Daniel Medvedov


AUTOIATRÍA del Ano *

♥“L. el A. con los D. de la M. I. con A. F.” ♥
Un Secreto bien guardado

*
Madrid
2015


Un Secreto bien guardado

En su bello libro ANAMORFOSIS, el erudito Jurgis Baltrusaitis recoge la imagen
anamórfica de un corredor/pasillo en un monasterio de Italia, donde aparece, en el
comienzo del trayecto, [si uno mira hacia el fondo, en perspectiva razante de
proyección] - un hombre muy hacendoso, haciendo sus “necesidades”.
Muchos se han preguntado -¿por qué esa imagen/enigma?
Se trat de una enseñanza muy importante: “nunca forzar la expulsión de los excrementos
al ir al baño y al estar sentado, pues ocurre una grave tensión cerebral y puede ocurrir
un ACV – un accidente cardio/cerebral/vascular.
Deja que “ello” sea expulsado de manera natural, no perticipes en ese proceso de
expulsión, pues nadie te ha llamado a “poner una mano” ahí. Pero después , hay que usar
agua fís y graciosamente, con los dedos de la mano izquierda, lavar el A. = o sea el
“ano”. Ese lugar es una de las zonas más importante y descuidadas del cuerpo: ¡pobre
ano! Pero es que llí se encuentra la secreta zona del “puente entre el nacer y el morir” el
famoso lugar anatomo/fisiológico llamado “perineo” – en griego PERINAIOS – la parte
inferior entre el orificio del ano y el orificio de la uretra, la zona inferior del pequeño
“bassin”[en francés] , o “fuente” “bacía”,“bacinete” - en español – transversada en la
anatomía/fisiología del hombre por la uretra [en vertical] y el rectum, la última parte del
intestino grueso.
En la mujer, la zona es “atravesada” por la uretra, y allí están el famoso Punto G del
orgasmo, la vagina y el rectum. Pocos en el mundo saben eso que aquí voy a revelar,
materia de monjes y monjas de monasterio, y de cenobitas, o eremitas. En griego y en la
terminología médica especializaa el “ano” – “anillo pequeño” en latín, se llama
PROKTOS, y también KOLOS., y de allí la especialidad médica de la “proctología” y la
práctica llamada KOLOS – SKOPIA – o sea “mirar el ano y analizarlo con máxima
atención”. Como eso de “mirar” dificulta de hacerse en la Autoiatría, pues uno no puede
mirarse el propio culo, ni por el artilugio de hacerlo por un espejo, no puede ocurrir otra
cosa más que tocándoselo uno mismo, con los dedos, pero no con cualquier dedo, sino
con los dedos de la mano izquierda.
Al terminar de “evacuar” – me parece horrible esa palabra, casi me inclino por el uso de
“cagar” – que es más natural y sincero – y usando agua fría, muy fría, se lava uno allí y
con esa ocasión se entera de la compostura y composición del excremento, sin siquiera
mirarlo, pues el “toque gracioso” basta: si es muy blando, si es muy duro, si tiene
grumos, etc., - ya no doy más detalles escatológicos..
Prestar atención a no hacer esfuerzo alguno para expulsar los excrementos es una
advertencia y aviso muy serio en la medicina social del médico “de cabecera”. El efecto
de tal práctica privada es espectacular: el punto G aumenta su bello deber, en la mujeres,
y en los hombres, los esfincteres del ano y de la uretra hacen que desaparezca la
eyaculación precoz, lo más temible del mundo masculino.

2

Advertencia para los hombres: ¡Cuidado con poner el azúcar primero en la taza y luego el
café, cuando sales con una mujer, pues ella sabrá - ebido este gesto impropio - que sufres
de “eyaculación precoz”! Si no prestan atención al no hacer el esfuerzo de expulsar el
excremento, ocurre que se forma una tensión explosiva en el cerebro y puede partirse una
arteriola en ese puto quehacer donde nadie te ha llamado para ayudar al bello organismo
y a su metabolimo. Metabolismo significa en griego: -“cambio” así que no necesitas
participar ni una pizca en esos cambios fisiológicos.
Después de ♥“L. el A. con los D. de la M. I. con A. F.” ♥ - te lavas bien las manos con
agua caliente y jabón de azúfre - jabón “Las Llaves” y dejas para después toda
averiguación de consciencia para con otras cosas más importantes del Alma.
Pero no vas a comer con la mano izquierda y tampoco vas a dar la mano izquierda para
saludar, pues en muchos países orientales, de Africa y del Cercano Oriente - ese gesto se
considera una afrenta: tosdos saben el secreto y lo aplican.
*
Nota Bene
Sin más averiguaciones de consciencia:
>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

