You are on page 1of 15

2014

La necesidad de eliminación intestinal es aquel proceso mediante el cual se eliminan por el ano la materia fecal. Tenemos como objetivos en afán de mantener en equilibrio nuestro organismo:  Eliminar los productos de desecho de la digestión.  Mantener una adecuada eliminación.  Evitar complicaciones. Hablamos también al respecto de principios para tenerlos en cuenta:
   

La atención del individuo ante el deseo de defecar evita o disminuye la presencia de alteraciones en la eliminación intestinal. El control de la defecación es muy importante para la independencia de la mayoría de los individuos. Aunque algunos residuos se evacuan dentro de las primeras 24 horas después de la digestión, la mayor parte de ellos se evacuan varios días después. El excremento está formado por una masa sólida constituida por alimentos no digeridos, celulosa, secreciones del intestino y del hígado, sales inorgánicas, leucocitos, células epiteliales y agua.

NECESIDAD DE ELIMINACIÓN:

ENFERMERÍA EN OBSTETRICIA I

Página 1

2014
Es una necesidad fisiológica y su función es la eliminación de desechos y toxinas resultantes del metabolismo celular. La salud de una persona dependerá en gran medida de la capacidad de su organismo para eliminar residuos tóxicos tanto internos como externos. La excreción de deshechos se produce principalmente por la orina y las heces y también a través de la transpiración, respiración pulmonar y la menstruación. Tiene una gran importancia para la vida ya que con ella mantenemos el equilibrio de líquidos y sustancias del medio interno, y al eliminar las sustancias de deshecho mantenemos un funcionamiento adecuado de los diferentes órganos.

IMPORTANCIA DE LA ELIMINACIÓN INTESTINAL.
Mediante la eliminación intestinal se expulsa al exterior las sustancias que no pueden ser reabsorbidas por la sangre y que no son asimilables por el organismo. El conjunto de sustancias que se eliminan constituye las heces, estas están formadas por residuos alimentarios, secreciones, células descamadas de los intestinos y bacterias.

ELIMINACIÓN FECAL. FISIOLOGÍA DE LA DEFECACIÓN.
La defecación es uno de los procesos de eliminación que tiene el organismo y en el que intervienen el intestino delgado, intestino grueso recto y conducto anal. El intestino delgado se extiende desde el píloro hasta la válvula ileocecal, por el pasan los elementos de deshecho (quimo) que vienen del estómago y van hasta el intestino grueso. El intestino grueso se extiende desde la válvula ileocecal que se encuentra entre el intestino delgado y el intestino grueso, hasta el ano. El colon en el adulto es de 125 a 150 cm de largo y tiene siete partes:        Ciego. Colon ascendente. Colon transverso. Colon descendente. Colon sigmoideo, Recto. Ano

El intestino grueso es un tubo muscular cuyo interior está recubierto por una membrana mucosa, contiene fibras musculares circulares y longitudinales lo que permite que se pueda contraer y dilatar.

Funciones del colon: 1. Absorción del agua y los nutrientes.

ENFERMERÍA EN OBSTETRICIA I

Página 2

2014
2. Protección mucosa. 3. Eliminación fecal.

