De acero

Después de los meses de Marzo y Abril repletos de actividad tenemos por fin la oportunidad de publicar el tercer número de nuestra revista teórica, en la cual los temas principales serán los tratados durante nuestra I Conferencia de Partido y Cuestión nacional. El documento de Partido está publicado sin el apartado número 3 correspondiente a la organización interna. La cuestión de las drogas y cómo afectan al mundo militante. El Marxismo-leninismo debe tener una posición de clase y de combate contra la industria de muerte que representa la droga y el consumo de la misma, la cual solo sirve a los intereses del capital. La historia del movimiento sindical. Publicamos un artículo de un camarada que no pertenece a nuestra organización y que dará una visión general de cómo se ha producido la evolución del sindicalismo a nivel global y estatal. Además aparecerán otros temas de actualidad para el movimiento revolucionario como son:

Editorial De Acero nº3

La respuesta de nuestra organización a un grupo revisionista de Valencia que nos hizo un escrito criticándonos, perteneciente a los autodenominados “Colectivos de reconstitución”. La lucha ideológica contra el revisionismo es una tarea fundamental. Por último aparecerá una pequeña reseña de la campaña que hemos realizado en todo el estado en contra del régimen fascista marroquí y por la libertad de los presos políticos comunistas del MMLPL. Desde aquí queremos darles ánimos en su lucha pues también es la nuestra. Esperemos que esta revista teórica sea del agrado de toda la gente que nos sigue. Secretaría Ideológica Reconstrucción Comunista

De acero

Introducción histórica

Documento Cuestión Nacional Para La I Conferencia De Partido Y Cuestión Nacional

De acero

Para comenzar a desarrollar un tema tan complicado como es la cuestión nacional en España, vamos a hacer una introducción histórica de cómo se produce la formación territorial del estado en el que vivimos para así poder comprender como con la implantación del capitalismo en España no llegó a crearse ninguna nación española. Aunque lo desarrollaremos más adelante, enunciamos ya que para nosotros España es un estado, no es una nación, y tampoco existe el pueblo español, solo la clase obrera, que es internacional y que habita en este estado.

Como sucede en otros casos de procesos de construcción estatal, como por ejemplo el de Reino Unido, España se constituyó a través de la fuerza militar. El reino hegemónico en la Península Ibérica, Castilla, a través de la expansión militar y de política matrimonial consiguió unificar la mayor parte de los reinos peninsulares. Tras la muerte de los Reyes Católicos y la subida al trono de Carlos V se produjo la unión dinástica de la corona en su figura, pero esto no supuso ninguna unión territorial, pues cada corona –Castilla y Aragón, pues Navarra y Granada ya habían sido anexionadas– seguía manteniendo su independencia económica, jurídica, administrativa, etc. Bajo el reinado de la figura de Carlos V, los territorio adscritos a la Corona –tanto los de la Península Ibérica, los territorios de los Habsburgo en el continente europeo, y los anexionados de América– recibieron el

nombre de “Monarquía Hispánica”. Finalmente, lo que hoy en día se conoce como España –sin contar las colonias poseía la Corona en el continente americano– tiene su origen tras la Guerra de Sucesión finalizada en 1.713, y con la llegada al trono de una nueva dinastía: la dinastía Borbón; con la figura de Felipe V. Con Felipe V se produce la centralización territorial, económica y jurídico-administrativa de la Corona Hispánica, con una foralidad especial a los territorios que le mostraron apoyo durante la contienda –Euskal Herria– y negándosela a quienes dieron su apoyo al otro candidato –Catalunya, y País Valencià–. De esta manera se produjo el intento de construcción del Estado-nación de España, el cual fue infructuoso, pues a pesar de conseguir la construcción del Estado, fue incapaz de homogeneizar los distintos pueblos para crear la nación española, la cual no existe. Muchos nos dirían aquí, “¿Qué decís los de RC?, si las naciones surgen con el capitalismo, esto es una visión antimarxista, etc.”

Ante lo cual les recomendaremos releer este texto, en el que hablamos de construcción estatal, a parte aunque por supuesto de que hay que entender la historia y sus circunstancias para poder abordar el problema en su conjunto. Así, la “construcción de España” no fue algo natural o cultural, sino algo impuesto por parte del poder y militarmente, la prueba de ello es la I revuelta antifeudal, la de los comuneros en 1521 fue una resistencia contra esa centralización, la que arguyen mu-

Así tenemos a un reino, el de Castilla, que se impuso al resto de pueblos, con la implantación del capitalismo, su burguesía fue capaz de imponerse al resto, fue capaz mayoritariamente de asimilar al resto de burguesías más débiles por un puñado de migajas, ha proyectado su identidad a la creación de un gran estado para dominar al resto de pueblos, tomando al más puro estilo imperialista, elementos culturales de cada pueblo para cimentar su embuste, el uso del castellano en todos los pueblos no es algo cultural, ha sido algo impuesto a sangre y fuego, por eso se da la coincidencia de que se hablen dos idiomas en varios territorios, no es algo casual, es algo impuesto. Los idiomas propios fueron prohibidos y perseguidos, se implantó por la fuerza toda la burocracia y leyes estatales. Como famoso ejemplo tenemos, el Decreto De Nueva Planta que impuso Felipe V después de la guerra de sucesión, con el se abo-

Otro ejemplo de oposición a este centralismo impuesto por la clase dominante de Castilla, fue la sublevación de els segadors en Cataluña, en la cual en 1640 Cataluña estuvo independizada durante más de 10 años. Aquí nos volverán a decir lo mismo, que las naciones se construyen con el capitalismo, ante lo cual les recordaremos lo que pasó en la semana trágica de Barcelona en 1909, para ver si negarse a luchar por el imperio español no es una muestra de que ese imperio es algo creado por y para por las clases dirigentes, y que es algo ajeno a los intereses de los pueblos que componen este estado.

chos para justificar la existencia de España de forma histórica, hasta los propios castellanos, pueblo sobre el que se articuló el proyecto estatal español, intentaron oponerse a ella.

lió las leyes e instituciones propias del Reino de Valencia, del Reino de Aragón, del Principado de Cataluña y del Reino de Mallorca con la consecuencia de la eliminación de la independencia política y la eliminación del catalán dentro de ella y de la sociedad, con su prohibición y sustitución por el castellano. La identidad española es la identidad castellana ampliada con pequeñas cuestiones culturales de cada pueblo oprimido para así ganarse a las masas sin cultura y poder desencadenar sus campañas de homogeneización de la sociedad. España es un estado, no una nación, es un conjunto de pueblos, pero ninguno de ellos es el de España, más adelante desarrollaremos todo esto.

De acero

El ejemplo más claro de esta imposición, opresión e intento de asimilación de los pueblos por parte del Estado Español será lo acaecido durante y sobre todo después del desenlace de la guerra civil española; se prohibió hablar el idioma propio en público, se prohibió usar la lengua materna en la enseñanza, se intentó vulgarizar las lenguas maternas para homogenizar a toda la población del estado. Esperemos que en estos dos últimos ejemplos nadie tenga el valor de decirnos que estamos usando una perspectiva histórica y que no nos centramos en el surgimiento de las naciones en el capitalismo. Una vez realizada la introducción histórica, podemos volcarnos con la cuestión nacional en sí, aunque posteriormente en el apartado destinado a la nación y las nacionalidades volveremos a la cuestión principal, explicar nuestra posición sobre la cuestión nacional en el estado.

Planteamiento de la cuestión nacional

De acero

Los revisionistas entienden la cuestión nacional disminuyendo su importancia, apostando por conceder derechos culturales, es decir: que las naciones tienen derecho a tener su cultura, organizándose culturalmente ellos mismos, dejando de esta manera el poder político en manos del estado opresor. Esta autonomía cultural, como decía Stalin, sirve más que para luchar contra las anexiones, para justificarlas. El Leninismo le da una nueva visión al derecho de los pueblos a la autodeterminación, para los leninistas el derecho a la autodeterminación va hasta sus últimas consecuencias, es decir, hasta la completa independencia política y el derecho a existir como estado independiente.

El leninismo ha hecho que la cuestión nacional pase de ser una cuestión meramente interna en la problemática de los distintos estados, convirtiéndola en una cuestión internacional, de la lucha de los pueblos contra el imperialismo que los oprime.

libre’ (Marx y Engels). Un proletariado que acepte que su nación ejerza la menor violencia sobre otras naciones no puede ser socialista. V.I. Lenin. El socialismo y la guerra. Julio – agosto de 1915

Esta es una más de las razones por la que los revisionistas no son revolucionarios, su posición ante la cuestión nacional es de opresión de otras naciones que no son la propia (dominante en ese estado). Las políticas sobre las minorías nacionales de la URSS en la época revisionista o la actual política imperialista de la RPCh son un claro ejemplo de esto que exponemos. Pero el apoyo a los procesos de autodeterminación no ha de ser algo mecánico, hay una serie de condiciones que tienen que darse para que se produzca ese apoyo de los Partidos y Organizaciones Obreras a los procesos de autodeterminación.

Una cita de Lenin con la que explicamos por qué es necesario que este proceso de autodeterminación, lo sea hasta sus últimas consecuencias:
El imperialismo es la época de la opresión de las naciones del mundo entero, por un puñado de ‘grandes’ potencias, razón por la cual la lucha por la revolución socialista internacional contra el imperialismo es imposible sin el reconocimiento del derecho de las naciones a la autodeterminación. ‘Un pueblo que oprime a otros pueblos no puede ser

Esas condiciones son que el proceso de autodeterminación sirva para debilitar al imperialismo, y no para reforzarlo. Que el proceso represente un avance de la clase obrera, y no que sirva para fortalecer a las fuerzas de la reacción. En caso de que no se cumpliesen estas condiciones, obviamente novamos a apoyar el proceso de autodeterminación, ya que va en contra de los intereses de la clase obrera.

Los movimientos de liberación nacional que luchan por quitarse el yugo de la explotación, en la lucha por su derecho a la autodeterminación tienen dos opciones una vez que han conseguido su objetivo. Stalin, en

los fundamentos del Leninismo habla de ambas tendencias: 1. Establecerse como un país independiente liberado de la opresión imperialista.

2. La del acercamiento y desarrollo de vínculos entre naciones, la destrucción de las barreras nacionales. Sería la fase de las uniones voluntarias entre los pueblos.
Para el comunismo, por el contrario, estas tendencias no son más que dos aspectos de un mismo problema, del problema de liberar del yugo del imperialismo a los pueblos oprimidos, porque el comunismo sabe que la unificación de los pueblos en una sola economía mundial sólo es posible sobre la base de la confianza mutua y del libre consentimiento y que para llegar a la unión voluntaria de los pueblos hay que pasar por la separación de las colonias del "todo único" imperialista y por su transformación en Estados independientes.

El movimiento de liberación nacional de un país oprimido, sea cual sea, está íntimamente ligado al movimiento proletario del país opresor. Ambos movimientos tienen algo en común que viene intrínsecamente relacionado con su carácter de clase, la necesidad de derrocar al imperialismo, su enemigo común. El internacionalismo de clase y proletario se enfrenta a la demagogia, mentiras e imposiciones del imperialismo.

De acero

Desarrollando esto Stalin afirma:

Los “comunistas” que en el estado español apuestan por defender la identidad española pisoteando los derechos de todos los pueblos que componen el estado, ni son comunistas ni son nada, están legitimando la opresión, y hacen una labor efectiva de fomentación del chovinismo y nacionalismo español, fortalecen la lucha nacional frente a la lucha de clases y el derecho a la autoderminación de los pueblos. Para poder abordar bien la cuestión de si España es o no una nación, primero debemos ir a los clásicos, para efectivamente explicar primero: ¿Qué es una nación? La definición marxista-leninista es la siguiente:
Nación es una comunidad humana estable, históricamente formada y surgida sobre la base de la comunidad de idioma, de territorio, de vida económica y de psicología, manifestada ésta en la comunidad de cultura.

La unión voluntaria de los pueblos en una sola economía mundial pertenece a otra fase histórica posterior al capitalismo y al socialismo, pertenece a la época histórica del desarrollo de la sociedad comunista.

Fundamentos del Leninismo. Stalin

Nación y Nacionalidad (o pueblo)

Otro aspecto importante en la postura de los marxistas sobre la cuestión nacional, es la lucha contra el chovinismo y el nacionalismo pequeño-burgués. Hay que anteponer siempre la cuestión de clase al sentimiento nacional.

El nacionalismo y el chovinismo solo llevan a fortalecer a las burguesías nacionales de los propios países, por lo que aleja al proletariado de esa nación de su emancipación como clase.

Una nación es una comunidad de humana, una nación no es algo racial sino una comunidad históricamente formada. Nor-

Desarrollémoslo por partes:

Marxismo y Cuestión Nacional. Stalin

malmente una nación moderna está formada por etnias diferentes, lo racial no es una característica de la nación.

De acero

Stalin pone el ejemplo de Inglaterra y EEUU, nosotros ponemos el de Inglaterra y Canadá, antes poblaban un solo territorio, parte de la población de Inglaterra emigró a Canadá, y en el nuevo territorio formó una nueva nación. La diversidad de territorios acabó en la formación de dos naciones distintas.

La comunidad de territorio es otro rasgo fundamental de la nación, como dice Stalin: “La nación solo se forma como resultado de relaciones duraderas y regulares, como resultado de la convivencia de los hombres, de generación en generación. Y esta convivencia prolongada no es posible sin un territorio común.

Otro rasgo característico de la nación es la comunidad de idioma, es decir, que en una nación tiene que existir un idioma en el que se puedan comunicar y transmitir su cultura. El idioma no tiene por qué ser el original de esa nación, en Colombia por ejemplo no se habla la lengua originaria de ese territorio, hablan todos la lengua del imperio que los oprimió, sin embargo no dejan de ser una nación, y tienen una lengua con la que poder comunicarse y transmitir su cultura.

Una nación es una comunidad humana estable, no es un conglomerado accidental producto de una conquista accidental. Por ejemplo los grandes “estados” de la antigüedad no eran naciones, ya que se disgregaban según las acciones militares de los reyes, y un día podían formar parte de un estado y al siguiente de otro.

Por ejemplo entre Canadá e Inglaterra no existen estos vínculos económicos, es uno de los motivos por los que no son la misma nación. El último rasgo de la nación es la comunidad de psicología reflejada en la comunidad de cultura.

La ligazón económica, la comunidad de vida económica es otro de los rasgos de una nación. La ligazón económica junta en un todo las diversas partes de la nación, generando un sentimiento de unidad.

El carácter o sentimiento nacional no es un “sentimiento”, abstraído de la realidad de una manera metafísica en un sentido filosófico, es un reflejo de las condiciones materiales de vida, es como dice Stalin, la condensación de las impresiones recibidas del medio físico, y por lo tanto cambia cuando cambia este. El carácter nacional se expresa en las particularidades de la cultura general a toda la nación. Es algo que se puede explicar a través del materialismo dialéctico. La nación como fenómeno histórico ha de ser analizado de forma dialéctica, hay naciones que nacen, otras que se mantienen y otras que desaparecen, están sujetas a las leyes de la dialéctica.

Una nación para ser considerada como tal debe cumplir todos los rasgos anteriormente expuestos, con que se deje de cumplir uno solo de los rasgos dejará de existir como nación. Esta es la suma de todos los rasgos. Por último para este apartado vamos a definir lo que es una nacionalidad o pueblo.

Una nacionalidad es aquella comunidad humana estable e históricamente formada

que no cumple alguno de los requisitos para ser nación, normalmente el que suelen incumplir es el rasgo de la ligazón económica, por imposición o falta de desarrollo. La nacionalidad favorece las circunstancias para que pueda gestarse una nación a partir de ella si se dan las condiciones que permitan desarrollar los rasgos que le falten para ello. Como demuestra la historia muchas nacionalidades no consiguen que se den las circunstancias y no se convierten en nación. El movimiento Nacional

La lucha económica da lugar a la lucha política, y aquí es donde empieza la represión por parte de la nación opresora, es donde se producen la prohibición del idioma propio de la nación oprimida, limitaciones de movimiento, prohibición de su cultura, reducción de escuelas, prohibición de escuelas en el idioma propio, trabas a la religión autóctona….todo esto única y exclusivamente para homogenizar a la población y asimilarla en la nación dominante. Aquí es donde la burguesía de la nación oprimida intenta ampliar sus apoyos, extendiendo la lucha a las capas populares, hablan de la patria que está por encima de todo, de la patria de todo el pueblo, y en muchos casos la clase obrera se deja llevar por estas consignas y pasan a formar parte de ese nuevo movimiento nacional. El proletariado debe luchar contra la opresión de las nacionalidades, ya que la clase obrera es la primera que sufre todas las medidas reaccionarias de la nación dominante de las que hablábamos anteriormente. Otro peligro al que se enfrenta el proletariado es el peligro de “la armonización entre clases” que propugna la burguesía, esta, para afianzar el movimiento nacional intenta armonizar las contradicciones antagónicas entre clases para mantener su cota de poder, desviando la atención de la lucha de clases y la unificación de la clase obrera de todas las nacionalidades, verdadero objetivo de la clase obrera.
determinar sus destinos, que nadie tiene dede una nación, a destruir sus escuelas y fica que sólo la propia nación tiene derecho a El derecho de autodeterminación signi-

De acero

Estos estados solo podían darse en determinadas condiciones, como son ser un país con un feudalismo aun persistente, un capitalismo débil y con poco recorrido lo que facilita que la nación dominante pueda imponerse a aquellos pueblos y naciones que no han tenido tiempo de desarrollarse como tal.

Podemos sacar en claro con todo lo anterior que la época principal de la constitución de las naciones es la época de marcha triunfal del capitalismo que se erige en vencedor en su lucha contra el feudalismo. En muchos casos, por ejemplo España, se constituyeron estados multinacionales, los cuales como bien dice su nombre son estados en los que se encuentran más de una nación y pueblos.

La “lucha” entre naciones no es algo entre toda la nación, sino una lucha entre las clases dominantes de la nación opresora y la oprimida, por un interés económico, de mantener un mercado de una determinada magnitud en el caso de la nación opresora y de tener un mercado propio en el caso de la nación dominada. Podemos decir entonces que la burguesía es el agente principal.

recho a inmiscuirse por la fuerza en la vida

demás instituciones, a atentar contra sus hábitos y costumbres, a poner trabas a su idioma, a restringir sus derechos.

De acero

Esto no quiere decir, naturalmente, que la socialdemocracia vaya a apoyar todas y cada una de las costumbres e instituciones de una nación. Luchando contra la violencia ejercida sobre las naciones, sólo defenderá el derecho de la nación a determinar por sí misma sus destinos, emprendiendo al mismo tiempo campañas de agitación contra las costumbres y las instituciones nocivas de esta nación, para dar a las capas trabajadoras de dicha nación la posibilidad de liberarse de ellas.

Partiendo de este argumento suelen argumentar que se habla el mismo idioma en todo el estado y que dentro de un estadonación pueden existir nacionalidades, que no llegan al estatus de nación por invenciones y desvaríos propios.

franquista, y por el odio que esta generó hacia todo lo español. Esta es la principal tesis para negar que España es simplemente un estado.

