención de AGDE sobre el %erecho del 9ar. ba+o la acusación de !ofensa suprema a la moral internacional y a la santidad de los trata dos. el ?eino .ersalles de AGAG preveía el en+uiciamiento del Oai ser 2uillermo 00 por un tribunal interaliado. define con precisión el tipo delictivo. el art. 6ras la 00 guerra mundial fue distinta la suerte corrida por los grandes criminales de guerra de los países del E+e.nido y -rancia tipificó determinados deli tos ba+o las categorías siguientes : 8rímenes contra la paz. 8onvenios. basados en el principio aut dedere aut punire &entregar o castigar'. entra en +uego la ley del desdobla miento funcional.nidos. Itros criminales de guerra fueron castiga dos por tribunales internos. El posterior %erecho 1umanitario >)lico de naturaleza convencional &las C 8on venciones de 2inebra de AGCG y los (rotocolos :dicionales de de AGKK' ha vuelto al sistema general. de los crímenes contra la paz &vulneración del ius ad ellum).niversal de la :samblea de las =aciones . los 6ribunales de =uremberg y 6o5io. por lo que. adoptada por la :samblea 2eneral de las =aciones . pues no pasa de la fi+ación del tipo delictivo. además de establecer los 107 . el 6ratado de .

y el %erecho 0nternacional sólo preveía al respecto mecanismos muy e$cepcionales como el derecho de asilo o la intervención por causa de humanidad.1. El %erecho 0nternacional clásico no se preocupaba por el trato que dispensaba el Estado a sus propios s*bditos. en todos los casos.1.nidas y a partir de entonces instrumen tos de diverso carácter y de distinto alcance han intentado articular la protección de tales derechos. LA 5ROTECCIÓN INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS (UNDA&ENTA9 LES. El %erecho 0nternacional contempo ráneo ha cambiado este planteamiento. En lo que concierne al 7erecho espa2ol. los !delitos de genocidio" &art. 1D. bien el +uicio ante el tribunal penal internacional que sea competente respecto de los Estados partes que hayan reco nocido su +urisdicción. En el ?!+ito de la" Nacione" Unida". #a 8arta de las =aciones . (ero los instrumentos en cuestión tienen valor muy desigual. este *ltimo Estado podía reclamar. pues lo que realmente importa en el campo de la protección internacional de los derechos y libertades del hombre no es tanto la definición de los mismos como la efica cia de los recursos que se pongan a disposición de los beneficiarios ante instancias interna cionales de control y garantía.irginia de AKKB y de la %eclaración de los derechos del hombre y del ciudadano adoptada por la :samblea constituyente francesa de AKDG. En la fase del %erecho 0nternacional clásico. Seg*n el 6ribunal de #a 1aya : M#os principios y las reglas relativos a los derechos fundamentales de la persona humana representan obligaciones de los Estados hacia la comunidad internacional en su con+unto u obligaciones erga omnes. del cumplimiento de obligaciones internacionales mediante la imposición de penas a delitos tipificados en tratados en los que es parte Espa7a. #a preocupación internacional por los derechos humanos se manifestó ya en el a7o AGCH en la 8arta de las =aciones . El primer capítulo del título tipifica los !delitos contra el %erecho de 2entes" &arts. y en caso de vulneración de tal estándar. en la igualdad de derechos de hom res y mujeres "3 declara como propósito la 108 . BFD a BAC'.000 de las revoluciones americana y francesa las que proclamen con carácter de generalidad y no sólo para sus nacionales los derechos del hombre : Se trata de la %eclaración de derechos (&ill o! rights) de .0 del 8ódigo (enal vigente lleva la r*brica de !%elitos contra la 8omunidad 0nternacional". nacionales o e$tran+eros. el título //.nidas reafirma en el (reámbulo ! la !e en los dere$ chos !undamentales del hom re. la mayor parte de las constituciones de los Estados enuncian en su parte dogmática una serie de derechos humanos y libertades fundamentales.1. en la dignidad y el valor de la persona humana. articulaba la sanción por el mecanismo de la responsabilidad internacional del Estado infractor y la protección diplomática del Estado de la nacionalidad de la víctima. 1D. y a lo que se aspira mediante la protección internacional de los derechos del hombre es a la imposición de obligaciones a los Estados respecto a todos los individuos. Se trata. y a que los indivi duos puedan reclamar directamente contra el Estado infractor ante instancias interna cionales en caso de vulneración de sus derechos. BFH y BFB' 3 el segundo. los !delitos contra las personas y bienes protegidos en caso de conflicto armado" &arts. la protección de los derechos del hombre quedaba encomendada a los Estados. y que constituyen en realidad obligaciones derivadas del ius cogens@. Serán las declaraciones surgidas a fines del siglo /. si lo estimaba políticamente oportuno. 9ediante la protección diplomática. y siempre que el particular per+udicado hubiese agotado los recursos internos de )ste.tipos delictivos. El %erecho 0nternacional clásico *nicamente se7alaba un estándar mínimo que el Estado debía observar respecto a particulares e$tran+eros &personas físicas o +urídicas'. prev) para su sanción bien el +uicio ante el 6ribunal competente del Estado en cuyo territorio se haya cometido el acto. Era )sta una cuestión que se de+aba básicamente a la +urisdicción interna de los Estados. y en su parte orgánica y procesal establecen medios para el control del respeto de tales derechos y libertades. al Estado infractor. BFK' 3 y el tercero. %esde enton ces.

sociales y culturales. En cuanto a los derechos civiles y politicos. idioma. con+unta o separadamente. AF.. y a la e!ectividad de tales derechos y li ertades ". 4 la especial naturaleza de estos derechos &económicos. 6ada uno de los Estados partes en el presente Bacto se compromete a adoptar medidas. el art. #os procedimientos son tres. HH". tanto por separado como median$te la asistencia y cooperaci"n internacional. para la realización de los propósitos consignados en el art. El art. nacimiento o cualquier otra condici"n social #a especial naturaleza de los derechos civiles y políticos determina los medios de protección.cooperación internacional !en el desarrollo y est4mulo del respeto a los derechos humanos y a las li ertades !undamentales de todos " 3 establece que la Irganización promoverá !el respeto universal a los derechos humanos y a las li ertades !undamentales de todos "3 y se7ala como función del 8onse+o Económico y Social la de !hacer recomendaciones con el o jeto de promover el respeto a los derechos humanos y a las li ertades !undamentales de todos..EN del (acto 0nternacional. hasta el m1ximo de los recursos de que disponga. 1D. sexo. al que asigna funciones específicas. de los derechos aqu4 reconocidos . cuando dice . : la naturaleza de los derechos económicos.. para lograr progresiva $ mente la plena e!ectividad. se inter$pretar1n de con!ormidad con la 7eclaraci"n . religi"n. sociales y culturales se refiere el art. 1a e+ercido tambi)n indudable influencia en las 8onstituciones nacionales y en las leyes internas : :rt. econ"micas y t5cnicas. económicos. ori$ gen nacional o social. E. siendo interpretado en el sentido de que obligaba a los Estados miembros a adoptar medidas en el plano interno. posici"n econ"mica. En el ?!+ito re ional. pero no instaura ning*n derecho de reclama ción de los particulares ante instancias internacionales ni establece ning*n otro meca nismo +urídico de control.. E. HB establecía el compromiso de los Estados miembros de !tomar medidas.niversal de los 7erechos Cumanos y los 'ratados y *cuerdos (nternacionales so re las mismas materias rati!icados por Espa2a . En este art.. especialmente. por todos los medios apropiados. hay < notas claves sobre la naturaleza de los mencionados derechos : Ibligación de adopción de medidas para su disfrute. #a %eclaración enumera y define los más importantes derechos civiles. opini"n pol4tica o de otra 4ndole.1. inclusive en particular la adopci"n de medidas legislativas. (ero en materia de control el (acto no sólo contiene disposiciones procesales sino tambi)n institucionales..nidas no contenía una enumeración y una defini ción de los derechos humanos y libertades fundamentales. En los primeros a7os de vigencia de la 8arta de las =aciones .. color. 6ada uno de los Estados partes en el presente Bacto se compromete a respetar y garantizar a todos los individuos que se encuentren en su territorio y est5n sometidos a su jurisdicci"n los derechos reconocidos en el presente Bacto. en cooperación con la Irganización. #a 8arta de las =aciones . factibilidad y progresividad. el 8omit) de %erechos 1umanos.nidas se planteó el problema de si estas disposiciones de la 8arta imponían realmente obliga ciones +urídicas de comportamiento a los Estados miembros en materia de derechos humanos. sociales y culturales' determina que los medios de protección sean intergubernamentales y radiquen en la sumisión de informes.. sin distin$ ci"n alguna de raza. El obligatorio consiste en la presentación de informes3 los opcionales se ponen en marcha en virtud de reclamaciones.#. ya que crea un órgano.AN del (acto respectivo establece . de ellos uno obligatorio y dos opcionales.E de la vigente 8E: Las normas relativas a los derechos !undamentales y a las li ertades que la 6onstituci"n reconoce. #a actitud que se espera del Estado respecto a estos derechos es la de res 109 . políti cos. Este vacío sería llenado por medio de una %eclaración de la :samblea general.

así como determinados traba+os forzosos u obligatorios &art. E' y la obliga ción para los Estados de organizar a intervalos razonables elecciones libres con escrutinio secreto &art. <'.2. estado de cosas que se e$plica por la especial naturaleza de los derechos protegidos. inhumanos o degradantes &art. C'3 derecho a la libertad y seguridad &art. la obra del 8onse+o de Europa en este terreno puede dividirse en dos grandes categorías bien definidas : %erechos civiles y políticos. de otra. <'3 prohibición de la esclavitud o servidumbre. la protección del orden. AF'3 libertad de reunión pacífica.niversal de las =aciones . por tanto. l'. domicilio y correspondencia &art. l'3 el derecho a la libre circulación en el país de residencia y a abandonar cualquier país. H'3 derechos +urisdiccionales en materia civil y garantías procesales en el proceso criminal &art. =o. %e ellas unas son específicas en cuanto que están autorizadas en los artículos que definen los derechos 3 han de ser establecidas por vía de ley y deben de constituir medidas necesarias. D'3 derecho a la libertad de pensamiento. (ero en todo caso y a diferencia del supuesto anterior. en la que tambi)n es parte Espa7a . firmada en ?oma en AGHF. aquellos Estados e$presan su propósito de !asegurar la garantía colectiva de ciertos derechos enunciados en la %eclaración universal". sociales y culturales. muestra que los derechos protegidos son en síntesis los siguientes : %erecho a la vida &art. penas o tratos crueles.peto y la de garantía. en una sociedad democrática. El cuarto protocolo adicional. esta blece el derecho a la propiedad &art. e+ecutivo y +udicial. G'3 libertad de opinión. de la salud o moral p*blica. =o es e$acta la afirmación que se ha hecho a veces de que los derechos civiles y políticos sólo requieren respeto por parte del Estado3 tambi)n e$i gen garantías de su respeto y esta idea evoca prestaciones positivas en los órdenes legislativo. por lo que el control de su cumplimiento puede ser más estricto y eficiente.nidas. sino tan sólo algunos de ellos. y se presta por ello no sólo a control por vía de informes sino tambi)n a pro tección por medio de reclamaciones : Ibligaciones de resultado. establece por su parte la prohibición de privación de libertad por la *nica razón de no poder e+ecutar una obliga ción contractual &art. e$presión e información &art. para la seguridad p*blica. B'3 prohibición de la irretroactividad de las leyes penales &art. aunque se salvaguardan tambi)n algunos de carácter social y cultural. en la que es parte Espa7a M. conciencia y religión &art. . incluso el propio &art. que son fundamentalmente los derechos civiles y políticos &#a 8onvención tiene carácter selectivo'. y así se hace constar en el preámbulo. En el sistema de la 6onvenci"n de <oma y sus protocolos adicionales se prote gen fundamentalmente derechos civiles y políticos. de todos los derechos proclamados por la :samblea 2eneral de las =aciones . %e esta limitación en cuanto a los derechos protegidos fueron plenamente conscientes los Estados que elaboraron la 8onvención de ?oma. AE'. %e un modo general. asociación y fundación de sindicatos &art. <'3 y la prohibición de e$pulsiones colectivas de e$tran+eros. la obligación de respeto y garantía no está su+eta a condicionamientos ni modula ciones. El primer protocolo adicional. ll'3 y derecho a contraer matrimonio y fundar una familia &art. RE(ERENCIA 5ARTICULAR A LA CON<ENCIÓN EURO5EA DE LOS DERE9 CHOS DEL HO&0RE. y que ha sido completada por nueve protocolos adicionales. o la protección de los 110 . hay que decir que la 8onvención de ?oma ha llegado mucho más le+os que la 8arta de 6urín. #a primera cate goría de derechos está protegida en la 6onvenci"n de salvaguardia de los derechos del hom re y de las li ertades !undamentales. En la 8onvención y en sus (rotocolos e$isten limitaciones a los derechos garantizados. K'3 derecho de protección de la vida privada y familiar. #a segunda categoría de derechos es ob+eto de protección en la 6arta Social Europea. y derechos económicos. E'3 la prohibición de e$pulsión de un ciudadano propio o no admitirle en el país &art. 1D. 4 si lo realmente importante en materia de protección internacional de los derechos del hombre viene constituido por los mecanismos de control y garantía puestos a disposición de los particulares ante instancias internacionales. pues aun cuando )sta se inspire. el derecho a la instrucción &art. firmada en 6urín en AGBA. de una parte. en la %eclaración . E'3 prohibición de la tortura.nidas.n estudio de la 8onvención de AGHF y sus protocolos adicionales.

A l'3 derecho a la seguridad social &art. #os tra tadistas han insistido en esta característica : : trav)s de la representación se hace presente lo que está ausente. < Lo" &ecani"!o" de re%re"entación 1I LA RE5RESENTACIÓN DI5LO&'TICA CO&O UN CASO 5ARTICULAR DE LA RE5RESENTACIÓN 5OL6TICA 1I.olver a hacer presente algo que ya lo estuvo. #as competencias de control del Secretario 2eneral aparecen en el art. SUS CARACTERES. AI'3 derecho a la protección de la salud &art. (ero ni en el aspecto sustantivo ni en el procesal. de alguno de los derechos reconocidos en la 8onvención. #a posibilidad de derogación general está previs ta en el art.. <'3 derecho a una remuneración equitativa &art.1. HK de la 8onvención. (ero interesa determinar cómo se ponen en marcha las funciones de la 8omisión. AD' y derechos de los traba+adores emigrantes y sus familias &art. organización no gubernamental o grupo de particulares que se considere víctima de violación por un Estado parte. Etimológicamente esto es lo que indica el pre fi+o !re" : . La 6omisi"n está formada por tantos miembros como Estados partes en la 8onvención. las explica$ciones pertinentes so re la manera en que su 7erecho interno asegura la aplicaci"n e!ectiva de cualquier disposici"n de la 6onvenci"n . AG'. seg*n el cual todo Estado parte est1 o ligado a suministrar. D'3 derecho a la orientación profesional &art. AC'3 derechos de las personas físicas o mentalmente dismi nuídas &art. AK'3 derecho al e+ercicio de una actividad lucrativa en el territorio de los Estados partes &art. La 6arta Social Europea protege los derechos económicos y sociales. 9ecanismos de protección de los derechos humanos que establece la 8onven ción de ?oma en su versión original de AGHF : : este respecto la 8onvención crea dos órganos : la 8omisión europea de los derechos del hombre y el 6ribunal Europeo de los derechos del hombre. K'3 derecho de las traba+adoras a protección &art. teniendo tambi)n la facultad de llevar un asunto al 6ribunal. E'3 derecho a la seguridad y la higiene en el traba+o &art. H'3 derecho a la negociación colectiva &art. #as modalidades y fórmulas +urídicas 111 .derechos y libertades de los demás. AH'3 derechos de la familia &art. la 8arta de 6urín ha llegado a niveles de protección comparables con los de la 8onvención de ?oma. a requerimiento de aqu5l. #a 8onvención prev) tambi)n la intervención del Secretario 2eneral del 8onse+o de Europa y del 8omit) de 9inistros. #a representación tiene en el %erecho significación y utilidad varia. que crea poder imputar a otro Estado parte &art. A<'3 derecho al beneficio de los servicios sociales &art. EC' %emanda presentada por cualquier persona física. AH en caso de guerra o de otro peligro p*blico que amenace la vida de la nación bien entendido que tal derogación general no puede alcanzar el derecho a la vida y otros derechos básicos. En la parte 0 se enuncian unos ob+etivos de política legislativa en la materia. AB'3 derechos de la madre y del ni7o &art. y en la parte 00 se proclaman los siguientes derechos específicos : %erecho al traba+o &art. C'3 derecho a la libertad sindical &art. AE'3 derecho a la asistencia social y m)dica &art. y como veremos desempe7a funciones de encuesta y conciliación. sistema que ha sido llevado a la práctica en pocas ocasiones. : este respecto la 8onvención de ?oma distingue dos supuestos : %enuncia que hace un Estado parte de cualquier infracción de las disposiciones de aquella. B'3 derechos de los ni7os y adolescentes a la protección &art. l'3 derecho a condiciones de traba+o equitativas &art.. G'3 derecho a la formación profesional &art.

por la reunión en asamblea de los ciudadanos varones mayores de edad. que es el de mayor apro$imación entre órgano político y cuerpo social. como el propio ?ousseau lo advirtiera. Esta distinción. #as formas más democráticas. por lo que más tarde diremos. #a identidad e$presa más bien una relación de concordancia entre la voluntad del titular y la e$presión e interpretación de )sta realizada por el represen tante del titular. #a cualidad de legitimidad se predica de aquel poder político e+ercido por quien seg*n las concepciones imperantes en una determinada sociedad es titular o. sino en su condición de !ciudadano"3 esto es. 4. En consecuencia. (uesto que en una concepción democrática del poder el pueblo es el titular de esa soberanía. soberano. BB 8E' en ese e+ercicio. en la asamblea popular que e$presa tal voluntad.E 8E'. ni siquiera las formas más puras de democracia directa pueden prescindir de la representación. En este supuesto e$tremo. cualquiera que sea el titular. e+erciendo de representantes. (ero. %os nociones se han insinuado como conceptos clave en la representación polí tica : #a de legitimidad y la de identidad. miembros de esa colectividad. se operaba necesariamente una representación de todos los ciudadanos. el poder político se e+erce de ordi nario por representación. pues. Esa asamblea representaba y actuaba tambi)n en nombre de los ausentes. son las 8ámaras parla mentarias quienes lo !representan" &art.de esta representación vienen determinadas tanto por los mecanismos que la realizan como por las e$igencias que plantea la superación de esa #ausencia% para transfor marla en #presencia%. no eran en el sentido genuino. #as peque7as 8iudades Estado griegas. de los enfermos. representante verdadero del titular de ese poder. con varias decenas o centenas de millo nes de habitantes. A. forma ideal de la organización y e+ercicio de tal poder sería la democracia directa : El pueblo se gobierna a sí mismo. En la teoría general de la representación política hay una distinción fundamental entre el titular del poder político y quien lo e+erce. siendo parte. En las sociedades estatales modernas. #a asamblea. cuyas 1goras de reducidas dimensiones podían albergar holgadamente al con+unto de los ciudadanos de una polis constituidos en asamblea. sin embargo. se da tambi)n en otras concepciones del poder político. tanto hacia dentro como hacia afuera en sus rela 112 . ciudadanos reales o potenciales de la 8iudad. me+or a*n. :sí vg : #a idea central en las constituciones democráticas es que el poder político reside en el pueblo &art. posee ra" o" que la diferencian de la representación política en sentido propio y hasta la apro$iman. auque la delegación en el e+ercicio sea necesaria. democracias directas. sin interposición d) representantes. #a necesidad de mecanismos de representación en el e+ercicio del poder polí tico se hace patente en los diferentes niveles de organización política. pero no es el pueblo quien e+erce directamente ese poder. capaces de llevar armas. #a concepción del 8ontrato Social de ?ousseau. #a diplomática no desconoce el carácter del Estado como unidad de acción. actuaba. salvo e$cepciones. #a venta+a indiscutible de acudir al mecanismo de la representación como modo de e$plicar esta necesidad está en poner en claro que el titular de ese derecho inalienable. Siendo la re%re"entación di%lo!?tica. que es la manifestación suprema del poder político de la nación y a la que están sometidos los demás poderes del Estado. de las mu+eres. a la representación seg*n el %erecho privado. con su idea de la ley como e$presión de la voluntad general. es el pueblo. pues. estaba animada por esa idea básica de democracia directa. Es inherente al e+ercicio del poder político la noción misma de representación. como si fuera el todo 3 represen taba a )ste. los hombres que la componen no aparecen en ella en su condición de hombres de carne y hueso. de los ni7os etc. que están inspiradas por esa preocupación de apro$ima ción del e+ercicio del poder a su titular. ni a*n esas formas ya atenuadas de democracia directa serían posibles fuera del ámbito municipal de peque7os ayuntamientos. no pueden prescindir de los mecanismos de representación. una forma particular de representación política en sentido amplio.

pues. con una fidelidad e$quisita. a los que com3nmente se les llama plenipotenciarios. en traducir fielmente ante el gobierno acerca del cual el repre sentante está acreditado. #a representación diplomática es una consecuencia. la diplomática representa al Estado. . antes bien. E<OLUCION DE LA RE5RESENTACIÓN DI5LO&'TICA. Sobre el principio de identidad y legitimidad : (or lo que al primero respecta.#.1. pero difiere en que. y cuya repre sentación encarna uno o varios órganos 3 lo es tambi)n de la necesidad que estos órganos. Se entiende tambi)n por legación el con+unto de los funcionarios que el legado tiene a sus órdenes o. Idea" enerale". En eso consiste la esencia de la función diplomática. : lo largo de la historia no han cambiado mucho. Los dere$ chos del mandatario se determinan por el mandato que les ha sido con!erido . (or derecho de legación en un sentido t)cnico +uridico más propio se significa la facultad que posee un su+eto de %erecho internacional para enviar y recibir agentes diplomáticos y consulares. así como de la necesitad de intercomu nicación entre todos ellos. inclusive. 8oincide igualmente con la representación política en que ambas representan globalmente al Estado.attel recoge muy bien la noción de representación diplomática cuando dice : Los so eranos tratan entre s4 a trav5s de sus procuradores o mandatarios. (or esto mismo la representación diplomática presenta caracteres que la apro $iman a las formas de representación en el %erecho privado y la ale+an del %erecho constitucional o político. da a )ste en la relación e$terior la imagen de unidad. mientras la política representa al pueblo. investidos de poder astante. tienen de comunicarse y de hacerse presentes los unos en los otros. es el primordial. (or diferentes que sean y lo son los sistemas políticos de los Estados. de fidelidad del representante respecto del poder político representado. El representante diplomático es pues !un representante de representantes". sin que esto signifique que no haya habido modificaciones. del carácter colectivo de persona moral que tienen los Estados unos respecto de los otros.. :unque la idea primordial en la represen tación es la de identidad. la voluntad política del gobierno que le envía. (or eso mismo es e$presión de la igualdad de los Estados que forman la comunidad internacional. :l contrario que )sta. En relación con la idea de la legitimidad. el edificio en donde la representación diplomática tiene su sede. (or esta razón los cambios y mutaciones en la organización y representación política interna de ese poder &primera representación'. se funda precisamente en esa unidad. no deben ignorarse determinados aspectos e incidencias que esta representación tiene sobre problemas de legitimación o sanación de situaciones irregulares en el plano internacional. actuando +untamente el %erecho internacional y el %erecho p*blico interno de cada Estado en la configuración global de dicha representación.ciones e$teriores. no e$iste en espa7ol una segunda acepción que denote el con+unto de normas +urídicas 113 . o me+or a*n.. #egación es el cargo que da un go ierno a un individuo para que le represente cerca de otro go ierno extranjero . lo es igualmente de su personalidad +urídico internacional +unto con la de otros su+etos de %erecho internacional que no son Estados. la diplomática se organiza siempre en conformidad con el %erecho establecido. representantes de la personalidad de sus respectivas comunidades. no han tenido una influencia directa en la modificación de la representación diplomática &segunda representación'.#. esto es. 1I. al gobierno quien. 1I. las formas y modelos de representación diplomática son básicamente iguales. :l contrario de lo que ocurre en otros idiomas. en la que particularmente el problema de la legitimidad se sit*a como cuestión previa a toda legalidad. actuando en nombre del Estado.

Sobre todo por la vía de las organizaciones internacionales. la necesidad de una represen tación e$terna surge en toda comunidad humana en la que.#. E-olución del derecho de re%re"entación. el n*mero creciente de Estados que a partir de la mitad del siglo /. la consecuencia lógica fue la ine$isten cia de representaciones diplomáticas permanentes. El Senado romano poseyó. (or esta razón las reglas reguladoras del derecho de legación son. la atribución de la soberanía al pueblo. así como final mente el fraccionamiento del e+ercicio de esta soberanía en distintos poderes &prin cipio de la división de poderes' tuvieron forzosamente que de+ar huella en una institu ción que se configuró en ese %erecho internacional clásico ba+o signo absolutista. Siendo característica de los pueblos antiguos el hermetismo de cada uno frente a los demás. manifiesta una vida propia frente a otras seme+antes a ella. la facultad de enviar emba+adas que. la parte más vie+a del %erecho internacional. 8onstante ha sido. 9as. (or esa misma naturaleza. por el contrario. que a su vez tenía en sus manos la totalidad del poder político y. esta institución ha sido influida por la denominada democratización de las cuestiones o asuntos de Estado. integradas por varias personas. en alem1n Desandt$scha!tsrecht). equivalente en castellano a %erecho diplomático y consular. en todo caso. p. por las noticias que se tienen de la antigVedad. En otra línea de pensamiento e ideas.En el %erecho internacional clásico el representante diplomático era un alter ego del monarca.#. lo que impi dió la formación de cuerpos especiales de personas destinadas a tal función de repre sentación. eran presididas por un princeps lega$tionis. las emba+adas fueron entonces consideradas como hechos esporádicos. El derecho de legación supone. #a necesidad de un determinado grado de control parlamentario de las actividades políticas de )stos y la misma e$igencia de someter a la regla de %erecho muchas de las manifesta ciones que antes se consideraban como cuestiones no +usticiables. Luizá con más e$actitud. a trav)s de un proceso de cohesión social y de concentración de poderes.000 se han constituido en ?ep*blicas y. En cierto sentido habría que decir que la e$istencia de un derecho de representación activo y pasivo no es más que una de las formas de manifestación de esa personalidad internacional. lógicamente. +untamente con las de la guerra. %urante la Edad 9edia no hubo lugar al desarrollo en Europa de un verdadero derecho de legación. En la )poca imperial tal facultad pasó a manos del emperador. 6radicionalmente se ha venido colocando la soberanía como base del derecho de legación. poseía hacia fuera el ius omnimodae representationis. #a intensidad de estas relaciones e$teriores está en función directa del carác ter más o menos abierto o cerrado de ese grupo humano. han llevado nece sariamente a una ob+etivación de las normas reguladoras del derecho de legación. el dato de que la facultad de enviar y recibir representaciones diplomáticas haya residido en aquel órgano que me+or concentraba el poder político de esa comunidad. e+. haya que conectarlo hoy con la independencia y.interna cionales reguladores de esa representación &como. 1I. %esde un punto de vista sociológico +uridico. el derecho de legación ha sufrido modificaciones en virtud de las nuevas situaciones constitucionales internas. por consiguiente. con el problema de los su+etos en %erecho internacional. En efecto. han aparecido modalidades en la representación diplomática internacional que no enca+an plenamente con los patro nes clásicos de este %erecho. 0ntensidad que alguna vez condiciona en grado mayor o menor la estabilidad de dicha relación y los cauces de representación. la limitación constitucional de los poderes monár quicos en los Estados que hayan conservado esta forma de gobierno. en la )poca republicana. #a idea del imperio como un 6orpus Boliticum 6hristianum se opuso al establecimiento permanente de relaciones internacionales 114 .. tanto el derecho de enviar representantes diplomáticos &derecho de legación activo' como a recibirlos &derecho de legación pasivo'.

El %ro+le!a de la titularidad. ha tenido y tiene derecho de legación activo y pasivo. En otro sentido la organización internacional plantea modalidades nuevas de sub+etividad. es comprensible que todas aquellas situaciones que afectan a )sta repercutan en tal derecho haci)ndolo inclusive más o menos dudoso. El %erecho internacional moderno comienza a romper la coraza de las sobera nías estatales y a dar relevancia +urídica a conductas o situaciones individuales. de sub+etividad internacional del individuo. EL DERECHO DE LE3ACIÓN ACTI<O Y 5ASI<O.entre su+etos verdaderamente independientes. de un lado. En primer lugar. y la iniciación de contactos estructurales. -rancia. precisan de mecanismos de representación./.nidas. con la aparición de los Estados modernos &Espa7a. Estando conectado el derecho de legación tan directamente con la personalidad internacional. #a e$istencia de legaciones permanentes en la evolución sociológica de las rela ciones e$teriores viene a constituir un estadio intermedio entre un grado de hermetis mo en la comunidad. #a necesidad de una personifica ción y representación crea en algunas de ellas el derecho de legación activo y pasivo.0. -lorencia. todo Estado. Solamente a finales del siglo /. se le denomina diplomacia parlamentaria. que puede desencadenar un proce so de federalización.enecia crearon m)todos de observación directa de personas y hechos y de transmisión de tales observaciones a un órgano central que las analizaba y siste matizaba a fin de obtener criterios para la planificación de la ulterior política. (or ser los Estados entes colectivos organizados. sin que por lo demás. o lo que es lo mismo. . 1I. En esto consiste en sustancia la t)cnica de las relaciones e$teriores en los Estados modernos. como sucede claramente en el caso de las =aciones . de otro. ya que en )l se dieron todos los presupuestos esenciales a )sta. En principio. interdepen dencia. Ello es una consecuencia de la naturaleza del orden internacional como un derecho de coordinación y yu$tapo sición entre su+etos independientes. es evidente que el dere cho de legación sólo puede ser atribuido a una determinada categoría de su+etos internacionales. frecuencia de relaciones e$teriores. %e esta )poca data tambi)n la creación de las Secretarías de Estado. El sistema de equilibrio europeo iba a favorecer necesariamente la formación de la diplomacia. En la medida en que quepa hablar en el %erecho internacional moderno. Se esta bleció así una cuasi asimilación del derecho de representación diplomática como nota consustancial a la misma condición de su+eto de %erecho internacional. En el caso concreto de algunas organizaciones internacionales. queden suprimidas las representaciones diplomáticas de Estado a Estado entre los que sean miembros de esas organizaciones. : esta nueva forma de diplomacia./. en tanto que su+eto de %erecho internacional. 1I. soberanos y básicamente iguales. (ortugal. 8on anterioridad las ?ep*blicas del norte de 0talia habían establecido una t)cnica de la relación internacional que permite ver en ella los verdaderos comienzos del derecho de legación moderno. en el que la relación e$terior es un hecho esporádico. 115 .erdad es que la situación fáctica de independencia de algunos príncipes no lo eliminó por completo e inclusive floreció en aquellas zonas marginales de esa comunidad en que fueron frecuentes las relaciones entre príncipes cristianos y no cristianos &Edad 9edia espa7ola'. OR3ANIJACIÓN DE LAS RELACIONES EBTERIORES EN LOS ESTADOS &ODERNOS. 0nglaterra' se hace posible la e$is tencia de una !política e$terior". al filo de esta clara línea de evolución. 9ilán y sobre todo .1. : saber. las delega ciones de los Estados miembros en ellas adquieren rasgos de representación parla mentaria simultáneamente con la de naturaleza diplomática. estos organismos son su+etos independientes de los Estados y en alg*n aspecto coincidentes con ellos. pluralidad de Estados independientes con poder decisorio propio. y principios del /.

está sometida a la evolución de otras instituciones internacionales y de la sociedad internacional. tienen el carácter de representantes permanentes. 1I. el representante de )sta ante el 2obierno de ese país adopta formas y comportamientos a los que se ha tildado de proconsulares. sin embargo. o lo que es lo mismo de coordinación y yu$taposición./. se las consideraba en cierto sentido como espías. cuando un peque7o pais depende mucho de una 2ran (otencia. pero no como obligación de recibir o de enviar dichos representantes. ?aras veces lo hacía fuera de este ámbito. además y de ordinario. sino tambi)n y quizá preferentemente represen tantes de comunidades u órganos colocados en una situación de incordinación. (ero la influencia que hoy tiene la opinión p*blica y más concretamente el (arlamento en las decisiones de política general o de 116 . En una ulterior evolución de la comunidad internacional cabría pensar en la imposición a los Estados de una obligación de acreditar y recibir agentes diplomáticos e$tran+eros como una manifestación del ius communicationis. si bien limitado. :hora bien. esta e$igencia. En ocasiones. en principio. El orden internacional no suele tomar en cuenta situaciones pasa+eras o pro visionales3 en )ste como en otros campos prevalece el criterio de la efectividad. A"%ecto" nue-o" en el e. así como de las relaciones entre el país representado y aquel ante el que se realiza tal representación. en los Estados protegidos o vasallos. En la práctica. #o cual fue posible porque todavía no estaba asegurado el carácter permanente de las legaciones. En la monarquía absoluta el representante diplomático concentraba su atención e inter)s sobre el monarca y sobre la 8orte y camarillas. #a le+anía geográfica y el grado de concentración en el poder político que efectivamente e+ercie ron. base de toda relación +urídica internacional. les permitió recibir y enviar emba+adas. El paso de las emba+adas ocasionales a las permanentes significó el venci miento de la resistencia a tener dentro de la comunidad nacional representantes de las soberanías e$tran+eras a los que. que es además garantía del respeto por parte de las autoridades locales de la condición de representante de una potencia e$tran+era. En general hoy se concreta en un deber estricto de no intervención del repre sentante diplomático en los asuntos internos en el país en que está acreditado.#.El problema de la e$istencia o ine$istencia de ese derecho o facultad para aceptar y enviar representantes diplomáticos se plantea como problemático en el %erecho internacional en los casos límite 3 está en estrecha relación con el problema del reconocimiento : :llí donde hay duda en la capacidad del su+eto o en la regulari dad del órgano que pretende el e+ercicio de tal derecho. a enviar o recibir tales representantes diplomáticos que. =o e$iste tampoco una e$igencia precisa sobre las modalidades en su e+ecución. de manera absoluta. #a función de observación y análisis de las realidades sociopolíticas del país en el que está acreditado se modifica con los desplazamientos y cambios en el poder político de este Estado. para entrar en la estructura de una sociedad institucional en la que los representantes no serían sólo representantes diplomáticos. no hay ning*n Estado moderno que renuncie.ercicio de e"te derecho. #a e$istencia del derecho de representación diplomática &derecho de lega ción activo y pasivo' se entiende hoy en t)rminos de derecho y no de deber : 8omo derecho a acreditar y facultad de recibir representantes diplomáticos e$tran+eros. (or esta razón los tratadistas de %erecho internacional y la práctica misma aceptaron un cierto derecho de legación en las denominadas compa7ías de carta o en los gobernadores o virreyes de Espa7a en :m)rica o en Europa y el de (ortugal en :sia. 8iertamente que el establecimiento de una tal obligación supondría abandonar la estructura de una sociedad internacional de carácter relacional. Esta situación pone de manifiesto un estadio concreto en la evolución de las relaciones internacionales. (or id)nticas razones la doctrina y práctica internacionales aceptaron la e$istencia de un derecho de legación.

H y así lo afirma todavía hoy el privilegio formal de la 8orona inglesa en la competencia para la conclusión de tratados internacionales. GK 8E dispone que el 2obierno tiene la dirección de !la política interior y e$terior" así como !la defensa del Estado". #oc5e. dejad a los consejos negociar y pactar con el extranjero . 9ante nía igualmente que un tratado internacional es un acto de gobierno y no legislativo y por consiguiente. Lo que inte$ resa en realidad a los ciudadanos es el cumplimiento de las leyes internas. sino tambi)n con los partidos de oposición y en cierto sentido con el pueblo mismo. #os intereses económicos e$tran +eros asentados en un país determinado pueden prestar a los representantes diplo máticos de ese Estado de donde ellos proceden una valiosa ayuda en su gestión diplomática. el (arlamento. HC. ?elación e$terior es aquí la que realiza el gobierno. =uestra constitución cano vista así lo recogía en el art. en virtud de la implantación en ella de esos capitales o inversiones procedentes del suyo. el cumpli miento de las funciones diplomáticas e$ige una adecuada comunicación no sólo con los medios gubernamentales. 1I. así como el aumento de la riqueza en las sociedades estatales modernas. Esta orientación cambió en el ámbito europeo con la e$periencia de la 0 2uerra 9undial y. Idea" enerale". 6odo ello genera situaciones en las que no siempre resulta fácil trazar la línea divisoria entre el tradicional derecho a la libre comunicación del agente diplomático y la intolerable intromisión en los asuntos internos del país hu)sped. 1oy nadie desconoce la significación y la influencia que las relaciones eco nómicas y culturales tienen en la política e$terior. puede y debe en una democracia realizar su función de control. (or !relación e$terior"..1.. de ordinario en virtud de determinaciones constitucionales..1.. hay que de+arlo en manos del poder e+ecutivo. que +unto a los tres poderes clásicos afirmó la necesidad del poder federativo a quien corres pondía la competencia en las relaciones e$teriores. la propie$ dad so re los ienes y la seguridad personal de los particulares. en primer lugar. EL CONTROL 5ARLA&ENTARIO DE LAS RELACIONES EBTERIORES. el hecho introducido ya por la ?evolución -rancesa del e+)rcito popular y consiguien temente la implantación del servicio militar obligatorio. puede entenderse cualquier rela ción o actividad que un Estado realiza o emprende respecto de otros entes colectivos &Estados u otros (oderes' que act*an como )l en el ámbito internacional. con sus inversiones de capitales en el e$tran+ero.política e$terior ha e$tendido necesariamente el campo de observación de los repre sentantes diplomáticos en los países donde )stos están acreditados. (uesto que la decisión política no reside e$clusivamente en la esfera gubernamental. El art. %e la misma forma. atribuyó )ste al poder e+ecutivo. Si todo va ien en estas tres materias. 1I. o las pertenecientes al ámbito del %ere cho internacional privado quedan fuera de este problema. el deber de protección del representante diplomático de esos intereses originarios del país que )l representa le llevará a intervenciones en la !vida interna" del Estado en el que está acreditado. :hora bien. =o es pues más que una consecuencia de un principio general de control parlamentario proyectado al caso específico de esas relaciones internacionales. la doctrina ha apuntado como fenómenos e$plicativos del cambio. no todas las así comprendidas son ob+eto de ese control 3 las que establecen dos ciudades o universidades al !hermanarse". Es sobre el con+unto de ellas que la representación popular. ?ousseau sostenía que . en nombre del Estado.1. #os te$tos constitucionales de los Estados Europeos monárquicos del pasado siglo refle+an esta misma posición al repetar en el rey la regalía tradicional del control de la relación e$terior y la facultad de concluir tratados. %espu)s de la 00 2uerra 9undial esta linea de evolución se ha reforzado de modo que el problema del control parlamentario. en sentido gen)rico. desde hace algunos decenios es ob+eto de refle$ión teórica y doctrinal tanto en el campo del %erecho internacional 117 .

:quí se estudia en cuanto que el tratado es un acto específico del poder e+ecutivo sometido a ese control. Sólo podrá ratificar el acuerdo internacional si recibe )ste aprobación en el Senado por una mayoría cualificada de dos ter cios 3 y a*n así es preciso matizar que el Senado no es una cámara de representación popular en el sentido europeo continental. aunque cabe decir que los modelos a seguir son unos pocos nada más. Es en el tratado &es decir en una manifestación concreta de esa política. elegido por el pueblo. la configuración concreta del alcance y formas de ese control es asunto de cada Estado. lo fu) por la via del tratado internacional. En todo caso. %os grandes orienta ciones son de destacar : El sistema norteamericano constituye un caso singular. #a legitimidad democrática de la 8ámara de ?epresentantes &parlamento' sigue otra línea. #os mecanismos de control de la constitucionalidad permiten introducir una modalidad nueva en ese control cuando. Suelen los autores diferenciar dos grandes formas de e+ercicio del control parlamentario sobre la acción del 2obierno en política e$terior. es la asamblea de representación de los Estados miembros de la -ede ración. Es esta una cuestión ya familiar por ser de obligado tratamiento en las relaciones entre el %erecho internacional y el %erecho interno estatal. que todas las constituciones democráticas modernas prev)n aunque sea en grados distintos. es hoy una clara afirmación de la introducción de ese control democrático en la política e$terior de los Estados. (or!a" en el e. (ero siendo esto com*n a todas las constituciones democráticas. y la otra es específica en relación con la conclusión de 6ratados internacio nales.1. concentra en sus manos todo el poder e+ecutivo.ercicio de e"e control. 0nglaterra incluída. Evidentemente. 118 . #o que no había sido posible regular por vía de legislación fede ral.na es la gen)rica que se identifica con la función general de control del (arlamento sobre el e+ecutivo.nidos de =orteam)rica. 1I. aunque sea la más importante' donde el (residente está obligado asociar estre chamente al Senado a su política. tanto en política interna como internacional 3 los ministros federales de los distintos %epartamentos son sus !secretarios". como pasa en Espa7a. Es decir. se reserva a los parlamentarios un recurso de inconstitucionalidad frente a un tratado presuntamente no conforme con la constitución. tiene todavía remedos de una %ieta confederal. #a contemplación de estas realidades es lo que ha permi tido al 6ribunal Supremo norteamericano afirmar la constitucionalidad de un tratado internacional. dentro de una estruc tura ya netamente federal. debidamente ratificado.como en el del %erecho constitucional.#. El modo del control específico es el primero en aparecer y es hoy el más elaborado y el más interesante. el alcance y selección de los modos de control es asunto de cada constitución estatal en particular. )ste puede llevar una política e$terior. En los Estados . el (residente. Este puede aparecer bien como una e$igencia de la aplicabilidad interna de las disposi ciones del tratado o de la regularidad de la legislación necesaria de desarrollo para la aplicación interna del acuerdo &caso ingl)s' o bien en otros como un un acto condici"n en el que la obligada participación aparece en forma de competencia compartida. la e$igencia constitucional de una colaboración parlamentaria en la conclu sión regular de acuerdos internacionales. notoriamente independiente de la influencia y control del (arlamento federal. En virtud de esa concen tración de poder e$terior en manos del (residente. . se sigue otro sistema de control parlamentario en la conclusión de acuerdos internacionales. que en sus disposiciones materiales invadía ámbitos competenciales que la constitución reservaba en competencia e$clusiva a los Estados miembros. :' El control parlamentario específico en la conclusión de tratados internacionales. En las constituciones democráticas de otros paises.

8aso claro es aquel en el que el te$to constitucional pone límites al e+ercicio de ese poder e$terior mediante otras tantan normas que afectan a la competencia material de conclusión de acuerdos internacionales. durante la fase de negociación diplomática el (ar lamento debería abstenerse de toda intervención inoportuna. omnipresente en el %erecho internacional. (or lo demás. . Entre las funciones del parlamento están la tutela y respeto de la legalidad constitucional y. El derecho del parla mento a ser informado quedaría notoriamente recortado si se introducen en )l espa cios muertos en respeto de la discreción durante una larga negociación diplomática3 por lo demás. 1I. Si la función de control queda reducida a autorizar. )sta debe tener su traducción en las correspondientes partidas presupuestarias. pues. #a e$igencia sobre la publicidad del resultado &rechazo a los tratados secretos' no implica necesariamente publicidad tambi)n en la negociación de )stos. %e la misma manera que no siempre se ha sabido distinguir entre política e$terior y diplomacia. siguen siendo debatidos y combatidos los procedimientos y modos de e+ercerlo.>' 8ontrol parlamentario sobre la política e$terior en general. no siendo discutible el principio. toda política necesita financiación y. la validez misma del acuerdo. +uzgar de ella a trav)s de los resultados conseguidos.1. puesto que las irregularidades más paten tes serán precisamente aquellas que más directamente desconozcan las e$igen cias constitucionales de la participación parlamentaria. la facticidad./. El principio de control parlamentario sobre la política e$terior del respectivo gobierno es hoy cosa aceptada 3 dicho control es elemento sustancial en las demo cracias modernas. la opción consiste en tomarlo como está 119 . así tambi)n la e$igencia democrática de publicidad se ha aplicado indistinta y confusamente a negociación diplomática y debate parlamentario.na manifestación de la confian za política que el (arlamento deposita en el gobierno ha de tradu cirse precisamente en esa actitud de prudente reserva 3 la publicidad imprudente en un debate (arla mentario sobre los t)rminos de una negociación. En este caso la acción parlamentaria no es sólo negativa a autorizar. pertenece al parlamento indiscutiblemente una función de vigi lancia y control sobre la política e$terior del gobierno. salvo el caso de fondos reservados. sino en la forma de llevarlo a la práctica. El art. -uera de los casos de autorización parlamentaria previa para la ratificación de un acuerdo internacional. (or lo que respecta a la colaboración del parlamento en la conclusión de acuerdos hay formas precisas que garantizan y hasta condicionan. +uega aquí un papel importante. Seg*n la primera posición.iena sobre 6ratados es un intento de darle relevancia internacional. #a segunda tiene tambi)n argumentos de peso a su favor. En t)rminos generales el debate doctrinal sobre la oportunidad &no se discute la necesidad' del control parlamentario sobre política e$terior se suscita dial)cticainente en tomo a dos ideas fuerza : El control a posteriori y el control inmediato y simult1neo. el control iría hasta la comprobación de la irregularidad constitucional de la acción gubernamental por no ser conforme a los límites materiales fi+ados por la magna carta. Itra vía de control es la aprobación del presupuesto. Nece"idadG %ero di7icultad en e"ta+lecerlo. CB de la 8onvención de . e+erciendo su control. en consecuencia. El parlamento debe. GC. distorsiona )sta y malogra los resultados. (ero. hoy es relativamente frecuente que las constituciones condicionen con una autorización parlamentaria previa la ratificación de tratados que ! impliquen obligaciones financieras para la 1acienda (*blica" &art.A 8E'. aceptando el te$to del tratado establecido y de hecho ya invariable. #a dificultad reside no en el principio. el parlamento no puede prestar su colaboración a la ratificación del tratado que no hubiere acatado dichos límites. a efectos internos.

El control recae y corresponde a la minoría o minorías de oposición en el parlamento 3 no al parlamento en cuanto órgano. está sistemáticamente apoyada por la mayoría parlamentaria. El e$tremo contrario. pero )l sabía bien que en ello quedaba empe7ado su propio prestigio personal. desde el punto de vista internacional. Evidentemente. . los órganos que la e$presan y la vez la forman. la política gubernamental. 8on el paso del control de la relación e$terior al pueblo y a la opinión p*blica se 120 . por supuesto. aquel en el que el parlamento pretendiera imponer al gobierno un tratado que )l no desea. -ue así posible que diversos países se vieran envueltos en conflictos b)licos por acuerdos que a7os antes y hasta decenios antes habían adoptado los gobiernos y eran desconocidos por las opiniones p*blicas respectivas. eliminan en buena parte el riesgo del conflicto abierto entre Estados. la diplomacia clásica como arte de negociar actuó tradicionalmente sobre un cierto grado de confianza y certidumbre. En efecto.2. El primer aspecto positivo de este cambio está en la adecuación y congruen cia que )l impone entre política interna y política e$terior. sigue e$istiendo la opinión. #a cuestión guarda estrecha relación con la del control parlamentario de las relaciones e$teriores. DI5LO&ACIA Y O5INIÓN 5M0LICA. #a segunda consecuencia de ese debate p*blico y control que los distintos órga nos de opinión imponen sobre los actos de gobierno en las democracias. y por esto el tema de ahora es complementario de aqu)l. En las democracias de gobierno representa tivo es hechura del partido o de los partidos que en el (arlamento constituyen la ma yoría3 en consecuencia. sobre que un tratado interna cional que ha sido cuidadosamente negociado y debidamente firmado. 1I. El %erecho constitucional comparado ha advertido el cambio de función de roles de gobierno y parlamento en relación con los que la teoría clásica de la división de poderes atribuye a uno y otro órgano. se han generado en esa zona más o menos oscura de la relación e$terior. En todo sistema político democrático la política e$terior de ese país debe respon der a la opinión p*blica mayoritaria e$presada en la composición de parlamento y gobierno. las 8ámaras parlamentarias son e$celentes órganos de e$presión de esa opinión. en el que están implicados los partidos políticos como instrumentos de configuración y cauce de esa opinión p*blica. Sin embargo. las modificaciones una vez establecido el te$to del acuerdo son prác ticamente imposibles. el Estado que se niega a hacerlo fractura la confianza recíproca en los Estados contratantes. #os t)rminos de una negociación y del acuerdo final fueron tradicionalmente respetados en el compromiso *ltimo y definitivo cuando el monarca ratificaba. insuficiente mente iluminada por el proceso de información y debate p*blico.na adecuación a la que no se llegó de modo inmediato porque durante decenios los niveles de claridad y publicidad que ha tenido la política e$terior han sido muy ba+os en relación con los que el control democrático imponía en política interna. En los regímenes democráticos la política e$terior se ha hecho asunto y tema del hombre de la calle : 6odo un comple+o problema. y que necesariamente han influído en la vida global de esos países. Este podía. y es tratada e interesa cada vez más a la opinión p*blica. aunque no enteramente desconocidas en el %erecho nortea mericano. pero menos". si no se ratifica. Esta diplomacia abierta ha introducido un cierto grado de irresponsabilidad &irresponsabilidad en el sentido +urídico moral del t)rmino' en las relaciones e$teriores.o en de+arlo. de ordinario . desdecirse en ese momento final de lo actuado y pactado. e+er cen un indudable control sobre la política e$terior en cada Estado. el (arlamento !tiene las manos libres. 6al situación ha supuesto una distorsión peligrosa por cuanto una parte muy importante de las decisiones *ltimas de los Estados. (ero en la medida en la que la política e$terior de los Estados ha de+ado de ser secreto de los gabinetes diplomáticos. Seg*n lo dicho. sería todavía menos aceptable.

no sería aceptable que ese aspecto quedará sustraído a dicho control.eto de Derecho internacional .1. 1A. (ero el constitucionalismo moderno. la negociación con el acuerdo. pueda tener la pretensión.1. sino aquellos que el Estado tiene en tanto que su+eto del %ere cho 0nternacional. EL 5ODER EBTERIOR DEL ESTADO. %ichos órganos son individuales o colectivos. 6ampoco hay un órgano que monopolice la representación e$terna de ese poder.nión Europea. #a doctrina ha distinguido entre competencia o poder e$terior en sentido mate rial y formal. 1A. de encarnar globalmente al Estado todo. Enti)ndese por poder e$terior el con. 6emáticamente esta cuestión está necesariamente relacionada con la representación diplomática y del control parlamentario de las relaciones e$teriores. en ciertos aspectos. el poder e$terior del Estado y los órganos que e+ercen este poder y lo representan acerca de otros Estados u organizaciones internacionales. #a e$igencia de claridad y publicidad está sobre todo en contra de los tratados secretos.1. que en parte se e$plica por el cierto grado de comple+idad que en sí mismos encierran los asun tos e$teriores. y por lo tanto de irracionalidad. desde el poder político que detenta. por definición. AG (oder e$terior del estado y órganos de representación 1A. Se distinguen. 8omo conclusión : El control e+ercido por el (arlamento y por la opinión p*blica de las relaciones e$teriores es una e$igencia de la propia democracia y. en lo interno ni en lo e$terno. monopolizaba tambi)n la relación e$terior de )ste. pero tambi)n con la del Estado como su+eto del orden +urídico internacional y con la de las relaciones entre el %erecho internacional y los ordenamientos internos. no es usual hablar de estas competencias como de 121 . con su t)cnica de control del poder mediante la división de poderes. no afectan sólo a sus intereses nacionales. Noción. en determinadas formas políticas ambas coinciden plenamente. Idea" enerale".#. =o hay una razón doctrinal que impida e$tender esta noción a las competencias que en el plano de las relaciones internacio nales poseen las organizaciones internacionales. #os Estados.ercen di"tinto" ór ano" de un E"tado de con7or!idad con "u con"titución re"%ecti-aG en la condición Lue e"e E"tado tiene co!o "u. (ero probablemente. En virtud del principio de identidad. con la que estos asuntos pueden ser tratados por el pueblo sobe rano. #os pueblos tienen tendencia a desconocer que los asuntos e$teriores. y al actuar )stos en nombre de los respectivos Estados no e+ercitan derechos o cumplen o incumplen obligaciones propias. En un momento en el que por la vía de la interdependencia la política e$terior de los Estados es un componente tan importante de su política global. como entes colectivos. la diplomacia democrática no ha descubierto a*n su propia fórmula. ha conducido al resul tado de que ning*n órgano del Estado. esto es.unto de co!%etencia" Lue e. 6al el caso de las monarquías absolutas 3 el monarca que concentraba en sus manos todo el poder político del Estado. necesitan operar a trav)s de represen tantes que act*en en su nombre de modo que +urídicamente quedan comprometidos por los actos de )stos.diluye ese sentimiento de compromiso y responsabilidad. pero que en buena parte tambi)n hay que atribuir a la carga de emotividad. sino tambi)n a los intereses nacionales de otros países. pero quizás ha habido una cierta tendencia a confundir el medio o instrumento con el ob+eto o el fin. del propio Estado de %erecho. pero salvo el caso particular de la .1. #os niveles de publicidad alcanzados con la llamada diplomacia parlamentaria no han favorecido siempre la causa de la paz.