1. Absorción del agua y los nutrientes .El contenido el colon representa el alimento ingerido durante los cuatro días previos, aunque la mayoría de los productos de desecho se excretan dentro de las 48 horas siguientes a la ingestión. Los productos de desecho que salen del estómago at del intestino delgado y luego pasan por la válvula ileocecal se llaman quimo. El colon absorbe grandes cantidades de agua, Na y Cl. 2. Protección mucosa. El colon segrega un mucus que contiene grandes cantidades de bicarbonato y que cumple una función protectora ante los ácidos formados con las heces y como antiadherente de la materia fecal. También protege la mucosa de la actividad bacteriana. La estimulación de los nervios parasimpáticos desencadena la secreción de mucus (por eso una emoción fuerte provoca secreciones de grandes cantidades de mucus). 3. Eliminación fecal. El colon transporta a su través los productos de la digestión que más tarde son eliminados por el ano (flato y heces) hay tres tipos de movimiento: de mezcla de contracción de los receptáculos y el peristaltismo, este último es el que impulsa el contenido intestinal hacia delante. Recto y conducta anal: Es de 10 a 15 cm en el adulto, la porción más distal es el canal anal. En el recto hay tres pliegues de tejido que se extienden a lo largo del mismo y que contienen una vena y una arteria .Cuando las venas se distienden aparecen las hemorroides. El conducto anal está acotado por el músculo del esfínter externo e interno, el interno está bajo control involuntario y el externo se controla voluntariamente. Defecación: Es la expulsión de heces del ano, la frecuencia de defecación varía mucho de unas personas a otras, oscilando entre varias veces al día hasta tres veces a la semana. La cantidad también es variable. Cuando las ondas peristálticas desplazan las heces hasta el colon sigmoideo y el recto se estimulan los receptores nerviosos del recto y aparece la necesidad de defecar. La defecación normal se ve favorecida por: a) la flexión de los muslos que aumentan la presión intra-abdominal y b) por la posición de sedestación que eleva la presión sobre el recto. Si no se atiende el reflejo de defecación o se inhibe voluntariamente, la necesidad de defecar desaparece unas horas. La inhibición repetida del reflejo puede hacer que el recto se dilate y se produzca una pérdida de sensibilidad a este reflejo produciendo estreñimiento como consecuencia.

Características de las heces.

ENFERMERÍA EN OBSTETRICIA I

Página 3

2014

HECES Forma Constituyentes

NORMAL Debe ser parecida al diámetro rectal. Alimentos no digeridos, bacterias muertas, grasa, pigmentos, agua, células de mucosa.

SIGNOS ANORMALES. Estrechas en forma de lápiz (obstrucción) *Sangre, pus, moco (infección, inflamación) *Gusanos (parasitosis) *Exceso de grasa(malabsorción)

Color

Amarillo (lactante) Marrón (adulto)

*Blancas(no bilis) *Negras ( HDA, Ingestión Fe). *Pálido + grasa (malabsorción)

Olor Consistencia

Acre (depende de la alimentación) Blandas y formadas

*Cambio nocivo ( por sangre o infección) *Líquidas(diarrea) *Duras(estreñimiento)

Frecuencia

Desde una vez al día, hasta de 2 a 3 veces a la semana.(adulto) De 5 a 8 veces tomando leche materna (lactante)

*Menos de una vez a la semana. (Estreñimiento). *Más de 6 veces al día en el lactante (diarrea)

Cantidad

150gr

FACTORES DE LA ELIMINACIÓN INTESTINAL
En el proceso de la eliminación intestinal intervienen muchos factores. Su conocimiento, permite anticipar las medidas necesarias para mantener un ritmo normal de eliminación. - Edad Durante la vida aparecen cambios en el desarrollo que afectan a la eliminación. Un niño tiene una capacidad gástrica pequeña y una menor secreción de enzimas digestivas. Algunos alimentos como los almidones complejos, son mal tolerados. La comida circula rápidamente por el tracto intestinal del niño, debido a un peristaltismo rápido. El niño es incapaz de controlar la defecación por la falta de desarrollo neuromuscular. Este desarrollo no aparece normalmente hasta los 2 o 3 años de edad. Los movimientos peristálticos disminuyen con la edad y el esófago se vacía lentamente. La capacidad de absorción de la mucosa intestinal cambia ocasionando déficit de proteínas, vitaminas y minerales. Los ancianos pierden también el tono muscular del suelo perineal y del esfínter anal y

ENFERMERÍA EN OBSTETRICIA I

Página 4

2014
aunque la integridad del esfínter externo se mantenga intacta, puede tener dificultad para controlar la eliminación intestinal. Debido a la lentitud de los impulsos nerviosos, algunos son menos conscientes de la necesidad de defecar y se vuelven fácilmente estreñidos. - Dieta El tipo de alimentación de las personas influye en la eliminación. Una alimentación diaria equilibrada ayuda a mantener un ritmo regular del peristaltismo del colon. La fibra, residuo no digerible de la dieta, proporciona el volumen de la materia fecal. Los alimentos que forman volumen también absorben líquidos con lo cual se incrementa la masa fecal. Los siguientes alimentos más conocidos como formadores de masa, contienen una elevada cantidad de fibra: Frutas crudas (manzanas, plátanos, naranjas) Frutas cocidas (ciruelas, albaricoques) Verduras (espinacas, coles, repollos) Vegetales crudos (apio, calabacín) Grano entero (cereales, salvado, pan) Las comidas que producen gas como las cebollas, coliflor, estimulan también el peristaltismo. El gas formado distiende las paredes intestinales incrementando la motilidad del colon. - Ingesta de líquidos Una inadecuada ingesta de líquidos o la aparición de alteraciones que dan lugar a una pérdida de ellos como el vómito, afecta la característica de las heces. Una reducción en la ingesta de líquidos retarda el paso de los alimentos a través del intestino y puede dar lugar a un endurecimiento del contenido fecal. Un adulto debería beber de 6 a 8 vasos (1400-2000 ml) de líquido diario. - Actividad física La actividad física estimula el peristaltismo, mientras que la inmovilización lo deprime. Es recomendable que cuando empiece a resolverse una enfermedad se camine lo antes posible, y lo mismo después de respecto a la cirugía, para contribuir al mantenimiento del peristaltismo y la eliminación normal. Es importante el mantenimiento del tono de los músculos esqueléticos, que actúan durante la defecación. El tono muscular se puede alterar o perder como consecuencia de una enfermedad de evolución prolongada o una enfermedad neurológica que altera la transmisión nerviosa. - Factores Psicológicos Un prolongado estrés emocional puede alterar la función de casi todos los sistemas corporales. Si un individuo se vuelve ansioso, miedoso o malhumorado, se inicia una respuesta que permite al organismo restaurar las defensas. El proceso digestivo se acelera y se incrementa el peristaltismo para proporcionar los nutrientes necesarios para la defensa. Los efectos secundarios de un peristaltismo aumentado, son la diarrea y la distensión gaseosa. Si un individuo padece una

ENFERMERÍA EN OBSTETRICIA I

Página 5

2014
depresión, el sistema nervioso autónomo reduce sus impulsos y el peristaltismo puede disminuir. Determinado número de enfermedades del tracto gastrointestinal pueden asociarse con el estrés. - Hábitos personales A la mayoría de individuos les beneficia el hecho de poder utilizar sus propios baños en el momento más efectivo y conveniente para ellos. Una forma de trabajo ajetreada puede inducir al individuo a no responder apropiadamente a la urgencia defecadora, alterando los hábitos regulares y causando posibles alteraciones como estreñimiento. El reflejo gastrocólico que inicia la defecación, se estimula más fácilmente después de las comidas. Es muy raro que los usuarios hospitalizados puedan mantener su intimidad durante la defecación, a menudo, alterados por el compañero de habitación cuyos hábitos higiénicos pueden ser muy diferentes. La enfermedad limita a menudo la actividad física y requiere la utilización de pato. Los sonidos y olores asociados a la pérdida de las comodidades del baño o la utilización del pato son a menudo embarazosos. Esta incomodidad hace que los usuarios no obedezcan el reflejo de la defecación, lo que puede convertirse en un círculo vicioso de estreñimiento y malestar. - Posición durante la defecación La flexión es la posición normal durante la defecación. Para el usuario que está inmovilizado en cama la defecación es habitualmente difícil. En la posición decúbito supino es imposible contraer los músculos utilizados durante la defecación. Si la enfermedad del usuario lo permite, se puede ayudarle levantando la cabecera de la cama o procurando que adopte una posición sentada en el pato; todo ello aumenta la capacidad de defecar.

PATOLOGÍA DEL COLON

1. ESTREÑIMIENTO: CAUSAS FUNCIONALES 1. Dieta: poca fibra y comidas como el queso que producen heces duras y pequeñas. 2. Diskinesia intestinal por causas psicogénicas (colon irritable). 3. Atonía de la musculatura del colon en ancianos. 4. Malos hábitos higiénicos: supresión de la urgencia normal por defecar 5. Posterior a episodio de diarrea y a dejar de fumar 6. Causas iatrogénica por medicamentos como hidróxido de aluminio, carbonato de calcio, bario que endurecen las heces, agentes inhibidores del tránsito como los anticolinérgicos y morfina.

ENFERMERÍA EN OBSTETRICIA I

Página 6

2014
CAUSAS ORGÁNICAS 1. Obstrucción intestinal por tumores, un segmento agangliónico (megacolon) 2. Causas reflejas por un órgano enfermo como apéndice o vesícula biliar 3. Afecciones en el ano: absceso, fístulas, hemorroides 4. Enfermedades que producen anorexia, sean sistémicas, locales o psicógenas

2. DIARREA CAUSAS 1. Inflamación del intestino delgado y grueso por agentes infecciosos, bacterias, virus y parásitos, en nuestro medio es la más importante causa de diarrea secretora. 2. Inflamación no infecciosa como en la colitis ulcerativa 3. Psicógenas por aumento del tono parasimpático causan hipermotilidad 4. Endocrinas: hipetiroidismo y tumores carcinoides 5. Mecánicas por tumores 6. Química por laxantes 7. Alérgica: intolerancia a comidas o drogas 8. Mala absorción.

PATOLOGÍA DE LA MOTILIDAD HIPERMOTILIDAD CAUSAS: 1. Inflamación difusa como en la colitis ulcerativa, el contenido intestinal es irritante y esto aumenta el peristaltismo, aumentando el número de evacuaciones con pocas heces. 2. Anastomosis ileocólica., el contenido irritante del íleon pasa al colon y aumenta el peristaltismo 3. Uso de catárticos, su uso prolongado lleva a alteraciones de la motilidad que al principio es aumento del peristaltismo, hipertonía y finalmente hay atonía.

SONDA NASOGÁSTRICA
ENFERMERÍA EN OBSTETRICIA I Página 7

2014
Una sonda nasogástrica, también llamada de forma más correcta sonda gastronasal, es un tubo habitualmente de plástico, hule o PVC que se introduce a través de la nariz (o la boca) en el estómago pasando por el esófago. El sondaje nasogástrico es una técnica que consiste en la introducción de una sonda desde uno de los orificios nasales hasta el estómago. Las utilidades del sondaje nasogástrico en atención primaria son las siguientes: Nutrición enteral. Es la indicación principal en nuestro medio. Se emplea en aquellos pacientes que conservan el peristaltismo intestinal pero que no son capaces de ingerir los alimentos por vía oral, por lo cual se deben pasar en forma líquida a través de la sonda, para proporcionar nutrientes. Ejemplo de estas circunstancias son pacientes con disfagia, pacientes en coma o bajo sedación en terapia intensiva, o pacientes con estenosis de esófago o con un tumor esofágico que impide el paso del alimento. También, con el mismo propósito es utilizada en pacientes con malnutrición severa. Descompresión estomacal: para descomprimir el estómago de aire, alimentos, jugo gástrico, etc. Esto se hace con mucha frecuencia antes de comenzar una operación laparoscópica. También se utiliza con frecuencia en pacientes con obstrucción intestinal para sacar aire y líquido del estómago e impedir que la obstrucción progrese. Lavado gástrico. Procedimiento por el cual se introduce Suero fisiológico (SSN al 0.9%) a través de la sonda para “lavar” el estómago. Es una indicación de uso restringido en atención primaria, de tal modo que solo se debe de llevar a cabo en situación de aislamiento con respecto al hospital de referencia. Se recurre a ella en casos de: Intoxicación oral de sustancias tóxicas o de fármacos. Sospecha de hemorragia digestiva alta. Necesidad de obtener cultivos gástricos ante la sospecha de tuberculosis. CONTRAINDICACIONES: Las contraindicaciones del sondaje nasogástrico vienen determinadas por sus indicaciones (nutrición enteral y lavado gástrico) y por las circunstancias en las que normalmente se produce dicho sondaje (programado o de urgencias). Contraindicaciones para la nutrición enteral:    Presencia de vómitos persistentes. Hemorragia gastrointestinal aguda. Íleo o seudo-obstrucción intestinal grave.