Como muy bien afirma Stalin, el derecho a la autodeterminación ha de ser llevado hasta sus últimas consecuencias, es decir, hasta la independencia y formación de un estado propio si así lo desea. Pero esto no quita que los comunistas solo apoyaran aquellos movimientos de liberación nacional que representen un avance para la clase obrera, ya que si fuera en detrimento de la misma nos opondríamos frontalmente a ese proceso de separación y conformación de un nuevo estado. La mayoría de las organizaciones “comunistas” del estado afirman que España es una nación, y hablan del pueblo español, nosotros queremos refutar con todo lo expuesto anteriormente esta tesis y exponer la nuestra, que España es un estado conformado por varias naciones y nacionalidades (o pueblos). Cierta gente argumenta que las tesis (muy variadas) que afirman que España no es una nación, son fruto de los 40 años de dictadura Por qué España no es una nación

Marxismo y Cuestión Nacional. Stalin

Ya hemos comentado antes cuál fue el proceso de formación de España, un reino, el más potente se impuso a todos los demás, imponiendo lengua y cultura, intentando borrar a todas las que no son la propia, así se configuró lo que en un principio se llamó los reinos de las Españas (nótese el plural), para luego ser el Imperio Español, y en la última época de decadencia España. Nos dirán aquí que las naciones se forman con el capitalismo, les recordamos una vez más la semana trágica de Barcelona en 1909 como ejemplo de resistencia de una nación al centralismo, por no hablar de sucesos de la guerra civil y posteriores, que tampoco son un “invento” de nacionalistas reciente. Lo del idioma nos parece un ejemplo absurdo, también se habla castellano en Colombia, Venezuela, Bolivia, etc., son naciones y no hablan la lengua original, ¿por qué?, porque les impusieron hablar castellano. Igual que ha pasado con las naciones y pueblos originalmente de habla no castellana, fue una criminal imposición, y a pesar de todo no han conseguido erradicar las lenguas maternas en la mayoría de lugares. España no es más que un intento como tantos otros de estado-nación infructuoso, ya que no han conseguido homogenizar a la población, y la cuestión nacional y la solu-

ción a la misma sigue siendo uno de los más grandes problemas a los que se enfrenta el estado.

Muchos Partidos “Comunistas” hablan de Euskadi, Cataluña y Galicia, como regiones, y para desprestigiar los movimientos nacionales de cada nación hablan de lo malas que son sus burguesías vendidas a los intereses extranjeros, pero, ¿Acaso no todas las burguesías y sus intereses como clase son antagónicos a los de la clase obrera, clase internacional y que no tiene frontera? ¿Acaso no es igual de nociva para los intereses de la clase obrera la burguesía “española” que la de Galicia, Euskadi o Cataluña? ¿Acaso eso es un argumento válido? Nosotros afirmamos categóricamente que no, caen en el absurdo y en el simplismo. Otros Partidos afirman que existe Galicia, Euskal Herria y Cataluña como naciones y el resto es España, y a su vez las naciones citadas al principio también son España.

Otro gran argumento para defender la nación “española” es la “indiscutible” unidad territorial y económica,. También podríamos defender y reivindicar esa “inquebrantable” unidad exigiendo que devuelvan al Estado Español el Sahara, ya que cuando lo ocupaban de forma militar y manejaban y explotaban a su antojo económicamente la zona existía una unidad territorial y económica garantizada mediante el ejército. Por esta regla de tres, el imperio Austro-Húngaro también fue una nación, ya que la unidad territorial y económica existía, garantizada por el ejército imperial. Vemos pues con claridad que estos dos factores de forma independiente no garantizan que un determinado estado sea una nación. Se deben cumplir todos los rasgos de la nación anteriormente explicados, en cuanto uno no se cumpla no existe tal nación. España, aunque con el desarrollo y control del aparato estatal se terminara imponiendo, no surgió en base a la comunidad de idioma, el idioma fue impuesto por la fuerza e intentando erradicar los idiomas autóctonos de los otros pueblos.

De acero

Se habla de la cultura española, pero, ¿cuál es esa cultura española?, al igual que todos los estados, España intenta homogenizar a la población, adoptando aspectos culturales de los demás pueblos para crear esa “cultura común”, en esencia la cultura española las compone el idioma, que es el castellano, las tradiciones castellanas y lo que cogen de otros pueblos, como por ejemplo las sevillanas y el flamenco de Andalucía, las fallas de Valencia y podríamos poner multitud de ejemplos más.

España sería a la vez una de las naciones del estado y a la vez el estado, el colmo del absurdo, triste intento de congraciarse con la izquierda soberanista e independentista intentando ocultar su españolismo rancio y caduco.

Tampoco existe el requisito de la psicología, manifestada está en la comunidad de cultura, el sentimiento nacional mayoritario, requisito fundamental de la una nación en Cataluña o Euskadi no es el español, es el propio, a pesar de llevar décadas desde el poder alimentando y cimentando la “nación” española, y ya hemos hablado con anterioridad de la “comunidad de cultura” de España como algo inexistente. España por lo tanto no existe como nación, es un estado multinacional, el cual está compuesto por varias naciones y pueblos.

Solución al problema nacional en España Con todo lo anteriormente expuesto vemos que hasta dentro del movimiento revolucionario, el problema nacional en el estado es uno de los temas más candentes, y que la mayoría de las organizaciones desgraciadamente lo relegan como si de un asunto secundario se tratase, nosotros entendemos que desde luego no lo es.

De acero

desde fuera y al irse debilitarían el régimen favoreciéndonos a todos.

Lo que determina el apoyo de los comunistas a un movimiento independentista no es que esté o no de moda, como hacen los revisionistas de forma oportunista, está en si es un avance o no para la clase obrera, ese es el factor principal. La unión de varios pueblos en un estado no puede ser por la fuerza, aunque sea la fuerza de la costumbre. Deben ser los mismos pueblos, los que libremente decidan cómo organizarse, siempre teniendo en cuenta el principio leninista antes mencionado.

Estamos de acuerdo en que el problema principal es la lucha de clases, pero como hemos dicho antes la propia clase obrera es la primera que sufre en sus carnes la opresión nacional, y es nuestro deber luchar por solucionarlo. Estamos de acuerdo en que el marco de lucha es estatal, hoy por hoy, con las circunstancias que vivimos actualmente, el problema nacional hay que verlo de forma dialéctica, si las circunstancias cambiaran, nuestra táctica deberá cambiar con ellas para ser efectivas.

Una separación política y territorial del estado actualmente, con las circunstancias que vivimos y con la gente que capitanea a día de hoy los movimientos nacionales, sería un atraso para los intereses de la clase obrera, que son el derrocamiento del estado capitalista y la instauración del socialismo. Pero si por ejemplo Galiza, en un futuro tuviera un movimiento de liberación nacional revolucionario, que se alejara de la Unión Europea y que avance hacia el socialismo, mientras en el resto del estado la fascistización siguiera agudizándose, apoyaríamos sin ninguna duda esa separación e independencia ya que sería un avance para la clase obrera, tanto de Galiza como del resto de los pueblos del Estado, ya que podrían ayudar

Lo primero que tienen que hacer las organizaciones revolucionarias dignas de llamarlas así, es respetar la identidad de los pueblos y naciones que conforman el Estado Español, intentar homogenizar a la población y destruirles como pueblo negando su identidad no es el camino a seguir. Nosotros reconocemos los siguientes pueblos dentro de España: Castilla, Països Catalans, Aragón, Euskal Herria, Galiza, Asturies, Andalucía y Canarias.

Reconocemos las siguientes naciones: Catalunya, Euskal Herria y Galiza. España: Tricolor con la estrella roja. Bajo ningún concepto se admite la bandera rojigualda, ya que es una bandera opresora tanto para los pueblos como para el proletariado. Castilla: Fondo carmesí, castillo dorado en el centro y una estrella roja perfilada en Reconocemos las siguientes banderas:*

Països Catalans: Estelada roja, 9 barras horizontales de las cuales son 5 amarillas y 4 rojas alternadas entre si, en la parte izquierda de la bandera un triangulo amarillo con una estrella roja. En ningún caso se admite la estela con el triangulo azul y la estrella blanca, ya que esa bandera es la usada por el capitalismo y los chovinistas, como hemos hablado antes, si la independencia de un pueblo se da en estas circunstancias solamente sería un atraso para la clase obrera. Aragón: Cuatribarrada, 9 barras horizontales de las cuales son 5 amarillas y 4 rojas alternadas entre sí, la bandera portara una estrella roja en el centro con un perfil negro para distinguirse de las barras rojas. Euskal Herria: Ikurriña, fondo rojo con dos franjas que cruzan de esquina a esquina en diagonal de color verde y dos que cruzan en forma de cruz de color blanco, portará una estrella roja en el cruce de las franjas. Galicia: Fondo blanco, franja azul turquesa que cruza de esquina superior izquierda a esquina inferior derecha y una estrella roja en el centro de la bandera. Asturias: Fondo azul, la cruz de la victoria en el centro y una estrella roja en la parte superior izquierda. En ningún caso se reconocerá la bandera que contiene el alfa y omega por su contexto católico. Andalucía: Tres franjas horizontales, verdes la superior y la inferior y blanca la

amarillo arriba del castillo.

del centro, portará en el centro de la bandera una estrella roja. Canarias: Tres franjas verticales, de izquierda a derecha blanca azul y amarilla respectivamente, en el centro de la franja blanca portara 7 estrellas amarillas formando un círculo.

De acero

Apostamos por la unión de todos los pueblos y naciones del estado porque creemos que unidos se dan mejores condiciones para el desarrollo de la lucha de clases, la defensa de los intereses de la clase obrera. La desmembración del estado, con las circunstancias actuales solo conduciría a un deterioro mayor de las fuerzas más activas de la clase obrera y a un fortalecimiento de las burguesías nacionales. En el caso de que se consiguiera este modelo por el que apostamos, la desmembración del estado supondría una victoria para las fuerzas reaccionarias, bien dominando los procesos de independencia, o bien atacando a la clase obrera al verse divididas sus fuerzas. Solo se podrá realizar una construcción estatal viable bajo los principios del respeto a la identidad de los pueblos y del derecho a la autodeterminación de los mismos.

Bajo estas premisas afirmamos que nuestro objetivo estratégico es la implantación de una república de estados federados, uno por pueblo o nación, es decir federal, y socialista, ya que el socialismo es el único sistema que emancipará a nuestra clase y que viabilizará una alternativa al sistema genocida que es el capitalismo. Defendemos el derecho de las naciones a la autodeterminación, pero si sirve para combatir al imperialismo, y sirven a los intereses de la clase obrera. En caso contrario,

si solo sirven para fortalecer el imperialismo y van en detrimento de los intereses de la clase obrera, no podría hablarse de apoyo a esos procesos de autodeterminación.

De acero

Pensamos que el problema nacional es uno de los principales problemas por resolver en España, y esto solo se solucionará cuando se deje de reprimir a sangre y fuego a los movimientos nacionales por el simple

hecho de existir. Hay que admitir y concienciar a la gente de que España es un estado plurinacional, que se debe convertir en una república federal, fruto de la voluntaria unión de los pueblos. Una unión de naciones en un estado o patria común, y no una cárcel de pueblos oprimidos a través del sistema judicial y las fuerzas represivas de seguridad.

*Nota: Bajo ningún concepto Reconstrucción Comunista reconocerá ninguna bandera que porte signos capitalistas, católicos o monárquicos, ya que lo que representa esta simbología es el principal enemigo de nuestra clase, que es la clase obrera.

El problema de las drogas no hay que analizarlo desde el punto de vista individualni del pequeño consumidor, hay que analizarlodesde una perspectiva de clasey de la lucha por la emancipación del proletariado, desde el materialismo dialéctico e histórico, en otras palabras, desde la cienciadel marxismo-leninismo. El problema actual de las drogas es parte de la lucha de clases.

El Marxismo y Las Drogas

De acero

El consumo de drogas ha sido algo corriente a lo largo de toda la historia de la humanidad, es algo más que demostrable.Este es uno de los principales argumentos de los que defienden la industria de muerte que representa la producción y tráfico de drogas actual.

Profundizaré más adelante sobre esta cuestión cuando hable de la relación entre el capitalismo y las drogas,pero,a modo de introducción,decir que todo lo que te aliena solo sirve para evadirse de la realidad por un breve tiempo, dificultando la comprensión de la raíz del problema y disminuyendo o impidiendo la capacidad de luchar por transformar esa realidad, esta transformación eliminaría directamente las causas por las que el individuo que se droga necesita evadirse. Un revolucionario debe luchar contra todo tipo de alienación, incluyendo por supuesto las drogas. Debe mantener intactas todas sus capacidades, listo para el combate diario que representa la militancia comunista, una vida de sacrificio, disciplina, firmeza y austeridad. Un comunista debe ser un ejemplo en todas las facetas de su vida.

Una persona con adicciones, que se droga de forma generalizada y constante no puede ser un revolucionario, sus capacidades están mermadas. No se puede militar drogado. No se pueden realizar acciones, formarte, enfrentarte a los retos que te pondrán las fuerzas de seguridad del estado estando drogado.

Las drogas,desde entonces,siempre han sido utilizadas para mantener la dominación de clase por parte de la burguesía. Con el colonialismo se difundió el consumo de drogas hasta cotas impensables con anterioridad, con especial relevancia el consumo entre los intelectuales y artistas pequeño burgueses. En Norteamérica,los Estados Unidos fomentaron el alcoholismo en los indios para destruirlos y poder mantener su dominación y expansionismo. Incluso hoy en día casi el 12% de los indios mueren debido al abuso en la ingesta de Alcohol. Otro ejemplo lo representa China, con la imposición que sufrió de la producción, co-

El uso de drogas como algo cotidiano, generalizado y globalizado solo se puede entender con una producción de las sustancias a gran escala, con capacidad de transporte y almacenamiento, cuando la droga se convierte de la mano del capitalismo en una mercancía. La producción de drogas como la conocemos hoy en día tiene su origen en la revolución industrial.

Pero hay que analizar cómo era ese consumo, local, limitado a cuestiones religiosas y de culto, no existía una producción como la conocemos hoy en día, no existía un consumo generalizado ni existían adictos.

mercio legal y como consecuencia consumo del opio por parte de Inglaterra a través de dos guerras. Esto dio lugar a que millones de adictos al opio en China, condenando a este país a la sumisión al imperialismo. No sería hasta la revolución China de principios de siglo y posteriormente con la revolución antiimperialista culminada en 1951 cuando se acabaría de raíz con este problema. La dominación imperialista se mantuvo durante décadas apoyada firmemente en las drogas como arma de alienación y dominación de clase.

De acero

Algunos dirán aquí que se puede luchar contra las drogas en el capitalismo, que existen prohibiciones por ejemplo al tráfico y se persigue a los consumidores. Esta cuestión también debe ser analizada desde una perspectiva de clase.

Otro fenómeno fomentó que la burguesía usara la droga como método de dominación de forma más aguda. Coincidiendo con la subida de la producción, tráfico y consumo de drogas se produjo el declive de otro instrumento de dominación, la religión. Así,el capitalismo ha sabido adaptarse y usar las drogas como sustituto del poder omnipotente de la religión que se ha ido perdiendo y debilitando con el tiempo. Con la aparición del capitalismo y de los nuevos mercados que abrió, el de la droga fue uno de los principales.

Lo que quiere el capitalismo con estas prohibiciones, quées.Quiere blindar los intereses de las farmacéuticas, que tienen el monopolio de la venta de drogas de forma legal. Y además no quiere eliminar ni el consumo ni el tráfico de drogas. Lo que quiere es controlar al sujeto que consume, no eliminar el consumo, profundizaremos más adelante en esta cuestión. El negocio de las drogas está controlado por grandes multinacionales, sean estas legales como las farmacéuticas, o ilegales como los cárteles. Como ya he dicho, lo importante no es evitar el consumo,sino controlar al sujeto. La droga es un método de control del capitalismo.

Las farmacéuticas y todo el entramado económico que las rodea constituyen una de las principales industrias del capitalismo. Con su crecimiento comenzó la producción masiva de fármacos, de drogas sintéticas,que vendían de forma totalmente legal.

Del opio surgiría la morfina, y de esta la heroína. De la hoja de coca surgiría el clorhidrato de coca.

Sobre este último decir que la Coca-Cola, que antiguamente se vendía como jarabe milagroso tenía entre sus ingredientes hasta principios del siglo XX cocaína.

La división del trabajo capitalista y el modelo de consumo se mantienen en gran parte gracias a la alienación, es necesaria para mantener la dominación. En el adicto se crea una conciencia de no poder cambiar la realidad social, de resignación, de claudicación. El adicto prefiere resignarse a que nada puede ser cambiado y coge el rol de ente reaccionario y desmoralizador con otros individuos. ¿Para qué luchar sino se puede hacer nada?, mejor evadirse. Los comunistas debemos luchar contra este tipo de actitudes capitulacionistas. El problema de las drogas como lo conocemos actualmente no existiría sin el blanqueo de dinero, los paraísos fiscales y las corporaciones empresariales.

A pesar de no compartir su línea ideológica por sus graves errores teóricos, quiero poner el ejemplo de los Panteras negras de EE.UU. El gobierno metió todo tipo de drogas, multiplicando los adictos entre los panteras, los cuales terminaron debilitados, escindidos y en gran parte en la cárcel. La

Me gustaría,antes de cerrar este artículo,poner ejemplos de la droga como método de control del capitalismo,usada para destruir el movimiento revolucionario y la diferencia que existía entre los países capitalistas y los socialistas sobre la droga.

Desde Reconstrucción Comunista estamos en contra del consumo de drogas y de su legalización, porque es un arma en manos de los capitalistas para destruir el movimiento revolucionario. Ahora bien, diferenciamos entre criminales y víctimas. Un adicto no es más que una víctima a la que hay que ayudar para que rompa con sus adicciones y se convierta en una persona productiva para la sociedad, combativa y revolucionaria para la lucha por la revolución.

La droga, como ya he afirmado con anterioridad,es parte del capitalismo. La droga y la adicción a la misma es un arma del capitalismo para alienar, para destruir la capacidad revolucionaria de la juventud revolucionaria y de la clase obrera e integrarles en el sistema.

La droga y el capitalismo son inseparables, no se puede luchar contra la droga sin luchar contra el capitalismo, sistema económico moribundo, decadente y en clara descomposición. Solo la liberación de nuestra clase, la revolución socialista, traerá el fin de las drogas como las conocemos actualmente.

En España se hizo lo mismo con la heroína metida por el propio gobierno para convertir en adictos a toda una generación que debería haber sido,por las condiciones,la generación que tendría que haber conseguido la ruptura democrática con el franquismo y haber echado para atrás la transición orquestada por la burguesía. Ejemplos famosos de esta inmersión de las drogas en el estado son el País Vasco o Vallecas en Madrid. Las drogas fueron usadas como método de control para desbaratar el movimiento revolucionario.

droga fue utilizada a pesar de las prohibiciones no para controlar el consumo, sino para controlar al consumidor.

De acero

Actualmente,el impacto de las nuevas drogas de diseño y el fomento del alcoholismo son el nuevo intento por reproducir el mismo guion por parte de la burguesía. A los revolucionarios nos toca enfrentarnos a esto y proponer alternativas a lo que ofrece este sistema caduco que es el capitalismo. Y para poder hacerlo, tenemos que rechazar vehementemente el consumo de drogas como algo generalizado y normalizado.

La Unión Soviética (en la época socialista, no la revisionista) era un espacio en el que el consumo de drogas era ínfimo, el tráfico prácticamente inexistente, no existían adictos. Había un gran control por parte del estado y se fomentaba un ocio que sirviera para la realización personal y no por su destrucción mediante la drogadicción como en el capitalismo. Solo había problemas con el alcoholismo, contra el que se hicieron grandes campañas.Como recuerdo quedan gran

Por último,quería reseñar la diferencia entre el capitalismo y el socialismo con respecto a las drogas con dos ejemplos históricos.

Actualmente Rusia tiene millones de adictos, el consumo del alcohol se ha agravado hasta límites insostenibles, existe un gran tráfico de drogas controlado por mafias. Podemos ver la diferencia sobre la posición y lucha contra las drogas de los dos sistemas.

cantidad de carteles de las campañas de fácil localización en internet.