GH y GB 8E. tiene un papel relevante el parlamento. 1A. :sunción de responsabilidad por todos aquellos actos ilícitos contrarios al %erecho internacional y que sean imputables al Estado. (oder e$terior en el sentido material lo forman todos aque llos órganos que contribuyen a la formación de esa voluntad orgánica en el proceso interno de formación de )sta. como una e$igencia del intercambio y comunicación entre los miembros de la comunidad internacional. (oder e$terior en el sentido formal son aquellas competencias e+ercidas por determinados órganos &Jefe de Estado. 5oder e$terior : derecho con"titucional. más o menos coyuntural. el proceso de integración europeo está obligando a repensar algunos de sus planteamientos clásicos. en las democracias modernas. Jefe de 2obierno . 8apacidad para concluir acuerdos internacionales &actos negociales' o realizar actos unilaterales de relevancia internacional &declaraciones. . como es el caso de los arts. y. (ueden considerarse en el poder e$terior dos vertientes de una misma realidad. aunque carezca de toda facultad de representación en el e$terior. En función de esa misma cone$ión e interrelación entre la sub+etividad +urídico internacional y el poder e$terior. como parece ser la tendencia actual en ellos. pero esa situación fáctica. >ien es verdad que la ordenación global del poder e$terior no es obra sólo del %erecho interno. (ero es incluso la aceptación pura y simple de esa remisión material del %erecho internacional al interno la que ya no es aproblemática. per mite atribuir tal poder e$terior a microestados que o bien no lo e+ercen de hecho o lo e+ercen sólo muy tenuemente. en la 8E. ' que e$presan la volun tad orgánica del Estado !hacia afuera"3 estos órganos representan y comprometen a ese Estado con su actuar. 6ambi)n sucede que sistemáticamente pueden estar encuadradas en lugar distinto al que le correspondería seg*n su contenido. no les impide una cierta recuperación del poder e$te rior. (roblema fundamental en la regulación del poder e$terior de los Estados 122 .1. =i siquiera el n*mero de ellas guarda relación con la participación e importancia que tenga en )l la competencia de los respectivos órganos. pero uno muy específico es la representación &derecho de legación' mediante el envio y recepción de representantes diplomáticos y consulares. protestas. los efectos +urí dicos de los actos de representación puestos por los órganos que poseen ese poder e$terior formal es el %erecho internacional quien los determina. que regulan aspectos relativos al valor normativo del acuerdo internacional en el %erecho espa7ol. /. Sigue aceptándose doctrinalmente que la organización del poder e$terior corres ponde básicamente a la constitución interna de cada Estado en virtud de una remisión que a ella hace el %erecho internacional.un poder singula rizado. Esta representación se hace de modo vario. así por e+emplo. #a cone$ión de ese con+unto de competencias con la condición de su+eto. En este proceso. (or eso mismo tambi)n.g : #ichtenstein o :ndorra. la orga nización de )ste tiene un inter)s especial en los Estados de estructura comple+a. vg.. #as manifestaciones más características de ese poder e$terior son )stas : -acultad de representación del Estado !hacia afuera". #a regulación del poder e$terior no tiene en las constituciones modernas un lugar sistemáticamente definido : #as normas que lo regulan están distribuídas en distintas partes de la 8onstitución. en los que una buena par te de sus relaciones e$teriores están confiadas a otros Estados. :sí ocurre.. particularmente en los federales. donde las escasas normas que ella dedica al poder e+ecutivo no es en modo alguno indicio del predominio real que dicho poder tiene sobre los demás poderes en el e+ercicio de esta competencia e$terior. reconoci mientos'.

la aplica ción &aunque sea por vía de costumbre' de reglas generales o principios de %erecho internacional. ACG. en cambio. En todo Estado de estructura comple+a hay una distribución o reparto del poder político 3 En eso se distingue de la mera descentralización. GH 8E. (or lo tanto. Esto e$plica que las soluciones en el %erecho federal comparado sean distintas. 1a de destacarse entre todas ellas el control de la constitucionalidad en un doble sentido. aquel que no está formalmente recibido en el te$to constitucional pero que tiene densidad normativa equivalente a las reglas constitucionales. #o es en cambio en el poder e$terior que por su propia natu raleza postula concentración y unidad de acción. %istinta es. Esencial es igualmente la actividad +udicial en la fi+ación de los ámbitos +urisdiccionales de cada Estado respecto de los de los demás Estados. Es el caso del art. el principio de +erarquía normativa e$ige que toda norma inferior se someta a ella. sino tambi)n. que afecta sola mente a las funciones administrativas. hay lugar a consi derar como elemento esencial en la regulación del poder e$terior de los Estados. en esa misma medida queda recortado el poder e$terior del Estado. 9anifestaciones importantes de esta participación son la interpretación y aplicación de tratados internacionales. parlamento y +udicial'. 8on su 123 .< 8E es obligada : 8ompetencia e$clusiva del Estado en las relaciones e$teriores. aunque ninguna puede ir en la articulación del poder e$terior en un Estado federal tan le+os que reconozca a los entes autonó micos un margen de autonomía seme+ante al que )stos poseen en el poder político interno.9ientras se trata de distribuir y organizar el poder político en su proyección interna la tarea no es dificultosa. (or la vía de lo que la doctrina tradicional ha llamado %erecho constitucional material. la participación que en )l tienen los tribunales. si son contrarias a )sta. El modelo paradigmático para este supuesto es el del Estado federal y en )ste las unidades que lo componen &Estados miembros' refle+an la estructura de un Estado ordinario &e+ecutivo. no sean regularmente modificados.A. #as soluciones concretas para la organización del poder e$terior en el %erecho comparado difieren : #a regla en el federalismo norteamericano es de unidad.1.1. (ero ese control. e$igencias básicas en el proceso de formación de la voluntad orgánica que lleva a la conclusión de acuerdos intemacionales : :llí donde el te$to constitucional imponga límites en ese doble sentido material y formal. 1A. aunque a los Estados miembros no se les e$cluya de toda participación 3 es el modelo seguido tambi)n por las constituciones federales de los Estados iberoamericanos.a : en el %roce"o de inte ración euro%ea. contrarios a las disposiciones del tratado proyectado. (uesto que la 8onstitución es la e$presión de la supralegalidad en un determi nado sistema +urídico. 1ay materias como son las inmunidades +urisdiccionales o la doctrina del !:cto de Estado" que básicamente son de construcción +urisprudencial. como ob+eto de normas constitucionales no son sólo los contenidos norma tivos !irrenunciables" que las reglas internacionales deben respetar. aunque no sea propiamente de la constitucionalidad lo es tambi)n del poder e$terior : Se realiza asimismo en sentido inverso : #os poderes del Estado no pueden comprometer a )ste en pactos internacionales contrarios a la 8ons titución mientras los te$tos constitucionales. afectadas de nulidad o al menos de anulabilidad. hoy reforzada en :lemania despu)s de la reforma constitucional *ltima con la colaboración de los #ánder en la construcción europea. El %oder e$terior en lo" e"tado" de e"tructura co!%le. dentro siempre de un margen de comple+idad.modernos es la posición que las respectivas constituciones adoptan en la relación que establecen respecto del orden +urídico internacional. la solución alemana y suiza donde los #ánder y 8antones tienen cierta participación en el poder e$terior. En la 8onstitución espa7ola la referencia al art. el tratado e incluso las reglas generales del %erecho internacional cuando )stas hayan sido !constitucionalizadas" quedan deba+o de la ley suprema y. 9ás a*n. y el control de la constitucionalidad garantiza su respeto.

=o obstante esa remisión básica del %erecho internacional al %erecho interno en la regulación del poder e$terior. de ordinario. ZSon )stas relaciones intemacionales en el senti do ordinario Q. en *ltima instancia es asunto de los dos %erechos y. la del poder e$terior es meramente formal y no puede ser definida desde contenidos materiales. de modo que )ste puede regular por tratado mate rias que no podría por ley federal. En la 8E. GB. su título para reclamar en e$clusiva esa competencia se fundaría en el de la relación e$terior. Esta refle$ión permite apro$imarse un poco más al conocimiento de esas distin tas soluciones federales. =adie duda hoy el principio de que los Estados son responsables por aquellos 124 . En consecuencia. =o es así. la e+ecución y desarrollo interno del %erecho de la . educa ción etc.. 1A. En la solución alemana y suiza la distribución del (oder e$terior se ha realizado combinando el criterio formal !relación e$terior" y la distribu ción competencial interna seg*n criterios materiales. en cambio. El problema está en la fi+ación del contenido de la noción !relaciones internacionales". En suma. :hora bien. en particular. defensa. %esde el punto de vista de la t)cnica utilizada en la designación de compe tencias. porque en las democracias modernas e$iste una ten dencia de favorable acogida hacia el %erecho internacional a la vez que una adaptación de las realidades constitucionales a las normas superiores de este orden +urídico.3 el acuerdo internacional no puede ser definido por sus contenidos materiales. etc. Si el concepto es necesariamente evolutivo es posible comenzar a considerar que tales relaciones y. comienza a ser hoy perceptible una mutación que puede tener amplias consecuencias.n internacionalista de renombre : #. #a +urisprudencia del 6ribunal 8onstitucional se orienta hoy acerta damente por una competencia compartida. 9ientras que para la distribución interna de competencias la designación es material : :gricultura. las reglas internacionales son un elemento esen cial en la organización del del poder e$terior de los Estados.nión Europea en los Estados miembros no sea ni deba ser de compe tencia e$clusiva de los poderes centrales en un Estado que por poseer estructura comple+a. (oder e$terior es todo: moneda. si un órgano político de ese Estado realiza un acto constitucional que sea contrario a un tratado o principio de %erecho internacional no es ipso !acto violaci"n de la constituci"n y no puede ser declarado nulo por los tri unales. habi)ndoseles transferido en competencia e$clusiva. lo con trario es más verdadero. están afectadas por el e+ercicio del poder e$terior en el nivel federal. asuntos en los que los #ánder o cantones posean competencia legislativa : Se confiere a los #ánder y cantones un derecho de participación en aquellas materias que. Sin ser directamente errónea es probablemente ine$acta por e$cesiva. . el contenido inicial de esta norma era muy claro. sanidad. como tantas veces ocurre. El referido autor +ustifica esta tesis con el siguiente argumento : La constituci"n.2. por estar constitucionalmente reservadas a los Estados miembros. la práctica ha desdibu+ado un tanto la clari dad de esta asignación. así como de b*squeda de la armonía entre las normas de uno y otro sistema. en el caso norteamericano donde el poder e$terior federal es global y no compartido.1. En t)rminos generales. tales cone$iones no se hacen sin desarmonías. esta benevolencia o buena disposición no e$cluye las disfunciones y hasta contradicciones. A%or8a" en la articulación del derecho interno con el derecho internacio9 nal en la re ulación del %oder e$terior. las comunidades autónomas carecían de toda participación 3 despu)s. hay lugar tambi)n a establecer unas ciertas diferencias. 1en5in sostiene que La constituci"n de un Estado no prohi e violar las o ligaciones internacionales de tal Estado . (or lo que respecta al poder e$terior de los Estados en la relación con el %ere cho e instituciones comunitarias. se prohíbe precisamente : :rt. permite al go ierno denunciar un tratado o alguna regla contenida en ese tratado o a alg3n prin$cipio de 7erecho internacional .formulación escueta y precisa.E. En la disposición de acogida de las normas constitucionales internas de dichas reglas internacionales hay un argumento más de esa relevancia.

:quí el problema no es tanto de e+ercicio como de representación. %icho de otro modo. si la situación constitucional interna comienza a ser relevante en el %erecho internacional de modo que en el plano internacional la regularidad de la obligación internacional pueda estar afectada por la relevancia de las normas internas. EL )E(E DEL ESTADO. 1A. que sigue conectando firmemente al principio de responsabilidad e$clusiva de los Estados miembros. un poder general de representación. la capacidad de representación internacional de este órgano no se pone en duda. este derecho sólo puede ser entendido en el sentido formal y no material. aunque los actos de cortesía inter nacional &tomas de posesión de los nuevos presidentes en las rep*blicas o de coronación en las monarquías' comporten un cierto grado de asentimiento. :hora bien. como si se tratase de normas internacionales. %epende de la constitución interna de cada país la constitución de este órgano. pero puede ser tambi)n colegiado como en Suiza. 8ualquiera que sea la función constitucional del Jefe del Estado. a inducir sobre el Estado que las sufre una determinada solución. como por los hábitos y tradiciones de los tiempos de las monarquías absolutas.#. un Estado no puede refugiarse en su %erecho interno para eludir el cumpli miento de obligaciones internacionales. en órganos que pertenecen a los tres poderes del Estado. que hayan sido realizados por órga nos estatales y le sean a )ste imputables. #o normal es que sea un órgano unipersonal. Es lo que ocurre cuando por la adop ción de un nuevo título en un Estado. Este no se puede refugiar en la soberanía del parlamento o en la independencia de los +ueces para eludir dicha responsabilidad. En circunstancias de normal funcionamiento constitucional es la constitución interna la que establece qui)n es el Jefe del Estado. en principio.iena sobre 6ratados' a la larga no se podrá mantener el rigor absoluto de la regla antes mencionada de e$clusiva responsabilidad del Estado. la aceptación de 125 . (ero esto e$igirá corrección en la +urisprudencia comu nitaria. CB de la 8onvención de . En el %erecho europeo esta tendencia puede irse acentuando en la medida en la que el movimiento regional en el plano comunitario y las reformas constitucionales o e$igencias de reforma en las constituciones estatales den mayor presencia comuni taria a los entes autonómicos. contrarios al %erecho internacional. a trav)s de actos de reconocimiento o no reconocimiento. monarca o presidente de la rep*blica. 6odos los Estados están hoy representados por el Jefe del Estado que posee. #a noción de impu tación la establece el %erecho internacional y nunca el %erecho interno. En la determinación de )stos órganos con facultad de representar ad extra al Estado concurren tanto el %erecho constitucional interno como el %erecho internacional. )sta consiste en saber qui)n o qui)nes representan al Estado como su+eto de %erecho internacional. en el sentido de competencia material. cualquiera que sea la situación constitu cional interna del órgano que con su actuar comprometió la responsabilidad interna cional de su Estado.actos ilícitos. pero en el constitucionalismo moderno. se da oportunidad a los Estados e$tran+eros. (ero dicha distribución competencial nada presupone respecto de la competencia formal. &art. está repartido. por esta razón la mayor parte de los actos internacionales del Jefe del Estado que no sea a la vez +efe del poder e+ecutivo llevan el refrendo del ministro responsable o del Jefe de gobierno. 6anto por esa necesidad de unidad en la representación e$terior. se sigue considerando que el Jefe del Estado goza de un ius omnimodae representationis . 6ambi)n se pueden plantear dudas respecto del Jefe de un Estado como órgano de representación e$terior. aunque de modo desigual. El poder e$terior. sin necesidad de un reconoci miento e$preso por parte de otros Estados. (ero cuando por pertur baciones del orden constitucional establecido nacen dudas sobre qui)n pueda ser el verdadero Jefe de Estado.

. Esta inmuni dad se presume tambi)n respecto de actos y relaciones +urídicas que un Jefe de Estado pueda realizar o anudar en el ámbito +urisdiccional de un Estado e$tran+ero. ratificar los tratados internacionales &art.h' le corresponden funciones que el %0 consuetudinario atribuye a todo Jefe de -uerzas en campa7a &armisticio'.g : emba+ador' nombrado seg*n un procedimiento en el que aparece la nueva titulación.<'. una obligación especial de protección. %ependen de cada constitución y de modo general cabe rese7ar las siguientes : #e corresponde acreditar y recibir a los emba+adores y otros representantes diplomáticos &art. en el que este *ltimo aparecía como Secretario de Estado : E+ecutor de una política que dirigía el propio Jefe de Estado. . En tanto que Jefe supremo de las fuerzas armadas &art. incluso allí donde los te$tos constitucionales.g : :dquisición de propiedad inmueble privada por Jefes de Estados árabes en Espa7a. B<. BC 8E'. El principio de la irresponsabilidad constitucional y la obligación general de abstención de todo acto personal. seg*n este mismo orden internacional.E'. BE. Esto modifica al antiguo Jefe de Estado 9inis tro de :suntos E$teriores. (or esta inmunidad están sustraídos a cualquier forma de +urisdicción ante tribunales estatales. 6odo ello no es óbice para que en casos de e$trema gravedad. aunque si se considera la naturaleza del acto o relación y se llega a la conclusión que no tiene relación alguna con el e+ercicio de funciones soberanas podría introducirse una concepción restrictiva a esta inmunidad. en su literalidad &!el (residente de la ?ep*blica negocia y ratifica los tratados"' dieran pie para una interpretación distinta 3 una vez más la constitución formal cede el paso a la real. 6al inmunidad no es un corolario de la regla de la irresponsabilidad constitucional interna.na for ma muy especial de esa protección y situación privilegiada es la inmunidad +urisdic cional respecto de otros Estados. #os Estados que acogen en su territorio a Jefes de Estados e$tran+eros contraen. El orden internacional otorga una protección especial a los Jefes de Estado rodeándoles de la debida consideración. pero su situación constitucional le ale+a cada vez más de la política concreta. declarar la guerra y hacer la paz &art. pero no. 9uy distinta es en cambio la posición del Jefe de Estado en las monar quías o rep*blicas no presidencialistas. sino consecuencia del principio general de %erecho 0nternacional de igualdad entre los Estados. reviertan los plenos poderes automáticamente al Jefe del Estado. : este reforzamiento del papel del gobierno y de su +efe en política e$terior han 126 . Sus personas son inviolables y en des cargo de ese deber internacional. El refrendo del (residente del 2obierno o de los ministros de los actos del ?ey responde a la misma línea de pensamiento &art. El Jefe de Estado en su condición de representante en el ámbito internacional tiene numerosas funciones.A 8E'. En aquellas constituciones en las que el Jefe del Estado sea a la vez +efe del e+ecutivo todos los actos interna cionalmente relevantes de los órganos inferiores revierten a )l para su aceptación o aprobación. ha llevado a una casi total abstención en la formu lación y e+ecución de la política e$terior. ante tribunales internacionales por la conducta que en tanto que órganos estatales pudieren haber tenido como contraria al %erecho internacional. por e$igencia imperiosa del mismo dinamismo constitucional. #a competencia formal en materia de relaciones e$teriores sigue estando en el Jefe del Estado. implicaría el reconocimiento indirecto de la situación internacional a la que responde el nuevo titulo. en cambio. %e la con+unción de estas dos líneas de evolución surge la creciente importancia del 2obierno y del Jefe de gobierno en la política e$terior de los Estados. de modo tal que esta clara tendencia política constitucional interna se contrapone al incremento de las relaciones e$teriores./.un representante &. 1A. EL )E(E DE 3O0IERNO. B<. las leyes penales internas de los Estados configuran tipos delictivos con agravación de penas a fin de proteger sus vidas y bie nes personales. 6al fue el caso del ?ey de (rusia cuando se atribuyó el título de Empe rador de :lemania despu)s de la 2uerra -ranco (rusiana. B<.

e$iste una situación nueva que permite un contacto directo de las respectivas administra ciones estatales. #os ministerios de asuntos e$teriores aseguran tambi)n la comunicación permanente entre su gobierno y los agentes diplomáticos e$tran+eros acreditados cerca de )l. En tiempos anteriores. el 9inistro de :suntos E$teriores y los miembros del gabinete ministerial. asuntos +urídico internacionales. GK 8E'. 1A. conocidas como !8onferencias en la cumbre". :hora bien. salvo prueba en contrario. porque el 9inisterio del E$terior sigue e+erciendo todavía un cierto control y monopolio. sanidad. como si han adquirido un grado de institucionalización &8onse+o Europeo'. En el servicio de la administración central está todo el personal diplomático y t)cnico o au$iliar. Se le reconoce. (osee ese poder general de representación del Estado en el que coinciden la práctica internacional y el %erecho constitucional estatal comparado. : esta nueva situación han contribuido de modo notable las organi zaciones internacionales. 1A. 1acia este servicio confluye toda la información que en el e$terior recogen las distintas legaciones y de )l parten las directrices en la e+ecución de esa política. En su organización interna estos servicios centrales combinan dos principios: el de la especialidad por materias. es la conocida permeabilidad de las administraciones estatales modernas. difiere su situación de la de otros colegas ministeriales. tienen como órganos estatales de representación e$terior. 127 . Icasionalmente se ha regulado por ley la situación de )l y su gobierno en el caso de gobiernos en e$ilio. EL &INISTRO DE ASUNTOS EBTERIORES. %esde el punto de vista de su competencia t)cnica.no.1. #os Estados organizan el servicio de representación en el e$terior desde dos grandes divisiones. una es la de la administración central y otra las distintas lega ciones. 8onfluye tambi)n en esta dirección la tendencia de las constituciones más recientes de atribución e$presa al gobierno o al Jefe de gobierno de la dirección de la política e$terior &art. etc. y principal. asuntos +urídicos. en el caso del ministro de :suntos E$teriores sí. 2ozan igual mente de los privilegios e inmunidades que garantizan el libre e+ercicio de sus funcio nes. En la medida en que la mayor parte de esos cargos son políticos. 8omo miembro de un gabinete ministerial. 6odo ello plantea una cierta modulación de la situación que el Jefe del 2obierno. LOS A3ENTES DI5LO&'TICOS. la posición que el %erecho internacional consuetudinario ha recono cido al 9inistro de :suntos E$teriores está en función de la dependencia que )ste tenía con el Jefe del Estado. :hora bien. 6ambi)n han favorecido esta evolución las nuevas formas de diplomacia directa. y goza de la inmunidad +urisdiccional. sin que esta situación se haya modificado radicalmente. adscrito al 9inisterio de :suntos E$teriores y sobre ellos recae más directamente la responsabilidad de la elaboración y e+ecución de la política e$terior de cada Estado. es el +efe directo de todos los funcionarios afectados al servicio e$terior del Estado. un poder general de representación del Estado. no es necesaria la competencia t)cnica.2. sobre todo cuando )ste es presiden cialista. En todo caso.contribuído diversos factores. . el ministro está +erárquicamente sometido al Jefe de gobierno y puede ser más e+ecutor que actor en la política e$terior que configura y dirige el Jefe del gabi nete. defensa. los ministros de ?ela ciones E$teriores e+ercieron un monopolio sobre toda la administración estatal en cuanto )sta se proyectaba al e$terior y cualquiera que fuere su ámbito competencial : 6ransportes. tanto si se dan de modo esporádico u ocasional.

el %ecano del 8uerpo %iplomático es por tradición el =uncio :postólico. El !oficio" se ha hecho más prosaico. Sólo e$cepcionalmente se confía la dirección de estas representaciones a hom bres políticos 3 en su con+unto sería impensable que la dirección del servicio e$terior en un Estado moderno no estuviera confiada a hombres de carrera con conocimientos especiales en la ciencia y arte de la representación y negociación diplomática. en la elección o formación del tipo de hombre al que se le enco mienda esta función se dan y han dado determinadas constantes y líneas evolutivas. formados en la 6eología y en general disciplinas eclesiásticas. se ha difuminado esa comunidad de tradiciones y formas. 1asta el siglo /. han aparecido los !especialistas". : pesar de ser una vie+a institución en el %erecho diplomático.C. y por lo tanto del %erecho internacional. la 8onvención de .iena de AGBA sobre privilegios e inmuni dades diplomáticas no lo acogió y reguló como tal institución 3 pero no por eso ha de+ado de e$istir como tal. #E DERECHO DI5LO&'TICO Y CONSULAR No entra en e$a!en 128 . Si bien es cierto que los modos y formas varían seg*n los países y tradiciones. y el de la especialidad por regiones del mundo sobre las que se proyecta esa política. Se entiende por cuerpo diplomático el con+unto formado por los +efes de misión acreditados ante un gobierno. En algunos países. El 8uerpo diplomático surge de la misma solidaridad que naturalmente se establece entre las diversas legaciones acreditadas ante un mismo gobierno. #a segunda gran sección en el servicio de representación diplomática la inte gran las distintas legaciones o emba+adas en el e$tran+ero. 1A. en otros países es el +efe de misión más antiguo. etc. como Espa7a. #as funciones del 8uerpo diplomático son principalmente de ceremonial y representación. El %ecano act*a como portavoz de todo el 8olegio y constituye un rango de honor que los Estados tienen inter)s en conservar o adquirir para sus representantes. Este tipo dio paso al del burgu)s ilustrado de forma ción humanista y e$presión de una tradición cultural com*n. están adscritas a las distintas legaciones. Está presidido por un decano. Se establece así una doble vía en la comunicación de gobierno a gobierno : #a que los distintos gobiernos establecen a trav)s de sus legaciones cerca de gobiernos e$tran+eros. pero en determinados momentos ha +ugado un cierto papel político como órgano internacional. En un sentido lato puede considerarse que forman el cuerpo diplomático todas las personas que con el status especial diplo mático.000 fue frecuente la utilización de aristócratas y hombres de iglesia. seg*n una lista formada en el 9inisterio de asuntos e$teriores de cada país. y la que los demás esta blecen cerca de )l mediante las representaciones ante )l acreditadas. EL CUER5O DI5LO&'TICO.etc. la división ideológica del mundo. 8on el advenimiento de nuevos países y nuevas culturas a la esfera internacional.

<I La re"%on"a+ilidad Internacional #1 NOCIÓN DE RES5ONSA0ILIDAD INTERNACIONAL
#1.1. EL ACTO IL6CITO. El art. AN del (royecto de :rtículos de la 8omisión de %erecho 0nternacional dice que !todo hecho internacionalmente il4cito de un Estado da lugar a la responsa ilidad (nternacional de 5ste ". El análisis de este tipo de responsabilidad 0nternacional se divide en dos grandes bloques. El AN se refiere al ele!ento o+,eti-o del hecho ilícito : .iolación de una obligación internacional &concepto en general, casos más graves de hechos ilícitos como los crímenes internacionales y causas que e$cluyen la ilicitud del hecho'. El EN bloque comprende los a"%ecto" "u+,eti-o" : 8ondiciones de atribución del hecho. El art. < del (royecto incluye las facetas ob+etivas y sub+etivas cuando define al hecho ilícito, inclusión con+unta que no puede ser más correcta desde el punto de vista normativo, porque sin la concurrencia de ambos aspectos no e$iste en la realidad hecho ilícito desencadenante de responsabilidad internacional. : efectos sistemáticos y de análisis, hay que proceder a una consideración separada de los problemas y cuestiones que entran en uno y otro elemento. Se hará un estudio separado de los hechos ilícitos provenientes de los órganos +udiciales 3 obedeciendo tal tratamiento independiente a las singulares características de las condiciones en que los actos de dichos órganos engendran responsabilidad interna cional. 1. Ele!ento o+,eti-o ; Empleando el lengua+e del apdo. b del art. < del (royecto de la 8omisión de %ere cho 0nternacional : 6omportamiento del Estado que constituye una violaci"n de una o ligaci"n (nternacional . >ien entendido que, seg*n el art. C del mismo (royecto, sólo el %erecho 0nternacional puede ser tenido en cuenta para calificar un hecho de ilícito 3 la posible calificación del hecho como lícito que haga el %erecho interno del Estado no tiene relevancia alguna. El artículo en cuestión está en consonancia con lo dispuesto por el art. EK de la 8onvención de .iena de AGBG sobre %erecho de 6ratados : ;n Estado no puede invo car las disposiciones de su %erecho interno como +ustificación del incumplimiento de los tratados. #. a' Es irrelevante para la e$istencia de un hecho ilícito la 7uente de la o+li ación internacional violada. :rt. AK (royecto : .n hecho de un Estado que constituye una violaci"n de una o ligaci"n internacional es un hecho internacionalmente il4cito, sea cual !uere el origen, consuetudinario, convencional u otro, de esa o ligaci"n. El origen de la o ligaci"n internacional violada por un Estado no a!ectar1 a la responsa ilidad internacional a que d5 lugar el hecho internacionalmente il4cito de ese Estado ... b' En lo que se refiere al ele!ento te!%oral , es condición para la e$istencia de un hecho ilícito que la obligación internacional est) en vigor para el Estado autor del hecho. (ero si el hecho en cuestión no es conforme a una obligación en vigor para el Estado, de+ará de considerarse ilícito si ulteriormente se convierte en obligatorio en virtud de una norma imperativa de %erecho 0nternacional 2eneral &ius cogens '.

c' En los casos de hechos ilícitos resultantes de violación de obligaciones interna cionales relativas al trato que se ha de acordar a particulares e$tran+eros, personas

129

físicas o +urídicas, el (royecto hace del agotamiento de los recursos internos un requisito sustantivo de la e$istencia del propio hecho ilícito. (uede definirse el acto il8cito internacional como un acto atri ui le a un sujeto jur4dico$internacional que, constituyendo una violaci"n o in!racci"n del 7(, lesiona derechos de otro sujeto u otros sujetos de dicho ordenamiento, o incluso derechos o intereses de los que ser4a titular la propia colectividad internacional, dando lugar, entre otras consecuencias posi les, a la responsa ilidad del sujeto autor del acto ... #a consecuencia +urídica más característica y más normal del acto internacio nalmente ilícito, es la responsabilidad internacional del su+eto a quien el acto es atribuible.

#1.#. EL 5RO0LE&A DE LA I&5UTACIÓN ; OR3ANOS DE RE5RESENTACIÓN EBTERIOR DEL ESTADO. El ele!ento "u+,eti-o alude a la presencia de una conducta, activa &acción' o pasiva &omisión', y a la posibilidad de atribuir esa conducta, en función de ciertas circunstancias, a un determinado su+eto del %0. En relación con el Estado en cuanto su+eto del %0, la 8%0 se refiere a la posibili dad de atribuir un comportamiento, nó a la persona o al con+unto de personas que lo ha tenido materialmente, sino al propio Estado, habida cuenta de que, dadas las características peculiares del Estado como persona moral &aunque real y nó ficticia', la e+ecución material de los actos de )ste con relevancia en el plano +urídico interna cional corresponde siempre a individuos o con+untos de individuos. %e ahí que la cuestión de la atribución al Estado de un acto ilícito internacional se vincule sobre todo a la calidad o nó de or ano" de e"e E"tado predicable de las personas autoras del acto, así como a las condiciones en que tales personas act*an. El hecho de atri+uir a un Estado una conducta reputada de ilícita, seg*n el %0 difiere en su significación &dada la naturaleza especial del Estado en cuanto su+eto del %0' de la operación consistente en i!%utar un acto a un su+eto +urídico en el sentido, p. e+., del %erecho penal interno. 6al comportamiento se e$presa materialmente en un acto &positivo o negativo' de uno o varios órganos o agentes del estado, el problema de la culpa en %0, se presenta más bien en relación con esos propios órganos o agentes en tanto que e+ecutores materiales del acto : El problema consistirá siempre en determinar si el comporta miento del ór ano *nicamente puede ser imputado al Estado cuando ha incurrido en el supuesto ilícito de modo culposo o si, por el contrario, la simple violación ob+etiva del %0 por un órgano del estado hace incurrir a )ste en responsabilidad. #o generalmente relevante no es la actitud psicológica de los individuos que act*an como órganos del Estado, sino la conducta ob+etiva del Estado per se, y que incluso en el supuesto de omisiones ilícitas, más que de culpa se trataría de la viola ción ob+etiva de la obligación de usar la debida diligencia a cargo del Estado.

#1./. ÓR3ANOS DE AD&INISTRACIÓN INTERNA. (or regla general se atribuyen al estado los actos de sus órganos o agentes en tanto que integrantes de la organización estatal. %ada la capacidad del estado para autoorganizarse, por órganos o agentes del Estado se entienden aquellos que tengan tal condición seg*n el derecho interno, pues el %0 no hace sino considerar la pertenencia a la organización del Estado como un presupuesto. (or otra parte, es lógico que sólo se consideren actos del Estado, desde el punto de vista del %0, los realizados por personas que act*an en calidad de tales órganos, sin que quepa atribuirle los realizados por esas personas a título privado, sin aparien cia alguna de actuación oficial.
130

#a conducta por la cual cabe declarar al Estado internacionalmente responsable puede consistir, bien en un acto instantáneo, o en una cadena de actos constitutiva de un proceso en el cual suelen intervenir varios órganos del Estado. (or ello, el art. B del proyecto de la 8%0 considera atribuible al Estado todo acto de un órgano suyo cual9Luiera Lue "ea "u %o"iciónG "u%erior o "u+ordinada en el marco de la organización del Estado. Es indiferente la pertenencia del órgano a cualquiera de los poderes &legis lativo, e+ecutivo o +udicial' o el carácter internacional o interno de las funciones del órgano.

#1.1. RES5ONSA0ILIDAD 5OR ACTOS DEL 5ODER LE3ISLATI<O O )UDICIAL. :demás de responder por los actos de sus órganos stricto sensu actuando en el marco de sus competencias, el Estado responde tambi)n : 5or la conducta de
entidade" %*+lica" territoriale" u otra" Lue e"t>n 7acultada" %or el Derecho interno del E"tado para e+ercer prerrogativas del poder p*blico.

%entro de la categoría gen)rica de hechos ilícitos internacionales, la específica de hechos ilícitos provenientes de comportamientos del poder +udicial recibe el nombre de Dene ación de ,u"ticia. #os actos de los órganos +udiciales pueden incurrir en responsabilidad interna cional de < maneras : AR (or violación directa de una obligación internacional. ER (or el hecho de que un +uez o 6ribunal se niegue a recibir la demanda de un e$tran+ero o de trámite a la misma con retraso e$cesivo e in+ustificado. <R (orque respecto a la demanda de un e$tran+ero se dicte una sentencia o resolución +udicial manifiestamente inadmisible desde el punto de vista de su contenido.

#1.2. LA RES5ONSA0ILIDAD 5OR ACTOS DE LOS 5ARTICULARES. Salvo en el supuesto de personas que act*en de hecho por cuenta del Estado o e+erzan de hecho prerrogativas del poder p*blico en defecto de las autoridades oficiales, los actos de los particulares no se consideran como actos del Estado a los efectos de determinar la posible responsabilidad internacional de )ste, lo que no significa que el Estado no pueda resultar responsable por su pasividad o falta de dili gencia en la prevención o represión de tales actos, en cuyo caso el Estado no estaría asumiendo como suyos los actos de los particulares, sino respondiendo internacio nalmente por sus propios actos en cuanto constitutivos de la violación de una obliga ción internacional de vigilancia y protección.

## LA RES5ONSA0ILIDAD INTERNACIONAL FIIH
##.1. EL DA@O Y SU RE5ARACIÓN. #a consecuencia normal del acto [lícito internacional es la responsabilidad inter nacional de su autor. Esta consecuencia, frente a otras posibles como la nulidad del acto, se conecta visiblemente con el derecho sub+etivo lesionado &se es responsable frente a alguien' y en este sentido hace entrar en +uego la noción del da7o o per+uicio resultante para uno o varios su+etos de %erecho de la transgresión por otro su+eto de una regla +urídica o, más específicamente, de una obligación +urídica a su cargo. Ese da7o irrogado a un su+eto de %erecho con la comisión del acto ilícito es el que en general da lugar a la o ligaci"n de reparar.
131

Esta obligación de reparar en sentido lato cubre en realidad dos aspectos distin tos en %0 : El acto ilícito internacional causa un da7o o per+uicio que es preciso reparar, pero puede, además, estar en el origen de una situación ilícita que persiste o se prolonga en el tiempo, en cuyo caso lo que está en +uego es una vuelta a la legali dad. En %0, y ba+o el título de reparación lato sensu, se engloban tanto la compen sación del per+uicio &reparación stricto sensu ; ?esarcimiento, satisfacción' como la cesación de la situación ilícita o vuelta a la legalidad. : esos dos aspectos diferentes se refiere el proyecto de la 8%0 en su ER parte. (or un lado, el art. BN establece que, tratándose de actos ilícitos de carácter continuo y sin per+uicio de la responsabilidad en que haya incurrido el Estado autor, )ste está obligado a la cesación del comportamiento ilícito. (or otro lado, el art. B bis dispone que el Estado lesionado podrá obtener del Estado autor la ! 4ntegra reparaci"n del da2o causado ". En su comentario al art. B, la 8%0 considera que la cesación del comporta miento ilícito no sería en realidad una parte o una forma de la reparación, sino que se trataría de una obligación del Estado infractor Mdimanante de la combinación de un comporta miento ilícito que sigue e$istiendo y la fuerza normativa de la norma primaria en violación de la cual se mantiene el comportamiento ilícitoM. #a relación de responsabilidad a que da lugar el acto ilícito internacional se ha venido concibiendo tradicionalmente como una relaci"n de Estado a Estado con el Estado per+udicado, como *nico su+eto facultado para pedir reparación del da7o y resarcirse consiguientemente del mismo. :unque el factor del da2o pueda entenderse englobado en el elemento ob+etivo del acto ilícito internacional &violación de una obligación internacional por un acto atribuible al Estado', dicho factor cobra relevancia u autonomía en cuanto desenca denante de la obligación de reparar. %esde el punto de vista +urídico internacional, sólo el da7o sufrido por el Estado es relevante, de modo que cuando un Estado asume la causa de un nacional suyo per+udicado por un acto presuntamente ilícito de otro Estado, no hace sino defender su propio derecho, el derecho que le asiste de ver respetado en la persona de sus s*bditos el %erecho 0nternacional. El da2o del Estado , consistente ya en la lesión inmediata de un derecho o inte r)s e$clusivamente suyo, ya en un per+uicio irrogado a un nacional suyo cuya causa viene a asumir el propio Estado, puede representar o nó un per+uicio patrimonial del mismo modo que en su caso puede representarlo o nó para el propio particular. Si lo que está en +uego es un per+uicio patrimonial irrogado a un nacional del Estado, el monto de la reparación se calculará de acuerdo con los da7os sufridos por el parti cular. Si se trata de un per+uicio de carácter no patrimonial, surgirá un tipo de respon sabilidad especial traducida en la llamada MsatisfacciónM. %e ahí que se distingan E tipos de responsabilidad internacional de los Estados : #a responsabilidad !inanciera y la responsabilidad pol4tica. ;na no e$cluye a la otra, siendo concebible una responsa bilidad política concurrente en supuestos de per+uicios financieros. ##.#. LA RECLA&ACIÓN INTERNACIONAL ; LA 5ROTECCIÓN DI5LO&'TICA. #a protección diplomática ha sido definida como la acci"n de un Do ierno ante otro Do ierno extranjero para reclamar respecto de sus nacionales o, excepcional$ mente, de otras personas, el respeto al 7erecho (nternacional o para o tener ciertas ventajas a su !avor . 6ambi)n ... la puesta en movimiento por el Estado de la acci"n diplom1tica o de la acci"n judicial internacional en raz"n de los da2os su!ridos por sus nacionales en el extranjero ... #a definición debe ser ampliada en el sentido de que la protección debe ser entendida como la acción que e+erce un su+eto de %0 &de estructura estatal o nó' respecto a otro su+eto de %0 en favor de ciertos individuos que tienen ligámenes determinados con )l. #a protección diplomática puede ser e+ercitada con < fines : a' (revenir la violación de normas internacionales relativas a e$tran+eros. b' Ibtener el cese de una actividad de carácter ilícito. c' Ibtener una reparación.
132

El derecho de protección diplomática aparece indiscutido en el %0, basándose en normas de carácter consuetudinario, hoy generalmente admitidas. 1a de distinguirse la protección diplomática propiamente dicha de aquella que el Estado e+erce en favor de sus nacionales mediante consulados en el e$tran+ero, llamada tradicionalmente consular. 9ediante la protección diplomática el Estado e+er cita un derecho propio y nó un derecho del ciudadano o nacional suyo. E$iste unani midad en que una vez el Estado inicia la protección, la persona física o +urídica no está legitimada para renunciar a la protección diplomática, o para hacer desistir al Estado de una acción emprendida. Seg*n la Jurisprudencia internacional ... Es un principio elemental del 7erecho (nternacional el que autoriza al Estado a proteger a sus nacionales lesionados por actos contrarios al 7erecho (nternacional cometidos por otro Estado, del que no ha podido o tener satis!acci"n por las v4as ordinarias. *l hacerse cargo de la causa de uno de los suyos, al poner en movimiento en su !avor la acci"n diplom1tica o la acci"n judicial, este Estado hace valer su propio derecho, el derecho que tiene a hacer respetar en la persona de sus s3 ditos el 7erecho (nternacional ... ... 7esde el momento que el Estado al que pertenece el reclamante interviene diplom1ticamente en !avor de sus s3 ditos, haciendo valer ya sean derechos conven$ cionales o derivados de los principios del 7erecho de Dentes que rigen los derechos de los extranjeros, una nueva reclamaci"n de Estado a Estado ha nacido. Esta recla$ maci"n, aunque est1 ligada materialmente a la reclamaci"n del particular, tiene un car1cter enteramente di!erente de ella% . (ara que la protección diplomática pueda ser actuada, se requiere la concurren cia de los siguientes requisitos : a' =acionalidad de la reclamación. b' :gotamiento de los recursos internos. c' 8onducta correcta de la persona en favor de la que se act*a la protección &manos limpias'.

##./. RELE<ANCIA DE LA NACIONALIDAD DEL 5ARTICULAR 5ER)UDICADO. Elemento esencial para el e+ercicio de la protección diplomática es lo que se llama M=acionalidad de la reclamaciónM. Supone que en ausencia de acuerdos parti$ culares, s"lo el v4nculo de nacionalidad entre el Estado y el individuo da a aqu5l el derecho a la protecci"n diplom1tica ... %e lo que se deduce que cabe el e+ercicio de la protección diplomática por un Estado en concreto : a' 8uando el agraviado sea nacional suyo. b' 8uando no lo sea, siempre que e$istan acuerdos particulares &.g : 8aso de la representación internacional de un Estado por otro. %eben sumarse hoy los casos de protección funcional e+ercida por las organi zaciones internacionales. El supuesto normal es el de la nacionalidad : Es posible la protección cuando el Estado pueda reivindicar a la persona como su+eto propio. 8uestión que plantea diversos problemas : A.8uestiones generales. 8asos de doble nacionalidad y los de continuidad de la nacionalidad a efectos de la reclamación. En los casos de doble nacionalidad, un Estado no puede proteger a una persona &física o +urídica' que tenga tambi)n la nacionalidad del Estado frente al que se reclama. En los casos de doble nacionalidad en que el individuo es nacional de más de un
133

Estado, siempre que ninguno de ellos sea el Estado contra el que se reclame, se sigue el criterio de la nacionalidad e7ecti-a. En la relativa a la continuidad de la nacionalidad, se dilucida en qu) momento\s ha de e$istir el vínculo entre el Estado y la persona para fundamentar la protección. 8aben distinguir varios momentos : A. E. <. C. :qu)l en que se haya sufrido el per+uicio. El del agotamiento de los recursos internos. 8uando el Estado se haya decidido a intervenir. 8uando se haya pronunciado la decisión.

#a tesis más generalizada es que la persona debe estar en posesión de la nacionalidad del Estado reclamante, tanto en el momento de la presentación de la reclamación, como en el que se produ+o el hecho que motivó la demanda. El doble criterio descrito tiene como base el evitar que la sola e$igencia de la nacionalidad en el momento de la reclamación pueda dar lugar a la b*squeda de un Estado más complaciente para que presente la reclamación a trav)s de un cambio de nacionalidad. #os cambios de nacionalidad en el período comprendido entre el momento en que se realiza el hecho motivador de la reclamación o se sufre el per+uicio y el de la reclamación no son tan infrecuentes en la práctica. #a regla de la continuidad de la nacionalidad no es superflua. E. 8riterio de la efectividad en la nacionalidad de las personas físicas. En la mayoría de los casos, la nacionalidad de las personas físicas no plantea problemas, y en el supuesto de que )stos sur+an, el criterio de la efectividad sería decisivo en una controversia internacional. <. #a nacionalidad de las personas +urídicas a efectos de la protección diplomática. El requisito básico es la nacionalidad. El título de protección le corresponde al Estado nacional de la sociedad. ##.1. EL A3OTA&IENTO DE LOS RECURSOS INTERNOS. Es otra de las condiciones que deben cumplirse para el e+ercicio de la protección diplomática por la vía +udicial. El 60J define la regla del agotamiento, dandole a su vez fundamento ... *ntes de recurrir a la jurisdicci"n internacional, se ha considerado necesario que el Estado en que se ha cometido la lesi"n pueda remediarla por sus propios medios, en el marco de su ordenamiento jur4dico interno ... #a citada regla, de carácter consuetudinario y bien establecida por la práctica y +urisprudencia internacionales, consiste en que sean utilizados directamente por el individuo lesionado, o en su nombre, todos los recursos +udiciales y administrativos que la legislación del Estado autor del acto origen de la reclamación, ponga a dispo sición de los particulares ... Bara que una reclamaci"n internacional sea admisi le, asta que se haya sometido la sustancia de la reclamaci"n a las jurisdicciones (internas) competentes y que se haya perseverado tanto como las leyes y procedi$ mientos locales lo permitan, y ello sin 5xito ... #a regla del agotamiento tiene varias e$cepciones, que son fundamentalmente : A. 8uando por medio de una cláusula e$presa en un compromiso arbitral u otro instrumento, el Estado contra el que se reclama haya renunciado a que se agoten los recursos. E. 8uando no est)n previstos en la legislación interna los oportunos recursos.

134

En el largo período del %erecho 0nternacional clásico el mar y los oc)anos se dividieron básicamente en dos espacios : . no tengan competencia para conocer una acci"n que se intente ante ellos . 5ARTICULAR RE(ERENCIA A LA TERCERA CON(ERENCIA Y LA CON<ENCIÓN DE 1AI# SO0RE EL DERECHO DEL &AR. tomando como base principalmente las decisiones +urisprudenciales anteriormente citadas . hay que buscarla en el hecho de que se trata de un derecho del Estado y no del particular. regido por el principio de libertad. concesiones. conocida por cláusula Calvo... se incluía en los contratos celebrados con e$tran+eros. la defensa de las costas y el territorio. el despliegue de la potencia militar de los grupos políticos. #a razón capital para negar efectos +urídicos a dicha cláusula... el aprovechamiento de otros recursos económicos.. 8uando la decisión es tomada por una autoridad gubernamental contra la cual . impulsados por el crecimiento demográfico y económico y por el acelerado 135 .. desde tiempos muy remo tos. etc. Seg*n ella. la pesca y.. para diferentes usos : la comunicación y el comercio entre los pueblos. el descu brimiento y conocimiento del planeta.. 6ampoco es necesario agotar previamente todos los recursos en los casos de retrasos in+ustificados en la administración de +usticia por los 6ribunales.1. o cuando )stos no dicten su sentencia en un plazo razonable. el incremento y diversificación de los usos del medio marino. C. #a cuestión se planteó más agudamente por la práctica de los Estados iberoamericanos. >o hay remedios adecuados previstos en la legislaci"n interna .. 8ompetencias de distinta naturaleza y articuladas mediante un esquema relativamente sencillo durante mucho tiempo. como son el de su carácter de e$cepción y el de los efectos del no agotamiento.. 8uando los 6ribunales internos .<. en lo que a la renuncia a la protección diplomática por los particulares se refiere.n espacio de soberanía del Estado ribere7o &el mar territorial' y un espacio com*n &el alta mar'. mucho más tarde.. una cláusula por la que las empresas y ciudadanos e$tran+eros declaraban que consentían e$presamente el ser equiparados a los nacionales a efectos de reclamaciones y de acciones +udiciales y renunciaban a cualquier trato. B. LA CL'USULA CAL<O.2. (UENTES DEL DERECHO DEL &AR . 4 a partir de los inicios de la sociedad intemacional moderna. H. En nuestra )poca.. los Estados fueron precisando progresivamente a trav)s de normas consuetudinarias cuáles eran sus respectivas competencias sobre los diversos espacios marítimos. ##. y especialmente en los relativos a obras p*blicas. INTRODUCCIÓN . Seg*n ha enunciado el 60J .. incluída entre ellas la protección diplomática. #a renuncia a la protección es negada por la mayoría de la doctrina. #a regla del agotamiento plantea una serie de problemas de orden procesal. >o es necesario recurrir una vez m1s a los 'ri unales internos si el resultado de e ser la repetici"n de una decisi"n ya dada . El mar y los oc)anos han servido a la 1umanidad. <II La ordenación e"%acial del Derecho Internacional E< El derecho internacional del mar #/. prerrogativa o facultad que les correspondiese por su condición de e$tran+eros.

