You are on page 1of 131

CUADERNOS DE PSICOBIOLOGÍA SOCIAL

1
INTRODUCCIÓN
A UNA PSICOBIOLOGÍA DEL HOMBRE
Pedro Ortiz C.
Lima, Perú
2003
CONTENIDO
CAPÍTULO 1. CONCEPTOS BÁSICOS
1.1. Sistemas: estructura y actividad
1.2. Sistemas inertes y sistemas vivos
1.3. Sistemas individuales y sistemas sociales
1.4. Sistemas vivos naturales y sistemas artificiales
1.5. La explicación del universo y de la actividad social del hombre
1.. !istoria del estudio sociobioló"ico del hombre
CAPÍTULO 2. EL AMBIENTE DEL SISTEMA VIVO
2.1. La historia del universo
2.2. Los procesos de reflexión de la materia
2.3. Las leyes de la termodin#mica
2.4. $ntrop%a y ne"uentrop%a
2.5. $l ambiente de los animales y el ambiente del hombre
CAPÍTULO 3. LA INFORMACIÓN Y LA ORGANIZACIÓN DEL SISTEMA VIVO
3.1. &omposición 'u%mica de los sistemas vivos
3.2. $l concepto tradicional de información
3.3. La bio"(nesis y la aparición de la información
3.4. La información y los procesos de la vida
3.5. &ate"or%as de la información y el desarrollo del sistema vivo
3.. &odificación de la información
3.). &r%tica de los conceptos de evolución y selección natural
CAPÍTULO 4. LOS SISTEMAS VIVOS INDIVIDUALES
4.1. La estructura fisico'u%mica de los seres vivos
4.2. Los sistemas celulares
4.3. Los sistemas tisulares
4.4. Los sistemas or"#nicos
4.5. Los sistemas ps%'uicos
CAPÍTULO 5. LOS SISTEMAS MULTIINDIVIDUALES Y EL SISTEMA SOCIAL
5.1. Los sistemas animales multiindividuales
5.2. Los procesos de sociali*ación: la or"ani*ación de la sociedad
5.3. &onceptuación de la información +social,
5.4. -aturale*a de la información social
5.5. &lases de información social y la estructura de la actividad social
5.. &r%tica al concepto de cultura animal
CAPÍTULO 6. EL ESTUDIO DEL SISTEMA NERVIOSO DEL OMBRE
.1. .esarrollo del conocimiento bioló"ico y psicoló"ico del sistema nervioso
.2. $volución del sistema nervioso de los animales
.3. &aracteri*ación "eneral del sistema nervioso humano.
CAPÍTULO !. ESTRUCTURA DE LA ACTIVIDAD PERSONAL
).1. $l problema de la relación mente/cerebro
).2. -aturale*a de la mente
).3. 0odelos del cerebro: modelos f%sicos y modelos fisioló"icos
).4. 1n modelo sociobioló"ico del cerebro humano
).5. -aturale*a "en(tica y social de la personalidad
).. $l desarrollo formativo de la personalidad
).). La conciencia y la estructura ps%'uica de la actividad personal
2
PRÓLOGO
Dr. Armando Barreda, Profesor de Filosofía, Universidad Inca Garcilaso de la Vega
$l doctor 2edro 3rti* &abanillas4 m(dico neurólo"o4 adem#s de haber desempe5ado una
serie de importantes car"os4 como 6efe del Servicio de -eurolo"%a del !ospital -acional
$d"ardo 7eba"liati4 2residente de la Sociedad 2eruana de 2si'uiatr%a4 -eurolo"%a y
-eurociru"%a4 .ecano del &ole"io 0(dico del 2er84 2rofesor 2rincipal de 0edicina
+-eurolo"%a, de la 9acultad de 0edicina de la 1niversidad -acional 0ayor de San 0arcos
desde hace m#s de 3: a5os4 entre otros4 ha sabido darse tiempo para consa"rarse a las
actividades acad(micas de investi"ación4 publicando una serie de obras como: $l problema de
la personalidad en -europsicolo"%a4 $l rol de las neurociencias en la explicación de la
actividad ps%'uica4 $l rol de los sistemas frontales en el procesamiento de la información en el
hombre4 $l Sistema de la 2ersonalidad4 $l componente moral de la personalidad4 entre otras.
$n las p#"inas 'ue si"uen4 el doctor 3rti* nos ofrece un interesante ensayo acerca de lo
'ue puede ser una sociobiolo"%a consecuente con la explicación del hombre. $l propósito
principal de esta nueva obra es proponer una teor%a sociobioló"ica 'ue permita explicar4 dentro
de ;una actitud cient%fica humanista<4 no sólo la naturale*a de la vida4 de la sociedad y de los
hombres4 sino tambi(n saber ;'u( son realmente< la conciencia y la personalidad. 1n propósito
bastante amplio4 'ue sólo se comprende por la visión inte"radora y filosófica 'ue caracteri*a
sus diversos traba=os.
$n el cap%tulo primero4 acerca de la información y la or"ani*ación de los seres vivos4
sostiene 'ue ;la estructura y actividad de todo sistema vivo es de naturale*a informacional<4
reconociendo las aportaciones de >iener y Shannon. Sin embar"o4 piensa 3rti* 'ue estos
autores y sus teor%as matem#ticas de la información no aclaran suficientemente ;'u( es la
información ni en 'u( consiste<4 ya 'ue las se5ales 'ue estudian4 si bien contienen
información4 ellas mismas no son información.
$n este sentido4 3rti* prefiere definir la información como una actividad estructurada o
como ;una estructura cuya actividad or"ani*a todos los sistemas vivos<. ?s% pues4 vida e
información para 3rti*4 son conceptos estrechamente unidos ya 'ue ambos se refieren a
procesos ne"uentrópicos4 de orden y or"ani*ación. .esde lue"o4 a"re"a4 se trata de ;una
alternativa de solución<4 sin pretender 'ue sea la 8nica4 ni la correcta.
La información misma4 se precisa4 es ;una superestructura ubicada dentro del sistema
vivo< 'ue tiene propiedades de autonconservarse y reproducirse a s% misma4 as% como de
adaptarse a las circunstancias cambiantes del medio exterior<.
? diferencia de la corriente "eneral del universo cuya entrop%a o caos es creciente4 los
sistemas vivos y las sociedades4 son procesos 'ue marchan en sentido contrario4 pues se
presentan como actividades ne"uentrópicas4 de creciente orden y or"ani*ación. @ es esta
actividad ne"uentrópica a la 'ue4 dice 3rti*4 ;=ustamente llamamos información4 coincidiendo
as%4 parcialmente4 con las ideas de >iener y 7oss ?shby. 2or consi"uiente4 para 3rti*4 la
información es una superestructura material 'ue se halla dentro de los seres vivos y de los
sistemas sociales4 y 'ue tiene la propiedad de refle=ar tanto la estructura interna del mismo ser
vivo o de la sociedad4 como los procesos del medio exterior 'ue los contiene.
3tra de las tesis centrales de 3rti* es 'ue todos los sistemas vivos4 desde los or"anismos
m#s elementales hasta las personas y la sociedad son producidas por una doble
determinación:
a. 1na determinación eigen!tica4 interna y ascendente4 'ue parte de los procesos
"en(ticos +de los "enes,4 y
3
b. 1na determinación cin!tica4 externa y descendente 'ue parte desde arriba4 desde los
procesos del ambiente f%sico exterior.
$sta tesis de la doble determinación4 lleva a 3rti* a considerar varios tipos de
información: "en(tica4 metabólica4 neural4 ps%'uica y social4 'ue han aparecido a lo lar"o de la
evolución y la historia de todo el sistema vivo. ? partir de estas clases de información y del
principio de la doble determinación se podr%an explicar4 se"8n 3rti*4 los diversos niveles de
or"ani*ación de la vida y sus correspondientes tipos de información y codificación. Ancluso
piensa 3rti*4 se podr%a explicar el desarrollo social.
2recisamente esta inter(s de 3rti* por el desarrollo bioló"ico y social es el 'ue le lleva a
pensar 'ue la teor%a de la evolución de .arBin tiene las limitaciones propias de las ciencias
naturales y del reduccionismo naturalista. La evolución4 para 3rti*4 puede enfocarse como una
serie de ;saltos< de un nivel de or"ani*ación a otro4 de un tipo de información y codificación a
otro. ?s%4 se saltar%a sucesivamente de los niveles f%sicos4 'u%micos4 celulares y tisulares4 hasta
los niveles or"#nicos4 ps%'uicos y sociales4 pro"resivamente4 escalón por escalón. $stos
sucesivos cambios y saltos conducir%an a niveles de estabilidad cada ve* mayores. $n el
mismo sentido4 piensa4 'ue cuanto m#s y me=or información ten"an los seres vivos tanto m#s
y me=or podr#n modificar su medio y reestructurarse a s% mismos.
$n el cap%tulo cuarto4 acerca de los sistemas vivos individuales4 3rti* sostiene la idea de
'ue la información4 en cuanto superestructura superior4 es la 'ue determina no sólo la
diferencia entre las especies 4 sino tambi(n las diferencias individuales. .esde este punto de
vista4 las sociedades humanas y animales empie*an a diferenciarse4 entre otras cosas4
tambi(n por sus sistemas de comunicación. ?s%4 mientras los animales sólo usan se5ales4 los
hombres usan si"nos y s%mbolos4 'ue como en el caso del len"ua=e4 cumplen funciones
co"noscitivas y representativas superiores 'ue no se encuentran entre los animales4 y 'ue
permiten a los hombres desarrollar las ciencias y las tecnolo"%a4 la cultura y las instituciones4
alcan*ando me=ores niveles de or"ani*ación y de vida.
2or otro lado4 "racias a las formas de codificación social y cultural4 los hombres son la
especie capa* de producir y acumular "randes cantidades de información cient%fica4
tecnoló"ica y cultural en formas extra cerebrales4 como libros4 documentos4 bibliotecas4
computadoras4 etc.
3rti* plantea tambi(n la necesidad de extender el an#lisis matem#tico al campo de las
ciencias sociales4 hasta establecer su real estructura interna4 la naturale*a de los procesos 'ue
determinan dicha estructura y por los cuales la información se expresa en la actividad de los
sistemas vivos4 adem#s de la posibilidad de medir la cantidad de información disponible en
cada nivel de or"ani*ación.
$sta extensión del an#lisis matem#tico4 sostiene4 tendr%a 'ue hacerse considerando 'ue
la información es ;una estructura material incluida dentro de un sistema i"ualmente material4
'ue al refle=ar tanto la actividad interna del sistema4 como la estructura del ambiente 'ue lo
rodea4 su actividad determina la or"ani*ación del sistema en su totalidad4 fuese individual o
social.< .e esta manera4 dice 3rti* 4 se comprender%a me=or tanto el car#cter determinante de
la información social sobre cada individuo4 como la formación social y cultural de la
personalidad.
$l len"ua=e4 'ue ocupa un lu"ar importante en el ensayo de 3rti*4 es un e=emplo t%pico de
un sistema social para codificar información4 'ue4 al cumplir una función co"noscitiva del
mundo4 se diferencia claramente de los sistemas de comunicación animal 'ue4 como se ha
visto4 sólo mane=an se5ales. 2ara 3rti*4 la importancia del len"ua=e se torna a8n mayor si se
tiene en cuenta sus funciones re"uladoras del comportamiento social y formadoras de la
personalidad4 de modo especial a trav(s de los procesos de adaptación y aprendi*a=e.
$s de esta manera4 se sostiene4 'ue la información social y cultural y de modo especial la
información codificada en el len"ua=e4 al incorporarse pro"resivamente en los individuos4
determina la or"ani*ación social de la personalidad4 formando en ella un refle=o consciente del
mundo y formando la base del desarrollo de la sociedad. $n este sentido4 el enfo'ue
sociobioló"ico de 3rti* nos ofrece una concepción inte"ral y coherente de la personalidad.
$n el cap%tulo 4 al ocuparse de los modelos del cerebro4 3rti* lle"a a la conclusión de
'ue4 en su mayor%a4 sólo son modelos parciales4 puramente mec#nicos y naturalistas4 'ue no
perciben lo t%pico de la sociedad y de la cultura4 como procesos determinantes o
codeterminantes de la personalidad.
4
$ntre los m(ritos de la obra de 3rti*4 destacan al"unos4 como los si"uientes:
a. Si bien -. >iener ya pensaba 'ue la comunicación y la re"ulación constituyen la
esencia interior del hombre4 tanto como su vida social4 sin embar"o4 no lle"ó a
desarrollar esta idea en forma expl%cita y sistem#tica. $n este sentido4 el ensayo de
3rti* viene a llenar un notorio vac%o.
b. 3tro tema ciertamente novedoso e interesante es el 'ue se refiere a las funciones de
la información. Son pocos autores4 como >iener y 9. ConsacD4 los 'ue percibieron
claramente el hecho de 'ue la información sirve para alcan*ar ob=etivos. $n este
sentido es m(rito de 3rti* plantear 'ue la información cumple no sólo una importante
función or"ani*adora y formadora de la personalidad4 sino tambi(n claras funciones
afectivas y co"noscitivas4 'ue refle=an el mundo interior y exterior del ser vivo.
9unciones 'ue4 curiosamente4 son similares4 si es 'ue no id(nticas a las funciones 'ue
cumple el len"ua=e se"8n Eart Cuhler.
c. A"ualmente interesante es el hecho de 'ue en la teor%a de 3rti* las propiedades de la
información resultan ser las mismas 'ue las propiedades de los seres vivos4 como la
conservación4 la reproducción y la adaptación al medio.
d. $n relación a la teor%a de la evolución4 resulta novedosa tambi(n la idea de 'ue4 en
nuestros d%as4 la lucha darviniana por la existencia se pueda interpretar no sólo como
la victoria de los m#s fuertes4 sino tambi(n como la victoria de los m#s y me=or
informados. 3 tambi(n4 podr%amos a"re"ar4 como la victoria de los sistemas 'ue han
desarrollado4 por un proceso de selección natural4 los me=ores mecanismos de defensa
y adaptación.
0ario Cun"e piensa4 con ra*ón4 'ue la filosof%a es la actividad problem#tica por
excelencia. $sta problematicidad4 sin embar"o4 es tambi(n t%pica de la ciencia. Se puede decir
'ue la historia de la ciencia y la filosof%a es una lar"a historia de pre"untas y respuestas4 de
problemas y ensayos de solución. $n este sentido y entre las pre"untas e in'uietudes 'ue
suscita el traba=o de 3rti* podemos mencionar los si"uientes:
Si la información es una estructura material 'ue existe dentro de otras estructuras
materiales como los seres vivos y la sociedad4 Fen 'u( medida una estructura material puede
explicar otras estructuras i"ualmente materialesG F2uede la materia explicarse a s% mismaG
Se puede pre"untar tambi(n4 Fen 'u( medida4 tiene ra*ón >iener cuando sostiene 'ue la
información no es una propiedad 'ue ten"a 'ue buscarse dentro de las cosas4 pues es al"o
'ue sólo aparece en con=untos4 por e=emplo en con=untos de mensa=es4 o en con=untos del tipo
de cadenas de 0arDoB4 o en con=untos de alternativas binarias +bits,G
$n resumen podemos decir 'ue la obra de 3rti*4 al ofrecernos una concepción amplia y
coherente de la personalidad como producto codeterminado por procesos tanto "en(ticos
como sociales constituye una importante contribución al cambio de la sociobiolo"%a.
.e especial valor es el hecho de 'ue 3rti*4 en su calidad de m(dico especialista en
neurolo"%a4 partiendo de los estratos m#s profundos del car#cter f%sico4 'u%mico y
neurobioló"ico4 ha sabido elevarse a los estratos superiores de lo ps%'uico4 lo social y lo
cultural4 para ofrecernos una concepción inte"ral e inte"radora de la personalidad. @ todo ello
con el suficiente fundamento cient%fico interdisciplinario y con una amplia versación y
perspectiva filosófica4 'ue no es corriente en el mundo subdesarrollado.
5
PREÁMBULO
-uestra intención es poner en manos de estudiantes y docentes4 tanto de las ciencias
sociales como de las ciencias naturales4 una teor%a sociobioló"ica 'ue sirva de fundamento a
una explicación de la vida4 la sociedad y los hombresH 'ue pueda usarse en la educación y en
la promoción y la atención de salud de las personas4 dentro de los ob=etivos (ticos superiores
de la humanidad. &reemos 'ue es tiempo de dar importancia a las ciencias sociales b#sicas
en el dise5o de estrate"ias tendientes a superar los problemas 'ue limitan el desarrollo
pro"resivo de la sociedad y las personas4 en el campo de la educación4 la medicina4 el
derecho4 por e=emplo. 2ues se"8n nuestro modo de ver4 los llamados problemas humanos no
han sido resueltos de modo apropiado4 especialmente en el mundo de la pobre*a4 por la
persistencia de parte de los "rupos de poder económico y acad(mico4 en mantener este
estado de cosas ba=o el concepto de 'ue los hombres son solamente animales superiores4 y
'ue nuestras diferencias respecto de los animales son sólo cuestión de "rado. -o hay pues por
'ue extra5arse del trato 'ue reciben los ni5os4 las mu=eres4 los ancianos y los enfermos4 dado
'ue todo el dise5o ideoló"ico y pol%tico de la econom%a4 la cultura y hasta las tradiciones de las
m#s pe'ue5as comunidades4 se tiende a explicar sólo con los es'uemas de la ciencia natural.
.ebe ser por esta ra*ón4 'ue para evitar el trato consecuente con esta concepción4 se han
introducido una serie de códi"os morales cuyos frutos no han sido ni son todav%a los
esperados4 pues a la postre se contradicen con la explicación científico"nat#ral del hombre y su
supuesta naturale*a animal.
$n efecto4 las ciencias naturales han roto con el convencimiento derivado del sentido
com8n y las tradiciones m#s anti"uas4 y nos han convencido de 'ue el hombre pertenece a
una especie animal del orden de los primates. Se"8n este criterio4 toda explicación cient%fica
del hombre sólo tiene 'ue hacerse en los mismos t(rminos con 'ue se explica la vida de los
seres vivos en "eneral. $sta actitud explica por 'ue los esfuer*os por la di"nificación de la
condición humana resultan ser solamente ideales4 pues no se toma en cuenta 'ue los hombres
tienen atributos potenciales determinados no sólo por sus "enes sino tambi(n por las propias
condiciones 'ue han sido creadas por la sociedad a lo lar"o de su historia. $n otras palabras4
es preciso lle"ar al convencimiento de 'ue las personas han lle"ado al nivel en 'ue est#n4 no
sólo a partir de los "enes y el ambiente inmediato 'ue le rodea4 tal como sucede con los
dem#s seres vivos4 sino por el desarrollo e influencia de la sociedad4 es decir4 por efecto de las
tradiciones4 de la cultura y de la econom%a 'ue se han desarrollado dentro de la humanidad en
los miles de a5os de su existencia.
Ser%a pues importante tener presente 'ue 'uienes laboran en los campos de la educación
y la salud Ipeda"o"os4 psicólo"os4 m(dicos y otros cient%ficos socialesI4 no se forman para el
entrenamiento o la domesticación de una clase superior de animales4 sino para defender la
vida y contribuir al desarrollo inte"ral y óptimo de las capacidades afectivas4 co"nitivas y
morales de la conciencia de todas y cada una de las personas 'ue constituyen nuestra
sociedad.
&on este ob=etivo primordial4 los cient%ficos sociales 'ue est#n al servicio del desarrollo
pleno de la sociedad y las personas4 de manera directa o indirecta4 tendr#n 'ue ir m#s all# de
la simple descripción de la situación actual de la humanidad para elaborar una teor%a inte"rada
'ue expli'ue la sociedad4 la conciencia4 la personalidad y la obra transformadora de la misma
sociedad sobre la naturale*a 'ue la alber"a. 2ara ello4 necesitamos de unas ciencias sociales
'ue nos proporcionen la explicación de los procesos esenciales I"en(ticos y socialesI 'ue
determinan la existencia del sistema vivo4 en "eneral4 y la individualidad de los hombres4 en
6
particular4 a fin de 'ue podamos superar sus limitaciones 'ue tambi(n dependen i"ualmente
de los mismos "enes y de la misma sociedad.
2reviamente a este traba=o4 ya hemos planteado nuestra manera de entender la
naturale*a de la personalidad +3rti*4 1JJ4H 1JJH 1JJ)H 1JJKH 1JJJH 2::2,. -uestro inter(s
estuvo centrado espec%ficamente en tratar de resolver el problema de definir 'u( es realmente
la personalidad. $n estos &uadernos la intención es presentar toda una reinterpretación y
redefinición de los conceptos b#sicos de las ciencias del cerebro y la psi'ue. -uestra
propuesta es 'ue toda sociobiolo"%a 'ue no sale del contexto y el m(todo de la ciencia natural
=am#s podr# explicar la verdadera naturale*a de la conciencia y la personalidad. Ló"icamente
'ue esta necesidad no puede satisfacerse si es 'ue no se da importancia a la explicación de
los procesos esenciales 'ue determinan la vida y la sociedad.
$speramos 'ue esta introducción a una 2sicobiolo"%a del !ombre sea tomada como un
intento honesto por comprender y explicar a los hombres concretos4 a 'uienes el profesional
de la salud4 de la educación4 del derecho4 ha de enfrentar con una actitud cient%fica social4 tal
como exi"en su di"nidad y su naturale*a moral. .e esta manera4 tomando como principio o
punto de partida lo 'ue nos ense5an las ciencias naturales4 creemos 'ue toda acción o
intervención social sobre las personas debe emprenderse sobre la base de la teor%a y el
m(todo de las ciencias sociales4 una ve* 'ue (stas han sido correctamente desarrolladas
hasta incluir a las anteriores.
-o se trata pues inte"rar de modo pra"m#tico y mecanicista sociolo"%a y biolo"%a4 y
mucho menos de reducir la sociolo"%a a la biolo"%a4 o esta a la 'u%mica o la f%sica. Lo 'ue
intentamos hacer es desarrollar unas ciencias sociales 'ue nos permitan completar la
explicación de la sociedad y los procesos sociales 'ue han determinado la transformación del
hombre/animal en individuo social4 despu(s 'ue hayamos usado las ciencias naturales para
explicar la bio"(nesis y la epi"(nesis ulterior 'ue tiende a culminar con la transformación de la
especie !omo sapiens en una humanidad. 2retendemos demostrar 'ue faltaba explicar cómo
la humanidad se transforma en sociedad4 y cómo dentro de (ste desarrollo cada individuo
humano lle"a a ser capa* de transformar el mundo natural en un mundo artificial4 y 'ue al
hacerlo4 inexorablemente se transforma a s% mismo en un individuo socialH es decir4 se
convierte en una personalidad. $n s%ntesis4 pretendemos elaborar unas ciencias sociales 'ue
al incluir a las ciencias naturales4 es decir4 subsumi(ndolas4 nos ofre*can una explicación de
cómo4 a trav(s de la conciencia4 la sociedad transforma a cada individuo humano en una
personalidad.
Si definimos la ciencia como todo el con=unto sistemati*ado de información social por
medio de la cual la sociedad explica los procesos esenciales del universo4 desde el
microcosmos hasta el macrocosmos4 toda sociobiolo"%a tendr# 'ue ser definida como el
con=unto sistemati*ado de teor%as acera del hombre en abstracto4 en su historia y en su
realidad actual. $n este caso4 el hombre aparece como una abstracción cient%fico/social4
or"ani*ada en niveles 'ue se determinan entre s%. 2or lo mismo4 la explicación cient%fico/social
tendr# 'ue ser i"ualmente doble: tendr# 'ue explicar tanto la determinación epi"en(tica como
la determinación social de tal hombre.
1na psicobiolo"%a social tendr# como ob=eto de estudio a los hombres en tanto individuos
sociales concretos. Ló"icamente 'ue una ciencia de esta clase tiene 'ue superar la
imposibilidad de complementar la información cient%fica 'ue se ha acumulado desde las
perspectivas bioló"ica y social. Sabemos bien 'ue las teor%as "eneradas dentro de uno y otro
de estos enfo'ues han resultado dif%ciles de inte"rar y sólo han acentuado las contradicciones
del dualismo acerca de la relación mente/cuerpo o mente/cerebro4 'ue no es otra cosa 'ue el
anta"onismo entre la sociedad y el individuo.
7
CAPÍTULO 1
CONCEPTOS BÁSICOS
$istemas% estr#ct#ra & actividad. $istemas inertes & sistemas vivos. $istemas individ#ales &
sistemas sociales. $istemas vivos nat#rales & sistemas artificiales. 'a e(licaci)n del #niverso
& de la actividad social del *om+re. ,istoria del est#dio socio+iol)gico del *om+re.
$n el campo de la ciencia4 es usual emplear4 adem#s de una =er"a apropiada para la
descripción de su ob=eto4 un con=unto de conceptos 'ue son fundamentales para la explicación
de los procesos esenciales4 subyacentes a los fenómenos observados respecto de dicho
ob=eto.
$n este &ap%tulo revisaremos los conceptos 'ue nos parecen esenciales para comprender
la comple=idad del sistema vivo. ?dem#s revisaremos al"unos de los aspectos metodoló"icos
m#s relevantes4 as% como propondremos una concepción de las ciencias sociales y la
sociobiolo"%a 'ue nos permita explicar me=or la naturale*a intr%nseca de la sociedad y de los
hombres.
1.1. S"#$%&'#( E#$)*+$*)' , '+$"-".'.
Las personas conocemos o creemos conocer m#s all# de las apariencias. &uando vemos
el cielo4 una piedra4 una naran=a o un perro4 no solamente percibimos sus caracter%sticas
ob=etivas Icolor4 forma4 tama5o4 olor4 etc.I4 sino 'ue tambi(n ima"inamos cómo son por
dentroH inclusive cómo habr%an sido y cómo habr#n de ser dentro de al"8n tiempo. 2ensamos
acerca de su ori"en4 sus cambios4 su utilidad4 su valor. ?dem#s4 hacemos muchas cosas con
ellos: podemos labrar piedras para construir la casa4 hervir naran=as para preparar al"8n
man=ar4 entrenar al perro para cuidar la casa.
!ay 'ue reconocer 'ue esta posibilidad de explicar y cambiar las cosas4 ha sido posible
"racias a la invención del len"ua=e4 pues con (l podemos predecir y normar el curso de las
cosas. ?l aparecer las tradiciones4 tambi(n aparecen los mitos para explicar los fenómenos de
la naturale*a. 0#s tarde4 al aparecer la cultura4 sur"e el conocimiento del sentido com8n4
despu(s el conocimiento cient%fico4 y con esta estrate"ia hemos lle"ado a conocer la
composición interna de los ob=etos: sabemos 'ue las cosas 'ue ya existen y las 'ue son
hechas por los hombres est#n constituidas por los mismos componentes: mol(culas4 #tomos y
part%culas subatómicas. 0#s sorprendente a8n es saber 'ue la Lierra4 la luna4 el sol4 las
estrellas tienen una composición similar. @ cada uno de nosotros tambi(n. La interro"ante
fundamental es4 entonces4 si podremos saber en 'u( consiste la diferencia entre las cosas
inertes y los seres vivos. $l sentido com8n las diferencia bien4 aun'ue sólo por sus
apariencias4 y por eso intuimos 'ue la simple enumeración de sus diferencias no es una
explicación.
$l len"ua=e de la ciencia4 adem#s4 no es i"ual al len"ua=e del sentido com8n. Se los
puede traducir entre s%4 pero no son totalmente e'uivalentes4 y por lo "eneral muchos t(rminos
cient%ficos ni si'uiera se los puede traducir al len"ua=e vul"ar. $ntre los idiomas sucede al"o
parecido4 pero la dificultad es mucho menor y de otra %ndole.
Lo 'ue acabamos de decir no nie"a 'ue los t(rminos y los enunciados cient%ficos se han
derivado de los conceptos del sentido com8n4 aun'ue lle"a un momento en 'ue a'uellos ya no
se refieren a los fenómenos aparentes sino a los procesos 'ue subyacen a los fenómenos 'ue
podemos observar directamente4 sin instrumento al"uno de por medio. $s as% como los
8
t(rminos vul"ares son excluidos del l(xico cient%fico o adoptan un si"nificado diferente dentro
de (ste. 0ientras m#s anti"ua y consistente es una ciencia4 los t(rminos y sus si"nificados son
cada ve* m#s precisos. 2or el contrario4 mientras m#s =oven es una ciencia4 la definición de
sus conceptos todav%a depende del sentido com8n. 2or e=emplo4 el concepto de -tomo4 ya no
tiene el mismo si"nificado de sentido com8n 'ue le dio .emócrito. $n cambio4 conceptos
como el de conciencia todav%a lo definimos en t(rminos del sentido com8n4 por m#s filosófica
'ue sea la discusión sobre su verdadera naturale*a.
.entro de la ciencia los conceptos est#n adem#s =erar'ui*ados: hay conceptos cient%ficos
"enerales 'ue valen para todas las ciencias4 y conceptos espec%ficos para cada una de ellas.
$sta cate"ori*ación de los conceptos tiene relación con los m(todos "enerales y particulares
de las ciencias4 y expresa la especial tendencia del conocimiento cient%fico a su inte"ración y
sistemati*ación. 2or eso la ciencia se define como el con=unto sistemati*ado de conocimientos
acerca del universo4 con los hombres incluidos4 o simplemente como sistema de
conocimientos acerca del mundo. 0#s adelante 'uedar# claro 'ue la ciencia es todo el
con=unto de la información social 'ue la sociedad ha elaborado acerca del universo4 para
explicarse como cambia en el tiempo desde sus componentes m#s elementales hasta su
estructura actual.
$sta sistemati*ación de la ciencia no es tal por'ue los cient%ficos piensen de manera m#s
ordenada 'ue el resto de las personas4 sino por'ue los fenómenos de la naturale*a suceden de
modo sistem#ticoH es decir4 si tomamos cual'uier re"ión del universo para ser estudiada
cient%ficamente4 encontraremos 'ue dentro de ella ocurren una serie de sucesos en un orden
sistem#tico4 inclusive los 'ue a simple vista parecen ocurrir en un total desorden. &omo se"8n
nuestra costumbre se llama sistema a una re"ión 'ue ante nuestra observación est# bien
or"ani*ada4 como es un #rbol4 un animal o una casa4 para el sentido com8n es f#cil entender
'u( es el sistema solar o el sistema nervioso4 pues se refieren a con=untos ordenados de astros
o de c(lulas nerviosas4 respectivamenteH aun'ue tambi(n veremos 'ue no es lo mismo estar
ordenado 'ue estar or"ani*ado. $n parte4 se debe al uso 'ue damos a la palabra sistemaH pero
tambi(n se debe a 'ue (sta implica la reunión de varios elementos para formar una totalidad
m#s comple=a. @ aun'ue no se acostumbra decir 'ue una monta5a o una casa es un sistema4
s% aceptamos hablar del sistema de ideas de una institución o del sistema pol%tico 'ue ha
adoptado un pa%s.
2ara la ciencia4 todas las cosas 'ue existen en el universo4 desde las part%culas
subatómicas hasta las "alaxias4 desde las cosas naturales hasta las artificiales4 desde las
cosas inertes hasta los seres vivos4 todos est#n formados por part%culas elementales 'ue se
=untan de diversas maneras para conformar part%culas no sólo m#s "randes sino m#s
comple=asH por eso preferimos usar el concepto de sistema para referirnos a toda re"ión del
universo 'ue es ob=eto de observación cient%fica.
$l problema es 'ue al percibir e ima"inar de esta manera el mundo4 no es f#cil pensar
acerca de sus procesos internos4 es decir4 acerca de cómo las part%culas m#s elementales se
fueron reuniendo para adoptar la confi"uración 'ue tienen y no otra. 2or e=emplo4 tomemos
unos 2: elementos 'u%micos y pre"unt(monos4 por 'u( esos elementos a'u% forman un poco
de arena4 all# un postre4 m#s all# una man*ana o una ove=a4 mucho m#s all# un asteroide4 y
dentro del cuerpo nuestro cerebro. La explicación de los procesos 'ue determinan estas
notables diferencias es de "ran importancia para la humanidad4 pues como se ha demostrado4
sólo ella ha hecho posible la transformación del ambiente natural en nuestro ambiente
artificial4 as% como la transformación de la especie humana en la sociedad 'ue nos forma
como uno m#s de sus miembros.
2artiendo del concepto de !arr( +1J),4 de 'ue un sistema material puede describirse en
t(rminos de su estado y de sus cambios de estado4 en otro lu"ar +3rti*4 1JJ4, hemos su"erido
'ue todo sistema material formado por uno o m#s elementos muestra un doble aspecto ante
un observador cual'uiera: el de estructura y el de su actividad4 a tal punto 'ue todo sistema
viene a ser tanto estructura activa como actividad estructurada. 2or e=emplo4 los elementos
subatómicos descritos por la f%sica en al"unos experimentos se comportan como part%culas y
en otros como ondasH un perro ocupa un espacio4 pero tambi(n es todo una historiaH del mismo
modo4 cual'uier cosa 'ue sea lo 'ue por sentido com8n llamamos mente, tambi(n es
estructura y actividad al mismo tiempo.
2or sentido com8n estamos acostumbrados a decir 'ue tal o cual cosa tiene una cierta
estructura o tiene una cierta actividad: una sociedad4 decimos4 tiene su estructura económica4
y dentro de ella se reali*an muchas actividades comerciales. Separamos estructura y
9
actividad. $s la diferencia 'ue en espa5ol se nota con los verbos ser y estar: ser vivo implica
permanencia o estructuraH estar vivo implica inestabilidad y cambio4 o actividad. 2or sentido
com8n un "ato es un cuerpo4 es decir4 una estructuraH no dir%amos 'ue es una actividad4
aun'ue lo es realmente: nuestra dificultad consiste en 'ue no vemos su actividad interna4 sino
sólo los aspectos externos m#s cambiantes +ante nuestros o=os, de su actividad4 como cuando
muerde o correH sin embar"o4 conocer su actividad interna es mucho m#s importante4 por'ue
de ello depende 'ue sepamos como es 'ue habiendo sido una c(lula se lle"ó a convertir en un
cachorro y despu(s en un perro adulto 'ue m#s tarde enve=ece y muere4 y en este proceso4
hasta el final de su vida4 casi todos sus componentes 'u%micos4 si no todos4 se habr#n
renovado4 no una sino varias veces.
0#s all# de estas diferencias ob=etivas entre estructura y actividad4 nos interesa superar el
vie=o anta"onismo entre existencia y esencia. .e inmediato podremos comprobar 'ue 'uienes
creen 'ue el mundo siempre ha sido como es y 'ue as% ser# por siempre4 defender#n el
principio de 'ue lo 8nico importante es la existencia de las cosas. $n cambio4 'uienes suponen
'ue el universo tiene un ori"en4 'ue ha cambiado en el tiempo4 y 'ue se"uir# cambiando por
siempre4 defender#n la esencia de los hechos. Lue"o comprobaremos 'ue estas dos
concepciones de la realidad derivan sólo de nuestra forma de concebir el universo4 ora como
espacio4 ora como tiempo.
$s posible 'ue esta forma de ver el mundo4 como si el espaciotiempo universal estuviera
escindido en espacio y tiempo4 dependa de nuestras capacidades diferenciadas para
describirlo y para explicarlo por medio del len"ua=eH pero una explicación de esta %ndole
re'uiere de una m#s adecuada ar"umentación.
1.2. S"#$%&'# "/%)$%# , #"#$%&'# -"-0#
$n el ambiente al alcance de nuestra observación4 no es dif%cil distin"uir entre un ob=eto
inerte y un ob=eto vivo4 aun'ue hay casos extremos en 'ue podr%amos confundirlos. 2or
e=emplo4 una bacteria en'uistada en un medio hostil parece un ob=eto inerteH una m#'uina
autom#tica parece tener vida. $n los medios cient%ficos4 se tienen 'ue usar criterios bastante
r%"idos como para diferenciarlos4 sin ne"ar 'ue la simple descripción de sus caracter%sticas o
atributos sea la me=or4 por no decir la 8nica4 manera de empe*ar a distin"uirlos para despu(s
explicar por 'ue son diferentes. $sto si"nifica 'ue tales criterios se deducen de al"unos de sus
atributos m#s esenciales.
$n t(rminos "enerales4 casi de sentido com8n4 sabemos 'ue un ob=eto es inerte cuando
se mantiene tal como es4 sin 'ue var%e o cambie espont#neamente4 y si es 'ue cambia
siempre habr# una causa exterior 'ue la expli'ue. Si se mueve4 r#pidamente advertiremos 'ue
es como efecto de un cambio externo4 por e=emplo del viento o la "ravitación. Si de=amos
abandonado un ob=eto de metal4 no tardar# en descomponerse de modo aparentemente
espont#neo4 pero por efecto de la oxidación.
1n sistema inerte es todo con=unto de elementos ordenados de diversas maneras en un
espaciotiempo4 constituyendo el universo. $s as% como aparecen ante las ciencias f%sicas y
'u%micas. 1n sistema vivo es el con=unto de los mismos elementos4 pero organizados en un
espaciotiempo para constituir individ#os y sociedades. .e este modo aparecen ante las
ciencias bioló"icas4 psicoló"icas y socioló"icas. 2or consi"uiente4 un sistema or"ani*ado4 es
un sistema ordenado 'ue se caracteri*a4 adem#s4 por'ue: 1, la actividad de los elementos 'ue
lo componen es punto de partida 'ue determina la aparición de una superestructura
or"ani*adoraH 2, esta superestructura es su base de desarrollo4 pues4 3, su actividad determina
'ue los elementos 'ue dieron ori"en al sistema ori"inal sean convertidos en el soporte activo
del sistema actual4 el 'ue de este modo se mantiene y se reproduce a s% mismo.
Los procesos de los sistemas inertes los explicamos por medio de las leyes de la f%sica y
la 'u%mica 'ue describen o explican los fenómenos subatómicos4 atómicos y moleculares.
$stas leyes son esencialmente causales4 en el sentido de 'ue se refieren a procesos 'ue se
determinan en un solo sentido4 en los 'ue ciertas causas determinan ciertos efectos con
mayor o menor probabilidad. $n los sistemas inertes4 todo cambio causa otro cambio en
sentido linealH es decir4 en t(rminos m#s "enerales4 todo cambio sucede a otro cambio4 o
tambi(n4 todo cambio precede a un cambio.
10
A$)"1*$0# 012%$"-0# .% 3' -".'( '*$0&'/$%/"&"%/$0 .%3 "/."-".*0 , 3' %#4%+"%
$s evidente 'ue el sistema vivos est# or"ani*ado en la forma de individuos4 es decir4 lo
vemos en la forma de bacterias4 #rboles4 "atos4 hombres. 7especto de estos individuos4 se
puede decir 'ue cada uno de ellos tiene ciertos atributos ob=etivos 'ue se pueden observar o
deducir con cierta facilidad. $stos atributos son:
1. Ante"ridad: cada individuo es un sistema cuya estructura interna4 'ue resulta de la
interrelación de una diversidad de part%culas elementales4 se mantiene or"ani*ada a
pesar de los cambios del ambiente exterior 'ue le afectan re"ular u ocasionalmente.
2. $stabilidad: caracteri*a a cada sistema vivo individual el e'uilibrio de sus procesos
internos4 es decir4 'ue la concentración y distribución espacial de sus componentes se
mantienen estables dentro de l%mites m#s o menos constantes4 por lo 'ue tienen 'ue
incorporar nuevos elementos cuando faltan o se deterioran dentro de (l. $n otras
palabras4 tienen 'ue nutrirse4 pues la velocidad y dirección de las reacciones
fisico'u%micas4 tanto en su interior como en relación con el ambiente local4 sólo se
mantienen estables cuando el individuo intercambia sus elementos constitutivos con el
entorno. 2or eso se dice 'ue los seres vivos re'uieren del aporte permanente de los
nutrientes 'ue los constituyen.
3. 7eproducibilidad: cada individuo se mantiene como tal por un tiempo limitado. ? pesar
de esto4 el n8mero de individuos tiende a aumentar casi sin l%mite. $sta tendencia es
resultado de la capacidad de los individuos de reproducirse4 por división en dos o por
unión sexual de dos para procrear un tercero. $n sentido estricto4 la actividad de los
seres vivos tiende 8nicamente a reproducirse.
4. 0utabilidad: la actividad de los individuos puede modificarse por efecto de los cambios
ambientales4 y la modificación puede mantenerse en la forma de mutaciones para
expresarse en "eneraciones sucesivas como caracter%stica de una especia 'ue as%
facilita su me=or adaptación al medio ambiente. 2or eso los seres vivos aprenden4
desarrollan nuevas capacidades y "radualmente mutan hacia formas m#s comple=as y
m#s resistentes a los cambios 'ue les afectan ne"ativa o desfavorablemente.
Si bien los dos primeros se refieren al aspecto de su estructura y los dos 8ltimos4 al de su
actividad4 m#s importante para la explicación de la vida es 'ue los dos primeros y los dos
8ltimos de estos atributos son interdependientes entre s% y refle=an dos propiedades m#s
"enerales4 'ue son la de automantenimiento del individuo y de automantenimiento de la
especie4 respectivamente.
A$)"1*$0# %#%/+"'3%# .% 3' -".'( &%&0)"' , '/$"+"4'+"5/
$s evidente 'ue estas dos propiedades de automantenimiento no son por s% mismas los
procesos 'ue definen la naturale*a intr%nseca de la vida. $llas son ciertamente expresión de
otras propiedades m#s esenciales. $stas son las capacidades de memoria y de anticipación
'ue tienen todos los seres vivos. $stas capacidades explican claramente por 'u( los seres
vivos tienen las propiedades de adoptar formas cada ve* m#s comple=as de adaptación al
ambiente. Sólo un sistema 'ue tiene la capacidad de re"istrar las variaciones 'ue ocurren
dentro de s% y fuera de (l4 y de compararlas entre s%4 puede anticiparse a los cambios 'ue los
hab%a re"istrado previamente. Sólo de esta manera puede adaptarse a tales cambios. Sólo as%
podr# sobrevivir a tales cambios.
Si"uiendo este ra*onamiento4 tambi(n podemos ima"inar 'ue dentro de cada sistema
vivo debe existir una estructura 'ue determina o explica estas propiedades4 como si fuera la
8nica propiedad esencial del sistema 'ue explica su existencia. $s pues importante 'ue
definamos de 'u( naturale*a es esta propiedad esencial de los seres vivos. $n efecto4 si todo
sistema vivo es una estructura activa o una actividad estructurada 'ue se mantiene y se
reproduce a s% y por s% misma4 tendr%amos 'ue admitir4 entonces4 'ue todo sistema vivo tiene
una or"ani*ación determinada de al"8n modo4 y 'ue es tarea de la ciencia explicar de 'u(
depende esta determinación.
7ecordemos 'ue en cerca de dos si"los de investi"ación bioló"ica se ha podido lle"ar al
convencimiento de 'ue las caracter%sticas o atributos de los seres vivos se pueden explicar por
medio de una teor%a cient%fica. 2ara empe*ar4 se ha podido reproducir experimentalmente
al"unas de las condiciones f%sicas y 'u%micas 'ue supuestamente ocurrieron en los primeros
millones de a5os de la Lierra 'ue condu=eron a la aparición de los seres vivos m#s primitivos.
11
Si se conocen cada ve* me=or los procesos 'ue ocurren en los seres vivos actuales4 ya es
posible explicar de 'u( naturale*a ser%an los procesos los determinan la vida4 a8n en contra de
los procesos 'ue tienden a su destrucción. Se conocen la estructura y los procesos internos de
los seres vivos4 desde los m#s pe'ue5os como las bacterias4 hasta los animales superiores
como los primates. @ m#s importante todav%a4 a base de la teor%a de las ciencias naturales4 se
han lle"ado a conocer los aspectos bio'u%micos4 fisioló"icos o psicoló"icos de los animales
+incluido el hombre entendido como or"anismo animal,. Las teor%as cient%fico naturales han
hecho posible me=orar la educación y la atención de salud4 por lo menos en los sectores m#s
desarrollados de la humanidad. 2ero con esta clase de teor%as no se ha lle"ado a esclarecer la
naturale*a de la sociedad4 de lo 'ue primero se llamó el alma4 despu(s la mente y lo ahora
preferir%amos llamar la conciencia. @ si no se conoce la naturale*a esencial de estos
fenómenos4 como tampoco la naturale*a esencial de la obra transformadora de la sociedad
sobre nuestro planeta4 =am#s lle"aremos a tener una explicación de los procesos por los 'ue4
no sólo el ambiente natural4 sino principalmente dicha sociedad determina lo 'ue ya
se5alamos4 la transformación de la especie ,omo saiens en una sociedad4 y por lo mismo4 la
transformación de cada individuo humano en una personalidad.
Muedar# pues particularmente claro 'ue los sistemas individuales 'ue conforman el
sistema vivo4 o el sistema vivo en su con=unto4 son sistemas doblemente determinados4 pues
sus atributos no dependen 8nicamente de sus procesos internos sino tambi(n del ambiente
'ue lo rodea. !emos su"erido +3rti*4 1JJ4, 'ue esta doble determinación depende de la
actividad de a'uella superestructura 'ue refle=a los procesos f%sicos y 'u%micos 'ue suceden
dentro de ellos mismos y los procesos f%sicos y 'u%micos 'ue suceden en su ambiente actual.
$s decir4 son sistemas 'ue para mantenerse dependen de procesos de determinación
intr%nsecos y extr%nsecos4 intraindividuales y extraindividuales. $sto si"nifica 'ue la estructura
de cada individuo es determinada por procesos de doble sentido: procesos ascendentes 'ue
van desde los niveles m#s elementales hasta los m#s comple=os de su or"ani*ación4 y
procesos descendentes 'ue van desde los niveles m#s comple=os hasta los m#s elementales
del sistema. &omo veremos4 esto se debe a 'ue los procesos ne"uentrópicos y entrópicos de
la materia 'ue se han or"ani*ado hasta lo"rar una estructura m#s o menos estable +'ue
tambi(n se la describe en t(rminos de un e'uilibrio inestable, determinan 'ue cada sistema
individual siempre tienda hacia una estabilidad m#s y m#s duradera 'ue le permitir#
reproducirse.
$sta introducción est# dedicada principalmente a la demostración de 'ue a'uella
estructura fisico'u%mica 'ue refle=a tanto el ambiente interior de un sistema vivo como el
ambiente exterior a (l4 esto es4 a'uella superestructura de cuya actividad depende la
inte"ridad4 estabilidad4 reproducibilidad y memoria de dicho sistema4 no es otra cosa 'ue
informaci)n.
1.3. S"#$%&'# "/."-".*'3%# , #"#$%&'# #0+"'3%#
1na caracter%stica del sistema vivo es su or"ani*ación en subsistemas de distinta
extensión 'ue se a%slan formando individuos o sistemas individuales. .esde las bacterias
hasta los hombres son sistemas individuales. .entro del sistema vivo4 todo individuo nace4
crece4 se desarrolla4 reproduce y muereH al"unos en un lapso de sólo al"unas horas4 otros en
un periodo de varios a5os. ? diferencia de los individuos4 las distintas especies perviven4
"eneralmente por varios millones de a5os y 8nicamente cuando las condiciones de su medio
son inadecuadas4 pueden lle"an a extin"uirse4 y por eso de muchas de ellas sólo han 'uedado
sus restos fosili*ados.
1na particularidad de estos individuos4 sobre todo cuando son de la misma especie4 es
'ue tienden a permanecer =untos mientras viven4 aun'ue fuese sólo para aparearse y procrear.
Los animales4 por e=emplo4 forman colonias4 card8menes4 bandadas4 manadas4 tribus.
Llamaremos sistemas vivos multiindividuales a estos con=untos de individuos de una especie o
de varias especies interdependientes. Se les podr%a llamar tambi(n sociedades naturales4
aun'ue dentro de ellas sus miembros se relacionan o comunican entre s% sólo por medio de
se5ales interindividuales4 usando los medios inertes 'ue los rodean4 como el a"ua4 el aire4 la
lu*4 o las sustancias 'u%micas 'ue ellos mismos diseminan al excretaras o expelerlas de su
cuerpo.
Solamente los hombres desde 'ue se reunieron para formar sistemas multiindividuales4
para comunicarse ya no usan sólo se5ales4 sino 'ue se comunican por medio de los ob=etos
'ue producen y fabrican4 y sobre todo4 por medio de si"nos y sistemas de si"nos 'ue ellos
mismos han creado4 y por eso existen por fuera y m#s all# de sus creadores. $n la actualidad4
12
no sólo de=amos mensa=es en un papel4 sino tambi(n en cintas electroma"n(ticas4 en discos
de lectura l#ser4 y m#s todav%a4 podemos "uardar estos mensa=es4 nuestras propias im#"enes
y las im#"enes del presente4 en libros y en todos los sistemas de cómputo 'ue ser#n usados
por otros tal ve* miles de a5os despu(s4 tal como ya ha sucedido con los papiros 'ue de=aron
los e"ipcios4 as% como las construcciones y manufacturas 'ue nos le"aron muchas culturas
'ue ya no existen.
2or ahora4 llamaremos sistema social4 o simplemente sociedad Io sociedad humana si
'ueremos diferenciarla de las sociedades naturales de animalesI4 al con=unto de individuos
humanos 'ue se comunican fundamentalmente por medio de si"nos y de sistemas de si"nos
inte"rados 'ue constituyen un len"ua=e.
1.4. S"#$%&'# -"-0# /'$*)'3%# , #"#$%&'# ')$"6"+"'3%#
-o es dif%cil hacer una distinción entre los sistemas vivos naturales y los sistemas
artificiales. Los primeros est#n constituidos por todos los seres vivos 'ue han existido y existen
en nuestro planeta4 desde las bacterias hasta los primates. Los definimos as% teniendo en
cuenta 'ue se han desarrollado naturalmente en el curso de la evoluciónH en cierto sentido4 tal
como explicara .arBin4 por selección natural. Sin embar"o4 en las etapas finales de esta
evolución4 los individuos de la especie !omo saiens empe*aron a transformar artificialmente
la LierraH empe*aron a crear y producir ob=etos4 desde los m#s simples utensilios y
herramientas4 hasta un len"ua=e hablado. ?s% sur"ió una sociedad4 y dentro de ella los
hombres inventaron desde un len"ua=e escrito hasta las m#'uinas. .e este modo4 los
individuos sociales fueron capaces de preparar su alimento4 confeccionar su vestido4 construir
viviendas4 caminos y ciudades4 y la sociedad lle"ó a convertir buena parte de los sistemas
naturales en sistemas artificiales. $l mundo artificial es pues el planeta humani*ado. La
porción del mundo en 'ue vivimos como personas es pues creación y producto de esta
sociedad4 y por eso las personas =unto a nuestros productos formamos un sistema artificial. Lo
'ue ahora encontramos los hombres desde el momento en 'ue nacemos es un mundo
transformado por nuestra sociedad4 en tanto 'ue el mundo natural Ilos sistemas inertes y los
sistemas vivos no tocados por el hombreI ya nos resulta le=ano y casi inaccesible.
Llamaremos sistemas artificiales a todas las obras 'ue han sido y son creación y producto
de la actividad humana. .esde los primeros cuchillos de piedra hasta las computadoras y las
naves espaciales4 como tambi(n los campos de cultivo y las "ran=as4 son sistemas artificiales4
es decir4 sociales. 2or consi"uiente4 no debe llamar la atención 'ue concluyamos en 'ue los
hombres transformados por la sociedad 'ue ya existe por s% misma seamos4 en sentido
estricto4 artificiales4 aun'ue en este caso preferimos llamarlos sistemas individuales sociales4 o
simplemente seres sociales. 2or esta ra*ón4 los hombres son seres sociales no por el hecho de
vivir con otros individuos4 compartir ciertos bienes y tener el mismo entorno artificial4 sino en lo
esencial por'ue los hombres mismos somos transformados por la sociedad: as% nos
convertimos en personalidades y de=amos de ser animales. &ómo se produce esta
reestructuración de cada individuo humano por obra de la sociedad es pues el tema principal
'ue debe explicar una sociobiolo"%a del hombre.
1.5. L' %743"+'+"5/ .%3 */"-%)#0 , .% 3' '+$"-".'. #0+"'3 .%3 80&1)%
2or principio4 las ciencias son resultado de la actividad social de los hombresH por medio
de ellas4 la sociedad tiende a explicar la estructura y la actividad del universo4 en especial
a'uellos sucesos 'ue tienen relación directa o indirecta con la actividad personal y colectiva de
los hombres4 con la finalidad de me=orar nuestras condiciones de vida en este planeta. 2or
medio de ellas4 la sociedad fomenta el desarrollo pro"resivo de s% misma4 en "eneral4 y de
cada hombre4 en especial.
.esde un cierto punto de vista4 sostendremos 'ue mientras unas ciencias son con=untos
de conocimientos 'ue crea la sociedad a fin de explicar lo m#s fielmente posible los sucesos
del universo4 otras son con=untos de procedimientos 'ue la misma sociedad emplea para
obtener4 sistemati*ar y validar a'uellos conocimientos. .e all% 'ue ten"amos 'ue diferenciar4
en primer lu"ar4 entre 1, las ciencias ob=etivas o de contenido y 2, las ciencias instrumentales
o de m(todo.
Las ciencias ob=etivas describen y explican sucesos I'ue se a%slan como si fueran
o+.etosIcomo son el mundo subatómico4 los #tomos4 las mol(culas4 los seres vivos4 la
13
sociedad4 el cerebro. $n el mundo cient%fico4 las ciencias ob=etivas4 b#sicas por excelencia4
son la f%sica4 la 'u%mica4 la biolo"%a4 la psicolo"%a y la sociolo"%a.
Las ciencias instrumentales son procedimientos o "u%as de procedimientos 'ue facilitan la
observación y la inte"ración de los conocimientos obtenidosH sirven para or"ani*ar y
sistemati*ar la elaboración de modelos teóricos explicativos4 o en al"8n caso4 son los mismos
modelos anticipados de la realidad los 'ue a su ve* facilitan el procedimiento de b8s'ueda y
elaboración de los datos de las ciencias ob=etivas. Las m#s importantes son la filosof%a4 la
ló"ica4 la metodolo"%a4 la matem#tica4 la cibern(tica. $stas ciencias son sub=etivas en tanto
refle=an m#s la actividad consciente del observador 'ue la realidad ob=etiva en s%4 al contrario
de las ciencias ob=etivas 'ue refle=an la realidad externa al observador. 2or otro lado4 las
ciencias instrumentales son el m(todo de las ciencias ob=etivas4 puesto 'ue con las ciencias
instrumentales se crean modelos o hipótesis a riori acerca de la realidad cuyos procesos
internos se pretenden conocer y explicar. &omprobadas o no4 tales hipótesis o modelos
pueden lle"ar a constituirse en las teor%as cient%ficas 'ue forman el cuerpo de las ciencias
ob=etivas.
$n se"undo lu"ar4 las ciencias pueden diferenciarse por su ob=eto de estudio en: a, las
ciencias naturales 'ue estudian el universo no modificado por la sociedad humana y b, las
ciencias sociales cuyo ob=eto de estudio es la sociedad humana y todo lo 'ue (sta ha hecho en
nuestro planeta4 incluyendo la transformación de cada hombre animal en un individuo social.
$n el cuadro 1.1 se enumeran las ciencias naturales y las ciencias sociales. &omo se
puede apreciar4 las relaciones interdisciplinarias entre las ciencias 'ue explican un cierto nivel
de ordenamiento o de or"ani*ación de la materia si"uen un sentido inverso en ambos casos4
de modo 'ue la explicación de los procesos naturales comien*a a partir de lo m#s simple o
inferior4 hasta lle"ar a lo m#s comple=o o superior. $n cambio4 la explicación de las diversas
formas de actividad social va de lo comple=o a lo elemental4 refle=ando el curso inverso de los
procesos naturales. 3tra manera de diferenciarlas consiste en remarcar 'ue4 por la %ndole de
su propia metódica4 las ciencias naturales tienden a acentuar las seme=an*as ob=etivas entre
los ob=etos 'ue son su materia de estudioH en tanto 'ue las ciencias sociales4 por sus propias
finalidades4 tienden a acentuar las diferencias entre los ob=etos 'ue estudian.
&1?.73 1.1
ESTRUCTURA DE LA ACTIIDAD CIENTÍ!ICA
CIENCIAS NATURALES CIENCIAS SOCIALES
ECOLOGIA NATURAL9 SOCIOLOGIA UMANA

2SA&3$&3L3NO?

S3&A32SA&3L3NA?

PSICOLOGIA NATURAL

PSICOLOGIA SOCIAL

-$1732SA&3L3NA?

2SA&3-$173L3NA?

NEUROLOGIA NATURAL

NEUROLOGIA SOCIAL

CA3-$173L3NO?

-$173CA3L3NO?

BIOLOGÍA NATURAL

BIOLOGIA SOCIAL

M1A0A&? CA3LPNA&?

CA3M1O0A&?

:UÍMICA NATURAL

:UÍMICA SOCIAL

9ASA&3M1O0A&?

M1O0A&? 9OSA&?

