LUNES 12 DE MAYO DEL 2014 EL COMERCIO .

A23
CIENCIAS
E
n los últimos
años, se están de-
sarrollando in-
creíbles adelan-
tos en un área de
la medicina que tiene que
ver con la electrónica y la
cibernética: el desarrollo
de las llamadas “narices
electrónicas”, técnica que
está siendo probada en
el diagnóstico precoz del
cáncer y de otras enferme-
dades.
¿Se ha preguntado al-
guna vez qué cosa es un
olor? Pues, qué fácil dirá
usted, un olor es la carac-
terística especial que tiene
una sustancia o un objeto,
que al olerla, la hace dis-
tinguible de otras sustan-
cias y objetos. Pues eso es
cierto, un plátano huele
diferente de una naranja
y estas huelen diferente
de una rosa o de un queso
añejo.
Pero en realidad la co-
sa es más compleja que
eso. Por ejemplo, el olor
o aroma de una fresa está
compuesto por más de 80
diferentes “fragancias” u
olores, todas las cuales se
combinan de una manera
tal, que nuestro cerebro las
distingue, las combina e in-
mediatamente interpreta
como el característico olor
de una fresa.
En otras palabras, po-
demos decir que el circui-
to del olor está compuesto
por los siguientes elemen-
tos: 1. Fuente del olor, es
un objeto o sustancia que
emite sustancias quími-
cas características que se
esparcen por el aire y pue-
den ser aisladas y estu-
diadas. 2. Receptor de los
olores, que en el caso de
los animales, es el sistema
olfatorio, compuesto por
las células especializadas
en la mucosa nasal, que
son capaces de recono-
cer las sustancias quími-
cas emitidas por la fuente
emisora del olor y los ner-
vios conductores, que lle-
¿Cómo las narices electrónicas
detectan enfermedades?
Cada olor es un conjunto de compuestos que el cerebro interpreta e identifica. Los científicos
han creado métodos informáticos para crear “narices electrónicas” que detecten ciertos olores
característicos en el aliento u orina, por ejemplo, de personas con cáncer y distintas infecciones.
ELMER HUERTA
Especialista en salud pública
@drhuerta
lo. Un estudio del lunar
reveló después que era un
cáncer de tipo melanoma.
Desde entonces, muchos
perros han sido entrena-
dos, con excelentes re-
sultados, para identificar
tumores de la próstata, la
vejiga y el colon.
Dos recientes estudios
describen el uso de estas
“narices electrónicas” en
la detección precoz del
cáncer. En uno, investiga-
dores de la Universidad
de Latvia lograron prede-
cir con un valor de certe-
za del 96% el cáncer del
pulmón, al “oler electró-
nicamente” el aliento de
pacientes afectados con
ese tipo de cáncer. En el
otro, investigadores de la
Universidad de Finlandia,
lograron 80% de certe-
za en la identificación del
cáncer de próstata al “oler
electrónicamente” la ori-
na de pacientes con esa
enfermedad.
Y en el campo de las en-
fermedades infecciosas,
investigadores en la India
están probando exitosa-
mente un aparato portátil
que puede “oler electróni-
camente” el aliento de los
pacientes y diagnosticar la
tuberculosis, y en otro es-
tudio se ha logrado identi-
ficar con una certeza casi
absoluta una infección
urinaria por la Escherichia
coli al “oler electrónica-
mente” la orina de pacien-
tes infectados.
El futuro parece brillan-
te para este tipo de nueva
tecnología, es posible que
en el futuro, sangre, orina,
aliento, sudor, heces o en
realidad cualquier tipo de
secreción de una persona
sea “electrónicamente oli-
da” para no solo diagnosti-
car una enfermedad, sino
hacerle también un buen
seguimiento.
SALUD
La informática aprende a discriminar aromas
Los científicos se están sirviendo de las llamadas “narices electrónicas” para obtener diagnósticos más eficientes. Estas detectan los
compuestos químicos que evidencian la presencia de ciertas anomalías en el organismo.
10.000
aromas
El aire que ingresa a la nariz
transporta moléculas olorosas
volátiles. En la cavidad nasal
existen más de 1.000 receptores
listos para registrarlos.
Cada receptor posee unas
terminaciones llamadas cilios que
reaccional al contactos con las
moléculas y generan impulsos.
1
1
2
2 3
3
En el cerebro las señales de
las distintas moléculas se
combinan y forman un patrón
reconocible de olor.
4
4
CÓMO DISTINGUE OLORES EL SER HUMANO ASÍ FUNCIONA LA “NARIZ ELECTRÓNICA”
Cerebro
Membrana
olfatoria
Bulbo
olfatorio
Tracto
olfatorio
Célula
mitral
Cilio
Células
olfatorias
Nervio
diferentes puede
distinguir la nariz
humana
Dichos impulsos cruzan el hueso
etmoides y llegan al bulbo
olfatorio donde las células
mitrales envían la información al
cerebro.
Fue desarrollada para imitar la manera en que nuestro sentido
olfativo capta, procesa y organiza los olores.
El sistema de muestra capta y
aísla la fracción de la molécula
que será analizada.
La matriz de sensores
químicos contiene proteinas
que responde a la molécula
que está siendo analizada.
El resultado de la prueba con el
reactivo es transformado en un
valor digital. Estos datos son
procesados sobre la base de
modelos estadísticos.
Los resultados de este
proceso se muestra en
el monitor para alertar
al usuario.
Moléculas
aromáticas

Uno de los más
famosos aparatos de
este tipo es el que usa
la policía para medir
el aliento alcohólico
de los choferes que se
sospecha conducen
bajo influencia del
alcohol”.

Investigadores de la
Universidad de Latvia
lograron predecir con
un valor de certeza
del 96% el cáncer
de pulmón, al oler
electrónicamente el
aliento de pacientes
afectados con ese tipo
de cáncer”.
-SENTIDO FINO-
El gran olfato
de los perros
posee cerca de
220 millones de
células olfativas
en las fosas
nasales.
www.elcomercio.pe ZONABLOG
VISITAELBLOGCUIDATUSALUD:
goo.gl/oUb3kA
PLANETA TIERRA
BRASIL
Una app podría evitar
atropellos de animales
— Una apl i caci ón par a
smartphones podría ayudar a
reducir las muertes de animales
en las carreteras brasileñas, cal-
culadas en 450 millones al año.
La app permite a conductores,
guardabosques y biólogos re-
gistrar datos sobre el número de
atropellos por kilómetro.
EN CHINA
Ríos y lagos tienen 68
tipos de antibióticos
— Los residuos de antibióticos,
incluso en bajas concentracio-
nes, ponen en peligro el medio
ambiente de China. En ríos y la-
gos se han detectado hasta 68
tipos de este compuesto. En el
país, el 70% de productos far-
macéuticos y de cuidado perso-
nal son antibióticos.
EJECUTIVA DE FACEBOOK
Sheryl Sandberg dona
la mitad de su fortuna
— La directora de operaciones
de Facebook, Sheryl Sandberg,
se unió al club de filántropos
multimillonarios, quienes pro-
metieron donar la mitad de sus
fortunas. El grupo, con sede en
Seattle, Estados Unidos, fue
fundado por Warren Bufet y
Bill y Melinda Gates.
REUTERS AP
El gobierno del primer minis-
tro Shinzo Abe empieza a tomar
previsiones para hacer frente a
la problemática de la discapaci-
dad visual de la población japo-
nesa, debido al envejecimiento
de la población.
Por tanto, nuevos elementos
de identificación han sido incor-
porados a los billetes de 5.000
yenes (equivalentes a US$49
aproximadamente) como ho-
logramas de flores de cerezo o
en el número de denominación;
los que además de cambiar de
color, tienen texturas.
