PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE

ACUPUNTURA


¿PARA QUÉ SIRVE LA ACUPUNTURA?


En principio cualquier enfermedad es susceptible de ser tratada con acupuntura,
si bien en unas obtendremos la curación y en otros solamente una mejoría o una
disminución en el tratamiento convencional necesario para el paciente.

La Acupuntura es además una medicina fundamentalmente preventiva, siendo
capaz de corregir pequeñas disfunciones que —sin importancia en la Medicina
convencional— la MTC considera como la primera manifestación de un trastorno en
el correcto funcionamiento del organismo.

Así mismo, la Acupuntura es capaz de mantener y reforzar la energía del
organismo, por lo que será eficaz en las enfermedades infecciosas, en aquellas con
tendencia a repetirse, y en las enfermedades con inmunidad deprimida o, en
general, con disminución de defensas.

Podemos englobar a los pacientes que acuden a las consultas de los médicos
acupuntores en tres grandes grupos: En primer lugar se trataría de personas con
tratamientos medicamentosos prolongados, que tienen efectos secundarios graves,
o con enfermedades que no se solucionan con tratamiento habitual. En segundo
lugar acuden a la acupuntura personas con trastornos funcionales y enfermedades
psicosomáticas. Por último son habitualmente pacientes de las consultas de
acupuntura los pacientes con enfermedades crónicas.

Sin pretender hacer una lista exhaustiva, se pueden beneficiar de la acupuntura
las siguientes enfermedades: En el aparato locomotor: cervicalgias, dorsalgias,
lumbalgias, ciáticas, artrosis, artritis, esguinces, tendinitis, contracturas, etc. En el
sistema nervioso: cefaleas y jaquecas, neurálgias, vértigos, espasmos, ansiedad y
estrés, depresión, insomnio, anorexia, parálisis facial, etc. En el sistema endocrino
y ginecológico: obesidad, amenorrea, dismenorrea, metrorragias, enfermedades
generales durante el embarazo, sofocos, etc. En el aparato urogenital: cistitis
crónicas, enuresis nocturna, litiasis renal crónica, etc. En la esfera
otorrinolaringológica y respiratoria: rinitis, sinusitis, faringitis, disfonías, asma,
alergias respiratorias, y todas las patologías otorrinolaringológicas y respiratorias
de repetición y crónicas. En el aparato circulatorio: palpitaciones, edemas, etc. En
piel: prurito, eczema, acné, psoriasis, dermatitis diversas, herpes, etc. En el
aparato digestivo: gastritis, úlcera, enfermedad de Cröhn, colitis ulcerosa,
estreñimiento, nauseas y vómitos, hemorroides, etc.

La acupuntura se puede utilizar sola o como terapia coadyuvante.







PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LA ACUPUNTURA


∫ ¿Duelen los pinchazos?

No. El pinchazo normalmente no es doloroso, aunque, evidentemente, se siente
algo pues el sujeto no está dormido; además las agujas son tan finas como
cabellos. Que la sensación sea más o menos intensa depende de la sensibilidad de
cada persona, del punto que se trate y de la técnica de estimulación de la aguja
que se use. Si algún pinchazo molesta más de lo habitual será por haber tocado
una raíz de un pelo o una glándula sudorípara, por lo que con un ligero retoque de
la aguja la molestia desaparecerá.


∫ ¿Hay riesgo de contagios?( SI DA, Hepatitis, etc.)

No hay ningún riesgo, pues se utilizan agujas desechables y todo el material a
utilizar está esterilizado. No hay ningún caso descrito en toda la literatura médica
de infecciones o contagios producidos por sesiones de acupuntura realizadas por
médicos acupuntores.


∫ ¿Se pueden abandonar los tratamientos medicamentosos que se
están tomando? ¿Es necesario abandonarlos?

No se puede generalizar. El Médico Acupuntor estudiará cada caso. Hay
medicamentos que nunca podrán dejarse (la insulina por ejemplo); otros será
posible dejarlos o disminuir su dosis; y habrá otros que sí será conveniente dejar.


∫ ¿La acupuntura sólo sirve para adelgazar o dej ar de fumar?
¿Sirve también para dej ar el alcohol u otras drogas?

La acupuntura, al igual que las otras terapias, se puede usar en estos problemas,
pero hay que recordar que la MTC incluye otras técnicas como la dietética, el
ejercicio, la fitoterapia... que pueden ser necesarias como ayuda en estos caso. Por
otra parte, como ya se dijo, la MTC es útil en otras muchas enfermedades.


∫ ¿La Acupuntura tiene efectos secundarios o riesgos?

Los riesgos y los efectos secundarios de la acupuntura siempre serán debidos a una
mala técnica: usar puntos prohibidos, equivocarse en la elección de los puntos, etc.
Un médico debidamente formado y conocedor de la Acupuntura sabe como evitar
todo esto, por lo que no existe riesgo.






∫ ¿La Acupuntura, cura o alivia?

Depende de la enfermedad y de su estadio evolutivo: la Acupuntura es curativa en
los casos en que sea posible restablecer la parte dañada o la función alterada.
Cuando no sea posible (por ejemplo en cáncer, SIDA, enfermedades muy crónicas o
pacientes muy deteriorados), la Acupuntura será paliativa y encaminada a mejorar
la calidad de vida.


∫ ¿Es necesario creer en la Acupuntura para que actúe? ¿No será
todo un efecto placebo?

El efecto placebo en la Acupuntura no existe más allá que en cualquier otra técnica
médica: la Acupuntura es un acto médico, no una religión. Y el que la acupuntura
funciona por sí misma lo demuestra el hecho de que sea efectiva también en los
animales (cada vez hay más Veterinarios Acupuntores).


∫ ¿Se puede tratar a los niños con Acupuntura?

Sí, siempre que sean capaces de estarse quietos durante el tiempo que tengan las
agujas puestas. Quizás para los niños menores de 5 años sean más adecuados la
DIGITOPUNTURA y el MASAJE en los puntos, pues su gran capacidad reactiva hace
que sea suficiente con ese estímulo. En China los niños se tratan sin problema con
agujas. En nuestro medio se tienen más reticencias y no se suele pinchar a
menores de ocho o diez años.


∫ ¿Cuánto tiempo dura el tratamiento? ¿Cuántas sesiones son
necesarias?

Depende de cada caso, de la gravedad y la antigüedad de la enfermedad y de la
respuesta del individuo. En cada paciente es diferente. En algunos casos agudos
tratados precozmente pueden ser suficientes una o dos sesiones. En casos graves y
crónicos al ser un tratamiento paliativo se requieren sesiones periódicas de
recuerdo.


∫ ¿Cuánto dura una sesión de Acupuntura? ¿Todas duran lo mismo?

Las agujas, salvo mínimas excepciones, permanecen puestas en el paciente entre
veinte y treinta minutos y una vez pasado este tiempo TODAS LAS AGUJAS SE
RETIRAN. Sin embargo si por cualquier motivo estuvieran puestas más tiempo no
se conseguirá más efecto pero tampoco será prejudicial. La sesión sin embargo
puede durar mucho más tiempo pues se puede completar con otras técnicas:
moxas, ventosas, masaje, etc.








∫ ¿Dónde se pincha? ¿Se pinchan los nervios? ¿Se mete alguna
sustancia con las aguj as?

Se pincha en los llamados PUNTOS DE ACUPUNTURA, que están debidamente
localizados en puntos concretos de todo el cuerpo y se ha comprobado que son
puntos de menor resistencia eléctrica. No se pincha en los nervios, sino en la piel.
Las agujas son macizas no huecas, por lo que es imposible meter nada con ellas (y
también por eso es más difícil aún que contagien nada). La técnica de inyectar
sustancias en puntos de acupuntura se denomina HOMEOSINIATRÍA y no pertenece
en absoluto a la MTC.


∫ ¿La Acupuntura contradice a otras terapias?

No, ni las contradice, ni pretende desplazarlas. Como la ginecología no desplaza a
la pediatría, ni a la cirugía: son especialidades distintas que usan tratamientos
distintos, para indicaciones distintas. Lo correcto es que el médico elija en cada
momento la terapia más oportuna para la curación de su paciente.


∫ ¿Por qué algunos médicos ponen caras raras cuando un paciente
les dice que se está tratando con Acupuntura?

Esta situación cada vez es menos frecuente, pues casi todos los médicos conocen
las recomendaciones de la O.M.S. respecto al Acupuntura. Esas reacciones eran
debidas a una falta de información y formación en esa área, a las que, a veces, se
unía la prepotencia de algunos profesionales.


∫ ¿Cómo actúa la acupuntura? ¿Por qué funciona?

Esta es la pregunta más difícil de contestar de forma rápida. Haciendo una licencia
literaria y en aras de una fácil comprensión, se puede decir que las agujas producen
una reacción en el organismo, de forma que (en función de dónde y cómo se
pongan) el organismo segregará una serie de sustancias (endorfinas,
neurotransmisores, hormonas) que serán las que realmente produzcan el efecto. La
Acupuntura es una terapia reaccional: es el organismo el que debe responder al
estímulo que le provoca el terapeuta.