De acero

El otro ejemplo que quería poner es el de Albania Socialista, en la cual pasaba igual que en la URSS y en la actualidad,bajo el

Solo con el socialismo se podrá solventar el problema de la droga. La revolución Socialista destruirá los cimientos del capitalismo, incluyendo la droga, unos de sus pilares.

capitalismo, es uno de los principales centros de producción de drogas, bajo una mafia que gobierna de facto el país y que vuelve a condenar a Albania al ostracismo y la servidumbre.

Juan Mesana

Las Tareas Contra El Revisionismo
Hace poco hemos descubierto a través de la página del MAI, ya que no nos ha llegado de otra forma, a un grupúsculo revisionista de Valencia que ha intentado calumniarnos a través de un artículo. En él aspiran, según ellos mismos, a producir un debate. Para la próxima vez que quieran “fomentar” ese debate, les vamos a dar unos consejos, ya que se ve que no están muy acostumbrados a realizar ninguna actividad de este tipo.

De acero

“De Izquierda”

Como buenos izquierdistas, como revisionistas, se valen -al igual que su maestro Mao- de tres armas fundamentales: la tergiversación, la mutilación de textos y la mentira. La próxima vez que quieran citarnos, pedimos que se nos cite sin cortar las citas, esto es, que si quieren citar lo hagan sobre la línea actual, porque en el texto se citan extractos de resoluciones que tuvieron una rectificación pública tras nuestro II Congreso, con lo cual toda su argumentación se ve directamenteinvalidada, pues están atacando algo que ya nisiquiera es así.

La próxima vez que quieran comunicarse con nosotros, les recomendamos que busquen una manera mejor que darle un panfleto garabateado a alguien que suponen es de nuestra organización, pues el mensaje no llegará, o bien que publiquen en sus órganos y no en los de otra organización. Así no hay quien les tome en serio. En el texto dan como verdad absoluta ciertas cuestiones que para nosotros son antimarxistas, lo cual dificulta en gran medida ese debate que supuestamente están buscando.

Cuando se produce un debate, normalmente las dos partes deberían conocer los planteamientos de ambas organizaciones, lo cual es muy difícil para nosotros ya que estas personas no tienen nada público, lo que dificulta mucho debatir,y más cuando en su texto no dicen nada que resulte relevante sobre sus posiciones políticas, por lo que lo único que podemos hacer es refutar sus tergiversaciones sobre nosotros.

Como ya hemos dicho pedimos que si se cita se cite bien, y que antes de hablar o afirmar sobre supuestos inventados se lean nuestros documentos. Copiamos aquí por ejemplo nuestra postura sobre la reconstitución del Partido y la reconstrucción del movimiento comunista, cuestión sobre la que hablan durante dos apartados de 4 que componen su texto. Este texto fue escrito y publicado para nuestros camaradas turcos. Lo mostramos completo, porque queda muy claro que no se han molestado ni en leerlo, es un texto

Nuestro II Congreso significó un gran salto cualitativo para nuestra organización: entre otras cosas, fue el congreso en el que caracterizamos al maoísmo y al posmodernismo que surge de él, como por ejemplo la línea que tiene este grupo de Valencia, como revisionismo. En este congreso refutamos una gran cantidad de cuestiones que este colectivo da por hecho.

aún no publicado en nuestra web. Por ello pasamos a reproducirlo, aunque si hubieran buscado nuestra posición sobre este tema no les habría costado encontrarla incluso en internet.
“Antes de entrar a describir cuáles son las condiciones y el proceso a seguir que desde nuestro punto de vista ha de darse para poder lograr esa unidad, hay que explicar por qué dejó de existir esa unidad, cuál es la situación actual del movimiento comunista y cuáles fueron las causas.

De acero

se agudizó tras la segunda guerra mundial y la muerte del camarada Stalin.

Haremos primero un pequeño análisis histórico de cómo llega el revisionismo a implantarse en la cúpula dirigente del PCUS, antes de centrarnos en cómo estos revisionistas destruyen el socialismo en la URSS y cómo destruyen el movimiento comunista Internacional. Cuando los bolcheviques tomaron el poder, la militancia del Partido se disparó, integrándose en este elementos arribistas, infiltrados reaccionarios y elementos nocivos con ansias de poder. Esto hizo muy difícil el avance del Partido, en el cual se realizaron procesos de purgas, pero como la realidad se encargaría de demostrar no lo suficientemente profundos. Al no profundizar en estos procesos el Partido se burocratizó lo que fue un problema añadido que terminaría de dinamitar en el XX Congreso. Existieron ejemplos heroicos por parte del Partido para remediar esto, cuyo mejor ejemplo está encarnado en la lucha por la reforma democrática que llevó a cabo el camarada Stalin.

Algunos análisis de organizaciones comunistas fijan el principio del fin de la URSS en los breves gobiernos de Andropov y Chernenko, y a la muerte de ambos la subida al poder por un solo voto de Mijaíl Gorbachov, analizan estos hechos como si la caída de la URSS fuera un producto de la mala suerte, como si de repente el 11 de Marzo de 1985 los traidores a la revolución hubieran llegado de golpe a la jefatura del partido, por un golpe de mala suerte, por la muerte prematura de sus dos antecesores. Nosotros lo analizamos de forma dialéctica, la caída de la URSS y la derrota del socialismo no fue una cuestión acaecida de la noche a la mañana, ni siquiera de unos pocos años, hay que retrotraerse al propio inicio de la revolución, a los errores que se cometieron desde un principio, y a la lucha de clases que se desarrolló dentro del propio Partido, que

Tenemos un texto que explica a la perfección el proceso de descomposición de la URSS, el golpe de estado del XX Congreso, cómo afecta este al movimiento comunista internacional y por lo tanto cómo se llega a la situación actual :“Apuntes sobre la caída de la URSS y la destrucción del movimiento comunista internacional”. Como aún no está publicado, no podemos citarlo para que podáis acceder al mismo, por lo que procedemos a poneros un extracto.

En la gran guerra patria contra el fascismo murieron 20 millones de rusos, se perdieron cientos de miles de los mejores cuadros que el Partido nunca tendría, el proceso de burocratización tanto del ejército

Posteriormente vendría la industrialización, la reforma agraria, la implantación de los planes quinquenales, el problema de los Kulaks y las hambrunas provocadas por estos, supuso llevar la revolución al campo, proletarizar el campo, y reinventar y reimplantar el Partido en el mismo, fueron periodos muy difíciles también para este, el propio Stalin afirmó que la lucha en la cuestión agraria le creó más ansiedad que toda la segunda guerra mundial. El Partido salió del paso, pero a un gran costo, la resistencia de los kulaks fue una dura prueba para la revolución.

como del partido se agudizó, el país tuvo que reconstruirse y al igual que en otras épocas de ofensiva y de victoria el Partido volvió a aumentar exponencialmente su militancia, con los peligros que ello conlleva. Stalin denigró a aquellos que afirmaban que la victoria contra el fascismo se debía al ejército rojo, que exclusivamente ellos ganaron la guerra, afirmando que la victoria fue posible porque fue una victoria de todo el pueblo ruso, de la clase obrera rusa. Esto le granjearía la enemistad de la cúpula militar revisionista, que se alinearía con los revisionistas y burócratas en defensa de sus privilegios.

Así, el XX Congreso significó por primera vez en la URSS la toma de la cúpula del Partido por parte de los revisionistas, posición que a pesar de cambios de personas no cambiaría ya, y que terminarían disolviendo la URSS cuando con los años lograron cambiar la correlación de fuerzas y posibilitaron la reinstauración del capitalismo. Todos los “comunistas” y Partidos que apoyaron el XX Congreso hicieron gala de su cobardía y seguidismo, prefirieron que se mantuviesen las ayudas económicas y el reconocimiento de la URSS, antes que defender la gestión de Stalin, la gestión de los bolcheviques rusos y los principios del marxismo-leninismo. Muy pocos partidos comunistas se salvaron de esta lacra revisionista, cometieron traición a la clase obrera y al marxismo-leninismo.

ficó una traición al marxismo-leninismo y a nuestra clase. Fue ocultado durante décadas al pueblo ruso por temor a que no lo aceptaran y se desestabilizara el propio gobierno revisionista.

De acero

El XX Congreso significó un golpe de estado en toda regla por parte de los revisionistas y burócratas encabezados por Kruchev, además de los militares encabezados por Zhukov y Brezhnev. Fue un ajuste de cuentas de los revisionistas a la persona que más daño les había hecho y que más los persiguió, Iosif Stalin; atacando la figura de Stalin, atacaban toda la gestión socialista, el propio Zhukov admitió en sus memorias a posteriori que todo lo que dijo Kruchov sobre Stalin y su papel en la guerra eran mentiras, pero que las apoyó porque acabar con su legado favorecía sus posiciones, el propio Zhukov sería traicionado por Kruchov en poco tiempo y destituido de su cargo de ministro de defensa. El informe secreto sobre el culto a la personalidad fue una mentira que solo sirvió a los intereses de los imperialistas en detrimento de la clase obrera internacional, signi-

Así llegamos a la muerte de Stalin en 1953, lo que conllevaría una agudización de la lucha de clases dentro del partido, que llegaría el 14 de Febrero de 1956 a su culmen, con Kruchov en una posición de poder frente a los marxistas-leninistas, más tarde llamados grupo antipartido por parte de los revisionistas.

Así, si tuviéramos que afirmar el momento trágico en el que el revisionismo toma el poder sería el 14 de Febrero de 1956, no el día de la caída del muro o la disolución de la URSS, estos sucesos no fueron más que las

Por último, reseñar a nivel histórico antes de pasar a la parte principal de este artículo, el último intento viable por parte de los marxistas-leninistas del PCUS de retomar el poder en el Partido y pasar por encima a los revisionistas apoltronados en el comité central, hablamos de los hechos acaecidos en Mayo de 1957, en los que el grupo denominado posteriormente de los antipartido intentó sustituir a Kruchov como Secretario General, el intento fracasó, debido entre otros factores a las acciones de Zhukov, y los camaradas fueron purgados del Partido.

consecuencias lógicas del desarrollo aprobado en las tesis del XX Congreso. Pero como ya hemos dicho y desarrollado históricamente, fue un proceso dialéctico en el que el revisionismo terminó imponiéndose al marxismo-leninismo, manifestándose como elemento dominante desde 1956.

De acero

Breznev era un revisionista igual que Kruchov, no fue ningún marxista-leninista y por supuesto no golpeo al revisionismo e implantó de nuevo la línea leninista, continuó la obra de Kruchov y del XX Congreso, la línea marxista-leninista no se volvería a imponer desde dicho Congreso, en el cual se implantó el revisionismo en el PCUS. Así pues, la contrarrevolución en la URSS no se dio entre 1985 o 1989 hasta 1991, comenzó décadas antes, algunos Partidos como el PTA o el PCCh se opusieron a esta línea del PCUS desde el principio, denunciándolo internacionalmente, lo que conllevó a la división del campo socialista en dos, los revisionistas y los antirrevisionistas.

Olvidan que Breznev fue un valedor del XX Congreso, que fue el número dos de Kruchov durante todo el periodo en el que se mantuvo como Secretario General del Partido. Que no revertió las políticas revisionistas ni rectificó la línea política del partido, que no rehabilitó a Stalin ni su gestión, que profundizó en las políticas de conciliación de clases dentro de la propia URSS, lo que a la larga fue destruyendo poco a poco al Partido, preparando las condiciones que permitieron llegar a Gorbachov al poder y disolver la URSS.

Los revisionistas prosoviéticos afirman, incluso actualmente, que el cambio de Kruchov a Breznev supuso la vuelta al marxismo-leninismo, que se venció al revisionismo, a partir de la mala gestión de la crisis de los misiles por parte de Kruchov.

Como hemos comentado antes la mayoría de los Partidos se posicionarían con los que ostentaban el poder en la Unión Soviética, algunos en un principio pensaban en contrario a las tesis de kruchev, pero por seguidismo terminaron aceptando su discurso como Maurice Thorez en Francia o el propio Togliatti en Italia, los cuales primaron sus intereses propios a los de su clase.

Y así llegamos al 16 de Noviembre de 1960, a la conferencia de los 81 Partidos Comunistas y Obreros en Moscú, en esta conferencia una voz se levantó contra este proceso de desestalinización, una voz se enfrentó a la implantación del revisionismo, a los ataques contra Stalin, fue el PTA, Partido del Trabajo de Albania, quien por boca de Enver Hoxha atacó duramente a los revisionistas, afirmando que “El comunista que en estos momentos no defiende a Stalin es un cobarde”, el genial discurso de Enver Hoxha fue contestado en primer lugar por la revisionista de la Pasionaria, con argumentos sobre la coexistencia pacífica y la vía pacífica al socialismo, tan simplón y mezquino discurso no pudo ser contestado ya que no permitieron a Hoxha volver a hablar.

En España este lamentable y vergonzoso papel recayó en la revisionista de la Pasionaria, que purgó a Vicente Uribe entre otros y terminó facilitando el ascenso de Carrillo a la Secretaría General, abriendo al PCE no ya solo al revisionismo prosoviético que implantó la Pasionaria sino a la implantación del eurocomunismo como línea dominante en el partido.

El XX Congreso afectó gravemente al movimiento comunista, se produjo un proceso de desestalinización en todos los Partidos Comunistas, lo que en la práctica conllevó la purga de los marxistas-leninistas y el encumbramiento de los revisionistas a las secretarías generales y al dominio de los Partidos Comunistas.

Así esta conferencia fue el último intento de Kruchov de mantener el movimiento comunista unido bajo su lidereazgo, así se marchó hacia la escisión, por un lado los derechistas y revisionistas soviéticos y sus acólitos, conformando lo que después se llamaría Partidos pro-soviéticos, y por otro lado el Partido Comunista Chino y el PTA. • PCUS y Partidos Revisionistas: La mayoría de los Partidos Comunistas del mundo se posicionaron con el PCUS, en todos se produjo un proceso de desestalinización, en el que los cuadros marxistas-leninistas fueron purgados, incluso físicamente como en el caso de Grecia. Así la línea marxista-leninista fue sustituida por el seguidismo estricto de lo que dictaban los revisionistas del PCUS. Analicemos por separado:

Así la URSS a partir de los 80 promovió por ejemplo en España la escisión y creación de un referente partidario revisionista propio, se creó ese engendro que conocemos como PCPE y que en esa época se denominó “PCE.”. Por lo que el movimiento comunista revisionista quedó dividido en dos partes. • El frente antirrevisionista: Conformado por el PCCh y el PTA, se enfrentó a la degeneración y desviacionismo del PCUS, intentando mantener la firmeza ideológica de todos los Partidos comunistas, dando apoyo a aquellos comunistas que quisieran romper con el revisionismo en cada país, así a partir del año 1964 se fueron sucediendo escisiones de los partidos revisionistas escindiéndose en España el PCE(m-l) en el mismo año 1964.

De acero

Con el tiempo los Partidos Comunistas de estos tres países, ambos tres trabajando para los intereses de sus burguesías nacionales, terminaron rompiendo con la URSS por su “carácter autoritario”, profundizando en su llegada pacífica y electoral al socialismo, lo que se denominó “vía pacífica al socialismo”, teniendo especial importancia la vía italiana al socialismo.

Esto hizo que la democracia interna en estos Partidos fuera degenerándose a la par que se iban desviando de la ideología marxista-leninista, fueron derechizándose poco a poco, primero a la par que el PCUS, posteriormente llegando a superarle, teniendo como principal exponente de esto a los Partidos Comunistas de España, Francia e Italia.

De esta manera se inventaron una nueva ideología (según ellos), el eurocomunismo, terminaron purgando de las cúpulas a los propios cuadros prosoviéticos. Nos centraremos en esto con el tema del PCE posteriormente.

Por todo esto Albania rompió con China, y el PTA y a su cabeza Enver Hoxha quedaron como el principal baluarte contra el revisionismo internacional, de reseñar es lo que dijo Enver Hoxha sobre las provocaciones de Kruchov ante la crisis del trigo que se produjo en Albania, “Preferimos comer raíces antes que vender nuestra independencia y nuestros principios”, y así fue, en los Partidos que se fueron escindiendo desde 1964 se dio una cruenta lucha entre los partidarios del marxismo-leninismo y los prochinos.

A todo esto hay que añadir la política exterior de la RPCh de apoyo al imperialismo norteamericano, el reconocimiento del gobierno fascista de Pinochet, el reconocimiento público de los revisionistas, por ejemplo Tito o la Pasionaria sin ir más lejos.

Pero esta unidad antirrevisionista terminó rompiéndose cuando en el PCCh los postulados erróneos de Mao Tse Dong triunfaron, sus errores filosóficos extrapolados a la realidad y al Partido permitieron la degeneración ideológica del Partido que permitiría gradualmente la contrarrevolución y restauración capitalista.

De acero

Esta cruenta lucha acabó dividiéndolo todo en dos partes a partir de 1968, por un lado los marxistas-leninistas y por otro los maoístas. La victoria del revisionismo en China y de la contrarrevolución en Albania a partir de 1985, junto a la caída de la URSS nos presenta ante la situación actual, la desaparición del campo socialista y la necesidad de la reconstrucción del mismo bajo los principios del marxismo-leninismo, ante el fin de las “tendencias”, los prosoviéticos, los prochinos y los proalbaneses, quedando solo marxistasleninistas y revisionistas.”

La unidad desde nuestro punto de vista debe darse desde unos mínimos que consideramos esenciales para la constitución del Partido Comunista en España: Condena al golpe de estado perpetrado por los revisionistas en el XX Congreso, convirtiéndose la URSS en un país capitalista y revisionista.

En un Partido Comunista solo puede haber una línea, la línea marxista-leninista, el resto deben ser purgadas antes de que se conviertan en líneas como tal, la teoría maoísta de la lucha de dos líneas es antimarxista.

Ante esa tesitura nos encontramos en la actualidad, en algunos lugares el Partido se ha reconstituido, o nunca abandonó el marxismo-leninismo y no dejo de existir, en España como hemos visto no existe el Partido Comunista, todos los revisionistas afirman que ellos mismos son el Partido, pero es falso, ninguno lo es, ninguno tiene influencia en la clase obrera. El Partido ha de reconstituirse sobre la base del marxismo-leninismo y de su método organizativo, el centralismo democrático.

La unión debe darse desde la lucha ideológica entre los marxistas leninistas contra los revisionistas, desenmascarando a estos últimos y apartándolos de los procesos de unidad, estos procesos son muy largos, una integración o una fusión entre dos organizaciones no es cosa de meses, es un largo proceso de conocimiento mutuo, de lucha ideológica previa y por último de trabajo práctico.

La unidad no se puede hacer como unión con calzador, una unión en la práctica y aletargar la lucha ideológica para más adelante, esto conlleva inevitablemente a la creación de fracciones y a la destrucción ineludible de ese proceso de unidad, en este caso la unidad no es real.

Adopción del centralismo democrático como sistema organizativo del Partido de nuevo tipo leninista.

Condena de las desviaciones izquierdistas, incluyendo el maoísmo, caracterizándolo como una teoría antimarxista.

Rechazo de estas tesis derechistas y antimarxistas, ya refutadas por Lenin y resucitadas por los revisionistas derechistas.

Rechazo del electoralismo y de la organización de los partidos comunistas como partidos legales típicos de la II Internacional, partidos economiscistas de tipo socialdemócratas-sindicato.

Y por último que los principios del marxismo-leninismo y del materialismo dialéctico rijan al partido. Sabemos que parece un proceso muy complicado, pero no hay más que ver la visión de los revisionistas sobre la unidad comunista y sus resultados, para que ver que lo suyo es imposible, están condenados a servir de apoyo al capitalismo y la burguesía, la unidad comunista no es un asunto baladí, es una cuestión vital, y debe dársele una importancia prioritaria, pero con unos mínimos, no queremos repetir los errores que ya cometimos los comunistas en el pasado.

Reconstrucción Comunista Agosto 2013

Ante estas circunstancias solo podemos refutar las falacias que se vierten sobre Reconstrucción Comunista, aunque antes queremos comentar un par de cuestiones de forma genérica. 1. La lucha de Clases y el surgimiento del revisionismo en la URSS

Ellos afirman(2) que entendemos la caída de la URSS como una infiltración de una camarilla revisionista, que negamos que lo que se produjo allí realmente fue una lucha de clases, que se dio desde el principio de la revolución.
Nosotros lo analizamos de forma dialéctica, la caída de la URSS y la derrota del socialismo no fue una cuestión acaecida de la noche a la mañana, nisiquiera de unos pocos años, hay que retrotraerse al propio inicio de la revolución, a los errores que se cometieron desde un principio, y a la lucha de clases que se desarrolló dentro del propio Partido, que se agudizó tras la segunda guerra mundial y la muerte del camarada Stalin.(3)

De este texto queremos resaltar ciertos extractos para ver que estas personas de Valencia no deberían falsear las cosas porque es muy sencillo desenmascararles.

- Para comprender los errores que hicieron que la URSS cayera hay que retrotraerse al principio de la revolución, cuando comenzaron los mismos.

- Hablamos de proceso dialéctico de lucha entre el marxismo-leninismo y el revisionismo, siendo el elemento dominante a partir de 1956 el revisionismo.

Resumiendo nuestra posición:

De acero

Veamos cuál es nuestra posición:

Toda esa argumentación sobre nuestra posición, o lo que ellos se inventan que es nuestra posición, queda refutada de una manera muy simple. Nos queda la duda de cuál es su posición, ya que hablan mucho del balance del ciclo de Octubre, 14 veces para ser exactos, pero en ningún momento hablan de cuál es su balance, se permiten el lujo de criticar inventándose, sin saber, sin ni siquiera aclarar su propia posición. 2. La lucha de dos líneas

La lucha de dos líneas surge del propio Mao, de sus limitaciones, de sus concepciones cíclicas de la historia y del Partido y de su incapacidad de romper con la filosofía idealista oriental premarxista.

Así, si tuviéramos que afirmar el momento trágico en el que el revisionismo toma el poder sería el 14 de Febrero de 1956, no el día de la caída del muro o la disolución de la URSS, estos sucesos no fueron más que las consecuencias lógicas del desarrollo aprobado en las tesis del XX Congreso. Pero como ya hemos dicho y desarrollado históricamente, fue un proceso dialéctico en el que el revisionismo terminó imponiéndose al marxismo-leninismo, manifestándose como elemento dominante desde 1956. (4)

Las ideas infiltradas de la burguesía en el partido no se combatirán de forma enérgica, sino que incluso serán alentadas. Según los defensores de esta teoría, existirá una lucha de dos líneas entre la línea correcta y la errónea, esta lucha lleva a un supuesto fortalecimiento de la línea correcta, ya que la existencia de la línea errónea permite ver los errores, lo que facilitará el combate de esas ideas y la reeducación de los camaradas. Solo hay que ver el éxito en el PCCh de esta teoría, o la implantación de los autollama-

dos colectivos de reconstitución para ver el “gran” éxito que ha tenido la lucha de dos líneas. (5) La infiltración de las ideas burguesas es inevitable, pues vivimos bajo el capitalismo, pero eso no quita que haya que actuar de forma contundente contra esas infiltraciones, para destruir esas líneas revisionistas antes de que se conformen en fracciones organizadas y destruyan el Partido.

De acero

Es cierto que la unidad y lucha de contrarios se manifiesta en el seno del partido y de cualquier colectivo u organización y que crea contradicciones en la militancia. Es cierto también que cada vez que el partido se enfrenta a una nueva situación siempre se encuentran posiciones encontradas hacia ésta, y que es el momento en el que los revisionistas se desenmascaran, siendo ejemplo la polémica del "socialismo en un sólo país" y el surgimiento del trotskismo como tal en contraposición a la línea marxista-leninista del partido, defendida por Stalin. Analizando experiencias como ésta vemos como la contradicción, agudizada hasta ser antagónica en el caso de Trotsky y sus secuaces, se resuelve en dos planos, por un

El Partido debe entenderse como la unidad de voluntad incompatible con la existencia de fracciones (5), la existencia de varias líneas lleva irremediablemente a la conformación de fracciones organizadas, con la aparición de varios grupos centrales y jefes políticos en pugna entre sí. La existencia de fracciones viola los principios del centralismo democrático, convirtiendo al Partido en un apéndice inservible.El partido avanza depurándose de los elementos oportunistas y reaccionarios, si una fracción llega a consolidarse será más difícil la operación de extirpación del partido.

lado agudizando la lucha ideológica contra los revisionistas, consolidando y evolucionando así la línea revolucionaria del partido y refutando a los revisionistas, fortaleciendo la unidad ideológica del partido, y por otro purgando a los elementos que han demostrado no ser corregibles y a su vez oportunistas. Pero resolver conscientemente las contradicciones en el seno del partido no es sinónimo de lucha de dos líneas, puesto que el revisionismo solo se consolida como tal en el clímax de la lucha ideológica, y es destruida como se acaba de explicar. Sólo conviven varias líneas en un partido cuando no se lucha contra ellas, en cuyo caso el revisionismo acaba por tomar el partido y vencer a la línea revolucionaria, como sucedió en la URSS. Así pues la lucha de dos líneas es un contrasentido en sí misma.
Partiendo del principio marxista-leninista de que es inadmisible tener dos líneas en el Partido y de que es inadmisible permitir la existencia y actividad de fracciones en su seno, el Partido del Trabajo de Albania ha librado una permanente lucha de clases con métodos revolucionarios, dentro y fuera de sus filas, contra los puntos de vista antimarxistas y enemigos, contra las violaciones y distorsiones de las directrices, principios y normas del Partido, contra los defectos y los errores. Esta lucha no ha sido una lucha entre dos líneas sino una lucha para defender, aplicar y enriquecer una sola línea marxista-leninista en el curso de la acción revolucionaria, una lucha para preservar y fortalecer la unidad proletaria del Partido, sin dejar resquicios. (6)

No hay que confundir la lucha ideológica, en este caso contra el revisionismo, que por supuesto existe, con la teoría revisionista de la lucha de dos líneas. Por supuesto que hay líneas que intentan infiltrarse en el partido, pero todas han de ser aplastadas por la línea

marxista-leninista, que es la que debe regir el Partido, destruyéndolas, como hemos dicho, antes de que se afiancen en el mismo.
“Los principios marxistas-leninistas y nuestro método organizativo exigen que no existan fracciones dentro del Partido, por lo que solo puede haber una línea, la marxistaleninista, elegida en base a estos principios en el Congreso, como condición indispensable para lograr el liderazgo indivisible de la clase obrera para poder emprender la lucha por conquistar el socialismo. Todo lo que no sea esto no es más que desviaciones ideológicas inspiradas por ideas burguesas ajenas a los intereses de la clase obrera.”(7)

toerige, la vanguardia debe tener la capacidad e influencia en las masas y otros destacamentos que estos mismos reconozcan a Partido como Vanguardia. Este colectivo valenciano se autoerige como destacamento de vanguardia (11), al igual que otros colectivos de los autodenominados de reconstitución.
En efecto, son palabras muy justas y muy buenas, y nos consideraríamos satisfechos por ejemplo si "Rabócheie Dielo" las comprendiese, si no dijese, al mismo tiempo, otras que las contradicen. Pues no basta con titularse "vanguardia", destacamento avanzado: es preciso, además, actuar de tal modo que todos los otros destacamentos vean y estén obligados a reconocer que marchamos a la cabeza. (12)

De acero

Todo debate que se quiera tener con nosotros no puede partir de la afirmación de que se debe desarrollar sobre la lucha de dos líneas, como han hecho estas personas de Valencia, pues esto es revisionismo y va a limitar el debate a este tema, sin poder profundizar más en ninguna cuestión. No vamos a aceptar fundamentos del revisionismo como propios del movimiento comunista bajo ninguna circunstancia. 3. Vanguardia teórica, vanguardia práctica, círculos de vanguardia

Como ya hemos afirmado, queremos realizar una mera descripción de varias categorías que ellos consideran fundamentales y las dan por asumidas por todos, y que nosotros consideramos como revisionismo. Para comenzar a abordar este tema nos gustaría resaltar que la vanguardia no se au-

En el texto que ha producido esta respuesta se habla de vanguardia teórica, vanguardia práctica (9) y círculos de vanguardia (10) .

En el caso de estas personas de Valencia, hablar de que tienen una práctica de retaguardia sería estar siendo muy generosos. Se autotitulan vanguardia o destacamento de vanguardia cuando incluso separan el Partido de vanguardia en fracciones. Veamos la diferencia con nosotros mismos:
Reconstrucción Comunista (RC) es una organización comunista con estructura de Partido de Nuevo Tipo Leninista, se rige por el centralismo democrático y nuestra ideología es la del Marxismo-Leninismo. (14)

Para lograr que las personas ajenas nos consideren una fuerza política debemos trabajar mucho y con tenacidad a fin de elevar nuestro grado de conciencia, nuestra iniciativa y nuestra energía, pues no basta con pegar el marbete de "vanguardia" a una teoría y una práctica de retaguardia. (13)

La Vanguardia no se autoerige, la clase obrera es la que la reconoce como tal, como su estado mayor. Humildad y firmeza, frente a prepotencia e idealismo de estecolectivo de Valencia.

Otra cuestión a reseñar es esta “nueva” apuesta por “el monasterio rojo” y la separación metafísica entre teoría y práctica, esta aberración es revisionismo y es nuestra obligación confrontar con estas ideas provenientes del idealismo. Para apoyarnos para explicar esto, citamos un fragmento del Fundamentos del Leninismo:
La teoría es la experiencia del movimiento obrero de todos los países, tomada en su aspecto general. Naturalmente, la teoría deja de tener objeto cuando no se halla vinculada a la práctica revolucionaria, exactamente del mismo modo que la práctica es ciega si la teoría revolucionaría no alumbra su camino. Pero la teoría puede convertirse en una formidable fuerza del movimiento obrero si se elabora en indisoluble ligazón con la práctica revolucionaria, porque ella, y sólo ella, puede dar al movimiento seguridad, capacidad para orientarse y la comprensión de los vínculos internos entre los acontecimiento que se producen en torno nuestro; porque ella, y sólo ella, puede ayudar a la práctica a comprender, no sólo cómo se mueve y hacia dónde marchan las clases en el momento actual, sino también cómo deben moverse y hacia dónde deben marchar en un futuro próximo. ¿Quién sino Lenin dijo y repitió decenas de veces la conocida tesis de que "sin teoría revolucionaria no puede haber tampoco movimiento revolucionario"? (v. t. IV, pág. 380).(15)

De acero

4. Balance del ciclo de Octubre. Mao y la Revolución Cultural Se habla, como ya hemos dicho, 14 veces del balance de Octubre, pero la cuestión es ¿Dónde está ese balance?, nosotros si tenemos una valoración desde la revolución de octubre hasta nuestros días (16), donde está la suya, nosotros no hablamos de ciclo de Octubre porque pensamos que no se ha producido un cambio significativo para hablar de una nueva etapa de nada.

La teoría se desarrolla en indisoluble ligazón con la práctica revolucionaria, lo contrario es caer en el idealismo. Separar teoría de la práctica tiene una función reaccionaria, que debilita al movimiento comunista, ya que difunde en su seno ideas ajenas al marxismo, ideas de la burguesía que deben ser aplastadas.

Recordarles simplemente que las nuevas ideas surgen después que las condiciones materiales cambien y planteen nuevas tareas o contradicciones, lo contrario sería revisionar esas ideas con fines reaccionarios. Ahora piensen de forma autocrítica que están haciendo estos señores de Valencia con el marxismo-leninismo con la excusa del balance del ciclo de octubre, que se esconde debajo de su fraseología “revolucionaria”.

En el texto se habla de que no se pretende volver a Marx ni superar al marxismo-leninismo (17), pero cuando hablan de la superación del ciclo de octubre y de la evolución del dialéctica del marxismo-leninismo parece lo contrario, se asemeja mucho cambiando los términos a otros colectivos que hablan de superación del marxismo-leninismo o de cambio de fase histórica. Más cuando recogen todos los postulados del revisionismo, como la lucha de dos líneas, la visión cíclica de la historia y del Partido y demás aberraciones de Mao, aunque sí que hay que admitirles que las ideas erróneas de Mao han sabido empeorarlas aún más con su separación metafísica de la teoría y de la práctica.

El fracaso de los utopistas, incluyendo entre ellos los populistas, los anarquistas y los socialrevolucionarios, se explica, entre otras razones, porque no reconocían la importancia primordial de las condiciones de vida material de la sociedad en cuanto al desarrollo de ésta, y, cayendo en el idealismo, erigían su actuación práctica, no sobre las exigencias del desarrollo de la vida material de la sociedad, sino, independientemente de ellas y en contra de ellas, sobre "planes ideales" y "proyectos universales", desligados de la vida real de la sociedad.

No vamos a centrarnos aquí en esta cuestión, ya que se alargaría excesivamente la extensión de esta respuesta, si quieren ver nuestra posición desarrollada sobre estas cuestiones les recomendamos la lectura de “Desmontando a Mao, Cuestiones sobre un revisionista” del camarada Mesana. Exponemos una parte de la conclusión de dicho libro que marca claramente lo que para nosotros significan estas afirmaciones.
Podemos sacar en conclusión que Mao es un tergiversador y un falsificador del marxismo. Intenta con su terminología (e incluso citando a los clásicos) hacerse pasar por un marxista-leninista ejemplar, pero mutila, saca de contexto y tergiversa para intentar camu-

Para finalizar este apartado queremos mostrar la única información que estos señores de Valencia dan sobre su “famoso” balance del “ciclo de Octubre”, que no es otra cosa que afirmar que lo más “alto” del ciclo de Octubre corresponde a la revolución cultural china y al maoísmo(19).

La fuerza y la vitalidad del marxismoleninismo estriban precisamente en que toma como base para su actuación práctica las exigencias del desarrollo de la vida material de la sociedad, sin desligarse jamás de la vida real de ésta.(18)

Desenmascarar al maoísmo es una obligación para todo marxista-leninista. Mao es uno de los responsables de la fragmentación y la destrucción del movimiento comunista internacional, consiguió desviar y pervertir a un gran número de Partidos Comunistas con sus ideas burguesas.

Mao con sus errores filosóficos y teóricos abocó al PCCh a su destrucción, convirtiéndolo con el tiempo en un partido al servicio de la burguesía. La expansión de sus ideas a muchos Partidos Comunistas hizo que les sucediera lo mismo, convirtiendo a esos partidos en apéndices de la burguesía.

flarse. Los maoístas han aprendido bien a realizar este trabajo de su maestro.

De acero

Es un asunto de vital importancia para la reconstrucción del movimiento comunista internacional desenmascarar las corrientes ideológicas burguesas que se infiltran en los Partidos Comunistas, y combatir ideológicamente a los Partidos que ya se encuentran corrompidos por ideas y pensamientos ajenos al marxismo. El maoísmo responde a los intereses de clase de la burguesía, es una teoría burguesa y de profundo carácter antimarxista.(20)

Se pueden imaginar fácilmente cuál es nuestra opinión sobre su análisis revisionista del “ciclo de octubre”. 5. Unidad Comunista y reconstitución del Partido

En no mucho tiempo publicaremos en nuestra revista teórica “De Acero” número 4, ya que la número 3 ya está finalizada con este texto, un artículo sobre nuestra visión de la reconstitución del partido y la reconstrucción del movimiento comunista internacional. Aun con esto queremos hacer una

reseña sobre la acusación por parte de este colectivo de Valencia de que nuestra concepción de la unidad comunista es similar a la del PCPE (21), aglutinando destacamentos sin dar importancia ninguna a la lucha ideológica, acusación fundamentada en que condenamos la revisionista lucha de dos líneas. Queremos mostrar cómo esto es una vez más una falacia, urdida en las mentes de estos señores de Valencia, ausente de toda base material.
El Partido ha de reconstituirse sobre la base del marxismo-leninismo y de su método organizativo, el centralismo democrático.

De acero

realidad. Pues se puede ver a simple vista la importancia que tiene para nosotros la lucha ideológica contra el revisionismo. Ahora podemos centrarnos en los principales ataques a nuestra organización, los que no han quedado ya refutados en el texto precedente.

1. Se acusa a nuestra organización de afirmar la inevitabilidad del fin del capitalismo (23) acusándonos de seguir la línea de la II Internacional. Veamos cuál es la visión marxista a este respecto:
Los economistas que, como Ricardo, consideran que el modo de producción capitalista es el modo de producción absoluto notan en este punto que ese modo de producción se pone a sí mismo una barrera (…); y esa peculiar barrera da testimonio de la limitación y del carácter meramente histórico, transitorio, de modo de producción capitalista.

Creemos que se ve a la perfección que todos los ataques que hemos recibido en este sentido no son más que elucubraciones de estas personas totalmente alejadas de la

En un Partido Comunista solo puede haber una línea, la línea marxista-leninista, el resto deben ser purgadas antes de que se conviertan en líneas como tal, la teoría maoísta de la lucha de dos líneas es antimarxista.(22)

La unión debe darse desde la lucha ideológica entre los marxistas leninistas contra los revisionistas, desenmascarando a estos últimos y apartándolos de los procesos de unidad, estos procesos son muy largos, una integración o una fusión entre dos organizaciones no es cosa de meses, es un largo proceso de conocimiento mutuo, de lucha ideológica previa y por último de trabajo práctico.

La unidad no se puede hacer como unión con calzador, una unión en la práctica y aletargar la lucha ideológica para más adelante, esto conlleva inevitablemente a la creación de fracciones y a la destrucción ineludible de ese proceso de unidad, en este caso la unidad no es real.

Veamos qué dice Lenin sobre la caída inevitable del capitalismo:
Por lo que antecede se ve que Marx deduce la inevitabilidad de la trasformación de la sociedad capitalista en socialista única y exclusivamente de la ley económica del desarrollo de la sociedad moderna. La socialización del trabajo, que avanza con rapidez creciente en miles de formas, y que se ha manifestado con especial evidencia, durante el medio siglo trascurrido desde la muerte de Marx, en el crecimiento de la gran producción los cártels, los sindicatos y los trusts capitalistas, así como en el gigantesco crecimiento del volumen y el poderío del capital financiero, es la base material más importante del advenimiento inevitable del socialismo. El motor intelectual y moral de esta trasformación, su ejecutorfísico es el pro-

letariado, educado por el propio capitalismo. Es inevitable que la lucha del proletariado contra la burguesía -que se manifiesta en diversas formas, de contenido siempre más rico- se convierta en lucha política, orientada a conquistar el poder político ("dictadura del proletariado"). Al socializarse la producción es inevitable que los medios de producción pasen a ser propiedad de la sociedad, que se produzca, "la expropiación de los expropiadores". [...] Después de explicar, ya en los años 1844-1845, uno de los defectos fundamentales del antiguo materialismo, que consiste en su incapacidad para comprender las condiciones de la actividad revolucionaria práctica y para apreciar su importancia, durante toda su vida, Marx dedicó constante atención, tanto a los trabajos teóricos, como a los problemas tácticos de la lucha de clase del proletariado.

de clase. Tenemos claro que el sindicalismo es una lucha parcial, pero es una lucha parcial que nos permite acumular fuerzas, fuerzas encaminadas a la reconstitución del Partido, ya que nuestra práctica va enfocada a ello.

De acero

Recordamos a estos señores de Valencia que nosotros tenemos estructura de Partido y a la hora de trabajar funcionamos como tal, dejamos aquí un par de extractos relativos al trabajo del Partido en los sindicatos y la importancia del trabajo de sus militantes en los mismos.
Esto no quiere decir, naturalmente, que las organizaciones sin-partido, los sindicatos, las cooperativas, etc., deban estar formalmente subordinadas a la dirección del Partido. Lo que hace falta es simplemente, que los miembros del Partido que integran estas organizaciones, en las que gozan de indudable influencia, empleen todos los medios de persuasión para que las organizaciones sinpartido se acerquen en el curso de su trabajo al Partido del proletariado y acepten voluntariamente la dirección política de éste.(26) La dirección de la lucha económica de la clase obrera y la utilización de sus conflictos espontáneos con sus explotadores, conflictos que ponen en pie y atraen sin cesar a nuestro campo a nuevos sectores proletarios!(27)

En la defensa de la siguiente acusación infundada nos centraremos más en esto.

Cuando Mesana habla de la inevitabilidad de la caída del capitalismo, no lo hace en un sentido mesiánico -como intentan hacer ver estos falsificadores de Valencia-, sino en el mismo sentido en que tratan el tema Marx o Lenin. De hecho, hasta la mera formulación es similar.

[...]Así como no podemos juzgar a un individuo por lo que piensa de sí mismo, tampoco podemos juzgar estas épocas de trasformación por su propia conciencia. Por el contrario, esta conciencia debe ser explicada por las contradicciones de la vida material por el conflicto existente entre las fuerzas productivas sociales y las relaciones de producción...(24)

La lucha sindical que desarrollamos nosotros es de combate contra el reformismo, de reconstrucción del movimiento sindical

2. Se nos acusa de espontaneistas por participar en la lucha sindical (25)

Como último argumento de “peso”, hablan de la baja afiliación en España como país desarrollado, a los sindicatos, porque no hablan del sindicalismo en Finlandia o Bélgica que también son países desarrollados y cuyas tasas de afiliación a los sindicatos son muy superiores a las nuestras. La baja afiliación se debe a la traición de los

sindicatos mayoritarios que actualmente se encuentran al servicio del gobierno. Es más necesario que nunca apostar por la reconstrucción de un sindicalismo de clase y combativo. El cual nos servirá para acumular fuerzas. 3. Se nos ataca reiteradamente por actuar en frentes de masas antes de haber finalizado la reconstitución del Partido, por lo tanto, se nos acusa de practicistas

De acero

Y Mostramos ahora la cita anterior del ¿Qué hacer? de forma completa:
Pero los admiradores demasiado celosos del "estrecho contacto orgánico con la lucha proletaria" nos preguntarán y nos preguntan ya: si debemos encargarnos de organizar denuncias verdaderamente ante todo el pueblo sobre los abusos cometidos por el gobierno, ¿en qué se manifestará entonces el carácter de clase de nuestro movimiento? ¡Pues precisamente en que seremos nosotros, los socialdemócratas, quienes organizaremos esas campañas de denuncias ante todo el pueblo; en que todos los problemas plantados en nuestra agitación serán esclarecidos desde un punto de vista socialdemócrata firme, sin ninguna indulgencia para las deformaciones, intencionadas o no, del marxismo; en que esta polifacética agitación política será realizada por un partido que une en un todo indivisible la ofensiva contra el gobierno en nombre del pueblo entero, la educación revolucionaria del proletariado –salvaguardando al mismo tiempo su independencia política -, la dirección de la lucha económica de la clase obrera y la utilización de sus conflictos espontáneos con sus explotadores, conflictos que ponen en pie y atraen sin cesar a nuestro campo a nuevos sectores proletarios! (29)

(28)

Se habla en el texto de estos señores de Valencia de lo siguiente: “para quedar ante las masas como los comunistas realmente dignos, como sus defensores más consecuentes y currantes, etc.” (30) Ahora resulta que trabajar en los frentes de una manera leninista es intentar quedar de “currantes” y “dignos”, y lo que hay que hacer es quedarse en casa fomentando la aberración que supone separar teoría de práctica teorizando sobre “el balance del ciclo de octubre” de forma “eterna”.

Nuestra actuación en esos frentes no es de conciliación con los reformistas, es de combate, de influencia en las masas, de lucha ideológica y práctica contra el revisionismo y el reformismo que hegemonizan esos frentes.

La lucha por la sanidad, contra los recortes, por la educación, contra la represión, son luchas parciales que permiten como ya hemos dicho antes coger fuerza a las organizaciones comunistas, encaminando esta acumulación a la reconstitución del Partido, a la lucha por la revolución socialista. Es una acumulación de fuerzas que no se queda en las luchas parciales.

Los comunistas tienen que ser ejemplares en el trabajo que les designa la organización, incluso en su vida diaria. La disciplina, la formación marxista-leninista y el sacrificio, el ser un ejemplo para los demás son características de un militante comunista. La prepotencia, el revisionismo y encerrar toda tu actividad en un despacho alejándote de las masas solo lleva a convertirse en una secta. Estos señores consideran que somos seguidores de la “táctica-proceso”, táctica empleada por los economicistas rusos para conseguir objetivos “realistas” en base a las

movilizaciones espontáneas de las masas. Dice que no nos distinguimos en nada de los tacticistas, y que participamos en espacios de masas para apoyar acríticamente sus objetivos, de manera que la revolución vendrá espontáneamente por parte de las masas y ellas pondrán a nuestro “Partido” al mando. Como ya se ha dicho, ni RC es el partido ni nosotros, a diferencia de ellos, nos creemos vanguardia de nada. Nuestro trabajo de masas no se basa en apoyar causas de manera mecánica, pensando que así llegará la revolución, sino confrontando para impregnar de nuestra línea política a los sectores más propicios a la lucha y así construir el Partido de vanguardia, el estado mayor de la revolución. En el momento en el que exista ese Partido Comunista a la vanguardia de las masas, la lucha entrará en una nueva fase, en la que el Partido Comunista dirigirá a las masas hacia la toma del poder y la aplicación de su programa revolucionario. Nuevamente nos preguntamos si estos señores pretende forjar ese Partido sin contacto con las masas.

- La “evolución” del marxismo-leninismo sin que se haya producido un cambio en las condiciones materiales.

- La condena de toda práctica que no sea el simple estudio de experiencias revolucionarias pasadas.

- La separación de teoría y práctica.

De acero

-El reconocimiento de Mao y del maoísmo como lo más “alto” del “ciclo de octubre”. -Su concepción revisionista del “ciclo de octubre”.

-La negación de las insurrecciones armadas como un método válido dependiendo de las circunstancias. -Su concepción reaccionaria del sindicalismo.

ción.

-Su concepción idealista de la reconstitu-

Los revisionistas quieren revisar los fundamentos del marxismo, eliminar lo revolucionario y transformador convirtiendo el marxismo en algo dócil, al servicio del capitalismo. Y esto se da en dos sentidos, con el revisionismo de derecha y con el revisionismo de izquierda, al cual pertenecen estos señores de Valencia.

Tareas contra “de izquierda”

el

revisionismo

Y son solo algunos de sus graves errores.

Hay una serie de formulaciones de estos señores, las cuales solo vamos a nombrar ya que han quedado detalladas en el resto del texto, que hacen que su línea sea claramente antimarxista como por ejemplo:

Muchos afirman que con los izquierdistas hay que tener condescendencia, y mostrarles el camino, refutando sus ideas erróneas. Nosotros estamos de acuerdo en que hay que refutar sus ideas reaccionarias, pero también exponemos que son revisionistas y por lo tanto reaccionarios, y que se les debe combatir con todas las fuerzas disponibles, ya que son el cáncer del movimiento comunista, y han de ser extirpados del mismo. No hay que dejarles ningún espacio ni que cojan más fuerza, nuestro objetivo es eliminarles del movimiento obrero.

De acero

Si quieren continuar con el debate les invitamos en junio, cuando hagamos en Valencia la presentación del libro de Mesana, a tener un debate público y en persona sobre todas estas cuestiones, ya que el acto versará precisamente en confrontar contra las ideas revisionistas de Mao muy relacionadas con estos señores. Para que vean que sí que fomentamos la lucha ideológica. Así podremos evitar las falsificaciones y tergiversaciones que suelen cometer. Esperemos que acepten, lo contrario solo denotaría su falta de capacidad y su cobardía.

Hace falta golpear a los enemigos, no solo con palabras y carteles sino también, si hiciera falta, con una bala en la cabeza. (31)

De acero

Notas: 1. “Sobre la unidad de los comunistas en el Partido del Proletariado” Reconstrucción Comunista Agosto 2013. 2. Las tareas hacia el comunismo. Pág. 5 3. “Sobre la unidad de los comunistas en el Partido del Proletariado” Reconstrucción Comunista Agosto 2013. 4. 5. 6. 7. Ibidem. Fundamentos del Leninismo. Capítulo VIII El Partido. Stalin. Extracto del libro “Desmontando a Mao, cuestiones sobre un revisionista”.La lucha de dos líneas, apuesta antimarxista. El PTA ha seguido siempre una sola línea marxista-leninista Pág.3

9.

8.

10. 11. 12.

Las tareas hacia el comunismo. Pág.7

Extracto del libro “Desmontando a Mao, cuestiones sobre un revisionista”.La lucha de dos líneas, apuesta antimarxista.

Las tareas hacia el comunismo. Pág.9-10 Las tareas hacia el comunismo. Pág.1 Ibídem. ¿Qué hacer?La clase obrera como combatiente de vanguardia por la democracia.

13. 15. 14. 17. 16.

Fundamentos del leninismo. La teoría. Stalin. Las tareas hacia el comunismo. Pág.4

¿Qué es RC? En nuestra página web.

“Sobre la unidad de los comunistas en el Partido del Proletariado”, “Revisionismo y revisionismo Histórico”, Sobre el Materialismo histórico y el Materialismo Dialéctico. J.Stalin. Las tareas hacia el comunismo. Pág.4 “Desmontando a Mao, Cuestiones sobre un revisionista” Conclusión: Maoísmo teoría antimarxista. Las tareas hacia el comunismo. Pág.12 El Capital, tomo III, capítulo 15, Marx "Carlos Marx"; Lenin

18.

19. 20. 22. 23. 25. 26. 24. 27.

21.

“Sobre la unidad de los comunistas en el Partido del Proletariado” Reconstrucción Comunista Agosto 2013.

Las tareas hacia el comunismo. Pág.13 ¿Qué hacer?pág. 46, Lenin

Fundamentos del Leninismo. El Partido. Stalin. Las tareas hacia el comunismo. Pág.15 Las tareas hacia el comunismo. Pág.9 ¿Qué Hacer? La clase obrera como combatiente de vanguardia por la democracia. Lenin.

28. 30. 31. 29.

Sobre los revisionistas en la revolución china. Enver Hoxha.

De acero

Las organizaciones sindicales nacen a mediados del siglo XIX como instrumentos de lucha de la clase obrera para conseguir una vida digna. Los avances científico-técnicos de finales del siglo XVIII permiten la introducción de maquinaria en el sistema productivo en detrimento del trabajo manual,agudizando las contradicciones entre dos clases antagónicas: burguesía y proletariado industrial, que impulsaron el desarrollo de las relaciones de producción capitalista y la lucha sin cuartel entre los propietarios y los desposeídos. La mecanización y el desarrollo del modo de producción capitalista hicieron de efecto llamada para los campesinos expropiados y los artesanos arruinados, que serán explotados de forma inhumana en las nuevas fábricas y minas: bajos salarios, jornadas interminables, ausencia de seguridad e higiene, hambre, enfermedades, pobreza, viviendas insalubres y un trato despótico de los patronos, éstas eran las condiciones de vida y trabajo del proletariado.

Dos Líneas Antagónicas En El Movimiento Sindical

llegando a veces a destruirlas –el movimiento ludista–, pero la experiencia terminó por convencerles de que la causa principal de sus males era la clase burguesa que los explotaba. La clase obrera reflexionó sobre el espontaneísmo de sus primeras luchas y se dotó de formas de organización estables: hermandades, cofradías, mutualidades…, que cristalizarían con el tiempo en grandes sindicatos, limitándose inicialmente a las reivindicaciones profesionales: salario, jornadas, permisos…, es decir, la lucha económica. La clase obrera se unía en un empeño colectivo para disputar la plusvalía a la burguesía.

Para obtener el máximo beneficio, el proletariado fue explotado salvajemente por los capitalistas, incluso miles de mujeres y niños eran obligados a realizar jornadas extenuantes de 12 a 14 horas para poder subsistir. Ante esta pavorosa realidad, los obreros comenzaron a luchar para mejorar su situación. Las primeras luchas espontáneas y desorganizadas tienen un carácter de resistencia, a veces pacífica, a veces violenta. En una primera etapa los obreros perciben que las máquinas eran el origen de sus desgracias,

Con el desarrollo cuantitativo del proletariado, creció en paralelo su conciencia de clase, las organizaciones sindicales se transformaron en organizaciones de combate de los obreros, lo que permitió vincular la lucha económica a la lucha política, así los trabajadores no solo luchaban por intereses individuales, sino por la emancipación de millones de oprimidos. En un principio, la burguesía y su aparato estatal persiguieron con saña y violencia a los sindicatos obreros, miles de ellos murieron asesinados a manos principalmente de la policía y el ejército, por esto la organización de la lucha obrera era clandestina, ya que la afiliación sindical era considerada como un delito.

Como hemos señalado anteriormente, la burguesía utilizó la violencia para debilitar y destruir al Movimiento Sindical, pero al descubrir que no era suficiente utilizó el

arma de la corrupción, más sutil y efectiva, o la combinación de ambas, también con el objetivo de desmovilizar a la clase obrera y evitar disturbios sociales. Ante las luchas obreras, la burguesía tuvo que hacer una serie de concesiones: legalización de organizaciones obreras, seguros sociales, reconocimiento de accidentes de trabajo… Los burgueses plantearon estas concesiones y reformas como resultado de la colaboración de clases. La clase obrera no ha recibido regalos de la burguesía, sus conquistas se deben exclusivamente a su lucha consecuente y encarnizada que ha arrancado las reivindicaciones a los enemigos de clase. Por tanto, los obreros han obtenido una gran victoria, a costa de grandes sacrificios, al transformarse de elementos aislados a una gran fuerza organizada en sindicatos de clase. A finales del siglo XIX se desarrolló el Movimiento Sindical en Europa.

ción y pacto con los patronos, persiguiendo exclusivamente reivindicaciones económicas y negándose en rotundo a asumir las reivindicaciones políticas de la clase obrera. Por tanto, el conocido como tradeunionismo pronto se transforma en una corriente oportunista al servicio de la burguesía imperialista británica. Debido a la combatividad del proletariado francés y a la traición de los líderes sindicales reformistas ligados al Partido Socialista Francés, se desarrollaron ampliamente las ideas anarcosindicalistas. Para estos sindicalistas, su objetivo principal era derrocar el capitalismo y destruir el Estado mediante la Huelga General. Esta táctica anarquista apoya formas de lucha como el sabotaje. Aquí se produjo un fraccionamiento del movimiento sindical:

De acero

Francia

Tres formas de organización con rasgos diferenciados prendieron en los tres países más industrializados de entonces Reino Unido de la Gran Bretaña, Francia y Alemania.

Alemania

A raíz de la derogación de las leyes contra las organizaciones obreras, los sindicatos británicos se agruparon a nivel nacional en una central única, el Congreso de las TradeUnions(TUC), cuyas características principales son la colaboración de clases y la defensa de la propiedad privada del orden burgués, representando a la aristocracia obrera que tiene como principal objetivo perfeccionar el régimen capitalista, y no abolirlo, solo utiliza métodos de negocia-

Reino Unido de la Gran Bretaña

.– Sindicatos Hirsch-Dunker (así se llamaban los fundadores), eran organizaciones al servicio de la burguesía, similares a las TradeUnions británicas. .– Sindicatos lasalleanos, que reducían la lucha obrera a la obtención de derechos electorales generales planteando la posibilidad de acabar con el capitalismo de forma pacífica, tenían un marcado carácter reaccionario.

.– Sindicatos de Eisenach, influidos por el Partido Socialdemócrata Alemán, eran partidarios de destruir el sistema capitalista recurriendo a cualquier medio para lograrlo.

Como podemos apreciar, en las organizaciones sindicales de finales del siglo XIX, se conforman dos líneas irreconciliables: la línea reformista al servicio de la burguesía y la línea de clase al servicio del proletariado.

Las centrales lasalleanas y eisenachianas se unieron dando como resultado un sindicato burocratizado y reformista que rápidamente se puso al servicio de la burguesía alemana.

.– Sindicatos cristianos, que se basaban en principios religiosos reaccionarios, cuyo único objetivo era la colaboración de clases.

De acero

Ante los nuevos retos, la clase obrera debe dotarse de una organización internacional que coordine las luchas a escala estatal, fundándose en Zúrich en 1.913 la Federación Sindical Internacional, pero las tendencias oportunistas y chovinistas ejercían una gran influencia, como se demostró en sus posiciones sobre la Guerra Imperialista de 1.914, votando los presupuestos de guerra y apoyando a las burguesías nacionales respectivas. La Revolución Socialista de Octubre de 1.917 modificó radicalmente la correlación de fuerzas a nivel internacional, los obreros del mundo vieron que era posible hacer realidad sus reivindicaciones económicas, sociales y políticas. La toma del poder por los obreros y campesinos soviéticos fue un elemento decisivo para impulsar ampliamente el Movimiento Obrero y Sindical tanto en los países capitalistas desarrollamos como en las colonias. En 1.920 tuvo lugar en Moscú el Primer Congreso de Sindicatos Revolucionarios participando delegados de 41 países, así nació la Internacional Sindical Roja (ISR), cuyos objetivos principales eran la destrucción del sistema capitalista y la implantación del socialismo. La existencia de la ISR fue un valioso apoyo al conjunto del sindicalismo de clase internacional, el gran capital movía ficha rápidamente para contrarrestar la influencia de las ideas revolucionarias. Los dirigentes sindicales reformistas se pusieron manos a la obra creando dos organizaciones sindicales internacionales: .–La Federación Sindical Internacional (FSI), fundada en 1.919 en Ámsterdam, siendo abanderada de la colaboración de clases y de obediencia socialdemócrata de derechas.

La línea sindical proletaria tiene como base las ideas de Karl Marx y Friedrich Engels sobre el Movimiento Sindical de Clase, defendiendo que los sindicatos son una escuela de la lucha de clases y deben ser centros de organización de la clase obrera, teniendo como objetivo último su emancipación total, vinculando la lucha económica con la lucha política. Las señas de identidad del Movimiento Obrero de Clase son la solidaridad obrera y el internacionalismo proletario.

La línea reformista nace ante la necesidad que tiene la burguesía de debilitar y destruir el carácter revolucionario del Movimiento Obrero. La explotación y saqueo de los países coloniales permite a los capitalistas ofrecer algunas migajas a los trabajadores: más salario, menos horas de trabajo, es decir, mejorar el nivel de vida de la clase obrera y a la vez corromper a los líderes sindicales, que asumen con entusiasmo la defensa de los valores de la burguesía.

En el periodo de entreguerras hubo una gran agitación social y una agudización de la lucha de clases, realizándose revoluciones fallidas. La burguesía imperialista volvía a hacer redoblar los tambores de guerra, la siguiente carnicería se preparaba en las cancillerías europeas. El ascenso del fascismo en Alemania, Italia, Japón y otros países desembocó en la II Guerra Mundial. En 1.945 las dictaduras terroristas de derechas fueron aplastadas por la coalición antifascista, jugando un papel decisivo el Ejército Rojo, el pueblo soviético y los trabajadores del mundo.

.–La Confederación Internacional de Sindicatos Cristianos (CISC), fundada en la Haya en 1.920, que rechazaba la lucha de clases e impulsa la armonía social de obediencia religiosa y reaccionaria.

Con la victoria de la Alianza Antifascista se dieron condiciones para nuevas relaciones internacionales, y a nivel sindical, posibilitó la formación de una organización sindical internacional unitaria, se formó un Comité Preparatorio que convocase una Conferencia Sindical Mundial que tendría lugar en Londres, en el que participaron: el Consejo Central de los Sindicatos Soviéticos, las TradeUnionsbritánicas y el Congreso de Organizaciones Industriales (CIO en inglés) de EEUU. Los trabajos de la Conferencia permitieron convocar el Congreso Constituyente de la Federación Sindical Mundial (FSM), en el otoño de 1.945 en París con la participación de 215 delegados de 56 países.

La FSM quedó como único referente del sindicalismo de clase para el proletariado internacional, aunque un acontecimiento histórico de enorme importancia volvió a debilitar el Movimiento Obrero. En febrero de 1.956 se celebró en Moscú el XX Congreso del PCUS, donde el sector de la dirección que encabezaba NikitaKruschev, impuso sus tesis que revisaban y rompían con el marxismo-leninismo, volviendo a los cantos de sirena de la derecha socialdemócrata: colaboración de clases, coexistencia pacífica, la vía parlamentaria como única forma de transición del capitalismo al socialismo… La ruptura fue un hecho en la Conferencia de los 81 Partidos Comunistas y Obreros, celebrado a finales de 1.960 en Moscú, la mayoría de los partidos aceptaron la nueva línea claudicante y antimarxista, tan solo el Partido del Trabajo de Albania (PTA) y el Partido Comunista de China (PCCh) y algunos otros refutaron las tesis revisionistas y las desenmascararon, pero el daño estaba hecho, el imperialismo y la reacción obtuvieron una gran victoria al escindir el campo socialista gracias a esta traición.

ruptura. Siguiendo las directrices de los imperialistas angloamericanos, fue creada en Londres en 1.949 la Confederación Internacional de Sindicatos Libres (CISL), siendo el resultado de la Guerra Fría y de la histeria anticomunista de las clases reaccionarias.

De acero

En el seno de la FSM, desde el inicio, pugnaron dos líneas, una de clase y antiimperialista y otra reformista, representada por los líderes sindicales británicos y norteamericanos que poco después conduciría a la

Esta ruptura se percibió rápidamente en el Movimiento Sindical, así en el V Congreso de la FSM celebrado en Moscú en 1.961, se asumieron las tesis revisionistas pasando de defender los intereses de la clase obrera a defender las posiciones de la nueva burguesía burocrática.

Entre los años 60 y 90 del pasado siglo, la FSM fue la correa de transmisión del PCUS para llevar su política de gran potencia al Movimiento Sindical: soberanía limitada, negación de la lucha antiimperialista, no apoyar las guerras de liberación nacional…, intentando desviar a los trabajadores de sus objetivos revolucionarios. Desde los años 90 la FSM quedó prácticamente paralizada durante años, sufriendo numerosos e importantes abandonos que la dejaron casi inoperante. En el XV Congreso de la FSM, celebrado en 2.005 en La Habana, con el impulso de los sindicatos cubanos y griegos se volvió a reactivar la organización, aun con algunos tics reformistas herederos del pasado, volvía a hablarse de lucha de clases, de destrucción del capitalismo…lo que era esperanzador.

De acero

En España el nacimiento de la clase obrera es más tardío y limitado que en el Reino Unido de la Gran Bretaña, Francia y Alemania; la introducción de la máquina en sustitución del trabajo manual en el proceso productivo se produce a mediados del XIX, fundamentalmente en Cataluña, Asturias, Euskadi y Madrid, ya que el sector agrario es hegemónico en el resto de España. Los núcleos proletarios que se van formando en parte de la geografía española comienzan a organizarse para luchar contra la barbarie capitalista, las condiciones de vida y trabajo son infrahumanas, similares a las de los obreros de los países más desarrollados, las formas de lucha y organización son idénticas a las descritas en otros países, salvo algunas características específicas. En 1.870 se realiza el Congreso Obrero, embrión del sindicalismo socialdemócrata, aunque más combativo que el de sus socios europeos, dando lugar a la creación en Barcelona en 1.888 de la Unión General de Trabajadores (UGT), sindicato ligado al PSOE, que lo impulsó y desarrolló.

El Movimiento Obrero en España

En este momento se reproduce la historia, una CSI abanderando la colaboración de las clases y la defensa de los intereses del capitalismo financiada por las Agencias de Información imperialistas, y una FSM referente internacional de la lucha obrera, aunque debe realizar un ejercicio de autocrítica renunciando a ciertas posiciones reformistas para cerrar el paso a la injerencia y desestabilización de los agentes capitalistas.

Ante este nuevo estímulo del sindicalismo de clase internacional, los imperialistas y reaccionarios maniobraron rápidamente, fusionándose en 2.006 en Viena, los sindicatos de obediencia socialdemócrata: Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres (CIOSL), con los de obediencia cristiana: Confederación Mundial del Trabajo (CMT), bajo el nombre de Confederación Sindical Internacional (CSI).

Hasta principios del siglo XX es la única organización sindical existente en España, aunque ya existían núcleos anarquistas importantes defensores de la Asociación Internacional de Trabajadores (AIT), fundada en la segunda mitad del siglo XIX, y también conocida como la I Internacional, que desde sus inicios estuvo sometida a debates continuos: por un lado la línea de clase, encabezada por Marx y Engels, y por otro, la línea anarquista, encabezada por Bakunin; lo que produce la ruptura en 1.872 en el V Congreso de la AIT, quedando dicha organización bajo el control de las ideas anarquistas.

Con el advenimiento de la II República las organizaciones obreras tienen un gran crecimiento cuantitativo, se debe resaltar por su valor cualitativo la existencia de trabajadores sindicados que tienen como referencia la URSS, el PCE impulsa entre sus militantes y simpatizantes la oposición sindical revolucionaria en el seno de la UGT y la CNT (la militancia comunista trabajaba fundamentalmente en la CNT). Algunos sindicatos cenetistas están bajo la influencia del PCE que, criticando el reformismo de la UGT y el apoliticismo de la CNT, convocan en julio de 1.932 la Conferencia de Unidad Sindical que será el origen de la Confederación General del Trabajo Unitaria (CGTU) que celebra su congreso constituyente en Madrid en 1.934. Ante la explosiva situación social y el previsible golpe de Estado de los militares fascistas auspiciado por la oligarquía financiera y terrateniente, la CGTU, a principios de 1.936 se fusiona con la UGT.

Hasta los años 30 se suceden oleadas de huelgas y en algunos casos insurrecciones locales que siempre acaban en baños de sangre, los distintos gobiernos de la Monarquía reprimen a sangre y fuego las luchas reivindicativas de los trabajadores, llegando en muchos casos al asesinato de dirigentes obreros a manos de los pistoleros a sueldo de la patronal.

Los avatares internacionales llegan a España, y los núcleos anarquistas fundan en Barcelona en 1.910 la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), que adquirió una gran influencia entre los trabajadores de Cataluña y Andalucía. Será, junto con la UGT, el otro gran sindicato hasta finalizada nuestra Guerra Nacional Revolucionaria.

A finales de los años 50, militantes obreros comunistas crean una organización sindical de clase clandestina, la Oposición Sindical Obrera (OSO), que lleva a los centros de trabajo la orientación sindical revolucionaria y toda una serie de reivindicaciones económicas y políticas que la enfrentan a la dictadura y su política contra el pueblo. El PCE en los años 60 abandona la OSO, que es dirigida políticamente a partir de ese momento por el PCE (m-l), que es una escisión del PCE a finales de 1.964. Desde hace pocos años, grupos de militantes en el interior y el exterior luchan contra la política de reconciliación nacional y antimarxista de la dirección carrillista aprobada en Praga en 1.960 en el VI Con-

A partir de los años 40 empieza clandestinamente la lucha obrera, fundamentalmente con reivindicaciones sociales y económicas, produciéndose algunas huelgas muy localizadas en grandes núcleos de concentración obrera. Acabada la II Guerra Mundial, la dictadura cambia de amo, de defender totalmente el eje Roma-Berlín pasa, aprovechándose de la Guerra Fría, a firmar los pactos con los norteamericanos en los años 50.

Los sindicatos obreros hacen frente al golpe militar organizándose en milicias para posteriormente engrosar las filas del Ejército Popular. Finalizada la guerra, las autoridades fascistas ilegalizan a todas las fuerzas obreras y de izquierdas. La dictadura prohitleriana crea los sindicatos verticales intentando, demagógicamente, armonizar los intereses de los trabajadores y de los patronos. En la práctica, los obreros pierden todos sus derechos sociales y son sometidos a una feroz represión, siendo fusilados, encarcelados y exiliados cientos de miles de trabajadores y líderes sindicales.

De acero

greso del PCE, siguiendo las pautas marcadas por el XX Congreso del PCUS.

De acero

También, en los años 50 se funda la Unión Sindical Obrera (USO), teniendo como base a núcleos obreros cristianos, orientados por la doctrina social de la iglesia y enfrentados a la reaccionaria jerarquía católica y a la dictadura, esta organización queda muy debilitada al ser legalizada a finales de los años 70, ya que parte de la organización, en 1.978, pasa a la UGT y en 1.980 otro grupo importante de militantes ingresan en Comisiones Obreras (CCOO).

dida, en OSO, que en algunas empresas y ramas de la producción le disputa la influencia a CCOO.

A finales de los años 50, en las minas asturleonesas y en algunas empresas, surgen comisiones obreras en conflictos laborales que discuten con los patronos directamente al margen del sindicato vertical, reivindicaciones económicas y sociales que una vez solucionado el conflicto, desaparecen. Es a principios de los 60 cuando se transforman en un movimiento estable y organizado, siguiendo la orientación reformista del PCE, aunque en un principio fueron también impulsadas en menor medida por movimientos cristianos como la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) y otros colectivos opuestos a la dictadura.

De los 60 hasta la muerte del dictador en 1.975, en el conjunto del Estado, las históricas organizaciones sindicales UGT y CNT tienen una presencia testimonial, con una mínima participación en los movimientos huelguísticos contra la dictadura, tan solo ELA-STV (EuskoLangileenAlkartasunaSolidaridad de los Trabajadores Vascos) de orientación cristiana, tiene cierta influencia entre los trabajadores nacionalistas de Euskadi. Por tanto, en los últimos 20 años de la larga noche franquista el peso de la lucha sindical recae en CCOO y, en menor me-

Toda una pléyade de organizaciones políticas y alguna sindical –UGT– que no participaron en la lucha antifascista, se aprovecharon del enorme sacrificio de los trabajadores para traicionar los objetivos democráticos y anticapitalistas de miles de luchadores anónimos que pagaron con cárcel, torturas y, en ocasiones, con su vida la firme defensa de los intereses de la clase obrera. En el apartado sindical, la traición se consuma con la firma de los Pactos de la Moncloa por CCOO y UGT, pasando a formar parte en representación del mundo laboral, de la democracia burguesa que aquí ad-

A la muerte del dictador en noviembre de 1.975, la oligarquía española analiza y comprende que su forma de dominación debe modificarse para seguir detentando el poder político y económico, se inicia el período conocido como Transición, eufemismo utilizado para enmascarar la rendición ante el proyecto de la gran burguesía imperialista, que permite a esta clase parasitaria y antipopular imponer la restauración borbónica, haciendo realidad el “atado y bien atado” de Franco.

Las directrices del PCE son seguidas en CCOO, impulsando el entrismo en el sindicato vertical, intentando copar los enlaces y jurados de empresa y cuadros medios de la parte social del vertical, lo que conlleva a que muchos militantes y dirigentes acaben juzgados por el Tribunal de Orden Público (TOP) y encerrados en la cárcel. Las detenciones y torturas, e incluso asesinatos sufridos por los militantes obreros son el pan de cada día, demostrando con ello la naturaleza antiobrera de la dictadura.

quiere la forma de monarquía parlamentaria, fórmula adoptada por la burguesía reaccionaria española para defender mejor sus intereses de clase.

de CCOO, por lo que conforman una corriente interna conocida como Izquierda Sindical.

De acero

En la segunda mitad de los años 70 y principios de los 80, una ola de asambleas y huelgas recorre España de punta a punta, arrancando el proletariado con su lucha reivindicaciones importantes en materia salarial y social, reestructurándose el mundo sindical hasta la actualidad.

La vida orgánica de CSUT y SU es efímera, ya que está íntimamente ligada a los partidos que las impulsan, y que al disolverse éstos en 1.980 desaparecen de la vida sindical, aunque el SU mantiene hoy núcleos en Barcelona, Huelva y Cantabria.

CCOO celebra en Barcelona, en julio de 1.976, una asamblea para diseñar cual será la línea de actuación de la organización, dando lugar a debates con posiciones diferenciadas que cristalizan con la aparición de dos nuevas centrales sindicales: Confederación de Sindicatos Unitarios de Trabajadores (CSUT) y Sindicato Unitario (SU). La CSUT ligada al PTE, partido que tiene su origen en una escisión del PSUC en 1.967, y que en ese momento se llamó PCE (internacional); y el SU ligado a la Organización Revolucionaria de Trabajadores (ORT), que provenía de la radicalización de grupos obreros católicos, y que se funda en 1.969. Militantes obreros de la Liga Comunista Revolucionaria (LCR), Movimiento Comunista (MC) y Organización Comunista de España (Bandera Roja), a pesar de estar más próximos a los postulados políticos del PTE y la ORT, no participan de la idea de salirse

A partir de 1.976 UGT y CCOO son tolerados por el régimen monárquico que los acaba legalizando en 1.977. UGT ausente en las luchas obreras contra la dictadura gracias a la financiación de la socialdemocracia internacional, fundamentalmente alemana, vuelve al escenario sindical con fuerza e influencia, representando a los sectores obreros más atrasados políticamente.

También, el mundo anarcosindicalista sufre el convulso momento político, a finales de los 70 la CNT recoge a militantes desencantados de la política reformista de CCOO y UGT, adquiriendo cierta influencia, aunque muy lejos de su anterior etapa dado que la sociedad española es radicalmente distinta de los años 20 y 30. En el Congreso de 1.979 que tiene lugar en Madrid, en CNT se produce una fuerte controversia originada por la participación en las elecciones sindicales, un sector lo apoya CNT (renovada) y otro no CNT (histórica), lo que produce un distanciamiento cada vez mayor en lo organizativo y sindical. La CNT (renovada) convoca el Congreso Extraordinario de Unificación en 1.984, que sienta las bases organizativas para el nacimiento en 1.989 de la Confederación General del Trabajo (CGT). En los años 80 y 90, la lucha de clases se desarrolla de forma relativamente pacífica,

En enero de 1.978 tiene lugar en Madrid el Congreso fundacional de la Asociación Obrera Asambleísta (AOA), al calor de la pujanza del movimiento asambleario en estos momentos, la AOA nace impulsada por el PCE (m-l), cuyo Comité Ejecutivo disuelve la OSO de forma antidemocrática. La vida e influencia de este nuevo sindicato es escasa, por lo que de forma vergonzante ingresa en CCOO en los 80.

posibilitando la hegemonía de la línea reformista en el Movimiento Sindical, la oligarquía actúa inteligentemente corrompiendo aun más a la aristocracia obrera para que asuma su proyecto y, a la vez, hacer concesiones a un número importante de trabajadores, mejorando sus condiciones de vida y trabajo, lo que produce un gran efecto desmovilizador que obliga al sindicalismo clasista a refugiarse temporalmente en empresas, ramas y territorios, aislándose erróneamente de las amplias masas trabajadoras y corriendo el riesgo de caer en posiciones gremialistas. A partir de los 90 y la primera década del siglo XXI, miles de militantes y cuadros sindicales abandonan los sindicatos reformistas y crean sus propios sindicatos (principalmente en grandes empresas y el sector público), derrotando a los reformistas y ejerciendo gran influencia en su medio, pero no llegando al conjunto de la clase. La atomización y dispersión del Movimiento Sindical de clase es el resultado de los errores cometidos, invertir esta tendencia y conseguir conjuntar orgánicamente al sindicalismo de clase es la asignatura pendiente.

De acero

La historia del Movimiento Sindical y la experiencia, nos enseñan que aunque haya numerosas y distintas organizaciones sindicales, con programas y orientaciones diferentes, de hecho, y bajo un análisis objetivo, solo existen dos tipos de sindicatos: los sindicatos de clase que vinculan las reivindicaciones económicas con el objetivo de movilizar y educar a la clase obrera en su lucha por la abolición del sistema capitalista, y los sindicatos reformistas que se basan en la colaboración de clases, siendo a la vez parte integrante de la estructura capitalista.

Históricamente desde el nacimiento de la clase obrera y posteriormente de sus organizaciones sindicales siempre ha habido a escala nacional e internacional dos líneas antagónicas que se enfrentan por dirigir al conjunto de los trabajadores, esperamos que la línea sindical de clase oriente a los proletarios para conseguir sus aspiraciones y se liberen de la explotación capitalista, educándose en el plano político e ideológico para organizar la lucha económica y política contra la burguesía, el imperialismo y sus agentes en el movimiento obrero y sindical.

Bibliografía:

De acero

MARX, Karl y ENGELS, Friedrich; Manifiesto del Partido Comunista.

MARX, Karl; Estatutos Generales de la AIT. MARX, Karl; Trabajo asalariado y Capital.

MARX, Karl; Crítica al programa de Gotha.

ENGELS, Friedrich; La situación de la clase obrera en Inglaterra. ENGELS, Friedrich; Sobre la acción política de la clase obrera. ILLICH ULIANOV, Vladimir, “Lenin”; La neutralidad de los sindicatos.

ILLICH ULIANOV, Vladimir, “Lenin”; Los sindicatos, la situación actual y los errores de Trotski y Bujarin.

STALIN, Iósif; Una vez más sobre la desviación socialdemócrata en nuestro Partido. STALIN, Iósif; El problema de los combates de clase del proletariado.

DIMITROV, Giorgi; Las organizaciones sindicales y la dictadura del proletariado.

DIMITROV, Giorgi; Intervención en el II Congreso de la ISR. HOXHA, Enver; Informe ante el VI Congreso del PTA.

KOTA, Filip; Dos líneas opuestas en el movimiento sindical mundial. TUÑÓN de LARA, Manuel; La España del siglo XX.

De acero

La fase actual e histórica en la que vivimos, la fase imperialista del capitalismo,obligó a los marxistas a adaptarse a la realidad concreta que nos tocaba vivir.La nueva fase tenía unas nuevas características: Lenin fue el encargado de actualizar a Marx, de adaptarlo a la nueva situación material que representa la nueva fase en la que ha entrado el capitalismo.Ponemos este extracto de los fundamentos del Leninismo de Stalin para explicar de forma clara esta nueva época:
Lenin llamó al imperialismo "capitalismo agonizante". ¿Por qué? Porque el imperialismo lleva las contradicciones del capitalismo a su último límite, a su grado extremo, más allá del cual empieza la revolución. Entre estas contradicciones, hay tres que deben ser consideradas como las más importantes.

1.Partido

Documentos de Partido I Conferencia de Partido y Cuestión Nacional
La segunda contradicción es la existente entre los distintos grupos financieros y las distintas potencias imperialistas en su lucha por las fuentes de materias primas, por territorios ajenos. El imperialismo es la exportación de capitales a las fuentes de materias primas, la lucha furiosa por la posesión monopolista de estas fuentes, la lucha por un nuevo reparto del mundo ya repartido, lucha mantenida con particular encarnizamiento por los nuevos grupos financieros y por las nuevas potencias, que buscan "un lugar bajo el sol", contra los viejos grupos y las viejas potencias, tenazmente aferrados a sus conquistas. La particularidad de esta lucha furiosa entre los distintos grupos de capitalistas es que entraña como elemento inevitable las guerras imperialistas, guerras por la conquista de territorios ajenos. Esta circunstancia tiene, a su vez, la particularidad de que lleva al mutuo debilitamiento de los imperialistas, quebranta las posiciones del capitalismo en general, aproxima el momento de la revolución proletaria y hace de esta revolución una necesidad práctica.

De acero

La primera contradicción es la existente entre el trabajo y el capital. El imperialismo es la omnipotencia de los trusts y de los sindicatos monopolistas, de los bancos y de la oligarquía financiera de los países industriales. En la lucha contra esta fuerza omnipotente, los métodos habituales de la clase obrera -los sindicatos y las cooperativas, los partidos parlamentarios y la lucha parlamentaria resultan absolutamente insuficientes. Una de dos: u os entregáis a merced del capital, vegetáis a la antigua y os hundís cada vez más, o empuñáis un arma nueva: así plantea la cuestión el imperialismo a las masas de millones de proletarios. El imperialismo lleva a la clase obrera al umbral de la revolución.

La tercera contradicción es la existente entre un puñado de naciones "civilizadas" dominantes y centenares de millones de hombres de las colonias y de los países dependientes. El imperialismo es la explotación más descarada y la opresión más inhumana de centenares de millones de habitantes de las inmensas colonias y países dependientes. Extraer superbeneficios: tal es el objetivo de esta explotación y de esta opresión. Pero, al explotar a esos países, el imperialismo se ve obligado a construir en ellos ferrocarriles, fábricas, centros industriales y comerciales. La aparición de la clase de los proletarios, la formación de una intelectualidad del país, el despertar de la conciencia nacional y el in-

Tales son, en términos generales, las contradicciones principales del imperialismo, que han convertido el antiguo capitalismo "floreciente" en capitalismo agonizante.

cremento del movimiento de liberación son resultados inevitables de esta "política". El incremento del movimiento revolucionario en todas las colonias y en todos los países dependientes, sin excepción, lo evidencia de modo palmario. Esta circunstancia es importante para el proletariado, porque mina de raíz las posiciones del capitalismo, convirtiendo a las colonias y a los países dependientes, de reservas del imperialismo, en reservas de la revolución proletaria.

De acero

El antiguo Partido Obrero, típico de la II Internacional era un Partido electoralista de masas.El Partido era en realidad un apéndice de la minoría parlamentaria.Este tipo de Partido en la coyuntura actual es totalmente incapaz para derrocar al asalto el poder burgués, destruirlo e implantar un nuevo poder, en forma de dictadura del proletariado:el poder obrero.Buenos ejemplos de esto lo podemos encontrar en el PCPE, PCOE, PC-ML, IU-PCE... Era necesario un partido de nuevo tipo, un partido capaz de enfrentarse a los nuevos retos, sortearlos y conducir a la clase obrera a la toma del poder. El nuevo Partido se concibe como destacamento de vanguardia de la clase obrera, lo que quiere decir que el Partido solo se nutrirá de los mejores y más conscientes elementos de la clase obrera,

Por todo esto el proletariado tiene que dotarse de un nuevo instrumento,un nuevo tipo de partido.En este apartado explicaremos la estructura, función y desarrollo de este nuevo tipo de Partido, del Partido de vanguardia leninista.

Así pues,el proletariado en la fase imperialista tiene que enfrentarse a nuevos retos: ineficacia de los antiguos métodos de lucha, la concentración de los monopolios en cada vez menos manos, la necesidad imperialista de un nuevo reparto del mundo, la conformación de bloques imperialistas, la confrontación entre las potencias imperialistas, la burocratización y militarización de los estados, las guerras de rapiña por la lucha por los recursos naturales en los países no desarrollados.

Fundamentos del Leninismo Las raíces del Leninismo. Stalin

En otro apartado se abordará la problemática de si actualmente seguimos en la fase imperialista del capitalismo yeste tipo de herramienta, que es el Partido de Vanguardia, sigue siendo útil.Demostraremos que sí.

Este Partido deberá pertrecharse de una teoría revolucionaria, el marxismo-leninismo en nuestra época histórica, de otra manera será imposible situar a las masas detrás del partido, en estrecha ligazón con el mismo. Si se pierde el contacto con las masas, si el Partido se burocratiza, pierde su papel de instrumento de la clase obrera, y se convertirá en algo ajeno a la misma. El Partido dirige a las masas, es el jefe político de la clase obrera, organiza a las masas y las conciencia, no actúa nunca a la zaga del movimiento de manera oportunista y seguidista, el seguidismo y el espontaneísmo son conceptos ajenos al marxismo y a la revolución proletaria.

La frontera entre los miembros del Partido y el resto de la clase obrera ha de estar totalmente determinada.No todo el mundo puede ser miembro del Partido.Recordamos que solo pueden ser miembros del Partido

Está claro, a no ser que las circunstancias lo fuercen,que el carácter del Partido debe ser semiclandestino, es decir, debe tener una parte legal y una no legal. La más importante es la no legal, que es la que realmente va a posibilitar la toma del poder, la parte legal es secundaria y está destinada a fortalecer la no legal.

El Partido debe ser un destacamento organizado de la clase obrera, ha de ser la personificación de la disciplina y de la organización, ha de ser un ejemplo para poder gozar de crédito político y ético entre las masas.

El Partido de nuevo tipo es un instrumento del proletariado para la conquista del poder político, de la dictadura del proletariado cuando todavía no se ha conseguido y para el mantenimiento y desarrollo de esta una vez lograda.

los mejores y más conscientes elementos de la clase obrera. Lo cualitativo siempre se anteponea lo cuantitativo.

Por supuesto las circunstancias, una dominación de la burguesía autoritaria, es decir, el fascismo puede obligar al partido a ser totalmente clandestino, pero esto solo pasará en circunstancias muy adversas, ya que querer apostar por este modelo de Partido sin que exista la obligación real de hacerlo es caer en el aventurerismoizquierdista y pequeño burgués, es renunciar a trabajar en las organizaciones de masas, es facilitar las cosas al enemigo.
Observamos que en Europa los marxistas-leninistas no han llegado todavía a comprender debidamente la necesidad de organizar la actividad del partido en la clandestinidad y la semiclandestinidad. En este sentido influye considerablemente la activi-

En la época de la clandestinidad, cuando éramos perseguidos por los fascistas y los agentes de los gobiernos quislings, cada comité del Partido emitía su propio boletín mimeografiado, medios estos que hoy parecen insignificantes, pero que en aquella época apenas podíamos encontrar. En aquellas circunstancias nos veíamos obligados a atacar ministerios para apropiarnos de estos medios, imprescindibles para la propaganda del Partido e incluso muchos camaradas han caído en el curso de las acciones que organizábamos para conseguirlos. Comprender y organizar correctamente el trabajo clandestino y legal del Partido, cuestión fundamental de la revolución.

dad de los revisionistas. Si bien los nuevos Partidos Comunistas no se plantean seguir la vía parlamentaria, tienden a desarrollar toda su actividad de forma legal, como hacen los partidos revisionistas. Piensan que pasando a la semiclandestinidad o a la clandestinidad total, no podrían hacer nada. Les parece que no trabajarían haciendo pasar una parte de sus militantes a la clandestinidad a fin de que se conviertan en el núcleo principal de toda la actividad del partido. Por tanto, no comprenden la importancia de crear un núcleo fuerte en condiciones de clandestinidad.

De acero

Como decíamos antes la parte más importante del Partido, es la clandestina, es donde se deben colocar y centrar los principales esfuerzos del Partido. En los países Europeos,desde mucho antes de la caída del bloque socialista,los Partidos comunistas cayeron en el legalismo burgués. Como muy bien afirma Hoxha, el estado burgués te dejará actuar siempre que no seas un problema para el mismo.En el mismo momento en que empieces a ser un problema, con toda la información recogida en el periodo de actuación legal del partido, te borrara a

Enver Hoxha

través de su maquinaria represiva en una sola noche si así lo requiere la situación.

De acero

No basta con romper con la tendencia de los revisionistas a convertirse en un Partido socialdemócrata electoralista que centra toda su actividad en atrapar votos en vista a los procesos electorales burgueses, hay que romper con todos los vicios que arrastran, empezando por el legalismo por bandera. La reacción solo espera el momento para acabar con los revolucionarios en el momento que más les convenga a ellos mismos. “La organización del trabajo del Partido en la clandestinidad es algo muy importante, y debe tenerse bien en cuenta que el enemigo no duerme. Puede permitirte desarrollar ciertas actividades durante algún tiempo con el fin de identificar y descubrir las fuerzas con que cuentas, pero enseguida encuentra la ocasión para, inesperadamente, en una sola noche, aniquilarte.

Muchos grupos comunistas, honrados y honestos, fieles al marxismo-leninismo, cuando rompen con el revisionismo siguen actuando bajo los mismos parámetros organizativos que el revisionismo del que proceden. Es necesario que la ruptura con el revisionismo sea tanto organizativa como ideológicamente, solo así se podrá construir un verdadero partido Comunista marxistaLeninista.

Por otro lado, si las circunstancias lo exigen, es decir, bajo una dominación autoritaria de la burguesía,el Partido se vería obligado a tener un carácter de clandestinidad total para evitar que la reacción destruya al Partido.

cerse, acumular fuerzas y así poder llevar a cabo la toma del poder y por otraque no abandone la ligazón con las masas y la actuación del Partido y sus organizaciones afines en los frentes de masas.

Pero una cosa es que las circunstancias lo exijan, y otra muy distinta es la clandestinización porque sí.Ha habido Partidos autodenominados Comunistas que han caído en el aventurerismo izquierdista, totalmente ajeno al marxismo al constituirse como totalmente clandestinos por iniciativa propia en una democracia burguesa, lo que les ha llevado a la desaparición debido a la total pérdida de la ligazón con la clase obrera y el abandono de los frentes de masas a su suerte, monopolizándolos los revisionistas, dejando un panorama desolador para la clase Obrera.
La historia del movimiento obrero revolucionario enseña que el tránsito de una etapa de legalidad a otra de clandestinidad del partido proletario, es difícil y complejo. Es una prueba muy dura, en la que salen a flote todas las deficiencias y lacras de la organización. El Partido que no ha alcanzado la solidez y cohesión necesarias y que en su vida interna no se atiene a las normas leninistas, es fácilmente aplastado por el enemigo de clase.” ¿Leninismo o Maoísmo? José Sotomayor Pérez

“Comprender y organizar correctamente el trabajo clandestino y legal del Partido, cuestión fundamental de la revolución.” EnverHoxha Como decimos, es vital que todo Partido Comunista tenga parte clandestina, es decir,que el Partido en su actuación en una democracia burguesa debe tener un carácter semiclandestino para,por una parte fortale-

El paso de la semiclandestinidad a la clandestinidad total sucede por exigencias de las circunstancias, y tiene un proceso, que puede desarrollarse gracias a la acumu-

El método de organización de un partido de nuevo tipo es el centralismo democrático cuyos principios podríamos resumir en: - Organización Vertical entre los órganos del Partido:
El dirigente práctico inmediato del movimiento sólo puede serlo un grupo central especial (llamémoslo, por ejemplo, Comité Central),enlazado personalmente con todos los comités, que reúna en su seno las mejores fuerzas revolucionarias de todos los socialdemócratas rusos y que tenga facultades para disponer acerca de todos los asuntos generales del partido, como son: distribución de literatura, edición de volantes ,distribución de fuerzas, designación de personas Y grupos para llevar acabo determinadas empresas, preparación de manifestaciones e insurrecciones en toda Rusia, etc. Carta a un camarada Lenin

2. El modelo organizativo: El centralismo democrático

lación de fuerzas previa al proceso de clandestinización del Partido. Intentar pasar a la clandestinidad sin tener una organización fuerte, sólida y cohesionada facilita mucho las cosas a la reacción, ya que deja muy fácil las cosas para la destrucción total del Partido.

En el Congreso se elige el comité central, es el máximo órgano de dirección de la organización cuando no se está desarrollando el Congreso, es elegido por el conjunto de los militantes y de esta dirección saldrá el Secretario General. Además, como afirma Lenin en carta a un camarada,por debajo del Comité Central se extienden el resto de órganos territoriales y sectoriales intermedios entre el órgano central y las células de base.

De acero

La comunicación entre los distintos militantes, células y órganos se da de forma vertical, la comunicación va de abajo a arriba y de arriba abajo. Esto quiere decir que en la toma de decisiones y los procesos de debate que estas conllevan,las cosas van de abajo a arriba y una vez decidido algo van de arriba abajo, siendo de obligado cumplimiento para todos los militantes de la organización por los principios de disciplina consciente y supeditación de la minoría a la mayoría que posteriormente explicaremos.

El Comité central es el máximo órgano de dirección de la organización, y su principal exponente el Secretario General, ambos elegidos democráticamente cada xañosen proceso congresual. El congreso es el máximo exponente de democracia interna del Partido, todos los militantes directamente o a través de delegados participan en la elaboración de la línea política a desarrollar que se elige en el propio congreso.

Hay que tener cuidado de que el Partido no se Burocratice y las cosas,como pasa en los Partidos revisionistas vayan de arriba abajo sin más, como pasa en los partidos revisionistas estatales,. Esto es centralismo, pero burocrático.Cuando las cosas van de arriba a abajo es por cuestiones prácticas y siempre de acuerdo a lo que se ha decidido en el congreso, por lo que en realidad ya han ido de abajo a arriba antes.Hay que tener especial cuidado en mantener esto, sinoel Partido se burocratiza y como dijimos más arriba deja de ser un instrumento válido para la clase obrera.

-Prohibición de fracciones: La comunicación horizontal está totalmente prohibida ya que violenta la democracia interna y la cohesión del Partido, con ella se violan los principios del centralismo democrático y se favorece la creación de fracciones, con sus correspondientes órganos centrales paralelos, lo que conlleva a que no exista un órgano central unitario,destruyendo la unidad del Partido.

-Disciplina consciente: La disciplina, es decir, la aceptación de los principios del centralismo democrático y lo que ellos implican, haceque en determinadas situaciones un militante tenga que aceptar cuestiones con las que a priori puede no estar de acuerdo (supeditación de la minoría a la mayoría), pero esta disciplinano es una disciplina ciega, ha de ser una disciplina consciente, sabiendo por quése hacen las cosas, por quése ha decidido apostar por algo, nunca un apoyo sin más.

Después del proceso de debate, una vez tomada una decisión, cuando las cuestiones han ido de abajo a arriba y se ha tomado ya una decisión, en el momento en que las cosas pasan a la fase de ejecución, cuando van de arriba a abajo son de obligado cumplimiento. Esto es consecuencia de que todo el conjunto de la organización (la mayoría) ha decidido que se actué de determinada manera, y aunque un militante no esté de acuerdo (minoría) debe supeditarse a lo que la organización (la mayoría) ha decidido. Este proceso no niega ni bloquea que más adelante pueda volver a plantearse el debate en los órganos correspondientes otra vez y, si en esa futura situación ganase el debate la organización rectificará la línea llevada hasta entonces.

- Supeditación de la minoría a la minoría:

De acero

El Partido es la unidad de voluntad, que excluye todo fraccionalismo y toda división del poder dentro del Partido.

Pero de aquí se desprende que la existencia de fracciones es incompatible con la unidad del Partido y con su férrea disciplina. No creo que sea necesario demostrar que la existencia de fracciones lleva a la existencia de diversos organismos centrales y que la existencia de diversas organismos centrales significa la ausencia de un organismo central común en el Partido, el quebrantamiento de la unidad de voluntad, el debilitamiento y la descomposición de la disciplina, el debilitamiento y la descomposición de la dictadura. Naturalmente, los partidos de la II Internacional, que combaten la dictadura del proletariado y no quieren llevar a los proletarios a la conquista del Poder, pueden permitirse un liberalismo como la libertad de fracciones, porque no necesitan, en absoluto, una disciplina de hierro. Pero los partidos de la Internacional Comunista, que organizan su labor partiendo de las tareas de conquistar y fortalecer la dictadura del proletariado, no pueden admitir ni el "liberalismo" ni la libertad de fracciones.

Así pues,la existencia de fracciones conlleva la destrucción a largo plazo de la unidad del partido.Aquí queríamos hablar de la famosa lucha de líneas expuesta por Mao. La lucha de líneas es inevitable en el sentido de que en el Partido siempre intentarán infiltrarse corrientes de pensamiento burgués como puede ser por ejemplo el trotskismo, el browderismo, el bordiguismo…., esas corrientes intentarán imponer su línea, pero esa línea burguesa ha de ser destruida, y cuando se destruya, con el tiempo reaparecerá otra y así sucesivamente, aplicándose

Fundamentos del Leninismo. El Partido. José Stalin.

Pero lo que no es permisible en un partido Comunista es permitir la lucha de dos líneas como algo eterno, en un sentido metafísico, como algo que si incluso por debilidad no pueden mantener ellosmismos, hay que ayudarles a mantenerse, con teorías como la de las 100 escuelas de Mao.Flaco favor se hace al mantenimiento del Partido, que irremediablemente acabará convirtiendo al Partido en un apéndice de la burguesía, y en caso de estar en el poder, como pasó en China, a la restauración del capitalismo. Para reforzar esta posición volvemos a citar a Stalin:
“Pero la disciplina férrea del Partido es inconcebible sin la unidad de voluntad, sin la unidad de acción, completa y absoluta, de todos los miembros del Partido. Esto no significa, naturalmente, que por ello quede excluida la posibilidad de una lucha de opiniones dentro del Partido. Al revés: la disciplina férrea no excluye, sino que presupone la crítica y la lucha de opiniones dentro del Partido. Tampoco significa esto, con mayor razón, que la disciplina debe ser "ciega". Al contrario, la disciplina férrea no excluye, sino que presupone la subordinación consciente y voluntaria, pues sólo una disciplina consciente puede ser una disciplina verdaderamente férrea. Pero, una vez terminada la lucha de opiniones, agotada la critica y adoptado un acuerdo, la unidad de voluntad y la unidad de acción de todos los miembros del Partido es condición indispensable sin la cual no se concibe ni un Partido unido ni una disciplina férrea dentro del Partido.”

las leyes de la dialéctica del movimiento continuo y de unidad y lucha de contrarios.

Teniendo en las propias filas a los reformistas, a los mencheviques ,no es posible triunfar en la revolución proletaria, no es posible defenderla. Esto es evidente desde el punto de vista de los principios. Esto lo confirman con toda claridad la experiencia de Rusia y la de Hungría... En Rusia, hemos atravesado muchas veces por situaciones difíciles, en que el régimen soviético habría sido irremediablemente derrotado si hubiesen quedado mencheviques, reformistas, demócratas pequeñoburgueses dentro de nuestro Partido... En Italia, donde, según la opinión general, las cosas marchan hacia batallas decisivas entre el proletariado y la burguesía por la conquista del Poder del Estado. En tales momentos, no sólo es absolutamente necesario expulsar del Partido a los mencheviques, a los reformistas, a los turatistas, sino que puede incluso resultar útil apartar de todos los puestos de responsabilidad a quienes, siendo excelentes comunistas, sean susceptibles de vacilaciones y manifiesten inclinación hacia la "unidad" con los reformistas... En vísperas de la revolución y en los momentos de la lucha más encarnizada por su triunfo, la más leve vacilación dentro del Partido puede echarlo todo a perder, hacer fracasar la revolución, arrancar el Poder de manos del proletariado, porque este Poder no está todavía consolidado, porque las arremetidas contra él son todavía demasiado fuertes. Si en tal momento, los dirigentes vacilantes se apartan, eso no debilita al Partido, sino que fortalece al Partido, al movimiento obrero, a la revolución.

-

El Partido avanza depurándose.

De acero

Fundamentos del Leninismo. El Partido Iosef Stalin.

No hay que vacilar a la hora de depurar a los revisionistas y oportunistas en nuestras filas, es imposible vencer a los infiltrados de la burguesía solo ideológicamente, hay que desmontarlos ideológicamente y pur-

(v. t. XXV, págs. 462, 463 y 464)

garles, expulsarlos de nuestra estructura como los enemigos de clase que son.Mantenerles en el Partido con el tiempo lleva a lo que ocurrió en China, tanto con el Partido como con la revolución, debido a los errores filosóficos y prácticos de Mao.

De acero

El partido solo podrá afrontar las batallas futuras si la unidad de voluntad y de acción no se ven quebrantadas por estos agentes desestabilizadores, si la cohesión y la disciplina férrea no es total.Y la única manera de conseguir todo esto es depurando a los elementos oportunistas. 3. ¿Por qué el Partido de Nuevo tipo sigue teniendo vigencia hoy en día?

Nosotros afirmamos que todas estas teorías absurdas y liberales no son nada nuevo, Lenin ya desmontó en su día la teoría del “Ultraimperialismo” de Kautsky, gran antecesora de todas las teorías posmodernas burguesas a las que nos enfrentamos en la actualidad.Ellos hablan que el marxismo está caduco, pero sus teorías idealistas están basadas en ideas ya refutadas hace cien años de manera científica por el marxismo.

la clase obrera.Según ellos la clase obrera prácticamente ni existe.

Profundizaremos más adelante sobre esto, pero su principal argumento no es otro que el de que la globalización. El mundo moderno ha cambiado, es decir, según ellos ya no vivimos en la fase imperialista del capitalismo, por lo que el Partido de nuevo tipo y el marxismo-leninismo ya no sirven, hay que buscar otras formas de organizarnos. Incluso algunos niegan la propia existencia de la clase obrera, hablan del Imperio y de la masa, como Toni Negri, e incluso del precariado como “estamento” superador de

De un tiempo a esta parte, y aprovechando el auge de las movilizaciones sociales por la agudización de la crisis, ciertos “intelectuales” están bombardeándonos con viejas teorías con el nombre cambiado sobre que el marxismo-leninismo, nuestra concepción de Partido, e incluso la clase obrera como sujeto revolucionario, han pasado a mejor vida, que se han convertido en un recuerdo en la historia.

Lo que ellos llaman globalización y nueva crisis capitalista no es más que lo que ya Lenin denominó imperialismo, la última fase agonizante del capitalismo.Vivimos la agudización de la crisis imperialista, vivimos en la época de las guerras de rapiña para expoliar recursos naturales, por un nuevo reparto del mundo entre las potencias imperialistas, de la agudización de las contradicciones entre los propios bloques imperialistas, la concentración de los monopolios en cada vez menos manos, el dominio absoluto por parte del capital financiero.Todo lo que estamos viviendo no es más que la agudización del imperialismo como última fase del capitalismo, nos encontramos en la antesala de una nueva época de revoluciones proletarias. Es cierto que las cosas están en continuo cambio, que las comunicaciones entre las personas son más fáciles ahora que hace 100 años, las ciencias han progresado.Pero aunque haya cambios y tengamos que adaptarnos a ellos, estos cambios no son significativos para afirmar que la fase imperialista del capitalismo ha cambiado, que nos encontramos en una nueva fase.Quien afirme esto está cometiendo una insensatez.

Los postmodernos suelen hablar del mundo globalizado, basándose principalmente en la existencia de internet y de los teléfonos móviles, todo está conectado. Como si todo un sistema productivo se determinara solo por eso. La dialéctica afirma que todo está conectado desde mucho antes de que apareciera internet, y el modo de producción capitalista seguía siendo el mismo.

Independientemente de que el estado como tal haya podido sufrir modificaciones, sigue siendo el elemento principal para la toma de poder de la clase obrera.Independientemente del papel globalizador de la sociedad, el estado sigue siendo el instrumento que ha de conquistar el proletariado para implantar su dictadura. Refiriéndonos a la clase obrera, la afirmación “un estado un partido” sigue siendo cierta. Es cierto que la agudización del imperialismo (la globalización dirían los posmodernos) hace necesario que los Partidos Comunistas se coordinen más. Pero,¿acaso esa misma necesidad no fue la que empujó a fundar la III Internacional, acaso nuestra necesidad aunque acentuada no es la misma,que los partidos Comunistas se coordinen y actúen como un puño en todo el mundo para defender los intereses de nuestra clase, que es internacional y luchar por la revolución socialista en todo el mundo?¿Acaso la revolución socialista se queda eternamente en un estado cuando se produce, o cuando coge fuerza intenta extenderse a todo el mundo como hizo la URSS? Hoy en día es necesario una nueva Komintern, pero eso no es algo nuevopor la “globalización”, la llevamos necesitando desde 1956. La clase obrera sigue siendo el sujeto revolucionario, la gente que defiende que ha

perdido ese papel, no entienden ni siquiera qué es ser de la clase obrera, se piensan que pertenecer a la clase obrera es trabajar en una fábrica 14 horas al día o ser minero. Como esas actividades en España están desapareciendo afirman que ya no hay clase obrera. La pertenencia a una determinada clase social (proletariado o burguesía) la marca la posición que tiene el individuo frente a la posesión de los medios de producción, si se es poseedor de los mismos o no: si no se es poseedor de los mismos se es clase obrera. Por lo que recogiendo esto queda demostrado que la situación es la misma que hace unos años, la posición de la clase obrera es la misma, y su emancipación como clase solo la traerá una revolución socialista. La clase obrera es la productora de la riqueza, y sigue oprimida por la burguesía,por lo que es históricamente inevitable que la clase obrera se emancipe y pase a dominar la superestructura de poder, por lo que sigue siendo la clase revolucionaria y transformadora. Por último,hablar de la vigencia del marxismo-leninismo.Muchos hablan de que es algo caduco, de otra fase histórica, pero la pregunta es cómo han evolucionado el marxismo-leninismo, a partir de qué ideas y cómo demostráis que estamos en una nueva fase para afirmar que el marxismo-leninismo es de otra anterior.

De acero

Nos parece extraño que exista gente que dice que el marxismo-leninismo es algo anticuado y caduco, hablan de volver al Marx original, es decir, al marxismo de la etapa premonopolista sin tener en cuenta que esa fase cambió hacia una nueva, la fase imperialista del capitalismo.Por lo que decir que el marxismo-leninismo, que es el marxismo de la época del imperialismo, es anticuado, y sustituirlo por el marxismo que sí está an-

A parte de por esta última cuestión, todo lo que hemos afirmado se encuentra supeditado a que efectivamente nos encontremos todavía en la fase imperialista del capitalismo, por eso entraremos a definir el imperialismo como fase histórica para poder analizar por qué seguimos en esta fase. Lenin define así al imperialismo:
Por eso, sin olvidar la significación condicional y relativa de todas las definiciones en general, las cuales no pueden nunca abarcar en todos sus aspectos las relaciones del fenómeno en su desarrollo completo, conviene dar una definición del imperialismo que contenga sus cinco rasgos fundamentales siguientes, a saber: 1) la concentración de la producción y del capital llegada hasta un grado tan elevado de desarrollo que ha creado los monopolios, que desempeñan un papel decisivo en la vida económica; 2) la fusión del capital bancario con el industrial y la creación, sobre la base de este "capital financiero", de la oligarquía financiera; 3) la exportación de capital, a diferencia de la exportación de mercancías, adquiere una importancia particular; 4) la formación de asociaciones internacionales monopolistas de capitalistas, las cuales se reparten el mundo, y 5) la terminación del reparto territorial del mundo entre las potencias capitalistas más importantes. El imperialismo es el capitalismo en la fase de desarrollo en la cual ha tomado cuerpo la dominación de los monopolios y del capital financiero, ha adquirido una importancia de primer orden la exportación de capital, ha empezado el reparto del mundo por los trusts internacionales y ha terminado el reparto de todo el territorio del mismo entre los países capitalistas más importantes. El imperialismo: Fase superior del capitalismo. Lenin

ticuado y corresponde a otra fase histórica anterior, nos parece cuanto menos incoherente.

De acero

Completaremos más adelante y desarrollaremos esta definición. Basándonos en ella podemos afirmar:

Los periodos de crisis favorecen aún más la aparición y fortalecimiento de los monopolios. Un ejemplo muy claro de todo esto lo tenemos en España actualmente, los grandes grupos financieros, por ejemplo el grupo Santander, han absorbido a multitud de bancos menores como por ejemplo Banesto, el Banco Urquijo o el banco inglés Abbey. Siguen teniendo beneficios millonarios en épocas de crisis y tienen la capacidad de salvar o hundir empresas como el famoso caso de Nueva Rumasa, a cuya corporación retiró el crédito arruinándoles a corto plazo. El capital financiero es quien controla la economía y la política en España.
Concentración de la producción; monopolios que se derivan de la misma; fusión o ensambladura de los bancos con la industria: he aquí la historia de la aparición del capital financiero y el contenido de dicho concepto. El imperialismo: Fase superior del capitalismo. Lenin

- Que una de las características principales del imperialismo como fase superior del capitalismo, es la concentración del poder económico en cada vez menos manos.La libre competencia ya no existe, se ha visto limitada por los intereses del capital financiero que controlan los monopolios y que cada vez aumentan más.

Los bancos se fusionan con el capital industrial, y lo dominan, ya no solo a través de los préstamos que le conceden y que posibilitan su funcionamiento(si los retiran quiebran) Nueva Rumasa es el ejemplo, sino porque además tienen participaciones en la propia industria, son a su vez en muchos casos dueños o copropietarios de las

La transformación de los bancos, que pasan de convertirse de simples intermediarios, a concentrarse en cada vez menos manos convirtiéndose en omnipotentes monopolios, que pasan a disponer de casi todo el capital monetario de los capitalistas. Esta transformación de los bancos es uno de los procesos fundamentales del cambio del capitalismo premonopolista, al capitalismo imperialista. El Banco Santander es el mejor ejemplo en España de este proceso, de cómo el capital financiero se erige en el dominante.

propias industrias.

burocratización y militarización dentro del propio estado, más adelante nos centraremos en esta cuestión.

De acero

Esta unión entre el capital bancario y el industrial se completa con la unión con el sector político, altos cargos del gobierno son ocupados por representantes de la banca, a su vez muchos consejos de administración de las grandes empresas industriales, están dominados por representantes del capital financiero, muchos políticos en pago a sus servicios ofrecidos, cuando se retiran de la vida política pasan a ocupar puestos importantes tanto en consejos de administración como ocupando puestos en los propios bancos. En España por poner algunos ejemplos, el expresidente del gobierno, Jose María Anzar, es asesor de Endesa, hizo méritos privatizando la energía, Eduardo Zaplana fue ministro y posteriormente fue directivo de telefónica y Rodrigo Rato, exvicepresidente del gobierno, fue presidente del FMI y de Bankia. Se ve claro con estos ejemplos que todo esto sigue pasando en la actualidad. - En los estados imperialistas se produjo a la vez que el proceso de la concentración de los monopolios una

- Otro aspecto a tener en cuenta sobre el imperialismo son las asociaciones internacionales capitalistas que son las que realmente dirigen el mundo, el FMI es un ejemplo de ello, y sus intromisiones en la economía española han llevado a un rescate financiero imponiendo medidas de recortes durísimas para la clase obrera del país, mientras los grandes monopolios siguen teniendo beneficios de miles de millones de euros. No marca las pautas de actuación el gobierno, lo marca el FMI y el consejo de la Unión Europea. Ejemplo aún más claro y dramático lo tenemos en Grecia, donde la “troika” y el FMI están destruyendo el país con la imposición de sus medidas.

Por último, hablar de que ya no quedan territorios vírgenes, sin dueño, el mundo ya está repartido entre las potencias imperialistas y con ello sus recursos naturales.A parte de los países imperialistas, existen los países que son colonias de estos países y los países dependientes, que aparentemente son independientes políticamente, pero que debido a las redes de dependencia financiera y diplomática están supeditados al país imperialista que tiende esas redes. Así pues, de aquí se desprenden varias circunstancias, la primera de ellas son las guerras de rapiña, las cuales están encaminadas a cambiar el reparto de riquezas en un determinado territorio.Son guerras que se llevan a cabo para expropiar las riquezas, los recursos naturales a otros países. Ejemplos actuales de este tipo de guerras son la de Irak, Afganistán, Libia… En las que las invasiones, las guerras, se produjeron para

A su vez esta necesidad de nuevo reparto, estas guerras de rapiña, traen consigo la confrontación de intereses entre las potencias imperialistas, que se terminan agrupando en bloques imperialistas que compiten entre sí por el dominio del mundo y de sus recursos. Estamos en el periodo de las guerras civiles, de las guerras mundiales y por último de las revoluciones proletarias. Desde la desaparición de la URSS se han conformado tres bloques imperialistas:

realizar un nuevo reparto de las riquezas naturales de esos países, las tres con participación del imperialismo español.

De acero

Estado que participa militarmente en invasiones y ocupaciones militares para expoliar recursos, como en Afganistán o Libia. Y mantiene territorios coloniales como Ceuta y Melilla, o Guinea, a la que mantiene en una relación de dependencia económica desde la época colonial. Teniendo en cuenta todo esto solo podemos afirmar que España no es un país dependiente, es un estado imperialista. Analizando todo esto, solo podemos llegar a la conclusión de que la época que vivimos sigue siendo la fase imperialista del capitalismo, que estamos ante el umbral a nivel de condiciones objetivas de otra etapa de revoluciones proletarias, que la globalización no es más que la agudización del imperialismo, que el Partido de Nuevo tipo y el marxismo-leninismo siguen vigentes y que son las armas de las que se dota el proletariado para la conquista del socialismo. 4. Sobre la unidad de los comunistas

-El norteamericano y sus países satélites como Colombia, India etc. -El europeo (en el que se encuentra España, que es un estado imperialista)

Algunas organizaciones “comunistas” afirman que España es un país dependiente de los Estados Unidos.Este análisis es erróneo y anticuado, España es un país imperialista, las empresas españolas, los grandes monopolios actúan por medio mundo absorbiendo capitales y dominando mercados, intereses que son respaldados por el Estado y por el bloque imperialista europeo. Es un

Los tres son bloques capitalistas que rivalizan entre sí. Muchas veces el norteamericano y el europeo coinciden, pues comparten intereses, pero la guerra de Irak, a la que se opuso Francia, demostró que desde hace años este binomio no existe, y que el imperialismo europeo tiene sus propios intereses.

-El chino-ruso y sus países dependientes (Irán, Siria,etc.)

Antes de realizar nuestro posicionamiento sobre la unidad comunista debemos realizar una breve introducción histórica de porqué hemos llegado a la situación actual. Es una introducción muy breve, ya que no es el tema principal y tenemos otros documentos desarrollando esta cuestión. EL XX Congreso significó el punto de inflexión, en el que dieron fruto todos los errores cometidos con anterioridad, tras la muerte de Stalin en 1953.Tres años después se celebró el XX Congreso del PCUS, en el que se produciría un golpe de estado en toda regla por parte de los revisionistas que acabarían con el socialismo en la URSS implantando un régimen de capitalismo de estado.

Este suceso al poco tiempo dividió al campo socialista en dos, el campo revisionista prosoviético y el campo antirrevisionista liderado por Albania.

La victoria del revisionismo en China y de la contrarrevolución en Albania a partir de 1985, junto a la caída de la URSS nos presenta ante la situación actual, la desaparición del campo socialista y la necesidad de la reconstrucción del mismo bajo los principios del marxismo-leninismo. Ante el fin de las tendencias “prosoviéticas”, “prochinas” y “proalbanesas” solo quedan marxistas-leninistas y revisionistas (ya sean izquierdistas o derechistas).

El campo antirrevisionista también se dividió en dos entre los defensores del marxismo-leninismo encabezados por el PTA Albanés y los seguidistas de Mao y sus errores filosóficos, políticos e ideológicos.

El campo revisionista continuó degenerando hasta que en el transcurso de 19891991 terminó disolviéndose.

lante,postura oportunista que ya desechó Lenin. Esto conlleva inevitablemente a la creación de fracciones y a la destrucción ineludible de ese proceso de unidad, en este caso la unidad no es real. La unión debe darse desde la lucha ideológica entre los marxistas leninistas contra los revisionistas, desenmascarando a estos últimos y apartándolos de los procesos de unidad.Estos procesos son muy largos, una integración o una fusión entre dos organizaciones no es cosa de meses, es un largo proceso de conocimiento mutuo, de lucha ideológica previa y por último de trabajo práctico.

De acero

Ante esa tesitura nos encontramos en la actualidad, en algunos estados el Partido se ha reconstituido, o nunca abandonó el marxismo-leninismo y no dejo de existir. Esta no es nuestra situación, en España no existe el Partido Comunista, todos los revisionistas afirman que ellos mismos son el Partido, pero es falso, ninguno lo es, ninguno representa los intereses de la clase obrera. El Partido ha de reconstituirse sobre la base del marxismo-leninismo y de su método organizativo, el centralismo democrático.

En un Partido Comunista solo puede haber una línea, la línea marxista-leninista, el resto deben ser purgadas antes de que se conviertan en líneas como tal.La teoría maoísta de la lucha de dos líneas es antimarxistay solo permite la infiltración y consolidizaciónde elementos ideológicamente ajenos al marxismo en el seno del Partido, lo que deriva en la continuidad en el tiempo de una línea revisionista que debilita al Partido.

La unidad desde nuestro punto de vista debe darse desde unos mínimos que consideramos esenciales para la constitución del Partido Comunista en España: - Condena al golpe de estado perpetrado por los revisionistas en el XX Congreso, convirtiéndose la URSS en un país capitalista y revisionista.

La unidad no se puede hacer como unión con calzador, una unión en la práctica y aletargar la lucha ideológica para más ade-

- Rechazo del electoralismo y de la organización de los partidos comunistas como partidos legales típicos de la II Internacional, partidos economicistas de tipo socialdemócratas-sindicato.

- Rechazo de estas tesis derechistas y antimarxistas, ya refutadas por Lenin y resucitadas por los revisionistas derechistas. - Condena de las desviaciones izquierdistas, incluyendo el maoísmo, caracterizándolo como una teoría antimarxista.

De acero

- Y por último que los principios del marxismo-leninismo y del materialismo dialéctico rijan al partido.

- Adopción del centralismo democrático como sistema organizativo del Partido de nuevo tipo leninista.

Reconstrucción Comunista nació con este objetivo.

Sabemos que parece un proceso muy complicado, pero no hay más que ver la visión de los revisionistas sobre la unidad comunista y sus resultados, para ver que lo suyo es imposible, están condenados a servir de apoyo al capitalismo y la burguesía. La unidad comunista no es un asunto baladí, es una cuestión vital, y debe dársele una importancia prioritaria, pero con unos mínimos, no queremos repetir los errores que ya cometimos los comunistas en el pasado.

De acero

La represión en Marruecos por parte del estado fascista se ha agudizado con el asesinato de tres camaradas, muertes que el estado ha intentado ocultar diciendo que se han suicidado, a su vez ha sido detenido el camarada Halim Bakali, exigimos su liberación junto a la de los centenares de presos políticos que existen en el estado fascista de Marruecos. Abajo el régimen fascista de Marruecos. Libertad Halim Bakali. Viva la lucha del MMLPL.

Campaña de solidaridad internacional contra el régimen fascista marroquí en el Estado Español

De acero

Madrid, Vallecas

Madrid, Centro Madrid, Centro

Madrid Sur

Madrid Sur

De acero

Madrid, Alcobendas

Madrid, Alcobendas

Madrid, Alcobendas

Madrid, Alcobendas

Tarragona

Tarragona

Tarragona

De acero

Tarragona Tarragona

Mallorca

Mallorca

Mallorca

Mallorca

De acero

Valencia

Valencia

Valencia

Madrid, Hortaleza

Madrid, Hortaleza

De acero

Jaén

Jaén

Jaén

Jaén

Jaén

Valencia

De acero

De acero

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful