You are on page 1of 4

Integrantes del grupo: Leinecker, Noelia

Martinez, Yesica
Matos, Ana
Navarro, Paola
Sobarzo, Silvina
Sobarzo, Valeria

“Convención contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos


o degradantes”
La convención contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o
degradantes fue adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el
10/12/84 y firmada por la República Argentina el 4/2/85.
Esta Convención considera la libertad, justicia y paz como derechos que
emanan de la dignidad inherente a la persona humana. Por lo tanto, cada
Estado está obligado a promover el respeto universal y la observancia de los
derechos humanos y las libertades fundamentales.
¿Qué es tortura?
Según esta convención, “tortura es todo acto por el cual se infligen
intencionadamente a una persona dolores o sufrimientos graves, ya sean
físicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero información o
una confesión, de castigarla por un acto que haya cometido, o se sospeche
que ha cometido, o de intimidar o coaccionar a esa persona o a otras, o por
cualquier razón basada en cualquier tipo de discriminación, cuando dichos
dolores o sufrimientos sean infligidos por un funcionario público u otra persona
en el ejercicio de funciones públicas, a instigación suya, o con su
consentimiento o aquiescencia”.
Según el artículo N°1 de la presente Convención, ¿Con qué fines puede
infligirse intencionadamente a una persona, dolores o sufrimientos
graves, ya sean físicos o mentales?
Los fines se basan en: obtener información o alguna confesión, como castigo
frente a un hecho que haya cometido la persona o se sospeche que ha
cometido, para intimidar o coaccionar a la persona, por cualquier tipo de
discriminación, entre otros.
Según esta Convención, ¿ser funcionario público o ejercer funciones
públicas es un agravante del delito de tortura?
Según esta Convención, ser funcionario público o ejercer funciones públicas no
es un agravante sino una condición necesaria para que se den casos de tortura
(a diferencia de lo expresado en el Código Penal de la Nación Argentina, que
refiere a que cualquier persona puede ser responsable de actos de tortura y;
ser funcionario, agravaría el delito).
¿En qué artículo de la Constitución Nacional se prohíbe este delito, es
decir, el castigo corporal y/o psicológico (aquellos tormentos y azotes por
parte de funcionarios públicos)?
En el artículo N° 18 cuando hace referencia a que “quedan abolidos para
siempre…toda especie de tormento y los azotes. Las cárceles de la Nación
serán sanas y limpias, para seguridad y no para castigo de los reos detenidos
en ellas, y toda medida que a pretexto de precaución conduzca a mortificarlos
más allá de lo que aquella exija, hará responsable al juez que la autorice”.
¿En qué casos, la tortura puede tener justificativo en la República
Argentina?
Según esta convención y demás leyes, en ningún caso la tortura podrá tener
justificativo en la República Argentina.
¿En qué casos cada Estado Parte instituirá su jurisdicción frente a los
delitos de tortura y/o tentativa de cometer tortura?
Todo Estado Parte dispondrá lo que sea necesario para instituir su jurisdicción
sobre los delitos, en los siguientes casos:
-cuando los delitos se cometan en cualquier territorio bajo su jurisdicción o a
bordo de una aeronave o un buque matriculados en ese Estado;
-cuando el presunto delincuente sea nacional de ese Estado;
-cuando la víctima sea nacional de ese Estado y éste lo considere apropiado.
También podrá establecer su jurisdicción en los casos en que el presunto
delincuente se halle en cualquier territorio bajo su jurisdicción y dicho Estado
no conceda la extradición.
¿A qué tienen derecho las víctimas de un acto de tortura?
Todo Estado Parte velará por que su legislación garantice a la víctima de un
acto de tortura la reparación y el derecho a una indemnización justa y
adecuada, incluidos los medios para su rehabilitación lo más completa posible.
En caso de la muerte de la víctima como resultado de un acto de tortura, las
personas a su cargo tendrán derecho a indemnización.
¿Cuáles son algunas de las funciones del Comité contra la tortura?
El Comité, integrado por diez expertos de gran integridad moral y reconocida
competencia en materia de derechos humanos, tendrá como funciones: hacer
los comentarios generales que considere oportunos sobre los informes que los
Estados Partes le presentaron, referidos a las medidas que hayan adoptado
para dar efectividad a los compromisos que han contraído en virtud de la
presente convención; solicitará los informes referidos a las nuevas
disposiciones que cada Estado Parte haya adoptado; si recibe información
fiable de que en determinado territorio de un Estado Parte se practica
sistemáticamente casos de tortura, lo invitará a cooperar en el examen de la
información y a tal fin presentar observaciones con respecto a la información de
que se trate, recibirá y examinará las comunicaciones en que un Estado Parte
alegue que otro Estado Parte no cumple con la obligaciones que le impone la
Convención; recibirá y examinará las comunicaciones enviadas por personas
sometidas a su jurisdicción o en su nombre, que aleguen ser víctimas de una
violación por un Estado Parte de las disposiciones de la Convención;
presentará un informe anual sobre sus actividades en virtud de la presente
Convención a los Estados Partes y a la Asamblea General de las Naciones
Unidas, entre otras.
¿Ante quién pueden denunciar la Convención los Estados Partes?
Todo Estado Parte podrá denunciar esta Convención mediante notificación
escrita, al Secretario General de las Naciones Unidas.

Leyes, Pactos, Declaraciones y/o Convenciones que se relacionan con la


presente Convención:

Constitución Nacional:
Artículo 18.
• Quedan abolidos para siempre, la pena de muerte por causas
políticas, toda especie de tormento y los azotes.
• Las cárceles de la Nación serán sanas y limpias, para seguridad y
no para castigo de los reos detenidos en ella.
• Derecho a la defensa en juicio.
• Nadie puede ser obligado a declarar en su contra.

Código Penal:
Artículo 144 bis.
Será reprimido con prisión o reclusión de uno a cinco años e
inhabilitación por el doble de tiempo, el funcionario público que, con
abuso de sus funciones, privase a alguno de su libertad personal;
cometiera cualquier tipo de vejación contra las personas, o les aplicare
apremios ilegales, en un acto de servicio; y a aquél que impusiere a los
presos que guarde, severidades, vejaciones o apremios ilegales.

Artículo 144 tercero.


Será reprimido con reclusión o prisión de 8 a 25 años e inhabilitación
absoluta y perpetua el funcionario público que impusiere a personas,
legítima o ilegítimamente privada de su libertad, cualquier clase de
tortura. Igual pena se impondrá a particulares que ejecutaren los hechos
descriptos, si con motivo u ocasión de la tortura, resultare la muerte de la
víctima.

Ley 12.256 de Ejecución Penal Bonaerense:


Artículo 9, inciso 3.
Los procesados y condenados gozarán del derecho a una vestimenta
apropiada que no deberá ser en modo alguno degradante o humillante.

Lineamientos Mínimos del Actuar Penitenciario:

Artículo 1.
El agente penitenciario debe aplicar toda normativa nacional e
internacional, referida a la protección de los Derechos Humanos y la
prohibición de la tortura y el maltrato.