FISICA NATURAL

FISICA SOCIAL
14
QQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQ
Sin embar"o4 el es'uema propuesto4 todav%a parece remarcar la separación ta=ante 'ue
a8n se mantiene vi"ente entre ciencias naturales y ciencias socialesH a tal punto 'ue ciertas
ciencias Ia veces llamadas +isagra, como sobre todo la psicolo"%aI luchan por su inclusión en
uno u otro de estos campos4 se"8n el punto de vista de cada investi"ador. $n el cuadro 1.24
hacemos notar la inclusión de las ciencias naturales dentro del marco de las ciencias sociales4
con la doble finalidad de explicar a la sociedad y a los hombres4 tanto en sentido "en(tico
como cin(tico +3rti*4 1JJ4,.
&1?.73 1.2
LA E"PLICACIÓN
CIENTÍ!ICO#SOCIAL
LA E"PLICACIÓN
CIENTÍ!ICO#NATURAL
SOCIOLOGÍA
PSICOLOGÍA
NEUROLOGÍA
BIOLOGÍA
$UÍMICA
!ÍSICA
.esde nuestro particular punto de vista4 entonces4 el ob=eto de estudio de las ciencias
sociales es la sociedad4 las personas y toda la obra transformadora de la naturale*a reali*ada
por ellas. La explicación de una persona se har# desde su actividad consciente4 pasando por
sus procesos inconscientes4 funcionales4 metabólicos y celulares4 hasta los de naturale*a
bioló"ica4 'u%mica y f%sica4 todos los cuales dependen necesariamente de la superestructura
social. &omo se podr# deducir4 el estudio de un solo hombre4 sobre todo cuando se trata de
intervenir socialmente sobre (l4 implica una doble explicación4 pues doble es la determinación
de sus procesos internos: la determinación de sentido epi"en(tico Ia partir de los "enesI y la
determinación de sentido cin(tico Ia base de la sociedad.
.entro de este enfo'ue de las ciencias4 si nuestro ob=etivo fuera lle"ar a describir4 explicar
y conocer 8nicamente los sistemas naturales4 tendr%amos 'ue restrin"irnos al conocimiento de
las plantas y los animales silvestres tal como se encuentran en la naturale*a vir"en4 si"uiendo
un enfo'ue bio/psicoló"ico. 2ero si bien el conocimiento del hombre puede partir de la teor%a
cient%fica acerca de los procesos naturales4 la base real de este conocimiento tiene 'ue ser la
teor%a acerca de la sociedad humanaH de all% 'ue la explicación de los procesos internos de los
hombres ten"a 'ue4 como dec%amos4 ser tanto de sentido bio/psicoló"ico como de sentido
opuesto4 es decir4 socio/psico/bioló"ico.
.e este modo4 una ve* definidos los conceptos fundamentales4 estaremos en condiciones
de definir el ob=eto y el m(todo de las ciencias naturales y entre estas a la biopsicolo"%a
natural4 como las ciencias 'ue estudian4 describen y explican la estructura y los procesos del
universo en "eneral4 desde los sistemas inertes Ies decir4 los procesos de nivel cu#ntico4
atómico y molecularI4 hasta los sistemas vivos como las moneras4 los protistas4 los hon"os4
las plantas y los animales.
Mueda entonces para la biopsicolo"%a la explicación de los sistemas vivos naturales4
desde los procesos bio"en(ticos hasta el sistema animal superior actual. -aturalmente 'ue el
ob=eto de estudio de una sociobiolo"%a natural ser%an las a"rupaciones animales y las humanas
m#s primitivas4 como las 'ue se formaron dentro de las especies ,omo *a+ilis, ,. erect#s y
otras similares 'ue ya no existen +?un'ue por el hecho de 'ue (stas especies ya ten%an
al"unos utensilios y posiblemente al"8n tipo de len"ua=e4 habr%a 'ue considerarlas como
sociedades en formación y4 por lo tanto4 ob=eto de estudio de una paleosociobiolo"%a,.
15
Si se pueden diferenciar dos "rados de ordenamiento de los sistemas inertes Iel f%sico y
el 'u%micoI y cinco de or"ani*ación de los sistemas vivos naturales Icelular4 tisular4 or"#nico4
ps%'uico y multiindividualI4 ser# preciso diferenciar una =erar'u%a de ciencias bioló"icas 'ue se
ocupan de cada nivel de or"ani*ación del sistema vivo4 como son: la citolo"%a4 la histolo"%a4 la
neurolo"%a y la psicolo"%a naturales4 con sus respectivas ciencias interdisciplinarias. 2or
supuesto 'ue si ha de estudiar el ambiente local de los animales por medio de una ecolo"%a4
tambi(n tendr# sentido una psicoecolo"%a4 y sobre todo4 una ecopsicolo"%a 'ue estudie y
expli'ue los cambios psicobioló"icos 'ue sufren los animales por efecto del mismo medio. Los
m(todos de las ciencias biopsicoló"icas ser#n entonces el m(todo experimental y el m(todo
estad%stico4 enmarcados dentro del m(todo dial(ctico4 inductivo/deductivo4 de las ciencias
naturales.
? diferencia de las naturales4 las ciencias sociales tienen 'ue explicar los niveles de
or"ani*ación y de ordenamiento del sistema social y sus procesos de determinación4 en ambos
sentidos i"ualmente. 1na sociobiolo"%a planteada correctamente debe comprender una
sociolo"%a4 una psicolo"%a social4 una neurolo"%a social4 una histolo"%a social4 una citolo"%a
social4 as% como una 'u%mica y una f%sica sociales4 como son la 'u%mica de loa alimentos y
medicamentos4 y la f%sica de las construcciones y las computadoras. La sociobiolo"%a es pues
un con=unto sistemati*ado de ciencias 'ue explican el sistema de la sociedad en m8ltiples
niveles. -o es pues la explicación de los procesos bio/ps%'uicos solamente4 ni la reducción de
lo social a lo bioló"ico4 sino la teor%a sobre los procesos socio/psico/bióticos 'ue constituyen el
sistema inte"rado de la sociedad4 incluida la 'u%mica/f%sica de la obra artificial de esta misma
sociedad. .entro de esta perspectiva4 la sociobiolo"%a es la explicación del hombre total4 tanto
desde el nivel de su or"ani*ación celular de los individuos hasta el de la sociedad4 como desde
el nivel de la sociedad hasta el de las c(lulas de los individuos. $l m(todo de la sociobiolo"%a
tiene 'ue ser necesariamente el m(todo dial(ctico4 'ue ya no comprende sólo el m(todo
"eneral de las ciencias naturales4 sino el m(todo histórico y el m(todo cl%nico 'ue incluyen al
anterior.
Siendo nuestro ob=etivo el estudio de los sucesivos niveles de or"ani*ación interna de las
personas desde un punto de vista social4 al momento de sistemati*ar nuestros conocimientos
acerca de los procesos esenciales del sistema de la personalidad4 habr# 'ue or"ani*ar la
teor%a y los conceptos esenciales acerca de ella dentro de una sociobiolo"%a 'ue expli'ue al
individuo social desde el plano de la conciencia 'ue es la 'ue en realidad refle=a a la sociedad.
$sta sociobiolo"%a tendr# 'ue explicar su ob=eto4 como di=imos4 desde los procesos naturales
de la socio"(nesis 'ue ocurrieron desde los albores de la homini*ación hasta la aparición de la
especie !omo sapiens4 pasando por los de humani*ación por los 'ue esta especie se
transforma en humanidad4 hasta 'ue (sta4 finalmente4 culmina en la sociedadH pero4 lue"o4 se
tendr# 'ue explicar cómo la información social determina cin!ticamente4 el curso de la historia
de la sociedad y la reestructuración de los individuos humanos4 y de todo cuanto las personas
han sido capaces de hacer con su traba=o sobre el planeta.
?un'ue para estudiar a los hombres y explicarlos en tanto individualidades4 no es posible
prescindir de una teor%a de la sociedad4 la consideración de (sta 'ueda fuera del #mbito del
presente texto. Sin embar"o4 nos es indispensable disponer de una clara definición de 'u( es
realmente la sociedad donde cada hombre es concebido y lue"o se forma y desarrolla como
personalidad. Lrataremos pues de adoptar una definición "radualmente4 pero antes debemos
hacer una introducción al desarrollo de la teor%a acerca del hombre en "eneral.
1.6. E3 %#$*."0 #0+"01"035;"+0 .%3 80&1)%
Los intentos de la sociedad humana por conocer la naturale*a de los hombres4 han
se"uido a los intentos por conocer la realidad ob=etiva 'ue la rodea. La tarea de conocer esta
realidad siempre ha estado supeditada a la necesidad de preservar la vida de las personas.
Ama"inemos un "rupo humano primitivo intentando cosechar4 pescar4 ca*arH ser# evidente 'ue
su ob=etivo primordial era alimentarse para sobrevivir. 2ero tambi(n su ob=etivo si"uiente fue
se"uramente tomar en cuenta y conocer las propiedades de las plantas4 el comportamiento de
los animales4 as% como las re"ularidades del mar4 el suelo y el clima4 para facilitar as% sus
primeras actividades.
Supon"amos tambi(n 'ue la muerte de los animales y su descuarti*amiento coincidieron
con los primeros intentos por conocer el interior del cuerpo4 m#s a8n si la muerte pod%a
anticiparse observando las manifestaciones 'ue la preced%an. ?un'ue al comien*o el
conocimiento en la sociedad primitiva fue se"uramente superficial orientado a diferenciar entre
16
los fenómenos 'ue ocurr%an re"ularmente4 es posible 'ue una ve* lo"rada la producción de
herramientas y el habla4 y sobre todo una ve* 'ue es posible intervenir sobre la naturale*a4 la
sociedad primitiva ya dispon%a de un modo de elaborar y "uardar conocimientos de naturale*a
social tradicional 'ue perviven m#s all# de lo 'ue puede durar un individuo. Sin duda 'ue con
la invención de la escritura esta tendencia a "uardar las observaciones individuales en medios
duraderos fuera de su cabe*a4 los hombres ya tienen la capacidad de influir en las formas de
obrar y pensar de los miembros de las "eneraciones si"uientes de la misma sociedad.
1na ve* 'ue sur"ió la necesidad de este conocimiento acerca de uno mismo4 es posible
'ue los hombres al comien*o hayan elaborado primero im#"enes sub=etivas para lue"o
elaborar explicaciones m%ticas4 y 'ue m#s tarde hayan elaborado conceptos m#s ob=etivos
para deducir explicaciones especulativas. $n efecto4 suponemos 'ue las primeras
explicaciones se hayan fundado en sensaciones afectivas y en im#"enes co"nitivas tipo copia
de naturale*a no consciente4 y 'ue sólo mucho m#s tarde con el uso social de las
herramientas y el len"ua=e se hayan desarrollado explicaciones a partir de la experiencia
consciente. -o es f#cil calcular cu#nto puede haber durado la "(nesis del conocimiento
precient%fico4 desde los primeros utensilios hasta las primeras estatuillas de hace cerca de 3:
mil a5os. 2ero de a'u% en adelante hasta la pintura rupestre de hace uno J mil a5os4 la historia
de las representaciones concreti*adas en medios inertes extracorporales ya definen
claramente la tendencia a un conocimiento de s%. 2ero con el salto al primer papiro e"ipcio
escrito hace 34):: a5os4 en el 'ue se se5ala por primera ve* 'ue hay una relación entre el
habla y el movimiento del cuerpo4 por un lado4 y al"o 'ue se encuentra dentro de la cabe*a4
por otro4 ya es evidente 'ue se ha introducido una forma de conocimiento p8blico e histórico
'ue durar# mucho m#s all# del individuo. -o es f#cil explicarse cómo se "esta en el ?sia
0enor la idea de 'ue el cora*ón es el asiento de los sentimientos y la inteli"encia. ?l parecer4
estas ideas son supuestos co"nitivos 'ue se fundan en las emociones4 por lo tanto se parecen
a los mitos4 y por eso los percibimos como un tipo de especulación me*cla de afecto y ra*ón4
caracter%stica del conocimiento en la sociedad primitiva.
.e ser as%4 el conocimiento social acerca del hombre I'ue incluye la ciencia tal como la
aprendemos y practicamos hoy desde hace sólo 5:: a5osI se habr%a elaborado y ampliado
si"uiendo dos tendencias simult#neas: primero4 a partir del inter(s por explicar la constitución
del cuerpo observando a las personas4 en cierto sentido4 desde dentro4 es decir4 partiendo de
su realidad interior. @ lue"o4 a partir del inter(s por describir a las personas observ#ndolas4 en
sentido estricto4 desde fuera4 y especulando lue"o acerca de su posible realidad interior.
Los primeros conocimientos teóricos de naturale*a social 'ue se elaboraron dentro de las
comunidades de pescadores de las costas de Nrecia4 'ue se sinteti*an en las obras de
.emócrito y 2arm(nides4 se fundaron en una concepción mecanicista 'ue empe*ó por
explicar las cosas4 y secundariamente al hombre4 desde dentro. 2or eso .emócrito conceb%a la
existencia de #tomos ps%'uicos 'ue relacionan el cerebro con el cuerpo4 y el se"undo
ase"uraba 'ue pensar y ser son la misma cosa. !ipócrates encontró en estas concepciones el
marco teórico b#sico 'ue le permitió encarar los problemas de salud en t(rminos del individuo
enfermo y su entorno4 y as% pudo deducir 'ue la p(rdida del habla4 las alucinaciones y las
alteraciones del pensamiento no se deb%an a la influencia de los dioses sino a las
enfermedades del cerebro.
2ero4 al mismo tiempo4 los cient%ficos 'ue formaron parte de la aristocracia ateniense4
como fueron 2latón y ?ristóteles4 prefirieron la explicación del hombre4 y de las cosas en
se"undo lu"ar4 desde afuera4 por medio de la meditación. 2or eso su visión es m#s idealista4 y
sus explicaciones son m#s especulativas y abstractas.
$stas son las posibles ra*ones por las 'ue desde el 7enacimiento4 los enfo'ues de las
ciencias naturales ten%an 'ue ser necesariamente dualistas y4 o bien se enmarcan dentro de un
mecanicismo idealista4 o bien dentro de un idealismo mecanicista. $s evidente 'ue esta
posición contradictoria 'ue a8n sostiene la ciencia actual4 ha resultado dif%cil de superar. ?s%4
mientras la ciencia mecanicista se desarrolla desde enclaves sur"idos a contracorriente del
filosofismo4 aun a ries"o de 'ue el investi"ador pueda perder la vida por cuestionar la doctrina
oficial4 la ciencia idealista mantiene su vi"encia por su dependencia de los "rupos de poder
pol%tico y acad(mico. La aparición de las ciencias sociales en este contexto no ha servido sino
para acentuar tales contradicciones4 y por eso tuvieron 'ue ser separadas como
pseudociencias del alma4 del esp%ritu4 del psi'uismo4 de la mente4 de la sociedadH en tanto 'ue
las ciencias naturales del cuerpo humano4 del or"anismo4 del cerebro4 se han fortalecido
dentro del marco de la f%sica4 la 'u%mica y la biolo"%a.
17
Sobre la base del m(todo y la teor%a de lo 'ue podr%a llamarse la filosof%a natural4 !erófilo
usó la disección del cad#ver para el estudio anatómico del cuerpo humano4 y Naleno la
experimentación para el estudio fisioló"ico de los ór"anos de los animales. La contribución de
Naleno a las ciencias del hombre incluye la concepción de las facultades del alma y la noción
del ;neuma ps%'uico< 'ue al circular por los nervios relaciona el cerebro con el resto del
cuerpo. $stas nociones ser%an ampliadas despu(s por los 2adres de la A"lesia4 'uienes
lle"aron a ubicar dichas facultades en los ventr%culos cerebro.
.oce si"los m#s tarde4 despu(s de la lar"a etapa de transición de la sociedad anti"ua a la
moderna4 durante el 7enacimiento4 Resalio4 Leonardo y >illis reiniciaron el estudio moderno
de la anatom%a corporal y del cerebro4 ya ubicados en los albores de la ciencia natural. $stos
estudios4 en su etapa "erminal4 culminaron en los estudios y las ideas de 9ran* Nall y de 6.0.
9lourens a comien*os del si"lo SAS. $l primero4 considerado el fundador de las concepciones
actuales4 se5aló 'ue las ;funciones mentales< se locali*an en re"iones anatómicamente
diferenciadas del cerebro. $stas ideas fueron rebatidas por 9lourens poco tiempo despu(s. $n
efecto4 bas#ndose en una interpretación pre=uiciosa de sus experimentos con animales4 acorde
con el idealismo de la (poca4 lle"ó a la conclusión de 'ue la mente es resultado de la función
de todo el cerebro. Lue"o de esta confrontación4 la explicación de la naturale*a del hombre ya
no podr# librarse de las contradicciones inherentes al positivismo4 'ue as% ha lle"ado a
sobrevivir dentro el mecanicismo idealista de las ciencias naturales4 con la oposición del
idealismo mecanicista de las ciencias sociales.
$stas son las ra*ones por las 'ue pervive el dualismoH pues la concepción se"8n la cual el
alma4 por su propia naturale*a4 est# separada del cuerpo4 deviene en la concepción 'ue la
mente est# separada del cerebro. La misma situación explica por 'ue dentro del idealismo o
del mecanicismo nunca se podr# esclarecer si esta escisión o alienación del hombre es un
problema ontoló"ico o sólo "noseoló"ico. $n "ran medida por'ue las ciencias del hombre
refle=an la propia estructura de la sociedad humana 'ue as% se explica a s% misma y cree 'ue el
mundo debe verse tal como ella se ve a s% misma. $s pues muy probable 'ue los fisiólo"os
si"an estudiando al or"anismo y los psicólo"os al psi'uismo sin 'ue encuentren una salida
inte"ral4 simplemente por'ue se tiende a explicar la naturale*a humana tal como es actual y
ob=etivamente4 sin tomar en cuenta 'ue as% no ha sido siempre4 o por lo menos 'ue as% no
tendr# 'ue ser necesariamente. ?l haberse separado la sociedad de la naturale*a4 las ciencias
naturales y las ciencias sociales i"ualmente separadas no tienen por 'ue lo"rar una
explicación 'ue abar'ue la totalidad del individuo humano4 simplemente por'ue no toman en
cuenta4 por lo menos4 'ue los hombres no ten%an 'ue haber estado inicialmente alienados
dada la naturale*a animal de sus or%"enes4 y 'ue por lo tanto4 esta escisión no tiene 'ue haber
sido determinada naturalmente4 sino socialmente.
.esde el punto de vista de las ciencias naturales4 aparentemente no hay dificultad en
asimilar la anatom%a al mecanicismo4 puesto 'ue su ob=etivo est# en conocer la estructura
aparentemente est#tica y permanente del cuerpoH una idea 'ue se funda en "ran parte en el
estudio anatómico del cad#ver. 2ero4 F'u( podemos decir de la anatom%a del hombre vivo4
%nte"roG F2odemos conocer su inte"ridad si partimos 8nicamente del conocimiento de su
anatom%a y función internas4 o si partimos sólo de la observación de su superficie y actuación
ob=etivasG Lrataremos de demostrar 'ue estas dos aproximaciones al conocimiento de los
hombres son necesarias4 pero sólo en tanto lle"uen a fusionarse en una ciencia 'ue debe
proporcionar una teor%a de la vida4 la sociedad y el individuo concreto dentro de los ob=etivos y
aspiraciones tanto del su=eto observado como del observador e interventor cient%fico.
.esde el punto de vista de la fisiolo"%a4 los dilemas han tenido 'ue mantenerse
fluctuantes entre la unidad funcional del individuo y las funciones parciales de sus ór"anos y
aparatos or"#nicos. ?s%4 por e=emplo4 respecto de la fisiolo"%a cerebral4 al tratar de conciliar las
ideas de 9lourens y de Nall para convertidas en el modelo teórico de las neurociencias4
todav%a se mantiene la vi"encia del idealismo cuando se habla de la función "lobal del
cerebro4 y la del mecanicismo cuando se habla de las funciones de los ór"anos 'ue lo
componen4 en los mismos t(rminos en 'ue se explican las funciones de los ór"anos de los
sentidos4 la m(dula espinal o el aparato neuromuscular.
.esde el punto de vista psicoló"ico las cosas no parecen estar en me=or posición. $n el
mayor intento teórico del si"lo SS4 a partir de las propuestas de .arBin4 la psicolo"%a ha tenido
'ue asumir el reto de las ciencias naturales4 asimilando ló"icamente todas sus limitaciones.
?s%4 en un primer intento por sobrevivir como ciencia independiente trató de incluirse en las
ciencias sociales4 aun'ue de este modo sus hipótesis4 teor%as y m(todos tuvieron 'ue
18
enmarcarse dentro del idealismo. ?nte este hecho4 su inte"ración dentro de las ciencias
naturales resultó4 por lo menos aparentemente4 m#s correcta. $n este contexto sus teor%as
parecen ser m#s fuertes4 a pesar de 'ue al haber dado este paso ya corre el ries"o de perder
su identidad4 tal como lo atesti"ua el au"e de las llamadas neurociencias co"nitivas. $l reto es
may8sculo4 y mientras no delimite su ob=eto de estudio Iy no escape de los l%mites 'ue le
imponen las nociones del alma4 el psi'uismo4 la actividad4 el comportamiento4 la conducta4 sin
tomar en cuenta al individuo concretoI4 no tendr# forma de inte"rarse ni a las ciencias sociales
ni a las naturales. @ si bien una u otra salida podr%a darle la independencia 'ue busca4 al no
encontrar el m(todo 'ue la asimile a al"una de ellas4 el resultado podr%a ser 'ue no se
desarrolle como ciencia4 sino como tecnolo"%a social4 por e=emplo4 en el campo de la salud4 la
educación o las empresas.
$l punto m#s d(bil de los enfo'ues tradicionales de las ciencias psicoló"icas es 'ue han
intentado desarrollarse a partir de un cierto aspecto de la actividad humana4 para lue"o
"enerali*ar a partir de la descripción de ese aspecto4 y finalmente intentar una explicación
"eneral del hombre ideali*ado. 2or este camino4 el asociacionismo4 el psicoan#lisis4 el
conductismo4 la reflexolo"%a4 el co"nitivismo4 el estructuralismo4 no han sido sino desarrollos
ses"ados 'ue a partir del estudio de al"8n aspecto de la actividad ps%'uica4 y sin tomar en
cuenta la unidad del hombre total4 han terminado por reducir los procesos ps%'uicos a
constr#ctos ideali*ados4 esto es4 a procesos 'ue existen sólo en la mente del investi"ador.
$ste m(todo4 'ue sin duda es ne"ativo para la inte"ración interdisciplinaria de las ciencias
sociales4 sólo ha servido para mantener la vi"encia del positivismo y el dualismo en todas sus
versiones.
$s pues notorio 'ue ni el mecanicismo ni el idealismo son correctos por s% mismos4 ya 'ue
ni si'uiera se complementan. Los enfo'ues sociobioló"icos tradicionales lo 8nico 'ue han
intentado es reducir los social a lo bioló"ico. 2or el contrario4 el enfo'ue de la sociobiolo"%a
'ue propu"namos parte del concepto de 'ue las ciencias sociales tienen 'ue incluir a las
ciencias naturales dentro de su propio cuerpo teórico4 pues su ob=eto Ila sociedad4 las
personas y la obra de estos sobre la naturale*aI re'uiere de la doble explicación 'ue ya
hemos aludido4 esto es4 tanto respecto del ascenso del hombre a partir de los procesos
naturales 'ue precedieron a la estructuración de la sociedad4 como respecto de la
transformación de los hombres en personas con capacidad para transformar el mundo una ve*
'ue es transformado por la misma sociedad. $n otras palabras4 sólo un m(todo sociobioló"ico
inte"rado nos permitir# construir una explicación del hombre total4 pues se trata de un ser 'ue
re'uiere de la doble explicación4 de su determinación "en(tica y de su determinación social.
$sta premisa nos puede facilitar4 desde el comien*o4 plantear por lo menos una respuesta
acerca de 'u( son4 en realidad4 los hombresH por'ue las ciencias sociales tienen como 8nico
ob=eto de estudio del sistema de la sociedad con todo lo 'ue existe dentro de la estructura de
su propia actividad4 'ue son desde lue"o los hombres y el mundo artificial por ellos construido.
.esde este particular punto de vista4 para la psicolo"%a4 la fisiolo"%a4 la bio'u%mica4 la "en(tica
sociales4 ya no se trata de un o+.eto de estudio tan "eneral y abstracto como ;$l !ombre<4 sino
de s#.etos, 'ue no son sino los hombres en tanto personas 'ue deben ser no sólo descritas y
explicadas4 sino tambi(n formadas4 promocionadas4 optimi*adas4 atendidas como individuos
concretos.
19
CAPÍTULO 2
EL AMBIENTE DEL SISTEMA VIVO
'a *istoria del #niverso. 'os rocesos de refle(i)n de la materia. 'as le&es de la
termodin-mica. /ntroía & neg#entroía. /l am+iente de los animales & el am+iente del
*om+re.
$n esta sección explicaremos de 'u( naturale*a es el ambiente donde aparecieron y se
desarrollan los sistemas vivos. Anteresa particularmente tener por lo menos una aproximación
acerca de las leyes m#s "enerales 'ue explican la historia del universo4 para comprender
cómo los seres vivos en "eneral4 y los hombres en especial4 tienen una estructura y actividad
'ue son ob=etivamente similares a las de toda la materia4 pero al mismo tiempo esencialmente
diferentes de las de la materia inerte. &on este ob=etivo4 haremos un bos'ue=o de las
caracter%sticas del ambiente universal del sistema vivo del cual formamos parte.
2.1. L' 8"#$0)"' .%3 */"-%)#0
&asi nadie duda ahora 'ue el universo Iel mundo4 el cosmosI donde vivimos y tal como
lo conocemos los hombres en la actualidad4 ha tenido un comien*o y se"uramente tendr# un
final4 para volver a empe*ar al"una otra ve*. $s probable 'ue su historia haya comen*ado
hace al"o menos de 'uince mil millones de a5os4 a partir de al"o as% como la explosión de una
part%cula material infinitamente pe'ue5a 'ue a8n contin8a expandi(ndose sin l%mite al"uno. La
evolución del universo y la m#s reciente historia del hombre se resume en el cuadro 2.1 'ue lo
hemos tomado y adaptado de E. Sa"an +1JK2,
&1?.73 2.1
L? $R3L1&AP- .$L 1-AR$7S3 @ L? !ASL37A? .$L !30C7$
$l ;Ci" Can"< +la "ran explosión, :1 enero 154:::T a5os
3ri"en de la "alaxia R%a L#ctea :1 mayo J4:::T
3ri"en del sistema solar :J set 54:::T
9ormación de la Lierra 14 set 445::T
Anicio de la vida en la Lierra 25 set 345::T
9ormación de las rocas :2 oct
9ormación de las bacterias y al"as
verdia*ules :J oct 245::T
.iferenciación sexual :1 nov
2lantas fotosint(ticas 12 nov
?parición de las c(lulas eucariotas 15 nov 24:::T
?parición de los hom%nidos 31 dic: 12:45 5T::4:::
?parición del !omo sapiens 31 dic: 22:3: 5::4:::
Sur"imiento de la sociedad dic 31: 23:5J 3:4:::
20
La materia 'ue constituye el sistema del universo podemos verla4 apreciarla4 describirla y
explicarla bien como masa o bien como ener"%a. Los seres humanos4 por e=emplo4
distin"uimos entre el sol4 las estrellas4 un poco de tierra4 de a"ua o de aire y los ob=etos 'ue
manipulamos4 por un lado4 y el movimiento4 el sonido4 la lu*4 la electricidad4 el ma"netismo4 el
traba=o 'ue reali*amos4 por otro. $l primer con=unto de fenómenos nos impresiona por'ue
ocupan un espacioH respecto del se"undo4 tenemos la intuición de 'ue se dan en el tiempo.
!ace sólo unas d(cadas4 la f%sica teórica nos mostró 'ue masa y ener"%a son dos
aspectos de lo mismo4 esto es4 de la materia 'ue existe y cambia en el espaciotiempo. $n
efecto4 en el nivel del microcosmos4 part%culas y ondas son en realidad lo mismo. ?s%4 en la
fórmula de 0ax 2lanD
E < 8.6
donde E Ila ener"%aI representa la propiedad corpuscular4 mientras 'ue 6 Ila frecuenciaI
representa la propiedad ondulatoria de la materia. $sto si"nifica 'ue un 0#anto de ener"%a4 es
decir4 el pa'uete m#s pe'ue5o de ener"%a 'ue ya no podemos ima"inar si'uiera4 es una
part%cula 'ue se mide en t(rminos de la frecuencia de su movimiento oscilatorio. $n esta
fórmula4 part%cula y onda 'uedan relacionadas por la constante 8 de 2lanD.
.esde otro punto de vista4 respecto del macrocosmos4 la e'uivalencia entre masa y
ener"%a se expresa en la fórmula 'ue la se debemos a ?lbert $instein
E < &.+
2
donde E es la ener"%a4 & la masa y + la velocidad de la lu*.
?un'ue para nosotros es m#s f#cil imaginar todo a'uello 'ue tiene dimensiones
espaciales4 se nos hace un tanto dif%cil ensar acerca de todo a'uello 'ue se da en el tiempo.
$n otras palabras4 podemos distin"uir claramente entre un ob=eto y otro. Lambi(n entre el
estado de un ob=eto ba=o ciertas condiciones4 y el estado del mismo ob=eto en otras
condiciones. 2ensamos 'ue estas fórmulas refle=an relaciones entre hechos realesH pero no
nos es posible ima"inar en 'u( consisten estas relaciones. 2or e=emplo4 podemos notar la
diferencia entre un cubo de hielo4 un poco de a"ua y el vapor 'ue sale de la olla cuando hierve
el a"ua: en tales casos vemos tres cosas distintasH entonces4 Fcómo sabemos 'ue se trata de
la misma sustanciaG. Lambi(n es verdad 'ue no es dif%cil distin"uir entre un animal vivo4 uno
muerto y un montón de polvo despu(s 'ue fue incinerado4 especialmente cuando vemos todo
el proceso de transformación. 2ero para saber 'ue la electricidad se convierte en calor o en
lu*4 o 'ue la comida 'ue in"erimos se convierte en #tomos y mol(culas4 y calor4 re'uerimos de
un ra*onamiento 'ue se funda en el conocimiento de los efectos de unos fenómenos sobre
otros. .if%cilmente apreciamos el proceso del cambio en s% de un estado a otroH a lo mucho4
notaremos el movimiento. ?s%4 cuando el cine nos muestra cómo la yema de una planta se
transforma en flor4 vemos 'ue la flor se mueveH en cambio4 si nos pusi(ramos a ver una yema
si'uiera unas 24 horas se"uidas4 notar%amos un cambio cada cierto tiempo4 pero sin 'ue nos
hayamos percatado cómo ni en 'u( instante se hab%a producido el cambio. 2ara superar estas
dificultades y si"nificar de al"8n modo los cambios4 usamos los s%mbolos ló"ico matem#ticos y
as% las fórmulas de la ciencia expresan relaciones 'ue las podemos pensar mas no ima"inar
con i"ual facilidad.
1n problema af%n es el de la explicación 'ue damos a los cambios. ?s%4 ha tomado
muchos si"los lle"ar a saber 'ue el calor es sólo nuestra manera de percibir la vibración de las
part%culas 'ue componen un ob=eto. ?hora sabemos 'ue la electricidad se convierte en las
im#"enes del televisor o en el sonido de un receptor de radio. Sabemos 'ue esto es as%4
aun'ue nunca hemos visto ni veremos cómo se produce la transformación de la electricidad
en lu* o sonido.
.esde un punto de vista f%sico4 entonces4 percibimos el universo como ondas o como
part%culas. $l mundo accesible a nuestra percepción y a'uellas cosas 'ue podemos manipular4
son con=untos de part%culas 'ue las podemos ver como estructuras4 pero son tambi(n
con=untos de ondas 'ue las podemos ver como actividad4 como cuando est#n en movimientoH
por eso4 en el curso de su historia4 el universo ha pasado y se"uir# pasando constantemente
de un estado a otro. 2or e=emplo4 lo 'ue pudo haber sido sólo ener"%a dispersa al a*ar4 en
al"8n momento se ordenó para formar los #tomos. .e los #tomos m#s simples de hidró"eno4
helio4 se pasó "radualmente a los #tomos de carbono4 nitró"eno4 ox%"eno4 y los m#s pesados
21
como el cobre4 el oro4 el uranio. ?s% se formaron las estrellas y las "alaxias4 y entre ellas la R%a
L#ctea4 y dentro de (sta el sistema solar4 y como parte de (ste la Lierra. $n este planeta4 los
#tomos lle"aron a combinarse entre s% para formar mol(culas de ba=o peso4 como las del a"ua4
el metano4 el anh%drido carbónico4 despu(s las de peso mayor4 como los amino#cidos4 los
a*8cares y las "rasas4 hasta las formadas por miles de mol(culas 'ue son los pol%meros4 como
las prote%nas4 los #cidos nucleicos4 los almidones4 etc. Lambi(n es un hecho 'ue estas
macromol(culas se descomponen y se convierten en las mol(culas m#s simples o en los
#tomos libres 'ue les dieron ori"en4 en inclusive en 0#antos de ener"%a4 como cuando se
'uema un papel y se convierte en ceni*as4 calor y lu*.
2.2. L0# 4)0+%#0# .% )%63%7"5/ .% 3' &'$%)"'
? pesar de 'ue el universo se expande Iy en al"8n momento posiblemente vuelva a
comprimirseI el n8mero de part%culas/onda es constante. $s decir4 la suma de masa y ener"%a
del universo es una cantidad constante. $sta situación explica por 'ue cuando una masa se
descompone4 emite ener"%a4 y cuando se forma una masa4 absorbe ener"%a. $ste principio
f%sico es m#s notorio cuando observamos el crecimiento de una planta: si no fuera por la lu*4 la
planta no podr%a crecerH pero una ve* seca4 la misma planta convertida en le5a nos servir#
para calentarnos e iluminar una noche en el campo. ?l componerse la planta consume la
ener"%a 'ue proviene del solH al descomponerse emite ener"%a en la forma de calor y de lu*.
.e estas y otras importantes observaciones4 se deduce 'ue en el cosmos todas las
part%culas en un momento lle"an a unirse en un cierto orden hasta componer estrellas4
planetas4 sistemas solares4 hasta las "alaxias 'ue por billones conforman el universo. Lambi(n
sabemos 'ue4 pasado un tiempo4 estas estructuras m#s o menos ordenadas tambi(n lle"an a
descomponerse hasta volver al estado ori"inal del universo en muchos puntos del espacio en
lo 'ue los f%sicos llaman a"u=eros ne"ros. Lodos estos cambios 'ue suceden en el universo
son en realidad procesos de reflexión de la materia por los 'ue la actividad de una estructura
ubicada en al"una re"ión del universo +como el Sol, se refle=a en la estructuración de la
ener"%a de otra re"ión del mismo +la Lierra4 por e=emplo,.
$s pues evidente 'ue los sucesos del universo los vemos como estados o como cambios
de estado 'ue ocupan un espacio4 y tambi(n como procesos 'ue se suceden constantemente
en el tiempo. @a hemos se5alado 'ue los cambios de estado no son tan f#ciles de observar o
constatar. 2ero no hay duda 'ue una porción cual'uiera de materia parece estar ordenada de
una manera en un cierto momento y desordenada en otro. ?nte nuestros o=os la materia
parece estar ordenada u or"ani*ada de una manera en una re"ión o un momento dados4 y de
otra manera en otro lu"ar o momento. .esde el punto de vista f%sico4 el caos es el desorden
total. &on todo4 se"8n nuestra manera de percibir el mundo4 los sucesos 'ue ocurren en (l
pueden aparecer como m#s o menos ordenados u or"ani*ados $sta forma de ver los sucesos
del universo implica 'ue a veces la materia la imaginamos como masas 'ue forman
estructuras 'ue ocupan un espacioH mientras 'ue otras veces la materia la ensamos como
procesos ener"(ticos 'ue se dan en el tiempo.
$n otros t(rminos4 conceptuamos los ob=etos Isean los astros4 la Lierra4 el mar4 los
animales o las cosas 'ue usamos todos los d%asI describi(ndolos +o desi"n#ndolos, primero
como si fueran estados 'ue no cambian4 como estados invariantes en el espacio4 y lue"o
explic#ndolos como actividad o procesos 'ue ocurren o suceden en el tiempo. $stos estados y
cambios de estado corresponden claramente a dos niveles: 1, &omo orden en una re"ión del
universo 'ue se transforma en desorden en el curso del tiempoH por e=emplo4 los #tomos y
mol(culas de un cerro est#n ordenados de una manera en un momento dado4 y las mismas
part%culas se desordenan durante un terremoto. $n este caso4 nuestra visión del mundo es de
tipo din#mico4 como cuando un trompo "ira sobre la mano4 o la Lierra y las rocas cambian de
lu"ar durante un huayco. 2, &omo desorden 'ue aumenta en una re"ión del universo y se
refle=a en la forma de una estructura ordenada Iu or"ani*adaI en otra re"ión del mismo. $n
este caso nos es dif%cil comprobar 'ue la situación es seme=ante a la anterior4 aun'ue ambos
cambios de orden se dan en un mismo universoH por e=emplo4 cuando el orden 'ue disminuye
en el Sol se refle=a en un aumento del orden a'u% en la Lierra. $ste aumento del ordenamiento
de la ener"%a y las part%culas ha lle"ado a tal "rado en nuestro planeta4 'ue han sur"ido las
formas de or"ani*ación 'ue caracteri*an a los seres vivos 'ue ahora existen.
22
2.3. L'# 3%,%# .% 3' $%)&0."/=&"+'
La termodin#mica se ocupa de la relación entre un sistema relativamente aislado4 y otro
'ue le contiene o rodea. $n t(rminos m#s estrictos4 la termodin#mica estudia las relaciones
entre la ener"%a4 el traba=o y el calor. 2or e=emplo4 explica cómo el traba=o 'ue reali*amos al
subir las escaleras produce calor 'ue se disipa en el ambiente exterior4 o como el aumento del
calor en el verano aumenta la temperatura de nuestro cuerpo.
2ara pensar acerca de cómo est# ordenado el universo4 ima"inemos una cantidad fi=a de
"as en un recipiente cerrado: este "as tiene un volumen4 una temperatura y e=erce una presión
sobre las paredes del recipiente. $n este e=emplo ima"inario4 tenemos entonces tres sistemas:
el sistema cerrado del "as4 el sistema abierto del ambiente y el sistema tambi(n cerrado del
universo +inmediato o local, 'ue contiene a ambos.
Se dice 'ue el sistema del "as se encuentra en un determinado estado termodin#mico
cuando se encuentra en e'uilibrio t(rmico y mec#nico. Si la temperatura aumenta al calentar
la base del recipiente4 se pierde el e'uilibrio t(rmico4 pues una parte del "as estar# a diferente
temperatura de otraH de modo similar4 si destapamos li"eramente el recipiente4 se pierde el
e'uilibrio mec#nico por la turbulencia del "as al escaparse.
$n un sistema cerrado como (ste4 la ener"%a 'ue contiene es la suma de la ener"%a
t(rmica4 'ue est# dada por la ener"%a cin(tica de las part%culas4 y la ener"%a 'u%mica4 'ue es la
ener"%a potencial de los #tomos en las mol(culas. Lo mismo podemos decir acerca del medio
'ue rodea el recipiente y 'ue intercambia ener"%a de modo rec%proco con el "as. 2or lo tanto4
la ener"%a del universo +inmediato o local, ser# i"ual a la ener"%a del sistema cerrado del "as
m#s la ener"%a del sistema abierto del ambiente. Si esta idea la extendemos a todo el universo
+real4 infinito,4 lle"aremos a la conclusión 'ue se expresa en la primera ley de la
termodin#mica o ley de conservación de la ener"%a4 se"8n la cual
L' %/%);>' .%3 */"-%)#0 /0 #% +)%' /" #% .%#$)*,%? #530 #% $)'/#60)&'.
L' #*&' .% &'#' , %/%);>' .%3 */"-%)#0 %# */' +'/$".'. +0/#$'/$%.
$sto si"nifica 'ue4 en un sistema cerrado +como el universo o un ambiente relativamente
aislado cual'uiera,4 la ener"%a no puede entrar ni salir. Sin embar"o4 dentro de universo +real,4
la ener"%a de un sistema abierto +relativamente aislado4 como es un cuerpo4 el cora*ón, puede
transferirse al sistema del ambiente4 o al contrario4 del ambiente al sistema aislado. $sta
transferencia de ener"%a puede hacerse en dos formas: como calor o como traba=o. &alor es la
ener"%a 'ue fluye de un ob=eto a otro como resultado del movimiento al a*ar de las part%culas
de cada ob=eto. $n tal caso4 la ener"%a pasa 8nicamente del ob=eto m#s caliente al menos
caliente. &uando una part%cula con mayor ener"%a cin(tica choca con otra de menor ener"%a4 la
primera pierde ener"%a mientras 'ue la se"unda "ana.
Llamamos traba=o a la ener"%a 'ue pasa de un ob=eto a otro y produce un cambio de
volumen en este otro. &uando se infla un "lobo de =ebe4 sentimos 'ue la membrana del "lobo
resiste cada ve* m#s4 hasta 'ue al final se rompeH es 'ue la ener"%a con 'ue hemos soplado el
aire se ha transferido al "lobo.
Se"8n la primera ley de la termodin#mica4 cuando se introduce una cantidad de calor en
un sistema mientras este reali*a un traba=o4 la variación de la ener"%a es i"ual al calor 'ue
entra en el sistema menos el traba=o 'ue reali*a. Si esto es v#lido para explicar como traba=an
las m#'uinas4 tambi(n es v#lido para explicar cómo la ener"%a pasa de una porción de materia
como el Sol a otra como la Lierra. Lambi(n explica por 'ue el traba=o 'ue reali*amos depende
de la ener"%a 'ue tomamos con los alimentos. 2ero en todos los procesos de esta clase4 la
ener"%a total ya no se conserva. $n efecto4 todo traba=o puede transformarse totalmente en
ener"%a interna dentro de un sistema +como el del "as 'ue estamos explicando,4 es decir4 en
calor +por lo 'ue aumenta la temperatura,4 pero no es posible lo contrario4 esto es4 la
transformación completa de la ener"%a interna en traba=o. $sto explica por 'ue el rendimiento
ener"(tico de una m#'uina o de un ser vivo casi siempre es menor y sólo a veces i"ual a la
ener"%a 'ue recibe de una fuente exterior.
2ara comprender este asunto4 recordemos 'ue en un sistema como el del recipiente de
"as se pueden producir tres clases de transformaciones4 o tres clases de cambio de estado del
sistema4 dependiendo de si se mantiene constante una de las variables termodin#micas: el
volumen4 la presión o la temperatura del "as. ?dem#s4 recordemos 'ue la ener"%a del
recipiente puede variar solamente cuando entra calor desde el medio exterior o cuando a'uel
sistema reali*a un traba=o sobre el ambiente. $sta constatación nos explica por 'ue hay
23
sucesos 'ue nunca pueden ocurrir espont#neamenteH por e=emplo4 una pelota en el suelo
=am#s podr# saltar por s% solaH si me*clamos a"ua fr%a con a"ua caliente =am#s veremos 'ue el
a"ua se calienta a8n m#sH si destapamos una olla de a"ua hirviendo4 =am#s veremos 'ue el
vapor 'ue se difunde en el aire re"resa a la ollaH una casa destruida por un terremoto =am#s
podr# reconstruirse por s% mismaH un ser vivo despu(s 'ue muere =am#s podr# volver a vivir.
La se"unda ley de la termodin#mica explica por 'u( al"unos hechos no pueden suceder
espont#neamente y explica por 'u( ocurren procesos de car#cter irreversible4 como es el caso
de los e=emplos anteriores. La se"unda ley de la termodin#mica establece 'ue
E3 .%#0).%/ $0$'3 .%3 */"-%)#0 /0 ."#&"/*,% /*/+'
.esde el punto de vista de la teor%a termodin#mica4 el desorden sólo se mantiene i"ual o
aumenta. @ desde el punto de vista sociobioló"ico4 este es el principio de la termodin#mica
'ue nos ser# de "ran utilidad para comprender y explicar de 'u( naturale*a son los procesos
esenciales 'ue determinan la existencia de los seres vivos.
$l concepto de desorden puede cuantificarse matem#ticamente. 2ara ello hay 'ue
relacionar el estado termodin#mico de un sistema y su estado molecular. $ste 8ltimo 'ueda
determinado por la posición y la velocidad de cada una de las part%culas del sistema. ?l
relacionar ambas clases de estado4 record(moslo bien4 el resultado es 'ue el estado de mayor
e'uilibrio de un sistema cerrado corresponde al estado de mayor desorden de las part%culas
'ue lo componen.
2.4. E/$)04>' , /%;*%/$)04>'
.esde el punto de vista f%sico4 ha sido de "ran importancia medir el "rado de desorden de
un sistema. $n el si"lo pasado4 &lausius introdu=o el concepto de entrop%a. Usta es una
variable termodin#mica 'ue mide el "rado de desorden de un estado termodin#mico. $sto
'uiere decir 'ue cada estado de un sistema tiene su respectiva entrop%a. 2or lo tanto4 mientras
mayor es el desorden de un sistema4 mayor ser# su entrop%a. La diferencia entre desorden y
entrop%a es 'ue el desorden es atributo de todo el sistema4 mientras 'ue la entrop%a es atributo
de cada uno de sus componentes.
2ara esclarecer este asunto4 y con miras a explicar la naturale*a de la información 'ue es
lo 'ue particularmente nos importa4 debemos introducir una fórmula matem#tica 'ue en su
versión m#s sencilla nos expli'ue la relación entre entrop%a y desorden. 2ara ello4 veamos el
caso m#s simple de un sistema compuesto de sólo dos componentes. Se puede deducir 'ue el
desorden total de tal sistema es i"ual al rod#cto de los desórdenes de sus dos componentesH
en cambio4 la entrop%a del mismo estado ya viene a ser la s#ma de las entrop%as de sus
componentes4 por e=emplo4 el recipiente de "as y su ambiente. $n t(rminos "enerales4 la
entrop%a de un universo +local, es i"ual a la suma de las entrop%as de los subsistemas 'ue lo
componen. $n t(rminos matem#ticos4 la entrop%a de un sistema es proporcional al lo"aritmo
del desorden 'ue hay dentro del sistema. 2or e=emplo4 si los desórdenes de dos sistemas son
D1 y D2 4 y sus respectivas entrop%as son $1 y $2 4 la entrop%a $ del sistema compuesto ser#
S % @ &'( D1D2 < S1 ) S2
Llamaremos procesos entrópicos a todos a'uellos 'ue se caracteri*an por su tendencia a
un mayor desorden4 a su descomposición4 'ue en 8ltimo t(rmino si"nifica4 como se di=o4 un
mayor e'uilibrio4 estabilidad o uniformidad4 o por el contrario4 menor variedad o diversidad.
2ero4 como se ha se5alado4 por la misma propiedad universal de reflexión de la materia4
sabemos 'ue un desorden se refle=a en orden4 o al rev(s4 el orden en desorden4 en cual'uier
re"ión del universo. 2or esta misma ra*ón4 a pesar o en contra de los procesos entrópicos 'ue
se explican por medio de la se"unda ley de la termodin#mica4 en el universo hay tambi(n una
tendencia al orden4 es decir4 a la formación de estructuras materiales cada ve* m#s
ordenadas4 e inclusive m#s comple=as. Si no fuera as%4 no habr%an aparecido nuevos sistemas
de estrellas y se"uramente nuevos sistemas planetarios seme=antes al nuestro. ?s%4 se"8n
nuestra experiencia cuotidiana4 a pesar de 'ue en el mundo parece 'ue fuera m#s f#cil 'ue las
cosas se descompon"an4 se destruyan o malo"ren4 tambi(n es cierto lo contrario4 aun'ue m#s
dif%cil4 'ue un huevo se convierta en "allina4 una semilla en un #rbol. Reamos cu#nto alimento
24
y cuidado se necesita para 'ue cre*ca y se reprodu*ca una planta en el huerto o un animal
dom(sticoH en cambio pueden desaparecer como tales en se"undos al momento de un
accidente o por una enfermedad.
Lambi(n tenemos la experiencia de 'ue ciertos procesos de composición de la materia
persisten y se mantienen a pesar de todos los desastres 'ue suceden a cada momento. ?
pesar de todos los "randes cambios destructores 'ue han ocurrido y se"uir#n ocurriendo en
nuestro planeta4 hay sistemas de "ran comple=idad como los seres vivos 'ue no sólo se han
mantenido como al comien*o4 sino 'ue se han or"ani*ado pro"resivamente hasta
transformarse en otros de cada ve* mayor comple=idad.
!abr%a pues una estrecha relación entre los procesos de descomposición y de
composición de la materiaH entre los procesos 'ue tienden al desorden y los 'ue tienden a un
orden o a una or"ani*ación. $sto ocurre por'ue4 al mismo tiempo 'ue la materia se desordena
o descompone en al"8n lu"ar4 la ener"%a 'ue libera sirve para 'ue en otro lu"ar la materia se
ordene u or"anice formando otras estructuras tal ve* menos estables4 pero mucho m#s
comple=as. $s decir4 mientras la materia se desordena o desor"ani*a en un lu"ar4 se ordena u
or"ani*a en otro. Los #tomos de calcio est#n dispersos al a*ar por todas partes4 pero tambi(n
forman las mol(culas 'ue se ordenan para formar una rocaH forman parte de la leche 'ue
despu(s de in"erirla lle"ar#n a formar parte de estructuras tan firmes como los huesos.
2ensemos en las fuentes de nuestros alimentos: aves4 "anado4 plantaciones de tri"o4 ma%*4
etc.4 todo esto lo destruimos y lo volvemos a componer para ponerlos en el mercadoH los
volvemos a descomponer al cocerlos para volverlos a componer en un plato y servirlos en la
mesaH los volvemos a destruir al masticarlos4 di"erirlos hasta convertirlos en sustancias
relativamente simples4 'ue lue"o ser#n parte de los comple=os constituyentes 'u%micos de los
sistemas celulares4 tisulares4 or"#nicos y ps%'uicos de todo nuestro cuerpo
2or oposición a los procesos entrópicos4 los procesos de sentido contrario4 a'uellos 'ue
tienden a un cierto orden para formar estructuras m#s o menos definidas4 son procesos de
entrop%a ne"ativa4 es decir4 neg#entr)icos. La fabricación de papel4 con alto consumo de
ener"%a4 es un e=emplo. Lransformar las part%culas de harina en pan es otro. $l desarrollo de
un ser vivo desde su concepción4 su crecimiento hasta 'ue lle"a a la madure*4 se reali*a a
costa de un alto y constante consumo de ener"%a +la contenida en los alimentos,. $n casos
como estos4 los procesos ne"uentrópicos predominan sobre los entrópicos. 2or el contrario4
durante la involución por la edad4 las enfermedades y la muerte4 predominan los procesos
entrópicos sobre los ne"uentrópicosH los de descomposición sobre los de composición.
Los procesos ne"uentrópicos 'ue ocurren en los seres vivos4 ante nuestros o=os4 por as%
decirlo4 son parte de los procesos ne"uentrópicos 'ue han causado la formación de estrellas y
planetas4 y son refle=o de los procesos entrópicos por los 'ue las estrellas y sus sistemas
planetarios involucionan y se descomponen hasta convertirse en lo 'ue los astrof%sicos llaman
estrellas muertas4 estrellas de neutrones4 a"u=eros ne"ros. $l nacimiento de una estrella en
al"8n lu"ar del cosmos es un proceso ne"uentrópico 'ue consume la ener"%a 'ue procede de
otro lu"ar y a partir de ella sus #tomos se ordenan y estructuran formando dicha estrella. $s
decir4 como la ener"%a no se crea ni se destruye4 los procesos de formación de nuevos
sistemas de estrellas deben hacerse a costa de la ener"%a 'ue emiten las estrellas y planetas
'ue se descomponen. ?l"o parecido debió ocurrir cuando apareció el Sol y se formó el sistema
de planetas 'ue le rodean.
2ara la explicación de los procesos ne"uentrópicos de la materia4 es importante notar la
diferencia 'ue existe entre los diversos niveles de ener"%a. ?s%4 el calor es la ener"%a de menor
"rado4 la ener"%a 'u%mica es de "rado medio4 y las formas de ener"%a mec#nica y el(ctrica son
los de mayor "rado. La ne"uentrop%a representa la calidad o el "rado de ener"%a de un
sistema. Se dice entonces 'ue la ne"uentrop%a mide el "rado de ener"%a. 2or e=emplo4
podemos conocer la ener"%a total de un sistema si es 'ue se sabe cómo se ha conformado a
partir de sus componentes y si se sabe cu#nto de calor consume y cu#nto de traba=o "enera en
relación con su ambiente.
2or la se"unda ley de la termodin#mica se deduce 'ue la ener"%a siempre se de"rada4 o
lo 'ue es lo mismo4 'ue la ne"uentrop%a siempre disminuye. $n otros t(rminos4 un sistema
contiene una cierta cantidad de ne"uentrop%a cuando puede reali*ar al"8n traba=o. ?s% como el
sol contiene ne"uentrop%a4 as% tambi(n la corriente de un r%o4 un ser vivo4 una m#'uina
contienen una cierta ne"uentrop%a. 2or tal ra*ón4 los alimentos son fuente de entrop%a ne"ativa
o de la ne"uentrop%a 'ue usan los seres vivos para reali*ar el tipo de traba=o propio de su
especie y para evitar la de"radación de su nivel de or"ani*ación. $n efecto4 no es el "rado de
25
desorden4 la entrop%a o la ener"%a en s% 'ue contienen los alimentos lo 'ue m#s importa4 sino
la ne"uentrop%a4 es decir4 el "rado y tipo de orden o estructura 'ue forman las mol(culas de los
alimentos propios de cada especieH por'ue de la forma como estas estructuras moleculares se
inte"ran y utili*an dentro de las c(lulas y te=idos de un individuo depende 'ue (ste se
manten"a.
La explicación de estos procesos no es f#cil4 pero es de una importancia decisiva para
comprender 'u( es esencialmente la vida. 2or fortuna4 "racias a f%sicos y matem#ticos de la
talla de 0axBell4 Colt*mann y 2lanD4 disponemos de la explicación 'ue permite esclarecer 'u(
clase de procesos f%sico/'u%micos han determinado la existencia del sistema vivo de nuestro
planeta4 y sobre todo por 'ue este sistema se ha ido transformando lenta e inexorablemente4
es decir4 'ue se haya desarrollado pro"resivamente desde las bacterias hasta la sociedad
humana de la 'ue somos miembros.
La explicación inicial la encontramos en la estructura atómica de la materia y los procesos
cu#nticos 'ue determinan la estabilidad de #tomos4 mol(culas y cristales. $n realidad4 es tan
"rande el n8mero de part%culas 'ue existen en cual'uier porción de materia por m#s pe'ue5a
'ue sea4 'ue ser# imposible conocer4 por e=emplo4 la posición y la velocidad de cada part%cula
en un instante dado. Lo 8nico 'ue se puede obtener son valores promedio acerca de todo el
con=unto de part%culas 'ue conforman el sistema. 2or esta ra*ón4 el "rado de desorden de un
sistema sólo se puede medir estad%sticamente4 y por lo mismo4 nos encontramos con 'ue el
concepto de entrop%a est# %ntimamente li"ado al concepto estad%stico de probabilidad.
-o ser# dif%cil ima"inar y pensar 'ue los procesos entrópicos y ne"uentrópicos se refle=an
sucesivamente en el tiempo y simult#neamente en el espacio. Lambi(n 'ue mientras los
entrópicos tienen una mayor probabilidad de ocurrir4 los ne"uentrópicos tienen una menor
probabilidad de mantenerse en el mismo estado. 2or e=emplo4 cuando se 'uema un libro cuya
estructura interna se ha lo"rado en el lar"o proceso de su fabricación4 pierde la ener"%a 'ue
contiene y 'ueda convertido en ceni*as4 no cabe duda 'ue m#s estable o menos destructible
'ue el libro es el montón de ceni*as 'ue 'ueda de (l. $n otras palabras4 en la estructura del
libro predomina un orden 'ue es menos probable 'ue subsista4 mientras 'ue en el montón de
ceni*as predomina el desorden de sus part%culas 'ue es m#s probable 'ue persista e inclusive
'ue aumente. A"ualmente4 una "ota de tinta desparramada sobre un papel es una mancha
uniforme 'ue expresa el desorden de sus mol(culasH por el contrario4 la misma tinta formando
letras sobre el papel ya "uarda un orden4 se re8nen en formas diversas 'ue tienen su propia
estructura. Lambi(n diremos 'ue es m#s probable 'ue la estructura de las letras se destruya
con el tiempo y se conviertan en una mancha 'ue probablemente persistir# o aumentar# con el
tiempo.
$s menos probable 'ue los elementos de una estructura comple=a se manten"an en un
mismo estado de orden y4 por el contrario4 es m#s probable 'ue una estructura menos
comple=a se manten"a m#s tiempo como tal. $s poco probable 'ue una casa se manten"a tal
cual por miles de a5os +como podemos comprobar en las ruinas de muchas culturas 'ue ya no
existen,H en cambio4 es m#s probable 'ue un cerro se manten"a as% por millones de a5os. $s
m#s probable 'ue el a*8car se manten"a disuelto en un vaso de a"ua4 y menos probable 'ue
se manten"a en la forma de cristales en este mismo medio. $s m#s probable 'ue las
mol(culas 'ue componen el cuerpo de un animal se manten"an desordenadas por siempre
despu(s 'ue el animal ha muerto4 y es menos probable 'ue la estructura de un ser vivo se
manten"a como tal m#s all# de un cierto promedio de vida. $s pues normal 'ue una estructura
ordenada en cierto "rado4 de=ada a s% misma se transforme en una estructura menos ordenada
pero m#s probable. 2or lo tanto4 la entrop%a aumenta conforme aumenta la probabilidad de
cambio dentro de un sistema.
La relación entre entrop%a y probabilidad est# dada por la fórmula desarrollada por
Colt*mann y 2lanD:
S % @ &* P
donde S es la entrop%a del sistema4 P es el n8mero de confi"uraciones elementales 'ue
adoptan las part%culas dentro del mismo sistema y @ es la constante de Colt*mann. Se"8n esta
fórmula4 la entrop%a de un sistema dado es i"ual al lo"aritmo natural de la probabilidad
multiplicada por la constante 3.
26
Si volvemos al e=emplo del "as contenido en un recipiente4 la inmensa cantidad de
part%culas all% contenidas adoptar# una confi"uración en un instante dado4 'ue cambia a otra
en el instante si"uiente y as% al infinitoH en cada instante las part%culas 'ue conforman una
cierta estructura cambian a otra estructura. 2lanD denominó 4comle(ions5 a estas
confi"uraciones 'ue adoptan las part%culas del "as en un instante dado.
Supon"amos ahora 'ue 'ueremos saber cu#l es la confi"uración 'ue han adoptado las
part%culas del "as4 o las mol(culas 'ue conforman una c(lula4 una planta o un animal en un
instante dado. 2ara lo"rar esto4 0axBell su"irió 'ue habr%a necesidad de un dispositivo tal 'ue
pudiera se"uir el curso de cada #tomo o mol(cula en todo momento. $ste dispositivo se
conoce como el ;demonio de 0axBell<.
La pre"unta es si4 en realidad4 es posible 'ue un dispositivo de esta naturale*a pudiera
ver todos los #tomos en todo momento. La respuesta parece ser ne"ativa. $fectivamente4 para
conocer la confi"uración de las part%culas en un instante dado4 el observador debe captar en
ese instante una cierta estructura conformada por dichas part%culasH pero para ello es preciso
introducir cierta ener"%a al sistema4 como ser%a la iluminación del recipiente por una fuente de
lu*. $l problema es 'ue al hacer esto4 se introduce cierto "rado de ne"uentrop%a dentro del
sistema. 0#s a8n4 es evidente 'ue tal proceso ne"uentrópico ha sido a5adido or el
o+servador. Reremos m#s adelante 'ue esta forma de ne"uentrop%a no es otra cosa 'ue
informaci)n. Reremos tambi(n 'ue este concepto viene a ser un asunto de vital importancia
para explicar los procesos esenciales de la vida. 2or lo 'ue tendremos 'ue definirlo y
anali*arlo con mayor detalle en los cap%tulos si"uientes.
2.5. E3 '&1"%/$% .% 30# '/"&'3%# , %3 '&1"%/$% .%3 80&1)%
Si definimos el ambiente del hombre como el universo 'ue conocemos o creemos
conocer4 nuestra pe'ue5e* resulta inima"inable. .esde 'ue ?ristóteles y 2tolomeo
introdu=eron el modelo cosmoló"ico se"8n el cual la Lierra es el centro del universo4 rodeada
por ocho esferas: de la Luna4 0ercurio4 Renus4 Renus4 el Sol4 0arte4 68piter4 Saturno y las
estrellas fi=as4 la concepción acerca del universo ha variado enormemente. Se"8n la
concepción actual4 los hombres habitamos un planeta de un sistema solar situado al"o as%
como en las afueras de la R%a L#ctea4 una "alaxia formada por cientos de miles de millones de
estrellas4 y 'ue es sólo una dentro de otros tantos cientos de miles de millones de "alaxias. .e
la estrella m#s cercana4 su lu* nos lle"a despu(s de 4 a5os4 a pesar de 'ue recorre nada
menos 'ue 3:: mil Em por se"undo. La lu* de las estrellas m#s le=anas tarda cientos de a5os/
lu* hasta lle"ar a nuestra retina.
$l centro de nuestro sistema planetario4 el Sol4 es una estrella de sexta ma"nitud. La
Lierra es el tercero de los planetas del sistema solar y ocupa una órbita 'ue est# despu(s de
0ercurio y Renus y antes de 0arte. $l tama5o del Sol y la cantidad de ener"%a 'ue emite a la
distancia 'ue se encuentra de la Lierra4 son las condiciones esenciales 'ue han determinado I
en sentido ne"uentrópicoI la aparición y el mantenimiento de la vida en este planeta.
.eben existir muchas otras re"iones del universo donde se han formado sistemas
planetarios seme=antes al sistema solar. .eben existir tambi(n muchos planetas seme=antes a
la Lierra donde las condiciones locales pueden haber determinado la or"ani*ación de la
materia en estructuras cuya actividad es i"ual o seme=ante a la del sistema vivo del cual
formamos parte. @ es i"ualmente probable 'ue esos sistemas vivos hayan lle"ado a
desarrollarse en la forma como ha hecho a'u% la especie ,omo saiensH aun'ue cabe la
posibilidad de 'ue existan sistemas de caracter%sticas inferiores o superiores a nuestro sistema
social. Sin embar"o4 estas son meras posibilidades. $n realidad4 no sabemos 'ue un sistema
vivo seme=ante al nuestro haya lle"ado a desarrollarse en al"una otra parte del universo.
La Lierra no ha sido ni ser# i"ual todo el tiempo. $l planeta ha soportado "randes cambios
en su conformación interna y superficial4 a tal punto 'ue la Lierra de hoy no es la Lierra de
hace sólo unos miles de a5os4 y mucho menos de hace 4 a 5 mil millones de a5os atr#s.
7ecordemos4 por e=emplo4 'ue se han encontrado conchas marinas a varias alturas en la
cordillera de Los ?ndes4 lo cual indica 'ue en una (poca el mar cubr%a todo lo 'ue ahora son
nuestras costas. Anclusive podemos notar "randes diferencias en el paisa=e de una misma
re"ión de hace treinta a5os y el 'ue muestra ahora despu(s del 8ltimo huayco o terremoto. Lo
'ue fuera habitable por seres vivos en una (poca ya no lo es ahora4 y viceversa.
?penas podemos ima"inar cómo habr%a sido la Lierra hace cinco mil millones de a5os
cuando empe*ó a constituirse como tal y cómo se fueron combinando las primeras mol(culas
27
'ue despu(s lle"aron a conformar las c(lulas y los dem#s seres vivientes. Los procesos
entrópicos y ne"uentrópicos de esos tiempos debieron haber sido muy diferentes al estado
presente 'ue conocemos. Sin embar"o4 su composición 'u%mica elemental no tiene por 'ue
haber sido muy diferente. Los mismos elementos 'u%micos 'ue existen ahora debieron estar
presentes. $l estudiante ya debe saber cu#les son esos elementos 'u%micos y cómo es 'ue
estos mismos elementos conforman distintas clases de mol(culas al combinarse entre s%.
$n el mar4 la atmósfera y la superficie de la Lierra4 las enormes cantidades de ener"%a
electroma"n(tica4 calórica y 'u%mica disponibles en ese entonces facilitaron la s%ntesis y
polimeri*ación de las mol(culas. La actividad 'u%mica de estas sustancias en su momento fue
pues punto de partida de la s%ntesis de las primeras estructuras macromoleculares 'ue
constituyen los sistemas vivos de ahora.
Sólo en los 8ltimos dos mil millones de a5os4 las condiciones ne"uentrópicas de la Lierra
han sido m#s favorables para el desarrollo del sistema vivo. La ener"%a solar es suficiente para
la fotos%ntesisH la temperatura oscila 'ue entre :V & y 4:V & es tolerable para la "ran mayor%a
de las especiesH la cantidad de radiación ya no afecta la actividad "en(tica de las c(lulasH la
capa de o*ono nos prote"e de la radiación ultravioleta del solH la cantidad de a"ua es
suficiente para el crecimiento de las c(lulas4 las plantas y los animales4 y tambi(n unos seres
vivos son el alimento de otros seres vivos.
@a hemos se5alado 'ue al emer"er la sociedad humana4 amplios sectores de la misma
han lo"rado transformar el ambiente natural de la Lierra en un ambiente artificial4 es decir4 un
ambiente or"ani*ado4 es decir4 ordenado por seres vivos4 como son los 'ue constituyen la
humanidad. Lal ambiente lo conforman las viviendas y las ciudades construidas con ellasH las
viviendas con acabados especialesH los utensilios dom(sticos4 mec#nicos y el(ctricos4 para la
conservación y preparación de los alimentosH las f#bricas y los campos de cultivoH las v%as y
los puentes para el transporte mecani*adoH los aparatos para la comunicación masiva entre las
personasH el vestido y todos los medios 'ue se usan para el abri"o y protección de los efectos
del climaH los locales para la educación y el cuidado de la saludH y por encima de todo ello4 la
or"ani*ación de la propia sociedad 'ue ha lle"ado a or"ani*arse en estructuras de diversos
"rados de comple=idad. Reremos m#s adelante cuan importante ha sido esta transformación
del mundo natural por efecto de la sociedadH una transformación 'ue necesariamente abarca a
todos y cada uno de los hombres4 ló"icamente en distintos "rados y extensión.
2ero como no todo es desarrollo pro"resivo4 o proceso ne"uentrópico de la materia en
"eneral4 el mayor problema actual respecto de nuestro ambiente natural4 es la de"radación del
mismo por decisión de los "rupos de poder 'ue han sur"ido dentro de la misma sociedad4
"rupos 'ue han lle"ado a vivir dentro de niveles de comodidad 'ue se han convertido en lu=o
extrava"ante. 2ara los sectores de poder económico4 por e=emplo4 no tiene importancia 'ue
existan seres humanos 'ue no tienen los recursos para vivir di"namente4 y 'ue sólo atinan a
mantener las condiciones b#sicas de un ambiente =usto a la medida de sus necesidades m#s
elementales. $l resultado es 'ue no sólo ha aumentado la producción de sustancias 'ue
causan m#s entrop%a en nuestro ambiente natural4 sino 'ue la depredación de los bos'ues
para obtener insumos para la industria de lu=o o para sembrar plantas 'ue lue"o las
transforman en dro"as4 est# causando la extinción de muchas especies de animales y
ve"etales4 deteriorando las condiciones clim#ticas y atmosf(ricas apropiadas para la vida
humana. 0#s a8n4 la acumulación de una enorme cantidad de desechos del tratamiento de los
minerales4 de los residuos de las f#bricas4 de las excretas4 etc. est# aumentando la
contaminación del aire y del a"ua del mar4 las la"unas y los r%os. 2or todas estas ra*ones4 no
debe llamar la atención 'ue una explicación sociobioló"ica de la personalidad ten"a
implicancias (ticas fundamentales para mantener y optimi*ar en lo posible las condiciones de
vida en nuestro planeta 'ue ha"an posible el desarrollo inte"ral de todos los hombres.
Si bien el ambiente del sistema vivo Ide todos los seres vivos 'ue conocemos y de los
'ue no conocemosI es el universo4 la forma o nivel de comple=idad con 'ue (ste se refle=a en
la actividad de cada individuo var%a en un ran"o muy amplio. La amplitud del espaciotiempo
donde se forma y desarrolla un ser vivo depende del alcance de su actividad sobre el
ambiente 'ue le rodea. ?s%4 por e=emplo4 los efectos de la actividad de una bacteria4 una
hormi"a4 un ratón4 un chimpanc(4 por lo "eneral no se extienden m#s all# del ambiente local
donde nacen4 se nutren4 se reproducen y mueren. 1na respuesta "en(rica es 'ue su radio de
acción se limita al espaciotiempo local y actual4 no importa donde se encuentre. $n cambio4 a
diferencia de los animales4 el alcance espaciotemporal de #n solo hombre puede ser o de+e
ser a'uel 'ue se extiende hasta donde le permite el "rado de desarrollo de la sociedad: puede
28
ser el ho"ar4 la ciudad4 el pa%s4 el planeta o parte el universo en s%4 como lo demuestra la
bandera de un pa%s puesta en la Luna o en 0arte.
!emos visto4 adem#s4 'ue a diferencia del ambiente natural de los animales4 el de los
hombres ya es un ambiente artificial. $sto si"nifica 'ue la sociedad humana vive y se
desarrolla en un ambiente natural transformado artificialmente por la actividad social de sus
miembros. $n este proceso4 lo 'ue m#s importa ahora es saber 'ue la sociedad humana4 por
medio de la información social4 ha ampliado su ambiente conocido hasta m#s all# de lo 'ue
cada hombre puede tocar4 oler4 o%r y ver nat#ralmente4 y as%4 adem#s de representarse el
mundo sólo con sus sentidos como los animales4 ha lo"rado influir sobre el ambiente hasta
modificarlo y transformarlo4 no sólo para conocerlo explicando sus procesos subyacentes o
inaccesibles4 y no sólo para adaptarse a (l4 sino para 'ue el mundo se adapte a sus
necesidades y exi"encias.
29
CAPÍTULO 3
LA INFORMACIÓN Y LA ORGANIZACIÓN DEL SISTEMA VIVO
/l conceto de informaci)n a artir del sentido com6n. 'a +iog!nesis & la aarici)n de la
informaci)n. 'a informaci)n & los rocesos de la vida. Categorías de informaci)n & el desarrollo
del sistema vivo. 78#! es, entonces, la evol#ci)n & la selecci)n nat#ral9
$n este cap%tulo daremos una visión "eneral acerca de los procesos esenciales del
desarrollo del sistema vivo del 'ue formamos parte. Se discutir# primero la naturale*a y la
importancia de la información como determinante de la vida. Lue"o se explicar# cómo
suponemos apareció la información y con ella la vida en nuestro planeta4 y cómo
"radualmente fueron sur"iendo sistemas vivos cada ve* m#s comple=os hasta 'ue se formó la
sociedad de la formamos parte. -uestro ob=etivo es lle"ar a explicar 'u( son realmente la
vida4 la sociedad4 la conciencia y la personalidad.
3.1. E3 +0/+%4$0 .% "/60)&'+"5/ #%;A/ %3 #%/$".0 +0&A/
!emos sostenido +3rti*4 1JJ4H 1JJ)H 1JJKH 2::2, 'ue los procesos esenciales 'ue
determinan la estructura y actividad de todo sistema vivo ser%an de naturale*a informacional
+no informativa4 pues no se trata de medios 'ue informan4 de artefactos inform#ticos4 ni de
medios de comunicación,. $sta es una propuesta teórica 'ue interpreta los datos emp%ricos
'ue se disponen acerca de la estructura de los seres vivos4 desde la bacteria hasta la
sociedadH una propuesta 'ue ló"icamente re'uiere4 a su ve*4 de una demostración o
comprobación. $sto4 sin embar"o4 re'uiere de un desarrollo del concepto de información4 lo
'ue haremos a partir de una rese5a de los conceptos de información 'ue se basan en el
sentido com8n4 tal como han sido elaborados desde el punto de vista de la in"enier%a de las
comunicaciones4 y sobre todo de la filosof%a de las ciencias naturales.
&on tal ob=etivo4 tendremos en cuenta4 en primer lu"ar4 'ue todas las teor%as acerca de la
información sólo describen lo 'ue para nosotros es la información social +3rti*4 1JJ4,. $n
efecto4 al definir la información sólo como información social4 el concepto puede ser aplicado
sólo analó"icamente a la información "en(tica +como lo hace4 por e=emplo4 LBoff4 1J,. 2or
esta ra*ón4 la información "en(tica se la define en t(rminos metafóricos4 como si se tratara de
mensa=es o re"las cuasi expl%citas4 sin cambiar el si"nificado 'ue otor"a el sentido com8n a
estos mismos t(rminos y sin tener en cuenta 'ue4 as% como el concepto de conocimiento4 estos
t(rminos se refieren a formas de relación de tipo social4 'ue necesariamente tienen su
representación ps%'uica. $n realidad4 sólo la sociedad y las personas 'ue la conforman pueden
usar esta clase de información4 puesto 'ue sólo la sociedad puede controlar o re"ular la
actividad personal de sus miembros por medio de re"las4 normas o leyes expl%citas4 y 'ue por
esta ra*ón las personas 'ue han aprendido previamente dicha información pueden controlarse
o re"ularse a s% mismas en forma consciente. $n cambio4 la información dentro de los
sistemas vivos individuales Ien las c(lulas4 los te=idos4 el cerebroI4 son estructuras formadas
por mol(culas de ?.-4 de hormonas4 o por impulsos nerviosos4 y si se 'uiere por memes4
cuya actividad determina la or"ani*ación4 la estructura y el curso de los procesos internos del
mismo individuo. Se trata a'u% de demostrar como dicha estructura molecular4 bioel(ctrica o
ps%'uica or"ani*a al ser vivo por medio de la doble determinación ya aludida.
La información en s% no puede ser definida sólo en t(rminos de la descripción de lo 'ue
ob=etivamente parece ser la información social. $s decir4 no podemos se"uir el criterio se"8n
el cual t(rminos como mensa=e4 noticia4 re"la4 ley4 norma4 orden4 instrucción4 pro"rama4
códi"o4 dato4 se5al4 'ue desi"nan o describen la actividad social de los hombres se asocian a
30
los de la f%sica o la 'u%mica para explicar4 por e=emplo4 la actividad cerebral4 por simple
analo"%a4 como si se existieran redes de esclavos 'ue dependen de un e=ecutivo central 'ue
da las re"las o las instrucciones a las c(lulas4 los te=idos4 los ór"anos4 al sistema nervioso o al
ser vivo en s%.
La revisión de los conceptos 'ue se han su"erido acerca de la información desde 'ue esta
palabra empe*ara a usarse en el contexto de las ciencias naturales4 se basa en los traba=os de
Crillouin +1J2,4 1rsul +1J)2,4 Cun"e +Cun"e4 1JKJH Cun"e y ?rdila4 1JKK, y 0oster%n +1JJ4,4 y
en las breves introducciones 'ue acerca del tema han publicado entre nosotros Ciondi y otros
+1JJ,4 7o=as +1JJ)4 1JJK, y Carreda +2::2,. $n la tabla 3.1. se presenta una lista de los
conceptos m#s estrechamente li"ados al de información4 y en la tabla 3.2.4 se enumeran las
definiciones m#s com8nmente usadas acerca del concepto de información.
QQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQ
L?CL? 3.1.
&3-&$2L3S 7$L?&A3-?.3S &3- $L .$ A-9370?&AP-
 $n el campo semiótico
 0ensa=e4 noticia
 Si"no4 si"nificado
 .ato4 se5al
 &onocimiento
 Len"ua=e
 $n el campo inform#tico
 Anformar4 inform#tica
 2rocesamiento4 almacena=e
 &omunicación
 Lransmisión
 &ódi"o4 codificación +encodificación4 decodificación,
 $n el campo cibern(tico
 .iversidad4 variedad
 3rdenamiento4 or"ani*ación4 pro"ramación
 &ibern(tica
 7e"ulación4 control
 7etroalimentación +retroacción, y proalimentación +proacción,
QQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQ
?un'ue no haremos una revisión exhaustiva de las teor%as acerca de la información +se
pueden consultar las textos referidos4 especialmente 1rsul y Carreda,4 recordemos 'ue el
primero en su"erir el concepto de información en su versión cient%fica actual fue Leo S*ilard en
1J2J4 cuando trató de resolver el problema del demonio de 0axBell al 'ue ya hemos aludido.
Su idea fue 'ue para conocer el comportamiento de las part%culas dentro de un sistema
cerrado4 como el caso del "as en el recipiente aislado4 era preciso disponer de un dispositivo
'ue cam+ie informaci)n en entroía negativaH es decir4 un dispositivo 'ue deb%a proporcionar
información acerca del estado del "as ordenado de al"8n modo en un instante dado en el
recipiente. $ste concepto ser# imprescindible para explicar la clase de información 'ue
llamamos social4 como veremos m#s adelante.
3tro evento4 naturalmente entre otros4 de especial importancia fue la publicación del
traba=o de Lourin" en 1J3) sobre los n8meros computables4 o lo 'ue se denominó despu(s la
0#'uina de Lourin" +v(ase4 por e=emplo: Neor"e4 1J2,. &on este traba=o se dio inicio al
desarrollo de la tecnolo"%a de la computación y con ella la explicación del cerebro y la mente
usando la analo"%a del computador.
La contribución m#s importante de los 8ltimos tiempos ha sido la de Shannon
+1J4KW1JK,4 y se ha dicho 'ue4 =unto a la obra de >iener4 marca el inicio de la era de la
información +la era cibern(tica4 para otros, en la historia. La teor%a de Shannon se la clasifica
como la teor%a estad%stica de la información4 por'ue al estudiar el problema de la
comunicación de mensa=es a trav(s de los medios tecnoló"icos en uso4 se lle"ó a establecer
'ue la cantidad de información 'ue se ;transmite< a trav(s de un canal4 como el del tel(fono o
31
la radio +la televisión o la Internet m#s actuales, se puede medir en t(rminos del n8mero de
alternativas probables en d%"itos binarios +:41,. .e all% por 'ue usamos hoy en d%a el BI: +de
BInary di"I:s, como unidad de medida de la información.
Reamos un caso hipot(tico para tener una idea "eneral de la medida de la información
+social,. .eseamos calcular la cantidad de información4 es decir4 el n8mero de bits de
información 'ue se necesita para identificar al alumno 6os( 'ue forma parte de una clase de
32 alumnos.
1. F$st# entre los altos o los ba=osG: Iest# en la mitad de los m#s altosH as% tenemos 1 bit de
información +y 'uedan 1 alumnos,
2. F$st# entre los "ordos o los del"adosG: Ien la mitad de los del"adosH ya tenemos 2 bits de
información +'uedan K alumnos,
3. F$st# entre los 'ue tienen notas mayores o menores de 13G: Iest# en la mitad de los 'ue
tienen notas mayores de 13H as% lle"amos a 3 bits +'uedando 4 alumnos,
4. F$st# entre los 'ue han nacido en Lima o en una provinciaG: Ien la mitad de los 'ue han
nacido en Lima y son 4 bits de información +para 'uedarnos con sólo 2 alumnos,
5. F$st# entre los 'ue han nacido en 1J3 o en 1J4G: Ien la mitad de los 'ue nacieron en
1J34 'ue es el bit n8mero 54 y as% 'ueda sólo un alumno.
Lenemos pues un alumno 'ue es identificado como alto4 del"ado4 tiene notas mayores de 13 y
nació en Lima4 en 1J3. Se necesitaron 5 alternativas i"ualmente probables 'ue dan la
cantidad de información necesaria para identificar o caracteri*ar a un individuo entre un
n8mero finito de individuos.
$sta cantidad de información I puede obtenerse por medio de la fórmula
L?CL? 3.2
.$9A-A&A3-$S .$ L? A-9370?&AP-
$s la inversa de la probabilidad: I % &'(
2
1+P. La información es función de la no/
probabilidad de un mensa=e +Shannon4 1J4K,
$s indeterminación4 elección4 selección4 incertidumbre I % &'(
2
N. La información
se mide por el n8mero de elementos diferentes +>atanabe4 1JKK,
$s la medida de la diversidad: cambio4 diferencia4 variedad4 ori"inalidad4
disimilitud en la distribución de la ener"%a o la materia en el espacio y en el
tiempo. La diversidad aparece cuando hay una diferencia entre dos
elementos. La información es la diversidad en la unidad +?shby4 1J5,
$s estructura: la información es una medida de la estructura de un con=unto de
ob=etos individuales +>atanabe4 1JKK,
$s una forma de refle=o: es el refle=o ordenado de la realidadH es diversidad
refle=ada4 diversidad 'ue un ob=eto contiene sobre otro ob=eto +-oviD4 1J4H
1rsul4 1J)2,
$s ne"uentrop%a: Anformación es la inversa de la entrop%a de un sistema +Crillouin4
1J2,
Anformación es toda estructura material incluida dentro de un sistema i"ualmente
material4 'ue al refle=ar tanto la actividad interna de este sistema como la
estructura del ambiente 'ue lo rodea4 su actividad determina la or"ani*ación
del mismo sistema en la forma de un individuo o una sociedad 'ue se
reproduce4 automantiene y muta. $s una estructura cuya actividad or"ani*a
todo sistema material 'ue se caracteri*a por a, inte"rase a s% mismo y
mantenerse por s% mismo4 y b, reproducirse a s% mismo y modificarse por s%
mismoH y 'ue por ello se denomina sistema vivo +3rti*4 1J4,.
32
I % B &* P
donde P es el n8mero de elementos i"ualmente probables. $n el caso del e=emplo estos
elementos son 324 y el lo"aritmo natural +de base 2, de 32 es 5 +por'ue 2
,
X 32,H lue"o4 la
cantidad de información ser# de 5 bits.
Simult#neamente a la publicación de la teor%a estad%stica de la información de Shannon4
-orbert >iener publicó en 1J4K su teor%a cibern(tica sobre el control y la comunicación en los
animales y las m#'uinas4 'ue tra=o consi"o una manera m#s "eneral de explicar los procesos
de re"ulación y control dentro de los seres vivos y las m#'uinas.
2ronto se vio 'ue la teor%a de Shannon no puede aplicarse a campos donde no es posible
determinar la probabilidad de un acontecimiento4 por e=emplo en el arte4 la epistemolo"%a. 2or
esta ra*ón4 muchos otros teóricos han tratado de encarar esta cuestión desde otros puntos de
vista. Anfortunadamente4 todos estos intentos han partido de conceptos matem#ticos 'ue poco
han tomado en cuenta la realidad en s%. 2or e=emplo4 se han propuesto teor%as de la
información sin el empleo del concepto de probabilidad4 como son la teor%a combinatoria4 la
teor%a topoló"ica4 el enfo'ue al"or%tmicoH el concepto de información como medida de una
estructura4 como medida de la diversidad4 entre otros.
Se ha se5alado 'ue si bien a partir de la fórmula de Shannon se deriva el concepto de
cantidad de información4 y a partir de la cibern(tica el concepto de control por
retroalimentación4 en realidad4 en nin"8n caso se define 0#! es la información ni en 0#!
consiste realmente el contralor o a'uello 'ue se comunica4 m#s all# de las definiciones de
sentido com8n. 1na salida a esta limitación ha sido la de enfocar la definición de la
información en t(rminos de los procesos de comunicación4 usando4 por e=emplo4 los conceptos
de codificación4 transducción4 trascripción y traducción de datos y se5ales 'ue4 como se dice
normalmente4 contienen información. .e este modo se describe cómo se transmite o se
comunica la información +el mensa=e, de un sistema a otro4 pero a8n as%4 tal como se ha
insistido sobre todo en medios filosóficos4 los datos y las se5ales no son la información4 sino
'ue la contienen4 y de este modo tampoco se define 'u( es la información.
Lambi(n se ha tratado de diferenciar varias clases de información4 por e=emplo se"8n los
niveles de desarrollo de la materia en "eneral4 habi(ndose lle"ado a distin"uir entre la
información de la naturale*a inerte4 de los seres vivos y de la ló"ica. .entro de esta l%nea de
pensamiento se ha su"erido 'ue existe una clase de información netamente humana o social.
$n esta dirección4 han tenido notable influencia la teor%a sem#ntica de la información sur"ida
dentro de la teor%a ló"icaH la concepción pra"m#tica sur"ida dentro de enfo'ues de corte
conductista4 y la concepción est(tica 'ue tiene la intención de explicar los aspectos sub=etivos
de la afectividad +R(ase: 1rsul4 1J)2,.
Si bien las definiciones son importantes para precisar un concepto4 se re'uiere de una
teor%a para explicar la naturale*a del ob=eto material al 'ue hace referencia dicho concepto.
Las teor%as 'ue se han sustentado para precisar la naturale*a de la información4 son muchas.
$n la tabla 3.3. enumeramos las m#s populares.
?vances importantes en la tarea de definir 'u( es la información son los enfo'ues de
7oss ?shby y de Alia -oviD. ?shby +1J5, define la información en t(rminos de diversidad. Su
teor%a parece incluir a todos los dem#s conceptos de información4 como si cada una de las
concepciones tuviera en cuenta sólo una clase de diversidad. $l concepto de diversidad de
?shby "ira en torno a los de cambio4 variedad y diferenciaH adem#s incluye a los de
ordenamiento4 or"ani*ación y control.
$l enfo'ue de -oviD +1J4, parte del concepto de refle.o 'ue es definido como una
propiedad esencial de la materia. 0antiene la oposición entre información y ruido4 y define la
información como un refle=o ordenado de la materia4 en tanto 'ue el ruido ser%a un refle=o
desordenado de la misma. &on esto de=a sentadas las bases para explicar la relación entre la
naturale*a y la conciencia como una relación de car#cter informacional. 1rsul +1J)2, por su
parte4 relaciona la teor%a de la diversidad con la teor%a del refle=o para concluir 'ue la
información es el contenido del refle=o4 donde el contenido est# dado por las diferencias
internas de un ob=eto 'ue refle=a a otro ob=eto: de este modo4 dice4 ;la información4 +..., puede
presentarse como diversidad refle.ada +cursiva en el ori"inal,4 y precisamente diversidad 'ue
un ob=eto contiene sobre otro ob=eto.< $ste enfo'ue concluye4 sin embar"o4 en 'ue la
información es una propiedad universal de la materia4 y 'ue por lo tanto ella existe tanto en la
materia inerte como en la materia viva4 con lo cual invalida su utilidad cient%fica4 como ya han
33
hecho notar varios autores4 sobre todo >atanabe +1JKK, y Cun"e +1JKK,4 desde puntos de
vista diferentes.
7ecientemente4 el concepto de información ha sido anali*ado en los c%rculos filosóficos4
sobre todo positivistas4 pero para arribar a conclusiones bastante contradictorias4 como son los
puntos de vista de Cun"e y de 0oster%n. Se"8n el primero +Cun"e4 1JKJH Cun"e y ?rdila4
1JKK,4 el valor explicativo del concepto de información es pr#cticamente insi"nificante4 tanto
respecto de la vida en "eneral como de la mente en especial. Se5ala 'ue el concepto de
información tiene el mismo sentido de si"nificado4 se5al4 mensa=e4 conocimiento4
comunicación por medio del len"ua=e4 y de all% deduce 'ue los conceptos de información en
"eneral y de información "en(tica en particular4 se pueden descartar como conceptos
cient%ficos. &oncluye en 'ue información es i"ual a comunicación de conocimiento por medio
de una conducta social 'ue implica la transmisión de se5ales4 por medio del len"ua=e4 por
e=emplo. .e inmediato notaremos 'ue el concepto de información se usa a'u% como una
derivación del verbo informar4 de modo 'ue por sentido com8n la información tendr%a 'ue ver
sólo con hacer saber o dar a conocer.
!ablar de información "en(tica ser%a posible4 se"8n el mismo Cun"e4 sólo en un burdo
sentido fi"urado. .ecir4 por e=emplo4 'ue el n8cleo de la c(lula es un emisor 'ue env%a
mensa=es 'u%micos al resto del or"anismo 'ue vendr%a a ser un receptor de se5ales es4 usando
los propios t(rminos del filósofo4 indudablemente un disparate.
2or su parte 0oster%n +1JJ4, dice 'ue ;Las se5ales son eventos4 procesos4
confi"uraciones u ob=etos materiales 'ue4 en virtud de su forma4 son portadores de
información<4 para a"re"ar 'ue ;La información misma es al"o inmaterial<4 pues sólo las
se5ales 'ue la transmiten son realidades materiales. $sta afirmación tiene claramente el
mismo sentido de la conceptuación del lin"Yista Saussure +1J1W1J45, cuando dice 'ue el
len"ua=e es forma y no sustancia4 y de ?shby +citado por -oviD4 1J2, cuando afirma 'ue la
información no es materia ni ener"%a sino diversidad4 ló"icamente en un puro sentido
especulativo.
-o obstante4 el mismo 0oster%n se5ala impl%citamente 'ue la información es de
naturale*a material cuando afirma 'ue se la puede definir en tres sentidos distintos: 1, como
información sint#ctica4 como forma o estructuraH 2, como información sem#ntica4 como
L?CL? 3.3.
L$37O?S ?&$7&? .$ L? A-9370?&AP-
A. :/O;<A$ CUA=:I:A:IVA$%
2robabil%sticas o estad%sticas
-o probabil%sticas
B. :/O;<A$ CUA'I:A:IVA$%
&ombinatorias
.in#micas
Lopoló"icas
?l"or%tmicas
C. :/O;<A$ CUA'I:A:IVO"CUA=:I:A:IVA$
0edida de la diversidad
0edida de la estructura
Leor%as de la re"ulación y control
D. :/O;<A$ DIA'>C:ICA$
0edida del refle=o
Leor%a sociobioló"ica
34
correlación4 y 3, como información pra"m#tica4 como capacidad de cambiar el estado del
receptor. .e hecho4 si no fuera material4 no podr%a tener estructura4 y sobre todo4 si no fuera
al"o material no podr%a cambiar el estado de un receptor material4 como son un ser vivo4 un
hombre o las cosas hechas por estos. $n otro sentido4 si las se5ales 'ue emite un animal
contienen información4 y (sta est# sólo en el cerebro4 me=or ser%a decir 'ue la información es
de naturale*a ps%'uica4 'ue no existe información en la forma de noticias4 de mensa=es4 sino
de ideas4 afectos4 intencionesH o 'ue sólo existe la información ps%'uica. Ló"icamente 'ue as%
'uedar%a claro el concepto de 'ue tambi(n las ideas son al"o material4 aun'ue no 8nicamente
una función del cerebro.
?dem#s4 0oster%n ase"ura 'ue la información pra"m#tica es la información en sentido
pleno4 y 'ue hay tres tipos b#sicos de (sta: 1, la información descriptiva4 2, la información
pr#ctica y 3, la información valorativa. $sta es una manera de decir 'ue la 8nica clase de
información 'ue existe es la información 'ue usan los hombres +y los animales4 se"8n este
autor, para comunicarse entre s%. 2ero lue"o4 al afirmar 'ue adem#s de las anteriores4 existe
la información "en(tica en el n8cleo de las c(lulas4 0oster%n de=a sentada la idea de 'ue la
información no son solamente los mensa=es por medio de los 'ue se comunican las c(lulas y
los animales 'ue tienen cerebro4 sino al"o m#s 'ue esto4 al"o 'ue (l mismo no ha podido
deducir. 0#s a8n4 en la misma ra%* de su ra*onamiento4 hay otra falla conceptual4 duando
antes de ase"urar 'ue hay sólo una verdadera clase de información4 la información 'ue
denomina pra"m#tica4 primero cree separar tres clases de información 'ue4 en realidad4 son
tres aspectos o propiedades de la información +social4 como veremos,. $star%a me=or 'ue nos
di=era 'ue la información tiene tres propiedades 'ue aparecen como forma4 correlación y
norma4 y 'ue es de tres clases: descriptiva4 pr#ctica y valorativa.
Si"uiendo a 1rsul +1J)2,4 7o=as +1JJ), hace bien en se5alar 'ue4 en comparación con las
teor%as estad%sticas4 m#s comprehensivas son las concepciones humanistas de la información4
aun'ue como a'u(l4 tambi(n lle"a a afirmar 'ue la información es una propiedad inherente a
toda la materia. $star%amos de acuerdo con esta postura4 siempre y cuando aceptemos 'ue
dadas ciertas condiciones especiales4 en cual'uier re"ión del universo la materia puede lle"ar
a or"ani*arse como información4 como ha sucedido en nuestro planeta4 donde los mismos
elementos 'u%micos 'ue existen en cual'uier otra re"ión del universo han lle"ado a conformar
un sistema vivo. 2or lo tanto4 no se trata de 'ue toda la materia ten"a propiedades
informativas4 o 'ue la materia inerte proporcione informaciónH lo 'ue tiene sentido es 'ue la
materia or"ani*ada como sistema vivo s% tiene tales propiedades4 tal como hemos
ar"umentado previamente +3rti*4 1JJ44 1JJK, y tambi(n veremos m#s adelante.
2or otro lado4 como tambi(n se5ala el mismo 7o=as4 se debe destacar 'ue hay una %ntima
relación entre la información y el conocimiento del mundo por parte de los hombres4 y
coincidimos con (l cuando refuta la idea de $rnst &assirer se"8n la cual el hombre es un
animal sim+)lico4 por el hecho de 'ue ya no vive en un universo f%sico puro4 sino en un
;universo simbólico<. ?l respecto4 7o=as precisa 'ue se debe ;definir al hombre como un ser
sígnico antes 'ue como un Zanimal sim+)lico[ +...,. $n buena cuenta por'ue estamos
persuadidos de 'ue el hombre posee4 en exclusiva4 una capacidad s%"nica...<. $sto implica 'ue
para una sociobiolo"%a del hombre4 una cuestión primordial es descubrir en 'u( consiste esta
capacidad.
-uestra posición es 'ue la información es atributo exclusivo de la materia viva y 'ue sólo
los seres vivos "eneran información acerca de su ambiente fisico'u%mico4 8nicamente dentro
de ellos mismos. $s decir4 lo 'ue hacen los seres vivos es "enerar información dentro de s%
respecto de ciertas estructuras o procesos materiales 'ue est#n presentes en su ambiente
exterior4 siempre y cuando tales individuos ten"an receptores o sensores para codificarlos y
procesarlos como información cada ve* 'ue necesiten incorporar o evitar al"8n elemento
f%sico o 'u%mico4 o ten"an 'ue adaptarse a al"una situación 'ue sucede re"ular o fortuitamente
en dicho ambiente.
Ló"icamente 'ue este ambiente no es inmaterial4 sino tan material como todo el resto del
universo. Lo 8nico 'ue se re'uiere es explicar en 'u( se diferencia este universo social del
universo natural. $sta explicación exi"e 'ue se defina la naturale*a de los procesos 'ue
determinan la or"ani*ación de la materia dentro del sistema vivo4 en "eneral4 y la or"ani*ación
de la materia 'ue constituye el sistema de la sociedad 'ue nos contiene4 en especial.
Las concepciones cl#sicas de Shannon +1J4KW1JK, y de ?shby +1J5W1J, acerca de la
información4 deben aceptarse como procedimientos restrin"idos a la medida de la información
de tipo social4 a'uella 'ue se procesa en la forma de datos o se5ales a trav(s de los sistemas
35
de comunicación y de codificación de esta clase de información en los diversos medios inertes
as% transformados por la actividad social de los hombres +como son los diversos len"ua=es 'ue
han existido o existen,. -aturalmente 'ue si este es el 8nico ob=etivo del t(cnico o cient%fico4
no interesa 'u( es la información en s%4 y estar%amos en un momento similar al de la medición
de los fenómenos f%sicos cuya naturale*a no se conoce4 como sucedió con el concepto de
ener"%a cuya naturale*a se lle"ó a definir tiempo despu(s de 'ue se la pudo medir. $n efecto4
se puede medir el calor sin necesidad de saber 'u( es realmente. Lue"o4 se puede medir la
cantidad de datos o se5ales 'ue contiene una noticia4 un libro o un disco duro4 as% como la
diversidad de caracter%sticas o elementos de una estructura cual'uiera. 2ero4 desde el punto
de vista de la explicación cient%fica de la actividad social del hombre4 necesitamos saber4
sobre todo4 'u( es exactamente a'uello 'ue se mide4 pues podr%a suceder4 como parece ser el
caso4 'ue la información no sea sólo un tipo de estructura material artificial creada y producida
por el hombre4 sino un tipo de estructura i"ualmente material4 pero natural4 'ue existe desde
'ue apareció la vida en este planeta4 y 'ue talve* explica de 'ue naturale*a es la vida misma.
$s pues evidente 'ue dentro de la in"enier%a de las comunicaciones4 y de la filosof%a4 sólo
se ha lle"ado a reconocer a'uella clase de información 'ue usan las personas para
comunicarse entre s%H a'uella 'ue se la reconoce en t(rminos de se5ales o datos4 de mensa=es
o noticias4 de si"nificado o de conocimiento. $ste es el mismo concepto 'ue se extiende y se
aplica de modo analó"ico4 casi metafórico4 para explicar como los "enes ;controlan< la
reproducción de las c(lulas y como se heredan los ras"os 'ue caracteri*an a los miembros de
una especie. Ustas ser%an en el me=or de los casos las conclusiones m#s f#ciles de aceptar. $l
ya citado 0oster%n +ob. cit.,4 por e=emplo4 lle"a a concluir en 'ue existe sólo dos clases de
información: la codificada en los "enes de las c(lulas y la codificada en los memes del cerebro
de los animales. Se"8n este concepto4 las noticias4 las se5ales nerviosas y las mol(culas
mensa=eras +como las hormonas,4 ser%an solo se5ales 'ue transportan la información. 2uestas
las cosas en estos t(rminos4 la información 'ueda como al"o 'ue no existe o 'ue no puede
definirse.
$fectivamente4 si se"uimos el planteamiento de 0oster%n4 es posible lle"ar a la misma
conclusión de Cun"e. !emos visto 'ue se"8n el primero4 las se5ales son ob=etos portadores de
información4 pero 'ue la información misma es al"o inmaterial4 con lo cual pr#cticamente
afirma 'ue no existe. 2or eso nos llama la atención 'ue di"a 'ue ;La información "en(tica
contenida en nuestro "enoma puede dividirse en unidades simples o m%nimas4 llamadas
factores hereditarios o "enes<4 pues a partir de esta afirmación4 el mismo autor a5ade
ense"uida 'ue ;1n "en es una unidad de información "en(tica correspondiente a un cierto
se"mento cromosómico.< Lue"o4 si el "en %# una unidad de información4 el "enoma y los
cromosomas tambi(n lo ser#n4 pues est#n formados por los "enes. $ntonces4 F'u( se 'uiere
decir con la frase: ;La información "en(tica contenida en nuestro "enoma...<4 o con esta otra:
;Loda la información "en(tica est- en los cromosomas.<G. $s decir4 Fpor 'u( no se afirma 'ue
los "enes son la información en s%4 y en ve* de esto se sostiene 'ue la información es al"o
inmaterialG
Si la información es inmaterial4 o no es materia ni ener"%a4 Fpara 'u( usamos el concepto
de información en el len"ua=e cient%ficoG. F-o es me=or concluir como Cun"e 'ue la
información es un concepto in8tilG. 2or otro lado4 si la cultura es información almacenada en el
cerebro4 Fno es lo mismo 'ue la mente4 la psi'ue o tal ve* la concienciaG. @ si no hay
información sin soporte material4 pero es posible transmitir se5ales +o soportes materiales, sin
información +como los papiros e"ipcios antes de ser descifrados,4 Fpor 'u( no se dice 'ue la
cultura son estas se5ales a fin de diferenciarla =ustamente de la actividad ps%'uica4 sobre todo
de los hombresG. 2or supuesto 'ue se ar"umentar%a en el sentido de 'ue no podemos decir
'ue la cultura contiene información. 2or otro lado4 si la ri'ue*a cultural de un pueblo est# en
sus bibliotecas4 en sus obras de arte4 en los productos de la industria4 Fno es acaso por esta
ra*ón 'ue es posible ase"urar 'ue la cultura es la información "uardada fuera del cerebro de
las personasG
7ec%procamente4 cuando se dice 'ue la información como tal no existe4 no es acaso
ló"ico concluir 'ue la cultura tampoco existeG. F-o es verdad 'ue al afirmar 'ue la cultura
est# sólo en el cerebro de los hombres y los animales4 se est# confundiendo el concepto de
información con el de mente o psi'ue4 y al hacerlo ya no es necesario apelar al concepto de
información y as% el problema desapareceG.
.e=emos por ahora las cosas como est#n4 para volver a retomarlas en un cap%tulo aparte4
ya 'ue consideramos 'ue es imprescindible superar toda esta retórica4 para concluir en 'ue la
36
información es al"o material4 'ue la cultura y la mente son al"o tan i"uales y al mismo tiempo
tan distintas4 como son las dem#s clases de información 'ue encontramos en todos los dem#s
sistemas vivos individuales. &on la finalidad de sustentar estas afirmaciones4 tenemos 'ue
volver a la idea central acerca de cómo se ha or"ani*ado y se mantiene or"ani*ado todo el
con=unto de los sistemas vivos. 2uesto 'ue si demostramos 'ue cada sistema vivo individual
est# or"ani*ado a base de información4 es decir4 a base de la actividad de ciertas estructuras
'ue son el modelo de desarrollo del con=unto del mismo sistema4 podremos concluir en 'ue
necesariamente debe existir relaciones entre un nivel de or"ani*ación y otro4 de un nivel de
mayor a otro de menor comple=idad y viceversa4 siempre en el curso del tiempo. $ntonces4 si
es posible describir y explicar cómo ha sido determinado y se determina el desarrollo de todo
el sistema vivo4 tambi(n podr%amos lle"ar a describir y explicar a'uellos procesos 'ue han
determinado y determinan no sólo el curso de la vida de cada una de las personas4 sino de
todo el con=unto de la sociedad.
!asta a'u% hemos revisado al"unos de los m#s conocidos intentos por definir 'u( es en
8ltimo t(rmino la información. &oncluiremos en 'ue4 por lo menos desde nuestro punto de
vista4 el problema ni si'uiera ha sido planteado como es debido. 2or lo tanto4 sin pretender 'ue
el planteamiento adoptado en este ensayo sea el correcto4 sino una alternativa m#s de
solución4 debemos hacer un an#lisis del concepto de información tal como ha sido introducido
previamente +3rti*4 obs. cit.,. .esde ya4 debemos remarcar 'ue es improbable4 por no decir
imposible4 'ue la información pueda definirse en el contexto de unas ciencias naturales
enmarcadas como est#n dentro de los enfo'ues contradictorios del positivismo 'ue sólo
atiende a los meros hechos ob=etivos y comprobados4 del idealismo 'ue pretende ne"ar la
existencia de la materia4 y del mecanicismo 'ue reduce la actividad espiritual y ps%'uica a los
mecanismos funcionales del cerebro.
3.2. L' 1"0;C/%#"# , 3' '4')"+"5/ .% 3' "/60)&'+"5/
&omo proceso culminante de la evolución del universo y del sistema solar4 con la
formación de la Lierra empe*ó el desarrollo del sistema vivo a partir de ciertas reacciones
'u%micas y a base de las condiciones del ambiente f%sico predominante en ciertos puntos del
planeta. $ste proceso 'ue habr%a durado entre mil y tres mil millones de a5os4 se denomina
evolución 'u%mica4 o m#s espec%ficamente4 proceso de bio"(nesis por el hecho de 'ue dio
ori"en a la vida. Usta apareció cuando lle"aron a formarse estructuras 'u%micas cuya actividad
refle=aba tanto los procesos 'u%micos 'ue le dieron ori"en4 como el ambiente f%sico 'ue en ese
entonces la rodeaba. $n otras palabras4 puestas las cosas en t(rminos actuales4 para 'ue
exista un sistema vivo4 se re'uiere de una superestructura cuya actividad refle=e en sentido
"en(tico los procesos f%sicos y 'u%micos internos del sistema4 y en sentido cin(tico las
condiciones f%sicas y 'u%micas de su entorno4 las 'ue as% se refle=an4 a su ve*4 en el mismo
sentido cin(tico4 en los procesos internos del sistema4 a los cuales de este modo convierte en
soporte activo de a'uella misma superestructura.
$sto si"nifica 'ue la actividad de esta superestructura ubicada dentro del sistema vivo4
cuyo modelo externo de desarrollo es el ambiente actual 'ue rodea al con=unto del sistema4 se
ha lle"ado a constituir en el modelo interno 'ue or"ani*a el desarrollo de tal sistema 'ue as%
ad'uiere las capacidades de memoria y de anticipación4 y las propiedades secundarias de
inte"ridad4 estabilidad4 reproducibilidad y mutabilidad. Se ha sostenido +Crillouin4 1J2H 3rti*4
1JJ4, 'ue la actividad de esta estructura no puede ser sino una forma superior de actividad
ne"uentrópica4 'ue es lo 'ue llamamos =ustamente información: (sta ser# tanto una estructura
'ue refle=a su pasado4 como una actividad 'ue se refle=a en los constituyentes del sistema. Lal
sistema comprende los sistemas vivos individuales y nuestra sociedad.
$l sistema vivo emer"ió dentro de una atmósfera prebiótica +previa a la vida, constituida
por una me*cla de &3
2
4 -4 &!
4
y -!
3
4 sin 3
2
libre. $stos compuestos formaron las mol(culas
m#s sencillas 'ue son los monómeros: las bases pur%nicas y pirimid%nicas4 la ribosa y la
desoxirribosa y los amino#cidos. $stas son las sustancias 'ue al ensamblarse entre s%
constituyeron los pol%meros 'ue a su ve* formaron las macromol(culas propias del sistema
vivo4 principalmente los #cidos nucleicos como el ?.- y el ?7- y las prote%nas. $stos
compuestos lle"aron a formar part%culas seme=antes a los virus actuales. 0#s tarde se
formaron los compuestos autocatali*adores y moldeadores "en(ticos 'ue pod%an sinteti*arse a
s% mismos4 los 'ue al unirse a otros compuestos 'ue conformaban estructuras membranosas
de ensambla=e y protección formados por l%pidos y prote%nas4 dieron ori"en a los protobiontes o
sistemas vivos primitivos. $stos habr%an sido seme=antes a los coacervados 'ue 3parin lo"ró
obtener artificialmente en la forma de "otitas de pol%meros 'ue poseen un matabolismo muy
37
sencillo. $stos protobiontes se habr%an sostenido utili*ando los electrones de la lu* solar4 para
formar despu(s diversas formas de ar'ueobacterias.
Los primeros sistemas vivos unicelulares seme=antes a los actuales aparecieron cuando
los protobiontes desarrollaron estructuras seme=antes a los peroxisomas 'ue reali*an al"unos
procesos fisico'u%micos elementales de tipo metabólico4 y cuando el con=unto del sistema
'uedó relativamente aislado de su ambiente externo por una membrana 'ue no es sólo
protectora sino receptora4 por cuanto act8a como un sensor 'ue refle=a al"unos de los cambios
del ambiente local inmediato 'ue son esenciales para el mantenimiento del sistema. $stos son
los primeros sistemas celulares4 o simplemente c(lulas4 'ue contienen el ?.- disperso en un
protoplasma4 de all% 'ue se los considere como procariotas: c(lulas sin n8cleo y sin or"anelos.
.e este modo 'uedó definida la existencia del primer reino del sistema vivo 'ue es el reino
0onera. Uste est# constituido por sistemas unicelulares4 como las bacterias4 'ue son
"eneralmente autotrofos ya 'ue se bastan a s% mismos al sinteti*ar sus propios constituyentes.
Los seres vivos m#s primitivos son se"uramente los procariotas 'ue son las c(lulas m#s
simples 'ue se conocen. Ustas no re'uieren ox%"eno para subsistir +recu(rdese 'ue en la
atmósfera primitiva de la Lierra no hab%a ox%"eno libre como hay en la actualidad,. 1nos dos
mil millones de a5os despu(s del comien*o de este tipo de vida4 se supone 'ue aparecieron
las cianobacterias +bacterias a*ulverdosas, 'ue ya contienen los pl#stidos o primeros
or"anelos 'ue pueden reali*ar una fotos%ntesis4 es decir4 'ue pueden sinteti*ar sus
componentes 'u%micos por efecto de la ener"%a solar. 7eci(n a partir de estas reacciones
empe*ó a liberarse el ox%"eno en la atmósfera4 y la presencia del ox%"eno libre en la atmósfera
terrestre fue se"uramente el cambio m#s importante para el desarrollo de seres vivos cada
ve* m#s comple=os como los animales 'ue conocemos.
!ace aproximadamente dos mil millones de a5os4 los procariotas primitivos incorporaron a
los pl#stidos contenidos en cianobacterias4 y en otros casos a las mitocondrias4 posiblemente
contenidas en protobacterias4 'ue son capaces de usar la ener"%a 'u%mica de los carbohidratos
para sinteti*ar ?L2. ?s% aparecieron las especies del reino 2rotista 'ue son sistemas
unicelulares eucariotas4 como son los proto*oarios y las al"as. $n estos4 los procesos 'u%micos
del protoplasma se reali*an en or"anelos4 y el ?.- or"ani*ado en "enes forma la cromatina
'ue se concentra en un n8cleo.
$n estos sistemas celulares4 y de ellos en adelante4 el ?.- 'uedar# convertido en una
estructura 'u%mica cuya actividad refle=a tanto los procesos fisico'u%micos 'ue le precedieron y
a8n suceden en su interior4 as% como los cambios 'ue se repiten c%clica y re"ularmente +?no=in4
1JK), a su alrededor. ? partir de estos sistemas unicelulares4 en los 8ltimos 143::/1:::
millones de a5os4 el sistema vivo prosi"uió su evolución hacia la formación de individuos
multicelulares cada ve* m#s comple=os4 y sur"en as% los reinos 9un"i4 ?nimalia y 2lantae.
.urante este desarrollo del sistema vivo han ocurrido per%odos llamados de radiaci)n
adatativa4 en 'ue al"unas especies se expandieron habitando amplias *onas del planeta4 'ue
han alternado con per%odos de e(tinci)n en masa en 'ue desaparecieron muchas otras
especies. ?s% lle"amos a los 4 a 5 8ltimos millones de a5os en 'ue sur"e y se desarrolla entre
los primates el "(nero !omo. $s posible 'ue a partir de un tronco com8n4 hayan diver"ido los
hom%nidos4 diferenci#ndose de los monos. Sólo dentro de este "(nero4 al"unas de sus
especies empe*aron el desarrollo de sistemas multiindividuales tendientes a una or"ani*ación
social4 y cuando muchas de ellas se extin"uieron4 sólo la especie ,omo saiens en los 8ltimos
5:: ó 1:: mil a5os culmina su transformación en un sistema supraindividual de caracter%sticas
totalmente distintas de los ya existentes. $l resultado es 'ue sólo los individuos de esta
especie lle"aron a or"ani*arse para conformar una verdadera sociedad.
3.3. L' "/60)&'+"5/ , 30# 4)0+%#0# .% 3' -".'
$staremos de acuerdo en 'ue la simple descripción de la evol#ci)n del sistema vivo4 es
decir4 la narración de los hechos 'ue conforman la historia de este sistema4 no basta para
explicar 'u( es la vida4 o para explicar 'u( es lo 'ue determina las caracter%sticas tan
particulares 'ue tienen los seres vivos4 como las 'ue hemos mencionado previamente. 2ara la
ciencia no es suficiente describir4 delimitar y clasificar los fenómenos4 bas#ndose en la sola
enumeración de sus atributos o propiedades. @ aun'ue para una cierta cultura no sea
importante precisar cual es la esencia de un determinado ob=eto4 y les basta con conocer su
existencia4 para los pueblos cuyo desarrollo depende de una teor%a cient%fica debidamente
fundada4 es importante no sólo buscanr el conocimiento de los factores 'ue ca#san los ras"os4
capacidades y atributos de los hombres4 sino primordialmente la explicación 'ue responda a
38
las pre"untas para 'u( se vive o para 'u( las personas hacen lo 'ue hacen. 2ara este
desarrollo4 decimos4 es fundamental precisar de 'u( naturale*a son los procesos esenciales
'ue determinan la or"ani*ación del sistema 'ue primero lo calificamos con el ad=etivo vivo y
lue"o lo desi"namos con el sustantivo vida.
Si se"uimos con la mayor precisión posible el proceso formativo y lue"o el desarrollo
pro"resivo del sistema vivo4 desde las c(lulas hasta la sociedad humana4 creemos 'ue es
posible explicar la naturale*a de la sociedad y los hombres bas#ndonos en el concepto de 'ue
la información es la esencia de la vidaH es decir4 'ue la existencia del sistema vivo depende de
procesos de car#cter informacional4 desde 'ue la información apareció de una ve* y para
siempre como un desarrollo superior de los procesos ne"uentrópicos de la materia de nuestro
planeta.
$n primer lu"ar4 si describimos el sistema vivo tal como lo encontramos en la actualidad4
se puede diferenciar ob=etivamente individuos o con=untos de individuos con varias formas o
niveles de or"ani*ación. .e (stos los m#s notables son: 1, el nivel celular4 2, el tisular4 3, el
or"#nico4 4, el ps%'uico y 5, el social +3rti*4 1JJ4,. ?l respecto4 se ha su"erido 'ue estas
formas de or"ani*ación de la estructura y la actividad de los individuos actuales no podr%an
mantenerse y menos desarrollarse y reproducirse4 si no fuera por'ue si"uen un patrón o
modelo de desarrollo 'ue la información. $n tal sentido4 si nos pre"untarnos 'u( es a'uello
'ue subyace a la or"ani*ación de una c(lula4 de un te=ido4 del sistema nervioso4 de la
conciencia de una persona4 as% como la or"ani*ación de la sociedad4 es posible responder en
el sentido de 'ue se debe a la existencia de una superestructura material4 'ue en el m#s alto
nivel de or"ani*ación ne"uentrópica de la materia4 es la información. ?dem#s4 de este modo
se de=an de lado las definiciones metafóricas del concepto de información.
$n se"undo lu"ar4 la misma ló"ica de los procesos informacionales dentro del sistema
vivo4 implica 'ue todo el con=unto del sistema4 a diferencia de los sistemas inertes4 debe su
existencia a una doble determinación4 en el sentido de 'ue refle=a: 1, los procesos
ne"uentrópicos de ordenamiento molecular 'ue le dieron ori"en4 por los cuales toda estructura
viva es determinada en sentido +iogen!tico a partir de los procesos ne"uentrópicos de la
materia inerte 'ue ocurrieron desde las fases m#s tempranas de la formación de nuestro
planeta4 y 2, refle=a las condiciones entrópicas y ne"uentrópicas actuales del ambiente exterior
de las 'ue depende la inte"ridad de cada sistema vivo individual o colectivoH todo lo cual
indica 'ue todo ser vivo es determinado en sentido ecocin!tico por los procesos 'ue suceden
c%clica y re"ularmente en dicho ambiente exterior al sistema.
$n tercer lu"ar4 si cada sistema vivo individual es doblemente determinado4 es de suponer
'ue esta determinación no es de tipo causal4 o 'ue se trata de un ordenamiento causado por
procesos f%sicos yWo 'u%micos lineales4 similares o i"uales a los de la materia inerte +'ue es
v#lida respecto de su estructura puramente f%sica o 'u%mica,4 sino 'ue es necesariamente
or"ani*ada por medio de una estructura material cuya actividad se auto"enera al refle=ar tanto
los procesos bio"en(ticos internos del sistema individual4 como los cin(ticos del ambiente
actual 'ue lo rodea.
$sto si"nifica 'ue la or"ani*ación de todo sistema vivo individual tiene 'ue ser
determinada4 en consecuencia: 1, en sentido epi"en(tico4 a partir de sus elementos
constituyentes actuales4 y 2, en sentido cin(tico a base de la estructura informacional
preexistente. &on este an#lisis4 habr# 'uedado claro 'ue si bien la base real de desarrollo del
sistema vivo es el ambiente externo al sistema4 la información viene a ser la base interna
efectiva de dicho desarrollo4 por cuanto dicha base real externa puede reestructurar la
actividad en curso del sistema sólo a trav(s de la estructura informacional. $n los sistemas
vivos individuales de cual'uier especie4 la información es pues la estructura material cuya
actividad determina la estructura y actividad de cada uno de los niveles o formas de su
or"ani*ación interna4 desde el nivel celular hasta el nivel social.
2or consi"uiente4 para explicar la naturale*a de cada sistema vivo individual4 se tendr# en
cuenta: 1, la determinación epi"en(tica actual de la información 'ue depende del medio
interno del individuo4 'ue se efect8a a trav(s de receptores intraindividuales4 y 2, la
determinación cin(tica actual del ambiente externo sobre dicha información 'ue se efect8a a
trav(s de receptores ubicados en la superficie externa del individuo. .e este modo4 la
información determina cin(ticamente el desarrollo del sistema a trav(s de efectores
distribuidos tanto respecto del medio interno como en relación con su medio externoH procesos
'ue usualmente se denominan de control o re"ulación,.
39
?'u% es necesario hacer una suerte de di"resión respecto de al"unos de los conceptos 'ue
ser#n usados en esta Antroducción. 1no es el concepto de genesis. Sabemos al respecto4 'ue
los "enes han tenido una "(nesis4 en el sentido de 'ue son resultado de la bio"(nesis 'ue
ocurrió hace m#s 3 mil millones de a5os. 2or tanto4 desde el punto de vista de nuestra
definición de la información4 gen!ticos son solamente los procesos 'ue dan ori"en a "enes4
como es el caso de la replicación actual del ?.-. 2ero4 cuando los "enes determinan la
división celular4 los procesos ya no son "en(ticos4 sino cin!ticos4 por cuando determinan la
reor"ani*ación o la reproducción de una estructura celular preexistente. Los se"uiremos
llamando "en(ticos por cuanto es actividad de los "enes4 pero a sabiendas de esta actividad
de los "enes es informacionalmente cin(tica4 como una concesión lin"Y%stica4 mas no
conceptual ni ló"ica.
!emos dicho4 adem#s4 'ue los sistemas vivos ya no son formas de un ordenamiento
din#mico de la materia en "eneral4 sino formas de or"ani*ación 'ue se desarrollan por s%
mismas dentro del sistema vivo 8nicamente. 2or consi"uiente4 el desarrollo del sistema vivo
'ue depende de la información puede modificarse o ampliarse por efecto de los cambios
actuales 'ue ocurren dentro o fuera de todo el sistema4 o dentro o fuera de cada sistema
individual. $sta suerte de plasticidad no es sino el aspecto mn(sico de la información: el hecho
de 'ue pueda modificarse y 'ue dicha modificación4 si "uarda coherencia con la estructura y la
actividad de todo el con=unto del sistema4 pueda permanecer as% de all% en adelante. 2ara 'ue
esto ocurra4 sin embar"o4 primero deben transd#cirse dichos cambios del ambiente en los
receptores4 internos o externos del propio sistema.
Leniendo en cuenta esta caracteri*ación de la información4 podemos afirmar 'ue todos los
procesos internos por medio de los cuales se or"ani*a la inte"ridad4 la estabilidad4 la
reproducción y la mutación de los individuos4 todo depende de al"una clase de información4 y
'ue cual'uiera 'ue fuese su clase4 la información aparecer# ante el observador en dos formas:
1, de representaciones4 o de estructuras 'ue refle=an tanto el medio interno como el entorno
del ser vivo4 y 2, de procedimientos4 o de actividad 'ue se refle=a tanto en el medio interno
como en el entorno del mismo sistema.
Los procesos informacionales se ubican en el extremo superior de los procesos
ne"uentrópicos m#s comple=os de la materia. $llos determinan4 tanto en sentido "en(tico
como cin(tico4 la or"ani*ación de los sistemas vivos. .e este modo4 dichos procesos resultan
ser esencialmente distintos del ordenamiento4 aun'ue i"ualmente ne"uentrópico4 de los
procesos subatómicos4 atómicos y moleculares 'ue si"uen las leyes causales 'ue caracteri*an
a la materia inerte. -aturalmente 'ue ambos tipos de procesos ne"uentrópicos son opuestos a
los de descomposición entrópica de toda la materia4 a'uellos 'ue afectan a la materia viva e
inerte por i"ual.
Si bien los saltos del nivel subatómico al atómico y del atómico al molecular4 se podr%an
explicar en t(rminos de una doble determinación4 del mismo modo 'ue explicamos los saltos
del nivel celular al tisular4 o de los sistemas multiindividuales a los supraindividuales4 en
realidad4 el parecido corresponde sólo al aspecto fenom(nico de los cambios. 2odr%a decirse4
por e=emplo4 'ue la pro"resión de los #tomos de menor peso atómico a los de mayor peso
atómico ser%a un desarrollo por mutaciones en la confi"uración 'ue adoptan las part%culas
elementales dentro de las m#s comple=as4 como si fuesen cambios en una memoria f%sica o
'u%mica. Si esta explicación fuese verdadera4 1V4 estar%amos ne"ando la importancia de la
actividad "en(tica y su"iriendo 'ue los sistemas inertes y los sistemas vivos no son diferentes
en lo esencialH 2V4 ne"ar%amos la importancia del "rado de comple=idad de las ;part%culas< 'ue
componen el sistema vivo: macromol(culas4 c(lulas4 plantas4 animales4 etc.H 3V4 'uedar%a sin
explicación el aspecto de la reproducibilidad de los sistemas individualesH 4V4 estar%amos
practicando el m#s "enuino reduccionismo fisicalistaH 5V4 nos 'uedar%amos sin la posibilidad de
explicar la actividad espiritual y la or"ani*ación moral de la sociedad y la determinación social
del hombre.
Si bien no se puede ne"ar 'ue hay un patrón ne"uentrópico/entrópico universal4 y 'ue ni
el sistema vivo 'ueda fuera del sistema material del universo4 como tampoco la sociedad
'ueda fuera del sistema vivo4 es i"ualmente imposible ne"ar 'ue todo lo 'ue ha hecho la
sociedad con la naturale*a es resultado de una forma superior de actividad4 seme=ante sólo en
apariencia a la 'ue reali*an todos los dem#s seres vivos. La diferencia tambi(n re'uiere de
una explicación.
$n efecto4 los saltos de la materia inerte4 de la estructura atómica a la estructura
molecular4 son saltos de un solo sentidoH en cambio4 los saltos gen!ticos del sistema inerte al
40
sistema vivo4 de los sistemas multiindividuales a la sociedad4 aun'ue son saltos
ne"uentrópicos4 tambi(n son formas de or"ani*ación cualitativamente diferentes de la materia4
por'ue se deben a indudables reestructuraciones cin!ticas de a'uellos procesos 'ue fueron
punto de partida de cada nivel de or"ani*ación4 y 'ue ahora son el soporte activo de la misma
información. $l hecho de 'ue hayan sur"ido superestructuras informacionales 'ue refle=an
dichos procesos "en(ticos y 'ue se refle=an cin(ticamente en el con=unto del sistema Icomo
son el ?.-4 la matri* intercelular4 el sistema nervioso4 el neocórtex cerebral4 el len"ua=eI4
dentro de estos sistemas materiales 'ue llamamos sistemas vivos4 y 'ue el sistema 'ue
contiene todas estas superestructuras haya lle"ado a transformar la materia en herramientas4
m#'uinas y computadores4 ya es una cuestión 'ue obli"a ir a contracorriente y4 en ve* de
acentuar las seme=an*as como hacen las ciencias naturales4 ten"amos 'ue acentuar las
diferencias4 como los hacen +o deber%an hacer, las ciencias sociales. $s decir 'ue no podemos
explicar la vida y menos al hombre4 si es 'ue no empe*amos desde el comien*o: primero4
dando importancia a la diferencia esencial 'ue existe entre los procesos ne"uentrópicos de
tipo fisico'u%mico y los procesos ne"uentrópicos de tipo informacional4 y lue"o4 dando
importancia a la diferencia esencial 'ue existe entre la información 'ue or"ani*a los sistemas
individuales 'ue llamamos personas y la información 'ue or"ani*a el sistema supraindividual
'ue llamamos sociedad.
1na salida a las dificultades conceptuales de la ciencia positiva4 dedicada %nte"ramente al
estudio de los seres vivos no humanos4 'ue son las 'ue =ustamente han llevado a la
conclusión de 'ue la información es amaterial o 'ue no es materia ni ener"%a4 la podremos
obtener despu(s 'ue hayamos precisado 'ue en cada uno de los niveles de or"ani*ación del
sistema vivo le corresponde una clase de información4 'ue puede estar m#s o menos dispersa
como en los procariotas4 los te=idos o la sociedad4 o muy concentrada como en los
cromosomas de los eucariotas o los cerebros de las personas.
$n s%ntesis4 información es toda estructura material incluida dentro de un sistema
i"ualmente material4 'ue al refle=ar tanto la actividad interna de este sistema como la
estructura del ambiente 'ue lo rodea4 su actividad determina la or"ani*ación del sistema total4
fuese individual o social.
Se"8n esta definición4 la información es el modelo 'ue determina como se or"ani*a todo
el con=unto del sistema vivo y cada uno de los individuos 'ue lo constituyen. $ntonces4 como
se ha dicho4 tanto la información en s% como el sistema vivo en su con=unto estar#n
determinados por procesos "en(ticos de tipo ascendente +por'ue han dado ori"en a sistemas
cada m#s comple=os, o de punto de partida 'ue determinan la aparición de estructuras de nivel
superior4 las 'ue por procesos cin(ticos 'ue "eneran de modo descendente determinan 'ue las
estructuras de nivel inferior sean reor"ani*adas y convertidas en soporte activo de la totalidad
del sistema. 2or consi"uiente4 se tiene 'ue diferenciar entre 1, los procesos epi"en(ticos 'ue
han ocurrido m#s all# de la "enesis de las c(lulas y han sido los puntos de partida de la
información correspondiente a cada nivel superior de or"ani*ación del sistema vivo4 como son
el desarrollo histo"en(tico de la información metabólica 'ue or"ani*a a los animales tisularesH
el desarrollo neuro"en(tico de la información neural de los or"anismosH el desarrollo
psico"en(tico de la información ps%'uica de los psi'uismos y el desarrollo socio"en(tico de la
información social 'ue or"ani*a la sociedad4 y 2, los procesos cin(ticos 'ue han sucedido a
cada uno de los desarrollos anteriores4 y 'ue son el efecto de la actividad reor"ani*adora 'ue
la información de cada nivel e=erce sobre el con=unto del sistema4 'ue son los procesos de
citocinesis4 histocinesis4 neurocinesis4 psicocinesis y sociocinesis4 respectivamente. -o es
dif%cil comprobar 'ue todos estos procesos se repiten en todos los individuos hasta 'ue
alcan*an su propio nivel superior de or"ani*ación.
?dem#s4 en cada nivel de or"ani*ación4 la información refle=a dos tipos de entrada: uno
respecto de su medio interior y otro respecto del exterior4 y dos tipos de salida: uno 'ue
or"ani*a su actividad intraindividual y tiene lu"ar en su medio interior4 y otro 'ue or"ani*a su
actividad extraindividual en relación con dicho ambiente exterior.
3.4. C'$%;0)>'# .% "/60)&'+"5/ , %3 .%#'))0330 .%3 #"#$%&' -"-0
&omo se sabe y lo hemos repetido muchas veces4 a un ser vivo se le reconoce por sus
atributos observables4 por sus caracter%sticas 'ue se pueden comprobar ob=etivamente. 2ero el
cient%fico tiene 'ue saber explicar de 'u( depende 'ue este sistema ten"a tales o cuales
atributos o caracter%sticas. Ló"icamente 'ue la vida no son los atributos en s%4 as% como una
personalidad no tiene 'ue ser sólo un con=unto de atributos. .e hecho 'ue estos dependen de
41
procesos internos 'ue los determinan. Lampoco dir%amos 'ue la vida son estos procesos
internos en s%. $xplicar la vida a base de las reacciones fisico'u%micas 'ue ocurren entre los
#tomos y mol(culas 'ue conforman un ser vivo4 es reduccionismo puro4 tan puro como el de
sostener 'ue la actividad ps%'uica es sólo una función del cerebro o un atributo emer"ente de
mismo. 2or tanto4 si sostenemos la idea de 'ue el sistema vivo es en esencia un sistema
informacional4 en el sentido de 'ue los procesos esenciales de la vida son de naturale*a
informacional4 ser# importante precisar cómo es 'ue se ha desarrollado la información desde
los "enes hasta las leyes 'ue norman la conducta social de las personasH cómo se ha
expresado en el desarrollo de todo el sistema y se si"ue expresando en el desarrollo de cada
individuo. $n lo 'ue si"ue4 dada la %ndole de nuestra Antroducción4 esta explicación 'uedar#
restrin"ida a la evolución de los sistemas animales 'ue4 indudablemente4 son lo 'ue est#n en
la l%nea de desarrollo de la especie ,omo saiens y la sociedad humana.
Sobre la base de los conceptos introducidos hasta a'u%4 reiteramos 'ue la información es
una forma de reflexión de la materiaH 'ue los procesos informacionales ocupan el se"mento
m#s avan*ado y superior de los procesos ne"uentrópicos de la materia 'ue sólo ocurren en las
c(lulas y los dem#s sistemas vivos en adelanteH 'ue existen varias cate"or%as de información
+&uadro 3.1,: "en(tica4 metabólica4 funcional4 ps%'uica y social 'ue han aparecido de modo
pro"resivo en el curso del desarrollo del sistema vivo4 'ue contin8a con el desarrollo de la
humanidad4 y culmina con la formación de la sociedadH 'ue cada una de estas cate"or%as de
información es esencial para mantener la or"ani*ación de cada nivel del sistema vivo4 o lo 'ue
es lo mismo4 'ue cada cate"or%a de información es la base de desarrollo de los niveles
inferiores de actividad 'ue inicialmente le dieron ori"en4 a los 'ue en el curso del tiempo
convierte en su soporte activo4 hasta 'ue el sistema vivo se descompon"a por efecto entrópico
de la materia.
$n resumen +cuadros 3.2 y 3.3,4 todo el sistema vivo 'ue existe en nuestro planeta est#
or"ani*ado a base de distintas cate"or%as de información cuyo "rado de comple=idad ha ido
aumentado de manera pro"resiva en el curso de su desarrollo. Se"8n este concepto4 los
individuos de cada especie tambi(n se tienen 'ue or"ani*ar en el curso de su propia historia a
base de una o m#s cate"or%as de información hasta lle"ar al nivel 'ue corresponde al mayor
"rado de desarrollo de su clase. $n otros t(rminos4 cada cate"or%a de información constituye el
modelo a base del cual se desarrollan los individuos de las diversas especies4 de modo tal4
&1?.73 3.1
&L?S$S .$ A-9370?&AP-
Ge*-.i/a
.e re"ulación intracelular
.e re"ulación extracelular
Me.a01&i/a
$ndocrina
Anmunitaria
Ne2ra&3
Risceral
Som#tica
P4562i/a3
I/+0/#+"%/$%(
?fectiva: Sensaciones afectivas
&o"nitiva: Sensaciones co"nitivas
C0/#+"%/$%(
?fectiva: Sentimientos
&o"nitiva: &onocimientos
&onativa: 0otivaciones
S'/ia&3
Lradicional +→ Sentimientos,
&ultural +→ &onocimientos,
$conómica +→ 0otivaciones,
42
'ue mientras mayor es su comple=idad4 m#s niveles de or"ani*ación tendr#4 y cada uno de
ellos tendr# de uno hasta 4 cate"or%as de información. Los 8nicos 'ue tienen cinco son la
sociedad y las personas.
QQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQ
&1?.73 3.2
EL SISTEMA IO ES UN SISTEMA IN!ORMACIONAL