En la primera fase prevalecieron los intereses de las comunicaciones y descu brimientos +unto a otros de orden comercial. dentro de la 0 8onferencia de las =aciones .<CF por la que se creó la llamada 8omisión Especial de los -ondos 9arinos.desarrollo de la tecnología. efectivamente.S: y la . #a :samblea 2eneral adoptó en 136 . en AGBK. #a tesis del replanteamiento global del %erecho del 9ar chocó con la postura de las superpotencias y grandes potencias. el %erecho 0nternacional del 9ar tuvo carácter eminente mente consuetudinario. y a la par que nuevos problemas han aparecido otros espacios marítimos. En esta 8onferencia. rasgo com*n por lo demás del %erecho 0nternacional clásico. prosiguiendo en la d)cada de los a7os noventa. las 8onvenciones de AGHD empezaron a presentar síntomas manifiestos de desfase. adquie ren especial relieve los económicos. En la comunidad internacional e$istía acuerdo en cuanto a la necesidad de celebración de una nueva conferencia sobre el %erecho del 9ar. #a ER fase se inicia en AGCH &+ustamente en los albores del %erecho 0nterna cional 8ontemporáneo' y en ella. militar y colonial. que se adhirió a las mismas en AGKA. pero había desa cuerdo en lo que respecta a su alcance sustantivo. Se trataba. lo que favorecía los intereses de aquellas potencias. de un r)gimen inspirado en la salvaguarda de los intereses de los Estados poderosos. y los importantes intereses que los Estados tienen en ellos. c' #a que comenzada en tales a7os culmina en AGDE con la adopción y apertura a la firma de la nueva 8onvención sobre el %erecho del 9ar. así como la estrecha interrelación entre los distintos usos. #os mares y oc)anos ofrecen. nuevas perspectivas de aprovechamiento a la comunidad 0nternacional. y la de plataforma continental. entre los que desta can la plataforma continental. 4 en ella el r)gimen +urídico de los mares y oc)anos se articuló fundamentalmente sobre la distinción de dos espacios marítimos : El mar territorial y el alta mar o mar libre. la cuestión de la e$istencia de recursos minerales en los fondos abisales de los oc)anos. como la de los intereses especiales de los Estados ribere7os respecto a la pesca en alta mar. llegándose en AGK< a la inauguración en AGK< de la 000 8onferencia de las =aciones . #as 8onvenciones de AGHD están a*n en vigor para algunos países. la zona económica e$clusiva. con el mandato de preparar un r)gimen especial para los fondos que se encontrasen más allá de la +urisdicción nacional.nidas sobre el %erecho del 9ar. b' #a que empieza en esta *ltima fecha y dura apro$imadamente hasta la mitad de la d)cada de los a7os sesenta. entre ellos Espa7a. 9ás allá del mar territorial se e$tendía el alta mar.nidas sobre el %erecho del 9ar. de las cuatro 8onvenciones de EG de abril de AGHD : la de 9ar 6erritorial y Pona 8ontigua 3 la de (lataforma 8ontinental 3 la de :lta 9ar3 y la de ?)gimen de (esca en :lta 9ar. regido por el principio de libertad. y la zona internacional de los fondos marinos. +unto a los intereses comerciales y militares. : mitad de la d)cada de los a7os BF. En la evolución del %erecho 0nternacional del 9ar pueden distinguirse tres fases : a' #a que se e$tiende entre los inicios de la sociedad 0nternacional modema y el fin de la 00 2uerra 9undial. lo que le facultaba para reservar a sus nacionales el e+ercicio de la pesca. efectivamente. resultante del entendimiento que en esta materia habían alcanzado .??S en AGBK. Surgen así nuevas e importantes nociones. Esta fase culmina con la adopción en 2inebra. la e$igida +ustamente por razones de seguridad de las costas y el territorio y tolerada por las grandes potencias marítimas. han hecho mucho más comple+a y diversificada la ordenación +urídica de los mares y oc)anos. %urante esta larga fase. iniciada en AGK< y finalizada en AGDE tuvo lugar la revisión del %erecho del 9ar : Suscitada por la delegación de 9alta ante la :samblea 2eneral de la I=. dicho órgano adoptó la resolución E. El mar territorial tenía una e$tensión muy reducida. y en )l el Estado ribere7o e+ercía soberanía.

sino tambi)n a la zona económica e$clusiva y a las aguas archipelágicas &art. DB de la 8onvención'.AGKF la resolución EKHF en la que decidió convocar para AGK< una conferencia sobre el %erecho del mar que se ocuparía del establecimiento de un r)gimen internacional equitativo para la zona y los recursos de los fondos marinos y oceánicos y su subsuelo fuera de los límites de la +urisdicción nacional.. A diciendo que . son consi derados como patrimonio com3n de la Cumanidad .00 &!:lta 9ar"' de la 8onvención de AGDE.. #a apertura de la 8onferencia tuvo lugar en AGK< y desde entonces hasta AGDE celebró AA períodos de sesiones. #a larga duración y la e$trema dificultad de las negociaciones obedecieron a causas eminentemente políticas. Se entiende por alta mar todas aquellas partes del mar que no !orman parte del mar territorial o de las aguas interiores .. H del 137 . básico en la materia.. que siguen fielmente en su mayor n*mero la letra y el espíritu del 8onvenio de AGHD. E$isten espacios que no están su+etos a la competencia de ning*n Estado en concreto. y cuyas disposiciones se relacionan con las de la (arte .#. el alta mar se ha reducido en el sentido de e$cluir no sólo al mar territorial y a las aguas interiores. Se trata de una 8onven ción elaborada básicamente por consenso aunque adoptada por votación. El derecho a otorgar la nacionalidad se reconoce a los Estados por el art. ha de ponerse de relieve la utilidad real de los te$tos de negociación y la autoridad progresiva que con el transcurso del tiempo fueron adquiriendo. Seg*n principios de profundo y largo arraigo en el %erecho 0nternacional consuetu dinario. se autoriza a que el buque arbole el pabellón oficial. EL ALTA &AR . aunque son susceptibles de utilización por los s*bditos de todos los Estados por diferentes medios. partes importantes de la misma tenían ya indiscutido arraigo consuetudinario. como son los navíos abanderados en los Estados o las naves espaciales matriculadas en ellos. En el *ltimo se consiguió la adopción de la 8onven ción : AF AE AGDE. GF 8onvención AGDE : 'odos los Estados con litoral o sin 5l tienen el derecho a que naveguen en alta mar los uques que enar olen su andera . dada la evolución de )ste. hasta convertirse en la 8onvención adoptada. -ruto de la misma fue el 8onvenio sobre :lta 9ar de EG de abril de AGHD. :\ =oción : El 8onvenio de 2inebra la define en su art. C 8onvenio AGHD ó art.. 0ntereses importantes tanto en el aspecto económico como en el estrat)gico. preferentemente mecánicos. y numerosos ya que en la 8onferencia se abordaron todas las cuestiones que de una u otra manera se relacionan con los m*ltiples usos que hoy brindan el mar y los oceá nos. >\ ?)gimen +urídico : #os principios en que está basado son los siguientes : a' Lue en cuanto vía de comunicación es un Mbien com*nM o res communis : 5rinci%io de li+ertad de lo" !are". pues se trataba de una acomodación de intereses importantes y numerosos de todos los Estados que componen la 8omunidad 0nterna cional. el alta mar está regido por el principio de libertad : :rt. :un antes de su entrada en vigor. #/. así como su subsuelo y correspondientes recursos. los fondos marinos y oceánicos fuera de la +urisdicción nacional.. resultando aponibles a todos los Estados con independencia de que manifestasen su consentimiento en obligarse. Entendiendo por a+andera!iento el acto administrativo por el cual y tras la tramitación prevista en ?eal %ecreto. El r)gimen +urídico del alta mar fue ob+eto de una amplia codificación en la 8onferencia de 2inebra de AGHD. -inalizada la 8onferencia. (or otro lado. En la 000 8onferencia sobre el %erecho del 9ar. NOCIÓNG R=3I&EN 3ENERAL Y EBCE5CIONES.

domicilio.g : 6rata de esclavos. (or razón de dedicarse a la %irater8a. el principio de no interferencia tiene una serie de li!itacione" : A. E lo preveía al decir . al amparo del 138 . 8aso de que haya motivos fundados para creer que un buque e$tran+ero ha cometido una infracción a las leyes y reglamentos del Estado ribere7o : Derecho de %er"ecución. El espacio considerado son los abismos marinos y oceánicos y su subsuelo. <. El propio art. como para la recuperación del patrimonio histórico y cultural. #a represión de prácticas odiosas &.. Enumeración que es numerus apertus. tráfico ilícito de drogas' +ustifica la limitación al principio de no interferencia en el sentido de poder efectuar en el buque el llamado derecho de -i"ita. sin que se desprenda ninguna otra consecuencia +urídica del conte nido de dicha certificación. LA JONA INTERNACIONAL DE LOS (ONDOS &ARINOS Y OCE'NICOS. :rt. b' Lue debe estar abierto a todos los Estados.. el Estado ha de ejercer e!ectivamente su jurisdicci"n y su autoridad so re los uques que enar olen su pa ell"n en los aspectos administrativo. o jeto. as4 como otras reconocidas por los principios generales del derecho internacional. tengan o nó litoral marítimo : 5rinci%io de la i ualdad de u"o.. la de tender cables y tuberías submarinas y la libertad de volar sobre el mar. #os principios citados quedaron articulados en el 8onvenio de AGHD a trav)s de la proclamación de las C libertades del alta mar. tambi)n se han demostrado las venta+as que la utilización de la MzonaM pueden significar tanto para el desarrollo cientí fico y de tecnología. t5cnico y social. En particular. así como el fi+ar los requisitos para su concesión y registro del buque y. (or otra parte. 6erti!icaci"n expedida por el <egistro Aercantil en la que conste el nom re. El valor de la MzonaM depende de su e$tensión y )sta va condicionada por el e+ercicio de ciertas reivindicaciones de las plataformas continentales. para que pueda usar su pabellón o bandera . c' Lue no puede ser ob+eto de apropiación e$clusiva o soberanía de un Estado : 5rinci%io de no inter7erencia. puede apresarse al buque en alta mar o en cualquier otro lugar no sometido a la +urisdicción de ning*n Estado. El %erecho espa7ol en vigor es proclive a la libertad de registro : El registro y abanderamiento de buques está sometido a la +ustificación de vínculos puramente formales . GA de la de AGDE... participaci"n extran$ jera y "rganos de administraci"n con el nom re y nacionalidad de los administradores y accionistas .. de pesca. que se recogen en el art. ha ido creciendo progresivamente. fuera de los límites de la +urisdicción nacional &plataformas continentales de los Estados'. consecuentemente./.. #a libertad de navegación y su corolario. El inter)s de los Estados por este espacio. #/. duraci"n. y en su caso capital social. ser1n ejercidos por todos los Estados con la de ida conside$raci"n para con los intereses de otros Estados en su ejercicio de la li ertad del mar . 7e e existir una relaci"n aut5ntica (ligamen sustancial) entre el Estado y el uque . al compás de los avances tecnológicos.. DK 8onvención AGDE : #ibertad del :lta 9ar. E.8onvenio AGHD y el art. E : #a libertad de navegación.. Estas li ertades. d' Lue su uso y disfrute en com*n debe estar sometido a una reglamentación +urídica internacional : 5rinci%io de "u!i"ión al Derecho Internacional..

b' El patrimonio com*n de la humanidad y la utilización en beneficio de la humanidad : (or patrimonio com*n de la 1umanidad debe entenderse la e$clusión de soberanía o de propiedad por parte de los Estados o de particulares. EL &AR TERRITORIAL . su pacificación y su aprovechamiento en beneficio de la 1uma nidad.ur8dico de los fondos marinos viene dado por E principios básicos tras la acción normativa de la I=. #a *nica e$igencia +urídica requerida es que el límite e$terior se indique en cartas de coordenadas debidamente publicadas y que se depositan ante el Secretario 2ene ral de la I=. El resultado fue la resolución EHKC ]9oratoria^.. EC El derecho internacional del mar &00' #1. #a soberanía del Estado ribere7o se e$tiende. habida cuenta de las necesi dades de los llamados países en desarrollo : Supone la e$istencia de un acuerdo sobre la creación de una organización internacional que organice. las 8onferencias de AG<F y AGHD. a una fran+a de mar adyacente tradicionalmente denominada mar territorial. contadas desde la línea de base del mar territorial. R=3I&EN 3ENERAL. a pesar del fracaso de la primera y de las ambigVedades y lagunas de la segunda. más allá de su territorio y aguas interiores. En principio. 8on el principio de la utilizaci"n en ene!icio de la humanidad quiere e$presarse que todas las utilizaciones y utilidades posibles de que sean ob+eto la MzonaM y sus recursos deben revertir en beneficio de la humanidad. codificado por el instrumento convencional y e$cluye la posibilidad de apropiación &unilateral o en grupo'. en cuyo nombre actuará la :utoridad. #os hitos más significativos del proceso de consolidación de la institución del mar territorial han sido. la e$tensión de las plataformas continentales será de EFF millas. Este principio +urídico es de naturaleza consuetudinaria. En AGHD se consagra formalmente que dicha soberanía se e+erce sobre el mar 139 . en tanto durasen las negociaciones. En AG<F se acepta e$plícitamente en un foro colectivo la soberanía del ribe re7o sobre su mar territorial. la delimitación de la MzonaM depende de las normas establecidas para la formulación del límite e$terior de las plataformas continentales : ?econocimiento de que la delimitación. aunque tiene un aspecto inter nacional. controle y tenga poderes a tal fin. En el 8onvenio de AGDE. y la negociación y posterior adopción del 8onvenio de AGDE : a' :cción normativa de la I=. EN #a :utoridad debe respetar los acuerdos en vigor de delimitación.8onvenio de AGHD. #a e$presión mar territorial es hoy generalmente admitida y ha sustituido a otras como !aguas +urisdiccionales" o !territoriales". una propuesta sobre la internacionalización de los abismos oceánicos. que tendía a evitar que se e$po liasen o hipotecasen los recursos de la MzonaM. corresponde a los Estados en e+ercicio de su +urisdicción respecto a la plata forma continental del que sean ribere7os. e$cepto que se trate de un país en desarrollo que sea impor tador neto del recurso obtenido. #a incidencia respecto de la MzonaM es doble : AN Lue más allá de las EFF millas la e$plotación queda sometida a pagos y contribu ciones a la :utoridad. y así la zonaM y sus recur sos son (atrimonio com*n de la 1umanidad y todos los derechos sobre los recursos se confieren a la humanidad en su con+unto.1. : En AGBK se presentó en la I=. y el e+er cicio de soberanía. El r> i!en .

su espacio a)reo suprayacente. #os m)todos delimitadores no tienen carácter e$cluyente y pueden combinarse a discreción del ribere7o siempre que )ste respete las reglas. a la que habrá de atenerse el ribere7o para calificar como no inocente el paso por su mar territorial de un buque e$tran+ero. como fórmula gen)rica de cualesquiera otras actividades que no est)n directamente relacionadas con el paso. 140 . frente a sólo AF %elegaciones partidarias decididas de la misma. por dicho mar. 8omo casos particulares a efectos delimitadores pueden fi+arse las islas y eleva ciones que emergen en ba+amar. las E mayores poten cias marítimas. de entrada o salida. #a delimitación debe publicarse en cartas marinas y el ribere7o les dará adecua da publicidad. #1.#. como la amenaza o el uso de la fuerza. entre otros. 9ientras no sea per+udicial para la paz. #a línea de base normal desde donde se mide generalmente el mar territorial es la línea de ba+amar a lo largo de la costa. 6ambi)n se regula el trazado de líneas de base rectas en tanto que e$cepción a la línea de ba+amar como l8!ite interior normal del mar territorial aceptada por el 60J. En relación con el control de la "e uridad de la na-e ación : la re la!entación del tr?7ico : :pdo. :unque la 8onvención de AGDE no ha entrado a*n en vigor. A de la lista de materias del art./. entre otros Estados. el buen orden o la seguridad del Estado ribere7o. El desacuerdo sobre la anchura del mar territorial constituyó una de las razones del fracaso de la 8onferencia de AG<F. y el lecho y subsuelo de ese mar &arts. A y E del 8onvenio de AGHD sobre el 9ar 6erritorial'. #1. que comprende AE posibilidades. lo cierto es que al menos AD de las %elegaciones presentes rechazaron esta regla... %e cual quier forma. los e+ercicios o prácticas con armas . :cuerdo que se ha mantenido en su integridad en la 000 8onferencia &art. El derecho de paso por el mar territorial comprende la navegación lateral. el derecho de paso inocente de los buques de guerra por el mar territorial es hoy una regla consuetu dinaria general cuya aplicación auspician. abarcando tambi)n el derecho a detener"e : 7ondear en caso de incidentes normales impuestos por la navegación o a causa de fuerza mayor. Esta obligación se amplía a toda delimitación prevista para fi+ar la anchura del mar territorial. al t)rmino de la 8onferencia podía afirmarse que la anchura aceptada para el mar territorial era de < millas.territorial. y perpendicular. como los de propulsión nuclear. DELI&ITACIÓN. y en particular a los de características especiales.S: y ?eino . de paso o tránsito. En la lista se refieren. 6anto en el 8onvenio de AGHD como en la 8onvención de AGDE se reconoce el derecho de paso inocente a los buques mercantes y barcos de pesca siempre que cumplan las leyes y regla mentos dictados y publicados por el Estado ribere7o. debiendo ser el paso rápido e ininterrumpido. EA que están su+etas a la voluntad reguladora del ribere7o : ?epresenta la facultad del ribere7o para establecer vías marítimas y esquemas de separación del tráfico aplicables en principio a cualquier buque e$tran+ero. : pesar de la pretensión de las %elegaciones de . ANCHURA.nido de que la 8onferencia aceptase la anchura de < millas como regla en vigor. El r)gimen +urídico del mar territorial viene determinado por el principio de la soberanía del ribere7o sobre esas aguas matizado por ciertas restricciones o e$cep ciones fundamentadas en el principio de la libertad de comercio y navegación. E de la 8onvención de AGDE'. siendo la e$cepción más importante el derecho de %a"o inocente . la prohibición de ciertas activi dades de los buques del Estado. Entre las novedades aportadas por la 8onvención de AGDE destaca la li"ta cerrada de acto" no inocente".

una e$tensión má$ima de AE millas &algo más de EE 5ilómetros' para el mar territorial. EN (or estar su+eta a un r)gimen +urídico específico. A y EC. : AE a7os de la firma de la 8onvención. espacio que es continuación geográfica del mar territorial. En la zona econó mica. que entrará en vigor pró$imamente. <N (or e+ercer sobre ella el Estado ribere7o determinados derechos de diferentes tipos.. #2. #os derechos del Estado ribere7o sobre la plataforma continental a efectos de e$ploración y e$plotación de los recursos están claramente reconocidos como dere chos de soberanía y tienen el carácter de Me$clusivosM.E del 8onvenio sobre el 9ar 6erritorial se deduce que la e$tensión del mar territorial más la zona contigua. de las aguas supraya centes al lecho y del lecho y el subsuelo del mar. (ara la 8onvención de AGDE &art. no podía sobrepasar las AE millas. en su art. pero aun resta por resolver la delimitación de la zona económica en cuanto a los derechos del Estado ribere7o y de terceros. pero que en el estado actual de evolución del %0 su unificación no es viable. #a tendencia respecto a la plataforma es la de su ampliación. CN (orque los demás Estados &distintos del ribere7o' tienen en la zona tambi)n deter minados derechos y libertades.. 1ay que diferenciarla del mar territorial. mientras que sobre la zona económica se refieren a los recursos naturales. #1. El 8onvenio de AGHD.1.En la 8onferencia de AGHD tampoco se logró determinar la anchura. la regla de las EFF millas apareció como distancia má$ima dentro de los traba+os de la 000 8onferencia. no puede ser considerada como una parcela de alta mar con características e especiales. ya que los derechos que el Estado ribe re7o e+erce sobre uno y otro no son iguales. En la 000 8onferencia se acordó. finalmente. la anchura de AE millas constituye ya una regla consuetudinaria en virtud de la práctica estatal concordante incluso de los Estados más opuestos en su origen a dicha e$tensión. por razones de diversa índole : 8onceptos bien definidos.2. entendía por tal . pero situadas !uera de la zona del mar 141 . El lecho y su suelo de las zonas su marinas adyacentes a la costa. #a zona económica. El carácter de e$clusividad de los derechos sobre la zona económica dista mucho de estar reconocido sin discusión. 6ambi)n presentan problemas las diferencias y analogías entre la zona econó mica y la plataforma continental : Se trata de E instituciones que en principio recaen sobre el mismo espacio físico &EFF millas marinas'. HH' la zona económica e$clusiva se caracteriza AN (or ser un área situada fuera del mar territorial y adyacente a )ste. < de la 8onvención'3 lo que ha supuesto un nuevo avance de los partidarios de la amplia ción de los espacios marinos su+etos a la soberanía del ribere7o. tanto vivos como no vivos. con independencia de la e$tensión de la zona contigua &art. en el momento actual. AN. JONA ECONÓ&ICA EBCLUSI<A. #os derechos del Estado ribere7o sobre la plataforma se e$tienden solamente al lecho y subsuelo de las zonas marinas. sin embargo. si bien del te$to de los arts. 5LATA(OR&A CONTINENTAL.

permitía sostener que el Estado ribere7o podía impedir u ob+etar el paso por los estrechos internacionales situados en su mar territorial no ya de buques determinados en casos e$cepcionales. La plata!orma continental de un Estado ri ere2o comprende el lecho y el su suelo de las 1reas su marinas que se extienden m1s all1 de su mar territorial y a todo lo largo de la prolongaci"n natural de su territorio hasta el orde exterior del margen continental o ien hasta una distancia de -EE millas marinas contadas desde las l4neas de ase a partir de las cuales de mide la anchura del mar territorial.. el 8onvenio de AGHD distingue los casos de Estados que están frente a frente y los que son limítrofes.. #a 8onvención de AGDE abrazó la tesis de la dualidad de regímenes en el mar territorial y los estrechos internacionales defendida por las potencias marítimas.. o m1s all1 de este l4mite. El 60J considera que un estrecho es todo paso que .. y que es utilizado a los !ines de la navegaci"n internacional . En cuanto a la deli!itación de la plataforma..... * !alta de acuerdo. KB. El r)gimen +urídico establecido en AGHD para el mar territorial incluídos los estrechos..C del 8onvenio de AGHD amplía en parte el concepto +urisprudencial al convenir te$tualmente que .. 5sta se determina por la l4nea media cuyos puntos sean todos equidistantes de los puntos m1s pr"ximos de las l4neas de ase donde se mide la extensi"n del mar territorial de cada Estado . La li ertad de navegaci"n y so revuelo exclusivamente para los !ines del tr1nsito r1pido e ininterrumpido por el estrecho . y salvo que circunstancias especiales justi!iquen otra delimitaci"n. el funcional y el estrictamente +urídico. AB.C. se aplicará el r> i!en de %a"o en tr?n"ito para todos los buques y aeronaves. sino de mercantes y buques de guerra que contraviniesen sus leyes y reglamentos al afecto o causaran trastornos o per+uicios contra la paz.A ..territorial. El art.. En los formados por una isla del propio Estado ribere7o y el continente si e$istiera ruta alternativa en iguales condiciones hidrográficas y de navegación.. la regla general es que se delimite mediante acuerdo entre ellos .. se encuentra una serie de regímenes especiales : 142 . defini)n dose dicho paso como .. adyacentes a las costas de las islas . el lecho del mar y el su suelo de las regiones su ma$ rinas an1logas. #1.. R=3I&EN DE LOS ESTRECHOS.. #a 8onvención de AGDE modicó la anterior definición al establecer en su art.. Se mantiene e$cepcionalmente el r)gimen de paso inocente : En los estrechos que unen alta mar o zona económica e$clusiva con el mar territorial de un Estado e$tran+ero. Son tres los elementos relevantes de la noción de estrecho internacional : El geográfico. Ello e$plica que las potencias marítimas abogasen por la revisión del r)gimen en la 000 8onferencia. además de e$cluir el paso inocente de aeronaves por el espacio a)reo suprayacente y obligar a la navegación en superficie de los submarinos..... En ambos casos. Junto al r)gimen general. hasta donde la pro!undidas de las aguas suprayacentes permite la explotaci"n de los recursos naturales de dichas zonas . buen orden y seguridad del ribere7o... En el resto de estrechos usados para la navegación entre parte de alta mar o de una zona económica e$clusiva y otra parte de alta mar o zona económica e$clusiva.. en los casos en que el orde exterior del margen continental no llegue a esa distancia .. pone en conocimiento dos partes del *lta mar . hasta una pro!undidas de -EE mts. El paso inocente de uques extranjeros no puede ser suspendido en los estrechos que se utilizan para la navegaci"n internacional entre una parte de alta mar y otra parte de alta mar o en el mar territorial de un Estado extran$jero .

en tanto que en el mar territorial los buques e$tran+eros gozan de un derecho de paso inocente que comprende tambi)n parar o anclar si la navegación. la práctica y la codificación coincidían en considerar que el límite e$terior de las aguas interiores coincidía con el límite interior del mar territorial. creadas artificialmente. a7os antes de la 8onferencia de AGHD. y la anchura del estrecho o paso de acceso al mismo no supere el doble de la anchura del mar territorial. tal como posterior mente se confirmaría en todos los órdenes.1. puede rehusar el acceso a sus aguas interiores a los buques e$tran+eros e$cepto en caso de peligro. que ponen en 143 . y por ol7o : . En efecto. sino que se necesita conocer las diferencias entre uno y otro espacio conforme al %0. Se consideran igualmente aguas interiores los llamados mares interiores. A ua" interiore". ?egulados en la 8onvención de 9ontreu$ de AG<B. 4 la doctrina se muestra unánime en recoger la posibilidad o nó del e+ercicio del derecho de paso inocente como la distinción +urídica clave entre ambos espacios. sino los lagos y ríos no internacionales. En definitiva. el 8onvenio de AGHD y la 8onvención de AGDE confirman de nuevo este parecer del (nstitut. A3UAS INTERIORES Y CANALES INTERNACIONALES. Canale" internacionale".#. la soberanía del ribere7o sobre sus aguas in teriores y territoriales comprende un con+unto o haz de competencias &la legisla tiva. siempre que sus orillas pertenezcan en su integridad a un sólo Estado. 8uando el (nstitut de 7roit (nternational se planteó el problema de la distinción entre aguas interiores y mar territorial.D. <.. #os canales son vías de agua. #a diferencia esencial radicaba en que el ribere7o.. Estrechos turcos : >ósforo y %ardanelos. un peligro o fuerza mayor así lo e$igiera. tanto el 8on venio sobre 9ar 6erritorial de AGHD como la 8onvención de AGDE definen las aguas interiores por e$clu sión : Se entienden por tales las aguas marinas o no continentales que tienen su l4mite exterior en el mar territorial y el interior en tierra !irme . :hora se impone distinguir las aguas interiores de las territoriales. %esde comienzos de este siglo se ha ido consolidando en la práctica interna cional que la autoridad e+ercida por el Estado ribere7o en su espacio marítimo adya cente viene determinada esencialmente por la noción de soberanía por el ius impe$ rium del ribere7o sobre ese espacio con el fin de proteger un con+unto de intereses de muy diversa índole. E.A.D. salvo uso o convenio en contrario. Estrecho de 2ibraltar : #ibertad de navegación recogida en %eclaración anglo francesa de D C AGFC #1. #1.D.na penetraci"n o hendidura de mucha mayor extensi"n. #1. #os traba+os de la 8%0. Estrecho de 9agallanes : ?egulado por 6ratado de ADDA entre :rgentina y 8hile. %entro de la categoría de aguas interiores tambi)n quedan comprendidos in extenso no solamente los puertos y bahías cuyas costas pertenezcan a un sólo Esta do. %e entre estos fenómenos geográficos el más problemático en cuanto a concepto y delimitación es el de +ah8a : Se entiende por tal una penetraci"n o hendidura del mar en la costa que tenga limitada extensi"n. adminis trativa y +urisdiccional' cuyo contenido se traduce en el e+ercicio de su poder de coer ción en esas aguas. pues no basta saber que la competencia territorial del ribere7o alcanza tanto a unas como a otras. aunque respecto a la delimitación de los mismos la opinión general era que la doctrina. no fue posible llegar en su seno a un acuerdo sobre la definición y distinción de ambos es pacios.

#a finalidad de este %erecho se circunscribe a regular y asegurar la navegación internacional por dichos ríos. fundamentalmente en los europeos. :ctualmente viene aceptándose la e$presión MSistema de un curso de agua internacionalM. en el que se admite &por vía de e$cepción' la posibilidad de desafectar un río de su uso para la navegación por acuerdo de todos los Estados ribere7os o. aunque se concedió a .1. IDEAS 3ENERALES. el con trol +urisdiccional en la Pona.ne desde AH . como consecuencia de la plena e$pansión del liberalismo económico. pasó al dominio del Estado soberano de (anamá.ne el 9editerráneo con el mar ?o+o. de todos los Estados representados en la correspondiente 8omisión interna cional. :ssociation &1elsin5i AGBB'. comprometi)ndose a respetar los t)rminos de la 8onvención de 8onstantinopla de ADDD.o m1s Estados . siendo el sistema de un curso de 144 . 6ras el 6ratado 8arter 6orri+os de AGKK. #2. entendiendo por tal el sistema de un curso de agua cuyos componentes est1n situados en . a' El 8anal de Suez.arilla de AGF< una concesión de uso a perpetuidad. b' El 8anal de (anamá. como la adoptada por la 0nternational #a.S: los derechos necesarios para regular el tránsito. El %erecho 0nternacional -luvial clásico gira y se construye en torno al concepto de río internacional. #os primeros están sometidos a la reglamentación fluvial. #os 6ratados de paz concluídos despu5s de la ( Duerra Aundial marcan el comienzo de una nueva etapa en el %erecho fluvial europeo : 8onvenio de >arcelona &AGEA'. Este concepto resulta más adecuado por permitir que el %erecho 0nternacional -luvial abarque otros usos distintos al de la navegación. obtuvieron por el 6ratado 1ay >unau .o m1s Estados . debido a su origen e importancia. limitando sobremanera la soberanía de los Estados. pero en general los Estados han sido contrarios a su adopción. en su caso. . y tambi)n a determinar el carácter internacional de un río. protección y defensa del 8anal. #a nota de navegabilidad act*a como un pilar básico en la formación y evolu ción del %erecho fluvial debido a la e$traordinaria importancia atribuída a este uso en los ríos internacionales. la cual configura el río internacional como aquel r4o que !orma !rontera o que atraviesa sucesivamente los territorios de .comuni cación los ríos o los mares. #os segundos. por considerar que amplían el ámbito de aplicación del %erecho 0nterna cional -luvial.000 AGAC el Iceáno :tlántico con el (acífico. El 2obierno egipcio lo nacionalizó en AGHB. Se han acu7ado otras e$presiones. el monopolio de construcción y utilización del 8anal y su defensa militar.#.g : Suez y (anamá. han sido sometidos a una reglamen tación internacional convencional para los grandes canales interoceánicos : . . #a importancia creciente que adquieren otros usos distintos de la navegación va a e$igir nuevos planteamientos en torno al concepto de río internacional : ?esolución aprobada por el 0nstituto de %erecho 0nternacional &9adrid AGAA'. así como los derechos y obligaciones que de ella se derivan. #os EE. #2 LOS R6OS INTERNACIONALES #2. E<OLUCIÓN. tiene una longitud de ABF Oms y fue inau gurado el AK /0 ADBG..

(rincipio de la utilización má$ima u óptima. que deberá ser completado o desarrollado por *cuerdos de Sistemas : :cuerdos 145 . El %erecho de los usos de los cursos de agua internacionales se presenta como un con+unto de principios que tienden a conciliar los intereses de los Estados ribere7os en los cursos de agua internacionales. 1istóricamente se ha considerdo que la soberanía del Estado se e+erce de distin to modo en cada caso. KC de la 8arta de las =aciones . (rincipio recogido en el 8onvenio de 2inebra de AGE< sobre aprovechamientos hidroel)ctricos que ha tenido escasa trascendencia. <.nidas. por otra. A. En caso de per+uicio apreciable. #a configuración de los cursos de agua internacionales como recursos naturales compartidos implica reconocer la e$istencia de límites a la soberanía territorial de los Estados ribere7os sobre los mismos. partiendo de la afirmación de la igualdad de derechos y obligaciones de los mismos y del principio de la ine$istencia de una prioridad inherente de usos. El r)gimen +urídico aplicable a cada uso o aprovechamiento en cada curso de agua internacional presenta soluciones propias. Sin embargo. en virtud de su relación física. pero sólo en esa medida. Este principio es una concreción del principio de la buena vecindad consagrado en el art. (ero no es suficiente porque no resuelve los conflictos en la utilización de los cursos de agua que comparten : :parece el llamado Derecho de lo" u"o" de lo" cur"o" de a ua internacionale" para coordinar los derechos conflictuales en presencia de unos %rinci%io" rectore" inducidos de la práctica de los Estados en la materia. caudales. #2. la distinción entre curso de agua contiguo y sucesivo no tiene significado en el %erecho 0nterna cional -luvial. lagos.1. No entra en e$a!en. al Msistema de un curso de agua internacionalM. :l aplicar el principio de la participación equitativa en los usos. el Estado incurrirá en responsabilidad internacional. los Esta dos ribere7os determinarán la parte de derechos y obligaciones que corresponde a cada uno en la realización de cada uno y. o de la distribución equitativa de los beneficios. constituyen un con+unto unita rioM : 6odo uso que afecte a las aguas en una parte del sistema puede afectar a las aguas en otra parte del sistema : El sistema es internacional en la medida en que los usos de las aguas del sistema se influyen recíprocamente. (rincipio de la utilización inocente. EL R=3I&EN DEL RHIN. E. Se hace referencia a la MfronteraM como fundamento de la distinción entre cursos contiguos y cursos sucesivos. %e+ando a un lado los problemas del uso de un río como frontera. glaciares y aguas subterráneas que. seg*n que dicho curso separe o cruce. CO&ISIÓN. #2. respectiva mente. Se traduce en el deber de impdir que se causen da7os sustanciales al Estado vecino en el aprovechamiento de un curso de agua por un Estado ribere7o. hoy no puede afirmarse que el uso de un río como frontera est) regido por reglas consuetudinarias. el sentido de las relaciones entre los diferentes usos en lo relativo a las prioridades y a la compatibilidad entre los mismos./. Es por ello que el proyecto de artí culos de la 8I90S0Y= de %erecho 0nternacional se presenta como un 8onvenio base. pues id)nticas reglas de %erecho 0nternacional se aplican a ambos tipos de curso de agua internacionales. (articipación equitativa en los usos de los Estados ribere7os de un curso de agua internacional.agua Maquel que está formado por componentes hidrográficos como ríos. el territorio de E o más Estados.

E del (royecto Evensen presentado ante la 8omisión de %erecho 0nternacional se establece . E. EB El espacio a)reo No entra en e$a!en. (or lo que se refiere al resto de los usos o aprovechamientos. )stos son ob+eto de un tratamiento y regulación específicos para cada curso de agua internacional.. El 1m ito de aplicaci"n del 7erecho de los usos se extiende a la navegación en la medida en que otros usos de las aguas a!ecten a la navegaci"n o resulten a!ectados por 5sta. 146 .0nternacionales particulares aplicables a todo o parte del sistema de un curso de agua internacional.. (rioridad con fundamento en la importancia otorgada a este uso como medio de comunicación y en la afirmación del principio de libertad de navegación por los ríos internacionales. En el art. en relación con todos o algunos usos. y concluídos por los Estados partes en dicho sistema. El %erecho 0nternacional ha concedido históricamente un papel prioritario a la navegación frente a los demás usos o aprovechamientos de que es susceptible un curso de agua internacional. como principio de %erecho 0nternacional general.

negociados y ratificados como cualquier otro tratado entre Estados. la posición privilegiada de que gozan determinados Estados &votos cualificados. %icho tratado. Iriginariamente las cartas constitutivas de las organizaciones internacionales son acuerdos internaciona les. se han creado organizaciones internacionales mediante la denominada legislación paralela interna por la que todos y cada uno de los Estados participantes crea por legislación interna la misma institución sin necesidad alguna de tratado : 8aso del 8onse+o =órdico que agrupa a los países escandinavos y a -inlandia. (ertenece. denuncia o reti rada. Estos tratados que crean organizaciones interna cionales son un tanto especiales porque no son susceptibles de reservas por parte de los Estados ratificantes 3 o tambi)n. NOCIÓN DE OR3ANIJACIÓN INTERNACIONAL. el concepto de organización internacional supone una asociaci"n de Estados. doctrinalmente se ha admitido tal posi bilidad. creada para la conse cución de determinados fines. seg*n la cual todos los Estados parte están colocados en un pie de igualdad. +unto a los fines y propósitos. por tenue que sea. encaminada y dirigida desde las respec tivas organizaciones estatales internas. garantía de representación permanente de algunos de ellos en órganos determinados de la organización internacional etc. Esta necesidad se ha incrementado en los *ltimos decenios en la medida en que los Estados se han sentido cada vez más incapaces de responder por sí mismos a determinadas e$igencias fundamentales de las sociedades modernas. en relación con los cuales se le han conferido determi nadas competencias o funciones.EK #as organizaciones internacionales #D. En los te$tos internacionales constitutivos de la organización internacional se perfila. organización internacional : Se establece un centro de imputa ción &en el sentido +urídico' con volun tad distinta a la de los Estados y dotado de órganos permanentes y propios. #a principal diferencia consiste en el carácter ambivalente que ellos presentan como acuerdo internacional y como constitución. de modo seme+ante a como en las constituciones internas estatales los usos constitucionales establecen cambios en las previsiones formuladas por los te$tos de la constitución. #o cual no e$cluye una eventual modificación consuetudinaria de estos poderes distri buidos en una determinada forma seg*n los te$tos. la estructura orgánica de la organización en sus líneas generales.1. :unque no parece que e$istan e+emplos históricos de creación de una organi zación internacional en forma consuetudinaria.' se fundan en los te$tos mismos de ese acuerdo. (ero la regla general es utilizar el tratado internacional como modo normal de establecimiento de la organización inter nacional. En t)rminos generales. que en muchos aspectos está sometido a las reglas generales del acuerdo internacional. no constituye. dotada de una estructura institucional. a la esencia de la propia organi zación internacional la e$istencia de un cierto grado de institucionalización.. en sentido lato. #os Estados como colectividades políticas relativamente imperfectas han sentido siempre la necesidad de agruparse estableciendo grados más o menos intensos de colaboración entre ellos para alcanzar determinados fines en beneficio com*n. pues. en modo alguno.. etc. así como las competencias de cada uno de los órganos principales. #as organizaciones internacionales se sit*an en un escalón intermedio entre el %erecho internacional general y el constitucional de los Estados federales y confede 147 . : seme+anza de determinados procedimientos utilizados para armonizar la legislación interna de los Estados sin acudir a un tratado internacional. pero este acuerdo adquiere progresivamente rasgos institucionales que le ale+an paulatinamente del acuerdo como convenio internacional para situarle más y más en el plano de la !constitución" o carta constitucional.' en otros difiere notablemente de ellas. #a mera cooperación entre Estados. carácter abierto o cerrado. Esencial a la e$istencia de una organización internacional es este mínimum de instituciona lización en el nivel internacional 3 en un segundo plano queda el instrumento a trav)s del cual )sto pueda ser conseguido. a pesar de la regla básica en el tratado interna cional. &ratificación.

1.#. contraria a toda idea de organización internacional. #a idea de una organi zación europea supranacional que superara los antagonismos fu) hasta el siglo /0/ patrimonio de filósofos o visionarios.nión 6elegráfica 0nternacional ADBH.nión para la (rotección de la (ropie dad 0ndustrial ADG<. 4. no obstante las agrupaciones políticas que de hecho se dieron. >uena prueba de esta situación está en el dato de que los Estados europeos realizan los descubri mientos y colonizaciones del siglo /. formularon proyectos ideales de 8onfederación entre (rín cipes cristianos o. son miembros y !s*bditos". que perió dicamente re*ne a todos los Estados miembros de la unión. obligados por estas reglas 3 en las organizaciones internacionales por el contrario. Lo" or8 ene". #a ?oma antigua fue. El pluriverso +urídico político griego contenía los elementos idóneos para que apare cieran esos antecedentes de las organizaciones internacionales modernas : (eque7os Estados ciudad que constituían ordenes políticos y +urídicos separados.raciones. el primer elemento internacional. y por lo tanto !colegisladores" por via de convención y de costumbre internacional. etc.00 en dura pugna los unos con los otros y sin el menor asomo de solidaridad que los englobase a todos. esta posición de los Estados cambia. religiosa y racial. tanto de aquellos que. aunque los antecedentes de )stas lleguen hasta la antigVedad clásica griega. y en la que hay que ver el origen del %erecho internacional actual. . #a sociedad internacional igualitaria que establece la aparición del Estado moderno. Se inicia así una doble vía : #a cooperación política entre Estados para procurar y fomentar la paz internacional que a lo largo de ese siglo establece en Europa un go ierno de hecho internacional cuya política se funda en el principio del equilibrio europeo 3 de otra. acent*a la singularidad de cada Estado y fomenta la insolidaridad entre ellos. En efecto. una comuni dad cultural. de los que como Oant concibieron un proyecto secularizado de paz perpetua. #D. en la organización internacional. por definición. Esta nueva forma de organización implica un progreso en la línea de una mayor institucionalización : Se articula la colaboración de los Estados en ese plano t)cnico con carácter universal a trav)s de una secretaría internacional. #D.nión (ostal . pero de modo diferente ya que la sumisión en la organización no es sólo a la norma sino a los poderes institucionales de la organización. y asegura así la aplica ción de los acuerdos tomados en esas conferencias. los Estados.iena en ADAH un principio de organización con la Santa *lianza y sobre todo en su :cta -inal que prev) la creación de comisiones fluviales.niversal ADKD. Ificina 0nternacional de (esas y 9edidas ADKH. en virtud de su concepción +erárquica del orden político religioso. .0 y /. Esta secre taría garantiza la continuidad de una conferencia internacional con la siguiente. aunque a título diferente. son a la vez miembros. E<OLUCIÓN.#. #a posición de los Estados en la 8omunidad internacional es singular. :parece en el 8ongreso de . 4 tampoco fue mucho más favorable el Iccidente medieval cristiano. es decir. #a historia de las organizaciones internacionales propiamente dichas es reciente. y !s*bditos". En la misma tendencia creciente de cooperación y colaboración entre Estados nacieron en la segunda mitad del siglo /0/ las denominadas uniones administrativas internacionales &. (ero hasta el comienzo del siglo /0/ no hay propiamente hablando organiza ciones internacionales seg*n la noción dada. se inicia una coopera ción t)cnica que va a llevar a la creación de organizaciones internacionales. en a7oranza de la unidad religiosa y política perdida. sin embargo.'. con funcionarios propios que forman. %urante el mismo período la cooperación se amplia a los ámbitos del %erecho humanitario &8omit) 0nternacional de la 8ruz ?o+a ADBC' o se busca la sistematización &codificación' de determinadas parcelas del %erecho intemacional &8onferencias de la 1aya de ADGG y AGFK' en las que surge una idea de nota ble fecundidad en la evolu ción posterior : :seguramiento de la paz internacional 148 . no lograron constituir una organización panhel)nica o regional estable.

siempre que e$ista unanimidad entre las 149 . #D. ha venido siendo un problema general de la comunidad internacional.iena . +urídicamente limitado puesto que se entendía como guerra de Estado a Estado. cuestiones sociales. en los Estados que así lo perciben. sobre todo.1. de renuncia a la guerra' pudieron impe dir la Segunda 2uerra 9undial de AG<G CH.#.trecht. %espu)s de cada conflicto inter nacional general se ha dado como constante el deseo de instaurar un orden nuevo de paz !duradera y definitiva" &(az de @estfalia.. II 3uerra !undial . Esa tendencia a la generalización de las guerras llevó. sino tambi)n mediante la cooperación en los más distintos campos de la actividad social humana : Economía. El que entonces se crea &6ribunal (ermanente de Justicia 0nternacional' es colocado fuera de la estructura orgánica de la Irganización.acione" internacionale" de"%u>" de 1A12. #D. 8ongreso de . de una situación entre los Estados enfrentados. #as deficiencias estructurales y los erro res cometidos. pero tuvo con ella. 8ualquiera que fuese el nivel de perfección con el que la Sociedad de las =aciones llevase este pricipio a la práctica.#. AGED. El fenómeno en sí nada tenía de innovador. La Sociedad de Nacione" : "u 7raca"o. (ero el fenó meno b)lico. 8ongreso de . #a condición de los Estados de soberanías insolidarias confirió tradicionalmente a la guerra y a los actos que conducían a ella o se realizaban durante las hostilidades la naturaleza de una relación. fueron los responsables de ese fracaso final. %espu)s de la 0 2uerra 9un dial se crea una organización internacional general de naturaleza política a fin de garantizar la paz internacional sobre estos dos principios : Seguridad colectiva entre los Estados miembros y solución pacífica de las diferencias internas : #o que se hizo en AGAG EF al crear esta organización fue transformar la alianza de guerra en un instrumento de cooperación. reproduce y refuerza el principio de la seguridad colectiva del (acto. pero en otro introduce elementos nuevos. sobre todo con el 8onse+o de Seguridad como órgano de permanente fun cionamiento y con facultad para adoptar resoluciones vinculantes para las partes envueltas en un conflicto internacional. y hacia ellos impulsó tambi)n la Sociedad la colaboración entre Estados. no obstante./. 8on la implantación del sistema de seguridad colectiva se dio una innovación muy importante respecto del %erecho internacional anterior. cultura. #a vinculación de este orden nuevo con la alianza de guerra lo pone de manifiesto el dato de que el (acto de la Sociedad de las =aciones sea un ap)ndice del 6ratado de (az de . o me+or a*n. :l principio de la solución pacífica de los conflictos responde la intensificación de los modos tradicionales de negociación. ni esta Irganización ni los (actos internacionales que fueron despu)s suscritos &(acto >riand Oellog. a fórmulas de mutua ayuda frente a un potencial agresor. una estrecha cone$ión. %urante este período se comienza tambi)n a tomar conciencia que la causa de la paz no puede ser ganada mediante la utilización e$clusiva de mecanismos polí ticos o +urídicos. de ordenación y fomento de la paz subsiguiente. que lleva en su seno una dinámica de e$tensión. que inclina. prolonga en un cierto sentido la obra de la Socie dad.. En teoría la guerra no afectaba a los terceros Estados que no participaban en ella. (or eso la nueva fase que se inicia en AGCH con la I=. a la aparición de un sentimiento de solida ridad entre los Estados respecto de un agresor potencial. 8on la Sociedad de =aciones se abre y se cierra una segunda fase en la evolución del fenómeno de organización internacional. La" or ani.ersalles. es ella la primera organización que lo introduce y hace de )l pieza maestra de su sistema organizativo. conciliación y mediación y. el recurso a un tribunal de +usticia. (ero nuevo fue el intento de institucionalizar ese fomento de la paz estable ciendo para ello una de carácter político y general. entre otras consecuencias. En contra de las esperanzas ilusionadas que se habían puesto en la Sociedad de las =aciones. #a I=.mediante la creación de un 6ribunal (ermanente de :rbitra+e que institucionalice los modos +udiciales en la solu ción de los conflictos +urídicos entre Estados.'.

ha realizado me+or el principio de universalidad de lo que en su día lo hizo la Sociedad de las =aciones. más ficticia e ima ginaria que real. busca el aseguramiento y fomento de la paz.I. %e relativa eficacia y hasta dudosa perduración son las organizaciones inter nacionales regionales continentales &IE:. #as discrepancias culturales. enfrentando a unos bloques contra otros. aunque no sea el *nico. El fin así establecido e$ige una amplitud en la 150 . lo agrava y e$acerba por la acumulación formidable de potencial humano y tecno lógico que esas concentraciones de Estados operan. parecen sugerir la idea de que en los nuevos Estados es más fuerte el propósito de construir y reforzar la incipiente soberanía política. . comunicación social. %e ese tipo de organizaciones regio nales sólo queda la 8ommon./. hambres. Si el regionalismo integrador de Estados no hiciera otra cosa que aumentar la solidaridad entre ellos.' como lo fu) en el sovietizado &(acto de . salvo raras e$cepciones.nión -rancesa. en las fórmulas parafederales de integración económico polí tica regional. #a I=. desarrollo t)cnico. %e la misma forma que no e$isten categorías normativas de tratados interna cionales.nión de 1olanda e 0ndonesia' han fracasado.ealth que era. &. tanto en el mundo occidental &I6:=. una organización anterior a AGCH. CLASES DE OR3ANIJACIONES INTERNACIONALES.n fenómeno nuevo en la F0 desde AGCH es el del regionalismo.arsovia' a causa del fracaso del sistema de seguridad colectiva de la I=. . forman hoy parte de la I=. :l contra rio. #D. los desniveles económicos y tecnológicos son tan fuertes que difícilmente pueden ser compensados por una solidaridad. #os fracasos repetidos en los sucesivos intentos de crear organizaciones de este tipo. por lo demás. se marca un claro progreso en la evolución general de la organiza ción internacional. #a doctrina suele utilizar distintos criterios que tienen.2randes (otencias. :sí : 6odos aquellos agrupamientos de Estados que intentaron mantener con fórmulas nuevas de cooperación entre Estados la vie+a vinculación de los antiguos territorios coloniales &ahora Estados independientes' con la antigua metrópoli. #a planetariza ción de las relaciones y problemas internacionales &guerras. (uede establecerse la siguiente clasificación : A. como fenómeno nuevo parece dar pasos seguros3 )stos son el de la seguridad colectiva y el de la integración económico política.. y que presuntamente debía postular la mera vecindad geográfica o territorial. en el sentido de que todos los Estados independientes.' ha tenido como contrapartida la formación de áreas territoriales que agrupan de distinta forma a los diversos Estados. además. que la disposición para soportar las limitaciones a )sta que e$ige necesariamente una buena cooperación internacional entre Estados. 1ay dos campos en los que el regionalismo internacional. las motivaciones y orientación de esta regionalización son ya menos claras y seguras porque en ellas se entrecruzan muy diversas líneas de desarrollo y evolución. (or el contrario. 1a de reconocerse que este regionalismo en nada me+ora el vie+o sistema europeo.. (olíticas y no políticas : Enti)ndese por políticas aquellas cuyo fin primordial. Este fenómeno se sit*a primordialmente en Europa. lo cual implica una amplia atención a las relaciones de poder entre Estados y a todas las modificaciones que esas relaciones de poder hayan de sufrir. los inte reses contrapuestos. no las hay tampoco de los distintos tipos de organizaciones intemacionales. etc. El fenómeno es patente. En el primer caso el fenómeno queda e$plicado. miembros de la sociedad internacional.:'. carácter mera mente descriptivo. con la lucha de unos Estados con otros por el poder hegemónico. el resultado final sería crear !superestados".

#as líneas de sepa ración entre la acción meramente política y la de cooperación y ayuda t)cnica son fluidas y hasta artificiales. se clasifiquen en universales y regionales seg*n la e$tensión potencial o real. 6oda organi zación internacional tiene un alcance más o menos amplio.nión de >erna respecto de la propiedad intelectual'. #D.1. aunque teóricamente no sea impo sible. y a*n así. los sociales. I:80' o por el instrumento que tutelan &Ificina 0nternacional de (esas y 9edidas' o por la propiedad especial que regulan &. etc. donde no se ha 151 . educativos. pueden ser clasificadas en fuertes y d)biles. Esto no es obstáculo para que. confirmada despu)s en la I=. más o menos limitado respecto del n*mero de Estados que de ella forman parte como miembros3 no hay ninguna que coincida en su e$tensión con la sociedad internacional toda de Estados. #a inmensa mayoría de las organizaciones internacionales nacen en virtud de tratado internacional.competencia. (uesto que los poderes de las organizaciones internacionales son siempre trans feridos por los Estados que las crean. y la . <. puesto que seg*n la e$periencia hecha ya en los tiempos de la Sociedad de las =aciones. se hace necesario e$tender esa acción a los campos de la economía. siendo raros los e+emplos de las creadas por los Estados en virtud de legislación interna paralela : =o e$iste un sólo e+emplo de organización internacional creada por costumbre internacional. 6odo lo contrario. con una tendencia constante a la e$pansión. educativos y muy distintos contenidos y fines &uniones aduaneras' t)cnicos. %e aquí que se les denomine tambi)n generales. E. culturales. 8ierto que este criterio es muy relativo y que todas las organizaciones internacionales son d)biles por relación al poder de los Estados. conferido por el %erecho internacional a los Estados por el que un Estado pueda e$igir el ingreso en una organización interna cional creada por otros. (or sus poderes. el fenó meno general de la paz no consiste ni se centra sólo en la institucionalización y desarrollo de los modos pacíficos de solución de conflictos entre Estados. E+emplos de estas dos clases de organizaciones internacionales son respectivamente la I=. seg*n lo prueba la e$periencia de la 8E &acuerdo de #u$emburgo'. b' =o hay tampoco una sola organización internacional que abarque a todos los Estados de la sociedad internacional : 6al es el caso de la I=.nión Europea. en cuanto que con sus decisiones pueden obligar a los Estados. los Estados pueden eliminar la aplicación de la regla de las mayorías que seguiría a la originaria de la unanimidad y que era uno de los rasgos más característicos retenidos por la doctrina sobre la supranacionalidad. y sobre todo actuar preven tivamente impidiendo que sur+a. a' =o hay un !derecho fundamental"... para captar dinámicamente el conflicto. LOS &IE&0ROS DE LAS OR3ANIJACIONES INTERNACIONALES. %e esta situación general y com*n en todas las organizaciones intemacionales se destaca un peque7o grupo cali ficado doctrinalmente como de !organizaciones supranacionales". desde el punto de vista de su vocación. (ero esta condición no se da en toda la organización en su con+unto. tanto si se considera el volumen de competencias a e+ercer como el modo de e+ercerlas. que lo son o por el medio de transporte &el avión.g : económicos. #as organizaciones internacionales no políticas son especiales con muy variados ob+etos : . sino respecto de las decisiones de alguno de sus órga nos. (or su e$tensión : En función de su e$tensión se clasifican en universales y regionales.

nión (ostal .reali zado plenamente. y tales condiciones son apreciadas libremente por el órgano u órganos a quienes se les haya conferido competencia en el procedimiento de admisión.'. (ero el fenómeno de la organización internacional.1. Suelen las cartas regular las condiciones de admisión sobre los más variados criterios. que son normalmente los Estados.g : 8aso de los Estados min*sculos' o. si bien no se les ha reconocido este 152 . ni se realizará previsiblemente. #o normal en todas las organizaciones internacionales. es que los Estados fundadores prevean procedimientos de admisión de nuevos miembros. Son )stos quienes pueden cumplir con los fines asociativos en las organizaciones internacio nales. si es que pagan alguna. algunos tan vagos e inconcretos como la de ser !Estado amante de la paz" &8arta de la I=. sin modificar las estructuras de base de esta sociedad internacional.niversal'. IE: etc. por consiguiente. incluídas las de carácter más cerrado. %ada la estructura de la sociedad internacional. Seg*n que las condiciones de admisibilidad sean más o menos rigurosas se estará ante organizaciones internacionales abiertas o cerradas. Esta categoría singular de organización internacional es un escalón intermedio entre las organizaciones internacionales gubernamentales y las no gubernamentales. impulsando a la cooperación internacional en distintos planos. E$cepcionalmente hay organizaciones en las que no participan los Estados. fundado en forma de sociedad por acciones y en el cual los accio nistas son los >ancos centrales de los Estados europeos. modula algunos de los planteamientos origi narios de modo que. aunque no sean Estados 3 así ocurre . sino departamentos de la administración estatal. menores derechos y obligaciones. otros en cambio muy tangibles y precisos como el de pertenecer a una determinada región geográfica &Irganizaciones europeas. c' Es e$cepcional el caso de El >enelu$ puesto que esta organización internacional es estrictamente cerrada y limitada a los Estados originarios. . finalmente. puede planear la duda de si la entidad solicitante re*ne tal condición por falta de reconocimiento o por incapacidad para el cumplimiento de obligaciones que presupone la pertenencia a esa organización internacional &. =o e$iste un solo caso en el que las decisiones de los órganos políticos sobre la estimación o desestimación de las solici tudes de ingreso sean sometidas a un control +urisdiccional ulterior ante un tribunal internacional. En estos supuestos figuran como miembros de pleno derecho entidades territoriales. por constituir el solicitante una organi zación internacional y no ser Estado. su vocación universal. lo normal es que la condición de miembro de las organizaciones internacionales se limite a los Estados.g : En la . #os asociados no votan y pagan cuotas inferiores en su contribución a los gastos de la Irganización. se da una forma de asociación que originariamente fue pensada para territorios no autónomos y que hoy se utiliza ampliamente para dar entrada en ellas a los movimientos de liberación nacional. algunas organizaciones internacionales aceptan la categoría de miembros asociados. %istinto de este caso es el supuesto en el que estando e$igida la condición de Estado para llegar a ser miembro.'. desde el punto de vista de los miembros. En la I=. hace posible y hasta conveniente la participación en la organización internacional a entes colectivos que no sean Estados. Di"tinta" cate or8a" de !ie!+ro". . #D. Junto a los miembros de pleno derecho.(. 6al situación implica una participación menor en las actividades de la sociedad y. &.g : I(E(.g : 0nterpol o el >anco de #iquidaciones 0nternacionales.1. En los procedimientos de ingreso de nuevos miembros en las organizaciones internacionales las cartas respectivas suelen establecer criterios más o menos ob+etivos que han de cumplir los solicitantes. o poseer una determinada condición de productor o consumidor de un producto. pero la interpretación que de ellos hacen los Estados que participan en esos órganos decisorios está política mente condicionada.

si bien )sta no suele producir efectos inmediatos.status de miembros asociados. 99 Lo" derecho" "on . E. siendo así que esta participación es absolutamente necesaria a la vida misma de la organización. Entre los Estados miembros y la organización internacional se establece una relación bilateral y recíproca por la que el Estado ten dría el deber de cooperar lealmente con la organización en el desarrollo de los fines de )sta. En general. E+ercer la libertad de palabra y de voto. #a condición de miembro en una organización internacional impone una serie de obligaciones y confiere igualmente un elenco de derechos. estarían en el deber de establecer cauces de mutua cooperación en el marco de la 8arta constitutiva. En la . recíprocamente contrae igual obligación de cooperar con el Estado. e$pulsión y e$tinción de la propia organización internacional. siendo )ste compatible con el de cierta representación y posición privile giada. Esta categoría de asociación e$cluye toda posibi lidad de llegar a acceder alg*n día a la condición de miembro de pleno derecho. al mismo tiempo que la organiza ción.1. En general. El plazo normal que debe transcurrir entre la manifestación por parte del Estado de la intención de retirarse y la cancelación de todos los compromisos con ella es de A a7o. crea instituciones específicas entre la 8omunidad y los Estados asociados no europeos para organizar el buen funcionamiento de tal asociación. organización y Estados miembros. (articipar en los traba+os de la Irganización mediante el envío de delega ciones que los representen en los distintos órganos. si e$istiese. #D. #D.g : Suiza' pero no son miembros de la I=. (articipar en las actividades de la Irganización3 particularmente en las sesiones plenarias de los distintos órganos y en aquellas especiales a las que tenga derecho. 5>rdida de la condición de !ie!+ro. a' Retirada . 6odos. el hecho mismo de la participación &base y elemento esencial en todo fenómeno asociativo' suele ser tomada como un privilegio. E. Esta puede advenir por < modos diversos : ?etirada.#. 99 O+li acione" de lo" E"tado" !ie!+ro" "on . unas y otros infor mados por el principio general de la buena fe.1. A. 8omo un principio constitutivo básico de las organizaciones internacionales debe mencionarse el Mprincipio de la igualdad so erana de todos sus miem ros M : :usencia de toda discriminación que. <. :sí ocurre en la I=. A./. todos los que otorgue a los miembros la 8arta constitutiva. (ero ni siquiera el transcurso de )ste 153 . seria contraria a otro principio fundamental : Solidaridad. (uesto que la participación de los Estados en las organizaciones internacionales sigue considerada todavía más en t)rminos de derecho que de deber &en conformidad con las posiciones centrales en el %erecho internacional general'. cumplir con todas aquellas obligaciones adquiridas seg*n el te$to de la 8arta constitutiva.E se da una forma especial de asociación por cuanto se establece por tratado. <. Equivale a la denuncia en los tratados internacionales.. 8ontribuir con sus cuotas a los gastos de la organización internacional. a su vez. E$isten tambi)n las llamadas participaciones parciales &partial member ship' puesto que en ocasiones hay Estados que participan en uno o algunos órganos mientras que están e$cluídos de los demás de la organización internacional. E7ecto". 9uchas de las organiza ciones internacionales contemplan el derecho de retirada de los Estados. que es el que. en relación con el Estatuto del 60J y con Estados que forman parte de )ste &.

de nuevo se distanciaron las representaciones en las distintas organizaciones. las organizaciones internacionales suelen contemplar la e$pulsión como una reacción o sanción por incumplimiento de obligaciones graves que afectan al principio mismo de la solidaridad. En los *ltimos a7os se han producido actos de e$pul sión de organizaciones internacionales sobre Estados que han incumplido normas fundamentales del %erecho internacional general. En una segunda interpretación. lógicamente se cancelan todas las situaciones en cone$ión y dependencia directa con la e$istencia de tal organi zación. En el caso de que otra nueva se colocara en el lugar de la desapa recida.=ES8I : Irga nización 9undial de la Salud' la situación +urídica ha sido dudosa sobre si cabía o no un derecho de retirada. Itros Estados. sino como medida de autotutela que la organizacion adopta frente al Estado que sistemáticamente torpe dea la actividad de la misma. Si la carta de la organización no contempla específicamente el caso de e$pulsión.(. En una tercera interpretación de la e$pulsión. 8omo es normal en todo %erecho societario. en cambio.. %e los precedentes e$istentes se deduce base suficiente para interpretar que esa misma práctica sugiere una solución de compromiso entre dos posiciones doctrinales enfrentadas. de modo que cuando se han planteado casos concretos de retirada &. pero al final prevaleció el criterio del Estado de retirada en la práctica y si el conflicto se solucionó fue en virtud de acuerdo. por consiguiente. b' E$%ul"ión . incorporándose sin más a las tareas de la Irganización. la e$pulsión puede ser entendida no como sanción.ación internacional . y sus Irganismos Especializados. en garantes de la eficacia de las normas internacionales. :l separarse. #as organizaciones internacionales modernas de carácter universal han silenciado el problema de la retirada 3 tal es el caso de la I=. tal sucesión carece de efecto alguno sobre la !membership" de la primera. sin que fuera necesario un nuevo procedimiento de read misión para alguno de ellos. hay que ver un interesante punto de evolución en las instituciones internacionales por el que las organizaciones internacionales se transforman en instrumentos de e+ecución y. y al margen de los aspectos y razones políticas que las hayan motivado.e$tingue todas las obligaciones contraídas. 8' De"a%arición del E"tado !ie!+ro de la or ani. interpretan que las cartas de las organizaciones internacionales son tratados multila terales que no pueden ser unilateralmente incumplidos. no hay t)rminos hábiles en el plano +urídico para llevarlas a cabo3 pero políticamente los Estados han acudido a construcciones que llevan al mismo resultado mediante modificaciones o enmiendas en el te$to constitutivo que conducen a la virtual e$pul sión del Estado miembro afectado. Se da una situación análoga en aquellas organizaciones internacionales en las que los miembros no son Estados cuando se modifica sustancialmente la situación del territorio miembro3 así ocurrió cuando por el reparto entre 9arruecos y 9auritania del antiguo territorio del Sahara espa7ol cambió la situación de )ste en la . :nte el silencio de las cartas constitutivas. 6al fue el caso de :ustria en AG<D respecto de la Sociedad de las =aciones cuando fue ane$ionada por :lemania. #a organización internacional afectada lo negó ordinaria mente. consecuentemente queda cancelada la condición de miembro en todas las organizaciones internacionales en las que lo fuera.nida' lo que lleva a una *nica representación en las distin tas organizaciones. %os Estados pueden fusionarse en uno &Siria y Egipto en AGHD que se fundieron en la llamada ?ep*blica :rabe . un grupo de Estados que perteneció a la órbita sovi)tica y los nuevos Estados en general entienden que el derecho de retirada es un corolario de la soberanía de cada Estado 3 no e$iste en ellos una obligación gen)rica de cooperación internacional. 8uando un Estado desaparece como su+eto independiente de la sociedad inter nacional. Estados miembros de la segunda organización son *nicamente aquellos que ratifican 154 . tanto de aquellas que nacen del %erecho especial de cada organización internacional como de las reglas del %erecho internacional general. 8uando una organización internacional desaparece.