Los nuevos billetes mantie-
nen la imagen de la escritora
Ichiyo Higuchi, y entran hoy en
circulación. La presentación del
diseño de los 5.000 yenes estu-
vo a cargo del secretario parla-
Un estudio de la prevalencia de
la deficiencia visual de la población
japonesa adulta , publicado en el
2010, indica que la principal causa
de la condición es el glaucoma, se-
guido por retinopatía diabética,
miopía degenerativa, la degenera-
ción macular y las cataratas.
LASCAUSAS
Japón emite yenes con hologramas
para discapacitados visuales
BLOOMBERG
NUEVO YEN. Además de un mejor reconocimiento al tacto, los bi-
lletes poseen alta tecnología para evitar falsificaciones.
mentario de finanzas de Japón,
Yasuhiro Hanashi y el minis-
tro de Economía, Motohisa
Furukawa, el pasado 8 de mayo.
Tercera edad en aumento
La discapacidad visual en Ja-
pón es un problema de salud
pública que va en aumento, de-
bido principalmente al enveje-
cimiento de la población. En ese
país, 127,3 millones de perso-
nas son mayores de 65 años, es
decir, un cuarto de la población.
Se estima que cerca de 2 millo-
nes de personas sufren de algu-
na discapacidad visual.
van esa información (ahora
convertida en ondas eléctri-
cas) al cerebro. 3. Interpreta-
dor de los olores, en este caso
las zonas laterales del cerebro
llamados lóbulos temporales.
Dicho eso, los científicos
razonaron de la siguiente ma-
nera: ¿será posible desarro-
llar sensores electrónicos que
puedan ser capaces de reco-
nocer las sustancias químicas
que componen el olor de al-
guna sustancia? Y hecho eso,
se preguntaron también: ¿se-
rá posible “adiestrar” o “ense-
ñarle” a un chip electrónico a
“interpretar” esos olores?.
Pues son varios los centros
en el mundo que están traba-
jando en ese concepto y han
desarrollado diversos tipos
de “narices electrónicas” en
la industria. Uno de los más
antiguos es el famoso apara-
to que usa la policía para me-
dir el aliento alcohólico de
los choferes que se sospecha
que están conduciendo bajo
la influencia del alcohol. Esos
aparatos han sido entrenados
para reconocer “el olor” del
alcohol en el aliento (en reali-
dad miden el olor de una sus-
tancia química que reacciona
con el alcohol del aliento).
El aroma de los males
En lo que se refiere a su apli-
cación en medicina, las “na-
rices electrónicas”
están siendo usa-
das en la detec-
ción precoz del
cáncer y su po-
tencial para ser
usado en otras
enfermedades
es enorme.
El fundamen-
to de esa aplicación es
que muchas enfermedades
tienen “olores” particulares,
las cuales se producen por la
emisión de sustancias quí-
micas a través del aliento, de
la saliva, de la orina o de las
heces. Por ejemplo, el olor
del aliento de un paciente
con diabetes fuera de control
huele a manzanas, el sudor
de un paciente con tubercu-
losis huele a paja húmeda, el
olor de la orina de las perso-
nas que sufren de la enferme-
dad de jarabe de arce, huele
precisamente al jarabe del ar-
ce y el olor de un paciente con
enfermedad grave del hígado
huele a amoniaco.
En relación al cán-
cer, el inventor de
uno de esos sis-
temas, el quí-
mico orgánico
George Preti,
del Centro de
los Sentidos Quí-
micos Monell de la
Universidad de Pen-
silvania dijo que se ins-
piró en el uso de las narices
electrónicas al leer una carta
en la revista médica Lancet
en 1989. En ella se describía
cómo el perro de una mu-
jer que tenía un lunar en la
pierna no dejaba de olerlo,
incluso con la ropa puesta y
que había intentado morder-

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful