Los antisistema son ellos

El tema es la crítica a la clase política española por socavar los cimientos
democráticos.
Un posible resumen del texto sería el siguiente:
Como tantas ilusiones infantiles, votar representaba un sueño que, con el tiempo,
se esfumó. la culpa, sin duda, la tienen los políticos que, aunque algunos consideren
sagrados, son los responsables del descontento. !on ellos quienes están dinamitando la
democracia actuando de forma corrupta "tráfico de influencias, prevaricaciones,
extorsiones, etc.# $ no los ciudadanos que claman contra ellos.
%:
&emos pecado de inocentes al creer que la democracia nos iba a solucionar la
vida. 'os (ltimos escándalos cometidos por políticos están poniendo en )aque un
sistema que creíamos firme, sin que por ello debamos ocultar sus delitos por miedo a
que nos acusen de antidemócratas. !on ellos $ no nosotros los enemigos del sistema.
*odemos iniciar el análisis de la estructura del texto señalando su naturale+a
expositivo,contraargumentativa. En efecto, una primera parte introductoria sirve, a
trav-s de una experiencia personal, para destacar la decepción "en el primer párrafo
individual pero en el segundo se .ace colectiva# que .a provocado el sistema
democrático en España en los (ltimos años, sobre todo si lo comparamos con la ilusión
con que lo implantamos "contraste de ideas#. El tercer párrafo expone, mediante una
extensa cita a)ena indirecta, la postura equivocada de quienes ven peligroso manifestar
el descontento por lo d-bil de la situación política española, idea que es refor+ada por
analogía con la esterilidad de nuestros campos. Esta idea podría considerarse una falacia
puesto que *edro !imón está a favor de denunciar p(blicamente para librar a la
democracia de sus peores enemigos: los políticos corruptos.
El tercer parágrafo inicia el n(cleo contraargumentativo del texto, puesto que el
autor rebate la idea anterior alegando que son los propios políticos $ no los ciudadanos
críticos quienes están )ugando con la democracia. Esto lo .ace de nuevo vali-ndose del
argumento analógico anterior $ relacionando "causa,efecto# una naturale+a in.óspita
con los efectos devastadores del fuego en nuestro suelo patrio "el mec.ero lo tenían
/ellos0: los políticos#.
para confirmar lo anterior, a partir de la línea 12 empie+a una serie de seis
definiciones del t-rmino antisistema cada una de las cuales es un e)emplo de actuación
irregular o delito contra la democracia, todos ellos cometidos por políticos reconocibles
"no se citan sus nombres pero se insin(an los de 3a)o$, 4árcenas $ Camps# $ de plena
actualidad. Este desarrollo argumentativo llega .asta la línea 52. El pen(ltimo párrafo
presenta un carácter polifónico pues al discurso del emisor se une el testimonio de la
calle $ la vo+ de un .umorista gráfico "El Roto#, a trav-s de sendas citas a)enas directas
entrecomilladas, lo que evidencia el descontento generali+ado entre la gente.
6inalmente, el (ltimo párrafo enla+a con la experiencia personal del principio del texto
insistiendo en la idea de frustración individual "tesis del autor#, por lo que .ablaríamos
de un tipo de estructura circular o encuadrada.
7uestra valoración crítica del texto pasa inevitablemente por destacar la
enorme valentía con que aborda un asunto tan controvertido como es el de la corrupción
política española. *arece evidente que *edro !imón está suficientemente documentado
porque aporta numerosos e)emplos de acciones corruptas que .an ocupado las portadas
de diferentes medios de comunicación. 8ambi-n se .ace eco del malestar del pueblo,
por lo que se erige en portavo+ del mismo $ el artículo, sin ser un panfleto, constitu$e
un manifiesto contra una clase política que los españoles no se merecen.
En mi opinión, el problema radica en un bipartidismo .istórico que no permite la
entrada en el parlamento de otras opciones a las que, por lo menos, .abría que escuc.ar.