aspectos muy importantes de esa función de fomento y aseguramiento de la paz internacional. Se establece así una curiosa situación de concurrencia entre la acción internacional de coordinación de la organización internacional que )sta e+erce en virtud de esa misión y encargo. la I=.2. %esde este punto de vista se ha dicho que e$isten organizaciones con funciones concretas y cerradas y otras con funciones abiertas y generales. las confieren despo+ándose ellos por entero de la competencia conferida. estas cartas el criterio *ltimo de referencia para determinar no sólo el contenido y alcance sino. %esde una apreciación muy general de la naturaleza de las funciones que e+ercen se puede observar que hay unas que tienen fines y. de su particular responsabilidad en ese campo. En esta contraposición que se da en las competencias de las organiza ciones como poderes derivados y las de los Estados como poderes originarios se advierte ya una característica fundamental : #os poderes de los Estados se e+ercen sin necesidad de +ustificación alguna en el orden internacional.2. Son. mediante la puesta en práctica de funciones t)cnicas de asesoramiento u orientación3 sin negar por ello que desde un punto de vista político sea )sta una fun ción de la mayor importancia. 9uy por el contrario.a e!inente!ente %ol8tica . (or e+emplo. #D. y la que los mismos Estados realizan. por consiguiente. en tanto que transferidas y e+er cidas por delegación. hasta la n*sma e$istencia de tal o cual competen cia en esa organización. CO&5ETENCIAS Y (UNCIONES. e$cepcionalmente. 0mportante es el modo como estos organismos pueden influir desde los pode res que e+ercen en el comportamiento de los Estados y. otras desempe7an funciones t5cnicas que pue den estar fi+adas de un modo preciso y concreto en los te$tos constitutivos. pero que en otras ocasiones lo están de modo gen)rico. de los indi viduos. Co!%etencia". #as competencias que los Estados confieren a las distintas organizaciones que crean. las formas +urídicas utilizadas son menos la del mandato autori 155 . pues. #D. #D.#. E$cepcionalmente hay tambi)n organizaciones cuya acción penetra directamente en los ámbitos competenciales internos de los Estados hasta inducir y tutelar conductas individuales de los ciudadanos de tales Estados. (uncione".g.o se adhieren a la nueva carta. no por la vía de la obligación directa sino por modos indi rectos. #as organizaciones internacionales no son poderes originarios sino derivados 3 las competencias que e+ercen les han sido conferidas o transmitidas por los Estados. #as que los Estados fundadores encomiendan a las organizaciones son muy varias y distintas tanto en el contenido como en el modo de su e+ercicio. . En este sentido asumen posiciones que pueden ser calificadas de situaciones que corres ponden a un avanzado grado de evolución en el proceso de integración federal. incluso. no ha despo+ado a los Estados miembros. salvo e$cepciones. #a mayor parte de las organizaciones internacionales sólo se proponen y pue den influir sobre los Estados. funcio nes de naturale. la 8onvención europea de los %erechos del 1ombre en el marco del 8onse+o de Europa. y sobre todo las 2randes (otencias. a la que se le asigna una misión primordial de fomento y asegura miento de la paz internacional. )stos tienen tendencia cada vez más marcada en los *ltimos a7os a sacar fuera del ámbito de la I=.2. En con+unto. tienen necesidad de apoyarse en una carta constitutiva.1. mientras que las competencias o funcio nes de las organizaciones. nunca. y esta variedad se refle+a en la estructura interna &n*mero y modo de articulación de sus órganos' y en la eficacia +urídica reconocida a los distintos actos de esos mismos órganos.

mediante la regla de la mayoría simple o cualificada. una voluntad propia e independiente y con ella act*a en el ámbito de las relaciones e$teriores. la libertad de comunicación entre la organización internacional y sus Estados miembros. a' (oder reglamentario : En el %erecho internacional general las normas sustantivas que establecen los derechos y deberes recíprocos entre Estados son obra de tratados internacionales.tario y directo y mucho más la vía de la orientación y del conse+o. Este planteamiento general cambia respecto de las organizaciones internacionales. b' -unciones presupuestarias y financieras : 6oda organización act*a seg*n un presupuesto que consiste en una previsión de ingresos y gastos durante un período determinado de tiempo. #a misma e$istencia de la organización postula ya el e+ercicio de determina das funciones que le vienen impuestas por razón misma de su e$istencia y funciona miento 3 +urídicamente hablando se puede decir que tales funciones son corolarios de su personalidad. en consecuencia. y en el cual se regulan las condiciones de e$traterritorialidad. que es el normalmente competente para dicha aprobación. (uesto que la organización tiene. no hay simetría en la representación diplo mática de las organizaciones acerca de esos mismos gobiernos. se cubre con la actividad de sus funcionarios : El Secretario 2eneral I=. #as necesidades de comunicación entre la organización y )stos desde el lado de la primera. %e entre todos ellos destacan los llamados acuerdos de sede puesto que toda organización concluye con el Estado hu)sped en cuyo territorio se asienta. ante los Estados miembros que e+erce bien de modo personal o a trav)s de funcionarios de carrera o de representantes ad hoc. posee entre sus funcio nes una de representación de la I=. con Estados terceros o con otras organiza ciones en los más diversos campos de su actividad. dentro del sistema +urídico de cada Estado. #os acuerdos que las organizaciones internacionales concluyen entre sí. que es básica en la repre sentación diplomática intergubernamental. 1ay una forma muy concreta de manifestación de esa competencia de las organi zaciones en las relaciones e$teriores con la conclusión de acuerdos internacionales que conciertan con Estados miembros. 156 . presencia que se instrumento por los cauces clásicos de la representación diplomática tradicional. :samblea o 8onferencia y. (ero en contra de la regla de la bilateralidad. #a composición y estructura misma de las organizaciones necesitan un amplio grado de presencia de los gobiernos cuyos Estados son miembros en esa organi zación. #a importancia del acto de la aprobación del mismo es grande : :l órgano de representación general. 8ada órgano dentro de la organización se da sus propias normas de procedimiento : 6odos elaboran o pueden elaborar su propio reglamento. Es poco frecuente que tales medidas de e+ecución se adopten por acuerdo internacional en un acto complementario del acuerdo principal. establecen formas diversas de cooperación entre ellas. #a aprobación de los presupuestos se hace en los órganos de representación general. c' #as relaciones e$teriores : 6ercera función en toda organización que es consecuencia de su condición de su+e to de %erecho internacional. necesaria mente toda organización ha de desarrollar sus !relaciones e$teriores" en el ámbito competencial a ella conferido. las medidas de e+ecución a efectos de cumplimiento de esas normas se encomiendan de ordinario a leyes o reglamentos estatales internos. aunque )stos no tengan relaciones diplomáticas con el del Estado hu)sped. le da una e$celente oportunidad para e+ercer influencia sobre toda la actividad de la organización 3 por sí mismo constituye una e$celente referencia para controlar la actividad de la organización y valorarla 3 es igualmente un plan de acción que marca las pautas a su Secretario 2eneral.

que sigue siendo la línea básica de la sociedad internacional. (or esta razón las organiza ciones t)cnicas tienen una estructura interna más integrada y las políticas se mantie nen más en el plano de la mera coordinación.na competencia meramente t)cnica que no amenaza directamente a intereses políticos de los Estados &caso de algunos Irganismos especializados de la I=. Sobre las formas de colaboración de la sociedad internacional no organizada. #D. 157 . se pasa des pu)s a otra tripartita &8onferencia.#. Secretaría'. en todo caso. mientras que en las organizaciones. vg : (uesto que en la intención fundacional de las 8omunidades Europeas estuvo presente la idea de una progresiva integración política de los Estados miembros. . %e un lado está la voluntad de cooperación de todos los elementos singulares y que aparece como inter)s general. aunque despu)s los distintos comportamientos hayan perturbado en la práctica esta idea y propósito inicial. :sí pues las diferencias y distribuciones orgánicas en el seno de las organiza ciones. 4 es que esas diferencias estructurales internas responden a distintas fases en el fenómeno mismo de la organización y en la situación de los Estados en sus relaciones con las organizaciones de las que son miembros. no puede ser la ley sino el acuerdo y los actos consensuales los que orientan su estructura orgánica interna. #D. #a estructura interna está condicionada tambi)n por los fines y competencias de cada organización. 8onse+o. que la doctrina ha valorado en forma un tanto dispar. esta e$igencia no se da porque en ellas apenas hay poder que repar tir.C.1.C. condicionados por la tarea gen)rica de cooperación realizada desde estructuras de yu$taposición. la primera afirmación que se impone es la e$istencia de órganos distintos en la estructura interna de la mayor parte de las organizaciones. sin abandonar el campo de la analogía con los Estados. A"%ecto" enerale". Se ha dicho tambi)n. para llegar a la cuatripartita que hoy poseen algunas &8onferencia o :samblea.#D. ÓR3ANOS. . sin fusión de soberanías. responden a pro blemas específicos. :sí. En el Estado moderno la diferenciación orgánica se funda especialmente en la t)cnica precisa del repartimiento y control del poder político. pero este inter)s está contrapesado por los particulares y concretos de los componentes. y por referencia a la función legislativa es como se articulan los distintos órganos del Estado. su estructura responde a esa integración y permite una progresiva integración federal. En las organiza ciones. #a naturaleza de las competencias e+erce tambi)n influencia decisiva. que para ser *til debe tener bien presente los puntos de discrepancia entre una y otra institución.' es tolerada por los Estados miembros seg*n formas y cauces en su e+ercicio que no sería acep tada si se tratara de competencias en materias políticas. no es la ley.C. =o así la desaparecida E-0: &Pona de #ibre 8ambio. En toda organización internacional se da como problema fundamental el que es omnipresente en las estructuras federales estatales : El de los equilibrios y compensa ciones. 8onse+o o 8onse+os. que fue una Irganización creada por 0nglaterra con algunos países europeos para hacer oposición al 9E8' o el mismo 8onse+o de Europa que por responder al modelo ingl)s de mera cooperación.no de los criterios que me+or e$plican las diferencias estructurales internas en las diferentes organizaciones es el dato histórico. Secretaria y 6ribunal'. 5ro+le!a" de re%re"entación. por el contrario. En las primeras organizaciones se dio inicialmente una estructura bipartita &8onferencia y Secretaría'. que la diferenciación orgánica interna en los Estados se orienta en torno a la ley y al procedimiento legislativo. En analogía con los Estados. difiere estructuralmente de las 8omunidades Europeas. (ero en un segundo plano es necesa ria igualmente otra t)cnica de equilibrio y compensaciones en los intereses contrarios de cada Estado o grupos de Estados. :nalogía.

8onsecuentemente. #as secretarías son pieza esencial en todas las organizaciones. porque carece de esa plenitud de poderes de los parlamentos estatales. (or su naturaleza cabe clasificarlos hoy de administrativos./. confieren a las 158 . unida a esa estructura +erarquizado. b' Irganos integrados o de componente internacional : Junto al elemento gubernamental las organizaciones necesitan un componente internacional en el sentido de no estatal. #D. crean sus propios funcionarios &función p*blica interna cional'. los distintos gobiernos gozan de una amplísima libertad en el nombramiento y retirada de las personas designadas. :unque menos comple+os que en los Estados. como lo patentiza bien la 8arta de la I=. #a dualidad se +ustifica con una segunda razón : Es un principio de eficacia y especialización en el funcionamiento. incluso. Se establece así una representación en dos órganos distintos : :samblea o 8onferencia por un lado y 8onse+o por el otro 3 ambos órganos son de representación política. y otra res tringida de representación aristocrática que permita diferenciar las desigualdades de hecho entre los distintos Estados. En todo caso son estos órganos los que en su actuación me+or marcan la distancia entre la organización y los Estados miembros. #a asamblea o conferencia no es un parlamento. En la historia de la organización el elemento internacional se manifiesta al principio de modo muy discreto en modestas secretarias o servicios administrativos : 1ay en toda organización uno o varios órganos que encarnan estos intereses comunes que forman el n*cleo de la institución.ación internacional.las organizaciones internacionales tienen la venta+a de poseer mecanismos de compensación y equilibrio en la representación. (ero sería erróneo e$traer de esta dualidad una relación equivalente a la que en las constituciones estatales internas se da entre parlamento y gobierno. #as organizaciones internacionales. en la relación que establece entre la :samblea y el 8onse+o de Seguridad. entre otras cosas. mientras que el general solo act*a por períodos de sesiones más o menos largos. Entre los más importantes : a' Irganos de representación gubernamental : El componente primordial en toda organización internacional son los gobiernos. El n*mero restringido es igualmente garantía de permanencia y presencia constante. salvo reglas particulares. sus poderes son incluso más d)biles que los del órgano de representación restringida. Se supera en ellas el dilema de unani midad o mayoría en la representación inorgánica del %erecho internacional general a trav)s de la compensación por representación dual : . %ichos representantes carecen de independencia en sus actuaciones como delegados y. los órganos más importantes son los de representación guberna mental y a ellos envían los Estados diplomáticos de carrera o políticos o. :lgunos sectores doctrinales han visto en ellos la e$presión más cabal de su personalidad. en general. +urisdiccionales y consultivos. y a su conocimiento de los problemas como consecuencia del contacto diario con ellos. los elementos y fuerzas socia les que act*an en el seno de una organización distan mucho de ser homog)neos. El menor n*mero de los representantes que integran el órgano permite una rapidez en las deliberaciones y adopción de acuerdos que en ning*n caso puede garantizar el órgano de representación amplia.C. altos funcionarios de las administraciones internas. La di-er"idad or ?nica co!o e$%re"ión de lo" di"tinto" ele!ento" Lue co!%onen una or ani. a su permanencia y estabilidad. como su+eto distinto de los Estados. fuertemente +erarquizados y con una gran independencia de acción y +uicio en los grados más elevados.na general para todos los Estados que responda al principio de la !igualdad soberana". 9ás a*n. #a situación !intersticial" de )stos &puesto que la acción de los funcionarios penetra hasta los más íntimos rincones de la organización'.

En cierto sentido la independencia del +uez internacional es más fácil de conseguir en el marco de las organizaciones internacionales.D. #os poderes de las organizaciones internacionales. al contrario de la práctica bien esta blecida al menos en determinados sistemas +urídicos occidentales. como el de la I06. 5RINCI5ALES Y SECUNDARIOS. actuando. CLASES DE ÓR3ANOS . es decir. y lo son puesto que su nombramiento se hace en función de su competencia t)cnica. impli can un cierto debilitamiento del control del parlamento nacional sobre la actividad internacional del gobierno respectivo. su ley procesal. su inserción en los organigramas de las organizaciones internacionales es por la vía de los órganos subsidiarios. Suele establecerse dos grandes categorías de órganos en las organizaciones internacionales. sino los gobier nos. #D. en la que los componentes de cada delegación nacional en la 8onferencia responde a una distribución tripartita : el HF_ son representantes del gobierno. la regla que se utiliza para la composición del órgano no es la aludida. se orienta por una especialización sectorial seg*n las distintas materias o por áreas geográficas de descentralización y respondiendo al fenómeno general de regionalización. 9ás a*n. dentro del cuadro general de competencias establecidas por el tratado fundacional. el órgano +udicial internacional se da su propio reglamento. =i siquiera por vía reglamentaria la organización interfiere la actividad de los órganos +urisdiccionales puesto que como regla general. Se hace difícil adherir a esta opinión cuando la realidad es que allí donde se toma más en serio la actividad de la :samblea o de la 8onferencia como !parlamento" en el organigrama de la orgnización. y otros que se crean despu)s en virtud de actos específicos de los primeros y que son los órganos secundarios. 6odas aquellas servi dumbres a las que pueden estar sometidos los +ueces estatales. aunque d)biles. c' (rincipio del control democrático : Sólo casi en sentido figurado puede hablarse en las organizaciones de un principio de control democrático. pasando por encima de las grandes diferencias de hecho entre los distintos Estados. algunos autores han querido ver un esbozo de control parlamentario en la igualdad de voto establecido seg*n la regla : . En contraste con la secretaría y los órganos +udiciales. a su vez. %onde se da con más claridad ese inicio de control. En los órganos subsidiarios pueden aparecer representados Estados que no lo están en el órgano principal del cual dependen3 dos órganos principales 159 . 4 falta porque en ellas. sino la del voto ponderado. unos que han sido previstos y creados por la carta constitutiva. y el otro HF_ está repartido por igual entre representantes sindicales y organizaciones patronales. #a necesidad de creación ulterior de órganos secundarios viene dada por la misma especialización en el traba+o dentro de la organización que. son menores en las organizaciones donde los !poderes políticos" son d)biles. #os órganos consultivos representan igualmente el elemento internacional. las políticas de los gobiernos en el seno de las organizaciones. sobre todo despu)s de la aceptación de las elecciones directas. =o obstante. que son los principales. por lo demás. El con+unto de los órganos subsidiarios fle$ibiliza y modula la acción de la organización. son poderes incontrolados puesto que falta un verdadero control parlamen tario. #os órganos +urisdiccionales necesitan por su misma naturaleza ser órganos inte grados : 1an de gozar de gran independencia y no pueden estar sometidos a instruc ciones que vengan de los gobiernos o de las autoridades internas de la organización respectiva : 8arecer de independencia de +uicio sería contrario a la función +udicial misma. es en casos aislados. (reámbulo de la 8arta' no están representados los pueblos. a pesar de la fraseología &!nosotros los pueblos de la I=.Secre tarías una posición privilegiada. la organización de !coraza protectora" frente a la posible influencia de los Estados.n Estado un voto.". 8on mayor claridad e$iste para las 8omunidades Europeas en el (arla mento Europeo.

es necesario arbitrar procedimientos para llegar a una voluntad com*n que se le va a imputar al ente colectivo. así como tambi)n con el efecto +urídico y político previsible en la decisión a adoptar.1. #os t)rminos principal y secundario inducirían a error si de ellos se dedu+ese la mayor o menor importancia de los que así sean calificados. 6al sería el establecimiento de la 8omisión y 6ribunal Europeo de los %ere chos del 1ombre en virtud del 6ratado de ?oma. en consecuencia. (ero a falta de te$tos e$presos. Si se considera la voluntad propia como un elemento esencial en la noción de personalidad +urídica de las organizaciones. #a base legal para el establecimiento de órganos subsidiarios : #as cartas constitutivas suelen incluir te$tos por los que se faculta a los órganos principales a establecer. El mismo autor. aunque pocas. no por acto unilateral de la organización. órganos unipersonales 3 a*n así.1. la decisión adoptada seg*n tales reglas es un acto de la organización y nó un acuerdo internacional.na fuerte cohesión social en el grupo permite la amplia utilización de la regla de las mayorías 3 cuando esta cohesión es muy tenue se tiende a la unanimidad como forma de conservar esa mínima solidaridad. por lo demás. frente a )l tratan de garantizarse con la regla de la unanimidad para no ser colocados 160 . . de amplia inaplicación en el %erecho p*blico delegata non delegatur. necesariamente relacionada con la naturaleza de la organización y del órgano en concreto. completando estas dos categorías. ?euter propuso llamarlos originarios y derivados. #as mayorías cualificadas impiden tomar decisiones a la ligera respecto de cuestiones importantes para cuya e+ecución es necesario un amplio respaldo. :hora bien. #a mayor parte son colegiados y. #I. de acuerdo con las disposiciones de la 8arta !los órganos que se estimen necesarios". a condición de que el consenso e$prese a la vez voluntad de quedar obligado. la voluntad de esa persona física que act*a como órgano no se le imputa personalmente a quien act*a. si los poderes de las organizaciones internacionales son poderes deri vados y no originarios. propone una tercera para abarcar el caso de aquellos que se crean por tratado. porque garantiza una amplia base de aceptación en la decisión a tomar. será consecuentemente cuestión importante el problema de la formación de esa voluntad orgánica en los distintos órganos de la misma. y que despu)s se les vincula a una organización ya e$istente. y por la vía de los poderes implícitos. a los que se les situó en el marco del 8onse+o de Europa. #os órganos son algunas veces. #a elección de unas u otras reglas para la formación de la voluntad no es cuestión banal. esta facultad de creación de nuevos órganos tiene siempre un límite en las competencias generales conferidas a cada organización. Si ni7icación de la" re la" %ara la 7or!ación de e"ta -oluntad.1. En todo caso. (or esta razón la situación ideal en el %erecho de las organizaciones internacionales es el consenso. 8laro está. #os Estados asumen ciertos riesgos con el ingreso en una organización. una vez más quedaría incumplida la vie+a regla.pueden crear un órgano subsidiario com*n. (OR&ACIÓN DE LA <OLUNTAD EN LAS OR3ANIJACIONES INTERNACIO9 NALES. #a formación de esa voluntad com*n está regida por determinadas normas. sino de la más alta importancia. sino a la organización en cuyo nombre se act*a. se entiende que hay una facultad general en todo órgano principal para establecer cuan tos órganos subsidiarios se hicieren necesarios en orden al buen desempe7o de las tareas encomendadas. ED -ormación de la voluntad e independencia de las organizaciones internacionales #I.

allí donde las cuestiones votadas necesitan un amplio apoyo de parte de los Estados.1./. Re la" de -oto.nánime puede decirse de aquel acuerdo por el que un Estado no queda vinculado sin su e$presa aceptación. El voto secreto escamotea ese apoyo. . en cambio. (ero por eso mismo no es aconse+able la utilización del voto secreto en las decisiones políticas. Luedan e$cluidos de la obligación no solo los que votan en contra sino los que se abstienen. #a obligación se establece para todos menos para aquellos que voten en contra. 1ay dos grandes categorías de normas.nánime puede significar que ning*n Estado queda vinculado si manifiesta e$presa mente una voluntad contraria. En todo caso. la de la unanimidad y la de la mayoría. Este derecho al voto es e+ercido por los Estados en virtud de representantes que poseen de ordinario el carácter de representantes diplomáticos. pero es sólo practicable en comunida des poco numerosas. #a verdadera unanimidad es aquella en la que sólo cuando hay voto afirmativo en todos y cada uno de los miembros del órgano se configura la voluntad orgá nica. a no ser que sea e$presamente solicitada votación secreta por alguien y la propuesta sea acogida al menos por otra delegación o por la mayoría de la asamblea. se sigue el principio del voto ponderado. pues. una de las manifestaciones más concretas de la participa ción de los Estados en la vida de las organizaciones 3 en virtud de ese voto e$presado en el marco de las reglas establecidas.#. El 161 . todos los Estados tienen. 8ada órgano dentro de las distintas organizaciones regula o encuentra regula das las condiciones de voto y la mayoría e$igidas para la adopción de las dis tintas decisiones o resoluciones. para votar más en conformidad con sus propias convicciones. al menos en el órgano de representación general. El voto es. En contrapartida. El incremento del n*mero de Estados ha inducido a una utilización cada vez más frecuente de la regla de las mayorías. (or el principio de la igualdad soberana. la e$igencia de la una nimidad tiene como inconveniente el eliminar cualquier posible disposición al compromiso y a la transacción3 por eso la unanimidad equivale a conferir un derecho de veto a todos y cada uno de los participantes.alguna vez en una posición minoritaria. El voto secreto permite a los delegados como representantes de los Estados sortear los inconvenientes de las instrucciones recibidas por parte de los respectivos gobiernos. #a unanimidad admite modulaciones diversas : . por consiguiente.1. este paso se ha conseguido a costa de una p)rdida o reba+a en el valor vinculante de las decisiones adoptadas en el seno de un órgano 3 la norma de la unanimidad se impuso ba+o la idea de que los acuerdos de las organizaciones internacionales eran formas abre viadas de tratados internacionales y. 5rocedi!iento de -oto : -otacione". necesitadas de aprobación unánime. #os modos de votar van desde la votación a mano alzada hasta los procedimientos electrónicos. es decir. #I. E$isten tambi)n variaciones en la regulación del voto p*blico y del voto secreto 3 en la mayor parte de las orga nizaciones el voto secreto sólo se usa para la elección de personas. se configura la voluntad orgánica de la organización desde las voluntades singulares. derecho a un voto igual3 en otros. #I. #a unanimidad es más conforme con esa estructura de yu$taposición en la que todavía está la sociedad internacional.

la unanimidad así entendida puede ser modulada seg*n que se computen todos los votos de todos los miembros que integran un órgano o sólo aquellos que han votado positiva o negativamente3 las abstenciones no cuentan.1. (ero esto sólo es acep table allí donde las decisiones no tengan fuerza vinculante. H. B. H y C. En una votación en la que parti cipan AH miembros y los votos se decanten así : B. e+. Sólo así podrá decirse que cada voto puede ser transformado en un veto. mientras que votar en blanco es participar en la votación. en caso de ser necesario. #a mayoría relativa es lo mismo que la simple. #a mayoría absoluta serían G votos. 6ales mayorías suelen ser utilizadas en cuestiones de procedimiento.voto negativo de alguien no sólo evita los efectos del acuerdo respecto de )l. a efectos de unanimidad. #as mayorías pueden ser de diferentes clases : simples. #as abstenciones no suelen ser tomadas en cuenta a efectos del cálculo de las mayorías. p. 8uando no hay absten ciones ni votos en blanco la mayoría absoluta coincide con la simple cuando las opciones son dos : HA contra CG 3 de aquí la confusión entre ambas que en ocasiones se da. pero el inconveniente está en la dificultad de alcan zarla. #I. de nuevo. los E\< o los <\H. cualificadas. bien porque ninguna de las ofrecidas es buena. ha sido confirmada por el 60J en su opinión consultiva sobre =amibia en AGKA. etc. absolutas y relativas. pero absteni)ndose de tomar partido por cual quiera de las opciones sometidas a elección. implica un grado elevado de concentración en los votos. la primera es mayoría simple o relativa. (ero. <oto %onderado. (uesto que el voto está concebido como derecho y no como deber. El voto contrario a las reglas de procedimiento es nulo y el voto nulo se toma como abstención. 9ayoría cualificada : 8ualquiera que sea superior a la simple. bien porque sería buena cualquiera de ellas. :bstención es pura y simplemente no votar. 9ayoría cualificada sería la de K o superior a K. (uede combinarse con la simple estableci)ndola para la primera votación y pasando. Su venta+a es la de garantizar a la decisión así tomada una fuerte base de apoyo. con preferencia AF &E\<' o G &<\H'. .1. (ero resulta impracticable en problemas que requieren solución pronta. a la simple en la segunda votación. la norma general es !un Estado un voto". 9ayoría absoluta : Es la mitad más A de los votos. puede obtenerse mayoría simple con el apoyo de E o < votos. 9ayoría simple : Es la que de todas las opciones recibe el mayor n*mero de votos 3 su venta+a está en la sencillez del procedimiento.g : en colegios con C. %ado que el principio de igualdad está ampliamente reconocido en la organiza ción internacional. Sería en cambio insopor table cuando la decisión posea un efecto vinculante y constituya un principio 162 . #as mayorías cualificadas son *tiles para la modificación de situaciones consolidadas &sólo si e$iste una fuerte corriente a favor del cambio' 3 la vie+a má$ima del quieta non movere acon se+a mantener el statu quo mientras no haya una clara decisión en favor de la solución nueva. Esta regla. pero el inconveniente consiste en el riesgo de que la opción ganadora obtenga una base peque7a de apoyo en relación con el n*mero de participantes total. que fue instaurada en la práctica del 8onse+o de Seguridad de la I=. sino que hace imposible la e$istencia misma de tal acuerdo. los Estados pueden abstenerse.

Itro es el del voto ponderado3 es decir. #os Estados . sean o no tales personas funcionarios de la carrera diplomática. en ocasiones se le imponen limitaciones para que posean determinadas condiciones : .ni dos de =orteam)rica finalmente volvieron sobre su decisión de no reconocer a la 8hina comunista. 8iertamente que. #a realidad de las enormes diferencias de hecho entre los Estados se impone y un gran n*mero de Estados peque7os no pueden constituir mayorías formales frente a minorías de grandes Estados que &. Re%re"entante" u+erna!entale". pero la e$periencia ense7a que la cuestión de credenciales implica necesariamente la personalidad internacional por cuanto afecta a la capacidad de un gobierno mediante el rechazo o aceptación de las credenciales que ese gobierno haya e$tendido en nombre del Estado que pretende representar. 8hina. la represen tación de un Estado debe ser claramente diferenciada de la admisión de ese Estado en la organización. #a dificultad está en acoger tales diferen cias y darles formas +urídicas concretas. #I... #as cartas constitutivas pueden e$igir tambi)n que el representante sea un miembro del gabinete ministerial o. %icha politización es un mal necesario que hay que tomar como ine$cusable.de obliga ción internacional. #a posición de las personas en una organización internacional es radicalmente diferente seg*n que su función sea de representantes gubernamentales o de fun cionarios de hecho o de %erecho. en realidad. Se e$tienden car tas credenciales y )stas se presentan ante el comit) especial de credenciales o en la Secretaria 2eneral de la organización internacional. 0talia hizo oposición a la credencial e$tendida por el Emperador 1aile Selassie en favor de un delegado ante la Sdad. #I. 0ndia' reunidos forman más de la tercera parte de la población mundial.g. El nombramiento de políticos como representantes ante los órganos de las organizaciones internacionales politiza necesariamente la actividad de )stos.#.#. despu)s de la ane$ión de :bisinia por parte de 0talia en AG<B. en concreto. %espu)s de AGCH el caso más famoso ha sido el de la representación de 8hina ante la I.. bien sobre el Estado bien sobre sus ciudadanos.S:. de =aciones con el argumento de que :bisinia había de+ado de e$istir. (ara ello suelen ser utilizados diferentes criterios : El de la población sólo es aceptado por un n*mero restringido de Estados.n modo es otorgar diferente representación a los distintos Estados en los diversos órganos de una misma organización. El modo de establecer tal representación es el diplomático. ?usia.=. en la I06 la delegación se compone de representantes gubernamentales.1. En este procedimiento de acredi tación puede insertarse un problema mayor que aunque aparezca como !cuestión de credenciales" esconde. LAS 5ERSONAS INDI<IDUALES. El del inter)s sólo puede ser utilizado en organizaciones de carácter financiero. . :sí. desde un punto de vista teórico. el de la capacidad contributiva a los gastos de la orga nización confiere un predominio de los Estados ricos sobre los pobres. etc. #a regla general es tratarla como cuestión de procedimiento en cada órgano y así fue considerada la representación de la 8hina en el 8onse+o de Seguridad de la I=. consecuencia 163 . sindicales y patronales. (ero la :samblea decidió en AGBE que era !una cuestión importante" y por lo tanto una decisión favorable requería una mayoría de dos tercios. EKHD' estableció que el representante de la ?ep*blica (opular de 8hina era el *nico representante legítimo" y que dicha ?ep*blica era uno de los cinco miembros permanentes del 8onse+o de Seguridad". otorgar a las distintas categorías de Estados diferentes n*meros de votos seg*n su importancia y peso en la sociedad internacional. problemas de reconocimiento. #a regla general es que los gobiernos sean representados a trav)s de perso nas designadas por ellos a este efecto. y la :samblea 2eneral por una resolución &?es. :unque en la designación los Estados suelen tener las manos libres para nombrar a quienes quieran. tanto de Estado como de gobiernos. que )ste posea la cualidad de ministro de asuntos e$teriores.

art. 6ales prevenciones resultan necesa rias porque el funcionario internacional conserva con su Estado la condición de ciuda dano 3 no está en inter)s de la organización el !desnacionalizar" 164 . #as organizaciones más importantes y modernas sólo pueden llevar a cabo las distintas tareas que se le hayan encomendado en virtud de un numeroso cuerpo de funcionarios. etc.=ES8I. las personas nombradas se colocan a dispo sición y servicio de la organización y fuera de las instrucciones del gobierno que los nombró. #as personas pertenecientes al primer grupo pueden ser nombradas directa mente por un órgano internacional o por los distintos gobiernos. #a independencia y neutralidad con la que un funcionario tiene que desarro llar su función e$ige por su parte no aceptar instrucciones de ning*n gobierno en el modo de e+ercerlas. se ha apelado a la designación de e$pertos o t)cnicos que no est)n sometidos a instrucciones y que act*an con independencia. 8abe una combinación de ambos principios de modo que los gobiernos ten gan un derecho de propuesta de lista de los que el órgano internacional elige algunos a efectos de nombramiento. otros porque son funcionarios internacionales al servicio de la organización. 06. a instrucciones gubernamentales . 8omo contrapunto al grupo de representantes gubernamentales hay que consi derar el de las personas que encarnan el elemento internacional en toda organización. 6anto las cartas constitutivas de las organizaciones. #a situación del funcionario respecto de su :dministración internacional correspondiente equivale a la estatutaria del funcionario interno respecto de su administración estatal. En segundo lugar. Este hecho se refle+a en el estatuto de los funcionarios que constituye una de las partes más importantes del llamado !%erecho interno de las organizaciones inter nacionales". dedicación a su función. Se crean en ellas unos cuerpos administrativos seme+antes a los de las administraciones internas estatales. ni pueden estarlo. I9S. que no están sometidos. #I. . la protección +urisdiccional de esos funcionarios como personas indi viduales se efect*a por procedimientos contenciosos administrativos que nada de+an que desear en cuanto a garantías +urisdiccionales en relación con el de los sistemas estatales más perfectos.'. (or ellas se establece que los t)cnicos nombrados por los Estados como miembros del 8onse+o e+erzan funciones seg*n las directrices recibidas de la 8onferencia y no de los respectivos Estados. :lta :utoridad de la 000 8onferencia del 9ar.#.g. 8omo la organización internacional está sustraída a la +urisdicción de cualquier tribunal nacional.nos son independientes porque tienen una posición singular como miembros de un órgano constitutivamente independiente &:lta :utoridad o 8omisión de las 8omunidades Europeas. (ero uno de los rasgos más característicos de la evolución de las organizaciones internacionales en los *ltimos a7os es el incremento en el seno de las mismas de la representación de intereses no estatales : (rimero en la forma de !miembros asociados" que garantiza la presencia de entes colectivos no estatales. H del Estatuto del 8onse+o de Europa : El miem ro asociado no goza de la plenitud de derechos y de eres de los miem ros ordinarios .. E$iste así una solución de compromiso entre el nombramiento !político" de representantes de Esta dos y la representación de e$pertos en las fórmulas que utilizan algunas organiza ciones &. como los ?eglamentos de los funcionarios contienen normas e$presas sobre estos puntos. con una fuerte +erarquización. y que se establece como pieza insustituible en el cuerpo mismo de la organización.#. e+ercida concienzudamente y de modo imparcial. una vez efectuada la designación. pero en el segundo caso.'.de la presencia de los Estados en las organizaciones. y por parte de los gobiernos el de abstenerse de darlas. adquiendo una influencia y poder real muy superior a la que podría deducirse superficialmente. (uncionario" internacionale". 9agistrados del 6.

destacando las de naturaleza +urisdiccional respecto de las +urisdicciones estatales de los Estados miembros. #ibre derecho de comunicación por los distintos medios. (odría decirse que las organizaciones internacionales todas. %espu)s de cesar en la función. En esta relación ambivalente del funcionario con la organización internacional y con su país respectivo hay un campo de tensiones que.. (recisamente por eso en las cartas constitutivas se les confieren determinadas garantías y privilegios que son salvaguardas de esa independencia. INDE5ENDENCIA DE LAS OR3ANIJACIONES INTERNACIONALES. así como tambi)n de gravámenes por aranceles aduaneros. de los privilegios e inmunidades necesarios para la realiza$ci"n de sus prop"sitos ".. cuando cancela esta situación retorna a su anti gua situación de funcionario estatal. el funcionario de una administración estatal interna que pasa a la condición de funcionario internacional. cuando establece que la organización gozará ! en el territorio de cada uno de los miem ros. (roblema )ste siempre presente en la I=. en otro caso se incurriría en la sospecha de que se desea utilizar en beneficio propio el enorme caudal de informa ción reservada que esa persona en concreto adquirió como funcionario internacional. viven en precario : 8arecen de territorio propio. . #ibertad en el uso y posesión respecto de divisas nacionales o e$tran+eras sin restricción alguna respecto de los eventuales controles de divisas o cambios estable cidos por la legislación estatal interna.na de las primeras concreciones de esa independencia está en el goce de pri vilegios e inmunidades. incluso frente al propio. E$ención de impuestos de carácter fiscal. ante las +urisdicciones estatales.a su funcionarios. deben los Estados nacionales respectivos guardar un plazo prudencial antes de encomendarle nuevas actividades políticas internas. .g : El art. cual es el de la repartición geográfica o cultural.g : #a inmunidad de la que un funcionario internacional goza frente a todos los Estados. Son similares estos privilegios e inmunidades a los que se otorgan recíprocamente los Estados.g : el Secretario 2eneral de la I=./. 0ntangibilidad de archivos y servicios de documentación. . puede llevar fácilmente a conflictos. El contenido de tales privilegios varía en cada caso. pero en líneas generales puede ser descrito así : 0nmunidades respecto de cualquier procedimiento +udicial. #a independencia es una nota necesaria a la condición de su+eto de %erecho internacional 3 sólo hay organización cuando su personalidad sea distinta de la de los Estados que la integran y que en ella se agrupan en la condición de Estados miem bros 3 pero tal independencia está relativamente amenazada. #o que lleva necesariamente a considerar otro criterio. #I. una igualdad estricta es impo sible por razones políticas. la mayor parte de ellas no poseen recursos propios para la financiación de sus actividades etc. . . 8uando se trate sobre todo de altos funcionarios de una organización.na inmunidad de tan amplio contenido plantea algunos problemas. El primero 165 . generales y locales. AFH de la 8arta de la I=. no tienen nacionales. 6radicionalmente todas las organizaciones han utilizado el empleo de nacionales de distintos Estados en ellas como un instrumento más de fomento del inter)s de esos Estados en los traba+os de esa organización. En algunos casos. :unque la selección y nombramiento del personal deban estar presididos por criterios de igualdad entre solicitantes concursantes. o al menos de algunos de ellos. no le puede inducir a aprovecharse de ella para realizar actividades subversivas.

es normal que una parte muy importante de su actividad tenga un proyección interna cional. (ero no es así como las cartas constitutivas la conciben y regulan. #os Estados que crean una organización. en relación con el Estado sede. El %erecho internacional e$ige de los Estados una +usticia. conferida por lo tanto directamente desde el %erecho internacional general. El segundo porque tal e$ención induce a un cierto grado de irresponsabilidad en el sen tido +urídico. particularmente. y destina dos a actuar en el ámbito internacional como su+etos de %erecho internacional. #a analogía con los Estados no puede ser llevada muy le+os en esta materia. TRATADOS INTERNACIONALES CONCLUIDOS 5OR ELLAS. #a competencia está implícita. En cambio. incluso las que no le hayan sido transferidas de modo e$preso. . 4. #I. la capacidad de las organiza ciones para concluir tratados sería una consecuencia necesaria de esa condición de su+eto de %erecho internacional que posee un buen n*mero de organizaciones. pero no en las organizaciones internacionales 3 )stas carecen de esta facultad si no están autorizadas. al asignarle fines y dotarla de competencias y poderes en relación con esos fines.1. 166 . en materias concretas y determinadas. Seg*n ella hay que entender que la Irganización posee aquellas competencias. no e$presa. (ero implícito equivale a tácito y no a hipo t)tico. En realidad este principio +urídico no es más que la aplicación de un elemental principio de filosofía práctica : !Luien quiere el fin. que fueren necesarias al desempe7o de las misiones asignadas. sino como autorizaciones concretas para problemas específicos. contrasta con la abundante práctica internacional en el e+ercicio de esa facultad. sin embargo.son las reticencias que suscita. #a inmunidad +urisdiccional de los Estados no es inmunidad +urisdiccional total. sino una competencia originaria que tendría toda organización por el hecho de ser su+eto de %erecho interna cional. pero que son necesarias al desarrollo normal de los fines establecidos. La ca%acidad %ara contratar.1. El modo como los te$tos enfrentan la cuestión es. hacer referencia a la facultad que la organización tiene para concluir acuerdos internacionales en e+ecución de las facultades y misiones que se le confie ren.1. b' #a segunda e$plicación apela al %erecho internacional general. normalmente. Si se toma la noción de personalidad +urídica como un concepto formal &capa cidad para ser titular de derechos y obligaciones'. En este caso. El ius contrahendi no está concebido pues en la organización como un poder general. sino sólo respecto de +urisdicciones estatales e$tran+eras : =o hay tal inmunidad respecto de la +urisdicción del propio Estado. estos organismos por actos internacionales. la dotan implícitamente de otras facultades no e$presamente contempladas en el te$to constitutivo. y salvo que la organización haya organizado su propia +usticia interna. 6al fue la base de argumentación en la conocida Ipinión consultiva sobre <eparaci"n de da2os su!ridos al servicio de la 9>. la parvedad de los te$tos constitutivos sobre la capacidad de las organizaciones para concertar acuer dos internacionales. inmunidad +urisdiccional es liberación de toda +urisdicción. #I. el poder de concluir tratados no es facultad que la organización posea por derivaci"n impl4cita. #a conclusión de acuerdos internacionales no es más que una manifestación de la capacidad que ellos poseen para actuar en la vida internacional : 8apacidad para concertar tratados y del procedimiento para concluirlos. entendiendo que la facultad general de contratación de las organizaciones puede dedu cirse de una regla general establecida por costumbre. quiere los medios necesarios a la consecución de dicho fin". : este hecho innegable se le ha buscado doctrinalmente una e$plica ción por varias vías : a' #a más generalizada y la que se apoya en argumentos de mayor autoridad es la de los %odere" i!%l8cito" . : las organizaciones internacionales les falta la plenitud de competencias que )stos poseen. los poderes no son originarios sino derivados. 8reados.

167 . si se considera más de cerca la práctica. B'. en el caso de las organizaciones internacionales. )ste ha dado lugar al actual te$to del 8onvenio de .iena de AGBG sobre el %erecho de 6ratados pusieron ya en claro la conveniencia de separar el r)gimen general de 6ratados concluidos por Estados y los concertados por organizaciones internacio nales. 1oy ese principio está e$presamente recogido en el (reám bulo de la 8onvención de .iena de AGDB : !#as organizaciones internacionales poseen la capacidad para concluir tratados que es necesaria al e+ercicio de sus funciones y realización de sus propósitos". 9ás a*n. Al uno" %ro+le!a" e"%ec87ico". =adie puede poner en duda la racionalidad de la regla de sentido com*n. 4 es aquí e$actamente donde se sit*a la dificultad.iena sobre el %erecho de los tratados entre Estados y organizaciones internacionales o entre organizaciones internacionales de AGDB que. #os traba+os preparatorios del 8onvenio de . etc. o bien negaban en absoluto a todas las organizaciones la capacidad para concluir tratados. Es decir. del presupuesto de capacidad general. 8omo abuso del principio de los poderes implícitos debe ser tachada la teoría del denominado paralelismo competencial entre las competencias internas atribuidas por los Estados a una organización determinada y las competencias e$ternas de esa organización. pues había en )stos *ltimos problemas particulares y el principal era e$ac tamente el de la capacidad para concluirlos.. pero la cues tión principal está en determinar qui)n debe apreciar la e$istencia de esa necesidad. con menor razón. #os instrumentos de designación de competencias son siempre imperfectos. estable cido con rigor el ob+etivo a conseguir por la organización. se rige por las reglas de esa organización" &art. habría que e$plicar por qu) esta facultad sería originaria mientras que las demás que poseen dichas organizaciones son competencias derivadas. #a teoría de los poderes implícitos tampoco satisface plenamente. que ni siquiera es verdadera. como lo hizo para los Estados la primera 8onvención de AGBG. se negaba el valor de la costumbre como fuente normativa con entera inde pendencia del tratado. #a noción de necesidad es muy diferente de la de utilidad o conveniencia.nión Europea y. por lo que parece razonable entender que el te$to implícitamente ha conferido la competencia necesaria a la consecuci"n de ese !in.1.. seg*n las cuales el Estado era el *nico su+e to del %erecho internacional. ha encontrado entre los Estados menos favor de aquel que obtuvo su antecesor de AGBG. Esta posición tenía mucho que ver con las líneas centrales del llamado %erecho 0nternacional socialista. Si la competencia de las organizaciones para concluir tratados fuera conferida directamente por el %erecho internacional general. atribuida por el %erecho internacional general. 8aracterística en esta 8onvención es la remisión que hace en materia de capa cidad para concluir acuerdos al %erecho particular de cada organización: !#a capa cidad para concluir tratados . la soberanía de )stos era considerada como un elemento decisivo. difícilmente se podrá sustentar el argumento de la creación por costumbre de esta facultad. o bien la reducían *nica y e$clusi vamente a aquellos casos en los que las cartas de cada organización contenían una autorización e$presa. respecto de la . se ha manifestado frente a )l una fuerte oposición por parte de los Estados. #I. =i la segunda ni la tercera posición aciertan a e$plicar congruentemente esta capacidad haci)ndola +ugar en armonía con otras instituciones de %erecho internacio nal. Encargada la 8omisión de %erecho 0nter nacional de la preparación de un proyecto. sobre todo en los e$cesos a que ha dado lugar. tampoco puede serio en la teoría general de las organizaciones interna cionales.#.c' En una tercera línea de argumentación se hace mención a la posición que mantu vieron los Estados de la órbita sovi)tica que. #e+os de haber sido pacífico ese proceso de ampliación de la competencia. por todo lo apare cido. de ning*n modo pudo partir.

81. hay lugar a establecer algunas consideraciones sobre el modo y forma de e+ercicio de dicha capacidad. en la %eclara ción suscrita en @ashington por Estados . ?IISE. y. 6al analogía no alcanza a establecer algo así como un tipo de relaciones intersis temáticas entre el !orden interno" de las organizaciones y el %erecho internacional general.E#6. %. adhiri)n dose a la %eclaración muchos otros Estados. #A. Este esfuerzo de adaptación tiene que tomar en cuenta las situa ciones internas y particulares de las organizaciones internacionales. pero algo más tarde. La creación de la" nacione" unida".?810##. en la cual se enunciaba la idea de que todas las naciones del mundo debían renunciar al uso de la fuerza. 8omo consecuencia de esa diferencia estructural interna. firmaron la denominada 6arta del *tl1ntico. con la falta de consistencia de una práctica internacional relativamente reciente en materia de tratados internacio nales. para lograr esos fines. =o e$isten al respecto normas especificas que regulen el treaty$maFing po)er de las organizaciones internacionales3 las que se dan en la práctica se han desa rrollado de un modo empírico mediante adaptaciones de las que tradicionalmente e$isten en el %erecho internacional general sobre tratados internacionales concer tados por Estados. (or eso mismo las organizaciones no realizan actos de ratificación de acuerdos internacionales.g : =o hay en la estructura interna de ninguna de ellas un órgano equivalente al del Jefe del Estado que pueda asumir por la organización toda la representación global. si no se les ha autorizado e$presamente para ello. no en *ltimo lugar. muy en contraste con la de los Estados en la misma materia.nidas. y e$presaron el propósito de traba+ar +untos. por razones espirituales y prácticas. el presidente de este *ltimo país.nidos. . al tiempo que manifestaban su convicción en la necesidad del desarme. :sí. todos los que act*en como representantes. #a %eclaración de #ondres no fue suscrita por la .nidas #A. firmada en el (alacio de Saint James de #ondres. el AC de agosto de AGCA. y con otros pueblos libres. los países aliados que combatían contra las potencias del E+e sintieron la necesidad de la creación de una organización interguber namental que velase en el futuro por la paz y seguridad internacionales. puesto que nadie en ellas posee un derecho !innato" de representación global. EG #as =aciones . como es el caso para los Estados.:l margen por completo de esa facultad de contratación internacional de las organizaciones internacionales. y el primer ministro británico. sino de !aprobación for mal" y. que es multise cular. 8arecen tambi)n del derecho a introducir reservas en un acuerdo internacional.1.nidas se conciben en un primer momento como una coalición para la guerra. con su estructura interna &tan distinta de la de los Estados' y. -.nido y . algunos de esos países de+aron constancia de la idea de que la *nica base cierta de una paz duradera radicaba en la cooperación voluntaria de todos los pueblos libres del mundo. seg*n la regla del ius omnimodae representationis de los Estados.nión Sovi)tica. necesitan ine$cusablemente el necesario poder o autorización. ANTECEDENTES Y OR63ENES. ?eino . en la llamada 7eclaraci"n de los *liados de AE de +unio de AGCA. #os problemas que aquí se plantean tienen mucho que ver con la naturaleza especial de )stas. en la guerra y en la paz. aunque pronto se transforman en un proyecto de paz : En el transcurso de la 00 2uerra 9undial &AG<G AGCH'. @.nión Sovi)tica ni los Estados . sólo en sentido ana lógico puede hablarse de un %erecho interno de las organizaciones internacionales. El A 0 AGCE se habla por vez primera de las =aciones . declaraban el propósito de promover la má$ima colaboración entre las naciones en el terreno económico.nidos.1. El propósito nítido y e$preso de creación de una nueva organización 168 .1. #as =aciones .

no ofrece dudas : Se está ante un tratado con rango constitucional. ruso y chino. franc)s. :mbos instrumentos entraron en vigor el EC de octubre del misrno a7o.internacio nal. el presidente ?IISE.nión Sovi)tica y el ?eino . en febrero de AGCB. de manera provisional. si bien fueron numerosas las enmiendas de las potencias invi tadas. la :samblea 2eneral decidió fi+ar aqu)lla. Esta *ltima y trascendente cuestión se resolvió en la 6on!erencia de Halta. En ella actuaron como anfitriones las cuatro grandes potencias de %umbarton Ia5s 3 el resto de Estados representados. la 8onferencia de las =aciones . y los primeros ministros S6:#0= y 81. AFD y AFG. 1abía que sentar las bases concretas de la nueva organización internacional.1. #a respuesta. donados al efecto por el magnate norteamericano ?oc5efeller. entre las calles CE y CD.nido. el EH de abril de AGCH. Ello quiere decir que. ?eino . en la que entre el < y AA de febrero de AGCH participaron ?IISE. el art. de la .nidas. :demás.nión Sovi)tica. lo hicieron en calidad de invitados.E#6 de los Estados . aparece por primera vez en la 7eclaraci"n de Aosc3 de /E de octu re de +. en terrenos contiguos al East ?iver. . El párrafo BN del art.#. las líneas generales de la interpretación de la 8arta por el 6ribunal 0nternacional de Justicia confirman su naturaleza constitucional. El A de diciembre del mismo a7o. En 4alta se acordó tambi)n convocar en San -rancisco. El EC de octubre se convirtió desde entonces en el día de las =aciones . incorporada en San -rancisco al art.nión Sovi)tica y ?eino . y a este cometido se entregó la 8onferencia reunida en 7um arton 9aFs &@ashington' entre el EA de agosto y el ED de septiembre de AGCC. y de ella forma parte integrante el Estatuto del 6ribunal 0nternacional de Justicia.nidos. estos *ltimos lograron con facilidad imponer sus puntos de vista. entonces y ahora. las =aciones . 8abe. regla de gran alcance político.nido y 8hina. y.E#6. S6:#0= y 81.nidos. párrafo <N de la 8arta. #a 8arta de las =aciones .nidas es un documento de AAA arts.G/. con la participación de represen tantes de Estados . #os documentos de %umbarton Ia5s y de 4alta constituían la base de las negociaciones. GE. Sin embargo.?810##.nidas. La 6on!erencia de San 0rancisco se reunió entre los días EH de abril a EB de +unio de AGCH. E de la 8arta dispone que ! La 9rganizaci"n har1 que los Estados que no son miem ros de las >aciones . el mismo órgano acordó establecer la sede permanente en la ciudad de =ueva 4or5. suscrita por los ministros de :suntos E$teriores de Estados . (or lo demás. espa 7ol.. En la 8onferencia se trazaron las grandes líneas del proyecto. :mbos documentos están redactados en cinco idiomas fehacientes : ingl)s. con la participación de representantes de Estados .nidos. . en los a7os iniciales de vigencia de la 8arta y funcionamiento de la Irganización la doctrina se preguntaba si aquel documento era un tratado o una constitución.nido 3 y entre el EG de septiembre al K de octubre. si un Estado no miembro viola uno de los prin cipios que se enuncian en el art. El EH de +unio la 8arta se adoptó por unanimidad y fue firmada por todos los participantes al día siguiente. E. basada en el principio de la igualdad soberana y con la finalidad de mantener la paz y seguridad internacionales. apoyar el carácter constitucional de la 8arta en las siguientes disposiciones : el párrafo B del art. seg*n dispone el art. por e+emplo el relativo a la prohibición del recurso a 169 . EK. en el Estado de =ueva 4or5.nido y 8hina. En diciembre de ese a7o.nidas se conduzcan de acuerdo con estos principios en la medida en que sea necesario para mantener la paz y seguridad internacionales ". pero no se llegó a un acuerdo sobre la cuestión clave del modo de adopción de decisiones en el 8on se+o de Seguridad. +unto con el Estatuto del 6ribunal 0nternacional de Justicia. #A.?810## 3 en la reunión se decidió consagrar la regla de unanimidad entre los miem bros permanentes para la adopción de decisiones de fondo en el 8onse+o de Segu ridad. AF< y los arts.nidos. en efecto. reafirmaban en 'eher1n el contenido de la %eclaración de 9osc*.nidas. respec tivamente. los cuatro grandes sólo accedieron a las de importancia menor 3 en las cues tiones realmente relevantes. =o figura en la 8arta disposición alguna sobre la sede de la organización. La Carta : "u" re7or!a". ?eino . hasta CB.

<F la cuestión de la aplicación de tratados sucesivos concer nientes a la misma materia. que. AF< de la 8arta. El art. Solicitadas por #ibia. +ustificaron aquella disposición sosteniendo que se trataba de una concepción +urídica sustentada por una mayoría de Estados representativa de la comunidad internacional. hacen una aplicación importante del art. y se puede decir que han sido aceptados por todos los Estados. en cuanto e$igidos por necesi dades mínimas y absolutas de la sociedad internacional. y ello es una manifestación más del carácter constitucional de aqu)lla. el superior rango +erárquico de la 8arta respecto a cualesquiera otros tratados celebrados por los Estados miembros incluso con Estados no miembros. (or lo demás.nidas podrían tomar contra ese Estado las medidas que se prev)n en el cap. en apoyo de la primacía del sistema de solución de controversias establecido por la 8arta. engendraría normas generales. las obligaciones contraídas a su amparo. AF< de la 8arta dispone por su parte que. en su sentencia de EB de noviembre de AGDC (caso de las actividades militares y paramilitares en >icaragua y contra ella. en )l subyace claramente la consideración de su carácter constitucional. las =aciones . 0nclu yendo la propia +urisdicción del 6ribunal. hasta AGGE. tales principios forman parte del ius cogens internacional. el cumplimiento de princi pios incorporados en la 8arta constituye una e$cepción al principio pacta tertiis nec nocent nec prosunt . prevalecer1n las o ligaciones impuestas por la presente 6arta ". de esta manera. las ordenanzas dic tadas por el 6ribunal de #a 1aya el AC de abril de AGGE. basada en las disposiciones de la 8arta.nidas representa la mayor expresi"n de la comunidad jur4dica internacional y tiene derecho a actuar de modo que asegure la cooperaci"n e!ectiva de los Estados no miem ros de ella en la medida necesaria para el mantenimiento de la paz y seguridad internacionales : Es decir. En nuestros días. el art. priman sobre las asumidas por los Estados miembros en virtud de otros acuerdos internacionales. 8omentaristas muy autorizados de la 8arta. e$cepción que se e$plica y +ustifica porque los grandes principios de la 8arta constituyen la e$presión de la opinio iuris generalis de la comunidad internacional.la amenaza o al uso de la fuerza. AF< había sido ob+eto de escasas aplicaciones. que tienen carácter constitucional. lo que en principio parece atentar contra la idea del efecto relativo de los 6ratados. competencia y admisibilidad de la demanda'. limitadas y parcia les. mediante funciones legislativas. segun el art. ya que se estaría imponiendo y e$igiendo a un Estado el cumplimiento de una obligación que no ha asumido convencionalmente. Sin embargo. como había dicho el 8omit) respectivo en la 8onferencia de San -rancisco . la posibilidad que tiene la Irganización de imponer a Estados no miembros.na de esas aplicaciones es la que hizo el 6ribunal de #a 1aya. pues. La *sociaci"n de las >acio$nes . sobre la base de la 8onvención de 9ontreal de E< de septiembre de AGKA. AFD contempla el supuesto de 170 . incluida la 8onvención de 9ontreal 3 y consiguientemente. Está claro.nidos y al ?eino . 4 es que. no partes en el tratado instituyente. pues. cuando la 8onvención de . sobre el resultante de los acuerdos regio nales.nido la adopción de medidas que pudieran forzar o impeler a #ibia a la entrega de dos nacio nales acusados de terro rismo a)reo. de+a a salvo lo dispuesto por el mencionado art. y habiendo decidido la resolución KCD del 8on se+o de Seguridad sanciones contra #ibia. AF<. ?especto del r)gimen de las re!ormas de la 8arta. los derechos reclamados por #ibia con apoyo en la 8onvención de 9ontreal no pueden prevalecer sobre la resolución KCD del 8onse+o de Seguridad. El art. ! en caso de con!licto entre las o ligaciones contra4das por los miem ros de las >aciones . incluso por aquellos &muy pocos' que siguen estando fuera de la Irganización. 8onviene recordar que.iena de AGBG sobre %erecho de tratados regula en su art. . el 6ribunal de #a 1aya estima que. AF< de la 8arta. medidas provisionales enca minadas a impedir a Estados . . El 6ribunal denegó las medidas provisionales. principios.00 de la 8arta.nidas en virtud de la pre$sente 6arta y sus o ligaciones contra4das en virtud de cualquier otro instrumento con$vencional.

el art. Son las siguientes : :rt. AFG &elevación a G del n*mero de miembros del 8onse+o para aprobar la celebración de la 8onferencia 2eneral de ?evisión'. si la 8onferencia de ?evisión no se hu biere celebrado antes de la d)cima reunión anual de la :samblea. AFD e$ige para la entrada en vigor del primer tipo de reformas. constitutivas de una revisión de la 8arta. quedan vinculados a la decisión de la mayoría. la mayoría puede imponer una reforma a la minoría discrepante : (rocedimiento de naturaleza legislativa que pone de relieve. #as propuestas tendentes a la reforma de la 8arta son poco numerosas. (or lo demás. que se aprueban en una 8onferencia 2eneral de los Estados miembros. Esta circunstancia y el hecho de que los propios miembros permanentes puedan vetar los resultados de la 8onferencia están en la clave de las dificultades con que tropieza su celebración. de nuevo. para la cele bración de la 8onferencia. que necesita la ratificación de dos tercios de los Estados miembros con inclusión en esa mayoría de todos los miembros permanentes del 8onse+o. incluyendo a los miembros permanentes del 8onse+o. AFG prev) que. EK &fi+ación de un quórum de G miembros en el 8onse+o para la adopción de decisiones'. art. AFD de la 8arta. y entre ellas destaca la presentada en AGDF por quince Estados en desarrollo para poner en pie de igualdad al 8onse+o de Seguridad y la :samblea en materia de mantenimiento de la paz y para hacer del 8onse+o Económico y Social un órgano plenario. El párrafo <N del art. la Irganización haya e$perimentado profundas transforma ciones al compás de la tambi)n honda evolución de la sociedad internacional. (or ello. por lo que se está nuevamente ante una manifestación del carácter constitucional de la 8arta. el art. En todo caso. 171 . postura que choca obviamente con la actitud de esos miembros. Es decir. una enmienda no aprobada por un miembro no permanente del 8onse+o y no ratificada por )l. su adopción por el voto de E\< de los miembros de la :samblea 2eneral y su ratifi cación por las E\< partes de los Estados miembros. adoptada por E\< partes y ratificada por E\< de los Estados miembros. 4 hay que se7alar desde el punto de vista político que esas previsiones han sido invo cadas por los Estados que pretenden eliminar el derecho de veto de los miembros permanentes del 8onse+o. tratándose de Estados no miembros permanentes de ese órgano que discrepasen. y aun cuando en la 8onferencia de ?evisión cada Estado miem bro disponga de un voto. y párrafo AN del art. en sus más de CF a7os de funcionamiento. incluyendo a todos los miembros permanentes del 8onse+o de Seguridad : #os Estados con asiento permanente en el 8onse+o tienen derecho de veto 3 ninguna reforma puede entrar en vigor sin su asenti miento. (rocedimientos rígidos son en todo caso los establecidos en la 8arta para su reforma y revisión. (ero esta rigidez no ha sido obstáculo a que. una vez más. Efectivamente. E< &aumento a AH del n*mero de miem bros del 8onse+o de Seguridad'. Estas son las disposiciones de la 8arta sobre la 8onferencia de ?evisión. la propuesta de convocatoria de aqu)lla será incluida en el orden del día de esa reunión y la 8onfe rencia se celebrará si así lo decide la mayoría de Estados miembros de la :samblea y nueve miembros cualesquiera del 8onse+o de Seguridad. el art. En las condiciones e$puestas. AFG toma en consideración las reformas de mayor alcance. aunque sí lo tienen para la entrada en vigor de las modifica ciones adoptadas. es efectiva para aquel Estado.nidas. en la vida de la Irganización han sido escasas las reformas introducidas al amparo del art. pues. AFG e$ige que la fecha y lugar de la reunión se deter minen por el voto de dos terceras partes de los miembros de la :samblea 2eneral y de cualesquiera nueve miembros del 8onse+o de Seguridad. cambios que afectan incluso a la manera como perciben los Estados miembros los fines y funciones de las =aciones . En lo que concierne a la revisión de la 8arta por una 8onferencia 2eneral de los Estados miembros. los miembros permanentes de este *ltimo órgano no po seen derecho de veto. el carácter constitucional de la 8arta. aristocrático3 la revisión de la I=.reformas puntuales. En todo caso. puede ser vetada por cualquier miembro permanente del 8onse+o. BA &ampliación por dos veces del n*mero de miembros del 8onse+o Económico y Social'. el sistema es. art. adoptadas por la :samblea 2eneral 3 por su parte.

y constituyendo la sociedad internacional un grupo social básica mente descentralizado. el 6ribunal reconoció personalidad internacional y capacidad de obrar erga omnes a la Irganización porque sus miembros Mal asignarle ciertas !unciones. %el mismo modo. 8laro que estas manifestaciones no deben llevar a una completa asimilación de la 8arta a las 8onstituciones estatales.nidas. El carácter constitucional de la 8arta hay que entenderlo en el sentido de esta disciplina y en el conte$to de la sociedad internacional. la lectura de aquel instrumento ha de ser forzosamente dinámica y debe tener muy en cuenta la evolución de la sociedad internacional desde AGCH hasta el presente. Tran"7or!acione" de la" Nacione" Unida".nidas. 4 en el dicta men de EF de +ulio de AGBE sobre ciertos gastos de las >aciones . AK de la 8arta y debían ser sufragados por los Estados miembros en la proporción que determinase la :samblea 2eneral.nidas la organización política general de la sociedad 172 . Siendo las =aciones . que sean claramente adecuados para ese !in y que no est5n prohi idos. :sentadas estas *ltimas en grupos políticos institucionalizados. ser1n medios constitucionales ". Ello no es obstáculo. Efectivamente. (ero el análisis de sus artículos no debe consistir en una e$)gesis estática y formal 3 si estudios de esa naturaleza pudieron ser de utilidad en el momento de su entrada en vigor. entonces todos los medios que sean apropiados. manifestaciones claramente constitu cionales : 8arácter legislativo de sus disposiciones normativas. procedi miento de revisión. #A. El 6ribunal 0nternacional de Justicia ha hecho amplio uso de esa doctrina al interpretar la 8arta de las =aciones .nidas. con los de eres y responsa ilidades que les acompa2an.#a interpretaci"n que de la 8arta ha hecho el 6ribunal 0nternacional de Justicia pone de relieve asimismo su naturaleza constitucional.nidas. el 6ribunal atendió al hecho de que aquellos habían sido efectuados para la consecución de alguno de los fines de la Irganización.S: se interpreta en el sentido de que ! si el !in es leg4timo. en el dictamen de AA de abril de AGCG en el caso de da2os su!ridos al servicio de las >aciones .#. oponibles por tanto a Estados no miembros. #A.#. : la altura de nuestro tiempo y dotados ya de la sufi ciente perspectiva histórica. IDEAS CARDINALES. darían hoy una imagen deformada e irreal de las =aciones . e interpretación conforme a la doctrina de las competen cias implí citas. rango +erárquico superior respecto a otros tratados. así como la profunda evolución que ha e$perimentado la Irganización al compás de aqu)lla. El repetido carácter constitucional de la 8arta e$ige partir de sus disposiciones para el estudio de la Irganización.nidas.1. :sí. desde la histórica sentencia del +uez 9:?S1:## de ADAG la 8onstitución de . sino de acuerdo con la letra y el esp4ritu de la 6onstituci"n. Es )sta la esencia de la doctrina de los poderes implícitos. en su dictamen de A< de +ulio de AGHC sobre los e!ectos de las sentencias del 'ri unal *dministrativo de las >aciones . la han revestido de la competencia necesaria para permitirle cumplir e!ectivamente esas !unciones M. el 6ribunal de #a 1aya afirmó que !el poder de crear un tribunal encargado de hacer +usticia entre la Irganización y los funcionarios era esencial para asegurar el buen funcionamiento de la Secretaría y para dar efecto a la consideración dominante de la necesidad de asegurar las más altas calidades de traba+o. #a necesidad para ello está necesariamente implícita en la 8arta. si cae dentro de la "r ita de la 6onstituci"n. y a fin de determinar si ciertos gastos de la Irganización en acciones militares sin naturaleza coercitiva eran de los incluidos en el art. a la consideración de la 8arta como el *nico intento posible hoy por hoy de organización de la sociedad internacional a escala universal. sin embargo. competencia e inte gridad. #a 8arta de las =aciones . especialmente por lo que se refiere a la doctrina de los poderes implícitos. toda comparación entre la 8arta y las constituciones de los Estados debe tener en cuenta esas diferencias so pena de llevar a resultados distor sionantes.nidas ofrece. con lo que está reconociendo claramente su carácter constitucional. que es básica mente descentralizada.

es decir. (ero es que.nidas. se establecía una clara división del traba+o. cada etapa e$presa matices distintos en la percepción de los ob+etivos.nión Sovi)tica 3 tal paralización produ+o dificultades y retrasos impor tantes en la admisión de nuevos miembros. varias =aciones . es lógico que los cambios acaecidos en aquella sociedad desde AGCH hasta hoy hayan e+ercido un profundo impacto en la Irganización. #a primera etapa de la vida de la Irganización. al ser la :samblea un órgano plenario y deliberante. la . bien entendido que ninguna de esas tres fases tiene límites rígidos y ha supuesto una transformación radical 3 no hay. en el que no e$iste el derecho de veto. #a manifestación culminante de este intento se encuentra en la resolución <KK. la ER es la de la descolo nización. con el trans curso del tiempo. institucional y +urídica con motivo del abono de los gastos desencadenados por las operaciones preventivas de la paz que había decidido la :samblea 2eneral. promoción y coordinación. En la 8onferencia de San -rancisco. sino un sistema cambiante y dinámico. la :samblea. frecuentemente paralizado por el e+ercicio del derecho de veto del miembro que a la sazón se sentía en minoría. que se vió. . #a AR fase es la de la guerra fría.00 de la 8arta. en el sentido de que las competencias sustantivas quedaban confiadas a organismos especializados relacio nados con las =aciones . respecto a la cooperación intemacional en el terreno econó mico y social. mientras que a la Irgani zación se atribuía en este campo competencias de estudio. aquellas operaciones hicieron adquirir una relevancia y un protagonismo estructural al Secretario 2eneral de la Irganización. Estados . consagración de un delicado equilibrio entre las aspiraciones a la independencia y los intereses estrat)gicos. 4 ello permite dividir la historia de la Irganización en tres etapas.nidos para la paz". cada una de ellas dominada por una idea e+e y presidida por una determinada concep ción de aqu)lla y de sus organismos especializados.nidas diferentes en la historia.internacional y poseyendo vocación de universalidad y composición cuasiuniversal. <.nidas sobre la base de la 8arta y los tratados fundacionales de los organismos especializados. %el compromi so de AGBH resultaron dos consecuencias : 173 . funciones y fines que los Estados miembros asignan a las =aciones . A.nidas. %e estos tres compromisos. hoy sólo pervive el primero3 los dos restantes han sido barridos por los cambios e$perimentados en la sociedad internacional y en las =aciones . llamada de la guerra !r4a. políticos y económicos de las potencias coloniales. a saber : A. llamada !. ya que. y de la que sólo se salió en AGBH por un compromiso de carácter político. y en la <R se asiste a una nueva percepción de los fines y funciones de la Irganización.nión Sovi)tica. pues. El papel predominante y la responsabilidad primordial de las grandes potencias en el mantenimiento de la paz y seguridad intemacionales. E. de cambiar el centro de gravedad polí tica de la Irganización que se pretendía residiese en el futuro en un órgano. En cuanto a los pueblos y territorios sometidos a dominación colonial. además.nidos y . tres grandes compromisos políticos hicie ron posible el nacimiento de la Irganización y quedaron plasmados en la 8arta. y de ahí el derecho de veto de los miembros permanentes en el 8onse+o de Seguridad. y repercutió de manera negativa en la puesta en marcha del sistema de seguridad colectiva establecido en el 8ap. estuvo dominada por el enfrentamiento bipolar entre las dos superpotencias. cada vez más comple+o. ?ealmente. provocó una grave crisis política. sin embargo. Es indudable que al principio el centro de gravedad de la Irgani zación estuvo en el 8onse+o de Seguridad. El compromiso de que. adoptada por la :samblea 2eneral el día < de noviembre de AGHF. aunque distintos de ellas. (ero la inviabilidad de este sistema motivó el intento de sustituir el 8onse+o de Seguridad por la :samblea 2eneral. resultaba poco idónea para el desempe7o de funciones e+ecutivas3 competencias que iban más allá de las atribuídas por la 8arta al Secretario 2eneral. #a resolución suponía una ruptura de los equilibrios institucionales previstos en San -rancisco y.

%e una parte. %e otro lado. sino que aparece funda. #a tercera etapa es la determinada por una nueva percepci"n de los !ines y !unciones de las >aciones . la de servir de instan cia de amortiguamiento de las crisis internacionales a trav)s de operaciones preven tivas &y no propiamente coercitivas' del mantenimiento de la paz 3 operaciones que. por tanto. en la práctica. el abandono de la idea de organizar un sistema de seguridad colectiva.00. alcanzan su mayor auge en la d)cada citada.BEH incorpora el principio de la igualdad de dere chos y libre determinación de los pueblos a los principios de %erecho 0nternacional sobre las relaciones de amistad y cooperación entre los Estados de conformidad con la 8arta de las =aciones . . %e otro. y ese n*mero no sólo supo ne un aumento cuantitativo. la descolonización fue adquiriendo una velocidad progresiva y. y en la que sus grandes hitos son el AC de diciembre de AGBF. me+orado y diversificado las acciones preventivas. <. #a etapa se inicia realmente en la d)cada de los a7os setenta y está presidida por dos ideas e+e que. planteadas ante la Irganización. sino que tiene sobre todo una significación cualitativa porque las =aciones .nidas.nidas no refle+an ya una concepción europea occidental de las relaciones internacionales. cuando en la resolución E. así como la desaparición de hecho de la prima cía del 8onse+o de Seguridad respecto a los acuerdos y organismos regionales de seguridad enunciada en el capítulo . una nueva misión de la Irganización.nidas es la de la descolonizaci"n como idea e+e. y el EC de octubre de AGKF.00. lo que facilitó la adopción de la resolución AHAC . para intentar. parecieron me+orar en el inicio de la d)cada de los noventa las posibi lidades de las =aciones . sino que consisten tan sólo en una acción pacificadora y preventiva de las =aciones .nidas. 4 ese aban dono del esquema de la seguridad colectiva e$plica igualmente el desarrollo de las alianzas institucionalizadas al amparo del derecho de legítima defensa colectiva consagrado en el art. cuando la :samblea 2eneral adopta la resolución A.%e un lado.00 de la 8arta. es decir. el 8onse+o de Seguridad no está desempe7ando las funciones coercitivas que le asigna el repetido capítulo . ya no tendrán su fundamento +urídico en el capítulo . El desmoronamiento de la escisión Este Ieste y la consiguiente distensión de la sociedad internacional han repercutido en la evolución de las =aciones . las llamadas operaciones de mantenimiento de la paz. en cambio.HAC sobre la concesión de independencia a los países y a los pueblos coloniales. la reafirmación de la idea de que la responsabilidad primordial en el mantenimiento de la paz y seguridad internacionales correspondía al 8onse+o de Seguridad y no a la :samblea 2eneral o al Secretario 2eneral. En AGKF la Irganización se componía de AEH Estados y hoy de AKH. E. se han intensificado.nidas en las crisis internacionales.nidas. #o cierto es que admitidos en AGBF diecis)is Esta dos africanos.nidas respecto al planteamiento de problemas globales que afectan a la comunidad internacional en su con+unto.na segunda etapa en la historia del funcionamiento de las =aciones . un título de legitimidad. HA de la 8arta.nión Sovi)tica y la abstención china'. puesto que no pretenden la imposición de sanciones. mentalmente como un órgano para la negociación y acción preventiva en aquellas crisis internacionales que no son todas. particularmente por lo que se refiere al mantenimiento de la paz y seguridad interna cionales. ?esulta así que.nidas para mantener la paz y seguridad internacionales. sobre todo. contribu yendo en definitiva a la universalización de la sociedad internacional. que autorizó a los Estados miembros el uso de la fuerza para 174 . Justamente en esta óptica hay que situar la resolución BKD del 8onse+o de Seguridad &adoptada el EG de noviembre de AGGF con el voto favorable de la . aun teniendo sus raíces en a7os anteriores. #a primera es la respon sabilidad de la Irganización en la puesta en marcha de actividades operacionales tanto en lo que respecta al mantenimiento de la paz y seguridad internacionales como a la consecución del ob+etivo com*n del desarrollo3 la segunda consiste en la respon sabilidad de las =aciones . sino una propiamente universal.

es decir. que sí había firmado (olonia. ++E. En cuanto a los requisitos procesales para la admisión de nuevos miembros. C. C esta blece los requisitos sustantivos y procesales de la admisión. #os miembros originarios alcanzaron la cifra de HA . la Irganización 9undial estaba en condiciones de velar eficazmente por el manteni miento de la paz y seguridad internacionales. a juicio de la 9rganizaci"n. so pena de presentar a la Irganización como algo muy distinto a lo que realmente es y significa en el mundo de hoy. : los requisitos sustan$tivos se refiere el párrafo AN del art./. Se está. #a 8arta de las =aciones .nidas tuvo en cuenta tambi)n la posibilidad de partici pación en la organización de miembros admitidos. pues. que determinan esa vocación y esa característica. #as =aciones . esa resolución hizo nacer ilusiones en importantes sectores de opinión de que. En este conte$to lo novedoso no es. así redactado : Bodr1n ser Aiem ros de las >aciones . son Esta dos soberanos. #o que determina fundamentalmente el carácter de miembro originario es la participación en la 8onferencia de San -rancisco. 175 . porque.devolver el territorio de Ou. &IE&0ROS. establezca la posibilidad de admisión de otros Estados. ha iendo participado en la 6on!e$rencia de las >aciones . C de la 8arta : M La admisi"n de tales Estados como miem$ ros de las >aciones . Estas son las grandes líneas de la evolución de las =aciones . Estar dispuesto a cumplirlas. E.G-. Ser Estado. Ser amante de la paz. finalmente. y en este sentido su art. AD establece e$presamente que la decisión de la :samblea ha de adaptarse por el voto de una mayoría de dos tercios de los miembros presentes y votantes.nidas los Estados que. %e ahí que la 8arta. en tanto que decisión sobre cuestión no procedimental.nidas de + de enero de +. #íneas necesarias de trazar en su con+unto previamente al e$amen de las disposiciones de la 8arta con relación a temas particulares. el párrafo EN del art.nidas de A de enero de AGCE.nidas se e!ectuar1 por decisi"n de la *sam lea Deneral a recomendaci"n del 6onsejo de Seguridad@. 9as para salvar el carácter de miembro originario de (olonia. #A. el instrumento de San -rancisco debe ser ob+eto hoy de una lectura dinámica. est5n capaci$tados para cumplir dichas o ligaciones y se hallen dispuestos a hacerlo. de otro lado. o que ha iendo !irmado previamente la 7eclaraci"n de las >aciones . y del art. (ese a alguna connotación negativa. se incluyó la mención a la %ecla ración de las =aciones . EK se desprende que la recomendación del 8onse+o. que no pudo participar en esa conferencia porque tenía dos 2obiernos en el momento de su celebración. suscri an esta 6arta y la rati!iquen de con!ormidad con el art.nidas todos los dem1s Estados amantes de la paz que acepten las o liga$ciones consignadas en esta 6arta y que. las =aciones . ?especto a los miembros originarios.ni das han sido incapaces de salvaguardar o imponer la paz en la ?ep*blica de >osnia 1erzegovina y en otras partes del mundo. H. (or su parte. dis pone el párrafo EN del art. dice el art. el orden sino el desorden mundial. <. Se trata de cinco requisitos sustantivos : A. (ero mediada la d)cada de los noventa esas ilusiones se han visto cruel y duramente defraudadas porque. los llamados miembros admitidos. Estar capacitado para cumplir dichas obligaciones.nidas entre AGCH y nuestros días. de carácter interestatal o intergubernamental3 sus miembros. ante una organización internacio nal con voca ción manifiesta de universalidad y basada en el principio de inclusión. es susceptible del veto de cualquiera de los miembros permanentes. :ceptar las obligaciones de la 8arta. C. sus propósitos y principios.nidas constituyen una organización internacional en sentido pro pio. < de la 8arta : Son miem ros originarios de las >aciones .nidas so re 9rganizaci"n (nternacional cele rada en San 0rancisco.ait a su soberanía primitiva. aun se7alando el carácter originario de determinados miembros.

: primeros de AGGE la ?ep*blica de la -ederación ?usa es considerada conti nuadora de la condición de miembro de la e$tinta . Icurre que el 8onse+o Económico y Social está subordinado a la :samblea 2eneral. en su art. K. #a :samblea 2eneral. Irgano principal de las =aciones. en la primavera de AGGB el n*mero de Estados miem bros alcanza la cifra de ADH. #a decisión la toma la :samblea a recomendación del 8onse+o. incluyendo la :samblea 2eneral.EE. entre ellos.1.1. El Con"e. que pue den enviar misiones permanentes de observación. y otras disposiciones de la 8arta prev)n tambi)n la creación de órganos subsidiarios por determinados órganos principales &arts. la posibilidad de suspensi"n respecto a un Estado del e+ercicio de los derechos y privilegios inherentes a su calidad de miembro en el caso de que haya sido ob+eto de acción preventiva o coercitiva por parte del 8onse+o de Seguridad. ya que están integrados por personas que no ostentan aquella representación. #a suspensión tiene carácter de sanción. 6ampoco este artículo ha sido aplicado. una :samblea 2eneral. la :samblea 2eneral 3 la participación de los Estados en los restantes tiene carácter restringido.nión Sovi)tica y 4ugoslavia. K tiene en cuenta la posibilidad de creación de los "rganos su si$ diarios que se estimen necesarios. la expulsi"n de cualquier miembro que haya violado repetidamente los principios contenidos en ella3 la medida se decide por la :samblea 2eneral a recomendación del 8onse+o de Seguridad.nidas. y el 8onse+o de :dministración -iduciaria a la :samblea 2eneral y al 8onse+o de Seguridad. #a 8arta prev) e$presamente. el acentuado dinamismo de las =aciones . 1abiendo entrado despu)s los Estados desga+ados de las antiguas . #A. 8onviene hacer referencia al estatuto de o servador. algunos órganos de las =aciones .nión Sovi)tica. no son intergubernamentales. está subordinado a la :samblea y a los tres 8onse+os. El p. aunque en este punto la práctica sí registra un precedente &0ndonesia'. 8onse+o de Seguridad. 1asta el momento ning*n Estado ha sido e$pulsado de la Irganización.nidad :fricana &I. 8onse+o Económico y So cial y 8onse+o de :dministración -iduciaria son órganos intergubernamentales : 8ompues tos de representantes de gobiernos de los Estados miembros. 6ribunal y Secretaría.nidas. más algunos otros Estados &entre ellos :ndorra en el oto7o de AGG<'. En su art. por su parte. #os otros E órganos mencionados por el art. han concedido la condición de observadores a la Irganización para la #iberación de (alestina &I#('. EN del art. .1.nidas ha determinado un amplio uso de aquellas previsiones de la 8arta. %e hecho. El Secretario 2eneral. Yrganos principales independien tes o autónomos sólo son tres : la :samblea 2eneral. y el e+ercicio de aquellos derechos y privilegios puede ser restituido por el 8onse+o. -igura que no contempla la 8arta es la retirada voluntaria de la Ir ganización de un Estado miembro. #A.o de Se uridad. BD y AFK'. por supuesto. tambi)n de manera e$presa. Efectivamente. ESTRUCTURA INSTITUCIONAL. una 8orte &6ribunal' 0nternacional de Justicia y una Secretaría. %e otro lado. un 8onse+o de :dministración -iduciaria. EG. K la 8arta establece como "rganos principales de las =aciones .:'. sólo es órgano plenario. y a algunos movimientos de liberación nacional africanos designados por la Irganización para la . 6ambi)n se ha otorgado el estatuto de observador a representantes de otras organizaciones internacionales y. a representantes de Estados no miembros. un 8onse+o de Seguridad. El rasgo característico de la figura es el disfrute del derecho de voz pero no del de voto.crania y >ie lorusia &ahora >elarus' ya eran miembros desde el origen de las =aciones . de carácter intergubemamental y de partici 176 .nidas y no necesitaron ser admitidas. #a 8arta establece. el 8onse+o de Seguridad y el 6ribunal 0nternacional de Justicia. desde la d)cada de los a7os setenta. B. un 8onse+o Económico y Social.

si se discute el carácter. EC' y en la que sus decisiones poseen carácter obligatorio.nidas forman parte de )l. las decisio nes sobre las demás cuestiones &las de fondo' se adoptan por el voto afirmativo de G miembros. EH. G de la 8arta. Se puede e+ercer tambi)n lo que se llama el doble veto. de una cuestión. (ara la adopci"n de decisiones. -rancia y 8hina' y B no permanentes que se elegían para un período de dos a7os por la :samblea 2eneral &art. el 8onse+o puede reunirse en dicha sede o fuera de ella &art. el órgano tiene responsabilidad primordial &art. A de Europa oriental. #A. 8omposición actual del 8onse+o : AH miembros y el n*mero de miembros no permanentes : AF.nido de la 2ran >reta7a e 0rlanda del =orte. ya que. #as decisiones sobre cuestiones de procedimiento se toman. E latino americanos y E de Europa occidental y otros. pesa sobre el 8onse+o de Seguridad la responsabilidad primordial del mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales. #a misma resolución decidió que en la elección por la :samblea de los miem bros no permanentes se tuviesen en cuenta los siguientes criterios de representati vidad geográfica : H Estados africanos y asiáticos. el punto en discusión se consi dera de fondo. y el principio del voto igualitario imperante 177 . la más importante con siste en el mantenimiento de la paz y seguridad internacionales. ED'. la 8arta prev) las de carácter periódico. pero. (ero la tendencia hacia la universalidad de la Irgani zación. E$isten precedentes de reuniones fuera de la sede : :ddis :beba en AGKE y (anamá en AGK<. dispone tambi)n que será organizado de modo que pueda funcionar continuamente 3 a tal fin. dadas las importantes responsabilidades que recaen sobre el órgano.#. en efecto. concurrentes con las de la :samblea 2eneral. (or lo demás. tras la reforma operada en el artículo por la resolución de la :samblea 2eneral por el voto afirmativo de G miembros. En cambio. todos los Estados miembros de las =aciones . #a :samblea 2eneral es el *nico de los órganos principales interguberna mentales que tiene carácter plenario : Seg*n el art.nidas convienen en aceptar y cumplir aquellas decisiones de acuerdo con la 8arta. mayoría que debe incluir los votos afirmativos de todos los miembros permanentes. volver a vetar la decisión que sobre ella se pretende adoptar. El 8on se+o tiene asimismo competencias en materia de arreglo pacífico de controversias internacionales. En la redacción originaria de la 8arta la composición del 8onse+o era de AA miembros : H permanentes &las superpotencias y grandes potencias. La A"a!+lea 3eneral.nidos. cuestión en que. E<'. la cuasiuniversalidad de la Irganización. ?eino . En lo que se refiere a las competencias del 8onse+o. seg*n el art. las no procedimentales o de fondo'. porque. los miembros de las =aciones .pación restringida. : partir de AGG< soplan vientos de cambio por lo que se refiere a la composición del 8onse+o de Seguridad. que se hizo patente particularmente en la d)cada de los a7os sesenta. el voto es igualitario. cada miembro del 8onse+o tendrá en todo momento su representante en la sede de la Irganización. EK de la 8arta distingue dos grupos de cuestiones : #as de procedimiento y las restantes &es decir. una vez dilucidado que la cuestión es de fondo. En este punto. a saber : Estados . El n*mero y condición de los miembros permanentes no sufrió modificación. .nión Sovi)tica. procedimental o de fondo. Esta nota. #as transformaciones de la sociedad internacional y de las relaciones interna cionales acaecidas desde AGCH han provocado tambi)n modificaciones en su compo sición y m)todos de traba+o. deter minó la necesidad de aumentar el n*mero de miembros del 8onse+o a fin de hacerlo más representativo. teniendo además otras importantes competencias : Embrión del poder e+ecutivo de la 8omunidad interna cional. lo que significa la concesión del derecho de veto a esos miembros.1. En lo que concierne a las reuniones del 8onse+o. el art. de tal modo que cabe vetar primeramente la calificación de la cuestión principal como procedimental y. así como en el e+ercicio de aquella responsabilidad primordial.

se g*n el párrafo AN del art. elección de miembros no permanentes del 8onse+o de Seguridad. En el ámbito del mantenimiento de la paz y seguridad internacionales. se7alado en el art. 8on independencia de las referidas comisiones.. e$pulsión de miembros. #a mayoría requerida es la de dos tercios de los miembros presentes y votantes cuando se trate de cuestiones importantes : ?ecomendaciones relativas al manteni miento de la paz y seguridad internacionales. 1a de se7alarse la importancia de esa cláusula de competencia gen)rica de la :samblea. seg*n el art. o el 8onse+o de Segu ridad. hacer recomendaciones al Estado o Estados 178 . admisión de nuevos miembros a la Irga nización. así como hacer recomendaciones sobre tales asuntos o cuestiones a los Estados miembros.. 8onviene destacar la especial autoridad política y moral de las decisiones adoptadas por consenso o por el m)todo llamado de la adopción sin voto. la :samblea deberá abstenerse de hacer recomendación alguna. incluyendo la determinación de cuestiones adicionales que deban resolverse por mayoría de dos tercios. la :samblea puede discutir cuales quiera asuntos o cuestiones dentro de los límites de la 8arta o que se refieran a los poderes y funciones de cualquiera de los órganos creados por ella. o uno no miembro.&cada Estado tiene un voto. de acuer do con el párrafo EN del mismo art. 4 hay que hablar. y no sólo de la Irganización. y hacer recomendaciones respecto a dichos principios a los Estados miembros o al 8onse+o de Seguridad o a )ste y a aqu)llos 3 puede tambi)n. suspensión de los derechos y privilegios de los miembros. la :samblea posee importantes compe$ tencias espec4!icas . #as decisiones sobre otras cuestiones. sin embargo. se practica intensamente para la toma de decisiones por la :samblea y sus órganos subsidiarios. . el tercer martes del mes de septiembre y se prolongan frecuentemente hasta fin de a7o. Sin embargo. %e ahí que. elección de miembros del 8onse+o Económico y Social y del 8onse+o de :dministración -iduciaria. de la importante competencia gen5rica que al órgano atribuye el art. 0mporta sobre todo analizar las competencias de la :samblea 2eneral. intergubernamentales o no. (or lo demás. al 8onse+o de Seguridad y a )ste o aqu)llos 3 seme+ante facultad de hacer recomen daciones tiene. a la conformación y evolución del %erecho 0nternacional. A' confieren a la :samblea un carácter altamente represen tativo. salvo lo dispuesto en el art. se adop tarán por mayoría de los miembros presentes y votantes. incluso los principios que rigen el desarme y la regulación de armamentos. un límite. y pese a no estar regulado en la 8arta. por lo pronto. AE. AF de la 8arta 3 seg*n dicho art. #a :samblea celebra sesiones anuales ordinarias y tambi)n. sino tambi)n de la propia comunidad interna cional. Seg*n la 8arta &art. AE. AD'. el m)todo del consenso. #as sesiones ordinarias comienzan por lo com*n. sesiones e$traordinarias.no de los órganos subsidiarios no intergubernamentales es la tantas veces citada 8omisión de %erecho 0nternacional. la :samblea puede considerar los principios gene rales de la cooperación. a no ser que se lo pida el propio 8onse+o. la :samblea ha creado muchos otros órganos subsidiarios. considerada como la primera de las grandes conquistas de las peque7as a las grandes potencias en la 8onferencia de San -rancisco. AD. discutir toda cuestión relativa al mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales que presente a su consideración cualquier Estado miembro. la :samblea funciona no sólo en plenario. pues si el 8onse+o de Seguridad está e+erciendo sus funciones respecto a una controversia o situación. las decisiones se adoptan en la :samblea por vota ción. AA de la 8arta. sí posean en principio una elevada autoridad política y moral e incluso puedan contribuir de manera eficaz. :demás de la competencia gen)rica. cuestiones relativas al r)gimen de administración fiduciaria y cuestiones presupuestarias. cuando las circunstancias lo e$i+an. y a efectos de una me+or división y organización del traba+o. en los t)rminos de la 8arta. y. sino tambi)n por comisiones : E$is ten en ella varias comisiones principales. aunque en la gran mayoría de los casos las resoluciones de la :samblea no tengan valor +urídicamente vinculante para los Estados miembros. de las cuales la se$ta se ocupa de las cues tiones +urídicas.

las competencias de la :samblea eran. BA'. #os miembros se eligen por la :samblea 2eneral por un período de tres a7os y es posible la reelección &art. 6ambi)n corresponde a la :samblea la competencia presu$ puestaria. Itra competencia interesante de la :samblea es el !omento de la cooperaci"n internacional en muy amplios campos : (olítico. 4 es que.nidos para la paz". A<'. que incluyen el respeto a los derechos humanos. la :samblea ha desarrollado un papel muy importante. y en los *ltimos lustros es en el ámbito del desarrollo. social. El 8onse+o Económico y Social &denominado Ecosoc en la práctica com*n de las =aciones . econó mico.o econó!ico : "ocial. en virtud de la cual. ya que es ella quien aprueba el presupuesto de la Irganización. El Con"e. se7ala la 8arta &art. #a :samblea 2eneral tiene tambi)n competencias específicas para la soluci"n pac4!ica de las controversias. el n*mero de miembros previsto ori ginariamente en la 8arta era de AD. cultural. #a :samblea 2eneral dispone. in !ine). de manera obligatoria. El ámbito de su competencia es inmensamente amplio y recae básicamente sobre asuntos de carácter económico. por su parte. la :samblea 2eneral adoptó la resolución <KK. social. cultural. y otros cone$os. secundarias. 6ales intentos de protagonismo de la :samblea provocaron una fuerte crisis en la Irganización. estableció la cifra de miembros en HC. cifra que fue necesario ampliar al compás del crecimiento de las =aciones .nidas' es un órgano principal. de conformidad con el párrafo AN del art. como consecuencia del e+ercicio del derecho de veto por alguno de los miembros permanentes. llamada !. que comportaban incluso el uso de la fuerza armada. si el 8onse+o de Seguridad de+aba de cumplir con aquella responsabilidad primordial. y no sólo a trav)s de la adopción de las grandes convenciones codificadoras. EC. determi nando. sanitario y derechos humanos &art. ninguna recomendación puede adoptar la :samblea si el 8onse+o de Seguridad está e+erciendo sus funciones. el párrafo <N del mismo art. AK'. Sin embargo. cuando con el transcurso del tiempo se comprobó que el 8onse+o no estaba e+erciendo las funciones que le asignaba la 8arta. En lo que se refiere a su composici"n. seg*n la 8arta. es el 8onse+o de Seguridad el que tiene la responsabilidad primordial de mantener la paz y seguridad internacionales. educativo y sanitario. interguber namental en cuanto integrado por representantes de los gobiernos de los Estados miembros. El art. de participación restringida. A< encarga. educativo./. y del que se puede decir que está subordinado a la :samblea 2ene ral e incluso al 8onse+o de Seguridad &arts. la :samblea e$aminaría inmediatamente el asunto con miras a dirigir a los Estados miembros recomendaciones apropiadas de carácter colectivo. de EF de diciembre de AGKA. le faculta a llamar la atención del 8onse+o hacia situaciones susceptibles de poner en peligro la paz y seguridad internacionales. sino tambi)n por la considerable influencia que las resoluciones de la :samblea 2eneral tienen en la conformación y evolución del %erecho 0nternacional. En el sistema global que dise7ó la 8arta en orden al mantenimiento de la paz y seguridad internacionales. pues. BH y BB.interesados o al 8onse+o de Seguridad o a )ste y a aqu)llos3 por su parte. #A. En cuanto a las sesiones. donde ha adquirido mayor relieve el fomento de la cooperación. En lo que respecta a este punto. en efecto. aunque hay que se7alar que. de la que sólo se pudo salir en AGBH mediante un compromiso político. KE' que el 8onse+o Económico y Social se reunirá cuando sea necesario de acuerdo con su reglamento3 en la 179 .nidas : #a resolución de la :samblea. la proporción en que cada miembro debe contribuir a sufragar los gastos &art. a la :samblea el impulso del desarrollo progresivo del 7erecho (nternacional y su codi!icaci"n . en cuanto a situaciones concretas. en vigor desde el EC de septiembre de AGK<.1. de algunas competencias en lo que respecta al mantenimiento de la paz y seguridad internacionales. los logros conseguidos en este campo son notables. : partir de enton ces se reafirmó la idea de que el mantenimiento de la paz correspondía primordial mente al 8onse+o de Seguridad.

#A.nidas más necesitados de apoyo político y soporte financiero. ni todos los Estados que tomaban parte en ella. y dentro de los traba+os que condu+eron a la creación de las =aciones . se reunió en #ondres un 8omit) de E$pertos que recomendó el establecimiento de un tribunal indepen diente. la acción del 8onse+o Económico y Social se realiza mediante la ayuda pres tada a la :samblea 2eneral y al 8onse+o de Seguridad. 8arece. (or lo demás. tenía convo cadas sesiones en #a 1aya para el mes de mayo de AGCF. a' El Estatuto del 6ribunal. en la d)cada de los noventa &propuesta hecha en AGGC por el (=. En AGC<. de recursos financieros propios y adecuados al cumplimiento de sus funciones. a muchas de las cuales ha atribuído estatuto consultivo &art.nidas. ya e$istente. #a interdependencia creciente entre los Estados ha motivado que un órgano con competencias tan e$tensas respecto a la cooperación internacional tenga agen das e$tremadamente cargadas que apenas pueden ser despachadas en los dos períodos de sesiones anuales. #a cuestión se de+ó a decisión de la 8onferencia de San -rancisco. de la conve niencia de crear un 8onse+o de Seguridad Económica. BD' de establecer comisiones. que e+erce no sólo en tanto que órgano matriz de la 8omisión de %erechos 1umanos. El 6ribunal (ermanente de Justicia 0nternacional. en el entendido de que cada miembro tiene un voto &art. B<.nidas. al tiempo que se rindió +usto homena+e al 6ribunal (ermanente.práctica las reuniones tienen lugar dos veces al a7o. pues HC miembros constituyen un n*mero dema siado alto para hacer de )l un órgano eficiente y una cifra demasiado peque7a para actuar con la representatividad y autoridad que tiene la :samblea 2eneral. En este orden de ideas se habla. BC y KF'. por la confección de estudios e informes. como el >anco 9undial y el -ondo 9onetario 0nternacional. 6ambi)n este órgano recurre al m)todo del consenso para la adopción de decisiones. e iban a ser por tanto miembros 180 . sino tambi)n en el conte$to de los mecanismos de control establecidos por los (actos sobre derechos económi cos. es la 8omisión de %erechos 1umanos. BK'.1. además. de los que recibe informes y a los que puede hacer recomendaciones &arts. el tama7o del 8onse+o no de+a de constituir un problema serio. porque ni todos los Estados partes en el Estatuto de aqu)l participaban en la conferencia. reducido y mane+able. se decidió la creación de un nuevo órgano +udicial. y convocatoria de conferencias interna cionales en asuntos de su competencia. y derechos civiles y polfticos. El 8onse+o ha hecho amplio uso de la facultad que le atribuye la 8arta &art. K l'. Es de destacar tambi)n la función de coordinación de los organismos especializados de la familia de las =aciones . cuya creación se prev) e$presa mente.1. preparación de proyectos de convención a fin de ser sometidos a la :samblea 2eneral.%'.u"ticia. y tambi)n con la Irganización 9undial de 8omercio &antiguo 2:66'. sociales y culturales. #as decisiones se adoptan por mayoría de los miembros presentes y votantes.na de ellas. o uno nuevo. El Tri+unal Internacional de . .nidas. los que realizan a nivel universal la cooperación sectorial.no de los órganos principales de las =aciones . Son )stos los factores estructurales que e$plican la debilidad del órgano y la circunstancia de que no haya satisfecho las esperanzas que la 8onferencia de San -rancisco depositó en )l : . lo *nico que pudo hacer el 6ribunal fue trasladar sus oficinas a 2inebra. 8omo la sede del 6ribunal era la ciudad holandesa. pero la ocupación de los (aíses >a+os por tropas alemanas durante la 00 2uerra mundial imposibilitó la celebra ción de las mismas. adopción de recomendaciones. El órgano toma igualmente las medidas adecuadas para celebrar consultas con las llamadas I=2 &organizaciones no gubernamentales'. así como de orden y racio nalización en los m)to dos y programas de traba+o. En %umbarton Ia5s no se llegó a un acuerdo sobre si ese tribunal debía ser el 6ribunal (ermanente. órgano +udicial previsto en el (acto de la Sociedad de =aciones y que funcionó ba+o sus auspicios. Entre el vasto ámbito material de las competencias del órgano se destacan las relacionadas con la protección de los derechos humanos. respectivamente. y en ella. %e otro lado. que sea tomado en serio por los Estados mas ricos y que coordine sus tareas con orga nismos especializados de las =aciones .

deseo que chocó lógicamente con los puntos de vista de las peque7as potencias. E del Estatuto. porque no era adecuado calificar de internacional a la +usticia 3 el ad+etivo correspondía en rigor al sustantivo tribunal. A<'. H del art. eran partes en aquel Estatuto. si no los hay. impidió la crea ción del 6ribunal de Justicia :rbitral. K y GE a GB'. elegidos. de entre personas que gocen de alta consideración moral y que re*nan las condiciones requeridas para el e+ercicio de las más altas funciones +udiciales en sus respectivos países. GE de la 8arta' y porque. en la 00 8onferencia de la (az de #a 1aya de AGFK. El dato de que el Estatuto del 6ribunal 0nternacional de Justicia se base en el del 6ribunal (ermanente de Justicia 0nternacional permite el recurso. #as líneas básicas del procedimiento de elecci"n &arts.originarios de las =aciones . a efectos interpre tativos y cuando sea pertinente. que. facultad de la que nunca se ha hecho uso. El art. en el órgano restringido y en el plenario. a los traba+os preparatorios de este *ltimo. los de la 8onferencia de San -rancisco deben prevalecer sobre las labores del 8omit) de E$ pertos que en AGEF redactó el Estatuto del 6ribunal (ermanente. (or lo demás. el Estatuto ane+o a la 8arta configura obviamente el 6ribunal 0nterna cional de Justicia como un aut)ntico órgano +udicial de solución de las controversias internacionales. #a falta de acuerdo sobre los patrones que debían inspirar la designación de magis trados fue lo que. otro criterio que deben tener en cuenta los electores y es que en el con+unto est)n representadas las grandes civilizaciones y los principales sistemas +urídicos del mundo. En el Estatuto del 6ribunal (ermanente se llegó a una fórmula de transacción ideada por el +urista estadounidense ?II6 : Escrutinio sepa rado en el 8onse+o y en la :samblea de la Sociedad de =aciones. :l igual que el anterior. <K' transfieren al 6ribunal 0nternacional de Justicia supuestos de competencia aceptados por los Estados res pecto al 6ribunal (ermanente. consagra el procedimiento del doble escrutinio. %e ahí que la 8arta crease como órgano principal de las =aciones . el 6ribunal es un cuerpo de magistrados independien tes. GE'. Es importante se7alar que hay una cierta continuidad entre ambos tribunales.nidos. El funcionamiento del nuevo 6ribunal se regula en el Estatuto ane+o a la 8arta y que forma parte integrante de ella &art. Seg*n el art. #os +ueces desempe7an su mandato durante un plazo de G a7os y pueden ser reelegidos &art. C a AE' son las siguientes : El primer trámite es la elaboración de la lista de candidatos. El 6ribunal (ermanente fue disuelto formalmente por la :samblea de la Sociedad de =aciones el AD de abril de AGCB. 4 el nombre del tribunal fue modificado porque se entendió en San -rancisco que la antigua denominación contenía un pleonasmo &ya que todo órgano +udicial debe ser permanente' además de una ine$actitud. efectivamente. <B y art. o que sean +urisconsul tos de reconocida competencia en materia de %erecho 0nternacional. aunque puede reunirse en otro lugar si lo estima conveniente &art. del nuevo Estatuto &p. <. sin tener en cuenta su nacionalidad. propuesto por los Estados . de los cuales no podrá haber E que tengan la misma nacionalidad. los grupos que a este efecto 181 . y en la medida en que sea necesario acudir a los traba+os preparatorios. %e conformidad con el párrafo AN del art. por su parte. el n*mero de +ueces es de AH. E arts. fórmula que ha pasado al Estatuto del actual 6ribunal. o. 4 con independencia de ello e$iste continuidad +uris prudencial entre ambos órganos.nidas el 6ribunal 0nternacional de Justicia &arts. El Estatuto del 6ribunal 0nternacional de Justicia se adopta en AGCH en circunstancias políticas muy distintas a las imperantes en la )poca de creación de la Sociedad de =aciones. aunque en seme+ante recurso hay que proceder con prudencia y circunspección. capitaneadas por la delegación de >rasil. que. cosa que reconoce la propia 8arta al decir que el Estatuto del 6ribunal 0nternacional de Justicia está basado en el del 6ribunal (ermanente &art. el 6ribunal 0nternacional de Justicia tiene su sede en el (alacio de la (az de #a 1aya. porque allí las grandes potencias reclamaban una posición privilegiada en orden a la presencia de +ueces de su nacionalidad. G esta blece. b' Irganización general. EE'. #os grupos nacionales del 6ribunal (ermanente de :rbitra+e. es decir. además. e$igían res peto al principio de igualdad.nidas.

en las condiciones se7aladas en la 8arta y en el Estatuto. aunque el 6ribunal sí puede recabar y recibir. que tiende a dotar al arreglo +udicial de al gunas de las venta+as del arbitra+e. designan hasta un má$imo de C candidatos. información sobre los casos de que conozca. el ius standi de los particulares. los +ueces ad hoc votan a favor del Estado que les ha desig nado. al 6ribunal : Es el supuesto de la llamada función consultiva. seg*n el párrafo AN del art. el principio de libertad en la elección del medio de arreglo. lo que comporta la consecuencia de que no cabe solución +urisdiccional de la controversia. resuelto por sentencia de G de abril de AGCG'. de acuerdo con el párrafo EN del art. Efectivamente. considerándose elegidos aquellos que obtengan mayoría absoluta de votos en uno y otro órgano. G< de la 8arta. por e+emplo. porque. que los Estados tienen ius standi ante el 6ribunal 3 pero qu) Estados e$actamente Q (or lo pronto. Se trata de una novedad del mayor inter)s. aunque un Estado no miembro puede llegar a ser parte en el Esta tuto de acuerdo con las condiciones establecidas en cada caso por la :samblea 2eneral a recomendación del 8onse+o de Seguridad &casos. 0ncluso si no forma parte del 6ribunal ning*n +uez con nacionalidad de ninguno de los Estados litigantes. proceden a la elección de los +ueces. condiciones que no podrán colocar a las partes de modo alguno en situación de desigualdad. aunque el Estatuto reconoce la posibi lidad de constitución de salas especiales. por orden alfab)tico. #a competencia del 6ribunal 0nternacional de Justicia se mueve dentro de las gran des coordenadas del %erecho 0nternacional contemporáneo sobre solución de contro versias. lo que supone reconocimiento de un cierto derecho de acceso de las organizaciones internacionales a los litigios ante el 6ribunal. no vinculante. d' 8ompetencia. ni siquiera el de las organiza ciones internacionales.desig nen los respectivos gobiernos. pero. dicho +uez conserva el derecho a participar en la decisión. que somete a la :samblea 2eneral y al 8onse+o de Seguridad. de estas *ltimas. de los cuales no más de E serán de su misma nacionalidad. cada uno de ellos puede designar un +uez : . lo tienen todo" lo" E"tado" %arte" en >l . este *ltimo Estado puede designar una persona para que participe en calidad de +uez. (or lo com*n.estigio de la institución del arbitra+e. (ero tambi)n un Estado no parte en el Estatuto puede llegar a litigar ante el 6ribunal. <H del Es tatuto &caso de :lbania en el litigio del 6anal de 6or!3. en caso de que uno de los +ueces tenga la nacionalidad de uno de los Estados litigantes. ya que.na de esas coordenadas es. de las personas así designadas. si en el 6ribunal no e$iste un +uez nacional del otro Estado parte en el litigio. compuestas por un n*mero reducido de magistrados que podrán oír y resolver los casos si las partes así lo solicitan. Está claro. en todo caso. El Estatuto del 6ribunal establece la institución de los denominados +ueces ad hoc. órganos que. y por tanto arreglo +udicial. El 6ribunal funciona normalmente en pleno.4 cabe incluso transformar la fun ción consultiva en +urisdicción contenciosa atribuyendo mediante acuerdo. debi)ndose se7alar a este respecto que. el 8onse+o de Seguridad fi+ará. de Suiza y #iechtenstein'. Seg*n el art. y bien entendido que en el 8onse+o no e$iste sobre este punto derecho de veto de los miembros perma nentes. <C del Estatuto. . de manera independiente. con su+eción a los tratados vigentes. sólo los Estados podrán ser partes en litigios ante el 6ribunal. ciertos órganos de organi zaciones internacionales sí pueden pedir opinión o dictamen. =o se admite. eficacia vinculante al dictamen. c' (us standi. elabora una lista. por lo que su misión estriba de hecho en defender las posiciones de las partes en el momento decisivo de deliberación del 6ribunal. <H del Estatuto. Esta denegación del ius standi de las organizaciones internacionales se refiere al supuesto en que el 6ribunal e+erza +uris dicción contenciosa &resuelva controversias mediante decisiones vinculantes'. sin el consentimiento de 182 . El Secre tario 2eneral de la I=. seg*n el art. #a reforma del ?eglamento del 6ribunal operada en AGKE ha admitido que los Estados partes en la controversia puedan designar los +ueces que integren dichas salas.nidas. poseen ipso !acto esa condición los miembros de las =aciones . las condiciones en que el 6ribunal estará abierto a otros Estados.

