Has sido salvado

Salvado ¿de qué? -de las consecuencias de tu pecado (Romanos 6:23) -de la ira de Dios (Romanos 1:18). Necesitabas ser salvo porque eras pecador (1 Timoteo 1:15). Antes de ser salvo estabas perdido (Lucas 19:10; Efesios 2:12). Eras culpable delante de Dios (Romanos 3:19). Antes de que pudieras ser salvo: -tu deuda con la ley de Dios, en la cual había incurrido tu pecado, tenía que ser pagada (Romanos 3:19) -la ira de Dios por tu pecado tenía que ser satisfecha (Romanos 3:25). Muchas traducciones modernas no usan la palabra propiciación en Romanos 3:25. Pero es esencial si hemos de entender adecuadamente la muerte de Cristo. Propiciación significa apartar la ira mediante sacrificio. "Lo que el apóstol está enseñando aquí es que lo que nuestro Señor hizo por su muerte en la cruz fue apaciguar la ira de Dios." “La palabra `propiciación' significa propiamente la remoción de la ira... nos recuerda que la ira divina se descargó sobre el pecado del hombre, y que fue la muerte propiciatoria de Cristo la que normalizó la situación e hizo posible que el hombre volviese a Dios." Sólo Jesús hizo esto cuando murió en el Calvario en tu lugar (1 Pedro 2:24; Romanos 5:6). Sólo hay un Salvador (Hechos 4:12). Sólo hay un camino a Dios (Juan 14:6). Sólo hay un mediador (1 Timoteo 2:5). Jesús es la provisión de Dios para afrontar el pecado (Mateo 1:21).

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful