Reporte: Teeteto o de la ciencia- Platón.

El problema del conocimiento, ésta idea de si es posible conocer, ha ocupado a numerosos filósofos a lo largo de la historia. Muchos de ellos han intentado dar una definición, mas o menos acertada, de bajo que condiciones estamos en posición de decir que sabemos, y por ende, que tenemos conocimiento. No obstante, sus esfuerzos han sido insuficientes. La tradición del positi ismo lógico, que ten!a una noción clara al parecer, de lo que es el conocimiento, se ino abajo con los argumentos "ettier. La noción m#s prometedora sobre el conocimiento dejo de e$istir. %omo he mencionado, el problema asociado a la episteme ha sido discutido por largo tiempo, y no hay duda alguna, que uno de los primeros precursores que intento dar con una definición del conocimiento fue &latón. El Teeteto ha sido la obra cumbre donde se abordo, tal ez por primera ez, el problema del saber, no cabe duda alguna de que el concepto en s! mismo presenta serias dificultades. 'ajo estas obser aciones, me parece bastante razonable y apropiado lo que dice %ornford en su interpretación del Teeteto( )El propósito del dialogo es e$aminar y rechazar la pretensión del mundo sensible de proporcionar lo que &latón llamar# conocimiento1”. El problema del conocimiento del mundo ya se nos presenta como un problema, ya que se trata de algo que esta en constante cambio, y lo que afirmo conocer respecto a algo, puede ser falso, dado que la naturaleza misma del objeto en cuestión o de las circunstancias ya han cambiado. El problema de definir el conocimiento ser# el tema principal de éste dialogo. E$pondré bre emente sus principales puntos. *ócrates, en una charla con el jo en +eeteto ,, le pregunta qué es el saber. +eeteto da su primera definición de conocimiento( El saber es percepción-.

. ,

%ornford, La teoría platónica/, pp.01. +eeteto llegó a ser un insigne matem#tico ateniense. 2ue el creador de la geometr!a de los sólidos y el primero en llegar a una teor!a de las magnitudes inconmensurables. 3ijo de Eufronio de *unio 4seg5n &latón6 Aísthesis, percepción. En &latón tiene un sentido muy general, que incluye tanto la isión, la audición y el olfato, como el placer y el dolor ó el deseo y el temor.

aquellas que son perceptibles y les atribuimos cualidades sensibles. No obstante. no se consideran fiables. es la percepción de las cosas. o si estamos despiertos y con ersamos realmente juntos7. es la de tomar como percepciones erdaderas. 8ntes re isarlos. 0 8 pesar de que los sentidos. en tanto que son percepciones que procede enteramente de m!. Me parece que hay dos formas de er la tesis de &rot#goras( . esto no desacredita por completo el argumento de &rot#goras. y que sólo pueden ser aprehendidas por medio de la razón y la refle$ión. *ócrates ilustra esta idea perfectamente de la siguiente forma( *i yo estoy enfermo. pues es siempre de mi propio ser7 4. me parece pertinente puntualizar que uno de los requisitos necesarios para el conocimiento. >eferencia del sue=o( )4/6 lo que has o!do. La idea de +eeteto del saber como un equi alente de la percepción supone una serie de problemas. aquellas cosas que tienen la cualidad de ser inteligibles. )La percepción. que precisamente es la tesis del )hombre medida7 de &rot#goras. en el dialogo. puedo juzgarlas en relación a mi ser. trat#ndose de las cosas sensibles. en conjunción con sujetos perceptores distintos. no tienen un realidad propia. como mas tarde menciona en el di#logo. por ejemplo. creo yo. el problema al que parece apuntar *ócrates. las letras y las obras literarias sino no es a tra és de la captación de ellas.%ómo podr!amos conocer el abecedario. me resultar# amargo. y el ino act5a sobre m!. siendo nuestros pensamientos otros tantos sue=os. La segunda forma de er esta tesis. y la tesis de que las cosas. un piano o de un pajarillo. muchas eces los que nos e$igen pruebas de si en este momento dormimos. no tiene que er tanto con la captación de las objetos sensibles a tra és de los sentidos. sino que se hallan siempre en proceso de de enir ante alguien.<1c6 Es decir. La tesis del )hombre medida7 en el primero. )&ero en ello no hay nada de e$tra=o. porque el amargor y la dulzura no tienen una realidad independiente y es lógico que. a lo que parece ser a cada quien. que )mi percepción es erdadera para m!.Esta primera declaración sobre el saber supone la introducción de dos ideas atribuidas a &rot#goras y a 3er#clito. sino mas bien. por medio de la ista9 :%ómo podr!amos conocer el sonido particular de una lira. porque es siempre de algo que es infalible07. parece estar dotada de las caracter!sticas que se atribuyen al saber.na. aquellas que son percibidas a tra és de los sentidos. . a primera ista. el ino produzca resultados diferentes7. sino es por la captación de ellas por medio del o!do9 No podr!amos.

&ara concluir con esta primera definición. queda por hablar del problema heracliteano sobre el eterno flujo y reflujo de las cosas.Es aqu! donde el argumento de &rot#goras se torna interesante. social y cultural particulares. las cosas cambian. :?ué tipo de cosas son las que se consideran inteligibles y capaces de ser aprehendidas por medio de la razón9 Los conceptos. su sabor. de lo que es justo o injusto. su color. ). ya hay cierta con ención respecto de lo que esta bien y mal. 8 mi me parece que este problema no esta tan errado como parece. cambian y no son las mismas. lo bueno y lo malo. cómo podemos conocer algo que esta en perpetuo cambio. A El saber no radica en las impresiones sensibles. Lo que resalta a primera ista es. sin lugar a dudas. hay ciertas propiedades bajo las cuales podemos conocer su naturaleza. . de ienen. *in duda el hombre. sino en el razonamiento que nos permite alcanzar el ser y la erdad 4. Estos son los principales puntos respecto a la primera definición de saberA. rebeld!a o un mal razonamiento9 Me parece que es un problema que debemos refle$ionar m#s a fondo. sus propiedades f!sicas son algo inmutable. en un conte$to pol!tico. ?uiero hacer una peque=a obser ación al respecto de esto 5ltimo. *i dentro de una ciudad. y estas son de car#cter uni ersal y adem#s permanecen. uni ersal.na ley podr# ser justa mientras una ciudad as! lo determine. digamos. de irtud. sino por ocurrencia. asignarle cualidades y dem#s si ya no es el mismo9 )Las palabras atribuyen a las cosas una estabilidad de la que carecen 4/67. :puede en erdad una persona asumir un concepto distinto de justicia. o de lo que es santo o imp!o.B<d6 Csta es la conclusión a la que ha llegado la primera definición. 8 mi me parece que. acorde a una erdad. *i todas las cosas mudan. :cómo puedo referirme a ello. lo feo. pero lo beneficioso 4/6 ser# lo que en erdad se muestre entajoso en el futuro7 4. &rot#goras no estaba tan equi ocado. la justicia. cualquier respuesta ser# igualmente correcta. la forma de la manzana. tales como la belleza.@@d6. *i todo se mue e. que no asuma el concepto de justicia por el concepto mismo. bajo este aspecto. &or ejemplo. determina sus propios criterios de acuerdo a lo que es m#s beneficioso. no obstante la manzana cambie al en ejecer o al pudrirse. dice *ócrates. *i bien. o de cualquier otro. Esas cualidades son inamo ibles. en función de sus propias percepciones o con icciones9 :&uedo en erdad asumir una postura tal. como afirma el propio &rot#goras en la defensa que hace de él *ócrates. de malicia.

ambas e$istentes. El que opina sobre el ser. :qué es la opinión falsa9 *ócrates inicia la discusión de ésta segunda definición del saber. opina sobre nada. d#ndose de este modo la opinión falsa. y lo traslada a ser o noDser. *ócrates hace cinco propuestas de la opinión falsa. *ócrates cambia de punto de ista respecto de este absoluto. si bien no es idéntica.7La opinión falsa es una opinión errónea que se produce cuando alguien confunde. ofrecer la definición de opinión de acuerdo al mismo *ócrates. gracias al cual adquiere una resolución y se decide a afirmar o negar7 4. el que opina. En este punto. se determinó que el saber debe consistir en una acti idad que este ligada. H ya que el acto de pensar es propio. con el propósito de dilucidar.BFeD. tiene un paralelismo con la noción de creencia erdadera justificada. a tra és de la definición de la opinión falsa. En primera. corresponda a la opinión. 2inalmente. ). hasta aqu!. En segundo lugar. para *ócrates la opinión es un discurso que no se e$presa.n discurso que el alma tiene consigo misma. que fue el pilar de la tradición positi ista hasta que fue destruida por los casos "ettier. si el saber es la opinión erdadera. Esta definición. la tercera definición de +eeteto( El saber es opinión erdadera acompa=ada de e$plicación.F1G6 8unque el dialogo se refiere al acto de pensar y no a la opinión. eso no elimina el hecho de que la gente que no tiene conocimiento respecto de algo. Es algo para uno mismo. lo que es la opinión erdadera<. y dice que la una es la otra. Este concepto. *ólo me ocuparé de los aspectos m#s rele antes para esta definición.E$pongamos ahora la segunda definición de +eeteto( El saber es opinión erdadera. no puede opinar falsamente. saber o noDsaber. No detallaré lo concerniente a la tabilla de cera. no puede opinar falsamente. No puede confundir lo que conoce con lo que no conoce. debe hacerlo con miras al ser. El tercer caso. ofrece un planteamiento donde solo hay de dos( *abemos o no sabemos. creyendo conocer. asimismo. no parece con encer de ning5n modo a *ócrates. a la acti idad refle$i a del alma. . de ahi se deduce que la definición enunciada. finalmente e$pone que la opinión falsa se da cuando uno confunde una cosa con otra. no es claro como se da la opinión falsa. *in embargo. Entonces. m#s bien. en su pensamiento dos cosas. como ocurrió con las < Es importante. el que no tiene conocimiento respecto a algo. si una persona conoce algo. opina rectamenteE el que opina sobre lo que no es. 'ajo esta condición. 8 partir de la primera definición. 8 m! sólo me interesa resaltar tres. ni a la alegor!a de la pajarera. siga emitiendo juicios y opiniones.

tienen una naturaleza fija. &latón no da una definición de saber. le otorgan una esencia al complejo. La dificultad radica en el hecho de que si los elementos son perceptibles. No llega a una conclusión definiti a en este caso. 3an transcurrido ya arios siglos desde que &latón escribió el Teeteto. en tanto especie. que e$prese una erdad. los elementos. y quiz#. como forma de conocimiento ya no e$iste. La realidad no esta fija. y esta esencia le otorga una e$plicación. o en realidad nos deja en la incógnita para que no nosotros continuemos con la refle$ión respecto de la irtud. y digamos que todo lo que ocurre después de ese punto. como tampoco lo hizo en otros di#logos. son inamo ibles. *ócrates hace una distinción entre los elementos de lo que est#n compuestos todas las cosas. es imprescindible decir que cosas tienen e$plicación y que cosas no. el alor. y los complejos que se constituyen a partir de ellos. y la incógnita respecto de qué es el conocimiento. si las partes que lo componen son incognoscibles. qué es objeto del saber y que no lo es. +al ez lleguemos a un l!mite donde ya no nos sea posible conocer mas all#. Estas cosas. perduran hasta nuestros d!as. pueden conocerse ya que la combinación de los elementos que los integran. Los objetos. los complejos. El conocimiento del mundo e$terior se nos muestra a5n como algo incognoscible. La noción de creencia erdadera justificada. en sus propiedades y cualidades. es el azar. se mue e. el saber es la opinión erdadera acompa=ada de e$plicación 4logos6. incognoscible hasta cierto punto. pero incognoscibles. 8hora bien. Cl no quiere establecer un concepto como tal.dos primeras definiciones de +eeteto. lo que acontece en el mundo en forma de hechos. +anto "ettier como *ócrates no parecen estar con encidos de esta idea. los seres que pueblan la tierra. Los elementos son simples y carecen de e$plicación. porque no la conoce. cambia todo . y si es posible conocer. inmutable. o en este caso. no est# seguro si de erdad es as!. como ocurre con algunos biólogos. Hace el problema de la casualidad y del cambio. que se dice es cognoscible. En cambio. no es posible e$plicar el complejo. la belleza. grupo o género. del saber. Entonces.

el tiempo. El conocimiento a posteriori¸ estoy con encido. 8 lo mucho que podemos aspirar a ese respecto. Eso es algo que no podemos apresar de ninguna manera. Nada m#s. no es posible. . es a estar justificados a creer.