183 . :l supuesto de consentimiento prestado a priori mediante instrumento convencional alude el párrafo AN del art. El fundamento de la competencia es. en cuyo caso el consentimiento puede prestarse sea por vía convencional. #a naturaleza o e$tensión de la reparación que ha de hacerse por el quebranta miento de una obligación internacional. <B del Estatuto. antes de nacida la contro versia. por e+emplo. ser1 sometido a la 6orte (nternacional de Iusticia ". dicho asunto. despu)s de surgida la controversia. si fuere establecido. : 1a sentado el 6ribunal el principio general de la libertad de forma 3 ha dicho tambi)n que en la interpretación de las declaraciones hay que indagar el sentido natural y razonable de lectura del te$to y que. En todo caso. 8ualquier cuestión de %erecho 0nternacional3 <.. bien por actos concluyentes. no es preciso atribuir razón de ser y sentido a cada uno de sus t)rminos. es decir. a diferencia de los tratados. El tratado en cuestión puede ser un instrumento general de solución de controversias o bien un tratado refe rido a otra materia.. pues. o de manera tácita.. aqu)l puede manifestarse tambi)n incluso despu)s de iniciado el procedimiento. de manera que permita desplegar a sus cláusulas efectos *tiles. constituiría violación de una obligación internacional 3 C. esto es. con base en el Estatuto o yendo más allá de su letra. seg*n el art.. es decir. Es )sta la doctrina llamada del !orum prorrogatum. una amplia competencia incidental. o a la 6orte Berma$nente de Iusticia (nternacional. respecto a cualquier otro Estado que acepte la misma obligación. <B contempla el supuesto de competencia resul tante del +uego de las declaraciones unilaterales de los Estados partes en la controversia. <K. de la que el 6ribunal ha hecho un uso relativamente amplio. o por actos separados o sucesivos. aunque el 6ribunal ha mitigado el rigor de tal principio atribuy)ndose. porque. una convención codificadora. por lo que respecta a las partes en este Estatuto. !cuando un tratado o convenci"n vigente disponga que un asunto sea some$tido a una jurisdicci"n que de 4a instituir la Sociedad de >aciones. por cualquier declaración o actitud de un gobierno que implique un elemento de consentimiento de la competencia del 6ribunal. #a interpretación de un tratado3 E. : la hipótesis del compromiso se refiere el párrafo AN del art. Efectivamente. El párrafo EN del art.nidas o en los tratados y convenciones vigentes% . #a declaración puede hacerse incondicionalmente o ba+o condición de reciprocidad por parte de varios o determinados Estados o por tiempo determinado. consensual. #a e$istencia de todo hecho que. ". fórmula ideada por el 8omit) de Juristas que en AGEF redactó el Estatuto del 6ribunal (ermanente como solución de compromiso entre los que deseaban la +urisdicción obligatoria completa y los que no pretendían ir más allá de la +urisdicción facultativa. sea por vía unilateral si concurre una declaración unilateral del otro Estado parte. y a trav)s de un acuerdo especial que se llama compromiso 3 bien a priori. esto es. #a +urisprudencia del 6ribunal es rica en lo que respecta a la !orma. <B del Estatuto cuando dice que !la competencia de la 6orte se extender1 a todos los litigios que las partes le sometan . los Estados partes en el Estatuto pueden declarar en cualquier momento que reconocen como obligatoria ipso !acto y sin convenio especial. seg*n resulta de su +urisprudencia. <B del Estatuto cuando declara que ! la competencia de la 6orte se extiende a todos los litigios. interpretación y efectos de las declaraciones unilaterales y sus restricciones : (árrafo CN del art. la +urisdic ción del 6ribunal en todas las controversias de orden +urídico que versen sobre : A. especialmente previstos en la 6arta de las >aciones .los Estados par tes. 6al consentimiento puede manifestarse por diversas vías : >ien a posteriori. El 6ribunal ha interpretado los compromisos de acuerdo con el principio de la efectividad. seg*n el cual las declaraciones serán remitidas para su depósito al Secre tario 2eneral de la I=. 4 es importante aclarar asimismo que no es sólo el consentimiento e$presado por compromiso el que confiere competencia al 6ribunal.

tales hechos no pueden destruir una competencia ya establecida. C< del Estatuto y CG del ?eglamento'. tales como la validez. agentes. Es nota característica de la solución +udicial de las controversias. a no ser que el 6ribunal decida lo contrario o las partes pidan que no se admita al p*blico &art. es el franc)s o el ingl)s. escritos todos que deben ir acompa7ados de las piezas o documentos en apoyo de las mismas. HN del art. ha dicho el 6ribunal que. 1a de hacerse tambi)n referencia a la llamada competencia incidental. ha manifestado que la disposición del párrafo BN del art. una vez iniciado el procedimiento. el procedimiento está regulado en su Estatuto y desarrollado en su ?eglamento &cuya *ltima puesta al día es de AGKD'. si bien no cabe e$tender de modo in+ustificado seme+ante principio. constituye un principio de %erecho 0ntemacional general. de r)plica y d*plica &arts. doctrina de la que el 6ribunal ha hecho aplica ción aun en los casos en que cabía considerar que la reserva. 184 . en caso de duda. el procedimiento tiene dos grandes fases. (or lo que respecta al 6ribunal 0nternacional de Justicia. lo que comporta la consecuencia de que un Estado parte puede invocar una reserva o restricción no hecha por )l y sí por la parte contraria. como.ya que los actos unilaterales contienen a veces palabras ex a undanti cautela : #as declaraciones deben ser interpretadas de conformidad con el %erecho e$istente y no en contra del mismo 3 y que. la sustanciación del litigio en un procedimiento previamente establecido en el Estatuto o ?eglamento del órgano +urisdiccional. mediante notificación del compromiso o por solicitud escrita dirigida al Secretario del 6ribunal. siendo la reparación el complemento indispensable del incumplimiento de una disposición convencional. contramemoria &por la parte demandada' y. el 6ribunal se ha declarado compe tente para conocer de cuestiones de procedimiento. <B del Esta tuto. el 6ribunal ha mitigado la rigidez de los principios consensuales que dominan la materia. puede recomendarse una interpre tación estricta que no rebase la voluntad de los Estados. por e+emplo. En cuanto a la lengua del procedimiento. CD del Estatuto' y procede a las notificaciones y comunicaciones pertinentes &arts. hacía nula la declaración. CE del Estatuto'. una escrita y otra oral. C< del Estatuto' en vistas que deben de ser p*blicas. El procedimiento se inicia. peritos. (ara el desarrollo del procedimiento el 6ribunal dicta las providencias necesarias &art. pero pueden nombrar tambi)n conse+eros o abogados. El 6ribunal. En cuanto a las reservas formuladas por los Estados en sus declaraciones. mediante la cual. C< y CC del Estatuto'. retirada o caducidad de una demanda. en este sentido. (or lo demás. si fuese necesario. %e otro lado. <G del Estatuto'. por aplicación del principio de efectividad. conforme a la cual es )l el +uez de su propia competencia. conse+eros y abogados &p. *nicos idiomas oficiales del 6ribunal &art. la competencia para estatuir sobre tal incumplimiento lleva consigo la de fi+ar los modos y medios de reparación. #a !ase oral consiste en la audiencia de testigos. La !ase escrita comprende la presentación de la memoria &por la parte demandante'. y sobre la base del Estatuto o rebasando incluso su tenor literal. 4. 1ay que decir tambi)n que el párrafo HN del art. en el sentido de que pueda decidir sobre cualquier cuestión que tenga influencia en la eficacia de la reparación. en cuanto incompatible con los principios básicos del Estatuto. ha estimado reiteradamente que la competencia le es conferida en la medida en que coincidan los t)rminos de las declaraciones de los Estados litigantes. seg*n el caso. e' (rocedimiento. todos los cuales disfrutarán de los privilegios e inmunidades necesarios para el desempe7o de sus funciones &art. :nte el 6ribunal las partes están representadas por agentes. Se entiende que la soli citud escrita está reservada para los supuestos de competencia basada en tratados o convenciones distintos del compromiso o en el +uego de las declaraciones facultativas. <B del Estatuto transforma las declaraciones unilaterales formuladas para el 6ribunal (ermanente en declaraciones que aceptan la competencia del 6ribunal 0nternacional de Justicia por el pe ríodo que les quede de vigencia y en los t)rminos de aqu)llas. ha enten dido que. En cuanto a la denuncia y e$piración del plazo de las declaraciones.

debe tener una cone$ión directa con la demanda principal &así lo e$ige el art. en los casos en que el litigio haya sido sometido al 6ribunal por vía de compromiso 3 dicha demanda ha de ser articulada en la contramemoria de la parte que la presente. HH del Estatuto'. el 6ribunal puede desestimarla. ?especto al derecho de intervenci"n de terceros Estados. las e$cepciones preliminares. HK del Estatuto'. se g*n el art. lo que comporta la con 185 . el (residente del 6ribunal declara terminada la vista. El art. <D del Estatuto. y sus fundamentos +urídicos han de tomarse del %erecho 0nternacional. continuando entonces el procedimiento principal. HB del Estatuto'. empezando a continuación las deliberaciones de los +ueces que se celebran en privado y deben permanecer secretas &art. :l resol ver la e$cepción. HC del Estatuto'. H< del Estatuto contempla el supuesto de juicio en re eld4a al dispo ner que. Es posible tambi)n la decisión de un litigio ex aequo et ono (equidad contra legem) si las partes así lo convinieran &p. concordando con el dispositivo. EN del art. supuesto del que no e$iste precedente alguno. CA del Estatuto. (or lo demás. :l final de la fase oral.CB del Estatuto'. KB del ?eglamento faculta al 6ribunal para levantar o modificar dichas medidas si aprecia un cambio en las circunstancias que las motivaron. la interpretación contenida en la sentencia es obligatoria para )l &art. decide el voto del (residente o del +uez que lo sustituya &art. . el 6ribunal puede indicar. por supuesto. cuando una de las partes no comparezca ante el 6ribunal o se abstenga de defender su caso. si considera que las cir cunstancias así lo e$igen. las medidas provisionales que deban tomarse para resguardar los derechos de cada una de las partes que. aunque antes de dictar su sentencia el 6ribunal ha de asegurarse que tiene competencia y que la demanda está bien fundada en cuanto a los hechos y al %erecho. todo magistrado tiene derecho a que se a7ada a la sentencia su opinión disidente &art. <D del Estatuto'. se notifican inmediatamente a las partes y al 8onse+o de Seguridad 3 por su parte. como es lógico. bien por entender que no tiene competencia sobre )l. #a sentencia es. BF del ?eglamento'. GC de la 8arta'. KG del ?eglamento. El fallo ha de ser motivado &art. seg*n resulta del art. En efecto. en cuyo caso el 6ribunal decide sobre la solicitud de intervención &art. f' Sentencia. BE del Estatuto'3 y si se trata de la interpretación de una convención en que sean partes Estados distintos de los que intervienen en el litigio. si el tercer Estado e+erce la interven ción. mientras se pronuncia el fa llo. la otra parte podrá pedir al 6ribunal que decida a su favor. BF del Estatuto'. HG del Estatuto'. el respectivo agente dará lectura a las conclu siones finales de su parte &p. e$presan motivaciones distintas de las de la mayoría. aunque sólo para las partes en litigio y respecto del caso que ha sido decidido &art. :l t)rmino de las deliberaciones el 6ribunal dicta el fallo por mayoría de votos de los +ueces presentes y. son dos los supuestos en que la autoriza el Estatuto : Si el tercer Estado considera que tiene un inter)s de orden +urídico que puede quedar afectado por la decisión del litigio. 8abe asimismo la presentación de una demanda reconvencional. en cuyo caso ya no tiene que pronunciarse sobre el fondo 3 y puede por fin unir la e$cepción a la consideración del fondo del asunto. la intervención de terceros Estados y +uicio en rebeldía. El fallo es definitivo e inapelable &art. las demandas recon vencionales. DF del ?eglamento' y la petición contenida en ella tiene que caer dentro de la competencia del 6ribunal. En el Estatuto y ?eglamento se regulan ciertos incidentes del procedimiento : #as medidas provisionales. EN del art. en el entendido de que. B< del Estatuto'. obligatoria &art. 9ediante la presentación de una excepci"n preli$minar se pretende que el 6ribunal no se pronuncie sobre el fondo del litigio. que son aquellas en que los +ueces. en caso de empate.na vez que las partes hayan completado la presentación de su caso. bien entendido que su alegación suspende el procedimiento en cuanto al fondo. salvo. lo que supone la continuación del proceso 3 puede estimarla. el art. bien por considerar que no se han satis fecho ciertas condiciones necesa rias para la admisibilidad de la reclamación 3 dicha e$cepción ha de ser presentada por escrito en las condiciones que determina el art. y resulta de la práctica que se incluyen tambi)n las opiniones individuales.

AN del art. al pronunciarse aqu)lla. siempre que su desconocimiento no se deba a negligencia. disposición esta *ltima que permite al 6ribunal zan+ar con efectos obligatorios mediante la vía consultiva controversias entre Estados y organiza ciones internacionales o entre organizaciones internacionales. en la medida en que las considere aplicables. los arts. :sí se ha suplido la falta de ius standi de las organizaciones internacionales en los procedimientos contenciosos. cabe atribuir al dictamen valor obligatorio. BA'.nidas y los organismos especializados de su sistema. Es de se7alar que. BF del Estatuto'. Es de se7alar que.niversal. con e$cepción de la . (resentada por escrito solicitud de dictamen. complementadas por acuerdos entre las =aciones . 1ay en )l. y en el art.nidas para el supuesto de impugnación de sus sentencias. Sí es posible. el dictamen no posee efectos vinculantes desde el punto de vista +urídico. GB de la 8arta y BH del Estatuto facultan al 6ribunal para formular dictámenes &!opiniones consultivas" en la versión oficial en espa7ol de ambos instrumentos' respecto de cualquier cuestión +urídica que le pidan determina dos organismos. en el caso de incumplimiento de la sentencia. para que haga recomendaciones o dicte medidas con ob+eto de que se lleve a efecto la e+ecución del fallo . El mecanismo no se ha aplicado hasta el momento por más que se hayan dado algunos casos de ine+ecución de las sentencias. BB de la 8onvención de . en el Estatuto del 6ribunal :dministrativo de la Irganización 0nternacional del 6raba+o para el mismo supuesto. esto es. lo cual no es óbice para que tenga una autoridad política y moral importante.nidas de AGCB. además.iena de AGDB sobre el %erecho de los 6ratados entre Estados y organizaciones internacionales o entre orga nizaciones internacionales. efectiva mente. el 60J desempe7a una importante función consultiva mediante la emisión de dictámenes que en t)rminos de principio carecen de fuerza vinculante desde el punto de vista +urídico. en el e+ercicio de las funciones consultivas el 6ribunal se guiará no sólo por las disposiciones específicas de aqu)l.EN del art. 8abe tambi)n pedir la revisión de la sentencia si se descubre un hecho nuevo de tal naturaleza que pueda ser factor decisivo y que. en el Estatuto del 6ribunal :dminis trativo de las =aciones . a petición de otros órganos de las =aciones .nión (ostal . una fase escrita y otra oral. Sin embargo. siguiendo el precedente sentado por el Estatuto del 6ribunal (ermanente. se inicia un procedimiento que no se ale+a e$cesivamente del previsto para la +urisdicción contenciosa. #a función consultiva se e+erce a instancia de la :samblea 2eneral o del 8onse+o de Seguridad &p. En t)rminos de principio. en virtud de acuerdo especial. seg*n el art. Efectivamente. sin embargo. que cualquiera de las partes solicite del 6ribunal su interpretación en caso de desacuerdo sobre su sentido o alcance &art. En ambas. que se refieren a la aplicación o interpretación de la 8onvención. (ero es que. en cuanto a cuestiones +urí dicas que caigan dentro de la esfera de sus actividades. 186 . Son los casos previstos en la 8onvención sobre privilegios e inmunidades de las =aciones . GB de la 8arta' y tambi)n.secuencia de que no caben ante 5l recursos de los que en los sistemas procesales internos se consideran ordinarios. Estados y organizaciones interna cionales pueden e$poner sus puntos de vista sobre la cuestión. la parte afectada puede recurrir al 8onse+o de Seguridad de la I=. sino tambi)n por las que ri+an en materia contenciosa. En todo caso la so licitud de revisión sólo puede formularse dentro del plazo de seis meses desde que se descubra el hecho nuevo y nunca cuando hayan transcurrido diez a7os desde la fecha de la sentencia &art. a los supuestos en que e+erce +urisdicción en controversias entre Estados. han concedido a estos *ltimos la autorización en cuestión. fuera desconocido del 6ribunal y de la parte que pida la revi sión. GB de la 8arta'. %istintas resoluciones de este órgano. BD del Estatuto. g' -unción consultiva.nidas y de organismos especializados que sean autorizados para ello en cualquier momento por la :samblea 2eneral &p. Se ha hecho referencia hasta ahora a la función contenciosa del 6ribunal. (ara el e+ercicio de la función consultiva pueden formar parte del 6ribunal +ueces ad hoc si el dictamen recae sobre una cuestión en controversia entre dos Estados.

1. (ero las sentencias y dictámenes del 6ribunal han contribuido al perfeccionamiento y desarrollo progresivo de sectores muy importantes del %erecho 0nternacional. 61:=6. #A. entre 6ailandia y 8amboya'. de acuerdo con el art. a quien el A de enero de AGGE sucedió el egipcio >I.nido y :lbania. ni por el momento la dictada en el caso de las actividades militares y paramilitares en >icaragua y contra ella. que no se trata de un órgano intergubernamental. lo que comporta la consecuencia de que los miembros permanentes tengan derecho de veto y.6?IS 21:#0. eminente profesor de %erecho 0nternacional. o por motivos a+enos a la política internacional (caso del personal diplom1tico y consular de los Estados . la 8arta las atribuye al Secretario 2eneral y no a la Secretaría. ante una cuestión de fondo. El primer Secretario 2eneral fue 6?02. K. ni las recaídas en el caso de competencia en materia de pes$ quer4as dados los resultados de la 000 8onferencia de las =aciones . Seg*n esos arts. El actual &Septbre GG' 187 . El Secretario eneral.h' . #a valoración de la actuación del 6ribunal 0nternacional de Justicia en sus casi cincuenta a7os de funcionamiento debe hacerse dentro del conte$to de la insatis factoria situación general de la +urisdicción obligatoria. -ue luego nombrado el birmano . de la actitud de los Estados. la mayoría de las sentencias han sido cumplidas. en *ltimo análisis.aloración de con+unto de la actuación del 6ribunal. contenciosas y consultivas. el plazo del mandato es de cinco a7os. #a decisión del 8onse+o se adopta por el procedimiento previsto para las cuestiones no procedimentales. Está claro. :demás. #as funciones del Secretario 2eneral y del personal de la Secretaría son de carácter e$clusivamente internacional &art. El 6ribunal ha tenido ocasión de e+ercer sus funciones. consagrado en el art. : )l le sucedió el sueco %:2 1:99:?SOJY#%. de nacionalidad noruega.0E? (`?EP %E 8.E #4E. la Secretaría constituye un órgano principal de la I=. quien desempe7ó el cargo entre AGCB y AGH<. en buen n*mero de casos. al menos inicial.2. pero lo cierto es que a la hora de establecer las competencias. en definitiva. del fundamento consensual de la competencia del 6ribunal. de dichos miembros. aunque alguna sin entusiasmo (caso del templo de Br5ah =ihear. El Secretario 2eneral y el personal de la Secretaría sólo deben lealtad a la Irganización. El Secretario 2eneral es nom rado por la :samblea 2eneral a recomendación del 8onse+o de Seguridad &art. Entre AGDE y AGGA fue Secretario 2eneral el diplomático peruano J:. los Estados soberanos muestran una clara tendencia hacia los modos de arreglo no +uris diccionales o políticos. %e conformidad con el art. AFF de la 8arta'. o sin prontitud (caso de la so eran4a entre ciertas parcelas !ronterizas entre >)lgica y los (aíses >a+os'. En su con+unto. aunque es posible la renovación. su )$ito depende.`##:?.nidas sobre el %erecho del 9ar. de un Secretario 2eneral y del per sonal que requiera la Irganización. (artiendo del principio de la libertad en la elección de medio para la solución de controversias. GK de la 8arta'. entre (er* y 8olombia'. quien dió muestras de gran independencia frente a las grandes potencias y que murió trágicamente en el 8ongo en AGBA cuando estaba al cargo de las operaciones de mantenimiento de la paz acordadas por el 8onse+o de Seguridad.nidos en 'eher1n). por consiguiente. o con dificultades &caso Caya de la 'orre. (or resolución de la :samblea 2eneral.?6 @:#%1E09. y se compone. y ello +ustificaría sobradamente su e$istencia. ya que se está. si bien no se e+ecutó la dictada en el caso del 6anal de 6or!3 entre el ?eino . no representan a Estado alguno y no pueden recibir instruc ciones ni deben rendir cuentas a ning*n 2obierno de un Estado miembro ni. a quien en AGKE sucedió el austríaco O. por supuesto. al 2obierno del Estado del que sean nacionales o a cualquier otra autoridad a+ena a la Irganización. el órgano sería la Secretaría. GD. supuesto este *ltimo especialmente preocu pante porque el incumplimiento es imputable a una superpotencia &Estados . << de la 8arta y confirmado en importantes resoluciones de la :samblea 2eneral y. que el Secretario 2eneral deba contar con el visto bueno.nidos' que ha sido tradicionalmente gran valedora de la +urisdicción internacional. evidentemente.

n e$agerado e+ercicio de iniciativa puede despertar recelos y ser mal visto por alg*n o algunos miembros permanentes del 8onse+o de Seguridad. :demás. #as características y las líneas generales de la acción del Secretario 2eneral en el desempe7o de sus funciones están condicionadas por factores de diversa índo le. pero sus actividades político diplomáticas han de ser discre tas. llevó al 8onse+o el asunto del 8ongo y en AGBA la cuestión de >izerta 3 en AGKG O. en AGBF. el carácter unipersonal 188 . como fue el caso de la . de acuerdo con el art. claramente in constitucional. #a propuesta. sobre la base de la disposición citada. el talante personal. Es la quiet diplomacy. 6?02. facultad muy relevante en cuanto que suple las eventuales actitudes de inhibición o desinte r)s de los Estados miembros. el Secretario 2eneral podrá llamar la aten$ ci"n del 6onsejo de Seguridad hacia cualquier asunto que en su opinión pueda poner en peligro el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales. El Secretario 2eneral es.nidas realizaban en el 8ongo motivó que el +efe de la delegación. aunque no del 6ribunal 0nternacional de Justicia. el Secretario 2eneral debe rendir a la :samblea 2eneral un in!orme anual sobre las actividades de la Irganización. . En fin. es el grado de confianza que la persona del Secretario 2eneral suscite en los Estados miembros. :sí. 61:=6. normalmente en cuestiones administrativas y t)cnicas. Itro cometido. que resulta asimismo del art. AFA. el pre mier O?.nidas. el profundo disgusto que causó a la . es el desempe7o de las dem1s !unciones que le encomienden aquellos organos 3 se trata de una delegación otorgada muy a menudo. #a pasividad e inacción en el campo político pueden no ser en tendidas por la mayoría de los miembros y. . GG en su comunicación al 8onse+o con ocasión del inicio de la guerra de 8orea 3 en AGBF fue 1:99:?SOJY#% quien. GD de la 8arta. seg*n el art. porque esa confianza determina en *ltimo análisis la naturaleza y el alcance de las funciones que otros órganos le puedan confiar. de otro lado. nombra a su personal de acuerdo con las reglas establecidas por la :samblea 2eneral. al ser el más alto funcionario administrativo de las =aciones . desde luego. además de hábiles. aunque tambi)n en otras de alcance político superior.nión Sovi)tica la ma nera como 1:99:?SOJY#% dirigía las operaciones preventivas de la paz que las =aciones . y en este sentido es )l quien con cluye acuerdos y contratos. particularmente entre los permanentes del 8onse+o. GD. Este debe mostrarse activo. Itro factor a tener en cuenta. que tiene Secretario y Secretaría propia. propusiese la abolición del puesto y su sustitución por un triunvi rato (troiFa) que diese entrada a un representante del bloque occidental. informe de parti cular importancia porque rebasa com*nmente la actividad de las =aciones . por supuesto e inevitablemente. 1ay que decir que la propia institución del Secretario 2eneral ha sido ob+eto de ataques. y de la que se ha hecho uso en distintas ocasiones3 así.nidas y trasciende a valoraciones globales de política internacional. (or lo pronto. dirige. quien os tenta la !unci"n representativa de la Irganización. otro del bloque del Este. 8onse+o de Seguridad. de la :samblea 2eneral. etc. en el desempe7o de esta función puede delegar en miembros del personal de la Secretaría. etc.nión Sovi)tica con ocasión de algunas actuaciones del se7or 1ammars5+óld. 6ambi)n conforme al art. entabla reclamaciones por da7os y para cobro de deu das. 8onse+o Económico y Social y 8onse+o de :dministración -iduciaria. en AGHF. Las competencias del Secretario 2eneral son variadas y de distinta índole e importancia. coordina y supervisa las actividades de la Secretar4a y.E #4E invocó el art.S81E. y seg*n el art. (or fin. GD.?6 @:#%1E09 sometió la cuestión de los rehenes estadounidenses en 6eherán.. apenas si encontró apoyo y fue olvidada tras la trágica muerte de 1:99:?SOJY#% y su sustitución por . el Secretario 2eneral es el secretario nato de los órganos principales de la Irganización. es decir. GG. y un tercero del grupo neutralista. y con cierta perspectiva temporal podría decirse que lo deseable al respecto consiste en un prudente punto de equilibrio entre el protagonismo activista y la pasividad e inhibición.no de esos factores es.es 8I--0 :=:=. en es trecha relación con el anterior. suponen una abdicación en el e+ercicio de las prerroga tivas que la 8arta confiere al Secretario 2eneral. Ibviamente.

: lo largo del siglo /. el denominado Sacro ?omano 0mperio 2ermánico. se reproducía a escala menor en la peque7a región de la 1)lade respecto del 9editerráneo circundante. respecto de la inmensa masa continental afroasiática. EURO5A CO&O REALIDAD 5OL6TICA. No entra en e$a!en. fundadas en el respeto de la condición de )ste como ser personal.2. de ahí la situación histórica de lucha latente entre ambos poderes. =o sólo la 0glesia como (oder universal y omnipresente es garantía de esa unidad. #as nuevas ideas y condiciones sociales determinaron la apa rición de 189 . #A. -rancia e 0nglaterra. comienza a surgir Europa traba+osamente como una realidad política. Sobre la base de esas aportaciones culturales y despu)s de la caída del 0mperio ?omano. apro$imadamente. 8ierto es que durante la Edad 9edia el fenómeno del feudalismo fractura ese espacio cultural com*n disolvi)ndolo en multitud de soberanías y poderes territoriales. la base nuclear de la Europa 8omunitaria. formado por diversas tribus. Siglos antes de ser una categoría política. LOS OR3ANIS&OS ES5ECIALIJADOS . CONSIDERACIÓN 5ARTICULAR DE LA OIT . (ortugal.1. -actor decisivo fue la 0glesia y más en concreto los (apas3 en menor medida. Europa se configuró como noción geográfica y cultural. /E. de tal modo y con tal eficacia que lo que ?oma organizó y civilizó en Europa sigue siendo hoy.C. EURO5A CO&O UNIDAD CULTURAL.#. como hábitat humano. #a cultura europea fue y será probablemente largo tiempo todavía el criterio referencial para valorar todo fenómeno de cultura. se inició en la parte más occidental de Europa : Espa7a. aunque tal condición no le fuera reconocida a todos los seres humanos que habitaban la polis. racional y libre. No entra en e$a!en. #a venta+osa posición de Europa. incluso en el ámbito político.acione" Euro%ea" <F 1istoria de la formación y unidad de Europa /E. : ?oma corresponde históricamente el m)rito de haber descubierto la forma relativamente moderna del 0mperio en contraste con las despóticas de los grandes imperios de la antigVedad. #a geografía ha sido un factor decisivo en la formación de Europa. que desde muy pronto desarrolló una gran capacidad para refle$ionar sobre el ser del hombre y el de las cosas. sino tambi)n las universidades y las órdenes monásticas +ugaron un gran papel. se e$presaba por una fuerte +erarquización del poder religioso que culminaba en el (apa y del político que terminaba en el Emperador. aunque la distinción de uno y otro no fuera fácil de establecer. #A. Este universo religioso y cultural. IB La" Or ani. un proceso de constitución y afianzamiento de poderes políticos independientes en los que las monarquías respectivas tuvieron un papel muy relevante. pero a pesar de ello siguen e$istiendo fuertes lazos de unión entre esos distintos territorios. En ese territorio se instaló en tiempos prehistóricos un pueblo indoeuropeo.del Secretario 2eneral le convierte en la instancia de la Irganización especialmente adecuada para el desem pe7o de funciones e+ecutivas. Elemento muy importante de esa cultura fue su talento para inventar formas civilizadas en el gobierno de los hombres.

+unto a la que apareció simultá neamen te la de consecución de una paz inestable mediante el !principio del equi librio". es decir. Lue reprime por igual las aspiraciones hegemónicas de -rancia y :ustria en sus pretensiones en la Sucesión a la 8orona de Espafía y da a 0nglaterra de hecho una situación prevalente. #os dos *ltimos conflictos lo fueron de modo singular como consecuencia del poder destructor de las armas modernas y de la totalización del fenó meno b)lico al participar en )l no sólo los e+)rcitos sino la nación entera. de modo que no es infrecuente encontrar en los manuales de %erecho internacional de la )poca que una de las causas que +ustifi caban la guerra era precisamente la que tenía como ob+eto res tablecer ese equilibrio que alg*n Estado hubiera perturbado. una paz incierta pero estimada. en ese segundo período y hasta AGCH. la burguesía. eclesiásticos y seculares. de guerras permanentes en las luchas por el poder hegemónico que te+e constantemente alianzas y contraalianzas entre unos y otros. todo conflicto intraeuropeo tenía tendencia a transformarse en un conflicto mundial. Se elimina la posición prevalente que despu)s de la 2uerra -ranco (rusiana de ADKF había adquirido la :lemania de >ismar5. como círculo cerrado. ADAH . garantizó durante siglos.iena.una nueva clase. pero más a*n de la 00 2uerra 9undial fue la p)rdida por Europa de su posición prevalente en la escena mundial. liquida la vie+a idea del imperio medieval. `ste se constituye preferentemente como poder territorial. cerrado. El resultado final de la 0. cuyo poder emergente es aprovechado por los monarcas. con el inconveniente además de que. relativamente. %e su+eto se había transfor 190 . En el período que va desde la paz de @estfalia &ABCH' hasta el fin de la 00 2uerra 9undial. e$cluyente y e$clusivo. 8ongreso de . #as marcas históricas que sit*an esta evolución pueden ser concretadas de esta forma : (az de @estfalia. hasta las guerras napoleónicas. El balance de todos esos conflictos no podía ser más desastroso para la propia Europa. Este Estado monárquico. AKAH . de modo apro$imado podría decirse que las discor dias intraeuropeas se debatieron en ámbitos geográficos europeos.trecht. la vie+a unidad europea parece definitivamente rota. 00 2uerra mundial . ABCH . que está en la base de la sociedad internacional actual. se fue abriendo a otros Estados a+enos a su cultura y tradiciones. a*n durante este tiempo. (ero. en su lucha con los se7ores feudales. el vie+o ideal de unidad no desapareció del todo. 0 2uerra mundial . rompe la que era en ese momento relativa unidad política de Europa e introduce en ella una )poca de constantes luchas y conflictos de todos contra todos. : la idea de constante acción y reacción. Lue consagra la eliminación de las pretensiones hegemónicas de los :ustrias de 9adrid y . esta bleciendo con )l un nuevo ente político que hoy llamamos Estado. neutralización de las fuerzas opuestas. (az de .iena. instaura el principio de la igualdad de los Estados y da paso al moderno %erecho internacional. Es el caso de la alianza tradicional de -rancia con el 6urco en su lucha contra la 8asa de :ustria que seg*n la mentalidad de la )poca fue considerado como un impium !oedus. continuo y homog)neo. El predominio alemán vuelve a ser eliminado con la derrota de 1itler. Lue recupera el vie+o orden que =apoleón había querido modificar en beneficio del predominio de -rancia. y no obstante ese estado de permanente conflicto. #a historia de las relaciones internacionales ense7a que )ste fue el vehículo por el que la sociedad internacional europea.

debía ser ensayada.S:'. con vistas a esa unión por la vía federal. -rancia y :lemania. =inguna de las dos vías se7aladas era utilizable. ni la unión por el efecto de atracción de un poder hegemónico ni la asociación pacífica por pacto federal. 191 . que había que superar. en que salvo raras e$cepciones. AGHF. y tal era el caso de esos e+emplos históricos. mucho más lenta. cuando los cuerpos políticos que se unen tienen la percepción de que son muchas más las analogías que les unen que las diferencias y antagonismos que les separan. tuvo ocasión de obser var en los Estados . #as soberanías de los diferentes Estados que entraban en cuenta para la realización de ese proyecto estaban todavía muy vivas. (ero había una tercera. /E. (oner en com*n. Esto se concreta p. Jean 9onnet. E$istía un antagonismo muy fuerte entre dos Estados clave en esa unión. en su proyec ción económica. es el caso de la cuenca del ?in. constituían estas dos materias las bases sobre las que se asentaba el desarrollo de los países industrializados. 9onnet ganó para su idea al entonces 9inistro franc)s de :suntos E$teriores ?obert Schuman quien el G de mayo de AGHF formuló la c)lebre %eclaración Schuman. ya que no era posible pensar en un federalismo político que sirviera de base a una unión económica. -ue así como nació la 8E8:. #a selección del sector fue acertada. Esto sólo se da. 6enía tambi)n una alta signi ficación simbólica porque eran estas dos materias básicas los dos elementos con los que los Estados modernos habían construido los arsenales de guerra. podía procederse en el sentido inverso. 1ombre de visiones profundas. #os Estados que )sto hacían mostraban con ello su propósito de renunciar a hacerse mutuamente la guerra. La uni"n de las naciones europeas exige la eliminaci"n del antagonismo secular entre 0rancia y *lemania. ba+o la gestión de una autoridad supranacional. base y principio de la Europa comu nitaria : Europa no se har1 de un s"lo golpe.nidos de =orteam)rica el valor de los mecanismos económicos para la integración política. son a la vez poderes económicos y lo manifiestan bien en el mane+o que hacen de los mecanismos económicos y financieros. sino hacer un gesto cargado de simbolismo.na frontera política.mado en ob+eto de la política de dos 2randes potencias no europeas. confiando su gestión a una autoridad supranacional./. comenzar por la integración sectorial en una área económica particular. y su memoria histórica se alimentaba de las recíprocas victorias y derrotas. desde una coyuntura personal curiosa. En el caso de los Estados europeos el punto de partida hacia una posible unión no era la necesidad de combatir un enemigo com*n &caso de . ni mediante una construcci"n glo al.. El m)rito corresponde a un hombre a quien con razón se le considera hoy el verdadero padre de la Europa 8omunitaria. en su desarrollo posterior afectaría al con+unto de las respectivas economías. Se har1 a trav5s de realizaciones concretas que esta lezcan previamente solidaridades de hecho. . apoyado por las respectivas opiniones p*blicas en esos países y por el que los Estados europeos abandonaran partes importantes de su soberanía para transferirlas a instituciones supranacionales. #a percepción de Jean 9onnet fue que.. >uena parte del sentimiento nacional patriótico en el que cada uno de esos Estados europeos funda ban su identidad se asentaba en !el rechazo al otro". la economía de unos cuantos Estados en esas materias básicas. es muchas veces un verdadero despropósito : Separa regiones que en su propia estructura están llamadas a colaborar entre sí ampliamente. la 8omunidad del 8arbón y del :cero. Es el denominado federalismo funcional. era no sólo establecer un punto de ignición que. =o era posible. las fronteras económicas coinciden con las políticas. e+. no del todo segura. 6odo estaba en el acierto en la elección del sector económico. con la esperanza de que la dinámica que este sector integrado desarrollara tiraría de otros y otros sectores de la economía en el sentido de una integración creciente. pensar en un !momento constituyente". LOS 5RI&EROS 5ASOS DE LA EURO5A CO&UNITARIA. que a falta de otra me+or. Su idea nuclear es relativamente simple : #os Estados no son sólo realidades políticas. En aquel momento.

. LA ECONO&6A AL SER<ICIO DE LA 5OL6TICA. 0talia y los (aíses del >enelu$ del 6ratado que creó la 8E8:. teórica mente ilimitada. otras como un propósito deliberado que aceptaba los buenos resultados en el campo de la economía pero que rehusaba las consecuen cias políticas.n antiguo (resi dente de la 8omisión del 9E8 lo repitió con insis tencia en tono admonitorio : !=o estamos en absoluto dedicándonos a los nego cios. esta proposición convocará las primeras reuniones concretas de una -ederación Europea indispensable para la conservación de la paz. #as aduanas comen zaron a ser elementos regresivos como lo fue en tiempos anteriores el territorialismo feudal. imponían los vie+os privilegios feudales o municipales. Eliminó las trabas que a la libre circulación de mercancías. es definitiva la e$istencia de un gran mercado de consumidores que garantice la salida a los bienes producidos 3 cuanto mayor sea el volumen de esta producción. se realice en serie. tanto más barato será el precio por unidad del bien producido allí donde dicha producción. sino por el consumo. (ero la Economía y no sólo el %erecho. en el bienestar social. como es hoy tan frecuente. cuyas decisiones vincularán a -rancia. %isminuye igualmente los gastos en materias en las que el incremento del coste es inversamente proporcional por unidad al volumen de bienes producidos : :lmacena+e. y sobre todo. no es )sta la *nica del gran mercado. era un espacio cada vez más reducido frente al e$pansionismo que imponía la revolución industrial. pero cada uno de ellos conserva su propio arancel frente a terceros Estados. /E. ha prestado y seguirá prestando grandes servicios a la idea de la integración. Es así como aparece la idea del gran mercado. por consiguiente. (ero con el paso del tiempo el territorio de los Estados comenzó a ser obstáculo al desa rrollo económico de los respectivos pueblos. En esto consistió precisamente uno de los )$itos y me+oras introducidos por la unificación política que supuso la creación del Estado moderno. Esta consiste en la eliminación de todos los derechos de aduana en las relaciones comerciales recíprocas de los Estados que se unen. 8on ello amplió los mercados. e incrementó el principio de la división del traba+o. %os formas conoce la teoría y la práctica para la formación de un gran mercado : #a denominada zona de librecambio y la unión aduanera. El principal problema que tiene la zona 192 . En )l se funda en buena parte la civilización y progreso del hombre3 en la distribución de tareas hay una garantía de buen orden y productividad humana. a :lemania y a los países que se adhieran a ella. gastos de administración. ese uso de la economía no ha de+ado de tener un cierto efecto pertur bador. : mayor e$tensión me+or división. traba+adores y capitales. la sociedad lo venía practicando. En un proceso económico como el actual en el que la producción no se orienta por la capacidad de producir. :dam Smith había advertido ya tambi)n que la división del traba+o se hallaba limitada por la e$tensión del mercado.(or la puesta en com*n de industrias de base y por la creación de una :lta :utoridad nueva. permite unos niveles de investigación que hoy son esenciales en la me+ora tecnológica. unas veces como una consecuencia de la realidad inmediata que se imponía. (ero siendo la baratura del coste por unidad una gran venta+a. al menos con igual rendi miento y eficacia. estamos dedicándonos a la polí tica". demostró que la eliminación de las barreras aduaneras introducía necesariamente una me+ora en la rentabilidad y. Su entrada en vigor tuvo lugar el E< de Julio de AGHE. =o todos valen para hacer todo. El (lan Schuman se hizo realidad el AD de abril de AGHA en (arís con la firma por parte de -rancia. . 9ucho antes de que la teoría descubriera el principio de la división del traba+o. de financiación etc. La zona de li recam io implica menos a los Estados que la componen . permitió la libre competencia.n economista clásico. :lemania.1. %avid ?icardo. Sin embargo. Es evidente que el propósito que animó la %eclaración Schuman era manifiesta mente político3 la economía no es más que el instrumento para la consecución del fin.

8onsiste )sta en una progresiva reducción de las barreras aduaneras entre los Estados que la componen hasta llegar a su total eliminación 3 es el conocido desarme arancelario. Es e$actamente esta idea la que recoge el art.1. 6al desarme supone a la vez la formación de una barrera aduanera com*n respecto de terceros Estados. :ristide >riand. #a coincidencia en el propósito no ha sido obstáculo a la e$istencia de diversas concepciones y modos de entender la unidad de Europa. el conde austríaco 8oudenhove Oalergi fundó un movimiento paneuropeo de orientación federal que propugnaba la formación de unos estados unidos de Europa. y esta diversidad de concepciones ha llevado a realidades y m)to dos organizativos distintos. el nivel de relación en el que ella opera no rebasa el de la mera coordinación. 6res son las grandes líneas de desarrollo de la idea de la unidad de Europa. el sentimiento de la soberanía nacional estaba todavía muy vivo en la opinión p*blica de los diferentes Estados europeos. (ero ninguno de los dos intentos se plasmó en una realidad política concreta. :l garantizar un gran mercado de consumidores reduce los costes de producción y permite una me+or y más rentable división del traba+o. %e la regla básica de libre circulación dentro de ella deben quedar e$cluidos los importados. dieron al movimiento europeo un impulso definitivo. En la misma línea estaba el proyecto del ministro franc)s de :suntos e$teriores. Es importante se7alar que el mecanismo de la zona de librecambio no induce procesos internos que modifiquen las estructuras de los Estados encuadrados en esa unión. %e 2asperi. G del 6ratado 8EE : ! La 6omunidad se asar1 en una uni"n aduanera que a arcar1 la totalidad de los intercam ios de mercanc4as y que implicar1 la prohi ici"n entre los Estados miem ros de los derechos de aduana de importaci"n y exportaci"n y de cualesquiera exacciones de e!ecto equivalente. :denauer.nión Europea /1. el peso específico de Europa en la política internacional era comparativamente menor que en el de la postguerra del primer conflicto mundial. E<OLUCION DE LA UNIÓN DE EURO5A. para diferenciar los que sean de produción de alguno de los Estados que se unen de aquellos otros. #as consecuencias devastadoras de las dos 2uerras 9undiales dieron concien cia a los países europeos de su marginalidad por referencia al mundo no euro peo. as4 como la adopci"n de un arancel aduanero com3n en su relaciones con terceros pa4ses%. procedentes de terceros países. en el que los bienes circulan libremente. %espu)s de la 00 2uerra 9undial la situación fue todavía de mayor indigencia y desarreglo. El gran mercado que consigue la fórmula de la unión aduanera responde a otros fines. sin el elemento distorsionador que se veía antes en la zona de librecambio. #a consecuencia inmediata es la creación de un gran mercado.de librecambio es el de determinar e$actamente el !origen de cada bien" que circule por la zona. que en un discurso en la :samblea de la Sociedad de las =aciones propuso la creación de una unión europea dentro del marco de esta organización. #a escena internacional se había vuelto más comple+a. En la primera postguerra. produce correspondientemente otros efectos. porque de otro modo el hecho de los diferentes gravámenes arancelarios que perviven en los Estados que forman la zona de librecambio serían utilizados por los países terceros para +ugar con unos y otros Estados en beneficio propio. pero una feliz con+unción de circunstancias y la visión clarividente de políticos de primera línea : Schuman. importados. <A (rogresión de la . 193 . %esde el punto de vista arancelario es indiferente el país por el que se realice la importación de bienes procedentes de países terceros3 son razones de economía del transporte y distribución los factores que determinan que sea haga por uno u otro país.

El órgano primero y principal es el 8onse+o de 9inistros. :unque aparentemente este tratado innova poco. El tercer grupo está constituido por las 8omunidades Europeas. El denominado 6ratado de >ruselas de AGCD entre el ?eino . lo que implica que todo Estado miembro tiene un derecho de veto. ?eacia por principio a toda fórmula de integración supranacional &por e$igencias británicas fue eliminado el t)rmino MfederalM que figuraba en el proyecto del 6ratado de 9aastricht' el 8onse+o de Europa es una organización internacional de mera coope ración entre Estados. pero pronto cambió de signo cuando entraron en )l otros países europeos y. las carencias de la Europa comunitaria en materia de seguridad colectiva. mal que bien. Su estatuto refle+a bien esa voluntad de los Estados de no reba sar el nivel de cooperación. despu)s transfor mada en la IE8%. 6ambi)n la guerra fría tuvo su contribución en el desarrollo de la unión de Europa.nidos de =orteam)rica. a trav)s de ella se organizó y potenció la ayuda norteamericana a los paises europeos devastados por la 00 2uerra 9undial. 6uvo su origen esta organización en la ayuda norteamericana a los países europeos devastados por la guerra. 8anadá y los países europeos de la IE8E deciden transformar esta organización en mecanismo de ayuda para el desarrollo de los países del 6ercer mundo. sus decisiones deben ser tomadas por unanimidad. puesto que los derechos protegidos en )l son el fondo com*n de las constituciones de los Estados. de la cultura.nión Euro pea. #a característica de esta orientación es la com*n a todos las organizaciones que nacieron como respuesta a problemas surgidos de la 00 2uerra 9undial. e$perimenta una cierta revitalización como instrumento de una política de cooperación militar entre ciertos paises de la . #a primera de ellas está representada por la IE8E. quedó marginada durante a7os por la prevalencia de la I6:=. 1a constituido siempre un foro de encuentro y consulta entre Estados europeos comunitarios y no comunitarios. que suple. 1oy. 1oy +uega un papel relevante respecto de los países del Este europeo. (osee ciertamente una :samblea parla mentaria. LA CREACIÓN DE DISTINTAS OR3ANIJACIONES.EI que es una organización de carácter militar. El segundo grupo de organizaciones lo forman todas aquellas de carácter estric tamente europeo y establecidas sobre la base de la cooperación. la propia ?ep*blica -ederal de :lemania. es verdaderamente revolucionario el sistema de control internacional que introduce. 6ransformada por el ingreso de la ?ep*blica -ederal de :lemania en una organización de defensa europea. como un e$celente medio para inducir en ellos formas y estructuras democráticas. la más importante es la 8onvención Euro pea de los %erechos del 1ombre.nido. Luien me+or lo representa es la organización denominada 8onse+o de Europa.E ante la carencia que supone la ine$istencia de una política de defensa colectiva en la Europa integrada. creada el H de mayo de AGCG. en virtud de una nueva reconversión. hoy .#. En AGBF los Estados . 9ediante la elaboración de proyectos de tratados. %icha organización fu) el instrumento de gestión del conocido (lan 9arshall. :sí surgió la . de la política social y del %erecho. -rancia y >)lgica era en realidad un tratado dirigido contra :lemania y prolon gaba la antigua afianza de guerra. 8on ello se inserta un rasgo típicamente federal en una estructura básica de mera coordinación. no hay en )l el menor rasgo fede ral. %esde el primer momento esta organización ha respondido a la idea britá nica de lo que debería ser la !unión" entre los países europeos. aunque con función meramente consultiva./1. ni nada que autorice transferencia alguna de soberanía. ha impulsado la apro$imación de las legislaciones de los países europeos en el ámbito de la eco nomía. El ob+etivo inmediato de esta organización fu) el de establecer una defensa colectiva frente a :lemania. 194 . %e todas sus realizaciones +urídicas. finalmente.

9as la dinámica integradora induce en esos mismos te$tos una mayor apertura y receptibidad a las e$igencias de esa unión. < > del 6ratado de la . 1oy e$presa esta reali dad política. %eclaración Schuman de G de 9ayo de AGHF. #a tercera línea está constituida por las organizaciones europeas de integración. que son los tratados fundacionales. además de un 6ribunal de Justicia. a trav)s del procedimiento de ratificación sigular por cada uno de ellos. 8on estas dos ramas de la producción se crea un mercado com*n. #as fórmulas que utilizan los 6ratados comunitarios así lo han e$presado repetidas veces. dotado de una compe tencia ordenadora vinculante para las administraciones de los Estados miembros que racionalizó la e$plotación e industrialización de estas dos actividades. a gestionar por una :lta :utoridad : Irganismo supranacional.nión Europea &. dirigidos por la . (ero este poder !supranacional" tiene siempre como límite el marco concreto que cada tratado comunitario le ha trazado. y sus cartas constitutivas respectivas marcan los límites de estas competencia. esto significa que los Estados se siguen reservando la competencia *ltima para fi+ar los ritmos de la integración futura. #a 8E8: fu) dotada. El :cta *nica Europea se proponía #hacer progresar de manera concreta la . Es así como se ha creado en el proceso de la integración europea una cierta tensión que se establece. los cuales trazan los marcos en los que se va a desenvolver la acción integradora de los órganos comunitarios en colabo ración con los Estados miembros 3 del otro. en las correspondientes conferencias de los 6ratados constitutivos. entre los momentos !consti tuyentes". tienden a !hacer saltar" los límites competenciales fi+ados por los tratados fundacionales.nión (olítica. CREACIÓN DE LAS TRES CO&UNIDADES. Este aconteci 195 . de una manera aparentemente inocua. y mas tarde. de un lado. #as constituciones nacionales de los diferentes Estados miembros son obstáculos a una progresión de integración. El preámbulo del 6ratado de ?oma creador de la 8EE hablaba de ! sentar las ases de una uni"n cada vez m1s estrecha entre los pue los europeos ".E'. de un 8onse+o y de una :samblea como órganos principales de la 8omunidad. #os debates suscitados con motivo de la elaboración del 6ratado de 9aastricht así como lo que durante el proceso de su ratificación ha sucedido. que surge precisamente del cumplimiento de ob+etivos y fines marcados en el tratado constitutivo anterior./. Es igualmente manifiesto que la dinámica integradora que desarrollan y el notable poder normativo del que estas 8omunidades están dotadas./1. (uesto que los Estados miembros son los fautores.ni"n de Europa%. conocidas como 8omunidades Europeas y agrupadas despu)s del 6ratado de 9aas tricht ba+o la denominación de . en virtud de la trans ferencia que le hacen los Estados que las crean. Su realización concreta consistió en !la puesta en com*n de industrias de base" y las elegidas fueron las del carbón y las del acero.?SS : %esencadenamento de la 2uerra de 8orea en AGHF causado por la agresión de 8orea del =orte a 8orea del Sur. el párrafo AN del art. #os poderes que e+ercen estos organismos son delegados. Enfrentamiento entre el mundo de las %emocracias occidentales y el bloque de los paises sovi)ticos. #a t)cnica elegida para la construcción de estas 8omunidades presupone que las organizaciones creadas al servicio de este fin son capaces de desarrollar una dinárnica propia que escapa hasta cierto punto a la voluntad singular y de con+unto de los Estados miembros. ponen bien de manifiesto esta realidad. #os momentos principales fi+ados por los 6ratados constitutivos son : 8reación de la 8omunidad del 8arbón y del :cero &8E8:'.nión : !La 6omunidad actuar1 dentro de los l4mites de las compe$tencias que le atri uye el presente 'ratado y de los o jetivos que 5ste le asigna%. la necesidad de pasar a un nuevo marco de mayor integración. #os (royectos de 8omunidad Europea de %efensa &8E%' y de . El preámbulo del 6ratado de 9aastricht comienza diciendo: # <esueltos &los Estados miembros' a salvar una nueva etapa en el proceso de integraci"n europea ". E<OLUCIÓN Y DESARROLLO.