+R, INFORMACIÓN SOCIAL
+AR, INFORMACIÓN PSÍ:UICA
+AAA, INFORMACIÓN NEURAL
+AA, INFORMACIÓN METABÓLICA
+A, INFORMACIÓN GENDTICA
?@A UNIVERSO ESPACIOTEMPORAL
QQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQ
&1?.73 3.3
273&$S3S .$ 37N?-A\?&AP- .$L SASL$0? RAR3
(V) ORGANIZACIÓN SOCIAL SOCIEDAD

(IV) ORGANIZACIÓN PSÍQUICA VERTEBRADOS


(III) ORGANIZACIÓN ORGÁNICA INVERTEBRADOS


(II) ORGANIZACIÓN TISULAR ESPONGIARIOS

(I) ORGANIZACIÓN CELULAR BACTERIAS
(0) ORDENAMIENTO FISICOQUÍMICO
? partir de la definición "eneral de la información 'ue acabamos de desarrollar4 podemos
definir las diferentes cate"or%as de información Identro del respectivo nivel de or"ani*ación
del sistema vivoI del modo si"uiente:
A. L' "/60)&'+"5/ ;%/C$"+' , 30# #"#$%&'# */"+%3*3')%#(
La información "en(tica es un con=unto de estructuras moleculares cuya actividad es el
modelo 'ue or"ani*a la actividad bio'u%mica de los sistemas vivos individuales de tipo
unicelular. $stas estructuras moleculares son los "enes formados por las secuencias de
43
P
R
O
C
C
I
N
É
T
I
C
O
S
PROCESOS
EPIGENÉTICOS
nucleótidos 'ue forman el ?.-. Las c(lulas son sistemas vivos constituidos por el
ensamble bio'u%mico de una estructura informacional4 varias estructuras prote%nicas y
"lucolip%dicas y diversos elementos y mol(culas cuya actividad es or"ani*ada por dicha
información "en(tica. Los sistemas celulares fueron determinados por los procesos
bio"en(ticos ya descritos y por procesos cin(ticos 'ue dependen del ambiente exterior
'ue rodea a la c(lula. 1na estructura celular es pues una forma de actividad bio'u%mica
esencialmente reproductiva. Los sistemas celulares forman los reinos Bonera y Protista4
'ue bien pueden definirse como una solo: el 7eino de los sistemas vivos unicelulares.
$n las c(lulas se puede diferenciar una actividad "en(tica de re"ulación intracelular
+citosólica, y otra de re"ulación extracelular +de la membrana plasm#tica,. $sta división
entre los aspectos intraindividual y extraindividual de todos los sistemas individuales se
mantendr# en toda la escala de los seres vivos.
II. L' "/60)&'+"5/ &%$'153"+' , 30# #"#$%&'# $"#*3')%#(
La información metabólica es un tipo de estructuras moleculares cuya actividad es el
modelo 'ue determina el desarrollo de los sistemas individuales tisulares. .icha
estructura est# conformada por mol(culas elementales 'ue se conocen como
mensa=eros 'u%micos4 mol(culas mensa=eras4 se5ales 'u%micas Icomo son las
hormonas4 los neurotransmisoresI4 as% como diversas mol(culas por medio de las se
ensamblan las c(lulas entre s%H pero tendremos en cuenta 'ue la información no es cada
una de estas mol(culas sino las estructuras plurimoleculares distribuidas en la matri*
intercelular de los te=idos. $n efecto4 una ve* liberados en el espacio extracelular4 estas
mol(culas forman estructuras 'u%micas supracelulares cuya actividad reor"ani*a al
sistema multicelular y as% lo convierte en un sistema individual tisular4 caracteri*ado por
una actividad metabólica intercelular. Los sistemas individuales tisulares fueron
determinados epi"en(ticamente a partir de la actividad de con"lomerados o a"re"ados
de c(lulas individuales 'ue finalmente se estructuran a base de la información
metabólica supracelular mencionada. Los sistemas individuales tisulares forman los
reinos F#ngi y Plantae, y parte del reino ?nimalia hasta los espon"iarios4 'ue bien
pueden constituir el 7eino de los sistemas vivos tisulares. $n los seres vivos tisulares4
diferenciaremos tambi(n una actividad de re"ulación intraindividual4 endocrina4 y otra de
re"ulación extraindividual4 inmunitaria.
III. L' "/60)&'+"5/ /%*)'3 , 30# #"#$%&'# 0);=/"+0#(
La información neural es un tipo de estructuras formadas por impulsos nerviosos cuya
actividad es el modelo 'ue or"ani*a la estructura funcional de los sistemas individuales
or"#nicos4 'ue llamaremos espec%ficamente organismos. Lendremos en cuenta 'ue
tampoco los impulsos nerviosos de las c(lulas nerviosas o neuronas constituyen por s%
mismos la información neural. $n realidad4 estos impulsos sirven para codificar dicha
clase de informaciónH pues la información neural es todo con=unto de impulsos nerviosos
estructurado dentro de una red neural de tipo nuclear4 cada uno de los cuales or"ani*a
sólo un tipo de actividad funcional o f#nci)n de un se"mento del individuo. Las
estructuras de impulsos nerviosos m#s elementales son las se5ales neurales
+sensoriales y motoras, y los datos neurales codificados en las mencionadas redes
nucleares4 como son los "an"lios de los nervios y ra%ces sensoriales y los n8cleos
sensoriales y motores. Los or"anismos se formaron a partir de la actividad metabólica
de los te=idos de al"unos individuos tisulares entre los cuales se lle"ó a diferenciar el
te=ido nervioso. Los or"anismos tienen una actividad funcional 'ue depende de la
información neural4 tal como ocurre en los individuos del reino Animalia4 desde los
celenterados hasta los insectos y los vertebrados inferiores4 como los peces y anfibios.
-otaremos 'ue sólo los sistemas individuales or"ani*ados a base de información neural
son los verdaderos or"anismos4 pues su estructura est# conformada por un con=unto de
sistemas de ór"anos o sistemas or"#nico/funcionales4 unos de car#cter intraindividual o
visceral +'ue son los aparatos di"estivo4 respiratorio4 circulatorio4 urinario, y otros de
car#cter extraindividual o som#tico +los aparatos muscular4 osteoarticular4 de la piel y los
sentidos,4 cada uno de ellos con funciones espec%ficas. La información neural refle=a en
sentido epi"en(tico la actividad celular y metabólica4 y se refle=a en sentido cin(tico en
la actividad metabólica y celular de los te=idos efectoresH procesos estos 'ue se
denominan de la sensibilidad y la motilidad.
IV. L' "/60)&'+"5/ 4#>E*"+' "/+0/#+"%/$% , 30# #"#$%&'# 4#>E*"+0# '/"&'3%#(
44
La información ps%'uica inconsciente es propia de los vertebrados superiores4 espec%fica
de los animales con corte*a cerebral4 una caracter%stica 'ue ya est# bien definida en los
reptiles4 las aves y los mam%feros. La definimos como un con=unto de estructuras
formadas por m8ltiples redes corticales cuya actividad es el modelo 'ue or"ani*a la
actividad ps%'uica individuos ps%'uicos4 o psi'uismos4 en realidad. -aturalmente 'ue
una red columnar dentro de una l#mina cortical no constituye por s% misma la
información ps%'uicaH como en el nivel funcional: se trata de una red comple=a
estructurada epi"en(ticamente a partir de información neural y cin(ticamente a base de
las caracter%sticas i"ualmente comple=as4 panor#micas y diferenciadas del entorno local.
$sta cate"or%a de información emer"ió a partir de la actividad funcional +metabólica y
celular, de los or"anismos4 pues el sistema nervioso de los psi'uismos ya tiene una
formación cerebral m#s diferenciada en la 'ue se refle=an dichas cate"or%as de
información. Ló"icamente 'ue un or"anismo reestructurado %nte"ramente por la
actividad ps%'uica 'ue depende de la información ps%'uica cortical ya no diremos 'ue
tiene un psi'uismo4 sino 'ue se ha convertido en un psi'uismo. $stos animales tienen
tambi(n dos componentes: una intraindividual Iel temperamentoI 'ue depende de su
actividad ps%'uica afectivo/emotiva en relación con su medio interno4 y otra
extraindividual Iel intelectoI 'ue depende de su actividad ps%'uica co"nitivo/e=ecutiva
en relación con su ambiente inmediato o local.
!asta este nivel de desarrollo del sistema vivo4 as% como en los sistemas
individuales inferiores 'ue le precedieron4 todas las clases de información 'ue
determinan la or"ani*ación de cada sistema individual4 est#n codificadas
e(cl#sivamente dentro de cada individuo4 en sus "enes4 en su matri* intercelular4 en sus
n8cleos neurales y en su corte*a cerebral. $n todos ellos4 como hemos dicho4 la
información refle=a dos tipos de actividad corporal: intraindividual y extraindividualH cada
una de (stas con su respectivas entradas y salidas.
2or otro lado4 todos estos sistemas vivos individuales4 se comunican entre s%
8nicamente a trav(s de se5ales 'ue ellos mismos "eneran. 2or lo tanto4 tales se5ales
sólo refle=an la clase de información 'ue el individuo procesa en cada nivel de su
actividad interna. ?s%4 en los animales superiores estas se5ales refle=an la información
ps%'uica4 neural o metabólica 'ue or"ani*a su actividad individual en un momento dado.
V. L' "/60)&'+"5/ #0+"'3? %3 #"#$%&' #0+"'3 , 30# #"#$%&'# 4%)#0/'3%#(
? diferencia de los seres vivos de los niveles anteriores4 en los 8ltimos miles de a5os de
vida en la Lierra4 y si"uiendo la tendencia de los miembros de las diversas especies a
formar a"rupaciones o sistemas multiindividuales4 a partir de la actividad ps%'uica
primitiva de los individuos de la especie ,omo saiens4 sur"ió la información social. ?s%
se forma la sociedad4 'ue es la primera +y por ahora4 la 8nica, estructura viva
multiindividual 'ue or"ani*a su actividad a base de esta cate"or%a de información 'ue
ha sido codificada en medios f%sicos y 'u%micos inertes 'ue se encuentran fuera de los
individuos mismos. .efinimos la información social como un con=unto de estructuras
f%sicas o 'u%micas inertes cuya actividad es el modelo 'ue or"ani*a la actividad social
del sistema de la sociedad. $n el cap%tulo 54 volveremos sobre este asunto para tratar el
problema de la información social y la estructura supraindividual de la sociedad.
!abremos notado 'ue los saltos de un nivel de or"ani*ación a otro4 'ue depende de su
respectiva clase de información4 no si"nifica 'ue los individuos est(n constituidos por la
adición o la superposición de un nivel sobre otro. Lo 'ue en realidad ha sucedido es la
conversión o transformación de una clase de individuo en otro de clase diferente. .e esta
manera4 as% como un con=unto de individuos unicelulares se convierten en un individuo
multicelular por efecto de la información metabólica4 as% tambi(n un individuo tisular se
convierte en un or"anismo or"ani*ado a base de información neuralH un or"anismo se
convierte en un psi'uismo por efecto de la información ps%'uica. 2or la misma ra*ón4 como
veremos respecto de la especie !omo sapiens4 es su conversión en una sociedad por efecto
de la información social.
3.5. C0."6"+'+"5/ .% 3' "/60)&'+"5/
&uando afirmamos 'ue cada nivel de or"ani*ación del sistema vivo depende de una
cate"or%a espec%fica de información4 debemos suponer tambi(n 'ue estas clases de
información deben codificarse en un sistema de memoria espec%fico para cada uno de los
45
niveles de or"ani*ación 'ue dispone el individuo en cuestión +3rti*4 1JJK,. $n tal sentido4
adem#s de codificarse en los respectivos elementos materiales Icomo son los nucleótidos4 las
mol(culas mensa=eras4 los impulsos nerviosos4 las redes corticalesI la información de una
cate"or%a tambi(n puede codificarse en la de cual'uier otraH en todo caso4 la codificación de
una cate"or%a de información en otra se efect8a dentro de cada individuo4 con la sola
excepción de la información social.
$n efecto4 una cate"or%a dada de información puede encodificarse en información de un
nivel inferior. 2or e=emplo4 la información ps%'uica consciente puede encodificarse en
información ps%'uica inconsciente4 (sta en se5ales neurales4 (stas en se5ales 'u%micas en las
sinapsis4 y (stas en se5ales intracelulares. Anversamente4 la información codificada en ciertas
neuronas puede descodificarse en información metabólica4 (sta en información neural4 (sta en
información ps%'uica inconsciente4 (sta en información ps%'uica consciente y (sta en
información social.
@a hemos se5alado 'ue4 como todo sistema espaciotemporal4 los sistemas individuales
tienen el doble aspecto de su estructura y actividad4 dependiendo de cómo se codifica la
información en cada uno de los niveles de memoria4 en la forma de datos o de se5ales. $sta
concepción del mundo hace posible 'ue podamos explicar cual'uier sistema4 vivo o inerte4
individual o social4 natural o artificial4 al codificar la información social tambi(n en la forma de
datos o de se5ales. ? su ve*4 estas formas de codificación de la información4 determinan 'ue
todo individuo apare*ca ante el observador como estructura Icelular4 tisular4 or"#nica o
ps%'uica de su cuerpoI4 y como actividad Ibio'u%mica4 metabólica4 funcional o ps%'uica de su
historiaI. $sto si"nifica 'ue cual'uiera 'ue fuera la clase de información4 ante nosotros
siempre aparecer# como la estructura activa o como la actividad estructurada 'ue or"ani*a la
estructura y los procesos de todo sistema vivo4 individual o social.
2odemos pues ima"inar 'ue los hombres actuales4 cuyos niveles de or"ani*ación se
sit8an entre el nivel supraindividual de la sociedad y el de sus c(lulas4 han tenido 'ue
estructurarse a base de las clases de información 'ue se codifican no sólo en la memoria
neocortical en el mayor nivel de su or"ani*ación4 sino en sistemas de memoria
correspondientes a cada uno de los niveles de or"ani*ación de cada individuo y de la sociedad
+3rti*4 1JJK,. 2or consi"uiente4 todo sistema vivo Idesde las bacterias hasta la humanidadI4
es un sistema de memoria relativamente aislado4 'ue tiene una misma or"ani*ación de base
informacional4 tal como podemos apreciar en el es'uema comparativo de la fi". 3.1. $n todo
caso4 es preciso diferenciar entre: 1, la relación cual'uier individuo vivo no/humano y su
ambiente localH 2, la relación entre cada personalidad y el ambiente social4 y 3, la relación
entre la sociedad y el ambiente universal 'ue conocemos. .entro de este es'uema4 la relación
entre cada personalidad y el ambiente universal4 tendr# 'ue hacerse necesariamente por
medio de la información social disponible.
QQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQ

A B
9i". 3.1. $s'uema comparativo de los modelos de la relación individuoWmedio. Se"8n el modelo
tradicional A4 el or"anismo "enera respuestas ante los est%mulos de su ambiente local +en el me=or de
los casos se supone 'ue la información est# almacenada en el n8cleo +-, de las c(lulas o en el cerebro
+&,. Se"8n el modelo B4 todo sistema +sist., vivo4 individual o social4 se relaciona con su ambienteH pero
tambi(n es necesaria la relación interna entre el todo corporal y la información +Anf., I'ue puede ser
"en(tica4 metabólica4 neural4 ps%'uica o socialI 'ue lo or"ani*a.
QQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQ
ORGANISMO

