Cuadernos Políticos, número 23, México, D.F., editorial Era, enero-marzo de 1!

", ## 1$ - %%
&'ran ()er*orn
Domi naci+n del ca#i t al , a#arici +n de l a democraci a
-as relaciones entre el ca#italismo a.anzado , la democracia contienen dos #arado/as0 una desde una
#ers#ecti.a marxista , otra desde una #ers#ecti.a *ur1uesa. Cual2uier an3lisis marxista serio tiene 2ue
en4rentarse a las si1uientes cuestiones0 5c+mo #uede ocurrir 2ue en los #rinci#ales , m3s a.anzados
#aíses ca#italistas una c1ase 4uertemente minoritaria 6la *ur1uesía6 1o*ierne #or medio de 4ormas
democr3ticas7 -as amar1as ex#eriencias del 4ascismo , el stalinismo, , el #ermanente le1ado de este
último, )an ense8ado a los m3s 4irmes o#onentes re.olucionarios del ca#italismo 2ue la democracia
*ur1uesa no #uede ser #asada #or alto como si 4uera una mera 4arsa. 59o estar3 entonces la realidad
contem#or3nea en contradicci+n con los an3lisis marxistas7 -a actual democracia ca#italista no resulta
menos #arad+/ica desde un #unto de .ista *ur1ués. En el si1lo xrx , comienzos del xx, como muestran
tanto la #r3ctica #olítica cuanto los de*ates constitucionales, la o#ini+n dominante en la *ur1uesía era
2ue la democracia , el ca#italismo :o la #ro#iedad #ri.ada; eran incom#ati*les. <ncluso un li*eral de
es#íritu am#lio como =o)n >tuart Mill se o#onía considera*lemente a la democracia #or esta misma
raz+n. ?< a*o1a*a #or la introducci+n del .oto #lural #ara los em#resarios, comerciantes , *an2ueros,
así como #ara sus ca#ataces, lu1artenientes , #ar3sitos #ro4esionales, #ara e.itar así la @le1islaci+n de
clase@
1
del #roletariado. En los tiem#os actuales, no o*stante, al menos desde el comienzo de la 1uerra
4ría, los ide+lo1os *ur1ueses )an mantenido 2ue s+lo el ca#italismo es com#ati*le con 1a democracia.
5Aué )a ocurrido7 5Es esto una racionalizaci+n #ost )oc de un accidente@ )ist+rico7
1. -B PCBD-EME> DF><CB>
Entes de se1uir adelante, de*eríamos de/ar a*solutamente en claro 2ué entendemos #or
@democracia@. El término se utiliza a2uí #ara denotar una 4orma de Estado con las si1uientes
características. (iene 1G un 1o*ierno re#resentati.o ele1ido #or, 2G un electorado consistente en la
totalidad de la #o*laci+n adulta, 3G cu,os .otos .alen lo mismo, , %G 2ue #uede .otar #or cual2uier
o#ci+n sin ser intimidado #or el a#arato de Estado. Hn Estado tal es una democracia *ur1uesa en la
1 J. S. Mill, "Considerations on Representative Government", en On Liberty and Considerations on Representative
Governmen,. Oxford, 1964, pp. 21 ss.
medida en 2ue el a#arato del Estado tiene una com#osici+n de clase *ur1uesa , el #oder del Estado
o#era #ara mantener , #romo.er las relaciones de #roducci+n ca#italistas , el car3cter de clase del
a#arato de Estado.
2
Cesulta notoriamente di4ícil delimitar con #recisi+n la 4orma democr3tica de 1o*ierno, #ero la
de4inici+n anterior #arece adecuada #ara determinar las .aria*les cruciales0 re#resentaci+n #o#ular ,
su4ra1io li*re, i1ual , uni.ersal. <nc1u,e adem3s, como re2uisitos #re.ios , necesarios, las im#ortantes
li*ertades le1ales de #ala*ra, reuni+n, or1anizaci+n , #rensa.
3
-a de4inici+n es intencionadamente
4ormal, dado 2ue el #ro*lema a2uí no es ex#oner @el lado malo@ de la democracia *ur1uesa,
%
sino
dilucidar c+mo )a sur1ido una 4orma democr3tica de 1o*ierno en una sociedad en la 2ue una #e2ue8a
minoría de termina d+nde, c+mo , #or cu3nto )a de tra*a/ar la ma,oría de la #o*laci+n, así como
d+nde , c+mo )a de .i.ir.
-as 4uentes existentes
Democracia es una de las #ala*ras cla.e del discurso ideol+1ico con tem#or3neo, a #esar 6o tal .ez
#recisamente a causa6 del )ec)o de 2ue se le )a dedicado tan #oco estudio serio. 9o es mu,
sor#rendente 2ue los escritores marxistas cl3sicos no #rodu/eran #r3cticamente nada sustancioso so*re
la cuesti+n, dado 2ue nin1uno de ellos conoci+ #ersonalmente una democracia *ur1uesa en #lenitud.
I

>u*si1uientemente, el #a#el de la Hni+n >o.iética , la a1uda amenaza del 4ascismo no 4acilitaron un
estudio en #ro4undidad del #ro*lema en el seno del mo.imiento o*rero internacional. -o 2ue resulta
m3s llamati.o es la 4alta de an3lisis 4undamentales tras la re.alorizaci+n de la democracia *ur1uesa #or
2!er!a del pro"lema del !ar#!ter de !lase del aparato de poder del $stado, v%ase G&ran '(er"orn, What Does the Ruling
Class do When it Rules?, )ondres, *)+, 19,-.
3 $stos importantes aspe!tos de la demo!ra!ia no son expl.!itamente !onsiderados a/0.. 1ara 0na ma2nifi!a exposi!i3n de
la sit0a!i3n en los prin!ipales pa.ses de O!!idente, v%ase 4. Cast"er2, 4redom of Spee!( in t(e 5est, Oslo 6 )ondres, 1967.
4 $ste aspe!to es est0diado en rela!i3n a $stados 8nidos por . 5olfe en '(e Seam6 Side of 9emo!ra!6, *0eva :or;.
19,<.
5 $n s0 despe!tiva !r.ti!a a!er!a de la demo!ra!ia "0r20esa en El Estado y la revolucin, )enin (a!e 0n famoso !omentario
de pasada a!er!a de las rela!iones entre el !apitalismo 6 la demo!ra!ia= >)a rep0"li!a demo!r#ti!a es la me?or envolt0ra
pol.ti!a de /0e p0ede revestirse el !apitalismo". @O"ras $s!o2idas, Mos!A, 19,7, vol. 2, p. <74.B Se refiere tam"i%n
"revemente a la o"serva!i3n de $n2els de /0e la ri/0eCa pod.a e?er!er el poder !on 0n m#ximo de efe!tividad a trav%s de la
"!orr0p!i3n dire!ta de los f0n!ionarios" 6 >la alianCa entre el 2o"ierno 6 la +olsa". 1or /0% estos medios de"er.an ser m#s
efe!tivos en rela!i3n a 0n 2o"ierno demo!r#ti!o /0e en rela!i3n a 0n 2o"ierno no demo!r#ti!o es al2o /0e no a!laran
$n2els ni )enin. $ntre los marxistas estos !omentarios (an estim0lado !on fre!0en!ia est%riles espe!0la!iones
f0n!ionalistas a!er!a del la demo!ra!ia "a?o el !apitalismo, antes /0e investi2a!iones serias a!er!a del desarrollo (ist3ri!o 6
el f0n!ionamiento de la demo!ra!ia !apitalista.
los #artidos comunistas occidentales , la a#arici+n de una nue.a intelli1entsia marxista en los #aíses
ca#italistas a #artir de mediados de los a8os sesenta. Por el contrario, las discusiones se )an centrado
*ien en el Estado ca#italista en 1eneral, tratado )a*itualmente a mu, ele.ados ni.eles de a*stracci+n
:#or e/em#lo, en los tra*a/os de Poulantzas o de autores alemanes occidentales como PlatoJ-KuisLen,
Kirsc) o el Pro/ect-Mlasscnanal,se;, o en las 4ormas no democr3ticas de Estado :el 4ascismo , otras
dictaduras, PoulantzasN el a*solutismo, Enderson;. >i las teorías 1enerales so*re el Estado ca#italista
#asan #or alto los #ro*lemas es#ecí4icos de 1a democracia *ur1uesa, la tradici+n de an3lisis de las
élites del #oder :Mills, Dom)o44, Mili*and;, 2ue #retenden desmiti4icar la #r3ctica de )ec)o de la
democracia *ur1uesa, #or su #arte de/an estos #ro*lemas, #or así decir, a su es#alda. Em*as e.itan
#re1untarse #or 2ué se esta*leci+ , c+mo se mantiene. 9o o*stante, estas cuestiones no #ueden ser
i1noradas #or el mo.imiento o*rero en su actual discusi+n estraté1ica so*re las relaciones entre
democracia , re.oluci+n socialista. En los #aíses ca#italistas a.anzados, todos los sectores im#ortantes
del mo.imiento o*rero re.olucionario )an reconocido ,a a*iertamente 2ue la democracia *ur1uesa no
#uede ser #asada #or alto como una 4arsa. E)ora se la considera como una im#ortante con2uista
#o#ular, 2ue sienta las *ases #ara ulteriores a.ances. Esto a su .ez #lantea un reto al estudio )ist+rico ,
a la in.esti1aci+n analítica.
Cesulta aun m3s sor#rendente 2ue la #ro*lem3tica relaci+n entre democracia , dominaci+n del ca#ital
)a,a atraído tan #oca atenci+n de los cientí4icos sociales *ur1ueses, de los )istoriadores , de los
te+ricos constitucionales. E2uí se #uede )a*lar de una .erdadera re1resi+n en audacia , #erce#ci+n
analítica. Como muestran las luc)as en 4a.or de una re4orma constitucional 2ue sur1ieron en todos los
#aíses, la cuesti+n era seria , acaloradamente de*atida #or los #olíticos , #ensadores *ur1ueses en el
si1lo O<O , a comienzos del xx. Cesulta tentador considerar la actual 4alta de interés so*re la 4orma en
2ue se )a resuelto e.entualmente la contradicci+n entre democracia , #ri.ile1ios de las minorías como,
al menos en #arte, consecuencia de recuerdos re#rimidos e inconsola*les, recuerdos de una esca#atoria
ines#erada, 2ue es #re4eri*le #ermanezcan en el ol.ido #ara 2ue no .uel.an a des#ertar al .ie/o
es#ectro0 las masas tra*a/adoras.
E #esar de la 4alta de an3lisis del 4uncionamiento socio#olítico , del esta*lecimiento de la
democracia *ur1uesa, las in.esti1aciones no tienen 2ue comenzar totalmente de cero. Muc)os #ensaran
a2uí en el audaz tra*a/o de Darrin1ton Moore.
$
Pero éste se ocu#a de la re.oluci+n *ur1uesa, , la
6 So!ial Ori2ins of 9emo!ra!6 and 9i!tators(ip, +oston, 196, DLos or!genes sociales de la dictadura y de la democracia,
$d. 1en.ns0la, +ar!elona, 19,<E.
democracia tal , como la )emos de4inido a#areci+, .irtualmente en todos los casos, des#ués de las
1randes re.oluciones *ur1uesas. El li*ro de Moore, #or tanto, ser.ir3 como un tras4ondo
extremadamente estimulante #ara este artículo antes 2ue como una 4uente directamente rele.ante.
Mientras 2ue Moore intenta localizar los #untos de #artida de los caminos )acia la democracia
ca#italista, el 4ascismo , el comunismo, otro im#ortante in.esti1ador del tema, >tein CoLLan, se con
centra en las eta#as institucionales del desarrollo de la democracia en Euro#a occidental, , ocu#a
tam*ién un lu1ar de #ri.ile1io en la in.esti1aci+n com#arati.a so*re los com#ortamientos electorales,
con un #enetrante examen de las dimensiones )ist+ricas de las instituciones , los con4lictos #olíticos.
P
9in1uno de estos estudios #re.ios, no o*stante, se )a centrado en el contexto )ist+rico , social de los
#rocesos de esta*lecimiento de la democracia. -a resultante inca#acidad #ara ca#tar analíticamente la
din3mica concreta e inmediata del #roceso en sí 2ueda tal .ez m3s en claro si o*ser.amos otro de los
m3s im#ortantes tra*a/os de ciencia #olítica *ur1uesa contem#or3nea, el Pol,arc), de Co*ert Da)l.
=unto con la )istoria com#arati.a de Moore, el con/unto de #ro#osiciones de Da)l so*re las condiciones
4a.ora*les #ara la im#lantaci+n de la democracia :o de la #oliar2uía, como él la llama, reser.ando el
término democracia #ara un ideal no alcanzado; #ro*a*lemente constitu,an el me/or intento realizado
)asta el momento de crear una teoría de la democracia *ur1uesa. Pero Da)l concentra su an3lisis en las
condiciones #re.ias de la @#oliar2uía@, , tiene #oco 2ue decir acerca de las constelaciones
socio#olíticas concretas 2ue asisten al esta*lecimiento de la democracia *ur1uesa.
!
El estudio del desarrollo de la democracia #ertenece #or su#uesto al terreno de la )istoria
, F%ase S. Ro;;an, Citi"ens, Elections, #arties, Oslo, 19,7, /0e es 0na importante !ontri"0!i3n al tema. $n el seno de esta
tradi!i3n est#n las 0til.simas partes (ist3ri!as de S. Ro;;an 6 J. Me6rat, !omp., $nternational Guide to Electoral %tatistics,
)a Ga6a 6 1aris, 1969, 6 M. Rose, !omp., Electoral &ehaviour, *0eva :or;, 19,4. 'am"i%n es pertinente para las
!0estiones a/0. planteadas la panor#mi!a traCada por 1eter Ge(rli!( so"re "'(e Hnstit0tionaliCation of $0ropean
1arliaments", en . Iorn"er2, !omp., )e2islat0res in Comparative 1erspe!tive. *0eva :or;. 19,<.
- F%ase R. 9a(l, 1ol6ar!(6, *eJ Gaven 6 )ondres, 19,1. $l li"ro de 9a(l !ontiene al20nas llamativas inexa!tit0des de
(e!(o so"re !0estiones !omo la extensi3n de la ex!l0si3n sexista desp0%s de la primera 20erra m0ndial @p. 29B 6 las
diferen!ias entre la resta0ra!i3n Mei?i en Jap3n 6 el Rei!( alem#n @p. 42B. M#s 2rave es s0 ind0l2en!ia (a!ia los a!t0ales
.ndi!es norteameri!anos 6 las !ompara!iones interna!ionales en el terreno de la li"ertad pol.ti!a, 6 la !asi in!re."le falta de
dis!ernimiento /0e m0estra en o!asiones al apli!ar estas d0dosas 6 torpes !onstr0!!iones. 1or e?emplo, no form0la o"?e!i3n
al20na a la si20iente defini!i3n de 0n m'(imo nivel de demo!ra!ia= "a0sen!ia de pro(i"i!iones de partidos, o pro(i"i!i3n
tan s3lo de los partidos extremistas o extra!onstit0!ionales" @p. 21-B K 6 a0n/0e den0n!ia la asi2na!i3n del mismo nivel total
a la 4ran!ia 2a0llista 6 a la *i!ara20a de SomoCa, este eminente !ient.fi!o pol.ti!o !lasifi!a as. el sistema de partidos
fran!%s= "la oposi!i3n es si2nifi!ativa pero in!apaC de o"tener 0na ma6or.a" @p. 244B. $n verdad, el inter%s del me?or an#lisis
pol.ti!o "0r20%s pare!e pro!eder de f0entes a?enas a la investi2a!i3n emp.ri!a. pesar de estas 2raves de"ilidades,
1ol6ar!(6 si20e siendo in!0estiona"lemente 0n tra"a?o valioso.
constitucional. 9o o*stante, esta rama #arece )a*er dedicado relati.amente #ocos es4uerzos
sistem3ticos a la #ro*lem3tica democr3tica en su con/unto, concentr3ndose en su lu1ar en la relaci+n
#arlamentoQe/ecuti.o o en las re1ulaciones del su4ra1io. El #rimer as#ecto )a dominado la anti1ua ,
.ital tradici+n *rit3nica de )istorio1ra4ía constitucional, el se1undo la tradici+n 1ermana de derec)o
constitucional com#arado.

-as contri*uciones de la sociolo1ía #olítica en *o1a )an resultado, nada
sor#rendentemente, estériles. El método desarrollado en #rimer lu1ar #or >. M. -i#set se las arre1la
#ara com*inar correlaciones intem#orales entre democracia , ri2ueza :medida en índices 2ue .an de
los in1resos a la #osesi+n de telé4ono;, al4a*etizaci+n, ur*anizaci+n, etcétera, con una 4alta casi total de
interés #or la din3mica social ,, en el caso del #ro#io -i#set, con descaradas distorsiones de los
)ec)os.
1"
Entre los estudios )ist+ricos dedicados a #aíses concretos, tan s+lo unos #ocos se concentran en el
#roceso de democratizaci+n o en los as#ectos críticos del mismo. Pero tales tra*a/os existen.
11
-a
ma,or #arte de las in.esti1aciones so*re la )istoria de la democratizaci+n se inclu,en en )istorias
#olíticas , sociales 1enerales, , en mono1ra4ías, inclu,endo *io1ra4ías #olíticas, dedicadas
#rinci#almente a otra cuesti+n. Esí, aun2ue la in.esti1aci+n cientí4ica de la democracia *ur1uesa #arte
99e"er.amos men!ionar a/0. tres valiosos li"ros de texto so"re la !0esti3n del s0fra2io, todos los !0ales son (ist3ri!os=
Geor2 Me6er, Das #arlamentarische Wahlrecht, +erl.n, 1971= Iarl +ra0nias, Das #arlamentarische Wahlrecht, 2 vol..
+erl.n 6 )eipCi2, 19<2K 9oll Stern"er2er 6 +ern(ard Fo2el, !omp, Die Wahl der #arlamente, del !0al s3lo (e !ons0ltado el
primer vol0men do"le /0e se o!0pa de $0ropa @+erl.n, 1969B. 8na de las es!as.simas (istorias !onstit0!ionales /0e tratan
espe!.fi!amente el desarrollo de la demo!ra!ia "0r20esa es la Ger"ert 'in2sten, Demo)ratins %eger och *ris, $sto!olmo,
19<7K 0n tra"a?o /0e a0n/0e aAn res0lta valioso, es 0n tanto idealista 6 m#s en la l.nea de 0na "reve mono2raf.a /0e en la de
0n an#lisis sistem#ti!o. An mas idealista res0lta el tra"a?o de G. LJa2er, De +otivering van ,et -lgemeen *iesrecht in
Europa, Gronin2a. 19M-.
17 $l ensa6o de )ipset, p0"li!ado por primera veC en la -merican #olitical %cience Revie., mano de 19M9, p0ede ser le.do,
?0nto !on otros avan!es en el !ampo so!iol32i!o, en C. Cn0dde 6 9. *e0"a0er, !omp., Empirical Democratic /heory,
C(i!a2o, 1969. $l tra"a?o de )ipset se llama "Some So!ial Re/0isites of 9emo!ra!6= e!onomi! development and politi!al
le2itima!6". 8n e?emplo de s0 distorsi3n de los (e!(os es la afirma!i3n de /0e "$stados 8nidos 6 Gran +retaNa otor2aron
la !i0dadan.a @es de!ir, el votoB a los tra"a?adores a prin!ipios 6 mediados del si2lo OHO" @p. 1,<B. $sto es ampliamente
re!ono!ido !omo falso= m#s adelante men!ionar% los (e!(os (ist3ri!os reales.
11 l20nos de ellos son di2nos de men!i3n= 1. Camp"ell, 4ren!( Electoral %ystems and Elections since 0123. )ondres,
196MK J. 1. C(arna6, Le su44rage politi5ue en 6rance, 1aris, 196MK G. +o"er"a!(, Die Wahlrechts4rage im 7orm8r",
9Psseldorf, 19M9K 5. Ga2el, Die Wahl4echts4rage in der Geschichte der Deutsche Liberalen #arteien, 1-4-Q191-,
9Psseldorf, 19M-K M. 5eiss, Die -usbreitung des -llgemeinen und Gleichen Wahlrechts in der Westlichen ,8l4te der
,absburgmonarchie, Geidel"er2, 196MK 5. G0illette, /he Right to 7ote, +altimore, 196MK M. Io0sser, /he %haping o4
%outhern #olitics, *eJ Gaven 6 )ondres, 19,4K J. Si2ler, -merican Rights #olicies, GomeJood, Hllinois, 19,MK 9. Ferne6,
#arlamentary Re4orm in %.eden 0299:03;0, Oxford, 19M,K C. OR)ear6, /he Elimination o4 Corrupt #ractices in &ritish
Elections, 0292:0300, )ondres, 1962.
de una #o*re tradici+n analítica, #uede construirse so*re la *ase de un 1ran número de in.esti1aciones
a las 2ue de*e muc)o.
E)ora 2ue )an sido identi4icadas las .aria*les cruciales, de*emos interesarnos #or los #ro*lemas de
selecci+n , método. Eun2ue este artículo #resenta tan s+lo unas cuantas re4lexiones #reliminares, , en
a*soluto un resultado de4initi.o, claramente tendr3 necesidad de una selecci+n re#resentati.a de casos.
