You are on page 1of 1

Un premio para aquel que sinti alguna vez

como un perro callejero,


moviendo la cola a cualquiera que pasa
y le hace un cario,
mendigando amor y un poco de atencin.
Un premio para aquel que encontr un dueo
y pudo sentir lo suavecito de una cama
preparada con amor.
Y finalmente otro premio para aquel
que mordi la mano de su amo
porque descubri que nada se compara
al inmenso frio y soledad callejeras.