SIST7 IO
N /
C

Inf.
46
3.6. C)>$"+' .% 30# +0/+%4$0# .% %-03*+"5/ , .% #%3%++"5/ /'$*)'3
Se ha su"erido 'ue el desarrollo de la Leor%a de la $volución de .arBin se ha hecho en
tres estadios sucesivos: a, el darBinismo ori"inal4 b, el neodarBinismo y c, la teor%a sint(tica
actual. $sta 8ltima fase consistir%a en la inte"ración de un con=unto de aportes teóricos acerca
de: 1, las mutaciones4 'ue se producir%an al a*ar como consecuencia de las necesidades de
adaptación de los or"anismosH 2, la recombinación respecto de las poblaciones 'ue se
reproducen sexualmenteH 3, la selección natural4 entendida como la mayor fuer*a 'ue diri"e la
evolución4 y 'ue se aplica al nivel del individuoH 4, el aislamiento4 respecto de la prevención
del flu=o de los "enes a causa de la separación "eo"r#fica o ecoló"ica4 y 5, la p(rdida de
"enes al a*ar +7eif4 6unDer y !ossfeld4 2:::,.
Sin embar"o4 es evidente 'ue en sus tres versiones4 la teor%a de la evolución no explica4
ni se ha preocupado por explicar4 de 'u( naturale*a son los procesos esenciales 'ue
determinan estas profundas variaciones y transformaciones 'ue caracteri*an al sistema vivo4 y
'ue se denomina en con=unto la evol#ci)n. -aturalmente 'ue desde el punto de vista de la
explicación sociobioló"ica del hombre4 nos interesa conocer4 primero4 la evolución del reino
AnimaliaH lue"o4 la evolución de las especies del "(nero !omo y finalmente la transformación
de la especie ,omo saiens en una humanidad y despu(s en una sociedad.
Se tendr# en cuenta 'ue el ob=etivo final de cual'uier sociobiolo"%a no es explicar sólo los
procesos 'ue han determinado la or"ani*ación de los sistemas vivos hasta 'ue estos culminan
en un sistema de tipo social4 sino tambi(n como el sistema de la sociedad determina la
transformación del hombre en personalidadH lo cual no es esencialmente diferente del proceso
por el cual el ambiente f%sico local determina la estructuración definitiva de cual'uier ser vivo
individual. Ló"icamente 'ue4 respecto del hombre4 la explicación de la evolución de estos
sistemas tendr# 'ue hacerse en t(rminos de una teor%a 'ue a la ve* expli'ue todos o casi
todos a'uellos aspectos de la evolución se5alados por 7eif y col. +ob. cit.,. $n efecto4 esto es
lo 'ue pretendemos hacer en esta Antroducción: lo"rar una explicación de la actividad social
del hombre a partir de la teor%a cerca del desarrollo del sistema vivo en t(rminos de las clases
de información 'ue subyacen a su or"ani*ación.
Ansistiremos4 entonces4 en 'ue el concepto de evol#ci)n4 y por lo tanto4 la Leor%a de la
$volución4 tal como fueron planteados por .arBin y tal como se los plantea en la actualidad4
adolecen de una serie de limitaciones 'ue no son sino las limitaciones de la ciencia natural
respecto de la explicación de la sociedad y de las personas. $n realidad4 a'uel proceso 'ue se
denomina evol#ci)n no es un proceso f%sico/'u%mico 'ue sólo ampl%a linealmente4 en una sola
dirección o en un solo sentido4 las reacciones f%sico/'u%micas de la materia inerte. $sta es sólo
la apariencia ob=etiva o fenom(nica de lo realmente sucede como procesos esenciales en el
interior de ob=etos materiales 'ue los identificamos como seres vivos. $n realidad4 el concepto
darBiniano de evolución sólo describe los saltos de un ser vivo a otro por la descripción de las
caracter%sticas 'ue se observan directa o instrumentalmente en los individuos de la
biodiversidad ob=etiva. 2or eso se delimitan los reinos se"8n las caracter%sticas ob=etivas de
tales seres: el ?.- est# disperso o compacto en un n8cleo4 sinteti*an sus componentes
moleculares o los toman de otros4 est#n fi=os en la Lierra4 o nadan4 caminan o vuelanH caminan
en cuatro patas o en dos pies4 al mismo tiempo 'ue4 como exi"en las ciencias naturales4 se
acent8an las seme=an*as4 y aun'ue las diferencias sean abismales4 pues se antroomorfiza a
los animales o se animaliza a los hombres. @ para sustentar lo escrito en la teor%a4 se nie"an
los conceptos m#s universales 'ue la cuestionan4 o se introducen los conceptos ad *oc 'ue la
manten"an vi"ente. ?s% se nie"a el concepto de desarrollo y se apela al de evolución 'ue se
usa en el sentido de un proceso din#mico4 f%sico u ob=etivo. $l reduccionismo evita el
cuestionamiento a la carencia de una teor%a 'ue expli'ue los procesos esenciales 'ue
determinan la diversidad de formas 'ue ha adoptado la actividad material 'ue conocemos
como la vida4 y dentro de (sta4 la vida de los hombres en sociedad.
Lo 'ue sostenemos es 'ue4 una ve* or"ani*adas las c(lulas a base de información
"en(tica4 cada nueva clase de información 'ue sur"e dentro del desarrollo ne"uentrópico del
sistema vivo preexistente4 determina la or"ani*ación de un nuevo tipo de sistema vivo4
necesariamente m#s comple=o. La caracter%stica esencial del desarrollo Iaun'ue se puede
hablarse de la evol#ci)n4 siempre y cuando se defina este concepto como el desarrollo
pro"resivo del sistema vivoI es pues la de sucesivos saltos de un nivel de or"ani*ación a otro4
47
saltos 'ue sucedieron cada ve* 'ue 'uedaba estructurada una cate"or%a de información de
mayor comple=idad.
Los procesos esenciales del desarrollo del sistema vivo pueden explicarse en t(rminos de
la forma como se modifica la información4 tanto por los procesos "en(ticos 'ue le dieron
ori"en4 como por los cin(ticos 'ue dependen de las condiciones actuales del medio exterior.
&omo la información dentro de cada individuo se codifica en un sistema de memoria 'ue
refle=a no sólo su estado interior +en sentido "en(tico,4 sino tambi(n las condiciones del medio
exterior +en sentido cin(tico,4 los cambios 'ue ocurren en ambos medios Iel intraindividual y el
extraindividualI pueden "enerar cambios nuevos en dicho sistema de memoria y la
información en s% 'ue determinan 'ue el con=unto del sistema tienda hacia una mayor o me=or
estabilidad4 es decir4 a un mayor o me=or aprovechamiento de las condiciones materiales del
universo del 'ue forma parte. $s ló"ico 'ue los cambios 'ue tienden a una mayor comple=idad4
aun'ue menos probables4 pueden "enerar una mayor cantidad o una me=or calidad de la
información4 o una me=or confi"uración de las 'ue ya tienen. $l resultado es 'ue el sistema
individual va a tener m#s variadas o me=ores estrate"ias para aprovechar las condiciones del
medio exterior. La estabilidad de los sistemas individuales m#s comple=os4 por tanto4 va a
depender m#s de la cantidad de información 'ue de su capacidad de reproducirse4 una
capacidad 'ue es inherente a todo ser vivo. Las bacterias4 los insectos4 individualmente tienen
una vida de muy corta duración4 comparados con los mam%feros. Sin embar"o4 como sistema
multiindividual son las especies 'ue m#s han perdurado a pesar de las "randes variaciones
ambientales. .ir%amos 'ue la mayor comple=idad de la información favorece a los individuos4
pero no tanto a las especies. $l hombre es todo una excepción: debe ser por'ue dispone de
una cate"or%a de información Ila de tipo socialI 'ue puede incrementarse al infinito4 por lo
cual no son sólo los individuos4 sino toda la sociedad la 'ue se reproduce a s% misma con cada
ve* mayores venta=as sobre todos los dem#s reinos del sistema vivo.
La selección natural ya no podemos entenderla como resultado de una lucha de fuer*as4
de la victoria del m#s apto o del m#s fuerte4 por'ue esta ser%a una visión mecancista y
antropomórfica del desarrollo del sistema. La evolución es y no es un proceso f%sico o 'u%mico
en s%. Lo es4 por'ue todo el sistema solar en "eneral y la Lierra en especial4 son procesos
f%sicos y 'u%micos. -o lo es4 por'ue la base real de desarrollo del sistema es la forma como se
ha or"ani*ado a base de información. 2uede deducirse de este aserto 'ue mientras m#s y
me=or la información de los seres vivos refle=a cin(ticamente su ambiente4 m#s y me=or podr#n
modificarlo. ?l modificarlo4 m#s y me=or podr#n conocerloH m#s y me=or podr#n reestructurase
favorablemente a s% mismos. $stos procesos de reestructuración cin(tica son los 'ue
determinan las mutaciones 'ue ocurren por modificaciones m#s duraderas del ambiente 'ue
se refle=a en la estructura informacional de uno u otro nivel de memoria de cada individuo. Lo
m#s importante de este hecho es 'ue la información una ve* modificada es la 'ue determina
la reestructuración cin(tica del individuo en su totalidad y su me=or adaptación al medio 'ue le
rodea4 pues es natural 'ue estos procesos internos de determinación cin(tica en cada
individuo se extiendan hasta modificar los "enes de sus c(lulas sexuales4 y 'ue m#s tarde
estos se reprodu*can y refle=en en los individuos de las "eneraciones 'ue si"uen.
Lodo esto si"nifica 'ue la evolución4 si 'ueremos se"uir usando esta palabra4 tiene 'ue
definirse no en t(rminos de relaciones causales o de interacción entre los procesos f%sicos y
'u%micos del ambiente con los del individuo4 sino en t(rminos de la doble determinación4
"en(tica y cin(tica4 de los procesos 'ue4 a su ve*4 determinan la estructura de la actividad
interna de cada sistema vivo individual. $ntonces4 podremos decir 'ue si la información refle=a
;adecuadamente< al medio exterior y el sistema se modifica ;favorablemente<4 entonces (ste
pro"resa por s% mismo4 a pesar de 'ue en sentido ob=etivo parece desarrollarse refle=ando
como espe=o su ambiente y refle=#ndose mec#nicamente en (l.
48
CAPÍTULO 4
LOS SISTEMAS VIVOS INDIVIDUALES
'a comosici)n 0#ímica de los sistemas vivos. 'os sistemas cel#lares. 'os sistemas tis#lares.
'os sistemas org-nicos. 'os sistemas sí0#icos.
$n este cap%tulo4 se prestaremos atención a la descripción de la estructura y la explicación
de los procesos de la actividad celular4 tisular4 or"#nica y ps%'uica de los sistemas vivos
individuales. Su comprensión ser# fundamental para explicar la estructura y la actividad de la
sociedad y de las personas. Se har# referencia sólo a las especies del reino Animalia cuya
evolución se encuentra o parece encontrarse en la trayectoria 'ue ha conducido a la
emer"encia del "(nero ,omo y sus respectivas especies. !aremos notar el hecho de 'ue la
diferenciación de los 7einos bioló"icos4 no sólo debe aludir a las caracter%sticas fenom(nicas o
superficiales de los individuos4 sino fundamentalmente a los procesos esenciales4 de
naturale*a informacional4 de su determinación.
.espu(s de revisar someramente la composición 'u%mica de los sistemas vivos4 haremos
una s%ntesis de la or"ani*ación informacional de la estructura y actividad y las caracter%sticas
de los sistemas vivos individuales. $l resultado de este an#lisis es 'ue la clasificación de los
7einos del Sistema Rivo se puede plantear de modo diferente al actual4 vi"ente dentro de las
ciencias naturales. Se"8n la tradición biolo"ista4 los cinco 7einos de la naturale*a tienen4 o
parecen tener4 caracter%sticas ob=etivas m#s o menos precisas. $n los cuadros 4.1 y 4.24 por
ra*ones did#cticas4 se adelanta comparativamente la clasificación de los 7einos se"8n los
principios taxonómicos tradicionales y se"8n el es'uema planteado por nosotros4
respectivamente.
4.1. L' +0&40#"+"5/ E*>&"+' .% 30# #"#$%&'# -"-0#
$l sistema vivo est# constituido por sistemas vivos individuales. .esde este punto de
vista4 todo lo 'ue conocemos como seres vivos son individuos4 desde una bacteria hasta un
49
&1?.73 4.1
L3S 7$A-3S .$L SASL$0? RAR3
1. 03-$7?: unicelular4 procariótica4
2. 273LASL?: unicelular4 eucariótica
3. 91-NA: multicelular4 heterótrofo
4. 2L?-L?$: multicelular4 autótrofo
5. ?-A0?LA?: multicelular4 heterótrofo
hombre. ada uno de ellos es una estructura activa o una forma de actividad estructurada a
base de al"una de las clases de información.
$n la composición de los sistemas vivos individuales intervienen unos 3: elementos
'u%micos de todos los 'ue existen en el universo. .e (stos4 los m#s importantes son el &4 el !4
el - y el 3 'ue est#n en todas las mol(culas 'ue los conforman4 aun'ue de todos los
compuestos 'u%micos 'ue los seres vivos son capaces de sinteti*ar4 no todos son
constituyentes corporales de los hombres.
1no de los ob=etivos fundamentales de la biolo"%a consiste en explicar cómo es 'ue estas
sustancias 'ue est#n en todos los #mbitos del universo4 han lle"ado a conformar los seres
vivos. $s decir4 cómo es 'ue las mismas sustancias las 'ue constituyen los sistemas inertes4
tambi(n son los constituyentes de los sistemas vivos4 en 'u( consiste la diferencia 'ue hay
entre ellos. .e hecho4 no es 8nicamente la manera cómo se combinan para confi"urar una
c(lula o un hombre4 sino cómo es 'ue esta confi"uración se reali*a de un modo en una
bacteria4 de otro en una planta4 de otro en un "atoH de un modo en 9ernando4 de otro en
Niuliana. $n esta Antroducción sostenemos4 en efecto4 'ue existe una estructura superior de
cuya actividad depende la forma como se or"ani*an los #tomos y las mol(culas dentro de un
sistema vivo individual4 o social4 si este es el caso.
&omo hay una tendencia ló"ica a reducir los procesos internos de los sistemas vivos a las
relaciones f%sico/'u%micas de sus #tomos y mol(culas4 no de=aremos de mencionar cu#n
importante es diferenciar los "rados de comple=idad en 'ue se or"ani*an estas part%culasH
"rados 'ue dependen de la actividad de otras superestructuras 'ue4 como hemos visto4 vienen
a ser lo 'ue hemos llamado información4 aun'ue esta idea ha re'uerido de una definición de
información 'ue no es la usual.
.e los elementos y compuestos 'u%micos primordiales 'ue componen la estructura de los
seres humanos4 al"unos son lo suficientemente móviles como para formar estructuras
ef%meras4 instant#neas. 3tras forman estructuras m#s estables 'ue cambian lenta o muy
lentamente en el tiempoH por eso se las considera los constituyentes del arma*ón o es'ueleto
del sistema individual. $n el cuadro 2.1 se enumeran los elementos y compuestos 'u%micos
m#s importantes4 'ue son los constituyentes de los animales superiores y del hombreH no
incluye los elementos y compuestos 'u%micos 'ue se forman en los procesos anabólicos y
catabólicos del metabolismo intermediario4 ni los 'ue forman parte de otros sistemas vivos
m#s simples o inferiores.
3tra manera de separar los tipos de constituyentes de los seres vivos consiste en
distin"uir entre monómeros y pol%meros. .e los pol%meros +constituidos por cadenas de
monómeros,4 los #cidos nucleicos son sustancias 'ue o bien almacenan ener"%a 'u%mica e
intervienen en toda clase de reacciones bio'u%micas dentro de las c(lulas4 como el ?L2H o
constituyen macromol(culas de las 'ue dependen las caracter%sticas estructurales de los
sistemas individuales como son: el #cido desoxirribonucleico +?.-, 'ue codifica4 almacena o
&1?.73 4.2
L3S 7$A-3S .$L SASL$0? RAR3 237 -AR$L$S .$ 37N?-A\?&AP-
1. SASL$0?S .$ LA23 &$L1L?7 or"ani*ados por información "en(tica
2. SASL$0?S .$ LA23 LAS1L?7 or"ani*ados por información metabólica
3. SASL$0?S .$ LA23 37N]-A&3 or"ani*ados por información neural
4. SASL$0?S .$ LA23 2SOM1A&3 or"ani*ados por información ps%'uica
5. SASL$0?S .$ LA23 S3&A?L or"ani*ados por información social
50
contiene información "en(ticaH el #cido ribonucleico +?7-, 'ue transcribe dicha información
para la s%ntesis de las prote%nas.
$l ?.- es una mol(cula de "ran peso molecular 'ue resulta del acoplamiento de ciertas
unidades 'u%micas 'ue son los nucleótidos. 1n nucleótido consta de una mol(cula de fosfato4
una desoxirribosa y una base nitro"enada. Las bases nitro"enadas de importancia bioló"ica
son sólo cuatro4 pero 'ue en distinto orden forman secuencias 8nicas y fi=as para cada
51
&1?.73 2.1
&3-SLA1@$-L$S M1O0A&3S .$L !30C7$
'F S0/ +0/#$"$*,%/$%# %3%&%/$'3%# G'+$"-0#F(
17 E&eme*.'4 084i/'43 I&4 !4 -4 3
27 S'&9e*.e 2*i9er4a&3 I?"ua +)5^ del peso del individuo aprox.,
37 E&e/.r'&i.'4 :I'*e4;3 I-a
_
4 E
_
4 &a
__
4 0"
__
4 &l
/
4 !&33
/
4
<7 O&i('e&eme*.'43 I24 9e4 0n4 ?l4 &u4 \n
,7 Ami*'8/i='43 I.e los m#s de 3:: amino#cidos 'ue existen en la
naturale*a4 sólo 2: +α/amino levó"iros, forman las
prote%nas de los seres vivosH 1: son esenciales
+no son sinteti*ados por el hombre y tienen 'ue ser
in"erirlos con los alimentos,: valina4 leucina4
isoleucina4 treonina4 metionina4 ar"inina4 lisina4
histidina4 fenilalanina4 triptofano. Los no esenciales
son: "licina4 alanina4 serina4 tirosina4 ciste%na4 #cido
asp#rtico4 aspara"ina4 #cido "lut#mico4 "lutamina4
prolina. 9orman los p(ptidos y las prote%nas
>7 P-?.i='43 I!ormonas4 neuromoduladores
@7 M'*'4a/8ri='43 I!exosas +"lucosa4 fructuosa,H pentosas +ribosa4
desoxirribosa,
A7 L5?i='4 e&eme*.a&e43 I]cidos "rasos4 "licerol4 esteroides +colesterol,4
cuerpos cetónicos
B7 Ba4e4 *i.r'(e*a=a43 I2urinas +adenina4 "uanina,
I2irimidinas +timina4 citosina4 uracilo,
1F C0/#$"$*,%/$%# %#$)*+$*)'3%# G&'+)0&03C+*3'#F
17 P'&i4a/8ri='43 INlucó"eno4 almidones
27 L5?i='43 ISimples: "rasas
I&omple=os: 9osfol%pidos +fosfatidil"licerol4 fosfatidilcolina4
fosfatidiletanolamina4 fosfatidilinositol4 fosfatidilserina4
lisofosfol%pidos4 plasmaló"enos4 esfin"omielinas,
I?cil"liceroles: triacil"liceroles +tri"lic(ridos,
37 Pr'.e5*a43 IPr'.e5*a4 /i.'41&i/a43 citoes'ueleto4 en*imas mecano'u%micas4
prote%nas motoras +Dinesina4 dineina4 dinamina,
IPr'.e5*a4 =e mem0ra*a3 de la membrana nuclear4 el ret%culo
endoplasm#tico4 la membrana plasm#tica
IE*Cima43 nucleares +para la s%ntesis del ?.- y el ?7-,4
mitocondriales +para la s%ntesis de ?L2, y peroxisomales
+en*imas para destoxificación y peroxidación,
<7 N2/&e1.i='43 I]cidos nucleicos: ?.-4 ?7-H ?L2 +?.24 ?02,4 NL24 1L2H
-?..
,7 Pr'.e'&5?i='4, &i?'?r'.e5*a4, (&2/'&5?i='4
se"mento de ?.- 'ue constituye un "en. $stas bases son: adenina4 "uanina4 timina4 citosina y
uracilo.
Los nucleótidos forman dos cadenas 'ue se =untan formando una doble espiral4 'ue se
conoce como doble h(lice4 seme=ante a una escalera de caracol. Se"8n este modelo4 los
lar"ueros 'ue sostienen los pelda5os son los fosfatos y la desoxirribosa4 y los pelda5os se
forman por la unión de dos bases: la citosina siempre se enla*a con la "uanina4 y la adenina
con la timina. 2or lo tanto4 las dos cadenas son complementarias4 pues la sucesión de
nucleótidos de una cadena determina la sucesión inexorable de la otra.
? diferencia del ?.-4 el #cido ribonucleico est# formado por una sola cadena de
nucleótidos4 la ribosa es el a*8car 'ue reempla*a a la desoxirribosa4 y el uracilo es la base 'ue
reempla*a a la timina.
.e los m#s de 3:: amino#cidos 'ue existen en la naturale*a4 sólo 2: + `/amino levó"iros,
son los constituyentes de las prote%nas de los seres vivos. .e ellos4 1: son esenciales para el
hombre4 pues no son sinteti*ados por el h%"ado humano y tienen 'ue ser in"eridos con los
alimentos. Los p(ptidos son cadenas de menos de cien amino#cidos unidos por enlaces
pept%dicos. Las prote%nas son macromol(culas de alto peso molecular4 formadas por una
sucesión de miles de mol(culas de los veinte amino#cidos unidos por el mismo tipo de enlace.
$n las prote%nas4 los amino#cidos se unen en distintas posiciones 'ue son espec%ficas para
cada una de ellas4 y el con=unto puede adoptar la forma de part%culas4 filamentos4 canales4 etc.
La actividad 'u%mica de las prote%nas es m#s evidente cuando forman las en*imas 'ue
catali*an las reacciones fisico'u%micas en los seres vivos.
Los carbohidratos y los l%pidos tambi(n forman macromol(culas m#s o menos estables4
'ue son parte de estructuras comple=as como son las membranas de las c(lulas. $n este caso4
se unen entre s% y a las prote%nas. Los monosac#ridos y los l%pidos constituyen la fuente
principal de ener"%a de los animales. .e su de"radación se obtiene la ener"%a para la s%ntesis
de ?L24 creatina y otras mol(culas 'ue contienen fosfatos de alta ener"%a. La ener"%a 'u%mica
almacenada en estas mol(culas se utili*a en la s%ntesis de las macromol(culas y en el
mantenimiento de la polari*ación de la membrana celular principalmente.
4.2. L0# #"#$%&'# +%3*3')%#
Las c(lulas son las unidades b#sicas de todos los sistemas vivos. @a hemos dicho lo
suficiente acerca de la emer"encia de la información "en(tica y la aparición de las primeras
c(lulas +sección 3.3.,. La actividad de las c(lulas se estructura a base de información "en(tica.
La actividad intracelular es en lo fundamental un con=unto de procesos de tipo bio'u%mico4 es
decir4 de reacciones 'u%micas or"ani*adas por dicha información4 'ue son las 'ue
ob=etivamente las vemos como procesos de automantenimiento y de autorreproducción de la
c(lula. $stos procesos expresan las propiedades de memoria y anticipación de la información.
2or el n8mero de c(lulas4 los sistemas vivos individuales son unicelulares y
multicelulares.
4.2.1. E#$)*+$*)' .% 3'# +C3*3'#
Loda c(lula est# formada por material "en(tico4 un protoplasma y una membrana
plasm#tica 'ue la delimita y separa del ambiente exterior. $l protoplasma est# constituido por
un citoes'ueleto y diversas clases de mol(culas y iones disueltos en a"ua. $n al"unas c(lulas
el protoplasma est# or"ani*ado en estructuras subcelulares 'ue son los or"anelos. $sta
circunstancia permite diferenciar dos clases de c(lulas: procariotas y eucariotas.
Las c(lulas procariotas son c(lulas 'ue no tienen or"anelosH por tanto4 el material "en(tico
est# disperso en el protoplasma y las reacciones bio'u%micas se reali*an difusamente en (l.
$sta clase de c(lulas se encuentra solamente en los sistemas vivos unicelulares 'ue forman el
reino Bonera4 cuyas especies m#s representativas son las bacterias.
Las c(lulas eucariotas contienen varios tipos de or"anelos 'ue son estructuras 'u%micas
comple=as rodeadas de al"8n tipo de membrana. $n esta clase de c(lulas4 el material "en(tico
se concentra en un n8cleo delimitado por una membrana nuclear 'ue lo separa del resto de la
c(lula 'ue viene a ser el citoplasma.
Los sistemas individuales formados por c(lulas eucariotas forman el reino Protista. Sus
mayores representantes son los proto*oarios4 muchos de los cuales son pató"enos4 pues son
52
par#sitos de otros seres vivosH tal es el caso de las distintas especies plasmodium 'ue causan
la malaria4 las especies leishmania 'ue causan la uta4 las amebas4 al"unas de las cuales
causan disenter%a.
Las c(lulas eucariotas en los sistemas multicelulares forman te=idos4 pues han lle"ado a
tener estructuras bastante diferenciadas se"8n la re"ión 'ue ocupan en cada individuoH con
formas de actividad m#s variadas y comple=as mientras m#s comple=o es el sistema individual.
Las c(lulas de los ve"etales4 del reino Plantae4 se diferencian principalmente por poseer
or"anelos 'ue usando la lu* sinteti*an carbohidratos y amino#cidos a partir de elementos m#s
esenciales4 y por ello son seres autótrofos4 pues no necesitan in"erir alimentos. Sin embar"o4
los hon"os4 'ue se parecen a los ve"etales son heterotrofos +viven como par#sitos,4 por lo 'ue
se ha considerado 'ue deben formar el reino F#ngi aparte de las plantas.
Las c(lulas de los animales4 tambi(n tienen caracter%sticas especiales 'ue las identifican.
.esde el punto de vista citoló"ico4 las c(lulas de los hombres son de estructura y actividad
similares a las de los invertebrados y los vertebrados. Usta debe ser una de las ra*ones por las
'ue la biolo"%a clasifica al hombre dentro del reino AnimaliaH aun'ue en su momento veremos
'ue las c(lulas humanas tienen caracter%sticas diferenciadas a causa de su reestructuración
cin(tica por efecto de la información social
?ntes de enfocar el estudio del aspecto biops%'uico del hombre4 debemos revisar4 aun'ue
fuera sólo brevemente4 cómo son la estructura f%sica y la actividad 'u%mica com8n a los
distintos tipos de c(lulas de los animales.
a; E& /i.'e462e&e.'3 es el arma*ón de la c(lula. $st# formado por prote%nas estructurales
'ue forman microt8bulos y microfilamentos. $stos forman una densa red por deba=o de la
membrana 'ue en al"unas c(lulas +como las neuronas, sirve4 adem#s4 para el transporte de
las sustancias sinteti*adas o de"radadas hacia su destino.
0; L'4 'r(a*e&'43 la separación de los or"anelos por medio de membranas permite una
me=or distribución y separación de los procesos bio'u%micos 'ue constituyen la actividad de
toda la c(lula.
$n el /A+3%04 los procesos bio'u%micos de los "enes se a%slan de los procesos
bio'u%micos de s%ntesis de las sustancias y de producción de ener"%a 'ue se reali*an en el
citoplasma. 0uchas mol(culas tienen entonces 'ue atravesar la membrana nuclear en uno u
otro sentido. .entro del n8cleo4 el ?.- 'ue constituye los "enes4 con al"unas prote%nas e
histonas4 forma la cromatina. .urante la división celular4 la cromatina se transforma en
filamentos 'ue son los cromosomas. $l ?7- almacenado dentro del n8cleo forma el nucleolo.
Las &"$0+0/.)"'# son or"anelos cuya actividad depende de su propio ?.-4 'ue es el
?.- mitocondrial +?.-mt,. Su actividad bio'u%mica sirve para la s%ntesis de mol(culas de alta
ener"%a 'u%mica4 como el ?L2. Su n8mero aumenta conforme mayor es la actividad c(lulas4
como sucede4 por e=emplo4 en ciertas re"iones de las fibras musculares y las neuronas.
$l )%$>+*30 %/.043'#&=$"+0 es un sistema de membranas distribuido por todo el
citoplasma4 'ue se extiende desde la membrana nuclear hasta la membrana plasm#tica. Sirve
de soporte para la s%ntesis de sustancias y para el movimiento de las mismas de lu"ar a otro
de la c(lula.
Los )"10#0&'# son pe'ue5os or"anelos en forma de "r#nulos. 1nos est#n libres y otros
adheridos al ret%culo endoplasm#tico4 por lo 'ue (ste toma la forma de ret%culo endoplasm#tico
ru"oso. Su papel es unir el ?7- mensa=ero +?7-m, 'ue procede del n8cleo y los amino#cidos
transportados por el ?7- transportador +?7-t, para la s%ntesis de las prote%nas. $n el ret%culo
endoplasm#tico sin ribosomas4 llamado ret%culo endoplasm#tico liso4 se sinteti*an los l%pidos.
$l '4')'$0 .% G03;" parece un mano=o de bolsas apretadas en su interior. $ste or"anelo
alista y separa los p(ptidos4 prote%nas y l%pidos sinteti*ados para ser liberados al espacio
intercelular en los procesos de secreción celular.
Las -'+*03'# son pe'ue5as bolsas 'ue almacenan sustancias4 "eneralmente de desecho
'ue ser#n expulsadas al exterior de la c(lula.
Los 3"#0#0&'# tambi(n son bolsitas 'ue contienen en*imas para de"radar mol(culas
in8tiles a la c(lula4 para as% facilitar su expulsión hacia el medio exterior a la c(lula.
/; La mem0ra*a ?&a4m8.i/a3 las c(lulas de los animales tienen una membrana
plasm#tica bilip%dica +de dos capas de l%pidos, 'ue separa el ambiente interno de la c(lula de
53
su ambiente externo inmediato. $n esta membrana hay mol(culas de prote%nas4 como son los
canales iónicos4 las bombas iónicas4 los receptores de membrana y diversas "lucoprote%nas
'ue identifican a las c(lulas y las defienden de elementos extra5os o nocivos4 como son los
virus y las bacterias.
4.2.2. L0# 4)0+%#0# .% 3' '+$"-".'. 1"0E*>&"+' +%3*3')
Lodas las formas de actividad celular son procesos bio'u%micos4 'ue se diferencian de
otros similares 'ue se reali*an en los sistemas inertes por estar or"ani*ados a base de la
información "en(tica. Si se anali*an tales reacciones aisladamente4 veremos 'ue son i"uales
a otras 'ue ocurren en un medio inerteH incluso se pueden repetir en el laboratorio. 2ero la
actividad inte"rada de la c(lula ya es de naturale*a informacional. $n los textos de biolo"%a se
denomina meta+olismo a estas formas de actividad interna de las c(lulas. 2or nuestra parte4
no vemos la necesidad de usar un nombre adicional para esta clase de procesos y les
llamaremos solamente +io0#ímicos4 reservando el t(rmino meta+)lico para desi"nar los
procesos de relación intercelular4 es decir4 en el nivel de los te=idos. Lampoco usaremos el
t(rmino de f#nci)n para referirnos a las distintas formas de actividad celular4 pues4 en sentido
estricto4 la función es la forma de actividad del sistema nervioso y de los ór"anos cuyas
actividades son re"uladas por (l.
Los procesos bio'u%micos intracelulares se reali*an en un medio interno muy diferente al
de su ambiente exterior: las concentraciones de las sustancias disueltas en el a"ua y la
velocidad de las reacciones bio'u%micas sobre todo4 deben mantenerse alrededor de puntos de
e'uilibrio 'ue var%an dentro de l%mites muy estrechos. La concentración de los iones4 sobre
todo de -a
_
4 E
_
4 &l
I
4 &a
__
y 0"
__
es tal4 'ue la membrana plasm#tica de las c(lulas se
mantiene polari*ada4 en el sentido de 'ue su lado interior es ne"ativo respecto del medio
exterior 'ue le rodea4 entre I: y IK: mR +milivoltios,
Las c(lulas4 como todo sistema individual4 tienen una variedad de formas de actividad
intracelularH las m#s importantes son: la di"estión4 la respiración4 la circulación4 la secreción y
la excreción4 la inmunidad4 la reproducción. Ustas las podemos a"rupar en dos "randes formas
de actividad: una interna y otra externa. $n los seres unicelulares4 esta se"unda forma de
actividad es de relación con el ambiente fisico'u%mico exterior. Las actividades de relación de
una c(lula con el medio exterior4 as% est( formando un te=ido4 se efect8an a trav(s de la
membrana plasm#tica. ?mbos tipos de actividad4 intracelular y extracelular4 se refle=an en la
información "en(tica y son al mismo tiempo expresión de esta misma información4
especialmente cuando (sta se modifica por efecto de los cambios del ambiente exterior. $ste
efecto del ambiente exterior a la c(lula se reali*a a trav(s de los receptores de la membrana y
los se"undos mensa=eros 'ue se activan desde la membrana hasta el n8cleo y los "enes.
La actividad interna fundamental de las c(lulas es la actividad "en(tica de reproducción
'ue se efect8a despu(s de una interfase en 'ue la c(lula ha alcan*ado un cierto volumen. La
actividad extracelular i"ualmente esencial de las c(lulas es la de mantenimiento del sistema4
'ue comprende la producción de ener"%a y la s%ntesis de sus constituyentes 'u%micos.
'F L' '+$"-".'. .% 30# ;%/%#? 3' )%4)0.*++"5/ +%3*3') , 3' 8%)%/+"'
La reproducción celular depende de la información "en(tica. $s la actividad fundamental
de las c(lulas. .esde 'ue aparecieron las c(lulas4 toda nueva c(lula procede de otra c(lula.
$sta propiedad se expresa en la sentencia: todo ser vivo procede de otro ser vivo. $sto de
nin"8n modo si"nifica 'ue los primeros seres vivos hayan existido siempre como talesH
sabemos bien 'ue ellos sur"ieron a partir de procesos bio"en(ticos previos.
$n el ?.-4 la sucesión de bases nitro"enadas es fi=a y estable. Se llama ;%/% al
se"mento de ?.- 'ue tiene la secuencia de bases necesaria para la s%ntesis de una prote%na4
y nada m#s 'ue de una. ?s% como las decenas de miles de palabras del castellano se forman
combinando sólo unos 24 fonemas4 as% tambi(n los cientos de miles de prote%nas se forman
usando el códi"o "en(tico formado por secuencias distintas de sólo las cuatro bases
nitro"enadas. @ as% como en una palabra la secuencia de sus fonemas corresponde a un
si"nificado4 tambi(n cada "ene es una secuencia de bases 'ue determina la secuencia de
amino#cidos de una prote%na. $stos códi"os de bases son una suerte de moldes formados por
3 bases Io tripletes 'ue hacen las veces de los fonemasI4 por e=emplo4 &itosina/Nuanina/
Limina4 ?denina/Nuanina/&itosinaH de tal modo 'ue cada molde sirve para reconocer un
amino#cido. &on las cuatro bases se pueden formar 4 moldes de 3 elementos4 muchos m#s
de los 'ue se necesitan para servir de molde a cada uno de los 2: amino#cidos4 'ue
54
uni(ndose en lar"u%simas secuencias constituyen las prote%nas. La secuencia de estos tripletes
en el "en4 determina entonces la secuencia de amino#cidos de una prote%na en particular.
La reproducción celular es el proceso m#s caracter%stico de la vida. $n realidad4 todo
sucede como si el con=unto de los procesos bio'u%micos 'ue efect8an las c(lulas estuvieran al
servicio de la actividad de los "enes +al"o similar a lo 'ue ocurre con el cerebro4 pues todo
parece indicar 'ue el cuerpo est# al servicio del ór"ano de la ima"inación y el pensamiento,.
La reproducción de las c(lulas comprende dos tipos de actividad: 1, la de la fase de
división celular4 'ue son la mitosis y la meiosis4 y 2, la de la interfase4 'ue son la replicación4 la
trascripción y la traducción de la información "en(tica. &omo 'uiera 'ue nos interesa explicar
fundamentalmente la actividad de los hombres4 a'u% haremos referencia sólo a los procesos
de división de las c(lulas 'ue conforman los animales multicelulares.
1. L' 6'#% .% ."-"#"5/ +%3*3')( $n los animales multicelulares la mitosis se reali*a en
todas y cada una de las c(lulas4 excepto en las c(lulas sexuales 'ue se dividen por meiosis.
.urante la división celular4 la cromatina se or"ani*a en los cromosomas. $n las c(lulas de
los sistemas individuales multicelulares4 cada c(lula tiene un n8mero de pares de cromosomas
i"uales u homólo"osH este n8mero se denomina diloide. $l n8mero de cromosomas var%a de
una especie a otra. 2or e=emplo4 las c(lulas del arro* tienen 12 pares de cromosomasH las de
la mosca4 12H las del pe* dorado4 J4H de la vaca4 :H de los hombres4 4. &ada cromosoma
tiene dos hebras llamadas crom#tidas4 'ue se unen en un punto llamado centrómero.
1na caracter%stica de la reproducción celular por mitosis es 'ue despu(s 'ue se divide la
c(lula madre4 las dos c(lulas hi=as vuelven a tener el mismo n8mero de cromosomas. La
mitosis comprende cuatro fases: profase4 metafase4 anafase y telofase.
La meiosis es el proceso fundamental de la reproducción sexual. La reproducción sexual
es propia de muchos ve"etales y animales4 como lo es tambi(n de la reproducción humana.
Las c(lulas diferenciadas sexualmente se llaman "ametos. La c(lula sexual femenina es el
óvulo y la c(lula sexual masculina es el espermato*oide. .e la fecundación de un óvulo por un
espermato*oide4 resulta una nueva c(lula 'ue es el ci"oto.
La meiosis es el proceso por el cual la división de las c(lulas sexuales da ori"en a 4
"ametos4 cada uno con la mitad4 o sea un n8mero *aloide de cromosomas. $l resultado de la
unión de los "ametos ser# un ci"oto con el n8mero diploide de cromosomas propio de la
especie4 de tal modo 'ue una mitad proviene del espermato*oide del padre y la otra del óvulo
de la madre. La meiosis comprende dos divisiones4 una tras otra. $n cada una de estas4 se
suceden fases similares a la mitosis4 pero 'ue comprenden otros procesos m#s especiales.
La interfase de las c(lulas sexuales es i"ual a la de cual'uier otra c(lula.
2F L0# 4)0+%#0# .% 3' "/$%)6'#%( .urante la interfase las c(lulas crecen4 aun'ue sólo
hasta cierto l%mite4 alcan*ado el cual se dividen. $n el proceso de interfase el ?.- soporta una
serie de modificaciones 'ue son fundamentales para el mantenimiento de la vida4 'ue son los
mencionados procesos de replicación4 trascripción y traducción.
2or medio de la replicación4 el ?.- hace copias de s% mismo usando los nucleótidos 'ue
est#n libres en el n8cleo de la c(lula.
La trascripción es el proceso por el cual la información del ?.- se codifica en el ?7-
mensa=ero +?7-m,. Uste mi"ra al citoplasma donde diri"e la s%ntesis de las prote%nas. $n el
?7-m las secuencias de las bases est#n dispuestas se"8n determina el ?.-4 de tal modo 'ue
a cada triplete del ?.- corresponde un cod)n del ?7- para un determinado amino#cido. $l
?7-m lleva entonces el c)digo gen!tico a los ribosomas del citoplasma.
La traducción consiste4 finalmente4 en el enlace de los amino#cidos si"uiendo el orden
predeterminado por dicho códi"o "en(tico trascrito en el ?7-m para formar una prote%na. 2ara
el efecto4 los amino#cidos del citoplasma se adhieren al ?7- de transferencia +?7-t,4 y as%
son conducidos a los ribosomas. $n estos or"anelos se produce el enlace de los amino#cidos
si"uiendo la misma secuencia de los tripletes del ?.- codificados en los codones del ?7-m.
&omo todo el mundo sabe4 los hi=os se parecen a sus padres. 1na bacteria sólo procrea
bacterias de su misma especie. 2or eso al"unas bacterias actuales tienen la misma estructura
y actividad de las 'ue vivieron hace unos 2 mil millones de a5os y ahora son fósiles. A"ual
sucede con las plantas y los animales. 2ero tambi(n hay variedades de plantas de una misma
especie4 'ue se notan sobre todo en las flores y en los frutos. 1na variedad de naran=a se
55
obtiene sembrando semillas de la misma variedad. $n los animales4 tambi(n hay ra*as y
variedades con diferencias a veces muy sutilesH los "atos y los perros de una ra*a4 por
e=emplo4 procrean animales de la misma ra*a. $n los hombres4 en los 'ue las diferencias
individuales son m#s marcadas4 tambi(n hay una clara tendencia a 'ue los hi=os se pare*can a
sus padres4 no sólo en las facciones de su rostro o la conformación de su cuerpo4 sino tambi(n
en la forma de caminar4 de sus "estos y ademanes4 y en al"unos casos en su manera de ser.
7especto de los sistemas unicelulares4 la teor%a "en(tica explica 'ue la transmisión de las
caracter%sticas de la especie depende de cada uno de los "enes. &ada "ene determina una
caracter%stica particular de las c(lulas hi=as. ?dem#s4 sabemos 'ue la diversificación de las
especies ha sido causada por modificaciones en tales "enes 'ue han sido provocados por el
ambiente en un per%odo relativamente lar"o en 'ue se sucedieron varias "eneraciones
viviendo ba=o las mismas condiciones. $n la actualidad tambi(n podemos comprobar
mutaciones en las bacterias por efecto de los cambios en su ambiente local 'ue inclusive
pueden ser inducidos por el hombre +por efecto de los medicamentos4 por e=emplo,.
2ero si extendemos este modelo de transmisión de las caracter%sticas individuales a los
hombres4 el problema se complica en extremo. !ay 'uienes aceptar%an 'ue la explicación de
la herencia y las mutaciones en las bacterias es suficiente para explicar la herencia en todos
los sistemas vivos4 incluyendo naturalmente a los hombres. Sin embar"o4 tambi(n hay 'uienes
dan mucha mayor importancia a la influencia del ambienteH por e=emplo4 al hecho de 'ue
desde muy pe'ue5os los ni5os imitan a sus padres.
.e estas evidencias ha sur"ido la controversia sobre 'ue es m#s importante en la
transmisión de las caracter%sticas individuales: la naturale*a a trav(s de los "enes o los
cambios del ambiente por medio del aprendi*a=e. -o creemos 'ue (sta disyuntiva se resuelva
sabiendo en 'u( porcenta=e intervienen unos u otros4 al"o as% como 'ue el color de la piel es
determinado JK^ por los "enes y 2^ por el ambiente4 'ue la inteli"encia es determinada 51^
por los "enes y 4J^ por el ambiente4 o al rev(s. Lambi(n hay 'uienes proponen 'ue las
caracter%sticas individuales de los hombres son determinadas 1::^ por los "enes y 1::^ por
el ambiente.
.esde el punto de vista 'ue sostenemos a'u%4 la explicación se facilita cuando se toma en
cuenta la naturale*a de la propia información4 y por lo tanto4 la doble determinación4
epi"en(tica y cin(tica4 de las caracter%sticas de cada sistema individual. -aturalmente 'ue en
los sistemas unicelulares4 las c(lulas pueden mantenerse como tales por la acción de los
"enes4 o modificarse cin(ticamente a trav(s de se5ales 'u%micas 'ue se "eneran en la
membrana plasm#tica por acción del ambiente local.
2or analo"%a4 en los sistemas multicelulares4 las caracter%sticas de la estructura y la
actividad individuales 'uedar#n determinadas4 inicialmente por los "enes4 en sentido
epi"en(tico4 pero tambi(n por efecto del ambiente4 en sentido cin(tico. .e este modo4 los
"enes del ci"oto determinan epi"en(ticamente la división celular y la aparición de c(lulas hi=as
con las caracter%sticas de la madre y del padre. 2ero =ustamente durante la "estación4 cuando
sur"en formas cada ve* m#s comple=as de información4 la reestructuración cin(tica del
individuo en formación expresar# finalmente el efecto del ambiente sobre el individuo.
2or lo tanto4 la influencia epi"en(tica de los "enes tiene 'ue pasar por la de las distintas
clases de información 'ue sur"en durante el desarrollo "estacional del sistema individualH pero
al mismo tiempo4 la influencia cin(tica de la información 'ue ocupa el mayor nivel de
or"ani*ación del individuo en cada fase de su desarrollo formativo va a reestructurar la
actividad 'ue le dio ori"en hasta convertirla en el soporte activo del sistema.
$sta forma de desarrollo de los sistemas individuales concretos no es sino la repetición de
los procesos 'ue dan cuenta de la evolución del sistema vivo en su con=unto. Sólo falta a5adir
'ue en los hombres 'ue viven dentro de una estructura social supraindividual4 es posible 'ue
la influencia del ambiente se efect8e por medio de esta cate"or%a de información antes de 'ue
lo ha"a directamente sobre el individuoH adem#s del hecho de 'ue el ambiente del hombre ya
no es sólo el medio natural de los animales4 sino la naturale*a transformada por la misma
sociedad. 2or tanto4 en lo 'ue respecta a la transmisión de las caracter%sticas hereditarias en el
hombre4 habr# 'ue tomar en cuenta la naturale*a de los procesos epi"en(ticos y los
sociocin(ticos y ;la distancia< 'ue media entre el nivel "en(tico y el nivel social4 todo lo cual
explica por 'ue el desarrollo de un individuo humano es esencialmente un desarrollo 1::^
"en(tico y 1::^ social.
56
1F L0# 4)0+%#0# 1"0E*>&"+0# .% &'/$%/"&"%/$0 .% 3'# +C3*3'#
Lr#tese de una c(lula autotrofa o de una c(lula heterotrofa4 los iones y las mol(culas
"randes y pe'ue5as4 'ue la constituyen4 tienen 'ue renovarse constantemente. Las c(lulas
son estructuras cuyos componentes 'u%micos se renuevan4 cambian o reaccionan entre s% a
cada instante. La velocidad con 'ue se reali*an estas formas de actividad4 var%an de una etapa
a otra4 dependiendo en parte de su pro"ramación "en(tica y en parte de las condiciones de su
ambiente. $n al"unos casos4 la actividad bio'u%mica de las c(lulas se reduce al m%nimo por
a5os4 como sucede con las bacterias del t(tanos o las c(lulas de la semilla de una planta.
.iferenciamos tres tipos de actividad de automantenimiento de las c(lulas: los de s%ntesis
de las mol(culas4 los de producción de ener"%a y los fisico'u%micos de la membrana
plasm#tica.
1F P)0+%#0# .% #>/$%#"#( $n las c(lulas la actividad de s%ntesis4 y su contraparte de
de"radación de las mol(culas4 es intensa. Nran n8mero de reacciones bio'u%micas de s%ntesis
se reali*an con p(rdida de a"ua4 por eso se conocen como reacciones de s%ntesis por
deshidratación. 2or el contrario4 las reacciones de de"radación se producen por adición de
a"uaH por lo cual se llaman reacciones de *idr)lisis. 2or e=emplo4 despu(s 'ue in"erir un
alimento4 las mol(culas son hidroli*adas por las c(lulas para obtener las mol(culas
elementales con las 'ue sinteti*an las mol(culas y las macromol(culas propias de su
estructura interna.
Las reacciones de s%ntesis re'uieren de ener"%aH por eso son reacciones enderg)nicas.
Las reacciones en 'ue se libera ener"%a son e(erg)nicas. 2ara 'ue se produ*can reacciones
ender"ónicas en las c(lulas se re'uiere4 primero4 una pe'ue5a cantidad de calor +si se enfr%a
una c(lula4 como sucede a uno mismo4 todas las reacciones 'u%micas pueden detenerse
dependiendo del "rado de enfriamiento,H el resto depende de mol(culas 'ue al desdoblarse
liberan ener"%a4 as% como de las en*imas 'ue re"ulan la velocidad de las reacciones
bio'u%micas. Ustas son prote%nas 'ue modifican el curso de las reacciones 'u%micas de un
determinado sustrato. Las proteasas tienen como sustrato a las prote%nasH las reductasas
intervienen en reacciones de reducción 'u%micaH las oxidasas en las de oxidación. Las en*imas
act8an por la forma de su mol(culaH por eso se las compara a una llave 'ue cal*a a una
cerradura4 o por'ue su forma cambia para a=ustarse a la forma de su sustrato. ?l li"arse a su
respectivo sustrato4 facilitan la unión de (ste a otra mol(cula o su separación de otra. 0uchas
en*imas re'uieren de una coen*ima +o en*ima acompa5ante, para 'ue se efect8e la
respectiva reacción. 1n n8mero de coen*imas importantes se forma a partir de las vitaminas.
2F P)0+%#0# %/%);C$"+0#( La fuente principal de ener"%a de las c(lulas es la "lucosa +'ue
las personas in"erimos en la forma de carbohidratos: sacarosa y de alto peso molecular4 como
los almidones,. .e la de"radación de la "lucosa se obtiene la ener"%a suficiente para la
s%ntesis de otras mol(culas de mayor ener"%a 'u%mica4 como el mencionado ?L2 'ue4 entre
otras mol(culas4 es la forma como se almacena la ener"%a dentro de las c(lulas.
La respiración de las c(lulas consiste en la de"radación de la "lucosa para obtener
ener"%a. La respiración celular puede ser aeróbica o anaeróbica. $s aeróbica cuando en la
de"radación de la "lucosa4 o "lucólisis4 interviene ox%"eno4 y sus productos finales son a"ua4
anh%drido carbónico y ?L2. $s anaeróbica cuando no se re'uiere ox%"eno. $n tal caso4 el
producto final es el #cido pir8vico4 'ue lue"o se usa en la respiración aeróbica. $stos procesos
de respiración celular ocurren en nuestras propias c(lulas. 2or e=emplo4 cuando hacemos un
e=ercicio f%sico inusual4 aparece una sensación de cansancio casi de inmediato4 y se acelera la
respiración pulmonar. $sto se debe a 'ue en un primer momento la respiración en las fibras
musculares es anaeróbica y se acumula #cido pir8vicoH para 'ue esto no suceda se
incrementa el movimiento respiratorio y la ventilación pulmonar4 y as% se inhala m#s ox%"eno y
se elimina &3
2
.
$n la respiración aeróbica4 el #cido pir8vico se convierte en #cido ac(tico y (ste se une a
la coen*ima ?4 para formar acetil/coen*ima ?. &on (sta se inicia el ciclo del #cido c%trico4
durante el cual4 en una serie de reacciones se sinteti*a una mayor cantidad de ?L24 adem#s
de otras sustancias importantes 'ue se mueven hacia la membrana celular para su liberación
al espacio exterior4 donde servir#n para 'ue la c(lula se relacione con sustancias 'ue
producen otras c(lulas. .e este tipo son las toxinas 'ue liberan al"unas bacterias4 as% como las
hormonas y los neurotransmisores de los seres multicelulares. &onforme se producen estas
reacciones en las mitocondrias4 se liberan electrones 'ue deben ser trasportados por otras
sustancias4 en especial los citocromos. Se forma as% una cadena de transporte de electrones4
57
cuyo 8ltimo aceptor es el ox%"eno. Los productos finales de esta sucesión de reacciones de
producción de ener"%a son el anh%drido carbónico y el a"ua4 'ue resultan de la combinación del
ox%"eno con los electrones y el hidró"eno liberado en el curso de dichas reacciones.
$l anh%drido carbónico liberado por las c(lulas animales es tomado por las plantas. Ustas4
por medio de la fotos%ntesis4 utili*an el carbono para sinteti*ar "lucosa4 liberando ox%"eno. Si
no fuera por este ciclo vital de respiración y fotos%ntesis4 el desarrollo del sistema vivo hacia
formas de vida cada ve* m#s comple=as hubiera sido imposible en nuestro planeta.
3F P)0+%#0# .% &%&1)'/'( ? trav(s de la membrana celular se efect8an dos clases de
procesos bio'u%micos: 1, de entrada y salida de sustancias y 2, de re"istro de se5ales.
aA 'a entrada & salida de s#stancias se reali*a por ósmosis4 por difusión y por endocitosis
y exocitosis. La entrada y salida del a"ua se efect8a por ósmosis. $sta consiste en el paso del
a"ua a trav(s de una membrana permeable a ella4 del lado en 'ue est# m#s concentrada al
lado en 'ue est# m#s diluida. 2or e=emplo4 si dividimos un recipiente en dos compartimientos
por medio de una membrana permeable4 y colocamos a"ua salada en un lado y a"ua pura en
el otro4 al cabo de un tiempo veremos 'ue el volumen del a"ua ha aumentado en el lado 'ue
conten%a a"ua salada.
La entrada de nutrientes y la salida de sustancias de deshecho se efect8a por difusión.
Usta es un proceso f%sico por el cual una sustancia tiende a me*clarse uniformemente dentro
de otraH en el aire o en el a"ua4 por e=emplo. La difusión puede efectuarse a trav(s de
membranasH por e=emplo el t( difunde de la bolsita filtrante cuando se la introduce dentro del
a"ua caliente. La difusión de las sustancias a trav(s de membranas depende de "radientes
f%sicas y 'u%micas 'ue se producen cuando una o m#s sustancias est#n disueltas en dos
medios separados por dicha membrana. ?s%4 hay una "radiente de concentración cuando una
sustancia est# m#s concentrada en un lado de la membrana respecto del otroH en tal caso4 la
sustancia difunde del lado de mayor al de menor concentración. $sta "radiente4 as% como las
"radientes 'u%micas y el(ctricas4 en las c(lulas determinan el paso de los iones de uno a otro
lado de la membrana plasm#tica.
$l paso de las sustancias a trav(s de la membrana plasm#tica puede reali*arse por
difusión simple4 cuando si"ue leyes f%sicas y 'u%micas "eneralesH tambi(n se reali*a por
difusión facilitada4 esto es4 por medio de mol(culas transportadoras 'ue la misma c(lula
sinteti*a. Sin embar"o4 lo 'ue m#s llama la atención es 'ue las sustancias m#s importantes
para la actividad celular son transportadas a8n en contra de sus "radientes preestablecidas. $n
este caso se produce un transporte activo de una sustancia en contra de su respectiva
"radiente. $sta clase de transporte se hace a costa de un alto consumo de ener"%a. $s pues
importante destacar 'ue entre un tercio y cerca de la mitad de la ener"%a 'ue las c(lulas
"eneran a partir de los alimentos se usa para el transporte de mol(culas pe'ue5as y de iones a
trav(s de la membrana celular.
? trav(s de la membrana plasm#tica tambi(n pueden entrar o salir corp8sculos formados
por muchas mol(culas4 e inclusive otras c(lulas. Los procesos respectivos reciben los nombres
de endocitosis y exocitosis. !ay dos tipos de endocitosis: la pinocitosis4 cuando la c(lula
envuelve a una "ota de l%'uido4 y la fa"ocitosis4 cuando se trata de introducir una part%cula
sólidaH en ambos casos la c(lula forma una ves%cula o bolsita 'ue envuelve al contenido
in"erido. Los "lóbulos blancos in"ieren a las bacterias de este modo. $n la exocitosis tambi(n
se forman ves%culas 'ue son despla*adas y adheridas a la membrana plasm#ticaH lue"o (sta
se abre para liberar su contenido al exterior4 tal como ocurre con los neurotransmisores en las
terminaciones axonales de las neuronas.
+A /l registro de seCales es com8n a todas las c(lulasH pueden re"istrar los cambios 'ue
se repiten re"ular o c%clicamente en su medio exterior. La posesión por parte de las c(lulas de
estas formas de reflexión es causado por los sucesos de la naturale*a 'ue se repiten
re"ularmente en el ambiente local. .e este modo las c(lulas disponen4 como su"irió ?no=in
+1J2W1JK),4 de un refle.o anticiatorio de la realidad4 una propiedad 'ue es inherente a la
vida4 como hemos visto. $ste refle=o se activa por al"uno de los cambios locales para los
cuales la c(lula dispone de receptores de membrana. $n (sta se "eneran entonces una serie
de reacciones bio'u%micas como consecuencia de la transducción de los ras"os f%sicos o
'u%micos de a'uellos cambios o elementos 'ue la c(lula necesita para mantener su estado
vivo4 fuese para usarlos o para recha*arlos. Los receptores son mol(culas prote%nicas de la
membrana o del citoplasma 'ue tienen el papel de sensores 'ue reconocen la forma de las
sustancias 'ue la c(lula necesita4 o al"una clase de ener"%a importante para la vida de la
58
c(lula. 3tro aspecto importante de estos procesos es la liberación de sustancias por las c(lulas
para relacionarse o interactuar con otras. $sta sustancia tambi(n tiene caracter%sticas de se5al4
por'ue4 como en el caso anterior4 produce cambios internos en la c(lula receptora 'ue
inclusive pueden modificar la actividad "en(tica de la misma.
!asta a'u%4 parece 'ue estuvi(ramos observando sólo procesos f%sico/'u%micos de
transporte a trav(s de la membrana de las c(lulas y reacciones 'u%micas dentro de las
or"anelas del citoplasma. Sin embar"o4 se trata de procesos de naturale*a informacional en
'ue las c(lulas en un estado D4 su actividad inte"rada est# or"ani*ada de una maneraH pero
despu(s 'ue re"istran la presencia de las sustancias 'ue necesitan +o tienen 'ue recha*ar,4 o
por efecto de la propia actividad "en(tica4 cambian sus procesos internos +'ue as% ad'uieren
caracter%sticas de se5al, y pasan a un estado a en 'ue su actividad se or"ani*a de otra
manera. $n cual'uier instante estos estados pueden determinar la activación de la expresión
de los "enes4 para de este modo activar los procesos de s%ntesis de prote%nas hasta producir
un cambio estructural m#s duradero o permanente. ?s%4 por e=emplo4 ciertas clases de
bacterias pató"enas sinteti*an receptores 'ue reconocen al antibiótico usado para destruirlas4
o sinteti*an en*imas 'ue neutrali*an la acción del medicamento.
4.3. L0# #"#$%&'# $"#*3')%#
$xisten sistemas vivos individuales 'ue son exclusivamente tisulares4 pues est#n
formados por te=idos cuyas c(lulas han asumido formas de actividad diferenciadasH no tienen
sistema nervioso ni ór"anos en sentido estricto. $n estos sistemas multicelulares4 cada
individuo est# formado por diversos te=idos4 cada uno con un tipo particular de c(lulas. 2ero
los te=idos tambi(n forman parte de los ór"anos de los or"anismos y los psi'uismos m#s
comple=os. 0#s adelante enumeraremos las diversas clases de te=idos 'ue existen en los
animales superiores.
Se llama te=ido a todo con=unto de c(lulas 'ue tienen una misma estructura y actividad
metabólicas. Las formas de actividad metabólica de los te=idos son resultado de la ampliación
extracelular La or"ani*ación e inte"ración de estas formas de actividad metabólica de los
te=idos de un individuo depende de la información metabólica.
7epasaremos a'u% la naturale*a de la histo"enesis o la emer"encia de los sistemas vivos
tisulares en la evolución y examinar la naturale*a de la actividad metabólica4 especialmente
respecto de la relación transmisor/receptor 'ue caracteri*a la interacción entre c(lulas de un
te=ido o de los te=idos entre s%.
$n los te=idos4 la "ran mayor%a de c(lulas se relacionan unas con otras por medio de una
matri* extracelular +espacio extracelular o espacio intersticial,H otras se mueven libremente en
un medio4 por e=emplo las c(lulas de la san"reH otras se han modificado especialmente para
mantenerse en relación con el ambiente fisico'u%mico exterior4 como ocurre con las c(lulas de
la piel y de los ór"anos sensoriales4 y las 'ue cubren las cavidades internas4 como las del tubo
di"estivo4 de las v%as respiratorias y de los vasos san"u%neos.
4.3.1. L' %&%);%/+"' .% 30# #"#$%&'# -"-0# $"#*3')%#
0ucho despu(s 'ue el proceso de bio"(nesis culminó con la aparición de las c(lulas4 en
al"8n momento despu(s de multiplicarse por división asexual4 o al reunirse o con"lomerarse
dentro de un entorno apropiado4 al"unas clases de interacción entre las c(lulas se convirtieron
en procesos histo"en(ticos4 'ue en sentido epi"en(tico determinaron la emer"encia de
sistemas multicelulares 'ue en al"8n momento lle"aron a or"ani*arse a base de un tipo
supracelular de información. Se ha denominado información metabólica a esta clase de
información +3rti*4 1JJ4,.
Se sabe 'ue entre los 1::: a ):: millones de a5os4 en la era prec#mbrica aparecieron los
sistemas individuales multicelulares con un e=e corporal4 unos de una sola capa celular 'ue
delimita una cavidad central para incorporar sus nutrientes4 otros con dos y con tres capas
celulares. Los representantes m#s destacados de esta forma de or"ani*ación son los
espon"iarios. 0#s tarde aparecieron las plantas 'ue pr#cticamente han cubierto "ran parte de
la superficie del planeta.
59
4.3.2. L' '+$"-".'. &%$'153"+' , 3' 3";'+"5/ $)'/#&"#0)H)%+%4$0)
Las estructuras 'u%micas supracelulares 'ue constituyen la información metabólica est#n
distribuidas en la matri* intercelular. $st#n constituidas por mol(culas llamadas mensa=eras4
mensa=eros 'u%micos o simplemente transmisores. Los transmisores m#s importantes son las
hormonas4 los neurotransmisores4 los eicosanoides4 las mol(culas inmunitarias4 adem#s de las
sustancias de adhesión celular 'ue predominan durante la histo"(nesis de los individuos
multicelulares. La actividad cin(tica de esta clase de información modifica4 modula4 inte"ra o
activa los procesos bio'u%micos internos de las c(lulas4 lo cual en al"8n caso determina la
diferenciación de las c(lulas entre s%. ?s% se forman los te=idos con formas de actividad 'ue no
dependen sólo de su ubicación espacial dentro de cada individuo sino de la clase de
información metabólica 'ue procesan.
La relación intercelular re'uiere de la li"ación transmisor/receptorH es decir4 adem#s de
mol(culas transmisoras 'ue liberan unas c(lulas4 otras re'uieren de receptores 'ue son
prote%nas alost(ricas situadas en la membrana plasm#tica4 en el citoplasma o en el n8cleo de
la c(lula receptora. 1na c(lula es transmisora en tanto libera un transmisor4 y es receptora en
el momento 'ue sus receptores son activados por el transmisor. $stas relaciones son de
naturale*a biof%sica por'ue la unión entre transmisor y receptor no es una combinación
'u%mica4 sino una li"ación4 ensamble o acoplamiento de las mol(culas 'ue depende de la
forma de cada una de ellas. $sta li"ación4 en muchos casos sólo moment#nea4 es suficiente
para modificar la actividad de la c(lula receptora al incitar o desencadenar una serie de
cambios bio'u%micos intracelulares4 'ue a veces terminan con la activación o la modificación
de la expresión del ?.-. Usta4 a su ve*4 determina la activación de la s%ntesis de las prote%nas
apropiadas4 por e=emplo4 un tipo de en*ima o de macromol(cula 'ue sirve para renovar o
modificar la estructura de la propia c(lula.
.esde un punto de vista "eneral4 las relaciones entre c(lulas pueden ser de tipo paracrino
o endocrino. La relación paracrina se produce cuando una c(lula sinteti*a y libera una
determinada mol(cula mensa=era 'ue de inmediato se li"a a receptores de membrana de las
c(lulas vecinas4 tal como sucede con los eicosanoides +las prosta"landinas4 por e=emplo, 'ue
intervienen en la respuesta inflamatoria. Se llama relación endocrina4 cuando las mol(culas
mensa=eras como las hormonas4 'ue son sinteti*adas y liberadas por te=idos especiali*ados
'ue son las "l#ndulas endocrinas4 circulan disueltas en un medio l%'uido +la san"re4 por
e=emplo, a trav(s de vasos o canales y as% se distribuyen por todo el cuerpo para li"arse
solamente con a'uellas c(lulas 'ue tienen los receptores adecuados. 9ormas especiales de
estas relaciones metabólicas intercelulares se encuentran en los or"anismos con te=ido
nervioso4 como son la transmisión neuroendocrina y la neurotransmisión 'ue ocurre dentro de
este te=ido4 y entre (l y otros te=idos.
Las c(lulas 'ue forman el te=ido 'ue recubre las cavidades internas de los or"anismos y
los psi'uismos tienen receptores de membrana o prote%nas transportadoras para introducir las
sustancias alimenticias 'ue necesitan hacia su interior. ?s% mismo4 las c(lulas de los te=idos
'ue recubren la superficie externa del individuo4 tienen receptores de membrana para detectar
las caracter%sticas del medio exterior e inmediato 'ue las rodea.
4.3.3. C3'#%# .% $%2".0#
Los te=idos son diferentes en las especies de los reinos f#ngi4 lantae y animalia. .entro de
los animales4 los invertebrados muestran varios "rados de comple=idad. Las espon=as de mar
son los animales multicelulares 'ue tienen los te=idos m#s simples: un tipo de c(lulas forma la
epidermis 'ue cubre al individuoH otra capa interna de c(lulas in"iere las part%culas de
alimento. $ntre ambas capas hay un mes(n'uima o matri* intercelular donde se mueven otras
c(lulas 'ue di"ieren y transportan las sustancias nutritivas.
3tros invertebrados m#s comple=os y los vertebrados tienen4 desde su etapa embrionaria4
dos o tres capas de c(lulas primarias de las cuales derivan los dem#s te=idos: el epiblasto4 'ue
da ori"en a las piel4 los ór"anos de los sentidosH el mesoblasto 'ue da ori"en a los te=idos
es'uel(tico4 circulatorio4 muscular y reproductor4 y el hipoblasto 'ue se convierte en la capa de
c(lulas 'ue reviste las cavidades de las v%sceras.
Sólo en la si"uiente etapa de la evolución se desarrolla el te=ido nervioso. Uste te=ido
aparece en los celenterados4 como las hidras4 los corales y las an(monas de mar4 pero en
ellos la actividad nerviosa es solamente la inte"ración de unas pocas formas de movimiento
corporal. &omo veremos en el cap%tulo si"uiente4 en los invertebrados superiores4 como los
60
artrópodos y los insectos4 la estructura nerviosa se convierte en la actividad 'ue or"ani*a los
componentes or"#nicos y la totalidad del individuo.
$n el nivel tisular de or"ani*ación4 las diversas formas de actividad metabólica de los
individuos son reali*adas por c(lulas cada ve* m#s especiali*adas. $n este proceso4 la
división del traba=o metabólico ha conducido a una mayor diferenciación de los te=idos4 hasta
'ue en los vertebrados estos se han diferenciado a8n m#s al formar parte de los ór"anos y
sistemas or"#nicos. 2or e=emplo4 en los seres humanos4 las c(lulas se lle"an a diferenciar
para formar los te=idos epitelial de la piel4 endotelial de los vasos san"u%neos y la superficie
interna de las v%scerasH el te=ido conectivo formado principalmente por fibroblastosH el te=ido
cartila"inoso formado por condroblastos4 el te=ido óseo formado por osteoblastosH los te=idos
inmunitarios4 formados por linfocitos4 entre otras c(lulasH la san"re constituida por leucocitos4
pla'uetas y hemat%esH el te=ido hep#tico formado por hepatocitosH el te=ido muscular formado
por fibras muscularesH el te=ido "lial formado por c(lulas "lialesH el te=ido nervioso formado por
neuronasH los te=idos "enitales formado por las c(lulas "erminales.
$n los animales superiores el control de la actividad metabólica de los te=idos se centrali*a
en el sistema "landular endocrino. $n este caso4 las hormonas forman las estructuras 'u%micas
'ue distribuyen en el cuerpo para formar las se5ales 'u%micas 'ue se encar"an de
interrelacionar4 inte"rar y modular la actividad de los distintos te=idos del individuo. Las
"l#ndulas endocrinas son: la hipófisis4 la tiroides4 la paratiroides4 las suprarrenales4 el
p#ncreas4 los ovarios y los test%culos.
4.4. L0# #"#$%&'# 0);=/"+0#
Los sistemas individuales 'ue clasificamos como or"#nicos son a'uellos cuya actividad es
estructurada a base de información neural. Lienen4 por tanto4 una estructura or"#nica y una
actividad de tipo funcional. Sólo estos sistemas son4 en sentido estricto4 or"anismosH es decir4
sistemas individuales formados por varios subsistemas compuestos por ór"anos4 cada uno de
ellos con formas de actividad funcional m#s o menos diferenciadas.
4.3.1. L' %&%);%/+"' .% 30# 0);'/"#&0#
$s posible 'ue la actividad metabólica de ciertos sistemas tisulares determinó4 en un
proceso de or"ano"(nesis4 la inte"ración de los te=idos para formar sistemas or"#nicos4 entre
los cuales emer"ió la red nerviosa especiali*ada en la transmisión de se5ales el(ctricas y la
musculatura especiali*ada en el movimiento corporal. $n los sistemas nervioso y muscular4 las
c(lulas Ineuronas y fibras musculares4 respectivamenteI han modificado su membrana para
"enerar corrientes iónicas y la despolari*ación instant#nea de la misma. $n la red neural4 las
ondas de despolari*ación el(ctrica de las neuronas4 'ue son los impulsos nerviosos4
constituyen la forma m#s eficiente de codificar se5ales 'ue en sentido cin(tico determinan la
inte"ración y estructuración de la actividad metabólica de los diferentes sistemas or"#nicos4 la
'ue de este modo se convierte en actividad funcional. $l resultado de esta clase de inte"ración
física +a partir de los procesos 'u%micos tisulares, fue la or"ani*ación funcional de la actividad
del individuo4 y una ve* 'ue la actividad metabólica de los te=idos de ciertas especies fue
reestructurada por la información neural4 los individuos tisulares se convirtieron en or"anismos.
$n el per%odo c#mbrico de la era paleo*oica4 se produ=o la primera radiación adaptativa de
los invertebrados marinos4 y as% se distribuyeron ampliamente por los oc(anos. &iertos
halla*"os su"ieren 'ue en este periodo aparecieron los crust#ceos4 los "usanos4 los insectos4
los peces4 los anfibios. ?un'ue en estos animales hay una tendencia a la encefali*ación del
sistema nervioso4 la actividad de los or"anismos inferiores es b#sicamente funcional en el
mayor nivel de su or"ani*ación. $sto si"nifica 'ue estos animales no tienen representaciones
ps%'uicas4 y 'ue las representaciones respecto de su medio interno son sólo se5ales
sensoriales interoceptivas4 en tanto 'ue a'uellas respecto de su medio exterior son
8nicamente se5ales sensoriales exteroceptivas. ?mbas clases de se5al se inte"ran en los
"an"lios y n8cleos de su e=e espinal4 y as% "eneran pro"ramas de se5ales motoras 'ue
or"ani*an la actividad funcional del animal.
4.4.2. L'# /%*)0/'# , 3' /'$*)'3%I' .% 3' 6*/+"5/ /%)-"0#'
$l sistema nervioso est# formado por c(lulas nerviosas 'ue son las ne#ronas. $stas son
c(lulas muy especiali*adas4 pues tienen formas y funciones m#s diversas 'ue cual'uier otra
clase de c(lulas. Lo m#s caracter%stico es su prolon"ación llamada axón4 'ue en forma de un
61
hilo puede alcan*ar distancias relativamente lar"as4 para hacer contacto IsinasisI con otra
neurona4 o con c(lulas de otros te=idos4 por e=emplo con fibras musculares4 c(lulas secretorias
+como las 'ue producen el sudor, o con c(lulas inmunitarias +como los linfocitos,. $l cuerpo de
estas c(lulas puede tener tambi(n otras prolon"aciones 'ue son las dendritas para as%
aumentar la superficie receptora de la membrana celular.
La actividad funcional de las redes neurales depende de la propiedad de la membrana
neuronal de poder despolari*arse por un instante4 "enerando el im#lso nervioso 'ue lue"o se
propa"a a lo lar"o del axón. Los impulsos nerviosos 'ue se "eneran en c(lulas receptoras
sensoriales se transmiten de una neurona a otra por medio de las sinapsis y as% modifican la
polaridad de la membrana de la si"uiente neurona en la 'ue se "enera4 eventualmente4 un
nuevo impulso nervioso. &on=untos estructurados de impulsos nerviosos pueden finalmente
modificar la actividad metabólica de los te=idos hasta convertir la actividad de los ór"anos 'ue
los contienen en actividad de tipo funcional. $sta clase de actividad implica fundamentalmente
la e=ecución de al"una forma de movimiento mec#nico4 como es la actividad muscular de los
sistemas visceral y som#tico.
La palabra f#nci)n en el len"ua=e colo'uial se usa para si"nificar 'ue al"o o al"uien se
mueve o tiene un determinado papel 'ue desempe5ar. $n fisiolo"%a se la usa para referirse a
la actividad de cual'uier cosa viva4 y se dice4 por e=emplo4 'ue la función de la c(lula es
reproducirse4 la del h%"ado es la s%ntesis de las prote%nas. $n esta Antroducción4 usamos el
concepto de función +si"uiendo a 3rti*4 1JJ4, para referirnos espec%ficamente a la actividad
del sistema nervioso como tal y a la actividad de los sistemas or"#nicos cuya actividad
depende de información neural. ?s%4 son formas de actividad puramente funcional: el
despla*amiento por movimiento alterno de las patas de los "usanos4 el nado de los pulpos4 el
vuelo de los insectos4 el ;canto< de los "rillos.
$n los animales con sistema nervioso los ór"anos formados por varios te=idos4 forman a
su ve* sistemas or"#nicos4 como son los aparatos di"estivo4 circulatorio4 respiratorio4 urinario4
"enital4 osteoarticular4 muscular4 etc. +aun'ue no todos est#n presentes en estos animalesH por
e=emplo4 las estrellas de mar no tienen un verdadero aparato circulatorio,4 'ue reali*an formas
de actividad 'ue merecen el nombre de funciones4. Son pues funciones los latidos del cora*ón
para el bombeo del l%'uido san"u%neoH los movimientos de los ór"anos di"estivos para
movili*ar los alimentos y los desechos de los mismosH los movimientos respiratorios de las
bran'uias o los pulmonesH los movimientos del aparato urinario para la excreción de la orinaH
los movimientos del aparato "enital femenino y del masculino4 para la copulación y el
despla*amiento del óvulo y del huevoH los movimientos excretorios de las "l#ndulas de
secreción externaH los movimientos corporales en su con=unto y los de tipo se"mentario. 2or
supuesto 'ue existen c(lulas con actividad f%sica de despla*amiento4 como hacen al"unos
proto*oarios y los espermato*oides4 pero esta forma de actividad no es funcional pues no
depende de un mecanismo nervioso4 sino de oscilaciones por acción f%sico/'u%mica de
mol(culas contr#ctiles intracelulares.
&omo todo te=ido4 el nervioso +as% como los dem#s sistemas or"#nicos, tambi(n tiene
formas de actividad metabólica4 y las neuronas tienen las formas de actividad bio'u%mica 'ue
son comunes a todas las c(lulas. $stos niveles de actividad fueron punto de partida de la
actividad funcional y son el soporte de su estructura anatómica.
La información neural adopta la forma de seCales sensoriales en las v%as sensoriales de
entrada4 de datos mn!sicos codificados en las redes centrales +de los "an"lios4 la m(dula
espinal y el enc(falo primitivo, y de seCales motoras en las v%as motoras de salida.
Lendremos4 por lo tanto4 tres formas elementales de actividad funcional del sistema nervioso
'ue son: 1, los procesos sensoriales4 2, los procesos mn(sicos de inte"ración central y 3, los
procesos motores.
$l sistema nervioso ha evolucionado en comple=idad en las distintas especies. ?s%4 los
celenterados tienen solamente un sistema nervioso reticular4 es decir4 se trata de una red
neural difusa4 distribuida en todo el cuerpo del animal4 al parecer sólo de tipo motor4
conectadas de tal modo 'ue pueden e=ecutar uno o dos pro"ramas de acción4 como contraer el
cuerpo y moverse o despla*arse como si fuera un resorte.
Los invertebrados superiores tienen un sistema nervioso "an"lionar formado por miles de
neuronas 'ue se a"rupan formando redes neurales de tipo n#clear4 'ue reciben el nombre de
"an"lios o n8cleos neurales +no hay 'ue confundir estos n6cleos4 'ue son pa'uetes de varios
miles de neuronas4 con el n8cleo de cada c(lula nerviosa,. Los "an"lios se ubican a uno y otro
62
lado del e=e corporal y se unen por medio de cordones o nervios formados por los axones +o
fibras nerviosas, de interneuronas +neuronas intermediarias4 intercaladas o internunciales,. Las
neuronas motoras de los "an"lios env%an sus axones a los m8sculos 'ue reali*an operaciones
motoras bastante espec%ficas. $n esta clase de sistema nervioso4 cada "an"lio es un sistema
de memoria 'ue "uarda información para reali*ar una sola función: mover las mand%bulas4 la
cabe*a4 las patas4 las alas o el abdomen para aparearse y al"unas operaciones m#s se"8n la
especie4 se"8n un pro"rama epi"en(ticamente determinado. Las entradas sensoriales parten
de recetores sensoriales 'ue transd#cen +convierten, la presencia de ciertas mol(culas o
al"unas formas de ener"%a4 en se5ales sensoriales. $stas se5ales se inte"ran y son moduladas
por interneuronas cuyos axones hacen sinapsis con los axones de las neuronas sensoriales
antes de 'ue ha"an contacto con las neuronas motoras.
Los receptores sensoriales de los or"anismos "eneran pues se5ales neurales 'ue refle=an
la presencia de sustancias4 de ener"%a mec#nica alrededor o de ener"%a electroma"n(tica4
se5ales 'ue lue"o se refle=an en las redes nucleares 'ue "eneran la actividad motora
correspondiente. $stas formas de actividad se ampl%an en los animales superiores y los
hombres hasta conectarse con #reas espec%ficas del la corte*a cerebral donde "eneran
sensaciones ps%'uicasH as% aparecen las sensaciones de lu*4 sabor4 etc. $stas sensaciones
sí0#icas no se producen en los or"anismos. 2or esta ra*ón debemos ser muy cautos en
adscribir a los animales a'uellas formas de actividad 'ue son caracter%sticas del hombre. ?s%4
por e=emplo4 el sistema nervioso reticular de los animales de simetr%a radiada4 como la estrella
de mar o el pulpo4 cuya estructura nerviosa es una red de neuronas alrededor de la boca cuyos
axones se distribuyen en cada bra*o4 ni si'uiera tienen n8cleos y menos un cerebroH sin
embar"o4 se dice 'ue las c(lulas 'ue se encuentran en los extremos de cada bra*o de estos
animales4 son ;sensibles a la lu*< y ;al tacto<4 cuando en realidad sólo podemos decir 'ue
refle=an neuralmente cierta clase de ener"%a radiante o cierta ener"%a mec#nica externa.
Los artrópodos4 como la ara5a4 el camarón4 los insectos4 son los invertebrados m#s
evolucionados. 2ero su actividad individual si"ue siendo de naturale*a funcional. Los
saltamontes4 por e=emplo4 tienen un cordón nervioso central con "an"lios a ambos lados cuyas
neuronas distribuyen sus axones en los ór"anos vecinos4 y tienen al"unos te=idos sensoriales.
Se lee tambi(n en los textos de biolo"%a 'ue4 por e=emplo4 en la cabe*a tienen pelos para el
tacto4 antenas para el olfato4 palpos para el "usto4 o=os y ocelos para la visiónH membranas
timp#nicas en el abdomen para la audición. Ansistimos en 'ue los invertebrados no tienen
representaciones ps%'uicas como los vertebrados. L(n"ase presente 'ue se trata sólo de
se5ales neurales4 'ue no son lo mismo 'ue las se5ales ps%'uicas4 como las sensaciones 'ue
experimentamos en la forma de olor4 hambre4 lu*4 sonido4 etc. ?dem#s4 los receptores
sensoriales mencionados4 todav%a no forman parte de verdaderos ór"anos sensorialesH son
m#s bien te=idos especiali*ados 'ue inclusive est#n ampliamente distribuidos en la superficie
cut#nea del animal +por e=emplo4 los "usanos tienen fotorreceptores en las superficies dorsal y
laterales de su cuerpoH pero no deduciremos de este hecho 'ue estos animales ven la lu*
como nosotros o los mam%feros,. ?dem#s4 aun'ue estos animales no tienen cerebro4 a veces
se llama as%4 impropiamente4 a los "an"lios 'ue est#n en la parte cef#lica del animal. 2or lo
tanto4 no tiene sentido 'ue los t(rminos 'ue usamos las personas para desi"nar formas
ps%'uicas de actividad4 se apli'uen a las formas m#s simples de actividad funcional de los
animales inferiores. 0#s a8n4 en los textos de biolo"%a animal todav%a se dice 'ue el "rillo
hembra erci+e el trino del macho4 a pesar de 'ue este t(rmino corresponde a las formas a8n
m#s comple=as de procesamiento de información ps%'uica consciente propias del hombre. La
cuestión es 'ue4 infortunadamente4 estas confusiones no son sólo terminoló"icas4 sino m#s
bien conceptualesH expresan una actitud 'ue refle=a la tendencia a deshumani*ar al hombre y a
humani*ar al animal. Son pues errores conceptuales de apariencia inocente4 'ue no expresan
otra cosa 'ue la tendencia a antroomorfizar a los animales y a imponer la idea de 'ue el
hombre es animal.
4.5. L0# #"#$%&'# 4#>E*"+0#
!ay una anti"ua controversia respecto de la relación entre or"anismo y psi'uismo. Se
supone 'ue en al"8n momento de la evolución4 los or"anismos adoptaron un psi'uismo. $l
desarrollo de este concepto se inicia desde 'ue se supon%a 'ue el alma vendr%a a ser un ente
distinto del cuerpo4 'ue deber%a ocupar al"8n lu"ar despu(s de la muerte del cuerpo. ?s%4 de
los tiempos en 'ue se cre%a 'ue estaba en el h%"ado4 o en el cora*ón4 hasta ahora nos 'uedan
expresiones o creencias4 como la idea de 'ue las personas col(ricas sufren del h%"ado4 o 'ue
se ama con el cora*ón. 0uy "radualmente en los 8ltimos 34::: a 245:: a5os se han
63
acumulado evidencias acerca de 'ue este ente4 despu(s denominado psi'ue4 psi'uismo4
mente4 comportamiento4 tiene su asiento en el cerebro. $l problema consiste entonces en
explicar la naturale*a de la relación de este ente con tantos nombres y el cerebro. Se
pre"unta4 por e=emplo4 si la mente de naturale*a distinta a la del cerebro4 o ambos son de la
misma naturale*a. La respuesta4 para unos4 es 'ue la mente o el psi'uismo es un atributo del
cerebroH para otros4 una propiedad emergente del cerebro4 en el sentido de 'ue la mente es
una función del cerebro de los animales4 incluidos los hombres. La ciencia natural simplemente
confirma esta afirmaciónH se sobreentiende 'ue el individuo humano es sólo un or"anismo con
funciones como: procrear4 comer4 di"erir4 respirar4 hablar4 percibir4 recordar4 pensar4 e=ecutar
destre*as4 etc. 2ara la ciencia natural actual4 la 8nica diferencia respecto de los animales
superiores es 'ue los hombres4 aun'ue tambi(n hacen cosas como (stas4 las hacen me=or4 de
modo m#s comple=o y m#s variado4 por'ue tienen un cerebro m#s "rande y con mayor n8mero
de neuronas.
$n el presente texto4 hemos adoptado una posición totalmente distinta4 y trataremos de
demostrar 'ue despu(s de la encefali*ación del sistema nervioso de los vertebrados inferiores4
emer"ió la corte*a cerebral en los vertebrados superiores Iespecialmente en los mam%ferosI4
no como cualidad emer"ente4 sino como una estructura 'ue codifica información ps%'uica4 y
'ue a base de (sta4 los or"anismos lle"aron a transformarse en psi'uismos.
4.5.1. L' %&%);%/+"' .% 30# 4#"E*"#&0#
Los cordados son los animales 'ue tienen notocordio en al"8n momento de su desarrollo
individual. $n los cordados inferiores4 como el anfioxus 'ue tiene la forma de un pe*4 el
notocordio es una especie de varilla flexible 'ue sirve de e=e y sost(n del cuerpo. $n los
cordados superiores4 'ue son los vertebrados4 el notocordio es reempla*ado por una columna
vertebral. $n los primeros4 el sistema nervioso es un cordón en forma de tubo situado a lo
lar"o del dorso por encima del notocordio. $n los se"undos4 el cordón nervioso es una m(dula
espinal 'ue se encuentra dentro del canal 'ue le forman las v(rtebras. $n la cabe*a4 la parte
anterior de la m(dula espinal se expande para formar el enc(falo 'ue comprende el tronco
cerebral y el cerebelo4 y dos hemisferios cerebrales con su respectiva corte*a cerebral. .e
este modo4 el e=e cerebroespinal lle"a a sustituir a los "an"lios de los invertebrados y con la
aparición de la corte*a cerebral formada por redes neurales laminares4 la información neural
se codifica en la forma de información ps%'uica4 y (sta es la 'ue determina la clase de
actividad propia de los vertebrados: una actividad individual estructurada ps%'uicamente.
$l desarrollo de la actividad ps%'uica en los vertebrados fue determinante para la mayor
diversificación y mayor radio de acción de sus respectivas especies. .espu(s de la extinción
en masa de los invertebrados marinos en el per%odo p(rmico4 en el si"uiente per%odo tri#sico
de la era meso*oica4 entre los 23: y los 1J5 millones de a5os4 en 'ue ya abundan las plantas
terrestres4 empie*an a sur"ir los primeros mam%feros 'ue est#n en la l%nea evolutiva 'ue
precede a la aparición de los primates y del hombre. Los primeros mam%feros debieron
emer"er a partir de ciertos reptiles +ter#psidos, entre 22: y 1K: millones de a5os atr#s. Los
mam%feros m#s ancestrales fueron insect%voros primitivos 'ue debieron medir sólo unos 1: cm
y pesar alrededor de 5: ".
$n el per%odo =ur#sico4 en 'ue todav%a predominaban los reptiles de "ran tama5o4 como
los dinosaurios4 aparecen las primeras aves4 hasta 'ue en el per%odo cret#ceo si"uiente4 hace
cerca de 14: millones de a5os4 se produce la extinción en masa de los "randes reptiles y de
otras especies4 se"uida de la radiación adaptativa de las plantas con flores.
7eci(n en el paleoceno del per%odo terciario de la era ceno*oica4 hace alrededor de
millones de a5os se produce la radiación adaptativa de los mam%feros. Los primates debieron
aparecer entre los mam%feros en esa misma (poca4 hace cerca de 5 millones de a5os.
$n los mam%feros podemos diferenciar varios tipos de corte*a cerebral 'ue han aparecido
pro"resivamente en el curso de su evolución4 'ue son: 1, el ar'uicórtex: la corte*a del bulbo
olfativo4 el hipocampoH 2, el paleocórtex: la corte*a l%mbica y la corte*a heterot%picaH 3, el
neocórtex de transición4 caracter%stico de los mam%feros superiores como los primates4 y 4, el
neocórtex humano +3rti*4 1JJJ,.
$l ar'uicórtex es posiblemente el sistema de memoria cortical de naturale*a ps%'uica m#s
elemental. $sta es una estructura 'ue podr%amos clasificar como una corte*a primitiva Io una
formación precortical en el mismo nivel del cerebeloI capa* de or"ani*arse en la forma de
información ps%'uica 'ue inte"ra se5ales sensoriales interoceptivas y exteroceptivas 'ue lue"o
64
se refle=an en la forma de actividad motora 'ue or"ani*a el comportamiento del animal en su
relación con el ambiente local inmediato. Sin embar"o4 no es posible afirmar 'ue en este nivel
de or"ani*ación el animal ten"a verdaderas sensaciones ps%'uicas4 como las de hambre4 sed4
color4 sonido. 2or e=emplo4 en los peces y los anfibios 'ue los calificamos como vertebrados
inferiores4 todas sus formas de comportamiento4 'ue adem#s son en n8mero muy limitado4 se
pueden explicar como resultado de un procesamiento de se5ales neurales4 aun'ue al"o m#s
comple=as y variadas en comparación con las de los invertebrados superiores.
&omo bien ha se5alado Sa"an +1JK2,4 es posible 'ue reci(n en los reptiles la cantidad de
información de sus cerebros sea mayor 'ue la cantidad de información de los "enes. @ es 'ue4
con la aparición del paleocórtex4 las formas de comportamiento de los vertebrados superiores
ya dependen de información ps%'uica4 esto es4 de: 1, sensaciones afectivas 'ue refle=an el
estado funcional y metabólico del medio interno4 y 2, sensaciones co"nitivas 'ue refle=an los
cambios del ambiente externo inmediato al animal. !emos su"erido +3rti*4 1JJ4, 'ue las
clases de información ps%'uica afectiva y co"nitiva4 'ue corresponden a los reptiles4 las aves y
los mam%feros4 son formas de información ps%'uica +paleocortical, 'ue deben ser consideradas
de naturale*a inconsciente4 diferente de las clases de información ps%'uica consciente del
hombre 'ue son de ori"en social. La psico"(nesis sur"e entonces en el sistema vivo
coincidiendo con la diferenciación de la corte*a cerebral4 tanto a partir de las condiciones
internas cambiantes de los vertebrados inferiores4 como a base de las condiciones de su
ambiente 'ue se"uramente soportó "randes cambios en los millones de a5os 'ue tomó esta
transformación de los or"anismos.
Suponemos 'ue la información ps%'uica inconsciente 'ue sur"ió con los reptiles4 debió
aparecer por procesos epi"en(ticos a partir de la actividad funcional de los or"anismos 'ue los
precedieron en la evolución. $sta clase de información refle=a4 entonces4 primero en sentido
epi"en(tico tanto las se5ales 'u%micas como las se5ales neurales preexistentes en relación
con el medio interno4 y en sentido ecocin(tico al medio externo inmediato del animal. .e este
modo4 esta clase de información determina cin(ticamente la reestructuración sí0#ica de las
formas de actividad funcional4 metabólica y "en(tica de todo el individuo. $s ló"ico deducir
'ue por este proceso psicocin(tico los or"anismos se convirtieron en psi'uismos. La
información ps%'uica ya viene a ser una superestructura 'ue resulta de la inte"ración de
m8ltiples redes neurales distribuidas en la corte*a cerebral. La actividad individual or"ani*ada
a base de esta clase de información alcan*a los diversos sistemas or"#nicos ya inte"rados por
la información neural ya existente4 por medio de se5ales ps%'uicas 'ue4 a su ve*4 se expresan
en se5ales motoras 'ue se distribuyen en los sistemas or"#nicos4 tanto viscerales como
som#ticos. $l efecto final es la or"ani*ación del individuo a base de diversas formas de
actividad ps%'uica4 y la consi"uiente reestructuración ps%'uica del mismo.
4.5.2. L' %-03*+"5/ .%3 ;C/%)0 H'm'
? pesar de todos los avances en paleontolo"%a y el estudio del ?.- mitocondrial de los
fósiles y del ?.- nuclear de diversas especies de primates4 a8n no se dispone de una
clasificación definitiva de los primates vivientes y menos de los ya extin"uidos. &on todo4 si se
si"uen por lo menos ciertas l%neas de investi"ación4 parece 'ue hay al"unas luces acerca de la
evolución y diversificación de los primates4 y dentro de estos4 acerca de la evolución del
"enero ,omo. La rese5a 'ue si"ue acerca de la evolución de los primates y los procesos de
antroomorfizaci)n de la especie ,omo saiens ha sido extra%da principalmente de 0ech#n
+1JJ),4 LeaDey +2:::,4 y &ampbell y otros +2::1,. !aremos4 al respecto4 una clara distinción
entre: 1, los procesos de *ominizaci)n dentro de los hom%nidos hasta la formación de la
especie !omo sapiensH 2, los procesos *#manizaci)n de esta especie hasta su transformación
en humanidad +especie humana o especie !. sapiens sapiens4 como tambi(n se prefiere
llamarla,4 y 3, los procesos de socializaci)n por los sur"e la sociedad tal como hoy la
conocemos4 donde cada uno de los individuos humanos Imiembros de la humanidadI son
transformados en personas 'ue son el soporte activo de dicha sociedad.
'F P)0+%#0# .% 80&"/"I'+"5/
Llamamos procesos de homini*ación a a'uellos por los cuales los hom%nidos primitivos se
diversifican en varias especies del "(nero !omo. Los procesos iniciales habr%an empe*ado
hace cerca de : millones de a5os. &ulminan con la diferenciación de varias especies !omo4
entre ellas la especie !omo sapiens.
?l parecer4 a partir de un mismo tronco com8n4 primero aparecieron las primeras especies
de prosimios +lemures,4 lue"o de monos +del Rie=o 0undo y del -uevo 0undo,4 de simios
65
+chimpanc(s4 "orilas, y finalmente de hom%nidos. $stos 8ltimos habr%an aparecido hace 4 a
millones de a5os.
Los prosimios son los primeros primates4 primates ancestrales o primates inferiores
actuales. $stos tienen un olfato muy desarrollado4 pero su visión a distancia es limitadaH unos
son dicrom#ticos +ven sólo dos colores,H otros son acrom#ticos.
Los antropoides inferiores de talla pe'ue5a ser%an los m#s primitivos. $l antropoide
ancestral ser%a la familia eosimiidae cuyos fósiles fueron descubiertos en la &hina. 3tros
fósiles del "(nero Catoit*ec#s tienen 3) millones de a5os4 'ue al parecer pesaba unos E" y
ten%a un volumen cerebral de 3.1 cm
3
. .e las especies actuales4 los t#rsidos son primates
pe'ue5os +de al"o m#s de 1 E" de peso,4 'ue tienen una fovea en la retina y pueden hacer
conver"er li"eramente los o=os.
3tros primates 'ue est#n en la l%nea de la homini*ación son de talla mediana. $n estos
primates la conver"encia ocular ya es completa y esto indica 'ue pueden fusionar las
im#"enes de los o=os en una sola4 con lo cual es posible la visión del espacio en tres
dimensiones y una mayor nitide* de los bordes de los ob=etos4 adem#s de 'ue su visión ya es
tricrom#tica. ? los primates de este tipo pertenece un fósil del "(nero Aeg&toit*ec#s de 32
millones de a5os4 'ue presenta una li"era expansión de los lóbulos frontales del cerebro. $l
desarrollo m#s avan*ado de los primates parece estar en relación con el cambio de la dieta4
cuando se vuelven carn%voros y aprovechan las prote%nas animales.
2ara al"unos investi"adores4 sólo los primates de talla "rande son los verdaderos
primates. $stos se caracteri*an por tener una base del cr#neo m#s amplia4 un cerebro con
lóbulos occipitales y cisura calcarina4 mamas pectorales y test%culos en un escroto. .entro de
este "rupo4 cuyos representantes m#s conspicuos son el chimpanc( y el "orila4 se ubica al
hombre actual.
Los fósiles m#s anti"uos de las especies de prehom%nidos encontrados en ]frica y ?sia
tienen unos 1K millones de a5os. ?un'ue muchas de estas especies se extin"uieron4 entre las
'ue 'uedaron se produ=o la diver"encia de los futuros hom%nidos4 en una l%nea distinta de los
dem#s primates4 como es el caso del suborden de los Cercoit*ecoidea +monos celobinos y
cercopitecinos,4 y los "(neros 2an y Norila posteriores.
Los primates m#s modernos de la familia ,ominidae, se"uramente aparecieron hace
millones de a5os4 de tal modo 'ue la diver"encia dentro de esta familia de los "(neros ,omo
+'ue comprenden varias especies, y Pan +'ue comprende muchas especies de monos,4 ya se
habr%a producido por esta (poca. Las especies m#s importantes de los hom%nidos primitivos
son el Ardiit*ec#s ramid#s y los A#straloit*ec#s 'ue han vivido entre los 4.4. y 3.1 millones
de a5os. Len%an un peso de 3: E"4 1 m de talla y una conformación corporal tipo chimpanc(.
$n estas especies ya se hab%an producido modificaciones en los conductos semicirculares del
laberinto vestibular en relación con la postura er"uida.
b) Procesos de h!"#$%"c$&#
Llamamos *#manizaci)n a los procesos por los cuales la especie !omo sapiens lo"ra
transformarse en una ,#manidad. $sto si"nifica 'ue las modificaciones producidas por el uso
de instrumentos y un len"ua=e4 condu=eron a una mutación "en(tica 'ue predetermina tanto la
estructuración del neocórtex cerebral como una memoria capa* de codificar el len"ua=e y las
diversas clases de información social4 as% como la conformación corporal 'ue calificamos
como humana. Se"8n este criterio todo hombre 'ue nace en el per%odo de los 8ltimos 1::4:::
a5os4 nace como un individuo humanoH y es as% como nace inclusive en la etapa actual de los
8ltimos 3:4::: a5os en 'ue la humanidad est# en v%as de transformarse o se est#
transformando en una sociedad4 o est# en pleno proceso de ser una sociedad.
Los procesos de humani*ación ocurrieron dentro de varias especies !omo. $mpe*aron
con el uso del fue"o4 de utensilios como la cuerda para pescar o amarrar4 y de herramientas
como los cuchillos de piedra. $stos procesos se frustraron y terminaron con la extinción de
todas estas especies. Sólo una es la 'ue lo"ra sobrevivir y desarrollarse pro"resivamente en
los 8ltimos 5::4::: a5os. $n efecto4 8nicamente la especie !omo sapiens pudo culminar su
humani*ación hace 35 o 3: mil a5os4 hasta 'ue 'ueda transformada en la humanidad.
Los individuos de las especies del "(nero ,omo se distin"uieron por haber adoptado una
postura totalmente erecta a causa de una modificación anatómica de la pelvis en relación los
miembros inferioresH el dedo pul"ar se separa y se opone a los dem#s dedos4 en tanto 'ue la
musculatura de las manos ad'uiere mayor fuer*a de prehensión y m#s precisión de los
66
movimientos4 y la capacidad craneal ya es superior a los ):: cm
3
. $l resultado de este
desarrollo individual ya no es sólo la utili*ación de ob=etos naturales como utensilios4 sino la
producción de utensilios4 inicialmente de piedra. Se discute si la industria de piedra for*ó el
aumento del volumen cerebral4 o el aumento del volumen del cerebro precedió a la habilidad
manual4 aun'ue todo parece indicar 'ue el desarrollo de las manos4 y sobre todo la
diferenciación de las funciones de una y otra en relación con los hemisferios cerebrales4 es el
hito 'ue marca el inicio de los procesos de socio"(nesis 'ue culminaron con la aparición de
nuestra sociedad4 por lo menos desde un punto de vista m#s esencial. $s importante se5alar
'ue la fase inicial de este proceso4 el de la industria l%tica4 no parece haber durado menos de
un millón de a5os4 lo 'ue vendr%a a ser el tiempo 'ue media entre el uso de utensilios
naturales y la aparición de la sociedad primitiva.
!ay evidencia suficiente como para afirmar 'ue sólo los hom%nidos 'ue vivieron en ]frica
entre 2.J y 1. millones de a5os ten%an destre*as manuales de cierta precisión. .e las
especies conocidas4 el ,omo *a+ilis +2.J a 1. millones de a5os, ten%a una capacidad craneal
de 5: a )5: cm
3
4 1.3 m de altura y 3:/4: E" de peso. ?un'ue sus restos fósiles tienen
caracter%sticas de australopitecino4 se le incluye en el "enero !omo por su mayor capacidad
craneal.
3tra especie 'ue vivió entre 1.J y 1.2 millones de a5os es el ,omo ergaster +erect#s, 'ue
ten%a proporciones m#s humanas4 una capacidad craneal de J:: a 13:: cm
3
y probablemente
1.K m de talla. $s posible 'ue miembros de esta especie hayan empe*ado la ca*a colectiva y
sistem#tica4 hayan usado el fue"o y empe*ado la fabricación i"ualmente sistem#tica de
utensilios. Los e=emplares fósiles encontrados en ]frica y ?sia4 indican una amplia distribución
de esta especie 'ue lle"ó a extin"uirse hace sólo 2) mil a5os4 y 'ue4 por tanto4 ha coexistido
con la especie ,omo saiens. Las evidencias su"ieren 'ue todas estas variantes son resultado
de mi"raciones desde el ]frica4 aun'ue hay ras"os de estos fósiles 'ue indican la aparición de
hombres con caracter%sticas re"ionales importantes4 como son4 adem#s de las variantes
africanas4 los hombres de &hina4 6ava4 Andonesia4 ?sia occidental y $uropa.
Las especies ,omo m#s recientes son: el ,. antecesor +'ue vivió entre )K:4::: a 12)4:::
a5os,4 ,. neandert*alensis +entre J:4::: a 3:4::: a5os,4 ,. *eidel+ergensis +entre 5::4::: a
13:4::: a5os,4 cuyos restos se han encontrado en $uropa principalmente. $stas especies
tienen estrechas similitudes corporales y "en(ticas entre s% y con ,. ergaster4 africano y
asi#tico.
Los =eandert*ales4 'ue ten%an un cerebro m#s "rande 'ue el nuestro4 pod%an hacer
herramientas de piedra4 fabricaron otros de hueso4 cuerno y marfil.4 usaban ropa4 reco"%an
alimentos4 ca*aban animales4 viv%an en cuevas y enterraban a sus muertos. 2ero no est# claro
si esta especie dio ori"en a la especie ,omo saiens4 o se extin"uió y (sta tiene un ori"en
diferente. 2or lo menos existen diferencias importantes en el ?.-mt de ambos. $s interesante
'ue los individuos de esta especie 'ue lle"aron a medir hasta 2.3 m de alto y a tener una
capacidad craneal de 14K:: cm
3
4 lle"aron a extin"uirse por ra*ones 'ue no han sido
precisadas. Lo 8nico 'ue sabemos es 'ue estas situaciones de desarrollo epi"en(tico m-s all-
de lo necesario no son infrecuentes en el desarrollo fetal del cerebro y todav%a sucede entre
nosotros.
!ay evidencias de una l%nea evolutiva entre el ,. ergaster +,. erect#s, y ,. saiens. ?s%4
se han encontrado formas transicionales en ]frica4 con edades de 3::4::: a K:4::: a5os.
9ósiles de formas m#s modernas de ,. saiens4 han sido hallados en el sur de ]frica 'ue
vivieron hace cerca de 1154::: a5osH en ?sia 0enor hace :4::: a5os4 y en 9rancia el cr#neo
de &ro/0a"non indica 'ue "rupos de seres humanos vivieron hace 4:4::: a5os. $stos
halla*"os han dado lu"ar al concepto de 'ue la re"ión formada por ]frica4 ?sia y $uropa fue el
#rea de ;sapienti*ación<4 donde emer"ió4 se expandió y desarrolló la especie ,omo saiens.
3tra variedad de !omo sapiens fueron los Cro"Bagnones. $stos eran ca*adores y
recolectores y ten%an una mayor variedad de herramientas de piedra. Lo m#s importante de
sus caracter%sticas es 'ue en las cuevas donde viv%an "rabaron dibu=os 'ue representan a los
animales 'ue ca*aban. $s pues muy probable 'ue dentro de estas variedades de la especie ya
se haya podido desarrollar al"8n tipo de len"ua=e para la comunicación interindividual.
$s pues dentro de la familia ,ominidae donde emer"e el "(nero ,omo4 y dentro de (sta la
especie !omo sapiens. 2ero la transformación de esta especie en humanidad es una historia
'ue ya no es la historia natural de los animales4 sino la historia de la socio"(nesis4 es decir4 de
una serie de procesos epi"en(ticos por los cuales la actividad de los individuos de las especies
67
del "(nero !omo tienden a una sociali*ación. -o todas estas especies4 como se ha se5alado4
lle"aron a culminar este desarrollo pro"resivo. $ste desarrollo 'uedó reservado a la especie
,omo saiens 'ue es la 8nica 'ue crea y produce la nueva clase de información 'ue 'uedar#
codificada fuera de cada individuo. ?l parecer4 en las dem#s especies los procesos
epi"en(ticos 'ue tuvieron su punto de partida en una suerte de actividad ampliada de ciertos
individuos 'ue tend%an hacia la formación de pe'ue5as sociedades4 debieron 'uedar truncos al
no haber lo"rado 'ue la información ps%'uica de tipo animal 'ue naturalmente estuvo en el
mayor nivel de su or"ani*ación individual4 fuera codificada en sistemas de memoria
extraindividual. Lo 'ue sucedió en la humanidad en el curso de los 8ltimos 3: mil a5os ya es la
historia de la sociedad donde nacimos y vivimos. La explicación de los procesos de
sociali*ación es el ob=etivo del cap%tulo si"uiente.
68
CAPÍTULO 5
LOS SISTEMAS MULTIINDIVIDUALES Y EL SISTEMA SOCIAL
'os sistemas animales m#ltiindivid#ales. 'os rocesos de socializaci)n% la organizaci)n de
la sociedad *#mana. Concet#aci)n de la informaci)n ?socialA. =at#raleza de la informaci)n
social. Clases de informaci)n social & la estr#ct#ra de la actividad social. Crítica al conceto de
c#lt#ra animal.
$n este cap%tulo volveremos al tema del desarrollo de los sistemas multiindividuales4 a fin
de diferenciar claramente la naturale*a de la sociedad. @a hemos visto 'ue sólo la especie
,omo saiens fue la 8nica en lo"rar 'ue sus sistemas multiindividuales se transformen en una
humanidad y lue"o en un sistema supraindividual4 'ue es la sociedad. &omo podr# deducirse
de nuestro ra*onamiento4 la explicación del desarrollo de la sociedad es el paso previo para la
explicación de la naturale*a humana. -uestro ar"umento est# a favor del concepto de 'ue
sólo una teor%a de la sociedad como sistema claramente diferenciado del resto del reino
animal4 puede explicar la transformación de cada hombre en una personalidad.
5.1. L0# #"#$%&'# '/"&'3%# &*3$""/."-".*'3%#
Los miembros de las distintas especies animales nunca forman una sola comunidad. 2or
lo "eneral se dispersan y lue"o forman a"rupaciones de un n8mero reducido de individuosH es
decir4 es una caracter%stica de los animales formar masas o a"lomeraciones de un n8mero
variable de individuos4 aun'ue fueran sólo dos los individuos 'ue por un momento se re8nen4
como cuando individuos de uno y otro sexo se acercan para aparearse sexualmente4 o una
madre y su cr%a se mantienen li"ados por al"8n tiempo.
Los sistemas individuales de pr#cticamente todas las especies4 tienden pues a reunirse4
a"ruparse4 ayudarse viviendo =untos y compartiendo un territorio com8n4 debido tanto a las
condiciones 'ue impone el ambiente4 cuanto a la exi"encia de satisfacer sus necesidades
b#sicas: 1, de reproducción4 cuando es necesaria la concurrencia de individuos de distinto
"(nero para la reproducción sexualH 2, de protección4 para mantener la inte"ridad
especialmente de los reci(n nacidos4 pues muchos de estos dependen de los cuidados 'ue les
brindan sus pro"enitores por al"8n tiempoH 3, de alimentación4 para ase"urarse el alimento
'ue permitir# 'ue los miembros del "rupo sobrevivan hasta reproducirseH 4, de adaptación4
para sobrevivir a pesar de los cambios ambientales4 sobre todo f%sicos o producidos por la
presencia de otras especies. La satisfacción de estas necesidades4 'ue son netamente
individuales4 re'uiere 'ue los individuos dispon"an y compartan un ambiente local o ecoló"ico
al 'ue deben adaptarse y donde pueden aparearse4 prote"erse y alimentarse. .ebemos
adelantar desde ya 'ue los hombres tambi(n tienen necesidades similares para satisfacerlas4
pero tienen4 adem#s4 razones sobre todo económicas y morales para or"ani*ar su
comportamiento dentro de formas mucho m#s comple=as de or"ani*ación multiindividual.
.entro de estos sistemas multiindividuales inte"rados4 sus miembros aparentemente se
comportan como si si"uieran ciertas re"las4 sobre todo trat#ndose de animales superiores4
cuyas a"rupaciones forman verdaderas estructuras =er#r'uicamente or"ani*adasH por e=emplo4
mantienen una distancia para no 'uedar excluidos de la a"rupación4 tienen estrate"ias
similares para buscar y usar los mismos alimentos4 y saben en 'u( momento y en 'u( orden
han de alimentarseH en 'u( momento han de preparar el ambiente para prote"erse y procrear4
cu#ndo y cómo aparearse sexualmente4 cómo cuidar y alimentar las cr%as4 cómo e=ecutar
ciertos rituales para conse"uir un ob=etivo4 etc.
?un'ue al"unas de estas a"rupaciones est#n formadas por individuos de especies
diferentes4 la mayor%a de los sistemas multiindividuales est#n formadas por miembros de una
69
misma especie4 donde todos ellos si"uen ciertas re"las para adaptarse a las condiciones del
"rupo en su con=unto. $n todo sentido4 existe una or"ani*ación multiindividual m#s o menos
inte"rada4 estable4 reproducible y mutable4 'ue efectivamente es al"o m#s 'ue la suma de la
actividad de cada uno de los miembros de la a"rupación. $ste al"o m#s es sin duda la red de
se5ales por medio de las 'ue los individuos se comunican entre s%.
-o es dif%cil comprobar 'ue dentro de las or"ani*aciones multiindividuales animales4 cada
individuo tiene 'ue "enerar se5ales para relacionarse con los dem#s4 principalmente con otros
de su misma especie4 como tambi(n con sus presas o depredadores. ?s%4 por e=emplo4 las
aves y los mam%feros para comunicarse entre s% codifican en se5ales externas u ob=etivas la
información ps%'uica inconsciente 'ue disponen en el mayor nivel de su or"ani*ación
individual4 en tanto (sta es la clase de información 'ue or"ani*a su actividad de orientación
hacia su ambiente local actual. $stas se5ales4 una ve* emitidas4 son naturalmente estructuras
f%sicas o 'u%micas exteriores al individuo mismo.
Sin embar"o4 como veremos en se"uida con mayor detenimiento4 esta situación apenas
se parece superficial y ob=etivamente a lo 'ue sucede en la sociedad 'ue sur"ió a partir de la
especie ,omo saiens saiens4 d%"ase la humanidad4 sobre todo si se toma en cuenta la
naturale*a de los procesos esenciales 'ue han determinado y determinan la actividad social de
los hombres. 6ustamente con la finalidad de explicar los procesos de comunicación social
humana4 debemos explicar4 primero4 cu#n diferentes son los procesos por los 'ue se mantiene
un individuo4 y los procesos por medio de los 'ue mantiene una a"rupación de individuos4 para
lue"o diferenciar entre el procesamiento interindividual y el supraindividual de se5ales a trav(s
de los medios del espacio exterior a ellos. 2ara empe*ar4 notaremos 'ue en el primer caso se
re'uiere de se5ales 'ue se transmiten dentro del individuoH en el se"undo4 cada individuo debe
"enerar se5ales 'ue se com#nican a otro u otros individuos. ?s% estaremos en me=ores
condiciones para notar la marcada diferencia 'ue existe entre las seCales 'ue utili*an los
animales para comunicarse4 y los signos 'ue usan las personas dentro de la sociedad4
ló"icamente con la misma finalidad.
$n lo 'ue si"ue4 haremos referencia a estos problemas sólo tomando en cuenta los
procesos de transmisión y comunicación de información 'ue ocurren dentro de los sistemas
vivos superiores4 especialmente dentro de los primates. 7ecordemos al respecto4 'ue estos
sistemas animales mantienen su actividad intraindividual por medio de dos tipos de se5ales
ps%'uicas: unas4 se "eneran en receptores interoceptivos a partir de sus necesidades internasH
estas se5ales activan sensaciones ps%'uicas afectivas +de hambre4 por e=emplo, 'ue orientan
la actividad del animal hacia la b8s'ueda de lo 'ue satisface su necesidad inmediata y 'ue
debe encontrar en su ambiente. 3tras se5ales se "eneran en receptores exteroceptivos 'ue
refle=an las caracter%sticas ob=etivas del ambiente local4 las 'ue a su ve* "eneran sensaciones
ps%'uicas co"nitivas acerca de a'uello 'ue satisface la respectiva necesidad +como es el
alimento,.
Lue"o4 respecto de la actividad extraindividual de los animales4 debemos explicar la
diferencia entre 1, las formas de relación de los individuos con su ambiente y 2, las formas de
relación entre dos o m#s individuos.
$n la primera situación4 el animal 'ue dispone de la clase de información apropiada4 a
partir de sus receptores encodifica los ras"os distintivos o indicios de los elementos 'ue
necesita o debe evitar4 los 'ue naturalmente son externos a (l4 de modo 'ue en un momento
dado el ob=eto 'ue efectivamente necesita podr# ser discriminado entre los dem#s. $n este
caso4 los ras"os del ambiente local se refle=an en se5ales 'ue se "eneran y procesan dentro
del animal. &omo puede verse4 ni el ambiente ni nin"8n ob=eto del ambiente4 emite
información: por fuera del individuo sólo ocurren procesos f%sicos o 'u%micos 'ue conforman
estructuras cuyos ras"os el animal puede detectar y distin"uir: la información respecto de
estas estructuras I'ue4 insistimos4 es de naturale*a ps%'uica en el caso de los primatesI se
"enera 8nicamente a partir de los receptores sensoriales del animal.
1na situación distinta es cuando un animal se comunica con otro. $n este caso4 el animal
tiene 'ue "enerar se5ales externas a (l 'ue codifican la información 'ue orienta su actividad
en ese momento. Lrat#ndose de un primate4 la información ps%'uica inconsciente tiene 'ue ser
traducida en al"8n medio del ambiente local para as% formar una se5al4 'ue no es sino la
estructura inerte 'ue el otro individuo tiene 'ue re"istrarla a partir de sus receptores
sensoriales4 como en el caso anterior. -otaremos en se"uida 'ue esta clase de se5ales
externas son tro*os de materia o de ener"%a 'ue son or"ani*ados por la actividad externa del
individuo: estas se5ales son de naturale*a diferente de la información 'ue en la forma de
70
se5ales se transmite y distribuye dentro del individuo4 'ue como sabemos son procesos de
naturale*a "en(tica4 metabólica4 neural o ps%'uica. +2ara evitar confundirlas4 adem#s del
contexto4 hablaremos de se5ales sin ad=etivación al"una para referirnos a las se5ales
externas4 f%sicas o 'u%micas4 'ue al"unos llaman si"nos naturales4 'ue los animales usan
como medio de comunicación interindividual. Las se5ales internas de cual'uier sistema vivo
individual4 siempre aparecer#n con el ad=etivo correspondiente: se5ales 'u%micas4 se5ales
neurales4 se5ales ps%'uicas,. 2or otro lado4 tendremos presente 'ue el uso del t(rmino de
se5al en el caso de la comunicación interindividual es apropiado4 por'ue tal estructura inerte
efectivamente codifica la información actual4 vi"ente en el individuo 'ue la emite4 por lo 'ue
tiene el stat#s l)gico de una se5al interna del animal4 y por tal ra*ón puede decirse 'ue
contiene información4 esto es4 la información 'ue or"ani*a la actividad interna del animal.
$s evidente 'ue estas se5ales 'ue emiten los animales no pueden confundirse con los
indicios 'ue son los ras"os 'ue distin"uen a las diversas clases de materia o de ener"%a 'ue
constituyen el ambiente4 en tanto pueden ser detectados por un ser vivo4 siempre y cuando
(ste dispon"a de los receptores sensoriales con los cuales pueda "enerar la información al
respecto. Sólo cuando se confunde la naturale*a intr%nseca de los indicios +del ambiente, con
las se5ales +'ue dispone y "enera el animal,4 se puede deducir4 erróneamente por supuesto4
'ue el ambiente fisico'u%mico contiene información. ?l respecto4 se5alaremos tambi(n desde
ahora 'ue tampoco se pueden confundir los ob=etos fisico'u%micos del ambiente natural con
los ob=etos fisico'u%micos 'ue el hombre ha producido4 los cuales ya contienen la clase de
información social propia de la sociedad humana.
Reamos ahora al"unas de las caracter%sticas de las se5ales 'ue emiten los animales para
comunicarse. $n primer lu"ar4 los psi'uismos animales superiores "eneran se5ales ef%meras
'ue sólo codifican la información ps%'uica en uso actual4 de modo 'ue los "estos visibles o
sonoros4 as% como las sustancias 'ue excretan4 8nicamente refle=an su estado interno tal como
se encuentra en el momento 'ue el animal las emite. .e este modo4 entre la emisión de una
se5al y la recepción de la misma se establece una relación interindividual directa 'ue se
extin"ue por s% sola4 o apenas el estado de uno u otro individuo se modifica o cambia a uno
nuevo4 fuese el esperado u otro diferente.
$n se"undo lu"ar4 como consecuencia de lo anterior4 los sistemas de comunicación
animal tienen efectos espec%ficos en otro individuo +por lo "eneral de su misma especie o de
al"una otra relacionada, sólo en el momento 'ue si"ue a su e=ecución. $n otros t(rminos4 cada
"esto 'ue emite un animal superior refle=a sólo su estado ps%'uico particular presente en ese
momento4 y sólo determina un efecto i"ualmente breve sobre otro individuo. ? causa de esta
relación biun%voca entre el estado interno del animal y la se5al 'ue emite4 podemos decir 'ue
estas se5ales animales se parecen a las se5ales de tr#nsito 'ue vemos en las calles. Sin
embar"o4 la seme=an*a es sólo superficial y de nin"una manera podr%amos decir 'ue a'uellas
se5ales son s%mbolos o si"nos animales4 pues sólo excepcionalmente y sólo por medio de las
se5ales mencionadas los animales hacen referencia al ambiente o a otro animal. ?s%4 por
e=emplo4 si bien el cuidado de las cr%as implica ;ense5arles< a reconocer sus alimentos4 los
ambientes apropiados4 los depredadores4 y pueden sur"ir condicionamientos respecto del
ambiente4 la comunicación por medio de s%mbolos acerca de a'uello 'ue el animal debe
ense5ar es imposible. Los animales no producen al"o exterior a ellos 'ue refle=e al resto del
mundo4 ni si'uiera a los fenómenos 'ue m#s les afectan. Se dice 'ue un mono puede ;avisar<
a sus con"(neres acerca de la presencia de una serpiente4 pero en realidad sólo expresa y
comunica su miedoH de nin"8n modo se comunica mostrando por e=emplo un s%mbolo arbitrario
'ue si"nifi'ue la presencia de la serpiente. 2or el contrario4 como veremos4 los "estos
emotivos humanos ya no expresan solamente un estado sub=etivo4 sino 'ue son s%mbolos 'ue
tienen un si"nificadoH tal es el caso de los aplausos o el apretón de manos con los 'ue una
persona expresa aprobación o amistad respecto de otra.
$n tercer lu"ar4 las se5ales 'ue emiten los animales superiores no lle"an a combinarse
entre s% para "enerar se5ales m#s comple=as. Lo 8nico 'ue pueden hacer es relacionar ciertas
clases de información4 sin "enerar una nueva clase de información. La situación es la misma
desde la aparición del sistema nervioso en los or"anismos hasta la aparición de la corte*a
cerebral de los psi'uismos: en a'uellos4 cada "an"lio o n8cleo de neuronas tiene una función
determinada epi"en(ticamente4 y dif%cilmente pueden relacionarse e inte"rarse entre s%
+inclusive4 no podr%amos afirmar 'ue la ?plysia puede condicionarse por s% misma tal como lo
hace en el laboratorio ba=o la influencia de un experimentador,. Sólo en el nivel superior de
or"ani*ación de las redes corticales de los psi'uismos4 las se5ales neurales pueden
71
relacionarse o condicionarse entre s% para inte"rar información ps%'uica inconsciente entre s%4
sin 'ue4 por otro lado4 "enere una nueva clase de información.
2or 8ltimo4 como corolario de lo anterior4 advertiremos 'ue la ;ense5an*a< 'ue alud%amos
l%neas arriba nada tiene 'ue ver con la ense5an*a de una asi"natura en el cole"ioH es4 adem#s
de fortuita4 sólo una incitación a imitar4 y por lo tanto4 la operación 'ue reali*a un pro"enitor
para 'ue su cr%a lo imite y aprenda4 es sólo un "esto 'ue expresa su estado interno y la
situación local e inmediata 'ue rodea a ambos.
5.2. L0# 4)0+%#0# .% #0+"0;C/%#"#( 3' 0);'/"I'+"5/ .% 3' #0+"%.'. 8*&'/'
.esde el punto de vista de las ciencias naturales4 los primates ocupan el nivel m#s
comple=o o superior del sistema vivo. F.ebemos incluir al hombre en este mismo nivelG
&reemos 'ue la respuesta no est# en el #mbito de la ciencia natural. Las ciencias naturales no
pueden explicar la naturale*a de la sociedad4 ni mucho menos la esencia espiritual y
consciente de cada uno de los hombres. Sólo unas ciencias sociales correctamente fundadas y
fundamentadas pueden explicar al hombre con sus propios m(todos y postulados.
?cabamos de ver 'ue los seres vivos forman a"rupaciones multiindividuales para
sobrevivirH al"unas de ellas tienen una or"ani*ación =er#r'uica bastante comple=a4 'ue se ha
mantenido inmutable por millones de a5os4 como sucede4 por e=emplo4 con las colmenas de
abe=as o de hormi"as. 0uchos observadores han mostrado 'ue las formas de or"ani*ación de
los animales superiores4 por lo menos ob=etivamente4 tienen un claro parecido a las
or"ani*aciones humanas b#sicas4 como la familia o la tribu. 2ero si se est# atento a los
procesos esenciales 'ue han determinado la or"ani*ación de los sistemas multiindividuales
humanos4 ya es imposible sostener 'ue las similitudes sean lo m#s importante como sostiene
la ciencia naturalH m#s conviene hacer notar y explicar las diferencias 'ue existen entre las
a"rupaciones animales y las instituciones sociales4 como es uno de los ob=etivos de las
ciencias sociales. -o deben pues escatimarse esfuer*os para demostrar la verdad de este
aserto4 pues todav%a hay 'uienes creen 'ue las diferencias son poco importantes y 'ue a lo
sumo son cuestiones de comple=idad. Se piensa 'ue sólo las seme=an*as son esenciales4 pues
son "en(ticas4 y 'ue las diferencias ser%an sólo circunstanciales4 puesto 'ue dependen de las
condiciones actuales del ambiente. $n este sentido4 no habr%a problema en llamar sociedades
naturales a todas estas a"rupaciones de animales y considerar dentro de ellas a la humana.
2ero desde el punto de vista de las ciencias sociales 'ue defendemos4 no se puede
i"norar 'ue los procesos esenciales 'ue determinan la or"ani*ación de la sociedad humana
son muy distintos de los de cual'uier otra or"ani*ación multiindividual animal4 aun'ue al
mismo tiempo se mantienen tan ocultos como para 'ue no hayan sido i"norados4 se"8n
creemos4 por simple conveniencia.
Ló"icamente 'ue para esclarecer este asunto hay 'ue interpretar de otro modo las
evidencias 'ue se han acumulado acerca de la historia del hombre4 y aun'ue no disponemos
de todos los datos necesarios4 lo 'ue conocemos hasta ahora bien puede ser suficiente para
explicar los procesos por los cuales la especie ,omo saiens se ha transformado en
humanidad y pro"resivamente se transforma en una sociedad. $l concepto de información
claramente ampl%a la visión unilateral de la epi"(nesis4 al incluir como esencial su propiedad
de determinar cin(ticamente la reor"ani*ación de todo sistema vivo4 fuese individual o
multiindividual. ?l mismo tiempo 'ue se hace patente la existencia de la información social y
con ella la posibilidad de explicar la reestructuración de la actividad multiindividual de los
hombres hasta constituirse en el sistema de la sociedad.
&omo ya hemos resumido la evolución de las especies del "(nero !omo hasta la
humani*ación de la especie !omo sapiens4 toca ahora rese5ar y explicar el proceso de
sociali*ación de la humanidad.
$n primer lu"ar4 se5alaremos 'ue lo m#s caracter%stico del desarrollo social de la
humanidad es la evolución del cerebro de las especies !omo4 consistente en el paulatino
aumento de su tama5o m#s all# de las proporciones relativas de los dem#s mam%feros. $sta
caracter%stica predetermina4 en sentido epi"en(tico4 la emer"encia de la sociedad. $n efecto4
sólo en la especie ,. saiens es evidente 'ue la relación entre la masa del cerebro y la masa
corporal es notoriamente superior a la de todas las dem#s especies de este "(nero en al"o
m#s de 2 puntosH pero mayor a8n es el incremento de la extensión de la corte*a cerebral en
relación a la superficie corporal4 m#s 'ue respecto de la masa o el volumen corporal. $n
72
t(rminos relativos4 la extensión de la corte*a cerebral humana triplica a la del chimpanc(4 el
primate m#s cercano al hombre +&han"eux4 1JK5,.
$n se"undo lu"ar4 el hecho de tener un cerebro con estas caracter%sticas4 habr%a hecho
posible la modificación de la conformación anatómica de los ór"anos del habla. 1na
comparación de la conformación anatómica de los cr#neos de ,. neandert*alensis y de
chimpanc(s4 muestra 'ue al tener el velo del paladar y la epi"lotis muy cerca4 ambos pod%an
respirar y de"lutir al mismo tiempo4 pero no articular palabras. $n cambio4 los ,. saiens4 si
bien no pueden e=ecutar a'uellas dos funciones a la ve*4 tienen una estructura anatómica de la
"ar"anta dispuesta de tal modo 'ue pueden articular sonidos como los de las palabras sin
mayor dificultad. Se discute entonces4 si esta disposición anatómica del aparato bucal y el
desarrollo de la corte*a cerebral ya estaba predeterminada4 o no4 antes de la aparición del
len"ua=e. ?l"unas evidencias indican 'ue el uso del habla habr%a empe*ado hace m#s o
menos 1::4::: a5os4 y 'ue para ese entonces la conformación del cerebro ya era seme=ante a
la actual.
2ero antes 'ue discutir 'u( empe*ó primero4 la articulación de palabras o la conformación
anatómica del cerebro4 debemos explicar cómo los procesos 'ue hemos llamado de
sociog!nesis, 'ue vendr%an a constituir la 8ltima fase de la epi"(nesis en la evolución del
sistema vivo4 fueron los 'ue inicialmente determinaron la or"ani*ación de la sociedad4 y cómo
dentro de (sta la información social se convierte en la base de desarrollo de la sociedad en
toda su inte"ridad.
@a hemos mencionado el hecho de 'ue la actividad social primitiva de los individuos de
varias especies ,omo no prosi"uió hacia la formación de sociedades como la nuestra.
.ebemos explicar4 entonces4 cómo es 'ue 8nicamente dentro de la especie ,. saiens se
ampliaron los procesos de humani*ación hasta 'ue se lle"a a los de or"ani*ación de la
sociedad +humana,4 al adoptar la estructura 'ue tiene actualmente. Lomando en cuenta las
evidencias disponibles se puede deducir 'ue los diversos procesos de socio"(nesis se habr%an
producido en los 8ltimos 1::4::: a5os4 despu(s 'ue desaparecieron las especies !omo
ancestrales. $n otras palabras4 los procesos socio"en(ticos 'ue ocurrieron entre los miembros
de la humanidad +o la especie humana como muchos prefieren llamarla,4 con los 'ue empie*a
la prehistoria de la sociedad actual4 deben abarcar no menos desde los 1::4::: hasta hace
3:4::: a5os.
$ntonces4 habr# 'ue explicar la naturale*a de los procesos de la historia 'ue vienen
ocurriendo desde hace 3:4::: mil a5os4 durante los cuales los sistemas multiindividuales de la
humanidad tienden a or"ani*arse pro"resivamente como sociedad. $s decir4 es preciso
explicar por 'u( y cómo se han producido los cambios por los 'ue la humanidad4 cuya historia
inicial sólo conocemos a trav(s de halla*"os fortuitos de herramientas primitivas4 pe'ue5as
estatuillas de mu=eres y el arte "r#fico rupestre4 inició el proceso final de su estructuración
como una sociedad. $l le"ado de las "randes culturas del ]frica4 ?sia4 $uropa4 ?m(rica y
3cean%a4 definen con mayor precisión y amplitud la naturale*a de esta historia
Sin duda fueron los individuos de la especie ,. saiens cuyas ra%ces parecen estar en el
extremo oriental del ]frica los 'ue lo"raron por primera ve* codificar información ps%'uica4 no
sólo en la forma de procedimientos para hacer y usar los utensilios y las herramientas 'ue
lle"aron a producir4 sino en la forma de representaciones4 tal como las apreciamos en las
esculturas y los dibu=os rupestres. $ste es4 en realidad4 el punto de partida de un proceso
esencial 'ue se inicia en la humanidad y pro"resivamente se desarrolla hasta la encodificación
del habla en se5ales "rabadas en medios inertes hasta constituirse en un len"ua=e. $n efecto4
sólo dentro de este tipo de sistema multiindividual se creó la posibilidad de "uardar
información ps%'uica inconsciente de modo intencional fuera de los individuos4 en la materia
inerte4 en una especie de vuelta a los or%"enes de la vida4 pero en sentido inverso: desde el
nivel superior de desarrollo del sistema vivo hasta la estructuración de la materia inerte por
este mismo sistema vivo.
$s pues evidente 'ue sólo los miembros de la especie !. sapiens4 despu(s 'ue lo"raron
adoptar la bipedestación4 usar sus manos para moldear la piedra y avan*ar en la
corticali*ación de su cerebro4 despu(s de un lar"o proceso de humani*ación4 empe*aron el
m#s cercano proceso de socio"(nesis 'ue crea el sistema de la sociedad actual. ?l parecer4
sólo en los 8ltimos 3: mil a5os de la historia del universo4 esta sociedad ha lo"rado la
codificación duradera de información ps%'uica en un medio extraindividual.
73
5.3. E3 +0/+%4$0 .% "/60)&'+"5/ G#0+"'3F
&omo 'uiera 'ue las teor%as sobre la información se refieren 8nicamente a la información
social4 a'u% damos una s%ntesis de las definiciones y teor%as propuestas4 como si se tratara de
la 8nica clase de información 'ue existe. 2or supuesto 'ue si se piensa y afirma 'ue la
información es sinónimo de mensa=e o noticia4 tiene ra*ón Cun"e +Cun"e y ?rdila4 1JKK,
cuando dice 'ue el concepto de información "en(tica se usa en Ciolo"%a sólo en sentido
fi"urado4 y 'ue por lo tanto el concepto4 tanto en este caso como respecto de la función
cerebral4 es in8til y no tiene valor explicativo al"uno.
Sin embar"o4 somos los hombres4 mas no los animales4 'uienes compartimos si"nificados
y nos informamos por medio de si"nos 'ue han sido inventados por sucesivas "eneraciones de
hombres. 1na ve* 'ue estos si"nos existen por s% mismos por fuera de nuestro cuerpo4 ya se
han acumulado como atributo o propiedad de la sociedad. $sto claramente indica 'ue estos
productos de las acciones humanas son de naturale*a distinta de las operaciones motoras y
los "estos por medio de los 'ue los animales se comunican entre s% y con su ambiente local e
inmediato. Se puede demostrar 'ue4 adem#s de procesar ciertos est%mulos y de aprender a
e=ecutar ciertas operaciones pr#cticas como hacen los animales4 los hombres ya no usan sólo
el tipo de seCales 'ue expresan los animales4 sino sobre todo signos4 es decir4 estructuras
fisico'u%micas de naturale*a social con los 'ue es posible codificar tanto información ps%'uica
como información social. @ son sociales4 primero4 por'ue han sido creadas por la sociedad en
los 8ltimos miles de a5os de su existencia y4 se"undo4 por'ue desde entonces existen como
propiedad de la sociedad4 como di=imos4 por fuera de los mismos individuos. ? este hecho se
alude se"uramente cuando se dice 'ue el hombre vive en un universo simbólico o espiritual4
es decir4 en un ambiente fisico'u%mico modificado por la obra de la sociedad humana4 y por
tanto4 (ste s% es un ambiente 'ue contiene información. 2osteriormente demostraremos 'ue en
este mismo ambiente artificial existe información4 independientemente de los individuos 'ue la
produ=eron o producen.
$l presente autor +3rti*4 1JJ4, ha su"erido 'ue sólo el universo social4 el modificado por
obra del hombre contiene informaciónH un tipo de información 'ue es de naturale*a i"ualmente
social4 distinta de las clases de información 'ue se encuentran dentro de los individuos vivos
de cual'uier otro nivel de or"ani*ación. ?l haber lo"rado todo esto4 la sociedad humana ha
sido capa* de comprender y explicar el universo f%sico no vivo4 a pesar de 'ue (ste no
contiene ni produce información4 es decir4 'ue no emite ni proporciona información al"una. @
si es 'ue decimos 'ue la materia inerte contiene y nos proporciona información4 lo hacemos
sólo en t(rminos del sentido com8nH por'ue4 como se acaba de mencionar y se ampliar# m#s
adelante4 todos los seres vivos "eneran información acerca de su entorno local. $s evidente
'ue sólo los hombres "uardan información en medios inertes4 por fuera de su superficie
corporal. $ste es un punto 'ue ló"icamente merece una m#s amplia ar"umentación4 y es lo
'ue haremos en este cap%tulo.
&onviene recordar 'ue han sur"ido o se han propuesto muchos conceptos en relación con
el de información +R(ase el cap. 3.2: cuadro 3.1,. La mayor%a de ellos4 son conceptos b#sicos
'ue se usan en el contexto de las teor%as acerca de la información. Se dice4 por e=emplo4 'ue
los seres vivos son sistemas autorre"ulados por'ue disponen de mecanismos de
retroalimentación. $n este caso4 el concepto de sistema se refiere a dos cosas 'ue sólo
superficialmente se parecen a los sistemas vivos. 2or un lado4 se refiere a un con=unto de
elementos 'ue conforman un ente por el hecho de relacionarse entre s% +como puede ser por
efecto de la "ravedad,4 como si un animal entero o una colectividad fuesen similares a un
montón de arena o un ob=eto cual'uiera. 2or otro lado4 se refiere a un ente 'ue se destaca por
sus cambios din#micos4 como ser%a4 por e=emplo4 una nube.
?l hablar de retroalimentación no se presta atención al hecho de 'ue los
servomecanismos son sólo entes f%sicos inertes4 'ue si bien su estructura y actividad f%sica o
mec#nica refle=an la actividad co"nitivo/productiva de los hombres4 en ellos existe una
disociación casi total entre su estructura y su actividad. 2or eso4 cuando est#n desconectados
de su fuente de ener"%a4 como todo sistema inerte4 muestran exclusivamente la distribución y
ensamble espacial de sus componentes4 y cuando se activan por la ener"%a respectiva4 el
proceso de retroalimentación se distribuye tambi(n espacialmente4 pues en ellos un resultado
de salida si"ue una trayectoria 'ue re"resa a la entrada +por eso se le representa con una
flecha de derecha a i*'uierda,4 indicando 'ue re"resa en sentido inverso a los procesos de
proalimentación 'ue suceden de i*'uierda a derecha en el mismo espacio. Lo mismo
suceder%a en el caso de 'ue los seres vivos fueran estructura de un solo nivel de or"ani*ación4
74
con una sola trayectoria entre la entrada y la salida4 tal como se concept8a a los animales y al
hombre dentro de las ciencias naturales.
$n otras palabras4 los servomecanismos Icomo toda herramienta o m#'uina inventada
por la sociedad humanaI4 por su propia composición material4 refle=an el aspecto estructural
de la co"nición humana4 pero su actividad din#mica es sólo movimiento 'ue se repite
c%clicamente y por eso en ellos la ener"%a 'ue los mueve produce 8nicamente cambios
sucesivos de tipo causa/efecto4 de modo tal 'ue cada componente influye sobre el otro4 (ste
sobre otro y as% sucesivamente. 2or e=emplo4 cual'uier persona puede conectar y desconectar
la corriente el(ctrica con su propia mano para 'ue el horno no se enfr%e ni se caliente
demasiado. 2ero el termostato puede reali*ar estas acciones por s% solo4 pues el artefacto
refle=a en su estructura solamente las operaciones finales de su hacedor4 y as% repite
din#micamente la acción 'ue el hombre mismo puede hacer al de=ar pasar o interrumpir dicha
corriente. $l aparato en s% no procesa información4 sino ener"%a ordenada 'ue sólo produce
cambios de tipo causa/efecto como sucede en toda la materia inerte. $sto no nie"a el hecho
de 'ue se trata de un dispositivo 'ue s% contiene información4 por cuanto su estructura f%sica4
'ue fue hecha por una persona4 refle=a la información co"nitiva 'ue esa persona usó al
construirlo.
1F T%0)>'# , .%6"/"+"0/%# .% 3' "/60)&'+"5/ #0+"'3
$n el cuadro 3.24 se hi*o un resumen las definiciones 'ue se han dado al concepto de
información dentro de las diferentes teor%as propuestas4 y en el cuadro 3.3 se enumeraron las
teor%as propuestas para explicar la naturale*a de la información. -o es dif%cil constatar4 como
dec%amos l%neas arriba4 'ue tanto las teor%as como las definiciones aluden solamente a la
información social4 tal como la definimos.
Se"8n el punto de vista 'ue homos adoptado en esta Antroducción4 tanto las definiciones
como las teor%as 'ue las sustentan son intentos por matematizar la información social. Su valor
estriba en 'ue se podr%a4 si"uiendo esta estrate"ia4 extender el an#lisis para obtener una
concepción m#s aproximada de la real naturale*a de la información social4 a fin de extender la
explicación a dem#s cate"or%as de información4 hasta establecer su real estructura interna4 la
naturale*a de los procesos 'ue determinan dicha estructura y de los procesos por los cuales la
información se expresa en la estructura y actividad de los sistemas vivosH adem#s de la
posibilidad de medir la cantidad de información disponible en cada nivel de or"ani*ación de los
mismos.
2or nuestra parte4 ya hemos definido la información en "eneral y en todas sus cate"or%as4
como una estructura material incluida dentro de un sistema i"ualmente material4 'ue al refle=ar
tanto la actividad interna de este sistema como la estructura del ambiente 'ue lo rodea4 su
actividad determina la or"ani*ación del sistema en su totalidad4 fuese individual o social.
Sobre la base de esta definición4 concluir%amos en 'ue la información social es toda estructura
material 'ue la refle=ar tanto la actividad de los hombres como la estructura del universo 'ue
los rodea4 su actividad determina la or"ani*ación del sistema de la sociedad en su con=unto.
5.4. N'$*)'3%I' .% 3' "/60)&'+"5/ #0+"'3
? diferencia de las se5ales ef%meras de los animales4 las se5ales duraderas de los
hombres "radualmente pasaron a representar ya no solamente las im#"enes co"nitivas de los
mismos hombres4 sino lo 'ue es m#s importante4 a representar al resto del universo exterior4
com8n a los propios individuos: de esta manera las representaciones se convierten en
s%mbolos4 es decir4 en ob=etos artificiales 'ue representan a otros ob=etos: el dibu=o de un
animal en una roca ya no refle=a sólo la ima"en mental del dibu=ante4 sino al animal mismo. ?
partir de a'u% se dieron los "randes saltos de la sociedad primitiva: cuando pudieron "rabar en
el barro los ad=etivos num(ricosH cuando las se5ales auditivas fueron convertidas en datos
visualesH cuando las se5ales habladas se pudieron traducir en un con=unto de datos "r#ficos
escritos. .entro de esta or"ani*ación multiindividual4 el habla lle"ó a convertirse a su ve* en
un len"ua=e +3rti*4 2::2,. $l habla se codifica entonces en un sistema autónomo ya no de
se5ales +como las de los animales,4 sino de datosWse5ales o si"nos4 esto es4 un con=unto de
estructuras f%sicas 'ue constituyen un len"ua=e. $sta estructura extraindividual 'ue ya existe
por s% misma4 al ser or"ani*ada en frases y oraciones4 ya no sólo +0/$"%/% sino 'ue %# la
información 'ue refle=a4 la actividad ps%'uica del hablante como el ambiente universal donde
se desarrolla la humanidad en su proceso de reestructuración como sociedad
75
$s de suponer 'ue en las etapas iniciales de este proceso socio"en(tico4 la actividad
ps%'uica animal4 inconsciente o paleocortical 'ue los hombres en v%as de sociali*ación hab%an
lo"rado desarrollar4 les permitió or"ani*arse colectivamente para recolectar y ca*ar4 y m#s
tarde para producir utensilios como ayudas b#sicas de su actividad. !abr%a sido as% como la
información ps%'uica inconsciente 'ue dispon%a cada hombre4 por primera ve* en la historia de
los seres vivos empe*ó a ser codificada y "uardada sistem#ticamente fuera de ellos mismos4
primero en herramientas y lue"o en el len"ua=e escrito. $l paso previo o simult#neo a este
desarrollo epi"en(tico habr%a sido la creación y uso consuetudinario del sistema de si"nos
auditivos del len"ua=e hablado. 2ensemos en una actividad ps%'uica primitiva sin im#"enes ni
conceptos de naturale*a consciente4 sino de im#"enes y conceptos de naturale*a 8nicamente
afectivo/co"nitiva4 es decir4 resultado de la inte"ración de sensaciones afectivas y co"nitivas
de tipo animal +no conscientes,4 con sus respectivos rótulos verbales4 con las 'ue los hombres
todav%a no pueden explicar los procesos esenciales 'ue est#n m-s all- de sus sentidos o
detr-s de la superficie de las cosas4 'ue son los 'ue =ustamente determinan los fenómenos
observables. $stas formas de actividad fueron sin duda similares a las de un perro
domesticado 'ue corre tras la bola cuando oye al"o as% como ;a la bolab<4 una reacción 'ue es
de naturale*a distinta a la del perro 'ue corre por el sólo hecho de ver 'ue al"o se mueve
r#pidamente..
Se habr%a facilitado as% un acelerado proceso "racias al cual a partir de sus actividades
colectivas los hombres fueron creando y produciendo4 adem#s de las herramientas y el habla4
un nuevo tipo de datosWse5ales externos 'ue sirven para comunicarse entre s%4 como son el
dibu=o y los si"nos "r#ficos. $s natural 'ue con la ayuda de las herramientas a'uellos hombres
empe*aron a codificar m#s y m#s f#cilmente la información ps%'uica individual 'ue ten%an en
mente en la materia inerte 'ue ten%an a la mano. 1na ve* lo"rados tales instrumentos y el
len"ua=e4 los hombres ya dispon%an de una clase de información cuyo efecto fue el desarrollo
de las actividades laborales y productivas de la comunidad primitiva. $n las etapas iniciales
del desarrollo de la sociedad4 la or"ani*ación del traba=o debió ser fundamental para la
"eneración de las instituciones 'ue m#s tarde lle"aron a caracteri*ar nuestra sociedad
desarrollada4 como son las comunidades primitivas fundadas b#sicamente a partir de la
actividad colectiva4 afectiva e ima"inativa +m#"ica,4 'ue marca los inicios de la formación de
la conciencia de base social.
.espu(s 'ue apareció el len"ua=e hablado como medio de comunicación interindividual
entre los hombres4 despu(s 'ue con la ayuda de las herramientas (ste lle"ó a ser encodificado
en forma escrita4 es decir4 despu(s 'ue el habla lle"a a ser codificada f%sicamente de modo
mucho m#s duradero 'ue en el aire4 se hab%a "enerado un sistema de codificación de la
información individual de modo extraindividual4 no sólo acerca de los procedimientos 'ue
sirven para hacer herramientas4 utensilios4 vestido4 alimentos4 viviendas4 sino tambi(n y
principalmente para normar el comportamiento de los miembros de una colectividad dentro de
sus relaciones interindividuales. .e este modo se propiciaron las relaciones colectivas y con
ellas una forma de or"ani*ación multiindividual 'ue adopta la forma de una superestructura4
dentro de la cual la actividad creativa y productiva de la colectividad lle"a a transformarse en
traba=o social.
$s interesante comprobar 'ue este 8ltimo proceso se ha desarrollado de manera mucho
m#s acelerada 'ue los procesos precedentes4 y 'ue a partir de la codificación escrita del
len"ua=e y la invención de los instrumentos de observación y de intervención sobre la
naturale*a4 el desarrollo de esta trama de relaciones supraindividuales 'ue lue"o se plasma en
un ór"ano de "obierno central4 se fue afirmando hasta lo"rar la sistemati*ación del traba=o en
torno a la ca*a4 la pesca4 el cultivo de las plantas y la crian*a de los animalesH as% como el
intercambio de los productos de dicha actividad4 como son los alimentos4 el vestido y la
vivienda. $ste intercambio se facilitó con la introducción de los s%mbolos monetarios 'ue
lle"aron a codificar el valor de tales productos. $s evidente 'ue este desarrollo hi*o posible la
aparición de los sucesivos niveles de or"ani*ación Itradicional4 cultural y económicaI de la
sociedad tal como hoy la conocemos.
Si el proceso eigen!tico de desarrollo de la sociedad hubiera terminado a'u%4 la
diferencia respecto de los animales ser%a solamente cuestión de cantidad4 de una mayor
cantidad de se5ales "eneradas por cada hombre individualmente. 2ero hay 'ue se5alar 'ue
una ve* estructurado el len"ua=e escrito4 los hombres empe*aron a "uardar información4 ya no
8nicamente respecto del estado ps%'uico sub=etivo inconsciente4 sino respecto de las cosas4
del ambiente local4 del universo e inclusive respecto de ellos mismos. 9ue entonces 'ue el
len"ua=e escrito empe*ó a usarse para refle=ar cin(ticamente el ambiente externo al con.#nto
76
de los *om+resH y as% estos empe*aron a explicar el clima4 la Lierra y los productos 'ue se
hacen y se obtienen de ella4 como tambi(n la naturale*a del cielo4 las estrellas4 el marH en fin4
todo lo inobservable4 desde el macrocosmos hasta el microcosmos.
?s% nos explicamos como la información ps%'uica de tipo animal4 pro"resivamente lle"ó a
convertirse en información social Iinformación extraindividual4 ;extrasom#tica< o p8blicaI 'ue
existe por s% misma como producto epi"en(tico de la actividad de los hombres4 pero cuya +ase
e(terna de desarrollo lle"ó a ser =ustamente el ambiente del microcosmos y el macrocosmos