Contraindicaciones para el lavado gástrico:

ENFERMERÍA EN OBSTETRICIA I

Página 8

2014
       Obstrucción nasofaríngea o esofágica. Traumatismo maxilofacial severo y/o sospecha de fractura de la base del cráneo. Sospecha o evidencia de perforación esofágica. Coagulopatía severa no controlada. No se realizará nunca en caso de ingestión de ácidos, álcalis, otras sustancias cáusticas o derivados del petróleo. La presencia de varices esofágicas o de esofagitis severa no es una contraindicación absoluta, pero exige valorar muy bien su indicación en el primer nivel de atención y extremar las precauciones. La disminución del nivel de conciencia es una contraindicación relativa por el incremento del riesgo de aspiración.

Sonda nasogástrica. La sonda es un tubo de material plástico más o menos flexible que normalmente se coloca por vía nasal, aunque también se puede colocar por vía oral. Las hay de distintos materiales, como el polivinilo, la silicona o el poliuretano. Las de polivinilo son gruesas y rígidas, por lo que son muy útiles para la succión. Las de silicona y las de poliuretano son más finas y elásticas, preferibles para sondajes de larga duración. Con respecto a su calibre, hay que decir que también éste es variable, que se mide en French y que un número 14 suele ser válido para la mayoría de los casos (a mayor número, mayor calibre). Las sondas que más se suelen usar son las de tipo LEVIN, que tienen una sola luz y varias perforaciones cerca de su extremo distal. Lubricante. El lubricante que se emplee para la inserción de la sonda ha de ser hidrosoluble (como la glicerina), ya que puede ser reabsorbido por el organismo en caso de que llegue al árbol bronquial. Se han de evitar, por tanto, los lubricantes con base oleosa como la vaselina.

Métodos de alimentación Hay dos métodos de alimentación que se pueden llevar a cabo a través de una sonda NG:

ENFERMERÍA EN OBSTETRICIA I

Página 9

2014
Alimentación en bolo. (Gavaje) Varias veces al día, se administra a través de la sonda una cantidad de alimento líquido equivalente a una porción de comida. La alimentación en bolo se administra mediante una jeringa o una bomba. (250 – 300 ml) Alimentación continua. (Gastroclisis) Se administra alimento líquido por goteo lento a través de la sonda. La alimentación continua se administra mediante una bomba de infusión o nutriflò (bolsa) que se llena con el alimento EQUIPO Y REGISTROS:                  Bandeja Sonda levin Agua fría Riñonera Jeringa Esparadrapo Vaso con agua Sabanita de caucho protector Guantes Pañuelos de papel Bolsa de nutrifló Jeringa de 20 c.c., 10cc Kardex. Lapiceros Mesa de alimentación Comedores Sillas

Procedimiento para alimentación por sonda nasogástrica o nasoyeyunal: Como primero entube al paciente de la siguiente manera:     Explicar al paciente el procedimiento. Colocar al paciente en posición de fowler o sentado en la silla con la cabeza ligeramente flexionada. Proteja el pecho del paciente con el caucho protector. Limpie las fosas nasales antes de pasar la sonda.

ENFERMERÍA EN OBSTETRICIA I

Página 10

2014
       Entréguele los pañuelitos de papel y la riñonera Medir la longitud de la sonda que se va a introducir desde el lóbulo de la oreja a la punta de la nariz y de ésta al apéndice xifoides del esternón. Lubrique el extremo de la sonda que va a introducir con agua. Introduzca la sonda por la fosa nasal más permeable o por la boca. Ofrezca agua para que al deglutirla facilite el paso de la sonda. Observar las reacciones del paciente durante el procedimiento (tos, cianosis). Verificar la llegada de la sonda al estómago aspirando con la jeringa, obtener jugo gástrico o introducir la parte distal de la sonda en agua y observar la salida de burbujas o con fonendoscopio. Fijar la sonda con esparadrapo en el dorso de la nariz y en mejilla, conectar el equipo de succión o sifón si se requiere.

Fijación de la sonda en la nariz. Ya instalada la sonda tenga las siguientes. Precauciones:      Comprobar que la sonda está en estómago antes de pasar el alimento. Realizar aseo de la boca y nariz cuantas veces sea necesario Llevar el alimento bien presentado y a temperatura adecuada. Lavar la sonda después de pasar el alimento, utilice agua estéril Observar al paciente mientras introduce el alimento; si presenta tos, vomito, pince la sonda, mientras pasa la reacción.  Evite la entrada de aire al estómago.  Pasar de 300 a 500 CC en cada toma. Lo ideal es de 300 CC en cada toma. Para retirar la sonda nasogástrica, se realizan los siguientes pasos:       Lavarse las manos y enfundarse unos guantes, que no es necesario que sean estériles. Colocar al paciente en posición de Fowler. Pinzar o taponar la sonda. Quitar el esparadrapo de fijación. Solicitar al paciente que haga una inspiración profunda y una espiración lenta. Retirar la sonda suavemente, con un movimiento continuo y moderadamente rápido.

ENFERMERÍA EN OBSTETRICIA I

Página 11

2014
 Efectuar la higiene de las fosas nasales y de la boca.  Cuando la finalidad del sondaje es la nutrición enteral, en el extremo abierto del tubo se coloca un tapón. Además, se actuará de la siguiente manera:  Se cambiará la posición de la sonda diariamente, con el fin de evitar decúbitos. Con un movimiento rotatorio, se hará que la songa gire, retirándola o introduciéndola un centímetro.  Con el mismo fin, se cambiará diariamente el esparadrapo, variando igualmente la zona de fijación. Se limpiarán los orificios nasales y luego se les aplicará un lubricante hidrosoluble.  Se llevará a cabo la higiene de la boca diariamente, manteniendo los labios hidratados.  Se mantendrá al enfermo en posición de Fowler en el momento de dar el alimento y hasta una hora después.  Antes de dar el alimento, se aspirará el contenido gástrico. Si el volumen es superior a 150 ml, es necesario volver a introducirlo y esperar a la siguiente toma, repitiendo la misma operación.  La entrada del alimento debe ser lenta (entre 15-20 minutos según la cantidad), independientemente de si es administrado en bolo (jeringa), por declive o en bomba de infusión.  Después de la administración de cada alimentación o medicación, conviene hacer irrigaciones de la sonda con agua, para evitar cualquier posible bloqueo del tubo. El cambio de la sonda varía según el material de ésta: cada 7-14 días para las de polietileno, cada 2-3 meses para las de poliuretano y cada 3-6 meses para las de silicona. La indicación del lavado gástrico es de uso restringido en atención primaria y sólo se llevará a cabo en situaciones de aislamiento con respecto al hospital de referencia:       Instale la nutrición colocando al paciente primero en posición semifowler. Pase agua limpia por la sonda para asegurarse su permeabilidad. Vierta el alimento en la jeringa o bolsa y conéctela a la sonda. Pasé el alimento gota a gota para impedir que la sonda se tape. Cierre la sonda y deje al paciente en semifowler, mínimo 4 minutos, después de administrar el preparado. Haga la anotación de enfermería correspondiente.

SONDA RECTAL
El sondaje rectal consiste en la introducción de una sonda en el recto a través del ano. Es recomendable que la sonda no

ENFERMERÍA EN OBSTETRICIA I

Página 12

2014
permanezca en el recto más de 30 min, esto evita que se produzca la irritación de la mucosa rectal. Las principales indicaciones del sondaje rectal son: o Reducir la distensión abdominal por flatulencia. o Administración de enemas.

-

PROCEDIMIENTOS Y CUIDADOS: Explicar al paciente el procedimiento. Proporcionar intimidad. Colocar al enfermo en posición de Sims izquierda y dejar expuesto el ano. Colocación de guantes desechables. Lubricar el extremo de la sonda que se va a insertar. Suavemente insertar de 10 a 15 cm de sonda en el recto cuando el objetivo del sondaje es aliviar la distensión abdominal y de 7 a 10 cm cuando lo que se pretende es administrar un enema. Si se encuentran ligeras resistencias se pedirá al enfermo que realice varias inspiraciones profundas. No forzar nunca la entrada de la sonda.

El tamaño y la distancia de introducción de una sonda rectal varían según la edad del paciente. Las medidas orientativas son:

-

Normas generales para la administración de enemas: Conocer el objetivo y el tipo, cantidad y temperatura adecuada del enema prescrito. Purgar todo el circuito para evitar la entrada de aire en el recto.

ENFERMERÍA EN OBSTETRICIA I

Página 13

2014
Administrar la solución lentamente; algunas veces la entrada del líquido se detiene pinzando la sonda a intervalos para que el enfermo pueda tolerarlo y retenerlo mejor. Cuando se ha introducido todo el líquido o cuando el paciente no puede más se pinza la sonda y se retira. Se debe animar al enfermo a que lo retenga lo máximo que pueda. Cuando se trata de un enema de retención el tiempo recomendado es, al menos, de 30 min. Cuando se trata de un enema de limpieza el tiempo recomendado es de 5 a 10 min. La posición que favorece más la retención del enema es el decúbito supino. Cuando ha transcurrido el tiempo adecuado de retención o cuando el enfermo ya no puede aguantar más y necesita defecar, se ayuda al paciente a ir al WC o se coloca la cuña.

Normas para la disminución de la distensión abdominal por flatulencia:
Valorar la distensión abdominal antes y después del sondaje. Colocar el extremo abierto de la sonda sobre un empapador absorbente o cuña. Tras 30 min retirar la sonda. Si está indicado y según las necesidades repetir la operación cada 4 o 5 horas.

Guyton A. Tratado de fisiología médica.8º ed. Madrid: Interamericana-Mc Graw Hill; 1992.

ENFERMERÍA EN OBSTETRICIA I

Página 14

2014
Potter P, Perry A. Eliminación intestinal, Eliminación urinaria. En: Potter P, Perry A. Fundamentos de Enfermería.3º ed. Madrid : Mosby/Doyma; 1996.p.1409-1508.

Kozier B, Erb G, Olivieri R. Eliminación fecal, Eliminación urinaria. En: Kozier B, Erb G, Olivieri R. Enfermería Fundamental, Conceptos, procesos y práctica.4º ed. Madrid: Mc Graw-Hill-Interamericana; 1993.p. 1245 – 1333

Fernández C, Novel G. El proceso de atención de Enfermería. Estudio de casos. Barcelona: Masson- Salvat; 1993.

Campo M.A, Fernández C. Proceso de Enfermería, Diagnóstico, planificación, evaluación .Barcelona: Fundación Jordi Gol i Gurina; 2000.

Riopelle L, Grondin L, Phaneuf M. Cuidados de Enfermería, un proceso centrado en las necesidades de la persona. Madrid: McGraw-Hill-Interamericana; 1993.

N.A.N.D.A. Diagnósticos enfermeros: Definiciones y clasificación 2001-2002. Madrid. Harcourt; 2001.
Botella M, Hernández OM, López ML, Rodríguez A. Cuidados auxiliares de enfermería. Cuadernillo de técnicas básicas de enfermería. Sondaje nasogástrico. Santa Cruz de Tenerife: Gobierno de Canarias. Consejería de Educación, Cultura y Deportes, 2002; rifoer de la zona

ENFERMERÍA EN OBSTETRICIA I

Página 15