El mercado com*n reducido que se había establecido en dos materias. (ara considerar esa perspectiva. pudieron abrigar la ilusión de quemar etapas y acelerar el proceso para conseguir el ob+etivo final de la integración : #a unión política. sobre todo una política e$terior com*n. (ero esos )$itos iniciales eran puras ilusiones.miento llevó a la política e$terior norteamericana la convicción de que para prevenir un posible ataque de las divisiones sovi)ticas. la absorción por la nueva . (ero el punto de ignición creado por la 8E8: fue reavivado y. hizo pensar en la conveniencia de ir de inmediato hacia una unidad política. de la e$istente 8E8: y la proyectada 8E%. 8reación de la 8omunidad Económica Europea &8EE' y del E. despu)s de un período transitorio. no fue capaz de conseguir la necesaria aprobación de la :samblea francesa. era insoslayable el rearme de la ?ep*blica -ederal de :lemania. relanzar la integración sectorial sin perder de vista que el ob+etivo final debería ser la unión política. 8omunidad Europea de %efensa. %ecisivos en este cambio de la postura francesa fueron los acontecimientos e$teriores en la escena internacional. -rancia se oponía a dicho rear me. El e+ecutivo europeo sería un gobierno responsable ante las cámaras parlamentarias constituidas por un (arlamento elegido por sufragio universal y directo y por un Senado designado por los parlamentos nacionales. 8omo país vencido en la 00 2uerra 9undial. el franc)s. una defensa com*n postula una política. los minis tros de asuntos e$teriores de los seis Estados comunitarios se reunieron en una conferencia preparatoria celebrada en 9essina en AGHH. en consecuencia. si bien aceptando que era necesario ir antes a la unión económica como paso previo. los :liados le habían inpuesto una desmilitarización total. #a lógica parecía imponerlo. -racasada la 8omunidad Europea de %efensa. carbón y acero. una profunda crisis. -ue así como se formuló un primer proyecto de 8omunidad (olítica Europea &8(E'. e$igencias elementales en la construcción democrática pedían que se estable ciera un control democrático sobre el proyectado e+)rcito europeo. desde la e$periencia aportada por esos fracasos. Su decisión final fue 196 . . #os responsables de los gobiernos de los paises que en aquel momento constituían la !(eque7a Europa". superada la crisis. apostadas en los paises de la Europa del Este. no era más que una reducida parte de la producción global de un país. ?atificado el tratado 8E% por los otros cinco 2obiernos de los Estados miembros de la 8E8:. el nuevo gobierno de 9)ndes -rance logró una salida airosa para -rancia en la guerra de 0ndochina.6odo ello produ+o un desinter)s en la opinión p*blica francesa por la defensa colectiva europea y un reavivamiento en ella del recelo antialemán. El rearme alemán e$igido por =orteam)rica. #a facilidad enga7osa con la que se había llegado a ese acuerdo ya firmado.?:6I9. se reanudaron las conversaciones y contactos diplomáticos entre los Estados miembros con vistas a una nueva integración sectorial.nión política. fracasó igualmente el proyecto de unión política. la 8E8:. Sin embargo el ob+etivo final está aun muy le+os. ante lo inevitable. (or otra parte. de+ó de ser preocupante para -rancia cuando pasaron los momentos de crisis mundial generados por la guerra de 8orea 3 además. en el que se proyectaba la crea ción de una nueva 8omunidad europea. por importantes que estas pudieran ser entonces. la denominada 8E%. elaboró y ofreció el llamado (lan (leven. (roponía.n memorándum redactado por los países del >enelu$ sugería. (roponía en concreto la formación de un mercado com*n a trav)s de la creación de una comunidad económica europea. El )$ito de la 8E8: impulsaba a ello. y esta no podía hacerse sin una 8omunidad de unión política. si bien. que era quien lo había sugerido. pero ante la nueva situación la formación de un e+)rcito alemán constituía una garantía suplementaria frente al riesgo de un ataque. #as conversaciones entre los seis progresaron rápidamente y el nuevo tratado pudo ser firmado en mayo de AGHE. como antes se había opuesto al ingreso de :lemania en la I6:=. #a idea de la integración europea sufrió.

la 8EE se situó. el 6ribunal y el 8omit) Económico y Social. no obstante no ser país miembro de la 8E8: sino simple asociado. En la evolución progresiva de la integración desde la constitución de la 8EE hasta el 6ratado de 9aastricht deben resaltarse : A. mediante el esta lecimiento de un mercado com3n y la progresiva aproximaci"n de las pol4ticas econ"micas de los Esta$dos miem ros. EN del 6ratado : ! promover. en el centro de las otras dos. #a 8omisión Spaa5. un desarrollo armonioso de las actividades econ"micas en el conjunto de la 6omunidad. #os Seis deseaban ir hacia una unión aduanera. (or otra parte. la :sam blea. Evolución posterior hasta el 6ratado de 9aastricht. En el pensamiento de los (adres fundadores y particularmente en Jean 9onnet 197 . aunque formalmente hay tres comunidades europeas diferentes. ya que están fundadas en tres tratados distintos. aunque no sin ciertos antagonismos. #os debates en el seno de la 8omisión Spaa5 pusieron pronto de manifiesto la oposi ción en las tesis de principio entre los Estados continentales europeos y la 2ran >reta7a. una expansi"n continuada y equili rada. 6an importante es. En previsión de que en el procedimiento de ratificación pudiera suceder algo seme +ante a lo que ocurrió con el (royecto 8E%. que ella sigue estando hoy tan actual y presente como en AGHF. era un riesgo inherente al m)todo de integración elegido. pero el recurso a la eco nomía y la preocupación por los problemas inmediatos de la integración económica habían colo cado en un segundo t)rmino el propósito irrenunciable de la unión política. pudieron ser constituídas el A de Enero de AGHD. a la que se a7adió el propósito de constituir. de modo que los avances en la integra ción comunitaria han venido sustancialmente marcados por los logros progresivos en la construcción del mercado com*n. Esa misma posición central ha sido tambi)n refor zada por dos importantes acuerdos. una organización específica para la Energía atómica. sino de elaborar los te$tos de los futuros tratados. presidida por un político.favora ble a la sugerencia del >enelu$. además. 2ran >reta7a fue invitada a formar parte de esa comisión. El primero es el de la 7or!ación del Conse o Eu!opeo" lo que significó dar más realce al factor político &frente a los elementos t)cnicos' e incrementar la influencia de los Estados en el proceso de integración. (or esta razón. El denominado 8onvenio de ?oma de EH de marzo de AGHK. )sta no quería más que la creación de una zona de librecambio. de modo que la autorización parlamentaria para ratificar fue conseguida sin dificultad mediante holgadas mayorías. progresó en sus deliberaciones de modo que los te$tos de las dos organizaciones fueron frenados el EH de marzo de AGHK. El 68EE va más allá de la mera unión aduanera. Su propósito fue la implantación progresiva de un mercado com*n. desde el primer momento. Sus ob+etivos están claramente definidos en el art. líderes políticos y sindicales de los diferentes países europeos que actuaran en favor de su ratificación. (aul 1enri Spaa5. 8EE y Euratom. y de ahí su nombre.: causa de estas diferencias los ingleses termi naron retirándose de los traba+os preparatorios. 8oncurrentemente hubo tambi)n en distintos países cambios en la composición de los parlamentos y gobiernos mucho más favorables a la idea europea. #as dos organizaciones nuevas. una elevaci"n acelerada del nivel de vida y relaciones m1s estrechas entre los Estados que la integran%. El fracaso del proyecto de unión política no podía hacer desaparecer la preo cupación fundamental a la que tal proyecto respondía. #a firma solemne del 68EE y del 68E: fue realizada en ?oma en marzo de AGHK. Jean 9onnet había constituido un grupo de caracterizados europeístas. Se acordó en esa 8onferencia formar una comisión de e$pertos. una esta ilidad creciente. y el 8onvenio de >ruselas de D de abril de AGBH por el que se constituye un 8onse+o *nico y una 8omisión *nica para las tres comunidades. que se firmó y ratificó con+untamente con el 68EE por el que se establecían como instituciones comunes de las tres 8omunidades Europeas. con la misión no sólo de estudiar los problemas que la realización de tal proyecto planteaba.

1. 8onfiere al (arlamento un tenue derecho de codecisión.nión Europea. #a unión política sería el fruto maduro de un bien llevado proceso de integración económica. pero sin ser órgano de ninguna comunidad europea. El articulado de este tratado prueba bien que la :. reformaba a los 6ratados en vigor en puntos de importancia. que reune periódicamente a los Jefes de Estado o de 2obierno para debatir específicamente problemas de inte gración euro pea. como obra de los 2obiernos.E puede concretarse de este modo : El idealismo del proyecto de . de acuerdo con su naturaleza. aunque lo sit*a fuera del organigrama de las 8omunidades. y la acción de ambos se había plasmado en la casi culminación del mercado com*n. :l comienzo de los a7os ochenta se volvió a suscitar un problema de a+uste institucional para adaptarlo al grado de integración y fueron dos instituciones comu nitarias. UN NUE<O 5ASO EN EL CA&INO DE LA INTE3RACIÓN. (or lo que a la reforma institucional respecta : El :. el 8onse+o &los 2obiernos de los Estados' adoptó una linea más pragmática y modesta que se encaminó a la mera reforma de las 0nstituciones comu nitarias. Este fu) el origen del 6onsejo Europeo. :mplia los supuestos de adopción por mayoría de las decisiones del 8onse+o de 9inistros. -rente a esta linea. Se trata de una conferencia institucionalizada. que constituye una parte autónoma del mismo. sin crear una nueva organización. El +uicio global sobre la :.subyacía probablemente la suposición que el mismo dinamismo de la integración económica. %ebe resaltarse este hecho singular : Es insó lito que el órgano de una organización internacional se atreva a formular frente a los 2obiernos de los Estados miembros un proyecto de reforma y me+ora de la carta constitutiva. El segundo fu) la ela+oración : rati7icación del Acta Mnica Euro%ea . las otras liber tades comuni tarias estaban plenamente realizadas. y por el que las partes se comprometen a seguir unas lineas directrices de concertación y coordi nación en sus políticas e$teriores. EL TRATADO DE &AASTRICHT. El (arlamento europeo. haría innecesario enfrentar directamente el problema de la unión política. en consecuencia. aprobó un (royecto de 8onstitución europea que estable cería la . y que se tradu+o en la elaboración y ulterior ratificación de un nuevo 6ratado constitutivo.nión (olítica. Salvo el caso particular del mercado de capitales. es varia en su estructura. El (arlamento lo hizo en función de su convencimiento de ser e$presión de la !conciencia europea". y los gobiernos comunitarios no se han atrevido a tachar este comportamiento como un e$ceso de poder. elaborado por el (arlamento Europeo fu) reba+ado nota blemente por el :cta. el :cta *nica Europea &:. al contrario de lo que podía sugerir su nombre.E consolida y regulariza el 8onse+o Europeo como reunión periódica de los Jefes de Estado o de 2obierno de los Estados comunitarios. -ue así como el 8onse+o 198 . los que tomaron la iniciativa y. E. reu nidos en (arís decidieron constituirse en !8onse+o Europeo" de modo que a partir de entonces hubiera una reunión de carácter político entre los países comunitarios. #as reuniones del 8onse+o Europeo y el :cta *nica habían hecho en AGGF ya su camino. se propuso distintos ob+etivos y. due7os al fin y al cabo del proceso de integración y de los ritmos de )ste.E' que. #a soberanía nacional de los Estados dispuestos a la integración quedaría !diluida" por los mecanismos económicos. (ero su ob+etivo no podía ser otro que meramente testimonial para urgir a los gobiernos de los Estados miembros la necesidad de proceder a ella. /1. el (arlamento y el 8onse+o. %e destacar es el 6ítulo tercero del 6ratado.E. El (lan -ouchet dio fruto en AGKC cuando los Jefes de Estado o de 2obierno. adoptaron dos posiciones en la mencionada cuestión notablemente dife rentes.

#a política de desarrollo de los países más pobres de la . el compromiso es menos fuerte y el e+emplo de la ciudadanía comunitaria es esclarecedor en este sentido. %e ahí la necesidad de un >anco 8entral Europeo al que han de someterse los distintos >ancos =acionales de los países comunitarios. por contraste con el art. en el control de precios.nión está dedicado por entero a la . El )$ito en este campo dependerá. : partir de 9aastricht y como una consecuencia necesaria de la unión económica a la que lleva la lógica del mercado com*n. la cohesi"n econ"mica y social y la solidaridad entre los Estados miem ros%. Junto a los antiguos fondos europeos de desarrollo regional &-E%E?' el 6ratado de 9aastricht ha creado e$presamente un fondo de cohesión. El nuevo art. tal y como había sido definido por el :cta *nica como espacio !sin fronteras interiores". la elevaci"n del nivel y de la calidad de vida.nión Económica y 9onetaria. la segunda no pasaría del plano de la cooperación intergubernamental. entre otras cosas. en buena parte. una sobre la unión económica y mone taria.0 del nuevo 6ratado de la . : ese ob+etivo se7ala hoy el nuevo art. los Estados comunitarios pierden su soberanía. (ero en la realidad ambas cuestiones se interseccionaban. El 6ítulo . entendida en la forma tradicional. en un aspecto tan importante como es el de la política económica y monetaria. #a política monetaria está confiada al Sistema Europeo de >anco 8entral &SE>8'. #a naturaleza y alcance de un ente político se caracteriza. un alto grado de conver$gencia de los resultados econ"micos. / y /*. sometida por lo tanto a la acción directa del 8onse+o. E' . E de la 8EE: #La 6omunidad tendr1 por misi"n promover. %e otro modo los países menos rigurosos e$portarían inestabilidad hacia los que económicamente son más disciplinados. Sus disposiciones principales pueden verse hoy en el te$to consolidado de los 6ratados comunitarios.nión se ha reforzado. un crecimiento sosteni le y no in!laccionista que respete el medio am iente. en el inter)s del dinero etc. :' Ciudadan8a co!unitaria . 9ientras que la primera cuestión podía ser tratada con la t)cnica de la integración. (or lo que se refiere a la unión política. un desarrollo armonioso y equili rado de las actividades econ"micas en el conjunto de la 6omunidad. mediante el esta lecimiento de un mercado com3n y de una uni"n econ"mica y monetaria y mediante la realizaci"n de las pol4ti$cas comunes contempladas en los arts. En efecto. Su afianzamiento e$igía un comple mento necesario con la implantación de una política monetaria. convo car dos conferencias intergubernamentales. El mer cado com*n estaba en gran parte realizado. inducido probable mente por circunstancias políticas e$teriores tanto o más que por las propias de la construcción interna.Europeo en su reu nión de %ublin en +unio de AGGF decidió. dentro de esa unión. como lo prueba bien la unión de 0talia en el pasado siglo. en la inversión. Este posee una facultad de supervisión de la política económica de cada gobierno. E del 6ratado constitutivo de la 8omunidad Europea. por la 199 . #as e$periencias históricas ense7an que esa nivelación entre regiones desarrolladas y menos desarrolladas cuando se unen en un mismo espa cio econó mico no se establece por sí misma. #a e$periencia anterior aconse+aba esta separación. Esta es la razón por la que el 6ratado de 9aastricht resulta tan innovador respecto del 68EE. la estabilidad económica sólo puede quedar garantizada si las distintas soberanías monetarias aceptan una disciplina f)rrea que imponga un rigor en el gasto. la previsión parecía oportuna. AF< tiene una significación central puesto que hace de la política económica de cada Estado comunitario !una cuestión de inter)s com*n". de la voluntad política que los Estados más importantes tengan. un alto nivel de empleo y de protecci"n social. A' (rogresión en la unión económica. otra sobre la unión política. En lo que respecta a la unión económica.nión política.

>' NA!%liación de la" co!%etencia" del 5arla!entoO El 6ratado de 9aastricht ha reforzado y ampliado las competencias del (arla mento. El nuevo art. s"lo en la medida en que los o jetivos de la acci"n pretendida no puedan ser alcanzados de manera su!iciente por los Estados miem ros y. la de las personas que los prestan. #a noción de !ciudadano o s*bdito comunitario" ha ido adquiriendo una cierta carta de naturaleza a lo largo de los a7os : . como lo ha hecho en otros aspectos del %erecho comunitario originario. El art. es una libertad sin condición alguna : Sin contenido económico alguno. sin someterlo al control del (arlamento Europeo. El nN E del citado art.nica. En la economía moderna +uega un gran papel el mercado de servicios y de traba+o de modo que el precio final de un bien o producto está en buena parte integrado por el traba+o incorporado en )l.relación que establece el poder con sus ciudadanos. el nuevo 6ratado no introduce modificación sustancial por relación al te$to anterior. (ero no lo es porque en el 6ítulo 6ercero. pero sólo ba+o estas condiciones : %ecisión unánime. =o es esa la libertad de movimientos y de domicilio que las constituciones demo cráticas modernas garantizan a sus respectivos ciudadanos. #a libertad de circulación y de residencia que el mercado com*n hasta ahora ha garantizado tenía y tiene un fuerte contenido económico. 8' Lo" 5rinci%io" de "u+"idiariedad : de %ro%orcionalidad . prev) la posibilidad de que el 8onse+o adopte dis posiciones ulteriores destinadas a facilitar el e+ercicio de estos derechos. %erecho a residir en un determinado país comunitario que no sea el suyo lo posee un ciudadano comunitario sólo en la medida en que realice en )l una actividad laboral retribuida. #a libertad de domicilio y residencia que )stas aseguran en todo el territorio nacional. en consecuencia. < > dice hoy: #La 6omunidad actuar1 dentro de los l4mites de las competencias que le atri uye el presente 'ratado y de los o jetivos que 5ste le asigna. la 6omunidad inter$vendr1. en el que se regulan la libre circulación de personas. 6odos son aspectos nuevos y con ello 9aastricht no hace sino prolongar la acción iniciada por el :cta . #a introducción por 9aastricht de la nueva política monetaria y su atri bución al S>E8. condiciones que hacen prácticamente inviable en las circuns tancias actuales la adopción de cualquier medida en favor del progreso de la ciuda danía comunitaria. una vez formada por las personas designadas por los 2obiernos de los estados miembros. Este órgano posee competencias de control muy limitadas respecto de la 8omisión y sobre todo del 8onse+o. a someterse a un voto de investidura del (arla mento. sustrae un ámbito muy importante al control de los (arlamentos nacionales. D : A del mencionado 6ratado determina : #'odo ciudadano tendr1 derecho a circular y residir li remente en el territorio de los Estados miem ros. con!orme al principio de su sidiariedad. la remisión sería aceptable. +unto con la libertad de mercado. puedan lograse mejor. por consiguiente.% Si el 6ratado de 9aastricht hubiera innovado en este punto la situación anterior. la de servicios y. >inguna 200 . En este sentido se puede anotar : Se amplia la facultad del (arlamento a introducir enmiendas en los actos normativos comunitarios 3 se le concede el derecho a efectuar una segunda lectura en la elaboración de dichos actos 3 posee un derecho de veto en las medidas a adoptar en relación con el establecimiento y desarrollo del mercado *nico 3 deberá ser consultado en el nombramiento del (residente de la 8omisión 3 obligación de )sta. #a libertad comunitaria no es propiamente una libertad !política" sino económica. el derecho de establecimiento y la libertad en la prestación de servicios.na e$igencia del mercado com*n era la implantación. El 6ratado de 9aastricht no ha ido mucho más allá de esa situación. de ido a la dimensi"n o a los e!ectos de la acci"n contemplada a nivel comunitario. con sujeci"n a las limitaciones y condiciones previstas en el presente 'ratado y a las disposiciones adoptadas para su aplicaci"n. en favor de una ampliación de las competencias del (arlamento Europeo. 0mportante es el procedimiento de codecisión. En los 1m itos que no sean de su competencia exclusiva. propuesta de la 8omisión y dictamen favorable del (arlamento Europeo.

201 . y es ahí donde se inserta el principio de subsidia riedad. puesto que su interpretación habría quedado en manos del 8onse+o. sino el de la necesidad. < > es una regla de proporcionalidad. induciría a una interpretación limitativa de tales competencia. (UNCIONA&IENTO Y CO&5ETENCIAS. 8oncebido originariamente como órgano de coordinación. #a acción de los poderes p*blicos ha de a+ustarse a lo estrictamente necesario en función del ob+etivo que se pretende conseguir. el denominado 8I?E(E? &8omit) de ?epresentantes (ermanentes'. El criterio limitativo de la acción de la 8omunidad no es el de la utilidad o la conveniencia. #os poderes y competencias de la 8omunidad son los de una organización y toda organización no tiene más competencias que aquellas que los Estados que la crean le hayan transferido. #o normal es que los Estados al trasferir competencia a una institu ción internacional no se despo+en de las que transfieren. Esta nueva disposición está llamada a +ugar un papel primordial en el futuro desa rrollo de la . está encarnado por tres instancias : #a del 8onse+o Europeo. por lo tanto. EL CONSE)O . (ero no es así en las 8omunidades europeas.1. la del 8onse+o. hasta dominar el ritmo de esa evolución. y así lo e$presa el párrafo <N del mencionado art. el efecto de la subsidiariedad sobre la atracción competencial comunitaria sería a*n más limitativo. y la del órgano subsidiario creado por )ste. 1oy en realidad la línea de la representación política de los Estados y. Co!%o"ición : 7unciona!iento. la intención es que los partici pantes en dicho 8onse+o. Sin que est) claro que la norma de la subsidiariedad sea una regla +usticiable sometida al control del 6ribunal. 8omo órgano de representación gubernamental está formado por los repre sentantes de los 2obiernos de los Estados miembros. la norma del tercer párrafo del art. /#. análoga a la recogida en las constituciones de los Estados moder nos. aqu)llas que los Estados les hayan transferido en competencia e$clusiva son perdidas por )stos y no pueden e+ercerlas. El principio de subsidiariedad es utilizado aquí en un sentido inverso al que de ordinario ha sido entendido3 es el órgano comu nitario &es decir el superior' el limitado por la subsidiariedad. parece más bien haber quedado fuera de )l 3 y de ser acertada esta opinión. ACB 68EE esta blecía que cada 2obierno !estaría representado por uno de sus miembros"3 la nueva redacción en cambio habla simplemente de representante !de rango ministerial" facultado para comprometer al 2obierno. #a 8omunidad intervendrá sólo cuando los ob+etivos no puedan ser alcanzados de manera su!iciente por los Estados miem ros.nión. Sin per+uicio de lo dicho. sino que las siguen e+ercien do en concurrencia con las transferidas a la organización internacional.acci"n de la 6omunidad exceder1 de lo necesario para alcanzar los o jetivos del presente 'rata$do%. procedentes de la respectiva administración estatal interna. mientras que en el con cepto tradicional era el Estado el limitado para permitir la acción social de los cuerpos intermedios e iniciativa privada. El antiguo art. pero una inmediata. el componente intergubemamental.1. (uesto que las competencias materiales de los actos a adoptar por el 8onse+o son muy diversas. :dmite diversas lecturas. #os Estados miembros en el 6ratado de 9aastricht quisieron poner coto a esta evolu ción. la competencia conferida no lo es del todo si no que se comparte entre la 8omunidad y los Estados. se ha ido transfor mando en el centro político de la construcción europea. que sugiere el hecho indiscutible de la tendencia del 6ribunal a inclinarse en favor de las posiciones comu nitarias de la 8omisión. En muchos casos.1. cuando determina que ninguna acci"n de la 6omunidad exceder1 de lo necesario. <E El marco institucional /#.

Es una conferencia intergubernamental de tipo clásico. fundada básicamente en el n*mero de habitantes que posee cada Estado miem bro. Suecia y :ustria C. sino particularizadas en las distintas normas que regulan los diferentes actos comunitarios. transportes etc. 2arantiza la presencia y continuidad en la sede de las 8omunidades de los representantes de los 2obiernos de los Estados miembros. #as reglas del 8onse+o para la adopción de decisiones no han sido establecidas de modo sistemá tico. ?eviste dos formas. repartido seg*n los siguientes módulos : #os Estados mayores tienen AF. :l no ser órgano de estricta representación internacional. Su misión es preparar el traba+o del 8onse+o. El 8onse+o tiene sus propias reglas en la formación de su voluntad. pero no decisiones de un órgano comunitario. por lo que no es órgano comunitario aunque decida sobre cuestiones tan importantes como puedan ser la del nombramiento de los miembros de la 8omisión. el voto cualificado está fi+ado en los BE y la denominada !minoría de bloqueo" en EB. mayoría cualificada y unanimi dad. #a regla de la unanimidad. (or!ación de la -oluntad. 1olanda y (ortugal H. -inlandia y Suecia el n*mero total de votos en el 8onse+o se ha elevado a DK. contempla tambi)n diferentes combinaciones en los distintos bloques así 202 .1. en virtud del poder reglamentario que como poder implícito en la organización se confiere a todo órgano principal. 0rlanda y -inlandia < y #u$em burgo E. pero la rigidez está atenuada por la práctica porque no se toman en cuenta las abstenciones o las ausencias. o bien lo componen los emba+adores de los Estados miembros en >ruselas o bien los representantes permanentes ad+untos. %espu)s del ingreso de :ustria. %inamarca.lo sean en razón a la competencia material que )stos posean &agricultura y pesca. salvo que se trate de asuntos de menor importancia y los adopte por unanimidad : 8onfirmación. seg*n una e$periencia bien conocida en el impacto que las administraciones internacionales tienen sobre las de los Estados que forman parte de ellas como miembros. Esto ha tenido como consecuencia un efecto no deseado. ACD 68E establece hoy que : M Salvo disposici"n en contrario. #a presidencia del 8onse+o es rotativa y se e+erce durante seis meses por cada Estado. #os < modos de votación son : 9ayoría. en consecuencia un veto. #os acuerdos adoptados en su seno son acuerdos internacionales. puesto que ha llevado a una p)rdida del monopolio tradicional de la competencia e$terior del 9inisterio de :suntos E$teriores y a un cierto efecto de desorganización en las administraciones estatales internas. (recisamente en esa regla de adopción por mayoría de decisiones vinculantes para todos los Estados miembros. 2recia. la figura del (residente del 8onse+o ha ido cobrando inter)s e importancia al compás del peso ganado por el órgano. %istinta del 8onse+o es la !8onferencia de ?epresentantes de los Estados 9iembros". cosa que por su misma composición el 8onse+o no puede garantizar. =o es un mero cargo honorífico. >)lgica. la doctrina ha visto uno de los rasgos más característicos de la supranacionalidad. no es tampoco la unanimidad su regla básica. El art. Espa7a D. seg*n la fórmula usual en el %erecho internacional. sin poder decisorio.#. Esta t)cnica de ponderación de voto. %e aquí que los 8onse+os más importantes sean los políticos. que son aquellos en los que intervienen los 9inistros de :suntos E$teriores de los Estados comunitarios. ha sido prevista en los 6ratados comunitarios para la adopción de las grandes decisiones. /#.' seg*n la naturaleza del acto a adoptar por el 8onse+o y así lo ha establecido la práctica. C del 6ratado de fusión de E+ecutivos de AGBH lo consagró como órgano au$iliar del 8onse+o. En consecuencia. El art. cada Estado miembro tiene un voto y. el 6on$sejo adoptar1 sus acuerdos por mayor4aM. En las votaciones por mayoría el voto es ponderado. en ella. El 8I?E(E? ha nacido de la misma práctica del 8onse+o.

adopta da por mayoría cualificada para declarar su compatibilidad o incompatibilidad con el %erecho comunitario &art. y esto es así a pesar de que el nuevo art. el 6ratado de 9aastricht ha reforzado su compe tencia. GG 68E compete al 8onse+o la adop ción de medidas referentes a la armonización de las legislaciones relativas a determi nados impuestos cuando )stos afectan al establecimiento y funcionamiento del merca do interior". -inalmente. el 8onse+o adopta las disposiciones rela tivas a los recursos propios de la 8omunidad. Sobre las ayudas de Estado es decisiva la decisión del 8onse+o. #a misma mayoría de BE votos con la e$igencia adicional de estar formada./. aunque cada vez sea más celoso de su propia compe tencia y no haga uso de tal delegación. el 6onsejo y la 6omisi"n adoptar1n reglamentos y directivas . AFF 68E'. 203 . ACH 68E y AB 68E8: al 8onse+o le corresponde la coordinación de las políticas econónicas generales de los Estados miembros. EED 68E'. sin que se utilice el procedimiento establecido en dichos 6ratados para las !revisiones de carácter consti tucional". ADG 68E presenta esta competencia como una participada por tres órganos : #El Barlamento Europeo y el 6onsejo conjuntamente. EFG 68E'. Está facultado para delegar en la 8omisión aquellas competencias de e+ecución que )l no quiera e+ercer por sí mismo.1. (revalente es tambi)n su competencia en la conclusión de acuerdos intemacionales de la 8omunidad con terceros Estados u otras organizaciones internacionales &art. >' 8ompetencias de e+ecución. En contra de lo que acose+aría una buena t)cnica legislativa. ha seguido la misma t)cnica. #a facultad de conclusión de acuerdos internacionales reside en el 8onse+o. En materia económica y presupuestaria. implica una modificación real de las normas sustantivas de los 6ratados constitutivos. al menos por AF Estados miembros. Co!%etencia". Esta norma del 8onse+o. D > relativas a la ciudadanía comunitaria y la aprobación de la regulación del procedi miento com*n para las elecciones al (arlamento europeo. %e conformidad con el art. GE 68E'. fueron razones políticas las que inclinaron. pero no ha de desconocerse la nueva linea adoptada por el 6ratado de 9aastricht en el procedimiento de codecisión &art. (or decisión del 8onse+o de A de Enero de AGGH se adoptó la siguiente regla : 9ayoría de BE votos cuando el 8onse+o haya de tomar una decisión a propuesta de la 8omisión. ya en los primeros 6ratados constitutivos a no determinar con toda claridad las competencias que los 6ratados constitutivos se proponían confe rir al 8onse+o. ADG' Entre las principales competencias normativas del 8onse+o pueden citarse )stas : #e corresponde la adopción de directivas para la apro$imación de las normas de los Estados miembros que tengan que ver con el establecimiento o funcionamiento del mercado com*n" &:rt. En materia de política e$terior. bien que mediante propuesta de la 8omisión y previa consulta del (arlamento. en los demás casos de mayoría cualificada. -undamen talmente pueden ser articuladas )stas en torno a dos nociones : 8ompetencias de carácter normativo y competencias de e+ecución. a )l le corresponden las muy importantes medidas de desarrollo del art. Seg*n el art. en las condiciones previstas en el presente 'ratado%. Elabora el proyecto de (resupuesto anual. el órgano en el que reside la competencia normativa es el 8onse+o y no el (arlamento Europeo. :' 8ompetencias de carácter normativo. En contra de lo que pudiera parecer.como el choque de intereses que pueden darse entre los Estados miembros. El 6ratado de 9aastricht. /#.. meramente procedimental. dicta los reglamentos financieros que establezcan las modalidades de adopción y e+ecución del presupuesto y las de rendición y censura de cuentas &art. El órgano dominante en el e+ercicio de )sta competencia es el 8onse+o..

El nombramiento de los 8omisarios se hará por los respectivos 2obiernos. #os Estados miembros en una organización. EED : le atribuye una facultad e$cepcional de !declaración de guerra econó mica". Su mandato dura cinco a7os y es renovable. está sustraido a la influencia directa de los gobiernos. todos los Estados miembros han de tener al menos uno de sus nacionales y ninguno puede tener más de dos &art. LA CO&ISIÓN . previa consulta al (arlamento. #os miembros de la 8omisión e+ercen su función en toda independencia. :ctualmente está formada por EF 8omisarios. si 5ste expresamente lo prev5 o si la 6omisi"n lo estima necesario%. 0nternamente el traba+o de la 8omisión está organizado por sectores. :un que no representan a los Estados. DERECHO DE 5RO5UESTA. art. en consulta con el (residente ya designado. AB< 68E'.1. #a regla de las votaciones en la 8omisión es la de la mayoría &art. el ritmo y densidad en esa vida societaria la imponen ellos mismos y no una instancia a+ena a su control.#.#.#. hay un rasgo esencial. El art. ./. Se e$ige que sean nacionales de países comunitarios. cuando haya sido adoptada una posición com*n o una acción com*n relativa a la política e$terior y que implique una acción de la 8omunidad para interrumpir total o parcialmente las relaciones económicas con uno o varios países terceros. /#. cada 8omisario se responsabiliza de uno de ellos. teniendo una posición central. el n*mero lo fi+a el 8onse+o. lo que significa que desde un punto de vista +urídico no hay asigna ción de responsabilidades a seme+anza de las que e$isten para cada ministro en el 2obierno de un Estado. AHD.#.Es )l quien autoriza a la 8omisión para que inicie las negociaciones oportunas con vistas a la conclusión de acuerdos internacionales. El art. pero en cambio carece de facultad para designar a su (residente. En este *ltimo inciso de la frase. (uede darse su (ropio reglamento para regular su funcionamiento interno y el de los servicios que la 8omisión garantiza. El (resi dente posee una posición relevante. particularmente del nacional respec tivo. /#. AHK 68E'. Junto con el 6ribunal de Justicia. nombra a los vicepresidentes. aunque no necesariamente tienen que poseer la nacionalidad del Estado que los propone. En ese 204 . /#. forma parte del 8onse+o Europeo y el nombra miento de los demás miembros de la 8omisión tiene lugar despu)s de haber sido )ste consultado. sin poder recibir instrucciones de ning*n gobierno. encarna me+or que ning*n otro órgano la idea de la supranacionalidad. 8omo garantía de esta independencia están sometidos a un r)gimen estricto de incompatibilidades. (unciona!iento : 7or!ación de la -oluntad.na vez cerrada la fase de negociación y es )l el órgano habilitado para concluirlo. Co!%o"ición. : este lo nombran los Esta dos miembros. /#. Es órgano de impulsión de la integración y.#. pero la 8omisión act*a seg*n el (rincipio de la colegialidad. Derecho de %ro%ue"ta. AHH lo recoge en : #La 6omisi"n !ormular1 recomendaciones o emitir1 dict1menes respecto de las materias comprendidas en el presente 'ratado. y en la mayor parte de los casos tales designaciones recaen en personas relevantes de la política nacio nal de cada país. se reser van básicamente el control de la actividad de )sta. #os gobiernos los designan en !razón de su competencia general".

hay un rasgo revolucionario en las 8omunidades Europeas por referencia al %erecho com*n de las organizaciones internacionales. EL 5ARLA&ENTO EURO5EO . En la práctica. el alcance de las propuestas está muchas veces condicionado por la previsible acogida que vaya a tener en el 8onse+o. En t)rminos de teoría general de la organización. -ue importante en la realización de la unión aduanera &arts. incluidas las que se pudieran derivar por la vía de los poderes implícitos. AHH 68E es garante de la aplicación del 6ratado. En el art./. o tambi)n el del nuevo art. y cualquiera que pueda ser la evolución futura. E+erce una acción de vigilancia sobre los Estados respecto del cumplimiento por )stos de sus obligaciones. /#. Es el caso del nuevo art. (or lo que respecta a sus competencias normativas. les marque en sus carencias y fallos. así como de las disposiciones que lo desarrollan. C< 68E' o el de la armonización de la legislación de los Estados que incida en el establecimiento o funcionamiento del mercado com*n" &arts. %e modo más particular los tratados le confieren una misión concreta de vigi lancia especial. EA 68E8:' que se e$presa en el (arlamento. CO&5OSICIÓN Y CO&5ETENCIAS.1. #os gobiernos no aprecian e$cesivamente que una instancia internacional. /#. 8onstituye una singularidad la e$istencia de una cámara parlamentaria en la estructura interna de una organización internacional. este derecho de iniciativa es menos formidable de lo que parece. #a 8omisión realiza esta función de control en diferentes planos. ba+o su control estuvieron las medidas necesarias para conseguirla. que encarna el 8onse+o y la de la representación de los !pueblos de los Estados" &art. así como la adopción de las medidas tempo rales de e$cepción. aunque sus poderes sean limi tados. Esta función de legitimación democrática se manifiesta en la actividad del (arla mento de dos formas principalmente : #a primera consiste en encarnar una legalidad que va más allá de los te$tos fundacionales. K:.derecho generalizado de propuesta que el mencionado art. 1ay en esta estructura una doble línea legitimadora : #a de los 2obiernos de los Estados comunitarios. de lege lata tiene e$clusivamente aquellas facultades o competencias que el te$to constitutivo le marca.#. #e queda todavía un poder normativo importante en ámbitos competenciales concretos como es el de la política agrícola com*n &art. AKA que le encomienda vigilar el cum plimiento por los Estados de las sentencias del 6ribunal 0nternacional. AE <K 68EE'. al margen del que recíprocamente realizan los Estados miembros sobre todos los demás en sus respectivas obligaciones y derechos. es manifiesto que han ido disminuyendo a medida que iba progresando la integración europea. garantiza a la 8omisión. como todo órgano constituído en una organización internacional. En el denominado !acuerdo de #u$emburgo de AGBB los Estados se pusieron de acuerdo para sugerirle a la 8omisión que antes de que )sta formulara una propuesta de especial &Q' importancia se pusiera en contacto con los miembros del 8I?E(E?. (uncione" de control : nor!ati-a". AFF y siguientes'. (or supuesto que el (arlamento. A<K 68E esta e$igencia se e$presa con una intención limitativa en esta forma : # El Barlamento Europeo 205 . K> 68E que le asigna un deber de información al 8onse+o respecto de la realización del mercado interior en los plazos previstos en el art. por independiente e imparcial que )sta sea. El 68E8: le encarga la misión de asegurar ! la consecución de los ob+etivos fi+ados en el presente tratado" y por el referido art. El primero es el de la competencia general de vigilancia que le confieren los te$tos fundacionales. se trata de un sistema institucionalizado de control. (uede además dar información acerca de las medidas que ellos adopten en cumplimiento de acciones comunitarias y se7alarles los casos de incumplimiento.

EF 68E8: habla simplemente de una competencia de control.#. tal competencia se traduce en la formulación de interpelaciones. no está hecha como es lo normal. #a formación espontánea de grupos parlamentarios en el (arlamento europeo. 6iene con el 8onse+o y la 8omisión un poder de codecisión en la adopción de medidas legislativas y de control. sino parlamentaria por las respectivas cámaras de los Estados miembros. pero condicionada por las respectivas leyes electorales de cada país y no en virtud de una !#ey electoral europea". el (arla mento Europeo tiene poder autónomo. no se le reconoce./. socialistas. =o hay todavía verdaderos partidos políticos consti tuidos a escala europea y por eso el art. Se da su propio reglamento interior. orales y escritas. se remite a las distintas normas del 6ratado. desde la adscripción de los diputados a un partido o a varios partidos representados en esa cámara &grupo socia lista o del (( etc. Sobre la 8omisión el (arlamento dispone del !arma" del voto de censura. libera les. curiosamente. /#. Es due7o de su orden del día. A<K 68E. A<D 8'. A<D : 68E se cree en la obligación de mencionarlos. AFK del 6ratado del E. etc' y no por nacionalidades o grupos de intereses entre Estados. /#. aunque el ideal ya marcado entonces se concreta hoy en el encargo al propio (arlamento de elaborar proyectos encaminados a conseguir que sea elegido por !un sufragio universal y directo.1. pero del que el (arlamento no ha hecho uso. El poder MconstituyenteM. Co!%etencia" . aunque las modalidades en el e+ercicio de este derecho deban ser acordadas con+untamente con el 8onse+o y la 8omisión &art. y el art. En el momento actual. (or lo que al control se refiere. 1ubo así una legitimación de segundo grado o indirecta. Con"titución : 7unciona!iento. #os grupos parlamentarios del (arlamento europeo son previos al propio (arlamento. en las 8ortes espa7olas'. 8omo corresponde a una cámara parlamentaria en sentido propio. crea libre mente las comisiones de investigación. %oder de control : 7acultade" nor!ati-a". que no tiene apoyo en ning*n te$to positivo. Ello significaría socavar el prestigio de la 8omisión que con )l encarna los intereses supranacionales políticos. :' 8ontrol : El art. El mismo principio democrático e$igió desde el primer momento que los parla mentarios en la :samblea de la 8E8: no fueran de designación gubernamen tal./. la elección es directa &elecciones al (arlamento euro peo'. Es en el análisis de estas competencias donde me+or se percibe el carácter híbrido que el (arlamento Europeo sigue todavía teniendo como formación de transición entre la asamblea de una organización internacional y un parlamento nacional. sino entre la idea de la supranacionalidad que el (arlamento encarna &aunque no de modo e$clusivo' y 206 . es el que ha permitido al (arlamento y le sigue permitiendo formular proyectos de constitución europea. #a primera parte de este postulado se hizo realidad en AGKG con las primeras elecciones directas al (arlamento europeo. en la comparecencia ante la cámara de comisarios y miembros del 8onse+o. #as funciones de los parlamentos nacionales se articulan básicamente en torno a dos grandes círculos : el del control y el de la facultad legislativa. que en caso de tener )$ito la haría dimitir en pleno. la segunda está todavía hoy pendiente. -rente a quien el (arlamento debería e+ercer esa censura es frente al 8onse+o de ministros.ejercer1 las compe$tencias que le atri uye el presente 'ratado%. de modo general una competencia normativa. pues. como sucede en los Estados. sin enu merar las competencias atribuidas. ya que en las 8omunidades la contraposición no se da entre (oder legisla tivo y (oder e+ecutivo. seg*n un procedi miento uniforme en todos los Estados miembros". verdes. el art.?:6I9 a7ade la facultad de deliberación. #a segunda está en la formación espontánea de grupos parlamentarios en el (arlamento en función de las afinidades políticas &democristianos.

#a fórmula del ADG 8 es todavía predemocrática. Este es el caso en todos aquellos supuestos. pero necesita el dictamen conforme del (arlamento &art. ADG > del 6. principalmente el :. En ella el veto parlamentario tiene simplemente un efecto disuasorio y de freno al poder normativo del 8onse+o.E de un derecho de petición individual y colectivo sobre cualquier asunto comunitario. 207 . El dicta!en con7or!e es un elemento esencial. seg*n un procedimiento uniforme. Si se buscan analogías en la historia del %erecho constitucional. a recabar la opinión del (arlamento. 8omo e+emplos pue den citarse )stos : la armonización de legislaciones estatales con vistas a garantizar el mercado interior &art. finalmente. El mismo mecanismo habrá de seguirse en el desarrollo por el 8onse+o de los derechos derivados de la ciudadanía comunitaria &art. F 68E'. GG 68E' o de la adopción de directivas con el mismo fin &art.E.na segunda de conciliación en la que se pasa a procedimientos conciliatorios entre las posturas enfrentadas de ambas instituciones. #a tercera vía está marcada por el art. que lo primero que hace es enmascarar su verdadero nombre de !codecisión" para evitar suspicacias. (ero el 8onse+o de ministros escapa a todo poder de censura del (arlamento. el dictamen con!orme del (arlamento : Elaboración de un pro yecto que permita la introducción del sistema de elección directa por sufragio univer sal. El estadio equivalente sería el de las 8ortes estamentales. A<F% 68E' o. Esta facultad reviste formas diversas : :ctividad normativa directa. o para la comisión por el 8onse+o al >8E de funciones de supervisión prudencial sobre entidades de cr)dito &art. el referido art. no sólo en favor de los ciudadanos comunitarios. y estos casos son nume rosos. elec ción de fuentes de energía y abaratamiento energ)tico por un Estado miembro &art. Este completísimo sistema. 8odecisión o participación. >' 8ompetencias normativas : En lo que respecta a las facultades normativas del (arlamento hay una manifiesta evolución y progreso. A<D >'.E y ahora el 6. pero no a seguirla. Es la nueva categoría introducida por el art. que no son muchos. #a aprobación de esa reglamentación corres ponde al 8onse+o. 1ay una cuarta vía en la que el 8onse+o está obligado. (ero en el resultado final prevalece el 8onse+o. Iriginariamente el (arlamento careció de toda facultad norma tiva. con el que el (arlamento se coloca en pie de igualdad con el 8onse+o. %erecho a ser consultado.na de enfrentamiento en la discrepancia. para la adhesión de nuevos Estados a la 8omunidad &art.la idea de las soberanías nacionales de la que es e$presión má$ima el 8onse+o. en los que el 6ratado de 9aastricht e$ige para el e+ercicio de una determinada competencia de naturaleza normativa. ADG 8 y ha sido caracterizada de vía de cooperación. al margen de las virtudes que se le quieran atribuir. AFH 68E' o para la gestión de los fondos estructurales &art. 1ay en esta participación un salto cualitativo en la función !legislativa" . 8ooperación. cuando el (arlamento se reafirma en su posición frente a la del 8onse+o3 es la primera fase.E. AFF 68E'. #o es tambi)n la previsión de crear un %efensor del (ueblo que orgánicamente dependerá del (arlamento. introduce un sistema de verdadera copartici pación del (arlamento y 8onse+o en el desarrollo normativo de los Ib+etivos de 9aas tricht. 1an sido las modificaciones ulteriores las que se la han atribuido. D :'. carece de una esencial: #a claridad. %entro de ese intrincado mecanismo de colegislación. . perfila dos fases : . 9anifestación de ese poder de control reforzado es la institucionalización en el 6. en esta fórmula se está le+os todavía del veto real suspensivo de las primeras constituciones democráticas. :dopción de medidas que fomenten la competitividad de la industria comunitaria &art. que. A<F 68E' o de ordenación territorial y de utilización del suelo.

ADG 8 &ambos 68E'. En materia de relaciones e$teriores tiene derecho a ser oido en la conclusión de acuerdos internacionales por la 8omunidad con terceros Estados u organizaciones internacionales &art.1. (or eso en muchos de sus rasgos esta institución se aseme+a más a un órgano +udicial interno que a uno internacional. órgano central de )sta. : su vez. EL TRI0UNAL INTERNACIONAL DE )USTICIA . Co!%etencia %re"u%ue"taria. ADG >'. cuando se trate de acuerdos con organizaciones por los que la 8omunidad adquiere compromisos especiales. el (arlamento tiene derecho a proponer al 8onse+o modificaciones a dicho presupuesto. En materia presupuestaria el (arlamento posee una importante competencia. AA< 0bid. Seg*n el modelo estatal. #a 8omunidad europea se ha entendido siempre a sí misma como !una comu nidad de %erecho". que es verdadera lex !ori de este 6ribunal. volviendo sobre las decisiones del 8onse+o podrá pronunciarse definitivamente sobre el resultado de sus propuestas de modificación y. -inal mente. en todos aquellos acuerdos que impliquen la modificación de un acto comunitario aprobado por la vía de la codecisión &art. Seg*n )l. ADG >. El 6ribunal de Justicia. EF< 68E'. A<D > confiere hoy al (arla mento un derecho general de iniciativa que quiere articular con el que propiamente le corresponde a la 8omisión. confirmarlas en una votación por mayoría de <\H de los votos emitidos y mayoría de los parlamentarios &art. puede acudir a la 8omisión para que )sta formule la correspondiente propuesta. contrario. /#. el 8onse+o. #o que este artículo no determina son las consecuencias que se derivan de esta iniciativa. si se reafirma en ellas. siempre que no sean convenios internacionales de naturaleza comercial &art. el nuevo te$to del art. en general. el (arlamento. El 8onse+o tiene la obligación de presentar al (arlamento el proyecto de presupuesto en un plazo deter minado y sobre )l tiene el (arlamento un derecho de enmienda en virtud de una deci sión mayoritaria de sus miembros. es a la vez e$pre sión y garantía de esta concepción. y.A<F ( 6E8'. 5ROCEDI&IENTO. /#. en ning*n caso &a diferencia de los 6ribunales internacionales' el %erecho interno de cada Estado miembro puede ser considerado en la instancia comunitaria como !una mera cuestión de hecho". y al (arlamento el derecho de enmienda. #os que e$i+an reforma de los te$tos comunitarios no podrán ser conclui dos sin la reforma constitucional previa y en ese proceso el (arlamento tiene derecho a ser oído. puede pronun ciarse y modificar las propuestas de enmienda sugeridas por el (arlamento. o al contemplado en el art./. < 68E'. sino que es necesaria la aprobación previa del (arlamento. El contenido normativo de las normas internas estatales afectan directamente a la buena aplicación del %erecho 208 . a trav)s de un procedimiento complicado. ?ecogiendo práctica anterior. al básico de sumisión en la +urisdicción internacional. EED./. Esto implica que. e$presada en forma de dictamen con!orme. =o basta la mera consulta. #a apro bación definitiva depende de una armonización de ambas competencias. cuando se trate de acuerdos en los que para su e+ecución interna comunitaria se necesite acudir al procedimiento de codecisión del art. pues. Es el modo me+or de garantizar la eficacia del %erecho comunitario. 8on tanta mayor razón se e$ige esta !consulta previa al (arlamento". al 8onse+o se le atribuye la principal responsabilidad en la elaboración del presupuesto. #a primera y principal es la afirmación de un principio generalizado de +urisdicción obligatoria que nadie ha puesto nunca en tela de +uicio.'. siendo el 6ribunal comunitario. (or mayoría absoluta de los votos emitidos. cuando el (arlamento perciba la necesidad de un acto comunitario que es necesario para la aplicación del 6ratado. +uez supremo &no *nico' de la legalidad comunitaria y por lo tanto no garante de la buena aplicación del %erecho interno de cada Estado.

el abogado general no. ABB 68E'. en el plano estrictamente comunitario hay ya dos órganos +udiciales. e+. al menos uno. Singularidad la constituye la presencia de los abogados generales. AHH 68E. =o lo es en un doble sentido : AN. nombre y rango. %ifiere. En la realidad práctica todos los Estados tienen. pero precisamente en )sto difieren ambas instituciones de modo esencial. Esta presencia del +uez nacional se +ustifica. /#. a trav)s de los diferentes recursos. conclusiones motivadas sobre los asuntos promovidos ante el 6ribunal de Justicia" &art. del 9inisterio fiscal de nuestro %erecho porque )ste es defensor de la legalidad y tal función corresponde en el %erecho comunitario a la 8omisión. Es juez de casaci"n : En el sentido que se verá al hablar del recurso pre+udicial. pero no +uez *nico. cual quiera que sea su naturaleza. en la práctica hay una presencia cons tante del compo nente nacional.comunitario. Su obligación es !presentar p*blicamente. del +uez !ad hoc" en el Estatuto del 60J.1. Está formado por AH magistrados y asistido por D o G abogados generales. +ueces nacionales en el 6ribunal. #a 8omisión de %erechos del 1ombre endosa la reclamación individual y la presenta ante el 6ribunal. porque en virtud del efecto directo de la regla comunitaria. $$ 'ri unal constitucional !ederal : #o es en el sentido que resuelve los conflictos competenciales que entre sí puedan plantear por razón de competencia las distintas instituciones comunitarias. #a función de )ste singular 6ribunal puede ser caracterizada por la vía analógica de estos diferentes modos : Es una especie de 'ri unal constitucional : En el sentido de que a )l le ha sido confiado el control de la legalidad de todos los actos comunitarios. la 8omu nidad frente a los Estados miembros y los Estados miembros frente a la 8omunidad. +uez de la legalidad comu nitaria lo es tambi)n todo órgano +udicial nacional de los Estados miembros.1. 209 . normativos o no. Es +uez supremo del sistema +urídico comunitario. que no pertenecen al 6ribunal pero que funcionalmente traba+an con )l en estrecha colabo ración. Se le ha comparado tambi)n a la 8omisión en la 8onven ción Europea de los %erechos del 1ombre. en relación con los te$tos normativos de los 6ratados fundacionales. seg*n el art. con toda imparcialidad e inde pendencia. EN. a diferencia p. #a figura del abogado general es un pr)stamo del %erecho administrativo franc)s y que se corresponde con la función del 8omisario del gobierno ante el 8onseil da Etat. Co!%o"ición : 7unciona!iento. a este efecto tomados como !constitución". en cambio. $$ Es juez civil : En sentido lato. nunca más de dos. por lo demás. :unque se ha evitado toda referencia al +uez nacional. (or eso mismo los abogados generales no e+ercen la acción p*blica. porque despu)s de la constitución de un 6ribunal de (rimera instancia. ampliamente en virtud de la imbricación del %erecho comu nitario con los respectivos sistemas +urídicos nacionales. cuando aprecia y +uzga sobre reclamaciones para indemnizar da7os y per+uicios irrogados en el ámbito comunitario por actos ilícitos. si aplica %erecho comunitario . EED 68E'. $$ 'ri unal contencioso$administrativo : #o es como +uez de la legalidad comunitaria ordinaria. (or vía de dicta men lo es tambi)n en los casos de ratificación de tratados internacionales que puedan modificar los tratados constitutivos &art.

: )l le corresponde al final de la fase oral, formular un dictamen ante el 6ribu nal en el que analiza los diferentes elementos del caso, destaca las normas relevantes del %erecho comunitario, sit*a los problemas que la aplicación de )ste suscita en la línea evolutiva de la +urisprudencia del 6ribunal y formula unas 8onclusiones. El 6ribunal no tiene por qu) acogerlas en su sentencia, pero no infrecuentemente la deci sión final es un refle+o de las conclusiones del abogado general. #os +ueces son designados de com*n acuerdo por los gobiernos de los Esta dos, lo mismo que los miembros de la 8omisión, !entre personalidades que ofrezcan absoluta garantía de independencia y que re*nan las condiciones requeridas para el e+ercicio en sus respectivos países de las más altas funciones +urisdiccionales o que sean +urisconsultos de reconocida competencia". El 6ribunal traba+a en sesión plenaria o por salas. En la actualidad se han creado B Salas cuya composición en el n*mero de magistrados varía entre K, C y < en función de las causas en las que entienden. Es el 6ribunal quien resuelve, seg*n criterios establecidos en su ?eglamento, cuándo un asunto será decidido en pleno o en sala. En sala suelen resolverse asuntos de menor importancia o aquellos sobre los que haya firme +usrisprudencia. En todo caso son tratados en pleno asuntos en los que siendo parte un Estado u órgano comunitario )stos así lo pidan. El asunto remi tido inicialmente a una sala pasará a pleno cuando ella lo solicite. #as sentencias son aprobadas bien por consenso bien por votación mayorita ria en caso de discrepancia entre los magistrados. (ero )sta no se refle+a en la sen tencia, no hay lugar a votos separados o disidentes. En su estructura interna la sentencia consta de tres partes principales: ;na relativa a los hechos y al proce dimiento seguido hasta entonces, acompa7ada de las alegaciones y posiciones de las partes. #a segunda desarrolla los !motivos"3 )sto es, los argumentos del 6ribunal en los que )l funda su decisión. #a tercera la constituye el dispositivo de la sentencia. (or el procedimiento de urgencia puede el (residente adoptar medidas caute lares, salvo que crea conveniente remitirlas a la decisión del 6ribunal3 estas medi das pueden llevar incluso a la suspensión del acto comunitario contra el que se dirige el recurso. 8omo siempre, el efecto meramente suspensivo o cautelar no pre+uzga la solución definitiva. /#.1.#. 5rocedi!iento. (uesto que 0nglaterra permaneció voluntariamente ale+ada de la construcción europea en los primeros decenios de )sta, el %erecho procesal anglosa+ón no ha de+ado en el procedimiento comunitario la fuerte impronta perceptible en el del 60J. #a ha recibido y muy fuerte del procedimiento contencioso administrativo franc)s. 8onsta de E fases, escrita y oral, y responde a los principios de contradición, publicidad e inquisición. #a fase escrita, que comienza con la presentación de la demanda, a la que sigue la contestación del demandante, contin*a con la r)plica y d*plica. #a fase oral contiene las alegaciones de las partes ante el 6ribunal y el informe del abogado general con sus conclusiones. Se aparta notoriamente del principio dispositivo puesto que no se conforma con la !verdad procesal". Entre la fase oral y escrita el 6ribunal puede ordenar, conforme al principio inquisitivo, las medidas de instrucción que consi dere oportunas tales como e$amen de testigos, pruebas periciales y, en todo caso, informes suplementarios de las partes. /#.1./. Cla"e" de recur"o". Es manifiesto que los recursos que instrumentan los te$tos constitucionales no son las *nicas vías de aplicación +udicial del %erecho comunitario. #os tribunales internos aplican eventualmente tambi)n este %erecho y seg*n los procedimientos pro pios de cada sistema. En otro plano debemos tener tambi)n cuenta que el 6ribunal no es foro privilegiado de la 8omunidad. !Sin per+uicio de las competencias
210

que el presente 6ratado atribuye al 6ribunal, dice el art. AD< 68E los litigios en los que la 8omunidad sea parte no podrán ser, por tal motivo &me+or sería haber dicho : e$clusi vamente por tal motivo' sustraídos a la competencia de las +urisdicciones nacionales". %entro de la diversidad de procedimientos, y no obstante )sta, el 6ribunal ha sostenido en su +urisprudencia que su poder +urisdiccional responde a !un sistema general".

<< #as fuentes del derecho comunitario
//.1. AS5ECTOS 3ENERALES. El %erecho comunitario europeo tiene un elenco de fuentes particular. El positivismo +urídico del pasado siglo colocaba en una estrecha relación, por no decir identidad, a la noción de soberanía con la de sistema u ordenamiento +urídico, de modo que ordenamiento +urídico podía ser solamente aquel con+unto de reglas emanadas de un poder soberano e independiente, con facultad de darse su propio %erecho. (or esta razón se le solía negar al %erecho internacional la condición de verdadero %erecho3 sus reglas no eran, e$presión de la voluntad de un de un poder soberano. El positivismo crítico ulterior, entendió la noción +urídica de soberanía como el origen o validez de las normas que forman un sistema +urídico determinado. El principio de individuación : :quel por el que un ordenamiento +urídico se diferencia de otro, estaría precisamente en la imposibilidad de reducir la validez o carácter vincu lante de las normas de un sistema +urídico a la validez de normas de otro aparente mente diferente. Es el caso del !sistema +urídico" de un ente autonómico o de un Estado miembro en un Estado -ederal. :tendiendo al primer criterio mencionado, el %erecho comunitario europeo no sería, ciertamente, un %erecho en sentido propio porque emana de poderes que no son soberanos. (uede serlo, en cambio seg*n el segundo criterio, porque la validez de las normas comunitarias no trae causa de ning*n sistema +urídico estatal. Es un %erecho singular, creado en virtud de actos de autolimitación y cooperación de los Estados miembros y al que cada uno de ellos reconoce, en determinadas circunstan cias un efecto vinculante directo y prevalente sobre sus respectivas normas internas. #a idea fundamental utilizada por el 6ribunal para razonar la e$istencia de una validez peculiar, fue e$puesta por el 6ribunal en el :sunto 8osta E=E# de la siguiente forma : El 'ratado 6EE ha instituido un ordenamiento jur4dico propio, integrado en el sistema jur4dico de los Estados miem ros ... *l esta lecer una 6omunidad dotada de poderes reales, surgidos de una limitaci"n de competencias o de una trans!erencia de atri uciones de los Estados a la 6omunidad, 5stos han limitado, aunque en 1m itos restringidos, sus derechos so eranos y han creado as4 un cuerpo normativo aplica le a sus ciudadanos y a ellos mismos ... %e una manera pragmática, utilizando la idea de autolimitación, el 6ribunal +usti fica la e$istencia de un cuerpo de normas, con validez propia no identificable con ning*n sistema +urídico interno estatal, vinculante para los Estados y para los ciuda danos de )stos, y llamado a insertarse en los respectivos ordenamientos +urídicos de los Estados miembros.

//.#. EL DERECHO 5RI&ARIO ; ESTRUCTURA DE LOS TRATADOS. //.#.1. A"%ecto" enerale". Suele la doctrina denominar %erecho primario al constituido por los tratados fundacionales o aquellos actos convencionales internacionales que los han modifi cado. Este %erecho es resultado de la actividad de los Estados miembros o de los que se incorporan &tratados de adhesión' en tanto que su+etos de %erecho interna cional con capacidad para comprometerse por acuerdo.

211

#a teoría de la organización internacional ha mostrado que las cartas constitu tivas son básicamente tratados internacionales, pero que sin de+ar de serio tienden a transformarse en !constituciones" de esas organizaciones a las que dan origen. Este hecho es particularmente cierto en el caso de los 6ratados constitutivos de las 8omu nidades europeas. (uesto que estos acuerdos han sido concluidos con ob+etivos y en actos diferentes, han dado lugar a organizaciones internacionales formalmente distintas, con personalidad +urídica diferenciada. =o obstante esa separación formal, que ni hoy despu)s del 6;E en su te$to consolidado parece definitivamente eliminada &el antiguo art. E<E 68EE, que estableció la independencia normativa de los tres 6ratados sigue sin ser modificado despu)s de 9aastricht', en la intención de los redactores de los tratados estaba garantizar desde el primer momento una fuerte cone$ión entre ellas : 0dentidad en el n*mero de miembros de las tres organiza ciones, comunidad en dos de sus órganos principales : el (arlamento y el 6ribunal, a la que despu)s del tratado de fusión de los E+ecutivos se ha sumado la 8omisión y el 8onse+o. Esta tendencia a la unidad la ha reforzado el 6ribunal en su +urisprudencia fomentándola en el plano normativo. :sí .g : El 6ratado 8E8: en su art. BH,E es mucho más estricto en materia de prohibición de cárteles, que el correspondiente art. DH del 68EE. (ues bien, a pesar de esa separación normativa que el citado art. E<E impone, el 6ribunal aceptó la tesis de los recurrentes aunque desestimara despu)s sus pretensiones &seg*n la cual el art. BH.E podía ser interpretado a la luz del art. DH de corte más liberal'. #as disposiciones del %erecho derivado de un determinado tratado son susceptibles de generalización y deben ser interpretadas seg*n la unidad funcional en la que están las 8omunidades europeas y sus respectivos órganos. -inalmente, el 6ratado 8EE ha sido siempre considerado como el punto de confluencia de los otros dos. Esta posición, dentro de la integración te$tual ope rada, el 6;E la ha reforzado colocando en primer lugar el te$to de )ste 6ratado. //.#.#. E"tructura de lo" tratado" con"tituti-o". 8oinciden todos en organizar sus normas seg*n una misma concepción que se articula en esta forma : (rincipios, (arte orgánica o ínstitucional, disposiciones de carácter material y cláusulas finales. :' 5rinci%io" ; En los tratados originarios )stos han sido consignados en los primeros arts. y en los te$tos de los preámbulos. El 6;E ha seguido la misma t)cnica, e incluso la amplía : El preámbulo es más e$tenso y proli+o e incluye nuevos campos de acción de la ;nión fi+ándole nuevas metas. En su articulado además de un 6ítulo 0 de %isposi ciones comunes, la (rimera (arte del 6ítulo 00 amplia considerablemente estos princi pios. 8on ellos se marcan los ob+etivos esenciales a conseguir por las 8omunidades y hoy por la ;nión. %esde un punto de vista de t)cnica rigurosa, su redacción de+aría algo que desear : :sí .g : !?esueltos a desarrollar una política e$terior y de seguridad com*n que incluya, en el futuro, la definición de una política de defensa com*n que podría conducir, en su momento, a una defensa com*n" &(reámbulo del 6;E'. 6odos estos condicionales y remisiones al futuro no son otra cosa que otras tantas manifes taciones de la falta de voluntad y de unidad en ese terreno de los Estados comu nitarios. En el mismo sentido va el propósito de !la 8omunidad de sentar unas bases firmes para la construcción de la futura Europa" .(ero hay otros que son mucho más concre tos : !8onvergencia de sus economías y &el' de crear una unión económica y mone taria", la !realización del mercado interior", el !fortalecimiento de la cohesión y de la protección del medio ambiente" etc. En el amplio uso que el 6ribunal ha hecho de la interpretación teleológico, tales principios, que marcan ob+etivos y metas, han sido interpretados no como simples declaraciones programáticas, sino como metas precisas que vinculan a la 8omunidad
212

y a sus Estados miembros. Su carácter vinculante no es obstáculo a que el órgano decisorio pueda dar preferencia, en la planificación de las políticas concretas a unos sobre otros, puesto que la realización simultánea de todos es imposible. El recurso a los principios ha +ugado un papel importante en la articulación de las competencias de los Estados miembros y las instituciones comunitarias. =o infrecuen temente los Estados tratan de ganar con la izquierda lo que previamente han entre gado con la derecha.:nte este riesgo, el problema planteado con insistencia en la inte gración europea ha sido )ste : Z(ueden los Estados por vía ordinaria de tratado inter nacional recuperar competencias que transfirieron a las instituciones comunitarias Q Itro punto importante resuelto por la misma vía afectaba a la noción de trans ferencia, en función de la renuncia que un Estado miembro hacía al e+ercicio de )sta en favor de los órganos comunitarios. ZEs esta definitiva e incondicional, o puede ser recuperada por el Estado en determinadas condicionesQ. >' 5arte or ?nica o in"titucional ; =o hay en los te$tos comunitarios la claridad que presentan los de las consti tuciones modernas sobre atribución de competencias a las distintas instituciones. Esa carencia, que se e$plica recordando que son te$tos de tratados internacionales no elaborados por lo tanto con la t)cnica constitucional interna, la ha remediado en parte el te$to consolidado del 6;E, pero en parte ha venido a complicarla. #a me+ora en el sentido de que establece un marco institucional *nico !que garantizará la coherencia y continuidad"3 en el otro la complica porque introduce en la estructura orgánica de la ;nión, aunque no en el de las 8omunidades, al 8onse+o Europeo, y en la del 68E al >anco 8entral Europeo. (or lo demás, las competencias de los diferentes órganos, le+os de haber sido reestructuradas y clasificadas, se dice que son : #as que venían teniendo seg*n los tratados constitutivos originarios, incluidos los actos ulteriores que los modificaron. : ellas hay que a7adir las nuevas que le atribuye el 6ratado de 9aastricht. 8' Di"%o"icione" !ateriale" ; Seg*n la t)cnica con la que fueron redactados, la doctrina diferencia entre el 68E8: y Euratom, de una parte, y el 68E, de la otra 3 mientras que los dos primeros son tratados de carácter sectorial, que responden a la estructura del tratado ley, el segundo es un tratado marco. :quellos son tratados a los que los Estados llevaron normas ya elaboradas para ser aplicadas sin más por la :lta :utoridad o por la 8omi sión 3 en )ste sus normas fi+an las pautas, pero confían su desarrollo a las institu ciones comunitarias. 6ampoco aquí el nuevo 6ratado de 9aastricht ha innovado sustancialmente y no lo ha hecho, porque recoge, aunque modificados, e integra en un te$to *nico los de los tres tratados. Sobre ellos, y salvo lo que ya queda indicado en materia de principios, los 8apítulos . y .0 del 6;E son enteramente nuevos, pero las materias de las que )stos se ocupan no están comunitarizadas, sino situadas todavía en el plano de la cooperación interestatal. El acierto se refiere al efecto y aplicabilidad directa de bastantes de las normas de los te$tos constitutivos.Esta aplicabilidad es una construcción +urisprudencial, perfecta mente congruente, por supuesto, con el espíritu y orientación de los 6ratados3 pero no hay en los tratados disposición alguna e$presa que así lo establezca. Esta aplica bilidad ha llevado de forma muy decisiva a la creación de la noción hoy perfectamente aceptada de ciudadanía comunitaria. #a carencia está en que entre esas disposiciones materiales no hay una sola que prote+a de modo directo y claro alg*n derecho fundamental. El art. -, E promete que la ;nión !respetará los derechos fundamentales tal y como se garantizan en el 8onvenio Europeo" de ?oma de AGHF. (ero no hay, en el sentido +urídico preciso, una incorporación de este 8onvenio al 6ratado, aunque fuera por la vía de la remisión.

213

//.#./. Cl?u"ula" 7inale" ; 5o"ición %ri-ile iada de lo" te$to" con"tituti-o" en cuanto tratado" internacionale". #as cláusulas finales que contenían los te$tos primitivos están recogidas hoy tambi)n en el 6;E. %e ellas interesan ahora solamente aquellas que dicen relación al problema concreto : El de la posición privilegiada atribuida por los Estados a los trata dos constitutivos, tal y como aparece en estos mismos te$tos. El tratado internacional ordinario no puede recortar, seg*n el %erecho interna cional general, la capacidad de cada Estado para concluir otros acuerdos ulteriores contrarios al primero con los mismos o terceros su+etos de %erecho internacional. Sólo la identidad de su+etos contratantes y ratifícantes en dos tratados contrarios sucesivos permite deducir la derogación del primero por el segundo. En todos los demás casos, la soberanía de cada su+eto contratante garantiza la validez de esos actos contrarios, si por lo demás se dan los demás requisitos de capacidad y validez. #a contradicción de obligaciones y derechos no es causa de nulidad sino de responsa bilidad allí donde la obligación pactada no haya sido cumplida. Sentadas estas bases, las consecuencias son : A' Lue seg*n ese %erecho internacional general ninguna norma convencional puede ser tomada como norma de referencia para fortnar +uicio de validez sobre otra conven cional. E' Lue en caso de tratados incompatibles no hay tampoco criterio para determinar cual debe ser considerado subsistente y cual otro, debe ser generador de respon sabilidad por causa de incumplimiento. <' -inalmente, no hay razón alguna que incapacite a algunos de los Estados parte en una convención multilateral para concluir entre si uno nuevo, ampliatorio o restrictivo con efectos (inter se) respecto del primero. En esos tres planos se singulariza la posici"n privilegiada de los 6ratados comu nitarios respecto del r)gimen general de tratados internacionales. #a manifestación más clara de esta posición privilegiada es el denominado recurso previo que recoge el art. EED del 68E. %e conformidad con esas disposiciones, la conclusión por el 8on se+o de acuerdos con terceros Estados que impliquen modificaciones &enmiendas', del 6ratado, necesita una revisión previa de )ste. Si hubiere diferencias de criterios sobre la necesidad de esa revisión, el tribunal puede ser llamado por el 8onse+o, por la 8omisión o por un Estado miembro a dar dictamen sobre la compatibilidad del acuer do internacional proyectado con los te$tos comunitarios.Si el dictamen es negativo, el tratado sólo podrá ser concluido despu)s de la necesaria revisión !constitucional". El efecto práctico de tal disposición no es &a diferencia del proceso equiva lente en el %erecho constitucional interno sobre la compatibilidad entre la constitución y el 6ratado comunitario proyectado' la revisión del te$to comunitario, sino la no conclu sión del acuerdo incompatible. En un segundo punto se manifiesta la posición privilegiada. Es la incapacidad que los te$tos comunitarios crean en los Estados miembros para modificar entre sí, mediante acuerdos parciales, el r)gimen general que para todos establecen los trata dos comunitarios. Esta prohibición se manifiesta de modos diversos : El art.H 68E obliga a los Estados miembros a abstenerse de todas aquellas medidas que puedan poner en peligro la realización de los fines del presente tratado. En un campo tan sensible como es el de la libre determinación de los modos de solución de diferencias internacionales, el art. EAG 68E prohibe a los Estados instrumentar cualquiera otra vía de solución de diferencias que no sea la prevista en los tratados. En tercer lugar, se encuentra una prohibición indirecta en la norma del art. E<< 68E cuando se declaran subsistentes los acuerdos de >)lgica y #u$emburgo y el de
214

estos dos países con 1olanda. Solamente en un aspecto los te$tos constitutivos, respetando las normas de %erecho internacional sobre modificación de tratados, declaran la pervivencia de aquellos anteriores que hubieren sido concluidos con terceros Estados, incluso cuan do contuvieran cláusulas incompatibles con los comunitarios &art. E<C 68E'. (ero a*n en este caso se establecen dos atenuaciones : En primer lugar, como criterio de aplicación de los comunitarios se establece la cautela de que las venta+as que )stos conceden son un elemento esencial de la construcción comunitaria y, por lo tanto, no son e$tensibles a otras situaciones. En segundo, sobre el Estado comunitario que se encuentre en esa situación, le impone la obligación de hacer uso de los medios apropiados para eliminar esa incompatibilidad, acudiendo a la ayuda colectiva de los demás Estados miembros en caso necesario.

//./. EL DERECHO DERI<ADO. Se conoce con este nombre al amplio con+unto de reglas a que ha dado lugar el e+ercicio de las facultades normativas que los tratados constitutivos confieren a las instituciones. (or contraposición con el %erecho primario, este es %erecho derivado en el sentido que es resultado de la actividad institucional e+ercida dentro de ese marco competencias que los 6ratados perfilan. El %erecho primario es obra directa de los Estados miembros, por lo tanto, no muy distinto de aquel que )stos crean como su+etos del %erecho internacional general. El %erecho derivado, en cambio, obra tambi)n de esos mismos Estados, pero elabo rado dentro de las instituciones y con t)cnicas que se dife rencian de las usuales en el %erecho internacional general. En ocasiones no es sencillo distinguir entre una y otra clase de normas. Este %erecho derivado se corresponde con lo que se ha denominado el %ere cho propio de cada Irganización internacional3 en este caso mucho más propio y perfeccionado que en ninguna otra de las organizaciones internacionales e$istentes. Seg*n el art. C 68E, dichas instituciones e+ercen esa función de conformidad con las facultades que los te$tos les confieren y mediante la utilización de las formas que ellos prescriben. Es a cada te$to particular al que hay que acudir para establecer con precisión el alcance y naturaleza del acto comunitario. (rimordialmente es obra y resultado de esos fuertes poderes normativos con los que los te$tos comunitarios han dotado a las instituciones, pero no debe olvidarse, dada la importancia de la contribución del 6ribunal 0nternacional en la configuración de este sistema +urídico, el valor de primer orden de la +urisprudencia sentada por )ste órgano. =o obstante, la doctrina de %erecho comunitario no ha reconocido todavía a la +urisprudencia de este 6ribunal como una catego ría especial dentro de las fuentes del %erecho comunitario. 6ampoco ha sido destacada como categoría especial de fuente de %erecho el tratado internacional, y es evidente que ocupa un lugar importante en la configuración de este %erecho. -inalmente hay una referencia particularizada en los te$tos comunitarios a los principios generales del %erecho. En consecuencia, con e$clusión de la +urisprudencia, se hablará de las siguientes fuentes normativas en el %erecho comunitario : :ctos normativos, 6ratados internacionales, (rincipios 2enerales del %erecho. 1. Acto" nor!ati-o" ; #os te$tos constitutivos regulan la creación normativa con e$igencias equivalentes a las que se encontrarían en un te$to constitucional de un Estado moderno. (recisan y establecen, tanto las condiciones de fondo &Sección :', como las de forma &Sección >'. %esde el punto de vista material o de fondo hay lugar a distinguir dos grandes categorías de actos : #os llamados típicos :
215

#as categorías de actos normativos han recibido en los diferentes tratados distintos nombres. por el contrario. Es decir. 216 . a seme+anza de la ley. o bien emanan directamente de este órgano &art. #a generalidad que se predica de )l le asimila a la ley. 8ada una de estas e$igencias constituye un elemento esencial que carac teriza y define a esta categoría. amplia facultad para utilizar los medios que consideren más idóneos. que son consideradas como actos comunitarios t4picos hay un n*mero indeterminado de actos at4picos de contornos y efectos poco definidos. establece que tambi)n los medios y no solamente los ob+etivos son vincu lantes para los Estados miembros. el reglamento y la decisión general del 6ratado 8E8: se equi paran. debidamente autorizada por el 8onse+o. $9 Acto" t8%ico" . sino en la disposición de la norma para ser aplicada a cualquier destinatario que se encuentre o pueda encontrarse en la situación tipificado por el precepto legal. 6ales reglamentos o bien son adoptados por la 8omisión. #a regla reglamentaria comunitaria. 6ales actos. porque son normas de aplicación o e+ecución de las previamente establecidas en los reglamentos de base. Se sabe ya que el caso normal de las obligaciones que los Estados asumen por tratado son obligaciones de resultado. El reglamento. )stos tienen de ordinario. el reglamento es directamente aplicable para los Estados. AHH '6E in !ine). obligatoria en todos sus elementos y directamente aplicable en cada Estado miembro. la disposición reglamentaria afecte a un n*mero reducido de personas. la directiva equivale a la recomendación del 6ratado 8E8:. seg*n sus respectivos %ere chos. la decisión del 6ratado 8EE es equivalente a la decisión individual del de la 8E8: y las recomen daciones y dictámenes del primero son iguales a los dictámenes del segundo. #a generalidad no consiste en eso. directivas. Lue el reglamento comunitario establezca que sus normas son obligatorias en todos sus t)rminos se e$plica preferentemente desde una perspectiva iusinternacional. 8on ello se e$cluye en los Estados la tentación de recortar los contenidos obliga cionales de las normas comunitarias adaptándolas a las conveniencias o e$igencias de sus sistemas +urídicos. recomendaciones y dictámenes. marca a la vez los ob+etivos y los medios con los que tales ob+etivos habrán de ser alcanzados. Es decir. a' El reglamento y las decisiones generales seg*n el 68E8:. y esta terminología se conserva despu)s de 9aastricht. se apro$iman a la categoría siguiente de las directivas. decisiones y recomen daciones y dictámenes.#os que responden a alguna de las categorías configuradas por esos te$tos consti tutivos. de las normas internas concurrentes. al lado de estos reglamentos de base hay otros que lo son en el sentido más propio. AC 68E8: habla de decisiones. ADG 68E y ABA 68EE: los determinan así : ?eglamentos. aunque por razones de prudencia este t)rmino se haya evitado : #os supuestos que configuran sus normas deben estar formulados con un notable grado de abstracción de modo que sean aplicables a un n*mero indeterminado de casos. -inalmente. =o obstante. #a e$igencia de la primacía pide además que los Estados garanticen la preferente a aplicación de estos reglamentos por los tribunales internos. prescindiendo. Es irrelevante la circunstancia de que. %e acuerdo con el citado art. ADG el reglamento es una disposición de carácter general. si fuera necesario. en virtud de determinadas situaciones de hecho. sin quedar asimi lados. #os arts. El art. con tal de que la obligación sea e$actamente cumplida. Junto a estas categorías. #os atípicos : 8arecen de esta precisión y rigor. Se denominan asimismo reglamentos aquellos que presuponen y postulan la adop ción por los Estados de medidas intemas de e+ecución. en primer lugar3 pero tambi)n lo es para los ciudadanos o personas privadas.

8uando una directiva no haya sido transpuesta en %erecho interno en tiempo *til. En primer lugar. En aclaración de este *ltimo punto. esta t)cnica legislativa de doble fase que apela a la colaboración de los Estados no les de+a en libertad de colaborar o nó 3 por el contrario. serán aplicables estas normas de efecto y aplicabilidad directos. tienen una obligación de colaborar que el %erecho comunitario les impone. pero les de+a manos libres en la elección de los medios conducentes a ese fin. (or su propia naturaleza se trata de una medida individual. los directamente afectados por una directiva son el Estado o los Estados destinatarios &que pueden ser todos los Estados miembros'. pero no es una e$igencia. lo que en realidad hace es adaptar a ella su %erecho nacional. El particular en este sentido es beneficiario. =o sustituye al %erecho nacional correspondiente. pero no destinatario de las reglas contenidas en las directivas. en aras de una armonización comunitaria. Es decir. El Estado no puede afectar los derechos sub+etivos así creados haciendo uso tardíamente de la facultad que la directiva presupone. a trav)s de su propia actividad normativa. El incumplimiento por parte de )stos en la transpo sición de directivas no las hace enteramente inoperantes. correc tamente transpuesta contiene. e$iste el riesgo de omisiones retrasos y en *ltima instancia el de cier tas discrepancias en el resultado final dentro de los distintos sistemas +urídicos. (ero puede haber en ella normas que sean idóneas para producir en )stos *ltimos derechos y deberes sub+etivos. este acto comunitario apela a una colaboración de los Estados miembros en la consecución de la regulación global de la materia y. no obstante las críticas. no los particulares. seg*n la t)cnica del %erecho internacional más arriba aludida. no pueden hacerlo tardíamente y menos cuando la retardada transposición vaya en contra de intereses particulares protegidos por las normas de una directiva en la parte que )sta contuviera de %erecho directamente aplicable. =o basta tampoco con cualquier colaboración : #as medidas internas de transposición deben ser por lo menos de igual rango al que tiene el %erecho nacio nal que ellas modifican 3 cuando la directiva emplaza a los Estados destinatarios a prestar tal colaboración en un plazo determinado. Si no lo hacen los Estados. a diferencia de lo que sucedería en un tratado internacional que elabo rara una ley uniforme. Esto no e$cluye que los destinatarios sean frecuentemente los Estados miembros en general. por eso mismo incumplen y no pueden despu)s alegar en beneficio propio tal incumplimiento. #a primera nota de estos actos es la ausencia de la generalidad.b' %irectivas o recomendaciones seg*n el 68E8:. El n*mero importante de recursos que la 8omisión ha formulado 217 . Su eficacia está necesariamente condicionada por el grado de buena voluntad que los Estados posean en el cumplimiento de la obligación de trans poner. #a legalidad que la directiva comunitaria e$presa se funde y forma parte integrante de la legalidad interna. de+ando. #a 8omisión e+erce preventivamente sobre los Estados una función de control y )stos están en la obligación de comunicarle las medidas adoptadas o a adoptar en esa transposición. sin embargo. sino tambi)n la interpretación aut)ntica dada por el 6ribunal 0nternacional por la vía del recurso pre+udicial en aquellos puntos dudosos que haya suscitado su interpretación. vincula a )stos en los ob+e tivos. al trans ponerla en %erecho propio. la medida comunitaria no queda por entero a merced de la colaboración de los Estados. a las autoridades nacionales la elección de las formas y los medios para ello &art. :l contrario que el reglamento. #as críticas que las diferentes posiciones doctrinales han dirigido al m)todo de las directivas tiene una relación directa con la propia naturaleza +urídica de esta categoría de acto comunitario. ADG 68E'. 6odas estas notas hacen de la directiva el instru mento idóneo. sino que el Estado. En el %erecho interno estatal se insertan no sólo las normas que la directiva. #a directiva obliga !al Estado destinatario en cuanto al resultado que deba conse guirse. (ero. con destinatarios concretos. para impulsar la necesaria armonización en determinados sectores de la legislación nacional de los Estados miembros.

E'. AGF 68E' es e$igible aquí de modo particular. =o obstante.nión.: sanciones y. En una e$cepción. no se encuentran en alguna de las categorías mencionadas. `stas son formas menores de normatividad en la t)cnica del %erecho internacional. el (arlamento Europeo puede formular recomendaciones al 8onse+o . : sí p. (ero )stos. de nulidad. etc.e+. en sí mismos. en el e+ercicio de la supervisión multilateral que le corresponde. puede por mayoría cualificada formular a ese Estado las necesarias recomendaciones. %ichos actos afectan a las posiciones +urídicas de los afectados. )sto es. propuestas. 6anto por su n*mero como por su contenido son actos que carecen de contornos definidos y que los tratados constitutivos han ido diseminando en su articulado : %eclaraciones. consultas. bien a iniciativa propia. Este te$to marca bien el carácter individual de este acto. En asuntos de política económica. en principio. d' ?ecomendaciones y dictámenes. actos normativos sino de administración ordinaria en sentido amplio. porque no siempre es fácil distinguir entre un con+unto de decisiones individuales &con efectos individuales y concretos' y un acto reglamentario &sobre todo cuando los destinatarios de hecho son un grupo reducido de su+etos'. AFD : 68E. #as decisiones no son. El mencionado art. particularmente. #a dificultad tradicional en el %erecho internacional para diferenciar entre norma y acto aparece aquí relativamente bien resuelta. El 6ribunal pide en los casos de multas que haya una clara e$posición de los elementos de hecho y de los argumentos de %erecho de manera que tanto el afectado como el 6ribunal puedan conocer claramente los motivos y razones de la medida. ADG 68E. (ero eso no significa que sean +urídicamente irrelevantes. Son atípicos todos los que siendo actos de la 8omunidad por serio de sus insti tuciones. )ste. El 6.contra los Estados ante el 6ribunal a causa del incumplimiento de esta obligación. informes. e+. 6ales dictámenes o recomendaciones son normalmente elemento esencial para la configuración del acto comunitario desde el punto de vista formal por parte del órgano que tiene la obligación de recabarlos. hay lugar a confusiones. bien de modo potencial. en cam bio. reglamen tos internos. formular dictámenes &art. le confirió igualmente la facultad de formular recomendaciones y dictámenes. #a obligación general de motivación que preside todo acto comunitario &art.E ha incrementado los supuestos en los que las instituciones comunitarias pueden acudir a estas formas menores. bien a petición del 8onse+o o de la 8omisión. Este con+unto indiferenciado de actos puede ser caracterizado de un modo gen)rico 218 .: En el ámbito de la cooperación en materia de +usticia y asuntos de interior en la . !posiciones comunes". pero no precisa quienes son los posibles destinatarios 3 )stos son los Estados o las personas físicas o +urídicas. AGD 8 6. comunicaciones. el acto que recibe el nombre de dictamen vincula estrictamente al órgano al que va dirigido. bien de modo actual. cuando la que sigue un Estado miembro entre en contradicción con las líneas generales de la marcada por el 8onse+o. en principio. El 8omit) de las ?egiones podrá. están e$cluidos del control de legalidad que el 6ribunal realiza sobre todos los demás. es prueba de que los Estados no tienen la me+or disposición en esta tarea de implementación que la directiva les asigna. MEs obligatoria en todos sus elementos para todos sus destinatariosM : :rt. Sin ellos el acto es irregular y queda afectado. que no establecen de modo directo una obligación +urídica. 99 Acto" at8%ico". ADG 68E declara que no son vinculantes. p. equivalentes a las del (arlamento Europeo y del 8onse+o. c' #a decisión o decisión individual &8E8:'. al atribuir al >anco 8entral Europeo facultades normativas en el ámbito de su competencia. El nuevo art. multas por incumplimientos.

y ha e$igido que. //. #as demás directivas y las decisiones serán notificadas a sus destinata rios &art.como !%erecho fle$ible". pero que no tienen líneas o perfiles claros. aquellos que la 8omunidad concierta con terceros Estados u otras Irganizaciones 3 en segundo. mediante la imposición de determinados requisitos formales. En tales casos el 6ribunal ha e$igido además la notificación formal para la plena eficacia +urídica. 8ierto es que en la práctica numerosas disposiciones de esta *ltima clase son publicadas en el %iario Ificial porque así lo han decidido la 8omisión o el 8onse+o. : seme+anza del %erecho interno. está condicionada por dictamen previo del 8omit) Económico y Social o el de las ?egiones. Solución )sta que no es del todo aceptable en virtud del conocido e!ecto normativo indirecto que puede tener un acto comunitario individual. es manifiesta la correción indirecta de la doctrina E?6:. #os reglamentos del 8onse+o y de la 8omisión y las directivas que tengan como destinatarios a todos los Estados miembros se publicarán en el %iario Ificial del la 8omunidad. en el caso de reducción de ese plazo. en primer lugar. En relación con la generalidad. compartida hoy básicamente por el 8onse+o y el (arlamento. donde aquella no e$ista. Esta se realiza por cualquiera de las vías que la garanticen.g : ?azones de urgencia allí donde el inter)s general prevalezca sobre los particulares. aunque el referido te$to permite que el acto en concreto pueda fi+ar otro plazo entre la publicación y su entrada en vigor. el comunitario tutela el valor y eficacia de tales actos. el 6ribunal se ha resistido a pasar por un mane+o arbitrario de esa libertad que en principio parece conceder el te$to citado. pero )sta se hace a efectos de difusión o información. #a personalidad +urídica reconocida a las tres 8omunidades se manifiesta tambi)n en la capacidad que ellas poseen para concluir acuerdos internacionales con terceros Estados o con otras organizaciones. la e$igencia de la publicación oficial se e$plica por el carácter general de la norma. :sí p. pero puede decidir e+ercerlas por sí mismo. #os acuerdos que aquí se consideran son. 9uchos de ellos responden a necesidades de relación interinstitucional dentro de la 8omunidad y son e$presión de la t)cnica utilizada por los 6ratados constitutivos de competencias compartidas o concurrentes. así .: El 8onse+o puede delegar en la 8omisión facultades reglamentarias. (ero como este período de vacancia es una garantía en favor de la seguridad +urídica. #a potestad normativa. es suficiente la notificación. ?equisitos formales. En tercer t)rmino acuer dos de los Estados miembros con terceros Estados u Irganizaciones sobre materias que han sido o van a ser comunitarizadas. notificación personal a los representantes del Estado acreditados en >ruselas. y hay que entender que 9aastricht ha querido fi+ar dicha capacidad a las disposiciones precisas e$presadas en los te$tos. El nuevo art. EED 68E regula hoy básicamente esta capacidad y el modo de e+ercerla. correo certificado con acuse de recibo. 219 . vía diplomática. )sta sea +usti ficada. Seg*n la nueva redacción dada en 9aastricht a este artículo : !En los casos en que las disposiciones del presente 'ratado prevean la cele raci"n de acuerdos entre la 6omunidad y uno o m1s Estados u 9rganiza$ ciones internacionales " En esa referencia precisa al te$to autorizante para la conclu sión de un acuerdo. los actos de los órganos creados por algunos de esos tratados. TRATADOS INTERNACIONALES. necesita de la iniciativa de la 8omisión. #a vacancia normal es de veinte días. :unque la parte principal del %erecho derivado tenga su origen en los actos unilaterales normativos de las instituciones. #a publicación tiene valor de promulgación. AGA 68E'. la 8omunidad lo crea tambi)n mediante el e+ercicio de su competencia e$terior con la conclusión de acuerdos internacionales. a su vez. e+. pero.1. no en un sentido +urídico estricto de publicación.

la capacidad de )sta para la conclusión de un tratado depende básicamente de esta regla. siempre que el 7erecho comunitario hu iera atri uido a las (nstituciones de la 6omunidad competencias en el 220 . cual es la de la capa cidad de la 8omunidad para concertar tratados intemacionales. #os t)rminos en los que está redactado este artículo presuponen igual mente esta integración. #a facultad reside sustancialmente en el 8onse+o. como en el de la 6eoría general de la organización internacional. >' :cuerdos concluidos por los Estados miembros con terceros Estados. seg*n los casos. un derecho a ser consultado o un dere cho de participación. tanto en la acci"n interior como en la acci"n internacional de la 6omu$ nidad%. CB de la 8onvención de . >asta con que tal competencia #pueda derivarse de manera impl4cita de dichas disposiciones% . cuando el acuerdo proyecte crear un marco institucional de cooperación de la 8omunidad con otros Estados u Irganizaciones.:' :cuerdos concluidos por la 8omunidad : %e )stos dice el art. Es cuestión previa que puede aparecer antes que cualquiera otra. a la 8omisión se le reconoce un derecho de pro puesta y al (arlamento. 1ay participación. 9ás discutible es que el 6ribunal siga sosteniendo #que. #a práctica seguida para la integración del acuerdo internacional ha sido su recepción &sin transformación' en un reglamento o decisión. Esta obligatoriedad no debe ser entendida sólo en el plano internacional 3 el 6ribunal ha aceptado que el tratado debidamente concluido se integra en el %erecho comunitario y forma parte de la lega lidad de )ste. #a falta de capacidad de los Estados miembros para concertar acuerdos inter nacionales con terceros Estados sobre materias que han pasado a ser de la com petencia e$clusiva de la 8omunidad.iena sobre 6ratados concluidos por Estados. El supuesto ha quedado fuera del horizonte de las disposiciones del art. 8apacidad de la 8omunidad para la conclusión de estos acuerdos : #os supuestos mencionados suponen resuelta la cuestión primera y principal. EED. como es la de la compatibilidad o incompatibilidad de las normas materiales de un acuerdo internacional proyectado con las reglas materiales del %erecho comunitario originario. 6eniendo presente que #el principio de competencias de atri uci"n de e ser respetado. Itro aspecto a tener en cuenta son los actos institucionales de órganos creados por acuerdos internacionales entre la 8omunidad y terceros Estados. K que !serán vinculantes para las instituciones de la 8omunidad así como para los Estados miembros". ADG >. :cuerdo internacional del 8acao &AGKH' o del 8af) &AGKB'. cuando suponga una carga importante para el presupuesto de la 8omunidad o cuando afectare a normas internas comunita rias establecidas por la vía del art. 1ay toda una serie de tratados internacionales que han establecido órganos capaces de adoptar disposi ciones relevantes en el %erecho comunitario &8onse+o de 9inistros de la 8onvención de #om). tanto en el %erecho internacional de los tratados. e$istirá o no si el ob+eto del tratado entra dentro o queda fuera del marco competencial de ese elenco de competencias atribuidas. =o es necesario que la competencia e$igida est) e$plícitamente atribuida. siempre que todavía no haya sido regulada la materia por vía reglamentaria. #a publicación oficial es condición necesaria para su aplicación intracomunitaria. se presta a dudas. que se e$presa mediante dictamen conforme. El carácter normativo de estos actos ha sido reconocido por el 6ribunal. AGD >. 8riterio )ste en perfecta congruencia con la regla de interpretación de los poderes implícitos. Este mismo precepto regula hoy el procedimiento de conclusión estableciendo las competencias de los órganos llamados a intervenir. pero su aplicación está condicionada por una recepción a trav)s de un reglamento comunitario. es cuestión hoy aceptada en el %erecho comu nitario3 que tenga que serio tambi)n por el %erecho internacional. Es mera consulta en los casos ordinarios. incluso cuando el tratado proyectado afectare a materias que podrían ser reguladas por la vía del art.

que fue el que por primera vez hizo esa referencia concreta. #a noción de competencias de atribución ha sido precisada en el %ictamen del 6ribunal E\GC sobre la posible :dhesión de la 8omunidad al 8onvenio Europeo para la (rotección de los %erechos 1umanos. incluso antes del 6ratado de ?oma. la comunidad est1 !acultada para contraer las o ligaciones internacionales necesarias en la consecuci"n de este o jetivo. : diferencia del :rt.nión se compromete a respetar . aun cuando no exista una disposici"n expresa al respecto%. apelara a tales principios.en relación con los derechos fundamentales que la .. le presta. Suele la doctrina distinguir tres categorías de principios generales del %erecho de los que el 6ribunal ha hecho uso : :' 5rinci%io" enerale" co!une" a todo" lo" ordena!iento".2. pero para ello es necesario que la disposición del tratado sea susceptible de crear derechos y deberes en los +usticiables de la 8omunidad. 5RINCI5IOS 3ENERALES.1m ito interno con el !in de alcanzar un o jetivo determinado. la posición del tratado en el %erecho comunitario es de subordinación al %erecho primario pero de primacía sobre el %erecho secundario. Esta primacía tiene una doble proyección en el plano comunitario y en el plano de la aplicación nacional del %erecho comunitario. el 6ribunal ha e$tendido con mayor razón el uso de los principios generales a otros ámbitos. en una cuestión litigiosa suscitada en el marco de la 8E8: apeló a este principio procesal : Sería violado un 221 . 1aciendo uso del apoyo que el te$to del referido art. 8on fórmulas seme+antes aunque no iguales a las del %erecho espa7ol. (ero una competencia implícita nunca podrá ser utilizada para ampliar las competen cias de la 8omunidad más allá del #marco general que resulta del conjunto de las disposiciones del 'ratado% 8' (rimacía del %erecho convencional sobre el %erecho derivado. EAH. Ese poder implícito se deriva del con+unto de competencias atribuidas.E hace hoy a esta clase de principios dos referencias concretas. <D del Estatuto del 60J falta en el %erecho comunitario una referencia general a los principios generales del %erecho como categoría especial de fuente +urídica.. :sí. en virtud de la multiplicidad de sus funciones y recursos. #a segunda. //.. : ello se ha visto impulsado por la función a )l atribuída de ser garante supremo de la legalidad comunitaria y por la predilección que )ste ha tenido del m)todo teleológico en la interpretación de las normas. En el primero una norma comunitaria contraria a las disposiciones de un tratado está afectada de nulidad. la regla comunitaria puede ser tachada de nula ante el +uez nacional que aplique el %erecho comunitario. EAH 68E en materia de responsabilidad e$tracontractual por la que la 8omunidad está en la obligación de reparar los da7os que le sean imputables !de conformidad con los principios generales comunes a los %erechos de los Estados miembros". pero para que el 6ribunal la aprecie es necesario que la 8omunidad se haya vinculado por dicho trata do. no necesariamente de disposiciones específicas del 6ratado. Esto no ha sido obstáculo a que el 6ribunal 0nternacional. #a primera en el art. en el caso de esta incompatibilidad. !tal y como resultan de las tradiciones constitucionales comunes de los Estados miembros como principios del 7erecho comunitario%. #as reglas de los acuer dos internacionales constituyen una legalidad comunitaria privilegiada que a diferencia del %erecho espa7ol o franc)s el 6ribunal tutela por sí mismo. El 6. pero no de+a de tener inter)s. en el art. Son más bien principios de razón o de sentido com*n 3 su aplicación es forzosa mente muy reducida. En el segundo.

pero no hay claridad alguna sobre esta noción. En cuanto a la segunda cuestión. 6odos los %erechos de los Estados miembros reconocen que no es contrario al principio de igualdad +urídica el hecho de que en su legislación económica se establez can precios diferentes seg*n la distinta situación de consumidores o categorías de consumidores. El principio seg*n el cual en todos los países de la 8omunidad una declaración de voluntad produce efectos plenos desde el momento que ha entrado en la esfera de conocimiento del destinatario. siempre que esta diferencia de trato se corresponda con las diferencias en esa situación. pero en su determinación el 6ribunal parece querer reservarse el mayor margen de libertad posible en la selección de los que le parezcan más idóneos. (rincipio del !efecto *til" como regla de interpretación. aunque limitadamente. =o se trata de tomar el nivel más ba+o de coincidencia en los distintos %erechos comunitarios. no hubieren tenido conocimiento previo y. #as vías de hecho &autoayuda' como puede ser la retorsión o represalias. (rincipio de la +erarquía normativa para distinguir las reglas generales de las de e+ecución. <. dada la diferente estructura de ambos. por consiguiente. o una de ellas. están fuera de lugar en el %erecho comunitario.principio elemental de %erecho si una resolución se fundara en hechos y documentos de los que las partes. El 6ribunal ha sido poco e$plícito tanto en lo que se refiere a las condiciones en que sea legítimo el recurso a estos principios generales como al m)todo utilizado por )l en su determinación. entre ellos se encuentran los siguientes : A. seg*n las cuales los principios generales de esta clase no serían de gran utilidad en la aplicación y perfeccionamiento del %erecho comunitario. E. alguna +ustificación. #a abundancia y eficacia de los recursos +urídicos para hacer prevalecer la legalidad comunitaria deslegitiman el recurso a tales procedimientos que en el %erecho internacional siguen encontrando todavía. :unque se encuentran con relativa frecuencia afirmaciones doctrinales. (or lo que respecta a lo primero. C. no se les hubiere dado oportunidad de formular +uicio acerca de ellos. 99 5rinci%io" co!une" a lo" Derecho" de lo" E"tado" !ie!+ro". >' 5rinci%io" enerale" del Derecho internacional. 8ierto es que el %erecho comunitario se aparta del %erecho internacional en puntos centrales.E 68E'. la afirmación contraria es más verdadera. En una ocasión el 6ribunal la +ustificó en evitación de una denegación de +usticia y para colmar una laguna del 6ratado 8E8: sobre las condiciones en la revocación de actos administrativos &Sentencia de AE de Julio de AGHK'. su +ustificación no es necesaria allí donde su utilización se apoye en un te$to &art. la +urisprudencia muestra que no es tan infrecuente este recurso. EAH. Es importante que el principio en cuestión sea congruente con los principios básicos del %erecho comunitario. Es a esta tercera categoría de principios generales a la que el 6ribunal ha recu rrido con más frecuencia. siempre que pueda encontrar en algunos o alg*n %erecho de un país comunitario el necesario apo yo. <C El derecho comunitario europeo 222 . En todo caso. es condición necesaria que el principio sea !com*n".

(ero ese sistema singular apenas tiene otro efecto que el restringido de su r)gimen interno. #os propios Estados miembros suelen ser terceros por relación a la organización internacional en la que participan. su efecto directo es obligar a las par tes contratantes. (or lo demás. primariamente. 4 tal e$igencia se ha manifestado de m*ltiples formas. :sí vg. creada por el tratado. la publicación en el 223 .nión Europea a trav)s de sus propias instituciones no tiene equivalente en las instituciones interna cionales. -inalmente./1. sino de la constitución de cada Estado en particular. Esta facultad normativa de la . :l ser un tratado internacional el instrumento constitutivo de la 8E8:.na organización es. Esta limitación se manifiesta en la restricción con la que ellos le confieren poderes normativos autónomos. no situaba a esta organización necesariamente por entero en la categoría tradicional de las relaciones de los Estados parte en un acuerdo interna cional 3 su propósito era modificarla de modo substancial. #os tratados constitu tivos de las 8omunidades Europeas han sido la base !constitucional" sobre la que las instituciones comunitarias han e+ercido sus respecti vas competencias y creado el ordenamiento +urídico comunitario. la inserción de las reglas que ellos establecen en el %erecho interno respectivo de cada uno de los Estados obligados. en la intencionalidad y eficacia plena del acuerdo puede estar. :hora bien. (or lo que respecta al efecto normativo de estos tratados. afectan a los Estados implicados en ese proceso en sus relaciones mutuas y en su estructura interna. y de hecho lo está muchas veces. (ero )sto ya no depende del %erecho internacional general. el efecto normativo del tratado en el sistema +urídico interno de los Estados contratantes no debía ser el usual de los demás acuerdos internacionales. =o influye en el sistema +urídico de los Estados miembros más que por vía indirecta. Sin llegar a un pacto confederal y mucho menos federal. CARACTERES DE ESTE DERECHO. (or este motivo. . 8uando son de una cierta significa ción e importancia. dichos tratados han inducido en esos Estados una modificación de sus relaciones inter se. Es la conocida posición dualista. se ha visto en los tratados comunitarios una analogía con los te$tos constitucionales de los Estados. e$presión de la voluntad de cooperación de los Estados que la crean. #as relaciones internacionales ordinarias entre los Estados miembros de una organización. %esde el primer momento de la e$istencia de la 8E8:. no quedan alteradas por el hecho de la constitución de )sta. pero por principio. #os tratados comunitarios fueron siempre pensados con la intención de modificar en más o en menos la estructura interna de los Estados contratantes.nión Europea. El %erecho internacional se limita a establecer supuestos de responsa bilidad en caso de incumplimiento. 9uy diferente es la situación en la relación %erecho comunitario %erechos inter nos de los Estados miembros. que sigue orien tando hoy fundamentalmente la relación intersistemática entre estos dos diversos ordenamientos +urídicos. salvo el caso particular del ob+eto específico de tal organización. de la misma manera que. los poderes con los que esos Estados la dotan son muy limitados. la organización internacional. a la vez. fue evidente que la cons trucción de la comunidad proyectada e$igía una reelaboración de las categorías conceptuales con las que habían sido tratadas las relaciones entre el %erecho internacional y el %erecho estatal interno. se singularizaría por los órganos que creaba y las competencias a ellos atribuidas en relación con cualquier otra organización internacio nal constituida hasta ese momento. %esde el comienzo fue evidente que la construcción europea e$igía una concepción monista en esta clase de relación. El %erecho internacional general carece de mecanismos que garanticen la eficacia normativa interna del acuerdo internacional. crean su propio %erecho. los actos normativos de la 8omunidad no necesitan ser publicados en los órganos oficiales de los Estados. #o que no es así en el caso de la .1. la singularidad es a*n más patente : %e conformidad con el %erecho internacional general los acuerdos internacionales son compromisos entre Estados.

a di!erencia de los tratados internacionales ordinarios. -in primordial de este %erecho es modificar paulatinamente la estructura interna de los Estados para estrechar entre ellos sus relaciones. hoy parece estar más en )l. 9ás recientemente se distinguen en la primera. integrado en el sistema jur4dico de los Estados miem ros. RELACIONES DEL DERECHO CO&UNITARIO CON LOS SISTE&AS )UR6DI9 COS NACIONALES DE LOS ESTADOS &IE&0ROS. 9uy distinto es el punto de partida del %erecho comunitario.. #a diferencia está en que mientras que en el %erecho comunitario esta incorporación es automática. Si al %erecho internacional p*blico se le define como un %erecho preferente mente interestatal. Si en los primeros estadios de su formación. desde la entrada en vigor del 'ratado. el efecto normativo de las normas internacionales dentro de un sistema +urídico estatal no se produce proprio vigore sino en función de un pr)stamo del respectivo %erecho interno en virtud del cual la norma internacional se inserta en tal %erecho. #a doctrina no duda en ad+udicar a la naturaleza de este %erecho singular todas las notas predicables de un sistema +urídico en sentido propio.#. En cambio. #a inserción de sus reglas en los sistemas +urídicos inter nos estatales no está necesariamente postulada desde esa perspectiva del %erecho internacional como %erecho regulador de las relaciones entre Estados3 si tal inserción se opera es obra de las constituciones estatales. y que se impone a los "rganos jurisdiccionales de 5stos./. con la facultad de imponer sanciones como garantía de eficacia +urídica. dos diferentes : la aplicabilidad inmediata y la aplicabilidad directa. Estas nociones han sido elaboradas en el %erecho comunitario en contraste con lo que sucede en el %erecho internacional en sus relaciones con los %erechos nacionales. el '6E ha instituido un orde$namiento propio. en la norma de %erecho internacional la inserción se realiza en virtud de norma o acto interno del %erecho nacional que incorpora. :sí. este sistema puso el acento en la creación normativa. En la sentencia 8osta E=E# se e$presó vigorosamente esta idea .%iario Ificial de 8omunidad produce plenos efectos. #as normas internas de un Estado comunitario cualquiera comienzan a de+ar de ser por relación a cualquier sistema +urídico de otro Estado comunitario. 224 . dotado de órganos propios de creación normativa así como de aplicación de esas normas +urídicas. #a vocación de la regla +urídica comunitaria es insertarse en el %erecho interno de los Estados. Sus normas forman un con+unto sistematizado y fuertemente +erarquizado. 8on mayor razón no puede ser e$tra7a para cualquiera de ellos la norma comunitaria. es precisamente porque el primer ob+eto de este sistema es regular las relaciones entre Estados. /1. (or aplicabilidad inmediata hay que entender la condición que tiene toda regla comunitaria de insertarse por su propio impulso en los sistemas +uridicos de los Esta dos comunitarios. /1. #a doctrina viene caracterizando esta particular relación del %erecho comunita rio con los %erechos nacionales de los Estados miembros en función de dos nociones : #a del efecto directo y la de la primacía.. la interpretación y aplicación de sus reglas. en cierto sentido la norma internacional es !regla e$terna" por relación a los sistemas +urídicos nacionales. A5LICA0ILIDAD IN&EDIATA. norma !e$tran+era". #o que algunos autores en el %erecho comunitario designan como aplica ilidad inmediata equivale a lo que la doctrina en el %erecho internacional p*blico conoce como incorporaci"n de la norma internacional en el sistema +urídico de un %erecho estatal.

En virtud de esta terminología. aplicabilidad directa es la idoneidad que la regla tiene para crear derechos y deberes sub+etivos y ser así. pero no es suceptible de aplicación directa 3 de ellas los +ueces u órganos adminis trativos no pueden deducir ning*n derecho o deber sub+etivo. EH de la 8onstitución alemana. Si la norma comunitaria se inserta en el %erecho interno por su propia fuerza. #as manifestaciones de la aplicabilidad inmediata pueden ser estudiadas seg*n las diferentes categorías de los actos normativos comunitarios. la publicación de )stos en el %I8E es bastante similar a su integración en los %erechos nacionales de los Estados. /1. .na vez establecido que la regla comunitaria se inserta por sí misma en los sistemas +urídicos estatales. pero el 6ribunal comunitario ha rehusado cualquier efecto +urídico que se pudiera seguir de este procedimiento : El 'ri unal considera que la recepci"n no produce el e!ecto de trans!ormar dichos tratados y 5stos de en ser aplicados por el juez interno en tanto que 7erecho comunitario y no como 7erecho nacional . en cambio. #a norma comunitaria se inserta por su propia fuerza en los %erechos internos de los Estados 225 . los han ratificado seg*n procedimientos dualis tas. E+emplo : El art. y tambi)n de fricción entre los sistemas nacionales y el %erecho comunitario.g : El art. sólo ella +ustifica una terminología diferente para distinguir lo que en otras concepciones se considera de modo global como efecto directo. pero no con el origen de la misma. Este es un punto de contacto. no sólo garantiza la inserción automática de toda regla general del %erecho internacional. tal cual.#os Estados comunitarios de orientación dualista.. . aquí considerado como aplicabilidad directa'. A5LICA0ILIDAD DIRECTA. sin necesidad de ulterior desarrollo. 8' 6ratados internacionales con terceros países : (or lo que respecta a los acuerdos internacionales concluidos por la 8omunidad con terceros países. #a norma está indudablemente vigente. el concepto de aplicabilidad directa como algo distinto de la aplicabilidad inmediata sólo tiene sentido si se le configura en función de los carac teres que la norma debe poseer para ser susceptible de crear derechos y obligaciones en las personas particulares.El %erecho de los Estados no puede actuar de !filtro" y ser obstáculo a la apli cación en ese Estado de las normas comunitarias3 los Estados no pueden modifi car la razón de la validez u obligatoriedad de la regla comunitaria por acto alguno de recep ción. de ordinario. :' #os tratados constitutivos : Si las constituciones estatales en algunos casos han dado un trato especial a la ratificación de los tratados comunitarios.1. CK 8E asegura que M todos los espa2oles tienen derecho a dis!rutar de una vivienda digna y adecuada@ . porque la noción de aplicabilidad inmediata se intersecciona necesariamente con la de primacía. sino que le confiere rango cuasi constitucional. toda deficiencia en la aplicabilidad de la regla se e$plicará en función de la naturaleza de )sta &lo que tiene entonces que ver con el efecto directo en sentido propio. (or el contrario. >' %erecho derivado : (uesto que la esencia de la aplicabilidad inmediata está en esa incorporación auto mática al %erecho interno nacional. ning*n %erecho interno estatal se ha preocupado de garantizar un rango normativo especial a sus normas. en el %erecho interno se entiende por vigencia de una norma : =orma vigente es la que está formando parte del %erecho. #amentablemente esta distinción no está clara en muchas e$posiciones doctrinales. #a recta comprensión de la noción de aplicabilidad inmediata incluye otro matiz que la doctrina no siempre resalta. . Zcon qu) rango normativo lo hace Q. #a noción pues de aplicabilidad inmediata es el contrapunto de la idea dualista de recepción o transformación.

sino tam i5n los ciudadanos de 5stos . Esta clase de conflictos están satisfactoriamente resueltos con el recurso a alguno de estos principios : Jerarquía. Es una consecuencia necesaria de la interpenetración en la que se encuentran los dos sistemas +urídicos. especialidad o temporalidad (lex posterior). el 6ribunal ha sido llamado a precisar el alcance normativo en concreto de las distintas normas comunitarias. EH de la #ey -undamental de >onn declara. %e que una norma produzca o no efectos directos puede depender la solución final. /1. Si fuera sólo de normas.. : pesar de que en el %erecho comunitario.. que las nor mas generales del %erecho internacional son parte integrante del %erecho federal &aplicabilidad inmediata'. en consecuencia.miembros. prevalece sobre una norma de un sistema +urídico de un Esta do miembro. el individuo es su+eto ordinario de la regla comunitaria. el 7erecho comunitario. cualquiera que sea su naturaleza. :' =oción. la regla de la primacía no es otra cosa que la solución a un problema de colisión que plantean dos normas. =inguna de ellas es utilizable en este caso : En los siste mas +urídicos comple+os. de la misma !orma que constituye o ligaciones so re los particulares.na norma de %erecho comunitario. depende de su idoneidad. como es el caso del %erecho federal. pero la idoneidad de estas para generar derechos y deberes individuales &aplicabilidad directa' depende de la conte$tura de la misma regla. El art. y en )sto se parece al bien conocido de la relación %erecho interno %erecho internacional. aunque ocasionalmente el 6ribunal comunitario se haya servido de una fórmula poco feliz : !. (ero en puridad no es un mero conflicto normativo.. es conflicto de sistemas aunque lo sea de un modo parti cular. igualmente vocacio nados. independiente de la legislaci"n de los Estados miem ros. ?educido el problema a sus t)rminos más simples. en modo alguno son deten 226 . (uesto que muchas normas generales del %erecho internacional sólo pueden tener a los Estados como su+etos. pero que cree o no derechos y deberes sub+etivos y sea por lo tanto directamente aplica le. Son normas de aplicabilidad directa &efecto directo'. M &aplicabilidad directa'. es universalmente reconocida y practicada una formulación particular de la regla de +erarquía : !El %erecho federal prevalece sobre el particular de los Estados miembros" . Es un conflicto de sistemas +urídicos y no de normas e$clusivamente. aquellas que el 6J8E ha declarado tener esta condición : En función del papel primordial de custodio de la legalidad comunitaria. El ámbito +urídico donde ese conflicto se plantea es en el del %erecho interno de los Estados miembros y no en el particular del %erecho comunitario. es evidente que por su propia naturaleza. en primer lugar. al menos en principio. El sistema +urídico comunitario es un sistema abierto. en el cual no son s"lo sujetos los Estados miem ros. una parte importante de tales reglas no son aptas para generar tales derechos y deberes de carácter individual. tienen esa idoneidad. #as reglas relativas a la e$traterritorialidad de las emba+adas ilustran lo que quiere decirse. Solo despu)s establece : M8rean de modo directo derechos y deberes para los habitantes . en primer lugar.. la soberanía alemana no es obstáculo a la inserción de reglas +urídicas internacionales en el %erecho interno alemán. Es decir. no todas las normas comunitarias. cualquiera que sea el rango +urídico de )sta". a regular una misma situación. no sería diferente al conocido concurso de leyes o en general