universal. $sta es entonces la clase de información 'ue se ha convertido en la +ase interna de
desarrollo de la propia sociedad. 2ues as% como los hombres de la especie ,. saiens fueron
punto de partida de la información social: (sta es entonces la base de desarrollo por la cual los
hombres actuales nos lle"amos a convertir en soporte activo de la misma4 esto es4 en el
sistema de la sociedad.
$sto si"nifica 'ue todas las formas de actividad humana son necesariamente procesos de
car#cter informacional4 y 'ue la información 'ue or"ani*a la sociedad codificada en diversos
sistemas f%sicos y 'u%micos de memoria externa a los individuos4 tiene 'ue ser incorporada por
estos para poder vivir dentro de ella. $s decir4 la información social tiene 'ue ser transcrita4
codificada y "uardada en la forma de información ps%'uica4 ahora de naturale*a consciente,
por cada uno de nosotros. 2or lo mismo4 las habilidades manuales 'ue e=ecutamos los
hombres ya no sólo refle=an la información ps%'uica inconsciente 'ue ten%amos al nacer4 sino
la información social 'ue incorporamos como información ps%'uica consciente en el neocórtex
cerebral durante nuestra propia actividad individual. 1na ve* 'ue esta actividad se convierte
en actividad personal4 por efecto de esta clase de información4 las personas pueden volver a
codificar la información ps%'uica consciente 'ue crean y producen en las herramientas y
m#'uinas por medio de las cuales ellas mismas transforman los elementos naturales en
alimentos4 vestido4 vivienda4 caminos4 obras de arte y en todas las confi"uraciones artificiales
'ue adopta la naturale*a por acción con=unta de las personas dentro de esta sociedad.
La información social 'ue los hombres est#n en condiciones potenciales de apropiarse y
utili*ar en la (poca actual4 se estructura b#sicamente en códi"os de naturale*a fisico'u%mica
'ue son tanto representaciones o de contenido Iel alimento4 el vestido y la viviendaH las obras
de arte4 las creencias y la misma cienciaI4 as% como de procedimientos o de forma Ilas
herramientas y las m#'uinas4 la t(cnica4 la ló"ica4 las leyes y los códi"os morales.
9uera de las personas4 la información social puede ser almacenada en tantos medios
como sea posible: en papel4 cintas y discos de sonido4 video4 cine4 as% como est# contenida en
los alimentos4 el vestido4 la vivienda4 las v%as de transporte4 los libros4 los aparatos de
cómputo. La información social est# tambi(n codificada en toda a'uella parte de la naturale*a
transformada por la actividad colectiva de los hombres: en los campos de cultivo4 en las
f#bricas de la industria4 en las ciudades4 como tambi(n en los ritos y las tradiciones4 en los
servicios y las instituciones 'ue han convertido la red ef%mera de comunicación interindividual
de los animales4 en una red de comunicación social 'ue tiene su propia existencia.
2or extensión4 con toda la cantidad de información ps%'uica de base social elaborada en
su cerebro4 el cient%fico puede atribuir una estructura informacional a todo el universo conocido
y por conocer. @ aun'ue4 como dice >atanabe +1JK3,4 ;es un error creer 'ue un ob=eto
material o un proceso f%sico es portador de un fra"mento determinado de información<4 es
importante notar 'ue4 as% como todo lo 'ue se llama información son estructuras internas a los
sistemas vivos individuales4 la información social4 a8n siendo externa a los hombres4 es
interna respecto del sistema vivo4 es decir4 a la sociedad en su con=unto. 2or esta ra*ón4 los
procesos informacionales 'ue son la esencia de la vida individual4 se ampl%an con la
información social 'ue refle=a epi"en(ticamente los procesos internos de cada uno de los
hombres y cin(ticamente no al entorno local 'ue los rodea4 sino el ambiente del universo4 'ue
ló"icamente incluye la naturale*a transformada por la sociedad4 la sociedad misma y los
hombres 'ue la constituyen. ?s%4 por e=emplo4 la oración J%3 4%/#'&"%/$0 , %3 #%) #0/ 3'
&"#&' +0#'K y la fórmula E < &+
2
ya no contienen sólo la información ps%'uica acerca del
mundo 'ue tuvieron 2arm(nides y ?lbert $instein4 sino 'ue ahora son la información social
'ue refle=a la estructura del hombre y del universo.
$ntonces4 as% como las diversas clases de información determinan cin(ticamente la
reor"ani*ación de los sistemas individuales4 as% tambi(n la información social determina
sociocin(ticamente la reestructuración de todos sus componentes4 'ue no son sólo las cosas
'ue han hecho los hombres4 sino ellos mismos desde su concepción. @ as% como en cada
individuo la información ps%'uica inconsciente4 transforma cin(ticamente el or"anismo humano
77
en psi'uismo humano al momento de nacer4 as% tambi(n al codificarse en el neocórtex
cerebral de cada hombre Icomo información ps%'uica conscienteI4 la información social
reestructura cin(ticamente la actividad ps%'uica inconsciente4 el sistema nervioso y por medio
de (ste la actividad funcional4 metabólica y celular de todo el individuo.
Ansistimos pues en 'ue la sistemati*ación de los procesos informacionales en el #mbito
social y la aparición de los sistemas de memoria inertes 'ue codifican la información social4
son en realidad la base externa de desarrollo de la actividad individual de los hombres. $n tal
sentido4 despu(s 'ue los hombres han incorporado toda la información social 'ue les es
posible4 la información ps%'uica 'ue la refle=a ser# la base interna de desarrollo del individuo
total.
2or lo 'ue se ha explicado4 y tal como se ha se5alado en otro lu"ar +3rti*4 1JJ4,4 se
puede sustentar el principio de 'ue la sociedad corresponde a un nivel de or"ani*ación del
sistema vivo 'ue depende de una nueva clase de información4 y 'ue (sta no es otra 'ue la
información social. @a hemos se5alado 'ue a esta clase de información corresponden las
noticias4 los mensa=es4 los conocimientos. $s la información 'ue usamos4 elaboramos y
compartimos des#!s 0#e la *emos arendido socialmente4 es decir4 despu(s 'ue la hemos
ad'uirido desde la sociedad.
2or consi"uiente4 una ve* definida la información en t(rminos ne"uentrópicos4 es m#s
coherente y conveniente llamar comunicación 8nicamente a los procesos de se5ali*ación 'ue
se usan en las relaciones interindividuales. &omo dec%amos4 la información se transmite del
n8cleo al citoplasma4 de una c(lula a otra4 de un te=ido a otro4 de un receptor sensorial al
cerebro4 del lóbulo occipital al frontal4 del hemisferio i*'uierdo al derecho4 etc. La 8nica y
sin"ular situación4 'ue por lo mismo se presta a confusión4 es la de la información social 'ue
existe codificada por fuera de los individuos humanos4 de modo 'ue para mantener la
coherencia de los conceptos4 diremos 'ue sólo en este caso la información se com#nica o se
transfiere de una persona a otra a trav(s de un medio no vivo exterior a ellas. Si di=(ramos4
como lo decimos por sentido com8n4 'ue la información se transmite de una persona a otra4
por tel(fono4 por e=emplo4 estar%amos descartando el concepto de comunicación4 lo cual es
contradictorio con una situación 'ue es "en(rica a todas las clases de relación interindividual
'ue existen dentro del sistema vivo.
Lodo esto obli"a a elaborar una definición de la información social en t(rminos absolutos.
$s se"uramente dif%cil diferenciar la información social de la información ps%'uica. F2ero 'u(
dificultad podemos tener ahora en 'ue la clase de información 'ue llamamos social es m#s
abierta4 p8blica4 tal como la encontramos4 por e=emplo4 en los libros o en internetG. 7especto
de los individuos de la especie ,. saiens 'ue dispon%an solamente del aire para "enerar las
estructuras ef%meras or"ani*adas por el aparato articulatorio del emisor4 es iló"ico pensar 'ue
hubieran dispuesto de información codificada fuera de sus cerebros4 'ue el len"ua=e fuera en
realidad distinto del habla de un individuo4 'ue las palabras de una oración pronunciada fueran
de naturale*a f%sica distinta de la ima"en ps%'uica sub=etiva 'ue refle=an. Sin embar"o4 la
codificación del habla en la escritura ya indica la existencia extraindividual del len"ua=e. @
aun'ue el solo hecho de su estabilidad f%sica no daba pie para hablar de la existencia de una
clase distinta de información extraindividual4 por lo menos se pod%a decir 'ue las palabras
escritas contienen información. !asta cierto punto4 podemos entender a 0oster%n +1JJ4,
cuando al ne"ar la existencia de la información fuera del cerebro4 dice 'ue las huellas de=adas
por una civili*ación 'ue ha desparecido ya no es información4 y 'ue sólo lo fue para 'uienes
las de=aron. $s claro 'ue as% se alude al hecho de 'ue tales huellas contienen información
ps%'uica de las personas 'ue las de=aron4 y 'ue no son información sino se5ales para nosotros.
7esulta 'ue4 efectivamente4 no es información ps%'uica por'ue no sabremos nunca 'u(
pensaba 'uien hi*o lo 'ue ahora encontramos en ruinasH pero s% podemos afirmar 'ue (stas
ruinas son la información social 'ue refle=a4 en "ran medida4 la existencia de ese hombre o de
su civili*ación.
Sin embar"o4 ahora ya no podr%amos for*ar las cosas respecto de la información
contenida en una cinta de video. 2or e=emplo4 despu(s de apreciar la ima"en de una persona
habl#ndonos tiempo despu(s de 'ue ha muerto4 nos es por lo menos posible empe*ar a
considerar el hecho de 'ue cuando se ven y escuchan im#"enes de personas en el cinema o
el televisor4 es una clase de información de naturale*a esencialmente distinta de las 'ue
existen dentro de las personas.
$n otra situación4 si despu(s de proveer de ciertos datos acerca de un hecho a una
computadora4 di"amos acerca del clima actual4 y la pro"ramamos para 'ue nos proporcione
78
datos acerca del clima de pasado ma5ana4 es totalmente imposible ne"ar 'ue la m#'uina nos
ha proporcionado información ya no respecto de lo 'ue uno ima"ina o piensa4 sino =ustamente
respecto del clima. $n tal caso sólo tenemos 'ue pre"untarnos a 'u( cate"or%a pertenece esta
información. $n primer lu"ar4 se parece m#s a una noticia 'ue a una idea. $n realidad4 Fno es
'ue el computador ha procesado el mismo len"ua=e expresado por una persona4 y 'ue los
datosWse5ales han soportado cientos de procesos intermedios4 todo ello por fuera del cerebro
de una personaG. 1na respuesta ne"ativa ser%a 'ue de todos modos la m#'uina sólo refle=a la
información ps%'uica de los expertos en predecir el clima. Sin embar"o4 hay otros dos aspectos
importantes acerca de estas formas de procesamiento extracerebral de seCales: primero4 'ue
es una forma de codificación de información ps%'uica en un medio f%sico 'ue nin"una especie
animal ha podido hacer4 y se"undo4 'ue ya no refle=a sólo la mente de una persona4 sino a los
procesos naturales y artificiales subyacentes a los fenómenos del ambiente universal4 a los
'ue no podemos acceder directamente por medio de nuestros receptores sensoriales.
7ecordemos4 al respecto4 como el ?.- de una c(lula refle=a tanto su medio interno como su
ambiente exterior.
$s evidente 'ue los sistemas de cómputo ya no sólo contienen información4 como todav%a
podr%a decirse del libro4 sino 'ue realmente re"istran4 almacenan4 procesan y elaboran
información. !abr# 'ue destacar4 entonces4 el hecho de 'ue adem#s de contener información4
estas m#'uinas s% pueden procesar y "enerar información. $n estas m#'uinas4 las part%culas
del disco duro o de la pantalla del monitor4 forman estructuras 'ue cambian en s% y por s%
mismas en el tiempo4 aun'ue siempre por la acción exterior Is#eriorI 'ue proviene de la
persona 'ue la mane=a. ?8n as%4 nadie nie"a y m#s bien se destaca el hecho de 'ue estas
m#'uinas refle=an procesos reales4 aun'ue parciales +sólo los co"nitivos, de la actividad del
hombre4 o me=or4 de la sociedad humana. $ntonces4 por su propia estructura inerte4 ante el
observador4 ellos son modelos de su hacedor. -otaremos 'ue hay seme=an*as y diferencias
esenciales entre las herramientas4 los utensilios4 las m#'uinas4 los servomecanismos y los
aparatos de cómputo. .e todo esto4 lo 'ue realmente interesa4 es 'ue los hombres han sido
capaces de codificar información de modo perdurable por fuera de sus propios cerebros4 y 'ue
al haber hecho esto4 dicha información ya no refle=a la información ps%'uica de uno o m#s
individuos4 sino al ambiente universal externo a la propia sociedad.
3tro aspecto importante 'ue debemos tener en cuenta es 'ue cuando se hace referencia
a la sociedad como un sistema supraindividual4 se alude al hecho de 'ue la sociedad es al"o o
mucho m#s 'ue la suma de los individuos 'ue lo conforman4 y es por lo tanto =usto y necesario
pre"untarse en 'u( consiste el todo en tanto es al"o o mucho m#s 'ue sus partes. 1na
respuesta correcta es 'ue4 este al"o m#s4 es 8nicamente la estructura informacional de la
sociedad. @a hemos se5alado 'ue la estructura de se5ales interindividuales de los animales
'ue determinan la or"ani*ación de la colmena o la manada4 tambi(n constituye ese al"o m#s
de los sistemas multiindividuales. Si es as%4 se tiene 'ue responder a una pre"unta clave: en
'u( sentido se puede ase"urar 'ue la sociedad corresponde a una forma superior de
or"ani*ación de la materia4 y si la información social de la cual suponemos depende su
or"ani*ación intr%nseca es realmente diferente de las dem#s clases de información e inclusive
una de mayor comple=idad y diversidad4 as% como de nivel superior respecto de las 'ue se
procesan dentro de los sistemas vivos individuales4 incluidos los hombres.
La información social es claramente diferente de la información "en(tica 'ue or"ani*a la
actividad celular. Liene un cierto parecido a la información metabólica 'ue se codifica en las
se5ales 'u%micas de los te=idos. .ir%amos 'ue4 por e=emplo4 las palabras en una conversación
entre muchas personas se comportan de modo similar a las hormonas 'ue se distribuyen entre
las c(lulas de los te=idos o a las feromonas con 'ue se comunican al"unos animales. Se
parece a8n m#s a la información neural 'ue se codifica en los impulsos nerviosos 'ue se
propa"an por medio de los nervios en los diversos ór"anos. Los si"nos del len"ua=e Ien
especial los mensa=es 'ue se trasmiten por cables de metal4 de fibra de vidrio o de ondas
hert*ianasI son an#lo"os a las se5ales neurales4 sensoriales y motoras4 con 'ue se relacionan
los ór"anos de un individuo entre s% e interindividualmente los or"anismos. 2ero es a8n m#s
interesante 'ue la información social haya sido i"ualada a la información ps%'uica inconsciente
'ue existe como tal en el cerebro de los animales superiores4 y 'ue se comunica4 como ya
hemos visto4 por medio de se5ales 'ue se codifican en los "estos del animal. -aturalmente
'ue esta no es una identificación4 pero s% es una explicación de 'ue en lo esencial4 todas las
clases de información tienen la misma estructura y actividad.
Las relaciones entre el individuo humano y la sociedad4 por otro lado4 son procesos de una
naturale*a esencialmente distinta de las relaciones 'ue existen entre la actividad de los
79
individuos animales y su respectiva or"ani*ación multiindividual. &uando se i"noran estas
diferencias o se las de=a sin explicación4 es f#cil ar"Yir 'ue la sociedad es sólo una suma de
individuos4 o 'ue sea definida sólo en t(rminos del entorno o de las relaciones interindividuales
'ue se producir%an como en cual'uier otra a"rupación multiindividual de animales. @ cuando
se afirma4 impl%cita o expl%citamente4 'ue la información 'ue contienen los medios de
comunicación social es de la misma naturale*a de la 'ue contienen las se5ales 'ue emiten los
animales4 se termina por ne"ar la existencia material de la información social4 y como
consecuencia 'ueda ne"ada la existencia de la sociedad como estructura distinta de las
a"rupaciones animales.
?dem#s4 si se cree 'ue la información y la cultura sólo se encuentran en el cerebro de los
hombres4 y m#s todav%a4 si la información y la cultura 'ue usan los hombres se las e'uipara
con la actividad ps%'uica de los animales4 resulta 'ue tampoco tendr%a importancia el hecho de
'ue los substratos en 'ue se codifican las se5ales Ila c(lula4 el cerebro4 el papel o el disco
duroI sean sustancialmente distintos. $s verdad 'ue la misma información puede codificarse
en medios diferentes. 1na palabra4 el rostro de una persona4 un paisa=e4 pueden codificarse en
part%culas del aire4 en ondas electroma"n(ticas de distinta lon"itud de onda4 en corrientes de
electrones4 en manchas de tinta4 en barro4 piedra o metal4 etc.4 como tambi(n en se5ales
ps%'uicas4 impulsos nerviosos4 mol(culas interneuronales4 redes neurales4 #tomos4 'uantos del
cerebro de las personas. 2ero4 Facaso no es importante la diferencia entre los medios de
codificación intraindividuales 'ue son comunes a todos los seres vivos4 y los medios de
codificación extraindividuales 'ue son propios o exclusivos de los hombres 'ue viven en una
sociedadG
2ara una explicación m#s cabal de la naturale*a de la información social4 habr%a 'ue
insistir tambi(n en las diferencias esenciales 'ue existen entre una especie y otra4 y entre la
especie ,omo saiens y la sociedad humana. &omo ya hemos visto4 al producirse un salto de
una especie a otra4 en los sistemas multiindividuales respectivos4 la red de comunicación si"ue
siendo solamente de tipo interindividual. !asta el nivel de los animales superiores se cumplen
perfectamente todos los postulados de la filosof%a 'ue nie"a la existencia de la información o
la admite en t(rminos de ;la cultura< de los animalesH concepciones (stas 'ue son compatibles4
a su ve*4 con las concepciones cient%fico/naturales de la psicolo"%a acerca de la co"nición y la
conducta de ?ristóteles4 Eant4 .arBin4 9reud4 Lorent* y SDinner +v(ase: Stevenson4 1JK), .
?l codificarse la información en medios f%sicos externos a los individuos de la especie
!omo sapiens4 la red de comunicación 'ue usa un len"ua=e ya no es sólo yuxtaestructural4
sino tambi(n supraestructural respecto de los individuos4 y as% el sistema multiindividual se
convierte en supraindividual4 es decir4 en sociedad. $sto si"nifica 'ue los hombres poseen una
cate"or%a distinta de información para poder relacionarse entre s%4 cual es la información social
'ue se puede codificar en un tipo especial de len"ua=e. $l efecto de la aparición de esta clase
de información es 'ue4 en primer lu"ar4 determina un tipo mucho m#s comple=o de
or"ani*ación multiindividual4 y en se"undo lu"ar4 'ue cuando los hombres nacen dentro de
esta sociedad4 tienen 'ue ad'uirir e incorporar dicha información4 no por imitación o
condicionamiento4 sino por una estrate"ia social de desarrollo 'ue impone condiciones a los
nuevos miembros de la sociedad4 en un proceso 'ue no dura semanas o meses4 sino 'uince a
veinte a5os. .e este modo4 los hombres van a disponer de una clase de información sin la
cual les ser# imposible vivir y desarrollarse dentro de dicha sociedad. ? 'uienes no ad'uieren
esta información les ocurrir# al"o similar a 'uienes por des"racia sufren retraso mental por
destrucción de su neocórtex cerebral.
.entro de la or"ani*ación de la sociedad4 el len"ua=e =ue"a un papel esencial. Si bien este
es un con=unto de vibraciones del aire estructuradas por el aparato articulatorio de los
hombres4 de duración ef%mera4 i"ual 'ue las se5ales de los animales4 despu(s 'ue es
codificado en elementos "r#ficos 'ue persisten mucho m#s all# del momento en 'ue se
emiten4 el len"ua=e4 hablado o escrito4 se convierte en la forma m#s importante de codificación
de la información social. !ubiera sido imposible 'ue la sociedad se desarrollara sólo por medio
del len"ua=e codificado en un medio como el aire4 a8n disponiendo de la extraordinaria
capacidad de memoria del neocórtex cerebral de sus miembros. F2odr%a al"uien aprender la
fórmula de -eBton sólo de o%dasG. F!ubiera podido inmortali*arse si'uiera una de las
sinfon%as de Ceethoven si no se hubiera codificado en el penta"ramaG. F&u#nto de la historia
de &hina4 $"ipto4 Nrecia4 conocer%amos ahora si la información se nos hubiera comunicado
sólo en forma de rumorG. 7ecordemos estos casos y compar(moslos con el de nuestros
antepasados: sabemos m#s acerca de los faraones 'ue reinaron hace m#s de 54::: a5os 'ue
de nuestros incas 'ue reinaron hace apenas 5::. $s verdad 'ue los =ero"l%ficos e"ipcios
80
contienen información4 pero lo 'ue all% se dice e interesa realmente para nosotros es
información respecto de $"ipto4 y no sólo respecto del pensamiento del escritor4 pues si as%
fuera4 podr%a ser interesante como idea o creación ima"inativa de su autor4 y no como la
historia de dicha cultura.
1na herramienta4 a diferencia de una frase4 no puede ser información por s% misma4
aun'ue sabemos 'ue contiene la información de 'uien la hi*o. 2ero a8n as%4 podemos lle"ar a
saber cómo se hace o 'u( se puede hacer con ella despu(s de al"unos ensayos. $n cambio4
cuando uno escucha una oración "rabada en un disco o se lee en la p#"ina de un libro4
sabemos 'ue es información4 inclusive cuando se toma el concepto de información como
proceso de informar o dar forma. $n tal caso4 cabe pre"untar 'ui(n informa y acerca de 'u( se
informa.
Si se responde a estas pre"untas diciendo 'ue 'uien informa es una persona y 'ue ella
informa sólo acerca de lo 'ue piensa4 se podr%a concluir en 'ue la información es expresión
exclusiva de las personas y 'ue la información est# sólo en el cerebro de esas personas4 y por
lo mismo4 'ue (stas sólo "uardan la información ps%'uica en su cerebro4 aun'ue la puedan
codificar en se5ales como las palabras o en los instrumentos 'ue expresan. 2ero si salimos del
es'uema del hombre animal y tomamos en cuenta la obra social resultado de la
transformación artificial de la naturale*a por mano del hombre4 veremos 'ue4 en el contexto de
esta or"ani*ación multiindividual4 las pre"untas acerca de 'uien o 'u( informa apenas tiene
importancia4 pues la pre"unta traduce una distorsión de los conceptos 'ue impide su correcta
explicación. $n primer lu"ar4 por'ue se cree 'ue el concepto de información sólo sirve para
explicar las relaciones entre las personas4 mas no la relación 'ue existe entre la sociedad y el
universo. 6ustamente por haberse planteado el problema correctamente4 el universo ha sido
antroomorfizado, y se dice4 por e=emplo4 'ue el sol y las estrellas obedecen a la ley de la
"ravedad4 o m#s modernamente 'ue nos proporcionan información. $n se"undo lu"ar4 se
habla del ambiente en "eneral4 sin tener en cuenta 'ue el ambiente local de los animales es un
mundo extremadamente restrin"ido en comparación con la ma"nitud del universo 'ue la
sociedad ha lo"rado explorar4 describir4 explicar y transformar. $n realidad4 'uien nos
proporciona información respecto del universo es la sociedad4 por'ue han sido colectividades
de personas 'ue en sucesivas (pocas de la historia humana han lo"rado crear y acumular la
información 'ue explica los procesos f%sicos4 'u%micos4 bioló"icos y sociales del universo4 y
han "uardado esta información no como información ps%'uica4 sino como información social.
$n efecto4 si la información es en esencia una forma de reflexión inherente a todo el
sistema vivo4 'ue refle=a tanto su estado interno como su ambiente4 tiene por lo mismo la
misma estructura en los hombres y en la sociedad. Si esto es as%4 la información social tiene
una ubicación 'ue no es diferente de las dem#s clases de información intraindividual4 pues si
bien existe por fuera de los individuos4 est# dentro de la sociedad. @a no es sólo información
respecto del estado sub=etivo de los individuos4 sino información respecto de la sociedad4 es
decir 'ue su stat#s es social: la frase ;ten"o un fuerte dolor la cabe*a< escuchada por el
m(dico refle=a el estado de un individuo y parece muy distinta de la frase ;habr# un fuerte calor
este verano< 'ue refle=a el estado del clima. 2ero4 para el m(dico4 como para cual'uier otra
persona4 ;ten"o un fuerte dolor de cabe*a< si"nifica mucho m#s 'ue la simple sensación
sub=etiva de dolor4 y viene a ser información acerca de un aspecto pr#cticamente inobservable
del mundo4 como son los procesos internos 'ue ocurren dentro de la cabe*a de 'uien le duele.
$l stat#s ló"ico de este conocimiento es del mismo nivel 'ue el conocimiento de los procesos
internos 'ue ocurren dentro de la materia4 por e=emplo4 a'uellos 'ue se expresan en el clima.
2or cierto 'ue esa clase de información4 en tanto es una forma de reflexión ne"uentrópica
de la materia viva4 siempre ser# refle=o de al"8n aspecto de (sta y de toda clase de materia.
2or lo mismo4 as% como la información ps%'uica refle=a no sólo al individuo sino a su ambiente
local4 as% tambi(n la información social refle=a a la sociedad y al universo +'ue ló"icamente
incluye el estado interior del individuo,. !abr# 'ue diferenciar4 en consecuencia4 la expresión
verbal de una persona en tanto se5al 'ue contiene la información ps%'uica 'ue or"ani*a su
actividad en ese momento4 y en tanto si"no 'ue contiene o es información social respecto de
su universo.
Si en los animales superiores4 la información ps%'uica refle=a 8nicamente sus condiciones
internas y el ambiente 'ue le rodea4 y se refle=a en el control de su medio interno y en su
accionar sobre dicho ambiente local4 notaremos de inmediato 'ue4 por fuera del animal4 entre
su ambiente y (l mismo no hay ni puede haber información al"una. $n cambio4 dentro de la
sociedad existe la información social4 cuya caracter%stica esencial es haber sido primero una
81
extensión epi"en(tica de la información ps%'uica inconsciente de los hombres primitivos4 pero
'ue ahora es el modelo de desarrollo 'ue determina cin(ticamente la actividad del con=unto de
la sociedad y de la conciencia de cada una de las personas.
La información social se define4 entonces4 en los mismos t(rminos 'ue la información en
"eneral4 o las dem#s clases de información: es la estructura 'ue refle=a epi"en(ticamente la
actividad ps%'uica de los hombres y cin(ticamente a los procesos internos del universoH y cuya
actividad es la base interna de desarrollo de la sociedad y de los miembros 'ue la componen4
al ser transformados en el soporte activo del sistema de la sociedad.
? diferencia de los animales4 los hombres se desarrollan como personas4 y al ad'uirir la
información social sistemati*ada en el arte4 la ciencia4 la reli"ión4 el derecho4 la econom%a4 la
(tica4 cada persona ad'uiere y desarrolla su concienciaH una estructura ps%'uica 'ue refle=a al
universo4 la sociedad y a los dem#s hombres. Usta es la clase de información por la 'ue
sabemos 'ue existen 'uantos4 #tomos4 mol(culas 'ue constituyen nuestro ambiente
inmediato4 as% como las estrellas de las "alaxias m#s distantes. $s la información acerca de lo
'ue nadie puede sentir o experimentar a trav(s de sus propios sentidos. Mui(n puede haber
visto el paso de los amino#cidos a trav(s de la barrera hematoencef#lica. Mui(n puede haber
visto los procesos en s% por los cuales se forma el tubo neural y se diferencian las neuronas.
Mui(n puede haber visto la ener"%a electroma"n(tica o el ori"en del universo. Si al"uien puede
ima"inar y conceptuar cómo puede ocurrir todo esto4 es sólo por la información social 'ue en
al"8n momento lle"a a constituirse en su conciencia4 es decir4 cuando las distintas clases de
información social 'ue han sido incorporadas previamente por esa persona se inte"ran en las
im#"enes y los conceptos de su ima"inación y su pensamiento como refle=o consciente del
mundo.
Loda esta forma de actividad4 'ue por supuesto no tiene cómo ni por 'u( existir en los
animales4 nos muestra 'ue entre las personas y su ambiente4 s% existe ciertamente información
+social, respecto del universo. $s información 'ue refle=a +describe4 explica, al cielo y las
estrellas 'ue contemplamos por las noches4 pero no es información enviada por el universo4
sino creaciones de esta sociedad. &omo puede verse en la fi"ura 5.14 a diferencia de los
hombres4 los animales tienen una relación directa con su ambiente local4 y si 'ueremos decir
'ue este ambiente les proporciona información4 es sólo en el sentido 'ue diversas formas de
ener"%a estructurada puede "enerar información dentro de cada individuo a partir de los
receptores 'ue dispone.
9i". 5.1. 9uera de cual'uier sistema vivo +incluida la sociedad, no existe información: el
ambiente universal "enera información sólo dentro del sistema: cada sistema vivo puede
"enerar información sobre su ambiente. cnicamente las personas4 en tanto miembros de la
sociedad4 disponen de información +social, por fuera de ellas4 aun'ue se encuentra dentro del
sistema de la sociedad.
2or su importancia4 no podemos de=ar sin esclarecer un punto 'ue no ha sido resuelto por
la teor%a de la información. -o est# claro si los ob=etos hechos por el hombre4 y sobre todo los
sistemas inform#ticos4 contienen &Eo rocesan información. Reamos tres situaciones
diferentes: 1, los periódicos y los libros de las bibliotecas4 2, los discos y cintas ma"n(ticas de
los e'uipos de audio4 cine y video4 y 3, los discos duros4 discos l#ser y dis'uetes de los
sistemas de cómputo. 9i=(monos bien 'ue en este contexto la palabra ;contienen5 si"nifica dos
cosas diferentes. $n un primer sentido se refiere al hecho de 'ue la estructura f%sica de un
ob=eto refle=a la información ps%'uica de la persona 'ue lo hi*o. $n este sentido4 todo artefacto
Itoda obra hecha por los hombres4 desde una silla4 una casa hasta un aviónH desde el dibu=o
SISTEMA VIVO AMBIENTE LOCAL
PERSONA INFORMACIN SOCIAL AMBIENTE !NIVERSAL
82
de una l%nea4 un cubo hasta una obra de arte4 as% como los utensilios y las herramientas4 desde
una palanca4 una computadora hasta un sat(lite artificialI4 todo lo 'ue hacen los hombres
dentro de la sociedad4 decimos 'ue contiene la información 'ue (stos usaron al crearlo y
producirlo. 1na lampa contiene información +ps%'uica, en el sentido de 'ue su forma y función
refle=a la idea y la acción de 'uien la hi*o. $n este caso4 como ocurre a menudo4 la
información ps%'uica a base de la cual se construyeron tales artefactos se puede convertir en
información social4 y sobre la base de (sta4 los mismos artefactos ya se pueden fabricar en
serie. $sto ocurre cuando la idea del constructor adopta la forma de un mapa4 un plano o un
con=unto de instrucciones acerca de cómo se deben construir viviendas4 confeccionar vestidos
o preparar alimentos.
$l se"undo sentido de la palabra contienen sur"e cuando se da por entendido 'ue la
información est# codificada en las "raf%as o huellas "rabadas en al"8n tipo de materia inerte.
&uando se dice4 por e=emplo4 'ue un libro contiene información4 ya no se hace referencia al
hecho de 'ue el libro es obra del artesano 'ue lo imprimió4 cortó el papel4 empastó las ho=as4
etc.H ni si'uiera nos referimos a la obra del editorH tampoco 'ueremos decir 'ue sus p#"inas
contienen letras y palabras escritas: lo 'ue se 'uiere decir es 'ue estas p#"inas contienen las
palabras y las oraciones 'ue refle=an las ideas de su autor4 esto es4 contienen la información
ps%'uica de una persona. 2ero a'u% cabe se5alar de nuevo4 'ue si bien el libro contiene la
información ps%'uica de su autor4 las palabras y las frases all% escritas ya son información
social para 'uien las lee4 pues no sólo refle=an las im#"enes y conceptos de su autor4 sino
tambi(n los sucesos de un universo exterior 'ue son descritos o explicados en el discurso4 o
en un poema.
Sólo en este se"undo sentido se puede afirmar 'ue la información social puede ser
transcrita de un códi"o a otro: una frase contenida en el aire al momento de pronunciarla se
puede transcribir en ondas electroma"n(ticas 'ue se propa"an en el espacio4 en corrientes de
electrones 'ue se propa"an en cables y aparatos de sonido o de video4 en las huellas de=adas
en un disco de acetato o de lectura l#ser4 en una cinta ma"n(tica de sonido o de video4 y as%
sucesivamente en diferentes medios4 y as% pasa de una forma de codificación a otra4
incluyendo los códi"os escritos en las p#"inas de un libro o en la pantalla de un computador.
Lo importante es 'ue la información ori"inalmente ps%'uica se ha codificado en se5ales
materiales inertes4 por fuera del cerebro de 'uienes la crearon y produ=eron. $sta constatación
nos obli"a a explicar dos ideas 'ue usualmente aluden a la naturale*a de la información y 'ue
se expresan en las frases: ;F contiene información respecto de A54 y ;F es información para B5.
2or e=emplo4 se puede decir: ;la palabra dro=oT contiene información respecto del color ro=o<H
pero4 Ftiene sentido decir: ;la palabra dro=oT es la información respecto del color ro=o<G.
$stamos se"uros 'ue s%4 aun'ue la frase ;la palabra dro=oT es información para 2iero< es m#s
aceptable para el sentido com8n. Lambi(n encontramos frases como (sta: ;Las se5ales
nerviosas contienen información<4 ;las fibras nerviosas conducen información<. $n el primer
caso4 se da por entendido 'ue un con=unto de impulsos nerviosos contiene la información
neural respecto de un est%muloH en el se"undo4 se entiende 'ue el mismo con=unto de impulsos
nerviosos es la información neural para el nivel superior 'ue lo descodifica4 y contiene
información para el nivel inferior 'ue lo encodifica.
La naturale*a de la información social se hace patente tal ve* con mayor claridad cuando
se anali*a la relación de una ecuación matem#tica respecto del universo. Somos conscientes
de 'ue nunca podremos ver un 'uanto de ener"%aH por lo tanto4 la formula de 2lanD es toda la
información 'ue poseemos. $s natural entonces 'ue intentemos ima"inar un 'uanto4 es decir4
'ue intentemos obtener de esta fórmula una cierta información ps%'uica4 a sabiendas de 'ue
es imposible. Stephen !aBDin" 'uiere 'ue ima"inemos un a"u=ero ne"ro acerca de cual sólo
(l y unos cuantos astrof%sicos tienen la información social disponible en la forma de un
con=unto de fórmulas matem#ticas 'ue fueron elaboradas a partir de información social 'ue a
su ve* fue elaborada previamente. $n este mismo sentido4 la fórmula de $instein e = mc
2
es la
información social disponible acerca de como la masa se convierte en ener"%a4 en un proceso
'ue nadie ha visto ni podr# ver. $n estos casos4 sólo el sentido 'ue adopta esta información en
la conciencia de cada uno es información ps%'uica consciente4 de naturale*a claramente
diferente de su si"nificado 'ue es v#lido para la sociedad.
La codificación de la información social en s%mbolos4 iconos4 "r#ficos4 planos4 mapas4 y
especialmente en el len"ua=e ;natural< y en otros len"ua=es como el de la ló"ica4 la matem#tica
y la computación4 es otro aspecto de su ilimitado desarrollo. @ m#s realidad cobra cuando la
información codificada en estos len"ua=es se codifica4 ya no en arcilla o piedra4 sino en papiro4
83
papel4 acetato4 cinta ma"n(tica4 cinta de video4 disco de computador o disco compacto4 con la
posibilidad de transcribirse de un códi"o a otro sin mayores limitaciones.
1na forma m#s sutil de diferenciar entre la información social y la información ps%'uica
consciente4 es 'ue a'uella casi siempre adopta o puede adoptar la forma de un enunciado
normativo. .e all% 'ue los ritos y las costumbres se expresen en oraciones imperativas o
prescriptivasH la terminolo"%a cient%fica usa los t(rminos de leyes4 principios para desi"nar los
enunciados descriptivos o explicativos de la ciencia4 como cuando se dice ;el se"undo
principio de la termodin#mica establece 'ue...<4 o se construye un enunciado en t(rminos de lo
'ue debe ser: ;se"8n la se"unda ley de la termodin#mica4 los seres vivos tienen 'ue morir<.
$ste aspecto normativo de la información social es mucho m#s evidente en los códi"os
le"ales4 los re"lamentos administrativos4 las leyes del mercado4 los códi"os morales4 todos los
cuales pueden ser cambiados por ra*ones sociales o como decisión de 'uien detenta al"una
forma de poderH de modo similar4 las leyes y teor%as cient%ficas tienen 'ue cambiar4 en sentido
estricto por ra*ones ló"icas.
2or otro lado4 sólo de modo fi"urado podemos decir 'ue los animales responden a
est%mulos del ambiente +vu(lvase a la fi". 5.1,H pues se deber%a distin"uir entre la información
social 'ue se concreti*a en est%mulos 'ue sólo los hombres pueden transcribir en sentimientos4
conocimientos o motivaciones4 y los est%mulos f%sicos o 'u%micos 'ue se transducen en
se5ales sensoriales en los animales. 0#s a8n4 para los animales dom(sticos4 del laboratorio o
del circo4 la información 'ue le comunicamos habl#ndoles4 para ellos no es en modo al"uno
social4 pues en ellos las palabras son sólo sensaciones 'ue se encodifican en sus redes
nerviosas de nivel inconsciente y as% modifican su comportamiento.
Siendo as%4 Fcómo es 'ue se ha podido decir 'ue los animales perciben4 ima"inan4
piensan y act8an como las personasG. ?firmaciones como estas4 'ue se presentan como
proposiciones científico nat#rales4 son las 'ue =ustifican 'ue ciertas personas di"an ;esto lo
arre"lamos como hombres<4 cuando con esto est#n diciendo 'ue van a resolver sus problemas
como los animales4 i"ual 'ue las naciones 'ue arre"lan sus problemas por medio de la "uerra4
haciendo uso de la fuer*a f%sica y la destrucción. $n sentido estricto4 arre"lar las cosas como
hombres debiera si"nificar arre"larlas (ticamente. ?l parecer4 la i"ualdad entre hombres y
animales4 planteada y sostenida de modo científico"nat#ral4 sólo ha servido para =ustificar la
"uerra4 a sabiendas de 'ue la sociedad humana dispone de principios morales y le"ales
científico"sociales 'ue no debieran ser sólo ideales4 sino procesos reales 'ue determinan la
protección y defensa de la vida de sus miembros4 de todo el sistema vivo4 as% como el
mantenimiento de la inte"ridad de la naturale*a 'ue nos aco"e.
$s pues importante dilucidar en 'ue sentido se puede afirmar 'ue la información social es
e'uivalente y al mismo tiempo diferente de la información ps%'uica consciente. 2or un lado4 en
el mayor nivel de abstracción puede decirse 'ue el pensamiento simbólico es información
social: en tal caso ima"inamos 'ue la sociedad es yuxtaestructural al individuo4 esto es4 'ue la
información social corresponde al mismo nivel de la información ps%'uica consciente. 2ero si
aceptamos 'ue la sociedad es supraestructural respecto de las personas4 tendremos 'ue
concluir en 'ue la información ps%'uica consciente depende de la información social4 en tanto
(sta determina a a'uella. ?s%4 cuando dec%amos 'ue !aBDin" pretende 'ue ima"inemos el
ori"en del universo4 (ste era sólo su deseo4 muy loable por cierto4 de hacernos procesar la
información ps%'uica consciente 'ue en la forma de conceptos sólo (l y otros teóricos han sido
capaces de elaborar. $n realidad4 todo lo 'ue podemos esperar es 'ue la información social
'ue en la forma de ecuaciones matem#ticas acerca del universo se encuentra en sus libros4 en
al"8n momento ten"a sentido para 'uien las anali*a y comprende4 es decir4 cuando la
mencionada información social lle"ue a codificarse como información ps%'uica consciente en
el cerebro de 'uien estudia su obra. Loda esta situación en modo al"uno se "enera
nat#ralmente. Si como hemos afirmado el universo por s% mismo no "enera información y los
procesos naturales no nos env%an nin"una clase de información4 comprenderemos 'ue sólo la
sociedad ha sido capa* de elaborar información acerca del mundo 'ue nos rodea y sobre todo
acerca de los procesos subyacentes a los fenómenos 'ue podemos observar y apreciar. La
situación es similar respecto del conocimiento acerca de los procesos internos de los seres
vivos y de nosotros mismos en tanto o+.etos de conocimiento para la sociedad.
.istin"uimos4 en consecuencia4 dos tipos de relación entre la información social y la
información ps%'uica consciente. Ca=o ciertas condiciones4 la relación es yuxtaestructural o del
mismo nivel4 como cuando la información social es trad#cida en información ps%'uica
consciente4 mientras conversamos4 escuchamos o expresamos frases cuyo si"nificado nos es
84
conocido4 como son las frases de clich( o de uso com8n. $n otras condiciones4 la relación es
supraestructural4 como cuando la información social ocupa un nivel superior y es transcrita en
información ps%'uica consciente4 en cuyo caso la persona tiene 'ue encodificar +descifrar4
entender4 comprender4 interpretar4 explicar, la información social 'ue re"istra como
información ps%'uica consciente. 2or esta ra*ón4 para 'uien no conoce f%sica4 la fórmula de
$instein 'ue hemos mencionado contiene información 'ue potencialmente puede comprender4
primero como se5al visual4 lue"o como relación de si"nos respecto de al"o4 y finalmente como
si"nos espec%ficos acerca de un aspecto tambi(n espec%fico del universo4 es decir4 como
información social en s%.
La relación supraestructural de la información social respecto de una persona tambi(n
sucede cuando (sta crea o inventa4 o cuando se presenta la posibilidad4 mayor mientras m#s
culta es4 de 'ue pueda primero ima"inar y lue"o transcribir sus conceptos en información
social 'ue eventualmente se hace p8blica. $ntonces4 una ve* 'ue es potencialmente a=ena4
esta información ya es social y nuevamente nos muestra su posición supraestructural4
inclusive respecto del individuo 'ue la creó y produ=o.
Reamos4 finalmente4 como el concepto de información social se condice con la propuesta
de Crillouin +1J2, 'ue explica la información en t(rminos de ne"uentrop%a. $l concepto de
información fue introducido en la f%sica moderna cuando se trató de resolver el problema del
demonio de 0axBell. S*ilard +citado por Crillouin4 1J2, propuso una explicación suponiendo
'ue el demonio ten%a 'ue introducir información acerca de los detalles del movimiento de las
part%culas del "as4 y 'ue con esto se cambiaba información por entrop%a ne"ativa +o
ne"uentrop%a,. $l demonio ten%a 'ue medir la posición y velocidad de las part%culas del "as al
mismo tiempo4 y la cuestión era de si es realmente posible 'ue este demonio pudiera ver
si'uiera cada una de las part%culas4 m#s a8n si se piensa 'ue se trata de un sistema donde la
radiación es radiación de un cuerpo ne"ro y es imposible ver dentro de (l. Lo m#s interesante
para comprender la naturale*a de la información social4 es 'ue el demonio tiene 'ue iluminar
artificialmente el interior del recipiente de "as4 lo cual implica a5adir entrop%a ne"ativa al
sistema para obtener información4 con la cual a su ve* se modifica el estado del "as. Si
interpretamos esta 8ltima operación como un experimento para obtener m#s información4 de
inmediato notaremos 'ue dicha operación tiene 'ue aumentar la entrop%a del sistema. Lue"o4
toda obtención de información en un experimento si"nifica aumento de entrop%a.
Crillouin +ob. cit., diferenció entre información libre4 cuando la situación se considera de
naturale*a mental4 e información li"ada cuando la situación se interpreta como confi"uraciones
de un sistema f%sico. 2ara esclarecer la naturale*a del proceso informacional en estas
condiciones4 veamos la si"uiente secuencia +propuesta por el mismo autor,: 1, 1na persona
posee información libre +en su mente,. 2, $sta persona proporciona información a su ami"o
'ue ahora es información li"ada4 pues la información libre se ha convertido en información
li"ada a eventos f%sicos o 'u%micos +como ondas sonoras4 pulsos el(ctricos o cual'uier otro
disturbio f%sico, estructurados por el emisor. $s evidente 'ue esta aproximación al problema de
la información4 claramente diferencia entre información ps%'uica +información libre, e
información social +información li"ada,.
$s pues es sólo un decir antropoc(ntrico4 por no decir metafórico4 'ue los seres vivos en
"eneral detectan4 ad'uieren4 perciben4 almacenan y usan información. $n sentido estricto4 esta
situación sólo ocurre a los hombres4 por cuanto estos s% pueden detectar4 ad'uirir4 etc.
Anformación social. 2ero la información 'ue es la esencia de la vida individual4 es decir4 la
base de desarrollo de todo sistema vivo individual4 no puede ser detectada y menos percibida
por un animal. .ecir en abstracto 'ue un ser vivo detecta información es sólo una forma de
expresar 'ue los sucesos de la vida de los animales en al"o se parecen a lo 'ue hacemos los
hombres. Ansistimos en 'ue solamente las personas podemos detectar y percibir no toda clase
de información4 sino la información social 'ue est# fuera de nosotros mismos4 y por lo tanto4
(sta es la 8nica 'ue podemos almacenarla4 procesarla4 elaborarla y usarla despu(s de haberla
codificado como información ps%'uica consciente en nuestro neocórtex cerebral.
$s usual distin"uir entre el cómo y el por 'u( de los sucesos materiales. La explicación de
tales procesos tienen 'ue proporcionarnos las ciencias4 y especialmente las ciencias naturales.
Sin embar"o4 se afirma 'ue las ciencias no pueden explicarnos el para 'u( un suceso. Sin
duda 'ue esta aseveración es v#lida para las ciencias naturales4 pero no para las ciencias
naturales aplicadas al sostenimiento de la vida humana4 y menos para las ciencias sociales.
&on esto rescatamos otra de las caracter%sticas esenciales de la información social I'ue no
tienen las otras formas de informaciónI4 'ue es la de refle=ar el futuro respondiendo a
85
pre"untas de esta claseH lo cual4 a su ve*4 implica una valoración de la situación actual y sus
posibles cambios de estado en el devenir.
-uestra capacidad de refle=ar ps%'uicamente los aspectos espaciales y temporales del
universo4 de apreciar cual'uier suceso como estructura y como actividad4 de ima"inar y de
pensar4 de percibir y de actuar4 en 8ltimo t(rmino de usar im#"enes y conceptos para
or"ani*ar nuestra propia actividad personal4 no es sino el resultado de como la información
social refle=a los aspectos espaciales y temporales del universo. .isponer de representaciones
acerca del mundo y de procedimientos para transformarlo4 es totalmente distinto de procesar
se5ales fu"aces y moverse dentro de un espacio local 'ue sólo existe en el presente4 como
ocurre con los dem#s seres vivos. La abstracción de los sucesos 'ue se dan en el tiempo es
atributo social exclusivo del hombre4 ya 'ue para abstraer los procesos esenciales de la
naturale*a4 las personas tienen 'ue disponer de un potente sistema social de si"nos
funcionales4 como son las con=unciones4 preposiciones4 adverbios4 e inflexiones de diversa
%ndole4 adem#s de los si"nos de contenidoH un re'uisito 'ue los animales no tienen en modo
al"uno. 1na ve* planteadas los conceptos de esta manera4 ya no tiene sentido sostener 'ue
los animales tienen representaciones y procedimientos conscientes como tienen las personas.
$n resumen4 la cate"or%a de información 'ue llamamos social es4 en sentido estricto4
a'uella 'ue se ori"inó en sentido epi"en(tico Isocio"en(ticamenteI a partir de la actividad no
consciente de los hombres posiblemente en el curso de los 8ltimos I1:: a I3: mil a5os de
humani*ación de la especie !omo sapiens4 y 'ue en estos 3: mil a5os m#s recientes en 'ue
existe codificada en un len"ua=e4 es la base de desarrollo de la sociedad. $sta es la
información 'ue los hombres actuales tenemos 'ue incorporar Ien sentido sociocin(ticoI en el
curso de nuestra propia actividad individual. ?l incorporar esta clase de información4 cada
hombre la codifica en las redes neocorticales de su cerebro4 donde se convierten en
información ps%'uica consciente4 diferente de la información ps%'uica inconsciente. ?s% como
en otro lu"ar +3rti*4 1JJ4,4 m#s adelante discutiremos en 'u( medida la información social es
la base de desarrollo de cada individuo humano4 en el proceso por el cual (ste se convierte en
un individuo social.
5.5. L'# +3'#%# .% "/60)&'+"5/ #0+"'3 , 3' %#$)*+$*)' .% 3' '+$"-".'. #0+"'3
La existencia de la información social est# reconocida impl%citamente en la "ran mayor%a
de las teor%as acerca de la naturale*a humana4 con la notable excepción de las planteadas
dentro o a partir de las ciencias naturales modernas. $fectivamente4 aparece en la forma de
esp%ritu o de alma dentro de las concepciones reli"iosas4 y de animismo en la filosof%a "rie"a
cl#sica. -adie4 por e=emplo4 ha ima"inado la existencia de la información social me=or 'ue el
idealismo de 2latón4 'uien de=ó escrita su apreciación del mundo de las ideas diferente del
mundo de los fenómenos. Antuyó inclusive las tres clases de información social 'ue determina
la estructura de la conciencia: 1, apetito +información afectiva,4 2, ra*ón +información
co"nitiva, y 3, voluntad +información conativa,. ?un'ue colocó la ra*ón en la cima de las tres4
ello solamente traduce el predominio de la actividad co"nitiva humana propia de una cultura
'ue empe*aba el tr#nsito hacia su predominio en la sociedad4 tal como la valoramos hoy.
$l mismo hecho de 'ue la filosof%a "rie"a diera al estudio del len"ua=e escrito destaca la
importancia 'ue dieron4 naturalmente de modo intuitivo4 a lo 'ue hoy denominamos
información social. La debilidad de la teor%a platónica est#4 sin embar"o4 en la distorsión total
de la dicotom%a4 pues colocó el mundo de las ideas en la cate"or%a de lo inmaterial y se de=ó el
mundo material del cuerpo como si fuera independiente de a'uel. ?s% se inició la discusión
sobre cu#l de estos dos aspectos de la realidad era el fundamental4 lle"#ndose inclusive a
ne"ar la existencia de lo corporal o material. La oposición entre el alma y el cuerpo4 entre
naturale*a y cultura4 entre los instintos y el ambiente4 son re*a"os de esta dicotom%a
excluyente. La propuesta de ?ristóteles de identificar el nombre de las cosas como atributo
inherente a la cosa misma4 se"uramente ha contribuido a la desaparición de la noción en los
si"los si"uientes. $s interesante4 en este sentido4 el esfuer*o de .escartes por dar corporeidad
al alma4 y ubicarla as% en el cerebro4 i"norando 'ue las nociones de alma y de mente del
sentido com8n expresan 'ue al"o m#s existe por fuera de la cabe*a de los hombres. &on todo4
su concepción de la mente reducida al siento4 ienso y decido4 todav%a traduce la concepción
tripartita de la mente vi"ente en casi toda la filosof%a cl#sica.
&on el au"e de las ciencias naturales en los si"los SRAAA y SAS4 incapaces como fueron +y
son, de explicar la sociedad4 (sta 'uedó reducida al entorno4 o desapareció de su contexto. $l
resultado ha sido 'ue la concepción tripartita del alma platónica reaparece de"radada en las
86
versiones de la biolo"%a moderna en la forma de los cerebros del reptil4 del mam%fero y del
primate 'ue supuestamente tienen los hombres +0acLean4 1JJ,. .esde nuestro punto de
vista4 respecto de la naturale*a del hombre4 lo m#s importante del le"ado de 2latón es la
persistencia en todas las concepciones modernas de un modelo tripartito del hombre4 fuese
'ue se trata de explicar el alma4 la mente4 el cerebro o la misma personalidad.
!emos visto 'ue 0oster%n +1JJ4, ha presentado el panorama actual respecto del concepto
de información de modo bastante exhaustivo. @a discutimos su punto de vista se"8n el cual la
información tendr%a tres sentidos diferentes +cuadro 5.1,4 y por 'ue ello se la define: 1, como
información sint#ctica4 2, como información sem#ntica4 y 3, como información pra"m#tica.
.esde el punto de vista 'ue sostenemos a'u%4 es evidente 'ue estos son sólo los aspectos
de la información social 'ue se pueden constatar de manera ob=etiva y en al"8n caso medir
matem#ticamente. Sin embar"o4 tiene m#s sentido tener en cuenta 'ue la información social4
como todo sistema espaciotemporal4 es percibida e ima"inada como estructura4 o pensada y
usada como actividad4 y por lo mismo aparece en un momento como dato y en otro como
seCalH en una situación aparece como contenido4 en otro como forma. 2or tanto4 no se trata de
dos clases de la información4 una sint#ctica y otra pra"m#tica4 sino de dos aspectos ob=etivos
de la información 'ue en un momento aparece como representación o estructura4 por e=emplo
en una oración escrita4 y en otro como procedimiento o actividad4 por e=emplo al leer dicha
oración.
$l aspecto sem#ntico de la información social alude4 sin duda4 a su relación de referencia
respecto de los procesos reales del mundo exterior +incluido nuestro propio cuerpo,. Las
relaciones sub=etivas entre las se5ales ps%'uicas verbales I'ue corresponden a las palabras y
frases del len"ua=eI4 por un lado4 y las im#"enes y conceptos I'ue corresponden a la
estructura y la actividad del mundoI4 por otro4 son procesos ps%'uicos conscientes a los 'ue no
es necesario atribuir un car#cter sem#nticoH son simplemente procesos ps%'uicos de
inte"ración de la actividad consciente. $n otros t(rminos4 la sem#ntica4 'ue tiene su lu"ar
dentro de la teor%a de los si"nos4 la semiótica o la ló"ica Ipues no es una rama de la
psicolo"%aI4 sólo puede tener como ob=eto la relación entre el mundo real y la información
social 'ue la refle=a. $n tal sentido4 una ve* transcritas las im#"enes y los conceptos en un
len"ua=e +sobre todo "r#fico,4 la información 'ue (ste codifica tendr# 'ue confrontarse con la
realidad y ser# ob=eto de an#lisis sem#ntico. Lambi(n tiene 'ue ocuparse del an#lisis de las
relaciones entre una forma de codificación de la información social y otraH por e=emplo4 cuando
un discurso en un idioma se traduce en otro4 cuando se define una palabra por medio de otras4
cuando se desi"na un ob=eto con la correspondiente palabra4 cuando se trata de un
metalen"ua=e acerca del len"ua=e. $stos procesos son claramente extraindividuales4 e
implican formas comple=as de procesamiento de información social. $n cambio4 cuando una
persona procesa sus im#"enes y conceptos4 puede hacerlo como 'uiera4 inclusive sin tomar en
cuenta la realidad 'ue le rodea. cnicamente la palabra o la oración ya dicha4 o el discurso
p8blico4 extrapersonal4 en tanto se refiere a hechos p8blicos4 extrapersonales4 puede ser
anali*ado sem#nticamente. Lal ve* en el caso de 'ue las relaciones entre habla y conciencia
sean motivo de estudio psicoló"ico4 podr%a apelarse al m(todo sem#ntico de an#lisis.
&1?.73 5.1
&L?S$S .$ A-9370?&AP- +S3&A?L,
$eg6n Bosterín ?1GGHA
1. Sint#ctica
2. Sem#ntica
3. 2ra"m#tica
a, .escriptiva
b, 2r#ctica
c, Ralorativa
87
2or otro lado4 cuando se habla de los tres tipos de información pra"m#tica4 'ue 0oster%n
+ob. cit., supone es la verdadera información Ila información descriptiva4 la pr#ctica y la
valorativaI4 es evidente 'ue se alude al hecho de 'ue tanto la información social como la
información ps%'uica consciente 'ue la refle=a4 son de tres clases4 tal como las conceptuamos4
aun'ue desde otra perspectiva. La limitación del planteamiento de 0oster%n es 'ue al clasificar
la información del modo 'ue lo hace4 sólo hace referencia a los aspectos co"nitivos de la
información ps%'uica y apenas insin8a el aspecto conativo de la misma.
1na clasificación de la información social no implica sólo un enfo'ue filosófico o ló"ico4 y
menos si es 'ue estos enfo'ues se planean sólo dentro del idealismo o el positivismo. Se
re'uiere fundamentalmente de una concepción histórica de la sociedad. Lampoco se trata de
la historia del mundo occidental y desarrollado o de la historia de los hechos consumados por
las "randes monar'u%as de $uropa. 2ara definir un concepto cient%fico social4 como es el de
información social4 y lue"o el de información ps%'uica consciente4 se re'uiere de un modelo de
la historia de la sociedad en sus distintas facetas4 momentos y desarrollos en un mundo
inte"rado4 pues claro est# 'ue "randes "rupos de seres humanos se despla*aron y
distribuyeron sistem#ticamente por todo el mundo a partir de un tronco com8n en busca de un
ambiente apropiado para su supervivencia y desarrollo.
3b=etiva y descriptivamente4 se pueden diferenciar tres formas cada ve* m#s comple=as
de or"ani*ación de la sociedad en el curso de los 3:4::: a5os de su existencia4 'ue son: 1, la
sociedad de tipo primitivo4 2, la sociedad de tipo anti"uo y 3, la sociedad de tipo moderno. ?
su ve*4 cada tipo de sociedad tiene una estructura nuclear: 1, una estructura tradicional4 2, una
estructura cultural y 3, una estructura económica4 respectivamente. Se"8n el enfo'ue
esbo*ado hasta a'u% acerca de la información en "eneral y de la información social en
particular4 nos permite deducir 'ue cada una de estas estructuras sociales depende de una
clase espec%fica de información social. 2or lo tanto4 diferenciamos tres clases de información
social: 1, la información social tradicionalH 2, la información social cultural4 y 3, la información
social económica. Lodo esto 'uiere decir 'ue4 1, la estructura tradicional de la sociedad
depende de información tradicionalH 2, la estructura cultural de la sociedad depende de
información cultural4 y 3, la estructura económica de la sociedad depende de la información
económica.
$stas son pues las clases de información 'ue determinan la or"ani*ación de la sociedad
en tres estructuras =er#r'uicas 'ue se superponen "eo"r#fica e históricamente. $s evidente
'ue estas estructuras sociales 'ue se han ido formando en la historia4 ahora existen como si
estuvieran superpuestas4 aun'ue la estructura económica incluye a la cultural y (sa a la
tradicional. 2or eso es 'ue4 cada ni5o 'ue se concibe y nace se incluye4 sucesivamente4 dentro
de cada una de estas estructuras4 si es 'ue ha de sobrevivir como persona.
Se habr# notado 'ue en el nivel de or"ani*ación de la sociedad4 en muchos casos faltan
las palabras adecuadas para desi"nar de modo diferenciado las clases de información social y
las clases de información ps%'uica 'ue las refle=an. Ló"icamente 'ue si no se ha concebido la
existencia de una clase de información de %ndole social 'ue relaciona afectivamente a las
personas4 o si el sentido com8n de un pueblo no ha "enerado el concepto apropiado4 se creer#
'ue estas relaciones son inmateriales y 'ue no tienen por'ue existir las palabras respectivas.
2ero una ve* 'ue ha sido posible delimitar y precisar su existencia4 es preciso darles un
nombre o los ad=etivos apropiados4 o usar los t(rminos ya existentes defini(ndolos se"8n
conven"a. La situación no es nueva4 y as% como nadie intuyó 'ue la ener"%a ten%a tambi(n una
estructura4 la persona 'ue s% lo hi*o4 tuvo 'ue crear el t(rmino 0#anta. Lo 'ue haremos a'u% es
usar las palabras existentes para referirnos a estructuras sociales cuyos procesos esenciales
se tienen 'ue explicar de al"8n modo.
1, L' "/60)&'+"5/ $)'."+"0/'3? es la clase de información social 'ue or"ani*a la
estructura tradicional de la sociedad. $sta clase de información social expresa y
determina la estructura tradicional de la sociedad de tipo primitivo. La estructura
tradicional de la sociedad incluye los tipos de actividad familiar o de clan4 vecinal o
comunal4 'ue se or"ani*an a base de las diversas formas de información tradicional4
como son las costumbres4 los mitos4 las creencias4 los ritos4 'ue se expresan en las
relaciones afectivas interpersonales4 en las celebraciones de ciertos sucesos como el
cumplea5os4 el duelo4 las festividades reli"iosas4 las competencias4 los =ue"os. La
información tradicional se refle=a en la conciencia de las personas en la forma de
información afectiva. .e all% la casi identidad 'ue establece entre ambos niveles de la
información4 dada la %ndole sentimental de las relaciones tradicionales de los pueblos4
88
'ue se refle=a en la forma de sentimientos en la conciencia de las personas.
?parentemente4 esta clase de información no parece tener las caracter%sticas ob=etivas
'ue hemos atribuido a la información social. Sin embar"o4 no de=a de ser evidente 'ue
su stat#s ló"ico sea del mismo nivel4 m#s a8n cuando esta clase de información se la
encuentra codificada en las obras de arte de todo tipo4 como son el dibu=o4 la escultura4
la poes%a4 la m8sica4 o m#s fiel y detalladamente en las im#"enes de video4 cuando las
personas aparecen en la pantalla del televisor y podemos ver los "estos 'ue expresan
sus sentimientos codificados en im#"enes fotogr-ficas 'ue contienen información
social afectiva respecto del estado sub=etivo de la persona real +aun'ue (sta podr%a
haber muerto,. $n realidad4 la ima"en de una persona 'ue act8a en cine o video4 no es
información ps%'uica +como lo es en el espectador,4 sino información social tradicional4
afectiva, para los televidentes4 codificada en un medio tan inerte como es la cinta 'ue
se exhibe a trav(s de las m#'uinas de cine o televisión.
2, L' "/60)&'+"5/ +*3$*)'34 es la clase de información social 'ue or"ani*a la estructura
cultural de la sociedad4 o como se dice tambi(n4 la cultura. $sta clase de información
social expresa y determina la estructura cultural de la sociedad de tipo anti"uo. La
cultura comprende las actividades 'ue usualmente se las considera de tipo
institucional. Ancluyen la publicidad4 la actividad period%stica4 las actividades escolares4
los servicios profesionales +educativos4 m(dicos4 t(cnicos,H los traba=os de
investi"ación4 etc. $s tan evidente la presencia "r#fica4 ob=etiva4 de esta clase de
información4 'ue se ha "anado el rótulo de 4la informaci)n5 +cultural4 cient%fica4
t(cnica,. &orresponde a la información co"nitiva4 pues se refle=a en la forma de
conocimientos en la actividad co"nitiva de las personas4 y es efectivamente la
información filosófica4 cient%fico natural 'ue me=or conocemos y mane=amos
sub=etivamente. 1sualmente se confunde la información social cultural +co"nitiva, con
el len"ua=e4 cuando en realidad se puede diferenciar entre el len"ua=e como sistema
de si"nos 'ue sirve para codificar información social y ps%'uica4 y la oración o el
discurso 'ue es la información social tradicional +por e=emplo4 un poema,4 cultural
+como lo es una teor%a cient%fica, o económica +como un re"lamento, 'ue existe como
tal.
3, L' "/60)&'+"5/ %+0/5&"+'? es la clase de información social 'ue or"ani*a la
estructura económica de la sociedad. La información económica expresa y determina
la estructura económica de la sociedad de tipo moderno. La estructura económica de
la sociedad es el con=unto de las actividades productivas: de la a"ricultura y otras
formas de producción de alimentos4 y la industria del vestido4 la vivienda y otros
bienes socialesH las actividades comerciales y otras formas de intercambio y
acumulación de la ri'ue*a4 y las actividades administrativas de un pueblo4 ciudad4
re"ión o nación4 de las cuales depende: a, las formas de satisfacción de las
necesidades sociales por cada uno de los miembros de la sociedad4 b, la pol%tica de
los estados y c, la ideolo"%a de las diversas clases sociales en 'ue se ha estructurado
la sociedad en las sucesivas etapas de su historia. $s evidente 'ue estas formas de
actividad dependen de una clase de información social 'ue no es tradicional +afectiva,
ni cultural +co"nitiva,4 y 'ue al calificarla de económica +conativa,4 no es del todo f#cil
captar su verdadero sentido. 2odr%amos llamarla tambi(n información moral4
extendiendo la connotación del t(rmino moral a como deben ser todos los procesos de
la actividad económica de la sociedad. $sta clase de información social codifica las
necesidades sociales4 y se codifica en las re"las 'ue determinan +prescriben, la forma
como se producen y se satisfacen dichas necesidades I'ue son los productos del
traba=o socialIH tambi(n se codifica en las normas morales4 'ue en al"8n momento y
condiciones se convierten en le"ales4 y en los valores sociales4 as% como en las
instrucciones y procedimientos por medio de los cuales se reali*an estos valores en la
forma de motivaciones en la conciencia y la conducta de las personas.
$n el es'uema de la fi". 5.24 se "rafica la historia de la sociedad4 tal como suponemos se
ha or"ani*ado a base de estas tres clases de información y el predominio sucesivo de cada
estructura: tradicional4 cultural y económica4 en el curso de la historia de los 8ltimos treinta mil
a5os en 'ue ya existe como tal.
!abr# 'ue deplorar 'ue el len"ua=e nat#ral no ten"a los t(rminos apropiados para todos
estos aspectos la realidad4 y peor a8n 'ue las ciencias sociales hayan adoptado ciertos
t(rminos del sentido com8n4 sin definirlos dentro de una teor%aH a tal punto 'ue muchas veces
se usan sin delimitar o cambiando muy sutilmente su si"nificado. Ser%a de sumo inter(s
89
averi"uar por 'u( a veces la ciencia incluye una palabra en su propia =er"a y desarrolla el
si"nificado 'ue al fin y al cabo resulta ser el menos importante. 2or e=emplo4 se"8n el sentido
com8n4 la palabra información It(rmino 'ue se deriva del verbo informar o dar noticia de una
cosaI se la usa en 2sicolo"%a4 Ciolo"%a4 e inclusive en la Leor%a de la Anformación4 en este
8nico sentido. 2ero4 informar es tambi(n ;dar forma sustancial a una cosa< +7eal ?cademia
$spa5ola4 1JJ2,4 'ue es =ustamente el concepto 'ue era preciso desarrollar cient%ficamente.
F"#$ 1$1$ P%&'()&) *( &%#+,"-+'"., *( /+ )&'"(*+* (, )0) 301000 +2&) *( (3")4(,'"+$
-o ha sido pues afortunado 'ue la filosof%a al tratar la información en abstracto se haya
referido sólo a la información social4 y peor a8n con una visión parcial y ses"ada4
presuponiendo 'ue el 8nico tipo de información es la información ps%'uica co"nitiva4 y 'ue al
comprobar 'ue existen distintos tipos de información4 su clasificación se ha hecho en t(rminos
i"ualmente co"nitivos. ?s%4 por e=emplo4 sobre una base puramente pra"m#tica4 se supone 'ue
es posible separar el sa+er 0#! del sa+er c)mo4 sin tener en cuenta 'ue estos son solamente
los aspectos de estructura y de actividad de la información co"nitiva.
?l hacer esta clase de reducción4 se supone i"ualmente 'ue el mismo concepto 'ue a'u%
denominamos información social cultural4 puede servir para explicar por simple analo"%a los
procesos de la vida. .e all% 'ue se di"a 'ue las c(lulas4 los te=idos4 las redes neurales4 la
corte*a cerebral rocesan información4 pero sin definir 'u( es o de clase de información se
trata. @ si no4 veamos como es realmente la relación m#s simple entre dos personas 'ue se
encuentran casualmente en un cierto momento y lu"ar. $n realidad4 en esta situación no existe
sólo un emisor 'ue emite se5ales y de un receptor 'ue las re"istra4 como hacen los animales4
a trav(s del aire. 0#s bien4 por tratarse de dos personas4 la actividad de una es primero punto
de partida de la actividad interpersonal 'ue relaciona a ambas4 pero lue"o la información
social 'ue media entre ellas se convierte en base de desarrollo de un sistema 'ue tiene como
su soporte activo a los dos sistemas individualesH en otras palabras4 en esta estructura social
m%nima4 es la información social la 'ue or"ani*a la actividad de esta estructura4 si se 'uiere
fu"a*4 'ue forman estas dos personas. @ si el e=emplo no parece claro4 pi(nsese en la forma
como dos personas or"ani*an su actividad a trav(s de su interacción por escrito4 por medio
una carta o de la internet4 o como el maestro estructura la conciencia y moldea la conducta de
sus alumnos pidi(ndoles 'ue lean tal o cual bio"raf%a e=emplar.
$l resultado de estas limitaciones ha sido la dificultad4 y en muchos casos la imposibilidad
de diferenciar los t(rminos y los conceptos 'ue corresponden al nivel consciente de las
personas4 por un lado4 y los t(rminos y conceptos sociales 'ue corresponden al nivel de la
sociedad4 por otro. $n esta Antroducción4 trataremos de diferenciar4 en primer lu"ar4 entre: 1.a,
los medios de relación afectiva interpersonal 'ue forman la estructura de las tradiciones +'ue
se codifican en las costumbres, y son de naturale*a social y 1.b, los sentimientos4 'ue son de
naturale*a ps%'uica +y se codifican en el cerebro, y forman parte de la conciencia de las
90

E)4%0'40%+$
ECONMICA
E)4%0'40%+ C!LT!RAL
E)4%0'40%+
TRADICIONAL
Sociedad tipo
PRIMITIVO
Información
TRADICIONAL
Sociedad tipo
ANTIGUO
Información
CULTURAL
Sociedad tipo
MODERNO
Información
ECONÓMICA
personas. $n se"undo lu"ar4 diferenciaremos entre: 2.a, los conocimientos Italve* sea me=or
hablar de las teoríasI 'ue constituyen la cultura +codificados4 por e=emplo4 en los libros, y son
de naturale*a social4 y 2.b, los conocimientos +codificados en el cerebro, 'ue son parte de la
conciencia de las personas. @ en tercer lu"ar4 entre: 3.a, las necesidades sociales +'ue
produce y ofrece la sociedad,4 como los alimentos4 el vestido4 la vivienda y 3.b, las
motivaciones 'ue procesan sub=etivamente las personas +como la convicción de 'ue hay 'ue
traba=ar para alimentarse4 vestirse y prote"er la vida,. 7ecordaremos 'ue4 adem#s de las tres
clases de información ps%'uica consciente 'ue refle=an la información social4 las personas
disponen de dos clases de información ps%'uica inconsciente +las 8nicas 'ue est#n presentes
en los animales superiores y los ni5os reci(n nacidos,.
5.6. C)>$"+' '3 +0/+%4$0 .% +*3$*)' '/"&'3
@a hemos se5alado 'ue el con=unto de se5ales 'ue usa un sistema multiindividual de
animales constituye una red extraindividual de comunicaciones. 2ara ima"inar esta estructura
multiindividual4 podemos abstraer las se5ales 'ue emiten los animales e ima"inarlas formando
estructuras ef%meras 'ue lle"ar%an a formar una red de se5ales m#s o menos espec%fica para
cada especie animal4 en el aire4 el a"ua o ba=o tierra4 se"8n el caso. Se espera 'ue esta red de
comunicaciones determine cambios o modificaciones predecibles en el comportamiento de los
individuos4 y por eso nosotros los interpretamos como si fuera un sistema de re"las 'ue se
pueden no sólo abstraer4 sino4 adem#s4 codificar. 2odr%amos llamar tambi(n leng#a.es a estos
sistemas de se5ales 'ue son propios de una especie y 'ue usan los individuos dentro de una
a"rupación multiindividual para comunicarse entre s%. ?s% podr%amos diferenciar4 por e=emplo4
entre el leng#a.e de "estos de la especie Ant*rooit*ec#s niger y la leng#a formada por el
sistema de "estos 'ue con sus propias caracter%sticas usa una tribu de chimpanc(s 'ue vive
en un territorio m#s o menos delimitado del 6apón. &omo puede verse4 estamos aislando una
cultura por fuera del cerebro o del cuerpo de una a"rupación de animales4 tal como lo hemos
hecho respecto de la sociedad. 2ero notaremos de inmediato 'ue esta es sólo una forma de
hablar acerca de los animalesH en realidad son t(rminos 'ue normalmente atribuimos a la
sociedad y a los hombres.
7especto de una ;cultura< animal4 cual'uiera 'ue fuese su naturale*a4 podr%amos decir4
coincidiendo hasta cierto punto con 0oster%n +1JJ4,4 'ue la comunicación interindividual dentro
de un sistema animal multiindividual se efect8a en dos niveles: 1, en el nivel "en(tico +celular,
para la reproducción4 y 2, en el mayor nivel de or"ani*ación de los individuos para la
protección y la alimentación de la manada o a"rupación parecida. $n otros t(rminos4 para
mantener la continuidad de la vida de la especie Ila reproducción4 la alimentación4 la
protección y la adaptación de cada uno de sus individuosI4 los animales necesitan 'ue las
diversas clases de información 'ue intervienen en su or"ani*ación corporal puedan
comunicarse entre ellos. 3 tambi(n4 'ue para 'ue una especie pueda sobrevivir en la Lierra4
debe disponer de al"8n medio 'ue permita a sus miembros no sólo relacionarse con su
ambiente local sino tambi(n con miembros de su misma especie4 as% como de otras de al"8n
modo relacionadas con la suya4 pues en el ambiente sus miembros han de encontrar a'uello
'ue necesitan o tienen 'ue evitar para mantener su propia inte"ridad.
1no de los problemas m#s apremiantes para la ciencia social es 'ue las relaciones en el
reino animal4 entre el individuo y su ambiente local y de los individuos entre s%4
tradicionalmente se explican al rev(s4 tal como dispone el m(todo inductivo de la ciencia
natural: se ima"ina 'ue los elementos del ambiente son los 'ue env%an las se5ales4 o la
información4 'ue estimulan al animal 'ue lue"o responde de al"8n modo. Se dice4 por
e=emplo4 'ue las se5ales se descodifican en la informaci)n +ya hemos visto 'ue est# definida
sólo como mensa=e,4 'ue lue"o se encodifica en la respuesta del animal. !emos demostrado4
por el contrario4 'ue los sistemas vivos individuales4 desde una c(lula hasta un primate4
disponen de información 6nica & e(cl#sivamente en el interior de su cuerpo +9i". 5.1,. ?s%4 la
actividad de un primate depende 8nicamente de la información codificada en sus c(lulas4 sus
te=idos4 su sistema nervioso y su corte*a cerebralH por lo mismo4 tienen la posibilidad de
"enerar se5ales internas respecto del ambiente sólo desde sus receptores sensoriales4 'ue son
los 'ue realmente encodifican los aspectos4 indicios o ras"os m#s destacados de a'uellas
estructuras f%sicas o 'u%micas de su medio exterior 'ue constituyen los elementos 'ue
necesitan o tienen 'ue recha*ar. &uando un animal superior reconoce una fruta comestible4 no
es la fruta la 'ue env%a se5ales 'ue contienen la información acerca de sus propiedades4 'ue
es comestible o 'ue contiene sacarosa4 por e=emplo. Lo 'ue ocurre realmente es 'ue ciertas
mol(culas se desprenden de la superficie de la fruta y difunden en el aireH lo 'ue hace
91
entonces el animal es encodificar la estructura 'u%mica 'ue tienen dichas mol(culas en los
receptores sensoriales de su mucosa nasal4 y estos receptores "eneran las se5ales neurales
'ue lue"o se transmiten de neurona en neurona hasta su corte*a cerebral4 hasta 'ue las
se5ales neurales terminan por encodificarse en la sensación ps%'uica del olor. Usta4 como toda
sensación4 afectiva o co"nitiva4 sólo existe en las redes paleocorticales de su cerebro. $n este
e=emplo4 la sensación de olor refle=a los indicios 'ue4 en realidad4 son las mol(culas4 como
puede serlo al"una otra forma de ener"%a 'ue refle=a el ob=eto en cuestión. ?l confrontarse esta
representación con los datos de la memoria cortical4 o lo 'ue es lo mismo4 con las
representaciones ps%'uicas de anticipación4 la información ps%'uica resultante se inte"ra en la
actividad ps%'uica de orientación por la el animal e=ecuta las operaciones de co"er4 morder4
mascar y tra"ar la fruta.
Si"uiendo un ra*onamiento similar4 podemos anali*ar al"o m#s minuciosamente los
procesos por los cuales un animal se comunica con otro4 es decir4 cuando env%a se5ales a
otro4 pues esta explicación ser# fundamental para comprender la diferente naturale*a de los
procesos informacionales 'ue or"ani*an la sociedad humana. .e modo muy distinto a su
actividad interna4 cuando un animal ha de relacionarse con otro o debe comunicarse4 tendr#
'ue transducir hacia el exterior la información 'ue en ese instante orienta su actividad. $n tal
caso4 el animal se comporta como emisor4 por'ue emite las se5ales correspondientes4 y en
sentido estricto4 traduce o descodifica su propia información interna4 y as% la expresa en al"8n
medio inerte disponible de su entorno. $sto si"nifica 'ue el medio f%sico o 'u%mico exterior 'ue
rodea al animal tiene 'ue ser estructurado y convertido en una se5al 'ue otro individuo4 el
receptor4 detecta4 encodifica y re"istra a fin de reproducir Identro de (lI la información como
efecto anticipado por el emisor.
?'u% parece sur"ir una contradicción 'ue en realidad no la es. ?l decir 'ue hay la
necesidad de 'ue se comuni'ue información de un animal a otro4 parecer%a 'ue impl%citamente
estamos afirmando 'ue la información existe tambi(n fuera del sistema del individuo. 2ero
debe 'uedar claro 'ue as% como las se5ales 'ue encodifican los indicios del ambiente se
"eneran en los receptores sensoriales4 as% tambi(n durante la comunicación entre individuos4
la información en uso en uno de ellos se descodifica en se5ales externas por medio de sus
efectores. $sta clase de se5ales son sólo resultado de la estructuración moment#nea del
medio f%sico o 'u%mico necesariamente exterior al individuo 'ue otro animal debe estar en
condiciones de detectar. ?s%4 por e=emplo4 el animal emisor puede excretar mol(culas4 puede
estructurar el movimiento molecular del aire4 del a"ua o de al"8n sólido4 puede refle=ar una
determinada banda del espectro de ener"%a electroma"n(tica4 en tal forma 'ue el animal
receptor pueda "enerar4 respectivamente4 las sensaciones de olor4 sonido o lu* como la
información ps%'uica 'ue sólo puede estructurarse dentro de su propia actividad cerebral +o
activarse dentro de su propia estructura cerebral,.
&iertamente 'ue en estos casos s% podemos decir con toda ra*ón 'ue la se5al 'ue emite
el animal contiene información4 y no 'ue la se5al es la información4 pues sólo es información
desde los receptores sensoriales internos del receptor4 antes de ser expresada por su aparato
efector. 2or supuesto 'ue la se5al tambi(n es información para el receptor4 pero sólo en
cuanto se "enera sub=etivamente dentro de (l. Lo cierto es 'ue la se5al extraindividual es de
naturale*a diferente a la información intraindividual de ambos4 emisor y receptor4 ya 'ue ha
sido codificada en la materia inerte 'ue se encuentra por fuera de ellos. ?un'ue al hablar de la
naturale*a de las se5ales 'ue se env%an entre s% los animales superiores4 por lo "eneral se
hace referencia a su naturale*a ps%'uica Iy por eso se simplifica diciendo 'ue el "esto o el
"rito son las se5alesI4 lo 'ue destacamos a'u% es 'ue el proceso en 'ue se refle=a dicha
información al momento de ser comunicada es de naturale*a f%sica o 'u%mica solamente4 'ue
existe como tal en el espacio 'ue media entre la superficie exterior del emisor y la superficie
exterior del receptor.
La información 'ue se codifica en las se5ales 'ue emiten los animales tiene 'ue ser una
de las clases de información 'ue or"ani*a su actividad intraindividual. Si se trata de un
insecto4 la información puede ser metabólica 'ue se traduce en se5ales 'u%micas4 o neural 'ue
se traduce en se5ales motoras4 como movimientos corporales del tipo de los "estosH si se trata
de un animal superior la información ps%'uica puede traducirse tambi(n en se5ales 'u%micas4
pero es usual 'ue se transcriba en "estos emotivos u operaciones e=ecutivas 'ue se traducen
en se5ales f%sicas visibles o audibles. Si bien para abreviar decimos 'ue el receptor detecta los
"estos del emisor4 es una abreviación 'ue dificulta la definición de lo 'ue realmente viene ser
la información social 'ue es la 'ue principalmente nos interesa.
92
$n sentido estricto4 la se5al es el medio natural exterior al animal estructurado por un
instante por los "estos u operaciones 'ue e=ecuta el mismo animal. ?s%4 en un caso4 la se5al es
la estructura electroma"n(tica en 'ue se traduce el "esto del emisor y esa es la se5al 'ue
detecta el receptor. Lo mismo debemos decir acerca del aire 'ue se convierte en se5al cuando
el movimiento vibratorio de sus part%culas es estructurado por la ener"%a 'ue "enera el emisor
al expulsar el aire de sus pulmones. $s natural 'ue los "estos y los "ritos =am#s podr#n ser
detectados en la oscuridad o en el vac%o.
2odemos reformular lo dicho hasta a'u% diciendo 'ue en las relaciones interindividuales
de los animales4 la información sustituye a la ener"%a4 a la fuer*a mec#nica4 y 'ue por eso en
sus acciones con=untas los animales utili*an varios tipos de se5ales Io trucos como dice
0oster%nI para inducir al"8n comportamiento en los dem#s. $ste es el caso en 'ue
efectivamente la se5al contiene información ló"icamente ps%'uica inconsciente4 por tratarse de
un psi'uismo animal superior. La ra*ón es obvia4 pues el emisor ha traducido la información
'ue es el modelo de desarrollo de su actividad actual en una estructura inerte4 transitoria4
instant#nea4 exterior a (l4 tal como sucede cuando el ?7-m se traduce en prote%nas.
2or otro lado4 todos sabemos 'ue sólo los hombres han hecho utensilios4 herramientas y
m#'uinas 'ue s% pueden "enerar se5ales4 pues ellos las han encodificado previamente en
tales ob=etos. La posibilidad de 'ue una persona encuentre información en los ob=etos
construidos por otra no parece ser diferente4 ló"icamente en apariencia4 de a'uella en 'ue los
animales procesan información a partir de su ambiente natural4 y sobre todo en situaciones
m#s comple=as4 especialmente cuando un animal construye medios especiales para vivir y
reproducirse4 como hacen las abe=as y los castores. $l "rado de elaboración de las formas de
vida de estos animales es tal4 'ue al observar sus viviendas4 la opinión "enerali*ada es 'ue
las construcciones de los hombres son sólo una suerte de extensión o ampliación ensada de
lo 'ue hacen estos animales. $ste e=emplo4 nos servir# para notar 'ue los animales4 as% como
pueden e=ecutar se5ales a base de la información 'ue poseen4 tambi(n pueden hacer ob=etos
a base de dicha información4 como la habr%an hecho los hombres primitivos hace miles de
a5os atr#s.
? decir verdad4 retórica y ob=etivamente es f#cil acomodar las palabras para "enerar un
es'uema conceptual4 una hipótesis o una teor%aH pues4 en primer lu"ar4 la abstracción 'ue
denominamos cultura animal es creación4 invención o interpretación humana4 de modo 'ue no
es en modo al"uno una ideación de los propios animales acerca de s% mismos. $n se"undo
lu"ar4 la información interindividual 'ue se procesa entre los animales no dura m#s all# del
tiempo 'ue fue emitida4 no perdura en modo al"uno4 y si una manada de monos usa ramitas
para extraer hormi"as de su hormi"uero4 notar%amos de inmediato 'ue los monos/ni5os no
aprenden a hacer ramitas pa"ando al mono/maestro en una escuela o autodid#cticamente en
un libro "rabado en un #rbolH tampoco estas ramitas se producen en serie4 se ofertan en una
tienda para 'ue los monos/pap# los puedan comprar4 y nin"8n mono ha acumulado ri'ue*a
vendiendo ramitas para ca*ar m#s efica*mente. !acemos alusión a estas circunstancias4 no
con el #nimo de ridiculi*ar4 sino de hacer ver 'ue una explicación de la naturale*a del hombre
no puede desli"arse de la estructura económica de la sociedad4 m#s 'ue de la cultura y las
tradiciones.
&omo es obvio4 no es posible afirmar 'ue existe una cultura animal4 a no ser 'ue
llamemos cultura a la suma de información "en(tica de las bacterias4 de información
metabólica de las plantas4 de información neural de los insectos4 de información ps%'uica de
los mam%feros. Si as% fuera4 no habr%a inconveniente de hablar de culturas naturales para los
sistemas animales multiindividuales de diversos niveles de comple=idad. Lambi(n podr%amos
llamar cultura al sistema de se5ales interindividuales 'ue abstraemos como una red de
comunicaciones dentro de un sistema animal multiindividual +inclusive en el caso de una
colonia de bacterias,. La cuestión es si una idea como esta podr%a tener valor explicativo
al"uno.
2ara definir 'u( es en sentido estricto la cultura4 como estructura de la sociedad4 aparte
de sus estructuras tradicional y económica4 primero debe resolverse el problema de la
naturale*a de las se5ales 'ue emiten los animales y la de las 'ue crean4 producen y usan los
hombres para comunicarse. $n realidad4 las se5ales 'ue usa la sociedad como sistema de
comunicación son de tal naturale*a 'ue por al"o se llama si"nosH si"nos 'ue en el mayor nivel
de comple=idad forman los sistemas lin"Y%sticos. @a hemos visto 'ue esto ha podido ocurrir
8nicamente en la sociedad sur"ida desde la humanidad. .espu(s 'ue las se5ales verbales
ad'uieren el status de un len"ua=e con sus propios elementos y su propia sintaxis4 y despu(s
93
'ue se crea la posibilidad de dibu=ar instrumentos con las herramientas 'ue ya se poseen4 se
"enera la posibilidad de "rabar +en barro4 en piedra, se5ales 'ue refle=an a tales sonidos
verbales4 y por consi"uiente4 la escritura. Sólo en este sentido es ló"ico deducir 'ue el
len"ua=e hablado fue punto de partida del len"ua=e escritoH pero4 una ve* 'ue existe este
len"ua=e4 la información 'ue se codifica en (l ya existe por s% misma4 y de este modo viene a
ser la base de desarrollo de todo len"ua=e hablado4 o de cual'uier otro tipo4 'ue as% se
convierte en el soporte activo del len"ua=e escrito. -o haber tomado en cuenta este desarrollo
del len"ua=e4 y su uso como el medio 'ue me=or codifica la información social4 ha determinado
'ue se desde5e el enfo'ue de la "ram#tica cl#sica4 'ue priori*a al len"ua=e escrito y el
car#cter normativo del mismo4 y 'ue4 por el contrario4 se resalte la importancia del len"ua=e
hablado4 y se cai"a en el reduccionismo co"nitivista de la teor%a lin"Y%stica moderna +3rti*4
2::2,.
2or las ra*ones expuestas4 los hombres al nacer ya no encontramos sólo información
ps%'uica en otros hombres4 sino principalmente social en el ambiente modificado y creado por
ellos. Usta es la clase de información acerca de la cual hemos precisado sus caracter%sticas
diferenciales4 la naturale*a de los procesos esenciales 'ue la determinan y sobre todo los
efectos 'ue produce sobre la existencia de cada uno de los hombres. $sperar%amos 'ue una
ve* esclarecidos estos problemas ya no haya necesidad de atribuir a los animales capacidades
'ue se han "enerado en los hombres exclusivamente por obra de la sociedad4 ni de pensar
'ue los hombres somos animales superiores cuyos procesos internos y actividad externa
apenas se diferencian del resto de los primates.
94
CAPÍTULO 6
EL ESTUDIO DEL SISTEMA NERVIOSO DEL OMBRE
Desarrollo del conocimiento +iol)gico & sicol)gico del sistema nervioso. /vol#ci)n del sistema
nervioso de los animales. Caracterizaci)n general del sistema nervioso *#mano.
1na caracter%stica del enfo'ue biopsicoló"ico natural4 dentro del naturalismo darviniano4
es 'ue el sistema nervioso tiene la misma estructura y caracter%sticas en todos los animalesH
por eso se le considera un ob=eto abstracto 'ue se lo puede estudiar como si fuera un sistema
nervioso universal. -o establece pues diferencias esenciales entre el sistema nervioso animal4
especialmente de los mam%feros4 y el sistema nervioso de los hombres4 pues estos est#n
incluidos en la clase de los primates.
Lo dicho no nie"a la importancia de las observaciones4 los descubrimientos y los aportes
teóricos de los cient%ficos naturales 'ue se dedicaron al estudio anatómico4 bio'u%mico4
fisioló"ico y psicoló"ico del sistema nervioso4 primero de los animales y m#s recientemente
del hombre.
$n este cap%tulo haremos una rese5a muy somera de los hitos m#s importantes en el
estudio del sistema nervioso. .edicaremos la mayor parte de esta revisión a los estudios del
cerebro4 respetando los puntos de vista mencionados.
6.1. D%#'))0330 .%3 +0/0+"&"%/$0 1"035;"+0 , 4#"+035;"+0 .%3 #"#$%&' /%)-"0#0
!aremos una separación entre los estudios sint(ticos y los anal%ticos4 a fin de relacionar
los datos de observación con las concepciones históricas 'ue se han propuesto acerca del
cerebro y la conciencia. Los estudios sint(ticos tienen una orientación m#s bien idealista4
estuvieron diri"idos mayormente a la observación de la conducta ob=etiva4 con miras a explicar
psicoló"icamente los aspectos m#s escondidos del sistema nervioso centralH su visión es la de
un sistema nervioso4 especialmente de un cerebro4 'ue funciona como un todo. Los estudios
anal%ticos han sido de tipo anatómico y funcional4 orientados al conocimiento de los aspectos
m#s elementales de la estructura funcional del sistemaH la estrate"ia consistió en investi"ar el
sistema nervioso perif(rico m#s accesible4 con un enfo'ue mecancista en lo fundamental4 'ue
termina por separar y aislar la función del sistema nervioso y el cerebro como si fuera el
resultado de la suma de las funciones m#s simples de ór"anos diferentes.
L0# %#$*."0# #"/$C$"+0# comen*aron con las primeras observaciones cl%nicas de al"8n
ciru=ano e"ipcio4 unos 3::: a5os ?&4 'ue establece4 por primera ve* en forma escrita4 la
relación del pensamiento4 el habla y el movimiento con la cabe*a. 2ero f ueron sin duda los
"rie"os4 los fundadores de la ciencia4 'uienes tuvieron las primeras intuiciones acerca del
cerebro. .emócrito +S. R ?&, ase"uró 'ue el cerebro es el "uardi#n del pensamiento4 y 'ue
este ór"ano se relaciona con el cuerpo por medio de #tomos ps%'uicos. ?nax#"oras +5::/42K,
lle"ó a sostener 'ue el hombre es inteli"ente por tener manos. $picuro +341/2):, de=ó
establecido 'ue se piensa con im#"enes4 'ue (stas son representaciones del mundo a trav(s
de los sentidosH 'ue pensar es prever4 pues pensando se pueden ver las cosas del futuro.
2arm(nides +5:4/45:, sentenció 'ue el pensamiento y el ser son la misma cosaH 'ue el
pensamiento y la sensación son atributos de la materia4 y 'ue la percepción es un proceso
ps%'uico. 2latón +42K/34), nos le"ó su concepción tripartita del alma4 pues la concibió dividida
en tres partes: ve"etativa4 animal y racional4 en tanto 'ue las facultades del alma eran el
apetito4 la voluntad y la ra*ón. @a hemos destacado la importancia de esta concepción del
hombre.
95
.escartes +15J/15:, sostuvo 'ue los esp%ritus 'ue in"resan por los sentidos se refle=an
en el cerebroH 'ue la "l#ndula pineal4 'ue supuestamente re8ne las dos mitades del cuerpo4
inicia el movimiento bilateral por medio de los esp%ritus animales producidos por el cerebro y
'ue salen por poros situados en las paredes de los ventr%culos. Supuso 'ue el cuerpo es como
toda m#'uina4 pero 'ue se mueve por acción del alma. La 0ettrie criticó a .escartes al
sostener 'ue el hombre es en efecto como toda m#'uina animal4 y 'ue no se re'uiere apelar a
la acción de al"o como un alma para explicar sus funcionesH su"irió 'ue pod%a descartarse su
existencia sin 'ue con ello se melle la di"nidad del hombre. &abanis4 explicaba la función del
cerebro compar#ndolo con el h%"ado4 diciendo 'ue ;el cerebro secreta el pensamiento como el
h%"ado la bilis.<
9lourens +1)J4/1K),4 despu(s de varios experimentos con el cerebro del cone=o4 lle"ó a
la conclusión de 'ue todo el cerebro interviene en todos y cada uno de los procesos ps%'uicosH
sostuvo 'ue ;$l cerebro es el asiento de una sola facultad de percibir4 =u*"ar y 'uerer.<
.arBin +1K:J/1KK2, nos le"ó4 adem#s de una teor%a acerca de la evolución de las
especies y del hombre4 el concepto de 'ue el hombre es un animal superior4 pues comprobó
'ue las caracter%sticas fenom(nicas de la expresión emocional y la actividad co"nitiva son
similares en el hombre y los animales.
Nol"i +1K43/1J2, defendió su doctrina del reticularismo. Se"8n (sta teor%a4 no habr%a
discontinuidad entre las c(lulas nerviosas4 y 'ue por lo tanto el sistema nervioso es un ret%culo
8nico con c(lulas esparcidas dentro de la propia red. $staba tan se"uro de su posición 'ue
lle"ó a decir ;-o puedo abandonar la idea de una acción unitaria del sistema nervioso4 sin
sentirme incómodo.<
Cer"son +1K5J/1J41, lle"ó a sostener 'ue los datos inmediatos de la conciencia est#n
liberados de la noción de espacio y tiempo4 y 'ue por ello ;la e'uivalencia entre el estado
psicoló"ico y el estado cerebral es un absurdo.<
Lashley +1J2:,4 'ue al i"ual 'ue 9lourens experimentó con animales inferiores4 de=ó
sentados lo 'ue llamó principios de la actividad nerviosa: el principio de acción en masa4
se"8n el cual cerebro funciona como una totalidad4 y el principio de e'uipotencialidad del
cerebro4 por el cual las funciones de una re"ión del cerebro pueden ser reempla*adas por las
de otra.
9reud +1K5/1J3J, fue uno de los primeros cl%nicos en intentar una explicación unificada
de las funciones de la red nerviosa y del psi'uismo. Se estima 'ue la insuficiencia de los
conocimientos fisioló"icos de su (poca obli"aron a 9re%d a adoptar una postura m#s
psicoló"ica de la función cerebral4 abandonando su enfo'ue fisioló"ico inicial. 2ero al hacer
esto4 su concepción de la psi'ue dividida en ello4 e"o y supere"o4 'uedó desli"ada de las
funciones del sistema nervioso. !ay varios intentos en la actualidad por superar esta
deficiencia de la teor%a ori"inal.
L0# %#$*."0# '/'3>$"+0# del sistema nervioso del hombre han sido resultado de la
observación m(dica m#s orientada a la atención de los problemas de las enfermedades de los
ór"anos internos. $l iniciador de esta l%nea de investi"ación fue ?lcmeón de &rotona
+alrededor de 5:: a.n.e.,4 considerado el fundador de la psicofisiolo"%a4 pues fue el primero en
sostener 'ue el cerebro recibe las sensaciones de los ór"anos de los sentidos a trav(s de
pasa=es o canales4 y parece 'ue distin"uió por primera ve* el pensamiento de la sensación.
$mp(docles +aproximadamente 5:: a.n.e., filósofo4 poeta y m(dico4 trató de explicar la
relación entre la lu* y el o=o4 y descubrió 'ue la cóclea o caracol era el ór"ano de la audición.
!ipócrates +4:/3)),4 el padre de la medicina moderna4 fue el primero fundamentar las
primeras explicaciones acerca de las convulsiones4 la par#lisis4 la p(rdida del habla4 las
alucinaciones4 las alteraciones del pensamiento como consecuencia de las enfermedades del
cerebro.
!erófilo +3:: a.n.e., es considerado el fundador de la anatom%a humana. Antrodu=o la
disección de cad#veres humanos como procedimiento de estudio del hombre4 por lo 'ue pudo
describir las circunvoluciones cerebrales4 el cerebelo4 la m(dula4 y diferenciar los nervios
motores de los sensitivos
Naleno +13:/2::, fue el fundador de la anatom%a y la fisiolo"%a comparadas. .escribió los
compartimientos supratentorial e infratentorial del cr#neo y descubrió 'ue el bulbo ra'u%deo es
importante para la respiración. Sostuvo 'ue el cerebro es el ór"ano del alma y ori"en del
movimiento corporalH 'ue (ste se reali*a por medio del ne#ma ps%'uico 'ue se distribuye a
96
trav(s de los nervios. .iferenció las facultades del alma en: sensible4 motri* y ra*onable4 esta
8ltima con tres partes: la ima"inativa4 la ra*ón y la memoria. .e=ó as% las primeras ideas
acerca de la locali*ación de lo 'ue vendr%an a ser las facultades del alma durante la $dad
0edia4 ideas 'ue fueron desarrolladas m#s tarde por los 2adres de la A"lesia. -emesio +354/
43:,4 por e=emplo4 locali*ó las facultades del alma en los ventr%culos cerebrales: el sens#s
com#nis en los ventr%culos anterioresH el conocimiento4 el =uicio y la estimación en el tercer
ventr%culo4 y la memoria y el movimiento en el cuarto ventr%culo.
Lrascurrida la $dad 0edia4 en pleno 7enacimiento Resalio +1514/154, volvió a introducir
la disección del cad#ver como m(todo de estudio4 y muchos m(dicos se dedicaron al estudio
anatómico del cerebro humano. $ntre estos destaca >illis +121/1)5,4 'uien lle"ó a
diferenciar las sustancias "ris y blanca del cerebro y su"irió 'ue el alma se encontraba en los
"an"lios basales. 2or esta misma (poca4 Nassendi +15J2/155, sosten%a 'ue si los animales
tambi(n tienen alma4 los esp%ritus animales y el alma deben ser lo mismo4 y Nlisson +154/
1)), hi*o notar 'ue hab%a una notable diferencia entre la irritabilidad de las plantas y la
sensibilidad de los nervios de los animales.
.entro de estas l%neas de investi"ación4 destaca la obra de 9ran* Nall +1)5K/1K2K,.
.espu(s de haber hecho los estudios anatómicos m#s minuciosos de su (poca4 extra=o
conclusiones 'ue sentaron las bases de neurofisiolo"%a y la neuropsicolo"%a modernas.
&oncluyo 'ue la corte*a cerebral es el ór"ano 'ue caracteri*a al hombre y los mam%ferosH 'ue
las facultades mentales y morales del hombre son innatas4 y se encuentran locali*adas en
re"iones separadas de dicha corte*a. Su conclusión de mayor trascendencia fue 'ue las
facultades mentales son funciones del cerebro. 2ensó 'ue (ste estaba constituido por varios
;ór"anos< cada uno de los cuales tiene una función mental espec%fica. 9ue as% el fundador del
locali*acionismo moderno respecto de las funciones de la corte*a cerebral. ? esta concepción
se opuso4 como hemos se5alado4 9lourens 'uien sosten%a un holismo 'ue a la fecha ha
tendido a disminuir su importancia.
Couillaud +1)J/1KK1, descubrió 'ue ;la p(rdida del habla depende tanto de la p(rdida de
la memoria de las palabras como de los movimientos musculares de la 'ue se compone la
memoria<4 aun'ue su descubrimiento no lle"ó a tener la ma"nitud de la obra de Croca. $n
efecto4 primero Croca4 y despu(s 6acDson4 >ernicDe y muchos otros +entre 1K1 y 1KK4,
fueron los "randes iniciadores del estudio de los desórdenes ps%'uicos producidos por lesiones
del cerebro. La consecuencia inmediata de estos descubrimientos cl%nicos fue la elaboración
de las primeras teor%as acerca de las funciones ps%'uicas de la corte*a cerebral4
especialmente respecto del len"ua=e.
.espu(s 'ue Ran LeeuBenhocD +1):K, inventara el microscopio y lle"ara a ver los
a(ic&linder +axones, de los nervios perif(ricos4 y despu(s del descubrimiento de la electricidad
animal por Nalvani +1)J1,4 se iniciaron los estudios fisioló"icos 'ue corrieron paralelos a estos
estudios anatómicos4 y pronto la investi"ación se orientó al estudio de las estructuras
normalmente invisibles del cuerpo y del sistema nervioso.
.utrochet +en 1K24, pudo concluir en 'ue las c(lulas nerviosas producen la ener"%a 'ue
conducen la fibras nerviosas. .u Cois/7eymond +en 1K45, dedu=o 'ue la se5al nerviosa es una
onda de ne"atividad o ;potencial de acción<. .(cadas m#s tarde4 9ritsch y !it*i" +en 1K):, al
estimular el(ctricamente la corte*a del perro descubrieron el #rea motora del lóbulo frontalH
&aton +en 1K)5, lo"ró re"istrar la actividad el(ctrica espont#nea del cerebro y los potenciales
evocados por estimulación perif(rica. Sherrin"ton +en 1KJ), publicó sus estudios sobre la
transmisión nerviosa4 'ue le permitieron intuir la existencia de las sinapsis: dedu=o su
existencia a partir de la observación de cómo se transmiten los impulsos nerviosos en la
m(dula espinal4 y con ello dio inicio a la neurofisiolo"%a celular.
$n el campo de la histolo"%a del sistema nervioso4 7amón y &a=al +1K52/1J34, debe ser
considerado un "i"ante. -o sólo dibu=ó y describió la fina trama de las v%as nerviosas
centrales4 de la corte*a cerebral y de los n8cleos subcorticales4 sino 'ue nos le"ó dos de las
teor%as m#s importantes sobre el sistema nervioso: la teor%a de la neurona y la teor%a del
conexionismo cerebral4 tan importantes para la explicación de la actividad ps%'uica del
cerebro. Los estudios de Cechterev +1K5)/1J2), y de 2avlov +1K4J/1J3, sobre la actividad
refle=a del cerebro han sido fundamentales para el desarrollo de la psicofisiolo"%a comparada.
0uchos consideran 'ue la investi"ación bio'u%mica del te=ido nervioso se inició realmente
con la publicación del libro de Ludichum +1KK4, sobre ;La constitución 'u%mica del cerebro<4
'ue resume su investi"ación sobre la composición 'u%mica del cerebro. .escribió por primera
97
ve* tantas sustancias4 sobre todo lip%dicas4 'ue los nombres 'ue les diera a8n se emplean en
la actualidad. 2or otra parte4 LeeBandoBsDy +en 1KJK,4 Lan"ley +en 1J:1,4 $lliot +en 1J:5,4
descubrieron 'ue varias sustancias 'u%micas tienen efectos en la musculatura lisa4 i"uales a
los de la estimulación el(ctrica de sus respectivos nerviosH sustancias 'ue ahora las
conocemos como neurotransmisores y receptores.
6.2. E-03*+"5/ .%3 #"#$%&' /%)-"0#0 .% 30# '/"&'3%#
.e los reinos del sistema vivo: monera4 protista4 fun"ii4 plantae4 animalia4 solamente los
m#s comple=os de estos 8ltimos4 es decir4 los vertebrados superiores4 tienen una forma de
actividad motora auto"enerada y autónoma 'ue se debe a la información ps%'uica 'ue se
"enera y procesa dentro de su sistema nervioso. &omo se sabe4 el sistema nervioso aparece
en los celenterados Ihidras4 an(monas de mar4 coralesI4 y con (l sur"en los or"anismos4 es
decir4 los animales con estructura or"#nica y actividad funcional.
$n el cuadro .1 se comparan los distintos tipos de sistema nervioso4 cada uno de los
cuales aparece en una determinada clase de animales4 cada uno tiene una clase espec%fica de
actividad y un nivel anatómico de or"ani*ación 'ue se puede diferenciar con cierta facilidad.
?s%4 en el caso de un sistema nervioso reticular4 las neuronas forman una red difusa
distribuida e interconectada en todo el cuerpo del animal. 2or lo "eneral4 estos animales tienen
sólo unos pocos miles de neuronas4 distribuidas como para e=ecutar unos pocos pro"ramas de
acción 'ue se ponen en marcha de una sola ve*4 para acercarse a un est%mulo o para ale=arse
de (l.
$n los animales con sistema nervioso "an"lionar4 en los insectos4 por e=emplo4 las
neuronas se a"rupan por pares a ambos lados de su e=e corporal y sus axones se distribuyen a
cada lado en cada se"mento del cuerpoH en la cabe*a4 el tórax y el abdomen.
&on la encefali*ación del sistema nervioso4 cuando ya est# presente el tronco cerebral y
los n8cleos superiores del hipot#lamo4 t#lamo4 cuerpo estriado4 hipocampo4 como sucede en
los vertebrados inferiores4 la actividad funcional se vuelve cada ve* m#s comple=a4 pero
todav%a no puede hablarse de una actividad ps%'uica plena4 aun'ue hay al"unos elementos de
ella. $stos animales distin"uen colores4 olores de diverso tipo4 aun'ue no podr%amos decir 'ue
ten"an sensaciones como las de los vertebrados superiores4 o como nosotros. &on todo4 la
presencia de un e=e enc(falo/espinal implica una forma de or"ani*ación funcional centrali*ada
'ue facilita mayores posibilidades de adaptación del animal. Se supone 'ue en peces y
anfibios4 la presencia de un hipocampo4 'ue "eneralmente se acepta 'ue es una forma
incipiente de corte*a cerebral4 indicar%a 'ue estos animales ya tienen al"una forma primitiva o
m#s simple de actividad ps%'uica.
&1?.73 .1
LA23S .$ L$6A.3 -$7RA3S3 $- L3S ?-A0?L$S
T"40 .% A 4')$") .% T"40 .% N"-%3
T%2".0 30#( '+$"-".'. '/'$5&"+0
17 Re.i/2&ar &elenterados 9uncional unitaria -euronal
27 Ga*(&i'*ar Nusanos 9uncional -uclear
se"mentaria
37 E*/eD8&i/' 2eces 9uncional Subcortical
suprase"mentaria
<7 Cere0ra& 7eptiles 2s%'uica inconsciente ?locortical
,7 Ne'/'r.i/a& !ombres 2s%'uica consciente -eocortical
98
Solamente respecto de los animales con corte*a cerebral podemos decir 'ue tienen una
actividad ps%'uica plenamente desarrollada4 aun'ue sus "rados de comple=idad ser#n muy
diferentes conforme ascendemos de los reptiles hasta los primates. Se estima 'ue sólo los
animales 'ue tienen corte*a cerebral pueden "enerar y procesar información ps%'uicaH 'ue por
eso tienen estructura y actividad ps%'uicasH 'ue son individuos or"ani*ados ps%'uicamente4
individuos ps%'uicos o psi'uismos4 en sentido estricto.
La aparición y el consi"uiente desarrollo del neocórtex en los seres humanos4 marca el
salto cualitativo de la evolución del sistema vivo 'ue ya hemos destacado lo suficiente.
6.3. C')'+$%)"I'+"5/ ;%/%)'3 .%3 #"#$%&' /%)-"0#0 8*&'/0
$s habitual conceptuar el sistema nervioso del hombre desde un punto de vista
anatómico4 como si sólo fuera una ampliación del sistema nervioso de los vertebrados4 y 'ue
por lo tanto tiene la misma or"ani*ación. $n tal sentido +cuadro .2,4 se separa un sistema
nervioso central y un sistema nervioso perif(rico. $l primero se divide en enc(falo y m(dula
espinal4 y el se"undo en un sistema autonómico y un sistema de relación. $s natural 'ue esta
estructura anatómica del sistema nervioso de los vertebrados y del hombre la ten"amos por
cierta4 por'ue as% se encuentra efectivamente despu(s de la disección del cad#ver. Sin
embar"o4 cuando se concept8a al sistema nervioso de esta manera4 no es posible establecer
su relación con la actividad ps%'uica de los vertebrados superiores. ?dem#s4 no es posible 'ue
esta estructura se manten"a or"ani*ada del mismo modo en todos los animales con sistema
nervioso4 tanto en los invertebrados superiores como en los vertebrados. 2or eso ser%a m#s
ló"ico relacionar los componentes del sistema nervioso4 por un lado4 con los componentes
corporales4 visceral y som#tico4 y por otro4 con los dos sistemas ps%'uicos de nivel
inconsciente4 afectivo y co"nitivo4 respectivamente.
?s%4 puesto en el nivel de los vertebrados4 el sistema nervioso del hombre tendr%a sólo dos
componentes4 uno intraindividual 'ue viene a ser el sistema ps%'uico visceral/afectivo y otro
extraindividual 'ue viene a ser el sistema som#tico/co"nitivoH ambos abarcan desde el nivel
paleocortical hasta el nivel neuronal perif(rico4 y entre ambos hay sólo n8cleos subcorticales y
v%as de interacción central.
&1?.73 .2
$L 03.$L3 &L]SA&3 .$L SASL$0? -$7ARA3S3
$I$:/BA =/;VIO$O C/=:;A'
$nc(falo
&erebro
Lronco cerebral
&erebelo
0(dula espinal
$I$:/BA =/;VIO$O P/;IF>;ICO
Sistema nervioso de relación
&raneal
2erif(rico
Sistema nervioso autonómico
Simp#tico
2arasimp#tico
99
2ero el sistema nervioso humano es4 por principio4 un sistema nervioso personal4 es decir4
'ue debe tener una or"ani*ación de base social4 esta or"ani*ación tendr# 'ue ser peculiar y
caracter%stica de cada individuo4 por cuando es el sistema nervioso de una personalidad
estructurada a base de la información social +codificada previamente en su neocórtex
cerebral,. $sto si"nifica 'ue una caracteri*ación m#s personali*ada del sistema nervioso
humano4 tendr# 'ue tomar en cuenta la naturale*a de la actividad del cerebro4
espec%ficamente del neocórtex4 para lue"o4 a partir de esta caracteri*ación4 deducir la
respectiva forma de or"ani*ación de todo el con=unto del sistema de una persona. .educimos
'ue la or"ani*ación del sistema nervioso del hombre no tiene 'ue partir de la visión anatómica
del sistema de las v%as perif(ricas distribuidas en el cuerpo4 sino a base de la visión
psicoló"ica 'ue se ten"a acerca de la corte*a cerebral.
Sobre la base de esta perspectiva4 tenemos 'ue conceptuar el sistema nervioso del
hombre como una red or"ani*ada en niveles4 tal como se or"ani*a la personalidad en toda su
inte"ridad. &omo se puede apreciar en el cuadro .34 este tipo de or"ani*ación toma en cuenta
la importancia de la corte*a cerebral4 con sus dos niveles paleocortical y neocortical como
caracter%sticas esenciales del sistema nervioso humano y de la personalidad. Los dem#s
niveles ser#n similares a los 'ue ya poseen los vertebrados superiores4 aun'ue
reestructurados cin(ticamente por dichos niveles superiores.
7especto de esta caracteri*ación4 no olvidaremos 'ue todos los niveles de or"ani*ación
de la personalidad se repiten en el sistema nervioso4 en el cerebro y en el neocórtex cerebral
de la persona. $sta propiedad del sistema nervioso de refle=ar al con=unto del individuo4 es
esencial para comprender como la información codificada en cada uno de sus niveles de
or"ani*ación4 refle=an todos y cada uno de los niveles de or"ani*ación del individuo total4 y se
refle=an en ellos a lo lar"o de toda la vida de la personalidad.
Ló"icamente 'ue es mucho m#s explicativo de la actividad personal4 un modelo del
sistema nervioso 'ue sin apartarse del patrón de or"ani*ación caracter%stica de los seres vivos
en "eneral4 tome en cuenta tambi(n la clase actividad ps%'uica 'ue caracteri*a a las personas4
por las ra*ones ampliamente discutidas en los cap%tulos precedentes. $ntonces4 si el neocórtex
cerebral humano se or"ani*a a base de información social4 todo el con=unto de la personalidad
tendr# 'ue tener la misma or"ani*ación y estructura. 7eci(n a'u% tendremos el soporte
conceptual necesario para explicar la naturale*a tripartita del hombre4 de su conciencia4 de su
cerebro y de su sistema nervioso. $stos tres componentes dependen4 cin(ticamente4 de los
CUADRO 6.3
UN MODELO SOCIAL DEL SISTEMA NERVIOSO UMANO
E& *i9e& *e'/'r.i/a& GN"-%3 4#>E*"+0 +0/#+"%/$% F
E& *i9e& ?a&e'/'r.i/a& GN"-%3 4#>E*"+0 "/+0/#+"%/$%F
E& *i9e& (a*(&i'*ar GN"-%3 6*/+"0/'3F
Nú/&e'4 0a4a&e4
T8&am'+Ei?'.8&am'
Cere0e&'
Tr'*/' /ere0ra&+m-=2&a e4?i*a&
Si4.ema *er9i'4' 9i4/era&
Si4.ema *er9i'4' 4'm8.i/'
E& *i9e& 4i*8?.i/' GN"-%3 &%$'153"+0F
E& *i9e& /e&2&ar GN"-%3 ;%/C$"+0F
Ne2r'*a&
G&ia&
100
tres tipos de información social 'ue una ve* transcritas forman los tres sistemas de la
conciencia. Lendremos4 en consecuencia: 1, un sistema nervioso visceral 'ue corresponde al
temperamento y depende del neocórtex afectivoH 2, un sistema nervioso som#tico 'ue
corresponde al intelecto y depende del neocórtex co"nitivo4 y 3, un sistema nervioso de
inte"ración 'ue corresponde al car#cter y depende del neocórtex conativo. Ca=o esta premisa4
el neocórtex4 as% como el cerebro y todo el con=unto del sistema nervioso humano est#n
or"ani*ados en los sistemas o componentes ps%'uicos 'ue se han estructurado a base de una
clase de información social 'ue cada persona ha codificado en cada uno de los blo'ues
ps%'uicos de dicho neocórtex +$ste punto se ver# m#s claramente en el cap%tulo si"uiente4
sección ).3,.
7especto de cada blo'ue4 se tiene 'ue definir las caracter%sticas de su respectivo sistema
de memoria4 as% como la or"ani*ación del respectivo sistema Ivisceral y som#ticoI4 cada uno
de estos con sus respectivos sistemas sensoriales y motores4 y estos4 a su ve*4 con sus
respectivas v%as aferentes y eferentes.
$n resumen4 el estudio del sistema nervioso del hombre tendr# 'ue hacerse tomando en
cuenta 'ue es el soporte funcional de un psi'uismo social4 respecto del cual es preciso saber
cómo se efect8a la trascripción de la información social en una conciencia4 cómo se or"ani*a
la actividad consciente desde cada uno de los sistemas afectivo4 co"nitivo o conativoH como se
inte"ra la actividad cortical en los planos de la actividad consciente Ide la percepción4 la
ima"inación4 el pensamiento y la actuaciónI4 de los cuales depende finalmente la or"ani*ación
consciente de la actividad personal4 es decir4 del individuo total.
101
CAPÍTULO !
ESTRUCTURA DE LA ACTIVIDAD PERSONAL
/l ro+lema de la relaci)n mente"cere+ro. =at#raleza de la mente. 'os modelos cl-sicos del
cere+ro. Un modelo socio+iol)gico del cere+ro *#mano. =at#raleza gen!tica & social de la
ersonalidad. /l desarrollo formativo de la ersonalidad. 'a conciencia & la estr#ct#ra sí0#ica
de la actividad ersonal.
Lerminamos nuestra Antroducción con la revisión del problema suscitado en torno a la
naturale*a de la actividad personal. $s indudable 'ue este problema est# en relación directa
con otros dos m#s esenciales: el de la relación entre la mente y el cerebro y el de la
modelación del cerebro humano. La solución de estos problemas est# ló"icamente relacionada
con la solución del problema de la naturale*a esencial de los hombresH est# i"ualmente
relacionado con la definición y la explicación de la sociedad4 la conciencia y la personalidad.
-uestra respuesta es 'ue se re'uiere de un modelo sociobioló"ico del cerebro 'ue permita
explicar cómo la actividad consciente or"ani*a la actividad personal.
&omo 'uiera 'ue nuestra hipótesis de traba=o ha sido la consideración de un individuo
humano reestructurado por la información social4 por lo menos hasta donde podemos deducir4
la solución 'ue desarrollaremos en se"uida est# dentro de los marcos del monismo
materialista. $scapa4 por tanto4 de los modelos dualistas tradicionales4 inclusive de a'uellos
'ue se consideran monistas materialistas4 'ue en lo esencial son modelos reduccionistas4
puesto 'ue damos por sentada la existencia sustantiva4 real y concreta de la sociedad y la
conciencia4 y rele"amos el concepto de mente al de un constr#cto del sentido com8n 'ue
puede de=ar de usarse4 tal como sucedió con el constr#cto del alma.
.espu(s de revisar las soluciones propuestas4 concluiremos en 'ue el ob=etivo
fundamental de las ciencias sociales habr# de ser la explicación de la relación ente la sociedad
y la conciencia4 entre la conciencia y el cerebro4 entre el cerebro y el cuerpoH para lo cual la
hipótesis de 'ue los procesos esenciales de la vida4 'ue abarcan desde las bacterias hasta la
sociedad humana4 son de car#cter informacional4 creemos 'ue ser# de "ran utilidad.
!.1. E3 4)013%&' .% 3' )%3'+"5/ &%/$%H+%)%1)0
$n la historia de las ciencias del hombre4 los problemas de la naturale*a del hombre y de
la relación mente/cerebro4 han sido tratados se"8n la ideolo"%a dominante en el respectivo
per%odo del desarrollo de la sociedad: en la sociedad primitiva4 se introduce el problema de la
relación alma/cuerpo4 'ue es tratado dentro de una visión reli"iosa del mundoH en la sociedad
de tipo anti"uo4 sur"e el problema de la relación mente/cuerpo y mente/cerebro 'ue trata de
resolverse dentro de la concepción filosófica y cient%fico/natural del mundoH en la sociedad de
tipo moderno4 reci(n empie*a a darse la importancia debida a la relación conciencia/cerebro4
'ue debe culminar con una solución cient%fico/social del problema de la relación conciencia/
persona. &on esto 'uedar# planteado el problema4 y por lo 'ue se podr# deducir4 la solución
del mismo dentro de las ciencias naturales4 enmarcadas como est#n dentro de las
concepciones idealistas y mecanicistas acerca del mundo natural4 es sencillamente imposible.
2or supuesto 'ue la explicación de la relación entre la mente y el cerebro est# en el centro
mismo de la definición de la naturale*a del hombre4 es decir4 de la esencia misma de los
hombres. 2ero su solución4 repetimos4 sólo ser# posible despu(s 'ue se hayan definido los
conceptos fundamentales respecto de la sociedad4 la conciencia y la personalidad.
Las revisiones cr%ticas de las diversas propuestas de solución 'ue se han hecho acerca
del problema mente/cerebro4 dentro del idealismo y del mecanicismo4 se encuentran en
Smithies +1J5,4 ?rmstron" +1JK, y Cun"e +1JK5,4 y extractos de dichas propuestas dentro de
102
la filosof%a occidental4 cl#sica y moderna4 han sido editados por Resey +1J4,. $l problema
tambi(n se presenta a modo de res8menes en !ampden/Lurner +1JK1, y hay importantes
comentarios al respecto en 9in"er +1JJ4,4 Nuttenplan +1JJ4,4 y 2ally +2:::,.
Ló"icamente 'ue no es este el lu"ar para discutir con toda amplitud los planteamientos
'ue se han hecho hasta ahora4 aun'ue estamos de acuerdo con Sperry +1J51W1J4, cuando
afirma 'ue la solución del problema mente/cerebro puede tener importantes repercusiones
para el desarrollo humano. Sin embar"o4 no creemos como (l4 'ue la solución dependa
principalmente del conocimiento de las funciones del cerebro. Las ra*ones para dudar de esta
su"erencia son muchas4 pero antes de refutarlas tenemos 'ue mencionar por lo menos las
hipótesis explicativas m#s com8nmente aceptadas para resolver el problema4 para lue"o
comprobar 'ue todas ellas enfocan el problema de modo ses"ado y unilateral4 pr#cticamente
sin tomar en cuenta la condición social del hombre.
.el esbo*o de la historia de las investi"aciones acerca de la comprensión del hombre4 as%
como de la descripción y explicación de sus procesos internos4 incluidos los de su sistema
nervioso4 podemos deducir 'ue todos estos estudios4 y las teor%as derivadas de ellos4 se han
hecho a partir de la observación de las personas desde dos frentes: desde su superficie
externa y desde su estado interno. ?mbas estrate"ias son sin duda necesarias4 y deb%an ser
complementariasH sin embar"o4 sus resultados no han sido los esperados4 puesto 'ue han
lle"ado a conclusiones contradictorias o ses"adas4 y en ciertos casos excluyentes. $l primer
enfo'ue ten%a 'ue ser m#s deductivo y tal ve* m#s especulativo 'ue el se"undo4 pues muchas
veces ha tenido 'ue basarse en concepciones a riori4 como4 por e=emplo4 respecto del alma4
el esp%ritu4 la mente4 y por lo mismo ha enfocado la explicación de la naturale*a humana de
modo idealista. $l se"undo4 ten%a 'ue ser m#s inductivo a partir del estudio ob=etivo de4 por
e=emplo4 enfermos4 cad#veres4 animales. Ca=o estas condiciones4 era m#s f#cil suponer 'ue
los procesos de la vida ten%an 'ue ser de naturale*a similar a las cosas hechas por el hombre4
y de all% la necesaria comparación del cerebro con canales de re"ad%o4 centrales telefónicas y
servomecanismos.
&ada procedimiento de observación ha dado ori"en a sendas concepciones teóricas
acerca del hombreH dos formas de resolver el problema 'ue se basan4 cada una a su manera4
en la posible existencia de dos mundos: uno virtual o amaterial4 otro real o material. 2or lo
tanto4 'uien'uiera 'ue haya cre%do 'ue todo lo 'ue existe no es material4 habr# tenido 'ue
reducir su explicación del hombre a un monismo idealista puro4 se"8n el cual debe existir sólo
el alma4 la mente o lo mental4 de manera 'ue en su versión extrema sostendr# 'ue el cerebro4
el cuerpo y hasta todo lo 'ue existe es sólo producto de la mente. .e modo opuesto4 'uien
haya tenido la convicción de 'ue todo lo 'ue existe es material4 habr# tenido 'ue proponer una
explicación basada en un monismo mecanicista i"ualmente puro4 suponiendo 'ue lo 8nico real
es el cerebro4 y 'ue la mente es la función del cerebro4 efecto f%sico4 atributo o propiedad
emer"ente de tal ór"ano. -aturalmente 'ue 'uienes no hayan podido evadir la idea de la
existencia de ambas concepciones de la realidad4 habr#n tenido 'ue propu"nar4 dentro de un
dualismo estricto4 'ue ambos4 la mente y el cerebro4 existen por s% mismos. 2ara este enfo'ue4
el problema radica en explicar como el cerebro y la mente se relacionan entre s%. $n el cuadro
).1 se mencionan las hipótesis m#s importantes 'ue han tratado de resolver este problema
dentro de estos tres enfo'ues.
Los enfo'ues idealistas tienen su modelo de desarrollo en las ideas de 2latón y
?ristóteles4 'uienes plantearon 'ue las ideas son el principio del conocer y del ser. Las
versiones extremas dentro de estos planteamientos sostienen 'ue existe solamente lo mental.
$n la actualidad muy pocos entre los cient%ficos del cerebro4 se atrever%an a explicar la
relación mente/cerebro dentro de una l%nea exclusivamente idealista4 por e=emplo4 dentro del
fenomenismo o del monismo neutral 'ue predominaron en la filosof%a cl#sica. Sin embar"o4 es
notable el caso m#s reciente de 2ribram +1JK:,4 un psicofisiólo"o naturalista4 con amplia
experiencia en el estudio experimental del cerebro de diversos animales4 'uien4 si"uiendo a
9lourens y a Lashley4 'ue tambi(n hicieron sus deducciones a partir de observaciones en
animales4 de modo contradictorio supone 'ue el mundo es amaterial4 y 'ue la separación 'ue
hacemos entre materia y mente es sólo consecuencia de nuestra manera de percibir las cosas.
Supone 'ue lo mental y lo f%sico son manifestaciones de una realidad cuya naturale*a se
desconoce.
103
? diferencia de los monismos idealistas4 la explicación de la relación mente/cerebro
dentro de los monismos de corte mecancista tienen actualmente cada ve* mayor aceptación.
$l modelo de desarrollo de estos enfo'ues han sido las ideas de Lales y .emócrito4 para
'uienes la 8nica realidad verdadera es la materia. Muienes se adhieren a una concepción
puramente mecanicista han tenido 'ue lle"ar a conclusiones necesariamente reduccionistas4
en el sentido de 'ue han supuesto 'ue la 8nica explicación posible de la mente son los
aspectos f%sicos4 moleculares o funcionales del cerebro. 1na posición extrema de este enfo'ue
fue sin duda el conductismo 'ue trató de eliminar la menteH del mismo tipo es la solución del
freudismo 'ue reduce al hombre a la condición de animal inconsciente. Los enfo'ues m#s
recientes se mantienen dentro de las propuestas del biolo"ismo naturalistaH de all% la vi"encia
del funcionalismo de Nall4 el emer"entismo de .arBin y el co"nitivismo de 2ia"et.
La concepción emergentista ha sido desarrollada m#s recientemente. Cun"e +1JK5,4 por
e=emplo4 sostiene 'ue los estados mentales son estados del sistema nervioso centralH dichos
estados existen4 pero no son independientes del cerebro. 2or eso ser%a preferible hablar de un
cere+romente4 en clara alusión al concepto de espaciotiempo del mundo f%sico. Se piensa4 por
tanto y con al"una ra*ón4 'ue el cerebro como cual'uier otro +iosistema4 si"ue las leyes y
tiene las propiedades de los seres vivos4 todos los cuales tienen propiedades emer"entes.
Se"8n esta propuesta4 las funciones mentales son funciones emer"entes del nivel f%sico del
sistema nervioso central4 tal como la li'uide* es propiedad emer"ente del a"ua 'ue resulta de
la combinación de dos "ases4 ox%"eno e hidró"eno.
1na situación distinta ha sido plantada por las hipótesis dualistas. $n realidad4 los distintos
dualismos aceptan la idea del sentido com8n de 'ue existe tanto el alma como el cuerpo. $l
propio len"ua=e colo'uial identifica un yo distinto del cuerpo4 como cuando al"uien dice ;no me
obedece la mano<4 o no puedo controlar mis emociones. $stas frases expresan la idea de 'ue
'uien as% habla es distinto de su mano o de sus emociones. $n el mismo sentido4 todos
estamos se"uros de tener una menteH todos hemos dicho al"una ve* no me acuerdo4 lo ten"o
en la punta de la len"ua4 y aun'ue no recordamos en este momento4 a'uello 'ue 'ueremos
recordar sabemos 'ue est# "uardado en nuestra menteH tambi(n es probable 'ue hayamos
dicho soy consciente de lo 'ue ha"o4 ya me di cuenta4 soy consciente de mis actosH tambi(n
tenemos o al"una ve* hemos tenido la ima"en v%vida de esto o a'uello4 recordamos los
sucesos de nuestra vida y nuestros sue5os como si existieran aparte de nuestro cuerpo. $n
t(rminos "enerales4 por sentido com8n toda persona sabe 'ue piensa y 'ue existeH 'ue tiene
una mente o 'ue 'uiere con el alma. La ciencia4 entonces4 debe dar cuenta de esta doble
existencia4 de esta doble realidad4 ob=etiva y sub=etiva.
0uchos de los planteamientos acerca del hombre han asumido esta posición dualista del
sentido com8nH aceptan la existencia de la mente y el cerebro. 2ero a'u% sur"e el problema de
la naturale*a de la relación entre una y otra realidad. $l autonomismo de >itt"enstein plantea
&1?.73 ).1
&3-&$2&A3-$S S3C7$ L? 7$L?&AP- 0$-L$/&$7$C73
I. 'A$ CO=C/PCIO=/$ BO=I$:A$ D/=:;O D/' ID/A'I$BO
9enomenismo +CerDeley4 9ichte4 !e"el4 L. .e &hardin,
0onismo neutral +Spino*a4 6ames4 7ussell4 &arnap4 SchlicD4 2ribram,
II. 'A$ CO=C/PCIO=/$ BO=I$:A$ D/=:;O D/' B/CA=ICI$BO
0aterialismo eliminativo +>atson4 SDinner4 Muine4 Lourin",
0aterialismo funcionalista +$picuro4 Nall4 Lashley4 9lourens4 Eleist,
0aterialismo emer"entista +.iderot4 .arBin4 &a=al4 !ebb4 Cindra4 Cun"e,
III. 'A$ CO=C/PCIO=/$ DUA'I$:A$
?nimismo +2latón4 ?ristóteles4 6es8s4 ?"ust%n4 Lom#s4 9reud4
Sperry,
?utonomismo +>itt"enstein,
$pifenomenalismo +&abanis4 !uxley4 ?yer4 Ro"t,
2aralelismo +Leibni*4 6acDson,
Anteraccionismo +.escartes4 2enfield4 $ccles4 2oper,
104
la independencia mutua de ambasH el paralelismo psicof%sico de Leibnit* y 6acDson plantea
m#s o menos lo mismo4 aun'ue ser%an entidades simult#neas o sincrónicas. Lal ve* m#s
lo"rados sean los postulados del interaccionismoH por e=emplo4 .escartes4 2enfield4 $ccles y
2oper4 suponen 'ue la mente y el cerebro se relacionan e influyen mutuamente. 2ero tambi(n
hay 'uienes creen 'ue la mente diri"e al cerebro4 tal como sostiene el animismo de 2latón4 y
los 'ue creen 'ue el cerebro produce4 "enera o secreta la mente4 como su"irió primero
&abanis y m#s recientemente el epifenomenismo de !uxley.
Cun"e +ob. cit., sostiene 'ue los enfo'ues del monismo idealista son incompatibles con la
ciencia4 puesto 'ue nie"an la existencia de la mente como una entidad concreta 'ue mere*ca
ser ob=eto de un estudio cient%ficoH lo mismo suceder%a con los enfo'ues dualistas 'ue postulan
la existencia de dos sustancias independientes4 pues est#n basadas en creencias o conceptos
de sentido com8n. Sin embar"o4 no creemos como Cun"e4 'ue estas concepciones dualistas
sean incompatibles con los re'uerimientos de la cienciaH por el contrario4 nos parece 'ue son
fenómenos accesibles a la experiencia sub=etiva de toda persona4 pero cuya explicación est#
fuera del #mbito de las ciencias naturales.
$l funcionalismo4 por e=emplo4 'ue ha ido afirm#ndose en la 8ltima parte del si"lo 'ue
acaba de terminar4 ha tenido 'ue apelar a diversas hipótesis4 aun'ue sin haber lo"rado una
explicación consecuente. Anclusive la teor%a de la información en su versión cl#sica y la
cibern(tica4 'ue fueron incorporadas como m(todos particulares de la ciencia4 'ue parec%a
iban a cambiar el rumbo de nuestra comprensión del hombre4 han sido absorbidas por el
funcionalismo y ahora tienen un escaso valor teórico o metodoló"ico. ?s% mismo4 los enfo'ues
del neoconductismo y el co"nitivismo m#s recientes4 'ue son en esencia desarrollos 'ue
buscan su fundamento en las funciones del cerebro4 tampoco han resuelto el problema4 y el
dualismo mantiene su vi"encia por encima de los monismos materialistas 'ue4 de todos
modos4 parecen estar en la perspectiva m#s apropiada.
Se re'uiere4 en consecuencia4 de una explicación del cerebro humano 'ue tome en
cuenta la naturale*a de los procesos esenciales 'ue han determinado la existencia del sistema
vivo4 de la sociedad y de los hombres considerados como individuos concretos. Se"8n los
ar"umentos expuestos hasta a'u%4 es posible 'ue dichos procesos esenciales sean a'uellos
'ue hemos definido como de naturale*a informacional. .entro de esta concepción creemos
'ue es posible una explicación del cerebro4 'ue debe ser entonces de naturale*a
sociobioló"ica. 2ero esto nos obli"a a revisar4 tambi(n a modo de introducción4 el concepto de
mente y de conciencia +1na versión m#s amplia la desarrollaremos en el &uaderno
correspondiente a la psiconeurolo"%a de la conciencia,.
!.2. L' /'$*)'3%I' .% 3' &%/$%
La preocupación4 primero filosófica y despu(s cient%fica4 sur"ió ante pre"untas como esta:
F$n 'u( consiste el a"ente 'ue percibe4 siente4 recuerda4 ima"ina4 desea4 piensaG. Las
respuestas han sido de distinto orden: para unos es un pseudoproblemaH para otros4 nunca
sabremos 'u( esH talve* para la mayor%a4 podemos especular acerca de 'u( es4 por'ue puede
ser: 1, la mente4 2, el cerebro.
$n oros contextos4 la preocupación parte del problema de saber 'u( es lo 'ue controla del
cuerpo4 o 'u( mueve al cuerpo. Las respuestas son nuevamente diversas: es al"o como el
alma4 al"o como la mente o al"o como la conciencia4 o el cerebro. Sin duda 'ue 'uienes
se5alan al cerebro pisan terreno m#s firme4 pues no es dif%cil afirmar 'ue existe un con=unto de
funciones del cerebro4 como: sentir4 ima"inar4 pensar4 percibir4 desear. Si embar"o4 tambi(n
parecen estar se"uros 'uienes afirman 'ue hay un ente inmaterial formado por la suma de
sentimientos4 percepciones4 pensamientos4 ideas4 recuerdos4 deseos4 'ue merece el nombre
de mente.
2ara empe*ar haremos una breve rese5a de las definiciones 'ue se han propuesto
respecto de la mente. Se"8n el sentido com8n expresado en el diccionario4 mente es:
;potencia intelectual del alma<H ;desi"nio4 pensamiento4 propósito4 voluntad<H ;con=unto de
actividades o procesos ps%'uicos conscientes e inconscientes< +.iccionario de la Len"ua
$spa5ola4 1JJ2,. Si acudimos a otro idioma4 tambi(n encontraremos muchas acepciones de
sentido com8n acerca de la mente. $s ereminiscencia4 recuerdo<H ;opinión c#ndida<4 ;dirección
de los pensamientos o deseos<4 ;manera de pensar y sentir<4 ;asiento de la conciencia4
pensamiento4 volición<H ;el alma<H poderes intelectuales4 como opuestos a la voluntad y las
emociones< +3xford .ictionary of &urrent $n"lish4 1J4,. 9inalmente4 un diccionario m(dico
105
define la mente como ;la facultad o función del cerebro4 por la cual un individuo se torna
consciente de sus alrededores y de su distribución en el espacio y el tiempo4 y por la cual (l
experimenta sentimientos4 emociones y deseos4 y es capa* de atender4 recordar4 ra*onar y
decidir< +.orlandTs Allustrated 0edical .ictionary4 1J5,.
$n los textos acad(micos4 se lee 'ue la mente es un con=unto de ;procesos 'ue ocurren
dentro de la cabe*a4 'ue determinan los m#s comple=os niveles de or"ani*ación del
comportamiento< +!ebb4 1J,. $n otro se dice 'ue habr%a ;un "ran n8mero de cambios
bio'u%micos 'ue resultan de los procesos mentales< +Lindsay f -orman4 1J)1,. 2or su parte4
Sperry +1J), considera ;la mente como emer"encia siner"(tica de los procesos cerebrales.< @
Cun"e +1JK5,4 en su intento por matematizar la 2sicobiolo"%a para 'ue sea una verdadera
ciencia4 nos ofrece la ;definición 3.5. Sea b un animal dotado de un sistema neural pl#stico 2.
$ntonces: 1, b experimenta un proceso mental +o efect8a una función mental, durante el
intervalo de tiempo g si y sólo si 2 tiene un subsistema h tal 'ue h se encuentra durante g
ocupado en un proceso espec%fico +es decir4 is +g4 h, j k,.
&omo dec%amos en la sección anterior4 tenemos 'ue desarrollar el concepto de conciencia
para poder superar estas definiciones 'ue solamente terminan por repetir 'ue la mente es la
suma de todo lo 'ue podemos experimentar como pensamiento4 percepción4 deseos4
recuerdos4 y todo lo 'ue se considere af%n a estas formas de actividad ps%'uica. 2or ahora nos
'uedamos con la impresión de 'ue muy poco se ha avan*ado al respecto en dos mil
'uinientos a5os de filosof%a y 'uinientos de ciencia natural.
!.3. L0# &0.%30# +3=#"+0# .%3 +%)%1)0
0a"oun +1J:, ha su"erido 'ue los modelos del cerebro refle=an los conceptos derivados
de la tecnolo"%a m#s avan*ada de una (poca. $l modelo de Naleno habr%a refle=ado el avance
de la in"enier%a hidr#ulica de Nrecia y 7omaH los modelos actuales del cerebro refle=ar%an los
avances de la in"enier%a de las comunicaciones Idel tel("rafo4 por e=emploI4 y de las
computadoras. Si"uiendo a Euhn +1J2W1JJ4,4 podr%a decirse 'ue cada modelo del cerebro ha
sido elaborado dentro del paradi"ma cient%fico vi"ente en el momento en la (poca
correspondiente. Lodo esto indica 'ue se pueden reali*ar comparaciones sincrónicas y
diacrónicas de las teor%as cient%ficas entre s%.
$n efecto4 los modelos del cerebro refle=an las concepciones ideoló"icas acerca del
mundo4 la sociedad y el hombre predominantes en una (poca dada. $s as% como primero la
filosof%a y m#s tarde las ciencias naturales4 en los 8ltimos dos mil 'uinientos a5os han asumido
la explicación del hombre con el mismo m(todo y las mismas teor%as 'ue han servido y sirven
para explicar el mundo inerte4 las plantas y los animales. Lal parece 'ue no se ha tomado en
serio la idea de 'ue para explicar al hombre4 o me=or dicho4 para explicar los procesos
esenciales 'ue han determinado y determinan la naturale*a social de cada uno de los
hombres4 se re'uiere de un m(todo y una teor%a 'ue debe explicar primero la naturale*a de la
sociedad humana como el 8nico estrato de or"ani*ación supraindividual 'ue se ha
desarrollado dentro del sistema vivo. 2or esta ra*ón4 la explicación de la estructura viva de la
sociedad4 y por lo mismo4 de la estructura intr%nseca de los hombres4 de hecho 'ue escapan
del #mbito de las ciencias naturales.
.entro de los enfo'ues materialistas4 por e=emplo4 todos los modelos teóricos explican el
cerebro como si fuera un tipo de mecanismo. Si el modelo es hidr#ulico4 dióptrico o
cibern(tico4 es secundario. $sto 'uiere decir 'ue4 'uien expli'ue el mundo en t(rminos
mecanicistas4 sólo podr# ima"inar al cerebro funcionando como un mecanismo. $ste principio
ha sido tan importante4 'ue a8n dentro del idealismo de hoy se da por sentado4 aun'ue fuera
sólo impl%citamente4 'ue los mecanismos de la mente se encuentran en el cerebro. !asta los
modelos de corte psicoló"ico son expresión de una visión puramente f%sica o 'u%mica de la
din#mica del cerebro o del movimiento corporal. 2or eso cuando se concept8a 'ue toda
función es capacidad de acción o la acción propia de los seres vivos4 no es 'ue se haya
tomado el concepto de acción en su sentido familiar de facultad de hacer al"una cosa4 de
acometer o defenderse4 ni en el sentido fi"urado de potencia o poder de una persona o entidad
influyente4 ni el concepto de función propia de los car"os y oficios de las personasH el concepto
de función4 dec%amos4 ha sido tomado en su sentido f%sico de ener"%a 'ue produce un cierto
efecto4 como cuando se habla de la función de una m#'uina o instrumento. .e all% derivan los
conceptos de ener"%a vital4 car"a instintivaH de all% deriva la definición de motivación como
impulso o car"a ener"(tica 'ue diri"e la conducta4 y la importancia 'ue se a la relación entre
la ener"%a 'u%mica y el(ctrica de las c(lulas nerviosas y la ener"%a de la mente. Sólo as% se
106
explica4 como ya hemos se5alado4 la amplitud del concepto de función4 y se habla como si se
tratara de una actividad f%sica de la función del ?.-4 las funciones del estóma"o4 las funciones
mentales4 las funciones de las personas.
La extensión de la concepción f%sica del mundo a la explicación del cerebro y la mente4 es
pues evidente en todos los modelos del cerebro. Sin embar"o4 despu(s de comprobar 'ue no
existen modelos verdaderamente psicoló"icos del cerebro4 notaremos 'ue hay un marco
conceptual 'ue relaciona estrechamente entre s% los modelos f%sicos4 fisioló"icos y cibern(ticos
del cerebro. $ste marco no es otro 'ue la idea central de 2latón4 se"8n la cual el alma tiene
tres partes4 cada una ubicada en al"una parte del cuerpo o del cerebro. ?un'ue las versiones
acerca de cu#les son realmente los componentes del alma platónica no son i"uales +0a"oun4
1J4H &han"eux4 1JK5H Stevenson4 1JK)H 9in"er4 1JJ4,4 lo 'ue a'u% importa es su concepción
tripartita del alma 'ue ahora estamos en condiciones de atribuirla al hombre or"ani*ado desde
el plano de su conciencia. Reremos 'ue el punto de vista de los tres componentes: apetito4
voluntad y ra*ón4 se mantiene en la mayor%a de los modelos del cerebro4 empe*ando por el de
Naleno4 muy a pesar de las concepciones bipartitas 'ue se han impuesto desde .arBin4
a'uellas por las se supone la existencia de sólo dos cerebros: el cerebro emocional y el
cerebro co"nitivo.
!.3.1. M0.%30# 6>#"+0# .%3 +%)%1)0
Los modelos f%sicos del cerebro son b#sicamente dos: el modelo hidr#ulico de Naleno y el
modelo dióptrico de .escartes. Los es'uemas de ca=as ne"ras4 'ue son en realidad producto
de los l%mites del conocimiento cient%fico4 tienen su primera versión a partir de las ideas de
Naleno4 curiosamente desarrolladas por los 2adres de la A"lesia mucho tiempo despu(s 'ue
a'u(l las formulara +9i". ).1,.
9i". ).1. $n la $dad 0edia abundaron los es'uemas 'ue destacaban la
importancia de los ventr%culos cerebrales como asiento de las tres
facultades del alma.
Naleno4 en efecto4 al distin"uir los aspectos sensorial y motor de la función nerviosa4
su"irió la existencia de una suerte de tres almas: sensible4 ra*onable y motri*H como tambi(n
la existencia de tres componentes del alma racional: ima"inación4 co"nición y memoria. 1nos
si"los m#s tarde4 -emesio ima"inó 'ue los ventr%culos cerebrales eran el asiento de las tres
facultades del alma4 de modo 'ue el senso com#nis4 la fantas%a y la ima"inativa residir%an en
los ventr%culos lateralesH la facultad cogitativa y estimativa en el tercer ventr%culo4 y la de la
memoria en el cuarto ventr%culo +&han"eux4 1JK5,.
107
7en( .escartes tiene el m(rito de haber de=ado de modo definitivo el es'uema conceptual
de los futuros desarrollos de las ciencias del sistema nervioso. ?s%4 aun'ue (l mismo no usó la
palabra refle=o4 su es'uema 'ue relaciona la visión de un ob=eto y la acción de apuntar hacia el
mismo ob=eto4 claramente revela su concepción de 'ue la actividad cerebral refle=a la realidad
ob=etiva de modo an#lo"o a como la lu* se refle=a en un espe=o. Se"8n esta idea4 se supone
'ue a partir de los sentidos4 los esp%ritus vitales alcancen al alma ubicada en el cerebro y 'ue
(ste los distribuye a trav(s de la "l#ndula pineal y ciertas porosidades de las paredes
ventriculares hasta los nervios y los m8sculos. $sta propuesta teórica no sólo es un desarrollo
de las ideas iniciales de Naleno4 sino el es'uema sobre cuya base se ha elaborado el modelo
del arco refle=o 'ue ha sido central para la neurofisiolo"%a moderna.
9i". ).2. $l modelo de .escartes +Lomado de 0a"oun4 1J:,
$l modelo dióptrico del cerebro no es4 sin embar"o4 la 8nica propuesta importante de
.escartes. 2lanteó tambi(n el problema de la existencia del alma. $s claro 'ue (l intuyó4 i"ual
'ue 2latón4 'ue hay al"o m#s 'ue el cuerpo o el cerebro 'ue proviene del mundo exterior a los
individuos. ?mbos pensaron 'ue ese al"o m#s es lo 'ue el sentido com8n llama el almaH 'ue
(sta procede de afuera4 y 'ue al ser incorporada tiene 'ue ubicarse en al"una parte del
cerebro. Cien hicieron entonces en pre"untarse dónde se alo=a el alma y en intentar una
respuesta. $s ló"ico 'ue ni 2latón ni .escartes ten%a 'ue acertar con la respuesta4 como de
hecho no la tuvieron anatomistas como >illis ni la tienen los neurocient%ficos modernos. $l
error no ha sido entonces de .escartes como al"uien ha su"erido +.amasio4 1JJ4,4 sino de
'uienes al no encontrar el alma en el cerebro del cad#ver4 ni en el de los animales4
presionados por la idea de 'ue el hombre es un animal superior4 prefirieron i"norar el concepto
de alma 'ue ya desde ese entonces habr%a sido de primera importancia para iniciar una
explicación de la naturale*a del hombre.
Ló"icamente 'ue no tiene sentido rescatar el primitivo concepto de alma y tomarlo como
tal. Anteresa la idea de 'ue en el cerebro hay al"o m#s 'ue su función ps%'uica animal4 y 'ue
ese al"o m#s procede desde afuera. $l problema del desarrollo de las teor%as de la mente y el
cerebro4 es haber tomado el sentido literal del concepto de alma del sentido com8n4 y haberlo
descartado +como sucedió con otros conceptos filosóficos, sin de=ar la posibilidad de elaborarlo
como parte de una actitud cr%tica frente al avance de las teor%as de la ciencia natural4 incluso
de las actuales 'ue ya se basan en observaciones y experimentos emp%ricos comprobados.
&reemos pues4 'ue la propuesta platónica del mundo de las ideas4 se complementa con la
propuesta de 'ue el alma4 en tanto ente 'ue procede del mundo exterior al individuo4 y ambas
expresan la intuición de la existencia de al"o 'ue no puede ser otra 'ue la información social.
@a hemos visto 'ue esta es una realidad 'ue los hombres encuentran al nacer y 'ue deben
incorporarla para poder formarse y sobrevivir dentro de la sociedad. $s natural 'ue dicha
información almacenada en el cerebro ten"a 'ue desaparecer con la muerte4 aun'ue las
108
personas tienen la posibilidad de crearla y de=arla como información social para la posteridad4
inmortali*#ndola en la materia inerte 'ue supieron transformar.
!.3.2. M0.%30# 6"#"035;"+0# .%3 +%)%1)0
1na ve* reintroducida la disección anatómica del cad#ver por Resalio4 y perfeccionada la
t(cnica de la disección del cerebro por 9ran* Nall4 el efecto inmediato fue olvidarse del alma y
dedicarse al estudio anatómico y fisioló"ico de este ór"ano4 'ue como cual'uier otro del
cuerpo ten%a 'ue tener funciones m#s o menos observables. .entro de la ló"ica de la ciencia
natural en au"e4 la mente reempla*ó al alma como ente 'ue de al"una manera deb%a
relacionarse con el cerebro4 o ubicarse en al"una parte del mismo. ?s% sur"en los modelos
fisioló"icos del cerebro4 como parte de la concepción mecanicista de la ciencia natural.
$stos modelos se han formulado a partir de tres de los aspectos de la actividad nerviosa
m#s importantes: respecto de la forma como funciona el sistema nervioso4 respecto de cómo
est# or"ani*ado todo el cerebro4 y de cómo funciona la corte*a cerebral.
'F M0.%30# 1'#'.0# %/ 3' 6*/+"5/ .%3 #"#$%&' /%)-"0#0
$l modelo del ;refle=o< planteado en su forma ori"inal por Nassendi4 contempor#neo de
.escartes4 y elaborado en su forma actual por Sechenov a fines del si"lo SAS y por Sherrin"ton
y 2avlov a comien*os del si"lo SS4 establece 'ue toda actividad nerviosa tiene una v%a de
entrada4 un centro inte"rador y una v%a de salida. $l modelo puede aplicarse a todo el
individuo +como hi*o el conductismo,4 a la m(dula espinal4 a todo el cerebro o a una c(lula
nerviosa. $n versiones m#s modernas4 el sistema nervioso se concept8a como un sistema de
entradaWsalida4 con ca=as ne"ras intermedias 'ue si"uen una trayectoria en serie entre ambos
extremos. $l modelo se ha ampliado desde la introducción de los conceptos de la cibern(tica4
para adoptar la forma de un sistema de procesamiento de información4 constituido por una
secuencia de procesos4 estructuras o módulos 'ue se relacionan entre s% por v%as de
proalimentación y de retroalimentación4 como puede verse en las fi"uras ).3 y ).4. Lo 'ue no
'ueda definido en estos modelos es el contenido de tales módulos4 el orden en 'ue est#n
dispuestos ni el lu"ar 'ue ocupan dentro del sistema nervioso.
9i". ).3. $s'uema teórico "eneral del procesamiento de información.
1F M0.%30# 1'#'.0# %/ 3' 6*/+"5/ .%3 +%)%1)0
1na ve* ne"ada o i"norada la existencia del alma4 el notable avance de las ciencias
f%sicas4 'u%micas y bioló"icas +acerca de los sistemas vivos naturales, hac%a suponer 'ue no
era necesario acudir a otros m(todos4 y menos a otra clase de ciencias para explicar al
hombre. 0#s a8n4 el sistema teórico 'ue .arBin desarrolló acerca del hombre4 proporcionó a
las ciencias naturales principios m#s 'ue suficientes para la explicación cient%fico/natural de
las funciones del cerebro4 ló"icamente de los animales. La insuficiencia del modelo es pues
evidente4 y por eso no se ha cesado en la b8s'ueda de un modelo del cerebro 'ue refle=e al
mismo tiempo las concepciones ori"inales de 2latón y .escartes4 y la visión mecanicista de su
funcionamiento dentro de los es'uemas de la neuroanatom%a natural. $ste problema 'ue nos
han le"ado las ciencias naturales4 infortunadamente ha atrapado a las ciencias del hombre en
un calle=ón 'ue desaparece a mitad de camino en plena oscuridad4 a tal punto 'ue nin"uno de
los materialismos mecanicistas ha podido encontrar el m(todo a se"uir.
Los modelos elaborados dentro de estas contradicciones4 parten del principio de 'ue el
sistema nervioso es un sistema or"anofuncional4 como son el aparato di"estivo4 el respiratorio4
etc. 2or tanto4 tiene ór"anos 'ue pueden ser separados como los dem#s. .e all% la versión de
'ue el enc(falo es un ór"ano4 formado por otros ór"anos: el cerebro4 el tronco cerebral y el
cerebelo. $l cerebro4 a su ve*4 estar%a conformado por otros ór"anos ensamblados muy
apretadamente en cada hemisferio cerebral: los lóbulos cerebrales4 los n8cleos basales4 la
am%"dala4 el t#lamo4 el hipot#lamo4 cada uno con su respectiva función. 2or supuesto 'ue esta
concepción anatómica del cerebro se puede comprobar ob=etivamente por medio de la
ENTRADA SALIDA DESCODIFICACIN ENCODIFICACIN
109
disección del cad#verH pero otra cosa es explicar cómo se or"ani*a su actividad intr%nseca en
una persona viva.
9i". ).4. 0odelo co"nitivista del procesamiento de información4 'ue comprende los procesos
sensoriales4 perceptuales4 de memoria primaria4 memoria secundaria4 selección de la
respuesta4 control de la respuesta y los procesos efectores4 y retroalimentación a trav(s del
ob=eto +0odificado de >elford4 1J5K,
$s un hecho comprobado 'ue una división anatómica del cerebro como la expuesta4 no
puede explicar en modo al"uno la actividad ps%'uica4 y menos cómo podr%a ser determinada
por esta misma actividad. 2ero como todo el mundo sabe 'ue el cerebro es el asiento del
pensamiento4 la memoria4 las emociones4 etc.4 ha sido m#s 'ue perentoria la necesidad de
hacer todos los esfuer*os posibles a fin de explicar de 'u( naturale*a son en realidad las
funciones de estos ór"anos. 1n primer intento consistió en diferenciar entre funciones
inferiores y funciones superiores del cerebro. .e este modo4 la neurolo"%a ha estudiado las
funciones inferiores sin preocuparse por explicar la naturale*a del pensamiento4 la co"nición4
la conciencia4 el len"ua=e4 la emoción4 etc. 7ec%procamente4 la psicolo"%a ha planteado la
existencia de constr#ctos acerca del comportamiento4 la conducta4 la co"nición4 la percepción4
la memoria4 sin preocuparse por explicar 'u( es o 'u( hace el cerebro4 ni 'u( son o en 'u(
consisten las funciones superiores del cerebro.
$stas contradicciones4 por otro lado4 se han basado en la existencia4 bastante i"norada4 de
dos clases opuestas de modelos del cerebro humano: al"unos modelos si"uen la concepción
tripartita de las tres facultades del almaH por otro4 en tanto 'ue otros modelos si"uen la
concepción bipartita de los dos cerebros4 emocional y co"nitivo. $n el cuadro ).2. se puede
apreciar 'ue los modelos me=or conocidos de 6acDson4 2avlov4 0acLean4 9reud y Luria
expresan ciertamente el marco conceptual tripartito ori"inalH aun'ue no todos ellos se refieren
al cerebro como tal. $n realidad4 en el es'uema sólo se correlacionan los modelos evolutivos4
de la actividad refle=a y del individuo humano con el modelo estrictamente bioló"ico de
0acLean y el modelo estrictamente fisioló"ico de Luria.
?un'ue el modelo 'ue se asume dentro del co"nitivismo moderno parece tripartito4 es sin
duda un modelo bipartito4 pues se funda en la concepción anatómica de cerebro de los
mam%feros 'ue4 como consta en todos los textos de neuroanatom%a4 de neurofisiolo"%a y de
neurociencias naturales4 se lo concibe escindido en dos partes: una paleocortical4 l%mbica4
emocional4 y otra neocortical4 co"nitiva.
Si bien Luria +1J)K, propuso 'ue el cerebro est# formado por tres unidades o blo'ues4
si"uiendo la idea de los sistemas funcionales de Cerstein y ?no=in4 su modelo es muy cercano
a las concepciones del co"nitivismo actual4 pues incluye conceptos de la teor%a de la
información y la cibern(tica tomadas en su versión ori"inal. 2or eso es preferible incluir este
modelo dentro de las concepciones fisioló"icas del cerebro.
QQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQ
SENS PERC MEM I SELECC CONTR EFECT
MEM II
OB5ETO
110
&1?.73 -V ).2
COMPARACIÓN DE LOS MODELOS DEL CEREBRO
?Bodificado de Bago#n, 1GIHA
Fa/G4'* Pa9&'9 !re2= Ma/Lea* L2ria Or.iC
A. -ivel
Anferior
7efle=os no
condicionados
$llo
&erebro del
reptil
1nidad para
re"ular el tono4
la vi"ilia y los
estados
mentales
$l sistema afectivo
?nsiedad
.isposiciones
+Lemperamento,
+&omportamiento,
AA. -ivel
0edio
7efle=os
condicionados
$"o
&erebro del
mam%fero
1nidad para
recibir4 anali*ar
y almacenar
información
$l sistema co"nitivo
?tención
?ptitudes
+Antelecto,
+.esempe5o,
AAA. -ivel
Superior
Se"undo
sistema de
se5ales
Supere"o
&erebro del
primate
1nidad para
pro"ramar4
re"ular y
verificar la
actividad
$l sistema conativo
$xpectación
?ctitudes
+&ar#cter,
+&onducta,
+F M0.%30# 1'#'.0# %/ 3' 6*/+"5/ .% 3' +0)$%I' +%)%1)'3
.entro de las concepciones de Nall y de 9lourens acerca del ór"ano de la mente4 desde el
comien*o sur"ió el dilema de si el cerebro funciona por partes o como una totalidad. $l
problema era consecuencia ló"ica de la forma or"anicista como hab%a sido concebido el
hombre. $sta contradicción entre locali*acionismo y holismo ha continuado si resolverse a
pesar del amplio debate suscitado entre neurólo"os y psi'uiatras de los dos 8ltimos si"los4
'uienes terminaron por aplicar la división del traba=o en la pr#ctica m(dica a la función del
cerebro 'ue deb%an explicar. La oposición de los puntos de vista alcan*ó a la histolo"%a y la
citolo"%a del sistema nervioso4 cuando &a=al sostuvo 'ue el sistema nervioso estaba
constituido por conexiones de c(lulas nerviosas separadas4 en tanto 'ue Nol"i sosten%a lo
contrario4 'ue era una red continua de fibras nerviosas. 9eli*mente4 el debate entre
neuronistas y reticularistas terminó a favor de los primeros4 cuando con la ayuda del
microscopio electrónico se demostró la existencia de las sinapsis.
Nall planteó 'ue el cerebro es un con=unto de ór"anos cuyas funciones son
independientes entre s%. Couillaud4 .ixon y Croca4 desde mediados del si"lo SAS4 a partir de
sus observaciones sobre la p(rdida del habla por lesiones locali*adas en pe'ue5as re"iones
de la corte*a cerebral4 y posteriormente !enschen y Eleist ya en el si"lo SS4 confirmaron la
idea de Nall4 por lo menos respecto de las consecuencias de las lesiones cerebrales.
$fectivamente4 todo parece indicar 'ue las lesiones focales de la corte*a cerebral producen
desórdenes ps%'uicos restrin"idos a ciertos aspectos de la actividad ps%'uica4 distintos de los
estados confusionales4 demenciales y psicóticos 'ue producen las lesiones difusas del cerebro.
?un'ue estas observaciones dan cuenta de hechos ob=etivos y comprobados4 no se puede
deducir de ellas 'ue las #reas corticales lesionadas tienen normalmente la función 'ue la
lesión ha destruido. Sin embar"o4 la comprobación de 'ue una lesión en la circunvolución
an"ular del hemisferio derecho en ciertas personas produce una dificultad para dibu=ar ob=etos
en perspectivaH es un hecho 'ue nos puede servir para deducir 'ue la circunvolución an"ular
derecha tiene como función la percepción tridimensional del espacio. ?un'ue no es f#cil estar
se"uros de esta deducción4 tampoco hay otra forma de saber cómo esta #rea interviene en la
co"niciónH en "ran medida por'ue se sabe i"ualmente 'ue otras #reas corticales intervienen
en la misma operación4 y por'ue estas misma #rea cortical interviene en otras formas de
111
actividad ps%'uica4 como son las verbales4 por e=emplo. 0#s a8n4 cuando el desorden ps%'uico
causado por una lesión focal es en extremo comple=o4 la inversión explicativa es todav%a m#s
dif%cil. 2or e=emplo4 basados en la constatación de 'ue las lesiones de los lóbulos frontales
producen diversas alteraciones ps%'uicas4 se han atribuido a la corte*a prefrontal no menos de
'uince funciones4 y no hay acuerdo acerca de cual es la fundamental o simplemente la
principal.
9i". ).5. $l mapa frenoló"ico de Nall +Lomado de Luria4 1J)J,
?dem#s4 cuando se anali*an con detalle las caracter%sticas de los desórdenes ps%'uicos4
este aspecto de la comple=idad del trastorno resulta 'ue es com8n a todos ellosH tan es as% 'ue
en los 8ltimos a5os se est# a la ca*a de d(ficit co"nitivos cada ve* m#s puros o elementales4
en al"unos casos ya sin preocuparse de la locali*ación de la lesión causal4 puesto 'ue4 o bien
la lesión es mucho m#s extensa de lo 'ue se pensaba4 o bien la locali*ación var%a de una
persona a otra. $stas dificultades4 aun'ue no nie"an 'ue existe una cierta especiali*ación de
las #reas corticales4 exi"en 'ue el problema de la locali*ación de ;las funciones ps%'uicas< sea
planteado de otra manera.
?ntes del desarrollo de esta fuerte corriente locali*acionista4 9lourens parece 'ue tuvo
suficiente ar"umento como para oponerse a las ideas de Nall. ? partir de sus experimentos4
pudo sostener 'ue el cerebro funciona como una totalidadH un punto de vista 'ue fue refor*ado
por Lashley ya en este si"lo4 y se ha mantenido sobre todo en psicolo"%a y psi'uiatr%a4 por lo
112
menos hasta la introducción de las explicaciones neuro'u%micas de las enfermedades
mentales.
Ló"icamente 'ue no han faltado las concepciones intermedias. .esde 'ue 6acDson y
!ead llamaron la atención sobre la incon"ruencia de estas formas de explicación extremas4 se
han propuesto modelos como el de los sistemas funcionales 'ue fueron extensamente
desarrollados por la psicofisiolo"%a sovi(tica4 especialmente por Cernstein y ?no=in en
neurofisiolo"%a4 y por Ri"otsDy y Luria en psicolo"%a +Luria4 1J)K,. Se"8n esta concepción4
cada re"ión aislable del cerebro forma parte de uno o m#s sistemas funcionales de cuya
actividad inte"rada resulta una función m#s o menos espec%fica. $n este sentido4 el #rea de la
circunvolución an"ular del e=emplo citado4 no reali*a una función 'ue le es inherente4 sino 'ue
en conexión con otras *onas del cerebro forma distintas redes neurales cada una de las cuales
interviene no sólo en la percepción del espacio4 sino en la representación del cuerpo4 la
orientación hacia un ob=etivo4 la comprensión del habla4 entre otras funciones.
1n avance importante dentro de las neurociencias sur"ió en las 8ltimas cinco d(cadas a
partir de la introducción de la cibern(tica +>iener4 1J4J,. Sin embar"o4 la idea de un cerebro
an#lo"o a un servomecanismo o a una computadora4 ya de por s% nos indica 'ue el modelo no
ha escapado del marco del funcionalismo4 por lo 'ue al"uien ha su"erido 'ue la terminolo"%a
cibern(tica es sólo otra manera de decir lo mismo. 2or e=emplo4 la introducción del concepto
de retroalimentación en ve* del de homeostasis4 todo lo 'ue consi"ue es ampliar la explicación
de los seres vivos a la de los autómatas.
$l modelo cibern(tico de Luria +1J)K,4 por e=emplo4 'ue (l mismo considera af%n a la
propuesta de 0iller4 Nalanter y 2ribram +1J:,4 incluye los conceptos de planes4 pro"ramas4
control4 retroalimentación4 pero no sale del es'uema funcional/co"nitivo del procesamiento de
información. &omo se sabe4 a pesar de usar la palabra información4 estos modelos se basan4
en realidad4 en el concepto de información del sentido com8n4 como noticia o se5al. 2odemos
pues concluir en 'ue los modelos cibern(ticos son apenas explicaciones analó"icas4 'ue al
comparar el cerebro con la computadora4 no salen del #mbito de los modelos funcionales en
bo"a.
Los modelos cibern(ticos4 en efecto4 explican el funcionamiento de las m#'uinas y de los
or"anismos4 como los "usanos. 2ero al considerar 'ue el hombre es sólo un animal superior4 o
'ue tiene un funcionamiento similar4 estos modelos no toman ni pueden tomar en cuenta la
individualidad de la persona4 y tratan de explicar el cerebro sólo como un ente abstracto y en
"eneral4 como si fuera un reóstato4 un computador o un robot cual'uiera4 por m#s 'ue se apele
a los ideales de di"nidad4 autonom%a como atributos 'ue diferencian al ser humano.
!.3.3. C)>$"+' .% 30# &0.%30# 4)04*%#$0#
La conver"encia de la cibern(tica4 la psicolo"%a co"nitiva y las neurociencias es la
estrate"ia 'ue m#s ha contribuido al avance de nuestro conocimiento del cerebro en la
se"unda mitad del si"lo SS4 a pesar de 'ue la neurofisiolo"%a y la neuropsicolo"%a de los
8ltimos dos si"los mantienen firmes sus ra%ces en las ciencias naturales. Sin embar"o4 su
problema si"ue siendo cómo explicar la mente como función del cerebro. Anclusive sin decidir
si la mente es el cerebro o si la mente es función del cerebro4 a8n no saben explicar si la
mente es una función "lobali*ada de todo el cerebro4 o es la suma de las funciones de cada
una de sus partes relativamente autónomas.
.e all% 'ue en la actualidad4 dentro de las neurociencias co"nitivas4 se haya concluido en
'ue ;toda conducta es un refle=o de la función del cerebro<H 'ue ;La mente es un ran"o de
funciones 'ue efect8a el cerebro< y 'ue ;La tarea de la ciencia del cerebro es explicar cómo
(ste controla la conducta +..., y cómo +..., el cerebro es influenciado por el entorno de la
persona< +Eandel4 SchBart* y 6essell4 1JJ1,.
-adie podr%a desmerecer en modo al"uno la contribución del funcionalismo al desarrollo
de las neurociencias modernas. -o se puede ne"ar 'ue estos modelos expresan los pro"resos
alcan*ados en la comprensión de las funciones llamadas superiores del cerebro. 2or e=emplo4
la introducción de los conceptos de información4 de planes y pro"ramas4 ha servido para 'ue
Luria +Luria4 1J)K, desarrollara su modelo de las unidades funcionales del cerebro4 un modelo
'ue ha sido plenamente aceptado por la neurociencia occidental a tal punto 'ue ya ni si'uiera
se le menciona como propu"nador de la idea ori"inal4 y se da por sentado 'ue el cerebro
humano est# dividido en tres unidades o blo'ues funcionales +aun'ue ciertamente no son las
113
tres #reas de asociación neocortical 'ue para nosotros vendr#n a constituir el sistema de la
conciencia,.
Las contribuciones m#s importantes del funcionalismo4 incluidos los modelos cibernetistas
m#s actuales4 las resumimos del modo si"uiente:
+) $xplica la or"ani*ación transversal del nivel funcional de la actividad personal usando
el modelo del arco refle=o +de Sechenov4 2avlov4 Sherrin"ton, puesto en t(rminos de
un sistema de $ntrada → .ecodificación → $ncodificación → Salida4 'ue se aplica a
la comprensión tanto del individuo como del cerebro en tanto totalidades.
b, $xplica la or"ani*ación vertical =er#r'uica del cerebro al separar los niveles
anatómicos: 1, el nivel inferior de la m(dula espinal4 el tronco cerebral y las
estructuras subcorticalesH 2, el nivel medio4 del paleocórtex4 y 3, el nivel superior del
neocórtex4 como resultado de la evolución del sistema nervioso de los vertebrados
+se"8n las ideas de .arBin4 6acDson y 0acLean,.
c, !a servido para desarrollar el concepto de procesamiento en serie y en paralelo4 con
lo 'ue se hace un primer intento por superar la oposición entre locali*acionismo y
holismo. 2or eso se dice4 por e=emplo4 'ue ;Las funciones locali*adas en re"iones
discretas del cerebro no son las facultades comple=as de la mente4 sino las
operaciones elementales. Las facultades m#s elaboradas se construyen a partir de las
interconexiones distribuidas en serie y en paralelo de varias re"iones del cerebro.<
+Eandel4 SchBart* y 6essell4 ob. cit.,.
.esde el punto de vista de la explicación de la relación entre mente y cerebro4 sin
embar"o4 estos modelos expresan el desarrollo de las ciencias del cerebro y de la mente por
separadoH es decir4 expresan distintos enfo'ues 'ue abarcan desde el biolo"ismo hasta el
co"nitivismo4 dentro de los cuales ya se han separado la psicolo"%a co"nitiva y las
neurociencias co"nitivas por sus propias contradicciones. .e all% 'ue no nos explicamos el
entusiasmo 'ue traducen las palabras si"uientes +tomadas de Eandel4 SchBart* y 6essell4 ob.
cit.,:
;$n al"8n punto en el futuro la neurociencia co"nitiva ser# capa* de describir los
al"oritmos 'ue conducen a los elementos neurales estructurales hacia la actividad
fisioló"ica 'ue resulta en la percepción4 co"nición y tal ve* en la conciencia. $l futuro
de este campo sin embar"o depende del traba=o encaminado a una ciencia 'ue
relacione verdaderamente cerebro y co"nición de un modo mec#nico.<
$ste (nfasis en el estudio mecanicista y abstracto de la co"nición y el cerebro4 acent8a la
dicotom%a entre co"nición y emoción derivada del es'uema conceptual de .arBin. $n efecto4
el error de .arBin consiste en haber desarrollado una teor%a del hombre animal tomando en
cuenta sólo sus observaciones emp%ricas y ob=etivas4 sin percatarse de la existencia de los
procesos esenciales 'ue han determinado la aparición de dos niveles ps%'uicos de
or"ani*ación en el cerebro humano4 'ue claramente diferencian el cerebro humano del cerebro
del mono. 2or lo tanto4 el modelo mantiene los mismos dos componentes funcionales del
cerebro de los primates como si fueran los mismos 'ue sólo se ampl%an en el cerebro del
hombre. $l cerebro humano tendr%a4 entonces4 un componente inferior subcortical/alocortical
para las emociones y la motivación4 la re"ulación del medio interno y la conducta innata4 y otro
superior neocortical para la percepción4 el movimiento voluntario4 la co"nición y la actividad
simbólica.
2ero4 al estudiar cada función4 compartimiento o módulo mental por separado4 se torna
dif%cil4 por no decir imposible4 la explicación de la actividad inte"rada de la conciencia. 2ara
citar solo unos pocos e=emplos4 dentro de este marco no es posible explicar la relación entre
memoria y concienciaH se considera el pensamiento como parte de la co"niciónH el len"ua=e es
un compartimiento dif%cil de relacionar con el pensamientoH no se explica la relación entre los
sentimientos y el pensamiento4 excepto como mecanismos 'ue se blo'uean entre s%. Lo 8nico
posible es concluir en declaraciones como esta: ;Lodas las funciones mentales son divisibles
en subfunciones4 +... 'ue estos, procesos comprenden diversos componentes de
procesamiento de información independientes4 +de modo 'ue, la m#s simple de las tareas
co"nitivas re'uiere de la coordinación de muchas y distintas #reas cerebrales< entre s%
+Eandel4 SchBart y 6essell4 1JJ1,.
2or 8ltimo4 si bien se da importancia a la sociedad Ipero como entorno o ambiente
socialI4 a la cultura y al len"ua=e4 y por ello mismo se define al hombre como ser bio/psico/
114
social4 en nin"8n momento se dice 'u( es realmente lo social dentro del cerebro. $s decir4 aun
sin haber definido en 'u( consiste la relación entre ;+io< y ;si0#e<4 todo el mundo acepta 'ue
al"o de lo se"undo existe dentro del individuoH pero4 si el individuo es tambi(n social4 nada se
dice acerca de 'u( clase de existencia tiene lo social dentro del cuerpo o el cerebro del su=eto.
?un'ue la imposibilidad de saberlo se contradice con la convicción con 'ue se definen el
len"ua=e y la cultura4 como entes 'ue sólo existen en el cerebro de las personas.
-uestra cr%tica a los modelos cl#sicos acerca del cerebro 'ue mantienen su vi"encia hasta
la actualidad4 la resumimos en los puntos si"uientes:
1. Se basan en la idea del hombre animal4 ubicado en el orden de los primatesH una idea
'ue no diferencia los psi'uismos sociales de los psi'uismos animales
2. -o toman en cuenta la inte"ridad de la persona4 pues mantienen el problema del
dualismo psicof%sico o biops%'uico acerca de la relación mente/cerebro sin solución
3. -in"uno de los modelos da real importancia a la esencia social de los hombres4 ya 'ue
la teor%a cient%fica natural no ha podido precisar 'u( es la sociedad ni 'u( es lo social
como parte constitutiva de la persona
4. Anexplicablemente sostienen 'ue la motivación Ili"ada a las emocionesI es una clase
de función predominantemente subcortical o alocortical 'ue comparte el hombre con
los animales
5. ?se"uran 'ue el cerebro humano es anatómica4 funcional y ps%'uicamente similar al
del resto de los mam%feros4 aun'ue tienen diferencias cuantitativas
. -o han tomado en cuenta la contradicción entre las concepciones tripartitas y bipartitas
del cerebro4 o en el me=or de los casos no han podido resolver tal contradicción
). -o han resuelto4 o no han tomado en cuenta4 los problemas derivados de la teor%a
psicoló"ica4 especialmente los 'ue se resultan de la falta de definición de sus
conceptos esenciales y de sus relaciones entre s%.
2or estas ra*ones4 tenemos 'ue desarrollar la idea de un sistema vivo or"ani*ado
informacionalmente4 'ue incluye un sistema multiindividual de naturale*a social 'ue es la
humanidad4 dentro de la 'ue se desarrolla la sociedad como sistema supraindividual4
or"ani*ado a base de una clase superior de información4 y 'ue dentro de este sistema cada
individuo humano se transforma en una personalidad4 puesto 'ue su cerebro Iy con (l su
sistema nervioso y todo el individuoI es necesariamente or"ani*ado desde la sociedad.
!.4. U/ &0.%30 #0+"01"035;"+0 .%3 +%)%1)0
La importancia de los modelos psicobioló"icos ha sido destacada por Cun"e +Cun"e4
1JK5,. 2ero4 infortunadamente4 la ausencia de un modelo del sistema vivo y de la sociedad ha
imposibilitado una me=or formulación de los criterios 'ue se necesitan para su elaboración.
-o de=a de llamar la atención 'ue en la historia de la explicación de la relación mente/
cerebro haya habido una t%mida pro"resión desde posiciones m#s biolo"istas hasta las m#s
culturalistas4 pasando por los es'uemas neurocibern(ticos tomados de la tecnolo"%a industrial4
aun'ue todas dentro de la esfera cient%fico/natural de nuestro tiempo. $s i"ualmente
interesante 'ue estas posiciones monistas no hayan lo"rado minimi*ar la importancia de las
concepciones dualistas. Lambi(n es un problema 'ue merece una me=or explicación el hecho
de 'ue para el com8n de las personas haya una especie de consenso sobre la existencia del
alma4 la mente4 el esp%ritu4 la conciencia4 adem#s del cuerpo4 aun'ue ciertamente en los
8ltimos tiempos la atención se centra m#s en la mente y el cerebro. -o por al"o la concepción
dualista de .escartes ha sido el marco de las propuestas de los m#s "randes neurobiólo"os4
como han sido4 entre otros4 6acDson4 !uxley4 Ro"t4 2enfield4 $cclesH todos ellos de connotada
trayectoria en la investi"ación psicobioló"ica. Sucede 'ue4 en realidad4 hay al"o 'ue induce a
las personas Iincluidos los cient%ficosI a intuir la existencia de la mente en reempla*o del
alma4 pero sin proponer y menos lo"rar una respuesta 'ue reafirme su existencia totalmente.
$sta actitud se aprecia claramente en la manera como se plantean las in'uietudes sobre el
problema. 2or e=emplo4 aludiendo al papel central 'ue tienen los ;conceptos mentales< en la
comprensión de la función cerebral4 2osner y 2etersen +1JKK, citan textualmente al -obel
7o"er Sperry4 'uien evidentemente est# preocupado en el tema desde 1J514 cuando dice al
respecto:
115
;$l control de aba=o hacia arriba se mantiene4 pero ello no nos ase"ura tener toda la
historia. La explicación completa re'uiere tomar en cuenta propiedades emer"entes4
previamente inexistentes4 'ue incluyan lo mental4 las 'ue interaccionan causalmente
a su propio nivel superior y tambi(n e=ercen un control causal de arriba hacia aba=o.<
$s pues una cuestión fundamental explicar cómo una propiedad emer"ente puede
controlar a su propio ob=eto. $l enfo'ue psico/som#tico en psi'uiatr%a y medicina ha sido tal
ve* uno de los intentos m#s recientes para aceptar la inte"ración de estos dos niveles de la
realidad humana4 para aplicarla por lo menos en la pr#ctica m(dica. 2or des"racia4 la misma
pr#ctica se encar"ó de demostrar 'ue m#s all# de la idea de 'ue el todo es m#s 'ue la suma
de sus partes4 y reafirmar la idea de 'ue existe una %ntima relación entre la psi'ue y el cuerpo4
nada decisivo aportó el enfo'ue nacido de una necesidad lar"amente insatisfecha4 la de
respetar la unidad e inte"ridad de la persona4 y por ende4 su di"nidad y autonom%a.
La humanidad ha sostenido muchas ideas falsas por mucho tiempo4 pero en este caso4
independientemente de lo 'ue propon"an las reli"iones4 la mayor%a de las personas4
incluyendo a los reduccionistas m#s serios4 por sentido com8n tenemos la experiencia vital de
'ue nuestra mente existe como tal4 como tambi(n el esp%ritu4 y la certe*a de 'ue el hombre es
inmortal aun'ue fuese sólo por'ue de=a sus ideas o al"8n otro le"ado para sus deudos. $s 'ue
los hombres pueden de=ar cartas4 sus cosas4 al"o espiritual o material4 en todo caso4 al"o
hecho por (l4 al"o 'ue as% lo inmortali*a. -adie con sentido com8n podr%a ar"umentar diciendo
'ue esta vivencia4 experiencia o noción cartesiana de 'ue pensamos4 o me=or dicho4 'ue
percibimos4 ima"inamos4 pensamos y actuamos4 no existe realmente. La cuestión es entonces
tratar de definir la naturale*a de esta realidad4 no como hace la psicolo"%a tradicional dentro
del marco del sentido com8n4 sino ampli#ndolo hasta salir de (l. -o se puede definir la mente
como una suma de operaciones mentalesH el pensamiento como si fuera la suma de ra*onar4
"enerali*ar4 anali*ar4 sinteti*ar4 etc.H no se puede pre"untar al teórico cómo se ra*ona4
resuelve problemas4 "enerali*a4 anali*a4 sinteti*a4 etc.4 si su respuesta va a ser: simplemente
pensando.
Lanto las cr%ticas como las su"erencias 'ue se han hecho casi al mismo tiempo para
resolver el problema de la relación mente/cerebro4 han servido m#s de una ve* para
replantear el problema y avi*orar al"unas alternativas de solución. $s as% 'ue en el si"lo SAS
sur"ieron unas ciencias sociales4 'ue planteadas dentro del materialismo dial(ctico4 buscaban
una explicación de la historia de la sociedad4 diferente de la explicación del mundo natural4
aun cuando esta 8ltima usara el mismo m(todo dial(ctico. .e este modo se pudo definir la
sociedad como una realidad distinta de la de los individuos4 y aun'ue se descubrió la
naturale*a de los procesos esenciales de la producción y el comercio4 y 'ue el traba=o
determina la transformación del hombre animal en un ser social4 sólo se pudo lle"ar a plantear
la existencia de las relaciones sociales de producción4 pero sin precisar de 'u( naturale*a son
los procesos materiales a trav(s de los cuales dicha realidad social transforma no sólo a la
naturale*a ambiental4 sino tambi(n al ser humano natural. $ste nuevo planteamiento del
problema reafirma la enorme importancia del concepto de sociedad como estructura viva e
histórica de naturale*a material4 sobre todo por'ue proporcionó los conceptos 'ue faltaban en
el es'uema de las ciencias 'ue deb%an explicar al hombre concreto.
.espu(s 'ue hemos definido la naturale*a de la información +R(ase: 3rti*4 1JJ44 1JJ)4
1JJK4 y los cap%tulos pertinentes de esta Antroducción,4 y despu(s 'ue usando este concepto
hemos explicado el desarrollo del sistema vivo y del hombre4 ya no ser# dif%cil comprender 'ue
la información "en(tica es la 'ue determina epi"en(ticamente la estructura del individuo y su
cerebroH 'ue la información social determina cin(ticamente la reestructuración del neocórtex
cerebral4 y 'ue por medio de la conciencia se estructura socialmente la actividad personal4 es
decir4 el individuo total.
.esde un primer momento hemos visto 'ue la existencia misma de la información4 implica
'ue el sistema de la personalidad4 como cual'uier otro sistema vivo4 depende de una doble
determinación: epi"en(tica y sociocin(tica. Lambi(n hemos destacado 'ue los hombres tienen
un nivel de or"ani*ación superior en comparación con los animales superiores4 y 'ue este
nivel corresponde al neocórtex cerebral4 cuya estructura se forma a partir de la información
ps%'uica inconsciente y se desarrolla a base de la información social. 2or lo tanto4 el cerebro
humano4 en tanto soporte de la actividad ps%'uica personal4 tendr# los dos niveles de
or"ani*ación de naturale*a ps%'uica 'ue ya hemos definido previamente en otro lu"ar +3rti*4
obs. cit.,4 de los cuales el nivel superior corresponde al de la conciencia4 cuya estructura4
repetimos4 refle=a la estructura de la sociedad.
116
$n el cuadro ).34 se muestra la estructura de la actividad ps%'uica personal con su
respectivo soporte cerebral. $laborar esta propuesta no hubiera sido posible si no hubi(ramos
definido previamente la naturale*a de la información en la forma 'ue lo hemos hecho. Las
premisas expuestas nos van a permitir elaborar un modelo social del cerebro4 esto es4 un
modelo del cerebro personal socialmente determinado.
&on este enfo'ue es posible comprender y explicar de una manera m#s inte"rada y
consecuente su actividad. $n efecto4 el cerebro social de los hombres puede ser estudiado
como soporte de la actividad ps%'uica personal con sus dos niveles de or"ani*ación: ps%'uico
inconsciente y ps%'uico consciente. Los cuatro puntos de vista enumerados en el cuadro ).44
se deducen de nuestra proposición de 'ue el neocórtex cerebral es la conciencia. $sto
si"nifica 'ue una ve* 'ue las primitivas redes neurales neocorticales codifican la información
social4 el neocórtex pasa de un estado or"ani*ado al a*ar a un estado or"ani*ado por dicha
información social. $l cerebro es la mente4 dec%a Lucrecio hace ya cerca de dos mil a5os. 2or
supuesto 'ue lo es4 pero no como masa ;en blanco<4 sino por'ue el neocórtex ha sido
reor"ani*ado informacionalmente desde la sociedad. ?hora decimos 'ue es una memoria 'ue
codifica información social transcrita en la información ps%'uica consciente 'ue constituyen los
sentimientos4 los conocimientos y las motivaciones.
$l estudio del cerebro4 entendido como un sistema 'ue almacena y procesa información
ps%'uica consciente4 debe comprender entonces4 un examen cr%tico y una reinterpretación de
la evidencia disponible acerca de la or"ani*ación de las redes neurales 'ue lo conforman4
tomando en cuenta 'ue el modelo da por sobreentendido 'ue el neocórtex cerebral es la
estructura de la actividad consciente. $sto si"nifica 'ue4 desde un punto de vista
sociobioló"ico4 el neocórtex cerebral humano es un sistema relativamente aislado 'ue
almacena y procesa información social4 codific#ndola y ;almacen#ndola<, como se ha dicho4
en la forma de información ps%'uica consciente.
?l respecto4 debemos destacar la importancia de 'ue el neocórtex cerebral humano
codifi'ue la información social en todos sus niveles de or"ani*ación Ien la expresión "en(tica
de las neuronas4 en las estructuras 'u%micas de las sinapsis4 en trenes de impulsos nerviosos
'ue se distribuyen en sus redes neurales de alcance unimodal4 intermodal y supramodalI4
niveles 'ue4 a su ve*4 repiten cada uno de los niveles de or"ani*ación del sistema de la
personalidad. 7ecordemos4 entonces4 'ue estos niveles de or"ani*ación del neocórtex refle=an
la de todo el cerebro y de todo el sistema nervioso. .e modo rec%proco4 estos mismos niveles
de or"ani*ación neocortical se refle=a en la estructura de todo el cerebro y de todo el sistema
nervioso.
$sta situación de privile"io del neocórtex4 es consecuencia de 'ue el curso del desarrollo
formativo de la personalidad4 almacena las distintas clases de información social4 y esto hace
'ue lo recono*camos como un sistema de memoria de tipo consciente. !aremos notar
tambi(n4 'ue de cada una de las clases de información ps%'uica consciente depende la
or"ani*ación de la actividad de anticipación inmediata de la actividad personal en la forma de
ansiedad4 atención y expectaciónH depende la or"ani*ación m#s duradera de la actividad
consciente en la forma de disposiciones afectivas4 aptitudes co"nitivas y actitudes conativas4 y
'ue a trav(s de estas formas de actividad la información ps%'uica consciente reestructura4 en
sentido cin(tico4 los componentes de la personalidad: el temperamento4 el intelecto y el
car#cter. $stos4 a su ve*4 se expresan en la forma de comportamiento4 desempe5o y
conducta4 respectivamente4 en cada instante de la vida de la persona.
117
7especto de la corte*a cerebral4 la misma concepción de la personalidad nos permite
diferenciar los dos niveles de su or"ani*ación: uno paleocortical como soporte funcional del
sistema inconsciente y otro neocortical como soporte ps%'uico del sistema de la conciencia.
2or lo tanto4 a fin de diferenciar la estructura del sistema nervioso4 el cerebro y el neocórtex
del hombre respecto del de los mam%feros4 habr# 'ue tener en cuenta 'ue las caracter%sticas
de las c(lulas4 los te=idos y las funciones4 en cada una de las #reas corticales4 ya han sido
reestructuradas por información ps%'uica consciente4 un tipo de or"ani*ación 'ue ló"icamente
no puede verse al microscopio.
1na ve* estructurado el neocórtex por las tres clases de información ps%'uica consciente4
'uedar# clara claro 'ue ha 'uedado dividido en tres sistemas de memoria en cada hemisferio
cerebral: el sistema afectivo/emotivo consciente4 el sistema co"nitivo/productivo y el sistema
conativo/volitivo 'ue conforman la conciencia de la personalidad +9i". ).5,. .e la activación e
inte"ración de las tres clases de información codificadas en cada una de estas memorias4
resultan los planos de la actividad epiconsciente de la percepción4 la ima"inación4 el
pensamiento y la actuación +v(ase el &uaderno 54 al respecto,.
Lue"o4 al caracteri*ar el cerebro humano como un sistema 'ue procesa información
social4 tendremos especial cuidado en definir sus caracter%sticas diferenciales respecto de4
sobre todo4 los primates. ?fortunadamente4 hay una diversidad de datos emp%ricos4 de %ndices
&1?.73 ).3
EL SOPORTE NEURAL DE LA ACTIIDAD PSÍ$UICA PERSONAL
17 E& 4i4.ema i*/'*4/ie*.e /2H' 4'?'r.e *e2ra& e4 e&
1.1. Sistema afectivo/emotivo 2aleocórtex l%mbico
1.2. Sistema co"nitivo/e=ecutivo 2aleocórtex heterot%pico