♥“L. el A. con los D. de la M. I. con A. F.” ♥ ♥ {Lavarse el Ano con los Dedos de la
Mano Izquierda con Agua Fría]
* Si tienes suerte de tener agua corriente, eres un ganador, y si no, pones agua fría en una
bacía, tipo aquella que Don Quijote usaba como casco de caballero y allí haces tu
ejercicio de Autoiatría que no tiene precio, y eso hay que hacerlo toda la viada y
transmitirlo a sus hijo, también, como secreto de la tradición de familia.


3

Apéndice *

El erudito historiador del arte Jurgis Baltrusaitis - (1903-1988) escribió un libro cuyo
título en francés es Les perspectives depravees, anamorphoses ou thaumaturgus, o sea
Las perspectivas depravadas, anamorfosis o magia.
En algunas traducciones, desaparece del título la palabra 'taumaturgia' y hay otras en las
que a ésta se le añade la palabra 'óptica': cuando el término es “anamorfosis” o prodigio
óptico de distorsión y re- composición figurativa. Baltrušaitis define la “anamorfosis”
como una técnica estética que consiste en «proyectar las formas fuera de sí mismas en
lugar de reducirlas a sus propios límites visibles, y distorsionarlas de tal manera que
únicamente desde un determinado punto vuelvan a su normalidad». Es un artificio lúdico,
un juego de engaños y figuras distorsionadas que de pronto recobran todo su esplendor
morfológico, desde un cierto ángulo, o usando espejos tubulares. Se trata de un guiño
gracioso para los sentidos del observador y la perspectiva.
Visto de frente, en efecto, el retrato de Carlos V que se conserva en la catedral de
Palencia se nos antoja casi como una una abstracción, un capricho cromático donde, de
modo muy vago, se descubre una cara, como una caricatura estirada hacia lo grotesco.
Pero apenas se acerca uno y mete el ojo al pequeño agujero del marco, se le revela la
verdadera naturaleza del cuadro, y en el interior de aquella caja apaisada y polimecánica
surge como si fuese un holograma moderno, una fantasmagoría de antaño, aquél perfíl
severol del Rey, tridimensional e inasible, intangible.
El ser humano es una criatura humorística y la necesitado del juego y de la chanza
siempre ha alimentado el deseo de sorprender y de provocar sorpresas, como tambien de
llegar a ser el sorprendedor sorprendido, como aquél personaje que está en el lavabo
haciendo sus necesidades.

4

¡En el baño no se lee!
¡No leer en el baño!

5

Lejos del argumento moral, o sea de “costumbres” y protocolo social de si es o si no es
conveniente el leer mientras estás “defecando” hay una advertencia metabólica.
Si te quedas sentado mucho tiempo en el baño vas a sufrir del famoso síndrome de
“piernas dormidas”. Las necesidades fisiológicas son sagradas.
*
* Los motivos para considerar como indecente e inapropiado el leer en el baño:

Es una imprudencia y una impropiedad quedarse mucho tiempo en el baño: para
“realizar” [¡qué bello suena eso! – ¡“realizar!] una evacuación solo se necesita de unos
minutos y no de media hora

Hay baños para todos los bolsillos: de madera, de ladrillo, más humildes hechos
con hojas, ramas y láminas de cartón peo el fin y la meta son los mismos: cagar.

El que lee en el baño es catalogado por el protocolo social como una persona
incoherente, pues hace algo en un sitio que no corresponde a la acción, pues para ello se
han inventado las bibliotecas y las salsa de lectura, y no el curioso artilugio del baño.

6


7