Futuros estudios tendr3n 2ue a*ordar la ex#eriencia de todos los #aíses ca#italistas 2ue existen, #ero en
esta eta#a los m3s im#ortantes son los #aíses ca#italistas a.anzados. Hna de las 4ormas menos
ar*itrarias de seleccionar una muestra es la de considerar sim#lemente los miem*ros de la BECD, 2ue
#arece ser la m3s am#lia , m3s si1ni4icati.a or1anizaci+n de #aíses ca#italistas a.anzados.
Ectualmente sus miem*ros son0 Elemania Federal, Eustralia, Eustria, Dél1ica, Canad3, Dinamarca,
Es#a8a, Estados Hnidos, Finlandia, Francia, &recia, <rlanda, <slandia, <talia, =a#+n, -uxem*ur1o,
9orue1a, 9ue.a Relanda, Países Da/os, Portu1al, Ceino Hnido, >uecia, >uiza , (ur2uía. Existen otros
im#ortantes Estados ca#italistas, como Drasil, <ndia e <r3n, #ero los #aíses de la BECD #arecen
constituir el núcleo central del ca#italismo. En el momento de escri*ir este artículo :marzo de 1PP;,
nin1uno de estos #aíses es una dictadura a*ierta, aun2ue ni Es#a8a ni (ur2uía )a,an esta*lecido
democracias esta*les. El .erdadero coraz+n de la BECD #arecen ser los diecisiete #rinci#ales
ex#ortadores de ca#ital 6exclu,endo, #or tanto, a Es#a8a, &recia, <rlanda, <slandia, -uxem*ur1o,
Portu1al , (ur2uía6 2ue constitu,en su Comité de Comercio , Desarrollo. >er3n estos diecisiete
Estados, #or tanto, los 2ue tomaré como muestra re#resentati.a.
-o 2ue nos interesa es conocer el #roceso #or el 2ue la democracia se con.irti+ en la 4orma
esta*lecida de la dominaci+n *ur1uesa *a/o el ca#italismo a.anzado. 9uestra la*or, #or tanto, ser3
localizar en #rimer lu1ar su a#arici+n en el tiem#o, , en se1undo lu1ar situarla en el es#acio social ,
#olítico. Para estos 4ines ni las técnicas de correlaci+n de los soci+lo1os ni las secuencias
institucionales de CoLLan resultan adecuadas. -o 2ue )ace 4alta es m3s *ien una .isi+n )ist+rica
com#arati.a 2ue *us2ue es2uemas 1enerales sin de/ar de ser sensi*le a las #eculiaridades de cada caso
#articular.
-as tareas de la democratizaci+n
Dado 2ue ni si2uiera #uede decirse 2ue exista una democracia 4ormal com#leta o a*soluta, en
ocasiones resulta mu, di4ícil esta*lecer una 4ec)a exacta #ara el lo1ro de la democracia. Pero si
conse1uimos aislar los .alores democr3ticos de nuestras cuatro .aria*les de4initorias, de*e ser #osi*le
descu*rir cu3ndo 4ueron alcanzados en los di.ersos #aíses 2ue estamos considerando.
El #rinci#io democr3tico de re#resentaci+n #o#ular im#lica la existencia de una re#u*lica o de una
monar2uía #arlamentaria. El ré1imen #redominante en la Euro#a del si1lo O<O 6una monar2uía
constitucional en la 2ue el 1a*inete carecía de res#onsa*ilidades *ien de4inidas ante el #arlamento6 no
#uede ser considerado, #or tanto, como democr3tico. (am#oco #odría )acerse lo #ro#io con Estados no
so*eranos, tales como la Finlandia anterior a 11! o las colonias *rit3nicas antes de lle1ar a un estatuto
de inde#endencia o de dominio. Por2ue un 1o*ierno re#resentati.o im#lica claramente so*eranía
#o#ular. En nuestra muestra de diecisiete #aíses, el #roceso de o*tenci+n de un 1o*ierno re#resentati.o
se extendi+ a lo lar1o de un #eriodo de dos si1los0 desde mediados del si1lo OS<<<, cuando se
consolid+ en &ran Dreta8a un 1a*inete #arlamentario, )asta 1I2, cuando 4inaliz+ la ocu#aci+n del
=a#+n #or Estados Hnidos , la constituci+n democr3tica de 1%P tom+ e4ecto como *ase de un Estado
so*erano.
-a introducci+n del su4ra1io i1ualitario re2uiri+ el desmantelamiento de una serie de restricciones,
tí#icamente *asadas en criterios de #a1o de im#uestos , de in1resos. Ellí donde )an existido codo a
codo dos cuer#os le1islati.os, cosa 4recuente, estas cuali4icaciones normalmente )an sido consideradas
necesariamente ma,ores #ara una de las c3maras. De cierta im#ortancia 4ueron tam*ién las limitaciones
*asadas en los ni.eles de al4a*etismo :como en <talia durante la nue.a le, electoral de 111 , en los
estados del sur de Estados Hnidos )asta *ien entrado el si1lo xx; o en la #ertenencia a un sexo
:in.aria*lemente el 4emenino;, raza :los ne1ros en Estados Hnidos, los c)inos en Estados Hnidos ,
Canad3; o a :#artes de; una determinada c1ase :tra*a/adores asalariados con )o1ar #ro#io en
Dinamarca , &ran Dreta8a;. Btras restricciones de menor cuantía, como la exclusi+n de las #ersonas
aco1idas a la *ene4icencia, no 4ueron insi1ni4icantes en las #rimeras eta#as de la democratizaci+n, #ero
no nos ocu#aremos de ellas a2uí.
El lo1ro del su4ra1io i1ualitario su#uso tam*ién la a*olici+n del .oto #lural 62ue so*re.i.i+ en &ran
Dreta8a )asta 1%!, aun2ue a #artir de 11! careciera #r3cticamente de im#ortancia6 , la eliminaci+n o
emasculaci+n de una c3mara alta #ri.ile1iada. M3s di4ícil de resol.er es la #r3ctica de la mani#ulaci+n
electoral , de la asi1naci+n des#ro#orcionada de esca8os. Con exce#ci+n de 9orue1a, donde *a/o la
Constituci+n de 1!1% o#era*a la tendencia in.ersa, #r3cticamente todos los #aíses 2ue estamos
considerando )an tenido, , en medida .aria*le conser.an, una clara so*rerre#reesentacion de los
.otantes rurales :#resumi*lemente m3s conser.adores;. 9o o*stante, éste no #arece )a*er sido un
4actor electoral demasiado si1ni4icati.o desde el momento en 2ue las dem3s .aria*les )an comenzado a
corres#onder con las condiciones de la democracia, , lo )emos #asado #or alto en el #resente an3lisis.
12
Cuando )a*lamos de .oto li*re, #or su#uesto nos re4erimos tan s+lo a las normas a#o,adas #or la
4uerza de la le,0 a la no in/erencia del a#arato de Estado en el #roceso electoral, , al derec)o a
#resentar candidatos de cual2uier ideolo1ía , a .otar #or el 2ue se #re4iera. En el #asado, 9a#oleon <<<
, &io.anni &iolitti en la <talia anterior a 11% se con.irtieron en maestros en el arte de controlar las
elecciones mediante secciones del a#arato de Estado, desde el Ministerio del <nterior )asta los #re4ectos
locales e incluso los carteros.
13
En tiem#os m3s modernos, la intimidaci+n de los ne1ros #or el a#arato
de Estado re1ional , local en Estados Hnidos suministra un im#ortante e/em#lo de estos métodos, #ero
el es2uema tí#ico de restricci+n de la democracia )a sido m3s *ien la #ro)i*ici+n de los #artidos de
o#osici+n.
-a línea de demarcaci+n m3s im#ortante 2ue de*emos trazar a)ora es la 2ue se#ara a los re1ímenes
democr3ticos de di.ersas estructuras no democr3ticas. 9o o*stante, el trazar a 1randes ras1os el
uni.erso de la dominaci+n *ur1uesa, del cual 4orman #arte los Estados democr3ticos, nos a,udar3 a
dilucidar los #rocesos im#licados. En mi li*ro T)at Does t)e Culin1 Class do T)en it Cules7 U5Aué
)ace la clase 1o*ernante cuando 1o*ierna7G sosten1o 2ue un 1o*ierno *ur1ués es siem#re, en un
sentido mínimo , no e.aluati.o, un ré1imen de re#resentaci+n nacional. Esto nos suministra dos
dimensiones en el seno de las cuales delimitar el es#acio ocu#ado #or un ré1imen #articular. 5Aué
naci+n se .e re#resentada7 5C+mo es re#resentada7 -a naci+n tal , como se ex#resa en los acuerdos
#olíticos institucionales 6el #a,s lé1al6 #uede a*arcar sim#lemente a la totalidad de la #o*laci+n
adulta. Pero tam*ién #uede incluir a unos m3s 2ue a otros 6#or medio de .otos #lurales, de la
demarcaci+n de los distritos electorales, etcétera6, e incluso #uede excluir de la #artici#aci+n #olítica a
los sectores de la #o*laci+n 2ue #oseen #oca o nin1una #ro#iedad, o 2ue #ertenecen a determinada
raza, sexo o corriente de o#ini+n.
12 $l Jap3n de la pos20erra ofre!e 0n e?emplo de so"revalora!i3n del ele!torado r0ral, !06o prop3sito era llevar al poder a
los li"erales de dere!(a en 1949 @!on 264 de 466 es!aNos, o"tenidos !on 0n 4<.-S de los votosB 6 mantenerlos all. d0rante
los aNos sesenta 6 setenta. J... Sto!;Jin, <apan= Divided #olitics in a Gro.th Economy, )ondres, 19,M, p. MM, 91 ss.
1< $l sistema pol.ti!o /0e si20i3 al 1- +r0mario de )0is *apole3n es el tema de 0n ex/0isito tra"a?o de er0di!i3n (ist3ri!aK
'. Leldin, /he #olitical %ystem o4 >apoleon $$$, )ondres, 19M-. $n lo referente al r%2imen de Giolitti me (e apo6ado
a"0ndantemente en G. Caro!!i, Giolitti e l?et@ giolittiana, '0rin, 1961.
El modo de re#resentaci+n #uede ser exclusi.amente electi.o, #aro #uede ser tam*ién
auto#roclamado. Hn ré1imen #uede *asarse, #or e/em#lo, en la #retensi+n de un diri1ente o de un
a#arato de Estado :#or lo 1eneral el e/ército; de re#resentar , encarnar la .oluntad o los intereses de la
naci+n. Entre estos dos extremos #olares existe otro modo de re#resentaci+n, )ist+ricamente
im#ortante, 2ue com*ina a am*os. -as monar2uías no #arlamentarias de la Euro#a del si1lo O<O nos
o4recen el me/or e/em#lo de tal ré1imen. Com*ina*an una re#resentaci+n no electi.a , #roclamada de
la naci+n #or el re, 6el re, de los 4ranceses, etcétera6 con le1islaturas ele1idas. Este dualismo
inte1rado de re#resentaci+n electi.a , no electi.a de*e distin1uirse tanto de los casos en los 2ue las
elecciones son s+lo un as#ecto su*ordinado de un ré1imen no electi.o :como la Es#a8a de Franco;
como de a2uellos en 2ue las elecciones a*ren el camino al #oder a un ré1imen #osteriormente
or1anizado , mantenido so*re la *ase de un modo encarnado de re#resentaci+n :como la Elemania de
Kitler;. Ka*lando con #ro#iedad, el modo dualista de re#resentaci+n di4iere tam*ién de las situaciones
en las 2ue un modo no electi.o, aun2ue no insi1ni4icante, resulta claramente secundario al electi.oN tal
es el caso de la C3mara de los -ores *rit3nicos , del >enado italiano #re4ascista, 2ue era nom*rado #or
el re,.
-a dimensi+n del modo de re#resentaci+n corres#onde directamente a la .aria*le del 1o*ierno
re#resentati.o 2ue se discuti+ en relaci+n con la de4inici+n de democracia. -a am#liaci+n de la naci+n
o 6#or utilizar la si1ni4icati.a ex#resi+n de la teoría #olítica *ur1uesa del si1lo O<O6 del #a,s lé1al
com#rende las otras tres .aria*les #resentes en la de4inici+n0 la extensi+n , 1rado de i1ualdad , el li*re
e/ercicio del su4ra1io. (am*ién com#rende las dos dimensiones de la @#oliar2uía@ de Da)l0 los
derec)os de #artici#aci+n e im#u1naci+n :es2uema 2ue resulta inadecuado #ara distin1uir entre los
sistemas 2ue #recedieron a la introducci+n del .oto de los .arones en la Eustria de los Ka*s*ur1o o el
=a#+n de los Mei/i , el ré1imen #arlamentario de la &ran Dreta8a .ictoriana;.
-as #osi*ilidades l+1icas 1 , 2 del Cuadro < /am3s se )an dado en la realidad. :-a dictadura
inclusi.ista se re4iere al 1o*ierno #or #arte del e/ército u otro cuer#o no ele1ido *a/o el cual todo el
mundo, cuales2uiera 2ue sean sus o#iniones, tiene derec)o a ex#resarlas , a .erlas re#resentadas #or el
1ru#o dominante.; Por tanto, nos encontramos con cuatro ti#os 4undamentales de ré1imen0 Estados
democr3ticos, dictatoriales, autoritarios exclusi.istas , democr3ticos exclusi.istas. Entre las diecisiete
naciones 2ue )emos seleccionado, la <talia 4ascista , Elemania, la Eustria de Doll4uss , el =a#+n de la
1uerra e/em#li4ican a las dictadurasN las monar2uías constitucionales no #arlamentarias :inclu,endo el
<< <m#erio 4rancés en su 4ase 4inal, cuando el 1o*ierno im#erial anteriormente dictatorial em#ez+ a
#erder su control so*re el #roceso electoral; son e/em#los de exclusi.ismo autoritarioN mientras 2ue el
exclusi.ismo democr3tico se .e ilustrado #or la &ran Dreta8a #arlamentaria anterior a la introducci+n
del su4ra1io uni.ersal, #or Estados Hnidos desde la Declaraci+n de <nde#endencia )asta el derec)o
e4ecti.o al .oto de los ne1ros, la >uiza de 4inales del si1lo O<O , comienzos del OO, antes de la
extensi+n del .oto a la #o*laci+n 4emenina, , Finlandia de 13" a 1%%, cuando la o#osici+n comunista
4ue su#rimida. Estos últimos cuatro casos ex#resan tam*ién el criterio m3s im#ortante de exclusi+n0
clase, raza, sexo , o#ini+n, res#ecti.amente.
E- H9<SEC>B DE -B> CE&VME9E> DHC&HE>E>
Este es2uema extremadamente am#lio , 1eneral #uede ser re4inado , ela*orado de una serie de 4ormas,
de acuerdo con el ti#o de encarnaci+n :descendencia le1ítima, carisma #olítico, di.ersas 4ormas
institucionales, etcétera;, o los criterios, extensi+n , e4icacia re#resi.a de la exclusi+n, , así
sucesi.amente. Por e/em#lo, resulta si1ni4icati.o 2ue sea la ma,oría de la #o*laci+n o una minoría,
1rande o #e2ue8a, la 2ue resulte excluida de la naci+n le1al. En este as#ecto Estados Hnidos ,
>ud34rica no )an #artici#ado o*.iamente de la misma ex#eriencia.
<<. E- E>(ED-EC<M<E9(B DE -E DEMBCCEC<E
E)ora 2ue )emos esta*lecido los ras1os de la democracia *ur1uesa, de*eríamos intentar localizar el
#eriodo de su esta*lecimiento en los diecisiete #aíses seleccionados.
EWB DE E>(ED-EC<M<E9(B DE -E DEMBCCEC<E
9B(E0 -os #aréntesis denotan sal.edadesN los corc)etes, un #roceso de re1resi+n o reesta*lecimiento
de una democracia de .arones.
FHE9(E>0 En la reco#ilaci+n del cuadro anterior )e utilizado un 1ran número de 4uentes dis#oni*les
en las *i*liotecas uni.ersitarias suecas, desde documentos constitucionales , manuales )asta *io1ra4ías
#olíticas. Xa 2ue no #uedo atri*uirme una #articular com#etencia #ara o4recer una 1uía *i*lio1r34ica
#ara la localizaci+n, de las me/ores , m3s accesi*les )istorias de los diecisiete #aíses, tan s+lo o4receré
re4erencias de a4irmaciones altamente es#ecí4icas o contro.ertidas. El1unas de las 4uentes secundarias
de ma,or im#ortancia )an sido citadas ,a anteriormente.
Para o*tener cierta orientaci+n en el an3lisis de casos 2ue si1ue a)ora, , #ara /usti4icar las 4ec)as
o4recidas en el cuadro << :al1unas de las cuales #arecer3n #oco o*.ias;, de*eremos ec)ar un .istazo a
los acontecimientos m3s decisi.os en los di4erentes #aíses.
Elemania. -a con2uista #o#ular en 1!%!-% de un su4ra1io e4ecti.amente uni.ersal #ara los .arones
4ue r3#idamente su#rimida #or la reacci+n mon3r2uica #reca#italista. M3s adelante, DismarcL introdu/o
el su4ra1io #ara .arones en las elecciones del Ceic) como medio de uni4icaci+n nacional , como arma
contra los li*erales *ur1ueses. El esta*lecimiento de un ré1imen de democracia #arlamentaria, en el
cual los socialdem+cratas re4ormistas inter#reta*an el #a#el #rinci#al, se dio tan s+lo tras la derrota
militar de la Elemania 1uillermina. -a actual democracia de Elemania Bccidental #uede ser 4ec)ada en
el 4inal de la ocu#aci+n aliada 2ue si1ui+ a la derrota del <<< Ceic). 9o o*stante, el relati.amente
#e2ue8o PC 4ue #ro)i*ido en 1I$ , s+lo se le #ermiti+ rea#arecer *a/o un nue.o nom*re en 1$!.
Eustralia. -as colonias australianas se con.irtieron en 1"1 en un Estado 4ederal con el am*i1uo
estatuto de so*eranía de dominio. Xa en la década de 1!" las coaliciones li*eral-la*oristas )a*ían
em#ezado a introducir en di4erentes colonias el su4ra1io uni.ersal e i1ual #ara los *lancos 2ue )a*ría
de ser la *ase del su4ra1io 4ederal de 1"3. -as sal.edades eran escandalosamente racistas, ,, de )ec)o,
el a#artado 2I de la constituci+n #ermite aún ex#lícitamente la discriminaci+n en las le,es electorales
de los estados. 9o o*stante, incluso en la década anterior a la o*tenci+n del estatuto de dominio, el
#rinci#al ata2ue racista )a*ía estado diri1ido a la exclusi+n de los #osi*les inmi1rantes no *lancos :#or
medio de ex3menes de len1uas euro#eas )3*ilmente #er1e8ados 2ue, tras #rotestas *rit3nicas, 4ueron
im#ortados del 9atal;
1%
, a la ex#ulsi+n de los inmi1rantes c)inos , del Paci4ico ,a esta*lecidos.
14 +. I. Garis, "1-97Q1977", en 4. CroJle6, !omp., - >e. ,istory o4 -ustralia, Mel"o0rne, 19,4, pp. 242Q4<.
Dentro de los muros de este continente exclusi.o, el racismo tenia un si1ni4icado limitado, aun2ue tan
s+lo en 1$2 se concedi+ 4inalmente a la escasa #o*laci+n a*ori1en el .oto 4ederal.
1I
Eustria. En 1"P, tras los acontecimientos re.olucionarios en Cusia, , tras las masi.as
mani4estaciones de tra*a/adores en el #ro#io #aís, se introdu/o el su4ra1io .irtualmente uni.ersal e
i1ual #ara los .arones en las elecciones a la se1unda c3mara en la #arte austriaca de la monar2uía dual
de los Ka*s*ur1o. El su4ra1io uni.ersal com#leto , el 1o*ierno #arlamentario tan s+lo se introducirían
tras la caída de los Ka*s*ur1o en 11!. -a nue.a re#u*lica democr3tica 4ue el resultado del tra*a/o de
una coalici+n tri#artita en la 2ue los socialdem+cratas 4ueron inicialmente la 4uerza #rinci#al. Pero la
#olítica austriaca #ronto 4ue dominada #or los socialcristianos, con *ase arrolladoramente a1rícola, 2ue
en 13% instalaron una dictadura reaccionaria 2ue seria #or su #arte a*sor*ida cuatro a8os m3s tarde
#or el 4ascismo alem3n. (ras la derrota de los nazis , el 4in de la ocu#aci+n aliada, Eustria em#rendi+
el camino de su actual .ía democr3tica.
Dél1ica. -a luc)a #or el su4ra1io uni.ersal e i1ualitario 4ue el #unto 4ocal de masi.as )uel1as o*reras
en 1!!$, 1!1, 1!3, 1"2 , 113, todas las cuales 4ueron derrotadas, en ocasiones #or medio de una
se.era re#resi+n.
1$
Finalmente, al concluir la #rimera 1uerra mundial, el #artido cat+lico en el #oder
ace#t+ el su4ra1io uni.ersal, tras .einticinco a8os de un sistema de su4ra1io masculino se.eramente
lastrado, en el 2ue los ca*ezas de 4amilia #ro#ietarios de edad madura dis#onían de tres .otos. El
1o*ierno de coalici+n nacional de la #os1uerra con.oc+ elecciones so*re la *ase del su4ra1io masculino
i1ualitario, , el #arlamento resultante corri1i+ la constituci+n en este sentido.
1P
-a res#onsa*ilidad #or
el restrin1idísimo su4ra1io 4emenino recae 4undamentalmente so*re los li*erales , los
socialdem+cratas, 2ue temían 2ue los .otos de las mu/eres tendieran a a#o,ar a los cat+licos.
1!
El
su4ra1io uni.ersal total no 4ue ado#tado )asta 1%!. (am*ién se introdu/o en 11 el su4ra1io
masculino #ara las elecciones al >enado, #ero los tra*a/adores , los #e2ue8os em#resarios no est3n aún
1M $n 1971 (a"ia 47 777 asi#ti!os en 0stralia de 0na po"la!i3n de < ,M7 777 (a"itantes. F%ase . '. :arJood. -sian
+igration to -ustralia, Mel"o0rne, 1964, p. 16<.
16 G. 9. G. Cole. - ,istory o4 %ocialist /hought, vol. <, parte 2, )ondres, 19M6, pp. 621 ss. DGistoria del pensamiento
so!ialista, M%xi!o, $d. 4ondo de C0lt0ra $!on3mi!a, , vol.E
1, F. )orJin, "+el2i0m", en R. 9a(l, !omp., #olitical Oppositions in Western Democracies, *eJ Gaven 6 )ondres, 1966,
p. 1M-.
1- Stern"er2er 6 Fo2el, Die Wahl der #arlament, vol. H, 1, p. 9<.
entre las .eintiuna cate1orías ele1i*les como candidatos.
1
Canad3. -as limitaciones #or criterios de #ro#iedad continuaron restrin1iendo durante lar1o tiem#o el
derec)o al .oto #ersistiendo en las #ro.incias de Aue*ec , de la isla del Prínci#e Eduardo )asta
des#ués de la se1unda 1uerra mundial. Pero en la luc)a en torno al reclutamiento militar
6es#ecialmente detestado en Aue*ec6 un 1o*ierno conser.ador extendi+ considera*lemente el su4ra1io
en 11P, , en 12" se introdu/o el su4ra1io uni.ersal #ara los *lancos en las elecciones 4ederales. 9o
o*stante, en las #ro.inciales se #ermiti+ el mantenimiento de una le1islaci+n electoral racialmente
discriminatoria, nue.amente autorizada #or las le,es de su4ra1io de los a8os treinta. -a Colum*ia
Dritanica , >asLatc)eJan si1uieron )aciendo uso de esta #osi*ilidad )asta el 4inal de la se1unda 1uerra
mundial. En cuanto a la exclusi+n #olítica, el #e2ue8o #artido comunista 4ue atacado #or la #olicía en
131, siendo encarcelados sus líderes. Pro)i*ido o4icialmente en 1%", el #artido consi1ui+ rea#arecer
tras Estalin1rado *a/o el nom*re de #artido la*orista #ro1resista, #ero su único #arlamentario electo 4ue
r3#idamente #ri.ado de su esca8o mediante una misteriosa acusaci+n de es#iona/e.
2"
Dinamarca. En 1!%, *a/o el tri#le im#acto de una sucesi+n en el trono, una a1itaci+n nacionalista
2ue se centra*a en los #oco claros estatutos de los ducados 1ermano-daneses del re,, , los Días de
Marzo :el e2ui.alente m3s #aci4ico a la re.oluci+n de Fe*rero en Francia;, Dinamarca #aso de un
ré1imen a*solutista a una monar2uía constitucional *icamaral, en la 2ue la c3mara *a/a era ele1ida #or
su4ra1io i1ual , .irtualmente uni.ersal de los .arones. -a res#onsa*ilidad del 1a*inete ante la se1unda
c3mara, controlada #or los a1ricultores, 4ue o*tenida en 1"1 tras una #rolon1ada luc)a contra la
c3mara alta, dominada #or la aristocracia terrateniente en alianza con la 1ran *ur1uesía ur*ana. Hn
1o*ierno li*eral de iz2uierdas, *asado en los #e2ue8os 1ran/eros , la #e2ue8a *ur1uesía ur*ana ,
a#o,ado acti.amente #or los socialdem+cratas, #ro#uso una constituci+n democr3tica *icamaral, 2ue
incluía el derec)o al .oto de las mu/eres. -os últimos intentos de los terratenientes derec)istas #or
mantener 1arantías conser.adoras si1ni4icati.as 6intentos 2ue dis4rutaron de la sim#atía del Partido de
<z2uierda de los 1randes a1ricultores6 se des.anecieron con la uni+n nacional esta*lecida al iniciarse la
#rimera 1uerra mundial. 9o o*stante, la constituci+n democr3tica ado#tada en 11I, incluía un límite
de edad mu, alto #ara el .oto0 .eintinue.e a8os de edad.
19 H"id., pp. 119Q27.
27 8na estreme!edora visi3n desde dentro del anti!om0nismo !anadiense ofi!ial p0ede o"tenerse de 0n folleto p0"li!a do
por la Real 1oli!.a Montada del Canad#, La. and Order in Canadian Democracy, OttaJa, 19M2, !ap. OHH 6 OHHH.
-a 1ran .enta/ a de los re#resentant es
es su ca#acidad #ara discut ir los
asunt os #olí ti cos. El #ue*l o no es
a#to #ara ello en a*soluto, lo cual
const it u,e uno de los 1randes
incon.enient es de la democraci a. -a
ma,orí a de las re#u*li cas anti 1uas
adolecí an de un 1ran de4ecto0 en
ellas el #ue*lo tení a derec)o a
ado#t ar resoluci ones act i.as, 2ue
exi1en al1ún ti#o de ree/ ecuci+n,
cosa de la 2ue a2uél es tot al ment e
inca#az. El #ue*lo de*e entrar en el
1o*ierno exclusi .ament e #ara
esco1er sus re#resent antes.
-Montes2uieu, El es#íritu de las le,es
Estados Hnidos. El camino norteamericano )acia la democracia )a sido )arto tortuoso. Comenz+ en
Connecticut en 1!II , en Massac)usetts en 1!IP, , la tendencia a#arecida en la #rimera mitad del si1lo
)acia la su#resi+n de las restricciones ori1inales de #ro#iedad se .io durante un tiem#o in.ertida #or la
introducci+n de #rue*as de al4a*etismo #ara excluir así a los nue.os inmi1rantes #o*res de <rlanda.
21

-a decimo2uinta enmienda da*a derec)o al .oto a los ne1ros en los estados del norte, #ero #asarían
otros cien a8os antes de 2ue esta medida tu.iera e4ecto en el sur. Ellí, tanto a los ne1ros como a los
*lancos #o*res se les im#edía .otar intencionalmente mediante im#uestos de .oto , re2uerimientos de
al4a*etismo, así como #or medio de una intimidaci+n semio4icial. -o 2ue su*,acía a estas #r3cticas no
era sim#lemente un #ro*lema de ideolo1ía racistaN el o*/eti.o, 2ue tu.o éxito durante m3s de medio
si1lo, era esta*lecer un ré1imen uni#artidista de la alta *ur1uesía.
22
En el norte, la im#ortancia de las
#rue*as de al4a*etismo disminu,+ #ronto, #ero la nue.a exi1encia de re1istrarse #ersonalmente , #or
adelantado en lasa listas electorales mostr+ ser aún m3s e4ecti.a #ara a#artar a los estratos in4eriores de
la #artici#aci+n #olítica. Esí en Massac)usetts un % #or ciento de la #o*laci+n masculina adulta se .io
excluida de la #artici#aci+n en las elecciones #residenciales de 1"! #or la exi1encia de sa*er leer ,
escri*ir, mientras 2ue un 13 #or ciento m3s no lle1+ a re1istrarse.
23
El e4ecto com*inado de los
o*st3culos le1islati.os en el norte , del ré1imen uni#artidista en el sur si1ni4ic+ una reducci+n de la
#artici#aci+n en las e1ecciones #residenciales de un PI-!" #or ciento en el #eriodo 1!P$-1"" a una
media de un $" #or ciento en este si1lo.
2%
En los estados del norte, las mu/eres *lancas , las ne1ras o*tu.ieron el derec)o al .oto
simult3neamente, al terminar la #rimera 1uerra mundial. Pero s+lo a 4inales de los a8os sesenta, tras
luc)as .iolentamente re#rimidas a 4a.or de los derec)os ci.iles en el sur , re*eliones en los 1uetos del
norte, comenz+ e1 1o*ierno 4ederal a im#oner la decimo2uinta enmienda en el sur. -a enmienda )a*ía
sido a#ro*ada #oco antes del #rimer centenario de la re#ú*lica, #ero Estados Hnidos s+lo cu*ri+ los
necesarios atri*utos de una democracia *ur1uesa /usto a tiem#o #ara cele*rar el se1undo centenario.
Finlandia. -a )uel1a 1eneral , las mani4estaciones masi.as de los tra*a/adores en 1"I lle.aron a los
estados 4inlandeses, 2ue se reunían no le/os del so.iet de >an Peters*ur1o, a trans4ormarse en una
21 Si2ler. op. !it., pp, 11<Q14.
22 $sto (a sido !onvin!entemente ar20mentado, so"re la "ase de 0na s3lida investi2a!i3n, por Mor2an Io0sser, op. !it.
2< . Gol!om"e, %tate Government in the Anited %tates, *0eva :or;, 1916. p. 149.
24 5. 9. +0rn(am, "'(e 8nited States", en Rose, !omp., Electoral &ehaviour. p. 6,,.
le1islatura unicamaral ele1ida #or su4ra1io uni.ersal, soluci+n su*si1uientemente ace#tada #or los
zares. -as mu/eres reci*ieron el derec)o al .oto tanto #or2ue el mo.imiento o*rero lo exi1i+ como
#or2ue los conser.adores #ensaron 2ue #odían contar con su a#o,o electoral.
2I
Pero Finlandia si1ui+
siendo #arte del im#erio ruso, , el conse/o e/ecuti.o 6el >enado6 no ace#t+ la res#onsa*ilidad ante un
#arlamento.
2$
(ras la 1uerra ci.il de 11!, los .ictoriosos *lancos se dis#usieron a instaurar una
monar2uía constitucional no #arlamentaria *a/o un #rínci#e alem3n. 9o o*stante, la caída de la
aristocracia alemana en a2uel mismo a8o 4rustr+ estos #lanes, , en 11 se #roclam+ una re#ú*lica
*ur1uesa. Eun2ue el #artido comunista se1uía siendo ile1al, #odía o#erar a tra.és de un #artido de
4ac)ada )asta 2ue un 4uerte mo.imiento de ti#o 4ascista *asado en los a1ricultores #uso 4in a esto en
13". >+lo en 1%%, tras las derrotas de su aliado alem3n, se uni+ el 1o*ierno 4inlandés a las
democracias *ur1uesas, le.antando la #ro)i*ici+n 2ue #esa*a so*re los comunistas.
Francia. -a constituci+n democr3tica de 1P3 4ue la #rimera en e1 mundo 2ue inclu,o el su4ra1io
uni.ersal #ara 1os .arones, #ero este /am3s se #uso en #r3ctica, , 4ue re.ocado 4ormalmente des#ués de
(ermidor. -as c13usulas similares ado#tadas tras la re.oluci+n de Fe*rero se .ieron a su .ez
se.eramente restrin1idas #or el #arlamento *ur1ués en 1!I" ,, aun2ue 4ueron restauradas #or 9a#ole+n
<<< en 1!I2, esto se )izo en ausencia de elecciones li*res , de un 1o*ierno #arlamentario. -a derrota
militar del << <m#erio , el em#ate entre las 4acciones mon3r2uicas ri.ales sentaron las *ases #ara la
constituci+n re#u*licana en 1!PI. Esí, desde el a8o 1!!%, cuando el a.ance re#u*licano #ermiti+ una
modi4icaci+n de la #ri.ile1iada c3mara alta, Francia #uede ser considerada como una democracia de
.arones. El #artido comunista 4ue #ro)i*ido al comienzo de la se1unda 1uerra mundial, , tras la derrota
de 1%" un ré1imen satélite no democr3tico 4ue instalado )asta la li*eraci+n. -a nue.a constituci+n de
1%$ extendi+ el su4ra1io a todas las mu/eres adultas. E 1" lar1o del si1lo xx, la )istoria de las
re#ú*licas 4rancesas se )a .isto /alonada de re.isiones de las demarcaciones , #rocesos electorales,
realizadas con el #ro#+sito de de/ar en des.enta/a a la o#osici+n.
2P
<talia. (ras la uni4icaci+n, <talia, dis4rut+ de un estrec)ísimo su4ra1io )asta 112, cuando el li*eral
&iolitti introdu/o el .oto de los .arones como #arte de su cam#a8a de a#o,o a la 1uerra de -i*ia. 9o
o*stante, el a#arato de Estado #artici#+ acti.amente en la @direcci+n@ de las e1ecciones )asta 11,
2!

2M S. *ordenstron2, ). Me!(elin, vol. HH. Gelsin2fors, 19<,, p. <<4. Me!(elin era por a/0el enton!es el prin!ipal pol.ti!o
finland%s.
26 H"id., pp. <-6 S-.
2, C(ama6, op. !it . pp. 14<Q,M.
mientras un >enado conser.ador *lo2uea*a toda #ro#uesta #ositi.a a 4a.or del su4ra1io 4emenino.
Eun2ue la *ase #arlamentaria del 1o*ierno esta*a en la C3mara de Di#utados, el >enado si1ui+
re#resentando así un #a#el si1ni4icati.oN sus miem*ros eran nom*rados #or el re, de acuerdo con una
serie de criterios, 2ue incluían la #osesi+n de una ri2ueza considera*le o un ran1o distin1uido en la
#ro#ia carrera. <ncluso los elementos existentes de democracia masculina 4ueron, #or su#uesto,
r3#idamente erradicados #or el 4ascismo, , s+lo en 1%$ 4ue ado#tada una constituci+n totalmente
democr3tica.
=a#+n. El =a#+n de la restauraci+n Mei/i ado#t+ al Ceic) alem3n como modelo, , la constituci+n de
1!" 4ue redactada con la a,uda de /uristas alemanes. El su4ra1io uni.ersal #ara los .arones 4ue
introducido en 12I tras los a8os de luc)as #o#ulares de la #os1uerra. Eun2ue sin un sistema 1enuino
de 1o*ierno re#resentati.o , sin li*ertad real, se #ermitieron #artidos , elecciones )asta el
esta*lecimiento de una dictadura militar *a/o cu*ierta im#erial a 4inales de los a8os treinta. =a#+n
#uede ser considerado como una democracia *ur1uesa desde 2ue recu#er+ su so*eranía en 1I2 so*re
la *ase de una constituci+n redactada #or las autoridades de ocu#aci+n de Estados Hnidos seis a8os
antes.
2
9orue1a. -a luc)a contra la uni+n con >uecia 4ue diri1ida #or la intelli1entsia ur*ana , la #e2ue8a
*ur1uesía, 2ue consi1uieron reunir en torno su,o a los a1ricultores en un #artido li*eral de iz2uierda.
9o o*stante, al 4ormar un 1o*ierno #arlamentario en 1!!%, la iz2uierda se o#uso al su4ra1io uni.ersal.
-a a1itaci+n del mo.imiento o*rero en la década de 1!" #ersuadi+ 4inalmente a los li*erales a ceder,
con la es#eranza de uni4icar al #ue*lo #ara la *atalla 4inal contra la monar2uía sueca.
3"
Pr3cticamente la
totalidad de la #o*laci+n masculina o*tu.o e1 derec)o al .oto en 1!!, se1uida #or las mu/eres 2uince
a8os m3s tarde.
9ue.a Relanda. (ras tres décadas de 1o*ierno #arlamentario , un derec)o al .oto *asado en
restricciones de #ro#iedad, una es#ecie de democracia masculina 4ue introducida en 1!! #or un
1o*ierno un tanto conser.ador, en la cauda de la a1itaci+n de los li*erales de iz2uierda , de los
2- )a eval0a!i3n de las ele!!iones, de 1919 est# "asada en C.SetonQ5atson, $taly 4rom Liberalism to 6ascism, )ondres,
196,, p. M4,.
29 J. Mar;i, Government and 1oliti!s in Japan, )ondres, 1962, pp. ,- ss.
<7 $l tel3n de fondo de la in!l0si3n del s0fra2io 0niversal mas!0lino en el pro2rama del partido de la iC/0ierda /0eda !laro
en la (istoria ofi!ial del partido, J. 5ormQMPller et al., Fenstre i *or2e, Oslo, 19<<. pp. 124 ss.
la*oristas. Cuatro a8os m3s tarde, el derec)o al .oto de las mu/eres 4ue introducido #or una
administraci+n li*eral a#o,ada #or los la*oristas, en 1ran medida *a/o la #resi+n de los
#ro)i*icionistas, 2ue #re.eían un extenso a#o,o #or #arte de las mu/eres.
31
-os maoríes )a*ían reci*ido
cuatro esca8os en la C3mara en 1!$P. Esí, los #rinci#ales cam*ios democr3ticos )a*ían sido
introducidos ,a antes de 2ue el #aís ad2uiriera el estatuto de dominio en 1"P.
Países Da/os. -a #rimiti.a re.oluci+n )olandesa no tra/o consi1o un ré1imen democr3tico, , )acia
4inales del si1lo O<O los Países Da/os aún tenían un derec)o al su4ra1io estrec)o , *asado en la
#ro#iedad. En la década de 1!" a#arecieron di.isiones en todos los #artidos ca#italistas, al a.anzar los
dem+cratas *ur1ueses acom#a8ados #or las mani4estaciones de los tra*a/adores , la o*strucci+n
#arlamentaria socialdem+crata. El su4ra1io uni.ersal #ara los .arones 4ue incor#orado 4inalmente
mediante un am#lio acuerdo entre todos los #artidos, #or el cual los #artidos reli1iosos o*tenían a#o,o
del Estado con .istas al control de las escuelas #or #arte de la <1lesia. El acuerdo 4ue lle.ado a la
#ractica e.entualmente *a/o los aus#icios de un 1o*ierno li*eral, en el clima de uni+n nacional de
11P, #ero si1uiendo las recomendaciones de una comisi+n anterior a la 1uerra. E causa de la
o#osici+n de los #olíticos reli1iosos, el su4ra1io 4emenino se retraso )asta 11. Hlteriores enmiendas
constitucionales en 122 restrin1ieron los ,a mu, de*ilitados #oderes del monarca.
Ceino Hnido. E mediados del si1lo OS<<<, &ran Dreta8a se con.irti+, /unto con >uecia, en la #rimera
monar2uía #arlamentaria. -a cuna del ca#italismo industrial, &ran Dreta8a, 4ue testi1o tam*ién de los
#rimeros mo.imientos democr3ticos de las masas tra*a/adoras, así como tam*ién del #rimer
a#lastamiento e4ecti.o de tales mo.imientos en la década de 1!%". El derec)o masculino al .oto se .io
considera*lemente am#liado en 1!$P , 1!!%, #ero un su4ra1io m3s o menos i1ualitario , uni.ersal s+lo
4ue introducido durante la 1uerra, en 11!, #or un 1o*ierno li*eral. -as #ro#uestas de un .oto 4emenino
m3s restrin1ido, 2ue )a*ían sido derrotadas con éxito antes de la 1uerra, 4ueron tam*ién a#ro*adas. Hn
su4ra1io i1ualitario #ara las mu/eres 4ue concedido #or los conser.adores en 12!, des#ués de 2ue el
#rimer 1o*ierno minoritario la*orista 4racasara en su intento de 2ue 4uera ace#tado. Casos
relati.amente insi1ni4icantes de derec)os de .oto #lural 4ueron a*olidos 4inalmente #or los la*oristas
en 1%!.
>uecia. Auince a8os de cam#a8as socialdem+cratas , li*erales 4ueron necesarios antes de 2ue un
<1 5. G. Oliver, /he %tory o4 >e. Bealand, )ondres, 1967, p. 1M,K p. Grims(aJ, Women?s %u44rage in >e. Bealand,
0!;land, 19,2. )a m#s importante or2aniCa!i3n feminista era la 5omenRs C(ristian 'emperan!e 8nion.
1o*ierno conser.ador otor1ara 4inalmente i1ualdad de derec)o al .oto a los .arones #ara la se1unda
c3mara en 1"P. 9o o*stante, se atri*u,eron i1ualdad de #oderes a una #rimera c3mara ele1ida
indirectamente con arre1lo a un sistema #or medio del cual los .otantes m3s ricos dis#onían de
cuarenta .otos. Con res#ecto alas elecciones munici#ales, incluso la *ur1uesía li*eral a1raria mantenía
considera*les reser.as acerca de la #osi*ilidad de otor1ar a las clases *a/as el .oto i1ualitario. -os
conser.adores solamente cedieron, en la con4usi+n de 4inales de 11!, al .erse amenazados #or una
re*eli+n de la clase tra*a/adora. Por contraste, )u*o #ocos con4lictos #or a2uella é#oca acerca del
derec)o al .oto de las mu/eres.
>uiza. -as oli1ar2uías tradicionales de los cantones suizos ca,eron ante la democracia masculina de
artesanos, cam#esinos , #e2ue8o*ur1ueses intelectuales en las décadas de 1!3" , 1!%", en .arios casos
tras alzamientos armados. Eun2ue en la 1uerra ci.il nacional de 1!%P se com*ati+ so*re la cuesti+n de
la uni4icaci+n nacional 4rente al clericalismo #ro.inciano, m3s 2ue so*re los derec)os democr3ticos,
am*as luc)as 4ueron en la #ractica di4erentes momentos de la misma re.oluci+n. -a constituci+n
4ederal de 1!I" introdu/o la democracia masculina, #ero di4ícilmente #uede decirse 2ue la
institucionalizaci+nN la si1uiente década estu.o re#leta de re*eliones , contrarre*eliones cantonales.