27 E& 4i4.ema ?re/'*4/ie*.e
2.1. E/ %3 43'/0 #*1+0/#+"%/$% +*,0 #040)$% /%*)'3 %# %3
2.1.1. Sistema prosódico -&x. de transición derecho
2.1.1. Sistema l(xico -&x. de transición i*'uierdo
2.1.1. Sistema sint#ctico -&x. de transición frontal
2.2. E/ %3 43'/0 %4"+0/#+"%/$%( #% 0);'/"I' .%#.% %3
2.2.1. &omprensión verbal hemisferio derecho
2.2.2. Am#"enes verbales hemisferio derecho
2.2.3. &onceptos verbales hemisferio i*'uierdo
2.2.4. $xpresión verbal hemisferio i*'uierdo
37 E& 4i4.ema =e &a /'*/ie*/ia
3.1. E/ %3 43'/0 #*1+0/#+"%/$%( /2H' 4'?'r.e *e2ra& e4 e&
3.1.1. Sistema afectivo/emotivo: -eocórtex paral%mbico
3.1.2. Sistema co"nitivo/productivo -eocórtex parietotemporooccipital
3.1.3. Sistema conativo/volitivo: -eocórtex prefrontal dorsolateral
3.2. E/ %3 43'/0 %4"+0/#+"%/$%( #% 0);'/"I' .%#.% %3
3.2.1. $l plano de la percepción !emisferio derecho
3.2.2. $l plano de la ima"inación: !emisferio derecho
3.2.3. $l plano del pensamiento: !emisferio i*'uierdo
3.2.4. $l plano de la actuación: !emisferio i*'uierdo
118
y de datos estad%sticos 'ue de hecho facilitan esta diferenciación. $fectivamente4 el neocórtex
cerebral humano4 a pesar de tener una or"ani*ación anatómica seme=ante en "eneral a la de
los primates4 tiene caracter%sticas cuantitativas lo suficientemente definidas como para evitar
cual'uier confusión. ?dem#s4 su or"ani*ación intr%nseca no depende de las caracter%sticas o
ras"os distintivos superficiales de los ob=etos o del espacio exterior al sistema nervioso +'ue
incluye el resto del cuerpo,4 sino de la información social disponible al respecto4 as% como
respecto de los procesos temporales subyacentes de este mundo exterior +'ue no podemos
observar,.
9i". ).5. Los tres componentes neocorticales de la conciencia
?l caracteri*ar el cerebro como un sistema de memoria4 y en especial el neocórtex
cerebral como el sistema de memoria de nivel consciente4 se tendr# 'ue tomar en cuenta los
aspectos de representación y de procedimiento de la información4 la diferenciación de sus
componentes corticales Ilos sistemas de memoria afectiva4 co"nitiva y conativaI4 los
procesos de la memoria4 esto es4 la ad'uisición y uso de la información ps%'uica4 as% como los
distintos niveles de codificación neural de la información ps%'uica.
La caracteri*ación del cerebro humano como sistema semiótico4 debe tomar en cuenta la
naturale*a del len"ua=e4 pero4 sobre todo4 las diferencias esenciales 'ue en realidad existen
entre dicho len"ua=e +en el nivel social, y el habla personal +en el nivel del individuo,. 7especto
de este 8ltimo4 el cerebro dispone de redes neurales para el procesamiento verbal en un nivel
preconsciente4 en cuyo nivel se pueden diferenciar tres componentes del habla: prosódico4
l(xico y sint#ctico. 2or medio de (stos se or"ani*a la actividad verbal.
Si bien se ha caracteri*ado a los hemisferios cerebrales como especiali*ados de modo
diferencial respecto del len"ua=e +d%"ase del habla,4 como si el hemisferio i*'uierdo +en la
mayor%a de las personas, fuera dominante para el leng#a.e4 es posible 'ue esta especiali*ación
de los hemisferios cerebrales dependa m#s de la propia estructura de la información social 'ue
del len"ua=e en s% +3rti*4 2::2,.
&1?.73 ).4
EL NEOCÓRTE" CEREBRAL ES EL SISTEMA DE LA CONCIENCIA
$s un sistema de procesamiento de información social4
$s un sistema de memoria de nivel consciente
$s un sistema semiótico de nivel preconsciente
$s el sistema de or"ani*ación de la actividad personal
119
!.5. N'$*)'3%I' ;%/C$"+' , #0+"'3 .% 3' 4%)#0/'3".'.
Los modelos 'ue nos ofrecen la anatom%a4 la bio'u%mica4 la fisiolo"%a y la psicolo"%a
respecto de la personalidad en el marco de las ciencias naturales4 han tenido 'ue ser
necesariamente insuficientes4 ses"ados y contradictorios. $n principio4 por'ue no han resuelto
el problema de la relación cerebroWmenteH por'ue mantienen la separación entre or"anismo y
psi'uismo4 entre emoción y co"nición4 y por'ue emplean una serie de conceptos como si
fueran construcciones teóricas 'ue en el fondo no son sino los mismos conceptos derivados
del sentido com8n4 la intuición o la introspección 'ue cual'uier persona puede ima"inar4 como
son los de conducta4 psi'uismo4 co"nición4 pensamiento4 emoción4 voluntad4 memoria4
motivación4 len"ua=e4 atención4 ima"inación4 conciencia4 personalidad4 afectividad4
inconsciente4 inteli"encia4 as% en total desorden y sin mayor relación entre ellos +aun'ue hay
textos y cap%tulos de libros en 'ue se trata de li"ar o inte"rar estos conceptos4 como cuando se
piensa en estructuras4 procesos o módulos cuyas interrelaciones se deben explicar de al"8n
modo4 por e=emplo4 entre atención y memoria4 atención y len"ua=e4 memoria y co"nición4
memoria y conciencia4 len"ua=e y memoria4 len"ua=e y co"nición4 len"ua=e y pensamiento4
co"nición y conducta4 emoción e inteli"encia,. $sa situación tambi(n explica por 'ue al
tratarse estos entes en forma abstracta4 se "enerali*an y se atribuyen a los animales y los
hombres por i"ualH por e=emplo4 se dice 'ue el perro erci+e, 'ue es consciente del cari5o de
su due5o.
Lodos estos conceptos sólo describen fenómenos ob=etivos4 se refieren4 en el me=or de los
casos4 a constr#ctos teóricos cuya realidad a la 'ue hacen referencia se desconoceH en otros
casos4 se busca una teor%a a partir de la introspección4 la intuición y4 a veces4 a base de los
resultados de al"8n experimento cuya explicación se busca en el contexto de las ciencias
naturales. Lue"o contradictoriamente4 mientras por un lado dichos t(rminos se elevan al ran"o
de conceptos cient%ficos abstractos4 por otro se lle"a a su"erir 'ue muchos de ellos4 como el
de emoci)n4 sólo sirven para rotular los cap%tulos de los textos de psicolo"%a o de fisiolo"%a.
.entro de este marco4 cabe pre"untarse cómo se pueden relacionar estos constr#ctos con
el cerebro4 la persona4 la sociedad4 'ue ya son ob=etos o procesos directamente observables.
&on esta clase de conceptos4 cómo se puede intervenir sobre una persona cuando por efecto
de sus condiciones sociales4 por e=emplo de las enfermedades4 acude a un experto 'ue ella
supone debe disponer de la teor%a y el m(todo apropiados para conocer y explicar el estado de
sus procesos internos a fin de optimi*arlos o4 en condiciones patoló"icas4 para tratarlos y as%
contribuir a su corrección. 0#s todav%a cuando tenemos "randes problemas con la formación
intelectual4 moral4 emocional de los ni5os4 desde el ho"ar y la escuela4 hasta la universidad y
el traba=o4 especialmente dentro del subdesarrollo social.
'F JL' /'$*)'3%I' 8*&'/'K
2ara superar en al"8n momento estas limitaciones conceptuales 'ue se expresan en las
severas limitaciones de las estructuras sociales de nuestros pueblos y en el subdesarrollo de
las personas4 no podemos de=ar de enumerar por lo menos los marcos ideoló"icos 'ue han
dado lu"ar a las teor%as cient%fico/naturales del hombre. -os referimos principalmente a las
concepciones filosóficas 'ue se han elaborado acerca de la sociedad y del hombre4
especialmente dentro de la cultura occidental. !emos encontrado 'ue hay por menos tres
"randes maneras de encarar el asunto de la llamada naturale*a humana.
1. .entro de las "randes ideolo"%as4 7adhaDrishnan y 7a=u +1JJ3,4 han compilado las
versiones m#s vi"entes acerca del hombre se"8n la tradición =ud%a4 la cristiana4 la isl#mica4 la
cultura china4 la cultura hind84 la cultura "rie"a4 y se"8n la ideolo"%a socialista. $sta revisión
nos da una ida en un alto nivel de abstracción acerca del ensamiento dominante en cada una
de estas tradiciones4 culturas4 con la particularidad de 'ue a5aden una concepción filosófica
'ue es aplicada sólo en los pa%ses denominados socialistas por decisión pol%tica de sus
"obiernos. Las dem#s deben ser consideradas como ideolo"%as propias del mundo capitalista4
en sus versiones tanto reli"iosas como filosóficas m#s anti"uas.
2. 1n enfo'ue diferente es el Stevenson +1JK),4 'uien selecciona4 a su criterio4 los m#s
"randes sistemas filosóficos de occidente. Se"8n esta autora4 una teor%a sobre la naturale*a
humana debe 1, explicar la naturale*a del universo y de la historia4 2, describir la naturale*a
esencial de los seres humanos individuales4 3, hacer un dia"nóstico del estado actual de la
sociedad humana 4, proponer una estrate"ia para corre"ir los males 'ue afecta esta
humanidad. Se"8n ella4 tres de las teor%as seleccionadas cumplen con estos criterios4 la de
2latón 'ue propone una concepción tripartita del hombreH la de &risto 'ue concept8a una
120
naturale*a sobrenatural del hombre4 y la de 0arx 'ue destaca la importancia de la estructura
económica de la sociedad. Las dem#s teor%as seleccionadas se refieren sólo a la posible
naturale*a del individuo humano: 9reud destaca el papel de los instintos y el inconscienteH
Sartre4 la existencia y la libertad humanasH SDinner4 como el hombre condicionado por su
ambienteH Loren*4 la a"resión innata del hombre animal.
3. se"8n los enfo'ues bioló"icos4 tenemos las diferentes denominaciones para el hombre:
es el homo sapiens para Sócrates4 2latón4 .escartesH el *oon politicon para ?ristóteles4 el
homo faber para .emócrito4 $picuro4 Cacon4 !ume4 &omte4 .arBin4 LamarcD4 9reud4 ?dlerH el
hombre económico para ?dam SmithH el animal simbólico para &assirerH el individuo social
para 0arx4 $n"els4 Si(ve. $stos nombres aluden a lo 'ue ser%a la caracter%stica esencial o m#s
destacada del ser humano4 o *#m-n4 como tambi(n se le desi"na a veces.
1F L'# $%0)>'# '+%)+' .% 3' 4%)#0/'3".'.
$sta di"resión tiene como finalidad sólo la de ubicarnos en el #mbito del tema en torno a
la naturale*a de la personalidad. -o hemos encontrado nada me=or 'ue hacer una breve
sinopsis del texto de &arver y Schier +2::1,4 por su ori"inalidad en la clasificación de las
teor%as 'ue4 desde nuestra propia perspectiva puede reunirse en uno: las teor%as acerca de los
ras"os o atributos 'ue distin"uen a los individuos 'ue por al"una ra*ón tambi(n se les llama
personas. @a hemos hecho notar en otro lu"ar +3rti*4 1JJ4, 'ue para el sentido com8n el
t(rmino ersonalidad se refiere a dos aspectos diferentes del hombre: 1. el ;con=unto de
caracter%sticas o cualidades ori"inales 'ue destacan en al"unas personas. Andr!s es #n
escritor con ersonalidad. 2. 2ersona de relieve4 'ue destaca en una actividad o en un
ambiente social. Al acto asistieron el go+ernador & otras ersonalidades. -o cabe duda 'ue las
clases de teor%as 'ue se enumeran en se"uida se refieren 8nicamente a la primera acepción
ad=etiva.
1. Las teor%as 'ue si"uen la perspectiva de las disposiciones4 se basan en el concepto de
'ue las disposiciones son ;las cualidades 'ue los individuos llevan consi"o4 'ue les
pertenecen<4 y 'ue por ello ;la "ente +sic, si"ue la misma a pesar del paso del tiempo y de los
cambios< 'ue les pueden ocurrir en distintas situaciones. &omo se sabe4 !ipócrates fue el
primero en proponer una clasificación de los individuos en col(ricos4 melancólicos4 san"u%neos
y flem#ticos. @a en este si"lo4 6un" clasificó a la "ente en tipos introvertidos y extravertidosH
&attell4 a su ve*4 hi*o importantes aportaciones a la psicolo"%a de los ras"os. 3tras teor%as se
basan en la posibilidad de 'ue las necesidades individuales forman la estructura de la
personalidad +se"8n 0urray4 por e=emplo,H otras sostienen 'ue las necesidades operan por
medio del constr#cto de la motivación +como sostiene la teor%a de 0c&lelland,.
2. Las teor%as 'ue si"uen la perspectiva bioló"ica +Eretschmer4 Sheldon,4 se basan en el
supuesto de 'ue las cualidades humanas son consecuencia de la evolución de la especie
humana4 y 'ue la conducta social del hombre es producto de la herencia evolutiva. .entro de
esta postura se han introducido los conceptos de somatotipo4 con sus variantes endomorfia4
mesomorfia y ectomorfia4 as% como el de los tipos de temperamento 'ue se manifiesta en la
forma de visceroton%a4 somatoton%a y cerebroton%a.
3. Las teor%as 'ue si"uen la perspectiva psicoanal%tica de 9reud se basan en la idea de
'ue la personalidad tiene un car#cter din#mico: en la noción de 'ue hay fuer*as 'ue se
oponen cuando los procesos de la personalidad compiten por el control de la conductaH en la
suposición de 'ue siempre habr# un conflicto entre las presiones 'ue compiten en el interior de
la personalidad4 y 'ue estos conflictos y las motivaciones humanas son inconscientesH en la
idea de 'ue ;la experiencia humana est# imbuida de lascivia y a"resión4 de sexualidad y de
muerte<4 todo lo cual nos recuerda ;'ue los seres humanos somos4 en primer lu"ar4 animales
cuyo principal propósito es la reproducción<H en el supuesto de 'ue las experiencias tempranas
de la vida tienen una profunda influencia sobre la personalidad4 y 'ue la defensa es importante
para el funcionamiento del ser humano4 puesto 'ue (ste siempre estar# amena*ado por la
expresión de sus impulsos o deseos indi"nos 'ue debe reprimir.
Los se"uidores de 9reud +?nna 9reud4 ?dler4 !artmann4 $riDson, han eliminado al"unos
de los principios ori"inales4 como los 'ue dan importancia a la sexualidad y al inconsciente4 y
en al"8n caso a5adido otros4 y as% han introducido nuevas teor%as en una perspectiva
neoanalítica. $stas teor%as dan mayor importancia al concepto del &o, ego4 el sí mismo o self4
cuya naturale*a tratan de definir en distintas direcciones4 por e=emplo4 como se desarrolla y
opera4 como se relaciona con el entorno y los dem#s4 en las relaciones ob=etales4 dentro de
121
una cultura4 por e=emploH de all% 'ue al"unas de estas teor%as se las clasifi'ue como
psicosociales4 como la de $ricDson 'ue se ha populari*ado en los 8ltimos tiempos.
4. Las teor%as 'ue si"uen la perspectiva del aprendi*a=e +Sechenov4 2avlov4 SDinner4
Candura,4 dan importancia a la experiencia4 al aprendi*a=e social4 de modo 'ue ;la
personalidad ser%a el con=unto acumulado de las tendencias aprendidas por el individuo en el
curso de su experiencia.< Se basan en el supuesto de 'ue los procesos del aprendi*a=e son
universales a todos los animales4 con la diferencia de 'ue el ser humano ser%a m#s due5o de
sus actos y 'ue por s% mismo ad'uiere una serie de co"niciones. Lambi(n suponen estas
teor%as 'ue la personalidad es susceptible de moldeamiento por los acontecimientos de su
propia historia.
5. Las teor%as 'ue si"uen la perspectiva fenomenoló"ica +!ume4 7o"ers4 0asloB,
sostienen 'ue cada individuo es un ser 8nico. $n el sentido 'ue cada uno experimenta un
mismo acontecimiento a su maneraH cada uno tiene su propio punto de vista e interpreta la
información 'ue obtiene a su manera4 y por eso cada uno tiene ;una visión 8nica de su vida.<
2ara estas teor%as4 lo m#s importante es ;la experiencia sub=etiva de la realidad<4 de all% el
calificativo de fenomenol)gico con 'ue se describe a estas teor%as. La consecuencia de la
experiencia enteramente sub=etiva del mundo4 ser%a 'ue cada persona puede determinar por s%
misma el curso de su vida. 3tro supuesto de las teor%as fenomenoló"icas es 'ue los seres
humanos son buenos por naturale*a y tienden a la perfección. .e all% la importancia 'ue
prestan al tema de la autorreali*ación4 al proceso organísmico de valoración4 al
funcionamiento óptimo de la persona4 a la autodeterminación y la libre voluntad.. 3tras teor%as
han dado importancia a la explicación de por 'u( al"unas personas viven m#s plenamente y
son me=or a=ustadas4 lle"#ndose a postular 'ue las necesidades individuales forman =erar'u%as
'ue cada uno satisface a su manera.
. 9inalmente4 hay teor%as 'ue si"uen la perspectiva de la autorre"ulación co"nitiva
+0ischel4 &antor,4 cuyos supuestos principales4 'ue se basan en la analo"%a del cerebro con la
computadora y los ro+ots4 son 'ue la conducta humana depende de la forma como cada 'uien
procesa la información 'ue le rodeaH 'ue el curso de la vida consiste en una trama de
decisiones 'ue se toman "eneralmente de manera no consciente4 y 'ue la conducta humana
es autorre"ulada4 pues se orienta al cumplimiento de metas o propósitos. ?l"unos de los
conceptos centrales son: el de es'uemas u or"ani*aciones mentales de información4 el de
estrate"ias co"noscitivas y de inteli"encia social.
+F T0.0 "/."-".*0 #0+"'3 %# */' 4%)#0/'3".'.
9rente a este panorama teórico4 lo apropiado ser%a no introducir nuevos planteamientos
'ue bien podr%a aumentar la confusión reinante. 2ero ya hemos visto las "randes limitaciones
'ue tienen las teor%as de la mente y el cerebro4 sobre todo cuando pensamos en su
aplicabilidad en el mundo del subdesarrollo con la esperan*a de 'ue sirvan para el pro"reso de
las humanidad y el desarrollo inte"ral de cada persona. $ntendemos 'ue para la sociedad
industrial4 desarrollada hasta el nivel de la opulencia4 toda teor%a del hombre es pr#cticamente
superflua. &ada persona4 ni5o o adulto4 se desarrolla en un medio social 'ue le facilita la
satisfacción plena o casi plena de sus necesidades4 por lo menos a la mayor%a de ellas.
2ara esta clase de sociedad4 pr#cticamente todas las teor%as acerca del hombre4 planteen
o propon"an lo 'ue se le ocurra al pensador o investi"ador4 tiene 'ue ser aceptada4 y si son
contradictorias entre s% y con la ideolo"%a dominante4 simplemente se las lee4 califica y
descarta. $s decir 'ue si al"una teor%a describe a la perfección lo 'ue las clases dominantes
son o aspiran ser4 pues se las adopta4 se las divul"a y se las distribuye al por mayor por todo el
resto del mundo. -o interesa si fomentan el desarrollo de la cultura de la muerte4 del sexo o
del e"o%smo. Lo importante es 'ue se vendan4 y si se imponen4 me=or.
2or supuesto 'ue se puede elaborar cual'uier teor%a de la personalidad con sólo destacar
un aspecto de la comple=idad de la sociedad y de la persona 'ue4 en concreto se las i"nora4
pero 'ue como abstracción puede ser elevado al sitial de principio universal. Casta 'ue la
teor%a conven"a a 'uienes propu"nan el desarrollo de la ideolo"%a 'ue defienden. Ló"icamente
'ue esta clase de imposición de las ideas4 'ue es un medio necesario del mercado4 no puede
ser desaprovechado por 'uienes tienen 'ue educar4 tienen 'ue curar4 tienen 'ue "obernar o
simplemente tienen 'ue or"ani*ar toda acción tendiente a me=orar las condiciones de vida de
un pueblo.
122
Loda la cr%tica vertida en la sección ).3.3 contra de las teor%as de la mente y el cerebro4 se
aplican sin cambio al"uno a las teor%as de la personalidad4 de modo 'ue no tenemos por 'ue
reiterarlas a'u%. Caste decir 'ue todas ellas han demostrado su incompetencia para fomentar
el desarrollo pro"resivo de los pueblos subdesarrollados4 pues =ustamente son teor%as 'ue sólo
expresan las motivaciones supuestamente inconscientes de los "rupos de poder económico y
de dominación en el mundo: 'ue los hombres si"an siendo vistos como animales 'ue se
mueven por impulsos inconscientes4 incapaces de autorreali*arse y de satisfacer sus propias
necesidades4 =ustamente por ser primates 'ue sólo viven para expresar su a"resividad innata4
sin la menor posibilidad de incorporar la nueva información 'ue se comerciali*a desde el
mundo desarrollado4 y menos de crear la nueva información 'ue los eleve a niveles m#s altos
de por lo menos mayor competitividad4 o de mayor capacidad de consumo.
-o est# dem#s insistir en 'ue las ciencias naturales4 por su propia concepción y ob=etivos4
sólo puede lle"ar a explicar lo "eneral y abstractoH sólo le interesa las similitudes entre
individuos y entre especies. -aturalmente 'ue encontrar# seme=an*as entre el animal y el
hombre4 pues pertenecen a un mismo sistema vivo4 y cual'uier disimilitud lo explicar# por las
diferencias "en(ticas y por las diferencias circunstanciales del ambiente local e inmediato a
cual'uiera 'ue fuese el ser vivo en estudio.
0uy por el contrario4 a las ciencias sociales4 correctamente definidas4 no sólo le interesa la
explicación de los procesos de determinación epi"en(tica de la sociedad Io del hombre4 en
"eneral y en abstractoIH pero tambi(n tiene como ob=etivo la explicación sociocin(tica de los
individuos transformados dentro de ella en personalidades4 y en tal caso sur"e la exi"encia de
explicar 'u( es lo 'ue determina en esencia las diferencias entre ellos4 y por lo tanto de la
sociedad respecto de los animales.
-uestra respuesta frente a tales re'uerimientos es 'ue no sólo la sociedad se diferencia
de los animales por haber lle"ado a tener un "rado superior de información 'ue simplemente
no se encuentra en nin"una especie animal4 sino 'ue4 adem#s4 las diferencias entre los
individuos son m#s numerosas y de naturale*a diferente de las 'ue existen entre los animales.
Lales diferencias no son pues sólo epi"en(ticas y ambientales4 sino b#sicamente socialesH
puesto 'ue cada individuo humano incorpora tal cantidad de información social4 y la confi"ura
de maneras tan diferentes4 'ue no es posible encontrar dos personas 'ue se pare*can en lo
esencial4 esto es4 por su conciencia. @ si la reestructuración del individuo depende de su
actividad consciente4 m#s ra*ón tendremos en afirmar 'ue las diferencias individuales4
incluyendo las corporales4 todas dependen de la cantidad y calidad de información social
activa en el neocórtex cerebral4 y de su propia confi"uración en el cerebro de cada persona.
$n lo 'ue si"ue4 resumiremos los conceptos principales 'ue se fundan en la hipótesis de
'ue todo hombre es una personalidad +3rti*4 1JJ44 1JJ),4 pues 'uienes est#n al servicio de
otras personas tendr#n 'ue usar los conocimientos de una psicobiolo"%a social I'ue incluye a
toda la teor%a biopsicoló"ica naturalI para explicar la estructura de la actividad interna de los
hombres concretos4 y no sólo del hombre en abstracto. Sobre la base de este modelo4 es
posible elaborar una explicación al"o m#s coherente acerca de los procesos ps%'uicos4
neurales4 metabólicos y celulares 'ue subyacen a la actividad personal en su con=unto4 es
decir4 a la actividad de un individuo socialmente estructurado.
.entro de este enfo'ue4 el sistema de la personalidad es la inte"ridad del individuo
humano estructurado epi"en(ticamente a partir de la información "en(tica y
sociocin(ticamente a base de la información social 'ue se ha lo"rado transcribir en su
conciencia. &omo expresión de la evolución del sistema vivo y de la historia de la sociedad4
cada personalidad puede anali*arse en t(rminos de 1, sus niveles de or"ani*ación4 2, su
estructura4 3, su actividad4 4, sus procesos de determinación4 5, sus procesos formativos4 ,
sus estrate"ias de actuación4 ), sus ras"os4 capacidades y atributos.
Los niveles de or"ani*ación est#n determinados por la clase de información codificada en
sendos sistemas de memoria de sus distintos componentes. $n tal sentido4 una primera
aproximación nos permite cole"ir 'ue el sistema de la personalidad est# or"ani*ado en cinco
niveles4 o en otros t(rminos4 'ue el individuo social tiene cinco niveles de or"ani*ación
determinados por las cinco clases de información 'ue aparecieron en el curso de la evolución
del sistema vivo +3rti*4 ob. cit.,. 2or lo tanto4 cada personalidad es al mismo tiempo:
1. U* i*=i9i=2' ?er4'*a&3 $l individuo es una persona cuando la vemos como la
estructura de una actividad personal4 o la actividad de una estructura personal. Su
modelo de desarrollo es la información ps%'uica consciente +de base social,
123
almacenada en el neocórtex cerebral. $ste nivel superior de or"ani*ación corresponde
al sistema de la conciencia4 'ue comprende tres subsistemas: afectivo/emotivo4
co"nitvo/productivo y conativo/volitivo4 los cuales se inte"ran en los planos de la
percepción4 la ima"inación4 el pensamiento y la actuación de la actividad personal.
?dem#s4 son la base de desarrollo de los componentes estructurales de la
personalidad: el temperamento4 el intelecto y el car#cter.
2. U* i*=i9i=2' E2ma*'3 $n este nivel la personalidad aparece como un psi'uismo en
el mismo nivel de los primates4 cuya or"ani*ación tiene como modelo la información
ps%'uica inconsciente almacenada en el alocórtex cerebral. $ste nivel de or"ani*ación
no consciente comprende 8nicamente dos componentes: uno afectivo/emotivo y otro
co"nitivo/e=ecutivo4 'ue se inte"ran en la actividad ps%'uica emotivo/e=ecutiva de
anticipación. $ste es el nivel superior de or"ani*ación del ni5o reci(n nacido. $n el
adulto4 toda esta actividad inconsciente 'ueda reestructurada por la de nivel
consciente y subsumida dentro de ella. &omo todo animal superior4 el reci(n nacido en
tanto individuo humano4 tendr# sólo dos componentes: temperamento e intelecto de
naturale*a no consciente4 los 'ue m#s tarde 'uedar#n incluidos dentro de los
componentes de base consciente de la personalidad.
3. U* i*=i9i=2' 'r(8*i/'3 La persona es un or"anismo cuando se incluyen los niveles
superiores de actividad en la unidad del cuerpo. $n tal caso se toma en cuenta sólo
sus sistemas or"anofuncionales cuyas formas de actividad son estructuradas a base
de la información neural 'ue se procesa en las formaciones subcorticales4 nucleares y
reticulares del tronco encef#lico y la m(dula espinal. $n el nivel del or"anismo se
diferencian dos componentes: 1, visceral +los sistemas di"estivo4 respiratorio4
circulatorio4 urinario4 "enital4 'ue corresponden a la actividad intraindividual, y 2,
som#tico +los sistemas osteoarticular4 muscular4 cut#neo4 de los ór"anos de los
sentidos4 'ue corresponden a la actividad extraindividual,4 ambos inte"rados por
medio de las redes neurales de los sistemas autonómico y som#tico4 cada uno de los
cuales est#n formados por v%as sensoriales +aferentes y eferentes, y motoras +tambi(n
eferentes y aferentes,
4. U* i*=i9i=2' .i42&ar3 La persona es tambi(n un con=unto de te=idos corporales cuya
actividad se or"ani*a sobre la base de la información metabólica codificada en
mol(culas mensa=eras de la matri* intercelular. &omprende las formas de actividad
metabólica de todos los te=idos corporales4 inte"radas a trav(s de los sistemas
intersticial4 linf#tico4 san"u%neo4 re"ulados por los sistemas endocrino e inmunitario
5. U* i*=i9i=2' /e&2&ar3 La persona es tambi(n un cuerpo conformado por un con=unto
de c(lulas4 cada una de las cuales se or"ani*a a base de la información "en(tica
codificada en el ?.- de los respectivos "enes del n8cleo4 'ue a su ve* expresan
cin(ticamente la información de los niveles superiores +descritos,.
$n el &uadro 5.1 se muestra una s%ntesis de estos niveles de or"ani*ación de la persona.
? estos niveles internos de la persona debe a5adirse <por deba=o< el nivel fisico'u%mico 'ue
nos coloca al mismo nivel de la materia inerte4 y <por encima< el nivel social4 'ue corresponde
al nivel supraestructural de la sociedad humana +3rti*4 1JJ44 1JJ),.
Se puede ase"urar4 entonces4 'ue si bien los hombres nacen como individuos humanos4
en el nivel de or"ani*ación de los primates4 pr#cticamente desde el primer instante en 'ue
de=an el vientre materno empie*an el lar"o proceso de su formación como individuos sociales4
a partir de su actividad ps%'uica inconsciente y a base de la información social 'ue incorporan.
.e este modo se produce la estructuración sociocin(tica del neocórtex cerebral4 del resto del
sistema nervioso4 los sistemas or"#nicos4 los te=idos y las c(lulas de todo el individuo. @ por
medio de procesos epi"en(ticos y sociocin(ticos4 cada individuo es transformado en soporte
activo de la sociedad4 esto es4 en una personalidad +3rti*4 1JJ44 1JJ),.
!.6. E3 .%#'))0330 60)&'$"-0 .% 3' 4%)#0/'3".'.
?s% como el sistema vivo se ha desarrollado en una historia de cerca de tres mil millones
de a5os4 formando subsistemas or"ani*ados a base de los distintos tipos de información4
desde las colonias de individuos unicelulares hasta la sociedad humana4 as% tambi(n cada uno
de los hombres se desarrolla en una historia 'ue puede lle"ar hasta unos 13: a5os4 a base de
los mismos tipos de información 'ue han sur"ido en la evolución de todo el sistema4 desde
124
'ue es una c(lula 8nica al momento de la fecundación hasta 'ue lle"a a ser una personalidad
y muere como tal.
2or tanto4 dentro de la sociedad4 para desarrollarse como personalidad4 cada individuo
humano repite primero en sentido predominantemente epi"en(tico todos los niveles de
or"ani*ación de la escala animal del sistema vivo 'ue le corresponden4 y m#s tarde en sentido
predominantemente cin(tico4 tiene la posibilidad de repetir todos los niveles de or"ani*ación
de la sociedad 'ue le contiene. &ada uno de estos niveles de or"ani*ación el individuo los
alcan*a en las sucesivas etapas de su desarrollo formativo 'ue empie*a4 ya no desde la
bio"(nesis sino a partir de la división mitótica del ci"oto con los procesos de la histo"(nesis4 la
or"ano"(nesis y la psico"(nesis de la inconsciencia4 y lue"o los de la sociocinesis de la
conciencia.
QQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQ
&1?.73 ).5
Ni9e&e4 =e Or(a*iCa/i1* =e &a Per4'*a&i=a=
?:omado de% Ortiz, C.P. 1GGH, con modificacionesA
Ni9e& I*=i9i=2' E4.r2/.2ra A/.i9i=a=
Ti?' =e
I*D'rma/i1*
Ti?' =e
C'=iDi/a/i1*
R. 2ersonal 2ersona 2ersonal
2s%'uica
consciente
$n redes de tipo
neocortical
AR. !umano
2si'uismo
humano
2s%'uica
humana
2s%'uica
inconsciente
$n redes de tipo
paleocortical
AAA. 3r"#nico 3r"anismo 9uncional 9uncional
$n redes de tipo
nuclear
AA. Lisular Le=idos 0etabólica 0etabólica
$n la matri*
intercelular
A. &elular &(lulas 7eproductiva Nen(tica $n los "enes
:. 9%sico 0ol(culas 9isico'u%mica -o existe -o existe
&omo se sabe4 en todo este proceso formativo4 el len"ua=e =ue"a un papel de primera
importancia al determinar la formación de un nivel preconsciente de naturale*a verbal en el
neocórtex de transición del cerebro. $ste sistema del habla se forma en los primeros tres a5os
y medio despu(s del nacimiento: consiste en la ad'uisición del len"ua=e y el desarrollo4 en
dicho neocórtex de ambos hemisferios4 de un triple sistema de codificación verbal: prosódico4
l(xico y sint#ctico4 'ue facilita la incorporación de la información social y su almacena=e y uso
consi"uiente como información ps%'uica consciente por parte de la personalidad.
$xplicaremos brevemente en 'u( consisten estos estadios del desarrollo formativo de la
personalidad +2ara mayores detalles4 v(ase: 3rti*4 1JJ) y el &uaderno respectivo,.
1. La D'rma/i1* =e& i*=i9i=2' .i42&ar, dura unos 2 meses y corresponde al estadio
histo"en(tico o de formación de los te=idos. Ul individuo tisular se forma a partir de la
actividad de reproducción dependiente de la información "en(tica del ci"oto y a base
de la información metabólica +paracrina, 'ue sur"e en la matri* intercelular y 'ue lue"o
determina cin(ticamente la diversificación de las c(lulas para formar los te=idos. ? lo
lar"o de este periodo la información metabólica determina cin(ticamente la
diferenciación celular y la formación de los te=idos4 incluyendo el nervioso. $ste estadio
empie*a en la fase de mórula4 pasa por la de "#strula y culmina con la formación del
embrión al finali*ar el se"undo mes de la "estación
2. La D'rma/i1* =e& i*=i9i=2' 'r(8*i/', es el estadio de or"ano"(nesis 'ue dura unos
4 meses. Se inicia a partir de la actividad metabólica de los te=idos y se extiende hasta
la aparición de la información neural. &ulmina con la formación de un or"anismo
funcionalmente activo alrededor del sexto mes de la "estación. $n este estadio se
produce la or"ani*ación neurocin(tica de los ór"anos4 los te=idos y las c(lulas4 hasta
'ue 'uedan conformados los sistemas or"#nicos cuya activad funcional se or"ani*a a
base de la información neural
125
3. La D'rma/i1* =e& i*=i9i=2' E2ma*', corresponde al estadio de psico"(nesis 'ue se
reali*a durante los 8ltimos 3 meses de la "estación. .urante este per%odo4 a partir de la
actividad funcional dependiente del sistema nervioso4 emer"e el paleocórtex cerebral
'ue termina por estructurarse ecocin(ticamente poco despu(s del nacimiento a base de
la relación del reci(n nacido con el entorno inmediato. $n este per%odo 'ueda
estructura el paleocórtex cerebral en la forma de información ps%'uica inconsciente4
afectiva y co"nitiva. La actividad ps%'uica inconsciente determina cin(ticamente la
reor"ani*ación del sistema nervioso4 de los sistemas or"#nicos4 los te=idos y las c(lulas4
y as% todo el or"anismo se transforma en un psi'uismo humano +de tipo primate4 como
se ha dicho,.
4. La D'rma/i1* =e& i*=i9i=2' ?er4'*a&, es el estadio de formación de la conciencia: $s
la etapa formativa de la personalidad 'ue depende4 epi"en(ticamente de la actividad
ps%'uica inconsciente4 y cin(ticamente4 de la información social. ?un'ue este estadio
se inicia desde poco antes del nacimiento4 el proceso se acent8a4 acelera y ampl%a
desde el momento en 'ue el reci(n nacido empie*a su inte"ración dentro de la historia
de la sociedad. Nradualmente4 a partir de su actividad individual4 incorpora las distintas
clases de información social4 y de este modo reestructura su neocórtex cerebral hasta
'ue se convierte en su conciencia4 y as% todo el con=unto del individuo4 en por lo menos
tres per%odos formativos: en la infancia4 forma el componente afectivo/emotivo de su
conciencia y su temperamentoH en la ni5e*4 forma el componente co"nitivo/productivo
de su conciencia y su intelecto4 y durante la adolescencia forma el componente
conativo/volitivo de su conciencia y su car#cter. &on esto termina el proceso formativo
de la personalidad en un per%odo de m#s o menos 15 a 2: a5os.
Si resumimos las etapas del desarrollo del individuo humano a partir de la fecundación4
veremos 'ue por una horas fuimos un individuo unicelularH en los dos primeros meses de la
"estación nos convertimos en un individuo tisularH en los meses si"uientes4 en un or"anismo4 y
en los 8ltimos meses lle"amos a convertirnos en un psi'uismo humano. -acemos4 en
consecuencia4 como un individuo ps%'uico4 hasta 'ue en los primeros 1 a 2: a5os de nuestra
vida postnatal lle"amos a ser un individuo social4 es decir4 una personalidad
.entro de estos procesos del desarrollo4 la base o modelo fundamental para la formación
de la personalidad es la codificación de la información social en el neocórtex cerebral del
individuo humano en la forma de información ps%'uica consciente. $ste proceso de naturale*a
social se mantendr# durante toda la vida de la persona4 en 'ue ella ir# almacenando en su
neocórtex toda la cantidad de información social 'ue le sea posible4 a fin de optimi*ar sus
ras"os temperamentales4 sus capacidades intelectuales y sus atributos morales4 al mismo
tiempo 'ue podr# producir toda la información social 'ue fuere capa*.
!.!. L' +0/+"%/+"' , 3' %#$)*+$*)' 4#>E*"+' .% 3' '+$"-".'. 4%)#0/'3
La incorporación pro"resiva de la información social por parte de cada individuo humano
explica me=or 'ue cual'uier otra conceptuación mecanicista o idealista4 la transformación de
cada hombre en personalidad4 tanto por efecto epi"en(tico4 a partir de su "enoma y de las
distintas clases de información 'ue sur"en durante la "estación4 como por efecto sociocin(tico
'ue se desarrolla durante las etapas formativas de la conciencia y de la personalidad. $s
entonces evidente 'ue por su determinación epi"en(tica4 cada personalidad repite los
procesos de filo"enia4 y por su determinación social repite los procesos de la historia de la
humanidad.
$sta concepción "en(tica y social del hombre explica por 'ue4 ob=etivamente4 sin tener en
cuenta sus procesos esenciales4 por sentido com8n vemos al hombre en estratos separados:
or"anismo _ psi'uismo _ lo social4 o como la suma de vida _ psi'ue _ entorno4 o como un ser
bio/psico/social. $star# claro 'ue esto es lo aparente4 lo ob=etivo4 lo fenom(nico4 lo emp%rico4
lo 'ue aseme=a el hombre al mono4 y aun a las abe=as.
$s pues importante insistir en 'ue as% como sucedió con los reptiles 'ue acumularon una
mayor cantidad de información ps%'uica en su pe'ue5a corte*a cerebral en comparación con
la cantidad de información "en(tica 'ue pod%a contener cada una de sus c(lulas4 as% tambi(n
sólo en la sociedad humana ha sido posible la acumulación de una cantidad de información
'ue es inmensamente mayor a la 'ue puede acumular el cerebro de cada persona +Sa"an4
1JK2,.
126
1n planteamiento de este tipo supone 'ue hemos podido diferenciar y explicar los
procesos esenciales IinformacionalesI 'ue subyacen a las formas de actividad animal y las
formas cualitativamente m#s comple=as de actividad humana4 a sabiendas de 'ue los sistemas
animales y los humanos son parte de un sistema vivo 8nico4 dentro del 'ue la sociedad
humana es una clase de or"ani*ación supraindividual4 'ue fenom(nica y ob=etivamente es
similar a los sistemas multiindividuales de los animales4 aun'ue es esencialmente distinta y
superior al haber creado una cate"or%a i"ualmente distinta y superior de información.
$l sistema de la conciencia 'ueda pues constituido por todas las clases de información
social 'ue una ve* codificadas en el neocórtex cerebral como información ps%'uica consciente
adoptan la confi"uración peculiar y distintiva 'ue cada personalidad dispone4 elabora y usa. .e
esta manera4 la conciencia4 'ue es la base o modelo de desarrollo de la actividad personal4 es
claramente distinta del sistema del inconsciente 'ue el hombre comparte con los animales
superiores. $ntre ambos niveles4 se sit8a4 adem#s4 el sistema preconsciente del habla 'ue
sirve para codificar estas dos cate"or%as de información ps%'uica +cuadro ).3,.
Los tres componentes neocorticales 'ue codifican las tres clases de información de la
conciencia son4 como hemos dicho4 tres sistemas de memoria +3rti*4 1JJK, 'ue almacenan
dichas clases de información afectiva4 co"nitiva y conativa en un plano subconsciente4 es decir
como datos de memoria fuera de uso. $stas tres clases de información4 as% como las clases de
información ps%'uica inconsciente reestructuradas por a'uellas4 en el curso de la historia de la
persona4 es decir4 durante la actividad personal de la vi"ilia +y los ensue5os, se activan y se
inte"ran en la actividad 'ue la hemos definido como el plano epiconsciente de la actividad
personal +3rti*4 1JJ4.,. $n este nivel4 las diversas modalidades de información se inte"ran en
los planos de la percepción4 la ima"inación4 el pensamiento y la actuación4 dentro de los
cuales la información ps%'uica adopta la forma de im#"enes y de conceptos. Ustos resultan de
la activación e inte"ración de la información ps%'uica codificada en el neocórtex cerebral a
trav(s de sus redes distribuidas e interconectadas en paralelo.
$n el cuadro ). se es'uemati*a la inte"ridad del sistema de la personalidad. .e este
modo 'ueda explicita la forma como se or"ani*an sus tres componentes4 a base de las tres
clases de información de la conciencia. ?s% es como el individuo 'ueda estructurado como
temperamento4 como intelecto y como car#cter en los estadios sucesivos de su infancia4 ni5e*
y adolescencia4 respectivamente +3rti*4 1JJ44 1JJ),. -aturalmente 'ue en cada uno de estos
componentes se repiten los niveles ps%'uico consciente4 ps%'uico inconsciente4 or"#nico4
tisular y celular del individuo total. 2or consi"uiente:
'F E3 $%&4%)'&%/$0 +0&4)%/.%(
1. $l sistema afectivo/emotivo de la conciencia4
2. $l sistema afectivo/emotivo inconsciente4
3. $l sistema nervioso visceral4 los sistemas viscerales di"estivo4 respiratorio4
circulatorio4 urinario4 reproductor4
4. Los te=idos 'ue constituyen los sistemas or"#nicos viscerales y el sistema
endocrino
5. Las c(lulas 'ue constituyen los te=idos viscerales.
1F E3 "/$%3%+$0 +0&4)%/.%(
1. $l sistema co"nitivo/e=ecutivo de la conciencia
2. $l sistema co"nitivo/productivo inconsciente
3. $l sistema nervioso som#tico y los sistemas som#ticos cut#neo4 de los ór"anos de
los sentidos4 muscular y osteoarticular
4. Los te=idos 'ue constituyen los sistemas or"#nicos som#ticos4 y el sistema
inmunitario
5. Las c(lulas de los te=idos som#ticos.
+F E3 +')=+$%) +0&4)%/.%(
1. $l sistema conativo/volitivo de la conciencia
2. $l sistema de anticipación premotor inconsciente
3. $l sistema nervioso visceral y el som#tico inte"rados
4. Los te=idos viscerales y som#ticos inte"rados
5. Las c(lulas del individuo total
127
$s posible 'ue esta manera de conceptuar al individuo social re'uiera de al"unos
rea=ustes a fin de lo"rar con coherencia y consecuencia4 no sólo interna4 sino externa4 en
relación con el mundo real4 'ue no es sino la sociedad en s%4 sus miembros incluidos y el
mundo artificial construido por estos a base de la información creada y acumulada por la
misma sociedad.
Loca pues a la psicolo"%a humana el estudio de los dos niveles ps%'uicos de or"ani*ación
de la personalidad. $l estudio y explicación de la personalidad4 esto es4 del individuo humano4
es tarea de todas las ciencias sociales: desde la sociolo"%a hasta la biolo"%a social del hombre.
Rale la pena destacar4 al respecto4 el poder explicativo de las analo"%asH por e=emplo la del
cerebro con las m#'uinas inventadas y construidas por el hombre mismo.
QQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQ
&1?.73 ).
$SL71&L17? .$ L? ?&LARA.?. 2$7S3-?L
PERCEPCIÓN IMAGINACIÓN PENSAMIENTO ACTUACIÓN
ESTR!CT!RA
NEOCORTICAL
AFECTIVA
CONSCIENTE
DEL
6$ DEREC6O
ESTR!CT!RA
NEOCORTICA
L COGNITIVA
CONSCIENTE
DE L
6$ DEREC6O
ESTR!CT!RA
NEOCORTICAL
CONATIVA
CONSCIENTE
DEL
6$ DEREC6O
ACTIVIDAD
NEOCORTICAL
VOLITIVA
CONSCIENTE
DEL
6$ I78!IERDO
ACTIVIDAD
NEOCORTICAL
PROD!CTIVA
CONSCIENTE
DEL
6$ I78!IERDO
ACTIVIDAD
NEOCORTICAL
EMOTIVA
CONSCIENTE
DEL
6$ I78!IERDO
ESTR!CT!RA
ALOCORTICAL
AFECTIVA
INCONSCIENTE
ESTR!CT!RA
ALOCORTICAL
COGNITIVA
INCONSCIENTE
ESTR!CT!RA
ALOCORTICAL
PREMOTORA
INCONSCIENTE
ACTIVIDAD
ALOCORTICAL
PREMOTORA
INCONSCIENTE
ACTIVIDAD
ALOCORTICAL
E5EC!TIVA
INCONSCIENTE
ACTIVIDAD
ALOCORTICAL
EMOTIVA
INCONSCIENTE
EL SISTEMA NERVIOSO VISCERAL 9 LOS
SISTEMAS ORG:NICOS VISCERALES
EL SISTEMA NERVIOSO SOM:TICO 9 LOS
SISTEMAS ORG:NICOS SOM:TICOS
EL CON5!NTO DE LOS TE5IDOS VISCERALES EL CON5!NTO DE LOS TE5IDOS SOM:TICOS
EL CON5!NTO DE LAS CÉL!LAS DEL
COMPONENTE VISCERAL DEL C!ERPO
EL CON5!NTO DE LAS CÉL!LAS DEL
COMPONENTE SOM:TICO DEL C!ERPO
TEMPERAMENTO CARÁCTER INTELECTO
$n tal sentido4 no debe llamar la atención 'ue la forma de or"ani*ación ps%'uica
consciente del cerebro humano Icomo la de todo el sistema nervioso y de todo el individuoI
ten"a 'ue refle=arse en toda obra de material inerte 'ue los hombres han sido capaces de
128
hacer. 2or esta ra*ón4 tales obras Iutensilios4 herramientas y m#'uinasI producto de la acción
social de los hombres4 puede aprovecharse para usarlas como modelos analó"icos de
nosotros mismos4 de cual'uier ór"ano4 incluso del cerebro4 a fin de comprender al"o m#s de
acerca nuestra propia estructura y actividad. 2or eso tiene sentido ima"inar 'ue el cerebro es
como una computadora +aun'ue no diremos 'ue lo es,4 puesto 'ue esta m#'uina es refle=o y
producto a la actividad social de los hombres4 as% como una cuchara de madera labrada refle=a
la actividad de un hombre 'ue lleva el a"ua en la mano a su boca.
2or lo mismo4 as% como cuando un cient%fico 'ue encuentra cuchillos4 lan*as4 ob=etos de
barro en una excavación4 deduce 'ue los hombres 'ue los hicieron ten%an tal o cual nivel
cultural4 as% tambi(n podemos pensar 'ue tales ob=etos no sólo refle=an la actividad social de
tales hombres4 sino 'ue los mismos ob=etos fueron modelo de desarrollo de la actividad de
'uienes lo hicieronH de otro modo ser%a imposible explicar el pro"reso de la sociedad y de los
hombres. $n realidad4 los hombres no han podido ni pueden hacer nada 'ue no se pare*ca a
ellos mismos4 incluyendo sus cerebros.
Ló"icamente 'ue en la etapa actual de nuestra historia4 los artefactos ya refle=an no sólo
la actividad individual de un hombre4 sino fundamentalmente la estructura y la actividad de la
sociedad en su con=unto. $n sentido estricto4 la computadora refle=a al sistema social actual4
aun'ue ob=etivamente parece ser manufactura de unas cuantas personas4 y rec%procamente4
tambi(n el uso de esta computadora vendr# a ser modelo de desarrollo de la sociedad. $sta
di"resión nos servir# para acentuar las diferencias y no sólo las seme=an*as entre nuestros
modelos y nosotros mismos en tanto ob=etos de estudio.
!asta donde sabemos4 la propuesta teórica responde a muchos de los problemas y
contradicciones 'ue se han presentado en la historia de los intentos por interpretar y explicar al
hombre. &reemos 'ue satisface4 adem#s4 a los re'uerimientos y necesidades de la sociedad
en estado de subdesarrollo. Usta necesita de una teor%a 'ue le facilite emer"er sin tener 'ue
copiar y repetir la historia de destrucción y muerte 'ue implantó la con'uista y coloni*ación de
los pueblos del hemisferio sur4 y sin tener 'ue responder en los mismos t(rminos a la sociedad
opulenta en su etapa de corrupción y descomposición.
-uestros pueblos re'uieren de una teor%a (tica sobre cuya base se elabore e implante una
estrate"ia de morali*ación inte"ral de toda la sociedad y las personasH una teor%a 'ue expli'ue
por 'ue toda forma de a"resión Ia los hombres4 a los animales y a todo el con=unto de la
naturale*aI4 es =ustamente re*a"o y manifestación de una lacra intencionalmente sociali*ada
de nuestra animalidad 'ue debe superarse y suprimirse de la conciencia moral de las personas
y los estados. 1na teor%a de este tipo no tiene 'ue ser un planteamiento ad *oc o al lado de
cual'uier explicación del hombre4 sino propiedad intr%nseca de una teor%a 'ue explica el
sistema vivo4 la sociedad y la personalidad en s%. $n otros t(rminos4 creemos 'ue sólo una
teor%a sociobioló"ica del hombre est# en condiciones de proporcionar una explicación acorde
con estas aspiraciones de la propia sociedad.
129
BIBLIOGRA!ÍA
1. ?shby4 7. +1J5W1J, ?n Antroduction to &ybernetics. >iley f Sons4 -. @orD.
2. Carreda ?. +2::2, La historia como sistema adaptativo. &ibern(tica e !istoria. 9ondo
$ditorial 1niversidad Anca Narcilaso de la Re"a. Lima.
3. Ciondi4 6.4 Lópe*4 &.4 0ouchard4 L. y \apata4 $. +1JJ, Si"nos4 Anformación y Len"ua=e.
1niversidad de Lima4 Lima.
4. Crillouin4 L. +1J2, Science and Anformation Lheory. ?cademic 2ress4 -ueva @orD
5. Cun"e4 0. +1JK5, $l problema mente/cerebro. 1n enfo'ue psicobioló"ico. Lecnos4 0adrid.
. Cun"e4 0. +1JKJ, 0ente y Sociedad. ?lian*a $ditorial4 0adrid.
). Cun"e4 0. y ?rdila4 7. +1JKK, 9ilosof%a de la 2sicolo"%a. ?riel4 Carcelona.
K. &ampbell -?4 0itchell LN y 7eece LC +2::1, Ciolo"%a. &onceptos y 7elaciones. 2rentice/
!all4 0(xico.
J. &arver &S y Scheier 0$ +1JJ, Leor%as de la 2ersonalidad. 2rentice/!all
!ispanoamericana4 0(xico
1:. &han"eux4 6/2 +1JK5, $l hombre neuronal. $spasa/&alpe4 0adrid.
11. &herry4 &. +1J, 3n !uman &ommunication. 0.A.L. 2ress4 0assachusetts.
12. Neor"e 9! +1J2, Lhe Crain as a &omputer. 2er"amon 2ress4 3xford.
13. 9oBler !> y 9oBler 9N4 $ds. +1J4, Lhe &oncise 3xford .ictionary of &urrent $n"lish.
&larendon 2ress4 3xford.
14. !arr(4 7. +1J), ?n Antroduction to the Lo"ic of the Sciences. 0acmillan4 Londres.
15. LeaDey 7 +2:::, $l 3ri"en de la !umanidad. .ebate4 0adrid.
1. Luria ? +1J)J, $l &erebro en ?cción4 9ontanella4 Carcelona
1). LBoff ? +1J, &oncepto de Anformación en la Ciolo"%a 0olecular. $n: Nueroult4 0. +$d.,
$l &oncepto de Anformación en la &iencia &ontempor#nea. Si"lo SSA $ditores4 0(xico.
1K. 0ech#n R +1JJ), La $volución: -uevas &orrientes. &uadernos de .octorado en 0edicina
+1niversidad 2eruana &ayetano !eredia, 2:11/14.
1J. 0oster%n4 6. +1JJ4, FMu( es la &ulturaG. $n: Naraicochea4 >.4 Carreda4 3. y ?rrieta4 L.
+$ds., ?ctas del AR &on"reso -acional de 9ilosof%a4 ?re'uipa4 &. f 7. $ditores e
Ampresores4 ?re'uipa.
2:. -oviD4 A.C. y otros +1J4, &ibern(tica. $ditorial Lautaro4 Cuenos ?ires.
21. 3rti*4 &.2. +1JJ4, $l Sistema de la 2ersonalidad. 3rión4 Lima.
22. 3rti*4 &.2. +1JJ), La 9ormación de la 2ersonalidad. &ole"io de .octores en $ducación4
Lima
23. 3rti*4 &.2. +1JJK, $l -ivel &onsciente de la 0emoria. 9ondo de .esarrollo $ditorial de la
1niversidad de Lima4 Lima.
24. 3rti*4 &.2. +1JJJ, Antroducción a la 0edicina &l%nica. $l $xamen -euroló"ico Ante"ral.
9ondo $ditorial4 1.-.0.S.04 Lima.
25. 3rti*4 &.2. +2:::2, Len"ua=e y !abla 2ersonal. 9ondo $ditorial4 1.-.0.S.04 Lima.
2. 2ribram E! y 7am%re* 60 +1JK:, &erebro4 0ente y !olo"rama. $ditorial ?lhambra4
Carcelona.
2). 7adhaDrishnan S y 7a=u 2L +1JJ3, $l &oncepto del !ombre. 9ondo de &ultura $conómica4
0(xico.
2K. 7ally4 7. +2:::, Lhe 0ind/Crain 7elationship. Earnac CooDs4 Londres.
130
2J. 7eal ?cademia $spa5ola +1JJ2, .iccionario de la Len"ua $spa5ola4 $spasa/&alpe4 0adrid
3:. 7o=as4 A. +1JJ), Lin"Y%stica y &omunicación. $ditorial San 0arcos4 Lima.
31. 7o=as4 A. +1JJK, Leor%a de la Anformación. $ditorial San 0arcos4 Lima.
32. Sa"an4 &4 +1JK2, Los .ra"ones del $d(n. $speculaciones sobre la evolución de la
inteli"encia humana. Nri=albo4 Carcelona.
33. Shannon4 &.$. +1J4KW1JK, a mathematical theory of communication. $n: 3ldfield4 &.7. y
0arshall4 6.&. +$ds., Lan"ua"e. Selected 7eadin"s. 2en"uin CooDs4 0iddlesex.
34. Stevenson4 L. +1JK), Seven Lheories on !uman -ature. 3xford 1niv. 2ress4 3xford.
35. 1rsul4 ?... +1J)2, -aturale*a de la Anformación. $diciones 2ueblos 1nidos4 0ontevideo.
3. >atanabe4 S. +1JKK, La Anformación. $n: Car/!illel4 y otros: $l pensamiento cient%fico.
LecnosW1-$S&34 0adrid.
3). >iener4 +1J4K, &ybernetics or control and communication in the animal and the machine.
0.A.L. 2ress4 &ambrid"e.
131