IES GENERAFIFE DEPARTAMENTO DE LENGUA CASTELLANA Y LIETERATURA

1

U S O S D E “ S E ”
A) SE PRONOMBRE PERSONAL, se puede sustituir por un nombre
y tiene la función de C.D o de C.I.
1.- Se pronombre personal: proviene de una forma. le o les como
complementos indirectos. Eje.: Se lo he dado.
2.- Se pronombre reflexivo: Se da con aquellos verbos y
construcciones en las que el sujeto es a la vez objeto de la oración:
Juan se lava (reflexivo directo, es decir, se es complemento directo) y
Juan se lava las manos (reflexivo indirecto: se es complemento
indirecto). Otros ejemplos de se reflexivo son: Juan se da buena
vida; se ha hecho un traje; se rompió un brazo; Pedro se levanta. En
todos estos casos se confirma que se trata del se reflexivo porque
admite el cambio por pronombres (Juan le da buena vida, le ha hecho
un traje, le rompió un brazo, Pedro lo levanta) correspondientes a
personas distintas a quien realiza la acción, distintas al sujeto.
3.- Se recíproco: Expresa una acción realizada por dos o más sujetos,
que al mismo tiempo son objetos de la acción del verbo, pero de
modo cruzado: Luisa y Antonio se miran. (Luisa mira a Antonio y
Antonio mira a Luisa).
B) SE CATEGORÍA GRAMATICAL.
4.- Verbo pronominal. El pronombre forma parte de la unidad léxica
del verbo, se analiza conjuntamente con él y no cumple función
sintáctica. Existen diferentes formas:
Verbos pronominales: me, te, se,
nos, os, se, acompañan siempre
a determinados verbos.

Quejarse,
suicidarse,
arrepentirse

Indica el comienzo de la acción
(valor incoativo):
El niño se ha dormido/ El niño ha
dormido
Juan va /Juan se va
El niño se ha dormido/ El niño ha
dormido
Juan va /Juan se va
Intensificador del verbo: A veces,
el pronombre (en cualquier
persona) sirve únicamente para
intensificar el significado del
verbo, en construcciones
transitivas o intransitivas
Comió tres platos. / Se comió
tres platos. (Transitiva)
Fue en seguida. / Se fue en
seguida. (Intransitiva)
IES GENERAFIFE DEPARTAMENTO DE LENGUA CASTELLANA Y LIETERATURA

2

Algunos verbos pueden ser o no
pronominales indicando así
alguna diferencia en el
significado: intransitividad /
oposición léxica…
Juan abrió la puerta/ La puerta
se abrió.
Acordar la paz/ Acordarse de
algo.
Juan fue a Madrid/ Juan se fue a
Madrid.

5.- Se intensivo o estilístico-expresivo o se dativo ético: No tiene
función sintáctica, su presencia indica que la acción verbal es
significativamente más intensa: Juan se bebe un tonel de vino/ Juan
bebe un tonel de vino; me temo llegar tarde/temo llegar tarde; el
niño se estudió las lecciones/ el niño estudió las lecciones.
6.- Se pasivo (o marca de pasividad): Su estructura es: Se + verbo
en tercera persona del singular o plural: se dijo la verdad.
7.- Se impersonal (o marca de impersonalidad): su estructura es: Se
+ verbo en tercera persona del singular.
Formas de distinguirlos:
a) El verbo del se pasivo puede ir en singular o en plural: se dijo
la verdad/ se dijeron las verdades. (verdad es sujeto pasivo)
b) El verbo del se pasivo se puede transformar en una pasiva
perifrástica: la verdad fue dicha.
c) El verbo del se impersonal solo puede estar en singular: Se
habló de todo un poco, (no se puede decir se hablaron…); Se
come muy bien aquí, (no se puede decir se comieron…)
8.- Se narrativo: Time uso limitado; se utiliza en narraciones: Érase una
vez. Aparece siempre en tercera persona y en uso enclítico












IES GENERAFIFE DEPARTAMENTO DE LENGUA CASTELLANA Y LIETERATURA

3

USOS Y VALORES DE "QUE"

PRONOMBRE RELATIVO
Sustituye a un nombre y se puede sustituir por el cual, la cual, los
cuales, las cuales.
Los niños que vemos son mis hijos. (Los cuales vemos)
La casa que compramos la construyó Gaudí. (La cual compramos)
PRONOMBRE INTERROGATIVO Y EXCLAMATIVO.
¿Qué quiere?
Dime qué quieres.
¡Qué bonita es tu mirada cuando me ves!
NEXO DE PROPOSICIONES SUSTANTIVAS
Quiero que vengas.
Me conformo con que aprobéis todas las asignaturas.













IES GENERAFIFE DEPARTAMENTO DE LENGUA CASTELLANA Y LIETERATURA

4

Usos de QUE


1. Pronombre
A. Tónico (interrogativo-exclamativo):
Tiene las funciones propias del sintagma nominal, con o sin
preposición:
Sujeto: ¿Qué ha ocurrido?
Complemento directo: ¿Qué me has dicho?
Atributo: ¿Qué es eso?
Suplemento: ¿De qué me hablas?
Complemento indirecto: ¿A qué dedica el tiempo libre?
Complemento circunstancial: ¿Por qué haces eso?
Adyacente preposicional: ¿En nombre de qué actúas así?
Determinante. Puede determinar a
cualquier sustantivo, masculino o
femenino, singular o plural:
¿En qué libro lo has leído? ¿A qué
hora quedamos? ¡Qué niños más
traviesos! ¡Qué cosas se te
ocurren!








IES GENERAFIFE DEPARTAMENTO DE LENGUA CASTELLANA Y LIETERATURA

5

B. Átono (relativo):
Admite cualquier antecedente, masculino o femenino, singular o
plural, o neutro. Además de su función como nexo subordinante,
desempeña en la oración de relativo la función sustantiva que le
corresponda:
Sujeto:
El empleado que me atendió era muy
amable
Complemento directo: Eso que dices no es cierto
Atributo:
Por muy barato que sea ese coche, no
lo compro
Complemento de régimen: Este es el libro de que te hablé
Complemento indirecto:
Los asuntos a que te dedicas no son
muy legales
Complemento circunstancial: El pueblo en que nací es pequeño
Complemento del nombre:
Prestadme toda la atención de que
seáis capaces












IES GENERAFIFE DEPARTAMENTO DE LENGUA CASTELLANA Y LIETERATURA

6

2. Conjunción

A. Oraciones sustantivas

Las proposiciones subordinadas sustantivas pueden llevar como
nexo subordinante la conjunción que: Te repito que no lo sé, No
tengo ganas de que me molesten.
En ocasiones, principalmente cuando funciona como sujeto, la
proposición sustantiva puede llevar artículo (en la forma de masculino
singular): No soporto el que me lleven la contraria; no hay que
confundir este uso con la sustantivación de oraciones de relativo.

B. Oraciones adverbiales

a) Comparativas

Las proposiciones comparativas de superioridad e inferioridad suelen
llevar como nexo subordinante la conjunción que: Mi trabajo es más
duro que el tuyo, Este camino es menos peligroso que aquél.

b) Consecutivas

Las proposiciones consecutivas intensivas llevan también como nexo
la conjunción que: Llegué tan tarde que ya no había nadie.

c) Otras adverbiales

Muchas proposiciones adverbiales llevan como nexo de subordinación
una locución conjuntiva que incluye la conjunción que: Te lo digo
para que lo sepas; Ya que me lo pides, lo haré.
En el habla coloquial es frecuente utilizar la conjunción que en casi
todas las proposiciones adverbiales: No te subas ahí, que te vas a
caer (causal); Acércate, que te vea bien (final). También en el habla
coloquial, es habitual el uso de la conjunción que a comienzo de frase
IES GENERAFIFE DEPARTAMENTO DE LENGUA CASTELLANA Y LIETERATURA

7

a manera de muletilla o para reforzar lo que se dice (anunciativo-
intensivo): —¿Es hoy el examen? —Que no, que es mañana. En
ocasiones, este uso puede entenderse como introductor de una
proposición subordinada con verbo principal (de decir) elíptico: ¡Que
vengas! ("Te digo que vengas").