9igo .istórico porque $a desde el siglo :;: la alternancia en el poder del partido
conservador $ el liberal ".o$ serían respectivamente el ** $ el *!%E# .a conformado el
devenir político de nuestro país. 'lega un momento en el que ambos, ideológicamente
irreconciliables, se unen para obstaculi+ar la aparición de corrientes nuevas que puedan
.acerles sombra, promoviendo las listas cerradas o blindando la le$ electoral, in)usta
con los partidos pequeños de ámbito nacional. !in embargo, esta tendencia parece que
está cambiando con la irrupción de nuevos partidos como el de 3osa 9íe+.
!e entiende por modalización el con)unto de elementos ling<ísticos que el
emisor de un texto emplea para expresar sus ideas de forma sub)etiva. *or esta ra+ón, la
modali+ación va mu$ unida a la función emotiva o expresiva del acto comunicativo. En
el texto ob)eto de comentario el punto de vista del autor se evidencia en el uso del
deíctico de primera persona del singular "/$o0, /recuerdo0 l. 1, /fui a votar0, /metí0, l.
=, /cono+co0, /tengo0, l. >, /esto$0, l. 15# asociado a la narración de una experiencia
personal, $ del plural "/tuvimos que combatir0, l. ?, /vimos0, l. @, /vemos0, l. 15#. Este
(ltimo recibe el nombre de plural inclusivo, pues el autor lo emplea para incorporar la
perspectiva de los receptores a la su$a propia, con lo que consigue un efecto persuasivo
sobre los lectores. 8ambi-n incide más directamente en los lectores cuando usa el
deíctico de segunda persona social /usted0 "línea 52, o /ustedes0 omitido en /ven0, l.
1A#, dirigido a un .ipot-tico lector, al que en ocasiones tambi-n se tutea "/dabas por
.ec.a0, línea B#.
%tro de los mecanismos de modali+ación más operativos en este texto es el
l-xico valorativo. *or un lado, tenemos unos t-rminos semánticamente positivos
"/ilusión0, l. 1, /querida0, l. =, /seguras0, l. ?, /radical0 Caplicado a /democracia0D, l. 12,
/confian+a0, l. 5>, /sueños0, l. 5E#F $, por otro lado, una larga serie de t-rminos mu$
negativos empleados para describir la actual democracia: /a$, progreso0 "palabra con
connotaciones negativas en la línea @#, /partitocracia0, neologismo mu$ despectivo, l. E,
/antisistema0 "t-rmino reiterado a lo largo de todo el texto, equivalente a
antidemocrático#, /tan crudos0, l. 5?, /destro+aron0, l. 5E, etc.
*ero, sin duda, el recurso de modali+ación más utili+ado por *edro !imón es
todo un con)unto de recursos expresivos en forma de figuras retóricas, siendo la
metáfora la principal de ellas. *ara destacar el candor de un )oven votante, la metáfora
/la urna era un grial de finísimo cristal0, l. 1, los tres símiles en la línea B, la
personificación en l. = "/Guerida democracia0# $ la ironía en la l. @ "/a$, progreso0#F
para explicar el desencanto personal $ generacional /le vimos la tonsura al invento0 "la
trampa a la democracia o los fallos del sistema#, l. @, /fero+ re.ala de palabras a las
canillas de esta partitocracia0 "criticar la debilidad de la democracia española#,
/incendiar0, /minas0, /mec.ero0 "metáforas de destruir la democracia#, /suelo $ermo0,
/paisa)e postapocalíptico0, /lo que queda de monte Hmás bien poco0 "metáforas de una
España devastada por las corruptelas#F animali+ación "/en)aularla $ domesticarla con
caca.uetes0, políticos que manipulan la democracia#, metáfora de traicionar la
Constitución "/le .acen un tacto rectal0, eufemismo .umorístico#, metáfora de control
mediático "/periódicos que siempre dicen am-n0#, metáfora de corrupción política
"/esta basura0#, $ un largo etc-tera, puesto que el texto contiene innumerables sentidos
figurados.
6inalmente, .aremos una breve mención al uso tipográfico de la letra negrita
como recurso de modali+ación, puesto que el autor parece incidir en las ideas que -l
considera fundamentales para la ad.esión a su postura. así destacan los e)emplos más
elocuentes de decadencia del sistema democrático por culpa de políticos corruptos,
como puede observarse en las líneas 12, 1?,1B, 1@, 5A, 51 $ 5=,52, siendo la (ltima
frase destacada en negrita, línea 5@, una conclusión de todo lo anterior "la democracia se
la están cargando los propios políticos#.
Entendemos por cohesión gramatical aquella propiedad de todo texto bien
construido gracias a la cual las partes constitutivas que lo integran están perfectamente
interrelacionadas entre sí $, con ello, la progresión de las ideas llega al lector de una
forma ordenada $ lógica captando -ste la plena unidad de sentido textual. 'os
procedimientos empleados en este tipo de co.esión son gramaticales, es decir, basados
en unidades ling<ísticas que solo adquieren significado en el propio discurso:
pronombres $ proformas "anafóricos $ catafóricos endofóricos#, deícticos "referencia
exofórica#, elipsis $ conectores o marcadores discursivos.
Como e)emplos de correferencia endofórica, es decir, unidades que remiten a
una parte del discurso anterior o posterior $ que dotan al discurso de dinamismo $
evitan eno)osas repeticiones, podemos destacar en la línea 1 la anáfora /'a recuerdo0 Cla
urnaD $, en la línea @, la catáfora /le vimos la tonsura al invento0. Con la misma
función de agili+ar el discurso, aparecen significativas elipsis, como la de la línea 1A
Cme dicenD /Gue +umbarleI0, la de la línea 52 Cantisistema no somosD /usted ni $o0 o
la de la (ltima línea / tambi-n CrecuerdoD todos esos díasI0. 8ambi-n contribu$en a
la co.esión gramatical los paralelismos sintácticos que van desde la línea 1? a la 52:
/Jntisistema sonI0 o /Jntisistema esI0.
3especto a la referencia exofórica, es decir, el con)unto de elementos
ling<ísticos que remiten al contexto situacional del discurso, en primer lugar .emos de
distinguir la presencia de un emisor $ de un receptor. En la línea 52 ambos están
señalados: /7o usted ni $o0, estableci-ndose además una distancia social. 9istancia que
desaparece cuando el autor, a trav-s de los plurales inclusivos, incorpora a los lectores a
su propia perspectiva: /nos queda0, /vamos0, /vemos0, /nos ilumina0, etc. 8ambi-n lo
puede .acer mediante un t( gen-rico: /te pregunta0, /dabas0, con el que cualquiera se
identifica por lo que resulta efectivo para la persuasión.
En este apartado de deíxis, .emos de detenernos en el ancla)e que el texto .ace
sobre las coordenadas espacio,temporales que a$udan a entender su sentido. El
momento actual $ la situación social que estamos viviendo en la actualidad son los
referentes inmediatos de *edro !imón. Jsí, para referirse a España, el autor emplea
deícticos espaciales como /esta partitocracia0, /este suelo $ermo0, /esta basura0I
8ambi-n utili+a demostrativos para retrotraernos a un pasado $a le)ano, cada ve+ menos
ilusionante: /aquella primera ve+ en que fui a votar0, /aquella mañana en que fui a
votar0, /fue pasando el tiempo0, /esos días antisistema que vinieron despu-s0. &asta
llegar a un presente definitivamente esc-ptico: /Están los tiempos tan crudos0, /a.ora
resulta que se cae solo0. *or supuesto este proceso temporal está refor+ado por verbos
en pret-rito perfecto $ en presente.