32

De )ec)o resulta extremadamente di4ícil 4ec)ar con #recisi+n la consumaci+n del #roceso. Durante
.arias décadas los a#aratos de Estado cantonales mantu.ieron in1eniosos mecanismos de intimidaci+n
, mani#ulaci+n, así como si1ni4icati.as cl3usulas le1ales de exclusi+n :relacionadas con *ancarrotas,
#a1o de im#uestos, etcétera;. En Derna, en 1!P%, #or e/em#lo, )asta un 2I #or ciento de la #o*laci+n
masculina total 2ueda*a excluida e4ecti.amente del su4ra1io.
33
El esta*lecimiento de una democracia
masculina #uede localizarse tal .ez, con un m3ximo de #recisi+n, alrededor del a8o 1!P, cuando se
realiz+ #or #rimera .ez un censa electoral correcto. Por mor del acomodo al nazismo, el #artido
comunista 4ue #ro)i*ido en 1%". Pero cuando cam*iaron las re1las de la 1uerra, lo mismo ocurri+ con
las de la democracia masculina suiza0 en 1%% se #ermiti+ 2ue el #artido se reconstitu,era como Partido
del (ra*a/o. -os derec)os de la mu/er, no o*stante, no tenían lu1ar en la conce#ci+n #redominante de
la democracia, e incluso des#ués de 2ue la elite #olítica masculina ace#t+ el su4ra1io 4emenino en la
década de 1I", .arios re4eréndums sexistas retrasaron su o*tenci+n )asta 1P1.
<2 F. Gitormann, Ges!(i!(te der S!(JeiC, '(a6n2en 6 S!(aff(a0sen, 1941, pp. M17 ss.
<< $. Gr0ner, Die #arteinen in der %ch.ei", +erna, 1969, p. 1-1
<<<. MBDE-B> DE DEMBCCE(<REC<B9
En la )istoria de la democratizaci+n, dos ras1os *rillan #or su ausencia. En #rimer lu1ar, el )ec)o de
2ue nin1una de las 1randes re.oluciones *ur1uesas esta*leciera de )ec)o la democracia *ur1uesa. Esto
no es s+lo cierto en el caso de las tem#ranas re.oluciones in1lesa , )olandesa0 la constituci+n
democr3tica sur1ida de la re.oluci+n 4rancesa 2ued+ como letra muerta desde el #rinci#io )asta el 4inal
de su e4ímera existencia. -a re.oluci+n de =ulio ni si2uiera consi1ui+ redactar una, aun2ue estimul+ el
desarrollo de un mo.imiento democr3tico masculino en >uiza. El alzamiento #o#ular internacional de
1!%! se .io r3#idamente so4ocado #or la reacci+n 4eudal-din3stica, , tam*ién #or la #ro#ia *ur1uesía.
Por e/em#lo, en 1!I" la << Ce#ú*lica 4rancesa arre*ato el .oto a dos millones , medio de .arones
adultos #or medio de la introducci+n de restricciones de residencia #rolon1ada. De manera similar, en
Dinamarca los *ur1ueses nacional-li*erales a,udaron entusiasmados a recortar las alas de la c3mara
#o#ular en la década de 1!$". -a re#ú*lica norteamericana 4ue esta*lecida #or )acendados *lancos, ,
los únicos ne1ros con derec)o a .oto al inicio de la 1uerra ci.il eran .arones del norte. -a <talia
uni4icada )izo su,o el ré1imen electoral extremadamente restrin1ido del reino de Cerde8a. X cuando, a
#esar de la descon4ianza de los li*erales *ur1ueses, DismarcL introdu/o el su4ra1io uni.ersal masculino
en las elecciones del Ceic), ni el resultado ni el o*/eti.o de la medida 4ueron el esta*lecimiento de un
ré1imen de democracia #arlamentaria. -a se1unda ausencia llamati.a en la )istoria de la democracia
*ur1uesa es la de un #roceso 4irme , #aci4ico acom#asado al desarrollo de la ri2ueza, la al4a*etizaci+n
, la ur*anizaci+n. En .ís#eras de la #rimera 1uerra mundial, tan s+lo tres #aíses ca#italistas #eri4éricos
#odrían )a*er sido caracterizados como democracias0 Eustralia , 9ue.a Relanda :donde el racismo
ram#ante #odía .erterse )acia el exterior m3s 2ue )acia el interior; , 9orue1a. >i #asamos #or alto el
sexismo e incluimos las democracias masculinas, #odríamos citar otros dos e/em#los0 Francia , >uiza.
Esta última )a*ía #asado recientemente #or dos 1uerras ci.iles 6en 1!%P , en 1!P%6, mientras 2ue la
#rimera )a*ía ex#erimentado una serie de re.oluciones , contrarre.oluciones, así como la derrota
militar del << <m#erio, 2ue se con.irti+ en el #unto de #artida de la re#ú*lica democr3tica. El ,a anti1uo
ré1imen #arlamentario *rit3nico no )a*ía otor1ado aún el derec)o al .oto a la totalidad de los .arones
de la clase tra*a/adora, , esta*a em#ezando entonces a normalizarse lentamente tras su re#resi+n del
#rimer mo.imiento democr3tico de masas de la )istoria. En Estados Hnidos, el #roceso de
democratizaci+n )a*ía su4rido dos re.eses0 uno en el norte, diri1ido contra los nue.os inmi1rantes
anal4a*etosN el otro diri1ido contra los ne1ros , la o#osici+n *lanca #o*re en el sur. En <talia, los
#re4ectos , los mazzieri :1orilas armados con mazas; del #rimer ministro li*eral &iolitti controla*an
aún en 1ran medida las elecciones. De 4orma similar, en otros #aíses los 1randes terratenientes , sus
aliados LulaLs , *ur1ueses retenían el #oder del #ri.ile1io.
Para suministrar una .isi+n 1eneral de los tiem#os relacionados con el #roceso de democratizaci+n,
de*emos a)ora carto1ra4iar el es2uema #olítico de estos diecisiete #aíses en momentos determinados
:cuadro <<<;. -os #aíses son incluidos tan s+lo tras la o*tenci+n de la inde#endencia, con la exce#ci+n
de 9orue1a, la cual era antes de 1"I el socio menor de una uni+n mon3r2uica con >uecia m3s 2ue una
#arte inte1ral de esta. <talia , Elemania a#arecen s+lo tras la uni4icaci+n nacionalN Eustria, tras el
Eus1leic) de 1!$P , el 4inal del a*solutismo, , =a#+n, tras la restauraci+n Mei/i. Kasta 2ue se
#rodu/eron estos cam*ios, todos estos #aíses #ertenecían claramente a un uni.erso di4erente de
re1ímenes. :El im#erio de los Ka*s*ur1o, #or e/em#lo, nunca 4ue un auténtico Estado *ur1ués.;
CE&VME9E> DHC&HE>E> E9 D<>(<9(E> FECKE> C-ESE
Democracias #or derrota
(ras la #rimera 1uerra mundial el numero de democracias aument+ de tres a diez :con al1unas
restricciones en el caso de Canad3 , Finlandia;, , el de democracias masculinas de cinco a catorce.
Para 13, no o*stante, el número )a*ía disminuido a oc)o , once, res#ecti.amente. El 1ran au1e de la
democracia .ino tras la se1unda 1uerra mundial, manteniéndose s+lo el sexismo suizo , el racismo de
Estados Hnidos )asta los a8os setenta. -a conclusi+n #arecería ser 2ue la democracia *ur1uesa es en
1ran medida un lo1ro marcial.
-os .encedores de am*as 1uerras )icieron am#lio usa de la ret+rica democr3tica, , nin1uno m3s 2ue
el menos democr3tico de los Estados ca#italistas, Estados Hnidos de Emérica. Pero nin1ún )istoriador
serio #arece )a*er su1erido 2ue am*as 1uerras 4ueran causadas #or una luc)a a 4a.or o en contra de la
democracia *ur1uesa, o 2ue Elemania , sus aliados #erdieran #or2ue no tenían re1ímenes
democr3ticos. Por otra #arte, el #a#el )ist+rico crucial de las 1uerras exteriores a#orta un 1ran a#o,o a
la tesis de 2ue la democracia *ur1uesa es en 1ran medida contin1ente al dominio desarrollado del
ca#ital. >i esto es cierto, la 4ra1ilidad de la democracia *ur1uesa en -atinoamérica #uede ser atri*uida
#arcialmente al )ec)o de 2ue /am3s se .io en.uelta en la masi.a matanza de las dos 1uerras mundiales.
Puede ser el caso, no o*stante, 2ue el ori1en occidental de la democracia *ur1uesa sea #or sí mismo
un accidente. Por2ue aun2ue no 4i1uran, entre las #rinci#ales #otencias ca#italistas, tres #aíses tenían
re1ímenes democr3ticos antes de la #rimera 1uerra mundial, , los )an mantenido desde entonces
:#asando #or alto la ocu#aci+n alemana de 9orue1a entre 1%" , 1%I;. Parece, entonces, 2ue las
1uerras mundiales no son al menos condiciones indis#ensa*les #ara la democracia *ur1uesa. (al .ez
incluso existieran #rocesos de democratizaci+n interna en marc)a, 2ue s+lo salieron a la luz
accidentalmente tras las 1uerras mundiales. En cual2uier caso de*emos a*andonar el terreno del
an3lisis correlacional, tan amado de los soci+lo1os #olíticos, , examinar las 4uerzas causales 2ue
o#eraron. (endremos tam*ién 2ue #ermitirnos al1unas es#eculaciones contra43cticas acerca del #osi*le
curso de la )istoria si no )u*ieran tenido lu1ar las 1uerras mundiales o si )u*ieran tenido un resultado
di4erente.
Contemos los cuatro Estados 2ue entraron , salieron del escenario democr3tico como si cada uno de
ellos re#resentara dos casos. (enemos entonces un total de .eintiún casos en lu1ar de diecisiete. En
nue.e de estos casas, un ré1imen de democracia *ur1uesa sur1i+ como resultado de la derrota militar
de un 1o*ierno no democr3tico :Elemania, Eustria , Finlandia, dos .eces cada unoN <talia, =a#+n ,
>uecia, una .ez;. En dos casos :Finlandia 11!-1, >uecia 11!; 4ue la caída de un ré1imen extran/ero
6la Elemania 1uillermina, , antes el im#erio de los Com3no.6 lo 2ue tu.o un e4ecto indirecto so*re el
#roceso de democratizaci+n. En el e/em#lo de Finlandia #arece #er4ectamente claro a #artir de las
ne1ociaciones constitucionales #osteriores a la .ictoria de los *lancos en la 1uerra ci.il 2ue, si no
)u*iera sido #or el esta*lecimiento en Elemania de una re#ú*lica democr3tica, se )a*ría #roclamado
una monar2uía constitucional #ero no #arlamentaria. Medio a8o des#ués de la caída del Ceic) aún no
se )a*ía resuelto si ace#tarían una re#ú*lica democr3tica el /e4e de Estado interino, 1eneral
Manner)eim, , las 4uerzas de la derec)a.
3%
Pero no existía nada e2ui.alente a la s+lida aristocracia
)ún1ara, , Manner)eim no se con.ertiría en el Kort), de Finlandia.
En el caso de >uecia, la ar1umentaci+n contra43ctica resulta un tanto m3s azarosa. E 4inales del oto8o
de 11!, el #aís esta*a en una situaci+n de a1itaci+n casi re.olucionaria. -as 4uerzas de iz2uierda,
ins#iradas #or el Bctu*re ruso, , en luc)a #or una re.oluci+n socialista constituían una clara minoría
dentro del mo.imiento o*rero mientras 2ue el mo.imiento #o#ular a 4a.or de una democracia *ur1uesa
era mu, 4uerte. 9o o*stante, la derec)a esta*a atrinc)erada en la no democr3tica #rimera c3mara, ,
#odía contar con el a#o,o de 1os terratenientes , a1ricultores #r+s#eros, con los #oderosos mono#olios
de la madera , el acero de ori1en #reindustrial, , con la lealtad del cuer#o de o4iciales , de la #olítica.
Fue sin duda el miedo del re, #or su trono, entre otras consideraciones, lo 2ue 4inalmente #ersuadi+ a
los #olíticos de la derec)a a renunciar a los #ri.ile1ios a los 2ue tan tozudamente se )a*ían a4errado.
Parece casi se1uro 2ue el #roceso de democratizaci+n se )u*iera .isto #os#uesto durante un cierto
tiem#o si Elemania )u*iera salido .ictoriosa. -o 2ue )u*iera ocurrido en caso de no )a*er )a*ido
<4 1ara 0na re!iente mono2raf.a so"re la (istoria de la !onstit0!i3n de 1919, v%ase S. )indman, 6ran %tor4urstendCme till
Republi), $;enTs, 1969.
1uerra es m3s di4ícil de .alorar. -a derec)a sueca se )a*ía .uelto m3s 4uerte , a1resi.a al irse
4ormando nu*es de tormenta so*re Euro#a a #artir de 112, , resulta im#ro*a*le 2ue )u*iera ace#tado
un ré1imen democr3tico a 4inales de 11! si no )u*iera sido #or la caída de su mu, admirado Ceic)
1uillermino.
De 4orma similar, el curso 2ue )u*ieran se1uido los im#erios de los Ka)s*ur1o , los Ko)enzollern en
un #eriodo de desarrollo #ací4ico resulta im#osi*le de #recisar. 9o o*stante, di4ícilmente )u*ieran
4lorecido en 4orma de democracias #arlamentarias en 11. En el su#uesto de una .ictoria militar,
asimismo, los /unLers no )u*ieran renunciado li*remente a sus #ri.ile1ios, ni se )a*rían retirado
durante muc)o tiem#o ante el a.ance de las 4uerzas internas de la democracia.
En conclusi+n, #odemos decir 2ue en oc)o casos de un total de .eintiuno :o cinco de diecisiete; el
resultado de las 1uerras mundiales 4ue causalmente decisi.o en el esta*lecimiento de la democracia
*ur1uesa, , 2ue en uno m3s :>uecia; determin+ la cronolo1ía del #roceso. E estas seis democracias
cu,o ori1en est3 en una derrota militar #odemos a8adir el caso de Francia. -a condici+n #re.ia #ara la
a#arici+n de una re#ú*lica democr3tica de .arones 4ue el )undimiento de 9a#ole+n <<< en la 1uerra
4ranco-#rusiana.
>+lo en cuatro #aíses el #roceso de democratizaci+n carece totalmente de relaci+n con 1uerras
exteriores0 Eustralia , 9ue.a Relanda, 9orue1a , >uiza. 9o o*stante, en seis de las trece democracias
restantes de nuestra selecci+n la 1uerra #arece )a*er tenido un e4ecto indirecto o una si1ni4icaci+n tan
s+lo secundaria en su desarrollo. >ir.i+ #ara in4luir en los 1o*iernos , #artidos existentes en un sentido
democr3tico antes 2ue #ara descom#oner las .ie/as 4uerzas , dar a luz otras nue.as. De )ec)o, seria
m3s correcto considerar este ti#o de e4ecto *a/o un enca*ezamiento m3s 1eneral, 2ue cu*ra im#ortantes
eta#as adicionales del #roceso. Esí, de las democracias de 1uerra 6las democracias #or derrota6
de*eríamos #asar a examinar las democracias de mo.ilizaci+n nacional.
Democracias de mo.ilizaci+n nacional
-a mo.ilizaci+n nacional )a estado relacionada con el desarrollo de la democracia de dos maneras
4undamentales. Por una #arte, las medidas de democratizaci+n se )an introducido como medio #ara
o*tener la mo.ilizaci+n nacionalN #or otra #arte, )an sur1ido como e4ecto del #roceso de inte1raci+n
:militar, econ+mico e ideol+1ico; ex#resado en la mo.ilizaci+n #o#ular #or el es4uerzo nacional. -os
dos e/em#los m3s claros de la #rimera relaci+n son la re4orma del su4ra1io #or &iolitti en <talia , la le,
canadiense de 11P #ara elecciones en tiem#o de 1uerraN am*os, #arte de los #re#arati.os #olíticos #ara
la 1uerra. -a se1unda relaci+n .iene ilustrada #or el esta*lecimiento de la democracia #ara .arones en
Dél1ica, las re4ormas )olandesas de 11P-1, la ace#taci+n #or la derec)a danesa de la democracia en
11I, la le, *rit3nica de re4orma de 11! , la introducci+n del su4ra1io 4emenino en Estados Hnidos en
11 :tal .ez tam*ién en Francia , en Dél1ica tras la se1unda 1uerra mundial;. En todos estos casos
esta*a ,a en marc)a un #roceso de democratizaci+n 2ue se .io acelerado , 4acilitado #or la union
sacrée de tiem#o de 1uerra. Este e4ecto de la mo.ilizaaci+n lo ex#res+ mu, *ien El*erto < de Dél1ica
ante el Parlamento el 22 de no.iem*re de 11!, tras su re1reso a Druselas0 @-a i1ualdad en el
su4rimiento , la resistencia )a creado una i1ualdad de derec)os en la am#liaci+n de las as#iraciones
#u*licas. El 1o*ierno #ro#ondr3 2ue las dos c3maras desmantelen las anti1uas *arreras en un acuerdo
#atri+tico e inicien una consulta nacional so*re la *ase del su4ra1io i1ualitario #ara todos los )om*res
2ue )a,an lle1ado a la edad re2uerida #ara el e/ercicio de los derec)os ci.iles@.
3I
En otros casos, tam*ién, la mo.ilizaci+n nacional )a /u1ado un #a#el im#ortante en la extensi+n del
su4ra1io. DismarcL, #or e/em#lo, escri*i+ en sus memorias0 @-a ace#taci+n del su4ra1io 1eneral 4ue un
arma en la luc)a contra Eustria , el resto de las #otencias extran/eras, un arma en la luc)a #or la uni+n
nacional@. Pero su intenci+n era 2ue s+lo se #ermitiera com#etir #or los .otos de las masas a los
candidatos de las clases adineradas.
3$
Dentro del mismo es#íritu, una de las razones #or las 2ue el
em#erador austriaco concedi+ el su4ra1io 1eneral a los .arones en las elecciones a la se1unda c3mara
en 1"P era su es#eranza de neutralizar así las tendencias a la desinte1raci+n del im#erio din3stico en
sus naciones com#etentes.
3P
De manera similar, la *ur1uesía danesa se .io inducida a ace#tar el
su4ra1io 1eneral como instrumento en su luc)a #or rem#lazar los ducados 1erm3nicos del re, de
>c)lesJi1 , Kolstein--auen*ur1 #or una 4rontera nacional, no din3stica, so*re el río Eider. En 9orue1a
la necesidad de incor#orar al #ue*lo a la luc)a contra >uecia #arece )a*er sido una de las razones
4undamentales de la ace#taci+n en 1!! #or #arte del #artido de la iz2uierda li*eral de las 4uertes
35 G.QG, 90mont, ,istoire des belges, vol. HHH, +r0selas, 19M6, p. 192. )a t0r"0lenta salida de las tropas alemanas de
+r0selas llev3 a 0n alCamiento pop0lar, en el /0e (0"o (0el2as 6 !aCa de !ola"ora!ionistasK el miedo de la !lase dominante
a la revol0!i3n se !erni3 so"re la os!0ra 6 !omple?a serie de ne2o!ia!iones en el !astillo real de )op(em /0e t0vieron !omo
res0ltado el dis!0rso del re6. Res0lta por lo menos in!ierto /0e, en a0sen!ia de este miedo, 0na parte de!isiva de la %lite
pol.ti!a !at3li!a se (0"iera re"elado !ontra el rea!!ionario 6 o!to2enario 5oeste, s0m#ndose al apo6o a la demo!ra!ia
"0r20esa, F%ase C.Q$. Go?er, Le rDgime parlementaire belge de 0302 @ 03EF, 8ppsala, 1946, !ap. HHH.
<6 '. GameroJ, /he %ocial 6oundations o4 German Ani4ication %truggles and -ccomplishments, 1rin!eton, 19,2, p. 244.
<, M. 5eiss, op. !it., pp. 24- ss.
exi1encias del mo.imiento o*rero a 4a.or del derec)o al .oto de los .arones. -as mani4estaciones
semirre.olucionarias de los tra*a/adores 4ueron el marco #ara la extensi+n del su4ra1io en Finlandia en
1"$ como #arte de la luc)a contra el zar de Cusia.
-a mo.ilizaci+n #or la li*eraci+n nacional , la 1uerra exterior )a sido, #or tanto, /unto con la derrota
militar, una de las causas m3s im#ortantes #ara el desarrollo de la democracia *ur1uesa. Pero resulta
m3s di4ícil determinar )asta 2ue #unto )a sido decisi.o este #a#el. Ka constituido un determinante
crucial de la cronolo1ía de la democratizaci+n, , una de las razones de la coincidencia de 1uerra ,
democracia. Pero 5se )a*rían detenido los #rocesos internos sin estas amenazas exteriores7 Parece
extremadamente #ro*a*le 2ue en los Países Da/os , en Dinamarca, donde una ma,oría #arlamentaria
)a*ía #resentado ,a #ro#uestas #oco antes del comienzo de la #rimera 1uerra mundial, el ritmo de los
sucesos )a*ría sido a 1randes ras1os el mismo en ausencia de la inte1raci+n nacional de tiem#o de
1uerra. En 9orue1a, no o*stante, el esta*lecimiento de una democracia se )a*ría .isto, casi con
se1uridad, nota*lemente retrasado durante un tiem#o considera*le si no )u*iera sido #or el con4licto
irresuelto con >uecia. En Canad3, i1ualmente, donde las restricciones en *ase a la #ro#iedad , a los
im#uestos de .oto #ersistieron a ni.el #ro.incial )asta muc)o des#ués de la introducci+n del derec)o al
su4ra1io uni.ersal en 12", la 1uerra #arece )a*er a4ectado el #roceso de 4orma decisi.a. De no )a*er
sido #or la 1uerra, la derec)a cat+lica militante *el1a di4ícilmente )u*iera ca#itulado en 11, ,
tam*ién )u*iera #asado m3s tiem#o antes de 2ue las mu/eres o*tu.ieran el derec)o a .oto en Dél1ica,
Francia, los Países Da/os , #osi*lemente en Estados Hnidos.
En &ran Dreta8a, la re4orma esta*a @,a en una eta#a *astante a.anzada. El derec)o al su4ra1io )a*ía
sido am#liado considera*lemente en 1!$P , 1!!%N las elecciones li*res )a*ían sido 1arantizadasN la
C3mara de los -ores )a*ía 2uedado .irtualmente des#ro.ista de #oder inmediatamente antes de la
1uerra, , se )a*ía #resentado una #ro#uesta de le, a 4a.or de la a*olici+n del .oto #lural. 9o o*stante,
no se )a*ía tornado decisi+n al1una acerca del su4ra1io 1eneral masculino, #or no )a*lar del derec)o
uni.ersal al .oto, , aun2ue el #roceso )a*ría continuado sin duda en condiciones de #az, resulta
#ro*a*le 2ue )u*iera lle.ado muc)o m3s tiem#o lle1ar a su consumaci+n.
En conclusi+n, entonces, #odemos decir 2ue la mo.ilizaci+n nacional 4rente a una amenaza exterior
)a sido un 4actor de 1ran im#ortancia en la )istoria de la democratizaci+n *ur1uesa. En dos #aíses
6Dinamarca , los Países Da/os6 tu.o tan s+lo una im#ortancia secundaria, determinando la 4orma m3s
o menos consensual en la 2ue se dieron los #asos decisi.os. En cuatro casos 6Dél1ica, &ran Dreta8a,
Canad3 , 9orue1a6 acelero la o*tenci+n de la democracia #ara los .arones en una medida .aria*le,
incierta, #ero #ro*a*lemente considera*le. En cinco #aíses 6Del1ica, &ran Dreta8a, Francia, los Países
Da/os , Estados Hnidos6 aceler+ la o*tenci+n del derec)o al .oto de las mu/eres. :De*eríamos recordar
tam*ién 2ue el derec)o al .oto de los ne1ros del sur se im#uso #or #rimera .ez durante la 1uerra de
Sietnam, #osi*lemente como resultado de la #reocu#aci+n del 1o*ierno #or el derrum*amiento del
4rente interior ex#resado #or la re*eli+n de los ne1ros, los mo.imientos estudiantiles , la o#osici+n a la
1uerra.; Pero en nin1uno de los casos estudiados es #osi*le a4irmar 2ue la mo.ilizaci+n nacional 4uera
una condici+n necesaria #ara la o*tenci+n de la democracia.
Democracias de desarrollo interno
Existen tan s+lo tres #aíses donde )a sur1ido la democracia como resultado de los desarrollos
internos0 Eustralia, 9ue.a Relanda , >uiza. Pero de*eríamos tam*ién considerar a2uellos casos en los
2ue tales #rocesos tu.ieron un #ro4undo si1ni4icado, a sa*er, Dinamarca, los Países Da/os , Estados
Hnidos. En Francia, el esta*lecimiento de la democracia se a#o,+ so*re una 4usi+n, sin1ularmente
com#le/a, de derrota exterior , e.oluci+n interior. Finalmente, dado 2ue los cuatro e/em#los de
mo.ilizaci+n nacional a los 2ue nos )emos re4erido antes 6Dél1ica, &ran Dreta8a, Canad3 , 9orue1a6
mostra*an tam*ién im#ortantes tendencias internas, tendremos 2ue tomarlos en cuenta *a/o este
enca*ezamiento.
Dos 4actores internos #arecen )a*er tenido una im#ortancia estraté1ica de lo m3s inmediata0 la 4uerza
inde#endiente de los #ro#ietarios de tierras *ur1ueses #e2ue8os , medianos , las di.isiones en el seno
del *lo2ue de clases dominante :o en el #oder;. Esta a4irmaci+n de*ería ser inmediatamente matizada
mencionando la enorme im#ortancia del mo.imiento o*rero. -a << <nternacional se )undi+ en medio de
un desconcierto i1nominioso en 11%. Pero su contri*uci+n al desarrollo de la democracia *ur1uesa no
4ue en a*soluto desde8a*le. De )ec)o, se #uede decir 2ue éste 4ue su #rinci#al lo1ro )ist+rico. 9o
o*stante, aun2ue el mo.imiento o*rero 4uera la única 4uerza co)erentemente democr3tica, no era
su4icientemente 4uerte, ni muc)o menos, como #ara o*tener la democracia *ur1uesa #or sí s+lo, sin
a,uda de .ictoriosos e/ércitos extran/eros, de aliados internos m3s 4uertes 2ue él o de di.isiones en las
4ilas del enemi1o.
Cesulta a#enas sor#rendente 2ue la diminuta minoría #ri.ile1iada constituida #or la *ur1uesía
mercantil e industrial , los terratenientes 4eudales , ca#italistas 4uera casi in.aria*lemente )ostil a la
democracia0 de a2uí el resultado exclusi.ita de las re.oluciones *ur1uesas. Por contraste, el artisanat
ur*ano , la #e2ue8a *ur1uesía tendían en 1eneral )acia la democracia , suministraron la 4uerza de
c)o2ue tanto de las re.oluciones /aco*inas como de las de 1!%!. Pero, como muestran tam*ién estos
e/em#los, eran demasiado dé*iles #ara so*re#onerse a la reacci+n 4eudal , *ur1uesa. El cam#esinado,
no o*stante, constituía una 4uerza a*solutamente decisi.a en los #aíses ca#italistas, toda.ía en 1ran
medida a1rarios, del si1lo O<O , comienzos del xx. E)ora *ien, @cam#esinado@ es, #or su#uesto, un
conce#to excesi.amente #oco di4erenciado. -os cam#esinos sin tierras esta*an, en 1eneral, demasiado
o#rimidos aún #ara )acer o decir 1ran cosa, aun2ue en Finlandia los #e2ue8os arrendatarios entraron
r3#idamente en el mo.imiento o*rero, , m3s adelante tu.ieron un )eroico #a#el en la 1uerra ci.il. -os
2ue realmente conta*an eran los #e2ue8os , medianos a1ricultores con tierras, las 4amilias #atriarcales
de autosu*sistencia, la #e2ue8a *ur1uesía a1raria , la *ur1uesía a1raria #e2ue8a , mediana :2ue a
di4erencia de los anteriores utiliza mano de o*ra contratada;.
-a 4uerza de estas clases a1rarias , su 1rado de inde#endencia de la aristocracia terrateniente , el
1ran ca#ital ur*ano son 4actores cruciales en el desarrollo de la democracia. Eran m3s #oderosas en los
cantones suizos, 2ue )a*ían resistido al im#erio de los Ka*s*ur1o durante si1los, , en las comunidades
de colonos de Eustralia, 9ue.a Relanda, el norte de Estados Hnidos , el oeste de Canad3. -os
#atriciados mercantiles aislados de Derna , Ruric) eran tan #oco ca#aces de resistir a estas 4uerzas
como la colonocracia de #astores de las antí#odas , sus aliados entre los ca#italistas ur*anos de
reciente 4ormaci+n. -a instituci+n de la democracia de .arones #recedi+ al sur1imiento del mo.imiento
o*rero tanto en >uiza como en el norte de Estados Hnidos. En Eustralia , en 9ue.a Relanda, los
#olíticos la*oristas #rocedentes de los sindicatos ocu#aron un im#ortante #uesto en las coaliciones
democr3ticas, #ero sin re#resentar amenaza socialista al1una #ara el ca#ital. En las lar1as , amar1as
)uel1as de #rinci#ios de la década de 1!", los o.e/eros , armadores in4li1ieron, con a,uda del Estado,
serias derrotas a los sindicatos de marineros , es2uiladores. :Sale la #ena recordar, no o*stante, 2ue
Eustralia tenía un #roletariado a1rícola *astante or1anizado ,a en la década de 1!!".; En Canad3, #or
el contrario, los #e2ue8os colonos no eran #osi*les enemi1os #ara la rica *ur1uesía mercantil de >an
-orenzo, los terratenientes tories de Bntario , la comunidad tradicionalista 4rancesa de Aue*ec,
controlada de cerca #or la /erar2uía cat+lica.
-a #o*reza #reindustrial , la de#endencia semicolonial 2ue durante si1los mantu.ieron a Finlandia ,
a 9orue1a en la #eri4eria de la sociedad euro#ea, )icieron casi #or com#leto im#osi*le la 4ormaci+n de
una aristocracia nati.a. (odo lo 2ue #udo desarrollarse 4ue una #e2ue8a ca#a de no*les daneses, en
1ran medida ur*ana, en 9orue1a, , un estrato li1eramente m3s 4uerte de arist+cratas suecos en
Finlandia. Estos 1ru#os eran con muc)o demasiado dé*iles #ara sustentar una autocracia aristocr3tica
del ti#o de la instalada en la Kun1ría de Kort), tras la caída de la Elemania 1uillermina , la .ictoria de
la contrarre.oluci+n interior. Eun2ue la aristocracia 4rancesa, tras Taterloo, .ol.i+ a sus anti1uas
#osiciones en el Estado , la <1lesia, )a*ía sido 2ue*rantada irremedia*lemente #or la &ran Ce.oluci+n.
Esí, a mediados de si1lo el cam#esinado terrateniente li*re era su4icientemente #oderoso #ara o4recer
a#o,o #o#ular a la astuta institucionalizaci+n del su4ra1io uni.ersal masculino realizada #or -uis
9a#ole+n.
-os terratenientes daneses eran muc)o m3s 4uertes 2ue sus i1uales suecos. 9o o*stante, el #roceso
interno de democratizaci+n se desarrollo muc)o antes en Dinamarca, en 1ran medida a causa del
im#acto di4erencial de la crisis 2ue a4ect+ a la a1ricultura centroeuro#ea durante la se1unda mitad del
si1lo. -a .ictoria del #roteccionismo en >uecia a 4inales de la década de 1!"" di.idi+ al .ie/o #artido
1roman , 4or/+ una alianza, un tanto similar a la alemana, entre los terratenientes , los a1ricultores
#r+s#eros li1ados a la industria #esada tradicional :madera , )ierro;N la industria moderna de
in1eniería, como la EleLtro-C)imie en Elemania, se orienta*a en direcciones m3s li*erales.
3!
En
Dinamarca , los Países Da/os, no o*stante, los 1ran/eros se inclinaron )acia la #roducci+n l3ctea,
constru,endo un 4uerte mo.imiento coo#erati.o en el 2ue #erdieron los intereses 2ue )a*ían
com#artido con los 1randes terratenientes. El 4orzar la mano en un momento en 2ue su control
econ+mico so*re el cam#o esta*a siendo soca.ado, la aristocracia danesa no tard+ en )acer in.ia*le
cual2uier acuerdo con una *ur1uesía a1raria 2ue esta*a le/os de sentir entusiasmo #or la democracia.
<- Ga!ia finales de 191-, los representantes de la ind0stria de in2enier.a 6 los prin!ipales "an!os exi2ieron /0e los
diri2entes de la dere!(a a!eptaran la demo!ratiCa!i3n. F%ase S. S&derpalm %tor4Cretagarna och det demo)ratis)a
genombrottet, )0nd, 1969, pp. 1,4 ss. S&derpalm no va alas ra.!es so!iales de estos pol.ti!os. *o o"stante, los tres
Q)indman, 'r622er 6 SJartCQ esta"an rela!ionados, "ien familiar o profesionalmente, !on los monopolios tradi!ionales de la
madera 6 el (ierro @)indman (a".a sido e?e!0tivo ?efe de 0no de ellosB. )a divisi3n del !apital monopolista alem#n entre los
intereses ele!tro/0.mi!os 6 del !ar"3n 6 (ierro f0e desarrollada !omo instr0mento de an#lisis (ist3ri!o por el 2ran
(istoriador de lem#n Oriental J0r2en I0!C6ns;6. 1or lo /0e 6o s%, la me?or 0tiliCa!i3n de %l (a sido realiCada por otro
(istoriador de la R9 I0rt GossJeiler, en Grossban)en, lndustrienmonopole. %taat, +erl.n, 19,1. $l finan!iero "el2a
4ran!/0i tam"i%n pare!e (a"er ?02ado 0n importante papel prodemo!r#ti!o en los !a"ildos /0e dieron ori2en al dis!0rso del
re6 el 22 de noviem"re de 191-. F%ase G&?er, op. !it., pp. 64, -2Q-<.
Cesulta im#osi*le desenmara8ar a2uí las razones #or las 2ue los 1ran/eros *el1as si1uieron tan
d+cilmente el lideraz1o del #artido cat+lico :una 4ormaci+n 2ue, aun2ue encadrée #or el *a/o clero, era
controlada e4ecti.amente #or la aristocracia;. Dis#onían de una or1anizaci+n razona*lemente
im#ortante #ara de4ender sus intereses econ+micos 6el Doeren*ord6, #ero #ermanecieron social ,
#olíticamente aislados, en su cam#o 4lamenco, de las #artes industrializadas , secularizadas,
4ranco#arlantes, del #aís. Esta 4alta de un #a#el #olíticamente acti.o tam*ién caracteriz+ a los
econ+micamente #oderosos 1ran/eros )olandeses. Eun2ue no #uedo .alorar #lenamente la
si1ni4icaci+n #olítica del 4en+meno, #arece claro 2ue las relaciones de clase a1raria en Dél1ica , los
Países Da/os #resentan marcadas di4erencias con res#ecto al es2uema 2ue #re.aleci+ en Escandina.a,
Francia , otros #aíses de la Euro#a continental occidental. El )ec)o de 2ue una 1ran #ro#orci+n de las
1ran/as 4ueran arrendadas su1iere 2ue un cierto 1rado de de#endencia #ersonal )a*ía so*re.i.ido a la
introducci+n de la #roducci+n intensi.a de mercancías. Desa4ortunadamente, las ci4ras m3s recientes a
las 2ue ten1o acceso son las de 12-3", se1ún las cuales el IP #or ciento de las 1ran/as *el1as , el %$
#or ciento de las )olandesas eran arrendadas, 4rente a un 2" #or ciento en Francia , >uecia , a un % #or
ciento :en 1%; en Dinamarca.
3
9o o*stante, como muestra con toda claridad el caso de &ran Dreta8a, la existencia de una .i1orosa
#e2ue8a , mediana *ur1uesía a1raria no es, en a*soluto, una condici+n necesaria #ara la
democratizaci+n. De )ec)o, &ran Dreta8a al i1ual 2ue Francia, aun2ue de distinta manera, o4rece un
excelente e/em#lo del se1undo 4actor interno decisi.o mencionado m3s atr3s0 una clase dominante
di.idida. Existen al menos dos 4ormas en las 2ue, *a/o determinadas circunstancias, las di.isiones )an
tenido un #a#el de im#ortancia determinante. Mientras no exista una seria amenaza desde a*a/o, las
di.isiones #ueden lle.ar a una intensa *ús2ueda del a#o,o #o#ularN , en el su#uesto de 2ue exista un
cierto 1rado de unidad su*,acente :aun2ue s+lo sea a causa de ex#eriencias desastrosas #re.ias de
con4lictos .iolentos;, #ueden a,udar a #romo.er #rocedimientos institucionales 2ue 1aranticen la
coexistencia , la o#osici+n #ací4icas.
-as olas 2ue lle1aron a &ran Dreta8a de la Francia re.olucionaria , los #rimeros #asos del
mo.imiento o*rero 4ueron e4icientemente a#lastados #or una clase dominante uni4icada. 9o o*stante,
la #rimiti.a e inmadura re.oluci+n *ur1uesa tu.o como resultado el esta*lecimiento, en el si1lo O<O,
<9 4. 9ovrin2. Land and Labor in Europe in the /.entieth Century, )a Ga6a, 196M, p. 169. Como res0ltado de la "0ena
mar!(a de las a!tividades !ooperativas del +oeren"ond @/0e era 0n miem"ro re!iente del !#rtel ele!toral !at3li!oB, los
2ran?eros arrendatarios ten.an po!as /0e?as e!on3mi!as de importan!ia !ontra s0s terratenientes.
de un modelo #arlamentario #ro4undamente arrai1ado, *asado en la com#etencia en el seno de la clase
dominante entre el ca#ital terrateniente , el ur*ano. Cuando se des.aneci+ el #3nico
contrarre.olucionario, , #articularmente cuando resur1i+ la a1itaci+n #o#ular *a/o 4ormas m3s
cautelosas, esta ri.alidad se trans4orm+ en una luc)a #or la am#liaci+n del a#o,o #o#ular. -a
im#ortante am#liaci+n del derec)o al su4ra1io #or el 1o*ierno conser.ador de Disraeli en 1!$P o4rece
una *rillante ilustraci+n de esta característica. El Parlamento , el #ro#io #artido tor, esta*an atra#ados
#or un inesta*le e2uili*rio de #oder, mientras 2ue la #resi+n #o#ular exterior a 4a.or de la re4orma
electoral i*a en aumento. (ras una serie de com#licadas manio*ras, en las cuales el o*/eti.o
4undamental de Disraeli era de/ar 4uera de /ue1o a sus ri.ales li*erales , ase1urarse una #osici+n
diri1ente dentro de su #ro#io #artido, el #ro,ecto de le, #resentado #or el 1o*ierno 4ue 4inalmente
a#ro*ado #or una ma,oría del Parlamento. En la &ran Dreta8a de mediados del si1lo O<O, un #olítico
conser.ador #odía sentir tal con4ianza en su #ro#ia clase 2ue un #u8ado de radicales #arlamentarios,
a#ro.ec)ando la com#etencia dentro de la clase dominante, lo1raron astuta e inad.ertidamente am#liar
el su4ra1io m3s all3 de lo 2ue el 1o*ierno )a*ía #retendido. -a cuesti+n cla.e #ara Disraeli era derrotar
a los li*erales, 2ue se o#onían al #ro,ecto de le, desde la derec)a.
%"
-os acontecimientos en Francia constitu,en una .ariaci+n m3s .iolenta so*re el mismo tema. Hna
re.oluci+n *ur1uesa muc)o m3s radical )a*ía conse1uido a la .ez distanciar seriamente a la *ur1uesía
ur*ana de la aristocracia terrateniente , emanci#ar de4initi.amente al cam#esinado. Este último )izo
#residente a -uis 9a#ole+n en 1!%!, mientras 2ue los no*les e.itaron la consolidaci+n de la reacci+n
*ur1uesa en el #eriodo entre 1!% , 1!I1. (ras la derrota militar del << <m#erio , el a#lastamiento de la
Comuna de Paris, las di.isiones en el seno del cam#o mon3r2uico de la reacci+n #rodu/eron un em#ate
2ue lle.o a la 4ormaci+n de la antidemocr3tica <<< Ce#u*lica. Des1arrado #or las disensiones internas,
este *lo2ue sucum*i+ con *astante ra#idez ante las 4uerzas re#u*licanas democr3ticas de la #e2ue8a ,
media *ur1uesía.
E 4inales del si1lo O<O , comienzos del OO, unas di.isiones extremadamente com#le/as en el seno
de la clase dominante )olandesa 4acilitaron tam*ién el #roceso de democratizaci+n. El #artido li*eral se
escindi+ en tres. El Partido Cal.inista Entirre.olucionario, 2ue a#o,a*a un derec)o al su4ra1io #ara los
.arones #adres de 4amilia, o#oniéndose tanto al su4ra1io indi.idual como al *asado en la #ro#iedad,
47 R. +la;e, Disraeli, )ondres. 1966. !ap. 21. )a narra!i3n !ontiene 0n sorprendente retrato de 9israeli poniendo a tra"a?ar
a s0s se!retarios !on 2ran 0r2en!ia, 6 !on a60da de "0rdos datos so"re dep3sitos "an!arios e imp0estos, para !al!0lar las
!onse!0en!ias ele!torales, para !onservadores 6 li"erales, de diversas limita!iones del s0fra2io .
#or considerarlos como ex#resiones del @#oder de Mammon@, su4ri+ una escisi+n cuando la 4racci+n
m3s íntimamente li1ada a los intereses aristocr3ticos , de los 1randes a1ricultores se se#ar+ #ara
4ormar la Hni+n Kist+rica Cristiana. El1unos elementos democr3ticos a#arecieron incluso en el seno
del #artido cat+lico, en 1eneral conser.ador. -a com*inaci+n resultante de democracia *ur1uesa ,
ace#taci+n #or los laicos del a#o,o estatal a los cole1ios reli1iosos 6un com#romiso al 2ue se lle1+ en
11P6 mostr+ ser una *arrera e4ecti.a contra el sur1imiento de una clase o*rera uni4icada ca#az de
utilizar la democracia *ur1uesa #ara a#o,ar sus #ro#ios intereses.
%1
-a im#ortancia de las di.isiones de la clase dominante dentro de un marco su*,acente de unidad se
.e demostrada m3s aún #or el arduo , #rolon1ado #roceso de democratizaci+n de Estados Hnidos. -a
decimo2uinta enmienda, 2ue #ro)i*ía la discriminaci+n electoral #or moti.os raciales, no 4ue resultado
de la 1uerra ci.il. (am#oco se #retendía seriamente 2ue diera derec)o al .oto a los ne1ros del sur, ,a
2ue la la*or .italmente im#ortante era reuni4icar alas 4racciones nordista , sure8a de la *ur1uesía. @El
e4ecto de la enmienda@, escri*i+ su #atrocinador, el senador re#u*licano #or 9e.ada Tilliam >teJart,
@)a sido el 2ue ,o su#onía 2ue sería, 1arantizar al ne1ro del norte su derec)o a .otar sin
intimidaciones@.
%2
-a enmienda 4ue #ro#uesta #or los re#u*licanos tras sus resultados relati.amente
#o*res en las elecciones de 1!$!, con el 4in de ase1urarse la ma,oría en el norte , en la Hni+n.
Mientras tanto, el Partido Dem+crata de los #lantadores #udo atrinc)erarse sin o#osici+n en el sur.
Por su#uesto resulta di4ícil resumir en unas cuantas líneas la com#le/a )istoria de las 4uerzas
democr3ticas en el sur norteamericano. 9o o*stante, si com#aramos la situaci+n de la década de 1$"
con la de un si1lo antes, sur1en dos llamati.as di4erencias. En la década de 1!$" los ex-escla.os ne1ros
carecían de una 4uerza inde#endiente , or1anizada con la cual crear una o#osici+n o una #olítica de
alianzasN , la democracia /am3s )a sido un re1alo de las alturas. Hn si1lo m3s tarde, un mo.imiento
militante ne1ro se )a*ía esta*lecido en las 3reas industrializadas , ur*anizadas del sur, , en el tercer
cuarto del si1lo xx la anti1ua *ur1uesía rural del sur se )a*ía con.ertido en una 4racci+n mar1inal
dentro del *lo2ue dominante nacional. Esto es lo 2ue ex#lica la ca#acidad del a#arato de Estado 4ederal
#ara im#oner los derec)os democr3ticos sin miedo a #ro.ocar di.isiones si1ni4icati.as en el seno de la
*ur1uesía. En 1$I, la mitad de los estados mantenían aun la exi1encia de sa*er leer , escri*ir #ara
.otar, #ero su e4icacia se )a*ía .isto erosionada incluso antes de la a*sorci+n de los nue.os
41 LJa2er, op. !it. pp. 161 ss.K . )i?p(art, /he #olitics oG -ccomodation, +er;ele6 6 )os n2eles, 196-, pp. 174 ss.
42 Citado de 5. G0illette, op. !it., p. 164. G0illette (a p0esto al des!0"ierto de forma !on!l06ente el !ontexto pol.ti!o de la
apro"a!i3n de la de!imo/0inta enmienda.
tra*a/adores inmi1rantes en el sistema #or los caci2ues de las ma2uinarias #olíticas ur*anas.
Cual2uier intento de resumir en un cuadro el modelo de democratizaci+n dominante en cada #aís
conlle.a serios #eli1ros de excesi.a sim#li4icaci+n. El cuadro <S de*e considerarse, #or tanto, tan s+lo
como una indicaci+n a 1randes ras1os de las 4uerzas 2ue contri*u,eron directamente a la o*tenci+n de
la democracia *ur1uesa. -os únicos casos razona*lemente claros son Dél1ica, las democracias de
1uerra , los tres #aíses 6Eustralia, 9ue.a Relanda , >uiza6 en los 2ue la democratizaci+n 4ue un
#roceso totalmente interno. Con res#ecto a las dem3s naciones se de*ería )acer una serie de reser.as.
Esí, en medida si1ni4icati.a 9orue1a de*e su democracia a la #e2ue8a *ur1uesía a1raria
inde#endiente. -a democracia 4ederal canadiense sur1i+ tanto en cuanto medio como en cuanto e4ecto
de la mo.ilizaci+n nacionalN , la inte1raci+n nacional re#resent+ tam*ién un im#ortante #a#el en
Dinamarca , &ran Dreta8a. -a derrota militar 4ue un )ec)o im#ortante en Francia, mientras 2ue en
Estados Hnidos del norte la democracia 4ue en 1ran medida un lo1ro de la #e2ue8a , mediana
*ur1uesía. El cuadro tam#oco )ace /usticia a la #e2ue8a , mediana *ur1uesía )olandesa, *astante m3s
acti.a 2ue la *el1a. Finalmente de*eríamos su*ra,ar 2ue #or de*a/o de todos estos modelos existía una
4uerza común , co)erente0 la clase o*rera. En cierto sentido #odemos decir 2ue los di4erentes modelos
es#eci4ican los di4erentes aliados necesarios #ara el éxito de la luc)a de la clase o*rera #or la
democracia.
MBDE-B> DE DEMBCCE(<REC<Y9
<S. CEP<(E-(>MB X DEMBCCEC<E0
(E9DE9C<E> <9(CV9>ECE>
-a democracia *ur1uesa )a sido alcanzada #or rutas tan di.ersas , tortuosas 2ue cual2uier intento de
ex#licaci+n sencilla a #artir de las características *3sicas del ca#italismo resultaría im#osi*le, o en el
me/or de los casos seriamente e2uí.oca. 9o o*stante, el )ec)o de 2ue la democracia en el sentido
de4inido anteriormente no )a,a sur1ido en lu1ar al1uno antes del ca#italismo, el 2ue al1unos #aíses
ca#italistas )a,an ex#erimentado un desarrollo #uramente interno de la democracia , el 2ue todos los
Estados *ur1ueses a.anzados im#ortantes sean )o, en día democracias, todo esto exi1e naturalmente
al1una dilucidaci+n de las tendencias intrínsecas del ca#italismo. ?stas #ueden a1ru#arse
#ro.isionalmente con arre1lo a sus e4ectos so*re dos características centrales de la democracia
*ur1uesa0 aG inclusi+n de las masas en #arte del #roceso #olítico, , *G *a/o condiciones de 1o*ierno
re#resentati.o , com#etencia electoral.
1. -a democracia *ur1uesa )a a#arecido siem#re tras luc)as de masas de di.ersos 1rados de .iolencia
, duraci+n. -a #rimera tendencia intrínseca, #or tanto, se encontrar3 en las condiciones 2ue 4a.orecen
la luc)a #o#ular. -a emanci#aci+n le1al de la mano de o*ra , la creaci+n de un mercado li*re de
tra*a/o, la industrializaci+n, la concentraci+n de ca#ital son todas tendencias intrínsecas 2ue
simult3neamente sientan las *ases de un mo.imiento o*rero con una 4uerza , una esta*ilidad
inalcanza*les #or las clases ex#lotadas en los modos de #roducci+n #reca#italistas. De acuerdo con el
an3lisis de Marx de las contradicciones crecientes del ca#italismo, la clase tra*a/adora se .e 4ortalecida,
ceteris #ari*us, #or el a.ance , el desarrollo del ca#italismo. Esto ex#lica las correlaciones sociol+1icas
tradicionales de la democracia con la ri2ueza, la al4a*etizaci+n , la ur*anizaci+n, 4actores 2ue in4lu,en
en la relaci+n de 4uerzas dentro de la luc)a de clases. X, como ,a )emos .isto, el mo.imiento o*rero )a
desem#e8ado tam*ién un #a#el .ital en la luc)a #or la democracia.
2. 9o o*stante, tam*ién )emos su*ra,ado 2ue, en 1eneral, la clase tra*a/adora no )a o*tenido la
#artici#aci+n en el #roceso #olítico en el calor de la *atalla. Por el contrario, )a sido m3s 4recuente 2ue
la *ur1uesía )iciera concesiones tras un tiem#o de resistir con éxito a la re4orma. E#arentemente, la
#artici#aci+n de la clase tra*a/adora tiene 2ue ser en al1ún sentido .enta/osa #ara la *ur1uesía. Eun2ue
en Elemania , Eustria en 11! , 1%I :#osi*lemente tam*ién en Dél1ica , >uecia en 11!;, , en <talia
en 1%I, la alternati.a a la democracia *ur1uesa 4uera un intento de re.oluci+n socialista, la de4ensa de
)ec)o contra la re.oluci+n #roletaria no #arece )a*er sido un 4actor directamente determinante. En
todos estos casos no 4ue el #roletariado insurrecto sino los e/ércitos extran/eros los 2ue derrocaron los
re1ímenes existentes, a consecuencia de lo cual las .ie/as 4uerzas democr3ticas internas salieron
4inalmente .ictoriosas.
%3
De ma,or im#ortancia 4ue el arte, es#ecí4icamente ca#italista, de la 1uerra
industrializada. -a #rimera 1uerra mundial 4ue lle.ada a ca*o tanto #or los inmensos e/ércitos
reclutados como #or las #o*laciones ci.iles mo.ilizadas en su totalidad #ara la #roducci+n militar. Para
este es4uerzo incluso el Ceic) de &uillermo admiti+ a los socialdem+cratas en la ma2uinaria
4< $n Jap3n, ni si/0iera 0na derrota militar aplastante f0e s0fi!iente para dislo!ar el "lo/0e de poder !onstit0ido por el
!apital monopolista 6 la "0ro!ra!ia imperial del $stado fe0dal tard.o. 9ado /0e el 2o"ierno del +ar3n S(ide"ara no pod.a
a!eptar ine/0.vo!amente la so"eran.a pop0lar, el mando norteameri!ano de o!0pa!i3n entro en es!ena para reda!tar 0na
!onstit0!i3n demo!r#ti!a. )a resol0!i3n mostrada por el 2o"ierno de $stados 8nidos, tan diferente de s0 a!tit0d en s0
propio pa.s, de"er.a ser vista f0ndamentalmente !omo 0n intento de erradi!ar las ra.!es so!iales del imperialismo ?apon%s,
/0e en el pasado (a".a s0p0esto 0na amenaCa mortal para los intereses m0ndiales de $stados 8nidos. C0ando el !om0nismo
se !onvirti3 de n0evo en el enemi2o prin!ipal, el destino de la demo!ra!ia ?aponesa de?3 de pare!er tan importante. s., 0na
(0el2a de tra"a?adores f0e pro(i"ida 6a en 194, @Sto!;Jin, op. !it., p. M6B 6 los norteameri!anos !ooperaron m06 de !er!a
!on *o"os0;e Iis(i Qanti20o miem"ro del 2a"inete de 20erra del 2eneral 'o?o 6 !riminal de 20erra !onvi!to @i"id., p. 67BQ
!0ando se !onvirti3 en primer ministro en 19M,. 40e !omo si l"ert Speer (0"iera pasado dire!tamente de Spanda0 a la
!an!iller.a federal de +onn.
1u*ernamentalN so*re este 4ondo tam*ién se am#li+ el su4ra1io en Dél1ica, Canad3, &ran Dreta8a ,
Estados Hnidos.
3. -a uni4icaci+n , la li*eraci+n nacionales )an sido .istas en todas #artes #or la *ur1uesía como
necesidades estraté1icas #ara el desarrollo , la #rotecci+n del comercio , la industria , #ara el
derrocamiento del #oder din3stico 4eudal. X con estos o*/eti.os )a resultado a .eces ina#recia*le #ara
la *ur1uesía lo1rar el a#o,o #o#ular. -a am#liaci+n del derec)o al su4ra1io en Dinamarca, Elemania,
9orue1a, Finlandia e <talia :#ara la ex#edici+n im#erialista a -i*ia; 4ue #arte de un #roceso de
uni4icaci+n nacional.
%. El desarrollo 4e*ril de las 4uerzas #roducti.as es otra característica #eculiar del modo de
ex#lotaci+n ca#italista. Hna de las razones 4undamentales #or las 2ue los li*erales del si1lo O<O , de
#rinci#ios del xx #odían ne1ar la com#ati*ilidad de la democracia con la #ro#iedad #ri.ada era su
miedo a 2ue las le1islaturas #o#ulares , los cuer#os munici#ales incrementaran 1randemente los
im#uestos. 9o o*stante, i1nora*an la elasticidad , la ca#acidad de ex#ansi+n del ca#italismo. -os
ni.eles 4iscales m3s altos no )an #uesto 4in ni a la #ro#iedad #ri.ada ni a la acumulaci+n del ca#ital.
-os aumentos en la #roducti.idad )acen #osi*le un incremento simult3neo tanto de las tasas de
ex#lotaci+n como de los in1resos reales de las masas ex#lotadas.
%%
Esto, #or su#uesto, no es en sí
mismo al1o 2ue conduzca a la democracia. Pero resulta rele.ante en la medida en 2ue suministra a la
*ur1uesía un terreno de una am#litud sin #recedentes #ara manio*rar en sus relaciones con la ma,oría
ex#lotada.
I. Kasta a2uí )emos )a*lado deli*eradamente en términos mu, 1enerales de mo.ilizaciones
#o#ulares , de incor#oraci+n de las clases o*reras al #roceso #olítico. Pero tal mo.ilizaci+n no tiene
#or 2ué ser democr3tica. De maneras mu, distintas, la Elemania en 1uerra del M3iser, el 4ascismo , el
@#o#ulismo@ del (ercer Mundo testi4ican esto. -o 2ue )ace #osi*le la democracia ca#italista es una
característica única entre todos los modos de #roducci+n conocidos. El ca#italismo es un modo
im#ersonal de ex#lotaci+n 2ue im#lica el dominio del ca#ital antes 2ue la dominaci+n #ersonal de la
44 $n - Century o4 #ay, )ondres, 196-, p. <12, $. G. 1(elpsQ+roJn (a demostrado /0e d0rante la ma6or parte del periodo
entre 1-9M 6 1967 el !o!iente entre el salario an0al medio por asalariado 6 el in2reso an0al medio 2enerado por persona
o!0pada en la ind0stria dismin063 en $stados 8nidos, el Reino 8nido, lemania 6 S0e!ia, pero /0e los salarios reales
a0mentaron a !a0sa de los in!rementos en la prod0!tividad. $l !o!iente salariosUin2resos de 1(elpsQ+roJn !orresponde a
2randes ras2os a 0n !o!iente /0e en t%rminos marxistas se expresar.a !omo vU @sVvB. 8na dismin0!i3n de la tasa
salariosUin2resos si2nifi!ar.a as. 0n in!remento de la tasa de explota!i3n sUv.
*ur1uesía. Desde lue1o no 4unciona a modo de una ma2uina autom3tica, sino en la 4orma de
#roducci+n en *usca de *ene4icios siem#re crecientes, *a/o condiciones de com#etencia en un mercado
im#ersonal. El dominio del ca#ital re2uiere un Estado, #ara su a#o,o , #rotecci+n tanto interior como
exteriorN #ero mientras sosten1a el reino se#arado de la @sociedad ci.il@ ca#italista, este Estado no tiene
#or 2ué ser diri1ido #ersonalmente #or los *ur1ueses. X en la lar1a )istoria de la democratizaci+n, los
#olíticos *ur1ueses )an a#rendido los muc)os mecanismos 2ue tienen a su dis#osici+n #ara mantener al
Estado en armonía con las necesidades del ca#ital.
%I
$. Esta característica del ca#italismo 2ue aca*amos de mencionar #uede ex#licar #or 2ué el 1o*ierno
im#ersonal de una diminuta minoría es conce*i*le *a/o 4ormas democr3ticas. Por 2ué, #or e/em#lo, el
dominio del ca#ital es com#ati*le con el 1o*ierno de un #artido o*rero, mientras 2ue una aristocracia
4eudal no #odría ser 1o*ernada #or un #artido cam#esino. Pero una #osi*ilidad te+rica es una cosa , la
din3mica )ist+rica es al1o *ien di4erente. Kemos .isto 2ue la luc)a de la clase o*rera #or el su4ra1io
uni.ersal , #or un 1o*ierno li*remente ele1ido /am3s 4ue #or sí misma su4iciente #ara im#oner la
introducci+n de una democracia *ur1uesa. Esto #lantea la cuesti+n de si existen otras tendencias
internas del ca#italismo 2ue, *a/o ciertas condiciones, #uedan 1enerar 4uerzas democratizadoras
distintas de la luc)a de la clase o*rera. Hna tendencia tal se #uede identi4icar inmediatamente. -as
relaciones de #roducci+n ca#italista tienden a crear una clase dominante internamente com#etiti.a ,
#ací4icamente desunida. En su desarrollo, el ca#ital se .e di.idido en .arias 4racciones0 mercantil,
4inanciero, industrial, a1rícola, #e2ue8o , 1rande. Exce#to en una situaci+n de 1ra.e crisis o de a1uda
amenaza #or #arte de un enemi1o :,a sea 4eudal, #roletario o un Estado nacional ri.al;, las relaciones
de la clase *ur1uesa no contienen un elemento uni4icador com#ara*le a la le1itimidad din3stica de la
realeza , a la /erar2uía 4i/a del 4eudalismo. M3s aun, el desarrollo del ca#italismo )a estimulado
)a*itualmente la ex#ansi+n la #e2ue8a #roducci+n mercantil, en .ez de tender a destruirla. Esí, la
comercializaci+n de la a1ricultura trans4orm+ a un cam#esinado autosu4iciente en una #e2ue8a
*ur1uesía a1raria con intereses #ro#ios característicos.
%$
En ausencia de un centro único, se re2uiere al1ún ti#o de ma2uinaria #olítica electi.a, deli*eradora ,
re#resentati.a. Por tanto, las re#u*licas de #ro#ietarios o las monar2uías #arlamentarias se
desarrollaron en una eta#a tem#rana de la 4ormaci+n de los Estados ca#italistasN #or e/em#lo, las
4M $stos me!anismos se est0dian en mi li"ro 5(at 9oes t(e R0lin2 Class do 5(en it R0lesW, !it.
46 *or0e2a nos propor!iona 0n e?emplo de tales efe!tos prod0!idos por la !omer!ialiCa!i3n de la a2ri!0lt0ra. F%ase O.
Oster0d, "'(e 'ransformation of S!andinavian 2rarianism", %candinavian <ournal o4 ,istory, 19,6. pp. 271Q1<.
ciudades-re#u*lica italianas, alemanas , suizas, las Pro.incias Hnidas de los Países Da/os, &ran
Dreta8a, Estados Hnidos, Francia , Dél1ica :esta última a #artir de 1!3";. En cuanto a la li*ertad de
#rensa, la *ase material de su a#arici+n 4ue el lanzamiento de los #eri+dicos como em#resas ca#italistas
i1uales a las otras. Esto se1uía siendo una democracia tan s+lo #ara la *ur1uesía, , el 4raccionamiento
del ca#ital s+lo )a contri*uido a la creaci+n de una democracia 2ue inclu,e al resto de la #o*laci+n en
con/unci+n con las otras tendencias a las 2ue nos )emos re4erido anteriormente. Esí, el #a#el decisi.o
en una serie de casos de una derrota militar contin1ente muestra 2ue el ca#italismo no desarrolla
necesariamente 4uerzas su4icientemente #otentes como #ara extender la democracia alas masas.
Democracia , ca#italismo de#endiente
Este artículo se )a ocu#ado tan s+lo del desarrollo de la democracia *ur1uesa en los #aíses
ca#italistas a.anzados. Para lle1ar a una .isi+n 1lo*al de la relaci+n entre la democracia , el dominio
del ca#ital sería necesario relacionar el *oceto )asta a2uí trazado con an3lisis de la )istoria de la
democracia *ur1uesa en los #aíses ca#italistas su*desarrollados, así como de las 4uerzas
antidemocr3ticas #resentes en el ca#italismo a.anzado , su*desarrollado. 9o o*stante, si #ostulamos
2ue )emos identi4icado correctamente las tendencias #rodemocr3ticas esenciales del ca#italismo,
#odemos concluir su1iriendo tentati.amente al1unos 4actores 2ue ex#lican la rareza de la democracia
*ur1uesa en los #aíses ca#italistas del tercer mundo.
-a introducci+n desde 4uera del ca#italismo )a tenido tres e4ectos cruciales so*re la *ur1uesía de
estos #aíses. En #rimer 1u1ar )a limitado nota*lemente la di4erenciaci+n interna de la clase ca#italista,
)aciéndola en cam*io 1randemente de#endiente un centro exterior :el 4actor $ citado anteriormente;.
En se1undo lu1ar, el crecimiento desi1ual de#endiente del exterior de la #roducci+n mercantil #e2ue8a
, 1eneralizada )a )ec)o a la *ase econ+mica extremadamente 4r31il , .ulnera*le a las crisis
internacionales, de/ando así a las *ur1uesías indí1enas #oco es#acio de manio*ra 4rente a las clases
ex#lotadas :4actor %;. El 4recuente entrelazamiento del modo de ex#lotaci+n ca#italista con el 4eudal, el
escla.ista u otros modos de ex#lotaci+n #reca#italistas, así como la com*inaci+n del ca#italismo de
encla.e con los culti.os de su*sistencia, )an im#edido el desarrollo del dominio im#ersonal del ca#ital
:4actor I; , de un mercado li*re de tra*a/o, limitando nota*lemente, #or tanto, el crecimiento del
mo.imiento o*rero :4actor 1; , el de una #e2ue8a , mediana *ur1uesía a1rícola :4actor $;.
M3s aún, las luc)as nacionales de los #aíses del tercer mundo )an sido li*radas en una eta#a de su
desarrollo muc)o m3s #rimiti.a 2ue en Euro#a. Por consi1uiente, o *ien )a )a*ido #oca necesidad de
im#licar a las masas #o#ulares en 1a luc)a o no )a existido la misma com#ulsi+n a asumir sus
demandas es#ecí4icas #ara mo.ilizarlas, o am*as cosas a la .ez :4actor 3;. (am#oco, dado su estado de
desarrollo , su localizaci+n 1eo1r34ica, )an tenido estas naciones 2ue mo.ilizarse #ara el )olocausto de
la 1uerra industrial :4actor 2;. X a2uellas 2ue )an tenido 2ue lle.ar a ca*o una 1uerra #o#ular #ara
o*tener la li*ertad 6lo 2ue im#lica una mo.ilizaci+n ideol+1ica ex#lícitamente de clase6 no )an
com*atido so*re una *ase ca#italista, , su*si1uientemente )an ado#tado una .ía no ca#italista de
desarrollo social.
S. DEMBCCE(<REC<Y9 X -HCKE DE C-E>E>
En las últimas décadas, a #esar de una a*rumadora e.idencia #rima 4acie de lo contrario 6el 4ascismo
euro#eo, las dictaduras militares del tercer mundo, etcétera6, las conce#ciones 4uncionalistas ,Qo
e.olucionistas acerca de una relaaci+n @normal@ de corres#ondencia entre el dominio del ca#ital , la
democracia *ur1uesa )an im#re1nado con 4recuencia los an3lisis tanto de los autores marxistas como
de los no marxistas. 9uestro examen )ist+rico del )orizonte #olítico en el 2ue se esta*leci+ la
democracia en los #rinci#ales , m3s a.anzados #aíses ca#italistas )a re.elado lo inadecuado de tales
ar1umentos e )i#+tesis ex#licati.as 1enerales.
9o o*stante, la democracia *ur1uesa no es un mero accidente de la )istoria, , el ca#italismo contiene
una serie de tendencias 2ue conducen )acia #rocesos de democratizaci+n. Esí, se )a o*ser.ado,
4recuente , correctamente, 2ue la democracia *ur1uesa su#one una di.isi+n com#etiti.a en el seno de
un marco *3sico de unidad, incluso si esta a4irmaci+n se inter#reta de una manera in1enuamente
idealista, #or re4erencia a la ideolo1ía , las .ariedades de @cultura #olítica@. Pero la din3mica
econ+mica , #olítica concreta del sur1imiento del ca#italismo sí su#one la *ús2ueda , el desarrollo de
una nue.a unidad di.idida. ?sta a#arece como la naci+n-Estado, li*erada de las *arreras , 4ronteras de
la le1itimidad din3stica, la de#endencia 4eudal , la tradici+n #ro.incial. El esta*lecimiento de la
so*eranía , de la unidad nacional 4ue el resultado de las luc)as en contra del a*solutismo real, de las
dinastías extran/eras , el se#aratismo #ro.incial. Esto era lo 2ue esta*a en /ue1o en las 1uerras
)olandesas contra Es#a8a de los si1los OS< , OS<<N en la re.oluci+n , 1uerra ci.il in1lesas del si1lo
OS<<N en la declaraci+n de inde#endencia de Estados HnidosN en la re.oluci+n 4rancesa 1P!N en la
re.oluci+n de a1osto de 1!3" en Dél1icaN en la uni4icaci+n de >uiza, <talia, Elemania , de las colonias
canadienses, australianas , neozelandesasN en la restauraci+n Mei/i en =a#+nN en el esta*lecimiento del
Estado Eider constitucional en DinamarcaN en la emanci#aci+n de 9orue1a , Finlandia, e incluso en las
luc)as constitucionales en el seno del im#erio de los Ka*s*ur1o. >+lo en >uecia, con su ,a tradicional
unidad nacional , su #eculiar mezcla de Estados , Parlamentos desde el si1lo OS<<<, las luc)as
nacionales antidin3sticas , antilocalistas no 4ueron una com#onente central del naciente #roceso de
democratizaci+n. Pero incluso en este caso el #roceso muestra una dimensi+n crucial de con4licto entre
elementos nacionales , no nacionales :din3sticos, extran/eros o #ro.inciales;0 el a*solutismo carolin1io
ca,+ *a/o los 1ol#es de la &ran &uerra del 9orte, , la 4ormaci+n de una democracia alcanz+ 4inalmente
la madurez im#acto de la situaci+n re.olucionaria exterior tras la #rimera 1uerra mundial. -a anti1ua
naci+n din3stica sueca ad2uiri+ su car3cter nacional-democr3tico esencialmente a #artir de estímulos
externos.
-a li*ertad de comercio e industria creo una red de relaciones com#etiti.as di.isorias 2ue atra.esa*a
la clase dominante de los Estados uni4icados , so*eranos. El mercado reem#laz+ la #ir3mide /er3r2uica
del 4eudalismo medie.al , a*solutista. X 4ue en esta unidad-di.isi+n del Estado nacional , del mercado
donde se ori1in+ el #roceso de democratizaci+n. Esto ocurri+ 4undamentalmente en una de dos maneras
distintas. En al1unos casos la democratizaci+n 4ue introducida en #rinci#io #ara las ca#as su#eriores de
la *ur1uesía :inclu,endo a los terratenientes comercializados;, 2ue eran los únicos 2ue tenían derec)o a
.otar , 4ormar 1o*iernos #arlamentarios o re#u*licanos. >u*si1uientemente otras secciones de la
*ur1uesía , de la #e2ue8a *ur1uesía 4ueron incididas en esta estructura, con arre1lo a ritmos ,
modalidades enormemente .aria*les. 9o o*stante, donde la re.oluci+n *ur1uesa se 2ued+ a mitad de
camino la democratizaci+n comenz+ como un com#romiso constitucional entre la anti1ua clase
dominante terrateniente 6inclu,endo su 3#ice, la dinastía6 , la *ur1uesía. Este sistema se trans4orm+
des#ués en una democracia de #ro#ietarios, como en Escandina.ia, los Países Da/os , Dél1ica, o *ien
una 4orma de 1o*ierno aún en 1ran medida no democr3tica *asada en un su4ra1io am#lio, como en
Eustria, Elemania , =a#+n.
?stas son, #or su#uesto, las líneas #rinci#ales se1uidas #or el #roceso, , las des.iaciones es#ecí4icas,
tales como el ré1imen /aco*ino de 1P3, tam*ién )an de ser tomadas en consideraci+n. Pero si estas
rutas ex#resan adecuadamente el modelo 1eneral, como o#ino 2ue ocurre, #odemos lle1ar a la
conclusi+n de 2ue la democracia *ur1uesa, al i1ual 2ue su #redecesora ateniense, sur1i+ en #rinci#io
como una democracia #ara los miem*ros .arones de la clase dominante. >+lo des#ués de lar1as luc)as
se am#liaron tam*ién estos derec)os a las clases dominadas , ex#lotadas. En ocasiones la clase
dominante de estos #rimeros re1ímenes era extremadamente reducida0 #or e/em#lo, las #ocas docenas
de re1iments4Z)i1e Familien :literalmente, @4amilias adecuadas #ara 1o*ernar@; de las ciudades-
re#ú*lica suizas. En ocasiones era razona*lemente am#lia, como en Estados Hnidos, #ero en todos los
casos 2uienes carecían de #ro#iedades se .eían excluidos0 en Estados Hnidos , en las colonias
*rit3nicas de Eustralia , de 9ue.a Relanda, al i1ual 2ue en las monar2uías #arlamentarias de Euro#a.
(am#oco cam*iaron las cosas des#ués de 2ue los Estados de 9orteamérica lo1raran su inde#endenciaN
de )ec)o, la #ro#iedad como tal tenía un derec)o de re#resentaci+n, #or lo cual 2uienes #oseían una
#ro#iedad en común reci*ían un .oto #lural a com#artir.
%P
De/ando a#arte a >uiza, donde los artesanos , los cam#esinos .arones armados con2uistaron
derec)os democr3ticos en una serie de .iolentas luc)as en las décadas de 1!3", 1!%" , 1!I", nin1uno
de los dos #rocesos 4undamentales en esta #rimera eta#a lle.+ al esta*lecimiento de la democracia #ara
todos los )om*res adultos, #or no )a*lar de la totalidad de la #o*laci+n adulta. Con esta exce#ci+n
#arcial, #or tanto, el ca#italismo com#etiti.o no )a lle.ado en nin1una #arte a la instauraci+n de la
democracia *ur1uesa como resultado de sus #ro#ias tendencias #ositi.as. 9o o*stante, un an3lisis
marxista del ca#italismo de*e a*ordar *3sicamente las contradicciones del sistema, , )a sido el
desarrollo de la contradicci+n *3sica entre el ca#ital , el tra*a/o lo 2ue )a lle.ado a la democracia m3s
all3 de los límites deseados #or la clase dominante , sus aliados. Esí, la se1unda eta#a en la luc)a #or
la democracia se .io con4ormada en 1ran medida #or el sur1imiento de la clase , el mo.imiento
o*reros. Kemos .isto ,a c+mo el modo de #roducci+n ca#italista da a luz una clase ex#lotada con una
ca#acidad de o#osici+n or1anizada mu, su#erior a la de cual2uier otra anterior. De )ec)o, el
mo.imiento o*rero luc)o en casi todas #artes no s+lo #or ma,ores salarios , me/ores condiciones de
tra*a/o, sino tam*ién #or la democracia #olítica, ,a 4uera como un 4in en sí misma :los cartitas
*rit3nicos o el mo.imiento sindicalista australiano , neozelandes; o como #arte inte1rante de la luc)a
#or el socialismo :los #artidos de la << <nternacional;.
9o o*stante, el mo.imiento de la clase o*rera no 4ue ca#az en lu1ar al1uno de lo1rar la democracia
#or sus #ro#ios medios , sin a,uda. Esto dice muc)o acerca de la 4uerza del dominio *ur1ués. Desde
los cartistas en la década de 1!%" )asta los socialdem+cratas *el1as inmediatamente antes , los
tra*a/adores /a#oneses inmediatamente des#ués de la #rimera 1uerra mundial, tales intentos siem#re
dieron como resultado la derrota. >+lo con la a,uda de aliados exteriores #udieron las masas no
4, )a o"ra #olitical Representation in England and the Origins o4 the -merican Republic, de J. R. 1ole, )ondres, 1966, es
0n est0dio s3lido e interesante de la apari!i3n del dere!(o individ0al a la representa!i3n pol.ti!a.
#ro#ietarias 1anar sus derec)os democr3ticosN , 4ueron so*re todo las minorías #ro#ietarias las 2ue
4inalmente res#ondieron a las cuestiones críticas del momento , la 4orma, de cu3ndo , c+mo )a*ría de
ser introducida la democracia. Esí, el #roceso de democratizaci+n se des#le1+ en el marco del Estado
ca#italista, con1el3ndose en la 4orma de democracia *ur1uesa en lu1ar de a*rir el camino a la
re.oluci+n #o#ular , a la trans4ormaci+n socialista.
-os m3s im#ortantes aliados de la clase o*rera en la luc)a #or la democracia 4ueron los si1uientes0
los e/ércitos .ictoriosos de Estados *ur1ueses extran/eros, la mediana , #e2ue8a *ur1uesía aut+noma ,
una secci+n de la #ro#ia clase dominante. El #a#el de estos aliados es consecuencia, #or su#uesto, de
otras contradicciones del ca#italismo0 ri.alidad im#erialista, con4lictos nacionales, la contradicci+n
entre com#etencia , mono#olizaci+n , los c)o2ues entre di4erentes 4racciones del ca#ital. En el es#acio
a*ierto #or estas contradicciones, el #eso de la clase tra*a/adora #odía a#licarse al #roceso de
democratizaci+n, incluso en ausencia de un mo.imiento o*rero si1ni4icati.o. Por e/em#lo, el .oto de la
clase o*rera #odía ser utilizado #or las or1anizaciones , #olíticos *ur1ueses #ara sus #ro#ios 4ines,
como resulto totalmente e.idente en el caso de Estados Hnidos. Ellí, las @ma2uinarias@ #olíticas
encontraron un lu1ar incluso #ara los nue.os tra*a/adores inmi1rantes :excluidos del derec)o al .oto
#or medio de #rue*as de al4a*etizaci+n, im#uestos de .oto , estatutos de re1istro;, consi1uiendo su
a#o,o #ara el sistema de clientelismo #olítico, #ara una es#ecie de ca#italismo de Estado a ni.el de las
ciudades. Estas ma2uinarias eran utilizadas normalmente #or 4racciones de la *ur1uesía distintas del
1ran ca#ital esta*lecido.
Ex#licaci+n de las dos #arado/as
Estamos a)ora en #osici+n de en4rentarnos a las dos #arado/as con las 2ue em#ezamos. Para los
marxistas, de*emos recordar, el #ro*lema consistía en ex#licar como una diminuta minoría social )a
lle1ado a 1o*ernar *a/o 4ormas #redominantemente democr3ticasN mientras 2ue #ara el #ensamiento
li*eral *ur1ués #arecía un misterio insolu*le 2ue los cl3sicos li*erales estu.ieran con.encidos de la
incom#ati*ilidad entre el ca#italismo , la democracia, mientras 2ue la o#ini+n *ur1uesa
contem#or3nea mantiene 2ue s+lo el ca#italismo es com#ati*le con la democracia.
-a soluci+n al #ro*lema marxista 2ueda ,a *astante clara. -a democracia *ur1uesa )a sido
esta*lecida siem#re , en todas #artes mediante la luc)a contra :4racciones )e1em+nicas de; la
*ur1uesía, #ero a tra.és de medios , canales #olíticos #ro#orcionados #or el Estado ca#italista. M3s
aún, cuando se )a .isto amenazado o destruido el mo.imiento o*rero )a reno.ado la luc)a contra la
4racci+n )e1em+nica de la clase dominante :como en el caso de Eustria, Finlandia, Francia, Elemania e
<talia;. Esí, aun2ue la democracia *ur1uesa es i1ual a 1o*ierno democr3tico m3s dominio del ca#ital,
su com#onente democr3tico )a sido lo1rado , de4endido contra la *ur1uesía.
-a #arado/a *ur1uesa 2ueda resuelta cuando ca#tamos una característica del #roceso a la 2ue
naturalmente el li*eralismo cl3sico #resto escasa atenci+n. -a democracia no sur1i+ de las tendencias
#ositi.as del ca#italismo ni #or un accidente )ist+rico, sino de las contradicciones del ca#italismo. -a
democracia *ur1uesa )a sido .ia*le tan s+lo a causa de la elasticidad , la ca#acidad de ex#ansi+n del
ca#italismo, 2ue 4ueron 1randemente su*estimadas tanto #or los li*erales cl3sicos como #or los
marxistas.
De*eríamos recordar 2ue las democracias 4orman #arte de un uni.erso de Estados *ur1ueses muc)o
m3s am#lio. Por re4erencia a las dos dimensiones 4undamentales 6modo de re#resentaci+n nacional e
inclusi+n de la #o*laci+n adulta en el #roceso #olítico6 )emos distin1uido cuatro ti#os *3sicos de
ré1imen *ur1ués0 democracia, exclusi.ismos democr3ticos , autoritarios , dictaduras. En los diecisiete
#aíses 2ue estamos analizando las dictaduras son un 4en+meno reciente, del si1lo xx, aun2ue el término
#odría ser a#lica*le al #rimer #eriodo de 1o*ierno de 9a#ole+n <<<. El #roceso de democratizaci+n
#arti+ de exclusi.ismos autoritarios o democr3ticos, , en am*os casos )a dado lu1ar tanto a
democracias como a dictaduras. (anto la monar2uía #arlamentaria democr3tica exclusi.ista de <talia
como la autoritaria exclusi.ista de Elemania :.ía Teimar; lle.aron al 4ascismo. El exclusi.ismo
autoritario de Escandina.ia , los Países Da/os los condu/o a tra.és del exclusi.ismo democr3tico a la
democracia, , el de =a#+n , Eustria a la dictadura. En este último caso, tras 2uince a8os de democracia.
Por tanto, #arece )a*er #oco contenido en cual2uier conce#ci+n estrictamente e.olucionista del
#roceso de democratizaci+n. El )ec)o de 2ue nuestros diecisiete Estados sean actualmente democracias
#uede atri*uirse en 1ran medida a las dos 1uerras mundiales0 en 13, #or tomar otra 4ec)a, s+lo una
minoría de oc)o dis4ruta*a de re1ímenes democr3ticos, , en uno de ellos :Canad3; la descri#ci+n
re2uiere ciertas sal.edades.
-a luc)a )ist+rica #or la democracia )a estado diri1ida #rinci#almente contra di.ersas 4ormas de
exclusi+n. -as dictaduras )an tendido a a#arecer recientemente ,, exce#to en el caso de =a#+n, s+lo tras
un #eriodo de democracia o de a.ances democr3ticos sustanciales. El desarrollo de un modo de
1o*ierno #uramente electi.o )a sido resistido en ocasiones )asta la lle1ada de la re.oluci+n :Francia en
1!3"; , la derrota militar :Francia en 1!P1, Eustria, Elemania, =a#+n;, #ero en otros casos )a ado#tado
la 4orma de una e.oluci+n mu, 1radual de #r3cticas #arlamentarias no constitucionales :&ran Dreta8a ,
sus dominios, Escandina.a, Dél1ica, los Países Da/os;. -a monar2uía se )a trans4ormado en todas
#artes en un sím*olo sin #oder. -as #r3cticas corru#tas , la intimidaci+n #or el Estado tam*ién 4ueron
eliminadas del #roceso electoral de una manera *astante #oco dram3tica, aun2ue desi1ual. 9o o*stante,
la inclusi+n de di.ersas cate1orías sociales en la @naci+n le1al@ )a sido 1eneralmente o*/eto de 4ieras ,
#rolon1adas luc)as constitucionales.
Criterios de exclusi+n del su4ra1io
-os #rinci#ales criterios de exclusi+n )an sido clasistas :de4inidos con ma,or o menor crudeza #or la
#ro#iedad, los in1resos, la ocu#aci+n o el al4a*etismo;, sexistas, étnicos , de o#ini+n. E2uí )a, un
interesante es2uema secuencial. Bri1inalmente, el criterio m3s im#ortante era el de la clase, #ero el
sexo , la raza )an resultado ser muc)o m3s irreducti*les, , la o#ini+n )a tendido a ad2uirir cada .ez
ma,or si1ni4icaci+n. -as #rimeras *atallas constitucionales 4ueron lle.adas a ca*o )a*itualmente #or
miem*ros .arones de la misma #rocedencia étnica acerca de la inclusi+n de determinados 1ru#os
socioecon+micos. Pero a #artir de la #rimera 1uerra mundial :, de la introducci+n del su4ra1io #ara los
.arones en =a#+n en 12I; los e/em#los escandalosos de discriminaci+n clasista )an sido relati.amente
in4recuentes0 ciertos estados norteamericanos continuaron em#leando exi1encias de re1istro, im#uestos
de .oto , #rue*as de al4a*etismo 2ue tu.ieron un cierto #a#el en las elecciones 4ederales )asta 1P"N ,
dos de los #rimeros Estados industriales 6&ran Dreta8a , Dél1ica6 )an retenido, res#ecti.amente, una
C3mara de los -ores #r3cticamente im#otente , criterios de clase #ara la ele1i*ilidad al >enado.
Ka sido so*re todo la 4uerza , la ca#acidad de luc)a de la clase o*rera lo 2ue )a )ec)o di4ícil ,
excesi.amente oneroso el mantenimiento de criterios de exclusi+n *asados en la #rocedencia de clase.
9o o*stante, la ex#eriencia norteamericana muestra 2ue los 1ru#os m3s #e2ue8os o m3s dé*ilmente
or1anizados #ueden ser excluidos con *astante 4acilidad de la #artici#aci+n en la #olítica democr3tica
del ca#italismo a.anzado. ?ste #arece ser tam*ién un 4actor de im#ortancia en la o*stinaci+n de las
exclusiones sexistas , racistas. De )ec)o, la luc)a contra el sexismo , el racismo se )a .isto a4ectada
#or los mismos #ro*lemas 1enerales 2ue la luc)a contra la a*ierta discriminaci+n de clase. -a clase
dominante se )a o#uesto casi in.aria*lemente a la inclusi+n de las minorías étnicas , de la mitad
4emenina de la #o*laci+n, , nin1una de éstas )a tenido el #eso su4iciente como #ara im#oner sus
exi1encias sin la a,uda de aliados exteriores. -a utilizaci+n de las minorías étnicas #o*res como mano
de o*ra *arata , es2uiroles )a de/ado a menudo a estos 1ru#os #r3cticamente sin nin1ún a#o,o. Por
e/em#lo, el #rimer #unto de la #lata4orma de luc)a de la con4erencia de 1"I del #artido la*orista de
Eustralia #edía el @mantenimiento de una Eustralia *lanca@.
%!
En el sur de Estados Hnidos los ne1ros
4ueron a*andonados #or los a*olicionistas, , s+lo #udieron encontrar aliados militantes con las
re*eliones de los 1uetos en el norte , la a#arici+n de los mo.imientos estudiantiles , anti*élicos en los
a8os sesenta0 4ueron estas 4uerzas las 2ue 4inalmente contri*u,eron a 4orzar al 1o*ierno 4ederal a
mo.ilizarse contra la mu, de*ilitada oli1ar2uía sure8a de #lantadores. -a exclusi+n racista #uede
o#erar tam*ién de 4ormas m3s sutiles 2ue en Estados Hnidos. Esí, se #odría ar1umentar 2ue incluso
actualmente >uiza no de*ería ser considerada una democracia, #or2ue la *ur1uesía suiza )a de#endido
enormemente de la 4uerza de tra*a/o inmi1rante desde #rinci#ios de si1lo. X a estos inmi1rantes se les
)a ne1ado todo derec)o #olítico. M3s en 1eneral, a #artir de los a8os sesenta la im#ortaci+n masi.a a
Euro#a occidental de tra*a/adores extran/eros sin derec)os de re#resentaci+n #olítica )a su#uesto una
#ri.aci+n de 4acto del derec)o de su4ra1io de una im#ortante minoría de la clase tra*a/adora euro#ea.
El su4ra1io 4emenino
Mientras 2ue la exclusi+n de las minorías étnicas #o*res , de1radadas )a sido a#licada con .i1or
1eneralizado, en la cuesti+n del su4ra1io 4emenino existen am#lias discre#ancias0 en 9ue.a Relanda las
mu/eres reci*ieron el derec)o al .oto en 1!3N en >uiza carecieron de él )asta 1P1N en el sur de
Estados Hnidos las mu/eres *lancas o*tu.ieron el derec)o a .otar cincuenta a8os antes 2ue los .arones
ne1ros, #ero en Finlandia am*os sexos o*tu.ieron el derec)o simult3neamente en 1"$N en Francia
ciento cincuenta a8os , en >uiza m3s de ciento .einte se#araron la #rimera ado#ci+n del su4ra1io
uni.ersal masculino del derec)o e4ecti.o al .oto de las mu/eres, mientras 2ue en otros #aíses la
di4erencia 4ue muc)o menor. -a din3mica del derec)o al .oto de las mu/eres si1ue siendo un territorio
en 1ran medida inex#lorado, 2ue re2uiere una in.esti1aci+n es#ecial. E2uí s+lo #odemos o4recer unas
#ocas su1erencias. En #rimer lu1ar de*eríamos tomar #recauciones #ara no caer en al1unas
ex#licaciones sim#listas *astante comunes. -os re4eréndums constitucionales de .arones en >uiza
retrasaron sin duda el lo1ro del su4ra1io 4emenino des#ués de 2ue la ma,or #arte de los #olíticos ,a
)a*ían sido con.encidosN #ero esto #or sí mismo no resuel.e la cuesti+n.
%
En una serie de estados del
4- Cole, op. Cit., p. -,6
49 $sto es lo /0e se sostiene en Die Wahl der #arlamente, pp. 112 ss., entre otros tra"a?os.
oeste de Estados Hnidos las mu/eres o*tu.ieron el .oto #or re4eréndums de .arones ,a a 4inales del
si1lo O<O , comienzos del xx.
I"
-a re4erencia a 4actores ideol+1icos, tales como la reli1i+n caat+lica o
el @mac)ismo@ latino, resulta i1ualmente insatis4actoria. 5Por 2ué la Eustria cat+1ica concedi+ a las
mu/eres el .oto cincuenta a8os antes 2ue la >uiza #redominantemente #rotestante, , treinta a8os antes
2ue la cat+1ica Dél1ica7 5X c+mo es 2ue las #rimeras ru#turas en >uiza se #rodu/eron en los cantones
4ranco#arlantes de Saud, &ine*ra , 9euc)[tel7
CCB9B-B&VE DE- DECECKB DE -E> MH=ECE> E- SB(B
Hna ex#licaci+n economicista en términos de la #ro#orci+n de mu/eres tra*a/adoras tam#oco nos
lle.a demasiado le/os.
(al .ez sea m3s si1ni4icati.a la tesis del @.alor de escasez@ de las mu/eres. Es desde lue1o interesante
se8alar 2ue el su4ra1io 4emenino se introdu/o en #rimer lu1ar en territorios recientemente colonizados
en los 2ue las mu/eres eran mu, #ocas en com#araci+n con los )om*res. -as mu/eres )a*ían o*tenido
el derec)o al .oto en 1"" en T,omin1, Colorado, Hta) e <da)o, , en .ís#eras de la #rimera 1uerra
M7 Ciertamente, (0"o m#s derrotas /0e vi!torias= <2 a 9 entre 1-69 6 1916. F%ase . Iradilor, /he $deas o4 the Woman
%u44rage +ovement 023F:03;F, *0eva :or;, 1966. p. M.
mundial en otros siete estados, todos ellos al oeste del Mississi#i.
I1
-as mu/eres de 9ue.a Relanda
o*tu.ieron el derec)o al .oto en 1!3. >i1uiendo el e/em#lo de las colonias m3s remotas del sur de
Eustralia :1!%; , de Eustralia occidental :1!;, la CommonJealt) Franc)ise de 1"3 ado#t+ el
su4ra1io 4emenino en todo el territorio australiano.
I2
(am*ién en Canad3 el #roceso comenz+ durante la
#rimera 1uerra mundial en las nue.as #ro.incias llaneras de Manito*a, >asLatc)eJan, , El*erta.
I3

=ames Dr,ce se8al+ ,a en su estudio cl3sico ()e Emerican CommonJealt) 2ue en los #rimeros cuatro
estados norteamericanos 2ue otor1aron el .oto a la mu/er )a*ía un total de I! """ )om*res 4rente a
%!2 """ mu/eres.
I%
En 1!1 en la totalidad de Eustralia :es decir, inclu,endo las m3s #o#ulosas
colonias de Sictoria , 9eJ >out) Tales; la #ro#orci+n )om*resQmu/eres eran de 1 a 2 en las edades
com#rendidas entre los 2uince , los sesenta , cuatro a8os.
II
Eun2ue la ex#licaci+n #or medio del @.alor de escasez@ enca/a con la im#ortancia del incremento de
demanda, en tiem#o de 1uerra, de mano de o*ra 4emenina, la correlaci+n #uede ser accidentalN
I$
en
cual2uier caso tiene #oca utilidad #ara ex#licar #osteriores .ariaciones. Pro*a*lemente sea m3s
4ructí4ero in.esti1ar en el cam#o de las 4uerzas #olíticas la 4uerza relati.a de los enemi1os , #artidarios
del su4ra1io 4emenino. En cuanto a los enemi1os, la *ur1uesía de las nue.as colonias no esta*a
4irmemente atrinc)erada , tu.o 2ue ace#tar el su4ra1io masculino tam*ién en 4ec)a mu, tem#rana.
Ka*ía dos aliados im#ortantes. Hno era el mo.imiento o*rero, 2ue como )emos se8alado tu.o #ronto
una 4uerza considera*le en Eustralia , 9ue.a Relanda. -a or1anizaci+n militante in1lesa #or el
su4ra1io 6la Tomen\s >ocial and Political Hnion6 estu.o al #rinci#io íntimamente li1ada al
<nde#endent -a*our Part,.
IP
En Finlandia, el su4ra1io uni.ersal 4ue conse1uido en 1"$ tras una
M1 H"id., p. <21
M2 CroJle6, op. !it., p. 241.
M< G. Clodie, Canadian Government and #olitics. 'oronto, 1944, p. 172.
54 J. +r6!e, /he -merican Common.ealth, *0eva :or;, 1911, vol. HH, p. 6-,.
MM *. G. +0tlin, "Some 1erspe!tives of 0stralian $!onomi! 9eevelopment, 1-97Q196M", en C. 4orster, !omp., -ustralian
Economic Development in the /.entieth Century, )ondres 6 S6dne6, 19,7, p. 2,4.
M6 $sta !orrela!i3n no se apli!a en a"sol0to en el !aso de 8ta(, /0e ten.a 0na distri"0!i3n por sexos pr#!ti!amente i20alada.
F%ase . Grimes, /he #uritan Ethic and Women %u4rage, *0eva :or;, 196,. p. xi.
M, . Rae"0rn, /he +ilitant %u44ragettes @edi!i3n s0e!aB, $sto!olmo, 19,6, p. 11. )as m0?eres norteameri!anas no s3lo
2oCa"an del apo6o de los pe/0eNos movimientos so!ialistasK sino tam"i%n del de Gompers 6 la 4) @v%ase 9. Mor2an,
%u44ragists and Democrats, East Lansing, 19,2B. Mor2an (a es!rito tam"i%n 0na mono2raf.a a!er!a de la rela!i3n
!ontradi!toria entre el partido li"eral "rit#ni!o 6 el movimiento de m0?eres= %u44ragists and Liberals, Oxford, 19,M.
re*eli+n masi.a de la clase tra*a/adora. X en >uiza, la )uel1a 1eneral de 11!, derrotada mediante la
totalidad de la 4uerza militar del Estado, incluía los derec)os de la mu/er en una lista de exi1encias
democr3ticas , sociales :#ero no socialistas;.
I!
PBCCE9(E=E DE MH=ECE> DE9(CB DE -E PBD-EC<Y9 FEME9<9E (B(E- :CE. 13";]
:EOC-HXE9DB (CEDE=EDBCE> FEM<-<ECE> ><9 <9&CE>B>;
FHE9(E0 Xear*ooL o4 -a*our >tatistics, .ol. 2, &ine*ra, 13P, #ara las columnas 1 , 2.
] Dado 2ue los datos )an sido extraídos de los censos nacionales, de*emos ser #reca.idos con res#ecto
M- $. Gastad, Regeringssattet i den sch.ei"is)a demo)ratin, 8ppsala 6 $sto!olmo, 196<, p. 262n. $ste tratado s0e!o de ,77
p#2inas so"re el 2o"ierno demo!r#ti!o s0iCo res0lta representativo de la 2eneraliCada ind0l2en!ia (a!ia el sexismo s0iCo.
s., mientras /0e a"orda las !eremonias 6 festividades /0e (a"it0almente a!ompaNan a las ele!!iones, no !ontiene
dis!0si3n al20na so"re las raCones de la ex!l0si3n de las m0?eres. $l es!ritor s0iCo !ontempor#neo Gr0ner manifiesta
tam"i%n la misma falta de preo!0pa!i3n.
a su com#ara*ilidad. Esí, se .en a4ectados #or la inclusi+n de a,udas 4amiliares :la ci4ra /a#onesa
#arece sos#ec)osamente ele.ada;, #or la estructura de edades, #or la 4recuencia de matrimonio :a su
.ez en 1ran medida e4ecto de la #ro#orci+n )om*resQmu/eres; , #or la estructura econ+mica0 un
ele.ado ni.el de 1ran/as lec)eras, de culti.os de arroz , de industrias intensi.as en mano de o*ra
tendría como resultado #ro#orciones m3s ele.adas. -os #orcenta/es relati.amente *a/os del 9ue.o
Mundo #arecen en #arte de*idos a la escasez de mu/eres dis#oni*les #ara los tra*a/os, domésticos en
las colonias a1rícolas. 9o o*stante, , con estas reser.as en mente la ta*la demuestra 2ue no existe
relaci+n si1ni4icati.a entre el em#leo remunerado , el derec)o al su4ra1io de la mu/er. >i tomamos en
cuenta las di4erentes ramas de em#leo 4emenino, con sus di4erentes 1rados de li*ertad social, esta
ausencia de relaci+n resulta aún m3s llamati.a. Esí, las ci4ras 2ue a#arecen en la ta*la #ara 9orue1a
:derec)o al .oto concedido en 113; , >uiza :P1; son, res#ecti.amente, del 22 , el 2^. Pero cuando
restamos las mu/eres em#leadas en el tra*a/o doméstico las ci4ras caen a un 13 , un 23^.
]] -a ci4ra *ruta es de un %1^, #ero la #ro#orci+n ins+litamente ele.ada de em#resarias , em#leadas
a1rícolas #arece indicar 2ue se inclu,en las es#osas de los 1ran/eros. -a ci4ra corre1ida #resu#one 2ue
el #orcenta/e de mu/eres 1ran/eras 4uera el mismo 2ue en Elemania, lo 2ue #osi*lemente sea
su*estimarlo m3s 2ue so*reestimarlo.
]]] -a ci4ra del censo 4rancés incluía a las es#osas 2ue a,uda*an en las em#resas de sus maridos. El
c3lculo arri*a citado asume la misma #ro#orci+n de em#resarias 2ue en Elemania.
Este mo.imiento social en >uiza, en el 2ue la clase tra*a/adora #ermaneci+ aislada, #lantea tam*ién
concretamente la cuesti+n de los aliados *ur1ueses , #e2ue8o*ur1ueses. El su4ra1io 4emenino no 4ue
una de las concesiones socioecon+micas )ec)as #or el 1o*ierno tras la ani2uilaci+n de la )uel1a. Por
contraste, los #o#ulistas, con *ase en la #e2ue8a , media *ur1uesía, resultaron ser aliados cruciales en
el oeste de Estados Hnidos,
I
al i1ual 2ue los li*erales en Eustralia, 9ue.a Relanda , 9orue1a, , los
#ro)i*icionistas en 9ue.a Relanda , Estados Hnidos.
$"
-a extrema de*ilidad de estas clases en =a#+n
)ace #osi*le com#render el car3cter tardío , externamente inducido del #roceso de democratizaci+n.
M9 +r6!e, op. !it., vol. HH, p. 674.
67 )a ne!esidad de aliados 6 el papel !r0!ial del pop0lismo r0ral 6 del proletariado a2r.!ola @/0e en 0n prin!ipio
determinaron en 2ran medida la f0erCa del movimiento o"reroB expli!an el (e!(o tal veC sorprendente de /0e los primeros
avan!es (a!ia el lo2ro del dere!(o al s0fra2io de la m0?er no se prod0?eran en los !entros pol.ti!os, !0lt0rales e ind0striales
del m0ndo @!omo )ondres, Man!(ester, 1ar.s, +erl.n, Roma, Mil#n, *0eva :or;, C(i!a2o, Montreal, Mel"o0rne 7 Sidne6B,
sino en #reas r0rales perif%ri!as, !omo *0eva Lelanda, el s0r 6 el oeste de 0stralia, el oeste de $stados 8nidos 6 Canad#,
4inlandia 6 *or0e2a.
Pero 5c+mo #odríamos ex#licar la intransi1encia sexista en Francia, Dél1ica, <talia , >uiza7
-a noci+n corriente de 2ue las mu/eres eran m3s conser.adoras 2ue los tra*a/adores .arones,
#r3cticamente nunca lle.o a los diri1entes #olíticos de la derec)a a su#erar sus #re/uicios sexistas, en la
4orma en 2ue DismarcL se tra1+ su )ostilidad 4rente al .oto de la clase o*rera.
$1
9o o*stante, en
al1unos #aíses esta e.aluaci+n del #osi*le e4ecto del su4ra1io 4emenino #es+ muc)o en las
consideraciones de una considera*le #arte de la *ur1uesía , la #e2ue8a *ur1uesía #ro1resistas. Hna
característica común a Dél1ica, <talia, Francia , >uiza es la lar1a , amar1a luc)a entre el radicalismo
anticlerical *ur1ués , #e2ue8o*ur1ués , una <1lesia cat+lica .inculada a los terratenientes , a la
derec)a *ur1uesa. Dado 2ue se su#onía 2ue las mu/eres esta*an m3s su/etas a la in4luencia de los
sacerdotes, los li*erales , los radicales se sentían #oco inclinados a #resionar a 4a.or de los derec)os
#olíticos de las mu/eres. En Dél1ica, en 11, los conser.adores cat+licos solicitaron el su4ra1io
4emenino, , éste 4ue *lo2ueado #or los li*erales , los socialdem+cratas. Kasta el cataclismo de la
se1unda 1uerra mundial, los derec)os de la mu/er #arecen )a*er sido sacri4icados en el altar del
anticlericalismo.
$2
Pro)i*iciones #olíticas
El cuarto criterio de exclusi+n 6o#iniones inace#ta*les6 es en 1ran medida un 4en+meno del si1lo xx.
-as .aloraciones acerca de la le1itimidad de los di.ersos #artidos no entraron inicialmente en las
conce#ciones constitucionales li*erales, sino 2ue comenzaron a desarrollarse en &ran Dreta8a a 4inales
61 8na ex!ep!i3n par!ial f0eron los !olonos mormones de 8ta(, patriar!ales 6 pol.2amos, /0e !on!edieron a s0s m0?eres el
voto para !ontrarrestar las !riti!as exteriores 6 para ale?ar a los no !re6entes, en parti!0lar a los ?3venes mineros solteros /0e
lle2a"an a "ordo de la v.a f%rrea trans!ontinental. F%ase Grimes, op. !it., !ap. HH
62 1ara 4ran!ia v%ase M. 90ver2er, Droit constitutionnel et institutions politi5ues. 1aris, 19M9, vol. H, p. -,. *o o"stante,
90ver2er a!epta sin reservas la expli!a!i3n del !aso s0iCo por la instit0!i3n del refer%nd0m para varones. Camp"ell, op. !it.,
p. 172. )os li"erales "el2as se op0sieron o"stinadamente al voto femenino en las ele!!iones m0ni!ipales, a!eptaron
posponerlo en las na!ionales @G&?er, op. !it., pp. 9MQ96B. 8na visi3n de los a!onte!imientos s0iCos (asta 19M- apare!e en
dos art.!0los de la Revue 6raruHaise de %cience #oliti5ue= . X0in!(e, >)e s0ffra2e f%minin en S0isse"K J.Q4. 0"ert, >)e
s0ffra2e f%minin en S0isse", en los vols. 4 6 - @19M4, 19M-B, respe!tivamente, as. !omo en el informe ofi!ial del Conse?o
4ederal a!er!a del s0fra2io femenino= &undesblatt, vol. 179, 17, +erna, 19M,. Se2An este Altimo, la po"la!i3n femenina del
!ant3n de +erna o"t0vo 0n s0fra2io restrin2ido d0rante el movimiento radi!al de la d%!ada de 1-<7, pero se vio despose.da
de %l por el 2o"ierno !antonal en 1--, @p. 691B. )os *eessing?s Contemporary -rchives !ontienen informes so"re los
refer%nd0ms de 19M9 6 de 19,1 6 la de!isi3n parlamentaria de 19,1. )os Altimos "al0artes del sexismo s0iCo pare!en (a"er
sido los pe/0eNos !antones !at3li!os r0rales 2ermanoparlantes, mientras /0e el L0ri!( protestante 6 la !at3li!a )0!erna
f0eron de importan!ia de!isiva en 19,1. Mi (ip3tesis a!er!a del papel del anti!leri!alismo "0r20%s en!0entra po!a
!onfirma!i3n dire!ta en los est0dios !itados= se dir.a /0e donde el anti!leri!alismo es 0na !orriente proletaria antes /0e
"0r20esa no plantea o"st#!0lo al20no al lo2ro de los dere!(os de la m0?er.
del si1lo OS<<< , en 9orteamérica a comienzos del si1lo O<O, , 4ueron a*sor*idas en el im#erio de los
Ka*s*ur1o, en el de los Ko)enzollern , en el /a#onés.
$3
-a re.oluci+n 4rancesa , la Comuna de Paris
#rodu/eron oleadas de #3nico , re#resi+n entre las clases dominantes de una serie de #aíses. 9o
o*stante, en el si1lo O<O la discriminaci+n #olítica se .io a 1randes ras1os su*sumida en las
exclusiones de clase. Cesulta nota*le 2ue en nin1uno de estos #aíses 4ueran #uestos 4uera de la le,, los
#artidos de la << <nternacional. :DismarcL #ro)i*i+ el >PD en la década de 1!!", #ero el #artido #odía
aún #resentar candidatos.;
Por contraste, en este si1lo los Estado *ur1ueses )an recurrido 4recuentemente a la exclusi+n #olítica
ex#licita. -a totalidad del mo.imiento #olítico o*rero 4ue su#rimida en Eustria, Elemania, <talia ,
=a#+n, , en .arias ocasiones los #artidos comunistas )an sido #ro)i*idos en Canad3, Finlandia, Francia,
Elemania Federal , >uiza. En Estados Hnidos el #artido se .io .irtualmente 4orzado a la clandestinidad
en los a8os cincuenta :no 4ue #roscrito le1almente, #ero el e4ecto 4ue similar, dado 2ue tu.o 2ue
re1istrarse como a1encia de un Estado extran/ero, *a/o #ena de encarcelamiento;. En Eustria una
ma,oría #arlamentaria intento im#oner la #ro)i*ici+n del #artido comunista en 1I1, #ero la tentati.a
4ue derrotada, en #rimer lu1ar, #or un dictamen del (ri*unal >u#remo ,, #osteriormente, #or un
re4eréndum. En resumen #odemos decir 2ue la #ro)i*ici+n #olítica )a rem#lazado a la #ro)i*ici+n
clasista como medio m3s e4iciente de en4rentarse con la amenaza #lanteada #or la clase o*rera o #or
una #arte de ella. Esto nos lle.a directamente a ulteriores e im#ortantes 3reas de in.esti1aci+n0
mecanismos de contenci+n de la clase o*rera, desarrollo de los a#aratos re#resi.os , ascenso de las
4uerzas antidemocr3ticas. Pero nuestra contri*uci+n actual al an3lisis del esta*lecimiento de la
democracia *ur1uesa termina a2uí.
U(omado de En (eoría 1, a*ril-/unio de 1P.G
6< G. Hones!0 e H. de Madaria2a. Opposition, GarmondsJort(. 19,2, !ap. HH.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful